(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Diccionario geográfico, estadístico é histórico del estado Zulia"

BOOK CARD 



Please keep thls cari h 
book pocket 





THE LIBRARY OF THE 

UNIVERSITY OF 

NORTH CAROLINA 




ENDOWED BY THE 

DIALECTIC AND PHILANTHROPIC 

SOCIETIES 



Fo I ¡ O 
F233I 

.19 

A7 












UNIVERSITY OF N C AT CHAPEL HILL 



00029662160 



r 



Digitized by the Internet Archive 

in 2012 with funding from 

University of North Carolina at Chapel Hill 



http://archive.org/details/diccionariogeogrOOaroc 



un 




V- 



r> ibx. 



f 



-1 



-ESTADO Zl/LI/l 



\V ¿1 



fí 



IP Ó 13. 




M,,R©e,if^ 




M ARAQ AI RO 

IMPRENTA AMERICANA 

13 REGISTRO 13 

1S31 






Presidencia. — Num. 138. 

Maracaibo : 28 de Febrero de 1894. 

83' y 36? 

Ciudadano José Ignacio Arocha. 

Presente. 

En sesión del día 20 del presente la Asamblea Legislativa del listado 
aprobó el informe de la Comisión de Hacienda, recaído á la solicitud di- 
rigida por Ud. en la cual pide auxilio monetario para la impresión de una 
obra suya. Este informe en su parte dispositiva dice así: 

" Que las Rentas del Estado eroguen una suma igual al 50 p 3 del 
valor de la impresión de la obra, tomando como base una edición basta de 
2000 ejemplares: 

"Terminada la impresión el autor está obligado á entregar al Presi- 
dente del Estado ochenta ejemplares para ser distribuidos en las oficinas 
públicas que dicho Magistrado tenga á bien designar. 

" El valor de la impresión será ajustado de mutuo acuerdo entre el 
autor y el con* ¿fonado que al efecto disponga el Presidente del Estado 
con el tipógrafo que se baga cargo de la impresión. 

Los pagos lqs Verificará la Tesorería, previos los requisitos legales, 
según las condiciones convenidas entre el impresor, el autor y el comisio- 
nado del Presidente del Estado." 

Lo que comunico á Ud. como resultado de su referida solicitud. 
Dios y Federación. 

S. GONZÁLEZ PEÑA. 




? (Ti? (t%n. n 



José I. Arocha 




■^ — rt^S^.. 



s^ 



%X%J% 



fj~L, deseo de ser útil á nuestra Patria, nos ha movido á emprender el trabajo 
de escribir este Ensayo sobre el Diccionario Geográfico, Estadístico 
é Histórico del Estado Zulia. 

No existiendo ninguna otra obra de esta naturaleza, y persuadidos de su 
conveniencia actual, creemos, y no sin fundamento, que este libro será acogido be- 
névolamente por nuestros lectores, y particularmente por los que han nacido bajo 
el azulado cielo de la tierra zuliana. 

Por la escasez de apuntes referentes á los asuntos diversos que se tratan, se 
notarán en esta obra, indudablemente, algunos errores y algunas omisiones, defec- 
tos que nos apresuraremos á corregir, siempre que oportunamente se nos hagan las 
observaciones del caso. 

Lo dicho anteriormente es una salvedad que hacemos con respecto á aquellas 
personas que se dedican exclusivamente á la crítica mordaz, que nada enseña, antes j, ' V 

que al estudio concienzudo, que corrige é instruye. 

Al alcance de todo criterio medianamente ilustrado, está el conocimiento de 
las dificultades con que tropieza una persona que se dedica á recopilar los datos para y-E ^ 

escribir una obra de esta clase, sin haber un archivo de donde tomar las noticias 
suficientes. Sin el concurso de personas de buena voluntad y la consulta de libros 
que traen algo sobre la materia, casi imposible hubiera sido llegar al resultado pre- 
sente ; sin que se crea por esto que es un trabajo tan perfecto como lo hemos •?■ -"--V-, 
deseado. 

Por lo dicho, no será extraño encontrar en esta obra materias tratadas yá 
por A. Codazzi en su Resumen de la Geografía de Venezuela, y en el Nomenclátor 
de Venezuela ; y, con respecto á lo concerniente á minas, hemos extractado lo ne- 
cesario del Informe presentado por el señor W. Briceño Méndez, y con algunos otros 
apuntes que hemos podido recoger particularmente sobre la misma materia. 

Después de lo expuesto será fácil comprender, al presentar este Ensayo - en 
el cual hemos empleado algunos años de labor - á la consideración y examen del 
público, que la satisfacción que experimentamos es mucha, puesto que somos los 
primeros que en el Zulia nos hemos ocupado en arreglar y escribir un libro como 
el presente. 



• 



JU, _ 



. 







mm^>mm4 




m 



% ^^^c^-aí^>^ : ¿^*~ -" e^o 7 





DICCIONARIO 



MÉH ESTMS1S1 I ÉiTFIK! 



'9 



DEL ESTADO ZÜLIA. 



r 



ABA «i 

Ahajo : grupo de 53 varones y 59 
hembras; total, 112 vecinos: casas, 9. — 
Está situado en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

Abrare : riachuelo que nace en la sie- 
rra de Ciruma : este riachuelo se divide 
ío-^^eu d os brazos, nuo que se dirige á la cié- 
nega de la Ceiba 3' el otro pasa al Sur de 
dicha ciénega y desagua al lago. El ria- 
chuelo Abrare es la línea divisoria entre 
los Distritos Miranda y Bolívar. 

Aceituno: vecindario de 96 v. y 51 h.; 
total, 120 vecinos: casas, 18. — Está si- 
tuado en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Distrito Miranda. 

Aceituno y Olivo : vecindario de 330 
v. y 369 h.; total, 699 vecinos : casas, So. 
Pertenece á la parroquia San Francisco, 
Distrito Maracaibo. 

Agua Azul : vecindario de 25 v. y 26 
h.; total, 51 vecinos: casas, 21. — Está en 
territorio de la parroquia Pahnarito, Dis- 
trito Sucre. " 



JF¿¿r 



J&¿fc- 



k. AGU 

Agua Blanca : grupo que se halla en 
territorio de la parroquia Rosario, Distri- 
to Perijá. 

Agua-caliente : punta que está en el 
extremo meridional del lago, á poco más 
de una legua íde la boca del río Escalante. 
Está en territorio del Distrito Colón. 

Agua-caliente : laguna que se en- 
cuentra al interior de la punta de su nom- 
bre, y al Este de la laguna del Zulia. Se -\ w ^J^v • 
encuentra situada entre S° 50' á 9 5' lati- f^y * < /? 
tud Norte, y 8 o 20' á S° 30' longitud orjáa- U-f-Ci^é^^ 
tal, del meridiano de Caracas. Temperatu^J 
ra media del centígrado 31° á 32'. Profun- 
didad de 5 á 6 pies. Esta laguna se des- 
agua al lago por medio de un caño. Está 
en territorio del Distrito Colón. 

Aguada del corozo : grupo que se 
encuentra en ter.ritorio de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Agua-viva : caserío de 31 v. y 27 h.; 
total, 58 vecinos : casas, 18. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 




<$(¿e'Z-*¿> &2íZé4? 



z^s&£&x> 



y ■ V,,a.,,. -^^, ,_ iniiiiiii ■■ rrri 






AHO 



( 6 ) 



ALT 



Ahorcado : río que tiene su origen 
en la sierra de Cirnma; corre el territorio 
casi paralelamente con el río Pueblo-viejo, 
y entra al lago en la punta Ahorcado. 
Este río corre por territorio del Distrito 
Bolívar. 

Ahorcado : punta que se encuentra 
en la orilla oriental del lago, en la des- 
embocadura del río de su nombre. — Está 
en territorio del Distrito Bolívar. 

Aljibe: caño que cae al río Tule por 
la parte del Norte ; este caño no tiene 
agua permanente. 

En la barranca derecha de este caño, á 
poco más de 1,500 varas de los ranchos 
del Guasdal, existe un filón de carbón de 
piedra ; se mantiene en constante com- 
bustión ; además de este filón se encuen- 
tran otros dos incendiados; uno sobre la 
barranca izquierda del río Tule y el otro 
se halla inmediato á la sierra, en la barran- 
ca del Caño de Agua ; sin que pueda sa- 
berse la época en que éstas principiaron, 
ni las causas que hayan podido producir- 
las. Del que nos venimos ocupando no 
despide humo ni llamas, y su estado de 
combustión se revela solamente por la 
elevada temperatura que se siente al acer- 
carse á ella. Los prácticos de esos lugares 
aseguran que en más de una ocasión ha- 
bían cavado allí y encontrado, á poca pro- 
fundidad, el carbón hecho ascuas. Esta 
circunstancia, y la de no despedir humo 
ni llamas, revela que la combustión es 
sumamente lenta por \a escasez de aire 
atmosférico que la alimenta. Aunque el 
filón de carbón se prolonga más allá de la 
quebrada, no se percibe indicio alguno que I yor y 87 de ganado menor, 
revele su combustión ; de manera que el | Plantíos : 86 de cocoteros y 73 de fru- 
iucendio se encuentra limitado por la que- 1 tos menores. 

Altagracia : ciudad, es la cabecera 
del Distrito Miranda. — Fué fundada en 



Ai/tagracia : parroquia del Distrito 
Miranda. — Componen esta parroquia los 
vecindai'ios Altagracia, Aceituno, Ancón 
de Iturre, Cachicamo, Crespo, Florencia, 
Hatos del Sur, Hatos del centro, Punta de 
Palmas, Punta de Piedras, Punta de Leivaí 
Quemados, Sabaneta, Taparos, Teñidero 
y Zapara. 

Está habitada por 2,857 v - 3' 2 i9 2 7 n -í 
total, 5,784 vecinos ; entre ellos se cuen- 
tan 1,725 que saben leer y escribir y 188 
que sólo saben leer : ocupan esta parro- 
quia 82 casas de tejas y 951 de enea, que 
son 1.033 i todas son de un solo piso y de 
bahareque ; además, hay un templo, dos 
capillas, dos cementerios y 27 ranchos. 

Entre los habitantes de esta parroquia 
hay 42 indígenas, 52 gemelos, 959 casa- 
dos, 2S7 viudos, 5,558 católicos, 1 Sa- 
cerdote, 1 Doctor, 1 Bachiller, 446 ma- 
rinos, 44 comerciantes, 7 músicos, 320 
criadores, 122 artesanos, 94 labradores 
de madera, 70 pescadores, 399 industria- 
les, 146 agricultores. 

Instrucción pública : 1 colegio, 3 es- 
cuelas de varones, 1 de hembras y 4 mix- 
tas federales, 3 de varones y 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 im- 
prenta, 2 tiendas, 2 bodegas, 45 pulperías, 
2 billares, 1 botica, «3 posadas, 2 fondas, 2 
pesas de carne, 1 matadero público, 1 a- 
gencia funeraria, 1 oficina telegráfica, 1 
licorería y 35 pesquerías. 

De artes : 3 platerías, una herrería, 4 
carpinterías, 2 zapaterías, 2 sastrerías, 
1 barbería, 2 oficinas dentales, 2 talone- 
rías, 2 curtiembres, una encuademación. 

Posesiones : 97 hatos de ganado ma- 



brada y el río Tule. Examinando el te- 
rreno hasta el río, en la dirección del filón 
incendiado, no se encuentra abertura ó i 1,600; está situada en la orilla oriental 
hueco que pudiera dar entrada al aire in- i del lago, en un terreno árido sin ninguna 

corriente de agua ; su clima es seco y cá- 



dispensable para la combustión 




^<¿¿s¿,>- í '? 






*"?: 



ALT 



( 7 ) 



ALT 



lido. Se encuentra situada entre io° 40' 
50" latitud Norte, y 4 30' 20" longitud 
oriental del meridiano de Caracas. Ele- 
vación sobre el nive.1 del mar 8 metros, 
del cual dista seis leguas, y de la capital 
del Estado 3. Temperatura media del 
centígrado 27 o 22'. 

Esta ciudad está habitada por 943 v. 
y 1,074 b.; total, 2,017 vecinos; sé cuentan 
90 casas de tejas y 307 de enea, que son 
397 ; todas son de un solo piso y de baha- 
reque. Hay un templo, una casa Muni- 
cipal, Cárcel y Matadero público y 1 ce- 
menterio, y está dividida en once calles. 

Instrucción pública : 1 colegio, 3 es- 
cuelas de varones, 1 de hembras y 4 mix- 
tas federales. 

Establecimientos industriales : 1 im- 
prenta, 1 almacén, 2 tiendas, 2 bodegas, 
35 pulperías, 1 billar, 1 botica, 2 posadas, 
2 fondas, 1 pesa de carne, 1 Matadero pú- 
blico, 1 agencia funeraria y 1 oficina te- 
legráfica. 

De artes : 3 platerías, 1 herrería, 3 
carpinterías, 3 zapaterías, 2 sastrerías, 1 
barbería y 1 latonería. 

De esta ciudad parten caminos para el 
Estado Falcón, para Santa Rita y para 
Ciruma y Empalados. 

Historia. — En la ciudad de Altagracia 
fué el primer lugar del Estado Zulia don- 
de arribó la expedición de Alfínger, en el 
año de 1,529 ; de este punto se trasladó al 
lugar que hoy ocupa la ciudad de Ma- 
racaibo. 

En enero del año 1S21 se trasladó á 
los Puertos de Altagracia la columna Bal- 
caree ; de ésta era preciso desembarazarse 
para que no hubiera guarnición en la ciu- 
dad de Maracaibo para hacer el pronun- 
ciamiento que se intentaba hacer de la 
independencia del poder español. El bu- 
que donde se embarcó esta fuerza lo man- 
daba el comandante Antonio Castro, y 
después de dejarla en Altagracia se man- 



tuvo de crucero desde la costa de esta ciu- 
dad hasta la de Capitán-chico, en observa- 
ción de dicha columna, para evitar que se 
reembarcase para Maracaibo, por las sos- 
pechas de los desafectos que había al pro- 
nunciamiento que debía efectuarse en la 
ciudad de Maracaibo. 

El general Francisco Tomás Morales 
desde Coro -abril de 1S22 - se dirige á la 
ciudad de Altagracia, para impedir el pa- 
so á las fuerzas que se organizaban en 
Maracaibo, para expedicionar contra la 
ciudad de Coro. 

Morales formó el proyecto de apode- 
rarse de la ciudad de Maracaibo, tan luego 
como se posesionó de Altagracia : tentó 
los medios de atravesar el lago, y no ha- 
biendo quien se lo impidiera, dispuso - á 
fines de abril de 1822 -que dos cuerpos 
i á las órdenes del teniente coronel Loren- 
j zo Morillo (a. Morillito) y del capitán 
I Juan Ballesteros desembarcasen á barlo- 
vento y á sotavento de la ciudad de Mara- 
caibo, y les previno que obrando en com- 
binación entretuvieran las tropas que la 
guarnecían, mientras que él los seguiría 
con el resto de las que mandaba para ata- 
car simultáneamente ; y verificado el pa- 
so de las tropas, supo Morales que se ha- 
bía movido Piñango - desde el primero del 
mismo mes -con más de 1,600 hombres 
y noticioso de que el día 19 había llegado 
á Jacura y que marchaba sobre Cumarebo, 
se halló en la necesidad de suspender la 
total ejecución de su proyecto paraacudir 
á hacerle frente ; ofició á Morillo y á Ba- 
llesteros encargándoles que procuraran 
conservarse hasta su regreso, y se puso 
en marcha para Coro. 

En la ciudad de Altagracia estuvo el 
cuartel general de los Independientes á 
principios del año 1S23. 

El día 25 de mayo del año 1823, es- 
tando la escuadra colombiana anclada "en 
el puerto de Altagracia y la enemiga 
sobre Maracaibo : á la una de este día 



ALT 



( 8 ) 



ANC 



vieron que salían de los enemigos seis 
embarcaciones, tres piraguas, las dos gran- 
des flecheras y un falucho, que se dirigían 
por la costa de Capitán-chico hacia Ga- 
rabuya ; á las dos dispuso el señor Co- 
mandante General, que las fuerzas sutiles, 
auxiliadas por tres goletas de las de me- 
nor calado, atacasen á las enemigas : las 
tres piraguas - muy arrimadas á la costa - 
lograron seguir á su destino ; pero las dos 
grandes flecheras, el falucho y otra pira- 
gua de guerra, fueron atacadas de tal ma- 
nera, que después de una hora de fuego, 
bastante vivo de una y otra parte, y de 
haber sufrido el enemigo gran pérdida de 
gente entre muertos y heridos y muchas 
averías, huyó hacia Maracaibo, á pesar 
de que recibieron refuerzo considerable 
de buques menores y piraguas armadas : 
logrando los colombianos echarle á pique 
la gran flechera «Guaireña», pero salvan- 
do su artillería, pertrechos y veinte prisio- 
neros que, inmediata y voluntariamente, 
tomaron servicio, por ser de los soldados 
rendidos eii Garabuya, excepto un oficial 
español que quedó en clase de prisionero. 
La pérdida que tuvieron los pati'iotas, en 
esta ocasión,, consistió en tres hombres 
muertos, y no otra cosa. 

En junio de 1823 llegó de Zazárida á 
los Puertos de Altagracia el coronel Ma- 
nuel Lorenzo, y habiéndole sido fácil 
atravesar el lago con 300 hombres, se unió 
á Morales en la parte Norte de la ciudad 
de Maracaibo. 

En el puerto de la ciudad de Altagra- 
cia estuvo fondeada la escuadra colombia- 
na, al mando del bizarro general Padilla, 
de donde zarpó para dar la gloriosa y me- 
morable batalla naval en 24 de julio del 
año 1823, con la cual quedó concluida 
nuestra emancipación del gobierno es- 
pañol. 

En el día 14 de Setiembre del año 
1835 se diá- en la ciudad de Altagracia - 



el grito de Reforma por el coronel Fran- 
cisco María Paría. 

Salen de Puerto Cabello fuerzas á las 
órdenes del coronel José Ramón Soto ; se 
dirigen á sotavento de Coro, con el objeto 
de reunirse con Faría por los Puertos de 
Altagracia, como lo consiguieron, aunque 
sin pérdida. 

A mediados de mayo del año 1S4S lle- 
ga á la ciudad de Altagracia el general 
José Tadeo Monagas, Presidente de la 
República, en campaña. Allí estableció 
su cuartel general. 

En junio del mismo año marchó el 
general Monagas para Caracas acompa- 
ñado del general Santiago Marino - que 
había pasado á Altagracia -dejando al 
general Carlos Luis Castellí Jefe de la 
plaza de Maracaibo. 

Alto-grande : vecindario que perte- 
nece á la parroquia Rosario, Distrito Pe- 
rijá. 

Alto de Zaraza : grupo pertenecien- 
te á la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 
Está habitado por 12 v. y 7 h.; total, 19: 
casas, 3. 

Ambrosio : vecindario de 94 v. y 163 
h.; total, 257 vecinos : casas, 53. — Está 
en territorio de la parroquia Cabimas, 
Distrito Bolívar. 

Ancón : vecindario de 87 v. y 96 h.; 
total, 183 vecinos : casas, 25. — Está en 
territorio de la parroquia San Rafael, 
Distrito Mará. <*/</ ?t á <w* e% f ¿ ia , / ¿é.j£.^A 

Ancón : punta que se encuentra en la 
orilla oriental del lago, en territorio de la 
parroquia Santa Rita, Distrito Bolívar. 

Ancón : encenada que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, entre las puntas 
Gallinero y la del Mene : se halla en te- 
rritorio de la parroquia Santa Rita, Dis- 
trito Bolívar. 

Ancón Alto : vecindario de 530 v. y 
432 h.; total, 962 vecinos : casas, 153. — 
Está en una llanura de sabana al Oeste y 



ANC 



(9 ) 



ARI 



á 5 leguas de la ciudad de Maracaibo. 
Este vecindario pertenece á la parroquia 
de Chiquinquirá y San Juan de Dios, Dis- 
trito Maracaibo. 

Posesiones : 30 hatos de ganado ma- 
yor y 71 de ganado menor. 

Plantíos : 152 de frutos menores. 

Ancón Bajo : vecindario de 222 v. y 
213 h. ; total, 435 vecinos: casas, 115: 
hay una capilla bajo la advocación de San 
Isidro, labrador. — Está este vecindario, 
como Ancón Alto, en una llanura de sa- 
bana al Oeste de la ciudad de Maracaibo 
y á 4 leguas de distancia. Pertenece á la 
parroquia de Chiquinquirá y San Juan de 
Dios, Distrito Maracaibo. 

Posesiones : 10 hatos de ganado mayor 
}■ 115 de ganado menor. 

Plantíos : 87 de frutos menores. 

Ancón df, Iturre : vecindario de 73 
v. y 79 h.; total, 152 vecinos : casas, 28. 
Está en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Distrito Miranda. 
s, Andaluz : grupo de 3S v. y 76 h. ; 
total, 1 14 vecinos: casas, 11. — Pertenece 
á la parroquia Concepción, Distrito Ur- 
daneta. 

Ánimas : caño que sale del río Birim- 
bay y desagua al río Escalante : corre por 
territorio del Distrito Colón. 

ApocenTO : punta que se encuentra en 
la orilla occidental del lago, frente al ve- 
cindario Da Rosita : se halla en territorio 
de la parroquia Ricaurte, Distrito Mará. 

Historia. — En esta punta desembarcó 
el general José E. Andrade con más de 
mil hombres - en octubre del año 1848 - 
y desde este punto se dirigió á los Haticos 
donde estableció la línea de sitio. 

Apocento: grupo de 35 v.; casas, 8. 
Hace parte de la parroquia Santa Rita, 
Distrito Bolívar, ¿z-&&*w«¿ <£*&■£&>£ -*¿í 

Apon : río que está considerado en los 
de cuarto orden en los del Estado Zulia. 
Tiene su origen en la sierra de Perijá ; 



corre el territorio casi Oeste áEste 24 le- 
guas : en su curso recibe las aguas de los 
ríos Apoucito, Miicoa y Cogollo, que todos 
tienen sil mismo origen : atraviesa por 
terrenos del Distrito Perijá, y desagita al 
lago en la punta Santa Cruz. 

Apon : llanos que están al Oeste del 
lago y á 4 leguas de distancia, con exce- 
lentes pastos, bien regados, y en donde 
pacen multitud de ganados vacuno y ca- 
ballar. — Los terrenos donde están estos 
llanos pertenecen al Distrito Perijá. 

Aponcito : río que nace en la sierra 
de Perijá y se confunde en el río Apon : 
corre por territorio del Distrito Perijá. A 

ArañADERO : sitio comprendido entre 
dos playas, que se encuentran en la ribe- 
ra del río Catatumbo, en seguida del sitio 
Pajal redondo. Está en territorio de la pa- 
rroquia Encontrados, Distrito Maracaibo. 

ArañAGATO, Pozo del : pequeña cié- 
nega que se encuentra en territorio de la 
pan'oquia Rosario, Distrito Perijá. 

Arena,?, Punta de : se encuentra en la 
costa Goagira ; está como á una milla de 
la punta de Tucacas. 

Arguaco : río que tiene su origen en ' 
la sierra de Perijá ; desagua al lago en la 
parte occidental en la ensenada que lleva / 
su mismo nombre : corre por territorio / 
del Distrito Perijá. 

Arguaco (vulgo Guaco :) ensenada 
que se encuentra en la orilla occidental 
del lago, entre las puntas Santa Cruz y 
la de Río Negro. Está en territorio del 
Distrito Perijá. 

AricauSÁ : río que tiene su origen "7} 
en la sierra de Perijá, y en su curso se > 
une al río Santa Ana : corre por territo--V 
rio del Distrito Perijá. 

Arimpia : vecindario de 46 v. 3^ So h. ; 
total, 126 vecinos: casas 17. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá,^ ¿^é ¿ ¿á^^W^T 



¿^<^-^n^i 



<*^<KW» ¿5»= 



■~-£z¿~e¿*í<z* 



ARI 



(10) 



AZA 



si 



v Arimpo : caserío de 68 v. y 76 h. ; 
total, 144 vecinos: casas, 29. — Pertenece á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Arreaga, La : caserío de 67 v. y 86 
li. ; total, 153 vecinos : casas 24. — Se ha- 
lla en territorio de la parroquia Cristo de 
Aranza, Distrito Maracaibo. 

Arreaga, Da : ensenada que se en- 
cuentra en la orilla occidental del lago, 
entre las puntas Santa Ducía y la de 
Piedras : está en territorio de la parroquia 
Cristo de Aranza, Distrito Maracaibo. 

Historia. — En este lugar existió una 
Misión. 

A fines de noviembre del año 1848, 
el coronel Ezequiel Zamora sale de San- 
ta Rita y desembarca en la ensenada La 
Arriaga, con una columna que 110 pudo 
ser batida- por los de Los Haticos, y pasó 
á Maracaibo, donde se reunió con el gene- 
ral Castellí. 

Arriba : caserío de 193 v. y 109 h. ; 
total, 302 vecinos: casas 31. — Se halla en 
territorio de la parroquia Carmelo, Distri- 
to Urdaueta. 



Arriba : caserío de 95 v. y 146 h. ; to- 
tal, 241 vecinos: casas 33. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Chiquinquirá, Dis- 
trito Urdaneta. 

ArriETA : es aquella punta donde em- 
pieza al Este la bahía de Maracaibo, y es- 
tá frente de Punta Santa Lucía, de la 
cual dista dos millas. 

Arroyo : sitio que se^halla en la pa- 
rroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Arroyo : caño que comunica el gran 
eueal con la laguna de Sinamaica. — Está 
en territorio de la parroquia Sinamaicaj 
Distrito Maracaibo: e¿ n^fa^á-^r^ 

Aves : islote que se encuentra al Este 
de la ciudad de Maracaibo, y cerca de la 
isla de Mártires : este islote está desierto, 
tiene poca vegetación ; en él duermen in- 
finidad de aves marinas, que por la tarde 
se reúnen en k\¿ /W****^ J""*~° e ~/ ie f' e,r *>'- 

Azaharito: grupo de iS v. y 12 h. ; g 

total, 30 vecinos : casas 6. — Se halla en 
territorio de la parroquia Chiquinquirá, 
Distrito Urdaneta. 



<¿rfa — 



BAH 



BAJ 



Bahía de Maracaibo : está formada 
por la «Punta Arrieta,» que es la que 
principia al Este, corre la costa hasta el 
punto llamado «El Manglar," que se en- 
cuentra al Oeste y dista de aquélla dos mi- 
llas ; aquí tuerce al Sur y se dirige hasta 
«Punta de Santa Lucía», que queda frente 
á la de Arrieta de la cual dista también 
dos millas. 

Historia. — En 6 de mayo del año 1799, 
entran en la bahía de Maracaibo tres bu- 
ques, dos procedentes de Puerto Príncipe 
en la isla de Santo Domingo cargados de 
café para la de San Tomas, y el tercero 
dijeron ser una goleta inglesa que apre- 
saron, y arribaron á Maracaibo pretextan- 
do escasez de víveres y necesidad de repa- 
rar los buques ; por lo cual y por la amis- 
tad y alianza entre España y Francia, les 
permitió la entrada el Gobernador de la 
Provincia, lleno de buena fe y decidido á 
darles todos los auxilios que necesitasen, 
sin el menor recelo de que burlaban su 
generosidad, unos hombres que eran pira- 
tas, que habían venido con la mira de 
prender el fuego de la insurrección de esta 
provincia. — Véase Sublevación contra Ma- 
racaibo. 

Después de la batalla naval del día 
24 de julio del año 1S23, sólo escaparon 
tres goletas y otros barcos de la fuerza 
sutil de los españoles, que fueron perse- 
guidos y sufrieron varias averías antes 
de tomar la bahía de Maracaibo, donde se 
refugiaron. 

En el día 26 de diciembre del año 1S4S, 
después del triunfo obtenido en Bajo-seco 
el día 13 del mismo mes, entra en la bahía 
de Maracaibo la escuadra del Gobierno. 



Bajo-grande : punta que se encuen- 
tra en la costa occidental del lago.— fEsta 
punta es la línea divisoria entre los Dis- 
tritos Maracaibo y Urdaneta. 

Bajo-grande : vecindario de 55 v. y 
69 h.; total, 124 vecinos: casas, 14. — Se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Chiquiuquirá, Distrito Urdaneta. 

Bajo-SECO : pequeña isla que se en- 
cuentra en la entrada del lago de Mara- 
caibo, cubierta de algunos mangles, de 
algunas lagunas y playas de arena : ten- 
dida de Sureste á Noroeste, tiene en este 
sentido-que es su mayor extensióu-2,500 
varas. Defendida al Norte por escollos y 
rompientes, la hacen inaccesible por este 
punto. Al Sur forma canal con la costa 
Noroeste de la isla de San Carlos, cuyo 
canal tiene de ancho 125 varas y es para- 
lela á Bajo-seco. Al Nordeste está el canal 
de la Barra por donde entran los buques ' 
que comercian con Maracaibo. Dista del 
Castillo de San Carlos 4,375 varas, y de la 
de Zapara 2,816. La isla de Bajo-seco es 
como un punto avanzado frente á la gran 
boca del lago de Maracaibo, que debe con- 
siderarse entre la punta de Zapara y la 
del Castillo de San Carlos, cuya distancia 
es de 3,500 varas. Esta isla se ha ido 
formando en el curso del tiempo, con las 
arenas que han ido acumulando las aguas 
del lago y las que mueven las del mar : lo 
mismo ha sucedido con las demás islas 
que se encuentran próximas á la entrada 
del lago." 

Cuando entraron los piratas á Mara- 
caibo por los años de 1669, no se había 
formado la isla de Bajo-seco. 

Historia. — En la isla de Bajo-seco 






V 



BAJ 



(12) 



BAJ 



construyeron los patriotas, después de 
haberse apoderado del lago, un pequeño 
fuerte que se arruinó por haber sido fabri- 
cado sobre un terreno sin solidez y sin 
tomar aquellas precauciones necesarias 
cuando se trata de fabricar cosas sólidas 
sobre un suelo sin consistencia. Era pre- 
ciso haber pensado ante todo en consoli- 
dar' el suelo, y en lugar de un fuerte, 
cuyo peso era enorme, hacer construir ba- 
terías cuya posición no debía tampoco ser 
en el lugar donde se situó el fuerte. 

En el día 8 de diciembre del año 1S48 
forzó la Barra la Escuadra del Gobierno 
y se estableció al ancla en Bajo-seco en 
una sola línea ú orden de batalla, ce- 
rrándola hasta donde el borneo quedase 
libre entre el buque de retaguardia y su 
cabo de fila respectivo, y listos á situarse 
bauprés sobre carrosa, llegado el caso de 
ejecutarse el movimiento. 

Eos bergantines «Presidente», «Manza- 
nares», «Avila», «Rayo», «Diana» y «Con- 
greso»; las goletas «Boliviana»,«Iutrépida», 
«Fama», «Estrella», «Eclipse», «Forzosa», 
y el vapor «Libertador», ocupaban los nú- 
meros de dicha línea. En este estado se 
construyó en tierra, al Sureste del buque 
de cabeza de línea, una batería artillada 
con tres piezas de calibre de doce libras, 
que se nombró «General Muñoz», y á la 
espalda de esta batería, ó sea al Norte, un 
Hospital de sangre. 

El flanco derecho estaba descubierto á la 
costa de San Carlos, la guarnición de la 
Escuadra desembarcada para cubrirlo, in- 
quietar el enemigo, proteger la deserción 
de sus fuerzas y la fuga de los prisione- 
ros cautivos en su fortaleza. Una de las 
principales potencias militares de la es- 
cuadra del Gobierno consistía en la arti- 
llería, situada ésta en el sentido longitu- 
dinal de la cubierta. 

El día 10 del propio mes el general 
Jefe de las fuerzas de mar y tierra Justo 
Briceño, dispuso un parlamento que con- 



dujo el teniente Amador Armas hasta el 
Jefe de la fortaleza enemiga que ocupaba 
á San Carlos, cuyo parlamento regresó 
ese mismo día quedando suspensas las hos- 
tilidades. 

El día siguiente envió el enemigo su 
parlamento, cuyos oficiales visitaron los 
buques del Gobierno, y concluida su mi- 
sión regresaron á su campamento, que- 
dando suspensas las hostilidades. 

El día 1 2 de los mismos, hacia la caída 
del sol, el enemigo se movió formáudose 
en línea de ataque y tomando fondeadero 
al abrigo de los fuegos de la fortaleza. 
Este movimiento llamó la atención del 
General de la Escuadra del Gobierno, 
quien dispuso se reembarcasen las guar- 
niciones en la anochecida y mantener los 
buques en zafarrancho de combate, movi- 
miento que se ejecutó con algún retardo 
por la intensidad del viento y fuerza de la 
mar, quedando en tierra lina parte de la 
fuerza de infantería al mando del coronel 
Félix Berroterán y el teniente Amador 
Armas, quienes observaban de cerca los 
movimientos del enemigo, y las embarca- 
ciones menores rondeaban hasta una dis- 
tancia capaz de atalayar los movimientos 
de los buques enemigos. 

Eran las cuatro de la madrugada del 
día 13 de diciembre, cuando la batería 
«General Muñoz» disparó tres tiros de fu- 
sil en señal de alarma. Acto continuo pa- 
só la voz de la cola á la cabeza de la línea 
de la Escuadra, ordenando el General «pre- 
pararse á recibir el abordaje bauprés sobre 
carrosas, orden que se ejecutó por un mo- 
vimiento simultáneo. 

La Escuadra enemiga formada en bata- 
lla venía sobre la línea que ocupaba la 
Escuadra del Gobierno, y su plan de ata- 
que era el de abordar dichos buques. 

La barca «Páez» era el buque que ha- 
cía cabeza en la línea enemiga, la cual 
recibió los fuegos de la batería «General 
Muñoz» y buques cabezas de la línea, cau- 



BAJ 



(13) 



BAJ 



sáiidole grandes averías en sus brazas, 
contra-brazas, otras maniobras de labor y 
pala de timón, que la obligó á cambiar de 
plan de ataque y caer aconchada sobre la 
costa de San Carlos. Los otros buques 
enemigos continuaron combatiendo á la 
vela afilando al canal, y en esta refriega 
fué tan vivo el fuego, que iluminaba, 
aquella oscura madrugada, todo el es- 
pacio de sus ya ensangrentadas aguas. 
No tardó después en verse varada la go- 
leta «Restauración» y la de igual forma 
«General Piñaugo», la primera de éstas 
en el canal y la otra al Sureste de éste. 

A las 6 hs. 30 ms: a. m. se retiraron 
los buques enemigos que, providencial- 
mente, pudieron salvarse, quedando la go- 
leta «Salas», que mandaba el valeroso ofi- 
cial Juan Baptista, bregando sin estáis de 
foque y con varias averías y sensibles 
pérdidas de gente, navegando con la vela 
mayor y la de trinquete para ganar el 
fondeadero de su Escuadra, que logró al- 
canzar á las 7 hs. 30 ms. desde una dis- 
tancia de medio tiro de cañón de la línea 
de los del Gobierno, sin hacerse ni un solo 
disparo contra ella. 

Concluida la acción, y sabedor el Ge- 
neral del estado de la Escuadra, dispuso 
conducir al Hospital de sangre los heridos 
de ambas partes, que componían un total 
de 80 ; ordenó también poner á flote la 
corbeta «Páez» y la goleta «Restauración», 
marinarlas é incorporarlas á su línea, ha- 
ciendo total abandono de la goleta «Gene- 
ral Piñango» por estar casi destruida á 
consecuencia de la mar agitada en el lugar 
de su naufragio. 

Por la parte del Gobierno tuvieron en 
su oficialidad los tenientes Manuel María 
Fernández y Cristóbal Monagas fuera de 
combate. 

Diariamente se presentaban desertores 
del enemigo y algunos prisioneros prófu- 
gos del Castillo, con banderas blancas, 
llamando la atención de la Escuadra des- 



de la costa de San Carlos, los cuales eran 
atendidos y conducidos á bordo del buque 
general. 

Era del dominio de los de la Escuadra 
del Gobierno que el valeroso é inteligente 
José Loreto Arismeudi, el esforzado libe- 
ral José Iribarreu, Amalio Gómez, Agui- 
lar, Alfonso y varios otros, estaban ence- 
rrados en los calabozos de San Carlos, y 
que el primero de éstos sufría Consejo de 
Guerra por conspiración. 

El General de la Escuadra del Gobier- 
no, teniendo en proyecto forzar el paso del 
Castillo y careciendo de prácticos del Ta- 
blazo para el intento, dispuso dar un asal- 
to á la isla de Toas, pasando por el caño de 
San Carlos embarcaciones menores y que, 
bien navegando ó cargadas sobre los hom- 
bros, pudiesen caer á Sabaneta inglesa 
para llevar á cabo el plan de asalto, que 
tuvo lugar tal cual lo proyectó el General 
y que obtuvo la vuelta con prácticos y 
otros prisioneros. 

Un simulacro de movimiento general 
se efectuó con las velas de aparejarlas cua- 
les estuvieron izadas hasta la anochecida. 

El día 24 de diciembre el enemigo evo- 
lucionó hasta formarse en orden de ataque; 
evolución que el General de la Escuadra 
del Gobierno supuso una nueva tentativa 
de ataque ó retirada. Se mantuvo la Es- 
cuadra del Gobierno en zafarrancho de 
combate, para romper los fuegos llegado 
el momento. Al anochecer, la ayudantía 
general comunicó la orden de sallar la ar- 
tillería en dirección á la corriente, porque 
el enemigo proyectaba lanzar brulotes esa 
noche para incendiar la Escuadra, dispo- 
niendo también hacer fuego sobre cual- 
quier buque que se dirigiese hacia ellos 
hasta echarlo á pique. 

En esta cruel espectativa partieron del 
buque general artificios que, no tenían 
significación en su plan de señales de no- 
che, llamó la atención general de la línea 
que no tardó en penetrarse por los vítores 



BAJ 



f 14 ) 



BARR 



al general Monagas y al Partido Liberal 
de un gran acontecimiento. Acto conti- 
nuo partió de la cola de la Escuadra que 
ocupaba el General y el jefe de la Escua- 
dra, capitán de navio José María García, 
la fausta nueva de que la fortaleza de 
San Carlos había sido evacuada y que el 
coronel Berroterán y el teniente Amador 
Armas la ocupaban con las fuerzas de su 
mando ; y que los prisioneros que estaban 
en los calabozos no habían sido librados 
hasta romper los cerrojos por carecer de 
las llaves. 

A la mañana del siguiente día se dis-' 
puso que el conjunto de la Escuadra zar- 
pase para tomar fondeadero en las aguas 
de dicha fortaleza. Ejecutaron este mo- 
vimiento y se mantuvieron al ancla mien- 
tras se balizaba el Tablazo y muy parti- 
cularmente el paso «Mono amarrado», que 
estaba casi obstruido por bongos cargados 
de piedras y echados á pique para impe- 
dir el paso. 

Cuatro buques del enemigo quedaron 
fondeados en las aguas de la fortaleza, los 
cuales fueron marinados é incorporados al 
grueso de la Escuadra. Balizado que fué 
el Tablazo continuaron la persecución del 
enemigo en orden de batalla y llegaron á 
la bahía de Maracaibo, en la tarde del día 
26 de diciembre. 

Bajito : grupo de 50 v. y 63 h.; total, 
113 vecinos: casas, 13. — Se encuentra si- 
tuado en territorio de la parroquia Santa 
Lucía, Distrito Maracaibo. 

Balaustres : grupo que se halla en 
' territorio de la parroquia Rosario, Distri- 
to Perijá. 

Balcón: grupo de 37 y. y 38 h. ; to- 
tal 75 vecinos : casas, 10. — Está en terri- 
torio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Banco: vecindario de So v. y 116 h.; 
total, 196 vecinos: casas, 34. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Bobures, Distrito Sucre. 



Baradero.: sitio y playa, que se en- 
cuentran en la ribera del, río Zulia, á con- 
tinuación del sitio Rosario — Están situa- 
dos en la parroquia Encontrados, Distri- 
to Maracaibo. 

Barra del lago : su situación es des- 
de el caño Oribor hasta la punta occiden- 
tal de la isla de Zapara, la costa es baja, 
cubierta de algunos mangles y médanos 
de arena. Allí queda interrumpida por 
los bajos del Golfo que corren por una 
legua al O. S. O. hacia la isla de Bajo-secOj 
extendiéndose al Norte más de una milla, 
y siguiendo en la misma dirección se 
encuentra la Barra, que es muy difícil 
conocer sin mucha práctica. En la misma 
dirección O. S. O. siguiendo los bajos de 
Boca-vieja por más de una milla, termi- 
nando casi Norte á Sur con el caño Punta 
Manglar. Lo que hace más difícil la en- 
trada por la Barra es que la mar rompe 
sobre todos los bajos ; pero bien examina- 
do se verá donde está la Barra; allí es más 
hondo y no hay rompientes. Para bus- 
carla se debe pasar á cable y medio de los 
últimos rompientes que vienen de la isla 
de Bajo-seco. 

Historia. — El día 13 de noviembre del 
año 1822 da la vela, de Cartagena, la Es- 
cuadra colombiana que debía libertar á 
Maracaibo, á las órdenes del general José 
Padilla. En el 15 de mayo de 1823 re " 
solvió Padilla, hallándose sobre la punta 
de los Taques, introducirse en el lago de 
Maracaibo. El día 8, encontrándose la 
Escuadra en la boca de la Barra, al ama- 
necer, se mandó á los prácticos que son- 
deasen y balizasen la Barra lo mejor po- 
sible ; á las dos y media se hizo á la vela 
la Escuadra, y formados en línea de com- 
bate, se dirigió á entrar por la Barra y for- 
zar el paso del Castillo ; á las cuatro y 
doce, después de haber tocado y aun vara- 
do, aunque salieron luego, se hallaba bajo 
los fuegos del Castillo, que empezó á ba- 
tirla. Esto no obstante, continuaron su 



BARR 



(15) 



BEL 



operación sin disparar nn tiro de fusil : á 
las cuatro 3' tres cuartos varó el «Indepen- 
diente», también el «Gran Bolívar», bajo 
los fuegos del Castillo : el «Independiente)) 
salió al momento; mas el «Gran Bolívar)), 
que tuvo la desgracia de que le fuera en- 
cima el bergantín presa americano nom- 
brado «Fama» - que venía de la Habana 
con oficiales de trasporte para Morales, 
detenido y apresado por la goleta «Espe- 
ranza» é incorporado á la Escuadra - cuan- 
do iba ya saliendo encayó más, y no fué 
posible sacarlo. Trescientos veinte y ocho 
tiros disparó el Castillo : de los buques 
que se hallaban á la vela sólo la «Espe- 
ranza» recibió un balazo ; pero una vez 
varado el «Gran Bolívar», podían acertar 
bien sus tiros ; así fué que en poco tiempo 
recibió sobre quince balazos, que lo llena- 
ron de agua é imposibilitaron sacarlo ; 
con cuyo motivo se le pegó fuego, después 
de haber salvado la gente, parte de su ar- 
mamento y varias otras cosas. La «Espe- 
ranza» Varó, dentro yá de la laguna y fuera 
de los fuegos del Castillo ; y varó tam- 
bién, bajo éstos, la balandrita presa: aqué- 
lla salió á poco rato ; pero la balandrita, 
como que interesaba menos que los buques 
de guerra, quedó varada toda la noche no 
obstante haberle mandado algunos auxi- 
lios ; y, al amanecerla sacaron, los enemi- 
gos, del Castillo, habiendo antes salvado 
su ti-ipulación. El balazo que recibió la 
«Esperanza» privó de la vida al segundo 
comandante de ella, alférez de navio José 
Ramón Acosta y un marinero, sin que 
ninguno otro buque recibiese el menor 
daño ; en seguida siguieron hacia el Ta- 
blazo. 

El día 8 de diciembre del año 1S48, 
forzó la Barra la Escuadra del Gobierno, 
y se estableció al ancla cu Bajo Seco, | 
hasta el día 13 del mismo mes en que se ¡ 
dio la acción naval, 3' después de ésta se 
dirigió hacia la Bahía de Maracaibo. 

Barranco, El : grupo que se halla en 



la parroquia Cristo de Aranza, Distrito 
Maracaibo. / 

Barrancas: caserío de 79 v. y 91 h.;/-¿ £ í-0 
total,. 170 vecinos: casas, 40. — Está en 
territorio de la parroquia Santa Rita, * 

Distrito Bolívar. <&*?, *¿<~ -*?-* ¿toás-^*** *~ ^ ^*y 

Barro, El : caserío de 214 v. y 249 li.; <&<? y^ ¿2^¿*. . 
total, 463 vecinos: casas, 71. — Pertenece 
á la parroquia Sinamaica, Distrito Mara- 
caibo. 

Barrosos: grupo de 38 v. y 34 h.; 
total, 72 vecinos: casas, 14. — Está en terri- 
torio de la parroquia General Urdaneta, 
Distrito Sucre. 

Barua : río que se desprende del río 
Motatán, que viene de la sierra de Mérida, 
y al entrar al territorio del Estado Zulia - 
Distrito Sucre - se le conoce con el nom- 
bre de «El Roto»; desde aquí sigue su 
curso hasta el lago con el nombre de Ba- 
rua. Sale al lago en la ensenada que 
forman las puntas Misoa y Guillen. 

Barua : caserío de 49 v. y 45 h.; total, 
94 vecinos : casas, 14. — Pertenece á la 
parroquia General Urdaneta, Distrito Su- 
cre. 

BasabE : grupo de 38 v. y 38 h.; total, 
76 vecinos : casas, 11. — Está en territorio 
de la parroquia Bobures, Distrito Sucre. 

Basabe : río que se desprende del río 
Juan de los Ríos, que tiene su origen en 
la sierra de Mérida ; desagua al lago en 
la ensenada que forman las puntas Santa 
María y San Pablo : corre por territorio 
del Distrito Sucre. 

Batarito : río que nace del río Santa 
Ana, que tiene su origen en la sierra de 
Perijá. El Batarito se divide en dos bra- 
zos, los cuales desaguan en Laguneta : 
corre por territorio del Distrito Colón. 

Belén: grupo de 93 v. 3^ 109 h.; to- 
tal, 202 vecinos : casas, 26. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Santa Lucía, 
Distrito Maracaibo. 



BEN 



(16) 



BOB 



a<n^£ 




Benites : ensenada que se encuentra 
en la costa oriental del lago, formada por 
las puntas Benites é Hicotea. Se encuen- 
tra en territorio del Distrito Bolívar. 

Benites : punta que se encuentra yá? 
±ss és la de Hicotea y <Jespaés=ds'la de 
jb^jéüKíts-, situada£eu territorio del Dis- 
trito Bolívar. De esta punta á la de Hi- 
cotea la costa cambia de aspecto, y puede 
admitir cultivo sin mucho peligro del cli- 
ma, pero el terreno no es de tanta fera- 
cidad. 

Benites ; río que se desprende del río 
Tamares, y desagua al lago en la punta 
de su nombre: corre este río por territorio 
del Distrito Bolívar. De este río á la 
punta de Misoa, es un terreno anegado en 
las orillas del lago y algunas leguas 
dentro. ■ 

Bernal : laguna que queda en la costa 
Pg¿¿db?¿¿#-¿ d e l l a g > a l oriente de Perijá ; en ella des- 
aguan los ríos San Juan y San Ignacio, 
que se desprenden de las sabanas que 
están cerca de la villa del Rosario de Pe- 
rijá. Abunda en peces y está bien abriga- 
da. Esta laguna se encuentra situada 
entre 10 a n'á n° 2' latitud norte, 5 1' 
á 5 2' longitud &ñéñtát del meridiano de 
Caracas. Su superficie cuadrada es de 
media legua. Temperatura media del 
centígrado de 25 o á 26 o . Calidad de su 
agua, potable. — Se encuentra en territorio 
del Distrito Perijá. 

Berrugas : vecindario de 1S0 v. y 101 
h.; total, 281 vecinos : casas, 22. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia San Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

Bijaguai, : grupo de 10 v. y 9 h.; to- 
tal, 19 vecinos : casas, 7. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Democracia, 
Distrito Miranda. 

Bijao : río que sale del río Juan de los 
Ríos, que tiene su origen en la sierra de 
Mérida ; desagua al lago en la ensenada 
formada por las puntas Santa María y la 




de San .Pablo : corre por territorio del 
Distrito Sucre. 

Birijibay : río que nace en la laguna 
del Zulia, desemboca al río Escalante y al 
lago por tres caños. En la desembocadu- 
ra de estos caños hay tres islotes : corre 
por territorio del Distrito Colón. 

Blanco : sitio y playa, que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo, se 
hallan á continuación del sitio Villorros : 
están situados en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Maracaibo. 

Bobo: río que se desprende de la la- 
guna de Juan Manuel de Aguas Negras, y 
depués de haber recorrido algunas leguas 
entra en Laguneta ; corre por territorio 
del Distrito Colón. 

BobureS : parroquia del Distrito Su- 
cre ; forman esta parroquia los vecinda- 
rios Bobures, Ceñudo, Moute-dentro, Pa- 
rral, San Pablo, San Pedro, Santa Clara y 
Sobenco. — Está habitada por 2,129 v. y 
1,879 ü -i total, 4,008 vecinos ; entre éstos 
se cuentan 397 que saben leer y escribir 
y 39 que sólo saben leer. El número de 
casas es de 20 de tejas 3' 214 de palmas ; 
total, 234 ; todas son de un solo piso y de 
bahareque ; además hay un templo, un 
cementerio y 340 ranchos. 

En esta parroquia hay 169 indígenas, 
167 casados, 76 viudos, 4,008 católicos, 3 
extranjeros, 1 Sacerdote, 15 marinos, 14 
comerciantes, 168 industriales, 18 artesa- 
nos, 459 agricultores y 8 criadores. 

Instrucción pública : una escuela de 
vai'oues. 

Establecimientos industriales : 1 al- 
macén, 2 tiendas, 9 pulperías, 5 bodegas, 
1 licorería, 1 billar y 3 alambiques. 

Posesiones : 2 hatos de ganado ma3'or 
y 2 del menor. 

Plantíos : 1 de café, 4 de cacao, 12 de 
caña de azúcar con 12 trapiches, 136 de 
frutos menores y 2 de potreros. 



BOB 



(17) 



BOL 



BoburES : pueblo, es la cabecera de ' 
la parroquia de su nombre, en el Distrito 
Sucre. — Está situado al Sur de la villa de 
Gibraltar, de la cual dista i l / 2 legua y 
35^¿ de la ciudad capital del Estado. El 
terreno donde está fundado este pueblo es 
arcilloso y húmedo. 

Sus moradores son : 342 varones y 
345 hembras ; total, 687 vecinos. Se cuen- 
tan 10 casas de tejas y 127 de palmas, to- 

" das son de un solo piso y de bahareque. 
Hay un templo y un cementerio. Está 
situado entre 8 o 50' latitud Norte y 3 4' 

</ longitud «EÚÓital del meridiano de Cara- 



Temperatura inedia del centígrado 
una escuela de 



cas 
28 o . 

Instrucción pública 
varones. 

Establecimientos industriales : 1 tien- 
da, 3 bodegas, 5 pulperías, 1 licorería, 1 
billar y 3 alambiques. 

BoburES : grupo de 56 v. y 65 h., to- 
tal 121 vecinos; casas 26 : se encuentra 
situado en territorio de la parroquia San 
Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

Boca : grupo de 35 v. y 40 h.; total, 75 
vecinos : casas, 12. — Pertenece á la pa- 
rroquia Democracia, Distrito Miranda. — 
Está á 6 leguas de la ciudad de Altagracia 
y 3 del pueblo Quisiro. 

Boca del brazo : sitio comprendido 
entre dos playas que se encuentran en la 
ribera del río Catatumbo. Aquí se une 
el río Zulia con el río Catatumbo. — Está 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito MWeaábo. T0¿^^ 



^rz-5 






Boca del Caño : vecindario de 200 v 
y 227 h.; total, 427 vecinos : casas, 60.— 
Está en territorio de la parroquia Sina- 
maica, Distrito Mürayíifeu . 2¿t-<e-fc 

Boca del Pilar : sitio y playa que 
se encuentran en la ribera del río Cata- 
tumbo, después del sitio Catire Navas. — 
Están en territorio de la parroquia Encon 
trados, Distrito 



Boca Vagres: ciénega que se en 
cuentra cerca de la boca del río Naranjito. 
Se hatfa en territorio del Distrito Perijá 

Bolívar : Distrito ; lo componen las 
parroquias Santa Rita, Cabimas y Lagu- 
nillas.-#Los terrenos de este Distrito, en / 
las orillas del lago, son de un asperón con 
arena y pedregoso. En el interior hay 
una montaña árida y seca, bañada por los 
ríos Mene, Benites, Tamare, Parautes, 
Chiquito, Ahorcado y Pueblo-viejo, cuyos 
derrames producen ciénegas y barrancos 
cerca de la costa del lago. I^_rica/mina-<í 
de asfalto en forma de laguna, hay en 
su costa. 

Está limitado al Norte, por el riachuelo 
Abrare, desde su origen en la sierra de 
Ciruma hasta su desembocadura al lago, 
y es la línea que lo separa del Distrito 
Miranda ; al Sur, por el río Misoa, desde 
su entrada al Estado Zulia hasta su des" 
embocadura al lago, esta línea lo divide 
del Distrito Sucre ; al Este, el límite del 
Estado Falcón, y al Oeste, el lago. 

Sus moradores son: 2,955 v - Y 3>643 
h.; total, 6,598 vecinos ; entre estos habi- 
tantes se cuentan 1,656 que saben leer y 
escribir y 321 que sólo saben leer. Se 
encuentran 49 casas de tejas y 1,195 de 
enea; total, 1,244; entre éstas hay dos 
de dos pisos, y todas son de bahareque. 
Existen dos templos, una capilla, un ce- 
menterio y 62 ranchos. 

En este Distrito se cuentan 96 indí- 
genas, 93 gemelos, 4 extranjeros, 1,443 
casados, 339 viudos, 6,598 católicos, 2 sa- 
cerdotes, 2 doctores, 1 bachiller, 462 ma- 
rinos, 4 músicos, 2S comerciantes, 127 in- 
dustriales, 118 artesanos, 9S labradores 
de madera, 181 criadores, 160 agricultores 
y 30 pescadores. 

Instrucción pública : 6 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 2 bo- 
degas, 44 pulperías, 1 botica, 2 pesas de 

3 



¿¿/ 



'de 



¿/a/' 



C¡C^c<Z0 



BOL 



(18) 



BOY 



canie, i matadero público, i alambique y 
i fábrica de cigarrillos. 

De artes : i platería, 2 cai'piuterías 3' 

1 zapatería. 

Posesiones : 25 hatos de ganado mayor 
y 61 del menor. 

Plantíos : 260 de cocoteros, 1 de caña 
de "azúcar con su trapiche, 109 de frutos 
menores y 2 de potreros. 

Historia. — Las parroquias que compo- 
nen este Distrito, eran parroquias del Can- 
tón Altagracia - hoy Distrito Miranda, - 
hasta el año de 1S84 en que fueron erigi- 
das en Distrito, con el nombre de «Bolívar». 

Bolívar : parroquia del Distrito Ma- 
racaibo, hace parte de la ciudad de Mara- 
caibo ; está comprendida entre 39 manza- 
nas ; hay 26 casas de azotea, 594 de tejas 
y 478 de enea, total, 1098 ; entre éstas se 
cuentan 67 de dos pisos y 998 de uno; 19S 
de manipostería y S66 de bahareque. Hay 
un templo parroquial, San Pedro y San 
Pablo, y dos filiares, Santa Ana y San 
Francisco ; además de las casas se en- 
cuentran 22 ranchos. 

Sus habitantes son 3,214 v. y 3,873 h., 
total 7,087 vecinos ; entre éstos se cuen- 
tan 3,646 que saben leer y escribir y 381 
que sólo saben leer. 

En esta parroquia se cuentan 383 in- 
dígenas, 48 gemelos, 198 extranjeros, 728 
casados, 314 viudos, 7,053 católicos, 2 is- 
raelitas, 32 protestantes, 8 sacerdotes, 32 
doctores, 54 bachilleres, 8 ingenieros, 2 
agrimensores, 4 mecánicos, 1 1 farmaceu- 
tas, 9 pedagogos, 34 marinos, 58 músicos, 
206 comerciantes, 535 artesanos y 269 in- 
dustriales. 

Establecimientos de instrucción públi- 
ca : 1 Universidad, 2 colegios de varones, 

2 de hembras, 5 escuelas de varones, 4 de 
hembras y 6 mixtas, Federales 1 de hem- 
bras y 1 de varones. 

Establecimientos benéficos ; 1 Casa de 



Beneficencia, í Hospital de Caridad y 1 
Asilo de Huérfanos. 

Establecimientos industriales : 5 im- 
prentas, 2 librerías, 3 encuardeuaciones, 
39 almacenes, 7 canastillas ó tiendas, 4 
quincallerías, 6 bodegas, 31 pulperías, 9 
licorerías, 6 boticas, 4 clubs, 4 billares, 3 
posadas, 8 fondas, 5 restauraut, 46 pesas' 
de carne, 16 ventas de queso, 3 panaderías, 
2 neverías, 1 oficina telegráfica, 1 telefó- 
nica, 2 dentarias, 2 fotográficas, 1 fábrica 
de fideos, 6 de cigarrillos, 1 de jabón, 3 de 
sombreros, una agencia funeraria, 2 caba' 
llerizas y 2 cocheras. 

De artes : 3 relojerías, 6 barberías, 5 
platerías, 9 sastrerías, 10 carpinterías, 5 
zapaterías, 2 talabarterías y 3 latonerías. 

Esta parroquia está limitada por el 
Norte, la Cañada Nueva, que la divide de 
la parroquia de Santa Lucía ; por el Sur, 
la bahía ; por el Este, el lago, y por el 
Oeste, la calle de Vargas que la separa de 
la parroquia de Santa Bárbara. 

Historia. — Esta parroquia era conoci- 
da con el nombre de parroquia Matriz, 
hoy se denomina de Bolívar. 

Boouita, La : caserío de 35 v. y 18 h.; / 
total, ^vecinos : casas, 9. — Está en terri-/f^/ 
torio de la parroquia Sinamaica, Distrito 
Ma raóa - ibo r- /féd¿# ¿&<& <2™<* ^¿e¿¿¿* /^-^ 

Boscán : río que nace en la sierra de' 
Trujillo, y después de haber recorrido el 
territorio del Distrito Sucre, desemboca 
en el lago en la ensenada de la Mochila 
de Gibraltar. 

Boscán: pueblo de 1S0 v. 3- 131 h.; 
total, 311 vecinos: casas, 68. — rPertenece á 
la parroquia Gibraltar, Distrito Sucre 

BoTOXCiu.o: grupo de 57 v. 3^ 72 h.; 
total, 129 vecinos: casas, iS. — Está en terri- 
torio de la parroquia Sinamaica, Distrito 
Mara¿aiha 2r¿ut4~, £*¿¿&¿e 

Boyera : ciénega cpie se encuentra á 
poco más de una legua de la laguna de 



<a_ 



BOY 



( 19 } 



BUE 



Agua-caliente, que existe .cerca de la boca 
del río Escalante, y al Oeste le queda el 
río Concha. La ciénega Boyera se comu- 
nica con el lago por medio de un caño. 
Tiene media legua de largo y media de 
ancho. Se encuentra situadc(entre S° 42' 
á 8 o 54' latitud Norte, y 4 30' á 4 42' 
. longitud ¿rieirtai del meridiano de Cara- 
cas. Temperatura media del centígrado 
27°. Profundidad, 7 pies. — Está situada 
en territorio del Distrito Colón. 

Boyera: ensenada que- está situada 
en el extremo meridional del lago, al 
oriente de la boca del río Escalante. De 
esta ensenada, tirando una línea de Sur 
á Norte, hasta la isla de Bajo-seco, hay 40 
leguas. — Está situada en territorio del 
Distrito Colón. 
s/ Boyera : caserío de 106 v. y 69 h.; 
total, 175 vecinos: casas, 15. — Está en 
territorio de la parroquia San Carlos de 
Zulia, Distrito Colón. 

Bramadero : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio La Gua- 
richa. — Está en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Mn rr/n i h^ /KZ-ZL^ ¡ 

Bravo: río que nace del río Catatumbo, 
y desagua al lago en la ensenada de Con- 
go: corre por territorio del Distrito Colón. 



Brazo bobo : se da este nombre á la 
distancia estimada en nueve leguas, que 
\vs.y desde el Roto hasta la boca arriba de 
Encontrados. Esta parte del río Zulia - 
por ser más estrecha - precipita las aguas 
con más fuerza y ofrece, desde luego, ma- 
yor resistencia á las embarcaciones. 

Bruno : ranchería de la tribu Epiayú, 
con 316 v. y 34 h.; total, 658 vecinos. — 
Se encuentra situado en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito M arstca ibo. / ./e*. 

Bueña-vista : caserío de 138 v. y 108 
h.; total, 246 vecinos : casas, 42. — Está en 
la parte derecha del río Zulia, mediando 
una distancia de cuatro leguas entre el si- 
tio Sal de Reyes 3' éste. Se encuentran en 
este trayecto las islas Platanico, Guaya- 
bo, La Plaza, Martín Alonso y el caño 
Momposinos. Bueua-vista fué un case- 
río donde existió una Misión, hoy ha dis- 
minuido notablemente. — Está en territo- 
rio de la parroquia Encontrados, Distrito 
-M^n^éaifo. ¿/ Ctr&í^ . 

BuENA-viSTA : río que nace en la sie- 
rra de Trujillo, y sale al lago en la ense- 
nada de la Mochila de Gibraltar : corre 
por territorio del Distrito Sucre. 

Bi'ENA-viSTA: vecindario pertenecien- 
te á la parroquia Gibraltar, Distrito Su- 



cz~e x. 







€ ¿&óa~¿. <¡& < &*fi~ c &^¿**-<?£° , ■ &e> ¿¿¿«fZ^^^-fz^-r 



Cabimas : Parroquia del Distrito Bo- 
lívar ; componéula los vecindarios Am- 
brosio Cabimas, Cumarebo, San Sebastián 
y Tía Juana. Esta parroquia está tendi- 
da desde la punta Hicotea á la del Mene. 
2¿~. sin&ujkí Se encuentra/en ella i&é-mina¿de asfalto 
ó mene que ocupa/una extensión de seis 
leguas. 

Está ocupada por S30 v. y S21 h.; to- 
tal, 1,651 vecinos ; entre éstos se hallan 
400 que saben leer y escribir y 97 que só- 
lo saben leer. Se cuentan 9 casas de te- 
jas 3' 336 de enea, ó sean 345, todas ellas 
son de un solo piso y de babaraque ; hay 
además un templo, un cementerio y 9 
ranchos. ¿ák/¿5j£^ e^& ¿^¿¿¿TtaJécaer*^ 

En esta parroquia hay 19 indígenas, 
14 gemelos, 269 casados, 69 viudos, 1,651 
/ católicos,! 1 sacerdote, 1 bachiller, 56 ma- 

/¿^¿¿¿¿Ctf- rinos, 4 músicos, 8 comerciantes, 32 arte- 
/ sanos, 27 cortadores de maderas, 94 agri- 

cultores, 63 criadores y 143 industriales. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 bo- 
dega, 5 pulperías y 1 pesa de carne. 

De artes : una carpintería. 

Posesiones : 9 hatos de ganado mayor 
y 1 l de ganado menor. 

Plantíos : 106 de cocoteros, 1 de caña 
de azúcar con su trapiche y 2 de potreros. 

Cabimas : pueblo, es la cabecera de la 
parroquia de su mismo nombre, en el Dis- 
trito Bolívar. Se encuentra en la orilla 
oriental del lago cerca de la punta Hico- 
tea, en un terreno arcilloso. Dista de la 
villa de Santa Rita - que es la cabecera 






CAC 



del Distrito Bolívar, á quien pertenece - 

5/4 leguas, y de la capital del Estado 1 1 1 /> . . 

Se encuentra situado entre -^feá^' latitud //¿>t¿¿ 

Norte, y j ^^p' longitud oríctuá rdel meri-¿^ •^x'-> 

diano de Caracas. Temperatura media 

del centígrado 27 o 25' 

Este pueblo está habitado por 345 v. y 
297 h.; total, 642 vecinos: casas, 126; to- 
das están cubiertas de enea, son de un so- 
lo piso y de bahareque ; hay un templo y 
un cementerio. 

En los vecinos de este pueblo hay 200 
que saben leer y escribir y 37 que sólo 
saben leer. 

Instrucción pública: una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 bode- 
ga, 4 pulperías y 1 pesa de carne. 

De artes : 1 carpintería. 

Cabimas : vecindario de 92 v. y 87 h.; 
total, 179 vecinos : casas, 24. — Está en te- 
rritorio de la parroquia San Rafael, Dis- 
tnto Mará, a ^^W, ^ "»*- -*>y(**ir. 

Cabimitas : caserío de 112 v. yin h.- 
total, 223 vecinos : casas, 62. — Se halla 
en la parte derecha del río Zulia, com- 
prendido entre cuatro playas, y está como ' 
á media legua del Roto. — Se encuentra en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Marjü^aibo. ¿^t%>z- — 

Cabuya : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Zulia, en seguida 
del sitio Buena-vista. — Están en territorio 
de la parroquia Encontrados, Distrito Ma^ 

Cacaos y Pitía : grupo de 17 v. y 23 
h.; total, 40 vecinos : casas, 15. — Se en- 



\ 






?Í2- . 



ci-*^ 



jg¿ " 4rt¿'¿fe-¿¿¿'' 



¿zZé- 



^v-rstg&a . 






'/^^s'<*^ í ¿'^^?¿ij* l *r 



SZZlX^. 



CAC 



( 21 ) 



CAN 



cuentra situado en la parroquia Guajira, 

\Y Caciata : ranchería de la tribu Epia- 
yú con 156 v. y 194 h.; total, 350 vecinos. 
Se encuentra situado en territoriode la 
parroquia Guajira, Distrito Ma^ttcaffflT : • 
w Cachicamo : vecindario de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 

Cachicamo : caserío de 49 v. y 25 h.; 
total, 74 vecinos : casas, 10. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Altagracia, Dis- 
trito Miranda, ¿?^-U> ¿£t.*¿™. J <*e *?*"**' 

Caimán : grupo que pertenece a la pa- 
rroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

Caimito, El : pequeña ciénega que se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

Calabozo ó La Mochila : ensenada 
que se encuentra en la costa Guajira, en- 
tre el caño de Paijana y la punta Teta. 
Está casi Norte á Sur con el caño dicho, 
y dista de él 20 millas. Toda esta ense- 
nada despide caletas de bajo fondo á más 
de cuatro millas de la playa. 

CalERIANA : ranchería de la tribu Al- 
pusiana, con 185 v. y 245 h.; total, 430 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito Mas 
-£a£ífíbe^/^<S« ¿s--*- . 

Calle-ancha y sus alrededores: 
grupo de 57 v. y 72 h.; total, 129 vecinos : 
casas, 12. — Pertenece á la parroquia Si- 
uamaica, Distrito M ar/fcaib o ./^ac <s X. 

Calle-larga: grupo de 30 v. y 31 h.; 
total, 61 vecinos. — Está en territorio de 
la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Camacho : punta que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, al Noroeste de 
la villa de Santa Rita. Está frente á la 
de Bajo-grande que se divisa en la orilla 
opuesta del lago, en el Distrito Urdaneta. 
La punta de Camacho se divisa perfecta- 
mente desde la ciudad de Maracaibo. 

Cambuto : ranchería de la tribu Epia- 

i 



yú, con 340 v. y 362 h,; total, 702 vecinos. 
Se encuentra situado en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Mayfcai bo: „¿¿¿.¿^f„ 

Campo-ÁLEGRE : vecindario de la pa- 
rroquia Lagunillas, Distrito Bolívar. ¿¿r¿.¿¿%7¿&> t 

Campos del Pino : vecindario de 3?$ 
v. y 34 h.; total, 72 vecinos : casas, 17. — 
Está en territorio de la parroquia Heras, 
Distrito Sucre. 

CanderoS : sitio que se encuentra en 
territorio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Canillal : pequeña ciénega que se 
encuentra en territorio de la parroquia Li- 
bertad, Distrito Perijá. 

CanillaliTO : pequeña ciénega que 
está en territorio de la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Cantaduría : partido perteneciente á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Caña-dulce : sitio comprendido en- 
tre dos playas, que se encuentran en la 
ribera del río Catatumbo, á continuación 
del sitio Caño Blanco. — Está en territorio , 
de la parroquia Encontrados, Distrito y¡¿L./c¿?¿Z^t- 
raqaibo. ' ' 

Cañada de AGUA: grupo que pertene- 
ce á la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cañada Brava : caserío perteneciente 
á la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cañada de; Méndez : vecindario de la 
parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Cañada de Mercedes : vecindario 
perteneciente á la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Cañada nueva : dásele este nombre 
al cauce por donde corren las aguas que 
vienen de las afueras de la ciudad de 
Maracaibo, en tiempos de lluvias : este 
cauce ó cañada principia al Noroeste y 
luego tuerce al Este y desemboca al lago 
en el lugar conocido con el nombre de 
"Muralla." 

Esta cañada es la línea divisoria entre 






CAN 



C 22) 



CAÍN' 



las parroquias Bolívar y la de Santa | seguida del sitio Baradero : están en terri- 

Lucía. i torio de la parroquia Encontrados, Dis- 

Historia. — La Cañada nueva - cuando trito 




se principió á fundar la ciudad de Mara- 
caibo - principiaba al Noroeste y entraba 
por el lugar que hoy conocemos con el 
nombre de "Pozo del barro" y seguía 
hacia el Sur hasta el lago, pasando esta 
cañada por la línea que hoy ocupan las 
calles de Vargas y de Páez, ó sea por la 
línea donde se encuentra hoy el templo 
de la Inmaculada Concepción. El nombre 
de Cañada nueva le viene de que cuando 
se aumentó la población por esa parte, le 
fueron poniendo represas á la cañada 
hasta que le obligaron á tomar la direc- 
ción del Este. 

Hemos dicho que la Cañada nueva 
desemboca al lago en el lugar llamado 
"Muralla;" estos cimientos fueron cons- 
truidos por los años de 16S0 á 1681 : era 
el principio de la muralla que los españo- 
les pretendieron construir sobre toda la 
espalda de la ciudad de Maracaibo. Los 
fondos destinados para dicha construc- 
ción, era contribución voluntaria de los 
vecinos ; pero viendo lo costoso de ella 
paralizaron los trabajos; además los indios 
se habían retirado, y no existiendo el 
temor de la invasión de ellos, que fué 
la principal causa para construir dicha 
muralla. 

Cañada de la Palma : sitio que está 
en la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cañada del Tambor : sitio que se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Cañadón: vecindario de 156 v. y 138 
h.; total, 294 vecinos: casas, 87. — Está 
en territorio de la parroquia de San Ra- 
fael, Distrito Mará. Se encuentra al Oeste 
de la villa de San Rafael, á 
distancia. 

Cañafístolo : sitio y playa, que se 
encuentran en la ribera del río Zulia, en 



leguas de 



Cañito : grupo de 60 v. y 73 h.; to- 
tal, 133 vecinos: casas, 11. — Está en la 
parte reducida al régimen civil de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito Mui^iéa+bo . AhtS£c / a¿ í) 

? Cañitos, Los : caño de foa 25 varas 
de ancho ; sale del río Chamas y después 
de haber recorrido un trayecto de alguna 
consideración entra en el río Escalante. 
Este caño sirve de línea divisoria entre el 
Distrito Colón y terrenos de la Sección 
Mérida. 

Cañitos, Los: caserío de 130 v. y 
64 h.; total, 194 vecinos: casas, 16. — Está 
situado eu territorio del Distrito Colón, 
en la ribera del caño de su mismo 
nombre. 

En este caserío hay 6 tiendas, 4 fon- 
das y 1 alambique. 

Por este punto pasa el ferrocarril que 
parte del pueblo Santa Bárbara y sigue 
para la sección Mérida. 

Caño, El : caserío de 202 v. y 230 h.; 
total, 432 vecinos : casas, 59. — Está en 
territorio de la parroquia Santa Lucía, 
Distrito Maracaibo. 

En este lugar existen 1,600 pozos de 
sal, pero ya la mitad están inútiles por 
haberlos descuidado. Los buenos produ- 
cirán 3,600 fanegas. 

Caño de Agua : este caño cae al río 
Tule por la parte del Norte, cerca de la 
sierra de Tule ; no tiene agua permanen- 
te, pero le quedan algunos pozos donde 
se conserva el agua durante el verano. 

Cerca de la desembocadura de este 
caño al río Tule y á poca distancia de la 
sierra de su nombre, se encuentra una 
mina de carbón de piedra. Es muy im- 
portante y lleva el nombre de "El Vol- 
cán," porque arroja constantemente humo 
y con frecuencia llamas, cuyo resplandor 
suele percibirse - en las noches serenas - 



V 



íTV2>»^*' 



¿2£¿^áí 



■¿*?&z*r~ 











CAN 



(23) 



CAR 



desde algunos establecimientos pecuarios, 
situados favorablemente á 3 y 4 leguas al 
Oeste de la ciudad de Maracaibo. 

Caño Blanco : caño que se despren- 
de del río Zulia ; desagua en la laguna 
del Zulia : está en territorio del Distrito 
Colón. 

Caño Blanco : este caño cae al río 
Catatumbo, en la playa de su mismo 
nombre : está situado en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Maáa=_ 

vy Caño Blanco : este caño sale de la 
ciénega del Chacina ; desagua al río San- 
ta Rosa : está en territorio del Distrito 
Colón. 

Caño de Garabuya ó de la laguna : 
este caño comunica la laguna de Siua- 
maica con la villa de su mismo nombre : 
corre por territorio de la parroquia Sina- 
maica, Distrito Marac/tibo? - -2^-<s-*c 
V Caño Negro : sitio comprendido en- 
tre dos playas, que se encuentran en la 
ribera del río Zulia, una legua antes de 
llegar al sitio Sal de Reyes y después del 
sitio Remolino de Trujillo : aquí hay una 
isla : está en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Ma^óa&e.¿:3^¿ 

Caño Negro : isla que se encuentra 
en el río Zulia, frente al sitio de su mis- 
mo nombre. 

Caño Negro : este caño sale cerca de 
la laguna de las Garzas, y se une al río 
Negro: corre por territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Maydcaibtí^j- 

Caño Nuevo: sitio y playa, que se 
encuentran en la ribera del río Catatum- 
bo, en seguida del sitio Pampanito : están 
en territorio de la parroquia Encontrados, ! 
Distrito Mffrpfttrbo. ¿^zá^_ 

Caño del Padre : caserío de 1S9 v. y 
160 h.; total, 349 vecinos : casas, 72. — J 
Está en territorio de la parroquia de San- j 
ta Cruz, Distrito Colón. Dista de la villa 
de San Carlos siete leguas. 



Caño Seco : este caño se encuentra á 
la espalda de Valderrama, en territorio de 
la parroquia Encontrados, Distrito Mfjét^ 



Caño de la Rosa : 







¿&¿--/&á! 



se encuentra en 
territorio de la parroquia San Rafael, Dis- 
trito Mará. 

Caño Simón: grupo de 35 v. y 18 h.; 
total, 53 vecinos : casas, 9. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Siua- 
maica, Distrito Mnrnnriibn J5?2e^*í 

Caoba : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo, á 
continuación del sitio Guayabo : están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Mui/tíaHi O: ¿2¿*-2^*-z^- 

Capitán, Del : vecindario pertene- 
ciente á la parroquia de San Carlos, Dis- 
trito Colón. 

Capitan-chico : isla que se encuen- 
tra frente al vecindario de la Hoyada. — 
Esta isla está apenas sobre el nivel del 
agua : es de arenas blancas y está cubier- 
ta de mangles, juncos y cocoteros. sS^á^t^^íi zá^«, 

Capiu : rio que nace en la sierra de a^ÁJI: 
'Trujillo ; en su curso recibe las aguas de 
otro río,-aquí entra el territorio del Dis- 
trito Sucre-fórmase uno solo que se nom- 
bra Capiú, que va á desembocar al lago 
cerca de la villa de Gibraltar. 

Caracarachón : grupo de 26 v. y 27 
h.; total, 53 vecinos : casas 10. — Se en- 
cuentra situado en la parte reducida al 
régimen civil de la parroquia Guajira, 
Distrito Morqiéaíb Q^- ^¿z¿^c 

Caracas : caño que sale del río Sucui; 
corre por territorio de la parroquia San 
Rafael, Distrito Mará. 

Caraouitas : grupo de 48 v. y 57 h.; 
total, 105 vecinos : casas, 24. — Está en 
territorio de la parroquia San Rafael, Dis- 
trito Mará. 

Carariao : ranchería de la tribu Ju- 
sayú, con 142 v. y 152 h.; total, 294 veci- 
nos. — Se encuentra situado en territorio 



CAR 



(24) 



CARR 




t>-)ete- c- 



de la parroquia Guajira, Distrito 

Carasimona : ranchería de la tribu 
Jusayú, con 109 v. y 143 h.; total, 252 ve- 
cinos. — Se encuentra en territorio de la pa- 
rroquia Guajira, - Dintrirn *$i¡yy áLf\\\i *>.¿£¿& 

Carasua : ranchería de la tribu Epia- 
yú, .con 116 v. y 124 h.; total, 240 veci- 
nos. — Se encuentra en territorio de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito M& ^ áütbo /ígzat 
\ I Carauria : ranchería de la tribu Sa- 
' puana, con 95 v. y 113 h.; total, 252 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito M/fra ^ 

'" c ¿^ Cardón : ranchería de la tribu Uria- 
•4,11a, con 170 v. yiji h.; total, 341 vecinos. 
0^ — Se encuentra situada en territorio de la 
& parroquia Guajira, Distrito Mm**fef»b¿gL^ 
•¿fáy?S<*<t . Cargas, Las: vecindario correspon- 
diente á la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Caricaguei : grupo de 11 v. y 16 h.; 
total, 27 vecinos : casas, 5. — Está en terri- 
torio de la parroquia San Carlos, Distrito 
Colón. 

Carlos : río que nace en la sierra de 
Trujillo ; se une al río Yabo, y este desa- 
gua al lago en la ensenada de la Mochila 
de Gibraltar. — Corre por territorio del 
Distrito Sucre. 

Carmea : ranchería de la tribu Epia- 
yú, con 168 v. y 196 h.; total, 364 veci- 
nos. — -Se encuentra en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Maracr^KfcíW 

Carmelo : parroquia del Distrito Ur- 
daneta, compuesta de los vecindarios 
Arriba, Carmelo, Vecindario Norte y Ve- 
cindario Sur. Los terrenos donde se en- 
cuentra situada esta parroquia son are- 
nosos y arcillosos ; 'no hay ninguna 
corriente de agua. 

Está habitada por 1,016 v. y 1,161 h.; 
total, 2,177 vecinos ; entre ellos se hallan 
332 que saben leer y escribir y 60 que 



sólo saben leer. Se cuentan 16 casas de 
tejas y 347 de enea; total, 363; todas son 
de un solo piso y de bahareque ; hay una 
capilla, 115 ranchos. 

En esta parroquia se encuentran 63 
indígenas, 11 gemelos, 2 extranjeros, 473 
casados, 119 viudos, 2,177 católicos, 88 
marinos, 22 artesanos, 4 músicos, 70 la- 
bradores de madera, 282 criadores y 20 
agricultores. 

Instrucción pública: 3 escuelas de 
varones y 1 de hembras ; Federales, 2 de 
varones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales: 10 pul- 
perías, 1 botica y 1 pesa de carne. 

Posesiones : 34 hatos de ganado mayor 
y 73 del menor. 

Plantíos : 92 de cocoteros y 10 de fru- 
tos menores. 

Carmelo : pueblo, es la cabecera de 
la parroquia de su mismo nombre, en .el 
Distrito Urdaneta. Está situado en un 
terreno arcilloso y salitroso. Las casas de 
este pueblo tienen su techumbre de enea 
y su construcción es de bahareque : hay ■ 
una capilla. 

Sus moradores son : 122 v. y 127 h.; 
total, 249 vecinos. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 10 pul- 
perías, 1 botica y 1 pesa de carne. 

- Carnero : laguna que es formada por 
los derrames de un brazo del río Santa 
Ana ; se comunica por medio de un caño 
con Laguneta. — Está en territorio del Dis- 
trito Colón. 

CarrasqueRO: lugar desierto queque- 
da en la ribera Sur del río Sucui ó Limón. 
Tiene allí el río cuarenta y seis yardas de 
ancho y sus orillas treinta pies de altura ; 
sus aguas de seis á diez pies de profundi- 
dad 3' mansa corriente. Er. Carrasquera 
como también en San Miguel, que son los 
dos puntos de mayor elevación de la ribe- 



CAS 



(25) 



CAT 



ra del Limón, sobre el primero tomando | de la parroquia Guajira, Distrito Wpá±- / ^/¿Z¿S¿& 

como base, se me ha informado y 3-0 lo f ctsfesr 

creo-S. A. Turuer eapitán-que el río ja- Cascajal; : punta que está en la costa 

más ha inundado dicho dos puntos en sus 1 occidental del lago, es la punta Sur de la 

crecientes anuales, y desde allí, sea su- j ensenada de Urubá. — Está en territorio y-. ^p * 

biendo ó bajando las riberas del río, éstas de la parroquia San Rafael, Distrito Mará,' 



se deprimen visiblemente en su elevación, 
haciendo que aquellos dos puntos son los 
únicos que pueden elejirse para hacer ve- 
nir el agua á Maracaibo. El primero tie- 
ne en mi opinión-Turuer-la ventaja de 
acortar un poco la distancia. 

Carreta, La : grupo de 35 v. y 30 h.; 
total, 65 vecinos : casas, 9. — Está en 
territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

Carretas : sabanas que pertenecen á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

En estas sabanas existe una mina de 
asfalto, á distancia de 3 leguas de la villa 
del Rosario. 

Carrillo : punta que está en la orilla 
oriental del lago, en la desembocadura del 
río de su mismo nombre : se encuentra en 
territorio del Distrito Sucre. 



Castilletes, Punta de los : está en 
la costa Guajira. Dista de la punta de Pe- 
ret 4 V. millas. En la punta de los Casti- 
lletes ha}' bajos que salen más de dos mi- 
llas de la costa. 

Castillo: sitio comprendido entre y- 
dos playas, se encuentran en la ribera del 
río Catatumbo, en seguida del sitio Mu- 
chilero. — Se encuentra en territorio de la yrt^ / 
parroquia Encontrados, Distrito M^fTOyA 



í^?t, - - 



Castillo, Ciénega de : se encuentra 
en la parte Sur del río Sucuy en el vecin- 
dario de la Ranchería, en territorio de la 
parroquia San Rafael, Distrito Mará. 

CasurEPA: ranchería de la tribu Ipua- 
na, con 165 v. y 171 h.; total, 336 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito 



Carrillo : río que nace del río Mota- ! «¿be-. 




tan, que tiene su origen en la sierra de 
Mérida ; desagua al lago en la punta de 
su nombre : corre por territorio del Dis- 
trito Sucre. 

Carrizal : ensenada que queda en la 
costa occidental del lago, formada por las 
puntas Mono y la de Palmarejo : está en 
territorio del Distrito Mará. 

Carrizal, El : vecindario de 95 v. y 
136 h.; total, 231 vecinos: casas, 3S.— 
Pertenece é la parroquia Santa Rita, Dis- 
trito Bolívar. 

Carrizal: grupo de 26 v. 3- 21 h.; 
total, 47 vecinos : casas, 6. — Está situado 
en la isla de Toas, parroquia Padilla, Dis- 
trito Mara,¿? '¿¿L>***.*¿a /«?*>v£ a¿ &&**' 

Casatjná : ranchería de la tribu Epia- 
}'ú, con 110 v. y 130 h.; total, 240 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 



Casuto : ranchería de la tribu Ipua- r 
na, con 11S v. y 140 h.; total, 25S veci- 
nos. — Se encuentra en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito M ai^caib o^ / jL¿Z£/> 

CatanEJA : grupo de 93 v. y 96 h.; 
total, 189 vecinos: casas, 25. — Está en 
territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

Catíneja: ciénega que se encuentra 
en el interior de la parroquia San Rafael, 
Distrito Mará. 

Catatumbito: fjjk que sale del río /(^PjUlZ^ 
Catatumbo, y desagua al lago frente á la 
isla de Damas, que se encuentra en el ex- 
tremo meridional del lago : este río corre 
por territorio del Distrito Colón. 

Catatumbo : río que está considerado 
en los de primer orden en los de Vene- 
zuela ; con 60 leguas de curso y 40 de 

4 



CAT' 



(26) 



CAT 



navegación. El origen del río Catatumbo 
está en territorio de los EE. TJU. de Co- 
lombia, en la sierra de Ocaña. Desde su 
nacimiento á once leguas antes de con- 
fundirse con el río Zulia pasa por el pue- 
blo La Cruz, llamado allí Guayabal, que 
más abajo nombran Algodonal y después 
Carate : cuando pasa por este pueblo ya 
puede ser navegable : un poco más abajo 
de este pueblo cambia al N. N. O. por 
más de diez leguas ; corre otra vez al 
Norte y un poco antes del cuadrante de 
Occidente á Sur, cuyo lado mayor toca en 
las desiertas fronteras de Colombia y de 
Venezuela - sobre el río Oro - y el menor 
llega hasta el Sardinata, límite de la pro- 
vincia de Santander, frente al puerto de 
los Cachos. Al entrar al territorio zu- 
liano, sigue al Norte hasta el pueblo del 
Pilar donde cambia al Este, en los 8° 46' 
latitud Norte, y 6° 21' longitud oriental 
del meridiano de Caracas. Al entrar en el 
Estado Zulia, recibe las aguas del río 
Tarra, que á su vez las ha recibido del 
río Sardinata ó Tebú de hoyas apartadas 
por grandes serranías, llevando en silen- 
cio sus corrientes al río Catatumbo. 

Continúa este río su dirección al Este 
hasta los 8 o 2' latitud Norte, y 5 39' lon- 
gitud en que vuelve á tomar la del 
N. N. O. hasta que rebosando las aguas 
de la laguna de Juan Manuel de aguas 
claras y las de aguas negras, se dirije al 
Este y sigue esta dirección hasta donde 
se le une el río Zulia en el punto llama- 
do «El Roto», formando uno solo al cual 
■se le agregan los caños Guasimales, Blan- 
co y Negro, luego sigue á su desemboca- 
dura en el lago en la punta Palizada. 

Los terrenos que median entre el río 
Catatumbo, el Zulia y la Cordillera abun- 
dan en depósitos y fuentes de asfalto y 
de petróleo ; sobre todo hacia el Sur, es 
abundantísimo este último. Allí se en- 
cuentra una cadena de cerros de poca ele- 
vación, que corre de Este á Oeste, una 



extensión de más de doce leguas y viene 
á perderse entre el Tarra y el Zulia. A 
lo largo de la base de esta cadena, tanto ' 
al Norte como al Sur, se encuentran innu- 
merables fuentes de petróleo de buena ca- 
lidad. 

Al considerar la enorme cantidad de 
aguas inflamables que deben desprender- 
se de las fuentes de petróleo que se han 
descrito, surje la idea de que esos gases 
pueden tener una influencia directa é 
inmediata, en la producción del fenómeno 
conocido desde la conquista y al cual 
llaman «e/ faro ó farol de Maracatbo», 
porque sirve de tal á los que recalan en 
la Barra y á los navegantes en el lago 
sin aguja de marear, y que no tienen más 
punto de referencia que el sol durante el 
día y por la noche aquellos fuegos que la 
naturaleza parece alimentar exprofeso 
para protegerlos. 

Consiste este fenómeno en un relám- 
pago constante y sin explosión que se 
observa desde la Barra del lago de Mara- 
caibo, en dirección al Sur, y que el coro- 
nel Codazzi en su Geografía atribuye á 
los vapores que se levantan de la laguna 
de Agua Caliente, situada al Este de la 
boca del río Escalante. 

Se observa que este fenómeno es más 
continuo y claro durante la estación de 
los fuertes calores que en los tiempos 
frescos. 

Catairén : ranchería de la tribu Ju- 
sayú, con 18S v. y 175 h.; total, 363 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mirra- 
l-esites: ^2^*^^-" 

Catire Nayas : sitio y playa que se 
' encuentran en la ribera del río Cata- 
tumbo, á continuación del sitio Remolino 
del negro: encontrándose este sitio y playa 
; en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito M ü^Úa ba./ ¿^?z?¿¿r¿- ■ 

Catinachaxt : ranchería de la tribu 

1 

Jusayú, con 65 v. y 65 h.; total, 130 veci- 




CAU 



(27) 



CERR 



nos. — Se encuentra situada en la parro- 
quia Guajira, Distrito Marpfoihn "TsLsg 
Cauripana : ranchería de la tribu 
Epiayú, con 190 v. y 230 h.; total, 420 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 

Causaripa : ranchería de la tribu 
Alpusiana, 'con 163 v. y 212 h.; total, 375 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 

Causarijuana : ranchería de la tribu 
Sapuana, con 85 v. y 115 h.; total, 200 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 

Cebolleta : grupo perteneciente á la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cedrito : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en 
seguida del sitio Momposiuo. — Están en 
territorio de la parroquia , Encontrados, 
Distrito Má^fcaTfav "XP^d^ 

Cedro : río que nace en la ciénega 
del Chama ; desagua al lago entre la 
punta Concha y la boca del río Santa 
Rosa : corre por territorio del Distrito 
Colón. 

Cedro ú Horqueta : sitio y playa 
que se encuentran en la ribera del río 
Catatumbo, después del sitio Tigre. Aquí 
hay una isla: están en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Mata- 
"Caifeb? u^s>>i^ . 

Cedro ú Horqueta : isla que se en- 
cuentra en el río Catatumbo, frente al 
sitio y playa de su mismo nombre. 

te la forma el ria- 
en territorio de la 
parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

Ceiba: punta que está después de la 
de Manglito, en la orilla occidental del 
lago : está en territorio del Distrito Urda- 
neta. 



/ T¡ 12EIBA : ciénega que 
/ chuelo Abrare : está ei 



Ceiba : ensenada que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, formada por las 
puntas Ceiba y Ceibita. 

Ceiba : punta que está en la orilla ■■' 
oriental del lago, al Norte de la punta 
Ceibita. 

Ceiba : puerto que se encuentra en la 
ensenada de su nombre, en la orilla orien- 
tal del lago. Aquí están los almacenes ó 
depósitos para las mercancías que se ex- 
portan de la ciudad de Maracaibo para el 
Estado de los Andes, y de los frutos que 
vienen de él. 

Historia. — Eos terrenos donde están 
la ensenada y puerto de la Ceiba perte- 
necieron - desde tiempos inmemorables - 
á la provincia de Maracaibo - hoy Estado 
Zulia - hasta el año 1S50, que por un 
acto Legislativo, se despojó á Maracaibo 
de dichos terrenos 3^ agregados á Tru- 
jillo. 

Ceibita : punta que está en la orilla V 
oriental del lago, cerca de la punta Mo- 
poro. 

Cemeru: grupo de 13 v. y 15 h.; to- 
tal, 28 vecinos : casas, 10. — Se encuentra 
situado en territorio de la parte reducida 
al régimeu civil de la parroquia Guajira, . 
Distrito ífe^ésbo. JE¿ze.;z. 

.Ceñudo, El : grupo de 39 v. y 4S h.; 
total, 87 vecinos: casas, 19. — Está en 
territorio de la parroquia Bobures, Dis- 
trito Sucre. 

Ceouilman : ranchería de la tribu 
Alpusiana, con 210 v. y 256 h.; total, 466 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 
Mar^éajbo.- /^txS^C 

Cerro de don Ángel: vecindario 
perteneciente á la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá. 

CERRITOS, Los : vecindario pertene- 
ciente á la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 



CEU 



(28) 



COC 



Ceuta: caserío de 117 v. y 109 li.; 
total, 226 vecinos: casas, 40. — Está en 
territorio de la parroquia General Urda- 
neta, Distrito Sucre. 

CEUTA : tío que se desprende del río 
Tomoporo, el cual sale de los llanos de 
Motatán ; el río Ceuta desagua al lago 
cerca de la punta Tomoporo : corre por 
territorio del Distrito Sucre. 

Ciénega : grupo de 49 v. y 39 li.; to- 
tal, 88 vecinos : casas, 20. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia San- 
ta Cruz, Distrito Colón. 

Ciénega de afuera : se encuentra 
en territorio de la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá. 

Ciénega de los patos : se encuentra 
en territorio de la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá. 

Giénega Pática quebrada : se en- 
cuentra en el vecindario de la Ranchería, 
territorio de la parroquia San Rafael, Dis- 
trito Mará. 

Ciénega y Silencio : vecindario de 
65 v. y 57 h.; total, 122 vecinos: casas, 
19. — Está en territorio de la parroquia 
San Carlos, Distrito Colón. 

Ciénega Cat aneja : se encuentra en 
el vecindario de la Ranchería, en terri- 
torio dé la parroquia San Rafael, Distrito 
Mará. 

CiRUMA : pueblo, está habitado por 
112. v. y 89 hMfeotal, 201 vecinos: casas, 
52. — Está situado al pié occidental de la 
sierra que lleva su nombre : pertenece á 
la parroquia Democracia, Distrito Mi- 
randa. 

CiRUMA : serranía que cierra por el 
oriente el gran valle en cuyo centro está 
el lago de Maracaibo. Sirve de límite con 
el Estado Falcón, y sus cumbres desiertas 
y cubiertas de vegetación, se elevan á S50 
varas sobre el nivel del mar. Aquí ter- 
mina la pequeña parte de serranía que 
por este lado tiene el Estado Zulia ; cuyo 



largo es de 52 leguas hasta donde se 
pierde cerca de las orillas del río Palmar. 
Parece que estos cerros pertenecen más 
bien al sistema de la serranía de Coro, y 
es una de aquellas grandes cadenas que 
han sido interrumpidas por las antiguas 
revoluciones que ha sufrido el globo. El 
punto de inserción del sistema de los An- 
des y el de la costa de Caracas, es en la 
sección Barquisimeto, cuyo trastorno se 
observa todavía en donde el río Sicare 
pasa por entre los cerros para venir á 
tributar sus aguas al río Misoa y éste al 
lago de Maracaibo. 

Historia. — Esta serranía era conocida 
antiguamente con el nombre de Serranía 
de Jirajara, por las tribus de este nombre 
que en ella habitaban. 

Etimología de la palabra Ciruma. — 
Es exactamente el guaraní cir-uma ó ár- 
bol de espinas. (La forma urna en vez de 
iba, como se dice ordinariamente por ár- 
bol, es usada sobre todo en palabras com- 
puestas.) Llámanse así en el Brasil varias 
palmeras del género Balris, que tienen 
el tronco armado de numerosas espinas 
largas y de color negruzco. Es probable 
que haya ó que hubiera antes por allí 
- es decir, en los alrededores de Ciruma - 
muchas palmas semejantes, que crecen 
por lo común gregarias en los lugares 
anegadizos, formando espesuras casi im- 
penetrables. (A. Erust.) 

Claro : río' que nace en territorio de 
Barquisimeto, y al entrar al territorio del 
Estado Zulia desagua en el río Misoa : 
corre por territorio del Distrito Sucre. 

Cocuiza : río que se desprende de la 
sierra de Ciruma ; corre el territorio como 
diez y ocho leguas, y va á desembocar al 
Golfo de Maracaibo por cuatro brazos, en 
que se divide antes de llegar á la costa. — 
Este río es la línea divisoria 'mtre los Es- 
tados Zulia y Falcón. 

Cocuizas: grupo de 21 v. y 7 h.; to- 



COCH 



( 29 ) 



COL 



fyM{ 



tal, 2S vecinos : casas, 8. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia De- 
mocracia, Distrito Miranda. 

Cochinito, Pozo del : pequeña ciéne- 
ga que se encuentra en territorio de la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cochino, Pozo del : pequeña ciénega 
que está en territorio de la parroquia Ro- 
sario, Distrito Perijá. 

Cogollo : río que sale de la sierra de 
Perijá y se une al río Apon : corre por 
territorio del Distrito Perijá. 

Cogollo : vecindario perteneciente á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cojoro : punta que está en la costa de 
la península Goagira, situada á los n° I 
31' latitud Norte, 4 45' 35" longitud arie»-* í 
£tal del meridiano de Caracas. 

Cojoro : bahía, es muy aplacerada y i 
como de tres millas de diámetro ; su fon- 
do adecuado para los buques de mayor ca- 
lación ; al abrigo de los vientos y mareas: 
sus aguas son tan tranquilas como las del 
lago de Maracaibo en horas de calma, y 
sus costas son de barrancos cortados á pi- 
co en su mayor extensión, que sirven de 
atracadero ó muelles naturales para toda 
clase de embarcaciones, y que en mucho 
sobrepujan á los de Puerto Cabello é isla 
holandesa de Curazao. El puerto de Co- 
joro está situado al Norte de la Barra de 
Maracaibo ; y como los vientos que reinan 
en el Golfo son el Este y el Nordeste, con 
los que alterna el Norte en algunas épo- 
cas del año, la distancia de diez leguas que 
media entre esos dos puutos - Cojoro y la 
Barra - puede navegarse, tanto á la veni- 
da como á la ida, por goletas de vela, que 
no tienen inconvenientes para salir por 
Barra, línea recta ó casi siempre á la cua- 
dra, ó sea eu dirección perpendicular á la 
del viento que corre. 

Cojoro : qu Jírada que desemboca á 
barlovento de la bahía ó puerto de Cojo- 
ro ; corre en la estación de las lluvias y 



ofrece eu manantiales todo el resto del 
año, bastante cantidad de agua potable, 
no muy buena por salobre, aunque menos 
que la del lago y más aseada. A poca 
distancia de Cojoro, en el sitio Cojuo, hay 
una vertiente abundante de excelente 
agua, que surge de una piedra. 

Historia. — El general Francisco To- 
más Morales se dio á la vela, en 24 de 
Agosto del año 1822, de Puerto Cabello 
con fuerza de 1,200 hombres, y desembar- 
có, en el día 29 del mismo mes, en Cojoro, 
costa de la península Goagira, despidiendo 
sus buques para que cruzasen en el saco, 
frente á la entrada del lago, y aparentaran 
invadirlo : acto continuo - y engrosando 
las filas con algunos indios goagiros - 
marcha sobre la línea de Sinamaica. 

Colón : Distrito, está dividido en dos 
parroquias, que sou : San Carlos y Santa 
Cruz. Los terrenos donde se encuentra 
este Distrito, unos son llanos y cubiertos 
de froudosos bosques, la mayor parte ni 
visitados por el hombre, otros de serranía 
desierta y totalmente desconocida, cuyas 
cumbres hacen parte de la serranía de 
Ocaña que se extiende sobre Perijá: tam- 
bién tiene terrenos anegados, ciénegas, 
lagunas y tres cuartos de legua de isla. 

Se encuentran en este Distrito las la- 
gunas Zulia, Juan Manuel de aguas claras, 
Juan Manuel de aguas negras, Laguneta, 
Norte, Garzas y Agua-caliente, Das cié- 
negas Chama, Santa Bárbara, Ouia, Oro- 
pe Grande, Morotuto, Motilones, Mariana, 
Valderramas y Boyera. 

Bañan este territorio los ríos Concep- 
ción, Bobo, Bravo, Negro, Escalante, Ta- 
rra, Sardiuata, Birimbay, Concha, Cedro, 
Garcita, Santa Rosa, Guama, Umuquena, 
Morotuto y Manatíes ; y los caños Negro, 
Purgatorio, Muerto, Animas, Represa, 
Blanco, Onia, Pamplona, Quesito, Yuca, 
Fereira, Motilones y Roto. 

Tiene por límites : al Norte, la línea 
que lo separa del Distrito Perijá en el río 



COM 



(30) 



CON 




Santa Ana; al Oeste, la que lo separa de 
los Estados Unidos de Colombia ; al Sur, 
la que lo divide del Estado de Los Andes, 
y al Este, el río Pino desde su entrada en 
este Distrito hasta su desembocadura al 
lago, y luego sigue el lago. 

Los moradores de este Distrito son : ; 
2,122 v. y 1,716 h.; total, 3,838 vecinos ; ; 
entre estos moradores se cuentan 844 que ! 
saben leer y escribir y 48 que sólo saben 
leer. El número de casas es de 43 de I 
tejas y 405 de palmas, total, 44S ; sólo j 
hay una de dos pisos, todas son de bália- 
reque. Hay un templo, 3 cementerios y 
202 ranchos. 

En este Distrito se cuentan 768 indí- 
genas, 32 extranjeros, 34 gemelos, 526 
casados, 175 viudos, 3,837 católicos, 1 
protestante, 1 sacerdote, 2 doctores, 4 in- 
genieros, 11 mecánicos, 26 marinos, 12 
músicos, 51 comerciantes, 60 artesanas, 4 
labradores de madera, 36 pescadores, 754 
agricultores y 168 industriales. 

Instrucción pública: 1 escuela de va- 
rones, 1 de hembras y 2 mixtas ; Fe- 
derales, 1 de varones y 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 2 al- 
macenes, 3 bodegas, 21 pulperías, 3 billa- 
res, 3 posadas, 4 fondas, 2 pesas de carne, 
3 panaderías,, 1 agencia funeraria, 3 bar- 
berías, 6 alambiques y 6 pesquerías. 

De artes : 3 herrerías, 4 carpinterías, 
2 zapaterías, 3 sastrerías y 1 latonería. 

Plantíos: 13 de cacao, 19 de caña de 
azúcar y 15 trapiches, 245 de frutos me- 
nores y 17 de potreros. 

Historia. — Este Distrito conocíase con 
el nombre de cantón Zulia, luego se llamó 
cantón Fraternidad, y por Decreto de 6 de 
Octubre del año 1873, se le denominó 
«Distrito Colón»; más después, por De- 
creto de 16 de Octubre de 1874, se le dio 
el uombre de Departamento, y después 
volvió á ser Distrito. 

Combal: grupo de 75 v. y 63 h.; to- 
tal, 138 vecinos : casas, 19— Está eu te- 



rritorio de la parroquia San Carlos, Dis- 
trito Colón. 

Comezón : río, es uno de los brazos eu 
que se divide el rio Escalante ; desemboca 
en la ensenada del Zulia : corre por terri- 
torio del Distrito Colón. 

Compadre Antonio : pequeña ciéne- 
ga que se encuentra en territorio de la 
parroquia Concepción, Distrito Urdaueta. 

Concepción : río que tiene su origen 
en la laguna de Juan Manuel de aguas 
claras; se une al río Santa Ana: corre 
por territorio del Distrito Colón. 

Concepción : parroquia del Distrito 
Urdaueta. — Se compone de los vecindarios 
Andaluz, Concepción, Iglesia Norte, Igle- 
sia Sur, Manglerosa, Mangüí, Palo-alto, 
Palo-blanco, Parral del Sur, Parral del 
Norte, Potrerito, Pozos, Rosado, Taques 
y Vuelta-abajo. 

Está habitada por 1,592 v. y 1,849 h -! 
total, 3,441 vecinos: entre éstos se cuen- 
tan 1,377 que saben leer y escribir, y 155 
que sólo saben leer. El número de casas 
es de 29 de tejas y 452 de enea, ó sean 481; 
todas son de un solo piso y de bahareque. 
Existe un templo y un cementerio. 

En esta parroquia hay 94 indígenas, 
1 extranjero, 16 gemelos, 6S9 casados, 
156 viudos, 3,441 católicos, 1 sacerdote, 
5 doctores, 254 marinos; 2 músicos, 26 
comerciantes, 76 artesanos, 25 labradores 
de madera, 165 criadores y 113 agricul- 
tores. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
í'ones y 6 de hembras. 

Establecimientos industrirles : 4 tien- 
das, 18 pulperías, 3 boticas, 1 pesa de car- 
ne, 1 panadería y 1 licorería. 

De artes : 4 carpinterías y 1 herrería. 

Posesiones: 55 hatos de ganado menor. 

Plantíos : 16 de cocoteros y 55 de fru- 
tos menores. 

Concepción : villa, es la cabecera del 
Distrito Urdaueta : está situada en un te- 



CON 



(31) 



COR 



rreno arenoso y salitroso ; no tiene nin- 
guna corriente de agua. Se encuentra si- 
tuada entre io° 25' latitud Norte, y 4° 48' 
longitud oriental del meridiano de Cara- 
cas. Altura sobre el nivel del mar 36 va- 
ras. Temperatura media del centígrado 
27 o 22'. 

Esta villa dista de la ciudad Capital 
del Estado 6J^ leguas ; el terreno del ca- 
mino es llano, la campiña triste y poco 
fértil. También se puede ir embarcado 
por el lago. 

Los moradores de esta villa son : 985 
v. y 491 h.; total, 1,476 vecinos : se cuen- 
tan 127 casas, todas son techadas de enea, 
de un solo piso y de bahareque. Hay un 
templo y uu cementerio. 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 2 de hembras, 2 mixtas ; Federa- 
les, 2 de varones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 4 tien- 
das, 10 pulperías, 1 licorería, 3 boticas, 1 
panadería y 1 pesa de carne. 

De artes : 4 carpinterías y 1 herrería. 
Concepción: grupo de 30 v. y 32 h.; 
total, 62 vecinos : casas, 8. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Democracia, Dis- 
trito Miranda. 

Concha : río que tiene su origen en 
la ciénega del Chama, y desagua al lago 
en la punta de su nombre. — Corre por te- 
rritorio del Distrito Colón. 

Concha : punta que se halla en el ex- 
tremo meridional del lago, cerca de la cié- 
nega Boyera, donde desemboca el río de 



pesca ; sus costas desiertas ofrecen exce- 
lentes bajos para la pesquería. En esta 
ensenada se encuentran unas seis casas 
construidas dentro del lago sobre estacas, 
las cuales sirven de habitación á los pes- 
cadores. De esta ensenada á la boca del 
río Catatumbo hay media legua, y á la 
Capital del Estado, 20. — Su posición está 
en territorio del Distrito Colón. 

Congo : río que nace del río Juan de 
los Ríos, que viene de la sierra de Méri- 
da ; desagua al lago entre las puntas San- 
ta María y la de San Pablo. — Corre por 
territorio del Distrito Sucre. 

Consejo : pueblo de 93 v. y 97 h.; to- 
tal, 190 vecinos : casas, 37. — Está situado 
al pié de la sierra de Ciruma, al Oeste del 
pueblo de Ciruma, á 3' leguas de distan- 
cia.— Está en territorio de la parroquia 
Democracia, Distrito Miranda. 

Coporo y sus contornos : vecindario 
de 1,658 v. y 2,195 h.; total, 3,853 vecinos: 
casas, 390. — Se encuentra situado en la 
parte reducida al régimen civil de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito Mar^síeaibor ^¿ü¿Z-í3'£_ 

Corocito : vecindario de 39 v. y 36 h.; 
total, 75 vecinos: casas, 11. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Corocoso : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, des- 
pués del sitio Sal de. Reyes : están en 
territorio d e la. parroquia Encontrados, 
Distrito ^&tracaibj9 r ¿^/$^ 

Corocoso : isla que se encuentra en 



fl U Th re ' _Está en territorio del Dis- 1 el río Zulia, frente al sitio y playa de su 

mismo nombre. 



trito Colón. 

Congo : punta que se encuentra si 
tuada en la costa occidental del lago, en 
tre la ensenada de Congo y la de Ologá.— 
Está en territorio del Distrito Colón. 

Congo : ensena :. que está en la ori 



Corona : sitio que está en territorio 
de la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Corona : ensenada que queda en la 
orilla occidental del lago, entre las puntas 
de Santa Cruz }• la de Quiriquire : está en 



lia occidental del lago, la forman las pun- territorio del Distrito Periiá. 



tas Ologá y la de Congo 



Historia. — La escuadra colombiana se 



Esta es la parte del lago más rica en I hizo á la vela á las siete- de la mañana del 



eos 



(32) 



COT 




día 8 de Mayo del año 1823, de I a punta 
de Ouiriquire, y á las dos tuvieron viento 
al N. N. E.; por cuya razón siguieron al 
puerto de Corona, con el objeto de buscar 
allí combinación con algunos de los Jefes 
de la República, destinados á obrar en sus 
inmediaciones : á las seis - estando frente 
á las casas del puerto indicado - dieron 
todos fondo en tres brazas de agua, en 
línea de combate. Luego que fondearon, 
se mandó el bote á tierra, con el objeto 
de buscar un hombre que llevase las co- 
municaciones á Perijá. En efecto vinieron 
á bordo seis, y á uno de ellos se le en- 
tregó un Oficio para el Jefe de las tropas 
republicanas que obraban por Perijá, den- 
tro del cual se incluyó uno para el señor 
general Montilla donde se hallase. Se les 
dio por noticia, que había una partida de 
guerrilla patriota por dicho Perijá, que, 
según entendían, había ido á ocupar el 
paso del río por donde debían pasar las 
tropas republicanas ; aunque nada de 
positivo pudieron adquirir respecto de la 
situación de aquellas, etc. 

Coroncoso : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la mar- 
gen del río Zulia, en seguida del sitio 
Pachulema : está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito M myéiúb o-. 

Corozos : vecindario perteneciente á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Cosixetas : laguna que se encuentra 
en territorio de la Goagira. Entre las 
puntas de Peret y la de Castilletes se 
forma una ensenada, en cuyo centro de- 
semboca la laguna de Cosinetas, que tiene 
en su entrada fondeadero, pero cuya en- 
trada no se debe emprender sin buen 
práctico, por estar circunvalada de arre- 
cifes. 

Cotiza : vecindario de 75 v. y 63 h.; 
total, 138 vecinos: casas, 19. — Está en 
territorio de la parroquia Santa Rita, Dis- 
trito Bolívar^ J ^¿¡*wz 



<-¿ "f -r >tt. í 



^ 



CotopricES, Los : pequeña ciénega 
que se encuentra en territorio de la parro- 
quia Concepción, Distrito Urdaueta. 

Cotorrera : punta que se encuentra 
en la costa occidental del lago, en terri- 
torio de la parroquia de Santa Lucía, Dis- 
trito Maracaibo. 

Cotorrera: ensenada que se en- 
cuentra en la orilla occidental del lago, 
en el vecindario de la Hoyada, en terri- 
torio de la parroquia Santa Lucía, Dis- 
trito Maracaibo. 

Cristo de Aranza : Parroquia del 
Distrito Maracaibo; componen esta parro- 
quia los vecindarios Arreaga, Haticos, 
San Juan, Oeste, Ranchería, Santa Lucía 
y Sudoeste ; contenidos en los partidos 
Chocolate y Cañada bajo según los lími- 
tes siguientes : desde la desembocadura 
del caño del puente, media legua al Oeste: 
de allí al Sur hasta Bajo Grande, y de 
este punto al Este la margen del lago ; 
continuando esta línea hacia el Norte 
hasta tocar con la desembocadura del ci- 
tado caño del puente. 

Los habitantes de esta parroquia son : 
1,220 v. y 1,483 h.; total, 2,703 vecinos; 
entre éstos se cuentan 1,181 que saben 
leer y escribir y 78 que sólo saben leer. 
El número de casas es 1 de azotea, 79 de 
tejas y 333 de enea, que son 413; entre 
ellas ha}' 4 de dos pisos, 1 de manipos- 
tería y 412 de bahareque. Hay una ca- 
pilla bajo la advocación de Nuestra Se- 
ñora del Rosario, construida á su costa 
por don José Díaz. 

En esta parroquia se cuentan 94 indí- 
genas, 3S extrangeros, 15 gemelos, 560 
casados, 9S viudos, 2,494 católicos, 4 pro- 
testantes, 6 doctores, 9 bachilleres, 1 in- 
geniero, 1 agrimensor, 2 mecánicos, 2 far- 
maceutas, 1 pedagogo, 65 marinos, 10 
músicos, 42 comerciantes, 193 artesanos, 
14 labradores de madera, 10 criadores y 
182 industriales. 



CUE 



(33) 



CUT 



Instrucción pública : 2 esencias de 
varones y 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 5 pul- 
perías, 1 caballeriza, 6 tenerías, 2 alambi- 
ques, 2 fábricas de jabón, 1 de velas es- 
teáricas, 1 de fósforos, 1 de escobas de 
sorgo y 1 laboratorio químico. 

De artes : 1 carpintería y 1 herrería. 

Posesiones : S de ganado menor. 

Plantíos : 59 de cocoteros. 

Historia. — Esta parroquia fué conoci- 
da con el nombre de "parroquia del Ro- 
sario," que fué erigida por la Ordenanza 
de 8 de Noviembre del año 1845, dada por 
la Diputación provincial de Maracaibo, 
más después se llamó Municipio Cristo 
de Aranza, 3^ hoy es parroquia con el 
mismo nombre. 

Crespo, El : grupo de 241 v. y 155 h.; 
total, 396 vecinos : casas, 52. — Está en 
territorio de la parroquia Altagracia, Dis- 
trito Miranda. 

Cruz, La : grupo que pertenece á la 
parroquia Eagunillas, Distrito, Bolívar. «•'- 

Cruces, Las : caserío de 117 v. y 171 
h.; total, 2S8 vecinos : casas, 58. — Está 
en territorio de la parroquia Ricaurte, 
Distrito Mará. á *•»<*■ ó^*»,*. * e***v£r&S¿7 

-¿te ó&^Zi ^fx^ac. ¿/ 

Cuirurasamana : ranchería de la tri- 
bu Jusa3 r ú, con 106 v. y 94 h.; total, 200 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
' torio de la parroquia Guajira, Distrito 
Ma^aeaibe. /^Pcz&sc 

Cucuitos : ciénega que se encuentra 
cerca de la desembocadura del río Na- 
ranjo, que es uno de los brazos del río 
Palmar que nace en la sierra de Perijá: 
esta ciénega se halla en territorio del Dis- 
trito Perijá. 

Cuervo : ríl ~'ue sale del río Palmar ; 
desemboca al lago cerca de la punta Po- 
trerito : corre por territorio del Distrito 

p^w ^l^-^mg^: 



CuiciTO : ciénega que queda en la 

costa occidental del lago ; desagua á la 

ensenada de Congo por medio de un caño: 

está situada en territorio del Distrito 

I Colón. ^r~ \'_ 

Cují, El : pequeña ciénega que se 
halla en territorio del partido Ancón Alto, 
parroquia de Chiquinquirá 3' San Juan de 
Dios, Distrito Maracaibo. 

Culebra : río qiie se desprende del 
río Juan de los Ríos, que sale de la sierra 
de Mérida ; desagua al lago en la ense- 
nada formada por las puntas Santa María 
3' la de San Pablo : corre por territorio del 
Distrito Sucre. 

Culebra, La : grupo de 25 v. y 20 h.; 
total, 45 vecinos : casas, 6. — Está en 
territorio de la parroquia Santa Rita, Dis- 
trito Bolívar. 

Cumarebo : grupo de 40 v. y 39 h.; 
total, 79 vecinos : casas, 10. — Pertenece á 
la parroquia Cabimas, Distrito Bolívar. 

CurazaiTO : sitio comprendido entre 
;tres pla3'as que se encuentran en la ribera 
'del río Zulia, después del sitio Curazao : 
está en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito Maracaibo. 

Curaise : ranchería de la tribu Para- 
siyú, con 78 v. y 75 h.; total, 153 vecinos. 
Se encuentra en territorio de la parroquia 
Guajira, Distrito M - ai^aibo .' ¿S>~c5>/¿_ 

Curazao : sitio que se encuentra en 
la ribera del río Zulia, á continuación del 
sitio Tres Ceibas : está en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Mara- 
t»¿ba. 

Cusí : ranchería de la tribu Alpusiana, 
con 144 v. y 164 h.; total, 30S vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Marafeaíbe? 

Cutujina : sitio que está en territorio 
de la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 



%&*&rí f t 






V 



f 



Q^jr Jar» 



^r¿V'¡ 



7 



CHAM 

Chama : río que nace en la sierra de 
Mérida, corre de Este á Oeste hasta que 
se abre paso por la serranía donde se di- 
rige al Norte, entrando en las selvas del 
Estado Zulia, y antes de desembocar al 
lago se desparrama á consecuencia de los 
grandes árboles caídos que se encuentran 
antes de formar las ciénegas del Chama y 
la de Santa Bárbara, que se comunican 
por un caño. — Los terrenos por donde pa- 
sa este río pertenecen al Distrito Colón. 

Chama : ciénega que queda al Orien- 
te de la de Santa Bárbara. En la ciéne- 
ga Chama hay cuatro islotes y una por- 
ción de árboles caídos que las corrientes 
del río Chama han traído allí, los cuales 
han sido la principal causa de la forma- 
ción de esta ciénega. Tiene de Norte á 
Sur 4 leguas, y de Este á Oeste 3, que son 
12 leguas cuadradas de superficie. Esta 
ciénega desagua al lago por medio de los 
ríos, Cedro, Concha y Garcita y el caño 
Blanco que también sale al lago. Se en- 
cuentra situada entre S° 42' á 8° 54' lati- 
2í_- tud Norte, y 4 30' á 4° 42' longitud oríes- 
^*C Jfe* del meridiano de Caracas. Tempera- 
tura media del centígrado 26 o 5' á 27 o . 
Profundidad, 4 pies. — El terreno que ocu- 
pa esta ciénega pertenece al Distrito Co- 
lón. 

Chamaru : . ranchería de la tribu Epia- 
yíi, con 62 v. y 48 h.; total, 110 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito M rUjy 6 aj.ro . 

Chao : sitio que se encuentra en terri- 
torio de la parroquia Encontrados, Distri- 
to Mara - eSaib o , L ¿&?c- 



CHIQ 

Chao, Lagunita del : se encuentra en 
el lugar que lleva su nombre, en territo- 
rio de la parroquia Encontrados, Distrito 
Maxtóribo. Cfi^^^. 

Chichibacoa, Cabo de : se encuentra 
en la costa de la Goajira, entre el cabo 
Espada y el de la Vela. 

Chichíes : grupo de 79 v. y 67 h.; to- 
tal, 146 vecinos : casas 20. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Chiflones : se conocen con este nom- 
bre tres plajeas que se encuentran á la 
margen del río Catatumbo, á continua- 
ción de la laguna de las Garzas. — Están 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Marc/eaibo - . - ¿íír¿í»í_ 

CHiorixouiRÁ : parroquia del Distri- 
to Urdaneta, compónenla los vecindarios 
Arriba, Azaharito, Bajo Grande, Cañada, 
Alta, Chiquinquirá, Norte y Palmarejo. 

Sus moradores son : 706 v. y 836 h.; 
total, 1,542 vecinos: entre éstos hay 230 
que saben leer y escribir y 39 que sólo sa- 
ben leer. Se cuentan 2 casas de azotea, 17 
de tejas y 19S de enea, ó sean 217 ; todas 
son de un solo piso y de bahareque. Hay 
una capilla. 

En esta parroquia se cuentan 28 indí- 
genas, 1 extranjero, 7 gemelos, 281 casa- 
dos, 64 viudos, 1,542 católicos, 121 mari- 
nos, 4 comerciantes, 20 artesanos, 3 labra- 
dores de madera, 71 criadores, So indus- 
triales y 20 agricultores. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va" 
roñes y 1 de hembras, 



CHIQ 



(35) 



CHIQ 



Establecimientos industriales : 10 pul- 
perías. 

Posesiones : 2 7 hatos de ganado ma- 
yor. 

Plantíos : 10 de frutos menores. 

Chiquinquirá : pueblo, es la cabecera 
de la parroquia de su mismo nombre, en 
el Distrito Urdaneta. Está plantado en 
un terreno areuoso-arcilloso, algo salitro- 
so y seco. 

Sus habitantes son: 509 v. y 714 h.; 
total, 1,223 vecinos. Todas las casas de 
este pueblo son de un solo piso y de ba- 
hareque ; hay dos de azotea y una capilla. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones y 1 de hembras. 

Establecimientos : 10 pulperías. 

Se encuentra á dos y media leguas 
de la villa de Concepción, cabecera del 
Distrito Urdaneta á quien pertenece, y seis 
y tres cuartos de legua de la ciudad capi- 
tal del Estado. 

Chiquinquirá y San Juan de Dios : 
Parroquia del Distrito Maracaibo, com- 
ponen esta parroquia parte de la ciudad 
de Maracaibo, que ocupa 57 manzanas' y 
los vecindarios Ancón Alto, Ancón Bajo, 
Jobo Alto, Jobo Bajo, Macandona y Saba- 
neta Larga. 

Los habitantes de esta parroquia - en 
la parte urbana -son: 3,711 v. y 4,805 
h.; - en la parte rural - 1,533 v. y 1,431 
h.; que dan un total de 11,480 vecinos; 
entre éstos se cuentan 4,266 que saben 
leer y escribir y 559 que sólo saben leer. 
Hay 298 casas de tejas, 1,521 de enea, 
que hacen 1,819, además se cuentan 50 
ranchos. Entj ~ las casas se enumeran 
1,807 de un s °l° pise») 12 de 2, 5 de azo- 
tea, 2 de manipostería y 1,817 de bahare- 
que. Hay un templo parroquial que es el 
de Chiquinquirá y San Juan de Dios, y 
uno filial, San Felipe, aunque en ruinas 
por haberlo descuidado, 3 cementerios y 
un hospital. 



Se cuentan en esta parroquia 140 in- 
dígenas, 20 extranjeros, 70 gemelos, 
1,750 casados, 561 viudos, 4 sacerdotes, 
14 bachilleres, 6 doctores, 11,480 católi- 
cos, 7 mecánicos, 6 farmaceutas, 3 peda- 
gogos, 239 marinos, 16 músicos, 69 co. 
rnerciantes, 1,125 artesanos, 76 labra- 
dores de madera, 1,570 criadores, 1,003 
agricultores y 900 industriales. 

Instrucción pública : 1 colegio de va- 
rones, 1 de hembras ; 5 escuelas de varo- 
nes, 4 de hembras y 14 mixtas ; Federa- 
les, 2 de varones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 7 al- 
macenes, 3 tiendas, S bodegas, 62 pulpe- 
rías, 1 licorería, 2 billares, 6 boticas, 4 
panaderías, 2 caballerizas, 2 cocheras, 1 
horno de alfarería, 6 para loza, 2 aserrade- 
ros de vapor, 9 de mano, 3 alambiques, 1 
fábrica de escobas de sorgo, 1 fábrica de 
fideos y 1 pesa de carne. 

De artes : 5 platerías, 16 carpinterías, 
5 zapaterías, 10 herrerías, 3 fundiciones 
en pequeño y 4 sastrerías. 

Esta parroquia esta limitada : al Este, 
la calle de Ayacucho - en la ciudad - que 
la divide de la parroquia Santa Bárbara ; 
al Oeste, la parroquia Rosario del Distri- 
to Perijá ; al Sur, el lago y la parroquia 
de Cristo de Aranza, y al Norte, territorio 
del vecindario de Monte-claro alto de la 
parroquia San Rafael, Distrito Mará. 

Historia. — Esta parroquia se conocía 
con el nombre de parroquia de San Juan de 
Dios. Pero venios en la Ordenanza de 9 de 
Noviembre del aflo 1855, dada por la Diputa- 
ción Provincial de Maracaibo, que dice así : 
«Artículo primero. — Desde la publicación 
de esta Ordenanza se tendrá como parro- 
quia de Chiquinquirá y San Juan de Dios 
la que hasta ahora se ha conocido con 
este último título, y todas las autoridades 
y funcionarios públicos y oficiales usarán 
de este mote : «Parroquia de Chiquinqui. 
rá y San Juan de Dios.» 

La declaratoria de la parroquia ecíe. 



CHIQ 



(36) 



CHUR 



siástica de San Juau de Dios fué por dis- 
posición de 7 de Julio del año 1S06 de Su 
Señoría Ilustrísima señor doctor don San- 
tiago Hernández Milanes, Obispo de esta 
Diócesis, del Consejo de Su Magestad. 

La instalación de esta parroquia ecle- 
siástica tuvo lugar el domingo 30 de Ene- 
ro del año 1808, bajo la administración 
del presbítero Antonio María Romana. 

La parroquia de Chiquinquirá y San 
Juan de Dios fué dividida en dos circuitos 
parroquiales ; cuya línea partiendo de la 
calle de Ayacucho desde su encuentro con 
la de la Providencia, seguirá esta direc- 
ción Oeste y pasará por la parte Sur del 
Camposanto hasta encontrar con los lími- 
tes de la ciudad. 

Eatos circuitos se distinguirán así : 
parte Norte y parle Sur y estarán para 
todo lo que se relacione con el servicio de 
policía, á cargo el primero del Jefe civil 
de la parroquia, y el segundo encomen- 
dado á un Comisario mayor. Esta divi- 
sión la establece el Decreto de 12 de fe- 
brero del año 1891, dado por el ciudada- 
no Presidente Constitucional del Estado 
Zulia. 

ChimerpanAn : ranchería de la tribu 
Sapuana, con 317 v. y 299 h.; total, 616 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 



Chiquito : río que nace en la sierra 
de Cirunia, y desagua en la gran ciénega 



de Lagunillas, antes de llegar á ella se 
divide en varios ramales : corre por terri- 
torio del Distrito Bolívar, -^z»/'* J?' 

Ciii^ i Curi : río que se desprende de la 
sierra de Trujillo, y desagua en el río 
Yabo: corre por territorio del Distrito 
Sucre. 

Chirururi : grupo de 46 v. y 41 h.; 
total, 87 vecinos : casas, 19. — Está en 
territorio de la parroquia Palmarito, Dis- 
trito Sucre. 

Chocolate : pnnta que se halla en la 
bahía de Maracaibo, entre el puente del 
Manglar y la punta de Santa Lucía : se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Cristo de Arauza, Distrito Maracaibo. 

Chocolate : ensenada que se encuen- 
tra en la bahía de Maracaibo, al Sur de 
ella, en territorio de la parroquia Cristo 
de Aranza, Distrito Maracaibo. 
" Chona : son dos playas que se en- 
cuentran en la ribera del río Catatumbo, 
después del sitio Chonita : están en terri- 
torio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito JV' rarajári'b o. ¿Zn^t- 

Chonita : playa que se encuentra en 
la ribera del río Catatumbo, á continua- 
ción del sitio Monos : está en territorio 
de la parroquia Encontrados, Distrito 
Mar^eaüar. útn^£n-<- 

ChuruguariTA : grupo de 45 v. y 15 
h.; total, 60 vecinos; casas, 12. — Se en- 
cuentra en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Distrito Miranda. 






<*uo¿s¿t> 



(/ 



DAM 

Damas : isla que se encuentra eu el 
extremo meridional del lago, cerca de la , 
desembocadura del río Catatumbo, es rasa i 
y cubierta de mangles : pertenece al Dis- 
trito Colón. 

Historia. — Las aduanas subalternas 
que había en la isla de Damas 3' en Mo- 
poro, se suprimieron en el año 1773 y 
quedaron entonces á cargo de particu- 
lares. 

En la isla de Damas estuvieron unos 
almacenes ó depósitos para las mercan- 
cías que se conducían por el río Cata- 
tumbo, y de los frutos que por él bajaban. 
Estos depósitos fuerou trasladados á En- 
contrados. 

DEFONDADO : sitio y playa que se 
encuentran en la ribera del río Zulia, en 
seguida del sitio Baradero : están situa- 
dos en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito M araéaibo. / ¿^¿^yt^ 

Democracia : Parroquia del Distrito 

Miranda, componen esta parroquia los 

vecindarios Boca, Ciruma, Consejo, Gua- 

//¿C í^guaro, Palmarito, Potrero de Navas, 

Quisiro y Tajatal. 

Está ocupada por 696 v. y 630 b.; to- 
tal, 1,326 vecinos ; entre éstos se cuentan 
325 que saben leer y escribir y 33 que 
sólo saben leer. Hay 14 casas de tejas y 
213 de enea; por todas, 227; de éstas 
una es de manipostería y las demás de 
bahareque ; una capilla y un cemen- 
terio. 

En esta parroquia hay 4 indígenas, 
7 gemelos, 123 casados, 57 viudos, 1,326 



DIV 

católicos, 12 marinos, n comerciantes, 
22 artesanos, 4 labradores de madera, 91 
criadores, 60 agricultores y 58 indus- 
triales. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Establecimientos industriales : 2 bo- 
degas, 3 pulperías, 1 fonda y 1 pesa de 
carne. 

Posesiones : 23 hatos de ganado ma- 
yor y 1 1 del menor. 

Plantíos: 31 de frutos menores. 

Historia. — Esta parroquia perteneció 
á la provincia de Coro - hoy Estado Fal- 
cón; - fué separada de ésta y agregada á 
la provincia de Maracaibo - hoy Estado 
Zulia -el año de 1S56. Se llamaba pa- 
rroquia de Quisiro. 

Dificultad : caserío de 96 v. y 69 h.; 
total, 165 vecinos : casas, 19. — Este case- 
río está construido dentro del agua sobre 
estacas ; es de' reciente fundación : perte- 
nece á la parroquia Gibraltar, Distrito 
Sucre &&¿& s¿-¿ '¿*¿¿*-¿¿¿ ***. - « 4¿., ^~¿óz, ¿&, ¿a- 

Dificultad : almacén ó depósito que 
se encuentra en la ensenada que está fren- 
te al caserío de su mismo nombre. De es- 
te depósito parten caminos para el pueblo 
del Monte Carmelo y para otros puntos 
de la Sección Trujillo. En este depósito 
se reciben las cargas que van para esos 
lugares y las que bajan de ellos, para ser 
conducidas á la ciudad de Maracaibo. 

Dividivi y Calabozo : vecindario de 
65 v. y 80 h.; total, 145 vecinos : casas, 18. 



DON 



f 38") 



DON 



Está en territorio de la parroquia Sina- 
maica, Distrito Mar^é&tha^ ~/~ku>t - 

Don Alonso : punta que se encuentra 
en la costa occidental del lago, entre la 
desembocadura de la laguna de Bernal y 
la del río Naranjito : está en territorio del 
Distrito Urdaneta. 

Doncella : ensenada que se halla en 
la costa occidental del lago, frente á La- 



| guneta; parte de ella está en territorio del 
Distrito Perijá y parte en el de Colón. 

Don Gerónimo : punta que se halla 
en la costa oriental del lago, al Norte de 
la ciudad de Altagracia, en territorio del 
Distrito Miranda. 

Don Prudencio: pequeña ciénega que 
I se encuentra en territorio de la parroquia - 
Concepción, Distrito Urdaneta. 



V 



EL 



El Guaco: grupo de 19 v. y n h.; 
total, 30 vecinos : casas, 7. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Li- 
bertad, Distrito Perijá / <^v« - e¿*¿>'&**c<*ü 

*f4¿'t***J <*¿ <££■ tCe- <áé '/tro****' -— 

'El Palmar: vecindario de 106 v. y 106 
h.; total, 212 vecinos: casas, 33. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
t auia San Carlos de Zulia, Distrito Colón/ 

El' PERRERO: vecindario de 148 v. y 
86 h.; total, 234 vecinos; casas, 16. — Se 
encuentra situado en territorio de la parro- 
quia San Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

El Potrero : grupo de 86 v. y 1 1 2 
h.; total, 198 vecinos : casas, 28. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Concepción, Distrito Urdaneta. 

El Real : grupo de 49 v. y 71 h.; to- 
tal, 120 vecinos: casas, 17. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Carmelo, Distrito Urdaneta. 

El Suspiro: grupo de 21 v. y 34 h.; 
total, 55 vecinos: casas, 9. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia San- 
ta Lucía, Distrito Maracaibo. 

El Tablazo: caserío de 124 v. y 103 
h.; total, 227 vecinos: casas, 36. — Se eu- 



ENC 

cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Democracia, Distrito Miranda. 

Emey : ranchería de la tribu Ipuana,\>^ 
con 12S v. y 140 h.; total, 268 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Maa^aibo. J%éx 

Encontrados : Parroquia del Distri 
to Mar¡|d£a¿fe© ; componen esta parroquia 
los vecindarios Buena-vista, San José de 
las Palmas, Valderramas, Cabimitas, En- 
contrados, Pachulema y Pilar. 

Todos los terrenos de esta parroquia 
son llanos, bajos y anegados, cubiertos de 
extensos bosques. 

Corren por los terrenos de esta parro- 
quia los ríos Zulia y Catatumbo y un gran 
número de caños. 

Sus moradores son : 1,123 v - y 897 b.; 
total, 2,020 vecinos : entre ellos se cuen- 
tan 236 que saben leer y escribir y 39 que 
sólo saben leer. Sus casan son : 1 2 de te- 
jas y 359 de palmas, que son 371 ; sólo 
hay dos de dos pisos y todas son de baha- 
reque. Hay dos capillas y dos cemen- 
terios. 

En esta parroquia se cuentan 395 in- 
dígenas, 34 extranjeros, 4 gemelos, 248 



"V ' 



c 



i 'enm^ 



4 



¿¿í — 



**- 






^(ZÍ'í; 



:u 



-mz. ¿l¿. 



¿tew <* ~Sa .¿¿¿fo ^ ¿&?r*} - 






ú 



ENC 



(39) 



ESC 



casados, 85 viudos, 2,020 católicos, 3 me- 
cánicos, 40 marinos, 24 comerciantes, 9 
artesanos, 14 labradores de madera, 101 
industriales, 626 agricultores y 10 cria- 
dores. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales: 8 alma- 
cenes, 12 bodegas, 4 pulperías y 1 posada. 

Posesiones : 5 hatos de ganado mayor. 

Plantíos : 70 de cacao, 1 de café, 6 de 
caña de azúcar y 23 de frutos menores. 

Historia. — La parroquia Encontrados 
pertenecía al Distrito Colón, pero fué se- 
parada de él y agregada al Distrito Mara- 
caibo^ La Ley de división territorial que 
dispuso agregar al Distrito Maracaibo la 
parroquia Encontrados, fué dictada por la 
Asamblea Legislativa del Estado Zulia, el 
17 de enero del año de 1891, 3' sanciona- 
da el mismo día. 

Encontrados : pueblo, es la cabecera 

de la parroquia de su mismo nombre. Sus 

vecinos son : 98 v. y 87 h.; total 185 : se 

cuentan 22 casas, todas son cubiertas de 

palmas y de construcción de bahareque. 

Se halla en el caño de Encontrados £19 

leguas de la boca del río Catatumbo. Es- 

| /tá situado entre 8 o 10' latitud Norte, y 4 

j 14' longitud oriental del meridiano de Ca- 

K racas. Temperatura media del centígra- 

I \do 28 o . 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 1 de hembras. 

Encontrados : caño que se encuen- 
tra al Este del río Catatumbo ; dista una 
y media legua del caño Las Yayas, que i 
en tiempos atrás formaba una isla resul- 1 
tando el sitio Valderramas. Por este caño 
se han extraído y se extraen gran nú- 
mero de toneladas de palo de moral. 

Encontrados : almacenes que están 
establecidos en la playa Sardinata, que 
queda en la ribera del río Catatumbo. 
Estos almacenes son los depósitos de los 



frutos que bajan de los valles de Cúcuta, 
y de las mercancías y demás efectos que 
se llevan para la sección Táchira del Es- 
tado de los Andes. Estos almacenes que- 
dan á 18 leguas de la desembocadura del 
río Catatumbo. 

Ensenada: caserío de 323 v. y 415 
h.; total, 73S vecinos : casas, ni. — Está 
en territorio de la parroquia Chiquin- 
quirá, Distrito Urdaneta. 

Ensenada de los Pozos : esta ense- 
nada se encuentra entre la isla de Capi- 
tán-Chico y la punta de Cotorrera : se 
halla en territorio de la parroquia Santa 
Lucía, Distrito Maracaibo. 

Historia. — En esta ensenada fué don- 
de se dio la batalla naval, la más célebre 
de las que tuvieron lugar en la guerra de 
la Independencia. Los generales Padilla 
y Laborde mandaban las fuerzas maríti- 
mas de ambas Escuadras. El primero 
dirigía la Escuadra colombiana y el se- 
gundo la española. La acción tuvo lugar 
á las 2 p. ni. del día 24 de julio del año 
1823, habiendo sido favorable á los patrio- 
tas. (Véase: Lago de Maracaibo.) 

Escalante : río que está considerado 
en los de tercer orden entre los de Vene- 
zuela, con 41 leguas de curso y 25 de na- 
vegación. Tiene sus fuentes en el páramo 
del Portachuelo del Palmar al Norte de la 
ciudad de la Grita, en 2,550 metros sobre 
el nivel del mar. De allí corre por un 
estrecho valle de eresióu escavado en las: 
capas de esquites cristalinos en dirección 
Noroeste hasta el pueblo Yegüines, y se 
dirige en seguida hacia el Norte y Nor- 
oeste. Aumentan sus aguas el río Guaru- 
ries, que nace en el páramo Marino, al 
Norte de Tovar, cerca de la aldea Zea. Un 
tercer brazo, llamado Culebrilla, viene de 
1,130 metros de altura del camino nuevo 
entre Tovar y Zea, y todos los tres lo 
mismo que el pequeño río de Onia, corre 
un rápido curso por entre las montañas 



ESC 



(40) 



EST 



avanzadas de la cordillera, y después de 
haber formado la ciénega de Orna - aquí 
entra en territorio del Estado Zulia - re- 
cibe las aguas de los ríos Ou/sito, Moro- 
tuto y Uniuquena, que nacen en las cié- 
negas de Morotuto y Onia. Sigue al Nor- 
te y recibe las aguas del caño Fereira. 
Continúa inclinado al N. N. E. y pasa 
por los pueblos de Santa Cruz y de San 
Carlos ; frente á esta villa recibe las aguas 
de la ciénega de Santa Bárbara por me- 
dio de un caño. Sigue al Norte hasta la 
Represa en donde recibe las aguas de la 
laguna del Zulia, y desde allí hasta el de 
las Ánimas recibe las del río Birimbai, 
que tiene su origen en la laguna del 



cinos ". casas, 29. Está en la riberaVdel 
río de su nombre ; punto donde los de la 
Grita y Bailadores embarcan sus frutos 
para trasportarlos á la ciudad de Mara- 
caibo.. Eos bosques que rodean á este 
puerto y vecindario son de una fertilidad 
asombrosa. Se encuentra en territorio 
del Distrito Colón. 

Escondido : pequeña ciénega, que se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

Escopeta : grupo que está en territo- 
rio de la parroquia Rosario, Distrito Pe- 
rijá. 

Espada, Punta de : se encuentra si- 
tuada en la costa Goagira, á once millas 



Zulia. Antes de desembocar al lago se distante de punta de Piedras ; es aplace- 
divide en dos brazos de los cuales el prin- raí \ a y C on arrecifes cerca de la playa, 
cipal desemboca en la punta Este de la ¡ EsTACA . p i aya que se encuentra en 

! la ribera del río Catatunibo, después del 
! sitio Guayabo. — Está en territorio de la 
j parroquia Encontrados, ■ Distrito -M^fct- - 

Estaca : caño que sale al río Cata- 



ensenada del Zulia, y se llama Comezón. 
Desde su entrada al Estado Zulia - en el 
Distrito Colón - ya es navegable por pe- 
queñas embarcaciones : hasta Santa Cruz 
suben piraguas, y hoy navega hasta Santa 
Bárbara el vapor que lleva su nombre, es 
vapor grande. Desde el caño de Animas 
hasta el Jago sus riberas son anegadas ; 
tiene barra en su entrada. 

Se encuentran en las riberas de este 
río los pueblos San Carlos, Santa Bárba- 
ra, La Victoria } r Santa Cruz. Los terre- 
nos por donde corre este río pertenecen al 
Distrito Colón. 

Escalante, Puerto del : aquí hay un 
vecindario de 107 v. y 67 h.; total, 174 ve- 



tumbo ; queda á dos leguas distante de 
las lagunas Garza y Norte ; en su desem- 
bocadura se encuentra la isla Palizada. 
Este caño sale á tres leguas de distancia 
de la desembocadura del río Catatunibo. 

Estacada ó el Vino : punta que se 
encuentra en la orilla oriental del lago, 
entre la punta Vomitón y el término de 
la ciudad de Altagracia. — Está en territo- 
rio de la parroquia Altagracia, Distrito 
Miranda, 



FER 



FUE 



FEREIRA : caño que sale de los bos- 
ques del Distrito Colón, y desagua al río 
Escalante. — Se encuentra en territorio del 
Distrito Colón. 

Flor del Norte : vecindario de 130 
v. y 144 h.; total, 274 vecinos : casas 37. — 
Se encuentra situado en territorio de la pa- 
rroquia Santa Lucía, Distrito Maracaibo. 

Florencia : vecindario de 87 v. y 46 
h.; total, 133 vecinos: casas, 22. — Está 
en territorio de la parroquia Altagracia, 
Distrito Miranda. 



Frai EujENio : vecindario de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 

Frijolar : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Catatumbo, 
á continuación del sitio Palizada de Men- 
doza : pertenecen á la parroquia Encon- 
trados, Distrito M-araéaibo, , C ~ 

Fuerte : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo, en 
seguida del sitio Las Yayas : están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Maracaibo. 



GAB 

Gabilanes : son dos playas que se 
encuentran en la ribera del río Catatum- 
bo, después del sitio Garrapata. — Están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Marttérribo. / ¿^¡l^ry-^— 

Gallinazo : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ri- 
bera del río Zulia, en seguida del sitio 
Guabimas. — Está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Mar^éfíbcs^í^ 

Gallinazo : son dos islas que se en- ¡ 
cuentran en el río Zulia, entre el sitio de 
Sal de Reyes y el caserío de Buenavista I 
y frente al sitio de su mismo nombre. 

Gallinero: vecindario de 150 v. y 
20S b.; total, 358 vecinos ; casas, 59. — ¡ 



GALL 

Se encuentra situado en territorio de la 
parroquia Santa Rita, Distrito Bolívar,--^ <$&?■ 

Gallinero : ensenada que se halla 
en la orilla oriental del lago, entre las 
puntas Ancón y la de Camaclio. — Se 
halla en territorio de la parroquia Santa 
Rita, Distrito Bolívar. 

Gallinero : punta que está en la 
orilla oriental del lago, en territorio de la 
parroquia Santa Rita, Distrito Bolívar. 

Gallinero : ciénega que está situada 
en territorio de la parroquia Santa Rita, 
Distrito Bolívar. — Esta ciénega se en- 
cuentra cerca de la del Meue. íK é^.^ y -'' 

Gallinero : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran eu la ri- 

6 



~S? C ^""' 



GAR 



(42) 



GEN 



/¿#c» 



bera del río Zulia, en seguida del sitio 
Monos. — Está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito M offi c a ibe?- 

Gaelusichón : ranchería de la tribu 
Alpusiana, con 56 v. y 64 h.; total, 120 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 
Ma^&ikr- Ifái&t, 

Garabuya : grupo de 93 v. y 9 h.; to- 
tal, 102 vecinos: casas, 33. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Cai'melo, Distrito Urdaneta. 

GarAbuiíá : ranchería de la tribu Al- 
pusiana, con 221 v. y 219 h.; total, 440 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 

Garraparero : ranchería de la tribu 
Epia3'ú con 85 v. y 95 h.; total, 1S0 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Manfc 
ca ifa o. ~y D ¿c¿tC~ 

GarrapaT amana : ranchería de la 
tribu Ipuana, con 670 v. y 730 h.; total, 
1,400 vecinos. — Se encuentra situada en 
territorio de la parroquia Guajira, Distrito 
Marjj i ¿ai bo-/ -p!¿L¿zt¡: 

Garrapata : caño que sale al río 
Catatumbo, en el sitio que lleva su mis-' 
mo nombre. 

Garrapata : sitio y playa que se 
encuentran en la ribera del ,río Catatum- 
bo, después del sitio Gabilanes. — Están 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Mar^zícirib». Cpt/r*^ 

Garrapatero : sitio comprendido en- 
tre tres playas que se encuentran en la 
ribera del río Zulia, á continuación del 
sitio La Suerte. — Está en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito M^ra* 

Garcita : ciénega que se halla situa- 
da entre los ríos Negro 3^ J^íéjuaeo, cerca 
del lago. — Está en territorio del Distrito 
Perijá. 



Garcita : río que nace en la ciénega 
del Chama, y desagua al lago en la ense- 
nada de Santa Rosa. — Su posición está en 
territorio del Distrito Colón. 

Garcita : sitio y playa, que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, des- 
pués del sitio Mariana. — Están en terri- 
torio de la parroquia E ncolltrac l° s > Dis- 
trito MíMMÍ-aafeo: ~" OtrCe^~— 

Garzas : laguna que se encuentra á 
cuatro lesruas de la desembocadura del río 
Catatumbo : está al Sur del río. — Se en- 
cuentra situada entre S° 50' á 9 5' lati-"} ( 
tud norte y 8 o 24' á 8 o 30' longitud orien-/ 
tal del meridiano de Caracas. Tiene de 
largo una legua y de ancho otra, ó sea 
una legua cuadrada de superficie. Tem- 
peratura media del centígrado de 26° á 
27°. Su profundidad es de 6 á 7 pies. 
Esta laguna sirve de abrigo á las embar- 
caciones, y es punto de pesquería. Ocupa 
territorio de la parroquia Encontrados. 

General Urdaneta : parroquia del 
Distrito Sucre, componen esta parroquia 
los vecindarios Barrosos, Tomoporo, To- 
moporito, Barua, Ceuta, Guillen, Lago de 
Misoa, Misoa, Poco del Zulia, San Loren- 
zo, San Timoteo, Trapíchate y Trinidad ; 
éstos están comprendidos en los términos 
siguientes : por el Norte, el río Misoa ; 
p^r el Sur, la línea divisoria con la sección 
Trujillo, en el río Motatán ; por el Este, 
las secciones Barquisimeto 3^ Trujillo, y 
al Oeste, el lago. 

Los habitantes de esta parroquia son : 
523 v. y 432 h.; total, 955 vecinos; entre 
éstos hay 179 que saben leer 3' escribir 3' 
22 que sólo saben leer. Se cuentan 187 
casas, todas son de un solo piso y de 
bahareque, 3' su techumbre es de palmas. 
Hay una capilla, 11:1 cementerio 3' 160 
ranchos. 

En esta parroquia se encuentran 3 ge- 
melos, 66 casados, 23 viudos, 955 católi- 
cos, 1 bachiller, 16 marinos, 6 artesanos, 



< 



GIB 



(43) 



GIB 



9 comer-ciantes, 14 labradores de madera, 
20 criadores, 1S6 agricultores y 30 indus- 
triales. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Posesiones: 10 hatos de ganado mayor. 

Plantíos : 2 de caña de azúcar, 122 de 
frutos menores y 2 de potreros. 

Historia. — La parroquia General Ui- 
daneta fué erigida por la Ordenanza de 
18 de Noviembre del año 1S45. Esta 
parroquia civil, compuesta de los caseríos 
comprendidos en los límites siguientes : 
hacia el Norte, el río Misoa; hacia el Po- 
niente, el lago; hacia el Sur, el caño Mo- 
poro, y hacia el Este, la línea divisoria de 
este Estado con la sección Trujillo. Des- 
de el año 1S50 fué desmembrada esta 
parroquia, quitándole el vecindario de 
Moporo y agregado á Trujillo. 

Gibraltar : parroquia del Distrito 
Sucre ; componen esta parroquia los ve- 
cindarios Boscán, Dificultad, Manzanillo, 
Gibraltar, Pantaleóu y San José. 

Sus moradores son: 60S v. y 618 h.; 
total, 1,226 vecinos. — Entre éstos hay 248 
que saben leer y escribir y 22 que sólo 
saben leer. Se cuentan 15 casas de tejas 
y 251 de palmas, ó sean 266; todas son 
de un solo piso y de bahareque. Hay un 
templo, un cementerio y 10S ranchos. 

En esta parroquia se cuentan 23 indí- 
genas, 1 extrangero, 5 gemelos, 144 casa- 
dos, 62 viudos, 1,226 católicos, 10 mari- 
nos, 3 músicos, 14 comerciantes, 13 arte- 
sanos y 569 agricultores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Establecimientos industriales : 8 bode- 
gas, 7 pulperías y 1 billar. 

Plantíos : 1 de café, 1 de cacao, 5 de 
caña de azúcar, 3 trapiches y 127 de fru- 
tos menores. 

Gibraltar : villa, es la cabecera del 
Pistrito Sucre. La [posición de esta villa 



es bella ; está en la dirección del camino 
más corto para ir á Mérida. Esta villa se 
encuentra situada entre 9 n' 30" latitud 
Norte, y 3 53' 00" longitud oriental del 



Temperatura 111c- 
Está elevada sobre 



meridiano de Caracas, 
dia del centígrado 2S 
el nivel del mar 29 varas. 

Sus habitantes son : 694 v. y 699 h.; 
total, 1,393 vecinos. Se cuentan 12 casas 
de tejas y 91 de palmas, que son 103, to- 
das de un solo piso y de bahareque. 

Instrucción pública: una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales: S bode- 
gas, 6 pulperías y 1 billar. 

Historia. — Donde está esta villa se 
fundó la antigua ciudad de .Gibraltar, muy 
rica en su principio, en el año 1591 por 
Gonzalo de Pina Lidueña, despoblada 
poco después, fué reedificada por Juan de 
Chazarreta, destruida de nuevo por los 
indios Quiriquires el año 1614, lo fué 
también por el pirata L'Olonuais en 1665, 
tercera vez saqueada por el pirata Juan 
Morgan en 1669 Y últimamente por el 
pirata Gramont en 167S. 

Piaremos relación de los saqueos que 
sufrió la ciudad de Gibraltar. 

En 1600 en primero de Noviembre 
- día de Todos los Santos - se alzaron 
parte de los indios Quiriquires en la ciu- 
dad de Gibraltar y mataron, algunos Co- 
mendadores, y quemaron todas sus casas; 
fueron prosiguiendo sus rebeliones hasta 
el año de 1614, que el mismo día de To- 
dos los Santos volvieron á dar sobre el 
pueblo, habiéndose reunido con los Gira- 
haras y otras parcialidades, y se juntaron 
por todos más de mil, y habiendo entrado 
de noche, usaron del ardid, harto sagaz, 
que fué atar los perros en las casas de los 
vecinos, para que no les hiciesen mal, y 
atacaron en este día tan de improviso so- 
bre el pueblo, que sin poner resistencia 
los vecinos, cogieron viva alguna gente, 



GIB 



(44) 



GIB 



entre ella una hija doncella del capitán 
Delgado, que hoy está entre ellos, é hi- 
cieron pedazos á su padre : quemaron to- 
das las casas fuera de la del capitán Del- 
gado, donde se recogieron por buena suer- 
te siete hombres, entre ellos el Cura que 
era un Padre de , Santo Domiugo llamado 
Prai Cristóbal Dávila, y siete mujeres 
que pudieudo escapar la vida, desde donde 
pelearon valerosamente contra los indios, 
que los tenían cercados, estando ardiendo 
las demás casas. En este conflicto estaba 
el pueblo, cuando asomó por un alto 
- bieu cerca de él - un religioso de la or- 
den de Sau Agustín, llamado Frai Juan 
de Casiana, que hacía doctrina en un pue- 
blo de indios, seis leguas de allí, y venía 
á confesarse, á quien vieron los indios y 
fueron sobre él, lo tomaron con furia de 
tal modo que hubieran hecho pedazos, si 
un casique que estaba entre ellos, llamado 
Camisetano, uo lo defendiera, diciéndole á 
los demás que el fraile no tenía culpa, es- 
cusáudose también él con el Padre del 
estrago que se hacía, diciendo había veni- 
do sin voluntad, sólo porque no lo mataran 
los demás, viéndole retirado de ellos. Con 
ésto lo pasó el casique por entre los indios, 
hasta que el fraile se encontró en la casa 
del capitán Delgado con los demás, desde 
donde un vecino que se encaramó en un ár- 
bol que estaba en el corral, disparó un tiro 
de arcabuz tan acertado que mató al Jefe 
de toda esa gente é hirió á otros con las 
postas, con esto los indios se retiraron un 
poco de la casa, poniendo el cerco á más 
distancia, y dejaron respirar á los de la 
casa. Los cuales para hacer demostración 
de más gente, vistieron á las mujeres de 
hombres, y con unos palos que desde lejos 
parecían arcabuces, y con cañas que pa- 
recían lanzas, hacían la guardia de maña- 
na y tarde á vista de los indios, dicién- 
doles á voces : aguardad, traidores, lle- 
vareis el pago, que en esta noche nos ha 
entrado socorro de Bariuas, y ésta que 



viene la aguardamos de Mérida ; lo que 
fué bastante para que al tercero día le- 
vantaran los indios el cerco, dejando toda 
la ciudad incendiada, muchos ganados 
muertos, y llevándose con la doncella 
que hemos dicho algunos niños vivos, 
para que no quedara ninguno en la ciu- 
dad, y que los que se escaparon los ma- 
tara el hambre y la sed. Sin embargo, 
retiráronse aquellas reliquias de la ciudad 
nueve leguas de allí hacia Bariuas, ha- 
biendo despachado primero aviso, con un 
indio, á Mérida de donde partió en bre- 
vedad el capitán Diego de Luna y alguna 
gente de socorro , que á la sazón era te- 
niente en ella del corregidor don Juan de 
Aguilar, y habiendo caminado con prisa 
- pues anduvo en dos días treinta leguas, 
que hay de un lugar á otro, de mal cami- 
no y caudalosos ríos - llegó al sitio del 
incendio, y no hallando más que los cuer- 
pos muertos, unos á medio quemar y 
otros á medio comer de aves y animales, 
enterrándolos á todos en una fosa, y si- 
guiendo á buscar los vivos, que halló en 
el retiro que hemos dicho - Barinas - y 
habiéndolos socorrido con lo que llevaba 
en la extrema necesidad que tenían de 
hambre con ellos y los soldados que le 
acompañaban, volvió á reedificar la ciu- 
dad, pero con los cuerpos de los animales 
que habían muerto los indios se infeccio- 
nó el lugar,de suerte que casi todos los que 
llegaron murieron. 

Ya había entrado el año de 1616, llegó 
por los lugares de Gibraltar el capitán Ce- 
rrada para someter á los indios Quiriqui- 
res. A los principales de los reducidos y 
presos, entre otras cosas de sus alzamien- 
tos que les comenzó luego á vituperar el 
capitán, fué, que cómo habían tenido co- 
razón, siendo cristianos, para flechar al 
Santo Crucifijo y quemar la iglesia de 
Gibraltar, á quien respondieron que nin- 
guno de los que estaban allí eran culpa- 
bles en ello, pues los que lo habían hecho 



GIB 



(45) 



GIB 



todos habían muerto de malas y desastro- 
sas enfermedades luego que llegaron á su 
tierra; de las cuales habían tomado ellos 
ocasión para juzgar había sido por haber 
flechado al Santo Cristo, y por eso ellos 
no se habían atrevido á tomar en la iglesia 
ni aun entrado á ella, las otras veces que 
habían robado y quemado el pueblo. 

Ya había entrado el año de 1617; va 
el capitán Juan Pérez Cerrada á atacar, 
tomar y acabar con los indios Ouiriquires, 
y salió en su demanda llegando á las bo- 
cas de los caños que entran en los esteros, 
donde tenían sus moradas los Quiriquires 
en barbacoas; y sabiendo esto un mulato, 
- por haber andado con ellos - conocía las 
entradas de estos caños que las tenían ta- 
padas, con que se aseguraban los indios 
para que nadie pudiera entrar. Éstas fue- 
ron abiertas ó despejadas por orden del 
mulato; dieron sobre ellos de improviso, 
matando algunos, prendiendo otros, si 
bien la mayor parte se echó al agua desde 
sus casas y salieron á tierra firme donde 
fueron siguiéndolos los españoles al al- 
cance, con tanta buena suerte, que hubie- 
ron á las manos más de sesenta indios é 
indias de las más principales, entre ellas 
á la última cautiva de las hijas de Argüe- 
lio, con el indio con quien estaba casada 
y de quien tenía tres niños, dos hembras 
y un varón, ya algo crecidos y muy her- 
mosos, que fué una de las causas que los 
españoles andaban solicitando. 

Embarcó el capitán Cerrada toda su 
gente y presos en una fragata y canoas 
que tenía en la boca de los Estanques ó 
Chama, y en cada puerto por donde iba 
pasando ahorcaba á los indios más viejos 
y más culpables de los alzamientos y mal- 
dades cometidas. Y como uno de éstos 
fuese el marido de la cautiva, estando ya 
para ser ahorcado su esposa comenzó á 
suplicar y llorar para que no lo ejecutasen, 
y reprendiéndola de aquéllo, en especial 
un hermano suyo que iba entre los solda- 



dos, respondió que no podía conformarse 
con ello, pues veía que querían matar al 
padre de sus hijos y también lo había si- 
do suyo, pues había estado en su compa- 
ñía diez y siete años, teniendo sólo ocho ó 
diez cuando entró en su poder ; pero estas 
razones ni sentimientos bastaron para que 
no quedara ahorcado como los demás. 

Llegaron haciendo estas justicias al 
puerto y ciudad de Gibraltar, donde con- 
cluyeron con ellos y con los que lo mere- 
cían, dándoles otras penas á los no tan 
culpables, enviando unos á las galeras y 
otros desterrados á Cartagena y á la isla 
de Santo Domingo, otros á la ciudad de 
Trujillo, dejando la chusma pequeñuela 
con los indios de paz de aquel pueblo, y 
dando la mayor parte á los soldados que 
lo trabajaron valerosamente. El hermano 
de la cautiva tomó una canoa, se embarca 
con ella y sus hijos y se dirige al pueblo 
de Maracaibo, y en el camino apoderóse 
de él el demonio con un espíritu diabólico 
de que matase á aquellos tres niños, que 
eran como unos ángeles ; se dejó vencer 
de él, sólo porque no se dijera que su 
hermana tenía hijos de un indio: y en 
cierto paraje, yendo arrimados á tierra, 
tomó el pretesto, para alejarse de la demás 
gente y apartarse con los niños á solas, 
diciendo que iba á bañarse con ellos, y es- 
tando donde nadie pudiera impedírselo, les 
dio de puñaladas á todos tres, y tomando 
otra vez la vuelta para el pueblo, asombra- 
dos y tristes todos los de la compañía del 
hecho tan atroz que luego confesó. Al lle- 
gar al pueblo de Maracaibo comenzó á en- 
fermar de un mal tan agudo y rabioso 
que dentro de quince días lo despachó mi- 
serablemente, quedando la hermana con 
sentimientos de madre que le habían 
muerto á sus hijos, si bien no le faltaban 
consuelos de las otras dos hermanas que 
vivían allí, poniéndole delante de las mer- 
cedes que Dios les había hecho á todas de 
haberla sacado de entre bárbaros. 



GIB 



(46) 



GIB 



SAQUEO DE LA CIUDAD DE GIBRALTAR POR 
L'OLONNAIS EN 1665. 

Tan luego como L'Olonnais abandonó 
á Maracaibo - después de saquearla - lle- 
gó, tres días después de su salida, á Gi- 
braltar donde había un castillo á modo de 
terraplén sobre el cual podían ponerse 
seis piezas de frente en batería. Los es- 
pañoles además habían hecho gaviones á 
lo largo de la orilla ; y atrincherados de- 
trás de ellos, se burlaban de los aventure- 
ros, les mostraban solamente sus pabello- 
nes de seda y dispararon sus cañones. 

No obstante todo eso, L'Olonnais echó 
su gente á tierra y buscó el medio de pe- 
netrar en los bosques para sorprender á 
los españoles por la espalda. Pero éstos 
se habían prevenido contra toda especie 
de ataque ó de sorpresa ; hasta habían de- 
rribado grandes árboles para cerrar los 
caminos. Por lo demás, casi toda la co- 
marca estaba anegada y no se podía andar 
sin hundirse en el fango hasta las rodillas. 

Cuando L'Olonnais vio que no le que- 
daba para avanzar sino un solo camino 
que los españoles habían dejado, y en el 
que podían marchar seis hombres de fren- 
te : Valor ', hermanos míos -les dijo — es 
preciso apoderarnos de esa gente ó perecer; 
seguidme, y si sucumbo no os desaniméis. 
Dicho esto embistió - cabeza baja - contra 
los españoles, seguido de todos sus com- 
pañeros tan valientes como él ; cuando 
estuvieron á tiro de pistola del atrinchera- 
miento, se hundieron en la cipa hasta las 
rodillas, y los españoles empezaron á dis- 
parar sobre ellos una batería de veinte ca- 
ñones cargados de metralla. Muchos ca- 
yeron, pero las últimas palabras de los 
que caían no hacían sino reanimar el va- 
lor de los demás. Va/or- decían - no os 
acobardéis, vuestra será la victoria. En 
efecto, después de muchos esfuerzos en- 
tran por fin en el atrincheramiento. Ol- 
vidaba decir que para pasar más fácilmen- 



te habían cortado ramas de árboles, con 
las cuales cubrieron el camino, y de esa 
manera, dando más solidez al piso, pudie- 
ron coronar su intento. Habiendo forzado 
á los españoles en su primer atrinchera- 
miento, los rechazaron hasta otro en don- 
de los obligaron á pedir cuartel. De seis- 
cientos que eran quedaron cuatrocientos 
muertos y cien heridos. Los aventureros 
perdieron por su parte cien hombres, entre 
muertos y heridos. Los oficiales españo- 
les perecieron casi todos en aquella oca- 
sión, y entre ellos el más distinguido fué 
el Gobernador de Mérida, gran capitán 
I que había servido al Rey católico en Flan- 
des. L'Olonnais y el Vascondado tuvie- 
ron la fortuna de no ser heridos ; pero 
pasaron por la pena de perder muchos va- 
lientes campaneros, lo que fué causa de 
que, para vengar la muerte de aquéllos, 
hicieran mayor carnicería entre los ene- 
migos. 

L'Oloimais después de esta victoria, 
habiendo puesto todo en orden, no pensó 
sino en acumular botín. Envió partidas 
á los alrededores de Gibraltar para buscar 
el oro y la plata que los españoles habían 
escondido en los bosques ; y dabau tor- 
mento á los que rehusaban, ó hacían pri- 
sioneros, para hacerles declarar en dónde 
estaban sus tesoros. No contento L'Olon- 
nais con aquel triuufo, quería avanzar 
por tierra hasta Mérida, que estaba á cua- 
renta leguas de allí ; pero no siendo de 
aquella opinión sus compañeros, no in- 
sistió. 

Los aventureros permanecieron allí 
seis semanas, y viendo que ya no encon- 
traban nada más que saquear, resolvieron 
retirarse, lo que se hubieran visto obliga- 
dos á hacer tarde ó temprano, porque 
principiaban á resentirse del mal olor que 
exhalaba la sangre derramada y los cuer- 
pos, que sólo estaban á medio enterrar ; 
y aun ese mismo cuidado lo habían teni- 
do solamente con los que estaban próxi- 



GIB 



(47) 



GIB 



nios á ellos, pues habían dejado los otros 
entregados á las aves y á las moscas. 

Los soldados que no tenían bien cura- 
das sus heridas, se vieron atacados por la 
fiebre, sus llagas se abrían de nuevo y 
morían de repente. Las enfermedades 
obligaron, pues, á L'Olonuais á retirarse 
antes de lo que pensaba ; pero antes de 
su partida hizo saber á los principales 
prisioneros, tenían que pagar rescate por 
aquella villa, y que si nó, le reduciría á 
cenizas. Los españoles discutieron el 
asunto : algunos opinaban que no se debía 
pagar nada, porque eso sería acostumbrar 
á aquella gente á hostilizar siu cesar ; los 
otros eran de opinión contraria. Mientras 
discutían entre sí, L'Olonuais hizo em- 
barcar su gente con todo el botín ; des- 
pués de lo cual volvió á insistir sobre el 
rescate ; por último, viendo que los espa- 
ñoles no habían resuelto nada, hizo pegar 
fuego por los cuatro lados de la villa, que 
en menos de seis horas fué consumida. 
En seguida notificó á los prisioneros que 
si no hacían venir cuanto antes el rescate 
de sus personas al punto donde iba á con- 
ducirlos, tenían que prepararse á recibir 
ellos mismos igual trato. Le suplicaron 
que dejara ir uno de ellos para tratar ese 
asunto mientras los otros quedaban en su 
poder como rehenes, lo que les concedió. 

Pocos días después L'Olonuais aban- 
donó á Gibraltar y se dirigió hacia Mara- 
caibo. 



LOS FILIBUSTEROS EN GIBRALTAR AL MANDO 
DE MORGAN, EN EL AÑO DE 1669. 

Después de haber saqueado Morgan á 
Maracaibo, y sabedor de que los vecinos 
ricos de esta ciudad se habían retirado 
para Gibraltar, los filibusteros se dirigie- 
ron á ella. Entre los compañeros de Mor- 
gan estaba Pedro el Picardo, que había 
acompañado á L'Olonuais en el saqueo de 
Gibraltar. El Picardo, que conocía per- 



fectamente el terreno, hizo desembarcar á 
los filibusteros á una milla de la ciudad, y 
atravesó el bosque para atacar á los espa- 
ñoles por su retaguardia ; pero se encon- 
tró con la ciudad abandonada, y se adue- 
ñarou de ella tranquilamente. 

Los filibusteros encontraron tan sólo 
en la ciudad un hombre, que por su aspec- 
to y vestidos parecía hidalgo y rico : le 
preguntaron á dónde se habían ido los de 
Gibraltar, y contestó : «Hace un día que 
salieron ; pero no se me ocurrió pregun- 
tarles para dónde, porqiie ello nada me 
importaba». Preguntáronle entonces dón- 
de estaban las haciendas de azúcar, y con- 
testó que había visto más de veinte en su 
vida. Al tratar de averiguar dónde esta- 
ban las alhajas de las iglesias, dijo que en 
la sacristía de la iglesia mayor ; condújo- 
les á ella y les mostró un ancón, donde 
pretendía haber visto los tesoros de las 
iglesias ; pero como se le encontró vacío, 
dijo que ignoraba á dónde los habían tras- 
ladado. Aunque todas estas cosas proba- 
ban que aquel hombre era loco, los filibus- 
teros creyeron que lo fingía para escapar, 
y le dieron la estrepada para que dijese 
quién era y en dónde ocultaba su dinero. 
Lo tuvieron dos horas colgado con grandes 
piedras amarradas á los pies. Al fin con- 
testó que se llamaba Sebastián Sánchez, 
y era hermano del Gobernador de Mara- 
caibo, quien le tenía más de cincuenta mil 
escudos ; que si querían podía darles una 
carta para que el Gobernador les entrega- 
se el dinero, y no lo atormentaran más. 
Luego suplicó le librasen de aquel supli- 
cio, prometiéndoles llevarlos á una hacien- 
da de azúcar que tenía. 

Aceptaron los filibusteros la propues- 
ta 3' lo descolgaron para que les sirviera 
de guía ; pero cuando aquel desgraciado 
se encontró á tiro de fusil de la población, 
se volvió hacia los que lo llevaban atado 
como un criminal, y les interpeló así : 
¿ Qué me queréis señores ? Yo soy unpo- 



GIB 



Í48) 



GIB 



bre diablo que vive de la caridad pública 
y duerme en el Hospital. Furiosos los fi- 
libusteros, querían colgarlo á un árbol, 
otros quemarlo vivo, y aun habían ya reu- 
nido palmas secas para el suplicio ; pero 
hubo algunas de aquellas fieras que tuvie- 
ron un instante de compasión para el in- 
feliz demente y lo libraron de sus verdu- 
gos. 

Al siguiente día se volvió El Picardo 
á la población, llevando como prisionero á 
un viejo campesino y sus dos hijas ; die- 
ron tortura al pobre anciano, quien ofre- 
ció llevarles á las habitaciones disemina- 
das en la comarca ; pero advirtiéndoles 
que él ignoraba el paradero de los fugiti- 
vos. Morgan en persona con trescientos 
hombres resolvió dar aquella batida y to- 
mó por guía al viejo campesino. El infe- 
liz estaba tan turbado por el terror, que 
no sabía lo que hacía, y con frecuencia to- 
maba caminos extraviados. El bárbaro 
filibustero cre3'ó que lo hacía exprofeso y 
lo hizo apalear cruelmente. Después de 
medio día de camino tomó unos esclavos 
por guías é hizo ahorcar al anciano, por- 
que un esclavo dijo : que no los llevaba 
por el buen camino. 

Ese mismo esclavo para vengarse del 
maltrato que decía haber recibido de los 
españoles, suplicó á Morgan le diese la li- 
bertad y lo llevase consigo, prometiéndole 
hacer caer mucha gente en su poder ; lo 
que cumplió, pues antes de la caída de la 
tarde ya había hecho descubrir más de 
doce familias con todos sus bienes. 

Satisfecho Morgan de los servicios del 
esclavo, le dio la libertad y un sable para 
que sacrificase á cuantos españoles caye- 
ran en sus manos, lo que redobló la feroz 
actividad de aquel malvado. Supo luego 
Morgan, por confesión de algunos prisio- 
neros, que en el río Zulia estaba una em- 
barcación de cien toneladas y tres piraguas 
más cargadas con mercancías y dinero per- 
tenecientes á los habitantes de la ciudad de 



Maracaibo : envió incontinenti cien hom- 
bres á apresarlas, y con los doscientos que 
le quedaban continuó registrando la comar- 
ca. Encontró una hermosa hacienda, y 
en sus alrededores algunos fugitivos que 
fueron hechos prisioneros ; entre éstos 
un anciano, portugués de nacimiento, de- 
latado por un esclavo como hombre muy 
rico. Se le dio tormento con lujo extra- 
ordinario de crueldad : después de darle 
la estrepada, le ataron á los cuatro rinco- 
nes de una sala por los pies y por las 
manos, de manera que quedara en el aire, 
suplicio que los filibusteros llamaban na- 
dar en seco; le pusieron luego una enorme 
piedra sobre los ríñones y cuatro hombres 
golpeaban con sendos palos en las cuerdas 
para aumentar el infernal suplicio. Nada 
confesó, sin embargo, la víctima: Pusie- 
ron después una fogata que le achucha- 
rrara el rostro, y le dejaron mientras da- 
ban tormento á otro infeliz. A éste le 
colgaron por las partes pudendas hasta 
arrancárselas, luego lo arrojaron á una 
fosa y le dieron tales estocadas, que lo 
dejaron por muerto : no lo estaba, sin 
embargo, pues quince días después se su- 
po por unos prisioneros que había sido 
recogido, le habían curado las heridas y 
esperaban salvarle la vida. 

En cuanto al portugués, le ataron so- 
bre un caballo, le llevaron á Gibraltar y 
le encerraron junto con los demás prisio- 
neros en la iglesia /principal, atándole á 
una columna y sólo le daban el alimento 
estrictamente necesario para que no mu- 
riese de hambre. Después de ocho días 
de martirios confesó que tenía mil escu- 
dos enterrados, y los ofrecía por su liber- 
tad. 

Otro esclavo - por venganza - acusó á 
su amo como ocultador de dinero : lo tor- 
turaron cruelmente como á los otros ; pe- 
ro los prisioneros españoles indignados de 
tal infamia y compadecidos de la inocente 
víctima, manifestaron á Morgan que éste 



GIB 



(49) 



GIB 



era persona de escasos recursos, y que el 
esclavo lo había acusado por venganza. 
El feroz bandido quiso echarla entonces 
de justiciero, y autorizó al martirizado es- 
pañol para que hiciese lo que á bien tuvie- 
ra con el esclavo delator ; pero el español 
no quiso hacerse justicia por su propia 
mano, y Morgan mandó entonces que hi- 
cieran trozos al esclavo en presencia de 
su amo. 

Después de quince días de pillaje por 
los alrededores de Gibraltar volvió á aque- 
lla ciudad, cargado de botín y con gran 
número de prisioneros á quienes obligó á 
pagar rescate. En cuanto á las mujeres, 
no les exijió dinero, dice Esquemeting, 
porque ellas pagaban con la honra. Du- 
rante su ausencia había llegado el desta- 
camento del río Zulia con las embarcacio- 
nes cargadas de fugitivos con su dinero y 
ropas. Cinco semanas había permaneci- 
do Morgan en Gibraltar, durante ese tiem- 
po taló quince leguas á la redonda sin per- 
der un hombre siquiera, tal era el pánico 
de los españoles ! Cien hombres eran su- 
ficientes para destruir al detal las parti- 
das que recorrían la comarca, separados 
entre sí, por grandes distancias; los fili- 
busteros estaban tan confiados que no ob- 
servaban vigilancia alguna como si estu- 
viesen en su propia casa ; y pasaban por 
desfiladeros donde diez hombres hubieran 
podido, sin gran riesgo, detener y desba- 
ratar doscientos. 

Estaban ya de despedida los filibuste- 
ros, cuando un prisionero confesó - en el 
tormento,- que él sabía donde estaba atrin- 
cherado el Gobernador con su gente y mu- 
chas riquezas. Enviáronse contra él dos- 
cientos hombres que regresaron á los ocho 
días sin haber conseguido nada, y muy 
maltratados por las copiosas lluvias que 
habían hecho desbordar los ríos á tal pun- 
to, que estuvieron á pique de perecer y 
perdieron casi todas sus armas. 

Después de cinco semanas de perma- 



nencia en Gibraltar, pillaje y víveres prin- 
cipian á escasear y se resolvió regresar á 
Maracaibo ; Morgan hizo embarcar el bo- 
tín é intimó á los habitantes que pagasen 
el rescate de la ciudad ó la quemaba como 
L'Olonnais. 

Como Gibraltar había sido reedificada 
después del saqueo de L'Olonnais, los ha- 
bitantes no queriendo ver consumir por 
el fuego la flotante población pidieron 
tiempo á Morgan para reunir el rescate. 
Les concedió ocho días, vencidos los cua- 
les, debían llevar el rescate á Maracaibo, 
y se hizo á la vela para esta ciudad donde 
llegó tres días después, con los principa- 
les vecinos de Gibraltar que llevaba como 
rehenes. 



FRANCISCO GRAMONT, CELEBRE FILIBUSTERO, SA- 
QUEA LA CIUDAD DE GIBRALTAR EL AÑO 1678. 

Gramout deja á Maracaibo y se dirige 
á Gibraltar, donde casi no encontró resis- 
tencia, y recorrió el lago en distintas di- 
recciones, apoderándose sin dificultad de 
un gran barco viejo, y de dos embarcacio- 
nes de cuarenta toneladas. 

Una fragata de doce cañones le dio 
más que hacer. Gramont hizo trepar 
unos cuantos filibusteros á los mangles 
déla orilla junto á los cuales estaba fon- 
deada la fragata, y á una señal convenida, 
abrieron un fuego mny vivo sobre la fra- 
gata, mientras que Gramont con sus cha- 
lupas cargadas de gente la abordó y se 
adueñó de ella, por más que le mataron 
é hirieron algunos hombres. 

Registró en seguida las márgenes del 
lago, deteniéndose en los lugares donde 
los prisioneros le decían que podía encon- 
trar dinero; y algunas de sus guerrillas 
tuvieron cscaramusas con los españoles. 
Reunió por último toda su gente y se di- 
rigió á Trnjillo; pero como sólo podía to- 
mar aquella ciudad por sorpresa - dice el 

7 



GIB 



(50) 



GIS 



Padre Charlevoix, - hizo un rodeo de 45 
leguas para ocultar su verdadero designio. 

Cerca yá de Trujillo tenía que pasar 
un río de corriente muy rápida para llegar 
á la ciudad; pero hubo quien le indicara 
el único vado que existía; y aunque en la 
ladera opuesta se habían atrincherado los 
españoles, Gramont pasó á la cabeza de 
una columna, protegido por el nutrido fue- 
go de fusilería que hacía el resto de su 
gente sobre la trinchera; embistió sobre 
estacón su acostumbrado arrojo, y loses- 
pañoles huyeron á la desbandada por los 
bosques, sin que después encontrasen los 
filibusteros resistencia en parte alguna. 

Trujillo estaba desamparado, sus ca- 
sas con las puertas abiertas; y los fugiti- 
vos habitantes se habían llevado consigo ó 
habían enterrado sus joyas, dinero, etc. 
El filibustero, después de haber permane- 
cido seis meses en el país, viendo que 110 
había esperanza de pillaje que mereciera 
la pena, incendió la ciudad y se volvió á 
la laguna á mediados de Diciembre con 
muy escaso botín para 700 hombres que 
tenía. Sólo pei'dió 20 en la expedición y 
casi todos por enfermedades. 

Por no incurrir en constantes repeti- 
ciones no hablamos de las crueldades co- 
metidas en esta expedición. Conocido el 
carácter sanguinario y feroz de aquellos 
hombres, nos bastará decir que en esta vez, 
aunque fué menor el número de víctimas, 
porque el espanto que causaba su solo 
nombre era tan grande, que ciudades y 
caminos quedaban completamente decier- 
tos; hubo sin embargo, las mismas atroci- 
dades que hemos narrado al hablar de L' 
Olonnais y de Morgan. 



En el año de 1S20 estaudo en Gibral- 
tar el señor Juan Evangelista González, 
en 8 de Diciembre, proclamó la Indepen- 
dencia de aquellos pueblos, sin contar con 
ninguna especie de patriotismo de parte de 
sus habitantes, éjumediatamente dio par- 



te de este acontecimiento al general Bolí- 
var en su Cuartel General de Trujillo; vi- 
no éste á la Ceiba y allí le dio el despacho 
de capitán y le confirió el título de Gober- 
nador de todas las costas del lago, con la 
orden de poner expedito el camino de Che- 
regüé, que estaba perdido para que pudie- 
se transitarlo el batallón ''Tiradores de la 
Guardia" al mando del coronel Heras, y 
tener los suficientes trasportes, para que 
éste pasase á Maracaibo, con el objeto os- 
tensible de pasar por la Goajira á la Nue- 
va Granada, pero con el verdadero de pro- 
teger el pronunciamieiito de esta ciudad, 
y así se efectuó. 

El coronel José Rafael Heras á la ca- 
beza del batallón "Tiradores de la Guar- 
dia" llegó á Gibraltar, en la laguna de 
Maracaibo, y lo embarcó en el 26 de Ene- 
ro del año de 1S21 - por la noche - para 
proteger el pronunciamiento de Indepen- 
dencia que iba á efectuarse en la ciudad 
cíe Maracaibo. 

Desde Trujillo, el general Manrique, 
se dirigió á Gibraltar; y en el día 12 de 
Abril del año 1S23 la ocupó con su divi- 
sión, y aunque fué atacado en el 17 por 
tropas de Morales, que se habían reunido 
con este objeto, protegidas por las fuerzas 
sutiles que tenían"eu la laguna, las derro- 
tó completamente, escapando una corta 
partéenlos buques; pero dejando todos 
los elementos de guerra que habían des- 
embarcado. 

Perdida la acción de Salina-rica el día 
6 de Setiembre del año 1S22, se perdió 
también la plaza de Maracaibo, 3' las fuer- 
zas que había en ella, se retiraron para 
Gibraltar, donde se estableció el Cuartel 
General, encargándose de la comandancia 
de las milicias de las costas del lago, al 
capitán Juan Evangelista González. 

Giseney : ranchería de la tribu Jusa- 
yú, con 62 v. y 83 h.; total, 145 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Maracaibo. 



COL 



(51) 



GOL 



Golfo ó Saco de Maracaibo : es el 
principal de toda la República de Vene- 
zuela, formado del Atlántico por un bra- 
zo del mar de las Antillas, se avanza den- 
tro de una boca de 50 millas de ancho, 
formada por la punta de la Macolla, en la 
península de Paraguaná al liste, y la de 
punta Espada en la península de la Gua- 
jira al Oeste, situadas ambas e;i un mis- 
mo paralelo al Ecuador, y cuyo brazo, in- 
ternándose en dirección al tercer cuadran- 
te, lame las orillas de ambas penínsulas, 
se ensancha por el Sur de la de Paraguaná 
y va formar al Este el golfete de Coro pol- 
la boca de diez y seis millas comprendidas 
entre la punta Cardón, al Norte, y la de 
Cauca, al Sur, limitándose en las riberas 
de Coro é istmo de Médanos, y continuan- 
do en su primitiva dirección, baña también 
las costas del cantón Casicure en el Esta- 
do Falcóu, quedando limitado por la isla 
de Zapara, bajos, caletas, escollos y rom- 
pientes que le son ayaceutes y que con la 
costa de Paijana accidentan todo paso á 
los buques al lago de Maracaibo, que no 
sea el canal de la Barra situada al Sur- 
oeste y distante 90 millas de la punta Ma- 
colla. El largo de este Golfo es de 28 le- 
guas y 15 al ancho: su circunferencia tie- 
ne 90 y 450 leguas cuadradas de superfi- 
cie. Se encuentra situado entre 10 o 15' á 
14 o 13' latitud Norte y 12 o 15' á 14 o 30' 
longitud oriental del meridiano de Cara- 
cas. A las costas de este Golfo se puede 
atracar sin peligro hasta coger cuatro ó 
cinco brazas. 

Historia. — Descubrimiento del Golfo 
de Maracaibo. Alonso de Ojeda se dio á 
la vela desde el puerto de Santa María el 
20 de Mayo de 1449. Llegó de arribada 
á las Canarias, donde tomó refrescos y 
volvió á hacerse á la mar, saliendo de la 
Gomera y siguiendo el mismo derrotero 
de Colón eu su tercer viaje : sirviéndole 
al efecto los mapas que remitió y los ma- 
rinos que le habían acompañado. Al ca- 



bo de 24 días avistó el continente del Nue- 
vo Mundo, doscientas leguas más al Sur 
de la parte descubierta por Colón, siendo 
como se supone las costas de Suriñán. 

Desde allí corrió á lo largo de las del 
Golfo de Paria, pasando por las emboca- 
duras de muchos ríos, particularmente 
por los del Esquivo y las del Orinoco. 
Este último llenó de admiración á los es- 
pañoles, no acostumbrados á ver los pode- 
rosos ríos del Nuevo Mundo, arrastrando 
tan prodigiosa cantidad de agua, que es 
bastante á dulcificar las del mar por lar- 
go trecho. No se ofreció á su vista nin- 
guno de los naturales hasta que llegaron 
á la isla de Trinidad donde encontraron 
vestigios del reciente paso de Colón. 

Navegando siempre á lo largo de la 
costa, arribaron á un basto y profundo 
golfo que parecía un tranquilo lago ; y 
habiendo entrado á él, quedaron sorpren- 
didos al distinguir hacia la parte del Este 
una población de construcción fantástica. 
Constaba de veinte grandes casas en for- 
ma de campana, levantadas sobre estacas 
en el fondo del agua, que por aquella par- 
te era de poca profundidad y sus aguas 
muy cristalinas. Cada casa estaba pro- 
vista de un puente levadizo y canoas pa- 
ra la fácil comunicación de sus habitantes. 
Ojeda le dio el nombre de Golfo de Vcnc- 
cia, por su semejanza con esta ciudad de 
Italia ; el mismo que hoy día se conoce 
por Golfo de Venezuela, y que los indios 
llamaban Coquibacoa. 

Luego que los habitantes repararon 
en las embarcaciones ancladas en la bahía, 
como si fueran apariciones submarinas, 
corrieron despavoridos á meterse en las 
casas, y levantaron los puentes levadizos 
para mayor seguridad. 

Estaban los españoles entretenidos 
en contemplar aquella población anfibia, 
cuando vieron entrar eu la rada una mul- 
titud de canoas que venían del mar. Al 
aspecto de los buques, se quedaron los iu- 



GOL 



(52) 



GOL 



dios mudos de estupor y asombro ; pero 
así que los españoles quisieron aproxi- 
márseles, saltaron ligeramente en tierra y 
se internaron en los bosques. 

Al cabo de un instante volvieron, tra- 
yendo consigo diez y seis doncellas, que 
embarcaron en las canoas y condujeron á 
bordo de los bajeles, dejando cuatro en 
cada uno como oferta de paz ó presentes 
de amistad y confianza. De este modo 
quedó establecida entre indios y españoles 
la mayor armonía ; y los naturales acu- 
dieron en gran número, unos en canoas y 
otros nadando, á satisfacer su curiosidad 
al rededor de las naves. 

Sin embargo, la amistad de los salva- 
jes era tina estratagema, porque de repen- 
te algunas viejas empezaron á dar gritos 
ala puerta de sus casas, arrancándose los 
cabellos y liaciendo ademanes extravagan- 
tes. Esta era, sin duda, la señal para 
romper las hostilidades. Las diez y seis 
ninfas se arrojaron al agua, nadando ha- 
cia la orilla ; los indios que estaban en las I 
canoas tomaron sus arcos, disparando una j 
nube de flechas sobre los españoles, que 
se quedaron sorprendidos al ver tan brus- ; 
co 6 inesperado ataque ; los que nadaban 
al rededor de las embarcaciones arrojaban | 
dardos y lanzas, que habían ocultado de- 
bajo del agua. 

Ojeda titubeó un momento, notando 
qite hasta el agua hacía armas contra él ; 
pero se repuso luego mandando aprestar 
sus lanchas, cargó con furia sobre el grue- 
so del enemigo, destrozó y echó á pique 
varias canoas ; mató veinte indios, hirió 
muchos más, y esparció tal terror pánico, 
que los que quedaban vivos se arrojaron 
al mar y ganaron la orilla á nado. Tres 
de ellos y dos de las muchachas cayeron 
en manos de los españoles, que los condu- 
jeron abordo y cargaron de cadenas ; pe- 
ro con todo, uno y las dos muchachas ha- 
llaron modo de escaparse aquella misma 
noche. 



Cinco hombres tuvo Ojeda fuera de 
combate, mas ninguno pereció. Recono- 
ció las casas, y las halló abandonadas y 
vacías de todo : á pesar de la hostilidad 
inmotivada de los habitantes, respetó los 
edificios para no causar una irritación inú- 
til en toda la costa. Siguió explorando 
el Golfo. 

Hemos dicho que los indios llamaban 
á este Golfo Coqttibacoa, veamos lo que el 
señor A. Ernst dice sobre la etimología de 
esta palabra: 

"Coqnivacoa puede venir de co-oquibo 
(estar lloviendo) y ata (forma contractada 
de qiiab) que significa «el modo de ser ó 
de estar de alguna cosa», de manera que 
sería «lugar que tiene la particularidad de 
tener mucha lluvia ó donde llueve con fre- 
cuencia». Alonso de Ojeda llama así la gran 
península al Oeste del golfo de Venezuela, 
aunque el nombre no aparece en el mapa 
dibujado por su piloto Juan de la Cosa. 
De regreso á España (Junio de 1501) 
Ojeda fué nombrado «Gobernador de la 
provincia de Coquibacoa». Este último 
nombre adquirió pronto cierta forma y se 
daba generalmente á la punta más septen- 
trional de la Guajira, á veces se llama así 
también el mismo golfo de Venezuela. Lo 
encontramos en todos los mapas antiguos 
y en todos los documentos y relatos his- 
tóricos que tratan de aquella región, pero 
está escrito de mil diferentes maneras 
( Coquibacoa, Coquivacoa, Cachibacoa, 
Quinquibacoa, Quinquivacoa, Chichivacoa 
etc., etc.) y hay casos de variar la ortogra- 
fía en 1111 mismo documento. La forma 
Chichibacoa parece que se debe á algún 
italiano (¿ será acaso á Pedro Mártir de 
Augleria?) que escribió lo que los castella- 
nos pronunciaban Qui'quibacoa, según la 
ortografía de su propia lengua. Como el 
nombre se refirió al principio á la penín- 
sula de la Guajira ó, como es más proba- 
ble, á algún punto en la costa oriental de 
ella, debemos averiguar si acaso allí exis- 



GRI 



(53 ) 



GUA 




tía una localidad que merezca el epíteto 
de «lugar donde llueve con frecuencia» con 
el fin de robustecer nuestra etimología. 
Según Simón, podría ser que así se lla- 
maba el vecindario de las montañas de 
Macuire, al extremo Noroeste de la pe- 
nínsula, de las cuales dice el explorador 
citado que son: « a specics oj ' cload- Irap 
detaining the loiver clond ///ai drive ui- 
from seawards impele by l/ie casterly or 
trade - wt'tíds that bloiv there ivilh grea 
forcé most par/ ofthe year.n Cerca de ellas 
está precisamente el cabo Chichibacoa de 
nuestros mapas. No es preciso suponer 
que la cantidad de lluvia sea muy grande 
para llamar la atención de los habitantes 
de una costa que está muy árida y seca, 
y donde la frecuencia de lluvias era por 
cierto una propiedad que bien podía moti- 
var el nombre tal como lo hemos expli- 
cado." 

^/Gonzalo Antonio : caserío de 169 v. 
y 172 h.; total, 341 vecinos : casas, 54. — 
Está en territorio de la parroquia San Ra- 
fael, Distrito Mará. En este vecindario 
hay una escuela de varones/ / <J 2 ^ / ^^^ 9 ^' 

Gorda : punta que se encuentra en la 
orilla oriental del lago. Está en la me- 
dianía de la costa entre la ciudad de Alta- 
se gracia y la punta de Palmas. En el in- 
terior de la punta Gorda se halla el vecin- 
dario del Aceituno. — Está en territorio de 
/^ la parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

,¿¿W< Gorda, La : grupo de 48 v. y 47 h.; 



ciudad de Maracaibo y el puerto de la Gri- 
ta es de 66 % leguas ; 40 por el lago y las 
26% por los ríos Catatumbo y Zulia. 

El puerto de la Grita está en la divi- 
sión del Estado Zulia, con la provincia de 
Cuenta en Colombia. 

Guabimas : son dos islas, que se en- 
cuentran en el río Zulia, entre el sitio Sal 
de Reyes y el caserío de Buena-vista,á24¿¿fe¿£--- g¿^^ 

Guahimas : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Laure- 
les. — Está en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Ma^éa+be. / / ¿3 L <á^>2, - 

Guací ó Guchí: grupo de 25 v.: casas, 
3. — Está situado en la ribera del río de su 
nombre, pertenece al Distrito Colón. 

Guací ó Guachi : río que está consi- 
derado en los de cuarto orden en los del 
Estado Zulia. Nace en la sierra de Méri- 
da, se une por un brazo al río Frío y si- 
gue su curso hasta entrar al territorio del 
Estado Zulia en donde toma el nombre de 
Guachi hasta que desemboca al lago, en 
la ensenada formada por la boca del río 
Santa Rosa y la punta India. — Corre por 
territorio del Distrito Colón. 

Guachoriupa : ranchería de la tribu 
Sapriana, con 437 v. y 477 h.; total, 914 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito Ma- 
racaibo. 

Guairain : ranchería de la tribu Jti- 



t»'i. 



total, os vecinos : casas, 16.— Está en te- 1 sa y u > con 6l v - Y 39 "•! total, 100 vecinos. 



4 ¿u cr¿ ¿*íA 
(raMiOncf}- 



rritorio de la parroquia Cabimas, Distrito 
Bolívar ./¿¡¿¿¿«¿o .ix&maJr ¿&f^> *-¡>^&0 

Grita, Puerto de la : se encuentra en 
el río Zulia, en la parte del Este. En es- 
te puerto hay almacenes ó depósitos don- 



Se encuentra situado en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Maj^&ibifc 

Guajarima : rauchería de la tribu Si- 
juaua, con 110 v. y 111 h.; total, 221 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 



T" 



de se reciben los frutos que bajan de una ¡ de la parroquia Guajira, Distrito Upte* 



parte de la seccióu Táchira, para ser em- 
barcados á la ciudad de Maracaibo, y las 
mercancías que de ésta saleu para esos 
lugares. La distancia que media entre la 



cajfa. 

Guairurain : ranchería de la tribu 
Jusayu, con 116 v. y 124 h.; total 240 ve- 
cinos. — Se encuentra situada eu territorio 



GUA 



(54) 



GUA 



/£aé% *aej«W*e 



^ 



<* 



de la parroquia Guajira, Distrito Mfrf»- 

Guajira : parroquia del Distrito Ma=- 
La división territorial de la ju- 
risdicción de este país es : por el Norte, el 
Cabo Chichibacoa ; por el Sur, los Robles ; 
por el Este, el Golfo de Venezuela ó Saco 
de Maracaibo, y por el Oeste, los Estados 
Unidos de Colombia, partiendo por mitad 
la Teta Guajira. 

Eos habitantes de este territorio son : 
en la parte reducida al régimen civil 2,664 
v. y 3,244 li.; total, 5,908 habitantes : ca- 
sas, 796. En la parte no reducida al ré- 
gimen civil, 28,184 v. y 31,898 h.; total, ¡ 
60,082 vecinos, y 106 rancherías según \ 
arroja el último censo de 1891. 

En las costas hay excelentes puertos, 
en el interior hay dilatadas llanuras con 
ricos pastos, y son muy adecuados para 
la industria pecuaria; y aunque escaso 
de aguas corrientes, se obtienen fácilmen- 
te, y potables, labrando cacimbas. 

• Guamas : río que está considerado en 
los de cuarto orden en los del Estado Zu- 
lia. Se desprende de la sierra de Mérida 
con el nombre de Río Perdido, que queda 
al Este del río Chama ; se une al Capiú, 
y desde aquí toma el de Guamas ; desem- 
boca al lago en la ensenada de Santa Ma- 
ría. — Corre por territorio del Distrito Su- 
cre. 

GuAMALES : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribe- 
ra del río Catatumbo, después del sitio 
Encontrados. — Pertenece á la parroquia 
Encontrados, Distrito Mar/tonifoo. — ¿^4^ 

Guamalitos : sitio comprendido en- 
tre dos playas que se encuentran en la 
ribera del río Zulia, en seguida del sitio 
Boca del Brazo. — Está en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Mítrar 

GuanABANAL : vecindario de 107 v. y 
133 h.; total, 240 vecinos : casas, 45. — Es- 



tá en territorio de la parroquia Santa Ri- 
ta, Distrito Bolívar. 

Guar/guako : vecindario de 47 v. y 
49 h.; total, 96 vecinos: casas, 17. — Per- 
tenece á la parroquia Democracia, Distri- 
to Miranda. Se encuentra en seguida del 
pueblo Quisirq, á una legua de distancia, 
y diez de la ciudad de Altagracia. , 

Etimología de la palabra Guaraguaro. 
Guarau ó Carau es en guaraní el nombre 
de varias especies de aves acuáticas. La 
rediplicación indica tal vez que en el pun- 
to así llamado había gran cantidad de 
ellas. (A. Ernst.) 

Gt'AXORTAO : ranchería de la tribu 
Uriana, con 43S v. y 562 h.; tota!, 1,000 
vecinos. — Se encuentra situado en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 
M^áeaibow/^^,^ 

Guaracarí : ranchería de la tribu E- ' 
piayú, con 79 v. y 75 h.; total, 154 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Maía? 
-eajfeo. /¿«¿íl_ 

GuarSursÉ : ranchería de la tribu I- 
puana, con 5S v. y 47 h.; total, 105 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mnrn 
■ea+be. /¿L-^ 

GuarELPÁ : ranchería de la tribu Epia- 
yú, con 1,414 v. y 1,686 h.; total, 3,100 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mara? 
•eaibs? //aíg^X- 

Guarircilao : ranchería de la tribu 
Epiayú, con 104 v. y 106 h.; total, 210 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mai'a 
eaAbo'. í/¿í¿<l~ 

Guarnortao : ranchería de la tribu 
Uriana, con 63 v. y 65 h.; total, 128 veci- 
nos. — Se encuentra situado en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Masa-' 

Guaricha, La : sitio comprendido en- 



GUA 



(55) 



GUE 



tre dos playas que se encuetrau en la ri- 
bera del río Zulia, á continuación del sitio 
Curazaito. — Está en territorio de la pa- 
/¡3¿< rroquia Encontrados, Distrito M^séaüsÉU 

Guasare : río que nace en la sierra 
de Perijá, toma las aguas de los ríos To- 
tolí y Sucuicito 3' luego se une al río Su- 
cuy. — Corre por territorio del Distrito Ma- 
racaibo. 

Guasdal : grupo de 28 v. 38 h.; total, 
66 vecinos : casas, 7. — Se encuentra situa- 
do en territorio de la parroquia San Fran- 
cisco, Distrito Maracaibo. 

Guasdal abajo : grupo de 84 v. y 130 
h.; total, 214 vecinos: casas, 32. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia San Francisco, Distrito Maracaibo. 

Guasdal : sierrita que se encuentra á 
poca distancia del río Tule y del camino 
que va á los ranchos de Iragorri : tiene 
más de tres y media leguas de extensión. 
Esta sierrita sigue casi paralelamente con 
la sierrita Tacamahaca en dirección al N. 
N. E. 

Al pié de la sierrita del Guasdal llama 
la atención los numerosos afloramientos 
de asfalto. Principian los afloramientos 
más arriba del sitio de Matusalén, y sigue 
la misma dirección de la sierrita, por su 
base oriental hasta su extremidad. Todos 
esos depósitos de asfalto se hallan en di- 
versos grados de condensación, pero nin- 
guno tiene la solidez que se advierte en 
los de San Timoteo 3' en la ciénega del 
Mene, situados en la costa oriental del la- 
go. El depósito principal se encuentra 
más arriba de Matusalén ; tiene á lo lar- 
go como 65 metros de extensión, de 10 á 
15 en su parte más ancha, 3- el empuje 
con que brota lo hace levantar más de me- 
dio metro sobre la superficie del terreno. 
La abundancia de esos depósitos ha dado 
motivo para llamarse «El Picacho del Me- 
lle» á cityo pié se encuentran muchos de 
ellos. 



Guasimal/: caño que se desprende JU^S 



del río Zulia, y entra en la laguna del Zu- 
lia. — Corre por territorio del Distrito Co- 
lón. 

Guasimal^: sitio >' playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Catatumbo, á 
continuación del sitio Encontrados. — Es- 
tán en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito Maa=aéaik&y-c3*á;>£. 

GuasimalES : son dos playas que se 
encuentran en la ribera del río Catatumbo, 
después del sitio Tasajeras. Aquí sale el 
caño de su mismo nombre.-Están en terri- 
torio de la parroquia Encontrados, Distri- 
to Mas^taibo. C-tn^-ti^- ■ 

Guasimales: caño que sale un poco 
más adelante del de Tasajeras ; está al 
Este del río Catatumbo, 3' va al río Esca- 
lante : es de diez varas de ancho. — Corre 
por territorio de la parroquia Encontra- 
dos, Distrito Mfta^ícaibft. -&-r^ry>. 

GuayabiTA : riachuelo que nace en la 
sierra de Perijá, desagua al río Palmar. — 
Corre por territorio del Distrito Perijá. 

GuayabiTA : grupo perteneciente á la 
parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

Guayabo : sitio comprendido entre 
dos pla3'as que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Caña- 
fístolo. — Pertenece á la parroquia Encon- 
trados, Distrito Ma r a c aib o. ^-¿3*-**-- 

GuayABO : isla que se encuentra en el 
río Zulia, entre el sitio Sal de R^es 3' el 
caserío de Bueña-Vista. 

Guayabo : angostura ; se conoce con 
este nombre dos pla3 - as que están situa- 
das en la margen del río Catatumbo, des- 
pués del sitio Laguuita Ciega. — Están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Maráteaibe. ¿3-¿^^-- 

Guerrkko : puerto que se encuentra 
en la ribera del río Sucit3 r . De este puer- 
to parte un camino llano que se dirige 
á la villa de Sinamaica. — Da distancia que 



GUI 



í 56 ) 



GUR 



media entre este puerto y la villa, es de 
dos leguas, ^¿e- ¿&-/¿?íZ4¿¿:¿i- e*t ¿a? -^7^- c» -\ 

Guillen : pueblo de 105 v. y 75 li.; 
total, 180 vecinos; casas, 23. — Está en 
territorio de la parroquia General Urda- 
neta, Distrito Sucre. 

Guillen : punta que se halla en la ! 
orilla oriental del lago, entre los ríos Ba- ¡ 
rúa y Ceuta. — Está en territorio de la pa- i 
rroquia General Urdaneta, Distrito Sucre. | 

Guineo : caño que entra por la parte 



Norte del río Tule, no tiene agua perma- 
nente-. — Corre por territorio del Distrito 
Maracaibo. 

Guipa : ranchería de la tribu Ipuana, 
con 564 v. y 1,051 h.; total, 1,615 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la, 
parroquia Guajira, Distrito Jsíapáeaíbo.¿¿ : ¿2g 

Gururao : ranchería de la tribu Epia- 
y{\, con 90 v. y 100 h.; total, 190 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito 






HAT 

Haticos, Los : grupo de 63 v. y 67 h'.; 
total, 130 vecinos: casas, 23. — Está en 
territorio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Haticos, Los : caserío de 562 v. y 
764 h.; total, 1,326 vecinos : casas, 241 ; 
entre ellas se encuentran dos de dos pisos, 
una de manipostería y las demás son de 
bahareque. Hay una capilla de manipos- 
tería, construida á su costa por el señor 
José Díaz. — Este caserío está situado en 
la parroquia Cristo de Aranza, puede de- 
cirse que es continuación de la ciudad de 
Maracaibo. 

El caserío de Los Haticos es un lugar 
lindo y pintoresco: las orillas del lago es- 
tán sembradas de magestuosos cocoteros 
y árboles frutales, á cuya sombra hay 
multitud de casas, lindas y bien distribui- 
das, donde hay jardines ; el fondo es una 
colina cuyo terreno es de un asperón rojo 
y pardo-oscuro, pedregoso y abundante en 
óxido de hierro; se encuentran en este 
lugar pedazos de árboles petrificados. 
Esta colina se descubre sobre el fondo 



HAT 

! de un cielo puro y sereno ; lo ilumi- 
nado de la parte superior de la escena y 
lo sombrío de la inferior, que está al nivel 

I del agua, forman un contraste hermoso y 
pintoresco. 

Instrucción pública : dos escuelas de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 5 pul- 
perías, 2 alambiques, 2 fábricas de jabón, 

I 1 de velas esteáricas, 1 de fósforos y 1 la- 
boratorio químico. 

Plantíos : 51 de cocoteros. 
Historia. — El general José E. Andra- 
de, Jefe de operaciones de Maracaibo, des- 
embarcó en la punta Aposentos - en Oc- 
tubre de 1848 -y estableció la línea de 
sitio en Los Haticos ; sosteniéndola sufrió 
el asalto del 1 3 de Noviembre por las fuer- 
zas del general Castelli, mantenedor de 
la plaza, y rechazó vigorosamente á los 
asaltadores : entre éstos el coronel Córser 
que murió al pié de una trinchera, y su 
tropa quedó casi toda tendida en el campo. 
Mas todo esfuerzo fué vano : ni el acierto 
con que armonizó el valor con la pruden- 



HAT 



(57) 



HER 



cia, para no comprometer un lance en que 
corriese gran riesgo la empresa que diri- 
gía y fuera el contrario mejorando en si- 
tuación ; ni la actividad conque proclama- 
ba ; ni el poder de la disciplina sostenida 
cou notable habilidad, nada bastó á asegu- 
rar el éxito de aquel estado de guerra. El 
movimiento de Maracaibo quedó aislado 
en la República ; la presencia del general 
Páez, tantas veces prometida, quedó sin 
efecto ; ni pudo llegar á tiempo la escua- 
dra revolucionaria que debía concurrir al 
plan. En cambio el Gobierno, dueño de 
cuantos elementos necesitaba, pudo evo- 
lucionar con libertad, y el 8 de Diciembre 
entró la escuadra enemiga por la Barra 
hasta situarse en Bajo-seco. Hubo de 
distraerse la fuerza naval revolucionaria 
para ir á cerrar la entrada al amparo de 
la fortaleza, y de esta manera el sitiador 
dejó franco el lago á los sitiados, y queda- 
ron éstos en posibilidad de recibir los re- 
cursos de que carecían. La situación vino 
entonces haciéndose día tras día más 
apremiante para las fuerzas constitucio- 
nales ; sirvió de complemento al cambio 
desfavorable la suerte adversa de la acción 
naval del día 13 de Diciembre. Después 
de este considerable descalabro, en que la 
revolución perdió tres de los principales 
buques y más de doscientos hombres, vino 
el desaliento y la deserción, y cuantas 
dificultades son consiguientes á posición 
tan falsa. Llegó, pues, el caso irremisible 
de suspender el sitio ; pero el temple de 
valor que conservaba Andrade hizo que 
no pensara en rendición y dispusiera la 
retirada hacia la Cordillera - en 24 de 
Diciembre- con la esperanza de servir de 
sólida base al ejército que podía formarse 
en- el Interior para dar nueva vida á la 
reacción. Mas no quiso a}'iidarle la for- 
tuna ; á sus acertadas disposiciones faltó 
la eficaz cooperación que necesitaba por 
parte de aquellos á quienes confiaba evo- 
luciones importantes, y al fin vino la ca- 



>/t-> 



Of) 



~C¿l/ /j¿<- 



tásti'ofe de Zulia y luego el convenio ce- 
lebrado en la Mocotí, como único medio 
de salvar los pocos restos que aun queda- 
ban de aquellas fuerzas desmembradas 
por las fatigas y la escasez 'de recursos. 

H áticos del Sur : caserío de 127 v. 
y 123 h.; total, 250 vecinos; casas, 35. — 
Está en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Disti'ito Miranda^^^^* *á> 1 %y 

Hato, El: grupo de 26 v. y 20 h.; to-^pl^^^ 
tal, 46 vecinos; casas, 8. — Está en la Isla ^¿. ¿x?*/^ ~¿& , 

de Toas ,^parrÓqúia'"°Paclillar del Distrito 1) c^^é 
Mará. (J «^iá 

Hato-viejo : dos grupos que compo- 
nen un vecindario de 185 v. y 215 h.; to- 
tal, 400 vecinos. — Se encuentra en terri 1 
torio de la parroquia Carmelo, Distrito 
Urdaneta. 

Hatos : grupo que se encuentra en 
territorio déla parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 

Hatos del Centro : grupo de 73 v. 
y 27 h.; total, 100 vecinos : casas, 10. — 
Se halla en territorio de la parroquia Al- 
tagracia, Distrito Miranda. 

Heras : parroquia del Distrito Sucre. 
Componen esta parroquia los vecindarios 
Campos del Pino, Guachi, Monte, Sabana, 
San Antonio, San Miguel, Santa Isabel 
y Santa María, que es la cabecera. 

Está habitada por 673 v. y 719 h.; to- 
tal, 1,392 vecinos; entre éstos se cuentan 
191 que saben leer y escribir y 21 que só- 
lo saben leer. El número de casas es : 10 
de tejas y 300 de palmas; total, 310. De 
éstas, una es dedos pisos, las demás son 
de uno, todas ellas son de baliareque; ade- 
más hay una capilla, un cementerio y 
278 ranchos. 

Se cuentan en esta parroquia 45 indí- 
genas, 9 gemelos, 120 casados, 30 viudos, 
1,392 católicos y 405 agricultores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 



•- ^-¿gag^W f . ■ • -0tyé* a£¿* ' Jz¡^¿? J^t^z^^^^- ^c^*k- ¿&¿& ¿J^ 






*s& 



<7 



HOR 



(58) 



HOY 



Establecimientos industriales : 5 bo- 
degas, 4 pulperías y 1 alambique. 

Plantíos : 2 de cacao, 4 de caña de 
azúcar, con sus cuatro trapiches, y 180 de 
frutos menores. 

Hicotea : punta que se encuentra en 
la orilla oriental del lago. En esta punta 
es donde empieza el verdadero canal del 
lago; desde ella á la costa opuesta del 
Distrito Urdaneta, hay cuatro y media le- 
guas. — Está en territorio de la parroquia 
Cabimas, Distrito Bolívar. 

HiguiTO : punta que se halla en la 
orilla oriental del lago, en territorio de la 
parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

HiguiTO : ensenada que se encuentra 
en la costa oriental del lago en territorio 
de la parroquia Altagracia, Distrito Mi- 
randa. 

Higuito : vecindario de 192 v. y 204 
h.; total, 396 vecinos; casas, 68. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Altagracia, Distrito Miranda. 

Horqueta: caserío de 33 v. y 22 h.; 
total, 55 vecinos: casas, 13. — Se encuen- 
tra en la ribera Este del río Catatumbo. 

De este punto á la uuióu de los ríos 
Zulia y Catatumbo hay media legua; á la' 
boca del río Catatumbo 16^, y á la ciudad 
de Maracaibo 37. El trayecto que hay 
desde la boca del río Catatumbo es desier- 



ta y no se presta al cultivo por ser el te- 
rreno anegado en toda su extensión. 

Hoyada, La: vecindario de 147 v. y 
138 h.; total, 285 vecinos: casas, 39. De 
éstas 16 son de tejas y las demás de enea; 
todas son de un solo piso y de bahareque. 
Hay una capilla. — Este vecindario está 
en territorio de la parroquia Santa Lucía, 
Distrito Maracaibo. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una mixta. 

Establecimientos industriales : 1 po- 
sada, 1 gallera, 6 licorerías, 4 pulperías y 
un circo para toros. 

Posesiones : 8 hatos de ganado menor. 

Plantíos : 6 de cocoteros y 18 de frutos 
menores. 

En este vecindario existen 185 pozos 
de sal, de los cuales hay 18 inútiles, por el 
descuido que se ha tenido con ellos. El 
producto de estos pozos se calcula, en 
tiempo de una regular cosecha, en 3,000 
fanegas. 

En este lugar están el matadero pú- 
blico de Maracaibo y el acueducto llamado 
«La Hoyada," éste fué inaugurado el 27 
de Abril del ano 1S85. La capilla se en- 
cuentra cerca de este acueducto, fué ben- 
decida el día 23 de Setiembre del año 1889, 
bajo la advocación de Nuestra SeñQra de 
las Mercedes. 



X 



ICA 

IcAGUETES : sitio que pertenece á la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

IGLESIA Norte, La : vecindario de 
163 v. y 174 h.; total, 337 vecinos : casas, 
43. — Está en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdan eta. 

Iglesia Sur, La : vecindario de 137 
v. y 178 li.; total, 315 vecinos: casas 47. — 
Pertenece á la parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 

Iguana : sitio comprendido entre dos 
playas que se encuentran en la ribera del 
río Zulia, después del sitio Garrapatero.— 
Se halla en territorio de la parroquia En- 
contrados, Distrito ünfofaret a. Uri^y<i_ 

Iguana : punta que se encuentra en 
la orilla occidental del lago, en seguida de 
la punta Don Alonso. — Se encuentra en 
territorio del Distrito Urdaneta. 

Iguana: caserío de 129 v. y 178 h.; 
total, 307 vecinos : casas, 48. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Santa Rita, Distri 



to Bolívar, á, 



&< f <*4*,*j?&?^¿í>- / f*"¿ ! Z<¥¿. / ! í ■ 



India : punta que está en el extremo 
meridional del lago, en territorio de la pa- 
rroquia Heras, Distrito Sucre- 

Infiernito : dásele este nombre á dos 
lajas que se encuentran en el río Tule. A 
la altura de cinco ó seis varas sobre el 
agua del río, se percibe entre dos lajas de 
arenisca una pequeña grieta de 60 centí- 
metros de largo y 20 en su mayor anchu- 
ra, la cual despide humo constantemente, 
y que revela la actividad de la combustión, 
Los prácticos de esos lugares aseguran 
que por las grietas de esas lajas suelen 



IPA 

salir llamas cuando llueve ó crece el río ; 
pero no se perciben señales exteriores, ni 
aun en la cavidad de las grietas, que corro- 
boren esa acerción. 

Infierno : sitio que se halla á poco 
más de siete kilómetros de la confluencia 
del Tarra y del Sardinata, se levanta un 
dique ó frontón de arenisca, de ocho á diez 
metros de altura, con una extensión de 
veinticinco á treinta. En su superficie se 
ve una multitud de agujeros cilindricos, 
como hechos artificialmente y de diferen- 
tes diámetros, por los cuales brotan con 
violencia chorros de petróleo y agua hir- 
viendo, causan do un ruido semejante al que 
podrían producir dos ó tres vapores des- 
ahogando sus calderas. Ese ruido se oye 
á una distancia considerable, y la columna 
de vapor que se levanta podría percibirse 
también desde muy lejos, si no lo impidie- 
se la espesura de aquel extenso bosque. 
Todo ese terreno, hasta una gran distan- 
cia, está impregnado ó cubierto de petró- 
leo ; y es de admirar que el bosque que 
le da sombra, conserva una frescura y 
frondocidad extraordinarias. Los explo- 
radores del bálsamo de copaiba ó cabima, 
que conocen este lugar, lo han bautizado 
con el nombre de «El Infierno.» 

Ipapure : ranchería de la tribu Jusa. 
yú, con 85 v. y 115 h.; total, 200 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la _^ 
parroquia Guajira, Distrito Wss^^sqt-, '/¿¿,t@$c, 

Iparu : ranchería de la tribu Epiayá, 
con 92 v. y 10S h.; total, 200 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito MaKtéaika. / ,y¿¿¿# 



I SI 



(60) 



ITU 




/ít 



Ipdinau: ranchería de la tribu Ipura- 
na, con 90 v. y 90 h.; total, 180 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Maráoaibo. 

IraupiapÁ : ranchería de la tribu Ja- 
rariyú, con 274 v. y 276 h.; total, 550 ve- 
cinos. — Se encuentra en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Marotiáíbo. 1 

Irua : ranchería de la tribu Alpusia- 
na, con 257 v. y 716 h.; total, 973 veci- 
nos. — Se encuentra situada eu territorio de 
la parroquia Guajira, Distrito Ivfe^ífeaibo. 

IrurAY : ranchería de la tribu Ipua- 
na, con 90 v. y 90 h.; total, 1S0 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Matar riihp. 

Isiamana : rauchería de la tribu E- 
piayú, con 65 v. y Si h.; total, 146 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio de 
la parroquia Guajira, Distrito Mam^aibo. 



Isla, La: grupo de 25 v. y 35 h.; 
total, 60 vecinos : casas 9. — Está en terri- 
1 torio de la parroquia San Carlos, Distrito 
' Colón. 

IsquisañeS : sitio que se encuentra 
en territorio de la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá. 

Iturre : salina que es formada por el 
caño OMor. Esta salina es extensa ; pe- 
ro tan descuidada, que ya está casi ciega, 
de tal modo que requiere mejoras radica- 

; les para que su cuaje sea abundante, pues 
sólo produce hoy de 500 á 600 fanegas. 

, Es de notarse que esta salina cuaja, pero 
cuyo producto además de ser escaso, y 

¡ que por el abandono en que se halla, está 

t á merced de las mareas que cuando sou 
abundantes deshacen la sal. 

También existen allí dos pozos de sal 
que producen 390 fanegas. 



^. 



y¿ 



JAC 

JaceiTuo : ranchería de la tribu Jara- 
riyú, con 110 v. y 130 h.; total, 240 veci- 
nos.-— Se encuentra situada eu territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mas*- 

JachiTima : ranchería de la tribu Uria- 
na, con 39 v. y 56 h.; total, 95 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Mar^éa*ba?g|» 

Jagüey-hondo : grupo de 19 v. y 19 
h.; total, 38 vecinos: casas, 11. — Está en 
territorio de la parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 

Jasaima : ranchería de la tribu Ipua- 
na, con 50 v. y 69 h.; total, 119 vecinos. — 



JIJ 

Se encuentra situada en territorio de la 
i parroquia Guajira, Distrito -Marfoaibo. y¿Ste- 

Jasarú : ranchería de la tribu Tasayú," 
con 31 v. y 31 h.; total, 62 vecinos. — Se 
encuentra situada en territorio de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito Maraéaibo. {%e#^ 

JepÉn : ranchería de la tribu Ipuaua, 
con 92 v. y 10S h.; total, 200 vecinos. — 
Se encuentra situada em territorio -■de la 
parroquia Guajira, Distrito Mfiraéaibo. J^l 

Jijain : ranchería de la tribu Alpusia- 
na, con 2,190 v. y 2,810 h.; total, 5,000 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito *-M^-, 
-racaífee-. ífoo&^ 



JUA 



(61) 



JUA 



Jirmitrequi : ranchería de la tribu 
Alpusiana, con 488 v. y 612 h.; total, 
1,100 vecinos. — Se encuentra situada en 
territorio de la parroquia Guajira, Distri- 
to Maraéai bo, (ya¿-íl- 

Jobito : vecindario de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

Jobo Alto: vecindario de 181 v. y 
154 h.; total, 335 vecinos: casas, 58. — 
Pertenece á la parroquia de Chiquinquirá 
y San Juan de Dios, Distrito Maracaibo. 
Su situación es en una llanura de sabana 
á cinco leguas de la ciudad de Maracaibo. 
Posesiones : 25 hatos de ganado ma- 
yor y 33 de ganado menor. 

Plantíos : 90 de frutos menores. 
Historia. — En este vecindario - en 7 
de Junio del año 1835 - se levantaron Ce- 
cilio y Manuel Bravo y también su her- 
mano Mariano, que eran los que se habían 
puesto á la cabeza de los amotinados, y 
proclamaron la Reforma. El general Mon- 
tilla sale de Maracaibo con fuerzas y los 
derrota ó dispersa. 

Jobo Bajo : vecindario de 66 v. y 59 
h.; total, 125 vecinos: casas, 19. — Está 
situado en una llanura de sabana, á cuatro 
leguas de la ciudad de Maracaibo : perte- 
nece á la parroquia Chiquinquirá y San 
Juan de Dios, Distrito Maracaibo. 

Posesiones : 19 hatos de ganado menor. 
Plantíos : 19 de frutos menores. 
En este vecindario hay una escuela 
varones. 

Joroy : ranchería de la tribu Alpusia- 
con 3,968 v. y 4,032 h.; total, 8,000 
vecinos. — Se encuentra situada en terri- 
torio de la parroquia Guajira, Distrito 
Mar^eaibo. (j°a£4s 

Juaguan : ranchería de la tribu Alpu- 
siana, con 70 v. y 84 h.; total, 154 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Ma^teaibo.^L 
Juana de Ávila : hato que se encuen- 
tra en el vecindario de La Hoyada, á una 



de 



na, 



legua de la ciudad de Maracaibo : se hizo 
célebre por los acontecimientos que en él 
tuvieron lugar. 

Historia. — El capitán Juan Balleste- 
ros, que fué uno de los que mandó Mora- 
les desde Altagracia para que obrasen en 
combinación y entretuvieran las tropas 
que guarnecían la ciudad de Maracaibo, se 
atrincheró en el hato de Juana de Avila - 
en 20 de Abril del año de 1822 -con 216 
hombres ; fué atacado en el día 24 del 
mismo mes como á las dos de la tarde, y 
se batió esta fuerza haciéndola toda prisio- 
nera junto con su jefe, herido de muerte, 
que le sobrevino á las siete de la noche ; 
también murieron, de parte de los indepen- 
dientes, el bizarro coronel José Rafael 
Heras, que comandaba las fuerzas, el ca- 
pitán Ochoa, otros oficiales y como 35 
hombres de tropa : de los realistas 37 
muertos, 31 heridos y los demás, como se 
ha dicho, quedaron prisioneros. 

En el año de 1835 e ^ coronel Francis- 
co María Faría ejerciendo el mando de la 
ciudad de Maracaibo, y según se asegura, 
mantúvose en la ciudad esperando la so- 
lución pacífica que anhelaba ; pero de otro 
modo marcharon las cosas. En la forta- 
leza de San Carlos se habían acantonado 
las fuerzas del gobierno, y éstos, por orden 
del gobierno de la capital, ó por propia 
resolución, sabiendo que Faría estaba des- 
prevenido para la guerra, esperando un ar- 
reglo - como se obtuvo después - aparecie- 
ron el día 24 de Octubre del año 1835 en 
la sabana de Maracaibo el coronel Weirs y 
comandante Antonio Pulgar, con número 
suficiente para imponer y de buena cali- 
dad, excepción hecha de un cuerpo de 200 
indios armados de flechas, total 800 hom- 
bres. 

Indignado Faría al saber la noticia, ol- 
vidando que no estaba preparado, recordó 
sus tiempos, y en pocas, horas, allegando 
bisónos y reclutando en la ciudad viejos y 
muchachos, con el pequeño número de 



JUA 



(62) 



JUY 




buena gente que tenía, forma un cuerpo 
de 213 plazas, y vuela á buscar el ejército 
que venía á ocupar la ciudad. Fué en el 
campo de Juana de Ávila -á una legua al 
Norte de la ciudad - en donde se encontra- 
ron, y en donde se libró el combate. Di- 
cen los de aquel tiempo, que Faría ma- 
niobró allí con los 213 reclutas como un 
gran militar : es lo cierto que obtuvo un 
triunfo espléndido, habiendo sido los pri- 
sioneros en mayor número de sus solda- 
dos. 

Juan de los Ríos : grupo de 14 v. y 
16 h.; total, 30 vecinos : casas, 7. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Bobures, Distrito Sucre. 

Juan de los Ríos : río que nace en la 
sierra de Mucucliíes, Estado de los Andes; 
al entrar en el territorio del Estado Zulia, 
•se divide en varios ramales denominados 
Basabe, Culebra, Bijao, Congo y Santo 
Cristo, que todos desembocan al lago des- 
de la punta Santa María hasta la de San 
Pablo ; los terrenos por donde pasan es- 
tos ríos pertenecen al Distrito Sucre. 

Juan Guillen : río que se desprende 
del río Tomoporo, y éste del río Motatán, 
desagua al lago en la punta Guillen. — 
Corre por territorio del Distrito Sucre. 

Juan Manuel de aguas claras : la- 
guna que se encuentra en territorio del 
Distrito Colón, se derrama por medio del. 
río Concepción al río Santa Ana. Está 
situado entre 9 15' ác.° 20' latitud Norte, 
y 8 o 50' á 9° 5' longitud oriental del me- 
ridiano de Caracas. Tiene de largo 3 le- 
guas y otras tantas de ancho, que hacen 
9 leguas cuadradas de superficie. Tem- 
peratura media del centígrado de 27 o á 2S . 
Profundidad de 4 á 5 pies. El agua de 
esta laguna es' potable. Para ir á ella es 



ense- 
jubir 



preciso entrar desde el lago por la 
nada de Congo y por el río Bravo 
hasta dar con esta laguna. 

Juan Manuel de aguas negras : la- 
guna que ocupa terrenos del Distrito Co- 
lón ; desagua por medio del río Bobo. Se 
encuentra situada entre 9 15' á g° 20' la- ' 
titud Norte, y 8 o 50' á 9° 5' longitud orien- 
tal del meridiano de Caracas. Su largo / 
es de 3 leguas por una y media de ancho,/ 
que son 4^ leguas cuadradas de superfi- 
cie. Temperatura media del centígrado 
de 27 o á 28°. Profundidad de 4 á 5 pies. 
Su agua es potable. Se puede entrar á 
ella en canoas por el río que sale de ella ; 
es abundante en pesca ; pero sus orillas 
son muy cenagosas. 

Jumbá: grupo de 75 v. y 81 h.; total, 
156 vecinos : casas, 43. — Se encuentra en 
la parte reducida al régimen civil en la 
parroquia Guajira, Distrito Mawtatifeo./^j, 

Juncal: vecindario de 144 v. y 204 
h.; total, 34S vecinos : casas, 6S. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Santa Rita, Distrito Bolívar, a. ?¿fc>™«£ 

Junurí : ranchería de la tribu Jarari- 
yú, con 59 v. y 71 h.; total, 130 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Majppeatbco^^ 

JurESIma : ranchería de la tribu Jura- \ 
yú, con 215 v. y 205 h.; total, 420 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Ma«¿caiho./^^ 

Jurupachí : ranchería de la tribu Uria- 
na, con 63 v. y 65 h.; total, 128 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Mar/caib o. /¿¿¡K. 

Juyechus : ranchería de la tribu Sa- ' 
puana, con 41 v. y 54 h.; total, 95 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Ma«tearbe. /^*_ 



LAG 



LAG 



La Ge: vecindario de 22 v. y i h.; to- 
tal, 23 vecinos : casas, 3. — Está en terri- 
torio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. Es territorio de pastos, propio 
para la cría de ganados : está al Norte y á 
tres leguas de la villa del Rosario. 

En este lugar, La Ge, pasando de allí 
á la sierra de Perijá -hacia la izquierda, 
precipitándose por su falda- se encuentra 
un arroyo donde hay cristal de roca y 
unas piedras de color pardo que revelan 
contener cobre. 

Lago, Del : grupo de 59 v. y 52 h.; 
total, ni vecinos: casas, 19. — Está en 
territorio de la parroquia General Urdane- 
ta, Distrito Sucre. 

Lago : vecindario de 192 v. 3' 163 h.; 
total, 355 vecinos: casas, 40. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
San Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

Lago de Maracaibo : este lago es el 
principal en toda Venezuela, semejante á 
un mediterráneo de agua dulce. Conser- 
va el nombre del cacique que en sus orillas 
imperaba. 

Este gran lago debe, sin duda, su for- 
mación á la excavación lenta y sucesiva 
de los numerosos ríos que á él caen de las 
partes oriental, occidental y meridional. 
Los progresos de esa excavación serían 
probablemente cuando el receptáculo fuese 
bastante grande para que las corrientes, 
no chocando ya entre sí, se dirigiesen ha- 
cia el mar para llevar sus aguas sobrantes. 
(Depons.) 

A este lago concurren todas las aguas, 
por medio de tres diferentes declives, que 



*^VW¿2 



vienen bajando del Sur, del Este y del 
Oeste, y recoge todas las aguas que anual- 
mente caen en los territorios circunveci- 
nos. Los terrenos de donde se desprenden 
estas aguas pertenecen una parte al Esta-: 
do Zulia, los más corresponden á las Sec- 
ciones Trujillo y Mérida/del Estado de -^ 
Los Andes, una pequeña parte á la de 
Barquisimeto y del Estado Santander, en, 
Colombia, formando un conjunto de 4,000 
leguas cuadradas. Todas las serranías de 
donde se desprenden estas aguas, forman 
una línea circular que representa la figu- 
ra de una herradura, cuyo diámetro de Es- 
te á Oeste es de 70 leguas, al paso que en 
su abertura situada hacia la costa sólo 
tiene 30. Casi en el centro de esta gran- 
de hoya está el lago de Maracaibo. , 

Este lago lleva diariamente una - gran 
cantidad de agua al mar, por una boca de 
3,500 varas desde la punta del Castillo de 
San Carlos hasta la punta más próxima 
de la isla de Zapara, y por las bocas de los / * ^ ./? 
caños Oribory Payana/ caños de poca an- /& £■£ ¿^fpril 
chura; pero también introduce la marea v 
una cantidad considerable de agua salada, 
suspendiendo el curso de la dulce, cuyas 
occilaciones se hacen sentir, comunmente, 
más allá de Maracaibo; y suelen pasar 
hasta punta de Hicotea, cuando hay gran- 
des mareas y vientos fuertes del Norte. 

Este lago 110 ocupa precisamente 'el 
centro del Estado, porque ha}' más tierra 
al Oeste y se prolonga muy poco al Sur. 
Tiene la figura de una guitarra. Su largo 
de Norte á Sur es de 40 leguas, desde Bajo- 
seco hasta el oriente de la boca del río 



LAG 



(64) 



LAG 



Escalante. Eu el extremo meridional des- 
de la ensenada de la Mochila de Gibraltar 
hasta la ensenada del Zulia, 24 leguas ; 
en su medianía" entre Laguneta y Misoa, 
17; eu donde empieza el brazo de la gui- 
tarra ó el verdadero canal del lago - que 
es en punta de Hicotea -hay 4^. El 
cuerpo de la guitarra tiene, pues, 26^, y 
el brazo 13^. De Maracaibo á la opuesta 
orilla del Este, 3 ; desde punta de Palmas 
del Norte á la ensenada del Distrito Mará, 
6; desde la boca del caño Oribor á la del 
rio Sucuy, 10. De San Carlos á la Ba- 
rra hay 8,651 varas; el ancho del canal 
frente á San Carlos es de 1,750 varas. La 
circunferencia, sin contar las ensenadas 
principales, 120 leguas, y comprendiendo 
las sinuosidades principales, 214. Ocupa 
un espacio de 700 leguas cuadradas de 
superficie. 

Este lago es muy navegable, y eu sus 
aguas pueden maniobrar con facilidad bu- 
ques de grande porte; y si no fuera por la 
dificultad de la Barra y de los bajos del 
Tablazo, podrían navegar buques de alto 
borde, como lo veremos por las siguientes 
profundidades. En la Barra en vaciante 
hay 7 pies y en llenante hasta 14 ; eu el 
Tablazo en vaciante 7 pies y en llenante 
hasta 10. De punta de Palmas del Norte 
hasta la ciudad de Maracaibo, el fondo es 
de más de 30 pies. En el lugar donde fon- 
dean los buques en la bahía, por término 
medio, 20 pies. De punta de Camacho á 
la' de Hicotea de 40 á 50. De esta punta 
al extremo meridional del lago se miden 
más de 50. En diferentes puntos á lo lar- 
go de la costa, de 7 hasta 12 pies. 

Este lago está situado entre 9° 2' á 
ii° 1' latitud Norte y 3 43' á 5 51' lon- 
gitud oriental del meridiano de Caracas. 
La temperatura de sus aguas es de 25 o 5' 
á 26 o centígrados. 

En él se encuentran las islas de Zapa- 
ra, Bajo-seco, San Carlos, Pescadero, Pá- 
jaros, Toas, Capitán-chico, Mártires y Da- 



mas ; el islote Aves, tres en la entrada de 
Laguneta, dos en la punta Ologá y tres 
en la punta Birimbai. 

La marea se deja sentir más en las 
orillas del lago que en las costas vecinas ; 
parece que es debido á las aguas mismas 
del lago y no á las del mar. La razón in- 
dica, en efecto, la causa de esas mareas; 
éstas deberían ser más fuertes en las cos- 
tas del mar que en las del lago, lo que no 
sucede. 

Las orillas de este lago son bajas y el 
terreno viene inclinándose, suavemente, 
hasta cierta distancia de bajo del agua, en 
; donde de repente forma barranco : su fon- 
I do debe disminuir en el trascurso del tiem- 
I po - aunque con lentitud - y en las orillas 
! más visiblemente á causa de la gran can- 
¡ tidad de arenas que anualmente acarrean 
j los ríos en sus crecientes, y las de las ca- 
ñadas que corren en tiempos de lluvias. 

Las costas de este lago están pobladas 
I ya por hatos de ganados, casas de campo, 
por árboles frutales y de inmensos coca- 
les. Hay muchos pueblos, y no pocos 
puertos para el tráfico interior, extracción 
: de la sal y de las preciosas maderas, que 
I en balsas repetidas se introducen en el 
I puerto de Maracaibo. 

Navegan eu el lago y sus ríos afluen- 
tes 1 1 vapores, 4 grandes y 7 pequeños ; 
15S piraguas, 185 balandras, 99 canoas 
grandes, 99S pequeñas, 35 bongos y 66 
botes, total: 1,553 embarcaciones, á las 
cuales si damos á unas con otras cinco in- 
dividuos por embarcación tendremos 7,765 
personas ocupadas en la navegación. De 
estas algunas no son sino pescadores, otros 
puramente conductores ; algunos criado- 
res, agricultores y navegantes á la vez. 

Entran del exterior, vapores, corbetas, 
barcas, bergantines, goletas y balandras. 
Todas las especies de pescado, que ha- 
bitan en los ríos de la América meridio- 
nal, abundan en este lago, con excepción 



LAG 



(65) 



LAG 



de la tortuga, que por una singularidad 
notable, se encuentra en las demás partes. 

Veamos como explica el señor A. Ernst 
la etimología de la palabra Maracaibo, se 
expresa así : «Dice Fray Simón : Los in- 
dios de Maracaibo llamáronla - la laguna - 
por un casique que se llamaba así, señor 
de la mayor parte de los indios que esta- 
ban poblados en sus márgenes.» Mara- 
cayar es en guaraní - y en otras muchas 
lenguas de la familia caribe - el nombre 
de Jaguar (ó tigre), y mbaracayar-mbo se- 
ría «mano de tigre» (mbo se usa en com- 
posiciones en vez de po, qiie significa ma- 
no.) Tal nombre le cuadraría bien á un 
Jefe poderoso, y se sabe además, que los 
indios en general tenían la costumbre de 
ponerse nombres de animales. La deri- 
vación del nombre «Mára-cayó,» que se en- 
cuentra en algunos libros, no tiene nada 
de serio y carece de todo fundamento. 

Historia. — Alonso de Ojeda en 1499, 
después de haber descubierto el golfo de 
Coquibacoa, siguió explorándolo ; entra 
en el lago en 24 de Agosto de 1499 y en- 
contró un puerto seguro al que llamó de 
San Bartolomé, tal vez le dio este nombre 
por ser en ese día que la iglesia celebra el 
de ese Santo ; y este puerto se supone ser 
el mismo conocido hoy con el de Maracai- 
bo, que era como lo llamaban los indios. 

Allí, accediendo á las súplicas de los 
naturales, destacó veinte hombres para 
reconocer el interior. Por espacio de nue- 
ve días fueron conducidos de pueblo en 
pueblo, festejados, agazajados y casi divi- 
nizados por los indios, que los miraban 
como unos seres sobrehumanos descen- 
dientes del cielo : bailaban á su rededor 
las danzas del país con la mayor destreza 
y agilidad, y cantaban sus baladas tradi- 
cionales. 

Los naturales de este país se hacíau 
notar por la hermosa proporción y sime- 
tría de sus formas ; las mujeres sobre todo, 
en concepto de los españoles, sobrepuja- 



ban en gracia y hermosura á todas las que 
habían visto hasta entonces en el Nuevo 
Mundo. 

Los hombres no manifestaban el carác- 
ter celoso y suspicaz de los demás habi- 
tantes de la costa ; al contrario, permitían 
á los españoles tratar con franqueza é in- 
timidad á sus mujeres é hijas. 

Así que los españoles trataron de re- 
embarcarse, el país en masa se esforzó en 
agasajarlos: hombres y mujeres querían 
hourarlos, cada uno á su manera. Unos 
preparaban literas y hamacas para condu- 
cirlos y que no se cansasen en el camino, 
considerándose muy feliz el indio que ob- 
tenía de un español permiso para llevarlo 
sobre sus hombros y pasar con él el río. 
Otros venían cargados de presentes que 
habían recogido en sus chozas, y consis- 
tían en riquísimas plumas, armas de va- 
rias clases, pájaros y animales del trópico. 
De este modo volvieron los españoles en 
triunfante procesión á sus bajeles, mien- 
tras que los bosques y las orillas resona- 
ban en cánticos y gritos en su alabanza. 

Muchos de los indios se metieron en 
tropel en las lanchas que habían venido 
á tierra ; otros se embarcaban en sus ca- 
noas, ó se arrojaban á nado ; así fué que, 
en pocos minutos, los buques se vieron 
sobrecargados con más de mil de aquellos 
maravillados salvajes. 

Para aumentar su asombro, mandó 
Ojeda disparar un cañonazo, cuyo sonido- 
segun dice Vespucio - «hizo que los indios 
se arrojasen al mar como sapos á una la- 
guna,» más luego que vieron que esto no 
se había hecho con intención de ofender- 
les, volvieron á bordo y pasaron el resto 
del día con gran algazara. Los españoles 
se llevaron consigo algunas de aquellas 
hermosísimas y hospitalarias mujeres; 
una de las cuales - á quien dieron el nom- 
bre Isabel -se captó el amor de Ojeda, y 
le acompañó en su segundo viaje. Al 
amanecer del siguiente día Ojeda dejó el 

9 



LAG 



(66) 



LAG 



hospitalario puerto de Maracaibo, conti- 
nuó costeando hacia el Oeste de Venezue- 
la, y después de doblar el cabo Maracaibo, 
prosiguió su viaje puerto por puerto, pro- 
montorio por' promontorio, hasta que lle- 
gó á una larga y estrecha laguna de tie- 
rra llamada «Caio de la Ve/a.» 



COMBATE NAVAL EN EL LAGO DE MARACAIBO. 

Después de los sucesos del Tablazo el 
día 23 de Julio del año 1823, los enemigos 
se dirigieron á las aproximaciones de Ca- 
pitán-chico, y fondearon entre ésta y Ma- 
racaibo, quedando en línea de combate ; 
pero los colombianos permanecieron á la 
vela, ordenando que pasasen todos los bu- 
ques por la popa del «Independiente», para 
decirles á la voz que ocupasen su lugar ; 
lo mismo se hizo con el Comandante de 
las fuerzas sutiles. 

A las siete y cuarenta y nueve, estan- 
do todos fondeados en línea é inmediatos 
unos de otros, se hizo la señal de abordar 
al enemigo, pero estando ya en marcha 
para verificarlo se quedó el viento muy 
calmoso y fué necesario suspender la 
operación ; pero no por esto desistieron, 
sino que aguardaron impacientes, á que 
refrescara el viento. A las doce y media 
refrescó por el S. E., y se repitió la señal 
de abordar, pero volvió á calmar y á estar 
vario por lo que resolvió el señor General 
Comandante general, dejarlo para el día si- 
guiente y dar descanso á las tripulaciones 
de las fuerzas sutiles, que habían estado 
desde muy temprano con el remo en la 
mano. A su consecuencia dispuso diese 
fondo la Escuadra en el puerto de Alta- 
gracia, y se hizo la señal conveniente á la 
una y cinco minutos, quedando fondeados 
en una línea paralela á la costa. Los 
enemigos anochecieron fondeados en el 
paisaje indicado, y los colombianos en el 
puerto de Altagracia, avanzando sus fuer- 
zas sutiles en Punta de Piedras. 



Día 24.— Los buques enemigos per- 
manecieron en el mismo lugar, y el viento 
estaba al Este al amanecer. Apenas per- 
mitían las claras del día distinguir los co- 
lores de las banderas, se llamó á los co- 
mandantes de los buques, y el señor Ge- 
neral, con motivo de lo ocurrido el día 
anterior, dispuso que el comandante de la 
«Espartana», capitán de fragata Jaime 
Bluk, quedase á bordo del bergantín «In- 
dependiente», colocando en su lugar á su 
segundo el señor Marey R. Maukin, y en 
lugar de éste al señor Stag ; ordenando al 
mismo tiempo que el capitán de la «Leo- 
na» pasase al «Marte» ; nombrando en su 
lugar también á su segundo el señor Juan 
Mc-Kam ; reemplazando el hueco que 
éste dejaba, Jaime Stuart, oficial de la 
«Espartana» ; destinando á este último 
buque, al aspirante Santiago Moreno, 
para que se entendiese con las señales. 

No contento el señor General con esta 
mutación, dispuso también alterar el 
orden de batalla, colocando los buques del 
modo que se manifiesta en el plano que 
se envía por separado, persuadido que de 
este modo se lograría mejor la coopera- 
ción de todos. A las diez y media el se- 
ñor General Comandante general pasó 
en persona á bordo de todos los buques 
mayores y menores, con el objeto de aren- 
gar á sus dotaciones y animarlos de un 
modo eficaz, para que llegado el momen- 
to de atacar á los enemigos, lo verificasen 
con intrepidez y entusiasmo. 

A las diez y cuarenta voló el viento 
al N. E. y á las diez y cincuenta se hizo 
la señal de prepararse á dar á la vela ; 
pero el viento se llamó al Sur flojo, y se 
reservó la de levar hasta que se estable- 
ciese ó afirmase por donde les fuera favo- 
rable. En efecto, á la una y cincuenta y 
cinco, lograron sus deseos. El viento se 
afirmó por el N. E. 3' la marea vaciaba, 
de suerte que lo que aquél los podía so- 
taventar, aquélla les aguantaba á bario- 



LAG 



(67) 



LAG 



vento. Todo les era favorable, y todo les 
convidaba á atacar á los enemigos, que se 
hallaban fondeados á su frente, en una 
línea paralela á la costa y próximos á ella. 

Dos goletas ocupaban la cabeza me- 
ridional de la línea ; y á ésta seguían el 
«San Carlos», después una goleta, y se- 
guían alternativamente los bergantines- 
goletas y las goletas, ocupando el otro ex- 
tremo ó retaguardia, todas las fuerzas su- 
tiles. 

A las dos mandó el comandante de 
éstas se levase, y siguiese desde luego 
sobre las aguas de igual clase enemigas, 
en atención á que por su menor andar 
debían adelantarlas. 

A las dos y veinte se hizo la señal de 
dar á la vela: á las dos y veinte y ocho, la 
de formar en línea de frente para atacar á 
un mismo tiempo á todos los buques ene- 
migos, que, observando todos los movi- 
mientos de la Escuadra colombiana, se 
acodearon. Algunos de los buques colom- 
bianos se atrasaron, ó no ocupaban sus 
lugares tan pronto como era necesario ; 
asegurados, todos, ardían por concluir con 
los enemigos ; pero como el «Marte» es- 
taba situado á barlovento, y el bergantín 
«Independiente», buque muy velero, á so- 
tavento, fueron proporcionando el andar 
de él, de modo que quedase perfectamente 
bien formada su línea, para lograr bien el 
plan que se habían propuesto, sin que por 
esto se dejase de hacer las señales que fue- 
ron menester, para cada uno de los que se 
desviaban de su lugar. 

A las tres y diez y siete se hizo la se- 
ñal de abordar al enemigo, y se dejó iza- 
da, no obstante haber sido contestada por 
todos los buques, para manifestarles que 
ninguna otra cosa les restaba que hacer. 
Formados como queda dicho, se dirigieron, 
con el mayor denuedo, sobre los enemigos, 
de un modo el más hermoso. Ningún bu- 
que salía de su posisióu, y todos iban so- 
bre alguno de los enemigos. A las tres 



y cuarenta y cinco empezaron éstos el 
fuego de cañón, y á muy poco rato el de 
fusil, pero del modo más vivo y sin inte- 
rrupción, mas la Escuadra de Colombia, 
acostumbrada á ver con desprecio sus fue- 
gos, seguía siempre sobre ellos con la ma- 
yor serenidad, sin que se separase de su 
lugar ninguno de los buques, sin tirarles 
un tiro de pistola, hasta que, estando á 
toca penóles, se rompió por su parte el 
fuego de cañón y de fusilería, sin que se 
pueda decir qué fué primero, si abordar- 
los ó batirlos. 

El bergantín «Independiente» se diri- 
gió y rindió al «San Carlos». El «Con- 
fianza» abordó valerosamente á una gole- 
ta. A la de tres palos «Emprendedora» se 
le rindió el bergantín-goleta «Esperanza», 
pero que voló inmediatamente, dejando á 
éste, el «Marte» y á todos los demás, cu- 
biertos de humo, siu que pueda en rigor 
decirse la conducta que observaron en 
aquellos momentos los demás buques ; pe- 
ro sí supieron que el «Marte» batió com- 
pletamente y rindió varios de los enemi- 
gos, que todos los demás cumplieron con 
sus deberes. 

Los enemigos se vieron en las circuns- 
tancias más angustiadas. Del bergantín 
«San Carlos» se arrojó al agua la mayor 
parte de su tripulación : la del bergantín- 
goleta fué por los elementos (sic); la de 
los otros buques tuvieron la suerte que la 
del «San Carlos» ; y el lago se veía cu- 
bierto de cadáveres y hombres nadando : 
cuadro, á la verdad, bien espantoso. 

En medio del fuego y perdida la espe- 
ranza de salvarse al ancla, picaron los ca- 
bles y trataron de hacerse á la vela ; pero 
les fué en vano en lo general, pues que 
once buques de los mayores fueron hechos 
prisioneros : el bergantín -goleta «Esperan- 
za» voló, y fué también hecho preso un 
falucho de las fuerzas sutiles. 

La goleta «Antonia Manuela» tuvo la 
desgracia de que aprovechándose los ene- 



LAG 



(68) 



LAG 



migos de su mayor proximidad á ellos, la 
atacaron y abordaron, no perdonando per- 
sona alguna que encontraron, ni aun los 
heridos y muchachos de cámara ; pero ha- 
biendo seguido en su auxilio la goleta 
«Leona» y un bote armado del «Indepen- 
diente», aquélla con sus fuegos protegió á 
éste que la recuperó inmediatamente. 

Tres goletas escaparon únicamente : 
las dos que estaban á vanguardia y la 
«Especuladora», que acercándose cuanto 
pudieron á tierra, huyeron para Maracai- 
bo junto con la «Guaireña», «Atrevida» y 
«Maracaibera» y flotilla de faluchos y pi- 
raguas armadas, pero hechas pedazos y 
con muy poca gente. 

El -bergantín «Independiente» hizo un 
fuego horroroso sobre todas éstas ; el 
«Marte» sobre la «Especuladora» y sutiles, 
y sobre éstas también las goletas «Espar- 
tana» y «Leona», como igualmente las 
fuerzas sutiles, que causaron daños de 
consideración por un lado, y otros mari- 
naban las rendidas, y algunas por rendir 
cedieron á la bravura é intrepidez de sus 
comandantes, dirigidos por su comandan- 
te Walter D'Chity, capitán de fragata de 
la armada nacional de Colombia ; porque, 
en medio de la desgracia de los enemigos, 
tuvieron, los que huyeron, la fortuna de 
que no se les echase á pique, ni que se les 
desarbolase durante el tiempo que se les 
fué batiendo por los buques citados ; pu- 
diendo llegar al puerto, favorecidos del 
poco fondo y bajos de la costa, á las cinco 
y media, á cuya hora los colombianos se 
hallaban á dos tercios al alcance del ca- 
ñón que tenían allí de á 18; por cuya 
razón y la de estar yá los buques apresa- 
dos en el puerto, cesó el fuego, hicieron 
la señal de unión, y siguieron sobre bor- 
dos, á colocarse en las aproximidades de 
las tres goletas presas que se hallaban 
varadas en las inmediaciones de Capitán- 
chico. 

En esta gloriosa y memorable acción, 



los colombianos tuvieron la pérdida de 
ocho oficiales y treinta y seis individuos 
de tripulación y tropa muertos, y catorce 
de los primeros y ciento cinco de los se- 
gundos heridos y un oficial contuso ; al 
paso que al enemigo le costó la horrorosa 
de más de ochocientos entre unos y otros, 
habiendo quedado además, en poder de los 
independientes, sesenta y nueve entre sol- 
dados y marinos, ocho de aquéllos y de 
éstos diez heridos. 

A las seis y tres cuartos fondeó la es- 
cuadra colombiana en el paraje citado: los 
bergantines «Independiente» y «Marte», y 
las goletas «Espartana», «Leona», «Peacak» 
y «Emprendedora»; y se reunieron tam- 
bién el comandante de las fuerzas sutiles 
con algunos de sus buques, á quien se 
comisionó para que salvase las goletas va- 
radas, como en efecto lo logró a las tres y 
media de la mañana. El resto de los bu- 
ques, así mayores como menores, se diri- 
gieron á las costas de Altagracia, condu- 
ciendo las demás presas. 

LagunETA : laguna que está situada 
en la medianía de la costa occidental del 
lago; tiene en su entrada dos islotes que 
forman canales por donde pueden entrar 
piraguas. Se comunica por medio de un 
caño con la laguna de Carmero, formada 
ésta por un brazo del río Santa Ana. Los 
ríos Manatíes y el Roto, que á ella afluyen, 
son navegables hasta la laguna de Juan 
Manuel de aguas negras. Tiene esta la- 
guna 5 leguas de largo y 3 de ancho, ó 
sean 15 leguas cuadradas de superficie. 
Se encuentra situada entre g° 35' á 9 45' j 
latitud Norte, y 9 35' á 9 48' longitud y 
oriental del meridiano de Caracas. Su pro- J 
fundidad es de 6 á 7 pies. Temperatura 
media del centígrado de 25 o á 26 o . Esta 
laguua se encuentra parte en el Distrito 
Colón y parte en el Distrito Perijá. 

Lagunillas : ensenada que está en la 
orilla oriental del lago, entre las puntas 



% 



LAG 



(69) 



LAG 



Tamare y Ahorcado. — Ocupa terrenos de 
la parroquia Lagunillas, Distrito Bolívar. 
Lagunillas : ciénega que se encuen- 
tra en territorio de la parroquia Laguni- 
llas, Distrito Bolívar ; está rodeada de 
corpulentos mangles y grandes juncos ; 
en sus inmediaciones hay muchos árboles 
preciosos de tintes. Esta ciénega ocupa 
una extensión de 3 legnas de largo y 2 de 
ancho, ó sean 6 leguas cuadradas de su- 
perficie. Su profundidad es de 3 á 4 pies. 
Se encuentra situada entre 10° 2' á 10 o 8' 
latitud Norte, y 5° 6' á 4° 11' longitud 
oriental del meridiano de Caracas. Tem- 
peratura media del centígrado 27°. 

Al Noroeste de esta ciénega hay cinco 
pequeñas, formadas por los derrames del 
río Tamares. 

Lagunillas : parroquia del Distrito 
Bolívar. — Componen esta parroquia los 
¿¿ vecindarios Lagunillas, Misión, Turnares, 
Tasajeras y Tejas. Los terrenos de esta 
parroquia - en el interior - es una monta- 
ña desierta y pestosa, por la cual atravie- 
za el camino que va á Cirunia por las 
Pinas y á los llanos del Cenizo. 

Esta parroquia está habitada por 508 
v - Y 538 h.; total, 1,046 vecinos ; entre 
éstos se cuentan 92 que saben leer y es- 
cribir y 2 1 que sólo saben leer. El núme- 
ro de casas es de 181; todas son de un solo 
piso y de bahareque y cubiertas de énea. 
Hay un templo y un cementerio. 

Se cuentan en esta parroquia 4 indí- 
genas, 24 gemelos, 121 casados, 31 viudos, 
1,046 católicos, 31 marinos, 63 pescadores, 
4 artesanos, 46 agricultores, 98 industria- 
les, 8 labradores de madera y 32 criadores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Establecimientos: 6 pulperías. 

Posesiones : 8 hatos de ganado mayor. 

Plantíos: 4 de cocoteros y 18 de frutos 
menores. 

Lagunillas : pueblo, es la cabecera 



de la parroquia de su mismo nombre, per- 
tenece al Distrito Bolívar. Se encuentra 
en la parte oriental del lago, en la ensena- 
da que lleva su nombre, donde se han 
fabricado las casas sobre estacas dentro 
del agua y cubiertas de enea. Los habi- 
tantes de este pueblo, para comunicarse 
de una á otra casa, lo hacen en cayucos. 
Este pueblo ha sido fabricado dentro del 
agua, porque los terrenos de la costa sou 
cenagosos, hay mucha plaga de insectos 
y zancudos. 

Sus moradores son : 292 v. y 349 h.; 
total, 641 vecinos : éstos son descendien- 
tes de los primitivos indígenas que vivían 
en el lago. Se cuentan 111 casas, todas 
son de un piso, de bahareque y cubiertas 
de enea. Hay una capilla y un cemente- 
rio, éste está en la costa. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Establecimientos : 6 pulperías. 

Este pueblo dista de la villa de Santa 
Rita, que es la cabecera del Distrito Bolí- 
var - á quien pertenece -T$S£ leguas, y á 
la capital del Estado 19-}^. 

A espaldas de este pueblo - en la parte 
de tierra - hay una eminencia en donde se 
oyen ruidos subterráneos ; y por testimo- 
nio de un explorador que el año de 1855 
le visitó, se sabe que hay allí abierto una 
especie de cráter, y que la tierra esparcida 
en sus contornos, al echarse en agua, su- 
fre su color primitivo la violenta metamor- 
fosis de convertirse en negro, de cuya ex- 
periencia se dedujo, entonces, que compo- 
nía alcaparrosa. 

Lagunita-ciega : se conoce con este 
nombre á dos playas que se encuentran en 
la ribera del río Catatumbo, después del 
sitio Guaricha. Tiene angostura. — Están 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Maa^éatbor /¿^/-éi^z- ^, 

Lagunita Occidental: caserío de 
215 v. y 165 h.; total, 3S0 vecinos : casas, 




LEÍ 



(70) 



LIB 



41. — Se encuentra en territorio de la pa- 
rroquia San Carlos de Zulia, Distrito 
Colón. 

Lagunita Oriental : caserío de 153 
v. y 102 h.; total, 255 vecinos : casas, 30. 
Está situado en la ribera occidental del río 
Escalante ; pertenece á la parroquia San 
Carlos, Distrito Colón. 

Lagunitas y Cerro hondo : vecin- 
dario de 68 v. y 70 h.; total, 13S vecinos : 
casas, 33. — Se encuentra situado en terri- 
torio de la parroquia Libertad, Distrito 
-C§&a. £ze^i#-¿i- • 

Laja : río que nace en la sierra de 
Perijá, y después de liaber recorrido algu- 
nas leguas, se confunde con el río Palmar: 
corre por territorio del Distrito Perijá. 

La Loma : vecindario de 75 v. y 61 h.; 
total, 136 vecinos : casas, 25. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
San Rafael, Distrito Mará. 

La Salina: caserío de 104 v. y 121 
h.; total, 225 vecinos: casas, 42. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Cabimas, Distrito Bolívar. 

La Trinidad : grupo de 30 v. y 16 h.; 
total, 46 vecinos : casas, 27. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Bobures, Distrito Sucre. 

La Tuya : vecindario de 80 v. y 93 h.; 
total, 173 vecinos: casas, 27. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Libertad, Distrito Perijá. 

Laureles : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, á continuación del sitio Pue- 
blito : está en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Ma^ácaibo. t ^¿^. 

La Zarza : grupo de 15 v. y 23 h.; 
total, 38 vecinos: casas, 9. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Santa 
Cruz, Distrito Colón. 

Leiva, Punta de : vecindario de 169 
v. y 165 h.; total, 334 vecinos : casas, ¿8. 



Está en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Distrito Miranda. 

Leiva, Punta de : se encuentra en la 
orilla oriental del lago, entre punta del 
Higuito y la de Piedras. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Altagracia, 
Distrito Miranda. 

Historia. — Estando ambas escuadras, 
la colombiana y la española, al frente una 
de otra sobre punta de Palmas - en Julio de 
1823 - el general Morales destacó de la ba- 
hía de Maracaibo once piraguas con 600 
hombres de los batallones Valencey y Ca- 
zadores, al mando del coronel Narciso Ló- 
pez, con el objeto de desembarcar sobre la 
costa del Este por las puntas de Leiva, 
Mamón y de Piedras, y batir al general 
Manrique, para obrar con los intentos de 
su escuadra, pero fué en vano, porque des- 
cubierto por la avanzada de cuatro drago- 
nes y un cabo del escuadrón Zulia, que 
Manrique tenía en la primera punta -Lei- 
va - se tirotearon algunos momentos mien- 
tras Manrique, con el resto de la división 
y caballería, tomó posesiones á las dos de 
la madrugada, y se preparó para arrollar 
decididamente al enemigo, si hubiese efec- 
tuado su desembarque, que no sucedió. 

Libertad : Parroquia del Distrito Pe- 
rijá : compónenla los vecindarios Chichíes, 
Liberted ó Machiques, Llano, Masoa, Mo- 
lino, Ocagüe, Ocacha, Paja, Piedras, Pozo 
de Igna, Quitasol, San Felipe, San Fran- 
cisco, San Julián y Secreta. 

Esta parroquia está comprendida por 
el Oeste, entre la serranía que divide el 
Distrito Perijá de los Estados Unidos de 
Colombia ; por el Sur, el río Santa Ana, 
que es el límite entre los Distritos Perijá 
y Colón; por el Este, el lago, y por el Nor- 
te la boca del río Apon, subiendo las aguas 
de este río el desagüe del arroyo ó vega 
de los Motilones, que corre entre los ríos 
Cogollo y Mucoa y siguiendo el cauce de 
este arroyo hasta su origen en la indicada 
serranía. 



LIB 



(71) 



LIB 



Los habitantes de esta parroquia son : 
i,66S v, y 1,58911.; total, 3,257 vecinos; 
entre éstos se cuentan 766 que saben leer 
y escribir y 114 que sólo saben leer. 
Se cuentan dos casas de tejas y 554 de 
palmas, total, 556 ; todas son de un solo 
piso y de baliareque. Hay un templo en 
construcción, un cementerio y 46 ranchos. 

Se cuentan en esta parroquia 17 indí- 
genas, 21 gemelos, 525 casados, 123 viu- 
dos, 12 extranjeros, 3,257 católicos, 1 ba- 
chiller, 3 músicos, 6 comerciantes, 11 la- 
bradores de madera, 113 agricultores, 179 
industriales y 188 criadores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y 2 de hembras. Federales, una 
de varones 3' una de hembras. 

Establecimientos industriales : 27 pul- 
perías, 4 billares, 2 boticas, 2 pesas de car- 
ne, 1 horno para alfarería, 1 horno para 
elaborar cal, 1 alambique y 1 fábrica de 
j abón . 

Posesiones: 31 hatos de ganado ma- 
yor y 16 del menor. 

Plantíos : 47 de cacao, 1 de cocoteros, 
4 de caña de azúcar y 6 de frutos menores. 

Historia. — Esta parroquia se conoció 
con el nombre de Machiques, que fué eri- 
gida por la ordenanza de 18 de Noviembre 
del año 1S41, dada por la Diputación pro- 
vincial de Maracaibo, según los límites 
que anteriormente quedan indicados : más 
luego se le dio el nombre de Municipio Li- 
bertad, ho}' es parroquia del mismo nom- 
bre. 



SE ERIGE LA PARROQUIA ECLESIÁSTICA LIBER- 
TAD MACHIQUES. 

Oído el informe del Ilustrísimo señor 
Obispo de la Diócesis de Mérida de Mara- 
caibo respecto á la creación en Parroquia 
eclesiástica de la actual civil de Libertad 
ó Machiques - en el Distrito Perijá;-y 
vista la representación que sobre el parti- 



cular han hecho varios vecinos de aquella 
localida. 

El Presidente Provisional del Estado 
Decreta en fecha 21 de Julio del año 1890 
«Erígese en Parroquia eclesiástica la ac- 
tual civil Libertad ó Machiques -en el 
Distrito Perijá- fijándole los límites seña- 
lados á dicha parroquia en el § 12 del ar- 
tículo 6 de la Ley de 1 2 de de Noviembre 
de 1860 sobre división territorial. 

Esta parroquia se encuentra amena- 
zada por los indios Pariries, pues anual- 
mente se experimentan desgracias ocasio- 
nadas por ellos. 

Libertad ó Machiques : villa, es la 
cabecera de la parroquia de su nombre. 
Se encuentra situada entre 10 o 81' latitud 
Norte y 5° 21' longitud oriental del meri- 
diano de Caracas. Está á 132 varas sobre 
el nivel del mar. Su temperatura media 
del centígrado 27° 50'. 

Sus habitantes son : 843 v. y 942 h.; 
total, 1,785 vecinos: casas, 314; todas 
son de un solo piso y de bahareque ; dos 
cubiertas de tejas y las demás de palmas. 
Hay un templo en construcción y un ce- 
menterio. 

Esta villa está plantada en una super- 
ficie plana al Sur del río Apóu, del cual 
dista de 800 á 1,000 varas. 

Dista de la villa del Rosario 9 leguas ; 
el camino se hace intransitable por los 
grandes barriales que se forman á las 
costas de cuatro ríos y diversas quebradas 
que se encuentran en el trayecto ; y la 
falta de vageles y empleados en sus pasos, 
es un obstáculo para los traficantes. 

Iustrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 19 pul- 
perías, 4 billares, 2 boticas, 2 pesas de car- 
¡ ne, 1 horno para alfarería, 1 horno para 
elaborar cal, 1 alambique y 1 fábrica de 
jabón. 

De artes : 1 platería, 2 carpinterías y 
I 4 zapaterías. 






LIM 



(72) 



LLAN 



Limón : caserío de 35 v. y iS h.; total, I Limón, El : vecindario de la parroquia 
53 vecinos : casas, 9. — Está situado en 1 Libertad, Distrito Perijá. 

Litoral de la Plaza : vecindario de 



ambas riberas del río de su nombre, exten- 
diéndose dos leguas sobre ellas. — Pertene- 
ce á la parroquia Sinamaica, Distrito Ma:- 
racaibe. (/%&&*- , 

Limón : río, se da este nombre á un 
espacio del río Sucuy, que media entre el 
río Guasare - que se une al Sucuy - y la 
laguna de Sinamaica. Sus riberas son 
fértiles, pero enfermisas ; el terreno es ce- 



109 v. y 48 h.; total, 157 vecinos : casas, 
33. — Se encuentra situado en territorio de 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Litoral del Río : caserío de 156 v. 
y 154b.; total, 310 vecinos; casas, 42. — 
Pertenece á la parroquia San Carlos de 
Zulia, Distrito Colón. 

Litoral Quiriouire : vecindario de 



nagoso en su mayor parte, y en el interior, ¡8l v y I3ok; total) 2II vec hios: casas, 
de un asperón poco favorable á la vegeta- 
ción : este río corre por territorio de la 




41. — Se encuentra situado en territorio de 
la parroquia Carmelo, Distrito Urdaneta. 

Loma, La: grupo que se halla en la 
parroquia San Rafael, Distrito Mará. 

Los Estoraques : vecindario de 75 

v. y sS h .; total, 113 vecinos : casas, 12. — 
gas están al Norte y al Sur y tienen de una ! c . •■ A , - + • j q i„ 

j A ,_ /„ *. , - , 1 be encuentra situado en territorio de la 

parroquia Chiquinquirá, Distrito Urda- 



parroquia Sinamaica, Distrito 
% y * Limón : ciénegas que no están muy 

l &n-. lejos de las plantaciones que se encuentran 
Afa* t&efáÁT en la ribera del río Limón. Estas ciéne- 



á tres leguas : se hallan cubiertas de plan 
tas acuáticas y son abundantes en casería. 
Los terrenos circunvecinos están cubiertos 
por mangles, que por el Norte se unen al 
gran eneal de Sinamaica, y por el Sur á 
unos terrenos cubiertos de arbustos y al- 
gunas sabanetas. — Están situadas en te- 
rritorio de la parroquia Sinamaica, Distrito 
i-Mgragaüae. <^« — 

Limón : son dos playas que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo, des- 
pués del sitio Caña-dulce. — Están en te- 
rritorio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito Mar-íteaibo. ¿^¿^.^ 



/ 



neta,. 

Los Robles : vecindario de 261 v. y 
3S4 h.; total, 645 vecinos : casas, 19. — Se 
encuentra situado en la parte reducida al 
régimen civil de la parroquia Guajira, 
Distrito Ma - r^TH fecov^^^ 

Luna, La : vecindario de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Llano, El: grupo de 39 v. y 17 h.; 
total, 56 vecinos : casas, 9. — Está en te- 



rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 



¿?~¿¿C -, 









■&&< 



2ME 



MAC 

Macachón : ranchería de la tribu Ipua- 
na, con 108 v. y 109 h.; total, 217 vecinos. 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito MsHacaifco. 

Macandona: vecindario de 137 v. y 
142 li.; total, 279 vecinos : casas, 50. — 
Pertenece á la parroquia Chiquinquirá y 
San Juan de Dios, Distrito Maracaibo. 

Posesiones : 34 batos de ganado menor. 

Plantíos : 31 de frutos menores. 

Macío : grupo de 25 v. y 20 h.; total, 
45 vecinos : casas, 19. — Está en territorio 
de la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Macocha : grupo de 41 v. y 33 b.; to- 
tal, 74 vecinos : casas, 19. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá^ ' 

Macuránao : rancbería de la tribu 
Ipuana, con 86 v. y 94 b.; total, 180 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Maree 
■^aiba ¿fágp, 

MadrE-VIEJA : sitio comprendido en- 
tre tres playas que se encuentran en la 
ribera del río Catatumbo, en seguida del 
sitio Frijolar. — Está en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Mara- 
caibo. 

MajAGUITA : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribera 
del río Catatumbo, cerca del sitio Pajal 
de la boca. — Se baila en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito MjH%- 
ca¿bo. - &¿f¿^?-¿, • 

Mamón: grupo de 56 v. y 51 h.; to- 
tal, 107 vecinos : casas, 18. — Está en te- 



MAN 

rritorio de la parroquia Ricaurte, Distrito 
Mará. 

Mamón : punta que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, en territorio de 
la parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

Manatíes : río que sale de la laguna 
de Juan Manuel de aguas negras ; des- 
emboca en Laguneta. — Corre por territo- 
rio del Distrito Colón. 

Mangle-rosa: vecindario de 156 v. 
y 159 b.; total, 315 vecinos : casas, 37. — 
Pertenece ala parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 

ManglESIT o : punta que se encuentra 
en la orilla occidental del lago. — Está en 
territorio del Distrito Urdaneta. 

Manota : grupo de 59 v. y 31 b.; to- 
tal, 90 vecinos: casas, 12. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Bo- 
bures, Distrito Sucre. 

Manta : sitio comprendido entre dos 
playas que se encuentran en la ribera del 
río Zulia, á continuación del sitio Mantica. 



Está en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito Maasa^tbe? /¿^~¿^?'2~ ■ 

Manta: son dos islas que se encuentran 
en el río Zulia, en el trayecto que media 
entre caño Orope y la boca de La Grita. 

Mantica: sitio comprendido entre tres 
playas que se encuentran en la ribera del 
río Zulia, después del sitio Orope. — Está 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Mar^feaiba. ¿ <h?p¿ ¿ . 

Manzanillo : grupo de 67 v. y 78 h.; 
total, 145 vecinos: casas, 20. — Se encuen- 
tra en territorio de la parroquia San Fran- 
cisco, Distrito Maracaibo. 



MAR 



(74) 



MAR 



Manzanillo : pueblo de 90 v. y 74 
h.; total, 164 vecinos: casas, 31. — Perte- 
nece á la parroquia Gibraltar, Distrito 
Sucre. 

Mará : Distrito, lo componen las pa- 
rroquias San Rafael, Ricaurte, Padilla y 
Mouagas : las islas Bajo-seco, San Carlos, 
Pescadero, Pájaros y Toas están compren- 
didas- en este Distrito. 

El terreno del Distrito Mará está li- 
mitado : por el Sur, la línea que lo separa 
del Distrito Maracaibo, en el puerto de la 
sal en Salina-rica ; por el Norte, la parro- 
quia Siuamaica ; por el Este, el lago, y 
por el Oeste, el Distrito Maracaibo. 

Los terrenos de este Distrito todos 
son llanos, con ciénegas y anegadizos: casi 
toda la costa del lago está sembrada de 
cocoteros y extensos manglares : una 
parte de estos terrenos es arcillosa con 
barrancos ; en el interior está el vecinda- 
rio de Mouteclaro Alto, é internándose 
más se encuentran retiros de ganados. 

Los moradores de este Distrito son: 
2,857 v. y 2,681 h. ; total, 5,538 vecinos. 
Entre éstos se hallan 1,549 que saben 
leer y escribir y 108 que sólo saben leer. 
Se encuentran 37 casas de tejas y 814 de 
enea, ó sean S52 ; todas son de un solo 
piso y de babareque. Hay 1 templo, 2 
capillas y 2 cementerios. 

Se cuentan en este Distrito 277 indí- 
genas, 2 extraugeros, 29 gemelos, 1,094 
casados, 19S viudos, 5,538 católicos, 2 sa- 
cerdotes, 1 doctor, 1 bachiller, 208 mari- 
nos, 8 comerciantes, 55 artesanos, 477 la- 
bradores de madera, 5S6 criadores, 282 
agricultores y 214 industriales. 

Instrucción pública: 4 escuelas de va- 
rones, 4 de hembras y 1 mixta. 

Establecimientos industriales: 31 pul- 
perías, 2 billares, 1 fonda, 1 pesa de carne 
y 22 hornos para elaborar cal. 

Hay una carpintería. 

Posesiones : 99 hatos de ganado ma- 
yor y 174 del menor. 



Plantíos : 101 de cocoteros y 141 de 
frutos menores. 

Historia. — Este Distrito era la parro- 
quia de San Rafael, y se elevó á la cate- 
goría de Distrito por Decreto de 27 de 
Diciembre del año 1872, dado por el Presi- 
dente del Estado, en la villa de San Ra- 
fael. Este nuevo Distrito lo componían 
San Carlos, San Rafael y Sinamaica ; la 
villa de San Rafael se erigió desde esa 
fecha en cabecera del Distrito. Más des- 
pués fue desmembrado, quitándole la pa- 
rroquia Sinamaica y agregada al Distrito 
Maracaibo. 

Maracaibo : Distrito, es el Distrito 
Capital del Estado Zulia. Está dividido 
en nvjéve. parroquias que son : Bolívar, 
Santa Bárbara, Chiquinquirá y San Juan 
de Dios, Santa Lucía, Cristo de Aranza^_ 
San Francisco, S kiamaie a, Eaeowtpados^ 



Los terrenos de este Distrito la mayor 
parte son de llanos, y una pequeña parte 
de serranía, ésta está desierta y descono- 
cida. Los terrenos de llanos son areno- 
sos, de sabanas y bosques ; en las saba- 
nas se encuentran infinidad de hatos 
de ganado mayor, de cabras y algu- 
nos de ovejas ; los ganados mayores en 
tiempo de verano los retiran á las riberas 
de los ríos Palmar y Sucuy : la parte de 
bosques, una es malsana en las riberas de 
los ríos que riegan parte de esté territorio 
y están en la parroquia Sinamaica y en 
toda la de Encontrados ; la parte que está 
inmediata á Maracaibo es propia para la 
agricultura, pero como en éste no hay 
vertientes de agua, no se han fundado 
plantaciones agrícolas ; estos bosque si- 
guen después de las sabanas. 

Bañan parte de este territorio - en la 
parroquia Sinamaica - los ríos Totolí, Su- 
cuisito, Guasare y Sucuy : en el territorio^ ')W 
de la parroquia Encontrados, los ríos Ca- 
tatumbo y Zulia. 



MAR 



(75) 



MAR 



Este Distrito está limitado: por el Nor- 
te, una línea que partiendo del Puerto de 
la Sal en Salina Rica, que en dirección al 
Oeste se pierde en la serranía de Tule ; 
por el Sur, una línea que parte de la des- 
embocadura de la cañada de Bajo Grande 
hasta encontrar el río Palmar, y luego 
agua arriba hasta su origen ; por el Este, 
el lago, y por el Oeste, la parroquia Rosa- 
rio del Distrito Perijá. 

Habitan este Distrito 28,728 v. y 34,873 
h.; total, 63,601 vecinos : entre éstos se 
cuentan 16,435 que saben leer y escribir 
y 1,745 que sólo saben leer. Las casas 
son : 1,826 de tejas, 33 de azotea y 7,oSb 
de enea, total, 9,839 ; entre éstas hay 6,244 
de ín solo piso y 96 de dos : 594 de mani- 
postería y 5,375 de bahareque. Además 
se cuentan 7 templos, 5 capillas, 8 cemen- 
terios y 346 ranchos. 

En este Distrito se cuentan 2,009 i n " 
dígenas, 492 extranjeros, 238 gemelos, 
5,966 casados, 1,969 viudos, 63,547 cató- 
licos, 7 israelitas, 47 protestantes, 20 sa- 
cerdotes, 59 doctores, 142 bachilleres, 19 
ingenieros, 6 agrimensores, 24 mecánicos, 
32 farmaceutas, 22 pedagogos, 988 mari- 
nos, 98 músicos, 750 comerciantes, 3,898 
artesanos, 336 labradores de madera, 1,368 
criadores, 826 agricultores, 24 pescadores 
y 2,791 industriales. 

Instrucción pública : 1 Universidad, 4 
colegios de varones y 5 de hembras, 21 
escuelas de varones, 15 de hembras y 31 
mixtas. Federales, 10 de varones y 10 de 
hembras. 

Establecimientos industriales : S im- 
prentas, 2 librerías, 3 encuademaciones, 
10 almacenes, 7 canastillas ó tiendas, 5 
quincallerías, 31 bodegas, 210 pulperías, 
16 licorerías, 4 clubs, 9 billares, 16 boti- 
cas, 6 posadas, 14 fondas, 49 pesas de car- 
ne, 1 1 panaderías, 4 aserraderos de vapor, 
9 de mano, 2 neverías, 1 laboratorio quí- 
mico, 11 alambiques, 1 oficina telegráfica, 
2 de correos, 1 telefónica, 1 de alumbrado 



eléctrico, 2 fotografías, 3 dentarias ; 6 fá- 
bricas de jabón, 2 de velas esteáricas, 1 de 
fósforos, 7 de cigarrillos, 3 de escobas de 
sorgo, 3 de fideos, 16 hornos de alfarería 
y 6 pesquerías. 

De artes : 3 relojerías, 12 platerías, 10 
sastrerías, 10 herrerías, 3 fundiciones, 30 
carpinterías, 3 ebanisterías, 15 zapaterías, 
16 barberías, 2 talabarterías, 10 latone- 
rías, 4 sombrererías y 3 tonelerías. 

Posesiones: 114 hatos de ganado ma- 
yor y 573 de ganado menor. 

Plantíos : 132 de cocoteros, 565 de fru" 
tos menores, 70 de cacao, 1 de café y 6 de 
caña de azúcar con sus trapiches. 

Historia. — Este Distrito se conoció con 
el nombre de Cantón Maracaibo. Por De- 
creto de fecha 16 de Octubre de 1874, da- 
do por la Convención del Estado, pasó á 
ser Departamento, más después se le dio 
el nombre de Distrito Maracaibo. 

A este Distrito se le agregó la parro- 
quia Encontrados, por la ley de división 
territorial de 17 de Enero del año 1891. 

Maracaibo : ciudad, es la capital del 
Estado Zulia. Está situada entre 10 o 41' 
latitud Norte, y 4 41' longitud oriental 
del meridiano de Caracas ; y á 11 varas 
sobre el nivel del mar. La temperatura 
media del centígrado es de 28 o . Dista del 
mar 7 leguas y de la Capital de la Repú- 
blica 166^3 leguas. 

Está fundada á la margen izquier- 
da del lago de su mismo nombre. Su 
asiento es arenoso y sin ninguna capa ve- 
getal ; su temperatura es tanto más cáli- 
da cuanto á que las brisas son débiles y 
poco regulares, el suelo no está regado 
por ninguna especie de agua corriente y 
las lluvias son escasas, y éstas se ha- 
rán más tanto cuanto se vaya alejan- 
do la arboleda de la ciudad ; el calor es 
excesivo principalmente desde Mayo has. 
ta Octubre, pero los meses de Julio y Agos- 
to son insoportables. 



MAR 



(76) 



MAR 



No obstante ese calor extremado y ca- 
si continuo, el temperamento de Maracai- 
bo es sano : el hombre, ya aclimatado, con- 
serva bien su salud, y aun mejor que en 
muchos lugares donde el calor es menos 
fuerte y los medios de refrescarse más 
multiplicados. 

Las calles de la ciudad son angostas, 
y esto contribuye también á lo fuerte de 
la temperatura, si se exceptúan las del 
Comercio, la de La Unión, Nueva Zamora 
y la del Lago : sólo hay cuatro derechas 
que se nombran Las Ciencias, Venezuela, 
Carabobo y Padilla, las demás son tortuo- 
sas por haber fabricado en terreno de alu- 
vión, siguiendo las cinuosidades del lago, 
según se ha ido cegando. 

El número de calles de esta ciudad 
son 30 de Este á Oeste y 26 de Norte á 
Sur ; se. cuentan 5,281 casas, las manza- 
nas que ocupan estas casas son 140, hay 
seis plazas. En el número de casas que 
existen no se cuentan 4 iglesias parro- 
quiales, 3 filiales y 3 capillas, Palacio de 
Gobierno, Palacio Legislativo, Palacio Mu- 
nicipal, Teatro Baralt, Casa de Beneficen- 
cia y Hospital de Santa Ana, Asilo de 
Huérfanos, Hospital de Chiquinquirá, An- 
fiteatro Anatómico, Cárcel y Penitencia- 
ría, Mercados públicos dos, Cementerios 
cuatro, La Universidad, cinco locales para 
instrucción pública, Aduana, Cuartel y 
Administración de Correos. 

Entre las casas de la ciudad hay mu- 
chas construidas con mucho gusto, soli- 
dez y de ruuy buen aspecto, estas son en 
número 1,744, encontrándose entre ellas 
92 de dos pisos, 35 de azotea y 1,617 cu ~ 
biertas de tejas, pero en medio de ellas se 
ven otras cubiertas de enea, su número 
es de 3,537, - cuyo contraste no muy agra- 
dable á la vista. Entre las casas de esta 
ciudad hay 59S de manipostería y 4,683 
de bahareque. 

La ciudad de Maracaibo está ocupada 
por 39,058 vecinos, entre éstos se cuen- 



tan 13,941 que saben leer y escribir y 
1,993 que sólo saben leer. 

Los establecimientos de instrucción 
pública que posee la ciudad son : una Uni- 
versidad, cuatro colegios de varones, 5 
de hembras, 17 escuelas de varones, 12 de 
hembras y 30 mixtas. Federales, 5 de va- 
rones y 4 de hembras. 

La ciudad de Maracaibo es interesante 
por su posición geográfica, sea que se con- 
sidere como punto militar, como de co- 
mercio, bien como de agricultura y pilo- 
taje. 

Es el depósito de las producciones de 
los pueblos del Estado, del Estado Los 
Andes y de los valles de Cúcuta, pertene- 
cientes á Colombia. 

Los buques de la Europa y de la Amé- 
rica del Norte también depositan aquí sus 
mercaderías, que después se dispersan en 
todas direcciones por los pueblos y Estados 
mencionados. 

Las naciones que concurren al merca- 
do de Maracaibo son : los Estados Unidos 
de Norte América, Dinamarca. Inglaterra, 
Francia, Alemania, Noruega, Holanda, 
España, Italia y Suecia, para las cuales 
se exportan no solamente las produc- 
ciones del país sino que también las de 
los valles de Cúcuta, y de las Secciones 
Trujillo, Mérida y Táchira, que remiten 
sus frutos á Maracaibo. 

Pondremos los establecimientos mer- 
cantiles que existen en la ciudad : Abna- 
cenes de mercancías 6, de víveres 5, Casas 
exportadoras 15, Comisionistas 21, Canas- 
tillas ó tiendas 14, Bodegas por al mayor 
10, Bodegas por al menor 26, Ferreterías 
7, Quincallerías 4, Librerías 2, Boticas 

16, Tiendas de mercancía en el Mercado 

17, Ventas de mercancías en mesas, tam- 
bién en el Mercado, 13, y 191 pulperías. 

La ciudad de Maracaibo se ha consi- 
derado puramente como mercantil, mas 
hoy progresa en las industrias y artes : 



MAR 



(77) 



MAR 



liaremos la relación de los establecimien- 
tos industriales y de artes que existen. 

Tipografías 6, dos de ellas - la «Ame- 
ricana » y la (( Guttenberg » - movidas 
todas las prensas por vapor, Encua- 
demaciones 4, Licorerías 15, « Club del 
del Comercio» 1, Billares 12, Hoteles 
6, Restaurants 7, Fondas 17, Pesas de 
carne 49, Panaderías 7, Caballerizas 6, 
Cocheras 5, Alfarerías 8, una de ellas, 
«Belén,» todas sus máquinas son movidas 
por vapor, Acerraderos movidos por va- 
por 3, id. de mano 8, Acerraderos y 
maquinaria de ebanistería, movidas todas 
sus máquinas por vapor 2, Fundiciones y 
Herrerías 3, una de ellas puestas en mo- 
vimiento todas sus máquinas por vapor 
(J. M. Olivares é hijo,) Bombas hidráuli- 
cas movidas por vapor para abastecer la 
ciudad de agua del lago 2, Bombas hi- 
dráulicas movidas por el viento, para va- 
rios usos 46. Fábricas : De cigarrillos 7, 
id. de sombreros 4, una de ellas su movi- 
miento es ejecutado por vapor, id. de fi- 
deos 3, id. de jabón 4, id. de velas esteári- 
cas 2, id. de velas de cera, 3, id. de velas 
de cebo 5, id. de escobas de sorgo 2, id. de 
hielo puesta en movimiento por vapor 1, 
id. de fósforos puesta en movimiento por 
vapor 1, id. de fuegos artificiales 2, id. de 
hacer sobres 1, (Tipografía Americana.) 

De artes: Relojerías 3, Zapaterías 26, 
Sastrerías 23, Barberías 15, Platerías 13, 
Herrerías 19, Carpinterías 29, Ebaniste- 
rías 3, Talabarterías 2, Latonerías 7, To- 
nelerías 2, Alambiques 9, Oficina Tele- 
gráfica 1, Telefónica 1, Dentales 3, La- 
boratorios químicos 2. 

Historia. — La ciudad de Maracaibo 
debe su nombre al cacique que dominaba 
en el lago cuando por primera vez explo- 
raron los europeos este punto de la Costa 
Firme. 

En 1499 Ojeda entra al Golfo de Ma- 
racaibo, llamado por los indios Coquibacoa; 
pero los descubridores le dieron el nom- 



bre de Golfo de Venecia, y de esta deno- 
minación resultó el disminutivo de Vene- 
zuela el cual se extendió á toda la Repú- 
blica ; así es que Maracaibo es la cuna del 
nombre de la República. 

Ambrosio Alfinger - en Coro - formó 
el proyecto de hacer excursiones por la 
laguna de Maracaibo, y al efecto hizo cons- 
truir dos bergantines adecuados para po- 
der entrar por la Barra. En los bergan- 
tines remitió parte de su gente y él con 
otros compañeros tomaron camino por 
tierra y llegaron á un puerto - que es el 
en que hoy está la ciudad de Altagracia - 
donde se reunió con la gente de los buques. 
Sale de allí, reconoce la costa opuesta ó 
sea la occidental, y Alfinger se detiene en 
ella - año 1529 - y allí construyó varias 
casas y formó la aldea que llamó Mara- 
caibo, cuyo nombre tenía el cacique y 
señor de los indios que estaban poblados 
en las orillas de la laguna : en esta aldea 
depositó las mujeres y "niños y alguna 
gente, que dejó con escolta á cargo del es- 
pañol Venegas, mientras que él continua- 
ba las excursiones. Después de haber 
recorrido las costas del lago y algunos 
ríos que' afluyen á él, volvió á la aldea 
trayendo prisioneros á los infelices indios, 
que envió en seguida á Coro, vendiéndo- 
los como esclavos. Luego tomó camino 
hacia el Oeste de la aldea, y sigue para la 
sierra de Itotes - hoy de Perijá, - pasó 
por Tamalameque y fué á parar al valle 
de Chinácota. Allí una tarde se alejó un 
poco de su campamento, con sólo un ami- 
go : los indios lo atacaron y lo hirieron ; 
de la resulta de la herida murió al tercer 
día. Tomó el mando Pedro de San Mar- 
tín, factor y veedor de Su Magestad ; ba- 
jó por Cúcuta hasta la aldea de Maracai- 
bo ; recogió la gente que allí había, y 
siguió para Coro. Tan luego como que- 
dó sola la aldea los indios se apoderaron 
de ella y la destruyeron. 

Dos veces se fundó la ciudad de Ma- 



MAR 



(78) 



MAR 



racaibo en el sitio que hoy ocupa, con dos 
pobladores distintos y con dos nombres 
distintos: Ciudad Rodrigo la que fundó 
Alonso Pacheco en 1571 con 50 hombres. 
Después de una guerra de tres años que 
sostuvieron vigorosamente contra él los 
indios Zaparas, Toas, Quiriquires, Bobu- 
res, Tansares, Moporos y Aliles, que re- 
cidían en la circunferencia del lago, Pa- 
checo tuvo que abandonar la nueva fun- 
dación. Nueva Zamora, la que fundó 
Pedro Maldouado con 35 hombres - año 
1574 - subsistió, se desarrolló con el tras- 
curso de los años, y llegó á ser la actual 
ciudad de Maracaibo. 

En Octubre de 1614 Enrique Gerar, 
corsario holandés, saqueó la ciudad de 
Maracaibo, llevándose de botín - según 
la opinión general de aquella época - más 
de 30,000 duros. 

En 23 de Diciembre del año 1642, se 
acercó á Maracaibo un corsario inglés, 
cumpliendo órdenes de la Junta estable- 
cida en Londres, que lo había despacha- 
do para que tomase dicha ciudad y la de 
San Antonio de Gibraltar. A la presen- 
cia del pirata los vecinos de Maracaibo 
huyeron quedando unos muertos y he- 
ridos, pues el corsario había echado en 
tierra mil infantes. Así fué que la ciu- 
dad quedó saqueada por el corsario, quien 
se apoderó de cuatro bajeles que estaban 
en el puerto y, con amenazas de incen- 
diar la población, logró sacar de los veci- 
nos la suma de mil ochocientos patacones, 
y luego abandonó á Maracaibo llevándo- 
se cuarenta piezas de artillería, las cam- 
panas y todas las piezas de metal que 
halló á la mano. 



TOMA DE MARACAIBO POR L'OLONNAIS, 
EN EL AÑO 1665. 

Decidida la empresa entre L'Olonnais 
y el Vascondado, hicieron saber á todos 
los aventureros que tenían un proyecto 



considerable para que cuantos quisieran 
tomar parte en su ejecución, se dirigieran 
inmediatamente á la isla de la Tortuga 
ó á Baya-ha, en la parte Norte de la isla de 
Santo Domingo. 

L'Olonnais había escogido aquel pun- 
to para carenar sus buques y abaste- 
cerlos, por la abundancia que en él ha- 
bía de toros salvajes y jabalíes. A los 
pocos días contaba con 400 hombres, con 
los cuales se fué á Baya-ha, la que era el 
punto de reunión, á esperar algunos 
aventureros más y á los que pudieran ve- 
nir de la Tortuga á reunírsele. 

Por fin aquella escuadra compuesta de 
cinco ó seis barcos, de los cuales el mayor, 
á cuyo bordo estaba L'Olonnais, tenía 
diez cañones ; se hizo á la vela con rum- 
bo á Puerto España conocido también 
con el nombre de Cabo del Engaño y si- 
tuado en el extremo oriental de la isla de 
Santo Domingo. Desde aquel instante 
mismo la fortuna se mostró favorable á 
L'Olonnais, pues encontró y apresó dos 
barcos, uno de ellos con valioso cargamen- 
to, y ambos más grandes que cualquiera 
de los suyos. El mayor de porte - que 
estaba cargado de cacao - fué enviado á 
la Tortuga para descargarlo y volver 
cuanto antes á la isla Saona donde los 
esperaba L'Olonnais, y donde había apre- 
sado el otro cargado de municiones de 
guerra destinados á la ciudad de Santo 
Domingo. 

Mr. de Oregón, que por aquel tiempo 
era Gobernador de la Tortuga, vio con 
gran satisfacción aquella presa que valía 
más de ciento ochenta mil libras, y ofre- 
ció sus almacenes á los aventureros para 
depositar el cargamento del navio -que 
desde entonces llamaron "La Cacaoyerá n — 
se aprestaba para unirse á L'Olonnais. 
Gran número de valientes jóvenes recién 
llegados dé Francia, quisieron ser de la 
expedición y se embarcaron en la "Ca- 
caoyera" con la esperanza de que en un 



MAR 



(79) 



MAR 



solo viaje como aquél podía enriquecer- 
los. El mismo Mr. de Oregón envió dos 
de sus sobrinos que habían servido en 
Francia y prometían mucho. Con tan 
buena carga, el barco se unió en breve 
á L'Olonnais, quien se regocijó grande- 
mente al ver que podía reemplazar con 
aquellos jóvenes los heridos que había 
devuelto á la Tortuga, pues los navios 
españoles no se habían rendido sin batir- 
se antes con denuedo. 

Antes de hacerse á la vela, L'Olon- 
nais pasó revista á la escuadra y resolvió 
revelar su proyecto; montó la fragata de 
16 cañones y 120 hombres, dio la suya 
con 10 cañones y 90 hombres á Moisés 
Vanclin, su segundo; Antonio Dupuis, 
su compañero, tomó el mando de la otra 
que llamaron La Poudicre - el polvorín - 
porque estaba cargada de pólvora y otras 
municiones de guerra, y de dinero para 
pagar la guarnición ; este buque tenía 
también 10 cañones y 90 hombres. Pe- 
dro el Picardo tenía un bergantín con 40 
hombres ; Moise mandaba otro de igual 
tripulación, 3' había además dos embar- 
caciones más pequeñas que llevaban cada 
una 30 hombres armados cada uno con 
un buen fusil, dos pistolas y un sable. 
Agregúese á ésto que ni el valor ni la 
destreza faltaban á aquella gente. 

Pasada la revista y listos los barcos 
para hacerse á la vela, L'Olonnais des- 
cubrió su propósito de ir á la ciudad de 
Maracaibo, situada en la orilla del lago 
del mismo nombre, y saquear todas las 
poblaciones de las márgenes del lago ; y 
señalando á los dos guías franceses que 
tenía, uno de los cuales era práctico de 
la Barra que está á la entrada de la la- 
guna, les dijo : Estos dos hombres res- 
ponderán con su vida el éxito de nuestra 
empresa. Fué unánime la aprobación y 
todo el mundo prestó juramento de obe- 
decer ciegamente sus órdenes, so pena de 
perder al regreso la parte correspondiente 



de botín, lo que se hizo constar en la car- 
ta partida que se extendió y en la que 
también se fijó lo que debían percibir los 
capitanes, los heridos y los guías á más 
de su parte de botín. 

Se dio á la vela, y pocos días después 
desembarcó en la isla de Aruba donde 
tomó algunas vituallas. Lo hizo así con 
el objeto de no llegar frente á la Barra 
del lago sino al rayar el día, para no ver- 
se obligado á permanecer en ella mucho 
tiempo, ni tuviesen los españoles el nece- 
sario para prepararse. Por la tarde levó 
el ancla de la isla de Aruba, navegó du- 
rante toda la noche y se aproximó á la 
sonda hasta enfrente de la Barra en don- 
de fué visto por el vigía que hizo al mo- 
mento una señal al castillo, y éste disparó 
sus cañones para advertir á los de la ciu- 
dad la aproximación del enemigo. 

L'Olonnais hizo desembarcar su gente 
con la mayor diligencia, y Miguel de 
Vascongado se puso á la cabeza para di- 
rigir el ataque ; L'Olonnais, que quería 
participar del peligro, desembarcó tam- 
bién, y sin tomar ninguna otra medida, 
atacaron el castillo que era de simples 
gaviones hechos con estacas 3^ tierra, de- 
trás de los cuales los españoles tenían 
catorce piezas de artillería y doscientos 
cincuenta hombres. 

El combate fué duro, habiéndose obs- 
tinado por ambas partes ; pero como, los 
aventureros apuntaban mejor que los es- 
pañoles, los debilitaban de tal modo, que 
á pesar de que éstos llegaron á la trin- 
chera, entraron en el castillo, degollaron 
una parte de la guarnición, 3' los sobre- 
vivientes cayeron prisioneros. 

Tan luego como tomaron los gaviones, 
L'Olonnais los hizo derribar, clavó los 
cañones, y sin pérdida de tiempo se diri- 
rigió á Maracaibo. Pero aunque esta cui- 
dad dista sólo seis leguas, los españoles, 
sabiendo que su castillo 110 estaba en ca- 
pacidad de resistir, al ■primer cañonazo 



MAR 



(80) 



MAR 



que oyeron embarcaron sus mejores efec- 
tos, su oro, su plata y huyeron á Gibral- 
tar, rio creyendo que los aventureros los 
persiguiesen hasta allá, ó imaginándose, 
al menos, que se detendrían en saquear 
lo que quedaba en la ciudad. Fué lo que 
sucedió, porque L'Olonnais había llegado 
á Maracaibo y no encontrando en ella si- 
uo almacenes llenos de mercancías y cue- 
vas repletas de toda clase de vinos, se 
entretuvo en darse buena vida con su gen- 
te y en enviar partidas por los alrededo- 
res de la ciudad, en la cual no encontró 
gran botín. Sólo cogió gran número de 
infelices que no habían tenido medio de 
salvarse por agua, y estos le dijeron que 
los ricos estaban en Gihraltar. 

Permaneció tan sólo quince días en 
Maracaibo después de los cuales resolvió' 
seguir á Gibraltar. Tenía prisioneros que 
le prometían servirle de guías; pero le 
advirtieron que los españoles se habían 
sin duda fortificado. No importa, respon- 
dió, la presa será mejor. Llegó tres días 
después de su salida de Maracaibo á Gi- 
braltar (véase esta palabra). Los aven- 
tureros permanecieron allí seis semanas, 
y L'Olonuais volvió á Maracaibo donde 
dio á sus prisioneros la orden de hacerle 
traer quinientas vacas gordas, para abas- 
tecer de nuevo sus barcos. Lo hicieron 
prontamente los españoles creyéndose li- 
bres con eso ; pero se convencieron de su 
error cuando les exigió además el rescate 
de la ciudad, dándoles solamente ocho 
días para pagarlo y jurándoles, vencido 
ese plazo, la reduciría á cenizas, como lo 
había hecho con Gibraltar. Mientras los 
españoles procuraban reunir el rescate 
que L'Olonnais les pedía por su ciudad, 
los aventureros demolíanlas iglesias, em- 
barcaban los ornamentos, los cuadros, las 
esculturas, las campanas y hasta las cru- 
ces que coronaban los campanarios, para 
llevarlo todo á la isla de Tortuga, donde 
tenían el propósito de construir una ca- 



pilla. No había trascurrido aún el tiem- 
po fijado á los españoles por L'Olonnais, 
cuando se lo trajeron ; tan desesperados 
estaban por salir de semejantes huéspe- 
des. 

Pagado el rescate de la ciudad y no 
viendo los aventureros más nada que co- 
ger, saquear ó destruir, resolvieron al fin 
marcharse, y á los pocos días llegaron á 
la isla de Vaca, donde se habló de repar- 
tir el botín ; pero como no todos estaban 
en ésto de acuerdo, no hicieron la parti- 
ción hasta Gonaives, en la isla de Santo 
Domingo. Todos se congregaron y 
L'Olonnais y los capitanes- juraron, se- 
gún costumbre, que no habían ocultado 
nada, sino por el contrario lo tenían todo 
sin reserva para ser dividido entre los 
aventureros que por igual habían arries- 
gado su vida por la causa común. Los 
demás de la armada, hasta los muchachos 
de quince años, se vieron obligados á ha- 
cer lo mismo. 

Después de reunido todo, se encontró 
que, contando solamente las joyas y la 
plata rota y valuada en diez escudos la 
libra, hacían 260,000 escudos, y sin con- 
tar con lo destruido que ascendía á un 
millón, tanto en iglesias arruinadas como 
en muebles rotos y buques quemados ; y 
uno entre otros cargado de tabaco que 
había cogido y traído consigo L'Olonnais 
montaba y valía, por lo menos, cien mil 
libras. 

Antes de la repartición se dieron las 
recompensas prometidas á los heridos, á 
los estropeados, y á los cirujanos. 

Los esclavos que formaban parte del 
botín, fueron vendidos en almoneda, y 
el dinero que produjo su venta, se dividió 
también entre las tripulaciones; de modo 
que todo el mundo quedó contento. En 
seguida se hicieron á la vela y llegaron á 
la Tortuga. 



MAR 



(81) 



MAR 



TOMA DE MARACAIBO POR EL PIRATA HENRY 
MORGAN, AÑO DE 1669. 

Después de haber tomado el castillo 
de Zapara (véase esta palabra) , demoler 
el parapeto, clavado los cañones, etc., etc., 
se dirige á Maracaibo donde llegaron al 
día siguiente de haber salido de Zapara. 

Al llegar frente á la ciudad, la presen- 
cia de algunos ginetes en la orilla, hizo 
creer á los filibusteros que los españoles 
se habían fortificado, y se defenderían ; 
por lo qtie fueron á anclar frente á un lu- 
gar aplacerado para efectuar el desembar- 
que, durante el cual no cesó la escuadra 
de cañonear un bosquecillo vecino, donde 
temían estuviese situada alguna embos- 
cada. 

Una vez en tierra, dividieron las fuer- 
zas eu dos puntos á la vez ; pero todo 
ello resultó inútil, pues entraron á la 
ciudad sin encontrar resistencia alguna 
ni habitantes siquiera, con excepción de 
algunos esclavos imposibilitados de huir 
y de algunos enfermos que estaban en el 
hospital. Las casas estaban completa- 
mente vacías ; pues los moradores habían 
tenido tres días para poner en salvo sus 
riquezas y sus muebles. A duras penas 
se encontraba que comer ; no había nin- 
guna embarcación en el puerto, pues to- 
das habían huido á la costa Sur del lago. 
Los barcos filibusteros fueron entonces á 
fondear frente á un pequeño reducto que 
tenía cuatro cañones y que estaba situado 
en el punto que aun se conoce con el 
nombre de Artillería ó Punta de Arrieta. 

Morgan envió el mismo día de su lle- 
gada un destacamento de cien hombres á 
registrar los alrededores de la ciudad, los 
que regresaron por la noche con muchos 
prisioneros y gran número de acémilas 
cargadas de equipajes. Entre los prisio- 
neros había mujeres y niños que no te- 
nían apariencia de ricos ; pero á todos se 
les sometió á la tortura para que dijeran 



donde habían ocultado sus riquezas ; y 
algixnos ofrecieron indicar donde se ocul- 
taban personas ricas. Siendo varias las 
direcciones señaladas por las víctimas 
del tormento, se enviaron varias guerri- 
llas con los prisioneros como guías. Una 
de esas guerrillas volvió al día siguiente 
con muchos efectos de los fugitivos, y 
otra estuvo extraviada dos días, porque 
el infeliz prisionero, con la esperanza de 
escaparse, la había llevado por montes y 
veredas que á él mismo le eran descono- 
cidas. Dio esto motivo á que los filibus- 
teros, al convencerse de que aquel hombre 
no sabía por donde andaba, lo ahorcaron, 
y emprendieron por sí mismos la vuelta 
á la ciudad. Por la noche sorprendieron 
en un hato á unos esclavos que habían 
ido á buscar carne, y se les sometió á la 
tortura para que dijesen donde estaban 
sus amos : uno de ellos soportó todo gé- 
nero de crueldades antes que delatar á 
nadie, y terminaron por hacerlo picadillo ; 
el otro sufrió muchísimo también, aunque 
le habían prometido la libertad si confe- 
saba ; pero ante los despojos palpitantes 
aún de su heroico compañero, fiaqueó su 
valor cuando se disponían á hacer con él 
lo mismo ; ofreció conducir á los piratas 
al escondite de su amo, quien fué descu- 
bierto con unos treinta mil escudos en 
vajilla de plata. 

Durante ocho días se observó este mé- 
todo feroz. Se cogían bastantes prisione- 
ros y se les daba tormento ; pero todos á 
una voz decían que ellos vivían pobres, 
y que los ricos habían huido á Gibraltar. 
El Picardo instó á Morgan á marchar so- 
bre Gibraltar para no dar tiempo á que 
los españoles recibiesen auxilio de Méri- 
da ; el Jefe filibustero convino en ello, y 
á los ocho días de su llegada á Maracai- 
bo embarcó su botín y los prisioneros, y 
se dirigió con todas sus fuerzas á Gibral- 
tar, donde suponía encontrar tenaz resis- 
tencia ; (véase Gibraltar) . 

n 



MAR 



(32) 



MAR 



Después del saqueo de Gibraltar, re- 
gresaron los filibusteros á Maracaibo, em- 
pleando dos días en atravesar el lago, y 
encontraron esta ciudad conforme la ha- 
bían dejado, completamente abandonada. 

El único ser que bailaron vagando 
por las calles solitarias, como un espec- 
tro, fué un desgraciado tan viejo y tan 
enfermo, que por falta de fuerzas ó por 
cansancio de la vida no huj'ó de los fili- 
busteros. Interrogado por Morgan, le 
dijo : que una escuadra española com- 
puesta de tres poderosos navios de guerra 
al mando de don Alonso del Campo y Es- 
pinosa, estaba aguardándolos en la Barra; 
que el castillo babía sido reparado, arti- 
llado de nuevo, abastecido de víveres y 
municiones de todo género y ocupado pol- 
lina buena guarnición. 

Creyó Morgan que el viejo le abultaba 
demasiado las cosas, y envió á la más li- 
gera de sus embarcaciones á cerciorarse 
de lo que hubiera realmente en la Barra. 
Volvió la embarcación al día siguiente, 
asegurando sus tripulantes que se habían 
acercado tanto á los buques españoles, que 
éstos les hicieron algunos disparos ; que 
efectivamente había tres grandes navios 
de treinta á cuarenta cañones, y que tan- 
to en los buques como en el castillo se 
divisaba mucha gente. 

Los filibusteros jamás se vieron en 
trance tan apurado y en tal desproporción 
de fuerzas con sus enemigos, pues el ma- 
yor de sus buques tenía apenas catorce 
cañones ; ni por agua ni por tierra podían 
escapar á la venganza castellana, y esto 
les sucedía cuando ya se retiraban victo- 
riosos y cargados de botín. 

El desaliento principió á cundir entre 
aquellas fieras y á revelarse en todos los 
semblantes - menos en el de Morgan - 
quien, si acaso llegó á amilanarse, no sólo 
lo disimuló perfectamente, sino que para 
reanimar á sus compañeros, envió dos de 
los prisioneros á don Alonso exigiéndole 



veinte mil pesos como rescate de la ciii" 
dad ; y que de no pagarle aquella suma, 
la quemaría y degollaría á todos los pri- 
sioneros. 

Juzgúese del tenor que se apoderó de 
estos desgraciados, entre los cuales figu- 
raban muchos vecinos notables de Gi- 
braltar y de Maracaibo con sus respecti- 
vas familias. Recomendaron de mil mo- 
dos á los enviados de Morgan que supli- 
caran á don Alonso tuviese piedad de 
ellos y de sus familias, y dejase pasar 
tranquilamente á los piratas, pues de lo 
contrario todos iban á perecer. 

No causó poca sorpresa entre los es- 
pañoles la insolencia de aquellos saltea- 
dores, quien estando irremisiblemente 
perdidos, pretendían dictarles la ley. Dos 
días después regresaron los comisiona- 
dos trayendo la siguiente carta : 

« Don Alonso del Campo y Espinosa, 
vicc-Almirantc de la flota, á Morgan, cau- 
dillo de piratas. 

« Sabedores por nuestros aliados y ve- 
cinos, de que habéis tenido el atrevimien- 
to - á pesar de la paz y buena amistad 
que hay entre el Rey de Inglaterra y Su 
Magestad Católica el Rey de España, mi 
señor - de entrar en el lago de Maracaibo 
con el único objeto de hostilizar y pi- 
llar sus subditos é imponerles rescate, 
he creído que era de mi deber llegar lo 
más pronto posible para remediar estos 
males. Por tales razones me he apodera- 
do del reducto de la Barra, que fué des- 
mantelado por vosotros, después de haber 
sido abandonado por hombres tan cobar- 
des como afeminados. Lo he puesto en 
estado de defensa ; y pretendo, con los 
navios de mi escuadra, haceros entrar en 
razón y castigar vuestra temeridad. No 
obstante, si queréis devolver cuanto ha- 
béis robado : el oro, la plata, las J03^as, 
los prisioneros y esclavos, así como las 
mercancías, os dejaré pasar para que re- 



MAR 



(83) 



MAR 



tornéis á vuestra Patria ; pero si rehusáis 
la vida que os coucedo, sin deberla conce- 
der, os cogeré sin remedio y os pasaré 
por las armas. Hé aquí mi última reso- 
lución ; reflexionad á cerca de lo que de- 
béis hacer, y no abuséis de mi bondad, 
pues mis valientes soldados no aspiran si- 
no á vengar las crueldades que habéis in- 
ferido diaria é injustamente á la nación 
española. 

Don Alonso del Campo y Espinosa. 

A bordo de mi navio « La Magdalena i> anclada en la 
embocadura del Lago de Maracaibo íí 24 de Abril de 1669.» 

Ordenó además don Alonso á los por- 
tadores de esta carta - señalándoles una 
pila de balas de cañón - dijeran á Morgan 
que con aquella moneda era que le iba á 
pagar el rescate de Maracaibo. 

Al regreso de los comisionados, reunió 
el inglés á todos los filibusteros en la 
plaza del mercado, hoy plaza Baralt, y 
les tradujo la carta del vice- Almirante, al 
francés y al inglés ; les repitió en ambos 
idiomas la respuesta verbal, y les pregun- 
tó si querían comprar su libertad á costa 
de todo el botín que tenían recogido, ó si 
preferían batirse hasta la muerte para de- 
fenderlo. 

Contestaron unánimemente que se ba- 
tirían hasta derramar la última gota de 
su sangre, antes que ceder cobardemente 
lo que habían adquirido á costa de tantos 
sacrificios y peligros. Pero al siguiente 
día, meditando mejor el asunto y con me- 
nos alcohol en el cerebro, se refrió nota- 
blemente aquel entusiasmo, y autorizaron 
á su capitán para hacer al vice-Almirante 
español las siguientes proposiciones : 

Que evacuarían á Maracaibo sin ha- 
cer daño alguno ni insistir en lo del res- 
cate ; que devolverían todos los prisione- 
ros y la mitad de los esclavos, sin exigir- 
les nada ; que apesar de no haber recibi- 
do el rescate de Gibraltar, devolverían 



los rehenes sin exigir rescate ni por éstos 
ni por la ciudad por la cual responderían. 
Don Alonso rechazó tales proposicio- 
nes con despreciativa altivez, y les dio 
veinticuatro horas por todo plazo para 
acogerse á su clemencia, aceptando lo que 
les ofrecía en su carta, y de no, los pasa- 
ría á todos á cuchillo. La disyuntiva era 
terminante para aquellos salteadores : ó 
una retirada vergonzosa después de en- 
tregar todo el botín, ó un combate á muer- 
te para defenderlo. Dado el carácter de 
aquellos hombres y las exitaciones con 
que Morgan los reanimaba, la elección no 
era dudosa, y se prepararon á batirse co- 
mo desesperados. (Véase Zapara.) 

En 1678 Francisco Grarnont formó 
parte de la mal aventurada expedición 
francesa que al mando del Conde de Es- 
trées fué destinada á tomar la isla holan- 
desa de Curazao : por un error de los pi- 
lotos encallaron en las islas de Aves, 18 
barcos de la armada, dentro de ellos pe- 
recieron 300 hombres de las tripulacio- 
nes ; y Grarnont se quedó en la isla care- 
nando los maltrechos buques filibusteros 
y recogiendo los restos del naufragio. 
Hecho ésto, se encontró falto de víveres 
y resolvió atacar á Maracaibo. 

El fuerte de la Barra tenía para en- 
tonces 70 hombres de guarnición, 13 ca- 
ñones y varios pedreros en sus almedas ; 
Grarnont tenía 700 hombres. El Jefe del 
castillo parecía resuelto á defenderse he- 
roicamente ; pero los filibusteros estable- 
cieron un sitio en toda forma ; y al cabo 
de dos días, cuando se preparaban á dar 
asalto, el castellano capituló, con la con- 
dición de que tanto á él como á la guarni- 
ción del castillo les sería devuelta la li- 
bertad, al salir del país los filibusteros. 
Se les permitió conservar su espada ; pe- 
ro sus oficiales y soldados fueron des- 
armados y un número igual de filibuste- 
ros quedó de guarnición en el castillo. 

Grarnont se dirigió á la ciudad de Ma- 



MAR 



(84) 



MAR 



racaibo y la encontró abandonada y si- 
guió para Gibraltar. (Véase esta pala- 
bra.) 



SUBLEVACIÓN INTENTADA CONTRA MARACAIBO 
EN MAYO DE 1799. 

Entran en la bahía de Maracaibo tres 
buques, dos procedentes de Puerto Prín- 
cipe en la isla de Santo Domingo carga- 
dos de café para la de San Thomas, y el 
tercero dijeron ser una goleta inglesa que 
apresaron ; y arribaron á Maracaibo en 6 
de Marzo de 1799, pretestaudo escasez de 
víveres y necesidad de reparar los buques, 
por lo cual y por la amistad y alianza 
entre España y Francia, les permitió la 
entrada el Gobernador lleno de buena fe 
y decidido á darles todos los auxilios que 
necesitasen sin el menor recelo de que 
burlaban su generosidad, unos hombres 
pérfidos que eran piratas, y que llevaban 
la mira de prender el fuego de la insu- 
rrección de aquella provincia. 

Las goletas se denominaban « El 
Bruto », su capitán Juan Gaspar Bocé ; 
la otra « La Patrulla », su capitán Agus- 
tín Gaspar Bocé, y la apresada era « La 
Arlequín ». 

A pesar de que toda la tripulación de 
estos buques eran mulatos y negros, fue- 
ron tratados con toda consideración, tu- 
vieron libre comunicación con la ciudad, 
pernoctando en ella y pasando á su bordo 
los vecinos á comprar y vender efectos, 
entre quienes se particularizaron el mu- 
lato Francisco Javier Pirela, subteniente 
de una compañía de milicias de pardos, 
de ejercicio sastre, y el negro Josef Fran- 
cisco Suárez, zapatero, esclavo del Vicario 
Eclesiástico ; y como fuese frecuente la 
concurrencia de Pirela á bordo á comer, 
dormir y conferenciar en secreto con los 
capitanes, á cuyo fin trabajaban y adelan- 
taron en pocos días ; de aquí resultó el 
trato de atacar la ciudad, saquearla, ma- 



tar á los blancos y ricos, echar por tierra 
el Gobierno español y establecer el repu- 
blicano ; cuya ejecución estaba dispuesta 
para la media noche del domingo 19 de 
Marzo; pero á cosa de las 9 de la misma 
noche notició al Gobernador el cabo pri- 
mero de la veterana don Tomás Ochoa, 
« que estando recogido en su casa, le ha- 
bía buscado Pirela - como amigo - para 
que le acompañase en la empresa de bus- 
car 200 hombres que había ofrecido para 
auxiliar los de los buques, para sublevar- 
se contra la población », con cuya noticia 
dio el Gobernador las providencias más 
activas para cortar el suceso asegurando 
á todos los comprometidos. Con el ma- 
yor sigilo, dispuso de la poca tropa que 
tenía, y con el mismo avisó al Guarda- 
almacén, Comandante de artillería, Mi- 
nistro de Real Hacienda, Castellano de 
la Barra teniente Coronel Rafael Delga- 
do y demás oficiales, empleados y vecinos 
de su mayor confianza, los que juntos y 
armados esperaron contribuir á la idea 
del Gobernador, que era la de sorprender 
á los revoltosos á tiempo de que saltaran 
á tierra, como tenían tratado éstos con el 
subteniente de milicias de pardos Fran- 
cisco Javier Pirela, según se habían vali- 
do y confiado para la empresa, dándole 
su santo y contraseña, hora y demás se- 
ñales al efecto, siendo una de las que con- 
sertó con ellos Pirela, el de que no deja- 
ran atracar buque alguno ni gente de la 
ciudad, no yendo él mismo, como se jus- 
tificó después por su misma declaración, 
y así, aunque llegó la hora señalada, co- 
mo no tenían de Pirela noticia - á quien 
de antemano por primera operación ha- 
bía asegurado el Gobernador - no hicie- 
ron los enemigos movimiento alguno de 
desembarco. 

Por tanto, le fué preciso al referido 
Gobernador variar de método y pensar en 
apoderarse de los buques y tripulación, 
pues era visto que no saldrían á tierra 



MAR 



(85) 



MAR 



sino á la vista de Pirela ó con su orden ; 
pero antes dispuso asegurar á todos los 
que creía de buena fe que eran corsarios 
franceses, que estaban en tierra ya, con 
permiso del Gobernador con el motivo que 
fingieron y pretestaron de vender algu- 
nos géneros del buque, que ellos decían 
ser inglés, apresado ; y en efecto, antes de 
una hora tuvo ya arrestados basta diez 
de ellos, que lo eran dos franceses blan- 
cos, dueños que se titulaban de la carga 
de café que llevaban de Puerto Príncipe 
á la isla de San Tbomas, y que los cor- 
sarios habían cogido ; otro con el nombre 
de Comisario para justificación de presas; 
Juan y Agustín Gaspaí Bocé, mulatos, 
que se apellidaban capitanes, los demás 
de la tripulación, con algunos mulatos, 
y dos españoles con el cargo de Contra- 
maestros, uno andaluz y el otro de Cam- 
péete. 

Hecho ésto así, para evitar que los 
de los otros buques hicieran resistencia 
ó hicieran fuga, pegando ó introduciendo 
el fuego de la conspiración por otro lado 
en el interior de la provincia, dio órdenes 
el Gobernador al ayudante de milicias, 
teniente de infantería, don Fabián Sali- 
nas, para que pasase con una falúa á bor- 
do del corsario, que debían tener preve- 
nido para su defeusa los enemigos, y lle- 
vando consigo veinticinco hombres ar- 
mados, se apoderaran del expresado cor- 
sario, su tripulación, cañones y pertrechos 
y todo lo que hubiese, y fuesen enviando 
la gente en las lanchas que le seguirían 
al propio fin. 

Al irse acercando la falúa al corsa- 
rio, notaron que éste preparaba sus ca- 
ñones, y percibieron algunas voces que 
indicaron su resistencia y la duda si ha- 
bían de hacer ó no fuego á la falúa, no 
hallándose allí el capitán ; con cuya nove- 
dad regresó el oficial comisionado á darle 
parte al Gobernador de lo ocurrido; éste 
hizo traer al capitán del corsario, que era 



uno de los que ya estaban presos, quien 
protestando no saber cosa alguna, ofreció 
ir personalmente á hacer obedecer la gen- 
te. 

Con efecto, llevó el oficial comisiona- 
do consigo á dicho capitán, y prevenida 
de sus voces la tripulación, dejaron acer- 
car sin resistencia la falúa, y los de tierra 
que habían subido los sorprendieron, y 
hallaron efectivamente cargada la artille- 
ría con metralla, las armas y todo lo de- 
más puesto en orden de guerra, sin em- 
bargo de que cuando arribaron estaban 
descargados y guardados. La gente de 
tierra se apoderó de todo, advirtiéndose 
que el Gobernador de antemano - para 
ejecutar esta operación - tenía prevenidos 
600 hombres y 6 cañones montados y 
apuntados al puerto, prontos á hacer fue- 
go ; dio gracias por su fidelidad á todos 
los que concurrieron á la defensa, y los 
mandó retirar, dejando sobre las armas 
150 milicianos, con los cuales reforzó las 
guardias de la cárcel, prevención, alma- 
cén de pólvora, marina y demás necesa- 
rias, y reservando el resto para el preciso 
relevo, patrullas y varias otras providen- 
cias que le pareció tomar á prevención. 

Al día siguiente de haber descubierto 
la conspiración en las cinco de su tarde 
estaban ya en prisiones separadas 68 reos, 
para tomarles las declaraciones y exami- 
narles sobre su proyecto revolucionario, 
de que mandó formar prontamente pro- 
ceso el Gobernador de la mencionada 
provincia. 

Pirela declaró que con motivo de su 
ejercicio de sastre había asistido á los 
corsarios, y que desde el día 12 de aquel 
mes, le había propuesto el alférez Roma- 
no buscase 200 hombres de su cuerpo pa- 
ra apoderarse de la ciudad en la noche del 
19, matar al Gobernador, á los principa- 
les de ella y á los religiosos de San Fran- 
cisco, dejando dos para la administración 
de los Sacramentos, uniéndose para esto 



MAR 



(86) 



MAR 



con la tripulación de los corsarios france- 
ses y con los ingleses de la presa, que al 
efecto había puesto en libertad, ofrecién- 
dole Hacerlo Gobernador de la plaza, á 
imitación de los de la isla francesa de 
Santo Domingo, donde lo era un pardo ; 
darle $ 9,000 para el gasto de la tropa, y 
hacerle poderoso con la plata que se co- 
giese; y que el día anterior le había di- 
cho que tenía los buques listos y pertre- 
chados de municiones de guerra, encar- 
gándole el sigilo, porque iba la vida á 
ambos, y de todo lo cual había dado parte 
al gobierno por medio del oficial Real don 
Josef Bujanda y al cabo Ochoa. 

El negro Suárez dijo : que por haber 
ido á bordo á cobrar lo que se le debía, 
supo de la sublevación, y que Perera dio 
noticia individual á los franceses, de la 
tropa que había, los puestos que guarda- 
ban, los que eran ricos, donde estaba la 
pólvora y demás que le preguntaban. 

Aunque los principales reos de esta 
conspiración procuraron oscurecerla y di- 
suadirla, otros varios de la misma tripu- 
lación, confesaron que el plan estaba re- 
ducido á que haciendo la seña de tres fu- 
silazos, los 200 hombres ofrecidos por Pi- 
rela protejerían el desembarco de las tri- 
pulaciones y hecho esto, se apoderarían 
de todo, admitiendo á los que quisiesen 
seguir sus máximas ; que el Romano es- 
taba destinado para tomar la casa de Go- 
bierno y seguir después matando á cuan- 
tos se encontrasen ; y que habiendo pre- 
guntado á Pirela la distancia de los in- 
dios guagiros, y respondídole que estaban 
cerca, tenía dispuesto, después de tomar 
la ciudad, mandar por 400 indios para que 
les ayudasen á conservarla, todo lo cual 
se haría de acuerdo con el capitán Agus- 
tín que era el que daba las órdenes, y el 
día 19 por la mañana hizo alistar la Pre- 
sa ó sea la goleta « Arlequín », limpiar 
los fusiles, poner las piedras, y por la 
noche descubrió el levantamiento á las tri- 



pulaciones ; y aunque muchos se resis" 
tían, á fuerza de ofrecimientos se reduje- 
ron todos, excepto Juan Sansculot que se 
negó enteramente ; mandó cargar los ca- 
ñones y fusiles, encender las mechas y 
que no dejasen atracar canoa ni lancha 
alguna, todo lo cual se ejecutó animándo- 
les el Romano con decirles que el botín 
era suyo y al otro día serían ricos, en cu- 
yo acto los sorprendieron las lanchas con 
tropa de tierra. 

Desde el principio del proceso, por las 
declaraciones de don Tomás Ochoa y el 
reo Pirela, quedó bien aclarada la conspi- 
ración, el modo con que se había de dar 
principio á ella, pegando fuego á una ca- 
sa de cualquiera de los barrios para lla- 
mar la atención de los Jefes y del vecin- 
dario, asesinar á aquéllos en la confusión 
y apoderarse de los demás por medio del 
terror, como lo tenía combinado y trata- 
do Pirela, con uno de los franceses que se 
titulaba capitán, según va dicho arriba. 

Substanciado el proceso por los trámi- 
tes sin necesidad de apremios ni tortura, 
y con vista de las confesiones de muchos 
de los reos, y de los convencimientos ro- 
bustos que había contra los que se man- 
tenían negativos, pareció al Gobernador 
abstenerse de pronunciar su sentencia 
por las circunstancias de la provincia, no 
sólo respecto á los indios goagiros que 
la amenazaban, sino también de los de- 
más, dándole bastante recelo varios bu- 
ques ingleses bien tripulados que había á 
la boca del Golfo, algunos movimientos 
de otros protectores de los reos que po- 
dían emprender su libertad si llegasen á 
saber la sentencia que no se podía ejecu- 
tar sin la aprobación de la Audiencia, y 
esto daba tiempo para maquinar los me- 
dios de interrumpirla. 

Remitidos los autos á la Audiencia de 
Caracas, nombró abogados defensores de 
los reos, les oyó y al Fiscal, remitidos en 
discordia al Auditor de guerra, recayó 



MAR 



(87) 



MAR 



sentencia en 30 de Julio de 1S00, decla- 
rando reo principal de la conspiración 
intentada á Francisco Javier Pirela que 
debía sufrir el último suplicio por este 
horroroso delito, sino lo hubiera delatado 
tres horas antes de la señalada para la 
ejecución, en cuya consideración se le 
confinaba á tina bóveda de los castillos de 
la Habana por diez años, cumplidos los 
cuales no podía salir ni volver á las pro- 
vincias de este Distrito, pena la vida, sin 
especial licencia de S. M. y que fuese con- 
ducido al castillo de Puerto Cabello, don- 
de empezaría la condena. 

Agustín Gaspar Bocé, capitán de la 
goleta « Patrulla », se sentenció que fuese 
depositado en una de las bóvedas de los 
castillos de Panamá. 

Josef Romano en otra en San Juan de 
Ulloa. 

Francisco Miquiet en otra de Carta- 
gena. 

Antonio Duplesis, Jacob Gómez, Mi- 
guel Labat, Juan Aimit y Juan Gantier, 
sirvan con grillete en las obras de Puerto 
Rico. 

El negro Suárez, con cadena y grille- 
te al pié, ocho años en el presidio de 
Puerto Rico, y cumplidos queda á dispo- 
sición de su amo, con prohibición de vol- 
ver jamás á estas provincias, pena de ser 
castigado con mayor severidad, y lo mis- 
mo Juan Chaulpa. 

Juan Gaspar Bocé, capitán de la gole- 
ta « El Bruto», pierda lo que le pertene- 
cía en la nombrada « Patrulla » y en la 
presa inglesa, en pena de la complicación 
- aunque no de grande consideración - 
que tuvo con su hermano Agustín ; en- 
tendiéndose confiscados todos los tres bu- 
ques y cuanto contenían, 3' pagadas las 
costas de lo que valieren en venta, se 
pondrá el resto en las Cajas Reales á dis- 
posición del Tribunal. 

Oue se estimaba compurgada con la 



prisión cualquiera convinencia de los de- 
más de la tripulación de ambas goletas, 
los cuales serán trasportados á la isla de 
Curazao y entregados al Cónsul ó vice- 
cónsul de la República francesa, para 
que los haga pasar donde les convenga 
fuera de los dominios de S. M., avisándo- 
se esto al comandante de la fragata fran- 
cesa « La Venganza » que se hallaba de 
carena en aquel puerto. 

Que los ingleses apresados en la go- 
leta « Arlequín » fuesen puestos á las ór- 
denes del Capitán General de Caracas, 
para que dispusiera su entrega donde y 
como más conviniese al servicio del Rey; 
y el Gobernador de Maracaibo diera á sus 
vecinos á nombre de S. M. las gracias por 
su fidelidad y amor que han manifestado 
siempre y señaladamente en la expresada 
noche en que al primer aviso del riesgo 
que corrió la seguridad pública, se pre- 
sentaron todos á competencia para defen- 
derla de cualquier insulto, quedando al 
presente arbitrio del Gobernador, la reco- 
mendación de aquellas personas que se 
hnbiesen distinguido más como el doctor 
don Antonio Romana, Fiscal de Real Ha- 
cienda que aconsejó á Pirela lo denun- 
ciase al Gobernador, el oficial Real Bu- 
janda y el cabo Ochoa, publicándose por 
bando y dándose cuenta á S. M. con tes- 
timonio de lo actuado. 

Por Real Cédula de 17 de Febrero de 
17S3 y 12 de Marzo de 1790 fué erigido 
el Obispado de Mérida de Maracaibo, y 
fué electo para desempeñarlo Fray Juan 
Ramos de Eora. Se le dio la denomina- 
ción de Mérida de Maracaibo, en primer 
lugar para diferenciarlo del de Mérida en 
España y en segundo, porque Mérida, 
para entonces, era dependencia de Mara- 
caibo. 

Proclamada la Independencia en Mé- 
rida, dándose un nuevo gobierno su par- 
tido federal para establecer una provincia 
separada de su capital Maracaibo : por 



MAR 



(88) 



MAR 



este acontecimiento el Capitán General 
don Fernando Miyares, desde el 9 de Oc- 
tubre de 1810 dijo : « Que habiendo cesa- 
do el motivo de centro que había desapa- 
recido por todos los hechos notorios, y 
por lo que había informado al Capitán 
General de Venezuela con el dato de la 
experiencia en los años de 1780 á 1782, 
se había visto que ni el Báculo ni la Mi- 
tra eran los que contenían á los rebeldes, 
ellos saben oprimirla, y tal hicieron los 
de Mérida. 

Vistas estas razones el Capitán Gene- 
ral pidió y dijo á S. A. : 

« Declarar que en la ciudad de Mara- 
caibo debía recidir el Obispado, Catedral 
y Colegio Seminario que estaban en Mé- 
rida, trasladándose con todos los derechos, 
y con la única diferencia de que el último 
debía llamarse de San Fernando, bajo el 
traje y aplicaciones, librando en conse- 
cuencia las correspondientes órdenes, pa- 
ra la ejecución de todo, respecto á que, 
divididos los tres Poderes por la Consti- 
tución de la Monarquía Española, corres- 
ponde en toda su plenitud al de V. A. 
esta declaración y operación en todas sus 
partes sin disputa, y conforme á las dis- 
posiciones delicadas que obran en la ma- 
teria. » 



ERECCIÓN DE LAS PARROQUIAS DE LA 
CIUDAD DE MARACAIBO. 

En la ciudad de Maracaibo á siete de 
Junio de mil ochocientos seis, Su Señoría 
Ilustrísirna el señor doctor don Santiago 
Hernández Milanés, dignísimo Obispo de 
esta Diócesis, del Consejo de Su Mages- 
tad, dijo : « Que habiendo visto los autos 
promovidos por los dos actuales Curas 
Rectores de esta Iglesia parroquial - la 
Matriz de esta misma ciudad, - don Juan 
Antonio Troconis y doctor don José Hi- 
pólito Monsant, sobre que verificádose la 
vacante de uno de los Curas que tienen 



propiedad, se suprima y divida toda la 
feligresía de esta ciudad y su jurisdicción, 
formándose tres que son las que se juz- 
gan precisas por ahora, para la más có- 
moda administración y provecho espiri- 
tual de los fieles, y después de tomadas 
todas las noticias necesarias para el efec- 
to, y obtenido el consentimiento y anuen- 
cia del señor Gobernador, vice-Patrono 
Real de esta Provincia : usando de las 
facultades que por derecho le correspon- 
den, Su Señoría Ilustrísirna determinó 
suprimir, como suprime perpetuamente 
para cuando vaque, uno de los curatos, y 
erigir como por este presente auto erige 
los curatos, con arreglo al plan propuesto 
por dichos Curas actuales, que debe ser 
la Matriz, todo lo que actualmente admi- 
nistran de esta iglesia los propios Curas, 
á excepción de la cuadra antes de llegar 
á la iglesia de Santa Bárbara, caminando 
calle derecha de la plaza principal á ella» 
ó sea hasta llegar á la actual calle Var- 
gas y su campo correspondiente. A la 
iglesia ó parroquial de Santa Bárbara, 
dentro de la ciudad se le asigna por feli- 
gresía lo comprendido en tres cuadras de 
Oriente á Poniente, que se comenzarán á 
contar en la calle de la Cañada, hoy de 
Vargas, que la debe dividir de la Matriz 
- las tres cuadras hacia el Poniente ter- 
minaban en la actual calle del Milagro - 
y de Sud á Norte, desde la Laguna, por 
las mismas calles líqea recta. A la igle- 
sia de San Juan de Dios se le asigna por 
feligresía todo lo que actualmente admi- 
nistran los Tenientes Curas que allí exis- 
ten, esto es, desde el fin de la de Santa 
Bárbara de Oriente á Poniente, hasta el 
fin de la feligresía, y de Sud á Norte, 
desde las aguas de la Laguna hasta el fin 
antiguo de todo el Curato. Y declaraba, 
y declaró, para el tiempo de la vacante de 
uuo de los presentes Curatos, dichas tres 
iglesias por verdaderas parroquias, y co- 
mo tales, puedan tener y tengan Pilas 



« 



MAR 



(89) 



MAR 



Bautismales, Libros Parroquiales y todo 
lo demás concerniente al Ministerio y que 
usen las iglesias parroquiales por dere- 
cho, uso y costumbres, y sus Párrocos 
propietarios é interinos puedan ejercer y 
ejerzan, como propios, todas las funcio- 
nes de su Ministerio, diciendo Misa en los 
días festivos, aun de un precepto, aplicán- 
dola pro Pópulo, expliquen la divina pa- 
labra y administren todos los Sacramen- 
tos en su jurisdicción hasta el de matri- 
monio inclusive, y hagan todo lo que han 
hecho, podido y debido hacer por derecho, 
uso y costumbres los demás Curas Rec- 
tores, y puedan llevar y lleven todas las 
rentas, derechos y emolumentos que les 
corresponden, arreglándose á las Consti- 
tuciones, Sinodales de Caracas, uso y 
costumbres de este Obispado. Y para la 
Congrua Sustentación de cada Párroco en 
el mismo caso de vacante, cuando se pon- 
ga en práctica esta creación, señalaba las 
observaciones de sus respectivos feligre- 
ses, las primicias de todo el territorio que 
está hoy sujeto á la Matriz, que se rema- 
tarán ó arrendarán dividiendo su impor- 
te por partes iguales, entre los Cui'as, y 
los diezmos de toda la jurisdicción délos 
que sin tocar en la cuarta del Sacristán 
mayor que se le conservará íntegra en es- 
te ramo, se harán tres partes iguales, de 
las que se darán dos al Cura de la Matriz 
y la otra se dividirá entre los de Santa 
Bárbara y San Juan de Dios, se ponga 
ahora en aquella Pila Bautismal, y se 
administren por aquellos Tenientes Cu- 
ras todos los Sacramentos, debiendo lino 
de los Curas Rectores asistir á predicar 
y explicar la doctrina por lo menos cada 
quince días, y se formarán Libros parro- 
quiales titulados De la vice-Parroquia de 
San Juan de Dios, en que los Tenientes 
Curas apunten todas las partidas con la 
debida separación y claridad, siendo de 
cargo de los Curas Rectores revisar á me- 
nudo dichos Libros, enmendar ó corregir 



lo que no fuese con la debida puntuali- 
dad, como que son los responsables de 
todo hasta la vacante. Que verificada és- 
ta el Cura qite quedare deba cuidar de 
que se administren bien los dos nuevos 
Curas de Santa Bárbara y San Juan de 
Dios, hasta que se verifique su provisión 
ó se determine otra cosa por quien corres- 
ponda. Que desde ahora y para cuando 
tenga efecto lo dispuesto en este auto, Su 
Señoría Ilustrísima declara las dichas 
tres Parroquias absoluta y totalmente 
independientes entre sí, agregando á ca- 
da una de ellas los territorios respectivos, 
según queda delineado, y señaló por feli- 
greses á todos los fieles, habitantes y mo- 
radores, y mandó que todos y cada uno 
de ellos reconozcan y respeten á su res- 
pectivo Párroco por su verdadero y pro- 
pio Pastor, y como tal reciban de él los 
Santos Sacramentos, y asistiendo como 
es debido á su propia Parroquia, oyendo 
Misa y la divina palabra, y cumpliendo 
con las demás obligaciones de tales feli- 
greses, y le contribuyan y le asistan con 
todos los derechos parroquiales, rentas y 
emolumentos que por su oficio le tocan. 
Que esta creación se publique en uno de 
los tres primeros días festivos siguientes, 
y que á su tiempo se copie en los Libros 
Parroquiales de cada iglesia. Y por éste 
que Su Señoría Ilustrísima por ante mí 
el presente Secretario de Cámara y Visi- 
ta de que certifico. — Santiago, Obispo de 
Mérida de Maracaibo. — Ante mí : doctor 
Mariano de Talabcra, Secretario de Cá- 
mara y Visita. — Concuerda con el auto 
original de su asunto, á el que me remi- 
to.— Maracaibo : Julio diez y seis de mil 
ochocientos seis años : José de la Merced 
Urdane/a, Notario Público. — Es copia de 
su original á que me remito, y en cumpli- 
miento de lo mandado por su Señoría Ilus- 
trísima he copiado el presente en Maracai- 
bo á cinco de Febrero de mil ochocientos y 
ocho años, — Firmado : Juan Ant°- Daría. 



MAR 



(90) 



MAR 



La parroquia eclesiástica de Santa Lu- 
cía fué erigida el año 1877, quitándole 
este territorio y feligreses á la parroquia 
Matriz. 

1812.-P01- Real Cédula de 18 de Abril 
de 1812, se concedió la gracia y Real li- 
cencia correspondiente, para que las tro- 
pas de la ciudad de Maracaibo puedan 
celebrar con salvas de fuegos, según or- 
denanza, las festividades de San Sebastián 
y Santa Reliquia de Maracaibo ; el pri- 
mero patrono de la ciudad y el segundo 
del Ayuntamiento, y las de María San- 
tísima bajo los títulos de su Inmaculada 
Concepción y del Rosario de Chiquinqui- 
rá, que tan cordial devoción han profesa- 
do siempre sus naturales en los días 20 
de Enero, 5 de Marzo, iS de Noviembre 
y 8 de Diciembre de cada año, extendién- 
dose además las referidas gracias al día 
19 de Marzo, en que podrá hacerse la 
misma demostración y recuerdo del triun- 
fo que la felicidad de la mencionada capi- 
tal de Maracaibo consiguió dicho día del 
año 1799 contra las asechanzas é instiga- 
ciones de los facciosos del puerto republi- 
cano de la parte francesa de la isla de 
Santo Domingo. 

i8i2.-La primera Junta que trató de 
la independencia del poder español, tuvo 
lugar en el año 181 2 ; cuya Junta se reu- 
nía en el templo de Santa Ana. 

En el primer tercio del mes de Marzo, 
tomadas todas las disposiciones para ha- 
cer la proclamación de la Independencia, se 
aplazóla ejecución para las primeras ho- 
ras de la noche del Jueves Santo, 26 de 
Marzo, pues que en efecto la concurren- 
cia, rumores y curso de las estaciones fa- 
vorecían en todos sentidos la ejecución. 
Por si acaso ocurriera alguna variación ó 
rectificación, se verificaría una reunión 
general el Miércoles Santo en la Escuela 
de Cristo, concurriendo á ella en traje de 
camino, puesto que de allí debían partir 
á Monteclaro, divididos en pequeños gru- 



pos, con el objeto de armarse y municio- 
narse como fuera posible, y regresar an- 
tes de amanecer, quedando listos y preve- 
nidos para la próxima noche: tan avan- 
zados así estaban los plausibles designios 
de los patriotas maracaiberos. 

Pero ocurrió que un tal Servando, de 
los últimos oficiales, escogido parahacer 
parte de la escolta destinada al arresto 
del Gobernador, por su vigorosa muscu- 
latura, sea por calculada traición, ó lo qite 
es más probable, por temor y cobardía pa- 
ra el trance, denunció en privado al Go- 
bernador, que lo era el teniente coronel 
don Pedro Porras, el cual- incrédulo por 
demás con tantos desacreditados denun- 
cios, cometió á su Auditor de guerra doc- 
tor don Manuel Cañas inquirir la verdad. 
De perverso corazón el abogado, y enemi- 
go encarnizado de los insurgentes, acogió 
la información con anhelo, encomendan- 
do al denunciante provocase en su casa 
una conferencia con los caudillos del mo" 
vimiento, y le participase con antelación 
el día y hora, para ocultar testigos de lo 
ocurrido que depusiesen jurídicamente. 
Servando sólo consiguió la asistencia de 
don Juan Villasmil, acompañado de los 
hermanos Borreros, y eso con el pretesto 
de consultarle qué debía hacer él preci- 
samente en el acto ele prender al Gober- 
nador. 

El traidor cumplió la consigna del 
pérfido Auditor : los testigos fueron apos- 
tados, según las instrucciones recibidas, 
atrajo la concurrencia á relaciones que 
ponían de manifiesto la trama, el día, la 
hora, los caudillos del movimiento y los 
ejecutores. Con el candor de un niño 
fueron víctimas Villasmil y sus compa- 
ñeros de la negra incidía. Tan luego, 
como se retiró la confiada y comunicativa 
visita, denunciante y declarantes se apre- 
suraron á instruir al doctor Cañas, que 
los esperaba ; y dirigidos por éste se tras- 
ladaron cerca del Gobernador, cuyo enojo 



MAR 



(91) 



MAR 



al saber lo que pasaba balanceaba con su 
sorpresa. No aguardó que el proceso se 
instruyera ; requirió á los catalanes que 
se armasen, y poniéndolos á la cabeza de 
pelotones de soldados, los mandó llevar á 
la cárcel, vivos ó muertos, á cuantos re- 
sultaban comprometidos según lo que le 
informaban, y á los demás que Servando 
les indicara. 

Los procesados, sentenciados á bóve- 
das y presidios, sin término definitivo, 
basta que el Gobierno de la península 
resolviera sobre su suerte ; fueron condu- 
cidos á las masmorras y trabajos forza- 
dos de Puerto Cabello. 

Don Juan Crisóstomo Villasmil, el 
doctor León Campos, don Joaquín Vale 
y su gallardo bijo Marcelino, junto con 
otros patriotas venezolanos, sofocados con 
humo de azufre en una masmorra del cas- 
tillo de Puerto Cabello, quedaron asfixia- 
dos : Nicolás Leiba falleció con el gri- 
llete; algunos se fugaron de las prisiones 
ó del presidio para ir á reunir su vida en 
las filas libertadoras, en holocausto á la 
patria ; pocos vieron el término de la lu- 
cha. Entre los últimos Tomás Vega, Pe- 
dro Lucas y Cenovio Urribarrí ; contem- 
plaron sin asombro el 24 de Julio de 1S23, 
teñidas con sangre de los godos las aguas 
del lago de Maracaibo. El prevenido doc- 
tor don Dionicio Torres escapó del infor- 
tunio de sus colegas, pero para purgar 
más tarde sus opiniones en los fusila- 
mientos de patriotas en Santa Fe de Bo- 
gotá el año 1816. Meudieta fué echado 
en un pontón establecido en las aguas de 
Puerto Cabello, y del pontón embarcado 
en una goleta de guerra, con destino al 
presidio de Cuba. 

182 1. -Puestos de acuerdo el Goberna- 
dor de Maracaibo don Francisco Delgado 
y el general Rafael Urdaneta, que estaba 
en Trujillo, y á fin de llevar á efecto una 
revuelta popular en que la armas no tu- 
vieran parte, era preciso desembarazarse 



anticipadamente de la tropa española que 
estaba de guarnición en la ciudad. Lue- 
go con una orden fingida de La Torre, se 
consiguió que la guarnición española 
evacuase la ciudad y se pusiese en mar- 
cha para Coro, por donde, libres de temo- 
res, pudiesen obrar con libertad los con. 
jurados ; así fué que en Enero del año 
182 1, se trasportó á los puertos de Alta- 
gracia la columna española Balearse. El 
buque en donde se embarcó la fuerza, lo 
mandaba el comandante Antonio Castro ; 
y después de dejar la fuerza en los Puer- 
tos, se mantuvo de crucero desde el puer. 
to de Altagracia hasta la costa de Capitán- 
chico en observación de dicha columna, 
para evitar que se reembarcase para Ma- 
racaibo. Preparado ya todo y esperando 
de un momento á otro las tropas ofreci- 
das para dar el golpe. 

El día 26 habían tenido los conjura- 
dos su última reunión, y el Jefe don 
Francisco Delgado se manifestó dudoso 
de la proclamación por no haber llegado 
el parte deseado de las tropas ofrecidas 
por Urdaneta. No temía Delgado una 
reacción ; pero sí quería evitar desastres 
para su patria; pero los conjurados esta- 
ban resueltos á deponerlo del mando, an- 
tes de dejar de hacer el pronunciamiento 
la noche siguiente. Con esta resolución 
y convencido Delgado de ello, se dispuso 
el movimiento de la manera siguiente, pa- 
ra verificarlo en la noche del 27. Al 
ayudante de armas don José Nicolás Gue- 
rra se le encargó el cuartel de su cuerpo, 
que ya estaba de acuerdo en el plan : á 
don Juan Evanjelista Delgado, auxiliado 
con 50 patriotas conocidos, se le destinó 
á encargarse del cuartel veterano, y al 
capitán don Joaquín Villasmil se le man- 
dó ocupar el Principal y casa de Ayunta, 
miento : se preparó además y se armó la 
goleta del español Seguí, que después 
fué del gobierno con el nombre de <c La 
Independencia » á fin de que hecho el 



MAR 



(92) 



MAR 



pronunciamiento se colocase frente á Al- 
tagracia para impedir cualquier tentativa 
de los españoles. Todo se verificó con el 
mayor orden y silencio ; á las 6 de la ma- 
ñana del 28 de Enero, reunido el pueblo 
en la plaza principal y los padres de fa- 
milia, se proclamó la independencia del 
poder español en la ciudad de Maracaibo, 
dirigiendo el movimiento el Gobernador 
de la misma ciudad, teniente coronel don 
Francisco Delgado : con este acto se au- 
mentó, en dicho día, el territorio colom- 
biano en uno de los puntos más impor- 
tantes de estas provincias. 



ACTA DEL CABILDO DE MARACAIBO. 

El ciudadano Francisco Delgado, Go- 
bernador político, Intendente y Coman- 
dante Militar Provisionalmente á nombre 
del pueblo, hago saber al público el Acta 
siguiente : 

El M. I. A. de esta ciudad de Mara- 
caibo, á 28 de Enero de 1821, reunido en 
Cabildo abierto en la sala consistorial pa- 
ra tratar y resolver lo que sea más conve- 
niente á la salud pública, orden y gobier- 
no de este pueblo, después de discutir y 
conferenciar lo que cada uno de sus indi- 
viduos tuvo á bien exponer sobre el toca- 
do objeto, teniendo en consideración que 
siendo la primera más noble en su repre- 
sentación, poner y restituir al pueblo en 
el uso y goce de su libertad soberana, 
para darle el gobierno que le sea más gra- 
to y conveniente ; cuando se baila conven- 
cida esta corporación del anonadamiento 
-y degradación política en que el Gobierno 
de España mantiene á los pueblos de 
América que restan bajo sil ominiosa do- 
minación, sólo por el sistema opresivo de 
sus mandatarios, á tiempo que es ocioso 
demostrar la impotencia que ba tenido, 
tiene y tendrá siempre la España de dal- 
la felicidad á este grande y distante con- 
tinente ; acordó este M. I. A. : Que pro- 



testando como protesta ante el Ser Supre- 
mo la siuceridad y justicia de sus senti- 
mientos, debe en su consecuencia declarar 
como declara al pueblo de Maraceibo, li- 
bre é independiente del Gobierno español, 
cualquiera que sea su forma desde este 
momento en adelante ; y en virtud de su 
soberana libertad se» constituye en Repú- 
blica democrática y se une con los víncu- 
los del pacto social á todos los pueblos 
vecinos y continentales, que bajo la de- 
nominación de República de Colombia, 
defienden su libertad é independencia se- 
gún las leyes imprescriptibles de la natu- 
raleza. Publíquese el presente acuerdo 
por bando á son de caja, repique de cam- 
panas y todas las demostraciones de gozo 
y alegría que tenga á bien prevenir el 
ciudadano Francisco Delgado, á quien, 
provisionalmente, y basta que la autori- 
dad de la República organice el gobierno 
de este pueblo se le encarga á nombre de 
él, del Gobierno político, militar é inten- 
dencia, para que sostenga su libertad é 
independencia y cuide de su seguridad y 
tranquilidad. Así lo proclama este pue- 
blo reunido eu la plaza pública, y los pa- 
dres de familia y demás personas que qui- 
sieron entrar en la sala del Cabildo. — 
( Firmado ) : Presidente, Bernardo de 
Echeverría. — Regidores: Manuel Seni- 
les, Bruno Ortega, José Ignacio González 
Acuña, José María Luzardo, Ignacio Pa- 
lenzuela, Miguel Vera, Manuel Ramírez. 
— Síndico primero, Juan Ignacio Suárez. 
— Procurador,' Mariano Troconis, Secre- 
tario. 



Oficio del Gobernador militar de Maracaibo al Ge- 
neral Jefe de la guardia del Libertador, partici- 
pándole la insurrección de Maracaibo. 

Maracaibo : Enero 29 de 1821. — 119 
Señor General : 

Con la mayor satisfacción tengo el ho- 
nor de anunciar á V. S. la regeneración 
de nuestro estado político, componiendo 



MAR 



(93) 



MAR 



ya un solo pueblo y defendiendo una mis- 
ma causa con la República de Colombia, 
á que de nuestra espontánea voluntad nos 
hemos sometido, convencidos de nuestros 
derechos tanto tiempo sufocados por la 
tiranía de un Gobierno despótico. Las 
delicadas atenciones de V. S. exijíau de 
justicia me contentase con esta sola ex- 
posición ; pero las particulares circuns- 
tancias de nuestra reforma me imponen 
el deber de participarle en satisfacción y 
honor de este pueblo, haber sido procla- 
mador de la más solemne independencia, 
al amanecer el día 28 con el mejor éxito 
y sin presentarse el más pequeño obstá- 
culo en su establecimiento. Dispuesto 
este vecindario á sacrificar sus vidas para 
conseguir ponerse en el goce de los dere- 
chos de hombres, no ha omitido pruebas, 
con su valor, intrepidez y entusiasmo, 
para acreditar su adhesión al nuevo sis- 
tema de gobierno, manifestando en sus 
semblantes y aclamaciones el más heroico 
patriotismo. No omito indicar á V. S. 
lo interesante que se hace la presencia de 
su persona en este pueblo que tiene la 
gloria de conseguir su libertad bajo la 
inmediata protección de un benemérito 
hijo, cuyas particulares circunstancias, 
prescindiendo de las virtudes que ador- 
nan á V. S., serían suficientes para entu- 
siasmar aun á los más deslumhrados. 
Luego que se restablezca el nuevo orden 
de cosas porque trabajo incesantemente, 
daré á V. S. informe de los beneméritos 
paisanos que se han distinguido en tan 
gloriosa empresa. 

Dios guarde á V. S. muchos años, se- 
ñor general. 

Francisco Delgado. 

Al señor general de la Guardia del Presidente Liberdor, 

Es copia. — Trujillo : Febrero 3 de 
182 1. — Urdaneta. 

1822-Morales después de la acción de 
Salina-rica (véase esta palabra) , que tuvo 



lugar el día 6 de Setiembre de 1S22, ocu- 
pó la ciudad de Maracaibo, y en el 19 se 
entregaron por capitulación las baterías 
de la Barra y castillo de San Carlos, sien- 
do Gobernador el señor coronel Nativi. 
dad Villasmil. 

1823. -Habiendo sabido el general Man- 
rique, en Junio de 1S23, <l ne las fuerzas 
de Morales estaban situadas sobre los 
puntos de Sinamaica y Perijá, para impe- 
dir el paso á las divisiones de los inde- 
pendientes que marchaban por ambos 
flancos, y que en la plaza sólo habían que- 
dado de guarnición como 500 hombres, 
paisanaje é indios guagiros, resolvió Man- 
rique dar un golpe á la plaza para ocu- 
parla y protejer los movimientos del ejér- 
cito, y con suceso principió la escuadra 
á batir las fortalezas de tierra, y después 
de dos horas de combate en que los bu- 
ques se metieron bajo las baterías á tiro de 
metralla disparándole más de 500, cuando 
se reunieron los demás buques en que 
conducía parte de la división de Manri- 
que, principió á desembarcar en los Ha- 
ticos, como á una legua distante de la 
plaza. Era horroroso el fuego que se les 
hacía de tierra para impedirlo ; y consi- 
guiéndolo con suceso con sólo 200 hom- 
bres de Orinoco y un piquete de 30 drago- 
nes á pié, para quienes sólo hubo lugar 
en los buques y flecheras, se dirigieron 
sobre el enemigo porque ya era tarde y no 
podían esperar los demás cuerpos, siendo 
su objeto concluir la operación antes de 
la noche ; pero una legua á marcha for- 
zada, desalojarlos del puente y manglar 
que ocupaban, y tener que tomar calle 
por calle, no permitieron hacerlo en me- 
nos tiempo ; como á las cinco de la tarde 
comenzaron á batirlos, hallando una re- 
sistencia formidable : fueron arrollados 
hasta la plaza con sólo esta fuerza, y se 
hicieron firmes en ella ; siendo al pronto 
reforzados por cuatro compañías de Caza- 
dores del General de Bariuas. Manrique 



MAR 



(94) 



MAR 



resolvió hacer la guerra en partidas de 
guerrillas, mientras se reunía el resto de 
los cuerpos, y cuando hubieron llegado, 
se cargó con arrojo contra otro cuerpo, 
ocupando el enemigo posiciones ventajo- 
sas. El combate duró hasta más de las 
nueve de la noche, y los enemigos fueron 
arrollados por segunda vez, quedando en 
poder de los independientes toda la capi- 
tal y aquéllos dispersos por los montes, 
no siendo posible perseguirlos en aquella 
hora porque la noche estaba tenebrosa en 
medio de una lluvia. El fruto de esta 
jornada gloriosa para las armas de Co- 
lombia, fué vencer al enemigo con fuerzas 
inferiores y ocupar una plaza que se creía 
inexpugnable. Quedaron en poder de los 
colombianos todas las embarcaciones me- 
nores que había en el puerto, la artille- 
ría y un. copioso parque de municiones) 
la bandera nacional que se hizo arriar, los 
talleres con más de 1,000 vestuarios y 
como ioo reses mayores. Prisioneros de 
guerra : el coronel don Jaime Moreno, el 
teniente coronel de artillería Pedro Gue- 
rrero, cuatro capitanes y otros subalter- 
nos, con algunos soldados : se presenta- 
ron varios individuos de tropa : se encon- 
traron muertos, el coronel Jaime Prieto 
con tres balazos, el segundo] jefe de arti- 
llería capitán Alejandro Lavarría, algu- 
nos oficiales ; como 8o muertos y más de 
200 heridos que el enemigo en su preci- 
pitada fuga dejó botados por los campos. 
La pérdida por parte de los colombianos 
consistió en 40 muertos, 130 heridos, en- 
tre ellos el capitán Braulio Guaita y te- 
niente Enrique Walto del batallón Cara- 
cas, y los subtenientes Juan Francisco 
Echeto y Pedro Carrillo, del batallón Ori- 
noco, el primero gravemente : contusos 
el capitán Aniceto Canales del primero, 
y el capitán Alejandro Blanco del segun- 
do. El enemigo se situó distante de la 
plaza dos jornadas en posiciones que ocu- 
paba, y Manrique proyectó que para el 



caso de venir con todas sus fuerzas á ba- 
tirlo, retirarse á los buques si veía que 
no podía tener buen suceso, y quedarse 
bloqueando el puerto, y esto sucedió ; pe- 
ro antes hizo poner á bordo el parque, ví- 
veres, imprenta y cuanto podía ser útil á 
Morales, y dispuso también que se reem- 
barcase su tropa, excepto un corto desta- 
camento con que permaneció en ella, has- 
ta que habiéndose acercado el Jefe espoñol 
en el 19, con 1800 hombres, se embarcó y 
reunió á los suyos. 

1823-En 3 de Agosto, á consecuencia 
de la impotencia á que había quedado re- 
ducido Morales después de la acción na- 
val del 24 de Julio, celebró un Tratado 
por el cual se rindió con sus tropas. 



Tratado de capitulación bajo el cual se ha rendido 
el ejército español de Maracaibo. 

Don José Ignacio de Casas, caballero 
de la orden nacional de Santiago, coronel 
de los ejércitos españoles, y don Lino 
Quintana, teniente coronel de los mis- 
mos, como comisionados con plenos pode- 
res por el señor General en Jefe del ej ér- 
cito de Costa firme, y los señores José 
María Delgado, teniente coronel coman- 
dante del batallón Zulia, y José María 
Urdaneta, capitán secretario de la Coman- 
dancia general é intendencia del Depar- 
tamento del Zulia, con iguales poderes 
del señor General comandante general é 
intendente del mismo y con el allanamien- 
to del señor General del tercer Departa- 
mento de marina de la República de Co- 
lombia, comisionados de ' su parte para 
transigir de un modo honroso y debido á 
la humanidad y al decoro de ambos ej ér- 
citos ; penetrados unos y otros del mise- 
rable estado en que se halla el pueblo 
de Maracaibo, asediado hace tres meses 
por la escuadra de Colombia en su laguna, 
sus vecinos aflijidos y consternados por 
el hambre, el cañoneo sufrido en sus ca- 



MAR 



(95) 



MAR 



sas y edificios, y por resultados el san- 
griento combate naval del 24 de Julio 
último : animados los expresados comisio- 
nados de sentimientos los más genero- 
sos y justos en favor de tan desgracia- 
da ciudad, y de cuantos han servido en 
auxilio de los dos partidos beligerantes, 
lian acordado y convenido en obsequio de 
todos, lo siguiente : 

Art. lo La plaza de Maracaibo, la 
fortaleza de San Carlos, de la Barra y te- 
rritorio ocupado por las tropas dependien- 
tes del ejército español, serán entregados 
al Jefe sitiador de Colombia en el estado 
en que se encuentren. 

Art. 29 Lo serán del mismo modo al 
señor Comandante general de la escuadra 
de Colombia, los buques armados surtos 
en esta bahía. 

Art. 39 Los sargentos, cabos y solda- 
dos, naturales de las Américas que sirven 
en el ejército español y quieran volunta- 
riamente seguir las banderas colombianas, 
lo podrán hacer libremente ; los que pre- 
fieran ser licenciados é irse á sus casas 
bajo la garantía que este tratado les ase- 
gura, lo podrán hacer también ; pero los 
que quieran permanecer fieles al gobierno 
español se tratarán y reputarán como pri- 
sioneros de guerra sin ser molestados, 
bajo la especial vigilancia de los garantes 
de que se hablará, hasta que los caugée 
dicho gobierno ó sus funcionarios, com- 
prendiendo en este artículo á los marinos. 

Art. 49 Los jefes y oficiales, de cual- 
quiera graduación y naturaleza que sean, 
y sus asistentes, que serán elegidos de 
los prisioneros en caso de no seguir vo- 
luntarios los que actualmente tengan ; 
los sargentos, cabos y demás individuos 
de tropa europeos, podrán salir juramen- 
tados fuera del territorio de Colombia, 
para 110 volver á tomar las armas contra 
ella mientras no sean canjeados y en és- 
tos entrarán los músicos europeos. 



Art. 59 El ramo político del ejército, 
por el que se entenderán físicos, capella- 
nes, armeros y asistentes, Ministerio de 
hacienda pública y militar, y los compren- 
didos en el artículo anterior, podrán sacar 
sus armas, equipajes, propiedades tras- 
portables, oficinas y familias, siendo res- 
ponsables los comandantes de buques, de 
que el arribo al puerto de Cuba á que lle- 
guen, han de entregar todo á sus dueños 
religiosamente. 

Art. 60 El comandante de la columna 
del Zulia don Antonio León con sus ofi- 
ciales, el Jefe de las Cabimas Pío Morales 
con los suyos, serán comprendidos en el 
artículo 49 de este tratado. Los vecinos 
que ambos tengan reunidos armados lo 
serán también en el noveno de él. 

Art. 79 Los prisioneros jefes de la Re- 
pública de Colombia en este Departamen- 
to, facilitarán inmediatamente los buques 
necesarios para trasportar á puerto segu- 
ro déla isla de Cuba á los jefes, oficiales, 
sargentos y demás individuos de tropa 
que componen el ejército español y sus 
dependencias, siendo de cuenta de dicha 
República los gastos que se hagan para 
ello, facilitando además la misma, los ví- 
veres que necesiten, y haciendo se guarde 
en todo á los oficiales y jefes, por la gente 
de los buques, el decoro y buen trato co- 
rrespondiente á sus clases. 

Art. 89 Todos los vecinos y habitan- 
tes de Maracaibo que quieran seguir con 
sus familias y propiedades trasportables, 
á la isla de Cuba, serán libres de practi- 
carlo, siendo por cuenta de la República 
los trasportes y víveres que necesiten. 

Art. 99 Los vecinos y habitantes de 
Maracaibo y su Provincia serán tratados 
en la misma con arreglo á las leyes pro- 
tectoras de la República, sean cuales hu- 
bieren sido su conducta y opiniones du. 
rante la ocupación de este país por las 
tropas españolas del mando del señor ge. 
neral Morales, dándose todo á un olvido 



MAR 



(96) 



MAR 



absoluto y haciendo que sus personas y 
propiedades sean altamente respetadas, 
como que tendrán mi apoyo para deducir 
sus quejas justas á las autoridades cons- 
tituidas. 

Ar 10. El ejército español y demás 
empleados y vecinos particulares de que 
hablan los artículos anteriores, se embar- 
carán en este muelle en los trasportes de 
que se ha tratado y hasta una hora des- 
pués de haber dado la vela todos, no será 
ocupada la ciudad por las tropas y marina 
de Colombia. 

Art. ii. Eos heridos y enfermos es- 
pañoles existentes en esta ciudad, que se 
hallen en imposibilidad de embarcarse, 
serán conducidos y tratados á bordo con 
la humanidad y esmero posibles ; y los 
que no lo puedan verificar quedarán en 
ella y serán curados y asistidos, y respe- 
tados sus personas y equipajes, hasta que 
su estado les permita ser trasladados á 
Cuba, que lo verificarán los señores jefes 
de este departamento en los mismos tér- 
minos que se dejan prescritos para las 
tropas españolas. 

Art. 12. Todos los jefes, oficiales y 
tropa europea del ejército español, pri- 
sioneros en el combate naval del 24 del 
anterior que quieran seguir á Cuba, lo 
ejecutarán bajo los mismos pactos y cir- 
cunstancias que se dejan declarados para 
las tropas que ocupan esta ciudad. 

Art. 13. Se tomarán por una y otra 
parte dos jefes en rehenes para cumpli- 
miento de este tratado : los españoles que- 
darán en esta capital, y los de Colombia 
seguirán á Cuba con las tropas del ejér- 
cito español. Los primeros recibirán su 
haber íntegro, según sus clases, del teso- 
ro de Colombia, y los aegundos lo mismo 
del español. 

Art. 14. Se estipula pena de muer- 
te á cualquier jefe, oficial ó individuo de 
tropa española que se aprehendiese ha- 



ciendo la guerra á la República de Colom- 
bia sin estar canjeados. 

Art. 15. Mediante á que el ejército 
español no tiene víveres más que de carne 
para tres días, queda obligado el gobierno 
de Colombia contratante, á suministrar á 
aquél todo lo demás que falte, desde la 
ratificación de este pacto hasta la llegada 
á Cuba, y demás que quieran seguir de 
cuenta de la República según se ha indi- 
cado. 

Art. 16. Todas las dudas que se ocu- 
rran sobre la verdadera inteligencia de 
algunos de los artículos que preceden, se 
decidirán siempre en favor del ej ército y 
subditos españoles. 

Art. 17. L,os señores generales de am- 
bos ejércitos nombrarán por sus respec- 
tivas partes, oficiales que pasen á explorar 
la tropa americana de que se habla en el 
artículo 39 de este tratado, como también 
la de los europeos que se hallan prisione- 
ros en Colombia, y de que también trata 
el 12 del mismo. 

Art. 18. El presente tratado será rati- 
ficado y canjeado dentro de veinticuatro 
horas, y deberá empezar á cumplirse se- 
gún su literal tenor, tan luego como se 
ratifique y canj ée ; y en fe de que así lo 
convenimos y acordamos, firmamos dos de 
un tenor en la ciudad de Maracaibo á 3 
de Agosto de 1823. 

José Ignacio de Casas. — Lino López 
Quintana. — José Mai'ía Delgado. — José 
Urdaneta. 

El presente tratado queda aprobado y 
ratificado en todas sus partes, por mi par- 
te, como general en jefe del ejército espa- 
ñol de costa firme. — Cuartel general de 
Maracaibo á 3 de Agosto de' 1823. 

Francisco Tomás Morales. — José A/va- 
ro, secretario. 

Manuel Manrique, de los libertadores 
de Venezuela y Cundinamarca, condeco- 
rado con los escudos de Bocachica, etc., 



MAR 



(97) 



MAR 



etc., y José Padilla, de los libertadores de 
Venezuela, condecorado con dos escudos 
de distinción, etc., etc. — Aprobamos, san- 
cionamos y ratificamos el tratado de capi- 
tulación que antecede ; y para que conste 
y tenga el debido cumplimiento, firmamos 
en el cuartel general de Altagracia á 4 
de Agosto de 1823.— 13. 

Manuel Manrique. — José Padilla. — 
José Urdancta, secretario. 



CARTA DE PADILLA PARA SOUBLETTE. 

República de Colombia. — Comandancia ge- 
neral de la escuadra de operaciones so- 
bre el Zulia. — A bordo del bergantín de 
guerra Independiente — Al ancla en los 
puertos de Altagracia. — Agosto 15 de 
1823.-13. 

Al Exmo. señor general Carlos Soublette. 

En esta hora, que son las cinco de la 
tarde, se ha concluido el embarque del 
ejército español y han dado la vela los 
buques que lo conducen á Cuba, y siguen 
á la Barra, de doude saldrá el día de ma- 
ñana. 

La plaza está yá ocupada por nuestras 
tropas igualmente que el castillo de San 
Carlos ; é inmediatamente se mueve la 
escuadrilla de mi mando á fondearse en 
la bahía de Maracaibo. 

Los buques que conducen á la emigra- 
ción son ocho, y á más la goleta Especu- 
ladora, que por un efecto de generosidad, y 
á súplica del general Morales, convine en 
cederle con el objeto de que nunca se cre- 
yese que los colombianos desatendían los 
ruegos del vencido, sobre cuyo fundamen- 
to se procedió á formar un tratado parti- 
cular que ya he dirigido á V. E. junto 
con el general de capitulación. 

Ayer ha llegado á este puerto el Exmo- 
señor general en Jefe benemérito José 
Francisco Bermúdez, Comandante gene- 
ral del ejército del Magdalena, 



Tenga V. E. la bondad de aceptar mis 
felicitaciones por el término de la presen- 
te campaña y ventajas que han resultado 
y resultarán á la República, humillado yá 
el general Morales y, según verá V. E. 
en los adjuntos documentos, desengañado 
de tal suerte que ha manifestado que nun- 
ca más volverá á hacer la guerra en Costa 
Firme. 

Dios guarde á V. E. muchos años, 
Exmo. señor. 

El general : José Padilla. 

1830. — Gobernaba en el Zulia el Inten- 
dente general Carreño con batallones, y 
aunque la mayoría de los maracaiberos 
no estaba por la separación de Colombia, 
no era fácil : varias tentativas hizo el par- 
tido liberal, de cuyas resultas los cabeci- 
llas fueron expulsados. 

La población se dividió en dos parti- 
dos, liberales y colombianos, triunfaron 
los separatistas y se juró la Constitución 
sancionada en Valencia el 22 de Diciem- 
bre último. 

1835. — En 14 de Setiembre se dio 
en Altagracia el grito de Reforma por 
el coronel Francisco María Faría, por 
medio del Cabildo, y en la tarde del 
mismo día se reunieron también tumul- 
tuariamente en la plaza de San Juan de 
Dios de Maracaibo, y se pronunciaron en 
el mismo sentido. Otros vecinos que, re- 
celosos de lo que podía ocurrir, se habían 
juntado en la plaza mayor, sabedores de 
lo que había ocurrido y advirtiendo que 
nada se disponía para contenerlos, se lan- 
zaron sobre ellos y lograron que dejaran 
el puesto sin disputarlo. Las cosas llega. 
ron en Maracaibo al colmo de la agita- 
ción, atacando á pedradas la casa del Go- 
bernador ; y éste, que era manso y pací- 
fico aunque enérgico, comprendió á su 
manera que había llegado el momento de 
abdicar, y desengañado, se ausentó de la 
población, 

T 3 



MAR 



(93) 



MAR 



Los gobiernistas no tuvieron otro fru- 
to que el de una satisfacción de pocas 
horas, por haberse adherido á la revolu- 
ción en el 18, y antes de entrar á la ciu- 
dad, los dragones montados y una com- 
pañía de Boyacá, que regresaban de Pe- 
rijá á las órdenes de los capitanes Maria- 
no Trujillo y Joaquín Chacín; en cuya 
consecuencia tomó el motín de Faría otro 
carácter, duplicándose la inquietud de los 
vecinos de Maracaibo, pues no podían con- 
ciliar la insubordinación de aquella tropa 
con los suministros que recibían del teso- 
ro, aunque se mantenían fuera de la ciu- 
dad. 

En la noche del 23 se aumentó su 
conflicto al presenciar la escandalosa de- 
serción de la columna de Coro, y su unión 
- en compañía de varios veteranos - á 
los amotinados ; mayor fué aún y dio mo- 
tivo á un manifiesto y profundo disgusto 
entre los constitucionales, el embarco del 
general Montilla, que entregó el mando 
de las armas al comandante Enrique 
Weirs en aquellas circunstancias, sin de- 
cir si había recibido órdenes superiores 
para dirigirse á la capital : llegó la in- 
dignación á su colmo con la tumultua- 
ria reunión que se celebró en San Fran- 
cisco de orden del Gobernador, el pronun- 
ciamiento que se hizo, por los mismos 
conspiradores de Junio, y otros allegados 
á favor de la revolución de Caracas, nom- 
brando Jefe superior militar de la revolu- 
ción al precitado general Montilla, que 
se hallaba á la sazón sobre la embocadura 
del lago, y donde se le participó por me- 
dio de una comisión. Vuelta la misma 
con la respuesta de no aceptar, fue llama- 
do Faría ; y celebrada otra reunión, se le 
dio el mando que principió á ejercer el 2 
de Octubre, sin haber logi-ado que toma- 
ran parte las personas notables de la po- 
blación ni otros distinguidos militares, 
como el comandante de Boyacá Antonio 
Pulgar, que había podido salvar de la se- 



ducción, y embarcar consigo una parte de 
su tropa : el comandante de marina Feli- 
pe Baptista y los demás oficiales del mis- 
mo cuerpo, cuya primera diligencia fué 
la de sacarse algunos buques, para domi- 
nar la laguna, y el armamento que pudie- 
ron :• el comandante del castillo de San 
Carlos coronel Diego Jugo, que lo conser- 
vó, impidiendo á los alzados toda comu- 
nicación por la parte marítima ; y el jefe 
de las armas Weirs y otros que conocían 
las. posiciones y miras de los autores y de 
los cómplices en aquel trastorno. En San 
Carlos se refugiaron los elementos go- 
biernistas, y todos quedaron esperando 
los acontecimientos de la capital. 

Faría asumió el poder civil y militar 
de la provincia el 14 de Setiembre, siguió 
en el mando, pero no progresaba, pues 
continuaba aislado entre los constitucio- 
nales, que más adelante se redujeron á un 
estrecho campo por el aumento de la es- 
cuadrilla conque dominaban el lago, por 
los auxilios conque el Gobierno auxilió 
oportunamente, por el feliz retorno á sus 
banderas de varios oficiales que se pre- 
sentaron, arrepentidos de haber tomado 
parte en la Reforma ; y, en fin, por las 
derrotas de sus partidarios cu Perijá y 
otros puntos de las cercanías. 

Faría mantúvose en la ciudad espe- 
rando la solución pacífica que anhelaba ; 
pero de otro modo marcharon las cosas. 
En la fortaleza de San Carlos se habían 
acantonado las fuerzas gobiernistas, como 
ya sabemos, y éstas, por orden del go- 
bierno de la capital, ó por propia resolu- 
ción, sabiendo que Faría estaba despreve- 
nido para la guerra, aparecieron el 24 
de Octubre en la sabana de Maracaibo, 
en número suficiente para imponer y de 
buena calidad, excepción hecha de un 
cuerpo de 200 indios armados de flechas, 
total, Soo hombres. 

Indignado Faría al saber la noticia, 
olvidando que no estaba preparado, recor- 



MAR 



(99) 



MAR 



dó sus tiempos, y eu pocas horas allegan- 
do bisónos y reclutando en la ciudad vie- 
jos y muchachos, con el pequeño núcleo 
de buena gente que tenía, forma un cuer- 
po de 213 plazas, y vuela á buscar el ejér- 
cito que venía á ocupar la ciudad. Fué 
en el campo de Juana de Avila, á mía le- 
gua al Norte de la ciudad, en donde se en- 
contraron, y en donde se libró el combate. 
Faría maniobró allí con 213 reclutas como 
un gran militar : es lo cierto que obtuvo 
un triunfo espléndido, habiendo sido los 
prisioneros en número mayor que sus 
soldados. 

Maracaibo se rindió el 31 de Diciem- 
bre del mismo aflo, seis días después de 
haber vuelto á tomar el mando el general 
Montilla, quien al efecto había llegado 
poco antes con £00 hombres y los recur- 
sos necesarios. 

Faría resigna el mando de la provincia, 
en manos del general Mariano Montilla, 
á quien había comisionado el Gobierno 
para el caso, y se estatuye un convenio 
Solemne, por el cual se garantizaba á Fa- 
ría y á todos los comprometidos eu la 
Reforma, la vida y las propiedades, no 
pudiendo ser molestados ninguno de ellos: 
y tanto Faría como los demás Jefes y ofi- 
ciales tomarían - si quisieran - sus pa- 
saportes para fuera ó dentro de la Repú- 
blica, sin que esto alterase ni disminuye- 
se la facultad del Presidente de la Repú- 
blica, por lo que hacía el número 59 del 
artículo 121 de la Constitución. 

Faría pidió su pasaporte. 

1848. — En el 31 de Enero, y eran las 
12 m. cuando ancló la goleta «Paquete» 
conduciendo la aciaga noticia de que el 
Congreso había sido asesinado, y que en- 
tre los muertos figuraba uno de nuestros 
Representantes, el señor José Antonio 
Salas : en el acto se extendió esta noticia 
por toda la ciudad ; antes de una hora el 
muelle, las calles y plazas estaban inva- 



didas: «Muera y abajo el Gobierno» era 
la voz unánime. 

El señor Gobernador José Aniceto Se- 
rrano no sabía qué partido tomar, hasta 
que al fin resolvió convocar al pueblo pa- 
ra el lunes 6 de Febrero. 

En efecto, el seis se reúnen en uno de 
los salones del Colegio Nacional, todas 
las autoridades civiles, eclesiásticas y mi- 
litares, Comandante de armas señor 
coronel José Escolástico Andrade, las cor- 
poraciones y empleados y multitud de 
ciudadanos. Explicado 'por el señor Go- 
bernador el objeto de aquella asamblea, 
unánimemente todos proclamaron el des- 
conocimiento del general Monagas. 

Aprobada y publicada el acta, se de- 
claró al Gobernador, Jefe de la provincia 
cou facultades omnímodas, con una Junta. 
Aprestóse, pues, el pueblo á la guerra ; 
fórmanse cuerpos militares, ármase una 
escuadra, en fin, todo no presagiaba más 
que un terrible porvenir. 

Preciso es confesar que la opinión pú- 
blica se ostentaba en todos los maracai- 
beros, y que no había uno de ellos que 
no perteneciera al pronunciamiento en 
contra de Monagas. 

Pasemos por alto los acontecimientos 
que tuvieron fuera de la ciudad, pues en 
sus debidos lugares hemos hecho relación 
de ellos. 

El general José T. Monagas, Presiden- 
te de la República en campaña, llega á la 
ciudad de Altagracia con tropas. Tan 
luego como llegó el general Monagas y 
los que lo acompañaban, pasaron allá los 
cónsules, el venerable Vicario presbítero 
José María Ángulo y otras personas no- 
tables. Pintáronle el estado de la ciudad, 
las fuerzas, elementos etc. de ella, pero 
que creían que todo se concluiría si él 
deseaba la paz. 

El general Monagas manifestó su 
buen deseo, y que estaba dispuesto á oír 



MAR 



(100) 



MAR 



á los que desconocían su autoridad. Im- 
puesto el señor Serrano, convocó una 
Junta de las principales autoridades y 
resolvieron enviar al señor José de Jesús 
Villasinil, Secretario de Gobierno, para 
conferenciar con el general Mouagas. En 
efecto, partió Villasmil para Altagracia ; 
avistóse con Monagas, quien manifestó 
estaba dispuesto á dar un indulto general 
con excepción de diez y ocho personas. 
Villasmil, como era natural, rechazó tal 
excepción, y de consiguiente no hubo 
avenimiento. 

Rechazada, pues, la proposición, los 
beligerantes se aprestan para decidirla 
cuestión por el derramamiento de sangre 
humana. 

El general Santiago Marino llegó á 
Cojoro-en la península Guagira-con 
una expedición de 3,500 hombres y atra- 
viesa la Guagira. Sabido esto por • los re- 
volucionarios desocupan la ciudad embar- 
cándose en la escuadra con todos los ele- 
mentos de guerra, familias y multitud 
de ciudadanos. El 7 de Junio entró á la 
ciudad la descubierta de Marino y dos 
días después el resto del ejército. 

Embarcados, pues, el señor Goberna- 
dor con el tren civil, se situó en la isla de 
Lázaros - hoy de Mártires - ; el ejército 
al mando del coronel Andrade pasó á San 
Carlos. El lago fué ocupado por la escua- 
dra que sitiaba fuertemente la ciudad. 

En Julio marchó el general Monagas 
con Marino -que había pasado á Altagra- 
cia -para Caracas, dejando al general 
Carlos Luis Castelli de Jefe de la plaza de 
Maracaibo. 

En Octubre se desembarca el coronel 
Andrade en Los Aposentos con mil y 
pico de hombres, y sigue hasta Los Hati- 
cos donde estableció la línea de sitio. El 
general Castelli se fué al instante al cerro 
de Camejo, en la calle de la Marina; allí 
colocó su gente, y pasaban los días tiro- 
teándose con los de Los Haticos, hasta el 



día 24 de Diciembre en que el coronel 
Andrade, con toda su gente, desocupó el 
campamento y se hizo á la vela con direc- 
ción al río Escalante. 

1858. — A consecuencia del desconoci- 
miento del Gobierno del general José T. 
Monagas, Presidente de la República, he- 
cho en Valencia por el general Julián 
Castro el 5 de Marzo, Maracaibo secundó 
dicho desconocimiento el domingo 21 del 
propio mes, siendo Gobernador el señor 
Carlos María López, y Comandante de las 
Armas Enrique Luzón. Estos abdicaron 
y quedó el Gobierno en poder de una Jun- 
ta. Pocos días después llegó el señor 
Aniceto Serrano, el cual fué proclamado 
Gobernador de la provincia, y el general 
Antonio Pulgar, Jefe de 1q.s Armas. 

1 86 1. — En 12 de Setiembre el general 
Antonio Pulgar desconoce la autoridad 
del Gobernador Serrano, y proclama la 
Dictadura Páez. Serrano llama la ciuda- 
danía y la milicia : ambos concurren al 
instante armados, se acuartelan en la casa 
llamada «Casa Fuerte»; van á romperse 
los fuegos ; se nombran comisiones ; con- 
ferencian ; intervienen los cónsules ; Se- 
rrano renuncia y es deportado inmediata- 
mente para Curazao. Se levanta el acta 
del pronunciamiento de la Dictadura : los 
generales Pulgar, Pedro Bracho y Luis 
Celis de Jefe Superior, Gobernador y Co- 
mandante de Armas; y quedó restableci- 
do el orden. 

1863. — El 20 de Marzo uua gran parte 
de la población se reúne en el Colegio Na- 
cional, proclaman la Federación, levantan 
el acta, qué se publica solemnemente, y 
queda Jorge Sutherland de Gobernador 
civil de la provincia, y Venancio Pulgar 
general del ejército. 

El general Rafael Capó con el general 
Eduardo Pérez y otros oficiales, organiza- 
ron desde Cúcuta una expedición para 
derrocar el Gobierno de Sutherland en el 



MAR 



(101) 



MAR 



Zulia ; cuya expedición constaba de 360 
hombres, casi todos reclutados en los ríos 
Zulia y Catatumbo. Estando yá los in- 
vasores sobre las costas de las Cabanas, 
el general Eduardo Pérez, en la nocbe, se 
adelanta con sus fuerzas, desembarcó el 
25 de Diciembre en La Ranchería y atacó 
á Maracaibo, que fué defendida por unos 
150 hombres, casi todos de policía, que 
estaban en la plaza. 

Las fuerzas invasoras llegaron hasta 
la casa de Beneficencia, la cual atacaron, 
y murió el Jefe que la defendía, general 
Francisco Conde ; de allí se dirigieron al 
cuartel de artillería en el cual había pocos 
hombres al mando del general José Félix 
Fueumayor, éste los destroza, y hé aquí 
que vino la derrota. 

Avisado Sutherland - que se hallaba 
eu La Cañada pasando las pascuas, con 
su ejército y buques de guerra - inconti- 
nenti sale de dicho lugar y llega afortu- 
nadamente á Maracaibo, y consumó la de- 
rrota de Pérez y los suyos. En estos 
instantes llegaba el general Capó á Los 
Haticos, y sabedor de lo ocurrido trata de 
organizar la gente, y no pudiéudolo hacer 
se replegó á las sabanas. Perseguido por 
fuerzas de Sutherland al mando del gene- 
ral José de la Asunción Paz, encuentran á 
Capó, le ofrecen garantías y se entrega. 
Yá en poder de Paz le dieron muerte, y 
fué sepultado en el mismo lugar donde lo 
ejecutaron. 

Mariana-: sitio que se encuentra á 
media legua del término de Valderramas, 
en el río Zuüa, á continuación del sitio 
Remolino del Tabaco. Aquí está la ma- 
dre vieja del río que salía á Encontrados, 
y principia Brazo Bobo: — Este sitio está en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Mitrar "i i h " xS^Ct^-^- 

Mariana : isla que se encuentra en 
el río Zulia, en el trayecto que media en- 
tre el sitio Mariana y Sal de Reyes. 



Mariana : ciénega que queda al Nor- 
te de la de Motilones á cuatro leguas de 
ella. — Se encuentra situada entre 8°42' á 
i°54' latitud Norte, y 4°3o' á 4°43' longi- 
tud oriental del meridiano de Caracas. 
Tiene de largo 2j¿ leguas y 2 de ancho, 
que son 5 leguas cuadradas de superficie. 
Temperatura inedia del centígrado de 25 o 
á 26 o ; profundidad, 3 pies. — Se encuentra 
en territorio del Distrito Colón. 

Maroma y El Hueso : vecindario de 
157 v. y 141 h. ; total, 29S vecinos: casas, 
46.— Se encuentra situado eu territorio 
de la parroquia San Carlos de Zulia, Dis- 
trito Colón. 

Martín Alonso : sitio y playa que 
se encuentran en la ribera del río Zulia, 
en seguida del sitio Portuguesa : está en 
territorio de la parroquia Encuntrados, 
Distrito Maxabsibo. CtfCtft-?^ 

Mártires : isla que queda al Este de 
la ciudad de Maracaibo y al Oeste de la 
costa del Distrito Miranda. Habitan es- 
ta isla 65 v. y 43 h. ; en ella se ha esta- 
blecido el Hospital de Lazarinos ; hay un 
edificio cubierto de tejas y 34 casas cu- 
biertas de enea ; una casa para las Her- 
manas de la Caridad, quienes están hecho 
cargo del establecimiento. Todas las ca- 
sas son de bahareque. — Esta isla pertene- 
ce al Distrito Maracaibo. j$tg¿¿bc' ¿ZJÍ 

Historia : — El Hospital de Lazarinos 
fué establecido el año 183 1. 

En 27 de Enero del año de 1884, que- 
dó concluida completamente la fábrica del 
nuevo Hospital de Lazarinos en la isla 
de Mártires, y en este día se inauguraron 
las últimas piezas, entre las cuales se en- 
cuentra un gabinete de lectura, en donde 
los pobres recluidos tengan inocentes mo- 
mentos de distracción. Fueron también 
estrenadas el día anterior las nuevas cam- 
panas del Oratorio, ya perfectamente de- 
corado y paramentado. 

En el año de 1S48, después de haber 



¿ntp 



^ 






MEN 



(102) 



MIL 



abandonado la ciudad de Maracaibo, el 
Gobernador, el tren civil y muchas fami- 
lias, se situaron en la isla de Mártires - 
entonces era conocida con el nombre "De 
Providencia" - donde permanecieron has- 
el mes de Diciembre del mismo año en 
que el ejército desocupó Los Haticos y se 
dirigieron á San Carlos de Zulia. 

Masoa: grupo de 24 v. y 15 li. ; to- 
tal : 39 vecinos. — Pertenece á la Parro- 
quia Libertad, Distrito Perijá. 

Matají : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Zulia, después 
del sitio Gallinero. — Están situados en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito MjH^ggibfr-/ gyg^ u 

Matají : isla que se encuentra en el 
río Zulia, frente al sitio y playa de su 
mismo nombre. 

Matapalo : hato que se encuentra á 
seis leguas y al Este de los ranchos de 
Iragorri, cerca del camino que conduce 
á la ciudad de Maracaibo. — En este sitio 
se encuentra un gran depósito de asfalto 
y lo llaman « Potrero del Mene." Ocupa 
este depósito como 8,000 varas cuadradas, 
y en dirección al Este se encuentra tam- 
bién el depósito carbonífero que viene de 
la isla de Toas. 

MATUSALÉN : sitio que se encuentra 
al pié de la sierra de Tule. — En este lugar 
hay carbón de piedra. 

^■*_ Mayos, Los: pequeña ciénega que 
■'<*. ¿ ¿e^/t^cii/-^ encuentra en la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaueta. 

Médanos : punta que se encuentra 

*» en la costa de la Guagira, distante veinte 

y una millas de la punta Teta. — Estas 

dos puntas forman la ensenada de Cojoro. 

MENDIGO, El : pequeña ciénega que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

MENE : río que nace en la sierra de 
Cirunia ; este río al acercarse á la ciéne- 



5^- ^S" 



'J&?^¿i 




<jtfC£-¿¿¿t<'W 




ga de su nombre, se divide en tres brazos, 
de los cuales uno va á la ensenada del 
Mene y los otros á la ciénega : corre por 
territorio de la parroquia Cabimas, Distri- 
to Bolívar. 

En el territorio que media entre el río 
Mene y los llanos del Cenizo, se encuen- 
tran muchos depósitos de asfalto ó mene. 
El último, y el más considerable de ellos 
es el de la ciénega del Mene, entre la Rita 
y Cabimas. 

Mene : ciénega que es alimentada por 
dos brazos del río de su' mismo nombre. 
Esta ciénega está situada entre 11°, 2' á 
11° 6' latitud Norte, y 3 , 50' á 4 , 11' lon- 
gitud oriental del meridiano de Caracas. 
Tiene de largo 2 leguas y 1 de ancho, ó 
sean dos leguas cuadradas de superficie. 
Temperatura media del centígrado de 27° 
á 2S . Profundidad de 3 á 4 pies. Se 
encuentra en la línea divisoria de las pa- 
rroquias Santa Rita y Cabimas, en el 
Distrito Bolívar. 

Esta ciénega - como se ha visto - es de 
escaso fondo y en él se encuentra un lecho 
compacto de asfalto ó mene, que suelen 
explotar los vecinos, para aplicarlo al cas- 
co de las embarcaciones, con el objeto de 
impedir la broma. 

MENE : ensenada que está entre la 
punta de su nombre y la de Cabimas ; 
queda en la orilla oriental del lago, en la 
parroquia Cabimas, Distrito Bolívar. 

Mene : punta que se encuentra en la 
orilla oriental del lago, entre punta de 
Hicotea y la boca del río de su nombre : 
está en territorio de la parroquia Cabimas, 
Distrito Bolívar. 

MENE : grupo de 7 v. y 3 h. ; total, 10 
vecinos : casas, 4. — Se encuentra situado 
en territorio de la parroquia Santa Rita, 
Distrito Bolívar, ¿.^ásii^,^ ^¿Z^az S¿*Áe%£- 

MlLAGRO : vecindario de 260 v. y 274 
h. ; total 534 vecinos : casas, 98 ; entre 
éstas hay 48 de tejas y 46 de enea ; una 



y¿v — 



<j&¿Zj2^*&. 



'■jfo&V 



¿& . 



l&n ~W¿Z<l<6h /f¿* ¿á? --^ te?¿¿> <y&¿i¿?. 



st-£i sy¿¿Zí f- 



¿¿p* 



MIR 



(103) 



MIS 



de dos pisos y todas son de bahareque. 
Es un caserío á orillas del lago, donde 
se encuentran casas bonitas y cómodas y 
su terreno sembrado de cocoteros, árboles 
frutales y algunos jardines : al fondo hay 
una alta esplanada, que se dirige á Mara- 
caibo, forma su puerto y continúa basta 
punta de Palmas del Oeste donde se pierde. 
El vecindario del Milagro está situado en 
territorio de la parroquia Santa Lucía, 
Distrito Maracaibo. 

MESETAS : vecindario de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Miranda : Distrito que lo componen 
las parroquias Altagracia y Democra- 
cia. 

Dos terrenos de este Distrito, unos 
son llanos y otros de serranía ; los de lla- 
nos ¡sartén desde el lago, en sus costas es 
un continuo caserío hermoso y continua- 
do, sembrado de cocoteros ; se ve en me- 
dio de ellos la ciudad de Altagracia : en 
el interior de esta llanura hay hatos don- 
de se crían bien las cabras ; hay así mismo 
ganado vacuno, éste en la época del verano 
lo retiran á los Empalados. El interior 
está cubierto de frondosos bosques, y más 
allá - en el fondo - se encuentra la serra- 
nía de Ciruma, casi toda ella desierta y 
sólo en el declive Oeste se encuentran los 
pueblos Ciruma y Consejo. Esta serra- 
nía la forma un ramal de los cerros que 
desde Barquisinieto se prolonga al Estado 
Falcón. 

Sólo bañan el territorio de este Distri- 
to, los ríos Palmar y Cocuiza y el riachue- 
lo Abrare. 

El Distrito Miranda está habitado por 
3,553 V. y 3,557 h. ; total 7,110 vecinos : 
entre estos moradores se hallan 2,050 que 
saben leer y escribir y 221 que sólo saben 
leer. El número de casas es de 96 de te- 
jas y 1,033 de enea, que son 1,129 > s< -^° 
hay una de dos pisos y do manipostería, 
las demás sonde bahareque. Se cuentan 



además 1 templo, 2 capillas, 2 cemente- 
rios y 27 ranchos. 

En este Distrito se cuentan 46 indíge- 
nas, 1,082 casados, 344 viudos, 7,1 10 cató- 
licos, 1 sacerdote, 1 doctor, 1 bachiller, 
450 marinos, 58 comerciantes, 8 músicos, 
144 artesanos, 98 labradores de madera, 
254 criadores, 206 agricultores, 70 pesca- 
dores y 447 industriales. 

Instrucción pública : 1 colegio de va- 
rones, 4 escuelas de idem, 1 de hembras y 
5 mixtas. 

Establecimientos industriales : 1 al- 
macén, 2 tiendas, 4 bodegas, 4 pulperías, 
1 billar, 1 botica, 3 posadas, 3 fondas, 1 
imprenta, 1 agencia funeraria, 1 oficina 
telegráfica y 35 pesquerías. 

De artes: 3 platerías, 1 herrería, 5 
zapaterías, 4 carpinterías, 2 sastrerías, 1 
barbería y 1 latonería. 

Posesiones : 71 de ganado mayor y 106 
del menor. 

Plantíos : 56 de cocoteros y 103 de 
frutos menores. 

Tiene por límites : al Sur, la línea que 
lo divide del Distrito Bolívar, en el ria- 
chuelo Abrare ; al Este, la que lo separa 
del Estado Falcón en la serranía de Ciru- 
ma y el río Cocuiza ; al Norte, el golfo de 
Maracaibo, y al Oeste, el lago. 

En este Distrito todo se refiere á la cría 
de ganados, y sus productos satisfacen las 
miras de los hacendados. Eos vecinos se 
dedican también al corte de madera, á la 
navegación y á la pesca. 

Historia. — Este Distrito era conocido 
con el nombre de «Cantón Altagracia». 
Por Decreto de fecha ó de Octubre de 1S73, 
dado por el Presidente del Estado, se lla- 
mó Distrito Miranda. Por Decreto de fe- 
cha 16 de Octubre de 1874, dado por la 
Convención del Estado Zulia, diósele el 
nombre de Departamento ; después volvió 
á ser Distrito. 

Misión : pueblo de 65 v. y 86 h.; total, 



MOL 



(104) 



MON 



151 vecinos : casas, 34. — Está en territo- 
rio de la parroquia Laguuillas, Distrito 
Bolívar. 

MiSOA : ensenada que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, entre las puntas 
Misoa y la de Pueblo- viejo. — Se halla en 
territorio de la parroquia Lagunillas, Dis- 
trito Bolívar. 

■ Misoa : punta que se encuentra en la 
orilla oriental del lago, en la desembocadu- 
ra del río de su nombre. — Está en territo- 
rio de la parroquia Lagunílas, Distrito 
Bolívar. 

Misoa : pueblo de 46 v. y 39 h..; total, 
85 vecinos: casas, iS. — Este pueblo está 
construido dentro del lago, y viven sus 
moradores en casas fabricadas sobre esta- 
cas de vera : pertenece á la parroquia Ge- 
neral Urdaueta, Distrito Sucre. 

Misoa : río que nace en la sierra de 
Ciruma, y desagua al lago en la punta de 
su nombre. — Este río es la división entre 
los Distritos Sucre y Bolívar. 

Mocoró: ranchería de la tribu Uria- 
na, con 144 v. y 168 h. ; total, 312 veci- 
nos. — Se encuentra situado en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Maaát- 

Mochila de Gibraltar, La: ense- 
nada que se encuentra en el extremo me- 
ridional del lago, frente á la ensenada del 
Zulia, de la que dista 24 leguas. — Esta 
ensenada está formada por las puntas de 
San Pablo 3' la de Moporo. — Está en terri- 
torio dal Distrito Sucre. 

Moina : ranchería de la tribu Alpu- 
siana, con 60 v. y 180 h. ; total, 240 ve- 
cinos : se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Ma*<a=. 

Moján : antiguo nombre del Distrito 
Mará. 

Molino, El : vecindario de 34 v. y 
24 h. ; total, 5S vecinos : casas, 14. — Se en- 



cuentra en territorio de la parroquia Li- 
bertad, Distrito Perijá. 

Momposino : caño que sale del río 
Zulia, en el trayecto que media entre el 
sitio Sal de Reyes y el caserío Buena 
Vista : corre por territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Mar^caib o, <-¡=4í^^ 
Momposino : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Perra : 
está en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito Maj^éaibe^. C^ré#-^_ 

Monagas : Parroquia del Distrito Ma- 
rá ; las islas de San Carlos, Bajo-seco, 
Pájaros y Pescaderos son los terrenos que 
forman la parroquia Monagas. — Ocúpanla 
480 v. y 248 h. ; total, 728 vecinos : en- 
tre éstos hay 528 que saben leer y es- 
cribir y 16 que sólo saben leer : se cuen- 
tan 99 casas. — Hay un templo, un cemen- 
terio y un castillo ; todas las casas son 
de un solo piso, de bahareque y techadas 
de enea. 

En esta parroquia se cuentan 23 indí- 
genas, 1 extrangero, 122 casados, 29 viu- 
dos, 728 católicos, 1 sacerdote, 1 doctor,' 
38 marinos, 51 industriales, 4 artesanos, 
20 criadores y 30 pescadores. 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 7 pul- 
perías y 1 billar. 

Posesiones : 1 hato de ganado mayor 
y 19 del menor. 

En esta parroquia está establecida una 
penitenciaría. 

Historia. — Esta parroquia tenía por 
nombre parroquia de San Carlos, erigida 
por Decreto dado por el Presidente del 
Estado, en el Palacio de Gobierno á 9 de 
Setiembre del año 1863, y al erigir esta 
parroquia civil la componían el caserío 
de San Carlos, las islas Bajo-seco, Pes- 
caderos, Pájaros y Zapara. 

Por Resolución del Presidente Provi- 



MON 



(105) 



MOR 



sional del Estado de 1890 se le llamó Mu- 
nicipio Monagas : hoy es parroquia. 

Mono : punta que está en la costa oc- 
cidental del lago, se halla después de la 
de Cascajal ; entre estas dos puntas está 
la villa de San Rafael, cabecera del Dis- 
trito Mará. 

Mono : isla que se encuentra en el 
río Zulia, en el espacio que hay entre caño 
Orope y la boca de la Grita. 

Mono : puerto que se encuentra en la 
ribera del río Sucui, más arriba del puer- 
to Guerrero. 

Monos : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Zulia, en seguida 
del sitio Totumito : están situados en te- 
rritorio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito MawÉeaibo^- C*i%%-?t- — 

Monos : isla que se encuentra en el 
río Zulia, frente al sitio y playa de su 
mismo nombre. 

Monte, Del : grupo de 18 v. y 9 h.; 
total, 27 vecinos: casas, 5. — Pertenece á 
la parroquia Concepción, Distrito Urda- 
neta. 

Monte, El: grupo de 29 v. y 18 h. ; 
total, 47 vecinos : casas, 7. — Se halla en 
territorio de la parroquia Heras, Distrito 
Sucre. 

Montecearo Alto : vecindario de 206 
v. y 182 h. ; total, 388 vecinos : casas, 54: 
pertenece á la parroquia San Rafael, Dis- 
trito Mará. — Se encuentra al N. de la ciu- 
dad de Maracaibo y al Oeste de la villa 
San Rafael. 

Posesiones: 52 hatos de ganado menor. 

Plantíos: 52 de frutos menores. 

Montecearo Bajo : vecindario de 
174 v. y 148 h. ; total, 322 vecinos : casas, 
49. — Los terrenos donde se encuentra es- 
te vecindario pertenecen á la parroquia 
Santa Bárbara, Distrito Maracaibo. 

Posesiones : 49 hatos de ganado me- 
nor- 



Plantíos : 42 de frutos menores. 

Historia. — En uno de los hatos de 
este vecindario - propiedad de José Félix 
Soto - tenían reunido los patriotas el ar- 
mamento en el año 181 2. — La ejecución 
del movimiento revolucionario se aplazó 
para la noche del Jueves Santo - 26 de 
Marzo - y el miércoles por la noche debían 
los afiliados partir para dicho hato, divi- 
didos en pequeños grupos, con el objeto 
de armarse allí y regresar antes de ama- 
necer, quedando listos y prevenidos para 
la próxima noche. Pero sucedió que un 
tal Servando -de los últimos afiliados - 
denunció la conspiración y fracasó la em- 
presa. 

MonTE-dENTRO : grupo de 63 v. y 44 
h. ; total, 107: casas, 22. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Bobures, 
Distrito Sucre. 

Moporo : punta que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, á inmediaciones 
de la punta Carrillo. 

Moporo : puerto que se halla en la 
orilla oriental del lago, en la punta de su 
mismo nombre. 

Historia. — En este puerto como en la 
isla de Damas, había aduanas subalter- 
nas, que se suprimieron en el año de 
1773 y quedaron entonces á cargo de par- 
ticulares. 

Moporo : pueblo que se encuentra 
construido dentro del lago, frente á la 
punta de su nombre. — Consta de 15 casas 
fabricadas sobre estacas de vera y cubier- 
tas de enea. 

Historia. — En la descripción del lago 
que hace Esquemeting, al pueblo de Mo- 
poro le da el nombre de « Barbacoa ». 

El pueblo de Moporo y su jurisdicción 
que pertenecían á la provincia de Mara- 
caibo -hoy Estado Zulia -los separaron 
de ella y agregado á la provincia de Tru- 
jillo, por acto Legislativo de 1850. 

MoRAE : sitio comprendido entre tres 




MOT 



(106) 



MOT 



¿H 



playas, que se encuentran en la ribera del 
río Zulia, después del sitio Playas de Sán- 
chez. — Está en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Mí^aéaifer. Col^r-ít. 

MoroTUTO : río que nace de la ciéne- 
ga de su nombre, desagua al río Esca- 
lante. 

MoroTUTO : ciénega que está casi al 
poniente de la ciénega de Onía, y á cinco 
leguas de ella ; es formada por varios ríos, 
desagua al río Escalante por medio de los 
ríos Morotuto, Umuquena y otro. Se en- 
cuentra situada entre 8 o 20' á 8° 30' lati- 
tud Norte, y 5 8' á 5 9' longitud orien- 
tal del meridiano de Caracas. Su largo 
es de 3 leguas y su ancho 2}4, que son 7 
. leguas cuadradas de superficie. Tempera- 
tura media del centígrado 28 o . Profundi- 
dad 4 pies. — Está en territorio del Distri- 
to Colón. 

Mosquito : vecindario de 39 v. y 64 h.; 
total, 103 vecinos: casas, 17. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Santa Lucía, Dis- 
trito Maracaibo. 

Motatán : vecindario que se encuen- 
tra en territorio de la parroqnia General 
Urdaneta, Distrito Sucre. 

Motatán ó Los Negros : río que se 
desprende de la sierra de Mérida, pasa por 
la sección Trujillo donde se le conoce con 
el nombre de Jirajara, que antes de entrar 
al territorio zuliano se le une la quebrada 
de Los Negros, y luego toma el de Mota- 
tán ; corre por territorio del Distrito Su- 
cre, donde recibe las aguas de los ríos San 
Juan, San Pedro y Raya ; desemboca al 
lago en la ensenada que forman las pun- 
tas Misoa y Guillen. 

Motatán : río que nace de varias 
fuentes en el páramo de Mucuchíes, en 
la Sección Mérida, Estado Los Andes ; y 
después de recorrer el terreno al N. N. E. 
se dirige al Norte habiendo torcido antes 
al Oeste del territorio de la Sección Trvr 



J 



illo, v recibe casi todas las aguas de esta 



Sección por medio de diez y seis tributa- 
rios. Tiene rango en los de tercer orden 
de los de Venezuela ; su curso es de 53 le- 
guas, 18 de ellas en el Estado Zulia ; su 
navegación es de 26 leguas, de las cuales 
corresponden 8 á la" Sección Trujillo y 
las 18 restantes al Estado Zulia : al en- 
trar en el Territorio zuliano - en el Dis- 
trito Sucre - se le conoce con el nombre 
del Cenizo ; sigue la dirección Noroeste 
hacia el lago de Mí ?ciibo, en donde des- 
emboca por medio de seis ríos que forman 
un pequeño Delta en los 9°2o', latitud 
Norte, y 3°35' longitud ; estos ríos son : 
Cenizo ó Motatán, Carrillo, Tomoporo, 
Ceuta, Juan Guillen y Barúa, y todos sa- 
len al lago desde la punta de Moporo has- 
ta la desembocadura del río Barúa. 

El río Cenizo ó Motatán es la línea 
Norte que señala la división, que se le 
quitó al Estado Zulia y agregó á la Sec- 
ción Trujillo. 

Motilones : arroyo que nace en la 
sierra de Perijá. — Corre entre los ríos Co- 
gollo y Mucoa, en territorio del Distrito 
Perijá. 

Motilones : caño que sale de la cié- 
nega de su nombre, y desagua al río Zu- 
lia. — Está en territorio del Distrito Colón. 

Motilones : ciénega que está al Oes- 
te con un poco de inclinación al Norte y 
á distancias de siete leguas de la de Mo- 
rotuto :'" esta ciénega es formada por las 
aguas de la selva, comunicándose por me- 
dio de un caño al río Zulia. Se encuen- 
tra situada entre 8°27' á 8°38' latitud / 
Norte, y 5°3i' á 5°42' longitud « ri/ntal/ "' 
del meridiano de Caracas. Su largo es 
de 3 leguas y su ancho 2, ó sean 6 leguas 
cuadradas de superficie. Temperatura 
media del centígrado 28 o . Profundidad 4 
pies. — Esta ciénega se encuentra en terri- 
torio del Distrito Colón. 

Motilones : caños en número de tres, 
que están como á tres cuartos de legua 



s*~¿r, 



^ 



MUC 



(107) 



MUN 



del extremo de San José de las Palmas : 
estos caños salen á la parte Oeste del río 
Zulia ; de estos caños, como en el de 
Momposinos, se sacan maderas y aceite de 
Copaiba ó Cabima. — Están en territorio 
de la parroquia Encontrados, Distrito Ma- 
racaibo. 

MucoA : río que nace en la sierra de 
Perijá, se une al río Apon. — Corre por te- 
rritorio del Distrito Perijá. 

MucujEPE : río que nace de la serra- 
nía de Mérida, y al entrar en el territorio 
zuliano, y antes de llegar al pueblo de 
Santa Rosa, se divide en dos brazos, éstos 
se vuelven á unir y corre con el nombre 



de Santa Rosa. — Corre por territorio del 
Distrito Colón. 

MuchilERO : sitio comprendido entre 
tres playas que se encuentran en la ribe- 
ra del río Catatumbo, después del sitio 
Cbona. — Está en territorio de la parro-^ > 
quia Encontrados, Distrito MafWaibe. ^^¡-¿^ 

MUERTO : caño que sale de los bos- 
ques del Distrito Colón, cerca de la lagu- 
na del Zulia : corre por territorio del Dis- 
trito Colón. 

MungüiTA : vecindario de 63 v. y 64 
b. ; total, 127 vecinos : casas, 19. — Está 
en territorio de la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaneta. 



<<P 









^ ¿e^/u* 






¿2~ - ^-j^Ws- 



NAR 

Naranjito : río que se desprende del 
río Palmar que tiene su origen en la sie- 
rra de Perijá : el Naranjito desagua al la- 
go en la ensenada que forman las puntas 
de Don Alonso y la de Potrerito : corre 
por territorio del Distrito Urdaneta. 

Naranjo : río que sale del río Palmar, 
desagua al lago en la ensenada que for- 
man las puntas Don Alonso y la de Po- 
trerito : se desliza por territorio del Dis- 
trito Urdaneta. 

Negro : río que está considerado en 
los de cuarto orden en los del Estado Zu- 
lia : se desprende de la sierra de Perijá, 
desemboca al lago en la punta de su mis- 
mo nombre, que está en la parte occiden- 
tal del lago : corre por territorio del Dis- 
trito Perijá. 

Este río es uno de aquellos que se 
prestan para el cultivo, pues presenta 
orillas de utilidad para la fundación de 
propiedades agrícolas, y por la ventaja de 
la cría, pudiéndose exportar los frutos por 
agua y por estar cerca de la ciudad capital. 



ÑOR 

Negro : río, es un brazo del río Cata- 
tumbo, que sale en la punta Sur de la en- 
senada de Congo. 

Nobleza : ensenada que se encuentra 
en la parte occidental del lago, formada 
por las puntas de Palo seco y la de Santa 
Cruz : está en territorio del Distrito Pe- 
rijá. 

Nobleza, Da: grupo de 37 v. y 28; 
h. ; total, 65 vecinos: casas, 12. — Está 
en territorio de la parroquia Rosario, 
Distrito Perijá. 

Norte : vecindario de 86 v. y 101 h. 
total, 187 vecinos : casas, 29. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Chiquinquirá, 
Distrito Urdaneta. 

Norte, Laguna del: se encuentra en 
la ribera Norte del río Catatumbo, á 4 le- 
guas de la boca de este río. — Se encuentra / 

"J 

ridiano de Caracas. — Tiene de largo 2 le- 
guas y 2 de ancho, que son 4 legUas cua- 
dradas de superficie. 



situada entre 8° 50' á 9 5' latitud Norte, 
y 8° 24' á 8 o 30' longitud oriental del me- 



V 



o 



OBI 

Obispo ó Padilla : grupo de 98 v. y 
81 b.; total, 179 vecinos: casas, 21. — Es- 
tá en la isla de Toas, parroquia Padilla, 
Distrito Mará. 

Obligado: grupo de 16 v. y 17 b.; 
tatal, 33 vecinos: cesas, 8. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Gi- 
braltar, Distrito Sucre. 

Ocagha: grupo de 39v.'y2ib.; to- 
tal, 60 vecinos : casas, 10. — Pertenece á la 
parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

OcagüEy : grupo de 29 v. y 18 h.; 
total, 47 vecinos : casas, 7. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Occidental abajo : vecindario que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
San Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

OESTE : vecindario de 46 v. y 66 b.; 
total, na vecinos: casas, 23. — Está en 
territorio de la parroquia Chiquinquirá y 
San Juan de Dios, Distrito Maracaibo. 

OESTE: caserío de 130 v. y 124 b.; 
total, 254 vecinos; casas, 38. — Está en 
territorio de la parroquia Cristo de Aran- 
za, Distrito Maracaibo. £>-&¿Éé' # 

Ologá : punta que se baila en la cos- 
ta occidental del lago. — Está en territorio 
del Distrito Colón. En esta punta bay 
dos islotes. 

Ologá : ensenada que se encuentra en 
la costa occidental del lago, es formada 
por la punta de su nombre y la de Congo. 
Su situación es en territorio del Distri- 
to Colón. 

Ologá : laguna que está colocada al 
Sur de Laguneta. — Se encuentra situada 



ORÍ 

entre 8 o 42' á 8 o 54' latitud Norte, y 8 o 24' 
á 8 o 32' longitud oriental del meridiano 
de Caracas. Su largo es de íyí leguas," 
y ^ de ancbo. Profundidad, de 3 á 4 
pies. Temperatura media del centígra- 
do de 25 o á 26 o , es de agua potable. — 
Se baila en territorio del Distrito Colón. 

Onia : caño que sale de la ciénega de 
su nombre, y desagua en el río Escalan- 
te. — Corre por territorio del Distrito Co- 
lón. 

Onia : ciénega que se encuentra al 
Oeste de la de Cbama : es produci- 
da ó formada por el río Onia, que viene 
de la sección Mérida : tiene tres islotes y 
el resto está cubierto por juncos y plan- 
tas acuáticas. Esta ciénega se desagua 
por los caños Onia, Pamplona y Quesito 
que se dirigen al río Escalante. Se en- 
cuentra situada entre 8°24' latitud Norte 
y 4°42' longitud oriental del meridiano 
de Caracas. Su largo es de 5 leguas y 
su ancbo de tres, ó sean 15 leguas cua- 
dradas de superficie. Temperatura me- 
dia del centígrado de 26 o á 27°. Profun- 
didad 4 pies. — Se baila en territorio del 
Distriso Colón. 

Oribono ú Oribor : caño que sale 
del río Palmar, que nace en la sierra de 
Ciruma ; queda al Norte del Distrito Mi- 
randa : este caño separa la costa de la 
isla de Zapara, la que lo limita por el 
Este, y se comunica con el golfo de Ma- 
racaibo, es de poca ancbura ; por este 
caño pasan canoas que bacen el tráfico 
con el puerto de Quisiro. — Corre por 
territorio del Distrito Miranda, 



°*^> 



ORO 



(110) 



OTR 






Etimología de la palabra Oribono con- 
tracción de Urubú (Zamuro) y no ong 
(congregación, reunión). Las personas 
que conozcan aquel caño podrán decir si 
por allá de veras hay tantos zamuros, 
como para justificar la etimología que 
proponemos con toda la reserva debida. 
(A. Ernst) . 

Oribor : ciénega eme es formada por 
el caño de su nombre : las aguas de este 
caño forman además la gran salina de 
Iturre. — Esta ciénega se halla en territo- 
rio del Distrito Miranda. 

Oro : río que se desprende de la sierra 
de Perijá, y va á tributar sus aguas al 
río Catatumbo. — Corre por territorio del 
Distrito Colón. 

A inmediaciones del río Oro y al pié 
de la sierra de Perijá, se encuentra un fe- 
nómeno muy curioso. Es una cueva ho- 
rizontal que arroja constantemente - con 
un movimiento de intermisión - cantidad 
considerable de un betún espeso. Viene 
éste como empujado del interior de la cue- 
va y asumiendo la forma de bombas, que 
revientan al llegar á la boca, produciendo 
su explosión un ruido bastante fuerte que 



se percibe á alguna distancia. Desde la 
boca de la cueva, el betún derramado for- 
ma una corriente lenta que va á caer á un 
gran depósito de betún y asfalto que se 
encuentra á orillas del río. En las gran- 
des avenidas de éste, las aguas arrastran 
porciones considerables de esas sustancias, 
y van depositándolas luego á orillas del 
mismo río y de las del Catatumbo. 

Orope: sitio comprendido entre dos 
playas, que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Cedrito. 
Este sitio está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Maíáíraibcr. &é*¿ 

Orope : caserío de 86 v. y 38 h. ; to- 
tal, 124 vecinos : casas, 16. — Pertenece á 
la parroquia Encontrados, Distrito Mará — _ 
•cftibo. » C^Cm- l 

Orope : caño de 15 varas de ancho ; 
desemboca en la parte Este del río Zulia ; 
de este caño se sacan maderas. — Está en 
territorio de la parroquia Encontraos, 
Distrito Mar^feaíbo. <J^¿W - 

Otra^Anda : grupo de 90 v. y 55 h. ;/J^ 
total, 145 vecinos : casas, 23. — Se encuen- 
tra en la isla de Toas, parroquia Padilla, 
Distrito Mara^'-^^ ¿¿ 






PAI 

PachulEMA : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, después 
del sitio Garcita : están en territorio de la 
parroquia Encontrados, Distrito Mjrra-4 
^caiboT - ■-<? Ca-y ~- 

Padilla : Parroquia del Distrito Ma- 
rá ; se encuentra en la isla de Toas. — 
Dos vecindarios de esta parroquia están á 
orillas del lago, y se uombran/Carrisal, 
? El Hato, Padilla, Playitas, Tai-atara, El 
1 Vino y Otravanda. 

Está habitada por 373 v. y 382 h. ; to- 
tal, 755 vecinos : entre ellos se cuentan 
163 que saben leer y escribir y 2 que só- 
lo saben leer: hay 3 casas de tejas y 108 
de enea, son de un solo piso y de baha- 
reque. 

En esta parroquia hay 27 indígenas, 
1 extrangero, 119 casados, 17 viudos, 755 
católicos, 4S marinos, 71 industriales, 4 
artesanos, 87 cortadores de maderas y 46 
pescadores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y otra de hembras. 

Establecimientos industriales : 7 pul- 
perías, 1 billar, 22 hornos para elaborar 
cal y 10 pesquerías. 

Plantíos 15 de cocoteros. 

Posesiones : 8 de ganado menor. 

Paijana : caño que separa la isla de 
San Carlos del continente ; por este caño 
salen parte de las aguas del lago para el 
mar, no es muy ancho ; está cubierto de 
mangles, y los terrenos de sus inmedia- 
ciones son pantanosos : este caño al sa- 
lir al mar, tiene barra. — Se encuentra en 
la parroquia Monagas, Distrito Mará. 



PAJ 

Paijana : grupo de 69 v. y 59 h. ; to- 
tal, 128 vecinos : casas, 16. — Pertenece á 
la parroquia Monagas, Distrito Mará. 

Paila, Da : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en se- 
guida del sitio Tío Curro. — Se hallan en 
territorio de la parroquia E ncon t ra cl os > 
Distrito Ma^acaábor £¿r¿Z&-2-~* 

Paja, Da : caserío de 67 v. y 70 h. ; 
total, 137 vecinos: casas, 23.— Está situa- 
do á inmediaciones del río Apon y cerca 
de la villa de Machiques ; en territorio de 
la parroquia Dibertad, Distrito Perijá. 

En este sitio ha Solido encontrarse 
fragmentos de sucino ó ámbar, bajo de un 
banco de arena á orillas de una quebrada. 
Se presenta en forma de tableta compacta 
de un color amarillo claro y de notable 
trasparencia, condiciones que constituye 
el ámbar de mejor calidad, el cual es soli- 
citado, sobre todo cuando muestra insectos 
ó despojos vegetales en su espesor. Es de 
sentirse que, conocido el lugar en que se 
encuentra, no hayan procurado explotarlo, 
aunque cuando sólo fuese por vía de ensa- 
yo, para probar si puede dar utilidad. 

Pajal-Redondo : sitio y playa que 
se encuentran en la ribera del río Catatum- 
bo, después del sitio Trocone: encuéntran- 
se en la parroquia Encontrados, Distrito 



Pajal de la Boca : sitio que se en- 
cuentra en la desembocadura del río Ca- 
tatumbó. 

Pajal del Pozo : pequeña ciénega, 
que se encuentra en territorio de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 



PAL 



(112) 



PAL 



PÁJAROS : isla que se levanta cerca de 
la punta oriental de la isla de San Carlos. 
La isla de Pájaros es baja, cubierta de al- 
tos mangles y sus terrenos son anegados ; 
tiene poco más de una milla de extensión, 
y forma un pequeño canal con la isla de 
San Carlos por el poniente, y otro por el 
oriente con la isla llamada Pescadero. — 
Esta isla pertenece á la parroquia Mona- 
gas, Distrito Mará. 

Palizada : punta que se encuentra en 
la orilla occidental del lago, al Norte de 
la ensenada del Zulia y á la desemboca- 
dura del río Catatumbo. — Está en terri- 
torio del Distrito Colón. 

Palizada : isla que se encuentra en 
el río Catatumbo, en la desembocadura 
del caño La Estacada. 

Palizada de Mendoza : sitio com- 
prendido entre dos playas que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo, en 
seguida del sitio Guárnales. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito Mafasaibor ££¿¿>-**__ 

Palmar : grupo de 41 v. y 33 h. ; to- 
tal, 74 vecinos : casas, 19. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Ro- 
sario Distrito Perijá. 

Palmar : río que está considerado en 
los de cuarto orden de los del Estado Zu- 
lia. — Tiene su nacimiento en la sierra de 
Perijá. En su nacimiento tiene el nombre 
de Tosas ; después de su unión con los 
ríos Guayabito, Laja y Tapias, toma el 
nombre de Palmar, basta el punto en que 
se divide en cuatro ramales, formando un 
pequeño Delta. Cada uno de estos rama- 
les toma un nombre distinto, que son : 
Santo Cristo, Cuervo, Naranjo y Naranji- 
to. El Palmar desde su nacimiento corre 
en la dirección N. E. por cuatro leguas, 
después cambia al Este, y antes de su 
unión con el río Guayabito forma una cur- 
va que termina á los 10° 2' latitud norte, 
y 5 2' longitud oriental del meridiano de 



h 



Caracas, que es donde principia el Delta. 
Este río corre por territorio del Distrito 
Perijá. 

Palmar : río de los de cuarto orden 
en los del Estado Zulia. Nace en la cor- 
dillera de Ciruma, desemboca al golfo de 
Maracaibo, formando antes varias ciéne- 
gas y el caño llamado Oribor, el cual va 
á parar al lago. — Este río corre por terri- 
torio del Distrito Miranda. 

Palmar : caserío de 69 v. y 45 b. ; 
total, 114 vecinos : casas, 20. — Se encuen. 
tra en territorio de la parroquia San Ra- 
fael, Distrito Mará. 

Palmar : caserío de 76 v. y 81 b. ; 
total, 157 vecinos: casas, 27. — Está en 
territorio de la parroquia Altagracia, 
Distrito Miranda. 

Palmarejo: vecindario de 87 v. y 33 
b. ; total, 120 vecinos : casas, 19. — Se en- 
cuentra en territorio de la parroquia Ri- 
caurte, Distrito Mará, « -#* ri^^ aéchate- 

Palmarejo: vecindario de 126 v. y 
182 b. ; total, 308 vecinos: casas, 49; 
queda entre las puntas de Camacbo y la 
del Higuito. — Está en territorio de la pa- 
rroquia Santa Rita, Distrito Bolívar, Á £&***, 

Palmarejo : punta que se encuentra 
en la orilla occidental del lago , esta pun- 
ta y la de Monos forman la ensenada del 
Carrizal: está en territorio del Distrito 
Mará. 

Palmarejo: caserío de 200 v. y 282 
b. ; total, 482 vecinos : casas, 72. — Queda 
en la parroquia Cbiquinquirá, Distrito 
Urdaneta. 

PALMARITO : Parroquia del Distrito 
Sucre : componen esta parroquia los ve- 
cindarios Palmarito, Agua Azul y Cbirurí. 

Sus moradores son : 313 v. y357b. ; 
total, 670 vecinos : entre estos moradores 
se bailan 180 que saben leer y escribir y 
35 que sólo saben leer. Se cuentan 184 
casas de palmas y bay un cementerio. 



PAL 



(113) 



PAL 



En esta parroquia hay 8 indígenas, 
ii gemelos, 129 casados, 56 viudos, 670 
católicos, 3 comerciantes, 2 artesano, 1 10 
agricultores y 258 industriales. 

Establecimientos : 1 bodega, 6 pulpe- 
rías, 1 billar y 1 almacén ó depósito. 

Plantíos, 81 de frutos menores. 

Palmarito : pueblo, es la cabecera de 
la parroquia de su nombre, en el Distrito 
Sucre ; está situado en el extremo meri- 
dional del lago. 

Eos habitantes de este pueblo son : 
240 v. y 277 b.; total, 517 vecinos: ca- 
sas 134; todas son cubiertas de palmas 
y son de bahareque : hay un cementerio. 

Establecimientos : 1 bodega, 6 pulpe- 
rías, 1 billar y 1 almacén donde se depo- 
sitan los frutos que bajan del interior y 
de las mercancías que van para esos lu- 
gares. 

Palmarito : grupo de 37 v. y 38 h. 
total, 75 vecinos : casas, 11. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Democracia, Dis- 
trito Miranda, a- f¿Cf?/¿*z7<tS¿£" l! £ ¿¡¿L - 

ykl,MAS t Das : caserío de 84 v. y 65 
h. ; total, 149 vecinos : casas, 20. — Perte- 
nece á la parroquia Encontrados, Distrito 
Mar^aibe^ ¿, ( > -/->, ¡_ 

Palmas y Santa Clara : vecindario 
de ni v. y 102 h. ; total, 213 vecinos: 
casas, 40. — Se encuentra situado en terri- 
torio de la parroquia Bobures, Distrito 
Sucre. 

Palmas cortadas : grupo que se en- 
cuentra en territorio de la parroquia En- 
contrados, Distrito Maracaibo. 

Palmas del castillete : vecindario 
de 68 v. y 60 h. ; total, 118 vecinos : ca- 
sas, 16. — Está en territorio de la parro- 
quia Altagracia, Distrito Miranda. 

Palmas del Norte, Punta de : esta 
punta queda en la orilla oriental del lago, 
á inmediaciones de la ciudad de Altagra- 
cia, hacia el Norte. Después de esta pun- 



ta principia el Tablazo. — Se encuentra en 
territorio de la parroquia Altagracia, Dis- 
trito Miranda. 

De esta punta al Ancón es una colina 
pedregosa, aplanada, encontrándose en es- 
te lugar varios hatos de cabras y 20 po- 
zos de sal que producen hasta 350 fane- 
gas. 

Palmas del OESTE, Punta de : esta 
punta se encuentra en territorio del Dis- 
trito Urdaneta, en la orilla occidental del 
lago. Desde esta punta se ve - en toda 
su extensión - el hermoso lago, cuyas 
orillas se pierden de vista, y el horizonte 
del agua se confunde con la bóveda celes- 
te. Al interior de esta punta se encuen- 
tra la villa de Concepción, cabecera del 
Distrito Urdaneta. 

Palmita, La: sitio comprendido en- 
tre dos playas que se encuentran en la 
ribera del río Zulia, á continuación del 
sitio San Miguel. — Este sitio está en te- 
rritorio de la . parroquia Encontrados, 
Distrito~ Ma * ft¡iaih o^ 6¿h^t 

Palmita, La: grupo de 18 v. y 18 
h. ; total, 36 vecinos : casas, 9. — Pertene- 
ce á la parroquia Padilla, Distrito Mará 
en la isla de Toas, ■*- -f-á&e**. ^á¿*z¿é¿^>^ ¿*¿, 

Palmitas, Las : grupo de 40 v. y 38 
h. ; total, 78 vecinos: casas, 18 — Está 
comprendido en la parroquia Rosario, 
Distrito Perijá. 

Palo Gordo : vecindario que se halla 
en territorio de la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Palo-alto: vecindario de 119 v. y 
147 h. ; total, 266 vecinos : casas, 37. — Es- 
tá en territorio de la parroquia Concepción) 
Distrito Urdaneta. 

Palo-blanco : grupo de 24 v. y 11 h.; 
total, 35 vecinos : casas, 6. — Pertenece á 
la parroquia Concepción, Distrito Urda- 
neta. 

Palo-seco : grupo de 29 v. y 16 h. ; 
total, 45 vecinos : casas, 8. —Se encuentra 

J 5 



PAR 



(114) 



PAR 



en territorio de la parroquia Rosario, 
Distrito Perijá, 

Paloseco : punta que se encuentra en 
la parte occidental del lago, al Norte de la 
ensenada La Nobleza; está en territorio 
del Distrito Perijá. 

Pampanito : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribe- 
ra del río Catatumbo, en seguida del si- 
tio Fuerte : está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Ma^Lcaibo, 

Pamplona : caño que sale de la ciéne- 
ga de Onía y se confunde en el río Esca- 
lante : corre por territorio del Distrito 
Colón. 

PantalEón : grupo de 38 v. y 28 h. ; 
total, 66 vecinos : casas, 19. — Se halla en 
territorio de la parroquia Gibraltar, Dis- 
trito Sucre. 

Paradero : ranchería de la tribu 
Ipuana, con 108 v. y 117 h. ; total, 225 
vecinos : se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito -Ma.- 
rac^tbo, (nzcú^- - — - 

Paraguaipoa: pueblo de 181 v. y 140 
h. ; total, 321 vecinos: casas, 51. — Es la 
cabecera de la parroquia Guajira. 

Historia. — Da cabecera del territorio 
Guajira estuvo en las Guardias de afuera 
- después Santa Teresa ; - y por Decreto 
de 12 de Noviembre de 1880 pasó á Pa- 
raguaipoa ; este pueblo queda á cuatro 
leguas más al Norte que aquélla, media 
del mar y diez y seis de la ciudad capital 
del Estado. La administración de este 
territorio está á cargo de un Gobernador, 
un Juez del crimen y una guarnición de 
infantería y de caballería. 

ParairiE : ranchería de la tribu Tu- 
sayú, con 227 v. y 203 h. ; total, 430 ve- 
cinos. — Se encuentra situado en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito 4^4ia- 

Paraíso . caserío de 115 v. y 123 h. ; 
total, 238 vecinos : casas, 39. — Está en 



£ 



territorio de la parroquia San Francisco' 
Distrito Maracaibo. 

Paramaná : ranchería de la tribu 
Uriana con 265 v. y 275 h. ; total, 540 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito ^fe~- — 
-rasaba <^^¿. 

Peraín : ranchería de la tribu Ipuana, 
con S8 v. y 1 10 h. ; total, 198 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito MaTacaibor-i^ 

Parral,: pueblo de 10S v. y 122 h. ; 
total, 230 vecinos : casas, 29. — Se encuen- 
tra en territorio de la parroquia Bobures, 
Distrito Sucre. 

Parral del Norte : grupo de 29 v. 
y 33 h. ; total, 62 vecinos : casas, 13. — 
Está en territorio de la parroquia Con- 
cepción, Distrito Urdaneta. 

Parral del Sur : caserío de 163 v. 
y 206 h. ; total, 369 vecinos : casas, 49. — 
Corresponde á la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaneta. 

ParauTEs : río que tiene su origen en 
la sierra de Ciruma, se divide en dos bra- 
zos, que entran en la ciénega de Laguni- 
llas : corre por territorio del Distrito Bo- 
lívar. 

Etimología de la palabra Parantes, 
tribu de indios del Zulia, mencionada por 
Fray Simón, Oviedo y otros escriben pa- 
raguates, y esta forma del nombre con- 
duce á buscar su origen en el guaraní pa- 
raguá que significa corona,guirnalda. Los 
paraguates serían por consiguiente «los 
que llevaban coronas de plumas», costum- 
bre por cierto bastante común eutre los 
indígenas. A la misma raí;; pertenece 
sin duda el nombre Pe ragua a A. (Las pa- 
labras en cuestión podrían también deri- 
varse depara que quiere decir mar en ca- 
si todas las lenguas caribes; pero' enton- 
ces hay dificultad de explicar la segunda 
parte de ellas.) A Ernst. 

Parte Norte del lago : grupo de 42 






PER 



(11b) 



PER 



v. y 43 h. ; total, 85 vecinos : casas, 10. — 
Está en "territorio de la parroquia San Ra- 
fael, Distrito Mará. 

Partido Abajo : caserío de 265 v. y 
y 220 h. ; total, 485 vecinos : casas, 61. — 
Está situado en territorio de la parroquia 
San Carlos, Distrito Colón. 

Pascual : vecindario perteneciente á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Patillas, Las : grupo de 17 v. y 17 
h. ; total, 34 vecinos : casas, 12. — Se en- 
cuentra en territorio de la parroquia Ro- 
sario, Distrito Perijá. 

PEÑA y sus vecindarios: caserío de 65 
v. y 80I1. ; total, 145 vecinos : casas, 18. — 
Está en territorio de la parroguia Sina- 
niaica, Distrito Marafeaibor &U¿^ 

PERET, punta de : se encuentra en la 
costa Guajira ; está á diez y nueve millas 
de distancia de la de Médanos. — A inme- 
diaciones de la punta de Peret, se lanza 
un bajo de piedras hacia el S. S. E. más 
de dos millas. 

Perijá, Sierra de : esta sierra separa 
las aguas que caen í.1 lago de Maracaibo 
á las que van al valle de Upar. Esta sie- 
rra es el extremo de un ramal de la 
gran cadena de Los Andes, que se des- 
prende desde Pamplona - en Colombia - 
hacia el Norte y termina en las sabanas 
de la península Guajira en los montes de 
Oca. Es la más alta de las del Estado 
Zulia, apesar de que las cumbres no se 
elevan á más de 1,500 varas sobre el ni- 
vel del mar. Toda ella está desierta, y 
sólo cerca de las pendientes del Este se 
encuentra algún cultivo. Tiene 43 le- 
guas de largo desde los montes de Oca 
hasta la cabecera de' rio Oro, que cae al 
Catatumbo, porque de allí á Pamplona 
pertenece á la Nueva Colombia. 

Antiguamente la sierra de Perijá s e 
conocía con el nombre de Itotes, y que 
fué atravesada por los primeros descu- 
bridores. 



En esta sierra se han encontrado aza- 
baches y piedras que, á juzgar por su 
peso, contienen sin duda minerales, y una 
creta ó sustancia calcárea, que apellidan 
« Panallo » y que se asegura sirve para 
la extinción de la ericipela. 

En esta misma sierra se encuentra 
una fuente termal, de muy baja tempera- 
tura; está en el ramal occidental que 
corre al Oeste de la ciudad de Maracaibo. 
El lugar donde se encuentra esta fuente 
hidro-sulfurosa, está en la serranía de 
donde se desprende el río Cogollo al Su- 
roeste de la villa del Rosario de Perijá. 
Brota en dos grandes torrentes de la for- 
ma cretácea que constituye el maciso 
de la cordillera de Perijá. No hay cons- 
tancia sobre la temperatura de estas 
aguas ; pero la hay de que son hidrosul- 
furosas y que depositan toba calcárea; 
pues los troncos y frutos que quedan por 
algún tiempo, bajo la influencia de ellas, 
se incrustan de carbonato de cal. Los 
moradores de Maracaibo no pueden servir- 
se de esta fuente tan distante, lejos de 
todo poblado. 

Etimología de la palabra Perijá. Aca- 
so de a-perará, de superficie desigual, 
áspera, montañosa (?) — (A. Ernst). 

PERIJÁ : Distrito que lo componen 
las parroquias Libertad y Rosario. Los 
terrenos que ocupa este Distrito son : 
594, que se dividen en 404 de llanos ; 
180 de serranía y 10 de anegadizos. 
Los terrenos de serranía están desier- 
tos ; en los de llanos hay extensas sa- 
banas regadas por las aguas de los ríos 
que por ellas atraviesan. Las tierras de 
cría son superiores por los pastos y aguas 
vertientes. Aquí hay ganados de toda 
especie, pero especialmente el mayor, y 
se dan muías excelentes, buenos caballos 
y burros de mucha fuerza con que regu- 
larmente forman los vecinos sus recuas 
por haberse acostumbrado á estas caba-> 
Herías, atendiendo al mal camino. 



PER 



(116) 



PES 



El Distrito Perijá está habitado por 
2,940 v. y 2,572 h. ; total, 5,512 vecinos ; 
de éstos se cuentan 1,083 que saben leer 
y escribir y 188 que sólo saben leer. 
Existen 14 casas de tejas y 1,027 de pal- 
mas, todas son de un solo piso y de baha- 
reque. Hay un templo, otro en construc- 
ción, una capilla, 2 cementerios y 160 
ranchos. 

En este Distrito se cuentan 51 indíge- 
nas, 12 extrangeros, 45 gemelos, 936 ca- 
sados, 456 viudos, 5,512 católicos, 1 sa- 
cerdote, 2 bachilleres, 4 marinos, 6 músi- 
cos, 11 comerciantes, 24 artesanos, 16 
labradores de madera, 267 criadores, 103 
agricultores y 490 industriales. 

Instrucción pública: 2 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 38 pul- 
perías, 5 billares, 3 boticas, 3 pesas de 
carne, 1 horno para elaborar cal, 1 horno 
para alfarería, 1 alambique y 3 fábricas de 
jabón. 

De artes : 1 platería, 5 carpinterías y 
4 zapaterías. 

Posesiones: 91 hatos de ganado ma- 
yor y 16 del menor. 

Plantíos : 47 de cacao, 1 de cocoteros, 
14 de caña de azúcar y 58 de frutos me- 
nores. 

Bañan los terrenos de este Distrito los 
ríos Palmar, Apon, Aponcito, Tapias, 
Mucoa, Cogollo, Tosas, Guayabito, Laja, 
San Juan, San Ignacio, Arguaco, Negro, 
Santa Ana y Batarito. 

Está limitado : por el Sur, por el río 
Santa Ana desde su origen en la Sierra de 
Perijá hasta su desembocadura en Eagu- 
ueta, y el desagüe de ésta en el lago, cuyo 
límite lo separa del Distrito Colón; por 
el Norte, desde la punta Quiriquires has- 
ta encontrar el río Palmar, esta línea lo 
separa del Distrito Urdaneta ; por el Este, 
el lago, y por el Oeste, la línea con la Re- 
pública de Colombia. 



En el Distrito Perijá, circunscrito por 
el lago, los ríos Palmar y Santa Ana y la 
sierra de Perijá, se encuentra un número 
considerable de depósitos de asfalto; y 
una extensa formación carbonífera al pié 
de la sierra, visible en los grandes aflo- 
ramientos situados al Sur de la villa 
Machiques, entre el río Negro y el de 
Santa Ana. Es probable que los aflora- 
mientos de carbón que se encuentran tam- 
bién en las orillas de este río, correspon- 
dan á aquella extensa formación. 

Historia. — El Distrito Perijá se llamó 
Cantón de Perijá ; este nombre se le cam- 
bió por el de Distrito Guzmán Blanco, 
por decreto de 1872 dado por el Presiden- 
te del Estado. Esta nomenclatura le du- 
ró poco, pues por decreto de fecha 22 de 
Marzo de 1878, dado por el' Presidente 
provisional, se le cambió por el de Distri- 
to Perijá. 

Perú : caserío de 84 v. y 116 h. ; to- 
tal, 200 vecinos : casas, 38. — Está en te- 
rritorio de la parroquia San Francisco, 
Distrito Maracaibo. 

Perra : sitio comprendido entre tres 
playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Plata- 
nico. En este lugar se encuentra una is- 
la. — Pertenece á la parroquia Encontra- 
dos,. Distrito Maracaibo, C^^í^--- 

PERRA : isla que se encuentra en el 
río Zulia, frente al sitio del mismo nom- 
bre. 

PERRO : sitio comprendido entre dos 
playas que se encuentran en la ribera del 
río Catatumbo, después del sitio Tres 
Ceibas. — Está en territorio de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Maraíeaibe.. 4^7^ 

PESCADERO : isla que está formada 
por un canal que la separa de la isla de 
Pájaros ; tiene cerca de una legua de lar- 
go, pero estrecha, está anegada y cu- 
bierta por corpulentos mangles. Esta 
isla, la de Pájaros y la punta de la isla 



PIE 



(117) 



PIN 



de San Carlos, forman un canal con el 
extremo occidental de la isla de Zapara, 
que queda al Este de ellas y dista media 
legua. La isla de Pescadero pertenece á 
la parroquia Monagas, Distrito Mará. 

Picures : grupo de 23 v. y 17 h. ; to- 
tal, 40 vecinos : casas, 4. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia San 
Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

Pícoras, Las : vecindario que se halla 
en territorio de la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Piedras, Punta de : se encuentra en 
la costa Guajira ; está á once millas de la 
de Arenas, que forma una ensenada con 
ésta ; casi toda ella es de arrecifes, que 
salen más de una milla de la playa. 

Piedras, Punta de : esta punta queda 
en la orilla oriental del lago, frente á la 
isla de Mártires. — Está en territorio de 
la parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 

Historia. — En esta punta existió una 
aldea y en ella estuvo una Misión, así 
como también una importante ranchería 
de indios. 

El 23 de Julio del año 1823 á la una de 
la madrugada fondearon aquí las fuerzas 
sutiles de la escuadra colombiana ; de 
donde zarpó á las dos de la tarde del día 
24 ; se une á la escuadra y atacan á la es- 
pañola, que fué completamente destruida. 

Piedras, Puuta de : se encuentra en 
la costa occidental del lago, entre la pun- 
ta de Santa Lucía y la de San Francisco. 
— Está en territorio de la parroquia Cristo 
de Aranza, Distrito Maracaibo. 

Piedras, Las : caserío de 86 v. y 91 
h. ; total, 177 vecinos : casas, 31. — Perte- 
nece á la parroquia Libertad, Distrito Pe- 
rijá. 

PlEDRECiTA, La : pequeña ciénega que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

PlEDRECITA DE ARRIBA : pequeña cié- 



nega que está en territorio de la parro- 
quia Concepción, Distrito Urdaneta. 

PiEDRECiTAS DE abajo, Las: pequeña 
ciénega que se encuentra en territorio de 
la parroquia Concepción, Distrito Urda- 
neta. 

Piedrecitas blancas : grupo de 15 
v. y 18 h. ; total, 33 vecinos : casas, 18. — 
Está en territorio de la parroquia Santa 
Rita, Distrito Bolívar. 

Pilar : pueblo de 60 v. y 50 h. ; to- 
tal, 110 vecinos : casas, 14. — Está situado 
en la ribera del río Catatumbo. Dista 48 
leguas de la cabecera del Distrito Colón ; 
se va embarcado bajando el río Escalan- 
te, se atraviesa la ensenada del Zulia y 
se entra al río Catatumbo; se pasa pol- 
las bodegas de Encontrados y se sigue 
por el Brazo-Bobo, Catatumbo arriba has- 
ta llegar al pueblo del Pilar. Se emplean 
ordinariamente seis días en subir y cua- 
tro en bajar. 

Este pueblo está hoy casi solitario á 
causa de las invasiones que han hecho los 
indios Motilones recientemente. La pri- 
mera tuvo lugar el año 1882 que asesi- 
naron á unos labradores de maderas ; con- 
tra estos indios se envió al Pilar una ex- 
pedición armada á las órdenes del gene- 
ral Carlos Urdaneta Vázquez, y aun se 
internaron y estuvieron algunos días en 
los bosques ; pero no los encontraron. 
La segunda invasión tuvo lugar en Fe- 
brero de 1S83 en que asesinaron algunos 
individuos, y la tercera en Febrero de es- 
te año de 1894 ; murieron dos individuos 
sacadores de bálsamo de copaiba ó cabi- 
ma. 

Pino ó Capas : río que tiene su na- 
cimiento en la sierra de Mérida, donde se 
le conoce con el nombre de Cimomó, 
y después de su unión con un brazo del 
río Frío, entra en territorio zuliano, aquí 
toma el nombre de río Pino ; desemboca 
al lago en la punta La India. Este río 



PLA 



(118) 



PLA 



es la división entre los Distritos Colón y 
Sucre. 

Pino : vecindario de 45 v. y 25 h. ; 
total, 70 vecinos : casas, 11. — Este vecin- 
dario está un poco arriba de la boca del 
rio de su nombre, en territorio de la pa- 
rroquia San Carlos, Distrito Colón. 

Pintado : grupo de 25 v. y 19 b. ; to- 
tal, 44 vecinos : casas, 9. — Está en terri- 
torio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Pital : sitio comprendido entre dos 
playas que se encuentran en la ribera del 
río Zulia, á continuación del sitio Mom- 
posinos. — Está en la parroquia Encon- 
trados, Distrito Marj&scrbrj. &r&->t^ 

Platanico : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en se- 
guida del sitio Corocoso, situados en la 
parroquia Encontrados, Distrito Mara- 
Tctrbor / ú%rlZir>-t^ 

Platanico : isla que se encuentra en 
el río Zulia, entre el sitio Sal de Reyes y 
el caserío de Buena-vista. 

Playas de la Bosta : sitio y playa 
que se encuentran en la ribera del río Ca- 
tatumbo, después del sitio Caño-nuevo. — 
Están en territorio de la parroquia En- 
contrados, Distrito Ma^&eaiba: ¿5 £§%, 

Playas del Rosario : sitio compren- 
dido entre tres playas que se encuentran 
en la ribera del río Zulia, á continuación 
del sitio Momposinos. — Está en teritorio 
de la parroquia Encontrados, Distriao M4- 

Playas de Sánchez : sitio compren- 
dido entre tres playas que se encuentran 
en la ribera del río Zulia, en seguida del 
sitio Iguana. — Pertenece á la parroquia 
Encontrados, Distrito Ma r/ic a iho. ¿^-7^ 

PLAYITAS: caserío de 90 v. y 91 h. ; 
total, 181 vecinos : casas, 39. — Está en 
territorio de la parroquia Altagracia, Dis- 
trito Miranda. 



Historia. — Los jóvenes maracaiberos 
Pedro Hernández, Francisco Arisa y otros 
dos fueron tomados en el lago de Mara- 
caibo por gente de Morales, en 21 de Ju- 
nio del año 1822 ; estos jóvenes fueron 
puestos en libertad diez días después de 
haber sido tomados ; mas Morales al sa- 
ber el desastre que había sufrido Balles- 
teros en Juana de Ávila, tomó bárbaro 
desquite : hizo capturar de nuevo á los 
jóvenes, y en el puerto de las Playitas 
fueron macheteados, donde quedaron inse- 
pultos. Morales ese mismo día dejó la ciu- 
dad de Altagracia y se dirigió hacia Coro. 

Playitas, Das: grupo de 21 v.y 27 
h. ; total, 48 vecinos : casas, 8. — Está en 
la isla de Toas, parroquia Padilla, Distri- 
to Mara^/^~*«¿^^*¿ ¿&"j^- 

Playón : se da este nombre á un es- 
pacio ancho del río Sucuy ó Limón que 
,está en la parroquia Sinamaica, Distrito 
Mar^éaiba. ¿?¿Le<%- — 

Historia. — A mediados del mes de 
Mayo del año de 1848, el general Santia- 
go Marino, después de atravesar la Gua- 
jira llega al Playón, y viendo que las 
fuerzas que estaban estacionadas allí - 
para impedir el paso - abandonaron el 
puerto, Marino con su gente atravesó el 
río por este punto, teniendo los soldados 
que llevar los fusiles y cartucheras en 
la cabeza. Pasado el río se dirigió á Ma- 
racaibo. 

Plaza, La: caserío de 61 v. y 70 h. ; 
total, 131 vecinos: casas 27. — Pertenece 
á la parroquia Santa Rita, Distrito Bolívar. 

Plaza, La : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, á con- 
tinuación del sitio Guayabo. — Están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Mar^caib e. £*f-*V?-»- 

Plaza : son dos islas que se encuen- 
tran en el río Zulia, frente al sitio y pla- 
ya de su mismo nombre, entre Sal de 
Reyes y Buena-vista. 



POT 



(119) 



POZ 



Poco y ArapuéS : vecindario de 55 
v. y 54 h. ; total, 109 vecinos : casas, 27. 
— Se encuentra situado en territorio de la 
parroquia Gibraltar, Distrito Sucre. 

Poco ó Peroso : río que nace en la 
sierra de Trujillo, desemboca al lago en 
la ensenada de la Mochila de Gibraltar. 
Este río separa la parroquia Gibraltar - 
por la parte del Este - de la parroquia 
Ceiba. 

Poco del Zulia : grupo de 42 v. y 36 
h.; total, 7S vecinos : casas, iS. — Está en 
- territorio de la parroquia General Urda- 
neta, Distrito Sucre. 

Porquera : punta que se halla en la 
costa occidental del lago, cerca de la des- 
embocadura del' río Santo Cristo. — Está 
en territorio del Distrito' Urdaneta. 

Porquera : vecindario de 157 v. y 
215 h.,; total, 372 vecinos : casas, 55. — Se 
encuentra situado en territorio de la pa- 
rroquia Carmelo, Distrito Urdaneta. 

Portuguesa: sitio y playa que se 
encuentran en la ribera del río Zulia, en 
seguida del sitio Cabuya. — Están en te- 
rritorio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito Marafaifap. 1^%^ 

Portuguesa: isla que se encuentra 
en el río Zulia, en el trayecto que hay 
desde el sitio Buena-vista al de San José 
de las Palmas. 

Potrerito : punta que se encuentra 
en la orilla occidental del lago, entre las 
bocas de los ríos Cuervo y Santo Cristo. 
Está en territorio del Distrito Urdaneta. 

Potrerito: vecindario que está - en 
territorio de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Potrerito: grupo de 52 v. y 27 h.; 
total, 79 vecinos : casas, 14. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Carmelo, Distrito Urdaneta. 

Potrerito, El : vecindario de 86 v. y 
112 h.; total, 19S vecinos: casas, 28. — 



Pertenece á la parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 

Potreritos: grupo de 99 v. y 96 h.; 
total, 195 vecinos : casas, 24. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
San Rafael, Distrito Mará. 

Potrero : ciénega que está situada 
entre los ríos Cuervo y Santo Cristo ; es 
formada por los derrames de estos ríos. — 
Se encuentra en territorio del Distrito Ur- 
daneta. 

Potrero de Navas : caserío de 83 v. 
y 40 h.; 123 vecinos: casas, 29. — Perte- 
nece á la parroquia Democracia, Distrito 
Miranda. Este vecindario queda á cinco 
leguas de la ciudad de Altagracia. 

En este lugar se encuentra una co- 
rriente de agua de olor sulfuroso. 

Potrero del Totumo : vecindario 
que se encuentra en territorio de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 

Potrero de Suárez : vecindario que 
depende de la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Pozo, El : vecindario de 52 v. y 79 h.; 
total, 131 vecinos : casas, 19. — Se encuen- 
tra en territorio de la parroquia Santa Ri- -^ , 
ta, Distrito Bolívar, ¿ S¿¿¿¿~^»> &¿~¿ r '6 ¿?<4&U 

Pozo de Ignacio : grupo de 15 v. y 
21 h.; total, 36 vecinos: casas, 9. — Está 
en territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

Pozo DE Pedro : pequeña ciénega que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Pozo del Tribunal : pequeña ciéne- 
ga que se encuentra en territorio de la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Pozos, Los : caserío de 130 v. y 164 
h. ; total, 294 vecinos : casas, 37. — Perte- 
nece á la parroquia Concepción, Distrito 
Urdaneta. 

Pozos, Ensenada de los : se encuentra 
en la orilla occidental del lago, frente al 



PUE 



(120) 



PUN 



vecindario de La Hoyada, entre la punta 
de Cotorrera y la isla de Capitán-chico. — 
Está en territorio de la parroquia Santa 
Lucía, Distrito Maracaibo. 

Pozón, parte Noroeste : vecindario de 
50 v. y 62 h. ; total, 112 vecinos : casas, 
28. — Está en territorio de la parroquia 
Santa Bárbara, Distrito Maracaibo. 

Pueblito : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en se- 
guida del sitio Caño-negro. — Están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Marafeaifeei ¿^¿á»->-^ 

Pueblo- Viejo : río que tiene su ori- 
gen en la sierra de Cirurna ; corre una 
distancia de diez leguas, desemboca al 
lago en la punta que lleva su mismo 
nombre. — Corre por territorio del Distri- 
to Bolívar. 

Pueblo- Viejo : punta que se encuen- 
tra en la orilla oriental del lago, en la 
boca del río de su nombre. — Está situada 
en territorio del Distrito Bolívar. 

Puentecitos : grupo de 42 -varones ; 
casas, 15. — Pertenece á la parroquia Ro- 
sario, Distrito Perijá. 

Puentecitos : grupo de 18 v. y 14 h.; 
total, 32 vecinos: casas, 7. — Está en terri- 



torio de la parroquia Sinamaica, Distrito 
Maa^éaibo. ¿^te<K^ 

Puentecitos de las Caobas : parti- 
do que se baila en territorio de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 

Puertecitas : grupo que pertenece á 
la parroquia Sinamaica, Distrito M^tía- 

•Cajfeo./V^W— 

Puerto Caballo : vecindario de 108 
v. y 107 b. ; total, 2i5]vecinos : casas, 31. 
Se encuentra situado en territorio de la pa- 
rroquia Santa Lucía, Distrito Maracaibo. 

Puerto Escondido : vecindario de 90 
v. y 104 b. ; total, 194 vecinos : casas, 37. 
— Está en territorio de la parroquia Santa 
Rita, Distrito Bolívar. 

Punta Gorda : grupo de 95 v. y 97 
h. ; total, 192 vecinos: casas 30. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Altagracia, Distrito Miranda. 

Punta Gorda : grupo de 35 v. y 27 
b. ; total, 62 vecinos : casas, 16. — Se en- 
cuentra situado en territorio de la parro- 
quia Cabimas, Distrito Bolívar. 

Punta de Leiva : vecindario de 169 
v. y 165 b. ; total, 334 vecinos : casas, 58. 
— Se encuentra situado en territorio de 
la parroquia Altagracia, Distrito Miranda. 



-7> 



_ Jm » P M> ' ■* ' 



i'imr i^ii ,~¡~rfí -' *¿u€^-y _ 




/ x&¿¿¿^&¿¿e> 



¿x¿ 



<*€-,. 






¿Z- 



QOM 
/ 

QomA : vecindario perteneciente á la 

parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Quebrada Arriba : grupo que se en- 
cuentra en territorio de la parroquia Ro- 
sario, Distrito Perijá. 

Quebrada Seca ó Quemados : vecin- 
dario perteneciente á la parroquia Rosario, 
Distrito Perijá. 

Quebrada Seca : caño que se encuen- 
tra en el lugar llamado «El Chao». — Está 
en territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Majj&aibo-. ¿3¿^_ 

Quemados, Los : grupo de 28 v. y 26 
h.; total, 54 vecinos : casas, 9. — Se en- 
cuentra en territorio de la parroquia Alta- 
gracia, Distrito Miranda. 

QuESiTO : caño que sale de la ciéne- 
ga de Onia y desagua en el río Escalante. 
Corre por territorio del Distrito Colón. 

QuiriquirE : ciénega que se encuen- 
tra frente á la punta de su nombre. — Está 
en territorio delDistrito Perijá. 

QuiriquirE : punta que se encuentra 
en la orilla occidental del lago, entre la 
ensenada de Corona y la laguna de Ber- 
nal. Esta punta es la división entre los 
Distritos UrcÜaneta y Perijá. 

Historia. — La escuadra colombiana an- 
clada en el Tablazo, se hizo á la vela el 
día 27 de Mayo de 1823, y se dirigió á 
pasar por frente de la ciudad de Maracai- 
bo y seguir hacia Quiriquire, para buscar 
allí y en el resto de la laguna comunica- 
ción con alguno ó algunos de los Jefes de 
la República, destinados á obrar en sus 
inmediaciones. Á las once fondearon tq- 



QUIS 

dos. Al siguiente día, á las siete, se hi- 
cieron á la vela y siguieron al puerto de 
Corona. 

En Junio de .1823 el general Manri- 
que, desde Gibraltar, se dirigió al puerto 
de Quiriquire, donde supo que había cien 
infantes enemigos destinados á impedir 
cualquier desembarco que las fuerzas in- 
dependientes pretendiesen hacer, y aco- 
piar ganado para remitir á Maracaibo. 
Luego que Manrique enfrentó allí hizo 
desembarcar cien hombres del Orinoco á 
las órdenes del capitán Alejandro Blanco, 
y protegido por tres flecheras de la Es- 
cuadra ; los que estaban en tierra fueron 
batidos completamente, quedando en po- 
der de los independientes cuatro pasados 
y causándoles mucho daño en heridos, que 
condujeron precipitadamente por los mon- 
tes, por donde se les persiguió más de una 
legua. El campo quedó en poder de Man- 
rique y algún número de reses ; obligán- 
dole la situación en que se encontraba la 
Escuadra por falta de víveres, á tomar 
veinte y siete vacas de cría á un vecino de 
la villa de Perijá, que trabajaba, hacía 
muchos días, por la causa de la Indepen- 
dencia con una partida de guerrilla, y á 
éste se le dio un vale pagadero por las 
cajas de los colombianos. 

Luego se dirigió Manrique con direc- 
ción á los puertos de Altagracia á fin de 
recibir la columna del señor Andrés To- 
rrellas, que debía vencer obstáculos ¡Dará 
venir á Altagracia, según órdenes de Man- 
rique, la que no pareció. 

Quisiro : pueblo de- 303 v. y 345 h.; 



QUIS 



(122) 



QUIT 



total, 648 vecinos ; entre éstos hay 225 
que saben leer y escribir, y 12 que sólo 
saben leer ; se cuentan 125 casas : es la 
cabecera de la parroquia Democracia, Dis- 
trito Miranda. — Está plantado en un te- 
rreno seco y gredoso, situado entre 10 o 
42' latitud Norte, y 3° 40' longitud offetf 
~ts¿ del meridiano de Caracas ; temperatu- 
ra media del centígrado 27° 25' ; altura 
sobre el nivel del mar 8 varas, dista de él 
una legua, 9 de la ciudad de Altagracia y 
12 de la ciudad capital del Estado. 

Hay una capilla y un cementerio. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones. 

Establecimientos industriales : 1 bo 



dega, 3 pulperías, 1 fonda y 1 pesa de 
carne. 

Todas las casas de este pueblo son de 
un solo piso, de bahareque, y su techum- 
bre es de palmas. 

Historia. — En Setiembre de 1848 sal- 
tó el coronel Andrade con 700 hombres á 
las playas de Quisiro, para batir al coro- 
nel Baca y comandante Zamora, que se 
encontraban en el pueblo de Quisiro ; pero 
tuvo que replegar á pesar de la heroicidad 
de su tropa. 

Quitasol : vecindario de 65 v. y 67 
h. ; total, 132 vecinos : casas, 19. — Está 



en territorio de 
Distrito Perijá. 



la parroquia Libertad, 



RAF 

RAFAEL, Ciénega de : se encuentra al 
interior de la parroquia San Rafael, Dis- 
trito Mará. 

Ranchería, La : vecindario que se 
encuentra cerca de la ribera del río Sucuy 
ó del Limón. — Pertenece á la parroquia 
San Rafael, Distrito Mará. 

Ranchería : ciénega que se encuen- 
tra cerca del río Limón en la parroquia 
San Rafael, Distrito Mará. 

Ranchería: vecindario de 138 v. y 
193 h. ; total, 331 vecinos : casas, 39; de 
éstas 9 son de teja y 30 de enea ; todas 
son de un solo piso y de bajareque. 

Plantíos : 18 de cocoteros, algunos ár- 
boles frutales y jardines. — Este vecindario 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Cristo de Aranza, Distrito Maracaibo. 

Ranchito, El : vecindario pertene- 
ciente á la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Rancho : sitio que está en territorio 
de la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Rancho de ganado : vecindario de 
82 v. y 110 b. ; total, 192 vecinos : casas, 
41. — Se encuentra situado en territorio 
de la parroquia Carmelo, Distrito Urda- 
neta. 

Ranchos, Los : grupo de 50 v. y 10 
h. ; total, 60 vecinos : casas, 10. — Está en 
territorio de la parroquia Rosario, Distri- 
to Perijá. 

Remolino del Negro: sitio compren- 
dido entre tres playas que se encuentran 
en la margen del río Catatumbo, en se- 
guida del sitio Madre vieja. — Se encuen- 



RIC 

tra en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito M-a*géaÍb«t. ¿Jtí^Í^ 

Remolino del Tabaco : sitio com- 
prendido entre tres playas que se encuen- 
tran en la ribera del río Zulia. Aquí es- 
tá la Madre vieja del río que salía á En- 
contrados, y principia Brazo bobo. 

Remolino de Trujillo : sitio y pla- 
ya que se encuentran en la ribera del río 
Zulia, después del sitio Moral. — Están en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito Marfeaibo. ¿^¿^íL 

REPELÓN, El : grupo de 25 v. y 15b.; 
total, 40 vecinos : casas, 9. — Pertenece á 
la parroquia San Carlos de Zulia, Distri- 
to Colón. 

REPRESA : caño que sale de la laguna 
del Zulia y se incorpora al río Escalante. 
Corre por territorio del Distrito Colón. 

Ribera izquierda del río Grande : 
grupo de 50 v. y 26 b. ; total, 76 vecinos : 
casas, 17. — Se encuentra situado en terri- 
torio de la parroquia Siuamaica, Distrito 
Maracaibo. 

RicaurTE : parroquia del Distrito Ma- 
rá. Componen esta parroquia los vecin- 
darios Las Cruces, Palmarejo, San Anto- 
nio, Santa Cruz y Rosita. 

Sus babitantes son : 373 v. y 382 b. ! 
total, 755 vecinos ; entre éstos se encuen- 
tran 416 que saben leer y escribir y 47 
que sólo saben leer. Sus casas son : 16 
de tejas y 95 de enea, ó sean 111 : todas 
son de un solo piso y de badareque, y bay 
además 226 rancbos. 

En esta parroquia se encuentran 17 
indígenas, 14 gemelos, 321 casados, 44 



RIT 



(124) 



ROS 



viudos, 755 católicos, 26 marinos, 15 arte- 
sanos, 224 cortadores de madera, 236 cria- 
dores, 115 agricultores y 167 industriales. 

Instrucción pública: una escuela de va- 
rones y otra de hembras. 

Posesiones: 1 iS batos de ganado menor. 

Plantíos : 20 de cocoteros y 56 de fru- 
tos menores. 

Riecito : grupo que' se encuentra en 
territorio de la parroquia Rosario, Distri- 
to Perijá. 

Riecito : río que nace como á tres 
leguas al Norte del río Tule, repite su 
curso, aproximadamente, las mismas in- 
flexiones que él, basta su entrada en el 
río Sucuy, y es más escaso de aguas, és- 
tas las lleva en abundancia en la estación 
de las lluvias, pero menguan en el vera- 
no. A este río entran tres caños por la 
parte del Sur y dos más por la del Norte; 
ninguno de ellos tiene agua permanente. 

Rincón, El : vecindario perteneciente 
á la parroquia San Rafael, Distrito Mará. 

Río Negro : grupo de 33 v. y 21 h. ; 
total, 54 vecinos : casas, 8. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

Río Negro : grupo perteneciente á la 
parroquia Sinamaica, Distrito MíHSÉéaibt). 

Río El Cogollo : grupo de 5 v. : ca- 
sas, 2. — Se encuentra sumado en territorio 
de la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Río Palmar : grupo de 42 v. : casas, 
15. — Se encuentra situado en territorio 
de la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Río Viejo : grupo que se baila en 
territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

Rita : grupo que pertenece á la pa- 
rroquia Rosario, Distrito Perijá. 

RiTEROS : grupo de 15 v. y 7 b. ; to- 
tal, 22 vecinos: casas, n. — Se encuentra 
situado en territorio de la parroquia Ca- 
birnas, Distrito Bolívar. 



Robles, Los : grupo que está en terri- 
torio de la parroquia Sinamaica, Distrito 
Marpiónih o. ¿?&££-~ 

Rodeo : vecindario de la parroquia 
Rosario, Distrito Perijá. 

Rodrigo : se conoce con este nombre 
el lugar donde principia la ciudad de Ma- 
racaibo, hacia el Norte. 

Rosa, La : caserío de 100 v. y 1 1 1 h. ; 
total, 211 vecinos: casas, 35. — Se encuen- 
tra situado en territorio de la parroquia 
Cabimas, Distrito Bolívar. 

Rosado : pueblo de 266 v. y 242 h. ; 
total, 508 vecinos : casas, 67. — Está situa- 
do en territorio de la parroquia Concep- 
ción, Distrito Urdaneta. 

Rosario : parroquia del Distrito Pe- 
rijá : componen esta parroquia los vecin- 
darios Arimpo, Carreta, Haticos, Jagüey- 
hondo, La Ge, Palmitas, Paloseco, Rodeo, 
Rosario de Perijá, Patillas, Pintado, Puen- 
tecitos, Ranchos, Sau Ignacio, San Juan, 
San José, Saltanejo y Tesegú. 

Está habitada por 1,272 v. y 983 h. ; 
total, 2,255 vecinos ; entre éstos hay 307 
que saben leer y escribir y 63 que sólo 
saben leer. Se encuentran 12 casas de 
tejas y 473 de palmas, que hacen 485, 
todas de un solo piso y de bahareque ; 
además hay un temploy una capilla, un 
cementerio y 143 ranchos. 

En esta parroquia se hayan 34 indí- 
genas, 24 gemelos, 411 casados, 333 viu- 
dos, 2,255 católicos, 1 bachiller, 4 mari- 
nos, 5 músicos, 12 comerciantes, 24 arte- 
sanos, 102 agricultores, 304 criadores y 
203 industriales. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 1 pul- 
perías, 1 billar, 1 botica, 1 pesa de carne, 1 
horno para alfarería y 2 fábricas de jabón. 

De artes: 3 carpinterías y 2 zapaterías. 

Plantíos : 52 de frutos menores. 

Rosario de Perijá : villa, es la cabe- 



ROS 



(125) 



RUD 



cera de la parroquia que lleva su mismo 
nombre ; está sobre una pequeña eleva- 
ción, rodeada de extensas sabanas y cerca 
de la cabecera del río San Juan. De esta 
villa se ve la sierra de Perijá y varias co- 
linas que están al poniente en las sabanas 
de Saltanejo, mientras que al Sur unos 
cerros azulados - que se divisan á lo 
lejos - indican la dirección de la cordille- 
ra que viene desde Ocafia, á cuyos pies 
están los llanos del Apon. Al Norte im- 
piden algunos árboles que se vean los 
bosques fértiles que costean el río Palmar, 
los cuales se extienden al pié de la serra- 
nía que separa el valle de Upar del Esta- 
do Zulia. 

Esta villa se encuentra situada entre 
io°S' latitud Norte y 5°2i' longitud 
^¿^Uj oric^Aa l del meridiano de Caracas. Está 
sí la altura de 127 varas sobre el nivel 
del mar. Temperatura media del centí- 
grado 27°5o'. Dista de la villa de Ma- 
chiques ó Libertad 9 leguas, y de la capi- 
tal del Estado 18. 

Los moradores de esta villa son 324 
v. y 388 H. ; total, 712 vecinos : se cuen- 
tan 9 casas de tejas y 132 de palmas, ó 
sean 141 ; entre estas casas hay cuatro de 
manipostería, las demás son de bahare- 
que y de un solo piso. Hay un templo 
de arquitectura gótica, una capilla, una 
casa de Gobierno, una cárcel, una casa 
municipal, un cementerio, y es el asiento 
del Cura de almas del Distrito. 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 1 de Hembras. 

Establecimientos industriales : 9 pul- 
perías, 1 billar, 1 botica, 1 pesa de carne, 1 
borno para alfarería y 2 fábricas de jabón. 

De artes : 3 carpinterías y 2 zapaterías. 

Historia. — La villa del Rosario de Pe- 
rijá fué fundada por familias de Islas Ca- 
narias, bajo la dirección del Marqués de 
Perijá. 

Su Señoría Ilustrísima Obispo doctor 
don Rafael Lazo de la Vega - en el año de 



1829 - pensó mandar construir un puente 
de madera en el paso del río Palmar, ca- 
mino bacia Perijá, cuyo presupuesto que 
bizo formar alcanzó á 400 pesos. 

En Abril de 1822 Lorenzo Morillo fué 
mandado por Morales - desde los puertos 
de Altagracia - para Hostilizar á los de 
Maracaibo. Morillo que desembarcó por 
sotavento de la ciudad de Maracaibo, se 
encaminó Hacia la villa del Rosario de 
Perijá con el batallón «Leales Corianos» y 
dos compañías de Cazadores en fuerza de 
562 Hombres, y estando en Perijá supo el 
desastre que Había sufrido el comandante 
Ballesteros en Juana de Avila ; y pro- 
puéstole el general Lino de Clemente, en 
26 de Abril, una capitulación honrosa y 
celebrada el día 24 de Mayo, después de 
varias notas cruzadas entre ellos, se en- 
tregó dejando asolado el país y robado los 
Habitantes. Morillo fué embarcado con 
426 hombres para Cuba; del resto de la 
fuerza 30 tomaron partido, los demás se 
desertaron. 

1835. — Después de la derrota de los 
Bravos en la Sabana de Maracaibo, en 
Junio, los pocos que escaparon de caer en 
poder del general Montilla, se retiraron á 
la villa del Rosario de Perijá, y allí tam- 
bién fueron batidos por el comandante 
Antonio Pulgar, de cuyas resultas se en- 
tregaron los 'cabecillas de la facción. 

Esta villa fué cabecera del Distrito Pe- 
rijá hasta el año de 1S81 que fué traslada- 
da á la villa de Libertad ó Machiques. 

Rosita: vecindario de 166 v. y 144 
h.; total, 310 vecinos : casas, 47. — Pertene- 
ce á la parroquia Ricaurte, Distrito Mará, 

Roto: caño que se encuentra á iyí 
legua al Norte del caño Encontrados; 
aquí es la confluencia de los ríos Zulia y 
Catatumbo. 

Rudal : grupo de 54 v. y 16 h.; total, 






/■ 



70 vecinos 

de la parroquia 

randa. 



casas, 10. — Está en territorio 
Altagracia, Distrito Mi- 



SAB 

Sabana : grupo que se encuentra en 
territorio de la parroquia Cabimas, Dis- 
trito Bolívar. 

Sabana del Guaco : grupo de 19 v. 
y 11 b.; total, 30 vecinos : casas, 7. — Es- 
tá en territorio de la parroquia Libertad, 
Distrito Perijá. 

Sabana-nueva : grupo ocupado por 
8 varones en 4 casas. Está en territorio de 
la parroquia Santa Rita, Distrito Bolívar. 

Sabanas: grupo de 18 v. y 15 b.; to- 
tal, 33 vecinos : casas, 7. — Pertenece á la 
parroquia Heras, Distrito Sucre. 

Sabanas de Río Chiquito : se en- 
cuentran en territorio de la parroquia Ca- 
bimas, Distrito Bolívar. 

Sabanas de Machango : están situa- 
das en el territorio de la parroquia Lagu- 
nillas, Distrito Bolívar. 

Sabanas de la Unión : ocupan terri- 
, torio de la parroquia Lagunillas, Distrito 
Bolívar. 

SabANETA, La : pequeña ciénega que 
se baila en territorio de la parroquia Con- 
cepción, Distrito Urdaneta. 

SabANETA : vecindario de 320 v. y 340 
b.; total, 660 vecinos : casas, 78. — Está 
en territorio de la parroquia Altagracia, 
Distrito Miranda. 

En este lugar bay dos salinas, una en 
buen estado que producirá 3,500 fanegas, 
y otra descuidada que su producto es de 80. 

SABANETA: grupo de 73 v. y 57 b.; 
total, 130 vecinos : casas, 20. — Se encuen- 
tra en la isla de San Carlos, parroquia 
Monagas, Distrito Mará, á <£¿¿s*s/?j ~a£ 
&%T&€<0fc- ¿fe ¿&?t. ¿?,->~f S¿é , 



SAL 

Sabaneta Larga : caserío de 397 v. 
y 431 b.; total, 828 vecinos : casas, 126. 
Pertenece á la parroquia Cbiquinquirá y 
San Juan de Dios, Distrito Maracaibo. 

Éaeanetas : vecrüafaridde 320 vTy/ jsp\ 
:rritíírio de"' la parroquia Alfágracia^ 
rito Mim ada 

Salado : caño que entra por la parte 
del Norte al río Tule ; no tiene agua per- 
manente. 

Sal de Reyes : sitio que está á cinco 
leguas de distancia del sitio Mariana, en 
la parte derecba del río Zulia. Este tra- 
yecto está desierto y sólo existe una plan 
tación agrícola. De este lugar se ban 
extraído, y se extraen aún, un número 
considerable de trozas de madera de cedro. 
Se encuentra en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito Mapifcaib o. L^i^-?i_ 

Salina : caserío de 84 v. y 97. b.; to- 
tal, 181 vecinos : casas, 51. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Santa Rita, Dis- 
trito Bolívar, ^V-#--^**> *¿^¿ S??^$r 

Salina-rica : vecindario de 60 v. y 
60 b.; total, 120 vecinos : casas, 17. — Se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Santa Lucía, Distrito Maracaibo.. * ^«¿"¿á*^ «<í 

En este lugar se encuentra una salina 
que producirá 50,000 fanegas : desde que 
pasó á ser propiedad nacional está muy 
descuidada. En este mismo lugar bay 
40 pozos de sal que producirán 3,500 fa- 
negas. La calidad de la sal de Salina-rica 
es inferior y tiene menos peso que la de . 
Sinamaica; sinembargo, paga el mismo de- 
recbo que la de mejor calidad y condición. 



SAL 



(127) 



SAL 



Historia. — El general L,ino de Clemen- 
te, á consecuencia de haber sabido las 
ventajas de Morales en Sinamaica y reti- 
rádose Castelli el día 5, y habiendo llega- 
do á las diez de ese mismo día de Altagra- 
cia 120 hombres del batallón «Caracas» 
que fué toda la fuerza con que se presentó 
el comandante Andará dejando la demás 
retardada sin poderlo yá auxiliar, marchó 
inmediatamente con esta tropa á engrosar 
la columna, tomando también algunos ar- 
tilleros, otros pocos milicianos de la maes- 
tranza y una partida de 30 vecinos mon- 
tados que acababan de llegar de Perijá y 
de la Cañada : el general Clemente se 
reunió en el hato «Mamón» á más de 
seis leguas de la ciudad de Maracaibo, y 
Castelli le informó que el enemigo venía 
en su seguimiento ; de allí se replegó con 
toda la fuerza á ocuparla mejor posesión 
del camino que va para la ciudad, que es 
una que nombran Salina-rica ; y como á 
las doce del día formó su línea el enemigo, 
no sólo con los mil hombres de tropa que 
sacó de Puerto Cabello, sino también con 
una porción de indios guajiras, de fusil, 
que logró incorporar por medio de pagas, 
de ropas y otros efectos. 

El general Clemente conoció desde 
luego que la acción era aventurada, por- 
que 700 hombres de tropa de que sólo 
podía disponer, no eran bastantes para 
contrarrestar la fuerza enemiga que, sobre 
ser superior en número, debía estar dis- 
puesta á morir ó vencer porque no les que- 
daba retirada por donde no fuese concluida; 
pero su honor, la salvación de su Patria 
y la defensa de un punto tan importante 
como Maracaibo, lo obligaron á aceptar 
la batalla, antes de abandonarlo sin ba- 
tirse. 

Tres cuartas de la compañía de Caza- 
dores del batallón Maracaibo y una par- 
tida de paisanos rompieron el fuego al 
enemigo por la izquierda de los de Cle- 
mente, y la caballería se avanzó por la 



derecha con el objeto de batirle por ambos 
flancos y hacerle desmembrar la fuerza, 
para que la de los independientes en ma- 
sa batiera su centro ; pero el enemigo con 
fuerzas superiores cargó las guerrillas en 
compañías enteras, y cuatro columnas 
como de 200 hombres, á lo menos, avan- 
zaron á la posición que ocupaba el gene- 
ral Clemente ; entonces marchó la de 
Granaderos de Maracaibo á contener la 
izquierda del enemigo que venía flan- 
queándolos por la derecha de los indepen- 
dientes con el mismo objeto. El batallón 
Caracas y el resto de Maracaibo estaban 
firmes sobre el centro, y de este modo se 
empeñó una acción tan brava y sostenida 
por parte de los independientes, que des- 
pués de dos horas y media de combate, 
perdidos los mejores y heridos varios ofi- 
ciales de los diferentes cuerpos, el resto 
de la fuerza cedió el campo de batalla. 

Los oficiales y aun las tropas mismas 
- apesar de ser la mayor parte reclutas - 
cumplieron su deber hasta lo último. 

El general Clemente había anticipado 
sus prevenciones en cautela de cualquie r 
desgracia, y al efecto, el señor coronel 
Francisco Delgado, Jefe de E. M. del De- 
partamento, quedó encargado de la plaza. 
El general Clemente le dio inmediata- 
mente parte del suceso ; y como en la 
ciudad no habían quedado más que unos 
pocos paisanos, no fué posible volver á 
ser frente al enemigo. Se embarcó toda 
la tropa salvada y se protegió mucha par- 
te de la emigración, que fué asombrosa, 
para los campos y costas del lago. 

El enemigo ocupó la ciudad en la no- 
che del 6 ; la artillería clavada se arrojó 
al agua, y los sugetos de más facultades 
desampararon el pueblo. Todos los bu- 
ques mayores que había en la bahía los 
reunieron en el puerto de Moporo, para 
armar cuantos se pudieran y hacerse due- 
ños de la laguna, con lo cual el general 
Clemente asediaría al enemigo y le comu- 



SAN 



(128) 



SAN 



nicó además al Intendente de Venezuela, 
que las fortalezas de la barra podían sos- 
tenerse hasta dos meses si los buques 
apostados, la tropa y el oficial que man- 
daba el castillo, sabían sufrir y cumplir 
su obligación. 

Saladillo : grupo que pertenece á la 
parroquia Sinamaica, Distrito Maracaibo. 

Salinita : grupo que está en territo- 
rio de la parroquia San Rafael, Distrito 
Maracaibo. ¿é <£**<& a/es&*n¿é¿¿í ¿tfjÉL&s. 

Saltanejo: sabanas que están á 4 
leguas de la orilla occidental del lago. — 
Se encuentran en territorio de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. Estas sa- 
banas son ricas en pastos y aguas, por lo 
cual son propias para cría de ganado. 

Saltanejo : vecindario perteneciente 
á la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Saltanejo fuera: vecindario perte- 
neciente á la parroquia Rosario, Distrito 
Perijá. 

Salto del Diablo: vecindario que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Libertad, Distrito Perijá. 

San Agustín : vecindario de 59 v. y 
75 n -> total, 134 vecinos: casas, 21. — Está 
en territorio de la parroquia San Carlos, 
Distrito Colón. 

San Agustín: vecindario pertenecien- 
te á la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

San Andrés : cerro que se encuentra 
en el Distrito Mará, á 5 leguas y al Nor- 
oeste de la villa de San Rafael ; es de al- 
guna elevación y desde él se divisa perfec- 
tamente la Barra, el lago y la costa del 
Este de él. En seguida á este cerro Hay 
otros dos que llaman de San Félix, que 
quedan como á una legua de aquél. 

San Antonio : pueblo de 159 v. y 142 
h.; total, 301 vecinos : casas, 132. — Está 
en territorio de la parroquia Heras, Dis- 
trito Sucre. 

San Antonio : vecindario de 90 y. y 



30 h.; total, 120 vecinos: casas, 62. — Se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Ricaurte, Distrito Mará. 

San Antonio : grupo de 90 v. y 97 
h.; total, 187 vecinos: casas, 44. — Perte- 
nece á la parroquia Heras, Distrito Sucre. 

San Bartolomé de Sinamaica: villa 
de 440 v. y 594 b.; total, 1,034 vecinos : 
casas, 157. — Esta villa es la cabecera de 
la parroquia que lleva su mismo nombre, . 
en el Distrito Mir/ombo. Está situada á./<4L 
dos leguas del mar, que la demora al Es- ' 
te, en una planicie árida con grandes mé- 
danos y un suelo salitroso ; presenta, no 
obstante, una perspectiva bella, pues se 
ve la villa rodeada de palmeras y arbus- 
tos. Su situación es entre 11° latitud 
Norte y 4 45' longitud ori^átal del meri- -^^ . 
diano de Caracas. Altura sobre el nivel 
del mar 12 varas. Temperatura media del 
centígrado 27 o 32'. Dista de la ciudad 
capital del Estado 12 leguas: se va em- 
barcado basta la laguna de Sinamaica, allí 
se toma el caño Garabulla ó de la Lagu- 
na y se sube por él basta la villa. Tam- 
bién puede irse á esta villa embarcado 
basta el puerto de Guerrero - en el río 
Sucuy - y de allí se va por tierra ; bay 
dos leguas de camino llano. 

Todas las casas de esta villa son de 
un solo piso y de babareque, y su techum- 
bre es de enea. Hay un templo y un 
cementerio. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 3 bo- 
degas, 6 pulperías, 1 billar y una pesa de 
carne. 

Historia. — La villa'de Sinamaica, fun- 
dación española fronteriza á los indios 
guajiras, fué fundada el año de 1790- 
cuando se fundó era puramente militar 
con un destacamento fuerte y continuo 
de las tropas de Maracaibo y milicias 
cortas que formaban los españoles que 



SAN 



(129) 



SAN 



allí había, y eran tinos vecinos que se ha- 
bían establecido con sus pequeñas crian- 
zas de ganado mayor y algunas labores 
en el río Liuión, sobre la calidad venta- 
josa de sus terrenos y circunstancias. 

La villa de Sinamaica fué agregada 
á la provincia de Maracaibo, por Real 
Cédula dada en Aranjuez á 26 de Marzo 
del año 1792. 

1822. — El día 12 de Noviembre á las 
seis de la tarde llegó á la línea de Sina- 
maica, fronteriza á la Guajira, el teniente 
coronel Francisco María Faría, y toman- 
do noticias del enemigo; el teniente co- 
ronel Miguel Gómez - comandante de 
aquel punto - no pudo darle lo que tan- 
to ansiaba. Faría recorrió las Guardias 
y sólo encontró 75 hombres de fuerza, 
porque Gómez contaba, según le dijo á 
Faría, con porción de indios que había 
dentro de la villa. 

Al amanecer del día 1 7 salió Faría á 
descubrir las sabanas, y á pocos pasos ob- 
servó unas columnas de infantería que es- 
taban en movimiento ; los reconoció más 
cerca, y á su regreso á la línea, tomó pri- 
sioneros al teniente coronel Mavare y á 
algunos soldados que. se habían separado 
de la fuerza principal. Por éstos se im- 
puso que el general Morales había des- 
embarcado el día 30 del mes pasado por 
el puerto de Cojoro, con mil hombres 
compuestos de los batallones Valencey, 
Barinas y Cazadores. Faría se hizo fir- 
me y tomó sus disposiciones. El enemi- 
go presentó una columna como de 200 
hombres frente á la guardia principal, y 
destinó otro troso á batir una guerrilla 
que Faría había destinado para incomo- 
darlos, á tiempo que por la izquierda des- 
plegó la mayor parte de la fuerza á tomar 
la estacada, que abrazaudo dos leguas de 
extensión no podía cubrir con 75 hom- 
bres y 30 indios, que fueron los que se 
revinieron en auxilio de los independien- 
tes. 



Faría quiso demostrar la energía é in- 
trepidez de las armas, haciendo fuego á 
las columnas enemigas cou las piezas de 
artillería ; pero viendo que la fuerza prin- 
cipal estaba saltando la estacada con ac- 
tividad para cortarle, creyó en su deber 
clavar sus cañones y hacer una retirada 
airosa, salvando la tropa, que puso en ca- 
mino hacia la ciudad de Maracaibo. Dio 
pronto parte al comandante de la Forta- 
leza de la barra, y participó al general 
Eino de Clemente, y le dijo estaba nueva- 
mente dispuesta á la defensa de la Patria, 
creyendo de su deber asegurarle que el 
enemigo tenía fuerzas superiores y qu e 
muy pronto pasaría el río Eimón para di" 
rigirse á Maracaibo. 

El general Francisco Tomás Morales 
en Maracaibo, sabe que se aproximaban 
fuerzas por la Guajira, salió á su encuen- 
tro, y en las sabanas de Garabulla, se 
encuentra con el coronel Sarda el día 13 
de Diciembre del año 1S22 ; en el medio 
día lo atacó, derrotándolo completamente 
á las dos horas de una acción sangrienta, 
que costó á los realistas la pérdida del 
Jefe de E. M. coronel Lorenzo Iturbe y 
300 hombres más, muertos en el campo 
de batalla. Sarda se retiró con 200 hom- 
bres, y excepto 500 prisioneros, entre ellos 
24 oficiales, todos los demás tuvieron que 
abandonar á aquel denodado coronel. 

San Carlos : isla, es la más grande 
de las que se encuentran en la entrada 
del lago. Tiene siete leguas de largo y 
media de ancho. Su terreno es arenoso y 
salitroso, con playas" áridas por la parte 
del Norte, mientras que al Sur es una ve- 
getación siempre verde, compuesta de al- 
tos mangles que cubren toda la cosía ; en 
el interior hay una porción de médanos 
formados por las arenas que levantan las 
brisas fuertes que allí reinan. Crecen las 
uvas marítimas y otros árboles frutales 
y algunas gramíneas salitrosas, que gus- 
tan mucho á los ganados que allí se crían. 

17 



SAN 



(130) 



SAN 



Hay saladeros ó sean p^os de sal. Cuan- 
do hace calma en esta isla, hay en ella 
muchos gegeues y. zancudos, que desapa- 
recen sólo con la brisa, reinante general- 
mente en eses parajes. La isla de San 
Carlos la forma el caño Paijana. En la 
punta oriental ele esta isla está construido 
el castillo de San Carlos, y cerca de él el 
pueblo en que habitan las familias de los 
prácticos y otras más. 

Historia. — A consecuencia de los ro- 
bos, incendios y muertes que hicieron los 
piratas en la ciudad de Maracaibo y en la 
de San Antonio de Gibraltar, se extendió 
la Real Cédula por S. M. Católica don 
>Carlos II, á petición de don Jorge Madu- 
reira Gobernador de la provincia de Ma- 
racaibo y de don Francisco Alverro que 
lo era de Venezuela para construir tres 
castillos en la isla de Zapara, Barbosa y 
de San Carlos ; éste es el único que existe. 

1S22. — El 19 de Setiembre, se entregó 
el castillo ele San Carlos á Morales ; era 
para entonces Gobernador de dicho casti- 
llo, el coronel Natividad Villasmil. 

1848. — Después que abandonaron las 
fuerzas revolucionarias la ciudad de Ma- 
racaibo, ocuparon la isla de San Carlos, y 
allí establecieron su cuartel general. 

Esta isla que pertenecía al Estado 
Zulia, que venía rigiéndose asimilada 
en régimen y administración á los Te- 
rritorios Federales, vino á ser otra vez 
perteneciente al Estado Zulia, por re- 
solución del Ejecutivo Nacional del día 7 
de Julio de 1S90; y se autorizó al Presi- 
dente del Estado para darla incorporada y 
proceder á organizaría civilmente á su ín- 
dole y condiciones, agregándola al Distri- 
to ó Municipio que corresponda. 

Por Decreto del Presidente Provisio- 
nal del Estado Zulia de 15 de Julio de 
1890 resolvió que la isla de San Carlos 
queda desde esta fecha incorporada al 
Estado Zulia ; formará parte del Distrito 
Mara-como antes-y constituirá ahora un 



Municipio que se denominará «Municipio 
Monagas». 

San Carlos : pueblo de 226 v. y 187 
h.; total, 413 vecinos : casas, 83 y un cas- 
tillo ; todas las casas de este pueblo son 
de un solo piso, de bahareque y techadas 
de enea. Hay una capilla. Se encuentra 
en la parte oriental de la isla de su mismo 
nombre. — Pertenece á la parroquia Mona- 
gas, Distrito Mará. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Está á seis leguas de la ciudad capital. 

San Carlos de Zulia : parroquia del 
Distrito Colón, componen esta parroquia 
los vecindarios Boyera, Caño del Padre, 
Caricagüey, Ciénega, Silencio, Combal, 
Isla, Laguneta, Litoral del río, Partido 
Abajo, Pino, Repelón, San Miguel, San 
Agustín, San Carlos, Santa Bárbara, San- 
ta Rosa, Santiago, Umuquena y Victoria. 

Sus habitantes son: 2,122 v. y 1,716 
h.; total, 3,838 vecinos : entre éstos se en- 
cuentran 675 que saben leer y escribir y 
42 que sólo saben leer. Existen 2 casas 
de tejas y 486 de palmas : todas son de 
un solo piso y de bahareque. Hay un 
templo, 2 cementerios y 46 ranchos. 

En la parroquia San Carlos de Zulia 
se cuentan 709 indígenas, 2S extranjeros, 
24 gemelos, 398 casados, 134 viudos, 3,837 
católicos, 1 protestante, 1 sacerdote, 2 doc- 
tores, 4 ingenieros, 8 mecánicos, 22 mari- 
nos, 10 músicos, 47 artesanos, 6 labrado- 
res de madera, 1,530 agricultores, 34 pes- 
cadores y 489 industriales. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 al- 
macén, 3 bodegas, 21 pulperías, 3 billares, 
3 posadas, 2 pesas de carne, 3 panaderías, 
1 agencia funeraria, 6 alambiques y 8 pes- 
querías. 

De artes : 3 herrerías y 1 latonería. 

Posesiones : 2 hatos de ganado mayor. 



SAN 



(131 ) 



SAN 



/ 



Plantíos: 8 de cacao, 16 de caña de 
azúcar, 15 trapiches, 94 de frutos meno- 
res y 12 de potreros. 

San Carlos de Zulia : villa, es la 
cabecera del Distrito Colón : está en la 
margen derecha del río Escalante, en un 
terreno arcilloso y anegado cuando hay 
avenidas del río ; rodeada de bosques que 
no le dejan otra vista que la del río. Se 
encuentra entre 8° 55' latitud Norte, y 
4° 48' longitud o dicjjfa l del meridiano de 
¿Caracas. Altura sobre el nivel del mar 
48 varas. Temperatura media del centí- 
grado 26 o 67'. Dista del lago 8 leguas y 
de la capital del Estado 48. 

Sus moradores son : 131 v. y 173 h.; 
total, 304 vecinos : se cuentan 4 calles de 
Este á Oeste y 2 de Norte á Sur ; 36 ca- 
sas de un solo piso, de bahareque y cubier- 
tas de palmas, 1 templo y 1 cementerio. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones y 2 de hembras. 

Establecimientos industríales : 2 bode- 
gas, 16 pulperías, 3 billares, 3 posadas, 2 
pesas de carne, 3 panaderías y 1 agencia 
funeraria. 

De artes : 3 herrerías y 1 latonería. 

Historia. — La villa de San Carlos de 
Zulia se fundó el día 23 de Marzo del año 
1778, por don Ramón Hernández de la 
calle, don Nicolás Antunes Pacheco, Re- 
gidor depositario general de la ciudad de 
Maracaibo, y el coronel don Francisco de 
Santa Cruz, comisionado por el Coman- 
dante general de la provincia. 

1848. — Á fines de Diciembre, después 
de haber desocupado la línea de los Hád- 
eos las fuerzas de los revolucionarios, se 
embarcaron en los restos de la escuadra 
y se dirigieron á San Carlos. 

El coronel Ezequiel Zamora fué el Je- 
fe elegido por el general Castelli para per- 
seguir las fuerzas de infantería del ene- 
migo ; al efecto se embarcó con tropas en 
buques de la escuadra del gobierno. 



Desembarca la fuerza en San Carlos 
de Zulia, no tardó ésta en batir y disper- 
sar las enemigas, quedando así terminada 
la campaña terrestre 'del riño 1S48. 

El resto de los buques enemigos - 
incluso el vapor « Buena-vista » - fueron 
apresados y conducidos á Maracaibo, ex- 
cepto las goletas « Salas » y otra cuyo 
nombre no se recuerda, fueron echadas 
á pique en las costas del interior del lago 
por el enemigo. 

San Felipe : llanos que se encuen- 
tran á cuatro leguas del lago, en la parte 
occidental de él : en estos llanos hay ex- 
celentes pastos, regados por los ríos que 
por ellos atraviesan, y en donde pacen 
multitud de ganados. — Estos llanos están 
en territorio del Distrito Perijá. 

San Felipe : grupo de 75 v. y 62 h. ; 
total, 137 vecinos: casas, 22. — Está en 
territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

San Francisco : parroquia del Dis- 
trito Maracaibo ; componen esta parro- 
quia los vecindarios Paraíso, Perú, Da 
Silva y San Francisco. 

Sus límites son : por el N. O., la línea 
que lo separa de la parroquia Cristo de 
Aranza; por el Sur, la cañada de Bajo- 
grande, que lo divide del Distrito Urda- 
neta ; por el Oeste, lo separa el mismo 
Distrito Urdaneta, y por el Norte, el lago. 

Sus moradores son : 913 v. y 1,098 h. ; 
total, 2,011 vecinos ; entre éstos se cuen- 
tón 710 que saben leer y escribir y 76 que 
solo saben leer. Casas, 21 de tejas y 243 
de enea, que son 264 ; todas estas casas 
son de un solo piso y de bahareque : hay 
1 templo, 1 cementerio y 4 ranchos. 

En esta parroquia se hallan 14 indí- 
genas, 11 gemelos, 409 casados, 50 viu- 
dos, 2,011 católicos, 2 bachilleres, 267 ma- 
rinos, 7 comerciantes, 112 industriales, 
80 artesanos, 13 labradores de madera y 
15 criadores. 



SAN 



(132) 



SAN 



Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos de artes : una plate- 
ría. 

Posesiones : 5 hatos de ganado menor. 

Plantíos : 42 de cocoteros. 

San Francisco : punta que se encuen- 
tra en la orilla occidental del lago, entre 
las puntas de Piedras y la de Bajo-grande. 
Está en territorio de la parroquia San 
Francisco, Distrito Maracaibo. 

San Francisco : grupo de 16 v. y 14 
h. ; total, 30 vecinos : casas, 5. — Pertene- 
. ce á la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 
S'^-l %Mw*4ie\ San Ignacio: río que tiene su origen 
J en las sabanas de Perijá, recorre el terri- 

torio casi paralelamente con el río San 
Juan, y va á tributar sus aguas á la lagu- 
na Bernal. — Corre por territorio del Dis- 
trito Perijá. 

San Ignacio : caserío de 115 v. y 127 
h. ; total, 242 vecinos; se cuentan 44 ca- 
sas de un solo piso, de bahareque y techa- 
das de palmas. Está al Sureste de la vi- 
lla del Rosario, en la ribera del río de su 
mismo nombre — Está en territorio de la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

San José : grupo que se encuentra en 
territorio de la parroquia Lagunillas, Dis- 
trito Bolívar. 

San José : grupo de 86 v. y 1 h. ; to- 
tal, S7: casas, 22. — Está en territorio de 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

San José : pueblo de 70 v. y 75 h. ; 
total, 145 vecinos : casas, 21. — Pertenece 
á la parroquia Gibraltar, Distrito Sucre. 

San José de las Palmas : caserío de 
91 v. y 65 h. ; total, 156 vecinos : casas, 
22. — Queda á la parte derecha del río Zu- 
lia, dista como una legua del caserío Bue- 
na-vista, y como éste, tiene origen misio- 
nero. Este caserío está extendido en una 
\ distancia de media legua. En este tra- 
yecto se halla la isla Portuguesa y el islo- 
l et San Josecito. 



Este caserío se comunica - aunque por 
caminos imperfectos - con la ciudad de 
la Grita, bajando de allí con algunas pro- 
ducciones en tres días ; pero dicen los 
arrieros que mejorando la vía, se reduci- 
ría el tránsito á dos. — San José de las 
Palmas está en territorio de la parroquia ^ 
Encontrados, Distrito Ma"^ 1 " ¿S^^v*. 

San Josecito : islote que se encuen- 
tra en el río Zulia, frente al caserío San 
José de las Palmas. 

San Juan : caserío de 42 v. y 41 h. ; 
total, 83 vecinos : casas, 14. — Está situa- 
do en la ribera del río de su mismo nom- 
bre; pertenece á la parroquia Rosario, 
Distrito Perijá. 

San Juan : río que tiene su nacimien- 
to en una colina situada en la sabana que 
está al Sureste de donde sale el río San 
Ignacio, y dista de la villa del Rosario 
tres leguas ; corre casi paralelamente con 
el río San Ignacio y desemboca á la 
laguna Bernal. — Corre por territorio de 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

San Juan : río que nace en la parte 
alta de las selvas del Distrito Sucre, y 
desagua en el río Motatán ó Los Negros. 

San Juan, Pozo de : pequeña ciénega 
que se encuentra en territorio de la parro- 
quia Rosario, Distrito Perijá. 

San Julián: grupo de 27 v. y 37 h. ; 
total, 64 vecinos : casas, 14. — Se halla en 
territorio de la parroquia Libertad, Dis- 
trito Perijá. 

San Lorenzo : pueblo de 1 10 v. y 150 
h. ; total, 260 vecinos. — Está en territo- 
rio de la parroquia General Urdaneta, 
Distrito Sucre. 

San Luis : caserío de 143 v. y -116 h.; 
total, 259 vecinos : casas, 35. — Pertenece 
á la parroquia Sau Carlos, Distrito Colón. 

San Miguel : sitio comprendido en- 
tre cinco playas que se encuentran en la 
ribera del río Zulia, en seguida del sitio 



^^L 



SAN 



(133) 



SAN 



Cabimitas. — Está en territorio de, la pa- 
rroquia Encontrados, Distrito Majffibaifeo. 

San Miguel : pueblo de 6o v.-y 6o h. ; 
total, 1 20 vecinos: casas, 18. — Pertenece 
á la parroquia Bobures, Distrito Sucre. 

San Miguel : caserío de 73 v. y 60 
h. ; to1;al, 133 vecinos: casas, 13. — Está 
en territorio de la parroquia San Carlos, 
Distrito Colón. 

San Miguel : riachuelo que corre por 
territorio de la parroquia Lagunillas, Dis- 
trito Bolívar. 

San Nicolás : ciénega que se halla 
en territorio de la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaneta. 

San Pablo : pueblo de 152 v. y 165 
h.; total, 317 vecinos: casas, 65. — Está 
en territorio de la parroquia Bobures, Dis- 
trito Sucre. 

San Pablo : río que se desprende de 
las selvas altas del Distrito Sucre, des- 
agua al lago en la punta de su mismo 
nombre. 

San Pablo : punta que se encuentra 
en el extremo meridional del lago, en te- 
rritorio de la parroquia Bobures, Distrito 
Sucre. 

San Pedro : río que sale de las sel- 
vas altas del Distrito Sucre, y desagua al 
río Motatán ó Los Negros. 

San Pedro : pueblo de 160 v. y 140 
h.; total, 300 vecinos : casas, 62. — Perte- 
nece á la parroquia Bobures, Distrito Su- 
cre. Dista de la ciudad capital del Esta- 
do 34 leguas. 

San Rafael : parroquia del Distrito 
Mará, componen esta parroquia los vecin- 
darios Ancón, Cabimas, Cañadón, Carri- 
zal, Mamón, Monteclaro alto, Parte Nor- 
te del lago, San Rafael, Secreta y Uveral. 

Los terrenos de esta parroquia son en 
su mayor parte llanos, se encuentran los 
cerros San Andrés y San Félix. 

Sus habitantes son : 1,220 v. y 1,354 



h.; total, 2,574 vecinos : entre éstos hay 
992 que saben leer y escribir y 53 que só- 
lo saben leer. Casas, 8 de tejas y 394 de 
enea, total, 402 : todas son de un solo pi- 
so y de bahareque. Hay 1 templo, dos 
cementerios y 151 ranchos. 

Se hallan en ella 210 indígenas, 15 
gemelos, 532 casados, 108 viudos, 2,574 
católicos, 1 sacerdote, 1 bachiller, 96 ma- 
rinos, 5 comerciantes, 112 industriales, 
27 artesanos, 155 cortadores de madera, 
2S5 criadores y 49 agricultores. 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones y 2 mixtas. Federales, 6 de varo- 
nes y 4 de hembras. 

Establecimientos industriales : 17 pul- 
perías, 1 fonda, 1 pesa de carne, y 1 pa- 
nadería. 

De artes : 1 carpintería. 

Posesiones : 99 hatos de ganado ma- 
yor y 36 del menor. 

Plantíos : 64 de cocoteros, 26 de fru- 
tos menores y 2 de potreros. 

Historia. — E^ta parroquia fué erigida 
por la Ordenanza de 5 de Diciembre del 
año 1S43, dada por la Diputación provin- 
cial de Maracaibo : fué formada de los ve- 
cindarios y territorios contenidos en los 
partidos Moján y Monteclaro alto, bajo 
los siguientes límites : por el Norte, la ri- 
bera izquierda del río Garabuya - Sucuy- 
entrando á él por el lago y continuando 
hasta el caño Caracas que desagua en la 
laguna que forma el río Sinamaica; por el 
Oeste, siguiendo el curso del caño dicho 
hasta encontrar el camino que da á las 
sabanas de Pérez, y continuando este ca- 
mino hasta tocar con el lugar llamado 
«Potrero de Vicente» ; por el Sur, tirando 
una línea recta que parta de este último 
sitio y termine en la Salina-rica, límite 
actual de Monteclaro alto, y por el Este, 
la margen del lago comprendida entre Sa- 
lina-rica y la desembocadura del río ^Sa- 
rabuya. 



SAN 



(134) 



SAN 



't^rtt-oí^ct^ 



Esta parroquia se denominó de San 
Rafael, en memoria del Dignísimo Obispo 
de esta Diócesis doctor Rafael Lazo de la 
Vega, que fué el que dio los primeros pa- 
sos para esta creación. 

San Rafael : villa de 242 v. y 245 
h.; total, 487 vecinos : casas, S de tejas y 
75 de enea, ó sean 83 ; todas son de un 
solo piso y de bahareque. Esta villa es 
la cabecera del Distrito Mará. Está si- 
tuada en la orilla occidental del lago, lo 
que le da un aspecto pintoresco por su 
posición frente á la isla de Toas, y en me- 
dio de palmeras y batos de cabras que la 
rodean. Tiene una plaza y cinco calles : 
su clima es sauo, su suelo seco y árido y 
no hay ninguna corriente de agua. So- 
plan allí fuertes ventarrones de Enero á 
Marzo, y en tiempo de invierno se anie- 
gan sus terrenos inmediatos y se siente 
entonces mucha plaga : hay arenales en 
sus calles lo que hace se eleve la tempe- 
ratura á 28° 23' del centígrado. Se en- 
cuentra á nueve varas sobre el nivel del 
mar del cual dista 6 leguas y de la capi- 
tal del Estado 6g. Se va embarcado y 
también por tierra : el camino es llano de 
arena, y hay que pasar por Salina-rica. 

Instrucción pública: 2 escuelas mixtas. 
Federales, í de~varónes y~L de hembras'. 

Establecimientos industriales : 1 2 pul- 
perías, 1 fonda, y 1 pesa de carne. 

De artes : 1 carpintería. 

Historia. — El día 21 de Mayo del año 
1823, á las doce de la noche, salieron de 
Punta de Palmas las fuerzas sutiles de los 
colombianos para el Moján - hoy San Ra- 
fael -con el objeto de ver si podían intro- 
ducirse y ponerse en comuuicación con 
las tropas independientes ; pero no lo pu- 
dieron conseguir, por impedírselo fuerzas 
superiores del enemigo. 

El día 22 á la una de la noche regre- 
saron las fuerzas sutiles, siu poder lograr 
su intento. 



Día 23. No logrando este objeto indi- 
cado, se mandó un cayuco al mismo fin, 
bien tripulado, pero tampoco consiguieron 
nada. 

San Sebastián: grupo de 20 v.; casas, 
15. — Está en territorio de la parroquia 
Cabimas, Distrito Bolívar. 

San Timoteo : pueblo de 98 v. y 79 
h.; total, 177 vecinos: casas, 20. — Está 
en territorio de la parroquia General Ur- 
daneta, Distrito Sucre. 

Como á dos y media leguas al Oeste 
del pueblo de San Timoteo se encuentra 
un considerable depósito de asfalto, y no 
faltan algunos de petróleo; este depósito 
forma un extenso lago de ambas sustan- 
cias. En su orilla occidental es de donde 
se explota el asfalto que se lleva á la ciu- 
dad de Maracaibo y llaman de San Timo- 
teo, es el más denso de los que hasta aho- 
ra se ha visto procedente de esta hoya hi- 
drográfica ; como tiene un puerto inme- 
diato en el lago, no hay duda que regula- 
rizada su explotación, podría dejar bene- 
ficios. 

Santa Ana : río de los de cuarto or- 
den en los del Estado Zulia. Nace eu la 
sierra de Perijá ; recibe las aguas de los 
rlos_ A/ic^sá y Coucepción. El río San- >£&i 



ta Ana desde su origen corre la dirección 
E. S. E. un territorio de cinco leguas : se 
bifurca antes de desembocar en Lagu- 
neta, formando el río Birimbai, que á 
su vez se divide en dos brazos, uno que 
va á la laguna del Carnero, y el otro de- 
semboca en Laguneta, con el nombre de 
Batarito. El río Santa Ana es la línea 
divisoria entre los Distritos Perijá y Co- 
lón. 

Santa Bárbara : parroquia del Dis- 
trito Maracaibo, hace parte de la ciudad 
de Maracaibo, en ella ocupa 20 manzanas 
- aunque irregulares - y el partido Mon- 
teclaro bajo. 

Sus moradores son : en la parte urba- 



SAN 



(135) 



SAN 



na 2,000 v. y 4,003 h. y en el partido ru- 
ral 590 v. y 507 h., resultando por todos 
7,100 vecinos. Se encuentran 3,824 in- 
dividuos que saben leer y escribir, y 349 
que sólo saben leer. El número de casas 
que hay en esta parroquia son : 480 de 
tejas, 2 de azotea y 714 de enea, que son : 
1,196; entre ellas hay 11 de dos pisos, 
1,185 c l e uno, 393 de manipostería y 803 
de bahareque. Hay un templo parroquial 
bajo la advocación de la Inmaculada Con- 
cepción. 

En esta parroquia se hallan 288 indí- 
genas, 148 extranjeros, 36 gemelos, 923 
casados, 552 viudos, 7,092 católicos, 1 is- 
raelista, 7 protestantes, 5 sacerdotes, 13 
doctores, 47 bachilleres, 3 ingenieros, 3 
agrimensores, 8 mecánicos, 11 farmaceu- 
tas, 9 pedagogos, 66 marinos, 21 músicos, 
139 comerciantes, 377 industriales, 630 
artesanos, 2 labradores de madera y 30 
criadores. 

Instrucción pública : 1 colegio de va- 
rones, 2 de hembras, 3 escuelas de varo- 
nes, 1 de hembras y 3 mixtas. Federales, 
1 de varones y 1 de hembras. 

Establecimientos industríales: 15 al- 
macenes, 3 quincallerías, 3 bodegas, 28 
pulperías, 1 licorería, 5 boticas, 2 impren- 
tas, 2 panaderías, 3 agencias funerarias, 
3 alambiques, 1 oficina de luz eléctrica, 1 
dentaria, 1 fábrica de escobas de sorgo y 
1 de fideos. 

De artes : 1 acerradero de vapor, 5 
platerías, 4 herrerías, 7 carpinterías, 6 za- 
paterías, 3 sastrerías, 3 barberías, 3 lato- 
nerías y 1 tonelería. 

Esta parroquia está limitada: por el Es- 
te, la calle de Vargas que la separa de la 
parroquia Bolívar ; por el Oeste, la calle 
de Ayacucho que la divide de la parro- 
quia Chiquinquirá y San Juan de Dios ; 
por el Sur, el lago, y por el Norte, la línea 
de Monteclaro alto en la parroquia San 
Rafael del Distrito Mará. 

Historia. — La .parroquia eclesiástica 



de Santa Bárbara, fué establecida por dis. 
posicióu de 7 de Junio del año 1S06 de Su 
Señoría Ilustrísima señor don Santiago 
Hernández Milanés, Obispo de esta Dió- 
cesis, del Consejo de Su Majestad. Y la 
instalación de esta parroquia eclesiástica, 
tuvo lugar el domingo 30 de Enero del 
año 1808, bajo la administración del Pres- 
bítero Juan Antonio Faría. 

Santa Bárbara: pueblo de 215 v. y 
206 h.; total, 421 vecinos: casas, 63 ; to- 
das son de un solo piso y de bahareque y 
techadas con palmas. Este pueblo está 
situado en la ribera derecha del río Esca- 
lante, frente á la villa de San Carlos de 
Zulia ; está en un terreno arcilloso y se- 
co. Tiene dos calles. Está situado en- 
tre 8° 55' latitud Norte, y 4 48' longitud 
■oeeáíal del meridiano de Caracas. Altu- 



ra en que se encuentra sobre el nivel del 
mar 48 varas. Temperatura media del 
centígrado 2 8°. 

En este pueblo se encuentra una es- 
tación del ferrocarril, 1 bodega, 5 pulpe- 
rías, 1 pesa de carne y unos almacenes 
donde se depositan las cargas que vienen 
y van para la sección Mérida. 

De artes : 1 herrería, 1 carpintería. 

Hoy parte de este pueblo un ferroca- 
rril que llega hasta los Cañitos, división 
entre el Distrito Colón y el territorio de la 
sección Mérida, y de aquí sigue hacia la 
Vigía. 

Al movimiento mercantil es debido la 
formación y progreso de este pueblo. 

Santa Bárbara : ciénega que se en- 
cuentra á espaldas del pueblo de su mis- 
mo nombre, y á tres leguas al Norte de. la 
ciénega Boyera. Tiene de largo 3 leguas 
y 2 de ancho, ó sean 6 leguas cuadradas 
de superficie. Se encuentra situada en- 
tre S° 24' á S° 32' latitud Norte y 4 42' 
á 4 52' longitud oriental del meridiano 
de Caracas. Temperatura media del cen- 
tígrado 2S . Profundidad 4 pies. Esta 
ciénega se comunica por un caño al río 



<*z^¿?¿ 



TV--. -; 




SAN 



(136) 



SAN 



Escalante. — Está en territorio de la parro- 
quia San Carlos de Zulia, Distrito Colón. 

Santa Cruz : parroquia del Distrito 
Colón : componen esta parroquia los ve- 
cindarios Santa Cruz y Escalante. 

Está habitada por 6S7 v. y 616 h.; to- 
tal, 1,303 vecinos ; entre éstos se hallan 
169 que saben leer y escribir y 6 que 
sólo saben leer. Hay 3 casas de tejas y 
249 de palmas, ó sean 252 ; todas son de 
un solo piso y de bahareque. Existe una 
capilla y un cementerio. 

En esta parroquia se encuentran 59 
indígenas, 4 extranjeros, 9 gemelos, 128 
casados, 41 viudos, 1,303 católicos, 1 me- 
cánico, 12 marinos, 4 comerciantes, 269 
industriales, 7 artesanos, 2 labradores de 
madera y 201 agricultores. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones,- 1 de hembras y 1 mixta. 

Establecimientos industriales : 1 al- 
macén ó depósito, 7 tiendas, 8 bodegas, 1 
pulpería, 1 billar y 1 pesa de carne. 

De artes : 1 carpintería, 1 sastrería 
y 1 barbería. 

Santa Cruz: caserío de 441 v. y 389 
h.; total, 830 vecinos: casas, 128; es la 
cabecera de la parroquia Ricaurte, Distri- 
to Mará, -< ¿¿¿>fé 4'¿í&**i<,&¿£&ie*¿ &£•* -^sz- 

y Santa Cruz : vecindario de 43 v. y 
45 h.; total, 88 vecinos : casas, 22. — Per- 
tenece á la parroquia Bobures, Distrito 
Sucre. 

Santa Cruz : punta que se encuen- 
tra en la orilla occidental del lago, al Sur 
de la ensenada de la Nobleza : esta punta 
es una de las que más se avanzan al lago, 
en ella desemboca el río Apon. Esta pun- 
ta se encuentra en territorio del Distrito 
Perijá. 

Santa Isabel : pueblo de 97 v. y 25 
h.; total, 122 vecinos : casas, 18 ; se halla 
un poco al interior de las orillas del lago. 
Está en territorio de la parroquia He- 
ras, Distrito Sucre. 



Santa Lucía : punta que se encuen- 
tra en el trayecto que media entre las pun- 
tas Chocolate y la de Piedras : está en la 
costa occidental del lago, en la parroquia 
Cristo de Aranza, Distrito Maracaibo. 

Santa Lucía : parroquia del Distrito 
Maracaibo : componen esta parroquia los 
veciudarios Caño, Hoyada, Milagro, Mos- 
quito, Salina-rica, Santa Rosa, Santa Ro- 
sa vecindario de indios y Tabacal ; conte- 
nidos en los partidos Empedrado y Hoya- 
da, bajo los límites siguientes : por el 
Norte, hasta el partido de la Hoyada in- 
clusive ; por el Sur, hasta la orilla de la 
Cañada-nueva, desde su desembocadura 
en el lago hasta los confines de dicho par- 
tido ; por el Oeste, en la misma línea, es 
decir, hasta donde alcanza este viento al 
partido de la Hoyada, y por el Este, la 
margen del lago desde la expresada Ca- 
ñada hasta Salina de los pozos ó término 
de la Hoyada. 

Los habitantes de esta parroquia, en 
la parte urbana, son : 1,847 v. y 2,004 h.; 
en el partido rural, 1,202 v. y 1,315 h. 
que dan un total de 6,368 vecinos : entre 
estos moradores se hallan 2,399 que sa- 
ben leer y escribir y 204 que sólo saben 
leer. Se cuentan 132 casas de tejas y 
773 de enea, entre ellas hay 3 de dos 
pisos, y todas son de bahareque. Hay 
además 1 templo, 1 capilla, 1 cementerio 
y 41 ranchos. 

En esta parroquia se hallan 268 indí- 
genas, 43 extranjeros, 37 gemelos, 1,059 
casados, 214 viudos, 6,358 católicos, 4 is- 
raelistas, 6 protestantes, 2 sacerdotes, 3 
doctores, 14 bachilleres, 7 ingenieros, 207 
marinos, 9 músicos, 51 comerciantes, 595 
industriales, 398 artesanos, 175 cortado- 
res de madera, 120 criadores y 88 pesca- 
dores. 

Instrucción pública : 2 escuelas de va- 
rones, 2 de hembras y 2 mixtas. 

Establecimientos industriales : 1 bo- 
dega, 52 pulperías, 1 licorería, 2 billares, 



SAN 



(137) 



SAN 



I acerradero de vapor, 3 alambiques, 3 
fábricas de jabón, 1 de velas esteáricas, 16 
hornos de alfarería, 2 galleras y 17 pes- 
querías. 

De artes : 1 1 zapaterías, 6 carpinte- 
rías, 1 latonería y 1 platería. 

Historia. — Esta parroquia pertenecía 
á la de la Matriz ; y fué erigida en pa- 
rroquia separada por la Ordenanza dada 
por la Diputación provincial de Maracai- 
bo, fecha 11 de Noviembre de 1S44. 

La creación de la parroquia eclesiásti- 
ca de Santa Lucía, tuvo lugar el 15 de 
Julio de 1S77. 

Santa Lucía : caserío de 114 v. y 169 
h. : total, 283 vecinos : casas, 31. — Per- 
tenece á la parroquia Cristo de Aranza, 
Distrito Maracaibo. 

Santa María : punta que se encuen- 
tra eu el extremo meridional del lago. — 
Se halla en territorio de la parroquia He- 
ras, Distrito Sucre. 

Santa María : pueblo, es la cabecera 
de la parroquia Heras, Distrito Sucre. 
Está fundado en un terreno arcilloso y 
húmedo ; sus casas no están arregladas 
eu calles, son de bahareque y cubiertas 
de palmas. 

Sus moradores son : 215 v. y 299 h. ; 
total, 514 vecinos : casas, 25. — Está si- 
tuado entre S°45' latitud Norte y 4°4i' 
longitud oriental- del meridiano de Cara- 
cas. Temperatura media del centígrado 
de 26 o á 27 o . Altura sobre el nivel del 
mar 30 varas. En este pueblo hay un 
templo y un cementerio. 

Instrucción pública : dos escuelas de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos : 3 bodegas, 4 pul- 
perías y un alambique. 

Dista de la orilla de Gibraltar 6 le- 
guas, y de la ciudad capital del Estado 33. 

Santa Rita : parroquia del Distrito 
Bolívar ; componen esta parroquia los 
vecindarios Aposento, Barranco, Carrisal, 



Cotiza, Culebra, Guanavanal, Iguana, 
Palmarejo, Piedrecitas blancas, Plaza, Po- 
zo, Salina, Santa Rita, Tablazo, Ventorri- 
llos y Vijagual. 

Sus moradores son : 1,655 v. y 2,282 
h. ; total, 3,937 vecinos ; enti'e éstos se 
encuentran 1,164 que saben leer y escri- 
bir y 203 que sólo saben leer. El núme- 
ro de casas que hay son : 40 de tejas y 
659 de enea, ó sean 699 ; hay dos de dos 
pisos y todas son construidas de bahare- 
que. Existe un templo y un cementerio. 

En esta parroquia se encuentran 73 
indígenas, 2 extranjeros, 55 gemelos,, 691 
casados, 20S viudos, 3,937 católicos, 1 sa- 
cerdote, 2 doctores, 1 bachiller, 24 mari- 
nos, 5 músicos, 24 comerciantes, 104 ar- 
tesanos, 7 labradores de madera, 96 cria- 
dores, 2S agricultores y 201 industriales. 

Establecimientos industriales : 2 bo- 
degas, 19 pulperías, 1 botica, 1 pesa de 
carne, 1 panadería, 1 fábrica de cigarri- 
llos, 1 alambique. 

De artes : 1 platería, 1 carpintería y 
1 zapatería. 

Posesiones : 8 hatos de ganado mayor 
y 50 de menor. 

Plantíos : 151 de cocoteros y 64 de 
frutos menores. 

Todo el caserío de esta parroquia está 
extendido sobre la costa del lago, desde la 
punta del Mene hasta el riachuelo Abrare. 

Historia. — La parroquia eclesiástica 
de Santa Rita fué erigida el día 17 de Ju- 
lio del año 1S06 por S. S. Ilustrísima se- 
ñor don Santiago Hernández Milaués, 
Dignísimo Obispo de esta Diócesis de 
Mérida de Maracaibo del Consejo de su 
Magestad. 

Santa Rita : villa, es la cabecera del 
Distrito Bolívar ; se encuentra eu la me- 
dianía de la parroquia de su nombre. Es- 
tá situada en io°3o' 50" longitud Norte y 
á 4°2o'4o" longitud Oeste del meridiano 
de Caracas. — Se halla fundada á orillas 
del lago en un terreno arenoso y arcilloso, 



SAN 



( 138 ) 



SAN 



á la altura de 16 varas sobre el nivel del 
mar. Temperatura media del centígrado 
27°22'. Dista de la ciudad capital 6 leguas. 

Está habitada por 120 v. y 1 10 li. ; to- 
tal, 230 vecinos; de éstos hay 110 eme 
saben leer y escribir y 5 1 que sólo saben 
leer. Se cuentan 69 casas, de éstas dos 
son de dos pisos y todas de bahareque. 
Hay 1 templo, 1 casa municipal, 1 cár- 
cel y 1 cementerio. 

El templo que actualmente sirve de 
parroquial fué construido el año 1832. 

Instrucción pública : 2 escuelas de 
varones, 1 de hembras y 3 mixtas. Fede- 
ral, 1 de hembras. 

Establecimientos industriales : 2 bo- 
degas, 9 pulperías, 1 botica, 1 pesa de 
carne y 1 fábrica de cigarrillos. 

De artes : 1 platería, 1 carpintería y 
1 zapatería. 

Historia. — En 28 de Mayo de 1S06 se 
declaró su erección en parroquia eclesiás- 
tica. En la villa de Santa Rita se halla- 
ba temperando la señora María de los 
Dolores Moreno con su familia ; el día 20 
de Enero del año 1821, por la noche, re- 
cibió la dicha señora Moreno - esposa del 
señor Antonio Castro, padre de los Pros. 
Juan de Dios y Miguel - de manos del 
señor Tomás Vega un pliego cerrado pa- 
ra el señor Gobernador de Maracaibo, re- 
mitido por el de Gibraltar, que lo era el 
señor Juan E. González, y un fuerte ó 
moneda colombiana, que era la señal que 
debía servir de gobierno al señor Antonio 
Castro, de ser aquel pliego el mismo que 
remitía el Gobernador de Gibraltar, como 
lo tenían prevenido ambas autoridades en 
el plan del pronunciamiento. 

El señor Castro estuvo de crucero en- 
tre Maracaibo y Capitán-chico, luego que 
las fuerzas realistas fueron trasportadas 
á Altagracia ; en la noche del 28 regresó 
á Maracaibo, no dejando novedad en la 
costa de Dos Puertos : recibió las instruc- 
ciones que le comunicó el señor Goberna- 



dor, hizo inmediatamente travesía á la 
costa de la Rita, recibió de su señora es- 
posa el precitado pliego y sin un momen- 
to de reposo regresó á Maracaibo á cuyo 
puerto llegó antes de las tres de la ma- 
drugada, y puso en manos del señor Go- 
bernador don Francisco Delgado el sobre- 
dicho pliego, quien al tomarlo y leerlo, 
prorrumpió con un grito de exaltación 
Viva Colombia /, pues estaba ya seguro 
que se hallaban inmediatas las tropas que 
debían apoyar el pronunciamiento de la 
independencia del poder español. 

Santa Rosa : vecindario de 89 v. y 
68 h. ; total, 157 vecinos: casas, 19. — 
Pertenece á la parroquia Santa Dticía, 
Distrito Maracaibo. 

Santa Rosa : ranchería de indios de 
16 v. y 24 h. ; total, 40 vecinos: ranchos, 
7 ; éstos están construidos sobre estacas 
dentro del agua, separados unos de otros 
y cubiertos de enea. Esta ranchería se 
encuentra al Norte de la isla de Capitán- 
chicó y frente al vecindario de Santa Ro- 
sa. Sus moradores son descendientes de 
los antiguos indígenas que ocupaban el 
lago, y conservan aún sus costumbres 
aunque algo mezclados y civilizados : se 
ocupan de la pesca y en el corte de leñas. 
Esta ranchería pertenece á la parroquia 
Santa Lucía, Distrito Maracaibo. 

Santa Rosa : río, es uno de los bra- 
zos del río Mucujepe, que al llegar al 
pueblo de Santa Rosa toma su nombre ; 
sale al lago entre la punta Concha y la 
de la India. — Corre por territorio del Dis- 
trito Colón. 

Santa Rosa : pueblo de 52 v. y 40 
h. ; total, 92 vecinos : casas, 19 : todas 
son de un solo piso, de bahareque y te- 
chadas de palmas. — Está en la margen 
del río de su nombre, en territorio del 
Distrito Colón. Dista de la villa de San 
Carlos ele Zulia 12% leguas, y de la capi- 
tal del Estado 35. 



SAR 



( 139 ) 



SIN 




Santa Teresa: pueblo de 51 v."y47 
h. ; total, 9S vecinos : casas, 23 ; dista del 
mar - que le queda al Este - una y me- 
dia leguas, y media de una pequeña coli- 
na de médanos que le queda al Oeste, la 
cual está interrumpida entre la población 
y el gran eneal. Su temperamento es 
sano, aunque cálido ; los vientos del Nor- 
te, que lo bañan, lo refrescan. 

Historia. — Este pueblo era conocido 
con el nombre de Guardias de afuera. 
Aquí estuvo el Gobierno y destacamento 
del territorio Goajira, hasta el año de 
1880 que se trasladó á Paraguaipoa. 

Santiago: grupo de 48 v. y 27 li. ; 
total, 75 vecinos: casas, 12. — Está en te- 
rritorio de la parroquia San Carlos, Dis- 
trito Colón. 

Santo Cristo : río que sale del río 
Palmar, el que tiene su origen en la sierra 
de Perijá, desagua al lago entre las pun- 
tas Porquera y Mangle, que están en la 
orilla occidental del lago. — Corre por te- 
rritorio del Distrito Urdaneta. 

Santo Cristo : río que se desprende 
del río Juan de los Ríos, el que tiene su 
origen en la sierra de Mérida, desagua al 
lago cerca de la punta Santa María. — 
Corre por territorio del Distrito Sucre. 

Sarará : grupo perteneciente á la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Sararán : ranchería de la tribu Alpu- 
siana, con 85 v. y 95 h.; total, 180 veci- 
nos. Se encuentra situada en territorio de 
la parroquia Guajira, Distrito Mqrar/íihot- 

Sardinata : sitio y playa, que se en- 
cuentran en la ribera del río Catatumbo. 
Están en territorio de la parroquia En- 
contrados, Distrito Maracaibo. Aquí es- 
tán los almacenes ó depósitos de las mer- 
cancías y demás efectos que van para los 
valles de Cúcuta y para la sección Táchi- 
ra, y de los frutos que bajan de esos lu- 
gares para ser conducidos á la ciudad de 
Maracaibo. 



Sardinata : río que se desprende de 
la serranía de Ocaña, y al entrar al terri- 
torio zuliano, se une al río Tarra. — Corre 
por territorio del Distrito Colón. 

Sasurse : ranchería de la tribu Alpu- 
siana, con 51 v. y 63 h. ; total, 114 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Mará » 

Secreta, La : grupo de 18 v. y 15 h. ; 
total, 33 vecinos : casas, S. — Se encuentra 
en territorio de la parroquia San Rafael, 
Distrito Mará. 

• Secreta, La : grupo de 38 v. y 41 h. ; 
total, 79 vecinos : casas, 20. — Está en te- 
rritorio de la parroquia Libertad, Distrito 
Perijá. 

■SetenEJO: grupo de 52 v. y 44 h. ; 
total, 96 vecinos: casas, 17. — Pertenece 
á la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Siamaria : ranchería de la tribu Uria- 
na, con 200 v. y 260 h. ; total, 460 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Man- 
carte- 

Siapana : ranchería de la tribu Ipua- 
11a, con 83S v. y 762 h. ; total, 1,600 ve- 
cinos. —Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito M«ira- 
caifea-^ 

SiCARE : río que sale de territorio de 
Barquisimeto y desagua' al río Misoa. — 
Corre por territorio del Distrito Sucre. 

Silva, La: vecindario de 64 v. y 89 
h. ; total, 153 vecinos: casas, 22. — Está 
en territorio de la parroquia San Frau. 
cisco, Distrito Maracaibo. 

Silva : punta que se encuentra en la 
orrilla occidental del lago en territorio de 
La Hoyada, parroquia Santa Lucía, Dis- 
trito Maracaibo. 

. Sinamaica : parroquia del Distrito 
Maracaibo ; componen esta parroquia los 
vecindarios Barroso, Boquita, Botoncillo, 
Calle ancha, Dividivi, Limón, Peña, Puen- 



(?a£A^ 



SIN 



( 140) 



SOC 



tecitos, San Bartolomé de Shiamaica y 
Tatas. 

Sus habitantes son : 1,216 v. y 1,501 
h. ; total, 2,717 vecinos ; de éstos hay 530 
que saben leer y escribir y 33 que sólo 
saben leer. Se cuentan 13 casas de tejas y 
409 de enea, ó sean 422 ; todas son de un 
solo piso y de bahareque ; se encuentra 
además 1 templo, 1 cementerio y 197 
ranchos. 

En esta parroquia se encuentran 436 
indígenas, 7 extranjeros, 10 gemelos, 255 
casados, 90 viudos, 2,717 católicos, 1 sa- 
cerdote, 1 bachiller, yS marinos, 48 co- 
merciantes, 127 industriales, 36 artesa- 
nos, 51 cortadores de madera, 67 criado- 
res, iS agricultores' y 28 pescadores. 

Instrucción pública : una escuela de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 3 bo- 
degas, 7 pulperías, 1 billar, 1 pesa de 
carne y 6 pesquerías. 

Posesiones: 39 hatos de ganado mayor. 
Plantíos : 14 de frutos menores. 
Sinamaica, Salina de : se encuentra 
en territorio de la parroquia que lleva su 
nombre, al Oeste de la villa de Sinamaica. 
Esta salina está tan descuidada, que 
se halla reducida á pozos : ella producía - 
por los años de 1S50- hasta 20,000 fane- 
gas de buena sal, mas después produjo de 
10 á 12,000, y el año 1876 á 3,477^ se- 
gún lo manifestó el Inspector General de 
Salinas en el Informe que presentó al Go- 
bierno del Estado. Hoy es propiedad na- 
cional ; ignoramos su producto. 

Sinamaica, Laguna de: es la más be- 
lla de las que posee el Estado Zulia : se 
entra á ella por el río Sucuy, y al cabo 
de dos leguas se presenta como un círcu- 
lo de una arboleda siempre verde, toda de 
altos mangles, que se ven salir del seno 
de las aguas, sostenidos por sus numero- 
sas raíces. En medio de la laguna se ele- 
van poblaciones de indígenas, con sus 



casas cubiertas de enea y fabricadas sobre 
estacas á pocos pies sobre el nivel del 
agua ; habiendo para este efecto escogido 
los parajes donde hay bancos de arena y 
poco fondo. Estos indios, descendientes 
de los Onotos, antiguos habitantes de esta 
laguna, conservan el modo de edificar de 
sus antepasados. A la derecha de esta 
laguna hay un caño navegable que llaman 
de Garabulla ó de La Laguna, el cual 
conduce á la villa de Sinamaica ; más ha- 
cia el Norte hay otro pequeño que nom- 
bran de Caracas, por el que se puede ir 
al gran eneal, el cual es un inmenso te- 
rreno anegado y cubierto de enea ; este 
eneal tiene 5 leguas por largo y 2 por su 
ancho, que son 10 leguas cuadradas de 
superficie. Casi en el centro de la costa 
occidental de esta laguna, desemboca el 
río Sucuy, que allí llaman del Limón. 
Esta laguna tiene 2 leguas de largo por 
otras tantas de ancho, ó sean 4 leguas 
cuadradas de superficie. Los terrenos 
circunvecinos á esta laguna, por el Norte 
se unen al gran eneal y por el Sur á unos 
terrenos cubiertos de arbustos y algunas 
sabanas. El terreno es cenagoso en su 
mayor parte, en el interior es de un aspe- 
rón rojo, poco favorable á la vegetación. 

Esta laguna se encuentra situada en- 
tre io°5Ó' á ii°i' latitud Norte, y 5°3' á 
5°8' longitud oriental del meridiano de 
Caracas. Temperatura media del centí- 
grado de 26 o á 27 o . Profundidad de 7 á 
8 pies. Su agua es potable. Ocupa te- 
rritorio de la parroquia Sinamaica, Dis- 
trito Maracaibo. 

Sobenco : grupo de 26 v. y 18 h. ;\ 
total, 44 vecinos : casas, 14. — Pertenece á 
la parroquia Bobures, Distrito Sucre. 

Socoro y sus alrededores : grupo de 
19 v. y 14 h. ; total, 33 vecinos : casas, 
4. — Se encuentra situado en territorio de 
la parroquia Sinamaica, Distrito Mora. 

Socorro : grupo que se halla en te- 






(0¿i- <z¿e •wx f '¿¿m^itzut s 



¿^>& 







¿J&^ ^si&Toé-.- 



suc 



(141) 



SUC 



rritorio de la parroquia Sinaruaica, Dis- 
trito Ma*acaibo. ^oJM. 

Sucre, Distrito : lo componen las pa- 
rroquias Gibraltar, Bobures, Heras, Ge- 
neral Urdaneta y Palmarito. 

Los terrenos de este Distrito se com- 
ponen de serranía, de llanos, sabanas de 
buenos pastos, de lagunas y de ciénegas : 
los de serranías lindan con la sección 
Trujillo por el Este y por el Sur con la 
de Mérida, de cuyas cumbres bajan 22 
ríos, que riegan é inundan todo el territo- 
rio y van á tributar sus aguas al lago. 
Estos ríos son : Pino, Santo Cristo, Con- 
go, Bijao, Culebra, Basabe, Torondoy, 
Capiú, Boscáu, Cliirurí, Yabo, Motatán, 
Carrillo, Tomoporo, Juan Guillen, Barúa, 
Motatán ó Eos Negros, Raya, San Pedro, 
San Juan, Paují y Claro. 

En su interior, unas tierras aun vír- 
genes, cuyos enormes árboles denotan su 
gran fertilidad ; algunos caminos que se 
dirigen á la Sección Mérida los atraviesan. 
Ea estación de las lluvias es la más peli- 
grosa en las costas de este Distrito, que 
necesitan grandes desmontes y buenos 
desagües de los ríos, para cambiar su 
atmósfera cargada de miasmas producidas 
por la putrefacción de los vegetales. Ea 
exhalación de los pantanos y lagunas, 
la acción de un sol abrasador, producen 
fiebres intermitentes y malignas. 

Tiene este Distrito por límites : al 
Sur, el río Pino que lo separa del Distrito 
Colón, y al mismo viento el río Poco que 
lo separa de la Sección Mérida : aquí que- 
da interrumpida la línea por los terrenos 
que le fueron quitados al Estado Zulia y 
agregados á la Sección Trujillo. Vuelven 
los terrenos de este Distrito, que se en- 
cuentran entre el río Motatán y el río 
Misoa, este río lo divide al Norte del Dis- 
trito Bolívar, y al Oeste las Secciones 
Trujillo y Barquisimeto. 

Todos los pueblos y caseríos de este 
Distrito están sobre las costas del lago. 



Sus moradores son : 3,182 v. y 3,017 
b.; total, 6,199 vecinos; entre éstos se 
hallan 895 que saben leer y escribir, y 
130 que sólo saben leer. Se cuentan 34 
casas de tejas y 1,282 de palmas, que son 
1,316; todas son de un solo piso y de 
bahareque. Hay 1 templo, 3 capillas, 
5 cementerios y 723 ranchos. 

Se cuentan 245 indígenas, 4 extran- 
jeros, 11 gemelos, 626 casados, 248 viu- 
dos, 6,199 católicos, 1 sacerdote, 1 bachi- 
ller, 5 mecánicos, 1 pedagogo, 23 mari- 
nos, 37 comerciantes, 719 industriales, 
39 artesanos, 15 labradores de madera, 26 
criadores y 1,064 agricultores. 

Instrucción pública : cinco escuelas de 
varones y una de hembras. 

Establecimientos industriales : 1 al- 
macén, 2 tiendas, 19 bodegas, 26 pulpe- 
ras, 1 licorería, 3 billares y 4 alambiques. 

Posesiones : 6 hatos de ganado mayor. 

Plantíos : 2 de café, 7 de cacao, 21 de 
caña de azúcar y 19 trapiches, 996 de 
frutos menores y 2 de potreros. 

En el interior de este Distrito se en- 
cuentran - al pié de la serranía - varios 
afloramientos de carbón de piedra y de 
asfalto. El verdadero lignito, procedente 
de este Distrito, se encuentra cerca de la 
cordillera y á inmediaciones del río To- 
rondoy. 

En esta misma cordillera existen va- 
rias fuentes de una sustancia que llaman 
también Me?ie, que es muy distinto del 
petróleo en sus diversos grados de con- 
densación. Es un líquido de color negro, 
de poca densidad y fuertemente impreg- 
nado de ácido carbónico, que se trasmite 
al agua con que viene siempre acompa- 
ñado. Eos depósitos de esta sustancia se 
encuentran en varios puntos al pié de los 
contrafuertes de la cordillera, y se cree 
probable que uno de esos contrafuertes 
contenga también formación del mismo 
mineral. 

Historia. — Este Distrito se conocía 



SÜC 



(142) 



SUC 



con el nombre de Cantón de Gibraltar. 
Por decreto del Presidente del Estado de 
fecha 6 de Octubre del año 1873 se deno- 
minó Distrito Sucre. Por decreto de la 
Convención del Estado de fecha 16 de 
Octubre del año 1874 se llamó Departa- 
mento Sucre, después volvió á ser Dis- 
trito. 

Sucuy : río de los de tercer orden en- 
tre los de Venezuela, por su navegación 
de 22 leguas y su curso de 43. Este río 
es formado por los ríos^Totolí y-S««ttí£Étp, 
que forman el río Guasare, que después 
sigue con el nombre de Sucuy; éste sigue 
su curso y más adelante se le llama Li- 
món basta su desembocadura en la lagu- 
na de Sinamaica, en cuyo punto se des- 
parrama anegando algunas leguas del 
terreno comprendido entre el vecindario 
de .Sinamaica y el del Limón. Después 
que sale de la laguna vuelve á tomar el 
nombre de Sucuy basta echarse en el la- 
go, cuyo trayecto mide dos leguas. 

Los ríos que forman el Sucuy tienen 
sus cabeceras en la sierra de Perijá, y en 
tiempo de lluvias le son tributarios los 
ríos Tule y Riecito, que nacen en la sie- 
rra de Tule. 

Historia. — Ambrosio de Alfínger, en 
Junio del año 1531, después que llegó al 
lago de Maracaibo en un bergantín, con 
el cual y otros dos barcos bien armados 
fué á tentar un río llamado MacOnte - 
hoy Sucuy - que está á diez leguas de 
Maracaibo por la vía del Norte ; su pro- 
pósito era' hacer allí un pueblo y no halló 
disposición para ello, porque era tierra 
de ciénegas, y subió por el río cuatro jor- 
nadas, y tornóse descontento de la dispo- 
sición de la tierra. En la boca de este río 
había tres pueblos pequeños de una gen- 
te que llamaban Onotos ; pero estaban 
despoblados, porque sus habitantes al 
aproximarse los españoles los dejaron so- 
los. Mas á la vuelta del Gobernador Al- 
fínger, los indios le dirigieron flechas, de 



que no recibieron daño. Estos pueblos 
están en él agua, armados sobre puntales 
de palmas muy fuertes. 

1822. — Habiéndose desembarcado el 
general Francisco Tomás Morales y su 
ejército en la punta de Tucacas y atrave- 
sando la Guajira, se dirigió á la villa de 
Sinamaica ; y sabido ésto por el general 
Lino de Clemente, éste determinó cortar 
el paso del río Sucuy, colocando en el 
piierto de Guerrero cuatro piraguas ar- 
madas, y los batallones Occidente y Ma- 
racaibo, marcharon á establecer una línea 
en el puerto del Mono, único camino que 
le quedaba por tierra al enemigo, después 
de vencer aquel inconveniente en Sina- 
maica. 

Por informes del teniente coronel Al- 
vares y varios soldados que, dispersos an- 
tes de entrar á Sinamaica, cayeron en po- 
der de los independientes, se supo que el 
general Morales había compuesto su ex- 
pedición de más de mil hombres con los 
batallones Valencey, Barinas, Cazadores 
y el resto de Burgos. 

Situada la columna en el puerto del 
Mono, al mando del teniente coronel Cari- 
Ios Luis Castelli, éste recibió luego aviso 
de que el enemigo había forzado con su 
artillería las embarcaciones y estaba pa- 
sando su tropa á esta parte de Maracaibo. 
Marchó luego á ver si los batía en detal, 
pero tres choques continuos, á pesar de 
la bravura con que pelearon los cuerpos 
independientes, se hicieron infructuosos, 
porque los españoles emboscados en un 
espeso manglar y favorecidos por la noche, 
tenían gran ventaja, y la columna fué 
replegando sucesivamente sobre Maracai- 
bo, teniendo alguna baja por los muer- 
tos, heridos y causados. 

1S23.— En e l X S de Mayo, estando la 
escuadra colombiana en punta de Palmas, 
mandaron desde allí las fuerzas sutiles al 
río Sucui con el objeto de ver si podían 



SUD 



( 143 1 



SUR 



pasar á Garabuya, para embalsar las 
fuerzas independientes. 

1848. — A mediados de Mayo, el gene- 
ral Santiago Marino llegó á Cojoro con una 
expedición de 3,000 hombres, atravesó la 
Guajira y llegó al río Sucui en el lugar 
que llaman el « Playón » 

Las fuerzas de los de Maracaibo, que 
estaban situadas allí para impedir el paso 
del río, abandonaron el puesto, y Marino 
con su ejército pasó el Playón, teniendo 
que llevar los soldados los fusiles y ca- 
nanas sobre la cabeza. Sabido ésto por 
los revolucionarios, desocupan la ciudad 
de Maracaibo. 

STc!ljlfaiiu-i-4Íü que nace enSla sierra 
ele Prijn y sp iT"pi>3>4n-~f^in>*£p-^oyrp 
por territori o dd Dist rito Ma*= act¿rj o. 

Sudoeste: grupo de 19 v. y 23 li. ; 
total, 42 vecinos : casas, 7. — Está en te- 



rritorio de la parroquia Cristo de Aranza, 

!• Distrito Maracaibo. 

SüERTE, La : sitio y playa, que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en 
seguida del sitio Coroncoso. — Están en la 

'parroquia Encontrados, Distrito rMára?- 

■! CaTbu. 1 

Sur : laguna que se encuentra á cua- 

¡ tro leguas de la boca del río Catatumbo, 

1 y está á la parte Sur de dicho río. — Se 
encuentra situada entre S°5o' á 9°5i' la-T 
titud Norte, y 8°24' á 8°3o' longitud 7 
oriental del meridiano de Caracas. Su ) 
largo es de una legua y su ancho el mis- 
mo, que es una legua cuadrada de super- 
ficie. Temperatura media del centígrado 
de 26° á 27 o . Profundidad de 6 á 7 pies ; 
la calidad de su agua es potable. Esta 
laguna sirve de abrigo á las embarcacio- 
nes y es punto de pesquería. 



■.°y 



/O 



W 



TAB 

Tabacal : vecindario de 79 v. y 93 h.; 
total, 172 vecinos : casas, 30. — Está situa- 
do en territorio de la parroquia Santa Lu- 
cía, Distrito Maracaibo. 

Tablazo: vecindario de 123 v. y 162 
h.; total, 285 vecinos : casas, 49. — Está 
situado en territorio de la parroquia San- 
ta Rita, Distrito Bolívar. 

Tablazo : bajos formados por la acu- 
mulación de las arenas que las corrientes 
del lago arrastran hasta allí, donde son 
detenidas por las corrientes de las aguas - 
en llenante - que vienen de la barra ; estos 
bajos quedan al Norte de Punta de Pal- 
mas. Entre estos bajos hay un canal por 
el cual pasan los buques: este canal tiene 
de profundidad en vaciante 7 pies, y en 
llenante 10. Para pasar estos bajos, ó sea 
el Tablazo, es necesario que los buques 
que entran por la Barra tomen en San 
Carlos prácticos, y en Maracaibo para la 
salida. 

Historia. — Después de los aconteci- 
mientos acaecidos á la escuadra de Padilla 
al entrar por Barra, salen de San Carlos, 
el día 9 de Mayo del año 1823, l° s bergan- 
tines «Independiente» y «Marte» para pa- 
sar el Tablazo, que tiene menos agua que 
la Barra. Frente á Punta de Palmas y 
al otro lado del Tablazo se vio un bergan- 
tín-goleta, uno idem redondo, siete goletas 
y dos grandes flecheras. 

Día 10. — Se observó que quitaban los 
enemigos las balizas del Tablazo ; á las 
dos y inedia de la tarde, estando el viento 
y la marea en buena disposición, dieron 
la vela y se dirigieron al Tablazo, y per- 



TAB 

suadidos de que no se vararían, hicieron 
la señal de formar en línea, la de zafarran- 
cho de combate, etc., pero á las tres y 
treinta y cinco varó el «Independiente», y 
se hizo la señal de hacer fondo. Salieron 
después de la varadura, pero continuó va- 
rando porción de veces hasta que quedó 
en términos de ser preciso echar fuera la 
artillería, víveres y lastre, hasta quedar 
casi á plan barrido y expuesto con esto á 
tumbar sobre estribor, obligándolos estas 
críticas circunstancias á haberlo apunta- 
lado á las once de la noche. 

Día 11. — Continuó el «Independiente» 
varado. Eos buques enemigos que se ha- 
llaban en el Tablazo, compuestos de dos 
bergantines, siete goletas, una flechera 
grande y cuatro menores, desaparecieron 
al amanecer de este día. Continuaron 
con tesón para salvar el bergantín, y has- 
ta las seis y media de la tarde no lograron 
ver libre el «Independiente», habiendo sa- 
lido el «Marte» de igual situación en que 
se hallaba, á las cinco y cuarenta. El 
práctico manifestó que podían ya lastrar 
el buque, meter su artillería, etc., porque 
ya tenían agua en adelante. Con este 
motivo se trabajó toda la noche para poder 
seguir á continuar el intento al amanecer 
del siguiente día. 

Día 12. — No habiendo bastado la no- 
che para poner el «Independiente» en el es- 
tado que antes, continuaron sus penosas 
faenas hasta las ocho~y media, que dieron 
la vela con dirección á punta de Palmas ; 
pero á las nueve y cuarto volvieron á va- 
rar, y del mismo modo el «Marte»; á las 



TAB 



(145) 



TAB 



nueve y media salieron ambos ; pero por 
un lado el viento calmoso, y por otro que 
los prácticos, no sabían á derechas por 
donde debían de ir, por no tener balizas, 
se dispuso fondear todos, y salieron los 
prácticos á sondear y balizar el canalizo 
de menos agua que les restaba pasar, no 
obstante afirmar dichos prácticos que ya 
no había obstáculos que superar. No 
contentos con los exámenes de los prác- 
ticos con respecto al fondo, mandaron 
unos botes con buenos oficiales; unos y 
otros reconocieron el fondo, y no hallaron 
más agua que once y medio pies. En 
vista de esto, volvieron á alijar el «Inde- 
pendiente» y el «Marte» en el estado que 
antes, para ver de pasarlos por tan poca 
agua. En efecto, se emprendió el pesa- 
dísimo trabajo de trasbordar artillería, 
vaciar el agua, trasladar víveres, desen- 
trastar, etc. El «Marte» logró salir al otro 
lado de los bajos, al amanecer del día 13 ; 
pero al «Independiente» no le fué posible. 

Día 13. — Continuaron varados todo el 
día sin lograr haber salido al lado del Ta- 
blazo, hasta las seis y media de la tarde. 
Varias goletas vararon también en este 
último paso ; pero al salir el « Indepen- 
diente », ya estaban ellas en bastante agua. 
Indecible es el trabajo que toda la noche 
se hizo á bordo del bergantín « Indepen- 
diente » para embarcar artillería, víveres, 
lastre, hacer agua, etc., etc., pues que eu 
él amanecieron. 

Día 14. — A las nueve y media de la 
mañana estaba ya el bergantín « Inde- 
pendiente » listo, y en unión de todos se 
dirigieron hacia Punta de Palmas ; pero 
como el viento se llamó al Sur, nada pu- 
dieron adelantar y volvieron á fondear. 
A las dos y tres cuartos de la tarde no- 
taron que salían por el boquete de Punta 
de Palmas dos goletas, dos grandes fle- 
cheras y cuatro menores, al parecer; se 
hizo la señal de imitar los movimientos 
del Comandante, y trataron de separarlos 



de los bajos de la espía ; á las tres y tres 
cuartos se hizo la de dar á la vela, por 
haber comenzado á entrar la brisa y en 
seguida se hizo la de que cada uno ocupa- 
se su lugar. A las cuatro y media se hizo 
la de estrechar las distancias, y observa- 
ron que el enemigo se hizo á la vela y 
siguió en popa ; se componía la flotilla 
de seis buques mayores y cinco canoas. 
A las cuatro y cuarenta y dos, se hizo 
otra vez la señal de forzar de vela. A las 
cinco y cuarenta y cinco les hizo un tiro 
con bala la flechera mayor, y siguió con 
los demás buques enemigos, en demanda 
del puerto de Maracaibo, que tenían á la 
vista. Al anochecer se hallaban ya los 
buques sobre la ciudad, y los indepen- 
dientes siguieron á palo seco adelante 
con el objeto de fondear, como en efecto 
á las seis y tres cuartos lo verificaron fren- 
te á dicho Maracaibo. 

1823. — El día 20 de Mayo, estando la 
escuadra de los independientes en el Ta- 
blazo, se empezaron á ver salir once bu- 
ques mayores y catorce de fuerzas sutiles, 
formados en dos divisiones : la sutil si- 
guió por Capitán-chico y costa occidental, 
y la otra formada eu línea, se dirigía so- 
bre la escuadra colombiana con viento 
favorable á ellos del Sur y marea saliente; 
los colombianos se pusieron á la vela, 
pero la fuerza de la corriente y del viento 
contrariólos arrojaba sobre el Tablazo y 
tuvieron que volver á fondear. Los ene- 
migos le rompieron el fuego á las seis y 
veinte y cinco, y como que de poco les 
servían á los colombianos las rejeras á 
causa de la corriente, tuvieron que dar á 
la vela sobre el fuego más vivo. Las 
fuerzas enemigas todas se dirigieron sobre 
el « Independiente» con el objeto de abor- 
darlo ; pero no obstante que el poco vien- 
to no permitía maniobrar con aquella ve- 
locidad que exigían las circunstancias, la 
serenidad del señor comandante capitán 
de navio Renato Beluche, valor de los ofi- 

19 



TAB 



( 146 ) 



TAB 



ciales, tripulación y tropa, y acertadas 
disposiciones ; la proximidad del « Marte » 
que descargó con acierto los fuegos sobre 
los enemigos, frustraron sus deseos, y 
después de hora y media de un combate 
obstinado huyeron con la mayor cobardía 
y precipitación, tinos barloventaudo para 
escaparse de los colombianos, y los ber- 
gantines dirigiéndose sobre la costa á po- 
nerse bajo la protección de sus fuerzas 
sutiles. El viento les fué todo el día fa- 
vorable ; á los primeros no los pudieron 
alcanzar ni aproximarse á los segundos, 
porque los bajos lo impedían y la noche 
se acercaba ; por lo que le pareció muy 
prudente reunir sus fuerzas y retirarse á 
su fondeadero ; habiendo logrado apresar- 
les una goleta con cañón de á cuatro" y 
cuarenta y cinco hombres, de los cuales 
se fugó la mayor parte al varar dicha go- 
leta, que incendiaron. En esta memora- 
ble acción, los colombianos tuvieron la 
desgracia de perder tres hombres muertos 
y tres heridos : uno de los primeros fué 
el alférez de navio James Cheytor y otro 
de los segundos en el « Independiente », 
y dos de aquéllos y dos de éstos en el 
« Marte », habiendo sido contuso de me- 
tralla en la cabeza el señor Comandante 
General. Pero el enemigo sufrió, después 
de muchas averías, la pérdida de más de 
quince muertos, entre ellos los primeros 
comandantes de la escuadra y porción de 
heridos que con todos pasan de veinte. 
L,a goleta que apresaron se llamaba «Mar- 
garita », y los dos primeros comandantes 
de la escuadra enemiga muertos fueron 
los capitanes de fragata don Francisco 
Salas Chavarria y don Manuel Machado, 
habiendo muerto también el primer capi- 
tán de Barinas cuyo nombre se ignora. 

Al amanecer del día 22 de Julio se 
vieron los buques de la escuadra españo- 
la fondeados en el Tablazo, y á poco rato 
se hicieron á la vela ; con este motivo, y 
bien persuadido el señor General de los 



colombianos de que no podían salir del 
Tablazo ni menos atacarlos sino con vien- 
to á la brisa, ordenó se acercase la escua- 
dra á la costa de Punta de Palmas cuanto 
se pudiese, para tomarles el barlovento 
cuando intentasen batirlos, y las fuerzas 
sutiles se colocaron en la misma Punta 
de Palmas citada. 

Eos enemigos contimtaban por el Ta- 
blazo con viento favorable ; pero á las 
ocho y media se les llamó al S. E. y fon- 
dearon, aunqire algunos de ellos lo verifi- 
caron con la quilla. Componíase la flo- 
tilla enemiga del bergantín «San Carlos », 
bergantín-goletas « Maratón » y « Espe- 
ranza », nueve goletas de velacho, dos pai- 
lebotes, las flecheras «Guaireña», «Atre- 
1 vida » y « Maracaibera », y quince más 
entre faluchos y piraguas armadas. Vis- 
ta por el señor General la situación de 
los buques, dispuso que las goletas « In- 
dependencia )>, « Manuela Chity » y « Em- 
prendedora » pasasen un poco cerca de los 
enemigos, y el mismo General se dirigió 
en un bote á observar á aquéllos desde 
cerca. Estos destacaron sobre él los de 
su escuadra, cuyo movimiento hizo que 
el señor General Comandante General dis- 
pusiese fuesen todos los de los colombia- 
nos á incorporarse con las fuerzas suti- 
les, como en efecto se verificó luego. El 
viento continuaba al S. E. tan bonancible, 
que permitía manejar las fuerzas sutiles ; 
por tanto, el señor General se avanzó con 
los cañones de mayor calibre sobre los 
enemigos y les hizo varios tiros con el 
mayor acierto ; éstos fueron contestados 
por aquéllos, pero sin que tuvieran los 
colombianos la menor desgracia ; mas 
como el viento empezó á llamarse al N. 
E-, dispuso el señor General se retirasen 
las fuerzas sutiles á su lugar y que re- 
gresasen los botes á sus buques respecti- 
vos á las once y media. 

A medio día estaba ya la brisa fresca 
y algunos de los buques se hicieron á la 



TAB 



(147) 



TAB 



vela para enmendarse, quedando un ber- 
gantín-goleta y el « San Carlos » varados; 
pero que á poco rato aproaron como los 
demás. Al anochecer seguía el viento 
fresco por el N. N. E. y los enemigos es- 
taban anclados en línea. 

Día 2 3. —Amanecieron los buques ene- 
migos al Norte de Punta de Palmas fon- 
deados en línea, según anochecieron, y 
el viento seguía al N. N. E. fresco. Las 
fuerzas sutiles de los colombianos se colo- 
caron inmediatas á la misma Punta y al 
Sur de ella : el señor Mayor General pa- 
só á los buques de la escuadra para im- 
poner ó advertir á sus comandantes del 
modo cómo debían manejarse para con- 
servarse en buen orden é inmediatos á la 
costa, luego que se hiciera la señal de dar 
á la vela, pues que convenía no separarse 
de ella hasta que los enemigos rebasasen 
de la Punta para arribar sobre ellos, obrar 
con la ventaja del barlovento y frustrar 
los planes de aquéllos. 

A las seis y cuarto se hizo la señal de 
prepararse á dar la vela ; á las seis y 
treinta minutos, viendo que se levaban los 
enemigos, se hizo la señal conveniente 
para ejecutar igual operación ; y luego, 
estaban á la vela, poniendo en práctica - 
desde este instante - el plan meditado de 
mantenerse sobre bordos muy cerca de la 
costa ; á las siete y media refrescó el vien- 
to, y tuvieron que tomar rizas. A las sie- 
te y cuarenta y cinco, visto que los ene- 
migos iban cayendo á sotavento, se hizo 
la señal de que cada uno ocupase su lu- 
gar : á las ocho y nueve, la de imitar los 
movimientos del Comandante ; y á los 
cinco minutos arribaron sobre los enemi- 
gos, que seguían en línea de combate de 
la vuelta del Sur. A las ocho y diez y 
nueve se hizo la señal de que cada un bu- 
que de la escuadra batiese con denuedo al 
que le estuviese más proporcionado de los 
enemigos, hasta rendirlo, abordándolos si 
fuere necesario ; y la Comandancia, como 



cabeza de la línea, se dirigió sobre la van- 
guardia enemiga ; pero los demás biiques, 
excepto el «Marte», se aguantaban á bar- 
lovento, y se atrasaban demasiado en vez 
de obedecer exactamente lo que se les ha- 
bía mandado, por las correspondientes se- 
ñales. La «Espartana» fué la primera que 
orzó, y á ésta le seguieron los demás ; for- 
mando estos buques una línea por su ale- 
ta de barlovento ; y la «Leonor», que de- 
bía formar en retaguardia, se hallaba bien 
distante, y aun más á barlovento que las 
demás. Con este motivo, se le hizo la se- 
ñal de forzar la vela, con el objeto de que 
se uniesen, y la de formar una pronta lí- 
nea de combate, sin sujeción á puestos, 
para que no se embarazasen en buscar su 
lugar : á las ocho y media se rompió el 
fuego por los colombianos, y fué contes- 
tado por los enemigos ; pero visto por el 
señor General, que no bastaban las seña- 
les para hacer que los demás buques de 
la escuadra se acercasen á batirlos, según 
se les tenía prevenido desde el principió- 
se embarcó en su bote, y fué personal, 
mente á hacerlos cumplir cou su deber. 
Los enemigos no se aguardaban á empe- 
ñar la acción : ellos forzaban de vela para 
eludirla, y como los de la Comandancia 
veían que con toda su escuadra se halla- 
ban muy distante, y que, con motivo de 
las órdenes que el señor General había 
dado á los buques atrasados seguían sobre 
las fuerzas sutiles enemigas que llevaban 
á retaguardia, les pareció oportuno dar un 
repiquete corto con el «Independiente» y 
«Marte», por separarse un poco de la línea 
enemiga, y guardar después, en facha, la 
reunión de los suyos, de la misma vuelta 
que aquellos, como así se verificó, cesan- 
do el fuego á las nueve y cuarto. 

Los enemigos se dirigieron á las aproxi- 
midades de Capitán-chico, y formaron 
entre éste y Maracaibo, quedando en línea 
de combate ; pero los colombianos perma- 
necían á la vela, ordenando que pasasen 



TAM 



(148) 



TAR 



todos los buques por la popa del «Inde- 
pendiente» para decirles á la voz que ocu- 
pasen su lugar ; y lo mismo se hizo con 
el Comandante de las fuerzas sutiles. 

A las siete y cuarenta y nueve, estan- 
do todos fondeados en línea é inmediatos 
unos de otros, se hizo la señal de abordar 
al enemigo ; pero estando ya en marcha 
para verificarlo, se quedó el viento muy 
calmoso y fué necesario suspender la 
operación ; pero no por ésto desistieron) 
sino que aguardaban impacientes á que re- 
frescara aquél. Á las once y mediare- 
fresco por el S. E. y se repitió la señal de 
abordar, pero volvió á calmar y á estar 
vario, por lo que resolvió el señor gene- 
ral Comandante General, dejarlo para el 
siguiente día, y dar descanso á las tripu- 
laciones de las fuerzas sutiles que habían 
estado desde muy temprano con el remo 
en la mano. En consecuencia, dispuso 
diese fondo la escuadra en el puerto de 
Altagracia y se hizo la señal conveniente 
á la una y cinco minutos, quedando fon- 
deados en una línea paralela á la costa. 
Los enemigos anochecieron fondeados en 
el paraje indicado y los colombianos 
en el puerto de Altagracia, avanzando 
sus fuerzas sutiles en Punta de Piedras. — 
(Véase lago de Maracaibo) . 

Tacamahaca : sierrita que principia 
cerca del río Tule y de los ranchos del 
Guasdal, y sigue paralela á la sierra del 
Guasdal con dirección á N. N. E. y la de- 
mora al Oeste, es más corta y de menos 
elevación. — Está en territorio del Distrito 
Maracaibo. 

Tajatal : grupo de 25 v. y 24 h. ; to- 
tal, 49 vecinos : casas, 7. — Pertenece á la 
parroquia Democracia, Distrito Miranda. 

Tamares : río que tiene su origen en 
la sierra de Ciruma ; se divide en dos bra- 
zos, uno que conserva su nombre y el 
otro lleva el de Benites ; ambos entran al 
lago en las puntas de sus nombres que 



están en la orilla oriental de éste. — Dicho 
río es la línea divisoria entre las parro- 
quias Cabimas y Eagunillas. 

Tamares : ensenada formada por la 
Punta Eagunillas y la boca del río Tama- 
res. — Se encuentra en la costa oriental 
del lago, en territorio de la parroquia 
Laguuillas, Distrito Bolívar. 

. Tamares : pueblo de 48 v. y 28b.; 
total, 76 vecinos : casas, 17. — Está situa- 
do en territorio de la parroquia Laguni- 
llas, Distrito Bolívar. 

Tambor : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, á con- 
tinuación del sitio Manta. En este tra- 
yecto se encuentra, una isla. — Está en la 
parroquia^ Encontrados, Distrito Isfc*»-» 
J -cíiibu: C^J-C^-^-^^- 

Tambor : isla que se encuentra en el 
río Zulia, en el trayecto que media entre 
el caño Orope y la boca de la Grita. 

Tapaioú : ranchería de la tribu Tu- 
sayú, con 79 v. y 106 h. ; total, 185 veci- 
nos. — Se encuentra en territorio' .de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito Margudaib o. (fé^¿. 

Taparito: grupo perteneciente á la 1 
parroquia San fifofae l, Distrito Mara\dWBb 

¿/¿mof^ átfr^fau;. aTJTÍM-^ «44,. -é¿¿¿3 A T*^ 

Iaparos: grupo de 18 v. y 16 h. ; 
total, 34 vecinos : casas, 6. — Pertenece á 
la parroquia Altagracia, Distrito Miran- 
da. 

Tapias : río que tiene su origen en la 
sierra de Perijá y se une al río Palmar. 
Corre por territorio del Distrito Perijá. 

Taques : grupo de 29 v. y 29 h. ; to- 
tal, 58 vecinos : casas, 8. — Está situado 
en territorio de la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaneta. 

Tarva : ranchería de la tribu Uriana, 
con 90 v. y 134 h. ; total, 224 vecinos. — 
Se encuentra situada en territorio de la 
parroquia Guajira, Distrito Ms^jíafbo./^. 

Tarra : río que nace en la sierra de ¿/ 
Ocaña y es tributario del río Catatunibo. 
Corre por territorio del Distrito Colón. 



TAS 



(149) 



TIG 



Á poco más de una y media legua de 
la confluencia del río Tarra y el Sardina- 
ta se levanta un dique ó frontón de are- 
nisca de 10 á 12 varas de altura, con una 
extensión de 20 á 25. En su superficie 
se ven una multitud de agujeros cilindri- 
cos, como lieclios artificialmente y de di- 
ferentes diámetros, por los cuales brotan 
con violencia chorros de agua hirviendo, 
causando un ruido semejante al que po- 
dían producir dos ó tres vapores desaho- 
gando sus calderas. Este ruido se oye á 
una distancia considerable y la columna 
de vapor que se levanta, que podría perci- 
birse también desde muy lejos, si no lo 
impidiera la espesura de aquel extenso 
bosque. Todo este terreno - hasta una 
gran distancia - está impregnado ó cubier- 
to de petróleo, y es de admirarse que el 
bosque que da sombra, conserva una fres- 
cura y frondosidad extraordinaria. Los 
raros explotadores del bálsamo deccopaiba 
ó cabima, que conocen este lugar, lo han 
bautizado con el nombre de «Infierno». 

Taratara : grupo de 30 v. y 18 h.; 
total, 48 vecinos : casas, 6. — Está en la 
isla de Toas, parroquia Padilla, Distrito 
Mará, a- ~^¡¿^»^ ¿tf^^. s*í- (¡¡¿^é^í^tr* 

Tasajera : caño de diez varas de an- 
cho ; está á 8 leguas de la desembocadura 
del río Catatumbo al lago, y 5 del sitio 
Estacada ; lleva sus aguas al río Escalan- 
te causando inundaciones en épocas de 
crecientes, desde luego que represa el río 
principal. 

Tasajera : punta que queda en la ori- 
lla oriental del lago, al Norte del vecinda- 
rio de su nombre. — Está en la parroquia 
Lagunillas, Distrito Bolívar. 

Tasajera: vecindario de 128 v. y 160 
h.; total, 288 vecinos : casas, 42. — Está 
situado en territorio de la parroquia La- 
gunillas, Distrito Bolívar. 

Tasajeras : sitio comprendido entre 
dos playas que se encuentran en la ribe- 



ra del río Catatumbo, en . él está el caño 
de su nombre. — Este sitio está situado en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito M-ar^eaifee; — Lér^é-*-*— 

Tatas : grupo de 25 v. y 13 h. ; total, 
38 vecinos : casas, 8.— Está en territorio 
de la parroquia Encontrados, Distrito Ms=^ 

Tejas: vecindario de 90 v. y 46 h. ; 
total, 136 vecinos : casas, 28. — Pertenece 
á la parroquia Eagunillas, Distrito Bolí- 
var. 

Tembladar : vecindario de la parro- 
quia. Libertad, Distrito Perijá. 

Tembladar : ciénega que se encuen- 
tra ¡al Sur del pueblo Cabimas. Se llama ~ ~ 
tembladar á causa de que el terreno se c - s ^ u -f^* ¿¿¿Zt- 
himde al menor peso.— Está en territorio ^ 
de la parroquia Cabimas, Distrito Bolí- 
var. 

Temblador : vecindario de la parro- 
quia Libertad, Distrito Perijá. 

Temblador y Vuelta: grupo de 12 
v. : casas, 3. — Se encuentra situado en 
territorio de la parroquia Cabimas, Dis- 
trito Bolívar. 

Teñidero : caserío de 68 v. y 69 h. ; 
total, 137 vecinos: casas, 24. — Está situa- 
do en territorio de la parroquia Altagra- 
cia, Distrito Miranda. 

TESEJÚ : grupo de 28 v. y 12 h. ; to- ¡/ 
tal, 40 vecinos: casas, 6. — Pertenece á la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Teta, Punta de la : se' encuentra en 
la costa Guajira, como al N. E. y á la 
distancia de 21 millas de la de Médanos. 

Tía Juana : vecindario de 33 v. y 1 h.; 
total, 34 vecinos : casas 13. — Está situado 
en territorio de la parroquia Cabimas, 
Distrito Bolívar,. ¿í^v ^^-^^ ¿^/¿S¿í féz^L*t*p«Jzj£ 

Tigre : sitio y playa que se encuen- 
tran en la ribera del río Catatumbo des- 
pués del sitio Castillo. — Están en territo- 
rio de la parroquia Encontrados, Distrito 
Maraeaüaa. ¿3>-zís^*- 



-**í x^SZ* 



TOAS 



(150) 



TOAS 



Tinajita : grupo perteneciente á la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Tinebo : vecindario de la parroquia 
, . Libertad, Distrito Perijá. 

Tintiní : grupo de 18 v. ; casas 8. — 
Se encueutra situado en territorio de la 
parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Tío Curro : sitio comprendido entre 
dos-playas que se encuentran en la ribera 
del río Zulia, en seguida del sitio Da Pal- 
mita. — Este sitio está en la parroquia 
Encontrados, Distrito Martyfaiho. . ¿&&h. 

Tío Pacho : grupo de 12 v. y 16 h. ; 
total, 28 vecinos : casas, 5. — Está situado 
en territorio de la parroquia Rosario, Dis- 
trito Perijá. 

Toas : isla que está próxima á la en- 
trada del lago, frente á la costa del muni- 
cipio San Rafael y en dirección á la Punta 
Uruhéf; se presenta como un residuo de 
la misma cordillera de Cirunia, tragada 
por las aguas y hundida cuando la catás- 
trofe redujo á golfo el terreno que exis- 
tiera entre la costa de Paraguaná y la de 
la Guajira. Su altura sobre el nivel del 
mar es de 80 varas y su temperatura me- 
dia del centígrado 27°. 

Esta isla compone el municipio Padi- 
lla del Distrito Mará. 

En ella se encuentra piedra calcárea 
de superior calidad, y en la costa septen- 
trional de ella, á pocas varas de distancia 
de la orilla del lago - que le circuye - en 
una ensenada de poca profundidad, existe 
una mina de carbón de piedra, ó mejor di- 
cho, linita, de calidad superior al que pro- 
ducen las cercanías de Barcelona, pero 
nunca tan bueno como el de Curamichate 
de la costa arriba del Estado Falcón. 
Arde con facilidad, produciendo al prin- 
cipio de la combustión una llama rojiza, 
la que cesa después que se han consumi- 
do los gases inflamables producidos por 
el betún, y una porción insignificante de 
azufre que contiene. La combustión con- 



tinúa después con igualdad, produciendo 
un calor muy intenso hasta consumirse 
casi en su totalidad, quedando por resi- 
duo un poco de ceniza cargada de sílice 
y de color rojizo. El carbón es de poco 
peso, arde sin apermasarse, y la fumi- 
gación que despide 110 es ofensiva ni des- 
agradable. 

La mina está en condición muy favo- 
rable para su explotación. Su inclina- 
ción es S. E. aparentemente; el trabajo 
superficial que en ella se hizo no fué su- 
ficiente para poder fijar con exactitud el 
ángulo de inclinación ; pero á la vista 
puede ser de 40 grados poco más ó menos, 
y el filón descubierto presenta todos los 
indicios necesarios para creer que la mina 
es muy abundante. Los caracteres geo- 
lógicos que presenta el carbón de la isla 
de Toas es una extratificacióu uniforme 
y compacta de mineral que afecta la for- 
ma esquitosa ó foliada, en capas super- 
puestas con muy poca adherencia entre sí 
y de fácil desintegración. Al levantar 
con poco esfuerzo una capa, ésta se frac- 
ciona por sí misma en secciones más ó 
menos grandes, que afectan toda la forma 
de cubos regulares. Estas circunstan- 
cias hacen del todo inútil el barreno y la 
pólvora para su explotación ; de manera 
que la barra, el pico y la cuña son los 
únicos instrumentos adecuados para el 
arranque. Por sólo este respecto, se pre- 
senta y se obtiene un abono de grande 
importancia en los trabajos que allí se 
empleen. 

Este carbón es de poco peso, compa- 
rado con la antacita y otros carbones de 
piedra ; y como esa relación de peso está 
probablemente como de tres á uno, y co- 
mo la intensidad de calor que despide 
puede calcularse en un ochenta por cien- 
to con aquéllos, se manifiesta á favor del 
de Toas en una multitud de aplicaciones 
tanto en el Estado como fuera de él. 

Historia. — El día 26 de Mayo de 1823, 



TOAS 



(151) 



TOR 



estando la escuadra colombiana fondeada 
en el Tablazo, á las seis a. ni. se mandó 
un cajuico á la isla de Toas para que ave- 
riguase el motivo de una porción de tiros 
que oyeron la noclie anterior por la Barra, 
3' si se adquirían algunas noticias de las 
tropas de los colombianos de Garabuya. 
En ía tarde de este día se les avisó que 
había sido cogido el hombre que conducía 
el oficio para el Jefe de las tropas que 
obraban en la provincia de Coro, y que 
debía llegar á los puertos de Altagracia, 
pero que mascó y tragó el oficio. Con 
este motivo se comisionó á otro individuo 
con el mismo objeto, quien se obligó á 
llevarlo y á entregarlo. 

El día 27 a las doce y media llegó el 
cayuco que fué á inquirir la causa de los 
cañonazos del 25 en la noche, y trajo la 
de que habían sido á unas piraguas de los 
mismos enemigos que iban para el castillo, 
habiéndoles muerto dos hombres y herido 
dos : de las fuerzas colombianas de Gara- 
buya nada pudieron saber, ni tampoco en- 
viar un oficio al señor general Montilla, 
que _ con este objeto llevaban, porque no 
encontraron con quien. 

L,a isla de Toas pertenecía al Estado 
Zulia ; pero después venía rigiéndose asi- 
milada en su régimen y administración á 
los territorios federales. 

Por Resolución del Ejecutivo Nacio- 
nal del día 7 del mes de Julio del año 
1S90, se declaró perteneciente al Estado 
Zulia, y se autorizó al Presidente del Es- 
tado para darla incorporada y proceder á 
organizaría civilmente como lo juzgue más 
conveniente á su índole y condiciones, 
agregándola al Distrito y Municipio que 
corresponda. 

Por Decreto del Presidente Provisional 
del Estado Zulia, general Ramón Ayala, 
de 15 de Julio de 1S90, se mandó que la 
isla de Toas quedara desde esta fecha in- 
corporada al Estado Zulia, formara parte 
del Distrito Mará - como antes lo era - y 



constituyera un Municipio que se deno- 
minara Municipio Padilla. 

Etimología de la palabra Toas. — Es 
sabido que hay en la isla un depósito de 
carbón mineral. Si los indios tuvieron 
conocimiento de él - cosa nada imposible - 
podía ser que de allí viniera el nombre de 
la isla ; pues tuhas en guaraní (negro) 
da tug (estar ennegrecido por el humo de 
carbón). — A. Ernst. 

Todos los Santos : punta que se ha- 
lla en la orilla oriental del lago, en territo- 
x\o del Distrito Sucre. 

Tomoporito : río que sale del río Ca- 
rrillo; desagua al lago entre los ríos Carri- 
llo y Tomoporo. — Corre por territorio de 
la parroquia General Urdaneta, Distrito 
Sucre. 

Tomoporito : vecindario de 35 v. y 
23 h.; total, 58 vecinos: casas, 12. — Per- 
tenece á la parroquia General Urdaneta, 
Distrito Sucre. 

Tomoporo: punta que se encuentra 
en la orilla oriental del lago, en la des- 
embocadura del río de su mismo nombre. 
Está en territorio de la parroquia General 
Urdaneta, Distrito Sucre. 

Tomoporo: río que se desprende del 
río Motatán, que viene de la sierra de Tru- 
jillo; sale al lago en la punta de su nom- 
bre. — Corre por territorio de la parroquia 
General Urdaneta, Distrito Sucre. 

Tomoporo: pueblo de 97 v. y 105 h.; 
total, 202 vecinos : se cuentan 34 casas, 1 
templo y 1 cementerio. Es la cabecera 
de la parroquia General Urdaneta en el 
Distrito Sucre. Se encuentra frente á la 
punta de su mismo nombre; está construi- 
do dentro del agua ; sobre estacas de ma- 
dera de vera han establecido sus habita- 
ciones, para evitar la mucha plaga que hay 
en la costa. 

Instrucción pública : 1 escuela de va- 
rones. 

Toro, El : caserío de 98 v. y 155 h.; 



TRE 



(152) 



TUC 



total, 253 vecinos : casas, 44. — Es la ca- 
becera de la parroquia Padilla, Distrito 
Mará. 

Toro, El: ranchería de la tribu Alpu- 
siana, con 170 v. y 205 h.; total, 375 veci- 
nos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito M^Éa= 

Torondoy : río que tiene su origen 
en la sierra de Mérida ; al entrar al terri- 
torio zuliano, en el Distrito Sucre, sigue 
hacia el lago, y antes de su desembocadu- 
ra á él, se divide en dos brazos que salen 
al Sur de la punta de San Pablo. 

Tosas : río que nace en la sierra de 
Perijá, y luego se une al río Palmar. — 
Corre por territorio del Distrito Perijá. 

Totolí : río que se desprende de la 
sierra de Perijá, se une al río Guasare y 
éste se incorpora al río Sucuy. — Corre 
por territorio del Distrito Perijá. 

ToTUMiTO : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, en 
seguida del sitio Tambor. — Están en te- 
rritorio de la parroquia Encontrados, Dis- 
trito Mare^aib o. (J¿rt£-?^- 

TotumiTo : isla que se encuentra en 
el río Zulia frente al sitio de su mismo 
nombre y cerca del caño Motilones. 

Trapichito : grupo de 40 v. y 32 h. ; 
total, 72 vecinos : casas, 9. — Está situado 
en territorio de la parroquia General Ur- 
daneta, Distrito Sucre. 

Tres Ceibas : sitio comprendido en- 
tre tres playas que se encuentran en la 
ribera del río Catatumbo, á continuación 
del sitio Gabilanes. Aquí hay un caño. 
Este sitio pertenece á la parroquia En- 
contrados, Distrito Massás¡2Í5Q7_ ¿£¿£h_ 

Tres Ceibas : caño que sale al río 
Catatumbo, en el sitio de su mismo nom- 
bre. 

Tres Ceibos : sitio comprendido en- 
tre cuatro playas que se encuentran en 
la ribera del río Zulia, después del sitio 



La Paila. — Este sitio está en territorio 
de la parroquia Encontrados, Distrito Ma*^ 

Trinidad, La : grupo de 30 v. y 21 h.; 
total, 51 vecinos: casas, 16. — Pertenece 
á la parroquia General Urdaneta, Distrito 
Sucre. 

TroconE : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Catatumbo, 
en seguida del sitio Estaca. — Situados en 
territorio de la parroquia Encontrados, 
Distrito MasÉaihat ¿^2^*»^ 

Tucacas, Punta de : se encuentra en 
la costa Guajira ; dista de la de Castille- 
tes cinco millas al Noroeste y al Oeste : ^c 
en la primera está la laguna Tucacas, cu- 
yo puerto exige práctico para tomarlo y 
dista de Punta de Espadas 22 millas. 
En esta costa hay arrecifes que hacen 
peligrosa la navegación en sus inme- 
diaciones durante el curso visible del sol. 

Historia. — En la laguna Tucacas fué 
el punto donde desembarcó y continuó su 
campaña el ejército del general Santiago 
Marino que obraba sobre Maracaibo — 
Mayo del año 184S. 

Gran alarma causó en -los indios la 
presencia de la escuadra y la del ejército 
en su puerto de Tucacas, pues reunidas 
las parcialidades con sus caciques, concu- 
rrieron á caballo formándose en las sa- 
banas, y por el radio de extensión geo- 
gráfica que ocupaban, se calcularon de 
cuatro á cinco mil. Esto no fué un obs- 
táculo para el desembarque, pues el gene- 
ral Marino se entendía con ellos mientras 
llegaba á su campamento el cacique Ni- 
colás, á quien mandó llamar á Macuire. 
Este indio, dotado de buena índole, que- 
rido y respetado por los suyos, prestó 
eficaces servicios al General en Jefe, su- 
ministrándole baquianos en su marcha. 

La laguna de Tucacas es frecuentada 
por muchos navegantes que van allí á 
contratar con los indios ganados, palo de 



TUL 



(153) 



TUL 



tintes, pieles, dividivi y otros efectos, en 
cambio de lienzos, ron, armas, pólvora y 
provisiones. 

Tule, Sierra de : de la sierra de Peri- 
já en la parte más aproximada al lago, 
hacia el Oeste de la ciudad de Maracai- 
bo, se prolonga en dirección N. N. E. la 
sierra de Tule ó sierra Azul. No tiene 
una elevación considerable y alcanza una 
extensión de 10 leguas aproximadamente. 

En esta sierra se encuentra carbón 
mineral, y parece ser una ramificación 
del de Toas, porque queda en la misma 
dirección ó sea al Oeste de ella. 

TuLÉ : río que nace en la falda orien- 
tal de la sierra de Tule ; este río principia 
corriendo al Este por la parte septentrio- 
nal de un cordón de cerritos bajos que 
llaman Sierra de los Guineos. Sigue esa 
dirección basta más abajo de los ranchos 
del Guasdal, distantes como tres leguas 
de la sierra de Tule. Tuerce luego su 
curso al N. E. por más de seis leguas, pa- 
sando por los ranchos de Iragorri ; lleva 
esa dirección hasta la ciénega de Tule, 
que se alimenta de una parte de sus aguas. 
De esta ciénega se dirige al Norte más de 
seis leguas, y desagua en el río Sucuy á 
distancia de una legua de los ranchos de 
Caño Negro. Tiene este río más de diez y 
seis leguas desde su nacimiento hasta su 
entrada al Sucuyr. El río Tule lleva las 
.aguas abundantes en la estación de las 
lluvias, y menguan en el verano de tal 
manera, que corre escasameute hasta los 
ranchos de Iragorri, situados á más de 
dos leguas al N. N. E. de los del Guasdal. 
Entran en este río, por el Norte, cuatro 
quebradas ó caños denominados Algibe, 
Salado, Guineo y Caño de Agua, que es 
el último que queda cerca de la sierra de 
Tule. Ninguno de éstos tiene agua per- 
manente, pero á Caño de Agua le quedan 
algunos pozos donde se conserva el agua 
durante el verano. 

A poco más de 1,500 varas subiendo 



desde el paso del río Tule, qrte está inme- 
diato á los ranchos del Guasdal, se en- 
cuentra el primer filón de carbón de pie- 
dra, de los muchos que hay. Desde este 
punto á la mina el «Infiernito», en una 
extensióu como de una legua, existen ca- 
torce vetas ó filones del mismo mineral, 
que miden desde 12 á 15 varas de diáme- 
tro superficial en sus afloramientos, y tie- 
nen todos una dirección aproximada de 
N. N. E. á S. S. O. Un número conside- 
rable de esos filones atraviesan visible- 
mente el cauce del río á más de cuatro 
varas de profundidad, y es probable que 
todos se prolonguen mucho más allá del 
río en una extensión de dos leguas ; pue- 
de asegurarse que sus orillas, hasta el pié 
de la serranía, son una formación homo- 
génea del mismo mineral, el cual se pre- 
senta á la vista en un afloramiento casi 
sin interrupción. Esos afloramientos son 
también visibles en varios puntos, en las 
barrancas de los caños que caen al río 
Tule y á Riecito, y abundan sobre todo en 
este último, hasta el pié de la sierra, en 
una extensión de más de dos y media le- 
guas. Adviértase que desde el punto en 
que se desprende Riecito de la sierra de 
Tule, hay un terreno realzado que se 
prolonga hasta la extremidad septentrio- 
nal de la sierrita del Guasdal y divide 
las aguas que caen á dicho río y al Tule. 
En este terreno no se encuentran aflora- 
mientos de carbón ; y la presencia de ellos 
en los caños tributarios de Riecito y en 
el cauce de éste, induce á creer por su 
identidad á los mismos filones visibles en 
el río Tule y en sus caños tributarios. 
En presencia de estos datos, no es aven- 
turado asegurar que en esta parte del te- 
rritorio del Estado Zulia, circunscrita pol- 
la sierra de Tule, el río de su nombre, la 
sierrita del Guasdal y una línea prolon- 
gada al N. O E., desde la extremidad de 
esta sierra hasta la de Tule, exista una 
formación carbonífera que ocupe, aproxi- 



TUL 



(154) 



TUL 



rnadamente, una superficie de 6o leguas 
cuadradas. 

En la barranca izquierda del río Tule, 
como á una y media legua de los ran- 
chos del Guasdal, se encuentra un filón 
de carbón incendiado. A la altura de 6 ó 
7 varas sobre el agua del río, se encuen- 
tra entre dos lajas de arenisca una pe- 
queña grieta de 30 pulgadas de largo y 
10 en su mayor anchura, la cual despide 
humo constantemente. A derecha é iz- 
quierda hay otras más pequeñas que no 
despiden humo ; pero se percibe ün calor 
bastante intenso, que revela la actividad de 
la combustión interior. Los prácticos de 
esos lugares aseguran que por esas grie- 
tas suelen salir llamas cuando llueve ó 
crece el río ; pero no se perciben señales 
exteriores ni aun en la cavidad de la grie- 



ta principal, que corroboren esa aserción. 
Llaman á este lugar el «Infiernito». 

Todo este carbón es de una misma ca- 
lidad y muy semejante en su estructura 
al carmel coal de Inglaterra, aunque me- 
nos pesado. Está desprovisto de azufre 
y otras materias que hacen á veces muy 
ofensivo el humo que produce la combus- 
tión ; arde con facilidad sin chispear, pro- 
duce poco humo, despide una llama fran- 
ca y clara y un calor bastante intenso ; 
no se desintegra durante la combustión, 
y deja muy poco vohtmen de cenizas des- 
pués de consumido. Por estas propieda- 
des, se cree muy superior al que produce • 
Barcelona, Curamichate y la isla de Toas. 

Tule : ciénega formada por el río de 
su nombre y desagua al río Sucuy. — Es- 
tá en territorio del Distrito Maracaibo. 



UIN 



Uincuarir : ranchería de la tribu 
Epiayú, con 58 v. y 38 h,; total, 96 veci- 
nos. — Se encuentra en territorio de la pa- 
rroquia Guajira, Distrito Mar^caib a.^^ 

Umuouena : río que sale de la ciéne- 
ga Morotuto ; desagua al río Escalante. — 
Corre por territorio del Distrito Colón. 

Umuquena : grupo de 21 v. y 24 h.; 
total, 45 vecinos : casas, 10. — Está situa- 
do en territorio del municipio Santa Cruz, 
Distrito Colón. 

Unartaure : ranchería de la tribu 
Epinayú, con 119 v. y 121 h.; total, 240 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito A^4- 



•jScahV. 



URD 

Urauchiripa : ranchería de la tribu 
Uriana, con 105 v. y 120 h.; total, 225 ve- 
cinos. — Se encuentra situada en territorio 
de la parroquia Guajira, Distrito Maía« 
« t¿bo> y(?£<z- 

Urdaneta, Distrito : componen este 
Distrito los municipios Concepción - ca- 
becera - Chiquinqiiirá y Carmelo. 

Los terrenos de este Distrito todos son 
llanos. 

Está limitado: por el Sur, por la punta 
Quiriquire y de este punto hasta encon- 
trar el río Palmar, esta línea lo separa 
del Distrito Perijá ; por el Este, el lago ; 
por el Norte, la punta de Bajo-grande y 
de ésta hasta encontrar el río Palmar, que 



J0^^- 



/4z¿? 



J^£?/&ZSÍ*CZííí' 



«é_ 



^ 



¿? 



'^¿^r. 






¿í*^z^- - 



URD 



(155) 



UVE 



lo separa del Distrito Maracaibo, y por el 
Oeste, el mismo río Palmar ; así es que su 
territorio forma un triángulo isósceles, cu- 
yos lados mayores son efcE-stey el Norte. 

Habitan este Distrito 3,314 v. y 3,846 
h.; total, 7,160 vecinos ; entre éstos se ha- 
llan 2,039 que saben leer y escribir y 244 
que sólo saben leer. El número de casas 
es de 2 de azotea, 85 de tejas y 974 de 
enea, ó sean 1,061 ; todas son de un solo 
piso y de babareque. Hay además 1 tem- 
plo, 2 capillas y 1 cementerio. 

En este Distrito se bailan 1S5 indíge- 
nas, 34 gemelos, 1,443 casados, 339 viu- 
dos, 7,160 católicos, 4 extranjeros, 1 sa- 
cerdote, 5 doctores, 463 marinos, 2 músi- 
cos, 28 comerciantes, 727 industriales, 118 
artesanos, 98 labradores de madera, 252 
criadores y 63 agricultores. 

Instrucción pública : 6 escuelas de va- 
rones y 4 de hembras. 

Establecimientos industriales : 4 tien- 
das, 6 bodegas, 3S pulperías, 2 pesas de 
carne, 4 boticas, 1 panadería y 1 horno 
para alfarería. 

De artes : 1 herrería, 4 carpinterías y 
2 zapaterías. 



Posesiones : 319 hatos de ganado ma- 
3'or y 45 de ganado menor. 

Plantíos: 153 de cocoteros y 30 de 
frutos menores. 

Historia. — El territorio que ocupa es- 
te Distrito se conocía con el nombre de 
parroquia Cañada, perteneciente al can- 
tón Maracaibo, la cual parroquia se divi- 
dió en los partidos Concepción, Chiquin- 
quirá y Carmelo, por la Ordenanza de 16 
de Junio de 1854. 

La parroquia de la Cañada fué erigida 
en Distrito con el nombre de Bolívar, por 
Decreto de fecha 28 de Diciembre del 
año 1872 dado por el Presidente del Es- 
tado. 

Posteriormente se le cambió el nombre 
de Bolívar por el de Urdaneta, que es el 
que hoy tiene. 

Urubá : ensenada que se encuentra 
en la costa del Distrito Mará, y á su fren- 
te se eleva la isla de Toas. //s-?? 

UvERAL : vecindario de $p v. y S$ h.; 
total, -3^4 vecinos : casas, 25. — Está situa- 
do en territorio del municipio San Rafael, 
Distrito Mará. 




*%r 



VAC 

' Vaca, Pozo de la : pequeño ciénego 
que se encuentra en territorio de la pa- 
rroquia Rosario, Distrito Perijá. 

VagrES, Los : prupo que pertenece á 
la parroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Valderramas: caserío de 321 v. y 
267 h. ; total, 588 vecinos : casas, 83. 
Inmediatamente después' de la boca arri- 
ba de Encontrados está este caserío á una 
y otra parte del río Zulia ; se extiende co- 
mo una legua. — Está situado en territo- 
>, rio del municipio Encontrados, Distrito 

Mar/oniba. Desde Brazo bobo á Valde- 
rramas hay once y media leguas. De es- 
te punto así como de Buena-vista se tra- 
fica, por caminos imperfectos, con el pue- 
blo Santa Cruz del Distrito Colón. 

Valderramas : ciénega que se halla 
al poniente de la ciénega Mariana, como 
á dos leguas de ella y una de la laguna 
del Zulia. Esta ciénega es formada por 
las aguas de las extensas selvas que se 
prolongan á la derecha é izquierda del río 
Zulia. Tiene dos leguas de largo por 
otras tantas de ancho ó sean cuatro leguas 
cuadradas de superficie. Se encuentra 
/ situada entre 8°2o' á S°3o' latitud Norte 
y 5°S' á 5°i9' longitud oriental del meri- 
diano de Caracas. Temperatura media 
del centígrado 27 o . Profundidad 5 pies. 
Esta ciénega ocupa terrenos de la parro- 
quia Encontrados, Distrito Maracaibo. 

Vecindario Norte : caserío de 63 v. 
y 76 h. ; total, 139 vecinos: casas, 27. — 
Está situado en territorio de la parroquia 
Carmelo, Distrito Urdaneta. 

Vecindario Sur: grupo de 39 v.: 



VIC 

casas, 19. — Pertenece á la parroquia Car- 
nielo, Distrito Urdaneta. 

Vela, Cabo de la : se encuentra en la K 
costa Guajira ; es el término del Estadoi' 
Zulia. 

Venaditos : son dos playas que se 
encuentran en la ribera del río Catatum- 
bo, en seguida del sitio Arañaderos. — Es- 
tán en territorio de la parroquia Encon- 
trados, Distrito Marafcaibo r ¿3-z^W 

Varilla blanca : grupo de 7S v. y 
21 h. ; total, 99 vecinos : casas, 46. — Se 
encuentra situado en la parte reducida al 
régimen civil de la parroquia Guajira, 
Distrito M35¿esife©-¿/£ig^» 

Varillas, Las : pequeña ciénega que 
se encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

VENTANITAS : sitio y playa que se 
encuentran en la ribera del río Zulia, des- 
pués del sitio Martín Alonso. — Situados 
en la parroquia Encontrados, Distrito ¿¡^? 
- Maivirafb er 




C/, 



\azA¿í- 



-l£z¿im¿*¿ ■ 



dé¡U-¿-<!>fa- ¿z- 



Ventorrillos : vecindario de 38 v. y 
63 h. ; total, 101 vecinos : casas, 19. — Es- 
tá situado en territorio de la parroquia 
Santa Rita, Distrito Bolívar, ó. '£*^ jI***#~. -—^ 

VERAS, Las : pequeña ciénega que se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Concepción, Distrito Urdaneta. 

Victoria : pueblo de 55 v. y 46 h ; to- 
tal, 101 vecinos : casas, 13. — Está situado 
en territorio de la parroquia San Carlos, 
Distrito Colón. Este pueblo se encuen- 
tra fundado en un terreno arcilloso, á dis- 
tancia de dos leguas de la villa de San 






s- 



VIN 



(157) 



VUE 



Carlos de Zulia, liacia arriba del río Es- 
calante. 

Vijagual: grupo de n v. y 22 h'. ; 
total, 33 vecinos : casas, 9. — Está situado 
en territorio de la parroquia Santa Rita, 
Distrito Bolívar. 

Viguetas: grupo de 12 v. y -23 h. ; 
total, 35 vecinos : casas, 5. — Está situado 
en territorio de la parroquia Concepción, 
Distrito Urdaneta. 

Villa : grupo de 36 v. y 41 h. ; total, 
'77 vecinos: casas, 14. — Se encuentra si- 
tuado en la parte reducida al régimen 
civil de la parroquia Guajira, Distrito 
M aro¿kilü ).- ¿7%g^- 

Villavieja : vecindario de 70 v. y 60 
h. ; total, 130 vecinos : casas, 29. — Perte- 
nece á la parroquia Rosario, Distrito Pe- 
rijá. 

Villorros : sitio y playa que se en- 
cuentran en la ribera del río Zulia, des- 
pués del sitio Venaditos ; tiene angostu- 
ra. — Este sitio y esta playa están en la pa- 
gg^' rroquia Encontrados, Distrito MaE^after 

Vino, El : grupo de 54 v. y 41 h. ; 



/ 



total, 95 vecinos : casas, 16. — Está sitúa- , 
do en la isla de Toas, Distrito Mará. 

Vinos, Los : grupo de 16 v. y 15 li. ; 
total, 31 vecinos : casas, 6. — Pertenece á 
la parroquia Rosario, Distrito Perijá. 

Volcán, El : se da este nombre á una 
mina de carbón de piedra que se encuen- 
tra en la desembocadura del caño de Agua 
al río Tule. Es muy importante y lleva 
el nombre del «Volcán», porque arroja 
constantemente humo y con frecuencia 
llamas, cuyo resplandor suele percibirse, 
en las noches serenas, desde algunos es- 
tablecimientos pecuarios, situados favora- 
blemente de tres á cuatro leguas al Oeste 
de la ciudad de Maracaibo. 

Vomitón : punta que se encuentra en 
la orilla oriental del lago, entre las pun- 
tas Mamón y la de Estacada. — Está en 
territorio de la parroquia Altagracia, Dis- 
trito Miranda. 

Vueltas de abajo : grupo de 15 v. 
y 13 h. ; total, 28 vecinos : casas,- 4. — 
Pertenece á la parroquia Concepción, Dis- 
trito Urdaneta. 




YAB 

Yabo: río que nace en la sierra de 
Trujillo, donde es conocido con el nombre 
de Chirirurí, y al entrar al territorio zu- 
liano se le unen dos ríos; después de esta 
unión sigue con el nombre de Yabo ; de- 
semboca al lago en la ensenada de la Mo- 
chila de Gibraltar. 

Yacururema : ranchería de la tribu 
Epiayú, con 876 v. y 1,024 h.; total > I )9°° 
vecinos. — Se encuentra situada en territo- 
rio de la parroquia Guajira, Distrito .¿sises 
¿rasóte- i/¿£é^- 

Yarumapa : ranchería de la tribu Ju- 
sayú, con 381 v. y 419 h.; total, 800 veci- 
nos. Se encuentra situada en territorio de 
la parroquia Guajira, Distrito Marjfcaib o. 

Yarsa : grupo perteneciente á la pa- 
rroquia Libertad, Distrito Perijá. 

Yaurama : grupo de 57 v. y 30 h.; to- 
tal, 87 vecinos : casas, 23.— Se encuentra 
en la parte reducida al régimen civil de 
la parroquia Guajira, Distrito Mar^badbo. 

Yayas : caño que resulta cerca del 
pueblo del Pilar ; entra por el Este al río 



YUC 

Catatunibo : este caño tiene como 30 va- 
ras de ancho, sale á tres cuartos de legua 
de la Horqueta. — Se encuentra en territo- 
rio de la parroquia Encontrados, Distrito 
Ma * ^¿ai fanr^¿^z^-^, 

Yayas, Las : sitio que está compren- 
dido entre tres playas que se encuentran 
en ,1a ribera del río Catatumbo, después 
del sitio Real. Aquí hay un caño. — Se 
encuentra en territorio de la parroquia 
Encontrados, Distrito M&u»¿a ibo. ¿^z^ 

Yerba-buena : caño que sale al río 
Catatumbo, en las playas de su mismo 
nombre ; tiene diez varas de ancho. — Es- 
tá en territorio de la parroquia Encontra- 
dos, Distrito Mtrraéatb e. "fe^-z^»*- 

Yerba-buena : sitio comprendido en- 
tre tres playas que se encuentran en la 
ribera del río Catatumbo, después del si- 
tio Perro. — Pertenece á la parroquia En- 
contrados, Distrito Ma^aéaib o. ¿&^v — 

Yuca : caño que nace en los bosques 
del Distrito Colón y se une al rio Esca- 
lante. 



ZAP 

Zapara : isla que está en la entrada 
del lago, es baja y cubierta de mangles, 
con médanos de arena desprovistos de ve- 
getación en el centro y en la parte occi- 
dental. Esta isla la forma el caño Orivor 
que la separa por el Este de la tierra fir- 
me. Tiene 5^ leguas de largo por 1 de 
ancho. Dista de la de San Carlos 3,500 
varas. Esta isla pertenece al Distrito Mi- 
randa. 

Historia. — En la parte oriental de es- 
ta isla se construyó un castillo : hoy don- 
de estaba ese castillo sólo hay un bajo de 
piedras que apenas vela en tiempo de ma- 
reas muy bajas : este bajo dista de la pla- 
ya cerca de tres millas, y al rededor de él 
se sondean 4 brazas. Las fuertes corrien- 
tes que costean la isla de Zapara han ido 
arrastrando las arenas de la playa, aislan- 
do el castillo hasta la distancia en que 
hoy se encuentra, por lo qiie se ve clara- 
mente que las orillas septentrionales se 
han retirado para el Sur. Este castillo 
fué construido con el objeto de defender 
la entrada del caño Oribor ; se llamó de 
«Barbosa». 

En la punta occidental de esta isla se 
construyó también otro castillo, que lla- 
maron Santa Rosa, con el objeto de de- 
fender la Barra principal, que corría arri- 
mada á esta isla : los cimientos de este 
castillo se ven dentro del agua á la dis- 
tancia como tiro de fusil. 

El canal para los buques grandes se 
hallaba entonces en la punta de Zapara y 
del castillo de este nombre, que actual- 
mente queda muy apartado de la costa 



ZAP 

- como se ha dicho - y el canal que exis- 
te hoy, sólo podría servir para pequeñas 
embarcaciones. En aquella época no se 
había formado aún la isla de Bajo-seco. 

1669.— El filibustero Morgan sale de 
la isla de Santo Domingo y reunió á sus 
capitanes en Consejo, y todos opinaron 
por atacar alguna plaza con los quinien- 
tos hombres de los que aun podían dis- 
poner. 

El famoso filibustero Pedro el Picardo 
propuso atacar á Maracaibo donde ya ha- 
bía estado con L'Olonnais tres años an- 
tes : dijo que él servía de práctico para 
hacer pasar por la Barra á todos los bu- 
ques de la escuadra, y de vaqueauo cuan- 
do estuviesen en tierra. Demostró lo fá- 
cil que era adueñarse de la ciudad, y 
agregó que en ella podrían encontrar bo- 
tín suficiente para enriquecer á todos los 
expedicionarios. Como Pedro el Picardo 
hablaba con perfección el inglés, era mu}' 
distinguido por Morgan y le fué fácil ha- 
cer que todos aprobasen su proposición. 
Se procedió luego á extender y firmar la 
carta-partida, como de costumbre, y en 
ella se estipuló que, caso de que la otra 
parte de la escuadra se les reuniese antes 
de tomar una fortaleza, entraría como los 
demás en el reparto del botín. 

La escuadra se hizo á la vela con rum- 
bo al continente ; después de unos días 
de navegación llegó á la isla de Aruba, 
donde permaneció veinte y cuatro horas 
abasteciéndose de agua y carne de chivo, 
tan abundante allí que, según dice Es- 
qucmeling, los indígenas cambiaban por 



ZAP 



(160) 



ZAP 



mi ovillo de hilo una cabra tan gorda que 
veinte hombres hambrientos no podrían 
comérsela. La escuadra una vez abaste- 
cida, prosiguió su derrota; y al siguiente 
día se presentó frente á la Barra, siendo 
inmediatamente descubierta por la vigía. 
Aflojó el viento de tal modo, que no pu- 
dieron acercarse á la Barra sino á las cua- 
tro de la tarde ; en el acto todos los fili- 
busteros se trasbordaron á los botes para 
ir á tomar el castillo que no cesaba de 
disparar su artillería, con el propósito se- 
guramente de avisar el peligro á los ha- 
bitantes de la ciudad. Era indispensable 
tomar el castillo, que estaba entonces en 
la isla de Zapara, para que pudiese pasar 
la escuadra, pues ésta, por la configura- 
ción del canalizo, tenía que pasar muy 
cerca de aquél. Tan pronto como se efec- 
tuó el desembarco, Morgan exhortó los fi- 
libusteros á no retroceder un paso, supo- 
niendo que los españoles se defenderían 
con tenacidad, á juzgar por los prepara- 
tivos que habían hecho, como el incendio 
de las habitaciones cercanas á la fortale- 
za y por la actividad con que hacían fun- 
cionar sus cañones. 

Como á las seis de la tarde cesó de 
cañonear el castillo ; los fílibusteron se 
acercaron á sus muros, y cuando espera- 
ban ser recibidos con una descarga, vie- 
ron con no poca sorpresa que lo habían 
abandonado. Sospecharon la existencia 
de alguna mina para volarlos, y entraron 
algunos pocos á cerciorarse : encontraron 
efectivamente muchas mechas encendidas 
que por medio de regueros de pólvora, 
iban á volar el polvorín ; pero tuvieron 
la fortuna de llegar á tiempo para extin- 
guirlas. L,a fortaleza, propiamente ha- 
blando, no era sino un reducto de diez 
metros de altura por doce de extensión y 
seis de ancho ; el parapeto podría tener 
dos metros ; sobresalía, dominándolo to- 
do, una especie de pabellón ó cuerpo de 
guardia, inconcluso aún, y abajo estaba 



el polvorín donde se encontraron dos mil 
libras de pólvora de cañón y mil de mos- 
quete. Había catorce cañones montados 
de á 8, de á 12 y de á 24, granadas, potes 
de metralla, ochenta mosquetes, treinta 
picas y otras tantas bandoleras. Se su- 
bía á este reducto por medio de una es- 
cala de hierro que se recogía desde el pa- 
rapeto cada vez que de ella se hacía uso. 

Concluido el registro del reducto, se 
empleó toda la noche en demoler el para- 
peto, clavar los cañones, arrojarlos luego 
hacia fuera desde lo alto de la rnuralla y 
quemar las cureñas. 

Al amanecer entró la escuadra; todo 
el mundo volvió á bordo para seguir so- 
bre Maracaibo, donde, por más esfuerzos 
que hicieron, no pudieron llegar sino al 
siguiente día. 

Después del saqueo de Maracaibo por 
los filibusteros al mando de Morgan, y és- 
te deseando evacuar á Maracaibo hizo va- 
rias proposiciones á don Alonso del Cam- 
po y Espinosa, vice-Almirante de la escua- 
dra española que estaba apostada en Za- 
para, las cuales fueron rechazadas (véase 
los filibusteros en Maracaibo), y dado el 
carácter de aquellos hombres y las exci- 
taciones conque Morgan los reanimaba, 
la elección no era dudosa, y se prepara- 
ron á batirse como desesperados. 

Un inglés propuso á Morgan conver- 
tir en brulote el barco que habían apre- 
sado en el río, y todos se pusieron á la 
obra con empeño : llenaron la nave con 
palmas secas mojadas en alquitrán, pu- 
sieron en ella cuantas materias combusti- 
bles tuvieron á mano, la estopa, la pez y 
el alquitrán que abundaban en la ciudad ; 
adelgazaron la tablazón del barco para 
que estallase con más facilidad, le abrie- 
ron troneras y por ella asomaron tambo- 
riles - de los que usaban los negros para 
sus bailes - á guisa de cañones ; coloca- 
ron convenientemente buenas cantidades 
de pólvora ; clavaron sobre cubierta palos 



ZAP 



(161) 



ZAP 



con vestidos y sombreros, con sables y 
mosquetes, figurando numerosa guarni- 
ción ; y enarbolaron un pabellón inglés 
para dar al brulote la apariencia de barco 
almirante de su flotilla. Emplearon en 
ésto unos seis días, al cabo de los cuales 
colocaron en una gran embarcación todos 
los prisioneros bien atados y asegurados ; 
en otra mayor aún, las mujeres, el oro, la 
plata y todo lo más precioso del botín, en 
tanto que las pacas de mercancías y los 
objetos de menor valor fueron colocados 
en una tercera embarcación, llevando ca- 
da una de ellas - como custodia - doce fi- 
libusteros armados hasta los dientes. 

Terminados todos estos preparativos 
Morgan hizo jurar á cada uno de sus com- 
pañeros que pelearía hasta la muerte sin 
pedir cuartel ; y el 30 de Abril de 1669 se 
presentaron frente á la escuadra española 
que estaba en Zapara. Como ya princi- 
piaba á oscurecer anclaron á tiro de ca- 
ñón, para dar la batalla al amanecer ; pe- 
ro listos y vigilantes, por si les forzaban 
á pelear durante la noche. Los buques 
españoles estaban anclados en la media- 
nía del canal : el mayor de ellos con el 
vice-Almirante á bordo, formando cabe- 
za de línea. Al rayar el alba, los bu- 
ques filibusteros levaron anclas y se diri- 
gieron sobre el enemigo, abriendo la mar- 
cha el brulote, tripulado por el inglés que 
propuso su construcción, y once compa- 
ñeros. 

El vice-Almirante se preparó á reci- 
birlos, y aunque veía que el buque prin- 
cipal de los piratas se le acercaba sin dis- 
parar un cañonazo, lo atribuyó al poco 
uso que hacían aquéllos de la artillería 
y á su predilección por el abordaje ; á 
su vez don Alonso prescindió de sus 
cañones para mejor disponer el combate 
cuerpo á cuerpo ; y esta fué su perdición: 
algunos cañonazos hubieran desbaratado 
y echado á pique aquella débil cascara 
cargada de combustibles. 



Ayudado por el viento y la corriente 
aborda el brulote á la nave española ; los 
filibusteros que lo tripulaban echaron los 
garfios á la mouiobra, pegan fuego á aque- 
lla máquina infernal y se arrojan al bote, 
que con los remos listos los esperaba. Don 
Alonso comprende entonces lo que pasa, 
hace saltar algunos de sus marineros al 
brulote para que piquen los cables y de- 
rriben los mástiles ; pero era demasiado 
tarde : ambas naves estaban envueltas pol- 
las llamas, y en un instante el navio más 
hermoso de la escuadra española se hun- 
dió en las olas, y casi toda su tripulación 
pereció abrasada ó ahogada. El vice-Al- 
mirante logró salvarse en un bote con al- 
gunos marinos. 

Aprovecharon los filibusteros estos 
primeros momentos de consternación para 
atacar al segundo navio cuyos tripulantes, 
aterrorizados por la repentina pérdida del 
buque almirante, opusieron débil resis- 
tencia y se rindieron al abordarlos los 
barcos piratas. El tercer navio español 
picó cable, y, arrastrado por la corriente, 
encalló cerca del castillo donde sus tripu- 
lantes lo incendiaron para que no cayese 
en poder de los filibusteros. Toda esta 
tragedia se llevó á cabo en una hora. 

Los filibusteros llenaron el aire con 
sus gritos de victoria, asombrados ellos 
mismos de haber obtenido tan rápido co- 
mo increíble triunfo. Envalentonados 
quisieron apurar la fortuna, y desembar- 
caron fuerzas para tomar por asalto el 
castillo, donde se había refugiado el arro- 
gante don Alonso con lo que quedaba de 
gente ; pero los españoles se defendieron 
con furia é hicieron tan buen uso de su 
artillería, que los filibusteros tuvieron que 
retirarse después de haber tenido treinta 
hombres muertos y cuarenta heridos. 

Se dedicaron entonces los piratas á 
recoger los españoles que aun nadaban 
entre los vestigios de la catástrofe ; mu- 
chos de ellos se dejaron ahogar antes que. 



ZAP 



(162) 



ZAP 



caer vivos en manos de aquellos bandidos 
ó porque temían sufrir torturas peores 
que la muerte misma, ó por cumplir un 
juramento que habían hecho, como se ve- 
rá más adelante. 

Entre los recogidos estaba un piloto 
ó práctico extranjero, quien interrogado 
por Morgan respecto á las fuerzas espa- 
ñolas, puerto de donde salieron, etc., con- 
testó en español : «Señor, tened compa- 
sión de mí y no permitáis se me haga da- 
ño alguno, porque soy un extranjera que 
nada tiene que ver con la nación españo- 
la á cuyo servicio estaba contra mi volun- 
tad». 

«El supremo Consejo de España - dijo 
el piloto - había enviado una escuadra 
compuesta de seis navios de guerra per- 
fectamente armados y equipados con or- 
den de limpiar estos mares de piratas. 
Tales disposiciones fueron tomadas con 
motivo de la ruina de Puerto-Bello y otras 
plazas, y atendiendo al general clamor de 
los habitantes de todas estas comarcas. 
La escuadra estaba bajo el mando del Al- 
mirante don Agustín de Bustos, quien 
montaba el]mayor navio llamado «Nuestra 
Señora de la Soledad», armada de 48 pie- 
zas de gruesa artillería y 8 de calibre 
menor ; el vice-Almirante don Alonso del 
Campo y Espinosa mandaba el navio «La 
Concepción» de 44 piezas mayores y S 
menores ; venían además «La Magdalena» 
de 36 piezas de grueso calibre y 12 me- 
nores y 250 hombres; el «San Luis» de 
26 piezas gruesas y 12 menores y 200 
hombres ; «La Marquesa» con 16 cañones 
y 8 de menor calibre, tripulado por 150 
hombres ; «Nuestra Señora del Carmen» 
con 18 piezas altas y 8 bajas y otros 150 
hombres.» 

«Estábamos yá en Cartagena cuando 
los dos navios mayores recibieron orden 
de volverse á España, por ser demasiado 
grandes para el crucero de estas costas, y 
quedaron los cuatro restantes al mando 



de don Alonso del Campo y Espinosa, 
quien se dirigió con ellos á Campeche en 
busca de los ingleses : en aquella costa 
un gran torbellino hizo zozobrar el navio 
«Nuestra Señora del Carmen.» Salimos 
de allí para la isla española y en el puer- 
to de Santo Domingo nos dijeron que ha- 
bían visto pasar una flota de Jamaica de 
la que habíau desembarcado alguna gente 
en xm pueblo llamado Altagracia, cuyos 
habitantes cogieron á uno de dicha flota, y 
éste confesó que los ingleses tenían el de- 
signio de ir á la ciudad de Caracas, Sa- 
bido esto, don Alonso levó anclas é hizo un 
rumbo á la costa de Caracas. El mismo 
nos aseguró estaba la flota de Jamaica en 
el lago de Maracaibo, y consistía en siete 
navios y una barca.» 

«Llegados á la desembocadura del lago 
disparamos unos cañonazos para pedir 
práctico, y viendo uno que por allí anda- 
ba que éramos españoles, vino á bordo 
con otros á advertirnos que los ingleses 
habían tomado la ciudad de Maracaibo, y 
que á la sazón estaban saqueando á Gi- 
braltar. Don Alonso arengó á los oficia- 
les, soldados y marineros prometiéndoles 
repartir entre todos lo que quitasen á los 
ingleses ; ordenó llevar á tierra, para ar- 
tillar el castillo, las piezas que habíamos 
logrado salvar del navio que se perdió en 
Campeche, y algunas de á iS de su pro- 
pio navio. Los prácticos nos condujeron 
a la entrada, y don Alonso mandó guar- 
necer el castillo con 100 hombres.» 

Contó luego el piloto lo de la carta de 
don Alonso, y que éste había hecho jurar 
á su gente - después de confesar y comul- 
gar - que no darían ni aceptarían cuar- 
tel, lo que explica que muchos se hubie- 
sen dejado ahogar por no dejarse salvar 
de los filibusteros. Refirió también co- 
mo dos días antes del combate, se había 
presentado al vice-Almirante un esclavo 
fugado de los de Morgan traído prisione- 
ro de Gibraltar, y le había avisado que 



ZAP 



( 163 ) 



ZAP 



los piratas habían construido un brulote 
para incendiar su escuadra. Don Alonso 
no dio crédito á la noticia y se conformó 
con exclamar : «Qué han de saber esas 
gentes cómo se construye un brulote ! 
Y ¿ dónde encontrarían los instrumentos 
y materiales que para ello se requieren ?» 
En recompensa de todos estos infor- 
mes, Morgan regaló y trató tan bien al 
piloto, que éste, contentísimo de baber 
salvado el pellejo, no sólo i-esolvió que- 
darse al servicio del inglés, sino que re- 
veló que con el navio incendiado se ha- 
' bían ido al fondo del mar cuarenta mil 
pesos en plata acuñada. Dejó Morgan 
uno de sus buques para que impidiera 
que los españoles con sus botes salvasen 
aquella suma, y con toda la escuadra re- 
gresó á Maracaibo. Morgan, después de 
haber recibido el rescate de la ciudad de 
Maracaibo, se hizo á la vela y se dirigió 
á la salida del lago ; allí se encontró con 
que los del barco que había dejado para 
custodiar el navio sumergido habían lo- 
grado sacar quince mil pesos, fuera de 
gran número de objetos de plata, como 
empuñaduras de espada, vajilla, etc., etc., 
y una buena cantidad de pesos medio de- 
rretidos y pegados entre sí. 

Reunió Morgan á los prisioneros y 
les dijo que viesen de conseguir con don 
Alonso la salida franca para su escuadra, 
pues de lo contrario los expondría, al pa- 
sar, á los fuegos del castillo, y luego que 
lograse salir los echaría á todos al mar. 
Los infelices prisioneros designaron con 
la anuencia del pirata - en medio de la 
mayor tribulación - á algunos de entre 
ellos para que fuesen en embajada cerca 
de don Alonso : los comisionados supli- 
caron de rodillas al vice-Almirante los 
mirase con ojos misericordiosos, que con- 
siderase que si no empeñaba su palabra 
de que dejaría pasar á los filibusteros sin 
molestarles, todos ellos perecerían con 
sus mujeres é inocentes criaturas. «Si 



vosotros - replicó airado don Alonso - 
hubieseis impedido la entrada de esos ban- 
didos como yo me propongo estorbarles 
la salida, no habríais atraído estas desgra- 
cias sobre vosotros mismos y sobre vues- 
tra nación que tanto ha sufrido por vues- 
tra cobardía. Dejos de acceder á vuestra 
demanda, sabré mantener el respeto á mi 
Re}? como cumple á los deberes de mi 
cargo.» 

Volvieron los españoles, afligidísimos 
y sin esperanza de salvación, á llevar 
aquella respuesta á Morgan, quien des- 
pués de oírles dijo : «Si don Alonso no 
quiere darme paso libre, yo sabré propor- 
cionármelo á despecho suyo», y se dedicó 
al reparto del botín, temeroso quizá de 
que, al salir al mar, se les desperdigasen, 
por tempestad ó por malicia, los barcos 
que más cargamento tenían. 

Ocho días se emplearon en el reparto, 
hecho con todas las reglas y ceremonias 
que aquellos desalmados observaban y á 
vista del vice-Almirante, furioso por su 
impotencia para impedirlo : el botín as- 
cendió en metal acuñado y joyas á 250,000 
pesos, sin contar las mercancías de todas 
clases, y los esclavos que fueron reparti- 
dos entre los de los buques de la escuadra, 
proporción almente al número de las tri- 
pulaciones. 

Pero faltaba la parte más importante 
de aquella aventura ; y era pasar el canal 
de la Barra sin que los cañones del casti- 
llo echasen á pique los barcos filibusteros. 
Morgan concibió para realizarlo, el si- 
guiente ardid : de cada barco salieron cha- 
lupas cargadas de gente, ostentando ar- 
mas y pabellones como si se preparasen á 
asaltar el castillo ; los botes atracaban á 
un punto donde los manglares ponían á 
los filibusteros á cubierto de la observa- 
ción de los del castillo ; entonces la gen- 
te se acostaba en el fondo de las chalupas 
éstas regresaban á bordo, quedando tan 
sólo visibles para los españoles los reme- 



ZAP 



(164) 



ZAP 



ros que las conducían. Repitieron varias 
veces la misma operación ; y los del cas- 
tillo convencidos de que iban á ser ataca- 
dos por el lado de tierra, trasladaron ha- 
cia aquella dirección la mayor parte de 
sus cañones. 

Por la noche, los filibusteros levaron 
anclas ; y, favorecidos por el viento y la 
corriente, se dejaron arrastrar hacia el ca- 
nal, sin izar vela alguna ; los tripulantes 
estaban unos acostados sobre cubierta con 
las drizas listas, otros en las bodegas pre- 
parados para tapar los agujeros que lo- 
grasen hacer en el casco de sus barcos las 
balas espofiolas. 

Cuando los del castillo descubrieron 
con la claridad de la luna á los barcos fi- 
libusteros, éstos izaron repentinamente 
todas sus velas ; y por más que de tierra 
hicieron, fuego muy activo con los cañones 
que quedaban al lado del canal, los pira- 
tas lograron salir sin recibir daño de con- 
sideración, burlando así una vez más la 
cólera del vice-Almirante Espinosa. 

Después que estuvieron fuera de Ba- 
rra, Morgan dio una lancha á los prisio- 
neros para que se fuesen á tierra, con ex- 
cepción de los rehenes de Gibraltar, por 
no haber recibido el completo del rescate 
de aquella ciudad ; y antes de alejarse de- 
finitivamente de nuestras costas, mandó 
disparar irna andanada contra el castillo á 
guisa de saludo ; pero los cariacontecidos 
castellanos no contestaron ni con un tiro 
de mosquete. 

— En el día 21 de Julio de 1823 amane- 
ció la escuadra española fondeada en Za- 
para ; á las seis y veinte y cinco avisaron 
del tope que los buques enemigos se ha- 
cían á la vela ; se hizo la señal de que ca- 
da buque asegurara sus amantillos, dri- 
zas, de gavia, de boca, pico, etc., con ca- 
denas, abosando los escotines después de 
puestos á la vela. 

A las siete y media se vio desde la cu- 
bierta «La Guaireña», de tres palos, fon- 



deada como á principio del Tablazo ; y 
después llegaron varias goletas á sus in- 
mediaciones, y fondearon también. 

A las once pasó el señor general Co- 
mandante General á cada buque de la es- 
cuadra para leer una Proclama á las tri- 
pulaciones y guarniciones de éstos, y ex- 
hortarlos para que peleasen con todo el ar- 
dor conque lo verificaban siempre los ver- 
daderos colombianos. En toda la escua- 
dra na se oían otras voces que los de vivas 
repetidos ; y no se veían más - en todos 
los que se hallaban embarcados - que unos 
ardientes deseos de pelear, presagio sin 
duda de la victoria. Poco después se hi- 
cieron las señales siguientes : ia mucha 
actividad y presteza en las maniobras y 
señales ; 2? zafarrancho de combate ; 3 a 
cuando el Comandante esté demasiado em- 
peñado en la acción, y no pueda por el 
fuego, humo, etc., atender á los demás bu- 
ques de la escuadra, cada uno obrará se- 
gún su valor y conocimientos, para des- 
truir los enemigos y tener la gloria de 
vencerlos. Seguidamente se dispuso po- 
ner divisas á todo individuo de la escua- 
dra, para que fuesen conocidos en el acto 
de un abordaje, y se les previno que si 
éste se verificaba de noche, debían estar 
sin camisa ; se encargó también por or- 
den del general, á todos los comandantes 
de los buques, tuviesen mucha atención 
y ejecución á las señales así como el que 
estuviesen listos para hacerse á la vela, 
en el momento mismo que se les previ- 
niese para sus correspondientes señales. 

A puestas del sol quedó fondeada la 
escuadra citada en el Tablazo. (Véase 
esta palabra). 

Etiinología de la palabra Zapara. — El - 
nombre de la isla de Zapara es probable- 
mente una contracción de acabac para, 
que en guaraní quiere decir «lo que atra- 
viesa el mar», y en efecto, tal es la situa- 
ción de ella respecto de la entrada del 
lago. — A. Ernst. 



ZUIv 



r ( 165 ) 



ZUL 



Zulia : ensenada que se encuentra en 
el extremo meridional del lago, frente á 
la ensenada de la Mochila de Gibraltar, 
de la cual dista 24 leguas. Esta ensena- 
da está formada por la punta Comezón, 
donde sale el río Escalante, y la punta 
Palizada. Todo el territorio de 'esta en- 
senada es cenagoso, compuesto en su ma- 
yor parte de vegetales podridos y conver- 
tidos en tierra, alternando con bancos de 
arena y arcilla. — Está situada en territo- 
rio del Distrito Colón. 

Zulia, Eaguna del : es la más grande 
de las que hay en el Estado Zulia, aun 
cuando así no lo parezca por los árboles 
caídos que hay en ella y los muchos j un- 
cos y eneales que salen de sus aguas. 
Tiene 10 leguas de largo y 3 de ancho ó 

/$ sean ¿b leguas cuadradas de superficie. 
Está formada por las aguas que derrama 
en ella el río Catatunibo, por los caños 
Blanco y Guasimales, y también por las 
aguas de la selva plana que está entre los 
ríos Zulia y Escalante ; desagua al lago 
por medio del río Birimbáy, y al río Es- 
calante por el caño Represa. Se encuen- 
tra situada entre 8 o 48' á 8 o 50' latitud 
/Norte y 8° 50' á 9 5' longitud oriental 

■_/ "S del meridiano de Caracas. Temperatura 
/ media del centígrado de 27° á 28 o . Pro- 
V fundidad de 6 á 7 pies : su agua es pota- 
ble. — Está en territorio del Distrito Colón. 
Zulia : río de los de primer orden en 
Venezuela, con 66 leguas de curso y 44 
dé navegación. Nace en territorio colom- 
biano en el páramo Cachiri, entre los de 
Baqueche y Sumalina. Varias leguas si- 
tuadas en aquella eminencia recoge las 
aguas pluviales que deslizándose por las 
' quebradas del terreno, caen precipitadas 
á reunirse en el curso del río Arboledas, 
cerca del pueblo de este nombre ; recibe 
éste las aguas del Cucutilla, que viene del 
páramo Zumbador. De aquí para adelan- 
te, estas aguas reunidas reciben el nom- 



bre de Zulia. 



Á las cuatro leguas - distan- 



cia recta - le tributa el Salazar, vertiente 
de una laguna en el páramo , Baqueche ; 
casi seis leguas más adelante recibe el 
caudal del río Pedro Alonso, que viene de 
otra laguna situada en el páramo Guerre- 
ro. A pesar de que al llegar las aguas 
caídas á una extensión de 40 leguas cua- 
dradas, la mayor parte de tierra montaño- 
sa, no es navegable por su altura mucha 
- 3,000 metros -y su curso hasta enton- 
ces 15 o sobre 15 leguas rectas. Este mis- 
mo efecto corre por 1 2 leguas más hasta el 
puerto de Los Cachos, á pesar de atrave- 
sar terrenos llanos, donde se da principio 
á navegar - aunque con trabajo -pues co- 
rre á razón de 3 á 4 metros por hora y la 
aceleran dos ramales cercanos al puerto. 
Sigue este río su curso y á 8 leguas de- 
lante de Los Cachos queda San Buena- 
ventura, en el vértice del ángulo formado 
por la confluencia del río Táchira y Zulia, 
que lleva á éste el caudal recogido desde 
su origen en el páramo Tama, y el que el 
Pamplonita le ha tributado tres leguas 
más al Norte de San José de Cúcuta, vi- 
niendo del páramo Zumbador ; luego si- 
gue hasta donde recibe las aguas del río 
Grita. Aquí entra en territorio del Esta- 
do Zulia, siendo navegable, y más allá de 
este punto cambia la dirección Norte que 
tenía antes de entrar en este territorio, 
por la del Noreste, y vuelve después al 
N. N. O., toma al Norte, hace recodo y se 
dirige al Oeste, hasta el punto donde recibe 
las aguas del caño Totumito en que vuel- 
ve al Norte hasta los 8° 30' latitud, y des- 
de este punto hasta la altura de las dos 
ciénegas Mariana y Valderramas, hace 
una especie de zic-zac. Después se divi- 
de en dos brazos que vuelven á encontrar- 
se como á 4 leguas más allá del Roto, que 
es un caño que viene del Catatunibo y 
desagua en el río Zulia. Todo el espacio 
comprendido desde el punto en que se 
divide el río hasta en el que vuelve á jun- 
tarse, se llama Encontrados. Dista de 



ZUL 



(166) 



ZUL. 



este punto como una legua, recibe las 
aguas del río Catatumbo por el brazo de- 
nominado «Bravo», que es el principal de 
los en que se divide el Catatumbo. Des- 
de este punto de unión ya el Zulia pier- 
de su nombre y toma el de Catatumbo 
hasta donde desagua en el lago. 

En el río Zulia se encuentran islas. 
Tiene su curso navegable sin ninguna 
dificultad : boy navegan en él lanchas de 
vapor ; sólo en el verano cuando está 
muy vacío se forman caletas de arena 
que retardan la navegación ; entonces los 
bogas tienen que hacer canales para po- 
der pasar, éstos los hacen con unas tablas 
que ellos llaman «paletas». 

Etimología de la palabra Zulia. — En 
guaraní el vervo Gur significa crecer, sa- 
lir fuera de madre; de él se deriva el par- 
ticipio Guribac, el que crece ó se derrama. 
Las dos consonantes r y 1 se confunden 
con mucha frecuencia en diferentes len- 
guas ; de modo que Guribac es una pala- 
bra que poco se diferencia de Zulia. Es- 
te río se derrama, en efecto, formando 
varias lagunas bastantes extensas. — A. 
Ernst. 

Zulia, Estado del : es uno de los que 
componen la Federación venezolana y 
uno de los que quedan al occidente de la 
República. Se encuentra situado entre 
S°i2'30" latitud Norte) y 3°i4' á 6 c i3'lon- 
!%^¿^w¿^^ gitucTjwkjtítal del meridiano de Caracas ; 
representa aproximadamente la figura de 
un número 6 cuyo hueco es formado por 
el lago, al que afluyen las aguas de este 
territorio y de algunos otros limítrofes. 

Está habitado, incluyendo la parro- 
quia Guajira, por 71,925 v. y 79,521 h. ; 
total, 151,446 vecinos : casas, 14,767. — 
Entre los habitantes de este Estado hay 
28,651 que saben leer y escribir y 3,985 
que sólo saber leer. o 

Este Estado está dividido en eche Dis- 
tritos, que son : Maracaibo, su cabecera la 
ciudad de Maracaibo ; Mará, su cabecera 



ff*' 



&- — . • — \_ 



la villa de San Rafael ; Perijá, su cabe- 
cera la villa del Rosario ; Urdaneta, su 
cabecera la villa de Concepción ; Colón, 
su cabecera la villa de San Carlos de Zu- 
lia; Sucre, su cabecera la villa de Gi- 
braltar ; Bolívar, su cabecera la villa de •_ 
Santa Rita, %. Miranda, su cabecera la / f 

ciudad de Altaeracia/^- ¿í*^**., &&¿***-x- ¿§L 

t? *. tv JL 1 r *^¿Z&~« ■%> 

Lstos Distritos los componen -verote y.- ~\ 

s«éSe~ Municipios, ■¿¿™- ¿v»-^?- ^¿cx¿5^rzz*T^_ 

r orman el suelo de este Estado terrev^r^ 
nos ingratos y secos, otros fértiles y re- 
gados por ríos, sabanas para la cría de 
ganados, serranías no muy altas y todas 
desiertas ; territorio, en fin, que contiene 
grandes lagunas y ciénegas, climas sanos 
unos, enfermisos otros, cálidos, húmedos 
y algunos templados en las cordilleras 
que sirven de límites con otros Estados. 

Este territorio por la grande extensión 
de su lago, que no ocupa precisamente su 
centro, pues tiene más tierra al Occidente, 
se prolonga poco al Sur y el punto más 
avanzado al Sur es en el puerto de la Gri- 
ta en el río Zulia, que se encuentra si- 
tuado entre 8 o 13' latitud Norte y s° ?>?>' '^ /> '. y ' 
longitud oriefnta í del meridiano de Cara-¿*zsrj5¡^ 
cas. Hacia el Norte llega este Estado 
hasta **¿^ latitu d Norte y jfi gg long itud^aa^ 
del mismo meridiano, quees~en el puñto~^-x 
llamado gagaage en la ( x\<\tvr\Afi . de Spsbs-^ 
Tmnf) qffifl pnrk pn el Saco ó Golfo de Ma- -^S 
racaibo. • ^ 

Los puntos más distantes de Este á 
Oeste son las cumbres de los cerros de 
Ciruma ó Empalados, que lo separa del 
Estado Falcón en la longitud de 3 "55' al 
efiárte del meridiano de Caracas y las -&a^ 
cumbres del río Oro en la sierra de Peri- 
já, que lo divide de la provincia de San-/ 
ta Marta en la longitud de 6°9'. J ^^« 

La mayor extensión en la parte cono- 
cida, tirando una línea de Norte á Sur 
desde el caño de Paijana hasta el puerto 
del Escalante, es de 53 leguas de 20 al 
grado, y de Este á Oeste desde la quebra- 



ZUI, 



(167) 



ZUL 



da Eicliú en el río Cheregüé hasta la 
cabecera del río Oro es de 52 leguas. 
Las leguas cuadradas de superficie que 
ocupa sobre el globo el Estado Zulia -a que 
es de una figura irregular - son 2,739^1 
divididas así : 

, Llanos i,347 

Serranías 3 IO /4 

Lagunas 71^ 

Ciénegas 61 

Terrenos anegados . . . 236 

- Islas 13^ 

Lagos 700 

2,73934 
Hoy tiene el Estado 2,039^ leguas 
cuadradas de terrenos, y 700 de lago dan 
2,739 % > y aunque el coronel de ingenie- 
ros señor Agustín Codazzi, que levantó 
la carta corográfica de este Estado le da 
2,780, en esa época pertenecía á este Es- 
tado el territorio que después, por una 
ley, se le dio á Trujillo, y no se le había 
agregado á éste el municipio Democracia 
que pertenecía al Estado Falcón. Asi- 
mismo por la ley especial se le quitó el 
territorio Guagira. Estas mutaciones han 
alterado el territorio así : Pasaron á ser 
de Trujillo %~í% leguas ; se le agregaron 
después - en el año 1854 -41 leguas cua- 
dradas de que consta el municipio Demo- 
cracia, quedan para el Estado Zulia 
2,739 %, que son las actuales de este Es- 
tado. En este cálculo, por supuesto, no 
se ha comprendido el territorio Guagira. 

El Estado Zulia confina por el Norte 
con el Saco ó Golfo de Maracaibo ; por el 
Sur con las Secciones Trujillo, Mérida, 
Táchira y la República de la Nueva Co- 
lombia ; por el Este, con el Estado Fal- 
cón, la Sección Barquisinaeto y la de Tru- 
jillo ;' por el Oeste, el país de los guagi- 
ros y las provincias de Río Hacha y la de 
Santa Marta. 

Límites generales. Cosías del Golfo. — 
Estas costas son continuación de la tierra 



baja y árida de la costa de Coro ; se en- 
cuentra la boca del río Cocuiza, que es la 
línea divisoria de este Estado con el de 
Falcón,luego sigue el lugar llamado «Gua- 
ranao», después viene el caño Oribor. 
Únese esta costa á la punta occidental de 
la isla de Zapara ; la costa es baja cubier- 
ta de algunos mangles y médanos de are- 
na. Allí queda interrumpida por los ba- 
jos del Golfo, que corren una legua de 
O. S. O. hacia la isla de Bajo-seco, exten- 
diéndose al Norte de ella más de media 
milla, y siguiendo una entera en la misma 
dirección se encuentra la Barra. En la 
misma dirección O. S. O. siguiendo los 
bajos de Boca-vieja, por más de una mi- 
lla, terminando casi Norte á Sur con el 
caño Punta Manglar. Después de la Ba- 
rra sigue la costa de la isla de San Car- 
los. Desde la boca del caño Paijana, ti- 
rando una línea recta hacia el Oeste has- 
ta buscar las cumbres de los montes de 
Oca, por un terreno cubierto de bosques 
desiertos y desconocidos hasta las cabece- 
ras de los ríos Calancala y del Hacha. 
Después de esta línea queda la parte de 
la Guagira, que perteneció á este Estado, 
y fué cedida al Gobierno General, según 
el compromiso 20, artículo 13 déla Cons- 
titución Federal. Todas las cumbres que 
vierten las aguas del río Sucuy en la sie- 
rra de Perijá son linderos de este Estado, 
y después entra á dividir los de Santa 
Marta. La misma sierra de Perijá, si- 
guiendo las crestas que originan los 
ríos Palmar, Negro y Santa Ana con 
sus respectivos afluentes sirven de raya 
divisoria hasta llegar á la cabecera del 
río Oro ; entonces el curso de este río es 
el límite, y en su desagüe al río Catatum- 
bo empieza la raya con la provincia de 
Cúcuta ; aquí es incierta la demarcación 
y se presume que sigue casi al E. S. E- 
por una montaña desconocida al pié de 
los cerros que son el estrivo de la serra- 
nía que origina los ríos Tarra y Sardina- 



£tf+ 



ZUL 



( 168 )■ 



ZUL 



ta ; atraviesa estos dos ríos y va á encon- 
trar el puerto de la Grita, que está en la 
boca del río Grita y en su desagüe en el 
río Zulia. Termina aquí el territorio de 
Colombia y entra la Sección Táchira de 
colindante. El río Zulia es el límite, y 
al llegar á la boca del caño de la ciénega 
de Orope grande, se dirige la línea divi 
soria por montañas desiertas casi al Este, 
á encontrar el extremo setentrional de la 
ciénega grande de Umuquena. De este 
punto empieza la división con la sección 
Mérida, de allí al punto del Escalante, de 
éste á la ciénega de Onia por la parte del 
Norte y en la dirección á los Cañitos en 
el río Cbama, que atraviesa. Corre des- 
pués al N. E. para entrar al caño de los 
Motilones que sigue hasta su desagüe en 
el río Mucujepe; viene casi al naciente 
atravesando los ríos Guachi, Guamas, 
Pino y Caus en el río Cimomó. Enton- 
ces retrocede al S. S. E. por este río arri- 
ba hasta el pié de la serranía del páramo 
del Soldado. En este lugar tuerce al 
N. E. y al E. siempre al pié de los cerros, 
atravesando por bosques desiertos el río 
Juan de los Ríos, la quebrada Lanuda y 
el río Torondoy, la boca de la quebrada 
del Mene, los caños Paují, Pueblo la Sal 
y Chanerí. En este punto entra á lindar 
con la sección Trujillo. Su raya va al 
pié de la serranía al N. N. E. atravesan- 
do los ríos Moyopa, Alguacil y Arropoy 
grande, hasta las quebradas en el camino 
que de Cheregüe va á Gibraltar. Aquí 
la línea se separa de la serranía, y por un 
bosque intransitable se dirige al Norte 
hasta entrar al río Poco, sigue el curso 
de este río hasta las orillas del lago ; es- 
ta línea queda interrumpida, porque esta 
parte de territorio donde están las parro- 
quias Ceiba y Ceibita, se le quitó al Es- 
tado Zulia y agregado á la sección Tru- 
jillo. Vuelve la línea en la boca del río 
Motatáu y sigue su curso hacia arriba, 
y por bosques desiertos en el punto lla- 



mado el «Roto», que es donde este río 
empieza á derramarse por varios canales. 
De aquí se busca la confluencia de las 
aguas de las quebradas Palmas, Negros, 
Juncal, con las del río Paují. Entonces 
este río sirve de límite hasta su cabecera 
y empieza la división con la Sección Bar- 
quisimeto. Las cumbres desiertas que_ 
dan origen al río Bérbero que va á los 
llanos del Cenizo y el río Casire que corre 
al Norte, sirven de límite hasta el punto 
en que estas aguas han abierto paso al 
rio Sicare para correr al lago de Maracai- 
bo. En este lugar empieza la línea con 
el Estado Ealcón y el término lo demarca 
la serranía de Ciruma, aguas vertientes 
al lago hasta las cabeceras del río Cocui- 
za cerca de Ciruma. El curso de este río 
es la línea divisoria hasta su desemboca- 
dura en el Saco ó Golfo de Maracaibo, 
punto de partida de donde principiaron 
los límites generales de este Estado, que 
fué la boca de este río. 

Historia. — El territorio donde se en- 
cuentra el Estado Zulia fué erigido en. 
provincia por Real Cédula del año 1678. 

Las comarcas de la provincia de Ma- 
racaibo, que pertenecían á Venezuela des- 
de el año 1678, fueron agregadas al Vi- 
reinato del Nuevo Reino de Granada, 
uniéndolas á Mérida que era una pro- 
vincia granadina. 

Las Presidencias del Reino de Quito 
y el Nuevo Reino de Granada fueron re- 
gidas, durante el espacio de más de dos 
siglos, por Magistrados independientes 
denominados Presidentes, que lo eran 
de las respectivas Audiencias. Recidían 
el uno en la ciudad de Quito, y el otro en 
la de Santa Fe de Bogotá. La jurisdicción 
de ésta se extendía - por un capricho que 
ahora parece estravante, ó por una crasa 
ignorancia de la Geografía en el Gobierno 
de Madrid - á las provincias de Guayana, 
Cumaná, Maracaibo y las islas de Trini- 
dad y Margarita. 



ZUL 



(169) 



ZUL 



Viendo prácticamente cuan difícil era 
entender desde Santa Fe el buen Gobier- 
no de las remotas provincias de Guayana, 
Cumaná, Maracaibo é islas de Trinidad y 
Margarita, todas las cuales eran depen- 
dencia del Vireinato de Santa Fe^ de Bo- 
gotá, informó el Virey don Manuel Anto- 
nio Flores á la Corte de Madrid, que debían 
agregarse á la Capitanía General de Ca- 
racas, cuya Intendencia de Hacienda per- 
tenecían yá. Hízose esto inmediatamente 
por Real Cédula dada en San Ildefonso á 
8 de Setiembre del año 1777, y ambos te- 
rritorios quedaron mejor divididos. 

Maracaibo, por su puerto y estar en 
una situación ventajosa, ofrecía al comer- 
cio y á la administración pública grandes 
conveniencias ; llegó á ser, poco después, 
capital del Gobierno de su nombre, y en 
él estaban incluidas las actuales Seccio- 
nes de Mérida y Trujillo, por lo tanto que- 
dó otra vez separada del Vireinato de 
Santa Fe de Bogotá, y desde entonces vol- 
vió á ser parte integrante de la Capitanía 
General de Venezuela. 

La ciudad de Barinas y sus jurisdic- 
ciones, que pertenecían á la ciudad de 
Maracaibo, fueron separadas de ésta y for- 
maron provincia aparte ; la ciudad de 
Trujillo, que dependía de la ciudad de Ca- 
racas, fué separada de ésta é incorporada 
á la provincia de Maracaibo, por Real Cé- 
dula de 15 de Febrero del año 1785. 

La provincia de Maracaibo - á princi- 
pio de este siglo -tenía por principales 
poblaciones ó cabeceras de partido, la ciu- 
dad de Maracaibo, capital de la provincia 
de su nombre, y sus subalternas las si- 
guientes : ciudad antigua de Gibraltar, 
ciudad de Mérida, ciudad de Trujillo, y 
las villas de San Cristóbal, Nuestra Seño- 
ra del Rosario de Perijá y San Bartolomé 
de Sinamaica. 

En el año 18 10 se proclamó la Inde- 
pendencia en la ciudad de Mérida, dándo- 
se im nuevo Gobierno su partido Federal, 



para establecer una provincia separada de 
su capital Maracaibo. 

En el día 28 de Enero del año 182 1 se 
proclamó en la provincia de Maracaibo la 
Independencia del gobierno español, y 
desde dicho día se aumentó el territorio de 
Colombia con uno de los puntos más im- 
portantes de estas provincias. 

El Congreso Constituyente del año 
1824 dividió el territorio de Colombia en 
cuatro Departamentos : el del Zulia, com- 
puesto de las provincias Coro, Mérida y 
Maracaibo ; la capital estuvo en la ciudad 
de Maracaibo. 

Disuelta la República de Colombia - 
en el año 1S30- Maracaibo quedó for- 
mando la provincia de su nombre, com- 
puesta de los territorios de Maracaibo y 
Trujillo. 

El territorio de la provincia de Truji- 
llo que pertenecía á la provincia de Ma- 
racaibo, fué erigida en provincia separa- 
da, por Decreto del Congreso del año 
1S31. 

Alterado el territorio de la provincia 
de Maracaibo en 1835 i tenemos la si- 
guiente división : Cantones Maracaibo, 
Perijá, Zulia, Gibraltar y Altagracia. 

Por Decreto de 9 de Abril del año 
1850, se despojó- con la mayor injusti- 
cia - á lá provincia de Maracaibo de los 
territorios de las parroquias Ceiba y Cei- 
bita y fueron agregados á la de Trujillo. 

La provincia de Maracaibo pasó á ser 
Estado - con el nombre de «Estado Sobe- 
rano del Zulia» - por la Constitución de 
los Estados Unidos de Venezuela de fe- 
cha 22 de Abril de 1S64. 

Los Estados Zulia^ Trujillo, Mérida y 
Táchira, se unen para formar una sola 
entidad política de la Federación venezo- 
lana, con el nombre de «Estado Soberano 
del Zulia», en Marzo del año 1866. 

La entidad política de los Departamen- 
tos Trujillo, Mérida y Táchira, fueron 

23 



ZUE 



(170) 



ZVL 



separados del Estado Zulia por Decreto 
del Presidente de la República de 23 de 
Noviembre del año 1869. 

Los Estados Zulia y Falcón forman 
un sólo Estado, con la denominación de 



Estado Falcón-Zulia», en el año 1877. 
La unión de los Estados Falcón y Zu- 
lia permaneció basta el año de 1891, que 
por Decreto del Congreso fueron separa- 
dos y formaron Estados Independientes, 




APÉNDICE 



//?~<®£¡iír~ T&S& ~% 



Efemérides del Estado Zulia 



~^+ » i » 



Alonso de Ojeda descubre el Gol- 
fo de Coquibacoa y la Laguna de 
Maracaibo 1499 

Concertado Rodrigo Bastidas con 
Juan de la Cosa, llegan al Golfo de 
Coquibacoa y continúan costa abajo 
basta punta « Gracias á Dios » . . .1501 

Alonso de Ojeda es nombrado 
Gobernador de la provincia de Co- 
quibacoa para colonizarla ; llega al 
Golfo y sigue basta la bahía de «San- 
ta Cruz», donde se estableció . . . . 1502 

Los compañeros de Ojeda, no con- 
tentos con su proceder, lo conducen 
preso y cargado de cadenas á España 1503 

Alonso de Ojeda bizo su tercer 
viaje á las inmediaciones del Golfo 
de Coquibacoa 1 505 

El alemán Ambrosio Alfínger y 
su segundo Bartolomé Sayller en- 
tran en el lago de Maracaibo, y Al- 
fínger funda la aldea de Maracaibo, 
y formó un depósito de mujeres y 
muchachos, que dejó con escolta á 
' cargo del español Venegas mientras 
él iba á recorrer las orillas y ríos del 
lago ; y en esta correría hizo prisio- 
neros á los infelices indios, y de re- 
greso á la aldea los envió á Coro, ven- 
diéndolos como esclavos. Luego se 
dirige por tierra hacia el Oeste, tras- 
montó la sierra de Itotos - hoy de Pe- 



!529 



rija, - pasó por Tala-meque y llega á 
la villa de Chinácota, donde fué he- 
rido por los indios, y murió al terce- 
ro día 

Pedro San Martín, que acompa- 
ñaba en la expedición á Alfínger, y 
que tenía - á prevención - el nombra- 
miento de Gobernador para casos de 
necesidad, al morir Alfínger toma 
el mando de las fuerzas, sale de Chi- 
nácota, baja por Cúcuta y llega á la 
aldea de Maracaibo. Allí toma la 
gente que había y se dirige hacia 



dios la destruyen I 53Q 

Pedro de Limpias recorre la cos- 
ta Este del lago, aprisiona muchos 
indígenas, los lleva á Coro al Obis- 
po Bastidas y son vendidos al ex- 
tranjero 1541 

Alonso Pacheco penetra en la la- 
guna de Maracaibo. Eran allí los 
indígenas fieros y constantes, así 
que estuvo lidiando con ellos algu- 
nos años, y como aprovechaban en 
su defensa las embarcaciones y la 
disposición aislada de las casas, no 
discurrió el capitán mejor medio de 
concluir la conquista que fundar allí 
mismo una ciudad que dominara la 
laguna, lo que efectuó el capitán A- 
louso Pacheco, la entró á poblar con 



(174) 



los poderes de don Pedro Ponce de 
León ; metió cincuenta hombres, y 
después llámala ciudad Rodrigo, por 
ser él natural de la ciudad de Ro- 
drigo en España, Enero 20 de . . 1571 

San Sebastián fué designado Pa- 
trono de la ciudad Rodrigo - hoy de 
Maracaibo - viernes 20 de Enero de . 1571 

Alonso Pacheco permaneció en la 
fundación tres años, y la abandonó 
por las hostilidades que le hacían 

los indígenas 1573 

Después de haber despoblado el 
capitán Alonso Pacheco, entró el ca- 
pitán Pedro Maldonado, vecino que 
había sido en dicha ciudad, con po- 
der del Gobernador Mazariego, á po- 
blar, y entró en la dicha población y 
conquista. Llamóse ciudad de la 
«Nueva Zamora», porque el capitán 
Pedro Maldonado, que la fundó, le 
dio ese nombre porque el Goberna- 
dor Mazariego era de la ciudad de 
Zamora. Con el capitán Pedro Mal- 
donado entraron treinta y cinco hom- 
bres ; subsistió, se desarrolló con el 
trascurso de los años, y llegó á sel- 
la actual ciudad de Maracaibo . . .1574 

La ciudad de San Antonio de Gi- 
braltar fué fundada por Gonzalo de 

Pina Lidueña 1591 

Los indios Ouiriquires atacan la 
ciudad de Gibraltar, la toman é in- 
cendian 1600 

Fundación de la villa de Nuestra 

Señora de Altagracia 1600 

El Crucificado que se venera en 
la Iglesia Matriz con el nombre de 
Santa Reliquia, estaba en uno de los - 
templos de la ciudad de Gibraltar, 
cuando la incendiaron los Ouiriqui- 
res y fué traída á Maracaibo en . . 1600. 

El templo de Santa Ana de la ciu- 
dad de Maracaibo fué edificado, á su 
costa, por el señor Francisco de Or- 
tiz y su señora esposa doña Inés del 



Basto, vecinos que fueron de la ciu- 
dad de Maracaibo en el año de . . 1602 

El Hospital de Caridad fué fun- 
dado por el señor Francisco de Ortiz 
y su señora esposa doña Inés del 
Basto, con licencia que les concedió 
Su Ilustrísima señor doctor Fray 
Antonio de Acelga, Obispo que fué 
de esta Diócesis, disponiéndose que 
dicho Hospital se edificase contiguo 
á la Ermita ó Iglesia que los mismos 
pretendientes habían construido á su 
costa bajo la advocación de Santa 
Ana, cuyo título se dio también al 
Hospital, Diciembre 26 de . . . . 160S 

Enrique Gerardo, corsario holan- 
dés, saqueó y robó á la ciudad de Ma- 
racaibo, llevándose de botín - según 
la opinión general de aquella época - 
más de treinta mil duros, Octubre de 1641 

Se acercó á Maracaibo un corsa- 
rio inglés con once bajeles, cum- 
pliendo órdenes de la Junta estable- 
cida en Londres, que lo había despa- 
chado para que tomase dicha ciudad 
y la de San Antonio de Gibraltar. 
Los vecinos de Maracaibo huyeron, 
quedando algunos muertos y heri- 
dos, pues el corsario había echado 
en tierra mil infantes. La ciudad 
fué saqueada por el inglés, quien se 
apoderó de cuatro bajeles que esta- 
ban en el puerto y, con amenazas de 
incendiar la población, logró sacar 
de los vecinos la suma de diez mil 
ochocientos patacones, y luego aban- 
donó á Maracaibo, llevándose cua- 
renta piezas de artillería, las campa- 
nas y todas las piezas de metal que 
halló á la mano, Diciembre 23 de . . 1642 

El mismo corsario inglés siguió 
para Gibraltar, intentó que esta ciu- 
dad se rescatase como lo habían he- 
cho los de Maracaibo, pero se negó 
á ello el Gobernador que la defen- 
día, don Félix Fernández de Guz- 



(175) 



man, haciéndole resistencia desde las 
fortificaciones con que estaba aperci- 
bido, lo que obligó al corsario á reti- 
rarse, no sin robar al paso algunas 
haciendas de la costas, Febrero i° de 1643 

Una expedición francesa á las ór- 
denes del capitán L'Olonnais entra 
á saquear la ciudad de Maracaibo y 
la de Gibraltar 1665 

El capitán Morgan, con una ex- 
pedición inglesa, entra á Maracaibo 
y Gibraltar, á las que saquea, incen- 
diando á la última 167S 

El territorio en que se encuentra 
hoy el Estado Zulia fué erigido en 
provincia en el año de 167S 

Las comarca de Maracaibo, que 
dependían de Venezuela, fueron agre- 
gadas al Vireinato de Nueva Grana- 
da 1678 

La única expedición francesa que 
atacó á Venezuela fué la de Gramont, 
y su teatro estuvo en Maracaibo, 
Gibraltar y Trujillo, á las que sa- 
queó en 1679 

En la línea que divide las parro- 
quias Bolívar y Santa Lucía, en la 
ciudad de Maracaibo, se encuentran 
unos cimientos que eran el princi- 
pio de la muralla que pretendieron 
construir los españoles, para prote- 
jer la ciudad de las invasiones de 
los indios 1680 

A consecuencia de los robos, in- 
cendios y muertes que hicieron los 
piratas en las ciudades de Maracai- 
bo y Gibraltar, se extendió la Real 
Cédula por S. M. C. don Carlos II 
á petición de don Jorge Madureira y 
Fereira, Gobernador de esta provin- 
cia, y de don Francisco de Alverro 
que lo era de Venezuela, para cons- 
truir tres castillos en las islas Zapa- 
ra, Barbosa y San Carlos solo éste 

existe 16S1 

Juan de Chasurreta funda de nue- 



vo la ciudad de San Antonio de Gi- 
braltar 1691 

Cuando se estableció el método 
de misioneros, y una gran parte del 
país estaba sugeto á gobiernos mo- 
násticos, entran á Maracaibo las mi- 
siones de los capuchinos aragoneses. 1694 

Se construye en la ciudad de Ma- 
racaibo el Convento de San Francis- 
co por los Reverendos Padres Fran- 
ciscanos í699 

La Compañía Guipuzcoana, es- 
tablecida por Cédula de Felipe V co- 
mo para evitar el contrabando que 
los holandeses hacían en las costas 
de Venezuela, obtienen el monopo- 
lio del comercio de Maracaibo . . . 1725 

La Compañía Guipuzcoana edifi- 
ca la casa Aduana del puerto de 
Maracaibo 1725 

Los Jesuítas fundan un colegio 
en la ciudad de Maracaibo, en el lu- 
gar llamado «Punta de Arrieta» . . 1730 

La Basílica de Santa Bárbara que 
existió en la ciudad de Maracaibo, fué 
construida por los esfuerzos que hizo 
el V. P. Fray Justo Valencia, natu- 
ral de la ciudad de su mismo nombre 
en España 1740 

Se le principia á dar culto, en la 
ciudad de Maracaibo, á la imagen de 
Chiquiuquirá en el templo de San 
Juan de Dios I 75° 

Fundación del pueblo de Nuestra 
Señora de la Concepción, en el Dis- 
trito Urdan eta J 752 

Disuelta la Compañía Guipuzcoa- 
na, regala la casa Aduana al Común 
de Maracaibo, hoy parroquia, en el 
año 1758 

Los indios guajiros, que se ha- 
bían sometido á la Corona Real, y 
una vez sojuzgados comenzaron á 
experimentar el peso de los tributos 
y el intolerable despotismo de los 
Comendadores, y habiendo recibido 



t 



(176) 



J 773 



un cruel castigo, recobran su liber- 
tad y vuelven á gozar de la usada in- 
dependencia de las selvas 1766 

Hubo un terremoto eu Caracas 
que desoló la provincia de Curaaná, 
haciéndose sentir al mismo tiempo 
en Maracaibo: viernes, Octubre 21 de 1766 

Se reedifica la ermita pajiza de 
San Juan de Dios, que se constriñe 
de tejas: Noviembre de x 770 

El Colegio que fundaron en Ma- 
racaibo los Jesuítas fué suprimido 
por Real Cédula de Carlos III, y con 
él cayeron también los establecimien- 
tos de instrucción que había en la 
provincia •. 1770 

Las Aduanas subalternas que ha- 
bía en la isla de Damas y en Mopo- 
ro, se suprimieron, y quedaron en- 
tonces á cargo de algunos particu- 
lares 

El templo de Santa Ana fué ree- 
dificado por los mismos que lo cons- 
truyeron á su costa, señor Francisco 
de Ortiz y su señora esposa doña 
Inés del Basto 

Se estableció en la ciudad de Ma- 
racaibo una escuela de Gramática, y 
se nombró por capellán y preceptor 
de ella á don Rafael Silleros, clérigo 
de hábito talar de dicha ciudad, que 
se ordenó de sacerdote, Setiembre 7 
de 

La escultura que representa á 
Nuestra Señora del Carmen, que se 
venera en la Iglesia Matriz de la ciu- 
dad de Maracaibo, fué traída de Mé- 
jico en el año 1775 

La provincia de Maracaibo fué 
separada del Vireiuato de Santa Fe 
de Bogotá, viniendo de nuevo á for- 
mar parte del territorio de Venezue- 
la, por Real Cédula dada en San Il- 
defonso en 8 de Setiembre de . . . 1777 

La villa de San Carlos de Zulia 
se fundó por don Ramón Hernández 



1774 



J 775 



de la Calle, don Nicolás Antunes 
Pacheco, Regidor depositario gene- 
ral de la ciudad de Maracaibo, y el 
coronel don Francisco de Santa Cruz, 
comisionado por el comandante ge- 
neral de la provincia, Marzo 23 de . 1778 

El Ministro español uniólos puer- 
tos de la América al comercio de la 
península, y por los reglamentos 
llamados de Comercio libre quedaba 
disuelta la Compañía Guipuzcoana. 
Reglamento de 12 de Octubre de . . 1778 

Disuelta la Compañía Guipuz- 
coana le sucedió la de Filipinas, ba- 
jo diferentes reglas ; pero ésta tam- 
bién cesó por las reales órdenes de 
9 de Junio de 1780 

La ciudad de Barinas y sus ju- 
risdicciones que pertenecían á la pro- 
vincia de Maracaibo, fueron separa- 
das de ésta y formaron provincia 
separada. — La ciudad de Trujillo y 
sus jurisdicciones que dependían de 
la provincia de Caracas, fueron se- 
paradas de ésta é incorporadas á la 
provincia de Maracaibo por Real 
Cédula dada en el Prado á 15 de Fe- 
brero de 1786 

Se erige el Obispado de Mérida 
de Maracaibo, y para desempeñarlo 
fué electo Fray Juan Ramos de Lo- 
ra : se tituló Obispado de Mérida de 
Maracaibo porque Mérida era enton- 
ces cantón de Maracaibo. — Reales 
Cédulas de 17 de Febrero y 12 de 
Marzo de 

Fundación del pueblo de Santa 
Rita en la punta de Camacho . . . 

La villa de San Bartolomé de Si- 
namaica se fundó en 

La villa de San Bartolomé de Si- 
namaica, fundación española, fron- 
teriza á los indios guajiros, fué agre- 
gada á la provincia de Maracaibo por 
Real Cédula de 26 de Marzo de . . 1792 

Gobernaba en la provincia de Ma- 



1790 
1790 
1790 



(179) 



racaibo el marqués de Santa Cruz, 
don Juan Ignacio Armada, cuando . 
arribaron á la baliía de Maracaibo, 
tres buques mercantes mandados 
por franceses y tripulados con ne- 
gros dominicanos ; éstos pretestaron 
la necesidad de carenar dichos bu- 
ques y escasés de víveres, por lo cual 
y por la amistad y alianza entre 
España y Francia, les permitió la 
entrada el Gobernador lleno de bue- 
na fe y decidido á darles todos los 
auxilios que necesitasen, sin el me- 
nor recelo de que burlaban su gene- 
rosidad unos hombres pérfidos que 
eran piratas y que llevaban la mira 
.de prender el fuego de la insurrec- 
ción de aquella provincia, Marzo 6 
de x 799 

Llega á esta ciudad una inmigra- 
ción dominicana con motivo de la 
guerra entre Haití y Santo Domin- 
go. En esta inmigración vino don 
Domingo de la Vega con el mal de 
lázaro y de allí se propagó . . . .1801 

Al comercio de Maracaibo se le 
obligó á establecer y mantener el 
buen servicio de la Barra, por medio 
de un telégrafo exacto y sencillo que 
arreglase la necesidad á la distancia 
de siete leguas. El telégrafo se es- 
tableció bajo el sistema de séllales . 1803 

Las parroquias eclesiásticas de la 
ciudad de Maracaibo fueron erigidas 
por Resolución de Su Señoría Ilus- 
trísima el señor don Santiago Her- 
nández Milanés, dignísimo Obispo 
de esta Diócesis, del Consejo de Su 
Magestad, etc., de fecha 7 de Junio de 1806 

La instalació de las* parroquias 
eclesiásticas de Santa Bárbara y San 
Juan de Dios se pusieron bajo la ad- 
ministración de los presbíteros Juan 
Antonio Earía, de la primera, y don 
Antonio María Romana de la segun- 
da. Esta instalación tuvo lugar el 



domingo 30 de Enero de 1808 

Se proclamó la independencia en 
Mérida dándose un nuevo gobierno 
su partido federal, para establecer 
una provincia separada de su capi- 
tal Maracaibo 1810 

Salieron fuerzas de Maracaibo al 
mando del coronel don Ramón Co- 
rrea á contener la insurrección de 
los habitantes de San Antonio, de 
esta provincia, - hoy Distrito de la 
sección Táchira del Estado Los An- 
des - donde dieron una acción me- 
morable. Por ésto se mandó por S. 
M. hacer uso de un Escudo de Dis- 
tinción con el mote «Valor y fideli- 
dad de Maracaibo», á todos los Jefes, 
oficiales y tropa que concurrieron á 
la acción del 13 de Junio de . . . . 1S11 

En la ciudad de Maracaibo se vio 
un cometa famosísimo ; su cola te- 
nía 23° de largo, jueves 6 de Octu- 
bre de 1S11 

Se mandó establecer una Hijuela 
para las costas de Tierra Firme, cu- 
ya ruta y pauta había de conducir la 
correspondencia á Santa Marta y 
Puerto Belo y tocar en Coro, y en- 
tregase allí la de Maracaibo, para 
donde mensualmente seguiría por 
tierra , 1S12 

Congrégase una Junta de patrio- 
tas para trabajar por la causa de la 
Independencia, so pretexto de esta- 
blecer una Escuela de Cristo, en el 
templo de Santa Ana, Marzo 1" de . 1S13 

La ejecución déla Independencia 
de la Junta, se aplazó para las pri- 
meras horas de la noche del Jueves 
Santo ; mas fué denunciado el pro- 
yecto por un tal Servando, de los úl- 
timos afiliados, jueves 26 de Marzo de 18 12 

Por Real Cédula se concedió la 
Gracia y Real licencia correspon- 
diente para que las tropas de la pro- 
vincia de Maracaibo puedan celebrar 

2 2 



(180) 



con salvas de fuego - segúu ordenan- 
za-las festividades de San Sebas- 
tián y Santa Reliquia de Maracaibo; 
el primero patrono de la ciudad y la 
segunda del Ayuntamiento, y las de 
María Santísima, bajo los títulos de 
su Inmaculada Concepción y del Ro- 
sario de Chiquinquirá, que tan cor- 
dial devoción lian profesado siempre 
sus naturales en los días 20 de Ene- 
ro, 5 de Marzo, 18 Noviembre y 8 de 
Diciembre de cada año : extendióse 
además las referidas gracias al día 
19 de Marzo en que podrá hacerse la 
misma demostración de regocijo en 
memoria y recuerdo del triunfo que 
la felicidad de la mencionada capital 
de Maracaibo consiguió diclio día del 
año 1799 contra las asechanzas é 
instigaciones de los facciosos del 
puerto republicano de la parte fran- 
cesa de la isla de Santo Domingo, 
Real licencia de 18 de Abril de . . 1S12 

Por representación dirigida por el 
doctor don José Domingo Rus, co- 
mo Diputado á Cortes por la provin- 
cia de Maracaibo, se mandó construir 
la fortaleza del estrecho de Parauje 

- Guardias de afuera - Noviembre 

4 de 1S12 

Por consecuencia del terremoto 
acaecido en Mérida en el año 181 2, 
se trasladaron á Maracaibo el Obis- 
pado y Colegio Seminario 1813 

El puerto de Maracaibo se prove- 
yó de una Capitanía de puerto, ha- 
biendo sido nombrado en comisión 

- como estaba establecido - el capi- 
tán de fragata don Martín Olavides, 
Enero de 1S13 

En la ciudad de Maracaibo se ex- 
perimentó un fuerte temporal, que 
la tradición conserva con el nombre 
de «Temporal de Santa Ana», Julio 
25 de 1S13 

Había á la orilla del puerto de 



Maracaibo un edificio bajo un solo 
techo, dividido en varios Departa- 
mentos para venta de víveres, que 
se conocían con el nombre de «Ven- 
torrillos», que á costa y contribución 
voluntaria del vecindario de Mara- 
caibo, hizo construir en tierra egida 
el Gobernador don Pedro González 
Villa, y en beneficio del Hospital de 
Caridad 1S16 

La Iglesia de los Apóstoles San 
Pedro y San Pablo, ó sea la Matriz 
de la ciudad de Maracaibo, se con- 
chiyó en 1816 

La Iglesia de los Apóstoles San 
Pedro y San Pablo fué consagrada 
solemnemente por el Ilustrísimo O- 
bispo doctor don Rafael Lazo de la 
Vega, Abril iS de 1818 

El Congreso de Colombia decre- 
tó la traslación de la Catedral que 
estaba en Maracaibo - por conse- 
cuencia del terremoto - á Mérida, y 
quedó la Iglesia de los Apóstoles Pe- 
dro y Pablo, reducida á parroquial 
mayor de la ciudad de Maracaibo . 1821 

El Libertador Presidente nombra 
á los ciudadanos Echeverría y Ra- 
fael Revenga, para que se traslada- 
sen á España autorizados para tra- 
tar de la paz bajo la base de Inde- 
pendencia, Enero 24 de 182 1 

Se aproxima á la costa de Gibral- 
tar en la laguna de Maracaibo, el co- 
ronel José Rafael Heras, á la cabe- 
za del batallón Tiradores de la Guar- 
dia, y la embarcó por la noche para 
proteger el pronunciamiento que se 
iba á efectuar en la ciudad de Mara- 
caibo, Enero 26 de 1821 

Se funda la primera imprenta en 
Maracaibo ; ésta era pequeña y fué 
montada en la casa número 41 si- 
tuada en la calle conocida con el 
nombre del Marqués de Santa Cruz 
y hoy con el de «Comercio» .... 1821 



(181) 



El primer periódico que se publi- 
có eu Maracaibo se llamó «El Correo 
del Zulia», impreso por Andrés Ro- 
derit, de nacionalidad francesa . . . 1821 

Se proclama en la ciudad de Ma- 
racaibo la Independencia del poder 
español, hecha por el Cabildo . de 
acuerdo con el Gobernador de la pro- 
vincia el teniente coronel don Fran- 
cisco Delgado, quien asociado á otros 
habitantes, aumentaron en dicho día 
el territorio de Colombia con uno de 
los puntos más importantes de estas 
provincias, viernes 2S de Enero de . 182 1 

El Comandante general participa 
al Libertador la proclamación de la 
Independencia de la ciudad de Ma- 
racaibo, Enero 29 de 1S21 

El general Latorre propone al ge- 
neral Urdaneta, para que dejase á 
Maracaibo en libertad de obrar como 

quisiera 182 1 

Se extinguieron los conventos 
que había en la ciudad de Maracaibo. 
En el convento de Franciscanos só- 
^ lo había un fraile y era don José Ma- 
ría Alvarado, quien vistió el hábito 
de San Pedro: en el convento de 
Monjas Claras sólo había seis, las 
que se trasladaron al convento de 
Mérida. Esta variación se hizo á 
consecuencia del Decreto que supri- 
mió todo convento que contara me- 
nos de ocho religiosos, Julio de . . 1S21 

El general Lino de Clemente fué 
nombrado Intendente del Departa- 
mento del Zulia, Noviembre de . .1821 

El general Francisco Tomás Mo- 
rales, en Altagracia, Ordena que dos 
cuerpos á las órdenes del teniente 
coronel Morillo (a. Morillito) y del 
capitán Juan Ballesteros desembar- 
caran á barlovento y á sotavento de 
la ciudad de Maracaibo. Estos no 
habiendo quien se lo impidiera, atra- 
vesaron la laguna y saltaron á tierra, 



Abril de 1S22 

El capitán Juan Ballesteros forti- 
ficóse en el hato de Juana de Ávila 
con 216 hombres, fué atacado por el 
bizarro coronel José Rafael Heras 
- que murió en la acción - pero 110 
escapó ninguno de aquéllos y su Je- 
fe murió también, Abril 24 de . . . 1S22 

El teniente coronel Morillo que 
se encaminó á Perijá con el batallón 
«Leales corianos» y dos compañías 
de Cazadores en fuerza de 562, se 
entregaron al general Clemente, A- 

bril 26 de 1S22 

Morillo con 426 hombres fué em- 
barcado para Cuba ; del resto de la 
fuerza 30 tomaron partido y los de- 
más se desertaron, Mayo 4 de . . . 1822 

El general Francisco Tomás Mo- 
rales se hace á la vela desde Puerto 
Cabello, el 19 de Agosto, desembar- 
ca con 1,200 hombres en los arena- 
les de Cojoro - costa de la Guajira - 
despidiendo sus buques para que 
cruzaran en el Saco, frente á la en- 
trada de la laguna y aparentasen in- 
vadirla, Agosto 29 de 1822 

Morales llega á la línea de Sina- 
maica defendida por sólo 150 hom- 
bres á las órdenes del teniente coro- 
nel Francisco María Faría, quien la 
desocupó y entró Morales sin oposi- 
ción, y lo mismo la villa del mismo 
nombre, Setiembre 2 de . . '.. . . . 1822 

Morales principia á pasar el río 
Sucuy, y aunque se le opuso vigoro- 
samente el teniente coronel Castelli, 
destinado con 500 hombres, tuvo 
que ceder á la superioridad numéri- 
ca, Setiembre 5 de 1822 

Acción de Salina-rica entre el ge- 
neral realista Morales y el general 
patriota Lino de Clemente, siendo fa- 
vorable á los realistas, Setiembre 6 de 1822 

El general Clemente con las fuer- 
zas se embarcaron por el puerto de 



(182) 



Aguiar y otros puntos y se dirigen 

á Gibraltar, Setiembre 7 de . . . .1822 

Padilla derrota la escuadra espa- 
ñola en Punta de Palmas, Mayo 20 de 1S23 

Los generales Padilla y Manri- 
que supieron que Morales estaba au- 
sente de la ciudad de Maracaibo, eu 
una expedición al río Sucuy, se acer- 
cai'ou á la ciudad y la ocuparon des- 
pués de una gran resistencia. El 
Gobernador don Jaime Moreno, el co- 
mandante de la artillería y varios ofi- 
ciales y soldados quedaron prisione- 
ros, Junio 19 de 1S23 

Aproxímase Morales á Maracai- 
bo, Manrique se reembarca con toda 
su geute, llevándose el parque, víve- 
res y cuanto podía ser útil á Mora- 
les, Junio 22 de 1S23 

La primera imprenta que se esta- 
bleció en Maracaibo, desapareció con 
motivo de la ocupación de la ciudad 
por las fuerzas colombianas : parte 
fué arrojada al lago y parte se em- 
barcó en la escuadra, Junio 22 de . . 1823 

El puente que está sobre el Caño 
del Manglar fué construido el año 1S23 
En la desembocadura del río Sucuy 
Hubo una acción naval que duró dos 
horas y media, entre las dos escua- 
drillas, y perdieron los realistas dos 
piraguas y más de 100 hombres, Ju- 
nio 29 de 1823 

Sale de Curazao el brigadier La- 
bórele con las goletas de guerra 
«Constitución» y «Ceres» ; pero te- 
niéndolas por inútiles por su calado 
para entrar por la Barra de Maracai- 
bo, las estacionó en los Taques, y lle- 
gó al castillo de San Carlos con dos 
goletas mercantes y los auxilios que 
había podido conseguir, Julio 14 de 1823 

El general Laborde le hizo pre- 
sente á Morales que siendo inferior 
la escuadra española, así eu la clase, 
pericia y disciplina de los que la 



mandaban, como eu el número y ca- 
lidad de las piezas, le parecía aven- 
turada una acción naval. Morales 
manifestó que estaba resuelto á fiar 
la suerte de las provincias al resul- 
tado de un combate marítimo, Julio 
10 de 1823 

Laborde volvió á hacer presente 
á Morales el mal resultado que de- 
bía tener un choque contra la escua- 
dra colombiana y no se le atendió, 
Julio 19 de 1823 

Padilla dio disposiciones para ata- 
car á Laborde: sale á las dos de la 
tarde del puerto de Altagracia, y á las 
tres y cuarenta minutos se hizo la 
señal de abordar la escuadra españo- 
la - que estaba anclada entre la isla 
de Capitán-chico y Maracaibo - has- 
ta que hallándose á toca penóles, se 
principió á hacer uso de ambas ar- 
mas, no pudiéndose decir si fué pri- 
mero el abordarlos ó batirlos, y la 
victoria estuvo de parte de los colom- 
bianos, Julio 24 de 1823 

Morales mandó azotar pública- 
mente - por manos del verdugo, mon- 
tada en un burro casi desnuda - á la 
señora doña Ana María Campos, de 
las familias más , notables de Mara- 
caibo ; porque en una reunión do- 
méstica dijo : «que si Morales no ca- 
pitulaba sería vencido por los patrio- 
tas», Julio 28 de . 1823 

A consecuencia de la impotencia 
á que había quedado reducido Mora- 
les, celebró el tratado por el cual se 
rindió con sus tropas, Agosto 3 de 1S23 

Morales se embarca para Cuba 
con los que le quisieron seguir, des- 
pués de haber estipulado por el ar- 
tículo 14 que sería castigado con la 
pena de muerte todo aquel que se 
cogiere con las armas eu la mano 
coutra Colombia, sin ser cangeado, 
Agosto 15 de 1823 



(183) 



El Congreso Constituyente divi- 
dió el territorio de Colombia en cua- 
tro Departamentos : el del Zulia, 
compuesto de las provincias de Co- 
ro, Trujillo, Mérida y Maracaibo : la 
capital estuvo en la ciudad de Ma- 
racaibo 1824 

La primera escuela pública de ni- 
ños que se estableció en la ciudad de 
Maracaibo, fué fundada por el fran- 
cés Pedro Comeutans 1S24 

Se establece la primera escuela 
pública de niñas de la parroquia Ma- 
triz de la ciudad de Maracaibo. La 
señora Josefa Grajal de Dupuis, fué 
la primera directora 1826 

La primera escuela de varones de 
la parroquia de San Juan de Dios se 
instaló en el año de . 1S26 

Hace su entrada el Libertador Si- 
món Bolívar á Maracaibo, que le re- 
cibe de lina manera digna de él, Di- 
ciembre 16 de 1826 

Bolívar en Maracaibo declara en 
Asamblea el Departamento del Zu- 
lia, Diciembre iS de 1S26 

Concluyese el Cementerio gene- 
ral de católicos de Maracaibo, que se 
debió al general José María Carreño, 
Intendente de la provincia de Mara- 
caibo. Este cementerio boy se lla- 
ma viejo ' . 1829 

Se establece la primera escuela 
pública de niños en la parroquia 
Santa Lucía, siendo su preceptor el 
señor Sebastián Carrasquero . . . 1S29 

Se inaugura el Colegio Semina- 
rio que existió en Maracaibo . . . 1829 

El Ilustrísimo Obispo doctor Ra- 
fael Lazo de la Vega, pensó mandar 
construir iin puente de madera en el 
río Palmar - camino hacia Perijá - 
cuyo presupuesto, que hizo formar, 
alcanzó á 400 pesos 1829 

A semejanza de los de Quito, con- 
signaron los de Maracaibo en el Li- 



bertador el ejercicio de su soberanía 
para convocar la Convención . . . 1S29 

En Maracaibo tuvo lugar el acto 
en que esta capital se adhirió al mo- 
vimiento de las otras provincias de 
Venezuela, domingo 11 de Enero de 1830 

Disuelta la República de Colom- 
bia, Maracaibo quedó formando la 
provincia de su nombre en la Repú- 
blica de Venezuela, compuesta de los 
territorios Maracaibo y Trujillo . . 1830 

Elección de los Diputados consti- 
tuyentes al primer Congreso de Ve- 
nezuela, Marzo S de 1S30 

Juramento de la Primera Consti- 
tución de Venezuela, en la ciudad de 
Maracaibo, Noviembre de 1S30 

Inauguración del Hospital de Lá- 
zaros .en la isla de Burros, propiedad 
del señor José Simón Peña, y que 
hoy se llama de Mártires 1S31 

Conclusión del templo de San Fe- 
lipe Neri en la ciudad de Maracaibo, 
construido á su costa por el señor 
José Simón Peña, Julio de ... . 1834 

Inauguración del cementerio de 
protestantes, conocido con el nombre 
de los ingleses 1S34 

Se bendijo el templo de San Feli- 
pe Neri por el doctor José de Jesús 
Romero, Cura de la parroquia de San 
Juan de Dios, Mayo 25 de 1835 

Los Bravos, se alzan en las saba- 
nas de Maracaibo y proclaman la Re- 
forma, Julio 3 de 1835 

El general Moutilla sale de . Ma- 
racaibo y derrota á los Bravos, Agos- 
to 5 de ... ._ 1835 

Los amotinados que escaparon de 
caer en poder del general Moutilla, 
se retiraron á Perijá, y fueron tam- 
bién batidos por el comandante An- 
tonio Pulgar, de cuyas resultas se 
entregaron los cabecillas de la fac- 
ción, y se volvió á restablecer la tran- 
quilidad, Agosto de 183 r 






(184) 



En la ciudad de Altagracia se dio 
el grito de Reforma por el coronel 
Francisco María Faría, por medio 
del Cabildo, Setiembre de 1835 

En la plaza de San Juan de Dios, 
en la ciudad de Maracaibo, se reunie- 
ron tumultuosamente varios vecinos 
y proclamaron la Reforma, Setiem- 
bre 14 de 1835 

El general Montilla entrega, el 
mando de las armas al comandante 
Enrique Weir, para dirijirse á Ca- 
racas, Setiembre 24 de 1835 

Nombrado que fué el general 
Montilla por los reformistas Jefe su- 
perior y militar, y no habiendo acep- 
tado, se le dio el mando al coronel 
Faría y principió á ejercerlo el 2 de 
Octubre de 1S35 

Acción de Juana de Avila entre 
el coronel Faría, Jefe de los Refor- 
mistas y los comandantes Enrique 
Weir y Antonio Pulgar, que coman- 
daban los Constitucionales, Octubre 
24 de 1835 

El coronel Faría capitula seis 
días después de haber llegado y to- 
mado el mando el general Montilla, 
quien al efecto había traído 500 hom- 
bres y los recursos que eran nece- 
sarios, Diciembre 30 de 1835 

El Poder Ejecutivo decreta el es- 
tablecimiento del Colegio Nacional 
de Maracaibo, Marzo 2 de . . . . 1837 

El muelle del puerto de Maracai- 
bo se construyó el año de 1838 

Siendo Gobernador de la provin- 
cia de Maracaibo el Dedo. Juan José 
Romero, eutre otros beneficios, hi-_ 
zo, el enlozado de las aceras de las 
calles. A sus redoblados.esfuerzos se 
consiguió que algunas cuadras ofre- 
cieran paso cómodo 1838 

La primera escuela pública de 
varones del Carmelo de la Cañada, 
hoy Distrito Urdaneta, fué instala- 



da el año 1838 

Se inauguró el Colegio Nacional 
de la ciudad de Maracaibo, siendo 
Gobernador de la provincia el Licdo. 
Juan José Romero, Abril 19 de . . 1839 

La primera escuela de varones de 
la parroquia Santa Bárbara se inau- 
guró en Mayo 21 de 1840 

Instalación de la Corte Superior 
del quinto Distrito en la ciudad de 
Maracaibo, con sus miembros José 
María Bracho, Hilarión Unda y Car- 
los Urdaneta 1840 

Se coloca la piedra fundamental 
para la construcción de la casa de 
Gobierno en la ciudad de Maracaibo, 
siendo Gobernador el coronel José 
E. Andrade, y se dio principio á la 
obra según el plano y diseños levan- 
tados por el teniente de ingenieros 
Olegario Meneses y presentado al 
señor Gobernador por don Manuel 
de Arocha. El primer director de 
la construcción de este edificio lo fué 
el mismo señor Arocha 1841 

Como á las diez y media a. m. se 
sintió una conmoción terrestre, Abril 
20 de 1S41 

Se establece un correo semanal 
entre las provincias de Maracaibo y 
las de Trujillo y Mérida, saliendo 
de Maracaibo los jueves por la tarde 
y regresar del puerto de La Ceiba 
los miércoles siguientes, mayo de . 1841 

En una embarcación cayó un ra- 
yo y mató al correísta de Mérida que 
conducía la bali^Jf á esta ciudad, é 
hizo algunos estragos en el material 
del buque, Agosto de 1S41 

En el hato Cují de la señora Mé- 
nica Roldan, á las siete de la noche 
cayó un rayo que dio muerte á 
ciento y pico de ovejas, Octubre 9 
de 1841 

En el hato del señor Reyes Bello- 
so - en la parroquia Santa Rita - ca- 



(185) 



yo un rayo é hizo varios estragos, 
Octubre de 1841 

Se erige la parroquia Machiques 
en el cantón Perijá, Noviembre de . 1841 

En el Castillo de San Carlos se 
establecieron varios talleres de artes 
y oficios, por los esfuerzos que hizo 
el general Lino Febres Cordero sien- 
do Comandante General de Armas 
de la provincia de Maracaibo .... 1842 

Serían las seis de la tarde cuan- 
do, sin baber señales de lluvia, de 
una pequeña nube que se había le- 
vantado se desprende u-n rayo, 3' ca- 
yendo en la piragua del señor Igna- 
cio Sánchez, que iba para Zulia y 
cerca de la costa del Catatumbo, de- 
rribó el palo mayor de la embarcación 
y quitó la vida á un marino que á 
su pié dormía, nombrado N. Santana 1842 

Se establece la Escuela Náutica 
en el Colegio nacional de Maracaibo, 
Junio 25 de 1843 

La viruela invade á Maracaibo y 
hace algunos estragos 1843 

Los vecindarios de Monteclaro al- 
to y Moján se erigieron en parroquia. 
Se le dio el nombre de San Rafael, 
en memoria del Dignísimo Obispo 
de esta Diócesis don Rafael Lazo de 
la Vega, que fué el que dio los pri- 
meros pasos para su creación. Orde- 
nanza de 9 de Diciembre de ... . 1S43 

Se inaugura la primera escuela 
pública de niñas de la parroquia San- 
ta Bárbara, siendo su preceptora la 
señora Genoveva Ortega ..... 1S44 

La primera escuela pública de la 
parroquia San Juan de Dios, se inau- 
gura en 1844 

Se erige la parroquia de Santa Lu- 
cía en la ciudad de Maracaibo, No- 
viembre 11 de 1844 

Se erige la parroquia del Rosario 
de Los Ha ticos, hoy Cristo de Aran- 
za, Noviembre 30 de 1844 



Se erige la parroquia General 
Urdaueta, en el Cantón Gibraltar, 
hoy Distrito Sucre, Noviembre 18 de 1845 

La viruela invade á Maracaibo y 
hace estragos 1S46 

Se coloca la piedra fundamental 
■del nuevo templo de San Juan de 
Dios, habiéndola colocado el Cura de 
dicha parroquia doctor José de Jesús 
Romero 1847 

Se enarboló por primera vez la 
bandera espoñola en la ciudad de Ma- 
racaibo, bajo los auspicios de la paz, 
y mediante el reconocimiento de la 
independencia de Venezuela verifica- 
da en Madrid en el año de 1846 por 
S. M. la Reina Isabel II. El primer 
Cónsul en esta ciudad lo fué el señor 
Mariano Pérez del Castillo 1S47 

Pronunciamiento en Maracaibo 
contra el Gobierno General, en vir- 
tud de los acontecimientos del 24 de 
1 Enero, donde muere el Representan- 
\ te por la provincia de Maracaibo se- 
ñor José . Antonio Salas : Febrero, 
lunes 6 de 1848 

Entrada del general Marino con 
la fuerza que venía á someter la pro- 
vincia, Mayo 30 de 184S 

Se establece la línea de sitio, en 
Los Haticos, por los revolucionarios 
bajo la dirección y disciplina del ge- 
neral José E. Andrade 1S48 

El generalValero derrota las fuer- 
zas de Maracaibo en Taratara . . . 1848 

El comandante Ezequiel Zamora 
y Miguel Baca derrotan las fuerzas 
de Maracaibo, en Ouisiro, Setiem- 
bre 7 de 1848 

El general Corser ataca las trin- 
cheras de Los Haticos y muere en la 
acción, Noviembre 13 de 1848 

Muere el comandante Belisario 
en im encuentro con fuerzas del ge- 
neral Marino, Setiembre de ... . 1848 

La escuadra del Gobierno entra 



(186) 



por Barra y se sitúa en Bajo-seco, 
Diciembre S de 1S4S 

Acción naval entre la escuadra 
de Maracaibo y la del Gobierno: fué 
favorable á esta última, Diciembre 
13 de 1S48 

Las fuerzas que sostenían la lí- 
nea de sitio en Los Haticos la deso- 
cupan y se dirigen Hacia San "Carlos 
de Zulia : Diciembre 24 de . . . . 1S48 

Fuerte temblor de tierra experi- 
mentado á las dos p. m. del día 3 de 
Mayo del año 1S49 

Designación de límites entre la 
provincia de Maracaibo y la de Tru- 
jillo: Decreto de 9 de Abril de . . . 1850 

Se establece una escuela domini- 
cal de artesanos en el local de la es- 
cuela pública de la parroquia Matriz, 
y concurrieron á ella veintiún alum- 
nos : domingo 9 de Setiembre de . . 

Se establece la segunda escuela 
de niñas de la parroquia Santa Bár- 
bara 

Se establece en la ciudad de Ma- 
racaibo el cuerpo de serenos : Orde- 
nanza de 24 de Noviembre de . . . 

El sarampión invade á Maracaibo 

En la esquina de la Aduana cayó 
un rayo, el cual penetró en la casa 
del señor Valentín Sosa, causándole 
la muerte á un joven Perozo .... 

Celebración solemne en Maracai- 
bo del gran misterio de la Inmacu- 
lada Concepción, definido por el Pa- 
pa Pío IX: Agosto 15 de 

La Aduana de Maracaibo y su 
puerto se declararon punto de trán- 
sito para el Comercio entre la Repú- 
blica de Venezuela y la de Colombia; 
Decreto Legislativo de 4 de Mayo de 
1855 Y ¿el Poder Ejecutivo de 26 de 
Noviembre de 1S56 

La parroquia Democracia que per- 
teneció á la provincia de Coro, fué 
agregada á la de Maracaibo ; Decre- 



1851 
1S52 



1S52 
1852 



1S54 



1S55 



to Legislativo de 12 de Abril de. . . 1S56 

Estalló el eco de la revolución, 
iniciada el 5 de Marzo en Valencia 
por el general Julián Castro, desco- 
nociendo la autoridad del general 
José T. Monagas ; Marzo 21 de . . 1858 

En la sala de las sesiones del Ilus- 
tre Concejo Municipal de Maracai- 
bo se colocó el retrato del excelentí- 
simo señor general Rafael Urdaneta, 
regalo que hizo su bijo Octaviano en 
nombre de su señora madre : Agos- 
to de 1858 

En la barca francesa «Napoleón 
III» vino el 'reloj para la torre de la 
Iglesa Matriz de la ciudad de Mara- 
caibo: Setiembre 14 de 1858 

Se bajaron las campanas de la to- 
rre de la Iglesia Matriz para princi- 
piar la reedificación de ella : Setiem- 
bre 30 de 1858 

En la ciudad de Maracaibo se em- 
pezó á observar un cometa : Setiem- 
bre 30 de 1858 

En el altar mayor de la nueva 
iglesia de San Juan de Dios, se cele- 
bró la primera misa el domingo 17 
de Octubre de 1858 

Se descubre un plan de conspira- 
ción y se allana la casa del señor 
Valentín Sosa donde se encontraron 
armados varios federalistas, los que 
son expulsados : Enero 6 de . . . . 1859 

Se hizo el contrato entre el señor 
doctor Blas Valbuena, como Juez del 
Cantón, y el señor Manuel Núñez, 
sobre el trabajo de numerar las casas 
y fijar en las esquinas de la ciudad 
de Maracaibo los nombres de las ca- 
lles : Enero 8 de I 859 

La fijación de los números y ró- 
tulos de la ciudad de Maracaibo se 
empezó por la calle de Bolívar : E- 
nero 30 de X S59 

Juramento solemne en la Iglesia 
Matriz, de la Constitución sanciona- 



(187) 



da en Valencia por la Gran Conven- 
ción Nacional: Febrero 16 de . . . 1859 

Se subieron á la nueva torre de 
la Iglesia Matriz las campanas que 
se habían bajado y también las del 
reloj público : todas quedaron coloca- 
das á las dos p. m., á cuya hora hu- 
bo un prolongado repique con todas 
ellas : Marzo 29 de ^59 

Se iusiirreccionaron los presos y 
parte de la guarnición del Castillo 
de San Carlos, poniéndose á la cabe- 
za del movimiento Parpacén ; los 
presidiarios Pedro Bellais y José Es- 
trella son pasados por las armas por 
orden de Parpacén: sábado 20 de 
Abril de 1S59 

Inauguración del reloj público de 
la torre de la Iglesia Matriz. Prin- 
cipió á dar las horas á las 12 m. . . 1859 

Aparece una aurora expléndida, 
del lado del Norte de la ciudad de 
Maracaibo, en la noche del 2 de Se- 
tiembre de x 859 

Se saca el plano topográfico de 
la ciudad de Maracaibo por el Inge- 
niero doctor Gregorio Fidel Méndez. 1859 

Se establece el Colegio de niñas 

de la Inmaculada Concepción y San 

Luis Gonzaga, dirigido por la seño- 

. rita María Fredeswinda Cabrera : E- 

nero 1" de 1860 

Se inaugura la Casa de Beneficen- 
cia de Maracaibo, merced á los es- 
fuerzos del doctor Antonio José Ur- 
quinaona y de la Logia Regenerado- 
res número 6" : Agosto 5 de . . . . 1860 

El general Antonio Pulgar des- 
conoce la autoridad del Gobernador 
Serrano, y proclama la Dictadura 
Páez: Setiembre 12 de 1S61 

Cuatro sargentos pertenecientes 
al batallón «9 de Marzo» son juzga- 
dos en Consejo de Guerra y pasados 
por las armas ,,-.,-; 1S61 



Maracaibo se pronuncia por la re- 
volución federal ; el general Jorge 
Sutherland queda como Gobernador 
de la provincia, el general Venancio 
Pulgar como Jefe de las Armas y 
Comandante General del Ejército: 
Marzo 20 de 1S63 

Se erige en parroquia civil el 
caserío de San Carlos, compuesto de 
los territorios siguientes : islas de 
San Carlos, Bajo-seco, Pescaderos, 
Pájaros y Zapara 1863 

Se bendice el establecimiento be- 
néfico del Hospital de Chiquinquirá, 
Setiembre 8 de : . . 1864 

El sarampión invade por segun- 
pa vez á Maracaibo 1865 

Colocación de la primera piedra 
para levantar el edificio que se cono- 
ce con el nombre de «ventorrillos 
nuevos», Abril 19 de 1S66 

El general Venancio Pulgar ata- 
ca en una barca mercante al castillo 
de San Carlos y pasa á Maracaibo, 
en cuyo puerto da abordada al vapor 
de guerra «Mariscal» y lo apresa, A- 
bril 30 de 1866 

Los generales Rafael Capó y E- 
duardo Pérez invaden á Maracaibo, 
salen derrotados y el primero es to- 
mado prisionero, y después de ofre- 
cerle garantías es fusilado á pocas 
horas de ser tomado, Diciembre 25 de 1S66 

Colocación de la primera piedra 
para la construcción del templo de 
Santa Lucía, Julio 14 dé 1867 

La escuela pública de varones de 
la villa de San Carlos de Zulia fué 
inaugurada el año 1867 

Los Estados Mérida y Zulia se 
unen para formar una sola entidad 
política de la Federación venezolana, 
con el nombre de «Estado Soberano 

del Zulia», Mayo 1? de 1S67 

Los Estados Trujillo y Zulia se 
2 4 



( 188 ) 



unen para formar una sola entidad . ¡ 
política de la Federación venezolana, 
con el nombre de «Estado Soberano 
del Zulia», JMayo i6de 1S67 

Por Decreto del Presidente Pro- 
visional, general Juan C. Palcón, los. 
Departamentos del Tácliira, Mérida 
y Trujillo se separaron del Estado 
Zulia y constituyen Estados inde- 
pendientes, Noviembre 23 de . . . 1S67 

Bendición solemne de la parte del 
frente del Palacio de Gobierno con- 
cluida durante la administración del 
general Jorge Sutherland, Abril 23 
de . . . 186S 

Abdica el general Jorge Suther- 
land, y lo sustituye el general Ve- 
nancio Pulgar, Noviembre 3 de . . iSóS 

Combate público en las calles de 
la ciudad de - Maracaibo, en que re- 
sulta muerto el general Manuel Ra- 
mírez, Octubre 22 de 1869 

Caída del general Venancio Pul- 
gar, Presidente del Estado Zulia : 
entra á Maracaibo el general Ignacio 
Galán con las fuerzas del Gobierno 
Nacional: el general José María Her- 
nández es nombrado Jefe de la admi- 
nistración civil del Estado . . , . 

El frontis del templo de San Juan 
de Dios se concluyó por el interés 
que se tomaron su mayordomo José 
Concepción Villasmil y el encarga- 
do del Poder Ejecutivo del Estado 
general José María Hernández . . . 

En este misino año se pusieron 
en el frontis del templo las tres efi- 
gies de piedra que representan la 
Virgen de Ciiiquinquirá, cuyáé efi- 
gies vinieron á esta ciudad por en- 
cargo de Fray Maximiauo Finestrat 1870 

Triunfo del general Venancio 
Pulgar y de la revolución de Abril 
en el Estado Zulia, Diciembre 6 de 1S70 

Da escuela de niñas de la villa de 



1809 



1870 



1872 



1873 



San Carlos de Zulia, se inauguró el 
.año de . . 1871 

Se inauguró la segunda escuela 
de' varones de la parroquia San Juan 
de Dios con 50 alumnos 1872 

Incendio y destrucción de la villa 
del Rosario de Perijá por las tropas 
del general Venancio Pulgar .... 

El Colegio Seminario Trideutino 
de la ciudad de Maracaibo fué extin- 
•guido por Decreto del Presidente Pro- 
visional de la República Antonio. 
Guznián Blanco, 21 de Setiembre de 1872 

Se inauguró la segunda escuela 
de niñas de la parroquia Santa Bár- 
bara, Diciembre de 1873 

El altozano del templo de San 
Francisco se hizo en el mes de Mar- 
zo de 

Se inaugura el jardín público de 
.la plaza Bolívar, en la ciudad de Ma- 
racaibo, siendo Presidente del Estado 
el general Venancio Pulgar, Diciem- 
bre 6 de , 

Acción de armas en la ciudad de 
Maracaibo, desde el 14 hasta el 24 
de Marzo, que da por resultado la 
caída del general V. Pulgar, Presi- 
dente del Estado ^74 

Fundación de la Sociedad « Mu- 
tuo Auxilio » : Marzo 18 de . . . . 

Sustitución del antiguo Carnaval 
de agua por otro más cónsono con 
la civilización actual 

Se establece el colegio de Nues- 
tra Señora de Lourdes á cargo de las 
señoritas Urdaueta Achega : Enero 
2 de 

Creación de la parroquia eclesiás 
tica de Santa Lucía : Julio 5 de . 

Instalación de la Sociedad « Auxi- ■ 
liar de Artesanos »: Febrero 2 de . . 

Fundación de la Caja de Ahorros 
de la Sociedad « Mutuo . Auxilio » : 
Marzo 26 de , . . 1S7S 



1S73 



1876 
1S76 

1877 
1877 



1878 



( Í89 ) 



Bendición solemne del Cemente- ' 
rio Nuevo de la ciudad de Maracaibo :'; 
Noviembre 19 de £ 1879 

Establecimiento del Banco de Ma- 
racaibo: Enero 19 de 1SS0 

Creación de las Escuelas Noctur- 
nas 1SS0 

Creación de una Escuela de Náu- 
tica, nombrándose Director de ella 
al general José R. Yepes : Diciem- 
bre 30 de 1880 

Bendición solemne del templo de 
Santa Lucía : Enerólo de . . . . 1881 

Fundación del Colegio María á 
cargo de las señoritas Añez Gabal- 
dóu : Febrero de 18S1 

Se creó la Junta de Fomento en- 
cargada del Lazareto : Febrero 8 de 1S81 

Inauguración de lina Escuela 
auxiliar de niñas para cada una ele 
las parroquias Bolívar y San Juan 
de Dios : 5 y 15 de Julio de ... . 1S81 

Se organiza la banda marcial, ba- 
jo la dirección del señor Grazziozi 
Agosto de 1SS1 

Inauguración del edificio cons- 
truido para esctiela de niños en la 
plaza Santa Lucía 18S1 

El Ilustrísimo Señor Doctor Ro- 
mán Lo vera, bendijo la penitencia- 
ría de la ciudad de Maracaibo : do- 
mingo 18 de Diciembre de . . . . 1SS1 

■ Pacto de Unión de las Secciones 
Zulia y Falcón para formar el gran 
Estado Falcóu-Zulia : Agosto de . . 18S1 

Instalación del Colegio Federal 
del Estado Zulia : Octubre de . . . 1SS1 

Se instala en Casigua la Asam- 
blea del gran Estado Falcóu-Zulia : 
Octubre de 1S81 

Se presentó por primera vez la 
langosta en Maracaibo á las dos y 
media p. m. del día 9 de Mayo. de . 1882 

En la torre Norte del templo de 



San Juan de Dios cayó un rayo, des- 
truyendo parte de sus paredes y las 
cuerdas del reloj : á las- cuatro y me- 
dia p. m. del día 5 de Octubre de. . 1SS2 

Aparece en Maracaibo un cometa, 
que según se afirma, es el mayor 
que se ha visto aquí en liermositra 
y esplendor : Setiembre 24 de . . . 1882 

Se inaugura el Banco de Maracai- 
bo : Enero 19 de . 1S83 

El Asiló de Huérfanos de la ciu- 
dad de Maracaibo se inaugura el 6 
de Marzo de 1883 

El atrevido marino Nicomedes 
Delgado, acompañado de Jaime Dan- 
zit, emprende viaje á La Guaira en 
una diminuta nave, que debía con- 
ducir en hombros á Caracas para la 
Exposición del centenario del Liber- 
tador : su arrojo y éxito feliz en tan 
arriesgada empresa admira á todos 
y es premiado por los Gobiernos de 
la Nación y del Estado: Abril de . .' 1883 

Inauguración del nuevo altar ma- 
yor del templo de San Juan de Dios, 
siendo Cura de la parroquia el doc- 
tor Francisco José Delgado : Mayo 
13 de 18S3 

El Teatro Baralt se inauguró el 
día del centenario del Libertador Si- 
món Bolívar, siendo Gobernador de 
la Sección el señor José Andrade : 
Julio 24 de .... ' ; 18S3 

Se coloca la primera piedra para 
levantar el monumento donde.se ha 
de colocar la estatua del insigne lite- 
rato Rafael Ma Baralt: Octubre 28 - t 
de 1SS3 

En la ciudad de Maracaibo se sin- 
tió uii fuerte movimiento de oscila- 
ción en el sentido de Sur á Norte 
aproximadamente y de bastante du- 
ración, á las 6h. 55 m.'a. m. del día 
25 de Noviembre de . . ... . . 1SS3 

Poco después de las 6 a. ni. se 






( 190 ) 



sintió .un nictvimiaflto terrestre, aun- ¡ 
que cqj^fUien^s fuerza que e} del día 
anterior, Noviembre 26 de.... .. .1883 

Se,iiiaugui ; a la escuela de niñas. 
ÉJta¡$a parrqqu¿a;Cristo de Aranza, -Di- . , | 
ciembi'Á¡í|Q.d§ oiaot • '.. .... . . ■.. .1883 

El .Oratorio de la Penitenciaría se 
iiiatigura el 2 de Enero de ... . 1S84 

La&buica del Hospital de Laza- 
rinos -qü'edó cpnipletarnen te -termina- 
da' y se inauguraron las últimas pie- 
zas, entre las cuales se encuentra un 
gabinete, de' lectura en donde los po- 
bres recluidos tengan un momento 
de : distracción. También fueron es- 
trenadas .el día anterior, las nuevas 
campanas del Oratorio, ya perfecta- 
mente." decorado '■ y paramentado, 
Eft'erró 27 de. . ■ .■ . 1884 

Se'-instal'á la Sociedad «Monte de 
Piedads-'Mar'zo-rSde .'-. . : . . . .1884 

Sé- ínaügíira v la' Biblioteca déla 
Sociedad '«Auxiliar de' Artesanos»', 
JtiTib 5 de ; . . .'''. '.- .- '." '. : : . 1884 

La línea de Tranvía que se dirige 
liacia la parroquia Cristo de Aranza, 
se inaugura el 5 de Julio de ... . 1884 

En la ciudad de Maracaibo se sin- 
tió un ligero temblor de tierra á las 
lyí p. ni. del día 13 de Octubre de 1884 

Se instala la Sociedad «Vínculo • 
Fraternal», cuya sociedad consiste 
en los socorros mutuos entre los aso- 
ciados : Agosto 19 de 1884 

Se instala el Colegio Bolívar,, di- 
rigido por el bacbiller José Antonio 
Infante: Enero 9 de . . . . . . . 1S85 

Grandes festejos á causa de la 
inauguración del Acueducto de Ea 
Hoyada: Abril 27 de 18S5 

El sarampión invade por cuarta 
vez á Maracaibo, y causa grandes es- 
tragos 1885 

Instalación de la Sociedad « Pro- 
tectora de sus Miembros»; Enero 24 



de . . i . .: . 1. ,f), 1886 

El edificio.del .mercado nuevo pú- ; 
sose al servicio el 29 de Mayo.de . . 1886 

Se nacen konras religiosas en el 
templo de la, Matriz, de la, ciudad de 
Maracaibo, . con, motivo de la llegada, 
'al siielq de la, Patria , venezolana, de 
las cenizas del, ínclito guerrero José 
Antonio J^áez: Abril 16 de 1888 

La bella casa de Artes y Oficios - 
hoy Palacio... Legislativo - fué cons- 
truida en cien días, y, en ella se cele- 
bró la Exposición del Centenario del 
general Rafael Urdaneta ; esta casa 
se inauguró el 24 de Octubre de . . 1S88 

Grandes festividades con motivo 
del Centenario del Ilustre Procer ge- 
neral Rafael Urdaneta, natural de la 
ciudad de Maracaibo : Octubre 24 de 1S88 

Se inaugura un edificio para es- 
cuela publica en la parroquia Santa 
Bárbara, cuyo edificio fué construí- 
do en el mismo lugar donde naciera 
el Ilustré Procer general Rafael TJr-" 
daneta: Octubre 24 de 1888 

La luz eléctrica se inaugura en 
la ciudad de Maracaibo el 24 de Oc- 
tubre de 1S88 

El enverjado y plaza del PMre 
Pina se inaugura, Octubre 24 de . 1S88 

Se inaugura la estatua en bronce 
de don Rafael María Baralt, en la 
plaza de su mismo nombre de la ciu- 
dad de Maracaibo : Octubre 28 de . 1888 

Por. Resolución del Gobernador 
de la Sección Zulia doctor Alejandro 
Andráde se dispuso la creación de 
una plaza pública con jardín, en la 
ciudad de Maracaibo. El Gobierno 
del Zulia designa la nueva plaza con 
el nombre de «Plaza Urdaneta», Julio 
10 de 1889 

Se coloca en la Plaza Urdaneta la 
estatua en bronce del procer general 
Urdaneta, y esta estatua y la plaza 



(191) 



se inauguraron, siendo Gobernador 
de la Sección Zulia el doctor Alejan- 
dro Andrade, Diciembre 22 de . . . 1S89 

El edificio y la Escuela Normal 
de niñas del municipio Bolívar se 
inauguraron el 22 de Diciembre de .1889 

Instalación del Colegio Cagigal, 
dirigido por el bachiller Carlos Luis 
Andrade y M. F. Fuenmayor, Agos- 
to 10 de 1889 

Se instala el Colegio del Sagrado 
Corazón de Jesús, dirigido por el in- 
geniero Jorge Ochoa,. Setiembre de . 1S89 

Se inaugura el Tranvía Central, 
Octubre 2S de 1890 

Se bendicen los salones de la par- 
te Norte de la Casa de Gobierno, 
siendo Presidente Provisional el ge- 
neral Ramón Ayala 1890 

Se inauguran las aceras de cimen- 
to romano en la calle de las Cien- 
cias, Diciembre 9 de 1890 

•Instalación del Colegio de Nues- 



tra Señora de la Academia, dirigido 
por las Hermanas de la Caridad, 
Marzo 19 de 189 1 

Inauguración del Tranvía á va- 
por de Bella- Vista, Setiembre 19 de 1891 

Instalación del Colegio Chiquin- 
quirá, dirigido por Agustín Bracho, 
Marzo 3 de 1893 

Instalación del Colegio Chiquin- 
quh-á, de niñas, dirigido por Ma- 
ría Ríos, Marzo 15 de 1 . 1893 

Se bendice é inaugura la Capilla 
nueva del Santísimo en la Iglesia 
Matriz de la ciudad de Maracaibo : 
Octubre de 1893 

Se tacen mejoras notables al tem- 
plo de San Juan de Dios, siendo Cu- 
ra de la parroquia el Presbítero A- 
dolfo López, Octubre de ^893 

Sintióse un fuerte y prolongado 
movimiento terrestre de oscilación y 
trepidación á las 9 hs. 50 m. p. m.; 
y siguieron varios movimientos en 
la noche: Abril 2S de 1894 













- - --. ' 



A 



ÉPOCA DE LA FUNDACIÓN DE LOS PUEBLOS Y CIUDADES DEL ZULIA. 

1.505 - Maracaibo por Ambrosio Alfinger 

1.600 - Altagracla 

1.669 - No existía Bajo Seco (Isla) 

1.498 - ;' 

1.591 - Gibraltar 

1.680 - Cimientos de la "Muralla" en Maracaibo 

1.790 - Fundación de Sinamaica 

1.778 - Fundación de San Carlos de Zulia 

1.752 - La Concepción en el Dto. Urdaneta 

1.790 - Santa Rita 



1.499 - Descubrimiento del Lago de Maracaibo (24 de Agosto) 

1.783 - Nacimiento de Bolivar en Caracas (24 de Julio) 

1 ,823 - Batalla ganada por Padilla contra Laborde (24 de Julio) 

1.822 - Batalla ganada por los patriotas en Juana de Avila(24 Abril) 

1.835 - Batalla ganada por el Cnel. F.M.Faria a A. Pulgar (24 Octubre/ 

1.848 - El Gral Escolástico Andrade retiró su ejercito de Maracaibo 

a la Cordillera y capituló en la Mocotí. (24 Diciembre) 
1.848 - Toma sin resistencia del Castillo de San Carlos por las fuer- 
zas navales del Partido Liberal.- (24 diciembre) 
1.822 - El Gral Francisco Tomás Morales sale dé Puerto Cabello a in- 
vadir al Zulla y desembarca en Cojoro. (24 de Agosto) 
1.642 - Se acercó a Maracaibo un Corsario inglés-Pag.78 (23 Dbre) 
1.669 - Escribió Don Alonso del Campo y Espinosa su célebre carta al 

pirata Morgan -Pag. 82 (24 de Abril) 
1.788 - Nace Rafael Urdaneta (24 de Octubre) 
1.848 - Asesinamiento del Congreso (24 de Enero) 

1.822 - Capituló el Gral. Lorenso Morillo .subalterno del Gral. Mora- 
les en Perijá.-Lino de Clemente era el jefe republicano. -Pag. 
125 - (24 de Mayo) 
1.821 - El Libertador nombró u*na comisión que fuese a Esoafia a tratar 
la paz bajo la base de la 3 ndependencia ( 24 de enero' 



.>■>$■* 



n 



■ 



Wh - 



Mfa