(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Curso de Botánica ó elementos de organografía, fisiología, metodología y ..."

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non- commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 

at http : //books . google . com/| 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



^ 



7 



¡l^-v^^ííi, ' .\ 



1 






Digitized by VjOOQIC 



t/ 



V ^ 



CURSO DE BOTÁNIcii. 



PARTE SEGUNDA, 

EN DOS TOMOS. 

•MHBTODatitttCIA, CUADRO DE IíAS FAMIUAS, 

y Geografía boláiíiea. 



TOMO I (II DE LA obra). . 






5. 



Digitized by VjOOQIC 



• '.«.♦ I 4 . f i - » 



'f* . 



* Jt. iá I 



Digffizedby Google 




CORSO DE BOTAHIGA, 

ó 

ELEMENTOS DE 0RGAN06RAFL 

fisiología, metodología y geografía de la$ plan 

€OM I.^ CI^ASIFICACIOM Y €ARA€TERB« DE MWm FAHIUAS ^^ /^ 
Y M,A IMDICACIOIW DB PROPIEDADES Y 1J0OS, TAlfVe 

MEDICOl» COMO BCO!VOHI€0«», ^ ¿V^ 

POR 

DOCTOR ÍeN medicina Y f¡IRU(JÍA Y EN Cl^NCUS, CATED^iXtICO «B ^OTA- 
NICA EN LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, SOCIO 1)E LA ACADEMIA SEVILLA- 
NA DE BUfiNAS LfiTRAS, CORBésH)NSAL DÍSL HCSBO DE HISTORIA NATU- 
RAL Y DE LA AGADBHIA REAL DE CIENCIAS DE M>DRID, DE LA DE CIEN- 
CIAS NATURALES DE BARCELONA, DE LA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LA 
MISMA CAPITAL Y DE LA DE CÍDIZ, DE LA DE CIENCIAS MÉDICAS PE 
IflSBOA Y DE OTRAS CORPORACIONES NACIONALES Y EXTRANGEHAS, 

PAaTE SEGlJIiDA, 

EN DOS TQMQS. 

Metodología , Cuadro de las familias con las propiedades 

y usos. Geografía botánica , y por Apéndice un índice 

genérico y otro de los nombres vulgares de las plantas 

contenidas en el Cuadro de las familias. 



TOMO I (II de la obra). 



MADRID Y SANTIAGO: 
Librerías de D. Ángel Calleja^ Editor. 

VALPARAÍSO Y LIMA: 

Casa de los Señores Calleja y compañía. 




1867. 



Digitized by VjOOQIC 



/> 



((Todo el que reproduzca una obra a^ena sin el coDsentimien- 
lo del autor ó de guien le htiya subro^do en el derecho de pu- 
blicarla queda sujeto á la indemnáacton de daños y á las p^nas 
impuestas al editor fraudulento.» • 



IMPRENTA DE D. CIPRIANO tOPBZ^ CüW^hQja, 19, hüJO. 

Digitized by VjOOQIC 



índice 



DE LOS DOS TOMOS QÜK COMPONKN KSTA SEGUNDA PARTK, 



UBRO PRIMERO.^METÓDOLOGIA BOTÁNICA. . 1 
CAP. I/Gonstderacioaes gaMPates^ ^ • • - i > ^ « 1 
GAP. II. Diversidad de i$3 dasifleaetenes. ' ' i v • . u 2 
CAP. ni. Clasificaékmes artificiades y «oUcia cirouiisUi»* 

ciada de las roas importantes « • . 6 

GAP. lY. Origen y fuMamento de las dasHieaciooes m« 

torales •< . ' 22 

GAP. V. Grados de asociación pdBibies en fas pttnUs, 

subordinación y enlace de los grupos que forman. . 41 
GAP. VI. ClasifiGacion de A. L. de jussieu y noticia cir- 
cunstanciada de las posteriores fundndas en iguales 

principios. . 50 

CAP. YH. Nomenclttiira de los diferentes grupos forma- 
dos com]ás plantas. ........... 85 

CAP. Yni. Idioma y estilo propios de las obras fltográíi- 
cas , manera de caracterizar los grupos formados con 
' las plantas^ y cómo se describen estas. . . : : 95 
CAP. IX. Disposición propia de las obras descriptivas 

según la diversidad de su objeto. 98 

Aax. I. Monografías 99 

Art. II. Floras. 100 

Art. III. Obras gue se titulan Hntrtos ó Jar- 
dines. 105 

Art. IV. Memorias y disertaciones y oirías escri- 
tas semefú/ntes lOQ 

Awi V. Obr<is generales. . . ... . . . 106 

Art. vi. Abreviüturas y signos qu^9e usan en las 
obras 'desfíriftívatti u . '# y^ .- .í.-./i.-. .. 109 

Digitized by VjOOQ le 



Xy ÍNDICE. 

CAP. X. Lánrioar b^látícsls, lierbfiírioá y dlVas' cóIéé- '*"'• 

aones. . . . . . . . . '. . ... . 111 

Anj^ $. Láminas botánicas *•*. . 111 

Art. II. Herbarios y otras colecciones* . . . 114 

CAP. Xí. Jardines botánicos 127 

Art. i. Noticias histfiricas: ..* í 127 

Art. lu Disposición de los jardines botáni- 
cos 132 

CAP. XII.^ CoDsideraciooes generales sobre los iérmijios 

botánicos y examen de los característicos. . . • . 139 

Art. i. Ausencia ó presencia 142 

Art. II. Situación o inserción. . . . . . . 143 

Art* ui. Dirección. ... * 146 

Art. IV. Forma. , 147 

Art. y. Simplicidad é integridad ^ ó divisiones 

y composÍ€Í0n.. . '. . . •. . . . > . 149 

Am» ,\h Desinencia* ,. . . . . • .. • . ' i 15ft 

Art. VII. Aspecto de la superficie.. . . . . .' '150 

♦ Art. ym. Número* . . . * ...... 151- 

Art. jix^ Dimensiones. . . • . . . ' *! J ' 153 

An.^x. Aih^i^miii ó soldadura^ . . . . . 155 

ART^ XI. Duración. . . ... . . . . 156 

Art. xii. Consistencia . . 157 

Art.,,xi&* Color^... . • ♦ . . '. i. . . 157 

. Art. XIV. 0/or. .......... /159 

Art. XV.. >Sa^or; . ... . í • . . . 160 

ÍNpiCE ALFABÉTICO de lojs términos caracterís*- 

TICOS KSIÍGM^ADOS BW LATTIN ¥ EXPLICADOS: BTf EL CA- . 

PÍTULO ANTERIOR. . . . . . . ... . . 161 

LIBRO S4SGÜNB0-~CUADRO DE XAS FAMILIAS 

NATURALES. .......... . . . 171 

MVISK)N I. PLANTAS VASCULARES, COTILEDÓNEAS ÍÜ 

FANSBOMbMASJ . . . lí . . ^ L ... 171 

Clask i. Dicotiledóneas ó Exógénés- DC. . . 171 

. Subclase 1. Ja/amí/íora^- . i '. . .' 172 

. . Subclase ii. Caliciñoras. \ . . . • 276 

Subclase iii. Corolifloras. . . , . . 456 

. . Subclase iv. Monoclamideas. . . . . 561 

üusE ii. Mpnocotiledóneas ó Endógenas DC. 675 

pl VISION IL plantas CELULOSAS, ACOTILEDÓNEAS Ó 

CRIPTÓGAMAS • • "5 

Clase ni. Eteogamas o Semivasculares DC. . 775 

Clase iv. Anfigamas ó Celulares DC. ... 795 



Digitized by VjOOQIC 



ÍNDICE. Xí 

LIBRO TERCERO. — GEOGRAFÍA BOTÁNICA. . .' 817 

GAP. I. Ideas preliminares 817 

GAP. II. Influencia del calor y de la hiz sobre la <Iistr}^ 

bucion de los vegetales. . . . . , 819 

GAP. III. Influencia de la atmósfera y del agua sobre la 

distribución de los vegetales . . 834 

CAP. lY. Influencia del suelo sobre la distribueion de 

los vegetales. 838 

CAP. ¥• Influencia de los sepes vivos, iaclvsos los vege- 
tales , sobre la distribución de los mismos 841 

CAP, VI. Diversidad de las estaciones ó sitios, ^us éau- 

sas y varios pormenores • . . 843 

CAP. VII. Habitaciones consideradas en los llanos' y en 

las montañas 848 

CAP. VUL Áreas de las especies 852 

CiAP. IX. Cambios de habitación de las espedes. . . 857 
CAP* X. Estado anterior y origen probable de las es- 
pecies. . . . . . . . • . . . . . : 860 

CAP. XI. Habitación de los géneros y sus áreas. . . 866 
CAP, XII. Habitación de las familias y sus áreas. . . 869 
CAP, XIII. Manera de caracterizar la vegetación de ta- 
da uno de los paises y comparación de ellos bajo di- 
versos aspectos ..... 872 

CA^.. XJV. División de la tierra en regiones respecto de 

Ja vegetación , . . . ^79 

CAP, AV. Origen probable de las especies, géneros y fa- 
milias de. di versos paises .• . . 881 

ADICIÓN. NOCIONES LIGERAS SOBBB EL fiOTüDlO BE lOS 

VEGETALES FÓSILlpIS ^ . . . 890 

ÍNDICE ALFABÉTICO de los géneros, tribus y fa- 

l^ILIAS QUE SE COMPRENDEN EN EL CUADRO DE LAS 
MISMAS* . . : 893 

ÍNDICE ALFABÉTICO de los nombres vulgares qwb ' 

CORRESPONDEN A LAS PLANXAS CONTENIDAS EN El CVA$ 
" DRO DE LAS FAMILIAS. ......... 933 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



METODOliOCIA BOTÍMICA. 

CAPITULO PRIMERO. 
consideraciones; oenekales. 



posee propiedades mas ó menos notables y se puede prestar* á 
usos de importancia. Tantos pormenores componen una consi- 
derable suma de conocimientos, muchos de ellos útilísimos^ y 
se ve claramente como el órdeo mas rigoroso es indispensable 



Digitized by VjOOQIC 



2 CURSO 

el puDto de suponer inútil la disposición sistemática de las es- 
pecies y de ridiculizar las reglas establecidas para denominarlas 
y describirlas con rigor y uniformidad. Hoy que la clasificación 
de las plantas sin dejar de conducir al conocimiento de su no- 
menclatura, satisface á las mas científicas miras, no resta ya 
pretexto plausible para deprimir un estudio fitológico que faci- 
lita é ilustra otros cuya importancia se halla generalmente re- 
conocida, recibiendo de algunos á su vez no pocos rayos de Tuz. 
En efecto^ todas las personas convenientemente ilustradas con- 
vienen en el mutuo auxilio que se prestan la Botánica propia^ ' 
mente dicha y la Botánica orgánica» y en la necesidad de cono- 
cer á fondo la primera para progresar en la Fisiología y demás 
ramos de la segunda» siendo por otra parte indudable que las 
aplicaciones prácticas exigen el exacto conocimiento de las es* 
7)ecies, resultado necesario de su buena clasificación. 

Tres son las partes de la Metodología botánica y como ya 
lo indica el decir que enseña á clasificar, denominar y descri- 
bir las plantas, explicando además los términos empleados para 

•respoñ- 
ála/'í- 
otánica 
i la apli- 
s ramos 
otánica 

diversos 
iportuno 
ello una 
de cada 
conocer 



CAPITULO fl. 



DIVERSIDAD DE LAS CLASIFICACIONES. 



listribuir I 
lo de las c 
|ue variar 
! según el 
es son lai 
incipíos g< 



te nació 
manera 
)S de la 
método, 
idas que 
ir formar 



, Digitizedby VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 3 

gfupos de ellas, de modo que han venido á ser clasificadas las 
mismas clasificaciones. 

Pueden considerarse divididas en empiricas y racionales 
las clasificaciones establecidas y las que hayan de establecerse. 
Las empiricas nada presentan que sea relativo á lo inherente á 
las plantas, y en este caso se encuentra el orden alfabético acep- 
table y útil en los catálogos de los jardines y en los libros cuyo 
objeto sea indicar ó recordar cualesquiera pormenores á las per- 
sonas que saben los nombres; pero inadmisible en las obras des- 
tinadas á enseñar estos y á facilitar el conocimiento de las mis- 
mas plantas, mostrándose poco atinados los que para ello seme- 
jante orden adoptaron, como lo hizo Quer en su Flora espa- 
ñola ^ é igualmente deben desecharse circunstancias tales como 
las de haber sido antes nombradas y descritas ó no las plantas^ 
figuradas ó no, etc., porque nunca conducen á verdaderas cla- 
sificaciones. I^ ractonaíes tienen necesaria é intima relación 
con las plantas por fundarse en lo qtie es propio de estas, y 
pueden ser de tres maneras, todas dignas de ser tomadas en 
consideración y ventajosamente empleadas según los casos y 
conforme á los fines propuestos. 

Hay clasificaciones usuales 6 prácticas así apellidadas 
porque son relativas á la conexión de la Botánica con las 
demás ciencias, y generalmente preferibles cuando se entra 
en el campo de las aplicaciones que tienen las plantas, pu- 
diéndose tomar en cuenta sus propiedades, usos, paises de que 
proceden, cuidados y temperatura que exigen, etc. 

Son clasificaciones artificiales^ las que esencialmente se 
dirigen á propwcioiiar fácil y pronto medio de hallar el nombre 
de cualquiera planta en vista de ella, sin poner gran cuidado en 

Jue todas se hallen distribuidas conforme á su grado de verda- 
era semejanza. 
Llámanse clasificaciones naturales aquellas que no sola- 
mente llevan. al conocimiento de las plantas, sino también al de 
las relaciones que tienen unas con otras por hallarse distribui- 
das conforme á su grado de verdadera semejanza, formando asi 
gropos que la misma naturaleza autoriza á constituir. 

Difieren tanto como acaba de verse las tres maneras de cla- 
mficar racionalmente y están sujetas á reglas distintas, debien- 
do por consiguiente ser juzgada cada clasifidicion con arreglo 
á sus propios principios, y no conforme á los de otra diferente, 
como Sé ha hecho repetidas veces: verdad es que algunas cla- 
sificaciones inducen á ello por desviarse dé sus principios y ar- 
reglarse á oíros en mucha parte. 

Digitized by VjOOQIC 



# CCBSO 

No pertenecen á la Botánica rigorosamente las clasificación 
nes usuales ó prácticas, sifpuésto que son relativas á estudios 
mas ó menos conexionados con el de las plantas; pero en tanto 
que estas fueron consideradas meramente como medios de satis^ 
facer muchas de las necesidades del hombre, ó de proporcio- 
narle placeres, hubieron de clasificarse las Ddísmas plantas en 
los libros de los botánicos no tan científicamente como abora^ y 
mas bien de conformidad con las propiedades y usos. Tebfrasr 
to, discipulo de Aristóteles, no se snjetó con exactitud á cia$i* 
ficacion alguna, y sin embargo deja verse en su historia de lus 
plantas, donde se hallan descritas unas trescientas eqtre árl^ 

divididas las ultimasen 
de jugos útiles. Diosr 
as aromáticas^ alimen-^ 
, distribuyendo en es- 
especies 6 algunas mas, 
le se tenian por dignas 
de ser estudiadas. Plinio, como mero compilador, reunió las 
noticias de plantas cpie halló en los escritos de sus predecesores 
sin adelantar en cuanto á la clasificación^ y sin haberlo intenUK 
do al pai^ecer, creyendo quizá preferible un agradable desorden. 
Estos autores fueron por mucho tiempo sumisamente segttidos« 
aun después del renacimiento de las letras^ hasta que llegQ a 
generalizarse la convicción de que existían muchas plantas no 
descritas por ellos^ siendo en consecuencia interrogada la natuh 
raleza, y aumentándose asi considerablemente el número de los 
especies conocidas, se hizo mas necesario el clasificarlas mejor. 
Los primeros botánicos que en el siglo XVI lo procuraron hah 
cer, también en grande parte se atuvieron á las propiedades y 
usos de las plantas, según se ve en las obras de Trago, Lóni- 
cero, Dodoneo^ Lobelio, Clusio, Dalechampio, asi como ^a las 
de otros posteriores á este en el mismo siglo y en mucha por- 
ción del sigi^iente. 

Aunque los progresos de la Botánica han obligado á desi^ 
echar toda clarificación que no se funde en la organización de 
las plantas, importa que sean distribuidas bajo tal ó cual pm^ 
to de vista practico cuando se fija la atc^ncion en las implica- 
ciones. 

Habiendo de ser estudiadas las plantas con respecto á sqs 
usos médicos, puede aspirarse al conocimiento de eUa$ eq su 
estado de vida, y entonces deben clarificarse botáo¡io^mentQ $in 
olvidar que cualquiera clasificación artificia) solo, dará ^ cono* 
cer los nombres^ mientras que una natural ^roj^rá miK^tm'tm 



Digitized by VjOOQIC 



• DE fiOTÁNICA. 5 

sobre las semejanzas y sustituciones de lós medicamentos vege- 
tales; pero si estos han de examinarse según se hallan en las 
oficinas de los farmacéuticos, es conveniente que la clasificación 
sie funde en las partes y productos er^leados. Podrian los mé- 
dicos hallar ventaja en una clasifícacim química , y se ha inten- 
tiado establecerla á pesar de las dificultades que en ello se en- 
cuentran, como también las tiene el atender exclusivamente á 
las propiedades medicinales de las plantas: una sola especie eé 
capaz de producir Aferentes resultados conforme á las ciróuns- 
tancias , y varían además aquellos segcm la parte ó producto qbe 
se usa , habiendo necesidad de colocar á la vez en distintos gru- 
pos unas mismas plantas, lo cual por cierto está bien lejos de 
conducir á realzar el mérito de la clasificación por mas que 
ofrezca alguna comodidad. Háse tratado de eVitar tal Inconyc-^ 
niente, y con este fin suelái distribuirse las plantas medicina- 
les, ó mas bien los medicamentos vegetales, conforme á los 
efectos primitivos que originan, si no se prefiere de todos mo- 
dos presei^lar aquellas en sos respectivas familias, consideran- 
do que á las semejanzas orgánicas corresponden las químicas y 
por tanto las de éus acciones sobre la economía humana. 

Guando las plantas interesan, por sus usos económicos ó in- 
dustriales se clasifican muy sencillamente, atendiendo á la di- 
versidad de los mismos, y habrán dé emplearse las comunes de-^ 
noúkinaciones de plantas alimenticias, textorias, tintóreas, cur- 
tientes, barrilleras, oleosas, forrageras, etc., que expresan los 
seívicios por ellas prestados, subdividiéndolas con relación á la 
especialidad de sus^ usos, de modo que en las alimenticias haya 
^ruposdecéreales, frutos, legumbres, hortalizas, condimen- 
tos*, etc. , é igualmente en las demás otros correspondientes é 
su Índole particular. 

Si el éükivo de las plantas faese la circunstancia atendida, 
variará el modo*de clasificarlas según el objeto que se tome en 
consideración y sirva de guia. La división general de las ]^lan- 
tas cultivadas es relativa á la naturaleza de sus productos, y 
así es que se tienen cereales, legumbres, raices, forrages, hor- 
talizas, plantas oleosas, textorias, tintóreas y otras de usos eco- 
nómicos ó mdustriales, vid, olivo, frutales, árboles de bosque 
y paseo, arhustós, matas y flores de adorno, etc. Respecto de 
las plantas cultivadas en los jardines pueden tomarse en cuenta 
las diversas temperaturas que son capaces de tolerar, el grado 
de humedad ú otras circunstancias relativas S los cuidados que 
exigen; también alguna^ yeces convendrá dtslríbüjrtas següu la 
época de su florcscencíaV sc^uiilos colores de sus flores 6 se- 

Digitized by VjOOQIC 



6 CURSO 

gUD el destinó ó la colocación que les corresponde en los jardn 
nes de adorno para el mejor efecto^ etc., etc. 

Pero nada de lo indicado satisface á los botánicos, que de- 
ben reconocer las plantaspor sus caracteres inseparables ^ y eo 
estos solamente l¿n dlpndarse las clasificaciones. verdadera- 
mente científicas, ya se elijan los suministrados por u& solo 
órgano ó por algunos aislados» ya se prefieran justamente kís 
que resultan de examinar el todo de la organización para bailar 
las naturales semejanzas que ofrezcan una knportaocía reabra 
á la de los diversos grupos que se establezcan. 

CAPITULO m. 

CLASIFlCAaONES ABTIPICIAUS, T NOTICIA CIRCUNSTANCIADA Dp 
LAS MAS WPORTAMTES. 

Es menester que cada especie vegetal tenga on nombre para 
ser distinguida de todas las demás al mencioiiar cuale^uiera 
noticias relativas á la misma, ó para buscarlas en los libros, y 
de esto resulta la necesidad de medios que conduzcan ala. ave- 
riguación del de toda planta^ cuyo conocimiento interesa ó se 
desea. Las clasificaciones artificiales llenan semejante objeto^ y 
tan exclusivamente que las mas veces muy*poco enseñan en 
cuanto á las relaciones reciprocas de las plantas:, ni por consi- 
guiente respecto de sus verdaderas é intimas semejanzas^ Tal 
desventaja debe hallarse compensada por la iacilidad y segurir- 
dad con que se determinen los nombres de las plantas/ y el no 
ser asi quita á las clasificaciones artificiales todo lo aceptable y 
útil que en elías pudiera haber, 

Han sido formuladas por Decandolle las condiciones que son 
indispensables en cualquiera ^clasificación artüScial^ si ha dje dar 
los apetecidos, resultados capaces de originar alguna preferen- 
cia por parte de las persons», que en sus investigaciones se pror 
pongan únicamente llegar á conocer los nombres de las plantas. 

1/ Debe fundarse toda clasificación artificial, en algo iqh&- 
rente á las plantas, como lo es curato corresponde á su estruc- 
tura, porque ni el considerar dónde crecen sirve para conocer 
las plantas después de cogidas ó trasladadas ó jOtra ))arte, ni el 
designar sus propiedades y usos contribuye .áelio> mientras que 
se ignoren los nombres'de las mismas plantas, iii tampoco la 
época de florescencia ú oinas circunstancias relativas. i. 3U hisr 
toria pueden prestar fondamento^segio^o á una clarificación Í^A- 
tinada á facilitar el conocimiento. de .las especies, . , ,. : ,./ 



Digitized by 



Googlé 



DE BOTÁNICA* 



Tal^ «OD- l0s «ríiicipios que 68 meiicsler se urntrn en con^ 
skámtma y ' eMiNio hej^ ^de analízaiseí ima daii&caGion : artifi^ 
cial cualquiera, llámese sifitema ó méiodo; Eqtre mmy otrooo 
se ve eu la práctica difercBeia tan ouipcada oamo <b que teóií-r 
QanMnle se estaUeoe, pcurque em dificultad se eQcüwtra algún 
skilema que no estó fundado en ims de mt^^irgam,. y apenas 
hvy métoidí) fin (pie no predomine laló euitl btiguao sobre los 
demás. Limitada asi la dlstincioB á la.qtte firnta haber entre 
la preferencia y ai^pi'edominio'dé algún ^gano i m^'^es muy nor 
tabie, ní^ siempí^ bManie >ciara^ para que' faaya ^ve ineitacti- 
tnd e& usar indtféreDtémente : las palabras sisiema y. método. 

' ' ' MttcÍM6 ' 'Son las clarificaciones artificiales • formadas desde 
que)fieiem|yesaroi» á buscar «xdusivameftte loe caracteres de las 
j^adtáata Éa profHa^ofgamoacion, dando la^ debida- importancia 
á'losusuministrade» iker^laiflon, ellhato ykisenalla^ c<»no lo 
bibía esiiiíiiádd y dielk)' ilonrado fíesMPO ácasl mediados del 
siglo KVI^auítqQe^bint'ractioarto; Cesalpioo eñ 15^ {^é d 



Digitized by 



Google 



8 ^ CtASCr 

pi4fiáepkiyeQtx)pde.«n''V6#(Mer(^sisflem»tolA^ yea éHñ- 
guraii diriKo y la Mnilla coma bases priDoif)a1e0v'^ti eebak» 



baya «formado^ nms IragmeiHos iiaiiiipdks qw lés BiairHiiios y 
otiv)s de Jfm'bo tánicos >aiiteiri^e» que ittÁio, djfvidieDdo tes friáiw 
tas )eii' leñosa» y herbáceas; pero con todos sus diefecto¿y fo¿^ el 
siaiei^a 4B'Marí80D'UD'adeiaatcr. • i- : /^ .^ 

•: \Entoiiíoes^ esdeeir» düÉ^anle losr iHimos veiiite añosiMisi^ 
glo XVH, tomó grande inc»etneDtok(efl(ieiicía á ibrmar mie^ 
va^ elasifioaeioBes hMáoidaé, cónti^bayendo á etto <a muhipM 
caóion^dé iás iov^tigacioaes y dMCHbrimieivloSy qué de día^eb 
dia enrkfaeetan la' ciencia )> y yá» extendían nobÚement&s»s: li^ 
fliltes. Rayo eñ t682 poblieé : sa^ priniertné^odo ^ cpeicalifibi 
de natural, y c«yo bosqueja halHa dad^ áciobocer anteribr^ 
ibente, tomaacb) del frato muohos de los prindipeles earaeléres> 
oaros de ia scmHIa y si» c^tiiedoaes v é igualnente de la ñútf 
(variaí;i|i4rlesiide llis plateas; pero si» presemiir de divicKtiáf^ 
'en áiMes^ arbestos yyerilas, tanto aipd eomoi'éítthméttidó 
corregido» que íKó á luz mas tardb. Knáutib fGmsiMmI) ^en tiS^ 
adofíó orden inverso det de Rayoij y iambien'pliuidió^is(1>frub9; 

Digitized by VjOOQIC 



JDE BOTÁNICA. 9 

aunque no exdusiyámente , aceptando como sus predecesores 
la división de las plantas en yerbas^ árboles y arbustos, sin 
lograr la conveniente sencillez y facilidad. Ma^nolio en 1689 
emitió la idea de distribuir las plantas en familias, empleando 
esta deníHninacion ya propuesta por el principe Federico Gesi 
en 1628, é intentó hacerlo consiaerando sucesivamente los ór- 



Digitized by VjOOQIC 



10 



arnto 



.1',' y r 

I' - L 



§1' 



« . l-í 



i ■ iv- 



se; " 



.^a-' 




Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 11 

Las secciones en que Tournefort dividió sos clases se fun* 
dan ea caracteres suministrados por otras modificaciones de la 
flor y por algonas circunstancias del fruto y de las semillas, 
recurriendo ademán al cáliz en ciertos casos. Muchas de estas 
secciones son bastante naturales^ y con todo es noUblemente 
defectuoso el conjunto de la clasificación , porque Tournefort 



yor influjo» si ^en cuanto á los géneros propiamente tales^ l^on-» 
tenidos en clases ú ordenes que él llamó ff^ni^ro^» hubiese, se- 
guido las huellas c(e Tourneforty porque Hayo definió mal los 
primeros 7 y agru^ para formarlos especies de ningún modo 
congéneres ;. también debiera haber imitado á Rívino en des- 
echar la antigua división de las plantas en yerbas^ arbustos y 
árboles, como lo hizo Plumier, que en lo demás siguió á Toor- 
neíbrt: no obstante, el método de Rayo en diversos fragmentos 
se aproxima mucho á la naturaleza , y son muy naturales ade^ 
más algunas de las divisiones en él establecidas, y tiene útil- 
mente empleados varios de los caracteres que presta la estruc- 
tura de la seonlia, cuyo examen minucioso miró Tournefort 
con indiferencia. Boerhaave en 1710 tuvo presentes las clasifi-* 
cacionea de Rayo y Tojurnefort al modificar la de Hermanno, 
obteniepdo una bastante complicada y dificíl. Knautio (Cristiano) 
en 1716^ y Ruppio en 1718, introdujeron algunas aIters\cio- 
nes en el sistema de Rivino con el objeto de perfeccionarlo. 

Digitized by VjOOQIC 



12 CCRSO 

PoMédera m 1720 pt*o^sK> «Kvérsafi modifieaoiéfié^ para cor- 
regil* lo$ defectos áe \tí dasiiicaéidti de Tourneibri ^i» haber 
llegado á praoíicatr)a&> y $f en paHe hubieran sido Vetitajosa», 
también es cierto qne las ffias perjudíearian en enanfd á )áfá- 
eilidad^ ó serian poco importantes^ Magnoh'o, qoe habla tenido 
él proyecto de distribuir las plantas en familias, dej6 á su 
muerte \í^ método puMicado etí 1720> cuya tendencia es bien 
diferente como principalmente íiindddé en el cáliz, ndvírtiéndo 
que^l denominadle^ lá híiso extenírible al pericarpio , y tam^ 
biéüttl tomar algdno^ caracteres de la cfoh^ta, conAindid con 
étia el" isifnplé peKatni^ de editor én «érhiimfe ^}^ afdicaeftitt 
dhd ésH^isteim hubiera carecido machos utconveniente^ y diQ^ 
tMtadeiSv liidwígio y Siegesbectio, ambos en 1737, formai*on 
das^ciOíÉes pareadas á lá de ftivitto^ y otra jiiropuso ademán 
el mi^mo Sii¿ge^[)eckíO (jae fundó en ^1 fimto exclusiváfiliente. ' 
' Basta aquf tos órganos sextiaíes de las plañías no hablan 
téíiidd importancia ¿ los ojos de los claáificadóreis, á pe^r de 
IdB reieiiones de Burckhard, comunicadas á Leibnitz en carta 
ya iflÉpresa desde 17Ó2. No se ssAie que Linneo haya tetado co- 
nocimiento de ella antes de haber publicado en 1735, y mejor 
en 1787 , su sistema seim«d^ resultado- de la aplicación de prin- 
cipios iguales* á lois emitMos por Biirckhard y que Linneó pudo 
muy hién haber llegado ár establecer en virtud de sus propia^ 
obsertncibnes. Como quiera, Linneo sacó lá ^tánica dei es- 
tado de confusión en que se baHaba ^ dando t ida y tmidad ^ 
todo \h/ boetío ismte^ existente, y aiadieiido th^ho por sti par- 
te , da itíúáó l)üe eleitó la cletíéíá á -mayo!^ attüra y preparó unú 
nuevrera' de t^rogredos/ tanto Mas rápidos « cuanto que ya se 
tenían' iDases'fljás dé doi^ partir con seguridad y acierto. Pero 
debe adV^ti^ que esto se debió menos al sistema sexual , que 
á *ai3 refortnás^-iritiit)duclda& por el mismo Linneo €« la manera 
de i6araeler¡zj(l** y denominar lajpláíntas, é igualmente inuchó 
ittfoyó la pre^sfeft y claridad del lenguage , la mas exacta dis- 
tffldon^ las especies y variedades, asi como el haber réuni^ 
do todas las bien éonócidás bajo sus respectivos géneros, so- 
mJélidos á la dasrficacion sexual en una obra capaz dé satisfaz 
ce^ él éoftion deseo ^ cuando ya eran insoficientes é incompletos 
loS'tepef torios generales antes publicados, es decir; er^Prnoi 
dé Batthino y las Iv^litutíones de Tournefort. ' ' 

' La clas¡6cacfott sexual de Linneo h\i6 dvidar todaá^ las an- 
teriores, y ^dominó exchwivanierite ííasta íí ffft dd sigl(y XVIH, 
sin' que otras áHificfcléS' ptlbliéadas deswjes de ella , Ijayam* |ío- 
dídó^trar-éWfcónipiétéikJia. Eltíiiáífló Llnheo'por tia^dé (*ier^ 

■ ■• Digitizedby VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 13 

cicio y eotretenímiento dispuso ^b 1738 un sístwa fundado eu 
el cáliz ^,abmando bajo este aombre diversos oonfuntos de 
bráeteaB* Royeoeu 1740, acaso ood ayuda de Unneo» pre- 
tendió haber formado un método natural, donde se hallan di- 
vididas >ls^ plantas en monocoti)edóneas y poKcotHedóneas» ^a* 
do de estranar que subordinadas á e$tas se encuentren la»crip« 
tanteras , ó seap lai^ verdaderamf nte acotjledóne&s* Haiie» an 



tambres. Bergen en 1750 resucitó el sistema de Tournefort, 
modificándolo. Duhamel en 1755 clasificó los áhboles y arbus- 
tos según sus sexos, y el número de los pétalos, proponiendo 
al mismo tiempo otra clasificación fundada en^ los frutos y se-^ 
millas^ asi como una tercera fundada en las hojas para deter- 
minar los árboles y arbustos en tanto que no presentan Dores 
ó frutos. Bill en 1759 y siguientes restableció la antigua divi- 
sión de las plantas en yerbas , árboles y arbustos , distribu- 
yendo las primeras en catorce grupos , principalmente fundados 
en los caracteres de la flor. AUioni en 1762 imitó á RiTÍno en 
cuanto á las clases, y tomó de Linneo los caracteres destina- 
dos á distinguir las secciones de aquellas. Oeder en 1764, 
afk) siguiente at en que Adanson publicó sus familias^ dispuso 
sñi pretensiones un método donde se v«n díslribuidas las plan- 
tas en grupos cafrfi<^os de fnnilias y subordinados á ocho ola- 



Digitized by VjOOQIC 



14 cuftso 

ses^ que se denominan criptanteras, mono^tiledóneas, amen- 
táceas^ incompletas y calicarpas, calicantemas^ monopetalasy 
polipétalas, resaltando de ello una clasificación artificial mas 
oíen qae natural. Wemischeck, también en 1764, ideó un 
sistema fundado en el número de las partes de la corola, que 
no mereció aceptación. Finalmente, Gouan en 1765, VíHars 
en 1786 , y Moench en 1794 , establecieron nuevas clasifica- 
ciones en sus obras respectivas sobre plantas de ciertos ter- 
ritorios. 

Todos estos clasificadores fueron divididos por Linneo y 
sus discípulos en frutistas, eorolistas, calicistas y sexnalistas, 
considerándolos sin excepción como sistemáticos ortodoxos, y 
entre los heterodoxos colocó el naturalista sueco á los filofiíos, 
ó sea á los que se fijaron en las hojas, como algunos de los* 
jnrriba indicados. 

Pero es ya tiempo de dar á conocer los pormenores del sis- 
tema sexual de Linneo. Son veinte y cuatro sus clases funda- 
das en la visibilidad é invisibilidad de los órganos sexuales , la 
unión y separación de estos en diversas flores , la coexisten- 
cia de las masculinas y femeninas en cada individuo ó la se- 
paración de ellas en distintos individuos, y tanto de aquel 
como de este modo en la concurrencia ó ausencia de flores her- 
mafroditas, y siéndolo todas en la adherencia ó libertad de los 
órcanos sexuales entre si, la igualdad ó desigualdad proporcio* 
nal de los estambres , la inserción de ellos , y el núipero de los 
mismos , como en la siguiente clave puede verse con mayor 
claridad. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 



15 




I i1 IP II 




V «« «» ^ «o « t« o» o» o «^ OT «» 



Digitized by VjOOQIC 



Dividió Linneo cada udh de sus clases en órdenes» cohfor- 
me á diversas consideraciones , casi siempre de fácil aplicación 



faermafroditas y marginales estériles ; el cuarto la poligamia 
necesaria con flqrés centrales estériles y marginales fértiles; 
tí quinto la poíimmia separada con cada una de las flores 
provista de caliciuo propio , aunque todas reunidas en lo in- 
teriortie una envoltura coman. La clase veinte y tres, llama- 
d9í poligamia 9 se halla repartida en tres órdenes, usando los 
nombres de pfdigamia monoecia , poligamia dioecia y poli- 

^amia iri(íe6ia^ según que las flores masculinas^ femeninas y 
ermafroditas, se encuentran en cada individuo, en dos ó en 



Digitized by VjOOQIC • 



DEBDTÁKICA. 17 

Iresw Por fia le efiptoffamia, 6 ciase veinte v cuatrb, se ditride 
es oHatro i^nfelies conalkanioB por los heléchos ^ musgos ^ aH- 
gas y Unges. 

Tal es. el st^ema sexual de Líiioeo, cayo mérito fué ensal*- 
zado por uuos y rebajado por otros cksmesurarfamcnte. Tiene 
en verdad atguoos defectos considerándolo como artificial, con- 
forme es -ddMdo, porque mas de una ves no se hallan en éi sa- 
tisfechas las condiciones que son de exigir en toda dasificacion, 
cuyo ^xcUistvo é-^por lo meaos primordial ofajeio, sea faeílitai* 
el conocimiento de los nombres de las plantas. El número abso- 
luto de los órganos sexuales, que empleó Unneo como carácter 
preferente é hnportmite, está sajeto á niuchas anomaHas, y en 
«» mismo género bien formado le hallan especies con difer^te 
numero dei^tambres, separándose así algunas del correspon- 
dieote á la élase en qué se encuentran colocadas: tliganlo los 
géneros Valériaúa, Gemntum, P/igiolécca y otros. Ija especie 
mas comen ^ ó' el mayor número de ellas, sirrieron de tipo á 
Linoeo para la eleceievde clase, resultando d^aqoi la dificul- 
tad dé hallar las demás especies al usar el sistema, y aunque se 
bagan advertencia» ó se incluyan notas oportunas; siempre )a 
diifiedUad perslsite, aunque $ca algo menor. Si 4?stt)s anomalías 
se presentan eñ individuos de una misma e^ccie, hay para su 
osificación muelM) mas que veiw^er, no bastando siempre exa- 
minar la primera flor abierta, porque puede variar frecuente- 
mente «n cuanto al número daestambres como tas demás. Tam» 
bien el núníero de los pistilos, fundamento de muchos órdenes 
linnéanbs , ofrece bastantes* anomattas y es origen de nuevos obs- 
táculos, qite el autor del sistema sexual acrecentó por haber 
«oiftado unas veces los ovaifies y otras los estilos ó estigmas 
aparentes. Pero ski esto, hay diversas dificultades, nacidas en 
la pentandria deisu mucha «xtensibn, en la dodecandria de sus 
muchas anemalias, en la singenesia de los minucjiosos caracté-^ 
res de sus ónteries; cc»nprende además la diaddfia algunas plan- 
tas verfladeraméfite moimdeMas; muchas monoicas y dioica^ se 
hallan fuera de sus clases respectivas; la poligamia es muy difí- 
cil, y lo son mas todavía los órdenes de la criplogamia, al dar 
los primeros pasos en la determinación de las plantas compren- 
didas en ellos. 

Es con todo el sistema sexual de Linnéo muy digno de es- 
tudiarse todavia , y hasta necesario es que asi se haga en ateu 
ciou á su universal predominio durante muchos años, siendo 
resultado de él una multitud de obras muy interesantes, que no 
podrian ser manejadas sin conocer tal clasificación en sus por- 

T. II. * ' 2 

Digitized by VjOOQ le 



18 CDfiflO . 

«tenores.. Además debe concederse que eil medio de sus . defec- 
tos y de algunas dificultades, ofreseea-gMerai bastante senev- 
llez y facilidad para que sea preferido por los prineifMantes y 
por quienes no conozcan suficientemente la or^hizacion de las 

E lautas. Dióle principalmente grande importancia el cuidado que 
inneo y sus discipulos tuvieron en la 'formación de obras des- 
criptivas generales para todas ias plantas coinocidas y dispues- 
tas conforme al sistema sexual, que asi no pudo menos de ser 
;iitceptado por mas que otros sistemáis artificiales pudierai ofn^- 
e^er ventajas semejantes^ y quizá en mayor grado. 

Hubo botánieos partidarios del sistema sexual qee trataron 
de mejotíkHOf modificándolo de varias maneras para evitar at- 
gunos de sus defectos ó hacerlos menos trascendentales, cuan- 
do no se limitaron á imprimir al sistema cierto carácter peeutiar 
sin notables. ventajas. La clase poligamia iué suprimida pot el 
bijo de Unneo, que distribuyó ios géneros de ella en las de- 
más según el número de los estambres, lo cual hizo también 
nuestro Palau «n 1784« reservando algimos de los géneros pai^a 
las clases monoecia y dioecia. Mayores mudanzas propusieron y 
realizaron otros, mereciendo aqui particular mención las exco- 
gitadas por Cavanilles y Brotero, puesto que adeimp de haber^ 
las practicado á principios del siglo actual, tienen las obras 
descriptivas en que lo hicieron un especial interés para los bo- 
tánicos de la Península. 

^ Gavanilles redujo á quince las veinte y cuatro clases de Lin- 
neo, distribuyendo en las diez primeras todieisias plantas cuyo^ 
estambres son libre& sin atender á otra cosa roas que al iiúme- 
ro; colocó en la undécima las plantas cuyos estambres libres 6 
reunidos en mas de dos cuerpos pasan de diez; én la duodéci^ 
ma aqodlas que tienen los estambres formando un solo cnerpp; 
en ía décima tercia las que los tienen formando dos ó uno coh 
corolas amariposadas ; en la décima cuarta las singenesias con 
exclusión de las fnónogamias; en la décima quinta las criptóga- 
mas: lodo ello conforme la siguiente clave lo demiírstra. 



Digitized by 



Google 



DE AMTAiriGA. 



19 



t Visibles. 



fios se- 
xuales. 



Clasificación DE Cxvanilles. 



/ Un estambre. . . 
I Dos estambres. . 

Tres estambres. . 

Cuatro estambres. 

Cinco estambres. 

Seis estambres. . 

Siete estambren. . 

Ocho«»tarabres. . 

Nueve estambres. 

Diez e9toi?ibre8. . 

Mas de "diez estambres \ 
libres ó reunidos en ( 
mas dé dos cuerpos. ) 

Por los filamentos en \ 
un cuerpo ] 

V<ff \m wmfíctioB en\ 
dos cuen)os, Ó en ( 
.uno con ñores ama- i 



Estambres 
tíbnes. . 



CLASES. 

Monandria. 

Diandria. 

Triandria. 

Tetrandria. 

Pmtandríú. 

fíexandria, 

Heptandria. 

Octandria. 

Bne<mdria. 

Decandria. 



Estambres 



11. Poliandria. 
m. MonadelUa, 



13. Diadetfia. 



riposadas. 



reunidos. jPorlas anieras en un 
I tJüeípoí ^ ciítídrico, / 



f existiendo 

[ florecillas 
\ receptáculo 
V Apellas visibles ú ocultos. . ..- . • 



machas > 
en cadaj 



44 



45. 



Singenesia. 
Criptogamia. 



, , Los ordenes en que dividió €avaniUes sus clases son seme- 
jantes é Jos dé Linneo; pero ademasen cada orden formó sec- 
<^OBes fundadas en la libertad del germen/ adherencia del mis- 
ma y desnudez déla flor, menos eu los4e la diadeHia, singe- 
ufisía y ^Oiüptogamia , cuyas secciones difieran: estas en algunas 
etoes las sübdividió según la foiinKi de las^íorolasóde los fru- 
tos. Fid <^ylinj(tes i los principíi;i& de la -óbsificacíon linneana, 
se pr^fpxrsb solamente hacerfa mas fácil, acomodándoiie ^ la icft- 
pac{<JNlde los principiantes para quienes principalmente ideó 
lardCori^a e^cis^ipaF él msm^m su$ lecciones ^blicas. 

I^a clasificación de Brolisro se halla aplicada á la Flora lu- 
sitánim de este mismo botánico portugués, y se dj^mprenderá 
suficientemente en vista de la clave aquí presentada^ 



Digitized by VjOOQIC 



20 



CURSO 



Clasificación de Brotero. 



CLASES. 



AflDENfeS. 



yVisiblesH 



Plantas cótt y 
órganos 8CK\ 
xuales. 

• i 

- r 



Una antera i . 'Monanteria. 

Dos anteras s. Dianteria. 

Tres anteras. ... 3. Trianteria. 



Coa^ro anteras. . . 4. Tetranieria. 



ICinco anteras. ... 5. Pentanteria. 



Seis anteras. 



«. Hexanteria. 



\Siete anteras^ . . .7. He^tfiftíerig>. 
cho anteras. . ' . .8. Otítáníetia: 
[Nuave anteras. . . 9. Hnewt&tia, 



Wez' anteras. . . i H. Ihcanteria. 



\: 



Once 6 mas anteras, n. PoUanteria. 



Ocultos. 42. Criptanteria, 



( Monostilia. 
\ Disíilia. 
iPoUHilia, 
( Monostilia, 
i Distitia. 

(Monostilia. 
Distilia. * 
Tristilia. 
.'Monostilia. 
) Distilia. 
I Tristilia. 
\ Tetrastilia. 

ÍMonosUtía, 
Distüia. 
Tristilia. 
Ti^rastilia.^ 
Pentastilia. 
[Monostilia. 
} Distilia. 
1 TrisUlia. 
^PolisUlia. 
(Móttostaia. 
ÁJDistilia.^ . 
{pQiistiifa., 
rmónostiHa. 
VíHstília. " 
i Tristilia. 
\TetrastiUá. 
{MoneiM^. 
\ Distitia, .' 
) Tristilia. 
\retrastim. 
( M^n^sUiáVk, 
i Distilia. 
{ Tristilia. 
fP9ntfmtUia. 
^PolisUlia,, 

Monostilia. 

Disméa. 

Tristilia. 

Tetrastilia. 

Pentastilia. 

Poli^ilia. 
/Heléchos. 
I Musgos. 
) Algas. 
\ Hongos, 



Digitized by 



Google 



PE BOTÁNICA. 21 

Cono se Ve, excepto en eiiabto á las críptógaiuas, Broiero 
atendió adnúoijero éxcla^ivaieejrte, JtoclwJ liepe bastantes incon- 
venidirte^, y aceptándolos pudo refundir las veinie y cuatro cte- 
ses^de Linneo endobe» cuyos órdenes estalkleció según aquella 
núsma considiéracion. Los órdenes de Brotiero estáa ^^ivididos 
en secciones generaloieiife fundadas en. que pueden ser mono^ 
clims o dicUniis las plantas; \9í pentanUria monos tilia Úem 
seis seciciodes destinaoas á flores simples las cuatro primeras, 
yálás^oMapuestasias dos úHimas; finalmente los órdenes de ia 
eríptáriima se tlivíden en secciones distinpidas por los epite* 
los áe ver (laderos Y espurios^ aplicados á los heléchos y demás 
' criptógamas. 

Admitido que Uegar á conocer ei nombre de cualquiera piaa- 
ta es^ el v^daderi^i objeito de toda clasífieai^dín artificial, se .ha 
ídeddó UBa forma particular, que á&egura tai re^uhado y cons- 
titifye elfMiÁ^íhoótémcQy asi llamaáo porque ie lirooede m él 
de dos en do^ .oaracté^es (M)ntradíotor¡os, leniendo que optar 
p^ alfolio; de los primeros antes de pasar á los segundos, me^ 
diante un número, y asi sucesivamente hastli encontrar el cor- 
respondiente nombre. Hállanse dispuestos los caracteres en pre- ' 
gunlas aisladas, ó bien en aserciones alternativas : lo primero se 
- ve realizado en la Flora francesa de Lamarck publicada en 
1778, y suele Dkarse como antiguo ejemplo de lo mismo el Ho^ 
degus botanicus de Johrenio, que fué impreso en 17Í0, aun 
cuando sea poco rigoroso el método aplicado á esta obra; lo 
segundo se halla practicado en la Flora francesa publicada en 
ia&5 por Decaíadolle, en I9 del mismo y DAy; en la de BéU 
gicor-fier Lestibqitdois, en la de Orleans potlhibois, etc., sien-* 
do de notar que Semejante método ya lo hubiese empleado Rayo 
á.{fines del üglo XYIU El método dicotómieo] en general obliga 
á ^BOtpi^r muiohós caracteres y estudiar así cada planta en sus 
pft^ni^ores, conducíendaicon sencillez y facilidad hasta el nom- 
bre, siempre qué se ponga sumo cuidado en no extraviarse; pero 
esto puede isueiedef por pocti que uno se distraiga, y de todos 
modos exige 4lemasiado ti^vtpa la determinaeion de las plantas 
por tai. asedio, aciepds^ no 'obstante como auxiliar.. ^ Por otra 
paifte fio es ventajosameiijie aplicable al conj[pnto del reino ve- 
getal, porque déjaria de*ser posible el empleo irregular de ca- 
racteres fóoites, y por 16 míanos «n cuantd á las principales dí4 
visiones se^eéfivertiría en un método ordinario sometido á bi- 
furcaciones, tales como fueron establecidas en lo antiguo por 
Rayo,y aK)dernamente por Mieisner: 
• A pesar de hsbev ternunado á fines del último siglo ó mas 



Digitized by 



Google 



22 CORSO 

bien á prinéípios del actual el ctoüiiim allifsoimó de las icfaiÉiñ- 
cactODes artific^ks, prinemabneme sodleñido por el griaiiA^> 
peso de la: repteáMnon de Libneo 7 de' su áÍBte«m / todáirfar 
conservó este muchos prosélitos', y no fottítron además qniet' 
nes inteMasen establecer otrod ^stemaá stftifiéiolksi kpnnxak 
en) Granada «n esterna, florchseoiíttflt ptMmíAo i^n tSt4 por Pon^ 
ce áid Leon^ que ditidió las plantas en «lonbpétaite^, péKpét^ 
Ias>-incofnpIetas, dompo^tas y cwpi^^iiiwt kácailíió de noe^ 
T^ ¿ las hojas La vy en su Filúgmfin fiunúmé^ poblieadá «n 
181^> sir^^iéfdose de los caa*aeit:éres sumibísiractes pot la inr- 
fiópesoeneia y b flor respecto de las cipeticea$;y gmnineds^^'^ 
elusivamente, y fundando las divisiones principales de- toüo ei 
sisléaia en ta fornk/sin M^nder á mas eomo^ fuera! preferible. 
Fué resucitada eni4825 poi^ Gimt^t én d jardiit (te bt' escuela 
de farmacia de París la; clasiScacion de Toim^efort^ aiodmddái^ 
dék al esfódp déla cicaicia;^ y^niodifitcáiidételbsCaiilepára4|tí^ 
de^par«qiesen aigubos de ^us cajíhales defectos; peroe ni bst6 
ni todo lo hecho en igual sentido erap^eapaai d^^t^ntiener Hutm^ 
cka general de las ideas. ' - ' ' i í ' 'ír'i 

.'■-'- CAPITULO IV. --'^ 

OBíirBll T FÜNáüVMENTOS DE tAS CLASirKAdO^S'NA^RAlilé. 

Conocer solamente los «oítotoes de las pfcintas ficí podiia sa^ 
tisfaoíar bas|ante 5 los botánicos reflexivas y ni daír !á su'^üeiié» 
stifícierite impofiancía , poripe tod&,seTediieíi*l»icle un csíd- 
dío de pra líomeiiclatura^ inlérebaote^sín déda baj^^cierl^s^as- 
pectbs y muy estéril bdjo!^ro¿niuchofe.ta8ictesi!fteaciones fun- 
dadas en b naturaleza Itenan el objeto At kb aiiificiate^ en^uan^* 
10 á enseñar los nombres de las plantas; perorata vez dames- 
tran las verdaderas relaciones deca^ una cofa las ^femás, día 
idea^ general de su organizBKJon éptor }0 menos indican los prin^ 
eipalfes rasgos orgánicos y por consiguiewtq toa fisiológicos que 
feasi dístiñgtjeh^ y < prestan asi Qha'^|n»é se^ra p^ procedéis en 
Jatí japBcacicfflés con mayo^ cIandadfy')éí«iítíiwienlo; Por todci 
esto son las clasificaciones nbturalfs nioeto iftias íMo^oas (paei 
las artíficiatesy^ienéijtsobri éllás^atíeá'vffcbtajds/y 
bíb las primeras étiién mas conoeimiétíto^ que fes^egwfdasy 
i^aviü resid'ta así nn Bfue^o tnotito ée prdí^renei», ^que es* el 
de ppomiíse.á la 8up«tóci5áfidad en los- esiod¡(]fS*ltótáni«Ds. *' 

Lia tendencia general de tesií6mbfes'mrfs'emiée¿*e?/qutí 
cultivan la Botánica 'dfesepiplivá/esperfécefeW^ k» ctefsHjcácion 



Digitized by 



Google 



(i^^i^ {)bM#^ Mi9md<)i ¿ k, mWf9k^^fOTi guia é invtsUgaiklo 
c«^,;^t^ lept^plH^iQ XoéÑnmmy>i reyelQ;:sei»ej;uD2£is verdaderas y 
siniid j^ra Jjt^Tf l(]»4gr^$^d^ sU w|torlaiiciá* JRoede btber va- 
r^a>^.k^,^[M>^ia(noo;^y.díQ ello.comodo'lod adelanto» debi^ 
da«^^^<l|'!aiií9Q«U!Sf^.d€Í U^ 4ue se ob^ 

s^^vift^^Jns iDU/elm «lasifi^^one» catificíldas de Áaturéles^ 
aiWQUi^iirigdroedQii^ote w» sola haya deaerlo. Coma quiem, 
e^úst^B^tf^Jd^íjpIdPtes oujlilUud 4e.seiBejaozas, qiiek)y todos; 
apn^i)^;)gimbn#iiktef y po^-iaoto (sael foóflo couciierdaft aqae^^ 
IÍb9^a^fipabiAoesv»<>/OÚ?écieBdo 4i^^^ su estudio y oiaBe* 
jo/d0sde»(^ jumo. se :peo^tra det espíritu que Íes es común. ^éLo 
deben procurar tos botánicos aováis sin perdido de ejercitar- 
se}^ ikrdeí&twmmou de las, plantas por i<)edio del sistema de 
ÜAñeo^ ;yt<auo: cobvieoe qu^^aisi kx hags^avanies de usar el nbiu- 
r^^ pa((» itener jp<hh)<^^ lo^ Iipi03 de varíoa.giánetos.que iebe-^ 
HxK Kf^rü?ii]|ini^aldaie«tcí á lia femiliáa respfctava^»; registran-* 
d^iilnjpk idma dispiifslaiiiuiiR.arRegla.lellas^ loiü^ual fa^káRmu^ 
eba^ sttii9Mi(if^Hkwnt0 ,<^stiii(^ .se empi6e^..i man«pr} exclvlsivá^. 
meóle oiialf|iH6ra ola^ficdaÍQA de las consídeimdds coipo na^ 

;!Lo^;b6ténÍ4goa, 'e:sagefadfiii^6 JUioaanDs^ JaAiáát Uan^fiúe-^. 
rid^desiÉtir é»^ predileoQÍiOiii poitrelisiattm^ ^^üital i pesar de 
iii!Sd»ddmtps.deJa ciéBuQia/^ y;ÍQ qiA^.és jaa^^i pesar de lasien^ 
decías jdaramente ma^stedas;>o« el wmio Uoneo. Eaeféé- 
taii esté iBaJ3á^ jatof alista írnta cp^rllíítilar .«npepa en .de(^' coi^ 
sitiada una y otra ví^.e» aus gritos fa irtipoirtanciá y J^ pre^. 
fetancai %iieií4aba al métiodií): natujíaL {^rapoin^dos^ ;tr^^^^ 
totto Ibiposibte (^ hullario y. perleceianaiJüpt* c£t btéiodo na^ 
>toiiaiy ségUB^JUrtheo, b^íjy.sj^áM^^^ de la Rrtánioa; 

)4ns^^ eb é^iy o^vieftetjque tir&bsqen los igr^dc» botánicos; 
^idiebetí ii^fukirae.estudii^amentie tos fra^tiienlos del método 
Jiiiami0l,;:^al0prataííro y últifitó.4oe:ias, bonicos. desean ; tié- 
i>«enlo)por.;de^eQ«liUQ)iQ5 menos^in^truidos ^ hd»íéndolo esti- 
>i»8rio.t«itO: lt)9;mas sabtos:^ eíitar lodd;Vía,.á^teiU)ier to.. Du- 
>rant¿ larg0:4iempQ>t jAade;]Linaéa^ W^]é para l^U'ar el mor 
>WÍQ;faluiral^ tegrésaQrefertarlp,tUO!ipi¿d¿ cotoptotarto, coa- 
Bli£iiai!é^mieBtBas;YÍx«^ enJtn^jLantOipeapioddré/q^io si3pá^ él 
^iiie a(^re lQmlsntft{S^á;pav^miiUi| ^lo^.Bttpíni^ndai, au*^ 

i»Ips deo^ ;wi kA hálameos jn^igix^ qná^p^ pueden bap^tov » 
M,e&4iia «onslíteríiba^Ufu^ ii)áa.!¿la¡gáfioii^itín:asti&^ialc^^ 
$uoe€ii4o€|a^i(ute^ttti:al « sin^querpl^dijQse inenQ^ jte «ede^ su 
U|g8iíí4fffM(iíJtap.iPfQWar:.(^a^^^^ dttRjiíbijérta ,;y ad^má$íeram 



Digitized by 



Google 



¿Ir .• OflKO'^ 

iütímmie,qut una oIa$ifie»emi anificíaé' go h wi c Bi & ^rye^Éia ' 
d^ie»*Q)ínarJBs<pkm(«Sv quedaedo reBervjHb-á la nMurál «t:dar 
á QQOoeet la luaioralea» de las miftroés; Es 4diobieii ftotabl^ ^M 
Uoséo^liubiese «onooidO'toda la íniponaoeia'dei les^tarMléns 
sumiaífitrades pop la sumílla y por«l'«tthrioiiíoD pertwaiáiv^o- 
nmáí^ Bjempre á: la «tuacton oo»i»>tiádkTaci#ir'detgpíifid0 
valor .para'l»vfnaii la davede tos^rdeMB naAtirales* /San^mM» 
eran las HÍeaade Lioneo y im cooformesá los principios iseotak 
dos y desarrollados después por Jassieu y su esooela, pudién-' 
da$^j|ed«iEf^ dieducir deíalguoas asercíMes doniasiacfo absctetas 
del naturalista sueco, que lejos de ser contrario al n^toda na^ 
tural , lo juzgaba aeaso ooa pasión. 

El pensamiento de agrupar las plantas conforoie á sus oa^ 
turalesseinejaoaaseaibistaBieantí^, ypor lo tatao^nlemr 
á la doctrina de Lioneo ; pero^^ este ni su& predectsafe'estiiYié^ 
ron reglas fijas queilos gukisett e&< lal'aiSottiaoioB.r A tiéfitoi /j 
solaniftte eondnoídos por su buen senlidoy porla lraka'ó4iá^ 
bito de Ja9 i^aaitaer^ pudieron «on^¡úiir>iitgQnosfnagiMito» mh- 
turulcs, r«sfiltand»de aqitj la fiH*maeioiide!clasífioi^ek»iesi&nH 
tas mas ó menos propias para lograr el conocimiento de lasíes- 
peoifs. Lobelío en'^ldSO fuéiel piÉnero que preseitó'ialj^os 
grupos natünates ; ínteroalando píiwtas esenf ifffanMite diversas^ 
porque con frecaencia se dejd'ltevar de semdjañms dpari^Btas ¿' 
falta de las reales que se le ocullaroñ. Zalmiwá^ en 'i5d2^ &«s* 
par fiauhíno'eit 1^, y^ñbitiímiM Jdan tnlédO, iiiéiftnon 
otro t^nto imitando^ á Lebelio ; posteritrmenle Morisen y Bagro 
formaron una porción de grupos naliirales 00» mániflest^inle»* 
to de establecer una cla^cacipnr. que b fuese cftibtalidaíd^ 
ipíentrásqae Touráeltrt, menos decidida a ello^ ooi||igui¿Aiii^ 
dar géneros mas conformes á la naturaleza, ^c los do $os con- 
temporáneos y losde^ianios le precedienan. impolsiaido Liabeo 
p<ff' er vehemente deseo dcrthaltar el ntétode^mataraL^-retíaíó 
. en 1738 sesenta y cinco fragmentos^ rauéfaos # álos/tequivat^ 
lente ií verdaderas familias v* aunque sin asíguarlés ^caradéres 
ui darles {hombres, y prei^utó así su trabajoinoofApletOí, iaxat^ 
uetdi de ensayo de un método^quese propoiiiai^nlfBUiArpetfcC'* 
etooaqdo mientras yíví^hP^i^ '(Ícelos cuarenta mes ^ueíole^^ 
pues del 17^ vivió el autondet $isteBia>-SQipLñai ^>aie se puede 
deétr que haya destinado e&bráefiuio iklmMod^ nalural mttétio 
HHnptíitsi aeJatiende á kp poeasaHeramme^ h^K^hos^niísusUrag^ 
menlos: á«iileAt6l0i basta^sesenlá y^oolNreo(l7Sá,:9>1^4ió^<»)¿ 
bred nuevos los^uubs y usados Iobxábo$ Mteriermeme^por dttuiv 
sos botánicos ; perJ(>ioat764 tedujoílQS/6itleiJe^vusittir^s ávtfin- 



Digitized by 



Google 



DB mcuLviGA. '2& 

t>rt)U v3fi<whft^■¿li^q^e^^mtttt llegase á -fijar sus earaoté^es , san 
nvibnáOíQaekti ctisci|Hilo sujo , se los hubo de [^ir. Por n^-^ 
B6fav (j[^'9il^TÍ$É»^m«lIo yndeilas^oiifevcnoias sóbrelos órde^ 
Bes imtwailes del Husmo iLfcuite eén <ii^dKe en 1771 y publiéa- 
dsrs per. e&ittUk.ílQü, s» puede >coiifirgiar que tales fragmentos 
fÉeron d>£rii4éf>de w-^efiio snperíeir y de una grande práctica, 
otas'biea qiieselj)CSirttad« cbpríudtpiossenladósy de realas Ue- 
4i«jiáaftu»ít/: '/.v'' ,':»,': ,-',í"t- íi!'. • ■ • ' / : 

FBAGMENTOS BBL MÉD6BO MTCftAL PROPUESTOS FOR iáNNBO. 

(FkHosopkiahoÍanic€u,Ví5íí.) 

. 1* Piperilm. Arma; ete. ^ Wf^r^ Phytolacca. 

3. i9cftómifia. Musa, Canna, Amomum etc. 1/ .o: 

4* OrcAíáeíR; CoRMíeirekdítt..' i^. 
i>3.'V.ifimatei. Irb', ^etoo, 'XjurisVfiñocauion, \AplíyUi)utes. 

6. Tripetaloidew.BKAowmjf Alisma, Sagittariaw 

7. ■ líentidalcp. Crocjpdy'ittc. ".r.í«:.. w,r /' '■•;., 
^^fti '5/9«ílb«qcB..IiiéueokiÉi^Amaryli^ 

r 9» CeroikirííP* OrnithogaluiB^'«5Ílta, etc. 

10% Ztiia^«aA;iLH¿tin;)T[ilifa:^.eto/' . f . . 
'ál».viWé»iáoato*ifi^alíeli»v^*6tc.. « »; • »* •; 

lá. ¿7oaJtrnato« Anona, Ma^oUa, etcii^^ibea. 

131 ;^|]riafriari(eu'Setrpiisv^(^, Jimous? i j 

14. Gramina. Gotm en d dia. - ... 

16; .^Jim0fi^asá«« Bistacia'>Ainús^Popalo8v,'Jiigbns,Qu^^ 
cus, etc. - -'lív . "-^iM'."(/ . í»!,i' ' * ... 

•18. il^^r^oi^ SlBtMe'^ Proteaí,oHebeDStreitMi> Brüiira^ 
A^alersaoety Bo^ipBívk> .<jjro«ft? «^ íitir» ' /n^ 

19.. f^fi^moDor. .^íbttrniMí,» Bond^tétía^i iG&smev^hus , Bex, 
GaUiearpa, Lawsouia, etc. •; » ,.. :; . 

21.» Copifiosiiee. Gasi.cóin&tii ^<di£í.«*j> oj ¡u^V: . 

'Q^ét Mfiltisiliqm^, Kauuncutáeeasdedic^.^ ^ ' >:ii / , > ; 
.84. ' « ' Bimrúes^é Azalea , Myrsioey l!ÍeflMe}Uonv^ Stpiridm, e)¿. 
i2¿k ;. iS^/7rarJ¿B. lasRunuor, LigoMÚRi, Bdnlifel^v^etc.^^^ 
^^ , «i<í}fmifm'«i'il'iift ^ JüQü^i SíUfflx» Stusia^^ etc; - 
í27w r y^^tiiiafeít PolygQQUuiv.LdRruSjirtCí'' , ;: ■: «• 

Digitized by VjOOQIC 



2& . .■ jxam ^ 

28. Coriddes^ ItteiteDtbus , Eptedüam ,. iFunMíw» / Mom^ 

ftl- /^fitan^íii^a; <j8pparjs> eló.. ... wu i.v , : . . » 
da. Campanaoñi^ CoovolviihiB ^ Lobelia , \!k)b«i M^* . i . . . í 

34. Columniferce.QAméiWdi, Gossypium, MentzelisuvjMe^i^ 
comprendiendo principalmente las matváceas» - 
3& •*i&?ittú^<tr< T^)d».eHaft Ai^ . 

36. ComoscB. Spirsea , Filipéndula , Aruncus. 

37. Pamaoew, Púnica^ Pytud^.eicu).ttibés. 
38» Drupaoew. Como en el dia. 

39. ilr^tf^tffo. PfaüadMphus y. Miilaeeaá. ...... ,\ t . 

40. Calycauihemce. Oúiodiera^. 0lc*i».'LythrtAíinGlaiix>^ 
Rhexia. ?í • . • ■ '• .-^ - . . --/./r .-. ' \'^w.\ ^l. :: 

41 . Heipisridem. Qlrus , ^taxv G«rclniavi v» < s , r • , » 
42» : l?a/^a/%/¿dBt.Cario61eas»ifeJioy^,,y«« 

Scieraiithu&.;, r.-.. . ,'..;.= .- '• '-.'•■ r.-^ ^ 

43. A$perifoli(B. Borraginea&de,h(|gr>^! V.\> .^ , » ." 
44^ £^0//aí{i^^GaUkÉVyi>etá^,>H«dyotís,.Spigfijlii^^ dormís? 

Gofiba^eie. .i, ... . , .ííuíi -i ' :i.i".,^ /■ V. .'v.vx^,^ ; ... 
45^ Cucurhüacem, PasBifloray Cqouriitáceasvt . \i A . , : 

46. SnceultntcB. Í!acíví!& , }lLe»ma^r^ 

Oxa)is> Fagooiay cítc* . , . . ', . , \ ^ ... 

47. Trieocew. Cafobogía ^ Ettpb^rbia , etc* » Cliffi}nlii> SlEr- 
eirfia, etc. - . ; : > ,. . . > . 

48. InundatcB. HippOEisy EiUme ,, Ruppia , Thiph» ^ etc, 
49v iSoriiMnía^eéfu (¥%!$ ^ Hederá, y Hoo^Umav £l^lis» Smí- 

lax » Menispermum , Arístolochia , etc. . . . : > 

.SU i^r«0ii9; i^ffielde bsiVÍm L 

52. RoUkcem. Gentiana^iLysinadUá , AmgÉllisv ^tft- . . i . 

^« > Qh^(wm^\%í\3mÁSí\,i)t\a.y HarniMtiaf, .(aUitrÍ€be>.Pe- 
tiv^eria, ele. .•;•, ^..íu'íí, -■; * ..fí^^ir.. : 

54i. < Vepreculm. Rhamaus, elcnoI^j^i»iitt,.B»pbte^.etc^... 

56. Papitíonaeew. Gónb » d)áift.: ;! i .- V íuys^o » J :, 

56^ jMmeníacetB. Legammtói& omkixi»/L^ 
os*9 Cesalpinieas y.Miáióáeas. ' . -. ,1 . m-W .'.V/.Aí- :/(L 

58...'y/^'i(;ftM«i0..Lainaéasi« . /..■•. .í,mí;L .x/.,»H',^-^ ,t^í: 
59. P0n«9#ttfto¿t|E9eroÍÉlaríáQ^ y «iemás «Séntoiimí , ittfi- 
ücia, BigBonia, Yerbepa^ etcí., j lu. t . . i >. ^^lya/ .rL 



Digitized by 



Google 



DE DOffÁmCA. 39. 

604^ *' Pei^/bftíkB. Hvp^iüinb, #sUis; Té)éptiiiim.í > 

61. Síatuminat^* Ülmus,.CeltÍ8, Bosea. r v . 

62. Cáfid^lare^'Mmofí^9iyUmm&\^^ 

63. £ymo$(B. LoDicera, Loraiiüías, hora ^dineliMa, ¿te 
64i /'t/¿J«5. Cemoend día. '> 

65. J^í(?¿. fcycopodium y Pof ella , adeinfe deiios mos^. 

66. Algm. Yarias' oríptógamas^ además de las >ierdadef«8* 
algas. ■•-..('• —'-..',*. 

67^ Fufigi. Coflíio en el dia. -,i - n - 

68. Va^, et etúmmm incertm $ei%té Varfos .giéné#o& 
dudosos. r • . í 

Las úUimas altebaciooes hechas por Litmeo en Sfisiórddile$ 
Batürales consisten en. haber suprimido ios 'señalados >oofi.to» 
anmeros 7, tO, 11 , 17,26, 27^ 36, 38, 39,.«0v'«l, 6» yi 
63; añadiendo tos cuatro siguientes: '] ^ 

^rtífwal^í. GeFán¡á(5eas; ' í ' '-' > 

Calmifitm¡^i Oeyrts>.lrophís, Hi|^)<^(Atté, EIsBajgnus; • 
JI^^f^aíTi©* Hederá, V¡ti9,e*c. > , \> 

ifíííJ^WewwíF/ Verdadera miscelánea de géneros -diiiefso^^- 
Fueron adof)|tadoS'kd>^*denes naturales^de Uaiiee' por ina-«. 
ries^ autores de obras íMjyoHantes, deUendo-seii'piirtictilannenCer 
citados Seopoli, que en 1760 puWicó Idi Flora éafiiólict»; y. 
Murráy, que e» 1776 dio á íuz fen Apparaim medúüminmn^ 
ameBuél^ faileoimienio de aqnelí insi^ proruavedor^lelinéiodo^ 
natural;! coyoá' fragmentos eran tan ajieqarfós, k pesar *el 
preckHninio qué ejercia eUsisteroa sexual del' mismo.^ ' ^ 

Entre tanto Bernardo de Jüssieu, amig^^de Linneo^i'^piíe! 
este irdtó en Paris poeo suites ^e pnbtícaír ios: fragmentos '4e)> 
Biétado nalnralv sé iooopate en perfeccionar lo&éfdenei^ natu^ 
les, se^m se dedujo de algunos manuscfitosísuyofi/y^rfe i<hj 
do segnn lo demneslra e) hecho % haber denuesto en TriaMn^ 
durante 1759, tm jardín botánico, dlstribü;fendó las plantas e» 
órdenes nalui^e^', bastante leliferenti^s de los establecidos Ctpar* 
LinneOi ^ cesar de revi^rfos y modificarlos ^ux»Sfvaménte;i 
comp en un manuscrito suyo con fecha de;l: zmiVVf&M deJá 
eonsignacto el^nfti^n^ Bérmrdo de J^issiéu , mediaote uní ^te^ 
mentó rekiiyo á tarios grnpos de las dicotiledónéafSv*»H¿ aJfe*^ 
rados en cuanto á su disposición. Antonio Lorenzo deUnfineut» 
sobrino de Bernardo , pubtícómas tard^ en las prímBi^s^áginas 
del Qemra^flc^ninrUmy «n catálogo de t^dosiosígécáiros di^ 
piúesies ttiei^icdfinente ebiilqrnifs á loiprk^^ 
eQiM^IiafobrufuéroiiRf)sent£kloS7 dcsarr^ottadosMt^ 
meíiie, dando originé una nüevá^era botániGa.í )<!;,«> <í w/ 

Digitized by VjOOQ le 



28 GÜR0O 

Antes de la publicación jUl Genera de ámÍoíúú íjoteazú de 
Jussieü, y antes de coúDcerse eficientemente las, tjases funda- 
mentales de ^u clasificación, salieron á Inz en 1763 las Fami- 
lias de Adá^ón , fundadas en la comparación gentral de;l6s 
órganos considerados Bajo diferentes aspectos, y párá ello em- 
pezó por formar sesenta y cinco sfetemas artificiales o simples, 
como los llamaba su autor, siendo cada. cualel resuUado de to- 
nfar en cuenta una sola cualidad ó un $olo órgano, consideradb 
relativamente á <ina de sus maneras 4c ser , que son lasiinaciOn, 
la figura , el numeren, la proporción, la duración y ía sustancia 
en sentir de Adanson, Tan grande Hrabajo lo Hizo sobmehte 
para cimentar el método natural , término de sus investigacio- 
miy porque supoiTia deberse haljar.mas próximas en él aquellas 
plañía? 4^e estuviesen júnlas en ifiayor numero d^ sistemas 
simples, y seducido por esta idea aparentemente ejiaota, llegó 
á constituir cincuenta y ocho familias, algunas divididas en 
secciones^ coiiipi^endie^oU) en ellas mayor ó' menor' número de 
géneros. Es indudable que aun en el caso dé baber podido uti- 
lizar Adaüson todos Ids órganos de las plantaé y toda^ las consi- 
deraciones de que ^on susceptibles, téndria su procedimiento el 
vicia capitel.de darse en él igual importaacia á todos ios órgSH- 
nos y á todas las consideraciones hechas so^e lo$ n^ismos , vír- 
níendó a séi^ solametite el número de las semejanzas y bq el gra- 
dó de laá mismas, lo que aproximaría Ia& plantas entre ^í , prin- 
cipío absoluto enterqfnente inadmisible. Son resultados de haber 
aplicado exclusivamente este falso pfincipio los defectos qtie se 
dbservan en.la éiaordinacioh dé las familias de Adansoa> é 
ij^almente en ]a cómpoáiéion de muchas, viéndose juntos los 
ranúnculos, aros, pinos y musgos, como si tuviesen afinidades 
tan diversas familias, y existiendo en otras géneros nuiy dis- 
tantes dé pertenecertes. Pero §¡ Adanson no formó famihasmas 
satúrales que las establecidas por Linneo , y^ menos ¡todavía que 
las j^erfeccionadas por Bernardo de Jussieu, jwaestro del i¿s^ 
mo Adanson y supo con todo señalarles caracteres por primera 
vez, aühqné sin emplear convenientemente, los esenciales pam 
feciiitar el uso de su obra y dirigir tstMs posteriores inierjea-:' 
laotonés tíe géneros^ si hubiera llegado á ser adoptado el mélo-^ 
do establecido en ella. ' . 

La subordinación de los caracteres,^ fundada len; el Ju^to 
apréoio de su irhpo^tancia relativa, es 4e todo punt^ Aec^i3aria 
paifa.que se reconoecan los' correspondientes J^cIñÑií uno dje los 
gruMs del reino vegetal, áegun el grado de su ímporU^ia. 
Asi lo comprendiet*on Bernar£> de Jussieu y su sdbrtno.Anto^ 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 90) 

nio lioretóo , siendo este verdaderamente quien desííiiyolvi6 tan 
féeundo principio j lo aplicó en 178& hasta sus úTíímas coorr 
secuencias, de modo que el método natura) quedó desde enton- 
ces ^e¿tado en sólidas bases. Si las ideas emitidas píór Heisler 
en 174^ pudieron haber guiado áios Jussieu en sus meditacior 
ne^ , menester es concederles toda la gloria debida á la origi-* 
nalidad y al acierto en su desarrollo y aplicación , apartándose 
de los e$cbllos que no pudo evitar el mismo Heister^ cedteijdó 
al influjo del sistema de Tournefort. Comoquiera, es laclásifi^ 
cación de Antonio Lorenzo de Jussieu el origen y fondamenloxle 
todas las posteriormente publicadas como naturales, no .siendo 
aceptables las que se apartan demasiado del principio predomi- 
nante en aquella , como se observa en la de Batsdi y en la de 
Augier , publicadas al principio del actual siglo. , , " 

Puesto que los caracteres deben ser pesados y no coniado]^^ 
ségun dice el mismo Jussieu /habrán de evaluarse coa k. posi- 
ble exactitud , y para ello es menester estimar la importancia 
relativa de los órganois y la de las consideración^ geoierales df 
que son susceptibles , debiendo tenerse todo <;arácter por el re- 
sultado de aplicar una consideración general á un ór^ño ea 
particular. 

Los órganos de las plantas son ciertamente mas ó menos jni- 
portantes, y desde luego no cabe duda en cuanto i ' * . 

ridad de ailgunos respecto de otros; pero los hay t£ 
solutamente comparados entre si dejan ver con d 
parte de cuál está la ventaja , ó ninguno de ellos ri 
la presenta : esto sucede cuando pertenecen por s 
á distintas clases , puesto ^ue la importancia de cá 
relativa á la de los demás que desempeñan función 
ma clase. Tiénenla dé idos solamente ¡ais plantas, si 
y reproducirse todo cuanto pueden hacer, y por t 
vas ó t'eproductóras sus füñGÍottes, de modo qucí sus órganos . 
deseml^eñan las unas ó las otras. La importancia de qada órga- 
no debe, pues, valuarse con relación á los mitritivos ó r^pro- ; 
ductores, según que sea de estos ó de aquellos , evitándose así 
las dificultades nacidas de la comparación absoluta. Ppo. ^Ire 
losórgátíos nutritivos y fos i^eproduciores en calidad da íalfes, 
no é)ti^ten diferencias de supremacía notables para decidir con, 
toda ^^ridad cuáles sean de ellos los mas importantes;, yi es 
cierta por otro lado que en cada planta tienen lo& unós.neríe(ír 
ción igual á la dfe los oti'os, conio era preciso pai*a que íiubiese 
la iiecésdriá armonía. Admitida la igualdad de la^ funoionés nur 
tritiVfts y í»éproductoráfí respecto de su importancia , sentó De-, 

Digitized by VjOOQIC 



ao cüsSa 

eandétie fpie «m eltsifleaGioB establecida con e^acliliri ooiifoiv 
«e á una d^ las dos grandes ftiBeiopes de los vestales , será iaa 
iiattiral €0mo si íoese estableada conforme lá la olra ooii< igual 
«smerd. Si|i embMrgo^ el hijo dd mismo Datmadolle ioobca al- 
gunos motivos para sobreponer Ids funciones 4e nutrición á las 
de reprodtieéión: tes primeras coiiser^aA Ja especie y las se-^ 
gundasi conservan los individuos , y por consiguiente tambiai la 
e^seeie, porqne esta no podría existir sin individuos » y losiñ-- 
diTtdm»* necesiiui nulrírse pwra ivivir ; los indiviidu<o$ en caffihío 
pueden subsistir sin reproducirse^ ó pasan sin hacerlo un p^ 
riodo tnas ó^ meaos largo y á veces indefínido» n^eAiras i^ue sia 
nutrirse durarían poco. 

Como qmera, se han preferido ;geBeraIn)eile los. órganos 
reproductores de* las plantas coi»o%asedesnciasificaeion> por- 
qtie en ellas ios ntairkivos se diversifican menos , y por consi- 
^ientie to se prestan á suámi^rar caracteres \m fóioilmente 
conolosTéprodiiotóPfiSy noejior conocidos durante mucho tiem- 
po y au«en A diá , pudieado obtenerse oon esAos un resultante 
igualmente ventajoso á menos cosía y con mayor s^uridml, de 
modo que realmente debe con Déeandolle padre admilirse ¡que, 
mientras no pueda establecerse una clasificación completa y ri- 
gonosa sobre cadaclase de funciones, se ha de eseoger aquella 
en iquetamarclm sea ms^ cierta, veo el estado s^tualdecono- 
cmientos tienen las de reproducción esta circunstancia* Si frie- 
sen igualmente conocidas unas y ninas funciones, 0]¡fw mejior 
de(¡ir los órganos que ios desempeñan y se iomasen separaiami^»- 
te por fun&mento 4e la clasificación natural, resultaría esta en 
ambos casos la misina, porque del enlace y arn^nia de todas 
ías funciones se sigae un grado igual de eomplicaeioi en lós^fir- 
gimoé correspondientes á cada cíase de eUas^ y asi es como los 
fru^o¿ venaderamente natiirales, establecidos confori^e a una 
de las grandes foncinoes 4^ vegetal, son necesariamente toB 
mismos que los eslaUecidos conforme i la otna^ «segw lo ha 
«eotíióo también el mismo DecandoHe, y lo comprueban ejem- 
plos muy teíridós. 

Las plantas , como todos los sót<es orgánicos, tienenfpai^s 
eóliifes y tt^uidas, siendo las segnndas elaborad»* por. las pri- 
meras, las euales caracteriean^ verdadoramente.^i los diversos 
grupos formados en el reino vegetal , y por coasifüHeA^ en 4a 
clasificación de las plañías se diben generalmente empica los 
órganos y no las materias segregadas por ellos. Sm embargo, 
hay casos en que la naturaleza d^ los Jtigos sirve de carácter, 
aimque solamente lo sca en cuanto demuestra ciertas oircuns^ 

Digitized by VjOOQIC 



DE (B8VÁN1GA. 31 

ianeil» dfgánieás, y por esto 'poeAe: cain' nulidad itctnsmtea 
«tiesta 4a naturadeea denla»/ osaileriaB sogre^dos^ coiií;:lff( que 
sea considerada como indicio de modiAoáoioiB en be eairuetiira 
del óbgano'séereiorio > y solamentei cuando esla míainfl'roodifi- 
eacioB Bo;sea icovocida. Asi mareó BecandoUe; la iaip<irtaocia 
relativa qae aiIa Taxeo<Hnia merecen tos^|)artes sétidasiiu^ór^ 
1^008, y líos üquídos , evitando, las exageraricnes bijas del ex- 
dusifismo. . 

La importa&eia que los órganos tienen «q sa respecUta ela* 
se puede estimarse por mas deán medio. Es'en elioenectmienr* 
t;ode ^ usos donde se halla por el solo Taciooinío .ü» canaíao 
fácil y seguro para valu^ los' órganos al comparáiéas redpnn 
camente* Entre ios reprodueti^es tienen seguramente imayov 
importancia tos fécundadores ó sexuales respecto de suseavol- 
4ura^; y en cuanto á los sexuales , auuque al; princ^ igual** 
menté neo^arios, debe i*eciOiiocer8e. importancia superior en el 
femenino por s^ muy prolongado el ejercicio de sus funciones; ' 
e^e mismo órgano femenino fecundado , se compone* de la se-* 
milla y de la entoUura próleetora, siendo de euas indudable 
m€9»te maS' importante la prímeraque á su vee presenta jd >em* 
brion , parte ^ineipal como fin y téttmiao- de larcfUtodueomi. 
£1 embrión es fa planta entera en rudimento, y presenta por 
consiguiente todos sus órganos fundanlen tales, xfué son preQ¡s%- 
mente los principales de la imtricíon: la importanda relativa de 
estos se deduce también de la del papel cpe desempeñan^ y 
considerando «n iá nutrición e^mio fuiaciodes componentes la 
absot^C^ion , la elaboracSoa y el trarisporte de los Jucos en d 
orden de su iit^ortanciavpesidta qup lasíraices/k^ hojas y el 
tarllo d¿ la ^nia podrian colocarse en el mismo orden *se-^ 
^n el* grado de ^u valor respectivo, si lo cofresponidiesen ex* 
clu^Y^amentJé tales fuociones, ó no hubiese ^e atender i otíw 
cii*cunstancias ; pero de todos mododlasraic^y laá bojasísiem- 
pre «padecen mas ímportáates que el tallo , como/loicomppueba 
el escu^dio'clel embrión , ó mas bien el de (a planta, durante $u 
pHmer desarrollo, porqué entooces ^penai^ existe eMalIp y la 
nutr^ion es debida á «ma raicilla , auxiliada por uttó ó dos co- 
tiledones ,v<erdaderashojastse(ii¡nales que pr^stdn á la planta su 
primer alimento , siendo ú principio órsanos nutritivos masim^ 
poptautes que la raicilla ', asi como esta lo es mas que la piumit^ 
lia. Pero todos los órganos nutritivos y reproductores están for^ 
mados do los deméntale^ ^ue desempe^n el papel principal en 
cualqtliera de las funeiones, debiendo por tanto^ser considera- 
dos como los mas importantes , puesto que sin ellos no existíe- 

Diqitized by VjOOQIC 



3S GCR» 

rm fa» Metías: el tejida cdaiar eil este eoneeplo oevpa ^ pn^ 
Bu^r bigsi^4 haliándose después los vasos y las difefeates modi^ 
fieal^kmes de aqnel mismo tejidoír .. 

Es UD se^ido medio de recoftoeer la im^mianóa de Jos 
ói^;atíos tt grado de generalidad ea-todo el remo vegetal. Lo 
ha indicado Lamarck pr primera vez, eosfesándo cpie cío debe 
tenerse por prmcipb íneontesiaUe á pesar de haberlo aph^do 
solamente á los órganos reproductores , al afirmar que usa potv 
te de la (¡rvottficacion debe juzgarse dé tanto mas valor cuanto 
mayor es el númei*o de e^)ecies en que existe; pero puede apli- 
carse igmlmente ¿ los órganos de cualquiera etase, y en parrr 
iieulareuaiido se llega á ciertos porn^noresv aunque en todo 
eoso el raeiooiaio basta para obtener los misólos resultados* • 

El tercer medio de valuar los órganos consiste en ver hasla 
qtté fRiato esJtá ligada su: existencia á la estmeiura caractefís>- 
tica de algunos grupos generalmente teftidós por naturales, y 
esto es mas aplicable á los órganos de inferior importancia» 
eomo las estipulas y las espinas , las glándulas vesiculares y las 
neetariferas, etc. La^ estípulas existen ó falCam constantemente 
en diversas familias de las univcrsalmeilte reconocidas, y por 
CMwiguiente valen mas qué las espinas, habiendo m una mis-^ 
na familia plantas provistas ó desprovistas de ellas; y otro 
ymlo p^e*de decirse de las glándulas vesiculares y de las uee* 
tariferas, aquellas ligadas á ciertos caracteres y e$las^neus^ 
tonda totalmente independiente. 

Un cuarto medio de examinar, comparativamente ios órga- 
nos para conocer su importancia, es notar su grado, de varia- 
ción, teniendo entendido que los mas importantes, siempre va* 
rían menos. Por esta razón los /órganos elementateís sOutan ^r 
mejantes donde quiera que se les observe, hagta él puiito. de 
haberse calificado de óranos similares , y respeeUvd«i^te <és 
aplicable «sta regla á los demás. 

Todavía puede emplearse un quinto medio , aunque en oI-h- 
gunos casos de dlfieit realización , fundándose enatiHbuíral óN 
gano , que precede y forma apotro , mas importancia (|ue ¿ este 
Intimo. Préstase el embrión á tal examen y do él se deduee ia 
suprcfliacia del tejido celular, la importancia también de los 
óranos nutritivos principales, y resultan asimismo, bajo este 
punto de vista, algo rebajados los órganos propiamente repro-: 
ductores. 

Sentados los anteriores principios y no echando en olvido 
que la importancia de cada órgano depende de la suya propia 
T de la que tiene la clase á que pertenece^ pueden disponerse 



Digitized by VjOOQIC 



PE BMtlIICA. Sá 

kís'6i^Safit8 «tii0l him Micada porite^ndélte; Mjo, quien 
eekiea kMU4ralriti?06 ames que Jos reprodoetore» y tft á tes 
elementales la soperíor importaiicia, edmo ya se fia dicho y 
aipii áe téí"* '•-■•- i 

1 . ^ T^do célalar. J : ■ • - 

2v Trtfoeas, \*asos diversos , estomas, et<^.; c<Aíledones, 
raiciiia7 plnmitta é esporas. ' 

3^. Háiz, ulto y hojas ;i6 fronde , ihallos ; estambres y pis-^ 
tHos, ó esporangios. 

4. Corda y CaJaK. 

•5. Toros , nectarios, brácteas é involucro. • 
Hay órganos cuya importancia puede vahiai^ por la de sus 
componentes /ó ñor Ja de' aq^los de tiende deH'iran-M virtml 
de simples inodincaciones, si se battan m este easo/ y laí de 
los órganos palaciales se reconoce aplicando á^su esáníen las fe- 
^as generales arriba expuastas y que gt6an can puridad 
hasta <nerto punto por Ib menos,: aunque : sin ttegaf Iff etacti-' 
ttnt al grado necesario fiara* indicar numéricamentia el valor de 
los-órgarfosvcomofuera conveniente. 
/ Todas tes reglas toípr^adas serían ineficaces ctiando al 
aplicarías Mtase el debido^ conocimieiMo de tos órganos , y por 
esto es menester que se distingan con el mayor acierto, no con- 
ftmdféodo Jamás bajo una misma 'denominación- l«s que sean 
heterogéneos, y teníendb presente cuanto pueda ^nducir é re-' 
covócer la veniaderá naturaleza de los mismos, participara 
mente aquello que por'prx)dncir notables^lteraitíbnés induce á 
errwe^^ si dejan de e]|^aminarse lasíverdiíderás causas periur^ 
badoras« Los estudios hechos en la Organografla, y mas espe-í^ 
ciahnente los relativos á la simetría y á las causas que puedan 
encnWirla 6 alterarla;, tienen aquí necesaria aplicación, sin que 
se'^eba entrar en pormenores, feiendo suficiente' rcccHrdar los= 
expuestos en aquella parte. ; • ' '/ ' ' 

Toca úhoh exfcnrinar tes din^rsas consideraciones generales 
qm son «plicíbles á los órganos de lafe plantas, procurando 
cietertínnar ia importancia de cada una de las misAias conside- 
raciones; Versan cstfls $obre la existencia 6 la ausencia^ la po-^ 
sicion; la continuidad, ó la articnlaeiori , la adherencia, telidti^ 
mém, el tamiañb, lafortoa ,:la8 cualidades sensibles, taleg'CDittiúí 
kr^bonsíslencia, el dolor, «í* olor; eí sabor, y por in' sobre et 
lisade los órganos.: ,./ : ' < . ' /' 

^ Iia>:6)ást«Éciá jó lá auseppia de urói^a^ escicrtatiheke lo 
prinierb^^que diebc ájnBldémpfeey^ tiene ungrado sujpéríor de» 
tmpovfóttcin , cuando se evitja* todo eníor relativo á las müsm«is.- 

T. II. 3 

Digitized by VjOOQIC 



34 ewBSo 

Pueden, m e{eeu>^ hallarse do^ órg^os tab iDlímameQie sol- 
dados que parezcan uno solo en lérminos de ser dudosa la .exis- 
tencia del olro, como sucede respecto deieáliz y corola en di- 
versos casos, así como respecto del pericarpio y esperraoder- 
mís en otros; pueden también faltar algunos órganos por re- 
sultado de abortos mas ó menos completos, y esto es en mudias 
ocasiones muy difícil ó acaso imposible de reconocer^ siempre 
que DO se atiende á la simetría gennral para deducirlo. Hé aquí 
por qué la existencia ó la ausencia de un órgano , ocupando el 
primer lugar entre las consideraciones indicadas, suministra 
caracteres de utilidad práctica algo menor de lo que pudiera 
esperarse, y én fin, no es menester demostrar la mayor im- 
portancia de ios caracteres tomados de la presencia en contra- 
posición de los que la ausencia presta: estos son negativos jr 
aquellos positivos. 

La posición de los órganos puede ser absoluta ó relativa y 
tiene grande importancia por la fijeza de los caracteres funda- 
dos en ella , contribuyendo mucho á la semejanza ó deseme- 
janza de. las plantas. Hay que considerar la posición de un ór- 
gano respecto del que le sirve de sustentáculo, respecto délos 
órganos heterogéneos que nacen alli mismo y respecto de loa 
órganos homogéneos que nacen en diversos puntos. En cuanto 
á lo primerQ se ve con claridad que la posición esencial de un 
órgano es pr^isamente la relativa á sif verdadero sustentácu- 
lo, entendiendo por tal la parte que le dá origen y alimeuio: 
el embrión debe por tanto ser comparado al punto del esper- 
modermis donde termina el cordón umlylical, y no al pericar- 
pio, la semilla al punto correspondiente del pericarpio , los ór- 
ganos florales al torus ó receptáculo, l^s hojas al tallo ó ra- 
mo > etc.; pero tacante á los órganos florales se hallan dificul- 
tades pai'a determinar su verdadera posición, ó sea la primi- 
tiva que tienen, y debe rccurrirse aLexámen de las soldadu- 
ras para reconocerla , siendo el medio de descubrirla ó con- 
jeturarla por lo menos. Esta posición de cualquiera órgano 
sobre el que lo origina y alimenta se llama inserción , y de ella 
se ha dicho lo suficiente en su lugar para que sea menester 
detenerse aqui , bastando notar que ¡as ventajas de su constan- 
cia son compensadas por la frecuente dificultad del reconoei** 
miento. Yaria mas la posición relativa de las partes diferentes, 
de un mismo órgano ^ tal como la flor, y tiene eon todo una 
frecuente y s^ra aplicación , porqqe en las plantas mejor es- 
tudiadas ó sea en las vasciiteres donde la simetría se hjlla bien 
conocida^ las combinaciones de esta suminislran buenos medios 



Digitized by 



Google 



Í)E BÜffÁNIGA. 35 

de clasifiear aqudlas oon tal cpe se erHeD Ua errores nacidos 
de las pertartKK^iones experímentaMlas por la. misBia ámetria. 
También la posición relativa de las hojas y la de bs demás pai^ 
tés homogéneas entresi^ presenta cierta tendeneia á variar sin 

IQ^d^e de prestarse ¿suministrar caracteres imporlantes y 
e influencia en la olasifieacion ; tienen igualmente bástanle va- 
le»* tas módíficaciclnes que respecto de las hojas ofrece la rer- 
naciony respecto de las flores la prefloracion & estivaoion. 

La continuidad > así como la articnlacion de los órganos^ 
|Midieran creerse de mucha Importancia taxonómica por reíe^ 
rtrse á la inserción en cierto modo y por depender Je lá ma-* 
ñera como se hallan dispuestos los órganos elementales en los 
panH» de nüm\ de las diferentes partes. Debe notarse que á la 
continuidad es consiguiente la persistencia de bs ói'ganos, 
mientras que son calizos ios artícnlados por sa bas», y si 
fiíesen partes de órganos huecos las tomadas en consideración, 
resultará de la continuidad la indehiscenoia en tanto que serái 
dehiscentes los órganos cuyas partes se hallen articuladas. Sio 
embargo» distan imieho de llegaren importancia las artídila*^ 
cienes de las pknias á la que tienen las de los animales:, sien- 
do eb estos necesarias para la ejecución de los movimient<^ » y 
pdr otra partí; basta observar lo^podo que las artk^ulaiüobes in- 
fluyen 'en la; simetría vegetol, asi como el ver plantas muy se- 
mejiantes, unas articuladas y otras no, é iguatmaste que las 
part^ artíqodadas ' se hacen ccMütimias con la edad enmucho» 
casos, piidieeklcrde todo deducirse que loB caracteres tomados 
de la arliculapion ó de la contiiiuidad, aunque impoñantes en 
los pormenoi^cs, lo son mucho menos respecto del tdlo^ como 
que á; veces alteran ki simétria general de las pliintas. : 

La adherencia ó ioldadvra de ios órganos merece examí*^ 
narse con cuidado y principalmente por lo que obscurece el m*> 
mero y la verdadera posición de los mismos, siendo kve la 
importapcia.ifÉopia de cusdquiera soldadura en atención á la 
mucha isM^tÉklad que tiene áunjr^ ei tejido ceidar. No obs- 
tante, esía itoporlancigc aumenta en razíMi de iíi mayor divérsi-- 
dadnde los órganos adheridos, como sé ve respecto del cáliz y 
ovario', cnfya soldadura es segurameAte más importante que b 
4e loi» pétfitqgjentre su Cambien la soldadura dé ottte órganos 
tiene cierto valor 6omd causa de varias irregularidades» porque 
si el dissarroilo de las pairtes soldadas fuese desigütai, debe se*^ 
guirse^l sdmrto total ó parcial de la «pie crezca con desventaja. 

náifter^ dé loát órganos ofrece á pt'imerá vista! uha exao-' 
tiiml qtie en realidad no tiene por lo menos cusúmíq eá ctmside-* 



Digitized by 



Google 



36 CURSO 

radoabsolutamenley según la hizo Linneo en su sistema sexual^ 
realzando asi la in^portancia de una consideración qne otros 
han deprimido exageradamente. Para apreciarla en su justo va- 
lor conviene examinar las modificación^ de que es susce(ltibte 
el número absoluto de los órganos y estudiar también fa im- 
portancia del número relativo de los mismos. El primero está 
sujeto á variar presentándose aumentado ó disminuido^ segmJ 
los casos, por efecto de soldaduras y abortos, los cuales ocul-^ 
tan á veces hasta tal grado la naturaleza y la forma ordinaria 
de los órganos, que originan trascendental^ errores ; pero si 
estos llegan á evitarse obtiene adguna im|)ortancia el número 
absoluto dentro de ciertos límites; obsérvase en efecto que e$ 
tanto mas fijo y por consiguiente tanto mas importante ciento 
menos considerable sea , y asimismo debe tenerse pi'esente que 
résped» de los órganos pertenecientes á la reproduccioo m 
puede admitirse la unidad como natural, debienoo ser atribuida 
á soldaduras ó abortos , según lo coibprueba en varías plantas 
d detenido estudio de sus estambres únicos , y resjpecto de los 
órganos nutritivos la unidad de las hojas tampoco puede existir 
á no ser en las plantas mohócotiledóneas; Si ha de e^mocerise el 
verdadero número absokitó de los órganos en una planta, don- 
de se halle alterado ó enóubierlo, tiénese que apel&r á las sol- 
daduras y á los abortos necesariamente, supómendo' restable- 
cido el número propio del tipo correspondiente ó un múhiplo 
suyo, conforme á lo expuesto antes de ahora, aunquie siempre 
deba cammarse en esto con cautela. Pero fes verdad que puede 
prestarse bastaiite confianza á los caracteres tomados del nú - 
mero relaffvo de los órganos , obtenido por la com^racion nu- 
mérica de lafe partes pertenecientes á diferentes áslemas de u» 
órgano complicado, y en este concepto el número absoluto de 
ocho estambres que por ejemplo tiene, el epilobio, cede en im- 
'portanéia al número i^tiVo de los mismos estambi^s doble 
del de* los pétatos: es en este caso la reladon intUtipla , mien- 
tras que en oíros difetá dé serlo , pudiendó haberla' «etei^mibadá 
ó indeterminada en diversas plantas, según qué el ntjímero de 
partes comparadas tiene fijeza ó carece de ella. Taúibien sobre 
ei número i*elatrvo de los órganos- influyen tes sol(tediirí¿ y los 
abortos, alterándose la í*eIacion, si no es t[ue jjk tnbdiik|be¿ 
igualmente todos los sistemas componentes^ del <^jtfnto ó sea 
todos los y^icilos de la flor, ipuesto que á élfe son aplibaMés 
esta^ reflexiones; y eirtonces Taritrán los númiMfos abeolntds 
sin que lo kápn ios relativos.' La flor se hará iiTegütet cuándo 
la indicada modificaeion sea parcial ^ y aNóntrario suteistí^á 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁmCA. 37 

tegiibr, siempre que todos íos sistemas recibían aquella por 
igual; de manera que en el caso de regularidad debe exami^ 
Darse primeramente el número relativo de las partes de los sis** 
temas , así como en el caso de irregularidad es el número ab«- 
SQluto de los mismos lo que im{>orta averiguar para deducir 
los relalivos. Es de advertir que los diversos sistemas de ór^ 
ganos componentes de la flor no ofrecen en cuanto ai número 
relativo de sus partes igual grado de fijeza, variando por lo 
miañe en cuanto al grado de importa|)Cia el indicado numero, 
que según los casos y circunstancias se halla con dificultad 'ma- 
yor ó menor. 

£i tamsmo de los órganos es afasduto ó relativo, que vale 
laiito como proporcional de las partes correspondientes á un 
sisten» ó bien á sistemas diferentes: tiene muy escasa impor- 
tancia el tamaño absoluto por lo tocante á la clasificación, mien- 
trs^ que el tamaño relativo alcanza bastante valor en muchos 
casos. Importa principalmente la comparación del tamaño de 
las partes que pertenecen aun mismo sistema , cifrándose en 
ellft cuanto es menester para hallar los verdaderos tipos de las 
flór^ irregulares, atendido que las partes de cada uno de sus 
sistemas sean primitivamente iguales en tamaño y que solo 
dejep de serlo á conéeeuentía de fenómenos mas ó menos liga* 
dos con la estructura general de la planta, según lo explicado 
en el lugar correspondiente de b Organografia. Tiene impor- 
tancia mucho menor el tamaño : relativo de las partes de siste* 
mas d&rentes, autíque también debe ser examinado por la uti- 
lidad qu'b puede reportar, tratándose de pormenores y porque 
é veces del considerable desarrollo de un sistema se origina el 
nsiqudamiénto de otro. 

La forma de los órganos, que tanto suele llamar la atención, 
tiene muy poca importancia taxonómica , si bien se mira, y 
irnsta para ello notar cúán susceptible ^de variaciones y lo 
fKícq qué altera, sin embargo^ la economía general de cada 
planta. Hay con todo cambios de forma sumamente importan- 
tes , puesto que de ellos resultan órganos muy diferentes de los 
primitivo^; pero no es bajo este punto de vista como aquí se 
considera la forma. 

La consistencia , el color, el ok)r y el sabor délos órganos 
son cualidades muy variables, que dependen de la disposición 
d^ los órganos elementales, y de la naturaleza de las materias 
elaboradas ó, segregadas, de modo que la importancia de tales 
cualidades, constantes unas y fugaces otras, no puede fácil- 
mente fijarse con la conveniente exactitud. 

Digitized by VjOOQ le 



38 ctíHsa 

Finalmente, el uso de tos órganos es un^resriiado de sa 
estructura y de su posición^ viniendo estas á ser las verdadec^ 
ras causas de ia importancia de aquellos , sin negar el realce 
que á un órgano puede dar ia importancia' propia de su f nn^ 
eion; pero generalmente el uso de los órganos éonsiderado bafo 
los puntos de vista anatómico y taxonómco» nó pasa dé tener 
\m mediano valor. 

Acaba de verse que sbn de muy diferente importancia las 
consideraciones ap}icid>les á los órganos del las plantas cm ei 
fin de clasificarlas, y si ha de fijarse mas delermmadam^ile el 
valor respectivo de tales consideraciones se hace preciso tornar 
en cuenta que algunas recaen sobre la esencia de ios órganos, 
asi como las faáy muy conexionadas con otras mas ó meóos im- 
portantes , y debiemio advertirse también que en cwdqQier 
caso varían de valor segiin ia diversidad de los órpnos. .Re*- 
fiérense á la esencia de los mismos su existeock ¿'ausencia, é 
igualiñente !sá posición respecto de otros, porque dé la* esencia 
« la Uojá; por ejemplo, es salir del talb ó de un ramo pra^ 
cedente dé él. En cuanto á las demás eícmfiíderaoíiNiés puede 
decirte qiie ein general no* valen tanle^ debiendo ser rqpuHidas 
de mas ó meíios accesorias 'á no ser que entren oomo oireotis^ 
tancia esencial ear la definición de éierlos^ganos, y esto pre^ 
cisamente sucede respecto de los elementales , cuya lormat^ons- 
ütnye su esencia , tnientras qte los usos valá) mucho con re^ 
lacion á.losórgane^ sexuales, las glándulas ylos nectariosv ad 
como el núibero aplicado a los Cotiledones toma una ínqDbrtaB- 
eia extraordinaria. La conexíoii con otras censideraciones' íúbs 
ó menos numerosas é hnpértantes da en muchos casos ácual^ 
quiera de ellas un valor que no le es propio, y basta d oebr 
puede asi ádquirMo^' perono sr crear después dé tocb^e las 
eoQsideraeiooes enumerada^ son las solas «yriieabifs á los órgá* 
«os de las plantas , ni qué he^a posibilidad' de fijhr j recot7«ih 
de antemano cuantas sean ooncembkís respecto de cada órgasa 
e» particular; limitándose á los primeras gradas ^ eomo lo biso 
DéeandoNe, hijo, pnedc» disponerse las principales considera- 
Clones aplicables á los órganos de la$ plantas en 'd' orden' de m- 
portancia que se ve aquí á la manera de lo Uacho con los ór^ 
ganos en su lugar , y de oei^rmiddd éon el itísmo Decandolle 
allí citi|do igüalmentó. ' ■' ' ' ^ ' ■ • »; 

1. -Presenfeia ó'^nseneia de.los órganos. •• ' ' ' ^ 

2. Formad» los'órgands elemeptales; p«s|eíofl m ¡^ 
demás.'-' ■ - «" - ■ •. '■ ' > • -c ^^^ju>.]-' 

A. Relati\amenté á'los órgafnossk'dondé'Bafeemí"- '^ ' 



Digitized by 



Góogle 



OE BOTÁJIIGA. 39 

B.' Relalúvamente á los ¿rgaios vecinos (JustiposíeuHi, 

C, fieÍ9[tivamaite é los órganos de la«iíiisma naliiraleza, 6 
sea itlativaiñfinie.á.si ifiásoios, como ia simetría de los petalos, 
lá de los cotiledones, ele. 

AhoriL que se ha dicho lo suficiente para estimar Ja impor- 
tancia relativa de los órganos y la de Jas eonsideraciones gene- 
rales aplicables á ellos , pueden ya ser valuados los caracteres, 
poique. segun> se ha indtcitfio debe entenderse por carácter una 
de las mmier^s de mirar los órganos en /general aricada 
á un ór^wy en particular, y ^efectivamente al decirtalto ci- 
ItfHiriao, f^or ejemplo, bien se ve que uiía modificación de for- 
ma aplicada* al tallo constituye este carácter, pudiéndose ana- 
lizar d¡el>misiiio|nodo euates^iera otros «pie se elijan. Por con- 
^liiante su vator estará siempre en razoa compuesta de lá ím- 
pmtaocia del órfB»io y de la imoórtancia de la consideración 
aplicáMla4.él, siendo natural dedaéir que respecto de un solo 
órpíDpte^arw los caracteres en razón* de la importancia de 
susimocBficaeioftes, asi eomo respiecto de una. misma modifica- 
ekn estaráiit Los caracteres en ra^ton de la importancia de loa 
ór^MMis, y s».\iapiasen taniolos órganos como las modificacio- 
nes, se^tenduán j^esuitadós iguales ó desiguales, segtfn los 
«a6o&. Serán iguales eo valor los oaractéreS' cuando uoa misma 
«odtficaeiM sea <»HÍsiderada en órgaoas de igual imnortanct» 
donde Ao varié la de acuella; lo serán además cuaMO modí*^ 
Jeacmes^deimportaiu^ igual recaigan sobre órganos también 
iguales en importancia; tcáavia podrán serlo siempre que á la 
iniportaneia-ite jos órlalos baga contrapeso la denus módifi- 
eaeíottes,^ al eonirarjo* : . * 

Pero e& precisa confesar queen la práe|ica no siempre to»- 
tan.lais bases suministradas por la teoría para fijar el valorare- 
ktt^vo de algunos oamdtéres.e» ciertos casos, ayu4ando á veces 
mas la observacíoa^ 'in taáipdco.es boy posible llevar tal apre*- 
•cto basta el eterno de exactitud ique^oera indispensable, si 
hubiese de 'formarse una/com^ta serie de las caracteres «su- 
b^rdinados^^ según süiimportaneia. Por (^vn parte las reglas ge- 
nérale^? mejor 6!ttable«idas<fallaq ouando se apUcan fi grupos en 
los. que^laló^cuali carácter presenta un Talor excepcional , su- 
perior ó inferior al que le corresponde de.ordinario, y enton- 
ces queda mucho al. tino y perspicacia. de los clasificadores 
enmonen' ios. in^ieadosr casos, originándose 4e aqui alguna di-*- 
vergencia, hija de ia arbitrariedad que necesariamente cabe.' 
La exacta jKd9iH*dinaoioD de los cai^^éres no es por tanloase- 

Digitized by VjOOQ le 



40 éJüCBSOn :in 

qaibley «i |mi éeiMHne nmy ^dékn^ ,)yi^]mM& est iofli * 
prfaierm grados ofrece pocos motivos de duda y de dvnei^cÉHt 
ásiy eiheMStaiieio €||to permite fadflHlir eoD Instante se^unMt 
bt pxfmfmdi de jcapaoléres cstablemb-por TkcfmáoUe, U^, tal 
como aqai ^e traslada. ^ i.i;» . . i . ^^ : - 

CXRARQUU Í>E LOS GARAGTÉRESu : 

., 1.*^' grado de importancia. Existencia ó ausencia del ie^ 
jida^otUar. - m , 

2.'' gradou lExistenoia ó aasencii de tráqueas^ vtsos di-* 
Versos, estomas^ cotilhlones,: raicilla ó ptumilia. Disp^ietoli 
(teilas>céiiib&.> mi í* * i; • 

'i¿i.^\igrada^ Exisieiiciai ó «useaeia de raiz^ talla ú hefBs.- 
< 4.^ arad&j ^rExisteBcia ó aoseaeia de estañares 'é pi^los^ 
Bkpssmioadelos.divensos óngaaos dmental^ en fibcás; <aH 
pas, etc. Disposición de los cotiledón^» piufinUay^raidUsii . 

'j5í*^ tpfidfiío* Esisfenda ó-.attseneiat de la eeroto á del tátiz* 

-6ifjgrmb»4- ^ExisleniM éiateencáa de los nefÉariesv bráctcas 
ttdnveíucpo^ iDispoéicloB de la» b«§asv etci ; * ^ <' < 

ni:Gontipaar esta serie- fuera ;exp««ienBe á; cometer «olafaigp/ 
ernionsi^ó stpiafpor.le menos.anroslrar etimconjvenienle dcse^ 
pmmrse pronto «íe la eitactiind, tal comoUMlavia se eonsersai 
ett-Jos: gmbs úkimameateí'.enumerádQe, sin que^v^teliosítod» 
debansupteecfie ineoftfteatable^ >auo^ cucmlo )tidne: fe» ím^ su. 
éeBfonmdadoeonkekisilk^aeioR. natural quifise. signe; geaeiiai^ 
menta;..' jjt .a • • • :* - •' ••;'.: t • l - r ' ^ 

'Ut£n él«aámeB comparativo del valor yinúmero de^ios^a^. 
raotéres ét plantas diversas se funda laapceciaeíon desos gva-^ 
d€S»de semejafiza, «pirqne efec^ivañaentei estos, resuhao dé la 
imporiancia de .kíft oacaotéi^es «omnnes ¿las plantas jcoa^pa^ 
radas enr/ptoporciojn.de'la de* losi diferentes,, y: además depeo^ 
den k)S:varios 'grados de semejanza del nán^o de. los mismos 
csrpciérea roomnnes, respe<^ del< ¡de losrdifsrent^v ^^^ ^ísáaior* 
etiQpmera^iiria ealidaa:faera insníicieBte. CbgQ.ts (fiie á dí^ 
veifiOi^adoí^etseOieíaiisd.debe oorresfMnder: di^pso^^doáe 
aBÓcÍBsnoa,;ig<tardaiKlaunaxoiupieia cmifen|iídad^:4Hial ik ei^ 
toda ciaeifioareioD naUírai], y laaflooiaoioo será taflíto mas íali^ 
n«LV'üuanto may«n sea éigradoü dei semei^za. dada* pianta 
eMBO:)indi^duor)perténe06íá unH'espeeicfdoBdeiSe hellaueon ten 
dea losJinnyiscm^Qies;. periéneoer taoibien'i maigmmoftmú 
iñdi^diiCBobastante sem^antes^, jannffNeonehos* ipie^en tía esp^¥ 
ciet eoá^eapMidt del «riémO'BMdo'á Ma^iimiim^y: GM)tro&^grm 



Digitized by 



Google 



pñk siipennrBB^idísMniFfeBdo stocsívasBiri^ tafcwn^QSd deJos 
ifidiiiiditéa fBO0Íadf»j m tqmfCOfn0.4Qg etridiér^a <iifereoei«les 
fcttrm-fjtif mtrt IfflÉlft mas in^iériaotes yéiMyniíog» cuanto loas 

exIensioQ , halláBdose asien armonta la serie 4eie» earaoiéres 
y ia de los grupea admitíaos ea las clasifíeaoiones naturales. * 

CAPITULO V. 

GRADOS lA ASOClüGaON POSIBLES. EN LAS PLAIfTAS» «CMADl** 

-'ifiíuam T BsnJkdB oBxes GBumsQin^.eDiuiiAir. 
. í" '' . . ■ '.* í .'i . ' 
Conviene examinar ahora los diversos grupofrffitabieeidos 
en el reiaoi vegdbal ^ .prooeéieiido de losf Menores á iaa snperio*- 
rassffiraparlarBetde Jos>f)rí&i^ioa expuestos^ asi en lo relMivo 
^á4fis mismos igrapos, como r€¡Bp€»t0'á-siifmfiiiH^.4le sobordí-- 
"^oariosjy cfmeJBoMFlos. ' t » ' ■ 

. :>La esp^eie^' sejgun suele dtíinivse, .es«loonjunto é l%«olec-; 
oioflüide áodosí lóaindividjiAos masraemejaotesiwtf e si^cpie é otros» 
pndiendo suponerse peooedtnÉeá^ uno solofáda «m par d« elloá* 
cHt'rttBn^dfói^epiHidfKtrsemedianlela geaeraeíw^ Annqne la na* 
tiifafo£á^lan^te.nDS-ptesáiiteindívidttos, ttadt<el lirondo ad- 
miteMbódéftdenespsdelal €OiÉo.aeabaidei^ en este 

Qittee|^>,nMr:i^empk> se^veficrtn á mimtria 4^>6m< eimiloa ia^ 
diiíkkiosfaa'adinfafeKÍalfD*^*sieodo resulladKir^e'elta «I nombro 
ooBHie-quéjreeiben^oy atimisino .enfas -staúllasise ^nJniaií^ 
bles medios de ^hten^ otros* individuos semqantes,^ Sinembar*^ 
go^ es^'bnn; sabido. que «stó s^iiejanea tíonieti setimasó menos 
«coBQiHetft pomc^éolo do^modifioaciones poj^liles^enílos ii^Uvidaos 
))romenlés 4e idéntioo origen ^ y atí ea como 8« ifonman loft di-<* 
vers» nanttíiáíe^v<^^^<'9 es|)¡^oie suoleieomprenderv y tfnto 
segnnaiiigxadoride p¿*maneAoíaf¿^la m^evaée'OQvmvvoi^ se 
d^(miinan>^t^fna(»<mi» , '«arf«¿«irf yrazus. Bl 

estifidiQ taiN^i.^c^ano^fieo' como fi^lógiqo dettosioatiobíos, qm 
elj¿pod|Biila'«spme puede ei^ponmento^ aotba thealn^f^^ 
nanAelrtiK;fyratow^s.sevhaniexanüiiadaia()pi^^ ntfmo- 

ptS'oa 4í ffDÍsmi^ 7 relátivambnlef é las> ^mi^m ^paroduotol^s dé 
las modücaoiones mas amenos intensas que los earaoti^isiaii) 
petotatasifiiodifiMiqíoiies (^uedeniáv^feaser tirieá^ que.obscu- 
reflu»ui)iairttm^a.détet)a#aékin de,olf^inias<espeaies,»y se cpesm 
ehumada&jj» aiifnaigo'DiecM vaHeáad^, ¿al eoolrarío se dont^ 
fundan abfWi^iaelé^diversasosiKoiés «emdás por voied^^^ lo 
c«ial]^aéas*sucede{rc^eQlodetflMicho0)ái4aK^ Disdu-r 

Digitized by VjOOQ le 



dais ftobre ta exacCd áMüncmi 4e lasi^especKs^y vmetkMhesDO 
«ov á'pie^r <k le<ki. tdn frecuentes^ qu« siearivéaiik -diffiaíulla*^ 
d«s el'dttt^so cantpí^ de la Bolinka deMripUirá^^ofreoféadoh» 
eft^^exchisivtinietite las ptsfttas coltifracbís y^ If» iQuy omnjmÉ^ 
eétnó se colnpreiidr á primara v«ta y perqué iñ priáftevas «e^íha* 
Ihiv'tiOHilélWkais á nniolia diversidad der oípeustaaitsiaB* exteriores^ 
á la vez que favorabiemente colocada» para hibridarse, y las se- 
gundas poft encontrarse en tantas localidades fisicameote dife- 
rentes cuantas les permite su resistencia, %\eom quemodilSoar- 
Sé ffMoho y prest^iilar variedades liías ¿rfaenesnotaUesy pa*-* 
diéndose en {general «ledoetr que la feeilMlid lannarse estas 
gyarda relación coií la robustez de las e^>eeies. 
-'''nljt¿^)iiried0á^ Bo^tteilen^tiKkrs una igual importancia;, ni 
son p0r ccnisrguiwte-^uirtmiétite) c^^aoes de dífieüllar la de- 
tnáitmoíon de h» especies^ E» cvmio Álmvaffiaéwm ó tm^ 
rígioM^i loúdet nudndebe tewevsHy por<pie;6a ligereza y fe-^^ 
gacidad tas hace de poca trascebdencia y de? escala interéa para 
Ja olasübacióii, basta&éc>.cahmrfaiseil otra lercene, sise quie-^ 
mi tolveí^ al tipo de la especie^ Nosucede'ibmisBW*re8p6ele 
^ \^^mfkéuaÉ9 iíerdaéem^ q«e: merecen Ibaianse vam^ 
éudés f6fmémentesy0ir ;€Xim9Ímtn ra^n de conservaeiQ no 
sirio en el imlividuo» steo> en todos loe; obtenidos 7)or^ iq^érto^ 
atM^do-^ estaca , ¿(malqtierá meato seméísDte;, cuando por se*^ 
imüaííciese imponible; p^ro tampi^x) eslasvqriedadesioiJMlon»! 
díflonhades 4e grande ifionta á no serqne enteranente^e presr* 
emdbfide kt propag«eíon porsemilta,! como, medio ^res^^rer^ 
ias, ^r^demás- oMrf«ise en. aJ^ondS'CasDsy^oircünsta^^^ la 
lenía xfe^iparietoQ de Jas modific^mnes que caraclerizao las 
mismas túriedadesi l^ngoMs mas constantes' que Ip rcwBr, 
siendo^ efeetívamente variedades pnrmanéntes- pkriét semi-^ 
/í^, ^iii:(pieíip«aar de áio deban elevanrse á lo eatcgoria de 
especies, eiamo en el) reino animal no se ^vánlas variedades 
béreiüiaríds:; tai» que toasen en ei reino v^elal pueden vohrer á 
wiipo prímiti^ después de inerto. número de geoetwdcHiésy^ 
se eons^r^o indefinídaMente sm notaUe alleracám,! quedióido 
á Tcceg en dn(ki c¿iiu> ba^ti de oalifleñrae, perifiie en lal caso 
(tlka<«l' medio mas' fiietiiy sigunétde disüagüir tas^espcciesíif y»^ 
riedádel. »'\ '! '—:^ ,■•'''.' - ■.. ■: -.; - ■'.';• .^' '/n ■■' 
-y Esporfoñdniíinenosfrécuente'dfe k» que podiemufefeerse 
eipeH^ de tomar espeeies por vitiedadea ¿i^at^coutraviorpar^ 
ticularmentere(HM«lo se baya iiecho defenido^estrnÜa «b^s c»- 
iéct4T|p obrrespendieniPS é funasytitpas; Consideradas íigeoc^ 
ralmenie las variedades (^nmienen ijaodíAoaclones^ de* teleta 

Digitized by VjOOQIC 



DE BBIÁHICA. 43 

¡ores*;) lUoresy sabores^dHnboflíows^ iiÚitten>,:í<nrDiBsv(y^^ 
bieo-deJa «omisieBCía y vellosidad ' ooya dhcrat inqMriaMia 
debe^sdrrraicaladav LosooloresieomuiiDieiite do eoo8tHuyeD4i*' 
fefeoc^ espécifioas, aQiM|ii6 sean traosmistbles^por Ja fíeotrar 
ekhiv (aiatequieroí que foéseo ios órganos idoiados de etlos; mé- 
recen ^ sin ení^bargo, ser atendidas las noanchas.de las hQ)as.i(de 
losihipericcaies y demás plantas en cpie seas indicio de la exSs- 
(enüade ¿rganas diBoibnenie risibles. La constaocáa del oolor 
glauo<> órreraenMHr de ios taUos y hqjfiBddie también ser iiota« 
da'^ y deberla- serlo igualmente A .edór de Jos péncalas y se^ 
Hiills^> asieoffio.el de las raices^ si;no variase demasiadoen al* 
gunos casos y circQBstaneias; vmdio sHts oonstante^ el color de 
kis j^gos propios suounistra un caráeter sufideiHe párademai^ 
ear una espame; finalmente respecto de tes florea eénvieae il^ 
Der presentes los limites dé la^ariedadide si eolofide .en eada 
espeeiev eowO' qtie. no pá*teÉécen ordinaríaBielite.B la ^misma 
una planta eilyas flores sean azules y otra qué las teaga^imari^ 
lias; lashayide este color que se vuélYjén verdes [medíante Ja 
4efieeaek)nv siendo éar»^t€fristieb<de algunas especies; pero isoh 
bre todo en; las phnlas celulares sirven los colores para la dist^ 
linbbn de lasiespeoiee. Los oloi^ y saborea w> lienep la tm* 
jMirianeiaifeearaotiénes espeoifioos, ánoscr^que ealén ligados 
á moififibaoioBes perecpiíbles de jla «striictura, y en: este caso 
pttedtti ser nhíindioití que conduzca á observarles. LasdinÉnt* 
sionesígeneralesdelas p]aBtas.|io eslablecendiferendia espetíi* 
cm^ y:SDlaii[)en(eel tamaño muy grande, ó muy pequeño en ter* 
renolértilv debenihaeer sospechar ique las plañías perlenecen é 
^tinta espede; pcroia diferencia en las dímenstoaes propon^ 
eíoaales'de los ói^ganos s^ele téner.nas valora y es eñ muchos 
eásoB suficiente para> eonstitiiir diversidad éspeeiáíca;. El púm^t 
ra de las parles oni^na dífereíioias cuya: importaneia;es muy 
vária>i sin aejar dé ser cierto generalmente qtie tlá» losiitaUosy 
ramos/ bcijas y Aoves nd ooii^tuye carácter esjieoifieo por Jo 
Bienos-tuandoino setratade témerinbs: extreme» ^6 de la funidad 
respeeto de alfalfe número; lo hace nías importante la oon^tan^ 
oia que ofrece en algmas eáso6, ólapoca vafiabiiidady de^ 
biéndoseiMei^ squi presente^ueestá crece con. el núineno' ab- 
soluto, y.sabido esjtambien que el reháivo vale más. Lastrfor^ 
mas'soó oiertameBie>flÉiy atendibles para la disitncioo 4e laé 
e^edos^ ^«Qnque no «eniffe ^ent igual grad^rr los pelosí y) les 
agujones ^povuejemplapódcán^ existir ea.um{másma:eapecie^ 
flñeirtniiqiié;hB'loraiaftdeiínos.yr0in)s>,«uaiid^^e^ son 
«nstentú; pémicoaía ladetadosilés^CgeDos né gedoral debe 

' Digitizedby VjOOQIC 



44 CURSO 

su iflÉportanoia á la disposicioii de los hacecillos vascufare»^ sé 
comprable que sin variar e^ puede hacerlo la £(»rma eatre li- 
mites DO poco distantes. Por fío, la consisieDcia y laYctte^bd 
dependen dema^ado de las circoostancias en. que se* haUan las 
plantas para darles un valor capaz de induiár á difeirenciavlas 



Pudieran, no distante, presentarse dos plantas y ser éiss^ 
dosa sn calificación de especie ó variedad, porque haya difi-^ 
cuitad en apreciar exactamente el valor de los ^^araotéres que 
las diferencian, y para salir de* dudas :en los cases oras difrcUe» 
proposo DecandóUe varios medios. £s menester averigoar si las 
diferencias son c(»nunes á mu^os individuos, débense ddtirar 
estos en diversos terrenos para ver si las pierden^ ¿importa 
recurrir á la siembra con el finí de experimentar si las mismas 
diferencias se conservan al través de una. ó mas geoeraciqnes; 
pero estos medios no son apKcables á las plántaselas ó éxóli- 
cas, respecto de* \9s eüales se hacen |)reciso8 otros distintos^ 
Hay que cerciorarse de si las díféfendas observadas dependeif 
ó no de disposiciones cpntradíeiorias en los órganos ó en los 
vasos; tiénese que investigar con cuidado si exjste alguiia dtfe^ 
reacia sensible en los ór^tios de la frhctifioadony que .soeieD 
ser los mefios variables; debe notarse la patria de dáñbás phur 
tas, porque de perteneder á países muy distantes se dédeciria 
la'im))bsibilidad de la hibridez; conviene también notar bs es- 
taciones de una y :otra, porque jle oreoer en muy diversas cir- 
ennslaoeiasx sq inferiría que ^tas fuesen origen de las difereo- 
cías; es muy coaduceiáe observar comparatisaménté Ja dura^ 
eioa; de;ls» plantas, sus época» de foliación, florescencia y ma-* 
d«rez> asi como la marc^ general de su vegetación; finalnen^ 
te es preciso no olvidar que unos mismos caracteres varían -de 
valor en femihas y géneros diferentes. La natural^a ño pre^ 
senta las espeéfes formadas y es popio de la inteligencia hnmá* 
ná el 'constituirlas, reuniendo W radividuná: semejantes ^e 
M puedan colocarse ^ he^esped^ eoMcidas, yconvmie te- 
ner présenle que en caso de duda perjudica menos el exeesq de 
especies, que la reunton dé' dosó mas jm una. 

Eljr^n^oes la colección délas espeeies que tícn^ entre 
si lina manifiesta semejanza :eb el conjunto de sus árganosl £1 
leáguage común nos ofi^ce asociadas dr esta manera diversas 
especies sin auxíBo de bt^áencia, porque no es menester cono-^ 
cerla paro a^par. las rosas ^ las -enemas ¿ los pinos., asi como 
otras nmcbas moitas ,. coyas semejanaas Teoonoeen las personas 
adeiios instruicns. Pero, está 'lejris de ser siempre Iq mísmoi, bth 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 45 

biefide con frecDeocía basUfnte difieulüwl eo. demarcar los juane- 
ros, p&rticcrlarpie 
sensible, y por ei 
i^guiente al grade 
casos, según que 
gon ia ifíiportanc 
firiéndolo á los d( 
thno sucede en I 
poco conocidas, | 
méple estudiadas, 
divisiones liietódi 
meros agregados 
ter común que la$ 
ciertos géneros c 
interinos; En cui 
que las especies f 
gé¿(ero6 éii caráct 
reunir especies g 
tan contrarias á I 
deben fundarse éi 
iré si los de tim 
equivalente, y di 
carácter haya sid 
tenga idéuticá im 
de eii tenderse res 
toque un mismo 
ellas, tti tampoco 
ta|pia no ofrezca 
senté que el cari 
que de éste emap 
pres(» con su habi 
que pah separar 
mérarfieute:fi}aTisí 
y en él conjurito 
en el hedió de ce 
rales de Isfs fami 
traza sean miiy p 
separarse en algu 
eliminar de cualc 
tituir una nueva 
guo género en olí 
dible en los casos 
uno inclinarse á ,, 



Digitized by VjOOQIC 



46 ^ . censo 

especies, que con «na sola> y tambioi mereee tomarse en caen-^ 
ta en casos igaalmenle dudosos el uso. recibido > para evitar. íih 
Hecesarios cambios de nomenclatura, que son consiguientes á. la 
(desmembración de las e^ecies destinadas á formar un género 
distinto del que antea las contuviese. Guando so» numerosos los 
géneros sie hacen en ellos díoé^tone^ á que suelen prestairse, shü 
que estas se designen cbn nombres particulares^ á oo ser euan-^ 
do se diferencian notablemente, constituyendo ma94»en ucokn 
nes ó sübgénereSs susceptibles á veces de ofrecer divisioiies. 
• .1^ familia es una colección de géneros que ^ asemejan 
macho entre si, viniendo á ser respecto de ellos to que respec^ 
to de las especies es el gm^ro^ Por esta razón esaplicaMei-las 
famiiias ú órdenes imlurales todo lo dicho acl[;rca de los gé-* 
ñeros, con la sola diferencia de tomaren considei^acionxaraoté- 
res de mayor importancia^ cual corresponde á divi^ones meXi>* 
dicas de grupos superiores; y en todas ellas por consiguiente 
ha de prqf urarse que ios caractc^s fundamentaos tengan QÓ 
valor igual ó poco diverso; pero debe atenderse menos á bi 
traza ó aparieágtá exterior^ que á la ^etria de las partes^ 
cuando ise trata de la formación de alguna familia* Háilas taa 
uáifortee^, que no pueden dividirse > así como otrai; presentan 
varios ^upos bástanle caracterizados para que sean admi^bies 
' y reciban nombres particulares, cual si fuesen familia^ menores 
subordinólas á una mayor, y taks divisiones se denomiü^n tri*- 
bus, pudiendo ser mas ó menos nuníierosas. En cuanto al nú- 
DMro degeneres que cada familiay cada tribu bajan de conten 
nery nada fijo puede establecerse , porque esto es necesuriameaile 
variable, como: dependiente de los caracteres capaces deaoer^r 
ó alejar las plantas en las clasificaciones. • 

^ Los diversos grados de asociación hasta aquí estudiados se 
hallan generalmente admitidos como indispensables en cualquie- 
ra de los métodos que se tienen por naturales, sean cu^e»fue^ 
ren tes diferencias que presenten los grupos superiores á las fa-* 
Ailias. Pero antes de examinar las diversas maneras de etilafiar- 
Jas y s^ubordinarla8> conviene poner aquí la escala de^eesdenAe 
de los grupos ya enumerados para que pueda formarse una ca-< 
bal idea de ella cm ta rapidez de una simple ojeada. . 

Familus. 

Tribus. 

GáKBROS* 

Secciones. 
Especies. 



Digitized by 



Google 



DE eOTÁHlCA. 47 

Razas. 

Variedades. 
^ Individuos. 

El enlace sistemático de las familias y su coordinación va- 
rían mucho «n las diversas clastfícaciones formadas después de 
la de Jussieu, aun cuando en lo esencial sometidas á iguales 
principios: las clases para algunos clasifícadores son grupos in- 
mediatos á las familias y subordinados á grupos superiores, 
mientras que para otros clasificadores las mismas otases 30a di- 
visiones primarias ó cuando menos secundarias del reino vege- 
tal y mediando varios grupos entre ellos y las familias; En la de- 
signación de los grupos que preceden ó siguen á. las clases se 
han empleado diferentes nombres, y hasta el de tribu, siendo- 
innecesario advertir que un mismo nombre, sin exceptuar los 
de clase y orden, no corresponde en todas las clasificaciones á 
grupo idéntico, ni de igual importancia tampoco: podrá for- 
marse idea de ello por la siguiente eaumeracioD de los grupos 
superiores á las familias conforme á varios autores. 

Clases primarias. \ 

Divisiones intermedias. ' . , 

« Clases secundarias (Jussieu). . 

Divisiones. 

Clases, . 

Subclases. - ' 

Cohortes (Decandolle, Teor. elem., 1819). 

Divisiones. ' 

. Clases., * ' ; 

Subclases (Decandolle Prodr.). 

Clases. 

Subclases. 

Divisiones. . 

.Óñicries'(Dumorlier) . 

Clases. .; •■■»'..: ••».'- 

Subclases. ' , 

Tribus. : \, 

Divisiones minléricfts(LiiKUey, 18^). 



Digitized by VjOO^IC 



48 GURM 

Clases. 

Subclases. 
Cohortes. 

Nixos (Lirtdley, 1833). 

Circuios. 
Clases. 

Órdenes (Horanmow). 

Clases. 

Divisiones numeradas ó marcadas con letras (Fries). 

» 

Qases. ' 

Cohortes (Martius). . 

Reglones. 
Secciones. 
Cohortes. 

Clases (Endiioher). 

Divisiones. 
. Ramificaciones. 
Series. 

Clases (Brongniart). ^ 

Clases. 

Subclases. 

• Alianzas (Lindley/ 1845). 

. ■ ■ • 

Ramificaciones. 
Divisiones. 

Subdivisiones. 
Secciones. 

Clases (Adr. Jussieu). 

Como quiera , no debe dudarse que la importancia de los 
caracteres ha de corresponder á la de cada grupo, ségim el lu~ 
gar mas ó menos altó que ocupa en la clasifieabion adoptada, 
sean cuales fueren los nombres que en ella se empleen para de- 
signar los diversos grados de asociación de las familias. Coordi- 
narlas y distribuirlas del modo mas metódico y conforme ^ la 
naturaleza en lo posible, es el problema que ha traitado de re- 
solverse al modificar repelidas veces la clasificaéión de Jussieu, 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁKICA. kÜ 

cuyo mémto e^té {^rkicipalmentd cifrado en e( a|^ii|ianHeiito de 
los géúGtiís é sea en te fómadoti^^la^ familias, me por eier- 
W eú lá base fondame^tal del niélbdo. t% nmmo Josáeu coídó 
de aptícar á fes femilias sdán^éficeí el eptlelo de n^iirales, dan- 
do » entemier ^ei tétala por sistétnátíca eu coordinacíoa , como 
wáiaderamenie* \o és hoy toda^^ á pesar nk Jad impoHmtes 
feformas tfoeise debe» á nnii^hos dfe bsni^s eminentes bo4átii* 
coSi Háse<^nsegmdb, no i^staote/ distribuir las familias en 

Srüpos naturales, dl^inguiéndose en ellaBartlíkig, Endiidter, 
rongniart y Lindley, quien ha tenida la CeHz ocorrenoia de 
aplicar el nombre áe alian%c^ á los grupos asi forniaifes y sis- 
lemátio^menie sometidos á otros superiores. Es de esperar que 
ios ulteriores progresos de la ciencia eonduoirán á «n grado ma- 
yor de pei^fecoton en la mapera de distribuir y coordinar las fa- 
milias; pero debe notarse que su colocación enserie linear, aun 
cuando cémodsí y necesaria, está muy lejos de ser natural. No 
hay rigorosamente en el reino vegetaí, ni tampoco en el ani- 
málvona cacteitói cuyos eslabones se sucedan unos á oíros, por- 
que existen, entre los vegetales, como en losanihiates, mulitpli- 
cadas/t'elaciones de seiíiejanza, pudíendo considerarse las plan- 
tas:, ó les grupos que forman, á diversfiís distancias^y cm con- 
t»:to pw varios puntos, como los territorios én un mapa geo- 
gráfico, según Ja ingeniosa comparación de Linneo. Forman una 
intrincada red todos los cuerpos orgánicos, si se prefiere expre- 
sarse como lo hace Roberío'Brown, usando un símil muy ade- 
cuado. Todavía se puede recurrir á la comparación , hecha por 
Adriano de Jussieu , que consiste (en' considerar las famitíasicomo 
i?ami£ de iin árbol grande, í.naéidasHlét ironoo coman j e»tre^ 
cruzadas de modo aue se tocan en diferentes puntos, confun- 
diéndos€( apapéntefhenfeitiiias con^ ótrÉs»^ iiipesar de isni mismo 
otígedví^'SÍMidoíjsu^eeptiblesid^.ramifioajr^e mas nienós^ f Jos 
rwíúoá naci<)os'de las>ramas'^u& fl^ranls^ fsfailiai^ áton iiepi*f4- 
sbatai^tes de los/0áiebbs, pydiénoRise hallao iinos( después* de 
otros; ó biíen Tatehos' acumulados á'casf igual (dtora, y de eHb 
rkstidta'6n'jel'{M'imer caso urias^ie y corél seguhdb 'un agrupo, 
«melificaciones diver¿as;iqáe frectMUeménás seibaietf^á la ves en 
una^mismá familia^; p^rono ffor eso dejade haber muchas /<i- 
milias por encadenamiento, porque existe la serie de los gé- 
neros y otras muchas familias por agrupamiento^ que son por 
cierto las roas naturales. 

Puesto que al, describir las familias y las» plantas compren- 
didas en ellas, se hace de todos modos necesario considerarlas 
en serie linear, habrá de empezarse esta serie dispuesta con el 

T. II. 4 

Digitized by VjOOQ le 



30 cuiuso 

grado posíUe ét exaciíiiid^ por las plañida mas perff^otaa ó por 
las*^pie lo son menos., tomaiido h per£eccioii m el remudo de 
msyoF Mffiéro y de (tiVeri$id0d do ór^üos, eoyo resultado sea 
una ipa& complicada organí^aci^ft, Jfis&iou ^mfe^ porla^pian^ 
tas mas sencillas eaminando sncestvamente baaia las mas eom^ 
pl^s, y esto en efei^o se ^aosalGda muy bien á la marcha de Ja 
4ttUHraleza; ipero no finé-adoptado por: todos loa atores, conten-.^ 
dose entre dios Deciaiidoile». qite prefirió, dar á eooocer prime* 
jamete las plantas cuya organi2acio9 ofrece mayor desenvpiti^ 
miento, eomo bs mas oi^iocídas y fáciles de estudiar^ dejando 
para d fin las criptógamas, siempre difíciles por la misma sen- 
cillez y mátoa semejanza de sus diminutos órganos. A pesar de 
dlo> hoy vodTen.á seguir las huellas de Jussieu varios boláoH 
eos eminentes, como se yerá al exponer sus respectivas clasi^ 
fioaciones: ^ 

Para constituir los diversos grupos de plantas, cuya eoor^ 
dinacion y enlace se acaba de examinar, hubieron 4e tomarse 
en 9uefita grados de semejaiK» oías ó menos intifiíao, según los 
grados de asociación; pero hay otras semejanzas insuficientes 
para originar la, formación de grupos^ y estas son h&afimáu- 
des que establece. el tránsito de un grupo á otro y las anqio^ 
gias que se notan entre plantas pertenecientes á grupos mny 
diferentes y. distantes. 

CAPITULO VI. 

cLAsiracÁGSON te A. L. db- Jüssísü, t iromciA cmcuifsrÁsrr- 

GIA»A BE LAS rOSlERiOEES FinOUpAS^ BM lOUALES PRIK(^OS; 

El Mtor deía jnÉpiMantisima obra publicada en 178&i0€ki 
el titido de ¿r«ntfra;»toi/áriH7»y dividió e^ispriiMeramentecM 
4^0130100 1» sus cAileddnfiSi «ipíQando en auenta después la au^ 
seneia 6 la presencia de l^ebnola» la soldaikira ó la Jiberlad de 
Itts pétalos ; la separacim de los sexos y la áhseccion dé bs es^^ 
tanÁces ó derla jeorokKfiOn respeeto;al^vario^ é.iguahnewte It 
umon^y separadion de tas anteras , llegando f^ á Ja fimñaíeton 
de quince clasési, como en seguida se nmifie^. ^ *> . 



Digitized by VjOOQIC 



DE 9Q7Á^|CA. 5| 

Gláte i>é la clasificación de A'. L. Jussieu. 

CLASES PRIMi#^4«^ ,.., Cf^Af^ Pfff^nOAMlAf- 



43 EpipeialiqL 
13 HipopetaUí^. 
U PeripetaHá: 

;onipreD4eQ l^ediata- 



m 








r,cayoji;iV(9frotolale8 


el 








[uese jiíi({li<^.M|aí, de- 


si 

Jussieu. A . ! 






ipleadoi^ PQf «^ misvo 




i . ' 




15. 


BromelÍ4^^ , 




CLASE I..,. 




16. 


Asphodeli. 


1. 


Fungi. ,,. , 


'V 


17. 


Narcissi. 


2. 


AlgCB. .,.^ y ■ 


í ' ' 


18. 


Irides, 


3. 

4. 


MUSCt. 






CLASE*::; 


5. 


F*híASi. i .. 




19. 


. MuscB. .\v,v<v 


6. 


Naiaaes. 


j::l • 


•20 
21. 


Orcntaes.' 




.•i- i 


22, 


Hy.4fíOGli(frf(jles. 


7. 


jlro»a«íp...,i .11 \ 


.r,3 : 




g» 


8. 
9. 






23^. 


CLASE 5. 


10. 


Gramii^,y,X' 


.^3 • 




'*»'tL\Aéfi^6'.- ' 




ci.As?'3'.V)> 


•i » ' 


24. 


Ekef^gm., 


11. 


PcUm^^...,\\, i 


1 'i 


25. 


Thymelew. 


12. 


Aí/>ar«iíí,v>v.v-«,\ 




26. 


Proteo^. ,v. 


13. 




.<:'» 


27. 


Lauru - \; 


14. 


f<- 


28. 


Polig9Wuv^ V 










Digitizedby Google 



52 


CURSO 




29. 


Atriplices. 




.CLASE 12.. 




CLASE 7. 


59. 


Ar altea;. 


W. 


Amaranfíii. 


60. 


VmbeUifemi. 


31. 


Plant agines. 




^- A •> 


32. 
33. 


Nmiagims, 
Plumbaginesi, 


61. 


CLASE 13. 

ñanunculaceíB. 




CLASE 8> * 


62. 
68. 


PapaveracecB. 
CrueifercB. 


34. 


Lysimachiw, 


64. 


Capparides. 


35. 


Pediculares. 


65. 


Sapindú 


36. 


Acanthi. 


66. 


Acera. 


n. 


Jasminew. 


67. 


MalpighicB. 


38. 


Yitices. 


68. 


Byperioa^ 


39. 


Labiatm. 


69. 


GuUifenjB. 


40. 


Scrophulےri(Jb, 


70. 


Aurantia. 


41. 


SolanecB. 


71. 


Melice. 


42. 


Búrraairie(t. 
Vonvmuli. 


72. 


Yites. 


43. 


73. 


' Geranio. 


44. 


Pdern&nia. . 


74. 


M(títaúece. 


45. 


Bignoniw. 


75. 


Mngnolite. 


46. 


Gentiatue. 


76. 


Anonm. 


47. 


Apocyfiem. 


77. 


Menispérma. 


48. 


Sapot€Bv ^ 


78. 


Berberides. 






79. 


Tiliacew. 




CLASE ^. 


80. 


Cisíi. 






81. 


RutacecB. > 


49. 


GuQfocanw. 


82. 


CaryophyüeCB^ 


50. 


ñhododeridm. 






51. 


EriccB. 




CLASE 14. 


52. 


Campanúhetfdt. ^ 




'. ' . • 




•■ ■''■''■ ' - • 


83. 


Sempermvw. 




CLASE 10. 


84. 


SaxifragcB. 




'*.'.'! 


85. 


Cacti 


53. 


Ciehoraceee. 


86. 


Portulaéew. 


54. 


Cyñarocephalte. . 


87. 


Fidóidete.' ' 


55, 


Corgmbiferw. 


88. 


Onagrmr -^ 






89. 


Myrtu^ 
jmlastomw. 




CLASE' 11. • ■'■• 


90: 




■ •■' ■ •..•■ 


91. 


Salicarim:^ ' ' 


56. 


Dipsaceee."" ■'} 


92. 


ñosacmJ' . ' 


57. 


RubiacetB: ' ' - 


93. 


Legumiüoáde.'^ 


58. 


Capri folia. • •'•' 


94. 


TerdnntíM^. ' 








Digitizedby Google 



9&. ñhamni. . 

CLASE 15. 
96^ Euphorbia^. 



DE BOTÁNICA. 53 

98. l/rítfíK. 

99. AmentacéíB^í. 
100. Conifera. 



La disposioioA sUlemálica de las famíliad ú érdeiM^ Batura-- 
les^.m ia dasificaciotí de Jussieu , se presta á criticas mas ó m<H 
B06 justas , q^ recaen príRCipahueDle sobre las» divisiooes fuu^ 
dadas^ en la íasereioii de Ibs estambres. £sla do es tao constaiile, 
eomo creia acpiel insigDevbotáiiico, y púedeo citarse ¿^etoplos 
repetidos de plantas muy afines , unas períginas é bipogínas 
otras., lo cual dá lugar á excepciones que contrariao: las bases 
de la distribución adoptada « y casos hay también en tpie es casi 
imposible la decisi(m por la e^ginia^ por Ja hifiogiaia, si no se 
recurre á la analogia , como lo confiesa el mismo Jussieu. En 
cuanto á las épiginas, es de advertir que no habiendo tomado 
en cuenta la inserción del disco ( el cual^ puede ser hipogioo, 
perigínonó eptgino ) , consideró entre otras eomo perigiaas é las 
^cáceas con ovario adbérente, y coflK> epíginas á lasi umbelí- 
feras , sí^mIo en todas ellas realmente epígino el disco ; pero 
hay familias donde los estambres soldados con el es4ilo h&sta mas 
arriba del punto ea que el cáliz se ve Ubre, parecen nacidos del 
ovario , y en éste concepto pueden tenerse por epiginos , mien- 
tras que no lo son rigorosamente en la mayor parte de las fa- 
milias que Jussieu colocó entre las epiginas. Aunque estas y 
otras objeciones no sean infundadas , siempre cpjeda el ^ande 
mérito ^e hdb&t coistituido las&oulias y oe haberse aproxima- 
do mucho á su buena disposición sistemática , dejando al tíem^ 
po y á los sucesivos adetentamientos la perfección de una obra 
en que no cesó de trabajar el mismo Jussieu por lo que toca á 
la organización de las familias, dando menos importancia á la 
parte ^stcsnática. 

Decandolle en 1805 aplicó el método* natural por primera 
vez á un grande conjunto de plantas indígenas , cuales son las 
pertenecientes á la Flora francesa; así como respecto de mu- 
chas exóticas lo hicieron primeramente Roberto Brown en 1810 
y Kuntb en 1815, describiendo el uno las plantas de Nueva- 
Holanda y el otro las equinocciales. En la Flora francesa mo- 
dificó Decandolle un poco la clasificación de Jussieu , transpor- 
tando las diclin^s á la cabeza de las apétalas , ó incompletas de 
que nacen parte , y colocando al fin las polipétalas hipoginas, de 
modo que se hallan después de las períginas; además, al divi- 
dir las dicotiledóneas según la ausencia , la soldadura y la li- 

Digitized by VjOOQIC 



54 €0AS9 

bertad de k» pétalos, y se^o la inserción de ios éétambree, 
formó clases, sin que asi Ib» llame, reservando la calificación 
de tales para las tres grandes divisiones del teihó vegetal. Ro- 
berto Brown^ en el Pródromo de la Flora á^^Numo^-Eolanday 
sigaió á Jussieu en cuanto k las familias « reconociéndolas casi 
tCMdss eomd oatoraies , j no asi so drapo^cíott' Terdadenmente 
artificisA en^muebapartey y á veces fuoAada en ¿adosos prín^' 
cipios, dedarindose mas díe aelMfdoroaii Do^aaciaQe. La mio^ 
cacion hedm pov Kunlh, al désoi^r los Nmtú9 féneros y e^ 
pedes de plantas e^infim!Í4Uétyt^> reámmk qwt tnriadó las 
didíine^ del fin al principio de iaBidicoCítedódeiá. - 

Insistiendo 6B perfeccJonar t|r disposician gdnéral de lasiá- 
mfliaa natarates, prenotó Deeandollé én 1818 ^ cómo bonse^ 
cnehcia de los prineipiofl desarrottodcis én biprimbra edioíoaáe 
su Teoría elemental la serie q«e entonces tavdporcbnveniestt 
estaMecer> queriendo «K^nfiN'mailse eb lo posible ¿la nátmfaleui 
y facilitar el estudio^ Coü' aIgMhs momcooRmes' que creyó 
preferibles > apareció en 1810 la sníán» serie en tasefjiHida éá\- 
cionde la Teoria^ donde hs dicotilechraeas están divididas en tt* 
laniiflbrasyoalieilorasi coroKIkir&syiiioiiociliHBideasydistribuj^ 
do lasialanrilfoPSBeft'Cuatro^sfaorteSy míedUrasqielas monoc^i^ 
ledóneas se hiUao divididas eo fisuienif amasy criptó0ainaá^ así ciih 
mo las acotiledóneas en ftdisíceaéyjÉlas, srtmdiaáMiala todo á 
la división príaiofdiaií*de'plpnCaffií 'vasculares, ó ostUedteea^b y^es" 
hilares ó acotiMóoevs* ^ Prodr4mns $ge6$matii iMrftira^f s^ 
qae et mismo I]fecaBdsile;coBUiuló ó pubUcar an^ 1824 , se apar* 
taeií algunas pormenores. de la indicada dasifiei»íooy y otro 
tanto stieede á Isi serie de iamílías qne se baila en ki edición 
postuma de Isv Teoría elemtíUal pubHcdda «n.ia44 por el'hqp 
dd aiilor.2 obto es qae sus «bimasy mas eiarborMias ideas sshr 
bre este panto^debe» bailarse én amibas obras; y tcoma por oCva 
parte boy el Prodromus es de uso indispensabhéy coAviesepre^ 
sentar aquí fa^clatede lacia^ficaeiopredtizada eo éL. 






Digitized by VjOOQIC 



PE BOEÁNlCA. 36 

€I/AY6 WA UL ÜLTntA CLASlPlGAaOlC M A* P. l)miA»VS>láM. 



ÍtMcotiledónea^ 
Exó¿énas. 
MendcotUedóneas 
d 



Y»lifmiflortt9« 
|fCiQroiíflor«5. 



/ Celulosas 

t ó' 



Eleogmas é 



Celulares. 

Et coaoeiflifeiiio deMf que sígnifilsifi ledo» les Boq^e&aq«i 
empleados por Decandolle, basta para formar idea de esia ola^ 
stficacÍM, p^rum tales noAibres tieneri en ella fars aeepdíones 
espl}oa<{tis «en la Or^Aografiá. Las eéhories establecidas en la 
sq^ndff edisi^ de la Ttoria elmtmiul ;^ fneron después siifirí- 
midas ñor et kmiñ^ autor > (fué lambiev hizo tai^iadoiies res-^ 
peclé de las eehifafes de ^ aaiigua clasHieaeieWy oomo m la 
presente se puede observar. Una de las cosas que más la diférea^ 
cimí ét la de Jossieu , es el haber eonfUA(d^ Deeaifdolle las 
(riantias ef»kgi0as y bs períginiB , qM" en efecto 'n^ pveden dis^ 
tiuoifsé ffciiméiite casi Dunéa , y diferencial notable tanibieves 
Iraéíer dispersado los diclines , qM el autor del Ú^néra pianito 
rum teiMa rennidifó mi la úHima de sus clases. También Aqoiles 
Richard en *stfs EhménkfÉ dt Betónim 7 en k» de Uisioriu 
natural médica , modificó algún tanto la clasificación dé Jus-^ 
sieu con el principal objeto de facilitar el conocimiento de las 
plantas, prescindiendo de la inserción de los estambres. En 
cuanto al número de las familias es innecesario advertir que 
por los descubrimientos y modificaciones hechas excede mucho 
al de ciento en los escritos sucesivos de los Decandolle, padre 
é hijo, y mas todavía en los posteriores de otros botánicos , lle- 
gando algunol á enumerar y caracterizar trescientas y tantas. 

Fué enunciada por Roberto Brown la idea de atender prin- 
cipaimeflte á la distribución de las familias en grupos verdade- 



Digitized by VjOOQIC 



56 «imso 

ramente naturales « ya que no sea quizá practicable una dispo- 
sición ceneral tan metódica como arregladla á la naturaleza ; y 
varios botánicos ban seguido la senda indicada por aquel gran- 
de maestro 9 llegando á resultados mas ó menos ventajosos. Es- 
tas asociaciones de familias se hallan designadas por tates botá- 
nicos con nombres diferentes^ cuales son los de clases , órde- 
denes^ nixos ó conatos , cohortes ^ alianzas. 

Agardh )de 1<^1 á 1826 se propuso dbtribufr todas las 
familias «» treinta y tres clases naturales subordinadas á nue- 
ve divisiones primarias ; pero en la formación de aquellas aten- 
dió á las afinidades susceptibles de sentirse , mas que k las- de- 
finibles, j á pesar del mérito propio de este método bajo ¡di- 
versos puntos de vista, nunca Uegó á ser aceptado. 

Períeb en 1826 y por sesuda vez en 1838, con las fami- 
lias en número de trescientas y treinta^ formó cuarenta y ocho 
órdenes equivalentes á clases naturales y y subordinados á 
nueve clases primarías, que consütuyeii un sistema general co- 
mo el formado por Decandolle, menos en cuanto á los nombres 
y al orden , puesto que Perlefo sigue el inverso. No habiendo 
arreglado Jos géneros conforme á su dasifieacion^ dejó de darle 
todo el interés que pudiera inspirar. 

Dumorttw en 1827 comenzó la publicación de una Fio- 
rula belga , distribuyendo las familias en veinte órdenes equi- 
vcdamíes adoses naturales ^ sometidos á tres clases pritnaris^ 
que denominó Estamwácia, PcUfnada y Fluidacia, con sus 
correspondientes subclases y divisiones anteriores á los inctica-' 
dos órdenes. 

Bartling en 1830 publicó -siis Ordines naturdes phnta-- 
rum, di$trtt)ttidos en seseí^ cjases naturales subordinadas á 
ocho divisiones principales, siendo este el primer trabajo ex- 
tenso y detallado que se ha hecho con el propósito de asociar 
naturalmente las familias, ú órdenes naturales; ennároero de 
doscientas euareola y cinco ; pero. aquí van á indicarse las cla- 
ses solamente. 



Digitized by VjOOQIC 



IV \'; 



BE KnVkRIGA. 



51 



* '\ C?, AVE. BE ¿A CLARIFICACIÓN ¿E'BaRTLING. 



;, . . ! i)'i\ -.'i r¡n. •, • 

'*■• • (Hetcronéíni 

es < 



- i ■') !••» :•• I- 



• . /.I 



Vascula-y 



L FaiieriOB¿r.y 
micas. 



II 11 */ ^M. ; 






60. Calo/i^fta. , 



Digitized by 



Google 



S8^ como 

Liodley eo 1830 modificó la clasificación de Üecandoüe, 
varíáodola un poca por la adición de subdivisiones ^ que llamó 
tribus, y antepuso á las familias; Hess, en 1832, hizo también 
algunos cambios en la clasificación de Decandolle, con el prin- 

"" uitz, en el mismo- 
)ecañdplle, impri- 
I la nuelá dosifica- 
jciferos , y por ha- 
grupos que dispu- 

guir las. huellas de 
s familias ó grupos 
^^9 siendo x^inco las 
)spermas; 2. Éitó- 
izanteas; 5. Ese- 
)nal de llgunas fo- 
nos grupos prima- 
rlo áfe observa aquí 
y de las rizánteas, 
as, taxtneas y equi' 
*eunen las raflesiá- 
En lósanos 1836, 
sucesivas modifica- 
itre otras cosas que 
ible de alianxa, y 
la terminación en 
ms, la en ales para 
iores. En el lugar 
e dará á conocer la 
3 , como la mas im- 

HoN^fiíiñ^ en 1834 dividió el reino vegetal en cuatro cir- 
culo» y y omK mío de ellos en clases muy desiguales que com- 
prended loá órdenes, debiendo advertirse que en el reino vege- 
tal noK4ífA't!d I6s hongos ni las algas, á imitación de otros na- 
turales^ alemanes; formando el reino panicular de los fitozoos, 
de indd[(í:^i£ft< según Horaninow, el mundo orgánico se compone 
de vegétafe,* fitozoos , animales y el hombre. En 1843 insistió 
el autor >tii s€is ideas con algunas modificaciones en los porme- 
nores,^ '^^lé^étó el número de órdenes, que asi denominó las 
alianzas" ,, tlíétn^bles la terminación en ñstra^ como Bufas- 
fra^ ete^.^'-t-"^ '*.« 

Frie's en 1835 aplicó á la Flora total de las provincias 



Digitized by 



Google 



DE sorrluiGA. 99 

suecas una clasificacioo natural dísjjkíesta conforme á ideas pro- 
pias, sosteniendo , entre otras cosas, set nía» e^Oiiliable qoie se 



jfo* , algas y hongos. 

Martiu^ en el mismo añ# de 1835 publica «n afrásci|l« para 
dar á conocer una nueva clasiñcacion, cuyas cohortes y eqni*^ 
vafentes á das^s .nutumUs^y están oava^epi|UHhS'P^'4. (tuto, 
en términos dehab^r usado el ^utor comci fyigcafe to^xproaiiM 
de «las Goqoc^reis por su fruto.» Las dos grande^ dívisioneB 
que adopta j^ son las de vegetaeio^primitim/ qu^«brai(a lodaí^ 
las. plantas amenos los hongos « y la 4e vegetación ^^¿un4(ifi^ 
c^nstiti^da por eUos; uip y otra distpiil^id^s^ ela^^iaeieom^ 
pjrenden generalmente subotoses, y entA^ series b^jolas^^nalaíl 
se, hallan jas cobbrtes enr.qu^i e4ipQ;eolocadas Is^ pfHrnfsyioüHMaa^ 
les familias; pero como eslaf oki^i^eioo. w hi¿ ad^f iftda^'tís 
innecesario entrar en pormenores^.' . i . mi ?\\ 

Bromhead en 1836 y años sucesivos se propuso llegar 
por inducción á establecer una continua serie de alianzas , co-« 
menzando con las algas y concluyendo por los hongos , é iguala 
mente en las alianzas trató de disponer las familias en contisua 
sucesión, de modo que cada una de ellas se halla entre las dos 
mas afines, ^si resultó un sistema cuyo aspecto' es el de dos li--* 
nages paralelos reunidos por las rizan teas, y que presentan su-^ 
cesivamente á igual distancia del principio análogas aliaiuias, 
como lasn'osales y fabijiles , las borraginales y lamíales, etc» La 
enumeración de fas alianzas dar% una idea de tal clasificación^ 
cuyos pormenores exigirían demasiado espacio, 

Digitized by VjOOQIC 



60 



GUASO 



LIBAfiS PE LAS ALGAS. 

A. Nostocales. 

B. Focales, rodomélales, 
vivales, cárales, osmancfailes. 

C. Efedrales, miriealés, ul- 
males, pipera!^, haloragaíes^ 
^loterales, mirtales, rosales, 
saxifragátes , : cucartritáles, 
portnkucdles , iieenopodiales, 

E[)ieiiioniales> borrasÍTiaies, so- 
líales, généii pocina- 
les, cinconali macales, 
cornales, gen lístales» 
brasicales, nkiieates , aristolé- 
qróles. 

ce. Alismales , restkles, 
agrostidales^ cocoales^ tifeles. 

QCC. CHtnales. 



UKAGK DE h06 BONG OS, 

A. Mucorales. 

B. Auricularmies, licoper- 
diales , asnéales ,' jungerma- 
niales^ Hcopodiales. 

-€. Gupresales , betulates, 
raíBnales, etrftírbiales, cociila- 
les, hipericales^ líiDoniales,fa- 
bales^ tibiales, pasiflorales, ho- 
maliales, eleagaales, acámales, 
iafliiales, linanlales , ericales, 
campabufales , asterales ,'dip- 
jacales, mirsinales, rutales, 
mahales, laoralies^ magnolia- 
fes , memspermaies. 

ce. Asparagales,juncales, 
orquidales, dngiberales, nar- 
cisales. 

CCC. CUinales. 



EjkHieher desde 1836 hasta 1840 dio á hiz un Genera plan- 
tarum , soslitayéndolo dignamente al de Jnssieu, ya incomple- 
to, y al hacerlo formó ana naeya clasificación qne en macha 
{)arte depende de consideraciones meramente teóricas ^ siendo 
por esto algo difícil, y tamUen por la manera como están ca- 
racterizadas las sesenta y ana vlastfs netinrales en que se hallan 
inmediatamente comprendids» las familias en número de dos- 
cientas ochenta y tres, añadiendo las fósiles. Cbs grapos supe- 
rior^ á las clases tienen nombres diferentes de los comunmente 
usados , como en seguida se ve. 



Digitized by VjOOQIC 



Plantas. 



5*212 2. ? 
» g o 2I 




?3 









g 

5 



,^'— . 




^ 


kO ^ 




S 


^^ 







•^^ 




í>« 


^ Q 




•^N^ 


<« St 







« • 


r^ 




<* 




*^ 




w 


Q> 




M 






Digitized by VjOOQIC 



Digitized by 



Google 



VE BOTÁNICA. 61 

Además del Genera plantarum publicó Efidlicher un i?i}-. 
chiridion^ donde se halla» los caracteres 4c las clases y órde- 
nes naturales ó sea familias , con la simple indicación de los gé- 
neros correspondientes 9 y en una obra elemental que escrwió 
posteriormente con la ayuda de Uuger, están enumeradas las 
mismas familias que aqui se trasladan^ advirliendo que su nu- 
meración no se halla del todo conforme con la del Genera^ por 
el aumento de algunas y por otras pequ^as modificaciones. 



CLASE 1. 

1 . Diatomaceae. 

2. Nostochinae. 

3. Confervaceae. 

4. Characeae. 

5. Ulvaceae. 

6. Floridae, 

7. Fucaceae. 

tLASE 2. 

8. Coniotkalami. 

9. Idiothalami, 
10; Gasterothalami. 

1 1 . Hymenothalami. 

CLASE 3. 

12. Gymnomgeeíes. 

13. Éyphomycetes. 

14. Gasteromycetes. 
15.- Pirenomycetesi. 
16. Hymenomycetes. 

CLASE 4. 

V¡. Ricciaceae. 

18. Anthoceroteae. 

19. Targioniacme. 

20. Marchantiaceae. 

21. Jungermanniaceae. 

GLAS£ 5. 

22. Andrceaceae. 

23. Sphagnaceae^ 
24; Bryaceae. 



CLASE 6. 

25. Equisetáceas^ 

26. Calamiteae (fósiles) . 

CLASE 7. 

27. Polypodiaeeae. 

28. Humenophyileae. 

29. Gleicheniaceae. 

30. Schizwaceae. 

31. ' Osmundaceae. 

32. Marattiaceae. 

33. Ophiogloseae. 

34. Caulopterides (fósi- 

les). 

35. Psaranieae (fósiles). 

CLASE 8. 

36. Salviniaceae. 
37 Marsilieaceae. 

CLASE '9. 

38. Isoeteae. 

39. ,Stígmarieae( fósiles). 

40. Lycopodiaceae. 

41. Lepidodendreae (fó- 

siles). 

CLASE 10. 

42. Cycadeaceae. 

CLASE 11. 

43. Balamphor^ae. 

44. Cytinme^ 



Digitized by Vj'OOQIC 



45. ñafflesiaceae. 

CLASE 12. 

46. Gramineae. 

47. Cyperaceae. 

CLAS» 13. 

48. Cenirdepiime. 

49. Resiiateae. 

50. Eriocauloneae.' 

51. ^ Xyrideae. 

52. Cammelynaceae. 

CLASE 14. 

53. Alismaceae. 

54. BuMnaceae. 

C3.ASE 15. 

55. Jnpcaoeae. 

56. Phylédreae. 

57. Melantka^eae. 

58. Poniederaeeae. 
591 liliáceas. 

60. Smüaceae. 

CLASE 16. 

61. DiúSúúnat. 

62. . Taccaeeae. 

CLASE 17. 

^. Bydroeharidme. 

64. Bnrmanniueeae. 

65. hidem. 

66. Hmmodoraeeae. 

67. Hypoxideae. 

68. Amarillydeae. 

69. Brómdiaeeae: 

cíkSÉ: 18. 

70. Orekfdem. 

71. Ápostúgiae. 



CVBSO 



CLASE 19. 

72. Zingiberáceas. 

73. Cammeeae. 

74. Musacéae. 

qLASE 20. 

75. Najadeae. 

CLASE 21. 

76. Aroideae. 

77. Thyphaceae. 

78. Pamaneae. 

CLASE 22. 

79. Palmae. 

CLASE 23. 

80. Cupressineae. 

81. Abtetineae. 

82. Taxineae. 

83. Gnetaceae. 

CLASE 24. 

84. Ckloranthaceae. 

85. Piperacéae. 

86. Saurureae. 

CLASE 25. 

87. CeratophpUeáe. 

88. CaUitricmneae. 

89. Podostemmeae. 

CLASE 26 

90. Camarineae. 

91. Myriceae. 

92. Beíulaceae. 

93. Cupuliferae. 

94. Ulmaceae. 

95. Celtideae. 

96. Moreae. 

97. Arft)t?drpe»e. 

98. Urtioúeme: 



Digitized by VjOOQIC 



99, 


DE Bel 


ASICA. 

130. 


63 
StyliéitM. I 


100. 


AntidemL0m\i ^ 




^ ' •>*! 


101. 


Plataneae. 




CLASE, 33. ; ;; 


102. 


Balsamiflíiae, 


131. 


Rubiaceae. 


103. 


SaUcmm^s - > " 


132. 


Lonicereae. 


104. 


LamUmeae. 




CLASE 34. , ; 




.(C|,^^e37t„ >/.*Í 


133. 


Jasminsaei ••' 


105. 


Chenópodeae.' * 


134. 


Boliparieae. 


106. 


Amaranthaeeae. 


135. 


OUaceael 


107. 


Polyfonetie. 


136. 


Loffanitíceae. ' 


108. 


Nictagineae. ^ 


137. 


Apoejfnaeeae^ 




CLASE 2^;^ .\' _.'..; 


138. 
139. 


Asclepiadeae. 
Gentinntae. - • ' 


109. 


Moñimiaeme.' 




CLASE 35. * 


110. 


Laurineae.^ - 




111. 


Gyrocarpme^K 


140. 


LaUatae. 


112. 


Santalaceae. 


141. 


YerbfnQd^e. 


113. 


Daphnoideais. 


142. 


Stilbineaé. 


114. 


Aquilarineae* a>^ 


143. 


GkMarimme* 


115. 


144. 


SMmgiüe^e. 


116. 


Penwaeéae. v^ * ';y; 


145. 


Mymorimae. 
Cordiaceae, 


117. 


Proteacme, 


146. 




CLASE 29. ' 


147. 


AsperifoUáe. 


118. 


Aristolbcfíieae. 




' '■! <m^M'^}, ' -' 


119. 


N^ipe^tbetíe.. : *- 


148. 


Cm%)eléMlao4ne. i 




CLASE 30!i. C n.r 


149. 


PolewmÍ0t0ae. '> < 


120. 


150. 
151. 




121. 


Plumbaaineae. 


152. 






CI,A§E,^31,,j , ;í^ 






122. 


YetemaíMrttí?. V- ; .. 


153. 


Scrppkfi^Kineae. 


123. 


Bifmstae.^. Ti: 


154. 


Acántmceáe. * 


124. 


CompmiUtñi \ '^'- 


155. 


BigmmMemy '-^ 


125. 


Calycereae. 


156. 


GesmrúQeae^ ^'^ • 




^, CLAS^,^^2. ,; ^.,-,. 


157. 
158, 




126. 


JRrunoiwafiíW^^ tí: 


159. 


í/^íft<?«rforiái». '^^ 


127. 


^o^t^miÁc^e^V <í!l 




"< <BA , 


128. 


IjoMiaoMft^ V H i'jí . 




CLASE 88. 


129. 


. Í7iwtt;«i»tftetólíe. :: i; 


160. 


P$^H»ídñefm^,t íí 




V 




Digitizedby Google 



64 


•' ><'CÜ180 '« 




161. 


Myrsineáe. 


192. 


CwMivnv* 


162. 


Sapoíaceae. 


193. 




163. 


Ehénacéae. 




-«.' . ' 1 


164. 


Styrmme^ * » 




CLASE 4p. ^ 


• 


. CLASE 39. 


194. 


CisUneáe. 




195. 


Draseraceae. 


165. 


Epacrideae. 
Ericaeeae. » 


196. 


Yiolarieae, 


166. 


197. 


Samngesieue. 




CLASE 40. 


198. 


Franhenimeae. 




199. 


Tnrn$ír4fííeae. 


167. 


Umbeliiferae. . 


200. 


Samydéae. . 


168. 


Araliaeeae. 


201. 


Bixaceae. 


169. 


Ampeiideae. 


202- 


Eomalineáe. 


170. 


Comme. 


203. 


Passifloreae. 


171. 


. Loranthaceae. 


204. 


Medesherbiaeeae. 


172. 


Hamamelideae. 


205. 


Loasme. 


173. 


Bruniaceae, 


206. 


Papayaceas. - 




CLASE 41. 




CLASE 46. . • 


174. 


Crctsnlacéae. 


207. 


Nandhirobeae. 


175. 


Saxifragaceae. 


208. 


Cncftrbitaeme . . 


176. 


Rihtiiaceae. 


209. 


Begoniaeeae. *- 




CLASE 42. . , 


210. 


CLASE 47. . 

Cacteae. 


177. 


Menispermaceae. 




, CLASE. 48. / 


178. 


Lardizabaleae. 




179. 


Jtfyristiceae. 


211. 


Mesembtyamdhemeué.^ 


180. 


.Anomáceae. « t 


212. 


Poriulaceae. 


181. 
182. 

183. 


Muanoliaeéae* 


213. 
214. 


Caryophyñéae. 
PkyioíBeeaeeúe. • . 

CLASE 49. 


184. 


ñanunculaceae. • 




185. 


Berberidtae. 


215. 


Mahaceaé. 


• 


¿LASE 43. . ■'- 


216. 
217. 


Stertmliáoeáel 
Butfneriaeceae. 


186. 


Piip(wemeeae\ 


218. 


Tiltaeeae. ^ 


187. 


Crudferae. 




- ' ' * "* 


188. 


Capparideáe.' 




CLASE 50. . 


189. 


Reimaceae. . ^ ' 


219. 


Dipterócarpeae. 


190. 


Datüceoe.^ .^ * = 


220. 


CMmuaeeae. 




CItASB44- 


221. 
.222. 


T^msírmniacífae 
Clmiaceae. 


191, 


Nylfiphéacea^\ ' t: 


223. 


JUarsyratiaeeaf. 

DigitizedbyGoOQle 



2U* 
225. 



227. 



228. 



230. 
231. 
232. 



233. 
234. 
235. 
236. 
237. 



238. 
239. 



240. 
241. 
242. 
243. 
244. 
245. 
246. 



247. 
248, 
24&. 



250. 
251. 
252. 



Hfpmeineae. 
Etatíneae. 
ñeammuriaceae, 
Tamuriscinme. 

CLASE 51. 

Humiriaceae. 
Olaeineae. 
Aurantiaoeae. 
Meliaeeae. 
Cedrelaceae. , 

. CLASE 52. 

Acerineae. 

Malpighiúcme. 

Erythroxyleae. 

Sapindacea^. 

Rhizoholeae. 

CLASE 53. 

Tremandreae. 
Polygáleae. 

CLASE 54. 

Pittosporeae. 

Staphyleaceae. 

Ceíastrineae. 



liictneae. 

Rhamnene. 

Chailleiiaeeae. 

CLASE 55. 

Empetreae. 

StackAausiaceae. 

Euphorbiúceae. 

CLASE 56. 

Jügiandleae. 

Anacardimeae^ 

Burseraceae. 



tm BOTÁNICA. 

253. Connaracúae. 

254. OcknaeiBae. 
255- Simarubaceae. 

256. Zcmthaxyleae. 

257. Diosmeae. 

258. Rutaceae. 

259. ZyffophyUeae. 

CLASE 57. 

260. Geraniaeeñe, 

261. Unme. 

262. Owalideae. 

263. Balfomineae. 

264. Tropaedme. 

265. Umnantheae 

CLA3E 58. 

266. Vochvsiaceae. 

267. Comoretaceae. 

268. Alangieae. 

269. Rhizaphoreae. * 

270. Philadelpheae, 

271. OEnothereae. 

272. fíalorageae, 

273. lythrarieae. 

CLASE 59. 

274." Melastomaceae. 

275. Myrtiujeae. 

CLASE 60. 

276. Pomaceae. 

277. Calyeantheae. 

278. Roioeeae. 

279. Amygdtdeae. 
280.. CryBobülñmñe. 

CLASE 61. 

281. Papitíonaceae. 

282. Swartzieae. 

283. Mimá&éae. 



65 



T. II. 



Digitized by VjOOQIC 



66 . fixm». < 

BaskeriiiUe ea 1839 y ^Tvauvetier en lb8it^4ierM é coM^ 
cer algunos peosaattentos ^j^ies sobre la c\96^í^m(^ de bs 
plantas, sin haber ejercido fiotable influjo en Ias\iéiii0fnas^^ 
neralizadas entre los botánicos , ni tampoco taa.obn«ide aqQ^ 
líos son de las que por su grmide importancia obli^n á estu- 
diar con esmero los principios en que se fundan. 

Meisner desde 1896 bafiíai 1843 dio á lus también su Pkm- 
tarum vascularíüm genem, que comenzó á dispoaerseguA fai 
clasificación observada p<»r Decandolle en el Prodro^ius, ta 
cual hubo de modificar el litemo Meisner , después dé adelan- 
tada su obra , reoraodendo lo ventajo^ de rewir inmediata- 
mente las familia^ en elasMSimUurales ^ realizándolo como se 
va á indicar eonfomeá sus últimas ideas, y en viáa del Cons- 
pectus dia^$MtÍ€Hs que aSadtó al trabajo total ^ alteraado al|B( 
por consiguiente ia namerafeion primitiva de las femilías. 



CLASIFICACIÓN DE MEISNER. 
A. PLANTAS VASCULARES. 

\y \- L DlCatlLEDÓNEAS. ! 

f DipiQclamideas. 
' * Dialipetatas ó Polipétalas. 

;. L T4|^AMIFL0RAS, 



CLASE 1. I^OLIGARPIEAS. 

1 . Ranuncuiaceae. 

2. DiUetíitmae. ] 

3. MagnoUaeeat. 

4. AnoMte^á^^ \ . 

5. MenispepiMieeae, 

6. Berbefridaceae. 

CLASE 2. SUÍWOIPRAS. 

7. Nelumbeneae. 

8. HydropelHdeae. 

9. NympncBaceae. 
10. Sarraceniaceae. 



CLASE 3, READEAS. . 

11. Papaveraceae. 

12. Fumariaceáe. 

13. Crnciferáe^ 

14. Capparidñoe: 

15. Reteiñctat. • 

CLASE 4.' P(».IAA1INAS. 

16. Tremañdr^at. . k 

17. P^pfúieaey 

■> .f '- ,' ^ 

CLASE 5. PARIETALES. 

18. Pittosporeae. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BtmímcA. 



ÍT 



19. Frankeniaceae. 

20. Tamariscineae.^ j- ;• - a^ i 

21. Podostemeae. . 

22. Droieraeme. 

23. W<íifa*^'«¿¡p^iWu > 

24. CiUimm^^yv ' 

25. Bixtueeáe. 

26x SamydMe v 

27. Hamalineae.' * 

*>' '" , > • 

CLASB^O; ;(UKI0FILINA3* ' 

28^ ; Cttffophvlleae. .. 

29. Scleraniheae. * 

30. Paronvehime.^ » 

31. Poríuwk>fiae4 V 

32. Elatónéae^w Xx .-m. 

CLASE 3v ^GO)[:ÓkNlFkRAS|^ ) 

33. Midvúceae. i- 

34. BuUneriaceae. 

35. SUHiilimme^ . üx ) i 

36. Tüiaeé^^, 



Ji'íí 



CLASE 8. CAMimO^lLASr - ; 

37. Dipte^^iharpei». J>n 

38. CnlcBíiaceae. 

39. Ternstroemtaceae. 

40. Gnttiferae. 

41. Marcgraviaceae^. i j. 

42. Hvpericineae. 

43. ñnizoboleae. ...i\i: 



cfcASE 9. HAliMI^ttlNAS^r. ! 



! i 



'.V'^-.^Uj \ 



44. Hlppmktí^t^. .: : 

45. Sapindaceáe. 

46* f MaipfgMMcei^. sr-.i a • 
47^ Aeerineae. 



48. Erythroxyleae. 
■ 49. '^Hippocrateaceae. 

50. Coriarieae. 

CLASE 10.* tíESI^gRlDÉS. 

.' \ ♦ • • 

51. HumiriBceete. 

52. Olacineae. 
53.' Métioideae. 

54. iiuranliiietiif.* 

55. 4mtp^'¿<í«<Ki ^ 

CLASE íl. GRUINACES. 

• ' I ■ •'■■.* . -..t , 

56. j&erunúufeae. 

57. Lineae. . 

58. Oxaiid^ae • 

59. Ledeearpeae. 

60. . «FM)fVifMicea^:V . ,r 

61. Balsamineae. 

62. TropcBoleae. 

CLASE 12. aWTÁGlíAS. ; 

63. Zygophyllaceae. 

64. Ruteae* 

65. DiosmeMé » \ 

66. Zánthoxylaceae. 

68. Ochnace^. '\ 
? Pittosporeae. 

CLASE 13. TEREBINTÁCEAS. 

69. Juglandeae. 

70. Amyrideae. 

72; Spondiúfieae, ■} . í ; 

73. iVJPur^roírea^- A Sií 

74. .Ci9^«;N>raA^a¡?» > . : : ■ 



'^y JA.I' 






Digitized by VjOOQIC 



68 



CUKSO 



U. Caligifloras. 



CLASE 14. UEftDMlMOSAS. 

75. Leguminosae verae. 

76. Moringeae. 

CLASE 15. ROSIFLOBAS. 

77. Rosacetíe. 

78. Calycantheae» 

79. Myrtineae. 

CLASE 16, CALIGANTEMA'S. 

80. MelasUmmútOfi. 

81. Lythrarieae. 

82. Onagraeeae. 

83. Combretaceiae. 

84. Bhizopkoraceae. 

85. Yoehynieae. 

CLASE 17. CORNlCtTLADAS 

86. Samfmgaeeae. 

87. Crassulaceae. 
88.- Suriimeafí. 

89. Erancoacmei 

90. Ficoidewe. 

CLASE l8,JPQB0KÍrBEAS. 

91. Papayaeme. 



92. rtim^a^^a^. 

93. Malesherbiaceae. 

94. Passifloriadeae. 

95. Bilmsieae. 

96. Loaseae. 

97. Gros^ularíieae. 

98. Cacteae. 

99. Cncurbitaceae. 

CIJkSE 19. FRANGITLÁCEAS. 

100. C^áattfinme. 

101. Rhanmme. 

102. Bruniíxceae. y 

103. Aauilarineae. 
,104. Chaüieti4icea€. 

CLASE 20. ÜMBKLIFLORA&. 

105. HúmmneUdme. * 

106. Umielliftrae. . 

107. Ardiaceae. 

108. Comeae. 

109. Alangteae. 

110. LofwUkoMie. 



** MoQopetalas. 
B. Fruto inferior. 



CLASE 21^ BUBLACIffiAS. 

111. Ruiiúceae. * 

112. Ly^edysódeúceae. 

113. ^Caprifolimeue. 

CLASE 22. AGREGADAS. 

114. Yalerianeae. 



115. Bipt^emi. 

116. Compositae. 

117. Cdyterme/ 

CLASE 28¿ €AimU«ÜLlNEAS 

118. Stylideae. 

119. Brunoniaceae. 



Digitized by VjOOQIC 



DB BOTÁNICA. 69 

120. Goodeniaceae* | 122. Campanulaceae. 

121. Lobeliaceae. \ 123. Pongatiea0. 

b. Fruto superior. 



CLASE 24. ERICINEAS.^ 

124. Yaccinieae. 

125. Ericac^ae. 

126. Monotrópeae. 

127. Épaerideae. 

CLASE 25. LIGUSTRINAS. 

128. ColumeUiaceae. 

129. Bolivariaceae. 

130. Jasmineae. 

131. Oleaceaé. 

CLASE 26. PLANTAGOIDBAS. 

132. PlíMiUaffineae. 

133. Plumbagineae. 

134. Sal^adoraceae. 

CLASE 27. PETALANTAS. 

135. Prifnulaceae. 

136. Myrsineae. 

CLASE 28. ESTlBiaNBA^. 

137. Styraceae. 

138. Ebenaeeae. ^ 

139. Sapoteas. 

140. Aquifoliaceae. 

CLASE 29. CONT<mTAS. 

?141. Rouiselíceae. 

142. loganiaceae^ 

? 143. Gentianaceae. 

144. Apacynaceae. 

145. Aéelepiadeae. 



CLASE 30. TUBIFLOEAS. 

146. CnscHíeae. 

147 Diapensiaceae. 

? 148. Beíziaceae. 

149; Polenwniaceae, 

150. Eydr oleaceaé. 

151. Éydrophylleae. 

152. Convolvulaceae. 

153. Solanaceae. 

154. Nolanaceae. 

155. Erycibeae. 

156. Cordiaceae. 

157. Ehretiaceae. 

158. Borragineae. 

CLASE 31 . LABL4T1FL0RAS. 

159. Labiatae. 

160. Fer6ef}ac^(if. 
lol. Acanthaceae. 

162. Pedaliaceae. 

163. Bignoniaceae. 

164. Cyrtandraceáe. 

165. Gesneríaceae. 

166. Scrophularineae. 

167. Stilbineae. 

168. Myoporineae. 

169. Selagineae. * 

170. Orobancheae. 

171. Utricularieae. 

172. Globularieae. 



Digitized by VjOOQIC 



70 



ۆB$0- 

tt Monoclamideas. 



CLASE 32. OLERÁCEAS,^ 

173. Petiveriaceae. 

174. .,.P,QljfgQna&Mei 

175. Ertogoneae. 

176. Nmagineae. 

177. Chmapoáiaceae. 1 1 

178. AíMranthaceae. • - 

179. Phjftolaceae. 

CLASE 33. DAFiroÍDEAii; . 

180. Moniimfaé: 

181 . Af AtfrQ#;9érmeae;< 

182. Laurine&tJ 

183. Gyroearptée. 

184. Grubbiaceaó. 

185. Ny$$Beeae.: 
Í86. JBelvipgiaoiw. 
19H. Santalaceae. 

188. ÁntMMeae. 

189. Phalerieae. 

190. Aquilarineoe. •*' 

191. Thymel^ae.' 

192. Bernúndiea^. /• . 

193. Prateaceofi. 

194. PewMQCfia^' 

195. • Elec^nem^ ,o^ 

196. MyrisUefifiCex < ^ 

CLASE 34. SERPE^XARtAá*- 

197. Aristolochiacea^. , 

198. iVepentheite^ 

? SarfOGennidae. > 

CLASE 35. TRICCÍCAS. . 

199. Begoniaceae. 

200. Euphorbiacéae. 

201. Stackhousiaceat. 

202. Emp€trHi€. 



CLASE 36. JÜLIFLORAS. 

• 

203. Cupuliferae. 

204. Gnnneraceae. 

205. CymmrambMe,.' 

206. Garrgacéae. 

207. .IMisCtae. 

208. Pntr€tnfiveae. 
•209. Foresttereae. 

210. Scepaceae. 

?211. Béimhmttcme. 

212. Laeistevume. • 

213. Bahamifiube. 

214. Platmem. « 

215. AnUdesmeae- 

216. Salieineae. 

217. Mutidp0e. 

218. CeUideae. 

219. ürtimeae. 

220. Moreae. 

221; Artoearpeae. --'- 

222. Trewia€Me\ 

223. Cannabineúe. . ' 

224. Betulaceae. 
225.* ülmattae,' ' • 

226. MpiPÍ<m^^r > 

227. ^a^mi^ineaf. ; 

CLASE 3t; tlPBRÍNAá^, ' 

228. Clorantheáe. 
229i 'P^etáceaé.'^'- 

230. áTwf w«4i^v - 

CLASE 38. CpHÍFÉRAS:^ 

231. ti^n^loi'érakj. I íí: 

232. (74(|ir,*¿¿<n¿í^. . : 

233. Abietineae-. 

234. Taxineae. 

235. Cycadeae. 



Digitized by VjOOQIC 



DE D0TA7Í1GA. 



71 



ni. . MaNOCOniLEDéNEAS. 



CLASE 39. RIZANTEAS. 

236. Bidmoforeéi. 

237. Cylineae. 

238. ^fí<t^ai€»$a¿i ^ 

CLASE 40. E^PADigtf¡'LORA?. 

23». Palina$i 

240« Pündúñaceae. 

241. Typhúceae. « 

242. Aroideae. i ^ 

* CLASE 41. B^^LOBL^^ 

243. Nafadeúé. 

244. AiiMuuy^^. 

245. i?i^í»fae. > 

246. Bydfrooharidém:- * 

CLASE 42. GIÑANÍ)RAS. 

247. Orchideae. 
^48. Apostasieae. 

•clase 43. ESCITAMINEAS. 

249. Zingiberaceae. 

250. Cannaceae. 

251. ^ Musaeeae. 

clase 44. ENSABAS. 

252 . Burmanniaceae . 



asa. /riVí^ae. 

254. HcBtnodoraceae. 

255. JBffpaaideae. 

256. AmaryUideae. 
257^ Br0fmliéoea€. 



CLASE 



4Í 



COEQN ARIAS. 



256. PMtid^ruceúe. 

259. Litímeae^ 

260. Bia^eoreuteaé. 

261. €h}hi)opo§meúe, 

262. 7W;a««m. 

263. Metanthúóe(m. 

264. /tf«»ca(wae4 

265. PhffUidreae. 

CLASE 46i '«IfAOTIOOtASTAS. 

266. Comm^¡ynm>ea9. 
•267. Mayaceae. 

268. Xyrideae. 

269. Eriocauleae. 

270. Bestiaceae. 

271. Centrolepidsae. 

CLASE 47. GLUHÁCEAS. 

272. Cyperaceae. 

273. Gramineme 



Digitized by VjOOQIC 



72 CDKM 

B. PLANTAS CELULARES. • " 

t 

'IV. Agotiledónbas. 

(No comprefldidas en el Genera ée Meisner.) 

BroD^art en el mismo año de 1843 dispuso la escuela bo- 
tánica del Jardín de París conforme á una clasificación propia, 
que dio á conocer en su Enumeración de los géneros de plan- 
tas cultivadas en el Museo de Historia natural. Suprimida 
la división de las apétalas que figura en la clasficacion de Jus- 
sieu, son estas consideradas como polipétalas en estado imper- 
fecto, prefiriendo la denominación de dialipetalas usada por End- 
licher; es sentada y seguida por Brongniart respecto de ta 
apreciación del valor relativo de los caracteres la* reda de lia- 
cer su valuación áposteriori; dale no obstante mucha impor- 
tancia á la natural^ del perispermo y á la dirección del em* 
brion. Las familias están reunioas en clases naturales sometidas 
á otros grupos denominados series, ramificaciones y divisiones, 
siendo estas las dos de ariptógamas y fanerógamas en que se 
parte el reino vegetal. 



Digitized by 



Google 



(Tomo Illpág. 72.; 



^ NÚMBKO DB 



jituado al rededor de ua perispermo hari- 

I . . ■ 

•j el eje de un perispermo carnudo 6 córneo. 

j con uno delgado. 



20 



< amiláceo , ' . ' -x 

italoideo ; perispermo carnoso o corneo, ) 3 ^ ^ 

taáoideos; perispermo amiláceo, . . 



2-... 7 

2 ...: ■ .-7 



4 ... 44 

4 ... 44 



ílsostemóneas • • .„ 

(Anisostemónea« 3 " 16 

'.,.* ' .' *. (Polistemóneas. . . 2... 44 

^Cahz persistente. [oiigostemóneas. . . 8 ... 42 

) /Perispermo nulo ó) ¡^ 3 

i /o... \i • 5 muy delgado. . .) '*; .. 

' VCahz caduco. . • j perispermo grueso. . 4... 42 

i \ Perispermo doble. . 4 ... 3 

* ... 3 ... 8 

\ •'''/... 2 ... 44 



,7 ... 33 

9 ... 42 

2... 5 

68 296 



Digitized by VjOOQIC 



'^íí *>l\ 



'^^,^ 



' i * 



'»/ * :♦ ' oí 
-I. ."?-/i / '- 



. ■• ',■ 'S . .-(i \ 



•■■■•• ^■"-■1 .,>.. 



i; i.- 



' 'ir ■,)./. ^ 



'•'f 
-i 













IMW ^ 



i-')S';o,;J 



-í Itf < '(' . (U<Mi 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 73 

Adfíano de Jussieu en 1844 y años sucesivos reprodujo la 
clasificación de su padre Antonio Lorenzo, añadiendo las fami- 
lias nuevamente aomitidas, é introduciendo algunas modifica- 
ciones en su serie general , que dio á conocer mejor en el artí- 
culo Taxonomía del Diccionario de Historia natural publicado 
en 1848. Oponiéndose á DecandoHe en la idea de considerar 
como mas perfectas las familias dotadas de mayor número de 
órganos distintos y separados unos de otros, sentó en su lugar 
la regla de que el grado de coi^ion entre los órganos vegeta- 
tivos y reproductores es la meoH del grado de simplicidad del 
vegetal entero, de modo que su distinción cada vez mas clara 
expresa generalmente una organización cada vez mas complica- 
da. No creyó todavía conveniente agrupar todas las familias ea 
clases naturales^ ó alianzas, por la iocertidumbre que reina 
sobre muchas de ellas, limitándose sobre este punto á indica- 
ciones importantes. Aquí se presentan solamente las divisiones 
generales que constituyen el sistema. 



Digitized by CíiOOQIC 



71 



1.. .' 



© 



-< o 



© § 



Q as 

^1 



csmm : : 

■'.i ;. . .' ".'..■■.' I . l- ' : ■ 



•'••^'•'•'•'■««5 *' '-'i-I' 



<0 

o 
es 

«> 

ee 

§ 

o. 

ÍT*tÉ 



p 



s 
1 



II 



ü P» 






C0 ^ 

c 
B 
o 



'k 



o 






II 

gT3 



íá 



cu f^. 
o » 



o 



•SB^creid 



Digitized by 



Google 



DE BOliWCA. 75 

Lindiey en 1845 se fijó en una clasificación aplicada por el 
mismo á su Vegetable iCingdom^ ctiyit segunda edición se pu- 
blicó en 1847, y la tercera en 1853. Quedan indicados en su 
lugar los ensayos anteriormente debidos á la laboriosidad de 
este botáAÍeo> dispuesto quizá á emprender otro nuevo trabajo 
que altere mas ó menosLlaS bases de su clasificación; pero en- 
tre tanto conviene conocer la establecida en la imporiaiHIe obra 
que se ha. nomhRado. 

■ . ■" . * . * • 

ClAV^ im. LA CLASIFICACIÓN DE LlNDLEY. 



/ Ase- ./ ■ ."" ' . 
xuales j Tallos y hoj>s ii^istinguibles. . 
. *i, It'ailb? y hojas dtótihguibles. . 
sinfla-:! ,\ V\ \ 
res. ; ,' " 

í'i'uctifiCiicíon nacida de un thor-] 

llus 6 sm idi\\uéí(L i 

, Hojas Gon ner- \ 
/ vios parale- i 
los, persis-( 
. i teirtes; hace- 
- - * cilios leñosos / 

distribuidos I 
Sexm- 1 Tjonfuáamen- j 

les J 'te 

ó ' / Pojas reticu- 

cofl' M ladas caedi- 

ílores. i zas; haceci- 

IJos. lei|o§QB.\ 
eti círciílo ál | 
rededor de un I 
centro medu- 1 
lar. . . . 



4. Tallogenas. 
$, Ácrogenas. 



3. Rizogenas. 



4. Endógenas. 



5. Dictiogenas. 



Semillas 
nudas. 



des- 5 



6. Gimnogenas. 



^emulas 



eemuias en-) infoMinas 

cerradas en | 7. JEa?tíí/ena»,il,S|}|3^^¿¡J'• 
ovarios. . .} \Epiginas: 



' Estas siete clases p^tím dividid^ eu,a/ía«j2;a5, llamadas por 
otros clases naturales, y después vienen los órdenes naturales- ó 
familias^ ,cuío.iMÍmer.o uml es el de trescientas y tres, siendo 
las alianzas ,<Hoe«efHa y b€í¿, como se ve en la siguiente serie 
de unas y oU'a&/ 



•w 



Digitized by VjOOQIC 



76 CURSO ^ 

CLASE 1. TALLOGENAS. 

ALIANZA»* WAMUÁáS. 



t. Diatomaceaei 
2. Confervaceae. 

1. Affales , .{ 3. Fucaceae. 

4. Ceramiaceae. 

5. Characeae. 

6. Bymenomycetes seu 
Agaricaceae. 

7. Gasteromycetes seu 
Lycoperdaceae. 

S. Coniomycetes seu 

2. FuDgafes. * . . . . .<í n ^^'•f^*««^^«^- 
^ ^ 9. Htwhomycetes seu 

DOtrytaceae. 

fio. AscomycetesseuHel- 

vellaceae. 

\íi. Physomycetes seu 

* ^ Mucorageae. 

•(12;, Graphidaceae^ 

3. liquesales. . . • . . ,jl3. Collemaceae. 

(l4.. Parmeliaceaei. 

CLASE 2., ACPOGENAS. 

Í15. Ricciaceae. 
16. ^flfí^Aan/tac^a^. 
17. Jungermanmaceae. 
18. Equisetaceae. 

5. Licopodates. ..... í^*- Lycopodiaceae. 

^ (22« Marsileaceae. 

123. ^hioglossaceae. 
24. Polypodiaceae. 
25. DancBoeeae. 



CLASE 3; RIZOGENAS. 



Í26. Bahnophoraeeae. 
27. Cytinaceae. 
[28. Rafflesiaeeae. 



Digrtized by 



Google 



DB BOTÁNICA. 
CLASE 4. EI9D0GENAS. 



T2 



7. Glumales. 



8« Ardes. 



9. Pálmales. 
10. Hidrates* 



11. Narcisaies. 



12. Anomales. 

13. Orquidaiea. 

14. Xiridales. 

15. Juncales. . 

16. Liliales. . 

17. Alismales. 



Í29. Graminaeeae. 
30. Cyperueeae. 
31. DesfMuxiaeeae. 
32. Restiaceae. 
33. Eriocaulaceae. 
Í34. Pistiaceae. 
35. Typhaceae. 
36. Arocfo^. 
37. Pandanaeeae. 
38. Palmaceae. 

Í39. HgdrQcharidaceae. 
40. Naiadaceae. 
41. Zosfnae0a$. 
/42. Bromeliaceae* 

143. Taceaceae. 

144. Hcemodoraceae. 
\45. Hipoxydaceae. 
146. Amaryllidaceae. 
\47. Iridaeeae. 

/48. Musaceae. 
J49. Zingiberáceas 
v50. Maruntaceae. 

Í51» Burmanniaceae. 
52. Orchidaceae. 
53. Apostasiaceae. 
Í54. Pnilydraceae. 
55. Xyrxdaceae. 
56. CommelféMiMé. 
57. Mayaceae. 
í58. Juncaeeae. 
(59. Orontiaceae. 

Í60. Giüiesiaceae. 
61. Melanthaceae. 
62« Liliáceas > t > 
63. Pontederaceae. 
Í64. Butomaceae. 
65. Alismaceae. 
66. Juncagináceae. 



Digitized by VjOOQIC 



ra 



CLASR 5, MGTIOGBUAS. 



.h> 



^67. Triuridaceae. 

68. Dioscoreaceae. 

1 69. Smilaceaé* i ' 

1 70. Philesiaceae. 
71. Trilliaceae. 

v72. Roxburghiaceae. 



,, ; ; í5í.Á¿fí 6. r.IMNOGENAS, 









CLA 



18. Amenta 



19. üfiteíl^V^M\,u;: 

. ^V \'\-^\ r ''\\\\\ 

20. E«forbtí*»)u • . 
22. Garríales. . . 



:sfe 7. 



H'^ 



- / 






( 



73. Cycadeaceae. 

74. Pindoeae. ' 

75. Taxaceae. • 

76. Gnetaceae. 



EXOGENAS. 



-■'-; /{•:/ 



''77. Casuarinaceae. 

78. Bdulaceae. 

1 79. Altingia^újex ' 

(80. Salicaceae. 

81. Myricaceae. 

^82. Elmagnée^OBíi • 

83. Stilaginaceae, 

84. Urticaceae. 

85. Ceratophi^iflfieQe. 

86. Cannahínáceáe. 

87. Moraceae. 

88 w ArtocarpQceai?-- 

89. Platanacedei 

90. Euphorhiaceae. 

91. Scemceae, -^ . 

92. • CaÜitrichaceáé, 

93. Empetraceae. 

94. ? Nepenthaceae. 

95. Corma0eám\t 
andaceae. 



(95. C^orwi 
(96. /w^^/fl 

Hehvingiaceae 



(97. Garryaceae 
(9o. 



Digitized by 



Google 



23. Menisperpales. 
25. Papayales. . 



DE B8VÁNICA. 

i 100. 



. 1 



26. Viólales, 



27. Cistales, . 






28. MálváíesV 



29. SapiiMfail6&. 









S-í^ . 



Monimiaceae. 
Atherospermaceae. 
Myristtcaceae. 
LardizaMacBáe. 
Schiüandraceae.' 
Menispermacede. 
Cucurbitaceae. 
Datiscaceae* 
Begoniaeme. 
Papayaceae. 
Pangiaceae. 
Flacourtiaceae. 
Lacistemweae. ^ 
Samydaceae. 
Passifioraceae. 
Malesherbiaceae. 
Moringaceae. 
Violaceae. 
Frankeniaceae. 
Tamarieaoeáe. 
Sauvagesiaceae, 
Crassulaceae. 
Turneraceae. 
Cistaceae. 
Bmssicdceae. 
Resedaceae. 
Cupparidaceae. 
Sterculiaceae. 
Byttneriaceae. 
Vtvianiaceae, 
Tropmlaceae. 
Matvaceae. 
Tiliaceae. 
Tremandraceae. 
Polygalaceae, 
Vochyacea^. \ 
Staphyleaceae. 
*Sapindaceae. 
Petiveriaceae. 
Aceraceae. 
Matpightaceae. 
Erythroxylaceae. 



Digitized by VjOOQIC 



30. Gotiftrales. 



31. NioMes. 



32. Ranales 



33. Berberak». 



34. Erícales. 



35. Rulain. 



\ 



41. 
42. 
43. 
44. 
45. 
46. 
47. 
48. 
49. 
50. 
51. 
52. 
53. 
54. 
55. 
56. 
57. 
58. 
59. 
60. 



61. 
62. 
63. 
64. 
65. 
66. 
67. 
68. 
69. 
70. 
71. 
72. 
73. 
74. 
75. 
76. 
77. 
78. 
79. 
80. 
81. 
82. 



Dipteraceae. 

TernstrcBmiaeeae. 

Rhizobolaeeae, 

Clusiaceae. 

Marcgraviaceae. 

Hypericaceae. 

Reaumuriaceae. 

NymphbBOceae. 

Cabombaceae. 

Nelumbiaceae. 

Magndiaceae, 

Anonaceae. 

Dilleniaceae. 

Ranunculaceae. 

Sarraeenniaceae. 

Papaveraceae. 

Droseraceae. 

Fumariaceae. 

Berberidaceae. 

Vitaceae. 

Pitlosporaceae.' 

Olacaceae. 

Cfjrillaceae. 



umtrtaceae. 
Epaeridaceae. 
Pyrolaceae. 
francoaceae. 
Monotropaceae. 
Ericaceae. 
Awrantiaceae. 
Amyridactae. 
Cearelaceae. 
Meliaceae. 
Anaeardiaceae. 
Connaraeeae. 
Rutaceae. 
Xanthoxylaceae. 
Ochnaceae. 
Simarubaceae. 
Zvgophyllaeeae. 
Elaítnaceae. 
Podoítemaceae. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BMWeIUCA. Sá 

[183. Linaceae. 

184. CMcenoeeae. 

36. GeffftMtofi (185. Oxalidaceae. 

1 186. Balsamimoeae. 

187. Geraniaceae. 

188. Caryophyllaceae. 

"•s«« jSJ^ísrr 

1 191. PolygoMceae. 

í /192. Nvctaainaceae. 

38. Quenopodales 194. AmaroníAoceae. 

\195. Chenopodiaceae. 

Í196. Piperaceae. 

197. Chloranthaceae. ^ 

198 Saururaceae. 

Í199. Basellaceae. 

200. Mesembryaceae, 

201. Telragmiaceae. 

202. SclerúfUhaceae, 

Í203. Thymelaceae. 

204. Proteaceae. 

205. Zatira(?ea^. 

206. Cassythaceae. 
!207.' Calycanthaceae. 

208. Chrysohalanaceae^ 

209. Fabaceae. 

210. Drupaceae. 

211. Pomaceae. 

212. Sanguisorbaceae. 

213. Rosaceae. 

1214. Saxifragaceae. 

215. Hydrangeaceae, 

216. Cmoniaceae. 

217. Brexiaceae. 

218. Lythraceae. 

.219. Penmcene. 

. 1220. Aquilariaceae. 

1 221. Ulmaceae. 

44. Ramnales <222. Rhainnaceae. 

1223. Chailletiaceae. 

1224. Bippooratemeae. 
^225. Celastraceae, 

T. u. 6 

Digitized by VjOOQIC 



82 CQM» 

/226. Stackhouiiaceae. 

44. Raronales. . •. . . . .|227. Sapoíaceae. 

(228. Síyra^Moe. 

1229. Ebenaceae. 

230. Aquifoliaceae. 
i 231 . . Apocynaceae. 

-^ ^ . , 1232. lA)qaniaceae. 

45. Gencianales <233. Diapensiaceae. 

[234. Stitbaceae. 

235. Orobamhaceae. 

y 236. Gentianaceae. 

!237. Oleaceae. 

238. Solanaceae. 

239. Asclepiadaceae. 

240. Cordiaceae. 

241. Convolmlaceae. 

242. Cuscuíaceae. 

243. Polemoniaceae. 

1244. Hvdrophyllaceae. 

245. PÍumbaginaceae. 

246. Planíaainaceae. 

247. Primuíaceae. 

248. Myrsinaceae. 

/249. Jasminaceae. 

i 250. Salvadoraceae. 

1251. Ehretiaceae. 
1252.. Nolanaceae. 

-o ü 1 j 25S. Borraginaceae. 

48.Equiales \254. 2írtifioí»iVkrefl€. 

1255. Lamiaceae. 

1256. Verbenaceae. 

' 257. Myoporaceae. 

\258. Selaginaceae. 

Í259. PeátUioaae^ 

260. Gesneraceae. 

261. Crescentiaceae. 

262. Bignoniaceae. 

263. AcarUhaceae. 

264. Scrophulariaceae. 

265. LeBttbulariaceae. 

/266. Camvanulaeeae. 

50. Ca»ptaale$ l267. Lobeíiaceae. 

\268. Goodtniaceae. 



Digitized by VjOOQIC 



60. Carti]|miiates- 



51., Mírlales. 



52. Cactdes. 

53. Grosales. 



DE BOnrÁNICA. 

!a69. 
270. 
271. 
272. 
273. 
274. 
275. 
.276. 
l277. 
;278. 
\279. 
1280. 
^281. 
282. 
^283. 
/284. 
285. 
(286. 



88 



54. Cinconales. 



55. Umbelales. 



56. Asarales. 



Stylidiaeeae. 

Valer ianaeeae. 

Dipsacaceae. 

Calyceraceae, 

Áster aceae. 

Combretaceae. 

Alangiaceae. 

Chamwlauciaceae. 

Haloragaeeae. 

Onagraceae. 

Rhizophor aceae. 

Belvisiaceae. 

Melastomaceae. 

Myrtaceae. 

Leeythidaceae. 

Eomaliaceae. 

Loasaceae. 

Cactaceae. 

Grossnlariaceae. 

Escalloniaceae. 

Philadelphaceae. 

Barrin^oniaceae. 

Yaccimaceae. 

Columelliaceae. 

Cinchonaceae. 

Caprifoliaceae. 

Gáliaceae. 

Apiaceae.% 

Araliaceae. 

Cornaceae. 

Hamamelidaceae. 

Bfuniaceae, 

Santcdaceae. . 

Lorctnthaceae. 

AristotocMaceáe. 



Los esfuerzos que en Alemama bajo el inilu|o de los filóso- 
fos de la naCttraTeza se hicieron para estaWeeer á priori una 
buena elasificacion de fes plantas, no llegaron á prodaeir re- 
sultados verdaderamente útiles en la práctica, aunque de ello 
se hayan originado bellas y hasta fecundas teorías. Nees de 
Esenbeck, Oken, Reichenbach y otros naturalistas publicaron 
clasificaciones botánicas fundadas en ideas demasiado especula- 



Digitized by VjOOQIC 



84, cuBSo 

tívas para que Imbie^eD de ser generalmente aceptadas; sin em- 
' bargo Reichenbaeh aplicó la suya á la Flora germánica, obra 
que por otra parte es en los pormenores una exceleQle prueto 
de los conocimientos prácticos de su autor, pudiendo de ellos ' 
aprovecharse, sin necesidad de penetrar los misterios de su sis- 
tema, cualquiera que en la determinación de las plantas sea ca- 
paz de dirigirse inmediatamente al género ó por lo menos á la 
familia. ' • 

Ahora que se ha pasado revista á muchas de las clasifica- 
ciones consideradas como naturales, y que son otros tantos es- 
fuerzos para en lo posible llegar á una verdaderamente tal,' se 
reconocerá que la diversidad de ellas no es en el fondo tanta, 
como á primera vista parece. La gran división de las plantas en 
acotiledóneas ó criptógamas y en cotiledóneas ó fanerógamas, 
asi como la subdivisión de estas en monocotiiedóneas y dicoti- 
ledóneas, se hallan admitidas generalmente bajo diferentes nom- 
bres en las diversas clasificaciones con desmembración de algu- 
nos grupos excepcionales, 6 sin ella, cabiendo aquí alguna va- 
riedad; hállase también generalmente admitida la subdivisión de 
las criptógamas en celulares y vasculares, ó sea en una^ con eje 
y ^n otras sin él , prescindiendo de la diversidad de los térmi- 
nos usados^ara designarlas. Por manera que en esta misma di- 
versidad, nacida de la de los caracteres empleados, se ve de- 
mostrado cómo por diversos caminos han llegado los clasifica- 
dores á resultados casi idénticos, confinnando el acuerdo de 
aquellas divisiones con la naturaleza. Es verdad que hay mas 
divergencia en las sabdiguientes divisiones y particularmente en 
las que egfl'respohden á tas dicotiledóneas; pero casi todos, si 
no emplean la posición relativa de los órganos fecundantes, 
echan mano de las modificaciones de la envoltura floral. Mas 
adelante pnede hallarse todavía mayor divergencia hasta tocar 
en las familias, que ofrecen por lo general bastante uniformidad, 
importando poco la variedad de su número debida á que se en- 
sanchen^ ó al contrario se fraccionen, porque de todos itaodos 
quedan los gékieros asooiados de igual manera con corta dife- 
rencia. El orden ó disposición serial de las familias varia mas, 
ér igualmente su asociación en clases naturales é afianzas; las 
cuadés no tienen por ahora todo el grade de fijeza que necesi- 
tan para conducir al establecimiento de un sistema general, 
cuya adopción deba ser exchisiva. 



Digitized by VjOOQIC 



BE BOTÁNICA. 85 

. CAPITULO VO. 

KOMEN^LATVRA DB LOS DIPEREKTBS GRUPOS FORMADOS (^ 
LAS FJLi^AS;. 

Los prim^os^ botánicos' fijaron sü atención «n un número de 
ptantds denHisiado coPto para que tes feese néícésapio inventar 
nombiie& diversos de losvulgares y mas artificiosos que estos, 
siendo por otra parte cierto qué solamente describieron las plan- 
tas conocidas del pueblo y por tanto ya denominadas. Efectiva- 
mente , los antiguos autores griegos y latinos tomaron los nom^- 
bres áe las plantas tales como los hablaron en sus respectivos 
idiomáSi .y asi ios recibieron igualmente los traductores y co- 
mentadores que consigo trajo el renacimiento de las letras. 

Ta» pronta como o«lndi6 te ^envicoion de queen los anto^ 
res se buscaban en vano muchas piánCsls ecMmmes y que las fnaís 
raras follaban enteramente^ se pensó en describirlas, interro- 
gando á la misma oatnraleza, y por consiguiente hubo que de- 
néminaclas de algún modo. Pero dar tin nombre totalmente di- 
ferente á cada pfóinia diversa hubiera sido formar una nomen- 
clatura sumamente díficil de retener> y además tan inconexa que 
no daria idea atguna de las semejanzas mutuas de muchas plan- 
tas. Por esto desde que empezáronla extenderse los limites de la 
Botámcaí dbscriptiva se recurrió al i|^ de nombres comunes á 
i^ffias especies y modificados por diversos epitetos alusivos á 
CQales€|Uiera caracteres 6 circunstancias^ y muchas veces sola- 
mente mdicatJvo& de número ó diversidad respecto de otra plan- 
ta antes conocida : Scahumt folio $€Ísso^ Thymm alter du^ 
riorf Gentiam minor altera^ Urtiea íertia, Anchuso ge- 
nuSy Lapathitertia ^peoi^^, etc., pueden servir de ejemplos 
para saber en qué consistían los primeros esfuerzos hechos para 
lograr una nomenclatura ÜBK^il y significativa. 

Mas tarde se tocaron los inconvenientes del camino elegido, 
porque con el progresivo^ aíiííttento ^e las plantas conocidas vino 
la predu^ton <le hdfe^er <ehir«r eü ts^s nombres un cúmulo de pa- 
MÚras comparativas •que sóbr^ear^abón la memoria sin necesi- 
dad, como'pttedeí ju^rse en vista de multitud de tirf^ras publí- 
eadas antes de la reforma hecha por Linnéo. La nomenclatura 
que se le debe, es tan sencilla como ingeniosa , y al momento 
se ae^tó nntvei«almet»Ce, siguiendo en ^S(^ hasta 4icfy á pesar 
de las ótqéciones masó menos importantes, que se le han he- 
cho en varias ocasiones. 

Digitized by VjOOQIC 



86 CUB60 

Consiste la nomenclatura liuneana en dar á cada planta un 
nombre compuesto de dos, sieado el primero común á todas 
las especies del mismo género^ y el segundo distintivo de cada 
un^e sus especies. Nombre geoéricp y sombre especifica son 
porcQnsiguiente los dos que entran en la formación del propio 
de cada planta , y asi para designar la azucena se dice Lilium 
candiduiMf dando á entender que eolre las especies dd ^nero 
Lilium es la distinguida con el epíteto <le oünaidttm. Ohiiémd^ 
se de esta manera también la ventaja de disminuir consideraN* 
blemente la necesidad de inventar y retener palabras niAéves^ 
porque cada nombre genérico se repite tantas veces, cuantas 
son las especies del género respectivo , y cada nombre especia 
fico puede aplicarse ¿ uü numera ilimitado de plantas» siempre 
que no sean congéneres. Tiene por tanto la nomenclatura Un- 
neana las dotes de sencUleí y claridad, sieoda aden^ iMgnt6«* 
cativa y tanto queJndi<^a las prótximas relaciones de^ ^Riejanza 
que existen entre las planta^. - .. ; 

Las ventajáis de 4a nomenclatura linneana 4^ las plantas son 
precisamente origen de alguno de los iaooovenientes «pie ae.le 
han atribuido mas ó menos fundadamente. Su seneillez y <))arír* 
dad facilita que puedan ser retenidos muchi$imo& itombres^ én 

Srande trabajo» y una vez sabidos e^os se descuida el estudio 
e los cáraatéíres que de t^os modos habrían ile olvidarse 
pronto por no incluirse en los mismos nombres de las plantas 
como antes de Linnoo. Reflexión, semejante fuéíSin duda ia que 
dio motivo para ser desechada por Heíler la reforma linnedna» 
prefiriendo buenas frases características» taiies como se ven en 
su Plora dt Suiza; pero la experkincia demostró Is^ difieaUnd 
de retenerlas á pesar de ^ser largas^» haciéndose^i^ecesariain^ 
dicar las especies por ^us' respectivo^ númierosy que sobre 09 
decir nada, se hallan sujetos á. frecuentes variaciones por Ja 
intercalación de otras especies. El inconyenieiHe mas. gray« de la 
nomenclatura linneana ^ac^ de ser significativa en razón det 
empleo del nombre genérico y eomabase del nombré de k plan- 
ta , porque' los g^eijos; son mas arbitrarios y mcts ikUf^les.qoQ 
las especies» cuya «oloe^iott hQov^mdopoír taAlO' seguAtJos 
tiempo^ y l^iautove^^ Qvigíi^adMlaien la jiomeilQlaliira trastot*^ 
m^ ^ que ^ i^drían lugar en el e^nso de seif los WMnbrjes deilas 
pla9ta$^inde{)ea(ii^ntei de ia pla$i^ewi<> tíé ^qui porqué alt-^ 
g^ppsn^tiii^alistasJ)^: abogado. en f»yor ^ les npntWssímpkss 
^ únicos 'parí^íCfvilarJia.ípi^m^w de um pcMa .síttoniiBW«í'«a*• 
paz;de arnedr!ent«v.á cu^lquie^a;iper^í8i|s inoonventeM^soacoD 
todo menores que los de una nomenclatui^iA«n^nsa^[íncQneiín^ 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOXáSICA. 87 

G«al senftia 4)oatraria á las ré^as esCafaieckías por Lúmeo y ad* 
fiHÜdás.poifrtodos Jos botániods. 

Caii¿üaur hoy ffadkalmeBte la oome»clatiira de las pianias, 
aunque se le sustituyese otra bajo algunos conceptos preferíMe» 
ÑMra mvy perjudnial yi acaso |)digroso, añsdiaMlo nuevas di- 
íteultades^á las ya .ojeadas. No se verificará tal cambio proba- 
blemeo^e, ponfue eo si mismo ofrece grabdes obstáoulos, como 
lo demuestran las inútiles teoMivas heohas en mas de usa oca* 
mn por pearsonas de reconocida talen&o. Quería Bergeret que á 
caéa planta 'se diese un solo nombre» formado de ^abas coi><^ 
vousbnalmente sigmíieatívas, en términos de* expresar aá los 
oaraetéres de la especie: el resultado de sus ensayos fué eoBfr- 
ponor nomines éemastotdo. laicos y swnuneHte báiiiaros. Pare^* 
oialeé Dupetb^Ihoilars que los .{Raeros deberían terminarse 
ttotforraemente en ioada iam^ia , y que las especies s^ia con- 
veoÍQBla düslingiMrláade «na maneraseméjante en sus respedi- 
vas. seéciofii^ : Aodo esto aluetna á pronera vista , ^ .en eíeeU) 
fu0ra:«tit ^téíttq hiciese iámmenolaturajimis dependiste de la 
elasifi^aeiM.^íorígMñttéora€temás<iKAinraoU poco favorable 
á laidiaridad yíal bi^n sooHkK 

Dáatalpmos» el nombre de FitcmimaMeema y letros el de 
(te#flraM(^'« al.e^tadio de todo.lo cMcermente áJa nomenda- 
turade las plantes^ sobrekeuaise han establecido varias re- 
gb». £1 aso del héía para tomar los nombres 4)}eny fieos de las 
piaBtas> tíBheíla grande veataja.de hacerlos universales, su-- 
puesto que lo es aquel idioma , y al trasladarlos á cualquiera de 
las que hoy se» vulgares en; les divises países , conviene ha- 
cerlo fielmente i la manera de nuestro Palau, si ik) se prefiriese 
conservarlos, en latin^ que por derlo es mejor ba|o algimos 
puntos de visCa* Las frecuentes: variaokmcs que Los nombres 
cienlifioos de muchas plantas pueden experimentar pev los mo* 
tivos ya exánúnados, traseiendea al knguage eoman cimndo se 
hace ¿al traducción;, y^eonfunden á las personas poco ó nada 
.versadas en la cáeneia^ que vale mas^ los reeiban.de eUa direc* 
Innente como nombres pi?opios de las |)lantas en la época cor^ 
respondiente. sGlaro t es cpie m la confeeeiom de esto& nombres 
ba ^fpfoc^rerae no £adt£ff alas reglas gramaticales, y. en tal 
oaBoeptjO'Si» ei^trigar inadoiiábles ks palalH*as.greco^hitín^ 
que poi descuido ban^] formado algunos autores^ no obstante 
d^nos^deniiiGhadistMBaeioo como humanistas^ bastando dtará 
Gomes^Üi^ega entae dids. Pero^fina vetz noodirada cuahpúera 
pianlft ecmforme'á :toda8 ias re^ ^ deben desedarse las deno- 
minaeioBes^posteiiiorment^ fwopu^tas^ habiendo de prevalecer 

Digitized by VjOOQIC 



la'dQlf)ri«iePA qii6»hag^ 4:<9islra4ot la plaoia «« éltoalábgo^ 
\sn9i omoaidA^ , á no ser que nuev«6^ esUuUoa ckfláHeatffat taioet* 
«¡i^idad 4e tr«sladiif)a dei ktgar que oeupa en tatélasííkaoioo á 
oCitodistipio... ' . . • í . 

, t . LoB nombres ^enérioospfeceéeo ¿ Its «8|»mfi€08 «n ias á^ 
mwmoioneBÚe lasplantas^ aunque Io6 piímerosi sea» oelnpa^ 
rabies á los apellidos y l^ segundóse iosnonbres.dQ pHft< Todo 
nombrei'genépioo debe sbp sustantivo, ^poriais que so haya to- 
lerado -pespeoio (de algunos el usé^deaqetivos, que los pi^ogm*^ 
s^ de> la eiancia tienden á deaeebar^ y merecen serio taoAieii 
los nwnios fSi^tantivos , euando ex(»^san^ ideas queeontradioeB 
k» carfiMotéres de los géneros respectivos. El buen sentido dicto 
fue Jos mejores nombres genérieos son aquellos que indicaB al- 
gún oaróct^*<corauná todas las espeeies del género « ó potf«éo 
meaos ciertos rasgos ó eirqunstanoNisi generales « eomonoifaheB 
£b mngtma (de eUas i ^jempl^ de.lo «do BOftPodMpercmmi;^^^ 
mpQ^m y ^.'j y de Jk) otro Cras9ida^- Hydrocoéyki ¥irru^ 
catHa^i eto. ;. pero no ioonivieoe referirse á. la piAria ói babituf^ 
tiíon-de^las pUatas^ porque.en un mistM^énerapualeBí Ulur^ 
Sf^'iospecies de distintos paises, y eon todo se conservan:eiguiiD9 
ikombresriundados eu toi^reunstaneia , evaAesi\9omPeriSÍO($, 
Ái^mmacOy Punim^tteé Son aceptables á falta de o^^osmas 
fÁfpi6e9.úym , >aqu€dlos.«onibres geaérifiosque provieneo deorkt» 
Mues áila*09itologia é Ui^oria aeit^, siemj^ que además (de 
seropoittuuas*^ se^oompffendan fái^faiente ^ y cuamo no se ha 
podidoijlograrí.de<«Ble ú otro modo que Jos nonyMres genéricos 
4iges9tt>algo^ háse creído conveniente tai inveneÍ0ii de nombres 
desprovistos da todonsignifioado , tales como Tdpü, Tcdinum 
ly .i^s mjiidios^ ^e varios autores han leoido laoeurrenoia de 
formar caprichosamente. Entre los nombres genéricos que nada 
«xiM^esan o^nrelacion á las plantas /se deben enumerar los de 
fieraonas cuya memora es transmitida i' la posteridad por este 
«Iiiedi0> en virtud de , una costumbre muy anUgua que Chi^o 
ro9labloció y Toitfnefort siguió , áeaáo tmilado por cuantos le 
suoadseroií. .Al {recomendar Unneo que no se abusase de este 
faremiof^ cmnsiderBiidoio como el únteo' que reieibeo les boténi^ 
<cú8$ aao.«iietey¿ de kfs ^dignos á lo»imrece4or^ de gvatitudfw 
^b^r.ooiftribuid^ directa ólndireatorneutealprogresory pri^ 
'jlasaoÜQAde la^cicuoia de las* planta»; pero esvHufMraÚe que 
^igos^jde^boA fiiez tse bayaprescindído(de^taHi(^ 
4«freiwi»r'honii8n¡^ >la posieiou de^iimbiids eolelaaiealem*- 
útües con rétociott á la Botánica. Juzga conveniente. Secaudo^- 
ik/t9^o^.«l les autoresiitnodet^nos^iqiie'no se uMsie't^ or-- 



Digitized by 



Google 



^E BW&mcA. 89 

tograftáí{<te>l4d ipellidod a) coi^reHipIde on Mrobres f^efiérieos, 
pofqm 4e 4iatwtii> {niede ressrkar confiersÍDn , y de üdo» modos 
se ocnolt» tía kLimtMéern elimologia, la &saA debe aparecer en 
el nombre latinizado : esto, sin embargo, no se opone á seguir 
el ma oMmn coané» se eosteHaoízan los nend^res genéricos <le 
las'ptenti»', hacteadoien eUos- niodiíicaciaiieB semejantes á las 
qoe reciben (as palabras (aliñas en igual tránsito. 

' La inteneionde nombres genéricos no siempre es necesaria, 
porc|oe hay casos «nque se echa mano de nowbres antes exis- 
tentes y destinados á de^gnar planeas* Puede esto suceder ^1 di- 
vidir un genera en dos ó ipas^ que lo haya& símIo antignamente, 
reduciéndose todo á restablecer sus nombres, y si el género hasta 
entonce ^nunoa hoibiese dejado de ser único, d&be conservar el 
nombre antignoaquél de ks nueves génerosqnesea mas numeroso 
óentenga la* espede primeramenle poseedora del nMdire, á no -^ 
haber rason poderosa para- k> contrario ^ tentendo en todo caso 
uBnombre «lenos que inventar > lo onal todavía, puede ser evi*- 
1^0 con recuftir á oualquveracspecití'del grufio'Oorrespondieii« 
te que ten^ -ai^n soslmtivo -poriDOHibre- especMoo : asi es co- 
r»mÍ9íí/>fUceraBÍ9rMla dio nombre al género Diervilta. Aen- 
dir -arUlrariamente á los nombres genéricos usados-por los pri- 
aútívoft botánicos ,. fuera buejBo si no tuviese el grave ínconve^ 
niente deiindaoip á errores . sobiie lasr plantas que aqoelios 
oonoeieroB, y basta con tolerar la demasiada liberlad de Linaeo 
y de- alguno» (discípulos.' suyos por 'lo que 4 este respecta, pro^ 
enrando^ne imitarles en dar nombres antignost^á plantas aife- 
rentes de las que en realidad los tuvieron. tSweie sacarse parti- 
do de los nombres vulgares, tomándoles por genéricos, aun 
cuando verdackramente la mayor parle de eios -eorresiKmdett á 
utoa sola de las especies del género , y son. por tanto mas pro- 
(Mos para eonverflrse en especiflcos; pero aun asi se establece 
cierta reiaeion entre la nomaftclaturai ciealMioa y la^vulgar de 
los paises donde las plantas son originariae^ r^ultando de ello 
alguna ventaja; y tnuguB inconveniente, siempre que sea ^y 
eonoeida 4»especie cuyo nombre vulgar latitiisada se ha conver- 
tido en genárieow Lacostumbre devariar iar^teniNnaoion de un 
nombre genérico para formar otro aplieaUe áítcuahipiiera género 
masi ó maoos semejante, es m*igen' de confummr y vio deberla 
imitarse sin perjuicio de conservar los nombres ya admitidos, 
partiaulapmente<eni les casos' die semalaiaalreal centre los' gene- 
ñas desliados co» nombres qne • solo se dffereneien en la ter-- 
minncten. ■ • =■• < -'- •- • .^ i- : . - - « -/t f 

' i Los Bemdirre^ ej^edíicos, queLinneollamó triviales, son in- 



Digitized by 



Google 



90 smm ^ 

depesdatates de las f cased esperifieas «lyodifeloiesreammr 
los cardeléres disUnlivoBidd la Tésfoetm eapeeie; pem la» «&^ 
tara por demás ad^cptirique c» dA^igfi^igeittmieaiieíSe oaasi- 
derabaji estas frases diferericnles «orno Jos. k^Hiinpsiibinbres 
espeeificos. Hoy no es así ;• y en tal «eonoipto para la faraifteieii 
de los Dombf es esp«eíiico9 se prescarifoea re^ni que sm eqttiva^ 
lentes á las dadas por Min^áy , pe$peeta de los nombres triví»^ 
1^ para suplir la omisión de «ellas en la FiloMofia boté»ica del 
primero. Cabe bastante libertml en la eieceion de los bonrimes 
espoeifioos^ y lle^ al punto de ser por lo general admíábleto* 
do el cpie 00 exprese cosa contraria á los caracteres de la plan* 
ta ú oslensiblaínente falsa , porque en los demás ^easos es pce-^ 
fertbie tolerar alguna impropiedad para evitar variaciones siem 

fre perjudidales , cuando ifeo están sufieientemenle aulorízadas^. 
*ueden usarse en ei^ad de ncsoo^ires espeetfioos tanto loe ms^ 
tanti vos como los adjetivos i jb»n. que estos sean los ma9\eomii»¿ 
mofíie empleados V y clano es. que los primeros no «líceflitM 
QOB0ordar gramaticalmente con €^ nond^re geomoo^^ al m%é&éé 
los segundos, coya«OBeordancta ccNiel mismo deb^ser ccsnfédt^i 
Los sustantivos que w ven de nombres especlieos recuerdan^! 
género.antqguodela ptenta, eleual se escribe * coa iokíal'nm^ 
yúfi««la> tomo en S^enmo Denta^ 6 indican sdgun&ianalo^ 
eolifétBro diverso y podiendo ponerse <el nombre dé este enno^ 
mÍMiiivo'ó gentívo, y también con inicial mayúscula ; segnn 
aparece en Lepiáinm Iberis y en Delphinmm Aconüi; a»iáis»- 
mo se usan como específicos al^m» nombres vulgafés de las 
pbntas^ sucedindo esto en Theobroma Cacao, y im ottas 
muchas denominaciones de plantas notables ó muy oonocidas* 
Los íMlJeii vos pueden ^ ciertos casos expresar d carácter^ la 
especie» como en Moiinia hispida, y resulta dé ello grande 
vejBlaja ; otras veces indican algunos de los co^aotéres, 6 cuando 
menos d habito ó traza de la planta, se^n se deja Ver^n l%jr* 
mus éapiíatns y Fraxifms exeelsior. Coronilla glaum, etc.; 
háilos que revelan sem^anza con otra pltioáa oomun, y son 
estos susceptibtes de diferentes termifiaeiones, como se nota en 
¿^pgnari^oeymoides ^ Ínula salicina^ eto.,^ alodkendo al todo 
n!Íentpasque^n:Í{oi9aptf»/nn6¿/i/o{ta, CampmmdavinctBforai 
etc. , es la alusión respectiva á un solo órgam^;- tómflAse .ado^ 
más délos colores propios de W flores ú otros cniguíos, ó del 
todo de la planta^ si esfiq^ptágama , fnuobos nombres espéeifr^ 
cosiqilO'Son necesar^menle adjetivos i y> «4ro> tanto suoodorekh 
livamente al tamaño y á cualquiera cualidades sensibles, asi 
como re^waet» de los tsos y estaeiones ^ las plantaSiEa cuan- 



Digitized by 



Google 



BE BOTiíaCA. di 

to á las: l^biiacioaes paises dedondé fxrocedeo^i vale Ms&^foe 
se use de parsimoBÍa, perqué los nombres especificos fancbdos 
m esta eomideraeíoa , que suelea escrtfaipse cen inicial mdyús-r 
cuta^ eorren el peligro de no ser bastante exactosy ó pnedea 
iíMluoir i error; pen> no asi los que reetterdan d boiánÍGO des^ 
cubrídor ó descriptor dé la espeoie, poniendo su apellido latini^ 
zado en genitivo ó en forma de adjetiYO , siempre con iniciat 
niayúsGüla. Todas estas reglas exige la nomeiM^atura de las 
plantas pana que sea chffa, v de otros pormenores podrá tornar-^ 
'se eonooimiebto en la Teorta elemental que DecaiuioUe escrilHÓ 
y en la Filoso fi^ bütámcadelÁüneOy recurriendo ¿ esta prin- 
cipalmente, por lo que toca á los nombres ^genéricos. 

Cóaado se trata de pbttttó híbridas, ó seSn^ mestiaas, pue- 
defi\seguirse^ las reglas ordinarias.dt n<»nenolatura, y esto^s lo, 
geno'álmebte pr^erklo y practicado ;• á pesar de habafse pro-* 
puesto que los nofllbres ^Éptciñcm (fe tales plantas se compon*^ 
gaíide k)S correspondientes á las esneoies'proptas de; quienes 
proceden , fdeoonitnaQdb AmarpUis 'nefitm tÁitüta la produci-^ 
da en virtud de la fecundación de la A. tittata por la A. Re^ 
gi'tm^ y distinguiendo con el noibbre Amaryllis mttatarñegi^ 
ncB la originada por fecundación inversa. Parece á primara. visla 
este métCMáo muy superior at común, y fuéralo en verdad , si 
todas las. hibridas tuviesen padre conocido^ ó de unos mismos 
padres no pudiesen saUr varias diferentes^ existiendo de todos 
modns el inconveniente de hacerse demasiadolargos losnombre^ 
espeoificos; y ini^o mas cuando las híbridas sean de segundo ó 
tercer prdán». ó sean hijas de una híbrida fecundada por cual--^ 
quiera; especie. . , 

Los nombres de la§ familias fueron primeramente tomados 
de algún carácter ó rasgo general, y asi resultaron nombres 
^gnificativos masé menos adecuados, tales como los de Cruci^ 
ferw , Penonatm, Aspérifolim , éntie otros; pero no siempre 
fué posible encoqtrarlos enteramenle exactos respecto de tcíáas 
laspianlas de la familia cqrreispondiente , sin ser aplicables i 
otras de familia distinta./Recurrióse.^. multitud de casos por 
esta i^iznn á uno de los fueros mais notables de cada fannlia 
para. derivar el nombre de ella, y de este toodo se formaron 
OAuehos semejantes á los de AosmecB, Laminem^ otros, sujeta 
jetándose aciertas r^las admitidas^generalm^te y formuladas 
por DeoaDd6Ufi& el género elegido debe ser de Jos' iaasiAimer«H 
so& y conocidos; su nombre ha de alterarse lo bastante paró 
evitárlaaisbigüedad , adjetivándolo y dándole wea tersunacioii 
femenina de plural > semejante á la que tiene» fias ejemplos úlli- 



Digitized by 



Google 



92 cuBso 

ihamenie citados; poeden tolerarse algunos nombres derivadas 
de los genéricos antiguos y conservados como específicos, sien^ 
pre que los modernos no se presten á tales modificacioiies,* 
por este causa subsisten los de Salicariw, Thymelem, Fran^ 
gnlacece; consérvanse también algunos nombres ya caracterís- 
ticos, ya propios, tales como los de UmbelliferíB, LabiatWf 
Palmee, Lichenes ,. sin que esto en adelante autorice para crear 
otros. Asi las terminaciones de los nombres de las familias sen 
varias según las circunstancias, y aunque esto evita una mono- 
tonía desagradable , tiene algunas desv^tajas que Lindley alejó 
usando constantemente la terminación en aceWy introducida por 
Decandolle, que corresponde á la cs^teHana enaceas. 

Los nombres Se las tribus tand)ieD se derivan de lot de ge- 
ñeros notables , y por esta razón podría equivocarse eusjcpiierá 
familia así dénotnínada con aquella de sus ttiUis que contiene el 
género* principal de donde sé. derivan los noM^Nres deuna y otra, 
á no darleé una distinta terminación: se ha cpnvenide eoil De- 
candolle en que sea menos larga la de las tribus que la de la^ 
familias^ y Undley adoptó invariablemente el terínkiar aqodlas 
en e(Bj corí*espondiendo hacerlo en eaSj cuando se trasladan al 
careliano. 

'. JLos nombres délos grupos superiores á las fiannBHis ik> es- 
tán generalmente sujetos á reglas determinadas , baslsoido que 
eiq)resen alguno de los principales caracteres; pero respecto de 
hs clases naturales ó alianzas de familias, que en estoá últinios 
tiempos se han procurado formar , es mas. común que seobserve 
cierta semejanza de terminación que Lindley sustituyó por 
la igualdad, finalizando en ales todos los nombres de sus 
alianzas'. 

Adanás , se dan á veces nombres particulares á grupos me* 
nos importantes , cuales son las secciones de los géneros , asi 
como las razas y variedades de muchas especies y príncipsdmen- 
te de las cultivadas. Las indicadas secciones ó subgéneros pue- 
den recibir ciertos nombres pro[ttós , tí iHros derivados dd ge- 
nérico convertido en aumentativo ó diminutivo^ y para desig- 
nar la sección donde se haHa el tipo del género , es cómodo an- 
teponer €u al nombre genérico , si fuese dé origen griego. Las 
razas y variedades menos .importantes no suelien denominarse, 
bastando designar con letras griegas las segundas, y stsequie*? 
re con letras latinas las primeras; pero d^ ponerse un e|¿telq 
después del nombre especifico, cuando las razas y variedactes 
tienen mayor importancia , resultando asi leñominaciones bas- 
tante claras y significalivas. Con todo , se ofrecen dificultades 



Digitized by 



Google 



DE fiOTÁNlCA. 93 

de alguna monta para denominar las razas ^ variedades y subvan 
ríedades, variaciones y ^ubvariaciónés que en grande número^ 
presentan muchas plantas cultivadas, y en casos tales vale mas 
subordinar á las razas primitivas tomadas al modo de géneros 
todas las variedades, que podrán designarse como si fuesen e$T 
peciés bajo un punto de vista práctico y aplicable al eultivol 
Vienen á reunirse de este modo en familia todas las modifica^ 
clones del tipo de la especié primitiva , y por esto cuadra bas- 
tante bien denominar tribus á las razas , como lo hizo Qemente 
etí su Ensayo sobre las variedades de la i;id^. modelo digno do 
ser imitado. Asi es como forman tribus los listanes , palominos, 
mantuos, jaénes, mollares, albillos^ etc. etc. , distinguiendo^ 
listan común, listan morado, listan ladrenado, etc., y seme- 
janteoieñte los demás. 

Tales son las principales reglas de la noooienclatura prescrin 
tas y observadas desde que la Botánica experimentó la grande 
reforma debida al impulso de Lihneo. Antes se hablan dado mu^ 
chos y jnuy diversos nombres á cada una de las plantas eur- 
tonces ' conocidas , y después hubo también no pocos cam-i 
bios generalmente nacidos de ser rectificados muchos géneros,. 
y de motivos mucho menos poderosos en algunos casos ^ resul-r 
lando de todo ello que para consultar las obras de tí 
autores diferentes, sea menester el conocimiento de los 
mos correspondientes á cada una de las especies , y aun 
los peculiares de los demás grupos. En esto consiste la 
mia botánica^ qué con la vulgar constituye un ramo de 
cia de las plantas, difícil y embarazoso, cuyo estudio es. por 
otra parte necesario , cuando menos hasta cierto grado. • 

lino de los nombres botánicos de cada especie es el admitido 
generalmente^ y en las obras descriptivas usuales es el q^e fi- 
gura á la cabeza de los sinónimos científicos , siendo indispensa- 
blípara conocer por este medio los de cualouiera planta , que 
se comience por sabei^ el nombre adq)tado. En efecto , con el 
auxilio de tales obras no puede ser de otro modo, p 
en ellas se hallan colocados á contínuacion de aquel le 
raos , y conviene que lo estén en orden cronológico 
mas moderno hasta el mas antíguo, ó al revés, citand 
lores y libros que asi nombran la niismÉ planta sin a 
ditersas frases características, como lo hizo Linneo. L 
de tos sinónimos y el número de los incluidos depende 
jeto de la obra ; pero de todos modos es justo exi§ 
exactitud , prefiriendo la supresión de los dudosos, á i 
convenga indicarlos como tales. Dos épocas, una anter 



Digitized by VjOOQIC 



94 ' CüBBe- 

neo 7 otra ioaugnrada por él , ofrece la inweiicl«tora dé bs 
plantas^ donforrae á esto dístiiigoida en astígua y moderna; 
faltan diccionarios completo» ^ sirvan para averigiiar pronta-^ 
mente el nombre actual de una planta, dado alguno de los an- 
tiguos, y es menesto* para ello mucho tiempo y trabajo em(^- 
do en investigaciones poco gratas ; puede encontrarse fácilmente 
la corr^pondencia de cualquiera nombre linneano ó posterior á 
Linneo, valiéndose de obras á propósito, tales como el Nemen-* 
(7/a^or de Stéudel en forma de ^liccionario, que comprendé la 
sinonimia moderna de las plantas fenerogamas. 

También es muy importante la esmerada iiHÜcacion de los 
sinónimos pertimecientes á los géneros y ¿ las familias , de modo 
que aparezca la correspondencia tan incompleta cómo sea , ba-* 
biendo de compararse nombi^es colectivos no siempre idéntieos 
en cuanto á las especies que abrazan , según el autor respecti- 
vo. Así es como el Cerasus Juss. no es figorosamente igual al 
Prumts L. , porque el primero comprende solamente s^ígunas 
especies del segundo , y esto se expresa con claridad , diciendo 
Cerasus Juss. Pruni spec. L. , y en atención á qiie el Cerasus 
Juss^ abraza las especies del mismo género, y de otro de Tour- 
nrfort habrá de ponerse Cerasus et Ltmrocerasus Tourn entre 
los sinónimos de aquel. Podrían añadirse (rtros ejemplos y ha- 
cerlos extensivos á las familias, si fuesen necesarios para enten- 
der este inétodo tan sencillo de indicar la sinonimia de los expre- 
sados grupos con entera exactitud. 

Los nombres vulgares de las plantas constituyen una sinoni- 
mia, que también en muchos casos conviene conocer. Todos los 
idiomas mas órnenos extendidos, y hasta^ los meramente pro- 
vinciales, tienen nombres para las plantas mas conocidas y usua- 
les : ponerlos en correspondencia con los cientiicos faeUtta las 
investigaciones de las personas no versadas en la Botánica, aue 
por si mismas quieran recurrir á \m libros para instruirse y ál 
mismo tiempo es muy cómodo para los botánicos , puesto que 
pone su len^uage en relación con el común y les dá medios de 
comunicarse con las pérsons» del campo y demás, cuyos cono- 
cimientos sean puramente prácticos. Aunque varia mucho la mk 
menclatura popular de tas plantas en cada provincia y ^ sus 
diversos distritos, siendo además algunos nombres harto vagos y 
equívocos , no puede menos de reconocerse la constancia y fije- 
za, de muchos, en términos de haber pasado intactos, ó poco 
alterados, al través de los siglos, mientras que los científicos 
hubieron de experimentar mudanzas mas ó menos radicales. Es- 
to acrecienta la importancia del conocimiento de los nombres 



Digitized by 



Google 



DE BO^^LiacA. 95 

vuigace», cofi^olMida bajo tai |M»to dé vista por los iMíAfa^ 
de SüMjiorp^sobre las pluMas de la Grecia , qtie allí todavía 
nombran hoy eomo en tieaipo de los prtnieros boiiaicos cuyos 
escritos poseemos. Es laudable por consigiiiente d cuidado con 
que los fautores de diversas Floras han incluido en ellas los 
nombres usados en su respectivo territorio, y otro tanto debe 
dedrse por lo tocante á los botánicos que formaron mas ó me- 
nos extensos dicci(maríos de nombres vulgares de las plastas de 
uno é mas países, con la correspondenota científica para suplir 
asi los defectos de los diccionarios comunes de tas fenguas , y 
corregir laf inexactitudes que en esta parte suelen ofrecer 
con demasiada frecuencia. 

CAPITULO vm- 

IDÍOMA ¥ ESTILO PR(»PI0S DE LAS OBRAS PITOGHÁFÍGAS, MAKERA 
BB GARACnBRIZAR LOS ORITPOS FORAIADOS CON LAS PLANTAS , T 

ctmo m nesGRittBN estaís. 

Los botánicos prefieren todavía el latín á los idiomas vivos 
en las obras descriptivas de bastante importaiKsia ckntifica, 
y para ello tienep fundado motivo, supuesto el uso gene- 
ral de tales obras y la frecuente née^idad de consaltarlas en 
todas las. regiones del globo, además de que perdéria el kagua- 
ge botánico su constancia y uniformidad don la repetición y va- 
riedad de traducciones* Hay, no obstante^ muchos escritos des- 
tinada á vulgariziar el conocimiento de plantas otiles, que si 
ftíerap publicados en latín dejarian de producir el efecto desea- 
do en cada pais , y respecto de las Floras es tolerable que se 
hafan descripciones mas ó menos extensas en el idioma usual» 
conservando en el btino los nombres de las plantas, los earac- 
léres délos géneros, y las frases especificas. 

El estib se halla hoy modelado en todas las obras de Botá- 
nica descriptiva cooforáie^ «L que Linneo' m& en las suyas, hu- 
yendo de la dispandad y «excesiva arbitrariedad que reinaban 
anle^ deestq grande reformador, cuyas ley«s s<m acatadaib tanto 
rtsnecto del laiguage como de la nomendatura. Facilitase así 
la oeternnnacíon de las plantas , aunque en cambio sea per|udi- 
cada la bellezB de las descripmnes , privándolas de los rasgos 
propios de cada uno de tos escritores, cuya libertad se halla 
coartada hasta el punto de no caber mucha diferencia entre ks 
descripciones hechas por botánicos de muy desigual tatoto, por- 
que todos se limitan á imitar , siguiendo invariablemente reglas 



Digitized by VjOOQIC 



96 mMB(> • 

estableeidas y praeikadas de aatemaoo; per^ at.cfti^iejtaráar^y 
descrilnr las pbintas se debe tener por ma$ uBpoi^pte^cuaBlo 
€ontríbaya ú rigor y exaotilud, quedando de esle lapdo bario 
eompensadas hs desventajas que acaban de indicarse y oítm 
fáciles de inferir. 

No es menester repetir aquí lo que sea carácter» ni niarear 
de nuevo cuáles corresponden á los diversos grupos formados 
con las plantas; pero debe advertirse que los caraetére^ tanto 
específicos, como genéricas^ ordinales y clásicos , deben ser 
en lo posible comparafiles» y si fueren contradictorios , ofrece-r 
rán tcdavia oíayor ventaja. Gonfóf manse los cara^téi'es de las 
clases, órdenes ó familias^ y también los genéricos» á la clasifi- 
cación adoptada» siendo fácil de comprender cuánto deben dife- 
rir , según lo artificial ó natural de ella. En efecto^ las clases y 
órdenes se caracterizan brevisimamente» cuando es artificial la 
clasificación» según lo permite y hasta e^ge la índole propia de 
esta^ mientras que las familias y también las clases por ser en 
toda clasificación natural como grandes géneros» han de aseme- 
jarse á los mismos» cuando menos respecto de la forma de sus 
caracteres. Pero es difícil reducir los de las familias! lo bastante 
para que se parezcan igualmente á los genéricos respecto de su 
extensión^ y aunque esto mas de una vez se baya hecho» fué' 
frecuentemente con perjuicio de los conocimientos y de la se- 
guridad en la determinación ; de modo que para evitar tan gra^ 
ve inconveniente es preferible» según Decandolle> una ordenada 
distribución de los caracteres de las familias en cuatro párrafos; 
el primero limitado á lo mas indispensable para que cada una 
sea distinguida de las demás ; el segundo dedicado á la exposi- 
ción de la simetría general de la familia respectiva > mediante 
los caracteres de la Qor y del fruto ; el tercero destinado alio 
mismo » fundándose en los caracteres de los órganos vegetativos; 
el cuarto ocupado con observaciones aclaratorias^ indyU^aeionc^ 
sobre lo que haya de vario en la familia » ó adv«rtencias,acerca 
de su semejanza con otras. Un orden análogo exigen los carac- 
teres genéricos en toda clasificación natural » s^gun el mismo 
DecandoUe, haciendo su distribución en tres férrs^fps: el prlr 
mero relativo á los órganos de la reproducción que suministran 
el carácter distintivo; el^segundo. destinado á los que se dedu^ 
cal de los órganos de la vegetación ; el tercer<> ocupado con ob- 
servaciones sobre el género ó advertencias acerca de sus afini- 
dades; y puede añadirse en párrafo separado la etimología del 
nombre genérico. Tratándose de unaT^lasificacion artificial^ de- 
bería admitirse de acuerdo con Linneo un carácter esencial di- 



Digitized by 



Google 



* . ; DE q(>)!MiCA. . • ' . W 

' ferMtéfdel«p^<fM^iiAMr<i( enceiHenéraquello * 

mente para dístiiiguir «itla gém0^ de Ips^lÁtás^l^teiiicie&te^ * 
á la iDism» chüse , confórm(^ exchisi vo objeto dte tales claBífi- - 
eacionesv^ ÍQSU*oir lo- |(]fiicijeiit¿* sobreseí respectivo ^teeró^ 
dejando &to para el e^áeter natural » que seria QcAiéBario afta"- 
dir eüsúúo asi et^vfniesé'^ seguir ^ imh atatas 4f ^rsSceptados 
los.prí(icjjpios'de la clasÜieacioii t^SkupaU'qué h^y e^íbnenitedu^ 
plicar. los csif actér^ gei^ricdd* i - / . \ * 

* Siempre sok1iidi^BiBndi^te§ de. la claáiicaeion general ^ qye .. 
^«e adopte, los caracteres específicos 64liferenci«le»4ela^ j^ota^^ 
y. la< única subordkiecion. alendible es (a* relación pi núinepb de 
fes especies conlétjidáVcA ef generó^ supuesta la {mmIsiíÁi de 
que se {listingan unas «de' pti^s aQri*faoíIid^(I.y prontHod, em- 
pleando para ello^s í^aVtérés indiVpeñsáblest la expresión qqe 
reoné Icis eorr^goudic^ntis á cada'espeáie constituye '^a* fr&^é 
' eipecifiéíiy y en^^ella^i^n abreviarse Id rnsfe jíosible , dqWlo 
para^m t/^^mf^e^tV^ft^UJdos-los pornienorés ^ón#«oentesral mapsoí^ 
cQnoein^íento de la planta* Lastrases especificas correÉpondien^ 
tesa pjantas eopgéneres hap*de ser t^on^panabres^entre*^ para 
ifoie lleilend[>ien ^ ;obj«tb^ y se les dá' lá fermaVie. ablativo au^ . 
tori^ad^ por Lirineo y generabnent^.reexbida , ^ pekaf de lá4>re^ 
fereneia que^I^nk* y Jui$síeu manifestaron por la Torm^ d^ no-, 
niinativd, proponiendo al niismoUempoA^r -mas extensa^ ka¿ 
finase» para evitar Ja ^necesidad de .tas'il&eripeiQíiesV acepftHf 
«tMíltímo. seria desvehlajifeo , porque quitaría á las-frases sus 
condiciones mas impo'rtan^Si, y^qflie «ea^ itecesário tener deS^ 
cripciones completa^ é iirváViqbles' dis Jas ^aiftas, se reconoce 
eñ ^ista de l6s frecuentó* caíhbtos que. cíebeb experfiíentstr. las 
fraáes^ ?specíficas,.debiendoexpcesar solamente los earactéres 
esenciales para distinguir ca'da especie de sus ^pgedere&^s-^ 
cepliblfes efe váriapeh numero. Co^yíeúg en cada /rase pruid- 
piar por l(ís caracteres *correspíyidíwjles & mucha? de las espe-.» 
cies, y pónerjil último lo^p^píes dé pecasó*deJíi.quese trata 
de diferenciar, *ev¡tanílt) todfa^lérujino que carezca (jé significa- 
ción prwisa y absojuta, sin- aílinitirjaínás los comoyativos que "» 
suponen conocirniéol^ de otfasí plantsSf perp'^a é4)ecie*ís úfíica- 
en su génerp , no. pueÜé -formácsel^frasb algunáh,* porque feUan 
• diferencias* para C0mpofleFlá> yhabfá d^ rccjarrirte á la des- 
cripeion |i^ra:adqilipir ^itéá^de^fa «planta. Tanibien son buenas . 
las frases, dispuestas á manera *de.la« descripciones ,^iguíendo el 
orden en que aparecen Jos órga^dis de las: plynta^, aUn tuanjo 
respecto de cada una no tocias sean .'tomados ^ consideración^ 
Las descripciones •Varían íe extensión según íos fcasos , y 

r • _ 

, • . '• -.-'•".' ^ . Digitizedb.yGóÓQle 



98 •' * ^ GUBSO 

esiáo ^onetido^ aliBodo de ^er propio de cada escritor, ó al 
objeto tpie se^pr^opoga, cuajulo Ido sqp qcMBpletas* Siéndolo» 
deben estar arregladas al moaelo geseralmeote aceptado, y por 
consiguiente han de contener* ^ntos' pticulo^ separados . como 
órgados exista ^en a\ orden natural de* su aparición ; y* sr á toda 
ello se agrega cuanto sea. necesario para conocer perfectamente 
cada planta; sé' tendrá .queT formar .un cuadro' tal , como Ijf.faa 
bosquejado Decañdolle de la manera siguiénle f , 

1. Nombre admitido. * * 

2. Frase •spe^^fica ó caracteristifia de la especie. 
* i. Sinonimia.. * . ' . • 

4. . Descripción i que coínñi^ende Isr séfie de los órganos colo- 
cados en el orden siguiente: H^íz ; Tallo,, Hojas, Inflorescencia, 
CáUz , Corola^ Nectarior, Estambres ^ Pjstilo .-Fruto , Semillas. 
i)eben unirse á cada órgano los epitet<í6 pue designaa sus diver* 
sas^iñodificácíoiies% á saber: sü posición riosejheion, número, y 
for/na; sus divisiones, adber^'ncias, cualidades sensibles ^^segun 
el orden estableqido enJaGlosologia. ' * * . 

. 5. Historia , que a|)raza*la patirk , la duración , la estación, 
la época de la foliación , la de la. floración , y ia de la madurez. 
. 6« Aplicaciones, 'compr^ndicaido el cultivo y losuso^^ , . 

J. ,. Observaciones crjjlicas. • . * ' . 

• .Comunmente se^^tiriben en latin las ^esQfipciones como las 
fiases, dábdojes foreo^distínta de la de* estas, .puesto que se 
ponen en nominativo todos los nombres seguidos de sus e(iitetos, 
y**tanto en uqas £omo eñ. otra% no se admiten verbos , á no ser 
cuando en alguna de^ripcion imiten los medios ordinarios de 
exprésarsf , conforme a las^réglasprescritas. La lectura de bue- 
nas obras descriptivas- instruirá mejor en iodo lo concerniente al 
mo4ade c*ár.acterizar las plantas, y prestará facilidad para des- 
cribirlas. -^ * • * . ' 
* * ' * . • * 

.• JCArtTIfLO K. 

DISPOSICIÓN PJIOPIA DE tks'oORrAS DBSGRIPTIVAS, SBfiüN LA 
^ '' ' DIVEBSIPAD DE tSU OBJETO. * 

La multitud de obras t{()é hoy posee laJBotánica (Hieden dis- 
tribuirse respecto ^e la disposioion praf)ia de las mismas e^ nn 
corto número de clases ^ q¿e ^ menester examinar sucesiva- 
mente para ín4ic£|r' las reglas 'p^rtícularjes de cuya observancia 
depende su^gradó^áe perfección y sji utilidad verdadera, siendo 
además muy conveniente este conocimiento, aun cuando no se 



Digitized by 



Google 



BE BOTÁNICA. 99 

aspire á ser escritor, supuesta la necesidad de estudiar á fondo 
lo bueno que el trabajo de otros haya producido. 

ARTICULO I. 

Mono (¡rafias. 

Hay obras particularmente destinada^ á la descripción de 
una sola especte ó de las especies pertenecientes á un solo gru- 

Eo, y obras hay tsonbien cuyo objeto es el conocimiento deta- 
ado de órganos determinados. Unas y otras se llámaiPitíofzo- 
grafias y como tales deben contener todos los pormenores 
posibles, supuesto que está muy limitado el número dé los ob- 
jetos descritos^ conviniendo por otra parte aquella minuciosi- 
dad, esmerada para que las monografías sean manantiales abun- 
dantes de donde se surtan los autores de obra§ generales en 
beneficio de la ciencia. 

La monografía de una especie contiene la frase , sinonimia, 
descripción, historia, variedades, y figura de la misma y su 
comparación con las especies vecinas y semejantes., cuyo cono- 
cimiento es indispensable. Puede la especie presentar muchas 
variedades, y ^to acrecienta la extensión y la importancia 
científica de la monografía ,*teniéndola además bajo el punto de 
vista práctico , cuando ver^a sobre las variedades cultivadas de 
alguna especie úíih Es su estudio demasiado transcendental 
para que algunos botánicos , prefiriendo dar á conocer nuevas 
especies, lo miren con el desden que nuestro Clemente con- 
denó con justicia poco antes de suministrar un modelo dig- 
no de ser imitado eif su Ensago sobre las variedades de Ja 
vid comifn. Existen monografías de diversas especies con la 
descripción de sus variedades , constituvendo obras sueltas ó 
formando parte c^ varias colecciones tiiíerentemente tituladas, 

Ílas obras antiguas, no sometidas á sistema alguno, eran tam- 
íen colecciones que contenian monografías de especies en nú- 
mero mas ó menos considerable. 

La monografía de un género pide mas trabajo y mas rigo- ' 
roso método que la dp una especie en proporción de la mayor 
importancia de aquel , Telativamenle al número de especies que 
abraza. Deben pesarse y combinarse los caracteres. cpn escru- 
pulosidad y todos los hechos de interés han de exponerse con 
claridad , enlazándolos entre si del mejor modo posible é inten- 
tando siempre desvanecer cuantas dudas y difícultades haya 
sobre el particular. Necesítase bastante conocimiento de la cien- 

Digitized by VjOOQIC 



100 CURSO 

cía' y Qo poco de su 4íleralura para hacer una Ji)ueiia monogra- 
fía de cualquier género numeroso , y asi es' como tales trabajps 
pueden ofrecer bástanle solidez para servir de cnniento á otros 
mas generales. * » * 

^ I^ mojaograQa de Ma familia es superior en interés á la de 
un género , sin dejar de hallaráe sujeta á reglas semejantes y 
presenta dificultades que se aunientan conforme á la extensión 
y circunstancias de la Camilia , exigiendo por esta razón mayo- 
res recursos en «I descriptor. Son» efectivamei|te, las mono- 
grafías de familias obras muy penosas y shla par las mas útiles 
fara el^ogteso de la Botánica descriptiva, que hoy cuenta' 
ya muchas y muy buenas debidas á la pericia de los botánicos 
noodernos. • 

' La m^oografia de un órgano , ó tle un conjunto de órganos 
semejantes, exige investigaciones y conocimientos especiales á 
fm de qu^ puedan reunirse hechos, que por su número ó nb^ 
vedad produzcan un verdadero adelantamiento. Estudiando par** 
ciataiente la organización vegetal es como se va llegando á co- 
nocerla en su totalidad , y píamente asi podrán alcanzar su 
perfecciot) la Anatomía y-Organografia vegetales, hoy ya jnuy 
ádelanlá^las á impulso deji^abajos especiales que se hallan con- 
signados en varias monografías. 

artíjcülo.ii. 

'Floras [i). 

El nombre de Flora fué dado por Lifiíeo con tanta poesía, 
cómo exactitud á la historia completé > d¿l las plantas de una 
reglón mas ó menos extensa , y él mismo- nos dejó un excelente 
modelo en su Flora lapónica. Publicáronse después muchisí- 
jnas Floras, de ibodo qpe en Europa priopi pálmente apenas 
hay tecri torio de alguna importancia > que.no posea su Flora 
especial; pero son pocas relativaniente á tan gFande número 
las que tienen todas, las condiciones -pecesaria» para llenar su 
objeto» y no puede en verdad ser contada entre ejias la Flora 
española que comenzó Quer^en 1762 -ji continuó mas tarde 
Gómez Qr^^g^ * " - 

Antes de empr^Hler la formación de una Flora, es nece-^ 
sario establecer los límites de la región, cuyas phuflas se qú|e- 
• (1) Este articulo fué publicado antes de ahora ^ aunque en 
forma algo diferente.. . ,; 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. tOl 

ren Jar á conocfer, y aunque parezca indiferente establecerlos 
con arbitrariedad 6 sin elia , no lo es ciertamepte. Los limites 
políticos suelen servir de base, y si esto se tolla de acuerdo 
con los intereses de cadapais, no lo está siempre con los de la 
Geografía botánica , que saca mas ventajas de las Floras de 
los países limitados físiOáment^. La Pertínsula española circHqs- 
cHta por el Océano y. el Mediterráneo y por los Pirineos, que 
la sepietran del continente e^fropeo, ofrece ejerapta de una re- 
gión muy natural -rodeada de obstáculos sufieientes para que 
t^nga un considerable número de especies propias ó endémir- 
cas, como sucede en efecto. Por tanto', aunque la política 
haya estábiecido dos distintos tervitoríos en esta región , el bo- 
tánico florista que haya de sieguir las huellas de. la naturaleza, 
traspasará los limites de una división que .ella do autoriza , y 
si hubierp 4® necesitar alguna , la fundaria en la variedad de 
condiciones físicas que modifican la Tcgetacjon general de la 
Penínsuia. / ' , • 

El prefacio dé cuakpiiera Flora debe^ser t^na exposición de 
los medios de estudio y délas mvestigáfciónes propias y age- 
nas sobre que ha fundado eí autor 3U (Ara , y para llenar bien- 
esta condición debe en particulaV hacerse una historia analí- 
tica de todos los trabajos, que en su totalidad .ó en parte con- 
tengan datos sobre la vegetación que se quiera dar á conocer. 
No podría préscindirse de ellos sin exponerse á omitir muchas 
^peóies, á considerar otras comió nuevas ó halladas en la 
región por primera vez, y además se caeriá fácilmente en un 
cumuló de errores de nomenclatura, que sino hacían la obra 
despreciable.,, iotroduóirian confusión en la ciencia. Dificul- 
tades presenta el buen desempeño de esta parte, y tanto má- 
yores, cuanto que sujJone no solo el examen de los escritos, 
sino el de los herterios hechos por. los principales botánicos 
que hayan estudiado las plantas de la región ; pero es así 
como el autor de la Flora debe manifestar/ que se ha pro- . 
parado convenientemente paira hacerla opn plenitud de conor- 
cimienicf^.- • • -^ \ ■ 

Toda Flora , según los dos Decándolle , ha menester para 
ser completa tres distintas partes: la primera destinada á la 
descripción física de la región, la segunda á la enumeración 
de Jas esp^ies, y la tercefa á las consideraciones, que el exa- 
men y comparación de las dos primeras sugieran, pudiendo 
añadirse las reflexiones que seoriginen de parangonar la ve- 
getación del. territorio con la délos vecinos, 6 con la total 
del globo. 



Digitized by 



Google 



102 CCRSO 

La descripción física de la región , según Atfonso Deea»*- 
doUe, debe sobre todo comprender: su posición geográfice, 
sus limites naturales, la altura de mw^os puntos sobre d ni-* 
vel del mar, la naturaleza del suelo » la tenqieratura y la hu- 
medad medias y extremas de cada mes, la cantidad de lluvia y 
de nieve por meses ó estaciones, la eittei^ioa aproximada de 
Tos pantanos , montañas, bosques, ete., la de los brazos de 
mar y lagos, asi como la de los cultivos que quitan á h vegOi^ 
tacion natural una parte de su dominio, y si la región se sub- 
divide naturalmente en regi<»ies parciales es preciso indicarlo 
con cuidado. 

- La enumeración de las espedes es lo que constituye la 
Flora propiamente diclm, y como ordinariamente se entiende,. 
Debe estar diq)uesta conforme á las femiiias naturales, siguien- 
do la obra general mas aceptable ó comunmente regida y hoy 
lo es el Prodrof^us s^tematis naturcdis regni vegetabilis 
empezado por DecandoUe y todavía no concluido por sus cond- 
enadores, aunque oniy adctentado: las familias que taltan en 
é\ podrían arreglarse iccmCanné á las obras de Meisner, Endli- 
cher, etc», teniendo presente la serie de aquellas que Deea»-^ 
dolle estahleeió en su JeoHó elememtal. Pero sí respecto del 
orden ó disposicien general de la Flora , coBviene seguir el tipo 
que se elija, no ha de haeerso otro tanto en lo relativo á cada 
especie* Coaviene adq>tar el mis6K> nombre especifico, á no 
ser que haya alguna razón poderosa para sustituirle otro, qu^ 
stempre deberá ser latino como la frase, aunque la Flora se* 
escriba en idioma vulgar; pero la frase específica no se copiará 
sin ser rigorosauxiente comprobada y aim seria mas ventajoso 
formarla de nuevo , según la planta cogida eñ el territorio; no 
dd)iendo quedar satisfecho sin examinaila quien «aspire justa- 
mente al titulo de botánico florista. La sinonimia deben for- 
marla el nombre usado en la obra cuya clasHicacion st siga, el 
que corresponde á la mejor figura de la planta*, y cronológica-* 
ni^nte ordenados de$4e el mas antiguo hasta el mas modernoi 
los que hayan empleado para designar la misma especie todos 
ios botánicos que hayan escrito sobre las plantas del pak, y 
aun de los vecinos y análogos, haciendo las citas con muofeia 
exactitud*, é indicando las buenas descripciones, sin olvidar la 
mención de láminas. Es muy interesante que al bdo de*l<^ 
nonrt^res cie^ificos^ ocupen un lugar los vulgares enla región, 
incluyendo los provinciales que fuere posible reunir, é indi-* 
cando mas particularm^te los parages donde se usan , si bu- 
biese diversidad en cada idioma provincial. La descripcioo 



Digitized by 



Google 



B^'^eaviNÍcA. 103 

|)(iede ^am^vie cuasido Si<e trats^ de una especie muy comiin y 
haplo coDocidat^ mas^no^asi respecto de toda la que sea uueva 
ó <ludosa, y 1^ de la Flora tían de utilizarse tainbieo los ifieuos 
tersados en la Botáoíeay deBeHin hacefse.las descrip(^pes en « 
idioma vulgar^ íinitando á GaTanilles en s\h Déseripeion de las 
plantas^ fue demostró en las lecciones públicüs 9 sio dejar de 
sifttísfacer'á jas personas mas científicas^ pai^ quienes basta 
que se conserven en latía la^ rigorosas frasea especificas. No 
debe olvidarse la indrcaoioa detallada de las variedades propisi^ 
del país; pero de ningún modo han-de tomarse en cuenta las 
^ue no se hayan hallsÉo en él: La enumeración c^e^íos lugares 
en que crece la plaflta, ó sea la dd las h&bitacion^ y.estacio-. 
nes distintamente indicadas^ es de lo mas interesante que 
puede ofreccár^una FiorSi, y mas que «n otra dase de* obras 
conviene que sea ^xtensa y exasDCb : si la especie es común y los 
Umites de sv^habitacion sé halla* en la región , es tiecesario 
indicarlos; si por el contrario es rara, sear en toda la región^ 
sea en sdguna oe tas.subregionés qife se hayan establecido , asi * 
debe expresarse, y jo mi^mo si fuese end^cü; ú el territorio 
fuere montuoso, i^omo sueede geiiJBralaie«te etf España^ deben 
anotapselasr alturas '^'solutas qué lirntan fas estaciones de la 
especie,* yr seria ««]& dprecisd)l6 indiisar aquellas con que suele 
aioetaree ^' pu%ra todavía agregarse á todo esto ta*€)numéra- 
cióii de las4»S)és regione? en que s^ halla la midiñá especie^ * 
formando asi un cuadro de su área geográfica; Pero es tolera- 
ble que Jen la Fidra ^e una región extensa' el autor adiiyta es- 
pecios no halladas''^ ¿1> y sobre Iod0 las localidades señala- 
das por* otros, porque, no seria posible que un solo hombre 
comprobase la certidumbre de todas ellas , y entonóos ccniví^^ 
siempre hacer cuidadora mención de las* respectivas autorida"^ 
des. La époea de la fiorescencta fortna también parte dfi la his*- 
. toria de cada especie, ^asi coqio la de klnádupez^ y aun la- de 
la foliación jndiaáda en el lugar, que natursrfmenle Je corres- 
ponde. Pueden á veces ser necesaria algunas «otas, ú obser^ - 
Ilaciones criticas, y por último 4)ára que al conocimiento de la 
planta nada felte conviene aponer 4os usos & que la destinan * 
les habitantes del país y nada mas, poique cualesquiera 't)í ros- 
no locáis est^ian menos oportmamenle incluidos en una 
Flora. . . . . > 

TJna"difieuhad mo mencionada m Ip (fue va dicho se pre- 
senta al enometar^las^ especies, y toda ella consiste en resolver 
esia cuestioií. ;,DU)eci incluirse, ejp una Flora, las especies ge- 
aeralmefiie cultivadas? Botánicos hay para qui^i^cs es un pire- 



Digitized by 



Google 



ptápica, jC0p^cies;oríp^ 
'aligaron t^94d, «1 punid . 

^ enumerarse»^ )^ .por 

1^9 y ya por nS/tenerfle 

^ hayan sid^ ellr realkloá 

) imtiu^lmeipte - qi otros 

mMtia^tc» ¿..€6 indi-; 

la Siberia según k>*& au-^ 

¡aftas de Paris; pero sr 

1 DéfeandoUe^ no nodri 

monteS'de Afila (Nava-; 

!omoa]aiér|i, tVaténdose 

debejfiádquirirse y pp^- 

c^i'^loz soure so origen', 

le Robeft Brown..Tani^ 

ír/al>s0taiUmettié las es^ 

ílension» y al GonbrsMrio 

ellas fi^n de la^ qae «&-* 

ie dá ^u^ primeros ffst» 

) tullíais, jciiy(\ i^tecto* 

is, ¿c6i]|9 ser& la Flora, 

4i<;a vegetal sin contener 

lian? «Por. otra pttrle^ asi 

»ela(¡ioDés de te ^otíniea 

la HMi^r seria'inu}^ ¿líl 

])eQÍesrs¡nO'lá de todas 

Sus razas y variedades, y párticjilarment^ la •d^.aquella^ qae 

son del dÍ>ni¡nio de fa agricultura del páis; pero no debe estd . 

hacerse, cxteJDsiva á las plaiitas' cultivadas- mérainente en los 

jardines ó en genei'aU'^iaá'Cukiyadás en pedueño; y hasta las« 

cultivadas^ en grande para n)^^oi:*.comodidaa.y -claridad con- 

'vendria aliviarlas .e» cierto moclo-, ímprimie'ndotsuis nombres con 

caracteres pariiculares. . • ^^ ^ . 

En. la última.parte de una FÍoi:;í , según Alfonso Dieltandolle, 
deben coasi^^mse los f esultados áétlá comparación de los He- 
chos que súministi*an laa af teriiores sobre el ta^inero'absolulo y 
proporcionadle las espípcies espontaneas y Qultivadas> orignú^* 
rias é iutroducidas^.leñpsa^ yjaerbaccas, anuales, biáaAualesry 
perennes, ^u cadaregíbn'á ^bregion*, lanío fespiecl^ral eongun* 
to de la vegetación coma respeto, a las graAdes (^ses y. Imni*^' 
Jias; jgualmem^ la progorciou dé lasjespecies por género y fttr 



Digitized by 



Googk 



I>E0DtANIGA. 105 

OfíHidíi ct^dspeoto de la vegetación que resulta de estos nmne- 
m'conablA&dos ^n erde tas plantas sociales, con*1os grados 
dé rareza én el espacio que se considera ; la extensión media de 
la tobitacion.dé las especies endémicas, stí proporción con las 
esporádicas , y en fin todas las considerac¡dbe$ locales de Geo- 
grafía l)otáoicsl, siendo también interesante bacer comparacio- 
nes con la ve<g€tácion de otras regiones , principalmente de las 
vecinas^ y análogas. Pueden considerarse como tales respecto 
de Iq Penin^lá española -las que forman 'toda la región medi- 
terránea , que además de aqn^ , comprende la parle septen- 
trional de África y el litoral-francés del Mediterráneo, Italia, 
Dahnacia .basta el pié de los Alpes, Grecia > Constantinopla, 
Ansitojia, Siria y las islas .del mismo Mediterráneo. 

La mayor parte de Jas Flf>ras están desprovistas de las con- 
sideraciones físicas y geográfico-botánicas que les pertenecen, 
conforme á lo que se lleva manifestado-, y merecerían mas bien 
iiuúéivse Catáhgos , Emmeraútones y ele. y aunaue por tales 
suelen entei^derse las que no contienen frases, ni aescripqiones, 
y verdaderaniente si» éHas pueden convenir cuando la vegeta- 
ción del páis no ofrezca mucha novedad, cuidando siempre de 
inclnir los mas itttportantes sinónimos délas especies, é indi- 
cando esc^upulo^nnenCe las localidades. " . 
* IVo ^xiste una Flora apañóla digna de tal nombre, porque* 
te de Qner no lo merece; pero hay muchos trabajos parciales, 
q«e suministran "datos numerosos é impoí*tantéS sobse la vege- 
la^n de la I^eninsula: la'enüpierácíon dé túlés escritos seria 
.demasiado lai^ para éste lugai^, y ade^paás se indicSirán algunos 
de tos n)ás Qotsfbles al tratar tle fas láminas ^botánicas; y en 
particular de las que representan plantas de la Península. * 

- ARncrao.iii. 

Obras que s^ Ululan Huertos 6 Jardines. 

Aunque antiguamente se hayan denofaimado Huertos algu- 
nas de las; obras destinadas á la descripción dé las plantas in- 
dígenas de un' páis, aplicase hoy el mismo nombre de Huerto 
é el de /n^itiá toda obra que versa efectivamente sobre plan- 
tas dÍ3 algutf Jardiá. Pueden .s^r simples catálogos alfabéticos ó 
mel6dÍ4H>s de todas leís plantas cultivadas en cualquiera jardin 
púbHco ó parttonlar , sirviendo asi para fatiliiar las mutuas co- 
munkaciéBes , y también para dar á cüúdcer por de pronto al- 
agunas especies, cntftídó á las puevas*^e les añaden sus frases 



Digitized by Vj'OOQIC 



106 CUBSO 

res|Kotivas aconqnñadas de áeaerípciones en dgttiiOB casos. 
SoB otras veces catálogos de las especies de Ufi juráin con las 
frases características de todas^ se¿iiidas de corlas* destfq^o- 
oes, ó sin ellas, y tales obras prestan niiidbo an^dlío álos-ahm- 
nos que concurren al misnio jardín ,. teniendo .otra vtíbdadnias 
general, siempre que incluyan mcmografias de espedes ó'géne^ 
ros. También suelen enumerarse solamente las plantas raras ó 
desconocidas , que se cultivan en algún jardín, describiéndolas 
y dibujándolas para dar de ellos una completa idea , y asi se 
forma realmente una colección de nranografias de especies, tan- 
to, mas importantes cuanto que pueden y dd[)en hacerse en pr»^ 
sencia de las plantas vivas. Linneo llamó adonistas á los anUn 
res de las obras descriptivas de las plantas cultivadas en los 
jardines, y ensenó á formarlas con el ejemplo, dándolo de 
que no debe olvidarse la designación de los lugares mÉales^ hoy 
torpemente despreciada por algunos. 

ARTiGDLO nr. 

MemoriéSy disertaciones y íftros escritos semejmnUs. 

Es propso qne los titules de estos trabajos oorresporidan 
exactamente al objeto ú objetos sobre que versen, y conviene 
no salir de eHos , huy^oKio de toda excursión á otras materias' 
agenas ó propias de b ciencia. Por lo dettdis el talent# y los 
conocimientos d% cada escritor; le sugernrán los medios mas 
á propósRo para desarrollar satisfoctoriamente é: punto qne se. 
proponga, asi como la manera de hacerlo en btiena forma. 

ARTICULO V. 

Obras generales. 

Tiénense por generales, además de las obras que abrazan 
el conjunto de la ciencia, aqoellas que comprenden una de sus 
mas extensas é importantes ramas. Por esto se consideran como 
tales las obras .descriptivas de los géneros ó de las espeeieSy 
las uiNB tituladas Genera y las oins Species por lo común; 
son también obras generales *Ios catálogos destinodos á la jn<- 
vestigacion de. los sinónimos y á la indicación de buenas des- 
cripciones; finalmente las obras didácticas, ablmen ó no to- 
das las ramas de la Botánica, méreoen con propiedad d epíteto 
de^eoirales. 

Digitized by VjOOQIC 



* BE BOTÁMICA. , 107 

Las obras liamadas Genera jdanlafíim presentan el <3iiadro 
metódico y completo de todos los génaros con sus^^aractéres y 
afinidades > conforme al estado (k la ciencia en la época oer^ 
respondiente* Pnedeá estas obras titularse de otro modo , sin 
que dejen de tenerse por Genera , y en efecto asi sneede res*» 
pectade algunas muy importantes. por su ivflujo en los pro^ 
gresos de la Botánica deseríptiva. La pr¡m^*a obra de esta cía'* 
se filé pubiioada por Tournefort con el titulo dfi Imtitutíoneé 
rei her bar m y áonáe los géneiH)S se hablan ^tablecidos y ca^ 
racteri^dos de una manera admirable, indicando em segidda 
las especies por medio de frases menos felices, como aoomo- 
dsdas al uso de aquel tionpo en que la distinción de las espe^ 
oies no estaba sometida á buenos principios.. Lhnneo con el non>- 
bre de Genera plantjarum formó u A obra digna de ser asi ti^ 
tulada, limitándose á la descripción 4le*k>s géneros clasificados 
conforme al sistema sexual , cuyos defectos corrigió ingeniosa* 
mente en tgdo lo posible. liimarck en sús- Ilustraciones de los 
géneros* c(Mitribuy ó al mejor conocimi^to de los mismos por 
medio de figuras detalladas» siguiendo en esta parte las huellas 
de Tcmrnefort con mucho acierto. Jnssieu , sentaitfk) sobre só- 
lidas bases los principios de la nueva clasificación» publicó un 
Genera piantarum que marcó el pripcipio de una» época mas 
científica en Ips fastos de la Botánica descriptiva. Hoy dehe^ 
mos á Meisner una obra titulada Plantetrum tascvilarium 
genera ^"S aohre todo á Endlíeher una mas general por ser Ge* 
ñera planiarum en toda su extensión, ambas al nivel de ios 
actuales conocimientos. Lo está también el Vegetable Kingdi>m 
de Lindl«y » obra .mas particularícente, déstinsKla'á las familias» 
srendQ los géneros meramente enumerados en ellos. 

Las obras llamadas Species plantarum comprenden todas 
las especies conocidas en la época de sujMibIicacion,»dispuestas 
conforme á un sistema ó método cualquiera. Los botánicos an- 
tiguos publicaron obrasxle esta clase , tisando él nombre de His- 
toria plantarum ü otros semejantes, y fué Linneo el primero 
que empleó el titulo de Species plantarum ^ daiido á luz un tra- 
bajo tan notable en la forma como en el fondo , y promoviendo 
asi la grande revoli^eion que desde ^tooces cambió la faz de la 
Botánica descriptiva. Esta obra genei*almA)íe seguida fué repe- 
tidas veces comalida» iradncida á los idiomas vulgares y au- 
mentada €on las especies posteriormente deacuUertas, origi-* 
nando en realidad nuevas y muy apreéiables obi?»$, tales como 
las de Murray ,'Reictard, Palau, \villcknow , Roemer y Sdiul- 
tes, Pcrsoon, Dietrich, etc. Algunos botánicos inti'odfijeron en 



Digitized by 



Google 



108 ' ^ , CURSO , ' • 

las prácticas "ünnéanas; ciertas modificaciones masó me&os ven- 
tajosas: no son pecomendablesrla obra dp Graelin qne alléró bas^ 
lanle el Systéma veffeíabilium de Linneo, comprendido en su 
Syslema naturce , ni tampoco la Smrima plantanm de Vit- 
man, ni las Instituíiones botanicce de Pétagn^; son al contra- 
rio aceptables varias modificaciones cjue presentan el Dicmona- 
rio dé Lamarck, la Enumeralmpldnlarum de Vahl, por des- 
gracia no terminada, y el Enchiridionde Persoon arriba tílado. 
El Systema vegetabitium de Sprengel tiene mucho de compi- 
lación mal hecha, según DecandoUe,. quien recomienda que se 
evite con opidado tomarlo por modelo. Faltaba qAe^ se aplicasen 
á la descripcipn de todas las especies dél reifio vegetal los nue- 
vos principios de clarificación, y esto lo intentó ÉJecañdolleen 
sus dos tomos del Systeíim universalis r^ani vegétabilis ^'^cpie 
suspeñdiótonvencido dé fo imposibilidad (le terminarlo , y de- 
cidido á emprender «1 trabajo eg menores dimensiones , le dio 
forma m^s abreviada en el Prodromus sysiemaíis naturalis 
regni vegelabilis', que tampoco pudcr concluir^ dljando e&te 
cuidado á su hijo , qu^con el auxilio dé va/Ioá botánicos lleva 
publicado h^ta el tonao ó parte décimatercia, ^^slínada á cinco 
familias délas nionoclanrideasV siendo de esperar la- pronta ter- 
minación d^ todas las dicotiledóneas. En <;uanto á las oaonoco- 
tilédóneas es hoy IdL-Enúmeratio píantarmn dé* Kuñlh /donde 
se hallan dispuestas conforme al método de familias en la parte 
que alcanzan los torfios publicados. Respectó de las^^riptpgamas 
es menester valerse de las monografías correspondientes á las 
diversas familias que por feu dificilltad exigen un ^studlp espe- 
cial. El Repettoriumyjios júnales botanicéf .^gsteñitaticcB de 
W?lpers sirven de coibpiemento á las obras descriptivas genéra- 
les hoy mas usadas, y particularmente llenao los vados que "ya 
presentan los tomos menos recientes del Pr</dromus por efecto 
de los iúcesanles descubrimientos. 

Los Nomenclátores ó^ catálogos , tanto alfabéticos conio me- 
tódicos, que sirven para hallar ios sinónimos y tambiep las des- 
cripciones dispersas en multitud de obras, son de mucho auxi- 
lio, y como modelo en ^ta clase de))etf citarse tm ti*abajo de 
Steudel y otro de Loudon , alfabético el primero y metódico el 
segundo. *•.,'• 

Los Tratados de Botánica , abrácenla en toda su exteDsion 
ó comprendan una sola* de sus grandes ramas, presentan en su 
redacción mucha diversidad seguñ el plan que el autor se haya 
propuesto. El estilo aforístico, antiguamente uáado, y del que 
Linneo nos' dejó un buen modelo en su Filosofía botánica, 

Digitized by VjOOQIC 



bE BOTÁNICA. 109 

está: hoy generalmente abanclonado, prefiriendo sobre todo lá 
claríclad, el exáme^iL melódico y la demostración circunstanciada 
dé cuanto sea necesario para dar una cabal idea de la ciencia ó 
de alguna ^e sus partes según la extensión de la obra. 

\ . •- . ARTICULO VI. * , 

Abrevicituras y signos que se usan en las obras descriptivas í 

• 1^ repetición de mimbQS nombre^ do autores con los títulos 
de sus obras ó sinellós^ y la necesidad de indicar con frecuen- 
cia en todo» los4abájos descriptivos varias x;osas comunes á mul^ 
litod de plantas , obligan á emplear abreviaturas y signos qué 
economizan espacio y producen rapidez en la Jectura. 

Los*tttulos,de las obras citadas se aliti'évian en lo posible sin 
faltar á la claridad» dejandó,en cada< palabra las silabas nec^sa-: 
rias^para que las restantes se ocurran inmediatamente, debiendo 
ser letra final de toda abreviatura la consonante ó consonantes 
inicialeá de la primera silaba suprimida. 

¿1 Los nombres .de flbs autores se ponen si 
títulos de sus obras,;. y se abrevian de uqa 
botando por ío común lá primera sílaba y la 
sonantes inieiates^de la segunda par^ indica 
menos que puedan confundirse con oíros ó se 
debiéndose entonces conservar ní^g silabas, i^ 
''mfi'a letra doj noínbre es suficiente cuando p 
^sumamente cotilt)cídb como Linneo , que se ii 
cribir L.; mientra^ que Aíl. , conforme á la» regla general , és 
abrevia^fira de Allioni; Déjase conoqerque no* pueden. abreviar- 
se los nombres-muy cortos, como Ré, Gan^, 6 otros semejantes, 
y esde advertir además que haj^ ciertas abreviaturas conven-7 
cionales, cual es D C, equivalente á Decandollé, etc., seguii 
' puede veíse en varias obras descriptivas; que 'apresen tan Jistas" 

mas ó menjos completas de las abreviaturas usadas.^ * . 
^ . También pueden abreviarse los nombres de órganos y demás 
objetos ^ue, se 'níeftcionan con igual frecuencia pn las*mifemas 
pbras^ sigu¡endo»Teglasrscmeiantes á la^ expresadns, y#TrtiUra- 
nick •fué quien principalqjén(e se propuso hacerlode4almodq.- 
Tc^das estas abrevíati^ras ^ eotnprendenJfáoilipente , y. no es me- 
nester ihdicarlas aqiií'una poruña: sofrde la m^iyor iniporiáncia 
jas que indicaWl e§tado en que se haya? observado el ejemplar 
de laplanla-porjoaedio dejniciales, y así V.*^. 9quivaldá tidi 
vivatn^ mientras q^cT.'S. significa- fidf éf?ce(iw,j>jidiéndo'se 



Digitized by VjOOQIC 



lio GUBSO 

afiadir otra inicial ma9 para indicar el epiteta étcultambtl de 
spontaneam , según tos casos. Los objetos diversos , cuyos por- 
menores se presentan grabados en las obras, suelen señalarse 
por medio de letras ó números , y para que haya uniformidad 
en ello dispuso Bauer una tabla donde á las letras solas óacom- 

Í añadas de números se les asigna una significación constante. 
Indlicher en su Iconographia generun^ plantarum adoptó esta 
manera de explicar las figuras, que no ha llegado á generali- 
zarse. 

. Hay signos comunmente admitic|í^.y otros que empleam de-» 
terminados autores en sus obras , explicándolos para facilitar la 
inteligencia de las mi^as. Los principales inventores de signos 
fueron Linneo ^ Willdenow, Decandolte, Tratliqnick y Loudon, 
llegando estos do3 últimos al exceso en su deseo de abreviar la 
indicación de muchas cosas, que pueden expresarse- cómoda- 
mente, aun cuando no se empleen signos, supuesto que el ad- 
mitir demasiados sobreearga (a memoria. lié ^qúi los mas gene* 
raímente usados en la actualidad. 

. ^ Buena descripción en la obra indicada antes del as- 
terisco. . • • . 

f Obscuridad respecto de lo que se trata. 

! Certidumbre adquirida en vista del ejemplar auténtico. 

? Duda respecto de lorque se indica por ja palabra seguida 
del punto de interrogación. 

<3 Planta ó flor masculina ( y conforme a Linneo planta 
bisanual). * ... ' 

$ Planta ó flor femenina ( y conforjne á Tratlínnick plantel 
que se propaga por sierpes). '^ - 

$ Planta 6. flor hermafrodita. 

Vi Flor neutra conforme á Willdenow. 
. o Planta monocárpiea en general para los que siguen á 
Decandolle (y planta anual para los que todavía siguen, á Lía- 
neo). • * - ' 

Ó) Planta monocárpiea anual. 

(2) Planta monocárpiea bisanual.' . 

@ 'Plantíi monocárpiea perenne. 

Ql* Planta rizoóárpica y por tanto perenne» 
^6 6 Pfenta-caulocárpica én 'general paítalos que «guen 
á DepandoUe (y ^fbol 6 arbi^to^para tos que todavía sigueq á 
Linneo). * ^ . / . 

5 Mata de dos ^iés á lo mes para DecandoHe (y árbol para 
Traítinnick). y ... 

^ Arbusto dé dos a diez pies. ■ - * 



Digitized by 



Google 




DE BOTÍNICA. 111 

áriolilldi de 4UefE á veÍDle y cinco pies. , 
Árbol de veinte y cinco pies arriba. 
^ Planta trepadora. 
C Planta voluble á la derecha. . 
O Planta voluble á la izquierda. 
^ Planta siempreverde (y conforme á Loudon planta pe-* 
rennej. - ' 

00 Número indafmido. ^ 

El significado de alguno de estqs signos caittbia en diversos 
autores , según acaba de indicarse , produciendo al j[)rincipio 
cierta confusión, y otro tanto sucede respecto de diversos «ignos' 
que DO se indican -aqui por ser menos usuales. 

CAPITULO X. 

LÁMINAS BOTÁNICAS , HBRBARIOS Y OTEAS COLECCIONES. 

Entre los medios mas eficaces de dar á conocer las plantas, 
se cuentan las^ figuras bien hedías y los ejemplares bien elegidos 
y conservados : débese por tanto aqui entrar en algunas expli^ 
caciones sobre el modo de conseguir lo uno y lo otro. 

ARTICULO I. 

Láminas botánicas. 

Aun cuando las descripciones sean muy buenas , necesitan 
ser auxiliadas por figuras que presenten á la vista el. conjunto 
de la planta descrita y aquello^ pormenores mas importantes 
- para caracterizarla. Los medios de hacerlo en los libros impre-- 
sosson antiguos , y mas que todo el grabado en madera /exis- 
tiendo varias obras publicadas antes de finalizarse el siglo XY 
con figuras de esta clase, muy imperfectas ciertamente, sin que 
por eso .hayan dejado de prestar alguna utilidad en aquellos 
tiempos. Mas adelante en el siglo XVI, se tmprjmieroii muchas 
obras con figuras mejor grabadas, en níi^dera » mereciendo citar^ 
se las de Fuchsío como superiores^ principalmente porque re- 
presentan las plantas del tamaño natural, cuándo lo comuu era 
reducirlas demasiado para facilitar la intercalación en el texto, 
igualándolas todas sin cuidarse de que asi desapareciesen las di- 
mensiones relativas. Los autores tomaban uno¿ dé oti*os muchas 
íigura$ y á veces todas ^ esmerándose poco en colocarlas preci- 
samente junto á sus respectivas descripciones , resultando dé lo 



Digitized by 



Google 



112 Cüftso* 

primero poco prpvecho y de lo segando iMcfaa ooBfiísicm. Nues- 
tro Laguna en 1555 tomó de Maiiolo las figuras .grstodas ^ 
madera* que adornan el Dióscorides traducido é ilustrado, si-^ 
guiendola costumbre de muclibs contemporáneos suyos ^ y es 
muy extraño qiíe Hernández Morejon en la Historia de la Medi- 
cina española haya atribuido al ipismo Laguna la idea de abrir 
láminas de plantas en cobré, buscando un pretexta para vitupe- 
rar á Linneo con dureza é insistencia por. haber concedida la 
Erioridad a Fabio. Columna en d concepto de ser el primeFo que 
\ hizo por si mismo; pero ef autor de la citada historia confan-. 
' díó la^ edición del Dióscorides , por Suaréz de Rivera , con la 

f)rímitiva de Laguna, y cometió asi una doble inexactitud entre 
as muchas que se le deslizaron en la parte rdativai las ciencias 
ns^urales. • . .. 

Parece , según DecandoUe , haber sido, Gesner el primero 
que intentp perfeccionar la manera antigua de presentar 1a^ 
plantas , y se le deben efeclivamentQ figuras dé las jnismas gra- 
badas en cobre, silgünas iluminadas y con sus principales partes 
por separadjo. En los primerosaños del sigld XVÍI recibió ma- 
yor perfección el grabado en cobre de las figuras^de las plantas, 
como lo demuestra el Boríus eystettensií publicado por Besler 
en 1613 , y otras obras posteriolres dadas á luz en el mismo si- 
glo , aumentándose en el siguiente la escrupulosidad en repré- 
sebtar los det^illes de la /ructificacioñ conforme al ejemplo pre^- 
sentado en las ínstitutíonesde Tourne/vrt. Los sucesivos ade- 
lanlanúentps dd gra^do y los de la. Botánica dieron mayor 
brillantez ¿importancia á las láminas, representan4ajnuchas de 

!as modernas en la posible el tamaño natural úe l^ plantas bien 
libtijadas'con las diversas partes dé la flor y del fruto, puestas 
aparte y aumentadas ¿uüoientemenle para qUe su estudio sea 
más fácil». . ' > ' • * ' : 

La iluminad!)!! de los grabados de plantas ba llegado á ser 
mhy esmerada, y se poseen hoy obras preciosas bajó este punto 
de vista; pero tiene el inconveniente de. estar expuesta á falta 
de uniformidad en lo intenso dejos colores por depender de 
varias manos subaltern^'^ tcatándóse de jluminar muqbos ejem- 
plares. Hacer la impcesion con4os colores es seguramente pre- 
ferible, porque los matices y las sombras guardan constancia, 
siendo eátas aderjaás debidas al color propio y nó al negro del 

K'ibado/ que tampoco aparece en las márgenes ó contornos. 
s procedimienlós diversos se han adoptadó^para imprimir coa 
los colores: el uno consiste en usar tantas , planchas parciales- 
como colores necesita 'cada lámina , y el otro ^ íeduce á em- 



Digitized by 



Google 



do, aeep^o por muchos , mientras qae el ejemplo de Biiltiard 

' . I^ pftrfecüi^>y t(eltezirde>U» láiutinls ai]iiienli»ieKlni(Nrdifiaf>' 
rifliiteme él preetode ttsobnt^V dtfleoliMder sa adq«isíei0ii ,7 
ddie >p0^ taiiU^ sef tomada leattaéirta «Agrado de Inretlifa' que 
eiigeo segÉní^ o))j«lOi(Es4fii|^opio dé uo irMKla'elemeiiial eo 
tal concepto el excesivo lujo > y le bastan figutas «rabsidas en 
modérai^éffiétioy se^tfsataf/nosi^^ ni 

taiiipidi^iíaoerbs (irigina^ De-^ 

faen tafiri)iefr ser mo^f^ senoilúis^, anscpie soi|ibréadas, tad figurad 
de tasbbm di^ináda9'á4h»ti^ la aMilomia f ^rf^ de 

h» planta', prbsctiblñido eá éstel casa ttddá figtit a que nó sea 
^ginai. tknfiyienéidíba^ y grabar eonestmem tus plabtaé noe^ 
i^a^qve h«yan de áar^ áoonoeisr ,"y si «olaiiitole setnviesen i 
la '?ista*ya^des6caéBiseonioi]tos''líls ofirecen leié'lierbnriosv sería b 
mefof no ttaminartets^ sin qnese émilan todoft iéstietalles posi^ 
fattseon s^i^soiiibras correspondientes pirtab^ ifm ntí las ten-- 
gankisíigurrasde las planeas ;/¿ estén representada pr los 
meros mmorpú^; peí*o sí hib plantásr pued^ "verse Tiyas es pre- 
ferible ehiple&r todos? los meüDs de perfeecton qtre el arlé y la 
€Íenoía^b<rf poseen iáú exdutr la itonrapcion cuidadosamente 
liécliá , ptrestOíijtfe ya no s& (rata de olm^ destimMtasá diftin- 
dirée tanto eom<rIsls elementales. Las obl*as tituladas Huartos 6 
Jardines yla^ Flotas pued^ tener l&miiias mas óniíenos costo- 
sas- según* las cirowiBtañcias, y m todo caso' odnvienfe pfeáerif 
4as phmtas^ niiévas^ópocd o(^ocidis^ en^ wtváét ibgar ^ y en se^ 
gúndo'^^ellas 4|tte no báym sido figuradas, ó que lo háyáb sido 
mal, áa^vidlBíf mnea ios detalles neceéalrios para et mq^ co- 
BbdtÉientorde los cbHdéries y exdi^eado toda «copia¿ iiáy io^ 
davía mas obras que suelen adomaraeiedn lámmas pbramayor 
ilustración , cuales son las descripHvas de plantas medicinales ó 
cualesquiera otras de lasátites ó agradables , que es preciso re- 
presentar con cuidado é iluminar , cuando son meras varieda- 
des , sucediendo tomismo con laá^dií los frutos producidos por 
los árboles y demás plantas que se cultivan. 
^. Ahora! cpiéMd gi^bawló én maderéPise halU<imiy p*feccíona- 
do y que se posee además la litografía en un estado de notable 
adeíantan)ient09 h{(y buenos médk»' de repri^sentar las plfititas 
mas económicamente, que vertiéndose dét gratado on^atío^ 

T. II. 8 

Digitized by VjOOQ le 



lli : eVBM 

sin éqtr de oooteder é tstdílaMfMsrioffiílié^Je c^pv^a^'JL» 

ihimniacMii puede ateíateneiígmlaieale lianKáiidola ámm flof 

y un fnito., a^íuKi& hi^ y p«rle8 dci roBMro tott^ » re^uUüMte 

asi lámnas fse á» petftter sucdcsgUK^ 

apetecible. --i" ' ■ ."•'>.- -• m . • 

FiDalmenie, en estos últimos tiempos se ha i invitado m 
procedimiento poiA>obleoiermoide9dempl»(«Sii0li^^ que 
se iraprimeo y nepresentao deestftiSQBei^eoD^idmira^ 
titud sobre d papel , qoedafidoi tm relieve coo loo íM)l«nespHK 
píos, y ya se pos^eftialguoas oleas ádomoJo^f dei tWiBftmao üe-t 
fflej«(es. . 

Exíslea^ oirás descriptivas de iasplantas de la Pfwii^ifai <m 
figuras numerosas mas ó meaos erados: mereeoo iNHioflUarae 
las de Glusio y las de Barreüer, que á peaar de sn^ia^ierfieo^ 
<áoB renedau east siempre el aspedo general d^ llis^irfMtaft( no 
soB dignas de igual reeomendamoñ las figuras de la Fhírm ^- 
pm^ht de Qmr ; son al oontrarin baslanie buenas para su tíim- 
po las.cofrespondksDl^ á los «púsoulos do Asso sobreda» plaa^ 
tas de AragiMI ; debe deeinso eiro lauto do tes poeas qw^tieue 
ei leer ñüpanktmíit Loeffing^ así címug de lasoontenifia^M 
la obra de> VaU tíUdada<$HB6akai«^fflmio¿9; vdengeners^^ 
mócbo todas ias^ de €a?any4es. inefama^ en sus o^as itilaladas 
Mmfmdelphic^ dastú^ Icqmb 0t ddseriptione^phmiarnm^.y 
Anales ae ciencias naturales; laiidnefl seiii recoidndables las 
de Muñoz de Dgena cpie se tmlian en el Fíof^ hismmemde^ 
lecíMS de GomeM)riega^ y tas existentes ea las Oeoadeí éá 
mismo; líeneu mueho mérito las excek»tes láminas de )a Fhn^ 
portufiu^a que con grande ioeio^ emprencUeron Hoffinause^ y' 
Link; ^frecen tambi»i notable interés las reunidas por Brotero 
bs^o el titulo de Phftagrapkia para ilustrar su Fiara lusüani- 
ea; finidmeate, las lámúnd mas bnUaníes oonsagradsis á ios 
plmilas españolas se deben hoy á Wdib en «u 0^ kispanica, 
y á Boissier ^ sto Viafe Imt orneo, habíeldo además publicada 
algunas el j&ftn WiHkomm. 

alATIGULO II. 

CMka^ios y otras cokccpmes [i). 
Ni tedas las pfaintas están dibujadas^ ni todos los dftnjos 

O) Este ariícuto ñaé puWeado aaites de ahora > y al reprodb*- 
carioa^f sehamodifiéadoeaiJMirte. . - 

Digitized by VjOOQ le 



DEBOEÁlflCA. tl3 

comspoiideii:tffli «j^afitMMite á k» originales que enciman ^le 
eoBsalli^rlo8, eoa^ se poeden obtener. Naee de aquí la neoe- 
sidad áb las eoléeoiones de ejemplares coDveaieilemeHle elegí-*- 
fib&y eonservbdos c« sos nondires verdaderos y demás indica- 
eiones ópdrtotiag, ya qué no «ea siemf^re fácil ver las plantas 
'vív^y ¿ien det^iúadas por fritar en los jardinesbotiaieos ó 
mr haflorse unoídisÉastejie ks puatfls m iopie estos emten. Im 
mrhari$8 son per 'tanto inüspensaUe» para la instrucdon de 
los botánicos^ y el adeiantamienlo de la oieociay siendo de no^ 
tar que liacer d suyo cada uno por d aaísoao es lo. mas prove» 
choto,. obUgaJado á&miliariaafse coa las plaütas vivas en bs 
excureiones' ilaaaadas Herh$rizacimes, y con Jas plantas secas 
en los oMMuenlos destinacbs á su oáKervieíon y baen arreglo: 
es le natund. hablar 4e las herborizaciones antes de expoaer laá 
reglas que.deiieií stgnirse op la iohnacioil de un herbario. 

liinneor que eosi laníos aciertJolegisb sobre lá ciencia de I9S 
plaitfiis^ nos dejó doÉsqpiada en forma de preceptos h manem 
coflbo él hacia sn «Bcnfaíones bi4iániaasy y hasta indicé el ves^ 
lido que tenia por mas propio dd herborizaáte. Al juicio y ar*- 
bitrio de este debe;fnedár la*eleoeion dei trage , lo mismo que 
iodo lo relativa á sus aUmentot , quettervará ó úq s^un las cir- 
cunstancias^ siendo olro& ios dbjeios soBre que ahora debe fl^ 
jarse la alíe»ei<Hi'^ como cáeiíti&amcpite inseparaUes del qoe 
herborice. El primero y mas noeésario es tma caja de hoja d» 
lata jiara conservar las plantas duranjte el dia y á veces por mas 
tiempo , sin peligros de queisemaéiMt^ y séquM^ Lariormay 
dmiensiones de este indispeosable^ instrumento betánieo faá» J9h, 
riado según las épocus y apin vfiriail scgunel gusto de eadaiunO) 
s^n q^e lo ha;^ de Iwvar ó noielmismo que herirariaá, y en 
fin^ según el modo cómo quieta Hevaiio. Linneo usaba una caja 
dfe cobre áefaiieühidrica ^ algo «ióttbava por el ledo qme debiera 
ser fiséo ptra^iiplica^ál «édói.ElíMturaKstaHome'idró^ 
caja cta^a olfura fuese de 1%% *tó pulgadas^ d s|^lK).d(^6fá 8> * 
y la longitud de dos nías que hf del psf el m qde seM)i^sen de 
colocar las plan4ia$: tendría una tapadera á manera de cofre, y 
las plantas ddmrian ponerse entre papel ánediétqueiéneogie*^ 
sen ptfa:|)rocniw su inniedilaitaUesecacion, Eácilm^nié^piiiedeB 
conocérselos inoomrémebW^foe ofrecerla á no piíeporar eom^ 
pfeünnénte tas ))lantafrjMi el aota de su ooleóáon^ /ctisa> smna'^ 
mente onbaráoLOStty'cpie baria perder tieaspo^ como elmétccb* 
que silben los que nolfevanoaja en sus herborizaidiiiiis, y pre- 
fieren eñ su lu^ un portafolio ó cartera con papel para coib*^ 
car las plaiaas, á urdida qtm l^s eogm. Asi p& que. solo dc^t^ 

, Digitizedby VjOOQIC 



ciqa ser desliqachié eoBservatr laS'^lttMMy «MeiftmiC^iue bo.^ 
tenga el tiempo y jel«osie^necesarids para que sin peijiíictb de 
la recoleccíofi puedan colocarse cqal oonviene>¿ su desecación. 
Son buenas las eajas muy tmchas y> largas ceaodo se trata de 
hacer grande cosecha; parodio sontcéa^odas» siha de llevarlas 
uno aúsmo., y soáo podrán séririr fara depósito. >de. lo que se 
vaya recogiendo en otra maspie^^ieMí, *i|oenuaca debe ^n^ 
donarse al herborísar. Suele.leBar; esta» anas 18 pulgadas de 
largo y 6 de ancho, y k forma ;eilindrioai>ó cilindricdt«ompri^ 
mida, quees l^^iaseÓBioda tantapara lacoioeAbion deiasplan^ 
tas, como para Uevarla uno sobre sí. La tapadera debe ser .lateral 
y poco menos larga que la caja,: y es precáso qve. sexien*e de 
un modo tan fácil.cono seguró. Algaínos anade&jen uao de los 
exAreuKftS/tina cavidad indepeudieafté, especie de caja accesoria 
con su corres)^ondí6nte tapadera, que se: abre haeiafnerayque 
de^tibaná ia colocación de seimHa&ii>atro& objetos^ que no qui- 
síereu mezclar con las piímtas ,ry esto no 4tpi de ser convenienr 
te. Sea eamoqnienaia'caJa'qtteDor este-érden<se elija, debe 
disponerse d& nudo que pueda iW^rs^ á la espalda Cjolgaoda 
háoíatd costado iaqeierdo para poderla abfir cómodamente é ií 
colooaudolasplantá&.OQirforine se««ogen, y á mayor abunda^^ 
miento podfá:.lltv^rse5deha^ del bra^o una grande cartera/^ 
porta&rfio pata .ciertas especies. Una pequeña* podadera y iin^ 
azadilla , 'que putdau. engastarse y asegurarse., por .medio .de 
rosca eu un f«erte.fa¡asloBtprovist6i.de;rpbusto>y:fMintiagudp re- 
gatón^ que esiaudo eugifiÑHlo sea^»üiiiente -sustituido por una 
peque&á paia^soniinstrumentos muy necesarios,. pues que lle«* 
uan á:fa ves/mas'de luii^eto. Hay qtie arranpar mucbas plane- 
tas / mienáras que el damiano de otras sobniente permite cortar 
ramiiasv algunas veciesidemasiadaMaltas.¿ iejanas, y, al trepar 
por bu^mootañas ó al/saltar todas las veces «pie el terreno lo 
, exige V apresta ap(^d.' y seguridad. «Ibaigíon convenientemente 
'dispuesto.. U^ bMena lente^ una aguja. botánica^ papel de es-- 
traza, y: ygmoblaaeo, papeletas; yacortadaa, lápiz ó tintero y 
l^umasv un libra de memoria y una .botella algo aplastada y de 
boca ancha., con espíritu de vino debilitado para. conservar cier^ 
losobíeios, y otra non aguardiente para mezclar oorn el ngini 
que«elieba durante el^oalór, compklait l&jnas indispens^e 

Juetdebe llevar; «I bolánioo eb sus eiKcutc^nes. Peno sí hubiese 
t haceiilas á montaias lelevadas ,ni9:id6be desanidar lasobser* 
vaeioae^ barométricas para detenBioar los limites de elevación 
entre los qui&íímecen diferentes lespeiáfs, y en tal ¡caso tiene que 
agregar su correspondiente barómetro; y si. hubiese de durar 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁIflGA. 117 

medios días la éxpedíéíon , tanrioieB debelkvar papel de estrata 
ea íaboñdttnora para secar 'hs;^^mitas tpie i^ya cogiendo , y apa- 
rate para comprimilrlas. La Flora lié la r||ion ó «t^una otra 
el^ra^que la supliese^ y^nñlftcarta geográfica y conreodrán siem- 
pre <}iie foere dable; y limieo tpmbienaHayia la Fauna y pro- 
visión' de alfileres, para Qíiiir'ála coleccíoH de plañías, la caza 
de algunos insectos/ objeto^ eiertamenle accesorio albotáqíco, 
<pte ie interesaría cuando no ie embarazase J 

Las planlal fanerógamas tiué'se cojan deben reunir énouan^ 
lo sea posible todos sus caracteres gao^icos y específicos, to 
cual se lo^ra comunmente respecto de nmchás plantas pequeñas 
que pueden colocarse eMéras en ^ herbario; pero relativamen- 
te á las demás hay que suplir e$to per medio de rámitas que 
tengan á la vez flores y frutos , si es' poáble, ó sino solo una 
cosa, y aguárdaíndo en tai caso^laéjaioca oportuna para obtener 
la otra. Sí las hó|as se desenvolvieren después de lasHóres, se 
obtendrán cuando se coja el fruto ; pero bay especies cuyas ho- 
jas aparéeen al tiempo que ftl fruto se cae (el olmo por ejemplo], 
y'se condíbe qué se necesiten Wes ramitas cogidas en distmtas 
^)oca8 para completar» los caracteres. No dehen 'estar maduras 
losfrutos, porque se pudrirían en el herbario, á'se'separarían 
desús pedúttcitiosfábilmiente^ y solamente algunas veces inte- 
resará cónsfervarios éif espíritu de vino. ^Todos ios ejemplares 
asi elegidos qtie se ha^án dls conservar se colocarán en la caj» 
c<mforme se cojan, pro(;uf ando que^ las k'aices é la parte táfe*^ 
ríor de los ramos se dirijan á un ^ob extremo para que se pue- 
da poner un pocd de- mui^o mej)ádo que ks sustente cuando 
hayan de pcrmanecemiucho tiempo en la caja; y por este me- 
dio, cuidando de do abrirla con demasiada frécuencra , selográ: 
conser^rlas *miichbs^dias ao cpie ni'áun las flores sufran. Pero.. 
algunas pÜint«9 hay otiy as corolas son muy fugaces y caedizas, 
las de otras se ciefrad ó se marchitan al momento, y únieamente 
colocándolas entre pa^ en él aetodecogerbs, es^como se con-, 
sigue conservarlas: ofrecevenlajat parae^ttselíportafoliaé gran- 
de cai*tera don papel, aunque también pudiera no necesitarse, 
háeiendoabrir losHbtones ó lasflores'a»(^á. ■ 

Las 'plantas cñptógamas', ú' bien no todas , neoesitan^ las mas 
cuicbdos especiales ^l cogerlasítí las senii-váseulares (equisetá-* 
ceas /hachos ^ asoleas v rizocárpeas, licopodiáceas, musgos, 
hepáticas) casi no necíesitan otro qué el de aguardar qtkesé ha'- 
]leo'desaiTollad(M»su9(órgBnosreprodi>el(n*ed; Tieneíi lascará- 
ceas d inconveniente dbfaaoif se muy iSÉiiéles, cuaíido se dese- 
can, findre las plantaspui^amente celulares, hay qiüie coger mul-^ 



Digitized by 



Google 



UIimI de Ii()u«ii69 adUndoft á ranos . ípeMoe de éorleES^ ipk'^ 
draa , etG« ^ sdbire/qué se e&OMMranl; imehos bMf osí son tan 
friigiles> Uo blaiid|| y puti^acibles^ 6 se tfeaéoan tatfnroifto, 
qm éa necesario sRmergkrlos en ^pfrítii da^ Vino; en fip, la 
hermosa familia de las algas y priAe^Mlmeoto las^maruias^ ^-^ 
ge mu6ha pact^cia y mhmciosidadj Canias maydi^es, tos f«w 
eos pdr qemplo, no se hace-otra cosa inas ofiie aprovechar, «i 
influjo del sol hasta loarar (a desecíaeton; modias.se éneüentnai 
á la -orilla del mar en baen estado-despees de nm torffiéata; pero 
m sucede lo mismo con las peqveoas y blandas^ las hay, en efec- 
to» tan finas y delicadas que apenas bastan los ewdados bms 
esmerados para no echarlas á peraer« Atotes de sacarlas del agud 
es necesario obsenrarlas bien , por<iae fnera de eUá no se pre- 
sentan del mismo, modo , y para eme no se rompan debe bos-^ 
oarse el pnnto por domle están adfaeríttas^ coHémiolas con toda 
precaución. Algunas se |iegattá bs tnanos y primero se rompen 
que separarse, y por So coqtrarío otras se escorren ton im^iin 
facilidad. Para coger unas y otras Se usa tina vasija de vidrio 
con boca ancba , sumergiésdola de> Hiedo que la plañía quede 
dentro: saoándc^a luego y tapando con la mano su boca» se.ha*- 
ce iaatir por ua pequeño espacio todo el agna que contiene, de^ 
jando ia7>lanla sola, y después de repeti(to igual operación se 
. llega á tener suficiente mbínerd de estas delicadas algas dlmtro 
d^ la vasija, que se puede transportar llena de agua y tapada 
sin lem^ de que se echen á p^roér; y también convendrá &m^ 
daoír en aguarlas grandes cóñférvas para conservar sus óranos 
rejproduclores. Muchas plantas marinas sé decoloran y hasw 
ta ae (mdreo tan pronto como se thriiin en oonlaclo con d 
aire, y esto se evita espolvoreándolas don ufena grdesá y seca, 
después die haberlas dejado esevrrir , y SoMoándotes de este 
modo ea la caja éé herbotioaciokr , 6 en otra de^tíoadáalefec^ 
tx>. En oasa seelponen al aire , pero no 'lil sol v y se «onsenran 
así secas y con la arena hasta ^fUegned momento^deí la pré^ 
pafncioD para colocarlas. en el herbario. i . , 

El arte de preparar y disponer las* plaMas en herbario ha 
sido denominaaa ¿'orloiiomtVi por:DesveaO!}É: La deséeadkm de 
lasplantas es nna cossifiniysemsllia y que Jto debe ooniplicarse, 
porqué seria como dice IDecandolle, perder tíeitqio ^en uari oetH- 
pao¿n «¡Bacíosa y piirameg^ méQánieaí'BespHes (fe^haber 
examÍBíidi} la.|ilanta y éséritoren tma pap^asa'riombt^cietttl^ 
ficoy 6i se ha libado á detlsrmifilir^ mi-6ími& et Vn^ cuándo 
lo («^a^oiet pais, y^iligar en qm^se haya^o^dn; ykl^ím- 
quiera observaDianos que hd pudiesen hacerse '^wtíoítíianta 

Digitized by VjOOQ le 



DE muÁmcA. 119 

esiUvkwisec^ ^. ea&l^oAof se i*eihice. á oolocar la t>laiila. freses 
entrepepe^ d^estraza sÍB4K)la^ JBÍenao.sii lamiaDo igual al qae 
tei^a^el del b^taurio y sQjelariiBuÍLtiiiaí'eo»T6meotex»inpr^sioii; 
perotestD «eoesita^ sia embargo^ eierto^ etu^bdos^ loa unos 
cúmmméthmayoppwWie laaplantas y lo&,otN)a aplieábles á 
algunas^ Si áe 4|iii9ieffe .ser minuciosa > se aiíjetaria cada parte de 
ta planta alextooderla.solbreelpapel poir iQedÍ0'de.uD pequeño 
pea», tal como um^inaneda^deíaiido. aquella así hasta qm^ se 
Biarpbitase; laa partes cpie se sobrepusiesen pedrian separarse 
cotí pápd de estraza fipo; se prociuraria dejar algmiasi flones bien 
iMértasy poBÍéBdolas<lentro de un papel plegado con su oerrea-^ 
pondiente^pesoí encima; se harnee iñodotiqae se hallasen á la 
viata en algynas los órganos sexuales ; otras se dispeadrian dé 
mao^ra^que pcesentasen^sü fonpaa natprsj miradas por ddbojo y 
pot enoima, ooaamas fácil en las corolas reculares ^ y en las 
iiTi^tilares se pcocuraria también dcyarla patente; se Haria qae 
lo&i^talos ú .oirás parites fiFr<^adas 4 plegadas s^ubsistiesen del 
ttiifiínio modo» mtentras'qiie ^ei.knpediria el arroUamiento die 
otraa, mqtjandoun poeo al ^pA'i, se procuraría que no sei cer-- 
rafien iasiic^rolas.cpie Jo.verificaa> yaiiéndose de /un. papel algo 
fiiert?que.oañípenvase lasitaacüon de los pélalos y. etc. No son 
aeoesarios ordínapiámenté cuidadps tan prolijos ». y, basta por lo 
eomuh ^xieadear .senciljanoeiáte ;cada planta entre tiQJa$ de.papel, 
ppooQrandp que laspMrtes.de la.misma.JBO queden unas sobre 
otras y. al menosieú.cuantio lo penqita Ja conservación de su na- 
Uluali postura. Si las^plaolas. fueaen eirasa^.ó bulbosas ,n0 .seria 
saffiniiente esto, porquej»! vidi es b 
yegatanda en el barban» »• y tanuií ^^ < 
tenido'en el soya tía bulbo de, nar 
fMÜpiai^'era&iseguidas y un:pí¿deoie 
ifii&d^pues & diez y ocho meses, 
din 'i pudo reoobrac t¿da ^u vida ;¡ ] 
lados, les. días hechos análogos los i 

plantas , que freonenteméniiejse hallan y se jwben en los h^rba- 
riast Pana que. lleguen, ádeseioarseconipletamenteesl^s plantas 
oo hay nia& qqe sumergirlas ^uranieun. minut^ en a^ua hir- 
bíendo'i pi«sei*vdDdo tan sobunei)te la$ flpr^v operación que 
^oduee/ü^asegurli muerte y evita la putrefacción » si las plan- 
Uis«an/»uy)^aHrno6as^;á({ae^ejsnnegrezoan), como alas orquí- 
deas^ siíeiittsueedea^; j^mbieasereeomi^eida secarlas, pasando- 
ie$»il»lfameaAE|um|d^cktr^^^ omitir la precaución 

de cubarlas con uiu. papel. Conviene aplastar pon el pulgar los 
tallos y pamaa de laa piwtas^Jíiei^báceas y. también los nervios 



Digitized by 



Google 



le lajcorteoí^ nosieBdo 
» «elo.la jnitfvd d» un lae 
inidos < cQii««QieotoBMaAe 
)^. puestos (eolrexada dos 
!&»( se üorima uno ó nías 
ya sofiMerse á la. ^mt-- 
menos al pcim)ipto> por- 
á otfos de Humillado lal, 
»ues de seeo». Puede bar 
|ue antes de fthora sé usa-^ 
Eérible á los pesos (<^tie^ 
«uele cargar el paquete 
)n estas ser aproximadas 
hebiUaSy io.eual <es jnuy 
iraciiandoen el decursd 
Jas.plaiilas.;qttei se hail 
isto de vaDÍQSipares^.De 
rio oHiídar el papel todas 
is- intermedias, y^dejaudo 
enen. los e}en>plane&^ esn^ 
; sin embargo,, laprineM 
ewKendrá reoOBooer 4m 
e seencueutiren ma} dtsi» 
»r$ítaacioD« Unaprooln 
iseryar mejor Jos colones^ 
unMtio seco y iveniilsdoi 
le 35'^, pofqUe Jas ba«ia 
30 désGomponei* el paqiier 
aire sueltos y desparra-^ 
os primeros dias de pre-^ 
». secar las ptaotaá^^iel 
ad alguna ;:lo cpie se pro* 
I .tiempo húiqedofse pue^ 
iendo el puquete eoá im 
e sacado el pan^ Paña loi- 
ido& de i^ rapídex) toia 
irato cayo, nombre! es M 
lor; pera'no/resiaiisotoi^ 
ilgiínipe alvQS)ia«e0lades 

ea neéesitair^paFa su- buer 



Digitized by 



Google 



Bfi BOTÁKICA. 121 

na daseettfiiM mail cuidados que lo8-exprés&€k)s; pero no sucede 
«eittf)t«Jofi¿is0^doagraBdejDÚaierodelasacuitk^ tanto fane- 
eogMiii»€OiiH]^ erlptógamas^ y contotrás de esta última di visioD^ 
De ellad los musgos y liqQenes podrán colocarse en herbario en el 
BiMiéiile'mfefflo de ser eíogidosy no habrá iooonvemenie en ex- 
teMerlosdéspúM desfedos, teniendo la precaución de humede* 
oerios wA ^oeof fes bongos pdrán secarse, si no fuieren muy 
GtÉmsé^i y siéndolo se necesita conseifvarios en espíritu de v¡-^ 
oav ú' otro líquido pneaer^ador. Lad fanerógamas aíeuáiicas, 
OMBO'eoiiticsM^'machaa^a» deben ser desecadas mas pronto 
que las lerrestres para eiítar ^que-se enaegrezeaB v adoj^tando el 
mélóibde Boitlard^'reduWo^á pidn^s en un bor»o después 
de safoado^el pan > esUlndo laá fffaotas 4ntre papel y apretadas 
otovenientemeale en medio deido^ tablar* Scm las alga^ plantas 
qM oxigeniiniaiiciosths precauciones compei^das solameate por 
^i^usto de poseer «íia! bella colección de taá curiosos vegetales. 
Para •qte'S&t^iafid^eiini debe .empleara agua de lluvia ó dé 
río^ pudíeiMto otra meno^pum alternarlos cc^es, y convendrá 
tan^Moá disolver un pocode*^l enéi agua destimida á bañar 
lasimarinas. Ñódebe&pei^«m»ec^r j)Or mas tiempo en ¿1 agua, 
qtie^elueeesirio paira recobrar las formas y colores; pero si se 
ba jen^eaéo agua salfKia, debe» lavarse en agua dulce ; porque 
ée Mro -ntodo^p^iMne^rian' siempre húimedas y se corrompe^ 
riafiv'6,otttoáoii)enossé ennegreceHaot No siempre es fácil ex* 
iaideHasst^re el. papel, y^ algunas hay que se aglomeran tan 
pronto eomo se ^aein del agua ^ y solbidentrode ella se ven en 
su natural disposición ^ Qual debe coif^^várse, Para.esio.se lle^a 
deüguauflid ancha vasija en la que se sumerge el alga oolocada 
sobré untpe^azo^e papel Úanoo, fuerte 7 con. bastante cola, y 
bajo et agua sediSpone cotivevientemefilte ; ^vase después poco 
á poco d pai^el'^ y se consigue^i ver la planta bien ex,tendida, 
y ooaado bubi|sse> alguna pequedi^ alteremn ,: podrá corregirse 
couífiídlidiMl; déosle después s^car todo y el aAga U^a^á pegar- 
se perfeotamente^t papel. Siempre qufe tales plantas hayan de* 
ealudiarse^eoilvieñc^luiín^ecerbiys^^de liueyo , y por esto algunos 
sAstíÉ^yea ^l papel. s^unaimi^Hiia clara, y si bs algas meren 
líanspareates; seri^ipréferible* usar pedaatos de vidrio , y aun 
naejor iorarebÉ»*-lli(lra<is^ai^nci& al^f^ esp^Or» pedazos de 
Udeov Sea aualqaíera di'Wedio que ;se usare, siempre se exteur 
áfrím 'h9^algasr4^ ^^m^cfio ^au&que e» algunas ocasionea será 
pHteferible* dinastas» ¡eii^folidofd^ tela^ vi* 

dridó taiíeb:, ytotiraier>^l agua, valiéndose .db uní soplet^^ó de 
uiit»f eríaguiU^vretCt €orr¡óHipeiise fó(itilm^te las tremelas y tí^ 

Digitized by VjOOQIC 



121 . CtJHSO / 

gunas olTOB jft^bks gelacánodas, y •()aTai6iritarb es neottim nm^ 
ecr&riaS'dQranCe álf^ÍDOsdtasen'espáriftB áé «¡m; aiili6<de«0H 
locarias eotre papd, cmidaiMlo tarobiei iiiie^^ift deseeMkm^'Sea 
mu^ripUía. •'..' > > 

tina Tez prepara'daa y secas las ptanlas no esté aM hadM) 
iodo lo que exige su^onsertacioD^ Si el terbaríó baldosar 'flhh 
radero , si no ha de ser mas ó m^os ptonto pftAo d^ hit mitc* 
iúiy deben entenemirse las plantas por roa» queal^^uoas^fíiiedRí 
haber sido atacadas en eim*tos easos ^ á pipar deital presauciosi 
(üuando el herbario no es may nunferoso y se viste freeaeal^ 
mente ^ hay meam peligm, asi es míe geoerahBttttet do ^ ea»* 
venqnan sino loá rióos herbarios^ ó los qoe han llegado isernh 
teresanles. Las larvas cte los Ptinm , Tinea y ^tros ^isisMo», 
parece que se ceban mas en los grandes herbarios yrespelaiila 
pobresa de los pequeños , ó por m^r decir es maafóctl reviair 
y líflipiar estos. Las com^esis»; las umbeHferas, las cruoifcfaSy 
Us ei^orbiáceas y algunas otras femHios san sos prelereiiles 
victimas^ bien qaie habióndose librado e» los primerosr<eio$^ 
suelen verse menos atacadas en los sucesivos. Apretar los p^ 
qoetes ; encerrarlos ent'cajas ó arasaríos ao; es siempre^ 'bastanto 
para oonseguirio^ y para levitar la trreparaUe* perdió de^guii 
preoioso herbario» no hay que vacilar enhteep el enrenenamien^ 
to'delas plantas. Consiste este en humedeoerie» con «^bétsa^ 
turado de subtimado corrosivo ó con el tíeor de Simth'veii4|iie 
entra también alcanfor ; y claro es que no ^ voherán-al he^ 
bario hasta que se hayan secaldo, tomaiidoi las precaueiónea^il 
exige el manejo de lan peligrosa preparación, i ' ! . ^ i 

Colocar las plantas metódicamente es disponer u» heiiiarib 
fti fegla , y esto necesita también sus iiis|rqcoie»es particulares; 
que es ya el* momento de exponer. Para ifaoHiterila* colocación 
deJ^ primeramente separai^e ios ejemplares ^porlmiliasy r^^ 
uniendo todos bs corresfiondientés á cada especie^ dei modo 

£9 no Sé confoAdan los que provengan dekMsafktettes dMáren- 
. El tamaño del papel elegido, sea con^ cola d^sin ^lé> Tale 
masque pequd por grande; ddbe ser siempreignalv^esiaado ple^ 
gadoí éndos hojas cada pKégo; no ha de conle¿er(e$témas'qfré lis 
ejemplares> de imía soia^ecie, los^ualestnmoa d^lyen ee|Biitshi 
su «(A^r^spoBdiente papeleta, beaba del^mododíelM ^ en la ijiie 
setMyeanotar tambícn de qnié^ prooedé^ ^^nincfoao seaiescrHa 
por Uno mismo; la^xpresaibi]]»pefe<»poirá %rsé eU'él ti^ant^ 
plai? i&tm um tirita de papel engomado ó^sikipielittóta por medio 
de una 6dos hendldutasi Si^^nUese^ varM^qemfmres.'dO'la 
fnisma especie , que s^difei^enota^en por las leic^^ 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 123 

eft 4iir6i«óS eitado8 ó éi^oeaA.fy «un. jask variedades; pero coaa^ 
do sé'pfcéfirkse itafrids^<boja6 distinta», hjd^riaque materias 
todas dentro de um pUégo doblado á masera de eubieniaaoHnyK 
, Goma quiera^ cfida ejemplar oon sq papeleta fija ea él, debe 
cpiedár libre jj^noipe^o al papeU eoinolo hadan loa aaligaas 
y preceptuó Uaofeo ; porque attemás de Mras desveaitajas /tenia 
esle lÉétadoJa de «a poderte examinar bien laapknitaa, y oon 
etotro'se caabíiía4odo, sajelando' al ejemplar el papel; por aie^ 
dio de tiritas presas oon fld«eFes«. lAdemáa.de k jM4)eleta ((ne'aa 
nfiidaalejemplar^ eabudmrpoDir.deiitro del iikego oira iédeMi 
pencBenté es la ifiMí se esoribate sinammíaeienfifiea, ^8w^ 
etc,^ pudiéndola sujetar en el ángulo inlNriar de la dereeha.por 
meáo <kt un ilfifer; Fuera^ito nondrá otra con ai nombre adop^ 
lado , pÉendidaidel n^isiÉo.moM «n el ¿ftsolo inferior de Jaiii^ 
quierda^itele nali^ra quawi. abrir: el pliego,, i¡p aiinqiie. se halte 
entréMhís^ pAeda vevaefHHMitofiuál éslaespeóie oenteaída. Se 
reúnen' después las plibgos por seeúi(»ae8, ijénerós^itribus griiam^ 
Hes, fónnando^paquetespamales; qtiepádrán se^nsu voléBen 
formar uno" solo é mas Bori{amilié;> y para baHar ftcttmente laa 
diversos grupos que oaoa lamilia contieDe> se poDevrf^niQS San 
lientos 5 que Jos indiquen, cdiOfsáiidolosen uttaregriBr-stkoesioat 
HeobO' «sto , tifty ^ue i^lioar oar^nes ó labias superidr é tnfe^ 
riormente y atarlo todo ebcrut cottana'CiBtaiiaeirte, áal.tra^ 
vés coatdtis carreas ' provistas de bebülas^ 6 por otro; media!. 
Fulmente?, faKrpaipiétésde las familias ao ooloéan apr^inados» 
según stti aaaiogfas ai un armario 6 e^ote> poniéndolos ver^ 
(i6al ú horízaétidmente » vartaaido ségao la posición q«e se adop- 
te te sjtuécioft do las róttílos salientes; ¡y d herbario sa báUam 
entoiiixs €» dia{lteioion decaer ieonsnliSMJb «oimt láí)mayor faoiti^ 
dad y de ir iniccsivaménteen' aumento o^ la intercatMÍ<Nr dé 
nuevas plantas. ;'. - 

El botáÁiod debe tener todas ^sus planias enuasolo betta*- 
rio ; pero eua^do! baya estudiado ó e^ndie em princa^t inte-- 
résílasídealgunniregion k seráagradable y eémodo;p«)ear aden 
másidalherbáfíO'^nehal^uMÍ particular fomad4)t «m €ila&^ ¡y 
talnbíed esto rpédlrá 'Ser ^apieible á las planAas aiedíoítalestid 
otisa^ f y «iempre»á(Iaa^quft dep^6^para:;lo9 cietJttbios^ Además 
da losjietbaniss Aeresp^i^, naj^ otroa de «éM^ yi^oraat^ 
siiMo^deisiettot* tismaia parlooomiw, que sapteníeeÉ ventaja é 
laS'RiejoRes* láaüna^xpaftf'lft^nteHgetimfde lb& tám^noísibofáBlf^ 
co^v y-^iiinido l«tmiBn>Jod eatactéres de las fbnttUastbien^ maii^ 
(ias«Qs conalitMycR.imo de los roas efioabes mfcdios^^ide prender 



Digitized by 



Google 



124 . Cüaso 

la Botánica. cSeria eminéntememe fireciosa, dtee Decandolle, 
ipara el coDocimiento délas verdaderaBleyes de la Taxoacimfer 
ireunir de una manera análoga ejeniplos variados dé sóldadnras 
imas ó menos completas, é igualmente déabortoi, traasforma- 
>ciones ó aberraciones de los ^rganosi seria' precioso para el 
lestudio general de las leyes de la vegetación tener herbarios en 
yqijfó se hallasen ejemplares comparativos de lo? mismos 6i^a- 
Bnos y de las mismas plantas crecidas en on snelo ^eco & Mi- 
>medo, descubierto ó sombrío^ al pié, efa la: ladera, ó en la 
«cumbre de las montañas, en paisés calientes 6 frios> étc.'Se-r 
»mejantes colecciones esparcirían una luz'enteramente niievá so^ 
>bre un grande número de cuestiones de Aiiatomia>,' Flsiologia 
> vegetal y Geografía botánica. > 

Hoy que los limites de la Botánica descripciVa se haf exten- 
dido tan considerablemente , es i^cesaño para que teberbai^ 
goce de celebridad, que la tenga su poseedor, 6 sea aquel muy 
numeroso , y bajo este solo aspecto no podria' adquirirla ahora 
en Europa el que no pasase de trdnta rail anecies , siendo es- 
casamente la tercera fiarte de las conocidas. Se comprendé que 
para encontrar las plantas en herbario semejante se necesita uá 
orden rigoroso, y este debe establecerse desde el principio, 

forque las diftcoltades se aumentan á la paí de la cpleecion. 
or eisüo debe formarse^ desde luego un catálogo dispuesto como 
sugiera á cada uno su ing^io, atendido que con los diarios au^ 
meatos habrá de experimentar diarias alteraciones. Alfonso Ilé^ 
candolle dice que donviene establecer: 1.^ un re^stro: de'en^ 
tradas eh que se menfdonen brevemente las planbs desecadas 
por ki mismo 6 recibidas con la indicación gisnerál ée su páis 6 de 
su'(H*igen; 2."" un i^egistro alfabético fie los nombres de los gé- 
neros con la indieadon de la familia dondese hallanicotocados en 
elherbiarib, Begun> él aiito# ^e se siga, ^tsegun propias obser- 
vaciones, j 

Hay oirás colecciones accesorias que áo sofa de fácil adqui- 
sición paré un particular por él demasiado i^o^te'de ellas^ cuan- 
do ise trata de nacerlas ikimerosas. Tales son las séKes^de di- 
bujos iluminados qué poseeh el Mi»eo de historia natural de 
París, la Bii^teoa de Turín y el Isardin botáhicp de Mndnd; 
las plantas artificiales que en el mismo establecíniienio se ba-^* 
Ihn, ya muy deti^ioradas; la bella eoieeelon de plastbs hechas 
de cera y la de óifganos nnerosoófMoos agrandlados qne se ad- 
miranf en el Museo del grm Duque de Toscána; las imitacimes 
de fttrtos también- de cera, que posee la sociedad de Horticui- 
tura de Londres*,' las colecciones de hongos ign^^te hechas 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. -12i 

de cera, joomo, existen ren la galería botái^iea del Jardm de Pa-* 
ríSy ó coBservados éñ álcohd; las de maderas» frutos^ semi- 
llas y productos vegetales naturales y artificiales, asi como la 
de fósiles vegetales ea que es taq rica la misma galería botá- 
nica def Jardín de Paris, gracias á los interesantes estudio^ de 
Adolfo Bróngníarí,^ etc., etc. Gleditscfa publicó un método para 
hacer los liongos artificiales, y TraUínick lo ha comenzaao á 
realizar en Viena ^ el ahale Manesset indicó el modo de conser- 
var con.su foroia f su brillo las plantas; pero todo esto,, lo 
mí^no que la modelacMi de frutos, necesita la paciencia y la 
destreza de un .artista. 
Mo. solamente le es. 
rio, ¡sino que esto es c 
coaviene lambiea sabei 
aquellos que lie sea útil 
eleinentúl escrita por G 
de Musea botánico de 
enumeraciones y noüjci 
extrangeros:, y bastará 
nos interesan. El berba^ 
historia, natural de Parí 
Urna, que m cooserv 
daa.pbr Salvador, y el 
servado en l^roetona éi 
teresánte tanto por las 
de Toiirnefort, Boérha 
eos ; el de Unneo , qu( 
y Alslroemer en Espai 
linneana de Londres; l€ 

(1 ) El herbaria particular de Pavón está actualmente de^r'- 
ramado por Europa: Webb én Páris tenia mas de 4000 especien 
del Pera, Chile* y Filijpinas, cocidas por e^pafiples y recibidas de 
Patón; también eki París en el hertuirio' Delessert hay algunas 
plantas de Ruiz yPavan ; ei Museo britóniqo posee uiía conside- 
rable colección ae'.plajotas q^idas por nuiz^y Pa^on en qI Perú, 
Chile y varias de Méjico., qiie si bien adquiridas déPav(m , debie'-; 
ron haoer procedido deí herbario de Sessé y Mócino , siendo dé 
advertir que unas y otras las adquirió el Museo británico, cuando 
se^vendieróa lascoleectenes de Lamberto En eliherbaorio de Hooh 
ker ae halla una eoleeeion de Ruiz'y Pavtoft comprada ea. Lima* 
Fielding ( de Bolton Lodgeen el eondado^ de LaAcasler) posee par- 
te de la» plantas queliaD^ert hábia adquirida de Pavón; tamoien 
Moricand y Dunant tienen bastantes plantas de pavón en Ginebra; 

Digitized by VjOOQ le 



iSt coas» • 

Mociño, Boldo, N«é, Haenke (1]» GaVanittos^ Clemente^ sb 
eonBervati en el Jardín boiáeico de ftbdríd ; acaso de los her^ 
barioB de los antiguos profesores Quer, Bamades^ Gon^, 
Ortega y Palau quedan muy poeas plantas, y algunas de Quer 
las poseia el barón Delessert en Parte, asi como unas^evantas 
de Barnsfdes, que pasaron á poder de Pavón, se haUan hoy en 
el de otros botánicos* y eii el de la Aeademb de cieneials ntíxh 
niwÁ de Barcelona; el herbario de Leureiro se halla en Lisboa^ 
meno» alguna parte míe posee d Museo 4e Pftris; el herbario de 
Vahi conservado etí Clopenbagiie coátiené algunas plañías espa^^ 
ñolas ; el de Pourret , que comprende muóbis pbntas de Gali*^ 
cia, está depositado en la Escuela de Farmacia de Madrid; lo 
estañe* la llíbli<^ca pública dé Bareefona unas trescientas plan^ 
tas cogidas por el herbolario Peig, onya nomenelatura corr^ió 
el^ mismo Pourret, de modo que estepequeñisimo heHMirio se ha 
Jieehó dgo mteresante, y mas porexistiren^algunas délas es- 
peoíeá establecidas 6 denominadas por este betámoo; el de los Ju»- 
sieuv en qué hay algunas plantas de Cavanilles, existe en París, y 
el de Desfontabes que poseía Wefab iéstá en Florencia; el de La^ 
marokeñHoslock, donde lo tiene Róeper; d de Lapeyroose está 
en Toiosa; losde WiMenow^IinkyHoftnainseggeiiBerlín; loe 
de Boissier , Rentar y DecMdoUe en Gfaiebra , y efte último con- 
tiene machos otros, entre ellos el- de Thibaud y varias plantas 
españolas xK)municadas por Lagasca y Haenseier, y otras de 
Cuba procedentes de Ossa y Lasagra, etc^ ; algunos estableci- 
mientos extrangeros ; entre dios el Museo de Paris y et de Flo^ 
rencia; y «Igunos particulares como Durieu y Gay , Deles- 
sert én París, Salzmann en Mompeller, Pnfour en Saint-Se- 
ver, Willkomm eS Leipsig, y algunos otros han reunido en sus 
herbarios muchas plantas españolas que cogieron sus poseedo- 
res ó recibieron de los botánicos que viajaron por la Penií^ula; 
las reunidas por Webb en Parí» existen ahora en el Museo de 
Fioreni^ ; las que quedaron de Lagdsca te haUan en Ma-* 
dfid; las que de}¿ Rodrignez están gü el jardín botánico de ta 
misma capital ; (obrera ^ Cádiz formó nn apreciable herbario 

?ae hoy en parte posee Chape; formáronlos también Hanseler y 
nrfongo en Málaga , Bolos en Olot ; Hernández en Mahon; con^ 

pero es Boissier qaiea prínrapabaente posee el herbario particu- 
lar ^dé Pavón , del cnal a(jk|uirió;anies laAesdemia de ciencias na 
torales de Baireelona un millar de especies. : -^ 
[14) ^ Haenke estañan Madrid las plateas 0e ta Anérioatt^^ 
rídinna^ylasdemás en Praga. ' . * * 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA. 127 

s^\a Graells en IfedridjBoido al suyo el d^ iBak)grp()o Car^ 
reno ; también son de citar el de los BoiHelou » dividido entre 
)a Uaiv^ersidad de Sevilla y la Esciiela de HKmtes; asi como el 
4^ golis y «1 de Cataoda^ exi9tenjtes en Madrid , el de Amo y el 
de Gamjpo que estén en Gr4mada. 

FioalmeQte , es ofiortuuo advertir a(|ui la equivocaciou de 
algunos en siunmér la existencia del herbario mejicano de Fran-* 
ci>oo flernanoez, médico de FeU|« Uj.afirmando haberlo vista 
en el ]5s(vNrial. Co^sérypuse, efectivamente, en la j^iblioteca alta 
del mismo varios tomos ^ plantad seea^» iodudaMemeate eu- 
rop(99s , y perieneeientes á don Diej^, de Mendoza , segqn lo 
i^r^dit^ una ürm^ pudiendo haber sido procedentes de ^ libre^ 
ria^i que lidquirió Felipf^ II en 1576. Hay en la Biblioteca *baja 
del jBscarial.otro. jberi>arío mucho nm moderno , compuesto 
principalmente de planjUs^pastelianas que X^a^dscarevis^, aña*- 
dii^B^ la nomenclatura; lifioeana. El roas antiguo 4e e^tos ber-t 
barios pudOiliaber aidi^ el n^osi^dP á Tournefoft como mejioa- 
no, y deolaffado^uifop^o por ,este botánico, que m 1688 atra- 
vesó la Peidnaiila. 1.a Acadeíaia de la historia conserva tambiea 
un pequeño herbario de Femi^dez Nsjv^tfrrete, quien ioteisáó 
fomiar una Mom empanda a»te9 qie Q«er. 

CAPITOLPXI. 

JARDINES BOTÁmCOS (1). 

JL^. perfección de las Umiiias y la buena ooi^rvaeion de los 
b^baríds m eximen de 0studiar las plantas vivas^.y conao veria$ 
eo sus lugares natales no es ¿empre fácil» ni posible á todos los 
que desean conocerlas , se hubo 4e comprender la neoesidstd de 
cuLtivarias en jardines dispue^s cienüíKiameate, y porconsi^ 
guíente con sujeción ii reglas que debían ser aqui expuestaís. 

Notiiias histérimsK 

En los aatig^os y en lo^ moderóos .tíerupos^ dotule quiera 
que la civilización b^ya penetrado, hubo ^iaoiipre Jardines de 
utHidaá materisA y de recreo; pero los consagrados especial-* 

(4) Los dos artículos de este capitulo fueron publicados antes 
de añora en el Boletín oficial de Instrucción pública, y aquí se re-» 
producen con supresión de algunas cosas relativas á circunstancias 
transitorias. ' , 



Digitized by VjOOQIC 



128 Cüitsu '-' 



entonce^ dedicadas á tales estudios. Esto acontecía en el si- 
glo XV y en la primera mitad del XVI , puesto que no se fun- 
dó jardin alguno verdaderamente botánico hasta poco antes de 
mediados del mismo siglo. 

0)sme de Mediéis, primer Grafn Buque de Florencia, tuvo 
la gloría de crear eti él año de 1544 el eiélebre jardiO'tKyíánico 
de risa , que hoy visitan los que aman la eienciu tié las pkmtas 
con el interés y el respeto, que d mas antiguo de lose^bl^i- 
mientes destinados a favorecer is«is progresos debe inspirar; E( 
Senado de Venecía; imitando al Gran Duqae, fundó dos afitís 
después el jardin botánico de Pádua , la Universidad de Bolonia 
hizo*lo mismo en 1568, y Roma tamáien le imitó. A Italia siguió 
Holanda , y desde 1577 tuvo Leiden su jardin botánico. En 
Alemania fué Leipsig la primera población que se apresuró á 
establecer en 1580 un jardin botánico. El mas antiguo de Fran- 
cia e$ el de Mempeller , fundidoi en 1593? ftiéloeii }6í35 el de 
París. En Inglaterra fund&se en 1640 el deíOKford antes que 
otro alguno.- La ca|/ital de Dinamarca posee '[uno fündíiéo en el 
mismo año* En Suecia se estableció el de üpsal en 1657. Du- 
^ ranté el r^sto del siglo XVH é igualmente ^n elXVlllse €sta|)le- 
cieron muchos otros jardines botánicos dentro y fuqr,a de Euro* 
pa, pudiéndose decir que en el siglo actual casi no haquedacben 

Digitized by VjOOQIC 



DE BÉ^riimv^. idd 

loi^ fM|>9es DMis ^dl0$ poMBM^ion de imporiaBei» i|«e no t^enga su 
jardín iMitánkéfrande ó pequeño. ^ 

Eto niíe^ra Penkidtita también se recenoeió pronto la utiti-^ 
dad de les jardines destinados al eslndio <ie la» |^ntas> y tié- 
bese á los ^uerzos de botánicos celosos, cfUea^Qnosdeaqtie- 
lióte existiesen mucho antes de loqtie^omunmente se eree, pres*^ 
t^índiendo dú tiempo de loi árabes ^ aanqne puede ciiarse como/ 
jardín botánico el que puso el Bey Naser de Guadíx bajo la di^^ 
reecion de Alschaphra/ natural dé Corella> y célebre por lo 
bien que conocia la^ plantas. El médico-ñaturalista Andrés la- 
guna fué seguramente el prknero: que consideró necesario esta- 
blecer en España cuno á lo menos,» maniC^ándoseto así á 
Felipe II en el año 1556, al dedicarle su Dioscoritíes traducido 
éilülstrado. «Siendo cosa justísima^ ledecia, que. pues todos 
»tos Principes y las Universidades de Italia se precian de tener 
»en sus tierras muchos y muy excelentes jardines adornados de 
itpdas las plantas que se pueden hallar en el ^iñÍTcrsot también 
>V. M. provea y dé ^r^en que á lo menos tengamos uno en 
»España sustentado con estipendios reales. Lo cíial V. M* ha* 
verendo, hará lo que debe á su propia salud, cesa impórtame 
Mil mundo, y a b de todos sus vasallos y subditos, y juntan 
:»mente dará gran áninn) á muchos y muy claros ingenios que 
jNJría España, para -que viendo ser Kivorecida do V* M. la cKs** 
»otplitta herbaria, se den todos con grandísima enmlsfcion & ella: 
jrdej enal estudio redundará no menor gloria y fama, que fruto 
vÁ toda la nación española j qtsié e» lo qtie mds Jo importaos 
3>tenídQ en toda^ partes por descuidada.» Felipe H«ccediód*los' 
cíeseos de Laguna y destinó waa^rle de lís-jardines de Aran^^' 
juez al científico culto. Noticia de ello nos dejó Fratt€isc(> Fran- 
co en feu libro de eníermedades contagiosas , publicado en Se- 
villa en 1569, diciendo al tratar del Mltrjdato: «qu¿ solicitó 
»del Ayuntamiento de Sevitla el que se formase uñ jardi(i bota- 
»nico para tener Jf^s plantas medicinales, del mismo modo que^ 
*lo tenía en Aranmex el Bey don Felipe II, eí cual acababa 
»ide mandar (1568) á las AndatucJas de real orden á don Frán- 
loisco de Castilla, Acétente de Sevilla , «n gran herbolario en-^ 
»eargado de recoger todas fes plantas medicinales que encon- 
lítrára y llevarlas al jardín de Aranjuez.» Es verdad que este 
jardín botánico establ^cíde en» Aranjnez tenia por. objeto especi^rf' 
el cultivo de lasj)lanlas de aplrcacion médica; pero ca^i no pé*^^ 
dría depiílte otra ^cofea de los demás de aquella época eüque la 
Botánica no tema una existencia bástanle indeperídierite; De>io-í 
dos modos siempre es dignó -de saberse qUe España fué la pri-" 

T II. 9 

^ ■* Digitizedby VjOOQIC 



130 i;imso. 

mera U9icm m^ simi^ el «jeiQpla de Itajia^ l^oprne? Solando» 
Alemania, Francia , Inglaterra y todas las demá^.ao im'mon. 
jardipes botáaieos hasta después del ano 1568 en ()^e ya exiistia 
el establecido á idslaocias díel^una* , i . .. i ;. 

Lp^e Fraqciseo Franco no había confuida ,4el Ayunta^-^. 
mieqto de Sevilla , lo hizo algwos años después Simón Tpv^! 
por si solo». cuUivaiMlo en un jardin propio las {Jaitas medicir 
nales y muchas otras de las mas notables entre las exótjcas. De^ 
hi9 tener su jardin bien ordenado, y debia ofrecer bastantfiinte-!^ 
res para aquella época, supuesto que $e apreciaban los catájio- 
gQS anuales de las plantas en él cultivadas^ ClusiOj que Jo visitó, 
describió algunas en^ sus obras, y estimó mucho l^s noticias que 
de palabra y por escrito le comunicó Tovar sobre varias de 
aquellas , no olvidándose de citar los catálogos que en los años 
1595 y 1596 le envió este célebre médico sevillano, que tam- 
bién eonuinicó á Paludanp mas de una planta cultivada en su 
jardin, antes que lo fuese en otr^ alguno de Europa. 

Es de creer que al comenzar el siglp XVII ,no existiese ya 
el Jardin fundado por Felipe H, ni el establecido por SiihcrnTor 
var. Pero el traductor español de Plinto nos dejó memoria de 
otYp.huerieciílo botánico que en^aquel tiempo tenia en Madrid 
Diego de Cortavilla» aunque parece m feaber sido ni muy.po- 
labfe, ni muy duradero. Mas lo fué el que Jaime Salvador», 
compañero y lamigo de Tournefort» estaj»lecióá Gnes del ipism^i 
siglo XYII en San Juan d' Espi á las orillas del iiobregat./w 
lejos de Barcelona* En su ja^aiareunjó Jlaime. Salvador in^cjhas 
y Bduy Quriosas plantas, qiíe cerca dexien años después (¿783). 
existían todavía en gmn partee, según testimonio del abate Pour- 
ret, quieu se llevó semillas de algune^ que se desconocia en el 
jardin Ji)otáni({0 de París; pero pasado algún tiempo Céres y Po-^ 
mona ocuparon el lugar de F]ora, dejandp tan solo unos cuan- 
tos vivps indi(^ios de su dominación» existentes :algi|nps años 
haee. * = \ # ' ■ ^ 

Sevilla volvió á tener tm; Jardin botánico, flo ya privfiKlo, 
sino con carácter de pú})lica, como establepido por la Sociedad 
de S^dkána y demás .^encías, constituida ^l coaoQjenzarse el úl- 
timo siglo. La Academia de Medicina y Qr^jia, qpe suoedip ^ 
la antigua Sociedad, ha conservado el pefmé^o jardin que d^^ 
de 1848 sirve para Ja enseñanza de la- l^t^ic^ en la Univeí:- 
sidad.^ '. [ 

Madrid tu va en tiempo de Felipe Y alguQOS huert«eillos bo-i . 
tánicos que lli^aro^ la ateiücion ppr falta dp¥n jiardindi^^ de] 
la corle. Riqí^eur, boticario de cámara, i^si^bl^ió uno^e estos! r 

í * Digitizedby VjOOQIC 



BE BorrAiucA. Í3l 

haN^tecillM M^g^ffiHodieiltesv lácittád de olro qoie Agriad etr 
Sari IMkíonso; y Abdií)^ bótkúno': mayor del ejército^ iambÍM 
estableció uno semejante; otro t»va é^át el añoi 1751' ei G^; 
lé^o de botical^ios» Pero superior ánodos fué el dé Quer, por- 
que' era liñ verdaderwr.íaniiÉ boliaioi, y no uóa mefa huerta de 
lítiSEíat^ medicinales. I\)r eáta razéi^r.c«nnMlo Fernando VI orde^j 
nó que se eslabtecéese un iardin* bekánioo destinado ala ense^ 
ñanza pública en sü huerta de Migas-calientes^ que Riqueur le 
habia legado, se ponió con las plastas dé Quer, y trasladándo- 
las todas^ se k^r&poUar bieír pronto el; primitivo jardia botá-^ 
nico de Madrid^ fuMadk) >e& 175S# El que acHualmente «xiste, 
mejor situado^ le fué ventajosamente sustituido ep el aña 1781 
eu virtud de Real orden del 25^ de. Julio de 1774^1 bajo la pro^' 
tecciott d^ Gáleos ffl, de tan gratos recuerdos para la ciencia. de 
las plantas c^mo para los demás ramos del saber. Casi simultá^ 
neamente mandaba establecer José I de Portugal dos mrdines^ 
botánicos» uno en Goimbra, fundado en 1773^. y. otro: en lis-: 
boa: el llaihado de la Ajü^a^ que existe en esta e^)ital, ísié' 
d^tinado por María i á la. instrucción dé los Principes, y aho^i 
ra se baila agregado á la<iEsduáa polité<^iea,. independien te-^ 
-mente del propio de la Escuela médico-quirúrgica, r 

Débese al iuei*te: impulso que en aquel! tiempo recibió entre 
nosotros ia Botámca Y el posterior estableciraieiilo Jé.^rdines' 
botánicos en diversas parles de la Península, taies cerno dájdístw 
Valencia, Cartagena» San CáVIos, Barcelona, Zaragoza, ade- 
más de Sevilla ya inenoionada^ é igualmbttte ea Tenerife y otros 
pui^ioft de las pobesictnes espaqolaSvsiendoiMéjico y lÜaníta de * 
ellos;!yEÍ péqujeño jardiá^otánico de jQádis sq^cónserva destinad' 
daáila easeñanza de la Botánica médicá^^l de yaieneia ba sidoa 
yí aun/es liño de los mejores jardines de pcevlncla. Elide Car*^' 
xagena fué destruida en 1808. El de la prayectddá biudad de ! 
San Carlos Vistió algunos años, como lo demuestra el catálogo 
impreso de las plantas enviadas en^lJOl á su director don Ig- 
nacio Armengol por don Jaime Menos. El de Barcelona , funda- 
do en 1783^ perteneció piíáéraipente á la Escuela t&édico-qui- 
rúrgica , y después fué destinado á la botánico-agronómica es- 
taU^idaen 1814 bajo >ki inspección de< Ifi ImM deaCoAiérdio, 
y asi.ooÉIiniíay aunqhe liayia pmiido él carácter de bo^nicn^o 
d^de el año lÜiX eñ^qnife ae estableció lúio agregado á ktltlnk i 
v^rsidad'i^ El juriflútÍTD jardiü botánico xkZaragozaijfuÉdaddjdn ó 
1396í jdüró poco; pertf vqlvió i sudesliqo en t842.( El ckeípe-*:i 
viUa {expf^iaieiift& las victsituiksja indicadip. 13»i^ adetnis áo^l * 
iknft 4e^nii piéqueño JRcdin ^tónico qée «n^aquella épactitaoni i 



Digitized by VjOOQIC 



132 CUASO 

el P. Saraelm en Sanio Dmmngo de Silos, y sMiese tambieD 
que en León cultivaba don Mamiel Rodríguez en otro' machas 
plantas de las montañas vecinas. 

A principios del actual siglo por disposición del Príncipe dé 
la Paz se estableció en Sanlúcar de Barráraeda un jardín expe- 
perimental y de aclimatación;, destruido á los tres años en 1808,, 
sin existir hoy de él otra cosa mas que el terreno donde se ha-^' 
Haba. 

Noevos jardines debían formarse en 1818, seguh disposi-- 
cioñes del Gobierno, aunque no exclusivamente botánicos, y si 
botánico-agronómicos, como correspondientes á las Escuelas de 
Agricultura, que con ellos se pensaron establecer en Burgos, 
Sevilla, Toledo, Valencia, Badajoz y León;, pero estas tan sólo 
le fueron íilgun tiempo después en Toledo, Se villay Valencia, 
asi como posteriormente en algunos otros puntos. Éa Vallado- 
dolid, desde 1803, el obispo Hernández de Larrea se había an- 
ticipado á formar Un jardín agronómico , y en Alicante Ibrmó 
otrjo en 1816 la Junta de Comercio, incitando á h de Barcelo- 
na, pero no fueron de larga duración.' El jardín de aclimatación 
que mas modernamente se trató de formar en Sevilla, no llegó 
á establecerse. • 

En las Escuelas *de Farmacia de Madrid y Barcelona, y en 
las suprimiéas de Sevilla y Santiago, también lua*on estableci- 
dos jardines; pero de ellos subsiste en el día óaicarnente el de 
Madrid. - 

Las niieve Universíebdes de provincia que actnalmente hay 
en España, mucbos.de los Institutos de segunda enseñaba, f* 
algunas Escuelas especiales^ tienen ya jardines botánicos mas 6 ' 
menos extensos y ricos, aunque no lo seas en tootes paf tes tan- 
to como fuera de desear^ y como podrán llegar á serlo con el 
tiempo y el influjo de circunstahcias iavorab^s. 

ARTICULO II, 

Disposiciofi de los jardines botánicas. 

Indiferente podrá parecer á las personas extrañas á la Bo- 
táiiea que las plantas cultivadas en los jardines destinados á su 
enseñanza estén colocadas según un orden científico cual(}uiéra, 
ó dd ntódo que mas convenga al tsuUivo ó más agrpdé á la vís-i^ 
ta; jporo no asi á los que conocen aquella ciencia^ yrlejós dé 
ello has de tolerar qde se sacrifiquen á lasArénta^í(5!Íque*^pro^ 
p<Nroiona el mejor y mas rigoroso orden (Héntífibo al^nas^die'lás 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. ^ 133 

que podrido obtenerse > atefidieñdo exclusivainente á lo que el 
cultivo y el adomo exigen. No es decir qiie ios botánicos pi^es- 
oindan de mo ú otro; pero si es dar á entender que por cons^ 
tituir las plantas en estos jardines verdadera^ colecciones cien- 
lificas, deben si^etarse ^omo tales al érden^e la ciancia á que 
pertenecen. Mas necesario es hacerlo asi cuando él núrtiero de 
las «speciés cultivadas*Hega á ser considerable, porque de otro 
modo no fuáraiácíl hallar con prontitud cualquiera planta pro- 
pia para hacer en el momento alguna demostración. Pero en 
tocios tes casos es del mayor interés que bs alumnos, al recor- 
rer el Jardín , puedati observar práctica y fácilmente las mátuas 
semejanzas de las pfántas^ base de su clasifioacion, y se logra 
colocándolas conforme á ella. Por esta razón la parle de lo^ 
jardines asi dispuesta se Hama Escuela con mueha propiedad. 

Hasía tanto que cayó en desusóla dásifioac»» de Tourne- 
fort ihubo en los^rdine$ botánicos dos escuelas: la pna para 
las yerbas y matas, y la otra para los árboles y arbustos, cor- 
respondientes según se 4eja conocer á las dos primordiales di- 
visiones admitidas por* aquel célebre botánico, conforme á las 
idieas de muchos antiguos botánicos. Pudiera creerse que á 
irueqUe de editar algunas dificultades que ofrece el cultivo si- 
multáneo de las plantas de diversa talla y robustez, se inclinó 
Tournefort ádividir el reino vegetal de una manera tan poco 
conforme á la naturaleza. Sin embargo^, existe aun en algunos 
jardines botánicos una escuela de árboles separada, cuya utili- 
dad no podrá ponerse en duda , siempre que su objeto sea el es- 
tudio de la Botánica aplicada á la Arboricultura. 

Luego que el ^sistema de Linneo sucedió al de Tourneforf, 
se verificó* el consiguiente cambio en la disposición de los jar- 
dines botánicos. En lugar de las deis ^cuelas se formó, como 
era preciso, una sola dividida en veinte y cuatro cuadros, cor- 
respondientes á las veinte y cuatro clases del sistema sexuiA, y 
en los bordes solian ponerse los árboles de mayor bU^ ,^ dispó^^ 
sícion que se observa todavia en alguineb jardines! /que. no han 
sido modernamente replantados. \ ./ 

Ahoi^ que el método natural dx)mina> seria nñ anacronismo 
disponer bajo otros principios los nuevos jardines: bélánicos^, y 
debiendo constituir la escuela una no interrum]^(i^ serie de 
plantas, qctó representen nnichos de losgrupoá naturales del 
reino vegetal, élard es que la división general ad<^tada en ella 
no podrá parecerse á'la.anterior, solo tolerada énr los jat*djnés 
antiguos, C(iie no se (irestán á cambiarla. 

Los grandes x;»9idros han desaparecido, de los jabines mo^ 

Digitized by VjOOQ le 



134 , ' CURSO 

idernameéte arregia«b)si; y en m higar se vent arte fdrito^g&iqií 
iadetermináda y de anchura sufioíenl« para ^e ji^uedan ^eoiiíe-H 
n^ GOQ.feoigura tona hilera áe^bolesyó dos dé plwtab media^ 
naa colocadas en tras^bdliHo, aoólo suete djeeirse^ ó ^a Cérmaá- 
lio triájBgttlDs dqnil^aroó.lEstás eras pandeial^ y sefiaradc» por 
ciarreirit^v fórmfeiD una sérib mas o menos larga^ que podrá es^ 
iar dividida por úinai ó mas carreras anbha^ y cruzada por otra 
ú otras :S3¿meJ9Bies, según la extensión de la eséueia. Las pkn^ 
'las deben aparecer en usalüiea que va serpenleancb desde la 
primera hasta la última de las eras, si dando Ja izquierda % la 
printera (fe tas ptániás se: continúa en igual posición respecto á 
las demás^ yendo y viniendo t)()r las carreritas que separan las 
eras, sin ¡hacer caso de las interrupciones pVoducidas.por las 
csfrréras mas anchas. Par lo demás, los bordes dé lasaras pue*- 
deni formal^se con bojes bajos ú otras plantas, apropiadas, que 
ícrezcan podo, «no se prefiriesen ladrillos ó piédVas por tener 
la ventaja de no abrigar tan fócilmente los. caracoles y los in- 
si^ctos. En' la serie lineal que forman las plantas dispuestas dd 
mbdo dicho, deben hallarse eálas aproximadas por géneros y fa- 
milias^ indicando él punto en que> comienza cada uno de lates 
grupos con Í5U coítespondiente noinbre puesto en un tarjetoift 
colocado á cierta altura, y á cada planta en particular debe 
acompañar otro dispuesto de un modo semejante. Los rótufós 
de las clases, alianaas, familias, gétíeros y especien podrán po- 
nerse sobre fondo de distinto éolór> para que desd^: luego se 
distingan. (Conviene agregar ios nombres verdaderamente vul- 
gares á los cientííicbs puestos en latin, y respecto de cada es- 
pecie no estai^ia de mas añadir una simf^ Indicación de su pa- 
tiriá y de sus principales: usos, aunque general y concisamente 
expres^os^ ninguna difieukaui ofrebe indicar que la plantajes 
curtiente^' tíntórea;, textil, medicinal, etc^y y de hacerlo se 
aqiikeota mocho la in^oriancia de los jardines botánielMi á fos 
oJQ^ delpAbüco, y también así «e inspira<áilos atunütos. mayor 
«iltréa por «1 estudió de la Botéflica. » . v ^ 

Ninguna precaución que conduzca á la conservacíoli del ^- 
d(ea esi^rbleoido en la escuela debe tenerse porísupérflua,. J por 
consigaientef no Ib parecerán las que introdufo Decalndoíle eh 
tos járdin<^ de Mompelter y Ginebra , después adoptadaB eá al^ 
giiflos otros»! Goipo ipue[de:»suo€ldÍ€r con wwdia faciMdad yfwh 
cU6n^f(|ue los tárj6t0fie^'roluHrdo& djejen' de ócu}iar ^m otír^ 
re^ttendienfegí flug{tre$ poroerror ó deaeuifllo^\de>io9'}ar^ilM!boi^ su* 
bailemos, y como esto;ítitriwitaria'ÍB«Hl?nentOi¿4rah^^ 
pr«íeso«ffcliriestí(Hé>cefte« owMbfcea die ci^tmospeeiMS qtteíhu- 



Digitized by 



Google 



DF BOTÁNICA. 195 

Uese fl« determinar oueyéove&te^ ide& Deieandolte medios de 
coD^ervalr los nomWes á^hs plantas sia aeoesidad de aienerse 
precisameiMf á^Jos rólulos^qoe jnresbnlefi.. Se iAimera& las eras 
y se iodiea cada uso de los costados por una letra: déjase de 
oioco ea ciinco pies una peijiueña eminencia al cortar k^ bojes 
cuando coa elfos están. formados los bordes, ú otra sefial cuan- 
do sean de ladrillo é piedra, y de uno á otro modo se pod|í 
cateirfar«(<^óii faeíHdad la distancia ()«e hata desde el principio 
de cada ent i un punto euflquiera del \iáo que se considere; 
fórmase ánuabnente un registro en folio ea el cual se destina 
para cada uno de los iados de las^eras una p^na y para cada 
pié de distancia lina linea, quedando indicadas no solamente las 
fletas que existen, sino el Iia^r.en que, se bailan, y también 
pueden ser anotados los nombres de las clases^ alianzas, fami^- 
lías y génóroi, ségun el lugar q^ ocupan* Como hace observar 
DeoaBM^Ue*^ i»jo, pt^ede de este modo <el director del jardín dis- 
poner, sin necesidad dé ir al lugar adecuado^ que cüalqaiera 
planta sea colocada en el bueco correspondiente á la misma: 
bastará, por ejeaoplo, decir al Jardinero que tal planta la colo- 
que eá la era Yig^A^^tqninía, lado B, á los treinta y cinco pies 
•de su principio^ ó abreviaduneaie ^5, B> 35; además de que 
bailará siempl^e^l nombre verdadero de la planta^ como $1 de- 
terminarla no descuidé apuntarla en el registro, y eael su^ 
puesto de que ella permdnéeea en el mismo iugará 

La escuela puede poblarse con las plantas vivas que se ací- 
quieran y eoa las qué se obtengan por medio de semillas. Há- 
cese la sieinferá en macetas que se tiene euidado de numerar 
para reconocer pronto por medio del catálogo correspondiente 
hs plantas celtas contenidas* Es claro que á la siembra de 
cada anabá dé oérrésponder tin catálogo particular, v la es^ 
ióru{H]losiddíd!'de algunos prof^oresi llega al extremo de reco- 
aendii»<|áeseiádiqQe^al fi4del neutro puesto á'eada pli»nta 
el año M cpie3t sembró. Asi para indicar que la planta 652 fué 

setÉbi^aia en 1«855',^ sé eáíjribirá -rr-; Es Ventajoso poiiér estos 

^iúmefMT eá peisitostriai^üWe^ de plomo, larg<)s y estrechos, 
que«e clavan en la tierra de la maceta y se doblan sobre su 
torda 4e inod<) qu&iel número «parezca at e^üeríór. Las plantas 
«riiB|da8'€!B'^ maiieiM díeben trasl^ logares, que eb 

faíBSMttetléS'GékWSfiréhdánv sin que «us ptomos numerados )á^ 
iÉbAjd)0fim;('|?'«)tákK^ ^mandü se anotan en el registro de lia 
^aewt{iyiaíl^i^dMd^«p^ náme^ y la feeba que ^traei^. 

Digitized by VjOOQIC 



n^esaf*ÍQ dqcir.q^^Jp^ delicad^^ debw ^ontinutir eo las jnaoer- 
t$i^r XodqsiM4^e>Myíaa de,pQiMmim^efrid0d^ poriPaacMi c^ 
l^ipr^c^ueioiDie^ pe.exija-su cullrvo (x^)siiUjLirlin uoa^fie dis- 
tinta cÓD^u^muneraeioq y catálogo ^pecialesi» siguiendo al mh- 
tod^.^ido^ptadop^ra la siembra. Pero sí sequisiese^rotuinrlas 
^rá^oiejor^y j taalo j^a$y cuanto que muchas de las .especies 
n^a^lenidf^^ á cubierto duraete la ei^tacion rig^oBa^ipitctenco^ 
locarse, tempofalmeÁte en el correspondiente lugar d^ la escue- 
la , Aio sacándolas .de las macetas, sino enterrsuida estas, como 
se ACQ^tumbm^ft algunos jardines botánicos. 

. .jtlfmpdo es muy considerable el número de plantas caltrva^ 
das eA,n](fceia!u que puedan pasar mucka parle del año fuera del 
in.veri^ftde^Oy no siendo fácil colocarlas todas en la eseuefa déla 
manara arribsik indicada, es pffeienbfe ponerlas juntas aparle, 
ciasiíJQándolas por familias^ $í se quiere, para mo^or. instruc- 
ción de ios alumnos, siempre que á etto no se opongan «bslik 

pida su buena consér ración, 
lós^ rayos airéeles de un- sol 
wscar una medía sombra que 
osicion de paleadas,. ó coló* 
iprés, luya, etc., plantados 
fácilmente. Semeíante mé*- 
le las plantas, que aun cuan- 
en la escuela , no lo pasarian 
res del irerano. Es menester 
era del modo que convenga 
articulaf mente. si piden una 
e respecte de.siuohas eríci% 
uanto factible sea r propor*- 
B naturales para que pueda 
e , y por esto ai alfUMS eras 
)ntonan piedras siempre que 
abien se. forman y mantienen 
sin que djBJon d^ /^Uj^Tiarse 
)traSfqtie.por su magnitud y 
»le eaeontfwrse iugar^ en la 

destinados á poner lüsaom- 
is, géneros y especies ;í)pero 
á la divefsidad de:Sit. eoo»^ 
por .piés4e lo m^mtÁ.hsk^ 
íe .fnad^i^ritiíQnojafia ^^^eoti^a 



Digitized by 



Google 



DE ÍM>TÁNICA. 137 

ée abultar meao&; pueden lanAieiif bacerse de UaA é azulaos, y 
«sí se QsatoJí no haqe mucha eu el jardin botánico de Lyom es- 
los lairjeio^aeft pjRf^enian dos agujeros para iaaujeeíon con alam- 
bre $1 pié (pie k)8 fiostiene. En el járcKn botánico del Gran Du- 
qiíe deXoseana^ se ha empleado otra especie de rótulos^ apli- 
eaUes<tiii3, biefn alas plantas cultivada^ en maceas: cpmponian- 
86 de iin»'Yas»jd^de vidrio aplastada, dentro de la eual estaba 
im papel con el nombre^ y de un mangólo pié de hierro á que 
estaba siqeta aqudla por medio de alambre. Parecido á ésto es 
lo €pie. 450 hace eciando se colocs\n los rótulos dentro de tobos de 
cristaU aunque no tan ventajoso; pei*o de iodos modos: no pue- 
ét serlo el empleo de materias tan frágiles. Ló^ ráiuloi^ arrolla- 
dos y guardados en tubos Qe hoja de lata tienen mas de un ín- 
eofivenieniey nosirven para la escuela; tampoco son buenos 
para esta ^aunque si para pltintastme se hallan fuera de ella. ó 
en macetas, los plomos y las tablillas triangulares pintadas de 
albayalde y enresiñadas pojr lapunla* 

.Al indíear la manera de colocar las plantas en las eras de la 
«eseiiéla, se ha dejado entrever que tratándose de árboles debía 
ponerse en. ellas una sola hilera^ en lugar de las dos que ordi- 
nariamente la ^ocupan. Asi se disminuyen los inconvenientes que 
poedéi tener el> sistema de no excluir los árboled de la :«e6euela 
general para formar con ellos una particular. El embarazo que 
la» plantas de grande ^tla producen^ fué el motivó que originó 
hs escuelas, de árboles e^ muchos jardmes^y particülannente 
en |08 antiguos, el de Mompelkr por ejemplo. Algunos mbder- 
nos de Alemania tienen también escuela especial de árboles^ tan- 
ta para evitar el perjuicio que pudieran causarais plantas me- 
nores, conjp parafactlitnr sü^est^idio á los que se* dedican á.la 
Arborrcultura. Pero son incontes-tables las ventajas eieutííícas de 
dispAier tes plantas ap«*oximadas en una sola escuela* según sus 
semejanzas notarse y qtie por cierio no dependiente Ja magni- 
tud v y por x)tra pat*tepuiQ(fen salvarle ó disminuirse los loceo- 
veníentesqueeslo jjíueda traer. Así lo reáliíó Decandolle en:Gi^ 
nehrtí, y enPaitfs.tAdoUbBro^niart al reamar ac^uél jardin en 
1843, y en efecto cuidando de aproximar ctónlohseá dable las 
éspecfe^^bofrecMtiesdecada gílipo, y considíBW>d6 que hay 
familias easi: entonamaite compuestas de;árboks^ se concibe qué 
tuo ^líKSetl disfftiimir los inconve^entes.queí seabhac^n á.esle 
sistomai no^itatTgrátvsie&'en loselimas meridionales como di los 

Bl fiegftttten^e ^'^aer abundante én la estación ^birosa 
pacft qite$e?cM8érv^;y^0rospefent las plantáis eil iosi.jmnKñi^ 



Digitized by 



Google 



"138 omso 

'áe la BMi^or (Mirtó'deSspdñBv Rcf jir áibtazo e» miediros jaé^ 

-bastttffte, 3iínbi Bias fie|t qoe eoiMbicirlá'af|H4 deitas phtitad^ 
aprovdctoibdo'lá baeiia dIqíiósieioD de las eras i^MUNi'^oJEn él 
pqoto ó puntos donde 96 omoen las aaohas eftrrc»as^'i|ue >ativ- 
mieaott la escuela, paedeacolaóarse é8tafi(]aés, los cmfes ade^ 
ífloás de «dornar, servirán á la ^^z para el riega 7 para ^uttitar 
pianias^ acaátíbas. • .. f, ' 

Como ifpie tan sofo áulos estiidiosos debe ser permitida ia 
^tnda en ia escuela botániéa^ hay qoe^^ireuirla para separar- 
la del resto del jardín aoeesible á tddo el mundo. Puede "hacer- 
se estopor medio- de una verja ^ ó en su defecto por im s«to 
Tivo suflcieiitemente elevado, á no W que se prefiera una pu- 
blicidad completa, ju2gando como DecandoHe que h^ desórde- 
nes consígirieBtes sean eomi^ensados por el gu^to que se inspi- 
ra á las personas extrañas a 'la ciencia y por el liíayoí* estftnu^ 
lo que tienen cuantos intervienen en qI jardín. 

Además de la escuela pueden tener los jardines tbtánicos 
cdadros ea que se hallen reunidas las variedades de' ciertas 
phmtas muy interesantes v tales como la vid y eliolivo^ y^lgtf^ 
aos en t[ue se eultíven otras plantas útHes y las de adorne. Cotf- 
;iÍCTe que no feífte^un criadero de árboles y arbustos slifitíeMe 
para ir reponiendo los que perezcan. 

Les jardines botánicos tienen por único obj^o la eos^iBa^,, 
ó estén destinadcis-al adelantamiento )de la ciencia, preporcio*- 
naiidot medios de hacer investigaciones dtñcfies y observacüooes 
de larga duración: servirán para esto último tanto mas^ cuanto 
mejor organizados y ricos se hallen. Los jardines de^inados á 
ia introducción y propagación de las plantas son tgmbien^ muy 
¿iteresa^ntes, como nadie ignora, y deraera tratarse dé eflos con 
h necesana extensión, sí este fuera lug^r á propósito. ' - 

Debe existir aqa bibKoCeiDa especial ,* uniSa á todo jatcBn^bo- 
4teioo, habiendo de contener por lo menos las obras ia»s iod^ 
-petasBblés:fttra las e^icios práetioos de fos alumnos y las qvre 
(puedni facilitar los estudios qi^ id profesor corpes|M¥nde htmr 
w beneficio tieljairdin y déla <Hénciai í ' ' 

Esind^MSBdieme de las diversas coleceÜHieS'liottoicas Isf ^ 
k» MniMas recogidas para sembrar de iMK^Hi'^et-flñsiivaíijai^ 
4Hv,<óíf]^^ distribair á los demás m cmáÁ» de otitís;i6n bueft 
fiíiniUePOJes por t¡Mx> inü^ensabie, y {»fede dispoaersren^m^ 
jones que correspondan á las diversas familias,. ó coloeadü per 
et'Arden alMBÍtieaide 1ds>^<»08, oonfoMpe á<tjinraieii(tttura 
tdéf^^^eb Ja es^aisí>, Sm vnm lea^qlguMsnjafdtnva 4(j ludia 



Digitized by 



Google 



DÉ BOf iviCA. '139 

tar al pié del nombre de cada especie de semilla >dtañ0 bo «pie 
ÉR bay«4)0^a^ yp^r consiguiente uo* delieniiiézietaiseilas per- 
^tenecievles'á «x)sécha6 dÍYersas. : i *. 

< Ftnalmenlie,. es casi.iismeceMríd decir que laS'niuluaa^fOomii^ 
nlcádonéstócaáitiios de semilla^, se' facilitan Icchíi Id poblkiabeMí 
anual )de;ün imtáloga', particulannéntb Cuando el nikiiePo4e ei^ 
- peeles y su rareza . ofrecbn bástanle jmt)oriáBOia* < . 

! Lo^ inverDáeulos diversos en tempeiiaittra y difipiQfim#a-Be^ 
•guÉí láés platttas que haya» de cullivdr» é propagarse en eUts^ 
^ cons>niye»éonfor¿ie i reglas i^s?proptas^ de lia) Hontiouilttfft . 
que de b Bot|inicá propiamcale tsri. 

<CaNI^IiaSKAGI01«B$ «BNEKALBS^SdBBE im TÉAlllMQS BOTÁIflCfli 
< Y '£lÁMEIí HB iUOS IXfklUQXEBÍSTICOS. 

■ -,: ; ' • '.-.-'-. • .:' ; • > i* i 

ELIenguage botánico se baila constituido por una nauUiüMi 
de iérmino» óuya significación es fija y no siempre, igual k ia 
vulgar, dmms^o fueren tomados del lebguage comuit:> la 
mayor parte son peculiares de la ciencia y focmados excludi^íat^ 
mente para ella como lo exige lá diversidad de objetos generala 
mente desconocidos que debe designar era brevedad "y, claridad. 
Llámase Terminología^ ó mejor Ér/o«o/a^tav pawt» evitar él Ufib 
deuna palabra greeo-latína, el estudio de los térmdnos^ bóta- 
meos ^ que son loa destinados á indicar lo6 órganos. ,jrsu^tU!y«r^ 
sas( modifieaciónés/ contándose además como lates^jlórminos los 
.fisiológicQS y los didácticos.; ; .; .1 

No podria ser Uni^er^al el lengüagé botánico i men^ 4e 
usíar üQ icKoma que lo iiiéáe> y pol*«sta iMóniBtiriipleael Ja^ 
4it)o para b formación de los tsertninos bojbáfiiMSiy inotucjiaa'vé^ 
ees el igriégo, latinizando stei^pre las fmtobrtet$(riiMtodél nwt 
mdw Nada my «n ^Itocquje impida estaUeo^e'eq 3(ratdt\iíAiúm| 
vi^o Ub lelig«ui|ge;|)ol;aAío^|.^mas ó meno$;'expfeéiiie'y eKajeibit«en 
pm $u pTi^o ^eaío yfle xMiUdaéi traduqiendo Mme^ modo 
posible' loatérminoa Idtiáí&s ^ anegos Is^iní^taitos^ qué^ «^ los 
veRdadiíiwn^BiQÜé^liítos. £ntf ó el enímid» de elb^ ba^ jbi^taiv^ 
tesjte^«8lferi06t^ ,que;ip^.ieierto mlcitH^Hbuyc» áiilaoiiUMr lo^ 
progresos en la ciencia de las Qom&^mib^fmoiqw se ^- 
vm de eili^tla JtiQfov^ideaii»par0;ia^ mayoi? piírt^ !sofié ÍBdbp<¿)sa- 
bl^v &ÉfiU€istd^)q«u^^ €» UDrlfuqiuáge )pe(i^ 

Digitized byKjOOQlC 



14Ó CURSO 

efecta^iue produzca ¿¡r el oído de quién sea extraño i la BotsH 
^ica, no dei^endo; criticar ai estajo que sucede ifjualou^te en^ 
todas las oiá>c|ás. 

Todo d^e' tener su nombre , y siempre que algo haya de 
ser designado es para ello preferible unp palabra cómun y usual 
4 cualquiera otra qi](e no lo fuere, cuando en nada sean per ju- 
díeadas la claridad y exactitud; pero si la palabr» jkiviere dife- 
r^tes acepciones habrá de limitarse á la mas generalm^te re- 
cibida , desechando las demás, y si todas se haHan en el mismo * 
iear semejante palabra para editar las conr- 
íg&edad; así como hay ventaja en eliminar 
m significación igttsA ala de una ^ca aoep- 
palabra comun exige el empleo díe la táci- 
to existiere, se debe formar una nueva» 
del griego cuando nada se oponga á ello; 
pondrá de radicales de distinto idioma , y 
taque.nasea defectuosaéajo este ú mro aspecto se pr^rirá á 
todas las que se propongan posteríormenfó^. Han de correspon- 
der la j^implicidad ó composición de las palabras á iguales cir- 
cunstancias de las cosas designadas; conviene que sean signifi- 
caiivas Jas palabras cuando indiquen cosas invariables ;^ es ven- 
iajosa la analogía de origen, significado y construccioa de Jas 
pakibras que apresan objetos análogos; finalmente la feeilidaá 
de proi^unciacion es muy atendible. 

Las palabras ó términos botánicos y según DecandoHe, se 

dividen en organogrú^os^ fisiológicas y característicos ^ de- 

rieados^y compuestos i y al fín se añaden los didácticos. Gor-^ 

responden los términos organográficos á los órganos , y ex^re-^ 

san tsus modificaciones los términos caracteristicos , p^adiendo 

por consiguiente considerarse unos y otros como orga^nológicos; 

s&nlo también casi todos los:, términos derivados y compuestos; 

designánse las funciones por los fisiológicos ; t^nen relación los 

didácticos COTÍ eViiTl^ de estudiar las plañías y no con ellas mís- 

'^ ' *' ' ■ términos á orgamlógicoSy fisiológicos 

> que los primeros y los segundos sedán 

ponen las respectivas partes de la Botá- 

cimiénto de los terceros' es resultado del 

lisma ciencia. Nada hay que añadir aquf 

IOS fisiológicos y didácticos ; pero entre 

en los característicos. Jos: derivados y 

icaciones. - ^ ' 

>s característicos, ó sean losique expre- 
le los órganos $ se hayan; explicado ó por 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 141 

to coeno^ mencionado operUmamcnte en la Organogrdfia al tra-* 
tiaf de «adaH6rgano, es además conveniente examiirarlos^n otro 
orden relativo á.lá'^versídad^é modificaciones que significan^ 
siendo este el adecuado para comprenderlos con independettcia 
de \m é^ganod á que sean aplicables , lo cual fecilitael estadio 
y hace menos necesarias én la Organografia tes repeticionei^ na- 
cidas tlái^ett aH¿«e^trido. Los términos característicos poe^ 
den distribuirse en^umcé grupos, tomando en cuenta todas las 
consfdéi*aciones hechas sobre los órganos respecto de fo que ieñ 
eHós se modifica, á saber : 1.^ ausencia ó presendia; 2."" sítuá^ 
do» 6 inserción ; 3."* dirección ; 4/ 
cidad é integridad , ó división y c 
7.° estado ó aspecto de la süperfici 
siones; 10,° adherencia 6 soWadur 
sistenciai 13.^ color; 14.° olor; 1 

Respecto de los términos deriv¡ 
nombres de órganos adjetivados, n 

piones que influyen en «I significado. Los terminados en tiíiTí 
indican la presencia del órgano, como radicatus, ftíUatmimñ' 
significan eonraizv eonhojas;los terminados en dliro^arig 
expresan pertenencia, como radkális^ fotíáris i qoe sig-^. 
nifican déla k*aiz , dé las hojas: los terminados en iéníó áee^ií 
manifiestan la naturaleza', como radicHim, foliacethi,^'(iííé 
significan á manera de raiz , á manera'^de hoja; los téraitnirdosi 
en osus expresan magnitud ó abuiídaneia,' como rMicásut^ifííAí 
liosttS', que sigoiflcatí oonniucha' rair, con muchas -hojas; los?' 
terminados en eícev^ dan á entender degeneraron óMftétíhi^fióÉf 
á cambiar, cótm spinesceñs ^ que significa con tendencia ^ei^^ 
pina*; h)S;de origen griego terminados en odesii oidesijíOÍdm'f),h 
indican semejanza, como /?Ay//orfí?5, rAí«oí^í^f/s, que significa» ^ 
parecido á hoja y parecido á raíz. Péi'cr en vatios casoí^'stoelé 
prescindirse de la rigorosa aceptnaír correspondiente 'áfcádá'ád^' 
jeCívo s%un su modo de terminar , y auní[uef ésto no sea fau'^' , 
dable, béeno eá tenerlo presente para evitad las cquivbeéHpionéír 
que sin saberlo pudieran originarse. Además se toman á* veceí 
figuradamente algunos de los adjetivos derivados, y dafo es que 
el sentido* de toda la frase podtó revelar el que se dé á la pala- 
bra, cuyo significado en aquel logar se trate de inquirir/ ' ' 

Son de dos maneras los términos compuestos , pdrqiíe tmcfsr 
expresan á la vez cierta hiodifica'cion y el órgano sobre que re^ 
cae; asi como otros itídícan solametite tamodifi^a^ón^médiánte^ 
un adjetivo usado en el sentido oüe dá^á'entem!^sé|H)f idl^llttij^ 
prepósictoh 6 por otro íat^etiva. Para formhr los primérói^flebe 



-Digitized by 



Google 



142 eüRáo •• 

témiíniKSé ú nombtedalHÓri^iio ánnanera de adjetflYaJatínov' 
amuqueisea gmgov antep»iiiémióle'6iigeDÍIÍYQe^ail}éti^ que^ 
neradmente expresa la me^fieaokm : ásise dic&lonffiflomsGbia 
paiid)ra6 latinas, y con pie^ maerfmtfius €o Itigatr A^mabn^T' 
antítws por f azoa de eufonía ; pudiera ser otro noBibre. de ér^a^ 
noel atilefNiesta> y eá tal caso hafená dé usarse á manera de- 
adjetive , como: eo radimflorns ó en rimniMñíÁ^^ totbaÉid^^'fveees > 
griegas ;> también ocurre la necesidad de emplear «IguAa prepon 
sidon^ cómo en sfnprafdim h en epiphffllUs^ si se pneíiére el 
griego.^ comprendé bien en casos semejantes larttiodificacioil' 
del órgano, iridieada por cualquiera de las preposiciones ñsa^ 
dasrpero cuándo alguna de estas sé junta á, nniadjetivo fonte 
con él im término expresivo de modiicacién algodiféreálede la 
que el adjetiva tBÍgnifiea por si 'solo: la preposición ¿iA én las 
acepciones de casi^ al§o, un poco ,. covao en ^ubroUkndWy 
ínArowm, ete- > rebaja el significado del jadjetiv^; puede á ve- 
ces realzarse esle por mciiio de la preposición |wr^i como en 
perínteger; ^rve la preposiéion d6paí*a ¡indicar una modiSes^ 
cioQ en J^eniido.ifilrerso, de:man^a 4^0 ééotíáte^ signíéea aot^ ^ 
vado al revés 6 sea trasovado y^ éto* Adéraos ^pxrecurrd á loásun - 
perla ti vos, aumeioíldiivx^ y diminutivos para modificar :ei síg^^» 
nifioado de los. términos pon un simple cambio, dé termÍBacioby! 
y opando son griegos la én oideSy ó ^1 aditamento do !f7íorpA»x 
ex{nreaaii:Báínejancza> éoítíben.rhi%oides\ rhizomoícpkuij ét{üi^ 
vaténies á radiciformiseú latina siendo formit la terininaoioii'^ 
destinada tín esteidioma para tales casos. Forfin, dois fkdjetívos . 
umdfisdán á entender j^na triddificaciedá intermedia ^ éombaii 
o^onyo^laiímolatns i y es casi ippecesario advertir queámbos 
deben expresar c^raétéres de igiial clase , peftenecer! al ihisma 
idioma y ser simples. . : > ; 

Falla ahora ¿r un vistazo genecal á Los jté^minoacabáetet^; 
riálicQS clasificados en tosquínce grupos antes eXpr^esadésv pu- 
diendo recurrir é la Teoría elemental eón c^ Decandcdle ilnS^ 
tpó todas las partea de: la Boítánica propiamente dkhav sis^ ^i^ 
sieren muchos porménories subiré iodos Jkiis términos botánico& 

^,. • . : i ' "í ♦ .: .i . ií- :;¡-:. '.:í.>i.J/ . 

;, Amencia Ó prMcnGvair ; .: 

GtiandQ sea menester indicar la falta ó ausencia de»afi pr-r. 
gano^ :st iflj^Ma el noínbre de esAey >«e le antbpme^ la pfepo^ 
sícidn e^ew aienda latinb » y o 6 an á fu€»c dé pw'gen g«^>: 



Digitized by VjOOQIC 



tadp; /íjtphyHm^ afile ó ¿io nejas; <mmi/m^^ mraQtQ.óm fler. 
Éi^pr^se' Ja existencia ó presenoiib 4e 9P órgano a^yeÉívu** 
da su.ncwt^r^ cfOt la terininacíoA Mns,. ^¡im» e» raukatui, . 
eDr^i^a;i^gín^6^<suel0 iii4ioar$6 que J^ (x^^ée^l^iJantikpor 
medio de las terminacieii^s feí\ ferusen iatía, y fmn$$ , «ieo**. 
do el nói]M)re de origen griego ,. por ejeroplot: fhrif^\^ flortfe^ 
ro ; ^emmiférUs , seminifero ; anthopmrus, antoforo ó qii^ lle^ i 
\a flor. Cuanclo uq órgano existe visibiemenie se expresa $tate^ 
poniendo 1^9^^» phaneros al nombre del fnismo, si es de orí i ^ 
gen^iego, y usando en latín la equivalente califtowoa de. 
maniffistuSf manifiesto; el no ser visible se indiJfsuBtíttiyendo 
á est^ palabra^ la de erjfptos en griego, y en latitt» de reoon^ 
¿/f(u^, recóndito. Respecto de vaf ip$ ói'ga^os de lasfloresoe 
usan algunas otras palabras que indican ausencia 6 presencia^ 
como-son gymnos en griego, y en latin vmdm^ de$«udo; ti?- 
complelm^ incompleto ;^ coin/;»(«^i«5 , completa; mper/ectm^ 
imperfecto; añomalus^ anómalo, que ^ ^Ih^os w griego; . 
/?er/«cte«, pjBffecto, ele. 

. AATICÜLO U».. 

Sitmcion ó inserción. 

Equivale la situación de qn órgano 4 su posiiei^v y ^^^^ 
puede ser considerada de variast manevps, dando origen á di-^* 
versos caracteres: el atender spl^menteal piwtode dondepuo*- 
cede el ^gano , ó sea al que es sqstenti^ío suyo i> consUluye 
la inserción j llamada también situación ab$al^l(^^ y wejor 
exercion^ supuesto qqe rjgorpsameqt^no puede- decirse^ del ór- 
gano que esté allí inserto , siendo mas. prqpí^ ^^erle fK)r sa^ 
Tiente ó ewerto; pero el uso eoqserva. la palabra ins^rtus eb el 
indicado sentido, y reserva!^ de eopúxius paracalificar cualquie- 
ra órgano, qu^ sale de una eabidad.^ ^ 

La insermojn puede ser inmediata ó mediata, empleóndo^ f 
se este último epitetq para expresar qnp d^pues de $a,lir eíór**' 
gano de otro^ se adhiere á un segundo y el curi pai^eQ^exehlsivo^ 
sustentáculo de aqueh La^ in^ei^n d^ qq órgaqo^ sobre otif4 se 
indica sencillameiHe, X^minando en alis^ Qri$i inuSfidli^K^eV 
nombre de este, ^omo ep; radic^lis , radi<}?kl; peficioirit t pjír 
ciolar ; cmli'MikSy tsillin(>, etc. ; puede indicarse también jm^' 
diante la uniqndel nombre, del ói^gano so^tenedoi: con fl delsos^ > 
tenido »}y. de aquí resalan iéprninos >a1esj como th\%a!ntím^^ 



Digitized by VjOOQIC 



144 €ÜRS» 

eón fldr sobre la TdkycamlocatpHS , epn íhilo sobre el tallo; * 
catycositmonj con estambres sobre el cáliz; gynander^ con es- 
tambres sobre el pistólo; tkalamijiorus , con lifor 6 corola sobre 
el tálamo ó recepláenlo-; caiyci/loms^ cOn fl8r ó corola sobre 
el cáliz. Ia sustentación de uo órgano por otro se exfH^esa aña- 
diendo al íiombre del primera fer 6 ferus , si es latino, y pho- 
rus, cuando prooede del grieéó; y así se dice foHífeti que 
lleva hoja; seminif&rus , que lleva semilfó; carpophorm, qáe 
lleva fruto; puede precisarse todavía por donde presta su apoyo 
el órgano sostenedor > y con este objeto se usan las preposicio- 
nes griegas epi, sobre, é hypo, bajo, como en epyphyüus, 
sobre hm¡dí^ypophytluSj bajo la hoja; é igualmente se de- 
signa la par V del órgano que sirve de sosten, empleando los 
adjetivos dorsalis^ dorsal; lúteralis^ lateral; basilaris\ M^i- 
l^r; tetmindiSj tetmlttdA. 

La situación de un órgano con respecto á los helcrtogéiieos 
que le rodean és su posición relativa^ y para expresarla se 
emplean varios términos, cuales son inferm \ hypomenus , \n^ 
fero , inferior ; superus , epimenus , supero , superior ; epi'^y-- 
ñus y sobre el pistilo; hypogynus, bajo el pistilo; perigynusy 
al rededor del pistilo; y otros semejantemente formados , usan- 
do las oportunas preposiciones, que habrán de ser |^iegas ó la- 
linas, según los casos, y en el concepto de que signiflcan epi 6 
supra^ sobre; hypo 6 t/?/ra, bajo; endos 6 intra , dentro; ex y 
€X0 ii extra, fuera; ííií^r^ entre; peri ó ciíxa^ al rededor: 
suelen además usarse los adjetivos ^¿Pí^rw^, externo; iMeríim; . 
interno; y^l embrión respecto del perispermo se apüd&heft igoal 
sentido tes oaliflcaciones Aq tx^ariii,s , intmnus. También 
corresponden á est64ugar términos tales como coronaths,-co- 
roñado; comosus, penachuda: son en efeóto relativos á diver- 
sos apéndices superiores de algunos órganos. I)os de estos com- 
üar|Klos entre si pueden ser ciertamente calificados de parúl&-" 
«a, paralelos; opposiiQy contraria ^ opuestos; contrarios; «/- 
terna j alternos ó alternados, comparándose los estambres con 
los pétalos, ó estos con loa sépalos; intermedia^ intermedios, 
que son en lenguage de Mirbel los alternos con los sépales; afi- 
temedia^ antemedios ^ 6 sean los opuestos á los sépalos. 

La situación respectiva de los órganos homogéneos se Itemát 
disposición; y esta se expresa mediante loís términos siguientes: 
verticittatus y vertícijado ó en rodajuelfi; pppositusy opuesto; 
dtcussatuSy aspado poí* -cruzarse en ángulos i^tos los pares 
tHHiesto^^ ^uc se hallan en distintos planos; cr!i¿?/aífi^, cruci-- 
fofiñis; cruzado, crutíforme, p* formar uha cruz en el nris^ 

• 

• Digitizedby VjOOQIC 



moi plano ; géímfiat»s^ hermafiadQ ó mciil^ ¿«Qlo ¿ obro ; áitmj 
nuSf alterno.^ Mcrmáa ;*düticius , tableado por compoiKme 
ék partes. aít^roaiíVaRiente colocadas á uno y otra lado eu^tí 
misiQo plaoo^6l7artK£, bifario ó en dos hileras ^^puestas; se^ 
rialts^ seríale en serie; quincuncialis , cpüncupqíal ¿ eu^uiíH 
cunee, el cual es disposicibfi de lurtes alternas deJí^ ffn» 1% 
sexta cae sobre la primera^ smratttj espiral ; spursuff «spapn 
cidp; unilateralis^ unilateraJ; 8ecuHdu$\ ladeado ó cop partaft 
dirigidas á un Íado, aunque nacidas de todos ellos; $ieUatut^ 
estrellado; stelliformis^ esteliforme; stellulatm^ estrieÚadito; 
rósaceuSy rosulatus^ rosáceo , arrosetado; rudiatm^ racíiadiipr 
6 con radios. . . . ;: 

Como la situación de las partes puede bailarse di.Y^r$an)eDle 
modificada por la distancia, se empican para niayior cUridM^ 
algunos términos apropiados, cuq^ son rarus , rwo:^ 4iHoñS4 
distante; rematusj apartado; apprüwimatus^fk[yf0\\mio; eon- 
fertuSf apretado; glom^ratus^ aglomerado ;,^o^i^7?i^rafti«^ 
acumulado; también se usan además otros términos ouyasignír 
ficacion no es tan general , á saber : cfespito&us^ , cespitosa ó coa 
ramos aproximados; coarctflttisy apre|.ado áicon rami'£ii^acioai»ii 
que lo están; laxus , flojo por estar los raipos abi^rt^.y 3épatr 
rados ; cono^/oia/tfs , conglobado 6. con paries dispuesiUií^.áiim^ 
oera de bola; fasciculatus^ amanojado; ^ontiguus, contigua; 
eontinuus^ continuo por efecto de soldadura d^ partes íi^t!> 
diatas; incuvfAens, recostado ó que cáe^sobre .alguna paH? sir^^ 
contraer adherencia. ... -,. 

Para expresar la situación relativa y la dirección de alguníi^ 
órganos se emplean varios adjetivos, tales como ad^esus^ ^9\i^. 
cado; /Mií^fi^, i^aíu/tis, patente, abierto; tegens, ifctus^ca-:^^, 
briente, cubierto; velatus, encortinado; úsase la. voz angi^s^i 
en los compuestos griegos, cuando se quiere indicar la cifou^ 
tancia de estar cubierto un órgana, y si llega á des(^]))rírse ^ 
le dice (({^i»u(){a(tf5 , desnudado; califícase átmbricati*^% ém^ 
pizarrado, siempre que se compone de partes. sobrepw^stasj^a^ 
como incumbens ^ recostado , lo es cuando el órgano cae meríh- 
meíite/sc^re otro; nidulan^ anidado > es el puesto dentro d^ 
otro como se indica. : *^ 

El modo de unión existente entire. un órgano y el que le sirve 
de sustentáculo se expresa con términos, fáciles de coi)aF^P?\>^ 
cuales son artioulatns^ articulado; cohwrefis^ coherente; sii^ 
pitaíus , ésUpitado ó con pn sosten; petiolatm, peciolddo;,^^ 
iioMatus, peeioiulado; fyedumulaim\ p^uncuiado; pedicun 
latuSf pediculado; pedicellatus ^i^iceháo; sessiliS'^ sentadiO; 

T. II. ' 10 



Digitized by VjOOQIC 



14< CXSMSO 

ñtnjfdeclens^ abmaole; an^jdemieotíUs ^ «tasador .dd tall»; 
semwniiplectmf y s^mi{%mplemcáutü:^ s^ni-fiibrázaale, semi^ 
abrazador del lMo;vaginanSy envainador; vajiinatus, envai- 
nado; nersatUiSy versátil ó vacilante ; oscillútorms ^ osoilaio- 
rio; üdnatwíy pegado ó apoyado; peUatuj^ abroquelado; po- 
laceus , apalado ; polar i$ y palar, voz aplicable ^ la raíiz fiotíá- 
nua con el tronco, 

ARTICULO III. 

Dirección. 

Los términos relativos á la dirección de las plantan ó de 
sos diferentes partes «on generalmente comprensibles sin expli- 
cación alguna , según puede juzgarse con soto enumerarlos: rec- 
tus, recto; erectus^ erguidlo deretího; arreeíuSy derecho y 
tieso; ^frtV/»5, anretado , siendo delgado y poco ramoso ; d^s- 
cendensy descendente; (lí^N^^it^, colgante; adscéndem^ QS^ 
eendensy ascendente ó incorporado; adsurgenSy assttrgen$f le- 
vantado ó enderezado; verhcalisy verlical; ohliquusy obücuo; 
horizontalis y horizontal; inoersus^ inverso; reclinaíusy recli- 
nado ; resupinatus , volteado 6 trastornado; inelinatus, incii- 
nsrfo; pendulusy péndulo ó pendol^H>; pendulinm^ pendu- 
lino ó habitualmente péndulo; eermus^ indinado hacia abaja; 
nutansy cabizbajo; smundus^ ladeado ;^ flexm^ dohlsida;. wr- 
í)us y corvo ; infiexusy introfiewus y dobbdo hacia dentro ;^ tV 
curvusy introcurvus y encorvado liácia dentro; r^/íea?iwr., re- 
doblado ó revuelto ; recurvus , racun>atus , recorvado ó encor- 
vado hacia fuera; retroflexuiy retroiexo ó doblado hacia atrás; 
retroenrmbs , retrocurvo 6 encoi^vado hacia atr^$; d^climtus^ 
defiexus, inclinado, arcpéado*; flexuosusy tortuoso; /owaíw, 
falciforme ó en forma de hoz; genicutatnSy eitvoáiW^áo; tVr 
fraetUÉ^ doblado de repente; íoWti^, iniortus, 4)onteriuSf tor- 
cido , retorcido ; spiralis , espiral ; oircindis , circinal ó ar- 
rollado (fe la punta é la base ; íxdubilis , voluble; dextrorsm^ 
dirigido hacia la derecha; sinisirortui ^ dirigido bácia la iz- 
quierda; retrorsmy dirigido hacia atrás; scandms, trepador; 
procumbens, tendido; humifusuSy tendido en tierra; ríj>««í, 
rastrero; radieansy arraigante; dtcuvü^nsi acostado ; iii(mm- 
¿enj?;^ recostado; patenSy patulmy patente, aUerto; di ff untas 
desparramado ó abierto desde bib¿e; <?ofifrac(if^, contraído; 
dive^^Sy divergente; cfiWiooM^^ desparramado deade el. 
orisen de (os ramos; braebdatus y ^isipdíáú ó ma$ bien ahor^ui^ 
lladoy divei>igente ; tmnmm , connivente^á unido por las piín- 

Digitized by VjOOQIC 



DE lOXÁNlCA. 147 

\m; iamgiiMiiiMliti loégiludinri; trm^síienns^ iraMrerso; 
udwrdM'i «qstrispectívo 6 dírigide al inediodm; introrsus. di* 
F%ido hicia dentro; eirírarsuSy dirigido hacia fuera; antíctUy 
dirl^do hádala parte anterior; pofftra^ ^^rigkfo hacia la parle 
posterior; peritropui^ viielto hacía la circanfereocia, etc. fe 
apUcan mas particularmente á la superfide otros términos^ cua^^ 
les son pUeatus^ plegado; complicatuSy ddiilado sobre sí; c(hí- 
duplieátus^ dohlado loagitudinalmenie; volutus^ arrollado; 
inwtutííts, envuelto ó arrollado hacia dentro; ref)oliiti$s ^ arro*^ 
Hado háeia fuera; eantolutuSf arrollado en espiral sobre si 
mismo; olfifolutus, arrollado sobre otro; undulatus^ ondeado; 
bullatus y sdM)|lado; crispus , crespo ó rizado; planus , filano; 
repanduMy culebreado ó sel*peado. Hay además términos espe- 
ciales para indicar la direccioia délos nervios, como puede verse 
en el In^ correspondiente de la Organografla. 

ARTICULO IV. 

Forma. 

Se buscarían vanamente formas doiadM^e exactitud geo- 
méU'ica en la organización vegetal ; y laa mly con todo bastante 
pronunciadas para que puedan designarse por ipediode térmi-* 
nos tomados de la Geomelria^ asi como oirás $é indiean expre^ 
sando su semejanza con objetos diversos. 

Esmepaster enumerar «primeramente los lérmioos mas ge^ 
neraira por tener relaei^ con mpchas formas y cuyo dignificado 
se oonqplrende al enunciarlos ,*eiial€6 sonc b«ñ> ^ base ; üpex, 
eüernnen, terminuSy ¿pice, extremidad; a¿Ft«. eje; latera ^ la- 
dos; e$ntf ttMy centro; superficies y superficie ; /laytwa , pági- 
na Q cara; margo ^ margen 6 borde; am^iuSy radtus , ámbito, 
radio en el sentido de borde de una superfide ; díseus , disco 
en el sentido de parte centnrf de una superficie; litnbusy lami-^ 
na, \imho, lámina, 6 sea4a parte mas extendida de un órgano; 
a^Vr^arista'fermada por dos plai^; carina, quiUa; angtUuSy 
ángulo; $inus , seno ; umbOy pezón; tmbilicus , omÚigo; apo^ 
;^%m\^ apófisis ó entiinenda; &írmnay lamparon ó tumor. 

Respecto de loi^ ¿rganos tan delgados que puedan conside- 
rarse t;bmo superficies se us^n tas términos sigiyenles: linearis, 
faear ; ^Umgus. , oblongo >;¡anceolatus , lanceoli^o 6 alancea- 
do; Ugpiatuáy Kgulado eálbrína de cíntilla; Mtpticus ^eli^-^ 
tico; ovaliSy orh\;üvatuSy aovado; or6í cuíartí^, orbicular; 
eireinmlusy redondeado; disciformisy disciforme ó circular; 



Digitized by VjOOQIC 



148 CUBSO 

subrotunduSy redondito ó casi redoncb^ rotundíUm , arredM^ 
úeado ; parabolicmj parabólfco; ^paf Atí/ote^ , espalulado ó en 
forma de esjpátula ; cumiformis^ coneiforme ó en forma dé «if* 
ña; rhofnhoidalis, romboidal; trígonusy tetrqgoims, etc., trí- 
gono, tetrágono, etc.; tríangulúris, quadrangularis\t\Cii 
triangular, tsaadrangnIar,^ó.;¿^(7r¿/oto^^ acorazonado; corr*- 
diformis , cordiforme ó en forma de corazón; reniformisi 
arriñonado; lunulatus^ semilanado; sagittatuSy asaeteado; has-- 
tatus , alabardado^ panduratus , pamuriformis , aviolonadó 
ó en forma de violón. Las desigualdades marginales considera- 
das á la vez que la nervaoion originan términos eoni{>uestos ya. 
explicados en la Organografia al tratar de las hojas. 

€uando se toman en cuenta las tres dimensiones de fos ér^ 
ganos por ser estos bastante gruesos y por tanto comparables é 
sólidos, se les aplican términos correspondientes, cuales scfn; 
cf/lindricus 9 cilindrico; teres, rollizo; cylindraceus ^ ciíindra- 
ceo ó casi cilindrico; capillariSy capilar; filiformiSy filiforme; 
eompressus^ comprimido; depresÉUS^ deprimido; prfmtt/t<?ti^, 
prismático; trüateralis , quadrilateralis ^ etc., trilatéral, cua- 
drilateral^ etc.; trieder, tetraeder ^eic.^ triedro, tetraedro, 
etc.; iriqueter^ t^ocfuetery etc.,tricuetro, tetr5cuetro,etc., 
ó con tres,^ cuatro^ristas, etc. ; anceps, ancipite 6 de dos fi*^ 
los; gladiatus^ ensatus^ espadado ó en forma de espada; su^ 
bulatus y subuliformis 9 alesnado ó eft forma de lesna; ücicth' 
larisy acicular ó en forma de aguja; aoerosus, punzan^; del-- 
túideus, deltoideo ó en forma de delta; spkmntuSj esférico; 
globosuSy globoso; alobulosus^ globulc^; hemi^phcBrícuSf he- 
misférico; spfuBroiaéus j esíeroxd%o ;ellipsaideus , elipsoideo; 
ovoideus^ ovoideo; conicusy ctmicoj- obcononieus^ inmersamen- 
te cónico; turbinatuSj Sípeonzaíáo; pyriformis ^ pirifornw;/?j^ 
ramidalis, piramidal ;^^r(2mt(fa/t»^, apiramidado. La compa- 
ración mas 6 menos exacta con diferentes objetos e^ el origen 
de otros términos, como los siguientes: /tn^tft/brmtf, lingni- 
forme ó alenguado; tmnianus , teniaño ó en forma de tenia; len- 
ticularis , lenticular ; modioj¡¡iformi$ , modiofiforme ó parecido 
al cubo de una rueda; meniscoideus^ njeniscoideo ó cu vo cor- 
te es semilunado ; nephroideus , arriñonado ; muscariiformis^ 
amosquerado ó en forma de mosquero; peniciUttíuSf apineela- 
do; trochlearisy polcar; clypeatus^ escutiformeó en forma dé 
escudo; napiformisy nabiforme; fusiformis^ fosiforme ó en 
forma de uso; fusinús^ fusino ó cilindrico adelgadazadé por am- 
bos extremos; aongvlodes , capitatm^ camHfarmis i cabezit^ 
do, acabezuelado; aolabrifartHts, dolabrífornie ó en f^rma de 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 149 

azuela; acinacifarmis ^ aciDaciforme 6 en forma de alfai^; 
cristaiw , encrestado; pileatus , püéiformis , asombrerado ó 
en forma de sombrero; pu{vinabís^ almohadillado; umbraaM- 
/brmt^y aparasotdlo.^ 

Los ór^BOs huecos exigen ei uso de algunos términos ade- 
cuados, siendo estos: cmcavus^ cóncavo; etmvexuSy con- 
vexo ;^caftffaft«« ^ aquiliado; namcularis, navicular; campa- 
naeeus^ acampanado; campanulatuif campanudo; campanil 
formiSj camtianiforme ; dtgitdiformi$y aaedalado 6 dicitali- 
forme; urceolatus ,,9iOTmA(^ ¿enferma de orzuela; pocwifor- 
misy poculiforme ó* en forma de copa; hypocraieriformU o 
mejor hypocraterimorphns , asalvillado ó en forma de sahill»; 
rótatus, enrodado; ooíyliformis, escudillado ó en forma de 
escudilla; calathiformisy calatiformeó en forma de taza he- 
misférka; acetabuliformis^ acetabuliforme ó en forma de cop» 
con los bordes encorvados hacia dentro; craleriformiSy cra- 
teriforme & en forma de cráter ;• infmdihulifprmisy embudado 
ó ai forma de embudo; cyaihéformis , acubileteado é en for- 
ma de cubilete; íubulosus, tubnlatus, tubuloso, tubulado; 
tubcBformis , atrompetado; proboscideus , atrompado; vascu-- 
laris^ vascular; ¿;u(ni//a^ti^, acoguUado; canaliculatus ^ acá-* 
nalado. ó ea forma de canaL 

ARTICULO V. 

Simplicidad é integridad , ó^divisiones y composición. 

•- 

Se califica de simple un órgano cuando es continuo , tam- 
bién cuando es indiviso^ é igualmente cuando es uniserial^ 
entendiendo que en este caso se 'halla formado de partes colo- 
cadas en un solo circulo. Opónese al órgano continuo el com- 
puesto ó formado de partes articuladas^ asi como al indiviso 
el ramoso y y aí uniserial el mulíiserial ó mulliptice. 

El órgano continuo puede estar ^tero ó diversamente di- 
vidido, y para expresarlo hay términos apropiados; cuales son: 
integery entero; dontaíus^ dentada; bidentatus^ bidentado 
ó dos veces dentado; serratus ^ aserrado; cpenatus^ festona- 
do; lobatus^ lobado ó quebrantado , sinuatus, sjnuado; emar- 
ginatuSy escj»tado; fissusj hendido; partitus, partido; sec- 
/««, cortado; laeeratus, lacerado; decompositus y recom- 
puesto; hciniatus, laciniado ó dividido en tiritas. Csanse 
ademes los términos siguientes: erosus^ roido ; fimbriatus, 
franji»do ó aflecado; runcinatus^ runcinado ó sea oblongo y 



Digitized by 



Google 



150 CURSO 

hendido al través coo lólndos^ inclinados -hacia abajo i pemdm^ 
falUif aviolonado ; laoeralibus^ lacerativo ó cortado mas pro^ 
ñindamenle héeia h base 6 hada la (ninta que m lo restante;;. ^ 
tienen aplicación á los órganos gruesos la áUifícáeioa de par-- 
tihüis^ partiUe sin ser conpuesto > y^ la de digitüttts^ digita- 
do ó con lóbulos cilindricos , reswvwdo para las hojas 4ytra . 
acepción de éste término, eoaivalente á palmati^parttdo. £it 
cuanto á la diversidad que ofrece el órgano comfNKsto ó fov^ 
mado de partes s^llealaiibs^ basta lo dicho en la Orgaoografid 
bajo este punto de vista > al tratar dp las hojas. 

El órgano ramoso , que se contrapone al indiviso f -se calt^ 
tica según los casos como se ha dicho al tratar de los (rasMs^ 
y ^í es que se llama ^furcatm^ ahorquiUadd; bifurcoH^s^ 
^rt/urüei<u«, etc. 9 bifurcado, trifurcado, ó sea ahorquillado 
dos veces, tres veces, ele; dickotomus i dicotMio ó dividida 
de dos en dos; trichotomtís, tricótomo ó dividido de tres ea 
tres. Respectp de la ramificación de los f>edúnculos> ó sea de 
la inflorescencia , se puede recurrir igualmente a la OrgaAo-- 
grafio. ^ 

A1ITie<7LO VI. . ■ . ' 

. Desinencia. 

La manera de terminar un órgano, ó alguna porción suya, 
se llama desinencia y esta varía como lo expresan los siguien- 
te^ términos: obtusuSy obtuso; rotundatus^ redond^do; 
truncatus y irunc2iáo; retusus^ remellado; prcprnor^wí , des- 
puntado ó mordido; hebetatusy embotado; niiriicuép «oúho ó 
uesmochado; acutnsy agudo; actimt>?ate^, aguzado; ueumi^ 
no^s^ planiaguzado; apieulaím^ apicuhHio; ou^datm^ 
cuspidado; ^tf^rémafti^ , arrejonado ; rosidhtnsj picudülo; 
haniúsusj ganchoso; pungenSy picante. 

ARnCITLO VIIí 

Aspecto de lú superficie 

Úsansé para manifestar las modificaciones 4«ie ofre^ti lo^ 
órganos en la superficie, mutíhos términos i^ulgares y otros 
peculiares de la ciencia^ sieádo todos ellos tales colno aquí- se 
indican: splendens^ esfi^lendenle óirefolgenta; iiíCfáiéí^ relu- 
ciente; mVírftiíy. lustroso; tJ^rmVJwéw.^ bamiladé; -^pkews^ 
sedoso; lievis , \\%6\ punciatm^ punteado ^;^9/>fr, jáspero; 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 151 

scahr , sú&bridus » escabrosea eaM^sperutuB ^ cubierto de as- 
perezas elevadas; murioatus, murieade; sauarrosus^ esca- 
moso ó cubierto de eminencias, dnras; eekinntmf erizado; 
striatuSy estriado; sulcatus, asurcado; tesselatus, cuadrieu- 
lack); reticuktíus ^ reti^formis , reticulado ó eli forma de red; 
torwu$^türulosuSyW¡ii&^^ nudd^ito; acitíiAútni, aciculado 
o fioaalofite rayado; rumimbm, rumíoado i repagado ; (i<9- 
dúus^ l^rinthiformisy laberintiforoiá; ftí^ju^» arrugado; 
rimesusy resquebrajado; scriAiculatus^/ovéolatus, hoy (oo; 
fhtosuSy alveolar; fatmlafus., ^f>$olatM>f alveolado; poro- 
sus, foraminulosus f poroso; glcAer, fampino; glébratns, 
alampifiado; pUosm ^ peloso; viliosué^ velloso; pubescens, 
pubescente ó pelusado; hirsutus^ pelierizado; hirtus, hispid 
dus, pelitieso; lanmius^ lanuúinosms^ lanudo, lanoso; ío- 
mentomsy borroso ó afelpado; ^elútinusj aterciopelado; 
barbatus , barbado; ciUakn^ pestañoso; (equatus^ allanado; 
¿tf//aíti^, abollado; ^!6¿iís, giboso; piicatus ^ plegado; un- 
datns , undfdatusy ondeada; inepondns , culebreado ó serpea- 
do; crispu^y rizado; nudns^ desliudo, siceus^ sec(U rorídus^ 
rociado; unctuosus^ untuoso; i^t^oo^uf, viscoso; viscidus^ 
pegajoso ;^/fí/tt2<7^uif, glutinoso. 

AHTICULO VIH, 

Número. 

Son los números absoluAós ó relativos, y paia expresar los 
primeros se usan los términos ordinarios^ siendo de advertir 
que forriba de 10 nó se cuenta oon exactitud ^ y al contrario, 
se considera bastaste indicar por 12 cuántos números hay 
de.ll á 19/ é igualmente se dá ál Í0 la significación de una 
veintena poeo mas ó meaos, mientras (^ue se califican de mu- 
chos todos los órganos cuyo número pasa de aquel , y en tal 
caso se emplea "para iádtearlo este signo od ^ que expresa el 
infinito, 

Úsanse también los términos- mrn&rosus, numeroso, y 
mtdíipieíB ,. multíplice^ en contraposición áemullus ^ nulo; ^- 
litaHm»-, s<riitario;Nm(;iitf^ único. Hay adunas medios de 
expresar el número eon alguna circmistancia , y por esto en 
lugar dQ'biftomsi^ ddanthus ^ tíñovo ó con dos flcnres, se dice 
bimiort» 4>^ff$mim/hrtí4y euando se quiere manifestar que 
las floi^és de liaUali apareadas ó heramnadas, siendo tal la sig- 
miicaeion de tas palabrí» 6tnui 9 geminus; así como ^erimi^^ 

Digitized by VjOOQIC 



152 CORSO 

ternatas , ierao, ieroado , exprésao bailarse de tres en tres las 

partes ú órganos que se desi^n^ y de cuatro en cuatro fua- 

ternus^ qtéaternatus^ quaíeniarius , cuaterno» cualernado^ 

cuaternario. 

Derivanse de los términos indicados algunos a(jlvervios» 
tales como binatim, iernatim^ quftternatim ^ que significan 
dos á dos, tres á tres, cuatro á cuatro» usándose con bastan- 
te' frecuencia. Son» finalmente» aplicables á las hUeras con* 
céntrics^ de partes ú órganos dispuestos circularmente las ca- 
Ufipaeiones Atsmplex^ simple; dupleof^ doble; triples y tri- 
ple; inti/^íp¿^^>''nuiltiplice. 

Siempre qu^ los números se quieren espresar en unión dé 
las partes ú órganos contados, formando términos compuestos^ 
se indicaa abreviadamente en latin ó en griego^ y para elle se 
emplean los números jde uno y otro idioma en la forma que 
aqui se ve: unt » monas^ 1; ¿i » dít» 2; triy 3; quadri^ (e- 
tra^Á; quinqué f penlQ,,b; seco y hexa y 6; septemf hep^ 
ta 7 ; odo» 8; nomefriyennea^ 9; decem^ deca, 10; undwim, 
endeca, Ú; duodecim^ dodeca^ 12 ó de 11 á 19; viginti^ 
ico » 20; paudf oligo » corto número; pluri^ mediano númer 
ro; multi, poly, grande número. Son aqui latino el primero y 
griego el segundo do los términos» cuando se mencionan dos 
correspondientes á cada número ; pero se usan otros muchos 
términos análogos exclusivamente latinos» que entran en los 
compuestos y que conviene presentar en la forma siguiente: 
biniy gfminiy 2 juntos; terni^ ternati, 3 juntos; jfuaterni, 
quaternati, 4 juntos; quiñi ^ quináii^ 5 juntos; «^^-6 jun- 
tos; ^pteniy 7 juntos; odoni, 8 juntos; nani^ fievermi^ 9 
juntos; deni f denarii y 10 juntos; duodeniy 12 ó casi 12 
juntos; vic€m> 20 juntos; simplici^ simple; duplici^ doble; 
tripliciy triple; quadriplici, cuadruplo; quintuplici, qxúsh- 
iuplo;^$extupHcíy sé^auplo; multiplici^ múltiplo ó mul- 
típlice. 

Los números relativos también pueden expresarse á la vez 
que las partes ú órganos en los términos compuestos» y para 
ello se toman del griego las palabras isos » igual ; amsoBy des- 
nos ; duplo y dyploy doble; poltfy muchos; é 
de los anteriormente mencionados. Empléase 
a mnliiplifiatus para indicar mayor número 
común y naturalmente existentes» y en este 
á toda flor cuyo número de pétalos- se 'baya 
10 al examinar las flores dobles en la Organe- 
ra especificado» al mismo tiempo ^ue se ex- 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 153 

plio^ Otros ténninos rehiivos á las misiiias, siendo por tanto 
imiecesario^ incluirlos en este lofar. 

ARTICULO IX. 

BimeimoneSé 

Consiáéranse atocMuta ó relativamenle las dimeBsienes de 
las phmlaft b de sus órganos , y para expresarlas se usan diver- 
sos términos, que es preciso indicar y dando á cada uno la s^- 
nificacion mas ó menos rigorosa que le corr^espondev 

Las dfl&ensioBes absolutas se da» á conocer, refiriéndose 
á medidas lineales ó á la longitud de varias partes del cuerpo 
humano, siendo de advertir respecto de las primeras que los 
botám<^)s ádof)^n generalmente las francesas antiguas, y á ve^ 
ees también las modernas que coR'^sponden al nuevo sistema 
métrico. Hé mfú los tipos de referencia tomados comunmente 
por unidades para apreciar tas dimensioHes: linea ^ linea; pih- 
ütw vel uneia , pulgada; pea , pié; eapilluSj cabelio ó media 
Unea; unguis^fUm ó media pulgada; aigiíusyiéáo ó sea lar- 
go del dedo Índice ;poffn««> palmo menor equivalente á cua- 
tro traveses de dedo ó sean tres pulgadas; dodrans, palmo 
mayor ó cuárt» equivalente á nueve pnlgaéifi ; spitbama , ge-* 
me equivalente á siete pulgadas; cubitns, codo equivalente á 
diez y aet^ulgadas; ulna vel braehintny media braza ó bra- 
zo, «qoivatente á veinte y cuatro pulgadas; or^yUy braka ó 
tMsa equivalente á . seis pies. Los términos derivados de les 
anteriores y^ destinados á expresar las dimeiisiones mencionadas 
son los^iguieiites : uneialis , diptáli$\, paknarisy dodrania- 
lis, spithameus y ped^Uis y cubttalisymnarufyel braohialiSy 
orgffalis; y para que se entiaidala mitad ha de anteponerse 
semi eft latin^ ó A^mt en griego, según el oriken de caula tér- 
mino, mientras que se&qui significa ser añadida la mitad al 
lodo , resaltando uno y medio/ 

Las dimensiones relativas se indican con exactitud ó va- 
ganieiile, valiéndose en el prinier caso de términos tales como 
nqualüy igual; «»tf;or, mayor; míitory menor; duplo mu- 
jWy doÚetbayor; «ímti/fd mtnor , la mitad menor; triplo 
faofor^ Vtíploim»yor; triplo nmory tres veces menoi^; y 
cuando* lo{» términos son tan vagos como bs de grande, pe- 
queño y otros parecidos, han de entenderse con relación á ob^ 
jetos análogos, ya sean órganos ó plantas, debiendo pertenecer 
estas á idéntico género^ ó cuando menos á la misma familia. 

Digitized by VjOOQIC 



154 COBM 

Los iérmioos de esta dase conummaile usados sod los sí^ein 
tes: longus y en compuestos giAeff^ macróSj lar^; brefn4\, 
corto; elongatuSy alargado; eAreviatus, acortado; latus y en 
compuestos griegos plalj^ , ñdu^- üngustus^ estrecho; an- 
gustatuSf angostado; extensus^ extenso ó extendido; magnuSy 
granáis y en compuestos gríegoB vm galos y grande; amplus, 
amplio; ampliatuSy ensanchado; parvus y en conipueslos 
griegos mieras f pecpieño; mismtmSj diminQlo; mmi^risy 
médana; grossuSj grueso; erassns y ea eompMsIos^eg^é 
pjfcnós, craso; incrassaifss^^mgrosaáo; tenms y«Bcoiii|MMS^ 
tos griegos witó^, tenue. Expráanse ademes algwaamraí^ 
oaciones de forma » que aeomptñan á las de óimtamm; pof mer 
di» ée otMS términos tostante significativos^ ooales SM l mg- 
íWBW, pigmeo; núMs, pumiii9 , pwmilns ^ eam»; prníims^ 
chico ; perpusiUus ^ ehiqaitülo ; dq^ressus^ depriihido ; humi* 
iis ^ hamiide; eúrigwus y exigoo; msgory mayor^ mi'nor ^ menor; 
mtiiimuf ^ miniítoo ; tHpiüairis ^ eúpillateut , y en -^mpiifslos 
griegos Uich&s > cafrilar , capHáceo ; fracilis^ d^gado; esfitít^ 
sutil; tennis y y enconpnestos griegos Uptqs^ tenue; aút-- 
nmOu^, addga^do; virgátm j mmbresáo; ^atus ^ elevad»; 
procerusy alto ; exaUtrins^ exaltado 6 OMiy eteviMk; gi^am^ 
íeusj gigmrtesco. 

ComfMraado enire si las dimensiones de órganos hoflMwé- 
iieos., ó las departes.de un misnao órgauo, se le dice regwuh- 
rit , regular ¿ trregulúris ^ irregular , según 8ei|^ pudíenáa 
emplearse la palabra dsregularis^ deregular, para iadkar un 
estado intermedio » y cuando se quiere ser mas explícito se esMh 
fioaní los órganos é partes componentes aplleándoles óMite- 
nientem^te términos tales wvao f»jualis, y en eompuéslos 
griegos t^o^^ igual ; ifHBqikMs y y en compuesid griego anises^ 
desigual; eonformis, cónfonoe; nmilis y en compuestos 
griegos Áamo^ , iomoim , semqante ; disimilis 9 y en ooin- 
puesles grifos A«i^05, desemejante. La fwilidad eñ* cambín* 
de forma se indica por medio de las términos 'varius , varios 
«;iirton¿»' variante; variaMis^ variable; -mutoóffíi^ , muda- 
Ue; diiíBrsw, dWerso. Finalmente hay a^nas térmíuoa es- 
peciales para expr^ar d predominio de unos: órganos siabre 
oíros ^ cuales aon<íuij(iia9iu«> áiéumoOyyMrMdyniemmSyt»-' 
trafdinanto, entendiéndose por el pfiíÉero dos estanphres mayo- 
res qve otros dos y por el segundo cuatro mayores ^ue loa dos 
retantes.' ■-..■' í . •^■i 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. ' 456 

I, 

-AETftCiULO'XJ . . 

Indicase la soldadura de k)s órganos de una manera general, 
mediante los, siguientes términos: adhaerens, adherente; aecre- 
tus^ añadido 6 acrecentado; adnaiUSy pegado; adnexusy nní* 
do; coadnatus^ coadunatus^ coadunado; coalitusy trabado; 
cimmxtfí^^ ttonnato ó vemaio; oohartnSi cohereale;. comfíuens, 
cónAiJbentec significan lo «oMrario iilmry libre; dístinctHtj «t* 
pmdo, y 1» los. compiifstiDS griegos tituther&$^ > 

La soldadura de los ófj^noskiomogéDeos, ottmdoes aooi^ 
dedtaU se es:fk*e8ft j^r medie del térmáob oO€ditnñ>f trabadlo 6 
entresoidado; la habitiíal de tlgunas hojas por susbaaes-ee io^ 
dioa oon^ tórmm) conmUus.^ connato ó reudído^; h:mas omh 
píela hasta el piioto de que las hojto fennen un todo » designa 
en^>leaildo la calificación de perfmiúiut^ perfoliacto ¿ traspasa- 
do. A^nqu!^ eon inexactitud s^ caÜfiea de monoiepalus^ mon»- . 
aépeldv;el cáKz* tuyos sépalos están soldados entre sí, y mejor 
es denominarle ^mí>sepalm4 gamosépalo, píodiéndosf deoi# 
otro tanto reépecto de monopetaím^ monopétaio, y gümopek^ 
luii gamopétaio. £b cuatí to á la soicbdi^a de los eslaiuhres, qup 
puede ser por bs filmnentos ó por las anteras, basta enumerar 
términos muy ceoocidos^ ízales son mMadelphms^ mónadelfo; 
diudfdfhus, diaiieife; j^yadelpkus, poliadclfo; s^gemáius, 
singenesio, qiüe es igual' á synantíierinsj sinanterio^ y otros se^ 
mejantes. El adjetivo copulutivus^ eopidatr^a, se Hsa cuando 
se imíaít de los tabiques inseparables del eje y de las parales do 
Un pericarpio» . t 

La soldadura de órgalu)s heterogéneos se expresantMnbien, 
mediante^imós término^ especiales. Es aplicable á las b^jas 
dwutnms.^ deciirrenie ó 6xeurri<|o por estarlo á lo largo d<^ 
pediólo ó del tallo t decursims, decursiVo> se usa para ¡indicar 
que se excurre solamente «1 nervio; petiolarit^ peomlar^.es pro^ 
pia paraJb<i^ca^ la i»rfdadiira de ^s ^ipulas oon el peciolo; 
atifmi^tf^f^^é^do^ expresa bien la adherencia de las hojas ü^ 
rate^eon d |iedÁnéatob Calificase ^ adhmrens^ adherente, 
taatQ el ttüiiácwm el ovario^ siempre q(ie estén soUados entre 
si ; la soldadura del c61Í8t> con Ids < pétalos ó con los estambres por 
la baie se indica calificáqdolos de perig^na^ periginos; dnándo 
la soldadura de los mismos con el pistilo los hace' parecer sobh*é* 
este, se llaman epigynay epiginos, y también gynandra, gi- 



Digitized by 



Google 



156 CURSO • 

oaBdros; mientras que su libertad completa se expresa, deno- 
mioándolos hypogyna^ hipogioos. Además de otros términos 
menos usados , hay también el de incf^status, incrustado^ sien- 
do relativo al periparpio y seBiilla:mtty adherentes, y tanto que 
se confundan. 

A^RTIGULO XI. 

#. ■• ... . . 

Los términos mas generalfliente aplicables á las plantas y sus 
órganos relativamente á so duración son los siguiaites: horor- 
riuSf horario; epkemerus^ efímero ó que dura veinte y cuatro 
horas solamente; diurnuSy diurno ó de un dia de duración; 
biduuSy biduo ó de dos dias; triduuSy triduo ó de tres días; 
nocíurnus^ nocturno ó de una noche de duración; menstmaliSy 
unimesino; bimestris, bimestre; trimestris^ trimestre; i»^ ji- 
íruus, íñeííma\; ^nnéus^ ailual; annoíinur^ anotino 6 renova- 
do en cada 9A0; hornus^ propio del ano; ¿tennf>> bienal; írieir- 
m«> trienal; perennis, perewnanSy perenne, perenal; restibi-- 
lis 9 perenne por la raiz: esto mismo se dice mejor, usando con 
Decándolle la caHficacion de rhizocarpeus^ rizocárpeo; asi como 
h de cauiocarpeus ^ caulocárpeo, conviene para indicar cual- 
quiera planta cuyo taHo persiste y fructifica mudias vece», 
siendo pclycarpem^ policarpeo,. un* término aplicable en gene- 
ral á t(Mla planta perenne qae fructifica mucmis veces. 

La duración de algunos órganos en particular se expresa 
por medio de tér^ninos adecuados, cuales son caducus^ taduoo 
ó fugaz, como las hojas que se desarticulan y caen, y caduco 
es también el cáKz cuya duración alcanza solamente hasta el 
momento de abrirse la corola; deciduus^ caedizo, siéndolo el 
cáliz cuando cae al mismo tiempo que los pétalos caedizos; />(?r- 
sistensy restansy permanente ó estable^ como- las hojas califi- 
cadas áeperennantiaj ó sean perennes, por durar mas de un 
^0, y las envolturas florales que subsisten despu^ de la flo- 
rescencia; accre$cenSj acresciente, y audus^ aumentado ó acre^ 
contado, se aplican al cáliz que crece después de la floresoen^. 
cia^ marceseenSy niarcescente ó marchito, como cualquiera de 
las envolturas florales que subsiste en tal estado; bacccdus^ 
aboyado^ como queda el cáliz permanente convertido en carn^ 
so; stmpermrensj siempre verde, lo cual se dice de las hoto» 
cuya duración se prolonga hasta después de haber nacido las 
del siguiente año. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 157 

ARTICULO XII. 

Consistencia. 

Tómanse del lenguage Tolgar muchos términos para indi- 
car la consistencia de tas diferentes partes de las plantas, ó bien 
son relativos á sustancias vegetales ú otras con quienes puede 
cooopararse ia parte de que se trata bajo semejante punto de 
vista. Pero hay además ^dgunos lérminos cuya mención egpe«- 
cial es conveniente, tales son membranaceus ^ membranosus, 
y en griego hy ménades ^ membranáceo, membranoso, enten- 
diendo por membrana un órgano plaño delgado y flexible; sea- 
riosuSf avitelado ó sea como membrana seca y rígida sita color 
yevde; stnposus, estoposo; glutinosu/j ^InMnoso; callosu¿; 
calloso; grumosnSi grumoso o agrumado; granulaíus^ granu- 
jiento; pukeruleníus i pulverulento; />o//tfipr}tt^, espolvorea- 
do. Las cavidades interiores de algunos órganos deben tomarse, 
en cuenta por lo que influyen en la consistencia, v en este caso 
se usan términos tales como inanisy vacio; cellufosus, celtth- 
laris^ celuloso > celular; utriculosus, utricularis, ulriculoso, 
utricnlar; lacunosuSyhgamso; vesiculosus^ vesicularis, ve- 
jigoso, vesicular; inftatus, inibdo ó hinchado; empKysemato- 
sfis, enfisematoso ó vejigoso; fistulosuSy acanutado; tabula-- 
tus, estanteado; tocnlatus^ loculariSy aceldillado ó locular; ea- 
vus, hueco : cuando én contraposición se quiere expresar que 
el órgano Carece de cavidades notables, se la califica deplenus^ 
farctuSj lleno', relleno; solidus^ sólido, mací/o. 

ARTICULO XIH. 

Cdor. 

Los términos coiliunmente usados para designar los colores 
no varian en el lenguage botánico, y con todo la palabra ecio- 
ratus^ colorado, tiene una significación especial, puesto que se 
aplica á todas las partes no verdes, entendiendo que no es co- 
lor el verde en las plantas^ por ser precisamente el mas gene- 
ral y el que menos llama la atención. Todos los colores varian 
muchisimo y abundan los términos para expresar sus diversos 
matices, como se juzgará en vista de la ei^umeracion de ellos. 
« El blanco, albus en latín y lencos en griego, tariá como se 
indica por los términos gandidus y en compuestos griegos ar- 



Digitized by VjOOQIC 



158 CURSO 

goSj candido; niveuSy nrveo 6 blanco como la nieve; argén- 
teus, argentatus y en compuestos griegos ar^yros, plateado; 
eburneuSy ebúrneo ó blanco de marfil; lacteus, galacites y en 
compuestos griegos gala^ lácteo ó blanco como la leche; cal-^ 
ceuSy blanco de cal; aypseus, yesoso ó blanco de yeso; albi- 
dm^ blanquecino; m>€&cenSy blanqueirnte; caim$^ oano; inca- 
ttM^, encanecido; canescens, oaneseienté; incaneseemSyr enca-^ 
n^eicote. 

\> El gris, siendo el blanco y negro en varias proporeioncsy 
ofrece diversos matices, oualtts.son cineraseens., ceniciento ola-^ 
To; einéreus, ceniciento obscuro; griseus^ agrisado^ fumosus^ 
ahumado; nigricans^ negruzco ó negrillo; jpít^m^etf^^ aplomado. 

El negro^ ñiger en laún y cuando es muy obturo ater, se 
ioclica en los compuestos griegos por melas y ntelamSy y vs^ia 
según lo manifiestan Wk términos picem, negro como la pez; 
atramentariuSj negro de tinta; atratuSf nigritus^ enn^eci- 
do; «tgfmc^ní^ negi^ciente- 

Ei moreno y el rubio dan lugar á difereaues matices, que 
se expr-esan por otros tantos términos, cuales son brunmus^ 
moreno obscuro; tristis^ triste ó sombrío ;/»i«/J4«^, moreno em-^ 
f9tmdo; fuscus y en compuestos griegos jpAaio^, moreno ver- 
dusco; ferrugineiis, ferruginoso, herrunibroso ó moreno ama- 
rillento; hepaticua, moreno rojizo; spadieeu& ^b^yo; badius^ 
bayo^ rojizo ó dorado claro; rufus^ rufo ó rubio; tábacinm^ 
atabsteíado; fulvuSy aleonado; v&ceinus^ cotorde buey. 

< Et ^4oíaáo ó violáceo puede ser claro ú obscuro, y por psto 
según los casos se denomina violaceus^ violáceo ; lilacims^ co- 
lor de lila; atropurpureus^ purpúreo obscuro. 

El rojo ofrece mucha variedad en lo mas ó menos intenso 
del colorido, y para expresarla se usan términos tales como r¿- 
ber y en compuestos griegos erythros^ rojo; sanguineus y en 
compuestos griegos aematos^ sanguíneo; purpureus^ purpúreo; 
puniceus, carmín; miniatus^ color de minio; cinnabarinus, 
color de cinabrio; ckermesinus^ carmesí; cocdneus, color de 
grana; phmiomsy rojo vermellon; rubestens^ rojizo, ruA^^ 
Hmy.t(i]\\\Q\ imarnatu$.y encaroado; ro^ei^^, rodado; cürií(tmi 
cárneo ó color de carne. 

£1 rojo y amarillo mezclados originan matices que se indi-* 
can p«r los términos oroc^u^, crocatm, azafranado; aiírarir* 
tius^ awomiiacmy anaranjado; flammeusy ignms y ea com^ 
puestos .^ríegio8,;?y«r<w, «olor de fuegoó encendido; tjííe/ituti*, 
color de yema de huevo. * 

Ei amariUo se presenta muy variado, segvn* puede juzgdiiise 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÍNICA. '150 

en vista de km términos destinados i expresar su» BMticea, como 
soniuíms y M cMapuestos griegos waníhús^ amarillo; aureu$f 
Mratus y en oompiiestos griegos okry$6$^ dorado; fi^w y en 
eompuestos {^iegos ocAro^^ amarillo pálido; lidfurms^ sulfú- 
reo; óchreliucoÉ^ amarillo blanquizco; ¡ut^us^ amarillo ola^ 
ro; luMcmSf amarillento; Mbkui^ pajiso; weUinHS, melado 
ó color de miel; flúvens, amarillento püido; flcmdm^ amari-^ 
llejo; ocikr«€)fiif> amarillo de ocre; armeniocms^ asiariUo de 
aUMuriooque. 

El: verde se'diyersífiea ^mo se naanificsta por los términos 
mridii yen eontpueslos griegos cMoroi^ verde; viridulu$^ 
verdegay; virescenSj mridescens^ verdoso; atro^irensy atro^ 
viridis, verde negruzco; fhivovirens^ amarillo verdoso; glau- ' 
cus^ glaucinus y en compuestos griegos glaucos, verdemar; 
ccBsiuSy verde pálido; prasinus^ verde prasino; smaragdinus, 
verde esmeralda; CBruginosus^ acardenillado. 

El^^ul ciAre^ losr matices tndioadoa.por los términos crntu- 
leus y 60 cdmjmeshas gim^o^eyeuos^ aaul ó cerúleo ; eycmmmí 
eyaUnus^ amldePmsia} ^ut€U$^ azul celeste; cmsius^ mu-t 
lade ó ñinhpü\Ao; tm^ukáeenSi ceruleseente. 

Hay^ finalmeqtfv colorea póoo decididos que se denominan 
litiidws y Mke(mfVíes\oñ griegos pdm^ livido;>p/u»i¿eu« y en 
coBipuoates griegos i2M>/jfMo«, aplomado; sordidus^ suáio; 
luridms¡ amarillo malpenusco; gilvüs^ aíaftarillo herrumbroso; 
pallidus y en compuestos griegos aeáiNK», pálido ¿ deseolorídc 

£1 número y la distribución de los colores se expresan tam- 
bién por medio de términos apropiados, cuales son unicolor^ 
bicolor, tricolor, etc. , que se trasladan al castellano sin cam- 
biar; discolor ^ ó sea de color diferente en una y otra superfi- 
cie; concolor, que indica igualdad de color; lineatus^ rayado; 
fasciatusy listado; maculatus^ manchado; /^unt^^atti^, puntea- 
do; ocellatus, ojilloso; pictus^ pintado ó con pintas; margina- 
tus y bordeado ó ribeteado ; variegatus, abigarrado; zonatus^ 
zonado; diffusus^ esparcido ó extendido; {t7t«ra^U5» tachado ó 
borrado. Estos y los términos linea 6 gramme en griego, fas- 
da, macula y mñctum, etc. , entran en la composición de otros 
que se entienaen fácilmente, supuesto el conocimiento de los 
aquí mencionados. * 

ARTICULO XIV. 

. V Qlm\ 

Para expresar la existencia de cloren contraposición de 

Digitized by VjOOQ le 



t60^ CURSO 

inodorus^ inodoro, se emplea el lérmiño odoratus^ oloroso» 
que por lo común indica ser bueno;, asi como fragranSy im^ 
grante; suaveiUens, suayeolienle ó de olor suave: también son 
gratos los olores que se especifican mediante los términos am- 
brosiaceus^ ambrosiáceo; mo^ctAoto^v sMzdado; aromaticm^ 
aromático ; mientras que son desagradables los olores indicados 
por los términos fcHidm, fétido; ^rat;«o/«ii#, graveolieoVe ó de 
olor pesado; teter^ corrompido; mrosus^ envenenado; hirei^ 
nu$, cabruno; nidosus, nidorosuSy olor de quemado párannos^ 
y de huevos podridos para otros; alliaeeuSy aliáceo 6 de ajo; 
xpermatícmy espermático; pungens^ picante; muriaticus^ mn- 
riático ó salino. 

ARTICULO XV. 

» 
Sabor. 

Exprésanse los sabores por medio de varios términos, cua- 
les son dulcís y dulce; saccharatus^ azucarado; melleu$y dulce 
como la miel; aerís^ acre; urens^ quemante; eaustis ; cimii- 
co; pnnaenSy picante; pipúrituSy pimentado; (ücálinus, aléa^ 
lino; scUinm^ salsm^ sriino, salado; acidus^ ácido; acerbus^ 
a^rbo; styptiouSy estíptico ó astringente; amarus, anuirgo; 
felleust amargo como la niel; viseosus, viscoso; aque$u$y acuo- 
so; insipiduSy insípido; siccus^ seco; stibinsipiduSy desabrido 
ó sin sabor; sapiduSy sabroso. 




^"'-.^ÜLiJ-ilized by Google 



DE BOTÁMICA. 



161 



ÍNDICE ALFABÉTICO 



tíE LOS TÉRMINOS CARAGTERÍSTIGOS MENCIONADOS EN LATÍN Y 
EXPLICADOS EN EL CAPÍTULO ANTERIOR. 



Los números indican las páginas. 



Abreviatus^ 154. 


Albus, 157. 




Accrescens, 156. 


Alcalinus, 160. 




Accrelus, 155. 


Alliaceus, 460. 




Acerbus, 160. 


Alternas, 144, 145. 




Acerosus, 148. 


Alveolatus, 151. 




AcetabuIHormi^ 149. 


Amarus, 160. 




Achroos, 159. V i 


Ambitus, 147. 




Acicularis, 148. 


Ambrosiaceus, 160. 




Aciculatus, 151i i 


Ampleclens, 146. 


^» 


Acidas, 160. . í 


Amplexicaulis, 146. 




Acies, 147. 


Ampliatus, 154. 




Acinacifornlisy 149. 


AmpHus, 154. 




Acris, 160. 


Ananlhus, 143. 




Acuminatus, 150i - ;. . 


Anceps, 148. 




Acuminosus, 150. . 


Angulus, 147. 




Aculus, 150. 


Angustatus, 154. . 




Adhserens, 155. > 


Angustus, 154. 


í 


Adnatuí^, 146, 15ñ* 


Anises, 152, 154. . 


•■'' 


Adnexús, 155. 


Annotinus„ 156. ' , 




A(lpressus, 145. '<• 


Annuus, 156. c ' 




A^endens, 146. . 


Anomalus, 143. "/ 


r 


Adsurgens, 146. 


Antemedius, 144. 


.■■< 


Adversus, 147. 


Anthophorus, 143j í 


;v 


iEqualis, 154. 


Anlieus, 147. ^ 




iEqualus, 151, 153^ 


Apex, 147. (. 




.Eruginosus, 159. - , 


Aphyllus, 143. .... 




.-Ematos, 158. ^^^,^'--\^->*mu.. 


Apiculalus, 150. 


. , > 


^iheos, íi^';<*i. 1 ...-.:: '^ i 


vApophysis, 147. . 
"Approximatus, 146.. 
'Áqüosus, 160.! 


• ! 


Albescens, 158^^' 


', . ' ' 


Albidus, 1$8..' A:il':V'v^»jírU*> 


'* 


T. 11. • ' 


11 

* 




-., ,../. ' ' 


Digitized bv 


Google 



162 

Argentatus» 158. 
Argenleus, 158. . 
Argos, 157. 
Argyros, 158. 
Armeniaceus, 159/ 
Aromáticos, 160. 
Arrectus, 146, 
Articulatus, 14^. 
Ascendens, 146. 
Asper, 150. 
Assurgens, 146. 
Ater, 158. 
Alramenlarius, 158. 
Atratus, 158. 
Alropurpureus, 158. 
Alrovirens, 159, * 
Alroviridis, 159. 
Attenuatus, 154. 
Auctus, 156. 
Aurantius, 158. 
Aurantiacus, 158^ 
AuratDS, 159. 
Aureus, 159. 
Azureus, 159. 
Axis, 147. 
Baccatus, 156. 
Badiuá, 158. 
Barbatus, 151. 
Basilaris, 144. 
Basis, 147. 
Bicolor, 159. 
Bidentatu^, 149. 
Biduus, 156. 
Biennis, 156. 
Bifarius, 145. 
Biflorus, 151. 
Bifurcatus, 150. 
Bimeslris, 156. 
Binatim, 152. 
Biniflorus» 151. 
Binus, 151. 
Brachialis, 158. 
Brachiatus, 146; 



CURSO 

Brachiuro, 153* 
Brevis, 154. 
Brunneus, 158. 
BuUalus, 147, 161. 
üici^en, 147. 
Caducus, 156'. 
Caespitosus, 145. 
G8esius> 159, 
Calathiformis^ 149. 
Calceos, 158. 
Callosos, 157. 
Calycifioros, 144. 
Calycostemon, 144. 
Campanaceos, 149. 
Campaoiformis, 149. 
Campanulatos^ 149. 
Canalicolatus, 149. 
Candidos, 157. 
Canescens, 158. 
Canos, 158. 
Capillaceos, 154. 
Capillaris^ 148, 154« 
Capillos, 153. 
Capitatos, 148. 
CapitiformiSy 148., 
Carina, 147. 
Carinatos, 149^ 
: Cárneos, 158. 
Carpophoros, 144^ 
Caolinos, 143. * 
Caolocarpeusv 144, 156. 
Caoslis, 160. 
Cavos, 157. 
Cellolaris, 153. 
Cellolosos, 157. 
Cenlrom, 147. 
Cernoos, 146. 
Chermesinos, 158.: 
Chloros, 159.. 
Chrysos, 159. 
Ciliatos, 151. 
Cinerascens, l58. ; 
Cifiereos, 158* 



Digitized by VjOOQIC • 



Giooabaríous» 156. 
Qrcinalís, 146. 
Circinatus, 147. 
CLypealus, 148. 
Coadnatus, 155. 
Coadunatus» 155. 
G)al¡tiis^ 155. 
Coarctatus, 145. 
Coccineus, 158. 
Coerulesceos, 159. 
CoeruleuSy 159. 
Cohserens, 145, 155. 
Coloratus, 157. ' 
Comosus, 144. 
Complelus, 143. ^ 
Complicatus, 147l 
Compressus, 148. 
Concavus, 149. 
Concolor, 159. 
Conduplicatus, 147. 
Conferlus, 145. 
Gonfluens, 155. 
Conformis, 154. 
Conglobatus^ 145. 
Conglomeratus, 145. 
Conicus, 148. 
Connatus, 155. 
Connivens, 146. 
GoDt¡nuus,*l49. 
Contiguus, 145 
Contortus, 146. 
Contractus, 146. 
CoDtraríus, 144. 
Convexus, 149. 
Convolutus, 147. 
Copulativos, 155, 
Cordalus, 148. 
Cordiformis, 148. 
Coronatus, 144. 
Colyliformis, 149. 
Crassus^ 154. 
Cralefifonnis, 149. 
Crenalus, 149. 



DE BOTÁNICA. 

Crispus, 147, 151. 
Cristaius, 149. 
Crocalus, 158. 
Croceus, 158. 
Cruciatus, 144. 
Cfucíformis, 144. 
Cryplos, 143. 
Cubitalis, 153. 
Cubitus, 153. 
Cucuüatus, 149. 
Cuneiformis, 148. 
Curvus, 146. 
Cuspídalus, 150. 
Cyalinus, 159. 
Cyaoseus, 159. 
Cyanos, 159. 
Cyalhiformis, 149. 
Cylindraceus, 148. 
Cylindricus, 148. 
D^alus, 151. 
Decidüus, 156. 
I Declínatus, 146. 
Decomposilus, Í49. 
DecünibeDS^ tK. . 
Decurreos, 155. 
Decursivus, 155, 
Decussatus, 144. 
Deflexos, 146. 
Delloideus, 148. 
Dentalus, 149. 
Denúdalos, 445. 
Dependens,' 14B. 
Depr^ssus, 148, 154. 
Deregularis, 154. 
Desceodens, 146. 
Dextrorsos, 146. 
Diadelphus, 155. 
Dianthus, 151. 
Dichotomus, 150.* 
Didynamus, 154. 
Diffusus, 146, 159. 
Digitatifonnis, 149. 
Digitalis, 153. 



163 



Digitized by VjOOQIC 



164 

Üigilatus, 150. 
Digitiis, 153. 
Dimidio minor, 153. 
Disciformis^ 147. 
Discolor, 159. 
Discus, 1Í7. 
Dissimilis, 154. 
Distans, 145. 
Distichus, 145. 
Distinclus, 155. 
Divaricalus, 146. 
Divergens, 146. 
Diversus, 154. 
Diurous, 156. 
Dodrans, 153. 
Dodrantalis, 153. 
Dolabriformis, 148. 
Dorsalis, 144. 
Dulcís, 160. 
Dúplex, 152. 
Duplo major, 153. 
Dyplos, 152. 
Eburneus, 158. 
Ecalcaratus, 143. 
Echinalus, 151. 
Elalus, 154. 
Eleutheros, 155. 
Ellypsoideus, 148. 
Ellyplicus, 147. 
Elongatus, 154. 
Emargioatus, 149» 
Emphysemalosus, 157. 
Ensatus, 148. 
Pphemerus, 156. 
Epiphyllus, 142, 144. 
Epigynus, 144, 155. 
Eplmemis, 144. 
Ereclus, 146. 
Erosus, 14f.. 
Erythros, 15^. 
Exaltatus, 1^. / 
Exaristatus, 143! 
Exasperatus, 151^../, 



CURSO 

Exerlus, 143. 
Exiguus, 154. 
Exilis, 154. 
Exlensus, 154. 
Externus, 144. 
Exlrarius", 144. 
Exirorsus, 147. - 
Falcatus, 146. 
Farclus, 157. 
Fascia, 159. 
Fasciatus, 159. 
Fasciculatus, 145. 
Faveolalus, 151. 
Favosus, 151. 
Felleus, 160. 
Ferrugineus, 158. 
Filiformis, 148. 
Firnbrialus, 149. 
Fissus, 149. 
Fislulosus, 157. 
Flammeus, 158. 
Flavens, 159. 
Flavidus, 159. 
Flavovirens, 159. 
Flavus, 159. 
Flexuosus, 146. 
Flexus, 146. 
Florifer, 143. 
Foetidus, 160. 
Foliaceus, 141. 
Foliaris, 141. 
Foliatus, 141- 
Folnfer, 144. 
Foliosus, 141. 
Forarninulosus, 151, 
Foveolalus , 151. 
Fragans, 160. 
Fulvus, 158. 
Fnmosus» 158. 
Furcalus, 150. 
Fuscus, 158. 
Fusiformis, 148. 
Fusinus, 148. , 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 




Gala, 158. 


Hispidus, 151. 




Galaciles , 158. 


Homoios, 154. 




Gamopelalus, 155. 


Hornos, 154. 




Gamosepalus, 155. 


Horarios, 156. 




Geminalus, 145. 


Horizonlalis, 146. 




Geminiflorus, 151. 


Hornus, 156. 




GemiDus, 161. > 


Humifusus, 14&. 




Geniculalus , 146. 


Humili^, 154. 




Gibbus, 151.- ♦ 


E 




Giganteus, 154. 
Givus,159. 


E 


149. 


B 


s, 149 


Glaber,151. 


H 


156. 


Glabratus, 151. 


B 




Gladialus, 148. / 


B 


' . 


Glaucinus, 159. 


k 


■ 


Glaucos , 159. 


Ir 




Glaucus, 159. 


Imperfeclus, 143. 


. • 


Globosas, 148. ^ - ' ' 


loanis, 157. 




Globulosus , 1481 ' ^ 


locanus, 158. 




Glomeralus^ 145. 


locanescens, 158. 


♦•• 


Glulinosus, 151, 157. 


Incarnalus, l58. 




GoDgylodes; 148. 


Inclinatus, 146. 




Gracilis,154. 


Incomplelus, 143. 




Gramme, 159.^ 


Incrassatus, 154. 




Grandis , 154. 


Incrusiatus, 156. 




Granulatus, 157; ' 


Incümbens, 145, " 


146. , 


GraveoIen§, 160. 


locurvus, 146. 




Griseus, 158. 


iDsequalis, 154. 




Grossus, 154. 


Inferus, 144. 




Grumosus, 157. 


Ínflalas, 157. 




Gymnos, 143. 


Inflexus, 146. 




Gyiíandep,144,155. 


Infraclus, 146. 




Gypseus 158. 


Infundibuliformis, 


149. 


Haraosus,150. 


Inodorus, 160. 




Haslalus, 148. 


Inserlus, 143. 




Hebetalus, 150. 


Insipidus, 160. 




Helbolus, 159. 


Inleger, 149. 




Hemispl^sericus^ 148. 
Hepaticus, 158. • 


Inlermedius, 144. 




Inlernus, 144. 




Heleros, 154. 


Inlorlus, 146. 




Hircinus, 160. 


Intrarius, 144. 




Hirsutus, 151. 


Inlrocurvus, 146. 




Hiiius, 151. 


Inlroflexus, 146. 






Digitized by Vj 



165 



Google 



166 

Introrsus, 147. ,, 
Inversas, 146. 
Involutus, 147. 
Irregularis, 154. 
Isos, 152, 154. 
LabyriDthiformis, 151. 
Lacerativus, 150. 
Laceralus, 149. 
Lacinianus, 149. 
I^cteas> 158. 
Lacunosus, 157. 
Lwvis, 150. 
Lamina, 147. 
Lanatns, 151 « 
Lanceolatus, 147. 
Lanuginosus, 151* 
Latera, 147. 
Lateraíis, 144. 
Latos, 154. 
Laxus; 145. 
Lenticalaris, 148. 
Leptos, 154. 
Lencos, 157. 
Líber, 155. 
Lígulatus, 147. 
Lilacinus, 158. 
Limbos, 147. 
Linea, 153, 159. 
Linearis, 147. 
Lineatus, 159. - * 
Linguiformis, 148^ 
Lituratus, 159. 
Lividus, 159. 
Lobatos, 149. 
IvOCülaris, 157. 
Locolatos, 157. 
Longifloros, 142. 
Longitüdinalis,^ 147. 
Loqgos, 154. 
Locídos, 150. 
Lonolatos, 148. 
Loridos, 159. 
Loteólos, 159. 



cnMSo 



Lütescens, 159. 
Loteos, 159. 
Macranthos, 142. . . 
Macros, 154. 
Macóla, 159. 
Macolatos, 159. 
JMíagnos, 154. 
Major, 153, 154. 
Manifestó^ 143: 
Marcescens, 156. 
Marginatos, 159. 
Margo, 147. 
Mediocris, 154. 
Megalos, 154. 
Meios, 152. 
Melanos, 158. 
Melas, 158. 
Mélleos, 160. 
Mellinos, 159. 
Membranáceos^ 157. 
Membranosos, 157. 
Meniscoideos, 148. 
Menstroalis, 156. 
Menstroos, 156. 
Micros, 154. 
Miniatos, 158. . 
Minimos, 154. 
Minor, 153, 154. 
Minotos, 154. 
Modioliformis, 14)8. 
Molybdos, 159. 
Monadelphos, 155. 
Monopetalos, 155. 
Monosepalos, 155* 
Mosíáiatos, 160. 
Mocronatos, 160. 
Moltiplex, 151,152. , 
Moltiplicatas, 152» 
Moriaticüs, 160. 
Moricatos, 151. * . V 
Moscariiformis, lyjyS. 
Motabilis, 154. , , 

Moticos, 150. ! 



Digitized by 



Google 



Naous> 154. 
Napiformis, 148. 
Navicularís, 14f . 
Nephroideus, 148. 
Nidoposus, 160. 
Nidosus, 160. 
Nidulans, 145. 
Niger, 158. 
Nigrescens, 158. 
Nigricans, 158. 
Nigrilus , 158. 
Nítidos, 150. 
Niveas, 158. 
Nocturmis, 156. 
Nudos, 143,151., 
Nullos, 151. 
Numerosos, 151. . 
Nulans, 146. ^ 
Obliqous, 146. ' 
Oblongas, 147: 
Oblongo-idnceotetos, 
Obconicos, 148. * 
Obovatos, 142; 
Obtoso$, 150. 
Obvolotus, 14T. 
Ocellatus, 159. . 
Ochraceus, 159, 
Oehroleucos, 159, • 
Ochros, 159, 
Odoratus, 160. 
OligQs, 152, 
Oppositos, 144. 
Orbicularís, 147. 
Opgya, 153. 
Org^alis, 153, 
OsciUatorius» Í46. 
Ovalis, 147. i 
Óvalos, 147w 
Ovoideos, 148. 
Pagina, 147. 
Palaceos, 146. » 
Palaris, 146. / ■ 
Paludos, 159. 



DE B9TA9ICA.« 

Palvaris, 153. 
Palmos, 153. 
Pandoratos, 148, 150, 
Pandoriformis, 148. 
ParaboIicHB^ 148. 
Paraleilos, 144. 
Parlibilis, 150. 
Parlilos, 149. 
Pateos, 145^ 146. 
Patolos, 145, 146. 
Pedalis, 153. » 
Pedicellatos, 145. 
Pedicolatos, 145. 
Pedoncolatus, 115. 
Pellos, 159. 
Peltatos , 146. 
PendoÜDOs, 146. 
Pendolos, 146. 
Penicillalos , 148, 
Perennans, 156. 
142. Perennis, Í56. 
Perfectos, 143. 
Perfoliatos, 155. 
Perigynos, 144, ,l6ñ. 
Perintegep, 142. 
Peritropus^ :147. 
Perposillus, 154. 
Persistens, 156; 
Pes, 153. 

Petiolaris, 143> 155< 
Petiolatus, 145. 
Petiololatos, 135.: 
Phaios, 158. 
Phaneros, 148. 
Phases, 143- > 
Phs&niceos, 158* 
Phyllodes, 141. - 
Piceas, 158. 
Pidos, 159. 
Pileatos, 149. 
Pileiformis, 149. 
Pilosos, 151, 
Piperitos, 160. 



167 



Digitized by VjOOQIC 



Planus, ^47. * • 
Plalys, 154. 
Plenas, 157* 
Plicatus, 147, 151. 
Plumbeús, 158, 15». 
Pocaliformis, 149. 
Pollex, 153. - 
Políioarius, 157. 
Polyadelphus, 155.. 
Polycappeug, 156. 
Porosos, 151."^ 
Poslicus, 147. 
Prasinus, 159. 
Praemorsas,' 150. r 
Prismaticus, 148. 
Proboscideus, 149. 
Proceros, 154* 
Procnmbens, 146. 
PsHos, 154. 
Pubescens, 151. 
Pullas, 158. 
Puiverolentus^ 157. 
Palvinatus, 149. 
Pamilio, 154. 
Pumillas, 154. 
Punctatus, 150, 159. 
PuDCtum, 159. 
Púngeos, 150, 16a 
Pooiceos, 158. 
Purpúreos, 158. 
Posillos, 154. 
Pyenos, 154. 
Pygmaeos, 154. 
Pyraroidalis, 148. 
Pyramidatos, 148. 
Pyriforgiis, 148. 
I^rros, 158. 
Qoadrangolaris, 148. 
Qoadrilateralis, 148. 
Qoalemarius, 152. ' 
Qoalernatora, 152. 
Qoaternalos, 152. 
Qnaternus, 152. ^ 



cüftse 

Quinconcialís, 145.< 
Radíalos, 145. • ^ 
Rad¡calis,141, 143. 
Radicans, 146. 
Radícatus, 141, 143. 
Radicinos, 141. 
Radícíflorus, 142.- 
Radiciformis, 142. 
Radicosos, 141. - 
Radias, 147. 
Raros, 145. 
Reclínatos, 148. 
Recónditos, 143. 
Recios, 146. 
Recorvatos, 146. 
Recorvos, 146. 
Reflexos, 146. 
Regolañs, 154. 
Remotos, 145. 
Reniformis, 148. - * * 
Repandos, 147, 151. 
Repens, 146. 
Restans, 156. ^ 

Restibilis, 156. 
Resopinatos, 146. 
Reticulatos, 151. - • 
Reliformis, 151. 
RetrocorVüs, 146. 
Retroflexos, 146. 
Retrorsüs, 146. 
Retosos, 150. 
Revolólos, 147. - ^ i 
Rhizanthos, 142, 14»." « » •' 



Rhizocarpeos, 156. 
Rhizoides, 142; 
Rhizoideos, 141. 
Rhizomorphos, 142. 
Rhomboidalis, iJñ\ 
Rímosos, 151. '• 
Roridos, 151. * 
Rosaceos, 145. <** - 
Róseos, 158. ''-ii 
Roslellafos, 150. • 



■■íí;':' 



íMrt 



-,i ' . 



Digitized by 



Google 



Rosuialus, 145. 
Rotatus^ 149. i j 
Rotundatiis, 148, 150. 
Rubellus, 158. 
Rubescens, 158. 
Ruber, 158. 
Rufus, 158. 
Rugosus, 15Í. 
Ruminatus, 151. 
Runcinatus, 14^, 
Saccharatus, 160. 
Sagillalus, 148^ 
Salinas, 160. 
Salsus, 160. 
Sanguineus, 158: 
Sapidus, 160. 
Scabep, 151. ^<- 
Scabridus, 151, 
Scandens, 146. i 

Scariosus, 157. 
Scrobiculalas, 151. 
Seclus, 149. 
Semiamplectens, f46. t 
Semiamplexicaufié^ 146. 
Seminiferús, 143, Mfí. 
Semper viren», 466.' ' : 
Serialis, 145. 
Sericeus, 150.- » i' 
Serratos, 149 J? . ! 
Sessilis, 145. 
Siccus, 151s ffiO. ' 
Similis,* 154. • í , 
SimpleXy 152. • * ' i 
Sinislrorsus, 146,' ' 
Sinualus,.149.^ -: 
Sinus,. 147. í í . : 
Smaragdinus,d39. : » 
Solidus, 157; ' « 
Solitarius, 151. 
Sordidus, 159. * ■ - 
Spadiceus, 158. '^ ^ 
Sparsus, 145. 
Spalhullalus, 148. 



HE 






Il.iJ» 



BOTÁNICA. 

Sphsericus, 148. 
Sphseroideus, 148. 
Spermaticus, 160. 
Spinescens, 141. 
Spiralis, 145, 146. 
Spithama, 153.' 
Spilhameus, 153. 
Splendens, 150. 
Squárrosus, 151. 
Slellalus, 145. 
Slelliformis, 145. 
Stellulatus, 145. 
Stipitatus, 145. 
Slrialus, 151. 
Strictus, 146i 
Struma, 147. < 
Stuposus, 157. 
StypUcus, 160. 
Suaveoiens, 160. 
Subinsipidus^ 160. 
Sabroseas, 142; 
Subrotundus, 142, 148. 
Subulalus, 158i 
Subaliformis, 148/^ ' 
Sulcalüs, 151. ' 
Sulfúreas, 159. » • * 
Superficies, 147; 
Superus, 144. ' ' 
Suprafolius, 14á. « ^v 
Synantherius, 465.' ■• 
Syngenesius, Í55.' 
Tabacinus, 158. ' 
Tabulalüs, 157; 
Tsenianus, 1^. ' - * í 
Teclus,145. í ' 
Tegens, 145. •' ' 

Tenuis, 154. » 
Teres, 148. '• ' 
Termínalis,. 144/- 
Terilíiinus, 147'. • — 
Ternalim, 152. - ^ 
Ternalus, 152.^ 
Ternas, 151, 



169 



t } 






Digitized by VjOOQIC 



170 • 

Tesselatus, 151. 
Teter, 160. 
TelradynamuSy 154. 
Telragonus, 148. 
Teiraeder, 148. 
Tetraqueler, 148. 
Thalamiflorus^ 144. 
Tomentosos, 151. 
Torosus, 151. 
Tortas, 146. 
Tonilosus, 151. 
Transversus, 147. 
Triangularis, 148. 
Trichos, 154. 
Trichotomus, 150. 
Tricolor, 159. 
Triduus, lS6. 
Trieder, 148. 
Tríeonís, 156. ' 
Trifurcalus, 150. 
Trígoniis, 148. 
Trilateralis, 148. 
Trimeslris, 156» 
Triplex, 152. 
Triplo major, 153. 
Triplo mioor, ld3. 
Triqueter, 148. 
Trislis, 158. 
Tpochiearis, 148. 
Trúncalos, 160. 
Tobsefornos, 149. 
Tobolatos, 149< 157. 
Tubiriosos, ÍÍ9; 
Turbinártus, 148. , 
Vaccifias, 158. 
Vagífeíans, 146. , 
Yagkiatus, 146. . > 
VariabHis, 154. 
Varmns, 154. i . 
Variegatos, 159. 
• Varios ,^ 154. 
Vascularis, 149. 



CUB60 

Veíalos, 145. 
Velotinos, 161. 
Vernicosiisj, 1S0« 
Versatilis, 146. ^ 
Veplicalis, 146. t. , 
Verlidllalos, 144. 
Vesicolaris , 157. . 
Vesicolosus, 157. 
Villosos, 151. ( 

Violáceos, 156. 
Virescens, 169. 
Virgalos, 154.- 
Viridescens , 159. 
Viridis, 159. 
Virosos, 160. 
Viridolos, 159. ' 
Viscidos, 151. 
Viscosos, 151, 160- 
Vilellinos, 158. 
Volobilis, 146. 
Volólos, 1*7. 
Ulna, 153. 
Ulnaris, 163. 
Umbilioiis, 14?!. 
Umbo, 1*7. 
Lfmbracolifbrniisi 149. 
Uncía, 153. 
Uncialis, 153. 
Uncloosos, 151. : 
Undalos, 151. 
Undolalus, 147, 151^ 
Ungois, 153. r * 
Unicolor, 159. \ 
Únicos, 151 ií^ 
VnilaleraKs, 145: .' 
Upcedatos, 149. 
Ulricoláris, 137. . ( . 
Ulrícolosos, 157. 
Urens, 160* 
Zonatos, 159. . 
Xanlhos, 159. - * 



Digitized by 



Google 



Tuadro de las fanilias naturales, con sus earaeléres y Ja 
IndleacloB de plantas ¿tiles* 

.1 ' ' '" ^ ^ a ^a#^ » >p< u» I 



DIVISIÓN 1. PMiNTAS VASCULAIUKS» C0TU.BDÓN6A8 'Ó 
FAKBROíüiAifAS. 

Uabactéhes. Plaqlas formadas de tejido celul^ir y vasos; 
provistas de estoav^; oonipuestas de raiz, tailo y verdaderas 
hojas , que constituyen desde la primera edad tre^ diferentes 
partes^ entonces denominadas raicilla, plumilla y^ cotüedooes. 
Flores distinguibles y siméírícas. Eipbripnes protcjgidpspor.eur 
volturas , cuyo conjunto se lliama e$permoder;ni^ qili/&4ura hast- 
ia el momento de la germinación y suele contener Ujaa. materia 
nutritiva, noml)radaperisper(no ó, albumen, 

CLASE 1. nijqojiLBDÓNfiAs.ó :pxów^$,I)Q. , : 

Garactbbes. Dos cottledfipes opuestos ó muchos verf^ojla- 
dos. TaUo compuesto de dos sistemas de csupa^ concéntrica^, d 
uno cortical y el oCro leñoso con una piédúfa panibrálorqueienvia 
prolongaciones, llamadas radios, medulares, aVtriivés 4elasjear 
pas leñosas, ^endo 4e castas ma^ vi4a^ las interiores qne eons^ 
tituyen el leño , y masíóveaes las exteriores que.fofman el pl- 
burno ; las capi^ mas tii^jas de la corteza, ^por.^l conitraria 
son las exteriores y las mas jóvenes las inleriorf^, queeompor 
nen el liber, floji^s /repijenlemen te apuestas y por lo eonu^n ar- 
liculadas en la base, simples ó compuestas, teniendo nervios 
ramosos y ^oastqmosados.. Flores casi^ie(npre;cori^espondia»tes 
al tipo qiynario y comunmente .previstas de sópalos, pét^lo^, 
estambres y pistilos^ bien distintos. .; : . ¡: 

Digitized by VjOOQIC 



1 72 CURSO 

SDBCLASB 1. TALAMIFLOBAS. • 

Cáliz polisépalo. Pétalos muchos , separados é insertos, co- 
mo los estambres, sobre el tálamo ó receptáculo sio adhereucia 
con el cilia. 

RANUNCULÁCEAS (rANUNCULACBíE) DC» PROBR. 1. 

Caracteres. CSliz tri-hexasépalo. Corola con número igual 
doble é triple der pétalos, raramente nulos , unas veces planos y 
otras acogullados; estivacíon ^npizarrada. Estambres hipoginos, 
libres é indefinidos ; anteras pegadas. Pistilos indefinidos, rara- 
mente solitarios por aborto, libres ó soldados. Carpillos dehis- 
centes ó indehiscentes, secos ó cari^)sos, mono-polispermos. 
Semillas derechas , pendientes ú horizontales; albumeii grande, 
córneo; embrión mínimo, orlotropo, colo^^o en un hoyuelo 
del albumen ; cotiledones foliáceos en la germinación ; raicita 
próxima al hilo. — ^Yerbas, matitas ó arbustos sarmentosos coi 
raicfes amanojadas, g;rumosds ó fibrosas , y con hojas alternas 6 
opuestas, simples y comunmente cortadas de yaríos modos, en- 
sanchadas por la base de sus peciolos , mas ó menos abrazado- 
res. Flores raras reces un(xesuales por aborto ^ regulares ó ir-l- 
régutares, solitarias, racimosas ó apanc^adas, algunas notables 
per 3U hcrmosuray por la viveza de los colores. " \ 

HABrrA el mayor numero de las especies en Europa , la 
América septentionafy el Asia extratropícal , hallándose las po- 
cas que viven entre los trópicos, en montañas elevadas. 

Comprende uii millar de especies^ repahidas por Decando- 
He en las tribus siguientes : 

Tribu L deúiaHdeqs. • Estivacíon del cáTiz válvt^da. 6 in- 
düplícada. Pélalos ¿ulos ó planos. Anteras lineares extrorsas. 
CarpHjos indehiscentes , monospermos, coludos por acrecenta- 
miento del estilo". Semilla pendiente. —Plantas perennes ó ar^ 
bustos sak*mentosos con raices fibrosas y hojas opuestas. 

Ttihu JL Anemoneas. Estivacion del cáliz y corola empi- 
zarrad^. Pétalos nulos 6 planos. Carpillos indehiscentes , mo- 
nospermos, terminados comunmente en cola ó rejón. SemSífá 
pendiente. — Plantas herbádfeas con hojas radicales ó cantinas 
alternas. 

rríbu III. Ranunculeas. Estivacíon del cáliz y corola 
empizarrada. Pétalos bilabiados 6 interiormente previstos dé 
luta escama en la base. Carpillos indehiscentes, monospermos, 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 173 

secos. Semilla derecha, — PknHas herUceas coa hojís al- 
ternas. 

Tribu IV. Helehorea$. Esiivacion del cáliz y corola em- 
pizarrada. Pélalos nulos 6 iiregulares, bilabiados y neclarífe- 
ros. Carpillos dehiscenles^ poti^pernos. -^ Plaolaís herb«>ea8 
con (loja^ alternas. 

Tribu 7. Pemiaceas. Anteras introrsas. Carpillos iode-* 
hiscentes, polisperraos, secos ó abayados. 

Puopij^DABES ¥ usos. Las'i*aQ«\pculáceas son geaeralmente 
acres, cáusticas y por consiguiente mas ó menos venenosas, ex- 
(^eptuando las especies en que se hallan muy poco desenyueltas 
aquellas cualidades por la escases del principia <{ue la» origina. 
Este es fugaz:, y ta:nto que en muchos casos desaparece por la 
desecación , la inlp^n en s^a ó la ebulición, mientfaa nfut 
acrecientan su acritud muchos ácidos , el azúcar » la miel ^ «i 
s'xmp licores espirituosos, y se la quitan los. acidias vegetales, 
así como el agua. 

Las especies del género Ciematis tienen sus hojas mas ó 
menos vesicantes, y entre ellas prlioularmente la C ereetaAlL 
(Flámula de Júpilear) propia ael raediodia de Europa; la C. 
Flammula L. (Flámula trepadora, Yidraria), tan^bieii europea, 
y de la cual se comen en algunas (partes los brotes cocidos, per* 
diendo a^ mucbo de su natural acritud ; la C. Ydtátiba L. (¥i^ 
dalva, Verba di pordioseros, Muernteraf Vidríella)^ eomunea 
Europa, y óujas hojas ulcerantes usan algUAOs pobres para boi- 
cerse llagas, empleando asimismo las anteriores espeeJMs, aW* 
que por otra parte las raices y tallos de esta macbacados y co- 
cidos se han usado «ontra la sarna, comiéndose -tambteiftos bre^ 
tes encurtidos con vinagre ó cocidos en aguaique crudosi como 
toda la planta no hacen daño á las cabras Ai á lo» burros, ^sieih- 
do asi de alguna utilidad y tanto mayor, cuanto que el oooimien^ii 
de la misma algo fermentado tiñe de amarillo pálido la lana con 
alumbre y. de gris con caparrosa verde, adornas de facerse ces^ 
tillas y colmenas de los sarimentos; la (7. (^rrkoBa*£.4dime* 
diodia de Europa, que se ha usado contra la lepra y > tiene; las 
semillas purgantes; I9 C. cUpina MilL^ plainta de iadorno con 
semillas igtiabnente purgantes y hojas cáusticas} la €: entspa 
L. que en la América septentrional sustituye á ia^^s^mundeEiiv 
.ropa • la C. Yiorna L.y que también es de la Américaj septen- 
trional y, fué aconsejada para atacar e^t^riormente ciertas afe^r 
ciones venéreas ; la C. paruviana DC. (Pochepochp á-Pucbe- 
puche del Perú)^ que representa á la común de Europa en el 
antiguo territorio de los Incas; la C. mauritiana JLeméy^nyw 

Digitized by VjOOQ le 



174 CURSO 

hojas nmchacadfti aplican I06 negros en la isla de Francia sobre 
los carrillos para curar la fluxión y el dolor de muelas; la C. 
chinenm Ret%. ; de raiií y tallo laxantes, diuréticos y sudori- 
ficos según los cínnos, creyéndolos además de utilidad para au- 
mentar la scci^ecion de la teche; la C. iioien Z., Ctíyá raíz co- 
cida en agua ó vino, y añadiendo agua de mar /sé uSa en las 
Antillas como purgante en el tratamiento de la hidropesía; la C. 
havanmsis H. B. et Kuntk (Cabellos de ángel en Cuba) y 
otras especies qoe se conoorn con el mismo nombre Vulgar en 
laisla de Cuba. 

Hay en el género T^aítr/f^um* algunas plantas dtgtia^ de 
mencionarse , y entre ellas el T. angustí folium L. dé Europa, 
que es un diurético^ wnendo además para teñir de afñarillo su 
mz y hofas ; él T. aquilegi folium L. y el T. flavum 1. (Rui- 
barbo de pobres), araños europeos que tienen iguales propieda- 
des y el último con la iraiz en alta dosis purgante ; el T. Cor- 
nuti L. , que se emplea en el Canadá como tópico para curar 
llagas^ contusas y en cocimiento para madurar los abscesos; el 
T. sitíense Lou^. , también medicinal, supuesto qué sus raices 
se usan en la China contra la tos y el dolor de gargaiita. El gé- 
nero A^^i»Ofie contiene plantas bastante acres, como son la A. 
nemorosa L. (Anemone de los bosques. Botón de plata de In- 
glaterra , cuando la flor es doble) , de los montep de Europa y 
coyas hojas vesicantes son propias para teñir de amarillo; la A . 
siíirica L. , con hojas también vesicantes y usadas como tales 
eo Sibefía; la A. syhestris L. y la i. sulphurea Z., ambas 
europeas é igualmente venenosas; la A.apennina Z., que sir- 
ve para%*eparslr en Italia un agna rubefiaciente usada por cier- 
tas mujeres para dar color á sus pálidas megillas; la A. coro- 
núria L: (Anemone de los jardines), indígena de Europa y 
feertemonte purgante; la A. helleborifoUa Í/C., usada por los 
peruanos en lugar de Cantáridas ; la A. ranunctdoide^ L. , que 
se halla en Europa y en la América septentrional, dónde parece 
ser usspda por los kamtschadalos para envenenar sus flechas; 
la A. Pnlsatillú L (Pulsatila'comiin , Flor del viento), europea 
aunque 'M del mediodía, y muy acre , en términos de irritar al 
triturarla los ojos , narices y fauces , sin que poK ello deje de 
ser el agua destilada de las hojas un remedio recomendado pa- 
rtí la gota serena y otras afecciones de la vista, útil además para 
los dolores reurtiátícos y las ófceras rebeldes, sirviendo por otra 
parte las mismas hojas para haéer una tinta verde; la A. pra- 
tenm L^ (Palsatite negruzca), también europea y principal- 
mente ^e taparte central, cDn propiedades semejantes á las de 



Digitized by 



Google 



BE DOXáKICA. 175 

la Pttisatita vendada»; la A. patm^ Ly cuyas hojas emplean 
COÍÚ& vesieantes los rusas, hallándose en Sibería; la A . pálmate 
L (Yerba centella de Casulla Ia*Nueva y Extremadura) » que 
participa de la acritud de sus semejantes. La Bepatíea trilobá 
Chaix [Hepática V Tr^l dorado ^ Yerba de la Trinidad) y es 
europea y está t^ida por vul«erai:ja, aperitiva y astringente. 
La ÉffdfOitis camadensis L. , tiene su rais amarilla bastante 
tónica, tisáudose en Peñsikania eoBtralaioftalniias y entre los 
indios eatttra el cáncer. La Knowltama vetí&cUúriü Sim.^ la 
Ks rígida Salisbi , y hK. gracilis^ B€. con sus hojas reem- 
piazaB á las cantáridas éa el CaAio de Buena-^fisperanza. Entre 
tes especies ú& Admii$ tiene» raices amarg»-acres y purgantes 
las^penennes, cuales sour la i4.t}^^t« Z., la A^sibirtcaPutr., 
b A. wolgemÍ9St0V^ y bt A. íhIIot» Ledeb.^ todi« del norte 
de Europa; asi como entre las auuales la il. í»8tivalis L. (Ojo 
de perdiz, ^^irota de sangre^ Saltaojos, Ftor adonis) , y la i4. 
flamméa Jmq. , ambas europea^, se tuvieron por medicinales, ^ 
eoBsiderando sos flores y semíUas como pur^ntes, diuréticas, 
y basta convo capaces de desthwr las piedlras de la i^'ejiga. 

^\ Myoswrussminimm £. (Cola de ratón) ^ común en los 
campos de Europa, se tiene pot vulnerario y astringente. El 
%büi^viy Ramnmlm comprende muchas plantas generalmente 
venenosas, tales como el R: atomtifolim L. (Botón de plata, 
de Francia cuándo la flor es dable) , propio^ del centro de Euro- 
pa , y cuyas hojas, asi como el jugo de toda la jertia y de la 
raiz son cáusticas , habiéndose usado en el tratamiento de la go- 
ta, asma, calenturas intermitentes y otras enfermedades; el 
R. Lingua L.f el R. FkmmuhLi (Yerba de la flámula), am- 
bos de Europa, parte de Asía y de América, hallándose, ade- 
más, el último en Affica; el R. schratus R. (Sardonia, Gata 
ndñosa) , et R. acris L, ^Yerba belida , 7 Botón de oro , cuan- 
do la flor es doble), el R. arvensis^ L. , el B. muricatfts ¿. 
(Yerba centella de algunos), e^R. bnlbosm L (Yerba velluda), 
todos europeos > auvc[ue tanÁien existentes algunos fuera de Eu- 
ropa , y toaos vesicantes , snendo la raiz del último á propósito 
para matar los ratones; el/{. Thora L, (Rejalgar de Jarava), 
de los Alpes, ({tve es muy venenoso; el R. íripartüus DC, y 
el R. aquatilis L* (Yeii^ lagunera) , el uno europeo y el otro 
diseminado en mucha porción del globo, que son también bas-^ 
tante venenosos^, el n. gramineus X. , propio de Europa é 
igualmente venenoso, asi como emética su agua destilada; el R. 
alpestris Z. , que á pesar de su acritud mastican los cazadores 
de- los Alpes, creyétiKÍoÍo ¿til para evitar los vértigos y resta- 



Digitized by 



Google 



176 . cüEsa .. 

bleoer las fuerzas;. ,el E. glaeialisL.^ naaáa.laiidiim.en los 
Alpes y el Délfinado como eficaz sudoj*ifiGOi;^6l R.lamkginosm 
L. , el jH. philoneHs Retz , eVR. muricatm £. , ya roeociona- 
do^ los ipes europeos^ y el R. asiaticus M* (Ranúaoulo de los 
jardines^ Fraocesilla), todos acres y al parecer i^dos por los 
antiguos contra la sarna , las verrugas» los sabañoaes y losi car- 
cinomas; el R. repem L. (Éoton de oro, oiiando la flor.es do- 
ble) , de Euro|m y Am^ica ^pientrionai > que tiene al contrario 
poca 'acritud y puede comerse^eocido mejor 4iue algunos otrús^ 
tales como el R. auricamus ¿. , éxistenle en Eurof>a y fuera de 
ella , que ^s un peligroso alimento ; el M. iullatns L (Botón de 
oro de Portugal), que abunda en Andalucía. La Ficaria ra- 
nuneulaides Mmnck (Celidioaia menor), comun en Europa /es 
bastante venenosa y sus hojas se han indicado p%ra combatir las^ 
escrófulas y las almorranas. 

La Caítha palmlris L. (Y^rba centella tle Castilla la Vie- 
ja) , de Europa j. parte.de Asia y la América septentrional, tiene 
flores amarillas que. uñen del mismo color, sirviendo para darlo 
á la manteca > y los botones eneurttdoa se «^omen ; la C. Rkina 
Hamilt. (Bilma» Bi^sbma é Bikma de la India), tiene la raiz muy 
amarga, usándose como febrífuga en la India; laC. CodUaHoh- 
milt. , también es de Ja India , donde se llama Kodoya Bikh , y 
tiene iV raiz muy venenosa , empleándose el jugo para eovene- 
nardas flechas. El géoero T^roí/íw^ presenta alT. europwm L. 
oon faiz m¡uy porgante, yerba inerte y semillas comestibles , á 
la vezqaeel T. asiatieue £., muy semejante al común y de igua- 
les propiedades.. El Eranthh hyemdu Sdisb.^ europeo, tiene 
también purgante y veneoosa su rsúz , como los eléboros* Entre 
estpsó sea en\el género Hfílleborus , se ioue«tan él A orienta'^ 
lis íra;^<?, (Eléboro liegpo de Hipócrates), propio de Oriente, y 
cuya raiz purgante asaron Iqs antiguos para combatir las enfár- 
medad€ís»menlale8; el B. niffer L. (Eléboro.é Vedegambre ne- 
gro. Yerba ballestera negra, Rosa de Navidad)^ europeo y con 
raiz muy purgante y venenoisa , antes de ahora empleada como 
medicinal; el Ei mrídü L (Eléboro verde) , y el jff . ftetidu^ 
L. (Efeboraistpo, Y^rba baHestera negra ilegítima, Yerba llave- 
ra), ambos de Europa y dotados de propiedades ^emejautós á 
las de los demás. En el' género Coptis hay \é \ Cu tri folia 
4yaíi>6.-de:Siber¡a que sé tiene por estomacal^ usándose además 
en Boston lauintura de la raiz para curar la^ llaguiias ^ie la bo-^ 
ca, y ecí lai Bahía de Hudson con la raisfna raiz los indios tiñen 
de amarilla tes pieje^, la lana y las espinas del puerco-espin; la 
€. Teeía'WmL, cuya raiz llamada Misbmee Teéta y Hong- 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 177 

bm , también se t»a como estomacal en la India y la China. 
Comprende el género J^igetla entre otras especies la N. sativa 
L. ( NeguiHa , Agenuz común ) , propia del mediodía de Euro- 
pa y de Berbería con semillas aromáticas, algo acres, que sir- 
ven de condimento; la TV. arvensis L, y la TV. Damascma L. 
(Arañuela , Araña, Ageñuz de jardin) , ambas europeas y con 

fropiedades semejantes. La Aquileaia vulgaris L. (Aguileña, 
ajarillas. Pelicanos, Manto Real , Clérigos boca abajo), común 
en Europa , se ha tenido por aperitiva , diurética y sudorífica, 
siendo hoy usada solamente la tintura de las flores como reacti- 
vo químico. Entre las muchas especies del género Delphinium 
basta citar aquí él D. Consolida L.' ( CohsueMa Real ) de los 
campos de Europa y tenida por aperitiva , diurética y vermífu- 
ga , cuyas virtuaes se suponen prinápalmente propias de ias se- 
millas, considerando además las flores como astrin^ntes y an- 
tioftálmicas; el D. Staphisa^ria L (Albarraz, Habarráz de 
Jara va. Matapiojos, Yerba piojera. Coca piojera), de algunas 
partes de Europa y de Tenerife con semrllas muy purgantes, 
eméticas y vermífugas , usadas exteriormente para matar los 
piojos ; el D. Ajacis £. ( Espuelas de caballero , Conejitos de 
jardin), procedente de Turquía con semillas de iguales virtu- 
des, sirviendo además las flores para' teñir, ^sí como toda la 
planta; el D4 pictum Willd.y el D. intermedium Ait. , ambos 
europeps , y otros cuyas semillas poseen propiedades .semejan- 
jantes. En el Aconiíum , género numeroso é intrincado, se en- 
cuentran plantas muy venenosas, siéndolo el A. Napkhs L, 
(Anapelo azul , Matalobos de flor azul) , europeo y usado como 
estimulante é igualmente como diurético ; el A. Cammarum L. 
del mediodía de Europa y con iguales propiedades; el A. Antho- 
ra JL (Acónito salutíiero) , también europeo, y cuya raiz se ha 
usado en Rusia contra la rabia, empleándose además el extracto 
de las hojas como diurético; el A. Lycoctonum L. (Anapelo de 
Jarava, Matalobos de la flor amarilla]; yelA^pyrenatcumLamiy 
que como los demás de Europa son igualmente venenosos; et A . 
barbarum Patr. y otros de Siberia que no lo son menos; el A . 
uncinatum L. , equivalente á los nuestros en la América sep- . 
tentrional ; el i. ferox Wall. (Ksh de la India , Bisa de C. 
Acosta?), que crece en los montes de Nepalia y es muy vene- 
noso. 

En el género Actma se haíla la A. spicata L. (Cristofória- 
na , Yerba de San Cristóbal) ; de Europa con raiz emética y muy 
purgante , aunque en desuso , sirviendo solamente como caute- 
rio para los animales , y pudiéndose matar los piojos con el pol- 

T. II. 12 

Digitized by VjOOQIC 



178 CURSO 

vo de las hojas > flores y tallos, mientras que los frutos Bírven 
p^ra teñir 3 dando color rojo con tártaro y sal cíe estaño^ cuando 
se hallan verdes , y una tinta muy negra con alumbre después 
de maduros ; la Á. racennosfií Z., que es de la América septea- 
trionsd, donde se usa la raiz para gargarismos y contra la corea» 
adema» de tenerse por eficaz en la mordedura de la serpiente de 
cascabel; la A. cmicifuga L. (Yerba de las chinches), planta 
emética y laxante usada entre los antiguos contra la hidropesía, 
y hoy en Síberia empleada para ahuyentar las chinches ; la A. 
brachypetala DC. , cuya raiz usan los anglo-americanos en co- 
cimiento para gargarismos astringentes y contra la tisis. La 
Zanthorrhiza apiifblia ÍJherit. es de la América septentrio- 
nal y tiene 1^ raiz y el leño témieos , usándose s^demás para teñir 
de amarillo. 1.a Paeonia éfficinalis Retz. ( Rosa albardéra, 
Yerba de Santa. Rosa), es europea. con raiz, flores y semillas 
tenidas, por anliespasmodicas, anliepilépticas,, fundentes y eme- 
nagogas , no usadas en el dia , bien que las semillas recientes 
sean eméticas en efecto; la P. Broteri Boiss. et Reut. ( Salta- 
ojos , Rosa de rejalgar , Rosa de Santa Clara) , propia de maestra 
Península, es semejante en propiedades á la común de Europa; 
la P. corallina Retz. y otras especies europeas gozan de propie- 
dades no diferentes ; la P. albi flora Pallas. , con raiz que co- 
cida se come en Siberia , sirve para hacer una infusión á ma- 
nera de té con las semillas pulverizadas; la P. anómala Z. tie- 
ne la raiz de igual manera comestible y usada en Siberfa como 
febrífuga; la /^. Montan Sims. (Peonía arbórea), procederé de 
la China, se cultiva en los jardines, 

BILBNIACEAS (dILLENIACEJ;) DC. PRODR. I, 

Caracteres. Cáliz pentasépalo, persistente con dos sépalos 
exteriores y tres interiores- Corola coq número igual de pétalos 
uniseriales y caedizos ; estivacion empizarrada. Estambres hi- 
poginos. Ubres ó poliadelfos^ indefinidos, verticilados ó unila- 
terales; filamentos filiformes, planos, dilatados en la base ó ea 
el ápice ; anteras pegadas , dehiscentes longitudinalmente casi 
siempre. Pistilos muchos, comunmente de dos á cinco, libres ó 
soldados, algunas veces solitarios por aborto; estilo simple^ 
aguzado. Carpillos abayados ó hivalves. Semillas frecuentemente 
solitarias por aborto, desnudas ó provistas fle un arilo pulposo; 
espermodermis dura ; albumen carnoso; embrión pequeño^ de- 
recho, infero en la base del albumen; raicilla próxima al hilo.-^ 
Arboles , arbustos y matas con hojas casi siempre alternas , mu- 



Digitized by VjOOQIC 



de'SotXnica. 179 

chas veces cotiáceas, simples, freeueirtcroenie articulnáas por 
encima de su base persistente y abrazadora del tallo. Flores al- 
gunas veces unisexuales por aborto , terminales, sditarias, ra- 
cimosas ó apanojadas , comunmente amarillas y algo semejantes 
arlas de las jaras. 

Habita toda la familia en (as regiones ecuatoriales y próxi- 
mas á los trópicos. 

Comprende dos centenares de especies repartidas por De- 
candolle en las tribus siguientes : 

Tribu L Deltmeas. Estambres con sus filamentos dilatados 
en el ápice ; celdillas de cada' antera separadamente sostenidas. 
Estilos filiformes, agudos. Carpillos capsulares, utriculiformes 
ó abayadós. — Arboles ó arbustos á veces trepadores con flores 
racimosas ó apanojadas. 

Tribu II. Dilmeas. Estambres con sus filamentos algo 
atenuados en el ápice; anteras prolongadas, pegadas. Carpillos 
frecuentemente de dos á cinco separados, pocas veces solitarios, 
ó de cinco á veinte algo entresoídádos. — Arboles ó matas ra-- 
rísimamente trepadoras. 

Propiedades y usos. Las dilenráceas son astringentes , y 
los frutos de algunas recomendables rti calidad de acídulos, 
mientras que otras tienen virludo^ tónicc^-ctetimulantes. 

La Tetr acera Breyniana Schlecht se emplea en el Brasil 
par» preparar una cataplasma con que se cura el edema de los 
pies y la hinchazón de los testÍQuIos ; la T. Tigarea DC. , cuyo 
cocimiento es diurético y sudorífico , se usa en la Cayena con- 
tra la sífilis , teniendo además las semillas en vino por febrífu- 
gas y propias para combatir la clorosis y el escorbuto ; la T. 
oblongata DC. se usa en el Brasil para fomentos y ftHnigdcio- 
nesdelos testículos hinchados por causa no sifilftica; la T. Rhee^ 
dii DC. es del Malabar, donde la infusioé'de las hojas en aguák 
de arroz sfrve parar gargarismos , destinados á curar las Magüi- 
tas de fa boca ; la T. alni folia Wiñd. de Guinea dá una abun- 
dante sabia que sirve de beMda; WT. (tmigiaM Schlecht 
(Bejuco de hoja dé carey eti Cuba ) crece en la isla de Cuba. La 
Davilla brasilianaDC.{S\i^óée earixó. Sipo de caboclo, Sam- 
baibinha en el Brasil ) se aplica en cataplasma para curar el ede- 
ma de^ las piernas y la Irinchazon de los testículos ; fe D ellip^ 
tica St. Éil. (Sipo de carixó, Sarabaibinha éa el Brasil) tiene 
las hojas con reputación de vulnerarias en el Brasil. La Cura^ 
tella americana L. (Bacabuey de Cuba , Chaparro de Nueva^ 
Granada ) tiene las hojas tan ásperas qr>e los gsíUbis puleft ü(rtt 
ellas sus armas; la C. Sambaiba St. Hit fS?mbaiba del Bría- 



* Digitized by VjOOQIC 



Í8P CUR^ 

sil) tiebe estimación entre los brasileños que lavan las llagas con 
el cocimiento de la segunda corteza , usada asimismo para cur- 
tir. La Trachytella Áctwa DC.y también tiene sus hojas muy 
ásperas y que usan los chinos para pulimentar varios utensilios. 
La Colberlia obovata Blum. es de la India, donde se diluye 
en agua el jugo del fruto j»ar^ lavar la cabeza con el objeto de 
evitar la caída del cabello; otras especies pertenecientes al mis- 
mo género y al Capelliá Blum. tienen cortezas astringentes que 
se usan contra las Ilaguítas de la boca en el Asia tropical. La 
Dillenia serrata Thunb^ es allí de igual utilidad; la D, spéci'Qsa 
Tkunb. tiene sus frutos muy ácidos ÍSyalita, Fruita estrellada)^ 
que los asiáticos comen en sus cocidos^ y del jugo de los mis- 
mos frutos todavía jóvenes hacen un jarabe para combatir la tos, 
la inflamación de las fauces y las Uaguitas de la boca, mientras 
que los bien maduros son laxantes y promueven diarrea, sirvien- 
do además la corteza triturada con infusión de arroz para com- 
batir loealmente las inflamaciones articulares, así como la legía 
hecha de las hojas se usa para limpiar la cabeza y para lavar la 
plata; la D. ellyptica Thnnb. sirve para hacer una legía seme- 
jante, y con los frutos se preparan bebidas acídulas en el Mala- 
bar; la D. scabrella Roxb. tiene como la J). speciosa ThunL 
los cálices jóvenes de sabor ácido que los habitantes del Chitta- 
gong y de Bengala usan en la 'disenteria ; la D. indica Blanco 
(Catmon de Filipinas), tiene los frutos agrios y de ellos se hace 
vinagre. 

MAGNOLIÁCEAS (mAGNOLIACEJ;) DC. PRODR. I. 

Caracteres* Cáliz tri-hexasépalo, caedizo, con sépalos 
colocados en verticilos ternarios. Corola dé tres á veinte y siete 
pétalos, multiserial en verticilos igualmente ternarios. Estam- 
bres libres é indefinidos ; anteras pegadas. Pistilos indefinidos, 
frecuentemente dispuestos en espiga sobre un receptáculo có- 
nico; estilos cortos con estigma simple. Carpillos libres ó entre- 
soldados; dehiscentes ó indehiscentes, secos ó carnosos , mono- 
polispermos. Semillas pegadas al ángulo interno del carpillo, 
* derechas ó pendientes; albumen carnoso; embrión pequeño', 
derecho, infero; cotiledones cortísimos ; raicilla gruesa , did- 
metraknente opuesta á la chalaza. — Arboles ó arbustos con 
hojas alternas, frecuentemente coriáceas y estipulas caducas, 
protectoras de las yemas.. Flores raras veces unisexuales por 
aborto, terminales ó axilares, alguna vez racimosas ó amano- 
jadas, grandes, hermosas y olorosas. 



'Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 181 

Habita la tolalidad de estas plantas en las regiones próxi> 
was á los trópicos ^'üarlictilarmenle en la América septentrio- 
nal , faltando del tooo en África. 

Comprende una sesentona de especies repartidas por De- 
candoHe jen las tribus siguientes : 

Tribu L Ilicieas. Carpillos verticilados , rarísimamente 
solitarios por aborto. Hojas con puntos trasparentes. 

Tribu iL Magnoli^as. CarpiHos espigados á lo largo del 
eje. Ho|as sin puntos trasparentes. 

Propiedades y usos. Las cortezas y leños de las magno- 
liáceas tienen mucho amargor ; sus frutos y semillas son aro- 
máticos , estando el aroma puramente asociado con un. aceite 
ó contaminado por alguna acritud ; se usan como condimentos 
y son tónico-es}imulantes muchos de los frutos q^pstas plan- 
tas producen , asi como de las flores se hace uso para aromati- 
zar varios licores. 

FAIllieium anisatum L. f Badiana)^ propio de la China, 
dá los frutos que corren con el nombre de Anís estrellado 6 
Badiana , usándose como estomacales y carminativos , hirvien- 
do además para confeccionar los anisetes , é igualmente algu- 
nos perfumes; el /. rdigiosum Sieb. el Zuce. , cultivado en 
el Japón y acaso mera variedad del anterior, está dedicado por 
los budistas á sus ídolos, quemando además el polvo de la cor- 
teza, en los altares , y también les sirve de reloj haciendo arder 
uniformemente el mismo polvo en tubos graduados ; el /. flori- 
danum Eli. y el /. parvifiorum Michx , ambos de ía Améri- 
ca septentrional , se aproximan algún tanto en su aroma al Anís 
de la China. La Temus mosehata Molin* (Temú de Chile) 
tiene sus hojas con olor de nuez moscada , buena madera que 
se usa en Chile, y frutos muy amargos. El Trochedendron 
aralioides Sieb.et Zuce, del Japón es notable también por el 
aroma de las hojas y de los frutos. Las especies del género 
Drimys, esparcidas en la América tropical y meridional, son 
interesantes por sus cortezas aromáticas con sabor acre y pi- 
cante, debiendo mencionarse en particular la D. Winteri 
Forsí: (Canelo de Magallanes) , que dá la corteza de Wiñter, 
la D. granatensis L. (Agi, Canelo de páramo. Palo de me- 
lambo en Nueva Granada, Casca d'anta, en el Brasil) y la D. 
chilemis DC. (Canelo de Chile); la D. axilar isFor si. ^ es de 
nueva Zelanda y con propiedades menos pronunciadas que la 
primera.. La Tasmannia aromática R. Br. áe Nueva Holanda 
se halla en igual caso. 

La Michelia Champaca L. (Champaca de las Malayas) 

Digitized by VjOQQIC 



182 cüKso 

que se cuUiva eii las islas Malayas y es llamada Tsjampaca , se 
cubre de flores agradablemente olorosas en tanto' que do $e 
marchitan, las cuales destinan I09 indígenas para adorno y 
perfume, siendo además todas las partes del árbol ^margas y 
aromáticas, con la particularidad de ^(ue la corteza de la raiz en 
polvo dado con agua caliente excita la menstruación y puede 
producir el aborto^ así como las yemas sirven para curar la 
gonorrea y las hojas para aliviar las inflamaciones articulares, 
mientras que las semillas con otros ingredientes se usan para 
combatir las fiebres intermitentes de los niños, aplicando el re- 
medio á la región precordial; la M^ montana Blurn- 9 que se 
llama Tsjampaca Gunupg en Java , donde crece , tiene la cor- 
teza aromática y amarga ; la M, eoccelsa Blum. (Champa de 
Nepalia) Jj^otable por la Hermosura de su madera olorosa, 
propia de N^alia. El Aromadendrum elegans Blum., es el Kí- 
lui^lung ó Gelatrang de Java , y allí se aprecia mucho como 
estomacal su corteza aromática é igualmente sus hojas como 
aniiespasmódicas, sirviendo además la madera para construc- 
QÍon. La Manglietia glauca Blum. (Mangliet de Java) tiene la 
madera muy sólida , y la usan en Java paradla construcción de 
las sepulturas por creerla capaz de evitar la putrefacción de los 
cadáveres. En el gén(^o Magnolia entre las especies asiáticas 
se cuentan la M. Doltsopa WaíL , cuya madera es olorosa , la 
M. Yulan Desf. ( Yulan ) estimada por sus flores que los chi- 
nos echan en el té y por sus semillas febrífugas , así como por 
sus frutos pectorales, usándose también bs botones encurtidos; 
la M. gracilis Salisb. , apreciab}e por el olor alcanforado de 
su corteza; así como entre las especies americano-septentrio-^ 
nales se hallan la M. grandiflora L. (Magnolia de los jardi- 
nes, Laur^-^tulipan , uiurel-tulipan) , la M. auriculata Lam. 
y la J/. maerophglh Michx. , cuyas cortezas son amargas y 
tónicas, sirviendo las flores para aromatizar los licores; la M. 
Ofiuminata L. y la M. glauca L. (Quino de Virginia , Árbol 
del castor) que ambos tienen su leño parecido en cualidades al 
del Sasafrás ^ siendo las flores de la última tan estimulantes que 
su olor hace daño , mientras que la corteza y frutos son febrí- 
fugos; la M. mexiema DC. ( Laurel-tulipán. de Méjico, Flor 
del corazón, Yoloxochitl de M^ico) es semejante en virtudes 
á la M. grandiflora JL. y á la M. glauca L. con las cualeSi se 
ha confundido. La Talauma Plumieri Stmrtz de la Martinica 
é islas próximas tiene las hoja^ y raices astringentes y estoma- 
cales , empleándose además las yemas como anUe^c^rbúticas, 
la resina con,lfraJas afeccip«es catarrales, y la leucorrea, las 

Digitized by VjOOQ le 



. DE BOTÁNICA. 183 

flores pat^a aromsftíz»* los licores, y Id madera para objetos 

Íae exigett duresa. El Liriodendron tnlipifem L. (Tulipero, 
oKpaiiero , Árbol de las tulipas) , procedente de la Aioérica 
septentrional , tiene la corteza amarga aromática y picante, 
piidiendo ser sustituida á la quina en algunos casos, y sirve ^ 
raiz p^ra preparar un licor agradable, asi como la madera para 
varios objetos. 

ANONACEAS ( ANONACBJ^) DC. PilODR. I. 

Caracteres. Cáliz tri-tetrasépalo ,, persistente tM)n sépalos 
cortos , algunas veces libres y mas frecueulemente entresolda- 
dos. Corola hexapetala en dos verticilos ternarios con pétalos 
libres ó soldados ; estivácion valvar en cada verticilo. Estam- 
bres numerosos , algunas veces seis, nueve ó doce , libres , ar- 
rknados , cnbridores deT receptáculo convexo , plano 6 cóncavo; 
filamentos cortísimos, aplanados; anteras pegadas, extrorsas, 
dehiscentes longitudinalmente. Pistilos casi siempre muchos, 
apretados , libres ó soldados , raramente solitarios por aborto; 
estilos simples. Fruto simple ó compuesto; seco ó carnoso, 
mono-polispermo. Semillas pegadas al ángulo interno de cada 
carpillo , derechas ú horizontales : testa membranoso-crustá- 
cea , frágtt; endopiéura con pliegue introducidos en el albumen; 
embrión diminuto, derecho en la base de la semilla; cotiledo- 
nes cortos; raicilla. rollicita próxima al hiio.-r-Arboles ó ar- 
bustos con Wjas alternas , simples, enteras y pimpollos con 
pelusa. Flores raras vecA unisexuales por aborto, casi siempre 
axilares, solitarias ó amanojadas, comunmente verdes ó more- 
no-verduscas , ásperas con frecuencia. 

Habita esta familia principalmente en las regiones inter- 
tropicales de ambos mundos , y algunas especies se han trans- 
portado de uno á otro, nesgándose á multiplicar como en el 
suelo natah 

Comprende unas trescíenlas-especies repartidas por Endii- 
cher en tres tribus , á saber : BoeageaSy Xuopieas y Anoneas. 

Propiedades y usos. Las cortezas de las anonáceas son 
mas ó menos aromáticas y estimulante^ , habiéndolas asimismo 
acres y algo nauseosas ; las hojas tienen cualidades semejantes; 
aunque en menor grado; las flores generalmente despiden olor 
agrsrttable , siendo pencas las qne lo dan nauseoso ; los frutos, 
cuyos carpillos están libres, son también aromáticos, mientras 
que cairecén de aroma y son comestibles los que tienen sus car- 
pillos soldados. Al recomendar como medicinales bs cortezas 

• Digitized by VjOOQIC 



t84 cüRsa 

de ^(as plantas debe advertirse que ^uaodo m admiBÍsiran si» 
cautela pueden producir vértigos y hemorragias é igualroeoie 
el aborto. Los oíalayos las emplean exteriormenie en uoioo' de 
otros estimulantes reducidos á.pulpa^ en agua contra los dolores 
r.eumálicos y las contusiones, asi como tienen los frutos por 
estomacales, usándolos también en sus convites para provocar 
el eructo, que es entre ellos una señal de complacencia. 

El Artabolr^ys suaveolens Blum. de Java tiene las hojas 
aromáticas y su infusión parece ser útil en el cólera , despi.- 
diendo además las flores mucho olor. La Duguelia quitaren- 
si^ Benth. es eL árbol que dá la madera elástica de la Guayana 
conocida con el nombre de Yari-yari. El género Anona ^ com- 
prende muchas especies interesantes, cuales son la A. Cheri- 
molia Mili, (Chirimoyo deLPeru) , cuyos frutos se estiman^ 
mucho en diversas partes de América, y se usan para comba- 
tir la disenteria; la A. Humboldtii Dun. (Chirimoyo d^ Cuba, 
Matzapotl de Méjico) procedente de Cumaná y con frutos igual* 
mente estimados; la A. obtusi flora Tuss, (Attá, Fruta de 1^ 
cojadesa) cultivada en Santo Domingo y la Martinica; la ^1. 
squQmosa L (Anón, Ates de Filipinas y de Cuba , Atta , Pi- 
nha. Fruta da condesa en el Brasil), y la A. muricata L. 
(Guanábano, Catuche, -Cabeza de negro en América, Yaca en 
la India) cultivadas en ambas Indias , y que son muy apreciadas 
por sus frutos,. útiles también en las diarreas y disenterias, no 
habiendo inflamación ; la 4. Manir ote H. B. et KutUL (Ma- 
nirote de la Guayana) y la A. Iwms E. B. et K^nth. (Ano- 
nalisa déla Guayana) que son americanas; la A, glabra L. 
(Mamón de Cuba) y la A. reticulala i. (Anona, Mamón de 
Cuba, Quauhtzapotl de Méjico) ambas americanas^, que dan 
frutos aprovechados por los negros, y usados también contra 
las diarreas y disenterias, sirviendo por otra parle las hojas de 
la última para madurar los abscesos y contándolas además en- 
tre los vermífugos, mientras que de las semillas.se ¿ace un 
extracto muy astringente; la A. palustris L. (Guanábano ó 
HuanáJ)ano cimarrón , Bagá de Cuba ) propia de^ las Antillas y con 
frutos que comen los negros, usándose las hojas eomo vermifií- 
gas y la msfdera con el nombre de Bagá ; la il. Forskalii DC. 
deCeilan que tiene astringentes sus frutos y la raizútil para te£5r 
de rojo; la A. africana L, que también dá frutos astringentes 
y refrescantes ; la A. senegalemis Per s. y cuyos frutos se esti- 
man mucho en Cíyigo; la A. sylmtica St. Eil. (Araticu do 
mato en el Brasil), dé la cual «e comenl os frutos , estimándose 
además entre los brasileños la madera como propia para obras 



Digitized by 



Góogle 



DE BOTÁNICA. ' 185 

de escultura y otras semejantes ; la A. spineseens Mart, (Ar^ 
tieam do^río^ ó do alagadísso en el Brasil)» cuyos frutos usan 
los brasileños en cataplasmas para curar la^ úlceras y madurar 
los tumores, además de emplear el polvo de las semillas para 
matar los piojos; la A. buHata Rtch. (Laurel de Cuabal en 
Cuba) de madera útil que se usa en Cuba; la A. cinérea Dun. 
(Riñon de Cumana ) propia del continente americano ; la Mono- 
dora Mirística Dun. cultivada en la Jamaica tiene en sus se- 
millas un aceite esencial que les dá cualidades semejantes á las 
de la nuez moscada. La Asimina triloba Dun. (Chirimoya de 
la Flocida) es de la América septentrional y dá frutos poco es* 
timados^ cuya pulpa se aplica á las úlceras y á los aoscesos, 
sirviendo además las semillas pulverizadas nara matar los pio- 
jos. La Pórcdia niíidi folia n. et Pav. (Plátano de monte en 
el Perú], además de tener los frutos comestibles es útil por el 
color amarillo que en el Perú se saca de las hojas v por la ma- 
dera. La Umria cordata Wall, de l|i India con nojas usadas 
como condimento y frutos comestibles es útil además por usar- 
se el leño y corteza en lociones para curar algunas enfermeda- • 
des de las piernas; la U. zeulamca L. tia^e los frutos condes- 
tibies; la ¿7. neglecta Bien. (Yaya de Cuba) dá una de las. 
maderas conocidas en Cuba con el nombre de Yaya; la U. La-- 
notan Blanco (Lanotan de Filipinas) también dá buena maderai 
La Uñona odorata Dun. (Cananga de la India] es árbol her- 
moso que cultivan los malayos con esmero por la fragancia de 
las iBores, empleándolas en adornos y en la "preparación de per- 
fumes y ungüentos; la U. tripétala DC. (Cananga Oetan de la 
India) tiene aromáticas sus semillas , que trituradas usan en 
ungüento las mujeres amboinas para despedir buen olor , sien- 
do también aromática la goma que sale de la corteza por inci- 
sión; la U. Ion gi folia Rox6. es propia de la India y con las 
flores se prepara un aceite oloroso ; la U. sylmtica Dun. es 
un árbol cuya madera de construcción se usa en Qochínchina; 
la U. xyhpioides Dun. (Fruta de burro en el Orinoco) tiene 
los frutos con reputación de febrífugos en ks inmediaciones del 
Orinoco. La Hmzelia aromática Alpha DC. se halla en la 
Guayana y se usan* allí los frutos para aromatizar los licores 
con el nombre de Malagueta ó Pimienta de los negros; la H. 
éthyopica Alph. DC. (Pimentero de Etiopia) es común en Afri- 
caj sus frutos son conocidos con. el noipbre de Granos de Zelin 
ó Habzeli ; la H. obtusi folia Alph.^ DC. (GuimbaV Guabica de 
Cuba) es de las Antillas. Las especies del género Xylopia que 
crecen en América tienen la corteza y lo?^ frutos aromático- 

Digitized by VjOO^IC 



186 * CURSO 

aeres, y wnargo el lefio, coniándoBe entre ^ll»s la X. sericeú 
St. BU. (Enybira, Imbira, Pindaiba del Brasil) , de ouya corte- 
za los brasileños hacen cuerdas; la X. brmüiensis ofr , , la 
X. grandifiora St, Hit. (Pacoba del Brasil el fruto) y la X. 
frutescens Aubl. con frutos usados como condimento y en co- 
mún conocidos entre los brasileños coh el noiiAbre de Pimenta 
do seriad, do mato, da serra; la X cubensis Rich, ( Guaekna 
de baria , Malagueta dé Cuba) que dá una de las maderas usadas 
en Cuba. La Guatteria virgata Dun. (Yaya de Cuba] tiene las flo- 
res olorosas y dá una de las noaderas conocidas en Cuba con el 
nombre de Yaya. La Pdy^dthia macraphylla Blum. ( Kikapas 
de la India ) tiene sus raices muy aromáticas , y de la itífusíon 
se hace uso en Java contra las fiebres tifoideas y las viruelas 
malignas; la P. jsubcordata Blum. es también de Java y pro- 
duce unos frutos <|uese usan centrales cólicos espasmódicos. 

Ldí Kad$ura japónica L. ti*asuda un jugo mucilaginoso 
que usan las mujeres del Japón para alisar el cabello, y que en 
la China se emplea en, la fabricación del papel. — ^Hállase ahora 
esta planta en la familia de las Schizandrag£as de Endlicher, 
que comprende una docena de especies. 

El género Eupomaiia por si solo constituye la femilia de 
las EüPOMACiEAs de Endlicher propia de Nueva Holanda sin 
usos conocidos. 

MENISPERMAGEAS ( JM^NISPERMACEJE ). DC. PRODR. I. 

Caractérbs. Flores' unisexuales ^ frecuentemente dioicas; 
envolturas florales uni-multiseríales en verticilos temarios ó 
cuaternarios, caedizos; pétalos a veces nulos. Fl. mase. Es- 
tambres monadelfos ó raramente libres, iguales en número á los 
pétalos y entonces opuestos á ellos, ó en námero doble , triple 
ó cuadruplo; anteras pegadas, extrorsas, dehiscentes trans- 
versal ó longitudinalmente. Flor. fem. Pistilos mas 6 menos nu- 
merosos, monostilos, algo soldados por la base , 6 enteramente 
soldados, ó con menor frecuencia reducidos á uno solo. Frutos 
capsulares^ abayados 6 raras veces drupáceos. Semillas en nú- 
«lero vario; albumen nulo 6 pequeño, carnoso; enArion curvo 
ó periférico , cotiledones planos , aplicados uno á otro 6 sepa- 
rados en dos cavidades de la semilla ; raicilla supera.— Arbo^ 
tos sarn^ntosos , flexibles con hojas alternas , simples 6 com- 
pwest^s , provistos de rejoncito en el ápice. Flores comunmente 
racimossrs , pequeñas y poco notables. 

ÜABrrA casi toda la familia entre los tr6|rieos , siendo en 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 187 

corlo oúniera las especies que se halla» fuera de ^íos , y el 
África posee muy j^o^s, porque la mayor parie son de Asia y 
América. ^ 

CoMFBSNDs mas de dosciealas especies repetidas por De- 
caadoUe ea las tribus siguientes , la primera y la última eleva* 
das boy á la categoría de familia. 

Triou /. Lardiiobaleas. Flores frecuentísífflamente dioi- 
cas , las masculinas ^métricas eo cuanto al mÍBfteno de las par^ 
tes. Carpillos poco numerosos, separados, ^lispermos. Hojas 
compuestas. 

Tribu ÍL JUenispermeas. Flores frecuenlísiinamente dioi- 
cas, las masculinas simélricas en»euanro al número de las par^ 
tes. Carpillos comunmente numerosos, separados, monosper- 
mos^ Hojas simples. 

Trjbu IIL Schizándreas. Flores monoicas , las masculi- 
nas asimétricas en cuanto al número de las partas. Carpillos 
numerosos» libres ó coherentes, dispermos. Hojas simples. 

Pbopiedades y usos. Las raices de muchas menispermaceas 
tienen una sustanda. anoarga .que es muy estomacal, y. las de 
otras poseen además cierto grado de acritud que excita la se- 
creción urinaria ; las partes herbáceas recientes de varias espe- 
cies son mucilaginosas; los pericarpios de algunas son narcó- 
tico-acres y por tanto venenosos. Tiñen de amarillo las cortezas 
de unas cuantas. 

Cómese la pulpa di^ ios frutos de la Lardiiobala biternata 
R. et Pav. (Coguill-vochi ó Coguill boqui de Chile) que crece 
en Chile y los de la HMoellia lati folia W(dL propia de Ne- 
palia. La Burasaia madagascarienm Thoaars es notable 
por la abundancia de mucílago que presenta en sus frutos. Los 
géneros Stauntania y Akebia dan frutos que se usan en el 
Asia como emolientes, siendo también comestibles. Sónlo igual- 
mente losrdel género Boquila (Boquil blanco ó Pilpilboquil) ^jue 
es de iUnáriea. Las ramas de difer^nte^ especies de Lardiza^ 
bcUa tostadas y remojadas sirven para hacer cuerda^ nuiy 
fuertes. • 

£ditre las especies de Coce^lus se cuentan nmchas intere^ 
santes, cuates son el C. palmatus DC. (Colombo) ,.QUya raiz^ 
amarga ^ s^ca y cortada en trazos circulares, nos envían de su 
pais natal , que es Oibo y Mozambique^ cultivándose jkdenaás 
en Madagascar y la tedia ; el C. peltatm LlC. del Malabar y 
el C. fla^s^ns DC, de las Molucas , que tienen también rai- 
ces amargas , sucedáneas de laffe Cobmbá, siéndc^o igualmente 
la Raiz de Juan López , procedente 4el Asía y acaso producida 

Digitized by LjOOQ le 



I88 ,, CURSO 

poc una especie del mismo género ; el C. Martii St. ñil, , el 
C. plütyphyllus St. HiL y el C cineras^ns St. BU. (Abi- 
ta, Abútua , Bullía del Brasil cod aplicaciion á las Ire^ especies 
y otras) que tienen las raices amargas, usándolas los brasile- 
ños como tónicas; el C. Filipéndula Mart. (Abúla miuda del 
Brasil), cuyaraiz administran los brasileños contra las morde-r 
diu*as de las serpientes venenosas ; el C. Bakis A. Hich. que 
crece en Senegambia y tiene la raiziebrifuga, asi como diuré- 
lita en concepto de los negros ; el €. orispus DC. de las Mo- 
lucas, abundante en jugo glutinoso y amargo que los indios 
tienen por útil para combatir las fiebres intermitentes, la icte- 
ricia y las lombrices ; eF C. csrdifolius DC. (Guluneha de la 
India) cuyo cocimiento llamado Pachana se usa como tónico en 
Bengala,. mientras que los brotes tiernos son abéticos y el ex- 
tracto del palo se tiene por diurético ; el C. Cebaíha DC. , planta 
poco conocida cuyos frutos comen los árabes, preparando ade- 
más una bebida para embriagarse ; el C. Fibraurea DC. de 
Gochinchina , que tiene la raiz diurética y sirve para teñir de 
amarillo ; el C. Limada DC. que crece también ' en Gochin- 
china y tiene los ft*utos comestibles. El Chondodendrum con- 
volvulaceum Pwpp. (Uva de monte) que crece en el Perú, 
tiene los frutos muy ácidos, y de la corteza se hace uso como 
'febrífuga. En el somero Cissampehs hay varias especies nota- 
bles, como el C. ovali folia DC. (Orelha de pn^a en el Brasil), 
cuya raiz usan los brasileños en calidad de tónica y amarga ; el 
C. Pareira L. (Pareira brava del Brasil , Butua de Méjico, 
Sansao de Füipinas) , propia de las Antillas y del continente 
americano , con raiz medicinal y muy celebt'ada antes de ahora 
por creerse útil para el mal de piedra y otilas enfermedades, 
habiéndose recomendado además contra la mordedura de las 
serpientes venenosas ; el C. Caapeba L.{Vsíre\rdí brava de 
Cuba), que es asimismo de las Antillas y de la América me- 
ridional con raiz tenida por 'diurética y útil contra la morde- 
dura de las serpientes venenosas; el C. mauritiana Tkouars 
de Madagascar , cuya raiz equivale á la de Pareira ; el C. gla- 
berrimaSt. BU. (Gaapeba, Erva de Nóssa Senhora, Sipo de 
cobras en el Brasil) y el C. ebracteata St. BiL (Orelha de 
otí^a ea el Brasil) cuyas raices usan los brasileños contra las 
mordeduras de las serpientes venenosas; el C. obtecta Royl. 
y el C. qlabra Bamilt. de la India con raices acres y vene- 
iH>sas; el C. tomentosa DC. (Yerba ratón de Garacas) cuyas 
hojaa sirven e^ Garacas para cataplasmas madurativas. El Me- 
nispermum rimosum Blanco (Maeabuhai de Filipinas) es plan- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 1S9 

U á*((ue se dtrlbuyeu en aquellas islas propiedades maravillosa^ 
)ara curar diferentes enfermedades. La Abufa rufescens^ Atét. 
Pareira brava de la Guayana) pasa á veces por la verdadera 
^areira. El Coseintum fenestratum Colebr. (Veoivel de Cel- 
an) tiene la raiz estomacal y como tal se usa en Ceilan. Lá 
Anamirfa Coceíüus Wight eí Arn. (Cóculo oriental , Lactang 
de Filipinas) produce la Coca de Levante, que es un fruto 
usado para adormecer los peces. I^ Slephania rotunda Lour. 
de la Cochinchina produce tubérculos que son excitantes y 
emenag(^os. 

«BRQÉIIIDBAS («SRBEttlDE^E) DC. PRODR. I. 

Caracteres. Cáliz tri-tetra-hexasépalo, caedizo^ freaiéw- 
temente algo colorado, muchas v«ces biserial, acompañado dé 
escamas exteriores. Corola con igual número de pétalos, opues- 
tos á los sépalos, ó don número doble, provista de ^ndutaa 
ó escamas interiores. Estambres tantos como pétalos y opuestos 
á ellos ; filamentos* cortos ; anteras oblongas , pegadas , dehis- 
cente^ de la base al ápice por medio de una válvula. Pistilo 
único, aojado, unilocular; estilo algo lateral, cortísimo; e^ 
tigma casi circular. Fruto capsular 6 baya. Semillas rara vez 
solitarias, comunmente dos 6 tres; albumien carnoso ó^casr 
córneo; embrión derecho; cotiledones planos, foliáceos en la 
germinación; raicilla larga. — Arbustos ó yerbas perennes con 
hojas afternas. Flores solitarias en pedúnculos axilares , raci- 
mosas ó apanojadas y agradables á la vista. 

HABrrA el fliayor número de las especies en los montes de 
la zona templada del liemisferio boreal en ambos mundos^ f 
además en la América meridional, fuera de la región tropical,, 
particularmente en Chile. 

Comprende un centenar de especies. 

Propiedades y usos. Las raices y las cortezas de mucMisf 
berberideas tienen nn principio extractivo, que es purgante; 
ios frutos son ácidos é igualmente las hojas, tfsanse para teñir 
de amarillt las cortezas del tallo y raiz de algunas ei^peeies. 

El Berberís i)ulgaris L. (Bérbero, Agracejo, Agrecillo, 
Agrito, Arlo), es arbusto de Europa , cuyos frutos fc«en ma-^ 
duros y preparados con azúcar se comen en algunas partes,, 
además de usarse para teñir de color de rosa ó de canela , j 
cuyas hojds tiernas , también acidas , se mastican para fortificar 
las encías , pudiéndose por otra parte administrar el liber de la' 
raiz y del tronco como purgante , é igualmente es enapleado 



Digitized by VjOOQIC 



190 tOTiso 

para teñir de amaritto ; el B. asiática ñowb. y otras especies 
son apreciadas por sus frutos comestibles; el d. glacea DC.^ 
el. B. ilici folia Forst., el B. tomerítosa R. et Pa^. , el 
B. lati folia R. et Pav. (Palo amarillo del Perú), y el 
B. liitea R. et Pav. (Palo amarillo, Carhuascása del Perú), 
son de la América meridional y tintóreos , asi como el B. aris- 
tata DC. (Chitra de la India) ; el B. Lycium Royl. es también 
útil , porque con pedazos de su leño cocidos en agua se hace 
un extracto usado en la India con el nombre de Rusot para 
combatir las oflalmias. La Mahonia fascicularis Sims. de la 
América septentrional dá frutos que se comen ; la Nandina 
domestica Thunb. del Japón es igualnÉenie importante por sus*^ 
frutos refrescantes. La Leonticc thalictroides L. tiene la raiz 
sudorífica y es usada como tsfl por los anglo-americano^, que 
bailan además en las semillas un succedáneo del^ café ; la Z. 
Leontopetcdum L. (Jabonera de Egiplo, ó de Levante) es no- 
table pÑarque su raiz triturada sirve de jabón en Alepo, usán- 
dola también los turcos como correctivo del ppio. La Bongar- 
dia Chrysogonum C. A. Mey. suple á las acederas con sus 
hojas gratamente acidas en Grecia y Oriente; la^. Rauwolfii 
Mey. produce túrrenlos que se comen en Persia. El Epime- 
dium (üpinum L.j cuyas hojas son algo amargas , se tuvo an- 
tiguamente por sudorífico y antivenenoso. 

PODOFILACCAS ( POI)OPHYLLACE.« ) DC. PRODR. I. 

Caracteres. Cáliz tri-letrasépalo, caedizo 6 persistente. 
Corola con uno, dos ó tres verticilos alternos entre sí, y con 
el de los sépalos, todos iguales en número. Estambres tantos 
como pétalos ,y opuestos á ellos ó en mayor número colocados 
en verticilos ; filamentos iJelgados ; anteras terminales , iritrór- 
sas. Pistilos dos ó muchos y á veces por aborto solitarios ; es- 
tilo casi nulo; estigma grueso, abroquelado. Carpillos inde- 
hiscentes y casi carnosos 6 dehiscentes transversalraente. Se- 
raiHlas solitarias, pocas, ó en número indefinido, fijas sobre 
una placema lateral , inversas ; albumen carnoso ; erSbrion pe- 
queño. — ^Plantas acuáticas ó propias de lugares húmedos coh 
hojas anchas^ lobadas. Flores solitarias. 

Habita la totalidad de éstas plantasen los Estados-Unidos 
y la Guayana. 

Comprende media docena de especies , repartidas por De- 
candolle en las tribus siguientes , la primera fonttada de plan- 
tas que hnr pertenecen á otras familias^ y la segunda elevada 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTifClCA. 191 

por algunos al raog^de tal con el aombre irfc CLiBOMBAflCAS ó 

HlDROPELTlDEAS. 

Tribu L Podofilem. Estambres eu nmnero dobte de los 
pétalos. Ovario único ; estigma grueso, casi abroquelada^ Se* 
millas mitíaerosas. — Yerbas derechas , nó nadantes. 

Tribu IL Hidropeltideás. Estambres en , número doble ó 
múltipla de los pétalos. Ovarios dos ó muchos. Sibilas pocas 
ó solitarias por aborto.— -YiCrbas nadantes. 

Propiedades y usos. El Podophyllum pdtatum L. (Ipe- 
cacuana déla Carolina) es yerba narcótica y venenosa, te- 
niendo además la raíz muy purgante y los frutos inocentes, 
s^unque sumamente ácidos. La Jefforsoniíí diphylla Pers. de 
Virginia, también tiene la raiz purgante. 

La B^dropelüs purpurea Michas, es nutritiva y algo asr- 
tringente, usándose entre los anglo* americanos contra la tisis 
y la disenteria. 

• 

NINFEÁCEAS ( NYHNíJIACEJ:) DC, PBODR. 1. 

Caracteres.. Cáliz tetra-hexasépalo con frecuencia persis- 
tente , colorado por dentro. Corola con muchos verticilos alr- 
ternos entre sí y con el de los sépalos» todos iguales en nú- 
mero. Estambres indeOnidos, mulliseriales> insertos mas arriba 
de los pétalos; filamentos planos; anteras pegadas, introrsas. 
Carpillos d6 ocho á veinte y cuatro, casi sumergidos en el re- 
ceptáculo^ ó metidos en él, monosttlos^ membranáceos^ mo^ 
nor-di-polispermos; estilos Ubres y simples, ó soldados entre si 
y terminados por un solo estigma abroquelado. Semillas soli- 
tarias 6 en número indefinido , fijas en las paredes laterales de 
los carpHlos, inversas « redondeadas, punteadas, ceñidas de un 
arilo gelatinoso y rodeadas de pulpa ; albumen nulo ó harinoso; 
embrioia pequeño > ^ueso, obtuso^ situado íuara del albumen 
en la base efe la semilla , eacerradó en un saco membranosa; 
cotiledones gruesos; raicilla diametrabnente opuesta á la cha- 
laza. Plantas acuáticas perennes eon su tallo horizontal en e) 
fondo del agua y con las hojas abroqueladas, flotaales. Fores 
solitarias, blancas, rojas ^ ajiules ó amarillas, y notables por 
su belleza. 

, Habita el mayor número en d hemisferio boreal , asi en el 
antiguo como en el nuevo continente , y pocas especies crecen 
entre los trópicos y en el hemisferio aüsiral, todas en las aguas 
tranquilas ó de un curso lento. 

Comprende lina cincuentena de especies^ repartidas por 



Digitized by VjOOQIC 



Í92 GCRdO 

Deca»dolle en las tribus siguientes , la prifA^^ coHsidérada por 
algunos como familia. 

, Tribu I. Neluffíiboneas, Carpillos numerosos > separados, 
mono*dispermos, raonostilos, hundidos en el receptáculo. Se- 
millas solitarias en cada carpillo sin albumen^ ni^arilo. 

Tribu IL Ninfeas. Carpillos numerosos, polisp^^mos, in- 
clusos dentro del receptáculo ensanchado; estigmas radiantes 
sobre el fruto abayado. Semillas fijas en las paredes laterales 
de los carpillos próvistos'de arilo; albumen harinoso. 

Propiedades t usos. Los tallos tiernos de krs ninfeáceas 
son feculentos > mucilaginosos y azucarados , pudiéndose co- 
mer, mientras quemas tarde se hacen astringentes y útiles 
como medicinales; las partes herbáceas llenas de mucilago tam- 
bién se comen ; las semillas son asimismo comestibles cuando 
es bailante feculento su albumen ; las flores dan algún olor y 
se tienen por narcóticas. 

, El Nelumbium speciosum Willd. (Haba de Egipto), que es 
el Loto mítico de los egipcios é indios, ofrece en sus frutos cru- 
dos ó cocidos un alimento*usado en la India y Qiina , siendo 
además astringente su tallo usado como alimento , y el jugo 
de los peciolos, lo mismo que ^1 de los pedúnculos, está tenido 
por antiespasmódíco y útil contra el vómito y la diarrea ; el iV« 
luteum Willd. dá semillas que comen los indígenas de la Amé- 
rica septentrional , usando también los tubérculos. 

Son célebres la Nvmphoea Lotus L. (Loto egipwo, Mara- 
villas de patos) y la iv. emrulea Savign. propias del Nilo con 
tallos y semillas comestibles, y cuyas hojas, ^sí como las flores, 
usan los árabes contra la ictericia; la iV. alba L. (Ninfa blan- 
ca. Nenúfar blanco, Golfan blanco, Rosa dé Venus ó de amor, 
Coberteras) común en Europa , que ise <5reyó útil para combatir 
la blenorrea y la disenteria , empleando la raiz, la cual con tas 
sales de yerro .tiñe de negro, y tiene además las hojas con re- 
putación de vulnerarias, así como las flores pasan por antiafro- 
disiacas; la N. odorata AiU (Escudete, Nenúfar de América, 
Cabeza de Negro , Lampazo de Méjico) propia de la América 
septentrional y de las Antillas, semejante en todo á la Ninfea 
comtm de Europa y con raiz emoliente, llamada Cabeza de ne- 
gro en Méjico. El Nupfmr luteum Smit/i. [Kmfdi amarilla. Ne- 
núfar amarillo. Lampazo del Guadaira , Cubiletes, Maravillas 
del rio) de Europa es astringente y bueno para retener la le- 
che, aplicando las hc^s á los pechos. La É^ryale ferox Sü- 
lisb. de N^palia y trasladada á la China, es útil por sus tallos 
y semillas comestibles. Lá Victoria regialLindU (Maruru, 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA. 193 

Maizileagm en.AHHíríea) de los grandes rio» déla Amérioa 
méridioDal es ja planta aeuática de mayor^ dimensiones <fue 
se conoce. 

Los- géneros Sürraeenia y Heliamphora afines á las ninfeas 
constitayen la familia de las sarragenieas de Endiicher , que 
comprende siete especies y es propia de la América septentrio- 
dal , hallándose una sola de las especies en la Gnayana , sin te- 
ner asos conocidos. 

papayebAgbas (pAPAVBRACBíE)*DC. PROWR. 1. 

Caracteres. Cáliz disépak), foliáceo, caduco. Corola te- 
trapétaia con dos pétalos interiores y dos exteriores ó de ocho á 
doce pétalos en dos ó tres series , y á Teces nula. Estambres li- 
bres en número de coatro*, opuestos á los pétalos , ó en mayor 
número; iilamenios delgados ; anteras insertas por la base, de- 
hiscentes longitudinalmente. Pistüo libre , aovado ú oblongo, 
formado de indefinido número de carpitlos ó de dos solamente; 
estilo corto y con frecuencia nulo; estigma comunmente estre- 
llado. Caja ovoidea ó prolongada en forma de silicua , dehiscen- 
te del ápice á la base , ó al contrario. Semillas en número rn-* 
definido ó raras veces solitarias, insertas s(Are placentas inter- 
valvares ; albumen carnoso^ oleoso; embrión mínimo^ recto en 
la base del albumen; cotiledones plano-convexos; raicilla leja- 
na dd hilo, centrifuga. — Matas ó yerbas, provistas de jugo 
blanco, amarillo ó rojo y con hojas alternas, simples, dentadas 
ó lobadas. Flores largamente pedttncu|{idas , amarillas^ rojas ó 
viol^eas. 

Habita casi toda la familia en las regiones templadas del 
hemisferio boreal , siendo en Europa y América mas abundantes 
que en Asía: pocas son efectivamente las especies que se hallan 
entre los trópicos y mas allá del de Capricornio. 

Comprende unas ciento y treinta especies repartidas por 
Endlidier en tres tribus, á saber: Argemonem, Hunneman- 
nieüs y Platistemoneas. 

Propiedades y usos. El jugo propio de las papaveráceas 
generalmente es narcótico, y cáustico el de varias; las semillas 
son oleosas en la Adormidera y se hallaQ casi destituidas de 
aquellas propiedades, mientras que en algunas otras especies 
son eméticas y purgantes. 

El Papav^r sümmferufn.L. (Adornadera, Dormidera) co- 
munmente cultivado, produce el opio, que.es el jugo lechoso 
de la planta inspisado, y además Jas semillas de la misma se 

T. II. 13 

DigitizedbyGoOgte 



194 asnm 

usao en emolfiioo , siendo sa aceité reciente algo soporífero^ y 
como anodmas se empteai las cajas cogidas antes de la mada* 
rez; el P, Rhoeas L. (Amapola; Ababol) común en los sembra- 
dos, ofrece «n los pétalos un lenitivo. muy usado, empleándose 
además como tintóreos: el P.dubiumL.yáP. Arffsmom^L. 
igualmente europeos , tienen propiedades semejantes ; y las ho- 
jas del último se han recomendado oontra las inflamaciones ; él 
P. oriéntale L. es apreciado entre los turcos y armenios, qae 
comen las. cajas antes de su madurez. La Argemone mexica- 
na L. (Ghic^ie, Adormidera espinosa , Cardo santo de Méjico 
y del Érasil) cultivada en los jardines y procedente de Améri- 
ca^ se emplea exteriormente como emoliente y anodkia, é inte- 
riormente como sudorífica, siendo por otra parte sus pétalos 
demuloeotes , á la v^^z que eméticas y purgantes sus semillas, 
cuyo aceite se usa , adanásde administi^rse el jugo^ reciente dé 
la planta en el Brasil contra las mordeduras de serpientes ve- 
nenosas , el cual se contera también de utilidad para combatir 
las oftalmías, é inspisado se cree bnesio para curar las hidro- 
pesías. I^ Mecompsis nepaulensi^ BC. de Nepal» es muy 
venenosa. La Sanguinaria canadensis L. , muy celebrada en- 
tre los anglor-americanoSy tiene la raiz llamada Turmeric, se- 
mejante en propiedades á la Ip^eacnana , y las semíUas tan nar- 
cóticas como las del Estramonio. La Búceania frutescens L. 
(GuauchHli de Hernández, Palo amarillo de Méjico), que crece 
en las Antillas y en Méjico , tiene el jugo purgante y vermifngo^ 
poseyendo el cocimiento de la mz iguales propiedades, y ade- 
más se consideran las hgjas como vulnerarias. La RíBmeria hy- 
brida DC. (Roseta morada, Amapola morada. Ababol morado) 
es común en los campos de la región bañada por el Mediterrá- 
neo. El Glaucium ftavum Crtmíz (Adormidera naaritina) del 
mediodia de Europ>a, es planta narcótica y acre, cuyas hojas 
suelen aplicarse á las úlceras del ganado hmar. El Chelidonium 
mqjus t. (Celidueña, Celidonia mayor, Golondrinera , Yerba 
de la golondrina) es planta europea , con jugo amarillo muy acre 
y purgante, que fué usada como excitante, empleándose tam- 
bién el mismo jugo para destruir las verrugas y desvanecer las 
manchas de la córnea. 

Ei Hypeeoum gr^ndiflorum Bentb. (Pamplina, Zadorija), 
y el H. pendulum L. ; ambos de la región mediti^rránea , se con- 
sideran como narcóticos: son el tipo de la tribu de las Hipeoo^ 
eas, colocada por EndKoher y Lindley en la familia siguiente. 



Digitized by VIjOOQIC 



DEJMn'ÁNlCA. 195 

FUMARIACVAS (PCHAIIACE^) DG. PMVtL. I. 

CAftACTÉKES. Cáliz dísépalo» membranoso, pequeño^ ca- 
duco. Corola tetrapéUiIa con dos pétalo» etteriores frecuente- 
méate espoionados j dos interiores pkmosv, adberentes por el 
ápice ; una glándula dentro del espolón. Estambres soldados en 
dos hacecillos de tres filamentos cada uno, alternos con los pé- 
talos interiores ; anteras laterajps de cada hacecillo uniloculares 
y la media biiocular, con eí total de ocho celdillas en ambos 
hacecillos juntos. Pistilo libre con estilo filiforme y estigma b¡- 
lamelado. Fruto silicuoso, polispermay dehiscente^ ó monos- 
permo é indehiscente. Semillas provistas de arílo, fijas en pla- 
centas laterales ; albumen carnoso ; embrión basilar^ recto o ar- ' 
queado; cotiledones planos ; rm^illa lejana del hilo , centrifnga. 
— Yerbas con hojas alternas , multifidas y á veces zarcillosas. 
Flores comunmente racimosas, blancas, rojas ó amarillas^ 

Habita casi toda la femilia en los cHmas templados del he-^ 
misferio boreal, particularmente en la región meaiterránea y en 
la América meriáional. 

CoM»BNDE un centenar de especies. 
Pkomed^ímbs t usos. Las fem^riáceas son algp amargas y 
se consideran c^o sudoríficas y aperitivas. 

La Diclytra Cucullaria DC. équivate en la América sep- 
tentrional á tas corydalis de Europio. La Corydalis bulbosa DC. 
( Aristolaquia hueca) es planta europea con raiz muy ^amarga y 
algo astringente, usada con el nombre de Aristoloquia hueca 
para promover la menstruación y para arrojar las l(mibrices; la 
C fabacea Pers. (Aristoloquia fabácea) del norte ae Europa, 
tiene la rai« verdaderamente ^huecaf, y se usa co» el nombre de 
Aristoloquia fabácea, considerándose equivalente á la otra; la 
C* oapnoidés^Pers. ÍFumatía amarilla) tambiewes europea con 
yerba algo amarga y oastante acre. La Fumaria &ffióinalis L. 
(Palomina), común en casi todo el globo, «s amarga y se tiene 
por resolutiva, siendo además útil como tintórea, porque tiñe 
la lana de amarillo con un mordiente de Wsmuto , y por servir 
Ja raiz con goma y caparrosa verde para h»cer tiíita; la F. 
alaria Lag. (Conejitos de los campos) del mediodía de Espa- 
ña , la 1^. eapreolatal. (Conejitos de los vallados), la F. par- 
vi flora Lam. , la F. Vailtúntii DC. y demás especies comunes 
tienen propiedades semejantes. 



Digitized by VjOOQIC 



i96 CURSO 

CaiUClFERAS (CRVaPERiE) DG. FRODR. I. _ 

Caragtéiies. CáHz tetrasépalo , comuúmeDte caedizo , con 
dos sépalos exteriores y dos iateriores. Corola tetrapétala^ cae- 
diza^ con dos pétalos exteriores y dos interiores, todos ungui- 
culados^ casi siempre iguales, raras veces desvanecidos por 
aborto. Estambres seis, desiguales, cuatro mayores y dos me- 
nores opuestos á los sépalos láteteles, todos generalmente libres; 
glándulas verduscas entre los peíalos y los estamln^es. Garpillos, 
dos QpmpletameBte soldados en forma de pistilo único ; estilo 
corto sobre ovario largo, ó estilo largo sobre ovario corto; es- 
tigmas , dos. Silicua ó silícula , <lehiscente ó indehiscente con 
tabique ancho ó estrecho. Semillas solitarias , ó en núnñero in- 
definido, pendientes de la placenta parietal , situada entre am- 
bas celdas; albumen nulo ; embrión encorvado, oleoso; cotiledo- 
nes opuestos^ diversamente inclinados sobre la raicilla, planos 
ó lineares, derechos, plegados ó encorvados; raicilla dirigida 
al hilo. — Yerbas perennes, bisanuales ó anuales, y raras veces 
matitas casi siempre con hojas alternas. Flores racimosas , 9I 
principio acorimhadas, pequeñas, Mancas, rojas ó amarillas. 

Habita en todo el globo esta numerosa familia, y mas abun- 
dantemente en las regiones templadas del h^isferio boreal, 
prefiriendo el antiguo mundo.' 

Comprende mil ,y seiscientas especies repartidas por De- 
candolle en las tribus siguientes, colocadas en cinco sub- 
órdenes. 

Suborden I. Plenrorriúeas: <?== 

Tribu I. Arabideas. Silicua dehiscente con tabique linear. 
Semillas ovales , comprimidas, frecuentemente ribeteadas. 

Tribu IL Alisineas. Silícula dehiscente longitudinalmente* 
con tabique ancho, oval , membranoso,^ y valvas planas ó cón- 
cavas. Semillas comprimidas, frecuentemente ribeteadas. 
' Tribu III . Tlaspideas. Silícula dehiscente con tabique es- 
trechísimo y valvas aquilladas, naviculares. Semillas ovales, al- 
gunas veces ribeteadas. 

Tribu IV. Euclidieas, Silícula indehiscente con valvas cón- 
cavas, inseparables y tabique elíptico, algunas veces desvane- 
cido. Semillas ovales, escasísimas. * 

Tribu F. Anastaticeas. Silícula longitudinalmente dehis- 
cente con valvas cóncavas, provistas de tabiquillos horizontales. 
Semillas no ribeteadas ' ^ 



Digitized by VjOOQIC 



• DE BOTÁNICA. 197 

Tribu YL Caquilineas. Silicua ó silici|la separable iraDs- 
versalmeDte en artejos uni-bifoculares moDO-dispermos. Semi- 
llas no ribeteadas. 

Suborden IJ. Notorriceas : o \\ 

Tribu YIJ. Sisimbreas. Silicua bilocular, longitudinal- 
mente dehiscente , con valvas cóncavas ó acfuilladas. Semillas 
aovadas ú oblongas^ no ribeteadas. 

Tribu' VIIL Camelineas, Silicula con válvulas cóncavsis y 
tabique elíptico en el mayor diámetro. Semillas aovadas. 

Tribu IX. Lepidineas. Silicula con tabique estrechisimo y 
valvas aquUladas 6 muy cóncavas- Semillas solitarias en las cel- 
dillas ó escasas, aovadas, no ribeteadas. 

Tribu X. Isatideas. Silicula con valvas inseparables ó in- 
dehiscentes^ equillada y con tabique desvanecido , unilocular, 
mono^rma. Semillas aovado^blongas. 

Tribu XL Aíwonieas. Silicua ó silicula separable trans- 
versalp^nte en arteji^s monospermos. Semillas aovadas. 

Suborden IIL firtoploceas: o» 

Tribu^ XII . Brasiceas. Silicua con valvas longitudinal- 
mente dehiscentes , y con tabique linear. Semilláis globosas. 

Tribu XIII , Vetean. Silicula con valvas cóncavas , longi- 
tudinalmente dehiscentes , y con tabique elíptico. Semillad glo- 
bosas. 

Tribu XIV. Psiquineas. Silicula con, valvas aquilladas ó 
naviculares y tabique estrechisimo. Semillas comprimidas. 

Tribu XV. Zileas. Silicula ind^hiscente aovada ó globosa, 
unilocular, monosperma con valvas itiseparsd}les. Semillas glo- 
bosas. 

Tribu XVI. Rafaneas. Silicula ó silicua separable ó divi- 
dida transversalmente en artejos é celdillas con pocas semillas 
ó monospermos. Semillas globosas. * 

Suborden IV. Epirolobeas: o f| || 

Tribu XVII. Bumadea^. Silicula anuezada, indehiscente, 
bi-cuadrilocnlar. 

Tribu XVIIL Erucarieas. Silicua lomentácea biarticula-* 
da con el artejo inferior bilocular y el superior ensiforme. 



Digitized by VjOOQIC 



198 • CURSO 

Suborden V. Úiplécolobeas : o |j |M| 

Tribu XIX. Heliofileas. SiHcua prolongada ó rapamenle 
oblonga ú oval, con tabique linear li oval, y valvas planas, algo 
convexas en las silicuas prolongadas. 

Tribu XX. Subularieas. Silicula oval con tabique elíptico^ 
viedvad convexas, cédulas polt^rmas y estigma sentado. 

Tribu XXL BraqUicarpeas. ' Silicula didima con tabique 
est-rechisimo, vulvas muy ventrudas > celdillas monospermas y 
estilo corto. 

pROPiEBAiNEs T üscM. Todss las crucífeTas tienen una acri- 
tud mayor ó menor ^ cpie es común á sus ditersas partes, y les 
dá sabor picante y olor peculiar, notándose este mas bien al ma- 
chacarlas. Las semillas de algunas son muy picantes, y oleosas 
las de muchas ; tienen grafo olor las flores de varias sin <]ue les 
falte belleza. Úsanse muehas plíHitas<le «sta familia com# auti-» 
escorbúticas y estimulantes y ótrías sirven de aümeqto , una vez 
que el cultivo mitiga la acritud tíattiral de sus hojas y raices^ 
asi como las semillas de algunas se utilizan para coiidii»enU>, ex- 
trayéndose además el aceite de otras. Hay también ciertas cru- 
ciferas , cuyas 1tí)jas ó raices son tintóreas. 

La Mathiola imana R. Br. (Aleli encanecido), la J!f . an- 
nua Sweei (Alelí blanco y Alelí encarnado, Cuarentena) , y la 
M, glabrata J?« Br. (Alelí liso ^ Alelí griego), son eurcípeos y 
harto conocidos en los jardines, cultivándose muchas varieda- 
des de diferentes colores. El Chsiranlhus Ch$iri L. (Alelí ama- 
rillo ó pajizo), también europeo y generalmente cultivado, tiene 
flores bastante olorosas, que son empleadas en la perfumería co- 
mo las de los demás alelíes; el Ch. scopariu^ ehammleo BC^ 
(AleH can^alebn) es de Tenerife y notable por ^1 cambio que ex- 
perimenta el^lor de sus Abres. £1 género Nasturtium comiede 
algflnas especies, que deben mencionarse, como son el N. of^ 
cinde R^ Br. (Mastuerzo acuático , Berro) esparcido pm* í<k1o 
el globo, y usado como antiescorbútico, apreciándose además 
para ensalada; el N. palustre DC. (Rábano acuático), el iV. 
amphibinm R. Br. y e\ N. sykestre R. Br. (Oruga palustre. 
Roqueta palustre) que se hallan en toda EuW)pa y fuera de eüa, 
sin diferir del Berro en propiedades; él N. indicum DC. usado 
como alimento eti la India y CUna; el iV. tmmfmUííí GnUh et 
Perrot. que en África comen los negros. La B.arbarm ^ulga^ 
ris R/Br. (Yerba de Santa Bárbara) de Europa > tambíeü pue- 
de comerse i y sus iiojasse han tenido porvulfieiüHrías; siirvien*- 
do además para teñir de amarillo; la B. prwcox R. Br* (Ro- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁKICA. 199 

quela de hortaliza , Berrillo de CaBarias) se aprecia en logia- 
térra para ensalada. I> Arabis chinensts Rott. tiene mny es- 
tin^ulantes las semiilaJf la A* hirsuta Seop. es europea y sirve 
para curar las Ihguitas de la boca. Entre las especies de Car- 
damine se cuentan la C. amara ¿. (Mastuerzo mayor amar- 
go) y la C. pratengis L. (Mastuerzo pratense), ambas europeas, 
antiescorbóticas , amargas y consideradas como beneficiosas á 
los nervios; la C. asarifoíia L. usada por la Coclearia en el 
Piamonte; la C. ehelidonia L de Ñapóles , tambiei) reoomra* 
dada como antiesoorbúttca ; la C. nasturtioides Bert. que su- 
ple al Mastuerzo en Ghik. La Dentaria bulhifera^L. es usada 
en Prusía contra la epUepsia y las convulsiones ; la D. digitala 
Latíí. que crece en diferentes paises de Europa, tiene la raiz 
astringente. La Lunaria rediviva L' es eurojpK^a y liene las se^ 
millas estimulantes, siendo también dhtiescofbútioas las hojas; 
hX. biennis Míench. (Lunaria común. Yerba del nácar) es 
igualmente europea y posee las mismas virtudes^ además de te- 
ner la raiz comestible. El A^^jtii» spinosum £. (Boja blanca de 
Morella) propio de Aragón, se ha tenido por útü contra la ra- 
bia ; el A. calífcinum L. (Yerba de la rabia) del centro y me- 
diodía de Europa , ha gozado de-alguna celebridad por haberse . 
creído eficaces m^ semillas contra la rabia ; el A. saxatile L. 
(Cestillo de oro) de Podolia secuttiva en los jardines. LaClipleo- 
¡a JontUaspi L. (Yerba rodela) del mediodía de Europa y de 
Persia es antiescorbútica. La ErophiUa vulgaris DC. , común 
en Europa , se tiene por astringente y tulniiraria, usándose para 
curar los panarizos. I^ Cocfuearía of/icineAis £* ( Yerba de 
cucharas) es planta europea muy celebrada «orno antiescorbúti- 
ca, pudíenda eqn todo ser jsustHuida por algunas de sus congé- 
neres dispersas ei> el globo; la C. acmica L. procedente del 
norte, se come m Niza ; la C giasti folia Li que crece en di- 
versas partes de Europa, tiene al|una utilidad por emplearse h 
raiz raspada como condimento; la Ci. Arméraeia L. (Rábano 
rusticano , Rábano vagiseo^ Jaramugo oficinal , Cren) es euro- 
pea y tiene la raiz pioanie, usándose éomo aniiescorbútioa, diu- 
rética y vermífuga, é igualmente como condimento en algunas 
partes. El TMaspi aUiécéum L d6> Europa áe usa en ínfusio^i 
como febrífugo; el T^ alpestre JL. y el T. perfélitUum L ^ am- 
bos europeos, se comen en ensalada; el T^ arvense L. (Tlaspiós 
ó Télas'pios), común en los campos de Eiv^pa, se tiene poi; as- 
tringente y ias semiltas del mls¿o son esiimulant(<^. La Capsé- 
¡laBursa^pastorisiL. (Pani<p(»tllo], abundantetnente esparcido 
por todo elglobo, tiene propiedades temejantes á las de los Tías* 

Digitized by VjOOQ le 



200 . cuH^T 

píos. La Teesdalia Iberis DC. es europ^ y se baila en igui^ 

caso. La Iberis umbellata L. (Carrasgkme inorado ó blanco. 

Zarapico, Pinito de florL que es indigemr y se cultiva en los 

jardines , tíeqe las semillas bastante estimulantes ; la /. amti- 

ra L^f común en los campos de Europa > se come en ensalada; 

la /. odor ata L. (Zaraza, Carraspique blanco) procedente de 

Creta, se halla comunmente en nuestros jardines. La AnastOr- 

tica hiérochuntina L. (Rosa de Jericó del Egipto) es una y^erba 

is aproximadas después de secas se apartan 

humedad » llamando la. atención de las mu- 

t le atribuyen influencia en el parto. La Ca- 

p. (Rábano marítimo , Oruga marítima, Ro- 

ue crece en las íjostas de Europa , es diuré- 

)miéndose además sus brotes tiernos ; la C. 

is apreciada, en Ja América septentrional y «n 

ntiescorbútica. 

marítima B. Br. (Mahonesa, Aleli de Ma- 
i), crece en el mediodia de Europa y se cul- 
tiva comunmente en los jardines. La Hesperia matronali$ L. 
(Matronal, Juliana), es europea y se tiene por sudorífica, sien^ 
do de notar también que, sus. flores huelen de noche. El Sisym^ 
brium oMcinale Scod. ( Erísimo oficinal , Jaramago amarillo 
medicinal, Yerba de San Alberto), común en Europa, se cree 
útil para quitar la ronquera, mediante la infusión de las hojas, 

Íue además tiñen de amarillo ; el S. Sopbia L. (Agenjo serifio, 
Insensio marino, Sofia de los cirujanos, Asnallo, Asnacho ó Ar- 
nacho de algunos), igualmente europeo, fué usado como astrin- 
gente y anl^scorbútico, empleándose el extracto de sus hojas y 
flores; el S. Irio ¿. (Mata-candil), cpmnn en toda Europa, 
además de ser antiescorbútico, se tiene por pectoral ; el S. po- 
lyceratium L. del mediodia de Europa suele tenerse por diu-*- 
rético. Ldí Alliaria ofjicincMs Andrzejowski crece en toda 
Europa y en Per^ia , siendo sus hojas y semillas senlejantes en 
propiedades á las de otras cruciferas, aunque hoy fuera de uso. 
El Ermimum perfoliatum Crantz (Collqon), de Europa y 
parte de Asia, es la planta antes de ahora llamada Berza orieñ^ 
rienlal. La Camelina sativa Crantz (Sésamo bastardo. Colza 
de algunos), e§ común en toda Europa y tiene muy oleosas las 
semillas. La SenfieÉierapinmtifida DC. y la S,. Coronopus 
Poir. (Mastuerzo verrugoso), uno y otro diseminados por Eu- 
ropa, pueden comerse ^n ensalada ó usarse cm^ condimento. 
El Lepidium sativum L. (Mastueirzo hortense), pt ooedente de 
Persia y de la isla de Chipre,. «s apreciado eomo $wtiescorbúli-i 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 201 

e&ymsadb <?omo «iRiriento; el L. Iberis L. (Mastoerzo menor 
silvesU*e) y el £. latifdium L* (Mastuerzo mayor silvestre, 
Piperísa), son comunes en Europa y tienen propiedades seme- 
jantes; el £. rvderale L, se usa en Rusia como febrífugo, to- 
mándolo, en infusión; el L. oleraceum Forst de Nueva Zelan- 
da es igualmente antiescorbútico; dZ. pisóidium Forst de San- 
dv^ioh y otras islas se tiene por antisifilitico y con sus semillas 
se embriagan los peces; el L, virginicum i., procedente de I9 

. América septentrional^ se usa como alimento en tas Indias orien- 
tales. La Isatis tinctm^ia L. (Yerba .pastel, Yerba de San Fe- 
lipe, Noiglo)y de Europa, sirve para obtener un tinte azul y ade- 
más las hojas pueden darse á las cabras y ovejas. 

El género Brcissica es muy importante por las muchas va- 
riedades que ofrecen algunas especies útiles, tales como la B. 
olerácea L, (Coló Berza), en que se comprenden la B. oler, 
sylvestris DC. (Berza silvestre), la B. oler, acephala DC. rw/- 
garis (Berza verdal. Bretones, Brecoleras), la É,. oler, acepha- 
la DC. crispa (Berza rizada, Col rizada), la B. oler, acepha^ 
la DC. costata [AsQí dé cántaro), la B. oler, acephala DC. so- 

' bauda rugoÉa (Llanta), la B. oler, bultáia DC. (Berza enana), 
h B^der. capitata DC. alba (Repollo, Coi murciana], la É. 
oler, mpitúta DC. rubra (Lombarda, Col de Milán), la B. 
oler. CaulorapaDC. (Colinaba, Berza colinata. Berza de Siam), 
la B. ohr. Botrgiis Cauliñora DC. (Coliflor), la J?. oler. Bo- 
trytis asparagoideÉ DC. (Brócoli); la B. "Najpus cleifera DC. 
(Colza, Nabina)^ que no tiene raiz tuberosa y cuyas semillas son 
muy oleosas, mientras que la 5. Napus esculenta DC. (Nabo) 
se cultiva por su^ hojas, raiz y brotes alimenticios; la B. Bapa 
depressa mi oblonga DC. (Turnep, Naba, Nabo redondo, gor-r 
do ó gallego), <\\tt también es útil por su rarz, así como la B. 
Bapa oleífera DC. lo es por sus semillas oleosas; la B, cam^ 
pestris oleífera DC. (Colza áKabina, Nabilla), que se tiene 
por variedad de la anterior y jffoduce igualmente semillas oleo- , 
sas, así como la B. campestris Napo-brassica DC. (Nabicol, 
Colinabo), simple variedad del Nabo*, presenta una raiz seme- 
jante; la B.prodóow Waldst et Kit.\ cultivada en el centro de 
Europa con semillas oleosas; la B. Erncastrum L. (Oruga sal- 
vage^ Roqueta salvage), de los campos arenosos de Europa, y 
anliesoorbútica, á la.vez que estimúlente como la Oruga. El gé- 
nero SínapisesmtaSúe por la acritud de las semillas, usándo- 
se^ ademas de otras especies exóticas, la S.. nigra L. (Mosta- 
za negra), \dcS. útba E. (Mostaza'blanca), ambas europeas; la 
Sithin^^sis ¿J (Mostaza chiba), que se sustituye á ellas en la 

Digitized by Vj 00^ le 



902 CURSO 

Iwlia y en Füipidas, comiéodose además las hojas combs;^a 
S. oemua Thunb. , cuyas hojas se cometí en el Japeri. I^a Mo- 
ricandia arvensis DC ^GoU^jon) crece en el mediedia de Eu- 
ropa y es la planta antes de ahora llamada Berza arveose« La 
Diplotaxis hispida DC. se usa en E^pto para favpreoer la 
marcba de la preñez; la D. ierui folia jDC.^ de Europa, esai^ 
ttesGorbútica; la D. virgata DC. (Jaramago amarillo de los te^ 
jados) es muy común en él centro y mediodía de Espaia; la 
lí. erucoid^s DC. (Rabaniza blanca) es eomunisima en las cos- 
tas orientales de España. Xa Eruca sativa Lam..{Orupiy Ro- 
€p)eta), del mediodía de Europa y del norte de África^ tiene las 
semillas ^sicantes^ consideráncfóse además toda la yerba como 
^rodi^aca^ y de las hojs^ se hace uso como alimento en Italia. 
La Vella Pseudo-Cytisus L. (Pitano] es una bonita mala del 
centro de España. £a Carrichtera y^llm DC. se halla en el 
mediodía de Europa y se aprecia por sus hojas antie$cDi4)ttti- 
cas* La Zilla.ínyagroides Forsk ea de Egipto y alH la com^ 
los árabes. La Crambe marítima L. (Col marina), es muy es-- 
timada como alimento entre los iagleses; la C. tatarica Jacq. 
produce una 'gruesa raiz que comen los húngaros. El Enarthro^ 
Corpus lyratus DC. se come en la Arabia. El Raphanus sati- 
vus L. (Rábano), áül por su raiz y generalmente cultivado, (rfre- 
ce muchas variedades, ínas 6 menos apreciadas, sirviendo una 
de ellas en la China para obtener el aceite de sus semillas; d 
jR. ñaphanistrmn L. (Rábano silvestre. Rabaniza, Oruga sil- 
vestre, Jaramago blanco), común en toda Europa, tiene las se- 
millas estimulantes, habiendo sido usadas como tales; «1 B. 
aandatm ¿.es újlil en Java^ puesto que.alli se comen las sili- 
cuas con el nombre de Mongri; el R. LandraMorett. presta á 
los pobres de Lomliardia con las hojas radicales un alimeR<o 
sano. ^ 

La Bunias Erucago I4. dcAtediodia dé Europa > se tirae 
poi^ acre y diurética; la B. ortmtaUs L. crece en Oriente y se 
dulliva pai'a forrage. » 

CAPABIDEAS (caWaRUNBJS) DC. FRODR. I. 

Caracteres. Cáliz tetr^épalo, regular ó irreguier, coh sé- 
palos libres 6 soldados. Corola nula ó tetrapéiala, cruzada con 
pétidos comunmente ui^cnladcis y desiguales. Estambres ra- 
rameJKe letradiiiamos y con mas frecneneia cialemarios en nú- 
mero definido ó indefinido. Receptáculo he$iisfiérico ó prolon- 
gado como verdadera gínoforo^ Pistilo estipüado, acrvado-oblon- 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA. ÍÓS 

gó, cúm¡me^io de do» cardillos complelaHieale uakios; estüo 
Bolo ó fílifonme. Fruto vario, silicuoso ó abayado uoUoeular. 
Semillad soliiarias ó en jaúmero indefinido» arriñonadas^ ñ]9& en 
placentas parálales; albumen nulo; end)fion encorvado; eotílé- 
dones foliáceos^ casi inoumbentes; raicilla rolliza. — Yerbasi, 
matas ó árboles con estípulas espinosas ó sin ellas • y con hcyas 
alternas^y simples ó coaipuestas palmeadas. Flore» raras veces 
anisetxuales» solitarias ó racimosas. 

É4BITA el mayor número* en las regiones intertropicales y 
eo las próximas é ellas, hallándose solamente algunas especies 
en la parle de Europa bañada por el Mediterráneo y en la Amé- 
rica septentrional. 

Cómprenos trescientas y cuarenta especies repartidas por 
Decandolle en las tribus siguientes: 

Tribu J. Ckomeas. Fmto verdaderamente capsular coa 
valvas casi membranosas, debiiscentes. — Yerbas ó matas con 
bojas por lo común compuestas y con pelusa frecuenteoiente 
Slandulosa. 

Tribu IL Caparms. Fruto casi carnoso, indehisoente. — 
Matas ó árboles. 

Prqpiedai^is y usos. Las caparideas herbáceas son seme- 
jantes á las cruciferas por la acritud que les es propia» y las le» 
óosas conserval) igual cualidad en las raices y en las hojas, sien* 
do su corteza amarga y agradables los frutos de muchas; tié- « 
nense algunas por venenosas. 

I^ Gynanaropsds pentaphylla DC. (Voíatintd de Cuba) y 
la G. iriphyüa DC.^ esta de las partes mas cridas de Améri- 
ca, y aquella de los países intertropicales de todo el gl^o» eipu^ 
valen á la Coclearia y dan semillas picantes^ Entre las espacies 
de Oleóme se cuentan la C* gi^ntea L.^ usada conu) rubefa- 
cíente en la América tropical; la C. heptaphylla L. y la dpot 
lyj^Uma L , igualmente americanas, que tienen un otor balsá- 
naiéo y se usan como vulnerarías y estoflaacales. La Polanisi^ 
icosmdraWigtU. et Arn. y la P. feiliha DC. se usan en la 
India conao epispáticas y vermífugas; la P. grmeolefis Maf.^ . 
que huele muy mal, se usa en la América , septentrional tap^i v 
bien como vermífuga; la P. viscosa DC, de la India se emplea 
contra la sordera, y tiene las semiUas excitan tes>. ; i^ 

La Cratceva Tapia L. (Pao d' albo, Tapia del Brasil), y la 
C. gyaandr^aL* (Todo de Cumaná), ^m árboles americanos con 
raices acres, y ^topti^axis tenidas por febrífugas^ ademán «le Asar^ 
^ las Jkoias^del primero. par^tcurar las inflamaciones del ano y 
paira madurar los nbsoesos, pudiendo por otr$v.parte: codÜrse 

• • Digitizedby VjOOQI^ 



204 CURSO 

los frutos que tieoen olor de ajo; la (7. Nurvala Mam. d^el Asía 
so recomienda por sus frutos jugosos y vinosos, asi como por 
tener las hojas diuréticas; la C. relipQsa Forst. (Puralarurii 
de Taiti] se planta en los cementerios de Tai ti y dá frutos me- 
nos sabroso^^ teniendo además las hojas aromáticas y estoma- 
cales, sien(k) exteriormente usadas como resolutivas. La Cada^ 
na indica Lam. tiene en el Asia reputación de aperitiva y ver- 
mífuga, usándose la raiz y las hojas; la C. farinosa Forsk^e 
mW^ en la Arabia como auii venenosa. En el género Capparis 
hay muchas especies que importa conocer, cuales son la t'. spi- 
nosa L. (Alcaparro, Tapanera), del mediodía de Europa y de 
Oriente, con frutos y botones que se encurten j^ra ser usados 
como condimento, además de tenerse la corteza de la raiz por 
un buen aperitivo y diurético; la C. rupestris Sibth. de Gre- 
cia, la C. Fontanesii DC. de Berbería, y la C. mgyptiaca 
Lam. de Egipto, que se usan del mismo modo en los respecti- 
vos paises; la C. cynophallophora L. (Pinga de perro enCub^), 
la C amygdalina Lain.y y la C. ferruginea Z., que son de 
la América intertropical y tienen ^cres las cortezas de sus rai- 
ces; la C. viridi flora B. B. ei Kunth (Guariare de Cumaná), 
la C. Pachaca H. B. et Kunth (Pachaca de Cumaná), la C. in- 
termedia H. B. et Kunth (Olivo de Cumaná), la C. subbihba 
H. B. et Kunth (Pan y agua de Cumaná), la G. linearis Jacq. 
(Gatillo de Nueva Andalucía), y la C. verrucosa Jaca, ÍAjito 
ae Cumaná), que también son de América; la C wdaaa B. 
Bríy cuyos frutos comen en África las negras para hacerse fe- 
cundas; la C Baducca Blanco (Alcaparro de Filipinas), seme- 
jaate en propiedades á la especie europea^ la C. frondosa Jacq. , 
americana y de la cual se tienen las semillas por venenosas; la 
C. pulcherrima Jacq., tambietf americana y con frutos reputa- 
dos de venenosos. El Colicodendron Veo Éart. (Yeo del Bra- 
sil) hace daño á los caballos y mulos, siendo por tanto conside- 
rado entre los l>rasileík)S como venenoso. La Morisonia ame- 
ricana L. (Árbol del diablo en las Caribeas) sirve para hacer 
mazas. La MíBrua uniflora YaU. es de la Arabia y comen sus 
frutos los niños de aqi^iel pais. 

EESEDÁCEAS (bESEDACEíE) DC. THÉOR. ÉLÉM. 

Cabagtéres. Cáliz cuadri-septempartido,^ persistente. Co- 
rola de cuatro á siete pétalos, raras teces dipetala ó nula, irre- 
gular: los pétalos superiores con uñas escamiformes y limbo pal- 
matipartido, los laterales di-trilobos, los inferiores entet*os y me- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 205 

Dores.. Estaaibres de4res á cuorenta unidos entre si por los fi- 
lamentos; mono ó poliadelfos; anteras bitoculares, derechas. 
Escama nectarífera^ obtusísima, insería en el receptáculo bajo 
los estambres. Disco carnoso, aorzado, entero 6 lobado y raras 
veces nulo. Pistilos tres ó seis^ libres y monostilos ó soldados. 
Carpíllos libres, foliculiformes^ interiormente dehiscentes, 6 sol- 
dados en forma de caja trí-sexvahe, uniloculai*; dehiscente por 
su ápice. Semillas reniformes con testa crustácea, biseriales y 
casi pendiintes; albumen nulo ó escaso, carnoso-membranáceo; 
embrión arqueado; cotiledones carnosos; raicilla supera.-*— Yer- 
bas anuales ó perennes con hojís ahernas. Flores á veces uni- 
sexuales por aborto, irregulares, racimosas ó espigadas. 

Habita casi toda la familia en la región mediterráiHa, áen- 
do pocas las especies que se hallan dispersas fuera de elld^ y 
nun($a entre los tró[»cos. 

CoMpbende una cuarentena de especies. 

Propiedades Y usos. Las resedáceas»deben su nombre á 
la reputación de calmantes que les atribuyeron los médicos an- 
tiguos, aunque en realidad todas ellas sean de escasa virtud. 

La Resedá lútea L. (Gualdpn), qu^ tiñe de amarillo, es in- 
.digéna y tiene su raiz l)astante acre, habiéndose usado como 
aperitiva, sudorífica y diurética, además de tenerse por reso-» . 
lutivo el cocimiento de las semillas empleado exteriórmente; la 
R. odorata L. (Reseda, Hesedan, Miñoneta), cultivada en los 
jardines, sirve para confeccionar algunos perfumes; la R. Lu-^ 
teola L. (Gualda), común en los campos, tiñe^de amarillo; la 
R. albaL.^ también indígena, es igualmente tintórea ; la j?.' ^ 
Phyteuma L. se come en el Archipiélago. El Astroearpus se^ 
samoides DC. (GuaTdilla), disperso por la región mediterránea, 
se ha tenido por vulnerario y detersivo. 

♦ ♦ 

FLACÜRCIANEAS (fLACOüRTIANE^E) DC. P|pDB. T. 

Caracteres. Cáliz de cuaftro á siete sépalos con ligera 
unión de los mismos. Corda corn tantos pétalos como sépalos,^ 
raras veces nula. Estambres en riúraeío igual ó múltiplo dé los 
pélalos, algunas veces transformados en escamas. Pistilo aoVa- 
do-globoso, sentado ó algo estipitado; estilo nulo 6 filiforme, 
muchos ^ti^nas. Fruto unilocular, carnoso, indehiscenleó cap- 
sular, cuadri-quinquevalve. Heno de pulpa tenue. Semillas es- 
casas, gruesas, fijas en placentas ramosas, adbérentes á las 
valvas; albumen carnoso; en^ríbn derecho; cotiledones planos, 
foliáceos; raicilla comunmente supera. — Arbustos y itíatas con 

Digitized by VjOOQIC 



206 ' CUBS» ' 

hojas ahenms, simples, ooriáceas y pedinoulos nitores, niiil^ 
tüioros. Flores algunas veces amsexuales. * * 

HaHita la casi tolalidad de estas plantas en lasrregiones in- 
tertrojMeales. 

CoMPHGNBE unas ochenta especies en unión de las bixineas 
que hoy le pertenecen como tribu, siendo cuatro las admitidas 
por Lindley, é sa*bér: Bixineas^ Proekieas^ PlacuHiosy Eri- 
troijMrmeas. ' • ^ 

Propiedades y usos. Gómense los frutos de varias espe-* 
ck» de FlacmrticL, tales son la F. oútápHracta Willd., la F. 
sepiaria Roxh.y la F. sapida'ñvxb., la F. inermis Roxb. y 
la F. Ramontchi Lherit. , todas de Madagascar, usándose tam^ 
biei» logróles amargos de la primeramente nombrada, contra 
la diarrea y como estomacales. — La Patrisia dentata H* 
B. et Kunth (Guftricamo del Orinoco) y la P. aMnis H. B. et 
Kunth (Guaricamo del Orinoco), están hoy entre las pasiflóreas. 

Bixn^EAS (bixipte*) DC. wiodr. i. 

Caracteres. Cáliz de cuatro á siete sépalos con alguna 
unión de ellos ó con separación de los mismos; su estivacion 
empizarrada. Corola pentapétala ó nula. Estambres en número 
indefinido con filamentos libres y anteras biloculares. Pistilo 
sentado, unilocular; estilo simple ó tn-cuadrifido. Fruto capsu*- 
lar ó carnoso, unilocular, polispernto. Semillas numerosas, fi- 
jas en placentas parietales; albumen carnoso ó muy tenue; em- 
brión incluso, algo recto ó encorvado; /cotiledones foliáceos; 
raicilla dirigida al hilo — -Arboles ó arbustos con hojas alter- 
nas^ simples, frecuentemente pelúcido-púnteadas y estipulas 
caducas. Flores nacidas de pedúnculos axilares. 

Habita toda la •familia en fes regiones cálidas de África y 
América. » 

Comprende un corto número de especies hoy unidas á las 
flacurcianeas, formando el total arriba indicado. 

Propiedades y usos. I^ Bixa Orellano^L: (Bija, Achole, 
Achiote, Achiotillo, Achiotl de Méjico, Urucú del Brasil), se 
cultiva en todas las regiones cálidas, donde el cocimiento de la 
pulpa que rodea las semillas se usa como refrigerante y también 
como febrífugo y antivenenoso, creyéndolo no menos bueno para 
destruir los cále«tlo6, además de emplear las semillas como es-- 
tomacales y la raiz para corregir los vicios de la digestión^ aun- 
que realmente la principal utilidad de la Bija depende de la sus^ 
tancia tíntérea que se obtiene por maceracion délas semillas. 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁmCA. 201 

swndo cwftociáa eo d oomercio oen el nombre de AehiMe. La 
Laetia apekAa Jacq. (Guagaei de Coba) es de la América ino^ 
pícsd y produce una tresiaa baieámica, que se pone bUnoo al 
contacto del aire y se aseftieja á la sandaraot, además (b tener 
bvena madera; la L. Thamnia Swat^tty la L. Umgi folia A. 
JUich. y ta £. trenaia A. ñich., dan todas buena madera y se 
confunden en Giba^con el nombre de Guagaci; b £. gnaxumm-- 
Mia H. B. et Kunth {Qummo, Trompillo de Cumaná) tam- 
bien es americana. La Prockia Crucis L. (Goacimilfede costa 
en Cuba] también suministra en Cuba madera «iliL La Aphloia 
theceformis Benn, de la isla de Francia, ti«ie la oorteza emé- 
tica. La Omeba spinosa Forsh, que orece en ^rica, liene los 
frutos comestibles y dulces, sirviendo á los i^ros d periear|)¡o 
para hacer eajitas. La Aüava serrata R. et Pav. (Corcolen de 
Chile), y otras especies conocidas con ef mismo nombre vulgar, 
cuales son la Ai integrifofía B. et Pe^. y la i. dmteáa R. 
et Rat, , tiene» las flores olorosas y de las hojas se hace uso en 
Chile para teñir de negrO; además de apreciarse la madera. La 
KuMiti uimf folia H. B. et Kunth (Candelillo de Popayan), 
tambien^espI^opia de América. * 

Lo» géneros Hidnacarpus, Gyinooardia y P(mginrm for- 
man la famitía de las PxifaiACSAS^ próxima á las btxineas y 
compuesta de cuatro especies solainente, que se hallan en la In^ 
dia y son veuenosas. El Hidmearpm inebrians VdM. crece en 
C^la» y alli se hace uso de los frutos para embria^r los peces. 
Ia Gynocardia odor ata Ro«b. goza de estimación entre los 
indios, porqw& emplean 4as semillas para curar varías enferme^ 
dades cutáneas. El Pangium edule Rocsb. es bastante veneno- 
so y sus pepitas se cuecen, parten y macerQp.por los indios «a 
agua caliente para privarlas de la malignidad, conservándolas 
s^as con el fin de usarlas en condimento , mientras que las cor^ 
tezas echadas en el agtia matan los peaes, sirviendo adanes el 
jugo de las hojas para atacar las lombrices y curar las enferme- 
dades de la piel, é igualmente se utiliza d acate de las seiptllas. 

GlsmKEAs (cistinbjb) DC. modk. i. 

Caracteres. Gátiz pentasépató, persistente con sépalos co- 
munmei^' desiguales: los dos exteriores menores y á veces des- 
vanecidos, los tres interiores retorcidos en su estivacion. Coro- 
la pents^pétala, regular^ caduca con pétalos retorcidos al con- 
trario de los sépalos en la estilación. Estambres en número in- 
definido^ derechos; filamentos libres; anteras aovadas, bilocu- 



Digitized by 



Google 



208 CDBsa 

lares, ioeertas por la base. Pislilo coo ovario ubre; estilo fil^ 
forme, estigma simple. Caja tri-^oquevalve ó raras veces de- 
cemvalve, uai ó multilocalar con placentas, laterales ó entran- 
tes. Semillas numerosas; attmmen hsráioso; embrión espiral ó 
encorvado dentro del albnmelí; raicilla diametralmente opuesta 
á la cbalaza.^^ Matas ó yerbas con hojas simples^ opuestas, y 
á veces alternas, desnudas en su base ó cdn estipulas. Flores 
solitarias, terminales ó racimosas^ muy fugaces, amarillas; 
Maneas ó purpúreas. 

Habita el mayor número en la región mediterrán^. 

Comprende ciaito ochenta y tantas especies. 
Propiedades t usos. Las cistineas son algo astrii^éntes, 
y unas cuantas trasudan el ládano, que es resinoso y ha^ámico. 

El Cistus creticus 1. , el C. cyprius lam. y el C. laior 
niferus L. (Jara común), de los cuales este es muy abundante 
en España^ dan principalmente el ládano usado como medici- 
nal, y empleado en perfumería; el C Ledon Lom.^ común en 
el mediodia de Frauda, tiene iguales aplicaci<Hies; el C. mons- 
peliensis L. (Jaguarzo), d C. salvifolius L. (Jara-estepa), 
el C . popnlifolms L. (Jaron, Jara-jai^una , Jaguarza)^ el 
C. albiaus L. (Jara blanca) , el CcrUpus L (Achocasapos), 
el C. Libanotis L. (Jaguarzo, Romero, Turmeruela) y otros 
que crecen en España, sirven para quemar. El Helianthemun 
iulgare Gmrin. (Perdiguera, Jarilla de monte, Flor del sol. 
Yerba turraera) , común en Europa, se ha usado como vulne- 
rario y coiitra la tisis ; úH* Fumana Mili, crece en diversas 
partes de Europa y se ha creido de iguales virtudes ; el ff. 
Tuberaria MiÍL (Yerba turmera) del mediodia de Europa se 
halla en el mismo gaso ; el E. nilotieum Pers. (Yerba turme- 
ra. Yerba del cuadrillo) , el H. crocewn Pers. (Perdiguera), 
el H. pilosum Pers. (Perdiguera), el H. umbellatum Mili. 
( Ja^arzo) , el H. hirsutum Dun. (Ardivieja) , el H. oepmoi- 
des Pers. {Quiruela , Quirivela) , y otros varios que abundan 
en España, sirven para el fuego. 

VIOLARIEAS (VIOLARIB^) DC. PRODR. I. 

Caracteres. Cáliz pentasépalo persistente con sépalos 
iguales ó desiguales, libres ó unidos por la base, empizarrados 
en la estívacion. Corola pentapétala , frecuentemente persistente 
con pétalos iguales ó desiguales , y entonces el inferior espolo- 
nado ó acoguUado, su estivacioi^convolutiva. Estambres cibco, 
alternos con los pétalos ú opuestos á ellos ; filamenlos frecuen- 

Digitized by VjOOQ le 



DEBOTÁKKA. 209 

tenenie düalaclOs en la basé, prolongados mas allá de las an- 
teras,. libres asoldados; anteras bíbcalares, íntrorsas, arrH 
madas al ovario, aigliiMts veces unidas entre si. Pistilo ten 
ovario unilocular, poüspemio ó raras veces monospermo y'con 
estilo ÚBteo, persistente. Cápsula trivalvo, dehiscente con tres 
placentas parietales. SemiUas con triple tegum^itt) ; blbumétf 
carnoso f embrión derecho; raicilla dirigida á la base aparente^ 
de la semilla.-*'-- Yerbas, matas ó arbustos con hojas Comun- 
mente alternas ú opuestas en algunas especies , simples y pro- 
vistas de estipulas. Flores derechas «ó cavizbajBs axilares con 
pedúnculos simples 6 ramosos. 

Habita ésta familia principalmente en las regiones templa- 
das del hemisferia boreal^ si se exceptúan las especies lencas, 
que- viven en la América equinoccial. 

CoMpRBÍiDB poco fíias de trescientas especies repartidas por 
Decandolle en las tribus siguientes > la última con^ituida en fa* 
müia por algunos. 

Tribu I. Vióleos,. Pélalos desiguales ; ios tres sépalos ex- 
teriores mas anchos que los dos interiores. Pericarpio cotí de- 
hiscencia locnUcida. Estambres aliemos con los pétalos; fila- 
mentos dilatados , prolongados mas allá de las anteras^ libres 
ó rara vez unidos ; anteras con celdillas al fin vivalves. 

Tribu IL Alsodinéas. • Pétalos iguales. Estambres frecuen- 
temente unidos ipor su* base, ó pegados á la base iiHerna de la 
orzuela levantada entre los pétalos y los estambres. 

Tribu III. Sauvageas. CápsuÉi dehiscente septicida. Es- 
tawmbres^cinco , fértiles, opuestos á los pétalos , libres; fila- 
mentos no diktados, ni prolongados mas allá de las anteras. 
Cinco escamas petaliformes , alternas con los estambres. * 

Pkopíebadbs y usos*. Las raices y los tallos subterráneos 
de las violarieas , propiamente tales , suelen ser eméticas y 
purgantes, ó cuando nienos producen una suave excitación. 

Entre las especies de Viola se cuenta la V. odorata L. 
(Violeta de olor) propia de Europa y de una parte del Asia, 
con la raíz algo emética <jue puede sustituirse á la Ipecacuana, 
siendo, además las flores dulcificantes , aniiespasmódicas y pec- 
torales, asi como las hojas emol¡entes*y laxantes; la F. trico- 
lor L. (Pensamientos, Pensies, Trinitaria, Flor de la Trini- 
dad, Suegra y nuera de Sevilla) europea y de la América sep- 
tentrional con fct yerba y i*aiz algo estimulantes, habiéndose 
usada en las ttifernfedades de la piel y contra el reumatismo; 
lá F. artensis DC. , la Y. canina L. (Violeta perruna^ y la 
y. calcarata L. comunes en Europa y aun fuera de ella con , 

T. h. 14 

Digitized by VjOOQ le 



210 CUBSO 

propiedactes sem^uites ; la Y. pedcUa ¿. y la 4^^ patnuUa L. 
que en la América sepleatríanal so^Huye á las anteriores ; . la 
VI '09ata Nutt. celebrada contra la mordedura de la serptenle 
de cascabel^ tatfibien en la América del norte. Muebás plantas 
del género ífontV/tum principalmente en la Amóica meridional 
son sucdedáneas de la Ipecacuana por tener raices emétíeas, y 
en este caso se halla el /. Jpecacuanha Veñt. (Bejuquillo , Poa- 
ya branca , Poaya da praya en el Brasil ) que dá la Ipecacua- 
na blanca del Brasil , el /. Poaya St. Mil. (Poaya da praya 
en el Brasil) , el /. brevicauU Mari. , el /. urticmMium 
Márt.^ el I. parviflorum Vení. (Chudiunchulli del Perú), 
el /. microphyllum H. B. et Kunth (Cliuchuocbulli del Pe- 
rú) empleado contra el mal de san Lázaro, el /. Calceolaria 
Vent. que dá la Ipecacuana blanca de Cayena, el /. circoundes 
H. B. et Kunth ^ el /. strictum Vent. , el L polygalmfolium 
Vent. (.Violeta estrellada. Ipecacuana de Méjico) y otras espe- 
cies; el /. heterophyllum Yent. es de Ceilan y se usa también 
por su virtud emética; el /. suffruticosum Ema. et Schult 
se aprecia en. la India , porque sus hojas y ramos tiernas se 
usan como didcifícantes. La Ancbietea salutaris St. HUÍ 
(Sipo, Suma, Piriguaia del Brasil ) tiene importancia por la 
raiz , que sé usa com> pur^nte y eniética en el Brasil, parti- 
cularmente para combatir las enfermedades de b piel y la tos 
de los niños , aplicándose también en cataplasma á las heridas. 
El género Corynostylis sobresale además por la acción eméti- 
ca de las especies leñosas que contiene. 

No son asi las alspdineas , y entre ellas la Atsodea Cuspa 
Spr. (Cuspa de Cumaná) es notable en América por sus hojas y 
cortezas amargas á la vez que astringentes , é igualm^te ddien 
mencionarse la A- hoboloho St. Hü. y la A. castanemfidia 
St. mi. que se comaa en el Braál á la manera de nuestras 
espinacas. 

La Sauvagesia erecta L. (Yerba de san Martin en Améri^ 
ca)'es muy mucilaginosa y estimada como tal en América para 
coflibalir las afecciones de pecho y otras. La Lux^mburgia 
pdyandra St. BU. se usa en el Brasil como té. 

bhoseeaCeas (deoseragbíE) DC. PBona. i. 

CAaAGTÉRES. CáHz pentasépalo, persistente con sépsdos igua- 
les, empizarrados en la estivacion^ Corola )>entapétaia frei;nen- 
temente persistente, con pétalos igosdes, libres ó soWaHos. 
Estambres libres en número igual, doble ó múltiplo de los pé- 

I Digitizedby VjOOQIC 



DEBpTÁmCA. ,211 

latos. Pistilo coix ovario sentado; estilos tres ó cineo , libres ó 
soldados. Caja uni-trilocular trí-quinquevalve con valvas mas 
ó menos entrantes , dehiscentes desde su ápice. Semillas bise- 
riadas á lo largo del nervio 'central de cada valva ^ ó acumu- 
ladas en la base de la caja; albumen cartilagíneo ó carnoso; 
embrión recto, axil; cotiledones gruesecitos; raicilla dirigida 
al hilo. — Yerbas delicadas con , hojas alternas y prefoltacion 
circinalpor lo común. Flores terminales ó axilares, solitarias 6 
en racimos circinados antes de la florescencia. 

Habita esta familia en los prados pantanosos de casi todas 
las regiones del globo. * 

Comprende unas noventa especies. 
Propiedades y usos. La Drosera rotundi folia L. {Yerba 
de la gota, Roctóde sol), propia de Europa, es amarga, acre 
y vesicante, teniéndose por útil en la hidropesía,' las afeccio^ 
oes pulmonales, las fiebres intermitentes y las oftalmías ; la 
D. anglica Huds, igualmente europea, se ^considera asimismo 
como pectoral ; la D» communis St. UH. del Brasil' es vene- 
nosa para los carneros; otras especies pueden servir para ohx^ 
nerimies. La Dionma muscipma L. (Atrapa-moscas), déla 
América septentrional , es ^ímamente notable por la manera 
cotoo quedan encarcelados clrsus hojas los insectos. 

Lbí Parnassia palustris L. (Hepática blanca) que crece 
en Europ9, es amarga y astringente, habiendo^ usado el jugo 
en las oftalmis^ y las semillas como diuréticas. — Constituye 
para Endlicber la familia de las Parxasieas que comprende 
una docena de especies pertenecientes al mismo género. 

poLiG^tEAS (polvgalej:) DC. prodr. i. 

Caracteres. Cáliz con dos sépalos internos, comunmente 
petaliformes, llamado^ alas, y tres externos menores i los dos 
anteriores algunas veces entresoldados, y el tercero posterior. 
Corola con tres ó cuatro pélalos, unidos por medio del tubo 
estaminál ó libres: el anterior, llamado qjuilla , .mayorcito. Es- 
tambres monadelfos cob los filamentos pegados á los pétalos, 
divididos por arriba en dos hacecillos; anteras en número de 
ocho, uniloculares, derechos, dehiscentes por poros termina- 
les. Pistilo único con ovario bilocular 6 raras veces uni-trilobu- 
lar; estilo encorvado; estigma embudado 6 bilobulado. Fruto 
capsular 6 drupáceo, J)iloculaf ó unilocular por aborto, con 
valyas septiferas. Semillas solitarias encada celda, pendientes, 

Digitized by VjOOQ le 



212 CURSO 

frecuentemenie carunculado-ariladas en la basp , algupas veces 

pelosas ó penachudas; albumen carnoso ó nulo; embrión recto, 

Ílano; cotiledones plano-convexos ; raicilla corla, supera. — 
>rbas, mjitas ó arbustos con hojas comunmente alternas, en- 
teras y con jugo lechoso en las raices. Flores irregulares, axi- 
lares, solitarias, espigadas ó racimosas, raras veces apano- 
jadas. 

Habita esta familia en ambos hemisferios , hallándose dis- 
persas las especies en ellos , aunque pocas dentro dé los lími- 
tes de Europa. 

Comprende cerca de quinientas especies. 

Propiedades y usos. Las poligáleas son mas ó menos tó- 
nicas, y algunas bastante amargas y acres; tienen otras acción 
emética y las hay con raices sumamente astrmgentes. 

En el género Polygala se encuentran la P. Senega L 
(Polígala de Virginia), propia de la América septentrioiml, con 
raíz que se administra en las afecciones pulmonales , teniéndola 
además los americano» por útil para evilar los efectos de la 
mordedura de las serpientes de cascabel; la P. sanguínea X. 
y la P. purpúrea Nult. , que también son de la América sep » 
lentrional y tienen propiedades ^mejantes; la P. mexicana 
Sess. et Moc. que se halla en igfral caso, la P. paniculata L 
de las Antillas, menos eficaz; la P. serpentaria Echl. et ¿eyk 
usada por los indígenas del África meridional contra lí^ morde- 
duras de las culebras venenosas; la P. crotalarioides Bu- 
chan de Himalaya con igual crédito entre los indios ; la P. seo- 
paria B. B.M Kunih, la P. glandulosa tí. B. et K^nth, 
la P. trichosperma L. jhs ives de Méjico, y h P. Püaycí 
Jü/arí. (Poaya do campo en el Brasil) , todas con raices eméti- 
cas, que se sustituyen allí á las de la Ipecacuana; la P. the- 
sioides Wí7/rf. (Chinchín ,. Chinclin de Chile), con raiz 
diurética y usada como tal en Chile ; la P. venenosa Júss. 
de Jav«i * que hace estornudar ; la P: tinctoria Yahl. de 
la Arabia con raiz que suministra un color semejante al aíiil; 
la P. mlgaris L. (Yerba lechera) y h P. amara L. (Leche- 
ra amarga) que^se hallan entre nosotros, administráqaose sus 
raices en el tratamiento de las enfermedades pulmonales, y la 
seguida es además notable por el mucho amargor de la yerba; 
la P. Chamcebupcus L. también europea y cuya composición 

Juhniea es semejante á la de la Senega ; la P, rubella Pursh 
e la América septentrional y usada como estomacal por ser 
muy amarga. La Badiera diversi folia DC. es un arbusto que 
crece en las Antillas y participa de las propiedades del Guaya- 

Digitized by VjOOQ le 



-y DE BOTÁNICA. 213 ♦ 

qo.^a Soulamea amara Lam. se halla en Ids Mohicas y liene 
ia rafz muy amarga, usándose en la India; como tónica y eme- 
tica en machas enfermedades , además de emplearse contra los 
cólicos por los hahitantes de Java. La Munaia spinosa DO. 
del Cabo de Buena-Esperanza dá frutos comestibles. La JUon- 
nina polystdehia B* et Pav. (Hibila, Masca, Yaihoy del Pe- 
rú) es muy apreciada en el Perú , y allí se usa la raíz para 
preparar lavativas destinadas á comba),ir la diSenierisí, además 
de emplearse el cocimiento de la corteza como cosmético, asi 
como para pulir la plata y lavar las telas; la M. pterocanpa 
R. eírav. y la M. salid folia R. él Pav. (Hacchiquis, Chis- 
siphuioac del Perú) son también peruanas y tienen usos seme- 
jantes. La Krameriá Iriandra R. et Pav. (Pumacuchu^ Ma- 
nato, Raiz para los dientes, Ratanhia del Perú) crece en el 
Perú y tiene la raiz Aiuy astringente; Idi K. ixina L. (Ra- 
tanhia de las Antillas] no difiere de la anterior en cuanto á sus . 
propiedades y procecíe de la isla de Santo Domingo ; la K. ar- 
aentea Mart. (Ratanhia da térra en el Brasil) se usa entre los 
brasileños ; la iSu lincaris R. et Pav. se usa en Méjico , aun- 
que es del Perú. 

El género Soulamea, arriba men<;ionado, forma por si solo 
la familia de las SoulaMeas establecida por Éndiicber. 

El género Trigonia , incluido por Lindley entre las petigá- 
leas , constituye exclusivamente la familia de las Trigonageas 
de Endiicher, que es propia de la Guayanq y del Brasil sin te- 
ner usos conocidos. 

El género Moutabéa^ ó sea Acosta R. et Pav.y también 
compr^dido por Lindley en las poligaleas, es el ubico que for- 
ma la familia de las Moutabeas de EndHcher , indígena de la 
América tropical, hdc Moutabea- AcostcB Rcem. et Sch. (Cai- 
mito de monte en el Perú) dá frutos agradables al paladar, 
que se comen en el Perú. 

TRfiAIANDREAS (tREMANDRE^) DC. PBOmt. I. 

CaLilCtéres. Cáliz tétra^péntasépalo ,»caedizo con sépalos 
desiguales > algo unidos por la base , y con estivación valvada. 
Corola de tantos pélalos como sépalos, alternos con ellos , y la 
estivación convoluta. Estambres libres, dos delante de cada per 
talo ;^ filamentos derechos; anteras insertan por su base, bi- 
cuadriloculares , dehiscentes por el ápice. Pistilo con ovario 
comprimido, bilocular y celdas moño-tr¡spermas ; estilo único; 
estigma único ó doble. Caja aovada , compriínida , bifocular, 

Digitized by VjOOQIC * 



214 " CÜRSQ • 

bivalve coo valvaé sepliferas. Semillas pendientes aovactas^cop 
el ombligo desnodo ^ terminadas por un .apéndice á inanéra de 
carúncula; albumen carnoso; embrión cilindráceo, recio; co- 
tiledones semi-rollizos ; raicilla próxima al hilo , supera.*— ^ 
Matas pareci4as á los brezos. Flores axilares, solitarias. 
^ Habita toda la familia en.Nueva-Hoíapda y «n la isla de 
Díefnen. • 

CoifPRiBNDE diez y sds especies. 
Propiedai^s y usos. No se -conocen. 

PITOSPOREAS (p1TTOSPOREA*e) DC. PEODR. I. 

.Caractébbs. Cáliz pentasépalo, caedizo, con los sépalos 
libres.ó entresoldados hasta la mitad y con estivacion empiz»*^ 
rada. Corola pentapétala con las unas dé los pétalos conniren- 
tes y á Teces coherentes y la estivacion empizarrada. Estam- 
bres en número de cinco, libres, alternos ton los pétalos* 
Pistilo con ovario libre, polispcrmo; estilo único; estigmas 
tantos como placentas. Fruto capsular ó abayado con celdillas 
polispermas. Semillas cubiertas de una pulpa glutinosa ; albu- 
men carnpso; embrión djmiíiuto, incluso en el albumen; coti- 
ledones cortísimos , raicilla larguita. — ^Arboles ó arbustos x^on 
hojas simples, alternas, comunmente enteras. Flores axibres 
ó terminales , solitarias , racimosas , corimbosas ó cimosas. 

Habita el mayor número en Nueva-^Holanda y ninguna en 
Europa ni América. 

CoMPRENim unas ochenta especies. 
Propiedades t usos. La Billar diera fusiformis L(éül.j 
la B* mutabilis Sal. y alguna otra dan frutos .€[ue á pesar de 
su austeridad se comen en Nueva-Holanda. El JPitlssporum 
Tobira Ait. tiene en su corteza una resina aromática, que es 
común á todas- las plantas de esta familia. 

FRANKENIACEAS (fRANK^IACEAe) DC. PRÓDJK. 1. 

CARACtéRES. Cáli^ te|ra-^ntasépaIo ,* persistente congos 
sépalos unidos por su base, iguales, lineares, c^avo-acan^ 
lados. Corola con tantos pétalos como sépalos .y alternos con 
elk)s, coronada de.escamitas en la garganta. Estambres iguales 
en número á los pétalos^ alternos con ellos y algunas veces uno 
ó dos adicionales opuestos ^ los pétalos ; filamentos filiformes; 
anteras casi redondas. Pistilo con ovario libre; estilo filiforme 
di-lrififlo. Caja acompañada del cáliz persistente, aovado- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 215 

oUoi^;» onüocolar, tri-coadrivalve coa las vaNas ptacentife- 
ras en ambas márgenes, polispermas. Semillas diminutas; em- 
brioQ recto en medio del albumen, cotiledones planos, eüpti- 
eos; raicilla corta, dirigida al hilo.*--¥erbas ó ipatas con ho- 
jas opue^as ó verticiladas sin estipulas, prolongadas por la 
base en una membi^ana abrazadora. Flores sentadas , rodeadas 
de hojas florales y comunm^ie rosadas. 

EUbita ésta familia principalmentie en el litoral del Medi- 
terráneo, y también en el denlos demé^ mares se hallan acunas 
especies. 

CoBiMEiiBB yemte y cuatro especies. , 
PnopiEBAras Y usos. Las frankeniaceas son algo aroma-- 
ticas y nfuy mucilatioosas. 

La Frankmia thymí folia Z)^^/*. (Sapera , Tomillo sape- 
ra)' a*6ce en España y mrt>eria; la r. pulverulenta L (Al- 
befad de Castilla) se halla en los arei^k^ marítimos con fre- 
cuencia. La BeaHtma portulaccefolta Moxb. se usa como té 
^n la isla de Santa Helena. 

GABIOFILBAS (CAHYOPHYLLEiC) DC. PRODR. K 

Caracteres. Cáliz tetra-pentasq^alo, persistente por lo co- 
mún , y eon los sépalos libres ó soldados en un tubo cuadri- 
qm'qquedentado. Corola con tantos pétalos unguiculados como 
sépales^ y aliemos con ellos , algunas ^eces coronada de esca- 
mia& petaloideas en la garganta, ó rarameete nula. Estambres 
en número doble de los pégalos : los opuestos á. los pélálps sol- 
dados con dios en la base, mas iardios que los libres j á veces 
abortados ; filamentos alesnados ; anteras btloculares* Pistilo con 
ovario sioif^, aovado ú oblongo , bi-quinquevalve ; estilos tan- 
tos oomo valvas, nazttdos ó filiformes , interiormente estigma- 
tasos. Caja bi-k|uinquevalve con las valvas soldadas por la base, 
dehiscetttes portel ápice, y frecuentemente unilocular ó bi- 
quin^doeular; valvas algunas veces sq>tiferas; (^oenta cen- 
tcaL Semillas en número indefinido; albumen harinoso^ comun^ 
mente cotral; embrión periférico nuis ó menos encorvado^ ra- 
ramcinte recto ceslral ; cotiledones plano-^eonvexos ; raicilla ro- 
lliza. -^Yerbas ó matas con t£^s nudosas, y liojas constante- 
noente opuestas, enteras. Flores tenninates, variamente cimosas, 
algunas notables por su fragancia y olor. 

HABrrA un grande «úimero de las especies de esta familia eñ 
el hemisferio boreal entre los 3(f y 60^, y algunas en claustral, 
siondo-flKuy. pocas las que se hallan entre los trópicos. 

Digitized by VjOOQIC 



216 cüKSo 

Ck>MPRE^'DB mas .de mil especie» repartidas por DecandoHe 
^ Jas tribus siguientes : 

Tribu L.S Heneas. Sépalos .saldados en ua UtfK) ctUndríh- 
ceo cuadri-quinquedentado por el ápice. 

Tribu 11. Álsimas* Sépalos cuatro ó cinco libras é muy 
poco unidos por lo mas bajo de su base. 

Propiedades y usos. Se consideran las cariofileiiB coma 
refrigerantes, levemente resolutivas y algo amargas; tieiien ade- 
miJ^s algunas la raiz im poco acre.! 

La Gypsophila Struthiúm L. (Albada, Herbada, Jabonera 
de la Mancha) ^ propia de España y útil para lavar el lienzo y 
desengrasar la }ana^ empleando^ para ello el ju|^ de las hojas 
y raices;, la G. saxífraga L. del mediodía de Europa se ha 
creido eficaz para destruir los cálcalos urinarios. El Manthus 
Caryophtfllu^ L. ( Clavel , Clairdiáa ) generalmentfi cuitivadot 
tiene los pétalos ligeran^e excitantes y sudorificos; usando-^ 
se coi;! mas frecuencia, para confecoionar perfumes; El J). are^ 
narius L. es tánü)ien europeo y ofrece en sus pétalos propie- 
dades semejantes á las del Clavel común, suponiéndose además 
que son qc&Ucos y nervinos ; el /)• Armería L. , d If. baria" 
ttis L. (Minutisa, Macetilla, Ciento en rama), elD. carthusia- 
norum L. (Clavelina de los cartujos), el J). plumarius L. 
(Clavel. coronado. Clavelina de pítima), %\Di*^srAperbus L. (Cla- 
velito), y j^l D. ckinensis L. (Púncela, Clavel de la Clitna},»'eu'- 
rpppos con excepción d€l último y todos cultivados en les jar-^ 
diñes, se han designado como útiles para los núsmos efectos que 
el Clavel comunji La Sapenaría officimlis L. (Jabonera co-^ 
muD, Yerba jabonera) es planta eiJÉropea útil por. su raiz ^e se 
usa á manera de jabón y como medi^mento para combalír los 
infartosjie Ia3 glándulas del ipesentmo y cimas afecciones del 
higado, asi como otras de los pulmones, creyéndose además 
que las sumidades floridas son apef ítivas y sudériík^is ; Ja S. 
mecaria Z., también europea, pasa por diurética, atribuyén^- 
dose á Ids semillas esta propiedad, y se dice también ipte la 
yprba.aumenta la leche de las vacas. ELCneu^usbacciferusL^ 
comuií enfluropa^ fué antiguamente usado en les casos de pér^^ 
d¿das de sangre. Entre las especies de Süem se. hallan la. iS- 
virginica L.^ cuya.raiz se adqainistra en los Estados-Unidos 
cpptraja^ lombrices; la &. otiíes Pers^^ yerba amarga y a'g^ 
astringente del.norte de Europa, que se ha recomendado contra 
la c^biaí h\S, Armería L. (Juliana falsa*,. Pafmmoscas) j Ja S. 
Beiiqu L (Cascabelillo de Canarias) , y la -$. Mmcipula Z. (P^** 
ganiQscas), 4odas europeas ^ y antigúapiento estimulas ¿orno 

Digit^ed by VjOQQIC 



DE BOTÁNICA. 217 

cordiales; la S. inflata Smith. (Conejera de Canarias, Colle- 
ja), común en Europa, y usada para comer en algunas partes, 
sirviendo además para teñir de amarillo; la S. itálica DC, 
empleada como las espinacas en las inmediaciones de Niza ; la 
S. viscosa Pers.j europea y asiática con reputación de eméti- 
ca. El género Lychnis comprende algunas especies notables, y 
entre etkis la Z. asli-rosa Desrouss. (Rosa del cielo) de Sici- 
lia, Berbería y Oriente, Ja L. coronaria Lam, ( Agrostema, 
Neguillon cultivado) de los Alpes, y la L. Flos-Jovis L. (Flor 
de Júpiter) del Piamonte, tenidas por astringentes y «vulnera- 
rias, usátMiose principalmente tas raices, mientras que Lasse*- 
millas son purgantes ; la L. Githago Lam. (Neguillon común, 
Gith) abundante en Europa entre las mieses y que causa daño 
cuando sus semillas abundan en el trigo; la L. dioica LAJobo- 
nera bhanca, Doble campeen, Borbonesa) , también eurdpka , y 
la L. chalcedomca L. (Cruces de Jerusalen, Cruces de Malta, 
Ramilletes de Constantinopla) procedente del Asia, ambas con 
raices, que son succedáneas de la Jabonera común; la L. Flos- 
cwfitli L. (Flor del cuclillo) de Europa y administrada en otro 
tiemjpo contra las mordeduras de ianimales ponzoñosos; la £. 
Viscaria L. también de Europa y que puede servir para hacer 
liga. 

La 'Mottmo oppósitífdidL* se eome en Ceilan; la M. Cer- 
viana Ser. (Filigrana) de España y algunas partes de África y 
Aaa, es sudorífea en cocimiento; hM. spergnla L* es déla 
Etiopia é India, y en infUsíon se tiene por estoma^cal , aperitiva 
y antiséptica , empleándose además con aceite de Ricino para 
curar el dolor <le oidos. El Holosíeum umbellatum Z.- propio 
de fiuiN9ipa , se halla indicado como refrigerante. La Spergula 
arvensis L. (Esparcilla) de los campos de Europa, sirve para 
haeer prados artificiales, y las semillas fueron antiguamente re- 
cemendadas en el tratamiento de la tisis. La Drymaria corda^ 
ta Willdé se come en Cayena. La SteUaHa aquaticaPolL de 
Europa, es refirigerante y puede usarse tópicamente pata ctirar 
' los diviesos; la S. HoloÉÍea L, (Estrellada) también de Europa, 
tiene igual aplicación; la S. media Smith. (Bocado de gallina, 
Picagallina, Yerba pajarera, Pamplina de canarios), común en 
Europa , y antes tenida por vulneraria , resolutiva y astringen- 
te, puede comerse y se dá á los canarios. La Arenaria me- 
dia L., común en los lerrenoáfclinos de Europa, se ha usado 
parii curar los panarizos; la A ^eploides Z., fermentada forma 
un alimento apreciado en Islandia. El Cerastium áqttatictimL.y 
el C. arvense ¿., y el C. viscosum ¿., todos europeos; tam- 

' Digitized by VjOOQIC 



218 Gü«so 

bien pneden comerse en caso denece&idad; el 6'; vtUgatum L.i 

tambieQ europeo, es una de lasf^tas llamadas Oveja de ratón. 

' ■'**■♦, 

LINEAS (LINEJS) DG« ^RODR. I. 

Caracteres. Cáliz trntetra-pentasépalo^ persíslenie , con 
los sépalos a^|o soldados por lo roas bajo de su base. Corola coa 
tantos pétalos ongoiculados como áép^los y retorcidos &i la es- 
tilación. Estambres en número igual al de los pétalos y^^lteruos 
co» ellps 9 Tttonadelfos en su base y con dientes intermedios; an- 
teras aovadas , insertas por la base. Pistilo con ovario trí-^cua- 
dri^iuinqQdocutar; estilos tantos como celdillas. Caja globosa 
con carpilk)s doblados bácia dentro por sus uiái^Jtes y detus* 
cente. imillas dos en cada carpiHo, aovadas, oon^riaúdas, 
inve4|ks; albumen nulo ó muy escaso; embrión recto , plano, 
carnosoH)leoso; cotiledones elípticos; raicilla dirigida hacia d 
hilo. — Yerbas y matas con hojas anteras sin estalas. Flores 
terminales ^ apmiojadas ó raras veces corimbosas , con pétalos 
sumamente caducos. 

Habita en tmtos las regiones templactos dd globo y prioeir- 
pálmente en la mediterránea. 

Comprende unas noventa especies. 
Propiedades t usos. Las semillas de las lineas son raucila- 
ginosas y contiasen mucho aceite delude utilidad en las. ar- 
tes ; las fibras del líber ofrecen el mayor interés, como que sir- 
ven para hacer hilos de diferente calidad, seguu las especies ¿ 
vaíriedades. 

' £1 Linum u^íútissimum L. (Lino usiuil) é» de Ekiropa y d 
mas útil por sus fibras y por las semillas designadla con d udm*- 
bre de linaza, que son emolientes y suministran el aceite secan^ 
te generalmente empleado; el L. sibirinum D€. y el L. anoli- 
cum MüL también dan buena Hilaza ; el Z. aquiíinum Molina 
(Retamilla, Ñancudahuén de Chile) se usa como refrigerante y 
antifebril en Chile; el Z. seiúginoides Lam. fs^ en el Perú 

Sr amargo y aperitivo ; el Z. catkartieum L. (Lino purgante, 
Rtilagua^ Canchilagua de Aragón) es algo purgante y se usa 
otmotalv particularmente en el norte de Europa. 

MALVÁCEAS (mALVACEJE) DC. PRODR. I. 

(íARactéres. Cáliz pentas^lo , raras veces eon tres ó cua- 
tro sépalos, sieoipre mas ó menos edtresoldados , vahados en 
la estl vacien y con frecuencia circuidos de un involucro á ma- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 219 

uera de segundo cáliz. Corola cod tantos pétalos cooio sépaips» 
y alternos coa ellos; los pélalos iguales, retorpido^ en la esti- 
vacion, libres ó soldados entre si y con los estambres por la ba- 
se. Estambres comunmente en número indefinido, naonadelfos; 
filamentos desiguales; anteí*as unilocülares , arriñonadas» trans*^ 
versaimenle dehiscente Pistilo con ovario compuesto de miH-* 
chos carpillofi, generalmente veiticOados / algunas vecesamon- 
tonados, raras veces libres, casi siempre entresoldados ; estilos 
y estigmas tantos emno carpillos, librea ó confundidos en uno 
solo. Carpillos mono-dispermos, defai$cent(» por una resquebrar 
jadura interior, ó polispermos con dehiscencia locuUcida, unidos ^ 
entre si, ó casi libres. Sewllas aovadas ó angulosas, frecuente- 
mente cubiertas de vello ; .albumen nulo ; eml^idli recto ; coti-r- 
ledones joontortuplicados ; raicilla roUiza*^ — Yerbas, art)ustosy 
árboles con hojas alternas, dentadas ó lobadas ,. revestidas de 
pelos ramQ6o*estreilados y provistas áe estipulas* Flores axíia*- 
res , solitarias ó amoatoiradas, á veces racimosas , apanojadas ó 
corimbosas, y algunas bastante notables por su tamaño y co^ 
lorido. 

Habita un graiide numerada especies entre los trópicos, y 
fuera de ellos tembien crecen muchas , disminuyendo sucesiva- 
mente hacia los polos. 

Comprenhk un millar de especies repartidas por End}ícher 
en cuatro tribifó, á saber: Mmopeas^ MalmdSy Bibisoéas^ 
y Sideas. 

PaopiEDADES T esos. Todas las malváceas sou HMiciíagino- 
sas, y por\anto mas ó menos emolientes; algunas deben á cier- 
ta canücTad de ácido el ser ua poco refrigerantes, antibíHosas y 
antiescorbúticas; las dotadas d^ aceite volátil & de alguna resi^ 
na, se consideran como estimulantes , sudoriñeas y diuréticas. 
También hay en esta familia diversas plantas con semillas oleo- 
sas ; pueden utilizarse las fibras corticales de muchas para va- 
ríos objetos, y la abundante lana qué cubre las semillas de al-* 
gunas se cuenta entre las primeras materias que dan mas pávuio 
á la. industria. . 

La Malope molucoides L. de la región nsediterránea se cita 
como equivalente á las especies de Malva comunmente usadas. 
Entre estas se cuentan la M. sylvestris L. (Malva comua) , la 
M. rMundi folia L, (Msdva de hoja redonda), la M. parviflo- 
ra L. (Malva de flor chica), la M. nicaensis AU.y la 31. al- 
thgmdes Cav. (MalviHa), la M. moschaía ¿., todas europeas 
con hojas y flores igualmente medicinales, la J/. Alcea L. 
(Malvavisco salvage), también europea, y con raíz. usada en 

• Digitizedby Google 



220 CURSO 

algunas partes como medicinal; la M. ¿?r2^pa Z; (Malva crespa. 
Malva rizada) de Siria, doode se emplea como las malvas co- 
munes entre nosotros; la i/, verticulata L. de la China, con 
igbal aplicación ^ la M. americana L. (Malva cimarrona de Cu- 
,ba] usada en las Antillas; la M. angustifolia Cav. (Yerba del 
Vgro en Méjico ) , y la M. vitifma Cerv. , ambas con raiz 
equivalente á la de Malvavisco en Méjico ; la M.. peruviana L% 
y la M. limensis L. empleadas en el Perú como nuestras mal- 
vas; la M. scoparia L'herit. (Escoba cimarrona del Perú), cu- 
yo ramage sirve para hacer escobas en«el Perú, aunque tam- 
bién puede usarse como medicinal. La Sphceralcea eisplatina 
St. Uil. (Malvalisco del Brasil ) se usa por los brasileños en lu- 
gar de nues(r# Malvavisco. La Aühcea officinalis L. (Malva- 
visco verdadero) es de Europa, y tiene la raiz muy emoliente, 
aunque la verba y las flores son algo amargas; la A. cannabina 
L,,h A. hirsuta Z. y la A. narbonensis Pourr. , todas euro- 
peas , ofrecen iguales propiedades y pueden suministrar hilaza: 
la Aé fici folia Cav. (Malva Real cop hojas de higuera) precé- 
deme de Sibería, y la A. rosea Cav. (Malva Real , Malva loca. 
Malva arbórea) oriunda de la China , se hallan en ideático caso, 
sirviendo además la última como tintórea, puesto que sus flo- 
res tiñen de azul el lino y la lana con la caparrosa verde. La 
Lavaiera arbórea L. (Malva arbórea), la L. triloba L. y la 
L. trimestris L. crecen entre nosotros y se usan á falta de las 
Malvas ó dd Malvavisco , y equivalente es de igual manera la L. 
thurtfigiaca L. en Alemania. Ia Urena scabriuscula DO. y Ja 
U. sinuata L* (Carapicho , Urucürapa del Brasil), oriundas de 
la India, se usan también como emolientes, sirviendo además 
los tallos de la primera en la islg de Santo Domingo para hacer 
escobas , y las cortezas para fabricar cuerdas en el Brasil, mien- 
tras que se hacen cestitas con los t^los de la segunda en todas 
las Antillas; la U.-multifida^av. (Colotan de Filipinas) se usa 
como las| Malvas en Filipinas; la {/. lobata ¿7ai\ (Malvalisco, 
Guaxima del Brasil) se emplea asimismo como las Malvas entre 
los brasileños. La Pavonia coccinea^Cav. (Malva de las Anti- 
llas) tiene las flores emolientes, y como tales se usan en Améri- 
ca ; la P. diurética St. Uil. es del Brasil , y el cocimiento se 
tiene por diurético ; la P. odorata Witld. se emplea en la ín* 
dia como ai^tifebril, atribuyendo tal virtud i las raices;* la P. 
seylanica Willd. es equivalente en Ceilan: la P. racemosa 
Swartz. (Majagüílla de Cuba) es de las Antillas y dá madera 
lUil. 

El Malvaviscus arboreus Cav. es usual en las Antillas, 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 221 

donde se tama la infusión ó ci cocimiento de las flores» y raices. 
El género ÍTtémttí contiene muchas especies útiles, caalessoo 
el ¡f. mnlabilis L. (Amor ál uso, Malva Vosa de Gul^)> el fí. 
vitifoliiis L. y el II. surraltensis L. , todos asiáticos, que su- 
plen á nuestro Malvavisco y tienen las fibras de tí corteza pro- 
pias para hacer cuerdas: el ff. cannabinus L. , también asiáti- 
co, cuyas hojas se usan como las de Acedera, sirviendo además 
las fibras de la corteza para cuerdas y tejidos groseros; el H. 
esculentm Z;(Gu¡ábo, Guingombo de África, Quigombo del Bra- 
sil, Quimbombo de Cuba , Ñaju del Perú) oriundo de África y 
cultivado én América, donde se^omen las hojas y los frutos 
tiernos,; el H.longifolius Willd. fRamturi de la India) proce- 
dente de Asia é igualmente cultivado en América con el nrísm'o 
objeto; el H. heterophyltus Venl. de Nueva-Holanda, donde se 
confien las hojas y se hacen cuerdas con Jas fibras de la corteza; 
el H. tiliaceus L. (Balibago de Filipinas, Majagua de Cuba), 
propio dé la India, é introducido en Cuba, usándose alli como 
emolientes tanto las raices y flores como las hojas, que sirven 
de alimento, y empleándose además las fibras de la corteza en 
hacer cuerdas y lejidos, asi como el leño en tapones y otros ob- 
jetos; e\H. írilobus Cav. usado eñ América como emoliente; 
el H. pentacarpos L. (Monacillo de Méjico) procedente de Ita- 
lia y empleado en Méjico como emoliente; el H. sabdaHffa L 
(Aleluya roja de Guinea, Acedera roja de Guinea), | él tí. di" 
piiatusí Cav. (Acedera blanca de Guinea), cultivados en Amé- 
rica y estimados por su raiz amarga y por sus hojas que suplen 
á las de Acedera, comiéndose también las hojillasde los cálices; 
el ff. phceniccus Willd. (Peregrina de Cuba) oriundo de laí In- 
dia y que es yerba de pasto en Cuba; el H. Rosasinensis L. 
(Rosa de la China , Tacorangan, Gumamila de Filipinas), cuyos 
pétalos astringentes, que se usan en Taiti contra las oftalmías, 
sútven en la China para dar color negro á las cejas, y á Jos cue- 
ros; el B. Manihot L. de la China , y con cuya Yaiz hacen pa- 
pel en er Japón; el H. syriacus L. (Rosa de Siria, Granado 
blahco. Malva Real de Sevilla, Altea ó Malvavisco arbóreo de 
algunos) cultivado en los jardines con hojs^g y flores emolieiítes; 
siendo además buenas las fibras dé la corteza para hacer cuer- 
das^y papel ordinario; el ff. clypeatus L. de la féla de Santo 
Domingo, donde se hacen cuerdas coft las ffcras de la corteza; 
el ff, elatus Swartz empleado en la Jamaica para igual o^eiO, 
y útil además por la madera; el ff. Abelmoschus L. (Abdmos- 
' có. Ambarina, Algalia, Quigombo de cheíró en el Brasil, AM\i-r 
cho.de Nueva- Andalucía ) procedente de la India y de Egip-^ 

Digitized by VjOOQ le 



222 CURSO 

. lo , con semiHas qne despiden (Apr de almizde y se usdn por 
nuestros' perfumistas, mientras qne los* árabes las tuestan para 
suplir el café ; el H. fieulnens L, , cuyas semillas verdes se co- 
mea en Egipto ; el H. Trioíium L. (Aurora), europeo y emplea- 
do como emoliente. La Thespesia populnea Corr. crece en el 
Asia tropical y destila por incisión un jugo glutinoso , que se 
cree útil para curar varias enfermedades de la piel , haciéndose 
además cuerdas y esteras con las fibras de la corteza. £1 género 
Gossypium es muy importante , porque sus especies indígenas 
del Asia y África tropicales, v algunas de América, todas culti- 
víKlas en les países cálidos díi antiguo y del nuevo Mundo, su- 
ministran el algodón^ que cubre y envuelve las semillas de estas 
plantas , contándose entre ellas el G. arboréum L. (Algodonero 
arbóreo), el G. herbaceum L. (Algodonero herbáceo), el C 
barbadense L. y ei G. indicum Lam. , el G. peruvianum 
Cav. , el G. religiosum L. , el G. hirsutum Z., el G. vilifo- 
tium Lam. ( Algodoeiro del Brasil), el G. lapideum Tnssac, 
el G. punctatum Schuífí. et 7'o»n.,etc., los cuales tienen ade- 
más las flores pectorales y emolientes , asi como las semillas mu- 
cHagtnosas^ extrayéndose de estas un acate usado en el Brasil y 
en Cayena , 6 dándoselas á las aves y otros animales domésti- 
cos , e igualmente son útiles las cortezas de algunos Algodone- 
ros , porque sirven para hacer papel en la China , y también 
lo son las iiices^ puesto que su cocimiento se administra en la 
India para combatirlas enfermedades de las vías urinarias, pu- 
diendo asimismo administrarse el de las hojas bastóte concen- 
trado , cuando conviniere promover el vómito. 

La Cristaria betonicíB folia Pers. se emplea en Chile como 
febrífuga y refrigerante. En el género Sida hay varias especies- 
que merecen ser mencionada^, cuales son la S.triloba Cafs. 
(Violeta de Méjico), *usada como emoliente por los mejicanos; 
la S. alni folia L. y la S. cordi folia L. de la India é igu^ 
mente emolientes; la S. fruteseens Cav. {Pickná , Tichana, 
Ancoacha , Escoba cimarrona^ Limpión del Perú), oriunda de la 
isla de Mauricio y con raiz buena para limpiar la dentadura; la 
S. rhomboidea noxK de Bengala, la S. viscosa L. (Escoba de 
bruja en Cuba), la S. repeús Cav. (Yedra terrestre de Cuba), 
la S. pyramidala Cae. , la S. althece folia SwartXj la S. 'Na-- 
pwa Cav. y la S. rhorhbi folia L. (Pichana, Ancoach^^ Escoba 
cimarrona, Limpión del Perú, Té de Canarias), con cuya raiz se 
limpia la dentadura en el Perú, la S. multiflora Cav., \^S. 
bracteolata BC; la S. carpini folia L. (Tupitcha, Vassoura, 
Malva dal Brasil), y la S. capensis Cav. (Malva del Cabo y de 



Digitized by 



Google 



DE BonkmcA. 223 

Yeracruz)» americanasóiiaroducidas en América y todas emplea* 
das coipo nuestras Malvas ó el Malvavisco; la S. canariensis 
Willd.j cu)as bejas se toman en infusión teiforme pol* los ha- 
bitantes de las Canarias; la S. micrantha SU Éil. del Brasil, 
cuyas ramillas se cogen allí para ponérselas á los cohetes^ la S. 
acfiíta Burm. (Vavalisin de Filipinas), con raiz muy amarga y 
tenida por estomacal en la India, usándose además las hojas en 
Filipinas para aplicar á las llagas. En el género Abutilón^ for- 
mado á expelías del anterior, también hay algunas especies no- 
tables y entre ellas el A' mauritianum Medie, cuyo jugo se 
prescribe en la India <;ontra la gonorrea.^ usándose además la 
raiz en el tratamiento de las fiebres; el A. elQngaium Manch, 
cuya raiz amarga se emplea e)i la India como fdbrifuga y esto- 
macal; el A. pofmlifolmm Sweet, el A. graveolens Wightet 
Arn. y el A. tomentosum Wight el Arn., del Asia y equiva- 
lenles á nuestras Malvasy Malvavisco; el A. Afficennm Gmrtn,\ 
del mediodía de Europa, el África y la India, el cual es igual- 
mente emoliente, teniéndose además sus semillas por aperitivas 
y diueétieas, como las de otras. especies afines; el A. trique- 
t^um Sweet (Pichana, Escoba cimarrona, Umpton del Perú), 
de la América meridicmal y cuya raiz sirve para limpiar la den- 
tadura; el A^ esculfiníum Jms inSt» Hil. (Bencao de Déos en 
el Brasil)^ qué estiman mucho los brasileños por servirles las 
flores con los frutos verdes para echar en el cocido; el A. tilice- 
folinm Stoeet y que se eukiva en Ja China para obtener una hi*- 
taza con que hacen cuerdas. 

BOMBACEAS^ (BOMBACE.E) DC. PBODR. I. 

Caracteres. Cáliz desnudo en la base ó circuido de algu- 
nas bracteillas^ formado de cinco sépalos soldados en un tubo 
aorzado-dampanuláceo ó cilindráceo ; eslivacion incompletamen- 
te valvar ó irreguiarmente empizarrada. Corola pentapétala ó 
nula. Estambres en número definido ó indefinido^inferiormente 
unidos entre si por los filamentos y pegados á Aasede la co- 
rda, librees ó casi pentadelfos en el ápice; aáteras uQÍloculí^*es 
ó casi biloculares. Pistilo con ovario comunmeAe compuesto de 
cin^o carpillos^ libres ó soldados, dehiscente^»; estilos con es- 
tigmas separados ó unidos. Fruto vario. Semillas frecuente- 
mente cubiertas de lana ó pulpa; albumen muchas veces nulo; 
cotiledones arrugados ó convolutos sin albumen, ó planos con 
él. — Arboles y arbustos'con hojas filterníis, comunmente pal- 



Digitized by 



Google 



224 GCR90 

meadas, estipuladas, revestidas de pelos estrellados. Flores axi^ 
lares, racimosas 6 apanojadas. • 

HABitA toda la familia en las regiones intertropicales , y 
particularmente en las de América. 

GoMPEiEacDp un centenar de especies poco mas ó menos , y 
*á ellas agregan algunos las Esterctuieas^ que forman según De- 
candolle la primera trit^u de la siguiente familia. 

Propiedades t usos. Las partes herbáceas y ramas tiernas 
de las bombáceas tienen mucho mucílago, y no difieren de las 
malváceas en su acción; las cortezas de los troncos leñosos son, 
DO obstante, amargas y astringentes, é igualmente las hay que 
estimulan con suavidad ,• produciendo el vómito algunas; las se- 
semillas son generalmente oleosas. Se aprovecha la lana de las 
semillas, y sirven las cortezas de varias especies para fabricar 
cuerdas. 

La Helicterés Sacarolha St. Hil.^ (Rosea para as muías 
en el ^rasíl), cuya raiz amarga y fétida se considera como es^ 
tomacal^ tiene la corteza antisifilitica en opinión de los brasile- 
ños; la n.ovata Lam., la H.icorilifolia Nees et Mart.f la 
H. brevispira St. HiL^ y la H. Vuarame Mari. (Vuaráme dii 
Brasil), todas son del Brasil, y se usan allí las flores como las 
de nuestra. Altea rosea;* la É. f innata Blafu>o (Uris Amoguís 
de Filipinas], dá madera usada en las Filipinas; la H. hora L. 
(Pato de chanco en las Antillas) es originaria de la India, y allí 
se administra el jugo de la raiz contra la cardialgía, la inflama- 
ción y los abscesos de la piel , usándose además los frutos en 
polvo pon aceite para combatir la inflamación de los oidos , y 
tanto los frutos como las flores también se emplean como.tónicos 
en cocimiento. La Myradia angustí foliaMart. del Brasil, con 
corteza reputada de antisifilítica, tiene los frutos mucilaginosos 
y su jugo se usa para curar las inflamaciones de los ojos; la if. 
Ion gi flora Swartz es de la Guayana, donde se aprovecha la 
corteza para amarrar diversos objetos. La Lexarsa funebris 
LalL (Cacahoaxoehitl de Méjico, Flor de cacao) crece en Méji- 
co. La MatUiacordata H. B. et Kunth (Chupachupa de Nue- 
va-Granada, ai|>ote del Perú) dá frutos que se comen en Santa 
Fé de Bogotá. LdiPourretia arbórea Willd. (Árbol del tam- 
bor, Huancarssábha del Perú), con semillas bastante oleosas, 
crece en el Perú^ y de la corteza hacen los indígenas cercos 
para tsonboriles, siendo además notable la madera por su lige^ 
reza, semejante á la del corcho; la P. platani folia H* B^ et 
Kunth (MocuDdo*de Cartagena de América) también es de este 
género. El, Ophelus litularius Lour.; de Afrioa, es allí útil 



Digitized by VjOOQIC 



BE BOTÁNICA. 325 

por h opri^ que sirve para hacer vasos yacubos. La Adünso^ 
nim digitiUa L (Baobab del SeiMi^l), originaria del África tren 
fHcal y trasladada al* Asía y Amértea^ es árbol gigantesco» cuyo 
tronco adquiere un .enorme grosor sin que el leño deje de ser 
lan; flojo como ligero, aproveefaánd(»e de esta circunstancia los 
negros de Senegambía para hacer canoas y piraguas muy grao* 
des de una sola pieza, además deservirles el árbol vivo y so*- 
ea^adp para depositar los cadáveres, mientras que las hojas y 
flores se us^n conm medicamentos emolientes por los mismos 
negros, quienes por otra parte echan en sus comidas el polvo 
de las íioias tiernas á manera de condimento, ^ue llaman talo, 

I>ro^o s^n ellos para disminuir la transpiración, y también 
a pulpa dd fruto, denomiiíado Calabasa del Seuegal é Pan de 
fiiono, es administrada como refrigerante y se emplea contra la 
disenteria ,^ é igualmente es usado en Nubia el cocimiento, de 
la&semills^ tostadas para combatir le misma enfermedad. La 
Carolineá Prímeps L. crece en la Guayana y son emolientes 
MÉ hojas y partes herbáceas, además de tener las semillas co- 
mestibles á la manera de castañas ; la (7. insigiíis SwarU tam* 
bien se^h^tla en la América meridional y se usa del mismo >modo, 
coDuépdose las semillas é i^almente las hojas y flores; la C. 
fastuosa Sess. et Moc. (Xiloxochitl de Méjico] es asimismo em- 
pletáab como emoliente eolre los mejicanas. La P achira emar-* 
muata Bioh. (Ceibón de arroyo en Cuba) es.de la^isla de Cuba. 
£L género Bombaas comprende especies notables y entre ellas 
el B* bmnopozmse Beauv, ée África, donde sirve para hacer 
piragiias.de una sola piesa; el B. Ceiba X..(Ceiba), que^ halla 
en las regiones cálidas <te América y tieúe las raices provistRíS 
de un jugo considerado como, aperitivo, usándose además los 
polvos de días €onU*a el tétanos^ mientras que la corteza del 
árbol es emética, y el cocimiento fermentado de las flores y fru- 
tos tiernos un emoliente empleado tópicamente para calmar el 
/lolor de cabeza, usándose también la madera para hacer pira- 
guas y la lana de las semillas para colchones y almohadas, asi 
como para mezclarla cén et castor en la febrícacioo de loa scmi- 
breros^ etci ; él B. ellypticum H^ B. et Kutnlh (ChUochuchi, 
Pochbfcle? de Méjico), que crece «O la América septentrional; 
^ B.,orimeemeH. B. et Kmth {BoínXo áe^ Orinoco), igual- 
mente aifciericdno. El Eriodendronanfraaíuosun^ DC. (Árbol 
del algodón de la India, Ceibón, ;Ceiba de algunos, Chuima.del 
Perú, Pochote^ Poohotl de Méjico, Boboi de Filipinas) es deja 
India con variedades de la misma especie en las Caribeas y ea 
África, eotniéndose los frutos en su país natal, mientras. que en 

T. II. • 15 

Digitized by VjOOQ le 



226 CURSO 

Filipinas se usa la4ana de las semilias para colchones y almo^ 
hadas^ utilizándose además en Java la goma que sale del troni- 
co para combatir algunas afecciones inlesUfiales; el E. leiuñ" 
iherum DC. (Algodón blanco de América, Ceibo, €dba espi- 
nosa, Ghuima, Bimba del Perú) crece en la América meridio* 
nal y es útil por la abundante lana de las semillas; el E. Sa-- 
mauma Sp. et Mart. se estima en el Brasil por la misma razoii. 
La Salmalia malabarica Schott et Endlich es notable porque 
la miel de sus flores laxa el vientre y promueve la orina. La 
Chorisia crispí folia H. B. et Kunth suministra abundantes 
fibras, que sirven en el Brasil para hacer cuerdas; k(7A. spe- 
ciosa Sf. HiL (Arbore de paina en el Bra^l) tiene ral semillas 
cubiertas de mucha lana- que se usa en el Brasil como la de 
Ceiba. El Durio zibethinus L. (Durion de la India) es árbol 
cuyos frutos son muy estimados en las Molucas, aunque llenos 
de una pulpa nauseosa y desagradable al paladar de ios eu- 
ropeos, y con madera útil para la construcción interior de las 
casas; la llamada Fruta del Rey parece pertenecer á un árbol 
del ínismo género. La OcAróma Lagopus Swartz (Palo de bal- 
sa en el Perú, Huampo) es de^utilidad en las Antillas por varias 
circunstancias, cu^es son lo liger(^e la madera, qi¿ equivale 
al corcho, el abundante mucilago de las partes herbáceas, la 
propiedad antisifilitica atribuida á la corteza, y la abundancia 
de lana que viste interiormente los frutos, la cual se mezcla con 
el castor y se destina á varios usos, aprovechándose también la 
goma que sale del tronco, mediante la incisión del mismo. El 
Vheirostemon platanoides H. B. et Kunth (Macpalxocfaiqua- 
hüitl de Hernández, Árbol de las manilas en Méjico) esmejioano 
y en su pais natal se usan las flores contra la epilepsia. La 
Esenbeekia altissima Blum. se tiene en Java por diurética. , 

BITNERIAGEAS (BYTTNERIACEJ:) DC. PRODR. I., 

Caractérss. Cáliz desnudo ó involucrado, compuesto de 
cuatro ó cinco sépalos, mas ó menos entresoldados por la base, 
valvados en la estivacion. Corola tetra-pentapétala, varia en su 
forma con pétalos raramente desiguales, algunas veces nula. Es- 
tambres en número igual, doble, triple ó múltiplo de ios petad- 
los, y variamente unidos por los íilamenlos, algunos estériles; 
anteras biloculares. Pistilo con ovario comunmente compuesto 
de cuatro ó cinco carpillos^ libres ó soldados; estilos unidos; 
estigmas tantos como carpílíos. Fmto raras veces indehiscente. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. ^SÜ 

cm siempre capsular. Sonillas apareadas, solilarías pbr abor-- 
to ó numerosas en cada celda; albumen oleoso ó carnoso, rara* 
mente nulo; eñib'rion recto; cotiledones carnosos ó foliáceos; 
faictlla infera. — Arboles, arbustos, matas y algunas yerbas con 
hojas alternas, corneamente estipuladas, revestidas de pelos es^ 
tráhdos ó bifurcados y á veces escamosos. Flores axilares ú 
opositifdifls, raras veces casi terminales apanojadas, espigadas 
é aglomeradas. 

ÜABrrÁ toda esta familia en las regiones tropicales, ó poco 
lejos de ellas. 

GoMPRiBN])E mas de cuatrocientas especies, incluyendo las 
Ester cváieas por aigmios agregadas á la familia anterior, y el 
total repartido por Deeandofte en las tribus siguientes: 

Trim I. Esterculisas. Flores frecuentemente unisexuales. 
€éi\t desnudo, quüufuelobo, caedizo. Corola ñola. Estiunbres 
de cineor á veinte monadeMos eo h base. Ovario comunmente 
pedicelado, compuesto de cinco carpillos libres. Semillas con 
albumen oleos||| nulo; ^brion derecho; cotiledones planos y 
foUáceos, é gnlRisimos y desiguales; raicilla aovada, corta. 

Trüm 11. Biínerieas. Pétalos en la base frecuentísima* 
mente i^ncañro-abovedados y en el ápice ligulados. Estambres 
diez, treinta ó mas; filamentos, unos estériles ligulados y opues- 
tos á los pétalos, otros fértiles, alternos, solitarios 6 temada- 
mente pentadelfos, ó menos veces loonanterós. Ovario qiiinque- 
locular con celdas frecuentemente dispermas. Semillas sin al* 
buHlén y con cotitedcmes gruesos , ó provistas de albumen con 
cotUedones foliáceos. 

Triburlll, Lasi&petaleas. Cáliz quinquepartido, petatoi- 
deo> persistente ó marcescente. irttalos diminutos, escámtfor* 
mes, raramente nitlos^ Estambres con los filamentos alesnados, 
«nidos por su base, üns», veces en número de cinco opuestos á 
Jos p^los, otras veces en número de diez, alternativamente 
estériles y fértiles; anteras recostadas sobre los filamentos. Ova^ 
rio tri-qtiincpielocular con las celdas bi-octovuladas. CarpilkMS 
cinco bivalves, comunmente soldados ó algo libres. Semitfa» es«- 
^ofioladas en la base; albumen carnoso; embrión derecha; co^ 
lüedones ^anos, foliáceos. ; 

TtiiñíV. Hermamieas. Flores tíermafroditas. Cáliz quin- 
^{oetobo, persistente, desnudo ó casi involucrado. Pétalos cin- 
jfsD, Retorcidos espiralmeote antes de k floriescencia. Estambres 
«ínco moofidelfos en la base, todos fértiles, opuestos á los pé- 
ia^ oon anteras aovadas, bilocukires. Carpillos unidos en ún 
solo fmto. Semiltos' con albumen carnoso^harinoso; embrión iff- 



Digitized by 



Google 



228 cü&so 

cla^, encorvado; cotiledones pldhos, foliáceos > enteros ;^rfti'- 

cilte infera, aovada. • ^ • '• 

Tribu V. Dombeyaceas. Cáliz üjuinquelobó. Pétalos dnco« 
pianos, grandecillos, algo inequRaterales, convolutos en b es- 
tivacion. Estambres en número múltiplo de los petates^ y uhíh^ 
seriales, monadelfos, raras veces todos fértiles, cómunméat^ 
unos estériles y otros fértiles, mas ó menos unidos entre ii; es*- 
tilos tres ó cinco, libres ó soldados. Semillas dos 6 mochas en 
cada celda, biseriadas; embrión recto en el eje del albumen 
carnoso; cotiledones foliáceos, comunmente bifldos,^ cofitoríu*- 
plicados ó í^nos. : • 

Tribu VI. Wallichims. Cé\u quinquelobo; ceñido dé un 
involucrillo tri-quinquefilo, algo distante de la fldr* Pétfilos cin- 
co, planos. Estambres en número indefinido con filamentos Jar- 
gamenie monadelfos, los externos menores, todos díspnisstos én 
forma de columna como en las malváceas; anteras derechas, 
biloculares. . 

Propíedades y usos. Las bitneriaceas sojaj^ucilaginosas y 
por esta razón tan emolientes como las malvá^MI, exceptuando 
los casos en que aquellas tienen algo de amargas y astringentes; 
la pulpa de los frutos de algunas abunda en azúcar y sus' semi- 
llas son oleosas. Las fibras de la corteza de varias especies sir- 
ven para fabricar cuerdas y tejidos. 

Él género Sterculia contiene bastantes plantas útiles, eoa^ 
les son la S. acuminaia Beuuv. y la S* tomentosa GuiU; tt 
Berrot. , cuyas semillas, que reciben el nombre de Cola óKu^ 
de Sudan, comen en África los negros, sirviéndoles taidNen 
para purificar el agua, y además puede s^ovecharse el árilo 
de las mismas para obtención color de hollin muy permanen- 
te; la S* Balanffhas L. (Nato de Filipinas} y la S. nobüit 
Smithy ambas asiáticas, cpie ofrecen igual Utilidad por sufe.se^ 
millas oleosas, conocidas con el nombre 'de Nuez (íelifedabar, 
usándose además la corteza de los troneos como emenag<%a en 
lais Molucas, y haciéndose aprecio de la primera especie en Fi*- 
üpieas por la madera; la S. fmUdaL. , igualmente asiática con 
semiHas comestibles y oleosas, siendo los frutos algo aátriagen- 
tes y mucilaginosos, asi como la corteza diuréttea y sudoHfiéa 
en concepto de los habitantes de. la India; la S.plútáni folia 
L. (Parasol de la China), transportado de la China á, nuestros 
jardines y con semillas aíimenticias; h S. urceoluáa S^iik de 
Amboina, que tiene la corteza emenagoga, según se cree;^líí 
S\ Helicteres Pers. (Doagon, Dungon,^ Palugapig, Paruna|Mn 
de Filipinas, Macpalxochi de Méjico), cuya madera se usa 'en 



Digitized by VjOOQIC 



BE BOTÁNICA. 229 

PUiptoas; la S. Chicha St. HíL (Chicha del Brasil) y ia S. la- 
siantha i/or^ (€hichá del Brasil), con semillas que se apre- 
cian en el Brasil mm nuestras castadas; la S\ cor di folia Ccíb. ; 
qnt tiene la mad^^ iflay'dura y propia para ciortas erñtorca- 
crones, sldeoiás de ser los árílos de ks semillas muy agnadables 
al. paladar de los; oegrds de Senegambia; la S. Ivirá Stoartz 
eén la corleza interior usada para hacer cuerdas en Cayeua; la 
S. Tfagacantha 1. de África, y la 5. urens Roxb. de Asia, 
ootaU^ por la goma que de ellas se saca. La Pterygota data 
S^Ghóit\tít\ EndUcb< (Toóla déla India), que tiene las semillas 
narcótica^ ó con reputación de tales en la India. La Hcritieta 
littoralis.Ait (Talotóde Filipinas) dá un fruto que se come en 
las tfiipinas y en la India v haciérido^e también uso de la corte- 
za p^ra.tefiiir de negro. 

. \ La Teobroma Cacao L> (Cacao, Cacahoatl, Cacauatl, Ca- 
cari , Cacaváquahuitl de ^jíco) es árbol americano, que sé 
cultiva ígiialmente en Asia y África, yí;nos suministra las serai- . 
Has que air.v^n para hacer el chocolate; la J. bicolor H. B. eí 
Kmlh (Bacao de Choco) de Nueva-Granada, dá también una 
especie de Cacao. Ijü Abroma augusta L* de la India, es alli 
de utilidad, porque la corteza tiene fibras muy tenaces y pro- 
pias pat^ cuerdas y tejidos. LsíGua^umajdmi folia lam>^ (Mo- 
tambti, Matamba díel 6rasi|)v y la G. tomentosa H. B* et Kunth 
(Guacimo macho deCumaná) son árboles apreciados en Améri^ 
ca, donde se comen los frutos, algo astringente^ y reputados de 
eficaces contra ía lepra y los herpes, haciéndose también una 
bebida €k la, pulpa fermentada, y además se tienen por sudorí- 
ficas las cortezas, usándolas en el tratamiento de las enferme^ 
d0de^ ídcrlaí piel y conlrs^ las gonorreas, é igualmente son útiles 
las ttiiiHfias i(»)rtezas para clarificar el azúcar , asi como áe em- 
' plida en :divek*sos uten^Kos la madera, y sus cenizas en la fabri- 
cación deljabon ; \dijj* polyhotrya Can. (Guacima, Guacimo) 
crece en di\iersas partes de América, y se hallan particular- 
mente en Cubti , sirviéndolas hojas para alimento de los mm^- 
l^.'lj^Byttneria, cordata Lam. (Yerba de la araña en el Pe- 
rú) es yerba cuya^ hoj^s machacadas ij^an'lps peruanos contra 
lag^lMcadurasde las aranas. La Kleinhovia Hospita L. (Tanag 
de Filipinas) tiene la corteza fibrosa y tenaz , hirviendo de aü- 
mcBHi'en'las Filipinas Jos l^mos tiernos y las hojas , que además 
se usan en cocimiento para curar la sarna. . 

La Melochia pyramidata L. (Malva común de Cuba) crece 
ea lasi:AiM.illas y es yerba de pasto ; la M. tomentosa L. (6retó> 
nica de Cumaná) y la 3L macrophylla H. B. et Kunth (Bre- 

Digitized by VjOOQIC 



230 CURSO 

tímicdí de Nueva-Afidalucia) , también son americanasv h&Mied-^ 
leia eorchori folia DC. , planta anual de la In^a, se usa cama 
embliente.' La Waltheria americana L. (lüfeWa Úanca de Cu- 
ba) está reputada de fd)rifuga y antisííilitica enSurinam; ia W. 
Douradinha St. Hil. (Donradinha del Brasil) es mucilagiiiosa, 
y se emplea en el Brasil contra las afecciones puimonaies y t^ 
néréas; \^W. angusti folia H. B. et Kunth (Bretómca madhbde 
Camaná) también es americana. 

La Dombeya umbellaia Cav. es útil en la isia de Borbon, 
porque con las fibras de la corteza hacen allí cuerdas muV bae^ 
ñas; la /). spectcibili^ Boj. tiene igu^l aplicación^ en Maddgas^ 
car. El Pterospermum Éeyneanum Wall, de la India se apre^ 
cia por sus flores, administradas contra la gonorrea y tpmadas 
en polvo á manera de tabaco; el P. glabrescem Wignt et'Atn^ 
y el P. acerifolium Willd. se usan como emolientes en la In- 
dia; el P. obliquum Blanco (Calocatlngan de Filipinas) dá ma-^ 
. dera usada en las Filipinas. La Kyáia calyeina ^Mob; es iamn 
bien de la India ^ donde Se usa la corteza como sudoi^cai/ ; 

La Wallichia spcctabiíit DC. es wn árbol asiático, cuya 
corteza sinre pai'a rabricar cuerdas. ^ . 

LoS'géneros Philipodendron y Biassohtia ^ tímho& asiáti^ 
eos, el primero bastante afine á las bitnerialceas y contado ^ntre 
ellas por afgunos, constituyen la famHfa dé la Pilipodend^éa^ 
dcEndlieher. ^ 

TILIÁCEAS (TILÍACEAE) jDC., PI^OD^. I,., .^ , . 

Caracteres. Cáliz tetra-pentasépalo ,. desnudit^^ialvado' m 
la estivaoion: Corola con tantos petates enteros wnio^'Sépélos* y 
alternos con ellos, algunas veces nula. Estambres jibt'^^nrliú^ 
mero indefinido, ó rarasveces definido; anteras b(vale8>dtryon^ 
deadas, biloculares. Glándulas opuestas á tos pélatosv^pegadÉSl 
al ginoforo. Pistilo con ovario compuesto de cuatro ;á dk^ car- 
pillos entt^escádados ; estilos otros tantos unidos entre sí; -estígi- 
més comunmente libres. Caja plurilocular. Semillas muchirs* enl 
cada celda; albumen carnoso; embrión derecho; cotiledóntespla*^ 
nos, foliáceos; raicilla próxima al hiló.— Arboles^ ^rbustoá y 
algunas yerbas con hojas simple^, estipuladas^ comuttme^e den- 
tadas. Flores axilares. . ; 

Habita casi toda la familia entre los trópicos, y es not^é 
([de se hallen én paises frios algunas especies arbóreas. 

CoMPRBiíDE cerca de trescientas especies, y á ellas agre- 
gan alguneá las eleogarpeas^ consideradas por DecSHid6lle co- 
mo familia. . ^ - , . 



Digitized by 



Google 



BE BOTÁNICA. 231 

PjKonEDADES Y USOS. AuBque geDeraloiente mucilagiiiosas^ 
tieoeo Jas tiliáceas su corteza algo astringente y amárco^ resino-* 
rsa; las flores de algunas son aropiá ticas; los frutos de otras se 
conoen, y también las partes herbáceas de varias; las«emillas 
de muchas son oleosas. La madera de las especies arbóreas es 
ligpra y se destina á diferentes usos. 

La Abatía parm flora ñ. et Pav. (Duraznillo deNueva-<^ra- 
nada) crece cerca de Santa Fé de Bogotá. La Sparmannia áfrü 
eana L. se halla en el Cabo de Buena-Esperanza, y alli se usan 
las flores como emolientes > pectorales y antiespa«nódicas. El 
Autíchorus depressns L. se come en Arabia á la manera de las 
espinacas» y es útil por las fibras de la corteza. El Corckorus 
trnUns^arú £« se usa en Senegambia como emoliente , y ade- 
más lo comen los moros; el C. olitarins ¿. , también emolieo*- 
te y. se usa en ensalada por los americano», egipcios é indios , y 
tiene li» semiUas purgantes; el C. tridens L, y el C. acutan- 
gulus Lam.f útiles por sus fibras^ prestan igualmente un aU- 
mento cpie aprecian los árabes; el C. capsularis ¿. dá una hi* 
laza llamada Jute , que se aprovecha en la India y en la China; 
el C^ SíHquoíUs L* (Malva lé de Cuba) se halla jprincipalioente 
•en la America meridional, y además de dar obras textiles, 
sirve aili para escobes que haoen ios negros. La Jmi»- 
fetta ettyptica R. Br. tiene la raiz mueilaginosa con la corteza 
interipr oetersiva » skndo empleada en las Antillas para curar 
las úlceras de los animdes» y de la misma corteza isteríor de 
loQ tallos se saca hilaza; la T. hamnensis^ Sé B. st Kunth 
^izazo de c^Uo en Cuba) , la T. heter^hylh Lam^ y la J. 
Lappula Z. de tas Antillas, tienen iguales usos; la 7. semiiri" 
loba L. (Guizazo de caballo en Cuba^ Carapicho del Brasil), que 
se baUa m las Antillas y en el Brasil» se ha usado en Europa 
como mueilof^nosa , suministrando tambieü fibras útiles ; la r« 
eriocarpaSt. Hil.:y la T. sepittm St, HiL (Carapicho del 
Brasil) se usan como emolientes y mucilaginosas por los brasi- 
leños. La Grewia asiática L.^h G. sápida Boíb., la G. me- 
galocarpa Beauv.y la G. microcos L. y la G. orientalis L., 
lodas asiáticas, tienen los frutos algo agrios» bastante agrada- 
bles^, las cortezas amargo-aromáticas, y las hojas astringentes; 
la G. elástica Boyl. dá en la India bueqa madera para arcos y 
otros objetos; la G. mexicana DC. (Majagua ma^ de Cuba, 
Emajagua de Puerto-Rico)» también dá madera útil. El género 
TUifDí comprende platas arbóreas muy notsAles , y entre ellas 
la r. microphylla T>«K,(Tila ó Tilo silvestre), y la T. platy-^ 
phylla Scop. (Tila ó Tilo conmn) de Europa, cuyas hojas y par- 

Di-gitized by VjOOQIC 



232 Cüttso 

te iDteroa de las cortezas son emolientes , usándose fMtoeif)alT 
mente las flores como antiespasmódicas y algo sadorificas^ wokxh 
tras que la savia obtenida de los troncos por incisión es azuca- 
rada, asi como oleosas las.semillas, y pualeu servir también las 
cortezas para fabricar cuerdas ú otr o^ objetos , siendo aitonás 
aplicable la madera á multilod de cosas ^ y el carbón deja mis- 
ma se tiene por bueno para la composición de la pólvoua; la T. 
argéntea Desf. de Hungría , que es igualmente útil ; ia T. gla^ 
bra YerU. (Tila americana) , cuya corteza y madera se destina b 
muchos objetos en la América septentrional , como sucede res- 
pecto de otras especies. La MurUingia düabura L. (Zapan de 
comer ó de palomas en las Antillas, Mahaujo de Cumaná} es 
originaria de la Jamaica^ y allí se usan las flores como anties- 
pasmódicas, se comen los frutos, se hacen cuerdas y esteras con 
las cortezas , enomleándose además el leño' en la fabricación de 
duelas. La Apeiba glabra Aubi. es^ de Cayena , cuyos naiurales 
hacen fuego con solo frotar dos palos de este vegetal ; la A. Ti- 
burbu AuhL (Erizo de Caracas) tanrtHcn es americana. La J7f»^ 
seltia floribunda H. B. et Kunth (Pié de Patoma en TMueva- 
Granaua) es igualmente propia dé América. La Sloanea denta^ 
ta L. es de la América meridioBal , donde se usa la cartetaoón^* 
tra la disenteria, y los frutos pulverizados como resolutivos, 
^Mniéndose adeíaás estos, y empleándose^ leñó en la construch 
ck)n de canoas de una sola pieza ^ La Lukeff diearicata Mfírt.^ 
la L. gr(mdifiora Mart. (Azoita ca vallo del Brasil), y la £. 
paniculaía Mari. (Azoita cavallo dd Brasil), todas brasileñas, 
prestan bastante utilidad por la madera , sirviendo además las 
cortezas astringentes de la última para curtir pieles ; la ¿. jda- 
tycepkala Rich. (Guacima baria , Guacima amarilla de Cuba) es 
propia de la isla de Cuba. La Berrya Amomiíla Roxb. de Ceilaa 
es muy estimada por tener la madera ligera , sirviendo prinei- 
pálmenle para construir canoas. 

ELEOOABPBAS (bL AEOC ÁRPELE ) DC. PROBR. J. * 

•Caracteres. Cáliz tetra-penlasépalo, desiludo, valvadoen 
laestivaoion. Corola con tantos pétalos como sépsílos; altemos 
con ellos y lobados ó franjeados en el ápice. Receptáculo glan- 
duloso. Estambres de quince á veinte con filamentos cortos, 
libres; anteras prolongadas, filiformes, telrágonás , Iriloeutares, 
dehiscentes por el á^ice, mediante poros. Pistilo con otario plu*- 
riiocular y un solo estilo. Seitiiílas muchas ó dos solamente en 
cada ceWa^ albumen carnAso; embrión derecho; cotiledones 



Digitized by 



Google 



^ D» BOTÁICIGA. 233 

planos ;, foliáceos; raícifla próxima al hilo* — Arboles ó aiiMiátos 
con hojas altero^ y simples. Flores racimosas. 

Hahta la totalidad de esta faiídilia en los países cáKdos> 
fuera de Europa , y el mayor DÚmer» en h India oriental. 

CoMJ^RENDB unas sesenta especies, que atgunos* agregan á la 
familia anterior^ 

BaoFiEHAüES Y usos. El ElcBoearpus serratus Z., ^ E. 
integrifolim Lam. , el E. Ganitrus Roxb. y otros, tienen ta 
madet^a buena para construcción , las cortezas amargas y tóni- 
ees, mientras que los frutos se comen > sean crudos, confitados 
b preparados\M)nlo nuestras aceitunas, recibiendo e) nombre de 
Julpai p6r su semejanza con ellas, y además de los huesos se ha^ 
ceñ collares y brazaletes, tanteo en África icomo en la Ilidia. La 
Biúera Crmpedtm Gmel. es árbol de la Cochinefaina, oontla 
madera buena para construcción y las hojas apropiadas para cu* 
brir las cabaoasw La Y^Uea cordi folia R. e4 Pav. (HorHor^ 
Ccurhur, Aichacapuli del Perú) se emplea para teñir de amarillo 
en el Pei^ ^ sirviciido para ello las hojas. La Tricuspidaria é€* 
penrf^wifl. ííPAv. ira árbol cuya 

mfi|depasea|Mreeia«oChtlej La i^0cadm.a/tmtiM(MO'¿^ de la 
Cocfainébína , tiene la corteza y las hojas astringentes , usándose 
en las Molucas para teñir de rojo. El Criñodendron Palagm 
ü/o/ÍM(»(Patagua de Cbüe) es otro árbol que también dá buena 
madera m Chile. 

DIFTEROCAKFEAS (uIPTEI^GRAPEíE) EnDLICH. EnCHIR. 

Caracteres^ Cáliz pentasépalo con los sépalos libres, empi^- 
zarrados, ó entresolds^los por la base, casi valvados en la ^li^ 
vacion , iguales ó desiguales^ Corola con cinco pétalos, alternos 
con los sépalos , y libres ó algo «nidos por la basé, convolutivos 
en la estivacion. Estambres' indefinidos , raras veces ca^ defini- 
dos^ nni-biseriados; filamentos cortos, alesnados, libres ó nni-^ 
dos dos á dos; anteras i ntrorsas, bifoculares con el conectivo 
terminado por una cerda. Pistilo con ovario libre, trilocular; es- 
tilo terminal , simple; estigma agudo ú obtuso. Fruto incluso en 
el cáliz y terminado por la bjise del estilo ,,i|nilocular por abor- 
to, monospermo, ind^biscen te ó capsular trivalve. Semilla in- 
versa con tegumento membranáceo, tenue; albumen nulo; em- 
brión ortotropo; cotiledones grandes , frecuentemente designar 
les, casi foliáceos ó gruesisimos; raicilla corta ^ cilindrica , su- 
pera. — Arboles grandes, llenos de jugo resinoso, con hojas 
alternasín opuestas eip la base de los ramos, enterísiraos. Flore» 

Digitized by VjOOQIC 



234 CURSO ' 

asilare», rac&uoiás, raras ^eoesapanojadas^ axilares ó tenni- 
nales. 

HAiriA en la India , y particutarmente en bs islas que for- 
man el arehipiélage de aquella región. 

CoMPmEN^B cerca decíncuenia espeeíes. 
Propiedades t üsos« Las dípterocárpeas abundan en jugos 
resinosos y balsámicos, algunas dan una especie de alcanfor, y 
las sentillas son generalmente oleosas. 

£1 Dipíerocarpus trinervis Blmm. (Palaglarninjak .de Ja- 
va) es nn magnifico árbol de cuya resina, se baoe miento éh 1^ 
India para curar las úlceras antiguas, la cual también se usa 
disuelta en espíritu de vino ó incorporad» con yema de huevo 
en sustitución del Bálsamo de Copaiva , y además sirve yara W 
cer leas, embadurnando en ella algunas boias del Banano é Plá- 
tano abundante en aquella región; el D. íavis Bumilt. crece 
en la India continental , y dd tronco por incisión > mediante el 
auxilio del fuego, se obtiene un Aceite de palo, usado como 
vulnerario y para barnices. El DryoUUanop$^ Camphwra €0^ 
lebr. f Árbol oel Alcanfor de Borneo) , propio de Sumatra y Bor* 
neo, uá por incisión un excelente Alcanfor , mas estimado que 
el común y apenas conocido en Europa. La Ya^iü indUa L. 
(Copal oriental , Copal duro. Copal blanco. Copal de Méfico), 
originaria de Malabar, sununistra el Copal de la India ó Gomia 
Anime de los ingleses, que se usa para biairnices y como incien- 
so, é igualmente para hacer bogias, además de ser buena la ma- 
dera; la Y. fleíDuosa Lour. es de la Cocbinchina y produce 
madera de construcción. I^ Shorea robusta JRoxb. y Ja S. 
Tumbagaia Roxb. crecen en la parte septentrional de la India 
y de los troneos sale uüa especie de Resma Damnara • llamada 
Ral, además de utilizarse la madera , como iguabnente una ma- 
teria sebácea obtenida de las sanillas* 

El gáiero Lophira, propio de África y de dudosa afinidad, 
constituye por si so(o la familia de las lopiracras, establecido 
por Endiicner. 

CLENAGRAS (cHLENACEÍe) DC. PROPR. I. 

Caracteres. Involucro uni-bifforo , persistente, vario en la 
forma y.consistenoia« Cáliz triséfmlo^ pequeño. Corola penta- 
bexapétala, oonvonitiva en la estivacion con los pétalos ensan- 
chados por la base y á veces algo unidos por su parte mas 
inferior. Estambres comunmente muchos y algunas veces en 
número de diez; filamentos algo unidos por la base en forma 



pigitizegl by 



Google 



BE BOTÁHICA. 235 

de tilbho ó adheridos al tubo de íos pélalos; anteras algo redon* 
das , pegadas ó libres , unilpevlares. Pistilo con ovario líaieo, 
trMocutar ; estilo fiNfornie cbií esUgma simple. Cápsula triiocu- 
lar ó unilocular por ídM)rto. Semillas solitaríts en las celdas, é 
muchas fijas en el centro, inversas; albumen carnoso ó córneo; 
embrión verde , central; cotiledones foliáceos, ondeados; raici- 
lla próxima al hilo^ supera^^^ Arbola ó arbustos con hojas al- 
ternas, enteras, y est^utels caducas. Flores axilares ó tennis- 
nales, corimb<xií)s^ racimosas ó apaaojadas, frecnememente de 
color rojo; 
« Hauitá esta pequeña familia en Madagsiscar. 

Comprende ocho especies. 

Propiedades y üsos. No se conocen; 

El género Eucrvphia^ míe constiiuje por isí solo la familia 
de las Em:RiPiEAS de EndlicW, está agregado á las hiperic»^ 
ne^, y ei género Hugonia yúmcú que forma la familia de las 
uuGONiAGEAS de Endliohcr ; se halla con las oxalideas^ 

T^NSTftEMIACEAS (TBRNSrTlUEÜIlACfi^) DC.* PRODR, I. 

Caracteres. Cáliz pentasépalo, persistente, con sépalos 
desiguales, eoriáceos, empizarrados, obtusos, frecuentemente 
acompañados de dos bk^acteitas. Corola pentapétala^ inserta en 
un disco hipogino con pétalos libres 6 algosoldados por la base. 
Estambres en número linddinido, algo pegados á la base de los 
pétalos^ filamentos alesnados, cortos;- anteras derechas bilocu' 
lares. Pistilo con ovario afovado; estilos de dos á cinco > lilnres ó 
soldados. Fruto aovado , globoso , dividido interiormente en 
tantas celdas como estilos^ seco-abayado é indehiscente, ó cap- 
sular y dehisoente. Semillas en número indefinido^ fijas en una 
placenta central , arqueadas, aovadas ó angulosas ; albuma» es- 
caso ó nulo; embrión recto, arqueado ó conduplicado; cotile- 
dones planos ó gruesos , raricilta larga. — Arboles ó arbustos con 
te>jqsarl ternas, coriáceas y enteras. Flores axilares^ solitarias 
ó amanojadas, y otra^ veces terminales, racimosas ó apanoja- 
das, blanca» por lo común* 

Habita toda la familia en los paises. intertropicales, y prin- 
cipalmente en la Afnerica meridional. 

Comprende mas de cien especies, y á ellas agregan alanos 
lasGAniKLteAS^ cobsideradas por DecandoHe como familia, ha- 
biendo sido repartida por el mismo la de las ternslremiaceas en 
las tribus sigilientes: 

Tribu I. Ternstremieas* Cáliz bibracteolado en la base. 

Digitized by VjOOQ le 



286 Quftsa 

Pélalos »^dos Dor su base, o{^uestos i tds sépabs. Adteraft 

pegadas. Estilo único; estigma simple. , 

Tribu IL Freciertaí. Cáliz bibracáeolado en la base. Pé*^ 
talos libres, alteraos coi^ los sépalos. Aceras piadas. £^tikf 
único; estigmas dedos á cinco, Hhres. SemiUas sin alas y con 
albumen carnoso. * . 

Tribu in. Súuraujeas. Cáliz desbracleolado^. Pétalos a^ 
temos con los sépalos, mas ó menos ^nl^esoldados en forma de 
oorola moftopétala. Estambres en número in^leinidoy aáh^renr 
tes á la parte inferior de la corola ; anteras insertas por el dorso, 
recostadas y no pegadas. Estilos de tres á cinco ^^ libres desde 
el ovario. 

Tribu IV. Laplaceas. Cálii desbracteotedo, tri^tetralaépa- 
lo. Pétalos en númei-o muy superior al de los sépalots; Estambres 
en número indefinido ; filamentos libres; anteras fijas por la hdh- 
sCk Estilos soldados en uno. Fruta quinquelócubur. Semillaseon 
albumen carnoso-córjieo. : * 

Tribu V, Gordonieas. Cáliz con cinco sépalos libres ó en- 
tresoldados. Pétalos froeuenteQiente unidos por la base. Estam- 
bres en número indefinido ; filamentos monadelfos por su parte 
inferior; anteras ovales, orantes. CarpHlos cinco, mas órnenos 
soldados; estilos cinco, libres o.unidoSi Semillas pocas; albu-^ 
men nulo ; cotiledone» plegados longiludinalmenle» . 

PaopiBUADEs Y usos. Las bojas y partes tiernas de las terns^ 
tremiáceas son mueilaginosas, H^entrasque la corteza de mu-« 
<!has és astringente y la de algunas resinosa ó tintórea; las flo^ 
res délas mas despiden un grato aroma, y lassemiltas contie- 
nen bastante aceite. . 

La Ternslrmnia Altmñirania Schied. (Yerba diel cura ai 
Méjico) se usa como vulneraria entre los mejioaiM)Si La Yitma 
JUoeainera L. (Mocan de Jas Canarias) se ei^ima por su firuto lla- 
mado Yoya , cuyo cooimiento condensado siistituyea, á la miel 
en algunas enfermedades l(» babitantes de las Canarias, hacién- 
dose lo mismo en la isla de Ji(ladei*a, donde también se emplea 
el fruto seco y su polvo desleído en agua ó leche ;. otras espe- 
cies de las Filipinas tienen buena madera , cuales son l9í Moca-^ 
ñera, plagata Blanco {Se^f^y\ Yacal de Filipinas) y la JU. 
Guiso Blanco (Apuit, Guijo de Filipinas) sin contar algu- 



La Frtzi^ra cbr^ophylla H.B.et Kunth (Mandul del Perú) 
crece en los Andes^ 

El género Saurauja contiene algunas especies usadas e^mio 
í^molieAtes en Américav Asia. ^ . 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. SS7 

•El CiM^dosfmnmíií^tínet(Mrimn Gñl. ti Ferrol. deSéne- 
gambia , es útil porque su raiz tiñe de amarillo , y puede serlo 
para tratarla aménCM-refl ;'el (7. Gossypium DC. dáen la India 
una goRoa seittéjaute á la iragacanto , y las semillas verdes sir-' 
ven ádeifiás para temr de amarillo, aprovechándose también su 
tana; é C. hibiscgides H: B. et Kunth (Botulo de Guayaquil, 
Camestolendas de Caracas) .es americano ; el C. insigne St. 
jfiY. (Butua de corvo en el Brasil) tienéentre ios brasileños ré- 
putadion de curar los abscesos de las visceras. Ln Laplaoea 
tmtyima Rieh. (Almendro de Cwlra)' es árbol cuya madera se 
usa fen Cuba* La Kielmeyera speciom St, BU. (Pao santo del 
Brasil) y la K. rosea Mart. son emolientes, y sirven en ét Bra- 
sil para preparar baños y fomentos. 

La Gordonia lasianthus L. es de utilidad en la América 
septentrional , porque la corteza se emplea para curtir Hs pieles. 

CAMELIEAS (caMELLLE) 1X1. PRODR. K . 

CAKACiffeES. Gáli2 peirta-iieptasépalo, empizarrado-, con 
sépalos designaos ^ ^náceos , caducos. Corola penta-hexa- 
eneapétala. Estandires^ en mmero indefinido con filamentos fili- 
formes, poliadelfos^ monadelfos por su parte inferior; anteras 
elipsoidéas ó redondeadas ; versáíiles. Pistilo con ovario único, 
aovado-redondo ; estilos dé tres á seis, filifóraies , mas 6 menos 
«ntresoldados^ Cápsula trHocuIar, dehiscente, trivalvo. Semt-r* 
lias fijas en la margen central de los tabiques, gruesas y pocas; 
ftlbumen milo ;-coilifedonés grandes, oleosos; raicitia cortísítífia. 
-^Arboles y «rbustos siempre verdes, coa las hojas lampiñíts. 
Flores axilares y hermosas. ^ 

' Habita está pequeña familia en él Asia oriental. 
Comprende cerca de unS veintén^ de especies, agregadas 
por algunos á la fenilia anterior. ^ 

Proípibdades y üsok, EV génei'o Cntnellia, bien conocido 
por te beHé^ de sus flores, es útil en el Asia por el buen aceite 
qile Sé obtipne*e las sémiWasde diversas especies , cuales son 
te C: japónica L. ; te C. deifera A1)eL, te C. drupifera Lóur.\, 
y te ¿7. Sesan^a jFAwTáJ. , cuyas* flores sirven para aromatizar 
el Té shtílang , empleando además las mujeres chinas el coci- 
miento de tes hojas para perfumar el cabello. La Thea chinen^ 
m Sims. (Té de la China)^ quese cultiva también en el Brasil, 

I)arece ser la única especie, cuyas diversas variedades producen 
as de té que corre en el comercio ; la T, oleosa Lour. tiene las 



Digitized by VjOOQIC 



2S8 cuBSo 

semiUas may oleosas, y de ellas se extrae aceite en Cochin- 

í;htna. 

El género Arislotelia agregado por Lindley á las tiliáceas 
eoDsütaye por sí solo la familia de las aristoteliagbas de End- 
Jíicher, y por el mismo aproximada h los camelieas; — La Aris^ 
totdija Macqui í'herit. (Macqui de Chile), cuyos frutos co- 
mestibles sirven en Chile para prej)ardr el Thecu ó chicha de 
Macqui , es allí estimada además pm* servir las hojas para curar 
las ulceritas de la boca, é igualmente en unión de los brotes 
tiernos para hacer cataplasmas, que aplican los indios al dorso 
ríñones con el objeto de calmar la fiebre, y se aprecia tam-* 
ien porque de la corteza se haidea cuerdas, asi como del leño 
buenos instrumentos de música. ^ 

• CTLAaNEAS (OLAGINB.^) DC. PRODR. I. 



i 



Caracteres. Cáliz gamosépalo, pequeño, truncado 6 den- 
ticulado, persistente y acrecentado después de la florescencia. 
Corola tetra-hexapétala , valvada en la estivacion con pétalos 
algo coriáceos, libres ó soldados por pares, provis*#$de!apén-: 
dices filiformes. Estambres de tres á diez, algunas veces pega- 
dos á los pétalos por la base; filamentos comprimido-alesnados; 
anteras acorazonado-oblongas, derechas, biloeulares. Pistilo con 
ovario uni-tri-cuadrilocular y celdas unioVuIadas; estile único, 
filiforme. Drupa unllocular, monosperma , frecuentemente ceñi- 
da del cáliz acrecentado. SeoHllas pemlientes, umbilicadas , en 
la base; albumen carnoso; embrión pequeño, ovoideo, basilar; 
cotiledones adberentes; raicilla dirigida al hJio.-^Arboles ó ar- 
bustos lampinos coii hojas alternas, simples y enteras. Flores 
{Pequeñas f axilares. - 

Habita ^ta familia cutre los trópicos, y también foéra de 
ellos en Nueva-Holanda. * 

Comprende una cincuentena de especies. 

i^ROPiEDABES Y csos. La Olox zeylaHica L. tiene su leño 
fétido y de sabor salado , que en Ceilan se usa en el tr^antfento 
de las fiebres pútridas, además de servir las hd^ pai^a ensala-^ 
da. La Ximenia americana L. (Yana de Cuba, Ameixeira do 
térra, ^pinheiro tl'ameixa en el Brasil) también es^útil , {mesto 
que los frutos se coínen confitados é iguatmente las almendras 
de ellos, siendo además purgante toda la planta. La \ícaeina 
senegaleñsis Adt*. de Jtuss. es apreciada por los negros dd 
Senegal que comea las almendras de este árbol. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. ^39 

AC1IAMCI4CSAS (aDRANTIACE^) DG. PROÜR. I« 

€ARAcnRfis. CÁMi aorzado 6 campanudo trí-quiaqueden- 
lado 9 certo, persistente. Corola tri-pentapétala^ algo empizar- 
rada e»la estivacion con los pétales anchos por su base» libres 
o alga entresoldados. Estambres en número igual , doble b 
nráltiplo de los pétalos; filamentos aplanados, libres i varia- 
mente soldados hasta la mitad ^ superiorn|ente atenuados; an- 
teras derechas» terminales. Pistilo con ovario multilocvlar ; es- 
lilo único ^ rolKzo; estigma gruesecito, indiviso ú obscuramen- 
te lobado. Hesperídid uni-bi-plurilocular con celdas monosper- 
mas ó menos frecuentemente pofispermas. Semillas inversas ó 
casi be^izofitales á veces éon muchos embriones; albumen nulo; 
embrión recto; ci^ledones gruesos orejudos, raicilla retraída, 
supera , dirigida al hilo. — Arboles ó arbustos comunmente muy 
fami^iíos ct^n glándulas vesiculares llenas de aceite esencial y 
con hojas alternas , persistentes, simplemeflie impári-pinadas 
ó reducidas á la hojuela terminal y algunas veces al peciolo di- 
latado. Fiares axilares 6 terminales, solitarias, corimbosas 6 
racimosas , blancas , rubicundas ó amarillas y de gratísimo 
olor en muchas especies. 

Ha«ita esta beUa é int^esante familia en la India , la Aus-^ 
Iralia, las islas de Borbon, Mauricio y Madagascar. 

*GoHPB£NnE cerca de cien especies. 

PnomBDASEf; t usos. Las sustancias amargas y el aceite 
esencial^ que contienen las diversas partes de las auranciaceas, 
les dan la propiedad de corroborar y estimular , siendo por otra 
parte aat»ogistica, antibiliosa y antiséptica la p^ilpa de los fru- 
tos á causa de los ácidos libres en ella existentes, que ademas 
la hacen grata ri paladar, cuando no sobresalen demasiado. 

La AtaUüníha monophylla BC. tiene la corteza y los fru- 
tos amargos, usándose en la India jpara curar los dolores de 
vientre. La Triphasia trifoliuta DC. (Limoncillo de China, 
Limoncito de Batavia , Limoncito dé Cuba) también es origi- 
naría de la India y sus frutos se comen confitados: La Limo- 
nia aciáissima L. se halla en igftal caso; la £. ctennlata 
Roxb. crece en Goromandel , donde se^emplean los frutos com6 
estomacales , y la raiz contra los retortijones de vientre. La 
Cookia punetata Relz. {ñnsjñfii de Filipinas) e^ apreciada 
por su fruto ácido, que se confita en la Giina é india. La Jftir- 
raya exótica ¿. (Boj de la China) es de la India y sé estima 
por la madera y por las flores , que sirven para teñir de negro 



Digitized by VjOOQIC 



240 GUASO 

el cuero. La Aglaia odorata Lour. tiene las flores oloresísi- 
mas, las cuales se usan al parecer en^ la Chiost para aromatizar 
d té. La Bergera Kénigit L. sirve en la India para condimen- 
to v empleáadose las hojas como tal , y además la tnfifóion de 
las mismas se tiene por estoifiacaU mientras que la corteza y la 
raiz son estimulantes. Lsl Glffcosmis cilri folia lindL .^2^%- 
oía en la China , porque se comen los frutos confitados; la G. 
heterophylla Rich. crece espontáneamente en Cuba. La Fer(h* 
nia Elephantum Corr. dá por inciáion una goma trasparente^ 
y los frutos se confitan ea la India; emjpleiando además las ho- 
jas como si fuesen de Naranjo. La MgU Marmelos Corr. (C¡- 
rifole, Marmelos de Bengala) es igualmepte de la India y allí 
se comen los frutos confitad^^ , que antes de estar maduros se 
suelen usar contra la diarrea y el cólera., asi, como la esteza 
de la TdAz para curar la hipocondría y las palpitaciones dú co- 
razón , é igualmente las hojas contra el asma, además de em- 
plearse la corteza de los mismos frutos como astringente y para 
t^ir de amarillo iksiendo por otra parte muy buena la madei*a 
de este árbol ^ y hasta la pulna dutioosa que revista sus semi- 
llas sirve para d^r á la mezcla de cal y arena cualidades su- 
periores en concepto de los albañiles indianos. El género Ct- 
trus , originario del Asia y hoy aclimatado en el mediodía de 
Europa, y en todas las regiones tanto 6 m^ cálidas, es muy 
importante por las especies útilísimas que contiene , bastando 
citar el C. Aurantium Misso (Naranjo cliino y Naranjo tan- 

?;criao), abundante en variedades, entre ellas 4 C. Aur. me- 
üense Rmo ( Naranjo de sangre , Naranjo de Malta) , que el 
vulgo cree procedente de ingerto sobre Granado j el C, vulgo- 
ris Rissú (Naranjo agrio) cuyas variedades son tafiíAien nu- 
merosas , contándose entre las ma3 tiotables el C vídg. pulpa 
dnlci Risso (Naranjo dulce y Naranjo agridutee. Naranjo ca- 
jej) yel C. mlg. myrii folia Risso (Naranjo con hoja de mir- 
to); el C. Medica Risso (Cidía-limon^, Cidro, Cidrero) que 
presenta entre sus variedades; el C. Med^ rugosa Risso (Tó^ 
ronjo^ Naranjo Real, Azamboero, Zamboero) ; el C. Limetta 
Risso [Lm^j Limero y Limón dulce), que cotoprende como 
variedad el C. Limeíta Béfrgamia Lois. (Bergamota); el C. 
Limomm Risso (Limón agrio. Limonero), abundante en va- 
riedades; el C Decumana L. (Pampelmusa de la India ^ Luc- 
han de Filipinas) , ya introducida en Andalucía y siendo, varie- 
dad de esta especie :el Chadea, que en Jamaica tienen por, el 
friuto del Paraíso ; el C. nobilis Lour. (Naranjo ñioreiro de 
Cuba) originario de la China y cultivado énCubay poeodifóren- 



Digitized by VjOOQIC 



BiMorÁNiCA. 241 

le del Noraajo ehino; el C. notissimm Blanco (Limón sutí, 
sutil éseutil^ LünoH de Ceuta, Dayap de Filipinas), cuyos fru- 
tos se usan mucho como condimento en las Filtpifias> y acaso 
.i£ual al Limoociilo de Lima, llanoado tamUen Limón sutil; el 
€;• japónica Thunb. y el C. iamnica Blum. , que son útil^ 
en 8HS respectivos paises. La Casimiroa ednlis Llai). et Lea:. 
de Méjico tiene el fruto muy agradable, pero soporífero. 

HiraRlClNBAS*(HYPERlGINE.«) DC. PRODR. I. 

Caractbrbs. Cáliz ganK»épalo cuadri-quinqueparlido ó 
ietra-pentasépalo , persistente, frecuentmiente. desigual con 
das sépalos. menores y dos ó tres mayores. Corola telra-pen- 
tapétam, retorcida en la estivacion con cuatro ó cinco pétalos al- 
tanos con los lóbulos del cáliz , comunmente amarilla venosa 
y alguna vez punteada de negro. Estambres numerosos, oasi 
siempre- indefinidos, poliadelfos en 4a base> raras veces libres 
ó Hionadelfbs; ftlamaitos largos; auteras oscilantes, diminutas; 
Pistüa co» ovario multiloeular y estilos libres ó soldados , con 
estígmsg simples, rara tez cabezudos* Caja ó baya mullilocu- 
lar, multivalve con placenta central ó dividida en muchas la- 
terales. Semillas numerosísimas, generalmente rollizas y pocas 
veces cempliinadas; embrión recto; albumen nulo; raicilla in* 
feríor; — Yerbas, matas , arbustos 6 árboles frecuentemente do- 
tados de jugo resinoso y provistos de glándulas con hojas de 
ordinario enteras y opuestas. Flores, terminales ó axilares, 
«panojadas ó cimosas, generalmente amarillas. 

Habita en todas las regiones templadas y cálidas del globo, 
encontrándose les especies arborescentes y leñosas exclusiva- 
mente entre los trópicos. , 

Comprende unas doscientas ochenta especies repartidas por 
Choisy y ' conforme á él por Decandolle en bs tribus si- 
dientas: 

TriSu- /., YUmieas. Baya. Flores en panojas separadas, 
afilas, racimosas ó corimbosas terminales. — Arbustos ó árboles 
con hojas pecioladas^ ■ 

Ttihu II. Bipéticeas. Cápsula. Flores termínales ó axila- 
res. -^Yerbas ó matas cm hojas casi siempre sentadas. 

^Pro^bdades X usos. El jugo resinoso y aceite esencial 
que tienen las hipericineas son abundantes en las arborescentes, 
y existen también en las glándulas y receptáculos Vesiculares 
de las herbáceas, habiendo ademasen las cortezas de mochas 
una sustancia amarga, qu^ diversifica suspro^edades: las lie- 

T. II. 16 

Digitized-by VjOOQ le 



212 CURSO 4 

nen pur^tes y febrifugas algunas hipericjueas, mienCf ás que 
otras son únieamente ióoicas y astrioge«les ; también hay entre 
estas plantas* algunas tintóreas. 

Ei Cratox^on Horn$chuchii Blum. (Marón de Java) es un 
arbusto de Java algo astringente y diurético. La Haronga psjh- 
heseens Poir. sirve en la isla de Francia para teñir los som-* 
breros y los cesiillos. La Vismia guianensis Pers. (Caaopté, 
Pao de lacre en el Brasil! , la V. cavennensis Pers. , la V. mi- 
crantha Mari, y la Y. laccifera MarC dan la Gomaguta de 
América muy purgante , que es el jugo desecado de las mismas; 
la F. lati folia Choii, cuyas hojas se usan como febrifugas en 
la Guayana , tambioi tiene purgante el jugo que de ella se saca 

Íor incisión ; la Y. acuminata Pers. ( Caparrosa , Notijo ile 
laracas) es asimismo de* América. lAElodea virginica JVnit. 
sirve en los Estados-Unidos para hacer con las flores una tin- 
tura estomacal. El Androsoemum officinale AiL {Castellar, 
Todabuena, Todasana) es europeo y tiene los frutos purgantes, 
las hojas astringentes , considerándose además toda la planta 
como vulneraria y hasta como útH para curar la rabia. En el 
género Bypericum se hallan varias plantas, antes ^ diora 
muy usadas , tales como el H. guadrangulmn L y el H. per- 
foraltm L. (Corazoucillo, Yerba de San Juan), ambos eur^ 
peos y el s^ndo extendido por fuera de Europa, y donde 
quiera reputado de astringente, habiéndose empleado como 
vermífugo, vulnerario y anliarlritico, é igualmente para ciarar 
la rabia en Rusia, mientras que los talki, hojas y florea ae 
usan para teñir de amarillo , y toda la planta se emplea cono 
curtiente; elH. crispum I., el F. ciliatum Lcm. y el H. 
Coris L. propíos de la región m^iterránea y muy acreditados 
entre los antiguos que administraban las semillas del último 
como diuréticas y útiles en los espasmos; el H. hireinuwi L. 
Uimbien de la región mediterránea y con. bcjas antes de ab<n*a 
recomendadas para curar la dismenorrea y la estranguria; el 
H. eonnatttm 1. (Orelha de galo en el Brasil) que tiene las 
hojas bastante astringentes y usadas en cocimiento por los hnr 
silenos para gargarismos ; el H- laxiusculum.St. BiL [Ale^ 
erim bravo del Brasil) reputado de útil entre los brasileños 
para curar las mordeduras de las serpientes ; d H. lanceola^ 
tum Lam. que dá el Uamado Bálsamo de flores, estimado ep la 
isla de Francia como antidifilitico; ei Jff. hri(íifolium Ju9^» 
(Rcmierillo de Quito) , usado en QmíIo para teñir de imoarillo 
la lana ; el H. eoehinchinense l/mr. , útil eq Asia psora hacer 
remos, sirviendo además las flores para teñir de amarillo. El 



Digitized by VjOOQIC 



BE BOTÁJÜICA. 243 

A$oifiHimi'kypeific0Í4e$ L déla América sef>teMlrkmal tiene 
las hoias astPtngeBies y tos^ semillas purgantes. La Eucrffphia 
cor di f Uta Cm. (Roble de Chitee) criece en San Carlos de 
Ghik>e y tiene madera sélida. 

El género Oehranh de la China constituye por si solo la 
familia de las ocrautacbas aproximada por Éndlicher á la an^ 
terior, 

GJUTIPRRAS (GirnFERJS) DC. PEO&R. I. 

Caragtj^bs. Cáliz di*-hexasépalo y casi siempre persistente 
con los s^)aIos redondeados, membranáeeos, empizarrado- 
(puestos. Corola tetra-decapétata ^ comunmente amarilla. Es- 
taHibres numerosos ^ raras veces en número definido ; filamen- 
tos de tarta longitud ; anteras pegadas , longitudinalmente dé^ 
hísctotes, algunas «veces dimnutas. Pistilo con ovario único y 
estilo nulo ó muy corto ; estigma sentado escutiforme ó multi- 
lobo. Caja abaya^ja ; baya ó drupa con pericardio cortezudo, 
grueso, ^dehiscente ó indehlscente , unilocuiai', olkospermo^ é 
multiloculai' con tas celdas mono ó {)olispermas. Semillas con 
espermodermis tenue ; albumen nulo; embrión reoto; cotiledo- 
^oes carnosos > algunas veces entresoldados ; raicilla mínima.— 
Arbt£3tos ó altóles con jugo resinoso y hcjas enteras , opues- 
tas , ó menos frecuentemente alternas , coriáceas. Flores algu- 
nas veces unisexuales por aborto ^ racimosas axilares , stpano- 
jadas terminales^ ó amontonadas laterales» 

. Habita casi toda la familia entre los trópicos^ siendo muy 
pocas kis especies que se hallan fuera de ellos en regiones muy 
cálidas. 

CoiMPRENBE ciento y cincuenta especies repartidas por Choi- 
sy y conforme á él por Dect^ndolle en las tribus s^uientes: 

friiuL Clusieas. Frutomultilocuter con las celdas polis* 
permas. 

Tribu IL Gareinieas. Fruto multilocular con las celdas 
mcttios^ermas. 

; Tráiu IIL Calofileas. Fnilo unil^ular dji^páceo ó aba- 
yado. Senallis escasas dentro del pericarpio seoo, 6 aaidadas 
en pulpa. ^ 

THou JV. Sinf (mieos. Fruto multilocular con celdas mo- 
no ó polispermas. Anteras extrol*saB' pegadas á Iqs filamentos 
de los estambres, unidos en tubo ó en hacecillos. 

P^oFiBnADES Y usos. El jugo araafiUo ó verdusco de las 
giítiferaa , que contiene una resina acre disuella en aceite esen- 



Digitized by VjOOQIC 



244 CURSO 

ciaU y moderada en a1g«inas especies por cierta canlidad nle 

Soma , manando abdndantemente por las incisiones y espesan- 
ose al contacto del aire, es de utilidad para la pintura, y 
también para la medicina como estimulante , tónico , favorable 
á las visceras del vientre y á las membranas mucosas. La savia 
resinosa de varias gutiferas sirve para sustituir a la pez ; los 
frutos de otras son agradables; las semillas de muchas son 
oleosas ; la madera de todas en general es muy durable. 

La Godom spathulata R. et Pav. (Laupe del Perú) y la 
.G. obovata n. et Pav. (Laupe del Perú) tienen la madera 
muy dura y de ella se hace uso en el Perú para varios utensi- 
lios; la G. repanda Bonpl. (Lengua de vaca en Nueva-^^Gra- 
nada) también es americana. La Clusia rosea L. (Copeisillo 
de Cuba , Cupay de Nueva-Andalucia ) y la C. alba L. (Copey 
de Cuha , Cupay de Nueva-Andalucía ) que crecen en las An - 
(illas , abundan en un jugo balsámico y amargo que se endure- 
ce al aire , usándose en lugar de la pez y de la Escamonea ; la 
C. Hava L. , que también crece en las Antillas, es útil por la 
savia resinosa que algunos creen ser la Hanoada Hog en Jamai- 
ca y que se considera como vulneraria ; la C. insignis Mari. 
( Apui del Brasil) destila del receptáculo de sus flores'una con- 
siderable cantidad de jugo resinoso que unido á la manteca de» 
Cacao sirve á las indias del Brasil para curarse las grietas de 
los pechos ; la C. Pseudo^china Pmpp. es del Perú y tiene lá 
corteza amarga, habiéndose empleado para falsificar la quina; 
la C. venosa L. parece usarse en las Antillas como febrífuga. 
I^ Verticillaria acuminata R. et Pav. (Cabima, Palo, de 
aceite, Canime, Árbol del aceite de María en el Perú , Curru- 
cay del Orinoco^ se halla en la América meridional , particu- 
larmente en el Perú, y dá una resina llamada Bálsamo de Ma- 
ría, lo misnM) que otras especies de diversos géneros. La To- 
vomita pentapétala Blaraeo (Pameclaten , Pamítiatin de Fili- 
pinas) dá madera que se usa en las Filipinas. 

El fíebradendron cambogioides óraham. , árbol que se 
halla en Ceilan^ produce la Gomaguta del comercio, ia cual es 

Sirgante; el H. pictoHum Gtaham. dá, según se cree, la 
uta usada por los pintores. La Garcinia zeylanica Rogcb. , la 
G. Cowa ñoxb. y la G. cornea Roxb. de la India ofreo?» 
produetosí semejante» que corren con los anteriores; te G> 
Cambogia Desr. (Carc^uli de la India) , que dá la Fruta det 
machín , se halla en Malabar y difiere mucho en cuanto al jugó 
resinoso obtenido de ella, puesto que no es purgante; la G. 
celebica L. , la G. cochinchinensis Chais, y la (?. indica 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁrflCA. 245 

Chvis, , también astáticas , dan frutos ácidos llamados Brindo- 
nes que se comen ó sirven para preparar bebidas y jarabes ; la 
G. jUorella Desrous. acaso produzca la resina Manajú de 
Cuba; la G. Mangostana L. (Mangostan déla Inctía] es muy 
apreciada en la India por los frutos que además de contarse 
entre los mas agradables, tienen la corteza astringente, usán- 
dose esta y la del árbol contra la disenteria, ios flujos de san- 
gre y también como vermífuga , é igualmente para teñir de 
negro. La Pentadesmu butyracea Don. de Sierra Leona tiene 
ios frutos mantecosos y de ellos bacen uso los negros como 
^hvaenXo. LdL Platoniainsignis JUart. (üva-pacuri, Pactwy 
del Brasil] es un árbol grande cuyos frutos sirven para hacer 
dulce en el Brasi^ y de cuyas almendras, también comestibles, 
se saca aeeite. 

La JUammea americana L. (Mamey de las Antillas, Al- 
baricoque de Santo Domingo), cuyos frutos son estimados en 
A^nérica , lo es igualmente por sus flores aromáticas , que sir- 
ven para preparar licores, y por la madera empleada en varios 
objetos, haciéndose además una bebida espirituosa con el jugo 
destilado de los ramos , mientras que el jugo resinoso del tron- 
co se usa para destruir, las niguas que se fijan en los pies de 
los negros. El Xantkockymus tinctorius Roxh. de la India 
produce una materia que tifie de amarillo. La Stalagmitís 
ovaii folia R. Rr. de (>eilan es una de las plantas cuyo jugo 
contribuye á constituir la Guta- del comercio. La Mesua spe-- 
dosa Chais, y h M. férrea L. (Palofierro de la India) , una 
y otra de la India ^ tieasen )a madera muy dura , las raices aroar«> 
gas y sudoríficas, las hojas emolientes y los frutos purgantes. 
El Calophyllum Inophyllum L. (Bittaog , Palo María de Fi- 
lipinas) , dá en la India 7 en las Filipinas una especie de Ta- 
camaca purgante y emética , teniéndose además la corteza por 
diurética, y délos frutos se extrae aceite, é igualmente se 
emplea Ja nmdera ; el C. Tacamahaca Willd. es el árbol que 
produce en Madagascar y la isla de Borben la llamada Taca- 
maca <le Borbon; el C. thuriferum Poepp, es del Perú y des- 
tila una especie de incienso, que se echa en los braseros; el 
€. Calaba Meq. (Ocuje de Cuba, María de Nueva-Granada), 
cuyo jugo resinoso es semejante á la Copaiva en sus propiedad 
des , crece en las Antillas y otras partes de América , teniendo 
los frutos comestibles y las semillas oleosas del mismo modo 
quoi varias especies congéneres; A C. longifolium Willd. dá 
el Aceite de María en Nueva-Granada; el C. brasiliense 
Camb. (Lantim, Landy, lacaré-iiva del Brasil) es el árbol 



Digitized by 



Google 



246 GUKSO 

cuyo liber destila un bálsamo aromático, empleado por los ve- 
terÍDartos brasileños; el C. ncuminatum Wiild. (Madroño 
de Nueva-Granada) y el C. Cupi H. B. el Kunth^ también 
crecen en la América meridional. 

Im Moronobea coccínea Aubl. (Oanani del £rastl> Mani 
del Orinoco]^ es árbol americano, que además de dar un jugo 
resinoso^ llamado Oanani, y semejante á la pe^, empleado com» 
ella y para hacer emplastos Yulnerarios, proporciona madera 
buena para barricas y destinada tatnbien á la construcción.^ — 
L^ ñheedia lateri flora L. que e& igualmente de. América dá 
frutos útiles^ y el jugo resinoso desecado del >mismo áriiol 
tiene miH;hos*usos« La Macanea arbórea Blanco (Palaealaí de 
Filipinas) es notable por su fruto , cuyo cocimiento se asa en 
las fiebres por los habitantes dé las Filipinas , pudiendo además 
contener el flojo menstrual. 

Los géneros Candía y Cinnamodendronj ambos ameri- 
canos, constituyen la familia de las Caneláceas de Lindl^, 
compuesta de tres solias especies. ^ — La Canella alka Murr¿ 
(Árbol de canela de los primeros dcsimbridores de América, 
Gando de las Indias occidentales, Gurbana de Guba , Boighe 
deGhile, Falso^^eanelo deWinter) ^eoe en diversas partes 
de América y la corteza es la Gánela blanca que se asa como 
tónica y estimulante. £1 Cinnamodendron owUlateMart. 
fParatuído , Gasea de Paratudo , Erva moira do serlaó en. el 
brasil) tienda corteza aromática y tónica , semejanle á íaica- 
nela y conocida en el Brasil con el nombre de Casca para 
tudo,. porque se cree eficaz en la curación de muchas emer* 
medades. 

MA&OKABIACBAS (m ARCGRABIAGEJ:) DG. PROBll. J. 

GABACTÉaEs. Cáliz di-heptasépalo , empizarrado en la esti- 
yacion^ con los sépalos aovados, comunmente coriáceos. Corola 
pentapétala, empizarrada en la estivacion, con pétalos libres ó 
soldados por su ápice , en forma de caperuza. Estambren en n«h . 
mero definido ó Creeuentemente indefinido ; filamentos ensan-^ 
chados por la base; anteras prolongadas, derechas, interior- 
mente dehiscentes. Pistilo oon ovario único; estigma simple ó 
cabezudo. Gsqa coriácea , ordinariamente algo globosa, mu Iti- 
valve, apenas dehiscente, con valvas septiferas y tabiques in- 
completos. Semillas numerosísimas, diminuías, anidada» en 
pulpa; albmnenniklo; elmbrion homotropo, ena>rvad0; cotiledo- 
nes cortos, obtusos; raicilla larga: — Arbustos á veces ire- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 247 

pudores coto bo\9» aileraas. Flore» unbeiadas ó espigmias. 

Habita Mía hi familia en la América iropiea)^ excepUñoilo 
uft fféiiero de duAosa lenidad , que se halla en la Mucta^^ 
ledonía.. 

GoMPKDiDK veinte y seis especies. 
Pkomedadi^ t ü80s« 1.a Marcgtmia umbellata L. eslá 
ieiida f» la» AntHlas por aatisiíiU^ y diurética , usándose la 
raiz, el lailo y las hojas; la M. éhMia B. B. et Kt»ntk (Yedra 
de NwTa-'Aaaaluda) difiere de Ja anterior. 

HIPOCRATBACEAS (hIPPOCRÁTEAGE .«) DC. PRODR. I. 

Cabactéres; Cáliz teUra-penl»4)e^8épalo, persistente con 
pélalos pequeño», entresoUbdos* Corola coa pétalos en igual 
número , casi empizarrados en la estívacio». Estambres en nú-* 
mero de tres ¿ raras veces de cuatro á einco; filamentos ensan- 
chados y unidos por la base en formadetuboóamllo; anteras bi- 
caadriloctilares, transversalmenle dehiscentes. Instilo con'ovario 
trigcmo/metidoenel tid)odelos estambres; estile único; estigmas 
de uno é tres. Fruto compuesto de tres carpillos samaroideos, ó 
abftjtado uni-trilocular. Semillas en número de cuatro por <%lda, 
abortada» en algunos casos; altaimen nulo; embrioa recXo; cb- 
lüedonespbnoSy eUptíeo^longos^ algo carnosos; raicilla infe- 
ra.^^Arbi^tos alguims veces trepadores , conummeste lampiños 
con hojas opuestas , simples , algo coriáceas. Flores racimosas, 
eorimbasas ó apa^fgadas, pequeñas y Bada vistosas. 

Habita la totalidad de esta familia en las regiones intertro- 
picales y mas abundanlementei en las de América. 

Comprende mas de ochenta especies. 
Propiedabes t usos. La Hippecmtea carnosa Stcarts. 
(Sriratá del Brasil > Almendro de los bosques en las Antillas) di 
unas alflfóndras oleosas , que se comen en las Antillas , como 
nuestn» alqieBdras dulces; la B. avata Lcm. (Coanabíicfai de 
Méjico) se tiene tandiien en las Antillas por pectoral y anti vene- 
nosa. La Salücia $enep<densis DC. y la S. UomburgU WalL, 
la primera africana v k segunda i»itica, tienen los frutos co- 
mestibles. La Tonsella brasilf^ii Spreng. (Sapmtá del Brasil) 
y^ra» dan frutes que comen los brasileños; la T. pyriforms 
Sweei deSierra^Léona losprniduce igusdmenle coníestibíes. 

raiITRBSlI^EBS fcRYT&ROXYI.BA) DC» PRODR . I. 

GABAcarÉREs. Cáliz .pentasépalo, persistente, bon los sépalos 
mas ó menos entresoldados. Coi*ola pentapétala, empizarrada «i 



Digitized by 



Google 



248 . t:üR60 

la eslivacíoD con los pélalos ensanchados por la base^ ígeafet^ 
interiormente previsies de eseamas. Estambres ^ea número de 
diez con filamentos unidos por la base en forma de anUlo; antc-^ 
rasintrorsas, biloculares, longitudinalmente dehiscentes. Pisti-- 
lo con ovario unilocular y un solo hiieveoílio^ ófítrtloouhff con 
las celdillas lateimles vacilas; estilos libres en número de tres; 
estigmas cabezudos ó reunidps en uno solo. Drupa mcmosper- 
ma. Semillas angulosas; albumen córneo; embrión linear, rector 
central; cotiledones lineares, planos > foliáceos; raicilla supe-r» 
ra. — Arboles y arbustos con estipulas agudas, axilares , y hojas 
comunmente lampiñas, casi siempre opuestas. Flores apareadas 
ó amanojadas , pequeñas, blanqueciims ó aroarille-^verdosas. 

Habita e&la familia eo las regiones intertrofHCaks, y elma^ 
yor número en Jas de América. 

CoafPBBBiBE carca de ochenta espeeies. 
PaoMBDADfis Y usos. Muehas-erilroxilcas tienen el leao 
tintóreo., sirviendo para sacar un color rojo. El Erylkrowt/lum 
aredatum L. es un arbusto que crece ea Cartagena de Améri-^ 
ca, donde se usan los ramitlos tiernos como refrigerantes, la 
corteza por sü virtud tónica , los frutos en calidad éa pairantes 
y flioréticoa^ además, de servir el jugo de las 'hojas para hacer 
cierto ungüento, destinado á corar los entines; el EiiCoém 
L&ñk. (Coca, Quca, Ghuiehicoca del Pem> Ipadú del Brasil, 
Hayo de Santa Marta; se halla príncí^bneute ea el Perú , y 
alH mastican fias bajas, qae producen grande lypcitacion en él sis- 
tema nervioso ; el fe. hondense B. B. el Kunth (Coca de Nue- 
va-Granada) parece servir en Nueva-Granada para lo imsnio; 
el *E. suberosum St. UiL (Galinha choca. Mercurio do catnpo 
en el Brasil) y-.el J?. tortnosmi i/ar^, ambos del Brasil, tie- 
nen las cortezas astringenties y buenas para dar un color obaeu- 
ra; el E.htfperioifolium Lam. esr el Palo de aetíte de }a isla 
de Fraoeia;el E. migmjkgum Mart. (Frutade pomba en* el 
Brasil) se tiene entire los brasileños por .iúk\ conloa, las morde- 
duras^de Jas seiyientes, empleándose la corteza de ia* miz; el 
E. campestre St. HiL (Catelb dentro en d Bcasil) se esti^ 
ma .tandeen por los brasileños , <|ue «san la eorteza como pur^ 
gante, ó.masbieñ eUiber de ella; el E. havanen$e Jacq. (Jibá 
ó Giba de €uba) dá madera, empleada en b isla deCuba Mra 
diversos objetos; el E. rufum Cav.y el E. obovatum DC. y 
el E. (datemifolium Rim. redben el misiBo nombre vulgar 
en Cuba y producen madera igualmente útil ; d E. cumanen-- 
se B. R. ei KmUh (Genezo^deCumaná) tambie» es propio de 
América. - -/.r ,• - . , , ., •,--:•. -i ^ -: 

/ 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA i 049 

IfALPieiirÁC&A» (vALPIOíUACBíE) DC. tRODS. 1. 

• 

Ca RACIMES. Cáliz quioquepartido , casi aíempre persiste»-- 
te. Corola pa^lapétala , raramettle nula , qod pétak» ungvictila** 
dos , algBoas veces desigaales. Estambres en wmero de diez^ 
alteraos con los petates^ rarameote muchos meóos 6 sofilaríoe; 
filaoientos libres ó breveiiie»te wiidos'por la lAse ; anteras re^ 
dondeadas. Pistilo con ovario cuyeo y ae ordinario trílobo, com- 
puesto iñ tres carpillosmas ó «lenos onidw; estilos Ubres en 
número de tres, ó rennidos en uno solo. Fruto trioarpelado, 
trilocular 6 por aborto um-byoeu^r^ iseoo ó abayado cpo eeit 
das monospermas. Semillas solitarias en las celdillas; aJbwiN») 
nulo; embrión mas ómefaos encorvado^ raras veces recto; éo-* 
tiiedones comunmente carnosos; raicUiacorta» — 'Arbustos ó ar<* 
bolillos con ramos frecuentemeilte trepadores y bofas casi siem- 
pre ^nestas, estipuladas por la comnn. Fiores corimbosas ó 
racifiíosas, y agradables á la vista* 

Habita la mayor parte de esta fatfNlia en la América tropi-» 
cal 9 y solamente algiiaas» especies se halkui en Asia y África. 

CoMPRBKnB mas de quimentas cincuenta especies repartidos 
por Decandolie en las tribus siguientes: 

Tribu I. Mdpi^hieas. Estilosa lres> libres á •reunidos. FrUr 
to carnoso , indehiseenCe. Hojas epuciAas. > 

Tnka II. Biptaceas. Estilo únieo ó tres reunidos. Carpi* 
líos del fruto seeos, indebisoentes^ sfionospermos^ frecuenleMn*» 
te ahdos. Hojas opuestis ó vertidiadas. 

Tribu III é Bémisteréeas. Estilos tres , libresJ Carpillos del 
(ruto stecos> indehisoentes, monospermos, variamente alados. 
Hojas opuestas, raras teces vertidledas. ^ 

PftopiBÍ)AiHss Y üsosv Lo cortcza y ieio de las maipigliiáoeak 
tienen mucho tanH)t>> de modo que sirven para curtir las pieles^ 
y además tiñen de rojo; los frutos de algunas se comen y hasta 
se consideran como medicinales por ser astringentes, un poco 
ácidos y sacarinos; alguna especie tiene las senülas venenosas. 
La Malpighia urens. L. {Ahnallzocollque.de Méjico, Ci- 
ruelo, Palo bronco de Cuba], la M^fflcArá L. (Ciroelo, Ce- 
recero de Gd>é) y la M.punivi folia L. {Ciruelo , Ccrccei^de 
Cuba, Cerecillo del Perú, Cerezo Je» Lima) son americímory 
dan frutos agridulces í que se bomen y se prescriben )éémo refría 
gerantes, antibiltosos y antisépticos, sieodo tambienkie-u*ili<]M 
ia madera, y adejnás de la ¿itima especie se eviene por inci- 
sión dd'la corteza una goma que se usa* como pectoral y>c«9lnii 



Digitized by 



Google 



860 ^ CURSO 

los catarros agudos de la vegiga; la M. fagineaSwtrti. (Nan- 
chi 6 Nasanchi de Milico) tioiieto corteía^liaslaitleíasKtweote, 
y del cociinieiito se hace uáo en Aléjico para afirmar la denia- 
dnra; laií* (AovataH^ B.et Kuntk (litfú de eosta en Cuba) 
er^e eo alffUÉas partes xle América. Lbi Bwsmimaxcrassifo^ 
lia IfCi (Obaparamanteca) y la Bé crassifoliú DC^ t^ar. mou^ 
rmla AwL (Peralejo de Gutojson aprendas en la Guaj^ana r 
Cayena por lo aAriogenie de bs cortesas ; la ^0^ ápieata Dv.^ 
(Peralejo de CiAa) lo es en tas^lillaa y otras partes de Amé* 
rica, usándose la cortesa en la curacien de la disenteraa, ade« 
nnls d« ser tos frutas comestAles ; la B. ekrtfsopkyUa H. üL eP 
Kunth (Chaparro del Orinoco) lo es en el Brasil; la B.. verbas-^ 
eifclia D€. (Mureci del Brasil) tiene los fmtos agridfdcesy.^é 
Idía rojizo ,r8Íendo este usado por los brasileños oomo febrífo|o 
y b ooPteza empleada para teñir de negro; la B^ rhoptímfoha 
B; B. et Kuntñ , la B. iauri folia H. B. ei Knnthytii B. coe^ 
cdobo! folia H. B. et Ktmth producen al parecer k Uamadar 
corteza de Alcornoque en América; la B. Incida DCn (Carne 
de doncella ^ Sangne de doncella en Cttba ) dá madera osada en 
Cirim ^ y es aóasoi4a que tienen iiom1>re 4e AiBMpií , además da 
los indicados. La BuHchosia Armmiaca DC. (Cirado-da fraile 
en el Perú) tiene las semilbis Yonenosas s^uo se cree; la B^ 
glandulosm BC. (Qnielo de montaña,^ Ciruelo ó Xocot de Ni- 
caragua) crece en las Añtíllaa y en el Pmt^ donde se cmnen 
loa i§utos; la B. ^ndMlifera H. B. et ÍTimi^ . (Ciruelo de 
fraile emCaraca») lambien.es útil fM^rsus frutos; la B* nitiéa 
DC. (Ciruelo de fraile en él Perú) crece asimismo en las Anti^ 
llás y otras partes de América, y produce frutóte comestibles. 

La Bicma elbfptiiía Blnme (FrutUla de sábana «n Cidia], 
originaria de Java, se halla en la isla de Cuba. La Banistena 
Leona Cais^ e&de Sierra-Leona, y allí se usa el i»oimíenlo de 
la» hí^as cmno'febrifiígo» La Niota pmtapetala Poir. erece:ea 
la India ^tj de los frutos amargos y febrífugos se saca aceite^ 

ACEKINEAS (ííGSRINBJB) DC. PRODB. 1. 

CakAgtúes. . Cáliz cuadri^iio ven! y mas comunmente quin-^ 
qüepartido. Corola con número igual de pétalos ó aula. Estam^ 
br«s>deoinco á doce y con íma» frecuentaren núiiieeo de ocho; 
aoleraa oblongas. Pistilo con ovario didipio^ estilo úni^ y dos 
Migmas. Éralo oomponto deudos yraramrate de tres «arpi«* 
llosv ind^hwoaÉes, soldfi|dos.porb base ^ superiormente ^nrot- 
hmi^os e» alaa ttendbranosas. peinillas solitarias ^ obidngas. 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁHICA.* . 25t 

fijas en la base de la celda; endopiéura casi carnosa; álbumes 
nulo; embríoD encorvadq ^arrollado; cotiledaoes foiiiotos ar- 
rugados ; raicilla rollicita , dirigida á la base de la celda. — Ar- 
boles eUD hojas ofMMBtas, simptts.6 oeroinicstas. Flores turdits- 
cas , fracuentemenrle oiHséxttales por aborto y y racimosas ó to^ 
rimbosas. 

HAmTA la totalidad de osla famitia em ias rej^es teaipbH' 
das del hemisferio boreal y particittarmeitle en. Amériea. .^ 

CoMPBSKUB unas sesenta especies. 
{^ropueei^ades Y usos. Las aceríneas fíénej^bí'aáTia duiee, 
siendo en unas acuosa y en otras lediesa /tanUMmdante á ve+^ 
ees, que se puede extraer de ella «ucha cantidad de azúcar y j 
también sirve la cte dgunas para hacer un Keor vinoso ó vina«^ 
gre^ Hay c^p^ies cuyas hmás destHan un jugtí oomo nianá, du^ 
rante.los calores del estio.^ La corteza es siempre «as & menosl 
astringente y sirve para teñir de color morenonrojim 6 amarí^ 
Mentó» ... 

El Acer sacchafinum L. (Arce saearino. Arce de azúéar^ 
Arce del Canadá) es de la América septenlrionai y uno dé los 
que dan mas azúcar; el AiStriatmn Lam^ lodá«o alnnidancia, 
siendousado por tes ssdvages delQaníMiá ]para hacer t|arabes;'ei 
Am ruhrum L:{kfct de Virginia).^ también «nerioanOy to éá 
igualmente v y la inadera es kiena para la eoos&niceioa de di<e^ 
retties líjelos asi como para teñir de nMreno^ojiio.enjkmH 
de la corteza ; el A. spicatumlam^ del Canadá tíenela raadé^ 
ra muy apropiada para: embutidos; el A, aigruiii^ JKtfAjPi^tanp» 
bien de la América septentrional ,l>8irv« asinrisiño para extraen 
adúcar, y con'la madera-sahacen dientes obras; ^ A. énta^ 
caf\pum Miúhw.^ que dá abastante aaúcar, iiénela madera biie-^ 
na paara eoíktmiidos y paria haeer escudillas ú otrofi objelos«entt» 
jantes; el A. campestre Li (Arbe earaun^ Afcé:«enor ,;liofrf« 
con^ Qti)ejigo-^rce) , el A. momptsiulúnutiií. (Aroe.deliompc** 
Uec), elÁ. Opuhs Ait. (Arce de España;, ornas bien: Airoe.cle 
Italia) > e\ A* platunoiées L* (Arce aplatánador» Arce; Real )V^ 
et^ A^ PsetHÍo^plaíanm L. (Faisb platiano» Arclte.bianco'/Sijso^ 
moro de algunos) son europeos y todos mas ó lóenos aprecifafale^ 
por su madera ^ y tarobiem algunos lói son por tenerla eoriezq 
tintórea y la sé via bastante* ézucafrada> él A* crjAicum 1. (Árc 
ce de Candía)^ es precio del ArcbipiélagOi Bl Négn^tdafrmii^ 
ni folium Ñutí. (Arce con hoja de fneano)^ procedente. lde«fc 
América^ septentriofial^ abunda en los paseos'públicos. ' . ' 



Digitized by VjOOQIC 



962 CCE90 

UIP0CA8TAMSAS (hifpoca$tane|:) DG. PRODR. 1. 

Caracteres. Cáliz acampanado > quinquelobo. Corola pen" 
tapétala, ó con un p^lo menos y todos desiguales. Estambres 
en número de siete ú ocho libres^ desiguales ; anteras algo re-- 
costadas. Pistilo con ovario redondeado-trigoiio ; estilo único, 
filiforme-cónico, agudo. Caja en la juventud trrvalVe, tñlocu- 
lar con celdas biovuladas, y en estado adulto coriácea , casi glo- 
bosa bi-^trivalv^ bi4rilocular, di-tetrasperma. Semillas grue- 
sas como castañas con testa brillante é hUo basilar, ancho; albu- 
men uuh>; embrión curvo, inverso; cotiledones carnosos, grue- 
sos , conferruminados ; raicilla cónica « encorvada , dirigida al 
hilo. — Árboles ó arbustos con hojas compuestas, palmeadas. 
Flores racionosas ó apanojado-tirsoideas, á veces usisexnales 
por aborto y de buen efecto. 

HABfTA una especie en el norte de la India y las demás ea 
la América septentrional. 

CoBiPRENDB unas veinte y cuatro especies. 

Propiedades y usos. El JEscnlus Éippocastanum L. (Cas- 
taño cabailcmo , Castaño de Indisis y en Méjico Castaño de Eu- 
ropa) es un hermoso árbol de adorno procedes le' de la India, 
coya corteza amarga y astringente se tíene por febrífuga ^sii*- 
vieodo además para curtir , como también para teñir de anNH 
rillo con alumbre , ó de gris negruzco con caparrosa verde , y 
coyas semillas llamadas castañas de Indias, aunque a|go aspea- 
ras son comestibles, podiendo hacerse pan de ellas, é igual-* 
mente se usan pulverizadas para curar el bóKco y la tos de ios 
caballos en Turquía, dándoselas á comer eon avena y afrecho, 
además de poderse emplear á manera de jabón para lavarse las 
manos, y también sirven tostadas para suplir el café, asi como 
fermentadas se prestan á la fabricación de una b^da espirituo- 
sa^ mientras que las hojas tiernas se emplean á veces en luffar 
de lúpulo para confeccionar la cerveza, y como tintóreas pueden 
emplearse además las hojas y también los pericarpios del mismo 
árbol, cuya madera, usada para fabricar multitud de objetos 
pequeños, se conoce en Francia con el nombre de Madera de 
Spa; eljE.ohioensis Michx. de la América septentrional parece 
tener las semillas venenosas. La Pawa macroslackya Hérb. 
amút.^ como otras igualmente americanas, tiene las semillas 
comestibles^ y délas raiecs pulverizadas, que -pasan por vene- 
nosas , se hace uso á manera de jabón. 



. Digitizedby VjOOQIC 



DE BOrJlNlCA. 253 

, RUOBOLEAS (rHIZOBOLE^) DC. PROÜR. I. 

Caracteres. Cáiiz qainque-sexdeiiiado ¿ quiaqne^sexper- 
tido^ persistente. Corola penta-ociopétala , grueseciilá, ootí 

Eétatos desiguales^ unidos á los estambres en su base. Estaña- 
res numerosisicnos en dos órdenes, los inieriores oomunmenie 
eortosy estériles; filamentos brevemenkmonadelfés ea lab^te; 
anteras redondeadas. Pistilo con ovario cuadri^H|uÍ9quetoeuliri 
raramente muMIocular; estilos tantos <u)mo celdas; estigoM» 
simples. Fruto compuesto de cuatro á seis nueces aglutinadas 
ó por aborto de una á tres solamente^ cada una r^ondeada^ 
índefaiscéntey unilocular con el epicarpio membrstfiáceo, elendo^ 
carpió leñoso, exteriormente erizado de cerdas rígidas^ mezcla- 
das con la carne oleosa , esjk^oso ó tuberculadd , é iateriormen- 
te liso. SeinHIas arrinonadas con cordoncito corto, dilatado en 
una carúncula esponjosa ; albumen nulo; ^mbríon eacoM^do;. 
cotiledones planos, pequeños; raicilla grandisima, gruesa. — 
Arboles con hojá^ opuestas, palmeadas, tri-quinque-foKados^ 
coriáceas , sin estipulas. Flores racimosas, grandes. . . ^ \ 

HAsrrA esta pequeña familia en la Guayana y el Brasil* 

CoAiPRENnE ocho especies. 

Propiedades t tsos. Las semillas de las diversas especies 
del género Caryocar sob comestibles^y oleosas á Ja manera de 
bis almendras dulces ; el €. glabrum Pers. , el C. nuciferum 
£., el C. amygdaliferum Cav. (Almendrón de Nueva-^^Gra^ 
nada), el C. tomentosum Willd., el C. brmüienst St^ JfíL^ 
(Piqui , Piquiá del Brasil! , son jps principales especies , y- tan^ 
Wen debe mencionara el C. butyrosum Willd. , porque de la 
pulpa mantecosa segregada por el pericarpio se hace uso. pana « 
comer, empleándose además la madera de, esta. y demás espe^ 
cíes en la construcción naval. ^ 

SAFINDACEAS (sAPINDACEJB) DC. I^RODR. 1« . 

Caracteres. Cáliz tetra-peataséps^o, empizaii^o^ ?n> Ja 
esiivsfcion^ con los sépalos algo soldados por la hase, ó entera^ 
mente libré$. Corola casi siempre con tantos pétalos, como sé^ 
palos, algunas veces con únamenos, ó^nfíia: todos dos pétalo^ 
ó solamente algunos , provistos de uita escama inUrior» Un ani- 
llo glanduloso entibe los pétalos y los estambres^ ma$; ó meno^ 
completo. Estambres en número doble de los péítálos, 6fnenof 
fKít aborto , cbmunmeiHe excéntricos ó unitateiiales; filamentos 
Aliformes, alesnados, Ubres ó unidos por la base; anteras in^ 



Digitized by VjOOQIC 



254 / iCDBSOí ." 

irorsas, Uloculares^ loogitudinalmeiile dehiscentes. Pisiito con 
ovario redondeado, tritocaMr, raras veces bi-coadrilocolar; 
esltto leminal; eslignts laníos coflÉo eeUas. Frulo bi-lri-cna- 
driiocukiró por aborto «mboolar, abaiyado, ó eapsiriar dehi&- 
€c«le, ó isanaroideo «oa samaras aladas, casi siempre inctehis- 
cailes* SemiHas globosas ó comprimidas, comnamenle soUla-* 
fias » las celdas^ y derechas ó ascendentes, rarfeiaiamenle 
peodieáies y por lo común provistas de arilo; .lAMnoea nolo; 
embrión encorvado ¿ retorcido en espiral y al^as veces redo; 
cotiledones iacttmbenles; raicilh ordinariamente corla, dnrigida 
^ hilo.— -Arboles, arbustos ¿ matas dearechas o ireDodoras, ade- 
más de algunas yerbos igualmente trepadoras con liojas al&^nas 
y de ordtmffio compuestas. Flores algunas veces uníseauudes 
por aborto , racimosas ó racimoso-apanojadas. 

HABitA la mayor parto entre los Irppieos y el resto no le- 
jos de ellos, prineipalmento en Américaw 

CoimusNi» mías trescientas cincuenta especies repartidas 
por Decandolle en las tribus siguientes; * . 

Tribu I. PauUnieoi^ Pétsdos intoriormeoto apeodíenMos 
con una lámina petoloidea en cada uio« Glándulas separada en- 
tre los pétalos y los estambres.. Ovario trSoeidar «on celdas 
monospermas. -^ Yerbiis é arbustos trepadores y lardosos. 

TWÁtt //. Sapifi4e09. Pétolos interiormentó bia4mdo6« 
glandulosos ó desnudos sin verdaderos apéndices. Disco luiular 
ó raras veces glándidas unidas por bi ba¿e entre los pétalos y 
to^ estambres. Ovario bi-trílooular con celdas monospermas.*-^ 
Aleóles ¿ arbustos no trepadores. 

Tríin IIL Ihdoneaeeas. Pétalos algo escamosos en la 
base, ¿mas comunmento nulos. Ovario trí-y raramento biioca-^ 
lar con celdas dispermas. Pericarpio vesicullúr ó samaroideo. 
Embrión espiralmente retorcido con Jos cotiledones incumben- 
tes. — Arbustos no trepadores con hojas simples ó compuestas. 

PnopiEnAOBS T 0SOS. Las sapindaceas variaü en cuanto á 
sus cualidades , aunque muchas especies tienen astringentes y 
amargas casi todas las partes, y hay en las pertenecientes á la 
tribu de las dodoieaceas resina con ac^. eaenmal. Los fmlos 
abayados- y las semtilas de varias son agradables al paladar é 
^nobentes» mientras ^pie upos y otras ocultan abundoato veneno 
en diversas especies » existiendo igualmente en los ramos y ho- 
jas 4e algunas. Piiede extraerse aceite de los semilliB de ua 
porción de nianlas de esta fomiKa. 

. .El Cúrdiúipimwm Ealie^cúbum L. (Bombitas , Farolito^ 
de enredadera) , que crece entre los trópicos, tiene la rair nnii' 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTiülCA. S55 

séosa y re pulidaf deaperítm^ sudorifict i dniréiica y basta da 
Ikontriptiea^ oomiéndoBe además las hojas 6a las Molueas y las 
seniHIas eú la China > y sirviendo eslás taaMan para haeer co- 
llares eo la India* L^íStrjania noma St. ffil. ^1 Brasil daña 
ü ganado ; la S* mejicana Willd. (Qttaahmeoail de Méjieo) 
se tiene per sndorifiea; la S. tritematQ Willd. de las Antillas 
embriaga los peces y essodorifica; la i9. Uthalis St. BiL del 
Brasil, itamUen embriaga los peces, y es venenosa lamiel ieche^ 
guana l^eha por ciertas abejas eon el néctar de esta y atfas plan* 
tas semejantes; la<9. paniےdata H^ B. et Knmtk (Bejuco da 
eonrales m Cuba , Zar<iillo de Caracas) se llalla en las Antillas. 
El génerd PauNins/i emprende i^iaimenle plantas perniciosas; 
y emre ellas se eueñta la P. Cmruru L. í AjKuearito de Cuma- 
MÁ y las Antillas) que suministra á los saivages de la Quayana 
un veneno para sos flechas, »endo por otra parte ma mediema 
narcótica elaoeüe coeido con los frutes y la raíz de la misaia 
planta; la P. pMinaf a L. (Timbón Timbó-Sipo del Brasil)^ co^ 
mun en tbda ía América tropieal, doade se tiene por muy ve- 
nenosa:, usándose por Us negros con siniestros fines la raiz y 
las semiUas, mteniras que d jugo xle.las hoja^ se emplea como 
vufnerario por los indios errantes del Braaíl; la P. autíralis 
St. Eil. y la Pé grandiflora Sí. HiL del Brasil, que son muy 
venenoshs ; k P. CtqHuiia H. B., et Kúníh (Cupana del Orino* 
co), :qae -se haHa á tas oiíibs del Orinoco, donde los indios tri** 
taran las seaolHlas inezcladas coa Casave , y las ponen en remo- 
jo cubiertas con hojas d^ palmas 6 de plátanos para ioieiar la 
ferm^acíoB, y el agua amarillenta y amarga asi obtenida la 
beben dikida en agua cómun ; la P. sorhilis Mari. 1[(juarana^ 
uva del Brasil) qae tiene en el Brasil un uso Semejante, faaoién* 
dése de las semillas pulverizadas ijna pasta en forma de pane-^ 
eillos, y llamada. Guaraná f la cual diluyen eiÉ.agüa azucarada 
loa viajjms , teniéndola por estomacal» ídM^iínga y afrodisiaca; 
la P.^subná^fíd4Pfrs^ (M^atekieuma, lAkQumaaie monte en 
^Perú) y lí^.P^qcutímguh Pers* , euyós arilos aé cofúen en 
eliPertí; la P. caribmá Jacq. {B^yAoá de Zarcillo ^n Caracas) 
<\t¡é taiihien es americana. 

El : género : SMmdüks comprende varias eapedes Mldbles, 
md¡káBén^lS^Sm>QmriúiL. (laboneroi Psoratfiíra de Cu^ 
ananá , Xabonoillo ^ (BolUlos , Árbol de las^ niñees jaboneras. Ár- 
bol de:las ementas jtaboneras^ Aristol de las ctienlas del jabón), 
vf)getal americano eon raíz y corteza astringentes, cuyos frutos 
agridulces y tamhl^ dgo a^ringentes tienen uja pulpa, qub 
dütiída en agua prodaoe espuma eomó- él jabón, buena para la- 



Digitized by 



Google 



256 CURSO 

var, además de ser la madera útU para varios oljelos; el S. di^ 
f)aricatus Willd. (Pao de sabáó en el Brasil), cuyos frulos se 
usan i^alfuente coido jabón entre los brasileños ; et S. lanri*- 
foliuá yald.,.ji\ S. aroniaticus Yahl. y otras especies asiáticas^ 
(luc se prestan á iguales usos; el S. marginatus Willd. de la 
Carolina , con frutos que huelen á irementÍBa; él S\ senegalen-^ 
sis Poir. (Laurel del Senegal) cuyos frutos comen los mgros, 
teniendo las semillas per venenosas; el S. aromaficusVahL de 
la India , que tiene frutos algo amarfos^-considevados eomo muy 
espectoranles; el S. fruticosus Roxb. , también de la India, y 
el S. esculentus St. Hil. (Pittomba del Brasil) coto frutos co- 
mestibles. La Pappea eapensis Eckl. et Zeyh. , que es del 
Cabo de Buena-Esperanza , tiene los frutos comestibles y las se- 
millas oleosas. La Blighia sápida Kmn. , origii^ría de África; 
é introducida en todas las regiones intertropicales, tiene los aril- 
los comestibles, y de les frutos cocidos con adncaír y «anela se 
hacen unas puches que se administran contra las diarreas, usáb^ 
dose además los mismos frutos asados para madm^ar los tumo^ 
res , mientras que el a^ua destilada de las flm*es és un cosmético 
dado á conocer por las negras. La Schmidelia serrata DC. 
de la India, la S. africana BC. y la S. edutís Sí. Hil. (Fru- 
ta de parad en el Brasil )^ además de sus frutos comestibles y 
vermífugos los de la primera, suministran cortezas útiles como 
amargas y astringentes ; 4a S. eochinchinensis DC. es asiática 
y con las hojas se hacen cataplasmas resolutivas: la^íS. Cmni^ 
nia Swartz ( Yanilla de Cuba) crece en las Aniillas^ y además 
lie^lar mad^*a útil, lo es porquetas hojas sirven para el ganado; 
la S. viíici folia H. B. et Kunth (Palo de caja en Cuba) tam- 
bién produce madera empleada en la isla de Cuba. La Eupho- 
ria ¿itúhi Dssf. (Lechias de Filipinas), la E. longana Lam. 
(Longam de la India) y la E. Nephelitm DC. (Banlmtan de^ 
India), todas iisíálicas con madera útil, se aprecian por la pulpa 
vinosa de sus frutos^ agradable al paladar y usada para combatir 
ias Pebres inflamatorias y biliosas , mientras que las semíUas sen 
amargas ; la C. infórmis DC. déCochínehina tiene tambieta las 
semillas amargas, no siendo la pulpa grata, y al contrario desabrí- 
4ia é in«aiK La Cupamdmacrüi^ftla Rích. (Guara colorada de 
Cuba) con frutos que comen los animales, se haHa en la isla de 
Cuba; la C. tomentosa Swúris (Guara de Cuba) y la C. ghiru 
Sitmriz {ürntrieGáh^iy ecm de las Antiflas y lienen mMera 
átii, asi como las flores y los frutos astringentes, inioitras que 
las semillas de la primera semejaiites en sabor á las castiañas^ 
fíoo un alimenio apreciado; la C. oppositi folia ^t4?A. (Macwri- 



Digitized by 



Google 



DE BGTÁHIGA. 257 

ge de Ciiba) dá niadera qUQ se usa en la Isla de Cuba , además 
de ser los fputos un alimento para los animales^ La Melicocca 
paniculata Jms. (Palo de Yaicuaje en Cuba) es propia délas 
Antillas^, la M. htjuga L. (Mamoncillo de Cuba, Mamón de 
Caraeas) y la M. trtjuga Willd. , la primera americana y la 
seguoda> asiática , se aprecian por sus arilos comestibles y por 
sus cortezas astringentes; la M. oliwBformn B. B. ei Kunih 
(Mamonde mico en Nueva-Granada) es propia de América. La 
Stadmannia Sideroxylon DC. ( Palo de hierro en la isla 
Borbon) tiene la madera niuy dui^ , y los frutos verdes sirven 
pa|ja hacer jalea en la isla Borbon. — La Pierardia sativa 
Jack. y la P. dulcís Jack., asi como el Hedycarpus malaya^ 
ñus Jacké (Tampui de la India) son estimados en Asia por tener 
los frutos aromáticos. 

La Amirola nítida Pers. (Árbol de cuentas de rosario en 
el Perú) toma su nombre vulgar del uso que tienen las semillas 
en el Perú. La Dodonwa viscosa L. (Üian^isa , Chamiza del 
Perú) crece entre los trópicos , donde quiera , y las hojas sirven 
para preparar baños y fomentos, además de ser comestibles las 
sen^ilas; la jD. dioica ñoxh. de la India es útil por el leño, que 
usan alii contra los cólicos flatulentos; la D. thunbcrgiana 
Eckl. ct Zcyh. se halla en el Cabo de Buena-Esperanza y es un 
purgante suave , al mismo tiempo que pasa por antirebríf; la D. 
salid folia DC, se usa en las Antillas como febrífuga, y sus 
raices que huelen á camuesa sirven para preparar licores.r— La 
Magonia pubescens St. Hü\ es un árbol del Brasil, cuyas ho- 
jas , que se comen c<?n el nombre de Tingui , sirven para em- 
briagar los peces, creyéndose también que las flores dan á la 
miel perniciosas cualidades, y además se hace uso de la corteza 
corchosa del. mismo árbol para limpiar las úlceras de los caba- 
llos. La Ploesslia floribunda Endlich., que se ha encontrado 
en África, tiene sus ramos sembreidos de goma exudada por 
ellos. El Ptaeroxylon utile Eckl. et Zevh. es árbol africano de^ 
excelente madera. El Hippobromus alatus Eckl. ct Zeyít.^ 
también es de África y útil por la madera. — ^El género Mclios- 
ma , propio de Asia, forma por si solo la ^ilia de las Melios- 
MBAS de Endlicher sin usos conocidos. 

MELIACEAS (mELIACE^) DC. PRODR. I. 

Caracteres. Cáliz telra-pentasépalo , empizarrüdo en la 
estivacion, con sépalos mas ¿ menos ei^tresoldados. Corola con 
igual número de pélalos, anchos por sus uñas, comnnmenle 
aproximados ó unidos por la base, casi siempre valvados en la 

T. II. 17 , 

Digitized by VjOOQIC 



258 cvRSi^ 

estívacion. Estambres en número doble de tos {létatos^ raras ve^ 
ees en número igual , triple ó euádrof^; fiiamentos^ unidos ea 
tubo dentado por el ápice ; anteras senisMlas , interiormente pe* 
gadas á la garganta del tubo; Pistilo con ovario único; eistilo 
terminal , único ; estigmas separados ó unidos. Fruto vario» 
abayado, drupáceo ó capsular^ multiciilai* ó por aborto unilo- 
cular , dehiscente ó indehiscente. Semillas provistas de :9rilo ó 
sin él; albumen carnoso ó nulo; embrión vario; cotiledones fo- 
liáceos ó gruesos; raicilla saliente ó corta. — Arbólese arbustos 
con hojas alternas , simples ócompuestas. Flores algunas veces 
unisexuales por aborto, apanojadas, corimbosas, racimos^ ó 
espigadas, terminales ó axilares y mas 6 menos vistosas. t 
HABrrA el mayor número entre los trópicos , siendo poe^ 
especies los que crecen mas allá del de Capricornio, y una sola 
se cultiva mas acá del de Cáncer al aire libre. 

Co>fPRENDB ciento setenta y cinco especies, repartidas por 
Decandolie en las tribus siguientes, la última de ellas conside- 
rada por algunos como familia. 

Tribu I. Melieas. Celdas del fruto mono-díspermas. Se- 
millas sin alas y sin albumen ; embrión inverso ; cotiledoaes^rfa- 
nos^ foliáceos. — Arboles ó arbustos con hojas alternas, simples 
ó* compuestas. 

Tribu //. Triquineas. Celdas del fruto mono-dispermas. 
Semillas sin alas y sin albumen; embrión inverso; cotiledones 
gruesísimos. 

Tribu III. Cedreleas. Celdas del fruto polispermas. Se- 
millas comunmente aladas ; albumen carnoso , tenue ; embrión 
derecho , cotiledones foliáceos. 

Propiedades t usos. Las meliaceas, mas ó menos acres, 
amargas y astringentes, son unas tónicas y estimulairtes, mien- 
tras que otras obran como eméticas y purgantes ; tienen en ge- 
neral sus semillas llenas de un aceite amargo, y pocas propor- 
cionan frutos dulces y refrigerantes. Las eedreleas principal- 
mente se estiman por la belleza y bondad de su madera, y ade- 
más se consideran como astringentes , amargas y tónicas. 

El Humirium b^samiferum Aubl: (Umiri del Brasil) que 
crece en la Guayana^ Cayena y el Brasil, destila por la corte»! 
un jugo resinoso, que se usa á manera de uflgñento contra los 
dolores articulares é interiormente contra las blenorreas y 
para matar la lombriz solitaria ; el H. floribundum Mart. 
( Umiri del Brasil ) dá el Bálsamo de Umiri que suele sus- 
tituirse en el Brasil al de Copaiva y al del Perú. I^ Helleria 
obovaía Nees. et jfíart. del Brasil tiene las semillas aümcnti- 



JDigitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 25$ 

ciasu Lq Turrmí decandra Blanco (Iguiu de Filipinas) tiene la 
corteza eméti^^a, usándose como tal en las Filipinas; la T: oc^ 
tandra BUmco (Himamao de Filipinas) dá madera útil , que se 
emplea en las Filipinas. El Sandoricum indieum Cav. (Santor, 
Saaiol de Filipinas) se estima por sus frutos comestibles y por 
su raiz aromátii^ , usada para combatir la cardialgía ; el S. ter^ 
natum Blanco (Santal de Filimnas] , con frutos de que se hace 
duloe y madera olorosa apreciada en las Filipinas , acaso no difiere 
de la especie anterior. htMelia A%edarach L. (Cinamomo de Cas- 
tilla^ Asria2, Acederaque, Paraíso de Andalucía» Rosariera de 
Aragón )v procedente del Asia» tiene amargas todas las partes, 
purganda y arrojando las lombrices, aunque en grandes dosis 
producen aquellas vértijgo$> náuseas ú otros accidentes capaces 
deaoarresír la muerte , y por esto deben administrarse con cui- 
dado la raiz, corteza y frutos, como vermífugos, é igualmente 
las^ hojas y flores , tenidas por sedantes, uo haciéndose uso del 
aceite de las semillas nada mas que para alumbrar á falta del 
común; la M. sempervirem Swarts. (Lila de las Antillas) es 
común en la Jamaica y tiene los frutos dañosos , según se cree. 
La Azadifachta indica Adr. Juss, ( Margosa, Nimbo de la 
India), cuya corteza es amarga y muy tónica, dá también un 
aceite contenido en los frutos, que quita el dolor de cabeza oca^ 
sionado por insolación. 

hdíWalsu^a piscidia Vakl. de la India tiene la corteza equi- 
Talente á la Coca de Levante para embriagar los peces. En el 
género Trichilia se hallan algunas especies muy purgantes y 
eméticas, cuales son la 1\ cathartíea MarL (Jito del Brasil), 
la T. havanensis Jaco. (Ciguaraya de Cuba), con buSna made- 
ra , la 1\ tri folíala L. (Cerezo de Cumaná), cuya raiz usan las 
negras para procurar el aborto, las .tres americanas, y la JT, 
emeticaVahL (Elcaija de los árabes), africana, cuyos frutos to- 
man los árabes para promover el vómito , mezclándolos también 
las mujeres con las sustancias oloro&s que usan para lavarse la 
cabeza; la T. spondmd^s Swartz. (Cabo de hacha en Cuba), 
con madera usada en las Antillas; la T. spiñosa Willd.y esti- 
mada en la India , porque de los frutos se hace un aceite, usa- 
do exteriormente contra el reumatismo y la parálisis. El Mos- 
ehochylhm Swürtzii Adr. Jus$. de la Jamaica es notable por 
su corteza amarga y confortante que se conoce con el nombre 
de Juriballi; el M¿ Caiigua Adr. Jms. (Caátiguá del Bra- 
sil) sirve para dar color amarillo á las pieles; el M. catkartí" 
mm i/arí. (Yílo, Marinhei'ro de folha miuda en el Brasil) se 
estima entre los brasileños, porque eLcocimiento de la corteza 



Digitized by 



Google 



260 GÜBSO 

de la raiz se usa por ellos en lavativas para curar las tercianas 
y la hidropesía. La Gnarea trichilioides L. (Yamao de Cuba), 
la G. Swartm DC. , la G. purgans S(. Hil. ( Yilo , Mariri- 
heiro del Brasil), la G. cathartica Mart. y son todas americanas 
y tienen las cortezas purgantes con madera útil; la <?. spimfta- 
ra Jiiss. (Marinheiro de folha larga , 'füaiussA ^ Uíítapoca (kl 
Brasil) tiene la corteza amarga y astringente, usándose también 
en el Brasil contra la hidropesía , la erisipela crónica , la ^flKs 
y otras enfermedades; la G Anbletii Juss. crece en el Brasil 
y la corteza es emética y abortiva. Ldi Hnrtighseá Fórsteri 
Adr. Juss. y las especies del género Dysoxyhny que se hattan 
en Java, despiden un pestífero olor>de ajo. La Cabralia canje- 
rana Mari. (Canjerana, Ganjarana del Brasil) tiene la corteza 
purgante y excitante de los vasos linfáticos , siendo como tal 
empleada en el Brasil. El Lansiufn dotnesticum Jack. de las 
Antillas presenta los frutos lechosos antes de la madurez, siendo 
después de ella comestibles y agradables , mientras que las se- 
millas amargas se usan como vermífugas y la corteza para echar 
en los braseros por el humo oloroso que produce. La Mihea 
eduHs Roxb. de laInd¡a,esapreciablepor lo sabroso de los arilos. 
La Soy mida febrífuga Adr. Juss. está muy acreditada en 
la India en el supuesto de equivaler su corteza áTa de quina> y 
produce buena madera. 1.a Cedrelá febrífuga Btum. , indíge- 
na de Java, tiene igualmente la corteza eficaz en él tratamiento 
de las fiebres miasmáticas y ^t otras afecciones ; la C. Túona 
Roxb. de la India, es también recomendada por su corteza 
amarga y astringente, buena para combatir ciertas fiebres; la 
C. angusli folia DC. y la C. i}dorata L. (Calicedra, Cedro 
macho, Cedro de las Antillas , de las Barbadas y de las Filipi- 
nas) son americanas y despiden olor detijo, teniéndolo aromá- 
tico la madera , y la de la última especie comunica sabor amar- 
go á los alimentos que se guardan en cajones hechos de ella. I^ 
Swietenia Mahagúni L. ^taobo de Cuba , ZopHotVde Méjico, 
Tzopilotlzontecomatl de Hern. ) , con almendras semejantes á tes 
de Europa en tirtudes, es el árbol americano que dá la madera 
de caoba; Ja S. senegalensis Desrouss: es árbol africano úlfl 
por su corteza y frutos febrífugos, y por sus hojas astringentes 
é igualmente por la madera. El Chloroxyion Swittenia ffC. 
de la India > también tiene buena madera y sus hojas presentan 
puntos transparentes con aceite esencial , saliendo además de b 
corteza del mismo árbol una rebina como la del pino. T>a Flin- 
dersia australis R. Br. de Nueva-Holanda, con hojas pro- 
vistas de aceite esencial, es nwiy apreciada ^r tener buena Tna- 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 261 

dera. I^ Qxleya xanlhoxyla Cnmin^h. de Nueva-Holanda, 
también se aprecia por la madera. La Carapu guianenm Aubl. 
(Carapade la Giiayana» Andiroba, Angiroba^ Nandiroba del Bra- 
sil) tiene la corteza febrífuga, el aceite de las semillas amargo, 
vermífugo, y que mata los insectos^ siendo bueno para evitar sus 

1>icaduras y curarlas; la C. obovata Blum. de Java se usa contra 
a leucorrea, empleándose la corteza de la rai^, que es amar^ y 
astringente; la C. guineemis Sweet de Senegambia es notable 
por ser su^ semillas muy dañosas para algunos animales, y el 
aceite de ellas es purgante y vermífugo, empleándose también 
la resina del mismo árbol en fumigaciones para curar la olorrea; 
la C moluccensis Lam* se cuenta por su amargor entre los re- 
medios estomacales, y en tal concepto se usa por los habitantes 
de las Molucas. — La Odontandra acuminata H. B. et Kunth 
(Mangle blanco de Nueva-Granada) se agrega á esta familia. 

AMPEUDEAS (aUPEUDEíE ) DC. PRODR. 1. 

Caracteres. Cáliz pequeño, entero ó casi dentado. Corola 
tetra-pentapétala> inserta en la parte exterior del disco con los 
pétalos mas anchos por la base, frecuentemente adheridos por 
el ápice. Estambres tantos como pétalos, opuestos á ellos, al- 
gunas veces estériles por aborto ; filamentos libres <ó algo unidos 
for la base; anteras aovadas, insertas por el dorso, oscilantes. 
istUo con ovario globoso ; estilo cortísimo 6 casi nulo; estigma 
simple. Baya globosa, biiocular en la juventud con celdas dis- 

Ermas, últimamente unilocular. acuosa, ó casi carnosa. Semi- 
s en número de cuatro, cinco, ó menos por aborto, algunas 
veces nulas,. colocadas sobre un. eje central; albumen carnoso, 
duro ; embrionderecho; cotiledones lanceolados, algo aquillados 
ó planos; raicilla rollicita, infera. — Arbustos sarmentosos y 
trepadores con hojas estipuladas, las inferiores opuestas > las 
demás alter^ms y contrarias á los pedúnculos. Flores pequeñas, 
verduscas, casi siempre umbeladas, y las umbelas dispuestas en 
racimos, tirsos á panojas. 

Habita casi toda esta familia entre los trópicos, particular- 
n^nte esx, Asia, y ninguna especie se halla espontánea entre nos- 
otros, puerto que la Vid silvestre ó Labrusca de Europa, pa- 
rece mas bien escapada de los terrenos cultivados. 

Comprende doscientas sesenta especies, repartidas por De- 
candolle en las tribus siguientes : 

Tribu L Viniferas. Corola polipétala. Estambres opuestos* 
á los pétalos. Pedúnculos frecuentemente zarcillosos. 

Digitized by VjOOQ le 



262 CURSO 

Tribu II. Leeacea$. Carola monopéldlar. Esláinbrfes fre*- 
cuentemente monadelfos. Pedánculos no ¿arcillosos. 

Propibdadgst y usos. Son generadmenle ácidos los rulos» 
hojas y demás partes de casi todas las ampelidéas , y el azúcar 
peculiar que tienen los frutos de algunais , y portíeularmente 
los de la vid, hace que sean sumamente agradables, y átiles 
además por los productos obtenidos de ellos. 

El género Cissus comprende varias especies mas é menos 
notables, cuales son el C. vitiginea L. (Amomo de los anti- 
guos) , cuyas hojas y raices sbven en la India para calaplasnnas 
con que curan allí las contusiones y los bubones ; el C* eordi^ 
folia L. que en América Suministra abundante savia paraa|>a- 
gar la sed, cortando el tafllo; el C. rotundi folia YaM. de la 
Arabia , donde comen las hojas cocidas; el C. repeiu Lam. que 
tiene las hojas acres , usándose en la India para curar los tumo- 
res indolentes; el C. tridentnta Eckl. (Malamujer de Méjico), 
cuyo nombre vulgar también aplican en Méjico á otra planta 
muy diversa; el C. quadrangularis L. de la AraWa, con los 
frutos comestibles y las hojas irritantes, aplicándolas tos habí- 
ts^tes de aquel país ó lo largo del espinazo , cuando líenen do^ 
lores en él, y además los negros en Senegambta ^plean ios ta^ 
líos reducidos á pasta para curar las heridas, y los egipcios co^ 
men los ramos descortezados , después de haberlos hirvida.ó 
macerado en agua; el C. sycioides £., cuyos ramos sirven eri 
las Antillas para ataduras y cestillos ; el C. smilacina H. B. et 

• Kunth (Fuente de Nueva-Granada), afine al anterior [el C. 
acida L. con raices tuberculosas,, que cortadas en trazos s^ 
usan como resolutivas en Ifi Anrórica meridional ; el C. ¿eíosa 
Roxb.y que tiene las hojas acres, usándose en íalndía para faa^ 
cer supurar los tumores indolentes ; el €. intermedia Rith. 
(Ubi de Cuba) que se halla en la isla de Cuba; el C. trifoliala 
Jacq. de la Jamaica , donde se comen los frutos y se tisan las 
hojas en cocimiento como astringentes ; el C. caustica TuBs. 
que es de las Antillas y tiene las hojas muy cáusticas; el C. sa*- 
lutaris H. B. et Kunth (Bejuco de China en Cumémá) usado en 
Cumaná contra la hldropesia; el C. crenatá Vahl, que los ma- 
layos emplean contra las fiebres, usando las hojas, ttiieiW«í^q« 
destinan las raices á resolver léi^ bubones ; el C. tefudí^ 0^e¡. 
y el C. digitata Lam. , cuyas hojas se cohien <5ocidaB éi^ f a 
Arabia; el C pedata Lam. que en la india sirVe paftt fcaeer ti- 

^sanas refrescantes: el C. Mappiu Lam: de la isla ée FraaíJia; 

*con el jugo cáustico; el C. tifretoria Múrt. (Afitt trepador del 
Brasil) con yerba y fruto <{m tifen de color verduscé, pasátodo 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA. 263 

dÍ93^viMi^.,laíAmpelop^sishederacea Michx. (Parra virgen), 
procedente de la América septenljrk>nal ^ tiene las hojas vesican- 
tes y coito tates pueden usarse contra los dolores reumáticos; la 
A. botria DC. de Africdy sé aprecia por so raíz diurética y re- 
sokUiya; la A. bipinnata Mimx. (Vid de la Carolina) procede 
de la América septentrionaU El género V}» es el mas importante 
de esta familia , y basta citar la F. vinifefa L. (Vid cultivada y 
sHvestre de, Europa » f^arra bravia. Labrusca i> Parriza europea) 

Sara demostrarlo sin necesidad de indicar los productos obtenid- 
os de ella por ser muy conocidos, siendo lo menos que se pue* 
de extraer aceite de las semillas y que tienen u^ en la perfu- 
mería las flores, sirviendo además ios brotes de un año para dar 
á la lana ua color ^verde de musgo ; la F. laciniosa L. (Vid con 
hoja de {>eregil » Parra de Chipre) es acaso una mera variedad 
de la común ; la V. Labrusca L. (Vid silvestre de América, 
Vid del Canadá, Parriza americana) de la América septentrio- 
nal, üene también el fruto comestible y la savia útil para curar 
la oftalmía; la Vy earibwa DC. (Vid silvestre de las Antillas, 
í^arra cimarrona, Ubi de Cuba) es icuaknente americana y tie- 
ne los frutos eomestibles; la Y. tilmfolia H. B. el Kunth (Par- 
ra del Orinoco, Bélico de agua del Orinoco) también es propia 
de América. 

La Leea sambucina Willd. es de la India, y alU se emplean 
las hojas tiernas y el cociqííeoio de la raizcomo tónicos, y asi-- 
mismo el cpcimiento de las bojaa en vapor se usa contra la gota» 
además de apreciarse el del leño para apagar la sed en algunas 
partes de aquella región* 

GERAKIACEAS (OERANfACE^) DC. PROBR. U 

Caracteres. Cáliz pentasépalo, persistente con los sépalos 
mas ó menos desiguales^ empizarrados, en la estivacion, uno de 
éÜQS algunas veces prok^n^do en espolón adherido al pedúncu- 
lo. Corola comunmente pentapétala» rara vez nula con los pé- 
lalos unguiculados , iguales y libres , ó desiguales é insertos en 
el cáliz. Esifflnbres en número doble ó triple de los pétalos, al- 
gunos á veces estériles; filam^tos iguales é desiguales, casi 
siempre, monadelfos en la base. Pistilo con ovario á primera* 
yistaquinqueiocttlar, terminado en estilo largo, grueso , con 
€Jnco estigmas > y recámente un .^inoforo columnar con cinco 
qarpillos al rededor, cada uno provisto de su estilo y estigma; 
Carpillos jpaeaibrafiosos ) iiniloculares, indehiscentes^ separados 
dp la epkimna en la madurez elásticam^He, con los esitUos re- 
toreidos en espii*al. Semillas solitarias, pendientes; albumen 



Digitized by 



Google 



26t / 'CCfiBOt ti 

Biilo^y'cnnbrma curvo; ^mtttedÓDes foliáoeo^^ óoftioloUkstótfeMa^ 

seh-píegades ^ al^iDa tez k)lm(lds;« rtteilkcémcA^'eocwi^a.pQr 

/ el :dora>i7>plaB» ea la oara. — Yertos ójnatas coonraÉiosARlIv 
eoiadoaT estípulas, tas 4iojas inferioresrépyesias y las^perkiras 
coniíariás á losi^Qoetiios,- nanea zafcillosos* Floces ¿litmaa 
i^alndietadas, y masó meaos elegantes. ; .i. 

' '^ítHiUiiA un grande número de «species en ei Cabo dé Buena"- 
Esf)eraoza9 algunas en Niieva^Holanda y oirás islas, y ias^de^ 
más son eombnes en todas las regiones templadas idel hemisfe* 

' eio septOBlrioBdU 

GibiiiBRlBNo^qotnfeiilas especies; * 

i PflONiaftADES Y t^sos. Ij^ raíces y tallos sttblerráneos de 
las gersmiaeea&son bsstante astringentes; las parles herbáceas 
estimulan algún tanlo , cuando no jpredomina el mudlago sobre 
la resina y rn^iU esencial qne si^^len contener. . 
^ ^ La Mensoma spinasa Vherit. del Caéo de Buena^-Esperan- 
zaieslá.lleiia deresinaibalsáfloíiea y -arde perfectamente^ dan^ 
olor y buena luz. Enlre las especies indígenas de Geranium 
ulaadas fiorJoBdotkuos y por el poeMo, se cuenlaa ^ei G^ ro- 
biráitt$tum¿. (Yerba de San Ruperto) y.el 6. sii«^iWicm ¿.^^ 
am^ áe olor pesado yrdé sabor salawo y austero ; «I í?. pra^ 
tense L. reculado de vulnerario; el G, tuberasum L.yCn^ 
fos tuhércms se< tieaen por corroborante; el G. striatum 
íé y el G* nodo9um £*, cuya raíz usan en Italia ^algunas 
veces en lugar de la de Torm^ntila ; el G. columbinum L: (Pié 
de paloma), el G. macrorhizum L. , el G. reftexwn £., el G. 
syhatieum L., que son mas ó menos astringentes, pudiendo 
emplearse las raices de algunos para curtir ; el ffT rotuiidifo- 
liuni £. , cuyas hojas tiñen de amarillo; asimismo entre los 
aiaeribsroos d^en ipencionarse el G. maculaíum £.> oon raiz 
qiiefse?administi*aeonlPd lasdiarrees y. disenterias, -el G, meof^ 
e»mm B^^B. ei KvMh y el 6^. BernaadezH JSessé ei Mee. 4 
igMalment^refMtados. £1 género ¿'roí ítim- comprende varias 
phnias que m consideran estimulantes y sodorificas^cnaks son 
el. J^^ moschettmi Aii. (Almizekra^ Yerba del Alsrizde, Yerba 
d«|i4»oro^ Tintones), el E. eie^Haritm Smiík. (Pico/de dgwrí 
'úa;^ Peina de br«ja , Alfilerillo ó Aguja de; pastor) y\e\ Bégi^m^ 
«I4IW WíWf?.^ (Pico de grulla) , tocbs europeos^; ú E^Mirtum 
WtíUt/. derEgiplo tiene tubérculos «aaeiestibles. flayr (rfanlas 
mai^mía^ aUMnáticas ó notal)les bajo otro a^peeto eii>el: génsna 
Ptd€ki(gpn¿VM^ entrevias vnrktsdeias.oullivadasien»io».jardi*^ 
nes^^con)© %mx^.P^,ro$mm Wüld.iyé P. óapiMum Aiti^ 
(Geainia de oldn^ fieraiúo i^^a,, Malvatr(md)>« quedan un aceite 



Digitized by 



Google 



^ DE BOfÁiriCA. 265 < 

es0fleiat paimíihx^l (kí rosas; el P. omullahm Áií., cuya efi- 
CQM^ia pap» ealmar ciertos dolores de ^íestre se pondera ; el P. 
emtid^smíemcum Kost; con tubérculos usados contra la di- 
senteria ; ^1 P. iristQ, Aü¿ (Flor del ctavo), cuyos tubérculos 
son ajimefftkios^ ^emo los de algunas otras especies; el P. ace- 
tosum Ait. y el P. peltaíumAit. qite tienen las hojas acidulas; 
A\P. éáiraíissmmn AiL (Malva Umon, Malva camoesa. Mal- 
va de oler) y el P. zonaie Willd. (Flor de la sardina, Flor del 
DBBcedo) 9 el uno de buen y el otro de bmiI olor ; el P. alchemi- 
mides Ait y (Alquimila ó Pata de león en Méjico), usado por la 
Alquimíla entre los mejicanos, y procedente éel Cabo de Buena- 
Esperanza como los d^ás-indíoados ; el P. speoiosum Willd. 
(Geranio de la Reina , que lambkn es uoa de los cultivados en 
loS( jardines. 

El género Bhtfíickatheca del Perú, agregado per Lindley á 
las oxsriideas^ forma por si solo la fomilía de las Rincoteceas 
de Endlicher, algo diferestes de las geraniaceas> y sin osos co- 
nocidos; 

Los géJicros Ledocarpum y Wendtia agregados por Lind- 
1&]> áks^oxaüd^s, constituyen la familia 4b las Lboocarfeas 
deEndlicher , indigenas del F^erá y Chik, sin usos conocidos. 

Los gtoeros Cmarea^ Yirna^nia^i, Ciesarobryon y Linos- 
tigma de la América meridional , componen lafamUta de las 
Yiv^iifiaEAs de Endiicbep , eon «piince especies , que no * tienen 
usos conocidos. 

TROPEOLEAS (tROPAEOLEE) DC. PRODR.. I. 

€ARA€TEiREa. Gáliz quinquepartido, colorado, con el lóbulo 
superior espolonado y todos mas ó líienos s^daotos. Corola pen- 
tapétala, inserta en eleáUz,eon pétalos desiguafes, irregulares: 
los dos superiores sentados, distantes; los tres inferiores ungui- 
cmlados y menor^ ¿id^ortados. Estambres en número de oclto 
eon fitameatos Ubres en derredor del ovario, é insertos sobre 
undíseo; anteras derechas, oblongas. Pistilo con ovario trígono, 
compuesto de tres oarpillos muy sófidados; estilos en igual nú- 
mero; unidos; estigmas otros tantos, agudos. Fruto formado de 
tfes earpiHois tmitocnliñ*es , monospermos. Semillas grandes, 
iguales á 4a c^da respectiva ; albumen nulo; embrión grande; 
eottledoneS'gruese^, separados en la juventud y después pega- 
di^^icnlré si; raicilla oculta ontpe las prolongaciones de los c(>-- 
tiledomas.*^ Yerbas tiernas^ fi*ecuentemente volubles con hojas 



Digitized by 



Google 



266 GOMSO 

Hítenlas, paUmervias* Fkn^es axilares , peduQOuMbs y ^emr» 
raímente de agradable vista% ^ • 

Habtta esta covta fMuitia ea la América «leridioiktK t 
. GktfPRBHDE UQa&GiiareQta€9pecÍ06. « 

PRorasBAPEs ¥ esos. Las iropeoleas soB algo aere&y mmo^ 
jantes á los berros en sa virtud antiescorbútica. ? * , 

El Tropceolum majus L. (Mastuerzo de Indias » Llagas de 
Cristo ó de San Francisco , Gapnebina oonun , Espuela* de ga- 
lán , Flores de sangre en el P¿rú, Pdou de Méjico, Meiuxifiii- 
Utl de Hem.) es planta peruana cultivada en todas partes, y que 
tiene las flores algo agrias, usadas para hacer ensata^, adef- 
inas de servir le» botones de las missaas y los frutos verdes para 
encurtir, destinándose á condiaiei^o;el T. mtnií^¿^(Capucbi* 
na enana) se llalla en igual caso, empleándose una y oirá espe- 
eio en América como antiescorbáticas ; el 1\ peregrUmm L. 
(Malla del Perú) y el T. adúneme Smith. (Pajaritos amarillos, 
Canarios , Canariera, Yerba del canario. Malla) son igualmente 
americanos y se usan también eomoaniiesoorbuíicos; el T. íu- 
berosum R. et Pav. (Massua , Mayua del Perú) tienen tubércu- 
los <]pie comen cocidos los p^uanos* El Chymomrpus perita- 
phyilm Dons (Chagas da miada en el B^l) se usa como aniies- 
eorbútico por losi)rasileüos. 

Los géneros Umnaiáhes y Floethea de la América sepAoft- 
trional constKuyen la familia de is» LuiiiAÑtBAS de Endlicher, 
semejante en virtudes á las tropeoleas y considerada por Lind^ 
ley como tribu de estas. . 

BALS^MINEAS (bALSAMINEjE) DC. PBODR. I. 

» 

< Caracteres. CáKz dísépalo , empizarrado en la estivi^on, 
coii sépalos opuesios^, oadUzos. Corola teirapéiala cfuzada:.loa 
dos. pétalos exteriores alternos con los sépalos; el sdpmmr 
abovedado, escotado; el inferior entero, e^fiotonado; le» dos 
inleriores^sdlernQS con 4os otros dos, mas pels^ideps » igualos^ 
frecuentanente biñdos ó apendiculados. Estambre^ ^n «Ameno 
deíCÍnco<ali iMMiééor del ovario con filamentoSj eoütos y^^s^ileras 
casi unidas: las de los tres estambres inferiores. bib)e^res; 
las de los dos superiores biloeulares ó unilopulates. - Pfelüa 
cooiovario mvto y cinco estigmas separados ó reunM^i íSen-» 
lados ^ cortísimos. Caja obiimga ó aovada, quiaqui^aliieioaii 
valvas elásticas y plácenla ceMral. Semillas pe^idienles^Mme* 
rosas, aovado^^cWoBgas; albumen nulo; embrión, recbKoooti^ 
legones pifies por dentro y convexos por fuer»;, raJotNa su- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁmCA. 267 

p^á. — Yerban tiernas con hojfls aiieriias ú opu^slás^ ste estn 
palas. Flores axilares y de variado color. 

Habita la mayor parte de esta familia en lasregrooeá tem- 
pladas ó cálidas del Asia oriental ; poeas especies se hallan en 
el África auslrai y en la América septentrional ; una sola crece 
en Europa. • .. 

C(N»in(BNi)B ciento diez especies. 

PnoipiEnAMES Y usos. Algunas balsamineas se tienen por 
dintéticas: la Impatiem noli-tan gere L. de Europa se con*- 
sidera tal; la /• tinctoría RicL es de Abisinia. La Balsamit^ 
hartensh Desp. (Adornos, Nicaraguas, Miramelindos, Capa- 
chinas de Cádiz , Chinos ó Belenes de Méfico^ Madamas de 
Cuba) procedente de la India^ y g^eralmente caltivada, sirve 
á los japonenses para teñirse las uñas con el jugo, y los iririB^ 
ros se tíñen además ei contorno de los ojos con el polvo de esto 
planta unido á un poco de alambre y excremento de gansc. •-' 

' Olí ALIDBAS ( orXALlOBiS ) ' DC. PBODR .1. > < 

Caractébks. €áUz pentasépalo ó qninquepartido^ persis^ 
tente con sépalos igualen* Corola pentapétala, retorcida en k 
estivacion con pétalos iguales, unguiculjeídos , algunas veces 
infertormente coherentes. Estambres en numero de diee, fre- 
caentemente monadelfos en la base: los cinco exteridres, opuesh 
tos á ^08 sépalos , mas cortos; los cinco interiores^ opoestos é 
los pétalos, mas largos. Pistilo con ovario quinqueangolar, 
quinquelocular ; estilos en número de cinco, filiformes, mas ó 
menos largos* relativamente á las dos hileras de estambres; 
estigmas apincelados, cabezudos ó algo bífidos. Caja aovada ú 
oblonga, quinquelocular, quinque-^decemvalve, longitudinal- 
mente dehiscente por los ángulos. Semillas escasas,* ^.vadas, 
estriadas, las mas jóvenes metidas en un arilo carnoso, clástí^ 
cftmente dehiscente con expulsión de las mismas; albumen car- 
titegineo-carnoso ; embrión inverso i cotiledones foliáceos»; rai>- 
eilta^era, larga. — ^Matas ó yerbas y algunos^ árboles con 
hojas aUemas, raras veces opuestas é casi verticilfirtas, sim- 
ples ó ootfipuestas. Flores umbeladas^ racimoso*apanojadas h 
axilares sotitarias, pedunculadas. • 

HABrtA'trxki la fomitía en las regiones cálidas ó tenq)ladas, 

particaiarmeiite'en América y en el Cabo de Boena-^Esperanm, 

siendo nmy pocas las especies europeas. ' ; » , / , . 

Comprende trescienti» veinte y cinco especies^ 

Propiedades y osos. I^s oxalideas se conskkjran como 



Digitized by 



Google 



268 cuBso 

refrigerantes, anlíbiliosas y antisépticas; los tabérculos dé al- 
gunas son alimenticios. Muchas tienen las bojas bastante ex- 
citables. 

La Averrhoa Carambola L. (Carambola de la India, Ca- 
ramboleiro del Brasil, Balimbin de Filipinas] es un árbol de h 
India , con frutos ácidos que se comen crudos ó cocidos , sien- 
do de la variedad cultivada; la .4. Bilimbi L. (Camias, Cala- 
mias de Filipinas/ Bilimbina del Brasil), también originario 
de la India, tiene mas ácidos los frutos^ de modo que solamen- 
te cocidos ó encurtidos para condimentó pueden usarse , y ade- 
más las hojas sirven para madurar ciertos tumores. La Oxalis 
Acetosella L. (Aleluya, Acederilla, Trébol acedo) , propia de 
Europa, la O. americana Big. (Socoyoli, Jocoyoli, Xoxoco- 
yoli ae Méjico), la O. corniculalaL. (Farfala, Quintatinta, 
Vinagrera de Cuba, Vinagrillo, Flor de lá perdiz. Chuleo^ 
Pucbuccacha del Perú) común en Europa y América , la O. 
cernua Thunb. (Flor del sueño) procedente del Cabo de Bue- 
na-Esperan^a y naturalizada en el mediodia de Europa , sumi- 
nistran la sal de acederas como otras «especies^ y las hojas en 
^ general son refrigerantes; la O, crassicaulis Zuec. { Arracha- 
ca dd Perú), la O. crenata Jaca. (Arracacha del Perú ) , la 
O, tuberosa Molina (Oca de Chile y Cavi los tubérculos se- 
cos], la O. carnosa^Molina , la O- esculenla Link et Otto^ 
ia 0« tetraphylla Cav. , la O. Deppei Lodd., todas america- 
nas, tienen tubérculos comestibles ; la O. flava^L. {CuUe ama- 
rillo del Perú), originaria del Cabo de Buena-Esperánza, la 
O. violácea L. (Culle encarnado ó moi*ado del Perú, Yerba 
del rosoli en Chile, Xoxocoyoli de Méjico) la O. rosea Jacq^ 
CuHe rojo de Chile), la O. virgosa Molina (Varilla ó Alelu- 
ya virgosa de poquimbo en Chile) , la O. lobata Sims. (Ri- 
mú, Flor de perdiz en Chile) y otras son de algún uso en Amé; 
rica , sirviendo particularmente el Culle rojo para ieñi^ y lá 
Yerba del rosoli para dar color á los licores ; la O. sensitiva 
L. (Yerba viva , Yerba de amor , Suluque de la bdia) se es- 
tima entre los indios, porque usan las hojas de sabor amargo, 
como corroborantes y algo estimulantes, teniendo al mismo 
tiempo la raiz por útil para destruir los cálculos y para con- 
trarestar el veneno de las serpientes. La Hugonia Mysíax 
X. , también de la India y agregada á esta (amilia» es notable 
por tener las raices olorosas , estando reputadas de sudoríficas, 
diuréticas y vermífugas. 



Digitized by VjOOQIC 



DE AOTÁNIGA. 269 

. ' ' ZÍGOrtLEAS (ZYGOPHYLLE.C) DÉl. PRODR* I. 

i '-'..■.♦.' ' -■ . ' « 

Caracteres. Cáliz penlasépalo , persislenle ó caedizo, con 
Idis sépalo'i separados 6 poco unidos por la base. Corola pen- 
tapétala, caediza, con los pélalos mas largos que los sépalos. 
Estambres en número de diez, libres, cinco opuestos á los 
sépalos y cinco á los pétalos; filamentos filiformes; anteras 
iiilforsas , longitudinalmente dehiscentes. Pistilo con ovario 
único, quinquelocular; estilos en número de cinco unidos, y 
á veces algo separados por el ápice. Caja compuesta de cinco 
carpillos, mas 6 menos soldados entre sí y con el eje central, 
dehiscentes, comunmente polispermo^. Semillas pendientes, 
ovoideas, lisas; albumen cartilagíneo ó nulo; embrión recto; 
cotiledones foliáceos; raicilla supera.— r Yerbas, arbustos ó ár* 
boles con hojas estipuladas, comunmente compuestas, casr 
siempre opuestas. Flores pedunculadas axilares , generalmenle 
solitarias. ' i [ 

{lARitA esta familia en las regiones templadas ó calientes 
Riera de los trópicos en ambos hemisferios , hallándose las es^ 
pecies mas ó menos dispersas. ' . ./ 

Comprende unas cien especies con inclusión de variasper^ 
teííeciéntes á géneros desmembrados de las rutaceas. 

Propiedades y usos. La, corteza y el leño resinosos de las 
zigofileas son amargos y acres; las hojas y partes herbácea^ 
despiden olor muy pesado , y también son acres, además d^ 
obrar como astringentes las de algunas psnppíps. 

El Tríbulus terrestris L. (Abroj 
tiene los frutos asfrmgente^ , y la rais 
ta también se ha usado en igual com 
Europa ; el T, maximus L. y el T. c 
restre de Cuba ) que crecen en las Ahí 
valentes al de Europa , y las hojas se 
para acelerar la supuración. I^ Juliar 
(Clavo de olor. Yerba del clavo, Fl 
se usa como antiespasmódica entre los 
llum Fábago L. (^orsana, Gobernad 
na'dora en Méijico), originario de Ber 
reputado de vermífugo , antireumático 
do además los botones encurtidos para 
bum L. ( Morsana blanca) se halla en 
el Z. arboreum$íacq. (Bera, Palo sí 
pió de América; el z . simplex L. (Garmal de los árabes), muy 

Digitized by VjOOQ le 



270 ojftso ' 

comiin en Jps desiertos de Arabia, sirve para quitar bs mae- 
chas de los ojos, empleándose al efecto las hojas maehae^das 
con agua ; el Z, coccineum L. del norte de Africa% es notable 
por sus semiltes aromáticas <|ue los árabes toman loopotahaeo. 
£1 Guajaeum officinale L. (Guayacan de las Antillas, Palo 
de las Indias , Palo sai4o de América ) crece en las Antillas , y 
su leño, que se conoce con el nombre de Guayaco ó Palo'santo, 
es empleado como excitante y sudorífico > siéndolo también la 
corteza y la resina; el G. sanclum L. (Guayacan de América ) 
se usa igualmente^ aunque no tanto fuera de América; el G. 
arboreum DC. (Guayacan de América) tiene propiedades se- 
mejantes; el G. verticale G. Ort. (Guayacancillo de Cuba) 
crece en las Antillas y produce buena madera, como los ante^ 
riores* La Porliera hygrometrica R> et Pav. (Turucasa del 
Perú, Huayacan de Chile) , cuyo leño es sudorífico, (rece en 
el Perú y Chile ^ mereciendo fijar la atención por el efecto que 
la humedad produce en sus hojas. El Meiianthus major L. 
(Florde miel, mayor) es del Cabo de Buena-Esperanza y des-' 
tila de las flores una miel que aprovechan k)s hoteniotes; el 
M, minar L. (Flor de «uel, menor) también del Cabo de Bue^ 
na-Esperai£^, es menos apreciable. . . 

El género MeliafUhus , ya mencionado , constituye la fami- 
lia de fós Meliaktbas de Endiicher. 

E\ género Biebersteinia propia de Asia, larma también 
por si solo la familia de las Biebersteinieas de Endlicher. 

RÜTACEAS (rüTACEíE) DC. PRODR. I. 

Caracteres. Cáliz tri-tetra-pentasépalo , dentado , hen- 
dido ó partido. Corola con igual número de pétalos , comun- 
mente unguiculados, libres ó algo soldados, raras veces nula. 
Estambres libres ó unidos, insertos sobre un disco t^arnoso* 
glanduloso , en número igual , doble y algunas veces triple de 
ios pétalos. Pistilos tantos como pétalos , ó menos por aborto, 
libres ó entresoldados ; estilos libres ó unidos. Carpillos comun- 
mente separados, uniloculares, dehiscentes, vivalves, interior* 
mente coculosos. Semillas escasas, inversas; embrión recto, 
comprimido; cotiledones foliáceos; raicilla supera#-^Yerbas 
eomunmente perennes ó arbustos y árboles casi todos glandu- 
lesos , con hojas alternas ú opuestas , simples ó compuestas. 
Flores varíameMe dispuestas. # 

HAmTA el mayor número en las regiones trapicaos y- en 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 271 

(as ^óximas á ellas; algunas espeeíes ^e^eneiiefitraii ea la re^ 
gim medkepránea y en otras templadas. 
" GoMPAENDE unas qahiknlas especies oob inclusión de las 
Xa5tóxilaceas hoy elevadas á familia y agregando algunos 
géneros, desmembrados de otras , siendo las tribus es^blecidas 
por Decaiidoile las simientes : 

Tribu /. Diosmeas. Pétalos tres ó cinco libres en la base, 
iguales, componentes de unax^orola regular. Semillas albumi- 
nosas. 

Tribu II. Cusparieas. Pétalos comunmente desiguales, 
aproxin^ados ó unidos en corola pseudo-gamopétala , ora ad- 
heridos del todo, ora solamente por los lados. Estambres va- 
rios, comunmente algunos estériles. Disco carnoso portador de 
los estambres. Estilo único. Garpillos monospermos, ^milla^ 
sin albumen.— Arbustos y raras veces yerbas. 

Propiedades y usos. I^s rotáceas son mas ó menos amar- 
gas, acres y estimulantes ; algunas se aprecian como fehrifugas 
y otras proporcionan condimentos excitantes. 

La Ruta gramAens L. (Ruda hortense) propia de Europa y 
muy conocida por el olor fuerte que decide , tiene las hojas 
("menagogas y rubefacientes , habiéndose usado además las se- 
millas conro aiítiespasmódicas y vermífugas, é igualmente como 
antídoto de ciertos venenos, y s^ mismo se estima la ruda en 
Italia y Alemania para comer en ensalada; la Jí. montana 
Clus. (Ruda montesina) propia de Europa y el jwrte de Áfri- 
ca , es muy acre , pudiendo producir *erisipela y ulceración, 
cuando se aolica á la piel ; la Tí. bracteosa DC. y la tí. an- 
gusti folia Pers. del mediodia de Europa se usan en lugar de 
ia Ruda común. El Haplophyüum tuberculatum Adr. Juss. 
se usa entre los árabes para procurar el crecimiento del t5al}e- 
Ho y de la bdrba. El Pegamum Harmala t. (Albargama, Al- 
harma^ 6amarza, Estaearociríes ) , que crece en Sspaña y en 
Oriente, parece útil contra el edema de los pies, y las semillas 
se usan en Twqufa como especia ^ obtiniendo de ellas además 
wn color rojo. El Dictamnus Fracsin^la P&rs. (Diclamo 
Real , Chitan, Fresnadilla, Fresnillo) que ej^iste en el medio- 
dia de Europa^ se cuenta entre ios medicanoentos tÓDÍco-esti- 
mulantes, teniéndose en particular la corteza de la raiz por 
sudorífica y vermífuga^ mientras que las hojas se usan como té 
en Siberia, y el agua destilada de las flores se aprecia en cali- 
dad de cosmético. La Diosma ericoides Timnb. se cria en 
África , donde se emplea la infusión de las hojas como sudorí- 
fica, y también en el tratamiento de las enferníedades de la ve- 



Digitized by 



Google 



272 CURSO 

j4ga , siendo además asado exteriormenie el aceile esencial de 
las mismas hojas para calmar los dolores locales ; la D. crena- 
ta DC. , cuyas hojas reciben comunmente el epteeto de Buceo, 
es igualmente de África y contiene tamicen un aceite esencial, 
que se usa contra Jos espasmos , dolores reinnáticos y diversas 
enfermedades de la vejiga , habiéndose i^comencbdo las mis- 
mas hojas en vino ó agua caliente c<Hitra el cólera; la D. fra- 
*tírani Sims., la D. hirsuta Thnnb^^ la D. adórala DC. y la 
D. oppotiti folia Thunh. , todas africanas , no difieren de las 
anteriores en virtudes. La Correa alba Andr. es de Nueva^ 
Holanda , y allí se usan las hojas como té. El Elaphrium ca- 
pense DC* se estima por sus frutos usados en el Cabo de Bue- 
ña-Esperanza contra los cólicos flatuleatos y otras afecciones; 
el E. jgcauinianum H. B: el Kunth (Tacamaca de Méjico^ 
Bálsamo 4^ Venezuela) dá en varias ^rtes de América una 
especie de Tacamaca; el Eí exeelsum tí. B. el Kuñlh (Copal 
de Acapulco) y el E» copalliferum Sess. el Moc. son también 
anoericanos, así como el E. graveolens H. B. et Kunth (Ois- 
pin , Caraña de Nueva-Granada). La Esenbeckia fehrifuga 
Mari, (Tres folhas vermelhas, Laranjeiro do mato. Quina del 
Brasil) sustituye á la quina en el Brasil , teniendo^^la corteza 
el nombre de Angostura brasileña ; la E. intermedia Mari. 
(Apogitagoara del Brasil) también se usa por los brasileños 
como la anterior, aunque con menores i-esultaiios^ El género 
Zanloxylum comprende varias especies apreciadas como me- 
dicinales, cuales son el *Z. mtidum DC.^ cuya raiz aromáti- 
co-ácre tienen los chinos por calefaciente , sudorífica, emena- 
goga y febrífuga , usando igualmente las hojas ; el Z. Budrun- 
ga DC, que en la India goza del mismo crédito, empleándose 
ios pericarpios y semillas ; el Z. Bhetsa D€., que también 
crece en la India , y tiene la cortea interior del tronco amar- 
go-acre, asú como los frutos. vefdes con sabor de- corteza de 
naranja , siendo además las semillas tan picantes como la pi- 
mienta ; el Z. piperilum D(7.(Cayutana de Filipinas) . ordi- 
naria del Japón , donde se usa mucho por ser todas las partes 
de este arbusto equivalentes al Pelitre, y corren los frutos con 
el nombre de Pimienta del Japón ; d Z. fraxineum Willd. 
que es de la América septentrional- y se aprecia allí por la 
corteza empleada como sudorífica , diurética y antiodontálgi- 
csí; e\Z. ternatum Swartz. (Ayuda de Cuba) y el Z. Clft- 
va-Herculis L. (Ayuda de Cuba) que tienen igual aplicación 
en las Antillas, y además la corteza del último se cree antisi- 
plitica y las hojas pasan por vulnerarias ; el Z. Pterola 0. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BaTÁNICA. ^ 273 

B. ef £t»fiíA^ (Nungiie de gato, Niaragato, Giriantro de Culns 
Cayutanaíde^ Filípicas) que también se halla en las Antillas, 
donde {>rq»araii un aodte extraído de las, hojas y bueno para 
calmar oteMoe dolores, sirviendo la corteza como sudorífica y 
para leñÍMle:amaríNo; el Z. Culantrillo H. B. et Kunth (€u- 
tantrülo cte Nueva-Granada) que crece á la orilla del rio de las 
Amazonas; el Z. émafgincdum Swartz. áe la Jamaica y útil 
por su madera blanca , densa y aromática ; el Z. lanú€ola4um 
Boir. (Cenisoide Pu€rto4tico, Ayuda macho ó amarilla de Cuba) 
yeVZ.j^lcmdifolium Willd. (Ayuda hembra ó blanca de 
Cuba) ambas de utilidad por su madera empleada en la isla de 
Cuba; el i^v héemale St. i^ti. (Coentrilho del Brasil) y el Z. 
Langsdorffiimart^^ cuya corteza pulverizada usan los brasi- 
leños para aliviar el dolor de muelas y el de oidos; el Z. hos- 
tih Boxb.j^quB es de la India ^ usándose alH los frutos y se- 
millas para en^riagar' los peces. 

La* Monniera tri folia AubL (Alfa vaca de cobra en el 
Brasil) es una yerba ae^la Guayana y del Brasil con raíz aro- 
mático-aere, usada por los americanos como sudorífica y diu- 
rética , considerándola á la vez como antidoto de varios vene- 
nos, tai Ticorea febrífuga St. Hil. (Tres folh^ brancas, 
Quina del Brasil) suple con su corteza á la quina entre los bra- 
sileños; la T: jasmini flora St. Hil. es tambiea del Brasil, y 
allí usan el cocimiento de las hojas contra bertas verrugas en- 
démicas; la T. fmtida AubL de la Guayana es notable por el 
olor de Estramonio que dan las hojas trituradas. La Gmipea 
Cusparia St.Hil. (Quina ciíspa 6 Cuspare del Orinoco), árbol 
muy grande-, (pie se halla en las inmediaciones del Orinoco, 
es según Huntboldt el de la corteza febrífuga llamada Angustu- 
ra verdadera , atribuida por otros á la G. ofñcinalis Hanc.^ 
árbol pequeño del mismo pais. La Hortia brasiliana Vell. 
(Quina do campo en el Brasil) tiene la corteza semejante á la 
quina en virtudes, y en tal concepto se aprecia por los brasi-r 
leños. 

simahubeas (simakubEíB) DC. wodr. i. 

Caracteres. Cáliz cuadri-quinquepartido , persisteiíte. 
Corola tetra-pents^tala , derecha, caediza. Estambres libres 
en número igual ó doble de los pétalos , y mas largos ó mas 
cortos que los mismos ; filamentos filiformes , insertos en el 
dorso.de escamas; anteras intror^as, biloculares. Pistilo con 
ovario dividido en tantos lóbulos como pétalos ; estilo único, 

T. II. 18 

Digitized by VjOOSI^ 



274 GU«5o 

filiforme , eosaBchado por la base; esligma (mflHfari^ae^dobadd» 
CarpiUos capsulares, vivalves, dehisoeotes hacia denlro, mo- 
nospermos. Semillas pendientes; . albumen nulo ; cotiledones 
gruesos; raicilla corta, supfera. — ^Arboles ó ^bustos con la 
corteza muy amarga y jugo lechoso , las hojas siternas, casi 
siempre pinadas sin estipulas. FkM*es algunas veces múseüíales 
por aborto, axilares ó terminales, uftbeladas^ racimosas' ó 



Habita casi toda la fanülia en la América equinoccial >sieii^ 
do pocas especies lasque se hallan en el Asia tropical y en 
Madagascar. 

CoiiFRBKBfi treinta y cinco especies con iodusion de a^- 
ñas pertenecientes á géneros dttclosamente agriados á esta fa- 
milia^ 

Propiedades y dsos. Las simarubeias sen muy amargas y 
se tienen por corroborantes, ejerciendo saludaUe aocic^ ^bre, 
los érganos digestivos. 

La Qua$ia amara L. [Quasi de Méjico, Quina de Gaye^ 
na^ Copachtli del Perú) es un arholillo de Surinan , cultivado 
en diferentes partes de América, con leño amarillo pálido y 
muy amaino ^ llamado Cuasia surinamense. La Simaruba ea^ 
celsa DC. , árbol de k Jamaica , tiene el leno^ muy amarilla y 
amaino, el cual se conoce con el nombre de Cuasia jamaicen^ 
sa ; la 5. guiammis Rich. y la S. efficinalig JW. (Marubá 
del Brasil), que son americanas, smninistran . la corteza dé 
Simáruba, extrayéndose la de las raices y partes inferiores de 
los tallos, y el leño es semejante al de la Cuasia en propieda- 
des ; la S. glauca J>C. (Palo blanco de Cuba) trasuda un jugo 
glutinoso, que en la isla de Cuba sirve ps»pa tratar los herpes; 
la S. mrsieotor St. Hil. (Paraibadel Brasil) es apreciada por 
los brasileños que usan d cocimiento de la corteza y l^jas con- 
tra la ponzoña de las serpientes, administrándolo además para 
curar las erupciones sifilíticas, y es de notar que ahuyenta los 
insectos , de modo que en los herbarios se conservan intactos 
los ejemplares de las plantas colocados entre los de esta espe- 
cie, que además sirve para matar las lombrices y los piojos. 
La Simaba quianensis Aubl., la S. ferruginea St. Hit. (Ca- 
lunga del Brasil) y otras son también mu^ amargas, y como 
tales se usan las cortezas. La Samadera tndiea GmrrL de la 
India también es amarga, y la corteza designada con el nom- 
bre de Niepa, sirve para teñir de rojo. La Mamngcda pender 
la Blanco (Manungal de Filipinas) debe ser mencionada, por- 
que el leño de la raiz y la corteza se usan contra él colera 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁXICA. 275 

morbo en las Filipinas. La Nima quassioides Hamilt. , que 
crece en Himalaya, se aproxinoa á la Cuasia en amargor. 

ÓClfAGBAS (OCHNAGEJ;) DC. t»BODR. I. 

' CAiRAiCváREs. Cáliz peni^sépalo , persistente , empizarrado 
ea la estivaeion, con los sépalos apenas entresoldados* Corola 
penla-rdeca pétala > caduca, abiet't^, ^nipitarrada en la estiva- 
cioD* Estambres en número de cinco ó diez , y á veces indefi- 
nidos , insertos eo lo bajo de la ginobase ; filamentos casi siem- 
pre persistentes; aiUeras biloculdres, insertas por la base. Pis- 
tilo con ovario compuesto de tantos earpillos como pétalos; es- 
tiló único, filiforifte, persistente sobre la ginobase. Frutillos 
drupáceos ó abayados» articulados sobre la ginobase, uniloeurr 
lares, monospermos, indehiscentes. Semillas derechas ó inver- 
sas; jalbumen nulo; embrión recto; cotiledones gruesos; raici- 
lla corta. — Arboles ó arbustos lamjNños con hojas simples, al- 
ternas, enteras 6 dentadas, y estipuladas. Flores co(hunmente 
racimosas y raras veces solitarias. 

Habita entre los trópicos la totalidad de esta familia, ex- 
ceptuando algunas especies del Cabo de Buena-E^peran^a. 

CoMPRBNns mas de ochenta especies (m inclijision de al- 
onas correspondientes á géaeros dudosamente colocados. 

PmopiEPADBS T usos* Las oenaceas son generalmente amar- 
gas, y algunas sé' limitan á ser nada Vfm que astrin^^tes. * 

Lá GomphiQ angmti folia VahU es un árbol de la India 
C09 raiz aromático-iainarga y hojas estomacales, qae usan los 
indígenas; la. 6f. heomsperma St. mi, tiene Jia corjbe^a astrin^ 
gentie y se u^a en el Bra$irpata curar á Isis bestias toda fuerte 
picadura de mosca; la G. Jobotapita Simrtz, de las Antillas 
y del Brasil es útil por tener frutos acerbos, que tiñen como 
los del Mirto, y por lo oleoso de las semillas; la G. parm- 
flora DC. es apreciada igualmente en el Brasil por el aceite 
de las semillas que se usa para las 
/Wta Rieh. (Orillas de arroyo en C 
Cuba ; la G.aquatic^ M* B. eil ¡^un 
ñoco) también e^ americana. La Tí 
amarga^ y tanto la raiz como las h 

concepto de estomacales y antieméticas. La Casiela Nicholso^ 
nii fíook^ que crece en lat isla Antigoa , es muy amarga^ 



Digitized by VjOOQIC 



276 «üiiso 

t:ORIÁRCAS (G0BIáAeí£)'DC. >RODB. I. 

Caracteres. Cáliz gamosépalo, qoinqnepartiáb, pei^len- 
te coo las lacinias iguales. Corola pentapétala , gruesecillá óon 
los pétales mas cortos que los sépalos. Estambres en námero de 
diez, unos opuestos y otros alternos con los pétalos; filamentos 
filiformes ; anteras oblongas, biloculares. Pistilo con ovario sen^ 
tado , quinquetocttlar , quinqueangular ; estilo nulo ; estig- 
mas en «úmero de cinco alesnados. Carpillos eñ número m 
cinco , casi separados en la madurez , inaehisceíites, mónós- 
pi^rmos. Semillas pendientes; albumen nulo, embrión recto; co^ 
tiledones carnosos; raicilla supera. — Arbusto y matas con lo¿ 
ramos casi cuadrangulares , opuestos como sus hojas simples y 
enteras. Flores, algunas veces unisexuales , racimosas. 

Habita una especie en la región medkerránea y tas demás 
están dispersas por el globo. 

CoMPBENBE ocho especies. ' ' 

Propiedades y usos. La Cortaría myttifoiia L. ^Roldon, 
Ruido) , que crece -en la región mediterránea , es de utitidad pa- 
ra curtir las pieles por la grande cantidad de tanino que con- 
tiene, y tanto las hojas como los frutos son un veneno narcóti- 
co; la C. sarmentosa Forst. de Nueva-Zelanda es apreciada 
allí por sus frutos Henos de un jugo vinoso, mientras qué las 
semillas sott muy venenosas; lá C. nepalmsisWall. es asiática y 
útil por tener los frutos comestibles; la C. thymifbÜa Willd. 
(Chanche de Quito) se halla en Quilo y causa imicbo daño, po- 
diendo producir la muerte, cuando se comen' los frutos con ex- 
ceso; la C. rusci folia L. (Deu de Chile) se usa por los chile- 
nos para teñir de negro. 

SUBCLASE II. CALICIFLORAS. 

Cáliz gamosépalo^ Receptáculo mas ó menos soldado tx)n el 
cáliz. Pétalos y estambres aparentemente insertos sobre el <5áliz 
y en realidad sobre la parte del receptáculo adherida á él : los 
pélalos Kbres 6 entresoldados. Ovario libre 6 pegado al cáliz. 

celastríneas (celastrínea) DC. prodr. ri. 

Caracteres. Cáliz* tetra-pentasépalo, libre, con los sépalos 
entresoldados por su parte mas baja , empizarrados en la estiva- 
cion. Corola con tantos pétalos como sépalos , raras veces nula. 



Digitized by VjQOQIC 



DE BCnrÁKiGA.' 277 

Esfambresen número igual al de los pétalos y alternos con ellos, 
con inserción ambiguain«íBieperigina;aiileras biloculares. Pistilo 
con ovario libre, ceiido de nn disco algo ca^noso, bi-tri-cuadrílo* 
eular con celdas mono ó políspermas; estilo único ó ninguno; 
estigma bi-eosdrífido. Fruto capsular, abayado, drupáceo ó sá- 
maroideo, vario en la fbrma,^ comunmente deformado por aborto. 
Semillas frecuentemente aisladas; albumen nulo 6 carnoso; em- 
brión recto , axil ; cotiledones carnosos 6 foliáceos ; raicilla 
próxima al hilo. — Arbustos ó árboles con hojas simples ó raras 
veces compuestas, alternas ú opuestas. Flores algunas veces 
unisexuales por aborto, racimosas, apanojadas 6 cimosas, blan- 
quecinas ó verduscas. 

Habita en muy diversas regiones esta familia y particular- 
mente en las próximas á los trópicos^ abundando en el hemisfe- 
rio austral. ♦ 

. CoMPBBNBB trescientas ochenta y cuatro especies repartidas 
por Decandolle en las tribus siguientes, la primera y la úUinaa 
de ellas elevadas por algunos al rango de familia. 

Trihu I. Estafieacem. Semillas huesosas sin arilo, trun- 
cadas hacia el hila; albumen tenue ó nulo; cotiledones gruesos. 
— Btef as compuestas. 

Tribu II. Evonimeas. Semblas con arilo , no truncadas 
hacia el hilo ; embrión derecho en el eje del albumen carnoso; 
cotiledones foliáceos. — Hojas simples. 

Tribu IIL Aquifoliáceas. Pétalos aisanchados por la ba- 
se , algunas veces entresoldados. Fruto indehiscente. Semillas 
con embrión derecho en el eje del albumen carnoso, t- Hojas 
si|9nples. ' 

Propiedades T usos. Las celastríneas son generalmente 
amargas, astringentes y algo acres, purgando y promoviendo 
el vómito muchas de ellas> cuya acción estimulante es mas ó 
menos notable. Tienen algunas los frutos comestibles y las se- 
millas oleosas. 

La Staphíflea pinnata L. (Nariz cortada) es un arbusto 
europeo^ cuyas semillas oleosas se comen, aunque purgan lige- 
ramente; la 5. trifoliaL. esdela Américaseptenti»ional,yall¡ 
se comen también sus semillas oleosas. La Euscaphis staphjf- 
leoides Sieb. et Zuce, del Japón tiene la corteza amar^ y as- 
tringente, usándose en infusión para curar la disenteria, y las 
diarreas crónicas. • . 

• El EmnyfHus eurapmus X. (Bonetero), el E. verrucosm 
Scop. y el E. laUfólim C. Bam^^ todos europeos, son pur- 
gantes á la vez que eméticos, y además de considerarse los fru- 

Digitized by VjOOQ le 



278 CüKSo 

tos como dafiosós sri gallado , sirVen laa^flemülaa para matar, los 
piojos» ^empleándose por otra parle la#naderá pm emiwltdos, 
y del carbón hacen tiso los ditojaotes ; d E. timfins WaU. 
sirve en la India para teñir de amarUlk) y se caii9idera<útíl para 
curar algunas enfermedades de los ojos. £b el género Celm- 
tru8 deben citarse el C. ncandem L. de la América septentrio- 
nal con corteza emética; el C. senegalensis Imm* de África, 
con raíz amarga, astringente y algo purgante ; el C^ venenatus 
Eckli et- Xeyk. , que crece en el Cam de Buena-'E^ranza y 
tiene fuertes espinas, cuyas heridas son peligrosas; el C. fidm- 
lis Yahl. (Cat de los árabes) , cultivado en Yemen con el Gafé 
y muy célebre entre los árabes , que comen las hojas y lo creen 
un preservativo de la peste ; el C. nutans RiMck. y el C. pañi- 
cnlatus Witld.f usados en la India como estimulantes. Eli/af- 
tenus macrocarpus R. el Pav. del Perú tiene las hqjaa acidas; 
el Mé chilenti» DC. (May ten ^ Magthun de Chile) tiene buena 
madera y en cocimiento se emplea entre los chileiuas para lavar 
las erupciones causadas por el Lilhi ó Litre, que creoe en el 
mismo pais , empleándose adeaaás las hojas como pwganles, 
mientras qiie de las semiHas se extrae aceite; el M. vertidUa- 
tus DC. (Rurama, Ullú, Picúa, Pí^na del Perú, Yerba del 
Mate^ Yerba del Paraguay en el Perú) también tiene las semi- 
lias oleosas, y de las hojas hacen uso los peruanos á manera del 
Mate, además de apreciarse la madera para varios objetos. El 
Elwúdendron Kmbu EckL et Zeyk. se estima en el Cabo de 
Buena-Esperanza'por tener los frutos comestibles , sirviendo el 
leño para teñir de amarillo ; el E. oriéntale Jacq. de Madagas- 
car, tiene igualmente buena madera; el E. trinerve H. Moft, 
(Efaóino del Pwú) es árbol que también dá buena madera. 

La M^yiitda mragoga Jae^. (Yerba del maravedí en Kiie- 
va^^ano^) crece en la Aménca meridional y \km la raiz diu- 
rética. El Itew Áquifolitm L. ( Acebo ) es árbol europeo con 
hojas amargas y astringentes , frutos purgantes á la vez q«e 
emétioos y cortesía febriruga llena de liga, sirviendo para resol- 
ver algunos tumores, además de ser diurética como k) es ta»-* 
hien la raíz; el /. opaca Ait. y el /. laa^ifiora Lam. sensyi 
en la América septentrional por su amargor » y sirven para ha- 
cer liga; el /. vomitoria A%t. (Gasina de la Florida) creeejen 
la GarolhiB y Florida, -donde preparas eoo las ho^ una inAi-^ 
sioQ sudorífica y diurttica, que en mayor dosis produce' el vé- 
mito; el /. Casiine ¿. (Bcigueta-NarsaiyQ^ Qam)^ tiene pro- 
piedades s^nejantes y Se haHatambi^nen la Carolmay Florida; 
el /. par^ffMf^ieneisSt. EiU (Yerbe^del Mato, Ytrhafdel Pa- 



Digitized by 



Google 



DB BMÁNICA. 279 

nfgWfyiHé'iM'Iteagaay, Gamw, Cadmirím^ Erva de palo^ 
QúBf^iíú» T6r4adeiiia>del Brasil) erece en la América meridio- 
tíal^^esMsttcoedánea del Xé; ú Ltheezans Mart. lo es 
ígüafaBieDter'é» el Brasil;* el /. Gong^nha Lamh. (Gongonha del 
Brasil )lanibieo tiene hA hojas sodorifieas, usándose \ manera 
del 'Mate como snecedáneo del Té; el /. Maeoucúu Pen. (Ma- 
cmca' de la^uiíyana, Encioilla 6 Carrasca de la isla Española) 
seiíalla en las Antíltest y es muy astringe&te , siendo usada pa- 
ra teñir. El Prinos iíeHieülaius L. , cuyax^rleza astringente, 
algo amarga y picante , se considera en la América septentrio- 
nal domo medicamento tónico y antiséptico , tiene además vir- 
tud emétiea en los frutos; el P* alaber L, se usa como Té en 
la América septentrional. — La Ázima, nova Gmel. crece en la 
India , y se usan sus hojas en casos de tos y consunción. 

Los géneros Cyriila y CUfUmia^ ambos de la América 
seiMentrional, ccHistituyen la femilta de laá Oirilbas de Endli- 
elier y coa irea especies éxk usos conocidos. 

£1 f^réNitmria, propio del Asia media y del África me- 
diterránea ^ forma por k solo la fomilia de las NrrnABiEAS de 
Endüchar ^ con ho^as y frutos salados. 

' ■ RAMKBAS (rHAÜNB^) DC. PHODR. II. 

CAnATéABS. CáUr cuadrt-quinquelobado, adherente al ova- 
rio por e\ tubo>> con ks lóbulos* valvados en la esüvacion. Co- 
rola eoli tantos^, pétalos eomo lóbulos eaücinos, raras veces nul^, 
frecuentemente escamiformes 9 cóncavos. Estambres en número 
igtfit al de los pétalos y opuestos á ellos; anteras biloculares. 
Pistilo con ovark> enteramente adherido al cáliz ó hasta la mi- 
tad , ó por lo mas bajo, bi^cuadrUocular con las cdídillas unió- 
Yuladas; estilo único; estigmas en número de dos, ^ cuatro. 
Froten casi sieflipreindehtsceMe, abáyado, drupáceo ó sama- 
roi^,' raras voees capsular. Smilias derechas sin arilo; albu- 
men caírnoso ó nri^; embrión .derecho , axil ; cotiledones casi 
foiiáeeos; raicilla infera ^^^ Arbustos ó arbolitos con hojas sim- 
^esv alternas > raras veces opuestas^ fcecuentemente estipula- 
das* Filies dispd^tas de vanos modos» pequ^ás y por lo co- 
man venkuBeas» pioeo notables. ^ 

Haimta esta £sKiQÍlia en^ las regiones templadas ó cálidas de 
todo el gkri)o 9 y con abaadaneiaf en las próximas á ios trópicos, 
síendo'pOGías 1¿ espeetes qise se baHan entre ellos. 

> CoxraBtniadascientaa^oiBcaenta' especies. 
' ?m(PimAMA ir usosii Las ramneas son amargas » algo acres 



Digitized by 



Google 



08)0 uimwm '. 

y ^astrjiíg^tesi,^ obrando dlgii»a» fovoriMeiiit»tef$afat« famiorslH 
pos jdigesliY«s ' y skado capaces de- fcaloaaiv la fi^bfft i;«BÍettir{is 
q^e otras, pronuieven el sxMior ; la oriita, ó pungau^y producen 
el'jv¿miia: ia cprie^ta.y el leño ^oBetituyea la& partes ijue'toa.^ 
munmenle se usan como medicinales; lo son también Uk frutos 
de algunas» supuiesto que tienen acción poi'ganle y .emética^ masr 
Uáadose los de otras dulces y buenosi para comer. Existen en 
esta fitmilia plantas úliles á la tintoeeria, propoi*cionando colo- 
res verduscos y amarillos, rojos y pardos. 

El gqnero ¿isyphuSi e^rcido por todo el globo > sumiaia- 
tra cortezas amargas y astringentes i siendo los frutos comesti- 
bles, y en^re las especies á él pertenecientes scjouenian el Z. 
vulgaris Lam. (Azufaifo] originario de Ori^te, muy conocido y 
cultivado en toda la región mediterránea por el usoque.se baee 
de los frutos; el Z. Lotus Lam. (Ébano de algunc^), lamoso en 
la antigüedad y y todavía apreciado por. Jos frutos en la parte 
s^tentrional de África; elz. SpinckChristi WiUduA^^^fifá 
y la Palestina, donde se usan los frutos verdes como asiriagen- 
tes, y se comen maduros» siendo febrífugos en conceptOideilos 
árabes; el Z. Nancea Willd., que es, de la India y.4,ieo6 los 
frutos un pocp ácidos» con semillas capaces de ¿itacar la cabe- 
za , si no se ponen en remojo ; usándose el cocimiento de la raiz 
contra los cólicos flatulentos y la corteza como febrifu^ ; el ^. 
Oenoplia Mili, y el Z. Jujuba Lém. » cuyas cortezas en ia In- 
dia se sustituyen á la Cuasia, comiétulose l0s frutea, que son muy 
^nos ; el z . Xylvpyrus Willd. , que tiene la carne da los 
mitos insipiday las semillas con sabor.de aimendrai yies tam- 
bién de la India; el Z. soporífera Schult. ', cuyas semillas des- 
cortezadas y cocidas usan los chinos para conciliar el sueno, 
cahnar los dolores y evitar las pérdidas seminales; el Z. artka- 
cantha MJ. , que sirve á los negrps de Sene^mbia- para hacer 
una bebida fermentada cob los fnUos macbaoados y remojados; 
el Z. Backi DC. , cuyos frutos pasan por venenoaos, usándose 
la raiz^para cortar las blenorrea^; el Z^ Joamro Mo^rU ( Juá, 
Xoazeiro del Brasil) con frutos comestibles y corteza tenida eor- 
tr,Q ios brasilenos.por emética y febrífuga. líXP.aliurus aetulea^ 
• tus ¿ai».ri(Paliuro^ j^spina sania. Espina de Cristo, Espinave* 
sa^ Cambrones] del mediodia de Europa, e&notablepor su&frU'-' 
to$x)leosos recomendados. Co»tra la tos, y es útil ademáf» por 
lew las hojas y raiz astriagentes. La Berohemia lineatu BC. 
e^. celebrada .entre lost chinos: aeoM^, resobi^iva é hidragc^; la 
B. volt^Hit i)¿7/l0.eqen ,1a América ae|Hentrional por «usarse 
la^raiZ:.comOla^tisifili^«a« La Sageretmlhec^ms ' Bífongk. es 

Digitizedby VjOOQIC ' 



DE BOTÁNICA. IM 

éememÁGOBr^ pdr(]uede las hojas hacen Té los pobres en la China. 
'Eidero Mofíméíe e<>mprende varias especies útiles, cuales son 
vdAi/OO^éinliM^X/lCambpo», Espino cervaU Espino hediondo), 
cmmunfeiiEui^Qpay y ^euyosfrutos son purgantes, asi como la corte- 
ja tntert^r del tronco, que sirve para teñir, empleándose tambíepi 
para teñir de verdeóle amarillo los mismos frutos verdes; el R. 
infectorius L,fCny^ fyváos purgantes y tintóreos, «on la Grana 
de Aviñon; el ñ. Alaternus L. (Aladierna, Coscollina, Sa||pi- 
no de Andalucía, Palo mesto ó Palo de Baikm s^n Assé)^ eu- 
Mpeo también, y con hojas' astringentes, siendo el leño y la 
oorteza tintóreos , como iguali^ente los frutos , dotados además 
de áooMm purgante ^ el R* saxatilis L. , propio del mediodía de 
Eupopay con fritos semejantes en virtud á los de las anteriores 
especies; ú R. íycioides L, (Artos, Espino negro) propio de 
España,; tlR.F fungóla X. (Arraclán, Chopera) y él R.pnmi- 
¡US L* (Chopera] , ambos? europeos, con frutos purgantes y tin*- 
lófeos, sirviendo la corteza interior del prin>ero para obtener 
un tinte amciríHo, además de ser en algunas partes un remedio 
pofMiiar'para curar la sarna , mientras ({ue el carbón del leño se 
aprecia para confeccionar la pólvora; el ií. sanguineí^s Per$. 
(Sanguino de Galicia), propio' de Galíeia y con corte2a igual- 
mente reputada; el R. umygdalifms Deif. de Berbería, con 
frutos usados para teñir de amarillo.; AR. Humboldtianus 
Rwm. ¡Bit ¡S^hmt. (Capulí cimarrón de Nueva-Granada) y el R. 
semtím^m B* B. et Ky^nth (Molono del Perú), pr^iosde Amé- 
rica. JLa CoUetia$pino€a Lam. (Zarza* dfe Moisés ^nd Perú) y 
otras especies ^el Perú y Chile , se usan como purgantes , em- 
pleándole: 4a raíz ó el leño. )La XH^orta febrífuga iférf. (Qui- 
na del Bra»l) tiene la raíz con certeza tónica y febr^ga , aue 
'se estima como la quina entre los brasileños. El Ceanotms 
amerieanusL. (Té de Nueva- Jersey), cuya raíz purgante usan 
los anglo-americanos co0K) antisifilitica y para teñir de rmo, 
tiene las hojas buenas para tomar en infusión á manera de Té; 
el C. azurmsJDesf* ae Mqic« suministra allí un Jebrifugo en 
lataopteza ; lúM^. emubrim^Lam. (Bijaguara de Cuba) se usa 
en América ooátra -las mordeduras de las serpientes v dá made- 
ra útil; el Ci' reclmatmL*herit. {Palo.aftiargOy'Yayatóco de 
Gufnb) se tiepeea las Antillas por anúsiglitico y produce made- 
ra 'iasadaen<^s. Ia Gonania domingensis L.e& mnát^ y su 
ju^ se admnistra en las Aptitlascomo estomacal, estimándose 
además el l^M^ parahacer mondadientes'; la G. tomentosa Jacq. 
(Biejuao det Coba)' i^s planta de pasto en la isla^ de Cuba. La (7o- 
mrim F'erínmUm Rtoh. de la Guay^oa^, ^notable por su 



Digitized by 



Google 



282 ojiiso 

<^leza amaina , que produce lafermefetáoioii áei^IkesottBpíaü 
I^Blo ooiao se ectia en eltodi La Sú^mia éháei^ Tkméi tieae 
MpedADetitos de los frutos eam«sos y eonies4ibte$;'^iMite4o^ 
estos en el Japoa contra el asma , 7 para do eiiiiMrtagaf^^bvIa 
cerveza de arroz, •' 



Cahü 



mUNIAGBAS (üRUNIACBÍE) DC. MÓDm? II, 



RAcréHBS. ' €áHz adbereiite al ovarb co» el limho corto, 
quiuquedeiilado. Corola pentapéiála, inserta en la mérge» del 
cáliz con los pétalos comunmente eóncaros, caedizo^ 6 raras 
vteea persistentesv Estambres en número de cinco, inciertos en 
^ cáliz ddante de los pétalos', anteras fijas per el dorso, bito^ 
calares. Pistito con ovario bilocular ; estilos en trániero de dos, 
.Ubres ó soldados. Fruto seco , bilocular é por. aborto miüocn- 
lar, dehiscente ó.indehiscente. Semillas escasas ó solitarias en 
cadha celda; albnmen delgaAsimo; embrión axil; cotiledones 
oor4os; raicíHa cónica,, lai^. — Arbustos con hojas ünesnres 6 
lrig<mas, rígidas^ alternas ú opuestas. Flores espigadas ó acá- 
. bezdeladas ^ sentadas y pequeñas. = 

EUnrrA toda la familia en el Csibo^ de Baena-Esperai^a. 
:* ' CoifPRiBND& scsenta y chica especies. 

Propiedades T usos. No se conoce. 

Los géneros Ophira y Gruhbia y émhos también del Cabo 
de Buena-Esperanza, agregados por Liridley á la lamilia ante- 
rior i constituyen la familia de las GncmicnAS ée EncBidier, 
sin us5s conocidos. * *^ 

El género Hehmngia del J^on forma por é solo la fomilía 
de las Hrvingugeas de Endlícner , con una especie sin usos 
averiguados. 

SAHIDBAS (SAMIDBA) DC. MODll. II. 

CAnAcrÉBEs. "Cáliz tri-penta4ieptasépaIo , persistenle , con 
los sépalos mas é menos entresoldados, cMHinmente colorados 
por dentro. Corola nula. Estambres pegados al tubo del cáKz en 
número doMe,^ triple ó cuadruplo délos sépalos:; filamentos mo- 
UttdeUbs en la base^ todos anteriferos^ é estériles icé de a^n 
verti(Mlo« Pktilo con ovario libre, unilocuiar ; estilo único fili- 
lonné; e^gma cabezudo é casi lobulado. Caja coHáiiea ; v/ñ9^ 
^«ghiir/tRt-^qúinquevalve, polisperma, con las ytifm incoflipi^ 
tAÉiente' dehiscente , mucnas Teces ^go pulposas p^ denird. 
SettitiafrMvidds, fiiftbiHcadas; albumen (»tliose^$ embrión t^ 



Digitized by 



Google 



^Ody ^aniMlo; cotiledones aovados , fdliácoos ^ ptegados; m* 
eüta obUifiar-Hr Arbual^ 4 arbolüios^provístos de eslipul» ood 
boí«»i Jitenw , aímplef; ^^ permaneiilies ^comuiineiile Iksts de 
puHlos irfl^paparontea. Flores ii&ilarefi , umbeladas ó aglomera- 
. das, raras voces solitarias ó corimbosas* 

Habita la totalidad de esta familia entre los trópicos , par- 
tieQlarmenté en América. 

Comprende ochenta especies. 
*^ Propiedades y usos. Las samideas son moderadamente 
astrii^iites^'^En el género Gasearían compreaden algunas 
I^tas«otables, y e^tre ellas la C. tf/mt/büa FoA/.' (Manna- 
leirodo mato en el Brasil) » cuyas hojas se ttenetí por vutncra- 
rías entre los brasileños , que administra» el }ugo exprimido de 
ellas ^ los heridos por las serpiettiea ; lar C. Ünanñ Sti BiL 
(Cha de frade, Liogua de fiu enelJSraail) que tanmien aprecian 
los brasileños 9 usando el cocimiento de laa hofis éi lasenfer^ 
medades inflamatorias y en las fiebres malignas ; la C. adstrin- . 
gens JUarf.^ cuya corteza se usa en di Brasil para curar las M- 
cerasy empleándola en lociones ; la C. Anavinga Pen. , que es 
de la India, con todas las parles bastante amargas y las: hojas 
acreditadas para p-eparar inños ^ destinados, á oaloMir les dolo- 
res délas articulaciones^ considerándose ademes la pulpa de 
los frutos oomb diurética y fwrgafite; la C^ eímlmiS' Roxh.^ 
;tombíen 4e la Jodia ^-eon hojas comestibles y raá pm*gaiite; la 
C^ hirsuta Swartz. (Baspáíeagua de Cuba), ou)ias hc^as toíúe 
el ganado m la isla del Cuba; la C, spino&a Willái (Cía de Cu- 
ba), la C. ramifíoru VahL (Gia brava de Cuba} y la <7w alka 
Rxeh. ^GJa. blaeeade Cuba) , que dan baena^teaderay como otras 
especies de las Almillas; la u. parm^ora .Willd. (Qiiwa. de 
Cuba) y la C. sylyestris Swúrtz. (Sama de pei^l^) , ipie tam- 
bién crecen m la isla de Cuba; la C. corymhom H. ByttKunth 
(Undequiera de Nueva^^^jrapado ) que también cís propia de 
América. 

HOMALINEAS ( HOMALINEX ) DC. PRQDR. IK V 

CAftAGTSRlss. Calis con tubo corto adberente al ovario* y 
limbo partido en uu número par dtí lóbulos, Ioaecsteffiores;calí- 
cinalfssty loa interiones^ petakHdeo6^ Gláédulas ea los fófaulosia^ 
teriores del cáliz. Corola nula. EstamlH*es insertos eu lo aluyidél 
• tubo calicino en número igual, doble ó triple de loslóbubs; 
anteras didimas. Pistilo con ovario libre en la parte superior, 
unilocular ; estilos en número de tres ó cinco» fimomie» ^ ales- 



Digitized by 



Google 



284 CURSO 

nados* Fruto capsular ó casi abayado, uniioeuiar;^ placentas 
parietales, polispiermas. Semillas pequeñas, aovadas ó angulo- 
sas; albumen carnoso^ embrión recto; cotiledones foliáceos; 
raicilla superíi^.-Arbustos ó arboHIios con hojas alternas j esti- 
pulas caedizas ó nulas» Tiores espigadas, racimosas^ ó apano- 
jades. 

Habita esta familia en las regiones intertropicales y en otras 
próximas á ellas. 

Comprende una treintena de^pecies. 

Propiedades t usos. El Homalium racemosym Jacq. y 
el H. Racoubea Swartz. tienen las raices astringentes, usán- 
dose en América para curar las blenorreas. La Pineda incana 
ñ. et Pav. (Lloqui del Perú) sirve para hacer buenos bastones, 
usados por los peruanos, pudiéndose además obtener de las ho- 
jas un color negro. — El género Aristoteíia forma una familia 
especial indicada mas arriba. 

CHAILLETUCBAS (ghailletiageíb) DC. PROim. . n. 

Caracteres. Cáliz quinquefido , persistente , interiormente 
colorado con los lóbulos empizarrados en la estívacion. Co- 
rola pentapétala^ inserta en lo bajo del cáliz con pétalos pequé* 
ños, frecuentemente bifidos, algunas veces soldados por la base, 
mediante los estambres. Glándulas opuestas á ellos. Estambres 
insertos con los pétalos; anteras redondeadas, biloculares. Pis- 
tilo con ovario libre, pelierizado, bi-trüocular con las celdas 
biavuladas; estilos en número de dos ó tres, cortos, libres ó 
unidos; estigmas algo cabezudos^ Drupa con corteza coriácea, 
seca <jk hueso bi-itílocnlar. Semillas solitarias en las celdas, 
pendientes; albumen nulo; embrión grueáo; cotiledones carno- 
sos; raicilla corta, supera. — Arboles 6 arbustos con hojas es- 
t^uladas , alternas y enteras. Flores axilares. - 

Habita esta corta familia en las regiones tropicales de Asia, 
África y América. 

CoMPAENDE diez cspccics. 

Propiedades y usos. I^ Chailletia toxicaria Don. y la 
Ch. erecta Don. de Sierra- Leona tienen sdmendras veneno- 
sas que sirven para matar las ratas. La Tapura gmanensis 
AuM. dá madera que los criollos de la Guayana empleati en sus 
casas. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 283 

^ i^Qüh.'Alni!mAs (%qcíslam!cbj:) DG. piuy0R. u. > 

• — . - • ' : ■''•M 

OARAtüTÉRES. * Pefigoiiwapéoñzadoy eopíáceo, qtrfnqnetóbo, 
€on lacinms ao vado-agudas , abiertas^ persistentes. Orzueiá* 
qiiiiiquépaPtída, pegada á lo mas bajo del périgoDio %m lóbttlod^ 
bifldos. Estambres en número de diez con filamentos cortísimos^ 
insertos entre los líbalos de la onáiela; anteras laVgas, versá- 
tiles. Pistilo con ovario libre , estipitado; estigma corto, simple. 
Caja ^irifórme, bivalve; bilociilar con las valvas sieptíferas. Se- 
ftiilkis ffiíversas^ piaao-^eonvexas , ariladas; albnmien nulo ; em- 
brión reeto ; cotiledones carnosos.; raicilla corta , supeí'a: — Ar-» 
bolillos con hojas alternas, enterisiinas. Flores axilíurísií y fabcí-t^ 
catadas, alares 6 terminales timbeladas. • ^ 

Habita ei^tacotiafamitia en el Asia trei^ciai. ' 

ComiEifDB diez^ especies. ♦ 

Propiedades y usos. Un Leño Aloes de calidad inferior^ 
procede de la Aquilaria A galocha Raxh. (Lignaloe) , que crece 
en la India , jr d'Palb def Águila ó Garó de Malaca pertenece á 
Ja Aquilaria malaecemis: Lam* 

T^EmNTAGEAS (TEREBim'HACE^) DO. MODR« IT. / 

Caracteres. -Gáliz tri^penlasépdlo^ raras veces adhere«ie 
al ovario con los sépalos mas 6 menos entresbldados -por la ba^^ 
se, empizarrados en la estivadon. Corola raras veces mi la y coní 
frecuencia compuesta de un número de pétalos igual al de bsf 
sépalos y alternos con ellos , empizarrados ó valvado» en- la es^ 
ti vacíont Estambres en número igual ó doble de los pélalos é 
insertos feff lo bajo del cáliz ó al rededor del ovario^ Carpillo» 
libres ó sokkidos^ y con los estilos separados. 'Fl*Uülk)S"C^fSu^ 
lares ó drupáceos. Semillas escasas, freóueiitemaite sortarias;', 
albumen «asi siempre nulo ^ embrión teeio, encorvado é reple-' 

Sdo; cotiledones variados; raicilla comuno^nte supera.— Arbo- 
i ^ arbustos sin estipulas , con hojas alternas, generalmente 
compuestas, y corteza resinosa. Flores pequeñas oémunmente 
apanojadás , faermafroditas 6 unisexuales.^ ' . * 

Habita la mayor parte de esta lá^itia entre iW trópicos ,' y 
fuera de ellos en los paises cálidos, disminuyendo lasespeeies^á 
medida qtié las regiones se haliáiiinias distantes de)^^ trópico cop*- 
respondiente. ' '> 

Comprende unas ciento y ochenta especies, sin contar algí^- 
«as perteneci^tes á géneros desmembrados hoy de esta familia, 

Digitized by VjOOQ le 



286 ccmso 

y Codas ellas repartidas por Decandolle en las tribus siguientes^ 
la primera, cuarta , quinta y séplimav consideradas como fa- 
milias por algunos. 

TriSu ¡. Anacardieas. Pélalos y estambres insertos en el 
disco calicino ó en el cáU2. Ovario unco , unilocular^ uniovii- 
lado. Semilla sostenida por un cordondllo > procedente del Coñu- 
do de la celda y doblado en el apee; albumen nulo ; cotiledones 
gruesos, rej^egados sobre bi raicilla* 

Tribu IL Zwmaquinectí. Pétalos y estambres insertos, en 
el disco calicino ó en el cáliz. Ovario únieo, unilooukr» unio- 
viilado. Semilla pendiente, sostenida por un cordoncillo, pro-- 
cedente de la base; albtnoen nulo; cotiledones foliáceos, paici-- 
Ha ddolada sobre la juntura de los mismos. 

Tribu ¡II . Espondiaceas. Pétalos en número de cinco, 
insertos sobre el disco festonado en derredor del ovario,, casi 
valvados ó empizarrados en la estivaeion. Estambres en número 
<ie diez. Ovario quinqueloeular ó por aborto bWquacb'ilocular, 
oon celdas uniovüladas; estilos en ñímero de (átco« Drupa con ^ 
hueso bi-quinquelocular. Semillas sin albumen; cotiledones 
eon vexo-planos. — Hojas imparípiaadas. 

Tribu IV. Burseraceas. Pétalos en número de tres ó cín- 
ico, insertos debajo del disco calicino, comunmente valvados en 
la estivacion. Estambres en número doble y alguna vez cuadru- 
plo de los pétalos. Ovario bi-quinqueloculár con laa celdas bio- 
vuladas; estilo único 6. ninguno. Drupa con hueso bi-quinque- 
locnlar. Semillas sin albumen; cotiledones arrugado^ plegados, 
carnosos; raicilla derecha, supera.-r- Hojas imparipinadas , al* 
gunas veces con estipulas. 

Tribu V. Amirideas^ llores hermafrodi tas. Pétalos en nú^ 
mero de cuatro, hipoginos, casi unguiculados, eiapísarrados en 
la estivacioA. Estambres en número dohie de los pétalos. Recep- 
tácu4o abultado, prominente. Ovario oniioeujar^ viovulado; es- 
tigma sentado, cabezudo. Drupa con núcleo papiráceo, ind^-* 
h^nte , monosperma. Semilla sin albumen; cotíledolies carno- 
sos; raicilla cortísima, supera. -^ Hojas compuestas con puntos 
transparentes ; per^pio glanduloso. 

Tribu VL ^Pteleaceas. Flores comunmente dicliaes. Pé- 
talos en número de tres ó cinco, hipoginos, sentados, empizar- 
rados en la estivacion, raras veces valvados. Estambres en nú- 
mero igual al de los pétalos. Receptáculo disciforme. Ovario bi- 
quinquelocular con las celdas biovuladas ; estigma bi-quin^e- 
lobo. Fruto indehiscente , unir^quinquelocular, con las ceMas 
«nooo^isperm^s. Semillas frecuentemente crustáceas; albumen 



Digitized by 



Google 



DE B8TÁNICA. 287 

caraosD ; cotiledones pianitos; raieilla sttpera.*^Ho|ts variadas, 
alguna» veces con puntos transparentes. 

Tribu y 11. Connaraceas. Pétalos en número de cinco> in- 
sertos en el cáliz ^ empizarrados ó raras veces valvados en la 
estivacion. Estambres ea número de diez> ó sea doble del de los 
pétalos. Carpillos en número de cinco, ó menor por aborto» mo- 
iKistilos, separados^ mas bien solitarios,. biovuladofi» monosper- 
mos por aborto/Semilias derechas desde el fondo del carpHIo, 
frecuentemente ariladas ; aUmmett en uñas y no en otras; coti- 
ledones gruesos, carnosos sin albumen é foliáceos coa él ; raici- 
lla corta, gruesa, situada en el ápices ó cerco del ápice de la 
semilla. — Hojas comp^iestas, sin puntos; 

PftOPJEiuny T usos. Xas terebintáceas son generalmente 
resinosas y mas ó menos estimulantes «pudieado obrar también 
como venenos cáusticos, cuando contienen sustancias acres, y 
las amargas ó astringentes que pueden predominar. en la corteza 
y lenqde tales plantas, modifican sus cualidades. I^os frutos de 
algunas especies se comen, siempre que no sean demasiado" re* 
isinosos> y las semillas son generalmente oleosas. 

El AnacardinmoccidentaleL. (Merey del Orinoco, Caracoli, 
Cajú, A(faju, Oacaju, Gaious, Acayaiba del Brasil, Maranon de 
Cuba, Pangi de Puerto-Ri(^, Casoi de Filipinas) es un árbol de las 
Antillas y de la América tropical, cultivado en la&Filipinas y de- 
más países igualmente cálidos, muy notable porel fruto arriñona- 
do que {uresenta sobre cada pedúnculo carnoso yoomestihle, te- 
niendo el hueso de aquel un aceite cáustico, y la semilla buen 
sabor de almendra, mientras que el tegumento del mismo frus- 
to sirve para hacer una pomada epispástica, aden^ de ser 
osado todo él contrallas diarreas, empleándose también la raiz 
como {Hirgante^ y en fin es de advertir que suele ser atacada 
la cabera por las hojas de este vegetal , cayo tronco dá la Go-^ 
«la de Acajú; el A, humile Mart. del Brasfl dá igualmente una 
Goma de Acajú; el A. Rhiñúearpus J)C. (Caracoli de Nueva- 
Granada) tanÁien es americano. El Semecarpus Anacardinm 
L. (Anacardo), que crece en e\ Asia tropical, tiene asimisma 
los pedúnculos carnosos, perdiendo estos su acritud cuando so 
asan, y de los frutos veraes se saca Hga , además de preparar- 
-se con ellos iini)arBÍz, y tatíobien conviene :saber, que es vene- 
noso el jngo de este árbd. La HoUgarna híngi folia Béxh. de 
la India produce igualmente frutos que suministran un barniz. 
La MangiUra indica L. (Manga, Mangó de la India, Man*- 
gueira del Brasil) con mudhas variedades qué reciben .diferen- 
tes nombres y propagada en todas las regiones 4i^picales de 



Digitized by VjOOQIC 



288 üOKm 

Asia Y América por tener d fruto eomeatftte, aooque dMosa 
cuando de él se abusa , es igualmente estimada por las semillas 
amargas, reputadas de vermífugas^ usándose además el jugo 
de ellas , como también la corteza de la raiz^ para contener 
las diarreas crónicas > y el jugo resinoso aere del hueso para 
corroer las verrugas y para hacer cierto ungüento rubefaeien- 
te y mientras cpie las hojas tiernas se recomiendan eontra la 
tos y el asma , así como las crecidas se emplean para limpiar 
la dentadura^ y «or último se atribuye virtud aniísifilitioa á la 
resina que tnye del tronco de este árbol ; la M. laurina Btu- 
me y la M, fmtida Lour^\ igualmente asiáticas^ tienen pro- 

Íuedades semejantes y presentan asimismo muchas vai^íedades; 
a i/. cdHssima Bhnco (Pao^ Pajo de Filipina^ se haita en 
caso no diferente. La Buchananiü latí folia Roxb. dá resina 
en la India. Lík Pistacia Lentiscus L. (Lentisco; Mata, Char** 
ñeca) y h P. atlántica' Des f. (Almacigo^ Laigua.de oveja 
en Canarias), esta africana y aquella á la vez europea, produ- 
cen la Almáciga muy usada entre los orientales como mastica- 
torio que fortalece las enciñs; la P. Terebinthus L. (Cornica- 
bra; Charneca de algunos) déla región mediterránea suminis- 
tra la Trementina de Chio^ y bs semillas fueron usadas contra 
las hemorragias pasivas , b disenteria y otras afecciones , re- 
comendándose también á los asmáticos el humo de las excre- 
cencias de los ramos y hojas de este árbol , cuya madera en- 
E lean los ebanistas ; la iP. 9er4tL. (AKónstgo^ Alhéoigo, Ar- 
el de los pistachos ) procedente de Siria, se estima por tener 
las semillas oleosas y comestibles. El Astronium gramolens 
Jaeq. es -un árbol americano del que fluye una especie de tre- 
mentina^ el A. concinnum ShoU. (Guarabu, Gurabú preto 
del Brasil ) dá un bálsamo usado como la trementina entre los 
brasileños. La Melanorrhcea usitatissima W(Mich. proporcio- 
na un barniz muy usado en la China é India. La Stagmaria 
verniciflua Jaek. crece en el Archipiélago indiano. La Como- 
cladia dentata Jacq. (Huao, Guao, Goao de Cuba), la C. 
propinqua H. B. et Kunth (Huao, Guao, Goao de Cuba , Ura- 
ye , Manzanillo de Caracas) y otras, dan también en las Anti- 
llas una especie de trementina con olor fuerte ; la C. ilici folia 
Swartz. (Huao, Guao, Goao de Cuba) y. la C. iniegn folia 
Jacq. , que son iffualmente de las Antilkis, tiñen k piel con el 
jugo procedente de ellas sin borrarse las manchas , y son útiles 
por la madera que producen ; la C. Tapaculo H. B. et Kuntk 
(Tapaculo del Orinoco) también es propia de Amérióa. La (7yr- 
iocarpa procera H. B. et Kuntk (Copalcóoote de Méjico) es 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA.* 289 

igualmente americana. La ficramniapentandra Swartz. (Agüe- 
dita de Cuba) es también un árbol de las Antillas; la P. cuta- 
ma i/ar^ (Paopereiro del Brasil) con corteza febrífuga es del 
Brasil. 

El género Rhus comprende varios arbustos notables y en- 
tre ellos el j?. Cotinus L. (Árbol de las pelucas, Fustete, Fus- 
tigue) , que se halla en el tnediodia de Europa, y con corteza 
astringente tenida por sucedánea de la quina , siendo las hojas 
buenas para gargarismos , mientras que el leño sirve para teñir 
de amarillo; el ií. Metopium L. (Goaode Costa en Cuba), 
que es de Cuba y la Jamaica, donde trasuda la goma Hog, 
purgante, emética y diurética; el B. copallina L. (Copalli de 
Méjico, Copalquahuitl deHern.) que destila en la América 
septentrional una especie de Copal ; el ñ. coriaria L. (Zuma- 
que de tenerlas) abundante en el mediodía de Europa, y cuyos 
frutos ácidos, quedan fuerza al vinagr^ se tuvieron por me- 
dicinales y son hoy un condimento para los turcos , en tanto que 
los ramos y hojas se usan en muchas partes como curtientes y 
la corteza como tintórea ; el B. ThyphinU L. ( Zumaque de 
Virginia), el R. glabra L. (Zumaque de la Carolina) y el ñ. 
elegans Ait. , que son de la América septentrional, donde se 
usan las flores y frutos de todos ellos para dar fuerza al vina- 
gre; el ñ, mollis H. B. etKunth (Zumaque de Méjico) que 
también es de la América septentrional , usándose como astrin- 
gente por los mejicanos; el B. CavaniUesii DC. (Lenguamo- 
ra, de Méjico) que se halla en igual caso; e\ B. vernicife- 
ra DC. (Barniz de la China) propio del Japón y el B. venena- 
ta DC. de la América septentrional con jugos venenosos, que 
desecados forman un barniz; el B. Toxícodendron L. (Zuma- 
que venenoso, Tosiguero, Árbol de las pulgas) y el^. radi- 
cans L. (Zumaque venenoso. Guau de Méjico) procedentes de 
la América septentrional y cultivados en Europa con jugo muy 
acre y bastante volátil para ser dañosas las emanaciones , hasta 
el >punto de producir inflamación y erupciones en la piel^ sien- 
do usadas las hojas en e) tratamiento de la parálisis > los her- 
pes y otras enfermedades ; el B. perniciosa H. B. et Kunth 
(Guajiote de Méjico) que es dañoso como el anterior; el B. 
iuglandi folia H. B. et Kunth [Cbsi^í de pasto en Nueva- 
Granada ) tenido también por venenoso entre los americanos. 
La Mauriasimplici folia H. B. et Kunth (Lithi, Litre de Chi- 
le )*de varias partes de América todavía es mas dañosa por 
sus emanaciones^ siendo designada por algunos con el nombre 
de Laurel cáustico de Chile. La Dumna dependens DC. 

T. 11. 19 

Digitized by VjOOQIC 



290 OBWS^ • 

(HiMQgbfltir'Hoigeii de Chile), euyfl^ derntitas^se tiéften^fKiir 
estomacales, disfétieas y antihistárícasr» sirve ^'Gtrik (ñra 
preparar •una bebida espirituosa ó chicha , néexih de usarse 
el cocimiento de la corteza como bi4sámico, vulnerario y an**: 
tiariritico , ofreciendo por oirá parle alguna utilidad la re^na 
y te madera. El Schinus MoUe L. (Pimentero de América, Pi- 
miento falso. Árbol de la folsa pimienta, Art)ol del Perú, Len- 
tisco del Perú, MoHe, MuHi del Perú , Pelonquahuitt, Copalqua- 
huitldeM^co) es árbol originario del Perú con jugo lijgeramente 
purgante, y que dá una especie de almáciga usada entre los pe- 
ruanos para fortificar las encias , sirviendo para lo mismo la 
corteza aromática , y de los frutos se hace en dhile una bebida 
espirituosa llamada Múlii , que pronto se avinagra ; el S.te- 
rebinihifolms Raddi , el S. molleoides Vell. , t\ S. rhoi/b- 
lius Mari, y el S. mucronulatus JUart. , todos del Brasil» 
tienen las cortezas astungentes, usándose contra los dolores 
reumáticos y la debilidad de las articulaciones; el S. antar" 
thritica Mart. (Aroeira del Brasil) es útil por su corteza bal- 
sámica , que con otras sirve en el Brasil para preparar em- 
plastos usados contra los dolores articulares y diversas enfer- 
medades , empleándose además las hojas y frutos como exci- 
tantes, en baños, etc. — La Augia sinensis Lour. grece en la 
China y dá una resina, que tostada se usa como resolutiva, 
emenagoga y vermífuga. 

El género Spondias es notable por las especies útiles en 
él eomprendidas, cuales son la S. purpurea L. (Ciruelo de 
Méjico , Ciruelo colorado de Cuba ) que se halla en las Antillas 
y tiene los frutos agridulces; la S. lútea L. (Qruelode Méji- 
co, Ciruelo agrio. Ciruelo amarillo de Cuba, Mombin, Jobo, 
Hobo de las Antillas V^^ se halla en Cuba, como en otras 
partes de América, y cuyos frutos bastante ácidos^se adminis- 
tran en las afecciones bHiosas, usándose además la raiz , la 
corteza y las yemas de esta y de la anterior especie como as- 
tringentes; la 5. dulcís Forst. (Ciruelode Filipinas) proceden- 
te de las islas de la Sociedad y cultivado en las Filipinas, 
siendo muy apreciada por sus frutos tan gratos como saluda- 
bles, que se ox)nsideran útiles en la curación de las afecciones 
biliosas y de las obstruccipnes; la S. tuberosa Arruda (In\- 
buzeiro, Ambú, Imbu, Umbú del Brasil) cuyos frntos ó mas 
bien su jugo administran los brasileños en el tratamiento de 
las fiebres; la S. vmulosa Mart. (Myrobalano, Imbuzeiro, 
Acaya del Brasil ) con corteza que se usa como astringente en 
el Brasil, teniendo además los frutos acídulos; ikS. Man-- 

Digitized by VjOOQIC 



BE BOTÁNICA. 291 

gif^rOuPers. propia áe la India con frulos comestibles y una 
gomo-resina amarga, que fluye del tronco; la 5. BirreaA. 
Rieh. 9 cuyos frutos sirven á los negros de Senegambia para 
preparar una bebida espirituosa. La Poupartia borbonica^ 
Lam. de la isla Borbon tiene también ios frutos comestibles. 
La Boswellia serrata Slackh. (Árbol del incienso) que 
crece en la India , es él árbol del verdadero Incienso ú Olíbano, 
usado conk) fumigatorio y coniponente de varias preparaciones 
farmacéuticas; la 5. glabra noxb. también suministra en la 
India un buen incienso. El Balsamodendron Kataf Kunth de 
la Arabia feliz dá la Mirra ; el B. gileadense Kunth y el B. 
Opobalsamum Kunth destilan el Bálsamo de la Meca , median- 
te incisiones hechas al intento, y su fruto es el Carpobálsamo; 
el B. africanum Afn. produce probablemente el Bedelio de. 
África; el B. Roxburghii Arn. suminislra el Bedelio de la 
India , según se cree. La Icica guianensis Aubl. es de laGua- 
yana y dá una especie de incienso; la /. Idear iba DC (Ici- 
cariba del Brasil) preporciona en el Brasil una Reána Elen||i 
occidental; la /. heptaphylla AubL dá en la Guayana el Bal- 
samt> Real; la /• Tacamahaca H. B. et Kunth, (Tacamahaca 
de Nueva-Granada) , la /. macrophylla H. B. et Kunth (Gua- 
characo'de Nueva-Granada) y la J. cuspidata H. B. et Kunth 
(Jacifate del Orinoco) también son americanas; la L {Jaran-- 
na H, B, et Kunth (Mararo, Caraña del Orinoco) suministra 
á los americanos un bálsamo que sustituye al de la Meca; la 
/. Aracouchini Aubl. de la Guayana dá el Bálsamo Alcouclu; 
la /. glaberrima Bich. (£opal de Cuba) produce madera que* 
se usa en la isla de Cuba; la /. Copal Bich. (Copal de Cuba) 
dá una Resina Copal; la /. altissima AubL (Cedro blanco y 
Cedro rojo de la Guayana ) tiene la n>adera aromática y dá la 
Resina Mará; otra especie americana#produce la Resina Anime. 
EX Protium javanieum Burm. suministra en Java una espe- 
cie de trementina , que se emplea como estimulante. La Bur- 
sera gummi fera Jacq. (Almacigo de Cuba, Archipiu? de 
Méjico ) produce en las Antillas la Resina Chibú ó Cachibú ; la 
B. acuminata Willd. también dá en las Antillas una especie 
de Caraña; la B. leptopMeos Mari. (Imburana) suministra en 
el Brasil un bálsamo verde-amarillento semejante á la tremen- 
tina. La Marignia obiusifolia DC. dá en la isla de Financia 
una Colofonia bastarda. Jjí Colophonia mauriciana DC, de 
la isla Mauricio destila por medio de incisiones un jugo de olor 
de trementina que toma pronto la consistencia de alcanfor. El 
Cannrium commune L (Árbol de la brea, Palsahinguin de 

Digitized by VjOOQ le 



292 CUBSO 

Filipinas) dá en la Igdia y en las Filipiíms un balsame seme- 
jante al de Copaiba y produce almendras comestibles , sirviese 
do para hacer pan en caso de necesidad , y también de ellas se 
saca aceite ; el C. microcarptím Willd. de la Ck>chinchina des- 
tila por la corteza un aceite vulnerario y resolutivo , que usaa 
allí las^ mujeres para el cabello; el C álbum Mmusch. (í^isa 
de Filipina^] dá una resina buena para el alumbrado y para 
calafatear, y de las semillas se extrae además un buen aceite 
en las Filipinas. La Hedwigia balsamifera Swartz. (Árbol 
defBálsamo, Goaconar de los indios^ Bálsamo bastardo, Palo 
cochino^ Azucarero de montaña en las Antillas) suministra un 
sucedáneo de la Copaiba y á la corteza se le atribuye en las 
Antillas el ser febrífuga, usándose además la madera para las 
cajas y toneles en que se transporta el azúcar. 

La Amtfris sylvatica Jacq. (Cuaba blanca de Cuba), la 
A. floridana Nutt. y la A. diatrypa Spr. con igual nombre 
vulgar crecen en las Antillas y son útiles por su madera; la 
4. Plumieri DC. también es de las Antillas y de ella procede 
al parecer alguna Resina Elemí, llamada también Goma de li- 
món; la A. balsamifera L. es un árbol de la Jamaica, cuyo 
leño corre como si fuese Palo de rosa ; la i. toxifera^ Willd. 
de la Carolina ^ y acaso no diferente de la especie anterior, se 
indica como árbol venenoso; la A. papyrifera DdiL sumi- 
nisti*a á los mulsumanes de Egipto papel para escribir sus le^ 
yendas, usando para ello*las capas del líber ó corteza interior; 
la A. Tecomaca DC. (Tacamaca de Méjico) es diferente de la 
*Tacamahaca de Hernández. 

La Ptelea irifoliata L. , arbusto de la América septentrio- 
nal, despide de las hojas trituradas iin olor fuerte, teniéndose 
por vermífugas y útiles para curar las úlceras, mientras que 
los frutos pueden usarse^n vez de lúpulo para preparar la 
cerveza; la P. arbórea Blanco ^Poas de Filipinas) produce 
madera útil y con la corteza eníbriagan los peces en las Filipi- 
nas, sacándose además aceite de las semillas. L^ Toddalia 
aculeata Pers. propia del Asiia tropical con todas las partes 
aromático-acres y amargas , se considera como estomacal y 
antifebril, sirviendo además para condimento. El Cneorum 
tricpccon L, ( Oli villa > Olivillo) que crece en la región medi-^ 
terránea, tiene las hojas y los frutos purgantes; el Cn. pulr- 
verulentum Vent. (Orijaraa, Leña buena > blanca ó santfi de 
Canarias ). parece poseer virtud febrífugíf en la corteza. 

El Omphalodium indicum Gcerin, y el O. ufricanum 
DC, ^ el uno asiáticQ y el otro africano , tienpn las semillas 



Digitized by 



Google 



DE. BOTÁNICA. 293 

oleosas con arilbs comestibles; el O. Lambería t)(J, de la 
Gtiétyraa produce la hermosa madera de Cebra. La Euryóúma 
lonpi folia Jack: el WalL de Sumatra jr Malaca cslá conside- 
rada comd febrífuga. La CneHis volubilis Blanco [ Palosanto 
de Filipinas) es útil por su leño usado como sudorífico en las 
Filipinas. La Brunellia inermis R. el Pav, (Agracejo de Cu- 
ba) es originaria del Perú y produce madera útil. La Brucea 
únlidysenlerica Bruce es un arbusto de la Abisinia con cor- 
teza amarga y. febrífuga y como lo son las hojas, aunque difiere 
aquella de la Angostura falsa con la cual se ha confundido; 
la B. sumatrana Rooolh es igualmente muy amarga y se usa ^ 
en Sumatra como tónica, febrífuga y antidisentérica. El A t- 
lanlhús glandulosa Desf. (Barniz del Japón , Árbol del cielo^ 
Zumaque falso) procede de la China y dá madera útil. — La 
Huerica glandulosa R. el Pav. (Cedro macho del Perú) pro- 
duce también buena madera , que sirve nara construir en el 
Perú. ^ ' 

El género fia/amY^í de dudosa colocación constituye por 
si solo la familia de las Balaniteas de Endlieher. — La Bala- 
niles (BgypliacaDelil. cultivada en Egipto y transportada á las^ 
Antillas , tiene las hojas algo acidas con reputación de ver-^ 
mífugas, y sus frutos verdes son miíy purgantes, mientras que 
no hacen efecto en estado de completa madurez, teniendo ade-. 
mascas semillas oleosas. 

LEGUMINOSAS ( LEGDMINOSíE ) DC. PRODR. II. 

Caracteres. Cáliz penlasépalo ó rarísimas veces letrasé- 
palo, dentado, hendido ó partido con sépalos comunmente 
desiguales, mas ó menos desigualmente entresoldados en dos 
labios, compuesto el superior de dos y el inferior de tres sé- 
palos.^ Corola pentapétala ó por aborto con menor número de 
pétalos y Hasta nula , comunmente irregular , inserta sobre un 
receptáculo libre ó soldado con el cáliz. Estambres en número 
doble de los sépalos, menos comunmente triple, cuadruplo ó 
menor; filamentos libres, monadelfos, diadelfosy á veces tria- 
delfos; anteras 1)i)oculares, algunas abortadas en pocos casos. 
Pistilo ordinariamente único por abortó de los deínás , con ova- 
rio oblongo ó aovado , sentado ó estipitado ; estilo único , fili- 
forme, procedente de la sutura superior; estigma* terminal ó 
lateral. Legumbre bivalve, membranosa, coriácea, raras veces 
carnosa ó drupácea, dehiscente ó indehiscente , unilocular ó 
bilocular por repliegue de los bordes.de una sutura, y á veces 

Digitized by VjOOQIC 



294 cüEáo 

multilocuiar por íslmos ó articulaciones transversales. Setnítlas 
en número de dos ó muchas y á veces solitarias ^ comunmente 
ovales ó arriñonadas con testa lisa , y endopléura hinchada á 
madera de albumen ; embrioii recto 6 encoi*vado ; cotiledones 
foliáceos, planos ó carnosos; raicilla dirigida al hilo. — Arbo- 
les, arbustos ó yerbas con hojas frecuentemente alternas, sim- 
ples 6 compuestas , provistas de estípulas. Flores en el mayor 
número amariposadas y racimosas, axilares ó apanojadas. 

Habita esta numerosa familia en todas las regiones del 
globo. 
« Comprende seis mil y quraientas especies distribuidas por 
DecandoUe en cuatro subórdenes, sometidos á dos divisiones y 
con las tribus simientes: 

I. CURBEMBBIEAS. 

Suborden I. Papilionaceas. 

Tribu /. Soforeas. Corola amariposada. Estambres libres. 
^Legumbre continua, no articulada. Cotiledones planos foliá- 
*ceos. 

Tribu 11. Loteas. Corola amariposada. Estambres mona- 
delfos ó diadelfos. Legumbre continua, unilocular ó bílocular 
por repliegue de los k^rdes dk una sutura. Cotiledones plant- 
llos , convertidos en hojas por la germinación. 

Tribu III. Hedisareas. Corola amariposada. Estambres 

' raras veces libres y con mas frecuencia monadelfos ó diadelfos. 

Legumbre articulada 6 dividida transyersalmente en celdillas 

monospermas. Cotiledones plánillos convertidos en hojas por la 

germinación. 

Tribu IV. Vicieas. Corola amariposada. Estambres dia- 
delfos. Legtunbre continua. Cotiledones crasos, harinosos, 
inalterables por la germinación ; raicilla inflexo-curva. 

JVibu V. Faseoleas. Corola amariposada. Estambres mo- 
. nadélfos ó mas frecuentemente diadelfos. Legumbre polisperma, 
dehiscente, continua, dividida por membrana!? celulosas trans- 
versales,^ sin verdaderas articulaciones. Cotiledones gruesos 
inalterables ó convertidos en hmas gruesas por la germinación. 

Tribu VI. Dalbergieas. Corola amariposada, perigina. 
Estambres variamente unidos. Legumbre mono-disperma , in- 
dehiscénte. Embrión recto; cotiledones carnosos. — Arbustos 
casi siempre trepadores. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 995 

Tribu Y ¡I. SmarUieas. Cáliz coq los sépalos uoidiQ^W- 
i^^ de kiore^iceaeia en un botón aovado-globo$o, finalmente 
poto e» valt^s. Corola irregular ó nula. Estambres hipof ino^. 
Cotiledones gruesos; raicilto encorvada. 

II. RECTglIBIBAS. 

« Suborden IIL Mimoseas* 

Tribu YIIL Mimoseas. Flores regulares con frecuencia 
poliganns, rara vez todas hermafroditas. Cáliz cuadri-quinque- 
dentado » valvado en la estivacion con sépalos iguales , común- 
meóle unidos por la base. Corola tetra-pentapétala, valvada 
en la estivacion, casi siempre hipoginai raras veces inserta en 
el cáliz con los pétalos libres ó entresoldados. Estambres in- 
sertos cpn los pétalos^ libres ó monadelfos en número igual ó 
múltiplo de los pétalos^ Embrión tecto con cordoncillo de ordi- 
nario iortuoso ; cotiledones foliáceos por lo común. . 

Suborden ÍY. CescApiMa^ 

Tribu IX. Geofreas. Corola amariposada ó casi amarino- 
sada , eeipizarrada en la estivacion , con pétalos perigipos^ des- 
iguales.. Estambres monadelfos ó diadelfos. Embrión recto; co- 
iHedones carnosos ó casi carnosos, ó bien oleosos* ^ 

Tribu X. Canees. Cáliz con los lóbulos empizarrados en 
la estivacion. Corola perigina , raras veces algo amariposada, 
empizarrada en la estivacion con los pétalos casi iguales» Es- 
tambres libres. Legumbre comunmente seca, .bivalve. Cotile- 
dones foliáceos > rara vez carnosos. 

Tribu XL Delarieas. Cáliz cuadrilobo, gl(rf)o^o antes de 
la abertura ]^ con los lóbulos valvados. Corola uila. Es^mbres 
de 4iez á veinte y cinco > periginos, casi libras. Legumbre qar- 
wm. Cotiledones gruesos. — Arboles africanos. 

Paopwiawes y usos* Las legqnúxiiosas presei^tan m^cba 
variedad en*sus cualidades y se nrestan á muy diver^s apli- 
caciones en razón de Ja multitud de plantas corrosp^die^i^ 
á.estaimportante familia yi la dif^rente proporci^;:ii ef| aue 
tienen las sustancias elaboradas por ^us varios órnaupsJ Hay 
leguminosas nms ó menos dulces y feculentas, alguna son oleo- 



Digitized by 



Google 



296 óm^ 

amerarse entre la» (^tas biisánifea^ 
^tríflgentes ycoiorantes, no grande ú)»^{ 
MI el de las amargo-acres, emélieaB yi 
llegan á ser venenoso^Mircélieas. ' ' ^ 
pernifé'rum DC. (Qaínoqoin^, Estora^ 
ia(a fie alguoes /Cabureiba del Brml) y 

(Tache de Pdpayaii}p^ad«een el Báisa^ 

mo deITPerú; el M, toluiferum Ach. Rich. (Balsamo de Nueva- 
España, Xilo de Méjico 9 Semillas del Obispo) dá el Bálsamo^ 
de Tolú. La Sophora tomentosa L. (Tambalisa de Filifñnas) 
y la S. heptaphylla L. (TambaKsa de Filipinas) crecen en ia 
India y en las Filipinas, donde se estiman por usarse las raices 
y las semillas como purgantes contra los vómitos biliosos y el 
cólera; la S. japontca L., cultivada entre nosotros, tieae la^ 
legumbres llenas de una pulpa muy austera, que sirve pam 
teñir de amarillo , y este árbol es también útil por mi maéera; 
la S. níacrocarpn Smith. (Mayu de Chile] es de importanoid 
para- los chilenos, que hacen tinta con los trutos. La Virgüia 
capensis Lam. del Cabo de Buena-Esperamsa, tiene las semi- 
llas comestibles y de la raíz se li^ce uso en el Japón contra los 
cólicos ; la V. tiitetí Michx. de la América sepientrimial es 
útil por su leño que sirve para teñir de amarillo. La Ánagy- 
m fwtida L. ( Altramuz hediondo , Altramnz del diablo , Co- 
llar de bruja. Leño hediondo) con hojas eméticas y purgantes, 
y semilla narcóticas, se halla en el mediodia de Europa y me-- 
rece bien el epíteto qué se le aplica. La Baptisia iinctoHa 
R. Rr. es de la América septentrional , donde se saca un Añil 
basto con las hojas, además deservir la raíz para teñir de 
negro, mientras que el cocimiento de la corteza se usa co- 
mo antiséptico y febrífugo , siendo por otra parle las hojas muy 
purgantes y eníéticas. 

La Bórbonia cordata L. se usa cómo té en el Cabo de 
Buena-Espéranza , y son conocidas las hojas <^on el nombre de 
Té del Cabo. La Crotalaria verrucosa L. se tiene en la India 
por effcaí para Turar la sarna, empleándose interior y exterior- 
mente el jugo de las hojas y de los brotes tiernos ; la C. /«n- 
cea L. , con semillas qué las n^jeres negras del Indostab pni^ 
vlsrí^^n y mfezclan con aceite para conservar el cabello, tiene la - 
esteza aplicable á la fabricación de cuerdas, telfrs groseras y 
ptipá , siendb además planíta útil para forrage; ta C^ Ysínm 1. 
^]fx^ también como textil eh Bengala ; la (7. sñgiHtdn L. de 
Virginia tiene tas hojas eméticas y puteantes, admínistrándotse 
además et» las Adtillas fe infusión' vinosa de las r«ic^ y de tas 



Digitized by 



Google 



DE MTÁmCA. 897 

ñove^üomú bidÍFd^g^vy «1 cociaüeaU) de la raiz en lavativas 
pafa Gfirafvlaa tercianas; la C. lotifoliq ¿. (Cascabelillo de Cu- 
ba) 4aliihieB creo^ en las Antillas; la C: Espadilla B. Bn et 
Kunth (Espadillare Cao^ichana) y la C. anag¡froides H. B. et 
AkmlA (Marugalto de Canacas) crecen igualpiente en iWnéríca, 
El Elem éurémíBm L. ( Aliaga» Aulaga, Argoma , Tojo r Cada- 
vá) oréce en ia parle occidental de Europa y sii^ve pam alimen- 
to del ganado y para abonar las tierras después de haberse po- 
dirido V utilizándose también las flores para teñir de amarillo con 
alumbre y sal de eslaño. El Spartium juneeum L.. (Ret^ma 
B9Bcho, Retama de flor. Retama de olor, Gayumbo) del me- 
diodía de Europa, es planta amarga, purgante y emética, <)u- 
yas hojas y tallos sirven también para teñir de amarillo , ade* 
más 4e poderse aproYCchar la hilaza sacada de los. ramos tier- 
nos y flexibles. Él género 6^m&/a comprendé plantas mas ó 
m^Ms\margas, purgantes y eméticas, como son la G. ^inct(h' 
riü L. (Hinieata de tintes) , propia de Europa y recomendada 
contra la rabia , sirviendo las sumidades floridas, para teñir de 
amarillo, y cuyos botones se comen encurtidos, además de apro- 
vecharse las fibras de la corteza para hacer hilo en las inme- 
diaciones de Pisa y la G. sag^ttalis £. y la (r. tridentata L. 
(Carquesa , Carquesia, Carqueja) , también europeas con virtu- 
des semejantes , usándose en cocimiento para baños contra los 
dolores reumáticos; la G. purgans L. (Piorno, Retamíon), 
igualmente europea eonh^asy semillas purgantes; IsiGiaspa- 
lathoides Lam. de Berbería , de la que se supone proceder el 
Leño Aspalato; la G. canariemis L. que se ha creído produc- 
tora del* PalOide rosa. El género Cífiisus también comprende 
plantas purgantes y eméticas , siéndolo el C. Lábmnum L. 
(Codeso de los Alpes ^ Eb^no falso. Lluvia de oro).prQpio de los 
Alpes, y cuyas hojas, del mismo modo que sus peligrosas se- 
millas^, usadas antes de ahora, empleándose hoy la made- 
ra para instrumentos de música y otros objetos; el C. alpi* 
«US M41L (Codeso de los Alpes) con iguales^ usos; el C- ram^n- 
tacew Sieb. de Dalmacia, 
particular, obrando sobre Is 
leche de las cabras alimentai 
C.'^inosMS £am. (Aliaga, 
Europa ,. con flores tenicbs f 
hirsutus L. (Escobón v, Code 
bien crece en. mucha parte d< 
rius WíMm. (Hiniesta esco 
e«refeo, ^amargo>. purgan 

Digitized by VjOOQIC 



.898 craso . 

yirt«4á las semülas* La OnonUspinosa Walk^ (GaMinsi^Upsis- 
fSiiA»^j Deüenebuev ) copuin en Europa» tiene la raiz\ aperitiva 
V diurética » usándose además los rin)06.parajleñir d&am|i^Ua; 
la O* Natrix L^hO. hircinaJacq. y ottas ignalmeqte.ei^o- 
peas son equivalentes en virtudes y usos ; la O* pubesceMS L. 
(Verba, oaelera ^ Yerba garbancera) y la Ó. trid^ata L^ (As- 
nallo^ Aroacho según iUso) abundan en España* La Áf^lUs 
Vtiinjer^riá L. eomun en Europa es astringente; la A. Hermán^ 
nÜB L. de Córcega tiene la raíz diuréUca ; la Á. e^ti$mde$.,L, 
(Baja bianca] y la i« Barba^Jovis L (Barbare) se encuentran 
en el medioaiatáe Europa. El género Medicago ea muy útil por- 
que nniohas de sus especies son esLoelentes lorrages, bastando 
citar la M. saliva L. (Alfalfa cultivada y Mielga silvealre) es- 
pontánea en España y que sirve para teñir de. amarillo; m M. 
aréorea L. (Alfa^ arbórea) ^ propia de Italia y de Grecia^ con 
hojas purgantes y flores pectorales , sirviendo el leño en Turquía 
|)ara hacer puños de sables y otros objetos pequem^ ; la JU>. 
falc^Ua L. , la M. lupulina L, la M. maceta Willd^ ^ la ifaT. 
viVifioata Aü.y etc. (Carretón > Carretilla), y otras. eonumes 
en mucha parte de Europa , todas buenas para alimento dd ga- 
nado. Entre las especies de Trigonella se cuenta la T^Femum" 
grmum L (Alholva) de Europa, y cuyas semillan mneilagi- 
nosas sirven para preparar lociones é inyecciones > usándose 
también la harina para hacer «cataplasmas resolutivas, y además 
las semillas cocidas de la misma planta se comen en Oriente, 
mientras que el cocimiento de toaa ella tiñe la lana de verde 
con caparrosa azul y de aceitunado eon las sales de hi^ro ; la 
T. ea^ruha Ser. (Meliloto azul), cuyas bajasen infusión teifor- 
me se usan en Siberia , asi como en Suiza sirven para echaren 
eli queso, siendo tan^íen empleadas por los perfumistas^ ado- 
rnas ^apreciarse toda la planta como forrage« El género M^- 
liloim es importante por componerse de nmchas plantas que 
dan buenos forrages, y entre eUos se hallan el M. offwinms 
Willd. (trébol de olor ú oloroso, Trébol Real doroso. Corona 
de Rey , Coronilla Real , Meliloto oficinal) europeo y usado op* 
¡no dulcificante á la vez que resolutivo, empleándose las.snmi*- 
dades floridas en cocimiento , además de ser útil para perfumea- 
ría ; el if. leecantAa Koch., también europeo y biieno para for- 
ree con semillas t|ue se dan á las aves y á los cardos. Las es* 
.pi^pies del g^ro Trifolium son generalmente útiles como for* 
ragjQS, eoniáadose entre mjudtitud de ellas. el T. .priíUen$e'\l. 
(Trébol común) de Europa , generalmente cultivado para forra- 
f^e y que adnmá^ sirve para teñir de aniar.ilio en Suiza <^ Jas 

Digitized by VjOOQIC 



DÉ ftOtÁMICA. 299 

sfemilleís,* ay coííw) las flores pai*a leflir de yeráe la íana cn'Sue- 
cía V él T.'ificarnaíum L. (Trébol encarnado) ,etiropéo y ctrf- 
Irvado como' el anterior én prados arlificiates; el T: repens £. 
(Trébol rastrero. Trébol Naneo), también europeo, cüíl!vad(r y 
usado del mismo modo; el T. Lugopus Z. (Pié de liftbre), d T. 
fragiferñm L. y otros muchos* que dan biien forrage; el T. 
aljrínum L. (Regaliz dé los Pirineos y de los Alpesjde k* mon- 
tes elevados de Europa, con raiz usada á manera de i^egafó: *EI 
Dótycnium r^tum S^. (Yerba uncianá) suministra forrage en 
el ttiediodia de Europa; el D. hírstitum Set. (Yerba del fías- 
toi: , Trébol hemorroidal , Boja peluda ) y el D. suffmtieoskím 
yül. (flocha, Mejedltega) también son propias de la Europa trie- 
ridionat. El género Lotns es dé interés por contener plantas ntiles 
comofórragés, entre ellas el £. cormculatm Z. (Cuernetíllo) <jo- 
mun en Europa y tenido en otro tiempo poi' tulnerario, con flores 
que dan tinte amarillo; el Z. eduUs Z. del mediódia dé Euro- 
pa, y cuyas legumbres con las semillas se comen en Italia. El 
Tetragonolobus süiquoms Rothm. y el T. purpnrens MtBníih, 
son también europeos y tienen asimismo las semillas alimenti- 
cias, dando. forrage además. Entre las especies de Fsbf^ea 
hay algunas notables, come la P. bituminom Z. (Yerba cabru- 
na , Higuéruela , Trébol hediondo ) , común en 'el mediodía de 
Eur&pa y recomendada por los antiguos contra las convulsiones, 
el histérico , las fiebres intermitentes', y usada hoy én Italia 
para calmar el dolor de muelas; la P. coryli folia Z., enfípleada 
en la India como desobstruente y para éurar las enfermedades 
crónicas de la piel; la P. esculenta Pufsh. , cuya raiz harino- 
sa se come en América hq lejos dé las riberas del Missouri ; la 
P. glandulosa Z. (Guien de Chile, Huallhua , Yerba del carne- 
ro en el Perú , Yerba de mataduras , AÍbáhaquilla , Té dd Pa- 
raguay ó mejor de Chile y del BrasH, Yólochiahitl de Méjico), 
originaria de Chile , con las hojas estomacales y vermífugas, 
usadas también como vulnerarias, siendo emética adetnéfs la in- 
ftrsion de la raiz, que se conoce con el nombre de Ipecacuana 
de América[ ; la P. pentapkylla L. ( Coritrayerba de Méjiéo, 
Contrayerba blanca) , con la raiz usada pdr los mejicano^ pal*a 
combatir las fiebres malignas. El gének*o ¡ndigofera es miiy 
interesante por las plantad tintóreas tpie comprende, cuafles son 
la /. linctoria Z. ( Giquilité , Huiquilitl , XihuiquilitS de Mé- 
HCG, AñildeGóatemala) vía 7. Añil L. ^AñíWa, Amlñm, 
nuda cimarrónaf del Perú], cultivadas en la India fm Améí*íba 
para obtener el índigo ó Añil , llamado én MejicoMohuilit,* qtíe 
es purgante y veneno^; lá /. ccernieá i?oa?é.''d<é1a'1ttdia, la 

Digitized by VjOOQ le 



300 tettm ' 

/> afi09tífhém li del Obo áe Boeda^s^atis^'j lá /'. úr j^i|»^ 
tod ¿^ {Añil ^1 Senegftl] , ^opio de Egipto , Arabia y te AWsf^ 
HÍar Ia-^« hirsuta ¿., también de lii Indiá^y^eGuioéd, Ift /v 
dísperma £. y la 7. Irtto ¿. /!i. €le la India k^almemei la /: 
o«roHmam TVirfí. de la» Aiilérica sepleotrionar, ta /. c^tí^i^ 
des Thunb. (AbH cimarrón de- Cuba ) , originaria del Cabo de 
Bueoa-Esperanza^ la /. domingensis Spr. proma de la' isla de 
Santo Domingo y que se halla en el Brasil , la i. endeeaphylla 
Jacq. de Guinea , y otras que sirven también para fabricar el 
Añil» teniéndose las raices de algunas por tónicas, febrífugas y 
hasta por antisifililicas» er igualmente pasan las hojas por tónicas 
y febrífugas , y su jugo por antiescorbútico; lá /. enneapkyUa 
L. , cuyo jugo prescriben los médicos de la India también como 
antiescorbútico y antisifilitico , siendo además buena toda la 
planta para forrage;^la /. oblongi folia For&k.^ cuyas hojas se 
usan en la Ai-abia contra los cólicos. La Clitoria ternat^a L. 
(Bejuco de Conchitas en Cuba, Yuca de ratonen el Perú, Coló- 
catingde Filipinas), originaria de la India é introducida en Amé- 
rica ,y la C. virginiana L que se halla en las Antillas, tienen 
las raices eméticas y las semillas purgantes, habiéndose usado 
como vermífugas, é igualmente se utilizan las flores para teñir 
de azul; la C. especiosa Cav. (Fréjol de olor en la Habana) es 
originaria de Méjico; la C. Plumieri Turp.de la América* me- 
ridional es purgante. El Neurocarpium longifolium 3íart., el 
iV. frigidulum Mari, y el N. cajanifolium PresL y el iV. 
ellipíicu'm Desv. , llamados Ervas venenosas en el Brasil , ha- 
cen daño alas bestias, causándoles retortijones y disenteria ; el 
N. angusHfolium H. B. et iíTwwíA (Espadilla de Cumaaá) y el 
N. macrophyllum H. B. et Kunth (Savenata de Nueva-Grana- 
da ) sos tamUen de América. La Periandra dulci& Mari. (Al^ 
cassuz del Brasil) se usa en lugar de regaliz por los brasileños* 
La Bdrbierapolyphylla DC. (Enredadera de Cuba) crece en 
las Antillas. La Pueraria luberosa DC. de la India oriental 
tiene las raices comestibles. La Balea sericea Lag. (Escabiosa 
de Méjico )se usa como duleifícante por los mejicanos; la D. 
citriodora Willd. (Limoncillo, Ruda cabruna de Méjico) se em- 

f)léa como excitante por los mejicanos; la D. Lagopus Willd. 
Terciopelilk) de Méjico) es igualmente mejicana; la D. astra- 
galina H. B. et iíunf A t Pispura de Popayan, Ison de Qurto) 
también es pr^piíi de América. La Glyeyrhisa glabra L. (Rcr 

faliz , Aegaliza , Orozuz , Palo duldb ] común en el mediodía de 
uropa, es bien conocida por el uso que se hace de la raíz de- 
signada con el nombre de Palo dulce , cuyo extracto sirve á los 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. SOt 

apglori8iniei^^m>s piM^a fii^paiw el tabaco iqua «iA»tJeem; to>6'\ 
echinatoi X.^^f^cier suele hallarseoon la aoterioi^y m presta ( ho^ 
mismos usos;ia j&. glaf\iulif&raW(údst. et Kit, ée HuDgfto 
y^h G. hdrsíUa L. de Oriente, equivalen é las anlerieres^Di 
G. asperrimu L* sirve de Té á los calmuGOs , supueslit^ n^t 
Uioian la infusión délas hojas^ La GaleffaofficinúliíL.{ñ^úk> 
cabruna de Europa), propia del*niediodia de Europa y de^Bei^ 
beriav se usó antiguamente como sodorifica^ diurética y verMÍ--' 
ftiga; puede ademásobtenerse de ella un Añil infePÍor>>y :se ^ulv 
tíva también para forrage. En: el género ÍV/^Aro^tVi se eompnin^ 
den algunas especies notables > cuales son la T. toxicariartm^i 
procedente de África é introducida en las isfas Caribeas yi én 
Cayena , con hojas que sirven para embriagar los peces y raicea 
usadas por los negTos contra la sarna , pudiéndose también ^^ 
tener de esta planta una suerte de Añil; la T^*emarfimtaiJli, 
B. et Kunth ( Barbasco de raiz del Orinoco) , cuya raiz «irve 
igualmente encías inmediaciones del Orinoco para embriagar* ié6 
peces; la T. Tínetoria Pers. (Añil.de Ceilan) que dá «n Aiü 
pálido en la isla de Ceilan-; la T. virj/inianu Pers. , cwya rtó 
se tiene eú Amériea por suéorificsiy vermífuga; h T. spinos^ 
Pers.^ que se estima en la India por tisarse allf la i^iz piáralaH' 
cilitanja digestión; la T. purpurea Pers, y cuya rai2 también,^ 
la India se tiene por efícBS^ para activar la digestión;, ia T. pis^ 
catoria Per^s.^ planta venenosa de la India é islas del Paoinob^ 
que eml^riaga lospeces^y mata los piojos > siendo pur^^Oflrte y 
«áifótica ; la 7. cinérea Pers. yi\ué en América sirve igualipefiCe*, 
para embriagar Iqs peces ; la T. apollima D€.^ cuyas oeípiUlai». 
se usan en Egipto para haGe%ungiiento ceneque $e curan las^he^ 
ridas de los camellos, obteniéndose además de la inisQia pianM 
una suerte de añil; la T. SemaH. B. ^tiTt^nfA, conhoja^cptó^ 
en América se usan en lugar de las de Sen. La Amofpha frur^ 
ticosa L (Man^edeia*Luisiana) es de la AméricQ.sept^tWo-: 
nal , y con los bi*oltó tiwnos se hace el Añií bastaildo^díeCgty^ 
na, sirviendo además las bojas' pera teñir de amarillo Ja: lana, 
con ahmAre. El JUach'mrium Schomkurffki Beñtk dá la JMideJ 
ra Itaca de la Guayana; el M* ferru^inetm Peir$4'tm¡ém4i 
en la Guayana una goma roja muy aárin^ente ; una espeoie del 
rni^mo género dá la nuidera que se llama P^afidra. El ian^ 
dhocarpus maeulaíus J)C. es dé Csun^peche,' donde. en^teai^^ 
poWo de la. coraza, mezQiado con harina df^imaiz^paraímuteit' 
los pat4>iies; el L. pymda/rim /)C. (Palo de.Qi^a^f.GuHn^ida 
Cuba) , cuyas fibras son aplicables á vanio$> U8e3<>' prow^^Nm^ 
dera. empleada en^la isla de Guba;*el.Z«^^^ft>f¿$ (tff. (^^ne4 

Digitized by VjOOQIC 



3Qi cwao 

Kknth, (GttwA^ Mirá;i}d de Cuba) laiibk» da j»si¿bm^lU eu 
laísto.de Cuba; el L. latifolius H. B. ^^ A^tf;?IJ^ (FrijoGIlo de 
Cuta)> cuyos frutos comen los animales , crece igualratnte en 
las Anüllas; él L. punctaíus H. B. et Kunth (Acó de Cuma- 
ná) también es americano. La Bobinia Pseudo-^acacia L. (Fal- 
sa-acacia, Acacia blanca^ Acacia de dos púas, Falso-aro(node 
algunos), procedente de la América septentrional y cultivada 
en nuestros paseos , es árbol de buena madera , pudiendo uti- 
lizarse también las fíbras de la corteza, cuyas capas interiores 
son tan dulces como el Orozuz, para hacer cuerdas y tejidos, 
así como las flores y brotes tiernos para teñir de varios colores, 
y las flores sirven además para confeccionar licores y jarabes, 
entraúdo igualmente en la composición de algunas pomadas; 
mientras que las hojas son un buen forrage, las semillas oleosa^ 
y las legumbres *de utilidad en el Cairo para preparar los cue- 
ros; la R. viscosa Yent- (Acacia pegajosa) , igualmente origi- 
naria de la América septentrionaU es útil por su madera; la R. 
hispida L. ( Acacia xosa), también procedente de la América 
septentrional sirve para teñir de amarillo, empleándose los ra* 
mos al efecto; la R. (mar a Jjmr. tiene la raíz amarga , que se 
usa en la China- y Cocbinchina como estomacal) la R. flatn 
Lottr. es también de la China , y la raiz se usa allí como febri-- 
fuga. La Sabinea floridc^ DC. de América tiene las flores da- 
ñosas. La Sesbania cannabina Per$. de Malabar suministra 
una bu^a hilaza; la S. pida Pers. se usa en Méjico con acei- 
te de Ricino para promover la supuración de las partes inflama-; 
das; la S. (egyptiaca Pers. es astringente, y como tal se usa 
en Egipto; la S. paludosa, Jacq.¿irye e% la India para hacer 
el papel de arroz. La Berebe^a ferruginm HochsL es de Abi- 
sinia, y allí emplean los frutos para embriagar los peces. El Aga- 
ti glandi flora Desv* (Agati de la India) tiene la corteza amarga 
y febrífuga, las hojas purgantes y las -flores comestibles^ que 
después de secas sirven en la India para tomar en infusión conoo 
Té, comiéadose además las semillas, y délas hojas trituradas 
se hace uso como jabón, y del jugo resiüosp del tronco se ob-^ 
' tiene un barniz en la China. La Piscidia Érythrina L. (Ma- 
tapez de Méjico , Matasarna del P^u) y la P. carthagenmsis 
Jacq- (Matapez de Colombia) , ambas americanas , tienen el jugo 
de los ramos, el de la corteza de la raz y el de las hojas bastan- 
te venenoso para que unos y otras embriaguen los peces, y tam- 
bién los pájaros heridos con flechas impregnadas del mismo ju- 
go mueren pronto sin que la carne se envenene, usándose ade- 
más la lintura de la corteza como soporífero que suele ponerse 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁKICA. 3©8 

e«lo6 dientes cariados ^ y en fin la madera de éstos dos «rbeles 
sirte paraeonstHiip. La Carag^ma arborescens Larm (Acacia 
dtr Rtfsia) procedente de Siberia, tiene el leño duro y de la o^t^ 
tez» sé hacen cuerdas , además de ser los frutos un alimento 
usado por los tártaros; la C. pygmma DG. de Dahuría sirve 
para hacer una suerte de añil con las hojas. La Colutea arho* 
r.escms 1. (Espantalobos), qc^ se halla en nuestros montes, 
tiene las hojas purgantes, sirviendo también para teñir de ama*- 
rillo, y las semillas eméticas ; la C. crueihta Ait. es de Oriente 
y de iguales virtudes. La Lessertia vesieária DC. es del Cabo 
de Buena-Esperanza , donde se usan las hojas en el tratamiento 
de algunas enfermedades de los ojos. La Phaca bcBtica L. (Gar- 
bancillo, Garbancera] abunda en Andalucía. El género Ástra-^ 
yalus comprendende varias especies mas ó menos interesantes, 
y entre ellas el A. areticus Lam. del Parnaso, Tesalómoa, Chi- 
pre , Patrás y otros parages , que produce la Goma Tragacanto 
de Grecia ; el A. gummi fer LabilL que dá la goma T)n^canto ^^ 
del Libano ó Alquitira , hSillándose asimismo cerca de Persépo- 
lis; el A. verus Oliv. , también de Oriente y variedad del an- 
terior ; el i4. caucasicus Pdl. , el A. grematenm Lam. {Gm- 
névano, ArzQlla según Amat. Lusit.)^ el A. massiliensis Lam., 
el A. aristatus L'nerit. y otros á quienes se atribuyó también 
la Goma Tragacanto; el A. ammodutes Pall. de Siberia, cm 
la raiz dulce como el Orozuz; el A. otBtiém L. del mediodía de 
Europa y Oriente > con semillas que sirven tostadas para suplir 
el Café; el A. Cicer L. , común en Europa y con semillas co-* 
mestibles; el A. exscapus L. de los Alpes, con raiz diurética 
y sudorifica que se .ha usado en el tratamiento de las enférmer- 
dades sifilíticas; el A. Glauw L. , común entre nosotros ^ que 
se dice bueno para promoverla secreción de la leche, tomando 
las nodrizas el cocimiento de esta planta mezclado con el de ce- 
bada ; el it. Glifcyphyllos'L (Orozuz falso), igualmente común 
con hojas aperitivas y raiz dulce, pudiendo suplir al Orozuz; el 
A. Garbancillo Cav. (Garbancillo del Perú) que crece en la 
América meridional. 

El Scorpiurus mwicata L. (Granillo de oveja , Lengua de 
oveja) y otras especyjKde la región mediterránea^ son yerbas 
de pasto. La Coromm glauca L: (Coletuy , Ruda inglesa) es 
indígena y se cnltiva en los jardines; la C. Émer^s X., cuyas 
hojas son purgantes, es tamUen ind^ena; la C. varia X., 
^ igualmente europea , tiene el jugo diurético y purgante , siendo 
á la vez toda la planta útil como forrage. El A^trdobium scor- 
pioides DC. (Alacranera , Yerba del alacrán, Yerbia del amor, 

Digitizéd by VjOOQ le 



9M cmoo 

AMegi enamorada) , cooMín eniraestroseampoa, seeitacomo 
vaíoante. El Omithopus satimg Broí. (Serradella)^ tiene por 
dnrétioo y se cvltiya para forrage en Portugal. La Hippocre- 
pis carnosa L. (Yerto del pico, Yerba de la herradura) erece 
en nuestros montes y se ha usado como astringente y vulnera- 
ria; la H. unisiliauosa L. (Yerba del pico. Yerba de la her- 
radura), también ae la Europa meridionaU es igual en propie- 
dades. La Securigera Coronilla DC. (Encorvada , Yerba de 
la segur), también UMiigena, tiene las legumbres purgantes. El 
Ormocurpum sennoides DC. de la India tiene la raiz estimu- 
lante , siendio empleada conti^ algunas fiebres , y el polvo de la 
misma con aceite de Sésamo sirve para hacer un linimento usa- 
do contra la parálisis. La Stylosanthes procumbens Stoartz. 
de la AntiHas se administra contra los cólicos. La Adesmia bal- 
samica Bert. (Jarilla de Chile) dá un bálsamo oloroso estnnado 
por los chilenos. La yEsehynomene áspera ¿. se usa en la India 
para curar la hidropesía, administrándose en cocimiento. El 
Desmodium diffusum DC. de la India sirve para forrage; el 
D. canescens DC. (Amor seco chino de Cuba) y el D. infrac ^ 
tmn DC. (Amor seco mediano de Cuba) son originarios de la 
América septentrional. El Hedysariwn coronarium L. (Sulla, 
Zulla, Esparceta de España, Pipn*igallo de España) se halla es- 
pontáneo en el mediodía de Europa y se cultiva para forrage; 
el H. fruticosum L. de Siberia también dá buen forrage; el H. 
sibiricnm Poir. se aprecia igualipente en Siberia por serw la 
'raé^ra excitar el apetito ; el H. lineare Lour. es de Cochtn- 
china , donde pasan las raicespor estomacales y emenagqgas. 
La Onobrychis sativa Lam. (Esparcela, Esparcilla, Pipiriga^ 
lio) de Europa, y antiguamente usada como aperitiva y sudorí- 
fica, se cultiva para forrage , dándose además las semillas á los 
caballos, cuando necesitan fortificarse. La Lespedezia pfdpsta^ 
ekia Micha:. (Amor seco grande dé Cuba) es originaria de la 
América septentrional. El Ebenus crética L. (Ébano de Candía, 
érece en la isla de Creta y se tiene por planta aperitiva. El Al- 
hagi maurorum Tourn, de Egipto , Sina y Persia deja saUr 
una sustancia semejante al maná y llaindbi Maná de Oriente ó 
de Persia. A 

El Cicer arietinvmL. (Garbanzo) iRl mediodía de Europa, 
asi como el C. physodes Reichenb. y el C. saiimm Sekkukr. 
confundidos con el primero y acaso meras variedades suyas, ade- 
más de tener las semillas comestibles, se han usado como me- 
dicinales, creyéndolos diuréticos y vermífugos, y con la harina 
de las semillas pueden hacerse catóplasmas resolutivas, asi como 



Digitized by 



Google 



DE BOIÁNICA. 305 

de la^ ilftÍBmii6^éiB^fe tostadas se ha querido hacer ií^'par;i.susti- 
luir al €afé , y por fi» el ácido que estas plantas traábdau se \m 
cín J^ todia coma refrigerante. La Faba mlgaris MoBnch. (Ha- 
ba) chivada en toda^ partes é igualmente conocida por sus le- 
gumbres y. Semillas alinoentieias^ es útil además, porque la ha- 
rina de estas se emplea comb resolutiva , sirviendo también para 
forrage los [tallos y hojas. La Vicia satim Z. (Alverja, Algar«- 
robiila, Veía^ Algarrdwi-^eza], común en Europa y cuyas se- 
millas sirtveá para alhnento de las aves , se cultiva también para 
íprrage, y la harina de las mismassemUlases resolutiva; la V. syl- 
valicaL (Alverjon), la Y. Crdcoa //., la Y. lathyroides L. , la Y. 
luteaL.^\QiY:narbonensisL. (Haba loca) y otras igualmente eu- 
ropeas dáu forrage y producen semillas buenas pisira alimento de las 
ares/siéndolo además las de Id última especie para los habitantes 
dé las inmediaciones de Niza. El Ervum i^ns L. (Lenteja) es tam- 
bién europeo, y además de cultivarse por sus semillas alimenticias, 
que sirven en algunos casos para hacer cataplasmas emolientes, 
síe puede utilijar como forrage; el E. hirsutum L. es igual- 
mente dé Europa y bueno para forr«ge; el E. Ervilia L. (Al- 
earceáa. Yero, Yerbo) del mediodia de Europa, con semillas 
que son de alimento para algunos animales domésticos^, aunque 
pe%*osa8 para otros como el caballo á causa de la debilidad que 
m produce en las extremidades, puede cultivarse cfomo forra- 
ce; el E. monanthoi^ L. (Algarroba de Castilla, Lenteja ^ 
Araígon) se halla en el mediodia de Europa y se cultiva por las 
semillas que comen los animales , y por el forree que produce. 
E\ Pimm satimn L (Guisante, Chícharo), con numerosas va- 
riedades cultivadas, y entre ellas el P. mtimm muíerocarpum 
Ser. (Guisante mollar , Tirabeque ) suministra buen- alimento, 
sirvi«)do adeinásja harina de las semillas para hacer cataplas- 
.mas emoliei^es, mientras que los tallos, las hojas y las legüm- 
bréS'Secas sé utiliíaiieomo forrage; el P. at^ems X.> cuyas se- 
miUas se dá» comumnente á las aves, crece en el mediodia de 
Europa, y sirve para forrage; el P. maritimum £., es[)ontáReo 
en «1 norte de Europa, tiene tátnbien las semillas alimentioias,jr 
en Inglaterra se conven prineipatmente en los años escalos. El 
Laíhyms odoratus L. (Guíente de olor. Caracolillo de olor), 
originario de la India, se cultiva comunmente por el grato otor 
desús florea; el £. satims L. (Almortas, Guijas, Muelas, 
Pinsotes, Pitos, Titps)^ cuyas semillas sirven |^ra los animales 
domésticos,^ de Espidia, y se cultiva también conoo forrage; 
el L Cícera L. (Galgana, Cicércula) coa semillas que se concep- 
túan dañosas, tamMetl es de Espala y se puede utilizar como 
T. II. 20 

Digitized by VjOOQIC 



306 CURSO 

forráge^ el X* tuberosus Z* , también eiirope6 , iiene la raú^co^ 
ipcsúMe » psáadose particularioeDte en Holanda ^ y los cercos 
engordan con ella; elZ. sylvestris £.» el Z. praümis L.^ el 
Z. Aphac0 L (Afacp, Alberja silvestre)» todo^ enropeps^ sirven 
para forrage como otras especies ». y las semillas de la última 
especie en. estado de madnrez ^ tienen por narcóticas ; el L, 
Qchrtiks DC. (Tapisote, Alverjana \(^) es igualmente europeo, 
y las semilla^ se consideran como astriagcintes y restolntiv^s; El 
Orobus tuberosus 1. , cuya rai? y semillas comen ^s.pobres^ 
Escocia, puede pervir para forrage; d O- iut^us^ ^,, el O. w- 
ger Z., el O. sylvaticus Z., el 0. mcwfQrmú tag. (AlverT 
j^ma) y el O. verms L. , cuyas semilla comen las ave3 » todos 
europeos, suministraa igualmente un forrage bástente bueno. 

El Abru^ precatorius L. (JPeonía de Cufea^ Bejuco de Peo- 
uia , Regaliz de las Antillas, Mate de algunos^ Saga de FilipÍT 
ñas), originario del Asia y África tropicales, se baila .también 
en América 9 usándose la raíz en lugar det Orozú^^ y wn las 
hojas se hace en {a India una infusión teifot*me que ae cree e&- 
caz para cyrsir.l^ tos, miantras qiie las semillas^, tenidas/^ 
dañosas 4 pe$ar de comerlas les egipcios^ se empies^ caífitm- 
mente para hjacer collares "y ro8ario$í. El Maaranthué ^ochinr 
chinemis LQ%r. se cultiva en Gpohincbina y tiene las lepmbpes 
copaestihleé. El TermuMs uncimtu Suxm^íz, (Cresta ^e fallo 
tdanca en Cuba) es de las Antillas. La Foff^Hin bituminosa UC. 
(Papó de la Reina en «Cuba ) es originaria del C^ de Buenar- 
Esperanza. El Apii^s tuberosa Mwnch, de la Amétioa septen- 
trional ti^ne l0 rai? comestible. El género Phaseohs con^r^ 
diB mupha^ plantas coxi semillas alimenticias, siéiHloIo tanvbiéa 
las legumbro^ verdes de algunas, y principalmente se cuentan 
entre las especies cultivadas el Ph. ,wlgi$ris Zv (HaUíebUela, 
Frijol, Judihuelo, Judia, Alubia, Bajoea»Bachoca> Baoboque^ 
la, CWpba^'o de Sevilla, Degul de Chile* Porutu del Perú),^¡^ 
¿¿ario, de la India y que presenta muobas variedades; e\Ph* 
^m^enus JOC.y elPh. oblongus Sae., el Pk. sQpomenw 
^(W.telPhf tumidusSav*j el Pk. hwmatocarM/ts Sw-^él Ph^ 
sphe^mus. Sw,j que podrán. ser meras warieoade^tdei pritna-r 
ro; el PHmatu$ Z. de B^ng)^ y otros flueae.bikUanítattibien 
eonne9traahuertafi;el Ph, multiflorus WiUd. (Judia:^(eái4a- 
ta) prtycedeote de América, cop flores notables por su'íC<dor -de 
grana y raica Jiarcótioas ^ teniendo asimismo las semUU^ eof 
mestíWcs ; el PA, PaUar M^im (Pallares de Chile) qu^emhi^ 
^ los chilenos; ¡el PL aeomtifolmlam * ftuWTadoiea JBphr 
dii^ry ;.el ÍA* Jfaa> L. que loesfln Peiíáa;aLPAv4Íifti*«tiííf 

*: ' \ .11 .! 

Digitized by VjOOQIC 



DE. BOTÁNICA. 307 

X. (PSaitaDi de FiJifviias) y el Ph. M^»go 1. ^Frisd meDiido, 
Molago de k lectía) cultivado e» Filipinas , y cu^as serailfósoip- 
Jidas 50Q «1 Sl^ú de Bawen; el Pb.tuféinem%$ Leur. cpie lo 
^ ed Cochincfaioa: el Pk radiatus L. áa la China y Gattan con 
ratoesnarooticas; el Ph. vesíillatus L (Bali&gi de Filipinas, 
Bejuco marfuUero» 'Frijol cimarrón de u^aK consemilli» que 
6e comen en lab Filipinas; el Ph. trilobus Motb. (Simbr de la 
India) :, can semillas tenidas por febrífngis y hojas que los mé- 
dicos indios consideran como antibiliosas y tónicas, usándolas 
adeaiás pana curar la debilidad de la vista ; el M. CuraedUi 
Z. (Caracol Real) > prooedenle de |a faidia y cultivado en núes*- 
liHé jardittes ; ú pL íuberosm Lour^ [hcBíña de Cuba) , oti- 
ginariode Godnnehina, con las p^eoes comestibles. El Sienelo- 
bium amruleum Benth. (Jiquima^ Jicant ie Cuba), con raices 
igufiliaeale tuberosas, crece en el Brasil y se halla en la isla de 
Cubá^ La Seju hispida JUiJMiok (Frijol de la otra costa en él 
Perú) con legumbres, coíBestiblés^ precede de la India y d€l J^ 
pon. £1 género DoUehós abunda en especies útiles, y entre ellas 
se oueptan e) D. mdanophthalmusi DC. (Caragilates, Judiía» de 
careta ,< Garruhias), él D. tmgmGulúius Jaeq.^ e\D. tranque- 
barious Jmq.^ el />. Catian^ I., el />. múmehalis Brei. 
(Frijol dé fraile)^ el D. sinensvs L. (Frijolillo de la India, Qui- 
bal de Filipinas), originarios de Abia, et /)« hantútus Lour. y 
«I D^Jlnbia F^rsk.^ ambos de África ^ é D. sesquipedal^ £» 
(Fri^Lgrabde de América) , y otros oon semillas comestibles, 
siéndola ÉambíenfeiS feguodures de^lgnnos y cuítiy endose todos 
ellos en di^rentes {mises ; el D. ligm^s í^ (Caraeolillo de Cá- 
diz)> que es entre ú^sotros una piarla de adorno^ y se cultiva 
«n la Indi^ para oomei^ las hojas y las legumbres verdes t el D. 
/riMaftt^tL.deialadiá con hojas purgaeáés; el 2>. bifíorus 
'£; , que Muye |jard alim^tcde los caballos en la India; el D. 
funar%usM(A%m {Cegúl de Chile), «enyo talto emj^ean los chi- 
lenos én la ídbrícaciot» de cuerdas^ siendo por otra parte agrá- 
id^ble al patodftr Ja pdipa que rodea laasemiUas;. La Yigna gla- 
bra Ént\ y l£) Y^í^lma Sav. , ambais americanas, también 
tienéá ks, sienujll^ comestibles < Ei Labkí) Múwrif Sm. (Ha- 
bichuela de Egíp^iy IndianiHa> S'eqcaiNspu, ZencapOapu, Fri- 
jolde Antíbo qn/di-^á » Fríjol osd^lero de Ciiba} ^ origia^io 
deja india^^ jtxdtiya en diV^sos paises pora «ornar. la&semt-- 
lias; A LA.mltratmJ)£. del Japón tiene igualmente las semi- 
llas comestIUes. Ek ^mhyrh¿!(m tuf^erosus Spr. (Jiquima^ Ji- 
^cama^deias^ Antillas) que se halla ¡en <la, Maitiaica y ei^ Méjieo, 
•liéoe la raiz yvftemillas comestibles; el P. a^gülatus^Hüb, 



Digitized by 



Google 



308 cuESO 

(Iname de alnnos) procede de lalodía, dqpide se eonof la m^ 
y en la isla de Francia ceban los cerdos cc# las sénriQ$¿ ; ét K 
Jicamas Blanco (Hicamas de Filipinas) también tiene la raíz 
comestíbley como tal se aprecia en las Filipinas. ^*Ptopho^ 
carpus tetraaonolobus DC. (Seguidillas de Filipinas) se culUv^ 
en las islas Mauricianas y Filipinas por tener los frutos connes^ 
tibies. La Canavalia ensiformis DC^ de Mals^r y de. las J^ 
las Calibeas, con legumbres comestibles, tiene la raie emética» 
según algunos. La Mucunaurens DC. {Pica^picadel Perú^ 
Bejuco jairel^ Ojo de borrico^ Ojo de buey en Cuba) » cuya^ se- 
millas reciben los npmbres de Ojos de borrico ú Ojos de buey^ 
crece en las Antillas y sirve para teñir de negro , «abaleándose 
además los pelos de las legumbi*es como vermífugos; la JU. 
pruríens DC. (Cadjuét de las Antillas) procede de la India y 
también tiene las legumbres cubiertas de pelos capaces de pro^ 
ducir el efecto<le un buen sinapismo, además de ser usada allí 
la infusión de la raiz dulcificada con miel para combatir el cole- 
ra f la J/. infiea>a DC. (Llamapa&aui del Perú) y la JT. ellip^ 
iieaDC. ( Uamapañaui del Perú), con oirás especies, cuyas 
semillas en general suelen denominarse Ojos de borrico ú Ojos 
de buey, son dd Perú, y allí se toman las semillas pulverizadas 
para evitar los efectos de las mordeduras de l^s serpientes ve- 
nenosas y de las picaduras de ciertos insectos, usánaose además 
los pelos de las legumbres llamados Pica-pica, como vejigato- 
rios y vermífugos; la M. mitis DC. (Garbanzos dk FififMnás, 
Habas de Filipinas), también originaria del Peni, tiene las se- 
«iHIas comestibles, aunque á veces dañosas. El Caianus bicor- 
lor DC. (Caguios de Filipinas} y el C. fiams DV. (pandú. 
Gandul de Cuba, Árbol de alverjas en las Antillas, Chícharos 
de Cumanáy, Caguios de Filipinas) , oriundo de la India y cuyos 
frutos comen los negros, «dándolo también á las aves>, tienen 
las flores pectorales y las hojas vulnerarias, aplicándose después 
de cocidas á las heridí», y con la legia de las cenizas del leño 
de ambas plantas se lavan las ulceras, además de ser usada por 
los negros de Guinea la harina de las semillas , que es resoluti- 
va, para espofcvorear tas partes recientemente pustulosas. El ¿ti- 
pinm (dbus L. (Altramuz, Chocho) de la región mediterránea, 
tiene las semillas alimenticias y con su harina pueden hacerse' 
cataplasmas resolutivas, empleándose también el cocimiento para 
curar algunas enfermedades 4e la piel, que suavizan los ^p- 
<áos eon la misma harina, y son por otra parte las hojas y tallos 
<te esta platea, w buen ábono>, pudiéndo^ además utilizar las 
fibras de ella para hacer cuerdas; el L hirsutus £.$e" cultiva 

Digitized by VjOOQ le • 



DE BOTÁNICA. 309 

en Grecia 9 y et £. Te^rmis Forsk. en Egipto con los demás; ei 
1' varius L. produce en ei mediodía de Europa semillas muy 
gruesas 9 que sirven para alimento de los animales; el ¿. argén- 
te^i Pursh. (Tauri, Chocho del Perú) es americano. La Cylts- 
ta piscatoria Blanco (Tublí de Filipinas), con ramas que sir- 
ven para embriagar los peces ^ se: halla en las Filipinas. La* 
Erythrina Corallodendro» L. (Árbol del coral. Piñón espino- 
so de las Antillas), cultivada en Andstocia y originaria de las 
Antillas y tiene la raiz sudorífica y las flores pectorales, usándo- 
se las hojas- para exciUr la menstruación , y aplicadas á las sie- 
nes para calmar el dolor de cabeza , y también se aplican á los 
bubones venéreos , mientras que de la madera sacan partido los 
torneros y. de ella se sirven además los tintoreros para obtener 
un color rojo , y por último de las semillas i*ojas del mismo ár- 
bol se hacen collares y rosarios; la J^. coralloides Sess, et 
iíoc;. (Colorines, Tzonpautli, Tzonpauquahuitl de Méjico) es 
equivalente en Méjico á la anterior; la E. indica Lam. , con 
corteza febrífuga , hojas sudoríficas y flores pectorales, tiene tan 
buena madera como las anteriores, y de las semillas se hace uso 
para pesar el oro ; la £. fmca Lour. es de la Cochinchina , y 
allí comen las flores cocidas en leche, empleando además las 
hojas como condimento; la E. velutina Willd. (Bucaré de 
Anauco eo Caracas ) conserva en las flores el agua de lluvia con 
que pueden los viajeros de América aplacar ^u sed, teniendo 
cuidado de beber poca para no coger calenturas; la É. Crista-- 
galli L. (Piñón francés de Cuba) procedente del Brasil , dá ma- 
dera útit; la E. mitis Jacq. (Piñón de Cuba) es originaria de 
Caracas y ei ganado come sus hojas; la E. umbrosa H. B. et 
Kunth (Bucaré de Caracas y Cuba) , propia de la América me- 
ridional, se halla igualmente en la isla de Cuba, siendo útil por 
la madera, y las hojas también son buenas para el ganado; la 
E. rubrinerviaH: B. et Kunth (Chocho de Nueva-Granada) 
y la E. glauca Willd. (Anauco de Cumaná) tamlúen s(m ame- 
ricanas. La Butea frondosa Roxb. y la B. superba Roxb. 
crecen én la India , y allí se usan el Jligo de las senúllas como ^ 
vermífugo, el propio de los árboles como astringente, siendo 
una especie de Kino, y las flores para teñir de amarillo, y se 
obtiene dé ambas especies una resina que sé llama Maduga. 

La Derris pinnata Lour. crece en Cochinchina, donde usau 
la raiz en logar deCateeú, cuando este&lta. hmPongama gla^ 
bra Vént. de la India es alli estimada, porque el jugo de la mt 
fresisa se emplea *para lavar las úleeras. El género Triptolemma 
comprende tarias especies del BrasH que dáo Palode rosa^ cua- 



Digitized by 



Google 



310 OTBSO 

les sen la T. glabra' Btnth.y la T. hUfoliaS^th.j^BlgiSi.. 
La Dalbepgia Si$90o Roabé y otras especiss de la ladía son' 
notidoks por SQ andera. El Pterocarpus Dracó L. (Ariíalde 
la Sanj;r« de drago cartagenera) es el árbol americano i{ué di ia 
Sangre de drago cartagenera oen masa ; el P. siri>6rasui'Fer8* 
feempboa útih sa modera en Cayena al carcho; el P. Marsu-^ 
piwn ñoxb. de Coromandel dá la Goma kifto oriental^ quealft 
uMn para calmar el dolokr de nraelas, atribuyendo áda corteza* 
igM virtud; el P. AdemonivDC. y el P. erin&eeus ^Lami 
prodaefen el Kioo de África ó de Senegaínbta ^ donde crecen; ei 
P. santoHnusL. (Narra, Naga de Filipinas), originario de^Ja 
India y cuya madera ts el Sándalo rojo ^ colorado ó l)ermejo, 
mn»diice también ana resina roja y astringente; el 'P. pallidws 
Blanco (Asána, Narra, Naga, Dungon de Filipinas) dá igoalt^ 
mente una Sangras de drago y buena madera en las Filipinas; el 
P. fla/ous Lonr. es de la China ^ donde pessrla corteja por ré^ 
aoiativa y Tufaieraría , usándose además para teñir de amarillo; 
el P. dalbergioiies Roxb. es apreciado eá lá India por hr bue-* 
na madera que dá. El EctisiaphyUum Brownei Perf, (Mzw^ 
raaray de Cómaná) crece en las islas Caribeas y en la Anépica 
meridional y las sumidades floridas; asi como las semillas sdn 
bastante eméticas^ usándose en cocimiento coMra la rabia, ade^ 
más de emplearse los vapores del mismo para quitar la hincha^ 
zon de las piernas^ el E. dubium H. B. et Kuntk^Q llama Pa- 
lo de Brasilete en Caracas 7 el E. Monetaria DC. At Surinan 
tiene lá raiz con jugo semejante á la Sangre de drago* Lá Bryí$ 
Ebenm J^C'. (Granadülo de Cuba, Ébano de Santo Domingo) 
crece eir la América meridional y en las AntHlas , apreciándose 
all< por lá madera. 

, La Swartxia triphplla WiUd. con semillas muy aeres es 
de la Ck»yaaa ,' cayos ind^enas emplean el leiío para haeer las 
punte dé sus flechas; la S. tomtntosa DC. (Panacooo de Ca-* 
yena) tiene la oorteza^sudóHfíca^ y como tal SD usa en Cayena, 
siendo además el leño amargo. La Baphia niUéec^C. de Sieru 
nhLeona produce el>Iefto^intóreo de cMor rojo «pie los ingleses 
llaman Cattrvvood^ 

La Partía africana B^ Br. crece en la parte odddental 
de AAriea, donde tuestan las semillas, que pulverizadas y^ier-^ 
mentadas en agii& usen los indígenas como «ondimentat La J^it- 
tada üipA^nm ^DC. de las Antillas crnif <s6millas^ mujh gran-^ 
des q«e suelen llamarse Caáiriías: de mar, tenidafc for f^rifu- 
gas f tsMas^eomd alilifenticiasvé^<iktialiné«ie<^^ laba^ 

queras, es fan^aMMrtJlo creíiadt)#y éafk eortoxa yafootiosaiKírrve 



i 



Digitized by VjOOQIC 



• DE BOMNICA. su 

Iii8o0'«é<>^t)£n48^ m igm péHi> limpiar la cstb^to é impedir k 
eéiákM éúk\W\ ^^' P^érmíM 9C. (Gogo, Bayogó dte ti- 
M^tmi^'/pt'opiír dé'fcA Moloeifi; delvMftMmr.é iélas Mü^iias; 
qilt^Afiefe ^ocio^^dél tntéHdi' y ^ etnétíeÉ, Heasd ^ en tíét^i^ 
él'ífiteg^dé Ftlipiwr»; hn Mim$apmMlí^í. (Sensitiva^ V^ 

flhfli^'Ph»tll> DúMelh, Mdiavii^en^ MfrMne y ñe me tt^éá; 
Típttlé^pirtít, (üéitilte-'dérrale (WPerii), (írfgitettBr dé Ámé-i 
rii6tt^ tiene b» i*aíz eitlétiea , y en e! Brasil entraa (as bojas enliii' 
eáiplasio antleseroMoso; U» Jí. stnsUi^b £. (S^tsiti^a),' tü^- 
fcfeb;éñteiéricaiíia , üiene la i«i2 edn o\ot mtiy desagi^adáble; la if.: 
dormiens Wiiíd. y la ^. intennedia H. B^ et Kmth redbéíi 
el nombre dé Dormideras en la América meridioñaf. El géttero 
Inpa eomptenáe varías espe6i«s útiles, énálés son lát /. verá 
W^/?rfé (Bnaba, Gfiaba de akonos^ Guama M OYxnócxff, la /.' 
PéUiiltí BV. ( Hnaba , Guabá , Pa(jae ^ Paéay M Perú) , esta 
Ael P^ó y aquella de varias partes dé Aiíéticú^ non semitlai 
rodeddiis de pulpa dulce eo/me^iblé , atiiK^ue algo purgafot^; la 
/. 4imgnü ti. B. et iTtiníA (GnabeideQaito), la/, ornifúfin 
H. B. etKunth (Gtiab6 de Quilo) y ka /. pmatkta WiUd. dé 
Caracas eon pulpa igudlmeote duwé al rededor de las semillas; 
h L iídütn JUürt. , la /. Attühidit St$ud. , te /. cor^ 
dü^mta Mari, y la /. tetrapMh MaH. M Brasil, cn^ 
ya9>4eMiiHes tambiCD esMn to<kadas de palpa mucilaginclssi; 
la /. kápida H. B. e$Kuntk (Guama chico de me va r 
Gratnidaf ) de las orillas dá ric^ SÉ^^alena con' legumbres có- 
nsémibfes ; la /, cifdnalis <WUlÚ> ( Mezquite , Me^uitl de Mé- 
jico") ^tié procede de Santo DoMngo y dá goma, usáñdoiseel 
2umo ^ éJitracto de lasliojas pál^ curar las oftalmías crónicas; 
I» VÜdeherrifmCú^v. fXiíó«óéhftí de Méjico para algunos) 
y't^^Ií fkgifiáiéí WiUd. (Me»q«rf^ue2 de .algunos)> ambas arme-' 
rji^sv^oiifi'opieidaded'semejanie^; Id /. aHrii/é^ens Márt[ 
M ii^mrgmm B. B^ ei Ki»tah {Guarna de €M*aeaá); la /. 
U9^émi^aU>W de Uettmáen), y otras e§- 

pariidk |MM^ i4má*icá, qée tiefaén las corté^áá áélfinj^éntes^ lá' 
h^Mtákhé Spf4 (^ál^rrobiNa de Santa Marta), lambiéi) áme-^ 
"M^^^^fW^és \é^úmit^'9^^Kñ^^ pWá teñit^ de'üe-^ 

giH)^y'fedéei^lillÍ)i;'}a/i ^!§i$kmrpé WifMv^afttnciádá por fó; 
pdlptrde>giis>le|;QMvet; '^6 «MPüsan ^ Canacas para fóVdr; la 
/J moéi^^^Uií'^^WAlM^i^í^^'AA Orttt«féo^, la /. hcida B. 
ti (áKHmé'i(immiéí»^iiá(3á^^ fa /. 

^iMmM Ai^. (OMMH ile^CjMca^), {fkhm'néta H. B. et 



Digitized by 



Google 



ükMvnOi (^piniilo de dwaná)» WuUmeáota WiÜá.^^»tí^ 

Mta.MUé. (Cbiehisiliiíiia de J>(u«vii-Graaad») y.to/v trMMMi 
H^/^^ (Qwttí de C^MTiíGatl, tpdas anerícwMa; Ja L,bi§em¿m 
1f|^. (Í4>tolabaraUi<e^iioada« porqae ei «mmífala deda» 
hfigsys, jo ue^ para lavar él cabello , creya»do que loeoBServa 
iirároi; ^1^/,. 4jnki$ WUld. V ^ue se hallado FiUÍ^ioa» ,hkl. fma 
timWil^^ (Coyaacate de Méjico), que es americaiia» ElPithi^ 
cotobmui gummi ferum Mart. ( Brinoos de Sahay, AogicO'del 
Brasil] dá4U9a Goma nortiy buena> qae usan los brasileños ; el jP. 
Aparemotemo Mart. (Brincos de Sahoy» Aqgico dd Brasil) 
tiene la, corteza asiriogeDte y de álgup uso enlre los inisiBOsJ)ra*t 
sjiíleoos. £1 Défmantms triquetrus Willd* de la hdia se' Dalia 
é4: Cochii^hioa » y alii comen las hojas echándolas «n ia^so^pa^ 
y t,ambiea¡€pn ellas bacea ensalada. Ía Aépnantkera pammna 
X. ^Góiralitos de Cuba) es originaria de la India , y las;seniUlaa 
d*ud0S s^ coin^n en el Malato^, sii^iendo además iasrá^alan 
del leño para teñir de. rojo; la A. fakáía L. dejas Moceas 
tiene.i^jiDddera ligara y de. ella se hao^ acodos* y yasesM £1 
genero fVo^o;?^ comprende algunas espepies iHiiable&f y entre 
ellas hPydubiia H. B. et KuMh (Carita de Nueta--Gi^8oaf|a)i; 
d^ )a c^t se usan las legnmbc^.en Nueva--Granada.pai^ia^íii; 
^í liqttío ; la P. hórrida H. B. tí funth (Algaiíroboie los^A»** 
des) que. se baila en la falda de los Andes orientales' y tiene las 
legunÁ^res ^comestibles; la P. duicis H. B. et Kuntb (Mesiqii^ 
^ » ]\^fzijniitl de Méjioo), con Irntos que oomen los mejicanos; 
la P. SiliqpÍQstrum J)C. (Algarrobo de Chile*), originaria de 
C))i|^ y cultivada en algunos de nue^ros jardines ; la P. julifior^ 
r%DC. de 7aQaáica>,iCuyo ramage^ ó mas bien Jbas legumbres^ 
daoan^ai gan^dp en tiempo húmedo; la P.. fwctílifera Be^ií.- 
(Qúisantes diulcc^s de $anÍo Domingo)^ origi^ria de la* India y 
cop legumbres comestibles ; la Piffimgera Wi7/(í«. del^.Aiía 
U^pio^. con, ^^umbres. equivalentes á las del AlgarMip de Ea*^ 
páéa; la P^.paUida H. B. et Knnth (r Algarrobo de» tiims^ 
Granada) y la P. (¡utnanenm JS- B* e4 Kmth (Jác^e decCu-- 
maú^, que son iguabnen^ ap^ioa^ias. En. el género iip^ictarse 
&|llan, muchas especie^ ma^ ó ipenos ¡Bteresafttess'cmaleftfiOiHltt 
4,^ : Effrenb&cgii ffisy^r non Stfiwd^ t la- X r^efíB Müld, , y >I* 
A- ^'^yolMPm^ qu^ pfioduceuí^n Afifie», y'«<ínfine8 de» Asia jal 
Qpn^^ arábtfiK^^yíBQdo ad^nfi^ las.Jegiittdms 41^ Ja «i^undttt 



-Digitized by 



Google 



DE BOTÁKICA. Sl3 

e^|Máe,pira!e«nir y Mmr de roja; la A\ gummfera Wittd. 
áá mirte áe Afrtoi , que segM ^úguaos dá Ja Goma de Basora, 
altilHiyéedoleoliHM la^Goroa de Boi^beria y laroUen ti Goma 
O|KMyri|»08o; hÁ. «I^A Gmil.et Perrot. y b A. Adénsmii 
tí^M^\M^¡'íéfróh^^fit t)p0dQ<Milafiofna Seaegal ; la i. /fori*- 
k9m4€^WilU*y ^á^ ¿UturreM WHldu de NneWHolaiida» asá 
oano 4a jí. füoUéi^mo WMv de'Díeiiieii^ que lambiea dan 
aaa GoMvmreeida é la arábiga; la A.€atwh» Wiltd. (Cale-^ 
fó^Gaiéj' víalo de lo India); euyoBtmloay |tefle ceiÉb^al del le^ 
fio 9irve9i para preparar ' la soManeia astríajgefHe ilamada Cate-» 
eú^ proceoetiie de la india ; la Á, arabiM^^WUld. de la AtúÁ» 
¿Ifaia^ haUiadose tanabien ea Egipio, que dá Goma y coyaa 
Ij^umbres frescas sirven pai*a preparlir «t jago de Aeaeia, usán^ 
dosad€)^aes de secas para cartín^ asi' como la corteza de las 
kgambv^'para larpr; la A-úocinnaBC^^ qae ¿^e baila- igual- 
mente en la India, donde se usa el cocimiento de lá»semílkis 
^vdáeo para lavar ; la i* d^tMata link.\ euya corteza se em- 

E lea en u^ QcceaBia para «a»liry quei^dá una Gama parecida á 
i aaábiga;, la A. fert^ugineaDC. , con eorleEa iambien astrin- 
gfpte^y ouyo cocimiento de usa en la Jndia para fof^aleoer las 
encías^ además de emplearla en <ia oanfeocion dcun licor esfH^ 
riiuoso^ia i . kMúphlwUi fT^4Ji(i.^ coaifcorleza-qnetambíen sir^ 
ve ej3ixla.kKliap$ra preparar ufi= lieor esptrituoed ; ia A. pere^ 
jfrinaWilld. (Guayo colorado^ de Naeva^^í^neda}^ la A. tor-- 
ti(<0!«a; Wt//dw:(HuaraBgo,. Guaraiigodel Perú), orinaariade 
Jafldma^JaiA. adUrií^M Mwt. (Barbatimódef BrasH)» lá 
i, A^i€0 Matt. (Aa^del Brasil)^ h A. Juretntp ifart. {h^ 
wsm y Getmmm^ Jerema del Brasil) y otras con éorletos y le^ 
^B^bres^ ^triagemes, que se usan eomo tale»; la A. farM9Ía^ 
«a WHld,{Kvmfi) >^ prooedeme de Aoiéricá y (oulli'vada entré 
nosotros por áus'oUrosas florea quevempteanJoa perforntetas^ 
Wiándos& adaiaás M: infusión teKonae paita oatmor )A dolor de 
ea^ófiíago y y «ayas.eotrlezas aai dd 'tronc6>M(to de la. raiz, del 
mismo modo que*el jago^dukédie las legumbres son astrtngea^' 
tes« mieatras que las >seffiilla8 Henea al^no- acritud j la i. Ju^ 
libitiutn ^WiUd^ ( Aeaeta do ñtíttñ sedosas) v origiaoria de Orien- 
to «lapi madeoit amacitta, testante liuena ; Id A. Lebbék Wiild. 
(Ébano de Oriente) >que e8,de^k tadia^^lialla en laa FiMpi-^ 
aasvrapreciable po^ la madera y can la oorteza ée 4a raíz buena 
■0i»\ii9ati«omo;ifiiian^ "la A:Shmdru.B€.,:UL^A. slipniatá 
DC.^ iai.io)¿ar<^#éna.^W<ttc{us 1odas4e laiAdia con boe^ 
aa m¿i^v%\}» A* hrmasú ff^<:Bi^i?^ir4M9^/l(6abicú de Cubé), 
\mA^v^rM90ra WiUd. ^Cnerni^eitté'v A«1»o).del cuerna eu Gn-^ 

Digitized by VjOOQIC 



811 • <¿ce«M ^*\ 

to>^ «HgiiiarfaB éiáU^ko; la A / mimm WitliítPfSmÉ^m^ím' 
twfikée Gkb», fM^a de h AméríMi merídtoftal ;>t& w4^>MíirM^ 
iyt»ii fu9$»\y h i V <í<torti/y> ifo'c4. (Mdfüra* dé niúm t^ 
£MBt}ééí»& Aililias)^ twlas ellad ^ígé RMNfcifa aiXPééittAÉj^ te i.^ 
Ni9ph B. B.etMnnth (NtoM del'C)i4m)(^) de^M ilMédi^ 

noMavr la >1 • M^smJafirtt^iSl?^ ¿t Ifét:- (<$iia)e de M)^ ^«iMr 

ven de EAúlS^}; \M'Ayt0ítMfótiá'WiU(í. /diyasyénAift'y'fáiceár 
stMisáo M laJftla de>SQÍitf$ Ornta^icomo eisirittgefil^ éi»elnriH 
taoUente de las díatreos y hemérrégia»; hA.Sophartí^Rj Bf: 
de Naeva-^Helaséa , oon léguaibres (fue se tae^aft páea eekar 
fuera la» semillas y eomerlas; to A* riparia H. B* tf íiiiMnth 
(Una de gato ea Noeva^Granáda)» qM «s propia de América^ 
asi como la A. Guachapele B* É. et Kiéntk (Quádiapele de 
6l»iyaqm^. » 

El Araokis h§p)gma L. (AVeHanaamepicana, ATdlana-^ef 
Valencia, Pistaeho de tierra i Alfónsífo de tierMiVTlalcaieahMil,' 
Gaci^ate> CáoabwHe de Méjico | íod^ic del Pá^^ Maai; 
Manotí^ Maiili, MaMii, Mandovi del. B#fi&ii )^ iodigena ée 
América y caltttadaieoÉwatfo auelo , ti^ne las semillas Meo^ 
safr joomestiUss^v é^laad)^ adetiiás r^ntaddd >dé áfhodisíatíÉ^; 
y €(H^eila9 se lia trétai)o de suplir el* ¿afé. La YpétidúeiaÉub^ 
terfijima Dupét.IüéH. ooA leg^MÉres comostiblé^. et-ece éñ 
Madag^soary el África- aus^tdv asi oomo^oa/el Bri»». La!^')4iH 
iira r0tnsa B* B* et Kunth se halla OBCsy^ia j\é perMieee 
l»4or£eza didiaile U^offtma $w^inámeñ$i$ ^ (|(lé^es ftareólico^ 
aete^ fadniémlosetissriOH^emo Torbffl»^; ktá. ttmmitH^B. 0f 
lrÍNil4(Taba, Liara, Palo deseiia eo lasAiiiilHaí^)V<'t*c<>e»^ 
Jamáioá ^ Ntartinica, PM^to^Ríeo^y ete. ,r y. es de ella k ttoñetít 
\idaMáát^Qmffn(Mfam(HtJ»mi», semejare i la oira^entir-^ 
tudoí^; h^A.rwfefnami imm^ es'<del Brasil y^lll ; " como eü 
ólÉasspenrtes de Amériea ^ sé iuéai^la ooHett», ^lefíov tad^^mP 
llaBp«lverí2adascMti«)»4obi^^ BortfietdULt^eñJ' 

e» notable por({oe stfs 8eMIÍBg(,^toayí «iwrgas ^ Bensütf éfi Jata 
para corér y precsfrer varlaa eirferaiMkÉkf^) la A. ^tipnté^é^ 
BéMi. , n^iUigeUiá-Goeo ; üfarvmipdél Hrasít) v >« i4^ ^wth^l^ 
mmíkieB B$nthj (Ai^elim atiía^gozo, Aracuydel Brbsl|(); k 
Aú $pintío$é Üíir^jv b Ay^9^rmfí$ffa*Mfart'j f^^''Ai{ toim 
Mwtt. del Brasil iférténilaii semillas TeriniAiipisj'tLa 4Ímff¥m 
spéttom ¿vi>(Afcofatf» del Per¿v 'iftri ^ Iknav^ fdel«Br«i^ 
eii4a<jyi9fa4eamdidí))mVy\iaillbiéii tiene laá semillas «miMái 
ynrérmifcigas; iú^iff: i^erbú^M^^ t4Ííé^h>^ii}MaiétiAfímm 



Digitized by 



Google 



DE BorAaiGA. BIS 

^evA^^fiáadadalí eréoeíasáMsoíD .eo >&A{néri()i; ilM'A^tmoneú 
rmenrna Jábqá (-Rosa^^e B'efrbeHa cnfiavaets')^ b Bj mmPí'i 
Ifd Jacp (Aosamadié deCar^css) y lá A. granámpet ía}i>qv 
(Rcea del toeRteí, Pai^ de cruz «nCoinaiiá) ion amcfidaiKia.* 
La Dipl^rés edetaiu WiUd. ( CmMrú éú Arañil) se hailaneti^ 
I^GuayaoaTiel fira^> donde^se usaii la eórteaa y^eKlefio déméf 
sttdoriAAosv y'lsi ñnülsi «a él HaJ» tonka cxmcpie m oromiitíio 
lel rapéj dk D^oj^ositifoiia'Wilidé^ í-C^nluiravaiMi^IdedBya^) 
y )la i^i }í;illéHoj»ii5 Jtfi»r4¿ (Cqintei^ (JamaiúviBarCp^cMl ^a^ 
sii) 6eniejÉfltes!fni|>ro^edadesJ á ta primeni; tdmbieb^abeé 

Qnel'^Bnisjt. • í ' > • .-.'í :•'/•' "i- ' :^.' . «m'-íshí-: 

-LaiMorínigfáptenpospBrfüa 6mrtn.'(}líüHhi^^ Beo,- fit^ 
jcd de'Máliiéo^ Maluñgai de FHipibas] , indiRena de la lariii 
y las FiIipifl0&é.ÍDtl*odaoida en AfuéHca ^ es mil })or sus übjás 
yTMO«s vesicaates^ que se eiD))leaa tópicamente contra la pisN ' 
ralisis y otras erifermedádes I asándose también las hojas f- lú 
^res conira iá faistérkio y otras afecciones neHriosas , asi como 
et «lucimiento de las míknas para la^ar las élctíra».'de malí 'léa-^ 
rácter, mientras que taa fiores en boMi y \o% frutos 4téniios s^ 
comen cocidos ^ las Filipinas y Javav'doíáde las. hojas dé-so^ 
tiluyen además á lasde Aceden vdun^fueispn^dcvnasíádoaéré^' 
y por ókimo procede deteste ári)ol ^ que ^roja macha iifm} 
el Leño nefrítico cu ppimin de^alguaós) l2k^*Jí^ aptera^tírntim 
(Ben) es el árlk)l alricaüo de ouyas semillas^ antigiianíieiiU 
te usadas como añtivenéreas, se obtiiteAe el aceite 'de >Betteflv 
lasado principalmente por los perfumistál» y relojcnos^ La Mot^ 
excdsu Beutíu de la Guayana prodtiee madera útil. L&ílS^íe^ 
ditschia triaottnthos L. (Acacia de tres espinas ¿f)iM»')*:oHgl'^ 
naria de la América septentrional ^ tiene la pulpa de las le^«m^ 
bres bástente dulce y los entéricánoü ia comen ^ hácícncioiadeS 
más con ella una bd)ida ^spiríéuoBa. El Gymnoclaim^mm^ 
densis Lam^^ (Baigon del Canadá) con seniillapteiiidasipor pdl^ 
gantes y '^ue después de tintadas dan aceité^ es árfe0l^^l €a'^> 
nada éon buena madera, y ctiyás hojas tiñea' míc aiiiarflto EI^ 
Melawoúayion BrctunaSohot. (Barairana, Mari¿ijprétaJelBr£M 
sil) es árbol odn cuya certeza f leñoitiñen de fijo los, brawle-t 
ños. La Oailtíniim Bonduc^ {BioéAii^xm^ ^ñúJsnánbifxhi^i^Gm*^ 
calotes de Cuba , amarHlosy prietos) proorthentede^la Indi» # 
ifitroduoide i en América cotí ; semillas amargas »i itóúfoal y ^ emé^ 
tícas^ cfue ae: «saboga 4a'Indí%«<Nno febrífogasy tieneMa" nki 
astringáite y reputada de itilieojntra binordedm^ ié las sefi^i 
piem^ Venenosas ^u usándose* adérhás>k»^4]l(^iHrTfen'ieálapla^^ 
para íresohrér^lasihiflaiiíiaeionés^ d^ és^oté^s la^^r. 'Behdm^ii^ 

. * Digitizedby VjOOQIC 



316 cuBSo 

L* (Catambibit de FiIijHnas)» que taffibien es de ta Mdiit y se 
halto en las Filipinas y eB^América^ tiene hs seratllas y la cor^ 
teza con reputación de febrífugas ^ usándose además las raíces 
para hacer cuentas de rosario , aunque son capaoes de levantar 
ampollas. La CouUeriá tincioria H. B. et Kunth (^Dividiri, 
Brasil de Popayan) dá en la América meridional un Palo del 
Brasil con ÍD|ue se tiñe de rofo. \AC(Bsalpinia Nuga ití. cre- 
ce en las Molucas 7 tiene la raiz diurética ; la C. Sappmi L. * 
(Palo Brasil, Una de gato t Sapang , Sibucao de Filipinas) es 
de la India y tamtnen de Fil^inas, y de ella procede el Pab 
Sapan ó Brasilete de la India, que sirve para teñir^ de rojo y 
para hacer mudóles, usándose además la^ semillas como esto- 
macales y émenagogas*^ la C. hrasiliemis £. se halla en las 
Antillas y dá^l F^to del Brasil 6 Brasilete de Jamaica, usado 
para teñir de rojo; la C. echinata Lam. (Pao Brasil, ó Rozado 
del Bi*a8il) es de la América meridional y produce el Palo de 
Fernambuco ó de Sonta Marta, que se llama también Palo del 
Brasil ó Brasilete de las Antillas, usándose para teñir de rojo 
y para tornear , además de apreciarse como astringente , y por 
esto su polvo mezclado con el de hojas del MoHe es bueno pleura 
fortificar las. encías; la C^ Crista L. (Brasilete colorado de 
Cuba) es originario-de la Jamaica y dá un Psjo del Brasil con 

2ue también se tiñe "de rojo; la C. conarig, Willd. (Dividivi, 
ibidivi, Garrobillá de Curasao., Guatapanare de Gumaná) tie- 
ne la^ legumbres muy astringentes y con «ellas se curten los 
Querosén Curasao; la C. hijuga Swarls. (Pak del Brasil en^ 
candado , Palo campedie de Cuba ) es propia de la Jamaica ; la 
C. digyna RoUL de la India es útil por el aceite que suminis* 
tran las semillas ; la C. vesicaria Arrab. (Ibira pitanga del 
Brasil) y la.C excelsa Pwpp. (Abey hembra de Cuba) son 
americano^; la C. Tara Jt. et Pav. ined: (Tarü de Chile) con 
frutos que sirven para teñir, crece en Chile; la C. Cacalaco H. 
B^ et Kunth (Cacalico de Méjico) también es propia de Amé- 
rica. La Poincidna pulcherrima L. (Guacamaya de Cuba, 
Yirundera del Perú), originaria de la India é introducida en 
Amárica, además de las hojas purgantes y de la raiz tónica, 
recomendada ícontra las tenctanasy ofrece en las flores un eme- 
nagc^o que las negras usan en infusión para abortar , adminis- 
trándose también. el cooimiento^ contra las ulceraoionasidel puU 
DAon y otras enfermedades > mientras^ qué las legumbres^ emn 
plean para curtid los eneros y para hacer tinta, é rgnalmenta. 
paratenir de araartHo con alumbre y de negro c(m salts de 
mermi \st P. ínsígnis H.Bj eé ATtmÉ* (Brasil de. Nuevas 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁmCA. 3}7 

mtñ %. (Campeche) que se cultivaba la^ Anullas /dá pí Bi\lq 
campeche empleado para teñir de azuf, morada y Degro,^ $ir- 
víeimó también para preparar ¿olores ufados en la pinlura, y^ 
ana tínta roja, además/ ae> hacerse alguno» muebles coj^. esta; 
ippi^depa V y. tanto las hojas como , la& semillas sirvfla 4^ coo^íf! 
menta, é igualmente puede aprovecharse la^ Goma dd caimk^ . 
che. La mrhinsmia acuhala £. (Cáscala Virundewi del ror^. 
rú',. Espinille de España en Cumané y Cuba) ^ on^intrio^ 
i» América meridional y tiene |as flores^ hojas y- conte^ ,rer^. 
putadas de tónicas y febrífuga > usándose en infusión 4 eníj|^ 
{K)r ios habitantes de las Antillas, además de ser útil porcia 
madera y goma que produce. La Ceratonia Silíqm i., (Al- 
garrobo común, Garrofero)^ cuyas legumbres llenas de pii^p^. 
dulce oomen las caballerías y suelen servir de alimento á los 
pobreS', es árbol de Oriente y común en el »edÍ4uUa d^ Eufopa 
eoiir madera dura, hojas y^^corteza curtientes ^^^^ además tie^ 
ne las semillas apropiadas para suplir después de tostacibas ^ 
(¡afé. El Tamariihius indica L. (Tamarindo de la India) y el 
T. oecidentalis Címf^tn, (Tamarindo de América) tienen la3 se- 
millas rodeadas de usa pulpa agridulce, que es purgan!^ en^ 
grande dosis , usándose las legumbres confitadas oomós^menU) 
de viaje por los árabes, y además sirven los tamárjadoapari 
ttóir de negro, y de la madera se hace uso en la; India; «parifi^ 
construir. Él género Cassia comprende unas cuantas especie^ 
con hojas usadas como purgantes bajo el nombre; de SjW),síe»- 
4a otras muchas diversamente útiles, y entre ellas se cuentan 
la €, limceolüia Forskíj la C.^cuti folia Mdil^y la C¿ obo^ 
imta Colíad. y IdíC.obtusaUi Bayn. , que son africanas; el. 
Sen de Alejantóa proviene de la C. acutí folia DeliL con al*' 
guuas hojas del Solenostemma Argd ffáyn. , las cuales abui;>^ 
dan en el Sen de Palta, que adem᧠de las hojas de esta planta 
asclepiadea, contiene las de la C. abovata ColUid.; coiptitu-t\ 
yendo esta última con la €. kmceolata Forsk.tí: Sen de TrK 
éoli , mientras que el de Alepo, conKi también el de E^aná,^^ 
«alia y el de Senegambia , proceden déla C. Qbavata Colla¿(^ 
(Guanima en iCuba) y de la C. obtusata Bayn. y creyéfwloise 
tambieu que proviene de la C. ¿««<»í^í« F4>rsA^ el^eo % 
•Moka; la C. ligustrínúides SchranL de la Arabia con, iojjas, 
igualmente purgantes que se hallan entre las demás de .\im vo¿r- 
^ciual; la C. maryl(m¿ipa L.^ cuyas hojas son usa(|^ coioop^ 
$en en los Estados-Üpiéos ; hC.cathartíca iíarií. íSeBe^^4ó¡ 
campo ^n el Brasil), la C. rugosa Dm. (Boi gordoráelpi^^^í)," 



Digitized by 



Google 



318 ' <»msa. , 

la C. spliñdida. V^iel, U C. Imm^Pa Witt^v^ kiC ^Jfmgvdy 
fka Mart. y otras o^l Brasíl^ld C. Chammmta Z., y la C 
emarginata L. de las Aniülaé, asi. como ouras^difereote^, w^ 
yas hojas son igualiaénie purgaales; |a C, Ab$HS /«.» q.ue jes 
una yerba de Egipto con semillas amarg^t^ y rft^cíIa^osasi 
usándolas los. árabes en polvo, el cual mesclado con az^^ 
echan en los ojos inflamados; Ía C. alata ¿^ (Guacamaya fran-r 
ca de Cuba, Sonting, Acapuláo deFiiipinas)^ Q<ii]|jcuyas. flores 
y demás partes se Ime cierio imguento. que vÁm ooñtra loj^ 
herpes en América y en las Filipinas; la C. auricVrlatOi Z. de 
la ¿día y donde sé tienea las^ semillas.por atenuantjQSj^ r<efrlga* 
rantes^ empleándose además et poliPode ellas. eo.d;'U*atamjeni# 
de las oftalmías r la C. brasiliana. Lam*f cuyas legamb^a^ 
pufgarítes se conocen con d nombre de Casia (leí Brasil; la d 
Fístula L. (Cañaíístolo, Quaubayohuachtli H de Hern, ) qu« 
dá la CañaQstolá ea iá India y en América ^ sieiHio una l^^inv- 
bre con pulpa purgante, que puede^nCtarse anles de la conh- 

Beta madurez; la C. fístuhides Collad. que dá la Casia d^ 
éjico; la C. javanica L. que produce la Casia de ían; la 
C. glauca Lam. , cuya raiz y corteza se usa en la India como 
diurética, administrándose también las hojas machacadas con 
leche y azúcar eonthi la gonorrea; la C. hirsuta L. (Yerba 
hedionda, Platanillo de Cuba) cod la r^iz reputada de vermír- 
fug» en Senegambia y usada como febrífuga en el Brasil, é 
igualmente como diurética^ administrándose en la curación de 
la hidropesía y otras enfermedades , además de usarse las .ho- 
jas en cataplasmas que se apocan en Senegambia al vientre de 
los niños, leniéndojas también por vulnerarias , á la ve^ que se 
comen allí las mismas hojas cocidas; la C* occi/ientalís L. 
(Yerba hedionda, Platanillo de Cuba, Pajomarioba del Brasil, 
Durmiente , Martinica), que es americana con hojas purgantes, 
y oujfa raiz se tiene por co^ptraveneoo asi como toda la planta 
por áotihistérica, diurética y resolutiva, además, de asarlas 
üegro^á. manera de Café la infusión délas semillad; ja C* sith 
beriam DC. con raiz usada como purgante en Seneg^bia;!^ 
C. Sophera L^p que es de la India y de Egip4o^ donde se usa 
el jugo de las h<)jas mezclado con el de iimoa cont?a los her- 
pes , y se comen las mismas hojas cobidas, además dé servir 
las legumbres en la islade Francia paira teñir de negro, y 
también se utiliza el muetlago de las semillas pana e^c^J^ bi 
porcelana; la C. TafdraL. de la India, donde se apli0ao las 
hojas molidas á las picaduras de las^«l)ejas,*a$í cómo d^las se- 
millas puhepídas cdi azafiran. hacen allí' da taplasmas^j i,que;«aan 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁIflCA. 319 

\m^ curar \m úk«pas ypiísáulas > empleaiidQ tas mismas semi- 
llas as&ÍDgeiHes e4in.ei Añil para tefiir; h£. mnenifera Mey^ 
(Píami deju Guayaoa) que ^rve para embriagar los peces en 
la Guayana, usándose la rai^ al efecto; la €. Tora L. (Guoni- 
ma de Cuba, AlcaparriUa, Orozuz éá Perú) originaria de la 
India , donde emplean el jugo de las hojas para curar las frac* 
iurafi-de los huesos de las gallinas i comieDdo además las mis- 
ma3,hi0}as jcocidos^ en leehe.de Coco ; U^', *Alcaparrillo B^ 
B.et ¿^niAl(Alcaparríllodel-P^rú) que se halla igualmenie 
en lai)Qdia y *e(Q América; la C. tomeAiosa Lam. (Alcaparro 
de Niteva-Granada, Mafiiniea)-de la América meridional y 
basUnie'Cf^Docidfliien el mediodía de España; la C. fálcala L. 
(Fedí^oaodel Brasil ) y la C. sericéa Swarii. (Fed^ozo, ]MhH 
tapaato ,. Tarei*oqui.del Brasil) qoe loa brasileños aprecian, em- 
pleando las bojos contra los herpes y como purgantes , é igual- 
mente para curar la. inflamaeton del aoo ^ así cnmo el oocknieri^ 
to de la TÚt eontra los iñiartos del hígado y la hidropes^ e» 
calidad de diivético, mientras qae las semiUaa tostadas pueden 
servir para sttsiituir al Gafé; la €. medica VelL (Mamangá, 
LaVapratosi^ Fed^oío dol Brasil) <3on las hojas refrigerantes. y 
vtilnerarias ^ usándose taiikbien su . copimiento como purgante 
. por los briásileños; la C. Tarmlo^n H, B* et Kunth ( TaFantan 
de Gumáná), la €. veiíést^íaH.B. e^ Kunth (Bruca de Mar-* 
gariífitenCvímsífÁ^ Adí£..elltptíaa H. B. et Kunth (BRuea* 
macfao deCumaná) que tambí^ soa americanas. La AfteUa 
a/tióafka Smithikm loB semillas comestibles* Ldí Schetia 
speciosd Jaoq. (Guayaeo de África) presta utilidad á lo$ lio-, 
t^toteá, que-comen ks legumbres. lACopaifera officinalii L. 
(Gopái^vadelLBÉrasil, Tacaiína^ y otras «sp&n 

aíks afines i^f^isoma la C> igüimensis' Desf. ^ la C nñid» 
Marf^, let'S. Mortíi Ham., la. C. Langsdorñi Desf. , la C. 
c0í'iaem:Mürt. yhí€. Éeffriekii Mari, y la C . hyínem(Bfálta 
Moric. (Quíebri-hacha, Qaebraobo^ Gaqtiirau de Cuba) , to^ 
d{P americanas^' dan el Bálsamo^ di^Gopaiva, y suministran 
madera úiW. Lñ'Cywm^ra cauli flora L. ^s de la India con la 
raiz purgioit^^ y! además de ufarse el aceita, del fruto para curar 
hm enfénsieflades de la piel., fsirve para la: comida en Amboina; 
iH €)^ cubensú BicL (feico deigailo en-Guba ) es. propia de ks 
Anlülafi^ ^iSWxm^^l^ colorado, Tinda^ 

k) de FilípinGH^l es originario de la Ouayana y.^H por la ma^ 
deara; la:£. decafulra ifiUaii^o (Ipil 4e Filif»nas) taiiiiíén dá 
bueéa tnadera^n M FUipifias. ^1 Ttachjlebíun^ marivanítm 
Bttjfn..á)b\ Brasil es uno^ dé los árboles que dan id- Gdpsíl. li 



Digitized by 



Google 



82Ó ^xrastfi ^ » 

Hfmencea Cowiarii L. (Curbarll, Algarroho ^dél Orinoco, 
Jelai, Jatobá , Jetaiba del Brasil) y otras especies afines cua- 
les son la H. stilbocarpa Hayn. , la H. maHiana Hatfn-. y la 
H. olfersiana Hayn. , la H. Hi^onocarpa Mari, y la ^. 
séllmiana Hayn. dan en América abundante Copal» cotno 
también el Anime segnn algunos, que confunden ambas cosas 
por ser éste Copal el i^imede los ingleses, y la pulpa harinosa 
de las legumbres* se come, sirviendo también para hacer ^ una 
bebida fermentada que usan los negros , y en fin dan estos ár- 
boles madera lítil ; la H. floribunda H. B. et Kunth (Zapate- 
ro , Nazareno de la Gitayana) es afine á la siguiente; la H. ver- 
rucosa Gmtn. también produce eñ Madaga3(»r y la isla Sor- 
ben una especie de Copal. La SchneUa microstaehya Raddi 
(Unha de boy en el Brasil) tiene las hojas muc^íiaginosas , sien-- 
do usadas como tales por los brasileños. La Baminia tomen- 
tosa L. originaria de la India y que se halla en el Brasil es 
útil porque de los botones y flores se hace uso contra la disen- 
teria; \di B. acuminata L. del Malabar tiene las flores laxantes 
y las raices vermifngas; la B. variegata L. con corteza as- 
tringente aplicable á diferentes objetos es también de la India; 
\^ B. racemosa YahL y la B. parvi flora Yahl.^ de cuyas cor- 
tezas se hacen cuerdas ) crecen igualmente en la India; la B. 
emarginata Mili, de América y la 5. retusá Rowh. de la 
India dan una especie de goma ; la B. reticulata DC. de Se- 
negambia tiene la raiz astringente y de ella hacen uso los se^ 
gros para curar la disenteria ; la B. for fiedla Link. ( Unha de 
boy, Mororó del Brasil) con liojas emolientes es del Brasil; 
la B. radiata Vel/. (Sipodeescada, Morord-sipó del Brasil) 
también tiene hojas emolientes , usándose como.lales en el Bra- 
sil; la 5. Peg-caprm Cav. (Pié de cabra en Aeapulco) , la B. 
multinermá DC. {Uranede Caracas) , la B. stMvéblens H. B. 
et Kunth (Niormo de Ixueva-Granada ) , la B. cumanensis B. . 
B. el Kunth (Perich^rgua de Cumaná) y la Bi heteropbuUa 
Kunih (Bejuca de toronja en Cuba) son; asimismo amerMi- 
nas. £1 G'ercis Siliquastrum L. Ciclamor, Arbpl del amor, 
Árbol de Judas , Algarrobo loco ) ongiáario de Ori^te , tiene 
be semillas alimenticias y pueden comerse encurtid(» los bo- 
tones dé las flores , aunque son algo duros , sirviendo además 
las ramas tiernas para teñir de afnarHlo y la madera para mue- 
bles; el C\ eánaaensis L. (Ciclamor ó Amor del llanada') es 
apreciado en la América septentrional por echarse aUi 'las flo- 
res en las ensaladas. El Atoexylon Agdtockún^ ¿our. (Calam- 
bac de la India ) crece en Gochincbina yM el ^verdadero Leño 



Digitized by 



Google 



PE Q0«MkKICA. SSii 

citdntfi', skmtíáo\kfí)\diiikÑrUd2»fé£Í mmm, irboIíipÉni heoer 
paeíet^ú B(mitíeki(fmÍr\ffUÍQÍdeÉti^ B.'^Kmtít^AláotBe^ 
del Orinoco) parece ser ei árb<il que en América diabiJIamas^ 

piíi^'i Siieopira; Stt0o0rd:ddliorosilj.l)enQ:idi Umoáura^ff^rla 
.coletean a^bási94niey .wáiHlosi^i90(mQísudofíficl^!<H)ati^:>tóí{da^ 
lQred)relim¿üei(tt;p.ioí>UMn0ne8ld9íJ&Sa^^^ lasdecqpH-» 

cjumes^rs^liliead. Elíi^¿4^):(iWieém JU prApie^ detAavá^btiend 
ia«)li^il»lNres,^eM piihM^!nauy;i^r^able y<^br«^« ISintédmi 
rium acutí folium Afz. es de Guinea y en lasJlsgitei^Dig^QfDec^ 

lí\ Jj&hmtari^rfififímsg^y^^ ^ Uü^ ^nvi^ Ciub^ 

y«^ >Uiefieítóa l^u«ibire5;d*lce^ á^Vetíest pM^k ^únlmtáeAh^ 
bk»]¿ porilcí m^no^Jq^ oi^enilos í)esroB^;t|ii{i.c^ea»»de<^e«> 

S^o^pdoibi^ U«d^Q fifj9^ íií^ -AiM G 

La Yarenneapolystachya üC. ( Palo idul(iíe^.'íafil>y* de- Metí 
jiqó} -sé na» oóno (mddiípnai ■ eoíréílos j»€|ieáiio¥* . 7 A vt ^^-x^í 

pemst60tíe^'^eoi^Jda''aÉpal(%&le¡Mresolaa^ .v^f^tíe^adiH 

Iwreriled fll/C|tBriQȟpofoterC(UV igltel'ǜ 
mente nula, ¡nserlaiebí»lí;0^to,ocs^isifí#feíft5g^ 
ü^vacipri jfiiiiKtiúíifialií JSfiA^bffog OK^mtlnnieotó tiidefinrdo»^\ íii'$er- 
to&.ei);l¡a^ péy^si^iHtaieniiQá aiiooíitvadQS 4»nWe¡l^>e3tiííaaiéo;' 
auleira^ b^yl^S4^><parfítto3 num^i^aós iyfiMiMri<9d ^(or idn^H 
Ip4 :Hbrfeiíó(fioWído3ífi5Btf«'sí,y do» 0l >tj^ ;(tel•l'fiá^^«títai(w> 
siolpted tetlefale8^1il^s^4íiii»do9.r]^mt0 ^afiiqiií&isQiiUas ^ómrr 
^mé\\m\i^(»ít^Aniím^raídem(> i&rc^d^ canpiltoii dercjíb^s!* 

4/caTO()sofli^X^b^l'>Birbus*fís óí)áftole». (tePíl^^s, íííHera^sp 
Q9tóptílftdasr^!^uiiplQ$^)ó^m9todata§v Vlo^ vap|aqsi^ .d^pi|«^ 
t*lo5^>irtUc)iás deltíHosleo*ala[l^^pprMSUííljewE6^$iifalíUí r-; t >==!:A 

íraí^Sdelíjbeiiritfepml bpr«»iioí»epd!fti^ i^-afttígua 

Comprende cerca de un noillar dé especies repartidas ípoij 
Dcifítiidolte'ím^te^tób!^ ;' vsArrí 

laftersí íó iwáílwaaaví)'<llffoi?Díie(^ bfteife^lt^ d4Wc|io^ ^^mtr^ 
i^ide dosUíDwí^^váww^védfiáifeMJtf^ 

■ Digitizedby VjOOQIC 



3» /^locm»*:!! 

ooaím estipitk <lei (mríid f^ck^taiioabo i áálokéHáff» M^úú^y 

ribs/p<maboftb^l i&aís vébQ9^eff:yuMronde^)dos^ó tn^^^^ esti^i 

diqponMl ^€8iiíMá8{8Us^iettdi(fe$!de'Ufií(M^doiiQÍfo 

las^Mih«ti ai&0mÍáQiiis«l¿:tafs:b>djd^'yiíéi$^ 

Tribu til. Espirbúimí'J^'* Gal^pltloá ifiu^h09.yí66pa9^$ d»|! 
eáiitoi libreíi éi)Mt4 ^ 4yQr8k¥éée»v.»)^\^nriifos^^^^ al 

réfedordel'^te^kkd) de >la fl(jr^ úMunm^fó^ núbmiide^ita*': 

á tres sin al4ldi;!^aHHitnen'tt«d«i;>bo()^^ 

Tribu lY. Nmrwitms.^^^'QkM^^ 
adherenle al QYari()t.^(^j9r(%^peüt^p,é4j|l^> ^^ número 

de diez. Carpilíbs' en Igual número i reunía os en una caja de- 

m«iii(iiaá'rifat^^p)«AÍfi(l^>ó.bi^ .^Iihí hhmíi; 

vadioinild )e6ii9teiofll¡y^^^frecfií^dóib^ 

temte 15011 tes iéhkitos; ^wláimtí ^^^é\M\m'\^miid Wnñm 

iSíJMúo^^íiJtfiík ^lelio^iogs^mtaá^'teif (lidÉi^ 

éet^iálferv^fe ¡itólíws'eii<feHpioe ifelofculMí?/<SÉi^a^ 
i«digÉi(éo^;iWfldí^6f9r>f^ y<imer^6s e»«lf re^' 

ó6p«á<^,^Íifllai^M^ día^«^llel^te;''estítoi$^4il»rd-«^ 

Aquenios unidtllliytofev!libfe39'js66¿éfí¿oata^hdok Séfiillcis$otf^ 
Wiis9 éteMbSi^6^i^t^l^Íí^í«;f^Hálborií3ñr^ 
«dlHiMdnél f^{tb»it^¥Wbibv '«latk'V^iri'blfdtíyéd'^ito^ 
comunmente compuestas y estipulas laterales, pegadas obittog 

TVtfttt VL Sanguüorbea^.^'*9\ú^4disá^0knítiák^^^ 
iáMá(Ae§&.^m[íÁ Vfi^miiaqisaiih coivIisttiíMArtdS^l^dt^ii la 
<í9tr9ir«t($)» f ^€Qbb ^tüeerlíMlo' 6»^H^ibe;^íibaiflysffie¿té>^«#*J 
ii«^«4^ikM9tiarpllto^f«d|UtMf(hí^ tAr«i-t 

iV .TI .T 

Digitized by VjOOQIC 



plátiAíJ mhéiáfí^é Ikmkhrés cilkítiós*, al- 

fÉllüsr^friá:^DltíÉfl0taleI!{J^ fiarpillciá entioríi.iKíñf^rúj 

^»:«ptíi¿ib^lal^rHliy esUgriiaPcábé^ni^ aipificelackié ÍMi|^ 
éi. ^iiw^ MMvalaéois ^' wms ^ «ütMdceMie^i SomiHab d»- 
retha^\b^ inVei*sdB<-^¥«rba»^ matas €i(m| boj«s ttomucimimk 
'Mnpiie9áS'rftoii»^IMqiiíé6aái /'^^ ". >'. "^ ■' ' ■' ^n '>.>. 

~ rrf% yiL\Bo$eas. iMt^on él uAb éitréchadaeo diá|ri>> 
«¿v el liipbo tfoinquepariidoi iy tos' 15b«lbs oáfci espiiralüíiiilte 
«npíkarradosaiilaestíviaoiont pmadaiMnte ekri^ú^ tók'fft^ 
«iuaicia. «G^oiá paniapétahi. Eslalnbrbs é» iritnisilo iiidefiíiidoL 
€ar(iilWiliUH«»*0Bqs , iiftseKp» é áüduai^s éu el cubó» del céHn^ 
si imiBtíáy9ído\; eolitos lateral€»v<dilieiites^l*tpaTé9>de-ki e^irc^ 
<;ha abertura del tuj^o^i^licifiOy' Ubres 6 Uiiidosi. Jtféu^íos iiiiio^ . 

4AfiasV^ii}ver8a9; albuirtefi nato; ^embii^ ip^ctir; <^tíleíÍoM& 
f>lanitDsi>^rbaslo8 )6 arboliti» ooH hoja» frecnefilemente i^ 
4)ariH'pmattes , h^u^slas aserradas ^ esj^as pégailaj^iá l^s:^ 
iciolos;/ ' -^ =/.;u. (•■ : . ... .--• ' ■)l; ,oí*í;' , 

; IViiif f///«i Pwk¿ems. dkh «ob el tubo )[$ailipMi4#^^ 
aovzádo^ ^danlosá^^la áiádui^V adberefiie^á lés^éarpillo^ i^¿- 
«érradosen él y i^xm limbo <^iiiquel«boii Ctírolá! j)et)tapétát^ 
^sertái €|Q la '^a^ntai déi, oálir> ¿sSddtei; {tf^éBtiváfáoii^bih^irH^ 
oíal. Disco fi»otteQ(;e^etite i^m^notíaíé Of(M^fa^i>|mr Iii>>qo^ 
oÚBierd deicí^o<7iuottd¿blar^y Dcü oircfs iMU^v^tftos 'Sim- 
{des ó uiyidM; Pmmr> compíiesto< diAi<^Jtei «bayado 9^^ le W^ 
1io&cartÜa^hosqs6fcuesos<>s» bitdttM ó ittdehiécétio^ ^m^ 
Uaa coiMaip6niíe (inM^as óen ndmer^ 'de d)^V 'deiiiir^ idé oMb 
^rpiáo, MAtacftas en ks méiidirHtfii^tdirei^s^^^o^ 
mis eartil^dosa 6 ihttesoBa.-^Avbiistos A:4tMe$ iipib«i))s>r6 
iflérméí cdb^áojas>sJi^ea^\rátki& veces ffitídfdasv^^típiftoflw^ 
üoí^ faaMiKtóa»^ corimbosas 6 umbéfeidas. r ^J *l , \>/!Íj 
n Pá0fiBDijitDEB>>ir) vsdSi Las rmoes; ¿oilii^ty tojia^^ 
rósát»á»ifiOH> geAerajnfieqte^^^ 

4^ iaJgimás .o(ÍRaó'aMifél>r¡te$ f "Wtmílííip^yA^ 1k»iiifos^^faw- 
«llas¡)se léomen;, y le^iiefecttí pehá^ceitf^'ie^it^faíftiKá ;to iMk^ 
.|ttrú^ de^tae^ (rulas «airt^l^s^ÉaaSfísUttíaéasi^^ éft'ott^ 

^Aás bastéate aaúoitf para qtii de e|las«iíi<dbteiiigaflitoéiies 6$^ 
^rituo^osí^ Us* althéttdriis y Wliojbs , é i^oataJeiiliei la^^cdMetíit 
^e dr^jEQis^ aatit^dMdady «OiOfilSy^fií éoidoi Ofdnh|dpi«o»3 ^mD» 
iiaTd6tidas:|M)«i lesia éa2éti^; /ailti<|)MHQ%iM|ibeái&^^s^tediá el áol- 
^k^muy diItíídb})íitambied4asIstMiUaydeia^uáas^i^ 
itnfid|ás4íéift» J6[(carné4«l tfrot 
oriimifiMp iiei^ráibafeUM^ 

oTgitized by VjOOQIC 



Gmifmf Goajavá> Oajiíf ú<tel Bra6ÍI)<e8^aariboJiUQiffei^,Antji^ 
propagada «ea^'lii» part^ sólidas de Amérm.y .di^Áívksí¡fúfit¿>^ 
mrlQiiimhúSi yias BMuUas^eomeatjUfib^^ie&do adcmsj usadas 
U^fm^f.^ort^ ,}í hojas coioo astringeatess e\,€n díinticus 
Smeathm. y el (7; luteus Sab. deSúerra'Wvmsaivtgi^me^ 
amados f»t ktttilídad dQ losfrMüs. Ju Moqmliagrandi- 
fior^Hut^h (Ottitüba del Brasil) ¡produce, fritos que cooiés 
losiibrasMeños;.!» ií, «onatH^t^^t^ ííarLcon semilles olépsas 
tatiibiraes del BraáI. lAuCwipia.yufnnensisAubh jde Ja 
Guyana dá!anaceite.bue»« para coraci^» qvá^ejAvm délas 
^em\l^'l^ Acioá g^yam»sijScAuéL (CoUpi ^eJa Gúayaoá) 
tambiea íes ¿lil por sus semillas oleosas que se comen en la 
Guayaua. El Parimrwm^negalense Perrok (Keou del Se*- 
Begiál)yel Pi^^oeUum.Sabin. áe Sienta Leooa.vción/fruios 
que eomenJosiiegifosf Uénea semillas oleosas ^füe/seenrañciaii 
muy prODlo!; el i^, oumpestretAubl. y ¡el P. mpntanum^u^^ . 
afmbos de la Guayana/oán semillas agradables al paladar.; La 
lÁcmimncana ÁubU con {rutos comestible^. taibl)«ei>^es de l;i 
GuayAtui; iai,. Turivm.Cham. siiSMeeht\lm'\m2iyi Caira- 
Mífíma.del Bi^asil) produce >>$efi¡iilla&,olQOsas qUe.:utUizan los 
íifíasilen¿s^X* i*rtní5e/>io.:^tó^^ propia de NepaUa v es 

fnotaUe^ por él abundante aceite que dan .las semitlds. \ 
f] ^Aniy9ÍiJikk9 €^mnmms L. (jVkaeDdrOi Almendrero.,. y 
A\\(m>^ amai'go), ofigiDario de; África y comnnmeate cultiva^ 
do, presenta/dog vad^ade^ notables , según que Is^ ^mendr^s 
^n duloes é Imoargbs^i.nsándose di*éiceité.de las.primeras^^.y 
^^ddoí venenosas .la$i8egbadjaSí5iel«A>í:mi«ai Z. ,de Twtaria tie- 
ne lasbojas purgarles, y;^ áoeite de las almendras, bastante 
omslrgn.r se usa euU^hrlAPt^rficBvulgupts MilL^Pétmo^ 
í^iérsigo. Prisco, Alberebiga^ Melocotonero^ Puraznó,. Abridor, 
JPavia:)9^iginarjo\<ie Persja 4 acaso deiaiChina¿ se cuenta en- 
;lbrei^Yruíale$«f^ estimados; del Europa y ofrece mucl^ vk- 
riedadeS'díaüiigiiidas^on Aos nombresiy^nlgares indicados y aires 
dí)»«rsQs; H^P.Iem^RC. (JBeladillo^: Vi5leto.).;esiOtro de tos 
. Irn^al^S) epr^Mo^ ^-Eiropa. La Akmmaeanmlgárü Lam» 
{Albark<Nquet!Ow Damasco) > origiqaiiodp Armenia ^.pre^nta jI- 
tf^imñví^kMj^ agihidable; Ja A^/bnigant 

•íKafiO' Ítfffi4íqtfe áendlIa/enieLEtelnnado itieáe lasísemiltesiba^ 
4smte dj^bs^^^y^de ellaftsesa^; el Aceite «de marmota. El /ímt- 

(Mes,.mii6 iMnanosesquiátas^ esi>fr«]d^ séjjensiljtonte^ 



Digitized by 



Google 



DE ÉévABncA. 835 

con frutos cí)infestíWc8;í irií P. ^^mStoíiííi (flwte^íisM^ 

«espéixtáiwd á Jaüíez eo Europa)}^ AnMioa >; lóeiMi bis'^t^^ 
gantes y. deisttsraeefbos^tos se l»cíá;1ai Aoacb!>éel*|>sÍ3V^^O 
inspiBada^c^&de^ern^lealb eoiiHVtd^ , ^sátid^' 

Bde«Ü8 ia qOrtezá coiioiébrffugá y para témnde tpoi^ío dha^ 
Gófttintíi^ é igndmóñeipara omiiry mmutra^ (jué la6>hojfls| sU-^ 
pfen 4 'fé £n akoná paires ctetiibKéle'BuDOpa/ifiel'J^l'é^dé^ 
oit^'á ly^i. de CMalN^ifitiei^ la c<r<ekaffebrtfaga<ed altofP8fdá;> 

.segáií:dic»j£l gimeoó é'eftiáti«^eoiDprf ide'aigmQS ^ter^^ddMi» 
«SfMoiebi^.y tntre eBaá dC óapH>ttianm íBIQí {dniíeKdo^e^ííh} 
G4nia*^§¿?rafal ), dC.\fulimat>€. (Cepezo ¿omún , Cni^tóó^ 
mcjlai^^iel' (7. ioMbráaihii DC. ( ÉkwH)f;diicazBay Cer^íio gaí^a¿^ 

. fsd^.CéresQ de ia piedra^ (Cerezo de ceperas: oosiálefas iid&'bó*' 
ra¿ófi:dé cabriV)) y el é^* ««víwíw ifeficA. (Cerezo deavesv-GieíJ 
risa» deg^o^ Cerezo de, monte) y cuyas riñmenasas vat^iedadeasdMf 
tetero meQpsraprectablesfedmofüuiales enEut ofia:; ^sr^enkr Ids 
fruiKisdje algu^s jjbra-hícév^ bebidas espirituosas ) actualmente 
euMli Gonfótoion (klie#fi8s^;eaiplíean las afrnendraé ^ apreeiáii^ 

, doáe también iaifiadilrai^del oeíx»a.parbimiieUes;.el.¿^. Mah^ 
hi'MiU. i^Gér^ií^M MirttOQW )>>esjf£»Atádeo en' Europa eoniéfl<9i 
que je'4if& domo súdtfriieo^ y frutos tenídosipíor lHoiitri[^tiéo!P» 
siendo fa^ ffo^a>y'fas ajm^idf^sde utiHAad en pét-fumériav ade^ 
més^de/^éi^vir 1e$: featn^sfbifa^fiegirkde^réjn y aromatizar los licó^ 
r^v;miei^traÍB»^^lla in8í(le;*a^e^ bitena )íiara/tori)iár; éV G'i'^í^ú-^ 
dus.DC.,{(lesm(há^(Xi Aiíbohfte.SMta LiKia v Cfereao de raci- 
mo )^;if^ahntíñilef europea óon^Yéakos adargos Toauseoséé / éé 
te cilalis^áe baiHiiéaSUecia u\ja beUda-espiíntuma'^^asi éomo en 
Sltjza sirves para extriad^altobdlip^yianiMén.con bWná madeM 
p#a tovtear, ^kacle^ ddaínis 4a qofieza jóvenibastante^mátt^ 

*yí(iere ooh^.oJi<Hr,de\ahnehdt*^siimar^a^ por: el áoido eianhidñcó 
contenido en ella, del que se apodera el agcea niédiabté la desti- 
Im^ ; ési «Kimp ^aitOQtfteaa envejecida es tan solo^ amaina |i^ as- 
JtHni^é 9 «lieakrftsl. que bfeiiójasytlbres se:tienen;por anUe^ 
Dasmédicds; el!!Í7v ¿^^Dm^^ ( Labw* Real ;^ l;atiró 

Reali^ Ijort);))^(trdnsporladk> d&l!á^;Jnenor á' Eéi*opa y ¡no^le 
pbr la eailtid^de. idi^^ciaoUdHco) ícoírteiHldo en las lidjBS>; ét 

0€. , { Cferezoí de iMftevatrEspiañai Cflpolí , .fí^ulí yGaj^Bif •de 
Méjico), cultiirado poirJoiiin^cados'obn>íiiiitoSiex¿itant^$!;t'^^^ 
tez>]fdbfr%a >íy raizil^ada patai odrak* Ja cKs^t^m ; el 67ii'Wndtí^ 
lñA0í\J^er i <^ Ñapaba: , détñoso á^ las «abrasf; «et'é?; >oc€ym}ftilii 

Digitized by VjOOQIC 



£(H^;,(Qli8t«i|i«4#'€iftk)^i^K»ii1ffiito^ qu^ioomfeii to&aiikttM^' 
^Ijmyíltfk^^ '' ' '^ > '^ *>* 

Europi^^íea^ la vais'dináf^ y ansteitiv'hsAténAose: ifS9diii8Nnlí<- 

I^Vpii«dM^ ]^im9riá);'tiainMeD ení-apeé , con Mol* de ahAeadh» 

Cobr^iga^ sifínSd addnis 'empieadbs la6> hojias eft Iríaoicíai papa 
QUtnir y teotr de tKttm , míéatras tiüe las flores son siMlofUra»; 
lfl^;& /fíípe»éítítoi^íSaxifi^ roja, FHipéndola) , igaahaé&Bie 
iiid]g0p», «9 átítpoinaiis t«bérccdos radkiaJeB, antófgos y arb- 
m^tíc^o^, -qué pueden comerde:, y>¥»eiad&;aron centra la rabia, 
^4^fc de^ tenerse.pon dinrétioos^ itiientras qijwr toda ia plaola 
f§'S^taríi%eÉile.;:i»£« Iafii^f9$a.£. de^te América se{]^iftri0M* 
e^pasítnímé ash^ogento; la aS^'. opMfdiñ ía (Siete cdPteeáiH 
t^mtMen.dei )a Améraca'^ptenlrfaMiail', trene laá rafniltes apHca^ 
blf^ji^&te itoloperiit dando un color farfaariHOí La Gilleniá ^-^ 
p^htcm Nf^th y te <?; MfeÜnta Mtmék ( IJ)ecai?uaha dé Vi**- 

S' ia),| aflmná dri norte éé América ^ son n\H estimadas^por^tener 
raicé&'tfmlHkiasy pftf^ftntes. La Sé^geneekioríibBrt^'M^' et 
iRatí.^flitayb'«obradov!€kiayo eolbrad^ dé Chile] y la K.'lath* 
cei^am R. etPtm. , :aniba9áe' Oúle v ii«tten la^hejas^^ifu^ 
y. teeito waidera para ítíí«strttirf la K. glutínom tí. S: ét 
líí^^ll^atBnmnfiai Lope debf^] miso no mñemé^ la am^ 
W'Hxr^lAQuükgwsj^onáiiá Molim (QoMtei de»Ghite)íy^» 
0^ »imi^aií*f!i»oáril)lí7. (Quilbí de C^^ «ortefa» pf^' 

^feesíyaoeeft'^afl sirven después de piilveífieaéas porlosichikit 
90&^íthi<lavehfeB Vez d^ Jábon;tla 0¿ l^rnsftV^mséé^iMiirf : ecpiit * 
vi)te<^n'eirBiráMfé:laj}'anr.eíriore^' * ';=>"= J- . ^^'•' f''^ ''•'*•■ 'i;' '; 
: L^^'S^és^lsetopéteAcnlL: sirve efl'a^onab psntes^l «0ÍNé 
de, &iHro|»( paira rsuplírv6f!Té ; ^Aéúéó einpleaéas)te.héfa9^»BI 
GfimA t(ftfai¡Mtáii!dL^Ganoflláta criicÍBat , Sstaanlaiida de lárawj 
1^4rba do^Sap^Betiito ) es^piant^indigeto coHfrolK^ tncktiMilaiiimA 
t^ a^in¿6«ieíy esfii(i(daiite>; íel #; mo^í. (Cáfibfllata acnán 
líi^]tv tstínbíted indigeinív tiénd^ krak'iamargá^^ as^ie^ent^ síá 
abottíá ajgun^^ f^ iíF. ,79tmtóntii»'£^^tC^^fil^ta<momaii¿) ^ (^ 
«e* haU«f0nrh)stnifltaii:éSielev»dos>der<Ei^ tiene flsímísnMÍ'>tá 
raíknlónidal'y rastrilláoste', iiabiéndofiíe^ hsidoi eomo: 4bllrírap; 
tiAemáá^tesser^íf^paraítiaMr'de castáfSd, niMtrás ifacia<plaWA 

Di^itized by VjOOQIC 



-wáííMkiimiÁs^ká'iiM fiinmu^ñs jDw^^cujw, fistol, ;^\mi|Bita 

contracta disenteria; ei R. villosus Ait. tZarzamo^u>^(lteca')> 
iqOH'^^^llli Qd ^qi(iQ|^^pM9i0uI>r«9en^«» ^\AM4i^ «et>ten- 

.<Mii^£^Zíue^i4«'iiri^^^ ^pjá0i^Ae]^tiypQé4(iiil;iS*^/^ 

i^Pefé/ s0l)£d^)ed/)fi9li9Msf)fM9»S(j^(ik>i^ 

wrve M^a. teñir de color es^^irlata ; ]h^'A^miíf^^Ámi^ 

Digitized by VjOOQIC 



B8I -'Hfoiliíid'y 

^ioo^^ Su«Í({íiaM¿UeMaí'de^Mé|io¿i^ y^tí^Pj multmwi¡[Mi{9m»> 
tdq,'M^O0^/Siiek&cbBmjerda^ de^Mi^o)^^ ;r8rtosé á$4aiMei^ 
^ :«i4yét)¿lis» y is¿ «^ eomo m«di^ÍDi^tod «íiiiri fe^^ La 

4É0r EapáUrio de loB^ie^) es fÉMib:«»miiií(^iEMir<qia^^^ 

«aiiabirir iüéd de fimarillo teilaiiiá eoo ÍM9iinit)<»^ lía JÍr^oémio^ 

it')> (ia Álckimilla t»/^om./»i^t^Piéíd04«cnii)^ la) ili^dfjr^^fiñía 
iStof?/;^ ta il. «t¿/H^j&.; t<^s<iri!yiitoy<a»itdg^artri 

Í>liB^.8^iDda utí'^kiéoíd^ Bl JTd^i^Wryáaripti^ 

f)jP4t^:^(Y0i4ia de ta'pé^ FierÉ) s^ asa^portas 

4»htianp^ eb e6K)limci]íUi órkB^áiott^eoDtrdilai aimoivakais^ ^Mflrife 
adüm&dvóoíinéi^ible la'éB(^sa^i^r«ie^iíe4ei$^früÍasf)(frié«bte va^ial 

^\A^ OuíAtíar detP€i*6>5r )a>JP/>ní^^^ ft^^iSt^^í i^«* lf|9^ 
^dti^^idUAV'Sei ^er^áy tién^^d ¿Vdéra dar^y^pF^ott^^pam 

^«$píiír% l^|¡ial La i4^/?'^).$¿l^t>(M^^^^ 

^ ^ aiiA¿ifittti4#, 

íai9tteiaÉiD«ii 

fieaf,iB€Í»lia(Át 
rjUa)áí\€í|^ 



Digitized by 



Google 



BE MtMiGA. 339 

iámm4^Qiñm9é^ikd^l^^^ pkra haoiv ün 

-áÑlíté^drtoC'^t>sá»^^^^^ Sirfb v^eoá pétatds 

<W^diuipsii»/^Éetidai^AH^ hfR)r4íenti folia 

£li(flbd$tA4e <^ienlio|ae^dB»8iil.rMi»np)v qiiizA ^ÜóiBdéntóileOrfMi- 

!diilM4f094iM'c^piUo^^'á^ jr diiiré(krií;1ai^.^^aA'- 

.tíéii^lkiñ. móseñakii]Uilí^ilb^9\AhU^^ ariplarn de 

iMWljEH^^i^M^ j^ UkVnaldli^l^^aela 

nm0ttWp€Mllatar(bJi^^>m tJfaa 

teé^talo^tt^ |Nit^btesv>kdc«iM(>djfe iíiarselosfpríin^obieomo 
)Wnrifu]^, iiteiidq ciqos 7 íatr&sastjrídgfinlesidKspue^'dt^lsedOt, 
mJCMt^ cttiéjtisi ¿ortéjNi wJa^raíft\s6 h»iáeooá»iiaiKtó cwiréí^ 
«t«Í^^Vy^losíeálice$oB[lnr^d(ft de 69tót«o^<)9^iUao6<««B( cctí^ 

/^w,f«ái ¿btim) d4tiii))b9h0iiípo9S0d|aÍMÍjíii^ 

dépr4^)|i)«|altteiEdffit'4iism ^^^ aMtuisSseídsw hof ; >Ía jRi}<(^'- 

i^¿r^£r<del^Al'i(ttfa»A|lfld0'^^ 
Htéiés ^'f)dr 4ifiMÍ0t<»at0:IO8xUiees>¿tn^od)un^ 
<^ubi^mmiij'ti^ t»e,ámé% ^í^7ím^Emo\^^iil^ |j^t América, 

eo«fMar(jiídieadif9 piraintólvir at^';íilá:ifti'#^«fHíma*'£. 
JHi«B[l»i»iMiM|0)>(fcn^Btard ho}é8Yqu«»4Qsfnl€6id6*deoii540^ 

eOtofe'de eiifflcífsaí^^ Ssaíésan imwíiTé, nfieiiirasf mellas 4^«s 

^iik iOuUtWd& €«ir^¿aéstro9^)BMlmes^ lk>Mwdicñff)t (Resal ki«- 
lÉinteiviiHoaattác^^QgabM^m'^; .oU|^hiiría^de'iMídíiim«\)' vu^n 

Bi^VeiÜcb^á jaboé yJeidtlvaéi ettda^ti»os(jaMHo0$yte«e^^i^hi. 

''o¿V^fifi)iiBb'íffli^udl0y>'Mafj€JtHo;>^^ '^ l¿dft Btmi^pá^;^ 

i uürfbfmiíllo^ (fm-^Aén «"bmensé; y%iMi»ti»iéfel%KíU)ne9^d^tás 

Digitized by VjOOQIC 



(táMcítlIiiiiif (Aoerrt»jCpBW»yAert¿te>j^^ 
lOR^iu^Espiool obgbaifb/aiguiibs^^'PbKiíHliHÉ^aftrBM^ 

,tí(hh áritétMaiiq)leirtrí«ftl,itiénfaiiM fniMi^iieMibte^;J^i£. 
:tl3«*€toiiKkmá& elitooímitiiikir^ ía mili; j^topln» tía iHmifntiJel 

vmMWqes jardhies,.]¡t|39dri}ioilietc^^ 

.mmibfni^^ p^VbwsMi}^ GótasastrO)) esopnoi^i de ^Swtí^iy'ide 

-4(^3íii|d6a'>garg«mfpo3^í«ilÍefnáq^>^rb^ 

.d^ttos; Gl /?^tf^ >ifOftfiitiiit«<Í/. iiPéral^:ta Éi^\eiii^|i^;terio 
..^oimdo^\^aÍ^ai\DiitDeMsds láriidiikaw) wMyHh t>^toieM^ 

r'Mmt^Jítíy^MxmíáiáiB^.ffáí^^ (tairbol líiil^fKirtda ibadetv, 
A^i(^ éMmiBf 3^ liquide 64i«tittiílBi^d[i)pí:fiÉfai|^)alMr^«di- 

jiaÍ0^í^eatteft^T&.6eaá\6lliP2 fflíÉMRi^ itir«Uil4i)riri)i^. 

4<^%HtitiK^ff .. asHiiiittmtiailibitB' >)( ; siibtlMBas Ad^ntowtestl- 
.blfs^iaiiUpieífMqpeDoa^ietrP'* nlíoa/ári/// derlob Mf^áe^Aü»- 

4ilutt)s^'tf(mmitíMea9 UijPv4ft;rff»iri(¿ íff^ManfMf» 9^>il9aetiytoiiel 
j$Íliqe9iiiÉ)id6 EiiippQ^fpvedBaAartiiMMhididriH 

Digitized by VjOOQIC 



DE B«9'ÍiKfCA. S8I 

(potos 3C^a»a9i4 nieoterji||Mó]alitoyfy^ 

áidiol'^'iqtie.^ Ióilicá^y ástráigiv^ta^fiárotcmrxle varibs'ookifes 
eOB 4ii«firtei8iiséáoeia8!^iy>d€l |a/fl¿áef^ ^Ine^ftüfiÉiHBiUesoitM 
tet^'qhi\« )spmtMlisi \Áí1í.y i^Manzanó ¿de racáb^ es ) de la £lhMav 

auaadd |mbaii'd9niadiü*esi^ elijP.eoi^ fie la Amélioá 

sé^Dtfioéaliy* el^P¿ prm^i folia Wiüdu ét^Sihpsiá'iMemim 
%utO8iigQátoeBt0>{>iMí)0St¡bleív loáKldlpvibij^o ^máiAmy-lmiikt 
$«{4il)do<)des]ioeB(ikpasad()^8l i?yiiíf^;fiAbAir^^!Aastelhr^^ 
^1; Jliistaeosl ^Mi>}drBi> Gimáy^^ ^^fMaahaBoródérlaieiiaibreiic^ 
Q¿MÉ*ia8) esi de< méslros ic^líraa» *yi M ívatoá tnimvi^uíaá 4 :^iiiá sq 
pueden comer después de pasados^ sirimnidbloiBbieapariilnimh. 
ima especie (^e^idVsu^jy losrarao&seedacdifbé hojas ,Tasí bbmo 
la corteza^ tiñen de moreno^ mientras aue la niai((nEaiser.|Hf^ta 
á variog usos; el P. intermedia, EJ^h./el^ríóiinmlalis 
£AHli;(iMosteVlairé MofiÉaieaJideJioja rdcórta(la^malag€^)(S0Í]eu- 
Pop^osléirgÉaknéMe dtifes;ieL P./^ri«^ íS^im-l^hdlbmixim^ 
AzstíMAWi Aéafresna ) > iambieíD(«xtí*oéeo /ioüyos* iaüto¡3''pa8didoB 
se vcomdn^ysifveii pdrá^:hacer ünfii bebidÁi.égpívhuota'^ ^éiÚ 
taerinto porlainsdera^ ^ (}(íeiseMf3»eeii «Kfiprkdbás etó^sv^oiiee 
más<de.dai^dnr'tihte negro»; el! lt/'¡ái«trtipcÉrtai^/efíiiC (áétfbdl 
de cazadores), que crece en los Pirineos y otaros» ékmtesi tieile 
los frutQs comestibles, aunque astringentes, sirviendo principal-, 
mente pat^a alimtototde los^aninisdeftTji^eQ papiioular para atraer 
los pájaros, mientras que la corteza se puede utilizar para cur- 
tin^ipara'teñin'jG^^DClgi^oí,. asi tcomóila niáde^a es-aj^alileja di- 
{9f€íDtea)objelbatp^(iPw ¡pinímtífiM /^<míA«i4eljQ9«>te>dpiEkipopd 
tiene IosiIpiIjIos ceomesÉiUes^yilft tmafleral élM f^' /cueíipsioeje^ 
t\b\v^^ítií^^^¿M\6yÚémet^^9^9ú9Ü>]^^ 
kHIo^ esicoraflea ylappeioiai)^ !por slia^ftuJbeisiy'cpiafilatgBnasíifou 
i»«l»:ZarUb(»is y áizsteboaky ]^ eaj^rtu^Éife^mboas^cariiváiRe^ 
dades de larctffltesiuiia sft'dftifiiGdroHi yi «traiLaeisatta fen Chürj 
todas teott ilámiUaí» inw^iJagiftosjáHliiSftryiendo: las cortt&k» dei^á 
misims fnu^osi psD!|l!d^r ií l^Üasbotia color ««|arilb>lpQFd)usGD:V'A 
tto |)eg^él vend¿$€!fóí«9n; oaparrúaá':(t«fdef !jri;adeffláa]la; madtpq 
dieíiéetbiápbeL ésj «tili>para ,kQmUt);f.lü €.\'^^hfisnThñm\\f\\» 
C. 'jí»p9tm€^P^er9ii,t\m^fy<\i¿^ ji»f^ 

diñes. • * .(¡ít r:*it; ío!*.^ Mrf>íWTii! nii 'jh - ^'n'vlT 

' CALICANTEAS ( CALYCANTHEíE ) DC. PRODR. ÍII. <ííÍ1ííí?V 

y'SatAkCTkiiwsvV^tíiitíí^ ootiMiadb / jdasi ewinaoíODiv olft«be^bor' 

bigitized by VjOOQIC 



za4f><^ él Ikobo mtdtípdrtqlo eo¿ I6b«lfs desi^uoles eoipfeiifiM-H 
fios.Xorolanulárfibtaoibres omnerobos , phnridériáks; in^rtos 
sobré QD disco dirimo m la gar^Mitá del. cálizv ios mteripre^ c^ 
veriles; aatirais p^déis^ traseras, bilocoIaréslon^iodiiialiAenle 
ddiiscenlesl Garpillos en nmiepoJiídefioido/ Asertos etfla'lpared' 
del cáliz; ovario de /cadá üDodei^lesudilocalar^ biovulado^^eali^ 
los libres cod ^tigmas^Mniples. A^iitaios iacinsos en ^ liibbcar-^ 
Qoto del icáfiz t moiK^perttioS cod él perio^r|ya casií gótíhku S|^ 
ÉiUlaasceodebte en cadac^cpiéiiio; aU>ümeniMÍloyeflíibHDiii pedio; 
cotíledonés' arroHádóst; raitíUii infinta, i — Arbastos' éon' Aops 
opuestas^ simples, lescabrosas, sin' e^tipoias. Tlores* soUtariás, 
pedipeladasv t^minales ó axilares ^n lo^ sobacos de Iasíii0)s^ 
deLaño presente ¿i aáterior* v 

• Habita uno de los géneros en tá Amémca septe^rionat y 
otro en el Japón. i 

\ GoMFBEN]>E seis especíes. 
PaomnADEs t rsos. Las calíeaal^ son muj aromÜt^ 
cas.< — Et Catycanthuf fiéridus I. de la Cartotína tiene la eor^ 
tena 3eoiqante en olor á fa Canda, uséndos» en : los Estados- 
[Judos como ÜÉ tóniéó estimulante. El Chimónanihut fra^ 
grmn^ lÁfkáL del Japón es apreeiable por elaromá.qqe de$|i^ 
aeftiás flores,. siendo inodoras lá cortesa y lés:hoia6^ ima^'y 
otras cMnítsabor acre. ; : * > s-;v 

OHaWateas (;6ra?iateá) DC prOdr. lo. ^ * 



1^ 



. GARAJpiiáaBs. GáíKa c^iáceo ímm el tobo apeoñzadoyellim- 
bo qnlnqiie^septeiafidii^Wn tóbalos ^valvádosen^ la^éslivsicíonv 
Gqoola penta-^NeptajiéÉab; Estankires enuámero indeinido cotí 
fifafflleiitoS' líbpes'>y antéi^ delanlei(asv b¡h)c\]laées, longittídi- 
nabbente^ehiai^entos. tKstilo coia <yV9ne:infero Iprmado de dos 
verticilos de oarpiltosadiifMites^I cáliz ,<el neo deiéllos inl^^ 
tíor ' y el oÉro superior; estilo -filiforme con estigma cs^udb; 
Frutos esfiírico, eoriáceoy' multíloeiilarv paAposb, Uamado- ba^^ 
lBusta¿ Semillas nvmerofaás,. rodeadas de palpa jifgosffy Irans-^ 
patente; albñmeh nalo; -embrión *Teeio; cotiMofaes foliáceos^, 
aÉroIlado^ en espiral ; Taíciila oUonga , corla , a^Qdal*^*<^Arbolil;Éé 
coar hojas alterólas ú opoesfós^ caedizas y ramoslespmescentes; 
Flores de nn hermoso color de grana. i»^í 

Habita una especie en la región mediterránea y otra en las 

Antillas.*; . ' ..■ r ' ' ' !^*^'!.r/ * 

Comprende dos especies. 
^ PaéaiiÉiADBs V'vms.! La /^Mifé«'<S^aña/u0i'^^^^ ((Iraila- 



Digitized by 



Google 



DET BOTÁKICA. . ¿3^' 

la pqf^iPsitqklá s^cedéffér dé. las semilM', %fnt;aíí^Mu&Me(^ 
siendí) éiáíüla Yírefr^Hiné, mlenlfaá quelas florbs y pfeirti(jut 
Isufmente te covteáái del frutó *)tí «astringeriiés/í^oíttó t^nWe^ 
te corteza de lar i^air, lífeadá contraía l¿n¡a ó tornbrií *sotitái'jí&^ 
ademé» de haberse considerado amti^ianieiiUB las seáiNtas cúmi 
vtómífógas, y atíinistób jCs útil id Granado«ii las anesVppi*<í«e . 
Ia4fáscará;del froto sirve para (ñirtir y pdrá^obtená* un aoipi 
amSritfo, dj»ndo además tiToísnifegra con caparrosa i^erde y roja 
^n alufuWe. í . : * ' ' . v * ;.' ■ 

' K^MECILÉAS (mEIíIBCYLEíE) DC/ P^ODR.) dí. ' 

' r : :/ i ', . ^ . ; ' . .' ■ . . ••• - •■ f, - 

. iCAÜ^trcÉaEs* '*Cáli«;co0 lubdiaovado ó casi globoáo , fdb^ 
rente al ovario, y limbo copto cuadri-qüiiA¡ucÍobo ó cuadrí- 
miraqttedenladoliEwólalefra^^pent en eí cálfó. 

É^mi^respn húmero doWe de tes: pétalos ;.fiJañflteiilos libres^ 
atiter» encorvadas ^bitocuterés.Pi^ilo con estilo illiforraéy ^f 
iigqjá úniéo. Baya bí^edadrilbcular , coronada con el titubo del 
táli3^ Sefaiilte^ escasas; albumen ira^o^ óotiiedones foti^edsj 
jraidlia recta. — Arbustos con Jiojás opuestas y sifñplei, «irterMr 
mas sin estípulas. Flores íixilares, pediceladas^ t ? i'j n'» n^j 
- r Habita la totalidad de esta familia en los países iotertrBpi- 
•cales.-: ^ ;■=/:/ w. -. • ■• -^ •. .ü , í ^>'*>'\ ^^ '■ '•:,';'':'.■• 

^ : CottPftEKDfi «mías cuanenia espeéies, :asregadás;po> algifam 
á faiamrlte de lasi^lastomaceas^.coiiíid tinimde lá misma;'^ ' > 
Propiedades y üsos. El Memectflon ednlá Róxb. de Gm 
Tofaaandel tiene los frutos comestibles; d W. cafitMitu<ái L. 
^c^CeiIaii,íel'jSíi; ramifíorim L(mL\ taibbieri de eéftaii>' tvd 
U.grahAe ñetx. de la India, sofi útiles icomotíirtóréoft ,isttr 
poeslo efdp las hojas dan uh- ootórí arafrtwado. ^lia Mwiif^ifíá^ 
siii^rUHmAes t^f. (Yaya 'm^tjlioJ'Yáyá dmarroná de'Cubíi)^ 
inádera ásdda'eii 1á isla de Cuba ; la MZ mkHtwdañá Ñich . 
.(Toiícido de Cubaf i^réds eikl» misfná istaft hú-€hfildinyta*pH^ 
Moíá¿t Hóokháe^ las Abtillas \ otib floi^s desagtádáUes ^^%i ^ 
-olftrv y-lí'pulpaíde los frutos «audeostívprodui/e demülatí >im 
■"Saior'dtí Ayelíaiü-j/ ' -'Tí' ^.V.*: ^- .■'■■ -,vÁ o/'!í>-.*^*^'i^;/' 'x'-^'^^ 

>: ; ' ;^ ^mlsRér^i^AS (coMéin^ DG. tñ^oxsm ijfir í*!t¿' 

i^usdri^hittipielobo, ^eaiedizo despides' de!l« florfi9eeot^,ni0<^^ 
4^lrai-pentápétal|F,^ insería en ártóbo' délr^álix¿^'auti^l!átí|iíbbré3 - 



Bigitized by 



Go(3gle 



■3». ./.XBMI,-. .... 

i. •/• ,' „ 1 ! r\"i¡ > m' ' mÍí» .,' ." .it, -míVjI í-./ j <íí[<h\ ^.i' 

,£4iUQiBRES¿ :Gá&f WiiriHipeáU9ét^vir>r^olar;(^Bj(»MHi 
palos* soldados |Mr la V^ y^eaipizareadksiienJajiesfciyacioBiJ d) 
superiW es^biMdóuGonriaeoD. uno;^ d(]|s«^)US «¡>cÍDeo(rpél«lts> 
desigualas /insertas le». la Usedél eáHz >iifil^efiOS<oii sAsMintti 
Iq84 Estambres deiona ií^Híeo,. frecueatemeate opuiestos 4Íilo|Sit 
pétalos^ \y Irarasi nijoees aHer»^, : tBser(08;e« loi •bajo.Áe I ,óilizi ^ Jai 
mayiei^ parte;>éslérites y 6rdú>arbn)eiké(ttifed c^B^aMtíra? 

cttiítriloeulaB. Pistáb con criaría tr^ocular «ííhirf;^ aAtKoreiite at 
cádís cdoipiQÍcos 'httmeoiUbf/eiíi^oádd celdiya^Btatílo'.y esti^iMf 
úoito&i . Caja irigoáa ; trifebalar^ trivAl^e eoA ;tis .'^to$^4cÍH^r^ 
ceotes filar id iii0dia.*Seflft31afia^(^ 

aladas $.talbiiaie4 nuki>; fem^tóos re(^o,0 jiiYm!^;>ie«tíléaMie6i 
graodéÉ^ildUáoees, aki^áb^lóv^noüeiAm]^^ 
raw i r^)iMatesi con hojas: estipulada^ y>eDtei:dai ^riiteC«|iide&^ 
tasió ;vertié¡faidas#; £loM8:r»níiidsaí^^ apandjíldiiisé ttiísoidea^inl} 

^l^4WnBÉte/lMamieiac[llciBlaíespe^'^l ; s'.-.r- '• {ij. .••, ••;-: 
t: FliapiBiu0Ba! ¥/ü8ob.j:. lAn^kas ,ii^ísíites$(n)?r^«m^ 
bleatp^. «1 .áíiaté 0lU'>de : las íflores;^ .y a^iindci pnoduotía^ji^aií 

>i<;/.i', :EiaóttaBAS!(iaHnt>^Miufiui?)/-JX2v\«^ >)ó-ucvA'N 

de IM jókidoei^iiQim ii^mpri&\v^lyaiu ;Goro|tf lo^ta^velc^ 

ennuoMfo dirirteíQrinplie, deiifS:pélalD^é íps^vMi^'imii ^Ho^^i^m 
Iálaieiil06sltbies:,^al6s¿adois, d]Bír<óho6i;> antevi^ 
ponila.faaseuiPíítikiicQik^ltobUoof^M* j^t^ 
iiabiáinueh(Ht£h«ieieoillo^)pe^ /Ftuto if^eto0Ctot«iLÜ«ih 
Iaotthl^áM^|i^iine\^miná9 ^dí$m)^ f^wMiil 

lUife^ii^BibcuHiiíkflrerao ; (C^nilédodei; piados tífftícHiis^ taltgpy-r^M 
lMtlts^6jíÉittsÉaatM)ta:4<oJás.ábiB^l6Sv\t^^ y$e3ií|«m$siiilr9H 
peciolares. Flores axilares y aveces tecnipide^/);^! ¡íí iv) iSmi 
.^ iHABiiAi«»feflttíiili» aB{lafl)éx>stkSidie^to n^o^toA .tfiít^rlro- 
pioales^.nhníí^^íí ,;'iíiuijfcM. -'ui k'tíUií'/A) í^ibíil :! íi » 'itino'j "<: '.'4» 
'oq &<#ihiipii.jteinl^(rtpadies>< Ih nv ^ ^.>' '.í ui; (^ r:r!4nlHiiT'/ 
PaopiEDAsfeilfY tTStts. i Jua^t Hs^cestSrHiefliefti^aH ear(iM. aa» 



Digitized by VjOOQIC 



DBBdtÁNiGA. ^ 

U^iDgeme, uséodela tes curliddres y ImUn-eros; la madera de 
algunas es fiíerle y durable; Jas^seiWHas áé otras son extrema- 
dani^ie attslwas. ^ 

' hsí Rhdnophora' JUangle L. (Mangle coloi'ado de Cuba, 
Mangle negro de algunos, Baeáo de Filipinas, Guaparaiba^ 
Mangié Termelho verdadeiro ó amarello del Bt^sit) , abundante 
en los pantanos naarítiirios de la América intertropical y en Fi- 
lipinas con corteza astringente y buena para teñir de rojo, que 
se ha usado como febi^fuga ^ y nmdera de construcción, es árbol 
muy notaWe cuyos frutos son comestibles y producen una es- 
pecie de cola^ ademaste servir para hacer una bebida espiri- 
tuosa , y de cuyo tronco sale una goma-resina atemperante y 
pectoral; la ñ. tmcloria Blanco (Bacao de Filipinas) con cor- 
teza igualmente útil para tcñnr de rojo se halla en las Filipinas; 
la R. gifmnúrkim L. es de ía Iodia,^y;aHi se usa la corteza 
para teñir de negro^ comiéndose las ho^s, los frutos y además 
la médula del tronco cocida en vino de palma ó en sustancia de 
pescado; lajR. Í7«wrf^/ ¿. '(Mangle w)jo de la India, Ligasan 
de FiHpin^)^ coh corteza tó)rífuga y tintórea j es también de la 
India, y la misma corteza raspada se'ttsa contra tas picadnras 
de los pescados y las mordeduras de los animales ponzoñosos. 

El génerio Camp^rta desmembrado de las rí^oforea^ , y el 
gémvo Sv^Wp^tmmi ,^ foí^an la famitta de las LEdmumisiis 
áe Endlieter ^ propia lamfoien de los países iménropicales , sin 
usos cohooidos. - » ^ 

0Ni4«RAAtBi)LS (OKAGRAmiEiC:) DG.^flk>DR. III. 

€ARACT6nBs. Cáliz eo» tubo pegado en totalidad al ovario, 
ó adber^te en la basory prolongado ítíák arriba def mismo, con 
limbo ordinariamente cuadrilobo , y algunas veces bi-quinqne- 
lobo; estívacbn dé los lébttlos valvar. CoT*ola coftfunmente re- 
gufor, inséríaíen laparte superior del tfjbo'ealícino con pélalos 
retorcidos duranle- la* «stivaeion en nómero igual al de los 16^ 
bulos del cáliz y alternos cóndilos, rará^ xt^m fula. Estam** 
bres en número menior, igual ó doble de tos píalos; íilamen- 
tos libres, fiüfoi'mes; anteras oblongas ó aovadas. Pistilo con 
ovario plurilocular, frecuentemeille coronado de una glándula 
cnpulada; estilo filiforme ; estigúoa cabezudo ó lobado. Fruto 
capsular, aliayadóédrupácíeojbi-cuadrilocular* Semillas nu- 
merosas 6 raras "veces solitarias en cada celdilla; albumen nulo; 
embrión recto; eotiledorics cortíos,' ráicilte larga.— Yerbas ó 
matas con hojas si dapies , alternas ú of)ttestas , enteras ó den- 

T. II. • 22 

Digitized by VjOOQIC 



33^ CpBSD 

1^4^. Flpre^ axilares ó^termin^l^g; ^piflídsls.ó radjiíosas^ «de 
bello efecto ea muchas especien, :j. :, 

Habita esta familia principalmente en las. regiones témplat- 
elas,, abufidaiuJo en el hemisferio boreal y sobre todo en la 
parte correspond¡0ntí3 al Nuevo-Mundo. 

, CoMpaENM cuatrocientas icinouenta especies repartidas por 
Decandolle en las tribus siguieiMes; * 

Tribu l^ 3íontÍHÍea$. Fruto , capdular* Semillas alada^i» 
empizarradas y derecha».— Arboles y arbustos con hojas al- 
ternas. 

Tribu IL Fucsieas. Fruto abayado. Cáliz cotí tubo pro- 
longado mas arriba del ovario. — Arboles y arbusto&con hojas 
opuestas. 

Tribu JIL Onúgreas. Fruto capsular. con cdklas polisr 
permas. Semillas sin alas. Cáliz con. tubo prolongado mas i^r- 
riba del ovario. Estambres en número doble de los pétalos*— 
Verbas, algunas vec^tsasi leñosas en la base. 

Tribu I V. Jusieüs. Fruto capsular con celdaá polispermas. 
Qáliz con el tubo persistente ^ uo prolongado mas arriba del 
ovario, é inmediatamente partid(^ — Yerbas y rajfas yMte& 
matas..- . " . ': -.. ,. ■,-..- - -/. -.-:.; 

i Tribu J. C ir ceas 4 Calle: con el tubo jm) jM'olongado hias 
arriba dd ovario ó ii)mediatame»te parMdo^, cae^ctíw Frulo 
qapsuja^ ,<aovado^globoso. Estámbrenla námero de;4<^^^n<^ 
de ellos convertido á veces en pétalo. — Yerbas 'oJmatas ^^Ott 
hojas opuestas , pecioladas , acorazonadas ó aovadas. 

Tribu rYL [ffidrocaries. Fruto de hueso ^indi^iscente, 
cornudo, duro, frecuentemente unilocular, monospermo en la 
n^urez. Semilla pf^adíente* Colited^o^s muy d^guales^ uaos 
peK|U€«ío^ y , (Hfos. grandes * feculentos , . gru^os-^^Y^erhaSf na- 
dadoras* ' . ./ . . -.^ , -.■ :■; >■ 

Propi«»ad£» Y tjsfts. La$ onagrafleas ísob basianlemucila- 
§i)io0as y algo astringentes j varias úe ellas, \Sin quetiengan no- 
tables viitiudjBS, ni ejerzas mucha acción sobre la -eédmwia 
animal ^ ei^o^tuando unas pocas que son acres. . t / 

. LaJfo«ít>^ía acfié L. crece en el Caí» de Bueea-Espcí- 
ranza y tiene el fruto: | ligante así como las demfe partes en 
grado inferior. 

La I^AohsíameíGrpsfemmB R^ et iPav, (Chifco, Xhiteo .de 
Chile > Melindres) y la f.coccima £4 (íjágriitaas de San P^re 
coloradas Vs0n útitóa en Chile, porqué de los ramillofi y -hojas 
se haioe allí un <Hicimieñto 6 una infusiorirljfrigerantei usándo- 
se además el leño para teñir de, negro; la -K^ rao$inQM Lam^ 



Digitized by VjOO^IC 



DE BOTÁNICA. 3S9 

sirve en las AnCiflas para curar di tersas enfermedades drf tobo 
intestinal y del sistema linfátióo, admini^rándose ademán codh 
tra las fiebres iñtensilentes y las blenorreas; la F. detiticnlata 
R. et Pav. (Moilocantoo, MoUccaalú del Perú) y otras espe- 
cies americanas tic^nen los. frutos comestibles, poniéndolos ¡eá 
dulce; la F. emartimta Forst. de Nuev^nZelanda es notable 
por su& frutos olorosos y dulces » que comen los indígenas, 
^viendo tamicen db alanento á muchas aves. 

El Epilobimk angustí foliém L. (Yerba de San Antonio, 
Adelfilla dfe hoja estrecha ) y el E. latifolium L. ( Yerba de 
San Antonio), cuyas hojas se Uenen por vulnerarias y que cre^ 
cen dentro y fuera de Europa, fueron^ céld)res ontiguamente 
por atribuirse á las raices una virtud demulcente tan exagera- 
da que la infusión vinosa de la misma se creía capaz de aman- 
sar las fieras, y todavía /hoy en la Sibería oriental, como 
igualmente en otras partes del norte, se usa la médula de los 
tallos de la primera de aquellas planta para moderar los'eÜBCr* 
ios de iás bebidas espirituosas, comiendo además en Suecia los 
broten tierjaos; el E. hir$utum L. («Yerba de San Antonio, 
Adelfilla pelosa, RosadelfiUa] escoman en Europa. La ÜEmh- 
thera bimnis ¿. originaria, ae América y extendida por Earo^ 
pa, tiene la raiz comestible y toda la pknta< se considera/vul- 
nefaria > puA^o usaí*se también eomo curttent^ y linlórea; 
la {E. frmdi flora Ait. , l& (E. mcmeolens Reefé , la ^^ 
pairviflorakl. la (M, muri^ata L. y otras de Américía tienen 
iguálate las raioe» comestibles ; la (E. aeautís Cm. iGxjOh 
dalapien,: Yerba de la apostema^ Falsa Galaguala de Chile^ se 
cuenta por ios chileños eñti'e las ptautas cuyas raices son «ipe- 
ritivas y vulnerarias^ usándose además cotítra las apostemaíi 
ii^rnas^ la /£*. affinú Cútnk (Ervn minuao»del me^ii) se 
usa por los brasileños como vulneraria; la (E. ptmih Sess. 
etjUoa- (Yerba del poitrazo eá Méjico ) también gofca de repu- 
tación entre l<>6jmiejieanós. 

La Jus^i^a repens L^ ( Yerba deUlavo, Paolasdel Jterú), 
originaria de la Inaia, y otras especies son usada» como astrin* 
gentes^ la J. peicU^itina £. ( Yecba del cla^o en el Peni} sirve 
psira haoer catafJasitms emolientes y resolutivas ;; la J. piloM 
H. B, et ítittíi^ (Clavedto de Caracas) , cuj« yerba y frutos 
tiñen de amarillo, es del Brasil; la /. mollis É. Bl et Kwntk 
(Clavelito de Gumaná } taaibien es americana ; la '/. scabra 
Willd. y b J. Capatosa Cam. (Caparoza del Brasif] se usan 
entre los brasileños para teñir de negro , como otras vaifiaic La 
Ludwigia diffusa Hamilt^ es apreciada en la India como^^ne- 



Digitized by VjOOQIC 



3to CURSÓ 

dicametU) v«rinffiigo y súdorlfleo. La /inarcÍMi /j^rmfífHá 
DC. de la Amériea aepiefitríoQal tiene la rute emélie;». • ^ ^ 

tk Citara lutetiana L , que ereceen Eniropa y en la 
América septentrional , se ha usado exteriormente coma reso^ 
tativa y vulneraria, strvi^do además la raiz para- teñir de 
amarillcH y la- pelusa de las semillas pora hilaza* \ ■ 

La Trapa natans £. (Abrojo acuatioo, Nuez ó Castaña d^ 

agua) que se halla en las aguas detenidas de casi toda Europa-, 

^frénela semilla comestible, habiéndose usado también como 

^astringente y resolutiva; la T. bicornis L. fil. se halla en la 

China y es igualmente útil por la semilla ; la T^ hispimsa 

Roxb. es déla India y dá un grande fruto, cuya semilla se come. 

HAL0RA6EAS (hÁLORAGE.e) DC. PRODK. III. 

Caracteres* Cáliz con tobo adherente al ovIhtío en toda 
ia extensión y limbo partido ó casi nulo< Corola inserta en lo 
alto del tnljo ^licino con pétalos «n número igual al de lo$ 
lébulos calieínos y alternos con ellos, algunas veces nula. Es^ 
taiiá>r6S tairinen insertos en lo alto del tubo calioino en nik^ 
mero menorv igual ódoMe deles pélalos; Pistilo con qvario ad- 
herente a) cMq>, frecuentemente pluriloe«iiar; estilo aob-; es- 
tigmas tantos como celdillas , sentados , -vilanofeos ó apincela^ 
dos. Fruto compuesto de muehoaearpilloS'^ ma^ ó n^nos v por- 
gados' den ll^o 'del cáliz y por tanto plnrílooular,''ind^isG6nté 
con eeldas monospermas. SemiHas pendientes; albumen paroé-- 
so; embrión «central recto; cotiledoñes^eortos; raicilla supera, 
rolliza, prolongada. -^Matas ó yerban GoiminmeftteacuáUoas con 
hojas alternas, opuestas 6 vertícilada^ Flores axilares 6 espiga^ 
das terminales , algunas veces unisexuales. 

Habita la mayor parte de esta familia en las regiones tem- 
piaílas é frías, viviendo en las aguas y pantanos las especies 
boreales y las pocas intertropicales , mienti^s que son terr^^ 
tres las propias de Nueva- Holanda é islas jnmedmtas. 

;0oiiiPRi»iDE unas retenta especies^ repartidas por Qeeando- 
lie cíBf las tribus siguientes • 

Triitt /* €ert^Mana$. Cáliz coh el limbo evidentemente 
partido. Estambres en número, igual ó doUe de los lóbulos del 
eUíxt. Pétalos y eeldas del fruto frecuentemente tantos como 
tóbalos oalicíno». 

Tribu IL Calitriquineoi. Cáliz con eMindto indístingui-- 
ble. Carola n«1a/ Estambres en número de uno ó dos. Fruto 
cúadríloculm*^^ t^traspermo, — Yerbas acuáticas ^Mm h^s 
-opuestas. -.•• . . m, , 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 341 

Triéu II L Hipuridtas. Cáliz con el lirnbot eatero, dímn 
iHtto« Corola Mjda. Esiamfare úqíco. Fruto de hueso, uniloou- 
lar, monospermo. — Yerbas acuáticas con hojas y flores ver- 
ticiladas. 

Propiedadbs y usos. Son de peca importancia ó deseono- 
eidos. La Halar agis citrioiorñ A. Cunn. de Nueva-Zclaada , 
es notable por el buen olor que despide. La Hipmris vulga- 
ris L, (Corregüela hembra) de Europa y de la América sep- 
^ntrional se tiene por astringente. 

CKBATOFILEAS ( CEflATOPflYLLE.£ ) DG. PRODR. III. 

Caracteres. Involucro ó cáliz libre, mukipartido con ló-* 
huios iguales. Corola nula. Flores masculinas con anteras sen- 
ladas en aámero de doce á veinte, aovado-ohlongasy bi-trí^ 
cuspidadas. Flores femeninas con ovario ubre , aovado , uni*^ 
loQuIar; estilo filiforme; encorvado, oblicuo; estigma siplple. 
Nuez unilocular ú)oaosperfna , indehiseente. Semilla jpíendíante; 
att)umen nulo; embrión recto; cotiledones en número de cia^ 
tro,. verlicilados; raicilla supera.-^ Yerbas acuáticas, sumer- 
gidas con hojas verticiladas, rígidas, divididas en lóbulos fili* 
H)rmes, agudos dentados. Flores üoise^LUales. 

Habita esta cortísima familia en Europa , lá América sep^ 
tentríoñal, el noi'te de Asia y l£f India, así cono en África, 
viviendo en las aguas de lento curso ó estancadas. 

Comprende seis especies que algunos rechicen á una sota. 
* Propíedarés y usos. No se conocen. 

UTRARIRAS (LYTHRARICíE) DC. PROQR. HI. 

1 Caracteres. Cáliz libre, persistente, con sépalos ai nú- 
mero debido entresoMadós hasta la mitad , y tubuloso ó aoam-* 
panado, con lóbulos val vados m la estivacion ^ distantes y 
senos algunas veces* provistos de dientes exteriores^. Corola 
con número vario de pétalos, insertos en lo alto del tubo cali- 
ciño entre los lóbulos, frecuentemente caduca y atgunas veces 
nula. Estambres insertos en el tubo calicino debajo de los pé-^ 
talos en número igual, doble, triple ó cuadruplo de ellos ^ 
también menor;' anteras ovales biloculüres, insertas por el áov- 
sd. Pistilo con ovario libre; estilo filiforme; estigma frecuen- 
temente (^J^ezudo. Caja membranácea , cubierta ó ceñida dei 
cáliz, formada de dos á cuatro ^^arpillos y por tanto bi-cuádri- 
lociilar ^ la jnventud, y después unilocular, longitudinal^ 



Digitized by 



Google 



342 ' CüMúi" 

menAe debiadeiitfe 6 raras teéei^ irregblan&eñte óh^CÉodis&i; 
pUtoenla central, pegada á los tabiqtres exísMites, ¿ libre^ 
gruesa. Semillas miBoerosas, pequefias; albumen nuto] efl»^ 
bríon recio; cotiledones pianos, foliáceos; raicitla dirigicto %\ 
hik), — ^Yerbas , raras veces arbnstos 6 árboles, o<m<ramo$ ro- 
UÍ20S ó tetrágonos, y hojas simples, aliemas ^ne^ipulasvini 
glándulas. Flores axilares ó' superiores, espigadas* 6 ract^ 
mosas. • - ^ 

Habita la mayor parte de esta familia entre los' trépioos 
y el resto se halla en las regiones templadas de ambos he- 
misferios. 

GoMPRENüE trescientas especies repartidas por DecandoUe 
en. las tribus sicuíestes : ^ 

Tribu I. Smicñriear. Cáliz con lóbulos mas é menos dis^ 
tantes, é casi vahados en la estivacion. Corola con numerosos 
pétalos altemos con los lóbulos caUósos é insertos en et áfnce 
del tubo ^ junto á las divisiones, algunas veces sula« Estmnbres 
insertos mas abajo en el tubo calicino. SemiHas sin adas.^^ 
Arirastosóy^as. . - • . 

Tribu //. Lagersk'emieas. Cáliz con lóbulos exaetameo* 
te valvados en la eütivacion. Cor^a con numerosos pétalos, 
alternos con los ióbnios calicinos é insertos e» el ápice 4d 
cáliz junto á las divisiones^. Estambres insertos mas séajo en 
el tubo caKctto , dobles ó triples de los pétalos. Semillas ala- 
das. — Arbustos é arfóles. 

PjtopiEDAnES T USOS. Alguuas litrarieas sonastrwgenles, 
otras resinosas y muchas acres , debiendo á' éh «I ser eméti'- 
cas , purgantes , diuréticas y hasta vesicantes unas cuantas. 
Dan buen ntor ks flores de varias y el de ^olras^és nauseoso; 
muchas tiñen de amarillo y rojo. 

t, hit Ammannia vesicatoria ñosé. 'se emplea oome 'vesican- 
te, lea Geilan. Et Lytkrum Salicaria ¿. (Lisimaqvia roja)^ 
mxsf oomün denti^o y fuera de Europa, se usa coma astringen^ 
te-^ ' siéndolo en particular la raíz, y pueden comerse las hojas 
ó usarse á menei^ de Té; el £. Éys^pi folia ¿. (Yerba >del 
toro) que es indígena y el £. alatum Pursh. ( Yeri)a del cán- 
cer de PuéUa en Méjieo )-de I» América septentrional ^ tiewMi 
Sr vulnerarías , y además por anliescoi^ática laprimera^de 
a&. La Ciq^a antisypMHtioa H. B. et Kpntk ((Mrá^ti 
de Nueva-Granada) se usa enr la AiBéri(;a roeridimal émAtti ia 
$iflis; la €. microphuUa H. Bi H Ktmth tiene' e» el- P^rú 
igiial apHéadoB ; ht. BiáÍ0amona €!hami y* h C'J 4Hgráta 
Vkam (Sete-i^attgrías del Boasíli) se tietíen en el Brasil' per 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. Sfó 

íeiMtiíngm;h'G..,eiliat(^ R. et Pm: (Yerba de la culebra ea 
el Perúy 'Séittsa por iofiíperuajio&eniiofa^^ y cociniienió 
costra la bemoptisís, la tos seca; el venéreo y otrasu^nferme- 
(bdt»; la C. cordata R. el Pav. laíobien es del Perú y se 
tieoe por v«faieraria> aperitivay desobstpueote^ usándose las 
hojas y flores en el tratamiento de las lujaciones; la C, lan- 
oMñta AiU (Ailancbaiia, Atlanghan de Méjico) as usa como 
astringente por los méjioanos. La Pemphis acidula For sil, {^o- 
iiiíin:eft el Alia uopieal, tiene las hojas de^or a^adable. T:a 
Béimia^B/^kilílica BC. ( Hanohinal de Méjico) s^ usa por los 
mejteanos coetra la sífilis; la H: salid folia Link ei Oita tfx-- 
cítaeiiítraordinariamektéla iransf^raoion ^ usindqse* también ^ 
Méjico, lia Ph^sücali/mna floribumia W. Jack* tiene láima- 
dera de eoltírtf© rosa y en el Brasil se llama Pao de rosa." El 
ffecad^^ef^tidUatum £U. de la América septentrional» eo*^ 
mido por h^ ^robras de varias e$^pecies!de aanado las haet 
mal parir. h^Láwsema alba L. (Alcana verdadera de Orientey 
Alhella orif^ntal , Henné de Cuba, Gnamomo de Manila.) «s 
^tílá dé Egipto y de todo el Oritnle, célebre por la fragancia 
(fU0 decide y por el «só de las hojas, qi|e se tnituran allipara 
d^40lórf|»nanitleMdá)a$'uiftsyá los cabellos de las muj&i 
res, é igualme^e ¿lá barba 4é Jos bonibr^ii, ^ndo asimismo 
«^das comotialéreas , además de creerse tulnerariaa. y útiles 
contra la iciericia, las llaguitas de la boca y otras eiifermedá- 
des , mientras que ^ a|^ destilada de las flbves «& un cosmé- 
tico estimaéí^, y la rata algo i^tringente, -sirve iambien para 
tífeíp de rof<^. La Gimria amerihamJúcq^ (Rosa del rio en 
QáHm) se usa en las^AntiHas^como diurética y sudórifipa para 
i^rarlaüfítis. La Grislea Jomimtom Roxb. de la India: tiene 
las flores étileá |^a teñir de amarillo; la ^G. secunda B^ R^ 
^PKH9itíi{hA\táU> de Caracas) es propia de Atuérica. 
1^ La Ldff^strémia speciasa Pers. (Banaba)d^ Eil^)inás^ es 
^igkiarta de la China é India, donde se emplea el cooifnientb 
de la rai% para.cur^r las úlceritas de la boca y también pá^a 
hacer sbpurar los flemones, teniéndose adem&s las .hojas pot 
diuréticas^ y en aprecio la madera; la ¿. Regime Romb. es 
«gualMüte «rn áiéol de la India con raíz astringente^ ú^aSa 
emitra litíB uleeHt0S de la boca^ sie£ido la corteza > hojas y 'fl«i<- 
res purgante é'hidragogas^mieatrás t{uelas semillas ^tienen 
por iii^e^4«ai) la ¿. hirsuta WUld. es de Malabar y con la 
ooriéza se imcé un emplaslo recomendado para icnrar Jos bubo^ 
nes sifUiticos ; la L. iidiea L* ( Wpiter) ppooodeftto de la ChS- 
na y el Japón» se cultiva en los jardiues .del. mediodía de Eu- 

Digitized by VjOOQ le 



^ , üsnm 

ropa. La Lafoensia aeumináta DC. (Cabeza de mouge eu é 
Perú), cpn ü9Jas.que;clmmi tinte 'ai9aníllo»^sW)íttÍ9tm.mBdeí*a 
que los peruanos usan para construir. 

; ' TAMARJISCINEAS (taMARISCINEJI) DC. PIMH^IU III. . 

a-pentascpalo, persistei^te., conloa 
la base y Jóbulos casi i^mpií^aimadQs 
n tantos pítalos como sépálos^ y al«- 
en la. base del cáliz, marcdscepttí, 
ion. Estambres en nimero 'igual é 
lentos casi del todo libres i^ Targa- 
con ovario libre^ ^aovado^piraimaU 
estigmas en núoieradeitPe^, librero 
trígona, trívahe, uiiílooular>,4H)lr8- 
iro de tres , fijas en la btóe :¿'en las 
$ ó ascendentes^ oblongas, e^mprir*- 
Ápice; albumen nulo^ embi'ion fiolo; 
s; raicilla corla, infei?a<f-rArbM$toiiy 
nes casii leñosas , . con irl^mosiBiiiiir 
equeñas , per sistemes , esoamifeivi^^ 
6 TacimosoT-e$pigáda$(4 
lilia en el antiguo cwtiiianle ooa^.adi 

ntena de especies. 
Propiedadbs y usos. Las tamariscineas son astringentes. y 
amargas. — Ln Tamarix gallica L. (Taray, Tara|^, Tam^niz, 
Atarfe, Talaya) cuya corteza se coeata entre los medicafldtil*- 
tos aperitivos y tiñe la saliva de rojo cuando se mastica y-eawi 
arbusto de la región mediterránea, común ea la$ jumediaciof 
nés de los arroyos, antiguamente reputado deeont^riotalba*- 
zo , bastando comer ó beber en vasijas de madera de Taray para 
impedir el desarrollo de aquella viscera , segud se <H*eia^ :1a 
T. mannifera Ekrenb. crece en la Arabia petrea^yen el mod- 
le Sinai, producien4o una especie de Maná en ^iniíd deía pi- 
cadura de un insecto; la T. indica Willd.i hT^di^(>a 
Roth.y la T. articúlala VahL y otras de Asia preseniw agar 
Has sumamente astringentes». La My r icaria germmica lh9v>, 
es europea y tiene la corteza amarga y astringente usándose 
contra la ictericia; la M.herbúcea Desv, es apreciada por los 
mogoles, que hacen con los ramos una bebida teiforme, usan* 
do además el leño como corroboi*ante. . . > .» * 



Digitized by VjOOQIC 



DE botámca; 345 

ÜfiLA^rOltACEAS (MBLASTOMAGEifi) DC. PROBR. III. 

Caracteres. Cáliz cmnpae^to de cinco y algunas veces de 
cuatro ó sei^tsépák)s bntresoMardos eú forma de tttbo hemisfé- 
rico, aovado ú oblongo, adherenie al ovario comii'mnente por 
ocHoó doce nervios longitudinales' antes de la florescencia y 
por Canto con vdcíos^ ii^bormedios, ocupados por las anteras 
vilanos ^ libre^ai fin ó menos ddberente; pluriparíSío , pluri- 
fido, denlado^ó entero en el limbo. Recéptácnió^ meinbranifor- 
rae, algo colorado, pegado al tubo del cáliz. Corola con laníos 
pétalos como lóbulos calicinóá y altemos con ellos, nacida de 
lo alto del receptáculo ó del tubo calicino, retorcida cq la es- 
tivacíoni fret^uenlemenle pestañoso-denticutoda en las márge- 
nes. Estambres in^rtos con los pélalosy generalmente en niSr- 
mero doble; filamentos replegado-doblados dui'anle la «stiva- 
don y ídespues levantados; anteras largas, biloculares, dehis- 
centes por po^os termínales 6 longitudinalmente corí conectivo 
muy varriado; y algunas veces con apénditses. Pistilp eon ovario 
compnestode earpillos varios en número; estilo único ; estig^ 
ma puntifohne ü ortóculado-peltado , siempre enlei'oy símpíe. 
Fruto seco y separado del cáHz, ó abayado y pegado á él, plu^ 
riloeular, dehiseente ; {dácentas tantas como carpilloá, opues- 
tas á los lóbulos caücinos. Sepíiillas innumerables, pecpienas, 
os»i sentadas sobre las placentas ; albtmien nutó ; embrión rec- 
to^. coliledone& easi iguales.-r^^Arboles, arbustos ó yerbas c<mi 
h^jás^opuestas é vertioiladas^ frecuentemente enteras, €on 
fuertes nervios, procedentes' úe la base y dirigidos al ápice.' 
Flores generalmente tirsoideas y muchas veces acorimbacras ó 
apánojadady é igusdménte vertii^adaá, ó én forma de cabezue- 
las axilares^ * 

Habíta el mayor número en la América tropicah, ^lállátir 
dose «» la boreal^peeas especies, y pbcás también en Asia y 
África. 

CoM^RENI)E mH ciento y tantas especies repartidas por De- 
candollo en las siguietíte^ tribus sometidas á dos suborclene^, y 
á las cuales agregan algunos lá de las Memecileas mas ai*riba 
colocada como familia ^ y por fin laf tribu de fas Oliniéás. 

" :' "Subórd¡sn I. Mdastomtas: 

Tribu /. Lavoisierieas, ¿totéfas uni-bipórosas en el ápi- 
ce. Ovario libre, ni e^amoso, ni oerdoso cú el ápice. iCai|a 



Digitized by 



Google 



34fi cüBSo. , 

seca. Semillas aovadas ó asgulosas, do acaracoladas 4íoí^ hilo 

lateral, lioear,- /. t t.j. 

Tribu IL Rhtxieas. Anteras uaipoL*osas en el ápice. Ova- 
río libre y m escamoso., ni ceiido9e.€ii el ápice.. €a}a .aect. Se- 
millas acaracoladas con el hilo redondeada, basilar. 

Tribu IIL Osbedtias. Anteras uo^iorosas. Ovarv» Jibre ó 
adherenle al cáliz, coronado de .escamas 6 cerdas en di rapice. 
Semillas acaracoladas con hilo redoodeado , basilar» 

Tribu lYn Miconieas. Anteras nni-bipioFosas. Ovario pe^ 
gado al cMiz. Fruto abayado. Seimllas no acaracdadas^ 

Suborden II , Carianteas. 

Tribu V. Carianteas. Anteras bildcnlares, lo^itadinai-- 
mente dehiscentes. Frnto carnoso. Semillas cuneiformes an^ 
gulosas. 

Propiedades T osos. Las melastomaGeassongen^ralnen* 
te algo astringentes y las hay un poco estimulantes, teniendo 
además las partes herbáceas y los frutos de muchas bástanle 
acidez, aunque nútigada en algunos de dl^ por suíietniteazú- 
car de modo que sean agradables; las cortezas y los iiií$moi 
frutos sirven algunas veces para teñir de iltfsreBtes •eolor^; 

La Meriania rosea Tussac es de lá Jamaica, 7 allr se lean 
lasflores á manera de Té. La Bhynchanthera.gr<mdifioráDC^y 
que se halla en los prados pantanosos de Cayena y del Orine^ 
eo t está cubierta de pelos glandulosc^ con jegd pegajoso y hd- 
tómico, usándose las hojas come vulnerarias y ¿is4ons carné 
muoita^osas, además de servir la' eorte^ia para /teür. de 
n^o. 

La La^andra argsntea DC. , la L* mmimiliotta DCl, 
(Flor de quaresima en el Brasil), la L. Langsdov^mná D€\ 
y ia L. pn^emformis DC. locfas son dd fttisil, y. alH sirven 
sus cortezas para teñir de negro. La Céaíogas^ru c(me$eén$ 
DC. (Zarcillejo de Popayan) crece en los Andes y el coci- 
miento se osa i^r los peruanos contra la disuria y dwmal de 
piedra; la Ch. speciasa DC, (Flor de Mayo en Popayan ) tam-^ 
bien se halla eo los Andes. ÉL Arthrútíemma rosmarivéfo-- 
UumDC. (Cadiiquis del Perú) y el A. quinqumer^e DC 
( Cachiquis del Perú ) se emplean por los peruanos para teñir 
de amarillo. T^ Osbeckia chinensis L. sirve en la China para 
hacer cataplasmas emolientes; la O. Princeps DC. del Brasil 
tiQpe la.eorteza útil para tenir.de negro. lia Tíboachina aspe- 
rik ÁuUy.i^ la Guayaéei se usa.eonira la tos , adminislfaBdo la 



Digitized by 



Google 



DE ÉOTÁNICA. 34^ 

iflfusFdti xlé lad hojáSi ElTristewnnú virusutmm Cofhm: crece 
ea la isla de 'Mauricio^ y lo» frutos agradables qae ptodüii^e sé 
crééti birenos para cwar la sifilis/EI Melmtoma ntéltíbatkri- 
cum L. esud arbolillo de la India con hojas astringentes us^- 
, das conli^a ta 'diarrea, disenteria y felenofrea /teniendo los fru- 
tos sabrosos eon la circunsíanííia de poner negros los labios, 
cuando se eomew , y conio lintéreos se emplean los mismos 
frutos. La Otmtkera mduccana Blam^ titne Id rate reputada 
^ (fe^ántíartriiioa, y los frutos^e dan en las Molnctlk^ á los niños 
* para evitar que orinen e» la cama. ' '* 

La endemia hirta Don. indigena de la Jamaica liencf los 
frutos sabrosos , refrigerantes y antibiliosos; la C. agréstis 
Don. y \díC. eleffans Don/ de Cayena, é igualmente la C. 
íjfíiVdí/^ Z>C. del Perw tierten asimismo los frutos comestibles; 
la C. pauci flora DC. del Brasil es alli estimádíif por ser las 
hojas vulnerarias y de buen efecto su aplicación á las úlceras. 
La Tococa g^iamhms Auhl. es notable por el jugo negro de 
sus frutos empleado en la Guayana como tinta de escribir. La 
Muleta guiaíwnsts A^t con fruto» cortiestibleB es lafiMblen 
de te Guayana. La Medmñta^otm Gaud. se hcrfla en tefe Ifto^ 
Iné^s , donde la oorteza sirve para hacer <!^tapléisffms embliién^ 
tes, y la rfíisma con bis raices adventicias se machaca ^párá 
aqpBcar á las heridas y también para curar las mordoduriae de 
las ^rplentes y de ciertos peces, en tanto que las hojas acíáah- 
lasse cuecen con el pescado. Ldí Ossobb flavescens DG .'áéh 
Guayana es una de las especien con frutos comestiblesfr El 
Hi^erotrichmn' mgustifolium DC. que es dé las Antillas, 
tiene los frutos addulos y útífes para preparar bebidas que sé 
administran contra ías fiebres inflamatorias y vómitos biliosos. 
La Diptochitn Fothefgilla DC. e^ apreciada por el jugo de las 
hojds que se aplica k las picaduras en las Antillas^. I^ ITi&w-^ 
riettea succosa DCj de Cayena tiene Ios-frutos comestibles y. 
las hojas astringentes, usándose ' estas para lavar la^iúloeras. 
La Loreya arborescens DC: de b Guayana también 'tiene loa 
frutos comestibles. La Miconiin longi folia DC\ m Cay«íia y 
del Brasil és útil por la corteza, que tiñé de negro; -la 'M'<-tep^ 
notkinaDC. ( Cordobán de Cuba ) de b»ena isadera-^n las 
Antillas: la M. holos$nceé DC. también ^ haUa en las .^i-^ 
Has y el Brasil , siendo buena la lana que dá para emplear 
como yesca; laJÍ* tinctóriñ DC. se' utiliza en^ Brasil para 
teftir de amarillo; la M. impétiolaris Don. ée las ArttillaS 
tiene los frutos comestibles; la M. aht» DC. úé h Guayaftítí 
sé «^ en tíOttnAnto para teivar las úteerass* la M: phBiúb 



Digitized by 



Google 



348 CURM 

DC de las Antillas es muy eDioliente y \2& bogas laachacada^ 
sirven para curar las picaduras. El Cremanium theezans BC- 
es un succedáneo del Té entfe los peruanos; el C. reclinatum 
DC. y el C\ íinctorium DC. sirven para teñir dq amarillo en 
el Perú. La Blakea parasiiica Don. es de la Guayana con fru- 
tos buenos para teñir de rojo; la B» trinervia L. produce fru- 
tos agradables y comestibles también ei^ la Guayana. 

La Astroma papetaria Blum. es árbol de las Molucas con 
corteza astringentJe y hojas acidulas, qqe usan alli para curar 
las heridas, además, de emplear aquella^ como, condimento 
para el pescado, y también de la madora se saca pirtido por 
su dureza. 

Las Olinieas agregadas á las melastomaceas eomprenden 
una planta útil, cual es el JUyrrhinmn atro-purpureum 
Schoit. cen frutos que se comen en ef Brasil. 

ALANGIEAS (ÁLANQIBíE) DC. PftODR. Ut. 

, Garagtérbs» Cáliz con tubo adherente , ovoideo , algo apre- 
tado en el ápice, y limbo acampanado, quinque-dccemdentado. 
Corola penta-deeapétaia , patente con los pétalos lineares, y do^ 
blados. Estambres muy salientes en número igual, doble ó euá^ 
druplode los pétalos; filamentos libres, filiformes, vellosísimos 
en la base ; anteras pegadas, lineares, binoculares, introrsas, 
longitudinalmente dehiscentes y con frecuencia vacias. Diseo 
carnoso eia la base del limbo calicino. Pistilo ci» ovario uniio- 
cular ó bilocular; estilo filiforme; estigma truncado, dilatado. 
Drupa aovada, costilluda, (carminada por et limbo del cáliz <?on 
hueso unilooular, modo-dispermo. Semillas inversas, aovadas; 
albumen carnoso; embrión recto; cotiledones planos, foliáceos; 
raioiHa cilindrica, larga, supera. — Arboles con hojas alternas 
y enteras. Flores axilares ó amanojadas en las axilas. 

Habita esta corta familia en la India y en la América ^p- 
tenlriopal incluyendo las Nisacbas. 

Comprende ocho especies con inclusión dé las Nisaceas, 
familia separada para Endlicher. 
Propiedades t usos. Las alaogieas.son purgantes é hidra- 

Í;oga8; tienen además las raices aromáticas, los frutos comesti- 
)les y buena madera. 

El Alanffium decapelalum Lmn. y el A. héxapelalum íam\ 
del Mfllater soh árboles con virtud purgante, útiíes por losfru-* 
tos y la mcádera , teniendo además las raices aromáticas. La 
Mavlea.hegonifoUa Roa>b. crece á la vez en te India ,y.e» la 



Digitized by 



Google 



DE BOTAmCA. 349 

Qirfia^ y el coeiniíeiita de (a raiz se administra altf como refrié 
gei^nte en las ñebres inflamalerias. 

I^ N^ssa sylvatica Michas, es de la América septeiUríonal 
y tiene la madera dura y difícil de hender ; la N. aquatica JUv 
con madera úiil para v^rio$ objetos es también de la América 
s^éntrionai y produce semillas llenas de un jugo glutinoso; la 
iV!^ capitaía Walt, es notable por susr frutos ácidos en la mis- 
ma región. ' 

FILADELPfiAS (PIÜLADELPfilEiE.) DC. PROBR. IlT, 

Cakactéres* Cáliz con tubo apeonzado , adherente al ova- 
rio^ y limbo cuadri-decempartido, persistente. Corola con tantos 
pétalos como lóbulos, calicinos y alternos con ellos, eonvolulo- 
empizarrados en la eslivaeion. Estambres de veinte á cuarenta, 
insertos eu la garganta det cáliz y. en número múltiplo de los 
pétalos, uni-biseriaks. Pistilo con ovario tri-cuadri-decemlo- 
. ciliar; estilos casi libres y algutí^s veces mas ó menos unidos; 
estigmas numerosos. Caja medio pegada al cáKz y tri-cuadri- 
doceinlocular, poli^arma. Semillas puntiagudas, lisas con arilo 
membranoso ; albumen carnoso; embrión inverso; cotiledones 
ovales , obtusos, pianitos; raicilla rollicila^ supera, obtusa. — 
Arboles ó matas con hojas opuestas. Flores axilares, opuestas, 
ó terminales^ cimosas ó apanojadas, blancas y olorosas. 

Habita esta familia en el mediodía de Europa^, el norte d^ 
América, el Japón y parte de la India. 

Comprende veinte y cinco especies. 

Propiedades y usos. El PkHaieiphus conmariusU 
( Qeringuilla, Gelinda) es eurbpe© y tiene las flores olorosas, 
habiéndose osado como tónicas y nervinas en forma de Té, ade-r 
más de em{^earse el aceite esencial de eílas para adulterar el de 
Jazmin, mientras que las hojas algo acides y amargas sirven para 
mezclar con otras en las ensaladas. La I)eul%ia scábra Thunb. 
e? del Japón , donde 'se hacen emplastos con la corteza interior, 
y se usan las hojas por ser escabrosas, como medio^ de puli- 
mentar la madera. 

MIRTÁCEAS (mVRTACEíIS ) DC. PRODR. IH. • 

« - 

Caracteres. Cáliz conummente compuesto de cinco y q 
veces de cuatro ó seis sépalos, soldados en forma de tabo ad- 
iierido al ovario, y superiormente libres desde la mareen del 



Digitized by VjOOQIC 



350 \,íXíB¡m' í 

mismo , 6 deade algo má arriba, C^roli^ coo tMU>s pétalos <)Cutto 
sépalos y aliemos con ellos , insería en el cáliz, ríirBs veces mi* 
la; eslivacioD quiaounciaL Estambres insertos en lo alio del 
tubo calicino con frecueacía mulüserialos, -en, armero doble ó 
mas generalmepte múltiplo de los pétalos; filaimentos libres ó 
upidos, y entonces monadelCosi ó poUadelfóa , encorvados háeia 
deatro antes de la florescencia; anteras aovadas, bilocuiares» 
pequeñas , longitudinalmente dehiscentes. Carpillos de cuadro á 
seis y mas comunmente cinco, ó menos por abollo, unidos en 
forma de ovario mulülocular ; estilos y estigmas enlnosoldados. 
Fruto vario , comunmente terminado por el limbo del cáliz. Se- 
millas rectas , angulosas , rollizas ¿ co^iprimidas ; albumen milo; 
embrión recto, arqueado ó espiralmente retorcido; cotiledones 
raras veces foliáceos; raicilla generalmente gruesa, próxima al 
hilo. — Arboles ó arbustos con hojas opuestas y algunas veoes 
alternas, enterisimas, casi siempre eoo puntos transpareniés ó 
glandulosos., Flores raras veces solitarias y por lo eomu» dis^ 
puertas en cimas apanojadas ó contraidas, blancas ó purpurinas,. 
po<;as veces amarillas y nunca azules. 

Habita la mayor parte de esta familia en la América tropi- 
cal y en Nueva-Holanda~, hallándose el resto principaki^Qnteeo 
Asia y en el África equinoccial, supuesto que una sola especie 
existe en Europa y pocas hacia el norte y hacia el sud ea Amé- 
rica. . " , :. 

Comprende unas mil y cuatrocientas especies repartidas por 
Decandolla en las tribus siguientes , la primera , (»arta y (|uin- 
ta consideradas como familias por algpnos. 

Tribu I. Cametaucieas. Cáliz con cinco lóbulos. Corola 
con otros tantos pétalos. Estafares uniseriales, libr^ ó casi 
poliadelfos, algimos estériles, mezclados con los fértiles. Fruto 
seco, unilocular» con los huevceUlos derechos desde. labase.-^ 
Arbustos como brezos coa hojas opuestas, punteadas v y: flores 
pequefiaíj, todos^deNueva-Holandá. . 

Tribu //. Lepiospermas, ^ Cáliz con cuatro ó ^ei^ lóbulos. 
Corola coBíO^trrOs tantos pétalos. Estambres Ubr^ ó polia^elfost 
Fruto seco , multilocular. Semillas sin arilo ni albumen. t-^ Ar- 
bustos ó árboles con hojas opuestas 6 alternas, comunmente lle- 
nas de punios transparentes y con inflorescencia varia , lodos 
de Nuevá-Hblanda ó de las regiones próximas. 

Tribu IlL Mirteas. Cáliz con cuatro ó cinco sépalos. Co- 
rola con otr.(^ taqtos pétalos. Estambres con los. filamealp^li' 
Iwes. FruK) carnosa, multilocular. — Arbustos ó árboles coa 
kojas opuestas, llenas de puntos trapsparenfes ó sio^Ilps, y <*^i 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 35t 

pedunQuIos axilares, la mayor parte de las. especies intertropi^ 
cales y po(|utsíinas de Nueva-UolaDcId* 

Trílm I V. Barrinfftmiieas. Cáliz cob cuatro ó seis lóbulos, 
doróla «OD otros tantos pétalos. Estambres iomimerables, mul^ 
tiseriales, iguales^ con los iSlamentos igual y brevemente roo- 
nadeMos en la ba^. Fruto abayado ó seco y evalve, plurilocular. 
Semillas con cotiledones grandes, carnosos. — Arboles eon ho- 
jas d^provistas dé puntes, alternasó casi opuestas^ ó amonto- 
nado-'Yerticiladas , eníerísimas ó aserradas, y con flores raci- 
mosas ó apanojadas. 

Triiu y. Lecitídeas. Cálik con seis lóbulos. Corola con 
seis pélalos desiguales^ trabados por lo mas baja de la base. 
Ests^mbres muHiseriales> innumerables, monadelfos> con los fi* 
lamentos conglutinados en un anilk> denso, unas veces corto y 
otras prolongado en una lengüeta gruesa , abovedada. Fruto se-^ 
m-, circunciso , pluwlocular.-^Arboles con hojas alternas, en- 
terisimás sin puntos , y con flores racimosas , aiíilares ó termi-* 
les , frecuentemente casi apanojadas , todos ellos americanos. 
1 PopiEDADES Y usos. Las miriaceas según la diversa pro- 
porción en que tienen el tantno y un aceite eseneial, son aro-- 
máttcoH^timulantes, estimulantes- tónicas^ ó merano^ite as- . 
tiiogentes ;ioff frutos abayádosde muchas se comen ^ roeooten-^ 
dándose por su inocencia y sabor grato. 

;' T^ MeMeueü Leucaámdrón L y la M. mimr Smth^ 
ambas de ia hidtíi, dan el Aceite de Cayeput, <iue se extrae de 
lafs bo^y de los frutos, el cual es muy estimulante, antiespas- 
Biádíco y sittiorífico, usándose contra el cólera y para disolver 
la goma dística; la M, genistíBfolia Síhitk esde Nueva^Hotai^ 
do ^ y de las hojas "se hace nso^n Inglaterra con el nonibre de Té 
d© Nueva*<3ales. El E'Kcaliptus resinífera Smith es uno de 
las aligóles resinosos de Nueva-Hotenda ^.notable por el uso me-^ 
dieÍBál del jugo -desecado y endurecido, qtie mana de las herí-^ 
das, el cual se conoce con el nombre de ^m> austral ó dé 
N«eva-HQlandé> si^do muy astringeiite, como tambiai la cor^ 
leía, mientras que la madera se aplica en aquel pais á mochos 
objetos; el E. ralmsta Sé%ith es allí igualmente útil por Ja nia^ 
déraypor b corteza, con la que k)s sahrages baceii balsas y 
cubren las cabmas; el E. tíkbvlus LtsbilL^ tan¡^ien de Nu€h 
ta-Holanda , tieíie la corteza ,^ hojas y frutos anmiátioos, sir-^ 
víaido la madera para lá construcción naval; el E.^eUiqua 
L'herit. es alfa' misimr^áfireciabfe é caosa 4e ki dura madera,^ 
qiie seiisa para Bi»ébles,.«mpte&ndo^ie la céeftezapor los scHva- 
gesen' hacer balpas y en oubri? las csMías; «I E^ piperita 

Digitized by VjOOQIC 



352 " CURSO 

Smith^ igualmente iadjgena de Nueva-Holanda v suminisira ua 
. aceite esencial contenido en las vejiguiUs^ de las hojas, que 
puede sustituirse al de la Menta- piperita; el E. maimif^ra 
Moudie y otras especies de Nueva-Holanda y de: Dignen, tra- 
sudan una sustancia sacariea semejante al Maná , aunque meiies 
nauseosa; el E. Gunnii Sook fil., herido por los habitantes de 
Tasmania, les suministra una bebida que ferm^ita y ^e parece 
á la cerveza. El Metrosideros ve§:a Bumphi es un ártxd de 
las Molucas con corteza primeramente dulce y después amargo- 
astringente que se usa contra la diarrea y blenorrea, ademá&de 
tener la madera muy durable; elif. polymorpka Gaudieh de 
las islas de Sandwick y otras especies son igualmente litites por 
la madera. El Leptospermum scoparium Smith y el £. fin- 
^escens Smith , aquel de Nueva^-Zelanda y este de Nueva-Ho* 
lauda, deben mendondrse^ porque Jas hojas y sumidades flori- 
das de ambos se pueden 4isar en infi^ion, siendo conocidas la& 
del último con el nombre de Té de Nueva -rHoteiida ó del Mar 
del Sud. 

La Souneraiia €unda L. de Nueva-Guinea y las Motacas 
tiene loa írritos refrigerantes , y oo» las hojas se hacen^ alU ca- 
taplasmas, que. aplican á la cabeza piaía disipar los vértigos y 
coacHiar el sueño; la S. Pegaípat manco (Pegatpat de Fitíjwi- 
nas) dá madera fuerte, y las raíces son usads» en las Fitipinai 
a manera de corcho, destinándose además i otros udos, cuando 
son blandas. La Campómanesia linearifoliaR. et Pav. {t%* 
lillo del Perú) y k C. carni folia H. B. el Kunth (Guayabo de 
Anselino en Nueva^Granada) , son ambas propias de la Amértoa 
mej*idional y producep frutos comestibles. El Psidiímpomife- 
vum L. (Guayabo silvestre. Guayabo ágrio^ Guayabo cotorrere 
dé Cuba , Xalxocotl de Hern. ), con frutos bacante ácido? y í5d^ 
mestibles, es común €ñ América y tiene la ratz astringente, asi 
como la corteza , que se usa para curtir, empleándose, ademé» 
las hojas en concepto de vulnerarias , y de la madera también se 
saca partido; el P. pyriferum L. (Guayabo del Perú, Guayabo 
blanco de Cuba, Sovintu , Carhuas^sahuintu , Verdeaahuintu 
del Perú) también es común en América^ Ncoafirutos menos ici- 
ám é. igualmente comestibles, además de producir madera útil; 
el P. sapidiismum Jacq. es ashnismo apreciado en Amériqa 
por los frutos; el P. montanum Swariz. (Almendrón de las 
Antillasf> originario de Jamaica , dá frutos pequeños, ácidos y 
contesufoles que despiden olor de ahnendras amai^^ y también 
prodtice madera útil ; el P. cattleyanum S^kim, que se halla 
%n e] Qrasíl y k China> es dé mucAm aprecio por los frutos ; el 

Digitized by VjOOQ le 



DE BOTÁNICA. 353 

P. (^bidmi Cañé. ( Jabuii del Brasil )y t\ P. Arapa fíaddi 
(Ara^a del Brasil), elP. litíorale i}a(/at (Araca de praya en el 
Brasil) , el P. Guaviroba DC. (Giiaviroba de canorro , Guavi- 
roba de campo en el Brasil) , e^ P. acutanguhm Mari. (Gua- 
yaba -rana del Brasil) , el P. incanescens mart. , el P. pubes^ 
cens Múrt., todos del Brasil^ dan frutos mas ó menos estima- 
dos; el P. (ruapabiUa Rich. (Guayabita del Pinar en Cuba) es 
propio de la isla de Cuba ; el P. guiñéenle Swartz. cultivado 
en jas Antillas , tiene asimismo los frutos conaestibles ; el P. aro^ 
maticum Aubl. de la Guayana se usa como medicinal , aplican- 
do las hojas á las partes atacadas de reumatismo, y también con 
las hojas y ramos se preparan baños aromáticos. Él género Jos- 
simia de la isla de Mauricio y próximas, es igualmente notable 
por Ibs árboles y arbustos con frutos comestibles que compren- 
de, como la J. mespiloides DC. y otras. El JUyrtus commtt- 
nis L. {Mirto, Murtiñera, Arrayan, Arrayan blanco)^ europeo 
con muchas variedades, y entre ellas el M. comtn. beática milL 
(Arrayan morisco) y el if. comm. lusitanica L. (Arrayan por- 
tugués) , tiene todas sus partes aromáticas y algo astringentes, 
habiéndose usado principalmente las hojas y los frutos, Iónicos 
y estimulantes, contra las diarreas, hemorragias pasivas y la 
hidropesia , mientras que los mismos frutos sirven d%condimen- 
to en la Toscana y para.teñh* en Alemania , asi como las hojas 
para preparar las pieles en varios puntos de Italia , y las flores 
para obtener un agua destilada de agradable olor, pudiéndose 
además sacar partido de la madera para tornear; d 1U. Ugni 
Molina (ügni, Martilla de Chile) tiene la raiz astringente^, las 
hojas buenas para tomar como Té y fos frutos aromáticos que 
usan los chilenos como condimento y también para, hacer un li^ 
cor espipitQoso ; ei M. Lufna Molina (Luma de Chile) es igual- 
mente estimado entre los ehilenos , que i^n la raiz como as- 
tringente contra la disenteria, los frutos pareados á uvas ó me- 
jor murtas, para hacer un licor esjarituoso, y la madera para 
obras de carretería ; et M. Tahasco Willd. (Pimienta de Ta- 
basco para algunos , X¡ocoxochitl de Hernández?) crece en Cu- 
maná y en Méjico, y tos frutos son acaso la verdadera Pi- 
mknta dé Tabasco ; el M. mucronata Camb. (Guaviroba del 
Brasil) tiene los frutos agridulces y como lates usados por los 
hrasileños; el M. Arrezan H. B. el Ktinth (Arrayan del Perú), * 
e\*M. salutaris U. B. eí Knnth (Guayabo-Arrayan del Orino- 
co), y el M. erythrowyloides H. B. et Kunth (Cotoperiz de Cu- 
maná) , son también americanos. La Myrciaaeris DC, de las 
Antillas es nho de los árboles que dan la Canela aclavillada, 
T. ii. 23 

Digitized by VjOOQ le 



354 craso 

corteza ÍQierior , usada como Iónica y estomacal ; la M. ucumi- 
nata DC. (Chequeo colorado de Chile) crece en la América me- 
ridional; la M. coccolobiB folia DCs (Gnayabillo agrio, Gua- 
yabillo de sábana en Nueva -Granada > también es propia de 
América, como la M. longi folia DC. (Guamnfate del Orinoco). 
La Ciüyptranthes aromática St. Hil. (Craveiro da térra en el 
Braul) es notable porque los brasileños usan los hotones de las 
flores como clavos de especia. El Syxygium caryophyUmun^ 
Gd^tn. de Ceilan es otro de los árboles que dan la Canela acia- 
villada, procediendo esta quizá también de una laurínea; el S* 
Jambolanum DC. í Lumboi^ Duhat de Filipinas, lambolones 
ó lamboUes de la India) tiene frutos comestibles «pie se usan así 
en te India como en las Filipinas, estimándose además la made- 
ra , y de las hojas se hacen cigarros, que fuman los indios; 'el <9. 
terwinthaceum ¿Cooper? es de Madagascar, donde sirven las 
hojas para preparar baños aromáticos; el S. caryophyllifolium 
DC. de la Inaia tiene la corteza astringente, administrándose 
como tónica , además de aplicarse á las úlceras; el S. yuimetn- 
se DC. se usa contra el reumatismo en Guinea. El Caryophy- 
llus aromatieus L. (Árbol del clavo) , que crece en las Molucas 
y se cultiva en el Brasil , asi como en algunas otras partes, su- 
ministra loa Clavos d^ especia, que son los botones de las flores 
de este árbol, usados en perfumería y para condimentar lasco- 
midas , é igualmente como medicamento estimulante , tónico, 
sialagogo y emenagogo , teniendo virtudes semejantes los pe- 
dúnculos^ y sobre todo el aceite esencial de los mismos botones, 
que «e emplea principalmente (mra calmar el dolor de muelas^ 
aplicando en la que se halla cariada un poco de algodón empa- 
pado del acejte, y exteriormente se usa, mitigado ó mezctodo 
con otros ó con ungüentos, en e) tratamiento de v^iiis enfer- 
medades, mientras que los frutos, llamados Madre de clavo, se 
confitan y comen por creerse digestivos y saludables en los viajes 
marítimos. La Eugenia Pseudo-earyophyllus DC* (Craveiro da 
térra en el Brasil) produce los frutos que corren con el nombre de 
Pimienta mejicana, y que los brasileños usan como condimento; 
la £. Pimenta DC. (Pimienta de Jamaica, Pimienta de Tabas- 
co para muchos, láalagueia de varios, Pimienta malagueta, 
Xocoxodiitl de Bternandez?) es de las Antillas, y los frutos 
verdes son la Pimienta de Jamaica, empleada en perfumería y. 
como condimento, hallándose en el comercio el acdte esendaí 
de los mismos con el equivoco nombre de Carpobálsamo; la E. 
Valemuelana Jíich. (Pimienta de Cuba) también crece en las 
Antillas ; la E. cauli flora DC. (Jabulicabeira, Jaboticaburadel 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 355 

Brasil ) dá uno de los mejores frutos del Brasil ; la E. crenata 
Vell. , la E. variabais Mart, (Gnavíroba del Brasil), la E. 

^xanthocarpa Mart. (Guaviroba del Brasil), \9i E. myrobalana 
DC. (Guaviroba del Brasil), la E.ligustrina Camb. (ntangueira 
do mato en el Brasil) , la É. Uvalha Camb. (Uvalha del Brasil), 
la E. dysenterica DC. (Cagaleira del Brasil), la E. Michelii 
Lam. (Pílangueira dd Brasil > Cerezo de Cayena) , la E. bra- 
Siliensis Lam. (Gromixameira del Brasil), todas producen fru- 
tos agridulces, que estiman los brasileños; la E. depauperata 
Camb. (Guaviroba del Brasil) , como otras especies brasileñas^ 
tiene las hojas astringentes ; la Pseudinpsidium Jacq. (Guaya- 
bo bastardo de la Martinica) es de Isís Antillas; la J?. xalapen- 
m DC. (Reyan de Méjico) es de la América septentrional ; la 
E. puniemfolia DC. (Guayabito de monte en Cumaná) también 
és^opio de América; la E. Cheken Molina (Chequen blanco 
de Chile) tiene los frutos negros; la E. baruénsis Jacq. (Guai- 
rage, Guairagilio de Cuba), la E. buxifoUa Willd. ( Birijí, 
Virijí de Cuba) y la E. Guayavitlo ñich. (Guayabíllo de Cuba) 
dan madera que se usa en las Antillas. LsiJambosavulgarisDC. 
(Pomarosa de Cuba , Yambo , lambeira de la India , Macupa de 
Filipinas), originaria de la India y cultivada en todos los países 
tropicales, es muy estimada por el fruto que se llama Pomarosa, 
comestible y además útil en las fiebres biliosas, disenteria, etc., 
sirviendo también para obtener un alcohol con olor de rosa; la /. 
mdaccensis DC. (Morita del Perú), y la /. aquea Bumph.^ 
origi^rias^elasMolucas, y otras dan frutos igualmente comesti- 
bles, usándose además como astringente la corteza de la primera. 
La Barringtonia racemosa Blum. de Malabar tiene la raiz 
fdirífuga; la B. speciosa L. (Bonete de clérigo en Filipinas), 
cuyas semillas carbonizadas se usan contra los cólicos y la diarr^, 
es apreciada en la China por tener los frutos comestibles, usán-^ 

* dolos además en la India para embriagar los peces. £1 Stram- 
diumrubrum DC. es de la India, y allí^san la raiz como diu- 
rética. La Gustavia speciosa DC. (Chupa de Nueva-Granada) 
crece en la América equinoccial , y los frutos, comidos por los 
muchachos en Nueva-Granada, les producen amarillez cuando 
se exceden , no recobrando el color natural hasta después de 
uno ó dos dias; la G. augusta -L. (Membrillo de montaña, Baco 
de Nueva-Granada) también se halla «n la América equinoc- 
cial, y de las hojas se hacen cataplasmas en Nueva-Granada; la 
G. brasiUana DC. tiene los frutos emético», usados para em- 
briagar los peces, la raiz acre, aromática y amarga, las hojas 
hediondas, empleadas contra el endurecimiento del higadoy las 

Digitized by VjOOQIC 



356 ctmso 

úlceras de la cabeza; la G. urceolata Poit. de la Guayana es 
notable como otras especies congéneres por el mal olor de la 
madera. La Carey a arbórea Roxb. de la India tiene los^ frutos 
comestibles y las semillas sospechosas. — La Fmtidia mauri-- 
liana Lam. es de la isla Mauricio, é igualmente notable por el 
pésimo olor de la madera. 

Las especies del género Lecythis tienen generalmente Igis 
semillas oleosas y dulces^ usándose los pericarpios para hacer 
vasos , y princinalmente los de la L. Olíaria L. (CMIato de Nue-f 
va-Barcelona, Olla de mono en Cumaná, Sapucaya del Brasil), 
que es el árbol mas gigantesco de los bosques del Brasil, con 
hojas amargas y liber textil , componiéndose la cprteza de mu-' 
chisimas capas muy finas que sirven de papel para cígarroá ; la 
L. grandiflora Aubl. (Marmita de mono en Cayena) , qiie crece 
en el Brasil y Cayena, es además útil porque sirven las semi- 
llas para obtener una emulsión usada contra los catarros ; la Z. 
Zabucajo AuN. (Zabucajo de la Guayana), que^ igualmente 
útil por los frutos , y se halla en ía Guayana ; la L. dubia Hí 
B. et Kunth (Cocos de mono en Caracas) , también notable por 
los frutos; la L. Pisonis^Canib. (Sabucaja del Brasil) tiene las 
semillas oleosas y dé ellas hacen uso los brasileños como alimen- 
ticias; la L. lanceolaíaPoir. (Sapucaja branca del Brasil), tamf- 
bieu se aprecia entre los brasileños por ser las semillas combes- 
tibies y oleosas. La BerthoUetia excelsa H. B. el üTuníA (Juvia 
del Orinoco, Nía, Nha, Castanheiró do Maranhaó en el Brasil) 
produce semillas comestibles y oleosas, que se llaniau Castañas 
ó Avellanas del Brasil. La Couroupita guianmsis AubL (Al- 
baricoque salvage de Cayena) dá en la Guayana un fruto Heno 
de pulpa agridulce, vinosa y agradable, que despide malísimo 
olor , luego que empieza á podrii*se, destinándose los pericar- 
pios á usos domésticos. — La Grias cauli flora Z; es de la Ja- 
maica^ y los frutos verdes se comen después de haberlos tenido 
en aceite con sal. La Glaphyria nitida Jack. (Árbol del Té de 
la India) suministra una especie de Té en 4a India. 

CUCURBITÁCEAS ( CÜCDRBITACE J5 ) DC., PRODR. IIl. 

Caracteres. " Cáliz con cinco sépalos, mas ó mdnos adheri- 
dos entre si y á los carpillos, mediante el receptáculo. Corola 
con cinco pétalos libres ó ent resoldados, separados del cáliz i' 
casi continuos con él, nácMos de la margen dé! receptáculo. Es- 
tambres en número de cinco, libres, mas frecuentemente tria- 
delfes, pocas veces triadelfos y singenesios; fUaáientos raramen*- 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 357 

té pelosos; anteras bíloculares, casi siempre larguísimas, on- 
deadas. Pistilo con ovario algunas veces originariamente unilo- 
Gular y por lo común sex-^ecemlocular, compuesto de tres ó 
cinco hojas carpelares con los bordes entrantes y revueltos, 
pláceotiferos, prolongados hasta la pared y por tanto con las 
placentas pari¿ales, -frecuentemente tri-quinquelocular por des- 
aparición de los tabiques primarios, algunas veces unilocular 
ix>r desvanecimiento de Jos primarios y secundarios con tres ó 
cinco f^acentas parietales dobles; estilo terminal, corto y á ve- 
ces nulo; estigmas en numero de tres ó cinco, gruesos, lobu- 
lados, ó con menos frecuencia franjeados. Pepón carnoso ó se- 
co, tri-quinquelocular y muchas veces unilocular por conver- 
sión de los tabiques en pulpa con placentas parietales , indehis- 
cente por lo cómun, ó elásticamente dehiscente, pocas veces 
desd^ su origen umlocular, seco, monospermo. Semillas co- 
miinmentc comprimidas con cordoncillo corto y arilo acuoso, 
al fin membranoso por cljssecacion , y tegumento también mem- 
branoso 6 casi córneo, engrosado en la margen; albumen nulo; 
embrión recto; cotiledones foliáceos, palmatinervios; raicilla 
basilar, dirigida al hHo.— Yerbas ó plantas leñosas con hojas 
simples, alternas y zarcillos solitarios , procedentes de estipulas 
laterales en las verdaderas cucurbitáceas. Flores hermafroditas 
óiimsexuale&/axilares^ solitarias, amanojadas, apanojadas ó 
racimosas, blancas, amarillas 6 de color rosado. 

Habita la mayor parle de esta familia en las regiones tro- 
picales ó en las próximas á ellas, y* el resto en hs templadas, 
abundanda mas en la India oriental. 
. Comprende mas de doscientas setenta especies , repartidas 
poj^DecandoUe en las tribus siguientes: 

Tribu I. Nandifpbeas. Zarcillos axilares , pedunculares. 
Flores dioicas. 

Tribu II . CucurUtemi Zarcillos laterales, estipulares 
Flores hermafroditas , dioicas o monoicas. 

PcmiEDAOBS Y üsoe. Los frutos de las cucurbitáceas pre- 
sentan mucha variedad, en su saber y virtudes, siendo los de 
unas muy dulces y agradables, ó cuando menos insípidos y sa- 
nos , mientras que los de otras son muy amargos y purgan vio- 
lentamente ó producen el vomito, aun cuando todos tienen los 
mismos principios , cuya proporción diversísima dá origen á tan 
notables diferencias. Las ofrecen también según el estado de los 
frutos, volviéndose algunos bastante amargos después de la 
completa madurez, y los hay<;on amargor y virtuffi)urgante en 
la cascara solamente, ó bien se hallan confinadas estas propio- 



Digitized by 



Google 



358 CURSO ' 

dades eu las raices de las plantas. Todas ellas tienea las semi- 
llas oleosas y algunas veces amargas. 

La Fenillea cor di folia Poir. es de las Antillas, y de las 
semillas se.saea un aceite muy, amargo, emético y purgante, 
que se usa para alumbrar, y además se cree útil la emulan de 
ellas para neutraíizar los venenos de varias plantas*; la F. tri-^ 
lobata L. (Faba de San Ignacio en el Brasil) tiene las semillas 
apreciadas entre los brasileños por el aceite sebáceo que dáñ, 
aplicándolo á manera de ungüento para calmar los dolores arti- 
culares, y empleándolo también para alumbrarse; la F. Javilla 
H. B. et Kunth (Javilla de Nueva-Granada ) pasa por febrífuga 
entre los habitantes de Nueva-Granada. La Zanonia indieéX., 
con frutos que saben y huelen á pepino, es apreciada en la Itn 
día para preparar baños con las hojas machacadas, quesirveii 
además piara hacer un linimento revulsivo. La Anisosperma 
Passi flora S. Mans. (Fava de San Ignacio , Gastanha de Job^ 
tá en el Brasil) tiene las semillas oleosas y reputadas de estoina- 
cales entre loá^brasílefios. La fíypanthera óuapem^. Muns.f 
también del Brasil, es semejante á las anteriores en te virtudes 
de sus semiHas , que se usan contra la tetericía. 

\jk tMgenaria vtdgaris S^r. (Otabaza 'vinatera), proce- 
dente de Asia y comunmente cultivada con semillas usadas pal^a 
hacer emulsiones, es principalmente útil por los fcutos que se- 
cos y vacíos sirven á manera de botellas, siendo además la poP 
pa de ellos muy poicante, pl Cncumis CitruUus á'^r. (Semdía, 
Zandía V Badea , Anguria , Patilla en Cartagena de América), origi- 
nario del África y deja India , presenta dos variedades prínci*- 
pales, que son el C. Citrullus Pa$leca Ser. (Cidra cayote) y el 
C. Cttrvltus Jacé Ser. (Sandia), ambas con frutos com^^t- 
bles, los dé la primera en dulce y los de la segunda cruoos, 
sirviendo tamUen las semillas para emulsiones; el €. Mdo t. 
(Melón moscatel, escrito, etc.) , originario de Asia , ofrece en- 
tre nosotros numerosas variedades , entre ellas el C. detieioms 
Both. i uno de los Melones cultivados en España, siendo los 
frutos excelentes y las semillas de todos muy buenas para emul- 
siones dulciñcantes, mientras que las raices son eméticas ;^ el €. 
utilissimns Roísh. es muy estimado en la India; el C. $ati9us 
L. (Pepino , Cohombro), procedente de Tartaria é India , pre- 
senta también una porción de variedades , cuyos frutos, aunque 
indigestos, se comen de diferentes modos, haciéndose iguahnen- 
te buenas enmlsiones con las semillas y cierto ungüento ooil<«l 
Jugo de los msinos frutos; el C. ftexxiosus L. {Cohombi»o, Go- 
gombro, Cohombro luengo, Cohombro serpentino # AWoés de 



Digitized by 



Google 



BB BOTÁKICA. 350 

Valeacia) es asimismo de origen asiático, y se cultiva menos 
generalmente, aunque los ifrutos sod comestibles; d C. Ckaie 
L de Egipto y Av. Conomon Thunb. del Japón, también son 
cultivados en aquellos países por tener los frutos comestibles; 
el C. Anguria A. (Macbichi , Guarernaoba del Brasil) es ori- 
ginario del Brasil y la Jamaica , donde se comen los frutos coci- 
dos á encurtidos; el C. prophetarum L. crece en la Arabia y 
tiene también los frutos comestibles; el C. Dudaim L. (Melón- 
cilio de olor), quees de Persia, se estima por el olor de los 
frutos, asados como cosméticos; el(7. Colocmthis L. (Tuera, 
Coioqukitida) , que crece en el Japón y se halla en el mediodía 
de España, es muy notable por el intenso amargor de los frutos, 
en extremo purgantes; el (J. Hardmckii Boyle y el C. pseu^ 
do^redfloymkiB Wend$l , al parecer asiáticos , tienen también 
los frutos miy purgantes. La Lufía úcutangula Ser. (Dringi de . 
la India), cultivada en la China é india , lo es asimismo en las 
AnlUlas , donde se comen los frutos antes de la madurez. La ¿. 
(B^yptiaea Mili, y cuyos frutos secos sirven de estropajos, tam- 
bién tiene los frutos comestibles antes de la madurez, como 
otras especies congéneres , siendo los de todas muy purgantes 
cuando estén maduros; la L. fricatoriaS^ss. et moc. (Estro- 
|Mijo de Oajaca) se cita como de M^ico , y acaso no difiera de 
la anterior ; la ¿. purgans MarL (Buchinna del Brasil) y la ¿. 
drástica Mari, son anrtns d^ Brasil y tienen frutos purgantes 
que equivalen á los de la Coloquintida;1a L. plukeneliam Ser. , 
h L. tuberosa Boxb. ^ la L. echinata Roxb. (Bdndel de la In- 
dia), y otras especies de la India son semejantes en propiedades. 
La B4nincasa cerífera Sav. de la India es nptaUJe por el pol- 
villo aue cubre sus frutos^ comestibles y refrigerantes. La Bryo- 
nia alba L. y la B. dioica Jacq. (Nueza blanca^ Tuca) , am- 
bas tropeas con los brotes comestibles, tienen las raices lecho- 
sas, acres ,^ amargas, y purgantes, bastando sú aplicación á la 
piel para mover el vientre ^ cuando ^n frescas , y son enton- 
ces rubefocientes además ; la B. americana Lam. y la B. afri- 
tami Thunbs , con raices igualmente acres y purgantes, susti- 
l|iyen á las^ anteriores en sus respectivos países; la j^. Aci folia 
Lam. (Taynyá,Tayoiá, Tayoyá grande, Tayoyá de Fimeuta 
Comari^ Abobra, Abohrinba do mato en el Brasil) y otras afínes 
que QUi^eft^n el BrasU, son muy celebradas.por la virtud pur- 
gante de las raic^ y demás partes; la B. abpsinica Lam, 
ofrece la particularidad de que la raíz cocida puede comerse y 
se come. afectivamente en la Abisiuia; la B. rqstríHa Rottl. se 
halla en Java^ y alli es tenida la rajz por (íspeqtoranle y refri- 

Digitized by VjOOQ le 



360 CURSO 

geraute; la B. epigma RoUl. es de la ludia ^ donde se (isá la 

raíz como vermífuga y también contra la disenteria y la sifilis; 

la B. heterophylla Stend. de la China y Gochinchina, tiene las 

raices y semillas resolutivas, usándose en aquellos paises contra 

la tisis y la disenteria. La Wilbrandia hibiseoides Mans. (Ta- 

yuyá de Quiabo en el Brasil), la W. drástica Mari. (Abobrin- 

^a do mato en el Brasil ) y la W. scabra Mart. (Abobrinha do 

mato en el Brasil) tienen las raices purgantes, y se usan por los 

brasileños en el tratamiento de varias enfermedades. La Caya- 

jjiQnM. diffusa Mans. (Purga do gentio « Purga do Gah^culo en 

en ej^ Brasil) y la C. Carborla Mart. (Purga do. gentio, Pm^ 

doCabocuIo en el Brasil), con raices y frutos «luy parpntesy 

son propias del Brasil , empleándose allí en el tratamieotode la 

hidropesía y para curar las mordeduras de las serpi^tes. £1 

Elahvium carlhaginense L. (Pepinata de Caracas) tattfakn es 

pcopio de la América meridional. La Momordica Elaterium 

l^y (Cohombrillo amargo > Pepino de lagarto > Pepino del didilo^ 

Calabacilla hedionda) , harta comnn en el mediodía de Eoropa^ 

es muy purgante , residiendo «sla propiedad principalmente tm 

los frutos; la J/. .cylindrica L. de Ceilan y Ja China y la M. 

pnrgans Mari, del Brasil tienep Igs frutos igualmente amargos 

)^ purgante; la M. Balsamina L. (Balsamina, Amargoso de 

FiUpipas), originaria de la India y. cultivaba entre nosotros, tie^ 

ne.Ios^ fri|tos purganles^,. comiéndoise no obstante en las Filipi-* 

ion de vuhierarios, ó por lo menps se us» 

omun , donde se hayan infuodido, y también 

ates , además de servir coqm) jabón «en las 

arantia L. (Erva de San Caetaeo on el Bra- 

cedente de la India , aunque se halla tu et 

pjurg^tes pasan por vermifugas y vubiera^ 

is en aquel pais á las de Lúpulo para confee^ 

y los frutos se comen cocidos; la Jf. oper 

^ Palistas , Purga de Joa6 Paes en el Brasil, 

os) , qbe es americana y se halla además e» 

la Í3Ía ,de Borbon.y en las Filipinas, también produce frutos 

purgaotcs ,. que cocidos soa comestibles. El Sechiuní edule 

»?ím;te. .{Chayóle de Cuba, Chaiotl de Méjico) es aprei^do 

por los frutos, 'que ¿e comen e^ varias partes de AmérJea..La 

Meloíh^ia pendida L, (Cereja de purga en el Brasil) >«qu^ se. 

Imfla en di^renlcs parles de América, tiene los frutos muy^pum^ 

ganie^, I^á CocciniaindicaWilld. oqií frutos comestibles eadc 

la Tndia. La- Trichosanthes auguiiía L. (Pepino culebra )>,' ori» 

ginaria de Asia y cultivada en la isla de Francia, es úlü por los 



Digitized by 



Google 



D£ BOTÁBIGA. 3&t 

frutos, que se^jomen cocidos; la T. oi?íora'Z. ^Pepinillo de 
San Gregorio), originaría de la isla de Santo Domingo, y la J. 
cucumerina L. de la India , tienen los frutos purgaiftes y emé- 
ticos; la r. palmata ñowb. , taolbien d$ la India, es semejante 
en propiedaoes ; la T. laciniosa Élein. es asimismo de la India, 
y allí se administran los brotes y los frutos secos en infusión co- 
mo estomacales y lasantes. La Jolijfia africana Delile. se cul- 
tiva en la isla Mauricio para obtener el aceite de las semillas, 
usado en la prepyacíon de los alimentos^ mientras que los fru^ 
tos son nm amargos* La Cucúrbita máxima Duch. (Calabaza 
totimera. Calabas» redonda , Calabaza confitera) , la C. Meló-- 
pefoL. {€alsd)aza bonetera. Calabaza pastelera > ^Cantería, Bo- 
netillos , Cabeza de turco) ^ y la C. Pepo h. (Calabaza común), 
#mgifiáriasi de la India, aunque la segunda mas bien producida 
por 'el eBltivQ> y todas^con diferentes variedades; se cultivan 
por «ser >com66tibles los frutos, sirviendo las senriHas para hacer . 
emulsiónela dulcificantes^ y también se puede extraer aceite de 
ellas; la> (7; mosohata Buch.^ traída de la Martinica , tiene así- 
HMsmo los frutos comieslibles; la C. meraria Molina (Guada, 
Capallu de Chile) y la C . mammeifta Molina (Calabaza indiana. 
Penca' 4e Qnle) ^ cultivan pot* los chilenos ; la C. Aurantia 
Willd.j la C. ovifera L. y fo C. verrucosaL.ñei!^\Úvm por 
las formas notables de sus frutos. La Muriciá cúchinchinensii 
Lwr. ti^ne las i^(^ y las semillas aperitivas, y eon ios frutos 
se dá en-Cochinohina eokrr purpúreo á Ids aumentos y bebidas. 
La Anguria.pedata L. (Caihua chica del Perú), la A. triftH 
liaia L. y h A. trilabata £. , todas americanas, se, aprecian 
en su pais neftat , porque los frutos sirven para hacer eatáplas- 
niae emolientes y para comer encurtidos, usándose tainbien las 
semilkis como emulsivas. La Gronovia scfmdens Z. fChidii- 
caíxtli de Méjico), cuya raíz parece ser usada en él Pera como 
antisifilitica, crece lambien ^n Yeracruz y ofbs partes de Amé- 
rica. ^^Este género forma por si solo la familia de las Gaóno- 
yiEÁs de Endlichér. 

^ Los géneros TGtrameles, Datisca y TricerasleSy el prime- 
ro de. Java, el segundo de Asia y parle de Europa, y el tercero 
de California , componen la famHia de las Datisg^s de Eñdli- 
dier con cuatro emoles solamente. —^L$ />a<f>(?¿i ccñinabina 
Li de Oriente es'amai*ga , purgante y emética ; usándola algu- 
nas vedes los italianos contra las fiebres intermitcWiEis, las afec- 
oéones gástricas y las e^cróftilas , además de servir la^liojas pa- 
ra teñir de amarillo y la corteza para sacar hilaza. 



Digitized by VjOOQIC 



362 CUBSO 

« PASIFLÓREA^ (PASSIFLOREJ;) DG. PRODR. III. 

Caracteres. Oiliz algunas veces irregular , formado de 
cinco sépalos entresoldados c(m tubo mas ó menos largo y por 
Jo común con prolongaciones filamentosas , libres ó eotresolda- 
das en la garganta , y en apariencia procedentes de pétalos 
transformados. Corola con cmco pétalos , insertos en la gar^ 
ganta del cáKz al rededor de las prolongaciones filamentosas» 
raramente nula y algunas veces irregular, ^tambres en ná^ 
«aero de cinco ^ raras veces indefinidos, mcmadelfos al rededor 
del ginoforo ; anteras extrorsas , longitudinalmente dehiscentes. 
Pistilo con ov^io libre » espitado ; estilo oorto ó nulo; esligí^ 
mas eu' número de tres , gruesos , casi bilobados en ol ápice. 
Fruto unplocular^ carnoso é iridehiscente» 6 trivsávetlriiisfiei^ 
te. Semillas numerosas /revestidas de arílo comunmente pul^ 
poso, comprimidas, casi siempre hoyosas ; albumen carnoso; 
embrión recto; cotiledones planos, foliáceos; raicHIa rollÍBa, 
dirigida al hUo.'^Yerbas y mas comunmente arbustos trepa^ 
dores, casi nunca arborescentes con hojas alternas, eslipuki- 
das, multiformes y glandulosas en el peciolo ó en el limbo*. 
Flores axilares comunmente solitarias» encarnadas, floradas, 
azules ó Maneas y célebres por la significación religiosa vul- 
garnoente atrilHiída á sus diferentes partes. 

Habita «1 mayor número en las regioiies tro(ncales del 
Nuevo-Mumk) , siendo pocas las especies que en el mismo se 
hallati fuera de los trópicos, y pocas también las que crecen 
en Asia, África, Nueva-Holanda y Nueva-Zelanda. 

CoiiPREkD£ unas doscientas especies repartidas en las tri- 
bus siguientes, la última de ellas eleva«ki al rango de familia 
por algunos. 

Tribu I. Paro^sieas. Pétalos en número de c»co. Ovario 
sentado. Zarcillos nulos.r— -Tallos .no trepadores. 

Tribu 11. Pasiñoreas verdaderas^ Pétalos «o número 
de cinco ó nulos. Estambres en número de cinco. Ovario esti- 
pitado. Pedunculülos frecuektemente zarcillosos.-^Talios co- 
munmente; trepadores* 

Tribu ¡11. JUaleskerbiaceas. Cáliz tubidoso. Caja prolou- 
)gada^ crivalve en el ápice. Placentas terminadas cerca de la 
separación de las valvas. Heevecillos derechos. Semillas sin 
arilo; cotiledones oarnosos.^^Yerbas casi leñosas en ia base, 
* no zarcillpsas , ni v<Uubies,' ni estipuladas, con hojas <^loi^ 
lineares. . • 

P^oPiEDABEs Y üsos. Las pasíflorcas llaman la atención 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 363 

por la forma de las flores con grato olor algunas de ellas, pro- 
tíucieiido además frutos comestibles^ y se atribuye popular- 
mente á varías especies el ser narcóticas , vennifngas> diuré- 
ticas^ y febrífugas. 

La Paropsia edulis Dtípet. Thou. , que crece en Mada- 
gasear, tiene comestibles los arilos de los frutos. Entre las es* 

Eecies de Passi flora hay muchas con los arilos pulposos de 
is semillas igualmente comestiUes y rrfri^rantes» cuales son 
ademas de otras la P. incarnata L. , la P. pallida L. * la P. 
malifarmii L. (Murticuja del Brasil , Granadilla dé luono en 
é Perú), que se »an en el Brasil y otras partes como febrifoi- 
gas, empleándose él jago de las bmas, la Ps ceceinea Aubli\ 
l| A lute(^Lé , la P. tauri folia L. (Marquisas de Surínam) 
Claras hojas amargas setienra por vermiCups, la P* ^dwliis 
Sims. (Mumeuja Mspiro del ÉrasU^, la jP. serrata £. , lá 
O. tílÍ4JB folia Z. (Granadilla dd Perú) , la P. cmruka ¿. (Pa^ 
sionaria azul, Graimdita de China en Méjico), y priadpahn^Me 
laP. filamentosa Ca9. y la P. albida Ker* ( Surorucuja del 
Brasil) , todas aiüericaMs; la Pé rubra L. se tiene en las An^- 
tillas y en el Continente americaiio por narcótica, usándose el 
jarabt< ó la lintura de las floras y frutos en lugar del. opto; iu 
P. guadranúularis L. (Granadilla, Tumbo, JRadea del Peni) 
crece en varías parte» de Améríca y se estima por la virtud re- 
frigerante de los arík» pulposos ^ además ile tener la rait re- 
putada de muy nercóljca y emética , usándose en corta 4óm ^ 
como vermífuga; la P. alaiaAít. (Muracuja, Mantaadel Bra- 
sil ) crece en el Perú y d extracto de las hojas mezclado con 
acíbar se cree útil en. el marasmo ; la P. fmtvia Cwy. ( Pasiot- 
naria vejigosa' de Cuba, Bedoca, Ñorbo hediondo del Perví, 
Parchíta le Cumaná» Mui'ucuja do estrato en el Brasil) se -usa 
en las AntiHas como airtiéspasmódica, emenago^, ycomapec^ 
torales las flores > sirrí^o toda la planta en el Brasil para pre- 
parar baños y cataplasmas contra la erisipela y otras enferme*- 
dade&de la^piel; la P. hircina Swarlz. (Murucuja do esCrab 
en el Brasil ) y la P. hihispí folia Lam. (Murucuja do estíralo 
en el Brasil) también se usan por los brasiteñifs en ¿preparación 
de baños y cataplasmas contra k erisipela y o4»ras enfemjÉedad^ 
de la piel ; la P. Contrayerba Smith se Uene por antídoto > de 
varios venenos entre tos mejicana; la P. úmata H¿ B* d^Kunih 
(€ttljDpo de Nueva-Granada) tien»^ toa frutos eeneeti^esi* La 
Murucuia ioccellata Pm^s. (Mnmtnffh de las Aiktiilas^ está 
considerada por los habitantes de las Antillas como vermífuga, 
. sudorífica y antihistérica, l^ Tacsoma mcilissima M^rS. el 



Digitized by 



Google 



364 CURSO 

Kunth íCurubiia de Sania Fé de Bogotá) la T. tripartita 
Jus8. (Purupuru de Quito) y la T. speeiosa H. B. et Kuník 
( Curabita de Santa Fé de Bogotá) son americanas también y 
tienen comestible la pulpa de los arilos que revisten las semi- 
llas. La Deidamia noronhiima DC. de Madagascar tiene los 
frutos comestibles. 

PAPAYACEAS (PAPAYACK*) EkDLICH. EnCHIR. 

CAltACTÉRES. Flores unisexuales, dioicas y rars» veces 
monoicas. Flor. mase. Cálrz mínimo, quincmedentado. Corola 
inserta en el receptáculo^ eHÚ)Hdada con tubo rollizo y cinco 
lóbulos mas cortos que el tubo, valvados en la estivación. F§- 
tambres en número de diez, insertos en la garganta déla coro- 
la, inclusos; filamentos fincares complanados, kxs opuestos á 
los lóbulos de la corola casi nulos; anteras introrsas, bHocula- 
res con las celdillas paralelas, longitudinabnente dehiscentes. 
Rudimento de pistilo terminado, en punta. Fl. fem. Cáliz libre, 
mínimo, quinquedentado. Corola con cinco pétalos, insertos en 
el receptáculo^ libres, lineáis, valvjidos en la estivación. Pis- 
tilo con ovario libre, seiitado, ao vado-globoso,, unilocular ó 
quinquelocular''con tabiques completos y muchos hüevecill(^ 
anatropos, procedentes de cinco pbcentas parietales y longitu- 
dinales; estilo terminal cortísimo ; estigma depriínidov» grande^ 
radiado, quinquelobo con lóbulos planos, rajados: en el lqE>ice. 
Baya aovada ó casi mazuda, quinqué-angulada, unilocular con 
carne firme , pulposa por dentro. Semillas numerosas ,^ fijas en 
las placentas parietales ó anidadas. en la pulpa, aovadas, eom- 
prímiditas con teguíinento crustáceo en lo inteiior de una epi- 
dermis floja , carnosa, mucilaginosa, arrugada por la deseca- 
ción; albumen carnoso; embrión ortotropo en el eje del alba- 
men; cotiledones eliptioos, foMáceos; raicilla corla, rolliza, 

Eróxima al hito, centrífuga.— Arboles lechosos con tronco ci^ 
ndrico, engrosado en la base, rápido en su crecimiento y 
con hojas amontonadamente alternas ,- largamente pecioladas, 
digitado-palmatifidas y sin estípulas. Flores unisexuales, ias 
masculinas dispuestas en racimos compuestos ó en corimbos, 
y las femenina^ colocadas en racimos simples. 

Habita toda la familia en las regiones tropicales de Amé- 
rica en particular , y algunas especies se hallan extendidas, 
mediante el cultivo, en partes templadas del antiguo con- 
tinente. 

CoMPREifDB veinte y cinco espacies. 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 365 

PfiopiEDADES Y VSO&. Las papayaceas son plañías acres, 
Holables por las cualidades de su jugo lechoso, y que tienea 
jos frutos comestibles. 

La Comea Papaya L. (Papaya , Papayo de Cuba, Mamao 
del Brasil| j que es originaria de la América nieridional y crece 
muy rápiuamente, llegando en tres años á la 'altura de veinte 
pies, produce unos frutos como meloncitos en su forma, que 
antes de k madurez se comen cocidos y después crudos, sien- 
do entonces tlülces^ refrigerantes y laxantes^ mieiitras que las 
semillas tknen una acritud semejante á la del Mastuerzo y se 
usan como vermífugas , é igualmientie sé aprecia como lál la 
raiz, cuyo' olor es fuerte y parecido* al del Rábano podrféo/ 
adéiftás^^dé ser notftbie teda la planta, incluso el filito verde;* 
por sw jugo lechoso, amargo y provisto de fitoina, el cual éá' 
también* vermífugo en cortir dosis y templado con miel ó^azá^^* 
car , porque solo y en dósiá mayor inflama los intestinos , así 
como usado exteriormente es un 'cosmético bueno para ' quitar 
igs manchad producidas por la insolación, sirviendo tambieh' 
las hojas , tdHlttdantés en el mismo jugo, para limpiar la ropa' 
en vez de jab&n , y sobre todo debe admirarse que el nitemo 
jf^o ésbs simples emanaciones, reblandezcan las carnes cra-^ 
d^s, demaisiado frenas ó procedentes de animales viejos, en 
muy poco tiempo , cuando se ponen en agua con algunas gotus 
del jugo, y en el espacio de una noche, cuando se envúdiew 
en hojas^dela pllmtaá.^ cuelgan de su trcnco , defiieadoad^ 
vertirse que la putrefacción se acelera de este motíoj, sinbse 
comen pronto; la C. digitata Aubl. (Chamburu del Brasil^ se' 
etevá á" cincuenta ó setenta pies y es venenosa comootras es^* 
pecíes congéneres , aftribuyéndosele en el Brasil la^^ mas p^r-^ 
niciosas'inQuaieias conextrémada exageración, aunque íMu^ 
dablemente es: muy dañosa' esta planta y capai de prodtídr;^ 
coh solo mailejarla y i^ecibir algunas ^as d^ su jugd en <faí- 
píel, bastante prurito y hasta vejiguillas, siendo ^aiteihá^ des^. 
agradables las flores por su olor fétido, mientras que los Irü^ 
tos^ bellos á la vistg y exentos de veneno, no 'iid»en dlfitr^át^ 
tampoco Saibor; la C . Pmopora L. (Mitbos del Pepú) y la^ G^;- 
dadecaphylla Arrab. (Jaracatiáidel Brasil) qiie-erceen W'tát 
América meridional ^ tienen los frutos comestíbles^; la (?é« 
cáuli flora Jac^. (Higosidd mastuerzo) tamUen es amori^ansi,' 
como otras varras. La Modeca palmata Lam^ es de Asia» 7 '^ 
raíz tritur^a con aceítte se tiene por corroboranle,» tu^sÁdose^ 
además "d jugo exprimido coniecha de coco para curai^ laS'Cn^i 
fermedades de p€«^o, y asimismo se prepara con la eoiHinii 



Digitized by VjOOQIC 



366 GÜ980 

de la raiz y miel ao lamedor contra la to»; la M. integri folia 
Lam, y tasabíen asíáliea y coya yerba eoeida se usa contra las 
almorranas, es igualmente a|ifeciada por creerse que con el 
jugo de ella se facilita .el parto. * • 

LOASEAS (lOASBJB) DC PEOBR. UI. 

Caractébbs. Cáliz con tubo. adherente al ovario ó estre- 
chamente cedido al mismo y con liad>ó ciiadrí-<pmMpieparlido, 
persistente. Corola con pétidos en número*igual ó doble de ios 
lóbulos calicinos, inserta en la gai^anta dd cáliz. Estambres 
en número indefinido, multisa^iales, libres ó algo unidos por 
la parte interior de los filamentos en baeeciUas é insertos en los 
pétalos y y los exteriores frecuentemente estériles; anteras ova- 
les, pecpieñas, longitudinalmente delñseentes. Pistilo <Hm Ova- 
rio adherido A cáliz ó incluso en^él; estilo úníeo, formado de 
tres, cinco ó siete estilos parietales, unidos en su totalidad , ó 
libres por el ápice. Caja unilooubur , tri-^tt<{ue*-septemvalv% 
con placentas parietales. Semillas en número indefinido sin.arih- 
lo; albumen carnoso; embrión recto» Hnear-oblofljgo; cotiledo- 
nes planos, pequeños; raicilla dirigida al hilo.*-*Yerbas mas 
ó menos pelosas, ó peli-éfizadas, y frecuentemente picanles 
como las ortigas, con hojas opuestas ó alternas, simples y sin 
estipulas. Flores solitarias ó agriadas, axilares ó terminales, 
y algunas veces opositifolias por prolongación del ramo axils»*. 

Habita la totalidad de esta familia en América. 

CoMPREilBE setenta especies. 

PitopiSDA]«s T usos. La MetUzelia hispida Willd. de 
Méjico tiene b raiz purgante , siendo usada como antisifilitica. 
La Blumenbachia laiifeHa Camb. y la B. insi^s Schrad. 
del Brasil pican mucho y pueden usarse cuando convenga la 
urticacion. Por b den¿s nada de notable se sabe s^e las 
propiedades de las loaseas, quep<nr la fuerte picazón ocasio- 
nada con solo tocar algunas de ellas, reciben oi el Perú y 
Chile la común denommacion de Ortigas, qpales son la Loa$a 
grandiflora Lam. (Ortiga brava del Perú), h L. hispida L. 
(Ortiga encamada del Perú) , etc. 

. TÜBNEBACEAS (tURNERACEJE) DC. raOOE. Uf. 

Caractbees. Cáliz libre , frecuentemente colorado , com- 
puesto de cinco sépalos , soldados hasta la mitad con tubo e¡- 
Imdráeeo ó embudado y lóbulos^agudos é iguales , empóarrados 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA.. 967 

en la eslivacion. Corola con cinco pétalos > inserios en el tubo 
del cáMic y altemos con los lóbulos del mismo, retorcida en la 
estivacion. Estambres en número de cinco » iqsertos debajo de 
los pétalos, alternos con ellos y mas cortos^ filamentos libres, 
anteras oblongas^ derechas > introrsas, longitudinalmente de*- 
hiscentes. Pililo con ov$irío aovado-trigono; estilos en número 
de tres ó seis > divididos á manera de abanico. Caja ünilociilar, 
trivalve , septicida. Semillas con arilo unilateral , tenuísimo, 
crustáceas, reticuladas; albumen carnoso ; embrión algo en- 
corvado; cotiledones plano-convexos; raicilla dirigida al hi- 
lo.— i^PIantas herbáceas ó casi leñosas, pubescente& ó pelosas 
con hojas simples , alternas sin estipulas. Flores propiamente 
axilares ó peciolares en forma de espiga ó panoja , amarillas, 
amarillentas ó azuladas. 

Habita esta familia en las r^iones tropicales y prinóipal- 
mente en las de América. 

Comprende setenta e^eoies. 

Pbopibdadbs y usos. Las turneraeeas son algo aromad 
ticas y astringentes, usándose algunas como corrobm^antes. La 
Turnera ulmi folia L. (Mari-Lope2 de Cuba) común en toda 
la América tropical, se tiene por aromático*tóhioa y ^pee- 
torante; la 71 opifera Mart. se usa en el Brasil como astrin- 
gente y para facihtar la digestión, tomándola en lugar de Té. 

FUQUIBRAGBAS'(POUQüIBllACEyB) DC. PRODR. III. 

Caracteres. Cáliz quinquesépalo , persistente , con los sé- 
palos empizarrados , aovados ó casi redondos. Corola gansosé^ 
pala , largamente tubulosa , inserta en lo mas bajo del cáliz, ó en 
el receptáculo con limbo quinquelobo , regular. Esiambres de 
diez á doce, insertos con la corola, no pegados á ella, libres, 
salientes; anteras floculares, longitudinahnente dehiscentes. 
Pistilo con ovario libre, sentado, y estilo fiKfiHme, trífido. 
Caja trivalve, loéulicida, trilocular. Semillas comprimidas, 
aladas; albumen carnoso, ddgado; embrión central, i;^cto; 
cotiledones planos ; raicilla cMtadrica , aguda.-r^Arbuslosy ár^ 
boles con hojas amanojadas en las axilas de espinas. Flores 
dispuestas eu espiga ó paüoja terminit) y notables por su color 
de grana. ' 

ÜABrrA esta cortisima familia en Méjico. 

Comprende dos especies. ' 

Propiedades y usos. No se conocen. 



Digitized by VjOOQIC 



36S GCBSO 

. PORtüLÁCBAS(PORTüLACBiE) DC. PRODR. III. • 

GARAGtBRES. Cáliz libre ó algo adherido á la parte inferior 
del ovario V comonmenle disépalo, algunas veees tri-^uinqiie- 
sépalo, y entonce oon limbo tri-quinquelfrix) por la soldadura 
de los sépalos en la base. Corola raras véceos nula> frecuente- 
mente penla y otras veces tri-teira-hexapétaia , inserta en la 
parie inferior del cáliz con los p)^talos libres , ó algo soldados. 
Estambres insertos con los pétalos en la parte inferior del cá-^ 
liz ó en el receptáculo , y varios en número , todos fértiles; 
filamentos libres entre si; anteras-aovadas, biloculares, loi^i- 
tudinalmente dehiscentes. Pistilo con ovario único, y por lo 
común casi redondo , unilocular ; estilo único , filiforme, su- 
periormente hendido en muchas estigmas , y otras veces nulo, 
ó casi nulo, con estigmas libres, nacidos del ovario. Caja uni- 
locular, transversalmente dehisce^nte, ó trivalve, dehiscente 
desde el ápice hasta la base, ó raras veces indehiscente monos- 
perma. Semillas por lo común numerosas, fijas. en una placen- 
ta central; albumen harinoso; «íidirion casi siempre periféiúco; 
cotiledones oblongos, incumbentes; raicilla larga. — ^Yerbase 
arbustos crasos con hojas alternas ó raras veces opuestas, en- 
teras, frecuentemente carnosas, flores axilares 6 terminales, 
abiertas durante la fuerza del sol y por lo común efímeras. 

Habita en climas muy diversos esta familia, hallándose 
unas especies en las regiones templadas y otras entre los trópi- 
cos, ó cerca de ellos en d hemisferio austral , particularmente 
hacia el Cabo de Buena-lEsperanza. 
• CompRBNDE.ciento ochenta y cuatro especies. 

Propibdades t üsos. Las portuláceas son generalmente 
insipid^ y pocas de ellas tienen marcadas virtudes. 

La Trionthema momgyna L. se halüa en las AnUilas y 
alli se hace uso de la raíz como pwgapt». La Portulaca olerá- 
cea Z. (Verdolaga] extendida por .Europa, Atía y América , es 
plant^ muy común que se come cocida ó en ensalada, y anti-^ 
guamente tenia reputación de refrigerante , díur^ica y anties-- 
corbútica , habiéndose usado además las^sémiUas en vino cómo 
emienagogas; la P. marginataM. B. et Kmth y la P. tere^ 
ti folia H. B. et Kunth se conocen con el nombre de Verdo- 
laga en América ; la P, quadrifida L. se aplica á * la frente en 
Egipto para calmar el dolor de cabeza; la P. meridiana L. fil. 
se halla en Ja isla de Francia , donde se usa cocida en leche 
para curar los tumores y úlceras de los pies ; la P. Tostón 



Digitized by VjOOQIC 



DE ^pTÁNlCA. 369 

Mhnc. (Tmimú^ Fiti¡pims) y la P. radicam Mari, son co- 
mestibles ^ la una en la» Filipinas y la otra en el Brasil. El Ta- 
linum patens Willd. (Veraolaga francesa) se come como. la 
Verdolaga en ^I &*iasil y otras parles; el T. crenatum A. et 
Pm> (Lengua de vaca en el Perú ) , cuyas hojas^ reblandecen los 
callos, y el 7. volyandrum R. et Pav. (Lengua de vaca en el 
Perú) con iguales propiedades son indígenas del Perú; el ,7. 
r^Qlul^m Ja. B. et Kunth (Yicbo de (>umaná) también es de 
An)érica» La Calandrinia umbellata DC. (Flor de la mistela 
en Chile ) sirve á los chilenos pra dar color á una bebida al- 
cohólica; la C. panictUata VC. (Orejas de perro, Ojo de 
Krro , Caetañuelas del Perú) tiene las hojas buenas para re- 
I9de^r los callos, y además el jUgp de ellas sirve á los pe- 
roanos para l¡a^)iarse la boca. El Üllucus tuberosus Lozan. 
(Ulluco , Melloco de Quilo )y q\ U, Kunthii Moq. con raices 
comcístibles son americanos, y acaso corresponden mas bien á 
la familia de las baselaceas. La Claytoma pérfoliaia Don. se 
come en lugar de Ver4(daga en la isla de Cuba y en otras par- 
tea de América ; la C. tuberosa Poli, es de Siberia y tiene las 
raices tuberculosas y comestibles. 

PÁRONlOeSAS (PABONTCHIEJ:) DC. PRODR. III. 

CUractérss. Cáliz formado de cinco y raras veces de tres 
o ouatra sépalos > soldados ^n la base ^ hasta la mitad , ó hasta 
mas arriba. Corola con pétalo^ pequeños, éscamiformes, igua-y 
les á los sépalos en número, pocas veces nula. Esta^ibres in^ 
septos e^.eI1ilbo del cáliz ó en el receptáculo, delante de los 
lóbulos calicinos y en número iguaU menor ó doble; íilamen^ 
tos libres;. anteras biloeulares» Pistilo con ovario libre ; estilos 
de dos á tres, libres desde la base ó unidos en parte. Fruto 
seco, pequeño, frecuenlemente iQembranosp,evalve, indehis- 
ceqle ó trivalve. Semillas numerosas, fijas en una placenta 
central ó solitarias , casi pendientes con el cordoncillo nacido 
del fondo de la celda; albumen harinoso: embrión cilindráceo, 
lateral , encorvado ó periférico ; cotiledones pequeños ; raicilia 
dirigida al hilo^-^Planlas herbáceas ó algo leñosa^ , ramosísi- 
mas» con hojas comunmente opuestas , raras veces alternas ó 
falsamente vertieiladas y c()n estipulas aviteladas ó sin ellas. 
FJor^ pequeñas, blanco- verduscas, sentadas en las axilas ó 
dispuestas encima, terminales con brácteas semejantes á las es- 
tipulas. 

Habita la mayor parte de esta familia en las regiones tem- 

T. 11. 24 

Digitized by VjOOQIC 



370 CUBSe 

{^as7 pdniculáfmeiite en la niedHerríáeáy^éxiBtieiido algii^ 
TttA especies en el Csibo de Baena-Espersuiiaí ym la Aniférka 
septentrional cotí indtóion <le Méjico. 

Ck)iiphBNDE cieák) catorce especies repartidas por Deeati^ 
dotle en las tribus sígnientes^ la quinta de ellas etevada á la 
categoría de familia por ,^lganos. 

Tribu I. Telefieas. ¡Cáliz quinqu^^tido* Pélalos y estam- 
bres en námero de cinco , insertos en lo tnas bajo del cáliz< 
Estilos en nnniero de tres /libres ó rigo unidos por la base.-^ 
Hojas altl^nas, estipülácéas. 

Tribu 11. Ilecebreas. Cáliz quinquepartido. Pétalos en nú- 
mero dé cinco ó nulos. Estambres de dos á cinco, insertos en 
lo mas bajo del cáliz. Estilos libres ó algo utiidos. Caja inde- 
hiscente, monosperma. Cordoncillo largor nacido deFtoMld 
con la semilla en el ápice , casi pendiente. — Yerbas y raras 
veces matas con hojas agudas, opuestas, y estipulas avite- 
ladas. 

Tribu IIL Poltearpeas. Cáliz quinquepartido. Pétalos ^n 
número de cinco ó nulos. Estambres de uno á dnco , insectos 
en lo mas bajo del cáliz. Estilos de dos aires, libres desde la 
base ó unidos. Caja unílocular , polisperma. Semillas fijas en 
una placenta central. — Yerbas ó matas con¿ hojas opuestas y 
estipulas aviteladas. 

Tribu, IV. Pcliquiém. Cáliz ffuinquedentadd Cén el tubo 
aorzádo. Petados nulos. Estámbresele uno á dos, in^rtod étt^la 
garganta. Estigma bifido. Odre^iHo evalvé , monospenAO.- Brác- 
teas agrandadas y carnosas después de Id florescencia con ^^ 
pecto de baya. — ^Yerba algo leñosa con hoyas opuestas , casi 
vei*ticiladas, estipuladas. 

Tribu V. Escler anteas. Cáliz cuadri-^nquefidó con el 
tubo aorzado. Pétalos nulos. Estambres de uno á diez> inser^ 
tos en la garganta. Estilos en número dedos 6 uno isolé, esco^ 
tado en el ánice. Odreoilio membranáceo, monospernip, úu- ' 
bierto por el tubo del cáliz endurecido. Semilla con coMoüCi- 
lio largo , nacido del fondo déla celda y encorvado en el ápi« 
oe.-^Yerbas con hojas opuestas sin estípulas. 

Tribu VI. Queríaeeas. Cáliz quinquepartido. Pétalos no- 
tos. Estambres en número de diez, insertos en lo mas bajo del 
cáliz^ Caja trivalve. Semilla única, suspendida de un coraon- 
^illo largo , nacido del centro. — ^Yerba con hojas opuestas sin 
estípulas. ^ . 

Tribu Vil. Minuarcieas. Cáliz quinquepartido. P^^átos 
nulos 6 mínimos. Estambres de tri^ á aiez, insertos M lo mas 



Digitized by 



Google 



DE BÓTÁWICA. d7t 

faa)o del tilvL Estilos en iimméró de tres. Caja umhümlar, tri** 
valve; SjemUbs inpinerósas, fijas en una plaoesta central.— 
Yerbas anuales con hojas opuestas, sin estipulas^ 

PftOFfiBBABES T USOS. Las papoUiqoieas sma algo astringen- 
tes y se tienen algunas por diiiréticas. 

Ia Mermaría glabra L. (Mil eil grana, Milgraoos, Yerba 
turca], la H. hirsuta 1.. ( Yerba Uipca) y k H. cimrpa DC. 
( QneorantapiedraB) son phoilas europeas muy comunes , que 
además de haberse cofisiyehado: cúfm astringente^ y diuréticas^ 
fner<m üsada» cooira las hernias;^ la J7. poltfgonmdet Cav. 
(Sanguinaria maj'or de Carratraca) es (Hropiá de España. El 
iUetmrum verticiUatum L. es tiasnbien planta indígena , que 
fué empleada contra los panadizos. La Paronychia argéntea 
Lam. (Nevadilla, Sanguinaria menor )^ del mediodia deEur^ 
pa, está tenida por diurética y vuigarmenté reputada de í*efrir 
gerante; la P. nivea BCí (Nevadilla) de España éltaifdi se ha- 
lla en Igual oaso. 

EXSderanthus úñnnum L.es planta que se halla tanto en 
EBrt)pa como enJa América sept^trioaal^ eontándose entre 
las asiríngentefi y diuréticas | eí S. pirennis L. crifr en la raíz 
la cochinilla de Polonia. ' 

CMAéütÁCSáS (GRAS^LAGEíE) DG. PROnR. III. 

Caractéabs^. ^ CáliZ' formado de tres á veinte sépalos, mas 
ó menos sdidados por la base, y por tanto multiparlido. Co- 
rola con tantos pétalos como sépalos y aHernos con ellos, in» 
serta en lo h^s bajo del páliz, frecuentemente gamosépala. 
Estambres ii»ertos con los pétalos y en número iguri ó doble, 
opuestos enU»»3es unoa y altemos otros, mas largos y preco^ 
ees; filamentos libres,* alesnados; anteras ovales» biloculares, 
longitudinalmente dehiscentes. Escs^as nectarKeras en la base 
délos carpillos, algunas veces cfesvanécidas. Carpillos tantos 
coli|o pétalos y opuestos á ellos en verticilo ó eflgo entresoída- 
dos, nniloeulares; es^<^ libres, cortos y persisieale8;'estig- 
íBBs casiierlninalés. Folículos interiormente debítenles. Ubres 
é' raras veces entresoldados eá forma de caja plüriloenlar. Se- 
millas numerosas oraras veéeá escasas, diminutas; albiamen 
tenue, carnoso; eitabrion recto; cotiledones cortísimos,; raici- 
lla dirigida al hilo.^-Yerbás ó arbustos con hojas carnosas sin 
estipulas,. Flores comunmente cimosas , cenUrífugas en la flo- 
réscenda. 

Habita esta familia én todos los países templados á ca- 



Digitized by VjOOQIC 



372 ./ CURSO 

lientes, perlenecieodo la mitad de ella at Cabo de. Buena- Es- 
peranza y solamente una sexta parta á Europa y la región me- 
diterránea. 

Comprende cuatrocientas dncuenta especies repartidas por 
Decandolle en las tribus siguientes : 

Tribu I. Crasuleas. Carpiilos enteramente libres , dehis- 
centes por el ángulo interno. 

Tribu 11. Crasulaeeas anómalas ó Didmorfeás. <]arpi- 
lios soldados por la base en forma, de ^oaja plurilocuíar* 

Propiedades t üsos. Lgs crasulaceas son mas 6 ñienos re^ 
frigerantes, calmantes, antiflogisticas , antiescorbútícas» y 
también algo diuréticas, usándose algunas como alimenticias^ 
mientras que otras presentan bastante acidez ; las hay que se- 
gregan una materia viscosa que reviste la superficie; otras iie* 
nen la raiz y las flores bal^micas. 

La Crassula tetra ffona Jj. cocida en leche se usa en et 
Cabo de Buena-Esperanza contra la disenteria ; la C. pinnata 
L. fU. se emplea en. la China para teñir de negro. La Roehea 
fálcala DV. (Mirla, Hermosa, Hudonia) procedente del Ciéo 
de Buena-Esperanza se cultiva entre nosotros. La ¡Calanchoe 
laciniata DÓ. en Asia y la K. brasiliensis Camb. en Améri- 
ca , se usan como refrigerantes. El Sryophyllum calycinum 
Salisb. es asiático y tamhien se te atribuye virtud refrigerante 
y vulneraria. El Umbilicus erectus DC. y el U. penaulinus 
BC. (Oreja de monje, Ombligo de Venus , Vasillo^ Sombre- 
rillo) comunes en el mediodia dé Europa soñ refrigerantes y 
pasan por calmantes, vulnerarios, etc. En el géi^ero S^dumh^j 
una porción de especies que. se enumeran entre las medicinales, 
cuales SMi el S. Rkodiola A. , de la Europa central y cuya 
raiz de olor suave de rosa se ha uisado como cálmente y refrié 
gerante, comiéndose aden^is en Groekndia la yerba cocida; el 
S. Telephium L. (Fabacrasa, Fabaria, Anácanseros común. 
Piñuela de Jara va, Yerba callera), t\ S. álbum L. (Siempre^ 
viva menor. Yerba puntera hembra. Uvas de gato) , el S. refie- 
xum L. { Siempreviva menor. Uva canilla ) , el S. aUissimum 
Poir. (uñas de gato) , el S. stellatum L. , elS, AnacampBe- 
ros L. (Anacanseros siempreverde) y el S. Cepeea L.yVodos ot- 
ropeos y dotados de las propiedades generales de la familia ; el 
S. aereL. (Siempreviva picante. Vermicular, Raeímillo)qiie 
es bastante común en Europa y se ha usado como rubefacien- 
te y detersivo , mientras que interiormente obra como emético 
y purgante; el S. sexangulare Lí también europeo, muy afi- 
ne al anterior y desprovisto de acrítwl; el S. smatile Willd. 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁNICA. 373 

(Yerba de San Nicolás cu M^ico), auaque europeo, j^rece 
hallarse eái^Méjico , tetiiépdolo alli porsuccedáneo del Ombligo 
de Venus. El Sempermvum teeiortm L. (Siempreviva mayor. 
Yerba pantera , Bartia de Júpiter) es' asimismo planta indíge- 
na , aBtiguatneüe usada coino vulneraría y contra las almor^ 
ranas ^ las quemaduras , las fiebres intermitentes y otras enfer* 
medades, empleándose además ef jugo como cosmético, y las 
hojas en lugar de las verdolagas para ensaladas , apreciadas en 
el norte , mientras que la raiz tiene mucha acritud y bastante 
sonargor; e\ S. arboreum L. (Siempreviva arbórea) que w^ 
ce en el mediodia de Europa y en Berbería , tiene propiedades 
semejantes; el S, gluHnoswn L. (Ensiaó de la isla de Made- 
ra) y el S. balsumiferum Webb. et Berth. (Farroba , Alfar- 
rwa de Canarias) son notables por el jugo viscoso quetrasiH- 
dan, siendo empleado el de una en la isla de Madera y el de 
c^o en las Canarias para re&rzar las redes; el &. montanum 
Z. se halla en los Pirineos y es purgante. 

FIC0IDBA;9 ( FIGOIDE^) DC. PRODR. III. 

Caracteres. Cáliz compuesto de cuatro, ocho y mas co- 
munmente de cinco sépalos entresoldados por la base /iguales ó 
desiguales, adherente ai ovario ,4^ separado de él; la estivacion 
quincuncifil (^ vahada. Corola á veces nula, con el cáliz interior- 
mente petaioideo y mas comunmente compuesta de muchos pé- 
talos inserios en el cáliz, verdoso entonces por dentro, iguales 
á los sépalos en número ó muy sujperiores y ordinariamente algo 
soldados por la base. Estambres insertos en el cáliz, libres» nu- 
merosos, anteras oblongas, incumbentes. Pistilo con ovario li- 
bre ó adherente al cáliz, y plurilocular , terminado por muchos 
estigmas. Caja rodeada del cáliz carnoso ó desnuda, pluri ó con 
mas frecuencia quinquelocular , dehiscente por el ápice en for- 
ma de estrella. Semillas fijas en los ángulos internos de las cel- 
das, numerosas ó raras veces solitarias; albumen harinoso; em- 
brión encorvado, espiral ó recto; cotiledones obtusos; raicilla 
rolliza. — Plantas herbáceas ó algo leñosas con hojas carnosas, 
alternas ú opuestas, muy varías en. la forma. Flores axilares, 
alares ó terminales, solitarias, temadas, cimoso-corímbosas, ó 
raras veces apanojadas, y con frecuencia bastante bellas. 

Habita la mayor parte de la' familia en el Cabo de Boena^ 
Esperanza:y el resto en la región mediterránea , el Perú, Chile, 
Cbinay laOcceanía. 

Comprende cuatrocientas cuarenta especies , con indu- 

Digitized by VjOOQ le 



374 craso 

sion dte las Tetrofomaeeas , qae algnqos consideran como fa- 
milia. • 

PaopiBDAiiBS T usos« Las ficoideas^mas ó menbs jugosas^ 
S8Q iosipidas ó algo saladas , y afganas ubieo los frtUos dulces 
y comestibles^ usándose también como alimeato ia& faifas de 
otras* Hay íguataiente carias especies que ^nren para obtener 
barrilla. 

Q M^embryMtkemum crystaUinum ¿J (Yetrba de la 
plata» Escarcha, Escaroho^^ Eacaecbada^ Barrilla de Fuerte- 
Tcotora y Lanzarole), que se halla como espontáneo en varias 
partes de ia región n^diterránea, se tiene por planta diurética^ 
recomendándose el jugo contra la faidropesia y las enfermedades 
del hígado » mientras qne la harina de fas semiHas se come en 
las islas Canarias y utílizá^ose además toda la planta pai^ sacar 
barrilla; el M. copticum L. , el JIf. nodifliHrwm L. (Aguasíd, 
Aignazul, Algazol, Gañil de Granada, Gofe^cofe, Yerba de 
vidrio ó vidriera en Cttiarias), ambos africanos , y á la v^ de 
España é Italia el segundo , sirven también para obtener barri- 
Ija» siendo este muy usado en Marruecos para |»^parar las pie- 
les ; el M. geniculiflorum L. crece en los desiertos de África, 
y allí ñrvea de alimento las hc^ss y la harina de las semillas; el 
M, eéute L. dá los Higos del Cabo ó marinos, que estimaa los 
faotoitotes, comiéndose también las hojas encurtidas; d éf. 
rniareidum Tkunb. tiene las hojas algo narcóticas, ó lo son mas 
bien en virtud de bs sustancias con que se mezdan para masti- 
carlas en el África austral ; el M. Tripolium X. «el Cabo de 
fiíiena-Esperanra es el que produce los frutos higroscopicofi Ha* 
mados Flores de Candto en el comercio ; el M. mquiláíerale 
Ham. de ]>iueva-Hola»la tiene los frutos comestibles; el M. eoe^ 
cineum Hato* (Flor del cristal, Pere^ de la l^na^, el M. 
crassifolium L. (Cortina) y el M. actnuciforíne X, (Flor dd 
cudiiUo) , procedentes del Cabo de Buena-Esperanza, se cnhi*- 
Van en nuestros jardines. La Teiragonia expansa AiL es de 
Nueva-Zelanda y cultivada en Europa; se come como la Espí** 
naca. El Sesubium Porhdaeasíruni L. (Vidrio, Yerba de vi- 
drio en Cuba, Verdolaga de Indiasi Do^is, lilho del Perú, D»r- 
paUt de Filipinas), en Amérioo, y e\ S. npem Willd. en el 
Asia tropical , son igualmente comestfties. El Áizoon cñtith- 
riense ¿« (Pata ó Patilla de Canarias , Siempreviva de Méjico), 
^MrigiiÉiria de las Ganarías y -de' África, y el A. hispanwum L, 
/Gfi^ula , ^Gaaol de Alicanle), son plañías barrilleras. El GiimB 
loioides L., que se baila en el mediodia de£ucopa , es refrige- 
rante. hkLemÉíu redimva Funhonet tm ich ocmíSmie de la 



Digitized by VjOOQIC 



BE QOTANIGA. drJS 

AfDérN ^(^i^nU'ieDal, y U m% ee faou^ eptre los iialuraies, 
.que la usan como muy nutrUivqi y pnopia para U^var ei) los via-r 
jW por QU poeo peso y volúinen , bastando oorta captidad para 
alimentarse suficientemente. . 

. Lcis géneroí^HQlQlQcknai fieaumuria y ^ichwaidiiík cons- 
tituyen )« foipilijEi de 1^ R«4^iiiq«iiA!cpAsd^ Efldl|iQW».q^ com- 
pf end^^iiatro especiííS; |M?qpías^^ la cos^a Qrjeq^l dá Medifer- 
xií^^p y: del A^ia medift» -r- ia Hmm¥>^i(i mr^i culatas L. se 
usa w, Alejandriapai^a Qurar la im^\ aplicando, exteriormenle 
íaa hojaí» ¿riitirada^» A M>iPPiKlo f^ oQpioiie^to djeja nu^sma plan^ 
ta,q$ie«imad^á9.f^apMe9^r barrí . ; 

CUii4a?|m^$« iláy^ cofppneflto dQ ipMehos«épalos^ coi^Mp^ 
mente ít^teJSnidos en qúmero , SQldadpS'}K>r la b^se en forn^ de 
Mi^lafgO^.^dWwt^.^l ovario^ jjí^ ó ef^i^o^o por la Vj^rja 
loAgHwl da k>s tibuloa caUcipos : \o^ exteriores p^s cortos y lo$ 
ÍQterÍQiF<^s in0$ lai^oSs p^taloid^osi. (^rolabi-mUl^seria^ coa 
f)etalos apellad d^intp^jí^ los sépalos interiores y casi entera- 
ine^t^ 90{dado$.eiia^ form^ é^ iubp> ó casi litares desde ía base á 
maneja de corola enrod^da^ Estambres numerosos ^multiserlaT 
les en nú«^?o indofinidp^Tna^ ó menos piados á los pétalos y 
¿(os sépalos ¡ttteriores; anteras aovadas , oscilantes, t^isiiió con 
ovario triasovado, carnoso, unilocujar , mültioyulado con pía- 
0cnias parietales; estilo filiforme * ' * • estjgmas lir 
br0S(Q unidoa» Baya c^innosa » li$ ^áliz ó proyi^r 

la d^ eseaijíiaSi arpólas ó tobércí , y umhilicay 

da en el ápice» tiiplocular^ p( a^ paríelalesy 

durapie la juv^lod y después 2 pa de las cela- 

das ; albM Wn nulo % . pmbripn ei il ; cotiledones 

planos ; «carnosos ; raicilla delga< ^as perenfitps, 

alganas. provistas d&ívigo lechoso^ gooí hojas oai:no^as, rollizas 
y caducas, ó planas > (ne^entei^ente nulas , y con aguijpnes 
aWBOjados en las axilas, de las bojas ó en su lugar. Flok'es solí- 
tanas, variables en taiaano y hermosura» unas duradera^, y 
otras efimeras» nocturnas ó dinrnas. 

* Hasita toda la famp^ia en América , y principalinente entre 
los trópicos» aunque algunas especies se hajlen como e^pont^- 
neas ^ A^a y Afriqa^jér-.igw^lnftent^en la región mediterránea 
deEuropav 

Oittiuipi^Pi; aphoci^nta^ e^popie^ , repartidas jvor Dbcandolle 
en la^ tribus siguienMís ; \ / 



Digitized by VjOOQIC 



376 cüBso 

Tríhu L Omnciaceas. Los'hnevecilh^ y por tanto tasse- 
mtilas fijas en tas paredes de la baya. 

Tribu //. Ripsalideas. -Los huevecillos y por tanto las se- 
millas fijas en el eje central de la baya. 

Prch^iedades t usos. Los'fmtos de mochas cácteas son 
agrídcrtces y comestibles, á la vez que útiles en el tratamietito 
de las enfermedades biliosas y escorbálicas ; pneden servir ala- 
gunas para dar un color rojo poco permanente. El jugo del tallo^ 
en muchas claro y mucilaginoso, ^ en ofra$ lechoso y bastante 
acre , asemejándose al de las euforlriáoeas » de modo q^e se em^ 
plea como vermífugo, y en el tratamietato de varias ^fer-^ 
medades. 

La Mammillaría timplex Hatv. , une es de América , dá 
frutos comestibles y espectorantes; la 3f. prolifera Haw. (Eri- 
zo hembra) y la M. coronaria Mato. (Erizo macho> Cafeto 'coro- 
nario), ambas amei^icanas , se cultivan en nuestros jardines. El 
Mdocactus óommunis Link et Otio (Carcfon cdJhmido, Melón 
de monte) , procedente de las Garibeás, tiene tos fi^utbs sátad»* 
bles y las flores con reputación de anti^ifiHtieas. Eí EcMnocac^ 
tus cornigerus DC. de Méjico y otros duelen haUarseenlos 
jardines. El Echinopsis Eyriesii Zuce. (Flor de la bola), pro* 
cedente de Buenos-Aires , y el ^. muUiple<B Zuce* (RdAa del 
bosc[ue)^ originaría del Brasil, también se cuhívan en nuestros 
jardmes. El Cereus pérumanus Tábern. (Cirio del Perú, Car=- 
don del Perú, Órgano, Cerezo perulero ^ Quisco de Chile), el 
C. Pitajaya Jacq. (Pitahaya de Cartagena do América) y fJ-C: 
tríanguíaris Haw. (Flor de! cáliz), todos aonericanos, dánfru^ 
tos comestibles , usándose como vermífugo el jugó die la última 
«specie; el C. sepium H. B. et Kunth (Piíaíhaya del Chitnbo- 
razo) es aoreciádo por usarse los frutos contra la$ fid[)res bilio- 
sas cerca aél Chimborazo ; elC:pentagonu$ i. , cambien ameri- 
cano, tiene el jugo acre y rubefaciente ; e\ C. jfrandiflórus 
3fílL (Cirio de flor grande)^ procedente de las Caribeas, y el €. 
flagelliformis Mili. {Cuerno, Floricuerno, FlordeliAtigo, 
Verba ae la alferecía , Junco 6 Junquillo de Méjico) , tamfa^ 
americano, y ambos cultivados en nuestros jardmes, son nota- 
bles por su jugo rubefaciente y acre, que se usa como vermífu- 
go; el C speciosissimus Des [.{Reinñ de las flores), procedente 
de Méjico , se cultiva generalmente ;, el C. tanatus H, B. et 
Kunth (Chuna dd Perú, Biseerf colorado de Quito) dá una tana 
míe los peruanos destinan á varios usos ; el C. chloréoarpus 
be. (Piscol verde de Quilo) también crtce en el Perú; El Epi- 
phyllum speciosum Hati\ (Pluma de Sáñtá Te^sa, Nópaíxó- 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁSIGA. 3T7 

chicuezaliic de, Hernández , Nopalillo de algunos en Méjico], 
originaria de Méjico, se cultiva «omüninente por laraAMBidancia 
y hernoosura de las flores. La Opuntia vulgaris Mili. (Nopal, 
Higuera de l^na , Higáera de ¡mias. Higuera de paliv Higuera 
chqmba> Cardop, Tragaesmto, Culhuia de Mójióo y Nupüi» ^^lock 
tlí el fruto), originan» d^ mediodiá de; la AinéricalMpientrio^ 
nal, y la Ó. Ficús indica^ Bavo. (Píopal, Inoal, HiguriTa 
áé Tuna , Higneri» de Indiafir, Higuera-' de pafaiy Higtaera 
cHumba), prooédaitie'de ki AméHca meridional v'tteaehilop 
fruio^ dulces^ coowBtibles,. buenos pora baéer agaa^b^Hi^ 
te.,, y que iniiev^n i» 4)rJDa i'y lét dan oolov^ro}o^<Mand^ se 
oomen abundantemente v ^eoomendándose además; Ids pUas jof 
gosas» 6 ramos de eMás pláqtas para madurar los tümbres, y 
tankr ella^ éomoMi^ eipécies congéneresi trasudas una sus-^ 
tanoia goiAosa v é' ilgualmente son útiles algunas , porque ae^ och- 
men sus tallos4iernos> cocidos á manera de líos espárragos , y 
pórqiietambie» puedé'Servih dé alknento la Inyina de las sémt^ 
lias ;^ la O; ' WeMlimms Willd.' liéne virtudes médkas séflMH- 
jaiñes á^leiSkde las demás especies; la O. Eefnaffíie%di:£í€k 
(Nopal silvestre^. NoeheEnópaUi, Nopalmchestli de Her^andeí)!, 
propia de Méjico, la O. cochimllifera MilL (Nopaiera> Noijfwd 
de la t^odumlla, Nopal ^Itivado^' Nopal; de Castifla^: Nopal de 
las huertas y jard¡nesdé:Méjico)v la iQ.)tomeñta»a Sdm^Dftk 
y la O. Tuna Mili. (Iuha> Tunera» saWage*de Ganariasv Tra- 
gacanto de Méjico); faé tres/proccdent» de.- la Amécioa meri- 
dional, yi otras, láspetíeá sirven para^ criar iaeaebimlla<y ade^ 
más los' frutoá^ rojos, de la últimamente designada dan bñjeokr 
á la aguada que se usa en Ñapóles ;.la( O., mti^aía -Desci^f 
amcrieaiía como todas , tiene la raíz purgante,: y el jügck lechoso 
deios raíaos es capaz de noatar las lombrioesr, la.Ow ^paiilto 
JSartfnns (NopaUljó de Méjico) , cuya raiz usa» los ibejicaqes 
eontra h diarreas y disenterias, también parece ser útit para 
i»ntener las hemorragias del útero y del piUmon^ La Pereskia 
aeuleata Mili. (Groieüera americano) dé ea las Antillas ^pps 
fratos que son sabrosos y es^eotopantes ; la P. pbrtulaciMfoliá 
Sanó i (Abrojo de la Flomay es un árbol bastante grande;: la 
P.Bleo DC. (BIéo de Nueva-^rúiada) es afinadla anterior. 
• La Mhipsalis paehyptera Pfeiff.. tiene, i3omo sus congé^ 
fieros americanas, los frutos aeMulosy <k)meslibles, que se usan 
como vermífugos-, V se aplican, además a fcte úlperaSeníiei 
Brasil. '■ :.•'/" ...jí:;-. '- ■.' -í* =í m ' -i /.,, , > 



Digitized by VjOOQIC 



378 cuBSo 

CMS9lABI)Sá8 («BOflSüLARÍBie) DC. PBÓDB. Itl. . 

' Cab A(nr6a»v GáUz eon iiibc^ adheiida al ovario y Kiubo eoa- 
drM)uiiiqiiepaiiído , regular, colorada^ Corola puadri-quiaque* 
pétala ó mia ^ con los pétalds inseRtos ea k gargaota ád: úiVn^ 
ig««liift:y, alteraos éoo los lóbulos calieiniE^s. Estambres tn núter 
rodeouatré é eincoy TarfsiiQaméBlis sfais^ iasqtto^ entre ids 
pétalos é iguales entre sá;:filaineiitbs bÓBÍoodíV*ctltn(|ncOav H^ 
iHtd;i«a^era&liih)oolares^ ÍBtiiorisas!> longiludioalfReMe d^ien- 
cenlés* PistHp con ^ovartoumlooular, frBYÍste.dei<losrplaceatas 
parietales ^ apuestas ^ eon numerosos h^eivecHloa; léstilds eniiá-^ 
mero de dos , tres o cuatro» libres: ó qnidos ; estimas, obtusos» 
Baya casi globosa i imiiooular ^ cerónaJDb del limbo del cáliz per-^ 
óslente. Seiqillas numerosas con arib y jan tegumento acceso^ 
rio gelatinoso, adieniás <tel propío.dnistácoo; aUbnmen carsoso ó 
casi cáráeo; embriori diminuto en la base detattmtoen; eqtife- 
doaes oortisimos ; raicilla obtusa, exc^rkft;— 'Alrbtídtitos; ke^ 
cuentemarte espinosos con hojas alternas-^ lobadh» y' cortadas, 
flores por lo eoinun racimosas^ verdusctis, blanquizcas^ ama- 
tólas ó ro|as. 

Habita la mayor parte d^^esta fkmifia eB las regácnestei»* 
pk|da& y frescas de Europa , Asia y AméHea. 

Cqmpbkbidb noYOHta y cinco espeeies. .- ' * 

PaoBiraxAtoES T usoSé Las partcs herbácea? de Jaa^ groso^ 
lariea? son resinosasí y aromáticas; 'loa ínttoQ tiene» mas íá^mé- 
MB acides, siekiclo a^dable la de algüneé^mlenlraa ífue -otros 
30Bbástabte*astrÍBgénteá. r 

El^í^e^ Grostniaria L. (Grosellero)^ cuyos frutos agrí^ 
duleca se cémen x)fudos.é én dulce» y sirven: para biioer una 
especia de vtilo;, es Ib variedad cultivada deíM. fJva-^gpaJL 
(uvat^in, Escanfbronés ó Cambronera de Jarava), qile ci^ee 
en diversas partes de; Europa; él ñ. fvitumlu (Geo^dfero re* 
jov GMBbronere colorada de Jarava )> taa^bien europeo^ tieno 
ioá faltos ádd!|lós refrigerasites ^ buenos para comer ett.id»lce¿ 
cion afiíúoar , y de ellos se hace asimismo uaa bebida ^irituota 
é igualmente lut vinagve; el i{. nigmi» Li (6l'4)sellero«^oK 
esrapeo ^mo los anteriores, es notable por el olor resinoso de 
fa» ho^s,' que iiá Mis á los ímlos, á pesar de todo comestibles, 
keniéndone por diuréticas ^ sudoríficos^ además de usarse para 
corregir los vicios de la digestión, y de las hojas se saca un 
color amarillo ; el R. diacantha Z* es apreciado por los frutos 
en Rusia ; el R. fragrans Pall. lo es en Siberia ; el íR. flori- 

Digitized by VjOOQ le 



BE BOTÁNICA. 379 

émnlJhmt.y e\ ñ. aurtum Pursh y otraá especieá, sustitu- 
yen ú hé nuestras en la Attériea septentrional. 

SÜXtfRAGÁCSAS (sA^XIFRAGAGEíE) DC. PBÍH>R« IV., 

Cahactéiiés. Cáliz compuesto de cinco y raras veces de 
Ires 6 siete sépalos ^ mas 6 menes eqtresaidadod fMr la base eoi 
tubo total ó parcialmente adherente si ov^o^ ó ld)re^ y con 
liodio dcQtado ó l(ri>ado^ persistente por lo común. Gorok^con 
tantos flétalos comofiépaks^alterlios achí ellos ¿ insiertos en d 
iuho €¿i¿ino, caedizos ó persístoitest rairas Teces nula. Estaii»- 
bres insertos en el cáliz y en numera igual ó doble de los pétih- 
4o8; ilamentos alesnados $ anteras aovadas, biloculares» ristilo 
MBOVsm compuesto de dos y raramente de tres ó cineo carpid- 
líos entresoldados; estilos en igual número, libres ¿ unidos; es- 
tigmas isabezudos ó m&zudos> persistentes. Caja bivaive y menos 
frecueniemente tri^^iíjquevalve con las márgenes de las v^rivas 
ilUMl ó nenos entrantes y entonces b^M^lar ó serai-biloeular^ ó 
apenaseñtraüte» y en tal caso uniiocular: su dehiscencia se|^ 
^ €ida de la' base ai ápice sin separamn de los estilos , ó del ájpiee 
á la base con sepiaracion de ellos. SémiUas numerosas,. c)imiau<^ 
tas; albumen carnoso; embrión peiiuéño; oo4iledones cortos; rai<* 
.eilla dirigida al^ Ulo.^^Arboles > arbustos 6 yerbas de varió lii* 
^ecto, aunque muy afees por los earaotém mas importantes^ 
Habita el mayor numera en. las montanas elevadas de paí* 
«es muy diversos, hallándose dispersa esta lamiik pof tooo ci 
globo. ^ »• 

CciBdWENnc cpiniimtasqhinee especies 9 repartidas por De* 
candolle en las tra)us saínenles , elevadas al rango d^ tamHias 
for alffunos. : f 

Trilu L Escalonüas. Arbustos ó árboles con hojas aher** 
ñas, simples, sin estípulas* Flores pi» tapétalas, pentand'ras; 
raras veces hexapétaias, kexandras. Estilos carpelarieá en nú* 
mero de dos^ soldados entre si. Ovario adberénile al cáliz 6 ra* 
rameóle libre. 

Tribu II. Cunaniaceas. Arbustos ó árboiet^ don hojas 
opuestas y estipulas inierpeoiolares. Flores telrá-pentapétalas» 
ooto-deoafdras, di^trístilas con «stilos libres ó unidos. Prutobt* 
trílocnlar. ' 

i Tribu III. Baueneas. Arbustos con boja¿ opuestas, sen^ 
tadas y compuestas sin estípulas. Flores hepta-díeapéteilasi po- 
Uandras. Estilos «n número dé dos. Caja bilocular, d^liisóente 
poríel flqí)iéej0ntre'l0s estilos.. ' ;\ *- : 



Digitized by 



Google 



380 CURSO 

' Triiu lY. Bidfiingeas. ArbmtoS: eou hojas opveslas , sini- 

Í}\es sin estipulas. Flores pentapélatas, décaiidnis, di-^péblastn 
as, corimbosas, las exteriores y algunas veces casi todas esté- 
riles, anches, dilatads^. Caja oraras veces baya bitqoínque- 
locular. 

. Tribu V. Saxi fregeos. Yerbas Cfon hojas ahemas, ó ra- 
ras veces opuestas, sin estipulas. Flores racimosas ó apanojadas, 
raramepie solitarias,' todas fóriUes. . , 

i PlROPiEDADES T USOS. Sos BM8 6 mesos .astríogeiiles mu- 
días saxifragáeeas, tieneu algma&m ppeo éeidas las h^, y 
tí jugo viscoso que otras exoretau es aere. Por lo demás, no 
ofrecen virtudes notables, siendo una idea nacida del nombre; 
que quiebren los cálculos , cuando solamente se significa ia ac- 
ción que éjerora sobre los píaseos, eñ cuyas gríelas crecen 
mudias especies. 

- La Eseallonia myrtiUúidn^ L. fi¡. (Tassta del Perú) , que 
crtíee eii los Andes y tiene muy dura la madera, es lmiarga> 
ar/noiática y tónica, apKeándose las sumidades y los raawa fiul- 
«eríiadós para curar las contusiones y fracturas; la E. resino- 
sa Pers. (Cbachaeoma, Chacas detPerú) se uto por' los perua- 
nos, como tónica, emfdeándose además en varias objetos la nía- 
dera, que es mtiy dura; la E , pulverulenta Pers. (Mardoño, 
Madroño del Perú) tiene el polvo de- los^. ramos dañoso á los 
OJOS. y es de la América meridional; la E* pendida Pers. (Pu*- 
machiUcadel Perú, Saraqui de Nueva-Granada) es ignelmente 
notable por ^ madera dura y roja', que se emptei en varios 
objetos por los peruanos; la E. revoluta Pers. (Lun, Liun, 
Siete camiáas de Chile) , cuya «adera usan para construir los 
chilenos V tiene la (corteza divisible en ^te camisas. 

Entre las especies del género Weinmamnia hay muchas 
americanas^ tales como la W. paniculata Cav. (Triaca de Chi- 
le) , que se halla cerca de Talcanuano ; la W. producía Morid 
(Árbol del peregil en el Perú), la W. faoaroides B. B.^et 
Kunth ÍArhol del peregil en el Perú) , la W. ovalis Pav^ (Ma- 
chi del Perú) , la W. reticulata Pav. (Machi del Perú), y otras 
igualmente peruanas , que reciben los mismos nombres vulga- 
l'es , ^ndo notables por tener la madera dura^ y la corteza as- 
tring^te de utilidad para curtir y malamente u^ida paraadul^ 
terar la quina; también participan de propiedades semqantes 
las especies de la India, mientras que son, gomosas algunas de 
NueyarHolamla. 

. h^B^drangea Thuubergii Sieboi se usa en el Japón como 
Té; la B. Bortensia DC. (Hortensia), prooedeule de Ja China 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOriVKA. 38f 

y deliapoo, és láuy conocida. El Piatyerate^^ ñr¿iuta-JS^eh et\ 
2^«(^/die Java^iafBbien'se usa coitto.Té. . 

taiSaftifraga granúlala L. (Saxífraga blanca) /comonl eá 
nuestros montes a%a elevstídos, se há ^x¿Ao contra él mal de 
piedra; hS^ Grassifüia JL ^ míi^'Sk de.Siberia^ se ha pre4^' 
psesto iqnno succeAánéa del Té^: teniéndose^ cocimieoto delas^ 
bojias por asiFÍngente en Rnsía^ y además ias.mismas Hojus sir*r. 
vea para curar los eáusiicos; la i$; tridaetglite^ L. , quoae' 
baila es las iilontaoas de Europa» se ha administrado contrallas 
enfermedades del higado;:la JS, ootyledotiL. , que también cre^ 
ee en ^nuestras montanas, se ha traído por sqierítiva.y dínréti^ 
ca ^ la S. hrondticiis L, es lenida en Siberia por útil para cob^> 
. batir lá angina y la pleuresía ; IsíS^ OewA L. (íslera), es «ú*^ 
ropeacomo otras muchas.' El //Ary^io^pí^mm alternifoliUm 
L. y etc. oppositifoUum L. (Saxífraga dorada, Hepáticadi^K 
rada)v plantas indígenas , fueron antiguamente usadas oómoire^' 
solutivas y confortantes. La Heuchera ameritana L. tiene la< 
raB línuy astringente y aplican el polvo de ella á las úlceras 
cancerosas en la América seplentríonri^ sirviendo adenés tod^ 
laplanla para curtir y. teñir de negro ; la H. viilpsa JUichx. de 
la Carolina y Virginia, és semejante en prbpiedades. 

UM3ELÍFERAS (uMBELIFERíE ) DC. PRODR.. IV. 

Caracoérbs j Céiiz formado de cinco sépíedós ¿on tobo-mi- 
herente al ovario y limbo truncado, borrado ó nulo ^ óquinque- 
lobo caedizo ó persistente. Corola pentápétala, inserta en lo mas 
alto del tubo calicino con pétalos enteros, escotados ó bilobos, 
planos en el ápice ó prolongados «n una tirita r^eplegada 16 en- 
vuelta, los exteriores deja umbela algunas veces mayores. Es~ 
tambres ;ea número de dnco; insertos «con los pétdlos y aUernos 
con ellos, siempre libres^! replegados en la estivacion ; ; anteras 
aovadas^ biloeúlares, casidídima^, longitQclínafmenié dehisc'en- 
tes^lMstilb con ovario bilocular ó raras veces^ nnilocufarn^ adr^ 
herente al cáliz; estilos en número de dos, simples, en^osa4. 
dos en la base, más 4'roenos divéígentes y por ío común persis- 
tentes. Fruto llamado diaquenio ó cremocarpio , compuesto de 
dos carfállos, pegados á la pc^rte eorrespondiente del cáliz y 
y denominados méricarpibs, pendientes del ¿pí<?e de un carpo- 
fjro axil , doble, casi siempre separados en la madurez y raras 
veces pertinazmente soldados: el todo decemnervio ó con diez 
femás priniarias , cinco catinaies y cinco^ sutaí*aleSi laá unas 
correspondientes á los nervios medios de los sépalos y las^olito 



Digitized by VjOOQIC 



38S cmiso 

prooedMitsiileia QlÑoiideéitos, además de las lonas aec^iui^ 
darías, alternas con aquellas y originadas pernery ios íaieraies 
de ks sépalos ; las loínas tanto (Nriíaarías como seciuidarias, 
nervi ó flUformes, aladas ó enerestaihs con valleciios taterme«- 
dios^ ?ariamente fohnados; f^is & condactes ciegos llenos de 
aceité esencial, cdoeados en. la suStaDCÍa<4el pericarpio á lo 
largo de los valkcitos, y menos conmamente debajo de las k^- 
mas, borrados unas ^reee^ y oolos otras* Semilla solitaria eo ea* 
da mericarpio, imrersa con tecomento adbmdo al pericarpio ó 
separado de él ; albumen grande, tsatnoso & casi cértieo^ exte- 
ríormente mas ó menos convexo, é interiormente plano en laa 
umbelíferas ortospefmüs , recorvado por los lados al rededor 
dd eje en las campilospérmtu , encoraHio de la base al ápice 
eaik\9Á4selospermas; efmrion petiuefio, recto respecto de la ae^ 
miBa; éotiledoDes oblongos, casi desiguales; raicilla supOTa.r-* 
Yerbas ó matas coü hojas alternas y á veces opuestas ^^simpliBa, 
comunmente mas 6 menos divididas con peciolos envaias^rto. 
Flores umbebdas , blancas, amarillento**bhnquizcas, amarUlas y 
con meóos frecneBoia purpurescei^ntes. 

Habita el mayor número en las rejones templadas ó fresca^ 
del hemisferio boreal, siendo pocas lÁ especies qne se hallan 
entre los trópicos^ y no muchas las existentes mas allá del de 
Capricornio. 

Comprende mil y quinientas especies , repartidas por De- 
cABdoile en las tribus siguientes , sometidas á tres subórdenes. 

Suborden L Ortospermas. 

^ ümbda$ simples ó imperfeetüs; fl-uto sin fm'as. 

Tribu L Hidrocotüeas. Fruto liáeralmente coi^wimido; 
mericarpios convexos ó agudos por el dorso. 

Tribu 11. JtMineas. FAito contraído hacia la ccHliisu-* 
ra, paralelamente Inscudado; mericarpios complanados por^l 
doko. 

Tribu IIL Sanieuleas, Fruto aovado-globoso. 

^^ Umbelas compuestas ó perfectas; fruto con yarias 
fajas, rarisimam^ente nulas. 

t Pauciyugadas. • 

Tribu lY. Awuninetm. FnÁo lateridmente comprimido é 
didímo. ' ' 



Digitized by VjOOQIC 



DEBOTiünCA. 3tS. 

Tribu V. Seselineqs. Fruto en la sección transversal ro- 
llizo ó rollicito, ó con merícarpios algo comprimidos por el 
dorso. 

Tribu VI. Angeliceas. Fruto comprimido por el dorso de 
les mericarpite coa rs^ cásá ceniná , y márgenes ieí los merí- 
carpios prokMiigadasen alte libréis 

> Tribu VIL PefStcedámiu. Fruto comprimido por d dor- 
so de los mericarpios con rafe inarginal y. margues <le ka 
merícarpios prolongados en alas soldadas á manera de uua 
sola. 

Tribu Vllh Tordilineas. Fruto comprimido por el dorso 
de los mericarpios ooft rafb marginal y mwgened oilatado^en^ 
grósacbs^ enteras ó plegado^e^adas. 

■ " • ■ ■ ■ ' ' . 

tt Mulliyugadas. 

Tribu IX. Sikrineos^ Fruto comprimido por d dorso 4é 
los meriearptos con todas las lomas áptera;, • las aeeonckif ias é 
Ycoes casi nulas. 

Tribu X* ÜHmneas* Frqto algo contraído por los lad<^ de 
los merícarpios con todas las lomos aplefas. . • 

Tribu XI . Tí^ieas. Frito éon^daido por el dorso de 
los mridarpios, ó casi rollizdv «on las tomas {Mrimari^ sobren 
puestas á las h^el^les deba}oí del plano oomisuraUy mpoha0 
de lai» secundariasí aladas* i 

THbu Xlí. Danciíieati, Eruto algo comprimido por el 
dorso de los mericarpios, ó roKizo, coa las lomas prímpriaé 
sobrqpues^ á las Ikeral» en el plano l(5onii^ul^l y laá secun- 
darias prolongadas en aguijones libres, 6 unidos en formadeato 
^iabasoi 

Suborden IL Campüospermas. 

t Multiyufúdas. 

Tribu XÍIL Eleójidineas. Fruto «ilindráceo» algo oom*^ 
primiido por el dorso délos merícarpios, con is» lomas prima-^ 
rías filifoi^mes y las dos secundaríais latertdes^ aladas. 

Tribu XIV* Cauealineas. Fruto lateralmente contraído 6 
casi rotttzo) con las lomas primarias sobrepuestas á las híera^ 
luis eii el plano comisurUi, y todas las seoundarras prolongadas 
en aguijones ó cerdas* 



Digitized by VjOOQIC 



3ftl 

• .). ■ I ...ti M.i.rv- !•■ «, . -.. ' 

' f t ■ Pmeiyugddiis. " • " ;""';. ' ' ^^'•- 

TribuJíY. ÉiCfSíndicineMs. FniU» li^«ÍQie»ia(CMíipriiin- 
do, ó eonlraidoy proloogado^/AseoueBieaieoia píciyio. . i,, .^ 

7r^6ti. 4rV/« .Esmirtwtts.. Fruto húieb^i^, . lafieraLmeote 
cootráide ó eomprimido. .n. . .. i .. 

. . . '. •' .. • '. - t '; ' . . . •; * í . . 
Suborden IIL Celospermas. , .•;.».- 

*'• . ' . . .( . 

JriAtt XVJI. Coriandreas. Fruto lalerdhiK^tai<H)aiprímif 
do y didimo ó globoso, con las loflóasi primarias. ji^ecnodaHas 
ápteras y freG^entemente apeiias distinguibles. 

Propiedades y usos« La» umbelíferas ofrecen notable va- 
riedad en cuanto á sus virtudes, según él predominio de las 
diferentes sustancias elaboradas en la organización dCi tos fi^Mh- 
las, cpie oomponen esta qatiiraUslaia fafikiiíaiic^iaiNtiiHte^ipor 
consiguiente que unas sean narcótico-acres, otras muy<estímufr 
tontos, afgunaf comeslibles, y que las baya útitfó ei^ cuMto 
suministran cimdimenios •jpr¿dables> usándose además. cooM 
nttdfloanwntos carminaiivos» Los. iniCos de mbehas. se h^aa en 
esiecsfio por abundar geñeralmente^iCín aceita, escupíala 'mien** 
lra¿ que en las. raices. suoién predominar sásjLaociaá resivosas^ 
mas ó menos activas , teniendo entonces virtud^. medicijnBileSiv 
asi cerno' to saperabuBdanotoi4e mueiiago y.azú<;ar convierte 
tos i^íd^ en alimentos aprociaUes y saaes* : i . 

e» Ebrapa^ies algo acre y se ba- tenido por vuto^naría^ diaré^ 
tica y resolutiva; la B. asiática L. (TacAiib suso de Filipinas) 
se usa como diurética en la India v las Filipinas, además de ser 
comestible; la H. umbeUataL. (Quitasolilto de Cuba, Ombligo 
de Venus en Méjico) es americana y tiene el jugo emético, em- 
pleándose en borta dosis contra las .afecciones del bigario, asi 
como to raiz, que convenientemente preparada se usa como 
masttcaterio; hJJjíAmeriaanaL (Quitáse^lloi pacido de Cuba, 
Yedria terrestre de Méjico), tiene virtudes oemqjaQtes; la.JBu 
honariensis Lam, (Orejas de :abad» .Petapones, MatécUu 4fí 
Pera 9 Erva do Capitad., Acari^oba dd Brasil) , crece eq h 
América meridional y la raiz es acre y. aromática, usándola. Iqs 
brasileño» como toi oel Peregil en calidad de aperitiva, diuréth 
ca y en grande dosis emética, además de aplicarse las lkf>m á 
las úlceras por los peruanos. La Fragosa reniformis R. et 



Digitized by VjOOQIC 



I 



BE BGTÁHICA. 385 

Bav. (FraliHa de m&BÑe en el Perú), tambíM es propia üe la 
AfBéríca mériilieiMiI y pariicnlarqiente del Perú. - 

El JMo^ tííHiésii Hook ydB^ (H^bariq Cw»m. dan una 
g<MiKHfeshi$i> seniejaorte at Opc^^oiiaco, que usan los chikmos. 

t^ Sammla europma L. (Saniciila macho. Yerba de San 
Loreazo), algo acre y astringente, creee en loda Europa y se 
hfii lei¿do por vulneraria; lá S* marylandiea L. se usa en la 
Aflkérioa ái^entrionai contra la sifitis y las enfermedades dé 
pe^. La Asírtmim major L. (SamcuJa hembra), es. planta 
Indigena con raíz aere y amarga. El Erfnaiwm campestre /^, 
(Carao corredor, Yerba del sapo en Mépco], es muyeomun en 
Europa y 4ieae la raíz aromática y dgo acre^ 'usada todavía 
como diurética y ant^uasaente como resolutiva, emenagoga y 
afrodisiaca, habiéndose además propuesto para cmrar la rabia; 
el E. maritimum L, es igualmente común en Europa, y de la 
raiz mucilagtnosa se hace uso como alimento y cdmo medica* 
naento diuráico; el E. trieuspidatum ¿., que se halla en el 
ipediodia de Europa, se recomienda por la raiz sudorífica; el 
E. tenue Lam. (Gsyrdo arentin) de España, se halla en igual 
caso; el E. planum L. también ^ usa como sudorífico en Si- 
beria; el E. fwtidum L. (Cttlanti*o de Cuba), pasa por febrífu- 
go en la Guayana; élE* joqutíLicumL. (Scorpi Spina Hernand.), 
de la América septentrional» «tiene la raiz diurética y sudorífi- 
ca; el £. Lingua-Tueani Mart. (Ungua de Xucano en el Brar 
sil) es planta diurética, cuyo cocimiento se usa en el Brasil 
para curar las ulceritas de la boca y garganta ; el E: amethys- 
tinum L. (Yerba del sapo. Escorzonera de Méjico), originario 
de Europa, tiene la raiz dulcificante. 

I^ Cicuta virosa L. (Cicuta acuática) es plantAuropea y 
á la vez asiática , pocas veces, usada como medicinal y muy te^ 
mibie, teniendo su acccion venenosa mas pronunciada en la 
raíz; la ¿^. macuíata L.^ también venenos^, se usa-en los Es- 
tados^Unidos «a logar de la Cicuta mayor de Europa. El Apium 
graveol&ns L. (Apio), originario de Europa, tiene la raiz diu- 
rética y los frutos estimulantes, siendo comestible^ agradable 
toda h, planta cultivada fuera del influjo de- la luz. Él Petrose-z 
línum sativum Eoffm. et Koob. (Peregil), procedente de jGre- 
ck y lá Gérdena, generalmente cultivado, tiene a^mismo la raiz 
diurética y pij^e comerse del mismo modo que las hojas, em-- 
picadas exteriorm^nte coáK> resolutivas, sirviendo además las 
semillas para úbténei* uó aceite esencial usada en pei'Aimería; 
eX P. prostrfltum DC. suple á westro Peregil en Nueva-Ho- 
landa. El Belósciadiíimnodifíorvm Koeh. (Berrera, Berra- 
T. lí. .25 



Digitized by 



Google 



386 «VBSOi - 

za) esplMUi<v«ne&«sa'cmiM]ir>en losf!«hiM»9 ^de «fiaropáv «pM 
puede confondinse cm d fi»n9fafates d«i)M»dseatírte» flor€^¿«l 
ff. Upt^kffUHmlW.^ orígkiarky de' América é^ititMdacftlb en 
Euro|Ni^ pasa por Amim meadero. 1a ftychútü c4ffticw^4 
(Ammi de Gl^a, Ammi verdadero) tiene 4oi frutos iinMiáítibos, 
antes usados eomo eslomaoal^-y ^sarminativos)^ »eiMÍo i^j^ar^ 
cer indígena de Greta; la P. Ajmúñn B€. es deiá Indíáj y de 
los frutos aromáticos se hace uso contra loa^ oólieos flalulentes. 
£1 Süm Amemum L^ (Amomo vul^r^ Peregih«te Mácedénia 
para B&m.)es europeo con frutos aromátieoS'y estínndaiilesi fil 
Ammi m&jus L. (Ammi vulgar^ JisUa} es común m^ nuestros 
campos y también tiene los frutos estimulantes^ reí A. Vima§a 
L. íVisnaga), de{ mediodía de Europa^ es vulgarmente apre^^ 
ciado, porque sirven los radios de las umbelas para haoér mon*- 
dadíentes. El JSffopodium Podagraria L, (Yerba de San Ge- 
rardo), que crece en diversas parles de Europa, se creyó uttf 
contra la gota, y en Succia usan las hojas como condimenta 
El Cí>ñim.Carví£. (Alcaravea-, Alearavia, Comino de prado), 
también europeo con raíz y frutos excilai^s, usándoise esto^ 
como condimento, tiene las raices, las hojas y tos brotes lier-- 
nos comestibles; el C. graeite BoyL y el C\ nigrum Róyi. 
suslituyi^ en la India á nuestra 41<^aravea; el €'^ Bulbaúasia^ 
num M^h. (Castaña de tierra) e» indígena y nofóble por la raiz^ 
que los cerdos comen con provecho, siendo las «emíllas ckcí^ 
tanles y estomacales. El Buniwm denudatum DC. crece en él 
mediodía de Europa y tiene las raices comeslibles; et B. fm^u^ 
lapeum Sibth. se halla en el Archipiélago y tasoibien es notable 

Íor las raices comestibles, que se conocen jcou el nombre de 
'opana. H Pimpinella Anismn L. (Ani&, Matalahúga), origi- 
naria de Egipto y €recid, se cultiva entre nosotros por et oso 
que se hace de los frutos aron^ticos^ que dan un aceite ésai*- 
cial , muy usado en perfumería ; la P. peregrina L. del OAedio- 
diade Burópa y la P. aromática Bieb.^ de Oriente, se apro* 
xima por sus propiedades al Anís común; la P. magna Li y la 
P, sa0Í fraga Z;, comunes en toda Europa, tienen lae raicea 
acres y diuréticas, antes dé ahora usadas como mastics^erid, y 
las hojcís, consideradas como detersivas se han cmpleada.eaca-r 
taplasmo* Et Síum Sisarum L. (Chirlvía tudesca , Chirí^'a ele 
cuaresnoa|^j[pPoc€Nd[ente dé Asia y cultivado enE^opa, s^ «s^ 
tfiña por k rai2 alimenticia y agradable al paladar; el- Si Mf^ 
ft Thúnb. (Ninsi de la China) apenas difiere' dd la Chirivia m^ 
desea y es un sucoedáneo det Ginsengs el S. laíifdit{m\lk 
(Berrera,' Berraza) y el .S* angustí fblium £. {Berrera, *hw 

Digitized by VjOOQIC 



DE BOTÁttlCA. 387 

rm$), c^tmnes tn- B)irO)»9iv üencn. Jas rsioes v^nencsto y las . 
hojas tM>in>eelh)Bas^ iaiwque se baya» eonskl^ada oémívdíurétí- 
Q»% y antiedcorbáücas* Ét Bujdfurum roMndifdinm í. (Per- 
íblJada) y d B. fatcaHm L. (Oreja de liebre , Yerba do la gi- 
UmajvMabes europeos, ^«se han usado amo vulnerarios, y tes 
raiees/ee b«a téüidopor febrífugas; el^. frulicosum L (Ma- 
t^uey),^ «tel mediodía' de Europa, sirve para hacer setos do 
buaa efeeid á la vista. . - 

La Lichtemteinia pyrethri folia Cham. et SoU. (Gli de 
los hóleatole$) sirve pam bacei^ de ia^raiz u» licor opa que los 
hotenlotes i^embnagan. La (Enanthe erooala 1. /se halla en 
fofS sitios pantanosos de toda Europa y es nniy venenosa; la CE. 
fistulom L. es común en los mismos sitios y menos venenosa^ 
btrtnéndose recomendado la raiz contra algunas enfermedades; 
la (É. apa folia Brot.j la QE. peucedum folia Pdlich^ tam- 
bién enñopeas, son i^alniente venenosas; la CE. appnoxima- 
ta Mer. y la GK: pimpinelloides £., ambas de Europa, se 
tienen por menos peligrosas, supuesto que sean comestibles los 
tubérculos rsidicalas; la (M. Phellandriutn L* (Hinojo ncuáli- 
ca) se halla ashnismo en los sitios pantanosos de mucha nartc 
de Europa I y es venenosa, usándose los frutes como febriiugos 
y ck)ntra la tj^is pulmonal y otras enfermedades. La Annesor-^ 
biza capenses (fham. et ScU. , del Gabo de Buena Esperanza, 
tiene la rái2 aromática y comestible. La Mttmsa Cynapium L. 
(Apio de perro, Peregil de perro), que crece e» la mayor par- 
te de Europa^ es resoluUva y diurética^ al mismo tiempo quB 
basts^e venenosa, habiéndose <^ifuiidido algunas veces peli> 
grosáQ)ente Con d Peregil commn. El Fcsmculum migare 
Gwrtn. (Hinojo), común en toda Europa ; tiene la raiz aromá- 
tieia y aperitiva, mienjras que los frutos son estimulantes y se 
usan^ como condimento, sirviendo además en perfumería su acei- 
te lesencial; el F\ dulce C^ Bauh. se cultiva para comer los 
brotes tiernos; d F. piperitum DC. es propio del mediodía de 
Europa y los frutos se usan como condimento; el F. Pamno- 
rium líC. ^ originario de la India, se cultiva como equivalente 
al Hinojo coman ; el F, capense ^C, del Cabo de Bu^na E^ 
peranza, tiene la raiz aromática y comestible. La Kundman" 
láiameula DC. se halla en el mediodia de Europa y tiene los 
fr'Utos carminativos; «£l Seseli torluomm L. (Comino de >Iar- 
se^Ia, Comino dc^Adiay: Enjalmes)^ oon frtitos algo acres, aro-^ 
máticos y amargos, es planta bastante común en el mediodia de 
Europa; e\JS. ffummiferum Stf^íthy de Oriente, trasuda una 
resina aromática. La Libanotis milgaris L., cuyos frutos es- 

Digitized by VjOOQIC 



388 . CURIO 

lioiulaDiesison poco usados, es ifidigeiip. Ei Cnidium 4¿ffi^$t$m, 
DC^/Así. ia India, tiene bs frutos aromáticos; el 4^. Jmmniéri 
Cuii,¡ con frutos estúnutantes poco asados^ '^ de Europa. La 
Athamantha cMensiS I. (D&uco crético) iaóábieñ ,se halta jéu 
Europa y tiene bs frutos estimulantes; la A* ínúceÜonicq 
Spreng. (Péregii de Macedonia) se halla en el Atlas y en Ma-^ 
eedonia, siendo los frul(^ estimulantes, y tanto la raiz como l&% 
hojas se han usado como vulnerarios. El lÁgusticmi pyre- 
ncBum Gou. pasa por Turbit en algunas partes 4e los Pirinfeos. 
El Silaus praíensis Bess. et Koeh. es planta europea cou jUgo; 
raiz y frutos tenidos, por diurétii5ós. Él Meum athamanticum 
Jacq. (Meu) crece en nuestros montes, y taata las rajces coma 
los frutos son considerados como diuréticos, espectoran^ y 
carminativos; el M. MuteUina Gwrín. se iialla en los Pirineo^: 
y es algo venenoso, aunque se usa en lugar del Meü. El C*rtíA- 
mum maritimum Z. (Hinojo maritimo, Peregil de mar); oomun 
e^ nuestras costas, es aromático y diurético, usándose las ho-. 
jas como condimento. 

El Lemslicum officinale L. (Ligústico, Levistioo, Apio de 
nK)ifte), que crece en los- Pirineos, tiene Ja raiz y los frutos es- 
timuldnte$ y tónicos, siendo comestibles las hojas y los peciolos 
tiernos, además de servir las primeras, mezcladas^ cotí lorrage, 
para curar la tos de los animales. El Selinum Carvifdia L. te 
apreciado .entre los rusos y lapónes, que sustituyen Ja raiz al 
Gengibré para masticatorio. La Angélica sylDestris ¿., que se 
lisdla en los montes de Europa, es celebjrada en Italia por la.e&^ia 
deja raiz para curar la sarna; la A .atropurpúrea L. sustituye m 
la América septentrional á la Angélica de nuestras.boticas^ La Att 
chahgelica officinaUs Hoffm. et KocK (Angélica oficinal), flue 
crece abutídantemente en el norte de Europa y^ se' halla en los 
Pirineos, tiene la raiz estimulante /sudorífica y díurétii^, sien- 
do además empleada como. masticatorio entre lo$ tapones, que 
comen los tallos descorlczados y las semillas, unos y otras usua- 
les en varias partes de Europa por entrar en la composición de 
algunos licores , ^ los tallos en particular sé aprecian confita-^ 
dos; h A.]Gmeltni DC. es usada en Eaúdtschatka como nufeá- 
tro Peregil. ^ 

La Qpopanax Chjironium Koch. crece en el mediodia de 
Europa y en Oriente, donde produce la Gomo-resina Qpopona- 
€0. La Ferulct eommunis Ll (Cañah^a, Canajélga, CañafeHa)^ 
se halla en toda la r^ion; mediterránea, sirviendo en Sicilia 
como yesca la médula, y los tallos se empleaban entre los^aiiti-í 
guos para hacer iestuches, destinados á Conservarlos manusqrí- . 



Digitized by 



Gobglé 



.DE BOTÁNICA. 389 



\ús)\'dFé.tmgitam L. ¡Jel África scpfenlrional, es para muchos 
I9 i^íebre planta tan csiimadá én lá antigüedad á.caus^ de la 
.6oihÓ7resina Las^,, llamada Síllio cirenáico, y también Asak 
dulce, que se le atribuye; la F. AssafcBíida L , la F. pérsica 
MViUa,. ^ ,y acaso otras especies congéneres dan en Persiala 
Gomo-^resiná Asafétida , (pie fluye de las raices de estas plantas, 
mediante incisión: la F. szowilsiana DC.r, también de Persia, 
produce^ según ?iIgunos, \a Gomo-resina Sagapcno , oue otros 
atribuyen ala F. pérsica Willd. arriba indicada; la t\ Feru- 
lago L. y propia de la región mediterránea , es uña de las plan- 
tas con^erádas equivo^amente como productoras del Gal- 
bario; la F. órientalis L: de Grecia y el Asia menor es para 
algunos la planta que dá la Gomo-resina Amoniaco. La Dorema 
Ammoniñóum ¿ío». de Persia se ha designado como verdade- 
ro origen de la Gomorresina Afioniaco. El Peucedaimm offici- 
wiifc X./( Servato, Ervato) es bastante común en Europa, y 
la raiz fué usada como diurétipa y especlorante; el P. syl-^ 
véstre DC. {Apio lechal ), que crece eA los Pirineos, liene la 
raiz pareante; el P. Cervaria Cuss* , con frutos estimulantes, 
suftoriflcos y druréticos, se halla en nuestras montañas; el P. 
Oreos^Unnm Cuss* (Oreos^lino, Peregilde monte), qon frutos 
eslímulanCes que son usados como condimento, es igualmente 
planta indígena; éfP. montannm íTocA. tiene la raiz amarga y 
comor tal se usa en Curlandia, además de creerla útil contra la 
epilepsia. La Tmw^riiforta Ostruthiém L: (Imperatoria romana) 
sé bmla en Jos ririneo3 y tiene la raiz muy estimulante, usán- 
dose todavía poj los teteríbarios. El Bubón ^albanum L. dd 
Cabo de Buena-Esperanza, eon rai? porgante, se tuvo por pro- 
ductora del.Gálb¿no; el B. gummi ferum L. es también» africa- 
no y se le atribuyó ta Gomo-resina Amoniaco. El Anethum gra- 
veolens^ ¿. {EneMo) , originario de África y del mediodía dé Eu- 
ropa, sé cultiva en las huertas y tiene los frutos estimulantes, 
usándose también la yerba y las flores para condimentar; el 4. 
ségettm Z. difiere poco del anterior y se halla en el med jodia 
de Etirópa Y en Or¡en|,e entre las mieses ; el A. Soioa Boxb. 
es de )a India y semejante al común en propiedades. La Pastir- 
mcamtita Z. (Chiritia común) es planta euri)pea, que se cul- 
tiva por tenerla raiz comestible, skndo además las srimilia&.car^ 
mínativas y tónicas, éígualmeníe ^ cultiva para: alimento dej . 
ganado; la P. Sekakul Buss^ fis xmiy: estimada en Oriente, 
dpodé tienen la raiz jjprafrodis¡É|ca.,EI Heradeum Sphoitdy- 
liémL. (Brán^ ursina alemana. Branca ursina espuria) se ba- 
ilaf á la vez* en Europa y Asía, siendo' apreciado en SiberiaJo 

Digitized by VjGOQIC 



390 eukso : 

iuterior del tallo por su sabor a2iidafado; lOiéiHirQs qué^ h raiz 
es amarga, y fás hojas en udíoh de las semillas sirvetl dil Polo^ 
uia y LiUiaoia para preparar nm bebida^ qoe usan los plibrés 
en lugar de cerveza; el íT, lanqíurU Mi^hx, es soceeidáueo de 
la Aug^iea en los EsladosrUnidos ; el H. cordatuni' Ptnsl^. 
también se susütuye á la Angélkia ea Sj(j¡lia^ d V* Panacés 
L. y el B. sibiricum L> son útiles en et norte por lo» \tíAm^ 
que se raspae y desecan pata hacer Qna bebida alcohólica mny 
eslimada en Kamtschatka; el H. tuberosum JVo/ÍM. deOiiíe 
tieoe la raíz tuberculosa y coniesiibie* 

El Tordylium officinale L. (Cdmine de Greta) crece en 
nmqha parte de Europa y tiene tos frufbs carminativos, tío nao 
ea él dm, habiendo piasado además las fdices por divréti^^^ 

El Cuminum Cyminum L. (Comino)', originario de Oriei^ 
te, se cultiva entre nosotros, porque se usan los ffuloscoiao 
condimento; el €. kispanicum Merat ei tnuy parecido ala»- 
terior. 

La Tlmpsiá villosü L. (Zumtllo^ Tuero, C^ndihijá , JF|^ 
turbit, Canaheja hedionda)^ común en toda' la región mediler- 
ranea , tiene la raiz purgante ; la T. Aiclepium Z/. , cotí tm 
tanAien purgante, crece en Italia y Grecia; h T. ^arganka 
L. , que se halla en el mediodh de Europa y en África^ ¿deiliás 
de tener la raiz; purgante es para algunos ia planta eéya gomó- 
resina usaban los antiguos con el nombl^e de Láser á St^^- 
renáico y también Asa dulce, supuesto bue la 7. Sylpkiutf^ 
Viv. sea mera variedad de olla. El Laa^pitiupi asperism 
Crantz y el L. 0abrum Cants (Gencihm bl^oa , .Türbii do 
inontañij)^ cuyas raices son purgantes, el ¿. ^úlliowH ¡S¡, cfoii 
raiz tónica y diurética ,. y el X. SH^ t. ( GoñalrtO ruttlco) < cob 
raíz attíiguanxeritt tenida pot* vulneraria y frtitoá^^omacalés, á 
la Vez (pié diuréticos, crecen én múeha parle de EuriDpa,'siñ 
estar hoY ea uso. '' i' - , ; ' 

: La Órlayú grmtdifloi-a Háffiti. y la O. müHtímaKmk* 
(Gospi) créeea en nuestros campos j ^e tienen por diuréticas. El 
Dw'áns^ Carota L* (Zanah(Mria , Cenoria )^ generalmente €Ull^ 
vado^áld ve¿ qué espontáneo deiitro y fuera derEiik*opa^ es 
útil per la raiz> gruesa etf la planta, cukivadd J ieniéa poír reao- 
lutiva Jl algo aiurética» atk^ás dé ser alimeiHleíCkv usáqdoeíe 
piíncipalmfentepafa eójgopdarelgaáádo, y iambiéti'9irvepalra4av 
color á )a manteca vmieatras^ que iasflór^ ^nH'an^eníaeMftpo^ 
sidoa^Faceitede Vtatiá, y piíedeÁ emplearse cOM» tjiitó|ie0fii# 
as&eomo fes frulds de<la pháxa espootánciá siiel^^4íri% Cán(r«él 
flato y sé tiipneii por algo dittrétieo&M^- Wij^iw^ti^/^CI.ícrtí' 



Digitized by 



Google 



DE BOIVtolGA. 391 

liimidsuwddiadicirio^ qttese.<l]'ca.obtmda porioemion de la 

:> >ii^.C4itl00¿i£rfíiMDt(/as L.y^omímeti Europa, se Ueoefor 
4iiirdtiaa;-.ia.C* leptoíih^lla L.\ no m^oos eomun^ ^ede co- 
mex^^lAlfur^mcuiatíSMa Éb^ffm. (Cadillo de bojoacha] 
«e*háUa>tlH&biei).en toda ^m. región mediterránea y pa^a ipor ditt* 
néliéaiii.La Totiüis Ánilmisous :£lmeL eceoe. m toda Europa y 
jpasa ^ualmetíte por diurélSea^ 

> La Soandiw Pecten-veneris X. (Peine de pest6>, Pieíne de 
Venus) 9 que se baila en los sen|brados de toda Europa , es oo- 
me^Uey ^ ha tenido por vulneraria y diurética, sirviendo ade- 
más para 4e^rde Mnariilo; la S. austrdig L. (Quijones) es 
piopiaidel mediodía áe Europa; la a9. chiímsis Molina (Peine 
de Venasy Aljiterillo de.Chile, Yerba de llagas ó heridas, Loi- 
quiiahuen d/^ Chile) se tiene. por vulneraria entre los ehii- 
leños. El Anthriscus Cerefolium Hoffm. (Perifollo), propio 
cte Einropa y cultivado en las huertas, es una yerbsí comestible, 
eujraá tMMSis m consideran diuréticas y resolutivas ; el ^ . $yl- 
msírn Éoffm. ( Yerba eicularía) , común en toda Europa, es 
ptaata sospechosa, qu^ puede usarse fiáéó tintórea; el A« tm/- 
gurifS /^«* I, igualmente común, se tiene por ^spechosb. El 
Ckaar^yllum bMo^tm L. es apreciado entre los calmucos^ 
cpiB oomoB ks raices caudas ^ cocidas; eiCh: temnlum X., co- 
mm ^ioda Europa, es venenoso; Ei Mohptnpermum cicuta" 
rímm DO. (Cus(»lki ), que se halla en los Pirineos^ tieqe los 
bvóteé y las raices comestibles. La JUyrrhis odornta £., propia 
del itaediadiar de Europa, se ha recomendado como diurética y 
emeriagi^a, además de ser comestible; 

. l^^JuagoeoiareuminóidesL. (Comino silvestre) , que se ha- 
lla eo^ia ro0Í0n mediterránea , hiendo común én Grecia i además 
de tenerse por digesiirá y resolutiva, se aprecia por los frutos, 
que sirveír como eorntímeato- La Echiwppmra spinósa^L. crcr 
ce leo laiumedioeton del Mediterráneo y üen^ la rs^z semejante 
á la <k^Chirí¥Ía*:El Arcíopus échinatus £. se usa en el Cabo 
de Bueoa-Esperanza contra la gonorrea. \j& Cachrys Líbano-^ 
tiál^m faaUa en ia regio» mi^díterránea y es algo astiringente; la 
¿7.. odóntalaica JL. de Siberia tiene la raiz semejante en pro|rie> 
dadesiáia &A Pelitre, ha P fangos pavtj^aria Lindl. sirve en 
l9,|adia. y Tartaria paira alimentar muchos ganados. Ia Bermas 
gigméeaJL* de) Cadbo^le Buena^Esperan^tiene las hojas pro-^ 
pías fiara taicer ;^=escar mocas gr basta tejidos^ El Coni^mma- 
PMlatum L (Ceguta.jt Cicuta «ayor) es planta cormín en loda 

Digitized by VjOOQIC 



Ev^Pfík:y^\^MfMi^ s«piwtrioQal » iiue.iAeBifevIaasisgMbÉl se 
c9iioo«^)0mo Hiiiy ymeooM» Bsárntes» hojif «icazttMtfaxeiilai 
\ú$ iofartofi, y b¿e alam tiempo recMMKfaMfa pon camnlss 

cía ^e-Nuev^raaofb)» y ia^ il. tseulentaBV. ^Afroíncha-d» 
><iaiuir$rafiadd), aiiibaB<>ngiiHirías de la linérieMiieiidMmaiy sim. 
ú^ik$'por.teQer lasRiiee»alíaieBlieiáSyE15»9t^mfa(Mfisi^^ 
Lti^pid oaboUar) » coaMín eo el flBodMKÜa de Europa , tan^im 
piuMie aprovecharse» supuesto que la raiz y iosbaoteB tiernos 
^m 0omestíiAe»^ La Qpoidia galbaniferB LimtL át Persa 
piioduce la JGooiO'Hresiiía GáUNH|o^ 

^.rUiM^ríatulrum satimm L. (Qbniro, Cofamiro)» arigánno 
de Tañaría y exlewUdo por el mediodía de Etiropa>, itítíie los 
friHUis esUoiulaiites, 'siendo un agradable condúnei^^ ylsiyer^ 
hsi $e nprceia mucha entre los tártaros , ^ifuét la comen coctdaw< - 

ARALliCEAS (aRALIA€EJE] DC. PftODH. IV. 

Caractsíes. Cáliz con el UdK) adlKrente al otario y d Jím^ 
bq. entero ó dentado. Corola penta^leeapétala» vallada en k es* 
tivacipn, raras veces auls. Estaoibres tairtoé como pétalos^ nn 
rasante en mknero doUe» insertos debago de k margen de im 
g99Qde disco epjgino; filamentos cortos ;:ant0rasiÍQtroR3as9 fai- 
lo^Hrifines , loD¿iUidioahDettte djdbiscenlta. Pktílacoii ovam jd^ 
litote i t^iolnrilocular con un hoeweeillo en cada celda; estilo» 
libres uníaos, raras veces nulos; estigma» sioiples. Baya bí^ 
(piinque-deo^ocular» coronada del limbo :€aIicitto» entero 
óxd«t)tad<) <^^ tantas celdas monospemas oamo estilos Se^ 
millas angulosas con testa crustácea, y endopiéara sembrar * 
j)á0ea; embrión pequeño , denecbo; a)bumeft(fi«riia5o;.u^ltledo^ 
neSi€orti^;. raicHIa. supera^ larga. — Arboles, arbustos, raras 
veoes /yerbas coa hojas. alternas , simples ¿oompueak^ , ipnrrisH 
tas ]4q. pecíolos largos eiKanebados en k baseíy tsin estipulas* 
FloreaasfcUor^ó terminaos, umbeladas ó en: eabezuek» v : f 

.M (Ubita príneipalmenle esta/amHm entrelos^trópaeósó^seroa 
d^^ellos, y algunas, ^peoies se haUan en las^regiooes ten|^adas 
deambss^emisfeiríos* ' i . <i 

, /CoMFmumB ciento sesenta espqcits, qoa iaclusion de fas 

i(\BOPieiMiw( ¥ vsos^ Las araliáoeas son .fnecueniemente: 
es^iilMaiiUes y aromáticas y;comoimuchas deias timheladaísáA|ue< 
s%f^rfy^0,,:sin>asemeiarse^ áieHasten cualidades v/8kimMiBaS)^ty 
'cs^i^tgnií^jcomua qée s^e dtCrffencien en lo asHíogenlés.ynipiaiH 
g^., (0i^i»diéBdose.efiOTá l#s.<fUáosví > .,. ío -• ' i. A i>.t iw.^'^ 

Digitized by VjOOQIC 



DB BtÜHlICA. 993 

h»'dfíjMmmti^ié9^m». veriNi eutoptaunníi^ov de rimkcle, eor 
j^inisñMiV66íj^Qim»mmimnúé'El Pam^ HHnsenf Mees (Om^^ 
scag ikxliiAeiHaay^tttseéti'la TurtMi^v ^^^l^úiay Nepsifia, sienáo 
Isbjrak'Wiy! delebffBda . p6k* bü virtud cormliérrame eatre los 
dlÍBOS'yijaiNiMses ; el P^minq96efdinmL. es de la Améniea 

dda áí(Aniá»éfttiS(nglovii)MrÍQMos eo vee ée Re^aUz; el\P. /rti^. 
tíúommLi y-el P.i'eoeMmMMBGi y ^ se Miaü-én lásAfo* 
lobas, soA aromáticos» y utafa)^ como Hales por los {Jodios , daíido 
el primero «na gomonresina , seniéjámé'al ^popóBSR^a, y siendo 
notable el segttndo por el «olor de Peregtf qaé despiden las hoj$^; 
el F^ Afhium DC. és también de las Mohicds y tíeía los fiti^ 
tos oca olor ieAiúsi úPépmnaMm Lam^és^islmimDo délas 
Molúeas^ donde se eomea4as4lojas, msooándobs tumbía era- 
das para dar buen olor á la bods, y las nojeres frotan su cebe^ 
lio con eUas y la^ usan adi^más para afomatízar el agua en que 
se baáaa^tel'P. míáuíatiimAml. ^Vammac' mM^bo de Cuba)' 
produbeiiíÜGdera útíl> iéii hs'.:^^ Px^hgsbias odotata 

Blanco (Ltmalinia de Filipinas) es notable ponrtfue sn*te en eo- 
cimiento p^ra curar la sarna entre los habitantes de las Filipi- 
nas. La Aralm^nuákaidis' L. tleia A«i^ea ^stpleürional es . 
sudorífica^ ycon los brotes radicales se felsifiea la 2^rzaparri- 
ü»^'Aet Ai raeemom L^-^^lSítímn úe )a Amáriea; septentrional, 
tiencÜA fikiz bal»áhiioo>-QMidla^no^ y losí friitbs cbméstibtes; la 
Al, $pinosm^L;,^fiiOfi^ asfmisnla ée la Amerita géptedtríoiial, es 
nol«>le :pe«Ja*ctirtezaíarofnáiica>yacre> ümésdose por eficaz 
OQmoisiNk)rtfíe& y ántís^li tica V además de )Mrepapatse^ Virgi-^ 
niartuña iiotura oon jel Iimío^ usada paira caMiar ios mores 4d 
muehis y los coicos jla A. hispida Mchs^¿<^h3¡^^^kíiii^nfá 
eiv laiAii^rieft septentrional Jy se i^onocd por el olor désagra^ 
daUe j[ elsdboc anango á la vez^.qlie'tiattseosO'^ ia Ai. "f^rnts 
S^k. etJlucc. (Udo £lJapó^ se cidt&f a jioi* Ibs^j^pdneles',. que 
comen la raiii anMa*go-^fflr0tnátieay te'ifrMes>; la (A. éct^ 
pt^ttAiLo^n yhAifmlttíúa^ljamé son^de latihrina'v^sáiidosó 
allí i4«orte?ay las héjasdelaprhneracoilio'siidorifieasHi^ díu-^ 
rélk^v [éíi^dlmbnte la oorlezerdfe: ia seronda oodk^ resolutiva 
y mntadifioante ;liA. papyrifera.ttook^de kií(MÉá;4éade 
siiliMilá^iniadeffa para báDef! el')paj|líri.de «rvos* UsuBidetm Selix 
Li^éAt^foiaümi ^Yedr»*iÉ^e»)v!abiüNlán(e*éb ^toda jSiropa, 
tiene (os fratos purgantes y eméjjcostyefdjileánddseidtaahiettpara» 
t0nii1fdi3f«rísAriolad6i^ryi da I0S trtíncos viíjoá'jSkiyé maif^^ 
resina llamada Hederina , usada antfguament&toÉiafBediditBl f 

Digitized by VjOOQIC 



húy paift.bMfDic») Mtenlri» qué tes JiojasV'«kflli& Üádtt bur* 
^ieflv'S^^plk»» tedmria ii teúlociras^sf seoaMI^évIástariss 
o«ño€tii4ieBtes^ así emno eLkw'ip«faL<leflír(>(la^muii!tM«r;iii« 
DltttparalMer vjiriás.'tilfimtltofi; pavlMiiteTinattáN^aii^fara 

qiieroándo^e comunineiita en tasMolucds tomiy^fikmKgpiotimV. 
tmebiiíUhaem Yúhkm:étCéUtSim y destih uto sitttemiiff *ciob 
olor.de.t^oiÑitínai; iai Hj arborm iSi9arto. (Yiboiiaiv' Páée ca^ 
cteimhn jde Guími ), cuyaa bojas ^ooitie el gtaado» se lálte «nJas 
ikntiiias; ikH* éajntata SmM (Gáadeiero dé OvoeaB)) y kB. 
turbacensií DC. (Árbol del Ouaeo en Moevt^Granada) también 
SQO Hineticam».'*^h¡i(¡hénnera seabra B. et Pav^ (Bardana 
cUleoséy Pangue, I^nke y uba taríedad Dinacio del Perú y 
Chile),- 000 peeioiés eoooeidcfB coa el aonbpetde Naioés^ cuatH 
do^rsoB: ¡tiernos, y coa el de Rhgnkyes después -de crecidos, 
usáDdeies.aquelloa como alimeato los pemaaea yi chUenost, es 
planta muoilaginosa y refrigerante, que tiene la raíz^astrn^n^ 
te^ y 'de uso asá •eaaiedteina come en fas^ arles ,. poique es emw- 
tieole y tine de negroi; la G*mahrfi]^k]fU€é£ium^euiehv9í y 
tieno lo» frates eslimulinilesk : 

» UkMMWSLnmiS (luiifiíiaáLinBJE) DC; .paa^^w. ^ . 

' <kRiiL(niBaBs; Cáliz con el itabo mas ó. meaos acUiéreáte^al 
avarió y cuadrilobo^ aodead^t^deQladbw Corola ietrapétab fio- 
serta eo el cáliz coa los pélalos lineares, prokfigaáos^ alternos 
' GOB lostlébiitos «alicínos, raras* v^ces nala* Estambnea iasertos 
con los pétalas. y: dobles en némero, uaosf fértiles áltáraos eon 
elk)s y otros estériles optic^tos; fitam^tbs cortos; aiHéras ioser- 
ti»'póéfaí&asé,ittiocntares, variamente debisceáles.;Pi^tí)d con 
avario^adhaienle poi{ hr base,bilociflár can teMasm oa iia pa tr ia iis y 
hueveeíUiis piendientes^'^sülos casi siempre en aáaierá» éeiés. 
Caja p^ada porte base; alimbo-dci qáiz ]kerái^etíte, Utocular, 
bivafveaon tes Ytd¥ás4riGdas p6t?elépiee« SemiHairpehdi^ 
oenliile soperioi^; álbíimea cánUo; embrión fecto; axil; kolÜBdo- 
neafottáeeol, phno»é€asr:em«l|aNto' poi^a marcea; faécilb ñsl^ 
pera£>^Arb«8lo6írfon<bf>)as? atternas , estipuladae y^etíteras'^tai- 
nMé-dealadas. Florea a]dliaeesV<»9Í d?ntedBs, tímane^Mbai 

• '4láBim«!flta pecpieia fiHÍiiiiNi:eii la Aiaériim stpiKntriéinrtiy 
e»fel ifapaÉv Xlhina^ ládialorienrtat ir Perste , 'MadagascafiéJgMa^ 
KÉn|aw#et.meAtedia'#ari4lricai'>«<'*> ' - *-ií^^'- -•■ f^^^'^'** '^^**' '■ ' 
iCoamiBinMiii^uiafe /espeoiee, f^piriidas^.pbi^ Déeandblleieti 



Digitized by 



Google 



DEBOrÁKIGA. «MB 

urmbreft m iHÍÉnerD édM\A,ufmiw féHites yioímiM'^cflléitíks; 
aolemsrdehiñemesfk)rvAlv^lM. ' "*' u^-mm-i.-.í ^^ v 
TrÁim Ihiifútútph^s^. Pétalod ñolas. fi8tiEmAJr8S'fM.«ÍH 
mem de veinlQ y baMro , ^toAos^fiáttile»; anteras «íeliiBreiil»|w 

las iseAiUks oleoso-ha^iffosds :y .comestJUesV «AndcBe «demás 

tetiiu tapias enfermedades eñ la Aoiérica septehtmnli]. 

'i V.. cdiiNffás (coMBíB) DC* raornt. IV. ' • ; 

' CAnj^nriBBS. Gáliz ieirasépalo con el tüboadheréúle al ova- 
rio y. el Mmbasnpefo eoadrilobo* Gbrt>la tetrapétala, inserta <éii 
loatoiiei lulío^KcÍBo, regalar» vatvadaea la éstñfaeíoii^tfi»^ 
tambres en número de cuatro insertos cbn los pétalesiy aItcvMS 
con ellos ; filamentos filiformes , libres ; anteras aovado-oblon- 
gasy biiociriarcst iMgiUldioaliBeDtadefaüsoenles; PisUb con ova- 
rio bi-trilocular ; estilo filiforme; estigma cabezudo. Drupa aba- 
yada V coronada de Ibs restos del cáliz con nécleo bi-^lrUooukir. 
Sojufllassblilarías, penctiiBtesj aHmtoiencamoaé; énri*ionde^ 
recho; eottkdones obloíigM ,. easi (bliáeeos; raicíUa corta ^ só^ 
perar-^ Apioles v^rbtffitM yraras vbces yei^ba&^on hojas casi 
siisnMmopnesliatíveiiAeiñi^Adarta^ F4(^esténfiab«zuela, uflfr* 
betidasóaedrimba^fasyTarikSYeoeaiinisi^wales. * ¡i 

i ' UA^nUí esta borta finoilie.eo les tKmasiempladMíó^ireaoos 
deiEupa()a% Aste y* América sépltótríepal^ steaoó «n la irerpieal 
nury flotad las ^speiries cpie-se JbbMai^« > > i i 
' '\ CoMHüBNto onareritaii^siM^ ir . !/ íc ¡-.^ ..' «i 
' 1 PoFtjsDái^ T^ ffitsos. Eátre las dámeos hay al^na^ con ^-^ 
teaRfastriogeste y lébrÉh|;a; son a^idalcesiy cíomei^tibles \)m 
frut98»cle: varlaa; otrasttiameo lasiseimilas oleosas ^«rachas (hdbú 
tedtas se^ recomiendan por lantxuisisteéoiay^ dur^ dts bma^ 

'i^El.Cormns masií. (Corneja in«cliov'€ornejo^(Ionm),t|pie 
ereaeoBibasi laéaifinropa^.en Asia /iiíene bis fflUosagríaulees 
después de pasadbs,/y;fiiiles asirii^eBlés^ {siémjMor^tábáiienílEis 
li0jffi^^4>igtelmebt6Be hacei&atide lanadera inniotiBldrea v 

te, Cerezo silvestre. Cornejo encarnado ){;vianiiiin cto-itotGhnBoH- 
ropa y en el Asia boreal «eqn Tratos ainarsoa^^vBiiecQaas^^ 6^^ 
{nnrfiie de» las sefiiillas fseexirMí acate bneoovpaBs^áaiMrtMra'- 

Digitized by VjOO^IC 



996 ' ctteso 

4oi ^íMiotaÉibíeii tíntóreste la'eürté2«y^n6ftov qae se^^lea 
e»tdPt4^'8<)s^i>b|et0s;' el^'C: snecica Lí dá frutos dulces y acuo- 
sos, que. despiertan ei apetito; ei C. forida b. de la AAiérieá 
ae|ilciitrk)i]ál tiene la^corteEa^ añihi^ jr astrii)$(enté , nsááAose 
éoire bslmglo-aiiiericaiios eQ^su^iucion de la quina; y es no- 
table que las rainitas descortezadas blanqueen los dientek, qt»i 
9e4iiifpí&tt<cen eHáSy sirviendo édentásla corteza de la raiz |!)ard 
iriiieBer Tffl cddr de eüdarliaa; el C. ttffo L. ( Tepeaeuíloá de 

. Méjíco^.taiiibieii crece en la América septéntrtonal; ú C^úri- 
cea VherU. jet €. circirmata' Vherit. , amfeos igúdhttenté 
pr^ios de la Ámérica^septéntrionai; tienen las cortezas amargas 
y ^stHngeiites y algo aromáticas j El género Benthamia com- 
prendevarias especies de.Nepafia y el Japón con frutos comes- 

• tUites'y sabrosos, tales como la B. fragifeta EndUth. — La 
Deeoitm scándens R, et Pav. (Htelmo, Yelmo de Cbile) es 
notobie cBtre los chUeiH)s por los frutos, <{né tinen de Inorado, 
pasando después al azul. 

' • - LOttAirr ACEAS {'LOR ANTACRíR) DC. PRODB. IV. 

' 4JAit^u7rÉRfis: Cáliz (expan§ioT^ deí pedúncnlo mas bie9| con 
tubo rodeado de un caUculo en la base y adherénté fal ováho, y 
(^ limbo* cérto, entero 6 lobado , algunas vecesí déferanecido: 
Corolii (cáliz mas bien) nula algunas veces ó tri-cuadri-oetopé- 
. tata , válvada^ en la ekiVftcion con lo^ pétaílos libres'6 entresol- 
dado^. Estambres tantos conio pétsAos y ópalos á elfos; fila- 
Biéfiios mas ¿menos p^dos á la córobi ó nulos; anteras osci- 
lamos y derechas en el ápice 'de los ^{amerites é ^gadas á'los 
lóbtilos de la corola en defecto dé los filamento^. Pistilo «^n ova-* 
rio áo+ado' A apeonzado, unilecufanr ,)adherente al cáliz; estilo 
filHbrme, érnuU); estigma oabezndo; Baya nmUHcada 6 coronada 
dd eJKr, uiitlocnlarvHiónosperma* Sei^lla^ solitarias' <^oii te- 
jgéfpedto' membranáceo; álbnmes cafndscr; embrión único y ¿ 
^eces'mülíipltcet^ coiücdones*Qarno!sos,t algunas veces ünicms; 
raicilla engrosada con frecuencia saliente, supera. — Matas casi 
ioites pstrásitas con hoja3^eiiteras, nras ó ihenos^canióssls, grue- 
sas", timts vcices alternas >á oulas« Flores váf iaáiMstote dispuestas, 
y j^ diVerto íispecto^ algunas veces unisexuales. ' . ' 
' iiBkíátÁ casi totdlnu^uti; esta lamUía; entre los Irápicos, isíe&- 
do^oás'lasi e^ecies que se lidian fuera de etlo$ y menbs 4a$ 
pérteobcfenteséfioTopaJi ' - - . 'r/í-..^'-- • >•»'? ■ • 

:i:^Cbitini&ifiyB'eaatr(^jenlasddee''espe(^ ^ ' • í' " ' *'" 
' Pmñbi^aiíbs y^vsasl Las loratHaceas tienen la fcoi^teza miís 

Digitized by VjOOQ le 



o meoQS asjU:ingeBl<e> y>lasfrutos abHi)4aap<xr laoomiiQ»^ uiA 
materia viscoBa qué mrve parabacer. liga , nabiéQdoseMadoiaiH 
Uguaai^tecoma naedicÍMl. . , .. . . 

El Yiscum álbum L. (Muérdago.^ AsíúQyo^ Líg^.).0s.pam^ 
silo en muy diverse3iárlM^]es-de.lE^opy.x.ini^o<^^ 
antiguas, 3Üper^tic^nes d6:que>fu¿ objeto , j^rMcHilárBieb^e-Mm 
U*e ios druidas, para quienes' erario np6 sagi^A» *oóapdo.ie» 
realidad es una>plania dañosa que péi^judioa miabieoMMaile^iav^ 
bolado, áiuiqq^ de alglona ulílidad'poi! la liga^usada p^aroo^eta^ 
los paleros, que se sacado ella, y popqqe del coeimíehlo.se puer^ 
de hacer uso para teñir la.laoa.de.wiaríllo cop aluinbf^.;«ide. 
verde obsciu*o cob: caparrosa verde; elK ItMSum BoÍM^£i.Htad.^ 
que crece en los pinos dé Guadarrama iliOeire poop del^nterior; 
ú y. Oxyeedri DC. es también europeo; él V. ^uckUum: 
Sieh (Marop) se halla en AndaUícia sobre los olivos mal xitii^ 
dos; el T. flaveseens PursL y el K rubrum^ L.. sievea.enti^ 
América septentrional para hacer liga, y. el leño go» de repu>r 
tacion j0omo medicmal; el V. opunticides L de la lamáica es 
equivalente allí ánuiéstro Muérdago; el Y* domingmseSvrénff. 
de Hatti se halla en igual caso. El Loranthus europem JL. , pa-t% 
rásito sobre, varios árboles en Austria, Hon^ia, Italia superior, 
y otras parles de Europa , sirve asimismo para obtej^r ÍigaA~yi. 
se ereyó que el polvo de las ramillas y hojas ^an remedio .eficaz 
contra la epilepsia, atribuyendo otros esta virtud aLMuér^g^. 
eomnn ; .el L. mefcicanus Presl. (Qttaubehiiie ^ Muérdago ^ 
Méjico) equivale edtre los mejicatips á nuestro M^éirdago; elX.> 
cuneifdim M. et Pav. iLiga del Perú)\y.otrásj^pede& siH^n, 
á los peruanos para hacer la liga con que se coge» los p^jar^c^^ 
el X. citricola Mart. (Erva de passerinhoea el Brasil) esap^Ch / 
ciado éntrelos brasileños, porque usan las. hojas y^paorijlasvtri-' , 
turadas con aceite para curat? loa tum^Hres edematosos; el ¿v j»/^! 
bosus Roxb.y él L. elásticus Desv. y elX. loiígifioru^ Blpm^ 
triturando las ramiifas y hojas en agua de. -arroz ^ tienen >en.4a\ 
India igual aplicación; el £. bicolor Roxbé también enilUrlodis^ 
pasa por antisifilitico; el L. rolundifoliu^St. Bil. serecomi^ , 
da en el Brasil como pecio 
leehe azucarada ; el ¿ ., t^it:^ 

tral i Mithtrio dé Chile ) es i , 

negro; el^Z, destructor H, 
t\L. TagmH. B. ét Kunt 

phillyreoides H. B. et Km ^ 

L. pamculatt»$: H. B. et K 
se niadlan eu la América meriuionai* • . , . , ^: . - ... >í 



Digitized by 



Google 



GíaiA(TEBHB& ^ Gáiíe iornado de' eineo 4 ráras^ veoes dá msk 
tro 9é|Hite eiiU*e8obt§da6rooii'ilibe adfatreBte al .oiraiio iyiWaJm 
qukiqoeloho y suseii^v lihiei CorolaiiaGiert» eii^ efl^z><.'$;ai»o^ 
sépala f, i4ovío»Br de tQfltoé péiplas eofloo sépf lo», ^nts ó aieno» 
süldadaá enila iiasey.cdn tlnotM) mai» o menos iipbada^ algOMs 
TeceS'JTfegulan. Estambres'iasertos eoeléáikb^npeg^ios' á^to 
paMé inferior de fa corolr, aUemds ' ood sus ióbok» é li^aies 
á ellos' em número ^ ó oon mor abortado ; íÜdmealos : ahsmdost 
aiáeras. aovadas y biloculares. Pistilo con ovario adh^mte ñ\ 
cáliz^ IrHooubr en la juventiid;^: eslilo saürate ¿ Dido; esüg^ 
mas en Bámefo de tres, libres ¿ tinído& tú eabezoetoi Báyii^ 
coronada del limbo éalicino^ raras teces casi seca ^^cimunmen* 
\f, pnlinsa.) plurílociilar ó xmilocalar por desaparieíoa de tabi*^- 
(pies 6 de oekias* Semillas solitarias óMm^rosaá, inversas; es*- 
peraiodermis oi^usticeo ; albumen cornoso ;:nmbvionreoU)v ooth 
tisimo; cotiledones semioilindrioos. ó lineares; raidHáioUíndj^ 
ca ; supera.^-^lbtas ó arbustos con boj^sopuesUns i, prQiviáta& 
de estipulas p^uenttasv y mas coosunmeole sin eUafi4 Flores 
terminales I corimbosas y ó asiHaresv . - ..)¿ ' 

. 'Habita la mayor parte de esta familia €n laá reines teoí»^ 
piadas y frescas del hemisferio bóceal; con mas abqodaociaíet^ 
América* -y. en Asia qii(e «& Europa y siaodo pocas, las empernes 
eüéieDtes'^nlire Jos trópicos^ ó ma&allá diside Capricornio*!'. 
CoMPB^nE dotoientas veinte especies i^eparxidas^ fior/De**' 
candolle ea lastribus siguientes: • ; , , - ■*.: : i ' 

j^ribu I. SatfUmeeasi ' Corolagamopétala regular^ lenrodá*- 
da ó formada de cinco pétalos iguales solamente: sdiíados por 
la J[mse, raras veces iubolMa. ^ilo nulo; «sttpoas «n- nume- 
ro de tres sentados* . \ ., * 
* Ttikk I Jé, Ixmeerms. Corola gatnopétala, <mas d imes^ 
tubulosa > frecuentemente irregular. Eitilo fiUforáae ; ^stígmaR 
en número de tres, libres punidos en.uno sedo. ; r. .o. ' . ^ i 
. PnoriBOABES Y üsosi Las. caprifoliáceas suelen^'Ser acresy 
astcingaltes^tamargas, obrando algunas eomo etnéiieas, piir«< 
gentes y diuréticas;,- é iguaimente \m hay con flores excitaoleií' 
y fudorifleasi. . * ^^ - ^ r ^ '^ ^^ 

V £1 Siiinbuous niara. ¿. (Saúco bbáeo) .común e^ lod» 
Europa,': itiene olor cksagradable coa sabor amar^o^^ y ^re,i 
contándose Jas hojas y ia^coHeza interior entro los levacoonlesí 
las flores entre los ¿Uaoríficos-, y los frutos Henés^deijugo^agri- 

Digitized by VjOOQIC 



DE Mñí^jncÁ. 999 

ddlce que lia color al vino y traedeioaracfoy soa asimismo 
sddorificosfrBJsftradói^^eA rob^ y ^algio fui^aAte» *ú «a cimien 
eotí excelso , siéndolo nraelto mas las semilbs oleosas del itti»i^ 
mo^^^tol^^uyasidiTebas i^rtes-paedcn emplearae ^pam HteBvf' 
de^iV9t¡06 coIoMs , teniendo adcimás.k méduia ^ la madera^i^ 
vérsis ¡aplidad<>lie» } d S. i^acemúia ^Li tainiíiepi creM m JBcní 
rúfíír, stn^fne apenas difiera en pporóedadesdek ftntemr;. d;)S'';^ 
Bmíus'fy^ (Yez^o, SantfuUio, Afaiaputgas)> «otoble |A)Ciet' 
p^ifero btor qne despide^ c» itnalinente* europeo y^téene^ia' 
raírinny pulpante sin uso en el m, mientras ^e las ^bojaa/ 
recomendadas como fifmdentes y aperitivas^ se ^empiean toda^ 
via en A'eievinaria,.y los froios sirven para teñir* de morado y< 
para pre^srrar nn rob^ qae se n^^en. medicina ; ei S.- miíadé^ 
sis L, (Saúco del Canadá) teemplaza en los E8la(ios^Umcto& 
al Saúco de Eoropa ; el S. mexicana PresL (Saúco de Te- 
peaca] equivale a nnestro Saúco en iltó)\eé^ el Si australis 
Cham. (Sabugneiro del Brasil) es el Saúco usado por los^ bra- 
sileños ;' ef Sx peruviaifía H, B. elKunth se usa en «I Perú 
como porgante. Et Y^hurnuíH Opuius L. (Gweide, Sauquillo, 
Rodela, Saúcos rodely , Saúco rodel, Rosa de Gueldres, Mun^' 
díllos , Bdas de nieve) es Mropeo y séuiejantei^' viHudes ü 
Saúco, aunque menos eflqaz; el Y. Lantána L (Viburno co- 
mtra, Piertio, Barbadejo^ Mentifonera), también enropeo , Cie- 
ñe t» cortea interior muy acre> los frutos y las hojas al^as*. 
^ingentes 9 sirviendo estAS para t^ir de angarillo la lima eoii 
alumbre, y de ia rai2 se obiiene liga; ei V. Tinm L (Duri- 
Ho, ^quíHo), commieii el mediodía de Europa , pn^luce fr»^ 
los bastante purgantes ; el y. dentatuih L. crece eoila Aá»é*-> 
rica septentrional , y los indígenas del Canadá emplean los ra- 
mos^ra hacer techas/ m ; í 

wTrÍ0tíemrp€r/bliatim L. es de la América septentrión 
n$l > donde se usa la rai2 como purgante y emétfea, tenién- 
dose además porMNñlftiga^ y con los frutos tostados* se ha su- 
plido el Café ^e) 7. angustí folium YaM.^ eon^ virtudes seinefah^ 
tfó, es también de la AméHéa septentrional. Ija Biemiia ^^a^ 
nad€wsis^WiHdé tiene los ramos diuréticos*, siendo usados 
contra la siW» en tos Esladé^-^Unidos. LaLmu^raCnprifio^' 
/t«ri/»^¿;i(Madrefólv&), con bdjás astríngentesv ftoresmutftlagi'^' 
nosas> y frutos diuréticos, es común en et mediodía de Exh^' 
Dápu 5 te Lb Peridyfmiüm íi^ (Madreselva ), ta^niSieo europea 
y%méjnnio en propiedades ^ es ad^iás útil,porqu^ía^rai« tíifei 
de a2ul celeste, y el leño sirve para varios objetos ; la £it«írw»- 
m^Santi (Suegva y miera de Aragón) se halla igñabneMe^en- 

Digitized by VjOOQ le 



400 

Iré nosolros; la L. XfiMenm JU (Cümoílh^) >ei «BiMiMfdé 
Europa, y tiene la oimeM «plk^Me it-vááoík^At^koií, adeitoás 
de poderse usar losfirulos eeíoo \nm/k»^hA. i^rtd^mL.ék 
frulos jque eonen con giieio ios kansiehadales ; )a L.¡óénfw^ 
basa L. { Uihm de Cbie ) dne á lo^vohilenos pw» )emr dé ne- 
gro, «ieado erápleados loe fUMs; Je ¿. lii^«ríÁiivi£* . tiene la 
corteza ieiUl ; y de sns fibras se hacen varios tejidos en Sibe^ 
ria; laL-liSempervirmi Atí. (Madre^ehra ck color de grana) 
procedente de la América seplentríon^l secnltiva en los 'fiLtái-^ 
ne^.El Sy$Bpkoriear/mi tmg^ris Éiehmi, cup itaia astrin- 
gente pasa por febrifusa^ es también de I9 América septartrio*- 
nal. L^Mntífeü horeaUé X* es amarga y se usaeomo sudori- 
íica y diurética en Sueeía^ eontira «1 neumatísmo-^ la gola y la 
ciática en iMoentos ^ cataplasma^ y á manera de Té. 

MBlÁ£Ei^(HÜBIAC6ifi) DC* PBQDB^ IV. 

«GARACTÉmES. Cáliz con «ubo anherente al ovario y limbo 
v^iable^truricadoó pluriM)0^ frecnenteiti^te regular, for- 
nMydo (le tainos sépaloe como péialos, y algúnaB. veces icon 
dientes acoesiHÍos. Ck>rola'gam(^átala, inserta í^h lo mas aho 
del tubocalicino, formada de cuatro, cinco ó raras veces de 
tre&ú ocho pélalos, mqy vartsélas en ctianto al grado de eo- 
herencia. Mambresilanlos como pétalos, mas ó mj^ifs P^^^ 
dos al lubo de la corola; y aliemos coa susi lóbulos; filamentos 
filifotmesió aiesiiÉdoSr ftfeci]»niemejiitecortísiinod,'algunas veces 
uaiiíos; teUrrasov^es^ introrsas, hüoculares, kmgitudinai*^ 
mente dehiscentes. Pislílo con ovario infero» comunmente', bí^ 
locular ó plufiloeuier , raras veces uniloeular por aborto^, eo-- 
roñado de un disco carnoso, vario én la forma; eslilo único; 
estij^ms en numero de dos y raras veces en mayor número» 
Ubres ó unidos. Fruto abayado, capsular ó drupáceo» bi-m«l^ 
tílocular» con celdas mooo^i^polispermas* Semiil»^ sortarias 
ó- numerosas, b^ uaas deréchsB» ó pendientes i y las otras 6<k 
munmente horizontales , fijas en una placenta central; jilbumea 
, córneo ó carioso ; eBri>riofi recto ó algo encorvado; eotilecb^ 
nes semicilipdrieos ó foliác^s ; raicilla rolliza» supera y^mi^ 
chas v«ces infera.**^Arboles» arbustos h yerbas odA Ysn$os ro- 
llizos ó jLeirfi^|[Oim$» hojas apuestas ó. verliciiadfls^isi<np)eSi eá^ 
terisimas y ^tí|i»las^ v«rws en cuanto á> Ifti^itía y adh^n<$A^ 
Fteres, raras veees Qnisesmales por iiboiHo ».y varis» d^iinUik 
posicioQ. ... , ' i < . ^ i 

Hamta la may4)r parte «fe esta familia en las regiones in- 



Digitized by 



Google 



DEWMRÜnCA. Ht 

tprt ipp i wÉ» f4eii.li8 fffiAtimáB é «Uw , UalUndose fai aot&tríbt 

€Í gk^V* particttlaiiQesle. m los países bañados -poi^el IS^i^ 

Hi QsMÑSHDBdMifiiiU oohociefttás veiBte especies- relamidas 
|loP'Dei3andolto'eB ks tribus sif[iiie^ 

I.,Frutos09»c€ldéipoU$perffim. « * 

7V*t6u /. Cincoaaceas. Fruto caps«lsr , bUoeuhfr; Seini-^ 
lliffi aladas. < 

TVtiu JL Güt(h»iawB$. Frute indehisoeiite , oetrneso , - U 
raras veces por aborto UDÜocvkr. SeníHas no alada». • 

Tríbu IIL H^diatidms. Fruto emular, bttocolár. Se<- 
millas no aladas. 

Tribu IV. Iserekas. Froto drupáceo con biiesos en nú- 
mero de dos á seis. 

Trilw V. Hamelims. Fruto abayadq , multiltoolar.^ 

//; ' Fruios con, celdas momspemms v ror^Minabieiíá^- 



Tribu^ \L Cordiereas. Fruto abayado» owhttocuter. ^ ^ 

Triim- VIL Guelardaeeasi Fruto drupáceo non huesos «6 
Mmem de dos ádíee. Semillas rollizas; ) .n 

Tríbu YIIL Pederiem^ Fruto biloou]ar> inddhisceiite^ 
apenas carnoso oonf corteza, ¿ naasbien el tubo del «ái^^fcH- 
cümente separable de los earpilios, comprimiáisimos por d 
dorso y pendientes de un eje filiforme. Almimentoarnoso* > * 

Tribu IX. Coftacms. Fruto abayadpv bttecular, Seunllas 
convexas por el dorso > planas por dentrO' y< asurcadas ^en d 
medio ; albumen córneo. • * 

• > Tribu XJ Bspermacmeasi - Fruto <»8i seco con- bum)s>)9n 
nteiero de>dos á cuatro. Igstigma bilamelado^ t - ' i " 
^ Ikibu XI. Aíilúépepme&s^ Fruto ^cásiiseco^ Mpartíble^ 
raras veces carnosa y bitocular^ Estigisfas prolongados ^yipeli-f* 
erisiados^' . ■ . ^ ^ .,-... 

* Triim Xlh EstrélidüS. Frute >caBi seeo'y biparlible^ nr¿ 
ras ve«6i8 caraoso y bHocular. Estkmas <^bezÍM|Qs^' : ^' '^ 

Tribu XIIL {ipiédÜarieas^ tkitoS'Uttik^^^lare&v fliuficfl^ 
pemM>s*lalerálmente eutresoldij^ ^en fitriaa <teíJi»AMueli^f ^4 
fin hivalves , dáiiscentes p^r eli^icej - üíi ^y-^^i 

PMm^A^m T usas, j^ti^ las mbióceds^ ^ • teoéiitaai imu^ 

T. II. 26 



Digitized by 



Google 



40Í .mmh .i 

ni(p&,.rf(^hrifu^, eroéütaa^ purgaoVes^ sudor j$^Pi«y dím^f^U^ 
ca$; las Mylambieo muy veD^nofia»; «ilgmia$ iieii^n lo^« fruías 
acídulos y comestibles; una principalmeate es célebre. por iSi^ 
seroill*^ agradabl^me»^ e$tíJimlanle8;.yaríassoD laaibieamQy 
estímadas como plaalas liiMór^s; pf^Misned^eodo á i^ataft.bas* 
tantas de las estrelladas. 

tsi Naucleaorientdis Lam^.úehhám y Chiua es útil 
por usarse allí el jago de los frutos para calmar los dolares 
cóIíqos; kiV. a frican» Willd. es deSeaegamlíid,. donde, se 
emplea en cocimiento ó en baños contra algunas fiebre; la ^« 
tntpaJllatWQ {Bmml de Fitíptnas) dá madera útiU y POO la 
corteza de la raíz sé: suele Itm . de amarillo en la^» Filipinas. 
Lsk .UncariüMambir Rosob.y la U. itcida Roacb.^ que cnecen 
en varías partes de la India , son muy astringeatiss» y. de; la» 
hojas haoea (os meJayos uja ettractio conocido coü el aooibre de 
Gambir ó Kino verdadero de la India , succedáneo^el Gatiecú^ 
La CovtáfneaspmosQkAíM* (Quina Teeames, Atecamez, Pi- 
toya. Quina bicolorada de la Guayana» Copalchi de Guadala- 
jara« Quina.de Per«aHib«i^«.en el Brasil) > que se liallá en;. Ja 
Guayana, Cayena y otras park^de Aniérica, tiene la corteza 
tónica , amarga y febrífuga. El género Cinchona es impoi^n- 
tísim.O!por U: virtud eminentemie^te febrifij|;s^ de las Qor,teza^ de 
miebaa de las espieoie^^aue comprenda, <?ai»tf^QdQse^^nii^ ellas 
la C. condaminea Hutm* eíRonpt^ {Qufrango, Cuarango del 
Perú), /(}iie,es^l Quino oficinal, del Linneó en su JSpec, filcknt. 
y;<;rje«^ eniosÁndesdel Perú, procediendo de.esia esp^ la 
Qu^ ó Cadoarilia iiQa de Loia verdadera »;gd6«. parda ó amá-^ 
rilla^ asi loomo de la C^ condum- Chahuar güera DC.s^ ok: 
\men en particidar M jCastearilla amarüja, fma d^ R^« U Cas- 
carilla Cbahuarguara^tb Ca$qarílla Colorada fina deí^Bey j . la 

1 

I 

< 
( 

j 

» 

i 



^igitized by (jOOgiC 



BE BOTiKlGA. 403 

qnés br^a^ i^(i^>fA»ia^^lÁ^ del Perúr y dé Ja Qoina iioa ameri* 
emta^ lá Qofna ¿nsüna de Lona i, Ihqbada también Gascarilia 
ñtat; iac^. purpurea ñ. et Püfi).y cxisleRte asibiisáio en las 
montaíñrasbdjas del Perú; y cuya oof teto ü€i^ c6n los nombres 
corresjxmdictotesá la eipecie anterior, recibiendo la purpúrea 
ad^ás lois de Gkseárilla bdba de hoja imrada, y Casearilla 
morada; hC.ianci folia Mut.^ los Andes de Bogotá en 
Nueva^Orlanada, que pr^uce s^im algunos la QcAna anaran* 
ÍBda;^ la Quina ámarílfa Reály la Quina Calisaya ó Góilísalla, 
mientras qué dé la C Imcif. nitidü MJ.^ .me es el Quino 
oficinal de Ruiz, se obtiene seguá Pavvn la GasearUla fina 6 
Quina fina, la Quina del Perú, la Qnim deHuanueo, é ígiml^ 
mente \& Quina anaranjada de Jdutis ó de Santa Fé, así oomo 
á la ¿^1 lancif.laneeotúía DC.j qu^es el Cascarillo iampÍBo de 
Riiiz, Sé refieren la Cascarilla boba anteriUa ó Quiáa boba 
amariNa; lá C ptdks^ens YahL^ que es e) Quino oficinal de 
linneo en su i9^. tef. y creée en las montañas bajas del 
IVrú y de Caracas 9 Siendo la eorte^ aprediada y conocida 
con cKf?eP808 nonhbres correspondientes á diferentes vaiieda»* 
defe, ¿omoJionla Cv¡pt<6.^(jorrfwtóD€J;,á la cual (!í)rresponde 
tal Cáácarílla'Cre»pilla dé'Cnene^, la C.pub, vyata DCyi la 
cdál áe refieren degun Pa^rpnla Cascarilla pálida, la .Casear i^ 
Ha de pata de^ gallareta, la Cascarilla boba de pata dé galla-* 
reta; la Quiba amsi^rilla de' Motis, lá Qfünla gris pálida, la 
Quina de Lc^abembra, la.Quiná cafisi^av k Quina amarilla 
Real, la Quina'calisaya arrollada del comercio y de Lima, la 
de pianbba ó plai^htfélavla verdadera, de Lima^^ la ¿ruesa^ 
fina, blanca, ete. ; y en fin la C. pub^Mrsnta BC.y á la cual 
son eorresposldientes la Cascarilla fina, ddgada; I^ Cascarilla 
delgada ,^ Qütná de Loja» delgada > 6 dél^illa y lá Quina ama^ 
rHia?4e 2^; la C\ maém folia A/^l jP^i«i;(Pa1o de tequeson 
en'Pa^ym)^ que ^e¿^én varios puntos'devlotf AUdes de\ Pe- 
rú v así como eQ Márimita de Núeyá^Graiada^,» y produce la 
Cáá^ai^ilib azafaarbeaddiNaí^vIa CeséaHÚa flordea^ar^ k Quina 
rUja ie'UniíÉ , lafiascaHlla Mar^ritt y lá Cascarilla amarjjla 
déHuiz* la C . ffláiídWferaR^ et Psir.,' (^ se tialla ea los 
Andes del' Perú hücid Chioopbya^ y dá.k GascaHlIa liegrUk ó 
negruzca Jj una Quina dé Raaboco^; la C/imtiracm^ VahL^ 
qu^^^^'déSantal^é y prodúcela Q^nél'blanpa^ n& recSoida 
eo*»óVtiM)4i<&alv \éU.' ¿tifaiensü Mdnsd^q^áÁ en «1 fcasil 
l¿Qi]iikt'de Coyabh, hallániísef^'j^^^^ que pueden 

ttSiPrsé'eii lpj;iir de iH cmhiliaiis a<ttikidas«^ l^^ 
&e^i y hB.úbtmifdUivI>C:\{^í^úceúo,' Caiiéeíl(y¿: Gapenét* 



Digitized by 



Google 



404 tamso 

gro^ CapeH^pe» Cascarillo qiesUzo c^.Beré ), anAasde Ío^ 
Aodes dd Perú, tienen Jas cortezas asiargaa; la B. hexandra 
Pohl. es del Brasil con corteza igualmente amarga , que toma, 
eomo*otras, el nombre de Quina do rio de Janeiro. La Jlemt i 
jia ferruginea DC, cuya corteza se denomina Quina da ser-i 
ra, Qnina do campo. ^ ó Quina de Remijo, la R. Vettofzii DC. 
y la R. ffilarü DC. son del'SrasU, y con las cortezas de to- 
das, llamadas en común Qaioa da serra, Quina do campo^ 
Quina de Remíjo, se puede sustituir la Quina verdadera basta 
cierto punto , siendo menos eficaces que ésta. El Hymenodpc- 
tion excdsum Wall, es dé k India, donde la. corteza Jiileridr, 
amarga y astringente , se usa én lugar de la Quina. En el gér 
ñero Exostema bay -algunas especies, cuyas cortezas constitu- 
yen otras falsas Quinas , denominadas do mato. ^ de Piauhy 
Íor los brasileoos, tales sob el. E. cuspidatum Sí. fíiL del 
Irasil, que dá eji particular Ja Quina do nmto; el E. Cari-^ 
bmum Riem. et SchuÚ, de laa Antillas, que suministra ta 
Quina caribea; el E. anj^ustifolium Rwm. et SdhuU. de San- 
to Domingo jé islas inmedis^as, que produce la QiHna siúrioa- 
mense ; el E. flúríbundum Rcm. et Schült. también de \m 
Antillas, cfÉe proporpioiia la Quina Pitón./ llamada de Santa 
Lucia ó de la Martinica; el£. bmchyoarpumÉmm^ ütSchikU,, 
que es de la Jamaica y dá asimismo una falsa quina; el J^. éo'u- 
sanum Mart^ 4el Brasil, que produce en particidar la Quina 
de Piauhy y la Quina de D. Di^o ó de Diego.de Souzá; ¿l.£. 
fornukSiim Chiam., que suministra una Quina do rio, de Ja- 
neiro. La Donáis fragrans Cemm. crece en las islas de l^au- 
rioio, y de las hojas se hace uso para t^ir de rojo. La M^ne- 
tiá €or di folia Mari, es del Brisisil y tiene la corteza de la raiz 
bastante emética, como otras congéneres.' Lví BifUf^ardia Ion-- 
fjji^úrafí. B^ et Kwdk (Flor, de San Juan en Méjico), la S, 
JacquirU H. i!; W ifwníé (Flácoxochitl ^ Gontrayerbij de Mé- 
jico) ^y otf as especies del mismo género ^iudig^as de Méjico» 
soa^$%o astringentes. La Pinkneya pubens lUicAwy. de la Ca- 
ri4uui también es alga astringente, ^y la certeza .^ usa Mi 
eoim fd)riAiga.'E^ uaíycophyUum cándidissimumMC'^ (Da- 
gaitíe deCttln) es útil por sa madera en lá isla de CubA. . 
. . £1 SíHXocephalus esctüentus Sítí)i». <de Sierra » L^ona 
ñ^óduee frutos que.alU..apreciim como ;si; fuesen.. melócotOBfiíu 
La BureMliá^apfmisR. Br. es (^el Cabo de BuénarEsp^P- 
rañza y liene ei leikk sumamente ^ro. La . Musprnia .lHñdia 
Ijom. ereee en Madagasearty k/corAeisase^'tíene allí por. suodíi^ 
dánea.dé la Qui^ ; la J/. iwteo/tf ife/i/^ éfitisa ea Ar^ia coií- 



Digitized by 



Google 



DB BOTÁNICA. 403 

ivú las mordedtirásde las serpieoies.' íii CaUupa twrucosa 
H: B, et íféyi^/t (Gasopo de Nneva-Andafticlay es propia de 
Amériea. Va Posoaueria Ibngi^oré Anbl: dé la Guayanaüeúe 
\m frdtoSí eonoíei^tibtes. La Genipa americana L ( Jaliipaba del 
Bra8ÍÍ , Jagtia de Cuba) dá buena madera, y se íipreciaeií. va- 
rias partes de Atnéríea la pulpa agradable dé los frutos, tan 
grandes ¿orno naranjas , sacándose por férmentacioii nú liqtrido 
Mamado Guacamote; la <?. bra$üíen$íi Marf. ( Janipabetro 
del'Brasii) tiene tamMen los frutos comestibles y ijtifes ade- 
más entre tos brasileños para teñir de morado ; la Of. €aruto 
ff. B. tt KuttiU \QdT\Ao del Orinoco, íagua de Cartagena de 
América) se hatlaí en las inmediaciones del Orinoco, y de ios 
frutos obtienen los indígenas on color n^ro eon que se tnieii la 
cara; lia Ú. Meriance ñich. deCayetkaySarinam, la {téOblon- 
gifúUa R. et Pai).iV2\o colorado, Vítu dd Perú) y la G. 
esculenia Lour. de Gochitt6hina, tienen los finitos comestiUes, 
y además los indios mastican las semillas de ellos>, sirviénddes 
también la pulpa de los de la primera para pintarse la cara y 
las manos'. Isi Gardenia florida L. (Jazmín de la India) oul- 
liVada por el suave olor de las flores es de la .India y China, 
donde tienen los frutos por refrigerantes y emolientes, sir- 
viendo eljugo de los mismos para teñir de color azafranado la 
seda; la?r. grandiflora Lour. crece en CocMnehina y tiene 
uáos semejantes á m anterior ; la 6. gummi fera L. /í/. dá en 
G^taá una especie de resina ; la G. scandens ThufUf. crede en 
la Cbiha, donde se usan las serñillas parra obtener" un cotor de 
escarlata; la G, cámpanulata Roicb. es de la Iildia y de tiene 
allí por pur^tey vermífuga. La ñandi<t lati folia lem. de 
las Carabeas tiene los frutos comestibles, sirvietido además 
para teñir de azul; la R. tetracantha D€ , (Árbol de las cru- 
ces en AcapüIcoJ debe su nombre á la di^sicion-de las espi- 
nas; la /?. dumetorum Lam. ( Mullucasa del Perú) es origi- 
niiria de la India , donde se aprecia la raiz como emética, y 
además se usa esta planta para embriagar lois peces ; la R, ro- 
tundi folia R. el Pav. (Mullucasa del Perú) es proma de la 
América meridional ; la R. Ruiziana DC (Iscumniñ, Ñup 
chucrí del Perú) es de los Andes y tiene bastante dulce la pul- 
pa de los frutos. La Catesbma spiñosa L.^ crece eli la isla de 
la Providencia , y de la corteza se hace uso como Quina ,*" siendo 
además los frates comestibles. * 

\A Condaminea tinctm-id DC. (Paragiatá del Orinoco), 
indigena de las inmediaciones det Orinoco, es notaUe, porque 
h corteza llamada Paraguata, tiñe de rojo; la €. corymbosa 



Digitized by 



Google 



406 CUBSO ; 

DC. (GoTOiú, Ccaratú klet Pera) 4!TOc!e «ivdiféril^e^ ^faoB 
de los Andes y la eorl«^ se metete ofui taras de Ja&> c^ttoto 
verdaderas. La Porttúfktia pnmdifi^ra Z»^ de/k Jüwáica 
tiene la corteza' amarga y tóniea , gímdo e€SioiMda<eo»eI íIdbi4 
bre de Quma nova ó nneiraw La Bóndel^a féifrifuga ikfsél 
de Sierra Leofifa tiene Id corteza utU pura^ airar las calevtiitas; 
IñR, odoraía Jaeq. (€ordoban<»Ho de Cutov qae 4á boem^ 
madera, se halla en Méjico y tnhMa'deCjukaí^lÁSdpúmea 
pratensis AuéL se emplea en Cayena oontra la gooor»^ , ^yd 
cocimiento«se usa tamlnen para lavar «ierlas úk)era& h»iOpbh*f 
rhim Mangos L 4 que senallá en Java, Gábu»^ Sumatra ^ 
otras islas del Asia , tiaie la réiz muy amar^ y céiebre^ por 
creersd eficaz contra las mordednras de las serpietl^ yenénOf 
sas* siendo uno de los Leños coliArmos. íi^ Hm^otU mric^ 
/an a ¿., indígena de Géílan, «I Malabar y ^tras ilarléade 
Asia, tiene la hojas olorosas , y de cuas se ba hecho elogb 
como útiles para corar la sordera. La Oldentanáia umbeiia* 
tn L. (Qiaya de la India) se «aUíva «o^f kl Mía-, porqiie/la 
raiz sirve para teñir de rbjo ; la O. carymbosa L. de Ja Aíné- 
riea Meridioiial tiene las sonídadés , las flores* y las^ semillas 
^ermiftigas.' • / ^ í * • . ; ■ : '.•!•"' *■'.•'••' 

hathertiacooíimaVaM.txisot m la Guayana « donde i$e 
usa elcooinnent^de las hqas para fidinentite y toeíoneS tónklK» 
siendo éderiíás útil por tener les frutos éom^stibles^ ; i 

La EDOsmtñ eorymkosa SchovAurfh es venenosas, y Mtó, 
que con so4o comer la carne asada en asadores^héebos de kíttisK 
dera'de esta planta, lo han pasado muy mal alfanas «vece^losia* 
dios. La HameHapat^ns J&cq. (Ponaci, Booaeide Gulw) ^ haifo 
en tas Antillas é igualmente en el Gonlmenle am^ricanoi y tiene 
los frates doméslSbles^ sirviendo ademáá p@irá *bac€ír Hft^rob y 
un jarM>e hsadb contra 4a disenteria y el etoorbolo, mientras 
que las hojas y los tallos se emplean como curtientes^ y también 
la mafééra se deslina á varios obfetos. La Al%bertm^d%l%á RiÁ. 
(Guayabo negro de la Gua;^ana , Pitajoni hembra > Pitajoai de 
Cuba) , que crece en la Guayana y las Antillas, ti^ Ibsfrutos 
cmitestibfés y laí madera útü. ' v , • . 

La* MbAnéadiri folia L. (Bancudo, Niño de Filipinas) ée 
ctihiVa en ta India y en las Filipinas , dónde se'usan los frlilos 
asados ent^e la eéntze para curar la disentei^ia.y para matar las 
lonAlices, además de servirlas cortezas delasraioespnraleür 
de encarnado i la itf . iinctoriá Uo9b. sé haUa asterismo^ ttk la 
Indta> y aiíse «s» la corteja de la rai2 para tegir'de^ttorenóó 
rojo; la M. ñ&iet 1. (Pifedeíaton't»Cttbii)v^qwcrcot'fi'laá 

Digitized by VjOOQIC 



DE HürlMlCA. 407 

áfitíjtasry;éii M^ioe , nomo tamblea en FiiififMis y.li^iieibivk 
jMir^tss Étósdoee ademásúparaliaaer tinla y paraiecuf^.ó 
^oalBienié la^mptean io$ iiwUgetaas ^» «k^p^eobr i la&fle^ihas; 
hi M.mmimtkáatL. es'de Ceilaii y se eoMÍi^era d ftviD c^mo 
vémifugo , dtcocimíftRta deíla& hojas^odmo B%emi¡atííJ9i\9í'^^ 
s«3Éeríai)y Ift'Paiz^oMiO: propia ptrat^r ds amarilto. La Viifi^ 
^arm eijtfltisi Yahk (- Voavanga d)e!Madegasoar).^:QBhivai]^ ea 
^1 AsiaKiroptcaiv am<|Ufi'pi^ooe(ient6 de Madagasear, tiene los 
fnilos come^libké.' La .(juatt«rda ÁngéUm Mart^ (Aiigéli^do 
malo 6n el Braaíl)» con «orleza y .raíz usadap per los brasileños 
ao]»o febrífugas y astringentes ^ es, planta .principalaienle «n^ 
fdeadaí por k« veterinarios; alguna3 especies de la Jndia áis^ 
Hiadera eslittada. \j^.Antirh<Ba vérHeiltaía. DC.de. la. isla de 
Barbón es tatnbien.de utilidad poe la madera, asi^úoniq por la 
mz>y. la covteza astringentes^ que usan aHi üRtra las hemorra- 
giask EL S^moskmum lueidum Gíorin. (Llorón^ Palo lio* 
ron de^ Cuba) crece* en las Antillas y dá buena- madera. 
liA^ErdtéüUs /kuticosm //. ( Yayabioo de Cuba) laidbiení crt^ 
cá en las» Antillas y es resinosa ,. sirviendo el leño para teasv 
adamas de^ poderse trabajar , y la resina olorosa qae eontieae es 
nbual en pcárfameria y se^ree útil contra ios eáloélos^.la. j?. 
pmh^imiti\DC: (Viboaa 4e Cubaf) proKhloc iaa4era útjU oue se 
eoÉpiea eUrla iéla de Cmátii* La Ñonatdial&ffioiaaUs.Awl^se 
halla ea déycÉa ^ y aUi ii$ao la iafosica fb las hojas paraoom- 
faalirél asma. La Simmpfia maritíma Jacq. evem.eñ las An-- 
lilla&^y:allí.se récoaiienda& tanto. Us hojas como. .las flores ,en 
calidad de ftóaieaa .y: ««citantes pana tmtar las tibbres adinámi* 
eas, é i^naiménle para eurar las aMirdeduras de las^ serpientes 
vei^nosas. . , 

La Lygodysodm f(Bltda M. eí Pm. {Ymsbñtmi^^ 
ce Maneo del Perú) sirve á los p^tipospara Hgar «maderos. La 
PcMhria fétída L^ tCantotai de FiI]|[»oás),.que esjdei la India, 
despide al sol ¿estribada mal olor, y el eocteientoesaUí usado 
en las'ffcieneiottes de orina, los^ólicos, las fiebres. y caídas, 
«Mido además la raiz emética. ht 

^ Ei Canthium parviflorum íami tiene las hojas ;comestí- 
bies, y. en. la India se usa contra la diarir^ el cocimiento de ella 
yde la rm,^ la cuál es adem^ vermífuga* El Siéeradendrcn 
trififtium VaU. ^Paio de hierro de. la Nftartiniea) tie«»e la corie- 
^ díttrética y estomacal^ usándose eneste^coyocepito npr los lía- 
I»taiiles dci la Martinica» La De^uoxiasArktoImháa Matfif. 
(Erviafaa da parida en ^ Bi^ii ) se estima entre los brasíjeííos, 
Fforque la raía acre «y amarga se usa para promover la mens- 



Digitized by 



Google 



40S 

troacim vi les ímihíds. La Ckmoeca^ rnigmfmga Jíort <^pó 
' cruz^.Eedorenia « Dambre, Baiz preta ^lüah^tfíade en el Biw 
sU>7 h Ch. densiMia MarL (CaiD^^ CaoiiMn^ AaiBtppeto 
dd Brasil) son las plaatas brasileñas otiyas raicea corra», con el 
nombre de Caio^, yíoleftto remedio emético y^pirganteiusaife 
contra las merdediiras de las serpieirtes^ admíoístrándose el-i^na 
en cpie ae hava tenido por algún líen^ la €orleKa.delas miaiMB 
raicea; la CL raeemosa Jéoq. ( Bejuco de berráco- en Coba, 
Caiii^^ Cafaínca, Cainana» Caninanav Gn^íriaba^ Baiz^réta^ 
Pimía del Braail)^ q^ crece en las AntiUas^ Méjieo y el Brasil^ 
tiene también la raiz muy purgante y emética. en sdta dosis, é 
igualmente muy diurética^ como taniíien violentamenle emena* 
gooa. La MurgarU m$di fiara D€. (Perlillas^ Pertitas^de M^i- 
co) es planta afine á las anteriores» que se hódla en Méjioo..La 
Isoora §randiff$Kí Ker. es de iaJndia y de la China, dMle se 
usa como estimulante; la L Bandhuoa R^h. , también de la 
India y es célebre porque la raiz se tíenft por eficaz contra las 
fiebres inlermitentes y la hemoptisis, admiitstráBdose adeniás 
la corlea y las hojas en caso de^plétora^ h^PaneUa imáiea L. 
(Pavate^cte ja Jndia) es útil por la raiz, que se usa en IMUabar 
centra la disentería, la erismeia y las ebstrtteoioBe»^ snrviendo 
además para hacer mttngosr de euchülosv El Saprosm^ «r¿^ 
reum Blm^» es 4e Java , y tanto el leio como losfrij^ostboelen 
á excrenento humano, teniéndose el primero entre los javane- 
sa por equív^ente al Castóreo ya la Valeriana. El JPÍdyosiUi 
kiptnnatm Laur. tiene la madera nbydarable yse apKea por 
esto en Cocbififihina a la oénstruecion de poentés. La Paramea 
urtuliferaDC. (íjechoso de Cuba) dá una madera 4|tte ^ usa 
en la isla de Cuba; la F. odoraiissima DC. (Jujano de Cuba) 
crece en las Antillas y otras partes de Amériea. La Caffta wrñ- 
biea Lé {Cñíé común), originario de Abisinia y ouliivadfrhoy en 
los climas tropicales de* uno y otro amado, es o^ehre por bs 
semillas, las cuales son el Cafe del comercio, c^e se usanrdes* 
pues de tostadas y molidas para hacer la bellida esaimuiante 
conocida con el mbmo nombre^ asi como cfndas se tienen ñor 
útiles para eorntoir las fiebre» intermitentes y el reumatiaH 
articular; l»€. racentosa.R. et Pav. (Caté del Perú) se cokU 
va tm al^ma^ partes del Perú. La Psffchotria emética JUmt. 
( Ipecacuana peruviana ) de Nuevu^ranada y otras fiartes -de 
América. tíeiMf la raiz» emélíca, siendo la que se conoce geaeral^* 
mente con ^ nonnrtire de Ipecacuana peruviena ó estriada; la 
P^^Rrmonei Sprmgi (Palamoro deGube)iOBecedn las AhAiHas; 
la jpj^tíwrri' fí^tei.^ttSekult: (Simira def Brasil)' es det*i 

Digitized by VjOOQIC 



DBaOTJlNIC\. 400 

GmomoR y>dd ¡kmiU donóle usan lá corleta para teñir dé tojo 
la seda 7 el alflodoa ; la Pi virgfáUa R. et Pm. de los Andes 
di>eolar MUMriio.>La Pd4o0Mtm tüfidórim Rmm. et SchtUt. 
y}mJP*' mdphmieBMO./areoenjíú Ida Andes del Perú, sirviendo 
bs ifeojas de ma-yolra |>aiaí4eñir de amarillo; la P. densi flora 
ñkmt. (Caló^otó del firaaü) tiene las hojas aeres y de ellas en 
iofosia» Jateen usa los brasileños para curar la sífilis , los dolores 
reomátieosy fes tnmones airticulares; l9í P..Marcgráoii St. 
Bil. (Erva da rato en el Brasil), la P. langifdia SL HíL^Iíl 
P. nicotianmfotia Cham¿ ^t ScUeciU. (Enra do rato en el Bra* 
sil)» ^P.dnirHita MarUy la P. o$cindis MaH., la P* 
Mmaiitf MmL (jGritadeira del Brasil) ^ la P* strmeni Mart, 
(Gri(adeíra do campo en el Brasil), ta P. regida E^ B^ et Kunth 
(Gbiiparro bobo de Nueva^Andakida , Gritadeira, üoundiinha, 
da-oampoen al Brasil), la P. telrap/tífUa Cham^ et SeUecht. 
(Don Bernardo del Brasil) , la P. awata Mart. (Douradinha do 
oampo en el BrasH ) y otras que onecen prineipakaenle en el 
Brasil y donde muchas de ellas reciben el nombre éeDouradin- 
ha, aoft diurétieaÉ y sudorifieas^ Mlemés de tener cdgúiias los 
feulos venenosos, y usadospara matar ios ratones. l»Ceph(B- 
lie Ipeeaemmka Rieh. (Ipecacuana, Raietlla^ Pieahonha, Poa* 
ya píreta ,. Boava verdadeúra, Poaya de botica, Musohina del 
Brasil ) se baila en los bos^es del Brasil y iepertenecen las 
rsúoes ique se denominan Ipecaeaona fris ó.aniUada y ^ri$ rojiza 
y frisíblancpiíeeitta, todas muy usadas como eméticas; -la C. 

Smicea WUld.áe la Jamaica y la C. mueeasn *SwartM. de lá 
ariinica tambieu tmen las raices >emélieas.; \b C', hmenUsa 
WiUd. (Tapogoflio de la Guayanalacaso^se liallar en lifójioo; la 
C. ruetiimfidia Cham; et ScUeent. es dd Brasil y se osa alli 
para matar losraUmes* La Geephüa renifomie Ghemuet Sch* 
i0«Alr se halla en las Antillas^ y se han indicado 'las semillas 
tostadas conao propias para sustituir al: CsiSéy. ^ - 

El Cepkalmthus oocidenbdtB L. es de h América septen^ 
toional, dond^se usa la corteza como smiorificai.y:. algo pur-* 
j»ilte^ 'Sirviendo además las hojas para ienir de amanUo. La 
Itorreria fertuginea DC. (fíoaya da praya;en)elBrasll)',lai9. 
jRoofa 3C. (Poaya do eampo en el Brasil) y la B. emética Morí. 
(Poaya de hasta compridá c» d Brasil ) tienen las raices eméti- 
cas < usándaaeienlre Jos > brasileños como si -fuesen; de ipecacua- 
na; la B.imriiciUatm Mey* que se halkt e» la Jamáioa> y taqi- 
biefk éad Brasil^ liebe asimismo lairais emética] La Sperma^ 
coee búpida L. t estde la ladia y la^rai^ se emplea como sudo- 
ríA^a eon el. nombre de Ipecacuana negra de* Ceilan: La Bi- 

Digitized by VjOOQIC 



410 ./. '\AXBm >•[ 

eo Nüeya^Graiiadi )r el Per¿vi oóno tafttbm^D* el Brasil, y té 
pertenece la raiz^tenétíca iiáiMdaiMbacusiia Hnie»v amiUete 
ó'.ttnditlada; la R^ nmem St. HiL (Poaya de vampo^ «lAf^-i^ 
sil) je& equivalente á la mileríor entre los trásiUiíDai' La Miv^ 
úhc^ahrasilitntit MffiUd. (Roaya do río ^ Poaya da iiraya 
en el Brasil ) tiene la ira» onética , usándose come tal ernte^loa 
i)mileB06;ia M. acuminaUíH. B. ti Kmdh {CéÜbstlátíñwét 
Guayaé[uil) oreeeen^Quito. La Serissí» fátida Commú^^tB^ 
lebrada en laiadía coma amarga y astringente; La Byircfhiláx 
marítima L. de Malabar y Goroínandel sirve para ¡teñir db'roj<> 
y parda. h^Putoria calabriea P^rs. y propia de te región «e^ 
diterránea , desprende fuerte olor. 

' La €oprasma fmtidisríma Fortí. de Nneva-Zetaniaí 7 
oüras especies qae crecen en la Austrafia despiden'Rwdiainn#oio#; 
LaB: plantas dé los géneros AntAespermtm y Ambrmia dcA (^ 
bo dt Boena^E^peranza dan por et contrario vm agradable aroiiia¿ 
La Asperula Cynanckiea L. ^ común enr toda Europa^ se 
ba usado contra la esquinanoia y es alffo astríngenSet 7 MMurga; 
sirviendo además la rañ para. obtener un color de rosa; IéA\ 
tinclaría L. es iguabnente indígena y la raiz^siri^ para lera* de 
k*ojo; la A. odorata L ^ilubtUa, Hepitíea estrellada , AttperüMt 
olorosa), también eomna en Europa ^ es eto*osa después díe'^eiéa 
pMÍnoifníhnentB » 7 ásimianw un poco i^tringente 7 mnoigav 
siendo en algunas parles una- medicina populsfrque se admmís^ 
itVL con vino para eurar la ictericia 7 la hidrop4ia, además de 
poderse emplear Ja raifes para teñir -de roje^, la A. i&ri»nmi L.y 
común en nuestro^ eampos, tiene la raiz iguabnente adecuada 
(Mtra ttóir déroíd. La Jineta tínetartm L. (Rubi^T Q>'»o2a)^ 
espontánea en Oriente 7 hi Eurqpa meridtmal» siendo «ilttva4- 
da en diversospaises; s«lmini6tra la raiz qué recibe el nombre 
de la planta 7 que se emplea mucho eíi la tintorería, además dé 
servir para preparar colores usados en la pistura, «¡entras que 
en la medicím apenas ofrece bo7 aireación, por mas que si^ 
algo amarga^ astringente fdim'ética; la R. peregrírta L.j tam«- 
bien indigena, es útH igualmente^por tener la raiz semejante á 
la déla anterior; la j?« eerdi folia ¿. deSiberia, fojR^ 'Mmn-* 
jitía Roxk. de la faaidía, la R.anmstiBsima Wall, de Ton^ 
Aoog 7 la M.BelbUm Ckam. et Sehleokt. [Btübfam de Gbíle)^ 
así coma la R. ckiUMis Molina ^ sus^uyen en sus resjpectives 
países á nuestra Granza, sirviendo la rais de dias fum teür 
del mismo eobr ; la R. fiema St. HiL del Brasil es venenos»^ ¥¡k 
géúepoiGalivm comprende varias plantas mee é menos reputa- ^ 

Digitized by VjOOQIC 



DE B(9fI^lCA. Alt 

b^^Presera; Lár{9Íeí)> ^ue si^lialb tu toda Europa y^ílHieiH^ido 
eficaz para curar las escrófulas y el cáncer, habiéoddseeB^^eaikl 
taHAieiioaDtna la l*iM|uitUy otras enQsnnedlifle^Ia raiz/usadcf aun 

rabia^fiíQBl[ueverdaderan)eDl6careacadeeiUaeia» aiendotaasab 
útil para teñir de rojo, mientras que las semillas haín 'servido lA^ 
guna yez para sualituir al<^fé;rel G. ¿ore«^i?C.y quQ:Miibíeii 
tíene la vt\% tiotóroa, en^MQdoee para teñir de ro}jO en Filian- 
diia;'«i G^\MQUugó L.\Qa\\o^^^ comuft^n Cofopa y onyas 
sttiMiadés,fl^id9&9Ql^j*eeciB)eBdado conlra lae[^pí^ >/adet 
más de seif esliiBiad<^ m algutías ^tes de Rusta^ porque .tisa» ^K 
la raiz para teñir de rojo ; el G. rubioides L^ abe i^ihalla en la 
pafi(íuorie»tíA;de j&ifopa ,y\el/¡r.4yteaíf>t^ to- 

da día, tino ^/Oti^o.'taiohíentúitti^ por las. ralees ¿-j^néridoat 
eeipleaR |»afá lefiár de tojo; el G. uligimsím.í» ^ qu^ercreeé 
m ló» sitios, fiaittaníosos\de Garlopa ^ yeiiíy^SiSiHBi^sidea flofidas 
se kan wado coind^udorificasyaiMies^pasnAádicias, sirviendo los 
talles* y las liojasparsí tfawde amapillo y la <raz para te&ír|dt 
rojo; el'Gk mvm ¿^ (Guajaleche), común eo EtiropaytfiteW 
euájftki leche como ae creyá iporaiucho tiempio; eltíé €rueiah 
taSeop. (Cruzada) y eVíGi ínolundifoiium ¿< , igualmente qo«« 
nmnes^ nuestra región»* y¡ s4ites de ahora bisados tambl^xdiiio 
medieifiales., addque sean merabieate unas plantas/ amtu*^ y 
aalrip¿et)tes:y:Own(>s*sC0ngéfi5ereí5N. i . , - 

í ,' A --'1 ■'•.'■■;■. ' "'-..• •*•' . "^ ' ■• '•• ■■' T . ' . -' 

GABACEÉR^St Cáliz, con el (ubo adherente al ovario y el 
límbci dentado ó partido , algunas yeces terminado «n >up /vilano 
al fMrincipio envuelto y después eiLtendido. Corola tub^iosa, ^m^ 
budada, comunmente (luinqueloba, raras veces tri-cuadrilobaí 
i)0Q.4ubó igual , giboso ó espolooacb en Ja base. Estambres pé<^ 
gad€^;por los filamentos al tubo de la coroU y Ubi^ por el ápit 
ce , eternos, con los Ícenlos de la misma y en número de ci^0 
¿ manos ba$ta la unidad; antenas aovadas, bUoculareSi Pistilo 
cpn'ovariO'triloctttar y una spia celda fértil; estilo filiforme; e9^ 
tijgmas en námcíro de dos* ó tres r ubres ó unidos. Fruto inde^ 
bisoente » cariái^o o membranáceo, uniloóular pot supresión de 
las celdas oalérites^-óbi-'lrilocalar, siempre monosperma Se^ 
millas ^ solilmas^ peadieiitesV albumen nulo ; on^Hon reeloi; 
cotiledones ií)iaoa6;iiPaí cilla supera.. *^ Yedras .ai^ualeeó peren- 
ne , farasifveces algoJ^osliS'eb la base*^ eiHihojas opue&tas y 

Digitized by VjOOQ le 



412 Cüftsa 

sin e8ti]|Milas. Flores cifnos¿-corimbosiis', rrecnefitemente her^ 
mafrodiiás y pocas v^cbs unisexales por aJoorto, blancas , rosá^ 
das ó a2uladf». ' 

Habita esta familia en las regiones templadas y por ló' co- 
i¿un eo las montañas del antiguo y del nuevo Continente , aon- 
Une pocas son las especies propias de África y de la América 
septentrional 

CoMpfiENBE ciento ochenta y cinéo especies, 

PopiEDAims Y usos. Las valerianeas perennes llenen los 
rizomas y raices tónicos , amargos^ aromáticos. anCiespasmódi-- 
eos' y vermífugos , habiéndose considerado también los de algu- 
nas tomo febrífugos y y es notable la influencia que el solo olor 
ejerce en los gatos. 

El Nardostachffs Jatamansi DC. (Nardo Indico , Espiea- 
nardo) del Hnnataya tiene la raiz muy aromática « y de ^ se 
hace uso en toda la India como medicinal, Aarticálarniente con- 
tra el histérica y la epilepsia. La YalerianeUu olitoría Mmnch. 
(Yerba de losdínónigos), común en lo$ sembrados de teda Eu- 
ropa , es refrigerante y se come en ensalada. I^ Astrephia cha- 
rophyllpides DC. (Arvegilla del Peni) se emplea por los pe- 
ruanos como vttinei'aria y para enrar las erupcioHe»oca^onadas 
por las emanaciones del Zumaque venenoso; LsíFediff Cornucth 
pim Z>C. (Disparates del campo) abunda en el medtodia de Eu- 
ropa. El CentMntkus ruber DC. (Amores mil. Yerba de San 
Jorge, Disparates de los jardines, Yaleriatta encamada), que 
crece en la región mediterránea y se cultiva en los jardines, 

!)uede comerse en ensalada, según lo hacen en SicHia. La Ya- 
eriana officinalis L. que crece en toda Europa y es muy va- 
riajMe enr cuanto á la forma dé fcs hojas , tiene el rizonia tónico, 
amargo, aromático > ántíespasmódico y vermífugo, éi^tíalmen- 
te hay quiénes loi consideran como febrífugo; la Y. dioiea £., 
la Y. montana Z)i , la Y. tuberosa L. (Nardo montano), 4a Y. 
pyrenaica L. y la Y. Phu L. (Yerba ael gato) que se hallan en 
los montes de Europa, pueden sustituir á la primera; la Y. 
Dioscoridis Sibth., común en el Asia menor, es el verdadero 
Phu de los antiguos y semejante en propiedades á las demás 
especies ; íá V. siíchensis Bong. , cuya raiz sé eicporta dé la 
América septentrional, es muy eslhnada en Rusia; la Y. saliun- 
ca AlL y la Y. céltica L. (Nardo céltico. Espica oéltka," Azum- 
bar de algunos), ambas de los Alpes, tienen las raices fuerte- 
mente olorosas, y állMas usan para ahuyentar los insectos , ade- 
n^ás de servir para sahumerios , aunque princtpaimeAte las des- 
tinan al comercio de Oriente, donde se aprecian conM> medici- 



Digitized by 



Google 



raBOTÁmcA. 4t3 

nales yjaau^ paf^ aromatizar Í€6 baños con elUs, mieoiras 
que én Europa soliiméme k>s húngaros bs emplean en lociones 
^ra limpiarse la cabeza; k V. YaUiehii DC. y la 7. Hard-^ 
wickii WalL , .ambas de Nepaiia, tienen ias ralees olorosas, y 
ségun parece suelen hallarse mezcladas con las del Nardo f/idico; 
la Y' coarctata H. et Pm. (Hiiarilürú del Perú) es apreciada 
enirellos píeruailos» que creen úlilla raíz machacada par^ con-- 
solidbar laslraoturas; Ja Y. mméuUUa R.el^Pav. (Maca^dei 
I^im). tien» las pifopiedades^ae laá especies congéneres de Euro- 
pa, y es usual entre los peruanos; la Y^ Mázateles Phormm 
i»¿áP,,(Mhzatetes, Canónigos, licuares de Méjico.) se uaa como 
medicinal cnire los mejicanos. — La Aúcia cotchinchinenm 
loür. se usa en Cochinchina como estimulante» tónica/eme- 
nagoga y febrifugai . ^ 

' . OifiSACEAS (DIl^SilCEifi) DC. NOnR. .IV. 

Caragtéass. Cáliz coa el tubo adheresate al oyprio e^ to- 
la1iddd^ó soIamefiU por nrhiba , y el limbo corto ó prolongado, 
entero ^dentado ó terminado jen varias cerdas, pelosas ó plumo-* 
8as(« y en forma dé ^ilano<^ Corola ganü)pétálii, inserta en el ápice 
del tubo calicino, algunas veces .boquiabierta y comunmente 
des^úal, cuadrj^uinqáe^da.^ Estambres cía QÚmero de cuatro, 
inserto^ en el tubo déla corola^ altanos oon Jos lóbulos. de ella, 
casi siempre libres ; anteras biloculares. Pistilo con ovario uni- 
locular; estilo filiforme; estigma simple, lonpAudinal ó cabe- 
zudo. Fruto indehiscente, coriáceo, coronado del limbo del 
cáliz y unBocttlar, monospermo. Semillas solitarias, pendientes; 
albumen carnoso; endiriooí jrecto ;, cotiledones étiptieos, casi for- 
liáceo^ ; raicilla . corla;, ; supera. -^-^ Yerbas 6 nlatas con hojas 
(^stasr> riaiias t^cea yertidladas , sixx)ple& y de forma mmy va* 
ria* flbre^ reuiidis en c^eóielá ó rara$ veoes verticilad^s, 
«<«rfjkp; p<* el!involw*iHo jMropjo ideoadai4iim, compuesto de 
base, tiibo y cOronli. . • * « . , 

Habita toda la- famifia foera^^le los trópicos en las regiones 
teoM^&das ó calSctotes del aaliguo mundo, sin exceptuar el Ca^ 
de: Bttetoa-EsperanZR, donde creceur varias especi^. 

: CoMPluBmKE ciento cinauenta especies ,ifte^i1idas por Den 
eafidoUeén las 4rib9s siguiente; -,; i - 

:Trib» h Mí^in^as. Corola bopniabiéria* Estambres did^, 
míhof, ió,<í«atiroí soidadoiS'por; partes. Fiores verticiladas y 
Ivácteadas. , / • : 

Tribu II. Escahioseas . ' Corola cwadri-quinqnefida , ;nbibf^ 

Digitized by VjOOQIC 



4f4 '^jsnsf^ ^. 

iguales.' Flores: agregadas soim él Meefnáotilb >t nojtodhsde'aii 
involucro general en la base de la dibámelay cbn 'inijpB'libriíi 
situadas m el lad.o inferior ¡de las floresy eioíírias detiüinv^lu^ 
orillo 9 propio, caltdforme. '' ... 

Pfto^lBDADBS T ums. i : Las dipsaom ^n ^éó nouMes bor 
sm vir ludes, ^nque las petóles herbáceas y las m^es duld- 
áoíargas y algo^i^riogettes de «icHas:8e hayait «sado. en el 
trataflÉieak^de tapias enfernaedaie^, y panioolarméiM^Jki el de 
lasOTna^ - •■ ...... r - ';.:/- ii -'. 

M Dipsücn^ fnllomm MiU. (Gardenobiaf, GiÉ*do db carda- 
dores , Aehicoria amarga en Méjico) es europeo y se cultiva por 
el «^ que so hace de las cabezuelas paraicardar ^ y aiiitigiisme»^ 
te se empleaba la raiz como sudorífica y diurétícaf, habiéndose 
recomendado además las flores y las semillas coqtra la rabia ; el 
D. pilos'us L,, común ea casi toda £uropa, sof line por planta 
sudorífica. La Knautia arvensis Coult. es igualmente planta 
eui^opea i >qtte se euHÍTa éa prhdos artifieialés y >qae» se^ ha re- 
coniendado contri la&énfermedades dela:píd^y pudtéodóádánás 
ser eiiipléada para te&ir de amarillo i^^aétde»^ LalS^aiCocat^lii^ 
dsa L: (Moraisco.dd d«difaiv'Eieabiosft'mordiAaf)^iquer^ 
es> común «d Europa^ tiepe la^z astringente ; fo £• aUtopw^ 
puréé //; (Viudas, Escobülá moriseáy Apibarfioae» Mé|^oo) sb 
cultiva ea los jardines ^ ^eod» quieá ori¿íriamadé4ai4nd«li • 

' ^ i'CÁucffioiis (<:ALieEmBi:^ DC. 'prode. t. > - 

GARücráuBS. CáUz icon e( tubo ad^ierejU^eal orvaifo y d iim^ * 
ho> partido' éíi; cinco* lóbulos, oonraiitiieaie deaimaleB; Cer<^ 
regular^ embudada ooul«ba «lelgai^^'^lai^oy' ene» lábulos tn^ 
nerv^9do6'aervios:h[tei^des..ca^aiat^inates; ta^estrváoíM'fai^ 
vada^'ÉsiaMbrefi^ en aúmerb de «incb, monacÚHlM y sinaaléreos} 
ci¿tt1atEr)fiqterasr9Uperibrmenteti|ir«$ f deelítaidás út9pbUfnt 
apicilar. Pistilo con ovario adberente, unik)o«ldr( ei^ib Ivse; 
fiMlM^aio ,^alg0' maziiflo ea elépioe ^ indrttsd ;f'¿sttgiha cabebudo^ 
at^ peUetHKiido^ Aiópieriio: coronad^: de tos:t(éÍi«lo^ eáüé^asl 
eudurecidos^ies||ifW^eeHles, niOQo^iúrko; Semiltas ^AaWaéi 
-péiiiiea^;^albuf|aen43apnt>^; elnbriod reilOd»;^^ cif^edoMsJtrfa- 
nitos; raicilla supera. *-- Yerbas 4knttM«S'6')^iÉfflésíie^lMJ«^ 
alMna&;'is«ttrtalag'?sitf ieéitpidat^* Flores ettióabéhiek laéiitádas 
sobc^ímh téceptáottiiicoaulaíy rod^i^'4étinf'MwtuerafoH6^ 
lo con escamas entresoldadas y pajas ó bracieillasí^dlttrfc tü 



Digitized by 



Google 



DE BQítíraCA. álS 

/: ( Hi^Tfi esto fitxftfm bm\hmi0^ i» AMétrie» mferidíraal y. 
pntiiiMppImenieei) b1 8ud cb'Clútevfi i • • ..: . »; ; > . : . . . . 

PftOnBDAWfi ir/:«SQS« JNo SeOOBOÍDeiU.' ' :>." ' 

, «dlfBUBSTáS (COMfOSfrj^ DC. PROMf. T^^I^ TH; 

,'Lr¡i<íl : '. .'.'■;- . .•*.»'. • ' ' .J , ; 

les ókhepmafinirfílaffi!^. eobisadis .doite «in^Í!fleii|Btícula'<)omifi);p 
rMktdás de un: involucro; muy vhrio, con pajas Áimiolállasre» 
laíboae dri heÜGréciHasv ¿rísín. ellas. GáKz gamoséfiakr; acDie-*- 
rantcialíolíark) entácbe la exienstoo del lobo caüoino 6 en mí 
mayor pMe/y eaieobes este nnu&iáifacpe^'Oíranoy cnfer^ 
ma de ieflti|Hte; iíiBbo.nuIo ó rcÉbido á um pecpiena margen^ 
earisimafii^ite folmeo y ca» ñas freooeneta avilelado^ entem^ 
dénlado<á>lobailo , y todavía con mayor frecuencia convertido^ 
eaoaroilias prosas 6 en cerdas pítilormes, eimpies^y ramosas^ den^ 
ticulada» ó iHiiiniosaSyriiiri^bi*tmttlliseriale^ y^ dtstingvidor coa id 
npDBliÉré dé^nribao. Corola inserta^ en i» ^tó. del ; tubo calioino, 
gámo^tala jr Mitraa^taiá^ ó ooados^n^ easú Hi«rgíiuile6 
en{oada;íábul»^ reunidos «O'^os sendS'VíévÉffnorimente por pares 
y reducido asi el número total de los aervios á la^nítad «a ei 
tübd'.de lá oorpla; lóbulos ^Mnonmente en rámerode eínco y 
alguna» veces ai d de eualm, trea ó dipsv valvaiios:ea la estí»^ 
vacien y iguales ó desiguales > y la corola según las oircuasIteAM 
cias tubulosa 9 bilabiada ó iigubáa* Estambres en número de 
cinco ó raramente en él de cuatro , mas o menos abortados en 
las •fica^ioníiéiHiias^ fitáoiBnlda alternog cobíos lóbulas út la co- 
Pikk.y'pefs^a áíeUá, Donmunente líbpes^ arlióuIadoscéroaiAKi 
Aj^ryí; aoterab ^tocchas f soMadafeiea ferán ¡ée^mba^ kiirorsasv 
frfMenteníoateitcrHiiiiadaai^r andtaB.eÑ^Hiidades^ií apéadn 
ees diversos. Pistilo con ovario adherentcal cáliz y^oaiovitbdo; 
66Íibiir(dliMí óbionhadojidn lahase/sifiipleén^aslíor^s mascu- 
lioas y ibifid(>^6Klflis laiieñinas-y li6nttafffodita8C»n>la& ¿lándulad 
estígiBáÉieas.ii verdaderos esüginas en dosi hilaraa sohr^ la pi» 
ginatfiíipeiriordeiloSiiBíiBoa ó lóbulos del estilo y .oon peíoa co^^ 
lectores en la parte alta del estilo de las flores herffufirtMÜtaiu 
A(|«biriO>fetinado.del'tyba)QditHnOy del períear()io' yide\la les- 
ppsaadef nua^sM'eh^inbiáo» ^bvl interioff y por !tMitOí«i 'áqM^ 
RÍ&íány<H^ar.y;fltonarip(im&ar^ sentadoó e^j^itadar^rotistoifiít 
vUaiooaBles.exis^le. £eimUa dcsreoha coa eiMÚ^ifeura fimcsé^ 
eillryttíemá^'alfaiimsnáulOi; embrión dépedbo; ootilédone&)íla-^ 
nos; raicíB» corta y recta. — Verbas, arbustos y raras Veeeaárr. 



Digitized by VjOOQIC 



41d CORSO 

bokarcMf hojas aHerMs 6 0]^iie6ias!>t ritipro ^iitiiplegée tm^U 
forma y diversamente divididas. Floi«9^ceiii)m6stas yieDtndta^ 
les homegmias ó con todas las floreeíHMi hermafrodhas rbi^ro* 
gamaa ó con las florecütas exteriores neutras ó femeníias y l^s 
inieriorts hermafroditas ó masculinas; monoicas ó con floreci- 
llas masralinas y femeninas; heteroeéiales ó con. fl«recillas 
masculinas unas cabezuelas y femeninas otras de una misma 
planta; dioicas ó con florecillas masculinas ¿ femeninas todas tos 
cabezuelas de una misma planta; también flosculosas ó discoi-^ 
deas, semiflosculosas ó lignladas y radiadas , según la existencia 
de ífóscnlos ó semiflósculos exclusivamente^ ó según la coexis- 
tencia de<imds y otros ; además felso-fdisooídeas y falso*«radia** 
dasió f adiatifiormes , las primeras con todas tas coroUHas bila- 
bifidas y las segundas con corflHlas bifabiadas en el centro y lí-* 
guiadas en ki margen ^ «ñas y otras i veces ooronadasy ó om las 
florecillas marginales de mayor tamaño. Receptáculo coniun dé 
lasflofeciUas :de cada flor compuesta , pajoso, semí|Mgoso ó des^ 
nué», y en oíros casos fiiibrilif^ro, alveolado ú areolado. > ; 
líi^iTA está vasta familia en todas bs regiones de) globo, y 
donde quiera se halla en considerable pr<^rcioa, aunque es 
América, mirada le» totalidad, la parte del mundo en que mas 
abundan las compuestas^ 

' «^jMipliBNJHrMieve mil especies), repartidas par, Decándolle 
en;las triboa^oieAties, coa muchas subtrUnis, divisiones y. 
siMixiisioiies..i 

Tubulifloms. 

Trilm I. Vermmaoeas. Estilo de las floreé faermafeoditas 
eUmlráoeo con Jos ramos freoiienlemente alesnados y prflonga- 
dosv^Mé venes ébliisos, cortos, siempre igiialiy4argui4ame»4e 
pelieriaadosr Series eatigmátieas termmadas Mtes de la mitMl 
cbiks^raÉnas^^stibrea.) < ^ > 

.Irribu^II. Empatorine^as. Estilo de las flores hermafrodi^ 
tas AKniráeeo!can' los ramas lái^osalgo mazuditos , eeoteriorH- 
meote y>|Mir asriba pidMrolo^mtoc^ Séms estigmátátas poó^ 
saUenées^ oomunmeate . terminadas antes de «la mitad de los.ra* 
nMsestílamt^'i -w: .- - - 'a ^ •. .> '.....; . . > 

Trilm in.'AtítrmieaB. , Estio de las florea hermafrodíMs 
eib^áeaoioon lo^ ranos lineares^ exteriormente^algo^laBos y; 
pdr arrifaoriígiMi.yi^imkffiítámettle p«b«^les; Series estíglñmicaa 
salientes^f eaUffeHHdas hastaceroa del origen de la pdosiUaexIenori 

:^mlm PFiiSemeidmdeüs^. Estilo. deubst fiares iiermafradi*^ 
tas eiliodrácea ooii;les ramos lineares vtiprnoeladodea. el >ápieev 



Digitized by VjOOQIC 



DE BOQTÁKIGA. 417 

(i-iiiiea«to& ó eonÜQuadoft ma» allá del pinoel en itn oodo eorto ó 
' ea un apéfKÍieepn)loiigado, estrecho y pelierisádito. Seríes es~ 
tigmáticas andiitas y salletes, extendidas hasta el pincel. 

Trilm V.jCinarms. Eslilo^de l%s flores hermafroditas por 
arriba nudóso-engrosado y frecuesleinente apincelado en el nu- 
do, eofi rasaos unidos ó libres » exteriormenie puberules. Seríes 
esligmáticas no salientes , continuadas hasta el ápice de los ras- 
mes y allí confluentes. 

Labiati floras. 

Tribu VI. Mutisiaems. Estilo de las flores hermafroditas 
por grríba cilindráceo/ ó algo nudoso, con ramos frecuente- 
R^ate obtiusos ó truncados, exteríormente eonYexos, y en la 
partQ superior vertidos de pelusilla diminuta é igual» raras ve- 
ces nula. . 

Tribu VIL Nasauviaceas. Estilo de las flores bernafro- 
ditas, nunca nudoso-engrosado con ramos lineares, larguitos, 
truncados, solamente en el ápice apincelados. 

Liguli floras. 

' Tr$bu VIH. Chieoraeeas. Estilo por arriba oilíndréceo 
eon ramos larguitos, obtusitos, igualmente pubescente-f)elie- 
rizados. Series estigmáticas terminadas antes de la mitad de 
los ramos de) estilo. 

Propiedades y usos. Las compuestas no varían mucho en 
virtudes, aunque se precian á muy diversas aplicaciones; las 
tubidMoras son generalmente mas ó menos amargas , tónicas, 
estimulantes ó astringentes, y algunas sudorífica, diuréticas ó 
purgantes; las labiatifioras no tienen grande importancia bajo 
el punto de vista de su utilidad ; las chicoraceas son todas le^ 
ehosas y comunmente amargas, astringentes. y á veces narcó- 
ticas, modificándose su actividad según el estado de desareollo 
de la' planta y de sus diver^» órganos, y también si^un b es- 
*taciofi. Diversas plantas compuestas son comestibles, algunas 
tienen las raices gomosas, las hojas ó las flores tintóreas, y las 
semillas de machas son oleosas y purgantes. 

1^ Sparganophorus africanus Steud. sirve á los negros 
6n África para curarse las llagas. La Paeourina eduLis Áubl. 
se come en Cayena. La Vernoniu antheltninthieaWilld.y co- 
mún en la India, tiene los frutos vermífugos y la infusión de 
toda la planta se cree útil contra el reumatismo y la gota; h 

T. n. 27 ' 

Digitized by VjOOQIC 



418 cuRflo 

y. scabra Pers, (Tremate del Brasil) se estima entre los toa- 

sileños, que aplican las hojas machacadas á los ojos, conio enho- 

líenles y resolutivas; la V. odoratissima H. B. et Ky,nth (Pe- 

" ' — ^^ ^~-~cas) es igualmente americana; la V. hamnensis 

airagueí , Tapacamino de Cub») se halla cerca de 

Elephantopus scaber L., de la India, tiene las 

as y la raíz con reputación & febrífuga; el E^ 

m (Erva grosa, Erva do collegio. Fumo bravo; 

rasil) es emoliente^ y la infusión se usa por los 

o sudorífica, además de emplear la raíz, que es 

intra las fiebres. La Gundelia Tournefortii L. 

\ y tiene la raíz comestible. La Laaascea hollis 

lo cimarrón de Cuba) crece en las Antillas y^en el 

íricano. El Synchodeniron ramiflorum Boj. es 

idagascar, que indica por la florescencia el tiem-t 

po de sembrar el arroz. La AndromacjjLia igniaria M* B. 

et Kunlh. (Yura panga, Yerba de Santa María en Quito), que 

crece* en las llanuras de Quito, sirve para hacer yesca. El Pec- 

tidium punctatum Less. (Flor de San Juan en Cuba) abunda 

en las Antillas. 

La Piquería trinervia L. (Yerba del tabardillo, Xoxonitz- 
tal , Yoloxiltic de Méjico) es planta mejicana indicada como fe- 
brífuga , que parece servir para aromatizar el tabaco. El Age- 
ratum conyzoides L. (Fumo bravo, Suaguaia, Mentrasto del 
Brasil), que se halla en muchos de los países tropicales, es 
tónico y amargo^ de utilidad en los cólicos flatulentos y usa- 
do también contra la diarrea. El Adenosiemma tinctorium 
Cass. sirve en la China pra obtener ,un color azul, proce« 
dente de las hojas; el A. viscosum Forst.y que es de las 
Molucas y otras islas, se cree útil pra combatir la gangre- 
na, usándose en cataplasma. La Ltatris spicáta Willd. se 
emplea como buen diurético en los Estados-Unidos; la L. 
squarrosa Willd. se usa como pectoral en la América del 
norte. El Conoclinium prasiifohum /)Í7. (Maria prela del 
Brasil) se usa por los brasileños para íomentos emolientes y algo 
excitantes. La Bulbostylis vernonim folia DC. (Yerba de la' 
Gobernadora de la Puebla en Méjico] se usa como estimulante 
por los mejicanos. La Critonia Balea />(7., de la Jamaica, 
tiene un olor gratísimo, siendo por esto sustituida á la Vai- 
nilla. El Eupatorium cannabinum L. (Eupatorio de los ara* 
bes) set halla en los terrenos aguanosos de toda Eui'opa , y 
tanto la raiz como las partes herbáceas, que son i'esolutivas^ 
se han administrado como eméticas y purgantes, mientras que 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 41í> 

los frtítos y1as flores se creen úlile^ contra la rabia en las 
inmediaciones de Moscou; el E. glutinosnm Lam. (Matico 
de Quito) tiene en América reputación de vulnerario; elE. . 
perfrílmtum L. es de ía América septentrional, y allí se usa el 
cocimiento como diurético, sudoriflco y emético; el E. Aya-r 
pana Yént. (Ayapana del Brasil) se halla en diversas partes de 
la América meridional y se ^ ha propagado donde quiera entre 
los trópicos por ser muy sudorífico, estando además reputa- 
do de eficaz contra las nfiordeduras de los animales ponzoño- 
sos; el E. atriplicifolium Vahl. se halla en la isla de Santa 
Cruz y se emplea como emenagogp, a(writivo y vulnei*!ario; el 
E. sophioides DC» es de la isla de Santo Domingo, y el jugo 
de las hojas se usa como tónico y aperitivo ; el E. teucrifo- 
liufn Wüld. crece en los Estados-Unidos, y allí se administran 
las hojas secas en infusión como tónicas y febrífugas; el E, ro- 
tundí folium L. crece también en los Estados-Unidos, y la in- 
fusión de las hojas pasa por útil en la consunción ; el E. cht- 
lense Molina (Contrayerba de Chile) sirve á los chilenos para 
teñir de amarillo; el E. sandum Pharnu mex. (Yerba del án- 
jgel en Méjico) se usa por los mejicanos como tónico; e\E. Sed- 
maJColla (Salvia macho de Chile), ef E. glechonophyilum Les^. 
(Barba de viejo en Chile), el E. deltoidmm Jaco. (Xolochi- 
chitl de Méjico), el E. ivíÉjolium ¿. (Chilca del Perú), él E. 
cuica H. B. el Kmth (Chilca del Perú), el E. scabrum L. 
(Albatíaquilla de Cuba) y el E. aromatisans DC. ^Trébol de 
Cuba) son todos americanos. La Mikania Guaco H. B. et 
Kunth (Huaco, Guaco de Nueva-Granada, Bejuco de Guaco, 
Guaco de Goatemala), que se encuentra en las orillas del rio 
Magdalena en la América meridional, se tiene por eficaz reme- 
dio contra lis mordeduras de las serpientes, y también se ha 
indicado contra el cólera morbo; la m. opifera Mari. (Erva 
da cobra en el Brasil) es asimismo usada entre los brasileños 
contra las mordeduras de las serpientes; la M. scandens 
Willd. (Yedra terrestre del Perú) también se usa por los ame- 
ricanos como medicinal; la M. officinalisMart. (Coracaó de 
Jesú en el Brasil) es aromátíco-amarga , y se- emplea por ,los 
brasileños en lugar de Quina. La Adenostyles glabra Í)C, de 
los montes de Europa, tiene las hojas pectorales. h^Üomogy- 
né alpina Cass, , propia de los Alpes, se usa como especto- 
rante. El Petasites víilgaris Desf. (Sombrerera, Uña de ca- 
ballo), común en Europa, es f)lanta resolutiva, sudorífica y 
emenagoga, recomendada antiguamente contra la peste, y con 
raíz que se tuvo por pectoral, siendo las flores sudoríficas y 



Digitized by 



Google 



420 GUASO 

diuréticas. La Tussilago Fárfara L (Uña de caballo, Pata de 
mulo^ Uña de asno), que se lialia dentro y fuera de Europa, 
tiene ias hojas y las flores mucilaginosas y pectorales. 

El Áster Amellus L.j que se halla en Europa y Asia, se 
tiene por vulnerario, y de las hojas se puede sacar un color 
amañtlo; el A. Novi-Belgü Nees (Cielo estrellado, Jarilla de 
jardín), originario de la América septentrional, se cultiva ffe- 
nerahnente en los jardines. El Callislephm chirwnsis Nees 
(Estrellas, Extraña, Flor extraña^ Reina margarita], proceden- 
te de la China, se considera como vulnerario. El Erigeron 
acre /?., que crece enéoda Europa, es algo excitante y pecto - 
ral; el E. canadenseL.y originario de América y propagado 
hoy por toda Europa , se tiene por estimulante y emenagogo; el 
E, philladelphicum L. se usa en Pensilvania como sudorífico, 
diurético y vulnerario. La Bellis perennis L. (Bellorila , Chi- 
rivila, Margarita, Maya, Pascueta), comunísima en Europa, 
tiene las hojas algo laxantes y se ha usado como vulneraria. La 
Grindelia glutíttosa Dun. (PalancapatU de la Puebla en Mé- 
jico, Incienso de Méjico) se usa entre los mejicanos como vul- 
neraria. La Psiadia glutinosa Jacq. es de la isla Mauricio^ y 
-alH se usan las hojas comoT vulnerarias, mientras que en laln- 
dia se administran como pectorales; la P. retusa Lam. es de 
la isla de Borbon, donde se encurten las hojas para usarlas 
como condimento; la P. balsámica DC. (Bálsamo africano) 
también crece en la isla Mauricio^ La Solidago canadensis L. 
(Vara de oró. Plumero amarillo), originaria de la América ^p- 
tentrional y cultivada en los jardines, sirve para teñir de ama- 
rillo; la S* odora Ait. se usa como succedánea del Té en los 
Estados^-Unidos, y también contra la disenteria y la ulceración 
de los intestinos; la S. sempermrens L. se emdíte en el Cana- 
dá oomo vulneraria; la S, Yulneraria Mart. (Lanceta del Bra- 
sil) también se tiene por vulneraría entre los brasileños ; la 
S. Virga-aurea L. (Vara de oro. Consuelda sarracénica), de 
Europa, tiene las hojas y las flores diuréticas, considerándose 
además como vulnerarias, v con ellas se tiñe de amarillo; la 
S, moúfUana Pharm. mex. (Lechuguilla, Calancapatle, Palan- 
capaüt de Méjico] se usa como medicinal entre los mejicanos- 
La Xtnoíjfm vuloaris Cass. es europea y se ha usacio como 
vei'mífttga. El Spmranthus cochinchinensis Lour. es dulcifi- 
cante y emoliente; el S. suaveolens DC. (Habagbag de Jos 
árabes) es de E^pto é igualmente se halla en la India, y tanto 
el pojvó de la corteza como el de la planta entera, son astrin- 
gentes y ténieos, usándose como estomacales y febrífugos en la 



Digitized by 



Google 



DE BOTÁNICA. 421 

India. La Grangea rnaderaspatana Poir. es lambió de la 
India y Uene las hojas estomacales, sirviendo además para fo- 
mentos antisépticos y anodinos. La Conyza ivmfolia Less. es 
del Cabo de Buena Esperanza , y de las hojas se hace uso como 
tónicas y estimulantes; la' C. floribunda H. B. et Kunth (Aya- 
guachi del Perú) y la C. Chivgoyo H. B. et Kimth (Chingayo 
del Perú), son propias de América. ElPhagnalmsaxatileCass. 
(Romero marino de Canarias^ Manzanilla yesquera)^ de la re- 
gión m^iterr anea, sirve para hacer yesca. \a, Baccharis 
? rostrata Pers. (Pachatacya del Perú) crece eu los Andes^del 
erú y aprovecha en la disuria; la B. rosmartni folia Hook. 
(Romerillo> Romero de la tierra en Chile) se usa por los chile- 
nos para curar las lujaciones; la B. scandens Pers. (Chilca 
del Pem), la B. Feuillei DC (Chilca del Perú) y la B. lati fo- 
lia Pers. (Chilca, Ancochuta del Perú) también se usan p^va 
curar lae lujaciones y las relajaciones entre los peruanos; la 
B. Chilco H. B. et Kunth es de Nueva-Granada; la B. obova-- 
ta DC. (Tacyamacho del Perú) se emplea por los peruanos para 
fumigar los dormitorios; la B. concava DC. (Gualtro, Guan- 
chu de Chile), es notable por servir las hojas á los chilenos para 
teñir de negro; la 5. ferruginea Pers. (Matara, Palmito del 
Perú) se quema por los pcr^uanos para matar con el humo los 
gusanos de las llagas, que padecen los carneros; la B. ochrtJh 
cea Spreng. (Erva santa del Brasil) se usa como amarga y vul- 
neraría entre los brasileños; la B. triptera DC. íCarqueja 
amargosa del Brasil), h B. gaudickaudiana DC. (Carqueja 
doce del Brasil) y la B. artieulata Pers. se usan en et Eh*asíi 
como nuestros Agenjos; la B. multiflora H. B. et Kunth (Lim- 
pia-tunas de Méjico) se usa iguahnente por los mejicanos como 
medicinal ; la B. amara Cerv. (Simonillo, Sacatechichi d© Mé- 
jico) tiene reputación de febrífuga entre los mejicanos; h B. 
walapensis H. B. et Kunth (Es<5obilla de Aléjico) también es 
de la América septentrional; la B. lati folia Pers. (Ancochuta, 
Estira-nervios, Chilca del Perú) se usa en cocimieuto hecho de 
las hojas por los peruanos, que la creen buena para fortificar 
los nervios; la BJ genistelloides Pers. (Carqueja del Perú) se 
adniinistra como febrífuga entre los peruanos; la 5. emargi^ 
nata Pers. se. tiene por vulneraria en elPerú. La Pluchea 
indica LesL crece en las inmediaciones del Ganges y sirVe para 
preparar baños aromáticos; la P. balsamifera Less. (Sambon 
de Filipinas) es también empleada en la India para preparar 
baños óontra las parálisis,- y se usan además las hojas <x)mo 
pectorales y como estomacales en lava , fumándolas algunos á 



Digitized by 



Google 



428 CORSO 

maoera de titoco; la F. Quitóc DC. (Qailoeo, Caeotuca^ del 
Brasil) se <isa en infosion por los brasileños como resolutiva, 
eapminativa y aniibistérica; la P. odorata Cas^. (^Wia de 
playa en Cuba) crece en varias partes de América ^ y se usa 
conoto tóaiea y estomacal. La Tes sarta legitima BC. (Pájaro 
bobo del Perú) tiene el leño ligero y de él se hace uso entre los 
ptmanos para quemar y para hacer los techos de las cabanas. 
El Monarrhenus salicipoUus Cass.y de las islas Mauricio y 
Berbon> se emplea alli como vulnerario. La Innla Eklenium 
L. (Ala, ERula*campana, Raiz del moro), propia de Europa, 
tiene la raiz aromática, diurética, sudorifica y emeoagoga, 
usándose en algunas partes como condimento, y se emplea 
adeiBás en perfumería; la /. graveolens Desf. (Olivardille) de 
la región mediterránea, despide fuerte olor; la í. Cony%a DC.y 
fne se baila en casi toda Europa y sirve para teñir de amarillo, 
ae há tenido por vulneraria, carminativa^ enoenagoga y sudorí- 
fica; la f. viscosa Ait. (Olivarda, Altabaca) es muy comuii ert 
el mediodia de Europa y en el norte de África. La Schizogyne 
sericea DC. crece en las Canarias, donde usan la corteza j el 
leño para cabnar el dolor de muelas. La Francoeuria crtsm 
Cass. , de Seoegambia y Egipto, es tónica y estimulante. La 
Jasonia gluiinosa D€. (Té de Aragpn^ se usa en infusión como 
tónica por los aragoneses. La Fulicaria vulgaris Gcertn. (Yer- 
ba pulguera^, común en Europa, se cree útil para ahuyentar las 
pulgas; la r. dysenterica GxBrtn. (Yerba del gato, ^gun Ja- 
rava), igualmente indígena de Europa, fué usada contra la di- 
senteria, y puede servir para teñir de amarillo cbn alumbre; la 
f. odcra Meich., también <Miropea, es aromática y estimulan- 
le. El ñuphthalmum salid folium BC. (Ojo boyal) crece en 
casi toda Europa y se tiene por algo ns^-cóticp; el B. oleraeeum 
Lour, es comestible y se cultiva como tal en la China y Co- 
ohÍBchina. El Asteriscus aquaticus McBnch. (Bubas) se baila 
.6B la costa del Mediterráneo. La Pallenis spifiosa Cass. (In- 
glmaria, Cebadilla según Asso), común en los campos de Eu- 
ropa, se cree vulneraria. La Cervaná pratensis For^. sirve 
en Egipto parff hacer escobas. La Edipta erecta Z. , que cre- 
ce en las regiones cálidas del globo, es astringente y se usa para 
ooDkner la diarrea, además de emplearse para teñir de negro 
rf qsJ^Uo. La Bahlia eariabUis Besf. y la B. coccinea *., 
coyas -tubérculos se comen en Méjico, pudiéndose usar además 
toóme sudoríficos y dhiréticos, son plantas de adorno muy co- 
neeidas.^ y' de los pétalos se obtiene un color rojo. 

U Clibsdáwm m^erum BC. se ésffett Ceüan para embria- 

Digitized by VjOÓQIC 



DE BOTÁNICA. 491 

gar lo6 pecea; el <7. Barbasoo DC. (Barbasoo 4d Oanow) v 
%\ ۥ neriifkium DC. (iDcieoso de Carairas) sonamerioaiioil 
La Unxia camphorata L. fil. de SuriBaia se emplea j41í ooim 
sudorífica^ y se aplica al sitio de los dolores peutnáticos. El 8Ü^ 
phiwm terebinthtnacemn L. crece en k GarolÍBa y tñ la Lui^ 
siaBa f. donde emplean la raiz como si fuera ia de Kilt)Qriio*' Im 
Espeietiaffrandiftúra H. B. et Knnth (Frailejon de Nut^^SH 
Granacb) se halla oerca de Santa Fé de Bogotá y trasada u*a 
especie de tremefitina. El Acanthaspermum xantkioides D€\> 
(Picaó da praya en el Brasil )/y el A. hirsuíum DC. se ent-h- 
plean como febrífugos en la Américfa meridional , particolar'^ 
mente en el Brasil ^ donde se usan además como diurélioosy 
flüdorifioos, é igualmente contra la diarrea* El Xanthium cm^ 
tharticum H. d¿ et Ktmth (Cazamarucba de Quito) crece «á 
los campos de Quito y se usa como purgante; d X spifwsim 
L. (Cachurrera menor) es de Europa y también se hatia «n 
Anrórica; el X. strumarium L. (Bardana menor, Cadillos) se 
encuentra en toda Europa , . y las. hojas amargas