(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Idea de vn principe politico christiano : representada en cien empressas"

1» ■ ■ f 1 



■5f 



n 



• 



-:& 



ipr-- 



n 




\ 



cy^¿ ^u. 







/ 






•^^ 



Vi 

J 



DE ViN príncipe 

Político 

-v:^C HRISTIANO, 

J &?^^^-, REPRESENTADA 






j 



E N C I E M E M P^E ^ ^ A S^ 

DEDICADAST^ 

AL SEÑOR LICENCIADO X:)0^ ÍVAN DE GILES 

'Prctcl, Abogliíf Pnmario.Cciebrc, y Eradiciísinio de los Reales Con» 

lejos en efta Corte , Confultor del Santo Oficio, A iTcflpr déla Sacra 

AíTcmblca de U Religión de San luán, y de h Capitanía G cae- 

POR DON DIEGO SAAVEDRA EAXARDOXAVALLERO 
del Orden de Santiago,del Con íe jo de íu Mageftad en el de Indias 
y fu Embaxádor Plenipotenciario para la 



pnz general 




^Wt^ 



\666. 



Año 






ConHcencia,cn M^-^nd ¡por Ante?. GarchdelnTíríefn.i.ya fu coña, 
Vcndcfceníu Imprcnta,c nía calle de la Concepción Gcroninia, 




SEÑOR IJC?" 

N IVAI 

DE GILES PRETEL. 

ABOGA.DO^ PRIMARIO 

CELEBRE, y ERVDITISSIMO^ 

DE tos REALES CONSEIOS 

EN ESTA CORTE, 

CONSVLTOR DEL S-^^ OFICIO, 
assessordelasacraasseaíbleaüela. 

RELIGIÓN DE SAN IVAN.Y D^LA 
capitanía GENERAL DE LA - 

AB.TII LiR lA DE ESPADA^ 

lEMPK E tributo recoíiocimicntos la obligaciofi^T 
agradecidaiy mís genoriíidad faca n Juz , eJ q íin nc- - 
dirquilatcsal Gbíequio>ta]qual fuere Je admitc.Doy - 
alaeftampala Idea Poiitica de aqticl heroico varón 
Saaucdra-btifcaua patrocmio nú cuidado en Ja ím- 
pFersion^ylamifmaideameofrecea v.m.paraqucfela-ofrezca.Mas ^ 
a quien íepuederi dedicar difcu.rfos»PolítíCDs?av.m,al;.ria deílas ; 
EfnpreOfas'.a v.m.einb-lemaviuo deílo^diícuríos. El cariño con que 

rcfpeto fu perfona^dió el aclertoiy. es tan vigilante mí voluntad^quc 
alcanfaimpoísibleSí-al parecer. Dudará qiialquteia.afalgaadc.mc. 
jorferjqueantes;ma^enfabicndo,falcncólainfcripcioD del nom-' - 
bEcdev.m.nadiclodudara. Elogic/y cuerpo he añadido a las Eixí- 
preíTas.No ignora Roma a Don luán de Giles Prctcl] no Francial 
gg £\iUi.4^i íio AUíCíuual^A canta*, y ran dilatadas Piouiaciaslc , 




h[ir\ dilatado fus mcrecimicntosi fruto del continuo defvelo en los 
eludios. Las Naciones eftrangeras ( y lo que roas csM popia ) ad- 
nurtn a v.m.y(aler probable la Meracompofis Pytagonca) no le 
hiera de poco fúndame n:o aucr conocido al Lucumon Filofoto • 
para fortalecer fu dogiT!a,nipoca dificultad a todos diftinguir a 
v.m.de Bartulo, Iaííon,Baldo,yAÍberico ipucs feduda hanbuelto 
otra vez al mundo, ó filoseípintus detodosleania an ,y dan fer; 
quando en efta Corte (piedra de toque de la fufícieñcia) le venera 
aclainado Principe de la Iurifprudencia,y Luz brillan-e de las Le- 
yes. Gracias a nueftia edad, v¡ue tanto fertiliza a tfpañadehona- I 
brcsíDemorablesl 

Mucho lógrala elección, de aucr gaftado , fegunda vez el verniz 
fcn rcftituir al defeo efte Libro, Fenix,que nace,y renacerá perpetua : 
mente de fus cenizas a la memoria de los dodos.La obra es de alta 
jcrarchia; nacióconel común aplaufo (que también tienen fus na- 
tales los cfcritos,fanftos, ó infauíf osi ) mas fon tales las prerogati- 
uas de v.m.( no es def;icileiiipreífa, hazer quenta de todas ) afsi en 
nobleza de fu anriq'Mfsimo línage , como en lo nueuo de fu raro in- 
oenioiíín poder íondear,qual le engrandece mas, ólos tropheosdc 
aquejólos triumphosdefte; que aunque nofucran tan grandes las 
Eiíiprenas,íi, de la mas ínfímafuérte, las hizicra bien vnicas , tener 
Abogado tan fingular. Y aun podia aíTcgurar entonces con Catulo, 

^na^itó pepif^^^ omnium Toetay 

guanta tu optimus omnium Vatronus^ 
Lo cierto es, me icterriinó a luílrarlas Prenfas con efta Centu- 
ria por auer oído a v.ni.loar crecidar/.ciue, lo reprcfentatiuo de las 
im:i^'ínes, logaruofode las locuciones, y lo lolido déla dodtrina 
Monarchica,y vine aperfuadirme , que compenfaria en pártelos 
machos beneficios , de que le foy deudor , pagando con obras j pues 
como d.xo Virgilio Acneid«j2. 

7)o,cfuod)fis,C^meyi^'i\'í¡Uíyole ifquere^ítto* 

Guarde Dios a v.ai.los muchos añ.o>,que mi afe(^oíuplica. 



B.Lm^dev.m. 

^yifidrcs 0±(cÍ4 de la Tghfa* 



LU 



LicencíA del Confejo . 

Tiene licencia Andrés García de lalglefia, ImpreíTor 
de Libr(3s, para poder imprimir eíle libro intitulado, 
Emprel¡4s Políticas , como mas largamente coniza de ía ori- 
ginaljdefpachada en el oficio de Pedro Hurciz de Ipiña a 7, 
de Mayo de i 66 5. años. 



Licencia del Ordinario. 

EL Licenciado Don García de Vclaíco, Vicario deíla 
Villa de Madrid, y fu Partido, dio licencia para que fe 
imprieffe efte libro intitulado, EfnpfejftsPoUticas, como mas 
largamente coníladefu original. Dada en Madrid a 16. de 
Mayodei6ó5. 



ERRATAS. 

PAg.9.1in.59.conferuadofe,lee,conferuandofe, pag. i»: 
lin.a4. facundas, lee fecundas jpag.i6.lin. i .borbido, 
lee to4:cido, pag.89.lin. 3 8 . muchp, lee mucho, pag. 5 55,1111. 
40.qve, lee que,pag.468. Un. 1 1. ne los vaifaUos, le de ios 
valVallos,pag.65o.lin. 1 6.Frencia lee Francia. 

Efte libro con citas erratas concuerda fiel, y verdadera- 
mente confu original.En ívladiid a 1 9.de lulio de 1 666. 

LicD.Carlos Mu rcÍ4 
deULlana^ 



TASSJ. 

TAíTacon los feñoresdelConfejo efte libro intitulado 
Empresas Políticas, 3. j .marauedis, comoconlla deíu 
originaí.Dada en Madrid a ip.dcluliodc 1666, 

/3 AL 



AL lector; 





N latrabi^jofa ocioíTdaddcmis continuo 
viagespor Alem.ania,y por otras Prouin* 
das. , pense en cíFas cien EmpreíTas , que 
forman la. idea dfe vn Priücipe Político 
Chviñiano,efcriUíicndo enlas poíadáslo 
iiicauia dilcurxido entre mi por el ca- 
■• úüno ,quandoUa.correípondencia ordi- 
%4Pr¡e<:í- nariadcdcfpasiaosconcl Rv^ynucftío fenor y córus minif- 
fe/e qfi4. tros,y los demás negocios publicas, queertauan a micargo, 
//íífí'^frff dau.in alguna. efpacio de tiempo. Crecióla obra, y aunque 
efie Vnn. rccoQOCÍ,que nopódiatencr la perfección que conuenia 
cc.pi.pul- por no aucríe hech") coa a-quel íofsicgo de animo , y conti- 
chrtt (¡tu. niuio calor de l-difcu río í^ne-íwri-a-nien^fter , para que í'xs 
dem . (í? partes tuuícilcn mas trauazonjcorreCpondencia entre (1, y 
oncri.fn.jX' que era (oberuia prcíumir,qae podía yo darpreceptos a 1© s 
(,<: prope Principes,! meobli.^aron lasinílanciasde amigos(enmi 
pfpohu: muypod^rofas) afac^rlaaluz,?n que también. tuuo alga - 
Plin.hm. na paite el .amor propio,porqu€ no menos deív^anecen los 
lih 3 cp partos del entendimiéto,quelosdc la aaturaleza. No eícri- 

i8. UO 



no c(lo,6 Letor, para difculpa de crforci, por q qualquiera 
feria flaca/ino paragraai;c^r ;il'¿'ina piedad dcííos/.-r. quien 
confidcrarcmizelodeaacrcnrncdiodc tviiitas ocupacio- 
nes,trabajos,y peligros procurado cuitiuar elle libro, por íi 
a cafo entre Tas hojas pudieík nacer algnn fruto , ci cogicíTe 
mi Principe,yícñoi natural, y no fe pcrdie ícnconuiigo las 
experiencias adquiridascn treinta y quAcro aáo<; , q dcipU'es 
de cinco en loseftudiosde la Vníuerhdad de Sal amanea, he 
empleado en las Cortes mas principales de Europa, fiemprc 
ocupado en los negocios publicos,auiendo afsiílido en Ro- " 
ma a dos Cóc!aues;enRatisbona,cn vn ConuStoElcdoral, 
cnquefueelegidoBeydcRomanosclprefenteEmperador; 
en los Cantones Efguizaros,a ocho Dietas; y vltlmamcnnc 
en Ratisbona,a ia Dieta general del Imperio, Tiendo Pleai- 
potcnciariode la ícreniisimaCafa , y cireulode Borgoña. 
Pues quando vnode los aduertimicntos políticos de efte li- 
bro aproucche aquiennaciópara goucrnar dosiíiundos, 
quedara difculpado mi atreuimiento. -^^ ^ 

A nadie podrá parecer pocograueelaíluntodelas Em* ^^^ ^ 



predas, puesfueDios Autor dellas. Lafierpedemetaljla ^^^ y^' 
zar^a encendida, y el vellocino de Gedeon 5 el león de San- j¡f¿\\! 
fon, las veftiduras del Sacerdotc,los requiebros del Eípofo, ^^" ^' ^ ^ 

que ion fino EmpreíTas? ^ XAnXátt 

f Heprocurado/quefeanueualainuerrcion , ynoscfi 
lo auré confeguido , fiendo muchos los ingenios,q han pc- 
fado cncfteeftudio , y fácil cnconrrarie los peníamientos, 
como me ha íucedido inucntando algunas Empreífas q def- 
pues halle ícragenas,y las dexe,noíindafk)delintéto, por- 
que nueílros antecedbrcs fe valicíó de loscuerpos, y motes 
mas nobles,y huyendo aora dellos,cs fuerj^a dar en otros no 

tales. 

También algunospenfamictos,y preceptos politices, q 
finocncltiempo,cnlainuccionfucr5hijospropios,lcs ha- 
llcdefpuespadres,ylosíeñalé a la margen, refpetando lo ve- 
nerable de la antigüedad. Felices los ingenios pallados ,quc 
huttaroE\alosfuturoslagloriadeloqueauiá de inucntar^ 
fi bien con particular cftudio,y defvelo he procurado texer 
cfta tela cb los eftambrcs politicos de Cornelio Tácito, por 
fergranmaeftro de Principes, y quien con mas buen )uizio 
pcnctrafusnaturalcs^y dcfcubrc iascoftumbresde los Pala- 

f áf cios. 



cios.y Cortes,y los errores,6 aciertos del gouierno. Por fus 

docLiincncoSjy lentencias licuó de la mano al Principe, que 

fji'aian cí>as Empre las, para que íin otenía del pie cojalus. 

flocc>,tralplicadas aqui,y preíemadas del veneno,y eÍDinis, 

q tienen algunas en iu reireno natiuo, y les añadió la"maii- 

ciadertostíenipoi Peio las máximas principales de eílxdo 

confirmo en eLlaleptimaimprersljncó teítimoniosde jaa 

Sagradas Letras, porque lapolitica que h^ pailado por fu 

crilbl, es piara líete vezes purgada, y retinada ai ruego de la 

lEloque verdad. » Para que tener por maeitiaa vn Etlinico , 6 a vn 

tid pñi, impiOjfi íe puede ai Efpiritu Santo? 

iloqmd f En la declaración de los cuerpos de las Emprcílas no 

capa: dr- m^e deten§o,porq el Lctor no pierda el güito de entenderlas 

gef exd porfimiímo.Y fien los difcuríos ibbre ellas mezclo algu- 

mindtum naerudicion,noesporon:entar eíludios, fino p^ira iluítrac 

frohatum elingeniodel Principe,yhazerfuaue.la.enreñanca. 

tfrr<e pur ^ TodalaobraeAácompaeíladelcntenci'as, y máximas 

¿atii fep de Eftado,porqueeftasíoti las piedras con queíe leuantan 

tuplum, los edificios poliricos. No van fiíeltas, fino atadas, yapiica- 

P/. 1 1. 7 das al cafo, por huir del peligro de los preceptos vniuerfalesv 

Con eíludioparticalar he procurado, queclcllilofeale- 

uantado fin afedacion , y breue fin ofcuridad, empreira que 

•2 Df#w 3 Oraciopareciódificultofa.^ y que no la he vifto intenta^ 

hreuisef. da eanueft^ra lengua Caíteliana, Yo me atreui a ella, porque 

fe laboro en lo q feefctiuea los Principes, ni hade aueirclauíula ocio«- 

ehfcHYHs -^^'"^ palabra (obrada. En ellos es precilo el tiempo >.y peca 

r^ contra el publico bien el que vanamente los entretiene. 

Hordt í No me ocupo tanto en la inílitucion, y gouierno del 

h<jéf . Píi"cipe,que iio mediuierca a 1 de las Repúblicas , a íus cre- 

* ' ^ ' cimi'jniosjconíecuacion^y caldas , y foraaar vn Minülio de 

£iVido,y vn Cortefano aduertido. 

f Si a' guria vez me alargo en las a labancas, es por animar 
Ja eraalacion,nopoi: lironj:ar,dc qe 'loy muy Icxos, porque 
feria gran delito tomar el buril para abrir adulaciones en 
el bro:e,6iiicurrir en lo mifino qu^e reprehedo,© adaicrtOi 
^ Si en las verdades Coy ubre , atribuyeííe a los achaques 
de lado.ninaeion,cuya ambició íe arraiga tanto en.el,c,ora- 
9on humano, que no fe paede curar fin el hierro, y el niego. 
Las dotciiias fon gen erales , pv ro fi alguno por la lemejan^a 
délos vicios eateiodicíe en ia.pccl0iu io que noto general 



mente , 6 íuzgAre , que fe acufa en el lo que Ce alaba en los 
demas,no íera mia 1 i culpa. 

^ Q lando i'cprucbo las acciones de los Principcs,,ó ha- 
blo de los tii:anos,ólolarnentc de lanaruralcza del Princi- 
pado, ficdoaísi-q muchas vezes es bueno clprincipcyobra 
mai.porcí le encubren la verdad, 6 porq es nial acón íc;ado . 

^ Lo mifmo fe ha de encender en lo qaefe afea de las Re 
publicas , porque 6 es documento de loque ordinarianien- 
tefuccde alas comunidades, ó no comprchendea aquellas 
Repúblicas coronadas, ó bien inñituidas , cuyoproceder es 
generólo,)- Real. 

^ Me he valido de exemplos antiguos , y modernos^ de 
aquelios por ia autoridad, y deítos , porque perfuaden mas 
eíicazmente,y porque también porque auiendo pallado po- 
co tiempo, eüa menos alterado el citado de las colas, y con 
menor rigor fe pueden imitar, ó con mayor acierto foimar 
por ellos vn juizio político, y aduertido , ficndo erte el mas 
feguro aprouechamicntode la hiftoria ; fuera, de que no es 
tan eileril de virtudes, y heroicos hechos nueíira edad , que 
nodéaltigloprefente,yalosfuturos infignes exemplos, y 
feria vna elpecie de embidia engrandecer las coías antiguas, 
y oluídarnosdelas prefentes. 

^ Biensé, ó Letor„qLie femejanteslibrosde razón de 
cftndo toa como loseftafermos, que rodos fe enfayan en 
ellos, y todos los hieren; y que quien faca a luz fus obras , ha 
de pallar por el numo,y prcnía de la murmuración ( que es 
lo que ílgniftca la Xmpreífa antecedente , cuyo cuerpo es U. 
Imprenta pero también sé ,que quantoes mas elcurocl 
humo que baña las letras, y mas riguroía la prcnía que las 
©grin3e,faien,a luz, m.asdaras,y reiplandecient.es. Vale» 




$T« 



S V M A RIO 

DÉLA OBRA, Y 

ORDEN DE LAS 

EMPRESSAS. 

Educación del Principe. 

1 HincUbofj&yirtAs^ 

2 Adomniá, 

3 RohurjÚT'dtcus, 



Dcfdc la cuna da Teñas de fi 
el valor. 

Y puede el aftepintar, como 
en tabla raía ías imágenes. 

Fortaleciendo , y iluftrando 
el cuerpo con cxercicios 
honeftos. 

Y c animo con las ciencias. 
Introducidas en él con induf- 

tria fuaue. 

Y adornadas de erudición. 



I 

15 



4 Nonfolumarmls. 2Z 

5 Deleitando en ftñá». 29 

óPoUtíoribus ornXturliterx. 3 3 



COMO SE HA DE AVER 



El Principe en fus acciones. 



Reconozca las cofas como ].7 Ai*i,etj(^mÍHuit, 

fon.finquclas acreciente, 

o mengüen laspaísiones. 
Kilaira le apodere de la ra- 
zón. 
O le conmucua la cmbidia, q 

de firnifmaíe renga. 
Y refultadc la gloria , y de la 

fama. 
5cael Principe aduertidocn 

fus palabras, por quien fe I 

conoced inirao. | 

Deslumbre con la verdad la í 12 Exc^ecát cáitdor. 

mentira. I 



g Prxécttltsífé. 
9 Sai yindex, 

I o Fama nocet, 

I I Expttlfu tt9[citar* 



37 

S3 
60 

66 

71 
Te 



13 Cenfur^^atfnt, 



7« 



Teniendo porcierto, que fus 

detcclos (eran patentes a la 

murmuración. • 

La qual aduicrtc, y pérfido- 

na 
Eftime raas la fama , que la 

vida. 
Cotejando fus acciones con I 16 Pí*'^pi*raiítxtaifí4rpttr(im.g< 

lasdc tusanteceLlbres ' 

Sin contentaríe de los tro- 

feoSjY glorias heredadas. 



14 Dctrdhh ,&• decorar , 85 

15 Di*mluceam,perearfK 91 



17 Alienisjpolijs. 

1 8 A Deo. 

19 Vidfsimtrdditíirf 



99 

104 

118 



Reconozca de Dios el Ce- 
tro. 

Y que hadcreftituirle al fu 
celVor. 

SiendoUCoronavn bienfa- I 20 Fallaxhonum, 
laz.. i 

Conlaleyrija,ycorrij\r. I 21 Regir yO'corrlgh. 

Con la /ufticia,y laclcmen- ^^ d-^/tj.-^ --• ^ .. 
cia afirme la mageltad. 

Sea el premio precio del va- 
lor. 

Mire fiempreal Norte de la. 

- verdadera Religión. 

Poniendo en ella la firme- 
za ,, y fcgutidadde fus E (la- 
dos. 

Ylacíperacade fus. Vitorias. ► 2.6 Inhocfigno. j^j 



22 Prxfidiamaiejiaris, 
2j Preriitm-t^irrítris. 



124 



24 ImmobilisAdimmaíile na^ 
men. , ^^^ 

zy Hicturior, . i^^ 



27 SpeciercltgiQnis, j^^ 

28 Qjf^Jint ,qH^fuer¡nr j qujt 
'^o^furnraf^ciuamiir^.iji 



No en Ja faifa, y aparente. 
Confu.'tcíe con los tiempos 

paiVadüS, prefcntcs,yfutu. 
' ros 
Y no c5 los cafos íingularcs, I 29 Nonfemperrripodem. 177 - 

quenobueluenafaccder. \ 
Sino con la experiencia de 

muchos que fortalecen la 

(abiduria. 



Ellos íe enseñaran a fuflentar 
ia Cocona con la reputa- 
cioii. . 



SQ Fttlcirurexperienrijs, i 82 - 
31 Exijlt/uéttionefíixa, ipi • 

A 



^ no depender de la opinión 

vulgar. 
A moltrar vn niifmo femblá- 

te en ambas fortunas. 
Aíuírir,ycípcrar. 
A reducir a felicidad las ad- 

uerfidades. 
A nauegac con qualquier 

viento. 
A clci^ir de dos peligros cl 
menor. 



j 2 ^^ f^ qt^ajtaerh extra. 1 99¡ 
3 5 Siembre el mtjmo, 104, 

35 Interchfarefpirát, 216 

36 /» contraria ducet, 2 1 9 
S 7 Mínimum eligetidum, ZZ9 



COMO SE HA DE AVEK 

El Principe con los fubditos,y eftrangeros. 

38 Con alh<igo,y con rigor, 231 



Hagaíe amar , y temer de to - 

dos. 
Siendo ara expuefta a fus íuc - 

gos. 
pcfcla liberalidad con el po- 
der. 
Huya de los cftremos. 
Mezclándolos con primor. 
Para íaber reinar, íepa difsi- 

mular. 
5in que fe difcubran los paf- 

fos de íus defuiios. 
Y fin alVegurarfe en fee de la 

magellad. 
Reconozca losengañosdela 

imaginación» 
Los qaeíe introducen con ef 

pecie de virtud. 
O con la adulación, y lifonja. 



39 Ómnibus, ' >3 8 

4,0 Qu^tribuunt,trih¡4Ít, 447 

41 Nequid nimls. 253 

42 O mne r ulit punClum, 26O 

43 Vtf cintre piare, %6^ 

44 Nec a quo,nec ad quen^zy i 

45 Nonmakjlatefecttrus.zyy 

46 FálUmuropinione, 2S1 

47 Etíuuífenocet. tpi 

48 Suhlucelues, 297 



COMO SE HA DE AVER 

El Principe con fus Miniñros. 

E^afus Miniítcos preftadala \ 49 Lumint SoUs^ 310 

^^ntoridad;: [ " Tc; 



Teniéndolos tan fugetos a 
íusdcfdcncs, como a íus 
fauorcs 
Siépre con ojos la confianca 
Porque los aialos Miniílros 
. fon mas dañoRs en los 

puertos mayores. 
Enc-losexercitifu auaricia. 

Y quieren mas pender de íi 
miímos,qae el Pi'incipe. 

Los Con Tejeros fon ojos del 
cerro. 

Y los Secretarios el compás 
del Principe. 

Vnos, y otros fean ruedas del 
rclox del gouierno, ñola 
mano. 

Entonces hayales muchos 
honores , fin menofcabar 

■ los propíos. 



5 o . /o télff^fít IminU , 5 i j 



51 Fiik»&(íifñih. 3 37 

52 Masque en la tierra no:i- 

uo. 34(5 

? 5 Cufiodi'.tnt^non carpunt. 354. 
54 Jjependet. J59 

5 5 His pr<euide,& promde.$6^ 

$6 Q«í<< fecretis nb omnim 

h¡*s. ^77 

S7 Vnneddatt$r. jSj 



$S Sin perdida de ftih:^. $91 



COMO SE HA DE AVER 

ElPrincipc enelgouicrnode íusEñados, 

Paraadquirir,yconferuar,es 1 $9Colfennoje conUmáno.^00 

menefter el coníejo, y el | 

braco. 
Aduirtiendo el Principe , q fi j 60 Ofubif,o báxar. 41 7 

no crece el Eftado mc¿ua. 
Reconozca fus cuerdas , y 

procure q las mayores c5- 

fuencn con las menores. 
Sin que fe penetre el artificio I 6» NulUpatet. 

de fu armonía. I 

Atienda en las refolucioncs 1 63 Conftle y trique, 440 

a los principios,y fines. | 
Siendo tardo en cófultarlas, 1 64 Reftílueryytxecutar, 445 

y velozenexccutarlas. ! 
Coírija los crcores , antes [ 65 Deynerror mitchQs, 449 



61 Maiora mtnoribits confia 
nánt. 427 



453 



66 Exfifcibusf Afees, 454 



6'7 PoiU,nocortA. 
6% HisfoU^^ 



4^5 
47i 



66 Ferro J^ AUto., 4.7P 

yo pupijcenditurfrdngor/^gi) 



qu- en íi miraos fe multi- 
pilquen. 

Trate de poblar fu Eíbdo,y 
de criar fugctos al Magif- 
trado. 

"No agrauc cpn tributos los 
Eftados. 

Introduzca cl trato,y comer- 
cio, pqlos de las Republi- 
ca^s. 

Hazicndofc dueñode la gue- 
rra , y de la paz con cl aze- 
ro,yeloro, 

Kodiuida entre fus lujos los 
Eftados. j 

Todo lo vence cltrabajo^ | 71 Labor orntayinjcit, 498 

Intcrpuefto el rcpofo , para I 7 z vires ajit^ . 5 04 

rcuouar las fuereras. | 

COMO. SE HA. DE AVER 

JEl Principe ealosmale;^ intcrnjDSi y cx- 
tcrnosde fus Eftados. 

Las {ediciones fe vencen con j 73 CompreJ^a qmefcuHt, 50^ -. 

Ja celeridad , y cqa la diui- r ' 

fion. 1 . . ., 

La guerra fe ha de cmprcn - | 74 Ttjfulc/itm pacls, sW:¿ 
f derparafuftenrar lapazJ [ 
í^úeníiembradiJfcordiaSjCo- j 75 SdlameolUgít^ti^uiáifcor 

2;c guerras. I días fc-ninAt 

X^a'mala intención de IqsMi 
'niftroslascaufa, 
y-ias viíias cat,re Ips Princi 



pes. 
Cpn pretextos apajcñtes fe 

cJisfra^an. 
Tales eiefmios (chande ycn- 

ccrcoopttos» 



$2.$ 



j6 Llegxn delt*-^^ y fden de 
fttego. 5 5-1 

77 Prtefemijn'jcet,, 



"^i Fo rmofafuperac. 



53» 



79 Confili4 confUjs fru]ir4n. 



Pfcuinicnclcj antes de la oca- 

fion las armas. 
Y pcíando el yalar de las 

fu creas. 
Pnéfta la gala en las armas. 
Porque delu cxcrcicio pcn> 

de la conícruacion de ios 

Eftados. 
Obre mas el confcjo qwe la ] 84 Plnrá confito qudm yi. j%q 

fue rea. I 



So íft Auns^ 4nte areffH,^^^ 

Si Quid yalcant yires^ ^^ 

82 DccUsinarmts, $0 

85 Mecoinhate,ydefiendi.^ji 



■-^ 



8 5 Confilia medíéfHgie»d4, 5 S4 



86 Jlebusadeji, 

87 Auf^íceVeo^ 



}9$ 



8 $ VoUntes trahimiir, 40Q 



Huyendo el Principe de los 

confcjos medios. 
AlsiftaalasguerrasífeAi Ef- 

tado. 
■Licuando entcndido,quc flo 

recen tas armas ,quando 

^l>ioslcaísíftc. 
*Qae conyicnc hazcr volun- 
^ttfríos fus eternos decre- 
tos. 
Que la concordia lo vence 

rodo. 
Que la diucrfion es el mayor 

ardid, ^ • ..<,^., ... 

Que no fe deüe fiar 3c ami- j 91 Nofcfihl la, 

gos reconciliados • \ 

^c fucle fer dañofa la pro- I 91 Proteien^ftroáef.tu^'^.Qzi 

teccion, ¡ 

Que fon pcUgrüTas las coiife 

der Aciones con haTi^es. 



89 Concordidccdant. 

90 VifiunüisyifihHs, 



60$ 
610 



^La Tiara Pontificia atíodos 
hade luzir iguahricnte. 

Xa neutralidad , ni da ami- 
gos, ni gana enemigos. 



93 Jaípiafcederá, 

94 Lfberarar.'fulgef, 631 

9 5 Neutriadhítrandnm^ 6i% 



COMO SE HA DE AVER 

El Principe en hs vítorias,}' tratados de la p^z 

En lasvitoriaseftéviualamc | 96 'Memoradufrfa. ¿49 



l^ionadeja to£,tui\a aduv 



Procurando el vccedor que- 1 py Fortforf^ol-^s. 

dar mas fuerte con los i 

dcfpojos. ' 

Y hazlcndo debaxo del efcu- 

dolapaz. 
Cuya dulzura es fruto de la 

guerra. 



98 Suhclypeo. 

99 Mercesbelli 



6$6 

661 
666 



COMO SE HA DE AVER 

ELPricipeenlavejez. 



Xduierta,quelasvitimas ac- 
cionesíon las que coronan 
^ fu gouierno. 

Y pronoftican qual ferá el 
(uccífor. 

Y que es igual a todos en los 
viirajes de la muerte, 



100 Quile¿itirrje. 6yz 

I o i Futmum ittdicát^ 6 84 
Ludibriamortis, 593 




EMPRESSAS POLÍTICAS, i 




^V¿ ^ 




í^ Accd v^ilor, no íe adquiere. Ca- 
1 ^ lid ad intiiriicca es del alma/| fe 
infunde con ella , y obra luego. 
Aun el leño materno fue capo 
de batalla a dos hermanos vale- 
roíbs.i El mas atreuido íino pu 
do alentar el cuerpo,rópió brio- 
fo las ligaduras,y adelantó el braco,penJando ga- 
nar el mayc/razgo. 2. En la cuna le exercita vn eí^ 
piritu grande. La luya coronóHexcules con la Vi- 
toria de las culebras deípedacadas.Deíde aiJi Je re 
conoció la embidia^yoíedecióa fu virtud Ja for- 
tuna. Vn coraron geoerofo en las primeras accio- 
nes de la naturaleza,y del cafo,defcubre lia bizar- 
ría. Antes vJÓ elleííor Infante don Fernando , tio 
de V. A .en Norlinguen la batalla , que la guerra, 
y fupo luego mandar con prudencia , y obrar 
cojí valor. 

L€y€taprecorfeJ U efperanf4, epreftly 
^^S^Pt[3.^^ :>^^<indQ n¡)>Jciro»y ¡rutU 

A Sica- 



1. Sed collidchíi?fl 
típr in i'tero citií 

.25. 

2. Inflante aiitcn» 
parta apparíH'ruí 
gcmim in ytefOjdf 
que in ipja e fu lio* 
ne inj.tntlum y fias 
protiditmanum^ 
G^n.cap.^^, ' 



Torquíít. TálK 
Gotfr, 



2 £MPRESSJS 

Siendo Cko niño , y eledo Rey de otj-os de fu 
edad.exerciró en aquel gouieíno pueril tá heroi- 
cas acciones, que dio a conocer fu nacimiento 
Real, baila entonces oculto. Los partos nobles 
de la naturaleza por fi mifmos fe manifiefta. En- 
tre la mala ruda de la mina,bri*ila el diamante , y 
refplandeceeloro.En nacicdo el León recono- 
ce íusgaiTaSjV con altiuez de Rey,facude las aun 
no enjutas guedejas de fu cueUo,y fe apercibe pa 
rala pelea. Las niñezes defcuidadas de los Prin- 
cipes fon ciertas léñales, y pronofticos de fas ac- 
ciones adultas. No eílá la naturaleza vn punto 
ocioíá.Defde la primera luz de los partos,afsifte 
diligete a la difpoficion del cuerpo,y a las opera- 
ciones del animOjV para fu perfección fe vale He 
ios padres,infundiendo en ellos vna fuerca amo- 
roía q los obliga a la nutricion,y ala enleñaní^a 
de ios hijos ^ y porque recibiendo la íuftancia de 
otra madre no degeneraílen de la propia^pufo co 
granprouidencíaenlos pechos de cada vna dos 
filen tes de candida fangrc,con que los fuílentaí- 
fen.Perolafloxedad,6el temor de gaftar fuher- 
moíura,induzelas madres a fruftrar efte fin, con 
graue daño de la Republica,en tregando la enan- 
ca de íus hijos a las amas. Y a pues que no fe pue- 
de corregir efte abuío , fea cuidadofa la elección 
en las calidades dellas. £jh es (palabras fon de 
jT .s-^^^~ 7- /». 2. aquel labio Rey don Alonfo , que dio leyes a la 
tierra,y a los Orbes en vna ley de las Partidas) en 
- ' (íarlesíímasfnnaSjybieacojiumbradas,e debiten IL 

vagfjCa bien afsí como el niño fe go uiermtjt fe cria en 
el c-terpo de la madre fapa que nace,otro fifi gouler^ 
naj; fe rrta del ama defde que leda la teta , fafia que 
^ela fu-elle , e porque el tiempo de la crianza es mas 
'lucr,go cjKe el de lamadre,por ende non puede fir que 
n^n reciba mucho del contenente,} de las costumbres- 
¿el amt, 
7¡ . FilVj tthi [ttnt, ^ La ícgunda obligació natural de los padres, 
snidi-ilhs. es kenfcñancade fus hijos. 3 Apenas ay animal 

Ecclef 7. i 5 . q^e no aísUWa los iuyos halla dexallosbien inf-> 

trui- 



políticas. ? 

tniidos.No es menos importante el fer dcla do- -Edu^itir , •j.-' 
trina que el de la naturaleza, y mas bien reciben J^^'^^^ v * ^v '" " 
los hijos los documentos, 6 reprehenfiones de ^^\k!.ri*^''^J'V'i 
fus padres,que de lus maeítros,y ayos, 4 pnncí- [^/ f -^ 
pálmente los hijos de Principes', que deíprecian . *Jj' " '^í 
el fergouernados de los inferiores. Parte tiene t^r EcTTl'T 
el padre en la materia humana del hijo,no en la ''c.^"'.' '^r¡ 
forma,que es el alma producida de Dios , y fino ^;'y v'^i'^!'* '^f^^ 
afsilliere a la regeneración deila por medio de 4a •'i.''"^,'^'? ^ '^Jjpn-a. 
dotrina, 5 noíerá perfcto padre. Las fa^i-adas 't^%^-'''^' ^ ^' .^ 
Letras llaman al maelho, padre, como a Tubal, \[ ^^<^'-c.tHcntiii 

porq ení^ñaua la mufica. 6 Qiüen fino el Prmci- ^^'^''^'^' '''^''"^' 
pe,podra eníeñar a íu hijo a reprefentar la mageí !j^' ""V V/*. . 
tad,conferuar el decoro , manteneA'elreípeto,y J-V.fr'^^^'!] 
§oucrnar los Ei\ados?7 Elfolo tieneciencia pra- ''*¡^>^"'^><y'ocuU 
tica de lo vniuerlal,los demás,ó en alguna parte, ^^jj^^^ ^^^^ ^'^J ' 
ó íbla efpeculacion. El Rey Salomón (e preciaua p ^,'^"5* , 
de auer aprcdido de íu mihiio padre. 8 Pero por- ^^^^ > í^- -^^26. 
que no fiempre fe hallan en los padres las calida- , ' J:'^*^ f 2° P- 
des neceaarias para la buena educación de fus hi- ["*'j¡*' P^'^r^' "' "' 
ios,ní pueden atender a ella , con ui ene entre2;ar- ^"^^^'^^ > ^, ^•'"- 




portadas ejlas r¿í:^oncs áciicn Los Reyes qn^i,., c/<c/í .., -r -, . 

guardar fus íijos,e efcoger tales ayos, a lean de buen ^^^''j ^"¡^Z'jtn, 
linage) hienacofticmbradosj finmaÚfaña,l fanos ^«^^«>^:''''^^-/p^- 
debucnfefoje [obre todo q fean leales /ierechametite ^^ P '^''^y^ mo^ 
amando al pro del Rey yC del Rey no. \ quepareceíe ''^■^•■f/''^-^^ educ. 
puede añadir,que lean también de gran valor,y ^•4-^''^^7-P**>'.-2. 
generofo eípiritu, y tan experimentados en las 
artes de la paz, y déla guerra,que fepan eníeñar a - 
reinar al PVincipe^calidad quemouió a Agripi- ^p- Vtquepomi-^ 
na a efcoger por maeilro de Nerón a Séneca. 10 ^^J pucritia tdi 
No puede vn anuno abatido encender peníá. ^agljtro adolcf, 
mientosgenerofos en el Principe.Si amaellraiTe c^^'^'^--, <y' co»/iUjs 
el Buho al Aguila,no lafacariaadeíafiarcóíu vii^'i''fifrn ad fpem 
talosrayosdel Sol,ni la Ueuaria (óbrelos cedros dominatioms yte^ 
altos,fino por las sobras encogidas de la noche,y ^'^"^^**'- 
entre ioshumikicstrocosde los arboles. El maef Tac.lib.iz.an, 

A z tro 



4 E/^PRLSSJS 

n- ' ^ trofecopiaeneldicipulojy dexaenel vn retra* 
'1 1. Conftituít eif j.^ y lemejanca fuya. Paira elteefcto conftimyo 
Vominu^Cy-Py-iH- p.-^.-^Q^^ porlc'íor ác íii Palacio a loícf , el qual 
cipe omms pojSej- eníeñandoa los Principes, los facaiTe parecidos 
fionisJu^,-vt erudí ¿ ^^ n^iifmo. i i 

retPrincipeseru^Sy ^ Luego en naciendo fs han de fenalar los 
fic'A.t jemetipjihm. Maeftros^y ayos a los hijos^con la atención q fue- 
Pj'il. 1 04. 2 1 . jg^-^ |q5 jardineros poner encañados a las plantas, 
iz Cíi^raceriHcem aun antes que le defcubran íbbre la tierra , por- 
ft?"^V y*'^^''^^'^*-'' que ni las ofenda el pie,ni las amancille la mana. 
&t!idelater-a eius 1)- los primeros esbozos , y delineamientos ^qví^ 




. .^^ que robulta cobren tuerca los atectos,y 

tibi dolo;' ammx. fe puedan vencer, i z De vna pequeña fimientc 
Ecclpj.^o. 1 2. ^ nacevnarbol^ al principio débil vara, que facil- 
iS.Bonii^ cjl -yira nicnte íe inclina, y endereca,pero en cubrien- 
Cíípjrtctueriítmgil dolbdecortezas^yarmadoíederamas^uo fe rín- 
4^ ¿a ole fe ct ¡afila ¿^ a la fuerca.Son los afe'ílos en la niñez como el 
fed:hit joiítariiSj veneno,qíi vna vez íé apodera del coracon, no 
CS^ tAcehit íjipU le- puede la medicina repeler la palidez que i'ntroduJ 
u^ un fíppcrje, xo. Las virtudes q van crecí edo con la juuentud, 
Thre-ft.^.zj. noíolamétefeauentajaualasdemaSjíino tábien 
14. Etf.íc:cSiiq'ji. ^ ({ niifmas. 1 3 En aquella \iíion de Ezcquiel de 
Udcfíiprjpforitm losquatro animales alados bolauael xVguila fo- 
quatttor. breellos,aunq era vnodelos quarro, 14 porque 

¿^ec.i. 1 . 10.^ auiédolenacido las alas deíde el principio,y a los 
a 5 . .'ídolefccs íi4X^ demás defpueSja elios/y a í] miíma fe excedía. In- 
ta yiamfinírnenx aduertidos defto los padres,fuelé entregar fus hi- 
cjim feníterk non jos en los primeros años algouierno délas mu* 
receda t ab ea, geres , las qualcs con tecaores de íombras les en- 
Frou.cap.í z. 6. flaquecen el animo,y les imponen otros refabios, 
lO.NHrrititrpu-cr que fuelen mantener defpues. 15 Porefteincon- 
no a, m-' di ere trntrl ucniente los Reyes de Perfia los encomendauaii 
tepamm honoriíi- a varones de mucha confian(¿a,yprudcrK:ia 16 
tXjirerlira o-b En- Deí'dc aquella edad es menefter obferuar. 




optímti'iüca:nin\ na mas a propofito que lainfancia^enq 12 
Í>lí4t. primo Aldo, coHopvUa la aatui-akzalamvijicia^y la diíim ah« 

cíoa: 



POLITICJS. ^ 

<tion: 1 7 obra fericillamente,y dcícubre en h fré- ^ /««e^^ «o;, 
«e,eiilosojosenlanra,en lasmaiios,yen losde- /^^^^'^ ^aligni mo~ 
mc^smoLiiraientos fus afedos, y inclinaciones. ^¡^ r^^j ftcilis mo^ 
Auiendo los Enibaxadores de Bearne alcanzado y'is propterea qmi 
de Don Guillen de Moneada, q cligicílcna vno ^ Q]j¿:i}n yuiemnt 
de dos niños,hijosruyos,paVaíii Principc,hallaró 'ncqnitias.Kxi'^^ 
.al vno con las manos cerrad as.y al otro abiertas, ^ 
y efcogieron a eíle,arguyendo de aquello fu libe- 
falidad,comoíeefperimct6dclpues.SiclniiíoeSpp^^ JJ^^^f f^ 
generofo,y altiuo,lerena la frente,y losoiuelos,y ^.«.[c^^^ri^^r, 
riíueno oye las alabanc^as^y los reara entnítecic-- 
•doíe,fileafeanalgo.Sies animofo,afirma elrof- 
tro,y no le conturba con las lbmbras,y amenazas 
demiedos. Si liberal,dc(precialos juguetcSjy los 
reparte.Si vegatiuo,duraen los enojos,y no de- 
pone las lagrimas finia íatisfacio. Si colérico, por 
ligeras caulas fe conmueue , dcxa caer el íbbrecc- 
jo,mira de foslayo,y kuantaias manecillas- Si be- 
nigno,con la rifa^y los OJOS grangca las volunta. , 

des. Si melancólico , abori-ecelacopañia,ama la 
íoledad,es obítinado en el llanto,y difícil en la ri- 
ía,fiéprc cubierta con nuuedllasde triftezata frc 
tc.Si alegre,ya (cuanta las ccj"as,y adelantando los 
■ojuelos,vierte por ellos luzesderegozijo: ya los 
.retira,y plegados los parpados en gracioíos do- 
blezcs manifieíla por ellos lo feíiuo del ani- 
mo: afsi lasdemAs virtudes, 6 vicios traslada el 
coracon al rofirojy ademanes del cuerpo , halla 
■quemasaduertidalaedadlosretirajVzela. En la 
cuna, y en los bracos de la aya admiró el Palacio 
en V.Á.vn natural agrado , y compueftamagef. 
tad,con que daua a b:far la manó,y excedió a la 
capacidad de lus anos la grauedad,y atención con 
que fe preímtó V. Aal juramento de obediecia 
^e los Reynos de CaftiUa,y León. 

§ pero no ílempre eílbsjuizi os de la infancia 
íalen cimos,porque la naturaleza tal vez burla 
la curlofidad humana , q in veftiga fus obras,y fe 
retira de lu cario ordinario. Vemos en algunas m > . ¿^ J^ 

liúdas brotar apriíálos malos aícdos,y qu€<Uc ■'"- 

Ai Á^%: 



"6 EMPRESSJS 

dcfpuesen la edad madura purgados los ánimos,' 
, ó y a fca.que los coracones alriu os,y grandes deí- 
precian la cducaciou.y fi^aen los afedos natura- 
lcs,no aui3do tuercas en la raz :>n para domallos, 
halla que fiend3 fuert -,y robufta , reconoce lus 
errores, y con generólo valor los corrige. Y alsi 
fue cruel,v barbara la coilumbre délos Bracma- 
neSjquedefpues dedos meíesnacidos los nínos,ÍI 
les parecían por las ícñal :s de mala índole , ó los 
marauan,ó los echaua en las íeluas. Los Lacede- 
moníoslosarrojauan -rneirio Tayg^tes. Poco 
confiauan de la educación, y de la raz5,y libre al- 
ved^-iOjque (on los que corrig ii 1 :'S deferos natu- 
rales. Otras vezes la naturaleza fe esf aerea por 
excederfeaíT mirnia,Y junta monlkucíara.'nte 
gívindcs virtudes , y grandes /icios cnvnfligjto, 
no de otra fuerte , quequando en dos ramos fe 
ponen dos ingertos contrarios , qu e fiendo mif- 
moeltroncOjrindendiuei'íbs frutos > vnos dul- 
ces,y otros amargos. Ello íé vio en Alcibiades, 
dequien le puede dudar ,fi fue mayor en losvi- 
cios,que en las virtudes. Aísi obra la naturaleza 
defconocida a íi miima . pero la razón , y el arte 
corrígen.y pulen íüs obras. 

P Siendo el inftituto defl:asEmpreííás criar vit 

Principe deide la cuna haíla la tumba,deuo ajuí- 

tara cada vna de fus edades eleítilo.yla dotrina> 

comohizieron Platón, y Ariftoteles; y aísi ad^ 

úierto,que en la infancia fe facilite cOnelmouí- 

Rilento el vfo de íus bracos,y pierna s. Que fi aW 

rt . C^tcrt m ne gana por fu blandura íe torciere,fe enderece con 

jfmpter rewer/r<?-^ artificiólos inftrumentos. i 8 Qtie nO íé le ofrez- 

tem memhra tor- can objetos eípantofos,que ofendan fu imagína- 

í^neuntufynationes tiua , ó mirados de íoslayole deíconcierten los 

nonnulU qitibiif- ojos. Que le hagan poco a poco a las inclemécias 

dX artifidofif /;/- deJ tieñlpo!Que con la armonía de la muíica aui- 

firumcntiíiftebii' ' uciS fu eípiritu^Qu efus juguetes fean líbros,y ar- 

tur, nia^, para que les cobre afícioa , porque nuc- 

Anft. lih. 7. PqI: x\ó^ los niños eii las coLa^.las admir An,y ¿üiprímS 

frfp.iT. ^1fecUiwenteenlafa4ufia, - 

" ^ Coa 



F o LIT J CAS. 




Ci On el pincel,y los colores mueftra en todas 
j las colas íli podei' el arte.Con ellos, fi no es 
naturaleza la pintura ,es tan femcjante a ella, que 
en ÍÜ.S obras fe engaña la vifta , y ha menefter va- 
kríe del tadopara reconocella. No puede dar 
alma a los cuerpos.pero los da la graciables moui 
mientos,y aun los afedos del alma. No tiene baf- 
táte materia paraabultallos,pcro tiene i'nduftria 
para realcailos. Si pudieran caber zelos en la na- 
turalczajostuuicra del arte,pero benigna,y cor- 
tes fe vale del en fus obras, y no pone la vitima 
mano en aquellas q él puede perfecionar. Por ci- 
to nació deíiiudo el hóbre/in idioma particular, 
lalAS las rabias del entendimiento , de lamemo- 
ria,y d : la tantaGa,para que en ella? pintaíle lado 
trina las imagines delasartes,yciencias,y eícti- 
uieiV^: la educación liis documentos , no fin gran 
mifterio,pr^*uiniendo afsi^quela neceísidad,y el 
>¿neñcioeíl:recha;Ten los vínculos degratitud,y 

A 4 amor 



8 EZÍFRE^SJS 

amor entre los hobres,vaUa\dofe vnos de otros*, 
porque fi bie eftán en el animo todas las íemillas 
délas Artes,ydelasciencias,eftáocultas,y ente- 
.. rradas,y han meneftcr el cuidado ageno,q las cul- 

uommbmjtcttu- tiuc,yrie¿e.i Eftoíe dcuehazei: enla jimentud 
m pind^metcide- ^-^^ a recebir las formas,v tan tacil a per 

dn.jemenqm yir ^cbir las cieiicias,que mas parece .queia rccono- 
tum,n,pm>ies ai ce,acordandoíc de ellas,qu j las aprende ; argu- 
tftx omnui nati fa.. niento,dc que uiferia Plat onla inmortalidad del 
7^///5^c/.;^ /mf4- alma.2 Siaquelladiípociondelaedadtepicrde,. 
Toraccejsiti.tmc feaddantan los afeaos ,v granan en la voluntad 
tlU ammi bomt, tan firmemente fus incliiíaciones^que no es baf- 
-veLmJopuaexa- tantedefpncs a borrallaslaeducacion-Lucgo en 
f^^íf^r. nacÍ2ndo:lame el OCio aquella confuía maila, y 

SQn.^píji. I o. le foi:i^^¿ i[^^ ;miembros y ü la dexára endirreccr, 
z.Exhocpoftccog no podriaobrar en ella. Aduerddos deilo loslle- 
noja mimAs im- yesdePerfiadanana las hijos Maeftros> que en 
mondes cpe , at. losprimeros fíete años de íu edad íc ocupaílen en 
que dti^has , quod organizar bie íiis cuei'pezilíos,y en ios otros fictc 
iw píteris mobtÜA los fortalecieilcn con los exercicios déla gineta, 
luntingenU/s^ (td ylacígrima:y delpues lesponian aliado quatro 
/'e,T/í^/é'i«/;/_/^c/- Uifign es Varones. " El v no muy labio,que iesen- 
liit,?hí.d€An. fenalll: las Artes. Elfjgundo muy moderado , .y 
prudente que corrigieQefus aL^¿l:os,y apetitos. El 
tercero muy juílo^que los inlkuyeííe en la admi^ 
niílracicndelajuíticia.Y elquarto muy vakro- 
fo , y pradco en las airtes de la guerra ,que ios in- 
duílriafíe en ellas,y les quitaílelAs aprcherüones 
del miedo con los eñimulos de la gloria. 
§ Eíla buena educación es mas necelfaria en los 
Principes,que en lósdemas , porque ion inílru- 
mcntos de la felicidad politica,y de la falud pubH 
ca. En los demás es per^fudicial a cada vno,ó a po 
eos la mala educaeion,en el Principe acl,y a to^ 
desaporqué a vnos ofende con ella,y a otros con 
fu excmplo.Con lá buena educación es el hom^ 
bre vna criatura celeílial , v díuina , y £Íu ella el 
y,Hv-no ye(5í-4??2 rniasí"eroz.de todos los animales. 3, Qiie ferápues 
naaus tnjUtrrtíGj. \r^ Principe mal educad<»yy armado c5 el poder: 
«/w , ciimilfsimu:, I,os -Óteos daños de h J^eptibÜca fuelea durar po- 



TOLITICAS. 9 

CO.Efte loqiieciatalavidadelPnncipc.Recone- r .«r» 

ciciido eíla importancia de la buena educación -^ J ) ¿i. 

Felipe Rev de Máccdonia elcnuióa Ariltotcles ff ""r. ^J'^" 

(lucgoquelenacio AlcxauL'Ojquenodaua me--' . /; r- -/ ) 

nos iiiraciasa los Dioíes por elhijo nacido;quan- "^''^i'Jil^^'^^-''y'^'i 

to por íer en ticmpo,que pudieile tener talMaei- » 

AT I • \ i- -A r r \ ccrinn qiiji térra, 

tro.Ynoes bien deícuidaríecon lu buen natu- ^ K ^ p: 

ral,d:xando qaj obrcporü milmo , porque el V- ^ , o/-'' , , J' 
mejor es- inrperteto , Gomólo ton cah todas las- ) / . , ¡.y^'' 
eoías,que hat i de íeruir al hombre • pena del pri- ^/^¿fj^f^'' ' 

mcr error humano,para que todo coRalle íudon ^ ' ^'^'^'' 
Apenas ay arb jl,q no do amargo fruto , í] d cui- 
dado no le traíp lauta , y- legitima fii'naturakza' 
baílardajcafandole con otra rama culta , y genc- 
' rola. La enfeñanca mejora aáos buenos» y haze „, • ^, • 
buenos a los malos. 4. Por^-fto íalió tan gran Go- "^.^-^ ucdttOj&'itt^ 
uernndor el Emperador Trajano.porq a lu buen j^'^^"''^ CQmr?u.cU 
iiaturalíelearririrolainduílria, v dirección de ¿'«^'^r'^f^n^y/V/fí/* 
Plutarco ÍLvMaertro.No fuera tan feroz clani^ ^'^'^' ^^^P^'^'f-'o-^ 
mo dcPRc^v D. Pedro el Cruel/i lo huuiera íabi- '.^^^ "^^''-^^^ fi f^^ ^c 
dodomellícardon luán AloíbdeAlburquerque '4^t'^tionem cotí. 

fu ayo.Ay en los naturales las diferencias, que en «z ^^'^'^f/''^ '"*" 
los metales.'vnos refiftenalfuego,ot'ros íedcsha- ^'^ ddhnCy<:^pi'X' 
zen en el,y fe derraman, perotodos fe rinden ai lp^''l^'^''^'^ vMere^, 
buril,ó al martiilo,y le dexá reduzir a fútiles ho- J^y^^^ P^^t- ^'^'» • 
jas. No ay ingenio tan duro,en quien no labreaU 4- «^ -^í"!'- 
go el cuidado,y el caftigo. Es verdad,que algiiua 
vez no baila la enfeñanca,como íucedi 6 a Neró, 
y al Principe don Carlos,porqae entre la purpu- 
ra,como entre los boíques j y las íekas , íuelen 
criarle móftnios humanos al pecho de h grande-- 
za,q no rcconoeen la corrección. Fácilmente fe" 
peruierte lajuuentud c5 las deiicias,h"i libertad,y ' 
la lifonja de Ic-s Palacios,en los quales fuelen cre- 
cer los malos efedos,como en ios cipos yiciofos 
las :tpinasiy vergas inutiles,ydañoíás,y fino eftj 
bien cópueftosjV reformados,- luzirá poco el cüi- 
<iado de la educacion,porq fon turquefas^q foí- 
m i al Principe fegu ellos s5,coíeruadofe de vnos 
<;í;iados en otros los vícíqs,6 las virtudes, vna vez 

iílU'O-- 



ío 'EMPRESSAS 

trodiiziclas. Apenas tiene el Principe diícurfó; 
quando,ó IcliíonjV'an con las dcíjmbolturas de 
lus padres,y antepaflados,ó le reprcfentan aque- 
llas acciones generoíás,qae eftán como vincula- 
das en las familias. De donde nace el continuarle 
en ellas de padres a hijos ciertas coftumbres pat- 
ticuiares,no tanto por la fuer cade la íangre,pues 
nieltiépo, ni la mezcla de los matrimonios las 
muda^quáto por elcorriéteeftilode los palacios 
donde la infancia las bebe,y conuierte en natu, 
ralcza^y afsi fueron tenidos en Roma por fóber^ 
uios los Claudios . por belicoíos los Cipiones , y 
por ambiciólos los Apios , y en Eípaña eítáti los 
Guzmanes en opinió de buenos,los Médozasde 
apacibles,los Manriques de terribles,y los Tole- 
dos de graues,y (cueros. Lo mifmo íiicede en los 
artifices,ílvna vez entra el primor en vnlinage, 
fe continua en los luceflbres amaeilr ados con lo 
que vieron obrar a fus padres,y con lo que dexa- 
ron en íiis difeños,y memorias. Otras vezes la li- 
fonja mezclada con la ignorancia alaba en el ni- 
ño por virtudes la tacañeria,la jaciancia,la info- 
lencia,la ira,la venganca,y otros vicios , creyen- 
do q ion mueftras de vn Principe grande, con q 
le ceua en ellos,y le oluida de las verdaderas vir- 
tudes/licediedole lo que a las mugeres,que ala- 

5 . CunCici ighuY badas de brioías , y dcíembueltas, eíludían en 1er- 
niaUi , (cd ea wrf- lo,y no en la niodeft ia,y honeílidad,q fon íu. prin 
ximl'jqitxturphit cipaldote. De todos los vicios conuiene tener 
¿íncmhdbtntjDel preléruada la infancia , pero plincipalmente de 
od¡Í! pariifut^funt aquellos q inducen torpeza,6 odio , porque fon 
prociél puerís re- los q mas fácilmente le imprimen. 5 Y afsi ni co- 
mommict. uiene queciga eílasccbs el Principe , ni fe le ha 
Aú'\k.Pol.j,c.i'j. deperniitirquelasdiga , porqíi las dize cobrará 

6. NKfácUl uhr^ animo paraconietcUas. Fácilmente executamos 
pii loqi^cndoyefjj. lo que dezimos,6 lo que cita próximo a ello.6 
ciritr ift homines . Por euitarcftos daños, buícauan los Romanos 
his próxima f,i. vna matronadc fu lamíiia,ya de edad,y de granes 
(iaKT. Aúlt. Pul. cortumbreSjquefueilcaya defushijos,y cuidaíle 
7.C. 17. de íu educaci6,en cuya p'rcf>:ncia,ni fe dixeire,ni 

hizieile 



POLÍTICJS. II 




9 loaocitJ iLicecí oy en mucnos raiaeius uc ^^z^- 
Príncipes- por lo qual coiüene mudarías eílilos, ti'ticbat'yt Tjncé^ 
y quitar deilos los criados hechos a lus vicios, ^.^'^,,^ íntegra ' (¿^ 
íubilit Liyciido en lli lugar otros de altiuos penfa- ;,y//;_j praJtatL 
mi'-nros.qiie enciendan eu el pecho del Principe ¿j^^ detorta y uinC 
dpiritus ü,lorioícs , i o porque deprauado vna cmurhncituratüto 
vez el Palacio no le corrige/ino íe muda, ni quie \laii^ pcdor.- arri 
■re Principe bueno. La familia de Nerón fauorc- p^y^,¡: ^yf^,^ honc- 
cia para el Imperio a O ton, porque eraícmjj.irc ¡^^i^^ Quint./Íme» 
aélri Pero íi aun para ello notULiie¿*e yi^^^t:iá'gi^7cc quil'qua in 
elPnncipe,huyaíedéi,comolohizo el Rey don tot¿ídomo pefiha- 
layme el Primero de Arai5on,viendoíe tiuazina- /,^,f ^,^;^ coraf/j in- 
dodclosquelecnauan,yqueletenian comocn A/>fe domino aut 
priílon,queno es menos vn Palacio donde eftán dic^u aut f/áati 
jntroduzidas las artesdecautiuarel alujdrio , y quandoetiam ipfv 
voluntad del Principe , con duzicndole adonde p^rentes nec pro^ 
qjuieren fus cortcíanos , fin que pueda inclinar a (^¡rad Jeque mo- 
vna , ni a otra parte , corno íe encamina el agua ^eiía ptryulos af 
' por ocultos condutos paralólo el vfo,y beneficio (¿f¿'dutyfcd hú 
¿svn campo. Que importa el buénatural,y edu- ciuile 'S' lii^'^rtarii, 
cacion,fí el Principe noha de v er,ni oir,ni ente- Qüínt ibi, 
dea-niaíde aquello que quieren los q le aísiltcn? Yo'^Veg-e//i/wrff^. 
Que' mucho quelalielle el Rey don Enrique el ^¿¿¡^^ iuamiacó^ 
Qúárto tan remí lo , y parecido en todos los de- ueNitciíca'ifjfid ex 
másdcfeelosafupadreelRey don luán el Segü- n,joaliqíils\[nYÍo, 
dOjfi fe crió entre los miímosaduiadoreSjVlifon- n^^ fiit.'EüúpJn 
' gerosque deílruyeron la reputación del gouier- j^ipol 

nrOpaílado'íCafiestan impoisible criarle bueno ^ i^prona tn emn 
^ vn Principe en vn Palacio malo,como tirar vna ^^j^ Nerom's i<t 
linea derecha por vna regla torcida. Noayen él n^Hcm, Tíc. lib, 
pared dode el carbó no pinte,ó eícriiia laiciuias. ^^ ;^-; j ' 
No ay eco que no repita libertades. Quantos le ;viar W./^^i/p* 
habkíin/on como MaeftroSpO idea del principe, ' ^' ^^* 

poi- 



1* EMPRESSAS 

porque con el largo trato nota en cada vno al; 
g¡o,que le pueda dañar , ó aprouechar,y quanto 
nías dócil es funatur-il , mas fe imprimen en él 
Jas columbres domcfíicas. Si el Principe tiene 
criados buenos,es buenc?,y malo,ÍI ios tienema- 
los; como íücedió a Galba,que fi daua en buenos 
amigos , y libertos , de reprehenfion íe gouer- 
fiaua por ellos , y ü en malos , era culpable fu.in* 
r*./fmrc'j»'«»f,?/- ^d^icrtencia. 12 

■hcrtGYumQHc -vbi $ Noíolamenteconuiene reformar el Palacio 

in bonos incidijíct, en las figuras vinas , fino también en las mLiet=. 

fine reprchhnncpa tas,que ton las cftatuas,ypinturas,porque í] bien 

tiens : fi rKdlt fe- el buril,y el pincel ton lenguas mudas, períuadeu 

Ycntj-vCauecid ct*l tanto,c¿mo las mas facundas. Que afecto no le- 

fAmi^riAYus. uanta a lo gloriofola eftatua de Alexandro Mag- 

:TacJ;¿. I .¿'/?. no. A quelafciuia no incitan las transfotmacio- 

^,\\.."r ' jies amoroías de lupiter" En tales colas, mas q en 

las honsítas^es ingeniofo el arte(fuer^a de .nueíl 

tradeprauada naturaleza) y por primores las trae 

a los Palacios la eílimacionjvñrue la torpeza de 

adorno de las paredes.Nohádcauer en ellos ef- 

tatua,ni pintura^que no crie en el pecho del Priu- 

- ^ cipe gloriofa emulación. 15 Elcriua el pincelen 

i j. Humante ne- ¡os liencos , el buril en los bronzes.v el finzel en 

qins tallé loquíf. jos marmcics loshechosheroicos.de fus antepaf- 

turp'ühtbaurja (ados^quelea a todas horas.porque tales cllaiuas 

tfsinteiUgitftryL'. yp^i-^turas fon fragmentos de Killoiia , fiempre 

tar:,Kc tu.pcs-ycl irelentesalosojQl 

picUraf , -vd ja. ^ Corregidos pues(fi fuere pofsible)lo$ vicios 
A'ñrhP } ^elosPalacios,yconocido biai el natural, y iii- 
Anit im\j. Pol, clinacio.nesdel PrinCipe,procurai el Macare, y 
'^^^' ^ 7* ayo cncam inailas a lo mas heroico , y gcncrofo, 

fembrando en fu animo tan ocultas! emulas de 
•virtud,y de glorla,quc crecidas te deíconoza , {\ 
fueron de la naturaieza,© ád arte. Anime la vir- 
tud co elhonor: afsén les viciosccn la infamia,]^ 
<ieícrGdito: enciendan la emulación con el cxem- 
pió. Eílos medios obran en todos los , natura- 
Ir • .pcüo en -nos mas,que en otros. Fu los gene- 
rólos la gloria ; en los melancólicos el deshonor: 

cu 



P o LIT re AS. Tf 

'fti los coléricos b cmulaciorircri los inconftan- 
tes el temor , y en los prudentes el exemplo , el 
qual tiene gnii fuei-cíiVni todos, principalmente 
quandoesdclos anrcpaQados.poí-quclo que no 
pudo obrar la íangre,oi>ra la emulacion/ucedie- 
dodloshiiosioqucalos renueuosde los arbo- 
los,que es mencíler deípucs de nacidos ingerilles 
vil ramo del miíino padre que los perücione. 
Ingertos ion los exem píos heroicos , que en el 
ahimo de las dcíccndientcs infundan la virtud 
deíusmayol^es.En quedeuc ingeniaríelainduf. 
tria , para que enterando por todos los íéntidos 
prendan en el , y echen raizes-,porque no ío la- 
mete íe han de proponeral Principe en las exor* 
tacioncs, oreprehenfionesordinariaSjfino tam- 
bien en todos los objetos. La hiñoria le refiera 
los heroicos hechos de ílis antepagados , cuya 
gloria cternicada en la Eftampa,le incite a la imi- 
tación. La murica( dcheado filete de oro , que 
dulcementegouíerna los afedos)le leñante el ef- 
^iritUjCantandoleí'us trofeos,y Vitorias. Recí- 
tenle panegíricos de lusabuelos,que le exorten,y 
animen a la emulación, y el tambiailos recite,/ 
haga con iLis meninos otras reprefentaciones de 
íiis gloriofas hazañas , en que fe itiflame el ani^ 
morporquela eficacia de la acción íé imprime en 
él,yiedÁaentcnder,que es elmiímo querepre- 
fenta. Remede con ellos los aChos de Rey , fin- 
giendo que da audiencias, que ordena,caftiga,y 
premia : que gouierna efquadrones,expugna ciu- 
A:dcs,y di batallas. En talesenfayos fe crió Ciro, 
y con ellos lalió gran Gouernador. 

^ Si deícubciere el Principe algimos inclina- 
ciones opueílas a las calidades que deue tener 
qui :n nació paragouernar a otros,es conuenié- 
te ponerle al lado de meninos de virtudes opuef- 
tas aíiis vicios , que los corrij.ui,c.om'o hiele vna 
vara derecha corregir lo torcido de vn arboH- 
ilo, atándola con el. Aísipuesal Pnncrpc avaro 
acompaús va libví^il , ai tiaiido \x\ aixlnioíb, 
i. ái 



í4 EMPRESSAS ^ 

al encogido vn defembuelto,y al perecofo yn ái-i 
ligente;porque aquella edad imita lo que ve , y 
oye^y copia en illas coftumbres del compañero. 
^ La educación de los Pdncipes no fufrc defor 
denada la reprehenfion , y elcaíligo , porque es 
eípecie de deíácato. Se acobardan ios ánimos coa 
ehígor,y noconuiene que vilmente le rinda a 
vno quien ha demandara todos ; y como dixo el 
í,$.tit.y.paYt,2. Rey don Alonío: loi quedebuen lugar yiene^me^ 
jor Je cct ¡ligan por palabras q porferidasie mas arntití 
for ende aquellos que afsi lofa:^eH , e mas gelo agra^ 
defcen quando han entendinAent o. Y.syií potro la ju- 
ueritud,que con vn cabecon duro íe precipita , y 
fácilmente fe dexa gouernar de vn bocado blan- 
do.Fuerade que en los ánimos generofos queda 
ílempre vn oculto aborrecimiento a lo que fe 
aprendió poa"temor,yvndefeo,y apetito de tOr- 
conocer los vicios que le prohibieron en la ni- 
ñez. Los afedos oprimidos(principalmente en 
quien nació Principe) dan en dcí¿íperaciones,co 
mo en rayos las exalaciones conflreñidas entre 
las nubes. Quien indifcreto cierra las puertas a 
las inclinaciones naturales, obliga a que le arro- 
jen por las ventanas. Algo feha de permitir a la 
fragilidad humana,lleuandola dieftramente por 
las delicias honeftas a la virtud^arte de que fe va- 
lieron los que^oucrnauan la juventud de Ner5. 
14. Quo faciliiis 1 4 Reprenda el ayo afolas al Pi:incipe,poi'queen 
lubricam Princi- publico fe hará mas obílinado viendo yadeícu- 
j)is^ratem:fiyiy- bieltos fusdefctos.En dos verfosincluyóHome- 
rwfeít/perwííreríír, ro,como ha de fer enfeñado el Principe,y como 
-voluptatibus con- fj^de obedecer. 
ce(¡ii'Syretineret, 

Tac. lib. 13 ana, ^¿ ¿^ re[ía et dato conftliayiC^ Admone, 
Homer.lltad.ii. ^^^^ impera : iUe aurem farehit^faltem tn 
honftm* 

Con 



' poLiricJs. 



y 







C'í On la afsiílencia de vna mano delicada foíí- 
^ cita en los regalos del nego,y en los repa'ros 
i de las ofenfasdel Sol,y del viento crece la roía^y 
I iaelto el nudo del boton,eftiende poí el ayre la 
I pompa de ílis hojas. Hermofa flor, Reina de las 
demásrperofolamentelifonjadeiosojos, y tan 
:achacoía,qLie peligra en fu delicadez. Elraifmo 
Solquela víónacer,lavemoria:;fin masfriito ¿j 
laoftentaciondefu belleza^d exando burlada la 
fatiga de muchos meí cs,y aun laftimada tal vez, 
lamifmamano que la crió , porque tan lafciua 
cultura,no podía dexar de produzir efpínas.No 
fucede afsi al coral , nacido entre los trabajos, 
que tales fon las aguas,y combatido de las olas, 
y tcmpeftades,porqueenellas haze mas robufta 
fu hermofura,laqual endurecida defpuescon el 
viento , queda a piaieua de los elementos para 
iluílres,y precioíos víos del hombre. Tales efetos 
contraiios entre fi nacen dei nacim'iento,y creci- 



16 EMVKESSAS 

miento deíle arbol^y de aquella flor por lobofw 
bidojó duro en que fe criaroi^y tales le ven en \i 
educación de los Principes , los quales íi fe crian 
entre los armiñoSjV las delicias, quenilosviíite 
dSol,nielvientO;niíientanotVa avráque la de 
los perfumeSjíálen achacofos , y inútiles para el 
gouierno,como al cótrario robufto^y abil quieu 
€* lEfi etiam Dtile íe entrie^a a las fatigas^y trabajos, i 
fiatim ab tneunte Con eftos íé alarga la vida , con los deleites fe 
cctÁte frigoYihus abreuia.A vnvaío de vidi'O formado afoplos,vi\ 
típiefcere , fj^c e. lbplolorompe,elde orohechoaniartillo,refif. 
lúmytum ad ifñle- te al martillo. Quien ociofameate hade paifear 
títdinem, tttm ad fobre el mundo,poeo importa que lea delicado, 
numera mUitariít elquelehadefuftétarfobrefusombros conuie- 
commcdifsimtl eft^ lie que los crie robuítos.No ha menefter la Repu 
Jriíi.^oUtf lib, 7. blica a vn Principe entre viriles^fino entre el pol- 
tdP.ij. uo,y las armas. Por caíligo da Dios a los vaíla- 

3. Et effoemhidti líos vn Rey afeminado. 2 
¿omlnábütuY as. Laconuenieiicia,ó dañodefl:a,6 aquella edu- 
Jfaí. C.3.4.. caci'on íe v ieron en el Rey don luán el Segunda, 

' Jilarjdijt.Hif^^ y^l Rey don Fernando el Católico. Aquel íé 
crjócneiPalacio^eiieeniacampaua. Aquel en* 
tredamaSjCfte entre foldados. Aquel quando en- 
tró a gouernar le pareció que entraña en vn gol- 
fo no conocidOjV defamparaiido el timón k en- 
tregó aíus vaílaílos;efte no íe halló nueuo,antcs 
en vn Rey no ageno fe íupo gouernar , y obede- 
cer. Aquelfue defpreciadOjeíte refpetado. Aquel 
deítruyó íu Reyno,eíleleuantó vna Monarquía. 
va wr Coníiderando'eílo el P>ey don Fernando el San- 
Mdr,híJL I^ijp' tOp-crió entre las armas a íus hijos don Aloníó , y 
don Fernai:ido. Quien hizo grande al Empera- 
doi; Carlos Qaínto,fuio íus continuas peregrina* 
ciones^y fatigas- Quatro razones mouicron a Ti- 
•3 . Vtfuefceret mi berio a ocupar en los exercito^ la juventud de íus 
liti^yjtmiidl-^^'xer hijos Germánico , y Duríb : que fe hiziellen a 
eirus p arare t , fi- las armas: que ganaüen la voluntad de los íbi~ 
muí iiuentem^r- dadosrque íé crialfen fuera de las delicias de la 
ham luxH laja- Corte: yqueeAuuieirenenfupodermas feguras 
uicucíi medhs ¡n las armas. 3 . 



TOIITICJS. n 

En acampana logra la cxpeficncia ci dcm. caflyís h^hcyí Tk 
po;cncl Palacio la gala,laccrcmonia,y el diiicr- ¿tw/j, /'•:;/.'. í./r/o. 
timienro le piefdcn. Mas eltudia el Principe cji re??. nh.-.ti:Vji>tro^ 
los adoniosde la pcrrona,quc en ios del animojíl que filio Icgioms 
bicü como íeatÍJndaaelle,noicdeLicderprcciai: obvincnti.'. 
el arreOjV la gentileza^porque aquel arrebata los Tac lih í.ctnn. 
ojos,ycfta el animo, y loso)os. Losdc J^ios le 4 Sicnrquci:.ü¡C'> 
dcxaron agradar de la buena diípohciondeSaul. dio popíiH^cs^' aL 
4 Los Etiopes,ylos Indios (en algunas paites) f''ú>'J///r -prnuerfo 
eligen por Rcyaimashermolo, y las abejas a la populo ah humíí^ 
mas dilpuefta, y de mas rcíplandeciente color. tiOj^^rJur^um. £r 
El vulgo juzga por la prcíeocia las acciones , y aii Sitmiwladpo^ 
picnfa que es mejor Principe el mas hcrmolo. pinum.Ccru' i-íde' 
Aun los vicios.y tiranías de Nerón no bailaron a t^s que cleni Do- 
borrar ia memoria de Lu hcf mofura^y en compa- mintSjquoma/n m 
ración «uya aborrecía el pueblo Romano a Gal- fit firtiiUs ¡Ul in 
ba.de tbrmecon la vejez. 5 Elagradable fcm- omfñ populo. 
blantede Tito Vel'pafiano, bañado de mageílad, i .iíeg.c. 1 0.22. 
^umentaua infama. 6 Elparcc de fila hcrmo- 5 Ipfa aras Gal- 
ípu .agradables íbbornos a la viCia : que partici- U , Cv^ irrifui , c^ 
piados al cora(¿on le ganan la voluntad. Es yn fajhdio eratajuie. 
priuilegio particular de la naturalcza,vna duíee ^is iuuent^í Ñero^ 
tiranía de los afedos,y vn tellimonio déla bue- »¡Sy^ímperatorcs 
pa compulluradel animo. Aunque el Eipiri- forma , ac decore 
tvij.autopormayor-íeguridadacünícja,quenolc corporis ( i>r e{l ' 
^aga juizioporlascxtorioridades, 7 caíi llem. mos.i>idgi)comp'a. 
pi*e vn coracon a.ugufto acompaña vna augufta rantíbus. 
prdéncia. A Platón le parecia,quea{sicomoel Tac.hh. \ .hift, 
ipirculo nopuedc eitefincentr.o^a.r'si la hermo- 6 Auiebat fa^ 
I fiírálm yirtud interior. Por cí\o el Rey Don A 15- w<í?// ipfiusdi' c oro 
\ io el Sabio propone , que al Principe le procu re »Í5 ciim quadam 
jdar mugerAnuyhermoia P orjue los fijos, que dc^^ maiefLtte-. 
¿Uhu-ulcrejcrkifffias.feririofos , kmas.upueftos ,, La Tac.Ub.z.hiji, 
•^ueeq.tfweuc mucho a los fiíos ac los Iteyes , que y NorAani^es i>r. 
j€<in tales , que ¡'arencan bten entre los otroshom^s; rum in fpcde fua^ 
,X-os Lacedcmonios multaren a fu RcyArchia- ñeque Jpcr;>\íj ho. 
.diño , auiendoic calado con vnamuger pequcr rmucm ini'iju juo 
4i^ >-fin- que baiUQc .la eicuía graciola que da- breuis íiuioí.ui. 
^uadcaucr elegido del mal el menor-. Esia her- Ubus cft ap!s , C^ 
nioíura del cuerpo vna imagen áci animo ^ y v^i iminm dulcí uns 



iS EMFRESSJS 

hahet fruc\us iU retrato de fu bódad, 8 aunque alguna vez la na- 
ht^s, turalczadiucrtidaenlaspciíeccioncsexteinas,íé 

Bcc].i I . t. deícuidade lasinternas.En el Rey Don Pedro el 

Z.i.nt 6p.2. cruel vna agradable prefcncia encabria vnnatu- 
S S^Lcics enim cor ral afpeío .y teroz. La fobi ruia>y altiuez de la her- 
^oris fmuUchrü molüra fuele detcoiiiponcr la modefta de las vsr- 
ej? mentís ,H,¿itYií^ t;udes , y alsinodeue el, Principe preciarte déla 
queproMtatts^ ^fedadá , y femenil , la qual es incitamento de la 
agena.larciuia»íino de aquella que acompaña las 
biíqnás oalidades cfel animo,porqueno (e ha de 
adornarelalmacon la belleza del cuerpo,Í!no al 
^ Omnis. glorU contrarió el cuerpo con la del alma. 9 Mas ha 
a'us ah iittíií //imenefter la.Republica^qucíu Principe tcíiga la 
pmbrisjiurems., pcffecciod en la mcnte,quc en lafreaterfi bien es 
giran ornaaiento,que en elle hallé juntas la vna, 
y la otra,como íe hallan.en la;patíiia lo gétil de ÍU 
ti:onqo,y loJiermoíadibfus^ ramos con lo íabiofo 
de fu frufo,y con otras nobles calidadeSjfiedo ár- 
bol tan vtil á los hombres; que en él notaron Jos 
Babiionios(como refiere Plutarco ) trecientas y 
íeíenta virtudes. Por ellas fe eritiedé aquel requie- 
bro delEípofo; *Pu e¡iat!it\tó JeMept ntek Lt pulma, 
I o StatuTAi tu4 I o . en que no quifo a labar k)íamenre h gajíardia 
apmtlata ejtp^al^ del cuerpOjííno también las calidades de 1 ;animo» 
wí». c5pr.ehendidas.en la palma^fimbolode la jufticia. 

€anuc4p.';. 1 7. poi^el cquiliiirio dg fas4iojas,y déla tortalcza pol- 
la conftancia de f us ramos,quefe leaantan con el 
peíojygeroglifico también de las vitorias,íi'endo 
la corona defte arbol.cpmun á todos los. juegos, 
y contiendas iagradas^ie los antiguos. Kó mere- 
ci@elle honojT el cipres,aunque con tantagailar- 
dia,CQntcruando íu verdor,fe kuanrtal cielo en 
forrnadeobelifGOjporquecs vana aqueíta h^rmo 
furai fin virtud que i^ adorríc ; antes en nacer es 
tardójen (iifriito vano, en fas hojas amargc^en íii 
o-lor :violeato,y fafombirapeíáda; Que:»n porta 
^üeelTriacipc íca diípuefti^,yhermoio^»fi ío la- 
menté íatisface a lóis bjpsivno al gouie-iGCO ? 3aí^ 
tacn él vnagraciofa armonía natural en fus par- 
tcs^qüc deleubra vn ácimo biea diíjjuciloj y v a> 
• ronil. 



POEITICJS. 19 

ronil.íknuicneUfte démouímíento,y brío, por- 
que fin hl las accioxicsdel Princip;? (crian torpes, 
y monedan clpueblo á rifa, y a dcíprccio ; aun- 
que tal vez no baQan las gracias a hazcrle ama^ 
bic,quaníio ella detkmplado el £ftado,y le dcíea 
cu ci ntdádaní^a de dominio , como expcnmentó 
en fiel Rey Don FcrnandodeNapoks. Suele ra- 
bien fer dcí^caciada la virtud , y aboiTCícido vn 
Principe con las miímasbderw^ paites que otro 
file amado,y ávezeslagracia,queconiiiíiculrad 
alcanza c\ arte,lc confi^ue con la ignaiüay ffexc- 
dad^oiriüfucedióáViteho: i i con todo ello 
generalmente fe rinde la voluntad á l:o mas per- * ^ Stujid ew»*- 
fcto,y ala deue el Principe poner gran eñiidiO'Cn '''^^,' **^^í* cuny^x 
los exercioiosíle la íála,y de la placa,6 para íupl r, ^onisartihHs qn^^ 
6 para perficionar con tilos ios tauorcsdc lana- ^^''^/'^''^'''^^^'i/''^- 
turalczn/ortalezer la juuétud,criareípiritusge- f^>?>*'jw h'tic per 
neroíos,y.pareccr bien al pueblo, 12 elquaí íc^S'^^'"'^''*- 
complaze de obedecer por íeñor á quien entre j^^c./z^.^.I??^, 
todos aclama por mas diedro. Lo robafto,y fuel- ^^ ^'KÍ'^^f Vri»^ 
toen laca^a.del ReynuelVro feñor,padredeV. A. cip's m foliar. anL 
íu brio , y delkczn en los exercicios militares , fu ^J^fi^ etiam ccu^ 
gracia, y airofo mouimiearo en las acciones pu- ^'^ fermrcdcbet. 
blicas,que voluntad no ha grangeado? Con ellas Ciulunj. ^ 
dotesnaturales,y adquiridas íc hizieron amar de (-^'cey.pnlí.í. 
íusvaílaUos,y eitLmardelosagciK)3,elRey Don MAr.hif.JrJlff, 
Fernando el Santo,cl Rey Don Enrique el Segú- 
do,clRey Don Fernando el Catolico,y el Empe- 
rador Carlos Quinto ,en losquales la hermolura, 
I y buena difpoficion fcacompañaron con el arte, 
con la vittud,yel valor. 

^ Ellos exercicios fe aprenden rr.e'jor en 

compañia.donde la eaiulacion enciende el ani- 

' iiio,y defpicrta la induQria^y afsi losRt-yesGo- 

* dos crliuanen fu Palacio aloshi/os delosEípa- 

• ñoles mas nobles » no loto para grangear las vo- 
luntades deíusfamiiias,fi.io también para que 
con ellos fe educaüen , y exercitaifcn en las artes 
los Principes íus hijos. Lo mi ímchazlan losRe- 

' yes dcMaccíionia,cuyo Palacio era íeminario 

Bt de* 



20 EMPRESSJS 

t s ^f*<c cohorsy-i'c de grandes Varones, i ^ Erte Gftilo,ó Ce ha ol- 
liitjcmi}h-iriíí Díi- uidado , ó íe ha dcípíeciado en La Corcedc Flpa- 
ciimjPr.cJ^ilorHm ña,licndo oymas.conucnient¿epara'¿uangcar los 
qucti^ifi Muerdo ajainiGS-delps Plincipes tíitrangcroSj trayendo a 
nnyfiHt.Cun., ella fus hijüSjtbrraando vniemluario^íínde pci: 
eípacio de tresaños fueül-n inftiniidos^jhs' ar- 
tes, y exercicios de Caualleíros , con que los hijos 
de los Reyes te criaiian , yíe hajian \ las c«)íbim- 
bte$,y tratodelasrucioncs, Y tendrían ranchos 
en. ellas, que con particular at"vCtü,y. cecococi- 
miei i to ios firnieílen . 

^ PorqueeLRey Don Alonroe[Sabío,abne!o 
de V. A. dexó efcritos en vna.lcy de las p.ntidas 
losexerciciosenqu'ídeuianocuparre loshi'josde 
los Reyes,Y.hai-"ati masimprefeon en V. A-íusmif 
. maspalabras las pongo aqui.^f rcífíie/ íic//ccLjJej)) 

4. 15-. ♦>'f. «> otras máfteras, fin las que dix.imos en las l?yes Antes 
d€fta,qtte Cünuiene mucho. EjUs Con en d'^s mt, taras, 
las -vn/irs qiic tañen en fecho de armas, para ayudav^ 
fe delUs ,Oítando menejierf itérele las otras para auer 
Jaborye placer, con que p^i^ieda; mejor fofrlr los trah.,u 
fos,e los pef<trcs,qua»do loshomere, Ca er, fecho de 
Cauallerias cotmien e que fea fabldor, para pvder n.e^ 
jar amparar lo fmo,e conquerir lo délos eneiHigos^ 
E por ende deue^faher canalcar bien, e p.'eftamefi- 
■ te,}- -pfar toda manj.ra de arma s, también de aquella» 
que ha de,, -yejtir p.fra guardar fu cuerpo, como de las 
ctr.is con que fe h'ide ayudar.B aqucllas^que fcnpa^ 
ra guarda, ha las de traer,} "vfar para poderlas me- 
jor fQfi'ir quando fuere menejler '^'demanera, que por 
agrauamientQ dellas no caya en peligro ,.ni eíp i^cr'- 
^nen<¡a,e<le las que fon para lidiar, afs i como la lan^ 
^a,eefpada,e pQrra.,e las otras con qu^ loshomts lú 
. dian a manteniente, ha de fer muy mañofo para ferlr 
con ellas.,E todas ejlas armas q ue dicho a ue/y/osytamá 
hienj^elas qi^ehií de vejtir, corno délas otras, h^ mc^ 
nejierq-ielas ten2^a.taJes,qite el fe apodere dejU^y^ ^^ 
-; ellas del, ¿ aun antiguamente mojlrauan a los Re- 
yes a ti rar de arco,€ de ba llejla ,t de jtthir at na., en 
^ CfiuallvjeUbcr (indar,C' de todíi-s las otras cofas.que 

4^>:. /o* 



F o LIT 1 CAS. 2« 

t O L'dj^cn aligere ::^A-,l' i>ale7irU. ¿cjio j.ícifn pardos 

ra^o/i¿s,la yn,\,pur'jiK ellos Je Japiepc-i hioi.iyu, 

dardelLís (jitafulo Usj-ue(Jt mc-fiejic^'.La otra^ponjuc 

loshurfics Tomapcnc/idc huen exewplopar.i querer^ 

¡ef^r^erjC nja r.Onde fi el Rey, afs.fcomo dicho ¿lue. 

wüi , no» i'jaj¡e de Us armas , Jiu eldaño (¡necndc U 

iferfiiayporqnefii-í ¿entes dej'ijar'iandcUas por ra^oii 

dl'lfpodria el rnifn.o yenira tai peligro, pur'^ue pi, rde- 

ria el ciícrpOye caería en gran vergiten^a. 

Para mayor difpoficion deítos exei-cicios , es 

muy a propofito el de la cac^a. En ella ia jiuiciitud 

tb dclembuelue , cobra faei-cas,yiigercza,lo pra- 

tican las Artes militai:cs,íe recoaoce el terreno, 

íe mide el tieaipo de et'peiar , aconicter,y hcrár, 

íe aprende el vio de los calos , y de ias eílratagc. 

mas. Alli elafpectode la lanü,te vertida de lasfie- 

ras,y de las disformes mouimientosen iaiauei- 

tc^purga los afedos,tbcralezeel aiiimo,y cria ge* 

neroXoseípiritus, quedcíprecianconííantes las 14 iV4w,e^j3i. 

lombras del miedo. Aquel mudofilenciode los i'afolltudo ¡pjnm 

bolqiiesleuantalaconllderacion a acciones glo (¡i*e ilhid lUa/tifí, 

. rioías, l^y ayuda mucho Lia ^ a ( como áixocl ^'lod yenationi dtt 
B.ey Don Alonío).í menguarlos penfa7//ie,itos^e la ttt'ryniagna cogita^ 

faíia.,í¡He es masmenejleral Jleycjuea otro horriC.K fin tionis 'mcttamen. 
todo Áque¡io dafalnd,ca el trabajo c^tiefe toma , je es ta Jnnt, 
con mefura,face comerle dormir u¡en,quets la mayor Pln^.iih.i .epijiol. 
coja déla -vida del home. Pero aduieJrte dos coí'as: ^td Corajac. 
Q^e non deue meter tanta coíia,ífi!-emefigr*e en lo que L.zz.tir.^.p.z. 
hadecomplir^ninije tantodella , que le embargue 15 Aam jimul 
los otros fechos^ mentem^j^' corpus 

f Todos eños cxcrcicios fe han de vfar dé tal laboribus fatiga re 
difcrecion,queno hagan fiero,ytorpecl animo, non conncnit.qno^ 
porque no menos que el cuerpo le endurece, "^ niamhi labores co'- 
cria callos con el dcmafiado trabajO,ei qual haze trariarü rctfmcfji- 
lafticos los hombres-Connienc también que las cictcs funt. Labor 
operaciones del cuerpo,Ydcl animo lean en tic- enim corpons m?^ 
pos diílintos,porque obran efetosopueílos. Las tÍ€(limpedime}¡tOy 
del cuerpo impiden a UsdeianÍBl0,y lasdel ani- mentís autem cor- 
xng a Usdd cuerpo, xj porí. 



2.2 



EMPKESSAS 




^ 



1- Pr^eft antcfta- 
tiirxy ac Doininus 
nm'nra. e^,qifi ya. 
leti¡¡tc¡l{'¿etíiípi\t 
y. id ere. 

yíríil.P.olit.cxp i^, 
2. I/npaMrorima- 
itjl.í t-./nu) nf) I u m 
a r.7:-¡ s d ce o r.i t" iV-y 
jj. cxiA)ii lc¿¡hij>s 
cjiorTct efiC anmi- 
icim^y:. 7>tni/nqnc 



P Ara mandares mcncfter cicncia,para obede- 
cer baftavna diícreeion natural,Ya vczesla^ 
ignoranciaiola.En la planta de vn edificio traba- 
ja el ingenío,en la fabrica la mano. El mando es 
eltiidiofo, y perípicaz: la obediencia caí! ílemprc 
iiu!a,y ciega. Por naturaleza manda el que tiene 
mayor inteligencia, i elotro porfuceísion , por 
eíeccion,ó por.ia füerca,en que tiene mas parte el 
cafo que la razOniy afsi le dciien contarlas cien^ 
Giasentrelosinftrumentos políticos de reinar. A 
lüíliniano Icparecioque noíolamente con ar- 
mas,ílno también conkyes auía de elUr iluftrada 
la Mageílad Imperial para íaberícgoüernar en la 
gucrra,y-erjlapaz. 2. 

Eüo íigníncaeiVa emprelTaenla pleca de artillé 
ria niuelada(parAaccrtarme)or)con U efquadra,. 
fimbolo de las-leyes, y de,lajuílicia(ccmo dire- 
mos) porque coa. eáaíc hade ajuílar la.paz/y la; 



POLÍTICJS. 2, 

gueri'a.íin que la vna jhi'b Otra le aparten áclo ¡'(^mpits ^S' bello. 
juílo,y ambas miren derechamente albLmco cic yii')7¡y<s ¡Kiasrcdl- 
la i'azon por medio de la prudcncia,yiabidiiria. p/^'f gui-c /ihvi. 
roreÜoelllevDon AlonlodeNapoies,y AraL^o ''-' ¡>r'o.<:-o,.\n\c. 
preguntando, que a quieil-deuia mas,a las armas, 3 £-v librUjca--^' 
ó'alas letras, relpondiót '£nlos libros hcapvcmiido m^^'S" amíorú iu^ 
lás(C,'w¿ís-,y losdo'LcíiosdeíasarwíiS. $ >'»< úidici^ic. Pa^ 

Alguno podjria entender efte ornamento de las norm.Ub..j{.. 
letras;,mas en el cuerpo de la Republica,figni'fica- 
doporlaipagcftad^queenla pcrlona del Princi- 
pe , cu ya afiltcncia a los negocios no le puede di- 
ucrtír el aleíludio de las ietras,y que bailará que 
atienda a fauorecer,y premiar los ingenios , para 
que en fus Reinos florezcan las ciécias 5 como lu- 
cedióalmilmo Emperador lul\iniano,quc.aunq 
defnudó dclias,hizo gloriofo íu gouierno con los 
Varones do(í^cs que tuuocerca de fi.Bieii erco,y' 
aun lo muelh'an muchas experiencias , que pue- 
den hallarte grandes gouernadorcsíln la cultura 
de lascienciaSjCcmo fue el Rey Don Fernando el 
Católico: pero íblamente íucede efto en aquellos 
ingenios delpiertos con muchas expericncias,y 
tan fauorecidos de la naturaleza de vn rico mine- 
ral de juizio^quc le les ofrece luego la verdad de 
lascolas/inque haga mucha falta la efpeculaco, 
yeleñudio^li bienelkficmprees neceilariopara ^ Ttn^. 1 • 
mayor perfecion; 4 Porque aunque la prudencia ^, ,,,/:/ j • > 
natural lea grande, ha me,nclter el conocmiiento ^^^ nitt'Ya í''"> 
delascorasparaíabereligillas , 6 reprouallas, y ¡.^^ 
también la obteruacion de los exemplos paila ¿^¿lYuüt'í} 
dós,yprcíentes,loqualnofe adquiere perfetamé- nuintuii -> i 
tefineleftudio: y alsiespreciíamenteneceñario L.\6t¡t\ ¡>*^ 

en el Principe el ornamento, y luz de las arres. C^ 5i — 

forln mengu/cdefíon J^iber cftas cojas ( dizeclRey 
Don Alonlo ) auriítpúrfHeun meter otro cofifigo 
que^lo fopieJ^e.E poderleya a'i>eti!r lo quedixo el Rey 
S alomo}7 ^quf el Quemttt fupoyiddde}} poder de otro j 
f a::^c fu fiemo J quien Líjí,.be guardar , es íeñordefa 
cor¿ít on,¡o qt^e conmeyíe mucho al Rey.. Bien ha me- 
nefter el oficio dci R!ey vn entendimiento ^r . nde 

B4 " iluf. 



pe-..c:ii:da 
c.i 1 



24 SMPRESSaS 

L.ió.tit.^.p.z. i ultiadodchslctvas.Cíí fiHdudi^{coí\\ocn lamií.- 
ma l.^y dixo el Rey Don Alonio) tan gr¿tfij£clw cx¡^ 
muCjlc^non lo podrid ningiinhornc cnnipliv li niows^ 
de b:!CjWHtendimie>íto,y de grm f^hidimÁ •..onde el 
Rey (¡íie dcfprechijie de aprender losfaiiores/leJj>re^ 
ci,íria X Dios, de ciuien vienen todos. A Igunas cien- 
cias hemos virto Ínfulas en muchos,yiolaniente 
en Salomón la politlca. 

Para la cultura de los campos da reglas ciciv 

tasla agricultura, y también las ay para domat 

las fieras; psro ningunas ion baftantcmcnte le- 

^utas para gouernar ios hom bies , en que es mc- 

5, Ow«/rfHWAt//, aeitermuchacieíacia. 5 No íin gran caudal, 

fadlius imptibe, eíludio,y experiencia fe puedehazcu anotomia 

rís,quatn hnml/dy deladiue'rfidad de ing,enibs,ycoi\umbrcs délos. 

ideofapicmlffmn íiibditos,tan neceílarix en quien manda; y alsL 

efie oPortet,qmí)o ninguito mas que al Principe conuienela fabi- 

minihus regere -ve- duri:i. 6 Ella es lasque laaze felizes los Reynos, 

ht. Xenoph. rclpetado,y temido al Principe. Entonces lo fue 

6 Ntiílm efiyCitt Saiomon,quando fe divulgo laíuya por el mun- 
UptentlAnugis co do> Mast'ereme en los Principes el íaberque el 
unii\ít,qukm Prn'i poder. VnPíincipeíabio es la Seguridad de fus. 
c¡pf,ctiins doíírU vailallos, 7 y vn ignorante la ruina. 8 De donde. 
7)x ómnibus debet íe inficrt:,quaii barbarafue la lentecía del Empe- 
¡írodej¡e ftbditis. rador Lucinio,qoe Uamaiu a las ciécias pefte pu- 

Vegec. ^ blica,Y a los Filoíotbs,y,Oradores venenos de las-. 

7 Rexfapli^nffld^. Repúblicas. No fue menos barbara la repre- 
híllmentumpo'pu^ heíion de tos Godos a la madre del Rey Alerico^. 
/' c/?. porque la inftruia cb lasbiienas letras , diziendo 
Sap.c.$. 2,6. que lehuzia inhabilparaías^materiaspOfkiíias. A 

8 Rex nifipie}}s diferente luz las miraua Enea S¿lvio,quando di- 
j^erdet popiiUm. xQ^que a los- plebeyos erxn plitAyí ios nobles oroyj 
fw'm. a los Prtíiapes ¡Hcdras /^r€c/ap>\ Refirieron al Rey^ 

jíccLcip. 10. 3- Don Alonfo de Napoles,auer dicho vn Rey^que 

9 a.-im yocc bo^ uoclbuanbi-cn las letras a los Principeí, y rtf- 
u!s ej)e,non ho>m¡' pondió.¿/£<í was fue im\^de buey y.que p. tí abra de . 
r^is. ^ homb'e. 9 Fór eílodixo el Rey Dc>n Alonfo.. 
íf.V!orni.l¡h.^. Acuciofo deneel Rey Jer en aprender /o> [dbcres : cd. 
Z..I 6i,tit.%.p.2. por ellos en tender k las cojas de Reyes ^y Jabrk me- 

jox. abrác en eiias. Igualmente íepreciaua luüo- 

Cciisr 



yOLlTlCAS. íf 

CeCar dcUsarmas,ydebslctras:y3Ísirchizo cf- 
calpir lobrc el globo del mundo con la cípad.! 
caviia rnano^yyn UbroenUotra,y cOc more, 
TE.X -v troque C^j4)-,mofti'ando,quG con la cípada, 
ylaslctras,adquiri6,yconíemócl Imperio. No 
las "jiizíó por tan importantcír el Rey de Fran- 
cia. Ludouico Vndecimo , pues no permitió a fa 
hijo Carlos Odauo ^que eltudialVe, porque auia 
reconocido en ü mifmo , que la ciencia le hazia 
perrinaz,y oblUrnadc en fu pare£er,ílii admítií el 
cooíejo de otros: pero no le (alió bien , porque 
quedó el Rey Carlos incapaz,y le dexógoueruar 
de todos con graue daño de fu reputación ,y de 
fu Reyno. Loseftremos en efta materia fon daño- 
fos.. La protunda ignoraiKÍa cania defpreciOjy 
iri.irLon,y comete disformes errores,y la demafia* 
da. aplicación á los eltudios arrebata los ánimos , 
y losdiiHcrtedelgouierno. Es la conueríacioii 
de. las Muías muy dulce > v.apacp-bie, y íc dexa 
maiporaísillir ilo pifado délas audiencias, y a 
lo molefto ddosConíejos. Ajuftó elRcyÓon 
AtonCoeLSabioelmouimiento de trepidación, -^a^'hlfl.Hifp^ 
y no pudo el gouierno deílisReynos. Penetro 
coaíu ingenio los Orbes,y no íupoconCeruar el 
Imperio ofrecido, ni la Coroi>a heredada. Los 
Reyes muy.cicntifkosg.anan reputación conlos 
ellraños ,y b pierden con fas vañallos.- A. aque- 
llos es de adniii-acion íu ciencia , y a eíloráeda- 
ño; verificandoíe en ellos aquella fentencia de 
Tucidides,que los rudos ordinarias etc Ion me- >-- 

joresparagoueniar,qiielosmuyagudos. lO El lo Hehetiores 
Soldán de Egipto-, mouido de la fama del Rey qiu7nacutiores,yt^ 
Don Alonlo, le erabióEmbaxadorescon gran- plitrimum rheÚus 
des.preíentcs,y cafi todas las Ciudadesde Caftilla jicmpihltcAm .id-. 
letuiúcronen poco,y le negaron, la obed.icncia, miniflrAnt. Tlm* 
Los ingenios muy entregados a la efneculacion cydjib.i.. 
de las ciencias fou tardos ea ob.rai:,y- tímidos en ' ' 
refoluer,porque a todo hallaR-iazones diferétcs 
que los ciegan,y cófunden.Si la villa mira las co^ 
üs ala. tcuerbef ación del Sol> las conoce, como 

foñ,. 



2« £M PRESS AS 

1 1 Tt¡»wpüfitiií'i fon j pero fi pretende mirar derecha mente a fus 
animo rnco í¡tf.-nc^ rayos,quedan los ojos tan ofalcados,queno pue- 
K(7C>^/// ueftlo^strcjit den diüingiiir las formas. Aísi los ^ingenios muy 
pietcr íic ómnibus^ dados al rclplandor de las.cienGÍas,falen deltas in- 
qfí.€fín)rjuh Solc. .hábiles para el manejo de los negocies. Mas de- 
Í'/.í?jcücc/íOiTr/o?/e íembaracadoobra vn juizio natural, libre de las 
pefum.ideditüeits diípLiías,yfutUczasdelaseícueUs.ElRcySalomo 
fíijs hominií jyt oc tiene por muy mala eíla ocupación , a'uicndola 
c/í/7^tr'ír«fí/T /« í' tí. experimentado, ii y Ariloteies 'juzgó poc 
jiccl.atf.i.i S' dáñoío el entregarle demafiadamente los Princi- 

1 2 Siít ejiim qux- pcs a algunas de las ciencias liberales , aunque les 

dcímexliheYdlihns concede el llegar a guftallas. i 2 Por loqual 

fdcr¡)sjqthis -y'fq-j esmuyconueniente,que la prudencia detenga ei 

adaliqínd dt'fcere apetitogloriolodefaber, queen los grandes in- 

honejUus fn.fciiL genios luele íer veheméte,como lo.hazia lama- 

tus -vero [efe lilis drede Agricola,moderandofuardoral cftudio, 

tradere^atquei'-fq', mayor de lo que cóuenia a vn Cauallcro Roma- 

ad extremf^mper- no,y á vn Senador, 1 2 con que fu poten ermo- 

Jeqnl ■vclle,'p(ilde do en ia íabiduria. «14 No menos fe excede en 

fjGxum. los eíludios , que en los vicios. Tan enfermedad 

JnjtJib.ñ.Pol. íuelc 1er aquellos del animo,com.oeílros del cuer 

1 3 Sed ífi prima, po^y aísi baila en el Principe vn esbocodelascie- 

wuetajludiiiPhilo cias,yai'tes,yvnconocimieto detuscfeílos prac 

fophix (tcrius -vi- ticos,yprincipalmentede aquellas que conduze 

tra quaconccjiínn. al gouierno.de la paz,y.de la guerra .tomando de- 

Jiom. ((cSenatoYi Has loquebafte ailuürallecl entendimiento, y 

háufijiCjnipYndai- tbrmaile/el juizio,dexandoá iosiiiferioxcs la glo- 

tia piarris incau riade"^tienta';a>íc.Contenfe con ocupar el ocio 

fum,íicflAp'Antem coii tannoble exerCiciOjComo en Eividio friíco 

í<;//;»'í,coí'rcr/'/JJí'r. lo alaba Tácito. 15 

7'víc, //; -v'it. Agrie. ^ Süpucílo efle fin no ion mejores paraMaef- 

14. Retinuitquc trosdelos Principes' los ingenios mascientifi- 

(quod eji difficilU- eos y que ordinariamente íueleii íet retirados del 

mum)ex jiipieiítia trato de loshombres,encdgidos,irreíuéltcS;ein- 

mudum. sbiics para los negocios, fino aquellos p.raclicos. 

Tac. hi yit. Agrie, que tienen conocimiciitó,yexper'ecia de lasco- 

I 5 íngenniUlnjire fas del mundo ,y"'puedeii cnfeñar al Principé las 

altioribus ¡}'¡di]s artes de rdn'ar ' junta'meñtc eon lasciencias. 

iituenis ad}h-od:nn f Lo primero que hade enfeñarelMaenrb*" 

dcdn non y t píen- al Principé es el temor de Dios,porque es- princi- 

qt*c •. pió 



■políticas. 27 

pío de la íabid aria . 1 6 Quien efta ?n Dios , ef- que yt mm he m^tg 
raen la tlientc de las ciencias. Lo que parece ía- iii'ficofignc.ouii ve 
^ bcr , hermano , es ignorancia hija de h, malicia, '/í<iff,ytj (¡ifAd-fir- 
por quien íc pierden los Prijicip-^is,}' los El' a'ios. trior. ñcuict'luS'.j.oY 
: ^ LaeloqaenciaesmuyncceJhriacn clPrin- ti/ir^ Jtempublix^ 
-cipe fiendoloia la tirania que puede vlar para c.ifeiTo'et. 
■ ati'aer afi dulcemente los animos,y hazerfe obe- Tftc.ltb.^.hijl. . 
decer,yrcípetar. Reconociendo efta importan- 16 Tif/.orDomlfji 
ciaMoyíenjíeelcuíáua con Dios-de que era. tar- 'f'i^mm fapientit. 
d.i,c;impcdidaru lengua* qa.idolcembió a Egip^ Ffalm. 100. 10. 
to a\5ouc.rnar llipueblo,' i 7 cuya efcuía no re- 17 objccro Bomi- 
prono Dios , antes le alVeguró que afsiíliria a fus '^t n'ofum eloquens 
labios ,y le enfeñaria lo que auia de hablar. 18 ►^^ hcrij c?- nudin^-.- 
Por efto Salomón fe.alabaua, de que con fu elo- tcrtiiis,0* ex quo 
qucnciaíeharia reucrencíar. délos poderofos ,y Iccutus es ad fer- 
que le oyellen con el dedo en la boca. 1 9^ Si aun , '*/'^ titum, i//>ücdi- 
pobre,ydefnudalacioquécia es poderofa á arre-- tioris^* tardtoris 
•bataí el pueblo , que hará armada del poder , y /'>'g?/.c fum. 
vetUdadela Purpura? Vn Principe que ha -menef £>-'od.^. 10. 
ter , que otro hable por el , mas es eílatua de la iSPerge Igitur^cs;^ 
Mageftad, que Principe. Nerón fue notado de ^go ero Inore tuo: 
fei' el primero que necefsiraíle de facundia , age- doc^hoq-^te q-iid lo 
na. 20 qHííris.£XGd.^.ii 

f La hiñoria es maeílra de la verdadera poli- i9 I^icofpetlupn^ 
tica, 21 y quien me'jor enfeííara á reinar Zil tentiuctdmírdhJlis 
Principe, porque en ella eftá preíente la cxpcúc^.eroj&'facies Pri/u- 
cia de rodos los goiiier nos paliados, y la pruden- cipÍ!immÍY.ibumHr 
cia yjuizio de los que fueron . 22' Conlejero es ^^ tácente me ¡ufii 
queatodashoraseftacoael. De la jurilpruden- nebunt,'^' loquen- 
cia tome el Principe aquella parte que pertenece teme nfpicicnt ^&' 
algouierno^leyendo rasleycS;yconll:itucionesde fermccinuntcvi me 
íus Hilados, que tratan del,lasquales halló lara- f/wrf, mAnus cti 
zondceñado,yaprou6el largo vfo. Juoimponent. 

En las ciencias de Dios no fe entremeta el S.ipicnt.s. 12. 
Principe ,p.^r")ue en ellas es peligrólo el faber,y 2^ Primus ex Ijs,, 
el podcrxomo lo experimento Ingalaterra en el q'^l rertl potiti ef. 
Rey lacobo ,y bafta que teng.; v na fe conliantc,y ffit , Nerrj.ac a Lc- 
á lu lado Varones fantos,y doftos. «.v/t cirdcc e^irij'^e.. 

.$ EnlaAñrologia judiciariafefuelen perder 2'*ír.//¿'.i.íi''?.'. 
tósPrincipcs^porquóciapetitodeíabci: lo futuro 2.4 VcrtJiímxaiJ'i.- 

cs <:i'plí,. 



CíplhiX ,exerdtít. 
tioítemque íXd polif- 
tic^isacboncSfhijlü 
riíun €Jíc. Pol)b. 
lib. 1 . 

22 Hominu mi^l. 
toritm mcns in ifuít 
coll€¿h.S.Grcgur, 



x8 EMPRESSAS 

es vehemente en todos^y en ellos mas,pocgue les 

impoirtaria mucho , y porque anhelan por pare- 

ceiTe á Dios,y hazer íobrenatural íiipodcrjy aísi 

pallan á otras autes tu perñicioías, y aborrecidas 

del pueblOjUcgando a creer, que todo íé obra-por 

las cauLasfegundaSíCon que niegan la prouid'en- 

ciadiiiina,dádoen agueros,.y lortilegibs^y corno 

dependen mas del calb,que delaprudcncia>y ia- 

duílria humana,(on reniiílbsen relolueric:, 

yobrar,yíe confultanmascorUcs 

Altrologos,que conlus 

Coníejei'os. 




Zas 



POLÍTICAS. 



29 




I AS lettas tienen amargas-las-rnizes/i biífn 
_ ion dulces ítis frutos. Nucih'a naturaleza Jas 
aborrece,y-ningan trabajo fíente mas, que el de 
íus primeros rudimientos. Que congo jas, qiie 
fudores cuellan á la juuentud? Y alsi por efto, 
como porque hameiiefter el ciludiovna conti- 
nua aCsil\ei-iCÍa,q! le ofende á la íalud,y no fe pue- 
de hallar en el las ocupaí:icues,cercmoBÍas,y di- 
uertimicntos-del Palacio ,e:> menetkr la indul- 
tria,y arte del Maeílro, procurado que en elios^y 
en los juegospueriles les vaya ta di-^fiacada la eu- 
í;eaanCvV,quelabeba el.Pñacipe (in lentu->j::oinp 
Icpodna hazcr parAqucaprendieile a leer,.for' 




íc eiuciA? el vocablo.cayo ccuo de la ^anaiicia,y 



C'iVO 



JO EMPRESSAS 

cuyo entretenimiento le dada fácilmente elco* 
nocimiento de las lctras,pucs mas ay que apren- 
der en losnaypcs , y los juchan luego los niños. 
Aprenda a eíciiuir, tenicrido grauadas envna 
lamina íutil las letras, la qualpueftalobre clpa- 
pcl llene por ella;Comoíurcos,íegura lamano,y 
Ja pluma'exevcitándofe mucho en habituarle en 
aquellas letras,dc quien le forman iasdcmáS;Con 
que íe enamorará del trabajo atribuyendo a fu in 
genio laindultriadelalamina. 
§ Elconocinr.ientodediuerfasknguascsmuy 
necetfario en el Principe , porque el oír por in- 
terprete , 6 l.eer traduciones , ettá fwjeto a enga- 
ños,ó a que la verdad pierda íu fucr<^,y cnereia, 
y es gran defconíuclo del yaflailo,quc nolc eiitié- 
da quien ha deconíolar fu necefsidad , deshazcr 
íus ágrauios,y premiar íUs feruicios. Poreílp lo- 
fef auicndo de gouernar a Egipto , donde auia 
i I/«gí/rfw,^//^grandiueríidadde lenguas que no jentendia , i 
ftonnoimntyiiucli- hizo eftuJio para aprendcllas todas. Al prcfente 
uít. Emperador DON FERNANDO , acredita, y 

PLlm.Sz.6. hazc amable la perfección con que habla mu. 
chas, rcfpondiendoeu lafuyaacada vnode los 
negociantes. Eftas no fe le han de enícñar con 
preceptos que confundan la memoria , íino te- 
niendo a fu lado meninos de diucrías naciones, 
que cada vno le hable en fu lengaa;Con que natu 
raímente íincuidadü,ni trabajo las íabrá en po- 
cos mcíes. 

f Para que entienda lopraQicodelaGeogra- 
fia,yColmografia(cienciastanimportantes,que 
fin ella es ciega la razón deeílado ) ellén en ios 
tapizes de fus cámaras labrados les mapas gene- 
ralcsde lasquatro partes de la ticrra,y las Prouin- 
ciasprincipaies,nocon la confufion de todos los 
lugares , fino con los rios , y montes , y con al- 
gunas Ciudades,y puertos notables. Deponiendo 
también de tal Inerte los eftanques, queen ellos 
comoen vna cartade maiear,reconozca(quan- 
do entrarea patVearíe/iafítuacion dciniar^imíta- 



POLÍTICAS: u 

¿osen fus coilas los puetos , y dentro las Tsias. 
En Ios5lobos,y esfc^ras vea la colocado del vno, 
y otro cmÍ3teno,i<.)S mciiientosdcl ciclo , los ca- 
minosdei Sol,y Lis cif^rcncias uc ios dias,ydc ias 
«oches, no con demollracionos científicas, fir.o 
por viadc nairracion,y eiktrctcniniicnro.Excrci- 
tcíccnlos víosdela Gcometria, midiendo con 
.inítranicntoslasdiftancias, lasalruras,ylas pro- ; 

fundidadcs. Apréndala fortificacion/abrican do 
coo algunamafa fortalezas y placas con todas fus 
cftradasencübicrtas,foflbs,baluartes,mcdias lu, 
nas,ytigeras,, que^delpues bata con piezczucias 
de arriliccia,y para q mas íc le fijen en la memo- 
riaaqueUasfiguias/e formaran de mirroí>,y otras 
yernas en los jardm.es,comoíe veri en la: peden- 
te erap.rcña.. 

Enfádele en la Cirgentcria., teniendo^vaziadas 
de metal todas lasdrfcrcnciasdc íoldadói,aííidc 
caualleria,eomo deinranteriaque ayen.vn exer- 
cito.de losquales lobr^ vna mela forme diueríbs 
ef(.]uadrones,a imitación deal^una eftampa,dó- 
de eíién dibujodos,porqneno hadttenereLPrin i Itanueludimag 
cipeenla.juuentud entretenimiento-, ni jnejp, »J ex parre imita . 
que no fea vna imitación de lo que deípucs ha de f'^^ "^ , t^fie debent 
obrar de veras 2 Aísiíu?m?menre cobrará amor e^rtm reruniy^ua 
a;dteartes,y dcrpuesya.l>ien.amaBecida la \\xz¿rio pofica fmt 
delarazon',podraeiitcndellasmcjfprconla con- o^crmd'je,. 
ueríácion de hombres doüüs , .quelédefcubranvf/'///ó.f.^/.7,c 1 7. 
lascauías,yefotos.dellas,y 3 con miníftros exer- i /ímtísfapi€ns, 
citados en la paz, y en laguerra, porque fus noxrPpi''^*ttor crin ó* 
cias como fon masd?i tiempo preiente.fatisfacé ¡¡^tclli^efis guher^ 
a lav dudasjíe aprenden mas,ycanían menos. 4 naatU poj.idébit, 

/ No parezcan a alguno. vanosetlos enfayos pa Pron i. ^, 
ra la,bu :na crianza de ioshijosdc los Reyes^paes 4 "^ ítpientlctm om- 
mucíka la exp^riencia-quantas cofas aprenden niitm antiquorurtt, 
pnrfi miímo tacilmentelo? niiios, quenopu- exjttircr ftpiens, 
die r a n con c 1 c uíd ado de fus M acft ros. Ni í e ) xz:^ -^ 'i-t r >■ ,> : ¡í,;' c t ,^ 
g'ien por embaracploscftbs medios, pues fi para- >^omm :'}ominctto-^ 
domar,ycorrrí;iivvncanallo, íehan inuciitado rumco'ijcfu^hit; 
tancas ditcrcncid&ide bocados.firenos^cabccóncs,. r:ca,i9.. 1 4 
I ' y 



'5 Míhl yidetm^ 

tUfcknÜAtiiyho- 
minemfYegerexm' 

^ mtUtiplex. 



?i EMPRESSAS 

y mucci*oIas,y fe ha eícrito tanto fobre ello^qul'. 
to mayoi' deuc ícr la atención en formar vn Prin- 
cipe perteto,qnchadegouernarnoíblamcnte a 
la plebe ignorante , íino también a los miímos 
Maeílros de las ciencias. El arte de reinar no es 
donde la-natucaljeza,fino de la eípeculacion,y de 
, laexperieneia.Ciencia es délas ciencias, '5 Con 
el hom bre nació la razón de eftado,y morirá con 
cijfin aaerfe entendido perfetamente. 

^ Noignoro iereniísimo Señor,quetienc V, 
A.al Udo tan dodo,y labio Maeftro,y tan enten- 
dido en todo (felicidad de la Monarquia)que ile^ 
uaráa V.A-con mayor primor por eftos atajos 
délas ciencias,ydelas artes ^ pero no he podido 
elcufar eítos advertimientos , porque ü bien ha- 
bla con V. A.efte libro , también habla 
conlosd^más Principes que 
- iou,yíerán. 



y^rmí 




P4 



POLÍTICAS. 



?? 




D^L cuerpo defta emprcffa íe valió elEf- i yenter tnus jl. 
potocnlosCátarcs,para fignificarci ador- cnt aceruus trltl- 
no de las virtudes de íu Bfpoía, i a c^ue pare- ci,"^cí latns íilijs^ 
ce aluden los follajes de acucenas que corona- Cant.y 2 
lian lascoiunas del.templo deSalon>6,paraper- 2 Et fuverectpi- 
fecior.aUas, 2 y el candelabro del TabcrnaN:u- t¿í cclum?i:(n < p fS 
lo cercado con ellas, 3 loqualme dioocaíiode iu modumliHj po- 
valermeadmilmocüerpOjparaíignificar pot elj^^'f , 'perfUtum- 
trigo las a(^ucenas,las buenas letras, y artes libera queclicpus colum 
le^jConqueiedcucn adornar^y no es aireña lacó- n^rKm. 
paracion,pucs per las elplgas entendió Procopio z.Rc^.j. zz. 
losdicipulos, 4 y por iasac'icenas lacloqacn- 3 Acliliacx ipfo 
cia el mifmo Elpoto 5 Que ton las buenas letras, procedaitia. 
íinovna corona de las ciencias? Diadema de los iíxod.zys i. 
Principes le llamó Caíiodoro. 6 Algunas Ierras 4 Spicanonjiney 
coronauan los Hebreos con vna guirnalda. ElTo T^f ego qtndefttj^ 
parece que u¿aiíican ios laurosde ios Poetas las tio,difa'pulyrum 

C roí"' «"oe- 



14 EMPRESSJ3 

c9ctunjintdlesit. rofcasdelas becas ,y las borlas de varios colores 
Proco. incÁ^.i 7. dclos Dotores. Ocúpenlas ciencias ei centro 
jfai. del animo,ptn-.oru cii-cunfcreneia lea vna corona 

4 Lrthta CÍAS IL de letras pulidas. Vna-proféísion fm noticia , ni 
/;.t dijtilUtia mi^ adorno, de otras, es vna clpecie de.ignorancia, 
rrUctmj^ñmam. porque las ciencias fe dan las manos, y hazcn-vn 
C*«f.5 13. circulOjComofe veen elcorodelas nucueMu- 

5 Diadema ex/-.fas. \ quien no cania la mayor íabiduriaíiesíe- 
mium.im^recíciht uera,y no labe hizeríe amar,y eftin'ia r con las ar- 
lis tio.itid latera- tesliberales,ycon las buenas letras? Eflas ion mas, 
rurnyferquadíf^m necesarias en el Principe, paratemplar con ellas 
-vererum promde^ laíeueridaddel reinar,puespor íu agrado las !la- 
tiadiJcitur,Reg4. man humanas Algo común, á los demás feha de 
lis áipiitas fem- ver en el,dilcurriendo de varios eftudios con ata- 
per attgetnr. bilidad,ybuenagracia, porqueno eslagrandeza^ 
Cafwd.iz. yar.i. Real quienxoufunde, lino la iíidiÍGrcta melura, 
Aloyf.Nou,Sch. como no es la luz del Sol quien ofende -a loso jos 
Prupli.cüp.'^. fino íufequedacl^yarsiconnienc,que con las artes 

liberalesle domeftiq'ae,y. adorne la ciencia poli- 
tica.Norerplandeccnaiiasquc ellas los. rubies en 
Ja corona,y los diamantes en losanilios,y aísi no 
deldizcn de la Magertad rquellas artes en que 
obra.el ingenio,y obedece la manOjfin que pue- 
da.otenderle lagrauedad de Principe., niel cui- 
x-«« ^ ;/7 ^^ dada"dels5ouierno,porquc feentrfsueaellas. 7 
1 ■íici' y^e aures ti Emperador Marco Antonio le diuertia con la 
í/i' ^i ^i^il'i .'- pintura: Maximiliano Secundo cócincelar;Teo- 
. .1. n.^tíkic r^ baldo Rey de Nauaxra colaPoefia^v con la mu«. 
r-t '>,,,tr.^ ucaaquetamoienreaphca-laMagcítaddeEebpe 
2^- ,w ^ .^^^ Quarto,Pad*:edeV.i\ quando depone loscuiaa» 
.-4 A . ¿Qs j^.a,-^-,^5Q5 j^m^¿Q5 £j^ ej|J^criauanlos£lpar-- 
tanos^u jauentud. Platón., y Ariftorcles enco- 
miendan por vtiles á las Repúblicas eftos exerci- 
cios , y qu ando en ellos no repofara el animo , fe 
pueden afedarpor razó deeftado porqucicl pu€ 
blo af2,rada'Ver entretenidos los peníanaientosdej 
Frincipcyquenoeílén ílemprefixos enagrauar 
iu.íeraidumbre. Porefto eran gratas al pueblo - 
8 A'íc/xiíi M RoaiaQo las delicias de Drufo. 8: 
tuuc:tead(od¡fph. ^ Dos.coüsíciíandé adücrtirencl vfode ta- 
«- ics 



políticas. íf 

iesartcs ; que (e obren a (olas éntrelos muy do- 9€h(iti hoef^éth» 
mettJ.cos,comohaziaci Emperador Alcxandro hmrdcyri , í//V;^,: 
Seuerotaunquecra muy primo en íonaf,y can- ^(^fp^fatíjill^its, 
tarj porque en los demás caula ddjccQO el ver fccla-tf C;K:nu.¡;s 
ocupada con el plcdro, óconelplnc^Ua mano f''i^herer^(juAr?íj:;- 
^ue empuña el cetio,ygouierna vhRtino: eíto /^^i,c>- nulin i^c- 
íc nota mas,quando lia entrado en lt4Bciad eii que it*pt(i'tibus au^ccu 
han de tener mas partes los cuidados pubiicGs, fi*s.,r//^jti>s i',;l^^ 
que los diuertimientos particulares, íiendo tal tia-s^fcr mniucu"' 
nueílra naturalczi,que noacuíamos a vn Princi- ^(ís cxenc, cr» 
pe,ni nos parece que pierde tiempo quandoefti ^acnj¡lf,j,anrt^ 
ociofo, fino quandole di uiertc en eftas artes. La 
ícgunda, que no íc emplee nouclio tiempo, ni 
ponga el Principe todo Tu eftudi© en feí- excclen- 9 Hac tria ad dif, 
te en ellas, 9 porque deípuesfandara íu gloria cipíinam fpa art 
masen aquel vano primor,que en los del gouicr- oportet, yt mcaiu 
no,como lafundaua Nerón jíultando las riendas teneatur , in peri 
de vn Imperio por goucrnar las de vn Garro,ypre j^ojsit yt deccat, 
ciandoícmasdercprcícntar bienenel teatro ia yírijf.lih.:g.pol.c. 
pcríbna 4c comodasLCitc ,quc en el mundo la de 17. 
JEmpcradoc.Bicn preainoefte incon neníente el 
Rey Don Alojifo en íus partidas , quando tra- 
tando déla modelación deílos diuertmiicntos, 
dixo;¿ por ende el Rzy,Queny .opiefe decftascofís L^ZÁ.thJ'^.p.z. 
bien vfafyfegun dejufo aiximos^jind pecado ¡e la 
mal cjhn^ay que le ende yerma , feguíWlehia ann de 
ello gran dano^que etimUceria fufecho,dexando las 
cofas mdyores, y huenaSy por las yiUs. Efte abuló 
dehazcrel Principelas aprecio dclas^rtes.que ^j^ 7 , Jemid 
de la ciencia de reinar, acusó clegantcmciuc el ^ •• • 
Poeta en eftos verfos. 

Exc^ident alij fpirantia molí tus eer^y 
Credo equidem >¿'>w ducent de mafmore 

yultus^ 
Orahttnt c 4 ufas melius, cce Uqu e m eatus 
T>t¡crih€nt radio^z^furgcntiafydera dicent, 
^u refere imperio ^o^ulos B^mano memen^ 



l6 BMPRESSAS 

jiie tihl epunt artes ,paci'cfue im^OTícre morc^ 
Tayctre fuhte^isy t^ debellare- f^i^perhos* 

^ La PocHa Tibien es parte de iamuficajpcjr- 
que lo que en ella obra clgraue,y el aguüo,oüfán 
en la Poefia los acentos>y coníónantes, y es m^s 
noble octi pación, fiendo aquella déla mano;y 
eftd de íolo el entendlQiicnto : aquella pavadc- 
kitar ,ycfta para cnfeñar deleitando ?con redo 
eíTo no parece quccomiiene al Principie , porque 
íli dulzura íuCpendeiTiucho las accioncs'del ani- 
mo, y enamorado de fus conceptos el enten. iniie 
to,comodeíu canto-el P<uiteñor,no íabe dexar 
de peiVrái:enellos,yfe afila tanta con la Uuileza 
de la Poefia,quedefpuesíe embot3,y tuerce en io 

cttium putandnm ^^^ ^^ aquella deleitación que en los verles-, le deí> 
e/?CÍ7' (trs ^il/íciP^^'^^^^y^^^^^'^^^'y^^^'^^^^^'^^'^^^^^^^ ctrOjCO- 
plhia^qu^curr^iue molohizoel Rey de x\ragon don luán el Pnme- 

corpU'S <tHt 4«?;;í,t ^"^^ '^^^^^^^^^^^'^'^'^'^^^^^"^^'^''^'^'^^'^^■-•'^"'P'^ en -la 

mt mente ni iihcri Poefiajtrayendode Proiiiucias remoras los mas 

hominis ad yhm, excelentes en ella, hafta que impacientes íus vaí- 

CiT- operit T;/yrwf/i- ííili<^síe leuantaron contra el,y dieron leyes a íii 

i¡h,i:lem reddaut. ocioío diuertimiento. Pero como es la Poeíia 

¿r//l Uh.Z P(;|^^, tamiliarenlasCortes,y Palacios, y haze corteí a-- 

^ ' "* ' nos, y apacibles^los ánimos^ paneceriael Prin* 

cipe mu'y4'i,ntJrante,í]noíuuicfré algún CTinoclí. 

miento della , y la fupieíle tal vrz víar , y aísí íe 

ie puede concederalguna aplicacion,q«e ledeG. 

p,ierte,y haga entendido.. Maygranes Pocfias ve-- 

mos de losque gouernaron el mundo , y tuuie- 

lon el timon-de íanauedc la Igleüa-con aplaufo 

vniueríai de las-naciones- - ^ 

i.i líí [tb^emá-ca- ^ SaelcnlosPnncipescnrregarrealasafr.es: 

neis n'bus noli 'de la di<Hlacion,yfi bjencs noble diucrtimienta, 

jcrutM-i //íwiWf/í- enqueíc deícubren notables ?fctos, y ícfcrctos 

a.er. dé la n-\tur.'ylezá,coaien2 tenerlos muy íexos de- 

i^c/íj^'t-.j. í4j. 1Us,i r porque fácilmente lá curiofidad palla a 

b alquimia , y íc tizua.en cila la codicia , pro- 



fOLlTlCJS. J7 

curíincio fijar el azo^uc,yhazer piata^yorocn q 
ícconlUmeelricmpó vanamente con dt'íprjcio 
ác cüdos,y le o alian las ríTiirez^s prdentcs per ias ^• 
fucuras,dudolás,y inciertas. Locura es que ibia- 
mcfite ie cura con la muerte, empeñadas vnas 
e:íperien¿ias c5 ctras,finaduertirqucnoay pie 12 Quid fítiucf;tia 
dra filoíot'aimasrica que labuena economía. Por f-^c^^plaitis ^ aiKc 
ella,y por la acgociacion>y no por la ciencia qui- operarurcmnu:St 
mica íe ha de entender lo que dixo Salomón, ^^^'Cm jcnfus ope^ 
que ningünacoíaauia mas rica que la labiduria, >^fwr,^w/i hcum 
IZ conaoíecxpei'inncntóenelmiímo'^ auicndo^w^'Jí^wf , magis 
íabido juntar con el comercio en TarfiSjV ofír ^ff'^m illaefi artu 
grandes teíoros,para los qualcsno fe valdría árfix. 
Hotas,expueíVas a los peligros del mar, íalos.pu- ^ap.c^tp.s. 5. 
diera multipliear con loscdíbles; y quien todo 13 ht aijpu.auit 
lodiiputo, 13 yniuo ciencia infufa, huuiera(íi/«fo' llgins u cc~ 
fuera poísible)alcan^ado,y obrado efte fecreto. droyqux efe Ui i.u 
Nicsdextcer,quclo permitirá Dios, porque fe h^noy-vf^uc ad Hi 
confundiría el comercio délas gentes Joptfmjqita egredi 
que con (lile en las monedas la» tur de pariere. 

bradas de metal precio- 3«^í'gr c^p- 4. 33, 

ío, V raro- 

'(•-■) 




Cj Ka- 



EMPRESSAS 




NAceu connorotroslosafedos,y la razón 
llega dcípues de muchos años , quaiido ya 
los halla apoderados déla voluntad que losrecow 
noceporíeñoreSjlieoadadevnafailaaparieciadc 
bien,haftaquela ra2on,cobrando fucrcas con el 
tkmpG,y la experiencia rcconocefu inipeno,y íc 
oponca latiraniade nucftrasinclinaciones,y ape 
titos. En los Principes tardamasefte reconoci- 
niicnto,poi queco las delicias de los Palacios ion 
mas robu ños ios afedos^y como las perlones que 
les aísiíien alpiran al valimicto,y cafi fiempreen- 
tra.la§raciaporla voliuitad,yno por la raz5,to- 
dos íe aplican á Uíofígcar, y poner azechancas á 
aquella,ydeslLibrar aeíla.Conozca,pues,erPrin- 
cipc eftas antes , ármete contra fus afectos,y con^ 
tra los que íe valen deüasparagoueínarle. 

/ G ran deícuidb ay en componer los ánimos 
de los Principes. Arrancamos con tiempo las 
ycryas intrutuolas queiiacen entre las micfes^ 



- T o LITIGAS. ?9 

dexamos crecer en ellos ios n^«ilus atedos, y paí- 
fioncs que íe oponen i b razon.Ticnen los prin- 
cipes nvachos Galenos para el cuerpo , y apenas 
VR cpitedo para cUnimo,clqual no padece me- 
nores achaques , y enfermcdacics ; antcsiojí nías 
graues que las del cuerpo ,citianto es mas noble ¡^ 

parte la del animo. Si en ¿Ihuuícra frente donde 
le tra.^ladafle la palidez de íus malas afcccicnes, 
tendríamos compalsion a muchos que juzgamos 
porfelizes,y tienen abrafada el alma con la íicbre . 
• de fus apetitos. Si íe v ieílc el animo dcvn tirano, 
íevcrian en el las róchas,y cardenalcsdcíuspaf- . . , 
fiones. 1 EníUpechoíeieuantantempcíbdcs ^ ^^ ^<^cM<intur 
fm-m(Hc An afI»AnQ con ln<;nnnlr<; nrrrirrhn^ííi ^'^ yrdnHorum mcn^ 




ponelapal^ion;dc donde nace la diucríidad Je "? ''''''■';? '\^ ''''''/' í'^ 
juizios,y opiniones,y la eüimació varia de ios ob- J!i* ^\ j!¡^,]!^'^ 
jetos , legua la luz a que le los pone. No de otra-' '*'"![''* íJ)"^ *'^'. 
inerte nos fucede con los afc£los,qucquádo mi- '^^^^^'^^ojultis <tnt 
ramcs las colas con los antoj\js largos, dode por ^'*-^yY^^^^^'*^'' 
vna parte íereprefentan muy crecidas y corpuie- -^'*^'*^^-3' i-^nfL 
tas, y por la otra muy dilminuidas , y pequeñas. 
Vnosmiímoslon loscrillales, y vnas roifmas las 
colas; pero eíla la dlferccia en que por la vna par- 
te pallan las eípecies,ó los rayos vilualcs del cen- 
tro a la circunferencia con que fe van efparcien- 
do, y multiplicando , y íe antojan mayores los 
cuerpos,y de la otra pallan de la circunferencia al 
.ccntro,y llegan dilminuidos; tanta diferencia ay 
de mirar detla,ydeaquella manera las cofas. Aun 
milmo tiempo(aunquc en diucríbs RcynQs)mi- 
rauan lalucelsion ala Corona el Infante D Jai- 
me, hijo del Rey Don Jaime el Segundo de Ara- ^^^^ y/^ j^>r 
gon^y el Infante Don Alonío, hijo del Rey Don * ^' "^^* 
Dionifiode Poi-tugal. El primero, contra la vo- 
luntad de lu padre larenunció;yellegundopro- 
curaua con las armas quitarfela al fuyo de la fren- 
te. El vno confideraua los cuidados, y peligros de 
£cinar,y eligía la vida rcligiofa por masquicta,y 

C4 fe- 



40 EMPRESSAS 

feliz. El otro juza;*iua por inutil,y pcfada la villa 
íinelmando,y ceti-o,y anteponía el deíeü, y ape- 
titode reinau a laleydejanaturak'za. Ei\r.o mi- 
i-aua a la circuiifcrécia de la corona gue íc rema- 
ta en flores , y. le parecia viltoía , y> deleitable. El 
otroconíid'írauaelpunto,o centro della,dc dó- 
deíalen las lineas de los del.vclos,y fatigas. 

( Todas las acciones de les hombres tienen 
2 Omúa iiim({ue porfin alguna eípecie de bien, 2 y porque nos 
eilis/juodjpecicm engañamos en lu conocimicto,eiramos la nia- 
honi pncferf , gra- vor grandeza nos parece pequeíja en nueüro po-- 
f/V omncs ctmr.t. cier,y muy grande en el ageno.Dcíccnocen'.os eii 
Aj'ífidii.i^oLc.i' noíotros los vicios, y los notamos enJcsdímcs, 
• ^^'" "^ * Que gigantes fe nosieprclcntan los iniciuosti- 
ranosdeotros, que enancslosnucf.ícs? Tene- 
mos por virtudes los vicics,qucrii ncc que la ?m - 
bioion íeagríindeza de siiimojla uiuJdax^ jrüi- 
cia , la prodigalidad libcialicad , la ten eric'ad va- 
lor, fin quela prudencia llegue ac:iceinu- jo lo- 
, ., neÜodeloma{ó,ylovtil de lo daño'o 3 J^isi 
S VAucí fntáen^ ^^^ engañan las colas, quando las n; iranios por 
m,\oonpta ab ríe ^^^^ ^^^^^^ delosartojosde nueílrcs A dos , ó 
ttr,uYibns,jtn¡(i paisior.cs.folamente losbtneficioslehande mi^ 
* ^'í-^'Jí dijcer- rar por. ambas. Los que íe reciben parezc&nfitm 
"^"^", . . prc muvgrandes,los<]ue íe dan muy pequeños. 

A^ ]i(í\rT Nololameate lepatecian aísi a 1 Rey Don En ri- 
M^r.íJíjtJ ijp. queelQuarto,pcro aunlos oividauajVÍblamen- 
te tenia prc lentes los ícruicios que recibía . y- 00-' 
fno deuda trató yadepagailosiuego. Nopjenfc 
xi Piincip.e,que la merced que Hazee^maic? con 
qucücxa.feñalaciopor.eíclauoa quien le recibe; 
qneurtanolcriagenerofidad, fno tirania,y vrra 
eípeciede comercio de voluntadesxcmo dccí- 
clauos en lascoftas de Guinea-, comprándolas a 
. precio degracias. Quien da no ha de prnfar que 
impone obligacioí), El que la recibe, pifnle que 
4. C^"/ díitomj!'*' queda con ella-.imitepues el Principea Diosqae 
/•ííi ^.ff'::¿nrer jC^' da liberalmcnte,y no zahiere. 4- 
;/../: i.-f.yrvferat, ^ En la3 reíolucionesde moueija gucrrí! : en 
iii i' ;/•. <*!}'. 1 j¡. ioitratados del? paz:en las injurias que le haz<5 : 



en 



FOLITICJS. 41 

en.las que fe reciben , lean fiempre. vnos miímos 
losciillalesdelarazon ,pordondele miicn con 
ii^ualdnd. A nadie conuicne mas elta inciiferencia 
y julUciaen la coníidcracion delascoías, que al 
Principe,qLieesel fiel deliiRcyfio,y hadehazer 
pciteto juizio de lascólas para quj ka actrtado 
fu gouierno, cuyas balancas andarán dclconccr- 
tádasJieneliascargaren íusaf-dos,ypaísioncs,y 
no las igualare la razón. Por todoeíto conuiene 
queíeagrandeelcuiciadoy atención de losMaeí- 
tros en delengañar el entedimiento del Principe, 
dándole aconocer- los errores de la voluntad,yla 
vanidaddefusaprehéíjones, para que libre,y deí- 
apaísionado haga pcrt'cdo examen de las coías. 
Pol-que lile con íideran bien laseaidasdelos Im- 
periosjbs muaancas de los E liados, las muerte^ 
vJolcncas fie los Principes, cali todas han nacido- 
déla inobedi.ncia délos afedos,y paísionesá la 
r^zon.No tiene el bien publico mayor enemigo 
C|ueáellas,yios fines particulares. 
^ f No es mi dictamen que fe corten los afedos, 
ó que le amortigüen en el Principe, porque íin 
ellos quedaría inutiipara todas las acciones gene 
roías, no auiendo la naturaleza dado en vano cf 
amor, la ira, la clperan^a,y.cl miedo, los quales 
íino fon virtudeSjlon compaííerasdella,y medios 
con que le alcanca.y con queobramos mas acer- 
tadamente. Eldañoeftáencl abufo,Y deforden 
dellos,que es lo que íc ha decoiregiren el Princi^ 
pe, procurando que eu fus acciones no le goaiet" 
neporíusaftclos,finoporla razódeeftado.Aun 
los que fon ordinarios en los demás hombres,no 
conuienen hhM agcftad. 5 En íu retrete íolia 5 -. I^egftm eft r><$ 
Cnoj^ rfe Carlos V. pero no quando repreícn taua ~í'iit^re,i>r non we- 
la pcrfona de Empevacior.Entócesmas esel Pdn- ^^ homini ,jed ne 
cipe vna idea- de GoucrnaGor,que hcmbre. iVlas í'«/'^y^V»iíí quidem 
de todos; qíuvc.Ko ha doobrarpor inclinación,/^'*'-''^" f- 
íino por razr^n dcgonicrno. Ko por genio pro- ^- '^^^^'^^ ^ ornu 
pió , f r.o p( r arte. Sus columbres mas han de '^^^'- 
i¿r püi.ticasjque-iíaairak's Sus.cicieosmasl'u.n de 

nacer. 



4» EMPRESSAS 

nacci'dclcoracondcla Rcpubiica,qLicdel fuyo. 

Los particulares ícgouielnáaíu modosos Prin- 

cipcslcgLin laconucnici>cia común. En icsparti, 

cuiarcscs doblez difsimulartus paísioncs,cn los 

rincipcs razón de cftado. Ningún atcdoícdef. 

cubilo en Tiberio,quando Piíot» executada por 

. luorúeula mucrtcikGermanico^c lepufo de- 

'6 NulUmmuiis jante. 6Quicn§ouicrnaatodos,contodü^hadc 

€XtcYÍnsc\},iu.Arn mudar deateao.ó moñrai-lcíic5uiniere,deínu 

qmáTiberi fím (i^ ^q delios. 7 Vna miíma hora le ha de ver leuero, 

ne miferiitioncjií. y benigno, jul\iciero,y cleQiétc,liberal,y parco, 

neirciohpnAtnm^ ¿^¿ü la variedad délos caíos, 8 en q fuegrámaef- 

claufumque t/- f ^-q Tibcrio,viendoíe en tu ¿cfitct an mezcladas 

dít , ñeque AJfectn [^^ ícñaiesdeira,y manfcdumbrcquenorcpodia 

ferrumpíun. penetrar por eUasíu animo. 9 El bucii Principe 

TácihkiAnnul. ^jomínaa li milmo » y firucal pueblo. Sino fe 

7 Jjlífdeft pipera y vence,y disfraca fusinclinaciones naturales,obi-a 
qui , ■vbicumqiíe f^ ficmpre vniíbrmcmentcy reconocerán por 
«pusfity xmmum ^¡[^ ^^^ ^^^^ contra vn principal documento 
fofsisjUaeee. político de variar las acdones , para celar los in- 

Terent^ ^ ^ tentos.Todoslbs Principes peligran , porque les 

8 Temport aptdrí ^Qj^^n^ñ einatural , y por el les^ananlavolun- 
decet.Sai.in Met. tad que tanto conuicne mantener libre,para fa- 
^ 'jrr •''1^ ber?,ouernar. En reconociendo los miniftros la 
qui difpexentíi- inclinación del Principe le lilbngeao.dnndo a en- 
lá y itt cog^nitiQfíe tender que Ion del miímo humor. Siguen íus tc- 
mentem Princrpis nias,y vienea íer vn gouierno de obíhnados.Qt£aÍ 
ddeo -vertn,acn7íj^ do cóuiuicre ganar los animos,yaplau(ó común, 
cmt ír£,0* cierne f^^-j^ ^i Principe que naturalmente ama, ó abor- 
tix fig»^' xece lo mifmo que ama,y aborrece el pueblo. 
Taci.lib.i.dnnaL ^ E«trelosat"cdos,ypaísionesc«cnta Atifto- 

teles la vergüenza ,y la excluye del numero de las 
virtudes morales, porque es vn miedo de la ínfa- 
niia,y pereza que no puede caer en el varón buc- 
no,y conftante,elqual obrando conforme la ra- 
zón, de ninguna cofa íe deueauci"gon(;ar. Pero 
ían Ambrofiola llama virtud,que da modo a las 
1 o Pulchi'A i>;V- acciones i o Lo qtial fe podría entender de aquel 
tus t^'il i>ercciídia, á vergüenza ingenua , y natural,que nos preícrua 
f^ ji^áíHs gratí^y de inciirrir en coías torpes , y iguominioías, y es 
qn^ ícñal 



POLITIC AS. 4^ 

fcñal de vn buen natura' y arsi,umento,quecftan 7''-^ /^"^^ fjhm h 
en el animo las tcMiñllasdc íjsví.tucícs , uun.iuc/uí''í ,/(.-(/ t't/4m 
nobicnanM^adas,y que ArithaclcshaDla déla '^ fpfi^ fpaUtur 
vci-L;ucnija vhciola.ydclkmpladajaquai csuoci'firmonihitfync mo 
ua a las vutudcs,aísi como vii roció ligcto cria, y ^i't'^^ prxrcrgredior 
ÍLUtcnraUsyeruas,yll pailaafcL-cícarchalascuc- >vjr lopicfidí , ne 
zc,yabi-ata. Ninguna virtud cieñe libre excrcicio qit'd indicorú jh^ 
donde eíh palsion es (obrada , y ninguna es mas rno refoncr f«w>. 
dafiofa en los Piincipcs, ñique masle ccuc en la S^^/ímbruf^ 
gcncroíldad óc íus animos,cuya candidez ( 11 ya 
no es poco valor)le aucrguoca dencgar,de con- 
tra«iezir, de reprehender, y de caíligar. Enco- 
geíe en fu grandeza, y en ellaléañbmbran, y ate- 
morizan, y de ícñoresleh.^zon cfclauos de íi miU 
mos,y de los otros. Por lurol\o te eiparzecl co« 
lordcla verguencaqauia decftar cneldel adu- 
iador,del mentirofo,y del deliqucnte,y huyendo 
de ll milhiosfedexanengañar,y gouernar.Ohe- 
ccn,ydanlo que les piden fin examinar méritos 
rendidos *a la demanda. Siguen las opiniones 
agcnas,aunqueconozcanquenofon acerradas, 
por no tener conllancia para replkar,eligiendo 
antes el ter conuencidos,que conuencer^de don- 
de nacen grautlsimosinconucnientcs a ellos, y a 
ÍLisEñados. No leba de empachar lafrente del 
quegouicrna.-riempreleha dcmotlrar íerena,y j j Onorundam 
firme, 1 1 yaísiconiiienemuchocuraralosPrin p^trum idónea eíl 
cipeseftapalsion,yromperlesel\c empacho na- yercci^ndts 'xh'is 
tura!, armádoles de valor,yGonftancia el animo, cimlihus qux fir. 
y el roíko contra la lilonja , la materia , el enga- mamfronccmdejC 
ño,y la malicta,para que puedan reprehenderlas, der¿ti!r Stnecá! 
y caíligarlaSjConferuado la entereza Real en to^ *^ 
dasfusaccioncs,y mouimientos. Efteafedo,6 
flaqueza fue muy poderola en los Reyes don luá 
el' Segundo ,y Don Enrique el Qiiarto , alsi peli- 
gro tantro en ellos la reputación, y la Corcna.En 
lacuradefta paísion esmeneftergran ticto, por- 
que fi bien los demás vicios (chande cortar de 
raiz como las zarcas, efte £e ha de podar lolamcn- 
tt quitándole lo lupcrfluo^y dexádo viua aquella 



parte 



44 EMPRESSJS 

parte de vergu encalque es g^uardade las vjrtudef, 
y a que compone todas las accionen dclhombrc, 
- portiiic fin cite freno quedarla indomico el ani- 
mo del Pnncipcyno reparando en la indecen- 
deiicia,yinfa!nia,údlniéreíeguiria.tUftUnto;os, 
faciiitadosdelpoder,yíé precipitaría. Si apenas 
con buenas arti2? fe puede conleruar la ver^uen- 
i z Wxr ar tibíes ,^3,12 que tcria üü' la quitaííemos ? En perdien- 
hotieflls fidor te- dolaTiberiOilcentrc^^óatodos losvicios^vtira- 
tinetítr, í\h$. jj Por cftodioco P)aton, que temiendo lu- 

Tac.lib.i^.ítmitl. pitfrnoreperdieiTcelgcnero humano,ordenóa 
13 Pojhemo /«.Mercurio que reparticíle entre los hombres la 
fceUrajimul , ^c verguea ^a,y la jutUcia, paraquefepudielVecoa^ 
¿edecorafrorit^ity ieruar. 

f oficina remoto pif' ..^ NoesmenosdañofoenIosPEÍnc{pes,nimiiy 
dore ,pp metí* fuá (^liUiiXQ ¿Icfta pafsion lade la con mife ración, 
untulngcniQwte-. quando ligeramente íe apodera jdelanimo,y no 
batur^ dexa obrar la razon,y ala jufticLa^porquc condo- 

TácÁih^édnnd. .liendolcdeentriitccer aotros,óconl3 reprehen- 
iion,6.conclcafi:igo,noíb oponcnal'os incóue- 
j\ientcs,aunque los reconozcan , y dexan corree 
lascoí as.Hazeníe íbjdos a los clamores del pue-* 
blo.Nolcs mueuen acompaísíonlos daños pu- 
blicos,y la tienen de trcs,ó quatro que fon auto- 
íes delios Fallante ccnful'os en el delito ageno^y 
por deíembaracarfedehmilmos,eligen antes el 
dellmular,6 perdonar,que el aucrigualle.Flaquc 
zaesdelarazon,ycobvirdiadela prudencia,yc6- 
í uiene mucho curar con tiempo erta enfermedad 

del animo, pero con la miímaaduertcnciaque la 
de la verguenca viciofa , para que folamente fe 
.corte aquella parte de conmileracioii flaca,y afe- 
j^iiníida que ixiípidceí obrar varonilmente,y fe 
jdejce aquella compaísion gcnerofaX virtud pro- 
pia del principado ) 14 quando ladídala razón 
iln daño del íolsiego publico. La vna^y otra paf- 
x^ Prlncipíítus Qq^-^óc YxrguGn^a,yconmifcracion íe vencen,y 
efiim propYKtm f/^fugcran con algunos ados opueüos aellas que 
pyifcYm. cn.jugcn^ydeíequen aquella ternura del coraron, 

S ,Chof^ aquella fragilidad del animo,y le hagan robuftp, 

libr<^« 



T o LITIGAS. 4r 

librándole deílos temojresfcruilles. A pocas vczes 
qiie pueda el Principe ( auaq fea en caíbs mcüo- 
r-s)tener el animo tirmcy confiante, y rücono-" 
ccr fu poteibd , y lli obli¿acion , podra dcípurs ■ 
haztT lümifmo en ios mayores. Todo eitáen 
defempacharfe vna^^cz, y hazcríe temer, y re- 
lierenciar. 

§ Otras dos -parsiones fon dañofas ala juuen- 
tad,al mi-jdo,y la obílinadon .El aiitdo, quando 
el Principe lo teme todo,ydcfconfíado de iusac- 
cienes ni le atreii ? a hablar,ni a obrarrpienía qué 
en*n'adahá de íabiT acertar: rehuía elíaliren pu- 
blico, y ama la íbk'dad.EAo nace ácl:;^ educación 
femenil rctiradadel trato humano, y delafalta 
de experiencias, y aísiíe cura con cila.s,iiirrodu* 
cienc^oie audiencias de iosiubditos, y délos fo- 
raLicros.^y íacaadolepor.las calles,y placasa quj 
reconozca la gcnte,y cóciba las colas como fon,, 
y.iio como fe las pinta la imaginacionv. Eníu 
quarto tengan libre entrada ,y comunicación los 
Gcntiles'hombresd^la Camarade lupadre,ylog 
Cortelanos de valor,ing£nio,y experiencias, co- 
mo le praticó en Eípaña halla el tiempo del Rey 
Felipe Scgundo,clqual eícar mentado en lasde- 
íembokurasdel Principedon Carlos íü hijo, ef- 
trechó la comunicación de los dcmás,y huyendo 
de vninconuenienredióenotromas^cil aíuce 
der,que es el encogimiento dañGÍo en quien ha 
de mandar,y Iiazerle obedecer; 
I $ Laobthnacion es parte de miedo,y parte de 
vna ignaaia iian.ral,quando el Principe no quie- 
re obrar r y íe eftá quedo a vifta de la í^n leñan ca„ 
Eí\a frialdad del animal íe cura con el faego,yc:f^ 
timulosde la gloria como con las elpuelasio re- 
haciode los pprros'vponierdí^poqot-apocí) al 
I Principe en ^lc¿;pj»n<5í, y a labran dio té lo*s pellos 
cfwic diere , aunque k:a4:o»'aiabaii^as defj^uafcs;^ 



íí£i3¿.-wias. 



Gon& 



4« 



EMPRKSSAS 







s í^ 



i «^ ^ iií s 

I Notí cíe(i<Jerat 

foYTintdo adHoca- 

tam i-Ant. Cicero. 

cukmuanc {ibira'- 
díndiapetcrepr^, 
Jidíum ,Yem ftnéilt 
a (i ince^Ufiidi-lcm 
«ib infida ,/ayjAm 



C"^ Oníldeirada anduuo la naturaleza con «I 
^Vniconiio.EiitrelosojosJc pulo las armas 
de la ira. bien es niencfter,que íc mira a dos luzcs 
ella paláoiijtan tirana de lasaccioncs>tan leñera 
de los mouimientos del animo Con la miima lia- 
nía que leuanía^e deslunibra.£ I tiempo lolamc- 
te la ditcricncia de la locura. En la ira no es vn 
hombre el mKmo que antes,porque con ella ía- 
Ic de Cu 1 No la ha meneftcr la fortaleza para 
obrar aporque efta es c6ftantc,aquella variarcita 
lana,y aquella enterma.No te vencen las batallas 
con iaUiiiandad,y ligereza de la ira. Ni es fortale- 
za la que le mueuc fin razón. Ninguna enferme- 
dad ácl animo mas contra el decoro del Piinci- 
pc,qudefta,porqucelairarleíupcnedeíacatOv6 
ofcnía recebida: ninguna mas opuefta a liioficio, 
porque ninguna turba mas la k-renidaddel jui- 
zio,que lanclarolehameneftereique manda.El 
Prindpe que le dcxa licuar de la ira , pone ec la 
mano de quien le irrita las ilaues de íu cor a(¿crj ,y 

ie 



POLÍTICAS. 4*7 

iedápoteftad fobrefitr.ifmo Situuierapor ofé- 
ía que otro le dcícompuiieílc el manto Real, 
tcn^a por reputación que nirigano le deícom- 
ponjael aiiiino. Fácilmente le dcfcnbruian lus 
defimos,y prendcriaüiu voluntad las azedian^as 
devncno'jó,. 

jf Es la ua vnapolilla que fe cria,y ceua en (a 
purpura.Norabclerrufrido elpodef; la pompa 
engendra foberuia,}' la loberuiaira. Dclieada.es 
lacondicionde los Principes , elpejo que faciU 
mente íe empañavcieló queconligeros vapores 
iec5rurba,yiulmina rayos, vicio que ordinaria^ 
mentCLcacxín ánimos grandes y generólos, impa-. 
cientes,y mal futridcsa lemejanca- del mar , que 
i íiendovn cuerpo tan. poderolc.y noble, Te con- 
majuc,y p.7rturbacon qualquicr íoplo de victo; 
íi bieniluramas la marcta^en los pechos.de los 
B.cyes,que en él, principalmente quandointer- 
uienen.ofenfasdel honor, porque no le parece 
ique le pueden recobrar Gñla venganza. Nunca 
jpüdo e) Key Don ;\lonloel Tercero oluidar la 
dcfcortcfia. del Rey Don. Sancho de-Nauarra,.jif4j-^jj/fl^^//i 
porquedada Ubatalla de Arcosfc boluio aíu '* ^* 

iCortefindcípediríedéijynoroiVegó en laofeníá 
harta v^uc le quitó el Reino. Es la ira délos Prin. 
cipes como Ja poluora>qencendíendoíe,no pue- 
de dexardchazeríu efeto.M Bajera de ianiuerre - yj ^« r. 
Ja llamóelEípiritu Santo,^ valsi ccnuicnemu- ;, ^'*^^^['f^'^ ^^- 

cnoqviuanlicmprclenoresdella.Nocsbienquc p. ^ ' 
quien ha de mandará todos,obedezca a cfta paf- '^^'•^^* ^4 
íion.Confiderejí los^-Principes que por eftb no fe 
pufo en fus manos por cetro cola conq pudiefi 
íen ofendei-,y íltal vezUeuan los Reyes delante 
vn.e.toquedelnudoíiníigniaesdé judicia.no de 
venganza , y atin^ntonccslc licúa otra mano, 
í>ara que íeinterponga-el mandato entre ia ira,y 
la cxecucion. De los Principes pende Ja Talud 
pubiica, y peligrarla ligeramente íituuieílen ts^n 
5reci|^irado ContcjVro como es la ira.C^c.-cfta- 
•. a .Icguro defui maiiosíporquc esrayo,quando 

lai 



4S EMFRBSSAS 

L .io-th,s.¡>.2. La impele la poteílad, E porque U ha del ney(^\K9 
Qi Rey Don Aloníoen íuspartidas)^^ mas fuerte, 
e mas á uno fa ji^ue l(t de los otros 'DumeSfporqtitld pue 
de más a) na, xompUr,pür eniedeue fer masap^ rcehu 
do,qn<tmlo lo omcrf.en fab^'rla fofrir. Si los Princi- 
pes íe vienen quando eftán.airados^ccnocerian q 
c^dcícompoftura indiü,na de la A4aii,eítad , cuyo 
íolsiego , y dulce aimonia de las palabras,y de las 
acción es,mas ha de atraer, que árpantar^ mas ha 
de dexar araarle,qiie hazeife temer. 

5Í 'Reprimajpues, el Principe los efetos de la 
i>*a,y ílno.luípendaiu furcr,y tome tiempo para 

Lao.Ut.^.p^z, la excciicion; porque comodixo el miímo Rey 
D.Alonío:Dfwce/7ie)' jofnrje enUJAna fafta que 
fea pííjiada,€ qutindoJo ft^ierefegnifeleha grXpro, 
Cí podrk efcoger Ui'erdadyt f'í:^er con derecho lo 
qtiefi^icre.En C\ experimentó el Emperador Teo-* 
doíio cftevinconueníentc,y hizo vnaley,que las 

4 'Idqaenfit^fpd íentencias capitales noíe exccutaüen haáa def- 
tiiim dá'natis pro- P'^es de trdn:a dias. Elle decieto auia.hccho pru 
rogareturjcd non meroTiberio halla fo los diez, pero no quería que 
Senatui //¿frr<íy íc.reuocalk laíentencia. 4 Bien confiderado, 
adp^nirer.düerat. íi tuera para dar lugar á la gracia del Principe,y á 
Tacir.lih.^.ann. que le recup.ocieiVe del, pero Tiberio como tan 

5 Neqne Tibe- Cruel, no vi'auadcUa. .5 A AuguftoCeúrncó- 
riusinteftcCiutem ígjó Atencdcro , que nodiellc" ordenes enojado^ 
porií mítí¿ab.itnr fin aucr primero pronunciado las veinte y qua- 
lacit.lib.s ann, tro letras liel abecedario Gi'icgo* 

6 Qu£retjuir,<¿:' $ Siendo, pues, ia ira vnbrcue faror,opuefto 
ad llegis imptrii-y a la tareanca de la confuita^lu remedio es clccn-| 
qu-ad per íunu- íejo, no refoluiendole el Principe ala execucion,' 
thos majidarcratj hüíU auerleconíultado. Del'preció laReyna de i 
-^enire comcíKpfit'^ Valió el llamamiento del Rey Aluero,^ aunque | 
Vndeiratus keXj fe indignó del deíacato, no procedió al caftigo, | 
C^ ninAo furore halla auer tomado el parecer de los Grandes de 

f'uccenjus jinvexr^ íii Rcyiio. ^ 
gauít fuptcnUSy § La conferenciaíobre la injuria recibida en- 
qui ex more regio ciéde mas la ira,por eftó prohibió Pitagoras,quc 
Cí aderante no íe hirieíle el fuego con la eípada, porque la agi 

ifihxdp, I . I a. tacion auiua mas las llamas, y no tiene mayor re- 

nie- 



POllTICJS. 49 

fv%!?c!ío la ira q el filencio,y retiro. Por fi mifma íc 7 ^^' <^^^^^'^ ^^^^ 
Córüme,ycxtingLie.Aun laspalabras bládas luc- ^*'dox ad d'-^diar^ 
Icnícr rodos fobre Ja fragua que la enciede mas. dum,t.ivaus autc 
^ Habita la ira en las orcjas,a por lo menos eí- ^-d loquenáii^wfi^' 
tá cafi fiennpre aíomadaa ellas j eftas denex:aure- taniius ad irctm, 
lar el Principe pa^a que 110 le obliguen finieftras I(ícob- 1 . 1 9- . ^ 
i'claciones a deícomponerfecü ella ligeramente. S Nunc ^yajci 
7 Por efto creo que la eíUtuadelupitcr en Creta conuemt , m/íír/<t 
no tenia orc'jas,porquc en los que gouiernafuc- caufa.^ 
leníerdcmasdañoque prouechoiyopor ncceí- Scob.Jcrm. 20. ^ 
íhrja las juzgo en los Principes,conio eílen bien 9 MerntioVorm- 
aduertidas,yíe coníulten con la prudencia, íln neDaH¡d,C^'omyif 
dexarlelleuar de las primeras imprcísones.Con- m?tfn>etudnns ei'j& 
ucnicntc es en ellos la ira,quádo la razón la mué- Pf^í- 1 3 i ;^ • 
ue,y la prudencia la copone.Donde no ella la ira 10 JiJucnirDaind 
£ika lajQÍlicia -8 La paciencia demaíiada aumc- jilit^m le^CyVty'Ain 
ta los vic{os,yhazearreuidala obediencia. fecundumcormai 

Sufrirlo todo,óes igaordníCia,ó ícruidumbre, y^ti.i'?' 22. i. 
y algunas vezes poca eilimatioa de ú miímo. El 1 1 Surrexiterg» 
durarenIairaparafatisfaciondeagvauíos,y para Dam'd ,<& prxcL 
i dcxar eícarmi'entos de injurias hechas a ía dig- dn oram chldmy^ 
nidad Real , no es vicio >íino virtud en que no ^^'^ ^<*^*^ fiía.tcr^ 
queda ofendida la manledumbre. Quien mas i^oflhnc ¡^ercupit 
apacible, y nKinfo que Dauidí 9 Varón ícgun el cor JimmyVf-tid^ 
CoracondeDios , notan blandeen las vengan- ^o'iuod ahfddijiet 
^aSjvVan corregido en lus iras, que teniendo en ^'^'^^^ €hum;^dis 
las manos aíu enemigo Saúl fe contentó c5 qui- Saúl. 
talle vn girón del vellido, y aundeípuesie arre- i'l'dral.ig^ 
pinrió di: auerle cortado, i lycontodoeftoauic izl'opulií>mqv7' 
do Amon hecho raer las barbas, y deígarrarlos ^i/'^ eiusrááuLciis 
vellidos de los Embaxadores que cmbiaua .a da- fiyauit^t.' tlycn^ 
Beelpelamcporla muerte de lupadre^y creyen- e?jr f':¡er ccsja^ 
do que era eftratagemaparaeípíar íus acciones, y^<^^ tarpcnt>i,G¡^ 
Jemouiólaguorra, y ocupadas las Ciudades de. ^iifi^'q'-i-'ci'.itrii^'jT 
íuElUdo , las laqueó , habiendo aflerrar a íus traduxir in ijoo- 
Ciudadanos,y trillarlos con trillos de hierro , y Utcrum , i rfccit 
idclpues les mandó capolar con cuchillos,yabra^ y-niucrfis ( /Wr,?- 
íar en hornos i o Crue ldad,y exceífo de la ira pa-. ^^'^^''^ f.Um-ii Jm^ 
recerá cfto a quien no fupiercque todo es cic- r^ion. 
, ncitcr para curají de íjaerte las hcndas de los deía- » .Rc^.c. iz.^u 

D catoSí 



yo EMPRESSAS 

catos,quc no qu'Tdcn Céñales dolías. Con el hicr- 
" ro<,yclfücgoanicnax:6 AnaxarxesalasCiuciadec, 
y que Prouincias,qaeno obcdeciclcii vu decre- 
to fuyo,ydexarracxcmpk> de uudc.Mprccio,e ino- 
^ ^ bcdiencia a los h5brcs,Y a las beftias. 1 3 De Dios 
M .?//'*^"'^^ z*^ podemos aprender erta'polirica en el el\nemo ri- 
hon:i¡uk:ts , /ccí aof,qucíin ofenladc lu mileric.ordia vsócon el 
mr^w^jj^^í w v/4 cxerdtodcSiria,porqiic le llamaron Dios délos 

•Jv.'. ^""17*^'""' montes 14 Parte es d: la República la fobcnnia 
p?í> ;^xemplo con* ¿^jos Prindpes,y no pueden teuunciar alus ofcn 

f *^s^ utijuí:. (as,e injurias. 
y^a]^^' ^ § TambivTn es loable,y muy importante en los 

^n'^^j^^ Principes aquella ira hija de Urazon,que efiimu- 
j^..]5 '^^''*^- ladadelag,loíia,obligaaloarduo,yglcrioro,l]n 
J¿n ^^^ ^"^"^^^* ^ quí^l ninguna coCá.5;rande (e puede comcncar, 
c^uomwuszs^tio j^jj^cabar. Eílacsia quecon generemos efpiritus 
/i ^"^ '*''* '^^'j ccuaelcoracon,y lomantiencanimoio parave- 
fhUipr' -• ccr dificultades. Piedrade amolar de la t^^rraleza 

/'* '.^^ **'" ^""'^^ la. llamaron los Academicos,Y compañera de la. 
^. /- . . . ' virtud Plutaxco.. 

U^'Id T'V^'' tf En los principios del reinado deueel Piin- 
YJC' /''!^''^*'*** cipe dirsimular la ira, y perdonar las ótenlas re- 

. c¿.c- 20. 28.. j.^|^j¿35 ^pj.^5 con-io lo hizo el Rev Don Sancho 

^ . . . „ rj-r el r ucrte,quando íucedio en la v^orona de Caí- 
' ' ■'v^- Üi- *- tula. Con el imperio fe muda de naturaleza , y 
aísi también fe ha de mudar de afccl:os,y palsio- 
nes. Superchería, feria del poder , vengarle de 
quien ya obedece.. Conténtele el ofendido de 
vcríe leñor,y valfallo al ofenfor. No pudo el cafo 
dalle mas generofavengan«¿a. Ello coníidcroel 
R:ry de FianciaLudouico Duodécimo., quando 
proponiéndole que vengaílclas injurifiS rec^bi» 
das, íicndo Duque Je OiUens,dixo : No cunm^- 
m 4, itn Rey de FYAnQÍ,i-yeng4r Iaí injf^riAS dei D:í^ 
qucdsOrljevs.. 

f Lasofenfa? particulares hechas a -aperfonas, 
y no ala dignidad, no ha de vengar el Piincipecó 
la tucrra del poder, porque íi bien parecen inlcpa 
rabl;:s,*"conuiéncen muchas acciones hazcreiU 
diumcio para quí no tea tcrri jie,Y jdioia la Ma» 

gcf- 



políticas. f, 

gcfttd.Encftorreofefundólarefpucílade Tibc- 
rio,quando íiixo,que C\ Piían no tenia en la muer 
te de Gerrnamco mas culpa que aueríe holgado 
dclla,y de íu dGlor,no quería caftii^ar las encmií- 
tades particulares can la fucr(-adcpriiidpe-. Al .^ -. 
contrario no tía de vengar el Principe como par- ^J,^,^'^p(^g<f^i*¡ 
ticular las ofenCis hechas al oficioso al eftado,dc- ^Z"'"'/ ^^'^^*^oso(^ 
xandofeluegolleuardelaparsioii,yhaziendoxe- M""^^ ^^í^ ^t^" 
patacionla ven¿anca,quandoconuiene diferiiia n^^^^^^'^ exuir, 
para otro ti apo,6 perdonar, porque la ira enlos '^^Hi'^^*^^^^ f^o^te, 
PrincipesnohadeíermoaÍTüicntodeUnimo/i. y í^^^t*rmoUta>. 
nodelaconucBienciaoublica.AcftarairoelRey f»^9fi<^«f^«,j*/'«- 
Don Fernando dCat¿lico,(^uandoaüiendolc el '''""^!!í ^ ,^''"^ 
RcydcGranadanc^docltriDaro quciolianpa- ,'^)'* 'X*^'''"'*^'*^ 
sarfus antecodbreSjdizicndoque eran ya muer- ^""^'^f "*^ > !*^f' 
tos.yq enlus calas de moneda uo le labraua oro ^ J, J 

ruplatajUnoTor.jauanaitíinges, y nicrroádelaii- Uíiurr 

^s,dilsimül6ck>alibertad,yarro5aflCÍa,yaírent6 ^^^'"^J^-^'JF- 
treguas c5 el, reaietiendo lavenganí^a paraquá- 
2o las cofas de ÍU Rcyno eútauictlen quietas, en 
que fe confu Itó mas con el bien pubHco,quc con 
íu ira particular. 16 15 Ta-tmsjlAtim 

f E5 tam bit nuncio de la prudencia difsimu lar indicar ^rxmfniii 
la ua,y los enojos quando fe prcíume qiie puede qui aute ¿iísinm^ 
fuceder tiempo en que fea dañoloel auerlosdeí- lttÍHnrinm,fálli 
cubicrto.Por cfto el Rey Católico Dcm Fernán- ¿nsefi. 
do, aunque letenian muy ofendido los Grandes prow.12.12. 
difsimuló<:oncUos,quanídodexóelgouiernovle 
Caftilla,ylcretiróa Aragon^dcfpidicdoíedcUos 
con tan agradable fcmblante,ytan rindaife por 
entendido de las ofcnías rcccbidas,comu fi antc- 
uieraqucauiadcbolueral gouicrnodel Rcyno, 
como íüccdió delpues. 

f Vn pecho gcncroíodiísimülalasinjurias, y 
no las borra con la execucion de la ira , íino con 
íusmifmashazañas;nobU%y valeroía venganca. 
Murmurauavn Cauallcro( quando el Rey Don 
FernandoclSantoeftauafobreSeuillajdc Garci 
Peiczác Varga*,quenoeradeíüIinageelefcudo Már.Wi^.Uiff. 
ondeado que traía , difsimuló la ofenfa , y al dar 
\ Di tn 



^t EMPRESSAS 

vn aííalto aTriaiía , Ce adclanío^y peleó tan ; i.' 
iienteracntc/quc Cacó el deudo abollado, y at- 
bicrco deíaccas,y boUiicndofc a la emulo qucef- 
taua du lugai Le^uro, dixo. Co»; ra^^onncs quitñis el 
ejcncíodenacjh'o linAgCyfxresL-i poncj) en tales peli- 
gi'os-^i'os lo merecei ' mcjoí.qnel:» recita is mus. Sen 
muy tatridosen lascaluiiiniasiosque le iipllan lí- 
brcsdeüas,y nocs menor viioc vencei: eáa paf- 
fionqu-cal enemigo. 

f Encender la.ira del Principe no es menos 
pcli¿roío que dar luego>a vna.niix(a,ó a vn pctac- 
Jk iá'.hijl.Hifp. do , y aunque lea en f'auor propio , es prudencia 
teniplalla,principaím'íncequandoes contra pcr- 
fonas poderoras,porqueta les iras luclen rebétac 
defpues en daño de quien bs caula. En cito f: fun- 
daron Ios-Moros deToledo,q.uando procuraron 
aplacar el enojo deiReyD.Alonfo el Sc.vto con- 
tra el Arcobiipo de Toledo , y contraJa Reyna, 
porque les auian quitado la Mezquita fin orden 
íliya.Defta dotriua le i^'.csn dos auiíos prudentes; 

17 Cíí^/d'.t f.-íwf« elprimero,quelüS Miniñroshan de reprelenrar 
flqí;w/;¿rArA;iv/?^i'« blandamente al Principe ( quandoescbü'^aeica 
moÍLi'js reUu.. de iu oficio )i las cofas que pueden encerddle la 
T,ic.i^aih¡. ira,ócauíálle diíjuÜo^ 17 porque alborotado el 

18 Duíth'.is yeU- animo le buelue contra q-.üen las refíere,aL nquc 
Ltnt ,f;:ciem cifts, no tenida culpa, y lo haga «Dn buen zelo.Éi íe¿un 
&' diíAbMs -veU dOAlueno íoJam-entedcuen procurar con gran 
b:í:t pedes eÍHs. dcurcza léplar íus iras,íino ocukailas. Aquellos 
IJíi.ca¡K/í, I. dos Setanncsíminiürosde amor) que aísiilian a 
1.9 CcJ-ite j^.v^í?cy^DiosenU.viriondríiraias eon-dos ?iasíc embol- 
as j,-¿:7- íí/^a/^u/íff uianaíus pies,y. con otras dos le cubrían el ítm- 

' r • ^ '-^ • >'- -- '^'-"' ~dndii:;nadonopnficire 

in ofendido ,que 

' los montes, quj 

yipoc.6. 1 6. cu íaprefencia 1 9 Paliado el furor de la ira , fe 

:^o RcJ¡.¡cienfqr,e.u\^ñi\^n los Pi'incípcs de auertenido tí^ñijíos de- 

i'X.)r lias pojt'fe, iId,yaUndequien,bolui61oSi)psaUíexecucion, 

-'Vf-A cj7 in jla.u.í porque ambas colas Ion opucilas ai' b^Ttlgnidad 

jf^uí -^ Real Por efto Diosconuiwió en etl^i;ua*iAUmU* 

C?V^,.'M9.Zf., «erdcLot, ¿o 



FOIITICAS. 



53 




^/'^ON propio dañofcatreuc lacnibidia a 
V. ^ las glorias, y trofeos deHeicules. San- 
grienta queda lu boca , quandopanc losdien- 
tesen las puntas de tu claua. De fimifina le ven- 
ga. Parecida es al hierro, que con laíangre que 
vicrtefc cubrederobin,yle coníume.Todoslos j r- 

vicios nacen de alguna apariencia de bien,ó de- ^ ^'Jt^edo (¡nuyn 
leitacicn , eftcdc vn inrimo tormento, y rencor ^^'^""^'^ 
del bien agcno. A los demás les llega dérpues el ^ ln¡itamortalu 

caLligOjáefte antes. Primero ícceua la cmbidia^'*^'' Y'"*'"' **?T" 
c» las enttañas propias, que en el honor del vczi- ^^^'^ aii^ríím pJu 
no.Sombra es de la virtud» Huya lu luz quien la citatem éígns oci^ 



quificrc cuitar,EUacará losrayosdelSolíusojos Y '''^^'''^^r^'^^^^^^^ 
clBuho,caufa emulación ^ y embidia á ias de- duinQuefurtrnu* 

niás aucs. No lepcríeguirianjfi le encerrara en '»^''" w^g/.? ex/- 

cl olvido,y fombrasdc la noche. Con la i^uaU gí''í'/i«^;^ ^/"^^ í» 

¿ad noay competencia ^ en creciendo la fortu. xquoviderv. 

na dcvnojcrece la embidia del otro. Semejante Tat.Ub.z.Ann^é 

c% aU cizaña , que ao acomete alas noicles ba« 



f4 EMPRESSAS 

3 Cw/w i<»fe ere- xas, fino alas altafsqiíaadolleuan fruto. 3 Yafsl 
uijící herha , c> dslcoriozca(e ala famci, lias dignidades ,y a los ofi 

fyuéhtm fecifieT, cios el que le quiíleredcíconocei' a la cmbidia En 
ttt>!c (tparucnturj la fortuna mediana ion. menores los peligros. 4 
C" \t:^amiíí. Regulo viuio Icguro entre las crueldades Je Ne- 
M'itrh.ci i.26, ron, porque íu nobleza naeja,yíus riquezas ino- 

4 Ex we-í/o-rr/'- deradas no le cíLuláuanembidia^ 5 pciolcriain- 
tau^ fortuna, pAu^ digno tcmcrde vn animo gcnerofo. Lo q íe em- 
cijYiípcYículaf'tnt bidiaesloquenoj haze mayores. Lo que íe com- 
Tiic.lib.\j\..<ín>i. padece nos cí\a mal Mejor esr.nembidiados,que 

5 Quianoucí ge. compadecidos. La cmbicua es eüimulo déla vir- 
«¿•r/'í cUritndhie., t.ud,y tfpina quecomo a la roía laconferua.FaciU 
tfcjue inüiálofis. mente fedefcuidaria íino faeiie emulada. A mu- 
opib-is erAt, chos hizo grandes la emuladoii,y á muchosfeli- 
Tacítjib.j j^.ami, z^sU.cmbiáiz. La gloria de Roma ateciocon ia. 

emulación de Cartago. La del Emperador Carlos 
Quinto con la del Rey Francifco de Francia. La 
cmbidia truxo áRoma a Sixto Quinto, de donde 
nació fu fortuna. Ningún remedio mejor que el 
delprecio,y leuantaríe.áloglorioro^ha laqueel 
embidiofo pierda de vift 1 alque perfigue.La íom 
bradela.tierra llega harta el primer orje,confín 
de los elementos^y mancha 1©s rclplandoresdela 
Luna,peronoof:fnde a los Planet;.? mas leuanta- 
dos. Quandoes grande la fuerca dei Sol,v^cnce,y 
deshaze lasnijblas.Noayembidia, li es muy def- 
ii;ual ia.comp?tencia,y aísiíólocfte es fu renie- 
dic.Quantomas preil:o íefubiereal lugar mas al- 
to, tanto menor (eralaembidia. No haze humo 
el fa-jjo que feenciéde luego Misncias regatean, 
cnt'e íl los mcrrtos,crece la embidia , y fe aijiia 
contra a lucl que fe adeían tai La tober'iia,y deC 
^ precio de los demasíes quien en la felicidad irrita 

á la embidi3,y la mezcla con elodio;Lamodeftia 
la reprime,porque no leembidia por ti liza quien 
no íe tiene por ra'.CoiieftefiníeTetiró Saúl á íu 
cafa luego que fue vngido por Pvey,y moftrando 
j ..Tít'^.c 10,^ 1:1- q,^^. ,^^^ |g engreía la dignidad,arrimü el cctro,y 
pu.b la mano en el arado. 
^ Es tibien remedio cierto kuaatar la fortuna- 
cu. 



VOlíTiCAS. yy 

en Prouincias remotas,porque el que vio nacer, 
y v^ crecer eUugcto,lcen-!bidia. Mas por lavii>a, 
qucporei c ido entra la cmbídia. Muchosvaro- 
nes la péíaron huir,rctirandoíeüc los pucltosal- 
toj..Tarquinioecní"ur,por quitarle ce los o';os de 
Iaembidia,cli2,i6 volútuiaipctc el dcftictro. Va- 
lerio í?ü.blio quemó íus caías,cuya grádcza Iccau 
fauacmbidiolos.Fabio renunció clCóíuladOjdi- 
ZicáO'.ylOi'a 4¿XíirA Uemhidia. x UfafKiliadtlos la* 
¿/(?5.Peropienfo q íecngañaron^porque antescs 
dar vengan<^a,y oca (ló á la cmbidia,la qual no de- 
xa al que vna vez peí íigttió hafta poncile en la vi- 
tima aTileria.Norieneíbnibra el Sol,quando cftál 
en la mayor altura-,pero al paflb que va declinan- 
do,crewen,yíe eftiendenjalsi la embidia perfigue 
coü mayor fuerza al que empie<^a á caer, y como 
hija de ánimos co bardes .fiempre teme que podra 
boluer a leoanraríe. A«n echado Daniel a los 
icones Je pareció al Rey Dario,q no eftaua fegiu 
ro de los q cmbidiauan íu vaiimiétO}y temiendo 
mas la cm bidia de los hombrcs,quc el furor de las 
fieras, Cello )a piedra c 6 -que -le cerraua la leonera, 
porqucallinoleofendieiTcn. 6 Aigiuiasvczcsíe .^Qt^m ohfnnauk 
cuitaiacmbidia,oporlomenosruscfetos,embai- ^^y. ^v;»; // fuo 
cando en la niilma fortuna a los que pueden em- ^ annuHo üvtL 
biciaila. Aísila reinora,quctlierac'.elnauio.detie- fy,,anim¡iior vi ne 
jieíucür(o,pierdcíu fucr<jailla recogen dentro. ^,^ ./ flerer co?¡]rít 

$ No fiemprc roe la embidia ios cedros le- joanulcm. 
uantados:ral vez rompe fus dientes,yenfangd en- p^„ ^, i¿ 
,ta íus labios en los cípínos humildcs,nias in juria- - pccíiHamern^i- 
dos,n'Jci:auoreridos dcianaturaleza,ylearreba- y^f¡^^^.^ quQ tt^cdo 
tai. 1050J0S, la indinacion lasraiferias-.ycalami- ad]%t)'h tenuii^cr, 
•dades si^ícnasió yaleaque deívariaíu malicia,© r.ccUem '^olleret 
ya que no puede (uto el valor, y conílancia del ¡,j niíun¡un¿ y.cl'P 
,que padeccylafauíaqua reíultá delosagrauios tusSltn.líb.i je 
de la fortuna. Muchascauíasde comparsion,ypo c^Mj^ 
cas , ó ninguna de embidia íe hallan en el Autor 
dcí^Q Libro,y ay quien embidia íus trabajos y c6- 
tinuas fatigas ; ó no aduertidas,6 no remunera- 
das. Fatal osla ciuuiacion contra cLPch: íI mirma 

D4. na* 



^6. EMFRESSJÍ 

nace,y fe Icuantaíih.caufa, atribuyéndole cargos 
que primero los oye,quc los aya "inlaginado : pa- 
ro no badana turbni'la CegLividadde fu animo 
€andido,y atento a fus oblijacionesiantcsamaa 
la embidia, porque iedeípicrta^y a la emule cion, 
porque le incita. 

^ Los Principes que tan fupcriorcs fe hallan a 
losdemás,derprecian laeatbidiaiQLUcn no tiiuie- 
re valor para ella, no le tendrá para ler Principe 
Intentar vencella con losbeneficios,6 con el ri- 
gor, esimprudentetimpreíTa. Todos los monf- 
trosfujeto Herculcs,y cóntraerte,nibaí\6 la fuer 
^a,ni el beneñcioiporninguno depone el pueblo 
las murmuraciones, todos le parecen dcuda,y íc 
los promete , mayores que los que recibe. Las 
murmuraciones no han de extinguir en el Prin- 
Gipc el afecto a lo gloriólo. Kada le ha de acobar^ 
dar en (lis cmprelTas. Ladran los perros a la Luna, 
yellaconmageftuoíoderprecioprofiguc el cur- 
io de fu viagc. La primer regla del dominar es lam- 
ber tolerar la embidia. 

^ Lacaibidianoesmuydañofáenrlas Monar- 
quias,antesfuelc encender la virtud.,y dalla mas a 
conocer,qüando el Principe es juíio^y confiante, 
ynodá ligero crédito a las calumnias. Pero en las 
Republicas,dóde cada vnocs parte,^ puede exe- 
cutarfiis palsiOnc&con la parcialidad d: parien^ 
tes,y amigos,cs mu^vpeligroíá> porquecria-cif- 
cordias,y vandos,de dóde nacen la& guerras ciñi 
les,y deftaslas mudancas<de.dominío. Ella es la 
qdcrribaa AnibaljV a otros grandes Varones ea 
los tiepos paífados^yen eftos pudo poner en du- 
da la gran lealtad ác AngsloBaduero>clarifsimo 
Veneciano,gloriajy ornamento de aquella Re- 
pnblica,tan tino , y. tan zeloíó del bien pnbHco, , 
queaundeftcrrado,y.peFreguido injullamíte de 
íus emulo3,procurauaen'todas'pajrtes laconíes^ 
uacion,y grandeza de lü patria. 

^., El remedio de la embidia en las Repiib'licaSj, , 
la igualdad común ^ prohibiendo la pompa, y la 

oíten» 



TO LITIGAS. f7 

©ftentacion, porque el crccnnicto,y bftrecelas 
riquizas es quien la diípieru. Por ello pcnia tan- 
to cuidado laRcpublivailomaiu en la talla de 
ldSgaítüSÍupei-t\aos,yen c.iuicür los canopes > y 
Jas lia¿icndas, para que fueíle igual la facultad,y 
poder de las Ciudadanos. 

^ i^aembidia en los Principes esindigna de íu 
grandeza, por ter vicio del intevior-contra el ma- 
yoi-,y porque no es mucha la gloiia que no puede 
r-'"l'piandvCei-,íuio cLcurece a las demás. Las Pirá- 
mides de Egipto fueron milagro del mando, por», 
que en fi milmas tenian la luz , fin manchar con 
íus fombras las colasvezinaSi í^ Flaqueza es « «^ 




tos Ion partes l'uyas,y la cabcca no tiene cmbidi:^ ^ "J^^mais , i^lrrii 
a los pies;porque ion muy fuertes para fultentai ^ - ' , ^ '"^'''^/f '- 
clcuerpo,nia ios bracos poí lo que obran, antes ^^ .. '"i^-^'crtj.. 
íe gloria de tener tiles mrtrumeiKos.Pero quien caí'j) •/ 
reducirá corazones al -amor propio de losPrír5% ^^/,? •^'^^■6.yitr, 
Cipes,como fon Uiperiores en el podev, lo quieren ^'^ '^^' 
fer en las calidades del cuerpo, y del animo. Aun 
la fama de los verlos de Lucanodaua cuidado a 
Nerón en medio de tantas grandezas , íxy alsi es ^ , ^^cdnumfroí 
nieneiler>q los que andan cerca de los Principes ^J^f caufe ascen^ 
cllén muy aducrtidcspara huirla competencia ^^'^^V'?^*'!*^/'*'^'** 
con eiio5 del laber,6 del valor,y. fiel calo los pu- carmina ehs p-e¿ 
íicrecn ella,procuren cedcrcó deftrez3,y conce • f^'^^^^^-^^/o, 
delles el vencimiento La vno^o lo otro no íoU- 
menteesprudencia,fií.io rclpeco.En aquel Pala- 
cio de Dios.queícle reprcíent6s4Ezequicl,efta- 
uan los Querubines ( cípidtus de ciencia,yrabi-» 
duria)encogicos,cubieitas las-manos colas alas^ ' 

I o S-olamcntc quifiera en¡i?idioío ai Principe iO' Jpp^iriiít /«; 
ác la adoración queca ufa en el valido ai ex-ceiTo Q^¿i"itjfrrí fimilítut 
delustauoress paraquí los mode>:i.ilc.. Pero no <ío ^ ;í:¿iri-.-f fiiftm 
seque heüiizo cs€ldeia;gr3c.iai'ínieciega la em f«''//^'í* lofum. 
bidiadel rvincipc. MiiaS?,Lil co maiosojüüa Oa- '¿-^^chkl. io,% 
uid^-'Gxquclüs iiaz4A.;;.(ccnki iicchrcs en luíérv 



í8 EMPRESSAS 

I I Konrecliser. vicioVcran masacUiPadíisquela.síuyas, u y no 
¿o ocitbs Sfíul.^f^^ embicía ci Rey Alucio a Aman lu prluatlo^cbc- 
pkicb4t Ddíuci k decide como Rcy,yac;oAado de todos. 12 
dis liia. f Ninguna embicia es mas peligróla q laque 

1 . /?eg.c. 8. 9. nace entre los nobles ., y aísi le ha dcpiocurar, 
1 2 CtifKliqít^fcy^ que los honorcs,y cargos no parezcan heredita- 
pt McitSy(iuiinjo- riesen las Familias , íino que pallen de vnas a 
rtbusPalaü) ver otra$,ocup¿ndo los muy ricos ch pueftos dcof- 
fabantur , f léele. tcatacioa,yí;ai\o , y los pebres en aquellos con 
bant^enuafíSéido que pucdali rchazeríe , y luftentat el eíplcndor 
rabantAwan. ¿cía nobleza. 

}íj(h.ea^.S.2. 0' Lacmulaciongloriofajaquenocmbidíaala 

virtudjV grandeza agena,fíno la echa menos en íi» 
y ia procura adquirir có prueuas de íu valor, y in- 
geniOjCftaesloable,novicio,í:nocentclJade vir- 
tud,nacida devn animo noblcy generólo. Laglo 
ria de Melquíades perla vitora quea'cancó con- 
tra los Perlas,en cedió rales llamasen el pecho de 
Temiftoclcs,qucc51umieronelvctdcrdeíus vi- 
cios, y corppucílasfuscoftunibres antesdepraua- 
das,andaua por Atenascomo füerade fijdiziédo: 
C^Helos ti'/jeosde Melf]ii,ÍAdi's le quitanUf.elfpcñoyy 
trAiAfi (ie/TcW© Mientras tuuo^iompetidoresVí- 
, ^ telio cGrrig,io íus v icios,cn faltando les dio libre 

I ? Tíím tpje.exer jf{Q^¿^y^^ 1 3 Talemulacion es la que íeha de ceuar 
CitujQue ,yt nulh ^^^^^ República con los premios, los trofeos, y 
amulo, fsmtiít li' eftatuas,porque esclalma defu coiileruacion.y 
bidmcrafti* //^ el cfpkitu de fu grandeza. Po;r efto las Rcpubli- 

prjrHpeí-ant.^ dellas pocos Varones grandes , *un4.]ue no falta 

TacU.lib.i.niJt. vaior,y virtud a fus naturales , porque lu princi- 
pal inítiruto es la igualdad en todo,y en ella celfa 
ia emulación, y fin la competencia le cubren de 
ceniza lasatcuasde la virtud militar. 
. 5Í Pero Tibien es conueDÍcnte>y neccflaria efta 
14 Stient'íá mili- em alació entre los miniftros,no dexade íer pcii- 
í/.,",6^ rumore pn^ grofa^porquc el pueblo autor dellas, 1 4 íe diuide, 
pKli,(¡ui nemtncm y aplaudiendo vnosa vno,y otrosa otro.feeacic 
jine^m'Ao finit. de ia ccSperencia en ambos,y íe Icuantan ledicio- 
TAc,lih.i:3^Ann. nes,y tumultos. Tara bien cidefeo dcpL*eferirfc,lc 

arma 



- políticas. ^9 

arma de engaños y artcs,y le conaicr re en odio,y 
en cir.bidia la cniuiacion.dc áoná'¿ nacen granes 
inconnenientes. Uddcñado iVkrelo de que le 
nombraTcn pou (accübr en ¥. fpaña Citerior a Fó 
pc/o,y cmjidioto de Ui ^^loria, licencio los tola j- 
dos,enflaqucci6 las ai-mas,y íuípcnriidias proni- 
ílones.Delpues hi¿o lo milmo Ponipeyo , quádo 
lüpoqnceraÍLitticctVorel Coníul Marco Poni- 
pilicy porque no g^analVe la gloriadevéccr a los 
;Numantino^,a ■Vtiío pazcs con ellos, muy afrcn- 
¡toias a la grandeza Romana. En nuellro tiempo 
fe perdió orolporias diferencias de los Cabos q 
iban al rjc(.rro.Niná;nna cola mas perjudicial a 
los PdncipeSjfii ma^ di^ivaderemedio^y afsi pare 
Ci conuenicatecaftigaralcalpadojal que no lo 
es. a aquel porque dio caula , y acfteporque,no 
ce iió a íu dcrecho,y dcxo perder la ocaíion.Si al- 
g'in cxccilb ay en eíle rigor,íe recompcnía.con el 
bo.ericio publico,y conelexemploalos demás. 
Kinguna gran relolucion f:n. alguna mezcla de 
agr j ido. Primero ha mirar el vaíVallo por el ferui- 
cioo.(^ lu Principe, q por la í'aristticion» Pida deí- 
puesda rccópeníade la ofenla recebida,y cargue 
;por léruicio el auerla tolerado.V? lor es en tal ca 
ío el luFriiniento del miniRro, porque losanimos 
' geiK'r!)losdruen anteponer elieruiciodeíus Re- 
iycs.ye. beneficio publico a luspaísiones. I 5 AriT,.-. _.. ,^ 

.tid.'s,y r.-midocleseran grades encmigos,yauié- ^5' ^^*''"^^^/>"** 
doíidoembiadüsa vna embaxada juntos, quan- P^*^^'^^^^^'^'^^^^' 
do llegaron a Ja puerca de la audad,dixo Ariftir ^"'^^ff^^^^'^- 
des; *<?/'V;<-j Tcmijtocles que d-xcmosacjuiíii^eftras ^'^c'- J^'.^-l-^^«<ít» 
enemiifUdcs p.ira tomalUsdefpues (¡uando/ulgamosl ^^^-¡^'fl-^fp- 
Al^i lo hizo D Enriqücde Guzman, Duque de 
MedinaGdonia^ q aunque lúiuy encontrado con 
D R<KÍrigo Ponzc, Marques de Cádiz , le íocor- 
tió qiondo le tenían cerrado los MoiX)S en A Iha- 
iv.2 Peropcrqiic a ireíiosct'íta ('.prcuieriCn los 
incóuenientes ó lexartigandeipuesjdeue el"rin* 
cjpcntender mu Jio a no tener en i' jspudios dos 
niiidíbosde igual grandcza^y aatoridad^porque 

es. 



(So 



EMPRESSAS 



I (í/írdfifimeodcm es difícil q entre ambos aya concordia. 1 6 Aiiierir 
hci }^oumUrt*y<y' ¿o de embiai' Tiberio á Aña vn jí^millro,que era 
concordicim cffc. de igual calidad con el que cllaua gouernando 
Tiicdib.\.a.)i7iah aquella Prouiíicia , confideró ínconucnicnte^.y 
1 7 üeíe(:\u'S eji porque no hunielTcconripctencia coael ,eml)i6 
M*Jl^ti*s e pr.c- vn Pretor^ueerade menor gcado. 1 7 
toYÍjSynecon¡ulAYÍ 

ohúnentcAfiAm .tmda tío inícr parq,^, ex lm^cdimcfjt.ítm oritetur.Tík^ 
£Ít,Ub.2.íírtnd. 




f^Vcito el Halcón procura librarfc del caíH- 

[3 bei,reconoeiédo tn luTuidocl peligto de- fu 

libertad, y quoileua coníigo á quien le acufa,Ua- 

:mandoconqualquicr motiimientoalcacadorjq 

le recobie,aunquclc.r€tirccn lomas ocufto,y íe- 

ci^eto de las felvas.O á quátoslo íbnoro de fus vir 

I NecmlniíSpe' tudes,y heroicos hechos lesdefper-tó la embidia,y 

ricnlumex Wíígwrf-IosredaxoáduraíéruidumbsrcíNo es menos pe- 

fííms , ^«áiwf'x iiai:oíalabuenafama>quelainala.NuíicaMifcia* 

w«/4, ^ -des huuiera en la prifion acabado mfelizmentifa 

Tñc. in y it. Agrie, yida/i focdo e incogiüto íu valori la fama;Y mo- 



poLiricjs. tfi 

(aerando fiíspcníáinicntos altiuos, fe contentará 
con pauccei- uual a los demás Ciucadanos de 
Atenas.Crccio el apUnío de tus vitorias,y no pii - 
dicndo los ojos de lacruulació icfunr a los rayos 
de lü fama^paísó a fer en aquella Rcpubiiea íolpe 
chíi lo quí deaicra lcL-cl\imacion ,y agradecimkn 
to.Tcmi\:4-5 en íusceruices el yugo que imponía 
en la de lus enen^.Í5os,y mas el peligro futurc,éin 
eiei to d.?íi:irií.*deiidad;que elprelente(aunq nn\ 
eho mayoijde aquellos que tratauáde la ruina de 
la Ciudad. No íé conlulran con la razón las íoípc- 
:h.iS;ni el rczclo ío detiene J^ponderar las coíasjii 
a dexavíc yencer del agradecimiento. Quiío mas 
iquclla República la piirion,y infamia de vn Ciu- 
'dadano , aunque bcnenicrito dclla,que viuic ro- 
dos en contiriUaslofpechas Los Cartagineíesqui 
jtaroáSofon el gouiernodcElpañajZelotosdcíu 
valoisy pouer,ydeílerraron á Anón, tan bencme 
■rito de aquella Rcpublica,por la gloria delusna- 
uegriciones. No pudo futViraquel Senado tanta ' 
indurtria,y valor en vnCfftdadano.Vieronle leu. 
clpiimeroen domar vn Lecn,y temieron,qlcs 
domarla quien hazla trcaabks lasfier^s.Alsipre- 
mi:n hazanas,y foruicios las Repúblicas. Ningún 
Ciudadano cuent.i por Cuyo el honor,6 beneficio- 
¡cj recibe la ccmunidadj'a ofcnía íi,ó la foípcclia. 
Pocos con curren con fu voto para prtmiarjy to». 
dos ledjr. para condaiar.Hlque Ickuanra entre 
losdemas,eiie peligra. El zelodevnminiftroal 
bien publico acula el deí:»mor de los dem^s,(u in- 
teligencia deícubre la ignorancia agena.Dc aquí- 
naceelpeligiodelasñnezascnelfcruia'odelPrin r ' ' • 

dpe,yeller la virtud.s^cl valorpcrfeguidos^omo ^\ .^ J^'^'^gt^-^'W 
deiitüs.Para huir elW aborrecimiento,yembidia '^Z '■^S*^«^^^'/^^f' 
SaiurtioCr¡ipo.,refingiaioñoliento,y para poco, ^^^^^^fi •'^^.>'^^ 
iran,iu'jlafti:rcadeiníícnioera Í2;uala losraayo- ^ nmitspn :nm. 
•es negocios; V peroio.pcorcs,que áve7.csel y^^/J^oUretur, 
mimo Principe (ientc,qa¿ le quiebre díucñod ^^'¡¡^^¿r. '^"'' 
le;velodcíinTiinitlro,v le quidera dormido co- ''¡/'''f:,"^' 
■^ocl Par canto como avhipocLefia,quc fin TO ' "^^-^'^-y^^^ 



tíñm 



<5i EMPRESTAS 

vutudcs>y JKñmula vicios, ;iGi cciiLiicne, que al 

3 Vt[o,(iffeñe({Hx' coiitrarioiaajTipHradilsin-iaíarclvalorjy apagar 
Agrícola q'jxyeret la tariik.Tai.to procuro ocultar Aguicoiaia luya, 
fawíímypauci ifu (ícmcrolbdela^mbidiadeDomicianoJquelosq 
rerpretnrcmur. ic veian tanhumildt:;y n-KDdollo^.ílnoia prcíupo- 
Tactr.in i>ir,Agrí. m¿u,no la hailauan en lu perfona. j Con tiem- 

4 DchdUtis ínter po leconocio eikjnc5ucnÍGntcGcrmamco,aun- 
Jihemtm,Alhiní¡y que no le vali6,quando vécidas muclias.nacioncs 
nationihufyexcrcí leuantó vntrofeo,y aduertido.delpciigfO'tlc la fa 
tuTiberljC^faris nia,iiopuroenéltunanabre. 4 EHUyoocultóS. 
ea monimttd Mar luaa,quando refirió clfauor que ieauia.hccko le- 
ti,& lout,úrJH. fus en laGciia,y fi no fue politica.fuemodeftiaad. 
gujIofacr/íutjSeyde ucrtida. 5 Aun los íueños degcarideza propria 

j€mhil4Ídídií me cauíancnibidia entre los hermanos.LavÜda peli- 
tu- inuíSx,a»ríí^ groen Iofef,porque con mas ingcnuidad,qucre^ 
tus cofrfdentiam cato refirió el íueño delosinanqjosdc elpigasq 

fañtfAtís efie. ic humillauan al íuyo;ieuátado entre iosdcmás; 

TAcAw.i.ámK qu¿ aun la ion.brade la grandeza,ó el poder 1er, 

5 Efátergorecum da cuidado a la embidia* Peligra la gloria en las 
¿fwí TWí« ex í///c/pi:opiasvirtudes,Y en los vicios ageaos. 6 No le 
puliseius in finit tcmeen leshombrcselvicicporqwe los hazc ef- 
lefíi^quem diUge-, cbuoSyh virtud íi,porquc loshazcícñorcs.Domi 
hatlefhs. iiio tiene concedido de la miíma naturaleza íobrc 
loan.i 3.25. losdemas,ynoquicrélasRcpub]icas,quccftedo- 

6 Agrícola /ww^ minio íeiíaile envno , fino tn rodos repartido 
fuis yírtut¡bits,,fi- igualmente.Es la virtud vna voluntaria tiranía de 

muí -vt ijs alíorn los anin>05,no menos los arrebata que la fucrc^a^y 
tn ipfiim ^loriam parazclosdelasRepublicasloniifmocsquecon* 
pr^ccps agebatur. curra el pueblo á la obediencia de VTjopoT razón, 
Tacjn yít. Agrie, que poí violencia 5 r.ntes aquella tirania por íer 

7 NihilííiifnSjfcd juila es mas peligroía.y fin rcparo:loqual diócau 
nomcn ínfrgne , e? ía,y pretexto al OftTaciimo,y por eík) fuedefterra 
decoriíffi iuuentá do Arillides,enquicnfue cuipacifer aplaudido 
rumore y ulgi cele, por juílo. El tauor del pueblo es el tnaspeUgrofo 
b rabantur. amigo deia virtud. Comodclito k íutle caSigar 
1 ac.Ub./{..hip. íuaclamacion,eomoifecaftigóenGaleriano5 7 
SBrctícsj^'itifau- y aísi fícmpre fuero breues,éinfa unos los requic- 
J^^ popuU liorna- bros del pueblo RomanOjComo íe experimentó 
m. en Germánico. 8 Ni lasRcpublicas.nilosPtin- 
rrfc^í /¿. 2» <<»/«/. cip es quieren, que lote mimlUos ícan excelentes, 

fiao 



POLÍTICJS. 6^ 

fino (uncientes para los ncgocios.Eíl.icaufa dio 9 !<fulUmob exi. 
Tácito auer renido Popco Sabino pcreí^^acio de wm;?. arrem , fcd 
veinte y qiiatro años el g;o.üicrno de la? mas prin - '1'* '<^ ^í'• "egotíjs, 
cipales Prouincias; 9- y aísi es gran rauidiiria "''7'^'-'/^/'>'rf «'/•<«''. 
ocultar latama^efcuíanvio lasdemoílraciones del ^^«^•'^'t' 6.rf/;/?. 
valor > del entendimiento, y déla grandeza,y te- J^^Of^^iiu ore /l¡4 
niendo entre cenizas h>6penramientosalros,aun yjj'*^ Plautits ce 
quccsdificil empreill contener dentro del pecho '^^^^^^^^7f^i*t^obili 
á vil cípirtm í;eneroíOvLiami que federcubte por '^'*^ ^^^ tyjatrem ex 
todas partjsjjue ama la materia en que cnccn- ^y^^'^^fi^'^ilfajpfe 
dciie.yluzir, Pero nos pueden animar loscxem- y^<^'^^ ¡'^aiortlco' 
plosdc Va roñes grandesjque de UDrctatu rabo)- ^'■'^^}''>'^'^'^'*J enero 
uicron al aradc-,y ics queao cupietó por las duít ^^i^^y^-'^ (<^crera é/* 
t.isde Roma, y cnnaro triunfando por íus muros- "^^M'^^^-'-^/^/í-wc, 
rotos,acompanados de trofeo.sy de naciones vé:- ^'f '^^^''^^for^ranta 
cidas,í"c reduvxeron áhumildescho(¿as., y alli los J^f'^fi^^^^' adeptits 
boluib a hallar lu República. No topai^á tan pref- ^ '^^•^/^^ r^ann, 
toconellos,(inolos viera rentados de íUsglori'as, f \,^^^^''^^'it>: fctr¿t 
porque para alcan^illas es Qienefter huillas. La tá ^^''*'*> ^<*^']!farr;jj¡y^ 
ma,y opinión íe concibe mayorde quien fe ocul- 'í(«^/^7/.v he!lo,<¿;i 
ta a ella. Merecedor del Imperio pareció Kubdñof'^'^ ^'^-^b^,csji,.is 
Planto, porque viaia retirado. lo No alsi en^^^''"'"^¿«í i^^rz?. 
Us \ionarqaias,doiide le lube, porque íeliaem- Pj^^hcu^n auxifet 
pecado átubir.S:i Principe eftima, las Repúblicas "^'"■^■^'i^i.hiji. 
temen a los grandes Varones. Aquel los alienta ^*- ^-^^jir^nferlixc 
con mercedes,y crtas los humillan con in^ratitu- f^^^'^^^^^am fhiCái.. 
des.No es Ibiaméte en ellas temor de fu libertad, f^^Jw¡^eramr,.^tAn 
fino también pretexto déla cmbidia^y. emulació. ^o mérito rebatur. 
Laaucof!dad,yaplauroquccítá en todoses fofpe '^^c.Ub.^.annaL 
cho(a,y c!nbic.ira^o,qaando íe vé en vn Ciudada- i^I^tmins commc 
no folo. Pocas vezeslucede eftocn los Principes, /»<í>'<<^^rf/j' ,. ü«^- 
porque no es ía gloria del Principe del vaíTalio mermjiet. 
objedo áít embidiaáíü grancieza^antesfelaatri- Tac.l¡h.^.hifl, 
bayen afijComoobrada por íus ordenes , en que i^^^ec Agricoldi. 
fue fv»tvido el Emperador Otón, ii Poreftolos '^^^f^tnfiumfa.. 
JVtiniürosaduertidosdcué atribuir lostelizeslu- rn,<m gejh'sexiflfa. 
Celios alus Principes,eícarinétandocnSilio^que «<> ad ai:c\crc\^ 
feglonauadcauer tenido obediente las legiones, duccm.vt n.iJ<ief 
y que le dcuia Til- crio el Imperio , con que C3ífdj>ríu,: unfc: ebur.. 
/en.iu dcígfueiájaigando, que aquella jactancia Tacin yit.A?r¡¿ 



15 Ttd yirtt tetn cifinínuia Otgloiía ,y hazia (iipodcr irif^iiar al 
obfc^u^-lo i'CYiTff beneficio, iz Por lo miimoñie poco grato a 
dLtin ¡>)'-edíc(i!ido Vclp^ihno Antonio Piimo. 13 Mas r^cata- 
cxtVit imhidiÁ, ncc do era Agticola , que arribuia lai;loi'ia de íus ha- 
extra glortA erar. zar)asálu-& íliperiores, 1.4 lo quaí le allVgiu'a- 
7^!íc.í>n'ít.A¿i'ic: ua de íü cmbiclia,y no le ciaua menos gloria, que la 
1:6 AT/Vc t¿it'i-r c6- arrogancia. 1 5 Uuftre oremplo dio loab á to- 
grc^a reliquApctr- dos ios Generales , llamando fiempre, que tenia 
tem poptiUy':S"ohfi apretada al^unaCiudadjal Rey Dauid,que vinieí- 
<ieC//í/'nífc,07'Cíi- fecon niieua gente tobrc ella, para que á el íe atri- 
j)e eamtne cum ^t-buyeile el rcndinúento. 115 Generofa fue la 
tne -vítjUta fwrit atífndo« de ios Alemanes antiguos en hdíirar a 
VrbsyHomtni meo íus Principrs, dándoles la glotiade íus mifmas iia- 
afcrilmti4r yich- zaña£. ti 7 

Yia.2.Reg.c.i2.z^ J Por las-razones dichas csmasfeguro el prc- 
ijPr'inc'ipemftü niio de los leruicios hechos á va Principe, que a 
ilcfedeYe,rHe¡'iyfua vna ll.epublica,y mas tacil de ganar fu gracia. 1 8 
^uoq^fortUfiícU Corren menos rieígo loserxorjscótra aquel,que 
^lorU €ÍHS afsig- contra eílavporque la multitud, ni dilsimula,ni 
n¿íre , prxcipuum pcxdonajniiccon)padece.Tan animofo es en las 
fAcrámctum cydt. refolncionesarri(cadas;comoen iasin'juñas,por- 
Títc. lth.de Gcrm. que repartido entrexnuehos el tcmor,ó la culpa, 
18 Tíirda s!it,qux 'juzga cada vno,que ni le ha ql tocar el peligrü,n¿ 
iítcormittecxpoftu manchar la infamia. 19 Ko cieñe lacomuni- 
laiiturf primtam dad frente donde íalgan los coloresdelavergue- 
^Atínm¡Utim wf- ca,como á la del Principe , teniendo en íu pcrfo- 
Yeáre^jUtim reci- na,yddpucscrífu fama,yenla delus deccndiétcs 
pías, i'Ac.hi.tnn. la infamia. Al Principe lilonjean todos,proponic 
1-9 Ita tripidiy(:s^ dolelomasgloriofoien las Repúblicas cafi todos 
-vr-yinq'^anxij co. miraa por la legundad,pocos por el decoro. 20 
eimt n:mo prÍM- El Principe ha meneftcxíatistacer a tusvalfalios; 
tím expedito con- en la comunidad ceífa elle remor,porquc todos 
¡ilioytnrer mídtüs, concurren en elhecho.Dc aqui naccelíér las Rc- 
fodetatccdp'etí*. publicas (no hablo de aquellas que. íe equiparan 
por. cri los Re^/es ) poco feguras en la fe de los trata- 

Tac.lih.z.hiJ}. .dos,poi-querolaniétetiencn por juílolo que iüi- 
20 Paucis dccii'S porta a (u coníeruacion,y grandeza,ó a la liber- 
fubUcii. cuY.it j plu'izá que profeiran,en queíon todas lupcrfticiolas. 
rcstutA dificríint. Creen queai^oran vna verdadera iibcrtad,yado- 
TaeMh, i ¡ .am. ^aa á machos ídolos tirauos.Todos pienían que 

maa 



POLITICES. 

mandan, y obedecen todc>s Se prcnicnendetria 
cas contca el dominio de vno,y beben fin rezclo 
el dcmucliüs. Temen la tiranía de los de afuera.y 
dcíconoccíi la que padecen dentro. En todasíus 
parces fuena Ubeitadjy en ninguna íe ve: mas eftá 
en la imaginación , que en la verdad. Hagan las 
Pi'ouinciasrebeidcs de Elandrespai-arelo éntrela 
lil:)Grtadque gozaron antcs,ylapreíente,yconíi- 
deren bien fi fue mayor,fi padecieron entonces la 
íeraidunibre,los tributos,ydaí^osque aora. Pon- 
deren los rubdttpsxie algunas Repúblicas , y d 
mifmo Magiihado que domina ,íí pudiera auer 
tirano que les pafieilemas duros hierros de ícr- 
uidumbre,que los que ellos miíniosfe han puedo 
á titulo de caurelar masfu libertad, no auiendo 
alguno que la gozcy fea libre en fus acciones.To 
dos viuen cíclanos de íiisrezelos.Defimirmo es 
tirano el Magifn-ado,pudiendoíedezir dellas,que bertas 'corrnmpe^ 
viuen fin Leñor>,peronocon libertad^ 21 por ''^^ 
que quanto mas procuran íoltar los pií- 
dos de la feruidumbre,mas íe 
enlazan en ella. 22 



^\Maglsf¡7ieTyo 
^^"0,qu^r^ ¡fi fj_ 

22 Sed dum tc;v„ 

tati confítUtHr.IL 

bt 

batur. 

Tacdib^i.ctnn, 




2^ 



í 



B 



66. EMPRESSAS 




E 



S la lengua vn infírtmientcpcrquirn cx- 
_ plica iuscor\ccptos el eritcndimiertc. Per 
ella,(cdcxaentender,6 porla pluma, que es otra 
l'.ngua muda, que enx'cz dcUapinca.yfíJa en el pa 
pcl las palabras que aula de exprimir con eKilitn- 
to.Vna,y onahaz$;n fe de la calidad del eiitendi- 
rniento,ydcWalordel animaíno auicndo otras 
fcfules mas cierras por donde le puedan n'^e'jor 
* r* 7' ^ . • conocer, i Por silo el Rey Don Alcnlo el Sa- 
( \\. .'v j' r ' bio,tratando en vna ley delaspartidas^como de- 
■' '^ ^^í ^ -• . ueíere Reven fus palabras, y Iatemplv-,nca,co" 
,' ' • *'":''/ ''''I que hadfi vlardellas;dixoalsi: Cíi d'/w,?fc/)(> /-.i/^í 



Cd~bi¿n (ffsi como el CAntAY') (¡MofAdo je conoce for 
fuJ-í^nOyOtr-jíí el fcfodcl home. es conocido por ¡a px^. 
labni. parece que como el Rey l^on A Ionio cfta 
^ompacacioiidJ aquellos vcrfoide Pcríio, 

Somnt. 



POLÍTJCJS. ci 

Jicfpondent n>¡r¡di no?? cocM ficlília limo^ 
Son las palabras el fcm blantedel ariimo , por 
cllasic'veíicl 'juiziocs en tcrOjO quebrado. 2 Pa- z Oratío i-ultus 
ra iii^diiicarefto^ebuJlco otro cuerpo mas noble, ant'miefl^ficircum 
y proporcionado , comoes la campana , Timbólo rvfjfa ejt,pf'tan:í, 
del Trincipe, porque ticneen' la Ciudad el lugar Q7'm(tnitfxcUjo\'^ 
masprceminente,yesclgouiernodelas acciones renditiliumnoej.. 
.del pueblo-y Ci no csde buenos mctalcs,6 padece /cj3;icm/.w,e? h^ 
algún dcteco^íedexa luego conocer de todos por hereaüq^iidfrac^i. 
lu'lon. s Aísi el Principe es vn relox vniuer- SenecítEpijlA vs> 
laldelusertadüsjosqnalespcndcniiclmouimié- 5 Vas fiéieU /cfífr, 
todeíuspalabcasrcóellaSjógana.ó pierde el ere- <S'fonoJu)mofc.'-' 
dito, porquetodos procuran conocer por lo (\\xz.moncpYohcititY. 
.dize,iiiíngenic,íucódicion,yinclinaciünes.Nin- Melit.fer.^S.to.s 
guna palabra luya íe cae al que las oye. Fijas que- BiU 
dañen la memoria,y pallan luego de vnos a otros 
porvn examen rigurofo.dar.doks cada vno dife- 
rentes fentidos^ajn las que en los retretes dexa 
caer deícuidadamente,íe tienen por profundas,y 
miftcrioias,yno dichrisacaíoiy aísi conuicne que ^ j ^cie -verki 
no le adelanten al entendimiento, 4 fino que partHritfatHus^tx 
lalgandclpues de la meditación del dilcuríb;y de quxm gcmituspar 
iaconfideraciondclticmpOjdcl lugar,ydelapcf- f^^ Ififunis. 
lona porque vnavezpronunciadas ñolas bucluc ^ccl. 19.11. 
.al arrepentimiento, Horat. 

.Kejcit -vox mijlci reucrtt. L.i.tit.j^.P^tyt.z. 

dixoHaracio , y el mifmo Rey Don A lonfo. £ 
for ende todo horne,c mayormente el Jley, fe deucmu. 
cho guardar en Jit' palAhrcr-^ demanera, que fea acata- 
da,e penfad(i,<t/ne que ladiga,cadefpues que file de 
líi bocayfjon puede home fA:í^erque non fea dicha : de 
que podrían nacer grandilsimos inconuenientes, 
porque las palabras délos Reyes ion los principa- 
les inftrunventosde reinar. En ellas eftan la vida, 5 Htfermo illtus 
ó la muerte: 6 la honra,6 la deshonra : el mal, fofejM re f/ew» efl 
óelbicndefusvaflallos.PoreftoAriftotelesacó- EccLs.4.. 
Icjó á Catifteon, cmbiandoie a AlexandroMag- óMorsyCS? -vitam 
no^quehablajie poco coneljydecjfasde guftojpor. manulingu^. 
^íteera peli^rofa tr Atar con quien en el corte de fu ic- Prou,c.i$.íi, 



68 EM PRESS AS 

gf/4 tcii'íx el pcdci' de Li viü,ydc ¡.i miicnc. . No ay 

palabra del Principe q'^c no té^^ íiiefcto. Dichas 

robcciie.;ocios , ion ordenes : lobreciciiios ícn- 

teiiciasjy ibbro prom'rasoblig^aclon.por clias>o 

acis^rra, 6 yccra la obediencia. Por lo qaalde- 

iien los Principes mi.rai' bien, como vían dcile iní- 

truniv'ntodela Iciii^iia, qucnoacaí'o la encerró 

lariaruralcza,ylepuió ían firmes guavdas,cüma 

'^-^wtm tmm C^ ^^" ^^^ dientcs.Como ponemos freno al caualloy 

ar' imerim tim.n pa^^^queno nos preci.pite.le deucriuxsponcr a la 

co-fU rs'yeriis ^^^'o^-'^- 7 Píii--te es pequeña del cuerpo > peto co- 

♦•,//f VrVT^. 1)^^^ mockimoadecuvomoaiQ-5Íeütopcn¿c,6laral- 

ram ■y^ frxrjosori '^^cíon.,.© la perdición de la ñaue. Eira la Kn^ua- 

ruó rcLto< ^'^ parte muy humed3,y fácilmente íe desliza , fi-, 

Eccl 28 •'P ^ no la detiene la prudencia. Guardas pedia Dauid 

8 ^ onc Vomim c«- ^ Diospara fu boca,y candados para íus labios. 8 

(tod'iam óri meó ^ Éntrarel Principe en varios diícuríos coa 

C^ oñlum circun- ^^^^^ -^ dcíácreditada familiaridad, llena de in- 

/f/r/.2 lahiis meis conuenientes>íi ya tío es quexonuenga para la in- 

P/Íj/ 14.0 ? * formación ; porque cada vnode los negociantes 

* quifieravn Principe muy aduertido^y informado 

enfunegocio,loqualcsim.porsible,no pndiendo 

9 Ñeque poí^e comprehenderlo todo , 9 y fi no, me reíponde 
'Vrlndpemfmfcie "^^^>' "^^ cafo,l£)uzga por incapaz,ó pordeícuida. 
i/4 cea cornple. ^o- fuera de q nuca correípóde el conocimiento 
¿1; ■' de las partes del Principe a la opinión que le tie^ 
T^rít /;A , ^«« i^e dellas, Bien confideraron eftos peligros los 

Emperadores Romanos , quando mtroduxeron 
que Icshablaílen por memoriales.yreí'pódian por 
eícrito,para tomar tiempo , y quefueflemasco- 
fiderada la refpucfta , y también porque a me- 
nos peligro eílá la pluma , que la lengua. Efl^a 
no puededeteneríe mucho en reíponder,y aque- 

10 Componit ad lia fi. Seyano aunque tan valido de Tiberio le 
C^farem codícil- kablaua por memonal i 10 pexo ay negocios- 
lus , morís qmppe de talcalidad,quees me'joE tratarlos» que efcri- 
tanc erat ^ c¡íhím- uirlos,pyincipalmente quando nocs bien dcxar 
4j:sam pr^fentem, la prendadevnaeíe);itura,q€svn tefl;imoniopeK 
fc'ipto adire. petuo fugetoa mas interpretaciones queiaspala- 

'J Avj¡o.^,0,nnd, bras^Us qu^ks comp paíTan Usccas^y no feretíe» 



It timbre 114 



POLITICES. 69 

nen ñclmente,no fe ^uedehazcrpor ellas recon- 
ucncioii cierta: pei'o ó ya verponda ei Princioedc 
viiaiode otra fuerte ^fiempie es de prudentes la 

breuedad, 1 1 y mas cófofme k la ra ageftad de ^ ^ ^'^*^' - - 

losPrincipes.Imperial la llamo Tácito. 12 Dq fi^mom iwfi pru^ 
la len§iia,y de la c pada íe haxie juagar fui abriríc: ^^"^''^' 
elquedeícubreelpecho.peligra.Lostazonamié- ^í^i'^'^^^- 
tos bceucstoneficazcs,y dan mucho que peníar. ¿^ ImperAtorU 
Kioguna cola mas propia del oficio del Rey, que ^^^'♦^f^/"^- 
hablar poco, Y oir mucho. No esmenosconue- •^'^^•^^^•^•"^Í^í' 
niente faber callaí,que íaber hablar.En eílo rene 
;mos pormaeftros áloshombres,.y en aquello a 
^ios,que fiépre nusenfcña el filcncio en íus miu 
terios, macho Ce allega a tu diuinidad quien fabe 
callar. Entédido parece el que tiene los labios ce- 
rrados. I 3 Los locos tienen el coraron en la bo- rsStulttésquoque 
>ca,y loscuerdos la bocaenelcoracon. 14 Lapru f tacucYitjfipiens 
denciaconliÜecn no exceder losíines enlovno, ri;piuab!ttir,&'fi 
ni en lo Qtro,porque en ellos efta el peligro. compreferjt UbU 

Vi diíiírfáj¿bi.jvic¡}iaque culpa ejl, fi^ i}itdl¡%ef7s. 

Multa, toquenSjíycKiiáafdens. Prou.c\tp.i7. 

lErTtoucesíoR conucnientesbspalabras.quando H^" oré fatuorit 
el filencioíeria dañólo al Principe, ó la verdad. corilloritm,<>:in 
Baílantementeí'edexa entender por los moui- ^'^^;^^ ppientmm 
niientos la mageftad. Muy docente es en los ^¿ Ulortnn. 
Principes vn mudo filencio áíu nfnipo , y mas J^c-c/.2i.29. 
íuclen fignificar lamerura,yclagrado,que"laspa- ^«/o^^- 
labras^ y quando aya de víar dellas , íean fcncillas 
con íentimiento Ubr^,y Real. 

Liheri f^nfi in ftmpltp pdroles. Taji, 

Porque íedeíacreditan, y hazen (oí pechólas con 
Us exageraciones, los juramentos,ylos teltimO' 
nios^y aísi han de íer Hn del precio graucS; fin cui- 
dado gracioras,Uii aíper-sza con ftantes,y fui vul- 
garidad comunes Aun conDios parece que tiene 15 A-' o» p^rci 
alguna fuer (¿a las palabras bien compucáas. 1 5 mei, &* i'cdn, pe 
§ Enloqueesmeneftermas recatodcla Icn- rentihtis.Qs ¿íddc^ 
gaa>ydela plunia,esenlasprcnielns,en lasquales, precanámncompo 
ó por generofidad propia,6 por facilitar los fi- (íf/5. 
aes;, 6 p 01 efcuíar ios peligros fe ítieknalavgar los /^¿.^i. 3» 



no EMPRESSAS 

ri:incipcs,ynopudi,édodelpLies íatisfacer aellas, 
fe pierde el crediro,y íc gatian cncmii^os,y fuera 
mejor uucrias efcufado. Mas guerras han nacido 
delaspronielashechas,ynocumpiidas,que de las 
injurias, porqae.cn las injurias no liéprevá mez- 
clado elinteres,como en lo prümeci;!o,y mas íc 
mueucn los Principes por el , que per ia injuria* 
Lo quefe promete,y no fe cumple jo recibe por 

16 Multo melitis afrenta el Tuperior, 16 por iajaÜiciacl igual,y 
ejlnon uouerejquX portiraniaelinferior^y alsi es mcncíler,quela ie- 
poj} votitmpromlf B^^ ^^^ ^^ arroje a ofrecer lo que no labe que puc- 
fa non reddere. de cumplir. 1 7 

íccl.caP'S^' ^ En las amenazas fuele exceder la lengua,, 

17 NoUctt4tus porque el fuego dé la colera larnueuemuy apri- 
ejíeinlingun tiM, fa,ycomo no puede corrcíponder la venganza á 
€í^ inutilis ^ Ye- 1^ paísion del coraron , queda deípuesdcfacrcdi- 
mijius in oPerihm ^^^^ ^^ pr udencia,y el poder del Principe^y aísi es. 
tufs. menelkrdifsimular las otcnlas,y que primero fe 
jicd.Á,. 54.. vean los efctos de la farisfacion, que la amenaza. 

Elqucfcvaleprimerodelaamenaza, que de las 
manos,quierc Lolamentc vengarle ccn ella, ó aui- 
íaral enemigo. Ninguna anienazamayor,quevn 
íilencio mudo. L a mina que ya rebcntó no íe te- 
merla que eftá oculta parece llcmpre mayor. por- 
que es mayor ¿Sfeto dv la ima^inacion,que el de^ 
losíentidos. ^^ 

( La murmuración tiene mucho deembidia, 
6 !adanciapropia,yca{íllempre es del inferior ai 
íuperior^yaísi indigna de los Principcs,en. cuyos 
labios ha de eftar fegura la honra de todos. Si ay- 
vicioSjdeuecalfigarlosjfi fáltas,reprehenderlas>ó^ 
diísimularlas. 

f Alabúncadclavirtud,delas acciones,y íer- 
wiciosespartedc premio,ycauía emulación de fi 
mifmo en quien íe atribuye. Exorta,y.anima a los 
dcmá'>,pcroladelos íügetose? peligroía, porque 
íierjdoinciertocl jniziodcllos,y la alabanza vna, 
como fentencia diíiniciua,puededeícubrir el tie- 
po,que fue ligereza el d.iria,y queda el Principe 
«biigado por reputación a no define de lo qac 

vaa. 



POLÍTICJS. n'{ 

yna vez aprobó^y afsi por efto,como por no ca u- 

íai* cmbidia,dcue andarmuy recatado en alabar 

las períonas , comu fue conícjo del Efpiíitu S in- 

to, 1 8 AlosEftoicospareci6,querioíeauiade ne laudes hominc 

alabar,porque ninguna cola le puede afírmarcon qnerKqiiam. 

ícguiidadimuchadeloquc parece digno de ala- ücc/.ii.jo. 

ban<¿a,cs faifa opinión. 



18 AntemQftem 




^ k Lo mas profundo del pecho retiro la na- 
y^ turalezaelcoraconbumano,y pcrquevie- 
doíe ocultOjvfiii tcftigc^s no abrafle centra la ra- 
zón ,dex6 dilpuefto aquel natiao,y natural co- 
lor,© aquella llama de íangreccn que U vcrguS- 
cacncendicíTeel roftrcy le acaíane,qoando fe 
aparta de lo honefto, ó fíente vna cofa, y prefiere 
otra la lení;ua,deuiendo auer entre ella y el cora- 
ron vn milmo mouimicnto ,y vna igual confo- 
nancia j pero efta Icñal que fucle mpfirarfc en 'a 

E4 ju- 



nt JEMPRESSJS 

'jüLient.nd,la berra con d tiempo la malicia. Poí 
lo qua I los .Romanos confidcrando la importan- 
cia de la verdad,y que es la que conicrua en h-Rci 
publicad trato^y comercio, y dcíeandoque la 
verguenca de faltar a ella leconíeruaíTc en los 
^ hombres',colgauandd pecho de losniños vn co-. 

jífijofj^, i-a(¿on de oro^que Uamauan B//'/íí,gcrogiifico que 

dixo Aufonio auerlo inuentado Pitagoras , para 
ílgnificar la ingenuidad que deuen profciTar los 
h6mbres,y la.puntuaUdad en la- verdaíj, llenando 
en el pecho el coraron , limbo lo de! la, que es lo. 
que vulgarmente (ignificamos,quando dezimos- 
de vn hombre verdadero,quc ileua el coi acón en 
las manos. Lo miímo dauan a entender los Sacer 
dotes de Egipto, poniendo al pecho de íus Prin- 
cipes vn zafirOjCuyo nombre retrae al de la ver- 
dad,ylos miniíírosdc jurticiallcuauan vna ima- 
gen luya; y no parezca a algiinoyqae ü truxcílbel 
Principe tan patente la verdad , eftariaxxpuef- 
toa los engaños, y artes , porque ninguna coía 
mas eficaz que ella paradeshazcrlos^ypara rener 
mas lexos la mentira, la qual aoíe atreuc a mi- 
rarla roílro a roftro. A efto aludió Pitagorasi- 
quando enfeñó q no rchabLaile bueltas las efpai- 
das alSol,queriendo íignifícar, que ninguno de- 
uia menrir,porquecl que miente no puede refif- 
tir alos rayos de la verdad,íignificada portel Sol, 
aísi en (er vno,comoen que deshaze las nieblas, , 
y ahuyenta las íombras,dando a las cofas íus ver-- 
daderas luzes,y colores , comoíe reprerenta en 
ella emprella , donde" al paflb que íe va défcubne- 
áo por losorizcntes el Sol,le va retirando la no- 
che , y íe recogen a lo eícuro -de los troncos las 
auesnoturnas que en fu aufen-cia embocadas con 
las tinieblas hazian tus robos , faiteando enga- 
ñoíamentedfueño de lasdenTásau^s. Que con- 
fuía /challa vna lechuza>quandO-por algún acci- 
I . M tgmpr^fifi^ dente le prelenta delante del Sol ? - En í'n mifma 
tU i'Cí. iuztropie(:a,yfc embaraca:íii refplandor la cié- 

K'''¿'V, . ga y dexainutilesfus artvs.Quien es tan añato,y 

fraivi . 



FOLinCJS. n^ 

^auduletOiqíienofepicrdacnlaprerenciadcvii 
• PiincipeRcal,yverdadM-o?: Ho ay poder pene- 
trar los definios de vn animo ca nd ido >qüando la 
candidez riene dentro de (i los fondos conucnie- 
tes de la prudencia. Ningún cuerpo mas patente 
á los ojos ód nmndo,ni mas claro ,yopuell:o a las 
íombras>ytinicblasAluscí Sol- y fi alguno inteii. 
ta aueriguarle fus rayos, y penetrar fus fecretos, 
halla en el profundos goifos y efcuridadcsdeluz, 
quelcdeslumbranlosojos ,firi que piiedan dar 
razón de loque vieron. La malicia queda ciega al 
candor de la verdad , y pierde tus prefupueftoSjno 
hallandoarteque vencer con el arce. Digno triú- 
fode vn Principe,dcshazcr losei>gaúoscon la in* 
gcnuidad, y la mentira 'conia verdad. Mentir es 
acción vil deeíclauos,y indigna del magnánimo 2 N on decent (¡nU 
coracon de vn Princ ipe, 2 que mas que toaos t'ém -uerha compon 
deuj procurar pareceríe áDios,queesla ^^'^i^nisí fita^fjec Prhicipem 
verdad.O«í/e los Z?í'jí'.í(palabras fon del R,ey Don Ubium mcndAx, 
AionfoelSabiojhablandodella)</ríf tknen [tt Ik^ ProiKifí.7. 
gut en la tierr.íjk quien pertenece de U giiaráxir mip^ L.¡.tit,A..p.z 
chcijdciteri parar mientes ^que no fcxn eontYxelldydt^ 
:^icndo paUl^f^ts mer}ttrofís,y abaxo da otra razón 
en la mifma ley. E demksyqtuindo el minttejk en fns 
paUbfO,^ , non le creerinn los homes-^ queíe oycjfen, 
ma^'.er dixcjfe dc rddd^e tomaridrí ende carrera pan* 
'meutir.Eñs inconueniente fe experimento en Ti- 
4Dedo,elqual dizicndo muchas vezcs fingidamé- 3 ^dyunUyC^r to^ 
te,queeiíauarefueIto áponeren libertad la Re- ^i^^irrífa reiinlu. 
publica, ó foftiruir en otros ombrosel peíb del ^'^^ , de reddenda 

Imperio, no fue crddodeípuesen'lascoíasverda-^<^/'«^//cí<,T;fm/^e 
deras.y jaftas. . 3 cmfules , feu qms • 

' ^' Quanto ion mayores lasMonarquias>mas^^^'''^>'^g/'/wé'////¿«/, 
fugetas eftán a la materia. La fuerca de los rayos P^^cnt ^ -vcvü quo~ 
de vna fortuna iluürc leuanta contra íi las uic- V^^,^' ln)ncjh fi. 
blas de la murmuración. 4 Todo íe interpreta ^^w dernpdr. 
a mnl,yíc calumnia en losgrandes Imperios. Lo '^^cdih.^.tiy^n, 
que no puede derribar la fuerca, lo intéta a la ca- 4- (^urtctü ..^.i-js ■ 
lúmnia,ó con lecretas minas, ó con lupueitas cu- Jf^pCí ¡j obiedaa 
ñas, en q es meneftcr graa valor de quien domina f^lici:¿>., 

íobvc. 



-74 EMPRESSJS 

fobre las nacionGS,para no alterar íu curfo,y paf. 
(^úc ícrcno,fin que ic perturben íus vozcs. ElU 
valcrola coaílancia ícha viUo íicmprc en los Re- 
yes de Elpaña,deípreciádola cmbidia,y murmu- 
ración de lus emú los,con queíe han deshecho le- 
mcjai>tcs nieblas, las quales como laslcuanta la 
grandeza , las derriba con la fuerza de la verdad, 
como í uccde al Sol con les vapores. Que libelos 
intamatorioS:, quemanifieítos fallos, que fingi- 
dos Parnafos,que patquines maliciólos no íc hati 
elpircido contra la Monarquia-de Etpaña i No 
pudo la emulació manchar lU jurto gouierno en 
íosReynosquepoíIceen Europa, poreftar a los 
ojos dei mundo^y para hazer odioío fu dominio, 
y irreconciliable la obediencia de las Prouincias 
rebeldes con falfedadcs difíciles de aueri^uar, di- 
vulgo vn libro lupuefto de los malos tratamien- 
tos de los Indios con nombre del Obií po de Cha- 
pa,dexandole correr primero en Eípana , ccmo 
impreüb en Seuilla por acreditar mas la mentira, 
y traJuziendolcdeipaes en todas lenguas. Inge- 
nióla , y nociua tra<¡a , aguda malicia que en ios 
ánimos lencillos obró malos efotos, aunque los 
prudentes conocieron luegoel engaño delmcn- 
tido con el zelo de la Religión , y jullicia queeii 
todas partes muellra la nación Eípañola,no ílen- 
do dcíigual á fi mitma en las Indias.No niego que 
en las primeras conquiftas de America lucede- 
rianaigunos deíordenes por auerlas emprendido 
hombres , que no cabiendo la bizarriadc fusani, 
mosen vn.mundo,fe arrojan n ,masporpermiC. 
íion,quepor elección de luRey,a probar lufor* 
tuna con el deícubrimicnto de nueuas Regicnes, 
Qonde hallaron idolatras mas fieros, quclas mif- 
nia« ficras,que tenian carnicerías de carne huma- 
na con que le luftentauan Jos quales no podian 
reduzírleá larazon,fíno era con lafLier(-3,y el d- 
g(/r Pero noquedaronfin remedio aquellasde- 
Icrd-^neSjem blando contra ellos los Reyes (Jato- 
lieos leueros Comiílárics, que los caftigalTen ,y 

man- 



FÜ LITIGAS. <7y 

mantiuiieiTcn los Indios en juflicia, dando' pater- 
nales ordenes para íu copferuacion ,cximicrdo- 
ios del trabajo de las minas, y de otros que entre 
cilos eran Oi\linarir-s antes deldelcubrimiento: 
embiando varones Apoltolicos , que los inl>ru. 
yeílaien la Fe,yluítentandoacoft<^,s delasrcntas 
Reales Obiípados, los Templos.y Religiones pa- 
ra beneficio de aquel, nueuo plantel de la Igleña, 
íiii quedelpucs de conquiftadas aquellas baíbs 
Prouincias le echaile menos la aufencia del nue- 
uo S.'ñor,en que le auetajó el gouierno de aquel 
Imperio,yeldelvelo de lus miniaros al dclSol,y 
al de 'a Luna,y EilrellaSi pues en íolas doze horas 
que falta la prelencia del Sol al vno de ios dos 
emisfedDs(econtünde>y perturba el otro,viftié- 
dole la malicia de las (ombrjsde la noche ,y exe- 
cutandocon la maleara déla eLcuridad homici- 
dios, hartos,aduirerios y todos los demás delitos, 
fin que bañe a remediarlo la prouidencia del Sol 
en comunicarle porc^ orizonte del mundo Ins 
crepuículos^endexar en íu lugar por.Virreyna a 
la Luna con la alsiilencia délas eürellas, como 
miniílros íuyos y en dai'les la autoridadde fiis ra- 
yos, y defde cl\e miundo mantienen aquel los Re- 
yesde Fíp.iñaen jaíb'cia.en paz,enReíigion,coa 
la mitm.iteiicidad pjlitica,que gozan losRcynoS: 
deCai.iiia. 

Pei'o porque no triunfen lasarresdc losenau- 
los, y fncmigosdeía Monarquía de Efpaña . y 
qu'íde deUanecida jainucncioivdeaqucl libro, 
confiderthíé todos los calos imaginados^que en 
él fingió lamaiicia aucrlc exercitado contra los 
Indios, y pongaiiícen paralelo conlos verdade- 
ros que hemos viiU) en las guerras de nueltrosfi5 
pos,alsi eula que íc mouió contr¿Genoua,como 
en lasprefentes de x^lcmaniaí !iorgoña,y Lore- 
na^yíe vera que no llego aquella mentira a efia 
verdad .Que gcnercsderomcntos crueles in un- 
taron los riranoseontraláinocencia que no los. 
ayamos vitioenobra^no ya concia barbaros in- 



n<s EMPRESSJS 

huuiauog/ino contra nacic5ne§ eUlt;ii,dull3g , y 
rcli^ioías, y iio contra encnúijas, luio contíaró 
mit'maSjturbado eloiden nacuraidelparenrelcQ, 
ydefconocídoel afcdoala patda.Lasmilmas ar- 
mas auxiliares reboiuiaacontia quien las íuften» 
taua. Masrangricnta era ladcfen-fa que la opofi- 
cion.Noauiadifercneia entre la protección, y el 
dcfpojorentrela amiftad,y la hoftilidad. A nin- 
gún edificio iluílrc , a ningún lugar fagrado per- 
dono la furia^y la Uama.BreueGÍpacio de tiempo 
vio en cenizas las vilUs,y las ciudades^y rcduzidas 
a.deílertos las poblaciones. Infaciabíc fue la fed 
de tangre humana. Como en troncos le proua- 
«anenlos pechos délos hombres. las piítolas, y 
las efpadasjaun derpuc&dci furor de Marte. La 
viíta íé alegraua de los disformes viíajes de la 
muerte. Abiertos los pgchos,y vientres humanos 
feruian depeíebres,y tal vez en los délas muge- 
res preñadas xomieron. los cauallos, embueltos 
éntrela paja los no bien formados miembreci- 
llosde las criaturas. A cofta de la vidafe hazian 
prueuas del agua quecahia en vn cuerpo huma- 
no,y del tiempo que podia vnhombre fuílcntat 
la hambre. Las virgcncsconíágíiadasaDios fue- 
ron violadas,cftupradaslasdonzellas,y forcadas 
las cafadas a la virtadcíus padres,y maridos. Las 
mugercslc vendian,y permutauan por vacas, ^' 
c^uallcSjComo las demás prcías,y deípojós para 
dcshoneftos-víbs.Vncidos los rufticostirauan los 
carros , y para que dcícubricíTen las riquezas ef- 
condicas los coIgauandelospies,yde otras par- 
tes obcenas,y los metian en ios hornos encendi- 
dos. A íus ojcsdelpedacauan la^ criaturas , para 
que obrafleel arocr paternal eneldolol-ageno 
deaqucllos,partesdelusentrañas,lo qu^no po- 
día el propio. En las íelvas,y boíques donde tie- 
nen refugio las fieras , no tenian los hombres^ 
porque con perros venteros los bufcauan por el 
raftro.Los lagosno eftauáiegurosde la codicia, 
ingenioíá en inquirir las alhajas , facandoias coa 

ancue^ 



FOLITICJS. q-j 

ancuelos.y redes de fus pvofundosíénos; Aun ios 
huéilbs difuntos perdieron fu vltinno Tepofa, 
traftornadas las vrnas,y leuantadoslos marmo- 
ksparabuícar loqueen ellos eílaua eícondido-. 
No ay arte magica,y diabólica , que no íe cxerci- 

taílecneldeícubnrnientodeloro^ydelaplata.A 
m^nos de U crueldad, y de la codicia murieron 
muchos millones de perfonas, no de vileza de 
animo como los Indios, en cuya extirpación fe 
exercitó ladiuina -jutlicia por aucr fido poi* tan- 
tos figlos rebeldes a fu Criador. No refiero eñas • 
coíás poracuíaralguna nación, pues cafi todas 
intcrumieronenefta tragedia inhumana,ílno pa- 
ra defender de impoñuraa la Eípaiíola. Lamas 
compucfta de coftumbres cfta a riefgo de eftra- 
garfo! Vicio es de niieftra naturaleza tan frágil^ 
que n-o ay aecion i-rraeronai en que no 
pueda caer íilefaltare el freno 
de ia Religión , ó de 
la )u lucia. 




í-epav 



EMVRESSAS 




Eparala Lunillas aufcnciasdelSol , prcfi- 
_ dicndo a Ir. noche. Delusmouimientos,cre- 
ci:ntes,y menguantes pende la coníeruacion de 
lascoias,y aunqüc^s tanto mas iiermoía>quanto 

, ion clUsirnaseícui-as^y deímayadasjccibicdo lee 
de íu iuz.ni por efto,ni por íus contiivuo's benefi- 
cios ay quien repare en ella>aun quando fe ofrece 
masilcnade rclplandojcsipcrofi alguna vezin- 
terpueíla la lom'ora de la tierra fecclipían lus ra- 

, yos.y dctcuore el detéto dcíu cuerpo,no ilumina- 

' dOjComoíeofrcciaames ala vida ,íino opaco, y 
cícaio,todo>, leuátan los OJOS a notaila,y.aun an- 
tes que. íüced3,eLlá preuenidala curiofidad, y le 
tiene medidos lospaiVos grado a giado,y minuto 
aminuto.SonlosPrincipeslos Planetasdela tie- 
rra , las Lun?s en las quales íiabltituye (^us rayos 
aquel diuino Soldé jUÍUcia para el gouierno tem- 
poral- porque fi aquellos predominan a las colas, 

.cfítos a los aaimos , y aísi ios Reycsde Peifia con 

fin- 



FOLITICJS. 79 

fin-idos nyoscn forma del SoUyde la Luna pro- Chryfol.fer. 12a 
ciira/uin IcreíliníadosGonio al\ro-sy el Rey bapor 
nodiuió de innruLiiic hermano del Sol , y de la 
Luna en vna carta qiic ctcriuiÓ ai Emperadoi: 
Conílancio. i EiUrc tocos los hombres rcf. 
pUndecela i2;r-aiidcza de los Principcs^colocados ' ^^^ ^egum So^ ' 
eniüSür:>'sleiiaiicaaosdeí poder, y dci mando, poyypartjcepsjide. 
áoad^^ cUan expucftos a. la<:cnlura ck todos. Co- y^fi^><^' fratcrSo. 
loí-)sfoa riueuo pueden. deícomponcrie fin íl^^^'^^^^ íun^Co^f, 
nrtados-v alsitn.rcii bien como obran > porque ':'"^''^/'*íí>'/' me» 
cncUos lioníí pucikíu arencion el muiido , cA^-'^^^^- 
qual p'xiradex.irderep n-ar en fusacíértos > pero ^'^'^^^'^^^^'ccI.Híu. 
noeaPiü 'iTores-Decien '>jas,yotra? tantas oue- 7*' 
jas le prcuieue la curioíldad para pcn< trar lo mas 
oculto c-erfuspcníaiTiietuos. Aquella piedra ion 
de Zacarías f bbt o quien cíUiuan líete ojos, 2 por * Sapa- lapidem ' 
loqual , quaiitoesmayor la^randí'za , ha de íer "^'nrimleptcm oen* 
minoría licencia en lasdeíembolturas. ? La ^' /'*'/''. 
mano del Principe -licúa la lolta a la muGca del' ^' ítcíur.^.g. 
gouierno^yfinoícñalareacompásel tiépo,cau. 3 Q^rr?.agrjoímfye 
íaiadilonáciascnlosdem.\s,porqtodasremedañ.'''^ P^xditi m ex. 
fu mouimi:nto:de donde naee,quc los Eílaubs le (^^'f^ ^craréagufif, 
parecen a (ns Principes, y mas tacilmcntc aíos^o»*«'?^''/^í^ítc¿/v-- 
malos,q^calo,baenos,porquceftandom^yaté. (h' n.-oriaics *¡oífC~ 
tC'S los lubditosa íus vicios-, quedan fijos en íus ^'^Juinaxim,^ f\r 
imaí;inaeiones,y la lilbn fa los ímiía,y aí$i haze ci ^''«^< maxtr/jaUcc-' ■ 
p! ineipc mas daño con íu c xemplo , .que con fus ^^^r cfl. 
vicios, ficiido mas pcr]rjdiciales íus malascoílam SaluJ}. . 
bres,q proucchofasív.s buenasipoíqnueih'a mala 
inclinación ma^'.léapiica a emular viciosAlLie vir- 
tudes. Grandes fucíon lasque reíplandecieren crr 4' Virellhis yc/j. 
Alcxaudro iVagno,y. procuraua el Emperador tre^O'gvlifiói 'f?. 
CaiMcaliap^receríe iolamenteaélenlkuarincüyí hoCiIsiOrh) hr^. 
na -^ a Ja cabeca al lado izquierdo v atsi au n q vnos x o ,f€uh¡a, ^ud.u 
vicios en'^í Principe fon malcsaíTíolo,va'orrnsc^'íi /^i-'p. cx.itío-- 
a la R"publica como lo notoTacitocn Vitelic», fi-.^d".cehdrht, 
y Ott^n, ^todosLcuiciañoíósalosfubdítos por T^'c.Uh ij.ilt: 
el ex^mp.o; Gir doles fomos que damos buclta ^ ■FUx¡biUs:i':á}n ■ 
niirnndó.y I.'Uitarrdo al'Principe , ^-femejantes cíívz/'.'?;' '\i'^Tun 
íiaquellas i,» :das.dc la .v'ifiüi>dc Ezcquicí,qui? fe- í/.'/c/ '«;;>■■ A Fr.-.a^- 



Síi LMPRESSJS 

f!htíSy<it^cn*->'t¡t.i guían ficniprc clmouimiento del Querubín. <5 
í//c.i/7j, fc-pentcs Las íicciones de Principe ion mandatos para el 
fam:'.!:. pucbio,-quecoa la imitación las obedece. Picnía a 

"p //>r.//í P i« í'g. los fubditos-que hazcn agradable íeruicic al Prin- 

6 C.irnincedchánt cipe en imitarle cnlosvicios^ycomoeílosfonlc- 
Chen^him firKid ñores deJa voluntad, jpz?alaadulacion que con 
c-'.'-T? ers roi^ferc- ellos podía grangetrla,eomo procnrauaTigelli- 
b^intm\C'imt<iUt- no ia de Nerón , haziendrle compañero en Ins 
baíjtm- fuL4tmi'i, rii? ldad?s.Dcíordenafe la Republica^y íe cor.fan- 
ipfü ({iHfC^^e coílc' de la viriad 5 y afq es meneüer que fean tales las 
bantitr. ccf lur.bres del Principe,que dellasaprendan to- 
:ñ^ech,'i o. 16. dos a 'eu Ditciics ; como lo dio per documento a 

7 E,z c6ÁhioPyin~'^\ot Púncipesei RevOon Alouioel Sxb'io.Eotroji 
chúyyt quiiqU'id p^:\\t mánten.rhicn /;' Puchhyddvdolcbuí'nas cxcm- 

f.xcixnt , prxci'^ii'c píos de f. mifmos. , mcflwidcles Los^^nores '^0 -a (¡ue 
iñdeantuT. f^^í^f^ ^''^" • Cíí ^on puivicí Id conocer a, Dios ,nin h 

Quintil. fíhrhi lemcr^nin air.-tr yHin otro Ji bien ^.'j.i,d.ir J(4 

8 y'ciUdior:iuc in.co'/ACon^mn fus ^alahras,nin fu^ obras{fe^'ndixU 
dies TigelUnuSjíS' woí de fufo en las otras leyes)ni hieii mantet/erfupuem 
mnUs artes, qifu hlo ,fíelco¡lurf/hre:..ye incineras buenas non ouiefe.. 
iy'js füUspoUeb^ity Porque en apagando los vicios el farol luzientc 
gratiores ratns yfi de b virtud del Principe,que ha de preceder ato- 
rrificipcmf<jc¡etá. dos,ymoílraries los rumbos íeguros de la nauega- 
tefcelertíí^objlrlfi cicn.d^í'Aen loseícoUos-Conla Rcpublica/iendo 
geret. impolsible que fea acertado el gouierno de vn 
7acj{b.iJf..anHctl. Principe vicioío-Cd c/t^/'c/o (palabras íonddmiC- 
Ub.6 tit.^.v.z. mo Rey Don Alonío) ha en (I tal nat tira, que quan. 

. tct el home mas lo ifa,tanto mas lo ama,e defto le -vie- 
?icn grajídes males, e mengua el fejoyh la fortale:^* 
del coraron fe por fuerza ha de ¿exar los fechos que 
el coUiñenen de fa::^er por ft^hor de los otros^en que 
halla el Ticio.Defprcciacl pueblo las leyes,viendo 
qu.cnolasobCérua elquecsalmadelks^yafsi co- 
nio los defetos déla Luna Ion perjudiciales a la 
tierra jafsi también los pecados del Principe fon 
U ruinadeíiiReynorcíliedefeelcaftigoálosvaf- 
íallos, porque a ellos también fe cftiendcn fusvi- 
:CÍos , conio los de leroboan al Pueblo de IC 

9 proiHer percata rsLcl 9 Vnaíombrade dcshoneftidadquecfcurc, 
hrohoámyquxpec' ció la fama del Rey D,Rodi:i§o,dex6 por muchos 



políticas. 8f 

feloscntiniobUsU líbci'taddcEfpAña. Dedode caumt fp' ([mUí 
fe puede en alguna manera dilculpar el Uvrbaro ^-ccém ¡cccrat H^ 
cfdlodelosMoxicanos^queobli^auaa fus Reyes ragl 
(cuando los confagi-auan) a que j-iraiícnque ad- ^Mi^%.i$.Z^, 
mlniílrariaü ') al] icili: que no opriinínan alus vaí- L of.Gamur. 
fallos. que iciian fucitcs en la gucrra:que harian 
m^-iurcner al Sol id curio ,y elplendor Jíou.?r a las 
nubes cori-cr a los uios,y que la tierra produxeLíc 
abundantemctc liis frutos;porquc a vnRoV ílmro 
obedece el Sol,como a loíue en premio de íli vir- 
tud, v la tiv^ira da n'.as fecundos partos, reconoci- 
da ala juíliiicaciódeigouierno.Afsiiodióaenté 
der Homero en eftos verlos. 

Homer.Vlyfj, 
Sicut perceUhris ^e^U^qui r.UTKha curat* 

In ?nulfi¡cj\pro»7ífcj;yírís iura aqua mimjlrat 
Jpfa ellitellfisfiigricasyfrdpta, atq-^ benigna 
Fertfn/ges.feg^tefque CP* pomis arhor ont^» 

(laeft, 
Troye^jífintpectídesjC^fuppeditatmarefif- 

ees, 
OhreBum imperiíi populi fors totaheafa efl, 
^ A la virtud del Principe 'jufto,no a los capes, 
fe han de atribuir las buenas cofechas. lo El pue- lo Annum ^onufh 
bloriemprccree,quelosquelegouicrná íbncau non tum de bom's 
ía de fus delgracias,ó felicidades, y muchas w^zcs JYuíhbus j(¡uám de 
de los caíos f )rtuitos,como fe los achacaua a Ti- iufie regnantibus 
berio el pueblo Romano, n exiflimandim. 

^ NofcpcrCuadanlosPrincipesaque no fe- Boetius. 
ran notados fus vicios,porquc los permita, y ha- j j q^í ^^qs vulgo 
ga comunes al pueblo , como hizo Vvitiza, ^o^- fortuiu ad cuI^a 
que a los vaifallos es grata la licencia , peronoel f^.^-^f5ewteí. 
autor della , y afsi le coftó la vida , íiendo aborre- TacÁib .^.antt^ 
cidodc todos por fus malas coflumbres. Fácil- 
mente difsimulamos en nofotros qualquier dcfe- 
to,pero no podemos fufrir vn 'atomo'en el efpe. 
Jodondcnosmiramos;talescíPrincipc,en quie 
fecontemplan fus vaifallos y Ueuí mal q efte em 
panado có los vicios.No difminuyó la infamia de 



Zt EMPRESTAS 

Nerón el aiier hecho a otl'os cómplices de fus de- 
femboituras, II 
1 2 R^tiéfqite dedc ^í No fe aiT-giuTn los Principes en fe de fu rcca. 
CHS cmolriJi ph- to en el íecreto,porqnc qiiando el pueblo no al- 
resf dafct. canea liis accióneselas difc urre,Y fienipre finieílra: 

Tac.lib. 1 4.;iHnal ^^'^-^^^^yj '"^Isi no baila que obren bien^Vaio es me- 
iiefcer q"J.e los medios no parezcan malos. Y que 
coíá eftará íecreta en quien no puede huirfede 
fu iniíma grandeza,y acompañamiento, niobrar 
folo, cuya libertad arraíka grillos ; y cadenas de 
oro,que fuenan por todas partes? Eílo daua a en- 
tender al fumo Sacerdote las campanillas pen- 
dientes de fus veiliduras facerdotales,para que 
na íe oluidaife de que fus p aTos eílauan expu ef- 
' , , , ^ tos al oído de todos. 1.7 Quantoseftan de guarda 
rj Etcinxitilia tiiera,y dentro del Palacio,quantosafsilteal Pria 




tficejjiifiia^ rollu:o,por donde fe explica el coracon , puertos- 

£cc/45.7, ^ ^ íiemp re los OJOS en fus manos, Hyenpenetran- 

14 Oc«// fcruirorü ¿q algún vicio del Príricipe,fi bien íinge difsimu- 
mminibus ¿oml^ Iarie,y mortrarfe finos,afea:an eldefcubnrle,por 
norum. parecer aduertidos,ó intimoS;y a vezes-por hazer 
Pfil.izz X, deloszelofos.Vijosfemiranaotros,yencogien- 

1 5 Ñeque loqmr dole/m hablar ,(e hablan. Hierv^c en íus pechos el. 
jlrra w nomine, ií (ecreto al ^uego del deíeo de mamfeílarle, i > haf- 
itusy<úrf.iih4:seíiin taque rebota. Andan las bocas por las orejas. Ef~ 
covde meo ,, (¡uafi te íe juramenta con aquel,yfeio dize, y aquel c6> 
tgnis .'¿¡iiutns: el otro,y fui íaberlo nadie ío í'aben todos ,-baxun- 
levem. 2.09. ^ ^ do el múrm urio en vn punto de los retretes a las> 
.16 QuipfeTihenu cozinas,ydellas a las efq ninas, y placas Que mu- 
«0/7 fortuna, ;;o.j cho que íuceda efto en los donTcíHcos,íi de íi mif- 

foUtudines prjte- nios no eílan feguros los Principes en el íecreto^ 
gcbant , pm tor~ de fas vicios,y rlranias , porqux: las conficílan en- 
-wentií pedoris^ el to-rmento de fus conciencias proprias,como le* 
fii'ÁjpeipJl'pa.-rjas facedió a Tiberio,que no pudo\-ncubrir .li Sena- 
fatenmr. dolamiferia a que le auian ixducido fus dcli^ 

TáC.íih. i.a?uial to^^ ¿^^^ 

tcíO> 



T o LITIGAS. Zi 

f Pero no fe ddcouluelcn los Principes , fi fu 
atcncion;y cuidado en las acciones , no pudiere 
larisí-hccratodosjporquceílacmprcaacsimpof- 
fiblc,fiendo de diferentes naturalezas los que 
han de juzgar dcllas/y tan fiaca la nuclU-a,que no 
puede obrar fin algunos errores. Quien masíoli- 
cito en ilullrar ai mundo? Qmcn mas perlero que 
eirePrmcipedcla luz, eüe luminar mayor , que 
dáfer,yhcrmofura a las cofas? y la curioíidad le 
Jialia manchas , y eícuridadcs a pelar de liis ra- 
yos. 

^ Efte cuidado del P-rincipe en la juftificaclon 
de fu vida,y acciones,leha de eílender también a 
lasdefusminiftrosque rcprefentan fu perfona, 
porque ddlas le harán también cargo Dios, y los 
hóbres.No es defeto de la Luna el que padece en 
el eclipíe^fino de la tierra,que interpone íu foni- 
bra enti-e ella,y el Sol , y con todo eílb fe "le atri- 
buye el mundo,y bafta a elcurecerle liis Jrayos, y a 
caufar inc6uenientes,y daño s a las coías criadas. 
En los vicios del Principe fe culpa fu deprauada 
voluntad,y en la omifsion de! caüigar los de fus 
Miniftros,y íu poco valor. Alguna efpecic de dif 
culpa puede hallarfe en los vicios proprio, por la 
inerva de los afedos^y paísiones,pero ninguna pa 
ra permitirlos -en otros. Vn Principe malo puede 
tener buenos Minifrros , pero fi es omiifo , él , y 
ellos ferán malos.De aquinace,que algunas vezes 
es bueno el gouierno de vn Principe malo , q no 
confienten que los demás lo fean^porque efte ri- 
gor no da lugar a la adulación pa5ra imit arle , y la 
inclinación natural de parecemos a losPrincipes 
conelremedo de ÍLisacciones/eramalo parafí, 
pero bueno pai:a la República. Dexar correr li - 
bremente a los J>liniltros,es íoltar la rienda al go 
^ieiTi'O. 

^ La conualecencia de los Principes malos es 
tan difícil como la de los pulmones dañados,que 
no fe les pueden aj)licar los ren^dios,porque éf. 
tos confuten en oir,y no quieren oir,confifte en 

F 2 Ycr^ 



17 QuTdícunt -vi- 
dennbifSjHolite vi 

c* I II' a; yrcl;a>Ji}jr:lo 
q^íiwm rnihi p la- 
cania. 
Jfii 3 o. &. 

18 ígititY.znsfono- 
tfh'oaru'fn corn m'^q^ 
co)icc:¡tii jh-epe/c: 
projn fplcíhi/dror^ 
GhJhmorve,lxta^ 
riytut mxrere. 



84 EMPRESSéS: 

ver,y no quieren ver, niaunc]Lie otros oyan , ni 
vean, 1 7 6 no íc lo cóíicnten íus miímos domei' 
t"icos,y nuniftros , losqualcslcapla: den en !cs 
vicios , y como folian ios antig,Liosfonar varios 
mccales,einLh-umenros quando íe cclipíaiía la 
Luna, iS le traen diucrtido.coiimuíicas , ycn- 
trctcnimicntoS;,proCürando tener ocupadas íus 
or«:jas,'in que p' i .'dan entral' por ellas los íuitos, 
delamurniuracion , yJas vozcsdela verdad, y 
d?l dí:ícnga'^,0;para que fien do el Pi ineipep 
y ellos cómplices en los Ntcios^no «lya. 
quien los reprehenda,/ 
corrija. 







POLÍTICAS. 



H 




APenasayinftramentoqucpoL-fi folodexc 
perfctaslasobras.Loquenopüdo d mar^ 
tiUo,perficioaa la lima. Los defetos del telar cor^ 
rige la tixei:a(€aerpo defta empreíTa ) y dexa con 
mayorluftre,yhermofaraelpaao. La cenlura 
agena compone las coílumbres propias. Lle- 
naseftauierande motasfmo las tundiera la len- 
gua. Lo que no alcanca a contener , ó refor- 
mar la ley , fe alcanca con el temor de la mur - ' 
muracion , la qual es azicate de la virtud , y rien- 
da que la obliga a no torcer del camino jufto. Las 
murmuraciones en las orejas obedientes de va 
Pruicipe prudente fon arracadas de oro,y perlas 
i-eíplandccientes como dixo Salomón) i que le i In aurls íinYe.i^ 
Uermoíean,y perficionan. No tiene el vicio ma- ^ margaritilfid-. 
yor enemigo q la cenÍLira,No obra tanto la exor- gensjqm\^rguitja^ 
tacioii ,o la dotrina,corEo ei\á,poxq aquella pro- pic^nem/S' aitrcm 
pone para deípues lafama,yla^loria:el\a acu- obeákntcm. 
la lo torpe , ycaftiga luego divulgando la infa- Proi^.z 5.1 x. 

F 3 mia. 



8(5 £MPRESSAS. 

■ mia.La vna es para lo que fe ha de obrar bien : la 
otra para lo quo ie ha obrado mal,y mas fácilmen- 
te te retira el animo de lo ignominioíb , que aco-^ 
meteloarduo,yhonefto. Y aísí con razón efta 
conftitLÜdo el honor en la opinión agena,para que 
la temamos,Y dependiendo nueftra-S acciones del 
i juizio,y ccníurade los demás , procuremos íatif- 

.' facer a todos oblando bien, Y aísí.aLmqae la mür' 

muracion eseníi malares buena para laRepublica,, 
porque no ay otra fuerza mayor Ibbre el magitlra- 
do,6 Cobre el Principe. Que no acometiera el po« 
der/inotuuicra delante a la murmuración ? Por- 
que errores na pallara íln ella > Ningunos Confe- 
jcros mejores que las mutmui-acíoneSjporque na- 
cen de la cxpea-iencía de los danos.Si las- oyran los 
Principes,acerrarían mas. No me atreuerea apro» 
uarlasai las fatitas^ylibeloSy porque fuelen exce- 
der de la vrerdad,ó eauíar con ella eicádalos,tum uí-^ 
tos,y íe diciones : pero fe podria difsimular algo- 
por los buenos efetos dichos. La murmuración es- 
argumento de la libertad de la Repiiblica , porque 
en la tiranizada noíé permite.Feiiz aquella donde 
fe puede feritir lo que le quiere, y^dezir lo que le 
tiente z. ín juila preteníion tu era del que manda 
X Ra^4 ^^^P'^ri^ querer con candados lv)s labros d'e los íubdiros' , y 
füeticitittSj'vbiyn- ^^^ ^^^^^ quexen,V munnuren debaxo del yugo áz 
tire qua .{? laíei'uidúbre.Dexáídos niMrm\irar,pues nos dexatr 
|#« ¡entiAs^ dtcere jat\ndar,dezia Sixto Quinto a quien le refería qui 
-r^^' 1 h \ m ^^'^^ fe hablaua dH por Rom a. No fentir -Jas mu,r^ 
^ttcudw. 1 J?íf . muraciones fuera a ue r perdido la eítimaci oi i de! 
honor , que es el peoreftadoi que puede* llegar 
vn Princtpe>q.uanda tiene por deleite la intamiar 
pero fea vn íentimiento que Icobliguca preder ert 
^ cilas,rraa veng irlas Qnien no íabedifsimiilar eítaj: 
f Ma;<rHunmreYfi coíás'lig ens,noíabrala^ mayores. 3' i^o lUem-^nor 
^HYXsnoTtíUfsirnu- \ralor en el gran Capitán í lifrir las irrarmuraciones 
lancino frj'^f'; íí"'*^' dehtexercito en elGar'llanor,qUfe mantener firme 
erui le vljlmis (c¿ elpie c )ntra la euidatci.i deí peli^rr)-. Na ^spofsi- 
'vtncrcnt. bl^poderrcpriaTirhricenciaryiib-^rtad d'-i uur- 

7ácúiy. I j,^ *««. Uo.Viuea en^aaad^sbs- Principes que picíaii ^x-- 



TOIITICAS. 81^ ■ 

tingulrcon la potencia prefciitc la memoria futu- ¿,u ^^^^^ . J^ .^^^.^ 




* 1/11) b"'9^íí^ '■-"' 

ni dilsimalar la tiranía de au-ei-abraíado a ^^^^'^'^^' fequcntis iui me. 
La lilonia podra obrar que no llegue a los cides rnnriam. 
del Principe lo que (c murmura del, pero no que j-acMb'^.afmal 
dexe de íer murmurado. El Principe que prohibe ^ No' ope humana' 
eldilcurlodelüsacciones,lashazetülpechoías , y nonUr<jitionibus* 




qttin íujfi 

cion con la prohibición , publicándole peores. 6 diiimcredaetun 
Por las alabancas , y murmuraciones fe nade paf- Taclc.Ub. 1 3 , 4tm, 
far j fin dexarít- haligar de aquellas , ni vencer def. ^ prohlh'iti ver cf" 
tas. Si fe detiene el Principe en las alabancas , y uitatem fermones 
lesda oídos , todos procuratán ganarle el coracon coque plires ac k 
conlaüfonja. Si le perturba con las murmura- Uceret y era narra 
clones , defiíVirá de lo arduo, y glodoíó , y íerá flo- tuYi,quia yetaba* 
;cocnclgouierno. Defv^aneceríe con los loores /■,^,-^^f^oc/üríí-j'w/* 
propios y es ligereza del j aizio. Ofenderle de qual- g^ i4erff?jt. 
quiex cofa , es de particulares. Difsimular mu- Tac.lib.sJjt'L 
dio , de Principes. No perdonar nada, de tiranos. 
Aísi lo conocieron aquellos grandesEmperadores 7 Quomamfiideít 
Theodoíio, Arcadio,y Honorio, quando ordena- lenhateproceíjcrtt 
ron al Perfecto Pretorio Rufíno,que no caíligafle coaremnend.imejti 
las mu rmuraciones del pueblo contra ellos ; porq fi ex i ufa niajm ifL 
íinacian de ligereza,fe dcuiandefpreciar 5 fí de fu- rativuedigmpiníit, 
ror,ó lectura, compadecer 5 y fi de malicia ^gí:- jiabimunajremit' 
donar. 7 Ellando el Emperador C^k'h s'^uinto en undum. 
Barcelona le traxeron vn proceflb tulminado con- ¿ ,ynica, C. fiqu'iB 
tra algunos que murmuraiian fus acciones , para ¡n.f.waledix. 
conlultarlaíentencia con él, y moílrandoie ni- 3 unmia [cire ^m 
dignado contra quien le traía , echó en el fuego omnia exeqm, 
(donde íe eíkua calentando ) el procelVo. Es de Tacin yÍT,Jgric^ 
Principes laberlo todo , pero indigna de vn cora- 
con magaanmio la puntualidr.d en f Icalear I- s pa- 
labras, s la República Remana las deforcciaua , y ^ , 
iol.iinenteatiendaaloshcchos.9 Ay¿r.\ii c'iibn-^ 9 F(¡^>^ 4)'íT'^ú^?; 

f4 cía *'^''> 



«.,j;ciá <mp««J gg EMPRESSJS: 

erxtTacM. i m. ^ laU^ereca dé li lengua a la voluntad dé Iiá- 

i vi ^ 1 k '■ obras, lo Eípinola lena la corona que le relin- 

diffmnt tieflecicqualquiercofa.O no ofende el agrauio, 

T Ub \ (tHfi ^ ^^ menor üi otlniía en quien no íe da por en- 

**^;'.'^* r' tendido. Facilidad es en el Principe dexarlelie- 

/ r - r-r ^'^^ ^^ ^^^ rumores,v ooca fe de íi miímo.La ma- 

exoiejc'jt.jur.ijca i^^,^^^,i(,j^ciafüeleclíimular el animo al caftigo 

T^^ib' Zr delquemar.mira,lai.eguralederprecia.Sresv?r. 

ctcAí .4.VÍW. ^^^ ^^ ^^^^ ^^^ ^^^^ ^^ ^^ Pi'incipc, deshágalo c@ la 

■12 Loniíijitos. íe. enmienda: rifaUo,porrimilmo le deshará. Elre- 

tti:,m\-ir,aonec cn |'^T^fi,.£-^ es reconocerle agraulado. Con eldef^re-, 

fertc'do parabxu*r ^,^ ^^^ ^ ^^ ^^^ ^^ -^^ ^^^^^^ Roniana 

mox Ucenna ha- i^^^j^d^q^^emar los Anales de Crcmucio por li- 

hendí oblmtonem ^^.^5 parólos efcondió, y diutilgó mas el apetite 

attuLit ^^ leellos,como lucedió tábien a los codicilos in- 

TacAib.^.an. famatorios de Veyento,bu£cado5, y leidos^mien- 

15 Pwwfíi iHe- |.j.^sf'^e^.5pj.ohibidos,yoluidados,qtiido losde. 

mfsgbjcn-audon ^nrocori-er. iz La curiofidad no eíla fujeta a los 

Us,T(tc.lib.^.^'r'J. fjeros,ni teme las penas. Mas featreuecotralo 

j4,.Nec¡'^díud c-v ^jj-jasfepj-Qhit>e.Crccelaeftimaci5delas obras 

ternt Reges, ainq^n g^^^^-^^^^ ^on la prohibicto,y la gloria enciede los; 

eademj\amia -vji ingenios maldicientes. 13 La demonliració pu- 

jum , mfidedecit'S blicadexa roas infamado alPrincipe, ya ellos mas 

¡ibi , (ítq. tlUs glo- f-iixioíos. 14 Aísicomo es prouechofo aJ.Princi- 

rmm peperere.. p^ f^i^gj. |q q^^^ fe murniura,es dañofo el fer lige- 

Tac.hb.^.dn. J.Q5 en dar oid'osa los q mutmuran de otl-os,por- 

1 5 Uentcs e.írifm, ^^^ como faciJxnéte dam^scrediro alo qíe acu- 

fict debites Leo. ^^ en los demas,podvá fer engañado , y rom ar in- 

num ermt, juftas reíolaciones,6 hazer'juizios errados. En los- 

uif o C.9. 5 . ^ pal acios es mas pe ligr olb ello , p o-rque la cm bi- ■ 

j 6Et lingua eoru, ¿j^ y ]^^ competencia íbbre las mercedes , los tá> 

^liums Amtm. uores,y k gracia del Principe aguzar, la ca'ünia, 

TjM. 56.5. fien do I os Cor reíanos íemcjantes a aquellas lan« 

^jParaHcrU'ntJa- gpftasdel Apocalipñcó-roftc' sdehobres ydie- 

pttasjlíasínpjja- tes ic León, 15 conqucdcrriban laseípigas del 

ret^^^iftjagntett n honor. A laefpada aguda comparó fus-lenguas el 

ctj curo reí 1 qs coy- E(pii-i{-u Santo, 1 6 y tábien a las faetas que oculta 

ie.P/^í. lo.z. m¿re hierréalosbuenos.iyDauidlosperfeguia' 

j^% DetTáhens [e- como a enemigos. 1 8- Nmgun Palacio puede eí- 

ürc- ta* quieto donde íeconiientcft. No menos em- 



apolíticas, 59r:S±¿ 

baía^t^n al Principe fus chifmcs que los negó- pfalm, i oo-ó. 
cios públicos. El remedio ,eS;no darles oidos > te- 
niendo por porteros de fus orejas a la razón , y al 
juizio^para no abrirlas hn gricaufa.No es menos, 
n^ceiíarla la guarda en ellas,<.]ue en las del Pala - 
cio,y dertas c7i ydan los Principes , V le oluidan de 
aquéllas. Qmcn las abre fácilmente a los murmu- 
■radores,loshaze. Nadie murmura delate de quie 
no le oye gratamente. Suele lert amblen remedio 
el carearlos con el aculado pLiblican4!áS?'que re- 
fieren del, paraqucleaucrgucnccn de Ter auto- 
res de chiímes.Eito parece q dio a entender elEf. ^ ^ ^ - ^^^^^, ^^.^. 
pirituSantoqu-AdodixOjqueeltulU'Jlkn las ore- h^^ji/- 
ps cercadas de elpinas, 1 9 p^ira q íé laí1imc,y que ^¿^^¡ 27.25. 
de caftigado el que íc llegare a ella s con murmu- ^ ^ ^^ ^^^^^ \,elim 
racic nes in'juftas. Po'r k fpec-hoío ha de tener el g^yj^Ycdem tihi ca- 
Principe a quien rehuía dezir en publico loque , ^,.,^^^^,,2^^/^^,^,^^,^- 
dizealaoíe'ja. 2 o y ll bien podra efta diligencia omn€m,'{ui VAUm 
obrar que no lleguen tatas verdades al Principe, -p^yetmáico', Gif~ 
ay muchasdelasdomeítlcas.quees mejor igno- pctlim babeas. 
ráriasqiKHaberlas^ypeta mas el atajar las caiunias s.Bern'l.^Je cojZ 
del Palacio,pero quando las aculáciones no ion ad Eifg.cap.ó. 
con malicia, fino con zelo d.;Heruicio deiPr-nci- 



-.^ i , -^ .. - ^-^^ ^fcinqiíécumqy íu 

que coiv s-erdad aculauá a íus minirtros^y dome!'- dicífm , C(jmti>-mf 
ticos, r I Todo es mcneílcr para que el Princi- amcorumCj;^ pala 
pe íepalo que paüa en lu PaladOjenfus Coníe- tt^jor im mcDruTfj. 
jos,y cníus iribanales,dondc ei temor cierra los^alrqnid: i^rñcitcY, 
labíos,y a vezes las mercedes recibidas de ios mi- C'^manifcjlcprobo' 
niftros con la milma n-umo del Principe inducen re ^ojfc confidir,. 
a caUar,y aun a encubrir fus taitas, y errores , re- q;iüd no)} integre^. 



nicndol 

esa 

fcn2; 



obligación de fidelidad,muchp mayor que todas ¿¿e,if , interpellet 
líisdemas.EiUesrnatwalcnelvaiTallOplas otras me , if[e audeam 
accidentales. ommai^fe cognof- 



c^m . & !lf„erh j,^' ^'MP RE%SAS 

comVrobatum ¡pe ^ rj . i « • t- 

me iendic^ibo CGníiderando las Republieas antiguas la con-- 

L .^X .deAccuf. "^^'^^"^^^^ ^^ ^^^ latirás para refrenar c6 el temor 

"*' de la infamia los vi-cioSjlepermitirjron, dándoles 

lugar en los teatros^ pero poco a poco de aquella 

rcprchonfion común á2 \is coüumbres íe palso 

a la muJ-muracion particular , tocando en elho- 

nor^de donde rc-lUltaron los vandos , y deílos las 

diircníionespopalarcs3poi-qu'¿(comodixoei Ef- 

pirituSanto)vnalcngua maldiciente es la turba-' 

ciondclapaz,ylarumadeiaS íanulias , y de las 

Ciudades, z i \ alsi para que la corrección de las 

izSujurro^&' hi coílumbrcs no pcnüieUe de la malicia de la hn- 

bn¿iiis , mdcdi- ^ua,ó de la plumu,íe fjrmó el oficio deCenlbres, 

iins \multosaiim losquales con autoridad publica notaílen ,ycor- 

rnjhaííitj'4cemh.t rigieílen las coftumbrvís.Eice oficio fue entonces 

veres. Lin^u^ ter- niuy prouechoíb,y pudo mantenerle, porque la 

riñ muhoscomvio- verg;uen9a,y la modelación de los ánimos man- 

w/t,C^ dijper/ít //- tenían fi-i juriídicion j pero-oy no íe podría exe- 

los degeu te m gen. cutar , porque fe atreuerian a él la lóberuia , y de- 

tem-^amutes tmu íemboltura,comofe atreuen al mirmo Magi'ih'a. 

rar^^s diHittm dc~ do,aunque armado con las lcyes,y con h autofi- 

ituxn , ^' domos dadfiprema,yferiannra,y burla del pueblo lo$ 

JpiígridtoYumejfo- C^enfcreSjCon peligro dergouíerno^porque nía- 

_ , gunacofa mas dañóla, ni que mas haga jníbl-^n- 

t-Cci.zS, 1 5, f £5 |q5 vicios,que ponerles remedios,quc íea deí- 

>5 ^o-n./5/trfííf^pi.eciados, 

corDaifít ctf pojU ^ Como fe inuétó la cenfura para corregirlas 
Vi ^i'*^^^^'t!y< ^-^ coitumbresjí'e inuétó también para los bienes , y 
y(q>uLus yZS' dixir haziendas,regilírandolos bienes, y aligando las 
iJaMa ací Domhm períonas,y aunq fue obleruada con'beneficivo pu, 
pí"co?w Talde in blico de las Repúblicas G'riegas, y Latinas , feria 
nocjíti 10. jj^j.^ odióla ;y de gradifsimos iiicouenientes,por- 

> . AV¿.c.»4.9 8 . que clíabsr él numero de los vadailos,y la calida ^ 
delashaziendas, firuelblamente para cargarlos 
mejor cótribatosXoni o a pecado grauecaíii 6 
24 Clj¿¡denim tam Dios la lUU que hizo Dauid dei pueolo de Iliael. 
4i*yu yt-iqucinhu. 13 Ninguna cola mas dura,m mas inhumana que 
munum ejl , <¡unm defcubrir gon el regiftro de los bicnes,y colas do- 
piwLicai/onCjpom- mefticas las conueniencias de tener oculta la po - 
^4qH€ rerHmfamL breca,^- ieuatai' U eniüldia cócra las dquezaS; '24 
ita^ ' ex 



TOIJ'TICAS, 91 




taiviÍLÍL\os,yrcbddesalaraiOiX j como en ellos ^•.^- ^- f^-'^^^ >^ 
tiempos, 1 i t j 




EíJíIiTTÍx)íadcftienTpre(Táquiíien v'ci: (obre 
los pechos ¿lorioíbs de ios Pniicípcs;, y que 
como los faet^^os ¡irtifichljs arropdospor cLiv- 
i*c imitan los irtroSjV luztín áSdo. que lalcn de la 
rnano,hailac^iefeconnicrtí;nen cenizas , aísi'cn ji (j,,^/^- ^r r ^^ 
eUo3(pL\es los compara clErpiritu Sato a yn ta.^- ftílrreny' 
go r?í'plandecu'nrc) i aaiJLCtrerr-mprccIddcode-'j.^^^^^ ' ^^ 
lañnia y de-La a^rorclucí^lagloria.ííln reparar ^ ráx ^,^¡,J^^^ 
cnqueurdri'd.ul es a coila dj la materia ,y que ^^^^^ ^^^^^^ '• 
lo qiic mas \,u-dj,mas preilo fe acabarpQfque aun- -^r "*: 
qac es c>.'aiua coa ios aumiaies aquella añila na- ' ^ 



í>» EMTRESSAS. 

tural de prorogar la vida,cs en ellos íli fin la con- 
feriiacion,en el hombre el obrar bien. No eíiu la 
felicidad en viuir,íino en labor viuir.Ni viue mas 
el que mas viue , fino el<]ue mejor viue ^ porque 
no nmie d í iépo la vida,luio el empico. La q co- 
mo luzero entre nieblas;6 como Lunacreciete, 
luze a otros por el eípacio de fus dias có rayos de 
3 QjaafiJiclU md- benefíciencia, 3 fiempre es larga , como corra la 
vin ■ficiiuiTíedio ve- que en fi milina íe confume aüq ae dur e mucho. 
vulvyO" quafi^ L «- Los beneficioSjy aumentos que recibe del Princi 
naplenAin diebus pela República numera íus dias. 4 Si ellos uaiian 
Jms l'jcer, fjn hazcilos,los deícuenta el olvido. 5 El Lmpe- 

j^cd.c 50.6. rador Tito Veí'pafiano,acordádoíe que fe le auia 

4 Bonx i'itx ni^me paliado vn diafin hazer bien,dixo:^ /f Amaper4L 
rus dímim-.bonum do. Y el Rey don Pedro de Portugal, Qm^c no mercM 
aiHcm nomen per- ci^ífer Jlej el que cad.tdia no hA:^ix merced j o bcnefi. 
rnanehít in teimm cha fu /ícj?;o.No ay vida tan corta q no tega baf- 
EccL^i^ I (S. táte eípacio para obrar generoíamcf e, Vn breue 

5 Et nnmerm an- Ínflate rcfuelue vna acci5heroica,ypocoslapejr- 
Aorí4m abfcodnus ficionan.Que importa q có ella fe acabe la vida,íl 
efltyrafiHo, fe transnea-e a otra eterna por medio de la memo- 
lob. 1 5 .1 o^ ^ ria. La q dentro de la fama fe cótiene folaméte fe 
Mar.hijt.HiJp. puede llamar vida,no la q confille en el cuerpo, y 

elpiritus vitales,qdefde q nace muere. Ks común 
a todos la muerte,y íblamente fe difereiicia en el 
oluido,6 en la gloria que dexaa la poílci-idad. El 
que muriendo labilituyc en la fama fu vida, dexa 
defer,pero viue.Gran fuerza de la virtud , que a 
pelar de la naturaleza haze inmcrtalmente glo- 
riólo lo caduco. No le pareció a Tacito,queauia 
viuido poco Agricola,aunq le arrebató la muer- 
te en lo mejor de íiis años , porque en fus glorias 
fe prolongó fu vida. 6 
'^Qu-amquamme- ^ NofejuzgueporvanaJafamaquereíültader 
4ío líi [patio inte- pues de la vida,q pues la apetece el anhno , cono- 
gYxxtittis ereptus, ce que la podra gozar entonces. Yerran los que 
quxtum ad glorid pienfan que baila dexalla en las eílatuas,ó en la íu 
longifsimiim ícíhI celsió,porq en aquellas és caduca,y en ella agena, 
feregit: ^ y (olamente propria , y eterna la que nace délas 

T^citSn -vit^J^ri, oblas. Si ellas ion mediái\as,no topara con ella la 

ala» 



TOLJTICJS. n 

al aban r a , p u rqu c í a fa m a es hija de 1 a a d m i r :. d ó . 
Nacer p^^ra íei: num i* o,cs de la pl:be,pai-a ia iin- 
gulindad,d¿ ios Principes. Los parácuiiarcs obra 
para li, les Principes para la eternidad. 7 Lacodi- 7 C\crm^ mortaJt 
ciii lima el pecho de aquellos,la anibicioiide 5I0- Z»//^ /« e )ihrc con. 
na enciende el deftos. 8 filia ^qiticljlbi con- 

dticcn' píncnPrin 
Jgn^us efl noflns Vi^or.CS^ cceleflts orígo cipüdherp.m efe 
Trinchl!,us. fo7t^m,ciuibusprc 

* apiM rcrmn »ta ja 

Vn dpríru grande mira a lo eíírenio,6 afer Ce rnnmiitngencu, 
far,6nada,6aler eLl[rella,6ceniza.No menos lu- '^^^^íc.Ub. 4. cinnd.. 
zirá ella tobrc los objUícos,ÍÍL;loric'iamcnte íe ^ Arganvirm Qm- 
coníamió>que aqaellav4;orqae 110 es^-an eípiri- ""^í^ pecinrr, ejl 
tu el que como el lalitre prepauado,y encendido ^»^j»-f!ii^ ümniit 
nc galla apriliel v:\io dclcu.:rpo. Pequeño cam- P^jJ^'fi''^ > ^^ ^'¡^"c-- 
po es el pecho a m coracon ai diente. El P.ey de d^i'^^y^cx eo Uits, 
Nauarra Garci S.-nch.^'z temblaua al entrar en las -^ ¿^^^^'^^ Vc(\'mn 
batallas,ydelpuesíeiij.olU-aua vMlerofO; No po- <^fi,^ii^t eorum.quj 
dia íiifrir el cuerpo el aprieto en que le auia de ^ Dijs proximi ce* 
poner elcoracoH. Aperezcapaosel Principe vira A''^^'^.''» 
vida gloriola,'-]UJ lea luz cii el mundo, 9 las de- P^'^^^^f^- 
mas colas fácilmente las alcan(¿ara,la.tama no íin ^ ^'^ hceat htx^ 
atención, y tr iba jo. 10 Si en los principios del- t^Í^''-^ coyamboml' 
gouierno perdiere labuerLiopinion,no lacobra- ^''bus^ift i'ide.t. t 
rátacilmenredMpues.Loque vnavez concibie- op^'rai'tjlru bon,\ 
re ol pueblo deijienipre lo retendrá. Ponga todo ^"^^^fn.c.^.iz-, 
fu eíi . d.o en .-iciViUirir gIoria,aanque auenture í u ^ ^ ^-"^ tcrA.P nncí ^ 
vida Quien deí:a viui.r rehuía el t-:a bajo, y el peli* plbusjUnmadejie i 
gro,y fiaambosnoiepuedeaicanearlafirna.En '^'""^^ i'ifarhbiU^^ 
elReyMaraoodoecnadodeíu Revjio, y torpe- ^erp^r^nd^m^prof 
mcnt;- oci' ;ío 'Jñ 1 cali 1 lo noró Tácito. 1 1 De tal P^^^^ i^' ^íí-/»©- 




'íe 

qu:dclla,ydetodas lusobras>y'^acciones'^hadeha (^^^-^^^> ^'^ ;-]'-^-'f 
biar lleinpre , y con rodas las naciones la hirto- '^^'-^^-^^ ciipuUiK.. 
ria. Los Principes no tienen ocros fuperiores fino ^'*t''-^'»r<*'>^'> 
a Dios.y a U íAma q^uc ios obliga a obrar bien pot 



P4 EMPRESSJS 

temor a la pena,y a la infamia^y aísi mas temen a 
los hirtoriadoí:es,que a fus enemigos^ mas a la p lu 
ma,que al azero.El Rey Baltaí arfe turbo tanto de 
verc'imados los dedos con la pluma(aanqueno 
. , fabialoqueauiadeeícriuir(quetembió,yauedó 

12 i'acies Jlegis dcícovuntado^ 1 1 pero ü a Dios,ó ala fama picr- 
comumcar^ej},^' deneírefpetcnoDodran acemr,poró cndcíbre 
cognaríorfcs eius ciand olafama,deíprecian las virtudes. La ambi- 
conn-baSautam, cionhoneftatememancharíeccnlo viciólo, ó 
C?' ^ompages rem,conlomjiiño.No^yñQV2im^s peligróla que vn 
fm5 jolucbamur Pni^cipc.a quié ni remuerde U concicncia,ni in- 
(S'gemt.í <^i'l^^ye citalagloria3pcro también peligra la rcputació, 
vnnccm colUdcba yeleftadoenlagloria,porqucfu cfplendor fuelc 
ur. Daniel. ^^. cegaraÍo&Princípes,ydáconelloscn la temeri- 
dad. Lo que parece gloriólo deleo,es vanidad , 6 
locura que algunas vezes es íoberuia,otras embi 
dia,y muchas ambicionar tiranía. Ponen los ojos 
en altas empreflas , lifonjeados de fus miniftros 
con jo gloriolb/in aduerrirlcs la in jufíicia,ó in- 
conuenientesdelos mcdios^y hallándole delpues 
empeñados le pierden. Y alsidixo elReyD.Alo- 
- , Co, que fo he juinas honraste fm pro, no deue el Rey cob^ 

X.3. / '.3. par.z. didarcHfn corafon,atJtes fe deue mucho guardar de^ 
lias, porque lo que es ademas, tion puede durar ,€ per^ 
dtendojc^e wen guando, torna endeshonra.E la honra 
^ueesdefia guíp,l¡emprepreU'ie)tedañoddlaal(¡uel^ 
jigue^najciendole etide trabajos ,c cofias grandes, e fin 
ra:^on,menop:abando lo<]ue tiene por lo quecohdícU 
^«er. Aquella gloria es fcgura que nace de la gc- 
nerofidad^y fe contiene dentro de la razón, y del 
poder. 

Siendo la fama , y la infamia las que obligan a 
obrar bien,y conferuandofe ambos con la hiílo- 
ria,conuiene animar con premios a los hiftoria- 
dorcs,yfauorecerlasImprentas,telbrerias de la 
QulntAecUm, gloria.donde fcbre el depoíito de los ligios 

27^. ' fe libran los premios de las haza- 

ñas ^enerofas. 

(O 

Pro- 



TOLITICAS. 



9y 







P Ron erbio fue de los antiguos : Purpura iuxt(t^ 
piíron-r^ m duíidicandfi ,paia moílrar q las ccías' 
fe conocen mcjov coala cóparaeion de vnas coa 
otras,y principalmérc aquellas que por íi'miímas> 
aaíc pueden juzgar bien.como h:.zen los merca- 
deres, cotejando vnas plecas de purpura cóotras^. 
para q lo í'ubidodeftadefcubraJo baxo de aque- 
lla,Y Te ha';a eriim?.ci5 cierra de r mbas. Auia en el 
teniplo de lupitcr Capitoiino vnmato de grana, 
(otci'tade vn Rey de Períía)tan realcada , qivs las? 
purpuras de las MatrcnasRomanas,y las dd mií- 
mo EmpeVadior Aurehano parcela de color de ce 
ni za cerca del. Si V. A.quiíierc cotejar,y conocer 
quádo tea Rey,losquilatcs,y valor de í'u purpura 
Re:.l,no la ponga a las luzes',y cambiantes ce los 
aduladores,y lironjeros,porqiic ledeflumbrara la. 
¥iil^.;y hallara euelia dcímemido ci color. Ni la^ 



96 EMTKESSAS: 

ñe V. A . del amor propno,que es como los Ojos,i 
que ven a los demás, pero no a íi miímos.McueC- 
ter ferá que como ellos le dexan conocer repre- 
fentadasenelcriftaldelerpcjo íüs eípecies , aüi 
V. A. la poní;a al lado de los purpúreos mantos 
de fas glorioíüs padres, y abuelos , y adiiicrta íl 
defdize de la purpura de fus virtudes,mirandofe 
I Tanqmmhijpc.ci^cl\:iSi i Compare V. A. ílis acciones con las 
cidooY-nárej^'co- de aqueUos,y conocerá la diferencia entre vnas, 
fujdre i'ítam tuK y otras,ó para lu birles el color a las propias,© pa- 
(id cílícnAs viYtu- -ra quedar premiado de íu mifma virtud,íi les hu- 
teS'Phftarch. uieredado V. A-mayor rc^ke.Coníldcrepucs V. 
A'ü iguala fu valor a I dw íu gcn-^rolb padre, íii pie 
dad a la de íu abudo,íu prudencia a la de Felipe 
Segundo, íli magnanimidad a la de Carlos Qmn- 
tOjíu agvado al de Felipe el Primero,lLi política a 
la de D. Fernando el Católico , fu liberalidad a la 
de D. A Ionio el de h mano oradada , fu jufticia a 
la del Rey D. Alonlo Vndecniío , y fu reiigió z la 
del Rey D.Fernádo el Santo,y encicndoie V. A. 
en deíeo de imitafios con • generóla compctecia. 
Quinto A4aximo,y Publio Cipion dezian,q quá- 
do ponian los ojos en las imágenes de íus íiiayo- 
res,le inflamauan fus animos,y fe incitaua a la vit 
tud , porque aquella cera , y retrato f js mouief- 
íe,{]no porque hazian comparado de íus hechos 
con los de aqueUos,y no fequietauan halla auer- 
% Memento teope losigualado c5 la fama,y gloria de los fuyos. Los 
rmn patrum , q^,^ elogios que fe elciiuen en las vrnas,no hablan c5 
Jeceri^tit tn genevA- ^\ q^^ fue,íino con los que limítales acuerdos íu- 
tío'nibusjms , c^ mariosdexaaliuceíTor la virtud del anteceflbr. 
acapietís glorurn Con ellos dixo iMatatias a íus hijos que fe harían 
m(íg}iam,<¡yfiomc gloriofos en el mundo,y adquirían tama inmor- 
^term;n. ^^j ^ ^^^^ ^^^ ^^ ^^^ fumos Saccrdotcs( que era 

MacMb.i.c.z.si. i\incipesdelpueblo)Ueuaur.nenel pedoral ef- 
3 jitparefttfi mag^ culpidas en doze piedras las virtudes de doze Pa- 
ml/a m qu^tuvr or j. ^-^.^.^.^^^ p^^ anteceabres. Con ellos ha de fer la c5 
4í^iib!^s Upicium petencia,y emulación glorióla dd Principe , no 
erarjsjc^lpt4, con los inferiores, porque fi vencen a ellos, que- 
f *i>. 1 8.i4,, ¿3 ^j-^^Q . y fue vencen , afrentado. El Em- 

pe- 



POLÍTICAS. 91 

pei'adoi* Tiberio tenia por ley loshcchos^y dicho 
clex\giUtoCeür. 4 

3^ Hnga tAmbicn V. A .a ciertos tiepos compar 5 QuiontnkfACU, 
ración de fu purpura preícnte con la {3:itíada,por- dU'íA'jueeiiisi^icc 
q nos procuramos cluidar de lo que Fuimos , por Icgis ohfcruem. 
no acuT.u'nos de lo que fomos-Coníldere V. A . fi Tac.Ub.^.cinfí, 
had.fcaccido,óíchamejor:ido,rii:ndomuy or- 5 An cüTihcrtus 
diñarlo mortrarít: los Principes muy atentos al pojírantamrerum 
gouierno en los principios,y dcícuidarfcdcípues. experietiítm -vt do 
Caíi todos entran gloacíós a reinar,y con cípiri- mimüoms conuul 
tusaltos,peroconelticmpOjólosabaxacldema/«5,Cí7';;;«r4/-í^jyíf, 
fiado pefo de los negocios,© los perturba las ác- T,íc.lib.6.au?¡. 
iicias,yle entregan floxameiue a ellas, oluidados 6 Prima Jmperi) 
de íus obligaciones, y de mantener la gloria ad- 'CtutecUrus,accep 
quirida.Enel Emperador Tiberio notó Tácito, tupj'^popuhrihust 
q le auia quebrantado,y mudado la dominación.' wox diuturnitatc 
^ El largo mandar ciia íoberuia , y la Ibberuia el Infuperbia m^tas^ 
odio délos fubditos, como el miíino Autor lo ^odiGáccolAvuryí 
confideró en el Rey Vannio. 6 Muchos comien- fimuld-jmejticfsdtj 
^anagouernarmodeftos.yredos, pocos profi* cordtjscircumyen 
guen, porque hallan defpues miniftros adulado- tus. 
res que los engañan a atreuerCe , y obrar injulla- Tac.lih.iz.anKaL 
mente.comoeníeñauana Veípafiano. 7 7-^f/o Vejpafiano 

$ Noíolamcntehaga V.A-eíta comparación hiterinituimperij 
de fus virtudes , y acciones , fino también cote/e ddobtwendas inu 
entre fi las de fus antepallados , poniendo juntas quitares haudper- 
las purpuras de vnosmanchadas con íus vicios, y {?7de ohfiimto : do. 
las de otros refplandecientescon fus acciones he necindu-lgttiafot 
roicas, porque nunca mueuen masiosexemplos tum,<¿;'prauis w4 
queal lado de otros opucftos. Coteje V. A- el gijirís^didiciry au- 
mento Real del Rey don Pedro el Segundo de Jlifque eji. 
Ara~on: aquel iluftrado con las eílrellas que ef- TacA.x.hlfl, 
malto íulangre vertida poroponerfe a fu padre Mar.hijlHifp^ 
el R-y Leuvigildo,que feguia la íeda Arriana , y 
efte deCpedacado entre los pies délos cauallos en 
la batalla de Gironaporaueraísiftido a los Albi- 
gcntes hercges de Francia.Buelua V. A. los ojos a 
los figlos pa:lados,y vera perdida a Efpaña por la MAr.hlji.íTííh; 
vida licenciofade los Reyes Vvitizza,y don Ro- ' ^ * ■'^* 

<lrigo,yrcftauradaporlapied,ad,y valor de don 

G Pe- 



5)í EMV RESMAS 

Pclayo.iVíuerto,ydcrpo)adodel Rryno el Rey dS 
Pedro por íus crueldades , y admitido a él íu her- 
mano don Enriquecí Segundo poc fu bt-nii^ni- 
dad. Gloriólo al Infante don Fernando, y f^iuore- 
eido del cielo con grandes coronas por auer con- 
femado la luya al Rey don luán el Segundo lu ío^ 
brino,aunquerelacfrecian,yacuíado el Infante 
don Sancho de inobediente,y ingrato ante el Pa- 
pa Martino V,de fu mifmo p^.drc el Rey D. A Ion 
lo Decimo^porauerle querido quitar en vida el 
R.yno. Elle cotejo Cera el mas íeg' sro maeftro 
queV.A. podrá tener para el acierto delu go- 
uierno,porqueaunquealdiícuríode V. A. le o- 
frezcan los efplendores de las acciones heroicas, 
y conozca la vileza de las torpes^no mueuen tan- 
to coníideradas en íi mifmas,como en los íli jetos 
quepor ellas,ó fueron gloriofos , 6 
abatidos en el inun- 
do. 




ti 



políticas. 99 




EL árbol cai-gado de trofeos no queda menos 
tlonco que antes. Los que a otros fuero glo- 
ria , a el ion pcfo^aísi las hazañas de los antepaifa- 
dos ion confuíion,y infamia al fuceiTor que no las 
imita. En ellas no herc-da lagloria,íino vna accio 
de alcanzarla con laemulaciÓ.Como la luz haze 
reflexos en el dia.Tiáte,porque tiene fondos, y pal' - 
ía ligeramente por el vidro que no los tiene , alií 
quando el fucelibr es valerofo le iluílra las glorias 
de fus paílados^pcroílfliere vidro vil, no le dcté- 
dra en él,antes defcubrirá mas Cu poco valor. Las 
qucaotroíbncxemplo,aeUón obligacion.En ef 
to fe fundo el priuilegio,y eftímacion de ía noble 
za,porquc pi'efu ponemos q emularán los i»ietos 
las acciones de fus abuelos. El que las blalona , y 
no las iimta,feñala la diferecia que ay dcllos a el $ 
Nadie culpa a otro , potq no fe iguala al valor de 
aquel có quic no tiene paréteíco. Po r cílo en los 

Gi za- 



Toó EMTRESSAS. 

zaguanes de los nobles de Psoma cftauan folame- 
te Lis imágenes ya ahumad.is , y las eí\atuas anti> 
guasde los vaL-onesinfignes de aquella familia, 
reprefentando fus obligaciones a los liicceíToies. 
BoleflaoQuartoReyde Polonia traía colgada al 
' , pecho vna medalla de ero en que e[\aua retrata- 

do fu padre^y quando auia de rcfoluer algún ne- 
gocio graue la mira ua,y belandola dezia : /Vo 9 w/> 
YA Dios cjyo haga cofa uidiim de yueftrd Recilnnbrc^ 
O fc;üor,y quantas medallas de íus heroicos pa- 
dres, y abuf los puede V. A. colgar al pecho, q no 
Je dexarán hazer cofa indigna de fu Real langie, 
i anteslcanimaran,y llamaran a lora as gloriólo í 

§ Si en todcs los nobles ardielfe la emulación 
de fas mayores merecedores fueran de los prime- 
ros pueílos del. i República en la paz, ven laguer 
ra , íiendo mas conforme al orden ,y razón de na- 
1 Títreñ V t^^'akza , que íean mejojres , los que prouiencn 
^(T^. -^ .^°^^^ de ios mejores , i en cuyo fauor ella la ore - 

iL.^.'L.. luncion , yla experiencia , porque las aj^uiias 

lioyioits, , ■' -lili . 

j -a engendran águilas, y los leones ■, leones ,y cria 

. '^ ' grandes cfpiiitus la prefuncion, y el temor cíe 

caer en la infamia. Pero fuele faltar efte prcfu- 

pucílo , ó porque no pudo U nríturaleza perficio 

narfafin, a 6 por la mala educación, tioxedad 

de las dehcias , 6 porque no Ibn igualmente no- 

s. Nam.Dtex ho- bles,y getieíoías las aimas,y obran fegun ia c.'ifpo- 

minehomwem, ex fjcion delcuerpo,en quien féintunden^y a gunos 

beLbusb^Jiam-^fic hcM-edaroii los trüfeos,ao la virtud de fus niayo- 

ex bomshoniim ge ^q^ ,y fon en tcdo diferentes dellos , como en el 

mi\int>Ht,t}}t. Jd cxemplomifmo de las águilas te experimenta', 

búcquidcmtíáturct pnes' aunque ordinariamente engendran agui- 

j.ipe cfjice^e yidt, ^^s , ay quien diga que los abefticuzes fon vna eC- 

nontAmen üGtcjt pcciedeílas , en quien con 'la degeneración fe- 

^yijhtMb.i.pol. dcíconoce ya lo bizarro del coraccn , lo fuer- 

9a j}.^. te de las garras , ylo fuelto de las alas, auiert- 

dofe transfonr ado de aue ligera , y hermofa en 

animal torpe,v feo ^ y afsi es dañoíá elección que 

íin diuincion,ni exame de méritos pone Jos ojos 

íplamépeenlanobieza para ios caraos de ia Re- 

pu. 



políticas. 101 

publica,como fi en todos pa.Taíle ikmprc con la 
íangre la experiencia,)' valor de (lis abiieios. Fal- "^ 
tara la indultri.i5cftara ocioCa la virtud,íi fiada en 
lanobk^zatULiicrc pordcuidos^y cierros los prc- 
mios,f In que la animen a obrar,o ei miedo de dcf 
mereceríos,6 la ei'peranca de alcau^ailos^ moti- 
uo:> con u períliadio Tibw^rio al Senado,-.] íio con 
cenia ío correr a la familia dcM, Hórralo, que 
llend0m'aynobie,re perdía prr pobre. 3 Seapre- 3 Ldnguefcet alio 
^ feriaos los grandes íeñores para los cargos lliprc- ^ui indujlria /;?f c'- 
mos de la pazjCnquetanto importa el cípledoi:, detur foordix ,{l 
y la autoridad: no para los de la guerra,q lian me- >f!dli*<: exfc/verits 
ncíter el exercicio.y el valor.Si eltos le hallaré en ííutf^es,(j? fecitri 
elIos,aunque con menos ventajas que en otnosj omnes dlieM fubji 
fupla lo domas lanobleza,pero no todo. Por efto di.i cxpcch%huiit,Ji 
Tácito le burló de la elección de Vitelio , quado bilgnxmynobis^Ya 
le embiaronagouernar las legiones de Alema- '«'í'^. 
nia la bajA,porquefin reparar en íu infuficiencia, Tac.Hb.z.ann. 
folo fe miró en que era hijo de quie auia íldo tres 
vezes C6rul,como fi aquello baftara. 4 Mo lo ha- 4 Cenforis Vitellt} 
zia alsi Tiberio en los buenos principios de fu go acuter ConfuUs /?- 
uierno,porqueíi bien atendía a la nobleza délos Hi^s ¡4 fitis yidc^ 
fugetos para los pueftos de la guerva , coníidera - batiir, 
ua como auianferuido en ella,y procedido en la Tac.lib.ihifl^ 
paz,para que júntaselas calidades, vieiVe el mü- 5 Mandctbatq-^ho 
cío con quanta tazón eran preferidos a los de- ñores ^nobilitatem 
mas. 5 nhxlorujcUritudí^ 

^ Eíilagucrrapucdemucholaautoridaddela fiemmilítiie ,¡llu~ 
fangre,pci*o no (c vence c5 ella,íino con el valor, fires domi artes fps 
ylainduftda.Los Alemanes eligían por Reyes a á¿índoyi>tfitiscíi 
los mas nobles, y poE Gencrales,a los mas va lero- ¡iíiret,non altos pQ 
fos. 6 Entonces florecen las armas quando la vir- tioresfitiffe. 
tad,y el valor pueden efperar, que ferán preferí- Tac.lib.^.an. 
dos a todos,y que ocupando ios mayores pueftos 6 Reges ex tf^bilU 
delagucrra,podran,ódar principio a íu noble- tatc,Ducesexyir 
za, ó adelantar ,y iluftrar mas la ya adquirida. Efta tutefummit, 
efperanca diógrandes Capitanes a los figlos paifa TacAe more GeK 
dos,y por talca dellaeftáoydeíprcciada la milicia, 
porque folamétc la gloria de los pueftos mayores 
puede vencer lasinconiodidadcs.y peligros de la 

G 3 " gue- 



102 EMPRESSJS 

güerra.No es íiéprc ci.rto el prefupucfto del reíl 
peto,y obediencia a la mayor íángre,porque fino 
es acompañada con calidades prcphas de virtud, 
prudécía,y valor le inclinará a ella la ceremonia, 
pero no el animo, A la virtud, y valor que por íi 
milmos íc ta bncan la fortuna ^refpetan el ani:no , 
y la admiración. El océano recibió leyes de Co- 
Í5,y a vn Orbenueuo las dio Hernán Cortcs.que 
aunque no nacieron grandes Tenores, dieron no- 
bleza a íus fuceircrcs^para igualai í j con ios ma - 
yores. Los mas celebrados rios tienen íü origen , y 
nacimiento de arroyos: a pocos paílbsles\ii6 nó- 
bre, ygloria fu caudal. 

f En igualdad ác partes,y aunque otros exceda 
algo en ellas ha de contrapetar la calidad de la no 
bleza,y íér preterida por el mérito de los antepaf 
fados,y por la eílimacion común. 

^ Sibienen laguerra,dondeelvalores loque 
masíeeftima;tieneconuenienciaeiieuátara los 
mayores grados a quien los merece por lus haza- 
ñas,aunquc frJte el luílre de la nobleza , íbcle íer • 
peligrólo en la paz entregar el gouierno de las co 
las a per(onasbaxas,y humildes,porque eldel'pre 
cío prouocala ira de los nGbles,y varones iluitres 
contra el Principe. 7 Eiioíucede.quandoelluje 
7 Sí Repiíblícam to es de pocas partes,no quando por ellas es acia 
gnarisjiS'm mag mado,y eftimado deipueblo,ilutlradacon lasex- 
;;/ prctijs homim^ celencias dei animo la eícuridadtie la naturaleza. 
bus comhrasjla- Muchos vemos que parece nadeSró deírmiímos, 
tim ^^ nohiUiim, como dixo Tiberio d^ Curio Rufo, 8 en losta- 
acfnrniiomm ira les cae la alabanca de la buena elección de miaif- 
in te pramcahis tros que pone CÍaudiano. 
ob coíitcniptam co 
rumfide/n,(:S'ma- 
ximis in reb'ís da- .^ — LeBos ex omnilí's-úrís. 

mpatims. jEiaehit^ fS- m t ritu n'mqaa cunabula quartt ► 

JDion.Cíifsio. K* ^ .^¿; s j r . 

S /tdetitrmihiex d*j 

ÍCHdTtfi. 

Jací. lib, 1 1 .itn?tá. ¿ Quando la nobleza eíluuiereeñragada c5 eí 

C/4//ÉÍ. ocio- 



F o LITIGAS. 10? 

ocio,yi'egalo,me'jorconfcjocsreftaurarlaconcl9^í>'?wac^«f<? na^ 
cxcrcicio,y co los prcmios,q leuátar otra rmeua. ^Hirare^cni inpAcc 
La plata,y ci oro,facilmcnlcle puri;Á,pci'o hazcr dim'ns fcruniü efl 
de p lata oro,es traba jo,cn que vanamente íe tati- Tac.lib. ii.dnn. 
ga ciarte del alquimia. Por eilo fue malo elconfe lo Nx tmbealUo- 
■jo dado al Rey don Enrique elQuarro de oprimir rcsfimper^qui^m, 
los grandes Tenores de fu ReyHO,y leuantar otros ■:yUi*jliim^ (¡ujirüt, 
de mediana fortuna^aunq la libertad>é mob^dic potentjoribus auto 
cia de los muy nobles puede tal vez obligar a hu- id mlnl ejicur^, 
mílliarlos,porqla mucha gradeza cria foDcruia, Ari¡}.li.¡)ol.6. c. z, 
y no lufre fuperior la nobleza a quien es pefada la 1 1 JVihil aufuram 
feruidúbre. 9 Los poderoíos atropellan las leyes, f/t'^e^ Principihíts 
y no ayudan de lo juílo como los inferiores, lo y (tmoús, 
entóces éftán mas feguros lospueblos,quado no Tac.lib. i .íiñnal, 
hallan poder q los ampare y fomente fus noueda 1 1 Commodum c¡l 
des- II Por efto las leyes de Caftilla no confíente ^^''*^'^,>f h^redtu 
que le junten dos caías grandes,y tambic porque ^^^ »on donatione, 
cllén mas bien repartidos los bienes, n fin qncf^diitre agnationis 
puedan dar zelos.Nofaltai'ian artes que con piíe^traddtur^utqi^c ad 
texto de honra,Y fauor pudieííen remediar el ex- ^í^ndeifua^noplui. 
cello de las riquezas,poniendolas enocafiódóde >'^^ hccreditateiper 
íé coníumieüenen í'eruicio del Principe,ydel bié '^cnUnt, 
publico. Pero ya ha crecido tato la vanidad de los -^^'flM'.S'pol.c. 8. 
guftos^que no es meneíVer valerfe dellas, porque ^ 3 Dices oltm fa* 
los mas poderofos viucn mas trabajados con deu rnili^, noblUít , aut 
das,y necefsidadesjfin que aya fuílancia para exe- claritudtne infig^ 
cutarpeníamientos altiuos,y atreueríe a noueda ncs^fludio magnlfi- 
des.En queriendo los hombres íer con la magnifi centixproUbebait- 
cencia mas de lo q pueden, vienen a fer menos de ^i^r. 
lo que fon,y a exthiguirfe las familias nobles; 13 Tac.Ub.^.afwaL 
fuera de que íi bien las machas riquezas Ion peli- 1 4 Sed cum ex prL 
grofas,tambien lo es la eftrema necefsidad, mc^rijs aliquidbonx 
porque obliga a noueda- dijsiparunt , hi res 

des. 14 nouas molíufitur» 

AYÍft.pol,Ub^6.Ci 

IX. 



G4 A mu* 



104 EMPRESSAS, 




1 Non cefebat ca 
ueníre culj^i''-i' í'w- 
ferlum q!{h)o?J me 
iioreffttijs qnibus 

a FiHtergoVoini 
ñus ci'.m I o fue , & 
nom^ ciusdhndga 
tum ejtlnomni £cr 
ra. 



Muchos dio la virtud el imperio^apocosla 
_ malicia. En cílos fue el cetro vfurpacio vio 
léta,y peligroía,en aquellos titulo juila, y polfef 
fion durable. Por íccrcta fuerca de fu hcrmofura 
obliga la virtud a que la veneren. Los elementos 
íe rinden al gouierno del cielo por í li perfección 
y nobleza,y los pueblos bufcaron al mas jufto , y 
mas cabal para entregarle la íuprema poteftad. 
Por ello a Cyro no le p^'xecia merecedor del im- 
pcrio,el que no era mejor que codos, i Los- vafFa - 
líos rcueiencian mas al PrincÍDe,en quien le au e- 
tajan las parres,y calidades del animo. Qu?.nro 
fiíeren efcas mayorcs,mr:yor leraci reí "peto , y cí- 
timacion,juzgádo que Dios le es propic i o,y que 
CC1.1 patckularcuydadole arsiíle,y difpcne íiígo- 
uicrrio. Efto hizo gíorioíb cor todo el mundo d 
nombre de loíue. a Recibe el pueblo con mucho 
apiauio las acciones, y i'cíolucioncs de vnPrin- 



Cir 



POLÍTICAS. loy 

cipe vii'tuofo,y c6 piadola fe eípera dcllas buenos 
fuceiTos^yfiíálenaduerloSjíc perfuade a que afsi 
conuienc para mayores fines impenetrables. Por 
efto en algunas naciones eran los Rcyesíumos Sa 
cerdotes, 3 de losquales recibiendo el pueblo ia 
cercmoniajyelculcorcípetaiTccn ellos vnaco- ^ ^^^ c?m?iD:^x 
mo ÍLipcrior natui'aleza ^ mas vczina,Y masfami- ^^^^ ^^ benoy^^^lu. 
liar a Dios, de la qual le valielTe para mcciiancra ^^'j-^ ^^['^ V-'' » 7'^-^ 
en íus rucgos.y contra quien no fe atremelVe a ma , crntuDeorüjcf 
quinar. 4 La corona de A ron tobre la mitra le Uc ^'''¡^^'<^^i¡^irnmx po 
uaua los ojos,y los deíeos de todos. 5 lacob ado- ^^1^^^''^, f*^^''^^- 
tb el cetro de 1 oícf,que te remataua en vna cigue ^^''J^^^-'-'^- 3 • /'^Z. 
ña,rimbolodjlapicdad,y reliíTion. 'í'» ca^.h. 

§ No pierde tiempo el s;ouierno con el exerci- ^ ^^ í'''v /j^/'/''^* ^'^ * 
ciodclavdrtud , antes dilpone Div:)s entretanto ^^'"'^'^7^'*^^^<'osai.f 
iosíuceilcs. Eft.uia Fernán Antolinezdeuoto -^'['f'^^-'^l^^oenK 
oVendo/4i\a , mientras a la ribera del Duero el ^^'^fl'poL 
Conde CTarci Fernandez daua la batalla a los Alo ^ <^oronaduyedf*. 
ros,y reiiei\ido de íu torma pcL^aua por el vn An /^^'' ^^^>'^ cías ex- 
gel ,' con que le libró Dios de la inramia , atribu- P^^J^'^fí''-<^ sKaitct 
yendoleacl la gloria de la vitoria. I^ual fucelío fi/>^^glorU hom 
en la ordenany'ide lü excrcito le refiere en otra ^i^>^^ opi!-si,'¡rtuti$ 
ocafionde aquel gran varón el Conde de Tilli, ^defidenaoculó'- 
Icliie ChriítrnOj no menos Tanto , que valero- ^'(mormtta. 
ío,míef ras íc haílaua al milmo facrificio. Afsií- ^cd.cáf .46. 1 4, 
tiendo en la tiibuna a los diuinosoficios el Empe ^,^^ morítmtfAJii 
radordon Fernando el Segundo , le ofrecieron a '¿^'-^^^ 'v¡r¿^ici¡is, 
liis pies mas eÜandarres,ytrc;teos,que gano el va P^i¡l.cpi¡t.^dHch, 
lor de muchos prcdeceílbres Tuyos 6 Mano lo - c.x^>.i 1,21. 
brc mano efiaua elpueblode ITrael,yobrauaDios 7 ^jícs chk /.í,W- 
marauiüasenilif.-iuor. 7 Fternamcnteluzira la li¡tnüiyiiív.^autc¡(í 
Corona que eá 111 iereiluftrada ,como la de A- ritudinemfignesjt» 
riadne.con lasc.'íreUasreTplandecientesdeias vir dio ivAgnlficentix 
{udCís, 8 El Fr aperador Setimio dixo a lus hi;os pruUbannrr. 
quandolemoria : Q¿ie les dcxdiMcl Imperio (irme Tac.hb.'i.a.nn, 
fifucHtf-n bnenr.s-^y pnco durahle.fi malos. El ReV don 8 Sedeurn ex Pri- 
Fernando llamrdo el Grande por íus grandes vir f^''arijs ütiqui hond 
tudesaumentó con cU:slu Rcyno, y lo eltqbie- difsipariltjmcsno 
ció a lus lueeflbies.Era t.. nta lu picdad,que en la if^s moilunmr. 
trefilación del cuerpo de San lüdoro de Seuilla a Ariji.pol, lih.ó. ^ 

León, 12. 



'io<s EMPRESTAS 

León , licuaron el,y fus hijos las andas,y le acopa- 
ñavon a pies defcal^os deíde el rio Duero, haíb la 

Igleíia de S.Iuande León. Siendo Dios porquien 
reinan los Reyes,y de quien depende íü gradeza, 
y íus aciertcs,uunca podrían errar ílt unieren los 
OJOS en él. A la Lunano le falta los rayos del Sol, 
. porq ue reconociendo que del los ha de recibir,lc 
efta fiempre mirando,paraque ilumine , a quien 
deuen imitar los Principes,teniédo fiempre fi'jos 
los ojos en aquel eterno luminar q da luz , y mo - 
uimiento a les orbes,de quien reciben tus crecié- 
tes,y méguantes los Imperios,como lo reprcíen- 
ta eña emprella en el cetro rematado en vna Lu- 
na que mira al Sol/imbolo de Dios,porque nin- 
guna criatura íe parece mas a fu omnipotencia, y 
porque íolo él da luz^y Ccr a las cofas. 

occiíts, ^^ffff^qffta refpicit omrjia folus , 

yerum pofsis dicerefolem% 

9Nonellcmmpo^ La mayor poteftaddefdende de Dios. 9 Antes 
tefias niCi a Deo ^^^ ^" tierra,íe coronaron los Reyes en fu éter 
Jiom \ii " "^ nien te. Quien dio el primer mobil a los orbes, 
le da también a los Reynos,y Repúblicas. Quien 
a las abejas feñaló Rey,no dexa abfolutamente al 
caío,ó a la elección humana eitas fegundascau- 
fas de los Principes , que en lo temporal tienen 
-, . , .j^ íus vezes , y ion muyfemejantes a él. 10 En el 

lorrwcipesquide Apocaiipíefefígnifican por aquellos fíete Pía- 
/^j^.rD.or^p^c/é.jjerasqueteniabiosenfumano. 11 En ellos 
"^ V'í!* Vr''^ ^^^^ ^^s diuinos iayos,de donde refultan los refle- 
Yxt r fíl/" ^^sdeíu poder , y autoridad fobre los pueblos; 
íepte^ ^^^ ciega es la mayor potencia fmíulaz,yrefp lando- 
yíb ^ ti ft^s. El Principe que los defprcciare , y boluiere' 

j^oci.iQ, los OJOS a las aparentes luzes de bien que le repre- 

fenta fu mifma conueniencia , y no la razón, 
prefto vera eclipfado el orbe de íu poder. To- 
do lo que huye la preíéncia del Sol>queda en con- 
fuía noche. Aunque íé vea menguante ia Luna, 

n9 



TOLITICAS. loj 

nobuclualasefpaldasalSol,antesmas alegre , y 
aguileña le mira , y obliga a que otra vez la llene 
de luz. Tenga pues el Principe ilemprc fixoíli ce- 
tro, mirando a la virtud en la fortuna proípera , y 
adüería,porC] en premio de íii conftancia,eí mif- 
moSoldiuino,qae óporcaíligo,ó por exercicio 
del mérito permitió fu menguante ,110 retiVará 
de todo punto lu luz,y bolueía a crecentarfe con 
ellafa grandeza. \ fsi ha fucedido al Emperador 
don Fernando el Segundo: muchas vezes fe vio 
en los vltimos lances de la fortuna,tan aduerra,q 
pudodeíelperardetli Imperio , y aun de fu vida, 
pero ni per dio la cfp tranca , ni apartó los ojos 
de aquel increado Sol, autor de lo criado, cuya di 
uina prouidencia le libró de los peligros , y le le- 
ñan tó a mayor grandeza Ibbre todos fus enemi- 
gos. La vara de Moyfen.íignificado en ella el ce- 
tro, hazia milagrofósefetos, quando bueltaal cic 
lo eí1:aua en fu mano • pero en dexandola caer en 
tierra íe cóuirtió en venenólas íerpietes fbrmida 
bksalmirmoMovfen.ix Quj.doelcetrotocaen r, ' • v 
elcielo,comolaeLcaladeIacob,leíultéta Dios, j.^Y!>'<^cn,^yer 
y baxan Angeles eníu Ibcorro. 1 3 Bien conocie- -^^ ^^^^^^ '^*^' 
ron erta verdad los Egipcios,que grauauan en las ^r-^ '^'^ P^-g^i'^t M ot 
patas de los cetros la cabeca de vna zisueña , au e % ' j 
i'eligioía,ypiadofaconluspaürcs,ye la parte in " rr-'y ' ^ 
ferior vn pie de hipodamo,animal impio,y ingra^ y_ f / ^'^^^^^'^-^ 
to a f ' padrc,contra cuya vida maquina por go- -^^'^ ^^^^jtanjcm (u^ 
z^ir libre de los amoresde fu madrc,d.u:do a Qwt^ ^^' ^'' JT;^'^' ^''^'f- 
der con efte gerogliíico,que en los Princioes ílé- '^^" '^¡-^'^^^tjívgcrs 
pre ha de prcc-der la piedad aJa impiedad.Con el ^"''''^^'^ ' ^'fgdns, 
mifmo Timbólo quifiera Macbab::lo aíu Prínci- V'^^!^^^'^-^'/'"' 
pe,aanqiie con diuería fignificacion que eftuuief y^"-'^^>--^^ "^¡ f'<?'^- 
leen las puntas de lu cetro la piedckij impiedad, "^'^'í''/>?'^>'^»^;«>0^ 
para bcaaerle,y hazer cabeca de la parte que mas ^omin^m u.jxum 
conuinicile a la conferuacion,ó aumento de íiis /«^^^^'j^'c/IjíS,! i. 
Eíbdos,y con euc fin no le parece que las virtu- 
des so nece.l'n-iasjcn cl,rino que baüa el dar a en- 
tender que I.is tiene, porque íi fuellen vcrdade- 
ras.y fiempre le ^oucrna Je por eilas,le ícriá per- 

111- 



loS EMPRESSAS. 

iiiciofas^y al cótrarrio fruduofas , ñ fe penfaíTe q 
las tenia,eílandode tal íueite diípucílo, que puc- 
da,yíepa mudarlas, y obrar ícgun fuere couue- 
nicntL%y lo pidiere el cafo , y efto juzga por mas 
nccciTario en los Principes nueuaraente introdu 
cidos en el imperiosos quales es meneltct que eC- 
tén aparejados para vla'r de las velas ícgun íbpla- 
i*e el viento de la fortuna, y quando la neccísidad 
obligare a ello. ImpiOjV imprudente conlejo^que 
no quiere arraigadas,íino potlizas las virtudes. 
Como puede obrar la íbmbralo mitmo q la ver - 
14 Vera gloria ra dadrQue arte ferá balbnte atealcar tito la natu- 
dices agit , <<f/j2^c raleza del criftal,que fe igualen [usfundos,yIuzes 
etiampropíígatur: a los del diamante? Quien al primer toque ño co, 
ficta cmnia cderi. uocerá íu faltedad,)- fe reirá délf La verdadera vir 
tertamquáflofc'.f- tud echa raizes,y flores,y luego lele caen a la fín- 
hdccídi^nt, ueqi^e gida. Ninguna diísimulació puede durar mucho.. 
fiiO'tuLiCYuciuidqua í 4 No ay recato q baile a teprefentar buena vna 
potejl efe diutur- naturalezi mala. Si alien las virtudes verdaderas, 
^';*^- y conformes a nueftro natural, y inclinación con 

Cícerdi.xAe offic. habito ya adquirido nos defcuydamos , que ferá 
írf/^.j 1. en lasfingidas,y penetradas del pueblo eftos ar- 

15 (^dfi pannii'S tes.ydefengañado como podrá lufrir el mal oloc 
méflri!>at<x-vmuer. de aquel dcfcubicrto íepulcro de vicios,raas abo - 
f^jtvftítix nofl}'^, minablc entonces fin el adorno de la virtud? Co- 



nondelicijsjneqác deípreciado el Principe de losfuyos,y fofpecho 

defidia torpcjccrc, fo a los eílraiios. Vnos,y otros le aborrecerian,no 

dii<ítí2 i'oluptatcs púdiendo viuif feguros del.Ninguna cofa hazete 

díjítmtdata luxii-. mer mas la tiranía del Principe, que verle afectar 

ría ,Gr^ cmílaad las virtudes,auiedodefpucsde refultardellas ma 

decore impcrij co^ yores vicios,como fe temieron en Oton,quando 

fo¡s¡t^t.'£oq\íe\dus Competía el Imperio, i ó Sabida la mala natura- 

foTfnidinis affere. Iczade vn Prlnci':)e,fepiiedeeuitar,pcronoladif 

bA:'>x fa.lf-e. -virTit^ fimulacion de las virtudeSiEn los vicios proprios 

tesy 0^ -vhU redi- obra lafragilidad , en las vir tudes fingidas el en- 

'^'^•*- , gano , y nunca acaCo , fino pata injurtos fines 

Tácito, i.hífi^ yaisi fon mas d4 ñolas que ios mifmos vicies. 



TOLITICAS. IÓ9 

como lo noto Tácito en Seyano. 1 7 ISIín^ima ijHciud mlnnsno 
maldad mayoirque veftiríc de la virtud pava excr xijr,qiíotiespAran 
citar mejorlanoricia, 18 C€m?ícr les vicies , es dorcgno fngutirr^ 
fragilidad.-diisliwuiar vii'tiidcs,malici.a. Los hom- Tdc.lib.^.aKn. 
bresí.c compadecen de los vicios, y aborrecen L\ i S Ext}\vn.ícftpcr 
hipocrcíia^porque en aquellos Tj engaña vno a íi i>:r;¡tAs,CHpro'J:is 
mifmojy en cll:a a los demás. Aun las acciones ¡ujUtiít i^aces ad ti 
buenas le d^lprecianfi nacen del arte, y no déla míi,i>t virioms 
virtud Porbax:zalc cuuo lo que hazia Vitclio ejje-vineíiris, 
paraganar la i^raciadel pueblo,porque íibie era Pitton. 
loablCjConocian rodos que era ungido , y que no j 9 Qji^ %r.ttíif,'.ne 
naciade virtud propria. 19 Y para que fingir vir- (ypGp!i¡.iri;i , fi .* 
tudes/i han de collar el niifmo cuydado q las ver iflrtatil'if'S pa¿i¡lcif 
daderas^Si eílas por ladcprauacion de las coílum cerentiií'-^ niemor'hX 
brcs apenas ti :nen tuertea , como lo tendrán \zsi>itxpyi»,'i<;^i;nle' 
fingidas? ISÍo reconoce de Dios la Corona,y fu c5 coYit,<ÚJ* yilU accl 
fcruació,ni cree q premia,y catliga el que fia mas piebatur. 
de tales art .\s,q de lu diuina pr oui i encia.Qoando TdcAib.z Jiífl. 
en el Principe tuelse los vicios ilaqu?za,y no afee toPcneti^aíjatpa^ 
tacion,bien es q los encubra por no dar mal exé- uor, &* (ídmiut^o, 
plo,y porque ei celarlos aísi no es hipocrelia , ni calUdum oUm, CT" 
malicia para engañar, nno recato natural,y relpe tegendis fcdcrih:ts 
to a la virtud. No le queda freno al podcr,que no ahfci^Yii-myhuc co- 
dísfraza íhs tiranias.Nunca mas temieron los Se- fiíkntie i>auf¡'j,-,) t 
nadores a Tiberio,que quando le vieron fin difsi- t.iu y.tA, dlmotil :s 
mulacion. ao Y fi bien dize Tácito , q Piícn fue pd^'ktihus (>l}e;;de^ 
aplaudiciodcl pueblo por fus virtudes,ó por vnas ret Ncpotcm ft^h 
cípeciesíemejantcsaellas, ai no quifo moftrar ifcrbcre Ccmurlo^ 
q so lo niifmoen el Principe las'virtud?sfingidasq nis ínter jcntorum 
lasvcrdaderas , fino q tal vez el pueblo íe engaña iílu-yexrrdma vt- 
en el juizio deUas,y celebra por virtud la hioocre ta alímctayfrt^lira 
fia.Quanto pues feria mas firme, y mas confiante orautem. 
la fama de Pifon/i fe fundara fobrcla verdad. TacJih. 6. annAh 
P Los miímosincouenient-snaceiií fiel Prin »i ClaroapuJifid 
cipe tu uiclVc virtudes verdaderas, pero difpueítas gfim rumore e.-at 
a mudarlas fegñ el tiepo, y necefsidad, porque no peryirtutcm ^¿ííit 
puede fer virtud la que no es vn habito cóílite , yfpccies inrtiHihus 
efta en vn animo refuelto acouertirla en vicio, y ¡imiles. 
correr f] cóucni^re con los malos^y como puede Tacdib. 1 5. ann^f^ 
íer eilo cóueni vCia delPrincipc: Ca cllie^' cjtra los 

Wít- 



t» 



no EMPRESSJS 

m{tlos,<¡uítHtoenfumaida¿ejhttteYen '^paiabl'as fon 
del R.ey dó ^lonCo en tus partidas)yí -wi^re les de - 
ueauermaU ifoh>ttad,forcjuefidefiií guifa nonlofi' 
^^iejfcyfionfodtafa^er cumplidamente jí(fticia,fii}t te 
nerj''t, tierra, en pa:^inti moft-arp por bueno. Y quC 
coíipacdeobügaiaeftopnncipalmete en nueí- 
tros tiempos , en que eftaii aíVcntados los domi- 
nios,y no penden, (como en tiempo de ios Em- 
peradores Romanos,)dc U elección, y iníoiencia 
de la malicia. Ningún caí o íera tan peligrólo que 
no pueda efcuíarlo la virtud gouernada c6 la pru 
dencia^fin que lea meneiVer poneiO el Principe 
departede los vicios. Si algún Prii^cipe virtuo- 
ío íe pcrdi6,no fue por auer íldo bueno,ííno por- 
q no íiiporer bueno. No es obligación en el Prin- 
cipe jultOjOponerfe luego indiícretamente a los 
vicios,quandoes vana,y euidentemente peli^ro^ 
la la diligencia',antes es prudencia permitir ío q 
Po';«/ff/W«.,f^P^S^^^3^^o^^ícpuedeimDedir. ^^ Diísimu. 
quodmlercsindul [^. l^/^oticiadelos vicios,harta que pueda reme- 
gemits,quiapraH^ diarlos con el tiempo, animando con el premio 
homhmmyoltma ^losbuenos y corrigiendo conocí caftigo a tos 
malos,yvíando de otros medios q entena la piu- 



xNonidtemtJu ^*^ Pedían reformar las coítumbres : a 3 porque 

\¿r. ^ ».^ r, I. ;j fi ^1 Principe por temor a los malos fe confoímaf 
ceurx inecíiQuid i .,- r • • 1 ' j • 11 

;«\^ ^.Ao , 1^1 ^* ^^ co lus vicios^no losí5anaria,vpcrdena a los bue 

dehtitrií corrizen "os,ycnvnos,y otros creceuia la malicia. No es 

j • . > i «.^ ^^ verdad peligróla en el Principe:cl zelo íi ^ y el 

T-. vl\ .^ 1 rigor imprudente. No abo rrece los malos ai Prm 

cipe,porque es bueno^íino porque con deitepla- 

da leueiidad no losdexa íet malos.Todos defean 

vnPrincipejuílo^aun los malos le han meneíler 

bueno para que los manjicnga en- juiUcia ,y efteii 

con ella fegur os de ot ros como ellos. En eílo fe 

fundaua Senxa,quando para retirar aNeron del 

inceLloconfumidre,le im^nazauaConqucfea- 

24¡.VeYyiUg(itum uia pubiicado,yquenoful:*naa los foldados por 

ejüemtefttt ¿lorii- Emperador a vn Pnncipe viciofo. i + TáneceOfa 

fc lias 



políticas, mí 

rías so en el Principe las virtudcs,quc fin ellas no te r>:¿ttrc^rr€cro¡er4 
lepucdcn tun;éurlcs\^icios.>eyanot.Abiic6lli va tn,-3.^ milites ¡rom 
Hmiento, mezclando con i^randcs virtudes íusj-tí:! rrlncipis ¡m^ 
malas col\iimorcs.i 5 En Lucinio Miiciano ib ha pc^m-m. 
liauaorra mezcla igual de virtudes,yvicios,Tam '^ac.hb.i^^ann.i,, 
bien en Vcfpaíiano íe notau^m vicios , y te ala-ia- 25 Corpus HiiLho 
uan viirtudcs. 26 pero es cierro,que tucra mas íc- >'/#/// tollc.-cns, arJ 
guro el valimiento de Seyano fundado en las vir- mus a. uJaxJui oh 
tüdes,yquede Vcrpaíiano,yMuciano íe huuie- ^^gcnsJ.iaiiescrL 
ra hecho vn Principe peí f.to,íi quitados lo^ vi- rninatorju^u adtt 
cios de ambos,quedarán (olas las virtudes. 17 Si l>it'¡Oy^<fupc,bíct^ 
los vicios ion conucnientes en el Principe pzr^ipaUm tampofituí 
conocer a los matos,baftara tener dcUos el cono- /'«tyo)',/«r«í ['¿..y,, 
címicnro,y no la pratica,Sea pues virtuofo, pero wa adipifcodi //. 
de tal lucrte deípierto^y aduertido,que no aya en Wr;, ciMÍjue can^ 
gano que no alcance,ni malicia que no peneti-e^/^jW/oao Urgmo 
conociendo las coftumbres de los hombres,y fus C^ l^xus^ppíusirt 
modos de notar para goucrnarlos fin fcr engaña diifiria,ac i^tgUan 
dos. En eftefentido pudiera ditsimularfeei pare- tia. 
cerde los que juzgan que viucn mas feguros los '^ac.li'h.^.aíff,, 
Reyes,quando fon mas tacaños que ios fubdi- 25 ambigua de 
tos, t8 porque ella tacaíieria en el conocimíen- V^fpafiam jamn, 
to de la malicia humana es cor uenicnte para ía- Tuc.lib^ i .hiil, 
bercaftigar,y compadecerle también déla fragi- 2 7 Egregiit Prhu 
lidad humana Esmuyaípera ,y pcligrofa en el cipatus tempera^ 
^ouierno la virtud auftera fin eííe ccnocimiéto; mztum,fi. demptis 
de donde nace que en el Principe fon con nenien- '^triifJ'jyyhljsJoU 
tes aquellas virtudes heroicas, proprias del im- in' ñutes míürcn^ 
pcrio,no aquellas monaílicas-y cncogidas,quc le tur. 
hazen timido-enibara^ado en las refoluciones,rc Tac. ¡I6.2.hijl 
tirado del trato humano, y mas atento a ciertas z8 '¿ommit'tores 
perfecciones proprias,que al gouicrno vniueríal. llenes cenfartur 
La mayor perfección de íu virtud confiftc en ía- fio illis^q'.a'busírn 
tisfaccr a las obligaciones de Principe,que k im- Pemar, neamores 
pufoDíos. sahjh 

P No lolamdntelquííb Machauelo,que el Prín- 
cipe fíngieífc a fu tiépo virtudes^fino intentó fun 
dar vna política ÍFobre la maldad,eníeñandoaIIe- 
iiarlaa vn eírremo grado ,diziendo,que íe perdía 
los hcmbres.por |ue no íabian íer malos^como C\ 



lii EMTRESSAS. - 

fe piidicta dar ciencia cierta para ello. Eftadotn* 

na es la que mas Principes ha hecho tiranos, y los 

ha precipitado. No fepierden los hombres,por- 

que no labe fer malos,íino porque es impoís: ble 

que lepan mantener largo tiempo vncllremo de 

maldades.no aaicndo malicia tan aducrtida, que 

bafte a cautelarle fin quedar enredada en íUsmif- 

mas artes.Que ciencia podrá eníl^ñar a c uícruac 

en los delitos enteróse! juizio ? a quien perturba 

la propriaconciécia,la qual aunque eftá en nofo- 

tros,obi'a fin noíotros, impelida de vna diuina 

fuer(^a interior,riedo jaez,y v^-Tdugo de nucíiras 

acciones,comolotuede Neron,dcLpuesde aucr 

mandado matar aíu madre, pareciendole que la 

,, luzqaotrosda vida,a él auia de traer la muerte. 

*^ ™^ ^^/f^t' j9 El mayor coraconícpierde,elmas-dcípierto 

^rojetio demüjcc-. conle/o te confunde a la vUta de los delitos. A ísi 

, ^fZ'^^^^'do fücedia a Seyano,q'í ando tratando de extinguir 

f/íííme//ecf4 í;/?; iafamiliadeTibsrio,(ehallauaconfuíocólagrá 

rdiquonoLis^mo- deza del delito. 30 Caca Dios al mas relabido con 

doperjxpíuspauo fumiíma aftucia. 3 1 Es el vicio ignorancia opue f 

re ex Jurgens ,c^ ta a la prudencia: es violencia que t'rabaja íicm- 

metisimpslucem preeníüruina.Mantener vna maldad es multi- 

operiebatttr, tan- plicarinconuenientes.PcUgrofafabrica,qpi-e¿o 

quam exitium al- cae Cobre quien la leuanta.No ay /uizio que baile 

Uturam. aremediarlas titanias menores con Otras mayo- 

50 Sed magnitud o res;y adonde llegarla efte cumulo que le pudieí- 

ptcimris metum, fen fufarlos hombres ?Ei miímo exemplo de lua 

proUtio^es diuer- Pagólo tirano de Pe rufia,dc que fe valcMachauc 

Uínterdiim C9«/- io para fu dotrina, pudiera perfudirlc el peligro 

iia adferebat. ciertodecaminar entre tales precipicios , pues 

TacítJib.^.ann. confundida lu malicia no pudo perficionarla c5 

31 ^lapprchen- la muertcdel PapaíuUo Segado. Le milmo fucc 

dttJapíetcsiH xjlu di5 al Duq Valentin,a quien pone por idea de los 

tici CQnim 0- confi demás Principes,clquAl auicndo eftudiadoenaf- 

l'i^'nprammmdifc^^^i^;^^ íUs cofas delpues de la muerte del Papa 

yf^' AÍexandroVI. dando veneno a los Cardenales 

f^l^'S'lS^ ¿Q la facción contraria , íe trocaron los flaí- 

eos , y el , y Alexandro bebieron el veneno coa 

<que luego murió el Papa , y Valentín quedos 

tan 



T o LITIGAS. ni 

tan indirpiifta que no pudo intcrucnir eíi c/Con"» 
clauc,no auiedo íü afmcia prcucnido cfte cafo, y 
íil'si :io faÜQ Papa quien deíeaua,ypcrdi6caíi ro- 
dólo que violen tameaicauia ocupado enJaXlo- 
mania.No pcrmire la proqidcnciadiuina q íe io- 
greu las arres de los tiranos» i % La virtud tiene 
ílicrc "i para atraer a Dios nucílros intentos,no la 
nialicia.Si algún tirano duró en la víurpacio fuer 
catuedeali^unagran virtud,6excclécia natural 
qucdiísiniulóíusvicios,ylegrangc6 la voiñtpd 
de los pucblosjpcro la malicia lo atribuye a lasar 
tes tiranasj'y faca de tales exemplos impias,y erra 
das máximas de el"i:ado>c5 que íe pierden los Prin 
cipeSjV caen.los Imperios, fuera de que no todos 
los que tienen el cetro en la manü,y la corona en 
las íienesA'dnan, porque la diuina juílicia,dexan' 
do a vno con el Reyno,ie le quita, boluiendole de 
feñor en efclauo de luspafsiones, y de fus minií- 
tros combatido de infelizes íüceílbs,y fediciones, 
yaísi íe veriricó en Saúl lo q bamucllcdixo, qno 
ieria Rt^y cu pena de no auer obedecido aDios^55 
porque fi bien viuió,y murió Rey , me def- 
de entonces ícru idumbrc fu 
Rey no. 






I % Quid d/fslpíft 
cogitar iones ma- 
lignonlynepofsint 
inifUrc munus ett 
rñ quod cxperüt^ 
lob.ca^.^. 12. 




$$ Pro eo qmd 
abiecijíi fermone 
Domini ítbiecit te 
Domintis , nefvs 
Hex. 
l.Reg.is.tS, 



*mv 



ti 



m 



M4 EAIPRESSAS 







N los pegos de Vulcano , V de pi'omcteo 
^-_^ í*^*^^^*^^ ^"trechos diacr'os córredores^partia 
- ' el primero con vnaantorclia encendida, y la dau3. 

al íe2,ando ,y eíle al tcrccro.y aíside manc^ en tna 
no,Dc donde na^io el pL•ouel•bío,0^/'í Upad,-! rra 
do ypoc aquellas coLasque como por fuceísion pa t 
íauan de vnos a orros-y afsi dixo Lucrecio. 

JE t q/ufi curfores yirai lampada trado. 

Que par :ce lo tomo de Platon^quando aconíe'ií 

w <>la propagncion aduijrte,q era.neeeilana pata 

q^u-cG!Vc) r:a írrtlientcpallaílcala poiterid:d la 

1 V t vLt::y,! q^íXifí vida rcc -iñda de los mayores, i Que erra cola es 

/??// k m/iorih'i^y c I- cctrc Real, linovna antorcha enchuiidiq pa^ía 

áccipijji ;/ , ■.'(/;- ce ,:. ílice.lcr aotFor^ie íeSirtíj ^ P^'^^i^ magef 

jí/z/j '¡r..íji r.-.íU^.-- tad en 5i-..tu:z . ta br. ue,y pieíladaf iMuchas coías 

di¿.ni.n:^'ht ,/.< i )\\ l\az.e comii alPrincipe cu los ücm*.shcbi'cS;»y vna 

¿Aut.PlAtvi/K " ' ' fe- 



políticas, m^ 

fola,ycQc accideQtal,lcdifcrcncia; aqacUasno le 
humanan,)' cíU le ciifober ucee. Picnic que es lio 
biC,yquc gouicma hombres;. confidcre bien qn^ 
en el tcati-o del nuindo íalc a i-cpi-cfcntar vn Prui 
cioc,y'í]iiceiihazicndoíapapel,enrrara otro c5 
l2'piii-puraquec:x.irc,ydcanjbo5rolaméLequí- 
d<; d jlpu js la j-nemoria de au^rfido. Tenida ^iu¿- 
dido qae aun eii'a purpura i\o es raya,rinoKle LU\e 
publica,ql..*iaüreila para que reprelcnte terca- 
b:ca della , y para que atienda a lli confcruacion^ 
aunieuto , y felicidad , como dezimos en otra 
parte. 

( Qiundo el Principe fe hallare en la carrera de 
la vida con la antorcha encedida de íii El\ido,no 
pieuferolameteen alargar el curfo della, porque 
ya efta preícrito íu rexmino,y quien íabe fi le tie- 
ne muy vczino citando lujeta a qualquier ligero 
viento: Vna teja la apaga al Rey don Enrique el Már.hlji.HtJ^^ 
Primero^aun no cumplidos catorzc años , y vna 
cayda de vncauallo entre los rei;ozijos,yfieftas de 
fus bodasjHO dexó q UegalVe a enipuiuría al Prin- 
cipe don luán, hijo de los Reyes Católicos. 

P Aduiertabienel Principe la capacidad de fu 
mano,lA ocafionjV el derecho para no abarcar fin 
gran aduertéciamas antoi-clus,quelasquele die 
re laluceísion,6 la elecciolegitima.Si lo huuiera 
confiderado afsi el Conde Palatino Federico, ne 
perdiera la voz eledoral,y fus citados por la am- 
bicio de la Corona dcBoemia.Mayor fuera la cae 
ireradél Rey Carlos de Napoles,íi contento cok 
antorcha de fu Reyno,no huuiera procurado h 
de Vngria,dondefuc auenenado. 

^ No la fie el Pñncipe de nadie,ni cofienta que 
otro ponga en ella la mano con dem aliada autor i 
dad, parque el Imperio no lufre compañia.y aú a 
íu mif.no padre el Rcn; D. Alonfoel Sabio trato .. _..^ 

de quitarfela el Infante D. Sancho con el poder, ^ar.hjl.Hif^, 
y mando que le auia dado. No le faltaron pretex- 
tos al Intantede Portugal,contraíu padre el Rey 
don Dionis parn tentar lo mifmo 

H» jí Ef- 



íiS EWPRESSAS 

§ Eftíis antorchas de los Reynos encendidas c5 
malos medios prcftoíe extinguc'.porque ningu- 
na potencia es durable, ñ la adquirió la maldad^ 
Víurpó el Rey D.Garciael Reyno de lu padre D. 
A Ionio el ]\'1 agnOjOblijandolc a la rcnunciació, 

MáY.mfí.Hif^, y íolos tres años le duro la corona en la trente.D. 
Fruqla el Segundo pofl'eyó catorze metes eiPvey- 
no.quc mas por violencia que por elección aula 

Mítr.hijl.Hifp. alcancado-y no ficmprc íalen los definios violen- 
tos. Pensó D. Ramón heredar la Corona de Na- 
uarra,m."itando a iu hermano D.Sancho , pero el 
Reyno aborreció a quien auia concebido i:¡n grá 
maldad,y Uamóaia C Airona al Rey D.Sancho de 
Aragón íii primo hermano. . . .,, 

^ No fe raucua el frinci pe a dexai' ligcíamete 
cíla antorcha en vida,porqueñ arrepentido dcC- 
pues quifierc boluer a tomarla,podra íerque leía 

Mar hifi Hifp ^'^'^^ ^*^ ^^^'^ •'■^ Rey D. A Ionio ei Qu u-to, q auien- 
' •' * ^^' dorenunciauoelRewocn(uherm.anoD.B.ami 
l-o.quado quiíb recobrarle,no íé le reílituyó, an- 
tes le tuuo íiempre prefo. La ambición quando- 
poíTee no íe rinde a la jULl:icia,porque Uempre ha- 
lla razoncSjó pretextos para manrenerle. A quié 
no nioLiera ladifeí'cncia que ay cnnre ei mandar^ 
yobedecer> 

§ Si bien paíTan de padres a h i jos cftas antor- 
chas de lóbl?veynoS;,tengan fiempre preíente los 
M{tr.h¡¡i.HiJp. Reyes que de L)io5 las reciben,y que a el íe lashan 
- de reftiruir,pa'ra que fepan con el reconocimien- 
to que deuen viuir , y quan el\recha cuentti hart 
de dar dcjlas. A (si lo hizo el Rey Don Feriivuda 
eiGraiide>dizicndoaDiosen los vitimcs íliípi- 
ítas de íu vida : Vir^yo es Señor el pode , iniefiro es 
r elmi/:-ido,-vos Scihrfoh fcbre todos los Tieycs.y todo 
ejlkjhjcto a i>uc!h\'i^p''oHÍdci':da.j:¡ Reyno (¡'te rccihi 
de i^!::ftr'a m.ino us rejütii-yo. Caíi las mifma.'; pala- 
bras dixo el Rey Don Fernando el Santo en el 
miíinotriuce. 

j¡í Iluilie/aunq trabajeía carrera deíhnó el cie- 
lo a V. A-que la lia de coríer^no con vna, íino c5 

mu- 



POLÍTICAS. 117 

muchas antorchas de hizietes Diademas 'de Rey- 
nos,quc emulas del Sol, fin perderle de vii>a luz e 
íübre la tierra dcídc Oriente a Poniente, furio- 
fos vientos leuantados de todas las partes del Ori 
zote procuran apagarlasrpero como Dios las en 
cendió para que preceda al eftandarte delaCruz, 
y alumbren en las lagvadas aras de la Iglefia , luzi- 
rana par della-, r principalmente fi también las * íc<^^J*f«^ f<? ^^» 
encendiereia fe de V. A.' y fu piadoío zelo,teni¿- ^'J' Z'^tmmyytjit 
dolas derechasjpara que íe leñante lU luz mas cía y^''*- ^^^ '^'P\\ (d 
ra,y masíerena a bulcar el cielo donde nene csfé- ^^^Yemum tcrr^^ 
ra,porqueelque las inclinare,lasconfumirá apri {/^''•^^^/'•49»í» 
í'a con lus miímas llamas,y fi las tuuiere opueftas 
al cielo, mirando folaméte a la tierra,íe extingui- 
rán luego, porque la materia que les auia de dar 
vida, les dará muerte.Procure, pues, V. A. pallar 
con ellas glorioíamente eíla carrera de la vida , y 
entregarlas al fin della luzientes alfijceíTor, y no 
iblamentc como las huuiere recibido, fino antes 
mas aumentados fus tayoS; porque peía Dios los 
Reynos. Y los Reyes quando entran a reynar, pa« 
ra tomar defpues la cuenta dellos,como hizocon 
clReyBaltafar. 3 Y fi Otón le pareció obligado 3 ^p^enfus es tn 
dexar el Imperio como le halló, 4 no la heredó ft^^^^^>^ '^^^^^f*^ 
menor V.A.de fus gloriofos antepaíTados. Aísi es minushábens, 
las entrego el Emperadot Carlos V.quádo en vi- ^^f^-S -^ 7* 
da las renunció al Rey D.Felipe Segundo fu hijo. 4 V^^^ »ojh'^ injli 
Y aunque es maUcia de algunos q no aguardó al tutHmí& a RegL 
fin de íu caiTera,porque no fe las apagaíren,yeícu ^^^ T'/í j ^^^ Prht- 
recietlen los vientos cotral-ios,que ya foplaua íu (^^P^/ continmm, 
fortuna aduerfa,como lo hizo el Rey de Ñapóles ^' tmnoYulemy(i^ 
Don AlonfoelSeguQdo,quandonopudiédo re c»í a maioytbtts 
fiftir al Rey de Frácia Carlos OftauOjdexó la Co accepimusjficp(f.j 
cona al Duque de Calabria D. Fernando fu hijo, ft^^'^ tradamus^ 
lo cierto es q quifo c5 tiempo reftituirlas a Dios , Tac.lib, i .hijh 
y diíponeríe para otra corona,no temporal,fin3 Már,hi^.Hijf^ 
C6erna,que alcá^ada vna vez fe goza fin temo-» 
res de que aya de paífar a otras 
ficncs. 



ii8 EMPRESSAS 




EN los acompanamietos de las badas de Ate- 
nas iba delante de los eípofos vn niño veftú 
do de hojas cípinofas con vn canaítiUo de panea 
las manosí/imbok) que a mi entender , fignifica - 
ua no aner íido íníHtuido el matrimonio para las 
delicias íolam en te,íino oara las fatigas > y triba- 
jos.Con él pudiéramos íigníficar tambien(íi per- 
mitieran figuras hunianas las Empresas) alque 
nace para rerRey;porqüe que elpinas de cuyda- 
dos no rodean aquien ha demanrener fiís Efta- 
dos enjaííicia,en paz,y en abundancitir A que dí- 
ficultades,y peligros n o eüálli jeto el que ha de 
gouernara todos? i Sus fatigas han delerdefcaii. 
Ib del pueblo: fu peligro feguridad , yfudefveía 



fueño. Pero ello miínio fígnificamcs en la cora- 



1 Qitim arduifm, 
quam fu hiccl ufo r 

¿i ^ J' ^^*"" nahcrmoía,yapaciblealavifl:a,yllenadeefpinaí 
Tac lib a annal conelmoteíacádodeaqucUosvcrfos de Séneca, 
el Trágica, 

O 



políticas. 119 

... 1 r ^ Séneca, 

Pjalaxhonum,qu<tntutnn7alfimjronieaqtiam 

llanda tegisf 

Quien miranjdo aquellas perlas,y Hiamantcs de 
la corona,aquellas ñores que por todas partes la 
cercanjUQ creerá que es mas hermolb, y deleita- 
ble Lo que encubre dentro , y fon eípinas que a 
^ todas horas laftinian las fienes,y el coracon ? No 
ay en la corona perla que no fea íudor. No ay ru- 
bi que no íbaíarigre.No ay diamante que no íea 
barreno. Toda ella es circunferencia fin centro' 
derepofo/imbolodevn perpetuo mouimiento Stráh, 
decuydados. Por eño algunos Reyes antiguos 
traían la corona en forma de naiie , fignificando 
fu inconftancia,fus inquietudes,y peligros. Bien vder.MdK^ 
la conoció aquel que auicndofelaofrecido,la pu 
lo en tierra , y dixo: El ({ue no te conoce te leuánte. 
Las primeras coronas fueron de yendas, xnoen^ j*onite cidarinf 
feñaldemageftadjíino para confortar las ficncs, rHundamJl^pcrcaz 
Tpn granes fon las fatigas de vna cabera corona- puteius. " 
dá,que ha menefter preuenido elreparo, fiedo el Zách.%.s» 
reinar tires íüfpiros c5tin-uos,de mantener,dc ad- 
quirir,y de perder. Por efto el Emperador Marco 
Antonio dezia,^weer4/wpmo -yna granmolejlta. 
Para el trabajo nacieron los Principes , y conuie^ 
ne que fe hagan a el. Los Reyes de Períia tenia vn 
Camarero^que les defper taífe muy demañana,di 
zi^dolcs: Leiíiíntaos Rey para tratar délos negoc ios 
ííe-j/íí£'j!íro5£y?.tíí{>í,No.confentirimi algunos P'rin 
cipes prcfen tes ta moleftodeípertadofjporq mu 
<:hos eftá perluadidos a qu e en ellos el repofo, Jas 
delicias,y ios vicios fon premio del Principado, y , , . 

jen los denlas verguenca,yoprobrio..? Cafi todos 3 H^c Principad 
' los Principes que le pierden,es porque (como di- ^^^ prxmíaputat, 
remos en otra parte) fe perfuaden que el Reyno qt^orttm libido ,ae 
es hcrencia,y propriedad de que pueden víaf a fu -voluptas, penes if 
modo,yque fu grandeza,yloabfoluto de íu Tpo^fí*mfit',robur,ac 
der no eftá fu jeto a las leyes , fino libre ^puzdedecus, penes omii 
los apetitos déla voluntad, en que la lifonja fue- nes.TaQdib.i.hi^j, 

H4 le 



lid EMPRESSAS 

le alagarlos, reprefentadoles que fin cíla libertad 
íéria el Principado viia dura íeruidunibre,y mas 
infeliz que el jnas baxo citado de íus vallallos , co 
que entre¿andoíc a todo genero de delicias , y re- 
galos,entorpecen las fuer^as^y el ingenio , y que- 
dan inútiles paía el gouierno. 

$ De aquinace^que entre tan gran numero de 
Principes muy pocos falen buenos gouernado- 
res^no porque les falten partes naturales,pues aii 
. tes fuelcn auentajarfe en ellas a los demás , como 
de materia mas bien alimentada^fino porque en- 
tre el ocio , y las delicias no las exercitan , ni fe lo 
confienten fus domefticos,los quales mas fácil- 
mente hazen fu fortuna con vn Principe di uer ti- 
do,que con vnatento.El 'remedio deftos incou- 
uenientes confifte en dos cofas . La primera , es 
que el Principe luego en teniendo vfo de razou 
fe vaya introduciendo en los negocios antes de la 
muerte del anteceíror,como lo hizo Dios en lo- 
íiie,y quando no fea en los de gracia por las razo- 
nes que diré en la penúltima cmprefla,íea en los 
demas,para que primero abra los ojos al gouier- 
no,que a los vicios,que es lo que oJDligó al Sena- 
do Romano a introducir en él la juuétad. Por ci- 
te exercicio,aunquemUciios de los fobrinos de 
papas entran mo^os en el gouiemo del Pontifica 
dojíe liaze en pocos años muy capazes délLa fe- 
gunda^en que con deftreza procuren los que afiC 
^ ten al Principe quitarle las malasopinioncs de fu 

4 Cowjo/rfr/yiíycegi:andeza,yqueíepaque el con fen ti miento co- 
py^texrífm^cH'íH- mundioreípetoalaCorona, y poder ai cerro ;, 
lem'^iUefellKy nih'l porque la naturaleza no hizo Reyes. Que la pur- 
aliiid ^qitdpompd paraesíinibolodelarangrequeha de 'derramar 
fimeris ^HtenticU por el pueblo, 4 íi conueniere,no para fomen tar 
nsinfi^^nihusvclut en eiUla polülade los vícios^que el nacer Princt 
vifi/hs vcUtos ¿id peesfortitiiito,yfolamentepropriobiendeih5- 
jnoncmd¿;h}u\/i. bisela viríud,que la dominació esgouierno,y nc^ 
Zl¡üib,i.'j:j}. poder abíólato,y los vaílaQos íubditos, y no efcla 
5. Vcnondom.i^- uos EíVjdcKumentodioei Emperador Claudia 
uomtu,^,j€r:^os, al Rey délos Perííis irlclaeíd^tes ; y aíii, íc ácao. 

fci CU'. 



T o litigas: ?ií 

cnfcñar al Pi:incipe,que ti'ate a los que mada.co- fi'^ reáo?eni,&ci 
mo el quiíiCL-a fer tratado/i obedeciera ^ coníejo ^*^^ cogitar. . 
fue de GaK^a a Pifonjquando le adoptó por hijo. '^'dc.Ub.iz.ann, 
6 No íe elidió el Principe para que íolaméte í-iicí* ^ C'jgnare^ quid, 
fccabeca,ímoparaque fiendo reípetado como ^'^f noUcris JliB 
tal , fu-Liielíe a todos. Conííderando cfto el Rey ^^'^ Prniapc , aut 
Antigono,aduirti6afuhijo,queao víalle mal '^'^lf*^^¡s. 
del poder,ni le eníoberuecieíTe , 6 trataííe mal a ^^c.lib, i Jyijl^ 
los V2iÚ'':\\ios,,áízicndolQ : 7'ened hijo entendido que 
tiuejhoReynoes imd njbUferuidumbre. 7 En CÍloíe 7 -^'^ ignoras ph 
fundó la mugeisqueeícuíandofe el Emperador ^[^m¡lnimR€g}tii 
Rodulto de dar le audiencia, le reípondió:De.v.í ejfc nohilem {cmU 
pues de í'mpem,', No nacioron los fubditos para el ^^^ ^w./reg. 
KeVjfino el Rey para los fubditos.Coftofo les íál - 
dril el auerle rendido lalibertad^firio hallaíTenea 
él la jufticia,y la detenía que les mouió al vallalla- 
ge.Con liis miímos efe udos, hechos en forma cir 
cular,fe coronauan los Romanos quando trinnía 
uan.de donde íe introduxcró las diademas de los 
fantos vitorioíbs eoti*a el común enemigo. 8 No « rx . 
merece el Principe la Corona/ino fuere tambié l^^^^^fytfcuto 
efcudodefusvaaallos,opueao a losgolpesdela ^^«'« "^«^^f^f^i co 
fortuna.Mas es el reinar oficio*q dignidad. Vnim ^^y"^^-^* 
periodcpadresáhijos. 9 Y filos fubditos no ex- J'^^*^-^.^- 
perimentan en el Principe la folicitud,y amor de ^ y^ ^^^i^giibey^ 
padre,no leobedeceran como hijos.El Rey Don y'^'^f^^^y^mU 
Fernando el Santo tu uo el r<?inar por oficio,q co IV ^^ ^ ^ j ^^'"^ 
fiftia en coníeruar los fubditos,y mautenerloscn ^''' P^^f^^ "^omr, 
iuíiicia^caíligar los vicios,premiar las virtudes, y '^i* ^^p^fotefi^u^ ♦ 
procuratlosaumétos de fu Rcyno, fin perdonar ^c^i^natís 07'g.i. . 
a ningún trabajo por íu mayor bic.y como loen- ^^^y^^^^J^^^ pltr- 
tendiaafsi loexecutaSon los Pirmcipes muy té- **^'' l'^J domejiL 
mcjintesa los montes (como dezimos en otra ^^ ^l^-^'^-'^rn gitber^ 
parte) no tífito en lo inmediato a los tauorcs del ^''^ ?°' ,. 
cielo,quantó porque reciben en fi todas lasincle "^^^J^-^'^-S-t^olit^ 
menciasdeltkmpo,fiédodjpofitariosde laeícar ^^P-'^^^ 
cha, y nieue,para qu<*. en arroyos deshechas baxe 
dellos a templar en el Eftio la fed de los campos, 
fertilizar los valles , y para que fu cuerpo le* 
uautado les ha^a íombra , y dcftcnda de los 



i2i EMPRESTAS 

ro Qwáf<tñus €¡l rayos del Sol. lo Por efto las diuinas letras llanij 
fertitudopauperi, a los Principes gigantes, ii porque mayor cftatu 
foYritudoege?}o in raque los demas,hanmeneíler los qué nacieron 

tribuUtíone fua^ para fuftcntarel peíó del gouierno. Gigantes foii 
^es Xrurbine, imi quchan de fuñir trabajos, y gemir ( como áiy.o 

bYACulumcib tíjlu. Iob)dcbaxo de las aguas, i a fignificadosen ellas 

jfai.zs.^- icspucblos^y naciones. 13 y tambieíán ángulos 

II Gt^^tes autem q íuílentanel edificio.de la República. 14 El Prin 
erantjiiperrerram cipe que no entendiere auer nacido para hazef 
tfídid^silíh, jfti lómifmoc6rusvaflallos,ynoíediípuíicre a fur. 
funt potetes cíjeci* frir cftas inclemencias por el beneficio deüos,dc- 
uirijamof. xe de fcr moute,y humillefc a íer valle , íi aun pa, 

Ge?i.cap:<s.^. ira retirarfe al ocio no tiene liciíncia el quefiíc def 
I 2 EcceGi gamites tinado del cielo para el gouierno de los demas^ 
gemuntfuh aquls. Eledo por Rey V vamba,no queria acetar la Co.- 
lob.c.zó.s. rona,yvn Capitán le amenazo que le matarla fí- 

1 3 Aqu£ quas y i- no laacetaua;diziendo;7«^«oi/eM/;í co color de mo- 
dijii -vhi meretrix defiUepmar en mas fu repofo particular^que el comíi, 
fedetjpopdifuni. Por efto en las Cortes de Guadalaj^ra no admi- 

C^ gentes ,^ Un- tíeron la renunciación del Rey D Juan el S(^un- 
gux. doenfuhi)'oD.Enrique,porlerdepocaedad , y 

Apoc.17' 1 5. el aun en dirpofícion de poder gouernar. En que 

14 Applicate htic íeconoceqüefonlos Principes parte de la Repu- 
-vnitterjos angulas blica,y en cierta manera fu jetos a ella, como inf- 
populi. trunientos de fu coníeruacion,yafsi les tocan íiis 

i.Regs. 14.38. bienes,y tus males,como dixoTibedo a lüs hijos. 
Mar.hift.Hífp. 1 5 Los que aclamaron por Rey a Dauid,le aduir- 
iSlt(ínatíejiís,yt tieron,quecranfushueíros,y lucarne, 16 dan- 
¿o«^,wrf/<<^weT;e doaentcnder,quelosauiade fuíientar con íus 
ftra ad Rempuh li- fuer^as,y fentir en fi mifmos íus dolores, y traba> 
campertineant. jos. 

T(tc.Ub.^.an}h f También couieneenfeñar al Principe defdd 

16 Ecce nos os tuü íu juuétud a domar ,yenfreaar el potro del poder 

©7' caro tttafumus, porq fi quifierc licuarle c6 el filete de la yolütad, 

a.iíeg.5. 1 . dará có el en grandes precipicios. Mcneíler es el 

freno de la razón, las riendas de la politica,lavapa 

de la jafticia,y la cípuela del valor,fijo fiempre el 

Principe ibbre los eftriuos de la prudécia. No ha 

de executar todo lo que fe le antoja,luio lo q c5- 

uiene,y no ofende a la piedad,a la eftimacion,a la 

ver- 



F o une AS. Til 

vctguenqa,y a las buenas coftumbrcs* 17 Ni ha 17 Taña e¡ua U^ 
de creer el Principe que es,abfüluto ib poder , ñ-dutpietatc,exi¡lt' 
no íu jeto al bien publico ,y a los interetcs de lu E f w>í tiono?^^ Terecti 
tado.ni que es intnenfo,íino iimirado , y cxpueíl d'utrn nojium , (d? 
to a ligeros accidentes. Vn íbplo de viento dfsba- 'vt general i ter dU 
rat^ los aparatos marítimos del Rey Felipe Se. xenm,cotrit bonos 
gnndOjContra Inglarerrra. mores fiíunnccJA'. 

§ Reconozca también el Principe la naturale- ceyenoscredcdum 
za de fu potcllad,y que no es tan ruprcma,que no c/?. 
aya quedado alguna en el pueblo, la qual, 6 la re- L.i S-jf.de condit, 
fcruó al principio, 6 fe ia cócediodcfpuesla mif- hiftn^ 
nía luz natural pata defenía,yconleruacion pro- 
pria contra vn Principe notoriamente iujufto , y 
tirano. A los buenos Principes agrada que en los 
fubditosqucde alguna libertad. Los tiranos procu 
ran vn abfoluto dominio. 1 8 Conftituida con te i g Quomodopef. 
planea la lib;u-tad delpueblo,nacedella la con- fimis Imperatorib 
fervaciondel Principado. No el\a mas íeguro el fine fine domumio 
Principe que mas pucde/ino el que con masra- nem ^ttaquamuis 
zon puede,ni es'menoslbbcrano el qucconferua egregíp modtfm li 
alus vaílallos los Uleros, y priuilegios que jufta- bertatis pUcere, 
mente poireen.Gran prudencia es dexarfe gozar TacMb.A, hííi 
líbremente.porque nunca parece que deíminuye ' "**•'' 
la autoridad del Prmcipe,íinoquandoíc i-efientc 
dellos,v intenta quitarlos.Conten tefe con man- .0 r^v^,.,^^,,^ - 
tenerla Corona con la milma poteftadque lus ruryJ,'<r^t^ ^í-^'L- 
antcpai^ados.Elto pareceque dio aenteder Dios ^¿^^chcap 
por Ezequielalos Princípcs(aanqueen diuerío ^ ' -f''^^^ 
ícntido;quandoleciixo,quetauieLTe ceñida a íi 
ia Corona. 19 Al quedemaíladamente 
cnfancha fu circunferencia fe ic 
caedelasfienes. 

(?) 



Ce 



i2'4- EMPRESTAS. 




DEl centro de la jufticia fe facó la círcunferé 
cia de la corona. No fuera neceífauia cíla , í¡ 
fe pudiera viuir fin aquella. 

tíac^na ^^es ollmfuntjlne creati^ 
^icere iuspopuUs , iniuflaqt tollerefáÚA% 



§ Enlaprfmetaedad,nifuemenefter la pena, 
porq la ley no conocía la culpa,ni el premio, por 
que fe amaua por fí miímo lo honcfto,y gloriofo; 
pero creció con la edad del mundo la malicia , y 
hizo recatada a la virtud,q antes lencilia,e in ad- 
uertidaviuiaporloscapos.Deíeftimoíe laigual- 
Qad,perdi6re la modeÜ:ia,y la vcrguenca,y intro- 
ducida la ambición, y la fuérzale introduxeró ra- 
bien las dominaciones -.porque obligada de la ne- 
cefsidad la prudecia,y deípíerta c5 la luz natural, 
íeduxoloshornibresala compañía ciuii, donde 

exer- 



políticas: Ti| 

cxereitaflen las virtudes a que les inclina la razó, 

y donde íc vali^iícn de la voz articulada q les dio 

lanaturciicza , paraqii»: vnos a otros explicando 

fus conceptos.y nvanitedindolas ícnriinientos,y 

necelsidadcs Le enreña-len,acoHÍ cjaiTen , y def?ii- ^ ^ 

dieílen.i Formada,pues,,efta compañía nació del ^ Sermo yero da^ 

común coiilentimiento en tal mododc comuni- ''^^ -r nomtxi ad 

dad vna poteCtad en todi ella iluílrada de la ley de -vtileyZ:7- inunic.ac 

naturaleza p.UM coníeruacion' éá fus partes , que proindeinjií-m ,07^ 

las niantuui'^m^n en jardGia,/ paz, calillando los ¡nnfji^rndcclarxu-. 

vicios,ypremiando las virtudes ^ y porque i;{\.:xdít.yírfí.l!l^'i.pol. 

poteílad no pudo cílarditliía en todo el cueri^to cap.i. 

dol pueblo pc^- [:> confufion en refolurr,y execii- 

tar,y porque era forcofo que huuieile quien man 

daire,yquienobedccieíle;tcddpojaron dclla. y la 

puíicr o en vno,ó en pocos ,ó ai m uchos,quc Ion 

lastresfo'rmasdeRepublica,Monarquia,Arirto- 

craciay Democracia. La Monarquía, fue la prí- 

mei-a'^eligiendo los nombres en fus familias, y ósí' 

pues en los pueblos para fu gouierno al que exce 

día a losdemas en boncad^cuya manoícrccicndo 

la §randeza)honraL-oncon el cetiO,y cuyas (lenes 

ciñel'on con la corona en Icñalde i>lageftad, y de 

la ;-)otcl>ad íUprcma ó le auian ccncedido,la quaí 

pvincipalmente confifte enla jullicia paramante 

ner con eiia el pueblo en paz, y afsi faltando eíla, 

falta el orden de República, z y celia el oficio de ^ MamRcfp'Míc^ 

Roy /corno íuccdióenCaílilla .reducida al gonier milLiefty vhilc'i^cs 

no de dos juozes^y excluydos los Reyes por las in tun tenent Jm'K- 

juiHciasdedonórdoño,ydon Fruela. riimi. 

§ Eíta juílicia no fe pudiera adminiftrarbié por y7^;jj, ¿^o/, lih. 4. 
fola la ley narural,(!n granes peligros de la Repu- c^íp.d.. 
biica,porq ílédo vno ctúiubre^yperpetua volútad Mdr.l.ifl. tliri\ 
de dar a crdi vna lo q le toca, 3 pclignria d f,ieí- ^ jr¡,ji¡t!a c.Kimper^ 
fcdepedienredelaopinió„yjUÍziodelPnncipe,y M¡,j^,^^ di , i:j;^'im'- 
no elcritxNi la luz natural (quado fueilelibre de f^ortaús. 
afea:<'S,ypalsíones)reria bailante por íi miíma a sap.i 15, 
juzgar reJtaiTieníe tanta variedad de -:afos como 
le oñ-ecen,y af i fue necelVario q c5 el largo vio,y 
cxpericci^ de losíuceffgs íe íaeísglos B,epublicas 



12^ :E7'4 PRESS AS 

armado de kyes pínc\ies,y diíl;nbutiuas,aqu«llas 
p ara ci caitigo de ios delitos, y ciias para daj.' a ca- 
da viio lo que le pertcneckil e. Las penales í-e íig- 
nifican por la eípada/uiiboio de la jufticÍ3,como 
Jo di 6 a carondeu Trajano,quando d:iiidolela def 
nuvia al Prefecto Pretorio,! j dixot'i 'o)¡:¿l cjta cfpa^ 
¿a,y i>¡.idclid en mj-^iyo-i'jl ,-\) ¡cr i'X-\'j'i}inj:¡te\^ y 
_/í?7<v,co;;r/'íi ;.v/.LüsdoScort-SdeiLa ion í^iuaies ái 
rico,y al pobre.No con lomos p.-.va no ofcüdcr al 
vno,y con fi los para herir al otro. Las leyjs ciííItí- 
butiiias íe ll¿niaean 'pon la roi^Ia , ó cí.^uadra que 
mide a todos indifcrenreinepte íus-aceiones/» de- 
4 L cjem fcimus rcchos. 4 A ella regla de jalucia ie han de aju.tar 
íi.iii,ífi¡!(jilqn-crc~ lascoías^noellaalascoflis , como lo hazialare- 
'¿ríl.ím ejfc. gla Leí via,que por íer de piorno , íe dobiaua , y 

Si'íiccA. acomodaua a b.s tbrmas de las piedras.. A vnas, y 

otras leyes ha de dar el Principe aliento. Coraron^ 
L.$.tit.i.par.2' ^ alr/'f.i:¿\i\o el Rey don Alonlb el SaDÍo , que era 
de la República el Rey..Ct (if<:cjmoy.i-^u'I alma en 
L.6.tit. i.ptrt, el corat on del homc,} perdía v'iuecl cna-po, e fe man 
ticncyifsien el Rcyya\e U fuf(ici-í,quces i>idajc ma/i^ 
tew'micmodel pucbla^ydefii pñortOiY en otra parte 
Hixo ,q Rey tanto queria dezir como regla,y da la 
X2izon:C-ií api como por elUjc conocen todas lastor^ 
tuYaBjC fee;idere\fin,a[si porel Rey fots conocidos los 
yerros, e emendados. Por vna letra tola dexó el Rey 
de llamarle Icy.Tan vno es con elia,que el Rey es 
ley que habla , y la ley vn Rey mudo.. Tan P^ey, 
que dominarla íbla íl pudieiTe explicarfe. La pru- 
ílencia política diuidió la poteftad de los Prinei- 
pes,y{lndexarladiíminuidaen fas perfonas , la 
trnüadó ílitilmctc al papeLy quedó eícrita en el, 
ydiílinraalosojos drl pueblo la migeftad pafa 
exereicio de la juuicia.con que preuenida en las 
leyes antes de los calos, la equidad , y el caftigo 
no fe atnbuyeílen las fjncencias al arbitrio , ó 
a la paísion^y conuenienci i del Princiqe , y fueTe 
odíoí'o a los'íubditos, Vna clcuui es la ley del ri- 
gor, vn realce de h gracia, vnbraco inui fible del 
Principe.,con que gouierna las ricudis de lu ei]:a- 

do.. 



POLJTÍCJS. "ifT 

(fo.Ninguna traca mepr para hazerfe refpetar , y 
obedecer la dominación; por lo qual no conuie- 
nc apartarle de la ley ,y que obre el poder lo que ,^ , 




dorólo, poi-quemasDiicde obrar con la leVqiu- o.-^yj/'^^r 7.W 
fincUa.Lal.:s'l.--conincuy:,y^'^i^le^-Li-^ Principe, ';'" f.^'^"^'! P''^^' 
8 le nrnia d: ^úc^cx Sino te intcrp.iílera li ley, no '"''J '' J-/ V' ^•'^*'- 
hiuiiera diltí icioñ Ciitre el dominar , v el ob:de-" 7 J'y'''^'^' ^ «rrj^í,^ 
cer, Sobre las oiedras de las leyes,n3 de la v^oUin- [" ^'J'j'l^ ^-'V'^' "> 
tcUi.leíandaUv-ercnuiera política Lineas ion del '^'"^yT^ 'fv'^'^i-'- 
goui >:rno ,y c\rnii 1 os reales de la razor> de eLbdo, -^^^'''^- i •;:''y^. ^ 
■Por cll.^.s como por rumbos ciertos naneir.i (:':^{u * ^f^^-^ in,[ir¡^ 
ra la iiaue de la R-iv.ibliea. Muros ton del Magií- -^.f-^' '^' c.v/f?/,í /..,. 
rrado,o5os,vMm.uiel.iC:i':rJad ,y vineulos del-'^^^^-'-'r^=^^'>*^«.6-^ 
pueblo, o vñirjno(caerpodei\a e.npre:la)que [cJ^,<^^'^'[''^s if.¡'.ic ni 
rie¡e,v le corrige.Q Aun lu cironia no le puede íiit- I'-'^'^P"-''-y>i>i?n. ' 
t en rJirl-n ellas. ^fi'-^y^^.i?. 

' A b inconü.inciade ia^ voluntad , f^ajeta x los ^ ^-^^t^fint aiftí 
íiícctos^ypf-ísiones y Cie^aporílmifinajiote pu ^^^^.^ > 'T't corit'mii 
do encomendar el íuizio de la 'iuíiicia, y fue me- ^'^' ^''^wíí'/íí cotK 
ríérterque le L^óuernadl* por vnos decretos , y de- <^*-''^*''>' ^t'^d.^c/.x/a 
ciísíon- sfirmeSjhijas'delar.izon . y prudencia , y ^Ufítint^rh:''^ -a 
i¿itAlesacae^i-!=Ti'od:lo3Ciudad.rv-'^s :, ím odio, ^'^''-'wíCí" W.tyoT' 
i-u-inteixs; tales sol.is Icyesq paralofarcn odivbó ^'^¡pj^^ i>:'íp>'ovis re 
cxpci-i:riciad^ lo pallado , y porque días no ^\\Q:J^J"''^^il{-uofuppli. 
dcii darte acntenderpor íi milmi^r.yíbn aierpos ^'^^''^j^'^^netih-.cíu- 
que reciben el aima ,yel entendimiento de los ^[-(^''^jC^' fioccndi 
juez .'s,por cu ya boca hablan, y por cuy,iplu:ma icf>^^"d^^'is. 
d JcKiran// apiicaa a losc.\íbs,nop']diendo coni- Ifid--^^o.2.EtymÍ. 
pi'chend.-rios todos,adüiertan'bicn losPrirxipe?, Ilegibles, C.dcU'g, 
a que lujetos las encomiendan ,pues no les fian 
menesf !u .\la m'.íino íer,ylos i nitrumeiitos prin- 
cipales d'er.'iiiiar,v hecha la elección como con- 




fobrc ias kyes mas de a yueílo q*^ Les permite la 

ele- 



12:8 JtMi'KESSAS. 

•clemencia fe deshará eíle artificio político, y las 
que leauian de íiUki>tar,íei-an cania dcfii ruina, 
porque no es otra coía la tirania , fíao vn deíco^ 
11 ocimicnto deda ley j atribuyaidoíc a fi los Prin- 
cipes íli autoridad. Deílo le quexó Roma , v lo 
diopor ciíuíadeíü ícruidumbre ,jiuiendo Áu- 
gufto arroi2;odo a íi las Icyes^para tiranizar ei Im- 

loLpY^rc^^ti,. peno, lo " 

l<í tiín^m miiciS en a 




En cerrado el Principe la boca a las leyes, la abre 
a la malic.ia,y a los vicios, como fucedió en tiépo 
í I A\t cmiÜia le. del Emperador Claudio. 1 1 
^um/^ MAgiflra ^ La multiplicidad de leyes es muy dañofa a la 
tííHm municí fe República, porque con ellas íe fundaron todas, 
tmhens V rinccpSj y por ellas í^ perdieron cafi todas. En fiei ido mu- 
materiamprxdan- chas caulan contliíion , y fe oluidan , ó no ícpu- 
di pan^ftccrar. diendo obfcruarjíedeíprecian. Argumentos íbii 
Tííc,Uh. í i .fluna. de vna República diioluta.Vnas fe contradizcn a 
otras,y dan lugar a las interpretaciones de la ma- 
licia, y a la variedad de las opiniones , de donde 
nacen los pleytos,y las diileníipnes. Ocúpale 
la mayor parte del pueblo en los Tribunales. Fal- 
ta gente parala cultura de los campos , para los 
oficios, y para la guerra. Su fcentan pocos bue- 
nos a muchos malos , y muchos malos íoníeno- 
•res de los buenos. Las placas ion golfos de pira- 
tas,y los Tribunales bolques de foragidos. Los 
1 2 Beditqueittra ^^^^^^^os que auiandeíer guardas ád derecho, fon 
qui pac€,<rpmh. ciura cadena de la feruidumbre del pueblot n No 
chcyre^emur a- ^i^nosfuelenfer trabajadas las Pxpublicas con 
criorííexeou¡¿i(í i'^s muchas leyes,que con los vicios. Quien pro- 
inditi ciiflodcs. ^^ ^^ ^S'^ muchas leYes,eíparce muchos abrojos do 
Tac.lib.^.amú ^^ todos íe laftim'an \ y alsi Caligula que armaua 
XrmCiín Caltg, ^'^zps a la inocencia, haziadiuerlbs edidos, eícri- 
tos de letra muy menuda , porque Íeleye0en con 

di- 



TO LITIGAS, 119 

dJficuItad,yClau<lio publico en vndin veinte,co TuncJn CU^id. 
que el pueblo and iuatcín coufuío,Yanba¿^fl-cado, 
€[ 1:í coíbu-1 mas el (abculos ,quc el obedecerlos. 
Por ello AriftotclcsdixOjque 'oaíbuan pccas le- An'Jl^ 
yes para los calos graues,d ex:in-do los ¿cm¿ s al jiii 
zio nntiirr.l.Ningund.:iñoínteriordclas llcpubli 
cas mayores que el de la iYiultiplicid:id de las le- 
yes. Por catufos ele gra ues oícnVas an:en izo Dios 1 3 QrfUmnltipli. 
a IlnelÁluete lasmuiriplicaria. 13 Panqué aña- cauit F.phrai'maL 
¿ir ligeramente nucuas alas antiguas , íino ay ex- tari,i ad peccidit, 
cjilo queno aya íucedido , ni incon neníente que/ícl-i'j7í«r ei ar^ín 
ao le ayaconfiderado antcs^y a quié el loi-go vfo, dclitium.fcribKeí 
y experiencia no aya conltituido el remedio: Los mnlriplices legest 
queaoradá en Caltilla por nueuos el arbitrio , fe meds. 
hallai-á calas leyes del Reyno. La obícruancia de- Ofe.s.i i. 
Has íera mas bien recibida del pueblo,y c5 menos 14. Vjtts arls ad 
odio del Principe,que la publicado de otras nue- perpetmcttem má 
uas. En aquellas Ibfsiega el juizio, en eilas vacila, numentcrum Um 
En aquellas fe deícuyda elcuydado,en eftasle aué pndem trcDijlcitus 
tura el crédito. Aquellas íe renueuan con íeguri- ejl ubuUs xreísjn 
dad,cftas fe inucntan con peligro. Hazer experie- ^itihus coflitntio- 
cías de remedios es acofta de la falud,ó de la vida, fies pubUc^e incm-. 
Muchas yernas antes que íe fupietse preparar fue- duntur, 
ron veneno. Mejor fegouiernala Republicaque PUn.lib.i^.a. iJ 
tiene leyes fijas , aunque fean imperfetas , que a- 1 5 Dcditcp^DomU 
queila que las muda frequentemente. Vzranus Moyfi cople^ 
moftrar los antiguos que han de íer perpetuas f^-^ ^w'/(/f'í'woíí//er 
lascícriuianenbronze, i4yDioslaselculpió en mombus tu monte 
piedras , eícntas con fu dedo eterno. 15 Por Sj?iai duas tabú. 
cílasconfideracionesaconfejo Auguíloal Sena- l^'^s teJlnnou/jLxpl 
do,queconl\antementeguai-dai]e las leyes anti- deasflriptasdigi^ 
guas,porque aunquefuelfen malas,eran masvti- toDet. Lxod.si^ 
les a la República que las nueuas. 16 Imanantes le- i U. • 

yesayyaconfíituidasentodoslosReynosiloque 16 Pofitas femel 
conuitnees,que la variedad de explicación no Icgesconjlanterfi^ 
las haga masdudoías,yefcuras,y crie pleytos, en iKite,?icc -vlLt ed-. 
que fe deue poner remcdio/acil en Eípaña , ü al- rum immuute-^ «^ 
gun Rey , no menos portal emprcQa reftaura- ^»<?^V;j7<o/?.íf«,f<í 
dordclla , que Pelayo , reduziendo las cauf2s¿^wí¡«'ewit«e>,cir' 
a términos breues^ydexancio el derecho ciuilfe/í dcnrioya fint^ 

I fo. 



no EMFKESSAS 

umeiftíh'orafunt firuieíTc de las leyes patrias , no menos dodas , y 
JleiptíblíC£ his, prudentes que juilas. El Rey Recefvindo lo inte- - 
qujipirinnocít^io- t6,diziendo en vna ley delFuero juzgo, E nin que- 
ncvcl/nelioYA in- rcmoíyqacdcAqui ¿ídtUntefeÁtfvJadaylas lejes lio- 
d:¡'C;t-¡rttr. mci -us^nv) l¿is ejhvíWííí. También el Rey Don Alo- 

X. Zj^'9.ti.\Á.x. ío eiSabio ordeno a losluezcs^^^^íre lospleytos at7¡. 
Fof. teeilos los lib ven bieUy^ laelmeiitclostnas ama^e mc^ 

L . 8 .tit.^.p.s. jorqf't^piere^'e pjr las leyes dejtc li^ro^e non por otras, 
Eíloconfirmaron los Reyes Don Fernando , y 
Doña luana.y elRcy Alarigo puío graucs penas 
Z .s.tit. i .l¡h.2..Re ^ los jaez.es que admirieílen alegacioncsiic 1 s 'c- 
¡eop, yes Romanas. Ofení'a es de la foberania goncrnar 

íe por agcnas leyes. En eílo teofícecen dos incon- 
ueniences.elprimeroyquecomo cñán las leycs^ 
en lengua Caltellana,lc perderla la Latí la , fi los 
} profcfíbres de lalurlíprud ecia eñudiúlVen en ellas 

íolamentejfueradequeíinel conocimiento del _ 
derecho ciuiljde dondereíultaron.norepuedefi 
entender bien. Eiregundo,que ííendo común 
acaíitodaslasnacionesdcEuropaelderechoci* 
uil,por quien íe deciden las caufas,y fejazgan en 
las Cortes agenas,y en los tratados de paz ios de- 
reclios,ydiferenciasdelos Principes,esmuy im- 
portante tener hombresdodos en el : fi bien cf^ 
tos inconuenientesíepodrian remediar, dotan- 
do algunas Cátedras de derecho ciuilen las Vni- 
iierfídadeSjComo lo preuino ( aunque con dife« 
rentes motiuos)el Rey Don Fernando el Cató- 
lico fóbre la miíina materia .diz iendo : Empero: 
Bien queremoSyyfuf rimas , quelos libros de los dere- 
chos ^que los Sabios antiguos hi Rieron y^ue Je lean sn 
L\iAÍt.xMh.x.íti;í'^^ ^íi^^'^osge)yerAÍ€sdena,sftnp:iioYÍ(^^poro ayen 
cop. ^llos mucha fabidif'fKiyy queremos dar lu'gár que los 

nttejiros na r ura les [ea» fahd ores , efean por enxle mAs- 
/?o«)'»clo5. Pero quandonofe pueda eiíccutarefto, 
íc pudieran remediar ios dos ejxceíVos dichos ^ el 
primei:o,el de tantos libros de lurilprtidcncia^co 
mo entrañen Eípaña prohibiéndoles, porque ya 
mas Ion para la car el din ero, que para cníeñar, 
aLiiendoie hecho trato,y mercancía la Impren- 
ta 



FOLITICJS. xu 

ta.Con ellos íe confunden los ingei)ios , y qiicdi 
embaracadojydudofoeljuizio. Menores daños 
nacerán de que quando fa Ircn leyes eicr itas, con 
que decidir alguna caufa^íea ley vina la razón na 
t urAl,que buícar ia jufticia en la cofula noche de 
las opiniones de los Doctores q hazé por la vna, 
y otra partCj-con q es arbitraria,y fe da lugaral ío- 
borno,y a la paísion. El iegundo exccllb es la pro- 
ligidadde lospleytos,abreuiadolos cerno lo in- 
tentó en Milán el Rey Felipe Segundo , confuí- 
tado Ibbre ellos al Senado, en qnofoi miére mi- 
ró al beneficio común de los valValloSjfino tibié 
a qfiendo aquel Eftado antemural de la Monar- 
quia,y el teatro de la guerra,huuieirc en el menos 
togas,y mas arnefes.Lo mifmo procurare losEm 
peradóresTito,yVefpariano,Carlos.Qainto,los 
Reyes Catolicos,el Rey D.Pedro de Portugal , el 
Rey de Aragó D.Iayme el Primero, y el Rey Luis 
Vndecimode Franciatpeto ninguno acabó per- 
fetamételaemprcífajnilepuedeeíperar q otro 
faldrácóella^porq para reformar eleílilo de los 
Tribunalcs,esmencftercóíultaralos mifmosluc 
zeSjlos quales,fon intcreíádos en la duració de los 

ͻleytos,comolosfoldadosenladelague'rra.Sola , 

anecefsidadpudo obligar ala Reyna Dona Ifa- Miír.r)tjí.H:¡p, 
bel a cxecutar de motiuo proprio el remedio,quá 
do hallando a Seuilla trabajada conpleyros , los 
decidió todos en fu prelencia có la aísiltcncia de 
hombres praticos,y dodos,y íi el ruido forenfe,y 
comulación de proceflbs, y informaciones, aui¿- 
doie falido feliz la experiencia.Congron pruden- 
cia,y paz fe gouierná los Cantones dcElguizaros, . 
porque entre ellos no ay Letrados. En voz íe pro 
ponen las canias al Confejo,fe oy-.n los tclligos , y 
fin efcriuir mas que la fentencia le deciden luego. 
Mejor le eftá al litigante vna condena, ion dvípa 
chada breuemente,que vna icntcncia fauorable, 
dcfpnesde auer litigado muchos años. Q,airn oy 
planta vn pleyto, planta vni palm:^ , que quando 
fruta/ruta para otro. £u la Rípuoiica dor.de no 

1 i fac. 



Y^i ^EMPRESSAS. 

17 NonfuermteH ^"^^^^"^ l3i'eLies,y pccoslos pícytos,no puede aucfc 

cordcsiniov^am P^^i^i concordia. 17 bean por lo menos pocos 

Ínter ^tmñesciucs ^^' L^'tí¿dos,procuradores,y eicnur.nos. Cerno 

i^bi mnnu mulu "^^'^"^^ f""' '^^l?^^^ vna Rrpiibiica.de de nuichos 

/,V/»c ;,..}, ^: 1 pai'aÍLUtenrarleleuantatipkytcsrQLiertíUtucio 

funtji'di^hio.h-c P"^^<-^^íp^i"íii*eldcípolcytío .fi primero le han 

uifsirHx Cy^ pa ^^ deípojaT taatosí Y quando todos fueran '/iif- 

Ciííima Fiat ^' ^^^'"^ ^^ apura mejorcntre muchos la juílicia,co 

mo no curan mejor muchos JVlcdicos /na cntjr- 

medad.NicsconuenienciadelaRepubhca , q a 

coííadel publico í"oísiego,y de lash .zieüas de ios 

particulares fe ponga vnadiltg^écia demaíiada pa 

raelexamen délos derechos, baftalamoral 

^ No esmeníis dañofi la ¿Kukiplicidad de 
las premaMcas para corregir el gouieri 10, los abu 
fos de los tragcs ,y gaftosfaperíluos , porque cou 
deíprecioícoyen ,ycon mala latisíacioníe ob- 
feruan. Vna pluma lasefcriue, VeiTa miíma las 
borra. Refpueítasíon de Sibila en hojas «le ar- 
boles, efparcidas por el viento. Si las vence la 
inobediencia , queda mas iuíolr.nte , y mas llgu- 
roelluxo. La reputación del Principe padece 
quando los remedios que fetia a ó nooLira , ó np 
fe aplican. Los edidos de iViadaraai»dargarita de 
Auftiíia Duqueíá de Parmadiacrediraron en 
Piaiid ;s4ii gí^üerno , porqiie no le execut.iuan. 
Por lo qual fe pu ede dudar^fi es de menos incon- 
uenien te el abafo de los trajes,que la prohibicioja 
noobfjFuada , 6 C\ es mejor diísimularlos v'icios 
ya arraygados,y adultüs,qiíie llegar a mpftr.' r itue 
fon mas podei'oíos que U'& Principes.. Siqneda 
. fin ca dgo la tranfgc cisión de las pr MT!íiticas,fc 
pierde el temor, y la ver^uenca.Si las 1 yes, ópre- 
maticas de reformación laselcriuieile el Prirci-r 
pe en íu miíma perícna,podra 1er que la lifonja, 
c la inclinación natural cíe imitar el menor alma 
yor,elíubditoalfeñer,obraramas que el rigor, 
íín auenturar la autoridad. La parfimcnia qr^eno 
pudieren introduzir las leyes íuntuj'rias , h in- 
trodujiü. cun fu exemplo el Emperador Vef- 

pa- 



POLITICJS, ni 

p afiano. i S Imitar al Principe es ícrLÚdumbre ,q i 8 Scdpr^eípms 
hazelu-melalironja. Mastacii dixvo Tcodorico d¡tYK\imoris{\^n 
Rey de ios Godos,qiie era crraf la naturaleza en tov^ yejpxjidnuí 
íusobras,qi.iederdczir la República de las de fu /«/f antiquo ipjc 
Principe. En el como en vn eípejo compone el cult¡¡,ui¿inq-^ol?fc 
pueblo fus acciones. H'^'' ^f^de in P rin- 

cipem ,ÚP amulX" 
■ Componítur orhis ^^ ^ wor- -valídior. 



\f^is adexemplum^necftc hiflecícrefe^fus f^-^í^^»^ ex le^U 

Ciando 
f Las coftumdres fon Íeyes,no efcritas en el pa- 
pcljlino en el animo,y memoria de todos , y tan- 
to mas amadas, quanto no fon mandato, finoar- 
birdo,y vna cierta eípecie de libertad ,yalsi el mif- 
mo coníentimiento común que las inti'xoduo,y 
prclcriuiójasrctienecon tenacidad fin dcxaríc 
conuencer el pueblo,quando fon malas^que c5- 
uienemadarlas,porqueenelesmas podeiofa la 
fe, deque pues las aprouai;on fus antepaflados, 
ferán razonables,y juftas,que los argumentos , y 
aunque los mifmos inconuenientes que Halla en 
ellas.Por lo qual es también mas íano coníejo to- 
lerarlas,que quitarlas. El Principe prudente go- -» w i, • *• 
uierna tus Eílados fin innouar las cóílumbres^ip ^ ^'f^^^ homnt^ 
pero fi fueren contra la virtud , 6 religión corri- ^^^^f^'^^ J^í^^^-^ 
jalas con gran tiento,y poco a poco haziendo ca- *?'" », r'^je^^^bus 
paz de la razón al pueblo. El Rev Don Fruela '«^'r^Vj^'^'f- 
fue muy aborrecido,porque quitó la coftumbre Ih^tifímJiüL^teYío^ 
introducida por Vvitizza de cafarle los Cíe- ^^^ H ^^^"^rnum 

cigos,yapi-ouadacon elexemplo de los Gric- i'f '"'.'^^^'r .'^i'i': 
troc bliCA adrHimíÍYikt, 

§ Si la República no cfta bien conftituida , y ^ ^''^^¿^: , ' 
inuydociles,y corregidos los ánimos ,pocoim- *^ \!*íle$esjtne 
■porta las leyes.io A efto miró Solon,quádo pre- ^f ^^«^ yan^^r9 
guntandole,que leyes eran mcjores:reípondió, q fl^''*"^' 
aquellas de que vfaua el pueblo. Poco aprouechá ^'^^^^- 
los remedios a los enfermos incorregibles . 

P Vanas kihi las leyes , íi el Principe que las 

1 3 pro* 



iM EMPRESTAS 

al DMw dox e<i P^'O'^^'^^^S^^no las confinr»arc,y defendiere cpft fu 
m^ieji^erc?.Kti f^^'^^P^^V vida, .i 3uaiie le parece al puéblela. 

frojitert. ' * i r - i r r r 

L.^.C. dé legííffés. commune tubef: ¡t qHtd^cen¡f¡yc tenedum,, 
CUud.. Ti'imHs iHJfam ¡uhi ytutic ohjerUa-rtiór ctqrti 

Fit Po^uhíSynec ferré ^eatyCum ^iJerií ipfum? 

x^uclQrefnparerejlhu. 

■■■ - ■ Las leyes quc promulgo Seruio Tallo no fueron 
"''••"■ folaaientepara el puebla, fino también páralos. 
... . Rcves.ii^Pór ellas^ehandc'iu¿5af^ua§C;vMasen- 
^^, qjiibuí etiam tféelPnncipe,ylosrülxiitos,couíodeT!be¿-iolo. 
Mczesobttjp^YA- i.efíereTacit<>'ri^:?^7f'ij/^£-^iÍA^*-05^í>r.;í('/-^ Us ic- 
renr Ta c. Ub s.ftn. ^^^ ^.^^ixcró ios impetradores Sen eró, y A ñtdí tio) 
^3 Si quamio cum yj^^^y^^^ c-j/)e//^í.í^o'obligaal PriiTCipela^tuercá 
pnuans citjccpu^ éerei4ey,rino la delá rakou eh qiie íL-iUnd a ^duáiv 
ret,pmmjCP'ti(s, ^^ eseftanátliral,y cotÍTúii at<odoá, yno jjárdcuv. 
Á.ac.UiP^.am,. laí-:[los (abditds para fübUeiiigoukrnoy porqué 
en talcífo 'i elfos iblamente toca la óbféruancia, 
aunque t¿ui^biendeué''el Principe dtuardSrlas,íí ío 
f eniíitierc el calb^pai^á'^cjue 'aíds d^fíi jís fea:iTXuá- 
ites. En eftó phVede'q cbhíii^e el mifl:¿riodel1lTan- 
*,,.,, ; dátodeBiósa:'EzéíquÍ£l,qne:ícc^<5m'fó(íeéHnoru- 
.i"-' .j j,..u .. g -i- i^'^én,para-'cteeviendÓqüéaüiaMoi4'pHliiero^^^ 
%^filt}yomlm$cQ guftariasleyes,y qtré leauian parecido dulces, 24 
med^i^ühmcn íj- ímitaircn rodos; Tan fu/ctose'áan los Reyes deEf, 
l^^y-^^'^^^'l^ //- •p'á'na a las leyes;quc ol Fiicoé'n las '¿á nías 'del: 



i Píí- 



X'' ",;%■:;/ , •> luo^marioo renpe^í4cg'jndo,y iraiiVincic .Teíu.nieto 
^E^^ch^hU;^ Felipe Qiiarto,^íoriolb¡^:)adred:^Y^ A^^i'^-lí^^te al 

vu ' >' v\ . V.orarciConíV^píV.^lviv.priy^^^^ 

Camaia , ni e¿ los luc^e^'ptó cnterez^^^^ y cquC- 



fi^ . 




aucijpe c$ de peor 



Si. 



F o LIT J CAS. ijy 




SI bien el confeíatimiento del pueblo dio a los 
Principes la poíeftadd^' la jufticia , la reciben 
inmediatamente de Dios , como .Vicarios íuyt)s 
en lo temporal Águilas ion Reales , minircros 
delupirci-,qiicadminiftranlus rayos , y tienen 
íus vezcs paracalligar los excclfosjVcxercitar jul- 
ticia, I enquehanmcncrtcriastrescalidadcs j D¿t enlm mini^ 
principales del Aguilarlaagudezadela vifta,para \te\-e¡t , -vindex m 
inquirir los delitos; la ligereza de ílvs alas para h ¡rant ei qiti malii 
execucion.yiafoítalezadc fus garras , para no itgif,AdKom.\ 3. 
afloxac en cilj. Enlamas retirado , y oculto de 4. 
Galicia no íc le ckapó a la vifta del Rey Don 
Aloío el Séptimo, llamado elEmperador,el agrá 
uio que hazla a vn labrador vn Infancon , y dií- Ma;\htft.Wí[>^ 
frazado partió luego a caftigarle con 'tal cclerí- 
dad,que primero le tuuo en fus manos i quefu- 
pieüe íu -venida. O alma viuá , y ardiente de h 
ieyüíazerfe jucz,y executor por íarisfacer el agrá 
uio dcvn pobre , y^caftigar ia tiranía de tn po* 

1 4 áo- 



^ 

\ 



i?« EMPRESSAS 

derofol Lo miímo hizo el Rey Don Fernanclo el 

Catolico,el qual hallándole en McdinaílelCam- 
po,paftó íecretamente a Salamanca , y prendió a 
Rodrigo Maldonado,que en la fortaleza de Mó- 
leonhazia grandes tiranías. Quien featreuena a 
quebrantan las leyes,íi fíempre tcmicik que le po 
dria íliceder tal cafof Con vno deftos queda elcar 
mcntado.y compuefto vn Reyno^pcro no íiepre 
cóuicnea la autoVidad Real imitar ellos exéplos. 
Quando el Reyno eftá bien ordenado , y tiene íu 
íií'siento los Tribunales , y efta viuo el temor , a la 
ley,ba fta que afsifta el Rey a que fe obferuc j uíli - 
cia por medio de ílis míniftros.Pero quando efta 
todo turbado,quando fe pierde el rrípcto.y deco 
ro al Rey,quando la obediencia no es íirme ., co- 
mo en aquailos tiépoS;C5ueniente es vna dcmof 
tracion femc'jantejCon que los fubditos viuan re- 
zelofos de q puede apareceríeles la mano pcdero 
fa del Rey,y lépari,q como en el cuerpo humano, 
aísi en el del Reyno eíla en todo el , y en cada vna 
de fus partes entera el alma de la Mageítad. Pero 
conuiene mucho templar el rigor ,quando la Re- 
publica eÜ:á mal afecta, y ios vicios endurecidos 
con la coílumbre,porque íl la virtud fale de íi im 
paciente de las delordenes y pone la mano en to- 
do,parecei.*ri crueldad lo que es juliicia. Cure el 
tiempolo que enfermó con el tiempo. Apreíu- 
raríucuraespeiigrofaemprefla,ycn qí'e podría 
.experimentar la furia de la muchedumbre irrita- 
da.Mas fe obra con la difsimulació, y deiircza^en 
que fue gran maeftro el Rey Don Fernando eiCtt 
$olico,y en q pudo fer,que fe engañaile ei Rey D . 
Pedro, figuiédo ei camino déla feueridad,:a qual 
le dio nombre de cruel. Siendo vnamilma ia vir- 
tud de la juíUciajíliele obrür diucrícs efctos en di 
uerfos ticmpos.Tal vez no la admite elpueblo,y 
es con ella mas iníolente,y tal vez el milmo reco 
Jioce los daños de fu lokura en los e^LceíVos^y por 
fu parte ayuda ¿t i Principe a que aplique el rcme^ 
^o 3 y aunlepropouelos nicáios afperos con- 
tra 



POLITICES. Ij-f 

tra fu mifma libertad , con que fin peligro gana 
opinión de juíliciero. 

^ No dcxe el Piiacipc fin caftigo los delitos de 
pocoSjComcridos contra b B.epublica,y perdone 
losdeiamnkitiui Muerto Ai^ripa por orden de 
Tiberio en la lila Pianafia,dondecitaua deílerra- 
dOjhiutó vn elclauo luyo íus cenizasj fingió fer 
Agripaba quien íe parecia mucho.Creyó el pue- 
blo Romano que viiüa aun: corrió la opioió por 
el Imperio : creció el tumulto con euident'c pe- 
ligro de guerras ciuiles.Tiberio hizo prender al 
elclauo , y que íccretamente le matairen fin que 
nadieíupie:ledel> y aunque muchos de íu tluni- 
ha,y ctros CaualIeros,y Conlulcs^le auian alsiiii- 
do condinerOjV confcjOjno quilo queíe hablaiie 
en el cafó, a Venció luprudencia.,a fu crueldad, 2 Etqu^quXmtd 
y íbdegó con eifiIencio,y diíiimulacion el tumul ti e domo Princi- 
( Perdone el Principe los delitos pcqueños;y mttorc.^ Tujl^n t.tfe 
caftiguclosgrandcs.Satistagaíctal vez del arre- opiÍ?uSjiíiUíj]ecofi 
pentimícntcqiic es lo que alabó Tácito en Agri líjs dicercntrn- 
cola. 3 No es mejor Gouerirador el que mas calU ]uud qn^fitum. 
ga ,fino el que eícu ía c5 pro dencia^y valo? que no Tac.Uh. z.h7j n. 
le de caula a lcrscaí\igos,bicn aísi como no aa-edi 3 P^tnils vecatis 
t~x al jM edico b? muchas muerres,ni al Cirujano, -^i^cnicim^mci z^ms íe 
q le corten muchos braccs^y pi.Tnas.Noíe abor- uerirnti'corhmolia 
rece al Principe que cartiga,y fe duele de caíligar, re:necp-^ ?i{t sepcr 
fino a! que fe complace de la ocafion, ó al que no fedfxjnus po^mte^ 
la quita para tenerla de caflignr. El caftígar para ti.t cor.tcntus ejjl. 
excmplo,yenmienda,esmiíericcrdra,pero el buí T(íc.inyii,A?ric^ 
cariaculpaporpafi-ionjóparaenriquezer al Fii- 
co,estil\tnia, 

^ No confienta el Principe, que alguno Te tenga 
por ta poderoíb,y libre de las leyes, q pueda atre- 
uel-íe a los que adminillra jurdcia,y repreíenta íu 
poder ,y oficio,porqucno cílaVia ícgura la coluna 
de la jullicia.4 En streuicdoíe a e'.hla roerá ipi co 4.B'anc.P.Cxfmt 
apoco cldefprecio y dará en tierra. El fúndame fnflinet Princeps, 
to principal de la j 4onarquia de pípaña,y el q la hacomif^funcíitns 
.ieuatü^y laínatieiie,c5 U'miúobbk obící uacicn RéptéUcA tyahet^ 

ácT^G.ÍiL^,anfh(L 



Máf 1 '/? HT '^^ ^^ juñkíá^yel rigoi- con que obligaró^íietwpre 
.mjt.nijp, 2^^ Reyes a q tuclíe relpetada. 'Nitlgiiii dcíacato 
^onti'á ella fe pcrdóná,aunque fea grnnde ia djg- 
■ríidad,y autoridad de quien le comete. Auerigua- 
ua en Co'rdoua vn AlcaJdede Corte de orde del 
Rev Don Fetnaddo ei Católico vn delito, y auié- 
dole prclb el Marqiií s de Pricg*) , lo íintió tairto 
^ÍRcy,qUclosí'jruicios leüal:<ics de la cala de 
Cordoiía no baftaron paradcxar de hnzer con él 
vna íeuera derrtonft ración , auiendoíe pu:ílo 
.€n íiis Reales manos por confcjo del Gran Cara- 
tan, el qual conociendo ia calidad del delito r¿ no 
liifriaperdon^y laxondíeion dd Rey, y coiitlante 
en mantener ei rerpero,yeftimaciodí la juíliciá, 
y de los que la adminiñrauan.keícriiüó qucíe ai 
rregaÜejV echafle allis pies , porq fi aísa lo hizieí- 
ÍCjíéria caftigado^yilno/e perdería. . ?. 

P Noíblamentehadcíralligar el Principe las 
ofenfas contraiu períona,ó contraía iviageftad, 
hechaseníütiempojíino también las delgouier- 
no paffadOjaiinqüe aya citado en poder de vn ene 
itiigOjporqucios exemplos de inobediencia , ¿6 
dcípTcciodiísimulados, 6 premiados., ion peli- 
gros comunes a los que íuceden. La dignidad íie- 
pre es vna miíma,y íiempre efpoía del que ia pof- 
íee,y aísihazt fu caufa quien Biira por íu honor, 
au nque le ayaví violado ant es; No ha de quedar 
memoriadeque4iRcaftigo:huuo alguno que fe 
, 'ieatreuleíVcEnpeníandolos vaílalios que pue- 
den adelantar fu tbrtuna,ófatisfacer a íu píifsix)n 
Coniamuerte,6ofeníadeíii Principe, ninguno 
viuira ícguro.El caftigodel atrcuimiento contra 
el aiitcceilbr,es ícguridad del íliccíTor , y^elcar- 
-5 NohonoYc Qnl mientoatodos,paraquenoíeleatreuan. í?oref- 
h^j(edtradítoPrín tasrazonssremouióVitciioahazer matar a ios 
cipíbus more, mu- que le auian dado memoriales, pidiendok merce 
níinemfimaii pr'^ des por aucr tenido parte en la muerte de Ga-lb^ 
fcns ,An pojlemm 5,.Cadav*no estratado como trata a los demás. 
-vl^tiaíi.cpp. Mandando íulio Cefir kaantar las. eftatuas de 

&<^í U^'í.'hifi* Pompeyo,afi£tíid las íiiyas. . :Siios Princ^p£s.no 



■ POLJTICJS. 119 

fe vncii contra los deíacar 7s,y infidelidades, pdi^ 
guara eirctpeto^y la kaltiid. . 

i) QHjndo rn.los c.ilos coiicuLTcn vnas mifmas 
circiiivitancias,no dilsimukii los Reyes có y nos, 
vcaíl:i¿ len aorros,poi-que ningaiiacoía los hara 
)nas odiólos c¡i\c cfta diferencia. Los Ei^ipcios llg 
Bificananlaic;aaldadqueíe dciiia í^uardar en la 
juíticia por bs pIuma&delaLvftruz , i^ualpor e^l- 

yno,y otro corte 

^^ Gran ofudencia es del Principe bufcar tal ge 

nerode calh^,que con menos daño del agrelor 

.cjLi idc i>-tijuf rciiis las cal pas,y la ótenla hecha a ía 

jlepiibiica;Tarbauan a GaUcia al^-inos Nobles, 

y >m vil- merccedoi-es de muerte, los llamó el.R.ey /n^i^J^lJ}. Hif^i 

Don Fernando el.QLUrto,y ios ocupó en la gudr 

■ía,dódea A'aaas los ealbgo el encmig.o,y a otros la 

aípcreca^' trabajos della ^exando aisi libre-cie íi^s 

inquietudes aqajilaProuincia. < ; 

^ Aísicom'jL'o!iconiieuientes en la^paz la 
jq íhcia.;, y. ia.clemencia , .{hn en laguerra el pre- 
mio. y d caíl:t5o,/poiqae.lospeli¿ros{on grandes, 
y no iin i^ran.el pcranca Le v:t'nccn:yda licencia,, y 
iblcura jde las co ilumbresíblo con el temor fe r^- 
fi-ena-n. Efm toih vfh dixo ei^ Rey: DoniAlonfo /wproa\fí-2.S.p.2: 
(^lSñ\:>\o)fo'?'r??As ihrí'jÍDs hs yierrusyj'jeloshamcs f.% 
^n en íg,-^uSf''t:t,ca.tjfa-^aho Hitóla d' las. quaen clltt 
a:nLifrdea!^eyf}A^^ih-'jrd:írdei(lmude los efjc^?:í"r.os^ 
q/hiHtó másdel ,(]uedes -vienipór cidpx délos- fuy os 
.mefmos.- Y.alsi ios Romaíros calü^auaniéuera- 
mentcf on diuerlos-generos deperias.y infamia a 
los icididos que taltauan a íu obligación, 6 en el 
pelÍ5ro,Q en l^i üiciplinamilitaro con quetemian 
raas elcatti;5o,queal enemigo ,y eieg;irai por me- 
jor morir en la ocahon glonoíamente , quepér- 
der deípues el lion Ji%61a v^dacon. perpetua in'-- ' 
tamia .Ninguno !3n aquel népo íe atreuia a dexac 
í u vadera porq en ninguna parte del I mperio po- 
día viuir fe¿uro. Oy los fugi tinos , no Lblamen- - ' 

te no Ion caíl:igados en boluicado a ; íus patrias, • ;^: 

pero faitaudo a -la ocai^Qu de ia^uena ^ie^aí: ■ - ^ - '^^'^^ 



íaiji 



'i4<i EMPRESSJS. 

íaiide Milán aNapolesfin licencia^ycomofi fue- 
ran Ibldados dcotroPrincipcíon admitidos con 
gran daño del íeruicio de íii MagcltadjV de íu lia- 
zienda Realcen que dcLiicran los Virreyes tener 
preienteelexemplodcl Senado Romano,que aü 
viedole neccisitado de gét ; deípues de la batalla 
de Canas,no quito refcatar Lcis mil llomanospre 
fosqueleotrecia Anibai,juzg,ando por de poca 
importancia a los que ii huuieran querido morir 
con gloria,no huui eran íido prcfos con infamia. 
$ Los errores de ios Generales nacidos de i¿nó 
rancia,antcsíe dcuen dihmularquecartigar/oor- 
qeltemoralcaftÍgO;yreprehcnfion no ios haga 
timidos,y porque la mayor prudencia íe lude co- 
fundit en los cafos ó.<z la guerra,y mas merece c5- 
paíion,quecaitigo. Perdió VíU'ronla batalla de 
Canas,y le (alió a recibir el Senado , dándole gra- 
cias porque no auia deíeíperado de las cofas en 
percjiUa tan grande. 

^ Quando conueníere no diíimular, fino exe* 
cutar la julUcia,fea con determinación , y valor. 
Quien la hazea-cícondidas, mas parece afafino, 
que Principe. Fique fe encoje en la autoridad 
queledalaeorona,6dudadefu poder , ó de fus 
méritos. De ladcfconfian^a propria del Principe 
en obrar,nace el dcfprecio del pueblo , cuya opi- 
nión es conforme a la que el Principe tiene de í¡ 
Mar.hiflMtJp. niiímo.En pocotuuieron fus vaüallos al Rey D. 
Alonfo el Sabio,quando le vieron hazcr jufticias 
kcretas. Eítasíolamcnte podrían conuenir en 
tiempos tinturbados,que fe tcmieiVen mayores 
psligros/i el pueblo no vigile antes caftigados , q 
preiios a los autores de lufcdicion. Afsilohizo 
C Nec T/í>m«5 Tiberio,temiendoefteinconucBÍente. 6 En los 
pocftam eiíts^ pdx demascalbsexecateel Principe con valor las ve- 
anfns , in fecret.í ^cs que tiene de Dios,y del pueblo fobre los fub- 
^.íl<ítijp,irtc¡}irer ditos,pues la julVicia es la que le dio el cetro , y 
ficttup¡t,corpnJq-^ laque fe le ha de coníeruar. Ella es la mente 
clAma:*fem. de Dios , la^rmoniadela República , y el pro- 

X^Cilíh.%,anM¡. í]aio de la I.iageílad, Si le pudiere contrauenii* 

ala 



POLITICJS. - Í4I 

a la lev íín caí"l:igo,ní a^ra- micdo,ni ava vergii. :n- 




fleque rr.cTHS idtYií 



plariajuvHciacoiilackmcnciA, Mencftcr es que ''^V'^'^^'l^' ™' 
beban Us pccadosdel pueblo , como lo figiiiticó í,'^^^ í ^^'^'' , * 
Dios a San Pedro en aquel vaíb de animales iii- „f^* '^-i-f ''• , 



mondoseon que le brindó. 8. El Principe ha de ^^^>f-^<^^f''^^'* 
tcnercleftonvigodeabeítaz, tan ai diente con 7«^«^«?^¿'^>^i^»' 
la aiileri.:or:.i;i,quedigicra,yerro5 , y juntamente ^j^'^^j'^ '^^''/í'? f ^ 
íea agui'la con rayos de j.al\icia,que íiiriédo a vno A^^''''^ ^^ ' ^y'^\ 
am-n. z.^anuichos. Siatodos losqiieexcediet- "i**^ ^f^^, ^ ^ •* 
fen-fe huuieiU;deeaLti¿ar,noavriaa quien man- ^^^^í^^^^>'^ ?^^^^' 
dar : porque apenas ayhomore tan jallo que no '^•^'f""^/- ''^*^* 
aya merecido la muvrte..c'<í comoq-n^ ■ ( palabras ^^*' ^ o. i ». 
ion del Rey Don Aloníó) j'.íe Li ¡.ujlieía es Muy úi*e 
na c< [k cnji.e de qucdette el Rey fiempre yj}i r.co/f tu- 
dotjfjiíi^eferMtiyc^Hely^H.tvd-jaLis vejadas 'lio es ^•»''"'MO C.2, 
templada con Tiui¡h-ico>-dí.t.. No m en o,' peligran la 
Co4-cna,la vida^y los ímperi- s có lajullicia ligu- MAY.hi¡í.Hi\^, 
reía, que con la ir.juílicia.Pcr nuiy leñero t n ella 
cayo el Rey Dc-n 1 uan el S- gundo en acígracia de ^ «^-^^f • lo.f. 2«, 
íus vaflailosiy el Rey i on Pedro perdió la vidavy 
el Rcypo. Anden fu mprealidas de hs manos la 
juiHcia y la clemencia, ran vnidj.s,que íean c-í^mo 
partes de vu n^ümocULipo ,,vlanQ<x:on talarte 
de la vr 3 ,que la otra no quede otenÚK a. Por Cifo 
Dios no pulo la efpada de fuego guaroa del Pa- 
rayfo(en manos de ^erafin,que rodo es amor ,. y 
c i.icriC(^rdia,íino en Jasce vn Qiij:rubin,efpirua 
decicncia.queíupieire mejor m*'zelar la juihcia 
con la clemencia. 9 Ninguna cola masdañola 
que vn Princip;^ defíTafiaai.m.cnre miíeiicr rdio- g Collccdnit ante 
lo Fnel ímpeuo de Nea^a ledeziique era peer payadtfun. vnlup- 
viuitluj'.tosavn rnncipe,querodo lo permitía, ratrs Cher'ublm^s* 
que a ouiet) rída.Pc cqucnoes ment s cruel el q fi^trjjrt.eumgladntm- 
pordc na a tcdos,que elquea ninguno, ni menos ^^^^ . ^.. 
dañóla al rucblc la el mencia delorüen.^da que 
lacrut'ld.d y?veze í^ p?ca masco la aDlclucu-.a 
que coaclüditü.Bs U maücumuy atícuida qua 

4la 



f o Mlruq-, cimo- 
readfccutus cmt 
cfftipe cíeme tí je, 
modlcus fiuerJta- 
re.Tac.Ub.6. ann, 
I I Mijericordi'iiy 
Cr iudicium cíitú^ 
ho tibí Domine. 
Pfal. loo.tx 



TafGofr. 



í4i EMPRESTAS 

do fe promete el perdón. Tan fangdento fue el 
reynado del Rey Don Enrique el Quarto por tu 
demafiada demécia(riya no fue omiísion) como 
el del Rey Don Pedro por fu crueldad. La cleme- 
cia ,y la fcueridad aquella prodiga, y eüa templa- 
da;lon las qué hazen amado al Principe. lo Elq 
con taldeftreza,y prudencia mezclare eftas virtu 
deseque co la jufticia fe haga refpetar, y cola cle- 
mencia amarino podrá errar en íu gouierno, an- 
tes lera todo el vna armonía fuaue , como la que 
refulta del agudo,y del grane, ii El cielo -<:ria las 
miefes co la benignidad de fus rocíos , y las ai-ray- 
ga,y aüegura con ei rigorde la clcarcha , y nieue. 
Si Dios no fuera elemente,lo refperara eí temor, 
y pero no le adorara el culto. Ambas virtudes le 
haze timido,y amado. Por efto dezia el Rey Don 
Alonfode A r agón, que con ia julficia gaaaua el 
afedo de losbucnos,y con la clemencia d de los 
malos. La vna induze al temor,y la otra obliga ai 
afedo.Laconfian(¿a del perdón haze atreuidos a 
los fubditos,y la clemencia defordenada cria át£^ 
precios^ocaíiona deíaGatos,y .caula la ruina de los 
E (lados. 



Cade ogni í{egnoJ ruinofa efenT^ 
Lab aje del timor ogni ciernen %a% 




Kifl- 



POLÍTICAS: ui 




Nlngimos^arquimiftas mayores que los Frín- 
cipes.^cies dan valora Lís colas que no Iq: 
íientn íolamcnte por proponerlas por premio 
(ííelaviruid. ilniívntaron los Romanos las Co- 
ronas-Murales,Ciiúcas,y N'auales^paraque fueí- 
feuinílgniasgloriofasdc las hazañas, en que tu- 
ujcron por relbícra a la miíma namraleza q^ne 
ksdaua lagramajaspalmas.y eliaurel , con que 
íiii coila las compuíieiTcn.No baíVirillos erarios 
a premiar fcruicics,íino íe huuifle hallado eítain- 
uencion política de bscoronas , las quales dadas 
cnfeúaldelvalorl'cfftimauanmas que la plata, 
yeloTo jGÍieciauioíe ios Toldados pormcfccer- 
las a los trakijos , y peligros. Con ci miímo 
intento los Re^^^es ée Efpaña, fundai-oii las Reli- 
giones militares ,- cuyos abitos no íoramente: 
íeiíalaíren la nobleza ,. lino- también la vir- 
tud 5 y alsi ícdcue cuydar mucho de confeniac 

la 



I rmj^fmtQY'aUúvx 
do toi-quibus miP' 
ralijÚ^ tiitiCíV ¿O" 
fiar : qmd hcíhet 
peyfe corona pre*- 
tíoptrn^quid pfíf- 
tex ta ^q mdjajhcsy, 
qilídtyjburfat jíS" 
curYus^nthil , ho- 
r um honor ej} . Qd' 
honoYis infigne. 
Sen.ltb.i.deBm^ 



*/'^"'f5'^'-""- 144 EMPRESSAS 

filo i'ília íerumi ,,.. • , , • ,.n ., 

prxr?jia, la eítimaciott de tales premios ,ciiíl:nbuyencíoIos 

Tac.lih. x.dJitíal. ^^^ ^^^^ atenció a losmeritos , porq en tanto ib 
* aprecian jCnquantc Ion marcasdc la nobleza, y 
3 Honorts augmc ^"^^ valoi,y fi le diere fm diÜincion , íerán deipre- 
tu non ambniore cií'dos , y podra rciríe Arminío fin rcprcheníion 
Jed labore ad -íml ^^- lubermanoPlauioCqucfiguia la facción de los 
qitcmQue conuenh Romanos perqué adiendo perdido vn ojo pelea 
Pcntenire. do, le íatisfacieron con vn coliar , y corona;,precio 

M j:ontrAi>ublicA ^^' '^^ ^"^^ iangre. z Bien conocieren los Brómanos 
C.de remd. ' quanto conuenia conlcruar ia opiniódeftcspre- 

Z.i.tir.zj.p.t^ míoSjDLies (obre las calidades que auia de tenec | 

4 Tune ykli'gal vn ib idado para merecer vna corona de encina, * 
pybiicunjjQuu an- fe<^onlultado el Emperador Tiberio.Enel abi- 
tca milites^ re- ^^^^ Santiago'cuerpo del>a emprcfla , le repre- 
mi'^es Alebantur ^^^^^^ las calidades que íe han de coníiderar, an- 
cítmyrbano popu t^s «de dar iemejantesinfignias, porque eñálobrc j 
lo dtuidi ccepttím, ^^"^^ concha,bija del mar,nacida entre íus olas , y ' 
quibus rebus effe- hecha a los trabajos,en cuyo candido íenorefpl a 
élumefi ut ínter ^^^^i^ perla,íimbolo de la virtud por fu pureza, 
otíct Gr^comm ^ P^^* ^^^' concebida del roció del cido. Si ios abi- 

foYdidüj&'obfcu- í^osfedierenenlacuna,óalosque no haníerui- 
mm antea, Mace- do,íerán merced,y no premio. Quien los procu- 
donÜ nomen emer- ^^'^^ meíecer con los íeruicios,íi ios puede alcan- 
geret.TYo%. lib. 6. ^^^ ^^^^ ladiligencia'íSu inilituto fue para laguer 

5 Aurum ^ ar- ^^y^^ p^^'^ ^^ P^^z,y aísi íolamente fe auian de re- 
gentum raro cui. P^^^^ii-' entre los que fe leñalaflen en ella , y por lo 
qt^anifimiliti diui i^ienoshuuíeflen feruido quatro años , y mereci- 
fit,rjejasej]e dices ^^ la gineta por íus hechos, 5 conque fe aplica- 
■vt difpefator Piu ^^^ """^^ ^^ Hobleza al exercicio miUtar , y florece- 
hlicitsiii deleÜio. ^'i^n mas las artes de laguerra. £7?oKfwííc ( dixo el 



Ten. /íc/ej/f«,Pornoauerla hecho afsi los Atenienfes 

LAmp. tn yit. Al ^^^^^^ defpojos de los Macedonios. 4 Coníidera 
í.z,tit,2-7.p,t ' d^^'^EiTf^perador Alexandro Seuero la impor- 
tancia de premiar la loldadcfca,faudamento,y fe 
guridaddel Imperio.rcpartia con ellos lascontri 
buciones, teniendo por graue delito gallarlas en 
íusdeiicias,6coníusCoitefanosv 5 

Los 



TOLiriCAS. \aí 

Los demás ptemios feíin comunes a toáoslos 
que íc aucntajan ai la guerra,© cii la pr.z.Para cf. 
tole dotó el cetro CQU las riquczasxcn les hono 
res.y con los oficios, aduirtienci(í,quc también fe 
le concedió el poder de la julUcia,para que con ef 
ta caftigue el Principe losdelitos , y premie con 
aquellos la virtud,y el valor ; porque(como dixo 
el milmo Rey Don Alonfo: ; Lñ'n for bien , e md 
porm¿íl,rcdhiendo los h ornes fe gttrifk merecimiento, 
es fuílicta queft^emantetier Us cojas en huen eftado. 
Ydá la razón mas abaxo.CV dar giMlardonlos que' 
hienfA\ei,ef c^'fí q couieue mucho atodos ios hcmes, 
en que ha bondad ^e may^rmentea los grades fcñores q 
han poderde lofa^et'^porqen guálardonarl-jshuenot 
fechos mueflra fe por conocido el q lof:^ejt otro fi por 
jufticiero.Ca lajujUcia no es ta)^ fulamente entfcarmé 
tarlos m^iles ^mas auen dar gualardon por los bienes. 
Edemas dejto nace ende otro pro jCada Toliírad a los 
buenos para fertodaifia mejores ,€ alos malos pard 
cmendarfe.'En faltando el premio,y la pena,falta el 
ordéde República, porque ton el clpiritu,quelas 
manticne.Sin el vno,y el otro no fe pudiera con- 
feruar el Princípado,porque la cfperanca del prc 
mió obliga al relpeto , y el temor de la pena a la 
obediencia,aperarde la libertad natural opuefta 
alafcruidumbre.Poreílolos antiguos ílgnifica- 
uan por el acote elImperio,como fe ve en las mo 
nedasConíulares,yfuepronofticode la grande- 
zade Augqfto^auiendo vifto Cicerón entre fue- 
ños,quc lupiter le daua vn a^ote,intcipretádolo 
por el Imperio Rom ano,a quien leuantaron , y 
mantuuicron la pena,y el premio. Quien le nega- 
ría a los viciosjfino huuicffe penaíQuicn fe ofrece 
lia a los peligrosjfino huuieñe premio? Dos Dio- 
fes del mundo deziaDemocri toque eran elcaf- 
tigo,yel beneficio , coníiderando,que fin ellos 
nopodiaíergouernado. Eftosfon los dos Po« 
los de los Orbes del Magiftrado,losdos lunii- 
* nares de la República. En contuíá tinifbla que- 
daría, ü táltaiíen. Ellos luftentaft el folio 

K de 



t4<¡ EMPRESSJS 

6 Tttlihtx flrmatur áclosVúncipcs. 6 PoteftoEzequiel mando al 
folium. Rey Sedcquias que fe quitaÜc la corona , y las de* 

Proy.16. 1 1. más infignias Reales, porq eüaiian como hurta- 
das en él:,porq nu detlribuia con jviílicia los pre- 
7 Aufer c/íJíty/»/, mios. 7 En reconociendo el Principe el mérito, 
tulle corona. Non reconoccel premio, porque fon correlatiuos,yíI 
nehxc cfl^qitx hu nolcsdáesinjafto,El\aimportanciadcl premio, 
'milemfublcu.xmt, y la pena no confideraron bien los Legilladores,y 
^jíthlimen\mmi- Iuriíconfultos,porqtodo ílieftudio puficron en 
^^^^^t' los caíl:igos,Y apenaste acordacó de los premios. 

Ji:^eqi4tel i.i . 2 5. Mas atento f lie aquel labio Legifl'ador de las par- 
tidas,quc preuiniédo lo vno,ylootro,pufo \ n ti-, 
tulo particular de los galardones. 
Tít.xj.p.z, ^ Siendo,pueS; tan importantes en el Principe 

clpremio,yclcaftigo.,quefin elle equilibrio 110 
podria dar paíTo íeguro fobre la maroma del go- 
uierno,mentfter es,gran coníideracion para víar 
dcIlos.Pocefto las falces de los Lectores, eft a uan 
iigadas,y las coronas , fiendo de hojas,que luego 
íe marclaitan Xe componían deípuesdd cafo , pa- 
ra que mientras íe defatauan aquelJas,y fe cogian 
eílas, fe interpuíieífe algún tiempo entre el de- 
linquir ,y el caftigar^ entre el merecer ,y,el pre- 
miar ,y pudiefle la cofíderaciori.ponderarlosme- 
rirosjylosdemeritos. En los prcmiosdados iu- 
confideradamente poco deue el agradecí míen*' 
to. Prello fe arrepiente el que da ligeramentejV la; 
virtud no eftáíegura de qviieníe precipita en los 
caftigos.Si fe excede en ellos , efcuía el pueblo al" 
delito en odio de la íéueridad' Si vn miímo pre- 
mió fe da al \ ício,y a la virtud ,queda efta agr auia 
da,yaquciiníoiente.Sial vno(c5 igualdad de me: 
ritos- fe da mnyon premio,que al otro, fe mucftra 
cíle embidiofo y dclagradecido^porque embidia, 
Y gratitud por vnamilma cofa,no íe pueden ha- 
llar juntas. Pero íi bien le ha de confiderar como 
íe premia,y le caftiga^no ha delertan deeípacio, 
que les premios por efpcradcs le deíeftim é j y los 
caüigosportardosfedcfmerczcan,recompenfa- 
ilos ojn ei tiempO;y oiuidado ya el eícarmiento, - 

poi 



TOLITICAS, M-, 

por no auer memoria de la caufa. El Rey D. A Ion 
lo el Sabio,abudode V. A.aduirtiócógrA j'uizio 
arusdekendientcs,coiiio íc aula dei^otiernar en 
los premios,y en laspenas,diziendo:</v.ee>-íí mcnef 
ter tépcramento cifsi comofíí^er bic^ydo comenCye co- 
muj€ ^n-ííndo.^? otro ficnjAbcr refrenar d m.újC toler. L'^'ttt'i.f.i^ 
lo¡e cfcarmenta rio t« los tiépos^e en lasJa:^ones q es 
menejlerjCatnando los fechos futíales foíJjO quié losfa 
J^<r,¿ de q manerAye en niales lu.gares^Eco ejlas dos cit 
Jas fe endere:^i el müao ¡faciendo bien a los q biei for^ 
^eytj'e dando penare efcarmento alos que lo merecen, 

f Ali^unas vczeslücle fer conueiiienteíülpen- 
der el r.:partimiento de los premios , porque no 
parezca que le deuen de"juífcicia,y porq entretan- 
to mantenidos los p reten íores c6 efperaiK^as, fír- 
uen con mayor teruor,y no ay mercancía mas ba 
rata,quc la que le compra con la clpe^tatiuadel 
premio. Mas íiruen los hombres por lo que efpe- 
ran,que por lo que han recibido.De donde le in- 
fiere el daño de las futuras luccfsiones en los car- .^ Cuiiim^é.: u^.»^ 
gos,y en los premios,como lo cohdcro Tiberio, ^^^ r^^ r°^^^ 
oponiéndole a la propofició de Gallo, que de los ^^^^^ycindn Candi' 
pretendientes le nombraden de cinco en cinco ,¿^,^,^^ ^.^¿ . .^ 
anos los que auia de fuceder en las legacías de las au^,i¿{r' .,^ 
egiones,y en las Preturas,dizicndo,que cedanan ii^„¿U.l;,J^, 
losleraicios,yindultriadelosdemas.8 Enqucno /^^^^„^; 
miró Tiberio a eíle daño lolamenre,rino a que fe -^y- i-P ' 
lequitaualaocaíionde hazer mercedes , confif- ^ , 'i ,' 
tiendo en días la fuerza del Principado ; pyalsi ^^ J* '!*^ 

moílrandofefauorablealos pretendientes, con- ^*J y^jen emiam 
r ^ r ^ A A T fj _i I altií^s penetrare^ 

icruoluautoridad.io Los validos inciertos de la ' • f> " 

duración de íu poder,luclen no reparar en efte in '*'^|*"<< imperif 
conueniente de las futuras íuceísiones, por acó- l!^ "'V.: 
modar en ellas a fus hcchuras,por enflaquecer la ^<^-^/*'-»»''^7- , 
manodelPrincipe,yporlibraifedciaimportuni ^^ ^f'^orabiu t» 
dad de los pretendientes. jpecteoramnevim 

Siendo el Principe coraron de íuEftado(como 'rnpertjtenmt. 
dixoelReyD.Alonfo).porélha de repartir los '^'"^'[^ * '*"' 
cfpiritus vitales de las riquczas,y premios. Lomas ^.i»f'^-i-?**>i 
apartado de fu Eílado,ya q carece de fu prcfencia 

K » go. 



ms empressjs. 

goze dcfus fauores.Efta coriftclefacioii pocas vc- 
zes mueuealosPrincipcs.Caíí todos nofabcn pre 
miar fino alospreíentes>porqae£cdexan vencer 
de la importunidad de ios pretendiétes,ó del ala- 
go de los domeílicos, ó porque no tienen animo 
para negar íemejantes a los rios , qu^e íblamentc 
Iiumedccen eiterrcno por donde panran,no hnze 
graciaSjfino alos que tienen delante,fin confide- 
rarjquelos Miniíb-os auícntcsíufteíatan con in- 
finitos trabajos,y pelií^roslu grandeza^y que oLua 
lo que ellos no pueden por fi mifnios Todas las 
iiiercedes fe reparten entre los que aísií\en al Pa- 
lacio,© a la Corte. Aquellos íeruicios fon eftiirra 
dos que huelen a ambarino los que efta n cubier- 
tos de pokiOjyfangret los que fe ven, no ios que 
feoyen,porquc masíe dexan lilongearlosojos^q 
iasore'jas,porquefecoge luego la vana gloria de 
Jas íumifsiones,y apariencias de agradecimiento» 
Por efto el ícruir en ias.Cortes mas ÍLíelel'cr gran- 
gcria, que merito^mas ambición, que zelo ; mas. 
comodidad,quefatiga.Vnefplendor que fe paga 
de ñ miíma. 

Quien firue auíente,podrá ganar aprouacioncs,, 
pero no mercedes. Viuirá entretenido có efpera* 
^as,y promeías vanas , y morirá defcfperado con- 
dcfd en es. El remedio íuelefer venir de qii;.do en- 
quaudo a las Cortcs^porque ni-nguna carta, ó me- 
morial peiluadc tato como la presccia. No fe lle- 
nan losarcaduzesdelaprctéfion,fíno>tocüen las 
aguas de la Cor te. La prefcncia de Icsprincipcser 
fecunda,como la del Sol. Todo florece delante 
delia,y todo fe marchita,y feca en íu aulencia. A 
la mano le cae los frutos al que efta d.'baxo de lor 
afboles.Poierto concurren tantos a las Cortifs, 
defamparádoclf-Tuicioautcntc , donde mas ha' 
meneíler elPrincipe áfus miniftros.Ei remedio fe 
xa aiTOjar l?xos el fueñuelo de los premios , y q fe 
reciban donde k mer ^ccn/y no donde fe pretedé, 
íinqueíéanecelTano el acuerdo del memorial, y 
Uiuip ottmiidad de la presccia. £1 .Rey Teodori co- 
cón^ 



T o LIT 1 CAS. Í49 

- Confolaua a los aufvntcs.diziendo , que dcfdt* fu 
Corte eftaua mirando Uisícniicios,ydi(ccrnl'^ íus 
mcriros, y Plinío dixo de Trajano ,quc era mas __ 

fácil a fus ojos oluidai'íe del femblantede los au- 
íejices,quc a tu aniíwo del amor qac les te- .^., ^ 

iiia. II iiMudecopicf* 

.§ Ertcadacrtimientodcii: los mitiiftros au- cett*rquif¡ue,fd* 
fcntes a las Coi-tes,no ha de leí* pidiendo licencia '^^'^ ^^¡^'■' 1-^'*^^^'*^- 
para dexar los pueílos/mo reteniédolos,y reprc- ^i"'! ^>'^f f<^»* íofu 
lenrandoalgunosmotiuos,.con que le.concedan Pp'^'^-^^*-!^^^^^^^*' 
poi- alguri'tiempo llegar a la prcíenciadel Priiici- ^J'^^'^'^ a-jjlr^ och^ 
pe. irnellaíedirponcmcjüriaprctenílon , l^ ^";' leremsin(pe^^ 
teniendo que dexa'r. Muchos,ó mal contentos ^'''^»^'^'"'^'^^***^ 
del puerto,© ambicioíos de otro mayor, la renun ^'^^* , „ 
ciai-on,yiehallaroadelpuesarrepentidos,aLtíen- <^^Aod.//íJ.9.f.aa.^ 
dolesíalido vanas fus efperá^as,ydefinios,porque ^,^ Eaaltus quipm 
elPducipelo tiene por delpreciOjV por apremio. P^ ^¡^ ' ?^ ocults em 
Nadieprefuraatantodtíuperíona,y calidaBes, ^'!^ '^"*^^!*^ '*^/^^ 
qac fe imagine tan neceííariOjqueno podrá vi- ^[^ yq^^^rnammo 
uirclPrincipcfin cl,porquc nunca faltan inftru- ^"f f'^^ excidat^ 
mentos para fu í'eruicio a los Principes , y fuclen P^^^'i^^*^"^í^. 
defdefvadosoluidaríedelos mayores Minillros. 
Todo eílo habla con quien deí'ea ocupaciones 
publicas,no con quien dciergañado procura te- 
tirarle a viuir para fi.Solamentc le pongo en coii- 
íideracion , que los corazones grandes hechos a 
mandar , no fiempre halla en la lolcdad aquel íof- 
fiego de animo que fe prefuponian , y vicndofc 
empeñados fm poder mudar de i'e£blucion,viue, 
y mueren infelizmente. 

^ En la preteníion de las mercedes, y premios, 
es muy importante la modeftia,y recato , con tal 
<lel\re2a,q parezca encaminada a íerair mejor c5 
cUos,no a agotarla liberalidad del Principe , con 1 3 ^^^ ^ "^^ 
q fe obliga mucho^ como lo quedó Dios.quando q^^-'c mn foflitlajU 
Salomón no le pidió mas que vncoracon docil,y ^^^( ^'^' > aimtias 
lio fulamente í'c k concedió/inotamBien rique-i^'/^cef ,6?^ g/or/^íí 
2as,y gloria.13 "Mofe han de pedir como por jufti nemofusrit fmilis 
cia,pof q la virtud de fi miíma es hcrmolo pi'emio tuiínRciibus f w« 
j; aunq íví k deue Jii<lcjH6ítracion,pende eftadc la <^'^ *'<^f ' « íí''^c"'^ 

K3 gta^a.i?fg<^^£-3- 



14 Amámusnof- 
tra henejicU %Gmi- 

fiatlar^itas colU- 

tajajtidiííj mdgif^ 

^',f>oiproü(x^'ntad 

j <^qnes prxWHtm, 

qni initia ticjlrcc 

p-íHíjcfujlipccme 

rueru tj ^t v u/s en irn 

iHüicium ¡mpi^'tidU 

tur jf^iiioyatnem 

J^mel ^íacitis Qxhí 

te tur. 

c\if:i.z.Epi¡li„ 



1^0 EM?RESSA% 

glacia cid Piincipe,y todos qiilercnque fe reco^ 
nozCíi dclios,y no del meiito. De donde nace el 
inclinarte mas los Principes a premiar có largue- 
za feriücics peqiieños,y con eícaíez los graridcs, 
porque fe períijaden, que cogerán mayor reco- 
nocimiento de aquellos,que dedos. Y aísi quien 
recibió de vn Principe muchas mercedes , pue- 
de eíp erarlas mayores,porque el aucr empecado 
a dar,es cauíade dar mas,facradc que fe compla- 
ce de mirarle como a deudor,y no íer lo,que es lo 
que mas contunde a los Principes. El Rey Luis 
Oüzeno de Francia dezia, que fe le iban mes los 
ojos por vn Caualkj:o,que auiendo íeruido poco 
auia recibido grandes mercedes,que por otros, q 
auiendo íeruido mucho,eranpoco premiados El 
Emperador Teodonco,conociendü efta flaque- 
za,cpnfels6quenacia de ambición , deque bro- 
raÓen las mercedes ya lembradas en vno , fin que 
el auerlas hecho le caulalTen faftidio,antes le pro- 
uocauanahazerlasmayoresaquien auia empe- 
cado a fauorecer.14 El\o le eíperimenta en los 
vaiidos.baziendofe tema la giacia,y li^ 
beralidad del Prin- 
cipe. 




Aun- 



POLÍTICAS. 




' A Vnque (como hemos dicho) la jufticiaar- 
^/\ mada con las leyes , con el premio ,y cafti- 
go , ion las colunas qac t'aftentan el edificio de la 
República, leiian colunas en el ayre/mo ad'entaf- 
íen lobre la vaícidc la Religión, la qual es el vin- 
culo de las lcyes-,porque la juritdicion de la jufti- 
cia lo lamente compjrehende los ados externos, 
ligitim amenté pro uados , pero no íeeílicnde a 
los ocultos, y internos. Tiene autoridad fobre 
los c uerpos,y no fobre los ánimos^ y afsi poco te- 
mería la malicia alGall:igo,fi exercitandoíe ocul- 
tamente en la injuria,ei) el adulterio,y en la rapi- 
na, configuielVe ilis intentos , y dexailc buvladas 
las leyes , no teniendo otra inuifiole ley que le 
eltuuieilcamenacando internamente. Tan ne- 
ccilarlo es en las Repúblicas efte teiTior,que a mu 
chos impíos pareció inuencion política la Reli- 
gión. Quien fin el viuiría contento con fií pobrc- 
ca,ü coníu íuerte?Que fe avria en los contratos? 

K4 QüS 



tSi EMVRESSAS 

Qoe integridad en laadminiftració de los bienes^ 
Que fidelidad en los cargos,yque íegundád en las 
vidas?Pocomouenael premio, li íc padieíle ad- 
quirir comedios ocultos^fin reparar en la injufti- 
cia.Poco fe aficionarian los hombres a la heKiio- 
furadelavirtudjfino efperando mas nimarceíi- 
ble corona que la de la palma le huuieñendeobli 
gar a las eftrechas leyes de la continencia. Prefto 
con los vicios fe turbaria elorden de República, 
faltando el fin principal de íU felicidad, que «on- 
fiftc en la vircudjV aquel fundamento,© propug- 
náculo de la religión, que fuftenta , y defiende ai 
Magiftrado,íino creyeflen los Ciudadanos q auia 
otro íuptemo Tribunal fobre las imaginaciones, 
y..penfaniientos que cailiga co pena eterna, y pre- 
iñia con bienes inmortales efta erperan^a,ye[le 
tcmor,innato5 en el masimpio,ybarbaro pecho, . 
compone las acciones de los hombres. Biürlauafc 
Cayo ¡de los Dioíes>y quando troüaua, reconocía 
fu temor otra mano-mas poderofa q le podia caf- 
tígar.Nadieayquelaignore,porque no ay cora- 
có hureiano,que no feíienta tocado de aqyid diui 
no imá,ycomo laaguja de marear, llenada de vna 
natural fimpatia.eftá en cótinuomouimiétOjhaf 
ta q fe fixe.a la luz de aquella eftrella inmobil, íb- 
brequien íe bueluen las esferas, a(si nofotros viui . 
mos inquietos mientras no llegamos a conocer,y 
adoíar aquelincreado Norte,en quie,eítáe[ repo ■. 
íb,y de quié nace e I mouímiéto de las co£as:Quie 
mas dcue mirarlie npre a el , es el Principe,por- 
q es el Piloto de U lVeptiblica,q la gourerna , y ha 
(le reducirla a buen puertQ,y no bafta q finj.^ mi- 
rara él,íi tiene lo?ojos ea^tros-Aftro^ vanos , y.. 
nebuloíbs,porq fcran fallas íüj demarcaciones, y 
exrados los rumbos que fig^L;ier-%y Jará coníigo,y 
con la riepublí :a en peligrofosbagiosyy eícolíos. 
Sicp re padecej:^ n sufragios. E 1 pu eblo fe diuidi ra 
en opiniones, la cLueríldc'.d dellas defvnirá los ani 
mo5,dc dude nacerá lasll'diciones,y confpu-acia- 
Ues^y delias las mudan <^as de. Rep,ubiicas, y domi. 

mos.. 



políticas. rn 

' nios.-Mas?rincipcs vemos Qclpojidos por las opi Mar.hlftjHf^^ 

niones diuerfasdc religion,quc por iasarmas.Por 

efto el Concilio Toletaiio fe.xto,orcicnó,cj a nin- 

gimo í^ dieíTela poírdsion de la Corona, íiiio hu- CwdLTol.6x.st 

uieilc jurado primero,q no permitiría en elRcj'no 
- a quié no fiieire Chriftiano.No ic vióEfpíiña qme 

ta, harta qdepiUo losexrores de At'rio,y abracará 

todos la RicligionCatülica,Góqíe halló tabi¿ e| 

jpiieblo,que qLieriendo dcípucs elRcy Vveterico 

introducir de nueuo aquella leda , iematiró de- 
tro de fu Palacio. \ pelar dei\e,yde otros muchos • 

exemplos.y cxperiencias,hviao quic impíamente 

enfcñóa fu Príncipe dilsimular,y fingir la religio; 

Quien la finge no cree en alguna. Si tal ficio es ar- 

tepolitic vpara vnír los animos,y matener la Re- 

publíca,me;or í"e alcaneará con la verdadera Re- 

%ion,q-có la íalta;pocq efta es caduca, y aquella 

eternamente durable. Muchos Imperios fijnda- 

dosen religiones fairas,nacidas de ignorancia nía 

tuuo Dío<!, premiando con lii duración las vil'tu- 

des moraléS;y ciega la adoi'acion ,y barbaras vi ¿li- 
mas có que le buícauan,no porque le fueíTen gra 
tas,íino por lafimpleia religiora có q las ofirecia: 
pero no mantuuo aquellos Imperios quediísimu ' 
íauan la religión mas con malicia,y arte,que cotí 
ignorancia. S: Ifidoro pronoftico en fií muerte a 
la nación ErpañoIa,que íi íe apartaua de la verda- 
dera Religión, Icria oprimida, pero que íi laobfcr- 
uaiVéjveria Icuátada fu graiKlt^za Tobrc las dem.ás 
nacioncs^pronoftig6,Cj le verificó en el duro yu- 
go de los A firicanos,el qual íe fue difponiédo déf 
de que el Rey Y vitiza negó laob^^diencia ai Pá- 
pa,conque la libertad en el culto, y la licencia en 
los vi£ÍQs,perturbó la quietud publica , y le per- 
dió eivíiiurmKitar, de que nacieron granes traba 
;os al milmo Re yja lus hÍ70S;y al Reyno>haLta que 
domada,y^afiigadwi Eipaña , reconoció lus erro- Mdr.hfl.B^^. 
res,y mereció los Kuioros del cielo en aquellas po 
cas rcüquiasqueretiró Pclayo ala cueua de Co- 
uabnija en el moiite A'uíi;ua,donue las íaetas , f MAr}¡i¡,HiJ'f,\ 

d;\r-- 



154 EMPRESTAS 

dardos fe boluian a los pechos á(Z los mifmcs Mo 
4'os que los tirauan,y creciendo ácíác alli la Mo ^ 
narquia, llegó(aunquedclpucsde vn largo curfo 
de figlos^ a la grandeza que oy goza en \. L emio de 
íu conilancia en la Religión e^atoJica. 

P Siendo,pues,elalmadelas Repúblicas la Re- 
ligión, procure el Principe cóleruarla. El primer 
elpiritu que infundieron en ellas Romulo,Nu- 
ma, Licurgo, Solón, Piaton,y otros que la inftitu 
I Omntum prlmu yeron,yieuataron, fue la Religión, i porque ella 
rem ad r^ultitudi- mas que la ncceísidadvne los ánimos. Los Empe 
néimpernam efji- radores 1 iberio , y Adriano prohibieron las Re- 
Citcijsimd , Deoríí ligionesperegi-inas,y procuráronla conícruació 
r/7erum hiijaedum de la propia,como también Teodoíio,y Conftan 
rdtus, tino con cdiQos , y penas a los que le apartaflen 

¿-íy*. de la Católica. Los Reyes Don Fernando , y Do- 

ña Ifabcl no confmtieron en fus Reynos otro 
exer ciclo de Religion,en que fue glorióla la conf- 
tanciade Fehpe Segundo,ydeiusÍLiceílbl:es , los 
quales no fei'cndicron a apaciguar las fedícionc s 
de los PaifesBajoSjConcediendo la libertad de có- 
ciencia,auaque con ella pudieron mantener en- 
teros aquellos dominios,yeícufar los inumera- 
bles teforos que ha coftado la guerra.Mas han ef- 
tímado el honor, y gloria deDios q fu milma gra- 
deza,a imitación de Flauio Iouiano,quc aclama- 
do Emperador por el exercito,no quifo acetar el 
Imperio,diziendo, q era Chriftiano,y q nodeuia 
rsLL r ' n ^^^ EmpcradOf de les q no lo eran ,y hafta que to- 
2 Oh hoejm Reg. ¿^^ j^^ Toldados confeíTaró ferlo,no le acetó. Ai 
ni^ic€m A Deojo ^^^ también pudieron heredar efta cóftante pie- 
(í'^í*^-,^'í''^^'V'r' dad de fus abuelos, pues el Concilio Toledano 
Jt Catnolícx fidei odauo refiere lo miímo del RevReceívinto.t En 
fereuntiu turmas eftodexaa V.A.piadofo exempioiaMageftad de 
acqmrcret,uidíg- Felipe Quarto,padre de V.A.en cuyo principio 
^^^rcpijransCa- dcrevnadofetratóen tu Coníejo de continuar 
thoLic^pdeiPrnt. h tregua con los Olandeles, a que fe inclinauan 
apcmjacrilegisim algunos Confejeros por la razón ordinaria dccf- 
Perare.ConciLTo^ tado,de no romper bguerra,ni mudar las cofa$ 
{€t,$.ca,i I * ^^ ^^^ principios del reynado; pero íc opufo a eftc 

pa- 



TOLITICAS. lyf 

-parecer ,diziciido . Q¿í<? rooitcyU (ffcn vfufama.mj'' 
remendó i'¡i^ h^^ra la p.í\ co}j ri^'heldcs n Dios , y afit 
Co>'o;;.i, y rompió lucido las Treguas, 

f Per cík ardiente zclo, y conftancia en I3 Re 
lii2,ion Católica mereció clRey Recaredo el titu- 
lo de Latolico,y también deChrilUanifsimOjmu- 
cho antes que los Reyes de Francia , auieridoíelc 
dado el Concilio Toledano tercero,yd Barcelo- (^oncií.Tokt.^i 
neníe,el qual íeconíeruó en losReyts Siíebaro,y locttt.Bkl'» chro, 
Eruigio,pero lodexaton íus decendientes , bol- Roáer.To l-lib.z. 
Hiendo el Rey Don Alonfo el Primero a tomar el 
titulo de CatolicOjpot diferenciarle délos he^e- 
gcs,y Climáticos. 

§ Si bien toca a los Reyes el mantener en fus 
Keynosla Re.igion,y aumentar fu ve rdadcrocul 
tOjComo a Vicarios de Dios en lo temporal , pa- 
ra encaminar tu gouicrno a la mayor gloria Tuya, 
y bien de tListubj.'tos,deué aduertir,que no pue- 
den arbitrar en el culto , y accidentes de la Reli- 
gion,porque efte cuydadc pertenece derechamg 
tea la cabeca eípiritualjpor la poteñad quea ella 
í61aconcec{ióCiiíilto,y quelolamente \ts toca 
laexecucion,cu;iodia,y detenía de lo que ordena- 
re,ypufiere. AlRey Oziasreprel^ndieronlosSa- ^^^ /^ ^,^. c^^ 
cevdotes^y^cálligo Diosmuy le'ieramete,porquc ^^ o ^ü vtJío 
quifoinceniar ios Altares. 3 El íer vnitbrme /¿, ,^,4b;>' m 
el cultt) de toda la Chriiiiandad, y vna milma en „„„„ aA < .L j-. 
todas parteslaFrpola,esloqneconín-ua tu pul-e- ,.„„, n.../ ^ 
¿a.Preftotedeiconoceriaala veraad , íicada vno ^^^ 
de los principes la compufielVe a íii modo ,y ie- 
gun tus fuics. Fn las Prouincias,y R' 'yne-s don- 
de lo han intenr a-do apenas queda oy raítro della^ 
contato el pue'olo fm taber qual tea la verdadera 
Re ii^ion.Dii'tintcs fon entre íllos dominios eípi- 
ritual,y temporal Ei\e íca.krnacon la autori- 
dad de aquel ,.y aquel fe mantiene có el poder def- 
te. Heroica obediencia la que te prefla al Vicaria 
de quien dá,y quita ios cetros. Precienfe los Re- 
yes ^ no eltar lu jetos a la tuerca de los tueros , y 
íc)'vs a¿enas,pero no a la de los decretoj) Apofto 



ÍS^ EMPRESTAS. 

lieos. Obligación esíiiya darles fue rea , y hazetí^. 
los ley iiiuiolable en Tus Reyn os, obligando a ia^ 
obíemanciadelloscongraucspcnas , principal- 
mcntc,qüandonoíolamcnt?paracl bien dpiri- 
tiial.íino también para el. temporal , conuiene 
que le cxecutelo que ordenan les íagrados Con- 
ciIios,íin dar lugar a que rompan fin es. par tic u* 
lares íus decretos, y ios perturben en daño, 
y per; uizio.de los vaüalios, y de. la niiíma J\e. 
'iigioa 




SObrcías torres de los Teplos arma fu nido la 
_ , cigucña,y con lo fagrado alTcgura (u fuccfsió. 
Bl Principe gíbbre la piedra triágular de lalglefia 
leuantare fu i4ouarqüia,la cóleruará firme,y íe- 
gurítCóHiltado el Oráculo de Delfbs por los Ate 
nieníes,como fepodrian defender de Xerxes,que 
Íes amenacauacon va^ armada de mil y docieta'? 



-POLÍTICAS. ifi 

ñaues largas^a las qualcs fegnia dos miloncíams, 

rcípondiórqiietorfiíicailcntaCmdadcon mura 

liasdeleno.Interpreto Temiítockscfta reípucf- 

ta,diziciido.qLic acófejaua Apolo,qi^c íe cinbar- 

caírcn todoS;y aísi fe hizo,y íe defendió, y triunfó 

Atenas de ao^uel inmenlb podex. Lo miímo face- 

dera al Principe,que embarcare ÍLi grádoza íobre 

la ñaue dcblglefia^porqueri eíla,por telHmonio M,tY}}i^,Hif2^ 

de otro oraculo,no tabulofo,ni incierto, fino in- 

fali(íle,ydiuLno,nopuedcfer anegada, no lo ferá 

tampoco quien fuere embarcado en elh. Por eíla 

losglorioíos progenitores de V. A. llamaron a 

Dios ala parte de los defpojos de la guerra, como 

a.feriordelas vitorias,quemiütaaa en fu fauor, 

ofreciendo al culto diuino fus rentas ,y pofiefsio- 

ncsjdedonde refultaron iuumerables dotaciones 

de]gleíias,y fmdacionesde CatedralesjReligio 

iies,auiendo fundado en Eípaña mas deíetenta; 

mil Templos,pucslóio el R.cy Don íayme ei Pri» 

merode Aragon,edifícó mil coníagrados a la In- 

rnaculada Virgen Maiia,de que fue remunerado 

en vida con lasconquiílasqiie hizo a las Vitorias 

que alcanco^auiendo dado treinta y tres batalla^,, 

y falido vencedor de todas-. Eftasobras pias fuero 

religioías Colonias, no menos poderoías con fus 

armas efpiritualcs,que las militares , porque no 

haze la artillería tan gran breciía como la oracio. 

Las plegarias porefpacio de fietedias del pueblo ^ ^í^^^^ or^nipa, 

dcDios echaron por tierra los muros de Icriccii ^J!^ , "^^^(/J^/'^^^fe, 

y afsi mejor que en loserarios,eftá en los- Tepios 9^ ^^^^et iéusMt- 

dcpoiitadaslas nquezas,no fulamente para la ne- '^'{F^fi'V*'''-f^ /'« «w 

ee(sidadcítrema,í]no también para que floréele- ^^^ rmihiTtniihis- 

docon.dlaslaReligion,florezcael imperio. Los '^^^4on¡tu¡\'^i>i^ 

Atenienfesguaidauanrusteío¿-os en el tejiiplo ^''^P^^^}>'fífriílli^- 

de Delfos,donde también los ponian otras naci''>- ^° ^°^^^(^runr, 

nesQu^mejorcuítodia^q^uclade aquel arbitrio ■^'^^^,^/'-6.20. 

de los Reynos? Ponió mcn stendtemoslos cora ^ ^'^^^f^hh>;¡lthe^ 

^ones en los Templos,fien ellos eíluuieren nucU ^^^^^'^^ f^ims ¡llíej), 

trosteíoros ^ lyaísinoesmcnosimpioqueim- '^^^^ ^i^-um. 

frudoiteelcoiUcjo de deípo;a£l^sI¿lenas con -^'*^^i^*í;í<f,^2rg. 



lyS EMPRESTAS 

ligero pretexto de las neccfsidades publicas. To^ 
co deiie la prouidencia de Dios a quien deíconfia 
do de íu poder ,pone con qualquisra accidete los 
ojos en las alajas de fucafa.Hallauaíe el Rey Don 
, Fernando el Santo íobre Scuilla,rin dinero con 

Mttr.mJl.Híjp, que mantener el cerco,aconíejai-onle que íeva- 
liefle delasprefeas de las IgkfiaSjpuesera lanecef 
íidad tan grande,y refpondió.i~Ví.<íí me prometo jo 
délas oraciones ,yfacrificios délos Sacerdotes jO de 
fus r¡qiie:^as.^ñz piedad,ycQfian<^a premió Dios 

Aiar.híft.Hifp. con rendirle el dia íiguiente aquella Ciudad. Los 
Reyes que no t unieron ertererpeto,dexaron fu- 
neltos exemplos deíu impio atreuimiento. A Gu 
derico Rey de los Vándalos le detuuo la muerte 
elpaflb en los portales del Templo de San Vicen 
te,queLÍpndo entrar a faquearle. Losgrandes tra- 
bajos del Rey Don Alonfo de Aragon,fe atribuí 
yeron a caftigo por auer dclpojado los Templos. 
A las puertas del de San líidoro de Leon,falleci6 
la Reyna Doña V^rraca,que auia vfurpado fus tc- 
forosi Vna faeta atrauesóel bra^o del Rey D. San 
cho de A^agon,que pufo la mano en las rique- 
zas de las Igleíiasjy fi bien antes en la de San Vito 
rio de Roda auia publicamente confelTado lii de- 
lito^y pedido con mAichas lagrimasperdó aDios, 
ofreciédo la reílitucion,y la enmieaa, quifo Dios 
que íe manifeítaíTe la ofení a en el caftigo, para ef- 
car miento de los demás.El Rey Don luán el Pri- 

MíirJfiíji.Hifp., mero perdió la batalla de Aljubarrota poraueríc 
valido del teforo de Guadalupe. RendidaGaeta a 1 
Rey de Napoks Don Fadrique^cargaron los Fra- 
cefes dos ñaues de los deljpojos de laslgleíias,y gm 
basíe perdieron* 

^ Eneftoscafosnofejuftificaron las circúftá- 
cias de eftrema necersidad,porq,en ella la razó na 
tural haze licito el valerfe los Principes paira fu có 
leruacíon de las riquezas que con piadofá libera- 
lidad depofitaron en las Iglefias, teniendo firm.c 
jtHüíucion de reftituirlas en la mejor fortuna,co- 
mo lo hizi?r5 los Reyes Católicos D^ Femado , y 

Do- 



PÓLITiCJS. x^9 

Dona tíVoclauiendolés cóccdido ios trcslracos 
del Ps^^no en las Cortes deMedina del Campo el 
oro,y plata de laslglcfias para los gaftos de laguer , ,r_ 

ra.Y a los íhcrosCanones,y Concilios tiene rref- ' ^* '"r-^Jf: 
criptos losca(os,y circunílaiicias de la neceí idady 
ó peligro, en que deuen los Eclefiafticos alsiuir 
con lu confribucion , y feria ineículablc auaricia 
deíconoceríe en ellos alas necefsidades comunes.. 
Parte íon,y la mas noble,y principal de la Repu- 
blica,yíí por ella,ó por la Religión deuen expo- 
nerlas vidas,porque no las hazicndas^ Si losfuf- 
tenta la República j'ufto es,que halle en ellos re- 
ciproca correípondcncia pata fu confcl-uacionjy 
defénfa;Defconfuelo feria del pueblopagardezi- 
nias continuamente y hazer obras pias , y no te- 
ner en la nccefsidad común quien le aliuie de los' 
pefos extraordinarios. Culparla íu mifma piedad, 
y quedaría elado íu zelo,yileuocion para nueuas 
ofertas,donaciones,y Icgadosa laslgieíias,yafsi es 
conueniencia délos Eclefiafticos alsiftir en tales 
ocafíones con (us rentas a los gaftos públicos , no ■ 
folo por fer común el peligro,© el beneficio , fi- 
no también para que las haziendasde los feglares 
no queden tanoprimidaSjquc faltando la cultura> 
de los campos/aiten también los diezmos, y las^ 
obras pias.Mas bien parece en tal caíb la plata^yel' 
oro de las Iglefias reducido a barras en la cafa de 
la moneda,que en fuentes. , y valos cn.las íácrií^- 
tías. 

f Efta obligación del eftado Eclefiafticoes mas: 
precifa en las neceísidades grades de los Reyes de ^ 
Efpaña,porque fiendó delbs cafi todas fundacio- 
nes,y dotaciones de las Iglefias, deuen dé jufticia 
íbcorrcr a fus Patronosxnia neceísidad,y obligar " 
los aísi, para que con mas franca mano los enri^ 
quezcan,qnddó diere lugareltiepo:Eftas,y otras 
muchas razones hanobílgado a la Sede Apoftoli 
caaíermuy.liberalcó los Reyes de Eípatia-, para' 
q pudielíeníuíletar la guerra contra infieles. G re- 
ferió Sep.timg concedió a1 Rey. D,Sancho Rami 



166 EMPRESS2S 

xczdc Aragon,los diezmos , y rentas de las Iglc- 
íias,que ó tucücn edificadas de imeuo,ó fe ganaf. 
fen alos Moi'os,para que afu arbitrio difpuficífe 
delias. La miírna cócclsion liizo el Papa Vrbano, 
al B-cy DcTR Pedro el Prim ero de Aragón , y a íus 

MdrMf.Uif^. fuceílcrcs^y Grandes del Reyno,exceptuan<lo las 
Iglcíias de refidcncia .Inocencio Tercero,concc- 
dió la Cruzada para Ja gucrrade Eípaña,que Ua- 
naauan fagrada,la qualguaciadeípucs en tiempo 
del Rey Don Enrique el Qiiarto,eftcdi6 a viuoSp 
y muertos el Papa Calixto, Gregorio X. cocedio 
al Rey Don Alonío el Sabio las tercias,q es la ter 
cel'a parte de los diezmos>que fe aplicaua a las fa- 
bricas , lasqualcsdeípues fe concedieron perpe- 
tuas en tiempo del Rey D, luán el Següdo:y Ale- 
xandro Sexto las eítendíc al Reyno de Granada, 
luán Vigeílrao Secundo, cocedio lasdezimasdc 
Ias retas Ecleriaftícas,y la Cruzada al Rey D. Alo 
fo Vndecimo.Vrbano Quinto al Rey D.Pedro el 
Cruel iaterceta parte de las dezimas délos benefi 
cios de Caílilla; El Papa Sixto QLurto^coíintió.q 
lasIglefiasdieíTcnporvna vez cien mil ducados 
para la guerra de Granada,y también concedió la 
Cruzada,quedefpueslahá prorogado los demás 
Pontifices.IulioSegundOjla permitió al Rey D.. 
J>lanuel de Portugal.y las tercias de las Iglefías, y 
quede las demás rentas Eclefiafticas fe le acudief- 
íe con la dezima parte. 

§ Eftas gracias fe deueQConfumir. en las necef- 
íidades,y vfos a que fueren aplicadas,en q fue tan 
cícrupulofa la Reyna Doña lfabel,que viendo ju, 

Mar.híl.Hifp ^^^ nouenta cuentos lacados déla Cruzada, man 
' ^' dóluegoquefegaClalTenenloqueordcnauanlas 

Bulas Apoftolicas.Mas luzirán ellas gracias,y ma 
yorcs frutos nacerán delias fi fe emplearé aísi.Pe- 
ío la neceísidad,y el aprieto íUele perturbarlo to- 
do,y int erpretar lamente de los Pontífices en la 
variación del emplío,quando fon mayores las fu 
mas,quc por otra parte íe gallan en el , ficndo lo 
niifmo que fean delle,ó de aquel dinero. 






16! 




IMpia opinión aquella que intento probar,qne 
era mayor la fortaleza ,y valor de los Gentiles, 
que el de los Chriftianos, porque íu rcligicn afir- 
mauacl animo,y le encruelecía con la vifta horri 
ble de las viíClimasíangrientas ofrecidas en losfa- 
crificios,y íólamenre eñimaua por fuertes, y mag 
nanimos a los que con la fucr<^a mas que c5 la ra- 
zon,dominauá a las demás naciones, aculando el 
inftituto de nueí\ra Religion,quc nos propone I a 
humildad,ymanfedübre;virtudesque crian áni- 
mos abatidos. O impia,y ignorante opinión ! La 
sagre vertida podra hazcr mas barbaro,y cruel el 
corac5,no mas valeroíb, y fuerte. Con clnace,no 
le entra por los o'jos 1 \ fortaleza. Ni Ion mas v "ilc- 
rolos los que mas anda embucltos en la fangre , y 
muertes de los animales,ni aquellos que íe íuílen 
tan de carne humana No defeftlma nueftra Reli- 
gión lo ma¿nanimo,aiitesncs anima a el. No nos 

L pío- 



\6x EMPEES^AS 

propone premios de gloria caduca, y téporal,co- 
mola Eruica,rino ctetnos, y que han dc durar al 
par de los íigíos de Dios. Si aniu'>r;Ua entcnces 
vna corona de laurel,qucdcide que íe corra va 
deícaeciendo,quanto mas animal a aora aquella 
lllliquídemy in inmortal de eftrellas.i Por ventura te arrojaron a 
corruptibilem Co- mayores peligros los Gentiles, q los L-hriftianc s> 
roncim acapiafit^ Si acometían aquellos vna fortaleza, era dcoaxo 
noscíutcincorrup. de empaudladas^yteüudcsroyl- arroja losChrií- 
tíím.iM.Cor,^. tianos por las brechas contra rayos de poliióra , y 
*5» plomo. !sIoíonopuv.^n:asaiaforraleza la humil- 

did^y la manfedumbrc, antes tan confurm^ s, que 
fin ellas no íe puede exercitar , ni puede auer 
fortaleza donde no ay maníedumbre , y role- 
tancia , y lasdcmas virtudes ; porque tolanien- 
te aquel es verdaderamente fuerte,qu'í no íe dcxa 
vencer de los afewtos,y eftá libre de las entcrmcda 
d;?s del animo,en que trabajo tanto laíe¿la F.iloi- 
^ ca,y defpues con mas perfección la cícuela ^ hrif- 

tiana. Poco hazedefu parte el que íe dexa llenar 
de la ira, y de la fe bernia. Aquella es acción hcroi- 
ca,que íe opone a la paísion.No es el meiicsduro 
campo de batalla el animo,donde paílan ellas c6- 
tiendas. El que inclinó por humildad la rodilla,ía- 
bra en la ocaíion delprcciar el peligro , y ofrecer 
.confiante la ceruiz al cuchillo. Sidió la religión 
Ernica grandes Capitanes en ios Ceíares , Cipio- 
nes,yotros,noloí ha dado menores la Católica 
en los Alfoní' »s.y Fernandos, Reyes de Caíhlla , y 
en otros Reyes d .■ A tagcn,Nauarra , y PortugnL 
Que valor igaalo al d'. \ Ennperador Carlos Qiun- 
toíQuegrá Capitán celebra la antigucd..o. l quié 
ó no excedan, ó no fe igualen, Gonzalo f c^rn/ :! z 
de Gordona, Fernán Cürtes,eUeñorAnroiao de 
Leyva^Don Fernadodc Abalos,Marquescíe Vci- 
cara; Don Aioníb de Abalos,Marques del Baílo^ 
Alexandro Farnefe, Duque de Pa rma; Andrea de 
Oria,. Aifoníü Je xilburqucrque, Don Fernando 
AluarvZ dc Toledo, Duque de Alu.i^los Marque- 
íes de íárxta Cruz^ei Code de Fuentcs,elMar ¡nes 

FJ- 



POLÍTICAS. lí? 

Efpinola,Don Luis Faxardo.y otros infinitos de 
la nación Eípñoh^y de otras,aunno b.vl^jntcmc 
te alabados de la fama. Por ios quales le puede de- 
zir loque San Pablo por aquellos grandes Gene- 
rales , Gedecn , ijlarac, Sanlotí, ÍC|.>h,Danid,y Sa- 
muel, que con la Feíír hizioron tu :rres> y va!ero- 
(bs,v conquiltaron Reynos , (in que les pudi ^'H'. n rj j 

r.fiítu- las naciones. X Si conferimos las Vitorias de » Q¿(! perfidemde 
los Gentiles con las de los Chritíianos , hallare, -v'icerunt Regncíytj 
mos.quehan íido mayores eítas. Fn la b.n¿lla de forres fad i funtirt 
las Nanas muñeron ducientosmil .Moros,yíoia- belloyCJjlr0i,yerte- 
mente veinte y cinco de losnuellros .auicnuo yuntcxterorum, 
quedado el camj:>otan cubierto de iancas , y lae- ^^ tíeb.c, 11.33J 
tas,que aunque en dosdias quele detuuieron alli 
losvencedores,vtarondcíUsen lugar de leña pa- 
ra los fuegos , no las pudieron acabar, procu- 
rándolo de propolito. Otros tantos números de 
muertos quedaron en la batalla del Salado, y íola 
mente murieron veinte de los ChriÜianos:y en la 
Vitoria de la batalla Naualde Lepanto,que alea- 
do de los Turcos el Señor Don luán de Auftria, 
le echaron a fondo ,yíe tomaron ciento y ochen- ^ 

ta galeras.Taies vitorÍ3sno las atribuye a fi el va- ^<*f*fo<^^>^^fi^* 
lor ChriftianoXino al verdadero culto que ado- ^^^-^-S- ^ 
j.^ 3 MAnitqmdem 

pugndrttesjjcd Do 

^t^e em caos iao e /I rachas claramente. '^^'"'^'^'^ cordlhm 

Z-^ ' j r j T^ ^ erantes , poltra ue^ 

J^aispeh)a ofauor de neos, que agente. ^^^^^^^. ^¿^^^ ^^,^ 

Glorioib rendimiento de la razón. No rae- Z'/'^^V^'^'í^e mil 
nos vence vn coraron puefto en Dios, que lama- * , 
no puelVa en la cfpada , como lucedia a ludas Ma- ^"^f^^;^] M • » 7- 
cabeo. 3 Dios es el que gouiernaloscotaco- ^^' ^^'<^^''^^[''f<^ov 
nes , los anima ,y fortakzc , el que da , y quítalas ^^ ^^o,Jonitudo 
Vitorias. 4 Burlador fuera, y parte tuuiera la ma- ^^<^><^^obitr md~ 
licia , y engaño fi ie declarara por quien inuoca "^^ ^^'^ h<xcmihi 
otra Deidad faifa, y con impios facrificios pro- ommapr^jtiterut.^ 
cuTa tenerle propicio ^y íi tal vez confíente fus •^^"^'^^^orc/emp^í 
Vitorias , no es por fu inuocacion, fino por can, -^f '''^' y quodípje 
ías imp ene trables de fu diuina prouideiicia. En '^.''*^- ^^^' p^^^hítc 



1(54 EMPR£SSJS 

h fcd que padecía elexei'ciro Romano en la guer 
ra contra ios M Oí anos, no fe dio por entendido 
Dios de los íacr ificios,y ruegos de las legiones G c 
, tileSjhaftaquelosClinftianos aliftados en la le- 

gión decima inuocaron fu auxilio , y luego cayó 
gran abundancia de agua del ciclo ce n tantos tor 
uellinos , y rayos contra ios enemigos , que flicil- 
inente los vencieron , y defde entonces íe llamó 
aquella, legión fulminante. Sifiempre fuera viua 
la confianca,y late,fe vieran eílosefetos , pero , ó 
porquefalra^ó por ocultos fines>permire Dios, q 
íean vencidos los que con verdadero culto le ado 
ran,y entonces no es la vitoiia premio del vence- 
dor ,íinocaftigo del vencido. Lleué,pues,losPrin 
cipes fiépre empuñado el eftoque de la Cruz íig- 
nificado en elquedi61eremias,:i ludasMacabeo, 
'^Accifc fanñum con que ahuyentaíTe a fus enemigos, 5 y tengan 
lUdnmymnn us k embaracado el elcudo de la Religion,y delante de 
Veoyinqüo deijcies íí ^quel eterno fucgo,que precedía a los Reyes de 
adtíerfarios. Pcríia/imbolodelotro incircunícripto,dequi6 

z.Mach.c.iS' 1 6. ''ccibe íus rayos el Sol. Efta es la verdadera Reli- 
gion,que adorauan los loldados,quado fe poftxa- 
uan al eftádarte llamado Labaro,del Emperador 
Conftátinojel qual auíédole anúciado la vitoda 
contra Magencio vna Cruz.que fe le apareció en 
SuCeh I 9 hi(i c 9 ^^ ^^"^^ ^^^^^ letras,//.' hocfipj innces , mandó ha- 
c ¿^/¿ l^;V-o z«rleenlaformaquefeveenefta?m)>reQacoiila 
^ •' X.ylaP.encima, cifra del nombre de Chriíio , y 

con la Aifa,y Omeg".,íimbolo de Dios,q es prin- 
cipio, y fin de las coL-s. Deiie eftandarte víaron 
defpues los Emperadores hafta el tiempo de lu- 
liano Apoífata,y el fcñor D.Iuan de Aufa'ia nia^ 
dó bordar en fus vanderas la Cru2,y eftc mot?: C.9 
ej}ns armas -vcncilos Turcos icon ellas efp€>'y -vencer 
Gemh.Uh.^Xhro. los Hereges.VA Rey D.Ondoño ., pulo las mifmas 
*«.i57i. palabras de la Cruz de Conftantino en vna qpre- 

Mar-hJji^i^ifp^ fcntó al Teplo de Oiiiedo.y yo me valgo dellas,y 
del eftandarte de Cóftatino para formar efta Em'- 
preira,yíigiiíficar a los Principes la coníían^icÓ 
que dcué arbolai; corra íus enemigos el eíladar te 

ea 



TO LITIGAS. 16^ 

clelareUgion.Trcsvczesparsópoi'cn medio do- 
Hos en la batalla de las Ñauas el pendón de Don 
KcdngOjAicobiípo de Toledo, yücó por trofeo 
fijas en íü aftci las íactas,y dardos tirados de losMo 
ros. Al lado defte eftandarte aísillian cl^ iiitus ái- 
uinos.Dos Cobre cauallos blancos íe v icion pelea 
do en la van5uardia,quando )unto a Siman,CJS ve 
Gi6 el Rey Don Ramiro el Secundo a los Aloros: 
y en la batalla de Clauijo,en tiempodei Rey Don 
Ram iro el Primelo,y en la de Metida, en tiempo 
del Rey D-. Alonfo el Noucno, íc apareció aquel 
dímno rayo, hijo del trueno , Santiago P¿ tron de 
Erpaña,quedandoloseíquadroncs con el azero 
tintos en fangie.Ninguno.dixoíofue a les Prin- 
cipes de Irael; eftando vizino a la muerte) os po- 
dría refiftirjfituuierades verdadera fe en Dios: 
íiueftra efpada hará boluer las efpaldas a mil ene- 
migos, porque el mifmo peleará por voíotros. 5 
Llenas eftán las fagvadas letras deftos íbcorros ái 
uinos.Cótra los Cananeos puíb Dios en \3i batalla 
laseílrellas^ó y contra los Amorreos armó los ele 
mentoSjdilparando piedras las nubes. 7 No fue 
meneftervaleríedelas criaturas en fauor délos 
fieles contra los Madianitas, vna elpada que les 
echó enmedio deluserquadrones,ball:ó para que 
vaosaotroslemataílen. 8 Eníímiímotrae 
la venganza quien es enemigo de 
Dios* 



M4rhlfi,H'f¡\ 
Már.hjl.HiTp, 




•s^m 



í^ 



1-3 



5 Nullusy''jhÍ9Yt 
fiflo'epoterh. Vnus 
t l'obis pe-Jeque^ 
tur hoftium mtllc 
'viror. Qjjiíi Dns 
DeusveJlerproTO 
bis ipje pHpubit^ 
lof.c.iy. 10. 
óDccxlodimicd" 
tumeftcontr.í eos: 
Jlcll^manentes tu 
OY diñe fu o aduer' 
fus S ifd YA m p uyia^ 
uerunt. 
lud.c.$.io. 
7 Dominus mljít 
jiipcr eos lapides 

mngnosdecijelon 
Jofc.io.i I. 
S Immifitque Do' 
mluus gladium tft 
emmb»s cafirisyS* 
_ mutii^jeíxde trii 
I4O cáhAt.ladx.';/ zTm, 



i66 EMPRESSAS 




IOque no pudó la füer^a,ni la porfía de mu- 
chos años,pudo vn engaño con eípecic de re* 
ligion, introduciendo los Griegos fus aSrnas en 
Troya,dentrodeldirsimulado vientre de vncaua. 
lió de madera con.pretexto de voto aMinerua.. 
Ni el interno ruydo de las armas7ni la aduerten- 
-cia de algunos Ciudadanos recatados, ni el auer 
de entrar por los muros rotos , apenas engolfa- 
das las nauesG riegas, ni el detenerfe entre ellos 
baftó para queel pueblo depuíieífeel engaño; tal 
es en el la fuerza de la religión. Dclla le valieron- 
' Cipion Africano, Lució Sila, Quinto Sertorio, 

Minos Pi{iftratoniLicurgo>y otros para autoría 
zar fus acciones , y leyes-, y para engañar lospue- 
! blos. Los Fenicios fabricaron en Medina Sido - 

niavn.Temploenformade fortalcza^^dedicado a 
. Hercules ,diziéndo , que en fueños le lo auia- 
Jk Ar.hjfiHtfp:. mandado. Creyeron los Efpañoies^ que eracuU 
'■ ; v to>y.fus ajcdid que era pi€dad,y fue yugo con q-ue 



políticas. 1^7 

telígiofameiitecpnmicí'on íiis ccrvizcs,y los def 
pojaron de íusriquczas.Gon otro templo cnd 
pi-omontorio Dianeo(dondc acra cílá Dcnia}dif 
fimularonlos deialllade Zacintofusinretosde 
fugetar a Eípaña. Dclpojo de la Corona el Rey 
Siíenaiido a Suíntila,y para aflfcgurar mas íu rey- 
nadOjhizoconuocarVn Concilio prouincial en 
Toledo , a titulo de reformar las coftumbres de 
los Ecleáaílicos, Tiendo fu principal intento,quc 
fedeclaraílbpor ella Corona,yíeqivitaíleporlen 
tencia a Suintila par^ quietar el fuéblo.jmedio de 
que también fe valió Erbigio para afirmar íu elcc 
cion en el Reyno,y confirmar la renunciació del 
ReyVvamba. Conoce la malicia la fi.ierca que 
tiene la religión en los ánimos de los homi>res , y 
con ella introduce íusai'tcs, admitidas fácilmen- 
te de la fimpieza del pueblo,el qual no penetran- 
do íusfines,crec,quefolamcnte íe encaminan a 
tener grato a Dios, para queprofpcre los bienes 
t éporales,y premie deípues con los eternos;Qua- 
tos engaños han bebido las naciones con eípecic 
de religión, firuiendo mííerablemente a cultos fa 
perfticiofos > Queferuiles,ylángricntascoftunv 
tres no fe han introducido con ellos en daños de 
la libertad de las hazie^ndas, y de las vidas ? Eftén 
las Republicas,y los Principes muy aduertidos ,y 
principalmente en los tiempos prefentes , que lia 
política fe vale de lamafcara de la piedad, y no acf 
mitán ligeramente cftos íuperfticiofos cauallos 
dereligion,quenofolamente han abrafado Cin- 
dades,?ino Prouincias , y^eynos. Si a titulo delú 
fe introduce la ambicion,ylacodicia,yf^ agraua 
el pueblo ,defconoce efteclyugo íiiaue de Dios, 
con los daños temporales que padece, y malicio- 
fo viene a petfuadirfe que es de eftado la razó na- 
tural,y diuinade religión , y que con ella fe difsi- 
mulan los medios con que quieren tenerle íiíjc- 
to,y beberle la fuftancia de lus haziendas^y afsi dc- 
uen los Principes confidcrar bien, fi lo que fe in- 
troduce es caufa de írcUsionj pretexto en perjul 

£4 zio 



i<58 EMPRESSAS 

zio de fu autoridad , y poder , ó en agrauio de los 
fubditos,6 córrala quietud publicado qual íc co 
nocepor los fincSjinirando íi tales introducioocs 
tiran folam^^nte al intereSpó ambición. Si ion , ó 
no proporcionadas al bien eípiritual , 6 íi efte le 
puede coníl'gnir con otros medios menos pcrju- 
<iiciaies. En tales caCos con menos peligróle pre- 
uiene,qLie fe remedia el daño , no dando lugar a 
tales pretextos,y abuíós^pero introducidos ya íé 
han de curar con gran fuauidad .no de hecho , ni 
conviolencia.yelcandalo , ni vlando del peder, 
quandoíoncafostueradelajuriCdiciondei Prin- 
cipCifino con mucha de.ftreza , y reípeto por ma- 
< Z ahU emm Sa- ^^ ^'^ aquel a quien tocan, i informándole de 
cerdotjs cífflodleín ^"^^^^^^^^^^^^^^^^^ ' y deiosinconuenicntes , y 
fcicnÚAm ,'0^ lezc «á'^ñosporq'-Je fi elPrincipe feglar lo intentare con 
reauírent* ex me violencia,y fueren abafos abracados del pueblo, 
(.¡^^^ \o interpretara elle á impiedad , y antes obedece- 

Mdach c a ^^ ^ ^^^ Sáccrdotes,que a cl^y fino cftaua bien con 

'- ellos.y viere encontrados el poder temporal , y 
el eípiritual fe deíhiandará , y atrcuerá contra la 
religion,animado con la voluntad declarada del 
Príncipe,y paflará acreer,que eldaiio de los acci- 
dentes penetra también a la fuílancia de la reli- 
gión ,que fácilmente opinara, y variará en- ella. 
Afsi empeñados.cl Principe en la opoíicion a la¿ 
juriídicionefpiriüual,y el pueblo en la nouedad 
de lasopinioneS;íe pierdefaeilmente refpero a \<y 
íagrado,y caen todos en ciegos errores , confufa 
aquella díuina luz que iluüraua , y vnia los ani- 
nios:de donde hemos viílo nacerla ruyna de mu- 
,. chosPrincipes,y lasmudancasdefusEitados. % 

* V,^^^^'J^'^''.^^' Granpriidcncia es meneíler para gouernar al 
i minem ej-pcííaus p^^bio en ellas materias , porque con vna mihna- 
rcyr.qitamlíffer. facilidad,© las defprecia , y Cae en impiedad , c las 
^''' ^'^', cree ligeramente, y cae en íuperfticion , y eñofu- 

icurtrus^, cede mas vezes , porque cpmo ignorante íé dcxa. 

H-euar de las apariencias del cu itO' , y delanoue- 
dad de lasopiniones , fin que llegue a examinar- 
tis la raaon,: Por lo qu al coü'odcne m ucho q ui- 

tai;T 



T o LITIGAS: 169 

tíirle Con tiempo lasocpfiones en que puede pcr- 
Gl?r(c , y principalmente las que nacen de vanas 
diiburas íobre maurias fútiles ,ynoimpOi-tan- 
tes'a la religión, no confinriendo que íe tengau) 
ni que le impriman, porque fe diüide en parcia- 
lidades , y cai^oniza , y tiene por de fe la opinión 
que figuej de donde po<iriaü nacer no menores 
perturbaciones, que de la diueríidad de r eligió- 
nes,y dar cauía a ellas. Conociendo efte peligro 
Tiberio,no conllnti 6 que fe vicílcn los libros de 
las Sibilas,cuy as profecías podian cauíar foleua- 
ciones;3 y en los adosde los Apodóles leemos a- ^ 

uerfe quemado los que contenían vanas curioíl- 
dades. 4 4 Cenfiut Jfinií^s 

^ Suele el pueblo con efpecie de piedad en- Gallas, y r Ubrl S i 
ganarte, y dar ciegamente en algunas deuocio- ¿////w' ahirentrn, 
nes ruperilicioías con f uiiifsiones , y baxezas fe- renuh TihcriuSf 
nieniles que le hazen melancólico , y tímido eí-. fer/Wc J/ .«/«¿í, m* 
clauodefusmiímasnnaginaciones,las quales [cmanaque obtegis^ 
oprimen el animo , yeleípiriru , y leti-aen ocio- Tñc.lib. 1 . an}\ni, 
fo en 'juntas , y romrrias , donde fe cometen no- M nki ame ex 
tablesabufos, y vicios. Euif-rmcdad es cita dceis(jmfitc-/'ant o 
la multitud , no de las menos peligrofas a la ver- riofifeólati ,cotu- 
dad de la religión ,y a la felicidad política, y fino /crmif libros , ^ 
fe remedia en los pñncipios , nacen della grauií- coj^biijjcrunt cora 
fimos inconucnientes,y pebgros , porque es vna ómnibus. 
cípeciede locura que fe precipita con apariencia IndíLAfo^t.c. 1 6, 
de bien;y da en nueuas opiniones de religión ,y I9. 
en artes diabólicas. Cenucnicnreesvn vaffalla. 
gereiigiolo, pero fin fuperfticiones humildes. 
Qu.ecir:rne la vjrrud,y aborrezca el vicio , y que 
eñe perfuadido a que el tiraba) o, y obediencia ion 
de mayor mérito c5 Dios,y con fu Principe , que 
las cofadriasy romc rias, quando con banquetes, 
bayles^y juegos^fe celebra la dcuocion,como ha- 
zla el pueblo de Diosen la dedicación del bezer- 
ro. 5 5 Sedlr pcpnlfi'S- 

í Quando el pueblo cmpecare a opinar en la re- m^diic(írej& bibe 
ligion,y quifiere introducir nouedades en ella, es re , Ú^forrtxermit 
mcneiter aplicar luc^o el caíli^o^y atracar de raíz iMlere. 



iqo EMPRESSA% 

la mala femilla antes que crezca, y íemultípliqfie 
reduciendoíc a cuerpo maspoderoio que el Prin 
cipe,contra quien maquine ( fino fe acomodare 
^ ,, con lü opinión) mudando la forma del gouierno: 
^.^''f T>f>'o^w//« 6 y fi bien el entendimiento es libre , y contra lu 
dtuims Aiqutd hu libertad el hazcrlecreer,y parece quctoca a Dios 
tiouamjodiohtíbe, el caíiigar a quien fíente mal del ,7 nacerían gra- 
cia coercc-^no Veo- uiísirnos rnccnucnientes fi té fiaiíe del pueblo ig- 
rumfolumxííiifc, norante,y ciego en opinar- en los miítcrios altos 
(quQs tameqnt co de la religión ,y afsi cciiuicneobligara ios íiibdí- 
tcmt,n€caliudfa- tos a qcomoios Alemanes antiguos, tengan por 
}ie miigmfcceni) niayor íantidad,y rcuerencia creer , que laber las 
Jjdquia Tiouaquie coíasde Dios, g Que.erroresmcrLñr.uofosiiocx- 
damnnmiría ht.ta perimcntaen fiel Reyno,que tiene licencia deax 
les nitrodutentes, bitrar en la i-eiigion'r Por eíío los Romanos puíi e* 
mylros ¿r^ipellunr i-on tanto cuydado en que no fe inrrcdüxeflfen 
ad mutatíonemre^ nueuas religiones: y 9 Claudio fe qucxó al Sena. 
rum. Vndeconmra ¿q de que fe admirieílcn las íuperíliciones cüi-an. 
tior/es.,JeditioneSj^Qi:'¿s.. 10 Peroííyahuuicre cobrado pie la mar 
conciliabuU exi- ücia ,ynotuuieraelcaíligofuercacontralamul 
Píitít, res frofefto titud , oíxe la prudencia lo que'auia deobrar el 
mmime conducibi fuego,y el hierro, porque a vezescrecela obftina- 
Us Prhidpatui. cion en los delitoscon los remedios intempelli- 
^^^^- ^ uos^yviolentoSiVnofiemrTcíerinde la 'razoíi a 

7 DeoYumimimas h fuerca.El Rey Ricaredo con gran deftreza acó- 
jDijs c«r<e. modandoíe al tiempo, diísimulando con vnos , y 
^^f^dib.i.an. halagando a otros , reduxo todos fus vaflallos, 

8 Sü¿Uiis,ac reue- qucíéguian la fedaArriana,a,la Religión Catoli- 
refitíusifíjum, aeca. ■ ' 
adis Deorum ere- f Varones grandes víáronantiguamete(conio 
dereMUíimlcire. hemos dicho)de laluperílici5,para autotizar fus 
Tac .de moY.Ger. leyes,animar el pueblo, y tenerle mas íujeto a la 

9 Ncqui mfiRoma dominacion,fingiendofueñosdiuinos,platicas,y 
ntDeijfiec quoalio familiaridadcs,c ólos Diofes,y ii bié fon artes efi- 
more,qux m paruo caces con el pueblo,cuyo ingenio íuperftlciofo fe 
cderentur, rinde ciegamente alas colas íobrenaíurales,no es 

[y^ licito a los Principes Chriftianos engañarle con 

10 Qtíia externaí fingidos milagros,y apariencias de religión. Para 
Juperfttmnes ya* que la fombra donde íe goza la luz > Para que 

í(jcant impucílasíeñales deicielo,ü da tantas (como he- 

lácMt,ii.(ittf nio« 



FOLITICJS. 171 

mos dicho)a los que con firme fe \á cfpcran d- la» 
cliiiiiupL-oiiiclcncia?Coi-iio fuado Dios juüo >aí- 
rill:iraatalesartcs,queacuíaii cuydndo en clgo- 
lúernodclas colas inf.íiioi'es , fingen fií poder , y 
dan a entender lo que no obr^ ? Que firmeza ten- 
drá el puebljo ala reli¿ion,fi la ve torcer a los fines 
particulares del Principe ,y que es velo , con que 
cubre íusdefinios,y definiente la" verdad > No es 
fegura política laque fe villedelengaho , ni fir- 
me razón de eílado la que íe.tunda: iobre la iiiLien^. 
cion. 




S la prtidécia regla,y medida de las' virtudes,, 
. fi en ella paisa a íer vicios. Por eftó tieneíu af 
fíeníD en la mente,ylasdem-:istíníavolütad, por- 
que dei'de alli prcfidc a todas.Deidad grada la Ha, 
mó Agaton.Eftavirtudcslaqiiéidáairs gouiei:— 
nos las tres formasjdc Monarquía, x\rittocracia,y 
DcniociüAcia^yjies coílA£U)'t íuspaicespíoporcio*- 



l-ji EMPRESSAS. 

nadas al natural délos Tubditos, atenta íiemprea 
fu conreruacion,y al principal de la felicidad poli 
tica. Ancora es la prudencia de los citados , aguja 
de marear del Principe : fi en el falta efta virtud, 
falta el alma del gouiernoXví e/?rt( palabras fon del 
Z.í.f/r.6.]7.a. I^cy Don h\QViio)jii:^c-iíCrUs cojas , l-ju^^garUs 
CÍ€rtamente,fegunjofi^€ pueden fer^e obraren ellas[co 
modei4e,e non reh a r e-Janéente. Y innd es propria de 
I Namre¿l€díf0o losPrincipes,i y la que mas haze excelente al hó- 
?iere,re6ieq- ittdica t>rc,y a(si la reparte efcafamente la natuVaieza. A 
re jQu i pótele, ¡s eft n^ bichos dio grandes ingenics,a pocos gran pru- 
JPrincepSji^Impe- íl^ncia.Sin eilá los mas elcuados fon mas pcligro- 
vatorj^denand, ios para el gouierno,porquc paflán los confines 
de la razon,y (e picrden^y en el que mida , es me- 
nefter vn juizio claro que conozca las cofas co- 
mo fon,y las peíe,y de íuvaior^y eftimacion. Efte 
üel es importante en los PrincipeSjCn el qual tie- 
ne mudia parre la naíua:aleza,pero mayor elexcr 
cicio de losados. 

( Coníla cíla virtud de la pruidencia de in uchas 
jpartes,las quales íe reducen a tres,memoriade lo 
•paírado,in.tcligencia de lo prcíente , y prouidecia 
de lofijturo.Todoseftos tiepos(]gnifica efta cm- 
preflfa en la fei:pieníe,íimbolo de la prudencia, re 
bueltaalcetrofobreelreloxde arena, que es cl 
íiempo prcíente que corre,mirandofc en los dos 
cípejo$ del ticpo paílado,y del futuro, y por mo- 
- te aquel verfo de Homero,traduci^o deVirgiUo, 
Virgii^ que contiene los tres. 

^jiaflnt , quíefueylnt :,qUie mox yentur4 
trahantur* 

A los quales,mirandofe la prudencia ,componc 

fus acciones. 
^ Todos tres tiempos fon efpejo del 5ouierno,do 

de notándolas machas, y defetos pallados, y pre- 
/ íentes,fepule,yhermoíea,ayudandoíedelasexpe 
^ i:ieciasproprias,yadquiridas.Delasproprias«igo 

gAotra píirtcLíls adquiridas,Qsd pol* U comuni 

C4- 



POLITICJS. ?7j 

cacion, 6 por h hiftoria : la comunicación fuelc 
fer mas vril,aüqLie es m?.s limitada, porq íe apre- 
cie jn jjoi-, y útistVize a hs dudas , y prcgütas que- 
dando mas blj:i infji-mado el Principe : la hiilo- 
ria,esvnarí*prctentacion de las edades del m un- , 

do por día la memoria vive los dias de los paOa- » ^l cxquicmnt 
dos .Yoscrrorcsde ios que yafueí-on, advierten :tP^'í^dáíam qfi.€ de 
ios que ton. Por lo qual es mcnelkr q buíque e! '"^^"^^ ^¡fy^cgodato^ 
Principe amigos fieles, y verdaderos que le digan ^^^J^^'^^yO'The^ 
la verdad en lo paliado, v en lo preíéute, y porque '^"^^fabnUtorcs, 
eílüs,como dixo el Pveydon Alotifo de Aragón ,^/^']H'[FitoY€sfm 
y Ñapóles , ion los libros de hiltoria q ai adulan, ";f^'»^/--' íntelii¿c\ 
ni callan, ni üiísimulan la verdad^confultcfe con ^^^j'^'/^tn^'itcjk^ 
ellos, notado los deícuidos, y culpas de los ante- Z^^^'- ^'^ nefcurHnt^ 
paliados, los engaños q padecier5,las artes de los ^^>''*chx. 3.» 5. 
Palacios , y los males in temos , y externos de los ^ Omms fcr¡prnra 
Reynos , y reconozcan ñ pelig'ra en los miírnos . «^^^'?^^J^^ in¡¡>ir(í^ 
Gzx maeítro de Princypcses el tiépo . Hoípitaies ^^> J^iliscftad da- 
fon losíiglospaLPadcSjclodc la política hazeana- ^^««'S (tiarguen^ 
tomia de los cadáveres de las Repúblicas , y Mo- y^''^ > ^^^ comgcn. 
narquias q íiorccicró,nara curar mejor lasprcfen ^'^^ ^" n^j^itiAy i>t 
tes. Cartas Ion de marcar en 5 con aireñas borraí- i'^O ^"^-^ fi^ \)on¡o 
cas,6 prorpcras navegaciones eÜan rccortocidis t"'^s ^" ^''^'fc opí4» 
las riberas,londe.idos los golfos, defcubicrtas las ^'^^^^•"^tnjhacius. 
fecas, acK^ertidos los eícol! os, y íeñalados los rCi- * "^^ Thim. 5.16.^ 
bos de reinar. Pero no codos los libros so bumos "J ^¿'¿¿t:ll:id cmni 
cofejerosjporq algunos aconfc;an ía malicia,y el ^/'^ dtchm i>it.<: 
engaño.ycomo elíe fe praticamas q la verdad,ay /'^'^"'^^'^'■•^^- 17-'^9 
muchos w] le coníultá. a Aqi^: losfolamenrefo y- •'^''■«Ac't^/'íít re. 
fegurosqdiaó la divina Sabiduría. En ellos ha- ^'^^.^^ter^^tos , e?» 
liara el Principe pata todos los calos vna perfcta ^f'^^rne qm iifio- 
política, y documetos ciertos con c 
y goverurtc a otros. 3 Por cílo ios ^ 

en el folio del I\.eino de lírael avian.. . . .,. 

figo el Dcuteronomio,v leerle c?.Lh dia 40imos ^j^pf^^'^ alione i^e, 
aDios,y aprendemos dé Dio?,quf.do leemos aq-i^^^^^'^^^ , i>cteres- 
llosdivinor.oraciTlos. El Emperador Aíexandro ^fJ'P^^'^tons jaif^ 
Severotcniaccrcadefi hombres ver fados en lai^^^* 
Hilloria q ledixcfsc como fcauí."^ governado los -^^^Pi 
Emperadores paliados cpa algunos cafes dudofos 

$ Coa 




174 EMPR^SSAS 

f Con efte eftudio de la hiftoda podrá V. A^ 
entrar mas fcguro en el golfo dclgouierno, tcnie 
. do por piloto a la experiencia de lo paflado para 
6 Sjtpr^terita,0' \^ cJireccion de lo preícnte, v 6 dif Donicndolo de 
dejntims xjttmat. ^.^^ fucrte^que fije V. A. los ojos en lo futuro , y lo 
Sap.c.S.S. antevea para cuitar los pciiü^roL , óparaqueíean 

menores preuenidos. Porcítcísaípeítos de los 
tiempos hade h^zcr juizio, y pronolucar la pru- 
dencia de V. A. no por aquellos de los Planetas, 
que íiendo pocos,y de monimiento regulado, no 
pueden (quando tuuicran virtud )íeñalai.- la inm e 
la variedad de accidentes que producen los caíos, 
y dilpoue el libre alvedrio, ni la clpcculacion , y 
experiencias fon bailantes ácóftituiv vna ciencia 
íegura,ycicrtade caulas ta remotas. Bueiua, pues, 
fos ojos V. A. a los tiempos palíados^deíde elRey 
Don Fernando el Catolico/nafta los de Felipe Se 
gundo,ypueftos en paralelo con los que deí'pues 
han corrido hafta la edad preíente , confidere V. 
A.íiertáaora Elpaña tan populóla , tan rica , tan 
abundante,como entonces. Si florecen tanto las 
artes,y las armas,fi falta el comercio,y la cultura} 
y íi algunas deftas colas hallare menos V. A. haga 
anatomía del\e cuerpo,reconozca lus arterias , y 
partes,qu3les eftán lanas,y qualcsno,y de que cau 
fas preuienen lus enfermedades. Confidere bien 
V. A.li acalo nacen de algunas deftas , que fuelen 
fer las ordinarias. De la extracción de tanta gen- 
te,deldclcuydo de la propagación , de la multi- 
plicidad de las Religiones, del n umero g rande de 
losdiasferiadosjdel auer tantas Vniuerfidades, y 
eftudios.deldefcubrimiento de las Indias , de la 
paz no economica,de la guerra ligeramente em- 
prendida,© con lenteza executada,dc la extencio 
delosmaeftraxgosdelas Ordenes militares, de 
la cortedad de los premios , del petó de los cam- 
bios,y vlurasjde las extracciones del dinero , de 
ladefproporcionde las monedas , 6 de otras fe- 
mcjantes caufasiporqucfi V. A. llegare a en ten - 
der,que por algunas delias p.adece el Reynof , no 



TOLITICAS. 1-7^ 

fera dificiltofo el rcniLMiv), y conocidos bie cñv>s 
dos tiempos, pallado, V pretcntc , conocerá tam- 
bién V. A. cit"üLiiio,porque ninguna cola nuciia r» *J /? A 
acbaxodclSoiLoqiiecsfuc,yloqiicfueíer\. 7 ^ .^^''^-^ ^'"''; 

A!üd:.nle las pcríbnas,no las leñas ^ ílcmprc íon-(/'' • ^^^''•'!? ¿''^ j 

, /i ^ 1 I ixi hit'.i.Yitmm. Quid 

vnas las coliu mbrcs,y los cltilos. J a ¿ ' ■^ •' ? 

^ Deípuesdelaccmunicacíon de los libros ^.V/'^^^^/;]' ;,'" ?"• 
hazeadiiertidosalosPrincipcsladetantosiDge, ^^¡'^rnomd jacicn 
nios que tiatan con ellos,y traen para las audien- ^[*^pp 
cias premeditadas las pala'bras,y las razones. Por ^^^^9 • ^•^' 
• cílo dezia el Rey Don í uan el Segundo de Portu- 
ga l/q;ie el Reyno,ó hallaua el Principe prudente, 
ó k hazla. Grande es la eícuela de reynar, donde 
IcsminilVrrsdemayor'juizio , y experiencia , 6 
íuyGs,óeíliaii¿,aos , c:>nfierLn con el Principe 
los negocios. Dumpre cílá en perpetuo cxc^ücio 
con noticias particulares dcqurjito palla en el 
mundo,yaísi riendo ettacícucla tan conuenien- 
teai Principe,aeuequando no por cblig. cion, 
por enreñanca,apiicaríc a los negocios, y procu- 
rar cnteudvríos,y pcnetrarlos^íín con: riit.".ríe c6 
remitu los a íus <_onícjcs,y eíperar ciellos la re Po- 
lución, porque en dexancq de tratariosic haz 'el 
ingenio íin'v:lh-e,ycobra el aniri o tal aucdkyn a 
Gllos,j:^.zgandcli spor i/n peU n.toleiabic ^y la* 
pcriorala!5tuercas,quel S-ibouvce , y ios 'd;xa ' 

correr por otras 1 nanos^y quanaobut lu¿ al Prin- 
cipe las rcfoluciones. tomadas , ie halla ciego , y JOPaflo/j'^S^hlo 
fuera del caíb,íin poder diccüin/iic^n aceriadas, Í'h-'^<^Í^''T-^'^-^^ ¿*'<-> 
6 eri-adas.y en etta confufion vine au^rgoncado ^^'"••, 
de ñ rniíruo,vi'*r'dole que con o ioc -lo hueco re- '''<^^^-^- 1 1 • i 7- 




tor,qucdaamparaíii ganado, 8 porque es vna '^o^^ '"'í'^^^'-^^'^^'^'í- 
cílaraaquicn repreíenta , ynoexcrcita la mageí- ''" '■f^<hcv:r,€>' nrri: 
taü,tiene labios// n.o hable tiene ojos,v orejas, v '*'*^'''- '^'"• 
ni ve,ni oye, 9 y en íícdo conocido,por idoio del ^f^^- 1.- 3 • 5- 
culto,ynodeef-tos,le'acíl:.recian tcoos como 10 N ihi -.fi idol» 
ainutil , I o íln qpuvda iccobtarle dclpues^por- ^'* mundo. 

qucl-^ííC'ür.c.s:4. 



r-jfi EMPRESSJS. 

que los negocios en que auia de abituarfe , y co- 
brar experiencias,paílan como las aguas fin bol- 
uer a toiuar, y en no fabiendo íobre que cftam- 
bres va fundada la tela de los negocios,no fe pue- 
de proícguir acertadamente-. 

^ Por eíl:c,y otros daños es conuenicnte,que el 

Principe dcfdc que entra a reynar aCsifta cócinua- 

menteal gouier ao,para que con él fe vaya inftru- 

yendo,eníeiíando:pol'que ü bien a los principios 

idan horror losnegocios,defpues fe ceua tanto en 

ellos la ambición, y la gloria , que £e apetecen , y 

aman. No detengan al Principe los tem.orcs de 

crrar,porque ninguna prudecia puede acertar en 

todo.De los errores nace la cxpciiecia, y defta las 

máximas acertadas de reynar, y quando errare,c5 

fueleíe con que tal vez es menos pcligrofo errar 

por íl mirmo,que acertar por otro.Eílo lo calum 

iiia,y aquello lo compadece el pueblo. La obliga 

cion del Principe foiamente confille en deíeac 

acertar,y en procurarlo ,dexandofc aduertir , y 

aconfejar fin foberuia,ni preluncion,porque efta 

esmadi'ede la ignorancia ,y de los errores. Los 

Principes naciera poderofos,pero noeníeiíados. 

Si quifieren oir,íhbran gouernar.|Reconocicndo 

fe Salomón ignorante para el gouier no del Rey - 

1 1 Dahh ergofer- no,pidió a Dios vn coracon dócil, 1 1 porque efto 

uo tuo COY docile, folojuzgauabaftantepara acertar. A vn Principe 

'vtpopuhm tuum bienintencionado , y zeloío lleua Dios de la rna- 

iudíc<ireffofsit,&* no para que no tropiece en el gouier - 

¿(¡cerneré ínter ho no de fus Eílados. 

numj& malum^ ( • ^ • ) 




51^ Los 



\ 



FO LITIGAS. 1-77 




IOs percadores de la líla de Chío,auicndo ar- 
rojado al mar las rcdes,y creyendo facar pef- 
cadosjlacaron vna tripode,que era vn vafo de los 
facrificios,ó(como otros quieren) vna meía re- 
donda de tres pies,obramarauillofa , ydevalorj 
mas por fu artífice Vulcano , que por íu mate- 
cia,aanquceradeotro. Creció en los mifmos 
peícadores,y en los demás de la líla la codicia , y 
en vano defraudada luefperaníja , arrojaron íüs^ 
redes muchas vczes al mar. O quantas los feli-' 
zes fuceíTos de vn PTÍncipe fueron engaños a él,y 
¿L losdemás,quepor los mifmos medios procura- 
ron alcancar otra igual fortunalNo es fácil íeguic 
los paíTosagenoSjórepetir los propios, y impri- 
mir en ellos igualmente las huellas. Poco efpacio 
de tiempo con la variedad délos accidentes las 
borra,y las que íe dan de nucuo fon diferentes , y 
afsi no las acompaña el m.ifmo fuceíTo. Muchos 
^^ÜQS^y imitadoícs ha tenido Alexadro Magno, 

M í 



nS EMPRESTAS 

Y aunque no defigualcs en el valor ,y efpiritu ,.n6 
colmaron tan glorióla, y felizmente íusdefinios, 
G no faeron aplaudidcs. En nucftraniano eíla el 
í¿r buenos, pero no el pr.recer buenos a otros.Tá- 
bicn en los calos de la fama juega la fortuna^ y. no 
correfpondevnamiimaavn miímo hecho. La 
que fucedió a SaguntOjíucedió tambié a Elkpa, 

M'ár.h¡]l,Hífp. y deíla apenas ha quedado la memoria , ü ya por 
Ciudad pobre no fue fauorccidadefta gloria^por- 
que en ios mayores fe alaba,lo-que no fe repar.; cu 
los menores. Lo mifmo lücedeen las virtudes, co 
vnasmifmas es tenido vn Principe por m:.lo , y 
otro por bueno : culpaesdelosriempos ,.yde.lo9 
vaílallos.Si el pueblo fuere licenciofo,y la noble- 
za deíenfrenada , parecerá malo el Principe,que 
losquiíiere reducir a lai^azon.Cada Reyno quiíle- 
ra aíii modo al Prinicipe,y aísi aüque vno gouier- 
ne con las miímas buenas aTtes c5 que otro P¿in- 
cipe gouernó gloriofamenté,no fcrá tan bien re* 
cibido^fi naturaleza de losvaflailos del vno , ydci 
otro no fuera de igual bondad. 

De todo efto nace el peligro de gouernarfe el 
Principe por exemplosjfiendo rauydificuitofoí 
quando no impolsible^quc en vn cafo concurran 
igualmente las mifmas circunftaacids, y acciden- 
tes, que en otro. Siempre boltean ellas íegundasN 
caufasde ioscielos , y íiempre forman nucuosaf>^ 
pecios entre los Aftros , con que producen fus 
efetos,y caufan lasmudan(^as de las cofas, yconro: 
hechosvna vcznobueluendelpuesafer ios mif^- 
mos j afsi también no bueluen fus ímprdsiones a. 
íierlasmifmas,yen alterándole algo los acciden- 
teSjfe alteran los f-icelfos, en los quales mas CíkIq: 
obrar el caío,que la prudencia ^.y.afsi no fon me* 
nos los Principes que fe han pel'dido por fec-uir 
ios cxemplos paiíaios , que por no fegui'rlos. Por- 
tento lapoliticaelpccule loque aconteció, para 
quedar aduertida , no para gouernarfe por ella-, 
exponijendofe a lo dudólo délos accidentes; Los 

i: Tlurcs Mwum c4ips.de otrosícauaduexíimieutO;. i- no precep- 



ULl'l IL>AS. n9 

tójoley. Solamente aquellos exemplos fe pue- 
den imitar con fcguridad que rcfultaron de can- eientisdoceinuY, 
ías.yrazcnesintriníecamente buenas , y comu- T/iclib.4..Aníj. 
nes al derecho nataral , y de las gentes , porqLi£ 
eílas en todo tiempo fonlasmilhias : comocilc- 
guir los exemplos de Principes , que con la reli- 
gión , ó con la jLiílicia , 6 clemencia , ó con otras 
virtudes , y acciones.mcralesíe conferuaron^ pe- 
ro aun eii eílos calos es menefter atención , por- 
que íeiuelen mudar las cüftumbres,y la eftima- 
cion de las virtudes , y con las miímas que vn 
Principe le conferuó feliz en vn tiempo; y ccii 
vnos milmos vañ^i líos , le perdiera en otro; y aísi 
es conueniente que gouicrne la prudencia, y que 
cita no viua pagada , y íatisfecha de íi ., fino que fe 
confuí te con la variedad de les accidentes que 1 o- 
brcuienen alascolas , fin alTentar por ciertas las 
faturas,aunque mas las aya cautelado el juizio , y 
la diligencia^porqu<: no íiempre correípondé los 
íuceílbsü los medios,ni dependen de la conexión 
ordinaria de las colaSjCn que lueien tener ajguna 
parte los cóLios humanos,fino£leotra<:auía pri, 
mera,quegouieiualasdemás,coqueíalen incier 
tos nuellros preíupueÚ:os,y laseiperancas funda- 
das en ellos. NingunO;,en la opinió de todos , mas 
lexos del Imperio que Claudio,y le tenia deftina- 
do el cicloparaíuceder a Tiberio, z En la eleccio j Qulppe famn 
de los Pontífices te experimenta mas efto , donde p^e yene)\n{nnc po 
muchas vezes la diligencia humánale halla b\iúx¡¡,js omncs deítin¿b 
ciaenlusdeíuiios. Nofiemprela prouidencia di- yantur imperio 
uina obra con losmedios naturales , y fi las obra, ^^ )^^ quewfuturh 
corfigue c5 ellos diueríosefetos,yíaca lineas de- I, ¡„cipcm fortunan 
rechas por vna regla torcida/iédo dañoíb al Prin ¡^ ^Ji,, ¿,,¿,, 
cipe lo que auia de ferie vnl. Vnamifma coluna r^r /J j dna 
de fuego en el deficrto era de luz a fu pueblo, y de ^ ^*^''^^- ^ *'"'''• 
tinieblas a los enemígos.La mayor prudencia ha 
mana íuele caminar a tientas. Con lo que pienía 
íalvarfc,fe picrde,como fucedio a Viñato,vendi- 
do , y muerto por los mifmos Embaxadorcsquc 
• cmJ.-'ÍQ ai Coníul Scruilio. Xldaño que nos vino. 

Mi «o 



"i8o EMPRESSAS 

nocteemosqu^ podrá boluer a fuceder , yctté- 
mosque las felicidades;)© fe detendrán, ó pafl'atjín 
otra vez por nofotros.Mucha? ruynas causó eíla 
Gonfian9i,derarmadacon ella la prudencia. Es vrx 
golfo de ÍLiceíTos el mundo,agitado de diueríás, y 
impenetrables caufas, Ki nos dcívanczcan lasre- 
cics tiradas a la orilla con el colmo denueftrosiii- 
tento5,ni nos deícorapongan las que falieren va- 
ciaSyCOH igualdad de animo íe deuen arrojar ,y ef- 
pera r. Turbado fe halla el que confió, y fe prome- 
tió por cierta la execucion feliz de fu intento , y 
quando reconoce lo c6trario,no tiene armas pa- 
ra el rcaicdio. A quien pensó lo peor,no le liallaa 
defpreuenido loscafoSjnile (obrcuicnc impcnfa- 
damente la confuí! onde fus intentos fruílrados, 
como fucedió a los Pcrfasen la guerra,ccutra ios 
Atcnienfes,quefepreuinier.on de marmoles de 
la lila deparo, para efcriuir en ellos la vitoria, que 
anticipadamente fe prometían, y fiédo vencidos, 
fc valieron 1 os Ateniéfesde losmiírnos marmo» 
les^paraleuautarvnaeftataaala. venganca , que 
"^ publicafle íiempre la locura de los Pcrfas. La pre- 
íuncion de íaber lo futul'o es vnaeípecie de re- 
beldía contra Dios , y vna loca competencion 
íii eterna fabiduria, la qual permitió j que la pru- 
dencia humana.pudiciíe conjetura^:, pero no adi- 
uinar, para tenerla mas fu jeta conla ince rtidum- 
bre de ios cafos. Poreftadudaesla politica tan 
recatada en fus refoludones , conociendo quan 
eortadeviftaesenlbfuruí\o la mayor fabiduria 
humana , yquan falaces los ■juÍ2^ios fundados en 
prerupuelíos. Si los Principes tuuieran pre fcien- 
cia de lo que ha de fuceder, no faldtian errados 
fus conícjos: por eflb Diosluego que fue Saúl ele 
gido Rey , le infundió vii efpiritu de profe- 

3" Et ifí^Iiet jcl te ^^'^' ^ 

fpmtusDominl & ^^ ^^^^ lo dicho feinfícre,que fí bien esvtncra 

L.phctahís cüeu, ble laantiguedad,yreales Ios-caminos que abrió a 

1 li^Z lo 6 ' ^^ pofteridad , por donde íeguramente caminaíTc 

laexperiencia/uelerompalosxl tiempo,y ha- 

zcr-r 



POLITICJS. i8i 

zedosimpratícablesiy^ísinofca el Príncipe tan 
defconfiaclo dcíl,y tan obíéruantc de los palles de 
íiis.inteccn"orcs,qncnoíc arrcua a echar los fu- 
yosporotrapartc.lcgünla difpoficion prcfcnte. 
No ficmpre las Noticdades ion peljgrofas^a vczcs 
coiiieneintroduzirlas.Nofe pcrficionariacl inCi- 
dOjíínomuocaile.Quantomas entra en edad, es 
mas fabio. Las columbres niasantiguas en algún 
tiempo fueron nuouas. Lo queoyfe cxecuta fin 
exemplo,íe contara deípues entre exemplos. Lo 
que ícguimos por expcriencia,le empece fin ella. 
También nototrospodemos dexar loablesnoue- 
dadesqueirnitcnnueftrosdefcendientes.No to- 
do lo que víarcn los antiguos es lo mejor , como 
no lo ícra a la poCteridad todo lo que víamos ao- 
ra. Muchos abuíbs conTeru amos por ellos , y mu- 
chos eftilos,y coílumbres fuyas, leueras, rudas , y 
peladas fe han templado con ci tiem- 
po,y reducido aaiejor 
form^ 




Mj 



In- 



jSí empressjs 




iNgeniofaRoma en leuantarti-ofeos a la vir- 
-■tud,yalvaloi: para gloria, y premio del vence- 
dor ,cmiilacioa de fus deícendi'^nr.cs ,. y excm- 
1 pío de los demás Ciudadanos., inuentó las colu- 
:nasroftradas,en las quales encajadas las proas 
de las ñaues triunfanteSjdcfpues de largas ñaue- 
gacicnes,y vítoriaSjluílentauan viua la.n-jemo- 
;' xiade las batallas nauales , como íe lenancáron al 
. ConluilDuilio por la Vitoria leñaladaqiie alean- 
, ;^6delosCartiiginenfes,y.porotraaMarco Emi- 
lio. Hile trofijo dio ocaíion aefta empreüa , en 
-Jaquallo firmé, y confiante de la ccluna repre- 
séntala rai:>iduria , y las proas de las ñaues , curia- 
das eu varias nauegaciones ,y peljgcí^s , laiexpc^ 
lifcncia madre de lü.pi:udencia,con quie fe afirma 
te labiduria.Tiene eíVa por objeto las colasvniuer 
íales,y perpetuas: aquella lasacciones fingulares. 
JLa vna íe'alcan(^»"ccn lá'e{{)e<:ulacion , y eftu- 
diOila.ptra(que es abito de la razón) con el cono- 
. •■ - - ci- 



TO LITIGAS. tSj 

cimiento de lo bueno,ó malo,y con el vfojy cxer- 
cicio,ambas Juntas harán perféto a vn goucnia- 
dor^fin quebaftelavnaíola. De donde íe colige 
quan peligeofo es el gouierno de los muy elpccu- 
latiuos en las ciencias,y de los entregados a la vi- 
üa monaftica; porque oírdinariamaKe les falta el 
vi o,ypraticadclas colas, y aísilüs acciones , óíe 
pierden por muy arrojadas, 6 por muy humildes, 
principalmente quando el remor , óclzelo de. 
mafiadolostranfporta. Su comunicación , y fus 
efciicos(en que obra mas el entendimiento eipc- 
culatiuo,qucelpratico)podrán íer prouechoíbs 
al Principe para delpcftarelingenio , y dar mate- 
ria al difcuríOjConCultandolos con el tiempo, y la 
experiencia.La medicina propone los remedios 
a las enfermedades,pero no les executacl Medico 
fin coníiderar la calidad,y accidentes de la enfer- 
medad,y la compkKÍon,y natural del doliente. Si 
conefta razón templara Aníbal fu arrogancia bar 
bara,no tuuiera por loco a Formion, viendo que 
inexperto eníeñaua el arte militar^porque fi bien 
no alcanza la eípcculacion fu pratica, como dixo 
Camocs. 

^ difciplina militar preflante ^^^* ^ uf.Cdnt^ 

Naofeapprendefenhorlaphantafía *^* 

Sonhando fim afinando ^ou efludiando ^ 
Se nao yendo^tratando^e felejdndo^ 

Siendo difícil que a'juftc la mano coque tra^o el 
ingenio ,y que correíponda a los ojos lo que pro- 
pufo la idea, pendiendo de varios accidentes la 
guerra,que aü en ellos no íabe algunas vezes aco- 
íc)arfe laexperienciajcon todo cflb pudiera For-» 
mion dar tales preceptos a Anibal(aunque ta ex 
penmentadoCapitan)que eícufaíTe los errores de 
íutratoengañofo,defucí:ueldadconlos vencí- 
¿os,ydeíuíoberuiacon los que fe valían de iú. 
protec^o.Sabm víiw dcla vitoria de Canas,huir 

M4 las 



1.84 EMPRESSJS 

IasclelicíasdeCapua,ygran5eai:a Antioquia. Bl 
Rey Don Fernando el Católico fe valió deRcli- 
giolbs.No se fi les fio la negociación , ó la intro- 
ducion,ó flechó mano dellos por cícufar gaftos 
deembjxadas,y inconuenicntes de competen- 
cias. En ellos no ficmpire csfeguro el fccreto,por 
que penden masde la obediencia de fus Superior 
res,quc de la del Principe,y porque fi mue5:é,cac- 
ran las cifras,ypapelesen tus manos. No pueden 
lercañigados,íi faltan a fu obligación, ycon fu: 
exeplo le perturba la quietud religioía,y le aman 
cilla fu íencillez con las artes políticas. Mejores 
médicos fon para loefpirirual , que para lo tem- 
poral.Cada'e^fera tiene fuadiuidad propria. Ver 
dad es, que en algunos fe hallan júizios t^n def^ 
piertoscon la eíjpeculacion de las ciencias , y' la 
pradíca de los negocios criados en lias Corü^rs ;ííu 
aquel encogimiento que cria la vida retirada, que 
le les pueden fiar los mayores negocios , princi- 
palmente aquellos qu? tocan a la quietud publiw 
ca,ybiendelaChril1:iandad, porque la-modeítia 
del trarOjla templanza de las virtudes ,1a grane* 
dad,y crédito del ahito, fon grandes recomenda- 
ciones en los Palacios de los Principes^para la fa- 
cilidad de lasaudiencias , y difpoíiciones de los 
ánimos. 

^ Las experiencias en el darioageno fon felizes,, 
pero no pcrluaden tanto como las prGprias,aque 
11 as las vemos, ó las oímos, y eílas las ícnrimos Tn; 
el coraí^on las dexa efculpidas el peligro. Los ñau 
fragios viftosdefde la arcna,conmueucn el ani^- 
nio,pero noel efcarmiento.Elqueeícapó dellos, 
cuelga para ílcmpre el timón en el templo dcl.de- 
feng\ño:por loqaal,aunquedevaas ,y. otras exr 
pericnciasesbien,que le com ponga elanimc del 
í?rincipe,deue atender mas a las proprias',cílando 
aduertido,que quando fon culpables, luele efcu*- 
farlasel amor proprio, y que la verdad llega tar^ 
dc,ó.nuncaadercngañarlo5porque,ó la malicia 
ií^ dciicjie ci]^ ips portales de to ¿aiawios > 6 ja 11* 



To litigas: rSf 

fon 'ja la disfraca,y entonces la bondad no fe atre- 
iie a deCcubrii-ia ,por no peligrar , 6 porqu >• no le 
toca,6 porq reconoce que no ha de aoroucciur, 
y aísi ignorando los Piincipes las falcas do la §o- 
uierno , ynofabiendo en qii2 erjraron íus conlc- 
JOS, y reíolnciones , no pueden enmendarlas , ni 
queciareícarmentados,y en leñados en ellas. No 
ha de auer cxceiVo^ni daño en el Ellado , que lue- 
go no llegue fielmente a la noticia del Principe. 
Noay íentimiento , y dolor en qualquier parte 
del cuerpo, que en vn íiilbnre no toque , y infor- 
me al coracnn, como a Priucipe de la vida , don- 
de tiene iuaísicnro el alma,y como atanintcref- 
lado en fu confeiuacion. Silos Reyes íupicraa 
bien loque lallima a fus Reynos,no viéramos tan 
cnucjecidasíusenfeimedaties^ pero en losPala- 
ciosíeprceuradiuertir con los entoretenimicn- i 

tos,y iamuíicalosoidosdelPrincipe,pal-aqueno ^ ^''^ huher pe 
©yga ios gemidos del pueblo,ni puedacomoSaul, P^^^if^x^^iodplor'ar. 
preguntar la caufa porque llora. ,, i. y aísi ignora ^ ■^^^g'C. 11.5, 
lus nccefsidades,y trabajos , ó llega a ía'»erlüstar- * , -^^ crcdídcrufít 
de. Ni la nouedad del caío de Ionas,ajTopdo viuo '^'^^ Ntmuirx ¡n 
de las entrañas de la.V aliena , ni íus vozcs publí- ^cumjZs pyxdicx 
cas por toda la Ciudadde Niniue , amenacandoie ''''^•*' ^ i^tiinnim^trs' 
fu riiyna dentro de quarenta días , baftó para que 7'^''^'^/ fiar fAccis 
nofueileelRey el \itimo a íaberlo,quandoya ^^ ^^^^'(^''^^j^'f^Head 
delde el maycr al menor eílauan los Ciudadanos ^^^'^orem. 
vellidos de facos. x- Ninguno fe atreue a defen- Etpcritemc iicrbíi 
ganar al Prmcipe,nia deípertarb de los daños , y '"^-^ Regetn Nn.inc 
tf ibajosquc lefobreuíenen. Todocl exercitode ^^^ c.3.$. 
Betuiiaciíaua vezino a la' tienda de Hoiofernes 3 Nidlus enimau- 
con gran impetu,y vozeria •, ya claro el dia , y los dcbiít cuhicídü vir 
de la Cámara reparauan en quebrarle el fueño , y ^'-^^'^^ Ajsyrijru.-f^ 
hazian niydoconlospieSjpornoilamar'le ácch^p^iP^'hiu , r.at m-^ 
radamenre,3y quandoclpeligro lesobligóa en- trandoApcnrc. 
trar,ya.el.filode vnaelpadaaaiadiuididoíucabe- lt*dnh.c.i^,io. 
ca,y la tenia c 1. enemigo fobr^ los muros. 4- Caíl ^Mox autem.yr 
nemprc Ueganal Principe los- deícngaños def» ortus ejidies jjhf- 
pucs de los luceTos^q dando ó ion irremediables, pendcri'tjupcr mit' 
Ó coüolos, Siis mmiiiros ic d^u a entender, que ros caput Holojj^r-^- 
. ' iQ^nisMdy 



it6 EMFRESSAS 

todo riiccdcfelizmcnte,con que fedcícuyda, no 
adquiere ejcpeiicncia, y pierde la cnfeñancadeja 
necefsidad,que es maeftramas íngenioía de la 
prudencia,polrque aunque de la prudencia nace 
laproíperidad,nonacedela prolperidad la pru« 
dcncia. 

^ El piincipal oficio de la prudencia en los 
• PiincipeSjó en quien tratarecon ellos , ha de íer 
conocer con la experiencia losnaturaies,losqua 
les fedeícubren por los trajes , por el mouimien- 
to de las accioncs,y de los ojos,y por las palabras, 
auicndo tenido Dios por tan conuenicnte para 
el trato humano eftcconocimicnto , que le pufo 
a la primer vit\adelos hombres elcrito por íus 

5 Exi'lfucognof. trentes. 5 Sinel,nielPrincipefabrágcuernar, 
chnri'ir&ah oc ni el negociante alcanzar íus fines. Son los ani- 
curÍH fciciU ccgnof mosde los hombres tan varios como fusroftrcs, 
citurjcripitus. 6 y aunque la razo» es en íi mifma vna , fon difc- 
jCccLc.i9.z6. rentes loscaminos , que cada vno de los diícur- 

6 /ímlólus c'orpo- ios figue para alcancarla,y tan notables los enga- 
risjiprifHs detiu., ñosdelaimaginacion,quea vezes parecen algu- 
^'ingrcffiis homt. nos hombres irracionales,y afsi no fe puede nego- 
nis emití xt de illo. ^^^^ ^^n todos con vn milrno eftilo, conuenien- 
£cc/. ip.27. ' ^^ ^s variarle,fegun la naturaleza del fujeto con 

quien íe trata,como fe varian los bocados de los 
frcnos/egú es la boca del cauallo. Vnos ingenios 
fon gcnerofos,y altiuos,con ellos pueden mucho 
los medios de gloria,y reputación. Otros fon ba- 
jos,y abatidos, que f o lamente le dexan grangear 
del interes,y de las conucniencias proprias. Vnos 
fon foberuios , y arrojados , yes mcnefter apar- 
tarlos fuauementc del precipicio. Otros ion timi- 
dos,y ymbrofos,y para que obren fe han de licuar 
de la mano,a que reconozcan la vanidad del peli- 
gro. Vnos fon feruilcs,con losquales puede mas 
la amcnaca,y el caftigo^que el ruego. Otros Ion 
arrogantes, ellos fe reducen con la entereza , y íe 
pierden conla fumifsion. Vnos Ion fogoíbs , y tan 
reíuckos , que con la mifma breucdad que íe de. 
terminante arrepiente , a ellos es pciigrofo el 



•políticas. 187 

aconR'in* Otros fhn rrirdos, yiiidotcrmin.uics , a 
ei>oi. les ha de cur.u- el n :\r- po con las miliiios oa- 
ñ.s,porqaeiliosapreÍLUMi'i,redcxaa caer. Vnos 
fotí coutos.y rados a eftos ha de conuencer la de- 
monílracion palpable ,no la lutüeza de losargLw 
meriLCS Otros lo dií'putan todo,y con la agudeza 
tralpaiVan los limites,a ellos íe ha de"dexar,que co 
mo losfalcones íe remonten, y caníen,llamando- 
los del'pu es al lehuelo déla razon,y a lo que fe pre 
tende. Vnos no admiten parecerageno , y íe go- 
uicrnan por el iayo,a ellos no fe les han de dar,íi- 
no íeñalar los conll jos,deícubrkndoíelos muy a 
lo largo, para que por (\ miímos den en eUüs,y en 
tonces con alabaríelos cerno Tuyos, lo executan. 
Otros ni labenobrar;tiireloiv'críc íincl confcjo 
agcno.con eftos es vana la perluaíió, y aTsí lo que 
íe auia denegociar coiiellos,es mejor tratado c5. 
fusConfe'jeros; 

Lamiíma variedad que fe halla en los in^-e- 
nios,fc halla también en los negocios. Alo-u- 
nos fon fáciles en fus principias , y cieípues, co- 
mo los rios, crecen con las aueaidas^y arroyos de 
varios inccnucnientes , y dificultades : eftos fe 
vencen con la celeridad >fin da r tiempo a fus cre- 
cientes. Otros al contrario ton comolos vientos,, 
que nacen furiofos , y mueren blandamente : en 
ellos csconuenicnte el fufrimijento, y lá conftan- 
ci-a. Otros ay que fe vadeare con incertidumbre 
y peligrOjhailandofeeniQlloselfbndo de lasdifi- 
cuitades,qüand'oraenos£epieníh, en eftos {■=; ha 
de proceder cOivadiiewenei a., y^tb/fcais^za ^fiem- 
pr e la fonda en lá''rftí\no>y pcsüenida el animo pa-- 
ra qualquier accidieríte. En algúiios-csímportan-" 
t«c el íecrcto,eftos fe han dc'niinar , para que re- 
biete el buen üiceflb antes que fe aduicrra Otros 
no fe pueden ¿ílcnncarvímb en- cierta coyuntura 
de tiempos'y'eh ellos híín de eft:ai:aia'C.ollá las pre - 
uenCioncs,y medios para folfar^las^vGlas, quíindo 
fop le el viento fauorable. Algunosechan poco 
apoco rayzes,y íe fazoaan có el tiempo^cii ellos 



i88 EMPRESSJS. 

fe hon de fembrar las diligendas^como las fcmt- 
llas en la tiei:ra,cíperando a que brotcn,y fruten. 
OtrofLÍaegonofalcn,noíalcndcrpacs : cílosfe 
han de ganar poratTalto.aplicados a vn tiépo los 
medios .Algancsícn tan delicados , y qucbradi- 
zos.qac como a las redomas de vidrovn íoplo los 
fürma,y vn foplo los romper por cfros es meneílet 
llenar muy ligera la mano. Otros ay que le dificul 
tápormuydert:ados,y rolicitados:en.eiloss6 bue- 
nas las artes de los amantes,quc enamoran cpn ei 
defdcn,y del vio. Pocos negocios vence el Ímpetu, 
algunos lafuerca, muchos el fufri miento , y caíí 
todos la razón ,y el interés». La importunidad per- 
dió muchos negocios,y muchos también alean- 
^6,como de la Cananca lo dixo San Gerónimo. 
7 Qnodjfrecthns 7 ¿anfanfe los hofnbrcs de negar,como de conce 
mnpotmt , udio der.Lá fazo es la que mejor dilponeios negocios, 
ínípey¿íídt, pocos pierde quié fabe vlar deíla: el labrador que 

DMieron^ conoce el terreno,y el tiempo de íem brar , logra 

lus intentos. Horas ay en que todo íe concede , y 
otras en quctodo fe niega,fcgü rehalla difpucfto 
el animo,£n clqual íc reconocen creciétes,y mc- 
, , guantes,y cortados los negocios, como los arbo- 

« Omm tjegotio ^^^ ^^ ^^^^^ Lana,(iiceden felizmente. 8 La def- 
tempnseft , íp" op- ^^^^^ en Caber pcoponer,y obligarcon lohonefto, 
^orr/wfrfi. 1^ ^j..^ y ^^ ^^^.^ .y^ prudencia en los medios , y la 

£€cLej.$,(í, abundancia de partidos , vencen las negaciones, 

principalmente quandocfias calidades fon acom 
piaiíadasdc vna diícreta vrbatiidad>yde vna gracia 
natural,que cautiua losanimos , porque ay fem- 
bJlantes,y modeste negociar tan afperos,que en- 
íeñan a ncgar:pcro fi bien eftos medios con el co- 
nocimiento , y dcftrezaifon muy -poderoíóspara 
reducir los negocios al fin£lefeado,ni fe deue c6- 
¿ar,tii defeíperac en ellos. Los mas ligeros íe hiele 
■diíponer,eon diíicuitad,y los masgraues fe detie- 
nen en caufas ligeras-. La mayor pAudencia íe cq- 
fundetal vez calo mas claro^y 'juega con los ne-' 
gocios el cafojinclufo en aquel eterno decreto de 
í^ d;uifía Píovúdcncja, 



T o litigad: ii9 

f Defta diuerfidad de ingenios,y de negocios fe ] 
mficrequaiitoconuiene al Principe elegir tales 
Miiiiui'os-qiie le.in aptos p.iratráiMrlos ; porque 
lio todos los Minirtrus ion bdciios para-todos ios 
negocioSjComo no todos los inílrumcntos , para 
todas las colas. Los ingenios violentos , vm bro- 
fos;ydiñdentcs>losduros,y pelados en. el trato , q 
ni íaben ícruir al tiempo , ni contemporizar coa 
los demás, aconiodandole a íus condiciones, y cí- 
rilos,masíbn para ddgarrar,qiie para componer 
v-na negociación y mas para hazer nacer enemi- 
gos,qiie para ele utarlos vmejores fon para.fííca- 
leSjquepara nígociites. Diferentes calidades fon 
meneller para losnegocios. Aquel minirtro fera 
a propoílto para cllos,qLic en lu fcmblat-e, y pala- 
bras dcícabncre \ n animo candido,y verdadero, 
que por íi inifmo fe dexe amar , que fean en el ar- 
tc,yiio narui.U los rezelos.y recatos,que los ocal 
te en lo intimo delu coraron , mientras no con- 
uinicredefcubrírlos,que con íuauidad propóga, 
con tolerancia c:cüche,con viueza replique,coni 
fagacidad dilsimule , conatencion folicite* con 
liberalidad obligue, con medios-per-fiiada ,.con 
cxpericiicias convenca , con prudeuciareíuelua, 
X con valor execute. Con tales miniaros pudo 
él Rey Don Fernando el Católico falir félizmeiv 
t€ con las negociaciones , que intentó. No va 
menos en la buena elección delloSjquelacGníer-- 
uacion , y aumentos de vn F ílado , porque de íus - 
aciertos pende todo. Mas Rcynos fe han perdi- 
do por ignorancia de los Miniftros, que de los 
Principes. Ponga , pues , en efto V. A> mayor 
crtudio , examine bien las calidades-, y partes de- 
los íujetos,. y dcípues de auerlos ocupado , vele 
mucho V.x\.lobre lusaccioncs , fm enamoraríc 
luego dellos por el retrato de fus dcfpachos , fien- 
do muy pocos los Miivií\T03,que íe pintan erv 
ellos como ion ^ prrque quien fera tan candi- 
do , yageno del amor propio, que cícriua la 
<lLie dcxádc hazer , 6 preucnir í ¿ío ferá poca 



Vpb EMPRESSAS 

que auifc puntnaimcntc lo que hiiuiere obrado 
poique ílidcn algunos ercriult , no lo que hizie- 
«on,y dixci'o n,íino lo que deuicran auef hecho, 
7dicho.Todo lopenraion,todolotracaron ,ad' 
uerria-on,yexccataron antes. En íuslecrctarias 
cntjc^n troncos los negocios,)' como en las cfici- 
nasde los cüatuai ios íalen las imagines. AUi fe 
embarnizante doL'an,y dan les coioTcsque pare- 
•Ce mas a propoíito para ganar crédito. AUi íe lia- 
ren los j uzios,y íé inuentan las preucncioiies dcf- 
pues de los fuceílbs. Alli mas podcrofos queDios, 
liazen que los tiempos pallados íeanprefcntcs , y 
los prefentes paíTados, acomodando las fechas.de 
los defpachos.como mejor les eíla.Miniftros fon, 
que folamente obran con la imaginación ,y fulle- 
ros de los aplíiulos,y premios ganados.con cartas 
falías.'de quien nacen muy granes errores , y in- 
conuenientes^porqiic los Conlej:ros queaísiften 
, al Principe , y lehazen la ccnfuíta , ícgun aque- 

llas noticias,y prefupueftos^y íi fon faifos^faiíos fe- 
«rán también los confejcs > y refoluciones que íe 
fundan en ellos. Lasfagradas Letras enfeñan a los 
Miniftros,y principalmente aJos Embaxadorcs, 
a rcí-ciir puntualmente íus comifsiones 5 pues en 
la que tuuo Hazaeldel Rey de Su-ia Benadad,para 
coniultarfuenfermedadiion el Proteta Eliieó, 
ni mudó las palabras,ni aun fe atxeuió a ponerlas 
9 Tíliu-s tims Bená en t ercera perfona. 9 

d(ui Rex SyrUjmi $ Algunas vczes fueleii fer peligrofos los Minif 
fitme ad te, dices: tros muy experimentados,y por la dcmaííada c5- 
Si (kfiaripotero de fianca en ellos delPrincipe.ó porque llenados del 
infirnticate mea amor propio,y preíuncion de fi miímos^io íe de- 
hac. tienen a penfar los negocios , y como pilotos he- 

4.ií(f¿;.S.p. chos a vencer las borraícas,defprecian los tempo 

árales de inconuenientcs^y dificultades,y íe arrojí 
al peligro. Mas íeguros íuclen íer ( en algunos ca^ 
ios) los que nueuos en la nauegacion de los nego- 
cios llenan la pala por tierra . De vnos , y otros fe 
compone vn Coníejo acertado;porq las experie- 
ciasde aqueUos^íl* cautelan con ¡os temores ácC- 

tos. 



TOLITICAS. 10 í 

tcs,con:o fucoclcf ,q'aarQO intcrul'jncn en las con- 
inlcas Coni"'::ja-os liemat küs^y colcdcos:anim-o- 
ÍGS,yrccataaos:rJluclcüS,yccn^lderadüs , rc(ul- 
taiido de tal mezcla vn tcinpcramento íaludable 
en lí^s rcíolucicnes,como rciulta enios cuerpos- 
.deGonti-ariedad de los humores. 




Els fi miíma rcfuftcnta la coluna,libradá con; 
U} pcLb.íi declina cae iaego , y tanto con ma- 
foi pr£fteza,qüanto fueramas peíada.No de otra^ 
luerte los impelios íeccníeruan con íii miíma aa 
toriuad,y reputación. En emípccando a perderla,, 
cmuiecAn a caer ,ria que bafte el poder a íuftenrar- 



o,ei mas debü intenta derribarla,polq la miíma /> ^^ ñcxum efí- 
iciiuacíon comoida atimpulíl^^y en cayendono qt,¡m¿r»^A,od¿ 
I bíacos que baltíu a Icuautarií), V n ac^o de- ii^^nunfna^n wxe,, 



mciiu 



^^> Tdc^ lih . 13.^ ntu- 



i$z EMPRESSAS. 

rriba la rcput?cion,y muchos no la pueden reílau 
rar , porque no ay mancha que fe limpie fin dexar 
feñales,ni opinión que fe borre enteramente. Las 
infamias,aunque fe curen , dcxan cicatrices en el 
roftro^afsien nocftando laCoi-Oiía-fijafobrc eíia 
coluna derecha de la reputación , dará en tiara. 
MaÁ.hifl.ííífp' -^^ ^^y ^^^ Alonfo el Quinto de Aragón, no fo- 
lamente conferu ó íu Rcyno con la reputacion^fi- 
* no conquiftó el de Napoles,y al miímo tiempo el 

Rey Don luán el Segundo, era en Cartilla dcípre- 
ciado de fus vaiíallospor fu peco valor ,y floxe- 
dad, recibiendo dellos Lis leyes que le queriá dar. 
Las Prouinciasquefuci'on conftantes^ y fieles en 
el Imperio de lulio Cefar,y4eAugufio,Piin cipes 
.. ,, degranrepiitacion,fcleuantaroneneldeGalba, 

*/^7"^^'''^^"-floxo,ydefpreciado. i Noesbaftantelafangre 
lio dwoque Au^ Kcal,ni la grandcza.de los Hilados a mantener la 
gHjto notas eoy um Jeü^tacion/l folta la virtud,y el valor propio,co- 
animosGalba ,C^ monohazeneftimodo al cípejolos adornos exte- 
l'a'^ir !,f^> riores,fino fu calidad intrinfeca.: en la Mageftad 
h'jjtiiesjpmtusín^ Real.no ay masfuercaqueelrefpcto,elqualnace 
T i'fi I '/> .delaadmiracion,y.déltemor,ydeambos la obe- 
'*^-"^* "V ' dienda,y fi falta eíla,no fe puede mantener por fí 
miíma la dignidad de Principe,fundada en la opi- 
nión agena, y queda la purpura Real mas como 
feñal de burla,que degrandeza,comoio fue la del 
■Rey Doii Enrique el Quarto. Los eípiritus , y ca- 
lor natural mantienen derecho el cuerpo huma- 
nomo bañarla por fimifma la breuc bale de los 
pies.Que otra es la reputacion,fino vn ligero efpi 
litu, encendido en la opinión de todos , que fuf- 
téta derecho el cetro? Y afsi cuyde mucho el Pdn 
cipe de que íus obras,y acciones fean talcs.que va- 
5 Nomine tafítí*nf,y^^ ceuandO;y manteniendo ellos eípiritus. En la 
C^ (íutlore op«í^ i'cputadon fundausn fus inftancias los Partos, 
-vtfponteC^Gtrís' quando pedían a Tiberio que les embiafle, como 
•ytgeniis Arfácis] de motiiio propio,vn hijo de Frahates. 5 
rip^apud EuPhra. í Efta reputación obra mayores efetos en la 
tis cerneretur^ gucrra,donde corta mas el temor,quela efpada;y 
¿Tác Ubjs.am obra mas la opini5>que el valor. Y afsi no fe ha de 
' ^ ' " pro- 



Políticas, m 

procurar menos que h fuerca de las ai*mas. Por 
cito con gran prudencia aconfejaua Suetonio 
Paulino a Oten, que procuraílc tener ficmprcdc 
fu pai-tcal Senado Romano , cuya autoridad po- 
día ofoícarle, pero no eícureceríe. 4 Por ei ic ^Nunf[ttiohfcum 
arrimaron a ci muchas Prourncias. 5 En las nominn , €tfi alu 
diferencias de aquellos grandes Capitanes Gcíar, c^uaúo ohitmoren^^ 
y pompcyo , mas procuiMuacada vno vencer la tur. 
reputacion,que las armasdclotrc. Conocían ^ie Tac.lib.z.hlfi, 
quecorrélosanimos,yiasfuer^asmasalclamor ^ Erat ¿dude mo»^ 
delafama,quealdeiacaxa.GranRey fue Felipe tKentum in nomini 
Segundo en las artes de conferuar la reputación: urbtSj&'pr^text» 
con elladeíde vn retrete tuuo obedientes las rie- Setiatus. 
das de dos mundos. TAC.üb.i.hlJl^ 

§ Aun quando fe ve a los o'jos la ruyna de los 
Ertados, es mejor dex arlos perder, q perder la re- 
putación, porque íln ella no fe pueden recuperar. 

Por ello en aquella gran borralca de la liga deCa- 
bray,aunque(b vio perdida la República de Vene 
cia,coníideró aquel valeroíb,y prudéte Senado, 
que era mejor moftravfe conftante,quedeicubrir 

flaqueza, valiendofe de medios indecentes. El de- _ 

feo de dominar hazc a los Principes feruiles , ¿q^- 

preciando efta confideracion. Otón las manos 

tedidas adoraua al vulgo,beíáua vilmente a vnos, 

y a otros , para tenerlos a todos de fu parte,y con 

lo miímoqueprocurauaclImpcriOjfe moítraua . 

indignodel. 6 Quien huye de los peligros con <5 -AT'í^aejewfOf» 

la indignidad, da en ot;-os mayores. A un enlasne- \'^otendens mams 

ceísidadesdehaziendano conuiene vlarde me- (idorareyulgUjia' 

dios violentos,y indignos con fus vaíTallos , 6 pe. ce'-e o/cw/rf, Ci^ ow- 

dirfocorroscílrangetos, porque los vnos , y los "'^ Jfruthter ¡>ri 

otros ion peligrólos, y ni aquellos, ni eftos bailan: domin<ttione. 

y fe remedia mejor la necefsidad con el crédito. T(t<:Mb.i»hi^ 

Tan rico fuelc fer vno con la opinion,como otro 

con muchas riquezas eícondidas.y ocultas. Bien 

tuuieron confiderado ello losRomanos,pucs aü- 

q en diucrfasocaíiones dcaduerfidad les ofrccie- 

i-on las Prouincias afsiftencias de dinero , y tri- 

5o,dieronsraciaS;pcxo uo acertaron íus ofertas. 

N Auien- 



294 -EMPRESSJS 

r* AC h Aiüendofe perdido en el Occeano dos legiones, 

^,^'^^^*''*'"'*^^'*^embiai-5Elpaña,Fraiicia,y.Iw 

(Umn,i certauere. cibióloscúuallos,ylasármas/peronocl dinero,/ 
Cr^í/M , tiífpMi.t, g^, otrasdos ofertas hcehas al Senado Romano 
f^^'^M"'^^''''?''-' detaqasdeoro de mucho precio en ocaíion de 
fromptum., arma,^ grand-es neceís)dade&, en la.vna tomó lolamcntc 
eqtios^aurumoffc. p.^^ corr-fia vn valb,eldemenocvalor, 8 Ven la 
7'"M'f.«'^;f^^'' otra diogracia.^y no recibió eloro 9^ 
datojUdto Gema ^ ^a aütDridad,y,repatacion.del Principe na- 
*"^^^'>^yiy^odr,^ ^^^^^ caurjs,,vnasque perr(incccn a fu 

CT- equjs ad. belln ^¿^^^^^ ..yor.asaíu. Eftado. Las que patene- 
[ttmptisprojria pe ^^^^ ^^^ ^-^^^^^^ ^ ^ ^^^^ d-1 cuerpo , ó del animo; 
cumamUíte tmit, ¿el cuerpo, quandoes también formado, y dif, 
^c.''^-i-_'í»- , puefto , que íuílenta ia Mr-gcllnd 5 ü bien las vir, 
8 : L egatís. gy^tj^^ ^^¿^^ ^e| animo itielen íüülir los dcfctos de la na-* 
4ict.^prornHW<^' turaleza.. Algunos bien notables tenia el Du. 
tía.cnr^qxpat&mt, quedéSaboya Carlos Emanuel, pero lagrande- 
^»^pWer/:^^/«/-- 2a de íuaninTO,íu:víuczade ingenio , fu ccrt^^^^^ 
mijuiiyAccej^tá, nia,y vruanidadlé haziánrelpetado. V^h mouimie 
Ziy.Ub.z2.. to feu:cro,ygraue , hazt parecer Principe al que 

gGrati^e ítc\<t,Auru ^^^^ elfucradefpreciado de todos , en que es me- 
nonYcceptum.. ueftermezclardétalfuccteelígrado , que le íuf- 
Zh.lih. 21.. tente la autoridad fin cacren el odio , y arrogan- 

I oVifu q. CíT'rf W/ ciá , como lo alabo Tácito en Germánico. 10 
tuiUxta-venerab)'- Lo precioíb^y brillante en el'arreo de la períona 
lisjCum.mag7ÚtiKÍi caufa admiracion,vríípeto,porque el pueblo íe 
t¡em,& g}'4inrate dexaUeuar de lo exterior, no CDiifultandoíe me- 
fummx fortuna re- nos el C0ta<;^on con los ojos-, que coirel cntendi- 
tineYet.tnmdix y0* raieto,yalsi-dixo-el Re^^D. Alentó eiSábio, 'qlas 




1 1 Induras. yeflU pr€x:t:fis,porq[osj7om€slos p'idhjjen conocer luegoq 
htiíRegijs,aitroqn>e' lós-viejfen .,a menos- de pYegüiArforcU'is.'El Rey Af- 
, fulghy^pretwfis ííierofaliaa lásnudicnciás.conveftíduras Reales, 
lapidihns. cubiertas d.:.oro,y^piedras preciólas. 1 1.' Por ello 

Efth-c.is 9 i mandóDiosa Mo;íea,qachizi^''íFeel Sumo Sacec 

1 ir-P^irdefiue yef- dote Aaron ,vn veirtdo íanto para.oftentacion de ■ 
temfi^ncldmAAro fu gloria , X^*^^^^2a,. la y le hizo de purpura^. 



políticas. i9y 

tcxlda con oro,y adornada con otrasccCs degrá . ^ . .„ , 
dilsimovaloi-, 13 déla quaivíaronciclpucs los íu -•'.., ^ ^ -^^ 



r;»(. 



ccííbres,como oy le continua en los Pap.^s , aun- ^ , ^^^^' 






queconmayormoílGÍlia,y menor gaño. SiclSu- _ ^f 

mo Pontífice es vn-braeo de Dios en latierra : íl I ^^ ^¿1^'I.^cl h. 
, r- I • ^ r • ^ fw>^,Cx Cí.tr*' íií^^- 

comoelrayoFulminaccnuiras, 14 conacricntc . ^' ^ ./ ^. 

es,(aunqucmas'ioeenUire la impiccad.)que^o- ^^^^ ^¡.UcyKth» 

mo Dios íe adorna con reíplandores de luz , 15 ^>,>,*.¿, 

(qacíbnlasgilas del cielo ) te adorne él-ccn los 'rf^,'*^^"^^^ 

delaticrra,yi.edexelleuarenandvis. 16 La niií- ^ „.'i 7 ;^^ 

•' 1 r» • • ir- • j 14- Si habes brx- 

marazon corre por los Principes, Vicarios 4Íe ^1^0 ^ ^^ v«- 

Diosen lo temporal. 17 . '«' ^ ... '. 

Lo luncuolo también de los Palacios, y fu acior'-^^ J^/^y^'"''''' ^°' 
no ,18 la nobleza, y lucimicnto'dc lafaiiíilia, 19 ^^^' •^•404. ^ 
lasguardias de naciones confidentes , zo el luí- J ^ ^^coYcminaut^ 
tre,>rgrandezadelaGorte,Ylasdemás oftcnta-f ''*''''^'^' ^"""^'"^ 
cionés publicas acreditan el-poder del Píincipe, y ^¿^''f -^(^prnento. 
autorizan la Mageílad. Loíonoro de los titu-^J^":?^?,",** ., . 
losde Eftados adquiridos, yheredados,óatribui.'^^'''\^T^;f'!f5 
dosalaperíonadelPdncipedeíciibrc-n fu gran- "^'^''^'^'^ /"j»¿'//- 
deza.Por ellos dio a conocer Ifaias la del Criador "^f ^""^f **V^ r ^^ 
ael mundo,hecho Principe dél,x I Con ellos pro-f^ry"''^ ^ñ*"'* 
cure V. A. iluthai- lu Real.petfona , pero no han 1''}^''^'*''^ ^cjtibtis 
defer impueílosporla ligereza,ó liíonia,fino por ^^^'^o-'S- 
el aplauío vniueríal,fundado-en la virtud,y el va- ^7 ^f^5¡í^ \ / 
lor,como los que íe dieron a los giodoíos ante- v"^ >'^y' ^)^^^^*' 
ccflbrcsdeV.A.ElReyDon Fernando elS^intOjfi^'í^'"^^- 
Don Alonío el Grande, Don Sancho el Brauo, ^l^^-^^-^- 
DonIaymeelConquiftador,D,Alonfo:dMag. í8 M^ínijicáut 
iianimo,y a otros. o^€YAm^,<cui¡icií. 

$ La excelencia de las virtudes , y las partes "^ ^^'''^ domos. 
grandesdegouernadorgrangeanlaeftimacion,y i-ccl.%.^^ ^ 
reípetoalPrincipe.Vnarola,quererplandezcaen }^ ^^^ ^'''^ ^^'^^ 
él,tocátcalaguerra,6 la paz, fuele íuplir por las ig^oviles. 
demás,comoaísiftaa los negocios por fi,aüqno Prou.c.zz.ig- 
fea con mucha liificiencia , porq en remitiéndolo to Potejtas,^ ter» 
todo a losminiftros,fedinruelue iafuer<;adela ma rorapud eum. 
geftad, afsi lo aconíej'6 Saluftio Crifpo a Liuia, lob.zs. 2. 
2 X Vnarefolucion tomada del Principe a tiempo *i -E^ yocabítuf 
üx\ confuUa agena, vn {cfcntimicnto^ y vn dcícu- 

N» brir »<?: 



Í96 EMPKESSAS. 

nom^cius ádmird bdr Lis garras del poda* le hazc timido.y rcfpeta- 
hilis ConfiiUriHSy do.Tambicn.la conftancia del aiñmo eu lafcrtUw 
DcusfortiSj Váter na proCpcra.y aduci'ía le gr igea la admirad o,pcr- 
futiyt'ífíeculi,Prin que al pueblo le parece que eslobre lo. naturaleza 
cc^s paa's. común, no conmouerle en los bienes , 6 no pei% 

lJÁ.c.9,6. turbarfe en los trabajos,y que tiene el Principe al 

2í]Ne'¡fe Tiherius guna pacte dediuinidad. 

nñrnPnncipAtusre § La igualdad en obrar da gran reputación al 
folveyet^ciiníla dd. Principe, porque es argumento de vn juizio aíTcn 
SenAtnm -voc.tdo. tado,y prudente. Siintempeíliuaaiente Víarede 
Tnc.líb.i.4miAL íusfanores,y de íusdddencSjíera temido, pero ho- 
i:3 VitelUumfuhi cílimado,como fe experimento en Vitelio. a 5 
tis offenfiSydutintc § También paraíuftentarel Crédito esimpor- 
pefliius hU>idit¡'js tante la prudencia en no intentar lo que no a'can 
mutal^íUm^corem- <;a el poder-.Cafi infinito parei:era , ímo emprcn- 
neba}it,metuebánt diere el Principe ^uerra,queno pudiere vencerlo 
que. fino pretendicre de los vaííallos,íino lo que fuere 

TacMk »:. ¡nj}.. licito,y f aüible,{ln dar lugar a que fe le atreua la- 
inobediencia. Intentarlo.y no íalir con elio,es de- 
fayre en el Principe , y atreuimiento en- los vaílV 
líos. 

f Los Principes fon eftimados, fegun ellos 
íe cftiman a fi milmos, porque (1 bien el honor 
eftá en la opinión agcna , fe concibe eña por la 
pref unción década vno , la qualcsumayor, ó me- 
nor , ( quando no es locura ) íc^un-cs el eípirim, 
cobrando brios del valor que reconoce en fí, 
óperdiendclos , íi le faltan mcritos: Vn ani- 
mo grande apetece lo mas alto, i4 el flaco fe 
^'A^O¡'^lrf:/>^^H!^^p' raco^C,y(QJuz%^ indÍG;ao de qualquier honor. 
pemoy.-Mum altij Eneftosnoiiemprecsvirtud de lur.nüdad , y 
^j.-í ci^pere^ modcftia , fino baxez a de .cora con , con qu e caen 

Tac íib.^.ann.. q.^ defprcciode losdemis, inñíienvlo que no pre- 
tenden mayor grado , Cabiendo que no le mere- 
cen. BleiociUiaomay.cerca.de parecer, indií^no 
•4.5 yídeononPrhi del Iniperio,porq;ieauuq;.ielerogau.^ncon él,ie 
apdtus^ ^jí'f ^re;;.f, derpreciaua. a.-^ D -.'fdichado el Eítado, cuya ca- 
'j'tpyj, efjiigerety beca, 6 n o le precia de Pr.iiKÍoe,6 fe precia de m as 
n:¥figvits crcdcrc- qix- Prin;ip2;loprimero.esbdxeza , lo legundo 
^^*^'' . , , tiraiúa.. 

7:aQ.ub.s,hifi^ , ¿ E^^ 



políticas. Í97 

'f í n eñas calidades áá animo juega tábicn el 
caro,y fuclc có ellas íér defpreciado vn Pl-incipe, 
•quando es infeliz la prudencia, y losíueclVos no 
corueípódcn a los cólcjos. Gouicrnos ay buenos 
en íl,pero tan iní\iuílos,que todo íale errado. No 
es íicmprc culpa de la prouidcncia humana, fino 
^iípoíiciondciadiuina,qucaiSilo ordciu,enco- 
trandoíe los ñncs particuUires dcí.k gouierno in- 
ferior con los de aquel íuprcn-io,y vniucríal, 

§ También no baftan tod'í'S las calidades del 
cucrpo,y del animo a mantener la reputación 
del Principe , quando es defconcertada íu fami- 
lia. Della pende toda Cu eftimacion, y ninguna 
cofa mas dificukofa que componer las cotas do - 
mefticas. Mas fácil fufóle fer el gouicrnodcvna 
Prouincla , que el de vna caía , porque,6 Ce deC- 
precia el cuidado della, atento el animo a cofas 
mayores^ó le perturba el afecto propio,óle falca 
clvalor,6csfloxedadnatural,6k)sqiieeíl:a mas 
cercajdetalfucrte le ciérralos ojos,que no pue* , j « 

de cljuizio aplicar el remedio a los inconuenicn- ^^^^^^^^^^^^¡* 
tes.En Agrícola fe alabo que tuuo valor para en- i^^ coercmt^quod 
frenar fu familia,noconfintiendoqíe mczclaire /'^^^'4"^ haudmí-^ 
en las cofas publicas- x 6 Muchos Principes fupie >^^^*^^^'^^ ^M^* 
ron§ouernarfusEllados,pocosílis cafas. Galba -Pí^om/wc/;! regtrret 
fue buen Emperador,perofe perdió detro de íu '"^'^ ^^^' í Z^^^^» 
PalaciOjdonde no fe vieron menores deíordenes l^^'^ojHhPf^'''^'^^'^^ 
que en el de Nerón. » 7 Alabanca fue delgouier- ^^^-^^ -vita Agrie. 
no de Tiberio el tener vna familia modefta.Nin- ^l^"^^ offcrebant 
guno puede íei: acertado, fi en el losdomeílicos^"^''*'^^"/^,^'^ fjl^^ 
mádan,yroban,ó con fu foberuia, y vicios le dcf Patentes Líber ajev 
adrcditan. i8 Si fon buenos , hazen bueno al "^^»*" ^/"^^^ /'*^'- 
Principe,v fi malos, aunque fea bueno , parecerá ^'^ nyid^jtan^iuAm 
malo. Dellos fcciben fcr fus obtas, ynace fu ^ptfdjcnemfejiwaz 
buena,6 mala opinion,porque los vici'csjó vir-''^^- 
tudcsdel'us cortefanos fe atribuyen a él. Sifón Tac.lw i.hji, ^ 
cntedidosdiísimuláfuserrores,yaunloshazépa *S Modeftítferyii 
reccraciertos,yluzirmasfusacciones.Referidas ^^'*- 
dellos có buen airccaufan admirad 5. Qiialquier TAc,lib.^.áftn¡ 
cefa^u£deifepublica;parcce gcaxide al pueblo. 

K 3 Dett^ 



198 EMPRESTAS 

Dentro de los Palacios ion los Principes como 
los dem:ishv>mbrcs:cl rcípeto Icsimagina inayo 
res,y io rctii'ado,y oculto encubre fus flaquezas: 
pero íi fuscriados ion inQÍÍci-ctos,y poco fieles 
cnelíecreto,porellos,como por reiquicios del 
Palacio,lasdeLcubreelpueblo,y piérdela vene- 
ración con que antes los refpetaua .. 

( Del Ellado redunda también la reputado 
del Principe , quando en el eílán bien conflitui- 
ciaslasleyes,ylos Magiftrados, quando íe o bfer- 
uaju[tieia,íe retiene s^na religión, k coníerua el 
reípeto,y la obediencia a la Mageftad,íe cuida de 
la abundancia, florecen las artcs,ylas armas,y fe 
ve en todo vn. ol'den conílante,Yvna igual ccn- 
fonancia,mouidade la mano del Principe,y ta- 
bien quando la felicidad de los Hilados pende del 
Principe,porque íl la pueden tener fin él le def- 
preciaran. No miran al cielo los labradores de 
29- Aratores.t» Egipto, z 9 porque regando el Nilo los cam- 
■^^Syp^o ^(^^^ ^^^^ pos con íusinundaeiones,no han 

fufpi'ciunt,. meneíleralasnubes.. 




Gon- 



F0LIT1CJ!Í. 199 




C"^ Oncibe la concha del roció del cielo , y en 
_^lo candido de fus entrañas crece,Y íe defcii- 
brc aquel puro parto de la perla. Nadie juzgarla 
íu belleza por exterior,tofco,y mal pulido. Aísi 
fe engañan los íentidos en el examé de las accio- 
nes exteriores , obrando por las primeras apa- 
riencias de las colas fiíi penetrar lo que eílá den- 
tro dellas. No pende la verdad de la opinioni 
Defpreciela el Principe , quando conoce que 
obra conforme a la razón. Pocas colas grandes 
emprenderla fi las coníultafle con fu temor a 
los íentimicntos del vulgo, bufqueíéen íi mif- 
mo,no en los otros.El arte dereinar no fe emba- 
raza c«n puntos lutiles de reputación. Aquel 
Rey lati'ne mayor,quGÜbe gouernar las artes 
de la paz , yd^ la guerra. Bl honor de los fubdi- 
tos conqualquiercoíafemancharel de los Re- 
yes corre vnido co-^ ti beneficio publico, coníer- 
uado eftcjcreccidiiminüidojíe pierde. Peligrólo 

N 4. íeria 



40Ó EMPRESSJS. 

feria el gouierno/undado en las leyes de la repu« 
tacion,y inüituidasligeraméte del vulgo. Eldef- 
precio aellas es animcy cóftácia en el Principe, 
cuya íuprema ley eslaíalud del pueblo. Tiberio 
fe alabo en. el Senado,de q por el beneficio de to- 
X OffefifioíitHnpro dosle moítraua intrépido a. las injurias, i Vn pe- 
'vtilirate publica choruagnanii;no no teme los rumores flacos del 
nonpaítidtím, pueblo,ni la fama vulgar. Elquedeíeüima eíta 
T4cJ//'.4,<t«». gloria vana,adquiere la verdaderarbicn lo cono- 
ció Fabio Maximo,quádo antepuíb la íalud pu- 
blica a losrumores,yacufacionesdelvulgo,que 
culpaua fu tardanza , y también el gran Capitán 
en la priíiondel Duque Valentin,el qualaunque 
Mar.hifi.Hirpé.. fe pufo enfu poder^y fe fio de fu íáluo conduto,. 
le obligaron los tratos fecretosqtraiaendelerut 
cío del Rey Catolico,a detenerle prefo, mirando 
mas a los inconuenientes de l'u libertad, que a las 
murmuraciones,y cargos que Le harian por fu pri; 
íion,de q no conuenia difculparfe publícamete. 
Gloriólo , y valiente fue el Rey Don Sancho el 
.^. r./iTT/rL Puerte,y (ordo a las murmuraciones de fus vaíla- 
4írfr.f7/;f.-a//f. ^^^^ rehuso la batalla lobre Xerez. Mejor es que 

los enemigos teman al Principe por prudente, 
que por ari'ojada. 

^ No pretendo con ellos difcurfos formar vn 
Principe viljVcíclauodj la República , que por 
qualquicr motluo,ó apariencia del beneficio de- 
lla falta a la fe,yp,alabra,y a las demás obligacio- 
nes de fu grande za,porque taf défcredito nunca 
puede fer ccnuenicncia fuya,ni de fu Eíiadó,3n- 
tesfli ruina /no ilcndo leguro lo. que es indecen-- 
tCjComofe vioenel Reino de xVragon , turbado 
muchas vezcs.porque el Rey D.Pedro el Q^ar- 
I» 7 í ... /- tomasatendia en la paz, y en la guerra a lovtil, 
%:Nrniigmtí^jum- qm- ^ la reputacion,y*a lafama. . tuntas andan la 
»//í f wf ij,(^ ow;7/V ^;Qj-j^gj-)íencia ,^y la decencia-. NI me conformo 
fíUnendíi domim^- con aquella íentécia,que noay gloria,donde no 
tiomshomjtd,, ay íeguridad,yque Lodo lo queléhazepor con- 
sMU'^t feru:; r la dominacicn,es honefto, 2 porque ni la 

di íz^iidad puede ferbuea medio paracoaferuar, 

'va. 



políticas: 201 

ni quando lo fueifc feria por eílohonc{la,y elca- 
fada. Mi intento: es de leu inrar el animo deirrin-- 
cipefobre las opiniones vulgares,yhazcrlc conf- 
tanre contra las murmuraeioncs vanas del piie- 
bio.QLiercpacontcniporizar,y diísimular ofen- 
fas,de poner laenterexa Rcaljdefpreciar lafanaa 
ligera , pueftos los ojos en la verdadera , y con- 
fultaríeconeltiempo,y la neceísidad , fí con- 
uiniereafsi ala con fer nación de fu Eílado,íin a- 
cobardarfe por vanas apariencias de gloria , eíliw 
mando ligeramente mas ella,q el beneficio vni^ 
uerial en que fi.ie calpado el Rey don Enrique 
el Quarto, elqualnoquifoíeguirelconícjo de 
los que le repretentauan que prendieile a don 
luán Pacheco Marques de V'úlcn:ijCin[':idehs MuYjiiftJiifp, 
inquietudes,y alborotos de los Grandes del Rei* 
nOjdiziendo que le auiadado ícguridad para ve- 
nir a Madrid , y que no conucnia faltar a ella. 
Flaca crcura,anteponcrvnavanamueftra de fe> 
y clemencia a fa vida,y a la quietud publica , y 
vallalla, con quien te valia de la íeguridad , con- 
cedida para maqalnar cótra fu períbna- Real/de 
donde nacicró dciVaes granes daños al Rey;,y al 
Reino. Tiberio Celar no í'e perturbo, porque le 
acuíaunn que fe detenia enlaIsladeCapri,atcn- 3 Tanto inipefius' 
dicndoa loscalumniadores,Yqneiioibaarcme- ^^t j'-c untar i^m co- 
diar hs Galias,auiindoíe perdido vnagran pancf^fi^'^^y^^V'^ loco y. 
dellas,nipallaua a quietar las legiones amotina- ^^1^^(^ vulrn^m^.n^í^ 
das en Germania. 3 La conilancia prudente fo,fedift fhlitum, 
oye,y no hazecafo délos 'juizios,y pareceres de la P^^ '^^f-^' dksegn^. 
multitud^confidcrandoquedefpuesconelaeier- TacJw.s.an. 
to redunda en mayor gloria la murmuración , y 4,'^^^ íaív.'íre nos- 
queda deirn'.^nrida por íinñí.riu. Deíconfíaua clporcritifteí 
exercito de la elección de Saui^ylc dcíprcciaua,.i-^^g;í'-io z/. 
diziendo:Po»'-2^c;jfííní nos f^odr-ifíluarefiíl 4 Di£- 5 . ^'^ ^/^ ^j^^ y<¡t^í 
íimuló Saúl , haziendcíé lordo ^queno todo lo di>:it:Saul. :^'reg. 
han de oir ios Principes ) y dsíengañados def- «^^^^' A^-''>* »os>' 
jues losíóldados,fedcfdezián ,ybufcauanalau- Dateyifos,^ i/;,, 
tordela murmuración para matarle. 5 Nohu- f^./^^^^'^'w^'^^-^i 
uiera fido prudecla poner apeligro fueíccci6,dá i»/i^g.i.i. i*^- 

dofc 



ioz EMPRESSAS 

dofcpor entendido deldefcontento popular.Ii- 
gereza fuera en el caminatedctenerfe por el im- 
portuno ruido de las cigarras: gouernaríe por ¡o 

6 ^0»c>í*'«»f0)•e^^g^l2gg^^^^gQg3f],^q^g2a: 6 remerle,y reuo- 
Jtatuendum. ^^j. ^^5 reíoluciones^indignidad. Apenas avria c5 
Tac.Ub.s.an» ^^jq f^^^^ [[ dcpendielle del vulgo>quc no puede 

faber las caulas que mueuen al Priucipe^ií gon- 
uicnemanifeílaríelas^porque léria darle la auto- 
ridad del Cetro. En elPrincipe eílá todaia potel- 
tad del pueblo. Al Principe toca obrar,alpue'» 
blo obedecer con buena te del acierto de fus re- 
loluciones. SidellashuuicQc detomar cuentas, 

7 Si-vhiiuhedtnY., faltarla el oblequio,y caerla el Imperio. 7 Táne- 
qu^erere fi7ígulis //- ceílario es al q obedece ignorar ellas cofas.,como 
ceat'^pereunte ohje faberotras.Conccdióaios Principes Dioselíu- 
q¡4Ío , etíamlmpe- premo juiziodelhs,)' alvaiíallo la gloria de obe- 
rium intercidir, decer. A íu obligacio íolamete ha de íatisfacer el 
TacMh. i.hifi. Principe en íus reíbIücioríCS,y íi ellas no lalieVeri 

como íedefeauan, tenga cora^ó,pues,bafta auer- 
lasgouernado con prudencia. Flaco es el mayor 
cóíejo de los h5bres,v íageto a accidentes Quan- 
toes mayor la Monarquia,tanto mas eítáfugeta 
a íinleílros íucelTos , que 6 los trae el calo , ó no 
baftó el juizio a preuenirlos. Los grades .cuerpos 
padece granes achaques.Si el Principe no paílaíl 
fe confiante por lo que le culpan, viuiria infeliz. 
Animo es menefter en los errores,para no dar en 
el temor ,y del en la irreíolucion.En peníando el 
Principe ligeramente , que todo lo que obra íerá 
calumniadOpíe encoge en fu mifmo poder,y eílá 
fugeto a los temores vanes de iafantafiajlo qual 
fueie nacer de vna fuperíliciofa ellimacioa pro- 
pia,6 de algún exceílb de melancolía. Ellos in- 
conuenientes parece que reconoció DauJd,quá- 
do pidió a Dios, que le cortaíTe aquellos opro- 

8 Ampt^U oppro' bríos que le imaginaua contra fí milmo. 8 Ar^ 
bYmm m^tíi^yo^md nicfe puesel Principe de conílancia contra los 

p*fpic¿ítm ntm, í.üce;Tos,y contra las opiniones vulgares,ymuef- 
J^fíL 1 1 8. j 9, tcQ'iQ vakiofo en detenía de aquella verdadera re- 
putación de íu pei"lona;y armas,quádo perdida,6 

afea- 



políticas. 20? 

afeada peligra con ella el Tmperio.Bien Conoció 
efte punto el Rey tion Fernando el Católico, 
quandoaconr^j'adodclupadtcelReyDon luán 
el Segundo de Aragon,que firuicire altiempo,y 
a la ncceísidad,yprocuiM(le aRegurar Tu Corona, 
guangeando la voluntad delMarques de Villena, 
y del Ar^obitpodeToK-do Don Alonío Carn- .i^a tj r 
llo,aunqae lo procuró con medios honeftos,no '^^^'•"^■r' •'?- 
inclinó baxamente la autoridad Real a la vio- 
lencia de llisvanallos, porque reconoció por 
mayor efte peligro,que elbeneficio degrangear- 
los.El tiempo esel maeftro deftas artes^y tal pue- 
de íer,que haga heroicas las acciones humildes,y 
valcroÍAslas lumiíiones,ó las obediencias. El fin 
es el que las califica, quando no es baxo,ó iliciro. 
Tácito acusó a Vitclio ,. porque no por necefsi- 
dad^fiíio por laíciuia acompañauaa Nerón en 
íusmuficas. 9 Tan gran coraron esmeneLter pa- 
ra obedecer a la ñecelsidad,como para vencerla, 9 : Se^iaricajitatc 
y a vezeslo q parece baxcz'i,esreputacion,quan-j7.//Vííy,«.T n^ccfsi- 
do porno perdcrla^ó por contcruarla íe diísiniu- tatc^qna hone^ifsi 
lán ofenfas. Quien corre ligeramente a la. ven- m^is quiprnefed Iip 




1 

ta,T f^WU^.lwv»*» a.il«.Wí«. x^v*..!......^ V^t,^Cit* 1.«U^IV- C</*f 

vertida faeiubriea de la ofenla,y quantasen hXítcJw.zJnift,- 
cara cortvida del otenlbr ié.leyó poríüs miímas -' 
cicatrices , cómo por.létras,la infamia del ofen- 
didó'í lÁa.1 honras le han perdido en la venganca, 
que en la dilsimulaeion:-eü:a induce oiuido * y 
aquellamemoria , yrnasmiramosa viio,conioa^ 
ofendido , . que como a vengado. El que es pru- 
(dente eltimador delu honra la peía con ia ven- 
gan (¿a , cayo fiel declina mucho con qualquier. 
adarme d^ publicidad. 

Si oien hemos acotejado al Principe el defpre- 
ció de la fama vulgar ,íe entiende en los calos di- 
chos. Quando íecompenfa cóei beneficio pubii- 
co,ó embarazarla grandes dv'í inio.-j , no penetra- 
cioS;ó mal entcdidos del pueblo^porque defpucs • 



204 EMFB\ESSAS 

con la conuemencia,ócon el buen fuceíTo fe re- 
cobra la fama con víurasde eí?iim?.cion,ycredi- 
i-o;pero fiempre que pudiere el Principe acornó 
dar j US ¿cciones a la aclamación vulgar , lera gra 
prucicncia, porque fuele obrar tan buenos cfe- 
tos,con-io la verdadera .Vna,y otra el\á en iaima 
ginacion de los hombres,y a vezcs aquella es tan 
acreditad a, Y eíicaz.quc no ay actos en conu-aiio 
que puedan borrarla. 




^4'í^'^5.^ 



TO que reprcíenta el efpejo en todo fu efjía- 
. cío , reprcfenta también dcfpuesde quebra^ 
do en cada vna de íus partes ^afsi íe ve el León 
en los dos pedacos del efpejo defta empreiia,íig- 
nifícando la fo'f tnlcza,y gencrofa conftancia que 
en todos tiempos ha de coníeruare! Principe. Ef- 
pejo es publico en quiai fe mira ei mundojnísi lo 
dixoel Rey don Aionío el Sabio,tratando de las 
acciones de les Re';^cs,y encargando el cuidado 
en ellas. Por ^«í* íqs hornos tomen cxem^lus ¿ellos 

4$ 



POLÍTICAS. Wi 

délo que les yefif(i:::;¿erfe fohre eflo-dixeyon por ellos, 
cjxfvn como-efpejo ej} quelos homes 'ven ¡ii femej.ín' 
f <í de dpoihmi;o de eíjarie-xa. Por tanto , ó ya tea que 
le i-naatcnga entero lafüi:cuna prolpera, ó ya que 
le rompa la aduería , íicmpre en ella íe ha de v^í 
vivmiímolcmbbnte. En la'profpera es mas din- 
cultoío, porque íalcn defi Iosafc¿tos,y la razón íe 
detVanececonlagloria.Pcro vi\ pecho mai^ii ini 
mo en la mayor graüdeza,no le enabaraca , como 
no fcem.baraco Velpaíiano,quado aclamado Em 
pcrador no íe vio en el mudanza, ni noucdad. i r/^ tpfo n'ihil turrl 
El que le muda coa la tbrtLina,conñcirano aiier- dj*m..ur,'og4ns,;íut 
la merecida in r-ehis nonis no- 

i'umfu'.t. 
Fofís priuafít m^n^et^nonfe meyínlfefátetar^ Taclib.ti'h'jk 
c^Av' crcfíi^e p í{f:ít% CUud, 

Efta modcrtjaconílai-ite fe adiniro también en V'i 
fon,quando adoptado de G alba, quedó tan tére- 
no,comolieftuuieíleenrnvoUintad,yno en la x MuUíi'tttrh.ui . 
agciiaelíer Emperador, x Eniasaduerfidadcs autcxultxtisan^ 
fucie también peligrar el valor , porque a caíi to- ,^, ^f^f.^^j prodi- 
dos los hombres llegan de improuifo , no auien- dijp.Qr^'o er?a p^- 
do quien quiera penÍJ reñías calamidades a que d-ct?'' /mí? v/r.í/'^- 
pn :de reduzirlc la fortuna , con lo qual a- todas ^. ,''-¡c^-cr '■ • j • Ye 
hnllandcfpreuenidos ^ycntonces-fe perturba el ';;,^,,;^'^ ^^nJi^, 
animo, o por el amor puelto en las felicidades ^ulmMnAhrrm^ 
que pierde , ó por el peligro ae la vida cuyo ape- ,^^ . q:,,ri¡,Jera.. 
titoesnatural en los hombres.. Eiv los demás ,.,^^,^¿¿^^. 
iean vulgareseílaspalsiones , no enei Principe, -¡,¿¡1,^. ^ 

quehadegonernaratcdoscnlafortuna prolpe- j'^^ ñy j /,;,? 
ra,y;id.u.n-í>i,yantes ha de fcrenar las lagrimas " ' ^ •' \ 
al'puebio,que caufarlas con (u :.ñicion », moftran- 
docompuefto , yrifaeho el íemblantc , y intré- 
pidas las palabras, como hizo Oton,quando per- 
dio el Imperio. 3 En aquella gran baralla de las j placidas orejh*. 
Nanas de Tolofa aísilHóel Rey D. Alólo el Nano tirVidus-verbiSjJfy 
conigualí.crenidaddeanimo,y de roiUo. Nin- tempejiíiías Jhorti 
gun accidente pudo delcubriren el Rey D.Ferná l(íchryr»as coerc^^^, 
do el Católico íu atccto ,6 lUpaísioa. Herido TacMh.^Jníjf^. 



Vo^ EMPRESTAS 

glauemente de vn loco en Barcelona , no fe altc- 
r6,y íolamcnte dixo, qucdetULiieílenal agreílbr. 
Rota la ticda del Emperador Carlos Quinto ceir- 
cade Ingolftad,CQn las continuas balas de la arti- 
llería del enemigo , y muettos a fu lado algunos, 
nimud6jde.íemblante,ni<'ie lugai-.Gó nomenot 
coníVancia ci Rey de Vngria 'cy En\perador) y el 
ícñor Infante Don Femando (gloriólos émulos 
de fu ,valor,y hazañas) le moftraron en la batalla 
de Norlingucn,auiendo.rido muerto delante de- 
Uos vn Coronel. Cierro ellos exemploscon el de 
Maximiliano Duque de Bauiera,y Eléüordel ía- 
cro Imperio,el qualauiendofe vilto coronadocó 
tantas Vitoria scomole-dieró las armasde la liga 
Catolica,dc quien era General ni le enlobcrue- 
xieron eftas glorias, ni riudióíu heroicoanimo 
la fortuna aduerfa,aunque fe halló.derpues perdí 
dos fus Eftados, y alojados en íu Palacio de Mona 
-Co(digna obtade tan grá Principe)cl Rey de Sue- 
- cia,yclCódePalatino.Eederico,yquenomenQS 

que de ambos podia:temei:fe del Duque .de F^id- 
lantfumayor enemigo^ 

Diuida iainconftpncia ,, y erribidia del tiempo 
en diuerfas partes el efpejo.de los Eftados , pe- 
5*0 en qualquiera dellas , por pequeña que lea, 
hallaíTefiempre entera la mageftad. El que na- 
ció Principe, no fe ha de mudar por accidentes 
extrinfecos. Ninguno lia deauer tan graue que 
le haga deíigual a íi mifmo, oque le obligue a en- 
cubrirfe a fu fer. No negó quien era el Rey Don 
M^^J^'í'^ifp* ^^^^o ( aunque fe vio en los bl-acos del Rey Don 
Enrique fuhermano, y fu enemigo 3 antes du- 
dandoíbrí era el , dixo en vo^ alta -. yo foy ,yofoy^ 
Tal vez él no perder los Reyes fu Real decoro , y 
niageftad,enlasaducríjdades es el vltimo reme- 
dio dcllas,como lo fucedió al Rey Poro , quien 
íiendoprifionero preguntó Alexandro Magno, 
que como quena fer trarado,y refpondió: qneco^ 
-^'^^ ■' woiíej: y boluiendo a preguntarle íi quetia otra 

cola replico: Ji^f. en aiítcUoJe co^rehe ndiá f oáo. Eft-í 

ge: 



políticas. 207 

genorofa rcrpu^^fta aficiona tanto a Alexandro, 
que lo rcílítuyo íu Eftado , y le dio otras Prcain- 
cns.R..'n<dir(caia.adueríídAd es mortraríe de lli 
parte EWalor en el vencido enamora' al vcnjc- 
dor,6 porq hazcTnayoi: fu triunfoi ci por la faer- 
^adela virtud. No eftá el animo lu^j.ftoa lafuer^a, 
ni exercita en él fu arbitrio la fortuna, Amenaca- 
iia el Empcradol' Carlos Quinto al Duquede Sa- 
xonialuan Federico (teniéndole prefo paraobli 
garlea la entrc^a'del El\adodc Virteml>erg, y ref 
^oná\b'Bié^')árxfn Aíít^^ejlítd Cefhrea ha-:^crde mi 
lo qi4c (¡uif ere, pero no indif^vf miedo errrhi pccho:co- 
molomoftró en- el. mtis terrible lance de íu vi- 
da,quando cftando jiagando al aljedrez le pronun 
ciaron laícntencin de muerte, y fin turbarle dixo 
al Duque do Bruintuuich Ernerto,con quien ja- 
gaua,q pailalleadeláteen el juego. Ellos a dos he-- 
roicos borrarrn la nota de fu rebeldia,y le íiiziero • 
gloriólo. Vna acción de animo generofo , aun* 
quando la i'^erca obliga a la muerte , dexa^iluftra- 
da vida. Afsi fucediocnnueftraedada Don Ro.. 
drigo Calderón Marques de Sietelglefias , cuyo^ 
valor. CliViiliino , y heroica . confian cia,quan- 
do ledegollaron-;.admirüaimundó,y troco en' 
cilimacionsypiedad la emuIacion,yodio común' 
a infortuna.. Laflaqucza no librade los lances • 
forcoíos,ni fe dilminuye con la turbación el peÜ-- 
gro La'conllancia,ó le vence , ó le hazíe famofo. 
Por la frente del. Principe inficrcel puéblala grai 
uedaddelpcrligrOjComoporladd Piloto conje- 
turael parfagcro/i es grande la temperad , y afsi'; 
conuiene mucho mollrarla iguaimenteconftan- 
rc,y lercnti en los tiempos aducriós , y en los crroí- - 
peros, para que ni íeatemorizc,ni íe enloberuez- 
ca , ni pueda hazcr juizlo por í üs mudancas. Por ' 
cfto Tiberio ponia mucho cuydado en encubrir ^f^^(raudita^,c¡n^ 
los malos íuceilos. 4 Todo fe perturba,y confun^ ^«í^w^^^A^/í'w^c^ 
dlsqaando en. elf nublante del Princtpe,;como cfi :f njhy}/w<t quA:que 
el delcieio.le conocen las tempertades que ame- wrfxi/wr ocúltate 
liaban a la República, Cambiar colotes con ios^Ttb'cmmpenulem 



io8 EMVRESSAS 

accidentes « ligareza dcjiñzio,y flaqueza de ani- 
mo. La conílácia,y igualdad de roPiro anima a ios 
vaíTallos , y admifa a ios enemigos. Todos po- 
nen los ojos en el,y fi remc,temen, comorucedió 

5 Stmul othonís^^osc[\.\(zi^iXM:iU-\ en el banquete con Otón , 5 y 
'i'n¡ti^intiteri,-^>tf, en ilcgando atemei',y adelconfi^.r , falta ia fe. (6 
euc:!ÍtinclimtisAd Ei\o te entiende en los cafes que conuienc diísi- 

f:ifp:cio}iem nienri mular ios peligres , y. celar las calamidades, por- 
bii'S , ciim timeret -^i^^ en los demás muy bien parecen las dcmonf- 
Othoytimehatur. traciones publicas de triíleza en el p3:incipe,^^on 
Tiíc.lih.i.hijl. íl'^e manifiefte fu afedo a los vaíTallos , ygrangcc 

6 Fídes^metu in- ^i-^s ánimos. El Emperador Carlos Quinto llor6,y 
fraíh. íe v iftio de luto por el íaco de Roma. Dauid raí- 
Tdc.Uh.'^.híjl. go fus veftidurasjquá-do (upo las muertes deSaul, 

7 yípprehendem an Y lonatas. 7 Lo miíhio liizo loí ue por ia rota en 
tem Dxmd uejli- Haz,poftrandofedclantedel'Santuario. 8 Eíle 
medita ftítjfddit. piadofo rendimiento a Dios en ios trabajos es de- 
x.Re^.c. 1 . 1 1 . ti id o, porque feria ingrata rebeldía recibir delios 
S lofne ■vcrofcidit t>ienes,y no los maics.9 Quien fe liumiiia al caíü- 
-yeftímenta [ua,& go,obliga a la raifericordia. ^y 

pronus cccidit in § Puedeíe dudar aqui , fi al menos podcrofo 
terrAmcoramarcA conuendrá ia entereza quando lia menefter al 
Domini. mas poderofó. Queíliow es que no fe puede re- 

Jofcdp.y.ó. foluerfuieftasdiftinciones. Ei que oprimido 

p SiboíMñifcepi- cié fus enemigos pide íocorro , no fe mueftrc 
>wf<jcícwííwwDc-/,demaíiadamentc liumilde , y menefterofo,por- 
mala íjfMre«o/í>p que liará deí¿fperada fu fortuna , y no ay Prin- 
cipi.imus} cipe que por lola compafsion le ponga al lado 

Iob.c.% . 1 o, cie^ caydo , ni ay qaien quiera defender al que de- 

' fefperadefimifmo- Lacaufade Pompeyo per- 

dió mucho en la opinión de Tolomeo , quan- 
do vio las íumifsiones de fus Embaxadores. 7»la- 
Vor valor mqfkró el Rey de los Cher úfeos, eiqual 
liallandofedefpojadodefus Elb.dos,fe valióldel 
fauor de Tiberio ,y le eícriuió , no como fugiti- 
vo Non víprofu' uo,6rcndido,fino como quien antes era. 10 No 
pt< ,Aut fupplex, esmcnosiluüreelexempio del Rey Mitridates, 
fed ex memoria que rindiéndole a fu enemigo Eimonjedixocon 
^noris fortuna. conftancia Real. Ve miyohfiradfrc pongo en tus 
TacMb, z .ahmU manos , yfa como auiferss dd dejcendícntc dd gran 

■ 4che* 



eolíticas. ¡.09 

Jqueminisj (^lieeftofolo no mepudtcro qifharmis cae 

wz¿oí,ii conque le obligó a interceder por el ii Mit]mdatcs 

con el Fmpcrador Claudio. 1 2 El que ha ícnido térra, mar ¡(¡hc Ro 

•bieafu PnnGÍpe,hablelelibremente,rirevcagra mams fertat^ ak~ 

.uiado,aísi lo "hizo Hernán Cortes,al Emperador noscjH^fitmjyoH- 

Carlos QmntOyyScgcíles a (3erma.nico. iü En teadfim,yytere,i^t 

•los demás calosconílderc la prudencia laneceí- n'oles proles^ nmg. 

fidad,el tiempo,y losíujctos , y Ueue aduertidás ni Ache.^^rhis.quQd 




-quedefeftima al inferior ,quando le ve demaíia- ü Mindttone re- 
damente humilde. Por efto Tiberio llamaua a Yum.ÚPprccehdHá 
los Senadores,nacidos para rei-uir,y aunque -aísi degenere permotus 
los auiameneílerjccanlaua la vileza de íusani- Ta>c.lih.i%.án. 
mos.i4Tíenjn los Pr.íncipes,medido el valor ,y ^3 •^^wr/í Segejtes 
briosde cada vno,y fácilmente agrauian a quien ^pfimgés vifu^^ 
.conocen,qucnohadereíentirfe. Poíreflb Vite- rr.emorU bon£ jo* 
ho difirió a Valerio Marino el Coníulado, que ctetatisimpauídus 
le auia dado Galba,teniendole por tan floxo, que '^^^^^ ^'^i^ ^« ^^««^ 
licuaría con humildad la injuria,i 5 Por tanto pa modum fuere, 
rece conueniente vna modeftia valerofa,y vn va- ^<<C'í 'p- i -^'^j'- , 
lor modeílo^y quando vno fe aya de perder, me. -^5 'E-tiam illu^qut^ 
jor es perderle con generofidad,quc con baxeza. "c'^*'f<ífc^ publica, 
Efto confideróAlarco Hórralo ,meíutandoíe, nollet ,tApYoietU 
quando Tiberio no quUó remediarle fu eílrema J^»'^'^^^"''"P'*^'^*" 
necefsidad.i^ tUcedebat. 

^ Quádoelpoderoforehufadaraotrolosho- Tac.lib.s^ann. 
ñores deuidos(pr.incipalméteen los ados publi- i ^ NtdU offenja, 
cos)me)or es robarlos,que difputados.Qulé du- í^^ miterriy^ imu* 
da,deíconfia de fu mérito. Quien difsimula, con- rUmJcgnher iattt 
fieQa fu indignidad. La.nK)deflia.iequeda atrás ^'''^- 
'dclpreciada.El q de hecho có valor , ó buen ayrc Tcic.lw.^ .mji. ^ 
ocupa la prceminecia ^ fe le deue,y no fe le ofre- i ^ Amt^ nobiUtá 
cé,fe queda có clla,como lucedió a los Embaxa- ^^^ cuam ínter ctn*_ 
dores de Alemania, los quales viédo en el teatro gupas fortuna rc-j 
de Popeyofentadosentreios Senadores a losEm tinens, 
baxadores de las naciones,que excedían a las de- TacMb^zjnn^ 
más en el valor,yjen la conílante amiI\adcon los 
5?AQmanoS;dixcr^que ninguna críi mas yalcíoíá, 

O '■ ■ yficl 



2IÓ EMPÜÉSSAS 

i7ÍVí*//oíwo»'f<<-yfiel,quela Alemana,i7y lefentarcn entre los 
hum armís, autfi- Scnadorcs,tcnicndo todos por bien aquella gene 
de arte Germanos rola libertad,ynobk' comulación. 1 8 
effe.Tac.lib.is.au. $ En las gracias,y mercedes que pueden delar. 
Í8 Cliiod comtter A bitrio del Principe,aunqueíedeuan al valoreóla 
-vifentibus excep- virtud,6alosfeniicioshechos,noíchadequexár 
tum^quafi Ímpetus clfubdito,antes ha de dar gracias cóalgú pretex- 
aptiqm j 0^ hofia to honcfto , como lo hizieVó los dcpueftosde íus 
icmuUtione. oficios en riépo de Vitclio , 19 porq el ccrtcfano 

Tacjib. 1 s.anrj, prudéreha de acabar dando gracias todas íuspla- 
19 Jdxq^e tnju- ticas con el principe. Dcfta prudecia vsó Séneca, 
per vheííio gradee delpaes de auer hablado aNeró fobue los cargos q 
confttetmim Jer- lehazian.ao El q íe^qucxafeconfieíTa agrauiado,y 
uirij.- del ofendido no fia losPrincipes*Todos quiere pa 

Tac.líh.z.hifl. recerle a Diós,dequié no nos quexamos-en nucf-^ 
a o Séneca ( Quiji.tvos traba jos,antesle damos gracias por ellos. 
nisomnmm cüdo- ^ En los cargos,y acuíaciones esíiemprc con- 
mimnte fermonii) ueniciite laccnftancia , porque el que íe rindea¡ 
grates agir. ellas,íe haze reo. Quien ir ocente niega fus accio- 

Tac.lib. 1 4.4«* nes,íe confieíTa culpado. Vna conciencia fegura, 
y armada de la verdad triunfa de íus émulos. Siíe: 
acobarda,yro íeoponealoscafos,caeembuelta. 
1,1 Conflatnta ora ^n ellos , bien afsi como la corriente de vn no fe 
ríofiis , i(S' quia re' üeua los arboles de flacas raizes,yno puede al que- 
fenus erar qut ef- las tiene tucrtes,y profundas. Todos los amigos . 
ferret j(¡n.z- omues de Seyr-no cayeron con íu fortuna j pero Líarco; 
a?:¡»;f> agitahant;, XercncÍG,que conñante confeísó auer, codicia» 
eouj^'jepotiwre^j-ut do,y eflin'iado fu amiílad,como de quie auia me- 
accuf atores eins, recido la gracia del Km peradorTiberio , fue ab- 
adaitis. (¡ii£ ^?7feUKlco,y condcnadosfusacuGidores. si Cafosay. 
deliquer-^t exilio^ ^n que esm.cneñcr tan conñante teueridnd , que ' 
etíitr/iorte mulcU- ni te defienda la inocencia c6 eícuía; pox no mof^ - 
^^"' "*'• trar flaqueza^ni te repre Icntc'n ieruicios , por no 

i ac.lib.6,an,. ^ zaherir con ellos,como lo hizo Agripina, quan- ■ 
^xVh'.nihilproin do la acuíauá.queauia procurado el Imperio pa- 
^ocentia^(ludfidif.x:2iVlmto.z%. 

fidt^rct ^ nec benefi-- ^ ^o iolamente por fimiímo fé repfeíenta el • ^ 
d;sj^'M exprobra Principe eípejo afus vaLTallos,í<no tam.biepor íu 
Yctjqiíjerui:. Eítado/cl qual vna idea fuya , y aísi en el fe ha de 

Tac, US, i. aun, . ver,cc>mo en íu pcríona iá r^ligion^la juílicia , la 

be- 



FOLJTICAS. 2ri 

benignidad,y las demás virtudes dignas del Iir.pc- 
rio^y porque Ibij partes defteefpcjo los Conícjus, 
los Tribunales , y las. Chancillcíias , tanibicn en 
c ias Tehi de hallar las miíiiias calidades,y no me- 
nos en cada vno de los miníftros,que le reprcíen- 
tan,porqiie pierde el crédito el Principcqnando 
ib iiiuellra benigno con el pretendiente , y le def- 
pide iLnio de efperan^as,y aú de promelTas, y por 
otra parte íe entiende con lus fecretarios,y minif 
tros, para que con aípereza le retiren dellas ^ arte 
que a pocos lances dclcubre el artificio , indigno 
de vn pecho generoío,y Real. Vna moneda publi 
ca es el miniffro,en quien eílá figurado el Princi- 
pe,y fi no csde buenos quilates, y le reprefenta vi 
uamente,lcrá deíeftimado como falla. 2 j Si la ca- * 3 Pr<c/a?í*í nijt 
be<^aqaegouiei-naesdeoro,rcantambiélas mz-formam tuamreje 
nos que le rirué,como lasdcl Efpofo en las íágra- rat^malífati mfuir 
das letras, z 4 fitbditis efficnttr^ 

§ Son también partes principales defte efpe - Them.orat. 1 7. 
JO los Embaxadores jGnlosqualescftá fuftituida x^-Cítpieiits aurtí 
la autoridad del Principe, y quedada defraudada optimum. Man»s 
lafepublica,íl la verdad,y palabra del no fe haliaf- /7//«Jíor«rff/7« 4íí 
fe también en ellos,y'Como tienen las vezesde fu re^. 
poder,y de fu valor,le han de moítrar en los caíos Cant,$ .11,14.. 
accidentales,obrando como objaria íí fe hallafife 
prefente.Afsibohizo Antonio de Fófeca, el qual MarJjtji.Hifp^ 
auiédo propuefto al Rey Catolico,que no paífaf- 
fe a la conquifta del Reyno de Ñapóles , fino pri- 
mero fe declarafle por términos de jufticia a quíc 
pertenecía aquel Reyno,y viendo que no íe refol- 
uia,dixo con mucho valor,que fu Rey defpues de 
aquella propuefta,quedaua libre para acudir con 
íus armas a la parte que quifieire,y delante del, y 
de los de fu Confejo rompió los tratados de con- 
cordia, hechos antes entre ambos Reyes. Afsi co- 
mo fe hade veftir el Miniftro d.e las máximas de 
fu Principe , afsi también de íu deco- 
ro , valor , y grandeza de 
' animo. 

9 ». Quien 



íii EMPRESSAS 




QVicnmira lo cCpinofo de vn roíal , difícil-^ 
mente fe podrá pcL-íuadir,a que entre tantas- 
cípinasaya de nacer lo laaue ,yhermoío de vna 
rola. Gran fe es menefter. para reglarle , y ef.. 
peraríi quefevifta de ve rde , y brote aquella mas 
rauillcíapompade hojas ,quetan delicado olor. 
rcfpira. pero él íufrimiento,yla eí pe ranea lle^ 
gan a ver logrado el traba)o,yfedán por bien 
empleadas las cípinas , que rindieron tal h'^rmo^ 
fura /víalfragrancia. Alperos, yefpinofosfon 
a iiueftra dcp^auada naturaleza los primeros ra- 
mos de laviitud,deípuesfé defcui3rela flor de 
fu he rmofura: No deíanimc al Principe el íem- 
bhntc de Ios-colas, porque muypocascn el go- 
uicrnd íc rrué'ftryn con roftro apacible. Todas 
parecen licnas-de^ eípinas , y dificultades. Mu- 
chas fueron fáciles a la efpcriencia,que auiá juz- 
gado por arduas les ánimos floxos,y cobardes , y 
afsi no le dcfanúiie elPrincipe^poi-q fí le xindiere a 



TOLITICAS. ii? 

ellas ligcramete^qucd ara mas vencido de fu apre- 
hcnrion,que de ia verdad. Sufra con el valor, y ef- 
, perecen paciencia, y coníbncia,iin dexar déla 
mano los medios. Ei que eípcra, tiene a íu lado vn , y 

buen compañero en el iienipo,y aísidezia ei Rey ^^^'-"ffi-liij^. 
Felipe Segundo: ro,>£"/f/e»//^) contra, í/oí.Flimpe 
tuesefedodci turor , y madre de los peii;íios. 
En duda pufo la liiccfsi'ondelReynode Nauar- 
ra,cl Conde de Campr^ña Teobaldo,por no auer 
tenido fufrimiéro para cíperar la muerte del Rey 
Don Sancho futió, tratando de delpolieerle en ' 
vida,con que le obligó á adoptar por íu heredero 
al Rey de Aragón , Don laymeel Primero. Mu- 
chos trofeos ve a fuspies la paciencia en que íe fe- 
haló Cipion,el qual aunque en Eípaña tuno gra- 
des ocaílones de difgullos, fue tan íufrido^quc no ..,j- 
íc vio en fu boca palabra alguna deícompuefta,!- lj¡.i. !*l^^[^ 
con que falieron triunfantes íus intentos- El que ^^^-^ «wexcfací-cf, 
fufre,yefpera,vencelosdeídenesdelafortuna,y * ^^ 
la dexa obligada, porque tiene por liíonja aquella 
fe en fus mudancas. Arrojafe Colon a las incier- 
tas olas del Occeano en bufcade nueuas Pro- 
uincias^y niledefefperala infcripciondel «o plus 
-v/ír.íjquedexó Hercules en las colunas de Caí- 
pe,y Auila,ni le atemorizan los montes de agua, 
interpueftosa fus intentos. Cuenta con íu nauc- 
gació al Sol los paíTosjy toba al año los dias , a los 
dias las horas. Falta a la aguja el polo, a la carta 
de marear los rumbos^y a los compañeros la pa- 
cíenciarconjuranfe contra él , y fuerte en tantos 
u-abajos,y dificultades las vence con elfufrimié- 
to,y conlaeíperanca,haftaquevn nueuo mun- 
do premió fu magnánima conftancia. Ferendum^ 
e7'/pc)'.iwcií*w,fuefentencia de Eurípides , y def- 
pues mote del Emperador Macrino , de donde le 
tomó eftacmpreíla. Peligros ay , que es mas facU 
vencerlos , que huirlos -jalsi lo conoció Agato- 
cles,quando vencido, y cercado en Zaragoca 
de Sicilia, no fe rindió a ellos, antes dexando vní» 
patccdcíusfoldados^que defcndicífe la Ciudad* 

O3 Fí^- 



' ¿14 EMPRESSJS 

pafsóconvna armadaconti:aCartago,yclqaeiao 
podia vencel' vna guerra , Calió triunfante de dos. 
V n peligro fe íucle vencer con vna temeridad , y 
el defp recio del dá mucho que pcnfar al enemi- 
go.Quádo Aníbal vi6,que los Romanos (defpues 
déla batalla de Canas) embiauan focorro a Eípa- 
ña,temi6 íu poder ,'^o te ha de con fiar en la prof> 
pcridad,ni deiefperarcn la adueríidad. Entre la 
vna;yotra fe entretiene la fortuna ,tan fácil a le- 
uantar,como aderribnr.Coníerucel Principe en ' 
ambas vn animo conflante,expuefto a lo quefu- 
cediere/ino que le acobarden lasamenazas de la ■ 
iiiayortempeílad,puesavezcsfacalasola'>a vno 
cldbaxel,quefehadeperder,, y le arrojan en el" 
que fe ha de falvar. A vn animo generofo, y mag- 
nánimo fauorece el cielo.Nodelefpercn al Piin-- 
cipe los peligros de otros.ni los que trac configo 
loscafos.Elque obferua los vientos , noíTembra: ; 
%iQui úhjeruafve-iñ coge quien cófidera las nubes, i No piole obli- 
tityno femínat;,^ gar con íusaflicciones.Las lagrimas en lasaduer- 
quiconfida'dt mi- lidadesfonflaquezafemcn 1. -No fe ablaudacon 
íes , n tíquet meth; ellas la fortuna. Vn animo grandj prccara farisfá . 
MccL. 1 1 .4^ zetfe,ó confolaríe con otra acción generofa , co- 

mo Ionizo Agricola,quando tábida la muerte de 
íuhi';o,diuirri6el dolor con la ocupación de la 
3 Que cafum , «f- g^^ri^a-? El ella rte inmoble iuek feria ambición, . 
qi4e,yt pleriq-'fqr- óaabmbrodel fuceifo. 

tíumi>írorum,am-^ § Ei"i 1^ pretenfioü de cargos,y honores es muy . 
hitioie, fleque ^ct i^'^PO'^t^i'^t^ ti confcjo delta empreila. Quien fu- 

U;r,eri.tíi níW(/í,:íc P:*^^^^*^^^%y^*P^^''"^'^'-^P^ v^^"^^^^^'-^^^^^^^*''^- Elque 
moet)r€ muliebrU itnpacien.te'jaz¿6 por vileza la abiuéda ,y íumií- 
tertuih i^'in la- rión,qucdóddpf eciado, y abatido. Haz-T. reputa-. 
áuybclium Ínter /«e cion de no obedecer a otro ,es no querer madar a 
media erat,. alguno. Los medios ie hvín de medir con los fi- 

TAc.íttyhaAgric, nes.Sien eSiosleganamas honor, que fe pierde 
con aquellos , fe deuen ap iicar. Ef no lufrir tene- 
mos ppr g^neroíidad^ y es imprudente foberuia. 
Alcancados los honor es.quedan borradóslos paf 
los co:i qu'í le llibio a ellos. Padecer mucho por 
coiue^Uitdefpues mayüi:csgradQ5),noesvil abati 

naien- 



TOLITICAS. 2ty 

roientOjíino altiuo valor* Algunos ingenios ay, q 
no fabcn efperar. El excelTo de la ambición obra 
cneiloscftoscfetosiEn brcuc tiempo quieren ex- 
ceder a los iguales,)' luego a los mayores , y ven- 
cer vitimamcnte tus miímas elperancas. Licua- 
dos deñe Ímpetu defprccian los medios mas Tegu- 
ros por tardos, y fe valen de los masbreucs , aun- 
que mas peligrofcs. A ói\os luele luceder lo qua 
al edificio leuantando apriía,rin datlugara que íe 
arsicnten.y íaqucn losmateriales, q íecae luego. 
^ E u el íufrir jy cíperar confiften los mayores 
primores delgouierno ^ porque Ion medios coa 
quellegaaobraratiempo/uera del qual ningu- 
na cofa fe fazona. Los arboles que al primer ca.. 
lor abrieron íus ñores , las pierden luega, pomo 
auer eíperadoque celTafTen los rigores dellnoier- 
no. No goza el fruto de los negocios, quien los 
quiere lazonar con las manos. La impaciencia 
caufa abortos, y aprefura los peligros, aporque 4 /'«^¿íf/^^í oper^ 
no fabemos fufrirlos,y queriendo falit luego ác-^^^^^^fttiltitiamn 
líos los hazemos mayores. Por efto en Ios,males Pfoy^ 14. 1 7, 
internos,y externos de laRepublica,quc ios dexo 
c reer nucltro defcuydo, y fe deuicran auer ataja- 
do al principio , es mejor dexarlos correr , y que 
los cure el tiempo, que aptefurarles el remedio, 
quando en el peligrarían mas, Yaqueno íupi- 
mos conocerlos antes , lepamos tolerarlos def- 
pues. La irapoficion los aumenta. Con ella 
el peligro que eílauaen ellos oculto,© noaducr- 
tido , íalc afuera , y obra con mayor adíuidad 
contra quien pensó impedirle. Armado impru- 
dentemente el temor contra el mayor poder, le n.' 
exercita , y le engrandece con íus del pojos. Con ^ Ociin^cntofum 
cfta razón quietó Cetial los ánimos de los de Tre '\"¡^°.^^¡?' ^^^^^""^9 
ueris,paraquenofeopuíieíIena la potencia Ro- ^^I^^i^^^^'^V^^^^om 
mana,dizicndo,que tan gran maquina no íe ^o,?^¿^^ [^•^^^^fi'''*'^\ 
dia derribar,rm q fu ruyna cogieile debaxo a quie 'íf'^ ^^^«^ '/>"^ ''*' 
lo intentaOe. 5 Muchos cafosdexarian de fuce- ^'oxO'iucUenmmy 
del- defvanecidos en fi mifmos , íl no los aceleraf- "^f^P^^^ft- 
íc nucüro temor; y impaciencia. Los rezelos r'<í'."^-4'"vs 

O 4- ^e^ 



ti6 EMPRESSAS 

declarados con íbfptchi devna tirarla la obligan 
aquelo Lca.lSloesmcnos valor en tales cafes íh- 
bcr dilslmühr,qae arrojai-íc al remedio. Aquello 
c6 etcto CLcrto á^ici prudencia , y ctto. íliele nacer 
dcU^Tiiedo. . 




q; 



iVanto mas oprimido el ayre en el clarín ,fale 
^con.mayor armonía , y difa-encias de vczcsj 
afs'ifucedc a la vii'tud,ia qual nuca mas ciara,y ío- 
nora,que,quando la mano le quiere cerrar los pü- 
2 ^,Miilt'oríf' Impfü tos .1 El valor íe e^iitini^ue .íl el viento de alguna 
i:katc deprcjf.ín>e^ fovtuna aduerfa »iole auiuacDefpierto ei ingenio, 
rilas cr,7cygit , c-- con ella bufca medios £o que mcjoiarla.Laíeiici^ 
jni.occntudefenfíO dad nace como ia roía,de lascípinas , y trabajos,. 
imtríí éfarefj;¡i\íU Perdió el Rey D. Alonío el Quifitodc Ara^onja 
Cíca\ batalla N:;Ua'i,cótra los Ginoueíes.quedóprelb, . 

y lo que parece le auia de tardar las empreñas del > 
keyno de I>íapoks, fue cauift de acelerarlas con ; 



TOIITICAS. 117 

inavcr rdicic!í\ci,y grnrdcza, con federan de fe coa 
íclipe Duque de i\iili,que le tenia prcío , el qual 
k dio libertad , yáiercas para conquiftar aquel 
Pveyno. La iiecefsidad ic obligo a ijragear al huet'-- 
ped .porque en las píofpcridades viuc vao para íl 
milmo,y en lasaduerfidades pauafi , y para los de- 
más. Aquellasdcfcubren las palsionesdcl aniíro, 
defcuydado con ellas;en cftar adacrtido fe arma ■ 
di las viitudej, 2 como de medios para lafl-lici- 2 Secud^ resacria 
dad ; ác donde nace el fer mas fácil el reftituir-y;¿^,5 |jj/?^/,;//5(í ?;/- 
fe en la forma aducríá,qucc5feruarfe en la proí- f^^y^ . ex^lcrAut: 
pera.Dcxaronieconoccrcnlaprifionlas buenas ^,^/^ mlfcn^ tole. 
par tes,y calidades del Rey Don Alonfo , y afielo- ranturJalicitatc 
nado a ellas el Duque de Milán , le concedió por cormr^pi'mur, 
fu amigo,y le embió obligado. Mas alcancó ven- y^cMb. 1 .1)1% 
cido, que pudiera vencedor, luega con ioscftrc- 
mos la fortuna , y fe huelga de moftrar fu poder j 
paffandode vnosa otros.Noay virtud que no ref 
plandxfzca en los caíós adueríos, bi<:n afsi como 
las cftrellas biillá mas,quandocsmasefcurala no^ 
che.ElpeíodvLCubre U conüaricia de lapaima, 
ieuanrandoíe con cL Entre las ortigas conferua 
la rofa mas tiempo el í reí cor delus o jas 3 que en- 
tre las llores. Si fe encogiera la virtud en los tra- 
ba jos, no merecía las Vitorias, las euaíiones, y tiiü- 
íb.Mientras padece, vence. De donde íe infiere 
quan impio es el error T como reí litamos en otra 
pai te ,de los que aconfe'jan al Principe, que defií- 
ta de ía entereza do las virtudes , y fe accracde a 
Jos vicÍGs,quandoianecefsidadlo pidiere, deuie- 
dcenix:nceseftarni.^.s conítanteen ellas , y coa 
mayor clpci-anca del bncnfucefib , como leíuce- 
dia al Emperador Den Ecrnando el Scgüdo ,que 
en lus mayores pcligros^dezia: Q¿<í'ty?;í«rf rejuclto a ■ 
ycrder ames el Jmperio^y afalirdel mendigando con' 
jiifd)7iilia,^i¡!iehA:^)'itcáon ñlguna injufUp.va man- 
tenerfe en fu gruride^^a. Dignas palabras de tan" 
fanto Principe , cuya bondad , y fe obli<;6 a ' 
Dios a temar ci cetro , y hazer en 1 a tierra las^ ve- 
2CsdcEtnpv.radQi:,daiKÍC)le miiagroías Vitorias,- 



i>8 EMPRES5JS 

En los mayores peligros , y calamidades , quando 
fáltaua en todos la confian(^a,y eftaua fin medios 
el valor,y la prudencia humana, f alio mas triun- 
fante déla oprcísion. Los Emperadores Roma- 
nos vinieron en medio de la paz, y de las delicias, 
tiranizados de íus miímas paísiones , y afectos có 
lobreíalrosde varios cemores,y eílc Canto Héroe 
hallc) repofo^y traquiüHad de ánimos fobre las fti- 
i'iorisolas,queíeleu.antaron contra el Impeno,y 
cótra íu AuguftifsimaCafa. Canta en los trabajos 
eljufto,ylloraelmaloen(üsíeruicios. Coro fue 
. de mufica a los niños de Babilonia el horno en- 
3 Et no tetígit eos ccndido. 3 

oTnniuiigñisjneq'^ § Los trabajos traen coníigo grandes bienes, 
cofnrifutult , ncc humillan la íoberuia del Principe,y Icredacé a la 
(¡:iiccj¡*.im wg/f/^/^ .r^z5.Qtic.furÍQfosíe hielen leuantal* los vientos.' 
htHÜr.Tiiclhi írcí Que arrogante fe encreípa el mar,amenazádo a ia 
quaft ex -vrto o;rtierra,y al ciclo con rcbueltos m*ontesdeolas , y 
l(tud:i^ítnt,it;'glo vna pe'qu cha Uuuia le iinde,y reduce a calma! En 
ri^cíihxtDominil. ilouiendo trabajos el cielo,íe poftra. la altiucz del 
D4«.c. 3. 50. Principe.Condlasíéhaze'jufto el tirvino,y aten- 

to el diuertido,porquc la ncc.-fsidad obliga a cui- 
dar delpueblo^eftimac la nobleza, premiar la vir- 
tud,hom*ar el valor,guardar la'jufticia , y reípetar 
la religión. Nunca peligra mas el poder,que en la 
profperidad,donde faltando, la confideracion , el 
conle'jo,y laprouidécia,muere a manos déla c5- 
fianca.Mas Principes fe han pci'dido en el deícan- 
fo,que en el traba jo,fucediendoles lo nlifmo que 
á los cuerpos, ios quales.con elmouimiento le 
coníéruan,y fin el adolecen .De donde fe infiere, 
qua errados juizioshazcmos de los males,y de los 
bienes,no aican cando qualesnosconuieneu mas. 
Tenemos por rigor, 6 por cartigo la aduerfidad,y 
no conocemos queesaduertimiétOiy enícñan^a. 
^ Con el prerentcdearraciidas,y dcouejas,quecada 
4 "Et dedernut ei vno de los parientes,y amigos hizo a lob , parece 
-vm^fquifjiteouem que le fignificaron que tuuieíle paciencia, y por 
-vnam.i^ tnaurcm preciólos auiíosde Dios aquellos traba'jos,quc le 
auYCAm yuam. habiauan al oido.4 A vezcscs en Dios milericor- 
/oM2.ia. ■ dia 



VOLITA CAS. 2g> 

diaaliriii;ii:noNyca:li:;?:i';^uc¡Ti!ar'i^'^ ^oorn-i- 
con el prenúo vcm.ira cciua? , y l.uisf<ici::iic!r) al- 
gunos méritos, queda acreedor de las oí'enías ^ / 
q uando nos aflíge/e farisKicc dcñas , y nos induce 
a la enmienda. 




NO nauegí el dieílro,y expeitóípilotoalaubi 
tria del vicnto,antes vali^dofe de íu fuerca; 
de tal tuerte di (pone las velas de íu baxel , que le 
llenen al puerro quedeíea,y con vn miímotiépo 
orccaa vnade dos partes opuüftas( como mejor 
k cfta^fin perder iu viage. . 

Torquefemprefroryiaifa a dirc ha 

^fietndo opporíüHQ tempe fé approueltá, ^^'- ^ «/Vuv;: - 1 



Pero quando es muy gallardo ei teppral.Ie (^encc 
proejando conU tuerca de las velas ;y de los re- 
mos >> 



iió EMTRESSAS: 

mos.No menor cuydado ha de poner el Principe 
en gouernar la ñaue de lli Eíkdo por ci golfo tem 
;pcltLiofo del gouierno,reconocicndo bien los te- 
mporales para valciie dellos co prudencia , y valor. 
Piloto es a quien cílá fiada la vida de todos,y nin- 
gUQ baxel mas pcligroío,que la Corona expuefta 
a ios vientos de la ambición , -a los efcollos de los 
enemigGS,y^iasborrarcas del pueblo. Bien fue 
mencfter toda la deftreza del Rey Don Sancho el 
Fuerte,para oponerle a la fortuna , y affcgur-ar i'\x 
.derecho al Reyno. Toda la ciencia política con- 
íiíte en íaber conocer los temporalcs,y valeríc.de- 
llos,porque a vezes mas prefto conduce al puer- 
•to la tempeftad,queb bonanza. Quien fabe que- 
brar el Ímpetu de vna fortuna aduerl'a , la reduce 
aprofpem. El que reconocida la foerca del peli- 
gróle obedece,yk da tiempQ,íe vence.' Quando 
el piloto aduierte,que noíe pueden contrapar las 
olasjfc dcxa Ueuar dellas,amainádo las veks,y poí: 
cjueia rcíiftencia haría mayor lafuer^a del viéto, 
fe vale de vn pequeño íeno con que rcfpir e la na - 
ue,y fe leñante fobre las olas. Algo es mcnerter 
¿oníentir en los peligros para vencerlos. Cono- 
ció el ReyÍ)on laymc el Primero de Aragón , la 
indignación contra fu perfona de los nobies,y del 
;pucblo,yqucnoconueniahazer mayor aquella 
furia con la opoficion , finodarle tiempo a que 
poríimifmamenguaÜe,comarucede a los arro- 
yos crecidos con los torrentes de a Iguna tempcíl 
tad,y moíltandofe de parte dellos , íe dexó enga- 
fiar,y temer en forma de prinon , haft i que redUr 
xo iascofasafoísiego,y quietud, y fe apodero áoX 
Rcyno. Con otra l'cmcjante templanc^a pudo la 
Keyna Doña Maria, contemporizando con los 
'Grandes^y íatisfaciendo a íus ambiciones , con- 
ícraarlaCoronadeCaftillaen la minoridad de 
fu hijo el Rey Don Fernando el Quarto : Si el 
.Piloto hizieáe reputación de no ceder í"- la teni- 
■f>eftad,y quiíleíle proejar con ella, íé pcrderia.No 
eüáIaconítanci3ica U opoíiciQu , fino ca efpe- 
'■ ' " ' ^ tu 



T o LITIGA Si Í2Í 

- raií,"y"correl* con el |í)cligi-o, im dcxí^rfe vencer de 
la tbrtLina.La gloria en tales laces cófiftc el íaluar- 
fe. Lo q calcios parece ñaqueza,cs del pues niag- 
naninúdnd coronada del ruceíío. Hallau.aCe el 
Rey Don AlonroelSabio^deípojadodcl Reyno, 
y puertas laselpcraneas en la aísiftencia del Rey 
de.Marruacos^no dudó de fujctarfe a rogar a M<iñhi¡lHíf^, 
A Ionio de Guzma,íeñoi de Sanluca.r,.que íe ha- 
llana retirado en la Corte de aquel Rey., por dif* 
giiftosrecibLdos,que losdepufielle , y acordado-- 
íe de íU amirtad antigua , y de fu mucha nobleza, - 
le tauorecieíie có aquel Rey , para que le cmbiaf- 
íe gcnte,y dinerc^carta q oy íe coníerua en aque- 
lla iluftriisima,yantiquilsima caía. 

^ Peto no íe deuen los Reyes rendir a la via-- 
lencia de los vallal!os,íino en los calos de vltima , «a j/Z/T, ■ 

deícíperaci5>porq no obra la autoridad,quando *'•'-' ' ''^"" 
fe humilla vilmente.No quietaró a los de la cafa 
de Lara, los partidos indecentes, que les hizo ci 
Rey Don Fernando el Sanro,obligado de íu mi- 
noridad. Ni la Reyna Doña li'abei , pudo teduzir 
a Don Alonfo Carrillo , Areobifpo de Toledo^ 
con el honor de irle a buícar a Alcalá. Verdad 
cs,que en los peligros eílremos intenta la prudé- 
cia rodos los partidos,que puede hazer poísibles 
el calo. Grandeza de animo,y.fuerca de la razón, 
rcprimiren tales lances los eípiritus de v^íor , y 
pelar la neceísidad , y los peligros con la conue- 
nienciadcconferuar el Éftado. Ninguno mas 
zeloío de fu grandeza, que Tiberio ^y diísimul6 
elatireuimientode Lentulo Getulico,que go*. 
ucrnando las legiones de Germania /le efcriuio 
con amenaca;quenolcembiaireíu£eflor , capí- 
tulando que gozaíle de lo dornas deilmperio , y 
que a el dexafie aquella Prouincia; y quien ante« 
no pudo lUfrir los zelos deíusmilmoshijos; paí^ 
so por eüc defacato . Bien coricció el peligro 
de tal inobediencia no caíligada, pero le con- 
fideró mayor en cpcneríe a el,hal]andoíc ya 
ykp pYc^uc fus colas n^síeíiiftcmauanconl^ 



iií EMPRJESSAS 

1 Reputante r/k'opinioiVjquecólafuerqa.i Pocodcuiera el Rey- 
río pMcitm fibi no al valor del Pnncipe,que le gouierna, íl en la 
odium yextremam fortuna aduería í'efindicífe a lanecefsidad,ypoco 
éetatemjwagífqiie, a íu prudencia.fí Tiendo infupcrable/e expuíleire 
faw.ty qunm yi^fia ala rcriftcn.cia.Templefela fortaleza con la íaga- 
rc rc\ijhas. cidad.Lo que no pudiclx el poder., facilite el ar- 

Tac.lib.6,anml^ te. No es menos ¿loria eícuíar el peligro,que vc~ 
ccrleEl huirle fiempre es flaqueza , el cíp erarle, 
fuele íer deíconociiniento,6.confuíion del mie- 
do. El defefperar es falta de animo. Los esforcja- 
doshazenroíVroalafortuna.Eloficio del Prin- 
cipe; y íu fin no esde contraftar ligeramente con 
fu República íóbfe las olasjfino de Qonducirla al 
puerto de íu coníeruacion,y grandeza. Valero- 
fa fabiduria es la que de o pueños accidentes íaca 
beneficio; la quemaspreftoconfigueíusfinesco 
el contraftcXos ReyeSjieñores de lasxoías , y de 
lostiempoSjlostraena fus Conícjos , no los ÍI- 
guen. No ay ruina que con fus fragmcntos,y con 
lo que fuele añadir la induílria, no fe pueda leuá- 
tar a mayor fabrica. No ay Eftado tan deílituido 
delafortuna,quenolepueda coníeruar ,y au- 
mentar el valor,confultada la prudencia con los 
accidentes,íabiendo vfar bien dellos, y torcer los 
a íu grádeza. Diuid eíe el Reyno de Ñapóles en el 
Rey Don Eernando el Catolico,y el Rey de Fra- 
cia Luis Duodecimo^y reconociendo el Gíá Ca- 
pitá,que el circulo de la Corona,no puede ten er 
mas que vn centro, y que no admite compañe- 
ros el Imperio,fcaprelara en la c5quifl:aque to- 
caua a fu Rey,por hallarfe defembaraí^ado en los 
accidentes de difguftos , que prefuponia entre 
ambos Reyes, y valerte dellos para echar ( co- 
mofucedió) delapartediuididaalReyde Eran- 

Mar.hipHtff.. ^ Alguna fuerca tienen los cafos,pero los ha- 
zemo8mayores,ó menores,fegunnos gouerna- 
mos en ellos.Nueftraignoranciaxiádeidad,y po- 
der ala fortuna,porq nos dexamos llenar de íus 
xiiudan^as..Si quando eUí\ vaíia los ticpos^yaiiaf- 
...... íe- 



TOLITICJS. 12 21 

femos las coftumbrcs,y medios , re feria tan po- 
dcroía,ninoíotrostan fu'jotos a tusciilporicio- 
neSiVUidamos con los tiempos los trages,y no 
mudamos los animos,ni las columbres. De que 
viento no fe v ale el piloto , para íu nauegacion? 
Se^un fe va mudádo,muda las velas, y alsi todas 
le firuen,y conducen a fus fines. No nos quere- 
mos ddoojar de los abites de nueftranaturale- 
za,ó ya por amor propio,6 ya por miprudencia, 
y dclpues culpamos a los accidentes. Prmiero da- 
mosen la ddcfperacion,que en el remedio de la 
feli cidad , V obi\inados,o poco aduertidos nos de- 
xamosUeuar.della.No fabemos deponer en laad 
uerridadlaíoberuia,laira,la vanagloriarla malc- 
dicencia,y los demás dcfetos,quefe criaron con 
la profperídad , ni aun reconocemos los vicios, . 
queñosreduxcron aella.En cada riempo.en ca- 
da ne<'-ocio , vcon c.^davnodelos luietos,con 
quiamatad Piinciochadc Icr diferente de ü 
mifmo,y-mudar de naturaleza.- Noes meneltcr 
en eftomasciencii,que vna^irpofíciopara aco- 
modarle a los cnK s,y vna pi udecia que íepa co- 
nocerlos antes". 

^ Como nos perdemos en la fortuna aduerfa^ 
por uo faber amainar las velas de los afedos,ypaf 
íiones,y coi' rer c5 ellas,aísi ta bien nos perdemos 
c6 los Principes, porque imprudentes.y obítina^ 
dosqiurcivosgvyuernar fus afectos , y acciones 
por nucflro jnatural,íiédo imp.ofsibleq pueda vn 
miniího liberal cxecutr.r íüs-diilamenes genero- 
f6s,convn raincipeauariento,ymiíerabie,óvn ^ i n 
minifiro anime fo có vn Principe encogido, y ti- ^ Curhojler» com ' 
mido.Mcncücres obra- ícííü ia íiaittidad.dc la el ^^^ta^^-'^'^p^rjlic^- 
feradel Prii:¿ÍDe,qcsqui¿&iuaecÓDlacer de- P^^i'^'^ cajin-aipn 
llo,y loha de probac,v execurariinefto fuecul - f ''«'Jf f>'^/'¿'M/í >' 
pado Corbulon .por^ firuicdo aClaudio,Princi- ^''^ '^[^¡umfací 7^^ - 
pede peco coracc>,emprédia acciones arrojadas ''^^ ff^jíp^^r/i , cs^ ^ 
con que forcoiamí;nte le auia de fcr pelado, a - La 'í"^^^ Prmcipi - 
ii^.diícrecion del zelo íüelcn en algunos miniftros f^'^Z'^/*^^^- 
fcr caula dciUinaducitccia^y en otros(quc es io 1'(iC'ltb,z^<inif, • 

mas 



2Í4 EM PRESS As: 

masordinanoXlíirnorpropío,yÍavanidad,yde- 1 
feo de glona,con que procm-an moíliaríc a; mu- 
do valcroíos,yprudetes:que pof. ellas íolos pue- i 
de acertar el Pnncipe,y que yerra lo que obra por ' 
fi folo, ó por otroSjV con pretexto de zclo,pu bli - 
crailos defetos del gouierno , y deíacreditan ai ■ 
Principc^artes queredundá defpucs en daño del 
mirmon7iniftro,perdicndola í^racia del Princi- 
pe,El que quiíiereacertar,ymanteiieríe;huya fe- 
inejances hazañerías odiólas al Principe , yalos 
demás;íirua mas , quede a entender: acomodeíe j 
a la condicion,y natural del Principcreduciédo- ] 
lealarazon,yconuenienciacon eípecie de ob- \ 

3 Vis confiWofum^^^'^^^'^ humildad.y coinduftria quieta, fin rui- 
pefies Anniil íuC- "^^'"^ arrogancia,3 El vaÍo'r,y la virtud fe pii-rdé 
sÜMgionis LcL POf contumaces en fu entereza , haziendodelk ^ 
tí?. IsSil-vAniio- f ^P^tacion, y fe llenan los premios, y üigiiidades 
corííc¿£'//od7^(í;e/^°^^^^^'^^^^^"S^'"'^^ diípueftcs avanar,y de 
rerú-vcxhis teren cofiumbresquelepliegan,ya'iuftáalasdel Prin- 
tcm-Xpecieobfeaníj ^ipe Con ellas artes dixo el Tafo^que üibio Ale^ 
régela,, ad oJul '^ ^ ^^^ mayores puellos del Rcjno, 

que qa X as^endafo^ 

rent^quietacumm ■ ^ii>* .; > «^ ^ j j i r» 

dnJlZaderat, J^^l" in4\aro ^ / pnmohoKor dd^e^ni).. 

Tac.lib.sJnli, Tifiar facu^do.^e lujtghierOyefcorto^ 

TétCcdH.Zif IPiecheyolicopumi^eyarioingegno 

^Ifi nger pronto_iall^ ingannare accorto^ J 

Pero noha de fer ello para engái^r.i-, comohazia 
AletOjílno para no perderfc en las Cortes inaduec 
tidamete,ó para hazcr mejor el íeruicio del Prin- 
cipe,nendo algunos de tal condición, que es me- 
neftertodo cfte artificio de velüríc el itiinillro de 
fu naturaleza,y entrar détrodellosinirmos, para 
queícmueuan,yobren ,poi'qucniíefabédexac 
l'cgi r por con fejós ágenos, ni reíbh^críe por los 

4 VÍe(\'^(i\Unis ton propios^4y aísi no te ha de aconfejar al Principp 
fillp .regí , neutle lo q mas conuendria, fino lo q fegun fu caudal ha 
fuá o xpcd!>r. • de cxcc wuc. Yauos fvKroii ios coleaos íuiirnofo^s 



POLITICJS. 2íy 

- tinque conucnicntesqucciauan aVitclio,por- 
' que no tenk ndo valor para ex tentarles , le mof- 
.traualovdo a ellos. 5 Son losmíniüros las velas 5 SuycLm adfo -tía 







I30r no falir de la tSpeftad,í1n dcxar en ella inf- 
. t^^iiclo al Pimcipede todos los ca(o5,ad6dc 
puede traerle lafort.via adLi.n-fa , reprefenta efta 
empreia la elección del menor daño,qu-ado fon 
jneuitableslosmAyoresrarsi fuccde al piloto, que 
perdida ya la eíperanca de falvarfe , oponiedoíc a 
laa-mpe;\ad,odellre:jando con ella reconócela 
coiía.ydacon el baxel en tierra, dódeíl pierde el 
caico,lalvalavicta,yhmercaacia. Alabada fue 

r en 



ii6 EMPRESTAS 

crIos Romanos la prudencia con q'je a'íegul-a-. 
uan lacóícruacion propia,qaandono pocüa» po 
ij^ahdítmy&lan- nerfca laforttma.i La fortaleza del Pnncipc,no 
datar» ann-¡i4¡ta- íolo cónít^ en rcfiftir/iñoen pelar los peligros y 
tem^qw. titsprtt4' f endiííe.a los mcnores/ino fe pueden venc^Y los 
fJíi contra d^retfa , mnyores; porque afsi como es oficio de ia prude- 
híTi confulnfe. . cia eí preuenir,lp es de la fortaleza : y conO'ancia 
Taclih. I i.,ín. el tolerar, lo que no pudó huir la Dfudercia ; en 
Murjnjt.Hifp, . que fue gran maeftro el Rey DonAlOnío el Sex- 
to, modefto en las proíperidades , y fuerte en las 
aduerfidades.fiempre apercibido para les íuccf- 
íbs. . Vana es la gloria del Princlpe,que con mas 
temeridad, que fortaleza elige antes morir en el 
mayor peligFO,qucfaluavie en el menor. . Ma-s 
fe confuirá ,^con fu fama,, que con la falud 
publicajíi ya no es que le falta el animo para ácí^ 
preciar lasopiniones comunes del pueblo , el 
quaIinconfidcrado,y fin noticia díloscafoSjCul- 
pa lasrefolucionesprudentes,yquádofehaIlacn 
eípeligro,noqtiirierafchuuieran.executado las 
\ arrojadas.y violentas. Al^tina vezT:^aíece animo 

'{^ Jo que es cobardia,porque faltando fortaleza, es 

^ acompañadadepl-udencia,dáítigarlaconíidera- 

cíottjy quando no ay feguridad bailante del me- 
nor peligrp,f3 arroja al níayor.- Morir a manos 
del miedo es vileza.Nüca esjnayor ei valor , que 
quando nace de la vltima neceísidad. El no eípe- 
rarremedio,niddcíper:rdél,íuele íer el reme- 
ciiodelosc4.íosdefsip*erados*Tai vczíe falvo \^ 
naue porque no atiVgurandoíe de dar en tierra, 
por no fer arcnoía la orilla , íe arrojó al niar,y ve 
cío lafuércade tus olas.Vn peligro lueleler el re 
medio de otro peligro. .En ello le fundauan los 
que en la conjuración contra Galba le abonfeja^ 
1 Tj^rtlnde Jñtufayuyx^ queliiegoíeopurKñeaíufLiria. i -Defendía 
(J.^a: i'Aecoyi: ve I Garci vomcz la fortaleza de Xerez, (de quicera 
Ji:xdefemc:jf¿'fitj Alcayde en tiempo del Rey Don Aloníocl Sa- 
occérendü dtfc'i - bio)aunque veia muertos , y heridos todos fus 
9»P*i-t ^ folJados,no la quilo rendir , ni acetar los parti- 

TficMki .hiji. dos auciuaj ados que le ofrecían los Atricanos, 

pox. 



F o LITIGAS. 11-] 

■\ porcjuc teniendo por íbfpcchofa fu fe,quiíbmas 
morir glorioíamente en ios bracos de fu fíacli- 
dad,quc en los del enemigo , y lo que parece le 
auia de collar iavid a ,le £,rangcó las voluritadcs 
délos encmigos;losqualcs admirados de tanto 
valoisy foríaicza , echando vn garfio ici'acaron 
viuo,y Icfatrataron con gran humanidad, curá- 
dole las heridas recibidas^ fueit^a déla virtud, M arJu'fi.HJfp, 
amable ¿un a los mifmos enemigos. A mas- dio "" 
la vida el vaior,q el miedo. Vn no sé que de dei- 
dad le acompaña,quc le laca bic de los peligros. 
Hallándole el Rey don Fernando el Santo lobrc 
Seuilia , Icpaíleaui Garzi Pérez de Vargas con 
otro CauaUcro potlas riberas de Guadalquinir, 
y de improwifo \ icrocerca de fi íieteMoros a ca- 
iiallo. ti compañero aconíejaua la retirada, pe- 
ro Garzi Pv-Tez por nó huir 'iorpemente,ca!6 la 
viíera,enriftró"láian(ja,y patso íolo adelantejjr 
conociéndole los Moros, y admirados de íu de- 
terminación le dexaron pallar fin atreueríe aco- 
meterle.Saiuole lu vaior,porque íi fe retirara le 
huuiera íeguidoi-y redído los enemigos Vn ani- 
mo muy> defembaracado , y franco es mcneíteE 
para el exanié de los; peligros, primero en el tu- 
mor , dcípues en la calidad dellos. En el rumor, 
porq crece eftecó la dil\ancia:cl pueblo los oye í Tanto ímpe flus 
en clpanto,y tédicioíamenre U^sefparce,y aumé inftcimt¿ií& corn- 
il ho.gandoledefusmiímosm-üe^porlanoue-'/^o/tfw5,«^í/«e'/oca 
dad de los cafos>y por culpar elgouicrno prclen ñeque ifultu milttt 
tc^yafsi conuicne,que el Principe moilrandoíe fo,jeJ utfAitufr', 
cóüftante, deshaga femejantcs apreheiifiones perillos diese ¿iri. 
vanasxomo corrieron en ciempode Tiberio, de aUhudine animi, 
quefcaaian reuelado las Prouinciasde £lpana, *ncomfeteratmo^ 
Francia, y Germania^pero elcompucftodeani- dicaej^/s^ -vudgít 
mo,ni mudó de lugar, ni dcíemblaute, como risle.4to.\í^ 
quie conocía la ligereza del vuigo.? Si el Princi- 'jí'^c.lib.s.anH. 
^c íe clcxare licuar del miedo, no labra r( folaer- 4 Q'i^^'* tnrr.ctu co* 
íe,porq rurjado dará taro crí'diro al rumor co- ¡i LipniUntiu, ^ 
moal conlcjo^afsi llicedia a Vitelioen la guerra t^w/í,' ''i*'^^o ■ tux- 
ciuil con Vcfpafiano 4 Los peligros enilncntv^s ^-^ Adiuntiv,', 

2 ^ pare- TacAib.i.oijK 



Í28 EMTKESSAS 

pai-ecé mayores, viftiendolos del horror el míel 
do,y haziciidolos mas abultados la preíencia,y' 
per huir dcUos damosenotros macho mas gra- 
des,qiie aunque parece que c!\an Icxos , losha-- 
llamos vezinos.í airando la conílaiicia nos en- 
; gañamos, con interponer(a nucíko parccer^al- 

gun efpaciode ticmpoentre clios.í/iiichos def-. 
^ vanecieroíirocados,y. muchos íe armaron con^ 

tra quienlos huía y fac-en el hecho pcügro , lo 
que antes auiaildo ira njinacion, como íü cedió 
aJexercitodeSiriacnelcorcodcSamaria 5 Ma:» 
% TTotnlnm funkíi han muerto de la amenaza delpeligro,qüe del 
audi,-'. fjcc \it in milh^.^ peligro. Los efetosde vn vano temor vi- 
cnft/is Sjrüc , cur- mos pocos^iños ha en vna fieftade toros dciMa- 
ruHm , & cqitonlf d/ld,quádb ia voz ligerade que peligraua la pla- 
^cxcrcitus t)hrí ^aíperturbólosfentidos . y ignorada iacaufa fe 
mij'y^dlxei'it'fitad temía todas. Acreditófeel miedo con lafuga de 
itmicemi Ecce mer viios,y otr.os,y fin detenerfe a aueriguarel cafo, 
cede csndnxit ad- hallaron muchos la muerreen los medios con q 
uerfnm nos Rex if Gl'eian faluar la.vida,y huuiera fido mayor el da- 
raelyRcgesRerheo no,íilaconftancia delReydon Fclipeel Quar- 
viimy& Ae¿ybtío- to,en quien todos pufieron los ojos, inmoble al 
rnm ,&* i-.fncy'.tnt monimientopopular,v a la voz delpeligro,no 
in tení'hns fu^cr huuiera alTegurado ios ánimos. Quan do el P^in- 
nos : Su/rexemnt Cipe en hs<iduerridades,y peligros no reprime el 
^^g^t'S^^iígerunt. niiedo. del pueblo , le confunden los confejas, 
^dU^.c-j Cl, ' mandan tcdos,y ninguno obedece. 

§ HI cxccíTv) tambicn en lafuga de los peligro^ 
es cauía de las perdidas de los Eftados Nofur-ra 
defpo'jado délos íuyos,ydela voz Bit-doral el 
Conde Palatino ícderico/i dcfpues de «/ecido, 
no le puílere alas el miedo para dcfampararlo 
todo,pudicndo hazcr frente en Praga.óen otro 
puen:o>y componerfe con el Fmperador,cligié-. 
docl menor daño,y el menor peíigr») 

§ Muchas vczes nos engaña el miedo tídisfraw 
cado,ydt^iconocido,q le tenemos pO'-pVudécia.^f 
á la cóílác'a por temeridad. Otrasrezcs no n s fa 
bemosr^4bluei:,i llega entl*etdto elpeligro. Wo to 
do le ha de temcr,ni en todos tiéposhadeíer mui 

COU' 



TO LITIGAS. 22j? 

confiderada la coníulta,porquc entre la pruden- ^AUr.htft.Hlfp, 

cia,y la temeridad luclc acabar grandes hechos 

el valor. Hallauaíe el Gran Capíancn el Gare- 

llano^padcciatan grandes ncceisidadcs íu excr- 

cito,quecaíi amotinado íe le iba deshazíendo: 

aconícjauanle íus Capitanes , que íc retiraile , y 

rclpondió;2 o ejcoy determitiadodc gatiar avies 'vn 

fajj'opÁYít rrrfepulturajq holuerJtrks,au}iqJe.tpaya 

■yiiiirctenanos -Heroicareípueftapdigna de íU va- 

lorj prudencia. Bien conoció que auia alguna 

temcriv'ad en cfperar^:)ero ponderó el peligro c5 

el crcciiro de lasai:mas,queerael que i'uílentíiua 

hi partido en el Reyno,p ¿diente ücaquelhecho, 

ycligió por.mas conueniente ponerlo todo al 
trance de vna batalla,y íUrtentar ia rcputacion,q 
fin ella perderle deípues poco a poco. O quantas 

vezcs por no aplicar luego el hierro , dcxamos 

que íc canceren las heridasl 
^ Algunos peligros por íi mifmos fe caen, pero 

otros crecen con la inaduertencia,y fe coníume, 

y mueren los Reynoscó fiebres lentas. Algunos 
nofeconocéjyehosíbn los masirreparabks,por 
que llegan primero,que el remedio.Otros íe co- 
nocen; pero fe derprecian,a manos dcftos fueleii 
cafi fiéprc padecer el dcícuydOjy la cofiáca. Nin^ 
gü peligro le deue deíeLlimar por pequeño,y fla- 
CGjporquceltiépo, y los accidentes le íuelen ha- 
zer mayor,y no eftá el valor tanto en vencer los 
peügroSjComo en diuertirlos. Viuir a vifta dellos 
es cafi lo mifmoq padecerlos. Mas feguro es ef- ^^ 

cularlos,quefahr biendellos.6 ^ ^ ^^^. ^offíííjri^ 

§ No menos nos luele engañar la cófianca en ^^'^^^ '^ipei-am Je* 
la clemencia agena,quando huyendo de vn peli- ^"/^^ Jomnos c4- 
gro damosen otro mayor,poniédonos en manos P'^jV^'^ ^^r^V^ ^^f 
del enemigo. Cófideramos en el lo gcneroío del cutiAtcertej'jlici- 
perdón .no la íuerqa de la venganqa,ó de la ambi- ^^f ^f «^ '«^ (^¡i^^^'- 
cion. Por pucílrodólor,y pena medimos fu com, ^^"onpojje,q»a>^ 
p3rsion,y ligeramétecreemos,que íe mouera al ^^^^^ pencidum 
remedio.No pudiendo el Rey de Mallorca, Don "^^ p^rij¡¡e.Siiríit: 
layme clTcfc^ro^rcüíUr ai RcyO-fedro elQuar ^^^^• 

P3 tO 



ijo EMPRESSJS 

to de Aragoiijfu cuñado,que con pretextos buf- 
cados le queda quitar elReyno , le puío cníus 
manoSjCreyendo alcancau co la lumilsion, y hu- 
niildadjlo que no podía ion las armas; pero en el 
Rey,pudo mas el apetito de reynar, que la virtud 
déla deniencia,ylc quitó el Eftado,yeltitulode 
Rey.Afsi r.cs engañan los peligros, y viene a fer 
mayor el que elegimos por menor. Ninguna re- 
lolucionfrgura,u (efunda en preíupueftos, que 
penden del arbitrio ageno. En eflo nos engaña- 
mos muchas vezes/uponiendo,que las acciones 
délos demás,no íerarí contra la religión , la jufti- 
cia,el parentefco , la amiftad>6 contra í"u miimo 
honor,y conucniencia,íin aduertif , que no íicm- 
pre obran los hombres,como mejor les cftaria,6 
como deuian, fino íeguní US paísiones , y modos 
dé entender^y aísiho han de medir con la vara de 
la razón foiamente,íino también cola de la ma* 
Jicia,y experiencias de las ordinarias injuíticias, y ' 
tiranías del mundo .\ 

^ Lospeligrosfonlosmaseficazesmaeftros,q 
tiene el Principe. Los paflados enfcñá a remediat 
los prefentes;y a p^euenir los futuros. Los áge- 
nos aduiértea^pero fe ol vídan. Los propios dexá . 
en el ánimo las (eña]es,y cicatrizes del daño , y lo 
qvUe ofendió ala imaginación el miedo^y aísico- 
uíene^quenolosborre el dcrprecio , principal- 
mente.quandofuerayade vn pelJgro,creemos ,q 
nioboluerá a pairarpornofotrosjó que fi paliare, . 
nos dexaráotra vez iibres,pprque fi bien vna cir- 
Cünftancia^que nos buelue a fueeder,los dcsha- 
zejOtras que de nueuo íuceden;los 
iiazen irrepara- 
bles. . 




Fuñ^ 



políticas. 251 




FVndo la naturaleza efta República de lasco- 
fasjCfte impcirio de los mixcos,de quien tieuc 
el cctro,V paraeftableccfk mas firme,y íeguro fe 
(dexo^mar tantodcUos , que aunque entre fi co- 
trarios los elementos , le aísiíHeíTen , vniendófc 
par^f^acontcruacion. Preftoíe deícompondria 
todo, ii aborrecieden a la naturaleza, Princera 
dellos,quc Jos tiene ligados con recinrocos vin- 
culos de beneuolencia,y amor.Elte es quien fuf- 
tenta librada la tíerra,yhaze girar fobre ella los 
orbes.Aprendan los Principes defta Monarquía 
delocriadoifundadacnelprimer fer de las co-'i 'Corporis cují')-: 
las, a mantener lüsperionas.y Eftados c5 el amor diX rutifsimx cffe 
de losfubditosjque es la mas fiel guarda quepue- putatum in yiritt^ 
tícn lleuar cerca de fu teamicurum , tum 

{tthoíe'jolentia ci- 

Ncnfic excuhice.HOft circundan tia tela «'«^ # ^«^ í^<?<^*<- 

^unmtHtatHr amoral ^f!!^' , , . 

•^*' ^- - " IfcoY.dd Nit, 



lii EM PRESS AS. 

Efte es mas inexpugnable fortaleza de Tus Efta-» 
'% Salyttm Trina- dos.» Por cfto las aucjas eligen vn Rey fin agui^ 
femin Alerto ele- jon,poi-que nohamcneftcrarmas,quiéhadefec. 
mefit'hi prxftabtt, armadodcíusvaflallos.No quiere la naturakza,. 
■ynil erit inexpitZ' ^^^ pueda ofender el que ha de goueriiar aquella 
mbile monumetri. República , porque no cayga en odio della , y te 
amor ciuium, pierda.^/ m:iyjYpOiUfy^ mcis ciíplido (dixo el Rey 

Sen.de clem. Ub.u D. Alonío,cn vna ley de las partidas^) c{i*ecl Em. 
c.ip. perador puede ¿tner defifcho eiij!tfiñorio,esqtia.t}do el 

L i.tit. i.p.t' ((ma ítf'.t gentCyj es am.ido Je/ /.t. El cuerpo dcíicn- 
*^M(ír.hiftMifp* dea lacabeca^ptorquí laama paraíu gouierno, y 
conícruacion,üno la amára,no opuficra ci bra(^o 
para reparar elgolpe, que cae fobreelli.Qiücn íé 
expondría alos peligros,fíno amalfe a íu- Princi- 
pe?Quien le defenderla la Corona? Todo el Rei- 
no de Cartilla , fe puíó al lado del Infante D. En- 
rique,contrael Rey Don Pedro el Cniel. porque 
aquel era amado, y elle aborrecido. El primer 
principio déla euerfion de los Reynos , y de las 
mudancas de las Republicas,es^l odio. . En el de ■ 
fus vaiTallos cayeron los Reycs^ Don Ordoño , y 
^ U'ii^rr Don Fruela el Segundo , y aborrecido el nom- 
Mar.nijtMíjp, j^j.g ¿^ Reyes ,íc reduxo Canilla a forma de Re¿ 
publica.tepartido elgouierno en dos Iuezes,vno 
paralapaz,y.otropara la guerra.- Nunca Por- 
tugal delnudó el azero,ni perdió el rcfpcto a fus 
Rcyes.porque con entrañable amoríos ama, y íi 
alguna vez excluyó a vno^y admirió a otro , fue 
porque amana al vno/y aborrecía al otro por fus 
Mnr.hlft.Hifp. malos proecciniientos. El infante Don Fernán- 
3 NÉC<¡n¡f¡uam ti dOjacófcjaua al RcyD.Alonío el Sabio fu padre, 
hifidclítrmilítHm que antes quiíicíleíeraraado>quc temido de íus 
futtjdii Aman me- lubditos,yquegrangcaíle las voluntades del bra- 
rnljU jodijfeci£p¡j ^oEcleílallico,y.del pueblo , p^ra oponcrfe a la 
pcftq:h'ímpary¡cidk nobleza ^c^fejo , queíi lohuuieracxecutadosno 
mAtYÍs/sn>xomsj fe viera dcípojado de la Corona.- Luego q Nerón 
/t«>'/gá, htfírioj^ di-.xó de ícr amado,fc conjuraron contra él ,'yen 
hiCdndiATUés €Xtí^ fu cara fe lo dixo Subíio Flauio. 3 La grandeza, 
tíjti. y poder del Rey no cñá en fi mií"mo,fino en la vo 

Zrfc. lih, 1 5 .ann. iuntadde io^Xubditos^Si eftán mal afectos, quien 
Mar.hijlMifp,. ' ' /' fe. 



T o litigas: 39? 

fe opondrá a fus encmigos.Pan fu confcru?.dca 
hí\ nu-neílcv el" pueblo a fu Rey , y no la puede 
elpcrar de quien fe hazc aborucceu. Anticipad > 
m^nteconíidcraroncRo los Aragoncfcs, qua-» 
do auiendollí»mado parala Corona, a Don Pe- 
di'o Atai-cs,feiÍGrdeBorja,dtí quien deciende la 
llullnísima,yantiquirsima Caía de Gandia,le ar- 
repintieron ,y no le quifieró por Rey,auiédo co^ 
iiocido^queaun anees de íer elegido los trataua 
c^n dclamor,y afpereza.Diferentemente lo hi- 
zo el Rey Don Eernandocl Primero de Aragó, MarJvft.Hif^^ 
que con'benignidad,y amor fupo gragea r las vo- 
Ifuades de aquel Rcyno,y las de CaftiUa en el tie- 
po que la gouetiió. Muchos Principes fe perdic- 
ró por ler tcmidüs,ninguno por Icr amado. Pro- 
cure el Principe ler amado de his vaiValios , y re- 
mido de fus enemiigas;porquc fino .aunque íalga 
vencedor deilrs,morirá a manos de aquellos, co ^ cldritmdhjei>:iti' 
mo le íuccdió a,l Rey de Pcí fiaBíirdano. 4 El a- ^^^ mterQnum Re 
mor,y el reípeto le pueden hallar )ütos:el amor> g- jiperirdcarno- 
yd temorícrvihioXoqueíetcmc,feaborrecei „^V^¿^ j,^,^^^^^^ 
y.lo que es aborreado,iio es leguco. .,^ ^ ^^^ ^^; . ^^^^^¿ 

El q a muchos teme,de muchos es temido. Que 
mayov infelicidad, que mandara los que por te- 
mor obcdece,y dominar a los cuerpos,y no a los • 
animos^Efta diferencia ay -entre el Principe jiiílo, 
y el rirano,que aquel fe vale de hs armas para ma 
ten -T en p:.z los íubditos,y efte pava eílarXeguro 
dellos. Si-el valor , y el poder del Principe abor- 
recido es pequeño , ella muy expuerto al peligro 
de fus vatVallas,y fi es grande,mucho mas^porque 
fiendo mayor el tem( r jíon mayores las aiiechan-. 
c:.sdclIos para aiTcguraifejtemicndo que crece- S'Tngcs glorid^au 
tá en el con la grandeza la-ferocidadjComo fe vio -/«^ ^0 fcrocio^X^ 
en Bard^no Rey de Perfia,y a quien las glorias hi- pi(>^eüis íntolera- 
zieró mas fcroz.y mas iníufribk a los fubditcs. 5 tio r. ■ 



Í54 EM PRESS JS 

Pero quado no por el pcligro,por la gratitucí, no 
deueel Principe h^^zer temer de los que le dan el 
íer dePrincipe'^y alsi tae indii^na vez de Empera- 
dor ir. de Cal[zL\h:Ocie.-i}!t , dum meiuctm, como 
fieftuuicra laleguridaddel Imperio en el mie- 
dcjantcs ninguno puede durar , filo con i bate el 
Scj^fCfi miedo. V aunque dixo-Suicca.Ort/<í ^ qui -nimium 

ttn:etyrc¿na,Y<: niJat'.Kegj.it cujhdi¿ rheins,Q<> vez ti- 
rana,6 la deuemcs entendci- de aquel temor va- 
íio,queíliclen tener los Principes en el mandar, 
aunloqueconuiene,porncol:endcraotros , e¡ 
qualcsdañoío , y contraía autoridad , y poder. 
No íabrá reynar, quien no fuere coílantc , y fuer- 
te eiideípreciar el fer aborrecido de .los malos, 
por conferuar los buenos. No. íe modera bien- 
tcncia de Caliguia,con lo que le quitó , y anadió 
el Emperador Tiberio. O(i(?n;íf,í/rtw^ro¿e;/f, por- 
que ninguna acción Te aprueba dequien es abor- 

rccido.Toclo lo culpa;y interpreta finieftramete 
elodio.En ficndo el Prmcipe aborrecido, aü fus 
acciones buenas fe tienen por malas. Al tirano le 
parece. forcoío el mantener los fubditos con él 
miodO;porqaefu Imperio es vioiento,y no pue- 
de durar íinmcdios violentos, faltado eaí'us vaf- 
fa líos aquellos dos vinculosde naruráleza , y vaf- 
•fallage,quc.CQmodixoel Rey Don Alonío el Sa- 

y .-» tit^^h 'í ■hio\Son l(í$ mánoYcs deudos yQuehorne puede Aiier co 
luJettor.Ca.U»4t0fale:^a te tiene ficmpre atado para, 
.amarlo y€ no irconryAel,€ el -valfallage para feniirle 
Uálmente.Y como íin'eílos lacos no puede efpe- 
rar el tirano,que entre él,y el íubdito pueda auer 
amor verdadero,procura con la fuerza que obre 
el temor , loque naturalmente auia de obrar el 
^ ^ . ^ ;afedo, y como. la conciencia perturbadateme 

6 Sf.pe^ enim f'^^-, contra fí crueldades, 6 las exercita en otros. Pero 
Ji^'^'^'^¡'^yf^^ytur.\o^^y^zm^\osm\tíkosáQtoáo^^^^ 

ba T,i coniacnthi, ^^^ guau poco dura efte medio ^ y fi bien vemos 

Sap.i 7. 1 1. pQ^ largo efpacioconferuado c5 el temor el Im- 

perio del Turco, el de los Mofcouitas , y Tarta- 
i:os,no fedeucn traei: en cóparacion aquellas na- 
ció- 



políticas. ijy 

Clones barbaras,de tan rudas coftumbre§,qacya 
fu naturaleza no es de hobrcs, fino de fieras obe- 
dientes mas al caílJgo,que a la it-zó^ y alsi no pu- 
dieran fin elíergouernadas,comonopuxi6 do- 
marle los animaleSjfin la fuerca,y el temor. Pero 
ios ánimos generólos no í"e obligan a la obedien- 
cia,y a la fidelidad con la tuerca, ni có ei engaño, 
fino con la finceridad,y1arazó. £ poríjKí ( dixo el •■ 
Uey Don Alonío el Sabio) /^í 5 nuejlríts gemes fon 
leales, e de grandes cora¡ofies:porcjlo \un menejier,q 
U lealtad fe mantenga con -verdad jl' lafpYtale:^a de 
las i'ülufitades con dercchoyC con ju¡iicia. 

^ Entre el Pducipe ,y.el pueblo fiíele auer ' 
vna inclinación , 6 fiínpatia natural qu<í le haze 
amable , fin que tea mcncfier otra diligencia; 
porque a vezcs vir Principe , qmerccia ler abor- 
recido , es amado , y al contrario : aunque por fi 
mifiíias fe dexaii arnar ias gr.;ndes virtudes , y ca- 
lidades del animo,y dd cucrpO) no ficmpre obra 
efte efeto , fino íonacompañadas de vna benig- 
nidad graciola. V de vnfcmblante atraíliuo , que 
luego por losólos, como por ventanas del ani- 
mo, deícubrala bondad interior ,y_arrebate los 
coracones : fuera. de que , ó accidentes que no 
fe pudieró preuenir,6 alguna aprehenfion finief- 
tra deícompone-la gracia entre el Principe, y los 
fabditoSjfin que pucdu boluer a cobiaria,c5 todo 
eflb obra mucho el artificio , y -a indulhiaen fa- 
ber gouerntr a íatisfacion del pueblo , y de la 
nobleza,huvcndo cíe i as ocafiones , q ue pueden 
indignaj'le,yhñzienG'onticcr buena cpinicn delu 
gouicrno. Y Povqnc «:n cfte libro te hallan eípar- 
cidos todo los medios con qu ? fe adquiérela be- 
neuoléncia de los íubditos,to lamente digo ,que 
paraaicGneavlalbneficiizesiarcligiójlajuíbcia^y 
laliberaiidad ■ ' yTímoYePrinccps '' 

P P< ro vorq finalguna eípeciede tcmoríecó- aciemauílontatis ■ 
uettiria el .mor en delprccios.y peligrarla la au- f^^C' mnpatitur hC' 
toridad Kcal,7c6uinÍ£te cseníosfiíbditos aquel hafcere. 
temer que nace del ieípcto,y ycueracionj no el C/c. i,C4í.^ 



í3¿ EMTRESSAS 

que nace He fu peligro por las tiranías , 6 injufíU 
£ias.Hazcrfe temer el Principe, porque no íufre 
indignidades,porque conlerua U jullicia , y por- 
que #*brrecc los vicios.es tan conueniente ,que 
íinefte temor t;n los vaíTallos , no podría con- 
icruarre,porq naturalmente le ama la lib;írtad,y 

la parte de aiiimal,q ertá en el hcbre, es inobcdié 
tea.larazon,y folamentc íe corrige. c5 el tenor. 
Por lo qual es conueniente , que el Principe do- 
me a ¡osrubditos,comoíe doma vn potro ^cuer- ' 
po defta empr ella) a quien la i -ñíma mano que le 
alaga,y peyna elcopcte,amenaza con la vara le - 
uantada.En clarea del tabernáculo eílauan jun- 
tos la vara,y el mana,fignificaQdo,que han de.eí- 
tar acompañadas en el Piincipe la ícueridad , y k 
benignidad Dauid í'e coníblaua con la vara , y el 
^* , báculo de Dios., porque fiel vno le caftigaua, le 
%Virgituay<^bá faftentaua el otro. S Quando Dios en el monte 
culus tutfs jt'yjít sinai,di6 U ley al pucblo,lc amenazó con true- 
meconfoUtA [imt. j^q^ y rayos,y le halagó con muficas , y armonías 
P ful 21 4- cele[uales.Vno,y otro es mcneftcr , para que los 

£xud*c.i9' íübditosconreruenelre(peto,yelamor;yafsief- 

tudieel Principé en hazerle amar,y temer junta- 
mente: procure que le amen como a conlerua- 
doí de todos: que le temían como a alma de la ley, 
, de quien pende la vida,y hazienda de todos : que 

le amen,porque premiarque le teman , porq caí- 
tigarque le amen,porqueno oye lifonías : que le 
teman,porque no íufre libertades : queleamen 
por íu benignidad , que le teman por íu autori- 
dad:que le amen,porqueprOGura la paz,y que le 
. teman ,porque eiUdiípueilo a la guerra;deruerte 
que amado los buenosal Principe,hallen que te - 
meren-eljy temiéndole los malos, hallen q amar 
pltdAíerehruhie en él.Efte temor es tan neceflarioparalaconfcr- 
¿his.-vtmaps -ve- uaciondel Cetro,comono nociuo .ypeligrofo 
rc.íf «r fiíJritatc aquel que nace de la íoberuia,mjuftiGia, y tiranía 
a»am -vtUuitUm del Principe,porquc induce a la deíelperacion. 9 
tiiis de tefientur El vno procura libuarfc con la .ruina del Priuci- 
Colltm ' pe. Rompiendo Dios U varí^ de los que do- 
mi- 



T o LITIGAS} 



m 



hi'míHmrperamente.ioElotroprcreruarfc dctii lo ContriultBo^ 
in .iÍ5nacion,y del cafti^Ojajiiftandóíe a la razón, mitms bcicid ü im- 
Afsi lodixo el Rey Don AloiiCo. Otrofi, lodeíien pi<mtm,yírgamd o 
temer como vaffallos djic ¡(■¡iri'y'tuiendo miedo de fd- minAntium^yCJíden 
s^erfdl yerro jOue (tyítn a- perder fi^tmor , e aeren pe. tem populas in in-^ 
tia,(]iie es mcíncrudefeYHiiHtnbre. Eftc temor nace digna. 
de va miüno parto co eÍamor;no piidiendo auer/f^. 14. 14. 5. 

amor fin temor de perder el objeto ainado,atcn- Z. I í.m.ijj.f-^. 
tó a confciLiarfe en iu gracia, Pero poirque no efta 
cji mnnosdcl Principe,quele amen, como cftá 
que le tcmanr Es mejor foiidar fo fcguridad en ef 
te remor,que cafólo el amor^ d quai como hi/o 
cielavoluntad,csconftante,yYario ,y ningunas, 
artes de agrado pueden baldar a ganar las volun- 
tadesde todos. Yo tendré por gran Gouel'nador 
'Raquel Pdncipc^que viuofuere temido, y muer- 
to amado,comofacedi6 al Bxy Don Fcrnandcu 
el Católico, porque quandofca amado^ 
baila le Ji eftimado , y temi-- 
do*. 




ín 



i1 



8 BMPRESS^S 




T 



''Nel reueríb de vnameciálh' antigua fe ha- 
. lia eículpido \^n tayo íobre vna arafig- 
niñeando , -ijuc Ja leueiídadi en los Principes 
fe ha dc.dexar vencer. del ruego. .Mclefto Tim- 
bólo a los ojos , porqueíe reprefentan tan viuo 
.elarayo deLcaftígo,y tan in mediato, al perdón ,q 
puede el miedoponcr en deíefperacion la cípe- 
ran<^i de la benignidad del ara ; y aunque, tal vez 
..conuieue.,que elíemblantedel Principe, a quien 

• inclina ia rodilla el delinquente,feñale a vn mif- 
; mo tiempo, lo terrible déla jufticia,y Ío fuaue de 
4^ clemencia^pero no fiempre,porqueXeria con - 

• trajo que amoncfta el Efpiritu Santo, que en fu 
1 InhlUrltMteyln.^^^^i^J.Ql^^yQ^^■^ la vida,la clemencia, i Porcfto en 

ftfí iie¿/5,-y/f<«:Cj7'ja pj-gf^j^fP ^n^pL'e'tra,ponemos fobreel ara en v:"z 
clemeriaaus quafi del íayo,cl.TuLon,que.introxiuxo Pclipe el Bue- 
tmber[e^'ottnm. no,Duquede Borgoiía , no por infinia ( como 
P»"o>»i6.i5. muchos pienían del fabuloto vellocino de Coi- 
cos , fino de aquella piel , obeilondeGedeon, 

re- 



TOLITJCAS. J59 

tccogido en el, por léñal de Vitoria, el rodo del 
cielo'quándó íe moftiraua feca la tierra, i íígnifi- 
candoeneílcíimb^lo lamanfedumbre/y bcnig- a Ponxhoc-vellus 
nidad, como la iignifica el Cordero de aquella lana h arcá : fi ros 
UoñiQ inmaculada del Hijo de Dios , facnficadá hj [do -vellerefue* 
por la íaliid del mando. Vinamá es el Principe rk ce momnítena 
of bccida a ios traba jOs,y peligros poi el beneficio ficcius, fda auod 
común deíus vaflallos.Preciofo bdlon,rico pa permanüm mlam 
i-a ellos del rocio,y bienes del cielo : en el han dc/¡cinJoc»t4ts es lil 
hallar 3 todos tiempos la íatisfacion de fu ícd I y hevahlslf^el ' 
el remedio de íüs necefsidades * íicmpre afabíe;/í^c/ 6A 7/ ' 
ííempre íiacero,y benigno con ellós,con q obrav - 
rá mas,qnecon la íeueridád/TLasarmíisfeles cayc 
í-on a los cojurados, viendo el iigradáblc íemblá- 
tedc Alexandro.Ln lerenidjddeAugutto^ntol- 
p.ecioicimano'del-FranceSjquelequifo precipi- M¿^ t}/! TT'/i-. ' 
tárenlos Alpes.ElReyD.Ordoñocl Primero, •'^'^^•^ : 

fue tan modefto,y apacible, que robó los corado 
ncs de íus válKiUos Al Rey Don Sancho el Ter- 
cerojllamarcn el Delcado,n© tanto por íü corta 

vida,quantoporJi*benignidadúLos Aragonefes 
admitieron a la Corona aUnfante Don Fernán- 
do,íbbriiio delRe^/ Don Martin; enamorados de • 
lu blando,yagr^iable erare. Nadie dexa de amar 
iámodef\ia,ylacortefia.Baftanteesppríimiíma 
pelada ,y odioía-la obcdiencia^no le añada el pr íir 

cipe arpereza,por'qaefuelelercílevna lima con • 

«^ueiálioemdnaruraírompeiá cadena de la ícr- 

uidumbre.Si en la fortunaáduoría fe valen ios < 

Principes del agrado para remediarla,porque no' 
en la prolpera paráTnanr>íncrla?El roíiro bcjiíV 
no del Principe, es vn dulce imperio (óbrelos a - 
nimos ,y viia-diísimulaciou del íeñorio. .Los la- 
zos de Adán-, quedixo el Profeta Ofcas, que ^ 
atraían los corazones , 3 víbn el trato humano;y ? ^"jf'f^ncnVs 4di 
ap.icible.*. ' tra¡}(imeos,inuin • 

f ■ No entiendo aqui por benignidad la que es ^'*^'^ chamatis, 
tan común ,que caula dc'fprecio, ílno la que eftá ^/^tC 1 1 .4. 
mezclada de grauedad ;y aii toridad, có tan dulce ■ 
puto,q da lüg.-n- alamor del vaiUlio^pcro acom- 



'5 CcW«. fian *4o BM PRESS AS, 

jai^jtumomne alte ipáñaáa=<ácscuerencia,yl'eípet03poi'ciLie fíefíefal 
YicjO'iiif.m.'ilíAn 4;a,e5 muy amígo.ol amor dedomelUcarfe , yha,^ 
eonfmtudine ei^ft ztríc iguai. Sino le conierua lo auguílo de la ma- 
■<;ujiod¡(t^ílliKlopi geftad,nüavradifeix:ncia entre el Principe , y el 
vionís mptjíiim. vadalloj^ y afsi es conucnienrcque el arreo de la 
J^eroá.íih.i . períona,(como.heniosdichp,)y lagrauedadapa 

5 CvÁti* moílkíi^s, ciblereprelentan la dignidad B-eal ^ porque no 
jcrmone f^cilis,, apruebo,qiicelPrincipqíeatanGomuna todos^ 
<{áeo -vt pUftquCj queredigadcllo,quedeIulio Agncola,qLic era 
qiiibíis trí^¿}ios yi, tan llano en lu$yciridos,y tan familiar, que mu- 
■ros per ambiti.ont chosbuícau:.nencMufama,ypocoslahaüauan; 
.¿cjiimít^re mas efl, 5 porque loqueas ooniü no Le admira^y déla ad- 
-vIC'j (tfpdi:oq-,Airt miración nace, el refpc'to. Alguna leueridad gra- 
CGityqt^éereraiifi ue(rsmeneítcr,que.halleel llibdito en la frente 
^Ajpauci interpre del Principcy algo^^xtraardinario en la con^puf 
tarentur^ :tUia.,ymouimicntoB.e-al;,quef chale la poteíbd 

TatJnyitíí Agrie. fuprenia,mczclada~dc<5l inerte a feucridad con 
«6 ¿r -vidcri yeile elagradOj,qucQbrenefetosdeamor,yrefpetoen 
mafperil, ¡ed cum iosrubditos,no,temOi.6 Muchas yczes en Fran- 
g^rxuirate honejiü, cia £c atreuió clhierro a la Magcftad Rca^dema- 
•e^T' taléf^tcuno tí lladameatcconíuhicable.Niia atabilidad diítr.i- 
4»€U( obvíj,fidma nuy^líiaiícoridad^nllaleucridad el amor ,-'<i>-Vc.(es 
^is reucreainun io que admiró en Agrícola Corn.elio TacjitQ, 7^ 
ArijKj)úL Uh.^.c, yalabóeac-l Emperador Tito.elquaiaurique fe;, 
Ij. .Bioitraua apacible a íus;íoldados,y andaua entre 

7 NecilU^qtiod ra ellos,n/q.p^-rdia.el decoro de; G^it^al ^ Qompó- 
mfsimu ejt,aiu fj- ga eí Principe de tal fuerte el Icmbl^nf c,que c ■ 11- 
■c/ / i tas a ut ho rita - ler uando la au toridad afícioii e , q ue pa r ezca^ra-> 
t€y(intjeuey.nas a- ue,no dcíabrido,qae animeino deícípere , bañ^-; 
worem dimin mt. .¿o fiempre con vn dccoro,íi4ueño , y agradable, 
Tac.in yit. Agrio- conualabras benignas, y grauementc amorofas. 
S Atquciffcyinf.t Ko íes-parece a algunos que ion Principes , fino 
p^íjortmi(tmcrí;ác oíléta^iertos deívios.y aípcrczas en las palabras, 
rct liYy dcconmfcy en d í eniblantc,y mouimicnto del cuerpo,fueríi 
fromptmmY^AYmis del vio común de ios demás hombres;aísi como 
oftttabatj comitate lóseftatuarios ignorantes,que pienlan cófille el 
. c- AÍio¡¡tiji{:fficU arre,y la pertVccion de vn colólo, en que tengan 
pro'.iucan s ,acple^ Ipscimlios hinchados,los labios eminentes, las 
, Ynnr{uti7iQpcvt:jiri ccjas caydas,rebucltoS;,y torcdoslos OJOS. 
O/tf'é-itne , gregario 



TOLITICAS: 24Í ^ 

^ílfa pote^afif f^ícies non yoceferecit mllUtl mixttnjni. 

/ion altofimuUta^radu^tion im^rohagcfÍH. corrupto Ducis /';« 

Tátcrriblcfcmoftróciivnaaudiccia clRcy Af- '^^^'^'^-S-hlfr. 
fuero a la Reyna Eí\cr,que cayó dcfmayada, 9 y „ Cí^mu ^ 
fue meneftcr para queboküeác en finque rcducU 5> .cr•4q/ícfev)7&/- 
dopor Diosa manfodambrcfucrpiritiidcícom- j ^ÍFf^^''jf'f^f^% 
puerto , I o IchizicQe tocar electro, 1 1 para que '^^^"WM'^ciem,^^ 
vicilc, q no era masque vn leño dorado ,y el h5- ^/«'■'«''í^ •'*•>' ^<^"'f^ 
brc,y no viíTon,como aula imaginado. 1 2 Si e{lo>.'!^°JJf''^í"-'^*°^^-; '* 
obra en vna Reyna la mai;elUddemariadamentc "'^'^F '' » Regtr.Á 



^' corruit. 



feucra,y defconformcjquc hará en vn iiejocian- , ' 
te pobre, V ncccísitado? Medico llaman las diui- ^-j^'^-^-'^Si^'^ 
nas letras al Principe, 13 y también padre, 1 4. y J^ Comcrtttque 
ni aquel cura, ni elle gouierna con dclagrado. V^ff^jptnrurf? A e- 
f Si alguna vez con ocafion le turbare la tVé- ^" '» ''^'í^j'^'^f «a/- 
te del Principe , y íc cubriere de nubes contra el ^«"^^.^¿''í'^'''- _ 
vaCTallo.re. rchcndalc con tales palabras^que en- ^^ accede :gíTnr, 
tce primero alabando las virtudes y dcípues nfeá ^ J'^§^ Jceptrum» 
do aquello en que falta, para que le encienda en ^^'"*^^'^-. 
^eneróla vei-guenca^deicubriendorcmasalaluz ^* ^"^'^i ^^'^^^*^^' 
de la virtud li fombra del vicio.No Tea tan pela- "' 'M^ Jngelum 
dala reprehen(lon,y tan publica,que perdida la ^í"^^ conturba- 
reputación no lequede al vaflallo clpcranca de f''^^./^ ^o»* '»^«"». 
reftaurarla , víc obftine masen la culpa. Éilcn ^^'^^''«- , 

afsi mezcladas la ira , y la benignidad.el premio, ^ ^ ^Ví'^;/«w Medí 
y el cartigo,como enelTutbn eftanlos cslabo- ^"^"^^^' ^5 ''í^' ''■'''- 
Desenlazados con los pedernales, y entre ellos ruerePftíiaperjf. 
?2:o, (lenificando queclcoracondel (/'*'-<^-3 7- 



Principeha defer vn-pedemaí que tenga ocul- ^4 
tas,yrinofenía'as centellas de fu ira-pcrode taFJ^^ pupillis mijc- 
fuerte difpucrto , quefi alguna vez le hizicre la y[coYSji>t p^ttcr, 
ofenfa,6 eldefacato,fe encienda en llamasde vé >'<^^'-^^-4'ío* ^^ 
ganca,6jufticia:aunqueno tan execuriuas, que ] 5 ^^^ ^',. "''*'j**^» 

no tengan a la mano el roció del bcllícino ^ara*^^'''^^ ¡nicemvxdi 

extinguirlas, 6 mod^rirlas. A Ezequias dixoP^"^"? tuAm. 

Dios, que le auia formado el roftro de áiamantc, ¿^^«^"-3 -9- 

y de pedernal, 1 5 íignificando en aquel la conf-^ 

ráciadela jufticia,y en eft^sclfuegode la piedad. 

Q^ í Si 



Í44 EMPRESSAS 

§ Sino padiere vencer el Principe íu natural 
aCpero,y intratable, tenga tan benigna familia, 
que lo tupia agafa jando atos negociantes// pretc 
dientes. Muchas vczes es amado,. 6 aborrecido el 
Principe por íus criados.Mucho difsimulan Cco- 
mo dezimos en otra parte) las aíperezas de íu.Se- 
ñor,íi Ion aduertidos en teplarlas^ó en diículpar- 
lascon íu agrado, y difcrecion. '. 

f Algunasnacioneszelanca las audiencias la. 
Mageftad Real entre velos,y lagramétos,f]n que 
fe manifieftc al pueblo inhumano eíliio a ios Re 
yes,[euero,ycraelal vaílálio ,quequandonoen. 
las manoseen la prelencia de fu íeñor halla el c5- 
fueio. Podrá éfte recato hazer mastemido , pero 
ao mas amado al Príncipe. Por loso)os,ypor los 
oidos entre clamor al coracon. Lo que ni fe ve, 
rii íe oye,no fe ama. Si.el Principe íe uiegn a los 
ojos,y alalengua,fcnic2:aalaneGcísidad,yal re- 
medio.La lengua es vn inftrumtntofacií , por- 
que ha de grangear las volar; tadcs de todos : no 
U hogadura,y intratable el principe Porque ñie 
cort.a,y embaracada en el Rey Don luán el Pri- 
inero,perdi6 las voluntades de los Portugueícs, 
MítrMjl.Hifp, quandó pretendía aquella Corona por muerte 
del Rey Don Pedro. 

$ NobaftaqelPrincipedefpachepcr mcmo- 
riales,porq^ue en ellos íe explican bien ios fenti- 
niietos'.no yendo acompañados del íu! piro, y de 
la acción laílimofa,llegan en eUos lecas las lagri- 
mas del afligido, y no conmueuen al Principe. 

^ Siempre citan abiertas las puertas de ios Te- 
pios,aísieílé las de los Palacios, pues fon los Prin 
cipes Vicarios.de Dios,y aras (como hemos di- 
cho) a lasquales acude el pueblo có íus ruegos,y 
necefsidades.No fea el Toldado pretédiéte,masfa 
cil f ópcr vn eíquadron de picas, q entrar a la au- 
dieciaporlas puras de la guarda ífguizara, y Alé 
tnana,herizos armados,có losqualcs,niíé entic- 
dceiruego,ni obran las leñas del agrado. Dexad 
UeidYíímilos hombres i dezia-cl Encerador Ro- 
' - dulfo) 



POLITICJS. i4f 

du\£o)^uénofoy Emperador para efta'r encerrado en 
T/Wítreít.EU'Ctiramientohaze feroz el animo. i6 6 Etlamfera um- 
La atención al gouierno>y la comunicación ablá mxUaficUnfi te- 
danlascoftiimbres,ylasbuelyenamables.Como yieas^virtutisobU 
losazorcSjícdomefticá los Principesco el deívc- uífcutnur. 
lo en los negocios, y con la vilU de loshóbres Al Tac.Ub.^ hiji. 
Rey DonKamiro de León el Terccro,fe le albo- Mar-.hijt,Htfi» 
rotó,y leuantó el Reyno,por ÍU afpereza , y difi- 
cultad en las audiencias. El Rey Don Fernando 
el Santo,a ninguno las negaaa,^ todos tenían li- 
cencia de entrar hafta tusma^ retirados retretes 
a fignificar lus neceísidades.Tresdias en la fema- 
na,dauan audiencia publica los Reyes , D. Alon- 
ío Duadecimo,y Don Enrique elTercero , yta- j^¿¡y. ¡jí^^^íiCh 
bien los Reyes CatoiicoSjDon Fernando , y Do- 
¿a Ifabel. La naturaleza puío puertas a los ojos, y 
a la lcngua,y dexó abiertas las orejas , para que a 
todas horas oyeilcn',y aísi no las cierre el Princi- 
pe: qyga benignamente. Confuelecó el prcniio, 
ó con la eíp ci:an<^a,porque eft a íucíe í cr parte de 
latistacion,con que fe entretiene el mcriro. No 
V fe ficmprc de formulas ordinarias, y refpueftas 
generales,porque lasque fe dan a todos, a ningu- 
no iatistazen,y es notable delconíuelo, que lieue 
la nccefsidad fabida la ieípuefta,y q antes de pro- 
nunciada le fuene culos oídos al pretendiente. 
No fiempre etcuche el Principe,pregüte tal vez, 
17 porque quien no pregüta,no parece que que- ij juditacensfi* 
dainformado.Inquíera,yíepaeleíladodelasco- ^,^/^(^ c^uarens^ 
fas. Sea la audiencia enícnan^a , y no fola afsiílen- £cc/.i3.i»» 
cia , como las dieron el Rey l5on Fernando el 
SantOjClRey Don Alonfo de Aragon,el Rey D . 
Fernando el Católico , y el Emperador Carlos 
Quinto, con que fueron amados,y refpetados de 
fus vaLVaUos,ycílimadosdeloset\rangeros. Alsi 
como conuiene , que fea fácil la audiencia , aísi 
también el deipacho,porque ninguno es fauora- 
ble,fitardamucho-, aunque ay negocios de tal 
naturaleza,que es mejor que defcngañe el tiem- 
po, que el Principe ,íusminiftros : porque ca- 



jZConthíinsafpe 
éhi-s mtnus -veye. 
dos magnos homi- 
»cs j^'fx foaetate 
Jacte. Líif, 

19 dfwha'fjtitraf- 
feclu^qno yenerx- 
tlonis '}li4s incjfct. 
Tac.lib.^.hid. 

20 Cm m>iiore lo- 
giftqi^o reuerentiat 
Tuc.lib.i.drt^ 



í4<í EMFRESSAS: 

fi todos los pvctendientcs quieren ma? ferentr ^ 
tenidos con el engaño, que dcfpachados con el 
¿eíeng.uio,cl qualen las Cortes prudí-ntcs fe to- 
ma, pero no le da. 

§ No .iprucbo el dcxarfe ver el Principe muy 
a mcn-;do en hs caUes,y palíeos , porque la pii- 
mera vez le admira el pu^»blo, lafegunda le no- 
ta,y la tercera le embaraca. 1 8 Lo que no fe ve/c 
vencramasip Dcfprecian losojosloqucacr^di 
tola opinión Noconuiencque llegue el pueblo 
a reconocer jfi la cadena de fu leruidum6re es de 
yerro,ódcoro,hazicndojaiziodeltalentro,yca- 
lidadesdel Principe MaslereJpcraioq ella mas 
lexos.io Ay naciones que tienen por vicio la fa- 
cilidad del Principe en dexarle ver,y fu familiari- 
dad, y agrado. Otras le otenden de la fcueridad, y 
retiramicnto,y quieren íl\miliares,y afables a íus 
Principes,como ios Portuguefes.y Fracefcs.Los 
cftrcmos en lo vno,y en loot3:o,íiempre ion pc- 

Jigrofos.y los fabrá templar ,quien en íus ac- 
ciones, y proceder fe acordare que cs 
principe ,y que es hom- 
bre. 




AlOt 



POLÍTICAS. 




[A LosPrincipcsllaman montes 'las diuinas 
jf^ lctrí^s,y a los demás collados, y valles, i i A4t)ntes jfraielír» 
Xíta comparación comprehende en fi mucíias dncvolu Dovti- 
fcme'jant¿as entre ellos, porque los montes ion m Dei. Hac diat 
Principes de la tierra :, por ícr inmediatos al pomtnusVeu s mo 
cielo,y fLiperiores a las demás obras déla natu^ tibus^iíS' cotbhus, 
i'aleza,y también poi la liberalidad conqucf^is rupIhüSjÚ^ -vdU- 
gen erofas entrañas fatisfa-ccn con fuentes con ti- htfs, 
nuas alafeddcloscampos,y vaUeSjviliicndolos Ei^ech 6 S- 
de hojas, y flores,porque efta virtud es propia de 
los Principes. Con ella masque con las demás 
es el Principe parecido a Dios, que Gempre cf- » Pojlulet k Dcq, 
tá dando acodos abundantemente. 2 Con ella qnidat'>mr}ií)usaf 
la obedijíncia esmas pronta, porque ladadiua fluenter. 
en el qiíe puede mandar , hazc necelsidad ,ó Jacob. 1.$. 
fuerca la obligación. El vaíTallagc es agrada- 
ble al que lecibe. Siendo liberal, fe hizo arnado 
de todos el Rey Carlos de Nauarra, llamadocl 
]SIoble. El Rey D. Enrique el Segundopudocoii 

Ql la 



Í48 EMPRESSJ5 

la gencrofidad borrar, la (a ngre vertida delRcy do 
Pedro iu hermano, y legirimaríu derecho ala 
, , ,^ Corona.Qoenopuerieyíia.Mageftad franca? A 
^Mtdttcolvt per ^ug ^o obüga vn cetro de ero? 3 Aun ia tiranía 
forjampotentts/jr ^^ díí:simula,y lufre en vn Principe que Tabedar, 
amtci Junt dona principalmente quando gana el aplaufocíelpuc- 
tribuentis, ^^^^ focorriendo lasnecdsidades publica8,y fa- 

Protf.19.6. uorcciendolasperfonasbenemeritaSiEfta virtud 

a mi juizio , coníbruo en.el Inriperio a Tiberio, 
, porque la.cxercito ficmpre.4 Pero ninguna coía 

^Quam -vtYtutem inasdañofaenquienmanda-,quelá liberalidadiy 
dm retínmt, cum i^ bondad^icafinépre le hallan juntas)finoguar 
cxteMscxuetet ¿a^modo. M^^^/V^^e/ijC palabras ion delRey d5 
Tac.bb.l.anML. ^Iq^ío el Sabio}/^ ^'^^>*^/"^'^íí <« fWo home Rodero. 
Z.i8.r/t.5.p.». Jq^^ J}fi¿ Udítmented Ro' yq^^"^'^ Tp (iclla en tiem. 
1 'a uT poqtie conmene, ocomodene. El Rey 4eNauarra 
Már.htJiMijp.. Garci 3anchez,llamado el.Tremulo,perdió el a- 
feclo defus vairallos con lamiínialiberalidad,c5 
q pretendiagrangearlos,porque para íüftentaria 
íevaliade vexaciones,y tributos. La prodigali- 
dad cerca eftade fer rapina,ó tirania,porqcs fueK 
^a,q íiconambicioQ le agota.elerario^, fe llena co 
$4c'vel^t¡>erfrm malos medios. 5 Elquedk mas deioquepuede('p^. 
gere. xrariüi.qitod j^bras fon del Rey don Alonfo el Sabio) «o e//, 44 
fictmbittoneexhdU'- co,mases gíijl(td^r,ede masaifyk porfuer^a k tomar 
ferimus, per federa ^^ /^ ^g^^^ ^ Quando lofuyo no lo cumpliere,} fi de U 
£applendumcrit. ■ynaparte ganare amigos , por lo ({ue les diere ^e, la, 
L, i.8yf/í.5.f .2. otraferlehan enemigos.a quien lo tomare.. Para no 
Mar.hij^Mifp. ^aer en eílo,reprefent6 al Rey don. Enrique el 
Qujjrta,DiegodcAriasfuteforcromayor,elex- 
Cclfo de fus mercedes, y queconuenia reformar 
el numero grande de criados,y los falarios dados 
a los que no íeruian.íus oficios , 6 eran ya inuti- 
ks,y refpondio. T o también ¡i fueffe Arias tendriit 
mas cuenta con el d.i ñero, que con la liberalidad : i'os 
hahliis como quien fots , y yo haré como Rey , fin te-i 
merlapobrei^ayni exponerme a lanecefsidad , carJ, 
gado nueuostributos.El oficio deljíey.es dar^y medir 
fu femrio^n'j con el particularfino con el beneficio cO" 
■' mm-'^que es e} yerdadero fruto de riquezas, A yno-9 

damos p 



políticas. Í49 

¿Ámos,porquefoubuenof,ya otros forquc fean ma- 
,/oí.DignaspalabrasdclRey,fihuuicradadocon 
icftas confidcraciones , pero fus mer4:edes fueron 
/íxcclsiuas ,y fin orden , nistencion a los nacri- 
tos , de que hizo fe el Rey Don Fernando fu cu- 
ñado en vnaley denueuarccopilacion, diziedo, 
que íus mercedes le aiiian hechopor cxquifitas ,y 
fío debidas maneras. Ca a -vnasperjonas las fi:^o 
finfu-Vúluntad,y ^adojfahoporjalirdelas neccf- 
JídadeSjprüCuradAS'por los que las tales mercedes re^ 
€ihíero)}jy otras las,hí:^o por peqtfenosferut-ctoSjq no 
eran dignos deta nta nemtineracíonjyjíun dlgimos d^ T.\j.i\t;iodih:^^. 
tos te ni an oficio s,fy cargos, con cuyas rentusjyfal arios ^jiccop^ 
fe deuUn tener por bien contentos tyfatisftchos ,7a 
otros dto las dichas ¡(nercedes por intercefsion de algí* 
tjas perfonas, queriendo pdgarco las rentasReales los 
Jeruiciosífuealgunos detlos aman rectí^'iio de dos ta- 
/«.De cuyas palabras íe puede inferir la confide- 
racion,con que deue eÍPr incipe hazcr merce- 
desifin<lar ocafíon a que mas le tegan por feñor, 
pararccibír d¿l,que,para obedecerle. Vn vaflallo 
prodigo iccidiruye a'ii roitmo , vn Principe a íl, 
yafus.Eftados.Nobaftarianloseranos,riel Prin 
cipe fuefl'e largamente liberal, y no confiderafle, 
que aquellos Ion iicpofitos de las necesidades 
publicas. Novfamaleimonte'delanieue defu 
cumbre,produciiadeiosvapores,quecontribu- 
yeron los campos.y valles,antcs la coriferua pa- 
ra el £luo,y peco a.poco,la va repartiendo(tuel- 
ta en arroyos entre los miímos que la contribu- 
yeron. Ni vierte de vna vez el caudal de íus fuen- 
tes, porque fahaíÍaaruobhgacion,y le dcíprecia 
riádefpues:como a inútil , porque ia liberalidad 
le ccntume con la liberalidad. No las confunde 
luego con los rios,4exando íecos a los valles,y ca 
pos ^comoíucleler codició de los Principes, que 
dan a lospodercíosloquc le -deue a los pobres, 
dexa ndo las arenas íecas , y Cedientas del agua, 
por darla a los lagos abundantes , que no la han 
m encfter.Gra» delito es grangear la gracia de los 

Q4 ?0-. 



2fo EMPRESSAS 

poderoíbsacoíía dcJospobrcS)ó qaefeiupietí» 
clEftado,poL'lóquefe da vanamente íiendo íli 
ruina el íaufto,y po:->ipa de pocos Indignado mi* 
ra el pueblo defperdiciadas fm proaecho las fuet 
^asdel poder con que auiadefei- dcfendido,y ref- 
petada la dignidad de Principe Las mercedes del 
prodigo no fe eíliinan,porque fon com unes^y na 
cen del vicio de la prodigalidad, y no de la virtud 
de la liberalidal, ydandólo todo a pocos, dcxa 
diíguíladós.a:machbs,y lo qíedáa aquellos, faU 
ta a todos. El que; dk fm atención, enriquece,pe- 
roño premia. Para dar a los que lo merecen , es 
mcneíicticr corro con los demás Yaísideuea- 
C Honor Regís íh' tender el Priiicipe con gran prudencia a la diftri- 
dícium diligit, bucion jufta de los premios, 6 porque íl fon bien 
Pro«.98.4. diítribuidos, aunque toquen apocos^dcxan ani- 

' yin omiii oéUtw- madbs a muclios. Las fagradas letras mandaron, 
ne tu(t off'eresfaL. ^^c las ofrendas fueífen con fal , 7 que es lo mif- 
Zetf.i^i^ nio que con prudencia, preieruadasdeJaprodi- 

galidad,ydelaauancia. Pero porque -es mene¿ 
ter que el Principe fea liberal con todos,imite a 
la Aurora-que rodeándola tierraíicmprele va 
dando,pero rocí;os,y flores, íatisfazi'endo tambie 
con la rifa.De a todos con tal templanca,qüe ílfi 
quedar impoísibilitado paradarrnas,'ios dexe 
contentos,a vnos con la dadiua,y aotroscon las 
%Tnom»¡dato m- P^J^^t>ras,con laefperan^a,ycond:agrado, 8 por 
Urem fac imltu ^^^^^^^^" ^^^ ^^^ los ojos.que lasmanos. Sola 
tuitm! '^efta virtud de la liberalidad feráavezeis conuéw 

ice/ i < 1 1 íiiente que efte nraseu la opinión de los otros ^ 

^^ ' en el Pdncipe,afe(Ci:ando algunas demoílracio- 

jies con el arte,que fea eftimado por libcral,y afsi 
cfcufelas negatiuas, porque eágrati defconfuelo 
oirías del Principe. Lo qu e n b pudiercdar oy,pQ 
dramañana,yfino mcjorcsquedefengañecl tié- 
po(como hemosdicho.) Elqueniega,ó nore- 
conoceibs nreritoSjó manifiefta la falta de fu po 
der,ó de fu animo , y ninguna deftas declaracio- 
nes coiiuieneal Principe,contra quien pidiendo 

«^püficiía iu grandeza. 

' ' Sea 



TOLITICJS. íyi 

Sea el Principe lar^o en premiar la virtud, pe- 
ro con los cargos,y oíTCÍos,y con otras retas def* 
tinadas va para dote de la liberalidad, no con el 
patrimonio R.eal,ni con los tcforoscófer nados, 
para mayores empleos.El Rey Don Fernando el 
Catolico,müchas mercedes hizo, pero ninguna -^^'^^'ntjl.íTjf^^ 
en daao de la Corona. Snfpenlos runo (quando 
entró a reynar^ los-oñcios , paraatraer con ellos 
Jos animos,y pi'emiar a los que figuieílen íu partí 
do. Con gran prudencia política fu po mczclai: la 
liberalidad con la parfimonia. Deio quai; no fc^ 
lamente dexó íuexemplo, fíno también vna ley 
en la recopilación ,diziendoaísi.ZV^pco«»/V;>ert los L.i,tit,io^ liB,% 
Meyes -vlardc tant.tfranqiK:^i,yl{t rgíie:^a qfcd con Rccop^ 
uertida, en inch de deftyitycioniporq Lifranque^ít de 
uefcri'fada can ordenada ¡ntotcwijno mcguando la 
CoYoia Kealjtiilct.Ji-LMldip'Jdad.. Conferuar para 
emplear bien,no es auaricia,íínopreuenida libe- 
ralidad. Dar inconíideradamcnte , oes vani- 
dad,© locura.CoaeftapairíTmonia leuáto la Mo- 
narquia,y por ÍU'profulá largueza perdió la Co- 
tona el É,ay D.Aloafo el Sabio,auiédo íldo vno 
de los principalescafgos,q«e k hizo el Reyno, el 
auer dado a la EmperatrizMarta,treinta milmar 
Gos de plata, para relcatar a íii marido Balduino,a^ 
quien tenia prefo el Soldán de Egipto, confultá» 
doíe mas con la vanidad,que con ia prudencia.Ei. 
Rey D.Enrique el SegüdOjConoció. el daño dea- ' 

uerenflaquezido el poder de ftiCoron^ , con las 
mercedes q.auia hecho,y, las reuocó por íü teña- 
tnento.Las ocaíiones,y los ti^pos han de gouer- 
nar la liberalidad de los Principes. A vezes cóuie- 
nequereatéplada,qiiandolosgaílosde la guer- 
ra, ó las necctódades publicas ion grandes,y a ve- 
zes esmenefter redimir cóella ios peligros , ó fa- 
cilitar los fines en que fuele aiiorl'ar mucho el q 9 Vi£loria,^ ho* 
mas prodígamete arroja el- din ero, por q quic da, norém adquíretjqtd 
ó gaita poco a-poco,no coníigue fu hitéto,y con - dat muneraianimá 
ume íu hazienda.Vna guerra fe cícufi, y vna vi - Autem aufert dccw 
^oria,ó vna paz;. le compracon la gcneroíidad, 9 fientium. 

§ LaPro7>.»».s>, 



zp EMPRESSAS 

P La prodigalidad del Principe fe corrige,tc» 
niendo en el manejo de la hazíeda miniñros eco- 
nómicos , comoiaauadcia, teniéndolos libera- 
les.Tal vez conuienc.moítrarle al Principela íu- 
maiquedá^porquc el decretar fibraní^as le hazc 
fm.conriderajCÍon,yfihuuieire^de contar lo que 
of£ece,lo modcraria,y no es fwmprc iibxuralidad 
el decretarlas,porque íe luele -caní ar la auaricia 
con la importunídiad,6.con la batalla , que pade- 
ce confíso miima, y defefperada.í£. arroja a.fir- 
marlas. 

( Es condición natu ra Ide losTrincipes el dac 

, masalquemastieiic,noseficstemor,.6eftima, 

clon al poder.Bienlo-tenia conocido aquel o^^ran 

cottcfanolofcf^quando llamando a fus padrcs,y 

^^v^n A.U. ^..U. hermanos a Egíptü.ofre^iédaies en nc^mbre del 

.icEgo düho rvohs Jaraon los bienesde aquel.Reyno,io les encardo 

1 1 iVe dtmittatW 






teüili yeftra : quiá 
cmnesop^s /^egip~ 
ti 'veflr^.erunu 
jhidcm±Xí^ 
\i, Omnihahenü 



iner, 




Ce-¿ 



T o LITIGAS. í^? 




CEl :bradc fue de la antigüedad el monte def- 
ta cir.picña.Vnos le atribuyen a Pitagoras, 
otros HViantes,aTaleto , ya Homero; perocó 
mayov razón ^' refiere entre los Oráculos Deífi- 
cos, porq;.!e no parece voz humana, fino diuina, 
dignadcíercículpidaenlascoronaSjCetros.yani. 
Ucsdelos Príncipes. A ella le reduce toda la 
cicnci:. de reinar,qtie huye de las extremidades, 

?' coniííte enuel medio de las colas , donde tienen, 
uisfera las virtudes. Preguntaron a Sócra- 
tes, que quaí virtud era masconueniente a vn 
mancebo,)tr€Ípondi6. Ne quid tiimh, con que 
las comptehendio todas. A cíle monte parece 
que quadra eicuerpo defta emprelTa, derribadas 
las mieles con el petó de la? grandes llüuias , cal- 
das fuer a de iazon , quando baftiuan- benignos 
locios; I HDnoresay,que por grandes no le 
ajuilaü alTujeto , y mas le afrentan, que iluilran. 
Bv^eficiosay tan fuera demodo, qucieícputnn 

por 



1 Mctgmdnimie^^ 
ma^na contenihere 
prudctisiftjfhedíü 

mitiifta enimi'ti. 
lí(isittJlh<luodJh 
perfliiuntj nQCcnt. 
Sicjcgetem nimiA 
■Jler/ut-vhertas jfic 
YO. mt OH ere frafigit 
tuY)fic ad m^'ituYitA 
temno *}eyuenitJii 
miaf(xcuridttas» 

Luir. 2 i ./' z.. 



'254 EMl^RUSSAS. 

por injuria.Qae importa que Ilueua merce'des el 
dPrincipe,íi parece que apredea, delcompuefto el 
roftro,y laspalabras,quando?ashazc,ri llega fue- 
ra detiempo,y no í'c pueden lograr. Pierdcfe el 
bencficio,eI agradecimieto , y íe aborrece la ma- 
no, que le hizo. Por efto dixo el Rey I>on Alón - 
foel ^2L\){Oy(\ucAeuUfert<tl el galardón, i; dado tiem 
fo,qtfe fe pueda aprouechardel aquel a quienío diere, 
fi Como fe peca en la deftemplanca de les pre- 
niios,y mercedes , íe peca también en el exceíTo 
de los caftigos.Vnaexada puntualidad , y rigor 
mas es de miniáro de jufticia , que de Principe. 
En aquel no ay arbitrio : efte tiene las Uaues 
de las leyes. No esjufticialaque excede , ni 
clemencia la qucnafe modera- y aísi las demás 
virtudes. 

.^ Eftamifmamodéraciohadegaardar^l Prin- 
cipe en las artes déla paz,ydelaguerra,goucrná- 
do de talfuettedcarrodel gouierno, que como 
en losjuegos antiguos^iio toquen fus ruedas en 
;las metas,donde íe romperían luego. La deftreza 
-confiftia en medir la díftácia,defuerte,cn que paf- 
íaífen vezinas,y no apartadas. 

P En lo que mas ha mcnefter el Principe c& 
cuydado,es en la moderación de los afe¿l:os ^ go- 
uernandoloscon talprudencia , que nada 'defee, 
cfpere,ame,6 aborrezca con demafiado ardor /y 
violencia?Ueuado de la voluntad , y no de la ra- 
zón. Los defeos deles particulares fácilmente 
-ícpuedenllenar,los de los Principes no , por- 
que aquellos fon proporcionados 3 fu Eftado , y 
eftos ordinariamente mayores, que las fueteas 
de la grandeza, queriendo llegar a los eílremos, 
Cafitodos los Principes,que ó fe pierden , 6 dan 
en granes inconuenientes,es por el cxcelío en la 
'ambicion,íiendo infinito eldefeo de adquirir en 
los hombrcs,y limitada la poísibilidad , y. pocas 
vezes fe mide eíVa con aquel , ó entre ambos fe 
interpone la jufticia. De aqui nace el bufcar 
=ptctext05,^ títulos aparentes para defpojar al 

vczi- 



POLITICES. ííf 

f czino,y aun al mas ami^o , anhohncio l^cmprc 
por aitipliar losEíbdos,rin medir íiis cuerpos c5 
iusfuer<j-as,yíugouieraocóla capacidad huma- 
naja qual no puede mátcncr rodo lo q fe pudiera 
adquirir. La grandeza de los Imperios car^a fo- 
bre ellos mifmos , y liempre efta porfiando por 
cacr,trabcVjadadelu miímopeto.PíTocare , pues, 
el Principe matencr el E(\ido,que le dió,<S la íii- 
celsion,6la elección, y fi le le prelcnrarc alguna 
ocaíion jarta de aumenurle,^oz<'!a con lascaiitc 
las,quecnicña el cafo a la prudencia. 
No es menos peligróla la ambición en el exccf- 
fo de fus temcres,que de Oís apetitos , principal- 
mente en lo adc]iiirido con violencia. Ningñ me- 
dio ofrece ol temor;que no íe a^liqu;' para I ii c6- 
feraacion. Ninguno de la linea del dclpojado , 6 
del que tiene prctenllon al Eftado , tan remoto» 
que no (eterna. La til ahia ordinaria propone ii 
extirpación de todcs. Alsiiopraricó Murciano, 2. MAnfuYAm dtj» 
haziendo matar al hijo de Vitelio, » y lo aconle. cürdjam obtcixlcs., 
ja laefcuGladeMachabelOjCuyosdic'ipulosolui- tnjtmína belitre* 
dados del cxemplo de Dauid,que bulcó los ác la ft¡fix¡j]€t. 
Tangrc de Sanl,para vfar con ella de íu mifericor- "^ ítc.lib 4 hijt^ 
día, 3 íe valen de los de algunos tiranos ,como fi- $ Numquhi fiipeir 
nofehuuieran perdido todos con eftas malas ar- ejUliqu'isdcdomo 
tes.Sialgnno íe coníeru6,fuc( como diranos) Saíil,i'tjxcíamcií> 
trocádolas en buenas. La mayor parte de losRey- <^y mt[cncardiArn 
nos fe aumentaron con la vlurpacion, y deípues -Oe'^ 
le mantuuieron con la jutiicia , y fe legitimaron 2..Beg. f -9 J ^ 
con el tiempo. Vna eftrema violecia , es vn eíl:re- ^Hxcckmctlá no 
mo peligro. Ocupó Ciro la Lidia, y defpojo al r/.rrms y¡c¡or¡,qud 
Rey Crvlo. Si tuuiera por coníl jero a algún po- 'vU}avttli5Íutt{i>* 
utico dcílos tiempos , le prüpondiia per conue^ interius) Tantas 
niente quitarle tar». bien la YÍda,paraailcgLiraríc ^-'''C/* an.ot t pih- 
m is-pero Ciro le relliruyó vnaCiudad,y parte de omh^.s yrbes emr, 
fu patrimonio, con queluftentaiTc la dignidad ytpafirus Cynts 
Real-yescierro,qi'epronoearaelodio,y las ar- g^'^vchellüitiGr.^ 
masdetoda la Grecia, fi íe huuiera mollrado CM/z/^cr , fiqmi 
cruel. A. Dios.y a los hCbres tiene contra fila ti- cntddifn m Cyx^ 
raaia.y nofaUanen el^os cafes medios luanes c5 f'-tn* co-ftluifit-t 

queiwj/.L/jr,//6.i. 



^f($ EMPRESTAS 

quedíuertir el anímo,c6fundír la fangrc, cortar 

lafuccísion ,dirmínuir,ó trarplantarlagrandc- 

za,y retirar de los ojos del pucblo.a quien puede 

aípiraral Eftado,y íer aclamado íerior,loquallí 

fe huuiera aduertido en Portugal , no vieram os 

reuclados aquellos vaífallos. 

Quando es ran euidente el pcligro,qae obligue 

'ST(^mq-,c4p{llieii4s a ladefcnfa^yconíeruacion natural,lelehan de 

renafci ccepcrant» cortar las raizes.para que nopueda íenacer,ve* 

Iudic.i6.2 1 . lando íiemprcfobre él,porqucno fuccda lo que 

óConcupifquefor- 3. ios Principes de Eiliíka^íos qualcs cortado el 

titercolumnis ccc/ cabello a Sanfonjdedonde le procedían lasfuer- 

dit domus fuper ^as,íeburlauandel,íinpreuenirqueauiade boU 

omnes Principes^ uer a nacer>como lucedió, ^ y abracado con las 

ibidem^ colunas del Teniplo le derribo Ibbte^ellos, 6 con 

7Mu'hoqt*epUres que mato machos mas enemigos muriendo,que 

tnterfecitmorieHs, antes vino. ,7 

quam ante -viims ^ Perfuadc también la ambición deforde- 
occiderat.lhidem. nada elopriniil'laIibcríaddelpucblo,abaxar la 
t ^^ ex plimhi*s nobleza,deshazer los poderofos, rcduzirlo ro- 
cojtat RefpuhUcA^áo ala autoridad Real, juzgando que entonces 
melwY^ eft, eftara mas fegura , quando fuere abfoluta , y eí- 

^r//!//¿.2.^o/.c.4. tuuicre «^"las reducido el pucbloala ícruidum- 




Junt^notirarmutn , rios^teniendo el Principe tan corregida íh ambí- 
Jed patre familias j cion,que mantenga dentro de los limites de la 
ain Re^eagere-vi- razón la poteftad de fu dignidad , el grado de la 
deatur^'remnon nobleza^y la libertad del pueblo, porque no es 
q!paBdointfjíts,fed dui'able la Monarquía que no cftá'mczclada , y 
qifafi procférator, conüa de la x\riítocracia, y Democracia 8 Elpo 
^ pr<.ffe¿lusadmi derabfolutoes tirania.Quien le procura, procu- 
■fírjh'dYe,<ic modera raíij ruina.Nohadegouernsrcl Principe como 
t€yiiie,'e,necqtiod fcñor,íinocomopadre,como adminiftrador , y 
mmtm cjl (eaañ, tutor de fus Eftados. 9 

Jrijl.pol. lib. 5 . c. ^ Ellos defordencs de ambición los cria el lar- 

^ ^ • , go vfo de la dominación que todo lo qnicre para 

-lo Minemann>*?í íi,en que es mencfter que los Principes le vendan 

tuítm infini4> ruiim, a íi mUmos,y £e rindan a la razon,aunque es bien 

qitam difi- 



políticas. i^n 

dificultofacmpreíTa, porque muchos pudieron q'ntmcum mififcf 
vencer a otros. pocos a íímiimos. Aquella es vi- infitíu^ptotubt le. 
toriadelafuerca,cí\adelarazou.No eílá lava- pyo[^.mirí¡ia:miuis 
lentia en vencer las batallas , fino en vencer las Exoá.^.6. 
paísioncs. A los Ibbditos haze modcrtos U obe- i i Q^t condoleré 
clíencia,y la ncccl M^á-^^z los Principes enloberue fojsít ijs,quugno. 
celafapcrioriaad.y el poder. MasReynos derri- ranr^cs'erramyquo 
■ bó la foberuia ,q la efpada. Mas Principes le per- w.í ,€>• ipje circun-^ 
dieron per llmi(mos,quepor otros. El remedio datus eji infirmU 
coníiik en el conocimiento propio, entrando el f^te.. 
Principedentrodcíimiímo,yconfiderando,qíi AdHÁiB.$.2.^ 
hkn i: diferencia el cetrodí los fubditos, le cxcc i jQ^od regnu, efl,. 
ácn nTuchos en las calidadxs del Mínimo xn'i:is no- cn-Lpxr ata non fit 
bles que (ugrandcza.(>ueri pudiera valer la ra- ^'jina,0*¡>Yoculc<t 
zoii.auia de mandar elmaspcrfeto.Que lámano ^^o^^dominnsj^ 
conqLiegouicinaelmüdoesdebarro,íu)etaala ^/i^>"fix>^ nec ¡fta 
. lepra,y a las milerias humanas , como Dios fe lo ^^^fer/#<í¿íí5 di'titfa, 
dio a enrencier a Moikn, lo para que conocien- fi^ ^^^''* ^oment^ 
cofumileriaíecompadecieiiedclos demás, n '>^f<^^'ift¡nterfoliu. 
Que la. Corona cs la poíieísicrr menos ícgura,.^'*^^''^^'*S^»«<*- 
pu.'-qucentre la mayor altura., y el mas proííjn- ^^^^^^a^ 
do ptecipicLo no fe interpone el jgun efpacio. ir. ^ l^odeftUfdma 
Que pende de la voluntad agcTia,pues fino le q'ui ^''"^ *feq^ef:*mmís 
ficilcn obedecer, quedarla como losdcmas.Quá- "^^^^'^^^j^^' rp<^rf¡é~ 
to mayor fuere el Principe ^mas deue preciar fe ^^^fiy^^'^'^tjs xf^ 
deílamodeília.pucsDiosnoledrfdcñadella. 1:5 ^trnátuY. 
Lamodcíliaqueprtxrura encubrir dentro de f\ •^^^•'^'^•I5'<». ^ 
alagrandeza^queda íobre ella , como vn rico cf- ^ ^ ^cerbeque iu- 
malte fobre eloro,dandoIe mayor precio , y eíli- ^^'^/""^ ^^.í, c¡mdU 
m ación. Nins;un artificio mas aftuto en Tiberio, '*^"J^^ ocupationes^ 
qmortrarle modeüo parahazcríe mas eíhmar! ^¡■fi^V^'^ydommff 
Reprehí rtíliofeucramente a ios que llan;auá éX- "'^^'^f "f- 
uinas íusoeupacioneSjV ledauan titulo de íeñor. ^^^d^^-^^''^- 
HQuando ihaí¿lo.sTribunalesno quitaua ei iu- ^S^fiid^batincor 
gar al Preírdente,antesíe Icntaua en vna elquína "'* ^'^^bunalis, 
del. 1 5 El ¿^ llegó al fupremo grado entre los hó - ^**^'''^« ' -^^^ 

breSjfolamente humi-Jladofe puede crecer. A pré 
dan todos los Principes a íeir modcílos del Em- 
perador Don Fernando el Segundo, tnn fjn:]"-- 
iiar con iodos,que primero íe dcxai.a amar , que 



eyS EMPKESSAS 

venerai'.En el la benignidad,/ modcftia fe vehti; 
y la MaíjetUd icc9nfidcraua.N0 era Águila Im- 
pcrial,q con dos (eneros roltros,dcínudas las gac. 
"ras,amena2auaatodas partes/inoamorofo Pc- 
licano,ficmpre el pico en las entrañas , para dar- 
las a todos,conio a hijos propios. Nolccoftaua 
cuydadocn cncogcrfc en fu geatideza,y igualalrfc 
a los demás. No era fehor/mo padre del mundo, 
y aunque el exceíro,en la modcftia damafiada fue 
le caufar dclprecio , y aun la ruyna de los Princi- 
pes, en élcaufaua mayor rcfpeto,y obligauaatOf 
das las naciones a fu íec uicio ,y defení i^ tu«rca de 
vna verdadera bondad,y de vn cora con magna- 
iiimo,que triunfa de fi niifmo , íiipcrior a la for- 
tuna. De todas cílas calidades dcxó vn vino retra- 
to en el prclcnre Emperador fu hijo,con quci'o- 
ba los coracones de amigos,y enemigos. Ningu» 
na virtud rñas conuenicnre en el Principc,que la 
modeftia,porque todas ferian locas en el , íi ella 
no les compuíieíTe el fembUte,y las acciones, fin 
coníentirlesque fálgan defi. 
§ EnelgouiernocsmuyconuenientenotocaE 
en los eftremos, porque no es menos pcligrofa la 
remiísion,q la fuma entercza,y puntualidad.Las 
comunidadesMonaÜicas puede futrir la eftreche 
2a de la obedi€cia,no las populares. A pocos tc- 
draen duro freno el rigor cxado,no a muchos. 
La felicidad ciuilconfille en la viitudjVcfta en el 
medio, afsi tibie la vida ciuil , y el manejo de los 
, Brtados,fiendotal el gouierno,que le puedan llc- 

i^ídon enimjolu uar los pueblos,fin que fe pierdan oor la dema* 
7{e¡¡fM'€a,c{ihio¡>^ fiada liccncia,6íeobll¡nen por el demafiado ri- .; 
timAfity cojidcra/í gor.No ha de fcr la entereza del gouicrno,como 
úehet,fcdetit cjíu deuriaíer,fíno como puede fer.i ó Aii el de Dios 
cdfthuipofsir.pr^. fe acomoda a la flaqueza humana. 
ure4(¡it.c faaliür. Entre los eftremos tambic fe han de conílituij! 
^cii>jdl^ cíuitíifi Iaspart.es del cuerpodc la República, procurado 
hn commmiorhi que enlas calidades de losCiudadanos no ayagra 
ícátar. diferencia, por que del exceíVo ,y defigualdad ca 

Ari^diB. 4. foU 6. h\s nqucaas,6 en la nobleza,ü fuera mucha^nace 



POLÍTICAS. 259 

.£nvnoslafob-?íuiajyenctrcslacmbidia,ydeilas j-^p^.^^^^^ ^..^/. 
lascnemiftades,y ledícioncs, i7 no pudicndo ^-^^^/'^^^ ;^^^^^ 
aucramiftad,ó concordia ciuil éntrelos que fon ^f^^tsr foYtnnx- 
muy deícoíiformes en condicion,y elhdo , por- ^,.^^ k¿ ^^¡1 pj-^p 
que aborrecen todos la iíjualdad^y quieren mas, térhüno,'Ú.ifr^ti¡ii^ 
ó niandacficndo vencedores, ó obedecer fiendo Utaremcxillufír, 
vencido. 18 Vnosporaitiuospicrdenel rclpe- ^^.y.|j;^, ,^^ * 
to alas leyes,ydcrprecian la obediencia: los otros ^g 'sed"iñmh<(C 
por abatidos no la fabcní"uílcntar,ni tiene temor confueiudo tnchti 
a lain£amia,ni a la pena,y viene a ler vna comu- f^fif^i^^- imalhit, 
nídad dcfeñorcs,yeíclauos,pcro fui rctpeto en- ■ythommes.^ita' 
trefijporquenoíe miden con fu diítincion. Los/^^^^^^ ^¿^ ¿^í, 
dcmcnoscalidad pretenden ler como ios mayo- ¡^^^^^ ^ malinty 
res. Losquc en alguna Ion igualcs>6 excedco,re ^^^^ imperio pcti^ 
imaginan que también ion iguales,6 que excede,./ ^fj^n -yiCUfít^. 
en las demás. Los que en todas fe auétajan jno fa- j.^),f ¡y„peYÍo /«^- 
bcn contcneríe,y con dcrprecio delosdema«to- ^n^J 
do lo quilicrcn gouernar,íin acomodarle a la obc j^^Ja U^^A.pd.c, 
diencia de quien manda,ni alacoQftitucion,yef- j j^ 
tilos de la Rcpublica,de donde nace fu ruina,yc5 j^' jsjdmcmi'ír^ 
ueríion en otras formas, i9 porque todos anhe- tute pi'xjUnt,¡r.L 
lan,yviueninquictosenella:yfibien esimpoísi- auo a^umo fibí in- 
bleeldcxardcauereftccontraftc enlasRepubli- cUgniorcs xqttán' 
cas^por la diferencia en lacalidaddelaspartes,dc p^tercntur-QUüin- 
queconftantodas.con el miímoleluílentan/ies^^,.^^^ r.p^ cunf^ 
reguladOjó fe pierden,ri es demafiado 5 como fu- í,/V^,.e, c^fcdhio. 
£edc a los cuerpos con los quatro humores, que nes Cbmmouerc no 
aunque la íangre esmasnoble,yraaspGderofala tan tur. 
colera que losdemás,fc mantienen enere fi,mie- ^,.;/^^ lih. 2. fol. c, 
tras no c¿ grande la defigualdad de alguno de- ^^ 
líos, por lo qual Iblo aquella República dcrará 
mucho, que conftarc departes medianas, y no 
m uy defigualcs entre fi. El exceífo de las riquezas 
en algunos Ciudadanos causó la ruina de la Re- 
pública de Florencia,y es oy caufadelas inquie- 
tudes de Gcnoua.PoreftaienVcnecia mejor re- 
partidas,fc fuftenta por tantos figlos , y íi ay peli- 
gro,© inconucnientecníugouierno, es por la 
mucha pobreza de algunos delMagiílrado* Si fe 
confería c5eftcdeíordcn,y exceífo de fus partes 

R alguna 



z6o EMTRESSAS 

alguna República, es á fLier;y2 d.'í !a prudencia ,y 
induftiia de quien gouierna, entreteniéndola c5 
el temor á la ley,con no injunar,ni quitar fus pri 
uilegios,y comodidades á los mcnüres,con diuer 
tir en la adminiftracion , y cai-gos á los mayores, 
con no oprimir,antes ccuar con efperancas á los 
de gran efpiriturperoefto durará mientras huuie 
i-e prudentes gouernadores, y las Repúblicas no 
pueden viuir con remedios tSporaoeos, que pen- 
den <^cl cafo c5ucniente,esqüe en la primera inf- 
titucion dellas eñe prcuenido el modo con que fe 
corrijan eftos cxceílos antes que facedan. 




La benignidad del prefente Pontífice Vf i 
"V b.ano Vlil deuo el cuerpo deña empreíTa,, 
auiendofe dignado ílx Beatitud de raoftrarme en 
v.na piedra préciofacrcalpída deíde el tiempo de 
Ifií Rom anos, dos abej?.s que tirauan vn arado, 

ha- 



políticas. i6i 

halladacneftacdadjpreíagiodcla exaltaciondc r\\yr,r,',rArrttn 
fu iioblc,y antigua familia,vncidas al yugotriun- y;^^"^^'»^'^^'^^^' 
fantcdelalglefialasiníigniasdcfus armas: y car- ^^' 
gando yolaconfíderaciojíemereprcfentóaqucl 
prodigio del Rey Vvamba,quando cftandoic vn- 
gícndo el Arcobifpo de Toledo ; fe vio que le 
íalia vna abeja'de la cabera , que bolo ázia el cie- 
lo,anuncio de la dulzura de fu gouicrno^ de don- 
de inferí ,que quiíieron los antiguos moftrar con 
cftefin[ibolo,quantoconuenia faber mezclar lo 
vtilconlodulccclartc de melificar con el de la 
dulzura, y que Icconuendda por mote el princi- 
pio de aquel vcrfo de Horacio; 

Omne tulií pufiÚum ¡c^uimifcuit ytile dídci* Horát. 

I'incftoconfiftcel arte de reinar. Eftafue en el 
mundo la primera politica. Alsi lo dio a entender 
la Filofofia antigua, fingiendo, que Orfeo con fu 
lira traía áfilosanimalcs,yquelaspiedrascorria 
al fondelaharpade Anfion,conque edificó los 
muros de la Ciudad de Tebas,para fignificar,quc 
la dulce cníeñan^a de aquellos grandes varones 
fue bailante para reduzir loshombres,no menos 
fieros que lasfieras, y con menos fcntimicnto de 
razón que las piedras, a la armenia de las leyes^y 
a la compañía ciuil 

Syhefltes homines ptcer, ínter fref que 7>€orü i^orát, 
Cadihus^ O^ yiBu fcedo^ deterruit O ypheus^ 
IDiBus ah hoc lenire tigres ¡rap idof que leones* 
*Diñfts 0> ^mpbion ihchica conditor l^rbis^ 
Saxd mouerefono tel¡/ídinis,^prece blanda 
Tfucere.quo yellet* 

Dcftas artes han vfado todas las Repúblicas para 
inftruirelpucblo,mezcládole la enfeñancacolo 
dulce de los juegos,y regozijospublicos.Ál mo- 
te Olimpo cócurria toda Grecia hhallarfe en las 
contiendas Olimpias, Pitias, Nemcas ,y Iftmias; 

R z vttos 



16% EMPRESSJS 

vnos por la curiofidadde verlas,y otros por ganat 
los premios propueftos,y con eíla ocaíion fe exer 
citauaii las fucr(jas , fe hazian facrificios a los 
Diorcs,y fe tratauan los negocios masimporun- 
tes al gouierno de aquellas Prouincias. Las co- 
medí as,Y tragedias fe inuentaron para purgar los 
afedoi. Los Gladiatorcscn tiempo de los Ro- 
manüs,y ios Toros en Efpaíw(quctábien lotcrri 
blcdiuierte,yentretiene)para afirmar el animo, 
que ni la íangrc vertida, ni los efpedaculos de la 
muerte le atemorizen. Las luchas Jos torneos, las 
cañas,y otras ñeftasfemejantesjefcuela fon dodé 
íé aprenden las artes milirarcs,y juntamente fon 
degufto,ydiuertimicnto alanimo. Afsiconuic^ 
netraeral pueblocon dul^uraa las conuenien- 
cias del Principcy a fus difuiiosicauallo es qae fe 
5Íudealaiago,ypaírandoleíuauemente la mano; 
fe dcxadoinar,admiteelbocado,y fufredcfpues 
cí pefo,U vara , y el hierro. No puede el pueblo 
tolerar el demafiado rigor jni ladcmafiada b'au- 
dura.Tan peligrofo en él es el exceíTo de la ícrui- 
l Tmj>emuttts es ciunabre,Gomo el de la libertad, i Los Principes 
homimbus,qmnec qucfaltaton ael\a confidcracion experimenta- 
totam jcrunutem ronlosefetosdcla multitud irritada. No ficm- 
fatipoj]!4n¿,necto p¡^Q[Q pueden curar con el hierro, y el fuego las 
fxm Ubertarem. enfermedades envejecidas. Meneñcr fon mc- 
Z'acAib^uhifi, dicinasfuaues , ó quando fuere fucrca > que íeati 
pildoras amargas, es bien dorarlas', y engañat 
k vida, y elgufto. Pcronoconuienc que fepa 
el pueblo los ingredientes de las refoluciones , y 
^ ^ confejosdcl Principe ,,bafta que los bfiba.conaU 

Já dhcuirefai^cios gun pretexto aparente. 

faCl^ fingjilorüex f Lo peligroío,y duro de la guerra íc haze fua- 
tolUrcj-valnera ,in ucal que obedece con la blandura dcl quemada: 
^líens alrúfpeyaJiü afsiGecmanicopara tener obedietes las legiones 
gloria yCíkios alio deAlemania,y masdifpueílasala batalla folia viíi 
qmo^C^ cít^Xyfíbi- tar los loldados hcridos^y mirado íus heridas,ala- 
^He,&*f>rA' ojíf' bauafushechos,yavnosc51a cfpera^ajy aotros 
mn^if. con lagloria,yatodosco laspalabras,y el cuida- 

XacUh.xAnT^ do gtangeauapara f;^j[ alimaña para la batalla. 2 



políticas. Isr^ 

§ P.fta benignidadno obra por i\ foh,mci3er,^ 
tcr cs,que también fe halla en el que iviada nigii- 
na excelencia de virtud, para que íl por aquella 
es amado /ea por eí\a cRimado. Muchas vezeses 
vn Principe amado por íii gran bondad, y janta- 
me.ate delpreciaclo por íu inídficiencia. No na- 
ce ei refpcto de lo que fe ama , fino de lo que fe 
admira. Amacho obliga el que teniendo valoi 
para hizeríc temer íehazcamar: el quefabicn- 
áo í'er juílicierOjíabe también fer clemente. A 
floxedad,y ignorácia le interpreta la benignidad 
en qui:n no tiene otras virtudes excelétcs de gra 
goucrnador.Tanto pueden efiasen vn Principe, 
que hazen tolerable íu arpere2a,y rigor , recom . ^ 

peníaudoconellasAnnlos vicios grandesíeef- 
curan,ó íe diísimulan en quien tiene tábien gra- 
des virtudes. 

^ En las negociaciones es muy conuenien te 
mezclar la dulcura con la gra.uedad , y.las burlas 
con veras,conio fean a tiempo , y fin ofcnla del 
decoro,nidelagrauedaddelamateria , enqfue . 

muy razonado el Emperador Tiberio. 3 Noayá TibeYíi^stamsh 
quie pueda fuñir vna íeueridad melácolica, tira- luciíbr:a(erijspeY' 
das íiempre las cejas en los negocios , peladas las mijcerejolitus, 
palabl-as,y medido el moui miento. A üi tiempo Tacdw.c an. 
es gran prudencia interponer en los cóíejosalgo 4 MpcejMtitiam 
delocura,4ycntoncesesfabiduriavndeLpropoíi^^'^T''/^''^"^^* 
to.5 Lof:íliuodelingerxio,yvnmoteeniuoca- ^°^'^'"- ^ 
íT5!i,l'uclc grangear los ani'mos,y reduzir los mas 5 P y^uofiov ejtj^- 
aíperos negocios al fin defeado>y tal vez encubre p^^'^l'^^^y^ gloria, 
laintencion,burlaiamaHcía,diuiertcUofenía,yf'*'"';^/ íewpí^i 
deíempeñi el refpóder a propofito en lo<que nof[l''^^^'^" 
conuiene. i£cc/.iai. 

^ TambienCehandemezclat las negociado- óQnijratremquQ 
nes con la conueniencia del que procuramos peí' 1"^ Neroms Drn^ 
fuadir,interefandole en eUas,porq todos íe muc-><^ ^^'í^^^ •'^ f'J!'' 
uenpor las comodidades propias,pocos por fola f^^.? JPf ^oitá^_^ 
obligación, ó gloria.Para incitar Seyano aDrúfo -P>'í"c/?/j íoc/. 
a la muerte de íiil hermano Neron,lc arrojó delá ^^^My^^^^^z 
te Uefpeían^^^el .Imperio. 6 Ladeñrc^adevu 



164 EMPRESSJS 

prudente m inífíro ccnfiílecn facilitar los nego- 
cios con los intereresagenos,diíponi'édo deíuer- 
tc el tratado, que eílos,y los de lii Príncipe venga 
a fer vnos miímos. Querer negociar con Tolas co- 
ueniencias propias,cs íubir el agua por arcaduzes- 
arotosjquando vaos la reciben de otros.ayudi ce- 
dos. 




TOd'?.$ las cofas animadas,ó inanimadas s6 ha 
jas deíle grá libro del müdo,obra de U natu- 
raleza^dode la diuina Sabiduría eícriuió todas lai 
ciencias,para C\ nos enícñaíTen, y amoneíkiren a 
obrat.No ay virtud moral,queno íe halle en los 
animales. Con ellos miímos nace la prudécia pra 
tJca:cn nofotrosfe adquiere con laenfeüari^a,y 
ia experiencia De los animales podemos apredci;^ 
fin c5fufion,6 verga éca de nuellra rudeza , porq- 
mka ealeóaea cilQ3Aes^líuilmo autor de las co 



políticas. 26y 

fas. Pero el vcílirnosde íusnatuiralezas, ó querct 
imitarlas para obrar íegun ellos irracionalmen- 
te, licuado > del apetito ác los afcLlos,y par^iones, 
lenahazer injuria a la razon,d<'jtc propio del 1iq- 
brc,conc]ae ícdit\in¿aede los demás animalcSj? 
n^erecc el imperio de rodos. En ellos faltando la 
razon,talta lajuilici.sy cada vno atiende tolamc 
te a tu conferuacion ,lin reparar en la injuria aj^e ^ 
na.r.l hombre juíünca íus acciones, y las mide c5 
laequidad,noquei:icdoparaotro,lo que no qui- 
íiera paraii. De donde íe infierc,quan impio,y té- 
rcz es el intento de J^lachauelo , que forma a íii 
Principe c5 otro íupueí\o,ó naturaleza de Leo, ^ _, . ,, 
yderapoía,paraqüeloque no pudiere alcancar ^. \[!^ -^^^^^J^ Pfh 
conlaraz'^n;alcanceconlafuerca,vel engaño, ^'^J^^^'/Z^J''^ V*' 
en quetuuo por maettiC a Liíandró,Generalde tcjt.PnncividjjHe^^ 
los Lacedcmonios,queaconíejaua al Principe, '^"f^" ^'^^^f''^^»»* 
que donde no llcgaíTe la piel deLeon,lo ruplicíTe ^^'^^^^*- . . ^ 
cofiendo la de rapoía,y valiendofe de fus artes , v \^\"S' ^^^ ^" ^^f*^ 
engaños. Antigua fue eíb dotrina. Polibio la re - ^"^^'^ f^egoujsdo. 
ficre de fu edad,ydelaspaíTadas,y la reprehende. ^^^ '^V'*^ r^^^- 
1 ElRey Saiil,lapudoeníeñatatodos.x Eihma ^et.qtte Regicoue. 
xima con el tiempo ha crecido,pucs no ay injul- ^'^^<^f^'^^ ^^J^J> «'• 
ticia,ni indignidad,que no parezca honeíla a ios ^^*]'^^jr '^^ desut, 
politicoS;Como tea en orde a dominar, 3 juzgan- V^j, ^^ crcbro yf» 
do que viue de merced el Principe , a quien lojo ''^^'^ ?°^^ ^^"» "f 
iojuÜoeslicito,4Conquenife repara en rom- cejjaviiimcum ejje 
perlapalabra,nienfaltaralafé , y ala religión, «'^^"''^^/'''^p^" 
comoconuengaa la conlcruacion ,v aumento ^'^^'^ yc^um aami- 
del Eftado.Sobreeftos fundamentos fálíos quilo '^¡Jiramnem 
ediñcar fu fortuna el Duque Valentín , pero an- P^'bf,-^- 1 3 hijí, 
tesdcverlaleuantada,cayótan deshecha fobre 3 -^/M^^or/ojfí/w 
él, que ni aun fragmenros,ó ruinas quedaron de- 'fi'fi'^*^'^^^^ omm(t 
lla.Qae puede durar lo que íeftmda fobre cX^n.-ftiinem^ domhi<t^^ 
gaño,y la mentlraíComo puede Cubllftir lo vio- ^'C'fjhhonejia, 
IcntoíQüe firmeza avrá en los contrates , fi el ^'^^''P- 
. Principe que ha de fer la feguridad de ellos falta ^Vt'Jci^^f-, rantl^^ 
a la fe publica? Quien fe fiará del 5 Como durará >^^"^ft^ domwantt 
el Imperio en quien,ó no cree que ay prouiden- hcct,^rxcArio reg- 
a^dj^TOa,6famas4ciusartes,quc delia r No «'^f'*»*- f^"^<^- '^ 
" " R4 por ^>^S-'^'^J'i^^ 



266 EMPR£SSAS 

por eílo quiero al Principe tan benigno,que nu- 
ca víe de la fuerca.ni tan candidó,y lencillo, que 
nirepadirsimular,nicautelaiTe contra el enga- 
ño,porque viuiria cxpuefto a la n")aiicia , y todos 
íeburlariandcl. Antes-en efta empreña deíea 
que tenga valor,pcro no Siquel beftial, ririacio- 
nal de las fieras, lino eí que le acompaña con la 
Jufticia,íignincando en la piel del Leen, timbólo 
de la virtud, que por efto la dedicaré a Hercules. 
Tal vez conuicnc alPrincipe cubrir de íeueridad- 
la frente,y oponeiic al engaño. No fiempre ha 
de parecer huinanoOcaíionesay en que esme- 
nefter q íe reuilla de la pieUiel León, y q íiis vaf- 
fallos,y lusenemigos k vean con garras,y tan fe- 
uero,que no íc le atreua el engaño con las pala- 
bras alagueñasjde que íe vale paradomeñicar el 
animo de los I^incipes.Efto parece , que quifie- 
ron dar a entender los Egipcios, poniendo vna; 
im agen de León fobre la cabecea de íu Principe. 
Noayrefpetonircuerenciajdondenoayalgute-- 
mor.En penetrando el pueblo ,que no íabeeno- 
jarfe clPrincipe,y qué ha de hallar líeprc en él vrii 
Temblante apaciblc,y benigno,ic delprecia ; pero • 
no fiempre ha de paüara execucion efta íeueri- 
dad,quando bafta,q como am.enaza obre,y entó,. 
ees no fe ha de perturbar el animo del Principe- 
íiruaíe folamente de lo Ceuero de la frete.Sin deis 
, componerle el Leon.nipenfar en eldaño deloi- 
anima]es>los atemoriza có íu vifta íolametejta 
es la fuerza de la mcgertad de íiis ojos. 5 Pero por 
r- ,/.. que alguna vez conuiene cubrir la fuerca con la 
V P^p^'!f,"'^'^i^íiicia,fh indignación có la benignidad,y difsi- 
bc?7.iyi,aclninUNs nHUando,y acomodandofealtiépo^V'alasperfo 
paucMt o€€Hrjum. ^,^5 (-^ .^j.^^^^ ^^ ^^^^ empretTa la frente del Leo, . 
üí'o>'»C30.30.. no con las artes de la rapóla, viles, y fraudulé tas, 
indigras de la gencroildad;y coracó magnsnimo 
del Principe .Jino con las íierpes;ümbolo del ini- 
pcrio,ydclamageíladprndente,y vigil3ntf,yge- 
iroglirico en lasfagradas Letras de la prudencia, 
£orqfiiaítuciaen defenderla cabc*¿a,ta cerras. 

las. 



políticas: üj. 

las ore'yas al encanto ,y en las demás cofas mira a 
fu dcfenfa propia, no al daño a^eno-Con cftc fin, 
y para íemcjantcs calos, le dio a cíla eniprcfia el 
mote. Vrf:i/it repui.:e , frxado de aquella Icntcti- 
cia,qLic el Rey Liidouico Vndccimo dcFrancia, 
quííoquelolamentcaprcndieíle fu hijo Carlos 
Oclauo. Qj'incfcit dijsimidit reyiiefclt repare , en q 
íe iiicluye toda la cienciade reinar. Pero es me- 
nerter gran aduertencia,paraqae ni la fuerza paf 
íe a íér tirania,ni ladifsimulaeion,yaftucia a en- 
gaño,porqiie fon medios muy vizinos al vicio. 
luíloLipíío definiendo en los caíos políticos el lipfdecimLdG^ 
engaño dizc,quc es vn agudo conícjo,quedccli- //¿.4.C.14» 
nádela virtud,y de lasleyt^s por bic dclRey,ydel 
Reyno,y huyedo de los curemos de Machauelo, 
ypareciendole,quencpodna gouernarel Prin- 
cipe fin alguna fraude,ó engaño, perfuadió el le- 
ue, toleró el mcdio,y condenó el graue, peligro- 
fos confines para el Principe. Quien fe los podrá 
feñalarajuíhd amenté: No ha de ponerfe tan ve- 
zinos los efcoUbs a la nauegacio política? Harto 
obra en muchos la malicia del poder , y la ambi- 
ción de Ixinar.Si es viciofo el engaño,vicioío fe- 
i'áen íuspartes por pequeñas q lea, y indigno del" 
Principe. No lufre mancha alguna lo precioíode 
JapurpuraRoal No ay átomo tan lutil, que no 
ledelcubra , y afee los rayos de eños Soles de la 
tierVi.Comolepuedepeimitir vnaaccion , que 
declina de la vif tud,y de las leyes , en quien es al- 
ma dellasrNo puede auer engaño , que no fe co- 
ppngade la malicia, y de la mentira , y ambas fon 
opuelbs a la magnanimidad Real-, y aunqdixo 
Platón. Que U mentira era fohrc.da e/i los DíofiiSj*Jor ' 
(JUCHO neccfsitcMíidealgunOjf'erovocn los Principes- 
p ha-fj me/iejlcra mucho s^y q api fe les pedid coficedev ' 
algíma tt^ LoqucesilicJto,nuncíife deue per- 
mi ti r, ni bJÍla que fea el fin honelto para vfar de 
vn medio, por lu naturaleza malo.Solamétepue " 
de íér licita la dilsimulacion,y aftucia,quando ni- 
Cíigaüan;ni dexan manchado eUrcdito del Prin- - 



'*d8 EMPRESSAS 

cipc,y entonces no las juzgo por vicios, antes, b 
por prudenciado por virtudes liijas dclla,conue - 
iiientes,)' neceíTariascn el qucgouierna, Etio fu- 
cede quando la prudencia aduel-tida en fu ccnfec 
uaci5,re vale de la allucia para ocultar las cofas, 
fegun las circunftácias del tiempo,del lugar,y de 
lasperíbnas, cóíeruando vnacóíonácia entre el 
coracon,y ia lengua.-entre clentcndinricto, y las 
palabras. Aquella difslmulacion íe deue huir,que 
có fines engañólos mierecó las cofas miCmas.La 
que mira a que el otro entienda lo que no es , no 
laque íolamente pretende, que no entienda lo q 
es^y aísi bié íe puede vür de palabras indifer etc s, 
y equiuocas,y poner vna cola en lugar de otra c6 
diuerla íigniíicacioii,no para engañar , fino para 
'' .7 cautelarle, ó prcuenir el engaño, 6 para otros fi- 

nes licitos.Eldar a entéderel mifmo Maellrode 
la verdad afus Dicipulos, que quería paflar mas 

6 Et ipfe fe fínxit adelantedclcaüüiodc Emaus, 6 las locuras fin- 
longiits íyc^ gidas de Dauid delate del Rey Aquis,7 y el pretex 
Luc.2/^.1% to del íacrificio de Samuel,8 y las pieles rebueltas 

7 £f immutauit os alas manos de Iacob,9 fueron difsimulacionesli 
fuum coram eis,<& citas,porqueno tuuieron por fin el engaño, fino 
colUhebíi tur Ínter encubrir otro intento, y nodexandeíer licitas, 
wanuseorumi t¡? porque fe conozca qucdellasfe ha de feguir el 
imfingehatin oflia engaño ageno, porque efte conocimiento no es 
■port£ jdéflnehxtq-^ malicia,finoaduertimiento. 

fdiiix eius in bar- f Ellas artcs,y tracas fon muy neceíTarias^qua- 
bat», doíe trata con Principes aftutos, y fraudulentos, 

i.Reg.c. 11.13. porque en taks^aios la difidencia,y recato^la dif 
S V'nulüdearm^n fimulacion en eH"emblante,]ageneralidad,y equi 
to talles in mann uocaci6aduertidaenlaspalabras,paraquenodc 
tuAy<^ dices uid im xcn empeñado al Principe,ni den lugal- a los defí 
molandum DomL nios , ó al engaño,víado<le fcmejantcs artes , no 
no -veni. paraofender,ni para burlar la fe publica,queotra 

1 .Rcg.c. 1 6.2. cofa es,fino doblar las guardas al animo f Necia 
9 PelUcnUfc¡'^ hoz ferialagenuidad,queddcubrieíVeelccracon , y 
donum ciYciideáit peligrólo el imperio fin el recato. Dezir fiempre 
mxnihus , O? cúlli la verdad,íena peligróla fencilicz,fiendo el filen- 
niidaprotetcít. cwelpancip^lirtíttunaentodereyaar. Qülenlc 



T o LITIGAS. 16^ 

entrega ligeramente a otro,le entrega fu mifma 
Corona. Mentir no dcue vn Principe , peio íc lo 
permite cali.ir,ó celar la verdad , y no lee ligero 
en crédito, ni en la confianza, fino maduro , y to- 
do,para que dando lugar a la confideracion , no 
pueda l'er engañado; parte muy necesaria en el 
PrincipcílalaqualelUriaíujetoa grandes peli- 
gros.El qac Tabe mas,y ha vifto mas,cree,y fia me: 
nos,porquc ó la efpcculacion,6 lapratica , y ex- 
periencia Le hazcn recatado. Sea , pues , el anima 
del Principe caadidojCcncillo vpcro aducrtido 
en las artes,y ílaudes agenas.La mifma experien- 
cia didara los calos en que ha de víar el Principe 
dellas artcs,quando reconociere>quc lamalicia,y 
doblez de los que trat an c5 el obliga a ellas, por- 
que en las demás acciones ílcmpre fe ha de deícu 
brir en el Principe vna candidez Real , de la qual 
tal vez es muy conueniente víar,aun con los«mif 
mos.que le quiere cngañar,porque eftos íi la in* 
terpretan a ícgandos fines^íc perturban, y deíati- 
nan,y es generólo engaño el de la verdad, y íe at"- 
re;!;urondcl}a,lehazen dueño de lo mas intima 
del alma,fin armarle contra él de fcgundas artes. 
Que redes no [e han tcxido? Que eftratagemas no 
íe han pcuíado contra la artucia,y malicia de la ra 
poía?Quien pufo azechan^asalafcacillezdomeC 
tica de lasgülondrinas> 

^ Los Principes eílimados en el mundo por 
Gouernadoresdemuchaprudccia,yefpiritu, no 
pueden víar deftearte , porque nadie pienra,que 
obran acafcó rcncillaméte.LasdemoílracioneS; 
de íu verdad fe tienen por apariencias. Lo que en 
ellos es aduvü'tencia, fe juzga por malicia jíupru-»- 
dencia por dirsimulacion,yíu recato por engaño. 
Eílos viciosimpuñeroiial Rey Católico, porque 
eon íu gran ]iiizio,y experiencias en la paz,y en ía. 
guerra conocia el maltra[0,y poca fédeaquelloS' 
tiempos, y con íagacidad íc defendia,obrando de. 
fuerte, q llis émulos, y enemigos quedalTen enre* 
dados en fus miüw¿;s úrtcs,6 que ciUsfucÜcn truf 



i^ó EM PRESS JS: 

tiradas con el coiiíejo, y con el tiempo. Por eílóv 
algunos Principes fingen lafencükz^y la mocief- 
tiapai-a.encubrir.masfusfines^y que nolosalcá- 
lO iSiniulfirf7pl¡c¡ ce la malicia ,como lo hazia Don úciano. lo Bl 
tat'is , (ic modeftí xq\>.(t^ci' vnPrincipc moíll-arleíabio en todo,cs de 
i wdginc m áütucl: xar de íerlo. El fabcr ícr ignorante a íu ticpo,es la 
van conditiiSjftiu mayov prudecia.Ningunacola masconucniéte, 
diiimque Uteraré, -ni mas dificultofa,q moderar lafabiduria. En A- 
C'iT' anlorem c^irmi- gricola lo aíabó Tacito.n Todos fe cojuran co, 
niimftmuhns,q!io tra el q mas fabe^ó es inuidia;6 defeníadelaigno 
-velcrct animum, <rancia,íi ya no es que tienen por íofpecholo lo q 
7\ic.ltly.4..h¡fl^ no alcan^an.En, reconociendo Saúl, q eraDauid 
1 1 Retinidrq'jqiwd muy prudente,empcc¿i a gaai'daiTedel.ia 
(¡iffialíil efrycxfa- ^ Otros Principes fe mueftran diuertidos en 
ficnt'm modiim. fiis acciones,pof que fe crea que obran a cafo. Pe- 
Taí.in -vtt. Agrie, ro estalla malicia de la política preiente, que no 
I a Vídit itaqi^c -folamente penetra eílas artes , fino calumnia la 
Saidjqtf'odprU'des nías puVafencilleZjCongraue daño de la verdad, 
effetrimisy&^coe- ydelCorsicgopublicOjnoauiendocoíáquefein- 
pit caliere ettm. tcrprete derechamente,y como la verdad conOf- 
i.Reg.c.iS.iy te en vn punto,y ion infinitos los que cílán en la 
CÍL'Cunferencia,donde.pucdedar la malicia, na- 
cen grandes errores en ios que bufcan a las obras, 
y palabras,diferetes Cent idos de lo que parecen ,y 
fu enan,y encontrados afsi losjaizios,y las inten- 
ciones le armanxlcartes vnoscon otros ,y viaeii 
todosenperp-tuasdefconfian.cas , y con reze- 
los. El mas ingeniólo en lasíotpcchas es el que 
mas lexos da de la v^erdad , porque con la agude- 
za penetra mas adentro ác loque ordinariamen- 
te le pienfi ^ y creem os por ci ^'rto en los otros,Io 
que en noforros.esAigaño de la imaginación. A-f 
íi al na-i:ginte le parece que cerrón los eícollos, 
yesélquienfemueue. Lasfombras de la razón 
de eftado fueien fcr mayores que el cuerpo , y tal 
vez fe dexa eÜ:e,y fe abracan aquellas , y quedan- 
do burlada la imaginación le recibe niayordaño 
c5 los reparos,que elque pudiera hazer lo que.fc 
' temia-. Quantas vezes por régelos vanos fe ax*- 
2na vn Pímcipe contra quien no tuuo penfamie 



políticas. 2-71 

tode ofcndcricy fe empeñan las armas del vno,y 
del otro.reduzido a guerra loqueaiitesme lige- 
ra,)? mal fundada preíliiicion. A eítos íuccde lo 
que a los baxelcs , que quanto maszeloíos,mas 
prcfto fe pierden. No reprucuo la difídeucia, 
quando eshija üc la prudencia(como dezimos en 
otra parte) fino acuíb que falte fiemprela buena 
féjfinlaqualjni avráamiftad,ni parentelco fír- 
incnicoutrato feguro ,'/ quedará fin fueteas el 
derecho de las getes,y el mundo en poder del cn- 
gaño.No ílempre fe obra con íegundas incencio- ' 
nes.Aunelmastiraiio iuelctalve^caminar coa 
honcftosñncs. 




DVdofo escl curfo déla culebr3',to'rciedofc a 
vna parte;y a otra con tal inccrtidübrc,quc 
' aun íu miímo cuerpo no fabe pordóde le hade lie 
«ar la cabcca;feñala el mouimicto ávna parrcylc 
iaaze á la co'ntraiia/m q dexen huellas fus palles,, 



int EMPRESSAS 

„ f /" j nifeconozcalaintécionderu viagc. I AfsiocuU 
I seanejcis-vnae toshancj(;rerlosconíejos,y dcíiniosde losPrin. 

'^rJí^l ' **'' ^^^ cipcs.Nadichadealcan(^ar adonde van cncami- 
^j'^ ^ ' nados, procurando imitar aquel gran Gouerna- 

-''^^ Ef íá til ' í ^^^ ^^ ^° criado , cuyos palios no ay quien pueda 
a ' tnullUít ''' entender^ 2 por elTo dos Serafines le cubrían los 
I 6 10 pi^s con tus alas. 3 Con tanto recato deucn los 

Teí 'Lbt,s\eU- l'^i^.cipeszclar íusconfcjos,quc tal vez ni aun fus 
líííit Vedes i s ^'^^^^^^<^^ los penetren , antes los crean difcrcn- 
líai 6 z ^^^ ' ^^^ ' y ^^^^ ^^^ primeros que queden engaña dos, 
•' ^ataque mas natuBalmente,y con mayor eficacia 

lin el peligro de la difsimulacion, que fácilmente 
fe deícubre,afirmen,y acrediten lo que no tienen 
por ciertojy beba el pueblo dcllos el ^ngaño,con 
que fe erpar^a,y corra por todas partes. Aísi lo hi- 
zo Tiberio,quando murmurando de que no pafl 
faua a quietar las legiones amotinada&enVngria, 
' y Germania^fingió que queria partir,y engañan- 

do primero a los prudentes, engañó también al 
4 VYmopmden- pueblo,yalasProuincias.4 Afsitambien loha- 
tesAein vidgum, zia el Rey Felipe Ssgundo,encubriendo fus fines 
diuti/stme Proum a fus Embaxadores,y feñalaadoks otros,qaando 
cias.fcfcíht» conueniaque loscreyeífen,y perfaadieüen a los 

TacAih,i.amal. dcraás.Deáas artes no podrá valcrfc el Principe 
íi fu ingenuidad no es tan recatada,que no dé lu- 
gar a que fe puedan aueriguar los mouimientos 
de fu animo en las accionesdel goüierno,ni a que 
le ganen el coraron ios emulos,yenemigos;antes 
fe les deslize de las manos,quando pienfcn que le 
tienen afido.Eftadifpoficion del hecho,en que el 
otro queda engañado , mas es defenfa que mali- 
cia, vfandoíe dellaquandoconuenga, como la 
vfaron grandes varones. 

Que obligación ay dedefcübrir elcorac5,a quie 
no acafo cícondió la naturaleza en el retrete del 
pecho> Aun en Us coGis ligeras,ó muy diftátcs es 
dañóla la publicid^d.porque dan ocafion aldif^ 
curio para raftrcarlas.Cóeftartan retirado el co- 
ffa^on fe conocen, fus achaques, y enfermedades 
por foio el mouimicnto que comunica a las artc^ 

riasa 



POLITJCJS. 2^j 

rias. Pierde ia exeCuCion íil fucrcá Con dcfcrc- 
dito déla prudencia del Principe, fi Ce publican 
fusrelbluciones. LosdeCgnios ignorados ame- 
nazan a todas partes,y firiien de diueríion al ene- 
migo. En la guerra mas que en las demás cofas 
dci goniernOjConuiene zelarlos. Pocas emprciras 
deícubicrtas tienen feliz íuceíTo Que crabaraca-. 
do Ce halla el que primero fe vio henr,qucrelucic 
el azcro,el que defpertó al ruido de las armas; 

^ Eílo fe ha de entender en las guerras contra 
infieles, no en las que fe hazen corra Chriílianos,. 
en que fe deuieran intimar primero para dar tié-. 
poa lafatisf.icion,con quefeeícuíarian muchas 
muerteSjfiendo efta diligencia parte de la juñifi- 
cacion. En efto fueron muy loables los Roma • 
nos,queconftitaycron vn Colegio de viente Sa- 
cerdotes, quellamauan Feciales , para intiman 
las guerras.y concluir la paz^yhazer ligas, los qua 
leseranjuezesdefemejantcscaufas yUsjuíiifica- 
uan , 'procurando que fe diefte fatisfacion de los 
agrauios,ofcnfas rccebidas, feñalando treinta y 
tres dias de termino,en el quii fino fe componían 
las diferencias por via de jufticin, 6 amigable có- 
poficion,reintimaua la guerra, tomándolo por 
teñimonio de tres hombres anciancs.y arrojan- 
do en el pais enemigo vna lan^a herrada. 

^•-^Ethaculum intorquens emittit in aurtts^ Virg.g.Aeneldi. 
T ri?i cip'íum puente*. 

DeCde aquel día comcn^auanlas hoftilidades, y 
correrlas. Deíla intimación tenemos muchos 5 ttmiftt nunüos 
cxemplosenlasíagradas Letras. Elegido Icícc adRegemfilíotum 
por Principe de los Ifraclitas contra los Amoni- Jmmo,cim ex per 
tas,no leuanró la-s armas haíla auerles embiado fina fuá díco-eht: 
Embaxadoresa faber la caufa que los mouia a QuidmihijG' ubi 
aquella guerra 5 No fe vía en nucftros ÚQ\n^os€(ijC¡mA'i>cnifiico^ 
tan humano, y gcncrofo'eftilo. Primero ^z ven tra m^yi^t lujUre- 
los efetosde la guerra, quefefcpala eauíH,ni le ten.immcam, 
penetre el definió. La inuafióirapeíadahaze ma- lud.Q.ii. iz^ 

yor 



274 EMPRESSAS 

yor ei ág:ai;io,y irreconcjuablcs los ánimos, lo 

qual nace de que las armas no íe leuantan por re- 
compeníadeofcnías,6porfatisfaciün de daños, 
íino por ambición ciega de enlanchar los domi- 
nios , en que ni a la religión, m a la íangie,ni a la 
amiftad fe perdona,contündidos los derechos de 
la naturaleza>y de las gentes. 

f En las toípcchasdc infidelidad conuienetal 
vez que tenga el Principe rcrcnocHcmblanre^íín 
darle por entendido dellas,antesdcue confirmar 
los animoscon el alago,y el honoc,y obligarlos a 
la lealtad. Nocs fiempre tcguro,iú conucnicn^ 
tccldcl cftremorigor;las ramas que le cortan fe 
pierden , porque no pueden reucrdecer. Ello 
obligó aMarcelo a difsimular con Lucio Bancio 
kle Nola,hombrcrico,ydc grá parcialidad,y aun- 
que fabía que hazia las partes de Anibal,le llamó, 
ylcdixoquan emulado era fu valor, yquanco* 
nocido de los Capitanes Romanos,qu€ auianfír 
do tcftigos de lus hazaáas en la batalla de Canas: 
hónrale con palabras,y le mantiene con efperan- 
^ j ordena que le le dé Ubre entrada en las Au- 
dicncias,ydctal fuerte le dexa c5flindido,yobli- 
gado,quc notuuo defpuesla República Roma* 
na mas fiel amigo. 

Efta difsimulació ha de fcr con gran atcncion,y 
prudencia .porque ficayeflc en ella el que maqm- 
ca,ccecriaq era arte para caftigarle defpues,y da- 
ría mas prefto fuego a la mina,ó fe prcfcruaria có 
otros medios violentos} lo qual es mas de temer 
en los tumultos,y delitos de la multitud.Por efto 
^NedifsimtiUns ^^^^^^^lcí^^c>^'^"^^^i^<^c*ftioOlos autores dc 

/"firti^/í/iví .-^ vna redicion,dcxóq algunos fueíTcn aculados. 6 
jupfüior toree, t>-..^^ • ^ ^ ,.^ ., r i- • i 

Tac itb ifhfíi como quiera , que difícilmente fe limpia el 

.^ t, ' ' i - animo de Us traiciones c5cebidas,y que las ofbn- 
fas a la Mageítad no fe deuen dexar fin caíiígo, pa- 
rece que folamenteconuienedilsimularjquando 
es mayor el peligro de la dcclaraci6,ó i m pofsi bíc 
c\ caftigar a muchos. Efto confideraria lulio Ce- 
íar,quando auiendodeívalija^o vn correo a Pó- 

peyó" 



TOLITICAS. 2-7^' 

peyó con cartas de ia Nobleza Romana cotia eJ, 
iDaiidó quemar la balija, teniendo por dulce ina^ 
nciadcpci-dóignorareldclito.Gran auto dcmag 
nanimidad,y g^'an prudencia , no pudicndo caíU- 
eár a tantos, no obiigaríe a difsimu lar con ellos. 
Podriaíc también hazec luego la denionítracion 
del cartigo,con los de baxa condición, y disimu- 
lar con los ilullresjeíperando mas legara ocafion 
para cattigarlosjperoquando no ay peligro en ci 
caíligo,mejor es aiicgnrat con el,quc conñar c5 
la difsimulacio; porque cita íuelc dar mayor brio •• ' 

para la traicion.Traraua Hanon de dar veneno al 
Senado de Cartago,y fabida la traición , pareció 
a aquelllos Sencidores, que baftaua acudir al reme 
dio.promulgandovnaley , queponia talla a los 
combites,loqual dióocafion a Hanon , para que 
intcn talle otra nueua traición contra ellos. 

^ El arte , yaftucia mas conueniente en el 
Principe, y la disimulación mas permitida, y ne- 
ceírada,esaquella,quede tal Inerte íbfsiega , y 
compone elroftro , las palabras,y acciones con=- 
tra quien dilsimuladaraente trata de engañarle, 
que no conozca auer fido cnt édido,porque le ga- 
na tiempo para penetrarmejor,y caftigar, 6 bur- 
lar el engaño, haziendocfta difsimulacion me- 
nos folicito al agreíror>elqualvna vcz'defcubief to 
entra el temor>y le parece , que no puede aíiegu- 
raríe,íino es llegando al cabo fus engaí^os, que es 
loque obligo a Agripina,a no darle por entendi- 
da de la muerte, que le auiatracado fu hijo Nc- , , ,, 
íon,ju2gando que en efto coníiftia fu vida. 7 Ella ^ ^olum wfidiííYw 
dilsimulacion,ó fingida fimplicidad , es muy ne- **^^f"/"^^'<^j;í^yí no 
celIariacniosMiniílEOS,queariften a Principes '^'^'''y|'^*'í'«f«>". 
dcmafiadamente aílutos, y doblados , que hazen '^^- '^^- 14-^«». ^ 
eftudio de que no fea penetradas fus artes,en que ^ ^^^'J¡*ito amhU 
fue gran macftro Tiberio. 8 Della fe valieron f!^"^;., 
los Senadores de rsoma,quando el miímo Ti- ^''^•"t''l3.«»> 
berio , muerto Augufto , les dio a entender ( pa« 
radcfcubrir fus ánimos) que no queria acetar 
f i Imperio, porque era graue fu pelo , y ellos 

§ COlíi 



PQ„¿,«.«»,«.^1« EMFRtSSAS 

tus .fi intelUgerc con cftudiofa ignorancia,yco proiiocada&Isgrk 
i>¡dercntHr. roaspiocuraiian inducirle a que le acercafle , te- 

Tac.bh. I .rf»«. miendo no llcgafle a conocer que penetf auá (ui 
io.Ivteliiich;ttur artes.p Aborrecen los Principes injuílos a los 
4trus.,fed pars oh- que enrienden íus malas intcnciones,y los tienen 
pquíj in eo «etíe- por cncmigos,quicren vn abfóluto imperio ío* 
preher.drcetitur. bre los animos,no íiijctos a lainteligcncia^agena, 
Ta(.l¡h.^..hj¡i. yqueloscdtendiminitos de los lubditos le íir- | 

11 AbditosPrin- uátá vilmétecomo íusciierpos,reniédoporob- 
cif¡sfi}ijl*s,z>' fi ícquio,y reaercncia,que el vaflallo no entienda . 
^w/ííocc.'í/f/f/5prf- Tus artes: I o por ioqualcslicito.y peligrólo obli- 
YAt cxquireye in li gar al Principe a que detcubra fus peníamientos i 
citHm,(inccps,Ttec ocultos. ii Lamentándole Tiberio de que viuia i 
ideo ajjciunre. poco.íeguro de algunos Senadores, quilo Afinio. 
.Tac.iih 6..-Í». Gallo faber del, los quecran para que fueífcncaí'- 

1 2 Ego ^grius ac tigados,y Tiberio Ueuó mal que con aquella prc^ 
ccpí recUdí , ^«* gunta intentaile dcícubrir lo que ocultaua. 1» 
pr^meret, ' Mas aduertido fue Germánico , que aunque cpí. 
Tac.líh.4.anfi. necia las artes de Tiberio ,yqleiacaua de Além» 
I jHrtíííf cw¿]<íf«5 nia,porcortarclhilodcfusglcrias,obedccióíin 
€/^7'/frrfGfrwít;iudaííe por entendido. lí Quandoíbn ineuitaiples 
cits quíí mquítjín' los mandatos del Principe, es prudencia. obedc- 
g/ ea,fe jueper in- cerlos.y atedar la ignorancia,porquc no fea rha- ' 
■vidít^7npATtoian¡ yor el cldaño.PoreftoArquelao, aunque cono* 
áecori ñhfirahi. in 'cialamadredeTiberioJeUamaua a Roma con 
telllgeyet. engaño,difsiaiuló,ycbedcci6temiendoÍa fuer- 
Tvc'.Uh.x. ann. ^a,(í íé parecieflcaüc rió en tendido. 14. Eñadiísi- 

14 Si íntdLtgere muiació csmas néceíTaria.en los crrpres,y vicios. 
crederetur ^ yim del:Principe,porque aborrece al c^dejísteftigo, 6 
metf'oiSyht -vrbem fabidordellos.En el banquete dodcfüeauenena-t, 
froperat. do Britanico,huyeron losimjirude»r<s; pero lpg¿ 
Tac.bb.x.nn. de mayorjuizio fe eíluuieron quedos mirarido a*^. 

15 TrepidatHmk Neron,porquenofcinfiricíre, que conocian Iii-j 
cÍYcitmfideiibus,, vioienciade aquella miiertCj^fi|ip^uc,,V, .j^; 
diffugiufnln:príi.. la tedian pór nát}jv; ^^^^..^^ 'i^l^l' 
dcntes. Atijt'ibits. ' tal.15 
altiontirdlecUis,, 

refi\Ui:ntdefixij& ^It* ^^^í* - 

Xsí'ero?}? ¡fítíictes*. - - 

T tic yih 13. ' .11 



TO LIT ¡CAS, t-n 




Tn LLcon(cuerpodcLtacmprcíla) tueti-trelos 
JP^ Egi pcioSjfimbolode U vigilancia,cc mo loa 
iosqiie te ponen en los frontilpicioSjVpuciiasde^ 
los Templos.Poieftoí'chizoeículpir AlcxidiO 
Magno en las vnonedas,con vna piel de Lcon en 
lacabe(ja,íignificando,qae en cinc era menor el 
cuydado quecl valor^pucsquandoccniíenia no 
gaftar mucho tiempo en ei lucño,dcrmia tendí- ' 
do elÍ)ra<^o f.iera de la cama, con vna bola de pla- 
ta en la mano,qa:' en darmiendofe le aeípertaiVe, 
cayendo fobrevnabnziadí' bronzc. Ko fuera íe- . 
ñor del mundo fi Icdnrín iera,y dr ícuydara , por- 
qucno ha de dormic profu ndaracnte, quien cuy- 
da del gouiernp de muchos. 

Ño. decet i^uauKm tota producereJoniHum Homcf^, 
¡sLoñe yirum^ub coíHio , ftth fiomine cuius^ 



%% 



Th 



il8 EMPRESSAS 

Totpopnli degUHtyCui rcrü c^ira^fidefque» 
Creditafummárum^ 

Como el León Ce reconoce "Rey de los animales, 
© duerme poco^o fi duerme , tiene abiertos los 
ojos,no fia tanto de fu impeno,ni fe aíTcgura tan- 
to de iu Mai^eftad , que no le parezca necéíl^rio 
fingirCe derpicrto,quando efta durmido. Fuerera 
cs,que fe pienfe de le s Reyes , que íiempre ellán 
velando. Va Rey dormido en nada le diferen- 
cia de los demás hombres. Auneftapaísion ha de 
cncubrirafusvaírallos,ya íus enemigos. Ducr- 
iTia,pero crean que cilá dvfpierto. No fe prome- 
ta tanto de íü ^andcza , y poder, que cierre los 
ojos ai cuydado. Aftucia,y diísimulacion esen el 
León el dormir con los ojos abíerfos ,pero no 
intención de engañar, fino de diísiraular la ena- 
genacion de fus fcntidos , y 11 fe d'ngañare quien 
le armaua azechancas,penfando hallarfe dormi- 
do,y creyerb que eftá defpierto,íuyo ferá el enga-- 
ño^no del León ,ni indigna eíla prcueneiondefu 
GOS*acon magnánimo, como ni tampoco aquella 
íiducrtencia de borrar con la cola las huellas,pa- 
rá deünentirlas al calador. No ay fortaleza íegu- 
ra,fino eftá vigilante el recato. El mayor Monaf - 
ea con mayor cuydado ha de coronar fu frente, 
11» con la candidez de las palomas fcncillas , fino 
€on la prudencia de las recatadas (el-pientes,por- 
que no de otra íucr tc,que quando feprefenta en 
la campaña el Lcon,íe retira de fus contiendas 
losanimalcs,deponicndofus enemiítades natu- 
talcs,y coligados entre fi,íe conjuran contra el, 
aísi todos fe arman, y ponen azechan<;as almas 
poderofo. Ninguna grandeza mas peligrofaal 
Reyno de I nglaterra( como también a todos los 
Pricipados ) que la da los Olandeícs , poti 
que le quitan el arbitrio del mar : ninguna co- 
íamasdañofa a Francefes , que la potencia de 
aq^ucllosEílados rebeldes, 1^ qual rotos los áv- 

51^^ 



TOLITICAS: 2^9 

quesopueftosdcEfp<iña,inundana el Rcyno de 
Fraiicia,como lo reconoció bprudécia del Rey 
Eavique Quarto.y puaiendo írias,que íiis miímos 
peligros en ambas Coi'onas el odio , y temor a la 
Aíonacquiade Erpaña,acrecÍGnr.an aquellas fuel- 
las que aJgun di a con la rnadanca,y turbación de 
los tiempos podrán temer contra íi. í. es peligros 
preícnt.eS;dan mas CLiydado,que los tuturos, aun- 
que eftos lean mayores. El temor embai'aca los 
fentidoS;y no dcxa al entendmiicnto diícurrir en 
lo que ha de íer. Vna vana de(conliai\(^a preua- 
lece contra la mayor razón de eftado. El arbitrio 
de la Corona de Elpañaen It3lia,es preícruatiuo 
de los achaques que padece la libertad de Geno- 
iia,y quien aífegura el Principado de Toícana : el . ; 

imperio efpiritual de la Iglefiaje dilata,y Te con-' 
ferua por medio de la potencia Auílriaca , con 
ellaviucnfeguros los Venecianos déla tiranía 
del Turco,y no se íi lo conocen alsi algunos Con 
' íe'jeros deftos Piincipes,6 íi obran fieprc en con- 
formidad dríla conueniencia propia.Tales zelos, 
ciegosalarazon,trabajan con íu miíma ruina. 
Los que creyeron aíTegurarícdeíarmando al Eín 
pcrador Ferdinando Segundo , fe vieron defpues 
hcceísitados de las armas, que le obligaron ali- 
cenciar.Muchas Prouincias,que por razón de ef- 
tado procuraron derribar la Monarquía Roma- 
na,perdieron la libertad con fu cayda. 

^ No fe fie el Principe poderofo en las de- 
moftraciones con que los demás le reuetencian, 
porqutí todo es fingimiento,y diferente de lo que 
parece. El agrado es lifonja , la adoración mie- 
do, el refpeto fuerza, y la amiílad neceísidad. 
Todos con aftucias ponen azechanzas a fu ren- 
cilla generofidadjCon que juzga a los demás. I I AuYCSFYWClj^tf 
Todos le miran a las garras, y le cuentan laspret- fwiphces , cr ex 
fas. Todos le velan por vencerle con el inge- /«<*»<« m^*?"^ (^Uot 
nio,nopudiendoconlafuer(^a , pocos , ó nm- ^ifti^antc' cali:- 
guno le trata verdad , porque al que fe te- dafraudedecipiüt 
me , no icdijsejyafsino deue dormir jCn con- Efíh.c.6.16» 

S 3 fian- 



(fueeiuseittatitofo 
htiurítjZir quand^ 
fui negligentiam 
fYíeferentutj tanta 
gratimbf fpectem 
fimplicitatis accu 
fiehAntUY, 



i8o EMPRESSAS 

fianqa de fu poder. Deshaga el arte con el airtc, y 
la fuer (¿a con la fuer<^a,el pecho magnánimo pre- 
uengadirsimulado, ycauro,yteíiftavaleroío , y 
fuerte los peligros. 

§ Aunque en efta empreHa permitimos,y aun 
juzgamos nccelTariaslas artes de la diísimula- 
cion con las circunftancias dichas , a-xjor eftán 
(quando fe puede efcufar) en los Miniftros , que 
en los Principes^ porque en eftcs ay vna oculta 
diuinidad,quefe ofende dcfte cuydado. Es ordi- 
nariamente la difsimuiacion hija del temot, y de 
la ambicion,y ni efta,m aquel fe han dedeícubrir 
en el Principe. Lo que ha de cautelar la íimula- 
cion, cautele el íilcncio recatado ^ y la grauedad 
adueítida.Masamadoes el Príncipe, a quien tie- 
nen todos por cauto>pero que obra con fenciljez 
Real.Todos aborrecen el artificio ,y a todos es 
grato el proceder naturalmente con vna bondad 
insenua,comocnPetrcniolo ad- 
uirtio Táci- 



to. & 




Alá 



POLÍTICAS, 281 




A La vifta fe ofrece torcido , y quebracho el 
renio dcbaxo de las a^uas , cuya retracción 
caufaeite efecto: alsinos engaiia muchas vczcs 
la opinión dcias cofas. Poret\o la academia de 
losFilofofos Sépticos lo dudaua todo , fin reíbl- 
ucrfe a afirmar por cierto ali^una cofa. Cuerda 
modeftia,y aduertida defconfianca deljaizio ha* 
roano,y no fia algún fundamento^porquc para el 
conocimiento cierto de las cofaSjdosdifp oíicio- 
ncsfon neccÜariaSjde quien conoce, y del fu jeto 
que ha de fer conocido. Quien conoce es el en- 
tendimicntOjCl qualfe vale de los í cntidos cxter- 
nos,y internos inílrameutos, por los quaics íe 
forman las fantafias. Los externos fe alteran , y 
mudan por diuerfas afecciones,cargando mas, ó 
menos los humores. Los internos padecen 
también variaciones , 6 por la milma cauía,p 
por fus diuerfas organizaciones. De donde 
n^cen tan defconfoimcs opiniones , y pare- 

S 4 ce- 



28 1 :E7viPR'ESSAS 

ccrcscomo ay en loshombi-esxompiehcndicn- 
do cada vao diucrtamente lascolas^en las qaalcs 
también hallai'emos la mifma incci'tidumbre , y 
variación-porqué paellas aqai, ó alli , cambian 
fus coloreS;yformas,ó per b dittancia , 6 por la 
V *zindad,6 porque ninguna espa-fetamente fim 
ple,ó por las mixtiones naturales ,y cfpeciesque 
fe ofrecen entre los íentidos ,y las cofas fenf blcs; 
y aísideilasno podemos afirmar que ion , fiíiO 
dei'ir íolamtnte^que parece formando opinión, 
y no ciencia. Mayor incertidumbve hallaua 
Platón en ellas,coníiderando,que en ninguna cf. 
taua aquella naturaleza purilsjnia,yperfecliísima 
quecftáen Di(í.:delasquales viuiendo,no podía- 
mos tener couo^niento cierto^y lulamente ve- 
lamos eílascoíasóreíentes, que eran refiexos , y 
fombras de áfiucfe^y que aísi era impofsíble re- 
ducirlas a ciencia. Ñodefeo^quc el PrinciDeíea 
de la efcucia de los Sépticos , porque quien* todo 
lo duda,nada refuelue^y ninguna cofa mas daño- 
íá al gouierno,que la indeterminación en refol- 
uer,yexecutar.Solamenteleaduicrto > que con 
recato politico efté indiferente en las opiniones, 
y crea que puede fer engañado en el juizio que hi 
zieredellas,6 por amor,ópafsiün propia , ópor 
íinieftrainformacion,óporlos halagos de la li- 
fonja,6 porque les es odioíá la verdad que le li- 
mita el poder,y da leyes a fu voluntadlo por lain 
certidumbre de nueftto modo de aprender,© poc 
que pocas cofas fon como pa recen, princip. líme- 
te las politicas,auiendoíe ya hecho la razón de ci- 
tado vn arte de engai'iar,6 de no fer engañado>c5 
que es fuee^a que tegan diuerfas luzes,y afsi mas 
fe deuen confiderar que ver,fm que el Principe fe 
mueua ligeramente por apariencias , yrclacio-f 
nes. 

§ Eftos engaños,y artes políticos no fe puede 
ccnocer,nno fe conoce bien la naturaleza del h5 
bre,cuyo conocimiento es preciíámente neceíTa 
rio al que gouierna paraíaber regirle , guardarfe 

del¿ 



FOLITICJS. 28; 

del,'porqueribicncsir.ucncion de les hombres 
el priiicipadOjCn ellos pdigva,y ningún enemigo 
íiiayor del hcmbrCjque el licmbre. No acc n-^e- 
te el AgLiila,al Ai5uila,ni vn afpid,á otro r;lpid,y 
elliombrj íkmpvo m:.quina centra lii n-^iínia cí- 
pecie. Las cueaasdela3 fieras cftan fui dctcaia , y 
no bailan tres elementos a guardar el fiieño délas 
Ciudades,eftando Icuantada en muros, y baluar- 
tes la tierra, el agua reducida a tvlos ,y el tucgo 
incluydo en bóbardas,y artUlcria. Para que vnos 
duerman, es mcncfter que velen otros. Que iní- 
trumentüsnolca.in inuentado contra la vida> 
como fi por íi miCma no fuefle brcuc , y luj?ta a 
los achaques de la natureleza ; y fi bien íc halUin 
en el hombre,como en lujeto luyo , todas las íc- 
miIInsdelasvirtudes,yhsdelosvicios,escontal 
difcrencia;qucaqu,eluis ni pueden producirle, ni 
nacet fin el rozio de la gracia fobren atura I , y ci- 
tas por fi miímas brotan,) le eftienden , efeto , y 
caíligodel primer error del hombre^ y como can 
fiemprenosdexamos Ueuarde nuel\rosafcdos,y 
pafsiones que nos inducen al mal,y en las virtudes 
no ay el peligro que en los vicios,poi eQb fcñala- 
remos aquí al Principe vnabreuedcícripcion de 
la naturaleza humana, quando fe dexa llenar de 
la malicia. 

Es pues,el hombre el mas inconftante de los 
animales, á fi, y a el los dañólo. Con la edad, la 
fortuna, el ínteres , y la pafsion le va mudan- 
do. No cambia mas mudaní^as el mar que fií 
condición. Con elpeciedebien , yerra , y con 
amor propio perieuera. Haze reputación la 
vcnganca , y la crueldad. Sabe dilsimular , y 
tener ocultos largo tiempo íiis afedos. Con 
las palabras , la rila , y las lagrimas encubre lo que 
tiene el coracon. Con la religión disfraca ÍUs 
definios , con el juramento losacredita , y con 
la mentira los oculta. Obedece al temor , y 
a la efpcranga. Los fauores le hazen ingra, 
JO , y el mando íoberuio , la fucrca vtil , y la 

ley 



284 EMPRESSAS 

ley rendido . E ícriue en cera los beneficios, las in- 
jurias recibidas en marmol,y lasque hazc en bró- 
ze. El amor k gouierna,no'por caridad, fino poc 
algunaefpeciedebicn^lairalemand.i. En lane- 
ceísidadcs humilde,yobcdientc,y fuera deila ar- 
rogante,y dcfpreciador.Ló'iJue en íialaba,6 afee 
ta,icfalta.Sc 'juzga fino en la amiítad , y no fabc 
guardarla. Defprccia lo propio , y ambiciona lo 
ageno.Quanto mas alcanza ,mas deíea.Có las gra 
cias , ó acrecentamientos ágenos le confume la 
cmbidia.Mas ofende con eípecie de amigo , que 
<le enemigo. Ama eniosdemásel rigor de lajuíli 
cia,y en fi le aborrece. 

Éftadefcripclondela naturaleza del hombre 
€Svniuerfal,porque no todos los vicios eftáncn 
vnojfino partidos : pero aunque parezca al Prin- 
cipe, que alguno eftá libre dellos^no por cflo 
-dexederecatarfedél ^porque no es feguro el 
juizio que fe haze de ja condición , y natural 
de ios hombres. La malicia fe pone la mafcara 
de la vittud para engañar,y el mcjorhombrcíuc- 
le faltar a fimifmo , 6 poi la fragilidad huma- 
na, ó por la inconftanciade las edades, 6 por la 
receísidad,y interes,6 por alguna efpecie de bien 
particular , ó publico , ó por imprudencia , y fal- 
ta de noticia^con que alguna vez no fon menos 
dañofos los buenos,que los malos , y en duda es 
masconforme a la prudencia eftardc parte delpe 
ligro,imaginandofc el Principe(no para ofender, 
fino para guardarle) que como dixo Ezequiel , le 
acompañan engañadores, y que viue entre ef- 
iíuhuefforesfuntco'^'^ionQSy i cuyas colas eilan fiempre difpuef- 
fecí* w, 6^Cfí /cor- tas ala ofcn fa, meditando los modos de lierirr. •*< 
fioníbus habitas. Tal csíuelenfer los Corteíanos, porque cafi to- 
E:^chíd Z.6. dos procuran adelantar íus preteníiones con el 
•lí Séper exuda in engaño del Principe ,6 con deícompoiier a los 
itiu eji^nulloq-^mo bcnemeritosde fu gíacia,y fauores por medio de 
mentó medita ricefiu mifmo poder.Quátas vczesinterpueftas las o- 
fAt ,ne liando de- las de la embidia, 6 emulación entre los ojos del 
fit occafioni, Ptincipe^y lasaccionesdc fu miniílro las juzgo 

plin.lií.ii'c tsi por 



' POLÍTICAS. 28y 

por torcidas,y inficleSjfiendo derechas, y encami 
nadas a fu mayor rciuicio.Padeció la virtud,per- 
dió el Principe vn buen miniftro,y logró íus ar- 
te^ la ID alicia. Y para que praticamcnte las concz 
C3,y no confienca el agrauio de la inocencia, pon 
dré aqiii las mas frequcntcs. 

Son algunos Cortcfanos tan aftutos,y diísimu 
lados,que parece que cfculan los defcdos de íus 

cmulos,y les acur?>n.Aísi reprehendió Auí^ufto ^ -^ » 
losviciosdcViberio. ^ "" ^Qifaqu^mho^o^ 

Otrcsay,qucpara encubrir fu malicia, v acre- rjitciurauonecin^ 
ditarla con eípecic de bondad , entran a titulo de (^^rnüchcibitu^cid 
obligación,© amiftad por las alaban.,^as,rcfirien- ftique>&wjtitutif 
do algunas del minillro a quien procuran dclcó- ^'^ ^^^"^^f"^ '^^'^ 
poner >quc ion de poca luflancia , 6 no importan '^dut exci*Jando 
al Principc,Y deltas con fingida diísimulació de ze ^"^P^^^^^^^- 
lo de íu leruicio , dando a entender,que le pcrfie- ^'*^^^-"*^* ^ •'*''• 
ren a laamiftad,paflan a dcfcubrir los defetos que 
puede mouerle a retirarle de fu gracia,ó del pue f 
to queocupa.Quando no es efto por an-5bicion,6 
maliciares por acreditarle con los defedos que 
acufaenel amigo,y adquirir gloria para íi, y infa-' 
mia para él. 3 Muy bien eftuuo en efras futilezas 5 V»de nmico ivfa 
malicioías,aquel labio Rey de Ñapóles Don Aló ^ih%fh\w,\tt Jnde 
fcquandooyendo a vno alabar mucho a íu ene- gloria mfibi rece- 
ntigOjdixo : ObfeviLid. el arredejle hohae.y -veréis co f^re. 
7)70 f>is dUban^cts [on fAYahA':^erU mas d :'ño. Y aísi Tac.lib^.i^,afW^ 
íaced:6,auiédo primero procurado có el las acre- 
ditar fu intención por cípacio de leismefes, para 
quedcipuesíeledieLfefealoque contra él auia 
de dczir.Que engañofa mina íe retiró a obrar mas ^Vefsimim himi 
lexosdelmuro,dondeauiade cxecutar fu tfeto> corumgams^Uum 
Peoresfon eílosamigos que alaban , quelos ene- danres'^ 
migos que mormuran.4 Otros para engañar mas Tacín -vit.Agríc: 
cautamente,alabanen publico,y disfaman cníc- 5 Secreris eum cri 
Creto. 5 miriationihusiuJA 

No es menos maliciofo el artificio de los que r^aueratic^/Arum, 
adol-nan de tal fuerte las calumnias , que fiendo C^ quo ectuths de 
acufaciones,parecsn alaban^as^como en elTaíTo c^pemrtr.palam, 
haziaAlcto. Uudamm, 

Gran T^cdib.i.híjt 



a86 £2dPR£SSAS 

** Granjauro di cdlummeyddorHC m tnodi 

Nofíi, che fono accfife,e patón lodi^ 
é CoHueyjtfuritin 

arcitmj^rcíimm, Aeftosfeñalócl Salmifl:a,quádodixo,quefeania 
Pfint.yj.s^, conucrtidocn arco ioiciáo,6 6 ícgun el Profeta 

7 Fííciifu'iitqit^tfi 01cas,cii arco traudulcnto,que apunta a vna par:' 
arcHsdoiofm. te,y hiere a otra. 7 

0/1 7. 1 8.(5» ^ Algunos alaban a Cus émulos con tal modo,yac 

8 A4idtaq-^deyi^- clones, que fe conozca,qae no íicntcnaísi lomif- 
tuteeius memora-^ mo,quecilíán alabando,coAio fe conocía en Ti- 
»ít,i?ta¿istnfpecie berio,quandoalabaua a Germánico. 8 
merbts adornatit, En otras tales aprobaciones ion para poner fu 
qu¿ím ift pcnitíi^ enemigo en cargo donde fe picrda,ó donde cfté le 
Jent tre crederetur xos.aunque fea con mayor fortuna,que es lo que 

2'ac.lib.í.arí^ obligó a Ruigomcz (creo que tcndria también 
otras razones) a votar,que pallaQe a Flandes clDu 
que de Alúa Don Fernando,quandofc reuelaron 
aquellos Eílados. Con la mifma intención alabo 
Muciano en el Senado a Antonio Pnmo,y le pro 
pufo para el gouierno de Efpaña Citerior,9 y pa- 

9 rgífWK^/wrcM-r¿jfí^cilitarlo,mas repartió oficios , y dignidades 
»í/í , ¿/«M propW.í' entre fus anñgoS/Es muy liberalia emulación qua 

0pprimi Antonias ¿o quiere quicaríe de delante a quien , ócfcurece 
t)eqitibát,mdrisin fusgloñas , ó impide íusconuencias;olaes,que 
Senatn, l^dibus al que ^o puede ancgor,laca alas onilasde lafor- 
ctfmuUtUffecretis tuna. 

pyomifsisonerAt^ci Algunas vezes las alabancas fon con animo de 
tcriorem Hijpani.i leuantar enibidiofosque pcríígan al alabado, EC- 
oílenrans , dicejfit traño modo de herir con los vicios ágenos. 
Cl¡mijB.!*fiyácuÍ. ^ Muchos ay,quc quieren introducir hechu- 
Tac.Ub.^hrJl. ras propias en los pueftos,(in que fe pueda péne- 
lo Sim 'U íimicis trar íu deíeo^y para conícgujrio afean en ellos aU 
eliis Trib ma tus y ^iin^s faltas perfonales , y ligeras , y alaban, y 
Prsfithnafíi-Jar- cüii^QiAn otras, que lona propofíto para el 
gitítr. puerto , y a vezcs losfauorecen como a no co^ 

Tac.lib.^.hifl. nocidos , como Lacón a Piron,para que Galbale 
XI Sedcdüdefyt adoptaOfe. 11 

ignotícJoitcbat, Otros a lo largo por encubrir fu pafsion arroja 
tuc.Ub. i.amu odiQs,y aun poco a poco ccuando ívn ellos el pe 



F o LITIGAS. í8t 

chodelPiincipe^para que lleno rc'oofe ca dan^ ■ 
de ili enemigo. Deílas artes víaua Seyano, para 
descomponer con Tiberio a Germanico.i 2 Vpa izodi.xinhlgim 
rece qne las acusó el Efpirita Santo,üebax.odc la ií^iÍcusmu.z reco- 
metafcra de arar hs mcntiras,i ^ que os lo milmo deret^auíüq'jp'r», 
que íembrar en los ánimos la fen: ¡Hádela cizaña ,^jaret. 
para que na2:cadeípues,yíecOja a íu tiempo el TncAw.i.cinH, 
fruta de la malicia. 14 13 Noli arare mi 

N o con menor aílucia fuelcn algu ncs cnga r:?.r ¿^^ ¡ ^^^^ adnerru^. 
primci-o a losA4inith-os de quien mas le ña el Tria j^ñtrer» tunm^ 
cipe,dandolesa creer talíedadcSjOUC iniprimáen ¿cclñ. 13.' 
el. Arte fuecílade aquel cípiritu mentirolo,quc |^- jy^»a¡¡ ¡^ «,y^ 
en la viílcn del Profeta //lique^s pi:opuio,q cnga T.ucM^iniqukJlti 
ñaria al Rey Acab,infundiendole en los labios de mcfuikis comedí 
fus Profetas,y lo permitió Dios.como medio efi- jUsfr^Jm mcndl 
caz. 13 ^ di 

Tal vez fe haze vno de la parte de los agrauios o/'^ c« i o t 
hechosal Principe,y le aconícja la venganca , 6 - ^^.'^ Cpirtusmi 
porque afsi laquiere tomar de fu encmi<JO con el j\^ :J/, ' - 
poder del Pnncipe, o porque le quiere apa rrar de „-. 7)...^i' 
íu íeruicio,yhazerlediridente.Con cíleartmcio ^^^ ^ ^,. V ^ 
pon luau Pacheco peí luadia al Rey D. Enrique '^- ^' . U •/,•''* 
elQuarto,queprendieíleaDon AlonloPonleca f' * / ¿^^^''^^» 
ArcobifpodeSiuilla,vdelpuesleauisodeíecreto j *^ ,-. r • ^ 
^ueleguardaíledelRey. ' -^ 

. ^ " Ellas artes Cuelen lograrfe en las Cortes, ■^, '^•1t*¿Y?* 
y que aunqtie alguna v:z le deícubran , tie- ^'^ ^^^ ''í'* 
ncn valedores, y ayquien buelua a dexarle en- 
gañar ,con que vemos máteneríe mucho tiem- 
po los embuñeros^ flaqueza esde nueítra natu- 
raleza de prauada,laqual fe agrada mas de lame- 
tira,cuc de la verdad. • M as nos llénalos ojos , y 
la adiiiiracion vn cauallopintado,quc vn verda- 
dero, fiendo aquel vna mentira deíle; Que csia 
cloquencia vellida de tropos,y figuras , fino vn a 
faifa apariencia , y engaño , ynos fuelc perluadir 
a loque nos cftá mal.'' Todo eílo defcubre el pe- 
ligro de que yerre la opinión del Principe en- 
tre (emejan tes artificios, y relaciones , fino las 
examinare congarticu\ar atcncioi>, mantenien- 
do 



•.?8 ¿MPRbsSAS 

do cnti'etantc iivdifcrcritc clcrcdíto,haftaqncno 
íolamciue vea lascólas, fino Jas toque , y piincU 
pálmente las qoycre,porque filtran por lasore- 
jasel aura de la iiicn ja,y los victos del odio, y em 
bidia,yfacih=ncntealteran,y leuantan las pafsio- 
nes,y afectos dd animo,rin dar tiempo a la auc« 
riguacion3yaisiconucndria, que el Principe tu- 
\6? ,'Imoqu<!ma- uieUe las orejas vezinas a la mente , y a la razón, 
ftejlfr-senres/S^ or ^.^j^jq [^ q úcwQ la lechuza(quiza. rabié dedicada 
toíAw ¡ole ex ^d poreftoaMincrua,)qlenaccdeiaprin»erapartc 
-verjo afiarú ^y ' de la cabe(¿a,donde eftá la c elda de los ímtidos, 
derUt MobahitXj porque todos fon mcnefter,paraque t\c nosenga 
eeo/ifr<í<t7'í4 5)'í*- ñeeloido'.delhadecuydar mucho ei Principe, 
bras^quafi (higul porque quandoeftan libres de af^^dcs las orejas,y 
tie»t ,dixeyí1tciite: tienen en ellas iu tribunal la razón , íe exaniine-n 
fangnls gltdií ejí bi^n las colas Tiendo cafi todas las del gouietno 
4./?í?¿.c,3.ai. íujetasalarelacion-, yaísino parece veviíimillo 
ly Auiiens Autem quedixo Ariftoteksdelasaucjas,que no oían, 
Jofiietumultifpo- porque íeria de gran inconucniente en vn ani- 
pitli voc//vf>*ít«r/5._nialtanaduertido,ypolitico,riendolosoidos , y 
dixir íid Moyfen: los ojos los inftr amentos pordonde entra la fabi 
Viulatíts pH¿}ij: duria,y U experiencia. Ambos Ion mencHer para 
auditunn cÁjlris. quenolos engañelapaísion,óel naturaljyincli- 
C^zre/pDWf/if.wou nacion.A los Moabitas les parecía de íangre d 
eji cUmor adhor- torrente de agua donde reberueraua el Sol, Ucuá 
t^tlumadpugnxy dasdefuafedo.ió Vn milmorumordel pueblo 
nejite -vocijeratio jfonaua a ¡os oidos belicoíos de loíue, como ch^ 
compellcntiitmííd morde lab. ta'la,y alosdeMoyícn,quietos,ypa- 
/H'g4;'/í:/í/íi ifocem cificos,como muíica.17 Por efto Dios , aunque 
c-ínrittium eg(r<ti* tiene prefentes las coías^quiíb aueriguar con los 
dio, o'jos la voz que 01a de los de Sodoma , y Gomol*- 

¿ix.c.5».i7. ra.18 Quando^pues,aplicare el Principe a lasco- 

18 Defccndnm, 6^ (as las manos los ojos^y las orejas,© no podra cr- 
-ifidebovtrumcU rar,ó tendrá diículp i. De todo eft< fe puede co- 
morem, qui -venit nocei' quan errado era ei fimulaci-o de los Teba- 
ad msy opere com- nos > con que fignificauan las calidades^ de liis 
plei*erlnt'. An »d^ Principes,porque tenia orejas,pcro noojoSjficn 
c¡fju,-vtfciam. do tan neceflarios cftos coa-.o aquellas ; las ore- 
Gc:í.c. i S. jas para la noticia de las cofas , los ojos para la fe 

«ieUas,enquc fon mas fieles los ojos , porque 

diña 



TOLITICAS. iS» 

difta tanto la verdad de la mentira, quanto diftat» 

ios ojos de las orejas. 
^ ^oesmcnefter menos diligencia, y atencio 

para averiguar antes que el Principe íe empeñe, 

la verdau de ios arbitrios,y medios propucftosCo 

bre Tacar dinero de los Reynos , ó me)orar c) go- 

uierno,ó Cobre otros negocios pertenecientes a- 

lap.az,yalagticrra,porqueilielen tener por fin 

interefes pai tic ubres , y no íienipre correfpcn- 

dcn los eíctos a lo que imagin amos,y preÍLipoM>€-^ 

mos. El ingenio luclc aprouar los arbitúos , y l«l^ "• 

experiencia losrcpueua. Deipreciarlosíéria ira- 
prudencia, porque.vno qucí'ale accrtado,rccom- 

penía la vanidad de Los de m as. >1 o gozara Eípaña 

del Imperio de vn nueuo ccbe,íi los Reyes Cato- ^ 

lieos no huuieílen dado crédito, (como lo hizie-? • 

ion otros Principes)a Colon. El creerlos ligera- ' 

mente, y obrarlos luego,como íi fueran íegurosj- 

es ligereza, 6 locura. Primero fe deuecouíideiarri 

la calidad de la períbna que los propone^ que exi- 

peri écia ay de íus obrasfQuc fines puede tener eil 

el engaño^ Que vtilidad es en el aciexto>Con que 

medios pienfa conícguirlb,y cnque tiempo? Por 

no auet hecho cítas'diligcncigs , Nerón fiíe bur- ; 

lado del que le dixQ auer hallado ,vn gran tefóro' 

en África .19 Muchas coíás propueftas parece a 1 ^ p ^q„ dnt^orh ' ' ' 

principio grandes,yíc hallan dcípuesvaDas,yinu uonMus negotíi ' 

tiles. Muchasfonligeras , dclasqualesrefultan ñdefhtís cxpeéiL 

grandes bencficios.Muchas cxperimétadas en pe- \a Le mifsL yiío 

quenas formas,noralen en las mayores. Muchas ,/¿;^.,/iy^ 

parecen fáciles a la razon,y fon difícultofas en la ceret L -vera ad 

obra.Muchasenfusprincipioírfondedaño,v en rerentur 

fusfines de ptouecho,y otras al contrario, y mu- j'ac tib'iti An 

chas fuceden diueríamcnte en el hecho de lo que * * * °* "" 

fe prefuponia antes. . .^-ifen íí-^-* 

f El vulgo torpe,y ciego noconoce la verdad, 
fino topa con ella,porque forma ligeraméte fus 
opiniones,íin que la razón preuengaiosinconnc- 
nientes, efperando a tocar las cofas co las manos 
para defen^añarfe con el fuceíTo , maeftro de los 



? 



«r& EMPRÉSSJS 

igtioi'anrc5-yalsi quien quiíicre apartar- al vulgo 
de fus opiniones con arguinentos,perdcrá el tie^ 
'•o,y el trabajo.Ningun medio mejor,queha2er- 
e dar de OJOS en í\iserrorcs,y que los toque , co- 
mo íe haze^on los cauailos cípantadizoS;, y obli- 
gándolos a que lleguen a reconocer la vanidad de 
la rombra,que los eípanta.Detk conícjo vsó Pa- 
cuui6,para íoiTcgar el pueblo de Capua,conmo- 
liido contra el Senado.Encicrralos Senadores en 
vnaíala,efl:ando de acuerdo con ellos, juta eipue- 
blo,y le dize:^ defeaisrcraoucr,ycaíügar a los Se 
1íiadorcs,aora es tiempo, porque a todos los tongo 
tJobaxo defta llaue,y íin acmas^pero conucnJrá q 
fea vno a vno,eligiendo otro en í U lugar , porque 
ni vn iníláte puede eftar íin cabecas efta Rcpubli- 
ca,Ech£.los nóbtes en vna ar^raiaca vno por íucr- 
te,pide al pucblo-lo-que íe ha dehazer del: crecen 
las vozes,y los clamot'-e5 contra cl,y todos le con- 
denan a muerte.Dizelcs que elnan otro, confian- 
denfe entre íi,y no íáben a quien proponer. Si al- 
guno es pcopueftOjhailan en él grandes defetos.. 
Sucede lo miímo en la regun<ia,y tercera eleccio, 
íin llegar a concordaríe,y al fin lu mifraa confu- 
Con los aduertió ^que era mejor coi^tormaríe co 
el mal que ya auian experimentado,quc intentar 
el remedio^y mandan que lean fueltos los Sena- 
dotes.Es el pueblo furiofo en lus opiniones, y tal 
vez(quando fe puede temer algún daño, ó incoa 
uenlcnte notable) es gran deCtrezadel Principe, 
gouernarlecon fu milma rienda , viral pallo de 
íu ignorancia. También fe reduce el pueblo po- 
^ nicndole delante los daños de otros cafí)s íemc- 
5antes,porque íe rnueuc mas por el 
cxemplo,que por la ra- 
zón, a o 

ex :piis mc(,iis (¡al 4i|Í|í« <^,|^ ^^ «►?ÍSí» 

YXtione capiütífir. ^l^ «^^It* 

Aun 



políticas. 




' A Vnenlasvirtudesaypeligro,eüentodascn 
J^ el animo del Principe , pero no fiempre en 
cxercicio. La coimcnicncia publica le ha de 
didar el vio dellas , el como ,y el quando. Obra- 
das íui prudencia,© palVaa aícr vicios , 6 no fon 
incnos dañofas que ellos. En el Ciudadano ini- 
ianaellblo:enel?dncipeael,ya la República. 
Conlaconuenienciaccmun, no con la propia 
han de luzer confonancia. La ciencia ciuil pref- 
criue términos a la virtud del que niandaí, y del 
queobcdece. Enelminiftrono tiene la jufti- 
cia arbitrio,-íiempre fe haxle a'juftar con la ley En 
el Principe,que es almadella , tiene particulares 
confideracioncí; que miran al gouicrno vniucr- 
4ál En el íubdito nunca puede íer exceOfo la con- 
niilcraeion : en el Principe puede fer dañofa. 
Para moílrarlo en eíla empreíla , fe formó de la 
caca de las cornejas ,q refieren Sanazaro,y Garci*- 
ja¿o,ví'auan los pai^orcs^la qual eníeña a los Prin 



t.9t BMPRESSAS 

cipes clrecato con x\ deiie entrar a la parte de lo? 
traba jos,y peligros ágenos. Ponía vna corneja en 
tl^rraligada , por las puntasde las alas,la qualcn 
viendo pallar la banda de las deraas por el ayre,lc 
uantaua las vozes,y con clamores las obligaua a 
que baxaílcn a focorrerla mouidas de piedad. 

CercaMAnla.y algunatna.tpiadofa 
del Mal age nod^ la companera y, 
t^ue de I fu y o auiJada,o t erntrofa» 

Llegan a fe muy cerca ^y la frimerd 
íffie eflo haT^a pagauafu innocencia 
con ^rifionió con^míiürte lajlimera^. 



porque la que eftaua fixaen tierra, fe afia deía 
otra para librar íe , y efta de la que con lamifma 
compalsion fe le aceícaua , qnedando todas 
perdidas, vnas por otras, en que también tenia 
fu parte la nouedad del cafo , porquea vczes es 
curioíidad,6 natural, mouimiento de inquietud, 
lo que parece compafsion. En las miferias, y tra- 
ba jos de los Principes eftrangeros mueuaníe a 
fus vozes , y lamentos los ojos , y el cor aí^on , ba- 
ñados de piedad,y tal vez los oficios, pero no las 
manosiarmadas ligeramente en fu defenfa. Que 
íe auenture vn particular por el remedio de otro, 
fineza c$,digna de alaban^a^pcro de rcprehenfion 
en vn Priacipe,íi empeñaíTe lafalud publica por 
la de.otro Principcjíin fuficictes conueniencias, 
y razones de eftado^ y no bailan las que impo- 
ncelparentefco, ó la amiftad particular , por- 
que primero nació el Principe , para fusvaíTa- 
líos,que para íus parientes , 6 amigos: bien podrá 
afsiflirlos.pero íin daño, ó peligro confiderablc. 
Qiiandoeslaafsiílenciaen pelfgro tan común, 
que lacayda del vnoUeua tras íi ladelotro ^ no 
a^;,cauíá de obiigicion , ó piedad ? que ia pueda 

cf- 



POLITICES. m 

cfcufarde elToi-pcro qnádo los intcrcflcs fon en- 
tre íi tan vnidos, que perdido el vno , íe pierde el 
otvo,íu caula haze quien leíccorre , y mas pru- 
dencia es, (como hemos dicho)oponcrreal peli- 
gro en el eftadoageno,que aguardarle en el pro- 
pio. Quando también conuinieílc al bien,y íofsic- 
go publico foccorxer al oprimido , tícuc hazerlo 
el Principe mas poderoíb,poi:que la juüicia cutre 
los Principes,no puede recurrir a los Tribunales 
ordinaírios,y le tiene en la autoridad ,7 peder <lcl 
tnasfoberanOjCl qualnodcue dcxaríc licuar de la 
poUtica,de que eftén trabajados los demás Princi 
pes,para.eftar mas figuro con ius difleníioncs , ó 
para tabncarfc mayoi* fortuna con íus ruinas,poc 
queaquelí'upvemojuezde las intenciones las 
^aftiga íeueramcnte. 

En eílos calos es menefter gran prudencia, pc- 
fando el empeño canlaconueniécia,í]n que ha- 
gamos ligeramérepropio el peligro ageno, ó nos 
cófumamos en el,porque defpues no hallaremos 
la miímacorrerpondencia.Compadecida Eípaña 
de los males del Imperio le ha alsiñido có lu ían- 
grc,y coníusteforos,dcdondelchá reíultadoias 
inuafioneSjque Francia ha hecho cu Italia, Flan* 
.üres,Borgoña,y Efpaña,y auiedo oy caydo íobrc 
la Monarqulatoda la gucfra^no lo íec conocen al- 
gunos en Alemania , ni aun pienlianquc haíido 
poríucaufa. . • 

. 5Í La experiencia , pucsí ,'en'propios , y i Qwrf^ fcelcrecÜ 
íigenos daños , nos puede hazcr recatados en la tuminAretnr. 
conmiíeracion , y en las finezas. Quántasve- Tac.lih.i.ann, 
;zes nos perdimos , y perdimos al amigo per % AtilUmcrnuYÍt^ 
ofrecernos voluntariamente al remedio ác fus potii^SjqnAmJidc 
trabajos , ingrato defpues al beneficio ! Qtií^n- cxueYctcUmitxs^ 
ías vezcs contraxcron el odio del Principe los fen^m alAtevÁ dt^ 
íjue mas fe defvelaron en hazerle ey tuaordina- rlpuiy ¡«tumq-, de^ 
riosferuiciosl Hijoadóptiuo era'Germanicode/ íví'rfí impelitis» 
Tiberio, dertinado a fuceder le en elTiiiperio,/ 'i<íc.//6.i .««. 
tanfiao en íii (fcruicio , que tuuopot infamia, ^ Sed quod Urgí e- 
que las legiones k.ofreciefíen el Imperio , idis^ecitnijs./j7mif 
' Ta ypoc- Jí¿- 



294 EMPRESSAS 

J¡oncfe¡¡:rr}atafauo yporquelcobUgauanaeUcfequiío atrauefar di 
Ycm ty}ilitum qihift pecho coii íii propia efpada , y t quanto mas ño-l 
i-ijfe t^bclíica q-jo rcnioítiauaen Cu Icriiicio , menos grato era a 
qneGcrmanici í^loTibQáo. Su atención en íbílcgar las legiones 
n-Xíingcb.íTur. con donatiuos , le daiía cuydado. 3 Su pie-, 
T^tcUki a>j. dadci>íépultar lasr.'liq ii.is del excrcitode Va4 
4 Qí/'cí r/¿e>7orq, le parecía pretenüonallmperio. 4 La mi- 
haadprobatt^fr?. ícricordia de ín muger Agi'ipiaa en vertir, los- 
Tiic.hb.i.dn. íoidados , ambición de mand^ir- 5 Todas las 
5/í/ r/étY/;rf/-í/íWfí acsionss de Germánico interpretaua finicñra- 
etlnim pc/setMuit. Tñcntc. 6 Conoció Germánico efte ociio,y que 
Tac.Uh.iAn. . cpn eípeciede honor, le rcciraua de las glorias de 
é-Cñücp^reYmanici Xlcmania^y procuró obligarle mas con la obe- 
//; (icfC(*;.>jrr¿¿?¿-r/ dicficiajyhifrimientoy 7 peroeílomirmo feha- 
Tíi£.lihA:(ín. z.ia mas odioíó , halla que oprimido el agradeci- 
7 QuAnt>jfumm'€ miento con el peló de la obligación •, le cmbió a 
Jpeipropri(}r,tAto (as Proainciasdc Oriente,exponiendole elecga- 
í?aptJii{'S,pro Tibe ño,y ppligro, 8 donde le auenenó por medio dt 
y ¡o nhi. Pifon, teniendo por felicidad; propia la muerte 9 

T^clih \ ít*?ó, de quien -era la ce luna de =íu Imperio. ídolos 
% Notiifq'yProuin- (qh algunos Principes , cuyos ojos'comoaduir- 
cijsimpejitLmdülo tiólcreniias,io)ciegaí5conelpoluo de los mi& 
jim;fl , é^ cíífibits mos que entran a adorarlos , y 110 reconocen fer- 
cb¡cc\.i ret. uicios,y lo peor es , que m aun quieren fer venci- 

r¿íc.//¿ 2.«». ^ ^ dos dcllos,ni que fu libertad eftéfujeta al mérito, 
p.S'amGermiinlci yeon varias artes prpcuran defempcñarla. Al 
monciutev prjfpe que mas ha feruído lehazen cargas , para qucre- 
yadiicíbat. ducida adefenfa la preteníion no importune coa 

TacJ¡b..^.an. ella^y tenga por premio elCerabfuelto. Se mtief- 
3 o OcuUeoruple traamaiíatisfechosde losmifmos feruicios, qtis 
ijif:int puhericí eftán interiormente aprouando pot.no quedas 
fcdlhitsint/oentifi obligados, ó losatribuyenafusordencs,y tal vez 
Bayucx.O.iC. defpues de alcanzado lo mifmo que dcfeauan ,y 
1 1 Coi /7egM mi;í/mandaron,fe arrepicnten,y íe dcfdeíían con quíé 
Ci'iftabilc,: le facititóxomo íilchuuiera hecho de motiuo 

Pro v.» 5.5^ . propio, Ko ay quien pueda fondear, la cóndi- 

lo /sro¿/7/r>í5,i pe.?, cíon de los Principes, 1 1 golfo profundo,y vario; 
^^ifsi '¿efíiq-^- hotjo que fe altera oy con lo mifmo que fecalmó ayerij 
yt^procrjmiiíe.yí:^ Loí^bienísdel animo ,y fortuna , los agafajos , y 
•(),v/Kf 'j»''> rfYtifsi liQDcreSjynAs ve^^s fen para ellos nierito^y otr^s 



POLJTJCJS. i9s 

injuria, y climen. u Fácilmente canfan con las ffitm cxithm, 
puntualidadcs.AuíicriDicsfue pcligrofa la del Tac.lth.i.hifl. 
Sacerdotcozascnarriniavcl ümbto alarcadcl 'y^üxtcdit G\¿ít^a 
tcílamento,queíetraftcrnaun,VÍccoft61a vida, numad nrcamüc! 
4< Masfueienlos Principes premiar defciiydos, C> icn'ute^-níyjuc' 
qu e atenciones, y mas hoiiran ai que menos les '/^/y? calcirralaut 
ílrue. Por leriiidumbre tienen eldexaríe obligar, ^oyesj^sr declina ve 
ypor de menos pelo la ingratitud , que ei agrade- rumeam. Iratuí ■ 
cimiento. Las finezas, y liberalidades , que vsó ^flindignatioh^ uó 
luno Blefo,eon el Emperador Vitelio , le cania- ^linuscotmoi^atfu 
ron el odio en vez de la gracia, I sP^íTaa Ccníian OT' percufsir Lüf'- 
tinopla aquel infigne varón Rugicr cabo de la per tenur¡ía.Tc: e;* 
gente Catalana, que afillió al Rey Don Fadri- niortuus cjtib'nux^ 
quede Sicilia,llamado del Emperador Androni- taarcarji Dci. 
co,para defenderle el Imperio. Haze en la 2. Rege. 6 6, 
íeiuicio increíbles hazañas con lii valercla na- 15 luginnefisCul 
cion,aunque pocos ennumeío. Libranlc de la l¡.c yahr^gemr^iU 
inuaíion de losTurcos,y qnando elperaua el prc- Injirió lar^^u s aniwi 
mió de tantas vitorias,le mandó matar por muy ^p,%r oplBus cií- 
ligera caufa. Qualquierotenla,ódilgulto,aun- cundarct Pywcí'po 
que pequeño , puede mas que los mayores bcne- mtiafleria, comiu^ 
ficios,porquecon el agradecimiento íe agraua retín liBcraltrer cq 
el cora^on>con la venganza desfoga, y aGi íomos 'pfctngratus nut 
mas fáciles a la vengan^a,queal agradecimiento, lis odium v itdUi't 
Efta es la mfelicidad de leruir a los Principes, que hun/ihljtis ¿jU^iü). 
no fe fabe en q fe merecc,6 dermerece con el!os, t¡js veía -et 
i4.yíiporloquenosenícñanlashiftorias,y por Tacjjh,^ hil 
lo?dañosquenosreiultandclasfinez-^s huuieflc i< \'i''J\ 
mosde formar vna política, lena mcnefter hazcr i-cr,,^^ : 
vna diÍTincion entre las virtudes, para íabcrvlar odiodiyyi "- 
dellasfin peijaizionaeftro,conílderando queaü- £^^j ¿^ " '''' 
quetodaseftan ennoíotroscomocníüpucílofu ' ^' 
yo,no todos obran dentro de nofotros , porque 
vnas fe exercitan fuera ,y otras internamente. Fi- 
tas fon la fortaleza,la paciencia, la modeftia.l? hu 
mildadjla religión ,y otras, entre las cuales Ion 
algunas de tal fuerte para noíotros , que en 
ellas no tienen mas parte los de afuera , que la íc- 
guridadpara el trato humano, y la cftimacion 
porfucxcelencia,c0mofucedeen la humildad, 

i3 ca 



196 EMPR'ESSAS 

en lamodcftin,y en la benignidad,yaísi;qLuto fue 
re mayor la perfección deÜasvirtudeSjtanto mas 
nos ganará los animos,y es apLiuío de las demás, 
como lepamos conícruar el decoro. Otras deílas 
vlvtudes, aunque obran dctl'o denoíotros en los 
cates propios,íüelc tábien depender íuexercicio 
de las acciones agcnas^como la fortalcza,y la m.ig 
nanimidad. Encimas no ay pcli¿ro,quando las go- 
uicrna la prudcncia,que'dá el ti'^mpo,y el modo a 
las virtudes, porq lacntercza intíifcrcta fuele fer 
"■ ciañofaa nue'lrasconucniencias,peL-diédonosco 
cípecic de reputación >y gloria,y entretanto le lie 
uan los premios,y el aplaulo los que masatentos^ 
íiruieronaltiempo,alanecefsidad,yalalironja. 

El vio de las virtudes, que tienen fu exercicio 
en el bien agenOjComalagerieroíídad; y la mife^ 
ricordia,feluelepelig'rar,6 padecer , porque no 
correfponde a ellas el premio de los Princi pes^ni 
el agradecimiento , y buena correípondencia de 
los amigos, y parientes , antes creyendo por cier- 
to , que aquellos eftiraarán nueñros;íériucios , y 
queeftosauentaránporrioíbtrosenelpeligro,y 
necefsidad,las haziendas , y las vidas , fundamos 
15. /í lid t altes, tre-sr cfta faifa opinión en obligación propia , y para fa- 
amidJob y om-iK tisfacera ella , no reparamos en perdernos por 
inahi yQ^odácci- cllos.Peroquando nos vemos en alguna ca)ami. 
íi/jjef et ,yen¿r>ft dad,rerctiran,y nos abandonan. En los trabajos 
fic-n locutns jHc- de lob folos tres amigos le viíítaron , yeitos inf- 
mt Vominiis (ífi pifados de Dios,i 5 pero no le afíftierocó obras, 
^Qs, {]noconpalabras,yexortaciones pefadas que le 

loh.x. 9. apararon la paciencia.Masquando boluió Dios 

1 6 '/enerunt mte á el fus ojos piadofos,y empecó a| multiplicar fus 
^dcimomncsfra^ bienes,te entraron por fus puertas todos fuspa- 
tr€sf!{¡,C>yhlf!er rientes.hafta losquefolamente le conocían de 
Jx fororsfrj:, & vifta,y fe íentaron a Cd meía , para tener parte en 
cuiiOiiilwnouev^t ílisprcfperidades. 16 

cu priua/s- cjme- Efte engaño con eípeciede bien,y de buena cor 
ruhteií- eo üíincm rerpondencia,yobligaci5 ha perdido a muchos, 
¡n domaehis. los'qualcs creyendo fcmbrar beneficios,cogieron 

loLc.^i .11. ingvatitudes,y odios,haziendo de amigos, enemi- 

gos, 



TOLITICAS. 29-7 

gos,con que dcfpucs viuieron^y murieron ii-fcli- 
ccsEl Eípidtu Santo dixo , que daua íi clauar tu 




ojos abiertoSj^uardan denos de íus manos, como ^¡*h<^-^P^J¡i' ^p"d 
reguardan elgamo,y eUuede lasdcl cacador. 17 ^^^^^"f'j ^'^''■^^"* 
Hazbien,yguardatc,cspi"ouerbioOfteÍUnohi- ^'^'^ * ilUciucátns 
jo de la experiencia. No iucedc eíio a los que vi- ^^'''^^^'^^^^■'^ ''*'.'.> 
uen para íi íblos/in que la miíericordia, y caridad ^ ^^P' /^^ prcfr^js 
los mueuan al remedio de los males ágenos. Ha--' ^''''^^"^^"^' 
zenfe lbrdos,y ciegos a los gemidos, y a los cafos, P^oy.6. i . 
huyendo las ocafioncs de mezclaríe en ellos, con i jErucf^ ^¡^^fi «^ 
lo qual viuen libres de cuydados,y traba)cs,y fino '«í»/^^'^.^- */•'"> y 
hazen grandes amigos,no pierden a ios que tie- 7«»íyí<í"'-^ ^^ '"r* 
iien.No íbrán eftimados por loque obran^pero fí dijsanc^p's, 
por loquedexandeobrar„teniendolcs porpru-i'f"o'^«<5.5. 
dcnteslosdemas:fucrade que naturalmente ha- 
zcmos mas eftimacion de quien no nos ha de me* 
neíler,yderpreciandonosviue configo miímoj y 
afsi parece que conocido el trato ordinario de los 
hombres, nos auiamosdeeílar quedos a la vida 
de fus male5,fin darnos por entendidGS,atendicn- 
do Iblan'iente a nuc ftras c6ueniencias,y a no m c z 
ciarlas con el pcligTo,y calamidad agcna Pero ci- 
ta política feria opueíiaailasübligacionesChriftia 
nas,a la caridad humana,y a las virtudes mas ge- 
nerólas, y que mas nos haze parecidos a Dios. 
Con ella le diíTolueria la compañía ciuil,que con 
fiíleenquecadavno vina para fi,y para los de- 
mas. Nohamenerter la virtud íasdemonura- 
cioncs externas. Defimilma es premio baíian- 
te>fiendo mayor íu perfeccion,y fu gloria, quan- 
donoes correípondida, pcrqaehaza* bien por 
la retribucion,cs efpeciede auaricia,y quando rxO 
fe alcanca.queda vn dolor intolerable en ci co- 
racon. Obremos, pues,folamcrite por lo que de- 
uemos a nofotros mifmos,y fere mos parecidos a 
Dios,que haze fiempre bien a los que no fon ?gra 
dccidos. Pero es prudencia eftar con tiepo aduer- 

T4 ti- 



i98 EMPRESSAS 

tidos>de que a vna correrpondeiicia buena , cof- 
rdponde vna mala,porquc viue infeliz el que fe 
cxpuíó algafto,al trabajo, 6 al peligro ageno ,y 
creyendocoger agradecimientos, cogió ingra- 
titudes. Al que tiene conocimiento de la iia- 
turalezn.y trato ordinario de los hombres, no le 
ha lia nueuo elle calo, y como le vio antcs,preui- 
íioíu§olpe,y no quedo ofendido del. 
^ También deucmosconíiderar,ri es conuenie 
cia del amigo,enipeñarnoscn la detenía, porque 
a vczes le hazcmos mas daño c6 nueílras diíigen- 
cias,ó porimportunas,ó por imprudentes , que- 
4*iendo parecer bizarros,y ñnos por ellos,con que 
los perdcmos,y nos perdemos. Ffi a bizarría dañó 
ía al mifmo que lahaze,reprimió Traíea(aunquc 
era a tauor íuyo) en Rullico Arulcno , para que 
no rogaílepor el,labicndo que fus oficias lerisn 
• AT,^.v»w yn^ ren dañoíosalinterceflbr,y vanosrJreo.iS 

>,- r f,*..., />, V Tno es menos miprudente, y peligrólo el ze- 
non pfi futiera y íf!- .>,.,. ... ^ , , • ^ j i r» • • 

/r ,; .Wf/rT^ lodelbienpubhco , y de los aciertos del Pnnci- 

. ./ , * pe, quandoím tocarnos pot oficio, o ímciperan- 

T- ;•/: . -r ^« casdelremeaio,nos entremetemos íinlerlLima 
dos en tus negocios , einterefles con euidcnte 
rieígo nueftro. No quiero que inhumanos ci- 
temos ala viftade los daños ágenos, ni que vil- 
mente íirua nueftro filencio a la tirania,y a I tiem 
po , íino que no nos perdam.os imprudente- 
mente, yquefigamos los paiTos de Lucio Pitón, 
que en tiempos tiranos, y calumniofosfupo có- 
feruarle con tal deftreza , que no fue voluntaria- 
mente autor de conlejos íeruiles ,y quando le 
obligauala neceísidad,contemporizaua en algo 
Ip NndliusprnU c6 graníabiduria,paramoderariosmejor.i6 Mu 
lis fcntetiA [ponte chas vezes anticipa mos a dar con íe}o sen lo q no 
anthoYjV q^^-otícs nos toca,períuadido* a en q ellos eltá el remedio 
neccfsitas ingrue. de losmalespublicos.vnoaduertimosloquefuc 
retfi^ienterrr.ode Je engañar el amor propio de nueftras opiniones, 
rans. finias noticias particulares, que tienen los que 

TacJib.6 lin. gouicrnan.y feh^üan íobre el hecho. Ninguna 
cofa maspcli¿rofaqueel aconíejar.Aun quicio 

tic- 



T o LITIGAS. 2Q9 

tienepor oficio deucclcnXu-lo.quando no es \\\~ 
mado^y requerido, porque fe'juzgau los coríc; ->$ 
por el face[r(),y elle pende de accidentes tutu ros, 
queiio puede preuer irla prudenci-i,ylo que lUce 
de m.iljc ati-ebuyc al coni'ejcrc^pero no lo que Ce 
acierta. 




QVc preuenídoscftan los Principes contra los 
enemigos extcrnosIQued jLu-mados contru 
losdamefticos i EntrcIasc'ichiUasdelag^iArda 
les acópAüan, y no repnrimeiíCiios.EllcsJe'p los_ 
adul>\dores,\' liÍonrj;o^- no mni os pelif^rol^s íus _ 
^lir.ingv^s.q k' ias armas de los enemigaos. ^ A^rTTas" 
Principes hadeftruido la litbnja^qlafacr(;a. Que 
purpura Real no roe efla polilla ! Qiicccrro no 
__barrenaeftacarcomA¡ En cimas leuantado ce- 
dro íe introduce// poco a poco le taiadra el corcV- 
^on,y da eó el en tierra. Daño cs,qae le dcfcubre 
con 1.1 miíma ruiaa,Priai:ro k vclii cfeto , que 

ai 



- .900 EMPRESSAS 

íu caiiríJ-d¡ísimLiladogurano,qiie arbita en losar- 

tcíoncs dorados de ios Palacios Aleílciion elmal 

tadas de cürellas la^eípalda , y venenólo el pecho 

la compara cLla^emprcíla.Con vn manto cftrella- 

. ^, . do de zelo,quc encubro tus fines dañüíos,refcprc 

I Vx qrtj ^^^c/f/J£¿.|^^a2,l Pdncipe.i Aduieriabicn,quenotodolo 

maUmi boninn,'^ q^, reluze,es por buena calidad del íujeto, pues 

hojj!immalum,po p^^. (-^.^^^j dejepralo ponen las diuinas' Letras. & 

ñttcs tenebrcis Lii- Lo podrido de vn troncó efparce de noche reí- 

cem, C^ LHcemte- plandores. En vna dañóla intención fe ven apa- 

b¡'as.lja.c.j..zo.^ riencias de bondad. Tal vez entre viflumbrcscíc 

t Jjtqjtítji LiKz^ feueridad, amiga de la libertad,)' opueíla alPrin- 

(¡mdpiAyid efipla. cipe,íc encubre feruilmcnte la lifonja,A:omo quá 

grf lepr£. ¿Q Valerio Meíalla votó , que fe renouaflc cada 

Lemt.c.13.2. año a Tiberio en juramento de obediencia, y pre 

3 ^f ofí?a'^'^7/¿',>'^guntado,quecon que orden lo proponia,reípon 
pondítincp in ijs,^ dió,que de motiuo propio,poiqiiecn lo que to- 
^ííve ítdRépublíc^ callea la Republica,aiTia deleguir fiempíe íu dic- 
pcrtincYent.confi^ tamen,aunque fuelle con peligro de ofender. 3 
lionlJifUo -vfurüy Semejantes efta fue la adulación de Ateyo,quan 
'velci!, pí^^^í^^/oo^doacufadoLEnniodeauerfundidovna eftatua 
jenjionh e^ifola^ ¿^ plata de Tiberio,para hazer bagilla , y no que- 
fpecies adi*ltíndi- riendo Tiberio que le admitieíle tal acufacion^íe 
Jíiperefat, je opurodizicn do,que no fe deiiiaquitar a los Se 
TcaMh.L.afj. ^ nadores la autoridad de í*uzgar,nidexar fincafti- 

4 pW.í afpcrftAte gotan gran maldad :q,uc fueíTe ílifrido en fus Ten- 
Areyo CApatione timientos^y no prodigo en las injurias hechas a la 
^«.í/ípf^' //^m^. República. 4 

te. ISToH emm debe ^ Muda el eílcHon cada año la piei,con el tie- 
re enpí P^trihiis po fusconíéjos la liíonja,aÍ paflb q fe muda la vo 
i>Im¡Utindi^n£']'^ iuntad del Principe. A I Rey D. Alólo Vndccimo, 
tc.ntn muleHcium aconfejaróllis mmirir&s,q leapartaíle de la Rey- 
im'Mine hcáendu, na Doña Violante tenida porefteril,funcadocó 
fane lentiits infuo razones lanulidaddelmatrimonio,ydeípues ios 
daloreejfetjddpn- miímos le aprouaron^perfuadiendoieqboluieüc 
¿/.'c.c/«/í/n4í «í acohabitarconella. 

largiretar. ^ Kmgun animal mas fraudulento que clefte- 

Tnc.bb.s -íív. lion,por quien llamaron los lurifcófultos. Crlmé 

MAv.hift.Hifp. y?í?/7/o>?arw5,aqualquier delito de engaño. Quien 

los vía mayores que el liíónjero,poriiendo fíépre 

la- 



POLITICJS. 30Í 

lazosala voluiitad^prcndatan principal, que fui 
ella quedan elchuos los temidos. 

^ No mata el efteiion al q inficiona, fino le en- 
torpece,y laca de íi,introduciendoenel diueifos 
afedos^calidades muy propias de lis6jcro,el quai 
co varias apariéciasdc bien cncüta los ojos, y las . 
ore") as del Piincipc,6 le trae embeielado , fin de- 
xarle conocer la verdad de las CGfas.EsereÜeiioa 
tan enemigo de los hombres, q porque no le val- 
gan para el mal caduco de la piei q l'edehiuda , fe 
la come. No quiere el lilonjero, qel Principe có- 
ualezcadeíuserrorcS;porque el desengaño es h i 
jo de la verdad ,y ella'enemiga de la liíói-! ja . E m bi- 
di2 el Uronicro las felicidades del Principe, y le a- . 
borrece como a quien por el poder, y por ia necef 
fidad le obliga a la íeruidumbredelalilbnja,ydif 
íimulacion,y a íentir vna cota,y dczir otra. 

^ Granaduertencia esmeneíleEcnelPrinci- 
pcparaconocerlalironjajporqueconfiíle en la 
alaban(^a,y también alaban losque no ion liíbnje 
los.La diferencia efta en que el liíónjero alaba lo 
bueno,y lo malo,y^el otro libiamente Ío, bueno.: 
Quando , pues , viere el Principe que le atribu-' ^ 

yen los aciertos,que , ó fe deucn a otro , ó nacicr 
ron del cafo, 5 que le alaban las cofas ligeras,) í-^^/'^f^J'^^^^-^>^^¿ 
que por fi no lo merecen , las que ion mas de guf ^.^^^^^J[ ^^^-^^ ^"•^' 
to ,qLíe de reputación j las que le apartan- del pe- ^Pr ''^ ^'cipiiít, ^ 
fo de los negocios , las que miran mas a fus con- '^'^^Z^'^Jpf'/n tao 
ueniencias^que al beneficia publico,y quequien ^'^^^^^^'pipafit^ 
afsi ie alab3,nofemefura,nientriíl:ece.4ni le ad- -^i^^-^-i' i »« 
uieite,quandole v^hazer alguna cola indecente, 
y indigna de fu perfona,y grandeza;que b.ufca dif 
culpaafuscrroves,y vicio&:.que mira mas afus 
acrecentc^mientos,que a fu reruicio,que difsimu- 
laqualquierofenía,ydefaire por aísiüirk ficm- 
pre al ladorqueno íe arrima a los bombees fcue» 
ros,y zclofos. que alaba al<bsque';azga que lefon- 
gratos •, mientras no puede derribarlos de fu. 
gracia : que quando fe halla» bien fírm,^ en ella, 
yletienc íuj-:to,trata de grangear la opinicn. 

de- 



50* EMPRESSAS 

de los ¿lemas, atribuyendofe a fi los buenos fu- 
ceflbs, y culpando al Principe de no aueríéguido 
fu parecer:que por ganar crédito con ios de aftie 
ra le jada de auer reprehendido fus defetos, fíen 
do ek]ueeníccreto los difculpa,y alaba. Bien pue 
de el Principa marcar a elle tal por lifonjcrü,y hu 
ya déljComo del mas nociuo veneno,, que puede 

6 BlandiruPeCsL^'"'-^^^'^^^^'^^^'' y mas opuefto alamor fincero, 

yer aMhs ^^" quedeueícr íeruido 6 
"^^'^^ ;./ cuiá' J^^^'ofibieneftas feñas ion grandes, fuelc fer 
-venenusjurd q, ^^^ ciego el amor propio,que defconoce la lifotí 
-vulítas. ja,dexandofc halagar de la alabanca, que dulce- 

7 ssMo.i.mjt. mente tiraniza los íentidos, fin que aya alguna ta 

deíigual,que no crean los Principes,quefedeue a 
fus méritos. Otras vezes nace cfto de vna bondad 
floxa, que no aduirtiendo los daños de la liíon- 
)'a,íe compadece della , y aun la tiene por fumif- 
Mar.híjlMif^. fíon,yafe¿to,en que pecaron el Rey de Galicia 
Don Fernando,aborrecido de los íuyos , porque 
daua oidos a lifonjeros, y el Rey Don Aloafo el 
Nono , que por lo mifmo efcurecio la gloria de 
íiis viríadcs,y hazañas. Por tanto aduiertan los 
, Principes , que puede fer viuan tan engañados 

del amor propio,6 de la propia bondad, que aun 
con las leñas dadas.no puedan conocer la lifon - 
ja.y afsi para conocerla , y libnrfedell^ , rebucl- 
uan las hirtorias,y noten en fus antepaiíados , y 
en otros hs artes. con que fueron enguiadosde 
los lifonjeros : los daños que recibieron por 
clias , y luego confideren , fi fe vfan con ellos 
Las miímas. Sola vna vez que el Rey Afliie- 
ro mandó 'hallándole delvelado^que Icycflcn ios 
_ j anales de lutiempo,ledixeron loque ninguao fe 

£fii).cá^.S, atreuia,oyendo en ellos las artes , y tiranías de fu 

valido Aman , y los líeruicios de Mardoqueor 
aquellas ocultadas déla lifonja,yeftas déla mali- 
cia,con que defengañado caftigó al vno,y pre- 
mió a otro. Pero aun en efta lección eftén ad- 
uertidos,nofehaÍle disfrazada la lifonj'a ,lcan 
por fi miíiiios lashiílorias,porquue puede fer que 

quien 



POLÍTICAS. ió} 

quien les lcyere>paüc en Hiendo los cafes q auian 
de dcíéngañarlos, 6 que trueque líisclauíuIas,yUs 
paUbras-O infeliz íuc rte de U Mngellad, que aun 
no tiene íégura la verdad de los libroS; fiendo los 
jnas fieles amigos del hombre! 

^. Procure ttimbicn el PrincipcqucUeguéa fus 
ojosios libelos infunatorios q taliei*en contra él, 
porq íi bien los dicla la malicia-Ios efcriue lo ver- 
clad,yen ellos hallara lo que le encubre ios corte- 
fanos^y quedará efcirmcnradocn lu mifma infa- 
mia. ReconociendoTibcrio.qunn engañado auia 
fido en'no auer penetrado con tiempo las malda- 7 Q^j, alh.-^re^M- 
desde Seyano^mandó íe publicaile el teílamenco l^us occultAta re-* ■ 
de Fulcino Trio , que era vna íarira contra el, por cltari Tiberius luf 
ver,aunque fuelfe en íus afréntaselas verdades que fit -.pauéru liberta 
k encubría la li-tonj'a 7 ' tis alien je oftetxs^. 

f Nofiempremireel Principe fus acciones al ^ cStem^tor fuj^ 
efpe'jGcielosqueeítancercadcfijConíulte otros infamíx-^an fcele* 
deafuerazeloíós, y leñeros , yaduiertafiesvna vüSeLimáiii, r.ef^ 
niiíma la aprouacion de los vnos , y de los-Otros^ chs , mox quoqnty 
porque los elpejos de la lifonja tienen inconftanl mododióJa -vulgii 
tes, y varias las lunas, y ofrecen las eípecies no rlmaUbat^-veritc^ 
como fon, fino como qu i llera el Principe que tifq-^cm aduUtia 
fueiren , yesmejordexarfc corregir délos ru- offrat ^^erprobr^ 
dente i que engañar de los aduladores.' 8 Para filtem gnatus ñe^ 
cfto esmcneflerque pregunte a vnos,y a otros, y r/. 
les quite enif acho,y temor,reduciendo a obliga- Tac. hb.6. 



Mirefetambin el Principe al eípejo del pue- fiedecipi. 
blo , en quien no ay falta tan pequeña , <jue no Eccl.c. 7.(5. 
fe reprelentc , porque la multitud no (abe difsu 9 EtSa¡Mud t/^e 
mular. El Rey de Francia Ludouico Quarto fe bat indicare i>í[iq^ ■ 
disft:acaua , y mezclaua entre la plebe^yoialo nern Helr, 
que dczian de fus acciones ,?y gouierno. A Jas i./?e?.c.5.i5. 
placas es meneftcr íalir para hallar la 'verdad.' lOEí-imerrogaíiü 
Vna cola (ola dezia el' Rey Ludouico On- eumiquicflfermr-^ ^ 
zeno de Francia , qne faltaua en fu palacio, qii€lo.ci*t:i.se¡}Dl^ 
que era la verdad. Es eUa muy ertcégida.y pocoi mi^Ttis ad h^-' • ' - 



?oj EMFRESSAS 

1 1 Mutáuit ergo coL'tcrana,yrcretii'ac!ellos, porque fe confunde 
habhiifium, i'cf. cn la preíbicia Real. Por efto Saui í;fuencndo con 
tituff^ejiaiíjsyeiii lultar a la Piconiíá,mudó de veiliduras , para que 
mentís j':::^ ábi]t ip- mas libremente Je reípondicfle,y el miímo'le hi- 
JeA.iieg.citp.2S. 8. zo la pregunta íin'fiarla de otro. 11 Lomiímoad 
jx Díxitq-^ íeroboi uirtió Ieroboan,quando embiando a íu muger al 
-pxorifua: {urge. Profeta Ahias,paraíaber déla enfermedad de fu 
C^ commuta habí hi)o, le ordenó que fedisfrac^aífe, porque fila co - 
tu,ne cogmfcaris , nocieíre,6noiexcíponderia,ólediria la verdad. 
quodfsyxorlero i% Ya , pues, que no fe halla en las recamaras de 
ho^.^.Reg.c.i^.x los Principes meneñ-exes la induftria para bufcar 
1 ^Gloria Regujn la en otras pairtes, Gloria esde los Reyes inuefii- 
yeftígare fermone gar lo que íe dize dellos.13 El Rey Felipe Según- 
Prov.dS.z. do tenia vnci'iadofauorecido, que le referían lo 
.14 Crebrifq-ypreci quedezian del den tro,y fuera del Palacio, Si bien 
husefflagítctbanrj es de aduertir,quelasvozes del pueblo en auíen- 
ytfevaifiñ^optam cia del Principe ion verdaderas , pero a íus oídos 
facerenu muy vana5,yiiíon'je|-as,ycaufa de que corra cic- 

Tuc.lib.^.an. ^ gamente tras fus vicios,infiriendo aquel aplaufo 
15 ^'í//j(J'cc/«/»»i.coinun,queeftanmuy acreditadas ílis acciones. 
moejlos i>ultusy<tu Kiingungouiernomas tirano que el de Tiberio: 
dtre fe cretas qux- ningún valido mas aborrecido que Scyano,y qua 
rtmonias ,quod ta do eñauan cn Caprinos quebraua el Senado , pi* 
tttaditurneejfet i- diendoles,quefedexaírenvciM4Keron viuia tan 
terjCuiustiemodi- engañado délas adulaciones del pueblo., que 
eos qmdé egreffus creia,queno podria íufrir fus aufencias ác Ro- 
tolerarentjfietiad ma,aunque fuellen brcues ,y queleconfolauafu 
í/í/y'T/w/orm/fítíf/'pí-cfcncíacnlasadueríidades, 15 íiendo tan mal 
peda J?r¡rícipisr€ yiQo,quexiudauan el Senado , y los Nobles , íi 
foiKri. feria mas cruel en aulencia ;, que cn pfefcn^ 

Tac.lib.is.an. cia. 16 

\6 Sen(ítus,^pri ^ Otros remedios avtia para reconocer la lifon 
wAtes in incerto 'jajpero pocosPrincipesquier¿aplicarlos,porque 
€rXt,prociil,dn co le conforma con los afvÜoSpydcfeosnaturales^ y 
ram.atrocioY 1}4- í^(sivemoscaíligaralosfalíarios,y no a los liíbn- 
beretur. 'jeros,aunque ellos fon mas perjudiciales,porquc 

Tac.líb.iyd}}. fi aquellos kuantan la ley de las monedas, eftos la 
,.iv delosvicios,yloshazenparecerVirtudes. Daño 
.■■.■■■ j.y\' \ i . es elle que fiempVe fe acufa,y íiemprc fe mantie- 
Mar.htft.Hífp, ne en Íes Padaeios , donde es pcligiofa la verdad, 

piin- 



Políticas. 50^ 

pí-incipaInierice,qiianclo fe dize a Principes fo- 
beruios,quefacHmerite fe ofenden. 17 La vida le \j Cotumacius lo 
coftóa D.FcrnádodeCabireraelauerqucndodc (¡u'i npnfjl tutum 
fcngañar al Rey D. Pedro el Qaarto< dej. Aragón, apud aures fuper^ 
fin que le valieífen liis grandes fervicios, y el auec Ias , c^r offenfioni 
íido fu ayo.El que defengaha acufa las accioncs,y proniores. 
fe mueftra íüperior en juizio,ó en bondad , y no Tac.lib.^.an, 
puede fufrir los Principes eíla!Íuperioridad,parer 
ciendolesque les pierde el rerpeto,quie les habla Mar.hifl.Hifp^. 
claramete.Con animo íencillo,y leal reprefrntó 
Gutiérrez Fernádez de fóledojal Rey D. Pedro 
el Crucl,lo que (entia de fu gouiernei,para q mo- 
deraiTe fu rigor,y cftc aduertiniicnto que mcr'ecia 
premio, le tuuo'cl Rey portan gran delito, <que le 
mando cottar la cabe<^a-Mira el Principe como a It^ 

jliez a.quie le nota fusacciones,yno puede tenec 
delante los OJOS al que no le parecicró acertadas. 
El peligro eftá en aconfejár loque c5uiene,no ICf 
que apetece el Principe. 18 De aqui nace elenco- ^ ^ Mftnfuadere 
gerfe la verdad,y el animarfe la lifonja.. ' P^'ncipi qnodopor- 

Pero ü algún Principe fuere tan generofOjqiie'^^íf ^'^^^^^^^^or/5 
tuuierepor vileza , rendirfe a la adulación , y^l^^tatJoergaPrify 
por deíp recio que- le quifieran engañar confal- cipemí¡í*emcumq'^.^^ 
fas apariencias de alabanca,y que hablen masfi^^^ff^^^^^^^^^i'' 
conrugrandeza,que confU'pcrfona, 19 fácil- ^"^' 
mente le librará de los aduladores , armandofe^'*<^-^'*^i.^?(/?. 
contra ellbs de feueridad , porque ninguno íé ^^ Etjxego, ac ta 
atreue avn Principe graue,que conócela verdad í^^^pl'cifsime inter 
delascofas,ydeíeftima los vanos honores. Ti. '^^^ ^^(^^i^ loqui,. ^ 
berio con igual feniblan te oyó las libertades ae:'"j^**j^'^^í'^'//¿cr/Vf 
Piíon,ylaslifonjásdeGalloi zopero Tibien dif- ^'V^^f««<t ^ojira^,. 
íimulaaa,conocia la lifoHJa,como conoció la de 7f *^^ noln^cum.. 
AteyoGapito,atcndiendo niasaUnimo , que a ^'^c.í/7?'. \.h¡¡t, 
laspalabras.il Premieel Principe con demonf- ^oAndk/ne'iec 
traciones publicas a los que ingenuamente le di- '^^ ^^^[0^40 fílente. 
xeren verdadés,como lo hizo CÜílinc s tirano de^^^./^'^.i^íw,. ,. \ 
Sicilia,qleuanr6 vnaeftatuaa vnConícjero,por *i Innllcxit h^et^ 
quelccontradixo vn triunfo,con táqualgrangcó'-^^^^J''''J,i'f erant 
la voluntad del pueblo,yoblig6 a que los demás rn^tgisjquamittdi. 
coníejeros le dixCiicii fus paixccres iiorerncnre. ci-bautur. 



50¿ £M PRESS AS 

Hallatidoíe el Rey Dqn A.ioaCo Diiodccímo ,ííx 

vpCpn.íejo impprtantcitomo UeípadA enia raa 

' "/? H'ít) nó4eL'eclia,y el cet ro ca la izquierda.y dixo : De.- 

MAr.iVjt.ittjf, ;^i^^o4pl¡J?/emente yucjifos pareceres ^y aconfijad' 
me lo (¡itcfííere dem,tyor gloria dejhi efpxditjj de ma^ 
^orduméto dcjlc cetro, fn repj,raren tjadii.O tcjiz rey 
nado,dondeel confejoni fe embaia^aua con cí 
i-erpeto,niíe encogía con el temor! Bien conoce 
los h ombres la vileza déla iifon ja, pero recono- 
cen fu daño en la vcrdad,viendo que mas peligra 
por cfta,que por aquella. Quien no hablarla con 
entereza^y zeio a los p4:incipes,ri fucilen de la có- 
diciondelRcyDon luán ci Segundo de Portu- 
gal,que pidicndple muchos vna dignidad , dixo: 

^Ur^hiJi.Hifp, ^^^ lareleruaua pata v^n vaiTallo fuyo,ta fiel , que 
nunca le hablaua íegun fu gufto,íino íegQ la que 
era mayor ícruicio (uyo,y de fu Rcyno ? Pero en 
muy pocos fe hallará efta generóla entereza , cafí 
todos fon de la condición del Rey Acab,q auicdo 
llamado a confej© a los Profetas , excluyó a Mi- 
- qiicas aquien aborrecia,porqueno Ic.profetizaua 

.. « j í. ^ co(ásbuenas,ílno malasia a y alsi peligran mucho 

f. V í °J^"* los miniftr os, qu<; licuados del. zelohazen con je- 
^.Lru ^ ri turas,ydifcuríosdelosdanos futuros , para que 
Um fc'prcuenga el reraedio,porque mas quieren los 

n Ret s Pdncipesignorarlos, que temerlos anticipada- 

"* ^*^**^ mente-Eílán muy hechas fus oíejas a la armonía 

de la muíica,y no pueden íufrir la difonacia de las 
calamidades que amenazan.De aquí nace el eíco- 




' r^r- i:.ia«.i L*wi^«.aMiqueas.a4QucmiKho,pues,quc 

^ i^/Aw.c 4. j . . ^jj^ jg luzde la verdad yerren el camino , y fe picr- 

dixerit mihi Dem ^^ ' gj hmiieflc difcrecion en los que dizeu vcrda 

mfushoc bqitxr, ¿^^ ^^ PrincipCjmas las eílinaaria gue las lifonjas, 

Sf^r*iral.c,iS.i 3 . pero pocos íaben víar deilas a tiempo,con bládu- 

ia,y buen modo.Caü todos los que ion librcs/oíl 

afperos,ynaturalmentecaufa a los Principes vn 

; -fem leíante feco,y armado con la vcrdadj porq ay 



POIJTJCJS. loj 

algunas virtudes abonecidaSjComo fon vnaícue tS Em'gilnis mr- 
ridadobíi:iiiada,y vn animo inuenciblc cótra los fu sfopjrcdepYcjJus 
faLiores,t;cnkndo los Principes pordeíeñimacio, -vidijlmmum. 
que fcdcíprccian las art?s,con que íe adquiere fu Gen. c. 4.1. 22. 
gracia/yjuzgandoquc quien no la procura^no el- Sownlü, vídl q uod 
tá íujeto a ellos, ni los ha meneitcr. El íupcrior pencruit me , C^ 
víc de la lancetazo nauaja de la verdad , paraca- coghationes in jirj. 
raral interior,perocü:cíólamentedclcauO-ico, q to meo.c^-yijlofies 
Un dolor amortigüe , y roa lo viciofo del lupc- capinsmei con*»*». 
rior.Laitimar con las verdades íiii ricmpo,nimo haneviint rr¿€. 
do,mas es malicia, que zclo ; masesatrcuimien- Dan.^.z. 
to,queaduertcncia.x\un Dios las manifcftó con lóCuiiHeititi-i'U 
recato a los Principes, pues aunque pudo'por lo- difomnia , 7ieq-j ejl 
fef,y por Daniel notificar a Faraón , y a Nabuco- qui cdifferat , qux. 
dcnoíbr algunas verdades de calamidades futu- audiyí , tel^ipien^ 
raSjfelasrcpreientóporlueños, quandoeftauan tijsime cü?ii¡cerc» 
cnagcnados los fentidos, y dormida la mageíUd, C0J.4.1.1S. 
15 y aun entonces noclaramentCjíino en figuras, Vifiofiesfomf^to- 
ygeroglifiGOSjparaqueíeintcrpuíieíTctiempoen rum meorum qtia 
la interpretación ,.ccnquepreuino elinconue- yidi ,(¿^ foliitioné 
liiente del fufto,y íobreíalto , y elcuso el peligi-o eartim tierra. 
de aquellos miniftros,fi fe las dixeficn fin ferJla- Da}}.^.6. 
niados.2óContentefeelminiftro,conquelas¡lie 27 Jpparuerunt 
gue a conocer el Principej/fi pudiere por feñas, d/g!ti,quafi/r¿ar<iís 
. no víe de palabras.Pero ay algunos tan indiícre- hominisfcribentis 
.toSjó tan mal intencionados, que no reparan en corra c^dehbnim 
dezir dcínudamente las verdades,y fcr autores de tnfuperjlcic parie- 
malasnueuas. Aprendan eftos del íuceílb del Rey tis aulx ;<eg/^,c>' 
Balrafar,a quien la mano que anuncio la muerte, Rex ajpicieüA r a>* 
no íedeícubrió toda,fino folamente los dedos, y ticulos'manusjcri 
aun no los dedos,rino los artículos dellbs,fin ver hemis. 
íequi¿losgouernaua,y no dedia,rinode noche, Dan.$.$. 
cícviuiendo aquella amarga íentencia a laluzde 28 AloderáttoKC 
bs hachas,y en lo dudofo de la pared , a 7 con ta- tame^prudcnuar-^ 
leslctras,quefucmeneftec tiempo para leerfe, y j'¿^r¡col^, UniJui- 
cntenderfe. turjqnia noncomit' 

Siendo, pues,la intención buena,y acompañada macia^neqHe tuiíní 
ácla prudccia,bien fe podria hallar vn camino fe máMijuc lihertc:- 

furo enere lo ícruil de la lifon'ja, y lo cotumaz de tisfanidm^Utum' 
a vej^dad^porquc todos fe pueden dczirjfi íefabe que 

V de- 



'3o8 EMPRE^SAS 

tj^--tc^fuU0CA¡):it, dczir,mirando folamente a la cniTiicndi, y no~a III 
lAc.in una Agrie, gloria de zclofOjy de Ubre con el peligro de la vi- 
z 9 Po'i]\' erla mfub da ,y de la fama^arte con que corregía A ricola el 
ruiUs Pfincipihns natural iracuiído de DoU7Íciano. 2 8 El que con el 
ñútanos vi füsejfe. obLoquio, y la modeftia mezcla el valor , y la in- 
Tac.ífj ylt.Agric. duíAria, podrá gouernjrfe ícguro entre Principes 

30 NAm^h/aqne tiranoS;z9 yíer masglorioíb, que iosque lócame 
üb faiis ddnhtt 1' te con ambición defama Íeperdi-Ton, fin vtilidad 
ttilvAs ctlioYÜ^in me de la República. Con eíla atención pudo ív'arco 
lilis fit'xit : ncciuc Lepido tcmplar,y reduzir a bic muchas adulacio 
tamc tempérame- nes dañoías,y coníeruar el valimiento,y gracia de 
tiegeb.it,cilaqun Tiberio. 30EI ínlirfe del Senado Traten por no 
híli^aiithoritaTe,ó' oir los votos^que para adular aTiberio, fedauan 
gratiAapiíd Tibe- contra la memoria Agripina/uedañofo al Sena- 
rii4m yiguerit, do , a el de peiigro,y no por eiío dio a losdemás 
Tac.Ub.^.an. principio de libertad^ 51 

3 1 Thrafea P^tn>s f En aquellos es muy peligrofa la verdad, 
Jiletiojyci brcu! ítC qi\<^ huyendo de íer aduladores , quieren parecer 
jénfit priores aduLí libres// iiigeí'iioros.y con agudosmotes acufan las 

tío/;es tr.ifmttere acciones , y vicios del Principe, en cuya memo- 
fGlintsexiri'jjtuSe ría quedan uempre fijos , 3 a principalmente 
riiXtuiyacfibi c;ínsA quando fe fundan en verdad , como le íucedíó a 
pericííh fccit jC^e- Nerón con Ve Ciin o a quien quito la vida , por- 
^terislibertatis ¡ni. que aborrccia fu libertad contra flis vicios. S3 
tmm non pnsbuit. Dezir^ verdades mas para defcubrir el mal gouier 
Tac.lib. I 4 ann. no,que para que fe enmiende,esvna libertad que 
3 i Tíberiíhm acer^ parece aduertimiento,yesmormur3CÍon;parcce 
Itsficeti)^ ¡rridcre zclo,y es malicia. Por tan mala la juzgo , como 
folitusjquarííapiMl alalifbnja, porque íi en efta fe halla el feo delito 
prepotentes in lo- de leruidumbrc, en aquella vna faifa efpecie de 
giim memoria efi. libertad. Por efto los Principes muy entendidos 
5 'ítcMb . ^,an. temen la libcrtad,y la dema'fiada lifon'ja , hailan- 
$S Sxpe dfptrisfa do en ambas íu peligro ; y aísi fe ha de huir deítos 
€€dj5 ílUfiis,qua2 doseftrcmos,comoíehazia.en tiempo de Tib'e- 
ybi muitnm ex ye iio. 34 Pero es cierto,que conuiene tocar en 
¥0 traxereydcrem ]a adulación para introduzir la verdad. No lifon- 
Jhí memoriam re- gcaralgo,esacufarlo todo 5 y afsi no es menos 
Unjüunt. ^ peiigroíb en vn gouierno deíconcertádo/noadii 

TAc.hh i^.4n, lar nada*, qite adular mucho. 3 5 Defefperada de 
tcmcdio quedada k. República^ ¿nljumano fe- 



EOLÍTICAS: J09 

tiacl Principe, fi lúla vcrd:,ci,nih lifonja (e le 54 Vnde.i-ip'Q.ty 
atrcuicircn.Aípidíci-ia,riccn-áiTclosoidcs ?.iüa- <i^ Inbricd oréfrit 
lago,ic quien dilcretamcnte io procura obligar >/» Frinci^Cy //,■•/ // 
alojulto. 3óConíostalcsamcna(^6 Dios por ia hcnatén,etiich¿r, 
bocadv Icrcmias al pueblo de leiufalcn, diziédo, <tdu!ancnc<jJ^r^t 
que le daria principes ícvpifntcs,quc no le doiat- Tac.lib.t.afj, ^ 
íhi encantar, y los mordielVen. 3 7 Fiero es el nni- 5 5 QS"^ morilus 
mo,de quien a lo fuauc de vna lilonja moderada, corruftis, periíide 
no deptrne r%pa(sones,y admite disfrazados con (tnccps^fi ntdU^c^ 
ella lo^.confcjos (anos. Porque íucle íer amarga la '^^^ nimia ejL 
veidad,c5 mencftcr endulzarle loslabios al vaíb, Tac.bh.^.aK. 
para que los Principes la bcuan.No las quiere oír * 6 Fííror tllisfeclt 
llfon recas,Y Cuelen con ellas hazeríc peores.Qua diimfnMhttidinCm 
tó mas le dauan en roftro a Tiberio con íu cruel - fo'PeatjsJií^tJji 
'áhdyCc chfangrenraua mas. 3 8 Conucnicntc es ala- ¡>id-fslu?d^,0'oh 
bji4^a|gunas acciones bucnas,como illas huuicl tur^tis atércsfias, 
íiíniiecho,para que las hagan, ó exceder algo en ^u^non exaudict 
alabar el valor,y la virtud,pafa que crezcan , por- yocemincántAtiüi 
que ello mas es halago artificioío,con que íe en- (^ yenefici incan» 
cíende ol animo en lo gloriólo, que lifonja. Ai- tantisfafienter. 
íidizeTacito,que vtauael Senado Romano con Pfal.^j.ó. 
Neroíi en lainfancia de íu Imperio. 39 Eidaño ¿7-^S^ '^^'^f-^'^í'- 
eftáen alabarles los vicios,y darles nombre de vir bisfcrpcntcs Regí* 
tud, porque es toltarles larienda,p3raquelosco- los,(iuíbus non eji 
metan mayores. En viendo Nerón, que fu cruel- inantAtio-.O' mor 
dadletcniaporjufticia, leccuómascnella. 40 dehunt-vos. 
Mas Principes haze malos la. adulación, que la Ieycrn.c.Z.17. 
malicia. Contra nuclka milma libcrtad.contra 3 8 C^f/Tir obieC}am 
nueíh'ashaziendas,y vidas nos deívelamos en ci- jibiaducvjtts reos 
tender con liíonjasel poder inj'afto de los Princi- iricícmcntia^eoper 
peSjdandoles medios con que cumpl:n Cus apcti • i'icíicius amplc- 
tcs,ypalsionesdtíordcnadas Apenas huuieraPiin xus.Tac.\iU.^.Aij, 
cipr malOjfino huuicra mmiiliros iiton'jcros. La 59 Ivlainis putri* 
gVacia que no merecen por ius virtudes , la pro- ¡audiyiiSj-i'ttftue- 
curan con los males publico». O gran maldad, «///i ít;)/w/5 lef*iu 
por vn breuc tauoi',que a vezes no te configiicl 6 qnoq-^renim gloria 
íe conuicne en daño, vender la propia patria , y pibitus^rnaicres 
dexar en el Rcyno vinculadas las tiíanids I Que Tac. Uí? .13 .anual. 
nos marauillamos de que por los delitos del Prin- j^.oJPofta^u a cutida 
cipe caítiguc Dios a fus vaflallos , fuon caufa de- jcc, 

«V* líos 



^To EMPRESSjí§ 

fcckrumpi'oegre- líos , oblando el Pniicipe poi*Ciisminíftros, los 
g/fi accipi yJdet qualcsle adaiertcn los modos de cargar cótribu- 
extíir'jat otldt'Jii to al pueblo>de humillar la nobleza , yde reducir 
2'ríc.//¿. 14 4w. acir^'^i"»!^ elgouierno, rompiendo los priu'ilegios, 

lüseñiIos,y lascoftumbrcs , ion defpues .mita - 

mentos de la execucion. 





Vchas razones me obliga a dudar,íi la fuer 
.te de nacer tiene alguna parte en la gracia,» 
y aborrccimiéco de los PrincipeSjó fi nue&o c5-' 
íejo,y prudencia podrá hallar camino íeguro íia 
ambición, ni peligro entre vna precipitada cótu- 
macia,y vna abatida ícruidumbre.Algunafuerca 
oculta parece,que fmo impele;,mueue nueftra vo 
luntad,y la inclina masa vno,que a otro : y fíen 
losfcntidos,y apetitos naturales ib halla vna fím- 
paria , ó antipada natural a las coías ; porque no 
en ios afe£fco5,y pafsioncs? Podra obrar mas en el 



POLÍTICAS: jií 

apetUo,quc en la voluntad , porque aquel es mas 

rebelde al Ubre a luedricquecíla; pero no dexara 

de poder machóla inclinación, a quien ordinaria. 

meóte fe rinde la razón, principalmente quando 

ciarte ,y la prudencia íaben valerle del natural 

del Principe,y obrar en coníonancia del. Entp- 

das las colas animadas , ó inanimadas vemos vna 

fecreta correípondencia,y amulad, cuyos vincu- 

losmas tacílmento Ib rompen, que fcdiuidcn. Ni 

la afreta, y trabajos en el Rc7 Don íuan el Según- Mar^hfjl.Hifl^, 

do,por el valimiento de Don Aluaro de Luna^ni 

en eftc los peligros euid<.-ntcsde í"u cayda , fueron 

bacantes para que fe deícompufiefie aquella gra- 
cia con que eílauan vnidas ambas voluntades: pe 

ro quando efto no lea inclinación , obra lomif- 

mola ingratitud a leiuicios recibidos , ó la exce- 
lencia del íujetOi Por fi mifma fe dexa aficionar la 

virtud,ytracconíigo recomendaciones gratas a 

la voluntad.Inhumana ley íeriaen el Principe mí 

tener como en balanza fufpenlbs , c inditerentcs 

fusafcdoSjlosqualespor los ojos , y las manos íe 

cílán derramando del pecho.Que feueridad pudo 

ocultarle al valimicnto>Zeloíb de fu coraí^on fue ^ j 

Felipe Scgundo,y en él no vno,íino muchos Pri- i Sol cotrdGauao 

uadostuuieron parte. AunenDiosfeconocie- ticmoucarts , Ci? 

ron,y les dio tanto poder , que detuuicron al Sol, Z^«?írf cotra y alie 
ya la Luna, i obedeciendo el mifmo Dios a fu Aí^lu-i.Stetemnt- 
voz. 2 Porque ha de ferUcito(como ^owáQi'b qn^ Sol, &" Luna . 
el Rey Don Pedro el Cruel ) elegir amigos a los lof.io.ii. 
particulares,y no a los Principesa Flaquezas pade a obediente Domi 
ce ladominacion,en q es meneíler dcicanlarcon »o yocihomií!is,i¿^ 
algún confidente. Dificultades fe ofrecen en pugn'xrcprolfrcíeL 
ella,quenoíe pueden vencer a folas. Elpeíode ibidc/». 

. reynar es grauc, y pelado a los hombres de vno fo 3 Sub (¡no ci(n!r.t¡' 
lo.Losmasrobá(tosrerir.den,y comodixo lob, titr^qm portiit or- 
feencorbm con él. 3 PoreftoDios,aunqueafsil- bem. lob. 9-13- 
tia a fvl jykn,y le daua valor , y luz de lo que auia 4 Vt [ujien tent te- 
de hazer , le mandó , que en el goiiierno del cmi onus popríí/, 
pueblo íe valielTe de los mas vie'jos , para que le C^ non tí^folns grd 
ayuda:len a licuar el crabajO;4 y a fu luegro 5ctro í.':m. 

y 3 Ifi N itra. 11. 1 j* 



:¡íi EM PRESS AS 

5 vh)\ti>iyes tu:is le parccio;que era mayor que fus tuercas, Alexaií 
ejlnegútlam^foins dro Magno tuno a íu lado a Parmenon ,Dauid 
ilhíl non poteris aloab,SalomoaaZabad,y DarioaDaniel ,los' 
jn'Uner-e. qaales cauíaron íus aciertos. No ay Principe tan 

S.Xsiá. 18 I S. pnidente,y tan íahio , que con fu ciencia lo pue- 

da alcancau todo^ni can íolicÍ£o,y trab3Jador,que 
todo Lo puedít obrar por fi íolo. Erta ñciqucza 
L . $.th.p. tL. obligó a formar ConíVjos,y Tribunales , y a criar 

óSolatium cítrurit Prefidentes ,Goiiernadorcs , y Virreyes , en los 
jnqnemer fibí ad^ qiiales eftuuieQl* la autoryad,y el poder dQl Prin- 
hibciit wAturi Re- cipcCtíc/jo/oCpalabrasfondei Rey Don Alonío 
ges ,<¿^ hinc mdio- e\Sabio)non podri.i ^^uci'ynin librar todas las cojas , 
res ¿eflimá/ítHr , fi porque hrt menefler por fuerza, ayud a de otros, en quien 
JoU omnU non pr<£- Je fie,que cumplan enfií lugar ^ ufando del poder que 
rKunr. ¿"el recihenen aquellas cofas,que eUion podría por (I 

Cjfsiüd.l.Sxp 9. c«»í/?//V. Arsi,paes,co-mo íe valeel Principe de los 
7 Loquerc tu «o- miniítrosen ios negocios de afuera, que mucho 
hls yCj? (tudiemus: quelostengatambien para losdefu retrete, y'de 
non loquaturnobis fu animo? Conucnientees,que alguno le aísilíaal 
Dominus ^nejarte ver,yrelbluer lasconfultasde los Conlejos que 
nioriamur, fuben a el>con elqual confieraXus dudas, y fus de- 

Jíxod. a o. 1 9- rinios,y de quien le informe,y fe valga para la ex- 

3 VídentHr mihi pedicion,yexeciiciondellos.6Noferia peor,que 
jermones tut honí, embarazado c5 tantos deípachos no las abriefle> 
^' tufti , fednoneft Fuera de que esmcnefter, que fe halla cerca del 
(¡m teaudíAs conjii. Principe algún miniílro , que deíembaracado de 
tmus k P.ege^ otros negocios,oyga,y reíTefa , fien do como me- 

a.??.i5ó. ^ dianeroentreél,ylosvaíralIos,porquenocspof- 
5> Qw/m RegU fá~ fible que pueda el Principe dar audiencia,ylatisfa 
miliaritatis facra- cera todos, ni lopermiteel refpetoa laMagef- 
yjum admitínntuY tad.Por efto el pueblade Ifrael pedia a Moyfen,q 
mitltií faceré p^f- habla(reporellosaDios,temcrolbsde íupreíen- 
j'imtjú^ d:cere,quh cia,7 y Abfalon pata hazer odioío a Dauid,le acu 
hus pauperum tie- fauade que no tenia miniftro que oyeíle por él a 
icefsitiisfubkuetur, los afligidos. 8 

foiientur religiOf El zelo,y la prudencia del valido pueden con la 
pAt <!e.quitaSjEcc¡e- Ucencia que concede la giacia,corregir los defg- 
ftadiUretitr. tos delgouierno,9 Vías inclinaciones del Princi- 

F€LBlef.ei) I JO. pe. Agrícola con deiireza detenia lo precipitado 
de DoiTiiciano^y aunq Seyano era malo, fue peor 

Ti. 



TOLITÍCAS. V7 

TibenQ^quatido faltándole del lado^dexó correr 
funaturaljioyavczcsobra Dios poi: mediodeí lo obreílisUó.'di 
valido iaíalud del Reyno, como por Na?.maala mbiís,du ScUnuní 
deSiria,ii por lofirfla de Egipto. Siendo, pues, dilcxitjtimuiryc; 
fuerza repartir eltc pefodclQ;ouierno,natural co- p^-jlrcmo ¡njcúétfi 
ía cs,qLie tenga alguna parte la áficioUíó confron /z//»??// , ac decbrA ^ 
tacion de íangre en la elección del íujetOjyquan". proriíplr.pofr^mm 
doeftaesaduerrida, y nacedel conocimiento de remoto piídore¡C>^ 
fus buenas parnes,y calidades , ni en ella ay culpa, mctUjfuo unm-m 
nidaño,antescsconucnicncia , que fea grato al {ngenio -vtcbatvít. 
Principe el que lia de afsiñirle.La dificultad con - Tuc.lib.ó.ak^ ■. 
íiftecníi,cfta clecció lia de íer vno,óde muchos. 1 1 NaamanPritu 
Sifón muclios igualmente fauovecidos,y podero ceps rr.ríitidz R^qi^ 
íos,creccn en ellos las cmulaciones,fe oponen en Syd^^evút t/w"]* g 
los conícjos,y peligra el gouierno:y afsi mas con - ms apud Don.ínir 
forme parece al orden natural , que fe rcduzgan fatmiy^s^hófíora:. 
los negocios a vn miniltro íoio que vele íbbrc ios n^s : per Huí éiurH 
demaS;por quien paíTenal Principe dirigidas las deditDomitins fa^ 
materias,yen quie cfteiubrtituidoelcuydado.no Imem SyrU. 
el poder,lasconfultas,no las mercedes. Vn Sol AReg.c.^.i. 
dáluz al mundo, y quando tramonta ,dexa por 
Prcfidentc de la noche no a muchos , fino loia' 
mente a la Luna , y con mayol- grandeza de rcf- 
plandores que los demás AO:ros,los quales como 

niiniftros inferiores le afsiílen:pero ni en ella, ni 

en ellos es propia, fino preLlada la luz , la qual re- 
conoce la tierra del Sol.EÜe valimiento no'deía- 

creditaalaMageftad,quandoel Principe entrega 

parte del pefo de los negocios al valido, teíetuan- 

doafielarbitrio,ylaautoridad,porqueral priua- 

canoesfolamcntegracia,rino oficio:no esfauor, 

lino fubílitucion del trabajo. No la conociera 

iaembidia,fiaduenidos los Principes le huuie- 

ran dado nombre de prefidencialobre losCon- 

íejos , y Tribunales ,como no reparaua en los 

Prefeftosde Roma , aunque eran fegundos Cc- 

fares. 

La dicha de los vaíTallosconfiftc ch que el Prin- 
cipe no fea como la piedra imán ,q atrae a fi el hie 

rro,y defprecia el órc, fino qfc fepa.hazer buena 

•--, V^ elec- 



V4 EMPRESSA5 

elecció de Vil valido,que¡le atribuya los ac/ertos,' 

y]asmei'cedes, ytoleireenfiloscargos , y odios 

delpueblorquefindiuerrimientoaísiAairin am-- 

bicion negocie jfin deíprecio efcuchc. fin pafsioii 

conralte,yiin interés reluelua : que a la vtilidad 

pLioIica,noalafuya,ni a la coníeruacion de la 

grada,y valimiento encamine los negocios. Efta 

es la medida, por quien fe conoce , íi es zelofo , 6 

tirano el valimiento. En la elección de vn tal mi - 

I X Multhüdoau niftrodeuen trabajar muchaílos Prmcipcs,proca: 

tt'homífiüabduála rando,queno(eapor antojo, 6 ligereza de lavo- 

^e-fpcckmoperis, luntad,fíno por fuscalidades,y méritos , porque 

cum qui ante tem- tal vez el valimiento no es eleccicnXino caíotno 

fus taquam homo esgiraciaXino diligencia. Vnconcurfo del Pala- 

horiorarusfiieratj ció íuelelcuantar,y adorar vnidoio , a quien da 

nuric Deumajiima viía cierta Peidad,y rcfplandoresde mageftadel 

uerunt.. cuítodemuchosquelehiucan la rodilla , le en- 

Sap.i^. i£)» cicnden candelas,y leabrafan incienfos, acudicn-' 

13 Tíb£YiiÍi>(iYÍ]s doaelconíusíucgos,y votos; 12 y como puede 

artihit.s.dettpíxttj la induftria mudarle el curio a yn l'io , y diuertirle 

adco i^t ohfcuYum por otra parte,aísi dexando los negociantes la ma- 

adikcrfurK aHos^jl. drc ordinaria de los negociós,que es el P.rincipe,y 

hi mn inciíutumj íusCq.nícjOsJoshazen correr por la?' del valido 

inteCltiqtejficerct. íola:»'cnte,cuYas artes dcípues -tienen cautiua la 

Tac.lih.i^, an. gracia/in que el Principe mas entendido acierte 

i^)A4ult¡\'equinit a libr,ar/t:;deUas.,.]Síinguno mas cauto,n\a$reñor. 

f Aciem Pnncipis, deíi,queTiberio,i3 yíeíujetóaSeyano- Eneílc 

C> iuÁiciu'-n a Vo caío no se C\ el valimiento es elección hun')anaj 6, 

mino cgredi.tur fn faerca(uperior,para iinayor bien ,^Q*para mayor 

gúoram. mal de la República. El Efpiritu Santo dize,que 

Tray. 29.» 6. C5 particular juizio de Dios. 1 4,Tacito atribuye, 

15 Nnt'xColcríiÁ ía gracia,, yca^Hia de Seya.no a ira del cielo /para 

(q^dpje ijfiemAT^ ruina del. Imperio Romano. 1 5 Daño es muy difi- 

tlbits yidus cji) ciidcatajíar, quando el valimiento cae en gran 

^lííi Deií mitu rem paion^gQ ,comoes ordinario en los Palacios, 

Jlf^mAmm , cinus donde firuen losmas principales.porque el que íc 

paricxit}oyi¿u¡t¡ apodcravna vezdel ,ie fuílenta con el reípetoa, 

cícidltque. íu n acimiento > y' grandeza 5 nadie • le puede der- 

7'acJtb.^nn. ribarfacilmente , como hizicron a luán Aloníói 

MflrJiift.Hifp:. d¿' KobiCo , en tiempo del Rey Doi^, luAud Se? 



POLITICJS. 5iy- 

gundo. Efto parece que quifo dar aenten dci el 
Rey Don Alonío el Sabio^quando tratando deia 
familia Real , dixo en vna ley de las partidas. E 
otroftyde los nobles homes/c poderofos^HOfifepíicdeel ^•2J¡t.P'p, jj 
Mey bien feruir enlos oficios de cMÍ(t diii. Ca parla 
}iohlc:^a defdcñ.tridfi clfcrutcio cotidtano'.e por el po- 
derío AtYeuerfeyen ajrí^cr afítSj fjtieje torna y¡d en da 
ñojC endefprecían.entodt'i.^cligíoío cfláe-icoraco 
del Principe en la mano de vn vaílallo,a quien los 
demás relpetan por íuísngíe , y por el poderde 
fus Filados : íi btcn quando la gracia cae en per- 
fonage gvande,zelolo,yatcntó al leruicio , y ho- 
nor de lu Pi-incipe,y al bien publico , es de meno- 
res inconucnÍLnres,porquc no es tanta la embi-i 
dia,yaborrecimicnto del pueblo , y es. mayor la 
obediencia a las ordenes que palian por fu mano: 
pero en ningún caíb dcfios avrá inconuenientci . 
fiel Principe íupiere contrapcíaríu gracia con 
fu autoridadjV con losmeritosdel valido, ílruie- 
dGÍefolamente del en aquella parte dclgouierno, 
queno pudiere íuñentar por fi folo,porque íi to- 
do íe loentregOjle entregara el oáciodePriiücipe, 
y experimentará los conuenieni:es,qüe cxperiniQ , 
to el Rey AÜuero , por auer dcxado iuS'Vaílallps 
al arbitrio de Aman. 16 Lo que no puede dar, ó 
firmar íLi mano^no la ha de dar,ni firmarla agena. 1 5 T)ePopido'age¡, 
No ha de ver por otros ojos,lü que puede ver poí^^od tihipUces, 
los propios. Lo que toca a los Tribunales,y Con- £/?//c.2.ii, 
fejos,corraporellos,rcíoluiendodefpucs en voz '' ' * ' * 
con fus Préíidentes.y Secretarios , con cuya rela- 
ción fe hará capaz de las. materias ,.y feíán íiis 
refolucionesnias breucs,y mas acertadas , confe- 
ridas con los rnifmos que hancrhdolos nego- 
cios. Aísi los hazen los Papas,y los Emperadores, 
y aísi lo hazián los Reyes de Eípaña¡haíU que Fe- 
lipe SegandOjComo preciado de la pluma, intro- 
dLixolasconíúltasporefC'-rjtojeftilQque deípues 
íc obíeruó,y ocaíiono crvíUmitfnto,porque opri 
midos los Reyes gon la- pj^ojígidad de varios pa- 
pelcs^es faerca qu: lí?s cc^ictan a yao , y que cfte 



ji6 EMFKESSAS 

fea valido. Haga el. Principe muchos fauorcs ,y 
mercedes al valido , pues quien mereció fugra- 
cia,y va a la parte de íüsfatigas , bien merece íer 
17 Vt vcnictcPe preferido. Lafombra de ían Pedro hazia mih- 
tfojfxltem ymhr4 gros,i 7 que mucho, pue5,que obre con rnas auto 
illiHs obriimb,íret ridadque todos el vaUdo,que eslbmbra del Prin- 
quéfiamíUorum, cipe:pero le deue también reícruar algunos fauo 
&lil}evarcntur(tf> res,y mercedes para los demás. No lean tan gran- 
in drmitMíbus fu'is des las demonftraciones,que excede la condición 
Ati.^.L^, devaiTallo.Obreel valido como íbmbra, no co- 

mo cuerpo. En eíto.peiigraron los Reyes de Caf, 
tilla, que en los tiempos paliados tuuieron Priua- 
" dos,porque como entonces no era tanta la gran-! 
dczadelosRcyes,por pocaqueksdieflen ,bafta- 
Míir hiñ HiCp^ ^^ ^ poner en peligro el B,eyno,como fucedió a I 
'' ' "'^^ Rey Don Sancho el Fuerte,por el valimiento de ' 
Don Lope de Aro: ai Rey Don AlonCo Onzeno , 
T« c^^ n./-^/^«^P'^^^^^^^^^"*^^ AluaroOíorio:al Rey D. luán 
m:furxmim^Um. ^c.^ Aluar¿ de Luna,y Don lu^TPachcco. To . 
^V '^ fX^f* do el punto dclvalimieto confiíkcnqelPrinci, 
rince' s n uere p^^^^-^ medir quanto deue fauorecer al valido ,/ 
amtco pojjjs.a^c ^^ ^^^^^^ quanto deue dexarle fauorecer dclPrin^ 
goq:^^^nti,^mwiis cipe Loque exccdcdefta mcdida,caula(co. ■ 
^ Principe acape. ^ niodiremos)zelos,embidias,ype- 
rc:c^tcntin^t,di^ ligros.18 

augent. . : ^ . , • 

Tdclib.iáp.Aít, 




Def- 



y o LIT iC AS. 311 




r>Efprccla el monte bs demás obras de lana- 
^turaleza,y entre todas le leiianta a comuni- 
caríc con el cielo.No einbidie el valle íu grande- 
za, porqaellbieneíláma^vezino a losfauoíes 
de lüpitcr, también, ertá a las iras de fus rayos. iLonge cihz^o aB 
Entre íus llenes fe recogen las nubes , aliri^ :ír-homi}icpote¡l(ttcm- 
man las tempeí"l:ades,íienda=cl primero a padecer habcnte ocadcdí^^ 
fus iras. Lo mifuTO fucede en los cargos,y puef - O* mfnfpicaheri^ 
tos mas vezinos a los Reyes. Lo aOiuo de fu timorcm mortis^ 
poder ofende a lo que tiene cerca de íi. No es Communknxionl 
menos venenóla íucomunicacion,que la de vna mortisfcito. 
viuora. I Quien anda entre ellos, anda entre Ecclef 9^2.0. 
los lazos,yarmas de enemigos ofendidos, z Tan 2LQuo?iiami}) mC'- 
inmediatoscftanen los Principes el fauor, y el dio Uqueornm¡n-> 
defden,queningunacoía fe interpone. No to- grcdierís,C>'fnper 
ca en lo tibio íu amor. Quando íe conuicrte en. dolenum arma am 
aborrecimiento, falta de vn eftrcmo al otro , de I b-^la bis. 
fuego al yelo. Vn inftante mifmo los vio amar, Ecclt^f 9.a^0^ 
.y. aborrecer con efe tos de rayo , que quando 

ic 



3xZ EMPRESSAS 

íe oye el trucno,6 ve íu luz,ya dcxa en ceniza los 
-1^' cuerpos. Fuegodelcdraqoneslagracia:conla 
•mifinatacilidad que le enciende,re extingue. Al- 
gunos creyeron, que era fatal el peligro de los fa- 
$ Feto *)otctU Yá*- florecidos de Principes, s Bienio teftifican los 
vo íempiternje, exemp los paitados acreditados con los preCentes, 
T^cAi¡f.i,4n! derribados en nueftra edad los mayores validos 
del múdo:en Eípaña el Duque de Lerma,en Fra- 
cia el Marques de Ancre^en Inglatei'ra el Duque 
Boquingan^en Olanda luán Oidcn Vernabeltjcn 
Alemania el Cardenal CliíeliOien Roma el Car- 
denal Nazaret. Pero ay muchas caulas a que fe 
puede atribuirlo porque el Principe dio todo lo 
que púdolo porque el valido alcácó todo lo que 
defeaua ,4 y en llegando a lo fumo de las cofas, es 
, fuerza caer, y quando en las mercedes del vnó, y 
'4.AnfatiesoaptSj xnlaambiciondelotroayatemplan^a,comopue 
aitt u/oi cu omniA ¿g ^^^J. conftancia en la voluntad de los Princi- 
mjueru't-^cíij-chos, pes?quecomo mas vehemente, eftá mas fu jeta a 
^nmiámmhil re- ¡^ variedad,y a obrar diueribs efetos opueftos en- 
Itcimtoíejtqttodcif trcri.Quien afirmare el afedo que fepaga de las 
fiante diferenciasdelasefpecies , y es como la materia 

TacJw.i.an^ prima,qne no vepofa en vna forma , y íe deleyta 
con la variedad? Quien podrá ceuar , y mantener 
el agrado £u|eto a los achaques , y afecciones del 
animo^Quien íerá tan cabal , que conferue en vn 
eftado la eílimacion que haze del el Principe > A 
todos da en los ojos el valimiento- Los amigos 
-del Principe creen^que el valido lesdilminuye la 
graciados enemigos,que les aumenta los oidos. 
Si eílos íe reconcilian , íe pone por condición la 
clel'gracia del vaiido,y íi aquellos íe retiran, cae la 
culpa fobieél.Siempre eftá armada contra el va- 
lido la cm'alacion,y la embidia, atentas a ios acci- 
dentes paraderribarle. El pueblo la aborrece tan 
€ieganientc,queaunelmalnatural ,y vicios del 
M>ir.mfl^Hif¡f. Principe los atribuye a él. En daño de Bernardo 
de Cabrera, refultaron las violencia del Rey Don 
Pedro el Qu_arto de Aragón , de quien fue fauo- 
recido. Con lo milino que procura el valido 

asra- 



TOLITICAS. ?,<> 

•agradar al Principe,(e haze odiofo a los demás , y 
aísidixo bien aquel gran Varón Alfonfo de Al- 
biirqacrque,Goucrnador de las Indias Orietalcs, 
que ll el miiiiftro latisfacia a íii Rey , fe ofendían 
los hombres ,Y fi procuraua la gracia de los iiom- 
bres,perdia la del Rcv- 

$ Sila priuanca retunda en la adoración exter- 
na,fomentndad? las artes de palacio, es violenta, 
y luirtad:i,y llcmpre la libertad del Principe traba 
ja, por libraríe de aquella íeruidumbre impLieria, 
y no voluntaria. 

Si es inclinación, efta difpuefta a las fegundas 
cauras,y fe va mud.uido con la edad , 6 con la in- 
gratitud del fujcto,qucdeíconoce a quien le dio sQ^omamigmra^ 
elfer. 5 'iityqmfi jinxity 

Si es fuerera de las gracias del valido, que pren- ^ 7«'' infphauh 
dan la voluntad del Principe , ó breuemente í'c'^^^ '^^imxjquícope 
marchitan,6danenrolbo,comoíuceden en los >'^fíí>',Cí^ quiinfuf 
amores ordinarios. fl^^^^'t tUt fpiríftf; 

Si es por las calidades delanimo,mayoresque '^^^15.1 i. 
las del Princjpc^en reconociedolas cae la gracia, 6 H^cefi condttio 
porq nadie lufre ventajas en el entendimiento, ó ^egitm, -vt^cafus 
ea el vaior,mas eftimables que el poder. tantii adi>erfos ho 

Si es por eldelvelo,y cuydado en los negocios, rrumbus tribuant, 
no menos peligra la vigilancia,que la negligecia, fccimdos fortuna 
porque no íiépre correfponden losfuceíTosa \osfr'<^- 
medios por la diuerfidad de los accidenres,yquie EmiLproy. 
reñios Principes, que todo falga a medidadefus JP^'offera omnef 
cleleoSjy apetitos.Losbuenos fuceííbs fe atribuye fic'í 'i'endicant^ad^ 
al cafOjó a la fortuna del Principe,^ y no a la pru- tterfa ym imputa- 
dencia del valido , y los errores a él foio , aunque ^^tr. 
fea agena la culpa, porq a todos fe arrogan a íi las Tac.hi -vlt.AgYic, 
fe!icidades,y las aduerfidadesa otro,7 y efte íiem- 7 Feralen.que «;/* 
pre es el val ido. Aun de los calos fortuitos le ha- namferebanr, C 
zen cargo,como aSeyanoel auerfecaydoel An- om-tiibus aduerfi*- 
fiteatro.y quemado el monte Celio. 8 No foh- fíffce>ytum Prwcl^ 
mete le culpan en los negocios que palpan por fu pí confdium abfc, 
mino, fino en los ágenos, 6 en los accidentes,que t'u^qt.ü mos -vúls • 
penden del arbitrio del Principe,y de la naturaie-/6>'fí*/f.< ad cidpñ., 
za.A S:ucca atábuian el aucr querido Neróaho trahentcs^ 

^ gat Tac.l:by¡.¿í}h 



310 EM PRESS AS 

9 lí)'iontle>M Nc gar a fu niadrcg No caía en la imaginación de los. 
ro^cmm Hmanani- hombres maldad tan ?gena de la verdad , que no 
fjí om li íi.v qttcf- fe creyefle de Seyano. lo Ko ay muerte natural 
t it s. t nrcí fui r, pelad de miniftro grande, bien afecto al Principe, ni de 
yerfo rumore Sene pariente luyo, que no íe achaque injuftamcnte al 
CA erjr.íj'i'oci ord. valido , como al Duque de Lerma la muerte del 
thn.e-tdico^.f¿fs¡o Principe Felipe Emanuel,hijo del Duque Carlos 
nemfc-npjijfev. de Saboya^auicndo íido natural. 

T.ícjib i^.an. Si el valimiento nace de la obligación a gran- 

10 Sed qiíia ScU- des Icruicics ,íe can fa el Principe con el pelo dc- 
nusfacinoYum om llos,yle buelucen odio la gracia, porque miraco 
niitm >rpe)'tor ha- mo a creedor al valido,y no pudiendo latisfaccír- 
bebatirrjcx nimia lc,bufca pretextos para quebrar ,y leuantarfe con 
ch^íYitatein cU C<e la deuda. ii El reconocimiento es cípeciedeíer- 
(Ims^zs^cxtefoYinn uídumbre,porquc quien obliga, le haze íupcfioi: 
in vcftimq; odio, al otro^coíia incompatible con la Mageftad,cuyo 
qf*^muisfabn'Iofi, poder fe dilminuye en nO íiendo mayor q la obli- 
C^ im'nama c rede gacion,y apretados los Principesco la tuerca del 
¿iintur. agradecimiento,y con el pelo de la deuda dan en 
Tac.Ii b.^.an. notables ingratitudes por librarfedella.iz El Era 

11 Nx beneficU, peradot Adriano hizo matar a fu ayo Ticiano , a 

eoupiueUtafiinty quic dcuia el Imperio:fucra de que muchos años 

duiDidentur exol de finezas le pierden con vn defcuydo , ílendo los 

uipojfcwbi miütií Principes mas fáciles a caftigarvnaofenfa ligera, 

ante venere^progra que a premiar grandes feruicios. Si eftos ion glo- 

ua odhí redditur. í:iofos,dan zelos,y embidia al mifmo Principe , q 

Tac.lib.^ (tn. los recibe,porque algunos le indignan mas cotra 

itQ^iddquopliis los que feliz ,y valerofamente acabaron grandes 

í/£?/?ef,»2ííg/íc)c/f. colasen luleruicio , que contra los que en ellas 

riit. LeneKS dienü procedieron floxamente,como íucedió a Felipe 

dehitorem ftcit, Rey de Maccdonia,pareciendoIe, que aquello fe 

grait^e immic um, quitauaafugloriajij vicio que heredó del íii hi. 

Sen. Ep. 19. ¡o Alexandro,i4 y quecayó en eJ Rey de Aragón 

13 Cumlraglorije Donlaymcei Pnmero,quandoauiendo D.Blan- 

c tpidüeffducunr co de AlagonocupadoaMoreila,fintióquelele 

fa^nilictresj-vtom- huuielTe adelantado en la emprefla , y Ib la quitó, 
ni.í prxcUrafaci- dándole a Salfago. Las vitoriasde Ágricola tiie- 
noraftéxeije videri ron cuydadoa Domicíano,viendoque lafama de 
c'épic /s* mxgis in vn particular fe leuantaualobrc la de Principe. 15 
dignAtur ducibus Deluerte,q en los aciertos cita el mayor peligro. 
íí^'Pyjii' . Si 



VOLITICAS. 121 

Silagracianacedclaobcdicncbprcntadei va- &P)\cfiÜ:is , qi'i 
lidoa-cndido ala voluntad del Principe, caufa vn /^yo/perCjC? Utfd.i- 
goui':modcsbocado,que fácilmente precipita ai bditerdiquíd ge[. 
vnO;y al orro,d."indo en losinconucniétes tiichos firi'nt ,qiia mtjs qtn 
ác la adulación. No fuele ícr menos peligroía la inJQolicíter,^^ ¡g. 
obedicncia,que la inobediencia, porque loqueíc ñaue. 
obedece , ü íe acierta , íe atribuye a las ordenes Demofl, 
del Principc^fi (e yerra , alvalido. Lo que íe de- 1 4 S»a¡ demptum 
x6deobcdccfr,parecequcifaltóalacierro,óquc glori.t exijVmans 
causo el error. Si fueran in juilas lasordenes,no qttidqin'd cejsiffcr. 
íe puede difculpar con ellas , por no ofender al Cnrt. 

Principe^ Cae fobre el valido toda la culpa a los i^ld fihi máxime 
o'josdel mundo,y por no parecer el Principe au- formidülop!m,pri 
tordc la maldííd,lcdexa padecer, 6 en la opinión «/^fí homi-nis no* 
del vulgo', ó en las manos del juez , como hizo me?ijttpra PrincU 
Tiberio conPifon,auiendo elk auenenadoa Ger- ptíartolli, 
manteo por liiordenjCuya caufa remitió al Sena- ^^cjn vit. Agrie. 
do,i6 y poniendofeledelante,no Cedió por enten ^^ If'-tegYAm cau- 
dido del cafo, aunque era cómplice , dcx^xnáolcp-'^^d Seuatumre 
confufo de verle tan cerrado fin piedad , ni ^'f^- 
ira. 17 '^ac.üh.e.afi. 

Si el valimiento caeeh fujctode pocas parres, y 1 7 Nullo magís 
fneritos,el miüno pefo de los negocios di con el exterrJtus cj?, q¡f^ 
en tierra.porquc fin gran valor , y ingenio no íe fiodTiberiumfinc 
mantiene mucho la gracia de los Principes. miferationc , jjne 

^5i el valimiento nace de la conformidad de las irctobjiwar¡J,clau' 
virtudes, íe pierde en declinando dellas el Princí- fttmque -vi'dit nc 
pe,porque aborreced validOjComo a quien acu- qm adfe¿hipenu> 
íaíumudanca, ydequienno puede valcrfe para p^retnr. 
los vicios. T(tc.UbA,(tn. 

sielPrincipeamaalvalido,porqnees inílru- 18 Gr^tuís ef no. 
mento,con que executa fus malas inclinaciones, bis eüam ad yide. 
caen fobre el todos los malos efedos , que nacen ditm^qmmAdifsi. 
dellas a fu períbna,ó ai g<^uierno , y fe diículpa el milis cftalijs -viras 
Principe con derribarle de fu gracia, ó le aborrece illius,<^ immutat 
luego como tefiigode fns maldades,cuya prefen-/7í«f -viaelus, 
cíale da en roltro con ellas. Poreíia caufa cayó Sap,c,^.i^. 
Aniceto,execu!:ordelamucrtede Agripina , en 19 Leiti pofi ad- 
de (gracia de Nerón, 1 9 yTibcrio íe canfaua de los mtjfumjceliis gra. 
miaitlros,quc clcgia para íus crueldades,y dieílra- tía 

mcn. 



. ?2í EMPRESSAS 

tU^iein gYAuiore mente los opnmia,yíc valí* de otros. joConU 
opo : quhi mAloYÜ- execuciou ie acaba el odio contra el muerto.y la 
fxcinoYHm mijjtjlri gricia de.quien le mató , y le parece al Principe, 
qualiexproSu »tes que le pulga con que efte ka caí\igado,como lu- 
¿ifpkiiintu)\ cedió a Plancina. 

TacUb.i^-iírt. Si el valimiento íe funda en la confíanca yahe- 

»o ^ Qui fcelemm cha de grandes feci:etos,peligra en ellos/icndo vi 
minitlros , yt per- uoras en el pecho de vn vaUdo,que le roen las en-^ 
uertUb alijs noU- trañas,yíálen afuera,porque,ó la ligereza, y ara* 
but, ita plentmqite bicion de parecer fauorecido los reucla, ó fe deC 
Xf^íatuSf&'ohlatis cubren por.otra parte, ó íe tacan por díícuifo , y 
ineudentopcrXre- caufan la indignación del Principe contra elva- 
centlbits , -veteresj lido^y quando no íuceda efto , quiere el Principe 
C^ pr^grxnes af^ defempcñarfe del cuydado de aucrlos fiado, roin 
fi^xit. piendo el faco donde eftán. Vnfecretoesvnpe- 

Tae.lib.^.an, ligro. ai 

21 Vt odium , &* No es menor el que coVre la gracia,fiindada ca 
gYíLti(í defecerCfius fer el valido íabidor de las flaquezas , y indignida* 
-válu'it, des del Principe,porque tal valimiento mas es te 

TacUb.ó.dft. mor,que inclinación , y no fufre el Principe , que 
a i Secretan meu> fu honor penda del íilencio_ageno,y que aya quic 
mih¡> V<£ mihié. internamente le defeítime. 
Ifdi^z^^ló^ Si el valimiento es poco, no baila refiftirlafu- 

ria de la embidia, y cualquier viento le derriba, 
como a árbol de flacas raizes. 

Si es grandejalmií'mo Principe, autor del , da 
zelos,ytemor,y procura librarle deljComo quan 
do poniendo vnas piedras fobre otras , tememos 
no caygafobrenofotros el mifmo cumulo , que 
hemos leuantado,y le arrojamos a la parte cótra 
ria.Reconoce el Principe > que la eftatua que ha 
formado haze fombra a fu grandeza,y la derriba. 
No sé fi diga,que guíian los Principes de moftrar 
íu poder,tanto en deshazer (as hechuras , como 
en auerlas hecho, porque fiédo limitado,no pue- 
de parecerfe al inmenfo/mobueluc ai punto 4e 
donde falió,ó anda en circulo.' ,,' 

Eftos ion los eícollos en que fe rompe la ñaué 
del vaUmiento,rccibiendo mayor daño la qmasl 
. tendidas lleua las Ycias,y fi alguna fe íal vo ,^ue, o\ 



FOLITICAS. 52Í 

porque fe tiró con tiempo al puerto, 6 porque 23 Voyyo Jlex ca^U 
dio antes en las coilas de la miicrtc.Quien , pues , taSatco!tJi:tii¿'reeíim 
íerátan dicftmpüoto^qacícDagouernarcl timo J^^p(^r omnc rc^niimi 
de lagracia,y naiiegau en tá peligrofo golfo? Que -vmle Principes , & 
prudencia,'.] artes le librarán dél>Que ciencia qui Sátrapa qu.iYcb;L-:t 
micañjaráeUzoguedelavolútad del Principe? occafiofiemi^t iñuc- 
Pues aunque fu gracia fe funde en los mcritosdel <''''<'"f Danidiex U~ 
vaiicío con cierto conocimiéto dcllos^no podrá ^^^'^ /?eg/í , nulUm- 
reílí/dr alaembidia,yoporicionde fusemuloSjVni '^'(■ccaujam , ZS^^' fiif- 
dos en íu ruina,como no pudieron el Rey Dario,f ^'«^'«"^w rep€rirefo~ 
niel Rey Achisiutlentarel valimiéto de Daniel, tmninu 
y de Dauid contra iJisinftanciasde los Sátrapas, Djín.6.^.^ 
^ 3 y para complacerlos fue menefter defterrar a » 4- ^^^ inneui in te 
elte,yecharaaquelalosLeones^aunqueconocia.'3'*^''^í'*'^ ^^^'^ '^ d^c 
la bondad, y fidelidad de ambos. 24 qua i*eni^li^^íid me 

Pero íl bien no ay aduertencia,ni atención que yfquein áiehác-,Jcd 
bailen a detener los ca Tos que no penden del vaii Sxtrapis nonpUce^ 
do,mucho podrán obraren los que penden déi,y i.Seg.c.zo-6. 
por lo menos noferá culpado en fu cayda. Ella Tune liex prxccpi't^ 
cóníideracion me obliga afeñalarle aqui las cau-C>^ adduxermit Da- 
fas principales que la apreíuran,nacidas de íu im- ^'clem j& mifirunt 
prudécia,ymalicia,paraque aduertidofcpa hak^ttmín Uctl Iconum. 
dellas. Djxitque Rex Dank 

Confidcrando,pues,con atención las máximas, hs : Veusttms^c^uem 
y acciones de los validos pallados , y principal- co//í (emper,ipfc te 
mcntcde Seyano,haUaremosquc fe perdieron, /^'¿í^^<í/^/f. 
porque no fupieron continuar aquellos medios I^ííw.ó. 16. 
buenos.conquegcangearonlagraciadel Pvinci- 25 <<«/<t Sctanus m 
pe. Todos para mereccrla,y tenerdefu parte el cipiente adhucp&tc- 
aplauíodei pucblo,entranen el valimiento zelo- tia^bonis confilijs no- 
íos,humildes,cortefes,y oficioíos , dando coníe- t(:{ccYe yelebar. 
'jos que miran a la mayor gloria del Principe,yc5 Tac.Uh.^.ann. 
íeruaciondeíugrandeza,arreconquefe procu- zóVt focium Ltli-í^ 
roacreditar Seyano: 2 5 pero en viéndole tenores yíí//v , non modo la 
de lagracia,pierden elle timo,y les parece (\\x<zno fcrmonibuSf^edapud 
lehan m enefter para nauegar,y que bailan lasau- pAtres ,07^ popuiurr^ 
rasdelfauor. celebrarer. 

Elludian en'quc parezcan fus primerafí acciones TacAib./^.df!, 
'delcuidadas de lüconueniencia propia, y atetas a xj pYa:bu{tque ipji 
la de fu Principe^antcponiendo fu feruicio a la ha- matcrim ¿cur amU^ 

S ziqi:i tía 



?24 EMPRESSAS 

dtUyConllíintUq'^ zicr*ila,y a la vida , con que cngañadocl Principe 
Seianimagls fide- pienia auet hall:;doen el valido vn fiel compañe- ' 
ret,T(tcMh.4..^rtn. i'o de ías ti'ab3'jos,y por tal le celebra, y ¿\ a cvmio- 
xSMaíorcxeoj&' ccr atodos. Aisicelebraua Tiberio a Scy:.no de- 
^«►í7«rf»íex/f/o/i laiitc del Senado ,y despueblo. z6 
fuadefctjyt nofri Procura acreciraríe con el Principe en alguna 
anxí'Js cüfiieaU' acción generola,y heroiea,que ie .gane ci animo, 
diebatitr. como te acredito .>eyano con la fineza deíiulétar 

TacJ'k¿\..an. con fus bracos,y roltro la ruina de vn monte que 
29Colíqt,pc<'Thvea caiafobreTiberiOjObligádoleaqueíefi.iiremas 
trcí/j-rfo;á (íffigi^s de íu amiftad,y conftr.ncia. 1 7 
eiusytffter ([ujíj^rin Impretla vna vez ella buena opinión de la fine- 
apialegionil fine- ^delvalido en el Principe ,feperíli.ideaque ya 
ret^ no puede faltar deípues,y fe dexa lleuarde ius có- 

TAc.lih./^.Aft, fejos,aunque fean perniciofos , como de quien 

30 <^í4ícwffí///e caydamasdefuperíona,quc deíi miímo. Aísi 
ifccírp/jfet,/o»*w/4- lo íüzo Tiberio del pues deftc fuceíTo. 28 De 
uito^crcfíifoYtOyÚ^ aqui nacen todos los daños, porque el Principe 
fecit ex eis yitu- cierra los oidos al defengaño con la fe concebí- 

ttúitm conflatile. da,yelmifmo enciende la adoración del vaUdo, 
íxod. 3*4. permitiendo que fe hagan honores extraordina- 

31 Aiiíiritíítmj&' rios,como permitió Tiberio, íepuíieííen losre- 
anoga?itít ¡rrceci^ tratosde Seyano enlosteatros,enlasplacas,yen^ 
puíi i^alídiorü "vi- tre las infigru'as délas legiorurs. 2 9 Paila luego 
f/íí. Tae.lib.i.hif. el fului ro de los fauores de vnas orejas a orras , y 
3 1 Foelicna s in ta del fe forma el nueuo idoío , como de los zsrci- 
// in genio yHitAYitiíi líos el otro que fundió Aaron^ 50 porque , 6 
fitferbhijCccterttq^ no huuí "ra valimiento,© no durara, fi no huuie- 
cccultít maUípare raaciamacion , yfcquico. Eñe culto le hazear- 

fecit. rogante, y codiciofo para fuftentar la grande- 

Tac.lii.3.hijí. za/viciosordinarios- de ios poderofos. ^1 OU 
33 At Seianus nt- iiidafe el valido de fimi£mo,y te caen aquellas bue 
miafüitHndfocors «as calidades con que empecó a priuar como pof 
Ci? muliebnihfu' tizas/acando laprolp:ridada fuera los vic'os q 
percupidine ince- auia celado el arre. Atsi íucedió a Antonio Prt- 
ftts,pYOini¡¡!i'ni vid mO'>cn quien la telicídaddefcubrio íuauaL'ida,ru 
íririotiíu'ii.^^itdte íoberLiia,y todas las demás eoftübrcs malas, que 
Lihia coponit ííí/ antes eftauan ocultas^ y de fccnocidas 32 Per- 
C.^Jhreiis codicil- rjrb.11'2 lar?'Zon con la¿,iandeza,y aípira el vali- 
los. do agrados defiG^ualcs a íupeifona,-CQmo Scyana 



políticas, ^^s 

ü caCaiTc con Libia. 3 3 No trata los negocios, 3 4 Muda ñus cu 
comomíniftro , fino como compañero , ) en expedita manu fi 
que pecó graucmcntc Muciano , 34 )y q\ii<^tcciumagis Impertí, 
que ai Principe íblamcntckqaeda ci nombre, y (¡uanjinijlnlages 
que en el fe trástiera roda la autoridad, 3 5 í^n que Tac.UL.z.hiji. 
aya q»iien le atrcuaa vlezirle,io que Ser labe a Da> 3 5 VimPrincipis 
uid(quádo k víurpó Adcnias el Rcyrio. ) o /?wor ampleúi, niimcre 
reparad en que otra rey /m, (i» facerlo yos.^ó Procura mittere. 
el valido exceder al Principe cnaqueibsvirtu- Tac.iíb.^.hlfl, 
ócs propias del oficio R.eal,para kr mas elUmado 36 Eccenüc Ado- 
qíc eljai-te deque í; valió Ablaioiíjparadeíacre- niasregnat^te^Do 
ditai: al Rey Dauid,afeO:ádo latx^nignidad,y agrá minemiRex^i^no 
doenlasaudiencias,conqaerobóei coraron aerante. 
todos. 37 s.Reg.c^i.iZ, 

No le parece a al valido que lo es, fino partici- 37 Furalattircsr 
pa íu grandeza a los domefticos, parientes, y ami- da yirorú ifrael, 
gos,y que para éftaríeguroconuiene abracar có z.Regx.iSó. 
ellos los puefl:osmayores,y cortar las fuerzas a la 3 i IVeque Senato- 
embidia.Conefte intento adelantó Scyanoiosiu rtoanihttu abjiíne 
yos. 3 8 y porque eñe poder es dcfautoridad de ios hatcjtetesfuosjh» 
parientes dei Principc,los quales fiempre le opo- 7ioríbns , autPro» 
nen al valimiento.nc pudiendo Hvfrir que fea mas mncijs ornando, 
poderoíhlagr-TCÍa,que laíangre,yqueí'e rinda el Tac.Ub.^.an. 
Pruicipcalinfcrior, de quien ayan de depender 39 deteru pUna 
(peligro que lo reconoció Seyano en ios de la fa- Cafare domuSfiU' 
miliade Tiberio, 39) íiembrael valido diícor- uenis fltus^ncpO'» 
<iias entre ellos,y el Principe. Seyano daua a en» tesadultíjmoracA 
tendera Tiberio, que Agripina maquinauacon- ^itisadfcrehanr. 
tra eljy a Agripina^que Tiberio le queria dar ve- Tac.hb.^.an, 
jieno. 40 ' ' 40 ImÍ7},ifsis cjul 

Si vn cafo dedos íale bien al valido , cobra con- perfpecieamicitix, 
fiácaparaotrosmayores.MuertoDruíOjtratóSe mo-ierct^paratí-et 
yano de extinguir todalatanñliade Germánico, -veneuuwy-vit^das 
Ciego,pucs,elvalidocülapaísion,yelpodcr def-JoceWí/'w/ííí. 
precia las arces ocuitas,y vía de abiertos odios c6- Tac.hh.j^.an. 
traiosparicntes,comoíucedió a Seyano contra 41 videntes aute 
Agripina,y Neró.Ningunofeatreueaaduertiral Jaron j&fiUjJf- 
validoel peligrp deíus acciones,porqueeníupre radcjrnutAMoifi 
íencia,ilulh-ada con la Mageftad tiemblan todos, faciem¡ tin^evunt 
comotembiauíu;caiadeMoykn,quando baxaua fj'o- 

X» de 



Í2fi EMFRESSAS 

J>^o¡>e accederé^ de priuar con Dros,4i y viendo fe rcfp ctado co* 

jLXod.'i^'lo. mo Principe, maquina contra el, 42 yopnme 

^t. MM bonitate condefanioralosvaiTallos,noaik'¿urandclcc)ue 
'Princij^u jú^honorCy los podra mantener gratos , con que ací cipe ra- 
qui in eos colhitus dos llegan a dudar ,íi ícíá menor fu- abaricia, 
efi alufi f'unt infu- y crueldad , riletuuicficn.por (ciíor , porque 
ferhiam:^ non [o- noñendolo , los trata , como a ekiauos pro- 
li*m fiíh lechos Regi- prios , y los deíprecia , tiene por viles, como 
bus nituiíutr opp.i- a ágenos, lo qual ponderó Otón en vn fauorcci- 
Mere^^Jed datamfibi do de Galba. 43 . ^ 

gloridm no ferevtes Todos eftos empeños hazen mayores los peli'- 
inipfüsqitidederunt gros ,porc¡ crece la embidia , y le ármala malicia 
moliuntnr utfdias. contra el valido, yjuzgando que no puede ven- 
Jífth.16.2: cerílno con otra mayorjfevalcde todas aquellas 

43 Minore auari. antes q le diCtan los zclos déla gracia, mas rabio 
tíajautUcentÍA gí^ít/fos^que losdelamor,ycomolu firmeza coníiíle 
fatnsejfet Vatinws, enlacóílanciadela volQtaddel Prmcipe,la cena 
jiipfcirfíperajjlí nuc con delicias, y vicios vinltrumentos principales 
ty" [ubicuos fj^s h,»- del vaUmieto,delosqualesvrauálos cortefanos 
huít tanqnam faos, deVitelio,paraconíeru rfusfauores.44 Porcjue 
C^ i'ihsjiftctlienos, no décrcdito el Principe a nadie, le hazeel valido 
Tac. llb. I . hijl: diíidente de todos , y principalmente de los bue* 

44 Vnmn adfoten- nos , de quien iz teme mas. Con efte artificio lle- 
tfam iter prodigtjs^ gó a fer^muy fauorecido Vatinio ,45'y también 
epiflíi, & fimptUjSi:y^ino.4.6> 

gtíneaqtie fiíciare tn- Confiderando el valido , que ninguna cofa es 
expleb'lcs ViletijlL mas opueíla al valimiento , que la capacidad del, 
hidinús. ^ Pr¡ncipe^procura,qnifepa,nicnticnda,ni vea,ui: 

TacUb'i.hiJ}:' oiga,ni t6;^fi cerca de fi perfonas q le defpierren. 

45 optimí ciiiafque Que aborrezca los negocios, trayendole embele- 
c.fimindtione eo -vf- fado con los diuertin.icntos de la cnca.de les jue- 
qtteydluit. , -vtgra- goSjyfieftas ,CGn,diuertidos ibs^íentidos , ni los 
tiii, pecunia y -vtno. ojos atiendan a los déípachos , tillas orejn.s alas 
cendi yCÜam malos E»iurmuraciones,y lamecosdelpueblo,comoha 
praiKinere-t. zian en los facrjficios del idolo Moloch, tocando 
TítcAih.iS.^^nn: panderos pafa que no íe oycífen los gemidos de 

46 Sui obiL'genS'yífj loshijosíacrificados.Tál vez con mayor iirtjficio 
aíi-js crimitMtor. Ic pone en los negocios , y papeíes,:y Iccaníacó- 
7:auMh.^,ítnn, mo a los potros en los baruechc>s,para que leseo 

biemayorhQíror,yíenndaaifrenO;ya lafíHa. 

"" Goxii 



TOLITJCAS. ii-j 

CoHcrmirmofinlepcrruadeharsiílcnciíva iasnu47 Nü^il aliude- 
(iiendas,de hs qualesíalga tan rcnduio , que dexe ^ut m'fi id qnod -vo 
al valido losncgccics,parccicndüloaucr':íiítisfc- If-tejJeSácerd'jtss, 
choafuoficiocünoirlosnegociaiítcs. Defacr- Barifch.6,4.s. 
te, qu? 'como dixo Icrcmias de Jos IdoKs de Ba- 4S Je fie apidifos^ 
biloina,47)nocs mas el Priiicipcque lo qí\cqu.iC''}¡di'wTicG:tíis<íycc 
re el valido. doMfri,^¡gcrcr f 0- 

Noderca,que'la-s cofas corran bien , porque en tetUm^xnt reccp- 
la bdnaneav-^ualquieíalabenauegarXnioqiiecÜ'í t.-mdo ,facnlt,ítcm 
íiotnpre tan alto ci mar ,y tan turt)ridas ias olas del í''vV;.';;^,; Ttbasprx 
Elbdo, que tema el Principe ponerla m^no al ti- (-cret-J-nícfiexiry-vt^ 
mon d j1 gouierno,y neceísire mas del vaiidojvpa Tíbenum ad -vnÁ 
ra ccL-rar todos lesreLquicios ala verdad,y quedar ¡'rocul RomityUmx. 
arbitrio de los negocios , iexosde la embidia , le '-'■^ ^ocis degendam 
trac fuera de la Corte,y entre pocos,que es lo que impcllerct. M ulta 
niouióa Seyanoa perluadir a Tibeno,que-fcreti qj^ipps ¡^roi^idehat 
ralle de Roína. 48 fuá. inmánu addi* 

Todaseftasartcsrefultianen grane daño déla tíisjitterarumqtfc 
Republica,y de la reputación del Principe,en que '».íg«'ít>-'/^>í''fí'j^' 
viene a pecar mas, quien con ellas procura iligra- <í^'¿'^'í>'«w/&rt', ctí 
cia,que quien le ofende^^p porque para la ofenfa/'^^'w/Z/feí comen^ 
fe comete vndcUto,pata el valimiento muchos,y y^ntimoxCxfuYc^n 
cftos fiempro tocan al honor del Principe , y fon '^'yg^^tcian: fenecí a 
cótra el bcneñcio publico. Mucho fe ofende a la f^cretoq-^ loce moi^ 
República con la muerteviolenta de fu Principe, lítíimunuimperi} 
pero al fin fe remedia luego con clfuccHbrj lo que f^cHi as trafmijfuii 
no puede íer,quando dcxando viuo alPrincipc,lc »*«w: ^minmfihi 
hazen con íemejantes artes incapiz, y inútil para Í!ntidUm,ade.'/7prít 
el gouierno^mal q dura por todafu vida, con i2,v2í-fili*-^afttít-m turbn^ 
uifsimos daiáosdel bien publico, y como cada (^ia.frbUtífj-JnaK ¡bup 
íefientcnmas,yloslloran ,y murmuran todos, '^^^¿t potentit (tu-{ 
per faadidos a que tal valimiento n:> es voluntad, g^>''' 
ílno violcncia,no eleccionjfmo fuerqa,y muchos TacMb.j^.dn. 
fundan fu fortuna en derribarle, como a impedi- 49 Phtr^tfipe pee 
ciento de íu gracia,eílado fiempre armados con ■ cantur,ditní deme^ 
tra él,esimpofsible,q no fe les ofrezca ocafion en remuriqíúmdcm» 
derrioirle , ó que el Prmcipe no llegue a pene- ofjendimus. 
trar alguno de tantos artificios , y que cae lo- Tac.lib 15 an, 
brecl la embidia , y los odios concebidos contra $0 ter^-^in nidia /n 
dyalido^coaaolo üe¿6 a conoccc TibexiO;5o y tHi.meqm-pJíicu-^ 

Xs ' cn¡íintJ'íic^lib.^-üf^^ 



Ví8: EMVRESSAS 

cnempccandoreadcfcngañarcl Pnndpe,cmpíc 

^a a temer el poder que ha puerto el valido, que 

es lo que hizo dudar a. Tácito /i Tiberio aniaua, 

$l''Dum Seunum ¿)tcmiaaSeyano,5ry coir.o antes Íl* prccürr.ua 

dilexitytimuítye. f^^^^>-^f^ la iz,racia,le procuraua dtípucsdcshazer 

iCaeJib.ó.an,. el odia 

. -• Eftecselpiinto critico del valimiento,, en que 

todos peligran ,porqre niel Principe fabe dilsi- 
mular íli malaíatisfacion^ni el valido mantener- 
ft conílanteeneldefden,yíácandorccl vno, y el 
otrOjícdefcom ponen. Mirael Principeccmo ai 
indigno de íu gracia al valido, y efte al Principe 
como a ingrato a íus íeruicios,y creyendo que le 
ha mcneíkr,y.quele llamará,íe rctira,y da lugar 
a que otro fe introduzga en los negocios, yceue' 
lósdifguílos.conquf muy apriía fe va conuir- 
tiendo en odios recíprocos la gTacia,fien<Io la im ■ 
pacienciadel valido,qiüenmasayuda a romper- 
ia:Corrc luego^lavoz de la defgracia, y disfauor, 
y todos le^niman contra el , yíeleatreuen , üw 
que bailé el mifmo Principe a remediárlo.Sus pa- 
rientes,yamígosanteuiendoluciyvia ,y el peli- 
gro que los amenaca, temen que no los ileue tras 
111 Qm/éÍ4w jwrf/e. illa ruina, <z como fuele el árbol leuantado lo- 
ii/ríoeí,í«'¿«5 /«- brc ehmontc,ll¿uarfequando cae a los demásque • 
fiíKflx amicitiagta. «ftauan debajo fíi fombra. E líos fon los pnme- 
msfxnasimmine ros acooperar en ella por poneríeen íáluo ; y fi- 
b(it. nalmente todos tienen parte , vnos por amigos,, 

Tac.lW.^.itn. otros pol- enemigos , procurando que acabede 
55 Q«owj"'/jWM/- caer aquella pared ya inclinada.' 55 El Principe 
tisin homincm'itn corrido de rimiitmo,procura librarle de aquella 
terfidtis untuerfi fujeccion^y rcftítuiulu crédito , h.-ziendo cpuía- 
-vos , ranqtiam pa- principal al vaiidode los males paíladcs,con que 
fietiinchnato , ^ eüe viene a quedar.enred?.do en ius.niiímas artes 
macerixdepíd(^>- fin valerleíu at¿cion,ccmoíuctdíoa Scrri.o, 54-. 
p/Tí/.ói .4,- y quanto mas procura librarícdellas,mss acelera 

S^Non fdmjoler lU ruina aporque fi vna vez enreima la gracia, 
tiaCqtfipfe ¡jjaem iDuere^finqueayarcmediOjConqúe puedaconuj> 

TAc.lih,is,,<'.n^ . ¿ De tcdo ló-dicho fe; infiere ciaramcntc^que el ; 



ma- 



políticas. ?is» 

mayor peligro del valimiento confine en lastra- 

cas,quc aplica la ambición para conícruarle,fucc 

diendo a los fauorccidos dePrincipesJo que a los 

niuy íoliciros de la íalud^que penlaado mantener 

la con variedad de medicinas la gallan, y abrcuía 

la vida, y como ningún remedio es mejor, que la 

abílinencia,y buengouierno,dexandoobrur a la 

naturaleza, afsi en los achaques del vahmicnro cl 

mas íano cóíejo es no curarlos,fino íeruir al Prin 

cipe con buena, ^ xcíX \ intención Jibrc de interof- 

les,y pai'siones,dexando que obre el mérito , y la 

verdad, mas fegura,)* mas durable que cl artificio,, 

y vlando íoiamcnrc de algunos preíeruatiuos, ios 

qualeSjó miran a la períona del valido , ó a la del 

Principe ,ó ladelusminillros, óalpalacio,6-áI 

pueblo, 6 a los ellrangcros. 

§ En quanto al valido , dcuc conferuarle en 

aquel eftado de modeflia,afabilidad, y agnado en 
que le halló la fortuna. Deípe'jede la trente los 
r eíplandores de la priuanca,como haziaMoyíen 
para hablar al pueblo,quando baxaua de priuar 

con Dios, 5 5 fin que en el fe conozcan moti- 55 Sed opertehxt 
uosde Mageftad,niobftentacion dei valimien- ¡lie rurjus ftctem 
to.Daniel, aunque fuevalido de muchos Reyes, fitam,fiquandolo' 
fedetenia con los demás en las antecámaras. 56 quebatin'adeos, 
Eícuíe aquellos honores,q 6 pertenecen al Prin- £xoíÍc 34 35. 
cipe,6 exceden la esfera de miniílro,yfi alguno íe 56 Daniel nutem 
losquifiere hazer,aduiertale,que como él es cria erat infonhm Re- 
do del Principe,a quien íolamente (e deuen aquc gts. 
llasdemonílracioncs,comoloaduirtióel Ángel D.in i 4.9. 
a San luán ,queriendo adorarle. 5 7 No exe^ute 5 7 Vide^nefaceris 
fus afectos,© pafsiones por medio de la gracia. El- cnfiruusui usJUt/i,^ 
cuche con paciencia,yrefponda con agrado. 58 ^frcitrurntuoYum 
No afecte los fauores,ni tema los deídenes ,nice- habentium teftimo 
leelvalimiento,ni ambicione el manejo,yauto> niumlefu 5 Deum 
rldad,ni fe arme contra la cmbidi.^^niíepreuen- Adoa-A. 
ga contra la emulació^porque en los reparos def >^poc.i9 . i O"' 
tascofaSiConfifteclpeligro.Temaa DioS;yalain 58 Audi tacetrs,^ 
famia. pro reuerentia ucee 

En ia familia y parentela ,pcligra mucho elvali det ibi bo.iagraíia, 

X4 áo¿ £<d.3*;P| 



350 EMPRESSJS 

do, porque quando fus acciones agraden al pHn¿ 

* cipe,y al puL'blo,no íuelen agradar, las de fus do- 

merticoSjV parlen tcs,cu yes deíordenes , indiícre- 

cion,í'cbíraia,auaricia)y ambición le Jiazg odio- 

ÍD,yl^ derriban. Nofe engañe con que las he- 

cliuras propias fon firmezas dji valimietOjporquc 

quien depende de muchos,en mu ches- peligra ; y 

afsi conuicne tenerlos muy humildes^ycompuei- 

tosjexos del manejo de los negocios,defengañá- 

do aiosdemás^dequenotienen alguna parteen 

el gouiernO;ni en íu gracia,ni que por fcr domef- 

tícos han de íer preferidos en ios pueftos ; pero íi 

fuere beneméritos. qo han de perder por C4Íados, 

ó parientes del valido. Chrifto nos enícñóeñc 

punto, pues dióa primos íuyos la dignidad de Prc 

curfor,y del Apoftolado,pero no ladc Dotordc 

las gentes,ni del P,ontificado,deuidasa laféde 5á 

Pcdro,y a la cienciáde San Pablo. 

$ Con elPrincipe obíeruc eftás máximas» 
Lleue fiemprcprcfupíicfto , que fu íemblante,y 
íiis fáuor es le pueden mudar fácilmente , y íi ha- 
llare algún a mudanca s, ni inquiera la caufa , ni fe 
de por entendido , para que ni el Principe entre 
en defconfian^ai, ni los émulos en efperancade fu 
calda , la qual peligra quando fe pienfa que 
puedeíuceder. No arrime el valimiento a la 
inclinación . y voluntad dclPrincipe , ñcil es 
dcmudaríe,íinoalmerito,porqucíicon él nocí 
tá ligado el oro de Ja gracia , no 'podra rcíiftrr al 
marrillo de la emulación. Ame en el Principe 
f9 <^í/We/}/ffg.>/rt 'roasladignidadquc.la perfona. Temple elzelo 
l>6»?o,Tf/6'g;#i^ofconlaprudeneia,Y fu entendimiento con el del 
fit Régemf/ttorcm PrlncipCjporque ninguno fufrca quien compite 
fimm. con el en las calidadesdel anima; Confidercíe 

ZceLz, I ii vaíVaUO;]no compañero luyo,;y que coino hecha 

6o Q^i (líligit coY^ ra no fe ha de igualar con el hazedor. 59 Ten- 
d¡$ m-tídiiu/n^frop ga por gloria clperdcrfc ( en ios cafosforcoíos) 
ter gra tia m Uhh- por adelantar lu grandeza. Acófe'jele c5 libertad 
.runjfíioruJ^abeSir graciofa,humildc>y íencilla,6o fin temor al peli- 
Amicum R egem^ ^Pfif^ acflibkiQ de parcccr aclolo, CÓtüimaíE en 
'¡RYoy^^sllf. . . ftl 



TOLTTTCAS. ^-n 

fu <5pinion Ningún negocio haga fuyo^ni ponga 

fu reputación en que lalgin Jeíta , ó de aquella 

manera^ni en que íus di(Samenes í"e ligan , oque 

fegaidos,no fe muden, porque talv s empeños ion 

miiypíligrDfos ^ yaísi- conuicnequeenlos"dcl- 
pachos,yrefoluciones ,nií"ca tan ardiente , que 
fe abi::'íe,ni tan trio, que fe ycle , camine al paíTo 
del tiempo , y de los calos. Atienda mas a íus 
aciertos,quc a fu gracia jperO^ fin ateílacion , ni 
jadanciajói porqueelquefiruc íblo con fin d« 6i Cum'^ccritis 
hazetíefamofo, hurta la reputación al Principe. omnia,qnx pr^ rep 
Su filencio fea oportuno quando conuenga^yíus ta sut voh¡s, dici- 
palabras deípe jadas ,fi fuere necelTaño, como lo tcjéftninutileifit 
álabóelRevTeodoricoenvn Priuadofuyo. 6z »>i^s,Lttc. 17.10. 
Antepong el fcrnicio del Principe a íus inreref- ^zSub gemj mfiri 
feSjhazicndoluconuenícnciavna milma conla luce'ntreptdusqui 
del Principe.Refpete mucho a los parientes del dewyfid reucrcier 
Priucipe,poniendo fu leguridad en tenerlos gra> ííjhbat,opportt^Hc 
tos^fin fomentar odios en ellos^y el Principe^poi'- tacitus^ntxefiríe 
que la fangrc fe reconcilia fácilmente a daño del coplofus. 
valido.Defveleíeeu procurar le los mejoresn-.inif Caf.lib.^^Ep.St,- 
tros,ycriado*,y en cnlcr, irle fielmente 3 reinar: 
No le cierre iosojos,nilasorejas.antes trabaja pa 
ra que vea :tcque,y reconozca las colas. P^eprclcu 
tele con difcrecion íiis erroreS;y defetos, lin repa 
rar(quando fuere obligacion)enciifguñarle:por^ 
que aunque enferme la gracia, conuaiccedeípucs 
con el defcngaño,y queda rías fuerte, 63 c¿mo 6^ Qifi^^nry.tnho 
íucedió a Daniel.con los Reyesde Babilonia. En ^^/,;fX, r'-.^z-^.p^ 
lasrcíblucioncs violentas, y-a tomadas , procure Ste.inuadct'apíd 
declinarlas.no romperlas eíl^ eran do aqae el ti¿. ,,,rn mapsJkm 
po,ylosinconuenientescefenganen. Dcxcque ilUauivc-bn^u^. 
lIeguenaeLasqaexas,yfatiras,porqueeftas,quS- hUndnlaa d.cU- 
docaenfobrc hinocencia , íoít granos de fal, pn Proy zs z^ 
que preícruan el valimiento , y auifos para no •*»-*í'- 

errar,6paracnmendarfe. Atribuya al Principe 
ios aciertos,y las mercedes,y defpr ecie en fií per- . 
fona los cargos de los errores , y mabs íuceíTos. 
Teng Ulempre por cierta lacayda, eLperandola , 



312 EMPRESSJS 

íin penfar en los medios de alargar el valimiento^ 
porque el que mas prelto cae dolos andamios al- 
tos,es quien mas.losremc.Larefleccion delpelí 
gro turba la cabe^a>y el reparar en la altura deCva 
ncce.ypordéfvanecidos le, perdieron .todos los 
validosjel que no hizo calo dclla , pafsóíeguro. 

^64 Quí amliiUt'^^: , . n r 

Mwpliatcr ambu' y ^^^ ^^^ mimírros lea niasx:ompencPO;quc 
'ir.T conudenur •riTacftro;mastiefeníbr queaculador.6 5 Alicnte.a 
T i'oi) 109 * ^^^ bueaos,y procure hazer buenos a los malos. 
6 ^ 'ictioyém tepo Huya de tener mano en Uis elecciones,6 priuacio 

li : eílo in lili q na (í^^^-^^'^^^^'^^ ^^ curto de los Conícjos en ías-con 

n>nuscx 'hfis ' uilcas,panen todas al principe , y fi las connáere 

- / 5 " ^^^ el, podra entoncesldezirle íli parecer píln mas 

atedo, que el defeo de acertar. 

§ El Palacio es el mas peiigrofo efcollo del 
valimiento , y contodo etVo íe valen todos dd 
para afirmarle , y que dure. No ay en el piedra 
quenotrabajepordeíallrre^ycaer a derribarla 
cftatua del valido jOO menos fu jeta a deshazerfe, 
que la de Nabucodonoíor,no la.diacríidad de íUs 
metales. Kinguno en el Palacio es íegu ro ami- 
go del valido : fi elige algunos,cria odios, y embi- 
dia en los demás. Silospone en la gracia del 
Principe , pone.a peligro íupriuanca^y fino, fe 
bueluen enemigos-, y afsi parece mas íeguro ca- 
minar indiferentemente con;todosjfin mezclar- 
fe en fiis oficios,procurando tenerlos fatisfechos 
(fi es poísiblc,)y no embara^arloSpantes afsifiirlos 
* en íuspreteníioneSjyiinterciies. .^i alguno tuere 

adelantado enJa gracia del Principe,maspi*uden-! 
' te coníojo es tenerle grato, por fi acalbiucediere 
en ella,que tratar de retirarle,© deícomponerle, 
porque a vczes quien íe abracó con otro para dcc 
ribarle,cayói:on.el,y fuele4a:Contr,adicion cncen 
derlosfauores Maspriuados í'ehan perdido poc 
deshazer a vnos,que por hazer a otros. Dcíprccic 
íüsacufacionesjóaprouacionescon el Principe, 
' ydexelasalcaío, 

$ El 



VOLJTICAS: íH- 

^. El valimiento cftl muy íujcto al pueblo,, 
porque fies aborrecido dél,no puede el Principe- 
luilentarlc contra la voz CLímun,yqQando la dcí- 
prccie,luelc fcrcl pueblo jucz, y verdugo üel va- 
lido, auicndoícviílo muchos deípcda^ados alus 
manos. Si leama el pueblo con ex cello , no es 
menor el peligro, porque le caula embidiofos , y 
emulos.-ydazelosal miírno Principc,de donde 
nace el ler brcues,yinfauftoslosamoresdel pue* 
blo^ 66 yafbi para caminar íeguro el valido en- óóBrenes y^;,,^ 
trceílos diremos, huya las demonftracionespu-/4//!/?oí/?o/?«// /jg. 
blicas que le leuantan los aplaufos^y clamores VuJ mam amares-, 
garcs,y procure idamente cobrar buen crédito,. TacJií,^^,uiK 
y opinión de fi con la piedad, überalidad,cortefia,. 
y agradojfolicito enquefe admiiiilh'e jufticia,que " 
aya abnndancia,y que en Cu tiempo no le pel'tur- 
be la pazjVÍbísiego publico-, ni'le deroguen los 
priuilegios,niíeintroGUzgan nouedadescn elgo' 
uierno, y iob're todo -, que íe eícuíén diferencias ' 
en materias^de religión , y competencias con\ 
los Ecldlafticos-, porque leuantará contra'* 
íi las iras del pueblo =, file tuuieren ppr im-' 
p io: . 

j¡^' Los eftrangeros',en los'quales falta el amor* 
natural al Principe, penden mas del volido, q del, 
y ion losq mas íe aplican a fu adoracion,y acon- 
lcguir porfumediolo5«ñr.cí: que pretenden ccn^- 
grandcfeftimacion del Pnncipe,y danos de fus Ef 
tados,y avezcsdicaufa alac^idadel vxiiidOjquá- 
dottocorreípondeafusdefjoSjyfines. Por elro 
dcue eítar muy atentó en no dexarie ador.u',rehu 
fando los incieníós,y,culto eftrágerovy traba] ido 
diquele df^féngañendcquees folám ntequien 
correlosvelosalrctablo,y lolocl Principe quicn- 
hazc los milagros; 

Los Fmbaxadores de Principes afectan la amif-* 
tad dci v aiido , como niedio qúcc-.z de fus negó* 
ciosjy juzgando por conueniencia dellos los da- 
ño?,y defordeaesquc rcfulran del valimicto,pro 
Curan faikiitaílc co buenos ofici'os^inducidos ta. 

ves- 



3u EMPRESSJS 

vez del mifmo valido , y como tiene ocafion xiw 
alabarle en las nudiencií s,y parecen a primera vif 
ta ágenos de in tCTcíTes/; de emulación iobran buc 
nos efetos,pero fon peiígro(ps amigos, .porque el 
. valido no los puede initcntar , íluo es a coíU de 
fu Príncipe , y del bien publico, y fi fino en fus 
•obligaciones" no le5Corrcíponde,f : conuicrten en 
cnemigos,y tienen. induílria, y libertad para derri- 
-barle^y aísi lo mas feguro es no empeñarfe con 
icUos en masdcaquelloqtie conuinierc^I feruicio 
ác íu Principe,procurando íolamente aciediiaríe 
-de vn trato íincero, y apacible con las naciones , y 
■de quees mas amigo de conícruac las buenas coi* 
reípondencias,yamii.ladesde fu Principa , quede 
tomperlas. 

^ Todos eftospreferuatluos del valimiento pue- 
den retardar. la caida,como fe exercitcn deídeel 
j)rincipio,porquedefpuesdecotraido ysi el odio, 
y la embidiajíe atribuyen a malicia,y engaño, y ha 
zen mas peligcoía la gracia,como fucedió a Sene- 
caj-gue no le cfcus6.de la muerte el auer querido 
- ff^nifi^f. py¡Q, moderar fu valimientiD ,~quando íe vio .petfcgui^ 

. . •; ^. L do. 67 

nspotein,^ comu' . ^. ^^^ ^^^^ aduer.timientos cxecata- 

tatprohibetcstus ¿Q^Q^-gi^aii^^g cayere de la gracia de fu Princi- 
íalutantiumy-vnat A^^.^ ^ .^ glorióla , auiendo viuido haíU allí 
comupes^rarus f^^^jos vi,¿ teSorcs deperderia , y fin eldefve. 
per ■vYbc,<imji ifA ^^ ^^ bufcar medios indignos de vn coracon ge- 
letuaine^ wj-cn¡a. ^^^^^q^^^ qua.l csde mayor tormento que el mif 
T /^P^*:""'*; A«- ^^o disíauor , y defgracia del Principe. Si algo 
^//'^^'"'^^^'^^>'^rtienedebuenoelvaiimÍ6nto,es la gloria 4e auer 
^^^' yr merccidoAacftímacion del Principe. Ladura- 

T4Uw,i^.M^ <:Íon eftá llena de cuidados.y peligi-os. El que mas 
pícfto^y ^^^ mayor honor lalio del/ue mas infe- 
liz. 

§ He efcritO/Screaifsimo leñor , las artes de 

Sos validosjpcro no como fe ha de gouernarcon 
cUosclPrincipe.pornoprefuponer qlosaya de 
tener. porque fi bien íe le concede, que incfme fu 
Xpluatad.y fas l&uoxes uus a vuo , que a otro, no 

■qae 



TO LITIGAS: 5iy 

que fabftituyn íu potcílad en vnO;dc quien reco- 
nozca el pucbio ci mando, el premio , y la pena, 
porque tal valimiento csvr.a enajenación dcia 
Coronaren que ricnipvo peligra el g :LÍernü,r.ün 
quando ía grácia acierra tn la elección del íujcto, 
porque ni la obediencia , ni el reípero íe rinde al 
validOjComoal Principe,ni fu atención es ai be- 
neficio vniueiíal^ni Dios tiene en Tu mano el co* 
raeon del vaiidojcomo el del Principe. Y aísi,aun 
que muchos de ios aiiteceíTcres de V. A. tuuie- 
ron validos quecon gran atencionjyzelo(como 
leay oy'deí'earonacertar,6noloconíi^ujeron, 
ó no íe logró. Y no engañe a V. A. el exemplo 
de Francia, donde el valido lia eftendidoíus con- 
fines, porque es muy a cofta del Reyno, y del 
crédito de aquel Rey, Y quien coii atención con- 
fiderarc la ped ccucion de \a Reyna Madre , y del 
DuquedeOrliensJaíangre vritida de Memo- 
raníi,del Prior de Vácion^a,dc Piioran,yde Mon 
fiur de 5an Marcos, la prifion de Bullón, los tribu- 
t.os,y vexacionesdeiosvafAlIos , la vfurpacion 
de! Ducado de Lorena , las ligas con Olandeíes, 
Prcteftantes , y Sueceíes, el intento de prender al 
Duquede Sa jo ya, Carlos Emanucl;la paz de M5^ 
^on fin noticia de los coligados , el frjno impucf 
ro a Valt.-ilinos , y Grirones , laafiücncia a El- 
cocia,y al Parlamento de Londres , las rotas de 
Iucnterabia,San Omcr,Triumbi[a, Tornaucn'. 
to,yCaílelIet, las perdidas de gente en Lobai- 
■ na,y Tarragona, perpiñan S¿» lías , Valencia del 
P6 , Imbrea ,y.Roca de EraCojla recuperación de 
Aer,y laBaíTc , hallara que a lusconlcjosgouer- 
n 6 el impc tu ,y que en la violencia reposó íu va 
jimiento.en • u tiranía le det uuo el azero atrcui^- 
do a la Mageí\ad,y que a íu temeridad fauoreció 
laíórtuna tandeclaradamente,qaecon losfiícef 
ios aduerícvsíe ha ganado.ycon los prcfperos nos- 
hemos perdido ; feñasde que Dios cóierua aquel 
valiaiiento para exercicio d: laChriiHandád , y 
caLtí¿3U'avib-0; prgairtieado aueítra p^ruden- 



'33Í EMPRESSAS 

cia,y embaraíjído nueftro valor. Las Monarquías 
delhnadasaia ruina iL'opie<^aii en lo que lasauía 
díi leuantarjy afsi la entrada por el Adriático cau- 
só diñdencias,la protección de Mantuazelos , la 
opoficiona Niuers,guerras,ladiucrrionpor líla- 
derasgaftoSj'elcXwrcitodeAlíaciaemulos^agucr 
ra por Elpasa rebeliones. Las armas maririQias,ó 
no íálieron a tiempo,© hs deshizo eitiempo,yÍas 
terrcllres no obraron por falta de ballimiéroi En 
ios aledios de Calal,p'.rdimos ia ocallon de aca- 
bar laguerra. VncCnicjo del Secretario País.iers, 
impreligen el Principe Tomas,impidi6elíOíCor- 
rer a Tunii,y triunfaxdeFranciaipcr vna vana c5 
petcncia no le hizo lo mifmo en Aer, por vn aui- 
lbd:lacircunualacionde Arrás,no me foccrri- 
das,por vna ignorante fineza no te admitió el ib- 
corro de Ambillcrs,por cobardía , ó inteligencia 
fe rindió la Capela.O diuina prouid:ncia,a que fi- 
nes fe encamina tal varied.«id deacgidenres , deíi- 
guales a íüscaufas! noa calo cí\ácn maaos de vali 
dos el manejo de Europa. Quiera Dioscorrci- 
^ ponda el íuceílb a los deleospu- 
JbUcos.. 




Kív^ 



Dcf- 



P o LITIGAS. 



331 




Ninguna cofa mejcr , ni mas prcuechofa a 
losmortílc», que la prudente difidencia. 
Curtodia,ygiJafdaesde la hazienda ,ydc la vi- 
da La conícruacion propia nos obliga ni reze, 
lo. Donde no le ay, no ayprencncion ,y fin eíla 
todo eftvi cxpueílo al peligro. El Principe que fe 
fiare dcpocos^i^oucrnara mejor íii Hilado, bo- 
lamente vna confiacaay íegara,qae eSjnoeftara 
arbitrio,y vofuntadde otro r porque quien po- 
dra aííegvirarfc del coracon humano, retirado a lo 
mas oculto del pecho,ciiyo5 defignios encubre ,y 
difsimulalalengua-ydermienteiriosojcs , y los 
demás mouimlentns del cuerpo? i Goíro es 
de eucontrad-asolasde afcdos,y vn mar lleno de 
leños, y ocultos bagios,íin que aya anido carta 
de marcar,qnc ^udieiVe de mercarlos. Que agu- 
ja, pues , tocada de la prudencia íle le podra dar 
al Principe, para quj teguramente nauegue por 
tantos y tá diucríos mates? 2 Que reglas, y adun-- 

rcu- 



1 Corho-mim^Tm- 

mutatf.tci: ilíius 
filie inboncíjfmein 
mu ¡A, 

Ecci.15._Ti. 
1 Fra'.ínm e¡lcoY 

tab'ilc^qttU cognof 
c<:t ¡¡ltid> 



3j8 EMFRESSJS 

tencias de las feñaics de los vientos,para que rccd 
nocido el tiempo tienda,ói'ecoja las velas de la 
•confianca.Eneíloconfiáe el mayoi* grce de rei- 
nar. Aqui fon mayores peligros del Principe por 
falta de comunicación .experiencia, y noticia da 
los fuceíros,y de los íujctos.fiendo afsi.que ningu 
no de los que tratancon él parece malo. Todos 
en fn.preícncia coniponcn el roilro,y ajuftan fus 
acciones.Las palabras eftudiadaslueñan amor,ze 
io,y fidelidad, fus femblaiiresrendimierto, icíbe- 
to,y obediencia,retirados al coracon el defcoiT té- 
to,elodio,y la ambición. En !o quai fe fundó quic 
ciixo: Q^f nofeña-fe el Principe de nadie. Pero eílo 
3 Vtrumque in -i>i íeda menos vicio que fiarfe de todos. 3 No fiar- 
rio eji.K^ ómnibus fe de alguno esrezeio de tirano : fiarfe de todos^ 
cmleveyÚPnulU. facilidad de Principe imprudente. Tan impor- 
, Séneca. tantees en éj^confianca , como Ja difidencia. 
Aquella es digna de vn pecho fincero y el Real,y 
eftaconuenientealartedegouernar,conlaqual 
obra la prudencia política , y aílegura fus accio- 
nes. Ln dificultad confiíle en íaber vfar de la 
yna,ydeIaotra^íus tiempo,finque la .coníianca 
de ocaí7ou ala infidclidad,y a los peligros por de- 
mafiadatnentecrcdula,ni la difidencia por muy 
pjrcuenida,yfofpechoía prouoque alodio,y á'^kf 
peracion,yfea in tratable ei Principe , noaífegu- 
randofé de nadie. ISJo todo fe ha de medir , y juz- 
gar con la confíanoiinitodo con la difidencia. Si 
nunca feaííeguraflcelYr¡riCÍpe,quÍL'n lepodria 
afsiíUr fin euidente peligro ?Qli Ten no dudaría en 
íu ícruicio?No es menos peligróla infelicidad pri 
uarfepor vanas fo fpechas de los miniftros fielts, 
<jue entregarfe por ligera crudelidad a los q ue no 
iofon-Coufie,y creael Principe,pero no fin alga 
na duda de que puede fer engañado, Efta duda 
íio le ha de retardar en la obraXino aduertir. Sino 
. dudaífe feria defcuydado.El dudar es cautela pro- 
pia que le aflcgura , csvncontrapefar las cofas. 
Quien no duda,no puede conocer la .verdad. Co- 
¿escomo G. creycíle las cofas^y deíconfie,como fi 

no 



POLITICES. ST? 

inokscrcyefle. Mezcladas afsi laconíianca,y la di- 
fidencia, ygoucrnadascon la razon,y piudencia., 
obrará marauilloíosefetos.Eite el Principe muy 
aduertido en los negocios qu e trata , en las con- 
íeder aciones que alsicnta , enlas pazcs que a)'u(- 
ta.yenlosdcinás tratados tocantes al gouicrno., 
yquando para fu confirmación diere la mano, 
fea mano con ojos (como reprcíenta eflaera- 
preQa)que primero mire bien lo que hajc. No. 
ícmouiacn Piauto porlaspromeáas del aman- 
te la Tercera-^dizícndo: C¿if€teni.iJiemprecon ojos 
{us m.t'^cs ,q^uc creían lo que i'e^diK Y en otra 
parte llamo día con OJOS a aquel en que íe ven- 
dia,y cobrauade contado. Ciegas fon las reíb- 
luciones tomadas en confianca. Símbolo fue 
de Pitagoras,que noíeauia de darla mano a qual 
quiera. La felicidad en íiaríe de todos,feria muy 
peligrofa. Confiderc bien el Principe , como te 
empena,y tenga entendido,que cali todos , ami- 
gos,© enemigos tratan de engañarIe,vnosgraue, 
y otros ligeramente. Vnospara defpojarle de fus 
Eftados,y vfurparle fu hazienda;y otros para ga* 
narle el agrado , los fauores,y las mercedes. Pero * 
no por efto he de reducir a malicia, y engaño eftc 
prefupuefto,dandofe por libre de coníeruar de 
fu parte la palabra,y las promefas, porque fe tur* 
baria lafe pubUca,y fe afearla fu reputación. No 
ha de fer en él eílerezelo , mas que vna prudente 
circunfpeccion , y vn recato político. La difi- 
denciahija de la íofpechacódenamos en el Prin- 
cipe,quando eS'ligei:a,y viciofa,que luego deícu- 
bte fu efeto,y fe exccuta,no aquella circüfpeda, 
y vniuerfal,que igualmente mira a todos, fin de- 
clararfe con alguno,mientras no obliga a ello las 
circunftancias examinadas de la razón. Bien fe 
puedeno ñardevnOpy tener del buena opinio'.poc 
que eíta defconfianca ao es particular de fus accio 
ne5,fino vna cautelageneral de la prudencia. Ef- 
talas fortalezas en medio de los Reyaos propios 
yfe maati^nsa ios prcridioS;y fe hazen las guar- 



y 



?4<J EMPRESSA^ 

daSjComofieftuuierancn las fronteras dd ene- 
migo. Efte recaco es conueniente,y con el no fe 
acula la ftdelídad de los lubditos. Co;;lic el Prin- 
cipedc fas paiienrcside íus amigos , de fas vaíla-- 
Uos,y miniftros , pero no loa tan fofiolcnta ella' 
€onfian9a,y que duerma dclcuydado de loscafos 
en q la ambicioir.el interés, ó el odio laclen per- 
turbarla fidelidad, violados los mayores vincu- 
losdelderechode la naturaleza, y de las gentes. 
Quandocl Principe es tan floxo,que tiene por pe 
íoeltadiligencia,queeílimaen menos el daño, 
que viulr con losíbbrefaltosdel rézelo : que de- 
xa correr las cofis fin reparar en losinconueniea' 
tesquepuedeiiíucedctjhazemaloSjy'tal vez in- 
fieles a tus miniftros,pofque atribuyéndolo a in- 
capacidad le derprecian,y cada vno procura tira- 
nizarla partedegouierno,qüe tiene a fu cargo. 
Pero quádo elPrirícipc' esvigilante.q fi bien con 
fia,no pierde de vifta los rczelos:que eftá ficmpre 
preuenidb para que lá infidelidad no le halle de- 
íarmadó de conlejo^y de miedos; qué no condc- 
na,fino preuiene^no argüye,fino preferüa la leal- 
tadjfín dar lugar a que peligre,eñe mantendrá fc- 
gura en fus fienes la corona. No huuo ocafion pa- 
ra que entralTe eíí el pecho del Rey Don Fernán • 
do clCaf olico,foípecha alguna de la fidelidad del 
Gran Capitan,y córt todo elío le tetlia perfonas,q' 
de íecrcto iiotaffcn,y aduirrieífen fus acciones,pa 
ra que penetrando aquella diligecjaviuicfle mas 
24 I 'ñ HiCo íiílucrtido en ellas. No fucefta d'erechartietedef- 
■"•' ' •'^' confian^a,finó oficio de la prudencia; preuenidaf 
en todos los caíbs,yzelos de la dominación , los 
quales no fiempre íe miden con la tazorr , y a ve- 
zes conuiene tenerlos con pocas caufas , porque 
, laímaldad obra a ciegas,y fuera de la prudencia, y 
Mar.hijt.Hifp. aud de la imaginación. 

Con todo efto es meneftcr que no fea ligero ef ¡ 
tetemor',como fucedio delpüesal mifmoRey IXi 
Fernando con el mifm i Giun Capitán, que aun-l 
<j«pcrdidá la batalla de Rauena , auia meneíler íij 



TOLITICAS. H' 

perfonaparalascoíasde Italia,nofe valió dcUa, 
quando vio el aplaufo con que todos en Eípaña 
quciianíalir a fcruir,y militar debaxo de iu ma- 
no,y preuino para en qualquicr acontecimiento 
ai Duque Valcntin,procurando medios paraaf^ 
Icgutaríe del :dcí'aerte,quc dudando de vnafide- 
Jidad.yaexperimentada,leexponia a otraíolpe- 
.choIa.Afsi los ánimos demafiadamcnte rezelo- 
ios por huir de vn peligrO;,dan en otros mayores, 
aunque ayezcs en los Principes el no valerfe de 
tan grandes rujctos,mases cmbídia^ó ingratitud, 
que Loípecha. Pudo tabien ícisque juzgatVe aquel 
aftuto Rey,que no le conuenia íeruiríe;de quien 
le tenia mal Satisfecho. Al Principe que vna vez 
delconfi6,poco le deue la lealtad. Quanto vno es 
mas ingcnuOjVgentrofode animo, masíienteq 
íe dude de fu fidelidad ,y mas fácilmente íe airroja 
dcldcñadoafaltaraella.Porcílole atreuio Ge- 
tullo a cfcrruir a Tiberio,que feria firme fu fe., íl 
no le pufieífe az'!chancas.4 El largo vio , y expe- 
riencia de cafospropiós,yagenos,han de enfeñar c-'/'rj 
al Principccomo fe ha de fiar de ios fu Jetos. En- -4 •^^¿'^M'W ?«<•<?- 
ttelosacucrdosqueclRey pon Enrique el Se- ^f^ sfinulUs i» 
gundo,dex6 alu hijo el Principe Don luán, vno fi^tis peteretur^mS, 
fue,que mantuuieáe las mercedes hechas a los q f^^^f^- 
auiau feguido íu parciilidad,contraelReyD.Pc- '^^f^M.ó.an. 
<iroíii ícñoEnatural,peroqucdctal fuerte fiaíTc 
delIos,quc le facifelofpechoía fu lealtad. Quefe Mar.hiJl.Hiíp. 
íiruieíle en ios cargos,y oficios de los que auian fe 
guido a 1 Rey Don Pedro, como de hóbres conf- 
tantes,yfielcs,que procurarían recompeníarcon 5 QjiípbefrodltOm 
feruicios las ofenfaspaLfadasry que no fefiaflc de res.etUm ijs, quos 
losneutrales,porqueíe auian moñrado mas aten arjtepomHt,inutfi' 
tos a fus intereífes patticulares,que al bien publífunr. 
codelReyno. Eltraydoraun al que firuecon la Tac.Ub^i.an. 
traición es odiofo.s'El leal esgrato al mifmo có- .6 Manfitque CxU 
tra quien obró.Enefto fe fundó Otón para fiar- [o -ydut fátalitet 
fedelCelfo,queauia feruido conftantemente a ettáproOrhotiefi" 
=Galba. 6 des if¡tegríi,0'inm 

$ No es conucíúcíit % kuaatar de golpe vn mi- fdlx. 



54r ^ EMFRESSAS 

iliftro agrades pucftos,porque es criar la embidiaJ 
contra el,y el odio délos demás contra elPrinci- 
pe,caycndo en opinión de ligero. No ay minif- 
trotanmodcílo,quenofeotenda,nitan ztlofo,. 
que acierte a rci:iiir,qtiando fe ve preferid o iujuf- 
tamente. Queda vnoíatistecho.y muchos qiiexo 
íbs,y con miniaros defcontenros ningún gouier- 
no es acertado.Tales elecciones fiempre ion dil'-- 
formesabortos^y mas fe arraiga a lealtad con la' 
atencionenir mereciendo los premios al paíTo' 
deiosíeruicios.Entrc tanto tiene eíPrincipetie' 
po de hazer experiencia del miniftfOjprimero en 
los cargos rnenores,paraque no íalga muy coño-^ 
#T QMfdelis elk in ^^'V ^^'-'^P^^^ ^" ^^^ mayores. 7 Procure ver antes' 
tnUimo^^inm^to deemplearavnoenlosc^rgosdela paz , yde la"- 
rlfidelis eíi guerra,donde puede peligrar lu fidelidad; que pre-' 

7 ur^ T X V^ das dexa de nacimiento,de honor adquirido.y de 

hazienda-Eila atención es muynecellana en aque 
líos pueftGS,que Ion llaue,y feguridad de los Eíta 
dos. Augufto no permitía, que fin orden fuya en- 
trañe algún Senador , 6 Cauallero Romano en 
Egipto,porque era el granero del rmperio.yquie 
fe alcaáe.con aquella Prouincia , feria arbitro 
del ; y aísi era efte vno de los fecretos cl^e la domi- 
nación. Por efto Tiberio fintió tanto que fin fu 
S Acemme intre- licencia paüaíTe Germánico a Alexandria. S Pa-- 
pMít j qíh)d contra ra mayor fcguridad,6 para tener mas en freno al* 
jnftitiHif' Jttgufrí; miniftrojconuiene dar mucha autoridad al Ma-- 
nofjfpotePrmcipis giftrado.V Confc'josdela Prouinci¿;porquenin- 
/J/fX.í/;J^/íW> /«- gu ñas piguelas mejores que eftas , y quemas 
rroijfet.N'am Att. fe 'opongan a los exceílos del que gouier- 
gMjins, ínter alia do na: 

minationií-arcana ^ Para ningún pueft'o fon buenos losanimosba 
-vetirts y'/tijifer/nif xos,quc no aípiran a lo glcricío, y a íer mas q los 
tf , ingredi ScnMo otros. La mayorcalidad que halló Dios en loíue, 
rihusjdute-qii'itihus. pava introducirle culos negocios,fuc elferdemu 
Momanis ]lu¡lribus. cho efpiritu 9 Pero no ha de fer tan grande el co^ 
fcpojltjtjíegyptitm r.icon,que.defprecie el auer nacido vaflailo, y no- 
TacJih.i.íin. fcpa contenerle en íufortuna,porque en eílos pe 

^TolU Jo fue ifhu, li^r^ ia fideüdad^y aspirado ai fí^^yor grado^y eÍ4 
inc^m^[ti^imHSy " '. . ^ ■--■ ¿cji^- 



TO LITIGAS: 34? 

.clex6dcprcncleiic,ónopuclo , ó no fuporfuera 
de que falta en ellos el z^lo , y la puntualidad a la 
obediencia. 

^ Los ingenios grandes , fino fon modeílos /y 
docilcs^fon tibien pcljgrofos, porque fobcruios, 
y^agados de íi,deípreciaa las ordenes , y todojes 
parcce,queíedcue gouernarícgun íus didame- 
nes.No menos einl^araí^óro fueleíor vno por íus 
cxccleiites p;ii-teS;que por no tenerlas,porque no ^^ Nec^'^em/n emi^- 
ay lugar donde quepa quien prcfume mucho de ^^^'j^^^'i^rrutesjc' 
fusmeritos.Tiberionobufcaua para los cargos ^'^^J^^^JJ^^urfus 
grades vu tudcs,y aborrecía los vicios por el peli- "^j^^f ^^(^^^h^^xfo 
grodeaqiicllas,y poria infamia denos. lo timísfcricídüfili, 
§ No ion buenos para miniftros los hombres '^ Mf ^w/5 dedecus 
de gran fequito, y riquezas , porque comonoP^^^^'^^^^^^^^^^^'ff- 
tienen necclsidad del Principe , y eftán hechos -^'^'^-'-^ff- 
al regalo , noie ofrecen a los peligros , y traba- V r ^' '" ^^f^.í' 
jos , ni quieren ,i3ÍXaben obedecer , ni dcxarfe ^'^/^^^""'<^jT'^'>''íÍí 
gouernstr.ii PoreftodixoSoíibioBritanico,que^/'y>^'*^^^^'or'wr/;, 

cranodlofasa los Principes las riquezas ác ios^^^^^,^^^V'^ ^*l^nr^ 
particulates. ii cofltturiCmjt^regi, 

^ Quando^ues,faf re elegido vn miniflro co el ^^^^^ obeáne^no' 
examen que conuiene,haga del entera cofíá<;a el ^^**f' 
Principe en lo exterior^perofiépre con atención ^^'i/^* ^^^* 4-foí.c. 
a íus acciones,y a íus inteligcncias,y fi pudiere pe- 1 1 • 
ligrar en cllaSjpaíTele aotro caxgo,y donde ni r é . ■í * '^'*^( '^'^t <<íÍí 
gagrangeadas lasvotujntades,ni tenga 4iípoíició ^P^'^ frinapibiís i» 
para malosintétos,porque mas prudencia^ymas/í^"/'*^*^ 
benignidad es perieruar a vno del delito , que ^<»^./'^.ii.<í;r. 
perdonarle deípuesde cometido. Las vitoriasQC i3 NunriaracaTi 
Germánico en Alemania,elaplaufoderus Tolda- hcrmmlxtitia^cu* 
doSjfi bien por vna parte dauan regozijo a Tibe- ra^i^eaffeaye^ 
rio,por otra le dauan zelos^i 3 y viendo turbadas TacMb. i .an^ 
las cofas de Oriente,fe alegó por el pretexto, que 14 Vt eaffecieGet 
le dauan deexponerle a los caíos, embiandole al manicumfuetts k. 
gouierno de aquellas Prouincias. 14 Pero íi con- giorfibusabjlrahe^ 
uinicre facat al miniílro del cargo ,íea con algu- ^^f, nouifque Pro¿ 
na efpecie de honor,y antes que fe toquen los in- uir>cijs iwpofitum, 
conuenientes,con tal rccato,q no pueda recono- dolofimtil,z^ cafi'^ 
cg que di^dg ¿y el Prj^cipejpotque aísi como el ^»^ ohieíhreK^ 



5441 EMPR ESSAS 

temor de fer engañado , en feña a engañar , afsi íe. 
dudar de la fidelidad hazc iuficks.Porcíio Tibe- 
rio queriendo deípacs llamar a GeriViariicoá Ro 
ma,faecon pretexto de que rccibiede el triunfo, 
ofreciéndole otras mercedes, 15 en que loinnuy 
liberales los Principes quaudo quieren iibraríe de 
r5 yím'wí wocíe- ÍQsi-ezelos. 

fitx eits ad^rcdi' ^ si elíubdíto perdió vnavf z elreípero al Prin 
tiif^Alterum Con- cipe,no le a;"legura defpues la confianca. Perdonó- 
fuUtu-m ojfcrendoi el Rey Don SancHode León el Primero,al Con- 
ree.///; a. ^«. deGoncalo,qüeauialeuantadc contra él lasar- 
Már.hijlMíCp- mas. Procuró reducirle con íasfaiiores,y ios que 
le auian de obli§ar,le dieronocafion para auene- 
naralRey.. 

^ . Quandó entre los Reyes ay intereQes , nin - 
gun vinculode amiftad , ó parenteíco es baftante 
JMitr.hifl.Hifp.. íeguridad para que vnos fe fien de otros. Efiauaii 
encontrados los animosdel Rey de: Cartilla Don 
Fernando el Grande, y Don- García Rey de Na- 
uarra,y hallandoíeefte enfermo en Naxara , tra-- 
tóde prender a íu hermano que auia venido a vi- 
íítarle,pero no auiendole íálldo fu intento, quifo 
defpues diísimular,vifitando aDon Kernádo.que- 
l'ñ-PTT cftaua enfermo en Burgos,elqua I le mandó pren* 
Mar.hijtMifp.. ^^^^ Masfucrteesla venganca,ólarazonde ef* 
tado en los Principes,que la amillad , ó la fanjre. 
Lo mümofucedió al Rey de Galicia DonGarcia, 
iójD!f(¡ct[es pd-^^ auiendofefiadodelReyDon Alonío de Caftilla 
trltd}jJhijiofies,\j7' £q hermano. Los mas irreconciliables odios fon . 
qiti yaU^ íí?«<*>íf j los que fe.encíenden entre los mas amigos , ó pa- 
-v<t/ííf od/o lub. nt. ]:i entes. De vn gran amor íucle refultar vn gran 
^r(|Uí¿-7-P:^^'^-<^ aborrecimiento. ló De donde le podra infe- 
rir^quanto mas crrada.es la confianza de losPrin- 
cipes,que fe ponen en manos de lus enemigos. 
La vida le coüó al Rey.de Granada > auiendoido 
con íainocondutoapedir íocorro ai Rey Doa 
Pedro elCruef Masaduertido era Ludouico 
Esfor^a D.iqaede Mil^n,que no quería abocarle 
con el Rey de Francia , fino era en medio d e vn •■ 
siO;ycn YJna puente cortadajcondlciou de Prin- 

, . €Í-' 



POLITICJS. J4y 

'Cipe Italiano , que no fe aíTcguran Jamás de 
las deíconfian^ds ; y -afsi fe admiraron mu- 
cho en Italia , de que el Gran Capitán íeviéíTc 
con el Rey Don Fernando el Catolico^y eftc con -'■ i 
el Rey de Francia íh enemigo. Gafos ayen^qiie es ,,- 

cmas íegura la confianca , que la ditidencía , y ai -•^**>''''T'H'//^. 
que es mejor obligar con ella. Defpojado el Rey 
Don A Ionio el i abio del Reyno de León , fe há- 
llaua retirado en la Gorte del Rey Moro de Tole 
do.quando por muerte del Rey Don Sancho le 
llamaron con gran lecreto a la Gorona,y rezelan 
dofcq tntcndiendolosMoroslo que palfaua,de- 
tendvian íu perrona,com6 prudcnte,y reconoci- 
do al hoípedaj e,y amiftad,le dio cuenta de todo^ 
Efta confianza obligó tanto a aquel Rey barba* 
ro queyaíabiendoel cafo le tenia pueftas aze- 
chancas para prenderle) que ledcxó partir libre, 
y le arsilUócon dmeros para fu viage^fueri^ade la 
gratitud que defirma el coraron masinhumano- 
f Las difidencias entre los Principes noíe han 
de curar con defcargos , y fatisfaciones , fino con 
aÍLOscncontrario.Sielticmponolas lana, no la 
fanará la diligencia.Heridas íuelen fer que íe ene© 
nan mas con la tienta, y con la mano , y vna eipe-, 

cié de zelos declarados, que inducen a la 
infidelidad. 




Í4 Aua 



EMPRESSAS 




A Vn trasladado clífcorpion enelcieío , f 
Golecado entre íusconftelaciones no pier- 
de fu malicia, antes es tanto mayor que en la 
tici*rá,quantoes mas eüendido el podec de fus 
influencias venencias íobretodo lo criado. Con* 
ííderen bien los Principes las calidades, y partes 
delosCüjctoSjqueleuantan a los .Magiñrados, 
ydignidades', porque en ellas las inclinaciones, 
y vicios naturales crecen fiempre, y aun mu- 
chas vezes peligran las virtudes > porque víendo- 
fcformentada , ybriofa la voluntad con el po- 
Uér, feoponealaj^zon , yia vence, íiaoestan 
corapueft^, y robulla la virtud,que puede liaztr- 
ie remknüiíi,fíii que.ic-déílumbren,delvanezcan 
los efplendocesde lá£rofperidad Si los bue- 
nos fe íli;:lenhazer tíialos en lir graiideza de los 
puertos/ios malos íe harán peores en ella. Y íi aua 
caftigado , y infamado el vicio tiene imitado- 
res^n^as Iqs tidgaQ íwef^uorecido^.y e;íalcado. 



En pudienclo la malicia llegar a merecer los ho- ■ 
noi'CS,quicn íeguira el medio de la virtud? Aque- 
lla en nolbtros es natural, eíta adquirida , ó im- 
puefta. Aquella arrebatada, efta efpera los pre- 
mios, y el apetito mas íeíatisfazc de lli propia vio 
Jencia,que del mcriro,y como paciente antescli 
ge pender de tus diligencias,que del arbitrio age- 
no. Premiar al malo ocupándole en los pueiíos 
de 1 a Republica,es acobardar al bueno,y dar fuer- 
zas ,y poder a ala malicia. Vn Ciudadano iujuüo 
poco daño puede hazer en la vid^ priuada,conrra: 
pocos excrcitará fus malascoftumbres, peio en 
el Magiüradó contra todos,fiendo arbitrio de 1-a 
juftici.í,ydelaadminiftracíOn,ygouicrnode to- y. Kr^^n.,; ^.^ - 
aoeku«podelaRepubUca.iNoíchadeponer;,,;3:^^^^^^ 
a ios malos en puettos donde puedan cxercitaríu ¿..y/ /; ,>,/- :i ' 

niaUcia.Aduertidadefteinconuenicnteianatii..4r,V7í«^^ l'' 
raleza no dio alas.ni pies a los animales muy ve- ,jQce/t"''^"'^' 
nenofosjpor-iue no hizietíen mucho daño. Quie j..ia i'r ? 
a la malicia da pies , oalas , quiere que cor- xFili'] - r 
ra, 6 que buele. Suelen los Principes valeríe mas // f^j., V^""l l^r'* 
dclosmaloSjGuede los buenos,vicndoqueaque /;•./' V^^^^''^^ r' 

II /- I- r ' ,T^ íi]S lucís in^enerit: 

lloslonordmariamentemasla^azes,2queeílos, *; „ -^ r ^"^^^ 

pero fe engañan, porque no es labiduna la malí- r ' ' 
cia,ni puede auerjuizio claro dóde no ay virtud. ^*^*^'^^'^^ 
Por eftocl Rey Don xMonlode Ara5on,y de Ña- 
póles alabma'ía prud:iTCÍa de los Romanos en 
aucretüfieadoeitempiodela honra dentro del 
de la virtud en forma tcd,q para entraren aqucJ, 
fe auia de pallar porelle juzgando qxie no era dig 
node honores; el que no era virtuoro, ñique 
conucnia paíVaircn a los oficios , y dignidades los 
que no auiín entrado per los pcrtaks de la vir- 
tud. Sin ella.como puede vnminillro íer vtil- 
a la República > Como entre los vicios íe po- 
dra hallar la Prudencia'jlalul'iicia, laClcmen-'- 
cia ,1a fortaleza , y las^ dc;Tias virtudes neceíTa' 
riascnelq'ajmanda ? Como el que obedece, 
conlbruara las que le tocan, Gie ñlta el excmplo- 
4cio3ii"ii:úiti'os,caya¿accionei , y coilumbxcs» 



j,48 EMFRWSS2ÍS 

con atención nota,y con adulación imita? El püe 
blo venera al nüniílro virtuoío,yíe da a cnteder 
que en nadapuedeeri'ar,yaJ contrario ninguna 
acción recibe bien,ni aprusuade vn miniftro ma 
lo.Di6-on el Senado de Efparta vn coníejo acet- 
tadoDeraofl:enes,y pol-queel pueblo le tenia por 
hombre vicioíü,no le acetó , y fue rneneftcr que 
de orden de, los Efor os dÍL lie otro conlejjro^eíH- 
mado por id vi vtud,el niiírno coníejo para que le 
admitieflea,y cxccutaíTen. Es tan cóuenien te que 
íea buena eHaopiniondelpueblo,queaunqLian- 
Üo el miniftro es bueno , peligra en lus maiios el 
gouicrno^fi el pueblo mal informado, le tiene por 
malo,y le aborrece. Por ello el Rey de Inglater- 
ra Enrique Quinto(quando entró a reynar)ech6 
de.íu lado a aquellos que.le.auian acompañado 
enlasíolrurasdeíujuuentiid , y quitó los malos 
miniftros, poniendo en fu lugar íu'jetos virtuo- 
fos,y bien aceptos al Reyno. Los felices fuceíTos, 
y Vitorias del Rey Teodorico fe atribuyeron a la 
buena elección que hazia de miniftros, teniendo 
porconfejeros a Ips Prelados de mayor virtud. 
Sonlosminiílrosvnosiretratos de la Mageftad, 
la qual no pudiéndole hallar en todas par teSjfeíC 
preíentaporellosjyafsiconuiene que parezcan 
al Principe en Jas coílumbres, y virtudes. Ya 
^, . que el Principe no puede por íiíoioexercitar en 
"^ Regiré foteti^í todas partes la poreftad que le dio el conícnti- 
nJjin^'juosdeleaat^ mientocornun, mire bien como la reparte cn- 
J'iferhUJuce logñ trelosminifti-os,porquequandofevecon ella el 
fpemacidii,mífiuf. que no nació Principe quiere íoberuio parecerle 
q-^fe íud'icítnt pojje en obraryioÍenramente,y executar fus paísiones. 
fnfidiu.rnultumf, 3 De dódeíc puede decidir laqueftion,qualeíla- 
fmgults , quid pof-éo déla República fea mejor , ó aquel -en que el 
fmtyojlendat. Principe es bueno,ymaloslos miniftros, ó aquel 

Séneca^ ^n que el Principe es malo , y buenos los minif- 
4 PojJeetUmfuíf trosKpudiendofucederefto^comodixo Tácito) 
malis Frificipíbus 4 porque fiendofuerca que el Principe íubftitu- 
magnos y iros ejfe. ya fu poder en muchos miniftros , fi cftos fueren 
Tacjn yit,AgYic. malos,fcránmas nociuos a la Repubüca^quepro 

ue- 



POLITICJS. H9' 

uechoíbcl Principe bueno , porque abuHaran de 
íubondad.yconeípccieciebicn le licuarán a íus 
fines, yconueni.ncins propias, y no ?A beneficio 
común. Vn Principe malo puede ler corregido 
dcmuchosminiÜrosbuencs^jpcrortomuchobmi 
niíírcs malos de vn Principe bueno. 

^ Algunos juzgan que con los miniftros bue- 
nos tiene ei Principe muy atadas-lasmanos.y muy 
rendida ÍLi libertad , yqucquanto mas viciólos 
fueren losfubditos,mas (l'guro viuirá dcUos. Im- 
plo confejOjOpuerto ala razón , porque la virtud 
mantiene quieta,y obediente la Rcpublica,cuyo 
eftado entonces es mas firme , quanoo en el le 
viuefin ofcnía , yagrauio , y florecen la jufticia, 
y laclemencia. Masfacilcsel gouierno de los 
buenos. Si tal tala virtud , í'e pierde el reípeto a 
las leyes: fe ama la libertad,y le aborrece el domi- 
nio, de donde nacen las mudancas de los Eííados,. 
y lascaidasde los Principesiyalsi es menefter que 
tengan miniftros virtuolos que ks aconíejen con 
bondad ,yzelo>y que con fu cxempJo , y entereza 
introduzgan,ymantcganla virtud en la Repú- 
blica. Tiberio tenia por peligrólos en el miniltro 
losel\rcmosde vivtud,y vicio,y elegia vn medio 
(como dezimos en otra parte.) Temor es de tira- 
no:fi es bueiu) el miniftro virtuoío,miejor ícrá el 
masvirtuclo. 

^ Pero no baña que fean los miniftros de ex - 
celentcs vii'tudes, fino relplandecen también en 
ellos aquella*: caUdades,y partes de capacidad ,y 
experiencias cóuenientes ai gouierno. Aun llora 
Iticpia,y mucliraen losroftroSj ycuerpps adu£- 
tos.y tiznados de fi.\s habitadores ei mi^l confejo 
dé Apolo(fi nos podemos valer déla Filol» -fia, y 
moralidad de los antiguosen (us fabulas3por aue^ 
entregado el carro de la luz a íu hi'jo Faetón, mo» 
^uelo incxpcrto,yno merccedordetáalto,y cla- 
ro gouienio.Eli- peligro corre Us elecciones he- 
cliii pOL'ialto.y no por grados, en q la expcrien=- 
Ciadvfciiljre^y gradúa los lujccos. Aunque craTi • 

be-- 



jfo- EMPRESSAS 

beriotan tinno,no promouió a íus fóbrinos, fin 
cftaconíideracion , corr.oLiruuoparanodar a 
Df ulo la poteftad Tribunicia , haíla auer hecho 
5 A?'eq«f»M«c/7vo experiencia déi,por ocho años, s Dar iasdig- 
ijere , /ai f cr ocio mdadesavninexperto,esdünatiuo; vn cxperi- 
^nnos capto expcrt mentado , recompenfa , y jufticia. Pero no to- 
fijento, ^^^ ^^S experiencias ,como ni todas las virt udes 

T.acMh.s.art» conuienen a los cargos públicos., fino folamcn- 
íe aquellas que miran el gouieruü politico en la 
parte que toca a cada vno, porque los q fon bue- 
nos para vn cxercicio publico^noXon ílepre bue- 
nos para]otros: ni las experiencias de la mar fir- 
uen para ias^^^obras^de la tierrami los que fon habi- 
6 Namymmovus Ifs para domar,y§ociernar con las riédas yn caua 
ab -vno óptimo per- llo,podran vn excrciro,6 en que le engaño Ludo 
r^,>.,^ n,inA ift uicoEsforca, Duque de Milan,entregándoíusar 
£. ...Jc^aiP mas contra el Rey de Francia a Galcazoiíanteue 

gJdatons proui. ^'^''^^'^^^^^^^^ 

d necimere -vt pertoeneldelaguerca.Masíiccrtadaruelaclec- 
r ^b'' cáriíct quif- ^^^ ^^ Matatías en la hora de íu mvierte,q Ludas á 
1 '* r^;^>ylÁl Macabeo,íobufto,yexercitado en las armas hizo 

J \í:^.^* GcneraUy a fu hermano Simón ^ varón de gran 

ceosconficiat. ^ . . '-^ . ^ ;;» -r a u 

Ar'iilíl- polco J-iizio,yexpcriencia,Conrejero. 7 Enettobe- 

/j . .i.p j* n-,Qsyj[:^Q QQfYiter fe brandes ve rrosjtroicados los 

J íLteCCC Simot^ít n , .. ^rn. r jc ^ i 

f /? r^y^ irenos,y los manejos. Eftoslon diferentes en los 

aLd^iJclnítlij ^eynos,y Repúblicas. Vnos pertenecen a la juíU 
h : ipCttmauditi cia,yott:os ala abundancia: vnos alaguerjra, y o- 
fcmme'tpCecYÍt iros a la paz,y aunque entre fi Ion dikixtes , vjaa 
/ ''tei^Iu- ^'^c^-^l^'^^'O virtud ciujl los conforma,y. encamina 
jouspj. r, • - |.Q¿Q5jj¿m^^l3 ^^Qj^j^f^j^^JQ^j ¿Q |.¿ República, 
das Machábaos ^ t- j j j ■ ' • • * r 

r . ■ L ^ • atendiendo cada vno de ios que la ^ouicrnan a ef- 

J /- ^ teou con medios proporcionados al cargo que 

ueíitutej ud,¡it To. Q^upa.Efta virtud ciuil es diuería, í^gun la diuerr 

bislYíceps mtit^ fidaddeformasdeRe.pubiicas,lasqualcs fedife- 

tUjCs^ípJeaget s j^e^cian en los medios de fu gouicrno , de donde 

'tu^^^ íiace,que puede vno fer buenCiudadano,pero no 

}.MAcb.%,6i. l)uenGouernador,porque aunque téga muchas 

,\^irtudes morales , no baítaiían fi le faltarenias ci- 

uiles,y aquella aptitud natural COAlUcnisate para 

fabej: di^oner ;y mandar. 



TOL ITICJS. Tj r 

^ roreítoesimportante,que el I^rincipc ten'--- 
gá gran conocimiento de los natu ralcS:)' inclina-- 
ciones de los íbjctos, para faberlos emplear, poi- 

" que en ella buena elección confinen ios aciertos' 
ác(\.\ gouic.ino.El injynio de Hernán Cortes fue 
jiiuy a propcfito para deí'cubrír , y conquiüar las- 
Indias,el de Gonzalo Fernandez de Cordoua pa 
ra guerrearen el Reynode Napolcs,y fi fehuuie-- 
ran trocado,embiando al primero conrra Fran- 
ccfes,y al fegundo a defcubrir las Indías,no auriá' 
íidoranfelizeslosíuceílüs.Nodióla naturaleza^ 
a vno iguales calidades para todas las cofas , fino 
vna excelente para vn íolo oficio, 6 Ríe efcafez, ó 
aduertencia en criar vn inftrumento para cada co 
fa.8 Potellarazonacufa Aiillotelesalos Carta- SSicemm o^tlmt 
gineníesjosqualesleferuian á<t vno para mu- infl^umenta profi. 
chos oficios, porque ninguno esa propofiro para cient , fi eonim ¡í;í- 
todos,niespoisible 'como ponderó el Empera- gifU nomulTís^fed 
dorIurtiiiianp9)que pueda atender a dos fin ha. -vnidcf^ruUnt. 
zcrfaltaaviiOjóalotro; Mas bien gouernada es An'jt.lib.i.pol.c.i^ 
vna Republica,qaando en ella,como en la ñaue, 9Nec fu cotice jjum 
atiende cada vno a [ü oficio. Quando alguno tueíc»ic]f^i duohips af- 
íccapaz'de todoslosmanejos,nopor eirolosha///?t'>'c Magijlrati- 
de llenar todos-. Aquel gran valb de bronze para bfis/s-iftríufh^iiu- 
losfacrificioS;llamado elmar,quceílaua delante dicijcuyam pcrage 
del altar robredoze-bucyes en el templo de Salo- re.Necfacih ere 
nionjCx'-bia tres mil medidas,! lamadasmerretas, dedum cft dtiobns^ 
lo pero Iblamentc le ponian dos mil. 1 1 No con- necefaríjs in rchns: 
uiene queenvnoíblorebofen los cargos, ydigni- ynumfiifficcYc.n^ 
dadescon'embidia,y mala fatistacion de todos, y cum -vniíudicioad 
que falten emp leos a los demás Pero , 6 por faita///f >vf, altcriabflra 
dcconocimicnto>yncticia,ópor no caníarfeen hnjtcefccjj^ficque 
buícarioslujetosapropofito,fi.ielen losPrinci- ««/// eorun^ indo- 
pes.valcríede los que tieiien cerca , y ícruirfede nettm inuemri, 
vno,6 de pocos en todos los negocio's , conque L.jfJeJjjlf. 
ion menores los cmpleos,y los premios,fe yela la i o Capieb^Uij-^triá' 
cmulacion,y padecen los delpachos.- miilümcrrjt.xs, 

$ Por la mUma caufa no es acertado,quedos i Saruic^ s\ 

Cx^ÁXxn a /n mifaiD ne^ocio/pjrq fiidria disfor- 1 1 Duu milla bá-^ 



syi EMPKESSJS 

fiendo fiempre diferentes en el obrar: el vno pcfa 
do en los golpes,cl otro ligero: el vno ama lasiu- 
zeSjci otro afeQa las lombras;faera de que es caíi 
impofsiblequc íe conformen en las condiciones, 
en los coníejos.y n)cdÍGS,y que no rom pan luego 
con daño déla neg ;ciacio,y del í\ ruicio del Prm 
cipc.Eneíláscauíasfegundas cada vna tiene fu 
oficio,y operaciones diftintas,y feparadas de las 
dem ás Por m ejor tcngo,que en vn cargo eñe v n 
niiniftro folo^aunque no íea muy capaz, qu^w dos 
nniycapazes. 
,.;. 7. 6 SiendOjüueSjtanconueniente la buena elec. 

Itv bt alíanos DO- • j I ^. ■,< , i-r 1 I 

/ r //? 1- ciondelosniiniliroS;y muy dinculroío ac^^rtar 
im-jc;,veiKeLXoYcs cnelia,conujcnequelos Principes no la fien de 
"p^X"'/ T' '^ íolos.El Papa Paulo íll.y el Rey Don Feínan- 
X rApujitosj-áccre, ^^ ^^ Católico lasconíultauan primero co la voz 
If P'^^^"''"] ^^""^'y dei pueblo,dexaudo deícuvdadamente,que te pu 
jd ejt , ratiomles blicaílen,antesqueralieíreá.El Emperador Ale- 
ordtnare , íwmnia ^andro Seuero las proponía al examen de todos, 
f'"^^/^''^^'"f^^^ para que cada vno, como intercGido , dixeile fi 
hortam poptiLum, ^^.^^^^^ ^^ ^ propofito,! 2 fi bien el aplufo común 
-vtJcqniSy quid ha- ^^^ v^ llempre feguro: vnas vezes acierta , y otras 
6t'rÉ'fCí/w/«/5,pro- y^^.^^^j . yj^^^^gj^j^^gj^ el conocimienro de los 
baret mamjejits re- n aturales,y vicios ocultos a muchos , yfuelen la 
^^f- , . , ^ diligencia,y el interés,© la malicia, y ejnulacion 
Xíí/^./wT^/fíí^/fA;. j^^^ernaccr ellas vQzes publicas en fauor , óen 
Sener. ^ contra,ni bafta auer probado bien vn miniare en 

1 3 Haud seperer- j^j. oficios menores,para que íeabueno en los ma 
>-*ír|<t/;?.í,'í/^]wrfao yQj-g5^pQj.q^^ lagrandezade los pucftos defpier. 
Zí^eiegtt,^ ^ ita a vnos,v a otros entorpece. 14 Menos pcli- 
^^''•^'^'^j5-'^S'''^-grofa era la diligencia dei Rey Felipe Segundo, 

1 4 Non efl rumore q^g ^^^^ defde los planteles ixconocia las varas, 
.^^f«^«'f"«?^«í,^^^que podrían fer dcípues arboles defrutp , traña- 

quíímfpes^aiít me- ^^^ \^ ambición celaíle fus defedo3,aduertia con 
t^sáeilUs fuey/ty fecretas informaciones en la juuétud,íi le iba le- 
cgtfi^excitari «^fwo/uátádo detecha,ó torcidamente,y tenia notas de 
daadmeUoramag losíu)etosimportantes de íu Reyno,de fus virtii- 
nítudinererum,h(¿'' dcs,óvicios;y aísi todas íu selección es fuero muy 
defiere alias, accrtadas^y florecieron en fi^ tiempo iníi^nes va- 



T o LITIGAS. 'nü 

roncs,prmcipaItrjenrc en la Prelacia, porque te- 
nia por mejor biifcar para los pucílos a los ouc no 
hauicíTen do faltar a fu obligación , qii-caíligar- - c •• 
losdcípucs. 15 Fclizel Rcyiio,dondc ni laam- ^^.pi^^'k^ic ctdmt 
bicion,ni el ruego,ni la íolicitüd tienen parteen '"/'''^['"f'-Jt^f po^ 
Jas eleccioncs,y donde la virtud mas retirada no ^'^^-^^^ pcccaturos, 
ha mcnefter memoriales, nivelaciones , para lio- T'''^^'" Jawmre cít 
gar a los oidos del Principe, el qual por íimifnio ^^''^'^f''-''' f- 
procura conocer los lu fetos. Eftaalabancafcdió ^^^-''^i^it. /ígric. 
alEinperadorTiberio.16 Elexamcnde las ore- ^^ ^'^^ftueamhi^ 
jas pende de otro,el de los ojos de fi miímo. Aque ^^'^"^S^ nt próximo 
líos pueden í'er cUgañados^y cftos noraqucllos in- '''^^^^Pj'cciiJns igno^ 
forman folamente el animo,eftos le informan, le ^^^^f^^m^ac y Uro 
mueuen,y arr.'batan,ó a la piedad.ó al premio, ^^^'^o-^ rnifnificen- 

$ Algunas Republicasíc valieron de la inerte ^^'^^^fentr, 
en la elección de lo^minirtrós.Caiosaycn qcon- -^ **^-*^^.4.<í/;. 
uienc para efcufar los efetos de la embidia,y el fu- 
ror de la competencia,y eni;üacion,de donde fá- 
cilmente nacen los bandos,y rediciones: pero qua 
do pata la adminiftracion de la jufticia , y manejo 
de las armas es meneíler elegir fujeto a propoíl- 
to,de quien hade peder el gouierno,y la íalud pu- 
blica,noconuiene cometerlo a la incertidumbre 
de ía íut Tte,lHio que pá0e por el examen de ía elec 
cion,porque la fuerte no podcra las calidades. Jos 
meritos,y la fama, como los Confejosr ,- donde fe 
Gonfíeren,yvotarííecretamente: ijvfibien la co „ 
fulta de ios Conlejos (uelegouernarle por las-co- ^'^ orre^^yrnds 
ucniencias,y intereiresparticuIarcs,podra el Prin ^a'""í" dicerní: 
cipe acertar en la eieccion,fi fectetamentc íe in'. /^•'-'^'^''S '^^ extfti^ 
formare de las partes de los fujetcs propueftos, y ^^f'''''^ Saiatuí 
délos fines,que pueden auer mouído a los que los ^^P^^^. 3 ''^^ cuinj-- 
conialtaron -porque qiundo ciCi^amente aprue- ^■''^^ 'vitam^jctmci'^ 
ba el Principe todas las conlultjs , eílánfujetasa pP^!l^/rare^r. 
efteinconucnientc,perc»quandó ven los Confc- ■^<<c-"^-4-wjf* 
Jos que las examina , y que no fiempre fé vale dC 

ios fujctos pvopuLilusXmoqúe elige 
■; Otros mejores, procuran hazei'- 

lasaccxtad'as» 



354 'EMTRESSAS 




Slgnificauan los Tebanos la integridad de ios 
minifíros , y principalmente de los de juíli- 
c'ia , por vna eftatna fin manos , porque eftas fon 
íimbolodeauarÍGia,quando cííán cerradas , y 
jnftrumcntosdella,quandoíiempre eftan abier- 
tas para recibir.Efto miímo íe repefenta aquí en 
€ljardin,pueí\as en las frentes, de los viales efta- 
tuas fin bra^os.como oyíe>en en los jardines de 
Roma. En ellosningunasguardas mejores que 
eílas;con ojos para guardar íus flores, y frutos, y 
íln bracos para no tocarlos. Si losjminiftros 
iucífencomoeftaseftatuas, mas llenos eftarian 
los erarios j>ublicos,y mas bien gobernados los 
Iftados, y principalmente las Bepublicas , en 
tas quaies como íe tienen por comunes fus bie- 
.íics ,yrentas , le parece a cada vno del Magiílra- 
yo,q puedefabricacíé con cHas íufortuna,y vnos 
con otros Ce eícufan,y dirsimulan,y como elle vi 
uo crece,como el fuego con lo naiímo quq auia 

de 



POLÍTICAS. 3yy. 

acratisfazerfe,! yquanto mas fe víurpd /mas fe i Audvus non intr- 
deíca^i ceuarfc en ií>s parriculat-cs , con que íc plebiruapec'.ir,i.i. 
deícomi>one el fin principal de la compañia poli Ecclefy9. 
dca,queconriftecn la conícrur.cícn de los bie- i. lufitiahUis ocui 
n?sde cada vno. Donde reyna la codicia , faita hts cupidim pitne 
la quictud,yl3 paz. Todo íe perturba , y .reduce imqmtatis. 
fl plcytos,yíediciones,y¿QerrascÍLiil.-s. Mndaníe zccIa^.9. 
l?.sñrmasdelG-sdc.;ninios,ycacn los Imperios^ MAr.hijiMifp» 
auinidole perdido cali todos pox ella caula. Por 
eUatu:roneciudo5 de Efpaña los Fenicios ,y 
por ella prcdixo el Oráculo de Picia la ruyna de- 
b nepublica de Eíparta,Diosaduirtió a Moyíen, 
que eli^éllc para.loscargos V.aroncs,que aberre- 3 Prouide autem, 
cicírenlaauarkiñ.3 No pu-edeferbié gouernado deomnlplebeyhcs 
vr. Eftado, cuyos Miniftros íon auaviencos , y co- potentes,^' timen 
diciolos-pouquexomo.íerá juQiciecoel que ác(. i^s Deuwyin am- 
prj'aaotros ;? Comoprocurara la abundaucia lusfit-venraS)^ 
el que tiene fus logtoseu la careñ lar Como ama- qui odcrint a¿.íyU 
raafu República el que idolatra en los teioros? f{^^ 

Como aplicara el animo a losncgocios el quele £xo¿i8.t.i, 

tiene en adquirir ma^?Como procurará mercer 
los premios por fusíeruicios el que de íu mano 
iehazepagado>>íinguna acción Tale como con- 

uiene quando te atrauieflán interefles propios. A 

la obligación , y al honor los antepone la con- 

.ueniencia.No.íe obra generofamcnte fin la efti- 

macion de la fama ;-y no la aprecia vn animo vil , 

fujeto a la auarici a. Apenas ay delito que no naz + ^^f^'^fy ^^.^'f "^ 

cadella,6de.laambicion. 4 Ninguna cofa al- q^^J^orrímesimuJ. 

borotaraasalosvailallosqaeelrobo,yíoborno tepctufit,peram. 

de los Miniftros,porque le irritan con los daños bittonemjCsr'^uáYU 

;propios,con las injufticias comunes , con la em- ^^^^ committ»n^ 

bidiaalosque;ieenriquecen,yconel.odioalPrín ^^^'.¡^ ,,, ,. . 

cipe que no lo remedia Si lo ignora es incapaz-j -^^'^i^dw. z. poltti 

fi lo confíente , floxo ^ fi lo permite , compli- ^«^f '7- 

<:eiy tirano, filo afeda ,pc,i:a qnc como efpon- 

ias lo chupen todo,y pueda cfprimirlos delpucs 

con algún pretexto, O infeliz el Principe , y el 

Eftado que fe pierden porque le enriquezcan íiis 

Miiiiíiíos.iío por eft o juz^o q ve ayan de fer tan 



if6 EMFRESSAS 

efcrupulofos,quG fe hagan intratables^porque no» 
recibir de algunos,es inhumanidad j. de muchos- 
vileza^y de todos auadcia. 

^ La codicia en los Principcs,defttuye los Ef- 
tados,5 yno pudicndoíüíi■irclpueblo,quenoc^-- 
5 Rex lújense fi^it ten fegucoslus bienes del que pulo porguarda, y 
t^^^mj-vir au^LYus defenladellos.y que aya- el miímo armado el ce- 
dcjh'uet e.ím^. tro contra fu hazienda.,procura pon'.rle en. otra 

jPra'i'.c.ip . mano. Que podra elperar el vaílallo de vn Princi- 

pe auariento?Auri los hijos aborrecen a los pa- 
dres, que tienen eñe vicio. Donde falta la cípe- 
• ' tan^a de algún inrercs,falta eramor,y la obedien- 

j^ . cia. Tirano es eLgouieriio,que atiende a= las y tili- 

¿.4:.í/V.5.&.r.. dades propias,y no a las publicas^Por cito dixo el 
* " Rey Doax\lonfo el Sabio: Q¿íer/g»e;^4íg>-4«í/e^ 
demás non deitc el Rey cobdiciÁYfara tajerlas guar-* 
dcídítSyC 7ion obrar bien conellAsX'dnatuYdlmínte^eL 
que para ejlo la ^ cobdtvia, non puede fer quenon fagd' 
gi'andes yerros para auerlasyloq no conuienealíleyefr 
«/ffgíM;d w4«erít. Las í agradas Letras comparan cll 
Principe auaro,q injuftaméte vfurpa ios hieres a- 
ñleo ' y genos,alLeon,y3lO[rohábri6to, d^fusobirasa- 
'^f r/7 *''l^'/í"^ ' ^ lascafas,que labra en- los arboles- la carcoma , que* 
cep^^''^^^'r^^" i^^SP cae c5 ella^ó a las barracas qhazen los que 
ps imptiiS' fupcr guardan las vííias,que duran poco. 7 Lo que íead"^ 
r^opuutm pau^er'e. quiri6mal,preftore-desbaze.Quan acoftadefus 
V'-'^A-r ^ ^' -. entrañas^como la araña^fe deívelan algunos Prin; 
TAECiipcaunficut cÍDes,conmordazescuvdadosen>texer fu fortu- ' 
urna áomum. [hx, ^^ ^^^ el eftambre de l¿s fubditos ,y texen redes, 
^^JiancNtosfeat quederpuesfeEompen,vdexan burlada fu con ^ 
^mbraculum.. fi,^,^ ^g. 

-ío¿7 Z7 i8 ^ Algunos remedios ay para effc vicio. Los mas" 

* ^!f^í . ^/^' eficaces fon de períeucracion,porqueíivna vez la'. 
^eant fiducia eius: naturaleza íe dexa vencer deUdifícilmente comía 
i>mrcn{^fféprnio. kce.La vltima túnica es qnc fe deí poja. Quando. 
muinfHam,^non \^^^ principes íonnaturalnréteamigos del dinero,. 
fubnij ala re eam, conuienc que no le vean .ni manejé, porque entra, 
e^ .vo?j confurget. poj: ¡qs ojos la .iuaricia,y :nas tacilmente ü libra 
/v6.8. 14. ^^.^ (^. aa.Tambi :n es mencfter que losiAinií\ros; 

debh.iziédaícaugcncroíoSpquc aole acontejim. 

,ahi,^j>- 



TOLITICJS. 3n 

rahoíTOS vilcs,y arbitrios indignos , con que cnri- 
«qucccrfc^como dczimos en otra parte. 

^ Paralaprcfcriiaciondeia codiciade Jos Mi- 
•niitros^es cóuenieiite que los oficios,y gouiernos 
noíean vendibles.ccmo loíntroduxocl Empera 
■iio¿ Comodo,porque cl qae los compra los ven. 
de. Aísi lesparcció al Emperador S'eucro,y alRey 
Ludouico Duodécimo deErácia,el qual vsó dcí- 
te remcdio,mal obícruadodeí'pues. Derecho pa- 
rece de las^cirtes^quelé defpoje la Proarnciajcu- 
yogouierno íe vxndió^y quote.ponga al encanto, 
yí\.á't á Tribu na I comprado al que mas ofrece.p P Tromnciasfiou^ 
Callilla experimenta algo dcftos daños en' los re- l'^f'^i , 6^ v.ummAr 
pimientos de las Ciudades,por fervendiblescon- ^ii^m tríhmidl, au-^ 
tra lo que con buen acuerdóle ordenó cntiepo iitd-vtrh^uelicU 
del Rey Don luán el Segundo,quefueírcn¡pcrpe- tarione,alterUdd¿ 
iuoS;y le dictlen por nombramiento de los Reyes. ^'^ nonminl, quan- 

$ Es también neceflaño dar a losoíiciosdotc do^qux amtrts^ ve 
vCompetente,conquefefuftcntcelquelGS tuuie- d(^re^ gentium ius 
jre. Aísi lohizo cl Rey Don Aloníb el Nono/eña <^A 
landoalosluczesíalarios^ycaftigandoíeucramé Sett.ltl}, i. cg.de 
te al quctecibiade las partes. Lo mi ímo diípufie- ^^»- 
xon los Reyes Católicos Don Pernando , y Doña MAr.hifiJHifp, 
Ifabel,auiendo pueftotaíTa a los derechos, 

AlosdelMagiítradoTe les hadeprohibir el ti-a- 
to,y mercancía, lo porque no cuydara de la lo Sed vaput e¡t 
abundanciaquientiene fu ínteres, y logro en hinomni RepubUcii 
carcília,nidaráconrciosgeneroí6s j ñ íe encuen- i^t Icgihus, (y^ om- 
•tiran con fusganancias,fuera dequecl pucblodif^/ ali^i mtione pro 
íimula'ia dominación, y cftaccn otros los hojio- i>¡¡t*mfit ,nc qu;í 
tcs,quando le dexan el trato,y ganancias , pero fifacidtasquxftiísj'Á 
íe vepriuadodcaquellos,ydeftos,reirrit3,y ícre- cleftdt Mag¡jir<t^^ 
bela. II A eíla caula fe pueden atribuir las di- tibus relitiqitatuy^ 
fcrécias,y tumultos entre la Nobleza,y cl pueblo ^>'/p/¿'.5.po.c. 8.'" 
4eGcnoua. iiTiwcenimiftnt 

§ Lospucílosnofehandedaralos muy po- queeimoleflumefl; 
bres,porque la neccfsídad les obliga al roborno,y quod vec honorum 
a cofas mal hechas. Difcurriafe en clScnado de Ro partice^s fit , O* 
fna (óbrela elecció de vnGouernadoi: para Efpa- «jMoíi k quxftibi4S^ 
iia,y coufuludo S^lpicio Galba,y Aurelio C<^ta,pibmoucattfu 



r^ 



js8 EMTRESSAS 

dixo Cipion: Q«e no le íigyaiAnunyel yno p nqueno- 
teniA itAáiyy el otro porque n^d.x le hart,ma. Por eílo 
los Cartagiaenícscfcogiaii para el Magiílrado a- 
losmasciudalofosjyclapor razón Ariílotelcs,- 
qiic es cafi iinpofsiblc q el pobre adminiltrc bien, 
O . /*• b f yamelaqaictud I» Verdadcs,queen Efpañavc 
, ., yi^P^'^'M^'' mosVaroncsinrigncs,quc fin caudal entraron eu' 
hilefit , quregems ^^^ oficios, yHaliciion fin el 
exiftat, eum bena ^ ^^^ Miniftcos de numerofa familia con car-r 
Mítgtftr4rtnn.gere» ^ pefadaa lasProuincias,porqaunque ellosíean^ 
re,(tíít qwetem op' Íntegros , nolofonlosfuyosjyafsi el Senado de 
^^^^' Ron^a juzgó por inconucnicatc,que fe lleiiaflen 

Arifl.pol.lth.z,c.9' lasmugeres aiosgouiernos.i? Los ReycsdePer- 
IS Haud emm jr»' fía feferuiá de Eun acósenlos mayores cargos del 
fiYdpUatifmoUr», gouif r no, 14 porque fin elembara^o de rauger,nr 
nefoernjnx mfocios ^j afedo a enriquecer loshijos,eran mas definte- 
aut gétes externcif r^ír2dos,y-de menospefo a los vaíTalios^. 
traherentur.. ^ Los muy at<.uitos a engrandecerfc^y ftbricat 

Tac.lib.s.an, fu fortuna,fon peligrólos enlos cargos , porqud 
i^Septem Eunn^ fi bien algunos la procuran por el mérito , y la 
chis^quiificonfpc- gloria , y. cños fon fiempre acertados Miniftros> 
¿lu cius minijha' muchos tienen por. mas feguKO fundarla íobrs 
bant. ... iasriquezas,ynoa. guardar el premio,y la tatisfa- 

Ejihx. 1:. ri.* cion de íus reruiciosdela-mano delPrincipe , cafí 

ficmpre ingrata con elque mas merece. ÉlCon- 
ful Lucülo,a.quienlapobrezahÍ2io-auaríento', y 
la auaricia cruel,inüent.Q injuílas guerrasAín Lfpa. 
ña porenriquííceríe.. 

^ Las refidencia8,acabados los oficios, ion efí¿ 

caz rfiínediojtemiendofe enellasla perdida de lo 

mal adquirido ,y-el cañigo en.cuyo rigor no hade 

auer ^-aciajfin permitir que con el dinc ro vfurpa 

"r dofercdimalapenadclosdelitosjcomolohizo 

•^^, el Pretor Sergio Galba/icndo aculado en Roma 

y ' ■ de la pocí fegii:.rdaüa a losLufitanos.Sivn todos 

los Tribu nales fucíTen hechos lesafsientos de las 

* / pieles de los qucfedexaroníbbornar,como hizo 

CambilesReyde.Perfiajyafu exemplo RugcíO: 

Rey de Sicilií^ , íeria ma& «>bí«uanre ^ y rdigioía 



ik integridad: 






Fo litigas: 



3S9 




I A libertad en los hombres es natu ralja ob 
_ diScia forcada. Aquella fígue el aluedL*io,efta 
fedexa reducir de la razó. Ambas fon opucftas, y 
fiepre batallan Ciitre íi,de d onde nacen las rebel- 
dias,y traiciones al íeñor natural ,y como no es 
pofsibiequc fefAft-^nten las Repúblicas, fin q aya 
quien mande j quien obedezca, 1 cadavnoqui- i Matur c(?nduí(% 
fiera para íi la lupreaiipoteñad , y pender de ll ^ecefar¡asrcs,e4f^ 
mifmo,y no pudiéndole parece que cófiü e fu li- demque fuutaref 
bertad en mudar las colas del gouierno* Eíle es el humano gajerico'* 
peligrode losReynos,y de lasRe]^ublicas,y la cau p/^'^fe utallj am» 
la principal de fas caidas,conueríiones,y mudan- ^^»p(^>''o cjjent allj 
cas:por lo qual conuienc mucho vfar de ta les ar- eifiéijceremtrm^ 
resaque el apetito de libertad^y la ambició huma- hilque quod citra 
na eíten lexos del cetro,y viuan íujetas a la fuerca hac , me mínimo 
ae la razón, y a la obligación del demonio,fm co- q¡fidem qiteas fpa 5 
ccdct a ludic en el gouiemo aquella fuprcma po- tío perdurare.. 



?6o EMPRESSAS 

teftad^queespropl-i de Li iMageílad del Princi- 
pe, porque expone a cuídente peligito la lealtad,, 
quien entrega fm aljun fueno el poder. Aun pucf 
tadebarhs en la frente del vaflal'o la- diadema;. 
Real, le enloberuece, cria penfannen tos altiuos* 
No ha de prouar el coraí^on del íubdito la i^r.inde 
za,y gloria de rn andar ablblutiimente, porque abu- 
fando della,deípues la vlürpa;>' para que no bueU 
uaaquienla dio, lepone azechancas , y maqui- 
na contra el En tolo vn capitulo ícñalan iasídgra 
das Letras,quatro exemplos de Reyes mucrros,a 
a, Videns Salomón manos de fus criados,para auerlos leuátado mas 
adolefictc/n bon^ deloqueconuenia. Aunq.ue fue tan Sabio S alo- 
indolis j.O* trjdu- mon,cayócn eftc peligro, auéido hecho Píeíldé 
ftriuíVyCoíiitueríít te fobre todos los tributos a leroboam, 2 el qual 
cii PYefe¿}iÍ fitper featreuióaperderleclteípeto.g Ellen,pues ,Ios 
tributa unnterfje Principes muy aduertidos en laraaxima de eíta- 
domus lofeph. do,de no engrandecer, a alguno fobí:e los demás,, 
3'^eg,ii,xS>. y fi fuere forcofo,fcan;nmchos,para que fe con ^ 
3 Leua-uitmanttm. trapefen entre fíjyvnos conotros fe deshagan los 
controrRegem. brios,y los deíinios,4-Noconíideró bien efta po-- 
3-R<:g:ii.26, litica'íiyanofuenecefsidad)el.EmperadorFer. 

4 Efiautem omnis diñando el Segundo,quando entregó el gpuier- 
Monarchlce cautio noabfoluto de fus arma3',y de fus Prouincias , fin 
commiis , neminem recurCo a fu iMageftad.Celarea,al Duque de Frid-- 

fífcere. nim'is mag- lantjdeque nacieron tantos peligros, y iiiconue- 
mtmjd'it cer-fe ^/«/"nicnteSj/elmayorfurdarocaíion con la gracia,y 
(¡luim-vnumf Acere: el poder a que fcpecdieíie tan gran Varón. No 
ipfi. enim ínter fiy, mueuaalos Principeselexcmplo de Faraón, que 
quid qiiifqiteágat. dio todaíu poteíiad Real a Ioíef,5 de que relulró 
obfi'ritatjt. la íálud de fu Reyno,porque lofef fue fimboio de 

Arifl. Ub, 5. pol. c. ChriftOjy'no fehallan muchos íofefes en eftos tié 
iiu pos.- Cada vno quiere deprender de íi mifmo , y 

5 Tu erisfuperdo- no del tronco, como lo íignifica efta cmprcíla en 
niummeam^^ad elramopuefto en vn valocon tierra,(como vfan 
tai oris /.*»per/«/w los jardineros) donde criando- raizes queda ácC- 
cntlus p^ptiíus oHe. pues árbol independentc del natiuo,í]n reccno- 
.dict : y no tanrnm cerdelíu grandeza. Efte exemplo nos enfcña 
Jícguifuliotepi'^^ el peligro de dar perpetuos los gouieriios de los- 
cedam, Eftados^porque arraigada la ambición ios pro- 



políticas. ?áT 

<cura hazer propios.Quien vna vez fe acoftumbi'ó 
a mandar,no.íc acomoda defpucs a obcdeccr.Mu 
chas experiencias cícritas.con la propia fangre, 
nospuede dar Francia. Aun los miniftrosdeDios 
en aquella cclcftial Monarquia no ion eílnbles, < r . >* 

6 La perpetuidad en los cargos mayores, es vna ^ ^^^ quíjeru^t 
enajenación de la Corona. <2uedavano, y Hn ^^^j^'*'- ¡t^biUi. 
fucrcas el cetro zeloíbdclo mitmoquc da , {\^ ^^vx ^^.iz. 
dote la lib'.ralidad.y la virtud fin premio. És el 
valíallo tirano del i2,üuierno,que no ha de perder. 
El tnbditojreíperapor íeñor natural , al que le ha 
degouernarfRmpre ,y deípeciaal que no íiipo, 
ó no pudogoueVnarlepor íimirmo,y no pudien- 
,doleíufrir,rei:ebela. Porefto luiio Celar redu- 
xolas Pj-etuirasavnañOjy losConíubdos a dos, 
-El Emperador Carlos Quinto, aconíejó a Felipe 
S egundo , que no Te {¡ruieirc largo tiempo de vn 
Minilh'o en los cargos , y principalmente en jlos 
de guerra: que losmayores dieQe a períonas de 
medianafortuna,y las embaxadas a los mayores, 
.en que coníumieííenl'u poder. Al Rey Don Feír- 
nan<io el Católico, fue fofpechofo el valor,y gra- 
<Jeza en Italia del gran Capitán , y llamándole a 
Efpaña,fino defcon^ó del,no<3UÍlo quecftuuiel- 
íe a peligro fu fidelidad , con la perpetuidad del 
VirreiiíadodeNapoles. Y fi bien Tiberio conti- 
nuaua los cargos, y muchas vezes íuftentaua al- , ,. 

gunosminiftros en ellosjhaíla la muerte, 7 era 7^^ *?^^**^'^ Tibe» 
por confideracioncs tiranas, las quales no deueii ^/Jp^'^^fContimarc 
caer en vn Principe prüdente,y'juftoj y afsi deue "^P^^'j*>^cp^^^'oJ' 
coníultarfeconla naturaleza,n!aeí^ra de la ver- f'fl^ fi"^"^ '^[^f 
idaderapolitica,quenodió a aquellos miniftros ^'^^'jfi^^ ^■y^''^if{' 
celeftes de la luz perpetuas las Preíidencias,y Vir y*f ^/*'^^ "^^'f^^^ 
reinados delorbe,fino a tiempos limitados , co- ^-'^^"^^"^ habere* 
mo vemos en las Cronocacias, y dominios délos Taclw^ua», 
Planetas,por no priuarfede la prouiíion dellos, y 
porque no le YÍurpaíTen fu Imperio. Coníide- 
rando también que fe hallarla oprimida la tierra 
ílfiemprepredominaífe la melancolía de Satur- 
no,6 el furor de Marte ,6 la feueridad de lupiter, 

Z4^ 61| 



f ^6i '£MPRESSJS 

Ó la falfedad de Mei:cuno,ó la inconftancia dé lac 
Luna. 

f En eftamudanca de cargos conuiene mucho- 
inti'oducir,queno le tenga por quiebra de reputa 
cion,paírar de los mayores a los menores^ porque 
no fon infírfitoS;y en llegando al vltimo,lc pierde' 
aquel til jeto^nopudiendo emplearíe en los que 
ha dexado atrás. Y aunque la razón pide,que con 
el mérito crezcan los premios, la conueniencia 
del Principe,ha de vencer a la razón del valTailo, 
■quando por caulas granes de fu feruicio, y del ble 
publico,y no por defprccio>conuieiie que patle a 
pueftoinferior,pues entonces le califica la impor- 
tancia de las negociaciones. 

P 51 algún cargo fe puede fuftentar mucho 
tiempo,esde lasembaxadas,porqueen ellas fein" 
tercede,no fe mda/e negocia,no fe ordena. Co 
la partida del Embax-adoríe pierden las noticias 
del Pais,y las introducciones particulares con el' 
Principe,a quien afsiften ,y con fus Miniftros.La^s 
fbrtalezas,y pueílos,que ion Uaues de losReynos, 
fean arbitrios ,yfiempre inmediatos al Princi- 

'Mítr.hitHirp, P^- ^°*^ ^^^ ^"^ ^'^^^ confc'jo el del Rey Don San- 
'^^' cho, en dexr.r por la minoridad de íu hijo, el Rey 
Don AlonioelTercero,quetuuieflenlos Gran- 
des las Ciudades,y caftillos en fu poder, hafta que- 
fueífe de qu'mze años,de donde refultaro al Rey- 
no granes daños; Los demás cargos fean a ticm- 
pcs,y no tan largos,qae peligre íoberuios los Mi- 
,, ^ . niíVros con el largo mádo.Afsi lo juzgo Tiberio, 
"SSiíperbtrehomn arinque no lo cxecutauaafti< 8 La virtud íecanfa 
fie': etLt aniua ae ciemerccer,y efperar^peronofeá tanbreucs,que 
jipiAtionciquáie no pueda obrar en ellos el conocimiento,y prati 
hanorem per qnin; c^^o que la rapiña defpierte fus alas,como los acó 
quennmm c.gtt€nt> j^.^ ¿^ Noruega,por la breuedad del dia. En 'las 
TAaJib.x.Atj,. guindes perturbaciones,Y peligros de los Reynos 
íedaen prolongar los gouiernoSjVpueftos , por- 
gue no caygan en lujctos nueuos,y inexpertos,aP« 
fí lo hizo Au^ui^.Q^auiédo íábÁdo U iota de Quin 
tiüo.Yaro.. 
-^ " 4 Eto 



POLITICES. f€j- 

f Eftadotrina deque iban los oficios a tícm- 
pos,no le ha de entender de aquellos fupremos, 
inftituidosparaeiconfejodel Principe, y para la- 
adminiftraciondelajufticia , porque conuiene 
quefean tixosporJo que en ellos es vtil la larga 
expericucia,y el conocimiento de las caufaspen- 
dientes.Son cílos oficios d« la República , como 
los polos en el cielojobrc los quaies boltean las 
demás esferas,y fi íe mudaíTen, peligraría el mun=- 
dOjdeícompueftos fus mouimiétos naturales Eí- 
tc inconucniente confideró Solón en los quarro- 
cicntos Senadores,q cada año íe elegían por fiíec 
te en Atenas,y ordenó vn Senado Perpetuo de fe 
lenta Varoncs,que eran los Areopagitas,y«mien 
trasduró,íeconíeruó aquella República. 

^ Estambienpelígrofoeonfejo , y cauíá de" 
grandes rebuclraS;y inquietudes , entregar el go- 
uicrno de los Reynos , durante la minoridad 'del 
fuceíTor, a quien puede tenei' alguna prctcnfion 
en ellos,aunqucfca injufta^comü fucedio en Ara 
gonporlaimpi'udenciadelcsque dexaron rey- 
nar a Don Sancho, Conde de Rofellon^haftaquc 
tuuicíleedad bailante el Rey Don layme el Pri- 
mero. La ambición de reynar obra-en los que , ni 
porfangre,nipor otra caufa tienen acción a la 
Corona,quehará,pues,cn aquellos que enlasefl jua^yflMífp»- 
tatuas,yrctrarosvcnconella ceñidas las frentes 
de fus progeniroresí'Tiranos exemplcs nos da ef- 
taedad^y nosdieronlas paíladas de muchos pa- 
lien tes^ que hizícron propios los Reynos,que re- 
cibieron en confiauí^a. Losdefcendientesde Re- 
yesjíon mas fáciles a la rirania , porque fe hallaa 
con mas medios para coníeguir íu intento. Po* 
eos pueden Sreducirfe a que fea juila la ley, que an- 
tepufo la autoridad en el nacer ala virtud ,y ca- 
da vno prefume , que merece mas que el otro- 
la Corona • y quando en alguno fea podero- 
fa la razón , queda el peligro en fus fauoreci dos,, 
ios qualcs por la parte que han de tener en íu gra- 
^í¿.VUprQ;uuncQanKdios YWiíatQS ;V cau- 



1<f4 EMPRESSAS ' 

fan diñdcncias entre losparicntes.Sia Igunas tu- 
uo el Rey Pelipc 5egundo delfeñox Don luán de 
'Auftria,nacieron.delk prmcipio.GlQxioía excep 
cion de íapolitica dicha /ue ¿1 Infante Don Fer- 
nando,reliuíándoia Corona , quetocauaal Rey 
Don luan-el Segundo íu fobrinOjCon que.merc^ 
ció otras muchas del Ciclo. Antigua es la genero 
fa fidelidad ,y el entrañable amor de los Infantes 
defteiionibre a los Reyes de íu íangre. No me- 
nor refplandece en el preíente , cuyo felpeto , y 
obediencia al Rey nueílro teñor,mas es de vaiia- 
Jlo,que de hermano. No eftán las esferas celcf- 
tes tan fujetas al primer mobil,como a la volun- 
tad de fu Mageftad,poj:que en ellas ay algún mo- 
uimientoopuefto , pero ninguno en fu Alteza. 
Mas obra por la gloria de íu Mageítad , que por 
la propia.O gran Principe, en quien la grandeza 
Üel nacimicnto(,con fer el mayor del mundo) no 
es lo mas que ay en ti ! Prouidencia fuediuina,quc 
en tiempos tan r^^bueltos con .prolijas guerras, 
que trabajan los exes,y polos de la Monarquía, níl 
.cieíTevn Atlante,que con valor, y prudencia 
Juítentaíle la principal parte 
.deila. 




PA- 



POLÍTICAS. 




PAramoftrar Ariftotclesa' Alexnndro Miag- 
no lascilidvides de los Con fe jc ros , ios com- 
paña los ojos. Ella comparación trafladó a íiis 
partidas el íabio RtyDon A Ion ib, hazieñdo vn 
paralelo entre ellos. No fnenu-euó cfte pcnfa- 
micnto,pues los Reyes de P;;lüt, y B^tbilonia los 
Uaniaaan íus ojos,como a otios minirbros íusoré 
jas,ylu^ manos fcgan el miniíterio,queexercita- 
uan; Aquellos erp!rita3,minilh*osdeDios,embia 
dos a latierra,ci-an losojos del Cordero inmacu- 
lado. I Vti Principe que ha do ver , y oir tan- 
tas colas,todo aiiia de fer ojos , y orejas , s.- y ya 
que pueda ferio , ha mencucr valetfe de lós 
ajenos. Deíla nccelsidadnAcce) no auer Prin- 
cipe, por entendido , y prudente que fea , que 
noíerujeteafusminiftros,y íean fus o'iosyíu.s' 
pies,y fus manos , 3 conque vendrá a ver,yoircó 
losojos,yorej>isde m.ichos,y acertará con loscó 
íéj,o¿ de todos; 4.E'toii¿iüñc4u.iu también los 



1 J'gmfm flantcnr 
t a n q u Xrrtoccii w m , 
hdb en 1 1 c<i m uafct)' 
tem^í^oc'idns fep-- 
tern: qui pan fep- 
tem' fpiíiTus Dc!, 
TmfslíU o ni lem rer ' 

ApQC 5.6: 

2 Síiperiur dehst' 
cjje totas mcns, ZSP 
toius ocídiis. 
S.Antloc. Húm,$. 

5 ISfam Pi'bicipcs ,, 
dc Reges nunc. cpKy 
(Juemtt-lTts^biociu 
loSj mulíus aU'CS;., 



?(SÓ EMPRESSAS 

atq^.pedesfachnt^ EgipcjQs'poír vn ojo pueílo fobre el cetro , por- 
jírij}, pol, lib, 5 . c. que los Coníejos ion ojos que miran lo futuro. 5 
!»• ^ ^ Aloqualpareccaludiólereniins,quando clixo^ 

4 Hac emm rátiu- que veía vna vara vigilante. Por cíío en líprefcn- 
«c,e>-' omníitm ocit-tc emprcflafc pinta vn cetro lleno de ojos, ílgní- 
//í cer/jef,d7'ow«;íí'fxcando que por medio deTus Conrcjcros h.i de 
anrihus ccudiet,^ ver el Principe,y preuenii las colas de fu gouie):- 
ommum í/maMcno,ynoesmuchoque podamos en el cetro aios 
confdijsin mmm Coníejeros,pues en las Coronas de los Empera- 
tcfidentibus confuí dores,y de iGsReyesdcEípaña^fe folia cfculpir fus 
t^bÍK nombres^yconrazon, pues mas rcíplandece,que 
Sinesad Arcad, las diademas de los Prir.cipcs. 

5 Confilíum ocidus ^ ^ EEa comparación de los ojos define las bue- 

pnuYorum. ñas caiidades,quc ha de tener e 1 Conlej¿ro ; por- 

^ríft.lih.6. de re- quecomo lavifta fe eítiende en larga diftancia 

g^w. pojttoílas partes , afsi en el ingenio pratico del 

6 Vi r^am Titilan- Confejero , le ha de reprefcntar lo pallado , 
temego -¡fideo. lo prefentc , y lo futuro , para queliaga buea 
Íeremx,i,ii. juiziódelas'coías,ydea.certados pareceres, lo 

qual no podrá fcríin mucha elecció^y mucha ex- 
periencia de negocios^y comunicación de varias 
naciones,conociedo el natural del Priiicipe^y las 
collumbrcs^y ingenios de la Prouincia. Sin efte 

7 Momm animo conocimiento la perderán, y fé perderán los Con 
rumque PronitícU í^jeros , 7 y para tenerle , es mencíler la pratica, 
fiifi jlnt gnari qui "^oxq^wq. no conocen los ojos a las cofas que antes 
de ea cofuUnt,Per- ^^ vieron. A quie ha praticado mucho fe le abre 
duntfej<& Kempu. ^^ entendimiento , y ie le ofrecen fácilmente los 
blicarn. medios. S 

Cicer. $ Tan buena con efpondencia ay entre los ojos, 

8 ViY in multis ex. V ^^ cora(^ou,que los afectos , y paísiones deíle fe 



bit intelleÜitm^ íintiere como propias lus aduerfídades, ó profp e- 

jEcc/.c.34.p, ' ridades,pon3rá poca vigilancia , y cuydado en las 

J-'X-'^iU9,p > ' confultas,y poco fe podría fiar dellas 5 y afsi dixo 

"" ' " ^ Cl Rey Don Alouío el Sabio: Que los Confejeros ]m 

^efer amigos del Rey. Cdfitdes non fue¡fe?i , poder 

le ya ende venif^YAn peligro ^ poriue minea , los 



' ''TOLTTICAS: i'€i 

t^ibe xhomc defaman Jie pueden bien aconfe¡Ar,ni leal'- 
mente, 

f No confíen ren los ojosf-quc llegue el dedo a 
tocar lo feereto de lü arrificio^y compoftura,con 
tiempos fe ocult;\n , yíe encierran en los patpa- 
Üos. Aunque fea el Coníejero 2duertido,y prude- 
te en fus conácjos/itiicre fácil, y ligero en elfc- 
creto,fifedexare poner los dedos dentro del pe- 
cho,fcrá mas nociuo a fu Principe,que vn Confe 
jeto i§norante,porque ningü confe)o es bueno^ 
fí fe reriela,y fon de mayor daño las refoluciones 
acerradasjfi antes de tiempo íe defcubren,que laS' 
crradasjfi con fecretofe cxecutanHuya el Confs 
Jero la couí^srencia con los que no fon del mifmo 
Confejorcierrefe a los dedos que la anduuiere de 
lante,para tocarlo intimo de fu coracon, porque 
en admitiendo difcuríos íbbre las materias,facili. 
mente fe penetracalu.intencion,y co ellalasma- 
jcimasjcon que camina el Principe.^on los labios* 
ventanas del corai^on, y en ablieudolos fe áQÍ£H' 
bre lo que ayen cU- 

- $ Tan puros fon los o'ios,y tan deílntereífádosi 
quenivnapaja,porpequeñaquefea,admitcn,yfi" 
alguna entra en cllos,quedá luego embara<^ados> 
y no puedeft ver las'>cofas,6 fe les ofrecen diferen- 
tes,6dupiicadas.El Coníejcroque recibiere,cega 
ra luego con el poluo de la dadiua,y no cócibirá- 
las cofas como fon;íino como le lasdá a entédcí 
el intercy. j 

P Aunque los ojos fon diucríbs, no teprefentl' 
diuerfa,íino vnidamente las eofas,cocordcs am» 
bos en la verdad de las eípecjes ,que reciben , y en 
remitirlas al lentido ecmü por medio de losneí 
uios opticos,los qualesfe vncn^ para q no entren 
diuerías,y le engañen. Si entre los Contejeros no 
ay vna mifraa voluntad// vn miíl-nofinde ajuílat 
íc al confejo mas acercado , y conuenicnte , íin 
queelodiOjclamor, ócítimacion ptoprialos di^ 
uidacn opinioncs,qucdaLacl Principe confino,' 
jdudoXOpíiafaber determiii^íic cAÍa elección' 
■■ '^ ~ del 



{6i EMPRESSJS 

ücl mejor conícjo. Xfte peligro fuCedc,quaiu3o 

vno de los Confejeros píenla que vé,y alcana mas 

5) Cumhtms con- ^^.^ d^ompañero,óno tienejuizio para cono- 

nonenim ^o,^,.^„f ^°"^^^°^^sofcínfas,yexecutarfuspafsiones, Li- 

Ailíapyp ni(¿ nu^ btc dcUasha flccftar el Miniai-o,íintenex otro 

e<bUpnt ^ Íin,íinodféruicio de fu Principe. AtcLlConfejero 

£cc/ 8 lo '(Pfiabras fon del Rey Don Aionfo el Sabio,) lU. 

j ' ■' * niA en L arin Patricioyque es afsi como txtdre del P fin 

•/• • -f'*» cipeie ejle nome tomaron dfemejan^ciÁdf adre ndtu-x 

rai.e afsi.como d Pt^dre [e mHeucJegun n(itura,k acón 

fe ja r aJfU hijo lea. Imen te^cautcid ole fi* f yo, I fu hora^ 

mas que otra cofa'.afsi af.telpor cHyoronpjo pe guia 

elPrifJcipetlo deueatnarye acafelar ¡cal mente, e gnar 

. dar la projc lahonrAdelpfíorfübre todas las cofas del 

w . • tnttndojnon catando amorymndefamor,ninpro_,n inda 

ño q fe le pueda ende feguir^e eflo deuenfa:^erfin Ufon 
ja nínguna^nyn acatando fi ¡epefara/) lepla:^era bic 
AnJiyComo el pad re no lo cata quado aconfeja a fu bijo^ 
^ 'Diuidió la naturalczala juriídiccion a cada 
vno de los ojos,faiandolcs fus términos con vna 
linea interpuefta,pero no por ello dexan de cí^ 
íar ambos muy conformes en las operaciones, 
# afsiftiendofe con zclo tan reciproco,^ue íi el vno 
íc buelue ala parte que le loca , el otro también, 
para que fea mas cieí to el reconocimiento de las 
cofasjfin reparar en fi fon,óno deíu circunferea- 
cia.Eüa buena conformidad es muy conuenien- 
te en losMiniftros^cuyo zelo,y atencion,deue íct 
vniucrfal,quenofolamente mire a lo que perte- 
^ necea fu cargo,fino también ai ,ageno. Noa^ 
# parte en el cuerpo que no embieluegoíu fangre, 

y fus efpiritus a la que padece ^ para mantener el 
indiuiduo.Eftarfe yn Miniftro a la vifta de los tra- 
bajos,y peligros de otro Miniftro ,«$ malicia , «s 
cmulacion,ó poco afeito a fu Principe. Algunas 
•vezes nace cfto del amor a laconueniencia, y glo 
xiapropia,6pornoauenturarla , ó porque fea 
mayorconeldcíairedclcompañero. Tales .mi- 
iiiftcos fon buenos para fi^pero uo para el Princi- 
pe 



TúllTICAS. ^sy 

pede donde ícfultádañofas difcrencUs entre íus lo Mam Chernh 
miímos Eftados,cntrcíusmiímas armas, y entre alterius continge-- 
íus mifmasrcfotenaSjCon que íe pierden la^ oea- ¿^r. 
íToaes,yaveze.slaspla^as,ylas ProuinciasXosde i.Paralc^.iz. 
ümos,y opcracionesde los-Miniftros íe han de co i r Populi imfcriU 
inunicarcntrefi, congolas alas de los Querubín iuxta Uberratcm:. 
nes en el Templo de Salomón. lo paucorum domina 

f Si bien ion tan* importantes al cuerpo los fio Regix Uhidmi 
©)os,no pulo en el la naturaleza muchos,fino dos /'»*o/'>'/orejh 
folameiite, porque la multiplicidad embarazarla Tac.lth.ó.an}^ 
el conocimiento de lascotas.No de otra fuerte, i ^ Htiicfadíl ef}, 
quando es grinde el numero délos Confe'/eros,. 'vti'ulgo jaéldnl. 
fc retardan- las confultas>,elíecrero padece , y la Perfirum Regem 
vevdcid fe confunde rporque fe cuentan, no fe pe*- multos hahere qch 
fon los vocos,y el exceilb refuelue ^gpos,q fe ex- los^ aifrefcjue mtd^' 
perimentan.cn las Repúblicas^ L^nultitud^ es^ us: qitodfiquispt* 
íícmprecicga,yimprudente,y elmasfabio Sena- fet ynumoculum 
do en ficndograiidc,tiene la condición , y igno- experendnmRegi,. 
rancia ddvulgOiMas alumbran pocos Planetas^ eum egregie fMll 
que rauchaseíírellas. Por íér tantas las que ay en certun* ejl , -vnus: 
ú via ladea fe embarazan la refracción, y es me- enimjis^pdiic^t yi~ 
ñor allí la luzqueenotrapartedclCielo. Entre deatjtiy'paucaau' 
muchos es atrcuida la libertad,y con dificultad tcdiat: ejjetc]nedijs 
reducen a la voluntad, y fihes<icl Principe, itco- Jlegijs- Mimjhis,. 
mo fe experimenta en-las juntas-de EfUdos> y en^ H^^^fi negligentia 
las Cortes genera les. Por tanto conuiene que fea qit^dctm ,^ fegne 
pocos los Conft:jeros,aq}jeílos que bailen para el irtdlüum orium yji 
gouietno del EÜado,mot\randoíe el Principe ia- ¡d -vnijolum alicni 
diferente con ellos,fm dexarfe licuar de folb el pa: demand4titm ejfet 
recer de vno,porque no vera tanto como por to offcium Pr^iteres 
dos; Afsi lo dixo Xenofonte víando déla, múmx^q^efMiti cognof^ 
Comparación de llamar ojos,y orejas a los Conté cervrjtílUtej]bjtcu^> 
ycrosde losKeycsde Perfia. 1 2.En tal Miniftroíe lum^A^t ai^rc Re^ 
rraOadaria la Ma^eftad,no pudiendo el Principe giam^fciaithunc- 
ver fino por íus ojos. 1 3- cauenditejfe , neq-,, 

$ Suelen los Principes pagarfe tanto de vnCo' qttídpiam ílUcom- 
fejero,quc confaltan con él todos los negocio?,, mittendum , quoé 
aunque no íé.in de fu profeísion,de donde refulta omnlno pr^ter r^m^ 
el fi-lir erradas íus refoluciones, porque los He- Principisforet. 
txadgs no pueden acoiUljar bien en las colas de la X€noph.likj^,.Cji,r 



m EMFRESSAS 

1 3 £f máiefldsqtíí guerra ,ni los fóldados en los de la paz. Ueconoi 
qitidem imperij h^ cicndo cito el Emperador Seiiero,coaÍLiltaua a ca 
re^€ apt*d rninipu, ^2. viio en lo que auia tratado. 14. 

foUt;Rtp,Jiun>ñn § Con las calidadesdichas de los ojos fe go« 

cipi o^h'irn fottíi^ uierna e I cuerpo en fus mouimiencos , y Ci Ict.ii- 

nomen rdin^tutnr. rairai,,no p adrián dar.palVoleguro. Afsi liicederá 

Pjararch.^ al Reyno ,qae no tuuiere buenos Confcjeros. 

14 Vfidefi demre Ciego qiedara el cetro fin. eftos ojos j y.fui viíla 
tradarerur^ ín con la Magettad^porque.no ay Principe t m íubio que. 
fiUiim jólos cio(í'o5 pueda por fi miíino refoíuer [as materias. ?A {lüo^, 
adhihebar^fi^ voy Wo(dixo el Rey Don .Uonío) no q -lic-c CG./ipJñJro, 
acre niUfiíñ^intli ni lo ha menejie,\c-)mo quiera ¡ue enrodíts gnifas cot^ 
tes -peceres^Ú^fents uieneqtteay ahornes buenos ^t ja'. Idores que U aconfe. 
ac béfeme rit^í,^ jen ^e le ííj«ííe«.Y ll algún Principe fe preciare de 
hcofiunfcñtos. tan agudos áfcs^que pueda por íi mifmo ver , y 
Zdpjn ifit. Akx. juzgar las.colS/in valetfe deJos otros, fera mas 
Z.i.dt.g.p *. foberuio queprudente,y tropes^ara a cada palfo 

15 '?/íie//íítTí«m5 enelgouierno.15 Aunque lofuecomunicauaco 
fententía omm'a ge Dios fus acciones.y tenia del ordenes ^ yinftruc- 
ret^juperbum /7»«c cionesdiftintas para la conquiíh de Hay,oia a fus 
tudicaho ^ magis Capitanes ancianos,lleuandolos a fu lado. ló No 
qitam p/wí/ewfew.feapartauandclaprefenciadel Rey AíTucro fus 
Liuius. Coníejeros,coo los quales lo confukana todo,co 

16 Et afcendit cií mo eracoftumbre délos Reyes. 17 El Efpiritu Sá 
fertiorib isinfron- to feñaia por fabio vil queningijina cofa intéra fin 

teexercítus, coníejo.18 íío ay capacidad grande en Ja natura- 

lofs.io. ^ leza,quc bafte fola al imperio,aunquc fea pcque- 

17 Interrogauit ño,no tanto porque no fe puede hallar en vno 
fapietires , qttt ex loqucfábcn todos 19 Y-fi bien muchos ingenios 
mo^e Regio femper no vea masque vno perfpicaz,porqae noíon co 
ei aderan t,^,ilÍQ*,rc\o las cantidades que fe multiplican por fi inif- 
rMmfítclebatcutP- mas^y hazenvna turna grande, eílo le entiende 
¿la cunfilto, en ladiftancia,no en la circunferencia , a quien 
E(lh,c, 1.1$^ eras prefto. reconocen muchos ojos que vno íb- 
I s Quíagunt om^ lo, *o comono fean tantos que fe confundan 
nicicitmconfilio,Y.er- entre fi.Vn ingenio íoloíiguevndifcurfo , por- 
giirttuYfapíentia, ^ne no puede muchos a vn miímo tiempo,y ena- 
f^o-y.c.iMo. inorado de aquel no patTa a otros. Enlaconful- 
\9 N ^mofoiusfA' tioyccl Principe a muchos, y figuiendo el me- 
f 'í* Jor pareccí , depone ei íuyo , y cecoaoce los in- 

coa-. 



POLITICES. n'i 

vConuénlentcs de aquellos que nacen depafsíoncs, 20 Saítts xutt, vU 
y afedos particulares. Por eílo el. Rey Don luán multa confdia. 
clScgLindoílc Ai:agon,ercríuiendoaíüsl"üjoslos Troy.c. ii.it. 
B. eyes Catolicos,vna cvrra en la hora ác lii muer- M4r.hifiMif^, 
.te,icsamonert6 , qiieningunajcofahizti'ílon fin 
conícp de varones virtuüíos, y pL"udcnte.s. Eu 
qiialquierpaíTadelgoiüeijnoestCóaenieute , que 
cílos OJOS de los conícjeros prcccdan,y deícubran 
el camino, n ElEnaperador Antoniíio , llama- 21 OcftUtm reña 
do el Ei!ofotb,dc]osnaas labios de aquel tiempo, i>td€ant,0' pálp^-, 
tenia porcoiifc'jGrosa Seuola^Muciano , Vl^'in-hfjetnx pr^cedánt 
xiOjY Aiarcclo,varones infignes,y quando le pare- grc[fus titos, 
cian mas acertados fus pareceres , fcconformaua Pro7^-4.2 ^, 
con ellos,y les dezia. ^^4 s j»-Jío es quejo , ftga, el 
covfejode tan tos, y tales amigos , que no ellos el mió. 

Elmasrabiom3soyeiosconrejos,2i y masaciej:*22 Qtttáutem fa^ 
ta.vn Principe ignorante que fe coníulta , que¡vn ^tais e¡ly<Ludit corA^ 
-€ntendidaobílinado.en íus opiniones. No preci -filta. 
jjiteel Principela arrogancia de que.diuidirálapro7'.C.i#.if, 
gloriadelaciertOjteniendo en clparte en los con- 
iejeros,poique no es menos alabanca rendirfe a 
cícuchaircicoijfcjQdcotíos, que accrtaíf poi íi 
mifmo- 



t^fe)) Rex heñe conJuUtOy<Ú7^fáYeUi>icifs¡ml Homer 

íEfta obediencia al ConféjOjesfuma poteftad en el 

Principe.El dar confcjo esdcl inferior ,y el tomar 

le del fu pcrior. Ninguna cofa mas propia del Prin 

cipado,ni mas neceflaria que la coníulta,y la exe- 

cucion. D/gwx <tcc/o«ej,dixoelRey Don Aloníb 

Onzeiio en las Cortes de Madrid,ííe UReligi'omítg 

mficencia, tener fepuí fu loable cojiumhre yarones át 

confejo cerca de ft j y ordenar todas l.%s cofas por fus 

<o»fejos aporque ji todo home dene trabajar de attet 

Concejeros , mucho mas lo det^efa^^er eí Rey. Qual» 

quiera,aunque ignorante,puede aconíejar, pero 

refoluer bien íolamente el prudete. 2 5 No queda 23 JJiatm' cmní^ 

^ft aud^da la gloÚ4 dej Principe que fupo con ful a g/r cum confiUg, 



5Í¿ EMPRESSAS 

tar,y elegir.Lo <jweje oYdonarecoyueflYc cnitfe]o ^dü 
xoelEmperadorTcodorioen vna \i:s)y^f'dtark en 

^^.Bencemm.quodJ^^^ vitocias de Scipió AfvÍc.no,nacicicn de los 
cum yejiro confuía ^^^^^..^^ ^^ ^^^^ ^^^j^_ ^ ^^^^ ^^ dczK^,aac eftc có- 

adbeatUHdir,emno ^orcftoreeícareciecon algo los elplcndoivs de 

itnim^enuzsr dcx ^-^^f^^ia,!!! featrebuyó a Leiiola gloria de lus ha- 

5,^-^^''f'^Sío^^^»«^^-zañas.Laimportanciaertáenqueíepa.tl Pñnci. 

r C rA P^oicn.repreíentar.por li milmoiacomc->ia , y 

^.hi*jnanHm,^Me, ^^^^^ ^^^^^ minU^o quien la componüa-,y quic 

^^ lareprefenta:poi-quc íi bien los eonliOcrüsíoa 

los ojos del Principcno ha de fer tan ciego , que 
no pueda mirar fino por ellos^porque feria gouec 
nar a tientas,y caería el Pirmcipe en gra-n deípre- 
eio de los fuyos. Lucio Torquato, ficndo tercera 
vez elegido ConlliUfe efcusó con 'que rftaua en- 
fermo de la \ifta,y;quc feria coía indigna de Ja Re 
publica, y peligyofaa lalalud délos Ciudadanos, 
encomendar eiSgouierrío a quien- auia mencfter 
*i5; r«íí/g»»wej¡fe,valeríe de otros OJOS. »'5 El Rey.Don Pernan- 
Jlempuyitcam ,C7* do el Católico dezi^;, que los Emhaxadóres eran: 
fortunas ciuiumet los ojos del Principe, pero que Icria.muydeídir 
cpmmht , íjuialle- chado elque- folamenre vietTe por ellos. No lo> 
nlsccidis yticrede fiauatodoaquergran Político de Cus miniñros,. 
retur: : por ellos vciíi,pero como jfe ve porlos antojos te 

Tit^Ziiti.li{f.x-C^- nicndolesddantc,y aplicando a ellos fus propios 
ojo^.En rcGonocicndo los Confejeros que fon ar- 
bitrios de l:ísrcíoIucíones,las encaminan a íus fi- 
nes partiaiUres,ycebada la ambicion,fediuidcn 
en parcia}idádes,procurandócadavno í-n fu per- 
fona aqualla potcítad'(uprema,quc por flbxo , 6 
por inhábil les perniite el Piincipe. Todo fe 
i^CoYjieV^^^'^^ confunde,fi los Conífijcros ion mas que vrias 
Dt,/«/;7/^;(/í* rj/*.. 3talay;isque deícubren al Principe el Orizonte 
• ..* ^^T, Jit ineii ele las mate ri: s, para que p.uedií reíóluerfe en ellas 
Lbiiilliid, y, elegir el cüní-:,0que: mejor le pareciere. 0)0S,.. 

£roy 1 % i ^^ ^^^ ^^ naturaleza , y, fi a cada vné de fus El\a- 

(■ ' '-'v ^ - : düsafsiftc.vnAngel; y'Dios gouicrn.\.íu. cora-^ 
^pn,a-(^ también goueínarán lu YÜHy harán maf/-' 



políticas, ii-i 

«clara ,y mas perfpicaz que la de fus miniaros. Al- 
gunas vczes el Rey Felipe Segundo íc recogía a 

peiiíár dentro de fi los negocios , y eneomendan- 

doíea DioSjtomaua la ¡rclolucion que íc le ofre- 
cía, aujiquctuclTc contra la opinión dcíis-niinif-. 

tros,y le fali acertada. Ko liempic puede eílarlos 

CoBÍcjcpo&al lado del rrincipe,porque,ó clcíla- 

do de las cofasjO la velocidad de ocaíiones no lo ^y ?síonomnU co- 

permiten,! 7 y es meneílcí* que el refuelua. No Jllia cüáis prAetu 

icrJpctan come ccnuiencl¿¿ ordenes, quando t¡bustya¿}ari,ratÍ9 

leencundequelasrccibe^ynolas toma el Pi-in- rey^^autoccafionií 

cipe. RclciaerloJicdo fin conlejo , es preiumida Telociras parútir 

tcnfieridadrcxecutarlo rodo por parecer agcno, TacUb^i.híJl^ 

ignorante íeLuiduinbire. Algún arbitrio hade te- 
ner el que máda en mudar,añadir,ó quitar lo que 

leconlultan íus miniílros ,y tal vez conuiene en- 

^ubitilesi\lgunQs mifterios,y engañarlos , como 

Joliaziaelmiímo Rey Felipe Segundo , dando 

decifrados diferentemente al Coníejodc Eftado, 

los deípachos de fus Embaxadores,quando que- 

íiatraerlQsa?narefolacion,6no conuenia que 

eftuuielíen informados de algunas circünftan- 

<ias.Vn colofo ha de fer ci CóTgode Eftado,quc 

puefto el Principe fobrc íus ombros , dcfcubra 

mas tierra que fei. ISIo quiíieron con tanta vifta a 

fu Principe los Tcbanos , dandojlo a entender 

en el modo de pintarle con las orejas abiertas , y 

los ojos, bendados.fignificando que auia decxe- 

cutar a ciegas lo que confultaíTc ^ y reíoluicíTe el 

Senado- Pero aquel ñmbolo no era de Principe 

abk)luto,íino de Principe de Republica,cuya po- 

teftad están limitada, que bafta que oya , por- 
que el ver lo que le ha de hazer , eftá ccferuado al 

S enado. Vna fombra ciega es de la Mageftad, y 

vna apariencia vana del poder. En el dan los reflc 

xos de la autoridad que eftá en el 5enado;y afsi no 

hamenefter ojos quien no hade dar paíTo pot fí 

mifmo. 
$ Si bien conuiene que el Principe tenga ea 

iíclibetar algún aibittio,no fe/ha de preciar-tanto 



514 MMTRESSAS 

dél,que por motor que ha mcneftcr confejo, (fc' 
aparte del que le dan íusminiftros , porque cae- 
rW \* T" r ^^^«^ngrauilsimosincóucniencesxomodizeTa 
*^ ^^nhen^í^^^ cito le lucedia a Petto. ^8 
untu, tndjn s yu ^ g^ ^.^^^.^ p j.^^ Ucable : uian de Ter RcV^s ios co^ 
i!!'^'^ ^''^^J'/ ícjetosdc vn P^v,para auc Uis conícjos,uo dcfdi^ 
ac aeremrartra?jjt.. xeflendeHccorb,cftimacion, y autoridad Real., 
íí * .,r- Muchasvczesobra vilmejjtcel Principejporque 

lac.Ub. t i,aH:. ^5 ^j| quíiei-^ le aconíeja.Péro yaque no puedefer 

cílo,conuicnchazer elección de tales cóíejeros,. 
que aunque no lean Principes,ayan nacido eó el- 
pii:itus,ypenfamieatosde Principes, ydeíangrc" 
generofa» 

5Í En E£pañ3,con gran pnidencia,eftan confli*. 
tuidos diueríbs Coníejos para el gouietno de 
los Reynos , y Prouincias ,. y para las coCis mas 
jmportanresdelá Monarquia, pero no 1© deue 
delcuydarenfe dcfu buena inílitucion , porque 
no ay República tan bien eftablccída^queno deí^ 
haga el tiempo fus fundamentos , ó lesdeímoro- 
ne ia malicia^y el abulb.Ni baila que eílé bien orí 
denada cada vnadefus.parres,fi alguna vez no fe 
jjL^í^ísn todas para tratar de las mifmas,y del cucri 
po vjaiuerfal. Y al^i por eftasconfideraciones ha* 
zenlas Religiones-Capítulos Proui'nciales,y Gc-- 
neralcs^jy la Monarquía déla IglefiaConcilios, y 
porlas mifmaspareec CDnueiiiéte,que de diez en- 
diez años fe fi3í:me en Madrid vn ConfcjD Gcne- 
rai;6 Cortes deda&GÓÍejcros de cada vao de ios 
Confcjos,ydclosDjputadbs de cada vña de las 
Prouincias de la Monarqiiin,para tratardc fu c6 
feiuacion,y de lasdefus parics,porquefino íe re- 
nueuan,íeenuejeccn,y mueren ios Reynos. Fita 
jüta hará mas vnidoei.cut rpo de íu Mcnarquia^- 
paracürreípondcrfe,yafsirtirfeen las ncceísida- 
des.Con eftos fíncsife conuocauan los Crnciliof.' 
de Toledojcn les quaW:5:no íqlair.t nte le tratau^. 
lasmateriasde Rcligion,ílno también las del gp*- 
:¿ . uieríiodcCáñilla:. 

.Eitascaiidf d«sdc los ojos déaeti taiilbieu con- 



•'■•'■ ,^^ 



POLJTJCJS. fóf 

'turrircnlosCcfcflcrcsdelosPiincipes,qucícn 
fus Coníejcros Jiuzcs,y Médicos cípivituale^iofí 
ciosque rcquicrcaíujctos dcnuichozclo al íer- 
uiciode Dio.s,yan^oral Pnr.cipc5quercrg3nc¡e- 
vCia para jiizgar,píudencia pava amcnrOar, liber- ' 

.tad para rcprch¿ndcr,y wúov para deícnv añar;re- 
iprclentando ( aunque aucnturcn lu gracia ) los 
agrauios de ios \'aílAÍios,y los pcHgros de ios Rey 
nos. fin embaí rarcomo.dixo Ezequkl)la pared 
•abicrtajque ella para caclie 29 En algunas partes 29 lili aute liníf^ 
íe valen los Pru".cipesdelosGoníerior:s,par.¡ío- hdr eumhtoahfq'j 
Jo el mh^vlleño de confeíTar en otras^paralas có- ]f aléis. 
íliltasdeEftado. No examinólas razones politi- £^ech.i3. 10, 
(Cásenlo vno.y en lo otro,folatncntedigo,qne en 
Eípaiíaíe ha reconocido por importante fu aísif- 
tcncia en el ConíejodeEftado, para calificar , y 
juíliticarlas rcfoluciones , y para que haziendoíe 
: capaz del gouierno, corrija al principe fifaltare 
.a lu obligación, porque algunos conocen los pe- 
cados que con"icren,como ho mbres, pero no los 
-que cometen como Prin€Ípes,aunqtonmasgra- 
-ues los que tocan al oficio,que los que a la perfo- 
na.Noíolamente parece conueniente que íeha* 
He clConfeflbr en el ConCejode Eftado,fino tam 
bien algunos Prelados, 6 Eclefiaílicos conftitui- 
dosendignidad,yqueeílosarsiftan en las Cortes 
clelReyno,por lo que pueden obrar con íuauto. 
Tidad,y Ictras^y porque aísi fe vnirian mas en la c5 
-reruacion,y defcnía del cuerpo los dos bracos ef- 
piritual,ytem.poral.LosReyesGodosconíultaua 
las colas grandes con los Prelados congregados 30 Clama mceffeí 
en los Concilios Toledanos. qaafi ttibaexaltí^ 

§ Lomíímoquc de los Confeflbres fe ha de Toccmtuam, 
entender de los Prcdicadores,que Ion clatines de )fa.$S.i, 
• Javerdad,3oyintcrprctesentreDios,ylosh<.m- 31 Pro hominilnf» 
'bres,3iencuyaslenguaspuí'oCuspalabras,3 2 C5 cofijlituitur in ijs 
ellos es mencftcr que cllé muy aducrtido el Prin- qu<¡e funt ñdVcunU 
.cipe,como con arcaduzes-por dóde entran al puc Ad Heb.yié 
blo ios manantiales de la dotrina íaludable, ó ve- 3 z Ecce , dedi -ver-. 
ocagíaeDeilos depende la multitud/iédo inftru- la mea in ore ""*'s 



jrjá; EMPRESSAS 

nrcntosdirpueítosafolcuarla', ó a com ponerla, ^ 
como fe experimenta en las rebeliones de Cata- 
luña,y Portugal.Su fei-uor,y zeio en la repiehen, 
fien de los vicios, fuelcdeclaraiíe contra lo^ que; 
gouiernan.yapocasfeñaslo entiende el pueblo, 
porque naturalmente es maliciofo contra ios mi- 
niltroSjdcdonde puede reíultar el deícrc dito del 
gouiernoja mala fatisfacion de los íubditos,y def 
ta el peligro de los tumultos,y rediciones, princi- 
palmente quando íe acuían.y deícubren las faltas 
del Principe en las obligaciones de íu oficio^y aísi" 
esconucnienteprgcurar que tales reprthenfio- 
nes Tean generalcs,íin íeñalac las pcrfonas , quan- 
do no es publico el efcandalOjy no han precedido • 
iaamoneltacion Huangclica^y otras circuníhn- 
cias contrapefadas con el bien publico. Con tal 
modeítia reprehende Diosen el Apoealipíi a los 
PSl^bmhp^ fatua,. Prelados*,quc parcccque primero los a laga, y aü ' 
Z^ftdcf^chcLYítíi. los adula. 33 A ninguno ofendió Chriito defdc 
tem titam^ mini- elpulpitoríusareprcTienfionesfueron generales,. 
/¡eriifmjCy'patle^i- y quando llegó alas particulares^ no parece que 
tiam^rnam.^'opera habló como Ptcdicador , fino conw B ey. Nc 
t[ta-míiipÍM<tplnra-: ^<: ha de dézir en el pulpito , lo que té prohibe en • 
frión bits fea habco las^eíquinas,víe cattiga: en queíuele engañarle el: 
adimfustcpaHca^ zelo,ó por muy ardi€nte,6 porque le dvílumbrai 
^^ac.2.10, elapiauíopopularquecorre a oir los 

defetos del Principe,© del Ma- 
giÜvado. - 




Dc|! 



EOLÍTICAS, 



MI 




D^l cntendimiento,no de la pluma es cl ofi- 
cio de Secretario. Si fueffc de pintar las ic- 
.íi'3s,(crian buenos Secretarios los ImpreiTorcs. 
AéltocaelconCularjdifponer ,y perficionar las 
materias. Es vna mano de la voluntad del Prin- 
cipe,y vn inílrumcmo de fu goüierno,vn índice, 
por quien léñala fus rcíolucioncs,y como dixo el 
Rey Don Aloníoc/ Chiiriciiler{^ quien oy corref 
poñde el Secretario) ci el fegun do oficial de c.ifi del 
Jley de aquelhs que tienen of.cios de püYí'dad. Ce, hicn 
afsicomoelCapelUn ( habla del mayor , que en- 
tonces era Con feífor del ;s Reyes ) es medianero 
entre Dios ,ee/ Reyefpiritualmente en fecho de fi$ 
anima : otro filo es el ChdMcillerentreelit los hcmes. 
Poco importa que en los Conícjos fe hagan pru- 
dentes coníultas, fi quien las ha dedilponerlas 
yci-ra. Los Conícjeros diz n fus pareceres cl Prin- 
cipe por mediode fu Secretario les da alma,y vna 
palabra pueílaaqui;6 alü muda las formas délos 

Aa4 uc- 



X^,tÍt,^.pA, 



nS EMFRESSAS 

ncgocíos,bienafsicomo en los retratos vna pe-- 
quena fombra , 6 vn ligero toque del pinzcl los- 
hazcpar(!cidos,6no.ElGoníejodirpone la idea- 
dclafib^^cadevn negocio, el Secretario íacala 
planta,y íi efta va errada,tambien faldrá errado el 
edificio leuantada. por ella. Para íignificar erto 
en la prcíentcempreíTajfuplí una es también coni- 
pas,porq no folohade eícriuir,ÍIao mcdii:,y ajuf- 
tar lasrefolucioncsjcornpaííar las ocaíi6nes,y los 
tiempos, paca que ni lleguen antes,ni defpues las 
cxecacioncs;oudotan vnido coneldel Princi- 
pe,que fi lo permitiera el trabajo ,no auia de con-» 
C?derícaotro,porqueíiuoesparte de la magef- 
tad,esreflcxodella.Eftoparccequedi6aentéder' 
Ciceron,quandoaduirti6 al Proconiul que go- 
uernauaa Afia^que íufello^^porquieiehade en- 
tender el Secretario) no fucile como otro quaU- 
quier inftrumento,ÍIno como el mifrao ^ no co- 
mo miniftro de la voluntad agcna, fino como- 
|5iy/><í»«»Z«í /«w5,teítigode lapropia;IOCosdemásminiftrosrepre-• 
«o» -í^>-i'rf5rf/K/«o(i,fentanen vnapartefolaal Principe , el Secreta- 
QA f(í9«dw?pJefw,^ioentcdas.Enlos demás baila la ciencia^áe lo 
non minifter aliena qu.e mane'jan,en efte es neceflario vn conocimié 
ToZfi'^f^frí ,/e£Íff-to,ypraticacomun,y particular de las artesde la 
ftístu£.. páz,y de la guerra. Los errores de aquellos fon en 

'cicpv E¡^i¡i>i: <ííívnamateria,losdefteen todas,peroocultos,yar,ri 
-QifiticLErat, buidos a los ConfejoSjComo a la enfermedad las 
curas erradas del Medico: Puede gpuernarfevn 
Principe con malos miniftros,pero no con vn ^e 
cretarioinexpcrto.Eftomago es dónde fe digie- 
ren los negocios,y fi íalicren del mal cozidos, fe- 
» rá achacóla ,y breue lávida del gouier no. M irenfe 

bien lostiépos paílados,yningü Eftado Té hallará 
biengouernadG,íino aquel en quehuuo grandes . 
Secretarios. Q;.ig importa quercfuelua bien el 
pit incipe-XuUiponc mal el 5ecretario,y no examí 
Xii- con juizio,yaduierte con prudencia algún as 
circunftancias>del:.sqaales hielen depender los 
negocios? SilefaltQ la elección, no baña quw ten i 
,^a platica de formulario de-cá^í;tA5-, poique apo*'- 



FOZITICJS. 'rí9 

nas'ay negocio a quien fe pueda nplicar la minuta 

cleotro.Todo^ ccn clt!ímpo,ylosaccidétesmu- 

danlaforma,yruftancia. Tienen los Boticarios 

rccctvis de Vaiios Médicos , para diiiciías curas, 

pero las errarían todas, fi ignorantes de la medi- 
cina las aplicailc n a las enta*mcdades fin el cono» 

cimiento de ílis caulas, de la complexión del en- 
fermo ^del tiempo, y de otras circunrtancias que 

halló la experiencia^yconfideróel diícuilo ,yef- 

peculacion/Vn mifmonegociole ha de cícriuir 

diferentemente a vn miniftro flema tico,que a va* 

colérico, a vn tÍmido,qae a vn arrojada. A vnos,. 

y ottoshande enfciiar aobrar losdcípachos.Que' 

fon las fecrctarias , fino vnas cícuelas que facan 
grai-Hdesminiftros ? Enlus aduertenciashan de 
aprender todos a gouernar.Dellas han de íalir,3d-' 
ucrtidos los aciertos,vacufados los eiTores. De to- 
do lo dicho infiere la conueniencia de elegir 5e- 
cretariosde fcfialadas partes. A^^iellos grandcs^ 
Miniftrosdeplum.a jó^ecl'etariósdeDios , los" 
Euágeliftasjfe figura en el Apoealipíl,por quatro 
animales con ahs,llenos de ojos externos,y inter ^singitlk eoru Ita - 
nos,s figoificando por fus alas la velocidad , y exe hcbAtaUsfeneisxZsr 
cucion de fus ingenios rporiüs ojos externos,qus itictrcititu &'ífitit5 
todo lo recono£ian:por los internos íucontem-i' ^¿^^^ fhfit'ocuUs. 
placion: tan aplicados al trAbajo,qnidedia,md<3 jpocal.A.s 
nocherepoíáiian:5 tanaísiftentesafuobligaciój ^ ¿t renimmtton 
quc(como da a entender Ezequiel){iempreefta^ hahebant dte 0* 
uan íbbre la pluma,ypapel,4 conformes, y vni- ^Q^f^^ ' 

dosalamente,yeípiritu de Dios fm apartarfe jpocJhUem. 

Pa^a acertar en la elección de vn buci'ccíetario ^¿.^^^ eorum exten 
feria conueniente exercitar primero los fu'jetosí ^^ defttper. 
dado el Principe Secretarios a lus EmbaxadoreSi ¿;n.^c. i . i i . 
y Miniftros grandes, los quales fucilen de buen in ^ ylierat ímpetus 
gcnio,y capacidad con conocimi éto de la legua r^/y/f ,^^ ^ ///^,c -^ra* 
Latina, llenándolos por diuerfospuefcos^ytrayen cíiehamlr. ^ 
dolos deípuss a las lecrct.-\ri^s de la Corte, donde £;>-ecÍ7.i.i*. 
firuieñl'nde oñciales^ylcpcrficionaífenparaSe- *' ' ' * 
Cfctarios de Eílado^y.de ütios COit')'oS;¿ara T^ 



jSd £M PRESS AS 

i6reros,Coniiírarios,y Veedores,cuyas experien- 
cias , y noticias importaiian mucho aibiicn<^o- 
uierno,y expedición de los negocios. Con ca(\ie 
cícufariala mala elección, que los miniílros íue- 
lenhazer de Secn-tarios, valiéndole de los qiie.te- 
nian antes , los qualcs ordinarÍAi>iente no ion a 
propofito^de donde reinita , que lueleíer mas da 
ñofo al Principr ele-^ir s'íi miniLho bueno, q tie- 
ne mal Secretario,que.elv.gir7n malo, que !c tie- 
ne baeno: fuera de que elegido el Secretario pot 
la mano del Principe,de quien eípera íiiacreccu- 
tamiento,velari:i mas losminiítroseii Csraicio, / 
citarían mas ateutos a las obligaciones de íus car- 
gos, y a la buena adminirttacioii .de la hazienda 
Keal, Conociendo el Rey Don Alonfo el Sabio la 
importancia de vn buen Secretano,dixo,^«£"c/f«e 
el Rey efcoger tal honieparaefloyqi^efe^i de buen Un a 
ge^e ayíibnenjejfo nutm'Al'.e fe»i bien ra^ofiado , e de 
L A. tit o b iitena mítncra,e de buenas cojitimhrcs^e fepa leer , e 

' *^*í*^*' efcYÍbÍY,tambtenen Latín jComo en Rom anecio "^z- 
receque quilo el Rey Don A lonfOjq ue tblamen- 
te fupicue el sccrerario efcriuir la lengua Latina, 
íino también hablarla, íiendo tan importante. a 
quien ha de tratar con todas las naciones. En eftos 
tiempos que la Monarquía Elpañola íe ha dilata- 
do por Prouincias,y Reynos eftrangeros , es muy 
neceiTariOjfiendo frequente la correCpondencía 
de cartas Latin is„ 

^ LapartemascírenciálcnciSecrctario,es d 
fccreto de quien le le dio por eño el nombre,para 
que en fus oídos le fonaíTe a todas horas^fu obliga- 
ción. La lenguajyía pluma ion peligrólos inñru- 
nietosdelcoracon,y fuele manifcrtarfe por ellos,, 
por ligereza del ja izio , incapaz de mííierios, 
6porvanagloria,queriendolos Secretarios pa- 
recer depoíitos de.coías importantes , y moñrac- 
íeentcndidos,dilcurricndo,6_cfcriuiendo fobcc 
ellas a correfpondicntes,que no fon miniílros j y 
alsi no lera bueno para Secretario, quien no füc- 
«e tan modefl:o,quc efcuche mas que refiera:coii- 

íec 



TOLirjCAS. 381 

fcruandoficmpre vn miímofcaiblantc,porq.uek 
kc por ello que contienen lusdcfpachos. 




OBran en cfrclox las ruedas co tari mcnndo,y' 
oculto rikncio,qucniíc vcn^niícoy^r^y au-- 
que dclicis pende todo el artificio, no le arribuy>n> 
a ficantes coníültan a la mano lu mouimienro, y 
ellalola diitíngue.y feñala las horas .mcÍTrarüoíc 
alpucblo autora de íusp'.intí' s.tftecor ncrto, y 
córrefpodencia R ha de ha'Lu- entre el Pr]ncipe,y 
fus Coníe'jeros.Conueniente es que lo? t'Tga ,por-' 



quc(cOmc dixo el Rey D. Aloníü el 5abioJ) e/ fw 
feyador,yel iíc-j mtr^uerfeAu g/^indcs f€ñ:;YC'S ^do pue- "^ '^^'' ' 
dej-i^i'CAio, i'nodclh^ mAs que yn home , y clgO-- 
Uierno de vn Eftado lia mcnefter a muchos, pero' 
tiin fujetos.modeítos^que no aya rcloluciOr que 
la atribuya a íu c-ólejOjfinoal del Princip \ A(siK 
taaic-al tríib>p;no ai p.odci. Tcn¿A uiiniitros,no ■ 



th.i.p.i- 



3?* lEMPRÉSSJS 

compañeros del Imperio.Scpan que puedeman- 
dar fin eUos,pero no ellos fin cl.Quando pudiere 
exercitar fu grandeza, yhazcr oücntacion de fu 
poder fiadependencia agcna,obre por fi folo , en 
Egypto donde cQá bien difpuefto elcnlor. Engen- 
dra el cielo animalcs.perfetosíin laafsiftcncia de 
•otro.Si todo lo confiere €l Principe,masíerá con 
fultor,que Principe. La dor^iin ? cien íe difluelue, 
quandolat'umadeiascoíasnofereduce avno. I 
3 Neue Tíherhs La Monarquia fe diferencia deios demás gouier- 
T^/wPr/«c//?rfrwí ye jios,en que vno folo manda , y rodos los.demas 
folucret, citnd^í <id obedecen, y ü el Principexoníinticic que man - 
Setidtum -vocando, cien muchos,no ferá Monarquia,fíno Ariílocra- 
eam cottditione ej]e cja. Donde muchos gouiernau,no gouierna algu 
jmperandi,-vt non ^q. PorcaftígodevnEílado lo tiene el Eípiritu 
ídtterratíocofift^tj ¿:anto,4 y por bendición queíólo vno gouiernc 
quamfiífm.redda- 3 En reconociendo los miniaros floxedad en el 
^'^^' Principe,y quelosdexa mandar,procuran para fí 

Tac.hb.i.an. -lamayor autoridad. Crece la emulación, y íbbcr- 
a Propter feccata uia.Cada vno tira del manto Real,y loreduce 3 gi 
fí'rr^wíw/í/Pw/c/- roñes. Elpueblo confufo defconoce aure tantos 
pes\eítís. feñores al verdadero,ydcfeftimaclgouierno,por 

Pro-i^.c.2S,t. quetodoleparececri:ado,quando no.cree que 

3 £f J/*fc/r(t¿o //i- nace de la mente de íu Principe, y procura el re- 
fer eas P4/?ore«í ^n^^c^jQ cqj^ la violencia. Exemplosfuneílos nos 
utmm , qui f ^/c<<r <jaj^ i3s hiílorias en la priuacion del Reyno,y muec 
^^^* ítedelReydeGaliciaDon Garcia,elqual,niaun 
J.^ech.^^.xl. mano quifo fer que feñalafle los mouimietos del 
Mar.hijlHiJp, gouierno ; todo ,1o remitía a fu valido , a quien 

también coftó la vida. El Rey Don Caucho de 
PortugaljfuepriuadodclPvCyno , porque en el 
jnandauan la Reyna, y criados de humilde nacl- 
iniento. Lo mifmo íucedió al Rey Don Enrique 
el Quarto , porque viuia tan ageno de los nego- 

4 Níhil ardumn pos,quefirmaualosdefpachos íinleetlos>ni fabcK 
-vidcbíttur tn (í»i- loque-contenian. A todos los males eCcá cxpucfr 
íwo Prificij^ts , cuíioyi], pi'in cipe, que fin exanicn,y fin confideracio 
tioniudi[,iiim , »ow.cxecutafolamente lo que otros ordenan,porquc 
cdium eYatjtiiJitn- en el imprime cada vno como en cera , lo que 
ditdyO' ií^jfíi. ,quiere:aisi lUcedió al Emperador Qaudio. 4 So- 



TOLITICAS. VSj 

brelos ombros propios delPrincipe.no fobtc los 5 'F(í(^iís ejH^rincl 
de los miniüros fundó Dicslu Principado , 5 cb- {^^ttuspai^^r hume, 
vño dio a entender 5amiicl a ScUil,quando vr.gi- >■"••» í'"''-^- 
doRey le hizo vn b.tnquetc , en que de indiiíliia ^A'" <^-9 <5.- 
íolamcntc le fiiuió la cípalda de vn Carnero^ó Pe O Lciatuit Autcm'- 
fonoh.Kicíer el Principe como el camello, qae cocusarrfit'.&^po,. 
ciegamente íc inclina a lacargi,mene-fter es , que/'^^'í ^^'f^ •'» '^'*'^- ^^' 
íüs eípaldasfean con ojos , como las de aquella xitq-^Samnel : ecce 
viíion de Ezequi^l,/ paraf que vean , y fepan lo q'*od Ycm'djit ypone 
que lleuan (obre fi.Carro,y carretero de líracl Ha ^«ff f^ ,; C7 comcde 
mó Eliíeoa Elias,'V:porqucíuftenraua,y regiacl^'"'* deimlufina fcf 
pefo del gouiemo.Dcxa de ícr Principe clq por Cvn^tum efi ubi-, yt')--- 
miímo no íabt mandar, ni coiuradezir ,como íé mitpopidii -vocmi. 
vio en Vicclio.q no teniSdo capacidad pa a orde i ■i^eg>-9^í'4• 
l1al^ni cafrigar^mas ci\i caula de laguerraiqEmpe 7- ^^ dorfi eariinf 
rador>g aísíno folaméte ha de ícr el Piincipe ma /'/í'"^» ^raf^ ocuUs. 
Mo en clrelox del gouicrno,íinOtambié volanfe, E^f^h' i. iS.fm. 
qucdéciciempoalmouimientodclasruedaSjdc- ^^^' 
pendiendo del todo el artificio de los negocios. '^^ Elifiusautem-vi 
No por cito juzgo que aya de hazcr elprinci^ debdt/s'cUmabArz- 
peeloficiodbíaezrde Conícjcro , Prefídente, P^^c^ riii , Frtfer 
Masfupiemo , y Icuantado esclíiiyo. 9 Si-TL-ryít yCtmm Jfirael^. 

todo atcndieflc , le feltaria tiempo para lo prin- ^ aungaems. 
cipaLY nísiJí/K' 4 í*er( palabras ion del Rey DoivA^-^^^'é'''^'^^- , ^. 
Aionío-j homesfabido!'cs,c cntcfididos.kxlesje ycr- 8- ípje ñeque iuhe. 
daderusi,qiteleayitden,el€firuandefecho cHaqttdUs'di , ncjue i>irandi 
cofas -j'te fon merieírerp:tfa fi' Conjcji , e pAr(tfa:^erpotens jVÓ lin/ilm- 
juflici^ije derecho <* ¡a getitCjCaclJolo no podru (iu€r,.perator,jed Xantum' 
nin UhAvtoúds Us cofas^porq'*^ h^t mentjlerpoyfuer- Lcllicaiif^ erat, 
f a ayuda de otros, en quien feñe.SuoíiciocS'V^iciCc'Tac.lib.s.hiji. 
delosminiftrosicomoiol\rumipntosdc reynarjyl.j.f/'f.i.r.*" 
dexarlos obrar, pero atendiendo a loqueobran 9 N orí xdilis , Aut 
con vna dirección íuperior,mas órnenos- íti me- /'^^ujfomjít/if co7Uit 

diata,ó aliente , íegun la impcrtarcia de los nc' U^ partes ftiyineo, 
goc'os. Losquc ion propios dolos miiiiftl0stra--»/4/íí5 aliquid , 07" 
fealo5mia!íh'os.Losquetoc.\n nl'oficiode Púni-excclfius a PriKci- 
cipe.folo el Principe IcsreíaeluaJ-oi efto íé cucf'pepojtttlatKr,. 

joTibcrioconel S'cnaüo,quetodo lo rcmitia zTac.íib.iJvlL ^ 

cl.ro K*^ lehandcembava^ar los cuydados gra- 10 Etpróxi^ni Se^- 
«csiici Pauvip^ cou coaíuUAS il¿:iAS,c)iüdo ún mtits ¿ie,. Tihcrma 



384 £MPRESSJS 

fer littem cdfligá' ofcnfa de la Magcftad las puede rcfolucr el Mínif- 
tis chltq-jPatriStts, tro.Porcfto aduirtió Sanqiiiiiio al Senado Roma 
quodcñtia cufurü no,que no acrecentare los cuydados del Empe- 
adPriffcipemreíjce radoi:eiiloquefuidarledi%urto íe podía reme- 
rent. diar.ii En auicrido hecho el Principe confiá^i de 

jaclib.s.an. vnminiftropara algún manejo , dexc que corra 

II S ati-^j^ítin i ujma^ por él cntea*amcntc. Entregado a Adaneldcmi- 
.víMHs e canjitUrU nio dcla tierra le puí'oDios delante los animales, 
h:ts oYAiiit Senatil, y aues,para que les puficflcíüs cobres , fin querer 
fíe curas Imperata- reíeriiarlo paraii.12 También ha de dexcU'ciPrin 
r!s.^co>iquijittsit}(it cipe a otros las Ciiligecias.y fatigas ordinarias, pox 
/'cr>'.--iCt'''¿/''/tn'¿í#i<i« quclacabccanoíccanfaen los oficios da lasma- 
gere'is:fítfjicere ip- nos,y pics,m el piloto rraba'ja en las faenas , antes 
(hw ftiituendis re- fentado en la popa gouierna la ñaue coa vn repo^ 
n.edijs. íado mouimicnto de la.mano,con que obra mas 

Tác.lih.ó.An. que todos. 

1 a FoYwAtis de hu~ ^ Qi-iandoel Principe por fu poca edad , 6 por j 
mo ciíUhs an man- íer decrepita,© por natural infuficiécia no pudie- - 
tíhus tetrao t«¿'- rea.tedcraladirccciódclosricgociospor mayor, 
uerfis -voUtiUhus tenga quien le afsiíla/iendo de mencs.inCQuenic 
c^li,(idduxite,í ad tegouernarfeporotro , que errado todo por fi. 
yldctm^ift -videret Los primeros años del Imperio de Nerón fueron 
quid -vofítretea, feiizes,porque íe goucrnó por buenos CpCejeios, 
Gen,c.%, 1 (5^ y quandoquifopor fi tolo,fe pcrdió.El Rey Feli^ 

pe .Segundo, viendo que la edad, y los achaques le 
haziau inhábil para el gouierno/e valió de minif 
tros fielcs,yexp.erimcntados . 

Peco aun quado la neccfsidad obligar c a efto al 
Principe, no ha de viuirdeícuydado , y ageno de 
los negocios,aunq tenga miniftros muy capaces, 
yfíclcs,porqueeÍcuerpodclosEftados es como 
los ftaturaics,que en faltándoles el calor interior 
del almaxningunos remedios,ni diligencias baft| 
a maniener los,6 a fuílentar que no íe corrompa. 
^Ima es el principe de íu Republica,y pata q vi- 
ya,es mcncÁcr que en alguna manera aísiftá a fus 
Xnicmbros,y órganos. Si no pudiere,d¿ a entcder 
quetodolooye,yve,ccntaldeftrcza,queíeatri. 
buyaafudiípoí:cion,y'juizio. La prefcncia del 
Principe^aüque noobre,y eíledmertí4a,haze re- 
cata- 



TOLITICJS: r% 

c^tadoslos miniftros. El Caber que van a fus ma- 
nos las conlultaSjles dá reputacion,aunque ni las 
niude,ni las vea. Quclcrá.puesXi tal vez paliare 
los ojos por ellnSjó informado íccrerr.mcnte Ias^ 
corrigiere jVcaftigare los ddcuydosde íus minif- 
trosjy le hiziere t<mer? Vna lola demoftfació def 
tas los tendrá cuydadoros,creyendo,o que todo lo 
mira,óqueíuele mirarlo. Háganlos Confejos 
las confuirás de losnegocios,yctelosíujetos bene 
méritos para los cargos,y las dignidades,pero ve- 
gnn a cl,y leafumano la que feñale las refolucio- 
nesylasmercedes,fin permitir , que comoreiox 
de Sollasmucüren íus rombras(porfombras en- 
tiendo losminiftros,y vaiidos,)y que primero las 
publiquen,atribuyendolasa ellos-porque ü en ef 
to faltare el refpeto,perdcr¿n los negocis íuau- 
toridad,y las mercedes íu agtadecimicnto,y que- 
dará defertimadoei Principe de quien íeauiarrde 
i'econocer.Pór eftarazon Tiberio , quando vio 
inclinado el Senado ahazer mercedes a M , Hor- 1 3 TrfchníttioSerjd 
t'ilo Je opufo a ellas,i r y íe enojo c otra lunio Gal- tusinat^meutu Ti 
fíon, porque prtpuío los premios que fe auian de bi^riofutc^qno pvop 
Üaralosfoldados Prctorianos,]x.recicndole que ^'^*^ aduevjaretitr^ 
no conucnia ios fcñ'alaíe otro , íino folamcnre el Tac.Hb.i.an. 
Emperador. 14' Nolerclpetaa vn Principe, H'.^^^*^"^^*''"^''^- 
porquees Principe , fino porque como Princi^-/^^'^^^^"^*^^^'^ *'^* 
pemanda ,caítiga, y premia. Las reíoluciones g'^'<"^>^-*^'^'' '"' ^^ 
aíí^cras,ólas iVntencias penales pallen por la ma^ milihbusjquaSjUt^ 
no de los miniftros, y encubra la luya eP Princi- 9»^. ^'^^^ Iwpe/rf- 
pe.Cayga lobre ellos Uauerfion , y odionaturaI'f<3>v5,«eíj;^''^w/á, 
alrigor,ya lapcna,]^noíbbrc el. 15 Delupiter «^7- fb jmperafore 
dezia la antigüedad, que íolamcnte bibraua los^i^ciperep.'irejja^ 
íayos bcnignos,quc fm ofefila eran am'agos,y of- TncAib.6.^. ^ 
tentación de tu podcr,y los demás por coníe/o de ^5 ^^ honores ¡pjc 
IbsDiofes.Efteenios miniaros la opmion de ri- perfetribitcr€,pa' 
gurofos,y en el Principe lade clemente. Dcllos es »^j^í*fí'»íf^'*''®^ 
cliacufar;y condenar djlPi-incipo clablbluer , y:Magtjh'aitiSjL m 
p'crdonar. Gracias daua el Rey Don Manuel de dices irruiarc» 
Portugal alquc lullaua razones para librar de AriftMh.y^ol*ca^ 
J^uertc aí^n reo. Aísi^Ucndo cJüR,ey. de Portugal 1 1. 



iU EMFRESSJS 

Don luan el Tercero a la vifta de vn procefíb cd 
miaal/ueron iguales los votos, vnosabíóluian al 
reo,y otros le cGndenauan, y auíendo de dar el 
íuyo,dixo.Z w que le dueis condenado , aueis hecho 
juj}ícía,(t mi efitendeí'jqiiiferít que con ellos jQ humef-. 
Jen conformado los dem AS. Pero yo i>oto q fea ahfutU 
tOfpore^uefiodigú que por el -votodd R (y fue conde^ 
mao ít muerte -vn ^^j^ítZ/o.-Para la coníeruacío de- 
llosfue criado el Principc,y fino es pata q fe corv- 
íiga,no ha de quitar la vida a alguno. 

^ No aísiile al artificio de las ruedas la ma- 
no del reloxjílno las dexa obrar , y va feñalundo 
íus mouirnientos,afsi le pareció aV Emperador 
Orlos Quinto,quedcuian los Principes gouer- 
tiarfe con lias ConfejeixjsdeEftado., dexíindolos 
liazer las confuitas fia interucnir a ella-' , y lo dio 
por inftrucion.a íu hijo Felipe Segundo, porque 
la preíenciaxonfundcja libertad, y Itiele oblii^ar 
alaliíbnja. 5ibien parece que en los negocios 
graues conuiene mucho la prefencia del Princi- 
pe, porque no dexan tan informado.el animo las 
confuitas Iéidas,como lasconferidas,en q apren- 
derá mucho, y tomará amor a los negocios, co- 
nociendo los naturales,y fines de fusConlejcros. 
Pero deue eílar el Pcincipc muy aducrtido en no 
t6Q¿to¡ococe»Je' declarar fu mcntc,porquc no le figa la lifonja, 6 
hísCAfAY^fiprímus elrefpeío,óeltemor,queeslo qucobligó a Pi- 
habeoquodje¡Uíír: fenadezi.raTibcrio,(quandoquifovotarllacaii 
fij^jft omnes , ye- fa de Marcelo, aculado de auer quitado la cabcca 
reor, neimfrudens de la ellatua de Augufto,y puefto la íuya ) que en 
difentiam. que lugar quería votar , porque fi el primero, 

l^ac.Ub. i,an, .tendría a quien feguir,y íi pl vltimo , temia con- 
17 Exemit etUnt tradczirleinconfideradamente. ló Por eftofuc 
Tn'ufum Confulem alabado eldecrcto del mifmo Emperador, quan- 
defignatum aicédde xio ordeno que Df ufo (u hijo no votaíTe d prime 
ftimo loco fenten, ro en el Scnado,porque no nccefsitafle a los de- 
íU^quod alijciutle naásaícguirfu parecer. 17 Eíle peligro es grande, 
reb iit»r , ne dtteris y t a mbien la conueniencia de no declarar el Prin 
adfenttendi Mccfsi cipe ni antcs,ni defpueslu animo cixUs cofultas, 
tasfteret, gorqpodrá.4;pn mayor iec^cp e^ccU)$íii afu tie- 



políticas. 987 

po el coníejo q mejor le pareciere.El ReyD. En- 
nquc de Portugal fue ta aduertido en etlo q pro 
ponía los negocios a fu Coníejo,{in q en las j. ala 
braSjó en el ícmblr.nte fe pudieile conocer íu in* 
clinacion.Dc aqui nació el eftilo,de q ios Prcíi- 
dentes, y Virreyes no voten en los Coníejos , el 
qiial es muy antiguo, víado entre los Etolos. 

Pero en caío q el Principe dcfec aprobación, y 
no c5íejo,podrá dcxaríe entender antes,íenaU- 
do íu opinion,porq ficmprc hallará muchos vo- 
tos que la figan , ó por agradarle, 6 por que fácil- 
mente nos inclinamos al parecer del que máda. 

^ En los negocios de guerra, y principalméte 
quando fe halla el Principe en ellajcsmasimpor 
tantc fu afsitlcncia a las cófultas por las razones 
dichas, y porque animen con ella, y pueda luego 
executar las rcfoluciones, fin que ícpaíTe la oca- 
fion, mientras le las refieren. Perc efte aduertido 
de que muchos Confejcros delante de íli Princi» 
pe, quieren acrcditarfe de valerofos, y parecer 
mas animofos q prudentes,y dan arrojados cófe- 
jos,aunqueordinariamétcnofuclenferlosexe- 
cutores dcllos , antes los que mns huyen del peli- 
gro, como iucedió a los que aconícjauan a Vi- >, 
tclio,quetomaflc las armas. 18 ^^ r^% ^ '^ 

§ Queftion es ordinariacntre ios Políticos, ^^jVf^^di rebus ac~ 
fiel Principe ha de aísiftir a hazer jufticiaenlos ^^^^f><^(^"filii*müf> 
Tribunales. Pefada ocupación parece , y en ^^^'^ij^ datü efl,^ 
que perderla el tiempo para los negocios po- Pp'icii-lum fauci 
hticos, ydelgouieino, fi bien Tiberio del pu es /''"^P/';^^-, 
de auetfe hallado en el Senado, afsiíiia a los Tri- ^^c.//í7.^.h//?. 
bunales. 1 9 El Rey Don Ecrnando el Santo 1? NecP.itmrjcag 
íc hallaua prcfente a los picitos,¡oia, y defendía a ^i^^ombusJjíTiarni 
los'pobrcs,y fauorecia a los flacos contra los po- ^'^«'^'/^ adjldehát 
dcroíos. El Rey Don Alólo el Sabio ordeno, '!{ <^o^"" Tnhnmi' 
queelRey'juzgaifelascaufasde las viudas,yde ^^^' . 
k)S huérfanos. Por-jue maguer el Rey es temido de TacAw.i.amK 
gHArdcif todos los de fu úevY<i,Jlñ:dadamente lo deue 
f(í:^erae¡los aporque Jondjsi como defít?iparjdos,e 
masjin cunfejo,qite los ofrcí. ASalomó acredito fu 

Bb t.ran- 



,,. . . .?S8 EMPRESSAS 

• rr /• 7 aran mzio en decidir las caulas, 20 y los Ifraeíi- 
c»í,?«<,i /«Jír#t "' P"*'." '^^S" q^!«omo los que tenían las Je- 
i^e.v>„««..;„r'}"^"^<^'°"« l<^V^'zf' íe- '¿ Sola la prefenc.a 
„ ' .) / del Rey puede dcretideralos nacos. 22 Lo que 

>,; . T^ • V '"^^^s 001120 a Oíos ahazcrRey a Dauíd.fueel 
ptfntiam Dei ene • ru . 1 j « 

jr • j ver, que quien librauaae los dientes, y garras de 

j "^"Mos leonesa iusoueías, 24. iabriadetjnder a los 

pobrcsdelospod.'i-oíos.Tang:arocsaDioscíle 

^ r^V^ i' cuidadojqpor elíolo fe obliga 3 borrar lo d: ñas 

V ^"""J^'^^f ^'\^'^ pecados del Princip.^ , y reducirlos a la candidez 

Jlegemvt '''^'ca^^i^^-,^^^^^ Y^isi nonie-oel frr elb parte 

«f -r r¿ ^ ^'"" principal del oficio deR.ey.,p.TO íe tatisfaze a ella . 
uer\^ ha ent na- ^^ elegir buenos miniikos de ju Aicia, y có mirar 
'^^^^7* comoobrá,y bailará q tal vez cu las caulas muy 

I. eg.c.8.5. . graues( llamo gcaueSjlasq pueden fer oprimidas 
■ * t* '^^'^' * ' /; ^ . del poder)íe hallen al votarlas,y que fiempre te- 
2Z^ i ex, (¡ui{edct ^^^ j^g [ü^zes , que puede eftar prelente a ellas • 
ínjoLfoiudici]4¡f d^ldeaigunaparceocultadel Tribunal Poreftc 
Jl^at omnemdt^m fi.^ cfta todos détro del Palacio Real de Madrid, . 
tn tuiturjuo, ygj^ lasfalasdondetehazé áy ventanas, a las qua 

'^i-^'^J^'^r'r les fia fer vifto íe íude a Homar íu Magetladj tra- 
23 iWtderdUUis ^aquefeaprendiodel DiuandclgranTurco,d5 ■ 
e/ffrfwpf-or/7/74;;ocicícj.intaiilos,Baxaesa conferir losnegocíos,y ^ 
í«fw adt'MoY, quando quiere los oye por vna ventana eubier- - 
djaig i^ ta con v» tafetán carmefi.' 

14- ^Perpquebar ^ £^|c concierto,y armoniadeelrelox,y la ' 
fojyS'percuneb.ij corrcípondenciade íusruedas,con la mano que • 
er¡*cbamqHedeo.reí:^^:,l^ fushoxas.fc véobfeíuadoenelgouierno • 
contrn, de la Monarquía de Eípaña, fundado coa tanto • 

i'^'i^-i7-34. juizio,que los Rémos,y Prouiaciasque delu- 
*? X5'^we/«rf/'ni6 la naturaleca, los vne la prudencia . Todas ; 
ctum.juhuemt of-tienr^n en Madrid vn Con fejo particular , el de 
f'rr/yo /:/¿;rvff.c>/'//-Caailla, de Aragón, de Portugal,deItalia,delas . 
^'"^>«':/'''^'^^^''Tnd!as,ydeFlandes, a los qualcs prefide vno. 
üuáüj. £r -^e'-'/ff^Alüíeconfulcantodoslosncgociosdcjiíílicia, , 
O? ar¿uite me , <// y gracia , tocante? a cada vno de los Reynos , 6 
c/f r>oí>,/?í«.í.y?j-„epj.3uipj^;^s Suben al Rey eftasconfultas,yreíua . 
rif;tpeccata i-ejtra uc Ig que juzga masconucniente ; de(ue4te,que 
'^v^ T''if"!''^'"'/' ío" eñosConlejos las ruedas, fu Mageftad la ma. 
»/.v « í^ 'í/^i¿/TMr,no,ó fon los nauios ópticos, por donde paílan 



POLÍTICAS. if9 

las cfpecies vifuales,yelRey el fentido común 
que las diíciernCi y conoce , haziendo'juizio de 
ellas. Hilando, pues, alsidiTpiieñas las colas de 
la Monarquía, y tudas pieícnres a íu Magertad, 
fe gouiernan con tanta prudencia ,y quietud, 
que en masdecien años quefc Icuanto, apenas 
le ha vifto vn dclconcicrto grande, con íer vn 
cuerpo ocaíionado a el por la defunion de fus 
partes. Masvnidafucla Monarquía de los R.o- 
manos, y cada diaauia enellamouimicntüs ,y 
inquietudes ;euidente,arguniento de lo que eíla 
excede a aquella en lus fundamentos, y que la 
gouiernan Varón es mas fieles,y de mayor juizio 
y prudencia, 

V Auiendofc, pues, de reducir toda la fuma 
<je lascoías al Principe ^ conuienc i que no fbia- 
mentefeapadredelaRepubücaenclamor,íiiio 
también en la economía , y que no fe contente 
con tener Confejeros, y Miniítros,que cuide de 
las cofas , fino que procure tener deUas lecretas 
noticias,por quien fe gouierne,comalos merca 
deres por vn libro,q tienen particular , y íecrcto 
de fus tratos, y ncgociaciones.Tal le tuuo el Em- 
perador AuguílOjCn elqual efcriuia de fu mano ~_ 
las rentas put)licas,lagentepi-qpia ,y auxiliar q 
podía tomar armas,las armadas nauales,losRei- 
nos,yPf ouincias del Imperio,los triburos,y exac 
C¡ones,losgaílos,gajes,ydonatiuos.:a6 La me- 26 Opes puhltcf, 
moría es depofito de las experiencias, pero depo continebAtHr,0UA' 
fito frágil fino fe vale dcia pluma para perpetuar tumcmium, (iiclo- 
las en el papel. Mucho llegara afaber quien ef- rumqtfe in armis, 
criuicreloqueeníeñadodc los aciertos, y de los q'^orclajfes, llegue 
errores notare por conucniéte.SiV. Alteza def- Prouintix , tribu- 
preciare eña diligencia quando ciñere fus fienes f rf, &■ nccefsitatcs, 
lacorona,yleparecierequCBOCOnuicnehumi- aclargtttoncs.qujs 
liara ella la grandeza Real , y que baila afsiftir cunda fuá, mantt 
con la preiencia.no con la atención al gouícrno peYfcripfer(tt Au- 
dcxandole en manos de fus Miniílros , bien zufi*s. 
creo de la buena con lUtucion , y orden de la 
Monarquía cu fus Coníejos , y Tribuxjaics, 

Bba que 



390 EMPRESSJS 

quepañaraV. Altezü fui peligro notable la ca- 
rrera de íii reinado , pero aura fido mano de re- 
lox,gouernada de otras ruedas, y no íc veranólos 
efectos de vn gouierno leuatado, y glorioíb, co- 
mo feria el de V. A. fiCcomo cipero ) procuraíTe 
en otro'libro,ccmo el de AuguLlo, notar cada a- 
ño,en cada Reino a parte,y aquellas miímas co- 
fas^añadiendo las fortalezas principales del ,que 
pteíidios tienen, q Varones íeñaiados ay para el 
gouierno de la paz, y de la guerra, fus calidades, 
partes,y feruicios,y otras colas fc-oiejantes,hazié 
do también memoria de los negocios grande ^^'^ q 
van fucediendo, en que confiftieron íus aciertos 
ó fus errores,y de otros puntos , y aduevtencias' 
conuenicntesal bu e gouierno. Por cftecuidado^ , 
y atención es tan admirable la armonía del go- 
uierno de la CompAñiadc Iefus,a cuyo General 
fe embian noticias particulares de todo lo q paf-- 
fa en ella.con liftas iea'etas de ios íii jetos, y porq 
ertos mudan c5 el tiepo fus calidadcs,ycoftLibrcs* 
fe van renouandode tres en tres anos,aunq cada 
año fe embian algunas informaciones >no tan ge 
nerales , fino de accidentes , que couuiene tenga ' 
entendidos, con ioqual fiempre ion acertadas 
las eleccioiK s,a juñando la capacidad de los fu'je- 
tos a los pueftosjiio al eontrario.Si tuuieífen los 
Principes eftas notas de las cofas , y de las perfo- 
ras , na ferian engañados en las refoluciones , y • 
eonfultasiíehariancapaces del arte dereinar^ñn 
depender en todo de fus miniílros: ferian ferui- 
dos con mayor cuidado dellos , íabicndo q todo 
auia de llegar a fu noticia,y que todo lo notauá, 
con que no fe cometerían dclcuidos tan nota- 
Wes,corno vcmos,en no preuenir a tiépo lasco- 
fas neceífaris para la guerra , y la paz : la virtud 
crecer¡a,y menguarla el vicio co el tensor a tales 
teftigos. No ferian cmbara<¡oías eíbs íümarias 
relaciones,vnas por mano del milmo Principe, 
y.otras por los Miniílros que ocupan lo^puef-- 
íos principales , 6 por perionas inteligentes . 



TOLITICAS. ,91 

<3c quien fe pueda fiar que las harán puntuales. 
Pues íi, como dixo Cicerón, fon ucceílarias las 
noticias vniueiTales^ y particulares a vn Sena- 
dor, 27 que folamente tiene vna parte peque- 
ña en elgouierno ,quantomasícrianalPrinci»- 
pe, que atiende al vniaeríalr Y fi Felipe Rey de 
Macedonia hazia ; que ieyeflen cada dia dos v e- 
2CS las capitulaciones de la confederación con 
Jos Romanosj porque fe ha de defdeñar el Prin- 
cipe de ver en vn hbro abrcuiado clcuerpodc 
fu Imperio, reconociendo en él, como envn 
pequeño mapa, todas las partes, de que coni- 
za? 



17 EfiSenator/fiT 
CL'lpiriumHoj'lcRc^ 

patet,qH¡'dhahc^*t 
mdítüquid habcat 
^erarios jquosfjctos 
Jlepuhlica habc4t 
(¡ttos amicoSy quos 
filpendartos , qujc 
qtufque fit legc 
conditionc foede- 







ESelhonorvnodelosprincipalesinftrumetos 
. de reinar,fino fuera hijo de lo honeño,Y glo 
rio(o,le tuuiera por inuenció política. Fiíiir za 
es délos Imperios. Ninguno íe puede fuftétar fin 
el. Si faltaíle en el Principe,fairaria la í^uarda de 

Bb 3 ^ f^is 



592 EMFRESSAS 

fus virtudes, el eftimulo de la fama,y el vincul 3 
c5queíehazeamar,yrerpetar. Quererexcedcr 
en las riquezas , es de tiranos, en los honores ea 
I Velle fecmijs Reyes, i No es menos connenicnte el honor 
exccÚerc, íj»-.^mj/. enles vaflallos,que en elPrincipe,porquo baíla- 
cim eji.honortbus ríanlas leyes a reprimir los pueblos fui él, Tiendo 
-vero magts Re'¿¡n. aísi,que no obliga menos el remóldela infamia, 
Ariít.lih. s.poílt, que el de la pena Luego fe diaolucna elórdelí 
crip.io, de la República , fino íe liuuiefTe hecho reputa- 

ción la obediencia>la fidelidadda integridad, y fe 
publica La ambición de gioria conlerua el rcf- 
peto a las ley cs,y para al canearla le váic del tra^ 
bvVjo, y de las virtudes. No es menos peligróla la 
Repuí)lica,en quien todos quieren obedecer , q 
aquella,en quié todos quieren mandar. Vn Rey- 
no humilde,y abatido íir ue a la faerca,y defcono 
cefusobligaiionesal feñornaturai; pero el altb - 
uo,y preciado del honor, defeftima los trabajos, 
y los peligros,y aun íu rniíma ruina,por coníer- 
uarl'e obediente,y fiel. Que guerras, que calami- 
dades, que incendios no ha tolerado cortante el 
Condado deBorgoña, porconferuar fu obedie- 
cia , y lealtad a fu Rey ^ Ni la tiraniá , y barbara 
crueldad délos enemigos , ni la infección de los 
elementos, conjurados todos corra ella, han po- 
dido denibar fu conftancia. Pudieron quitar a a- 
quellos fieles vaíTallos las haziendas,las patrias,y 
las vidas, pero no fu generofa fe, y amor e ntra- 
fiable a fu feñor natural. 
f Para los malos intentos íuelefer remedio el 
tener baxo al pueblo,fin honor,y reputació poli 
tica,de q vían losChinos,q (olamente peligra en 
íi mifmos^pero en los demás Reynos, cxpueftos 
a la inuafi5,es neceQaria la reputaci5,ygloria de 
los vaQallos,para'qpueda repeler a los enemigos 
porq donde no ay honra,no ay valor. No es gran 
Principe el q domina a coraconesgrádes,y gene rí 
rofos,ni podrá fin ellos hazerfe temer, ni dilatac 
fus dominios. La reputació en los vaíTallos leso- 
bliga a procurarla en el Principe^porq de íu gra - 

deza 



eolíticas. 39? 

dcza pende ladillos. Vna sobra vana de honor 
loshazeconfta«nesen los trabajos , y animólos 
en lospeligros.Quc tcloros baftarian a compran 
la hazicnda q derraman, la íangre q vierten pot 
volQtad,y caprichos de los Principes, fino íe hu-i 
uiera introducido eña moneda publica del ho- ' 

nor,con que cada vno íepa¿a en íu preíuncion? 
Precio es de las bazañas,y acciones heroicas^y el 
precio mas barato que pudieron hallar los Prin- 
cipes^yaísijquando no fuera por grandeza pro* 
pia , de uen por conuenienci a mantener viuo en- 
tre los valTallosel punto del honor,üiísimuládo, 
ó caftigando ligeram ete los dclitos,que por cÓ- 
feruarle íe cometcn^y animando con premios,y 
demoftraciones publicas las acciones grandes, y 
generólas; pero aduierta,q es muy dañóla en ios 
jiibditos aquella eltimació ligera, ó gloria vana, 
fundada en la ligereza de la opinió,y no en la íuH 
tancia de la vir tud,porque dcila nacen las com- 
petencias entre los ívdinillros acoíladel bien pu- 
blico , y del íeruicio del Principe, los duelos, las 
injurias,yhomicidios,deqreiuita las rediciones. 
Con ella es puntoíá,y mal fui rida la obediencia, 
y a vezes fe enfangrienta en el Principe,quando ^ 

juzgandoelvaiVallo en el tiibunaldcfu opinión, 
ó en el de la voz comü, que es tirano,y digno de 
muerteíeladá,poríacrificarfeporla parda, y 
quedar famoío^ 2 yaísicsmenefter,queclPrin. ^, "«^í"*-' Monay. 
cipe cure eftafuperrticion de ¿loria de íusvaíla- ^"-^^ ' "°" ift fibi 
llos,inflamandolos en la verdadera. i>ertdícent Mo^^ar^ 

No ledeídeñelaMageftaddehórar mucho a cb;^^«, '««^í^^^-f, 
losfubitos,y aloseltrangeros ,porqucnofemc. ^j '^/J^'^'*,V^:^ ^^' 
nofcauael honor de los Principes, aunque hon- ^^"^'^^ aaip.Jca,}¿~ 
rcn largamente; bien aísi,comono fe difmine- ^^**.* ,., ,. 

yclaluz dclahachaque fecomuníca aotras ,y ^'"'J^-^'^^- 5- folit^ 
las enciende. Por cfto comparó Ennío a la llama ^^^ ^ ^' 
h piedad de el que mueftra el camino al que 
ya errado. 

HomOjqiuerdfiti comlter monjtfat inamy Enm'o, 

Q^afi lumen defito lumini accendat,f,tcit, 

Bb 4 Nü 



394 EMFILE^SAS 

Sihtlominus ipfi lucet^cumilli accettderit,. 

De cuya comparación infirió Cicerón , que to¿ 
do loque fe pudiere fin daño nucftro le deue * 
hazcr por los demás, aunque no fean conoci- 
B^Vtqmdqtiidfwt ¿q^ ^ Deambasfcntenciás le Tacó el cuerpa 
detrimento jacom- deefta empreíTacn el blandón la antorcha en- 
modcirt fo^sit j 'a cendida,finibolodeladiuinidad , v infigniade 
trtbuatur,yel /g. elfiapremo Magiñrado, de laqual fe tómala. 
mtoXtcer» Juz , para fignificar , quan fin detrimento de la 

llama dcíuhonorledeftribayen los Principes 
entre los. beneméritos. Prcilada , y no pro- 
priaticíie la. honra ,. quien teme, que le ha de 
faltar., fi la pufiereenotro. Los manantiales- 
naturales fiempre dan , y fiempve. tienen qutí-» 
d:ir. Inexauftoes el dote de el honor en los^ 
Principes , por mas liberales que fean. Todos 
honran , como a dcpofitarios , que han de re- 
partir los honores , que reciben ^ bien .aísi , co- 
mo la tierra refirefca con ftis vapores el ?.yre, 
clqual felosbuelue en roclos , que la mantie- 
nen:. Ella reciproca correípondencia entre el 
Principe , y fus vafiaUos-j aduirtió el Rey don 
Ií-l7rí/í.i5./'<tr.i Alonfo el Sabio , diziendó : Que honrando al 
7vfj>'> hort^an a.fi mifmos. yS a la tierra donde fon, e 
fA\en lealtad conocida ^ -porqt^e denenatter bien j e 
hcnra del. Quando íe correfponden afsi , flore- 
ce la paz , y la guerra., fe eftablece la domina- 
ción. En ninguna cofa mueílra mas el Pnfl*r 
cipe ñigrandeza , que en honrar. Quanto mas 
pródigos en repartir fias calidades;, y dones. 
Dar la hazienda es caudal humano, dar hon- 
ras , poder de Dios , de aquellos que eftán mas 
cerca del. En eftas máximas genero fas dcfeo ver ■ 
a V. Alteza muy inftruido,y que con particular 
eftudio honre V. Alteza la Nobleza , principal- 
colun a de la Monarquía. 

C(tm. L lif. can.io. Os Caualleiros tendé'em wtilta eflíma 

P.oiscQmfcí{fangiteintrepido,&feryente' 

Efie» 



POIITICAS,: '39j: 

JEftenden n tton fomeu tv k ley de:^ima, 
MásindAyojjo im ferio preeminente. 

Oyga V. Alteza íobre efto afugloriofo antccef- 

for el Rey Don Alonío el 5abio,el qugl amaei\rá- 

do a los Reyes ruceirorcs,dize:Of ro/í, dcuen .-tw.ir, 

eh*inraYalosYÍcoshotnes^porquefo/}ficble:^ajehon- , 

ra de fus Cortes, e defus ñeynos^e amarle horirAr de Í--I7'''^*^^*r- ^^ 

bienios CdUAÜcros, porgue fon gucirdáyC íimpdrami'^- 

to de la tierra.Ca nonjc deuen re:^hrde recibir muer 

te por guarda rh ,e .ic^'ece/itarU. 

f LosíeruíGiosmiicrcn fin el premio , con 
el viuen,y dexan glorioío el reynado , porque en 
ticmpodevii Principe dclagradccido no fe aco- 
meten coíasgrandes,n i quedan exemplos glo- 
riólos a la poííeridad. Apenas hizleion otra haza- 
ña aquellos tres valientes íoldadcs,que rompien- 
do porlos eíquadrones tomaren el agua de la cif 
terna, perqué no los premió Dauíd. El Principe 
que honra los méritos de vna familia , funda^n^ 
ella vn vinculo perpetuo de obligaciones , y vn" ^ Reí^x.TAi 
mayorazgo de fcruicios. No menos mueue a- 
obrargloriofamentealo'slNobleslo que íiruie^ 
ron íus progenitores, y las honras que recibie- 
ron de los Reyes^que las eíper.^i. Eílas confide-' 
raciones obligaron a losantecelToresde V. Aire- 
za^afcñalar con eternas memorias de honor los- 
feruicios de las Cafas grandes de Eípaña. El Rey 
Don luán el Segundo premi6,y honro los que hi 
zieron los Condes de Ribadeo,concediendoles q 
comicírenalamefadelosReycs,eldi2-delosRe- 
ycs,yfelesdieíre el venido que traxefle el Rey 
aquel dia. El Rey Catolico,hizo la milma merced 
a los Condes de Cádiz, del que viítieflen los Re- 
yes en la Eeftiuidad de la Inmaculada Virgen N.- 
Señora,por Setiembre. A losMarqueíes de Mo- 
ya, la copa en quebebiefleneldiadeSantaLucia. Puente trdtjel li- 
Alosde laCaía de Vera, Condes de la Ro- na^edelos Veras, 
caique pudieden cada año hazei: exemptos de 
tributos a tr-crnta todos los íuccübres en ella , y 

quando 



396 EMPRESSA% 

quandoelmifmoRcy Don Femando Te vio en 
Jjaona con el Rey de Francia, aflentó a fu mcía 
alaran Capitan,acuyacaíafefueaapfrir, quan- 
do entró en Napoks. Que mucho fi le dtuiavn 
Reyno,yEfpaña h felicidad, y gloria de íus armas, 

Í)or quien pudo dezir lo que Tácito del Otro va 
erólo Capitán: Qnc en fu cuerdo ejhua todo el ej'ple. 
doY délos Querufcos^y en fus confejos (^uA\do feaiiia 
hechoyyfíKedido'profperafnenre.4' El valor^yprudé- 
4, Illo in corpore ciadevn miniftrofolo fuelc fer el fundamento 
de cus omne Chorufy exaltaciÓde vna Monarquía. La qfc leuátó en 
coYum,ültusconfi- America fe deue a Hernán Cortb,y a los Pi<^a- 
lijsgeíld^Qu^ prof i-'i'Os.Elvalor,ydeftreza del Marques de Aytona 
pere cecidertnt teña ™3"í:uuo quietos los Eitados de Fiandcs,muerta 
Batur- ' lafeñoralníántaDoñalfabel.Inftrumentosprin 

TacM.i,att cipaies han íido.de la continuación del Imperio, 

■ .' * " enlaauguftilsimaCafadeAuRjria.,yde laícguri- 

dad,yconferuacion de Italia, algunos Minilfros 
p.reíentes,en los quales los mayores premios íe, 
rán deuda,y centella de emulación gloriofa a los 
demás.Con la paga de vnos feíuicios fe compran 
otros muchos. Vi ura es generofa con que le enri- 
quezen los Principes,y adelantan,y aíTeguran fus 
JEÍtados. El Imperio Otomano fe mantiene pre- 
miando,y exaltando el valor donde fe halla. La 
fabricade la Monarquía de Eípaña creció tanto, 
porq el Rey DonFernando elCatolico,y defpues 
Carlos Quintü,y el Rey Felipe Segundo fupieró 
cortar,y labrar las piedras mas a propoíito para 
fugrandeza.Quexanfe los Principes,de que es fu 
íiglo efteril de lujctos,y no aduierten,que ellos le 
hazcnefteriljporquenolos bufcan , ó porque íi 
los hallan,no los laben hazer luzir con el honor,i 
y el empleo ,y tolamentc leuantan a aquellos 
que nacen , ó viuen cerca dellos , en que tiene 
mas parte el cafo que la elección. Siempre la 
naturaleza produce grandes Varones , pero no 
íiempre fe valen dellos.los , Principes. Quantos 
excelentes ingenios , quantos ánimos generó- 
los nacen;y mueren defconocidos , que íi los hu - 

uie- 



POLÍTICAS. ?97 

uieran ernpicádo,yexerdtado,tueran admirado 

del mudo En la capellanía de la Igleila de S.Luis 

en Roma huu.eran muerto Oliar lin gloria, y fm 

auer hecho feñalados tercios a Francia , ú el Rey 

Enrique Qaarto,teniendo noticia de fu gran ta- 

lento,no lehuulcra propuello para Cardenal. Si 

avnC'íjetograndedexael Principe entre el vui- 

go,viue,y mucre oculto como yuodcl vulgo, fin 

acertara obrar Rctiraíc Chrirto al monte Tabor 

con tres Dicipaios,dcx?-ndo a los demás con lai 

turba, y como a desfauorecidos íc les entorpeció 

la Fé,*^'* y no pudiero curar a vn endemoniado.^^' ^ ^r^;,? Domtnoin 

Kocrecen,6nodán flores los ingenios, finólos ,^o„fe demorante, 

cultiua,ylosriegaeltauor.Yarsicl-Priacipe que^/í^/íí- cumturhts 

fembrare honores, coger A grandes míniftros,pe. ycCidentihus , ({t^iá a 

roesmenelleríembrarlcscon tiempo,y tenerlos t^poY eorumfidem 

hechos para laocafion,porqueenelladificilmen yetardanerat. 

te fe hallan. En ello luelericiefcuydaríeiosgrádís Hüar.cap. 7- f¡^p» 

Principes,quando viuen en paz,yfoísiego,creyé- juatth. 

do que no tendrán neccrsídaddellos.^ ^ ^oljtuli eüVifci, 

§ No íblaiTientedeueii ios Principes honrac huUs^^mnpotuC' 

alos Nobles,ygrandesAJiniüros,fino también á Yunt curare eum. 

los demás varra41os,ccmo lo encargó el Rey Don ^ atth.i 7.1 5 . 

AloníóelSabio,envnaley de las partidas , di* 

ZÍcndo:Jt <í«» deue honráis a los Maeftrus de los 

grandes faheres.Cíí por ellos: [efa:^e?i muchos de ho- 
rres huertos j€ por ciiy'fi confep fe mAnt¡ene}¡,e Je ende- 

re:^an muchas 'vegadas lo^ Reynos,e los grandes fe~ 

Üores.Ca (ifsi,co»íodtxeronlosfai{osa}itiguos,lapí* 

b'duria dedosderechis es otra manera deCaualleriaj 

con que {e (\uei rantan los atreui miento s , IjeenderC'. 

;^rt« los tit ert&s .E aun deuen amarle honrar a. los Ciu 

dadayi^Sjporqífe ellos foncomo tcforeros^erai^de los 

Jlcynos.lL ejjo mifmo deuenfa:^er a los Mercaderes^ 

^ue traen de otras partes a Jiisfeñoriüs las cejas que 

[on^y menejler.E ajnar^e amparar deuen otro fia los 

mene¡iraleSje a los labradores aporque de (us menejiC' 

reSyC^ de fus labranzas Je ayudanfe fe gouiernan los Jis 

yes,e todos los otros de fifs fenorios , e ninguno non 

Oí4edc[íín ellos víh¡,\ E otro ¡I todos ej^'ts fohrcd'.cho s, 

e cada y no enptejlado dctt? amar al Hey^e al Rcyno^ 



5S>8 EMPRESSJS 

e guardarle Acrecentar fus derechos , e fermrle cado' 
■Vito enmítfiera c^ifedeuc^como afitjeñornatitralj que 
cscahe^ajC 'Vída,e m<tntenimienio^de¡los,J¿ quando el 
tfto ficiere con fu pucblo^ayraabondo en p* Rey^Ojefe^ 
ri rieoporello,e ayudarfeha délos bienes qiHyj fuere 
quíDido los huuí'ere mefieflerjejerk tenido por debité 
J^lfOfC amarlohancomunalmente^e ferk temido tam^ 
bien de los ejiraños como de los fuyos, r ^ 

jí Enladillribucion de los honores ha de eílar 
muy atento el Principe, cciifiderando el tiem- 
pOjla calidad,/ partes del tujeto,para que ni ex-, 
cedan de fu merito,ni falten ,poL-q diftinguen los 
grados,bienaísi como los fondos el valoí de los 
diamantes. Si todos fueran iguales , baxaria ea 
todos la eftimaeion.Eípecie es de tiranía no pre4 
miar a los beneméritos,)' la que mas irrita al pac-, 
blo contra el Principe. Mucho íe pertúrbala 
República quandoíe reparten mal las honras. 
Lasdeíjgualesalmelito fon de nota a quien las 
recibe,y de defden a los que las merecen- Quc- 
'dz vno ptemiado,y ofendidos m uchos. Igualar- 
las a todos,es no premiar alguno. No crece la rir 
tud con la igualdad,ni fcartiefga el valor que no 
ha de ferlcnalado. Vna eftatua leuantada a vno, 
iiaze gloriólos a muchos,quc trabajaron por me 
xecerla.Ladcmoílracion de vn honor en vnmi- 
miniltro benemérito , es para el cfpuela , pá- 
galos dcnüs aliento, y para el pueblo obedien- 
cia. 

P Si bien ninguna cofa afirma , y tluítramasaJ 
.rrincipe,queelhazerhonras,deue ctiarniuy ate 
to en no dar a otros aquellas q fon propias de la 
dignidad,y le diferecian de los demás, porque Cf- 
tas no fon como la luz q paliando a otra materi a 
queda entera en la fuya,antes todas las que diere 
"dexarán deluzir en el,y quedará efcura la Magef- 
tad,acudiendotodosareccbirlade ¡aquel que la 
tiiuiere. Aun en fu miíma Liuia no cófentioTibe 
riólas demoftraciones particulares de honra, q 
lequeriahazer el Senado, porque pertenecían 

al 



POLÍTICAS. 



399 



alTmpcrio,yíaz¿aaA,qiie diíminiuinOiiiuon- ^ c^*e-.?m.f«y/W 
dad. 5 Ni aun las ceremonias que introdnxo cica ,„,^/j;^ ^. ^,,¡:,.^ 
ío,ó la liíünja,y ton ya propiasdcl Principe , han ¿,.,, a/?;,/„^ ¡^¿¡^ 
cíe ícr comunes a otros, porque f; bien ion va- ,„¡;;j;^,^ f^,¿,,^ 
nas,rcualan al udpeto lo confínesele la Magcllad. -^.^ ^^ liChrS 
Tiberio (intió mucho que fe íiizieiTcnpQi-Nero, n¡fi¿cm el decerni 
y.Druío las miímasoraciones publicas , y plega- paífus eíi 
riasqueporel, aunquecranfushijos.yíuceíro- TacUhi an 
resen el Impcrio.ó Los honores de los Principes ^ -j-,,^ ;,,^, '^ 
quedan deleüinudosíi ios haze vulgares la adu- ^.^ _jJo/'/ce,ireí íe- 
lacion:7 fi bien quando losAiinillíos repreíenta \jc¿UnJ..,{ mp.it iL 
en auícncralaperlbnaRealjíé les pueden parti- . • joi;//f 
cipar aquellos honoves,y ceremonias que teca- j-.r'nh-A. Án. 



delSoliuzen,peronoen lu preíencia, porque yf^rrarur. 
entonces aquellas dcmoüracioncs miran ala j cUb A'.aíu 
dignidad Real , rüprclentadas en los Miniüros, ** • ' *^' 
que Ion retratos de la Mageftad, y 
rcflcxosdelupp- 
dci:, . 








'M- 



400 EMPRESSAS 




.■^ 



ADucrtida la natural czadiftinguio las Pro 
uincias,y las cercó,ya con murallas de mó- 
tcs,yacoafoLlósderios,y ya con las toberuias 
olasdcl niar,para dificultar ías intentos a la am- 
bición liumana.Conefte fin conftituyó la diucr- 
íldad de ciimas.denaturales de lenguas,y eftilos, 
con lo qual diferenciada cfta nacionidc aquella 
íe vniellccada vna para fu confcruacion,íin rcn- 
diríc fácilmente al poder,y tiranía de los eftran- 
^cros.Pero no.baftaron los reparos .dertoslimi- 
te5;,y términos naturalcs,paraquenolos violaílc 
cl apetito infaciable de dominar^ porque la am- 
bición es tAH poderofa en el corac^on hurna- 
no,que?jUzga por eílrechas las cinco zonas de la 
tierra. Alexandro Ma^ o lloraua porque ñopo- 
<iia conquillar machos mundos. A un los bienes 
. .delavida,y.lamifma vida (c defprecian xontra 

^^r.hijl.Hijp. gj defeofiatural de prolongarla po r vn breuecf- 
-puciodeReyaar.PrcteudiaHemaya elReyno de 

Cor- 



políticas. 40¡ 

Cordoua,rcprefentauarile fus amigos el peligro, 
y relpóciio: l.Umíxári'ieoy Rey^y mamadme maiíana. 
Nin^^una pafsion masciega,y peligroía en el hom 
bre,queefta. Muchos por ella perdieron la vida, 
y el Eltado,quericndo*amp!iarlc.Teniavii Prin- 
cipe de Trataría vn valocoii qacbcbia , labrado 
en los cafcos de la cao:ca de otro Principe á¿ 
Moícouia,el c^luI queii'endole quitar el Ertado, 
auia perdido el lLiyo,y la vida,y corria por la orla • 
del vafoeftcktr.TO. 

Bic aliena appetendojpropria amtjít* 

Cafi ío mifmo fucedio al Rey Don lancho , por ' 
auer querido dclpojar a (us hermanos de losRey* 
nos,quediuidió er tre ellos el Rry Don Fernán - 
do tu padre.Pelígvaia ambición fi alarga fuera de 
íu Rcyao el braco, como li tortuca, que en ta- 
cando Ucab:cadcl paucsdc fu conchi,qu:daex- • j Teñuitnem ,'^hi 
puerta en el peligro, i Y aunque como dixo el coiuha tn fm tcg^ 
Rey Tiridates,cs de particulares márener lo pro- ^^„ ^a turar?» ai 
pio,y de Reyes batallar por lo ageno, a deue en- o^-^^^i iths e(fei>bi 
tenderle e(to ,quando la razón , y prudencia io exerit pdrtcs aV- 
aconre"jan,no teniendo el poder otto tribuna!, ^^^^ ^ qtiodemq'ie 
fmoeldclasarmas:porqu; quien injuftamcnte „ud.mn,oÍ>noxhÍ, 
quita a otro fu Eftado.daaccicn,y derecho pura anHeirSirmim hn" 
quele quiten clfuyo.Prim.ro ha de coníldcrar ¿¿./.¿.^ ^ 
el Prmcipe,el peligro de los propios,qae los me - i ¡l'-^^^ r 
diosparaconquiftarlosag.\nos.3 PoreftcelFm- ^ -Eí pta vetinere 
pcrador Ródulto el Primero Jolii dczir: Que e.-í py¡,^J^^ domus: de 
mejor gouernarbí€,q ampliar el imperio. S]himicr:{ cAicnisceríars re^ 
fcguido eftc coníeyo el Rey Don Alonlo el ya - ^/^ ..„ ¡^ ,< j^,^^, ¿jj¿^ 
' bio,nofchuuieradexado íl juarde la prcrcnfion TAc.lih.i<.an. 
del Imperiocon peligro de fuReyno,hazien¿o ^ Sua,núJ<'q A^, 
cierta la fentencia de; Rey Don .\1oí.1o de ^^- tunam in c)Írdio 
poks, que comparaua los tales a Instigadores, habcat.cumdealte 
losquale's con vana elperanca de aumentar íu ha „^ dclibefA t 
ziendalaperdiaa.. ■ ElconícAiarel Eitadopro- C'iniu^ 
pi ) es obllg^KÍon;e] conquirtar el agen ), es volü j^j ,^ , '; '^n jj:rp 
tario.L.^ambici6Uvüaamucho5ciig\ñoraméte * ''' '''^' 



398 EMTRESSAS 

'^Qj^¡husfioít¿í y^ alanoucdad,yalpciii5ro.4Quanto vno alcanr^ 
ancipitia f)'£coU- mas,masdeíea.Crcce con cl imperio la ambicio 
re,<€uída,^pleruf} de aumentarle. 5 Las ocafion es , y la facilidad de 
qitcf¿íllaxambitio Jas emprí^íTas arrebatan loso)os,y los coracones 
<^fl- ^^ de los Principes,íinaduertir,que no todo loque 

Tac.lih.i^.Annxl. fe puede alcancar fe ha de pretender. La bizarría 
5 VetiiSjacixmpri del animo fe ha*jde ajuftaralarazon,yjuLUvia.No 
áem ínjira mortali fe coníetua mejor el que mas poífee , fino el que 
bus potentU cupi- mas/urtamentepolVee. Lademafiada potencia, 
do,ci1itnperij mag^ caufandozelos,y embidia , dobla los peligros, 
nitudine ádoUmty vniendofe tocJos,y armandofe contra el mas po- 
crup itque. derofo,como io hizieró losReyesde Efpaña,c6- 

Tac.lib.i.híjl. tra el Rey Don A^lonfo el Tercero,cuya profpe- 

Mar.hift.Hifp. ^ .ridad,y gr-n-deza les era íoípechofa : porloqual 
ój^t qu£ahexi¿uis couiene mas tener en difpoficion;que en exerci- 
frofedaimtíjs^ , eo cioelpoder,porquenoaymenos peligro en ad- 
C}'euerit,yt i'xmag quinr,queen aucradquendo.QuandofaltéJene'» 
nitudine Juborarct migos externos ,1a mifma -opulencia derriba los 
/"^^•^ cue.rpos,como le experimétó en la grandeza Ro 

Xiuiuslih.i, mana,6loqualantcuiftode Augufto,trat6dere 

7 Jddideratque mediarlo, poniendo limites al ImperioRomano, 
confilium coercen. ^ como deípues lo executó el Emperador Adria 
di intrá términos no. Póga el Principe freno a íu felicidad fi la quie 
Iniperiu re regir bien. 8 El leuantar,6 ampliar las xMonar- 

Tac.Uh. I . ann.^ quias,no es muy dificultólo a la injuílicia, y tira- 
Z Impone fcehclta. nia armada con la tuerca. La dificultad eílá en Ja 
titu^fr^naj facU coníeruacion/fiendo mas dificultofo el artcde 
ii'js reges.Curt. gouernar queclds vcnCer,9 porqueen lasarmas 

9 í 4cilius ejl qitx- obra las mas vezes elcaío , y en el gouierno fie- 
da;v -vincere^quam pre el coníejo. La felicidad fuele entrarfcpor Jos 
tenere. Curt, portales,fin que llame el mérito, o la ctiligencia, 

10 F^rtunX mA%. pero el,detenerla,nofucede fin gran prudencia. 
ííÁm ciri'ts inue- iq El Rey Don Alontoel SaL>!o,da laí Jzon de q 
nics,q<ia,>n retineas no es meno-r virtud la que mantiene , que la que 
Z.S.tt z.p.x. adquiereiPC'yíj U guardia ^ -viene per fe ffo^ I laga- 

1 1 fonunam tuam tucia por a i^crKríí.Facilmétc fe elcapa la fortuna 
prefsis mamaus te- ^q las manos,fi con ambas no fe detiene. 11 El ha 
ftCjlí'lyisd cft^ llar vn elpin (que es el cuerpo della empreíla)no 
<^nrtiiis^ es dificíl,el detenerle ha mciiefteí el coníejo pa- 
ra apUcat la mano , con tal arte que les coxa el 



ticm- 



TOLltlCAS. m 

ttctttpo ^ f"$ pií^5 ' <^^" lasquaks parece vn ce- 
trado efquadron de picas, 

fert omntafccum* OXw 

Se pharetra ,(tfe iacujojefe ^>ttttír Aren* ' 

Apenas fe retiraron de los Piafes Baxos lasa r- 
ma« Efpañolas ( en tiempo delíeñor don luán 
de Aiiltria)quandoíe cubrieron dcUaslos rebel* 
des.FacilfaealReyde Fancia apoderarle injuf. 
tamentcdcl í íladodc Lorena,pero el retenerle 
lecuétla nauchos gaftos, y peligros , y ficmpre 
aura de tener fobr j el armada la mano. Las can- 
ias qu e concurren para adquirir , no aísiílcn ficm 
>re para mantener, pero vna vez manienido,lo 
iUllcnta el ticn>po ; y alsi vnofolo gouierna los 
Eltados qu j con^ran diñcuuad fabricaron mu.- 
ch<.)s Principes. 

§ Sienüo,pues,el principal oficio dell^nnci* -; 
pe conteruar las tttados^pCndré aquilos nie- 
ciios,con que ic luantienen, 6 ya lean adquiridos 
por la lacelsiou ,por ia elección, o por la elpada. 
Suponiendo tres cautas vniucrlalcs , que concu» 
rtenen adquarir,y conleruar^quefon Dios,qná- 
3o íe tiene propioio con la religión, y la juíiícía: 
laocafion,qaandovncoucurlb de caulas abre 
camina a la grandeza, la pnideflcia en hazcr na- 
cer las ocafioncs, ó ya nacidas por fí miírnas , ía • 
bcr vfardcllas. Otros inlirumentosay comunes 
a la ciencia de conleiuar, eílos fon el valol^y apli 
caciondel Principe, íu coníep,la eftimación, el 
reípeto , y amor a fu perlona,la reputación de la 
Corona,el poder de las armas ,la vnidad de la re- 
ligión , laoblcraancia de la íuilicia, la autoridad 
de las leyes, la deílribacion de los premios, la íe- 
ueridad,elcartigo, laintegridad delMagií\rado,Ia 
buena elección de los Minivhos , la conferua»- 
cion de lospriui]egios,y cortumbres , la educa- 
ción déla jauentud , la modeília de la nobleza, 
la pureza de la nwneda , elaumeiito de el co- 
nierci0;y buenas artes, U obediencia del pu^^blo. 



Aon EM PRESS AS 

la concordia , la abundancia , y la riqueza de los 
crai'ios. 

f Con cftas artes fe n:ianticnen los Eft3dos,y 
aunque en todos le requiere mucha atenció , no 
han menefter tata los heredados porfuccfsióde 
padrea hijos, porqya conucrtida en naturaleza 
la dominació,y la obedíencia,vmen los vaflaüos 
oluidadoSjde que fue la Corona inftitucion,y no 
propiedad. Nadie featreue a perder el reípcto al 
que en naciendo , reconoció por Icñor. Todos 
temen en el fuceábr la venganca , ycaftigo de lo 
que cometieren contra el quegouierna.Con'ipa 
dcccn los vaílallos fus defetos. Elmifmocurfo 
de los negocios(que con el largo víb,y experien.. 
eia tiene ya hecha fu madre,por dóde fe encami- 
nan) le Ueua feguto,aüque lea inhábil para el go 
uierno ,como tenga vn naturaldoGÍl,defeoío de- 
acertar, y haga buena elección deMiniíkos, ó fe : 
los dé el calo. 

f: En los Eftados heredados por linea t ranf« • 
veríal,ó por matrimonio,es menefter mayor cui 
dado , y deftreza , principalmente en los primC' 
ros añbsdelgouierno, en que fuclen peligrar los 
faceíTóres, que condemafiádó zelOyO con indif» 
cíetodeféo degloriaie oponen a las acciones, 
y.coftumbres de fus anteceiforcs , y cntian in- 
nouando el eftado panado íín el recato, y mo- 
deración , que es mcnefter , aun quando fe tra ta . 
de reducirle de mal en bien i porq la fentcncia de 
Platón í que todaslás mudanzas fon peligrofas, . 
fino es la de los malcs,no parece que fe puede en 
I ft ', AncepSy^ ope tender en el gouierno,donde corre grandes rief- 
rofi nimis eñmuta gos fino fe hazen poco apoco a imitación de la 
tioyqux fohito , &" naturaleza , q en los paíTages de vnos extremos 
cumquadcim yio^ a otros interpone la templanza de la Prímauc- 
lenafuJcipirtiY'^fa ra,ydel Otoño, entre los rigores del InuiCino,y 
ciUor autem , qtta del Eftió.Degran riefgo. y trabajo es vna mudan 
fenfim,C7* pauU- 9a repentina , y muy fácil laque fe va declinan- 
íimdeclmAndofif. dó dulcemente, i 2; En la najcgacioa es pcli-- 
Ar¡jUib.6.poi\ gcofo mudar las velas , haziendo el caro,porque • 

P^l^'> 



políticas. 40f 

paíTán de repente del vno al otro coílado del ba- 
xcl. Por eftoconuienc mucho, que quando en- 15 Sedpopídf'per 
tranagouernar.los Principes/iedcxé licuar del ''^f annos mdi er 
niouimicntodelgOLÜerno pallado , procurando hAhitum ^nondurn 
reducide a íUmodocon tal dulzura, que elfue- aitdebat ítd duric^ 
bloantesfchallede la otra par te,que reconozca rauerrere. 
Jos palios por donde le há licuado. Tiberio no íe Tac.lib. i . (tnnctl. 
atreuió en el principio de íu Imperio a quitar los H ^ugebut coaj- 
Juegos publicoSjintroducidos por Auguüo. 13 p^rnamcs yaen-m 
Pücosmcfesleduróa Galba el Imperio, porque difcipllnam, atque 
entró en el caíligando los exccíTos, y reforman' 'f<* ({UrAtuordecim 
do losdonatiuos,y no permitiéndolas licencias, ^"^¡J k Neronea'f 
y dercmbolturas,introducidas en tiempo de Ne- fr^P^los, -vt haud 
ron, táhechoyaa ellas el pueblo, que no menos ^j^'*^ yniaPrinci 
amana entonces los vicios, qveneraua antes las f^J^rnurentjC^iékm 
virtudes de fus Principes. i4Lomiírnoíuccdi6 ^^"" 'minutes >«- 
al EmperadorPertinaZjporquedió luego a ente- ^^^t^hamur 
cler,que quería reformar la dicipliaa Milirar, re- '^(^cdib.iMiji, 
laxada en el Imperio de Conmodo.Tambien ca- ^^cAm. 
yó en cfte error el Rey de Francia Luis Vndeci- ^ 5 Non minus fíc^ 
nio,elqualentró a reinar,haziendo grandes juf- Z^^h ^fl> Rempu- 
ticias en pcrfonas principales.Como es vicio del ^^'í^<<w emendare. 
Principado antiguo el rigor, ha de ícr virtud del ^^^mab imtiocój 
liueuo la benignidad. tituere, 

T2ihilpudet afuetojfceptris.mhifstnjaforsfj^l^'^^' ^'-^^^^ 

Tiempo es meneñerpara ajuftar el gouicrno, deücatus , ^ yn- 
porq no es de menor trabajo reformar vna Re- ''^f"^ /?^^. 
publica,q formarla de nueuo. 15 Por ello Da- -.>^í'g-c<tf. 3-39. 
uidfc cfcusó de caftigar aloab por la muerte lyP^^^^f'^^^ ^ig- 
aleuofa que dio a Abner,diziendo,quc era recie g''^/*<*«/V '«g¿ ye- 
vngido , y delicado aun fu reinado, para hazcric fi^if*^ • /go autem 
aborrecible con el rigor. 16 iSIo fe perdiera Ro- ^^^>* ^¡^go -veitro. 
boan, fi huuicra tenido cita confideracion, quá- Patermcuscxcidit 
do mal aconfejado rcípondió al pueblo ( que k '^(^^ flagdlis , ego 
pedia íc tratade con menor rigor que fu padre) autemc^^dam yos 
que agrauaiia el yago,que le ania pueftc^y que fi fcorpiotubus. 
iosauia caftigado con a^.otes,el los caftigaria 3-^fS.c.i»,i4. 
coflefcorpiOACS. 17 

Ce 2 Kin- 



40<5 EMPRESSAS 

§ Níngiuia cofa mas importante en les princí 
píos del goükmo,q acreditarle c6 accionesglo* 
riofas,porq ganado vna vez el crédito, no fe pier- 
de fácilmente. Por efto Domicio Ca^bulon^qii -í 
do fue embiado a Armenia, puío tanto cuidado 
, , ^ , en cobrar buena opinión. 1 8 Lo miímo procuró 

1 8 Vbi fama tn- ^^g^jcola en el gouierno de Brctaiisi ,reconociciv 
jemiYet,<iux '«"o;do,quefegun el concepto, y buen fuceüb délas 

ut^ coeptts yalidij pn^cras accioncs/eria lo domas. 1 9 ' 

fimaejt, ^ Siempreespeli'^roíala coaiparacion que 

Jac.l.iyaifr). ^ hazecl pueblo ddgouíerno pallado con el prc- 

19 No iptarits itt (ente,quando no halla en cite la fcUcidad,quc tn 
jtaninmjama, ^ aquel,ó no ve en el íuceilbr el agrado , y las buc- 
PrütitjfYimácenfn ^^^ partas, y calidades que aplaudía en el anu^- 
(ent,j-ore ■vmmrfi. ccllor. Por eíloconuienc macho procurar que 
TAc.in -vit. yigric. no dcfdiga el vn tiempo deí oti'o, y que parezca, 

que es vna milma mano la que rige las riendas-y 

íi,6 no íiipicre,ó no pudiere el Principe difpoñeir 

de fuerte fus acciones, que agraden como las paf 

to Cur cihlUnnerit íadas,huya lasocaíiones,en que puedan compa- 

fiea¿c iloi^fe^vA. rarfcquéesloqac motitoaTibecio a nohalíac- 

rie trahcbat , alij fe en los juegos publicos,temicndo,quelo (ene-.' 

tjfdio cxtiis ([ni. ro,y melancólico de lli ingenio,compara-docoií: 

A¿im trijiitia irige- loteíliuo, y agradable deldc Aügufto,no daria[ 

nijy&' metiicom- fatisfacion al pueblo. 20 Yaísidcue reconocee 

píi>'dtion¡s , qiila el Principe que entra a reinar,quccofas fe repti?-» 

Augujius comner hendían ,y eran odiofasen.clgouierno paiTadaj 

íMe f^íffet. para no incurrir en ellas. Con eíla máxima cn- 

Tac.lib.i,an*t^ tróNeron a gouernar el Imperio Jnllruldo de a-í 

XI TumfiYiUAm qucllos dos grandes Varones que tenia p®i5 

futímprina'iyatus Confe'jeros. 21 

py.efcripj'iryeamii^ f Procure el Principe acomodar fiis^ccióncs al 
ximedelinxs^qitO' eftilodel Pais,y alqobferuaro fus anteccflbres,' 
ru'm recen s flagra, parq aú lasvirtudcs nueuasdelfuceílbr,nocono 
bxfínmdix. cidas en clanteceiTjr,6 en la ProuincÍ4,las t?cnc 

Tac.lih.ii Ann. por vicios el pueblo,/ la^ aborrece. Llam.inlos 
i:* Sedproptitidi- Partos por f.i Reya Venóihechoalascoftúbres 
twsyohwit comités cortefanas de Roma (donde auiaeftado enrehe 
i^^otApAnhUifir nes) ycóellaspcrdioelafedodefu Reino,tenié 
tes,nou4.yííU, d.oias.por aueuos vicios, i.» Elnofaliraca^a,nl 



políticas. '^j 

feneir cuidado de los cauallos, como lo haziaíus. , . r- « 
antcpaflados,índiínaua al pueblo; al contrario f^^'^'pJ^-'^^^^- 
Zeno fue amado de la iioblcza,ydcl pueblo porq ?7"í '''""'' T^- 
íeacomodauaaíbscoftübrcs.25 yfiauniasnouc ^"^^oanim ^vaui^ 
dadcsen la propia pcríona caulan ellos cfc¿l:os, ^"^"f^'^- 
quáto mayores los cauíar a lamudacade eñilos, S] /, 1""' 
y coitübrcs del pueblo > Pero ñ cóuihiere corre- */ r^°^ h'^ prima 
girlas,íea con tal templanca^q ni parezca el Pdn '^^ ^'í/ -^«^'^ '"ft^f^- 
cipe dcmafiadamente jufticicro,ni remiñb^íi bie ^^' 9^ cidtum Jr~ 
quaadolaomilsiodclanteccabrfac grade, y el ''*^"^oriéw amula, 
pueblo deíca el remcdio,es muy aplaudida la ac- ^'*h'^^fi<i[i^y^pi*lis 
tiuidaddclíuccíTorjComofe experimentó en los . V^^''^'^ h^irba^ 
primeros años del gouierpo del padre de V. A. ^' ceUbr:tnt ^ro, 
$ Entrara reinar perdonando ofenfas pro- ^.^^'^' ' piebemque 
prias,ycafti§andolasagenas,c&tangenerofajuf. ^^'^^'^ j^^^^nxcrat. 
ticia, que acredita mucho alosPrincipes, y les -^ ^^'t>.z *««. 
concilla las volütadesde todos, 24 como fucc». ^.^-^ouum Impe- 
dio a los Emperadores Veípafiano, y Tito, y al y'f^pí^cho^rnlbífs 
Rey Carlos Septimodc Francia. Reconociendo "^^'"^ clefí^enUjii 
cño el Rey Vvitiza leuanto el deftierro a los que ^^^ 
fu padre auia condenado , y mandó quemar fus 
proccGfoSjprocurandocon eftemcdio aíTcgurar 
la corona en íus fienes. 

^ Si bien todas eílas artes fon muyconuenic 
tes, la principal esgrangear el amor , y obediecia 
¡de loá vaírallos,en que fueron grandes macftros 
'-dos Rcyesxle Aragón. El vno fueD. Aloíoel Pd 
mero , quado paísó a gouernar a Caftilla por fu Mar.hijl'HiJ^ 
Fnugcr I).Vrraca,moftrandoícafable,y benigno 
con todos.Oia por ñ mifmo los pleitos,hazia juf 
ticia,ampaj:aualos huérfanos , íocorria a los po- 
bres,honraua,y prcmiauala nobleza, leuantaua 
la virtud, iluí\raua el BsCÍno,procurauala abüda 
cia,ypopulacion,con q robó les coraconesde to- 
dos. £1 otro fueci l\ey D. Aloníb el Quinto,que - 
aíTegurócl afedodelos vaHallosdel Reino de 
ISIapoles con la atencion,y prudencia en los ne- 
gocios,con el pi:emio,y caíligo, c5 la liberadad, 
y agrado , y con la facilidad de las Audiencir.s^ 
tan zeloío del bicnpubico , particular , ytau 

jCc 3 he- 



4o8 EMPRESSAS 

hecho al trato^y eílilo del, Reyno ,q no parecía 
Principe efti-angero, fino natural. Eftos Reyes 
como íe hallaron prefentcs,piidieron mas fácil- 
mente grangcar las voluntades de los íubdito.s,y 
hazeríeamar jloqualesmas dificultoío en los 
Principes aurentes,q tiene fu Corteen orros Ef- 
tadosjporquelafidelidndjfinoícyela, fe entibia 
coníU larga aurencia,y fulamente la podra man- 
tener ardiente la excelencia del gouierno.proca 
rádo hazer acertadas elecciones de Miniftros, y 
caftigando Icueramente fus dcfordciies- , princi- 
palmente las q fe cometieren contra la juñicia,. 
las honras,y las haziendas^potque folo eíle con- . 
fuelo tienen los va ilallosau [entes , que fi fuere 
bueno el Principe, los tratarktanbié como a ios 
ptefentcsjy fi fuere malo ,ropará primero con ef 
tosíutiraniáj 25 peroporque can íiemprc femé 
%f LdudAtoYHm jantes Reynos aman las nouedades,y mudan cis,. 
^Yiíicipityfis ex ydefean vaPrincipe prefentequalos gouierne 
^.quo (¡mmuls f>ro por fi mifmo> y no por otros- conuiene , que fea- 
c»/¿ gef/6í#j;p«/ armada la confian (¿a que dellos fe hizicre, y pre- 
/^rox/wttj/wgníMí. uenida para los calos, vfando de los medios que- 
Tac.líL^'hifl.. diremos patalaconferuacionde los Reynos ad-í= 
quiridoscon la elpada-. 
f Los Imperios eledfuos que dio la gracia,', 
26 NttmfkluAYei lamiímagracia losconlerua, aunque et\a fuele 
«oípoftfHí/J^eídT* durar pocQ, porque fi bienrodos los Imperios. 
«tefpexerunt eum^ nueuos fe reciben con aplauío, en eíle fe cae 
C^non, attulcrunt luego. En la milma aclamación , quanrdo Sauel 
ei muñera: fue elegido Rey, cmpe<;6el pueblo a defconfíac 

i.Rcgx.io.iy: del,yadefprcGÍaric,. z6 aunqac fue de Oios fu 
fcy Egregia T/Vrf, elecion. : pero ay artes con que puede el elegido 
^<wíííj5>]í*o<«i />»'/- mantener la opinión concebida de it', procu« 
ttatus , y el Impe- rando conícruar las buenas partes , y calidades, 
rljs fith Aitgiffio que le hizieroj>dignodela Corona, porque fe 
f'*íf- mudan los hombres en b fortuna profpera. Ti- 

TAc.líh'6.am. berio tuuo buenas collumbres,y nombre quado 
28 AdaiorpriHarofuc particular , y viuiódebaxo del Imperiode 
i>ipts , dum priié,í- Angufto, a 7 De Galba fe refiere lo mifmo. 28' 
tiisfuit. Sea s^rato, y apacible coa todos* Mucítreíc 

Tacjiif.i.hijl: ^o^^' 



POLÍTICAS. 409 

agradccido,y libcl-al có los que le eligieron , y be- 
nigno con los que ie contradixeron ; zeioíb del 
bien publico,/ de la coníeru ación de los priailc- 
gios,y coíUimbrcsdel Reyno. Aconfcjefe c5 los 
jiaturales,empleandolos en los cargos^ y oficios 
íin admitir foraílcroS;lm dar mucha mano^ (us 
pañétes,y amigos. Mantel^a modeftia fu familia. 
Mezcle laMageftad con eUgrado,y la jufticiaco 
la ciernen cla.Gouierne el Reyno,como hercda- 
do,que hade paflar alos fuyos.y no como eiedi- 
uo,desfrutandolciCn fu tiempo, en queíueleno 
perdonar a los pueblos vn Reyno breue, 29 fie« ¿P Ncnparcif^» 
do muy dificultofo eltemplaulos en la glandeza fulis Rgnum hre^ 
quehademorirconnofotros.. 30 «<?. St.itrts. 

$ Esmeneílcí:tambien,que el Principe amela 30 Bifn^'dl'is efi 
paz,porqlos Reynos ele¿liuos temen por feñor teperare fu. lidu* 
al que tiene valor para domar a otros, y aman al f/,f «<< te nonputes 
que trata de fu coníeruacÍ6(como fucede apolo dtu yfurum. 
iiia}conociedo;quc todos los Reynos fuero elec ^ficitdtb. ^ ^ann, 
tiuos en fus principios, y q con ambición de elte 
derle,perdieron la libertad^quequifieron quitar 
a los otros,ad ]uu*i¿doiiueuas Prouincias , porq 
la grandeza de muchos Eftados no puede man- 
tenerfe firm e a los accidentes , y peligros de la c - 
lección- y las miímas armas, quelosconqtiiílan , 
los reducen a Monarquía hereditaria ; que es lo 
que dio por cfcní'aGalba,para no boluer el Impc 
rio alordendcKcpublica. ji ^i Síimmcnfitm 

$ Los Reynos elediuos aman la libef tadí, y Imperé j corpusftx^ 
aísiconuiencgouernarlos con ella, y que íiép re rcyacUhermfine 
femueCcreel Principe de parte de la cíccci5,por- reüoyepójfct ^dig- 
que en ella tienen libi'adaííi libertad, y en delcu - «wí eram a quo 
briendoí>,que trata de reducir a lucefsion laCo- iííf/)«^//e4 injipe- 
roña la per .^.eta. >'f ^ 

f En los Eftados adquiridos coa la efpada, Tac.UB.i.hffl. 
con mayor dificultad adquiere, que mantiene la 32 Primas doml^ 
violencia , porque Vuelen fcT potros indómitos, nKdifpesin arduo 
■que rudo el trabajo cita en ponerfe (obre la filia. i'ifiDígreffui^, ad- 
rindiviJoíe defpues alpcfo,y alhicrro.El temor,y e¡fej¡:fdia,e^' mint- 
ió laulació ábrelos caminos ala dominació, 3 2 firos. 

Ce 4 con Tác.Uh.^.ann, 



410 EMPRESSAS 

3J MágnciCHmin con todo eíTo como fon fingidasaquellasvolua*-! 
indhi noin Priact- tades , iedefcabrcn contrarias en pudiendo, yes 
pat'ts , cíiiHs hoc mcnerter confirmarlas con buenas artesj priuci^ 
primum (pí?c/W« pálmente en los pi'incipi.os,quandoporiaspri- 
nof:th(ituY. meras acciones íe hazejuizio del gotiierno futu* 

Tac.lib.x.hifi, ro , como fe hizo del de Vitelio , odioío por la.^ 
3-^ i^emoemm vn muerte de Dolabela: 3 3 y aunque dixo Pifon, q: 
q^x ímpernl fiagL ninguno auia.manrenido con buenas artes el Im 
tJo quefir urfjjboms perioalcanc-doconmaldad,34 íl^bemos queco 
artibtts exercuit, ellas el Rey don Sancho legicLmó eiderecho du- 
Tac.lib. i.hiíl, dofodel Reyno,que ganócó la cípada. Los Priti. 
35 Simulrepíftiifis cipes que quiueron mantener con la violencia, 
tíonpojJePrirjcipa. lo que adquirieron con ella, fe perdieron. pfefto. 
tmn [célere qu^fi- Eltamala razón de cftado deáruyó a toáoslos. 
tttm,fidíta rnode^ tiranoSjyfi alguno, le c5feru6,tue trocando la ti- 
jiUjO'prifca gra- ranla en bencuolencia, y lacrueldad en clemen- 
uitate retinen.. cia.No puede mantcnvirLe el Yicio,íino íe fubrtí- 
Tac.líb. i.hijl. tuye ia virtud. La ambició, quepara adquirir mc" 
3.6 Nono.iecimo injuíla.truequefe para confetuarfe en zclode e L 
C^fnY oftauianus bien publico. Los vaQailos aman al Principe pou 
cj!4ili¿t helU fijli' el bien comun,yparticular q reciben dél,y coma 
nmt.Tcíc.l.ii.ítrf^. lo conílgan, conuierten fácilmente eltemoren 
37 M/.}jf¡¡c Cífít-, reuerencia,y el odio en amor. En que es mcncf'. 
re Augu'iio yida tcr aducrtir, que la rwiudancade los vicios ya co*; 
Imperium. nocidos,no fea can *rcpcfitinj,y afedada,q nazca 

7^ a c. Uh. I . híji, del engaiK)>y.najde la naturaleza^U qual obra c5 
3« ¿ep/íi/, 4ffltfe tiempo. Efto conoció Otón /juzgando que con 
Anttjni]x Áfm(^ in vnarubitamodeilia,ygrauedad antigua, no p o- 
yítfgfí/wwi^cf/J^re. dia retener ellmperio adquirido con maldad, 
Tac.lib.i.am. 35 Mas temeelpuieblo tales transfomaciones, 
SQCuníla difcor- que los miím os vicios, porque de ellas arguye 
dijsci'.idib'.hs infc- ijjayor malicia. La virtud artiñciofaespeorque 
fia.ibidem, la maldad , porque cíla fe executa por medio de 

40 Nitlli Í4?npn aquella. 

hlica anima, tbid. § Augufto CcCar fue valerofo, yprudemtc en 

41 Nullo ád'j-eY- leuátarí>conclímperio,yennianiencrle,ypue 
fa)ítC)<:¡4 0ífeycc¡f- deferexeplar alosdemas Principes. De diez y 
fimiperacies , Aut nucueañosfe mcí\iódignodcl,fuítét!dolasgue 
prxfcript'ionececi- rrasciuiles 36 Dcíde entonces cometió afabri- 
¿fjl'^Htjbjiem' caí; fu foituna. No fe alc^ican los iaiperios cofs 

mere^ 



TO LIT I CAS. 399 

mcfccerloSjíiiiocon auerlos merecido. Vna vito 42 A^t'^"<^ Vvrimn* 
T\alehizo Emperador, 57 valicndoíe deboca- ^^-^ -llum rcrn jU^ 
fionjV de la prudencia. Do la ocation, porq lasar- '^'''^ iibnuchanr,Jx*f 
masde Lcpido,y Antonio cayeroncn fus manos. P^^'<^ ScthUus,^ po- 
3 8 xV todos erin ya pcfadas la'sgncrras «iuiles. 59 P'' ^'r'^'-y'wpfWa &¿» 
No auia airmas de la República, 40 ni quien le hi- <^">'^'< w/w.-* porcwnV» 
zisTcopoficion.por aucrleacabAdo loshombrcs ^^^''^^'''''^^•?» ^W4- 
de valor, 6 en la guerra, 6 Dcrfeguidos de h prof- S'.^'*'^ ''•''( "^^ J^^'d- 
cvipcion.41 Aboircciaulas Prouinciasen el go- 43^Vo;i^<i//í/{i á/p 
iiiernodc Republica,ymoilrauandclcar mudan- cordarj; patria re^ 
cas en él 4j Lasdircordias,ymnlcsintcrnos"necer*^''^'^'¿^/^^(ír^ qium 
íirauan del remedio ordinario de cc;nuertirleen '^^ •^^ ^»o regcrc- 
2^1onarqu¡a la Arií\ocracia.4^ Todas ellas caulas ''•■^•^t'/d. 
le facilitaron en el Imperio, ayudadas de fu prude 44 ^^ tuendam 
cia,y defpues le ruíietó c6 cftas artes. Grangeó la Pj^^^"" Tnbumcio' 
plcbc,deí^ndiédola con la autoridad deTribuno. ^'^^<^contemcím, 
4+ Por efcufar el odio, no iligió el nóbre de Rey, V^'"^''^* 
ni el de Diclador/mo el de Principe.45 I^cxó en '^ ^ ^"'^ ^^S^" ^^- 
pieelMagiarkdo.4o.Gan6 la voluntad de los íol/-'''^'''^ ' ^mcdiüd-. 
dadoscon dadiuas,47 la del pueblo ccui la abun- ^^''^^'^^fi^ Prwciprs 
dancia,48 yalosvnos^Vilosorroscondulcura de ^^^'^^''^^conjlnutam 
la paz,49 con el agradójiabenignidad^y lácleme ''^^^pMcx, JbiL 
cia.Hizo mercedes a fus émulos. 5oFauoreci6c5'^^ £¿iae/» Mdgi* 
tiquezas,y honores a los qoe fe adelantauan í n iyiP'^^'"ff^*'^o£^oitU 
fcruicio,5i Pocas veí^svsó del rigor, y enton- ^^'^^^'« 
. ees no per pafsion,rino por elíofsiegopublico. 5 z- '^r7-^^'l¡temdoms» 
Cautiuólos ánimos de todos con la eloquencía, ^^^"<^^^^- 
vfandodeHaíegun eldecorodc Principe. 5? Era 48P^P¡^iiirfíarifio-* 
jufticiero con losíubditos,y raodefto con los có- '^ ••■^^''-♦^ 
federados. 54 MoAró fureditud en no perdonar *í^ C¿^«íí'oí dulcc'^ 
lasdefembokurasdcfahi;a,y nieta. 5 5'Pfocur6-'^í'/J'^^^)?^^^^^'^*^- 
que te conferuaden las familias nobles como íc ^^'^^"^^'' 
vio en las mercedes q hizo a Maleo Hortalo. 56 ^oMuiuAntonhy^ 
Caftigóleueramente las íatiras contra perícnas f^y'^^^^f^^^res p<d 
•ilullrcs, 57 y delprecix) les libelos infamatorios •^''^^ ~vlci[c:)etur, 
cótrAÍa perlbna,y gouicrno.5 STratode la poli- ^'-^^^ ^^P'^'^ ^^^* 
.cia,yornatosde Roma 59PUÍ0 términos fixos al cejjp.luiderfi^. 
Imperio, teniedo(comofehadicho)vn librode 
Íusreta3,y gartos.óo F.úd6vn erario militar, y dif 
tribuyó de tal íujcte la>f aereas, qa. fe dieden las 



41 i EMPRESSAS 

$1 Q¿fint^ qnlsfer- manos.51 Con eftas buenas calidades, y acrecen- 
uíno j¡>r6fior , o/?/- tamienros piib'.icos,cÜim6 111 as el pueblo Roma 
f^tK , 07 honoribus iio lo prefcíice,/ íc>¿uro,que lo palládo^y peligro 
cxtolleretur ibi'd. io, 5 2 con que le hizo amarla tiranía. No reñe- 
5 » Pauca .adrttüdU ío eftas artes para enfeñar aíer tirano , fino para ■ 
f'ttí'^Cinrajrjuo c^ quereabuenoclqueyaestirano,acompañando- 
terisquies-ejjct ib. lascon eitemoriiacido de la facr<^a, porque lo 
55 Augufio prop. queíe ganó con las armas.con las armas íe ccn- 
ta,(tc projl'^cns qujs íeruajy alsiconuienemantcner cútales Eftados 
deceretPnncipem, con fortalezas leuantadas con tal arte,que no pa- 
eloquentiafiit.. rezcan freno de la libertad delRcyno, finofegu- 
Tac.lib.i^.an ridadcontralasinuafionesexternas,y queelpre- 
^^lusapud cines ^ fidio escuftoidia,y nodeíeonfianca , porque efta 
modeftiamapudfo- pone en la vltimadeíieipcracióa los vaflaUos-Los 
<^íos. Efpañoksfe ofendieron tanto de qucconftanrc, 

Tac.lib. I .an. apellidado Oíar,dieiTc a,eftrangeros la guarda de 
55 ot Jmpudici^ losPetincos,dudandofuiealtad,quellamaron a 
tíamfilix^^neptis Efpaña^aunque en graue daño dclla)a ios Vanda 
quas -vrbe .depulit, los,Alanos,Sueuos,yaotras naciones. La con- 
Tac.líb.s.afK fianza haze fieles aJos valTalios.-poi: cfto los Cipio 

$6 llleÜus eidíuo nes concedieron a los Ccltibcríos.queriOtuuief- 
uiugujh liberalna fea alojamientos diftintos,y quemilitaíTen deba 
-tedcciesQxnrtium jo de las banderas Romanas,yAuguftotuuo guar 
dHce/eyxo^em,ne dadeEfpañoles/acadosdeia legión Calaguríi- 
4:1a rjfs lina, familia tana. 

exTingueretur. f Procure el Principetransformarpoco a po 

Tac.Ub.z.an, co las Prouincias adquiridas en Jas coílumbres, 

57 Prtmus JugU' trages,eíliLos , y lenguadeJaiuciondominan- 
jiuscognitionem de te por medio de las Colonias , como le hizo en 
jcffiofis libellisjfpe Eípañacon las que fe fundaron en íiempodeAu 
€Íe le gis eius Tra- gulto^a que facilmenteíedexaninduizir las nació 
¿id uit , comm otns lies , porque ílemprc imitan a los vencedores li- 
Ccfsíj Seuiri l'ibL íonjcandoioscnparecerfcaelloscn losírages,y 
ditie,qux yiYos,j)x' x:oftúbres,y en chimar fus priuilegios,y honores 
rzí^fiue í llujtres mas que los propios,porefto los Romanos dauá 
'pjrocacibus fcrípií a íusamigos.,y Confederados el titulo deCiudada- 
ütpmoMerat, no,con que Íos manteiiianñeles. El Emperador 

7 ac. Ub.i .an, ^ Veípafiano para grágear los Efpañoies>les comu 
íS Sedtpfe diyus nicó los Priuilegiosüeltalia.Las Prouincias ad- 
.lulií^s , ípfi diyus quiridas/ifeojaiitiené como elUañas/icpre ion 
4^*' Ole- 



TOlITICAS. 4ÍJ 

cncmigns.Ffta razón mouióal Emperador Clau Aitiníius, O' tule- 
dio a darlos honorcsdc la Ciudad de Romaali re¡fl.t,ÚP relipfe' 
Galia Comata,dizicndo,que losLaccdemonios, ye , h^titcl faciU dU 
y los AtenÁenfes Te anianlpcrdido per tener por xerim r/godesrati »- 
cílraños a ios vencidos,y que Romulo én vn 'dia w magis , anfapit- 
tuuo a muchos pueblos por enemigos,y por Ciu f/V.- ^ 

danos,65 Con cílos,y otros medios íc van hazic- TcicAih.^.<in. 
do natiirnleza los dominios eñrangeros, a'/ien- 59 Vrhem ipftn 
dolos prcfcrico el ticmpo>perdidayaIa memoria m.tgnificaormtu. 
de la libertad paiVada.ÉRa politicaíedefpiecióen T.xcdib.i.cin. 
Elpañaenfu rellauracion,y d\imando en mas 6o MAYiOcceítno, 
conferuar pura íu nobleza^quc mczclarfccon la ^'^f | umiih'js Ion. 
í'angrc x\Fricana,no participo tiis priuile5Íos , y gtHquisfcprumJm. 
honores a los rendidos de aquella nación, co que pe>'ium.lbidcm. 
vnidos confcmaron juntamente con el odio lus 6i Regiones , Pro, 
cílllos íulenguaje.y Cupcrtidia,y fue meneílerex lindas, clajfes.cu^ 
pelerlos de rodo punto,ypriuaríé de Tantos vafla <'^^ tnter fe conne^ 
líos prouechofos a la cultura de los campos , no xu.lBíiem. 
fin admiración de la razó de eftado de otros Prin 6% Nouis ex rebus 
cipeSjViendo antepuerto elefplendor'de la No- (í'-idi,tuta,C^frx~ 
blcza a la:conueniencia,y la Relig^ion a la pruden fi^ ti^ , qi^am ^>e^ 
cia humana. ^em ^^ perlculofa . 

f En las mudanqas de vna forma de República wd//e/)fJé/Jí'?75>. 
enotraditerente,esconueniente tal arte , que 65 Qu^id aliu^d ext^ 
totalmente no íe halle el pueblo nueuo en ellas, tío LAcedcmonijs, 
ni eche menos la forma del ^ouierno paliado, ^ Athenienfihi*s~ 
como fe hizo en líexpulíion de los Reyes de Ko-f'fi't , quam^jitat» 
ma,conílitiTyendo con tantadeftreza lo fagrado,.rf^^í/í poí/erc^r, ni 
y lo prüfano,que no conociedc la taita de los Re- fi qi^oa -yitíos pro 
yes, quecuydauandelo vno,y de lo otrOjyquan^/^<?«^'gí'«/í arce* 
do defpues le comiirtia la República en línpe- ¿^^«f > At con- 
rio,lemantuuieron losnom-jresde loSxMagiíh'a- ditornojierRomu^ 
dos, 64 ye! ordende S.:nadb con vna Ima- midus tmtwn fa.' 
gen de libertad,qae afirmó el Principado. 05 Lo ptentia valuít , vt 
miimo hizi'/ron en Florencia los Duques de p¡erofq<(e popules 
Toícana. Deíla razón de eiUdo fue gran Maeí- eot/^.w d¡e hojles^. 
troel Emperador Au^ufto , diíponiendo luego deinde cijcs hubtie" 
algunaScoCas^ydexaudootrasparadcípues , te- nt.Tac.hb.i i.an, 
mieado que no le íucedicra bien , fi juntamente 64 EademMagt' 
quiilciietrani"erir,y trocar los hombres. 66 Pe- 

\ íQj flra>é- 



4*4 EJ^FRESSAS - 

ftrxtHftm -vocahulct romas digno de admiración flie Samuel. que mu 
Tcic.lib.i.íiy]. do el gouicL-no,y policía del pueblo' de Dios , íin 

6$ Sed Tioernis queaal^unoparecieQc mal. 67 Con talprudca- 
'^jnPrnicipatu-s fi cia íc han d : ir poco a poco dcshaziédo cftas íom 
vijirmíins , imAgi. bras de libcitacl que le va arraigandoen cldomi- 
f-€.intíqn!tan's Se- riio.Alsijuzgaua Aerícola qu:íc auia de luzer 
ft^tmpTxbcbxt, en Bretaña. 78 

^efc.lib.^.an. ^ Nuiguna fuerca mas ruaue,y mas eficaz que 

66 Non omniaftA- el benchcio para mantener las Prouinciasadqui 
í' , 'vd áecretnm ridas.Auna las coías inanimadas adorauan los 
CYAt, executus eft, hombres,)' les atribuían deidad, fi dellas recibiaa 
'i'^ritus , ne j^aynm algún bien. Fácilmente ícdcxar los pueblos cn- 
Jj^ccederetjfifin,ul gaüardeliaterts,y no reparan en que tenga el ce 
homines trüsferye, tro la mano que dá,aunquc íea eftrangera. Los 
Ú^ tnuemce -vel- qucfcdexan obligar con beneficios , y faltan a £11 
i^^ffed quídam ex- obligación natural, 'no pueden deípues maqui- 
tcmpore difpofui'tj nar contra el Principe>porque|no tienen lequito, 
^li^dam reiecit ín no auicndo quien íe prometa buena fortuna de 
Tempus^Dion. vn mgrato. Por lo qualScipion ganada Cartago, 

"óy Renouauit Im- jn-andóreílituir fus bienes a ios naturales, y Ser^ 
fcrium , c^ -yfrrxit torio grangcóJas voluntades de Efpaña , baxan- 
J^Yíncipes in gf;;f(r do los tributos,yhaziendovn Senado de Eípaño 
Jhá ,c$^ non accti- lcs,como el de Roma. Para afirmar fu Corona 
¡xuit illum homo, moderó el Rey Eluigio las impoficiones,y pcrdo . 
/ÍCC/.46. 1 (S. no io que íc deuia a la Cámara. Los Romanos en 

6i Idque <íduerfí4s las P^ouincjas debeladas abaxauan los tributos, 
Britanm'atftprofit. porhazerfüaueludoiininio.69 Mas fienten los 
tuYum,¡i Romam pueblos la auadcia del que domina, quelaferui- 
n>orj[ue ama , d? ílumbÉC,como lo experimentaron los Romanos 
n'dut'ecofieótulu cnlarebeliondeFíira:7oyaísihadehairmucho 
^herras tolieretitr^ el Principe.de cargar con tribntos las Prouincia 
7 ac.in y'n.Agri, adquiridas,yprincipalmétedeintl'oduzir ios que 
Jllár.hiJlJIifp, fe vfan en otras parces,porque es aborrecida tal 
^9 Qit^damcx Re iiitroducion.LüsdcCapadociaferebelaron^por 
gijs tréutis dimí- que Arquclao lescchauaimpoísiiones al mo- 
fiuta y qito mitilts do de Roma. 71 

^.•mAnum Jmpe^ § La modcfiiaesconuenienteparamantenef 
Y:u-in [hraretur, los Reynos adquiridos.Mas fintió el Senado Ro. 
Tac.lib.z.arf^ mano,que lulio Celar no fe Icuantaíle a los S cna 

dares^quando exitrauan en el Senado,q la perdi- 
da 



políticas. 4if 

da de fu libertad. AJ "lertido deílo Tiberio les hi. 70 Pdcem f.vwe.v, 
blALiabr^ucymodOibmcntc. 72 Mas atiende noj}/^ magis aiu- 
cla.iebloaloMccidoi>te<!,q'ie a h faftancia de r/'tU^ qnam ohje- 
hscoías.y por vanas prctonílones de autoridad yAijimputkntcs. 
£e faelc perder el aplaiUb común ,y caer en abor^ Tac.lih.^.ann. 
recimienro. A. S - y.ino le pareció qvie era mejor 7 1 Q¿^U m'ilru m 
deípreciarinntilcsaparrenci:i5de§r.indcza,y au- in mcditm deferre 
mentar el /L-rdad;Topoder.75 LosRomarosaté ce^ifis^pati tribu* 
dian al aumento, y condH-Liacrondcín Imp'.'rjo, taádigebati*^. 
y no liazian Cíito de vanidades 74 Por el\o Tibe- T^c.lih.6An. 
rio,como pnidcnteelladiLVa,tlicí;ran derprccia- 72 rerh^fnerepati 
dorde honores, 75 ynoconílntióq EfpaaaVlte cj^c^ fcnjl^permo* 
riorlclcnantafl'c templos, ni que le JlamaiVen dcflo. 
. Padre déla p:.tria , 76xeconoc'e:ido el peligro T,ic.lib.i an,^ 
de vn^ ambición dcfordmada , queda a todos 73 Et wi»ni fi^^ 
en los o jos.77 Obfernádo etla razo ds eftado I03 nmidiam ,adcm¡>ta> 
Duques de Florencia fe nvaellrá muy \miViTAOS ftlntantíim tmba* 
con tus =/adallos,(ln admitir elduroeftilo depa- JubLtipute tmdn:^ 
rarfe quandopadan.como le vfaen Roma. Aui 3 bits ,yera ^otentU 
do noi^ado Caililla la obediencia a los Reyes , no au^en- 
dio nobres vanos de ¿randeza alosqauiadego- TacMb.4.an. 
Hernar/mofolamentede íaczes, para q fucilen jj^A^ad q^osy¡ 
mas bien admitidos del pueblOi>Gon cíla prudc- /mpenj ydet, í na 
cia,y moderación de ammo el Rey D. Fernando nutrAnfmh^i Wif' 
el Católico no quiro(muerta la Reynadcña Ifa- Tac.lib.i^.an. 
bei)t ornar titulo de Rey,riao de Gouernador de 75 vdidus dioc^d 
Cartilla. Algunas Porcncias er,i Italia, q afpiran a ¡bersndis ¡jo^ori- 
la Mageftad Rcal,conoceran con eltiepo(quÍ€i:a üus.TacÁi ¿.4. an^ 
J)ios que me engañe eldifcurro)q el apartarfe de 76 N ornen patr'is. 
fu antigua modeftia es darend peligro, perturba patri^e Tiha-ius 1 
doíe el publico (bfsiego, porque no Tepodraíta populo fvpius inge--»; 
lia fufrir a fi miímajíi le viere con muchas cabe- fiíim^repudia-uir. 
^as coronadas. Con menosinconuenientesíefue Tac.liS.i\an , 
len dilatar los términos de vn Eftado,que mudar yyCuníU morta* 
dentro de ll la tbrma de fa grandeza , 6 en com- hnm tmerta,qyav* 
petencia de los mayores ,b en del'^ recio de los toque-phs (ídeptus 
¡guales con qtie a vnos,y a otros fe incita- v^nA- foratytantQ fe w<r- 
mente.De la dcilgiialdad en las comanidades,ro • gis in in^rico ák^^ 
íultó la dominación comun.F i ellar en ellas,y 00 t.xns, 
^ vcrk el Princip adobes lo quclas máticne libres. 7 4c.lih.j,a», 



4itf EMPRESSAS 

Si £t íicmbran efpiritus Regios , nacerán dcfcos 
de Monauquia que azechan a la libertad. 

§ La pazícoQio dezimos en otra parte) es la 
que mantiene los Reynos adquiridos, como lea 
paz cuidadoía,y armada, poique da tiempo pata 
que la poflcfsion prefcríua el dominio,y le dé ti- 
tulo jufto,fín que le perturbe U guerra , laqaal 
confunde los derechos,ofrece ocafiones a los in- 
genios incQnllantes,y mal contentos, y quita el 
arbitrio.al que domina^y afsi no íólamente fe ha 
de procurar la paz en los Reynos adquiridos,ílno 
también en íiis confinantes j porque fácilmente 
faltan centellas del fuego vezino, y pallan las ar^ 
mas devnas partes a otras,encendido.ía furor en 
quien las mira de cetca^que es la razón que obli- 
go al Rey Felipe Terceto a tomar :las armas con 
tra el Duque Carlos Emanuel de Saboya, quado 
quifo deípojar del Monferrato al Duque de xMá- 
tua,procurandofuMageftád,quelajüfticia,yno 
la eípada decidieíTe aquellas preteníiones , por - 
queno padecieíTe la quietud publica de-Italia por 
los antojos de vno.Elmifmo peligro coirre oy,í¡- 
no fe componen las diferencias que han 'obliga- 
do a leuantar las armas a todos los Potentados, 
porque defnuda vna vez la eipada,6 la venganza 
pienía en fatisfazerfe de agrauiosrccibidos'', 6 la 
jufticia en recobrar lo juílamentc vfurpado,© la 
ambició en ampliar los dominios,ó el mifmoMar 
te armado quiere probar el azero. 

§ Cierro el difcarfo defta empreíTa con quatro 
veríos del TaíTojCn que pone con gran juizio los 
verdaderos fundamentos con que fe ha de efta- 
Jblccer,y confer uar va nueuo Reyno. 

JEfondarBoemofído di nuouo ^g»o, 

$uo d^^ntiochia alti^rincip) mir4\ 

T^ f ^^^*. Elep;priimpoTre¡^ introdur coflumt» 

1 ai«cant«x« t-^ • « /. j»^ -.7 

^ J^t 0rti,e culto di yerace Nume* 

La 



TOLITICAS. 4n 




I A Taeta impelkia del arco,6 fu be, ó baxa íiii 
fufpcndei-íeenelayrej-fcmcjante al tiem- 
po preíente, tan imperccptible,que íe puede du- 
dar fiantes dexó de [erque fe llegaOe , 6 como 
los ángulos en el clrculo,quc paQ'a el agudo a fcr 
obtufOjfin tocar en el redo.EI primer punto de 
Ja confiftenciadelaíaeta lo es de íu declinación. iKfecmm in me--- 
Lo quemas fube,mas cerca ertadeíu cayda. En ¡Us -vertt^'rec c//»*- 
llegando las cofas a íü vltinio cftado,han de bol- fifte/e-i>.dent , ycIí- 
uerabaxarfindetenerfe.- Enloscuerposhuma- quamcil, rtuíde-- 
nos lo notó Hipócrates Josquales en nonudicn- te-ins ^¡láLifjtnr,~ 
do me)orarfe,no pueden íubfíitirjy es fuerca que H.'pf^oc. 
empeoren, i Ninguna cofa permanente cji la z-Q¿/ cáz.'j'^w -^fe 
' naturaleza. Eftas canias ícgundas de los cielos tr,'d¡t\ qnod mhil 
" nunca pacájyafsitampoco los efctos que impri- pn-pctito ¡/¡aijcat, 
mcn en las cofas , a que Sócrates atribuyo las fcd' omnU n.otn- 
mudancas de las Repúblicas.- 2- No ■ Ion las c^ucáñm orhicuLiri 
Monarquías difcntes de los viuientcs , 6 vege- n.ufcutuí'. 
tables.Nacca>viucn>y.muercnCQ;iio ellos iln /Injl.Ul) s.fc/. 

ed«d ■' 



4.8 EMTRESSAS 

s l^atítrales fj^ tídadfiumc de confiftenciajyafsi fon naturales fus 
cofttterfiones Rarfí cridas. 3 En nocrc<:icndo,dcícrecen/n3dainter- 
.íf'^''"" uienc en la decHnadó de la mayor fortuna.Ei de 

Cicer.lih,2.¿en4t. tenerla en cnjpe(jando a caer, es cafi impoísiblc. 
Deor. ^ MasdifícuitoíoesalaMagcftadde losKeyesba- 

í^f ^^.^'í^. '^^J^^^' XJiv dcKumo grado al medio,que cae: del medio 
<C'def;icílii4s kfi*m al infi,mo:4 perono lubcn,y caen có iguales paf- 
wo /<y?/g/o ífd me ios las Monarquias.porque las mifmas partes c5 
d^ii Jetmln ,cjukffi que crecieron le fon deípues de pefo^cl qual con 
a medijs ad aduna mayor ¡nciinacion,y velocidad baxa,apeteciédo 
f>rxcipit4ri. el íoísicgo del centro, 5 En doze años leuantó 

Limtts, Akxandtoíu Monarquia,y cayó en pocos diuidi 

S 'Fati maligmj per da en quatro feñori )s,y deípues en diuei fos. 
Petuéque in omni- ^ Muchas fon lasXuulasdc los crecí mietos, y 
bus nbm lex ej}, dcícrecimientosde lasMonar<5UÍas,yRepubli- 
-y^tadfHmmiém per cas. El que las atribuye al calo , ó almouimien. 
ditda,rurius ad in t0,y fuerza de losAílrcs,óa losnumcíos de Pla- 
fimu -velvcius (¡uu ton,y años climatéricos, niega elcnydado de ¡as 
G-^mquamn-ceme' cotas inferiores a la prouidcncia ¿mina. No -den. 
vunt,reUhantur^ precia elgouicrnodeítosorbes,quien no d. ípre- 
SenccA^ cióíU fabrica;pucsliazerla,y nocuydardelia,fue 

^ ra acufar l"u miíma acción. Si para iluminar el 
cuello de vnpauon,ó para pintar las alas de vna 
í t.go itá tompcYi maripofa,no fia Dios de otro fus pinzcies, como 
^tnma Ji egna , c'i- creeremos que dcxa al cafo los Iaip<. rios , y Mo- 
uitates , riAtionef- narquias,de las quales pende lafeHcidad,ó infcli 
^ueyfju^ eo prof. cidad,lamuerte,6vidadelhóbrc ,porquiecrió 
p^rulmpertum /?j. todas lascoías>lmpiedadierianutftra el creerlo, 
hn'-^e y du/n ítpi^d oíoberuiaparaatribmr anueílroconf(;o losíu- 
€os -pera cofha. y/t- ceübs Por clreynan los Reyes , por fu mano fe 
lueruMt , yhtcun. dcftribuycnloscet*os,y(ibien en fu conferua- 
^ue^y^ítia , tímor, cío 6 perdida dexa correr las inclinaciones nata 
i'ol^ptas cñcorru. raics,que ó nacieron Con nolctros , clon influí- j 
ferCfpoft paulo im- das,y que có ellas íe aya el libre aluedrio/m obli» 
rf:iiint£ opcs , dem- gar íu liberxad,con el miímoobra , diíponiendo 
áe ddeptum mpe- con noíotros las fabricaste ruinas de las Monar-" 
rr'tm,Pollrc»30jcr. quias; y afsi ninguno íeperdió , en que no aya 
tíiti4s impojita ejl. interuenido la imprudencia humanr,6fus ciegas 
^^^^» paísiones 6Noseíimcatreuaa dezir que fue- 

> ¡finios Imperios perpctaos/i en los Pxjucipcsíc 

c 



TOLITICA'i, 419 

Sjuílaraíicmpre la voluntad al poder, y latazon 
a los cafes. 

Teniendo,pucs,alguna parte la pl'udeticia^y co 
fe'jo humano en las declinaciones de los Impe- 
rios,bicn podremos feíiaiarlesfus canfas.Las vni 
ueríales que comprchcndcn a todos los Reinos, 
oadquií'idosporlafucelsionjópor la elección, 
ó por la elpada,ibnmachas,perotodasl'é podria 
reduzir a quatro fuentes,de las quales nacen las 
demásjaísi comoenelorizonte del mundo ía- 
lea de quatro vientos principales muchos cola- 
terales. Eftas caufas ion la Religió,la honra,ia vi- 
da,y lahazicnda.Por lacóleruacion dellas íc inf 
tituyó iacompañiaciuiljyfeíujetó el pueblo al 
gouierno de vno,depocos,ó de muchos , y afsi 
quando vé q alguna deftas quatro cofas padece, 
le alborota,yP'iuda la forma del gouicrno. Dellas 
tocaremos algo có la breuedad q pide efta obra. 
La Religión, fi bien es vinculo de la Rcpnbli- 
ca(como hemos dicho) cala que masía defvne, 
y reduce a varias formas de gouierno , quando 
nocsvnafola , porque no puede auer concor- 
dia , ni paz entre los que fienten diuerfamente 
de Dios: pues fi la diuerfidad en lascoftumbres^3^ 
trageSjhize opueftos los animos,que hará la iii - 
clinacion,y fidelidad natural al Autor de lo cria- 
do,yla rabia de los zelos del entendimiento en el 
jiiodo de entender lo que tanto importaíLa rui 
nade vn Eftado es la libertad de conciencia. Vn 
clauo a los ojos^comodixo el Eípiritu Santo, ) y 
vn dardo al coraron, fon entrefi los que no con- 
uiencn en U Religión. 7 Las obligaciones de vaf- ^-^YÜt yohls quafi 
fallage, y los mayores vínculos de amiftad,y fan clauuuocidis ¿* 
gíe fe defcomponen,y rompen por conteruar el ¡^^^^ /„ laterlhus, 
culto. Al Rey Vviterico mataron fus vaíl'allos, ¿. aduerfAuantui' 
porque aui 1 querido introducir la feda de Arrio, y^^j^ /„ ^ ^^^^ ¡^^y^ 
y también a Vvitiza,porque alteró los cftilos, y tationis-vejlra, 
ritos de la Religión. Galicia fe alboroto contra ^unt,cA¿s 5," 
clReyDonFruela,potelabufode los cafamie- 
los de ios Clérigos, Luego que entcó en los 

Dd Pai- 



4ía EMPRESSAS 

*^ PaifcsBaxosbdiucríidaddeReligiGnes/altaron 

a la obediencia de íu Principe natural. 

^ La iionra también , aísi como defiende; y 
cófcrua las Rcpubiicas,y obliga a la fidelidad,las 
íüele pcrtuibar,por preíeruaríc de la infamia en 
la otenfn,cn el derpVecio,y en la injuria, antepo- 
niendo los vaüallos el honor a lahazienda,v a 
8 Bom^xiticq-.hc la vida. 8 A los Africano^^llamo a Eípaña elCo* 
qucntum i'aUac, de Don Iulian,quando íupoque el Rey Don.Ro 
Ú^ciuomcáofircau drigo,auia manchado el honor cela Cauaíuhi- 
Ja [edition ís.ma- ja. Los Hidalgos de Caftilla , tomaron las ar- 
nifejlim eft. ni^s contra el Rey Don Alonlo elTercero,poc- 

Arift.l.y.poLc.il que les quiíb romper fus pnuilcgios,y obligarles 
a pechar Nopudiero íufrir los vaíTallosdel Rey 
de León, Den Ramiro el Terceroique los trataC 
feaípera,y fervilmente,yfeleuátaron contra éi. 
Las afrentas recibidas fiemprc eílán incitando a 
gEtmttlt£cofpi- venganca contra el Principe. 9 La deíéflimacion 
ratloncs ú^lnuafio obliga a fediciones, i o ó ya el Principe la rega de 
fjesin;i^(,narchds los vaífallos,óel]osdél,qu ando no tiene las par- 
propTer b^¡.dendas tes,y calidades dignas de Principe,juzgando que 
conTunjelid^i^^^oY es vileza obedecerá quien no íahe mandar,ni lia 
píis ilUtas fi^^-^ zerferefpetar,yviuedefcuydado del gonierno, 
fint. Como lo hizicron los vaíTallos del Rey Don ] uaa 

-^rijl. l¡5, 5. /'d/zV. el Primero de Aragón , porque no atendia a los 
^ap.io. negocios:los<ielReydeCaftilla,DonIuanel Se»- 

loProptercont^P' güdo,p0rqaeera incapaz del Cetrotlosdel Rey 
tuw etidrn fedirio Don Enrique elQuarto^^or füsvicios,y pocode 
wa>cow/piVár;o;;^/coro,y autoridad^ylosdei Rey Don Alonío cí' 
oíis jiunt. Quinto de Porrugal,porqiie le dexana gouernar 

Ar¡¡i.L$,poUt.c.i ^^ otros.No menos fíente los fubdirospor agrá 
i.i4,f/f.3. lib. 2. uio,y mengua el íer mandados deeftrangercs , ó 
Recop: que entre ellos íe repartan las dignidadcs^ymer- 

II No multitítdo ccdes,porqucCcomodixoclReyDonEnriqac) 
(¡íiídem grauher ^-^ moft^a^r que nn.e¡iro§.Rcynos dya fnlta depcrfbi:aS' 
íprthh^quxUtATem í/z'g«Aí,jf}<r^/7(?j.Loqualdiómotiuo a \o¿ moiii- 
patrimonloYu.prje mientosde Cartilla , en tiempo del Hmper.^doc 
fiantes antem "yin CarlosQoin to. Lo miüiio íucede quando los liO 
'¡)o^orumífi.tqihíU ñores fon malTcpartido8,porquenoio puedc.i- 
u tem. futrir ios hombres de gran coraron. 1 1 teniw ndo 

Arifhl¡(\%^poL '■ poc 



políticas. 42t 

por derprecio,que otros de menos méritos íean 
preferidos a cUos.i 2 izNdm nomlnts^ 

La mayor cnfermcdadde la República es la in- ftm c¡uod^ iufi in- 
continencia, y lafcluia Dellas nacen lasíedicio- honetiXtif.unt.yKO"^ 
nes,las mudancas de l\cynos,y las ruinas de Prin- ucntfedtticncs.c^ 
dpes,porque tocan en la honra de muchos,ylas qind.tiios -vidcÁr 
caítiga Dios íeaeramente. Por muchos figlos cu /;/ h„rorc. 
brio de cenizas a Hiparla vnadeshoneíHdad. Por JrijiJ.s.c. 3 po.> 
ella cayeron t.iritas plagas en E5ypto,3 1 y pade- isHagdUuir an 
.ció Dauid grandes trabajos en Ui perfona , y en tem DomihusV,}^ 
las de íusddccndientcs, 1 4 perfcguidos,y muer- raoncm pUgh n:<t. 
tos cafi.todos acuchillo. ximis,zs^ domum 

§ No es menor peligro enla República el aueir «''^ pro'^tcrSaral 
muchos excluydos de los cargos,porq fon otros yxorem Ahraha. 
tantos enemigos della, 1 5 noauiendo hombre Gcn.iz.ij, 
tan ruin,quenoapetezcaclhonor,yíicntaverrc 14- Nonnceiet 
priuado del 1 6 Eile pehgro corren las Republi- gladins de doma 
cas,dondevn numero ci¿rtode Noblcsgozade tuayfquemfempi 
Magirtrado,excluidos los demás. ternum , eo quoi 

f La tercera caula de las mudanzas, y albo- de[pexerisme ,<^ 
rotosdelosB.eynos,esporlaconíeruaciondeia tiúetisyxoreVri^ 
vida,quandolo5lubditos tienen por tan flaco, y i.ií^g.i^.io. 
.couarde a fu Principe , que no los podrá defen- 15 Cumenimmtd 
der. O le aborrecen por fufeueridad , como al timdoinopttm efi 
Rey Don Alonfo el Décimo, 6 por fu crueldad, inciuhate.eadem- 
como al ReyDonPedrOjóquando le tienen por ?'*^ «i^ hononbus 
injullo,y tirano en fus acciones,y peligra en fus excluja,neceffeejí^ 
manos la vida detodos,como al Rey Don Ordo ^'íw ciiutatem e¡fc 
ño por k muerte que con mal trato dio a \os pí^fi^^^hojliii Rd 
Condes deCaftilla,de donde refultó el mudar de f¡Mc^, 
gouierno. ^^'ift- Ith, 3. po//f, 

^ Lavltimacaufa eslahazienda,quando clcdf.y. 
Principe confume las de fus vallallos, lo qualfue 16 Botioruncur/t" 
cauía,paraque D.GarciaRey de Galicia;perdief b^\, tam tgnarus^ 
fe el Reyno , y la vida 6 quando diísipa prodiga- qii'^m bonus. 
mete las rentas Reales,pretexto de que fe valió Anjt.lib.t.poUu 
DonRamon,paradar la muerte a fu hermano el cAp.^. ^ 
Rey de Nauarra D.Sachoió quádo es auariéro, M(tr.hífl.Hifp, 
c^moelRey D.AloníoelSabioróquado por el 
Hial gouieráo fe padece necefsidad,y fe altera d 

Ddi prc- 



I 

tion 



4íi EMPRESSAS 

precio de las coías , y falta el comercio , y trato, 
lo qual hizo también odiólo al mifmo HeyDon 
Alonío.'óquandoeíladeíconcertada la mone- 
da,comoen tiempo del Rey D. Pedro de Arago 
el SegundOjVdc otros machos Reyes ,6 mal re- 
partidos ios cargos vtiles,ó lashaziédas, porque 
Iníitpei' fedi íaembidia,y la necefsidad toman las armas con- 
lon-s onmtuY no ^^^ ^o^^'icos.y cauían íedicionírs 1 7 las quaJes tá 
folLohPatrimo biennacen de lámala adminiftracion de lajulH- 
m'orr -vemm etix ^^^'^^ ^^^ alojamientos, y de otros pefos que car 
oh honorii in.qu.^^J' í?^^'^ Usrentas,y bienes de los vaüalios. 
litates ^ Fuera dcftascauíasvnuicrlales, y comunes, 

ArmMb.^ pol.c.s ay otras muy particulares a cada vna de lastres 

omnium j,iv,,/ inferir de las que hemos propuerto para fu con- 

nitisiis, qL Rat Eftados,le conoce lo que les aa muerte,o ai co- 

4^u.M,i iJ^f ...v..*^ trario.18 L^otodoeílome eftedere algo en ellas, 

•[• ^ ,' ^ aunque con rietso de tocar en lasya referidas. 

(]/ n te ft ^ Los E Hados hereditarios le íuelen perder 

LVMellTgfJ¡l'r<\^^^<'':^^ ^^ ^^^^^^^ ^^^ ^^^^^í^or, 

,<:«/« co;rfr.r/.co«Fi"Cipalmente filón muy podero^^^ , porque 

*^^v.i «. r«, f£ fu miíma grandeza le haze deicuidado , dclpre- 
ceZl '^ "•^'^"ciandolüspelisvos , y fiendo irtefoluto en los 
jírili ííb c p le ñ ^^í^^^P^ ' y i^io^ido en executar cofas grandes, 
■rr. V'.-j ^ '^ 'r' .pornotutbarlapoírefsionquictaen que íe ha- 
remedia aukm ^il^.No acude al daño con las preuenciones, tino 
¡4 >?"»*» ^Q^ Jq5 remedios,quando ya ha inccdido , fíendo 
Tac m-vit A^r' entonces mascoíVolas,y menos eficazes i 9 luz- 
* * ^^* ga el atreueffe por peligro^ y procurando la paz 
con medios floxos , y indeterminados , llama 
con ellos la guerra , y por donde pi en fa confec- 
uarLe,fe pierde. Efte es el peligro de las Monar- 
qttias,que biifcando el rcpoío^dan en las inquie- 
tudes Quieren parár,ycaen.Endcxadodeobrar, 
cnfermidn Bien fignificó todo efto aquella viíion 
de Ezequiel de losquatro animales alados , fím . 
bolodelos Principes , y de lasMonarquias, los 
qual<:s q.rando caminauan parecía de muchos 
¿ rumor 4c fus ala$,ícmejantcs a la marcha 

de. 



''POIITICJS. 4tj 

"de los efquadrones , ycn parando fe les calan las 
plumas.toPcronocsmencíla-para niantencííe 20 CtimAmhuU* 
que fiempre hagan nueuas conquiftas , porque r¿t:t ^ quxfi fonus 
avnaadcfcrinfinitas,y tocaL-iaaenlain'jafticia,y erat muhat^dinis 
tiranía. Bien fe puede nnantcner vn Eílado en la i'tfonus cafiront, 
circunferencia de (u circulo , con tal, que den- cumqueflítretir^de* 
tfodelUconícrueília6l:iuidad, ycxercire íliva- miítchatnr penna 
loi',y las miímas artes con que llego a ín grande- eoruw^ 
za.Lasaguasfeconferuandentrodelumouimic £;^t'c/;.i.»4» 
to,fi faltí fe corrompéjpero no es neceflario que 
corran,baftaque fe mueuan en fi miímas , como 
fucedea las lagunas agitadas de los vientos. Afsi 
las Monarquias bié dicíplinadas.y prcuenidas pa - 
ca la ocafion,duran por largo elpacio de tiempo, 
fin ocuparfe en la vfurpacion. Aunq no aya gucc 
ia,fe puede exercitar la guerra. En la paz mante- 
nía C.Caísio las artes de la guerra, y ladiciplina 
militxir antigua. 21. Si alPrincipe le faltare el exer . 
cicio de las armas,no fe entorpezca en los ocios ^^ f ^T^n ^f^' 
de la paz,cn ella emprédaglorioías acciones que ^''^»"/»"<^^^í¿o d^. 

mantengan la opinión. Ncdexo Augulloen el '^'í^ü ' ^^ 3'°^'^**'^ 
fofsiego de fu Imperio cubrir de cenizas fu efpiri^^'^'^f'^/'^'^^^'^ 
tu fogoío,antesquando no auia en que obrar co ^'^^^^ tcgwneSyCtt* 
mohombre,intcntó obrar como Dios, compo- ^^ r^^'J^^^ ^Z^^f 
niendo losmouimicntosdclos Orbes, ajuftando/'^J'"'^^^^^'^^^^"^ 
los mefes,vdando ordenes al tiempo. Con efte fin 'J^í^^^^^^- 
el Rey Felipe Segundo, Icuantó aquella infigne ^^(^'í^^-^^^»'" 
obra del £ícurial,en que procuró vencer con el 
actelasmarauillasde la naturaleza , y moftrar 
al mundo la grandeza de fu animo , y de fu pie- 
dad. 

f Peligran también los Reynos hereditarios 
quandoelíuceíTor^oluidadodclos inftitutos de 
íusmayorcs,tienepornaturanaferuidübredelos izAlixtyrAnmdei 
vaírallos,ynoreconociédodellusfugrádeza,los cxliegiBus^cjuiwo 
deíama,y gouierna como a efclauos , atendiendo rthus.ifjftitutifjue 
mas a fus fines propios,y al cúplimiéto de fus ape maiorumi>ioUtís, 
titos, q al beneficio publico,c5uertida en titania ¡mperiamagis co- 
la dominado, 2 2 dedóde concibe el pueblo vna cupierimr. 
ücfcílii»acÍ9delPnncipc,yvnodio,y aborrecí- Arifi. Uh.ypollt. 

Pdí snkn-crfp.io. 



424 EMPRESSA^ 

miento a fu pcrfona , y acciones, con que fe def- 
_ hazeaqucliavnionreciprocaqay entre el Rey, 

23 Namjtnon yo y^^ Reyno,23 donde efte obedece , y aquelmau- 
lenttbas ¡mperet, ¿a,por el beneficio que reciben , el vno en el ef- 
protinus defimt e\ piendor,y íuperioiidad degoucrnar, y el otro en 

i ^n^]"u^' 1 felicidad de íer bien gouernado. Sin cfte rcci- 

^r2jt.lib.y¡>oL proco vinculo fe pierde losEftados hercditariGS^ 
^^P'^<^' ó fe mudan fus formas de gouierao , porque el 

Principe qucfe ve dcípreciado^y aboireciíio , te- 
me:deltemor,nacclacrucldad,ydeftaia tiranía, 
y no pudiéndola rufrir,los poderoíbsfe conjuran 
contra ei,y coala afsiíVencra del pueblo le expc- 
]cn,y entonces reconociendo el pueblo dellos í\x 
libcrrad,les rinde el gouicmo , y íe introduce la 
Ariftocracia,en que mandan los mejores -, pero 
fe buelue a los mifmos inconucnientes de la Mo- 
narquia,porque como íucede deípues íüs hijos, 
haziendofj hereditario el M agiftrado^y el domi- 
iiio,abuíandél,gouefnando a vtilidad propia^ de 
donde refuita,que viéndole el pueblo tiranizado 
dellos,lcs quita el poder, y quieren que manden 
todos,eligiendo para mayor libertad la Dcmocrá 
cia,enUqual no pudiéndole mantener la igual- 
dad,creceia iniblécía,y la injufticia,y délla rcfu 1- 
tanlasíediciones,y^tumultos,cuyaconfurion ,y 
daños obligan abufcac vno que mande a todos, 
eon ^: le buelue otra vez a la Monarquía. Efte cir- 
culo fuclcii hazer lasRcpublicas>y en él acontece 
muchas vezes perder: íu libertad,quando alguna 
Potencia vezina íe vale de la ocaíiode lus inquíe 
rudes,para fu'jetarlas,ydominaj:ias. 
f Los Impedos elediuosfe pierden, 6 elafedo 
de los vaífallos,quando no correfpóden las obras 
del elegido a la opinión concebida antes , hallan- 
ó<)k engañada ia elección en los prefupueík>s fal 
fosdcl mérito^ porque muchosparecen buenos 
paragouernarantesdeauergouernado,comopa 

24 Omniü conferr recia Galba. 24 Los q no conGurricron en la elcc 
Jh c^pax ¡mperjj, ció.no le cííeguta jamas del elcgido^y efte temor 

ni)iimp€Ktffet, 1^5 obliga a dclear, y a procurai- la niudan(^a Les 
Tí^c.hh.^.hijh ^ que 



políticas. 42y 

que afsiftieron con fus votos, Ye prometieron tá- 
todclu táuor,quc no viendo cumplidas í'us eípe- 
ran^aSjViuen quexofos/icndo impoísiblc, que el 
Principe pueda fatisfacer a todosj fuera de que íc 
cania la gratitud humana de tener delante de H 
losinítrumentos de íu grandaza , y los aborrece 
como a acreedores deila. LosvaíTaUos hechos 
a las mudancas de la elección, las aman ,y fieniprc * S ^C'-eauílUfi cp 
leperluaden aque otro nueuoPrincipe lera me- '"' ^^^^'fd° ,cujh^ 
Jor.Losque tienen voto en la elección Ueuan ^<-'^ veniredcté-rx 
mal queeíté por largo tiempo fuípenfa/y muerta ^onginqi^,i^(:s^dare 
fupotcftaddcelcgir,delaqual pende fu eftima-/f'/'<^>*c-í«/''rfí'íí /í*-. 
cion.El elegido foberuio con el poder quiere cf- '^^ 'vucempiam. 
tcnderle,y romper los juramentos,/ códiciones, ^'''^<*'«.c.4 nb. 
conquefueelegido,ydeípreciádolos nacion.iles ^<5///«¿< cUríutc-' 
(quando esforaftcro)poneencl goaierno alosi^'*''"^^*^i^'^í''*^p^'í 
de íu nacion,y engrandece a los de lu familia ,có *-'i^ > ?"0(i hofr¿ir¡es 
quecac en el odiodeíus vaiVallos,y da ocaíion a/»^ licítate ajfei¡u'j¿ 
furuina,porquerodosUeuanmalel íer manda- í«y hcmpntate U 
dos de eílrangeros.Portrifte anuncio de lerufa- aiios^^ botudLfe 
len lo pufo Ieremias.25 . opinione. Ijdem cu, 

§ Los Imperios adquiridos con la efpada , fe ^depti.qux yuhe^ 
pierden,porquc con lasdelicias fe apaga elefpiri rant,cíd ífum'iasy 
tu,y el valor. La felicidad perturba los con íc)os,y ^'^^ ímpoTomam m 
trae tandiuertidosalos Principes,que deípreciá Ii^pírijsdiiíhürur,. 
los medios q les pufieró enaquellagráíeza. Liega ficmcmifsiwej yt^ 
a ella con el valoróla bcnignidad,y el crédito, y la '^"^ cum impetras 
pierdencon flaqueza,el rigor,yladeíeftimacion, tttlwutatiotie ,ipfi 
conque mudándole la dominacion,fe muda con Cubditije,^ afe- 
ella ei afedo,y la obediencia délos vaíTallos. 20 ti^-^ mut¿nt. 
Eftafiíe la caufa de la expulfion de los Cartaginé Polybius. 
fes en Eípaña,noaduirtiendOjque colas mifaias »7 Qj' occupanlt 
artes con que fe adquieren los Hilados, íe mantie Impcruí^eoyum pie 
nenien que fuelenfer mas atentos los conquifta- yi^li^c exdem reti. 
dores,que fus fuceífores,porque aquellos paca ad nuevunt , qin -ver» 
quirirlos,y matenerlos,aplicar6 todo la valor, y tradita ab alijs ac 
ingenio, y a cíloshazedefcuidadosla íucelsió.Dc c€perc,hi¡iñtim-fe-. 
donde nace,que cafi todos los que ocuparó Rei- >*^ omnes an^ifcrüc 
nos los mantuuieron,y cafi todos los que los reci ArifiMb. poL 
bicrÓ de otjros iosperdieró.27 El Efpiñtu Santo cap.g, 

Dd4 di'. 



416 EM PRESS AS 

dízc ,que los Reynos paíTan de vnas getcs en otras 
por h'.in)uñicia,agraii¡os,yengañcs.2 8. 
28 Regrfumageti. Cierro cíla matearía con dosaducrtencias.'la pri, 
teingentcm traNfincti , que las Repúblicas íeconleruanquatido 

fertur , proptcrin^- eftsn kxos de aquellascoías que cjuí'an fu muer- 
iujlitias ,c^ iniu. te,y también quando eftán cerca dcllas . porque 
ricts , & contume- La confianza es pcligrofa en el temor íolicito,y vi 
lw5,C^íi/«C)'/oí tío guante. 29 Laleganda, quenienlaperlbna del 
los. Principe, ni en el cuerpo de la República ie han 

£ccle fe 10. S. dedcípreciarlosintonuenientcSjódaños, aun- 
x9 Conferuantitv queíean pequeños^porquefecrctarncntc^y poco 
etiítmRefpuhlicjf, a poco crecen, deícubriendoíc dcípues iucme- 
»o/o/í*>(jw/<í/?rüCf4diables.30 Vn pequeño gufano roe el cora<^ona 

JUntahij, qt^je in^ vn cedro,y le derriba. A la ñaue mas fauorecida 
teritum ^tjffrwwí;, delosvientosdctienevn pecezuelo. Quanto es 

fidetiam,qítia>pro mas poderoíá,y mayor lu felicidad: mas facílmen 

fefunt.Ná timoY te íe deshaze en qualquier cofa que topa. Ligera» 

iWwí/Wecwrííiíe/ perdidas ocafionaron la ruina de la Monarquia 

publica confHlere Romana. Talvezesmaspeligrofo vn achaque 
eogir. que vna enfermedad,por el defcuydo en aquel , y 

jíriflAih.ypoL la diligécia en cfta.Lucgo tratamos de curar vna 
€ap.$, ^ ^ ficbre,ydelpreciamosvna dcftilacion ai pc- 

50 Máxime om- cho,de que íuelcn refultar mayowft 

miu,q;*odexigmm enfermedades. 

eftfCAuerideheKDe («-0 

trimentücnim /rf- 

teter ohrepit, quia 

nototumpmulct' í^^(Ak'^'^i l\ ^ 

*^^^^^ ' ■ ^aSív^yi^ 




Voi^ 



POLÍTICAS. 427 




FOiTtta la Harpa vna perfeta AnOiocracia, co* 
piiciladcl govücrno MonarquiccyOcmoera 
tico.Pi-eíTdc vnentendimiéto,goüicfnámuchos- 
clcdos,y obedece vn pueblo de cuerdas, todas tem- 
pladas,)' todas conformes en la coiiíonancia, no 
particular.ílno comun,y publica , fin que las ma- 
yores diícrepcn délas menorcs.Scmejate a la har 
pa es vna República, en quien el largo víb,y expc 
riencia diípalo los que auiá de gouernar,y cbcde- 
ccr,eftablcci6 las leyes ,coní\ituyóÍo5 iVlagiüra- 
dos>diftinguió losoñcio5,(eñaló los eftilos, y per- 
ficiv^.nó en cada vna de las naciones el orden dc" 
Repablicamasc6forrac,y conuenicntca la natu 
raleza dcUas De donde reí"ulta,que conpeligro fe' 
alte raeílasdirpoficiones antigua*; Ya eftá forma- 
da en todas parres la harpa de losKcinos,y Repa- 
blicas,y colocadas en lu lugar las cuerdas , y aunq; 
paf czca q-alguna eüatU me;jor mudada, fe ha der . 



4^8 EMPRESSAS 

tener mas fe de la prudencia,y confíderacio de los 

predeceílbrcs,cnlcñadosdei largo vio, y cxperie- 

cia,porqueloseíliiosde!gouierno, aunq .tenc,an 

inconuenienteSjCcn menosdaño fe tolera queíc 

renueuan.El Principe pru<leiitetep le las cuerdas 

aísi como eftan , y no las mude, fiyael tiempo, y 

los accidentes no las deíco-mpufieren tanto que 

deldigan del fin con q fueron conftituidas , como 

dezirncs en otra parte. Por lo quales conueniete 

que el Principe tcga muy conocida eüa harpa del 

Reino,lamageftaciquerefultadcl,y la naturaleza 

;• condicioii,y ingenio del pueblo,y del Palacio^quc 

fon íus principales cuerdas , porque comtodizcel 

•Rey Don Alonío el í'abio en vna ley de las Par- 

. tiú2íS'. Saber conocer lo showes es vfta de las cofas de 

X.I3- ^ ->•? ' queeljleymas [edeyetrabajar-ca pues que con dios 

ha defa::^er todos fus fechos yVnenejio' es que los cono:^ 

ca bien.En efto confiften las principales artes de 

reinar. 

TriHcepií eflyírttts maximd nojfe fuoj. 

Los que mas cftudiaron en efto, con mayor faciü 
dadgouernaron fusEftados.Muchosponé la ma- 
no en eña harpa de los Reinos, pocos Labcn Ueuar 
los dedos -por fus cuerdas,y raros ion los que co- 
nocen fu naturaleza,y tocan bien. 

Efte,pues,aduerüdoel Piincipe,en qel Reino 
esvnavniódemuchasciudades,ypueblos,vnc5- 
lentimiento común en el imperiodevno,y en 
la obediencia de los demás, a que obligó la ambi- 
cion.,yfuerca. La concordia le formó,yiac5cor- 
dia le íuftenta.La jufticia,y lacleméciaconftitu- 
y en íii vida.Es vn cuidado de laiálud agena. Có- 
íiíle fu eípiritu en la vnidad -de la religión. Délas 
mifmas partes que con fta, pende fu confcruació, 
fu aumento,óíu ruina. No puede fufrir la compa 
ñia. Víue expueño en los peligros. En él mas que 
en otra cofa cxercita la fortuna fus inconílácias. 

Eftá 



TOLITICAS. 429 

Eftk fujeto aía emulaciou,y a la embidia Mas pe- 
ligra en la proíperidad, que en la adueríidad, por- 
que con aquella le a[leg,ui'a , con la feguridad fe 
cntóbcruece,yconlafoberuia le pierde. O por 
nueuo íe defcompone,© por antiguo íé deshnze . 
Ko es menor íu' peligro en la continua paz , que 
cala guerra. Por fi aiiímo le cae, quando agenas 
armas no kexercican-,y en empe(¿ando a cier,no 
ícdetiene.Entrelu mayor altura, y fu precipicio 
no le interpone tiempo. Los zclos le defienden, y 
Jos zclos le fuelen ofender, , íl muy pequeño 
no fe puede defender , íimuy grande , no le 
(abe goueinar.Mas obedece alarte que alafuer- 
<^a Amalasnouedades,yeftáenellasfu perdició. 
1.^ virtud es lu :falud,y el vicio facnfermedad. Ei 
trabajo le leuanta>y el ocio le derriba.Con lasfor 
tolezas, y confederaciones fe afirma, y con las le- 
yes fe mantiene. ElMagiftradoesfu coracon, los 
conlejos lus o"jos,las armis fus bra<¿os , y las rique- 
zas fus pies. ■[ 
^ Defta hirpa del Rcyno reíulta la Mageílaéjla 
quale* vna armonía nacidade las cuerdas delpue 
blo,y aprobada del cielo. I Ynareprefenraciodef i Viuit'Dominusy 
poder,y vn efpledor de la fuprema jurifdiciÓ. Vna qisi firmanh me,- 
fuer9T,que fe házerefpetar,y obedecer. Es guarda c^ collocauit me 
y falud dclPrincipado.La opinión, y iañma le dá fiiper Johum Da-r 
lcr,el amor feguridad, el temor autoridad, laoP uid patYisngei,. 
tentación grandeza, la ceremonia reuerencia yla j.T^íg.c.^-a-f.- 
feueridadrerpeto,el adorno eftimacion. El retiro 
Je haze venerable. Peligra en el deíprecio ,yen el 
odio.Ni fe puede igualar,nidiuidir ^ porque con- 
fifte en la admiración, y en la vn'dad. En ambas 
fortunases conftante,el culto laafirma,lasarmas 
y las leyes la mantienen . Nidura en la fober uia,ni 
cabe en la humildad. Viue con la prudencia , y la 
beneficencia, y mucre a manosdel Ímpetu , y del 
vitio- 

f El\mlgo de cuerdas defta harpa de Reino es el 
p-ucblo.5u naturaleza esmoftruofa en todo, dcíl 
gual a fi mifma^inconüaíue^y vacia, 5e gouicrnai 



410 EMFRBSSJS 

Por las apariencias , íin penetrar el fondo. Con 
el rumor fe coníuita. Es pobre de medios,ydc cÓ- 
íc'jOjfm íaber dicernir lo falíó de lo verdadero. In 
clinado fiempre a lo peor.Vna mifma hora le ve 
veítido de dos afectos contrarios. Masfedcxa lie 
uar dcllos que de la razoii,mas del impetu,que de 
laprudcnciajinasdelasfombtas , que de lavcr^ 
dad. Con el cartigoíedexa enfrenar. En las adula- 
ciones es disforme,mezclando alaban(^as vcrdade 
ras,y falías.No íabcconreneríe en los medios : é 
ama,ó aborrece con eftremo , ó es fumamentc 
igtadecidojófum amenté ingrato: óteme, ó fe 
haze temer,y en temiendo , íin ricigo fe defprc- 
cia.Los peligros menores le perturban , ñ los ve 
prefentcs,y no le efpantan los grandes íi eítán le- 
xos.O íirue con riumildad , 6 manda con fober- 
uia.Mi fabc (ex libre,ni dexa de ferio. En las ame- 
nazas es valiente,ycn lasobras cobarde.Con Jigc 
ras caulas fe altera .y con ligeros medios íc com- 
pone.Sigue,no guia. Las mifmasdemoftra clones 
haze por vno que por otro. M as fácilmente fe de - 
xa violentar que perfuadir.En la fortuna proípe . 
ra es arrogantíí,y impio,en la aduerfa rendido ,y 
rcligiofo.Tan fácil a la crueldad, como a lamiíe- 
ricordia.Con el nnfmo furor que fiuorece avno, 
lepcríiguedefpues.Abufadelademaíiadaclemé 
cia,y fe percipita con.eldemaílado rigor. Si vna 
vez fe atreue a los buenos , no le detiene la ra- 
zon,ni la verguení^a. Fomenta los rumores, los 
finge ,y crédulo acrecienta la fama. Defprecia la 
voz de pocos,y fígue la de muchos. Los malos fu- 
oeíTos atribuye a la malicia delMagiftrado,y lasca 
lamidadcsalospccadosdelPrincipe.Ningunaco 
fa le tiene mas obediente que la abundancia , en 
quien folaraente pone íücuydado. El interés , 6 
el deshonot le conmueuen fácilmente. Agraua- 
uadocae,yaliuiadocozea.Amalos ingenios fo- 
gofos,y preci^tados.y el gouierno ambicioío , y 
íurbulento.N linca fe fatisface delprefente, y fic- 
prc defeaiimdanjasen eUloaitaias viccades,© vi- 

cioi 



POLÍTICAS. 4ix 

cios de los que mandan Embidia a ios rJ.cos,y po 
dei-olos,yniaqüinac5ti*aellos. Ama los juci^os, 
ydiuertimicntos,ycon ninguna cofa masque 
con ellos fe gana fu grack. Es íupcríUciola en la 
Religión, y antes obedece a los Sacerdotes , que 
a fus Principes. Ellas fon las principales eódicio- 
nes, y calidades de la multitud. Pero aduierta el 
Principe que no ay comunidad,© conk'jo gran- 
de, por grane qnet'ca,y de Varones (dedos, en q_ 
«o aya vulgo, y lea en muchas colas parecid.oal 
popular. 

j) V¿nc es también deíla harpa,y no Ta menos- 
principal,el Palacio , cuyas cnerdas , fi con mu- 
cha prudencia , y deftreza no las tocare el Prin- 
cipe.haran diQbn inte todoci gouferno,y ^^ísi pa; 
ra tenerlas bien templadas, conuiaie conocer 
Citas calidadesde iu naai raleza. Es preíuntuolo>, 
y varío. Por inflantes muda colores como el ca- 
maleón ,íegun íe le ofrece delate la fortuna pro^ 
pcra,ó aduerfa. Aunque fu lenguaje es común a 
todos,no todos le entienden. Adora al Principe 
que nace, y no íe cura del que tramonta . Eípia, y 
murmura vus acciones.Se acomoda a íus coftu- 
bres, y remeda fus faltas .Siempre anda a cac^a de 
fu gracia con las íedesde la liíonja , y adulacion> 
atento ala ambición, y al interés. Se alimenta 
con la mentira,y aborrécela verdad. Con facili- 
dad cree loma]o,con dificultad lo bueno. Defea 
Iasmudancai,ynoucdade>. Todo lo teme, y de 
todo deíconfia. Soberuio cnniandar, y humilde 
en obedecer. Embidiofo de íimÜmo,y délos de- 
afuera Gra artirice en diísimular,yzelar fus deílg. 
cios Encubre el odio co la rila, ylas ceremonias. 
El publico alaba,y en fecietomurmucí.. Es ene- 
migo de fi mií mo. Vano en las ap?.né.cias, y lige- 
ro en las ofertas. 

^ Conocido, pues,efteinftrumento dei gouiet' 
no,y las calidades , confonancias de lus cuerdas, 
conuiene que el Principe ileue por ellas contal 
prudencia la mano,q todas hagan vnaigaal co- 
ló- 



4lí £MPRESSAS 

ronancia,er»qnecs mcncftcr guardar el moui- 
micnto,yeltiempo,íindctencríe en fauorecer 
mas vna cuerda que otra^e aquello que conuic- 
ne.a la armonía que ha dehazer,oluidandoledc 
lasdemás,porque todas tienen fus vezesen eliní 
- truniento de la Republica^aüque deílguales en- 
tre ri,yiacilmcnte,lederconcertarian, y harían 
peligrólas düTonanciiSjfi el Principe díefle larga 
mano alosMagiÜrados,fauorecí elle mucho la 
plebe,ó derpreciaíVe laNoblezaríI co v'^os guat- 
clafTe )ufticia,y no con otros : íí confundiefle los 
oficios de lasí»rmas,y letirastfino conocieílc bien 
que íe mantiene U Mageftad con el reípeto , el 
Rcyno con eLamor,el Palacio, con la eatcíreza, 
la Nobleza con la eítiniacion , el pueblo con la 
abundancia,la'jüílícia con la igualdad , las leyes 
con el temor,Ias armas con el premio , el poder 
con laparfimoniaja guerra conlasriquezas,y la 
paz con U opinión. 

^ Cada vno de los Reynos es inílrumento 

.dillintodelotroenlanaturak'za,ydíípoficionde 

fus cuerdas,que ion los vaíTAlios^y aísi con diuec- 

famano,ydel\rezaíc han de tocar , ygouernar. 

Vn Rey no tliele fcr como la harpa, que no íbla- 

mcütc ha meneíler lo blando de lasyemas de los 

dedos, fino también lo duro de las vñas. Otro es 

como el clauicordio,en quien cargan ambas raa 

nos,para quede la oprefsion refiílte la coníona- 

cia Otro están delicado como la citara,que aun 

noíufre los dedos,y con vna ligera pluma refisie- 

nadulcemente. Yafsiefteel Principe muy ad- 

uertido en el conocimiento deftos infirumen- 

4 Ñeque nevuum tosdcrusReynos,yde las cuerdas de fijs vaíTa- 

intendis, yt no ah~ ilos,para tenerlas bien templadas, fin torcer Cco 

ritmfJítt , neqtte re- mo en Dios loconfideró S-Chrifoílomo, »)con 

wittit vltra mo- mucha íeuevidad, 6 codicia fiisclauijas, porque 

¿iim y ne armonio la mas fina cucrda/mo quiebra , queda refenti- 

conceptum Ltictt. da,yladifl.onanciadevnadefcompone a las de- 

Chryjl más,yfaltan.todas» 

Arti- 



POLiriCJS. 



4ÍÍ 




A Ktificiofa la aneja encubre cautümentc el 
J^ artc,con que labra los panales; Hicrue la 
obra y nadie labe el cílado que tiene, yfitalvea 
la curioíidad quííb az.echarla,foimando vna col 
mcnadeviduOjdermiente lo rraníparcnte con 
vn baiio de cera,paráquc no pueda aucr tcftigos 
de fus acciones domeñicas. O prudente Rtpu- 
bMca/maellrideUis del mundo , yite huuieras 
leuantadoconcidcmhiio vniueríal de los ani- 
males. fi como líí naturaleza tediOó medios pa- 
ro rucouferu:.cicn,t':huuicra dado fucrcas pa- 
ratuaiimcntoIAprendan todasde ti,h impor- 
tancia devn oculto filencio,y d - vn impírnerra-- 
bleíi'creto en lasacciones,y relblucioneá,y eiíia' 
ño de que fedeícubracl artificio, y maxinirísdel^' 
gouierao.las ncL^ociacíón e^.^^ tra¿'adcs,ios iiiré-- 
tos,y ñncs los achaquv:s , y en'terniedndcs inter- 
nas Si huuicra entédido cite rec?.to de lasaucjas^ 
ci Ti'ibuno Durío^qiiandg vnArquitciLloieofre. 



4H EMF^ESSAS 

do que le dijpondria d¿ taiíuerte las vetanas de 

fu caía que nadie le pudicíTe fojuzgar,no refpódc 

ria^que antes le abri^ile taiito,que de todas par- 

iTuvefOjinqitit, teste vicíTe lo que hazla en ella, i Arrogancia 

f quid ri te arns fue de ingenuidad,© confianca de particular , no 

eft,ít(icom¡>9nedo ¿.^ Miniítro,nide Pnncipe,eiicuyopecho,y Pa- 

mum mcxjift omd lacio es menefter qu¿ aya retretes , donde íln ícr 

quid (tgam,(tb om ^¿(^^ feconfulten,y refucluan los negocios. Co- 

mbm perjpici pof- ^iq mifterlo íe ha de comunicar con pocos el co 

f^' fejo.2 Ala DeidadqueaCsirte a el leuantó aras 

Bdí.Parer. hb. a. }\oma,pcrocranrubterraneas,íignificandoquá 

2 Hxbuit cumas ocultos han de fer losconíejos Por efte recato 

myílmu. confilijim ¿^[ fecreto pudocrecer,y cófecuarfe tanto aquc 

J-idirij.cAp.z.z. llagrandeza,conocicndo que el íilencio es vn fe 

JRofi'h 2. an.^ Rom. ^^^.^ .^jnculo del gouierno. 3 Tenia aquel bena- 

S Tacitífrtiitasop clo tan fiel,yprofiindo pecho,que jamás íedírra 

tim!i)n, íitq-j tutij. marón íus confultasjy refoiuciones. En muchos 

ftmii^n Ycmm W- íjglosno huuo S?nador,que lasmanifelUcfe. En 

mi^iilmndar.sm todos aula orcjAS para oir,en ninguno lengua pa 

'Vinc:Uum. ra referir. :>ío sé fipodria contar lomifmocielas 

Vc.l.Max.l.zx.z Monaiqai.-is,yRepub!icasprefentes. Loque ayer 

4 Ahea qux dor- fetratoen íusConrcjos,oyicpublicaen loseltra 
mit infinit ttiOjCj- ¿qs de las daT:\as,a cuyos alagos^contra elConfc 

flod^i cUn^iirx om JO dei Profeta iVl«.queas4)fe delcubren facilmen 
Mích.cap.j.s. ^ te los maridos, y ellas luego a otras , comolüce- 

5 Qjod wít.v/V>f!í cii¿j^.^el(¿cretoqfi6 Maximoafumuger Mac- 
-vxo/i M:iríi.'ZAj>e cia.5 Por eltos arcaduzas paíTan luego los fecre- 
Ymffe, illa Lthi^y tos a iosEmba.xadoresdePriacipcs,a cuya atécio 
g;;.í i'.'í m idCxpíri» ninguno fe refcrua. Efpias Ion publicas , y buza- 
TadtMjyrL.ann. nos de profundidades. Difcreta aquella Republi* 

6 Nihilexi^sCjí- ca que no los admite de afsiento^M as dañólos q 
[añ íncognitum, vrtiles fon al publico foísicgo. M as guerras han le 
confluí , locos ^ uantado que compueílo pazes. Mcmpre fabrica 
frompta , oadía colmenas de vid topara azechar lo que íe refuel 
noiierít , ítjlíffque ue en los Conrcjíos.V^iua,pues,el Principe cuida 
hojlíí^m ín pernt- ¿ofo en dar baños en los teíquicios de fus Coníe 
-cícm ípfis vériC' jos,para que no íe adorne por ellos la curiofidad, 

^<«f- porque fi los penetra el enemigo , facilméte los 

Tác.lib. t .4«/7. contramina,y íe arma contra ellos,como hazia 

Germanico,[abiedo ios definios del enemigo. 6 

En 



POLÍTICAS. 4?y 

"Encílore fundó el conícjo,quedi6 5aluflio Ciif 
po aLiula^quenoíedivulgailcn iosfecrctos de la 
cafa,los coíejos de los amigos, ni los iriinifterios 
dclainilicia.y En deíCLibriendo Sanfon'a DaIi-7 Ne (ttCÁnd do- 
¿la,donde tenia fas fuert^aS; 8 dio ocafion a la ma- mus,ne co filia ami 
licia,ylaspcrdi6.9 Losdeíignios ocultos llena ^corum^ miuijlcrU 
iodos de ternor,ylkuan con figo elcuedito, y au mllititmi^al^aren" 
que fea mal randados ,!es halla dcípues cauías ti^r. 
razonables eldiícuríoenítedelabucnaopinio. Tac.Uh.i 



.un. 




- - .. - - 'A 

gantes ion de bulto, ,qae fe ofrecen altos,y pode mcA , ^ déficit m^ 
rolos a la vifta,y mas atemoriza que ofenden, pe- eroqueficat entere 
ro fi los reconoce elmiedo,hallará q fon fantaüi homines^ 
cos,gouernados,y fuñcntados de hombres de no lud.iCijm 
mayoVeñatura que los demás. Los Imperioso^ 9 Cluía nancmihi 
cultos en fus confejos,y definios cauíanrefpeto, aferuit corfuinn, 
los demás defprecio Que hermoío le mueftra vn lUdem» 
fio profundo,! oque feo el quedeícubre las pie- i o SícutaqtsapfQ 
ílras,y las obras de fu madre,a aquel ninguno i'<^ funda, fi con filitír» 
atreue a vadear/aefte todos. Las grandezas que /«coráeT^m, 
fe conciben con la opinión: fe pierden con la vif proy.20.^. 
ta.Defdelexos es mayoría reuerecia. 11 PoreíTo x i Maior e lon*^ 
. Diosen aquellas conterencias con Moyfen en el ginc^ue retserenm^ " 
monteSinaifobrelaley,y gouicrno del pueblo, Tacjih.i.an, 
nofolamentepufoguardasdefaegoalacumbre, n, ¿cce coeperunt 
fino la cubrió con cfpefas nubes, I z para que na- cittdiritorUtrnx,ac 
úic los azechaiTe,mandando que ninguno fe arri jnic are ful gura, Ci?' 
tiiadealafalda,topenadcmuerte. Aun para las nubes danifsimá» 
.confuirás, y oi'denes de Dios conuino hazerlas epememontem. 
mifterioías con el retiro, qf.'rá,r)ues,en lashuma EXQd.\9.i6. 
nas,no auiendo confejosdc fabiosfin ignoradas, i ^ Cauete, neafcs 
Quando'lalen en publico las refoluciones , pa- ^0,^1^ /,¿ mo7ttem 
recen cópueftas,y ordenadas con gran juizio Re- j^^ tangir ¡s fines il* 
prefentalalvldgcftad;ylaprudécia<,iel Principe, lius^omnis'am fc- 
y en ellas fuponemos con íider ación es , -y caulas tigerltmoite mor*^ 
querioalcancamos , y a vczesles damos mu- ti morir ur. 
chasquenot'uuieron. Si le oyera laconfercn- ¿xoíí.ip.í^ 
ciajlo^fundaaicnitospy losdefignios ,nos riye- 



41<5 EMPRESSAS 

, ramos dcllas^Arsiíuccde en los teatros,dondefa. 

L.^.ttt.i lib. i . leu cópueftos los perlbnages,y caulan rcfpeto,y 
Rccop: ^ alladentro en el vcftuarioíe reconoce lü vileza, 

i4,!^eAliemRcg. todo ellarcbuclto, y confuto. Pottosquales de 
ni, ¡:(od non conw: mayor inconueniente es que los miftcrios del go 
nit ijcrutentur ar- uierno íé comuniquen atoraftcros , a los quales. 
^^"^' teniaporfoípecholoselReyD Enrique el Se- 

Z. Mercatores C. giindo,y aunque muchos leráfieles,lo mas íegu- 
decomer, ^ ^^ ro es no admitirlos al manejo de Eftado,y de ha- 

15 Twmoq-^ ett^ zienda,i4quandonoíon vaíTalios^ódeigualca. 
inr€bus,qiiAsnon\i(^zá. 

occithret.punat» ^ Si el Principe quificrc que Ce guarde fccre* 
ra ,JíitejidfHeTu>L{í toen fus Coüiejo.deles. cxemplacon íafíicn- 
ne(u[p€fdfemper, cio.y recato en zelar Cus definios. Imite a Mete- 
ohfcityayjrbauüc lo,elqualdczia^comotambicuelRey Don Pe- 
yeroni. teri iftfen^ ^^q ele Aragon)que quemaría lu camíCa fiíupief 
fisfms^enftusdh fe Cus Cecrcios.Hagaeftudio particular en cubrir 
^^^^i'L fu ajümo,porquequien fuere dueño de íliinten- 

TacUh.i.Ann, cion,lo ferá del principal inftru mentó de reinar. 

16 N on ¡>e)rmifsit Conociendo eíto Tiberio, aunque de fu natu- 
intrAYe fecü (¡uenk- ralera oculto , pufo mayor cuydado eii ferlo^ 
qu'am,tjifiPec)'um,^ quando trató de fucederá Auguíto-enellmpc- 
^ litcobH'in , f^ rio. 15 Los fecretosno Ce han de comunicar a. 
lodnnem. todos los Miniílros,aunque Ccan muy ficlcs,fina 
Zuces 51. a aquellos que han de tener parte en ellos, ó que 
17 Si Txm in nofi^'a fin mayor ijiconuenicnte no íe puede eCcuCar el 
fouftMceffet ohli' hazcrl.ós participes. Qu<ando ChriCto quifo que- 
mjdj^HMTttacey., no íepublicalfevn. milagro fuyo , ío lamen te íe: 
T¿íc,in vit, AgrJc.^ fie de tres A podóles, porque en todos no eftaria^ 
iS/^om'jm nej'ii fe g uro el íecreto. i ($Mucho cuidado esmeneftcc 
ttíi in habitxcubs paraguardai:le,porqaefi bieneftaen muftxo ar- 
soYíirrr. in *rfsdh eo bitrio el Callar, t 7 no eftá aquel mouimientoin- 
Ytim. pf 54 16. terno de los afedo8,y pal¿iones,ó aquella íangi-c 
1 9 At /igripnw ligt radc la vorgucnca que en. el roítr o, y en. los. 
kspa.uor^ea conficr ojosreprelentaloqaeeftáoculto- en. el pecho. 
jid tío memis;(¡Hlu i ^ 5,.jele clanimo palVarfe como el pipeijyle lee.- 
uis ytdt'í pr^me-. porencimalo que eftaeCcrito dentro del, como. 
ntMyjetfiícuit. eneUie A^gripinaCetrasluziala muertede Bri- 
T<is.l¡h,^i,(tnmL tánico, finque pudieífc encubrirla el cuydado. 

19 Aduertidosdcílo Tiberio,y Augufto, no les. 

pare- 



FO LITIGAS. 4n 

pareció v^ue podían dilsimular clgufto que te- 
nían de la muerte de Germánico , ynoíe dcxa- 
ron ver en publico. 20 Ko estola la lengua quíe zo Anne omniúm 
manifieíla lo que oculta el coracon , otras mu- oc/<//í v(.'/rwm:eo•' 
chasaynomel"\osparlerasquecila ,crtas ion el run.ejcrutaribus^ 
anior,que como es fuego alumbra,y dcxa pnten /"Iji imdltgererh 
tes los retretes del pecho, ia ira que hierue, y re- cuy. 
boía,el temor a la pena,la fuetiza del dolor, clin- Tac.UO.^.aru 
teres,cl honor>ó la infainia, la vanagloria de lo zi Atq-^ipfema:'- 
que Le concil>c,deleoíá q le ícpa ames que fcexe f'ts,^ magm co- 
cute,y laenagcnaciódélosí(.ntidos,6 por el vi- ¿itationis manife- 
nOjóporotroaccidcntc.Noaycuydadoquepue jhs erntjquar» vis 
da deímeiatireftascípias naturales, antcscon 61 l-í:tniam yagisfer- 
mírmorcdelcubrenmas,ccmoíucedió a Seui- ntoníhusfimularet 
no en la conjuración que maquinaua, cuyo fem- Tac.Ub.is an. 
bUte,cargadodeimaginacicnes,manifcílauaíu ttotiauia (¡mjq^ 
intento,y le acuíaua,aunquc con vagos razona quam yis fudihus 
raicntoslemoftraua alegre. 21 Y Tibien con el annisdoloremchÁ 
largo vfo fe puede corregir la naturaleza, y CDÍb- rhatem cmnisajfe 
ñarlaalíecrcto,yrccato,como aprendió 06ta- ¿fusabfcondere di 
uia( aunque era de poca edad}a tener eícondido cerat. 
fu dolor,6 fu afedo,s2 y Ñero perficionó fu na- TacAib. i J.4», 
tur al aftuto en zelar fusodíos,y i' afrailarlos con 
alagos engañólos, 13 no fiempre puede el arte 43 Fa¿lus náturé 
cftar tan en íi que no fe defcuyde , y dexe correr ^ confttetudine 
al mouimiento natural, principalmente quádo e xereitus f^eUre 
lamalicialedeípierta,yincita.Eftofucedededi- odium fallacibus 
ferentesmancras,lasqualesleñalareaqui, para bUnditiis, 
queel Principe efté aduertido , y no fe dcxe Tac.Ub.i^'an, 
abrir el pecho, y reconocer lo que en elieocul- t^Quipnngít cor 

t^' » t Profet feníitm, 

Suele,pues,la malicia tocar altutamente en el j^ccLc. » i . 24- 
humor pecáte,para que falte a fuera,y manifief- 25 Agnppin^ q^s 
telospeníamiétos.24 AfíilohizoScyano,indu que proximi tnli' 
cien4o a los parientes de Agripina,q encendíef- ciebutur pra u it 
feníusefpiritusaltiuos,ylaobligafséadefcubrir [ermontbus tumi* 
íu deíéo de rcinar,c6 que fuelle lofpechoía a Ti- dos fpiritur perdis 
bcrio.25 muUrc, 

Lo mifmo fe cófigite con las in'jurias,las qualcs Xíic.l{¿.A.^n. 
fon Uaues del coracóJvduy cerrado era Tiberio, 

Ec2 y no 



4?S EMPRESSAS 

z6 Aiidita hí^c )*4- y nopadocontenerfequando le injurio Agripi- 
7'AfnoccnUi peClo ua.zó. 

r:s ifoc<:mcltc;iere, Quien encubriendo fus intentos da a entender 
c^rreptÜq-^ Grxco otros^contf arios, defcubre lo queíe ílente de^ 
i^erfu, admonuít'. llos^artificiodcqucfevaHo el milmo Empeta- 
ideo Li^dij (lili íUfíon dor Tiberio-, para penetrar el animode los Se- 
regnaret. nadorcsmoftróque no queria acetar el Impe- 

Tac.liL^.an, 1:10.17 

2,7 Poflca cog}¡ít:il Estambien aftutoardíd,entrara-lolafgoen las: 
cft^ad mtrofpícien- materias,alabAndo,6 vituperando loque fe q»íe 
das ctUm proccrií re defcubrir ,y haziendofc cómplice en eí delito,, 
-polütaícsjtfuíud^i ganar la confian(¿a.,y obligar a defcubrir el fenti- 
diihitdtlonem. . ii>ientO;y opinion.Con ella txaca L^ziar alaban- 
Tac.lih.i.an. do aG^^rnianico, compadeciédóíede Agripína^ 
28 Simul onevd y acufando a Seyauo,fe hizo confidente de Sabi- 
deGíir/nítmcojA%yi no,y.dercubrió en él üi aborrecimiento , y odio 
finam mijer^nsdif COntí3iScy^í\o.2..S. 

Jerebítt^iit pofíquá Muchas pregútas )utas,fon como muchos goU 
Sdhinus y -vt J'iííit pcs tirados a vnmiínioricmpo,que no los puede 
molles fn cnUmt- reparar el cuidado,vdeíarman el pecho mas cer 
taternonalmmani. radOjComo las que hizo Tiberio al hijo dePifon;. 
mis effudñ lacry- 29 Hechas tambiende repente turban el ani^ 
nias,íuxtrqír(eliusj mo, como las de Afinio Galla a Tiberio , 30 que 
fiítdcntmsiamoncr aunq tomo tícpopararefponder, nopudoocul 
rdt SeyanumXxui- tar tanto fu.cnojo q nolc^conocieire AíiniO/ 3 1 
tíxm , fuperh!am La autoridad del Principcy el rcfpeto ala Ma<. 
fp,es eiíés, nein TU geftad obliga mucho a. deziria verdad,aunque al 
beriitmqiiiiem co- guna vez tambienala mentira,por hazer buena 
uñió Ah¡i¡neniique íu pregunta,afsifucedia quandoelmifmo Empe. 
Jery/io})es,tanpam rador Tiberio examinaua a los reos.3 2. 
-vetitdmlfcittijenf, PorJas palabras caldas en ginerios razonaraic- 
fpLcicmarcl^ (tmi- tos,y conletuaciones, introducidas códeftreza, 
tnw-f.'cere. ^c/.V Í£Íccelanimo,comopor los pedamos -jantosde^ 
0'//^(/ Sáblri'As Qu<s. vnaearta rotafe lee loque cotiene: cóefta obfer- 
rerclatUYem ycn- uacion conocieron los conjurad os contra Ne- 
tharedomtim ¿/o. ton, que tendrían deíu parte a Fenio Rufo.3 3 
lores Cuas, qukfid ^' De todo eftopodra el Principe infcriv el pe- 
fidifsiwim de ferré 1^5*^^ de los fecretos,íj fi en nofotros mifnios' no 
X^c íi^.A,.(tnÍ ^^^^" feguros,mcnos lo efta^án en otros. JPOr lo 
' * qiiainp los deue.íiar de algm;o,fi fuere pofsible,, 

porque. 



TOLITICAS. k}39 

porque foncomolnsminas^qucenteniédo mu 29 Crehris tnter^ 
chas boc¿is fe exala por ellas el í^ii^^o, y no hazen rogñuonibus ex- 
-cfeto : p«i-o fila neceísidad obligare a fiarlos de (j^fh'itj^judlc.Effo 
fus iMiniltros , y viendo que fe rebelan , quiíjere diem¡uj^rcmu,m- 
fab er en quien efta la culpa , finja diuerfos focre- Üemque exegijfct. 
tos niiftci'ioíos,y diga a cada vno dellos vn fecre- Atqneillo flcnaqt^ 
to diferente , y por el que fe divulgare conocerá ftpk}itcr,quxd(ím 
quien los defcubre. incunftdtius ref^a 

Mo parezcan ligeras eftas aducrtencias , pues dente. 
de caulas muy pequeñas nacen los mayores mo- TácMh.s.an. 
uimientosde las cofas. 34 Losdiquesde loslm- 30 Perculfus int' 
perios mas poderofos eftán fu'jetos a que losdef froiiift interroga-' 
haga el mar por vn pequeño refquicio de la cu- tioue panluhm re 
riofidadSi efta roe las raizes del Iccreto, dará en ticuit. 
tierra con elaibol masleuantado. TatMb-.i^arr, 

^- 31 Etmm'VuUñ 

cffcttfionz conkñítueYXt.Tac .lllw.an.'^^ Non temperunte Tiberio^qulfi' 
premeyefvocc,^ ifultu^eo quod ipje crcberrime interrogdhatimq:, refeU 
IcrCjdut eludcre dabátm-yac fjepe etíiírnconfitendnm CYÁt yne.frtiftYO.qu*:*' 
fiuijfet.Tac.lib.is.(t}j.íSCrebro ipfíiísfermonefaÜíifides.Tac.Ub. 15. 
^n.-^^Kfon tíimenfiíie -vfufucrh/titrofpicere illapnruo afpeóla kmá^ex 
^uibus mdgndnmfcpe remm motas omtntnuTdQ^hb.^^jcín^ 




Ec5 



Afsí 



440 



¿AIFKESSAS 

A. 




Morat;. 



Así mifmasdeuen correípoder las obras ení 
ílis priacipioSjyñnes.Períid.oneíe la forma 
que han de tomai'jfm varias: en ella. No d'exa el, 
Alfaharcro correr tan libre la rueda, nilléua rá 
incófiderada lamano qiie empiece vn.vaío*,y ía- 
queotrodiferente.Scavna la obra^ parecida , y, 
conforme a ílmiíma, 

]nflituimrreterot¿i, curvrceus exit? 
Dcniñuc fít qnod vis , fimvlex. dum- 
taxatyvnum. 

Kingnna coramasdañoía,ni maspeligrofa en los 
Principes q la deíigualdad en lus acciones , ygo- 
HÍerno,quádo no correíp' mden lo., principios a 
Jle^ filies. Deípreciado quCvia el que caipe^ó a go- 

uer- 



POLÍTICAS. 441 

HernarcuvdadorOjyredeícuydódcfpues. Mejor 
le cftiiuicra auer ícíriiido fiempre vnmifmo paC- 
fo,aunq'AcfLicí\*e floxo.La alabanca que merccic 
ron íuspiincipios,acula fus fines. Perdió Galba 
el crédito, porque entró ofreciendo la reforma- 
ción de la milicia, y leaantódeípueseneilaperíb 
ñas indignas, i Muchos Principes parecen bue- ^^^cf>'intadhac 
nos.y ion malos. Muchos diícurren con pruden- fo^''^^ cutera evAt 
cia,y obran fm ella. Algunos ofrecen mucho , y ^^<^- U^.i. hifi^ 
cumplen poco.Otros ton valientes en la paz , y 
couardes en la guerra,y otros lo intentan tcdo,y 
nada perficionanEftadilTonancia es digna de la 
MageltadjCn quien ícha de ver fiempre vna cól- 
tarkcia íegura en las obras,ypalabras.Ní el amor, 
ni la obediencia ellan firmes en vn Principe deíi- 
gual a ú milmo. Por tanto deue cófiderar , antes 
de reColuerlc , fi en la execucion de íus con lejos 
Correfponderan los medios a los principios ,y fi- 
iies.ycoraoloaduertióGofredo, .^ _ 

A q:teí,chejono aJti P rinciptjnr^)ti 
jyi tuta l'o^ra ti filojC I' fin rifpondA^ 

2 MíhiproYitjÚ* 
La tela del gouierno no ferá buena,por mas real pi^ppisyift Grxco' 
CCS que tenga/ino fuere igual.No bafta mirar co »*«^ prouerhiu efl^ 
mofe ha de empecar , fino como íe ha de acabar f**^^ ^ ^^ f^' dimit 
vnnegocio.Porla*popa,yproade vn nauioen- ^^'^^^ ^^ rauones 
tendían los antiguos vn perfeto c6íejo,bien c5- ^^^^ explicares, 
íideradocn fu principio, y fin. 2 De donde tomó Pyoraitaq-yC^pup 
ocafronelcuerpodeftaemprefla,fignificádo en f^ftif»rnK confiUj 
ella vn confcjo prudcntc,ateto a fus principios, noftnfizmficAmus 
y fines,por la nauc que codos ancoras por proa, P»*o/7ferí'<í (¡uod Or 
ypopareaíreguradelatempeílad. Pocoimpor- prora^^puppí,tX 
tarialavnafolaenlaproaifi'jugaíTeel viento co (¡numkcapitey^ 
la popa,y dieífe con ella en los efcollos. calce,pendcat tora 

§ Tres cofas íerequieren en las reíólucionesj uauís. 
prudencia para deliberarlas^deftreza para difpo- Cicero. 
nerlas^ycólUciaparaacabarlas.Vanofueraeltra ^Acribus^-ytfeY- 
baio,y ardor en fus principios, fidexaílemos(co- wetalia imtip in 
mo íuele fuccdcr)inaduertidos los fines. 3 Cóam curiufofine, 

E€4 bas Tac,lib.6.An. 



443 JEMPRESSJS 

ancorases menefter que las aíTegurc h pVuden- 

ch. Y porque efta folamentc tiene ojos para lo. 

paQado,yprerente, y no-para lo futuro, ydefte 

penden todos los ncgocios,por eilb es nieneñeL* 

que por ilaciones,y difcuríos cójcture, y nrcnof 

tique lo que por cl1os,6 por aquellos medios fe 

puede conreguir,y quepara ello íe valga de la c6 

^< fercncia,ydelconíejo,elqual(Gomodixo el Rey 

Don Alonfo el Sabio)e5 buenanteuldimiento cj ho 

me tom<tfobrec<,J,fs4tidoJas.'£.n si fe han de confi- 

derar otrastres coías,lo facil,lo honeQo,ylo pro 

- ^ (/f Q^ h j • uechofo,y cnqaconre'ja,q capacidad,y experié- 

.5» '^'í ' *' cía tiene,li le mueuen intereftes^ 6 fines particu- 

lare,c,ri í¿ ofrece al peligro ,.y dificultades de la 

execucion,y por quien correrala infamia , 6 la 

gloria delfücelTo. 4 Hecho eíteexame,yrefuelto 

^Omnesqminag' ciconíe)'o,fedeuenaplicijr medios proporciona 

nummrerum con- ^^^^ Uscalidcides dichas , porq no íerá honéfto, 

filíiíjnjcipiiirjXjti' j^- prougcho lo que íe aicancarc con medios in- 

m-í/c deban , ^" jt|j>os,6 coílcfos, en que también fe dcuf^ncon. 

qiiodinchoiíturneí (^^lerar quatro tiempos,queconcurreiren todos 

fiit^íics i>tile,rpfis^ ios negocios,y principalmente en las enfcrmeda . 

r,. ghmlunyutp'o des de las Republieas^no de otra inerte q en las 

ftH'ejpCiti^aittcer ¿q loscuerpos:eftofonel principio,ei aumento, 

te tjonaydhiimfit, elcílado,y íádeclinacion,ccncuyoconocimieii 

Siminifj e (¡m [ua^ toapliCados los medios a cada vno^ie Jes riem- 

. cfiyadijciatT^ecofu retarda/i fe rruecan,como fe retardaria el curfo 
furo penculiifrí): ¿^ yna ñaue íi fe pailairc a la proa el timó^La def- 
^¡ijortu}}acapt:sj.j^^r¡r^^ co^{\[\q en laber i-'lsgir los medios propor- 
adjuentjcuífumiir cionados al fin que fe pretende, vfando a vezes 
Qcc:ts ^icquimtHy. ¿^ vnos,y a vezes de otfos,en que no menos ayu.' 
Tacho. z.hijl jan les que fe dcxan de obrai- q loí^que íe obra, 
$ N(tráfxpeho/j€ comoíucedcen los conciertos de yarias^vozes, 

- j?<íí/i-'^.'/w CííWjQjjq^g ¡cu jj^j.3d^^5ff^j¿^5^ynas ceñan , y otras enro- 
la/ /í/árc/ww^ící/j/. rtan,y aqucl.la,yeftascaulan laarmonia Noobrá . 
heaf,perf?idofi::XA porilfoí os negocios , aunque los íoliciteíu mif- 
íiisconfeqmtntur, ¡^'^^[y-^-ii^na. difpoilcion , y la )uüificacion , ó Ja 
T.kí:Ail;.i,hifi. conueniencia común , y fino feaplica a ellos el 
jiiizLO,tendrán iafcUces fuceífos. y Pocos fe erra , 

rían < 



POLÍTICAS. 44r 

rian,íi regouernaíVen con atención; pero, 6 íc cd 

íaa los Principes, 6 dclprcciá las liuilczas, y qui c 
rcnobftinadosconleguir íus intentos a fUcrca 
del poder. Del íe valefiempie la ignouancia^ydc 
los partidos la prudencia. Lo quenopuedc faci- 
litarla violencia jtucilite la maña , coníuitada có 
elticmpojylaocafion. Afsilohizo el Legado 
Cecina, quando no piidicndo con la 9.utoridad,y 
los ruegos detener las legiones deGermania.que 
concebido vn vano temor huían , íerefoluióa 
echar íe en losportales por donde aniá de pallar, 
con que fe detuuieron todos por no atropeJlar- f- p..^,.r.,¡¡ ¡f^ü^ 
le. 6 Loniiímoauia hecho antes Pompeyo en ^^v^'.^r^e mifc>A 
ofrocaíol.cniejante.Vnapahbraa tiePO,da vna ,,,,J¿,rnur.,rU 
vitona. Flraua el Conde de Calliila tornan Gon ^, ^ >,., - r ^nr^tL 
calezpueíioen orden íu excrcito para aar la ba- ^ ^ „.,... rl^u 
talla alos Atricancs>y.auiendo vn Caualleroda- r .^ 
dodecfpuelasalcaualloparaadclataríe,lcabri6 .,' ' 7;/."* ^»t« 
la tierra, V le trago. Alborotóle el cxercito, y el ., . ? ,íi «-//t, 
Conde Qixo:P uvs la turrA no nos puede ji'j'rr , me- •' 

rfo<: ms ¡íf-friran los e}!ewgos,y acometicco los ve- 
ció. No fílemenos aducrtido lo que luccdió en 
la batalla deChiiinola, donde crcyv-ndo vn Ita- 
liano que los ti panol es eran vcriCidos,cchó fue- ^ ^ , i ¡(}. jj¡rh ■ 
■go a los carros dé poluora,y cent Uibadociexcf- ^ • ^" J t 
cito con tai accid:nte,u? animóeigranCavátan, 
diziendo .Buen .inüílcio an.igoSyCjUs fon Us lumi- 
tíA^^íasiéia 'j^/ror/ííjyaísifuccdió-, tantoimporta 
la viueza de ingenio en vnMiíiiftro , y el tabee- 
vlarcic las (^caíionc:>. aplicando los mcdior> pro- 
porcionados a los ñnes,y reduciendo los calos a 
fu coueniencia. 

§ Qu:.ndo hecha buena elecció dcMiniílros pa ^ 
ra ios negocios,y aplicados los medios ó dielare ■ 
la prudécia.no coircípondiere el fuceOb q fe de- 
íeaua^no fe arr^fpieta.el Principe, paiíe por ©i c5 
conltancia,pQrqu\ínoeselcafoquiémidc las re 
fo!ucioncs,ímo la prudencia. Losaccidéces q no < 
fe pudicró preiJpenir,n6cit}¿ÍAn el hechG,yacuiar ^ 
=ei auerfe intentado , es pTudencia.- Ei\o fuc-de • 

aloss 



444 EMPRESSAS 

a los Principes de poco juizio,y valoraos quales 
oprimidosde los malos ÍLicelVos ,y faera defi/e 
rinden a la imaginación , ygaftan en el difcuiTo 
de lo que ya paíso el tiempo,y 1 atención que fe 
auia de emplear alremcdio , batallando cojiÍJgo 
inifmos por no auer íeguido otro confcjo, y cul 

.'y F/7; /;«/. ^-«/:7' pando a quien ledió,íinconíiderar hfuefunda- 
7 r ni fine con 11 lio \ ^ > A» j . i i 

n'ihilfacUs c^p (I "°^^ razón, o no. 7 Oe donde nace el acouardac 
■Ftífury, »^^^ ' íe losConíejeros endarfus paicccres , dexan- 
tebis dopaUarlasocaíiones fin aduertiriasal Pnnci- 

Ecckr.c X pe^por no exponer fu gracia, y la reputación, a la 

j' 'i .a4. incertidumbredelosluceíTos. Dedos inconue- 
nientesdeuehuirel Principe, y eftar coftante en 
los cafos adueríos,ercufando a íusMiniftros,qua 
do no fueren notoriamete culpados en eUos,pa- 
ra que con mas alietoleaísiftan a vencerlos. Au- 
que cláramete aya errado en las refoluciones ya 
executadas, esmenefter moftraríefereno. Lo 
que fue,nopuededexardeauer íido. A los cafes 
panados fe han de boluer losojospara apréder, 
no para afligirnos. Tanto animo esmeneftei'pa- 
•rapaüar por los errores , como por los peligros. 
Ningún gouierno fin ellos. Quien los temiere de 
niafiadamente,no Cabrá refoluerfc,ymuchas vc- 
zes es peor la iodeterminacian que el error.Co- 
ÍIderado,y refuelto ingenio han xneneftcr losnc- 
gocios. Sicadavnohuuieíre cU: llenarle toda la 
atención ,padecerian ios demás con grauc 
daño de los ncgociantes,y 
iielgouie^o. 




v$6 



POLÍTICAS. 



44Í 




VSó la anguedad de ca-n'os' falcados en la 
gueiTa,los quales a vn tiempo fe moiiian ^y 
executaua,goaernadas de vn niiímo imp.iilíb las 
ruedasj las talcas. La refolucion en aqüeilas era 
hei-ida,en citas igiial,a ambas la celeridad,)' el efe 
tOjfim bolo en eíla empreña de las condiciones 
de la execucion , como lo fueron en Daniel las 
tuedas.de fuego encendido en eíTronodeDios, 
1 fignificándc por cuasia adiuidad de íñ poder, 
y la.preíleza con. que obra.Tome la prudencia ei 
tiempo conueniente(como hemos dicho) para 
e6ralta,peroelrclolueL-,yexecutar tenga entie 
íi Lalcorrefpondencia,que parezca es vn miímo 
niouimiento el que losgouierna^fin que íe ínter 
ponga la tardancja de la execucions porque > es 
menefter que laconíultíi , y la c.vecucion fe den 
IfiS manos , paraqueaíbi'iiuala vna deUotra, 
obren buenos efeOos. 2 . El Emp rador Car- 
los Quinto íoliadezir, que la tardanca era alma 



i- Thr^vuseiuí' 
fÍAmm.tigíns roí ni' 
elíis i^ius üccenfus' 

2 Prííifjí'aminci'- 
pfits^coafíibtOy^ 
yhicJfulneriSfma 
tunf.ictdopiiseji:- 
ittt ■vírumCftc per' 
Je ipdígcns iilitruyy 
ñkerius mxilo yii 



s 



Salufii- 



446 £ Al PRESS AS 

éc\ confeiOpy la celeridad de h 'cxecucion,y /un- 
tas ambas la quints. eflenóia de vn Principe pru. 
dente.Grandescoías acabó el Rey Don Fernan- 
do el Católico, porque con maduro coníejo prc 
ucnia las emprelías,ycon;gran celeridad las aco- 
nictia.Quando ambas virtudes fe hallan en vn 
Principe,noíe aparta de fu lado la fortuna, U 
qual nace de la ocafion , y efta paíTa prefto,y nun- 
ca buelue En vn inítante llega lo q nos couiene, 
6 pafl'a loque nos daña. Por eftoreprehendia.Dc 
moí\cnes alos Ateni.éfes,diziendoles,quegaíla- 
Uan el tiempo en el aparato de las cofas,y que las 
ocafioncs no efperauan a fus tardanzas. Si el cofe 
JO es conueniente.lo que fe tardare en la execu- 
cioiijíe perderá en la cóueniencia: no hadeauer 
dilación en aquellos confejos que no fon í'aluda- 
'3 NnlluscmKVd' bles^fino dcfpues de exccutados.3 Embrión es el 
tioniíoeiis ejiin co confejo^y mientras la execucion,que es fu :^lma, 
con filio , quoi non ^q \q anima,yinforma,eftá muerto. Operacioa 
fotefc laitdari, niji es del entendimiento,y ado de la prudencia pra 
paruclur». tica,yfifequeda en la contemplación, avrá fido 
Tac.lib.i.hijiy vnavanaimaginacion,ydeuaneo-- Prcfto ,dixo 
Ariíloteles,fehadeexecutarlodelibcrado,ytar 
de íe lude deliberar. lacobo Rey de Inglaterra 
^confejo a fu hijo.que fuelTe aduertido,y atento 
enconlultar,firme,yconftante en determinar, 
proto,y refuelto en executar,pues para eílo vlti- 
ttio auia dado la naturaleza pies,y manos con fa- 
brica dcdedos,y arterias tá difpueftas para la exe 
cuciondelasrefoluciones. A la tardanza tiene 
por féruidúbre el pueblo. La celeridad es dePrin- 
cipe,porque todo es fácil al poder.4 En fus accio 
'4.Béirhans cunCla nes fueron los Romanos coníiderados^ytodo lo 
ti o feruilisjfiatim vencieron con la conftancia , y paciencia. Ea 
exequijRegiitmyi las grandes Monarquías es ordinario el vicio de 
detur, la tardan<;a en las execuciones,nacido de la con» 
TacMb.ó.aHít. fianca del poder , como fucedia al Emperador 
5 Qnofhs Vi/iu, Otón, 5 y también por lo poderofo de aque-i 
ítc VGhons,eiiinci(i lias grandes rucdas,fobre las quales juegafu grá- 
tanlius inerát^ dciza^y poT, uQ aucuturar lo adquiúdOj contentor 
Tacdikz.hi^i "^ '"" el 



fOlJTICAS. 441 

elPrincipecon íiis confines defuTmperio Lo que 
es floxcdad le tiene por prudencia , como fue re«- ^ ^^ ^^^^^^ ^^^,p^ 
nidaladclEmpcradorGalba 6 Afsicreyeróco- ^^^^^^ ^^^^.^,^/, ^^ 
íeruaríétodos.yíeperdieron.Lajuuentudde ^^^ q'í0i.¡rc7mtiescyAt 
rmpevios fe haze robufta con la.celcridad, ardie- J^pi/^^t^ -¡^ocare^ 
ctoencllaUlangre,ylosefpintusdemayor glo-'J,'^"^. 
■i,ydemayordominio,yarbítxio fbbre las de- xaclih i.hiñoY. 
as naciones. Obrando,vatrcuiendole creció la 



na 
m 




, , ^ , . , nfihjsjQi... 

aunq les taiic ei ardor de la tima , y el apetito de fif^¡¿{i /n uta yor 
adquirir mas, aísi como el mar coníema ^^^^^^ cant.Tit Lib. 
tiempofu mouimiéto, aun dcfpues de calmados- 
losvienros. Mientras, pues, durare erta edaddc 
coníiflécia, fe puede permitir lo eípaciolb en las» 
¡refoluciones, porque fe gana tiempo pava gozar 
en quietud lo adquirido,y ion peligro fos los có- 
fejos arrojados. Eneftecalbíehade entendera- 
quellaíentenciadeTacitOyq'íemanticncnmas 
fcguras las potencias ceñios conCcjos cautos, q 
con los argullofos, 8 pero en declinado de aque- ^ Porentiam cat»^ 
Ilacdad, quando faltan las fliercas,quádo lespier f'^S^^'^^^ ^cr/o^•/» 
den el reípeto , y fe les arreaen,'conuiene mudar "^ cortfibjs tu»- 
de eftilo,y apreíurar los con(ejos,y las refolucio- ^"'"^ habcn. 
nes.y bolu jr a recobrar los brios,y calor perdido '^^^ ii.^»»^» 
yiejubenccr, antesque con lo decrepito de la 
edad no íe puedan fufírntar, y caigan mifcrable- 
mente desfallecidas íus fuercas. En los Eftadós- 
menores no le pueden coníiderareftas edades, y 
esmcneíler qíiempre cfte vigilante la atención 
para dcfplcgar todas hs velas, quando foplare el' 
zefiro de fu fortuna, porque yaavnos,y a otros' 
fauorece a tiempos , bien aísicomo la circunfe- 
rencia del Orizonteleleuanran vientos, que al- 
tei-í\nri«amente dominauan íobrc la tierra, 
Fauorables tramontanas tuuieron los Godos,, 
y otiv.snaciones vczinas alPoio, de lasquales^ 
íiapieíon. también gozar,. defplegando luego^ 

- ' ÍÜS» 



448 EMPRESTAS 

fus éttandartcsquc penetraron haíla las colunas 
de Hcicules^tci mines entonces de la tierra. Paf- 
s6 aquel temporal , y corrió otro en fauor de 
otros Imperios. 

^ La conttancia en la execucion de los confc- 
jfosreíucltoSjó lean propios , ó ágenos, esmuy 
importante. Por faltarle a Petodexó de triunfar 
^ M ¿ P^^tus délos Partos 9 Cafi todos ios ingenios fogolos, 
traüu heUlpoterat y apreíürados íe reíuelucn prcfto, y preito le ar- 
fiP^thojdurtafuis repienten. Hieruen en losprincipios,y feyelan 
aut tn alicnis con- ^n los fines. Todo lo quieren intentar,y nada acá 
fihjs conft^tiafttif ban,íemejantes a aquel animal llamado Caiipe- 
fi^- des,que ícmueue muy apriía, pero no adelanta 

Tac.Ub.i$ .atK yn paflb en mucho tiempo. En todos los nego- 
cios es menefter la prudécia,y la fortaleza, la vna 
qdirponga,y la otra que perficionc. A vna bue- 
na relolucion le hallará todo,y contra quien en- 
tra dudólo íe arman las dificultades , y fe defdc- 
ñan,y huyen de las ocaíiones. Los grandes Va- 
rones fe detienen en deliberar ,y temen lo que 
10 Vir c4 ratíotie V^^^^ luccdcr,pcro en relbluiendofe obran con 
£et optímm : fi in coi^fi^n^a. i o Si efta falta,íedefcacce el animo,y 
deliberando quidc "^ aplicando ios medios conuenicntes defífte de 
cunñetin^pr^. laemprefla. 

íimeat qmdqtitd # Pocos negocios ay que no los pueda vcnccf 

potefi comigere tn ^Ungenio,© que los facilite la ocafion,ó el tiem» 

agendo atttem con- P^ 'P^^ ^^^ "^ conuiene admitir en ellos la ex- 

ñdati Hered, cluíiua,íinodexarlosviuos. Roto vn criftal,no 

fe puede vnir-,afsi los negocio* . Por mayor que 

fea la tempeftad de las dificultades,es mejor que 

corran con algún féno de vela, para que rei'píré, 

que amaynarlas todas. Los mas de los negocios 

mueren a manos de la defeíperacion. 

Es muy neceíTario que los que han de executar 
las ordenes, las aprueuc,porqucquic las contra- 
dixo.ó no las juzgó conuenicntes , 6 halló difi- 
cultad en ellas,ni fe aplicará como conuicnc, ni 
fe le dará mucho que yerren. El miniftro que las 
aconfcjó ferá mejor executor,porquc tiene em- 
peñada fu reputación en el acierta 



POLÍTICAS. 44? 




EChadavna piedra en vniagcfé va encrerpa- 
.do,y multiplicando tantasolas,nacidas^vnas 
de otras,quequando llegan a la orilla, íoncafiia 
íínitas,turbado el criflal de aquel linb,y apacible 
efpejo.donde lascfpecies de las cofas , que an- 
tes íe repreientauan perfcdamente, fcraezclan, 
y. confunden. Lo miímo fucedc en el animo def- 
pues de cometido vn error: del nacen otros mu- 
chos , ciego ,. y con fulo el juiziO' , y leu anteadas 
las olas de la voluntad , con que no puede el 
entendimiento dicernir la;verdad de las imagi- 
nes de lascofas. y creyendo remediarvn error ,da 
en otfo,y afsite van multiplicando muchos, los 
quales.quantomasdiftantes del primero , fon 
mayores jComo las olas mas aparradas del cen- 
tro, q'ie las produce. La razón eSjporque el prin- 
cipio es la mitad del todo, y vnpequeño' error" 
cnel cofrefpóde a las demás partes, i. Por efto fe 
^ dcnvirar mucho en los eLtores primeros, por 

que. 



iTvprlncIp^io en Inp 
peccatur. Pnuci'^ 
pínmanté ¿¡cinif 
ejfc dtmidium to- 
tiuSyitaqtfeparv» 
i¡t principio eri'at» 
correfpodens ejiadt 
altas panes í 
Arj(l> Ubi %:^poUti(^ 



4J0 EMPRESSAS 

, ^ quccsJmpofsibie.quedcípucsno rcíiiltc dcllos 

» CítmfierifJo ^of^ al^UD niai-. z Efto feexpcrimcntó ai Mafinilla, 

ft yin fiin primo, caíafe con Sofbniíta,reprchédde^Opion,<iuierc 

íífí/ ; frincrpio pee- remediar el yerro,yhaze otro mayor , mantan- 

caturafuertt , non dolacóyeruas venenofas. Entrcgafe^elReyVvi 

adcxtremíim md- tizaalosvicios,boiTando la gloria cielos felices 

\u (íUquocUiindat. principios de fu gouierno , y para que en él no íe 

Ayi^Aih.^.poiit. notaíTe el numero que tenia de concubinas , las 

permitearusvaflallos^yporque efta licencia íe 

ilirsimulaire mas , promulga vna iey , da»- 

do licécia para que los Eclofiallicos íe pudieílcn 

carar,y viendo que eítos errores le oponían a U 

Religión, niega la obediencia al Papa , de donde 

cayó en el odio de fu Reino , y para aíTcgurarfc 

del ,mand6 derribar las fortalezas , y murallas, 

con qEípaña quedó expueíla a la inuaílon de los 

Africanos.Todos eílos errores, nacidos vnosde 

otros,y multiplicados le apreíuraron la muerte. 

En la perfona del Duque Valentín fe vio tambie 

cíla producción de inconuenientcs^pensófabri* 

car íu fortuna có las ruinas de muchos,para ello 

no huuo tirania,que no intentaíTe , las primeras 

5 Ferox jcelemntf ie animaron a las demás, 3 y lo precipitaré per- 

C^qmx prima pro diendoel Ellado,ylavida.Omaldicipulo,ómaI 

uenerat , -poltjure Maeítrode MacaueloJ 

fecnm, quon^i mo- ^ lqj errores de los Principes fe remedian c5 
do Germam libe- dificultal,porqordinarií^mente fon muchos in- 
ros periierteret, tereifados en ellos. También la obftinacion, ó la 
Tac^ itb»4..a})n. ignorciciafuelé caufar tales efedos. Los ingenios 
gcandes,que cafi íiempre Ion ingenuos,yQoci[es, 
reconocen fus errores,y quedando en(cñadosc5 
ellos,loscorrigen,boluiendo adeshazer piedra a 
piedra el edificio mal fundado, para afirmar me- 
jor fus cimiétos.Mote fue del Emperador Felipe 
V. clTcTCQXO'.Quodmdccoeptueji^nepigeat mutajfe^ 

El q boluio atras,reconociendo ,que no lleuaua 
buen camino , mas fácilmente le cobra. Vano 
fuera deípues el arrepentimiento. 

j^ilífíííat errores merfa Um pupe faterh 



políticas. 4p 

íshiasfon decftado vna cadcníi.queroro vnef 
labon queda inútil íino íe lucida. El Principe 
que reconocido d daño de liis rcíóluciones las 
dexacorfer,masamaíuopinion,queel bien pu- 
bUco,mas vna vana fbmbra dcgloria,que la ver- ^ 
dad;quiercparecerGonlbnte,ydaen pertinaz. 
Vicio fuele í'cr déla foberaniaquc haze reputa- 
ción de no retirar el p rtiTo. 

•■ ' f^uapnqí^e regale hoc ptitet* 
■ S^^epírisjuperbas quijquís admouh ManUí, 
^^^ cccpitjre^ Scncc;^ 

Encílofue-tanfugeto a h razón el Emperador 
Carlos Quinto, que auicndo firmado vn priuile- 
gio,le adtürtieron que era contra;uílicia,y man- 
dando que íe ic truxcírcn,le raigo diziendo: Mái 
qvIcrorafgaY mi firnut yque mi alma. Tirana obfti- 
nacion es conocer , y no enmendar los errores» 
Elfuftencarlos por reputación , es qucrcr'pc- 
car muchas veEes,y co m placerfe de la ignoran-» 
cia: cldorarlos es dorar el hierro que prefto fe 
deícubre,y queda como antcs.Vn crrorenmen- 
dado hazc mas ícguro el acierto , y a vezes con- 
uino auer errado,para no errar delpucs mas gra- 
ueméte.Tá flaca es nueftca capacidad,qtcnemos 
por maeñros a nueftros mifmos errores. Dellos 
aprédimosa acertar. Prim qro dimos en los incon 
ueniétes,q en las buenas leyes,ycoftitucionesdel 
gouierno.4 La mas fabia República padeció mu 
chas imprudencias en fu forma de gouierno,an- ^.Vfiprohatifm^fl 
tesque UegaíTe aperficionarfe. Solo Dioscom- P.C.leg¡segreg¡as¡, 
prehendio ab eterno fin error la fabrica deftcmii excmpla honefla, 
do,y aun deípues en cierto modo fe vio arrepen aguábanos ex deli 
tido de auer criado al hombre. 5 Mas deuemos ¿Usaliorum gtgnu 
algunas ezesa nueftros errores, que a nueftros Tac.lib.i$.an^ 
aciertos,porque aquellos nos enfeñá,yeftos nos 5 Poenitult eum^ 
dcívaneccn. '^o íolamente nosdexan aduerti- <|«o£Í hommemfe- 
ilosiosPatriarcas^quceníeñaron, fino también cijfetinrerra, 

ft los Gen.c.^.^, 



4?i E24PRESSAS 

6 Irjlruunt Peí- losqueírraron.óLafoaibradióluza la pintu- 
tri.trch<£ynof(,lum rá naciendo dclia vn arre tan noarauilloío. 
il'jccmcs , fd etii No ficmpre la imprudencü es cu]p?i de los cr- 
f /"/-í :ires. rores , eltieinapo ,y los accidente? ios ca u í an . Lo 
^mh. lio. L.. Je que;il prin¡cipio fue coniicniente, es daáoib def. 
Afíib.c^óx. ■ puc« La prudencia mayorno puede tomar rcfo 

luciones^que en todos tiempos t'ean buenas j de 
donde nace laneccfbidadde mudar los coníejos,. 
óreuocarlasleyes.yeftaruto?-, ptincipalmcntc 

7 N^o deber refere, q^vando es euidente la vtilidad,7 ó quando íc ro- 
henfibtle indicar! P^ ^^^ ^^^ inconuenknces,6 fe haih el Principe 
fifecuiiduvarieraí enga'^ídoen iarelacionque.lehizieron. En eita 
t-em temi)0Ynm,íta- ^^^on fundó elRey Aífuero la cícufa de auer re- 
tuta Qu^doQÜe/vA- Lií^cado las ordenes que mal intormado de Ama, 
rísturhnma)ía,prx ^^^i^^i^do contra el Pueblo de Dios. 8 Eneftos ,y 
fertímjCumyr^ens o'^roscaíos no es li^ereza/ino prudencia mudar 
necersitusyyefeúu dccon{ej.o,ydereLbluciones ', y no le puede Ua- 
dens vtllítas id ex niarinconílancia, antes conftante valor enlcguir 
po^utt. ^^ raz5>Gomo lo es en ia veleta el bolueríe al vié 
Cat>. non d'ehet de fo>y en laa§ujadcraarear,no quitarle haña auer 
tnnrcs^afñ. Te fijado a la villa dellSíorte.El Medico mudade 
S Nccputáredebe remedios íegun la variedad de los accidétcsjpor- 
tisSidiuerfa iiibea 9^^ ^^ finen ellos es lafalud. Las enfermedad es. 
mus , ex animí no- q^e;padecen lias RepublicaSjfon varias^y aísi han 
ÜYi -Reñiré lemtc^te ^^ fer varios los modos de curarias>Tenga,pues, 

fed pro o,^^/yf.<tcr^"^^^"^^P^P^^§^^"^'^^^^^^"^^^'^ ' y corregir 

e^ neccfsitate tcpo ^^^^ decretos,y también íus errores fin^ auergon* 

mm.-vtReipiihUc^ caríe.El cometerlos pudo íer.defcuido,el cnmé- 

Pürcir-í>til¡r4s fer- <^^rIos,es diicreto valor,y laobftínacion fíemprc 

reíhuemiam. " necia,y culpable: pero fea oficio de la prudencia 

MÍn.c 16 ig* hazerlocon tales pretextos,yen tal íazóque no 

'■ ' ' * caigaenelloel vil igo, porque como ignorante, 

culpa igualmente por inconfideiracion el yerro,y 

liuiandad la enmienda*. 

f Aunque aconfejamos la-retractacion de los. 
ctrores,no ha de le r de todoS) porq algunos ion 
tan pequeños,q pefe mas elinconueniente de la 
ligereza-, y.deícrodito en enm¿darlos,yalsi cóuic 
cedexarlos pairar,quado en íi ajiliiios íe dcsha- 
2sn,x a<^ háJie parar en.niayores.Otros ay del tal 

•na' 



PGLITICJS. 4?i 

natiiralcza/'^^ importa íbg'úrlos , y aun csforcar- 
loscon animoyyconüancia, porque es mascón- 
fiderableci peligro de rcriiarfc delloSjloqual-fa- 
cede muchas. vezeseii lor- empeños de la guecra. 
Negocios ay en que paraacertat es mencller ex- 
ceder,aunquc.íc toque en los errores,comoquic 
tuerce mas vna vara para enderecatla , y cnton- 
xesno fe detre reparar miicho en ellos, ni en las 
¿)íiulas¿ni en los mcdiaSíConio no Ceáinhoneftos, 
ni iríjallos,y íc el peren grandes efoftos , porque 
con ellostc caliíican,y masfe pueden llamar dif- 
poficionesdel acierto , que errores. Otros van 
mezclados en las grandes refoluciones, aunque 
feanmuyacertadas,nodeot¡:a fuerte que eftan 
las rofas tan ccrcatlasdeiaserpinas,qaeíinofen« 
fa no puede cogerlas la mano. Efto íucede por- 
- que en pocas colas que conuíenen a lo vniucr- 
íal,dcxa deinteruenir algún error dañólo a lo 
particular.Conftan los cuerpos de las Repúbli- 
cas de partes diferentcs,yopueftas en las calida- 
'des,yhumorcs,y el remedio que mira a todo él 
cucEpo,ofendeaalgunaparte,yalsicsmcneíles 
la prudencradel que gouierna para pefar lo&da- 
'^s con los bienes , y vn cora<¿on para la execii^ 
- cion^íin que por el temor de aquellos 
fe pierdan cítos» 




4M 



EMPRESSAS 




LA rcnouacíon cía perpetuidad a las cofas ca 
, ducas pornatucaleza^Vnos indiuiduosTe va. 
eternizado en otros ,coíeriiadas afsi las efpecies. 
Por efto con gran prudencia ci labrador hazc pía 
teles parafubftituit nueuos arboicsen lugar de 
los que mucré.Nadcxa at caíb cüe cuidado ,poc 
que,ó le faltarían plantas,© no feriaalasq avria' 
mencftef,y en los lugares conuenientes , ni na- 
cerían por firaiímas derechas , fi el arte no las 
encanvinaíícquandoreftan ti Ciñas , porque dcf- 
púas ninguna fuerca fcria¿bafl:ante a corregir- 
las. No menor caydado ha naenid^er la'j^u^ntiid 
para quefalga acertada,y prtnci pálmete en aquc 
lias Prouincias donde la diCpoílcron del clima, 
«riagrádcsin genios ,ycoraqones>. los quales fon 
coñio los campos fértiles que muypreftofe con- 
wiccteaeafclyas,flel artC;¿ lacultuta no corrige - 
\ j con 



POLÍTICAS. 4fy 

con tiempo fu fecundidad. Quanro es mayor cl 
eípii'itu,tanto mas dañoíoa la República , quan- 
dü lio le modera la educación. A íi miímo no íe 
puede fufrir vn animo altiuo , y briofo. Deípre- 
cia el freno ác las ley* s,y ama la libeitad,y es me- 
neftcrqueenelobi'emuchoelarr.e , y la cníc- 
fían<¿a,y también la ocupación en exercicios po 
riofos. Quando Jajuucntudesaduíta jíueleíer 
gran laflre de lu ligereza ei ocuparle en mane- 
jos públicos. Parte luuo'ícgun creo) ella razón 
para que algunas Repúblicas admiticLfen los 
mancebos en ílis Senados ^ pero el medio mejoc 
es el que haze el labrador traníplantando los ar- 
boles quando fon tiernos,con que las raizes que 
viuoíamcwte íe auian cíparcido>l'e recogen , y le 
uantan derechamente los troncos. Ninguna ja- 
uentud fale acertada en la miíma patria, Los pa- 
rientes, y los amigos la hazen licenciofa , y atrc 
uida.No aislen las tierras citrañas, donde lane- 
cefsidad obliga a laconfidcracioíien componcü 
las accioncSjV en grangear voluntades. En la pa- 
tria creemos tener licencia para qualquier ex- 
ceiVo,y que nos leperdonai-an fácilmente, dódc 
no íomos conocidos,tememos el rigor de las le- 
yes. Fuera de la patria í e pierde aquella rudeza, y 
encogimiento natural: aquella altiuez necia , y 
inhumana,que ordinariamente nace , y dura en 
los que no han praticado con diuerfas naciones. 
Entre ellas le aprenden laslenguas,í'econoc£los 
naturales.le aduierten las coftumbres, y los eñi- 
los,cuyasnoticiasforman grandes varones para 
las artes de lapas , y de la guerra. Platón, Licur- 

fo,Solon,y Pitagoras peregrinando pov diuerfas 
•iouincias,aprendieron aíer prudentesLcgisla- 
dores,y Piloíofos.En la patria vna mifma fortu- 
na nace,y muere con los hombres: fuera dclla fe 
halla las mayoreS: Ningún planeta fe exalta en 
fu cafa,fino en las agenas , íi bien íüelcn padeccc 
detrimentos,y trabajos. 
^ La peregrinación es gran maeftra de la ptu- 



í ' 



4T6 . £MPRESSAS 

d encía qu-indo reemprende para informar , no 
para deleitar folamente el animo. En ei^o fon dig- 
na» d^alabanc^i las naciones Septentrionales ,q 
noconmenosciiriofidadjque atención, íaien a 
reconocer el mimdo.y a aprender las lenguas, ar 
tcs,y ciencias. LosEipañoies,queconmns co» 
n^o jidad que losdemas pudieran praticar el nui 
do,porloqaeentodaspartesreeíj:iende fu Mo- 
iiarquia,fo!ilosque masretirados-eftanen fus pa 
trias,fino es quádo las arm^s los faca fuera dellas, 
iinportando tanto,q.ae los q'gouiernan diuerfas 
naciones,ytien-n guerra en difjrcnces, Prouin- 
cias, tengan d .-lias perfecto CDi^ocimiento. Dos 
colasderienen atos Mobles en^fus patrias , el bá- 
fiir a Eípaña por caff. codas las partes el.mar,yno 
eftar tan a la mano las nauegacií3ni;s, como ios 
viages por tjerrar.y la prefuncion, juzgando , que • 
íin gran obílentacion- , ygaftosnopuedcnlalir 
de fas cafas,en q fon mas modeüos los cílrageros. 
aunque íean Iiij js de ios mayores Prin:ipes. 

^ No íolo le ha de trafplantar la juaentud,, 
íinorambii-n formar planteles de fugetps,queva 
yan fucediendo en ios cargos,y oficios, íin daf lu* 
gar a que f::.a menefter bufcar para ellosbombres^ 
nueuoSjfm noticia de los ncgocios,y de las artes,- 
Ibsqualescon daño de la República, cobren ex*- 
periencia en íus errorcs^quccs lo que da a entea> 
derefta^emprelTa en las faces, íignificando por 
ellas el Magiürado, cuyas varas brotan a otras, y 
porq en cada vna de las tres formas de Repu bli- 
ca, Monarquía, ,Vrilk)crv\cia,yDemocracia , ion 
diueríoslos gpuiernos-, lir.n defer diuerfos los 
exercicios dela'juucntud,fegun fusinftitutos, y 
íégun lascofas, en que cada vna de las Repúbli- 
cas lia raenefter mas hombres emin«"stes. En 
efto puííeV'on lu mayorccidado los Pe.rfas,los 
Eü;ipcios , los CaMeos , y Romanos , yprinci- 
paimente en criar lugetospara el M agí lirado, 
porqvie en fer bueno , ó malo , confií^e ia'con- 
^.Liadon, ola ruina délas Repúblicas , de ias 

qua- 



POLÍTICAS. 4^ 

quaksesalma,yfeguníaorganizacion , afsiíon 
las operaciones de todo el cucrpo.En Eíjpaña c6 
grá proLiidencia íc fundaron Colcgíos,quc fuci- 
len feminaríos de íníignesvaronespara el goiiiet 
no,y adminiüracion de la 'jufticia,cuyas conílitu 
ciones,aunque íean ligci-as,y vanas,íon muy pru 
dentcs,porque cnfenan alcr modeñüs, yohede- 
ccr a los que dcipucs han de mandar. 
■( En otra parte pufimos las ciencias entre los 
inlkumenros políticos de reinar,en quien man- 
da , yaquileduda,íileránconuenientesen los 
que obedecen, y fdc ha de inílruir en ellas ala ju 
uentud popular? La naturaleza- coloco en laca- 
beca , como en quien es principefa del cuerpo, el 
entendimiento, que aprcndieíle las ciencias , y 
Jamemoria,que las cófvíruatíe-.pero a lasmanos, 
y a los dcivias miembros folamente dio vna apti- 
tud pata obv'decer. Los hombres fe juntaron en 
comunid.'.des con fin de obrar, no de cípecular, 
mas por la comodidad de los trabajos recipro-j 
cos,que.por la agudeza de lasteoi'icas Noíon fe- 
lizcs las Repúblicas por loqpencrrael ingenio,fi 
no por lo qperficionala mano.Laocioíidaddel 
cftudio fe ccua en los vicios,yc51erua en el papel 
a quantos inucntó la malicia de los ííglos Maqui 
na contra el gouierno , y períuade íediciones 
alaplebc.AlosEípartanoslespareciaqles baf- ., 
taua laber obedecer ,fufrir,y vencer. I Losvaíra--^^'^''^*^^^^^'^J«^ 
líos muy dilcurciftas^y científicos aman Cicn^ipvcpjf^'^(^'í<^^^'^"[y^^ 
las nouédadeSjCalumnian el gouierno ,difputan V^^iiomnisdifcipU 
lasreíolucionesdcl Principe, defpicrtan el pue- «-^ erat,i>t pulchre 
blo,y le foleuan.Mas pronta que ingenióla ha de p^^'^J^r,i>t Ubores 
feria obediencia, mas lencillaquealluta.2 Laig.f '^'/'■'>*''f"f ? "^f ^'» 
noranciatrs el principal fundamento del Jmpe- /'"¿"^ '''^"^^^<^^^v 
lio del Turco Quien en el íembr3lTe las ciencias, í'^"^'*»'^"- 
lederribariafacilmcnte. Muy quietos, y felizes.» P^^y^^ yalerene 
viuen los EfguÍ2aros,donde no íe exercitan mu- cetcor]filío,po{>ulo 
cho las ciencias,y deíembaracado el juiziodc Icfi fnperyAcanea cdU 
íterías,no fegouieinan con rnenos buena politi>/-«^í<íí.^A^^^''i?* 
ca que las demás iiacioncs.Cola atención en las 

lf4 xien- 



458 EMPRESTAS 

ciencias fe enflaquecen las fLiercas,y fe enuileCcn- 
los animos,pcnetrando con demafida viueza los 
peligros. Su dudara, fu gloria , y íus premios 
traen cenados a machos,con que faltagente pa- 
ra las armas^ydefenla de los Hitados, a los quaies- 
conuicne mas,que el pueblo exceda en el valor, 
que en las letras. Lo gencrorodellashaze aberre 
cer aquellos exerclcios en que obra el citci-po , y • 
no elentendioiiento.Con el eftudio le crianmc- 
l3ncolicoslosingenios,arnan la íoledad , y el ce-; 
libito,todo opucllo a lo q hi aicneller la Repú- 
blica para multipücarre , y llenar los oficios , y 
pueítos.y para dcfender(e,yofcndcr.Nohazeabü 
dantes,y popularos a lasProuincias ei ingenio ení 
lasciencias^finolaindurtriaenias artes , en los- 
tratos^y comercios , como venios en los Paifes 
bnxos. Bien ponderaron eftosinconuenictes los 
Alenianes,yotrasProuincías, que fundaron fu 
nobleza en las armas íblamcnte, teniendo por 
baxeza recibir grados.ypueftos de letras,y aísi to 
dos los nobles le aplican a las armas , y florece la 
milicia.Si bien con las ciencias fe apura el cotio- 
cimiento del verdadero culto,tambien con ellas 
fe reduce a opinioneSjde donde refulta la varie- 
dad de las íe¿ias,y dellas la mudanca de loslmpe-. 
í:ios,y ya conocida la verdadera Religión, raejot 
le eftuuieta al mundo vna iincera.y crédula igno 
xancia,quelafoberuia , yprefuncion delíaber> 
expuefta a enormes errores Eftas,yotras razo- 
nes persuaden la eílirpacion de las ciencias fegu 
las reglas politicas que íobmente atienden a la 
dominacioQ , y no al beneficio délos íubditos, 
pero mas fon máximas de tiran :> , que de Princi- 
pe juílo que deue mirar poreldecoro,yg'ioriadc 
íus Erados, en los quaies fon inconuenicntes , y 
aun necedarias las ciencias para dcsUazcc loser- 
íores de los íedauos introduzidos donde reyna 
la ignovancia para adminiñrar la jufticia , y para 
conferuar,y aumentar las artcs.y principalmen- 
te las militates ;puesuomcn«s.defieH4ea alas 



políticas. 4^9 

Giüdadesios hombres, daclos, que losfoldado.';, 
como lo cxpíTimentó ZaíagocA de Siciiia en Ar 
qnímcdes,y Dolaen rudocio,y leal Senado, cu- 
yo coalejo,yin5enioías maquinas, y reparos , y 
cuyo heroico valor maaruuo aquella Ciudad c5 
tra todo el poder de, t rancia , auiciidofebuelto 
losMuteosen armerira9,las Garnachas en petos, 
yeLpaldares,ylasplumascnerpadas , lasquales 
teñidas en fan.^re Fíañceía efcriuieron íus nom- 
bres, y tus hazañas en el papel del tiempo. El ex^ 
ceiroíolamcnte puede 1er dañólo, alsl en el nu- 
mero de las Vniucrfid.^.des, comode los que fe 
aplican a las ciencias ( daño que fe efpe rimen ta 
en Elpaña ) íiendo conueniente que pocos í'e 
empleen en aquellas que firuen a la efpecula- 
cion.ya la jui\icia,y muchos en las artes de lana 
ucgacion , y de la guerra Para cito conuendria 
que tlíeden mayores los premios deftas, que de 
aquellas , para que mas fe inclinen a ellas , pues 
por noeítar aísi conílítuidüs en Eí'paña , foi> 
tantos los que te aplican a los EÍ\udios,teniendo 
la Monarquía mas necefsidad para íu defenfa , y 
conteruacion deíoldados, quede Letrados ; vi- 
cio que también luclc nacer juntamente c5 los 
triunfos, y troteos militares, queriendo las na- 
ciones vitorioías vencer con el ingenio, y la plu- 
ma a los que vencieron con el valor , y la efpada* 
Al Principe buen gouernador tocará el cuidado 
derte remedio, procurando dilponer la educa- 
ción de la juuentud con tal juÍ2Ío,que el nucie- 
rp de Letrados, íoldados , y Arcil\as,y de otros 
olidos lea proporcionado ai cuerpo de íu Eíla- 

^ También fe pudiera coníTderar efta propor- 
ció en los q Ce aphcá a la vida Ecleílaftica,y Mo- 
naílica,cuyo excedo es tuuy dañofo a laRepubli 
ca,y al Psiivcip^pero nq le deue medir la piedad 
có la regla politica/yen lalglefiaMilitate mas fue 
le obrar las armas eipiritual^s,que las tepcrralcs,. 
^^^A iíifpiia ^ aquel EíbvJv^^^sifte a fu cófer ua 



460 £ M PRESS JS 

cionTin ¿año de la Republica.Con todo cflb có- 
mo la prudecia hunvaiia ha de creer, pero no ef- 
perar mili5gros,dcxo confidetar a quien toca , íl 
el cxcefo de Eclefiafticos, y Ci multiplicarle en íl 
mifinas las ReligioneSjesdcíigual al poder de los 
feglares q los han'üc fuítentar , ó dañólo al mif- 
rno fin de la Igleíia , en queya la prouidencia de 
loslagradosiJanqnes,y Decretos Apoílolicos, 
preuinieron elreniedio^auiendo el Concilio La-* 
terancníe en tiempo de Inocencio III. prohibi- 
• A7# ; % 7?^7'/r' <-'^cí[ainti:odirciondcriueuasRcligioues.3 ElCo- 
^^ rl 5 Í^^P RealdeCaftiiiaconlultó aluMageñadelre 
nn am^rj.rfis gya- naedio,praponicndoieauercfuplicaae al'Papa, 
ueminEcciejiauet ^^^^ ^^ Caliilla no recibíeflen en Jas Religiones a 
^^'^ V '"w/X." losqnofueflende i6.años3yque:haíblos2o no 
ca tjpYmiterpro n- ^^ hizieflen las proteísiones,pero la piedad Cofia- 
hcmus,nccims<kc^ da,y el ercrupuloopuefto a la prudencia , dcxan 
tero nouu neUgn>- correr femejantesiAcoTiuenientes. 
ijem inycnm ¡ea ^ p^^^ importada efta Droporcion en los 
^'^^^"'"^^'"^^/'Vquelxindeatenderaltrabaio^óalaerpcculaciÓv, 
ponem conutYci-vo ^^^^ cuydafle el Principe delplantel popular , de 
ííímr,T;w»twcxít]7^^Q^^^^j^ denacerelnumei'o bañante de Ciu- 
i,ynbatisA]]mn(ít. dadanos,que conílituyen la forma de Republi^ 
ConcU.Later, cajosqiíaics.por.inftantes va difminuyendo el' 
ii( mpo,y la muerte.Los antiguos pufieron gran 
CLíydado en la'propagaciotí , para que le fueüen 
4 Qftoidite Populo ¿fu bítitu yendo los indiuiduos ,cn quefueron tan 
Jtomam dima 4n- aduertidos los RomanOi;,que íeñalaron'ptemios 
gn¡t: }ieprer/ij ean- ^ [^ procreación ,y notaron con infamia el celiba 
dcmque coniui^em ■¡■^^ Pormerito , y feruicio al publicó proponía 
med 7iumerate [tx Germánico queteniafeishijos,para que leven-*. 
Jiberos gafle fu muer'te.4 y Tiberio refirió ál Senado (có- 

Tac.lih.z.an. mopor preíagio de fcncidad}auerparido la mu- 
^iVw///ítwfe72ow<( getdeDrufodosJLmtos. 5 Lafuercadelos Rey- 
nomm^'tufdcmfa.^ nosconfifte en el numero de ios vaffillos.Quien 
fiigij DI 'b gí'íw//u fienemas>es mayorPrincipe^Tio el que tiene mas 
fiírpemediram^ Eílados,porque eílos^iro ledefienxlen , ni ofen- 
T(K\lw.z.(tn^ de por íi miímos/ino por.rushabitadores,en los 
quales tienen vnfírmiísimoürnamcGto,yafsi di 
u^p el Bmpcsador Adriano , que ^ucri^ mt^s tener 



POLÍTICAS. 46 1 

4h itriíUfJte de gente el Imperio ,. que di' r:(]ue^ i s ,y 
con razón, poi-quc las riquezas Hn gente lUman 
lagucrra,y no íe pueden dcfinUer , y quua tiene 
muchos vad^iUos, tiene mudias tuercas, y rique- _^ ,, , 
zas.6 En la multitud delíüsconnik fcomo dixo ^' ^/If^N^'^;' ^J?- 
ci Eíoiritu Santo:ia di-nidad de Principe,y en la ^¡'''' ^''''-l"'' ^'1" 
ckfpoblacio íu ignominia 7 Por eiío al ReyDon <^^^'onepotms .qtuv 
AioníoelSabioreoaixció quedenia el Pnncipe h^'f'^'^^^^^ '^opia. 



fer muy íolicito en guardar tu tierra, dcmancra, " * ^ , - « 

qiteHOfiJeyermenlasl^ilLiSjuinios Qtros hogares jm?i y ^*^ J f ^ ^'^^ 

fe derriben ¡os muYos,n¡n its torres jfj I» fafi^ pormd^ ^ '^/7 *- ' ^ ^^' 

la s^'iardui.e el Rey.qitedeH^i guiPi amare, e timtere i^^J ^''* ; • j. ■ 

hüftraiaye 'luardada iitterraJeraely€ los qhthuiue [ ; ?• • 

17 ■ •> ; i-'i v; > j ' ,, .^//^ í^opuíi di?}iitasRe 

reihJjoriraaoSyy ricos,e abunaaaos,€ temaos por ella, i t ^ ^ 

Tero como tan prudenicyaduci-tido Legislador ^!'>^V'^**"^''.''^^ 
aduirtió>que el Rcyno le deuia poblar de'buena f^^'^^^y<?^o'«^ ^''^ 
getiTe,y antes delosfnyosyquede las.agenos,filos pi^- ^^"^'PJ^* 
diereaiierjajsi comüdeCaitallei'oSyede ¿ahradoii'es,) ^oi'.i4.i5. 
de.menejh'aLesSn que con granjuizio preuino , q- -^•i»^^'"- 1 1 -P»*^- 
la población no fuelle folamente de gente, pié-: 
bcya , porque obra poco por fi milmailino es acó 
panada de la Nobleza, laqualeslueípuituq la ^ 

anima,y con íu éxépio.la pcríuade a lo gloriólo, 
y a dclpreciar los peligros Es el pueblo vn cuer- 
po muerto fin la ^oblcza,yalsideueei:Pri)icipe 
cuydar tnachodeíucóíeruació.y midtiplieació,, 
como lohazia AuguílOjClqualnoíoiaméíe tra 
tóde'Cdlar.a Hórralo noble Romano, (inoledió 
tambi. n con que íe Hifteiiraile, porque no le ex- 
t i ngu ielíc fu n oble fumiiia. s: Bíía at écion fis grá- s-A^"^ clarJfsImAfí^ 
de en Alemania, y porelloantigunmérer;oívda ^rtilia extin^nere^ 
ua dote a las mugcres,9..y oy loiimiíycortosjpa- tur. 
ra quelblamcnt. tea lu dórela virtud, y la noble- TacUh.z.arL 
za,y le mire a la.calidad,y.partes naturales ^ no a g,Ootc/nȒ)nvxoY 
los bienesxw-i quemas laciímen tefe a'iuil^n los ^,.í,í,.irc^^'j-,-x-ürt. 
cafamientos-, fin que la codicia pierda tiempo r^aritus affert.. 
en buicar la masrica-moriuos que obligaron a Tac. de more Geu. 
Licurgo a prohibir lasdotes,yaLE;nperadórCar- x.i.f/f.i.ú6.s.. 
ios Quinto a poiierles.rafla,vafsi. reprehendió R^^cop^ 
Aiiftotclcs a los Laccdcmonios ; porque dauan 



^6% EMPRESSAS 

i9St]tt¡fityiVgi}ies 3T-"'indcs dotes a íus hi'ja's.io Quilo rabien el Rey 
fi>!e dote nuhere: C) Aloníb,qucíblamentc cncaíode necefsidad 
iiífsit vxorcs íli'ye ^"^ P^'^^^'i*^ <^Í Éítadc de gente foraffcra;)' co gran 
Yjntíir,no}mcuninr r^zon,pcrqüe los de diterentes coílumbrcs.y Re 
TrogM.^ . ligioncs,mas ion eneniigós domcñicos , que ve^ 

iiQ«<<^'£'a«//;;af/í'ZÍnos,qiieeslo que obligó a echar dcEípañaa 
linos es' tídífefíai ^^^ Iudios,y a los Mo-ros. Los eíli-angeros intro- 
antehaciii Cimt^ duzen íus vicios,y opiniones impias^y fáciltnen- 
temYccep€Yunt hi ^^ niaquinan conrra los naturales, i i Efteiuco- 
wagmexpartefe. i^eniente nocs muyconíldcrable quando, íola- 
diíionthus iaciati i^-^ente fe traen forafteros para la cultura de los 
fuíit. campos,y para las r.rtes,antes niuyconucnicnte, 

yírifl. Ub. <.polit Sclim Emperador de los Turcos eaibióaCóftan 
cap,z, ' tiiiopla gran ntimero de oficiales del Cairo. Los 

I X Etomnes yiros Polacos^auiendo^clegidopor Rey a f nrico Dw- 
YohniiosScptcmlU ^^^ de An jou .capiruiarcn con el que iieuaíVe fa- 
li.iyép Artífices O" í^''i-i'-''sde artinccs.QoandoNabacodonoíordef- 
indufoYCsmilú. fruyó a leruíalen,racó del a iliil cautiuos oficia- 
Á..Rc^. 14. 1 6. ' ^^^-^ ^ Pero porque para cíle medio íuele faltar la 

13 Fiiit propnnm ti"'^'^líi'i^>ofí^dexacleint?entarporlacofta,y por 
popidi Romanilo- ^ ^^^^ no es baftátejpondréaqui lascaufas úc las 
ge kdotnobelLire deípoblacioncS;para que íiendo conocidas fe ha 
& propu^^nacuUs ^^^ nías fácilmente el remedio. Eftas^pues, ó fon 
Impertí focioru fot' externas,© internas.Las externas ion iaguerra^y 
titnis,>io fuá teda ias colonias. La guerra es vn raonílro, qíealime 
defenderé. ^^ ^^ ^^ íangrehumana , y como para conferuac 
Ciar próh'y man ^^ El^^^do es conueniente mátenerlafuerajaimi- 

14 Def-idAieyte tadon de los Romanos,! 3 fehaze a cofta délas 
duAmjibalinlta. vidas,ydelashaziendasde losfubditos. Lascólo 
lia moraretur nec "'^^ "^ ^^ pueden mantener fin gíranextracció de 
pYoicimispoítexcef^^'^^^^^'^^^^ fuccde a las de Elpaña-, por eíio los 
(límeius cinnis da- poníanos durante la guerra de Anibahy algunos 
cAmtRomiLnisculo ^nosdeípues ceíTaronde leuantarlas,i4y Vele*- 
niAi co ndere cum yoP^terculo tuuo pordanofoquefeconítituycf 
effet tn bello coqui- ^^" ^^^^^ ^^ Italia,porq no podían afsiftir al cora 
v€dHsPotm<wiles ^on del Imperio. 1 5 Las dcm^scaufas déla defpo 
^ pokbeM Vires bl^cioi'i fon internas. Las principales fon los tri- 
refoJerd^potii*s t>utos,la falta de la cultura de los capos,de lasar- 
quam CvA'r'ftniJ, í^s,delcomercio,y del numero excefsiuo de los 
^ -/r ó * diasferiados,cuyosdaiios;ytemediosfereprefen 

íaneftgtra$partc§dcíleUbro« ' ~ " La 



políticas. 463 

La Corte es caafa pnnGípal de la def población, 
porque como el hígado accü en re trac a fi el ca-- 
lornaturaLy dexa flacas,yrin elpiritLi las demás 
partesjalsi ¡apompa de lasCoites,íus comodida- 
des, íusdclicUs, la ganancia de las artes, laocaíla 
délos premios ih'a a íi- L\ genre^priaicipalmeirtc a 
losoficiales,y artiftas juzgando que es mas ocia 
íá vida la de íeraii:,qae de trabajar. También los 
lituladosporgozirdeUprefenciadel Principe, 
yUizii-fccicíamparanfus Ertados,ya(si{\en en la 
Corre,con qtre no cuydando dellos , y trayendo 
tus rentas para iaílento,y gatlos ruperñuo6,quc- 
dan pobres,y delpoblados , los quales íeriaa irkM 
ricos,y mas pobladOjííviuieUe crí< líos el lefior.. 
Eftas>y otros inconuenien tes cóíldcro pruderr- 
rementeelEmpei-adorluftiniano, y para ílire- lélnneammetílm 
medio leuaató vn Magiíkado , ló y el Rey Don (¡uia po¡htlaumpYO 
Juan el Segundo ordeaó-quc los Grandes, y Ca- uittci^'fuis habita- 
ualleros,y otras per(onas,queauian venido a íú toribusfpolicinturi 
Corre^boluicíTcn a fus caías,como lo auia hecho magna -verü-h^cna 
el Emperador Frajano. fty^ Ciuiras populo 

Los fideicoraiübs , 6 mayorazgos de Efpa ña y^c/t,fMr¿/5 í/íwe»»-. 
fon muy d^añoíosa la-propagaci5,por.qn.e el her- foYumhominu, y^ 
mano mayor carga coiitoda la h.izicnda , ( cofa maxirne agricoU' 
que pareció injufta al Rey Teodorico , 1 7 ) y rüfi^as duitates^ 
los otros no pudiendo calarle , ó le hazen reli- ^cultítras vcltiu 
gioros;ó faiaiaiferair a I xguerra. Por eílo Pía- quemmm. 
ton llamaua a la riqueza,y a la pobreza antiguas Auth.DeXlit<ffl, 
pcftes de las RepubliCaS; conociendo que todos ijlnirntse^tnim^, 
los daños nacían de eítar en ellas mal repartidos -pt de i^na fh^jianm. 
los bienes. Si todos los Ciudadanos tuuicílen ti.^^íjulbiis copetit 
vnacQgruíifuftcntacion, florecieran masías Re ^quafucci^Csio^M 
pub icas. Pero fi bien es grandcefta conuenien- ahunidteraffiH'Át^, 
cia,noesmcnorladeconreruar la nobleza-por aliipauVcrtATts i» 
medio délos fideicomiftbs, y que tenga con que comr^poda wgcmf'' 
poderítruirafuPtjncipe.yalaRepiiblica , yal- ^^^^ 
f] podriají con feru árlelos antiguos , y no [Krrrai- ^4/1/1^/ i-^P^Í-t* 
tirios fciciliuente a U nobleza s4aordena,ordcnaa 
ido tam bien que los parientes dentro del qnarto- 
grado fcaa herederos for^ofos,ímo en toda. la ha 



4<^4 



EMPRESTAS 



1 8 Co;«woc/«w e/Z zi^'i"!^^^'^^^ ^^5iina parte confidcr able, 1 8 COR que 
ettam i'th^redira íectcuürian lasdonaciones, y mandas que mas 
tes non dotiatione fií^^cn a la vanidad, que a laKepabiica,y tambié 
fea mre cozmtiü'^ aquellas que con deuota prodigalidad , ni guar- 
ms tradantur. ^^" modo>ni tienen atención a la íangre propia, 
Artfl ¡ib.-s po'l.c S dexando fin faftaitoa fus hermanos , y parien- 
10 DixerdTMcyíi ^^^ cótra el ovdé de la caridad,c5 q las familias fe 
phsojf.rt popuuL cftinguen,las rentas Realesíe agotan , el pueblo 



cjuk mneckuiü cft ^"^^^^ in(uficicnce para los tribatosrcroce el po- 
íxod 365 dcr de los cilcntosjy mengua el poder del Princi- 

lO/w/i'/rer'ToiliojP^-^^^^^^^^^""^*"^^'^^"^^^^^^^^^^*" aducrti 
fes pr^conts yoce ^^ Moifen , i9 prohibió por editólas ofertas a 



CAtari, ne-viT y-nec 



al 

Santuario,2oauque Dios auiafido autor dellas. 



mulier quidquam T le cvfrccian con mente pura,y religiofa 2 1 La 
off'eratyltrain^pe República de Veneciatiene ya preucnidocUe- 
•rV.«cí^'.,•,^tóJÍ^\^^\ioeníusdecmos. • 

'ce(fattie(lan,unc- í Mucho es menefter aduer tiren eltiempopa 
nbus offeyendis eo ^^ ^^^ cafamientos^porque fi fe de tienen, peligra 
^uod obUta r„/,^ la fucefsion,y la República padececon la i 



fupí 
hun¿entuT, 
Exod.cap.36.6. '■ 
11 Omnesyiri,&* 
wt*Ueres mente dc' 
uotítobtulerutitdo 
■fMriiíj'vtfieret ope 
ra.qitxhjferat 
Veus. 
jJExod*3i.zO^ 



incon- 
antici* 



pan,íe hallan los hijos cafi tá mo^oscomo los pa 
drcs,y les pierílen el refpeto,ó impacientes de la 
.tardanza en la fucefsion maquinan 
contra eUo». 




Xa 



PO LITIGAS. ^6^ 




TA política dcftbs tiempos prcílipone la mali 
^ cin,y clcngaaocn rodo,v le avma cótra el de 
otros.mayorcs,{in4-clpcto a hiRd|gion,a la jufti- 
cia,y fe pubiica,Enrenapou licito todolo que es 
conaenicntc a la cóícrLiaci6,y aumcnto^yya co. 
rnuneseñasartcsbataUan'entrc{i,rcc6fundé,y 
ft caitigá viiascóorrasa coila del publico loísi'e- 
go íin alcácat'íüsfincs.Huya el Principe detales 
maei"tro«,ya preda de la núlmanaturalczajenquié: 
fin malicia.engaño.ni okní'ajeílá laverdadcra ra 
I zondccftado. AquelUíülarnercescicrta,fija,y' 
I íülida,q-vla en el gouierno át lascólas vegetati. 
] .uas,y viuietes,yprincipalmctc laque por medio 
I de la razó dida a cada vnode los hombres en fu 
.oficio ,y par ticuiarméte a ios partores,y labrado- 
:I«s para la conferuacion ^y auméto del ganado.y/ 
dciacultura;dedondequizalosRcyesyque dci 
cayado, óxiel.arado pairaron aUctro , fupicron 



466 EM PRESS AS 

mejor goacrnarlus pueblos. Valcfe el pañ.or(cti 

1 Vaj^ajloyihusqt^i p obligación es ícmejante aldc los Principes,) i 

diffc-duutfí:^ dila de la leche,y lana de íu ganado,pero con tal con- 

ccratitgregcmpaf ííderacion,quenileíacalalangrc,nile dexa tan 

ccíf£ mexydicit Do raía ía piel,q oo pueda dcfendci'íe del frió , y de I 

minns.fdco hite ¿i calor. Aísideuc el Principe ( como dixo el Rey 

c/f Domlnns Dens Don k\oi-\(o)gH.iYáaf nías la pro co)nunal , que U 

Jfrael ad p^fiores pfyíf. mifwajporqncdhietKy U rique:^adelloi es co^ 

qui pafcíít populii mof'tya.'í>^o corta el labrador por el tronco el aN 

menm, bol,aüque aya mencfter hazer leña para íus víos 

ler,% I .^ domcílicos ,ímo le poda las ramas,y no todasjan 

Í.i9»f¡t.z.¡>.¡, ¡tes las dexa dekicrtc que pueda boluer a brotar, 

para que veílido,y poblado de nueuo, le rinda el 

año íiguientc el milmobeneficio^confidecacion 

qu e nt3 cae en el arrendador, porque no tcni^do 

amor a la heredad,rrata ib lámete de desfriiiarla 

en el tiempo que la goza,aunquedefpues quede 

2 Alitff -vttmur inútil a fu dueño, z Efta diferencia ay entre el fe- 

froprijs, alirerco' ñor natural,yel tirano en la impoíiciódc lostri* 

moiatis. butos. Ertc como violeto pollectlorq temcper- 

Q^intilMorat. dcr prefto el Reyno,procura desfrutarle miétras 

íe le dexa gozar la violecia,y no repara en arraa 

carie ti de raiz las plumas,que nopuedá renacer, 

Paftor es q no apacieta a fu ganado, fino a íi mif. 

I V£ ^<ij?oW¿»5 7rmo,3 y comomcrcenarionocuidadel , y ie de- 

vrff/,9/#//?ít/cé'¿<íwf íampara.4 Pero el Principe natural, confídcra la 

femeTipjos. juftificacion de la caufa,la cantidad , y el tiempo 

E^€ch. 34.2. que pide la necefsidad,yla proporció de las hazic 

^Mercenarias 4»' dás,ydc las perfonasenelrepartimiétode los tri 

tcm,C^qtiíüofiej}; butos,y trata íu Reyno,no como cuerpo q ha de 

faílor , ciHíis non fenecer con fus dias,íino como quié ha de durar 

Jmit ousspfopri£f en fus íuceílbres,reconociendo que losPrincipes 

-Tfid'n htpitm venté fon mortales, y eterno d Reyno , 5 y cíperando 

tem , ^ dimittit del continuados frutos cada año, leconlerua co 

Cites jepfítgit, mo leguro depofito de íus riquezas, de q fe pue- 

Joan. 1 0.12. da valer en mayores neceísidades,pofq«ic como 

5 Principes ntorta dixo el Rey'Don Aloñíó en íus partidas, toman- 

les,Ret,^pítblicam dolo de Ariítotclcsen vndocuipen toque dio a 

tettmam ejfe, Alejandro Magno '.El mejor teforoqite el Rey ¡74, 

Tac.lih^^.ann^ e el qi*e mas turde fe piérdeles elpH€blo,qi*ítndo bi€» 

i.ij.í/r.j.p.i, ct 



POLÍTICAS. 4(57 

es gu<trd(íc!oj€ con ejio cenefa lo que dixo elEm¡>cfd 
luJhfUanOjq entonces fon ti Rey tío , e In C.imt)\i del 
EmpendorjO del Rey r/cús,€ íihundados^quando fus 
■^'njfdlos fon r¡cos,ejlt tierra abi**id<^da, 

^ Qüaiido^pueSjimpone tributos el Princi- 
pe con eíta modcr?.cion , deuda es natural en loS 
vaíralloselconcedetlo8,yefpccie de rebelión el 
negarlos^porquelblamentetierxeeftedoteladig 
nidad Rcaljyertelocorn) la ncceísidad publica. "^ 

No puede auer paz fin las armas ,ni armas fin 
fueldos,ni fueldos fin tributos.ó Por efto el Sena 6 Neqt^ qnies ge- 
do de Roma íeopufo al Emperador Nerón, que tinmfineÁrmis ne^ 
quería remitir los tributos,dizicndole q fin ellos qine arma fmc fli~ 
íediílblucru el Imperio. 7 Son los tributos pre- f)endij^jneq',f(ípen 
ciodelapaz. Quandoel^os exceden , y no wh el dta fine rriíitfí sha 
pueblo laneceísidadque obligó a imponerlos, ¿e-r/^r/e/íT/f. 
fácilmente ícleuantan contra ÍU Principe. Por efr<íc.//¿'. 4 hiji. 
torehizomalquiftoelRey Don Alonío-el Wi2%y Dijjolutwne hn^ 
no,y íe vi^en grandes trabajos , y obligado a re- ^»e,-í; docedojfifru. 
nüciar la Corona^^y por lo mifmo perdió la vida, ¿li^s quihus Rcfpi* 
y el Reyno el Rey de Galicia D.Garcia.Bien pon lUca fufitneretur, 
¿erado tenia eílc peligro el Rey Don línúquQd ¿iy^jinuerentíif. 
Tercero,quandoauiendoleaconrejídoqueim- Tíic-Ub. i^.án, 
pufieíTe tributos para los gaftos de la guerra, ref- Mar.hifl.Hifp. 
ipóáib:Qj*e temiO' mas Us maldiciones del pueblo, q 
4y7#5e»rw/go5. El dinero facado^có tributos injuf 
tos eíla mezclado c5 la íangre de los vafl.allos,co ^ ^„ (^ Coron.de S^ 
mo labrotóelelcudoqueropió S. Efancifcode prancifcodePauL 
PauladclanteelRey de Ñapóles D.Fernando, y ^ 

fiemprcclamajcontraelPrincipejyafsi para huir 
dcftosiaconuenientes,nofe han de echargrades 
tributosjfin auer hecho antes capaz al Reyno de 
la nccefsidad, porque quádo es conocida,y el em- 
pleo juílificado,íe anima,y confiere qualquier pe ' 
lo, como fe vi ó en los que im pulo el Rey Don Mdr.hifl-Í^tfp- 
Fernando el Quarto,y en la concefsion ; que hi- 
zieron las Cortes de Toledo en tiempo del Rey 
D Enrique el Tercero de vn millón, y q fino baf 
taüe para Tuftentar la guerra contra los Africa- 
n<)S;klc ecliaüen otras impoficiones,fin que fucíTc 

Gg me- 



4«8 EMPRESSAS 

meneíler el coiiíentimicntode las Corres ; por- 
q Tibien no toca á losparticulares el. examinar la 
juiticiade ios tributos,y algunas vczes no puede 
alcancarhs caulas de los empleos, ni ie les pue- 
den comunicar íiu euidentc peligro de ios lacra-» 
%\ Tihífummú re- "^ *"tos de reinar , 8 ficmpre ay caulas generales ■ 
mmiuáicUt'm Dij queíe les pueden reprelcntar fin inconucniente, 
dederemobisobfe- V^úque el echar tributos pertenece al íupremo- 
^f*íj gloria rfWf4 <i<^^^"iOj^ qi^le aísiftc la razó natural,y diuina,y 
ga quandoíon;uftos., y torteólos , no es meneíler el 

X*ac,lib.6,a», confentimietone los vaiiallos,porq(como,dixo 
.' * ' ' *' el Rey Don Alonfo'elSabio)t/ iío'p'^^^'^í^í^'w^w- 
tííO'je tomar al Hejno Ib q yfaron /o5 otros Rey es^,^- 
amj mas ert las Ja:^ottes (jite. lo huniéreengranme-'- 
oefler^^araprocumunAldela tierra, c6 todo elTo fe- 
ra'prudencia del Principe,procurarle con del>re 
za,6 difponer de tal fuate fus ánimos , q no pa- 
rezca fuerca, porque no todo lo qfe puede íeha. 
deexecutarabfolutamente.Eseltriburo vn fre- 
no del pueblo(arsi le llama las lagradasLetras 9) 
g^'Et tuUf Vauid c<5nelcftamasobediente,y el Principe mas po- 
ffxmim trihutí: derofo para corregirle,lacando delfuer<^as cótra 
a>/?eg.8,i*. íu j¡nirmalibertad,porqueiioay quien baile a go - 

uernar a vaflallos exemptos;pero ha de fer ta íua . 
we efte frenOjque no fé obrtinen^y tomado le en- 
tre lo5dientes/e precipiteniComoprud ¿témete 
lo confidero el Rey Flauio Heiuigio en ei Cóci- 
lio Xoletano XlII.diziendo , q enf onces eÜaua 
bien gouernado el pueblo, quanc.Q ni cipeíoin- 
cdfiderado de las impoficioncs le agcaua ua.ni la 
indilcreta rcmiision ponia a peligro íu CTiltrua- 
•5*. • Vt nectn cauta eion/í^Elimpedo íobrc las vidas Ce exeixita fíii 




rts K^Qiit (¡epertrc. ti;'biicio,es pcligrofo,porq cóprcn:nde a todos, 
CmcíL Tol.xiij. y ^^ pueblo (u cié ícotirmas losdan.^s ^de laJiazie . 
da, q lósdelcutrpo,v>rinc5palméte qvado.es ad- 
Quiiuia con el liidou , y la langre , y íc ha de .em- 
plearen las delicias dci PrincipC;,en d deue con = 

iide-? • 



T o LITIGAS. 469 

fidcrar lo que el ^cyDauíd ,quanclo no qu ifo be- 
ber del agua de la cifterna,quekíruxero tre^fol 
dados,rofnpiendo los eíquadroncs del enemigo, 
por no beber el peligro, yíangre q lesauia colla- 
do; 10 y no es buena razo de efl:ado.tener.por tri- i oN ü fángainem 
buüosmuy.pobresalosvalTallosparaqellé mas hom'mmn ijlorum, 
fujctos^porqu e Tibien la pobiei^a que nació con qui profuíi fuñí;, 
nofotros,ó la accidental humilia lcsanimos,los e? Anir/iarumperi- 
Icuanra la viülenta,y ios perluade a maquinar c5 ^uhm hiham> 
tra Tu Principe. 1 1 A Dauid fe juntaron contra 2.iZeg:23.i7. 
Saúl todgs los que eftauan pobr€S,y empeñados. 1 1 Ferocifsimv' 
I 2 Nunca masobedientevnRcyuo que quando quoqueadfumpta, 
cftárico,y abundante. El pueblo de J^ioSjauque^Mfgw/'/'WJ obege- 
duramente tratado en Egipto ,fe oluidó de fu ii- fldtem yoc metum^ 
bertad por la abundancia que gozauaalli, y lúe- ex jiagitijslmcixi- 
go que le íaltóen el deíierto,echó menosaque-.»i4p^cc4;;íi/ necef 
ilaferuidumbre.ylalloraua. fitudo. 

§ Quando el Reyno fe huuiefTe dado con con- Tac.Uks'»an» 
dicion,queíin,fuconfentimicnto no íe puedan izEtconuenerunt 
echar tributos,© fe le concedieíTedefpues có de- adeumomnes, qui 
cretogeneraljComoíe hizo en las Cortes de Ma- erant in angitpa 
drid en tiempo del Í3.ey D.AloníoYndecimo, ó cortjiítuti,&opprc 
adquirieffe por prcfcripcion inmemorial áeñc f si ^^ere alieno , ^ 
derechOjComo en Efpaña,yErancia,en tales ca- amaro animo , & 
fos feria obligado for^ofaefperar el cófentimié-/<ícÍMf efl eorttm 
to de lasGorEes,yno exponerle el Pxincipeal peli Princeps, 
gro,en q íe vio Carlos Séptimo ^ey de Erancia, s.Jleg.cap.zt^, 
por auev querido imponer de hecho vn tributo. Mí^rihtfiMiJf* 
Pata el vno,y otrocaío,conuiene mucho acredi- 
tarfctanto el Principe co fus vaíTallos, q juzgué 
por conuenienciaelpefo quelesimpoue,enfec 
dclzelodefuconíeruacion, yconfíentan en el, 
remiticndofe a fu prLtdencia,y conocimicto vni 
uerfal dcleftadode las cofas, como fe remitiero 
a la de lofef los de Egipto, auiendolesimpucfto 
Yn tributo de la quinta partedefusfrutos.i 3 Qua 33 Sahs-vepa in 
do el pueblo hizicre ella confianza del Principe, mant* tiíaeft-.njpu 
deue él atendermasanoagrauavlefin grá caufa, ciat vos tantum do 
y con madura confuirá de íu Conícjo. Pero íi la wtnus nofter,& U 
¿lecefsidadfuerc tan vrgenteq obligare agrades tiferutemtts Jlc¿t. 

Gg4 tri> Gen.j^y %$* 



410 EMPRESSA% 

tributos, procure emplearlos bkn,porqucningu 
>ia cofa flete mas el pueblo que no ver trutodel 
pefo quefufre,y que lafulhnciade fushaziendas 
fe confuma en vfosinutUes.y encellando la ne- 
ccfsidad,quitelos tributos impueftos en ella, fin 
que fuceda lo que en tiempo de Veípafiano,que 
fe perpetuará en la paz lo tributos qué efcusó la 
.ij^NecefskdtedY. nceefsidad de las armas, 1 4 porque cielpu es los re 
momm excufitct^ men,y rehuíanlos vaílallos,aunquefean muyli- 
etUm in^itcem^n- geros,penfando que ha de fcr perpetuos. La Rei- 
pre» na Doña María grangeó las voluntades del Rey- 

TacMh z.an. no,ylo raantuUo fiel en fus mayorespcrtLU'bacio 
Mí^rJhijtMlfp. neSjquitandolasfifasqueíuaviTidoelRey Don 
Sancho el Quarto auia impueíto fobre los man- 
tenimientos. 

$ La mayor dificultad coníTfte en perfüadir al 
B.eyno,q cotribuia para mantener la guerra fue- 
ra déljporque no fabc cóprehender la conuenie 
cía de tenerla lexcs,y en los Eftados agenos,para 
conferuar en paz los propios,yq.uc es menos pe^ 
ligrofoelreparoquehazeclefcudo,que el que 
recibe la ceiada^por que aquel eftá mas diftate de . 
lacabe<;a.Esmuycortalavíftadeipuebio,y na 
mira tan adeiante.Mas fiéte la grauezapreíentcj 
que el beneficio funn^a, fin confiderar q deípiíes . 
no baftauá las haziedas publicas,y particulares a 
reparar los danos j 15 y aisles menefter toda la 
l^Vlerumque ac" deHreza^y prudencia del Principe para hazerle ca 
slátt^.-vt qt*x P»*^- pazdeíLi mifma conuenieiicia.. 
uwci£fecim^par j^ ^^\2,s contribuciones le ha de tener gran 
cendo umotá pert- coníideracion de no agrauar laNoblcza,porqi!ie 
c¡*U íJ0»re)»»í*»f7^gjj^ÍQg^^j,il3^5^Qjj 1q5 qy^ la diítinguen délos 
incumhtnttbusdC' pccheros,fiente mucho verfe igualar con ellos>. 
mum maíiSydeJpe" ^^q^q^ fus priuikgios,adquiridos con la virtud , f . 
rato fape remedio, gl valor. Por dio los HidalgosdeCaftilla.tomard -] 
gríi¡}wrafensi4nT, lasarmascótrael Rey Don AloníbelTerccro,^ 
ittrimenPA^ les quifoobligar a la impoficron de cinco marar 

Pnul.íoy. uedis de oro al año para los gados dc^la quería.. 

Mnr.hiJf.Hiíp'.. ^ ^^ f^ ^^^ ^j^ imponer los t-ributosen aque- 
llas colas qXon precifanalte aeceílarias para la vi 



políticas. ' 4-,, 

cia,fíno en las que íiruen a las cklrcias , a la curic- 
íidad,al ornato , y a la p ompa , con lo quai que- 
dando caíiigado el excclTojCae c\ mayoi: Deíófo- 
brelosricos.y pcderolos , y quedan aliuiadcsla- 
bradorcs,y oíiciales,que fon la parte que mas co 
uiene mantener en la República'.. Los Romanos 
cargaron grandes tributos íobfe lasaton-Ms,pcr- 
las ,ypiedfas preciólas que íe traian de Aiabia. 
AlexandroS cuero los impufo íobre los oficios 
de Roma,quc íeruia mas a la laíauia que a la ne- 
ceísidad. Parte es de reformado encarecer las de 
licias. 

^ Ningunos tributos menos dañofos a los 
Reynos que los que Te impone en los puertos ío 
brc las mercácias, que íe facan,porque la mayoc 
parte pagan los forafteros. Por ello con gran pru 
dencia elian en ellos conftituidaslas rentas Rea- 
les de Inglaterra , dcxando libre de impofrcio- 
nesalReyno. 

f El mayor inconueniente de los tributos, y 
Regalías eííáen los Recetores , y Cobradores, 
porque a vezeshazen mas daño que ios milmos 
tributos, y ninguna cofa llenan mas impacien- 
temente los vailallosque la violencia de los Mi- Cicero. 
niftros en fu cobraníja. Sola Sicilia (dizc Cicero} i6 Populu-m meñ 
queíemoftrauaíielen fufrirlos con paciencia, exaüvres fui fpo- 
I)cllosíequcxóDios,porlabocadeIlaias', que liai'erunt. 
auian deipoxado fu pueblo. i6 En Egipto era //t/. 3.12. 
vn Profeta Prefidente de los tributos , porque 17 Portusnofirot 
folamcnte de quien era dedicado a Dios fe po- nauisuentcns non 
dian fiar , y oy eftan en manos de negociantes , y pauefcat , m certit 
víureros , que no menos defpojan a la ñaue que tiautis ¡>ofsít ejfe 
llega ai puerto, que el naufragio, 17 y como naufragiumjfima' 
losvandoleros deihudan al caminante que paf- ñusno tncuYrertnt 
fa de vn confina otro. Que mucho, pues, que f>í/ge»í/«w : quos 
íútczX comercio a los Reynos , y que no les frequenrer plus af^ 
entren de a fuera las monedas , yri^iuczas , fi fliguntdawnajquá 
han de eftar expueftas al robo íyque mucho fdent nud are na (im 
quefientan los pueblos las contribuciones , üfragta 
pagan vno al Principe, y<iiez a quieu lascobra? CafMb.ji..Epift.i^ 

GS3 VozMar.hiJiMifif 



41Í EMPRESSAS 

Alar.hifl. í^'fp' Voy ellos inconucnientes en las Coi'tcs de Gua- 
dalax raen tiempo del Rey Don laan el Segun- 
do ofreció el Reyno de Callilla: vn Icrnicio de 
ciento y cinqucnta mil dacados,con ral que tu- 
uieile los libros d^l gafto,yreeJix),para que conf- 
tailedelu eobranca'iy fi íeempleauan bien , yno 
a arbitrio de los quegoaernauan a Cartilla por la 
minoridad del Lley.Por eílo el Rey no deFrancia 
propul'o a Enrique el Se2;undo,q le quitallc los 
exactores, y le pcndria-donde quifieOe í'us rentas 
Reales,y aunque inclinó a ello , no faltaron á^C- 
puesCGnlejerosque con aparentes razones le di 
íiíadieron.Lqmilmohanofrecidodiueiiasvezes 
los ReynosdeCaftiila, obligándole también al 
defcmpcño de laCorona,pei:o íe haguzgado que 
feria difctedito de la-autoridad Real el darle por 
tutor al Reyno,y peligrofa en élefta-potreílad^pc 
to la cauía mas cierta es,que íe dexa'de mala ga- 
nad jnanejp de la hazienda,y la ocafion de enri- 
quezer con ella aimuclios;Ñoeftáel crédito del 
Pnncipeenadmini(lrar,í}noen tener. No fue 
menw atenta la Republica.Romanaa íu reputa- 
tacion^que.quantas ha auido eacl müdo,y recof* 
nociendo efté pelo de las cobrác; \s,ordenó q los 
mifmos pleitos benefiáaüen ,y cobraíTen íus td* 
butos.y no por eílo dexó detener la mano fobre. 
fus Magiftrados.para q fm auaricia,y crueldad fe 

j^.Nc PrüUíiiciít. cobraíTsuien qfuemuycuydadofo Tiberio. i$; 

mm$omrii>itstitr^. Lafuauidadenlacobrancade vnrdbuto. . 

(f'flrenturj'vtquiyg,- obliga aúa concelsioade > 

rerafine a uarhiHy. otros* 

ÁhtcruíiclítdteMn 

pftrit.timmtoUrA'^ 




In: 



POLÍTICAS. 47J 




TTsIgcniofos los Griegos cmbolüieron en fingi- 
dos acótecimientos(.cqmo,en geroglificos los 
iEgipcios)no lo)an>ente lafiloíofia natural, fino 
también la moral,y la palitica , 6 por ocultarlas 
al vulgOjópor imprimirlas mejor en los aqimos 
con lo dulce ,y entretenido de las fábulas :Quc« 
•riendo,pues;fignificar el poder de lanauegacioa, 
y las riquezas que con ella íe adquieren , fingie- 
lon auer aquella ñaue Argos ( que^íe atreuio la 
primeraa deíafirfe de latierra^y entregarfe a los 
golfos del mar)conquiftado el Vellocino , piel 
de vn carnero,quecen vez de lana dauaorOjCuya 
hazaña mereció que fueíle colágrada a Palasjdio 
fa de las armas,y traslada al Pirmamento por vna 
de fus conftelacionesen premio de fus peligrólos 
viages,auiendodefcubiertoal mundo , que fe 
podian con el remo , y con la vela abrir ca- 
minos entre los montes de. las! olas , y condu- 
cir por ellos al paíib del viento las armas ., y el 



Gg4 



,CQ-i 



4-74 EMPRES!ÍAS 

comercio a todas partes. Efta moralidad , y el ef 
tar ya en el globo cclefte pucfta por el\rcUa aque 
Jla naue,di6 oeafion para pintar dos en eUa em- 
preíVaquefuircn polos del Orbe cereí\rc , niof- 
trando a los ojos,que es la aaue^acion la qacluf 
tenta la tierra con el comercio , y laqucafimia 
fus dominios con las armas. Mobilesíoneftos po 
los de. las ñaues, p rocrrínmo-bilidad confíitela 
firmeza de los Imperios. Apenas ha auidoMonac 
quia q lobre ellos no te aya fundado, y manteni- 
do. Si le faltaiTen a Eípaña los dos polos del mar 
Mediterraneo,y Oceano,luegocaeria íligrandc 
za,porque comoconftade Proulncias-tan diftá- 
tesenr<rcít,pclig,4arian,íielremo,y la vela ik> las 
vnicírcn,y facilitaífen los focorros, y afsifteucias 
para fu conferuacion ,y defenü, íieiido puentes 
del mar las fyaues,y galeras. Poreítael Empera- 
dor Carlos Quinto, y el Dnquede Alúa Di Fer- 
nando aconíejaró al Rey Doa Felipe Segundo,q 
tuuieíTe grandesfuer<^aspor mar. Efta importan- 
cia reconoció el Rey SilÍebuto,íiendo el prime- 
io que las vso en los mares de Eípaña.Cólejofiae 
tam bien de Temiftocles dado a fu Republica,de 
que fe valieron los Romanos para hazerfefcño* 
res del mundo. Aquel elemento ciñe, y doma la 
tiefra.En el fe hallan juntas la fuerca,y la veloci- 
dad. Quien con valor las exercita,es arbitro de Ja 
tierra. En ella lasarmas amena (^an,y hieren a fo- 
la vna parteen el mar a todas.Ningun cuydado 
puede tener fiemprc vigilantes , y preuenidaslas 
coftaSjniDgunpoderprefidiarlasbaftatttemeute. 
Por el mar vienen a fer tra>í ables todas las nació- 
fieSjIas quales ferian tncultas,y fieras íin la comit 
niencion de la nauegacion,conqae Le hazen co- 
munes las lenguas, como loenlenó la antigue- 
dad,íii3gicndoquchabtauaiet tinioii de la nauc 
Argo6,paradaracntendef que por fu medio íc. 
tríirauan,y praticauan las Prouincias,porque el 
timón esquíen comunica a cada vna los bienes,/ 
íiciuezasae las demás , dando teciprocamentc 

ella 



POLITICES. 4if 

éfl^ ?l*oiüncia a la otra lo que le falt3,ciiya nr cef 
fidad^ycoiiuenicnciaoblriaa buena coirefpotT- 
denciá,y amor entre los hombres p-or lancceí'sí- 
dadquc vnos tienen de otros. 

/ Elle poder del mar es mas coniieiiientc a 
vnos Rcynos qLTeaorro5,tc2;iiti fu difpoíicion, y 
fítio.Las Monarquías fituadasen Ana , masharr 
menelter lasfuercasde tierra qu: hisdelm-ac. Ve 
necia, Y Gcnoua,qae hizicróiii aísiento, aquella 
en el a^ua,yel\a vezina-aeHa,y en fuio, quemas 
parece etcoílo del mar que íeao de la tierra , in> 
prnticable al arado,y cuitara, pongan tus fucrcas- i o Tyre\t»dixU 
en elremo^y vela.. Qtvando-le preciaró dellas fue fti: perfHii decorls- 
ron tenTÍdas,y5!oriorioías en el míido ambas Re egofi',», CS^ ni cor- 
publicas- Efpaña queretirandoíe de los Pirineos, de ma,-isfita. 
íé arroja al m-ar,y fe interpone catre el Oc'-'ano,y H;^ec/hc.ip. «7.5. 
el Mediterráneo, funde íu poder en Us armas na^ 2. O mncs naues: 
u-aleSjfi quifiere aípirar al ¿ominio vniucrí'al,yc5 mcírtsSS' naut^e e* 
feruarle. La dilpoíicion es grande, y mucha la co- rumfu<:runtn¡ /?o. 
modidad delospuertospara mantenerlas.ypara pido ncgotktiomS' 
impedir la nauegacion a 1í>s demás naciones que tu a. E^ech.lhd^ 
fe cnriqueZ'enconella,y crian fu creas para ha>- ^ Perfc^c^' LidiL 
zerie la guerra^prÍMCÍpalmcnteíi,c51a.s armas fe ^r Libies eranri» 
ailegivrare el comerGib,y mercancia, l^ quai trac cxercitu ttM) -virv 
Goílgo el marinaje, liaze armerías, y almagazenes hclUtores mi: cly^ 
los puertos: los de lodas-las^cokis necesarias para peum ,.& galea m- 
las armadas , d 1 llirtancia al Rcyno con que nía-- fu(peiideri*nt in te 
tcnerlas,y le puebla, y multiplica. Eftos , y otros pro ornatutuo. 
bienesfcñaló Ezequiel debaxo de la alegoría de E:^ci¡).idid. 
naue,que le ha] Vaivén Tyro Ciudad fitivida en el 4 Cartha-ginenfeS' 
coraíjon del mar i ) por el trato que tenia con negotutorcs tui^l- 
todas las naciones, porque aelU concurrían- las nMiitudine. ciidit. 
Baues,y marineros. 2. Los Perlas, Lidos, y Libios rií dniiti.iYu.H^,af^ 
milita ?an en íu exerciro, y eolgauan en ella fus gcto,ferro , ,ta nno^, 
cfcudos,y almetes. 3 Los Cartaginenles la lie- pluwLque ' re_ple* 
ñauan de todo genero d- riquezas, plata, y hier- ucru^r nm din^s^- 
ro , y los demás metales. 4 No auia bienes en tuasjbldemi 
latierra^nenofehallanfen. en fus ferian, y afsi» 5 Repleta^s^ , c^' 
iadlanio abundante ,yglo^ioi>, 5 yquefu Kcf glorificatammis4m 
auia. multiplicado fu focralcia. coa. k negg- carde maris,. 



41$ EMPRESSJS 

6 In mMtudineclTLCion^ó Las Repúblicas deí>iclon,N¡ni.ue,.B** 

ppienti^ tu£ y (Sr bilonia.,Roma.y Cartagoconcl(icmercio,y tra* 

i» mgotiAtioiíetua. to florecieron en nquczas,y armas.Quando fal- 

multiflicafti tíbitb a Vcnecia , y Gcnouaeltrato , y na^egacicn, 

jortitudinem, faltó el excrciode.íii valor, ylaocafion de íusglo 
E^chx.x 8.5. rias,y trofeoS: Entie brcues termines de arena, 
incuita al a^adon,y al arado fuftentaOlandapo- 
deroíos exercitos con la abundancia , y riquezas 
del mar,y mantiene populofas Ciudades, tan ve- 
zinas vnas a otras, que no las pudieran íuftentat 
los cápos mas fértiles deia tierra. Francia no tic* 
, ne minas de plata,nioro,yc5 el trato, y pueriles 
inuenciones de'hierro,plomO;y cilaño haze pre- 
ciofa í;uinduílria,yfeenriqueze ,ynolotpos dcf- 
cuidados perdérnoslos bieneSídelmar.C-5 inm.5- 
fo traba;o,yfeiig;io traemos a Efpaña de las par 
tes mas remotas del müdojlos diamates , las per- 
las, los aromas,y otras muchas riquezas,y no paf. 
fando adelante có el las,hazen otros grangeriade 
nueftrotrabajOjComunicadolas a las Próuincias 
de Europa, Africa,y Aíia.EntregamosaGeiiQUC 
fes la plata,y el oro con que negócienrV pagamo^s 
cambios,y recambios de fus negociaciones. Sá- 
lenle Eípaña la Teda, la lana,la barrilia, elazero, 
el hiarro,y otrasdiuerfas materias,y boluiendo a 
ella labradaen diferetes formas,cpmpranfios las 
mifmas cofas muy catas por ia códuta,y heqhu- 
raSjde (uerte que nos es coftofo el ingenio de las 
demás naciones. Entran en Efpaña mercaricias, 
que 6 (olamente íicucn ala vifta , ó íe confumen 
luego,y facan por ellas el oro,y la plata , con que 
(como dixocl Rey D. Enrique el Segúdoyé enri. 
qíte:^e,yfearmx los eflrangeros,y aun 4 las Te^eí los \ 
^enemigos jCn tanto qfe empobrece nueftros yaj/fallos^ 
Quexafueeftadcl Emperador Tiberio,viédo el 

7 (^/cí>f<t/>/íítf»f.€Xccíro de pcrlas,y piedras preciofas en las Ma- 
xaufa pecania no- tronasRomanas.7 Vna gloria inmortal leeípc« 
fir^ ad externas f raa Y. Alteza fitauorcciereyy honrare el trato,y ; 

• (vuthofliJes gentes mercancía , cxcrcirada en los Ciudadanos poj 
tr.ínsfcrnntttr, dlos mífmos , y en los Nobles por tcrcerasper- 
TacAlb.s.att, fo- 



FO LITIGAS. 477 

fonas,pues no es mas natural la renta de los fni 8 Q^i.i cUfn's Re^ 
tosdelatierraque la delapcrmut-a, dando vnas g'-> pt^^ retare cinn 
€olas-por otras,6 en vezddias ,diíjer.o. Nodef cUjfcI-Ih-amfernci 
p-recraVon lu nTcrcanciia^y.trato los- Ptincipes dq pí'r tre.< anuas ibat 
Tíro.ni lasftotas qiicdReyS-aloníjOfi cm'oiaua a; inTharfis^dcfenns 
TarüSjtraian Cblaméte las coías ncceiVarir.s, fino /Wí .t rg€»riim , 07» 
aquellas también conque podía grangeAr , y au anntm , CS^ dcares 
mcntaj?íusrk|uezas ,yi'iazeríe mayor (obre to- elepjhwtonm , d?» 
dos los Reyes de latierra. S-Pompeyoteniaaga-yíWí^'^í > &- panos. 
nancia la dinero La Noblez-a R,o.mana,y laCar- Magnijicaíus ejl 
tagineía no feeí-ciuecieron con el trato,y negó ^'^go R^x S-alomon 
elaciones. Colegio formó Roma de mercante?-, [upey omnes Jleges 
de dond.; píenlo que aprendievon Oíandefes ale- terrxdiuki^s , c^ 
uantar fus compañias.Con mayor comodidadfe/^P'^^'^'*- 
pudieron farmarcn.Elpaña'^afleguradas con na- 3.^'C.io.2t. 
uiosarmadoSjCon q no folamente correrían en 9 Domi^ahttnr a, 
ella lasriqac2as,fino también florccedan las ar*- '^'*''' ''^/^/«f aá, ma, 
madas nauales,y feria formidable a las demusna- fc^afumim -vf* 
dones.Conociendocftasconueniencias-l©s Re- ^^e(tíltetr/jinoso r 
ycs-de Portugal, abrieron por ignotos mares con ^^^ tenarum. 
las armas el comercio enOriente,Gon el comer- Pfaiji . 8 . 
cío faftentaron las armas,y fundando c6 eftas, y i o Ecce ijii de lo» 
2qucl vn nueuo,y diiarado Imperio, ^intiroduxe 2^ -vemcur^í^T' ecce 
ron la Religión, la qp lino pudiera bolar a aque-'^^^ ^b^-^quilone,. 
Has remotas Proaincias,ni defpuesa lasdeOcci^ ^ ^^^^^ ?^^ 'fii de 
dcnte,por la induftria,y valor de iosCaftelianos, ^^»'''/* Aujlrali. 
fi las entenas con plumas de iinO;y pendietcs del (p''**^ 49^ 1 2V 
arboldelaCruzsnohuLiieranfidofusalas>con.q ii faáa, ejlquafi 
llegó a diirfe a conocer a la Genriiidad,la qualex ^»íyñ0toris , de 
trañó los nueuoshueí'pedes, venidos dercgíoi><es longeportuttspane 
tan dil"tantes,q ni aun por relación ios conocía, fn'i^^í 
I o y.rccibiendodellosh verdadera luz' del Eaan-P>'^'*^-3i-i4* 
gelio,ydiuino pande! Sacramento, licuado de tá i* Q^^^ gennit mi 
lcxo?,i t exclamó jubilante con líaiasíOuien p^hujiusiego-itcrUis, 
ra mibien engendró a eitos^ > Yoefterii,yodeiler- ^ nonparics,traf 
errada , ycautiai,y quienfuílcntóaeftos? Yo de «.'gniM^C? ca¡,nu- 
íampar.-ida,yfola,yeilo3 adonde eftauanl^í 2. «<* ''^ iflos cjuis 
f Nó mvnos irnportariajque como ios Roma.<^«»f^''«'f I egodef-.- 
nos afinnaro fu imperio , poniendo preíldioscn tttutar,^fpU : <í?- 
GDnílántinopla,eaRodas,enelR,eiio,ycn Ca: iftryhieranti 



4iS EAIPRESSJS 

dizjcomocn qaatro ángulos principales del , fe 
colocaflcn también en diteretespaitesdelOcea- 
no , j? Mediterráneo las Religiones Militares de 
Bfpañajpara que con noble emulació cordeíTea 
los marcs,los limpíaflen de cofarios,)' aílcguraí- 
íen las mercancías- Premios fon bañantesdel va 
lor,y virtud aquellas infignias de nobleza, y íiiíi- 
cienteméte dcasfus Encomiédas paradar princi 
pió a ella heroica obra,digna de vn heroico Rey, 
y quando no baftaíTen lus rentas, y no fe quificflc 
deipojar la Corona del dote de los Maeftrazgos, 
dados por laSedeApoftolicaen adminiñracion, 
fe podrían aplicar algunas retas Eclefiafticas. Pe 
famiento fue efte del Rey D.Fetnando el Catoli. 
co,el quaitenia trabado de poner enOran la Or- 
<lendcSantiago,yenBugia,yTripol las de Al- 
cantara,y Calatraua,auiendo para ello alcanza- 
do del Papa la aplicación de lasrenta^deios Có» 
uentos de Villar de Venas,y de San Martin en la 
Dioceíi de Santiagojy Ouiedo ^ pero no fe pudo 
executar por el embarazo que le íobreuino de 
las guerras de Italia , 6 porque Dios releruó efta 
emprcíTa par i gloria de otro Rey, a que no deue 
oponeríeiarazondeeftado.cle no dar cabeca a 
los Nobles , <ic que reíiiltaron tantos alborotos 
en CaftiUa,quando auia Maeftresdelas Ordenes 
2>dilitarcs,porquc ya oy ha crecido tanto la gran* 
deza de los Reyes con las Coronas que fe han 
multiplicado en fus fíenes ,que noíc puedete- 
mereñeinconuenientc , principalmente eftan- 
do fuera de Efpaúa las Ordenes,y incorpora- 
dos en la Cotona los Maeí- 
trazgos. 




Ni 



POLÍTICAS. 419 




NI vn inftantc quifo la diuina prouidencia 
queeftuuic'leefta Monarquía delmundo 
íiu el oro,y el azero, aquel paraliicóícruacion,/- 
efte para (udefeni'a, porque fi ya no loscrió coh" 
ella mifma , trabajó el Sol ,goueraadoríegun^ 
do de todo lo criado , dcíde que íe le encargó la 
conlcruadon de las colas , en purificar , y dorac 
ios mineraÍcs,yconUituir erarios en iosmontes, 
dondetambicu A1:úce , Preíidenrede la guerra, 
cndutcciólas niat^rias.yreducidas a hierro ,y az« 
rOjhizo armerías. Los braeosdelas Repúblicas 
fon las armaSjfu úngrc,y cípirituslosicíoros^y íi- 
eflos no dan fuerca a aquellos , y con aquellos 
no fe mantienen elios, caen lue3jr> defmajadas 
las Repúblicas, y quedan exp'ieftas ala violen^ 
cia Phniodize,qucayen las Indias vnaefpccic 
de horiiiigas,que]en vez-de granos de trigo, re- 
cogen losdeloro.Noles dio la naturaleza el vfo> 
<lel , pero. quilo que como macftras 4c las de- 

ína& 



4So EMPRESSAS 

mas Repúblicas les. enfeñaíTen la importancia de 
ateforar. V fi bien algunos políticos Ion de opi- 
nió que no le han de juntar tefotos^porque la co 
dicia defpierta las armas de los enemigos, como I 
^ íuccdió a EzequiaSjpor auer moílrado íus rique f 

1 Z status eft (titte xas a los Embaxadorcs de Afilia,! y losEgipcios í 
inaducntit eoríim, por eftc temor Goníiimian en fabricas las rentas 
CíT* oftcndit eis do^ Realcs^no tienenfuerca las razones que traen,ni j 
m limaron a 1 1* n., C^ ^cdos exemplos,porque a Ezequiasno lefobreui ! 
aurum y^s^.argau co la guerra por auermoíirado íus tcforos,íino 
tum,^ pigmcnta por.la vanidad de mot\rarlos,teniendo en ellos, 
i'ariít , -vniuenta mas q en Dios.íu CQra^on,y aísi le predixo líaias, 
quoque^Cy'domum que los perderla, i y los Egipcios ,no;porelj)eU- 1 
-pafí/mmfuoru,^' gro,fino por tener diuertidos los fubditos'.como 
omiHa,qti<e habere dixemos,)y por vanagloria los ocupauáenfabri- íl 
foteratin xhefau' QZ.S. (guando el Principe acaudala teíoros por i 
risfuis. auaricia,y no íe vale.deílos en lasocafiones for<^o 
4./?eg.c4/?. io. 15. las de ofenía,ódefenfa ,y por no gaftarlos tiene 

2 Dixitquejfaias .defproueidos,y .flacos fus prefidios, y íus armas, 
Ei^chu'.dudifer^ bien,creo q«e llamará contra íl lasde íiisenemi- 
m'inem Domin'nec gos, dándoles ocafió para qfraguen Uauesde azc 
ce dies -venient, ^' ro con que abrir fus erarios: pero quando confer 
4ufí'fentur omtjia, ua los teíoros para los empleos forcofos, fe hará 
qu<efitnt in domo temer yyrefpetardeíus enemigos, porque eldi- 
t»^- aero es el neruioxie le guerra ^ 3 con elfe ganan 
j^Reg.cio.ij. amigos,yconfederados,y no menos atemorizan 

3 Sed nihil *^í<e los.teíorosenloserarios,quelasmuniciones,Us 
fatigabat^qukmpe armas,y p.etrechos en lasarmerias^ylasnaues , \y 

cuniarumconquifi galeras en los arcenales.Con eílefinnoes auad- 

tioieos efe belli ci- cia el ■juntarlos,íino prudencia poli tica, como lo 

utUs fteruos ditU' fne la del Rey D.Femádo el Catolico,cuya fama 

t^ns. de miícrabk quedo defmentida en íu muertc,tto 

Tac.líh.i.hijt. auiendofe hallado en fu poder íuma cóíiderable 

de dinero.Lo que guardaua loempleaua en lafa 

brica de la Monarquía , y pufo fu gloria , no en 

auer gaílado,fino en tener có que gaílar. Pero es 

raenefter aduertir,q algunas vczeslc ateCora con 

grádeza de ammo,para poder executargloriofos 

penfamientos,y defpues le couierte poco a poco 

.enaiiaricia^ypcimejoíevelaruinadelos Hita- 

4oSi 



políticas. 481 

dbs,que fe abran los erarios para lU remeclio.Pa^ 
cilmente íe dexa cnan^korar de las riquezaseí co- 
raconhumano,yíe con tuerte en días.- 

S No bafta que los teforos eften repartidos en- 
el cuerpo dcla República, como fue opinión de ^MeliuspuhUcas 
Cloro, 4 porque las riquezas en el Principe ion o¡>es 4 prmaus ha. 
feguriwíad,en ios íubditos peligro.' Cerialdixo a bcrr^.quam intru 
losdeTreueriSj que lus riquezas lesea uíauan la vnuincUiiftrumcif 
guerra 5 Quando la conumidad espobre,y ricos fcntarr:. 
losparticulares^lleganprimerolos peligrosquc Efitrupius.. 
las preucncioncs^Losconrcjosíon errados, por»- ^ Penes quos aun- 
que huyen de aquellas rcrohi clones que miran a ritm ,^ opespi\eci 
la conleruacion comunviendo qne Ce han de exe f^w.f Idlomm cau^ - 
curar acofta de lashaziendas particulares, y en- p. 
tran forcadosen lasguerras.Por efro le pareció a Tac.¡¡h.6,hifi. 
Ariílote*les,que eilaiia mal formada I a Republi- 6 Male cri^im cIj'' ■ 
ca de los Eípartanos,cn la qual no auia bienes pu '■ ca pecunias pubU" 
blicos 6 V li fe atiende mas al bienparticular que casconjiitmumejt' 
al publiCo,7 quanto nienosfe atenderáa reme- apud illos.qríiane. 
diar con el daño propio el de la comunidad. Efte ^«c mpiMico ha^ ■ 
inconueniente experimenta la República de Ge hent qtfid^iuam^&t" 
noua,y a ct\a caula atribuye Catón la ruina dch' mapiabclla gérere ^ 
\ Romana cnia oración que refiere Saluftio auer cóaóli , pecunias 
hecho ai Senado contra los cómplices en la con ^grecofemnt. 
;uraeioudeCatilina,porque(como explica San-Jrij'l.l.zc e pol' 

Au^uarn) feapartódefuprimerinftituto ,en7P.vWfo-^/7f/ Pol- 
que eran pobres los particulares, y rica la coma- nri PuhUcu'mpofwQ 
nidad,dc que hizo niencionHoEacio,qüexando- »/Vríy^ ^ ^ 

^eclcllo.. T-acMh,6an. 

. V,Ait>gu¡h':lib'.yi 
Non ita ¡{cmuli ' 4e Ciitit. Dei,c. i a ^ 

Tr^fcriptrim¿0'^i/3ío/íJt.Cafo/tís Herat; ^ 

t^y-iíiffyicijft^etn'umqut norma, 
Tfluatus illtí cenfus erat hrenis, . 
' CommunC'magum^ . 



^j L'o5 Rtyc J^randes defprecian ia atencio erí í 
lMeíbrar,g) en cóícruac4oya atelbrado, fiados en \ 



48 



i EMPRESSAS 



fu podcr,y fe dcxan licuar de la prodigalidad , fin 
confiderar , que cnnoauiendotdorcsparaias 
ncceísid<idcs,cs fu erca cargar con tributos a los 
fubditos con peligro de fu fidelidad,yq quáto ma 
yor, fuere la Monarquia,iáto mayor ion losgaf- 
tos que íc le ofrecen. Son briareoslos Principes, 
que fi reciben por cinquenta manos , gallan por 
cíento.Noayíuftaucia enlosRcynos mas ricos 
para vna mano prodiga Envnahora vacian las 
nubes los vapotes que ricibieró en muchos dias.. 
Los teloros que por largos íiglos auia acaudala- 
do la naturaleza en los fecretos erarios de los mo 
tcs,no baftaron a la imprudente prodigalidad de 
los Emperadores Romanos.Eílo íuele í'uceder a 
los íuceObres que hallaron ya juncos los teforos, 
porque vanamente confumé lo que no les cofto 
trabajorrompen luego las predas de los erarios>y 
mudan c6 delicias íus EftadosEn menos de tres 
años defpcrdició Caligula fefenta y fcis millones 
de oro^aunque entonces valia vn efcudolo que 
aora diez.Es loco el podet , y ha menefter que le 
corrija la prudencia económica , porque fin ella 
caen luego los Imperios. £1 Romano fue declina 
do defde que por las prodigalidades,y excefsiuos 
gaftos de los Emperadores fe confumieron fus te 
foros. El mundo fe gouierna con las armas , y ri- 
quezas. Eftofignificaefta empreflaen laefpada,y 
el ramo de oro,que íóbre el orbe de la tierra le- 
uanta vn braco, moftrando que con el.vno , y el 
otro fe gouierna,aludiendo a lafabula de Eneas 
en Virgilio, que pudocon ambos penetrar al in- 
fierno, y rendir fus monfl:ros,yfarias.No hiérela 
efpada que no tiene los filos de oro,ni bafta el va 
lor fin la prudencia económica , ni las armerías 
fin los erarios,y afsi no deue el Principe refoluer- 
fe a la guerra,fin auer reconocidoprimero fi pue 
de fuftentarla. Por efto parece conuenientc q el 
Prefidente de Hazienda fea tábien Confejero de 
Eftado,para'que refiera en el Confejo como efta 
las rentas Reales^y que medios ay para las armas, 

.":." " ' Muy 



POLÍTICAS. 48? 

Muy circunfpedo ha de íer el pocíer.y muy con- 
íidcrado en mirar lo que err,nrci?de. Lo que hazc 
la vift-i ''n ia tVjtchazccn cí .ini'.i'O la prudencia 
económica, íi ello falta en Us Rcpublicas,y Rcy- 
uos,íeri ciegos^y comoPolifcmO;,roto aquel lu- 
minardc íutrcncc por la aíluciadc Vli(es,arro>a 
iKi v^anamentcpeñaícos para v^engarfcjarrrojatá 
iniuiiméte íus riquezas^y teío». os. Hartes hemos 
viílocnnueí>rosticposc5íü(iiidosíinprouccho 
en diujrhoneSjpor temores iiisaginados^en cxcr 
citos leu atados en vano,en guerras,qlas pudiera 
auer efcufadola ncgociaci5,6ladifsimulaci5,en 
aísirtencias de dinero maliogradas,y en oti'osgaf 
tos,coq creyendo los Principes quedar mas fuec 
tesjian quedadomas flacos. Las oílentaciones,y 
amenaces del oro,arrojado íin tiempo ,y íin pru- 
décia;,en fi tiiifmas íc deshazcn,ylasícgundas iba 
menores q las primeras, ycndoíeenfíaqucziedo 
vnas con otras. Las fuercas íc recobran facilmen. 
tCjlas riquezas no bueluen a la mano. Dellas no 
íc ha de víár fino en lasocafioñes for^oías,y inex 
cufables. A los primeros monñros que íc le opu- 
fieron a Eneas,nQ facó el ramo deorp,íiuo la ef- 
pada. 

Corrept hicfuhita trepidusformidineferrú 
^yi E n CítSjtfhi&amq ; a de ye» ien tihus ojfert^ 

Pero defpues quado vio q no badana la fuercade 

los ruegos,ni la ncgociació a mouera Aquerótc 

paja q le paíTafle de la otra parte del rio, fe valió 

del ramodeoroCguardado, y oculto haílaentÓ- g MmmMcUl 

ces)yleobhgoconeldon,apUcandofusiras. % ^¿ extwg/titir4s¡ 

r'^ TI , ' : . . ProT.c. 11.14;; 

Sí^e nuLla mouet tantee pietatis tmagOy Virgtl 

¿/ftramumhufíc{a^paritramum,qui^fefte 

latehat) 

\yí^nofcas,Tun7td4 ex ira tuecorda recidut 

Necplura his Ule admiras ^encr ahile donu^ 

~' " " ~ Hh ^ J^- 



Vif^ 



484 EMPRESSAS' 

Fatalís ')^ír^.f longo pofl témpoye Yifum^ . 
Ctrulcam aduertit puppim^ 

Procuren, puesjlos Principes mantener fiemprc 
claros , y pcrlpicacesfobrcÍLis cetros etlos ojos 
delaprudcncia , y noíe defJcñen dela.ccono- 
mica^puesdella depende lliconferuacion ^y fon 
padres de familias de fusva.lallos. El magnánimo 
coraron de AugiUl'o le reduzia por el bien publi 
co(comodczimo3€notra. parce )aelcriuir por 
fu mano la entrada,y falida de las rentas del Im- 
perio. Si en Eípaña hauicra fido menos prodiga 
k guerra,ymas económica la paz>lb huuiera lena . 
tado con eldominiovniuerfal del mundo, pero ■ 
con el defcuydaque engendra la grandeza, hade 
xado paíTar a las demás naciones las riquezas que ; 
Ja huuieran; hecho inuencible. De Ja inocécia de 
los Indios las compramos por la permuta de co- 
fas viles,y defpues , no menos (Imples que ellos, . 
nos las lleuá los eftrangeros,y nos dexá por ellas 
el cobre,y el plomo. .Es el Reyno de Caftilla el q 
con fu valor^y fuer(^as leuantó laMonarquia,triú : 
fan los demás,y el padece,íin acertar a valerfe de " 
losgrandcsteíorosqueentranenel.Afsi igualo ' 
las potencias la diuina prouidencia/a las grandes 
les dio fuerza, pero río induílrla , y al contrario a . 
las menores.Pero porque no parezca que defcu- 
bro,y no curo lasheridas^fejáilaréaquíbreueme 
te fuscaufas , y fus remedios. Noferán eítosdc • 
quintas eíTehcias , ni de arbitrios efpecu latinos, 
♦^v queconadmiracion acredítala nouedad, y cor> 

^ ' daño reptueua la experiencia , íino aquellos que , 

dicta iamifma razón aatural,y^por comunes def. 
precia la ignorancia.! 

Soa los tirutos de la tierra iá principal riqi.i£zaü 
Kóay mina mas rica en ios ReynoSjq la agiicul- 
tura.Bien lo conocieron los Egipcios,que rema- 
tauan el cetro en vna rcxa de arado, íignificando - 
•que en ella eonfiftia fu podcr^ygtádeza.A] as rin- 
de: 



políticas. 48f 

ác el monte Vcfuvio en lus vcrtivntes,que el cor 
ro ác Potoíi en íus entrañas, aunque ion de pla- 
ta.Noacnío Ji6 la naturaleza en todaspartes ta 
prodigamaitelosfrutosjy z^cn los profundos 
íenos de la tierra la plata, y eíoro.Con aducrten- 
cía iiizo comunes aquellos,ylos pulo íobrc la tie . , 

m>potque auian de íuftentar al mundo^ 9 y en- í> ;^^^',^^ P^^^^.^ 
cerró ellos me ralcs^Daraqcoftaile el- trabajo.cl ^['"¡^^^f J""/'/^ '^'' 
halíarlos,y purificarlos, y no fu elle dañofa a los tiit.'b-j-rutUbusyr 
hombres fu abundancia,üexcedieiTcn de loque ^'^'1'^- 
era meneftcr,para el comercio , y trato por me- ^'^^^ \^,^ ñ 'r]'^'^ 
dio de las monedas en lugardela permuta dejas ^^^''"^jf-^ Va- 
cólas. Con losfrutos de la tierra le íuUcntó Eípa 
ña tá rica en ios figlos paírados,que auiendo veni 
do el Rey Luis de Francia a la Gortc de Toledo 
(en tiempo del Rey Don AlonfoelEmperadof) 
quedo admirado de íu grandcza,y luzimiento, y 
dixo no auervifto otra igualen Europa ,y Afia, 
aunque auia corrido por ÍUi Prouincias con oca 
íion del viage a la Tierra íanra. Efte efplendor 
conferuaua entonces vn Rey de Caftilla, trabaja 
Üo c5 guerrasinternas,yocupadade los Africanos Maf.hifiMifp. 
la mayor parte de fus Rey nos /y fegun cuentan 
algunos autores,para la guerra íagrada fe junta- 
ron en Caftilla cien mil infantes de gente foraíie 
ra,y diez milcauallosj fefenta mil carros de ba- 
gage,y a todos los foldados,oficiales , y Principes 
lesdauael Rey Don Alonlo el Tercero cada dia 
fueldo,ícgun fus pueftos, y calidad. Eftos gaftos,y 
prouifioneSjCuya verdad desacredita la expcrie- 
ciaprefente^y los exercitosdel enemigo mucho 
mas numerolbSjpudo íuftentar fola Caftilla , Un 
cfperar riquezas eftrangcras ,expueftas al tiem- 
po , y a los enemigos ,"hafta que derrotado vn 
Vizcayno le dexó la fortuna ver , y demarcar 
aquel nueuo Orbe,Q no conocido , ó yaoluida- 
do de los antiguos para gloria de Colon , el qual 
muerto aquel Efpañol primero defcubridor,y He 
gádoaíus manos las demarcaciones que auiahe 
cho/erefoluioaaucriguarcl defcubrimieto de 

Hh¿ • Pro- 



4^6 EMPPcESSAS 

Prou!íKÍastanrcmotas,no acaib retiradas dé lia 
naturaleza con montes intcrpacftos deolas.Co 
municó la penfamiento con algunos Principes, 
para intentarlo con fus afsiftencias , pero ningu- 
no dio crédito a tan gran nouedad , en que fi hu- 
uiera fido en ellos aducrtencia , y no falta defce, 
huuieran merecido ci nombre de prudentes que 
ganóla Repubii^cade Cartago,quandoauiendo« 
íe prelentado en fu Senado v nos marineros que 
referían auer hallado vna isla muy rica,y delicio- 
fa/quefe cree efa la Elpañola j los mandó ma- 
tarj'uzgando que feria daüoíoiü dr-kabrimicn-- 
to a la República, Recoirió vltimamente Colon 
a los Reyes Católicos Don Eernando^y Doña lía 
beljCuyosgcnerofosíinimos^capazes de muchos 
niundos,no fe content^uan con vnofolo^y auie 
dolé dado credito,yalsiftencias,íe entregó a las 
inmeníasolasdel Océano , y defpnes de largas 
nauegaciones,en que no fue mciios 'peligróla la 
dcfconfianí^a de fus ccmpañci'os, que los defco- 
nocidos piélagos del mar, boluió a Efpaña coa 
lasnaueslaftreadasdebarrasdepUta,yoro. Ad- 
miró ei pueblo en las riberas de Guadalquivir 
aquellosprecioíos partos de la tierra , facados a. 
luz por la fatiga de los Indios > y conduzidos por 
nuei^roatreuimicnto,ymduíiria , pero todo al- 
teróla poflefsion , y abundancia de tantos bie- 
nes. Arrimo luego la agricultura el arado, y vef- 
.tida de feda><:uró las manos end .irtcidas con el '- 
trabajo. La mercanci'^jCon efpiíitus nobles tro- 
có los bancos por las lÜlas gitier as-^, y íahó a ruar, 
por las calles- Las artes (edefdeñaron de los ins- 
trumentos mercnnicos. Las mííncdas de pla- 
ta , y oro de fpiccicU'On c] vilb.no parentcíco de 
la liga ,y no admitiendo el de ot ros metales , que- 
daron puras , y r:obles;y fueron aperezidas , y 
bufcadas por varios medios de las naciones. Las 
cofas íe eníoberuecieroo , y d<ifeftimada la 
plata, y el oro , leu?ntaroníus precios.. A los 
iBiCycs iucedió caíi lo mifmo, que al Emperador 



POLÍTICAS. 481 

Ncíron,quanclo le engaño vn Afiicnno dizicdo, 
q auia hallado en íU heredad vngran tcíbro, que 
fe crcia auedc eícódifíü laReyíia Pido, 6 porque 
la-abundancia de las riquczasno eíkagnfle el va- 
lor de íusvaíTallos, ó porque la codicia no 1er ru- 
jíQÍ^c a fu Rcyno laguerrado qaalcrcydo-djIF.m 
perador^vluponiendo ya por cierto aquel teío- 
i«0;le gaílauan las riquezas antiguas con vana ef- 
pcrancadclasnueuaSjfiendocl elpcrarlas cauía 
ÚQ la necelsidad publica, i o Con la mifma eípe- loGli'echut hu-. 




Que neteyes opc. 

poder cñaua pendiente del arbitriode los victos, quafi ohUtrs quas 
y de las olascomodixo Tiberio, que pendíala VI multos per anuut 
da del pueblo Romano,porque le venia el Tu^^ílen pyo¿i^eyct Oiun 
todeprouinciasvltramarinas^i i peligro qcon ^i-^einmldY'ic* 
fideró Alero para períuadir a Gofredo que defif- l^if^^,, ^. ¿¡¡¡¡¡¡a. 
•tieile de la guetra íagradí . .,/^ expeüatio iñt'cr 

.7 . ,. , ^ canias puhlxxpAfé 

(Day ^entlda^zquv dytuer tuo dipender, perratfserat, 

^ , , , . , - ^ Tac-líO.i^.ítn. 

Y comoloshombres le prometen mas de fuste u j^. herculene-^ 
tas,deloqueellasfon,ii creció elfaufto,y apa- rnorefm.qnodltd 
rato Rcal,aumétar5lc los gajes,losfueldos,y los Haexternlopisin^ 




gafios,ydieronocafionalempeño,yeftealoscá c^^^^^ ^^^^¡¿¡^ 
bios,y víuras.Lrccio la necelsKlad,y obligo a col -¡/Qiifjtur 
tofos arbirrios.El mas dañólo fue la altcració de Xaclih ? ann ■ 
las monedas fin aduertirqle deuen coferuar pu- ^ ^ s^pccnm dcfa 
ras como la Rehgion,y que los Reyes D. Aionfo culutihusfuis L 
el Sabio,D. Alólo Vndecimo^y D. Enrique el Se .z,,^, J^ .„ ,^ .^ 
gundo que lasalteraron , puGcronen gran peh- 'ejlJpcra,thom¡,cs 
groelReyno,y fus períonas,en cuyos darios de- ÁjUraudcm.hlii 
uieramoseícarmétariperoquádo los males ion n.nh ^^ r^,.r..-i» 
fatales,noperlaadelasexperiecias,nilosexcm. j^^^ ya r^jf^ 
plos.5ordo,pues,a tatos auifos el Rey FelipcTer * ^' ^' 
cero,dobl6 el valor de la moneda de'bello; hafta 

Hhi ea- 



488 EMFRESSAS 

entonces pi'opordonadopaf a Isscornpras de las 
cofas meniidas,y para igualar el valor de las itto- 
ncdas mayore's..R-'Conocicfon las naciones cftri 
gcras la eltimació que daua el cuño a aquella vil 
materia, y hizicron mercancia dclla,trayendü la. 
brado el cobre a las coLIas de ECpaña , y íacando 
la pjata^y el oro, y las dcm^is mercancias, c5 que 
Jeliizicronmnsdañoqae fi huuierá derramado 
cnella todas las í'rpicntes,v animales poncoño- 
íosde Afi:ica:y losEípañolcsqueen vn tiempo 
fe reiande los Rodos, porque víauá monedas de 
cobre>y las querían introduzic enT fpr.ña.flieron 
rií'a de las naciones Embaracolc d comercio c5 
lo poTida-ofo,y baxo de aquel metal. Al^aroníc 
íosprecios,y le retiraron las mercácias^conio en 
tiempo del Rey Don Alonfo el Sabio. Cesó U co 
pTajY la venta,y fin ellas mégüaron las retas Rea 
les^yfiieneceíririobufcarinueuos arbitrios de trí 
butos,y ímpoíiciones,CGn q boluió aconfumir- 
fela fuftanciadc Canilla, faltado eltrato,ycomcr 
cio,y obligó a renouar los mitoosinconuenien- 
tcSjUacidos vnos de otros,los quales hizieron vn 
;uizio perjudicial , amenacando mayor ruina , fí 
con tiempo no fe aplica elremcdio,baxádo el va- 
lor de la moneda debellon a fu valor inrrinícco. 
Quien,pues,no ̀ perfaadiera que con el oro de 
aquelMundoíeauiadecóquirtar luego efte,y ve 
naos qiie fe hizieron antes mayoresempreíTas c5 
el va/orfolo,quedefpuescon lasriquezas.como 
lo notó Tácito del tiempo de Vitclio. 13 Eftos 
mifmosdañosdeldefcubrimienfo de las írd'.as 
J^ Vtmiuxucóf' cxperimentaró luego los demás Reynos, yPro- 
rHyvfehantur'^con . maclas eíirágeras,por la fec de aqiiellasriquezas^, 
tYa ^'t^fer£'w¿///c/-yaimilmopairoqueenCadillaíubi6ea cllasel 
piif7í'3v,Cf¡nft¡tt(. preciode lascofas,ycrcclerd'osgaftosmasde lo 
ta rnaionim , apud q (nfrian las rentas propias,haÍládoíe oy con los 
fjwrfiiT^rure^qaam niiímos ínconuenicnfes,pero tato mayores, quá 
pecimaires Roma- to eftan mas lex'os,y es mas incierto el remedio 
na rr.eJinsfterit. deiaplata.y oro qae ha de venir délas Indias , y 
Ta c. Uh , jyjl j[^;5 1^^^ ¿^ comunicar Efp aáa. 

5? Eftos 



políticas. 429 

f Ellos fon los males que han nacido dcidcf- 
cubrimiento de las Indias , y conocidas íuscau- 
fas,íe conocen íus remedios. El primero es, que 
no fe defpi' ecic la agricultura en t"ee de aquellas 
riquezaS;pucslasdclatierraíon mas naturales^ 
mas ciertas,y mac comunes a todos, y afsi es me- 
neftci' conceder priuilcgios a los labradores,y.li- 
brarlos de los pelos de la gu^tra^y de oti-os. 

El fegundo es, que pues lascólas fe reílituyert 
por medios opueftosa aquellos , con que ícdcf»- 
truyeron,,y losgaftos fon may ores que la expec- 
tación dcaquellos minerales , procure el Princi-' 
pe,como prudente padre de familias , y como 
aconfejaron los Senadores a Nerón, 1 4 que las rr* ^.<.,- ^..^ 

rentas publicas antes excedan, que falten a ios ,7l y^^„^^A,^^. 
,, ^ j - j 1 /- n • • ' j 1 tuU' ,ZÍ^ necL' Sitas 

gaftos,moderado los fuperfluos, a imitación del ' J^. „J,„,^^ 
S , » U 11 •^ 1 r ! ero^ation^m ínter 

Emperador AntoninoPio,el qual quito losíuei r^, ,-.. j,^„.^ ' 

dos,y gajes inútiles del Imperio, como también i.^7 ^ un 

losreformoel Emperador Alexandro Seuero, ■ * ^ •■^■^" .J^' 

diziendo,qaeera tirano elMneipe , que los fuf- 

tentiua con las entrañas de íus Prouincias. Llo- 
ren pocos tales reformacioncS;y no el B.eyno. Si 

Üotó el dcforden,y falta de proüidencia los pueíl 

tos,los oficios,y los cargos de la paz,y de la guer- 

ra:íi los introduxo la vanidad a titulo de grandc- 
za^porque no ios ha de cori:egir la prudencia ? y 

como quanto ion mayores las Monarquias,tañ- 

to fon mayores íiisdelordeneSvafsi también lo fe 

rán los efetos defteremedio.Kingun tributo , ni 

tenta mayor que efcufar gaftos. El curfo del oro 
quepaísó no bueluc.Con las preíTas crece el cau 
dalde los rios.El detener el dinero es fijar el aco- 
gue.y la mas fegura,y rica piedra filofofal.De do- 
de tengo por cierto , que ü bien informado vn 
^ey por los miniftros de mar, y tierra,d€ los gaf- 
tos que fe p\i edén €fcufar,fedcterminaíre a mo* 
derarlos,quedarian tan francas fus r£t3S,que baf 
tarian al dcíempeño,al aliuio de los tributos, ya j, «/i T^r 

acumular grandes teforos, como lo hizo el Rey MÁr.hijt.liijp 
Don Enrique el Tei'ccro , el qnal hallando muy 

Hh4 €1». 



490 EMPRESSAS 

empeñado el patrimonio Real , trató en Cortes 
generales de tu remedio , y el que ib tomó fue el 
milmo qucproponemos,abajado los raeldos,lasi 
pcnfioneSjy acoftamientosícgun íed;uian en ti6 
po de ios Reyes paliados. En que también fe auia 
de corregir ei numero ác taatos-Teíoicros,Coa 
tadores,yRecetores,}osquales( como dezimos 
en otra parte)lon arenales de Lcuia, donde le íe> 
ean^y confamc arroyos de las rentasRcalcsq paf 
ían por ellos. El Gran Turco , aunq tiene tantas- 
cobrá^aSjfe vale de folo dosTeforeros para ellas, 
vnoen Afia,y otro en. Europa. El. Rey Enrique 
Quartode Eracia(no menos económico ,que va 
liente)reconoció elle daño , y reduxo a numero 
competente losminiftrosde laHazienda Real. 

El tercer remedio es , que. puesla imporruni* 
(iad de los pretendientes, a quien fe rinde la ge¿ 

^ ^> Sed'qmntAm pl^^^^^^'^^^^^'^^'^^^'^^^^^'''^^^ ' ^ laca dellos priuir 

vumqucinnonnul. legios,eaencÍDnes,y mercedes perjudiciales a la^ 

hsclufisin-vencu^^'^^^^^^ Real , fe rxuoquen quando concur^ 

dapetLthm /«|j/^ T^n. lascan fasque raouicron a los Reyes Cato.. 

tiomcofirin'rimur ^^^^^ a reuocar las del Rey Don Enrique elQuar- 

-yt emk mn co«ce-to en vnaley de la Recopilación .-porque ( como 

ácnda tribuarntis. dixcron^en Dtraley ) no conmenea. los Reyes n.f,Y 

L .ün.Cde mm, no-'^' ^^"^^^ l^/g^i^K^W''' ^o>m^/[^iU ai dejlruicm, 

exec lib z i ponjíte la franqueza deiiefer-vf ida con ndenada /»- 

X is tit ló lib < ^^^ciorij no menguándola, Corona Redi , ni la Real 

jl^cop. * * í^'fg'^íííííí^jyfiólaneceísidadjólapoca aduerten- 

/ í.r/r, I o. lih.s.. ^^^ ^^^ Principe no reparó en ellOjíedeue rcme- 

Jlec'op " ' diardeípues. Por eíloheciia-la renunciación de 

1 5 CoYo ñas cene^ ^^ Corona del Rey Don Ramiro de Aragón , le 

áureas halerpiper entilaron fodás lasdonactones que auian dexa- 

cápitaíiítDiilllo do fin fuerzas el Reyno. Lo miímo hizjcron el 

fl-vndenihUuu Rey.Don Enrique el Seguí:do llama Jo el Libe- 

a%;dores ar^eisa'r ^'^^'V líií^ey"a- ^ona ICabel.EEReyD Kun e;>>€- 

Yttm &ar'rer}t'iw g'Hido rcuocólos pnailegiosdcloYÍcudós, da- 

^- eíogantsllui il j""' por eKy poi-íus antecellores. A os Principes 

Ct^.euifos. íucede lo que eícriuia leremias de los ídolos de 

E^mc i 9¡, Babil£»nia,que de Tus Coronas tomauan íus mi- 

'■'''' , jüÜroscioro^y la plata para ÍUS; víos propios., 15,. 

' ' ' -^ ■ £f-. 



POLÍTICAS. 491 

^{lo reconocido por el Rey Don Enrique elTer M^rJnft.Hífp, 
cciOjíc halló obligado a prender a los m:s pode- 
rotos de fus Reynos,y.a quitarles lo que aui.i vfur 
pado a la Corona,con lo qual,y c5 la buena admi 
níftracion de la hazienda Real,]unt6 grandes te- 
foros en el alcacar de Madrid. 

Elvirimo reml*dio(qaedeuiera fer e! primero) 
eselefcularlos Principcseníuperiona , y fami- 
lia ios gallos íuperftaoSjpara que también los ef- 
cuíaiVen fus Eftados,cuya reformación como di 
xo el Rey Teodado i 6,)ha de comencardM,p3- ^ a.ldor.e