(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Advanced Microdevices Manuals | Linear Circuits Manuals | Supertex Manuals | Sundry Manuals | Echelon Manuals | RCA Manuals | National Semiconductor Manuals | Hewlett Packard Manuals | Signetics Manuals | Fluke Manuals | Datel Manuals | Intersil Manuals | Zilog Manuals | Maxim Manuals | Dallas Semiconductor Manuals | Temperature Manuals | SGS Manuals | Quantum Electronics Manuals | STDBus Manuals | Texas Instruments Manuals | IBM Microsoft Manuals | Grammar Analysis | Harris Manuals | Arrow Manuals | Monolithic Memories Manuals | Intel Manuals | Fault Tolerance Manuals | Johns Hopkins University Commencement | PHOIBLE Online | International Rectifier Manuals | Rectifiers scrs Triacs Manuals | Standard Microsystems Manuals | Additional Collections | Control PID Fuzzy Logic Manuals | Densitron Manuals | Philips Manuals | The Andhra Pradesh Legislative Assembly Debates | Linear Technologies Manuals | Cermetek Manuals | Miscellaneous Manuals | Hitachi Manuals | The Video Box | Communication Manuals | Scenix Manuals | Motorola Manuals | Agilent Manuals
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Dipterologia Argentina"

0.L 



ÜIPTEROLOGIA ARGENTINA 



YCETOPHILIDAE 



POR 



FÉLIX LYNCH ARRIBALZAGA 

íacional de Ciencias en Córdoba, de la So 
de la Société fran(,aise d'Entomologie, etc. 



" ' .i '":irr'T~^ g**í ' ' ' 

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba, de la Sociedad Científica Argentin 



Articulo publicado en el Boletín de l\ Academia Nacional de Ciencias 
DE Córdoba, Tomo XII, páginas 377 ü 436 ¡j 471 d 483 



BUENOS AIRES 

IMPRENTA DE PABLO E. CONl É HIJOS 

680 — CALLE PERÚ — 680 

1892 






DIPTEROLOGIA ARGENTINA 

(MYCETOPHILIDAE) 

POR 

FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA 

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba, de la So:iodad Cif'nüfica Argentina, 
de la Société francaise d' Entomologie, etc. 



Terminado ya uno de mis trabajos {Culicidae), y al con- 
cluirse otro {Syrphidae), impresos respectivamente por el 
Museo de La Plata y por la Sociedad Científica Argentina, 
puedo ahora dedicar mi atención á los ágiles y delicados Ti- 
pulidae que constituyen el grupo de los Mycetophüidae. 

Precisamente en esta tribu ss donde noto más la deficiencia 
de mi material científico, porque me parece indudable que en 
nuestro territorio deben existir muchísimas especies, más 
que las que describo, y si doy á la publicidad este pequeño 
estudio lo hago movido por el deseo de que él pueda servir 
de base para ulteriores investigaciones. Tanto el Dr. Ger- 
mán BuRMEisTER como el Dr. H. Weyenbkrgh, han seña- 
lado muchas especies en el Paraná (Entre Ríos), Mendoza y 
Córdoba, mas sin describirlas y probablemente sin recogerlas, 
pues ni en las colecciones de mi malogrado colega el Dr. We- 
YENRERGii, las que he podido examinar en Córdoba, ni tam- 



— 4 — 

poco en las que mi venerable amigo el Dr. Burmeister tuvo 
la bondad de poner en mis manos, he podido ver muestras de 
los Mi/cetophílidae á que aluden en sus obras. La vecina 
República de Chile, con un territorio tan variado en climas 
como el nuestro, cuenta con unas 36 especies, al paso que 
aquí, no obstante la mayor extensión de país, sólo puedo 
mencionar alrededor de 24 Mycetophil¿da.e, bien que ellos 
se hallen repartidos en un número de géneros sensiblemente 
mayor que los de ultra-cordillera. En esta obra he seguido 
el mismo plan que en las dos anteriores, persiguiendo siem- 
pre el propósito de que ella se acerque, en cuanto sea posi- 
ble, ala uniformidad de un trabajo único. 



Buenos Aires, Mayo ¿2 de 1892. 



MYCETOPHILIDAE, Macquart. 



Tipulariae fungivorae, Latu., Gen. Criist. et Ins., IV, 260 (1100) 

(1809). — Ejusd., Fam. nat. d. Rrgne anim., 485 (1825).— 

Ejüsd., in Cuv., Régne anim., V. 447 (1829). 
Tipulariae fungicolae, Macqt., Hist. nat. des Dipl., I. 119 ¡1834). — 

Walk., Lístete, 84 (1848). — Phil., Aufzíilil. d. chil. Dipteren, 

23 (1865). 
Mycetophilites, [ilae] Blanch., Hist. d. ins., II, 456 (1845). 
Sciarina et Mycetophilina. — Winneutz, Beilr. zu eincr Monogr. d. Scia- 

rinen (1867) et Beitr. zu einer Monogr. d. Pilzniücken (1863). 
Mycelophilidae, Macqt., Dipt. exot., I. 76 (1838). — Westwood. Intr. to 

thf! raodern class. of Insects. II, 521 (1840). —Low, Monogr. 

of the North Am. Dipt. I. 13 (1862). — Schin., Novara Exp., II. 

9 (1868). — Girard, Traite d' Entom., líl, 964 (1885). — E. 

Lynch A., Catálogo etc., 116, VI (1882). — Osten-Sacken, Ciía- 

ract. of the Larvae of Mycetopliilidae (1886). 



Los Mycetopliüidae son Tipularios comunmente de pe- 
queña talla y que, en el estado adulto, ofrecen los siguientes 
caracteres: Cuerpo angosto, masó menos alargado, cabeza 
pequeña y redondeada, munida de nna trompa muy corta, 
palpos arqueados y filiformes, compuestos casi siempre de 
cuatro artejos, ojos ovales, circulares ó reniformes, ocelas 
las más veces desiguales en tamaño y dispuestas ora en trián- 
gulo^ ora en una línea transversal arqueada ó recta, antenas 
filiformes insertas entre los ojos, bastante cortas y grueseci- 
tas arqueadas, hacia abajo ó á los lados, en la mayoría de los 
casos, siempre fina y cortamente velludas, constituidas ordi- 
nariamente por 16 artejos ; por rara e.xcepcion, llegan estos 



— 6 — 

apéndices ú adquirir desmesurada longitud y delgadez (A/a- 
crocera); el tórax, es muy giboso y carece de la sutura 
media transversal, como se observa en los Culicichi' ; el 
escudete es transversal, angosto, y casi semicircular; alas 
oblongas, y bastante anchas, redondeadas en el extremo 
libre, y provistas de una célula costal, á veces poco distinta, 
una mediastina, una ó dos marginales ó subcostales, dos cubi- 
tales en no pocas ocasiones, cuatro ó cinco celdas posteriores, 
más ó menos distintas ; carecen de discoidal, lo que los distin- 
gue de los Rhyphidae : durante el reposo las alas siempre 
se cruzan liorizontalmente sobre el cuerpo ; los balancines son 
largos, libres y no están superados en su base por cucharillas 
ó salientes membranosas ; los pies, bastante largos y delgados 
son comunmente espinosos, tienen ancas muy largas, muslos 
fusiformes y tibias terminadas por dos largos espolines; los tar- 
sos cilindricos y velluditos suelen ser de igual longitud que 
las tibias; el abdomen se compone de seis á siete segmentos, 
cilindrico en los mas, á veces es casi paralelo y fuertemente 
deprimido (Platyura), se termina en las hembras por un 
taladro en forma de punzón y por garfios ó apéndices articu- 
lados en los machos. 

Entre los caracteres que dejo enumerados, suele faltar, 
aunque rara vez, el de los ocelas, como sucede en las Che- 
nesia, donde al parecer no existen ó son muy poco visibles. 
Estos insectillos, de tintes amarillos, rojizos ó negros y gene- 
ralmente muy ¿ígiles, llevan, durante sus primeros estados, 
una vida obscura en los bosques sombríos y húmedos, en los 
hongos, bajo las cortezas ó aun en Ja tierra, mas, cuando 
adultos, suelen frecuentar las flores. Gustan de las arbole- 
das compuestas de esencias resinosas, y, como su nombre lo 
indica, buscan los hongos preferentemente, para depositar 
sus huevos; es probable que produzcan varias generaciones 
al año y que el desarrollo de sus larvas sea muy rcápido, 
pues \iviendo algunos en Cryptógamos eminentemente pu- 
trescibles, tales como los del género Amanita, deben cumplir 



en brevísiiuü plazu el tcTUiino de su evolución biológica. Ase- 
gurase (GiRAKi), Traite el' Entom., III, 965) que en ciertas 
épocas abundan en la canteras y las cavernas destinadas al 
cultivo de los agáricos comestibles y que su número llega á 
ser tal, que apagan las lámparas de los obreros ocupados en 
las cosechas de hongos y aún más, que ha sido forzoso aban- 
donar durante varios años el cultivo de los C r y p tagarnos 
en ciertas canteras infestadas |)or los Mycetophüidae, con 
el objeto de sitiar ó matar por hambre á los Tipularios in- 
vasores, los que, por otra parte, no llegan á encontrar condi- 
ciones tan favorables de vida, sino al ser transportados junto 
con los abonos indispensables para la cultura de los hongos 
comestibles. Suelen hallarse en los vidrios de las ventanas y 
sobre las yerbas húmedas, durante toda la primavera y el 
otoño . 

En nuestro país aparecen, como de ordinario sucede con 
los insectos Argentinos, casi tan abundantes en especies 
como en géneros, mas de tal manera repartidas aquellas, 
que el término medio, correspondiente á cada género, no 
excede de dos para cada uno, siendo cierto que, hasta ahora, 
sólo uno que otro Mycetophilidae perjudica á nuestra agri- 
cultura, en sus diversas manifestaciones, bien que de una 
manera muy poco apreciable. 



I. Larvas. 

Para el estudio y descripción de las larvas de los Myceto- 
philidae, que personalmente no he podido observar, voy á uti- 
lizar los datos que me suministra una tan excelente como escasa 
obra (Characters of the Larvae of Mycetophilidae, 1886) 
debida á la bien cortada pluma del Barón de Osten-Sacken, 
con cuya amistosa relación me honro ; esta obra que no es 
sino un resumen de cuanto por hoy se sabe de la vida de los 
Mycetophilidae, me servirá de guía, para, ámi turno, dar á 



conocer d los novicios en la entomología los distintivos más 
resaltantes de los [¡rimeros estados de un grupo tan difícil 
de estudiar, como lo es el de estos ágiles y obscuros consu- 
midores de humus, hongos y detritos vegetales. 

Las larvas de los Mycetophüídae tienen por caracteres 
distintivos una caÍDeza pequeña y córnea, la que precede á 
un cuerpo largo y subcilíndrico, carnoso ó pulposo, blanco ó 
amarillento, compuesto de 12 segmentos y dotado de 8 pares 
de estigmas, labro carnoso, mandíbulas cortas lameliformes, 
córneas y generalmente desprovistas de dientes en el lado 
interno, mas, alguna vez dentelladas ; maxilas munidas de 
un lóbulo interno coriáceo por dentro, más ó menos dente- 
llado y de otro externo provisto de una abertura ó recorte 
circular cerca del externo que es redondeado y mútico ; labio 
inferior pequeño, córneo, pero á las veces rudimentario. De 
órganos apropiados para poner las larvas en relación con el 
mundo exterior, sirvénles anténulas cortísimas, casi rudi- 
mentarias y en forma de punzón y dos ocelas apenas distin- 
tas, mas deberé hacer notar que, tanto las anténulas como las 
ocelas parecen faltar en no pocas ocasiones ; los órganos 
de locomoción se hallan representados por salientes ó tetillas 
carnosas más ó menos pronunciadas ó por cerditas muy linas 
en la cara ventral y á lo largo del cuerpo ; finalmente, en raros 
casos, les sirven para respirar cuatro tubillos situados en lo 
posterior del abdomen. Bajo el punto de vista de los carac- 
teres que ofrecen las larvas de Mycetophilidae, conocidas 
hasta hoy, puédense dividir estas en los grupos que de- 
muestra la sinopsis, que ensayo presentar. 

1. Larvae 12- annulatae, segmeulis ómnibus bene 

distinctis. stigmata lateralia ; una ad seg- 

raentuní thoracicum primum laterem ver- 

sus sita, alterisque 7 abdominalibus utrinque 

instructae 2 

— Larvae haud distincte 12 - annulatae, segmen- 

tis 3 primis bene disjunctis at posticis abdo- 



- 9 — 

minalibus arete connexis subtilisisme den- 
sissimeque transversim rugulosis ; stigmata 
lateralia nulla sed abdominis ápice é apen- 
diculis 4 minutis, tubuliformibus terniinato. Ceroplaiini. 

3. Anlennae subobsoletae, bi-articnlatae, retráctiles, 
carnosae. Ocelli saepe nulli videtur, pellii- 
cidi vel opaci S 

— Antennae distinctae, tri-articulatae, basi carno- 
sae, ápice setiformi corneo auctae. Ocelli 
pellucidi, distincti Bolitnphiliiii. 

ti. Mandibulae ovales apicem versus dilalatae intus 

dense bi-scriatini denticulatae MycelnpJiilini . 

— Mandibulae subqiiadratae ápice uniseriatini sat 

magnedentatae. Ocelli nulli vel opaci inter- 

dum nigri «4 

-4. Mandibulae ápice 3-, vel 4 - dentatae, dentibus 

ómnibus sat magnis. Ocelli nigri Sciariiü. 

— Mandibulae ápice sat magnate dentatae inler 

dentes raajores dentibus minutis instructae. 

Ocelli nulli Scinphilirti . 

Como se observará, en el cuadro precedente, no me refiero 
sinóá las cuatro divisiones principales de los MycetophiJi- 
clae y que en él no menciono el género Mycetohia., casi tan 
importante como el que da nombre á la tribu. 

Gran parte de los caracteres atribuidos á Ceroplatus pue- 
den aplicarse á Platyura y Asindulum, mientras que los 
de Bolitophüa y Mycetophila incluyen las Cordyla, Ma~ 
crocera, Boletina, etc. y que los de Sciophila y Sciara 
pueden corresponder á Lia y Lasiosoma, por lo menos en 
la mayoría de sus caracteres. 

Osteiv-Sacrein, fundándose en que las larvas de Mycetobia 
son amphipneutics, es decir, que poseen dobles órga- 
nos ó modos para respirar, llega hasta poner en duda que 
este género deba figurar entre los Mycetophilidae, opinión 
de la cual no participo, porque, si bien es cierto que la orga- 
nización de las larvas y ninfas de las Mycetobia y géneros 
afines se aproxima, en gran mauera, á la de los Rhyphus, 



— 10 — 

el conjunto da todos los del adulto les señala una posición 
sistemática al lado de los Mycetophüidae, pudiéndose, á 
lo sumo, asignar á estos dípteros un lugar intermedio entre 
los Myceiophilidae y los Rhyphidae. 



IT. Ninfas ó pupas. 

Como sucede en los Coleópteros é Himenópteros y 
gran parte de los Dípteros ortoráfos, se diseñan en las ninfas 
de los M y cetúphilidae los caracteres del insecto llegado 
á su postrer perfección. No se hallan encerradas en la cár- 
cel, que el progresivo endurecimiento de los tegumentos 
externos de la larva proporciona á los Dípteros ciclorá- 
fos, sino que ellas, en su última muda, despojándose de sus 
envolturas larvales, demuestran lo que deberán ser en el 
futuro. La ninfa es oblonga casi siempre, desprovista de 
espinas en las mas, siendo muy visibles sus estuches alares, 
sus patas tendidas á lo largo de la cara inferior del tórax, 
y el abdomen, así como sus antenas que, contorneando los 
ojos por de fuera, van á alojar sus extremidades entre las 
vainas de las alas y de las patas del segundo ó tercer par. 
Los estigmas del protórax poco salientes en muchos, sue- 
len prolongarse en algunos (Sciara, Mycetobia) á ma- 
nera de pequeños y agudos cuernecillos, y en cuanto á los 
agujeros respiratorios del abdomen se manifiestan bajo la 
forma de pequeños tuberculitos de color parduzco, Rara 
vez ocurre que las ninfas estén armadas de series circula- 
res de espinas y que en su parte anterior ofrezcan la fi - 
gura de una espátula truncada en el borde delantero. A la 
mayor parte se las halla cubiertas ó encerradas por un 
tejido sedoso ó semi-membranoso, producido por las lar- 
cas, antes de su metamorfosis. 



— 11 - 

La anatomía interna de estos dípteros ha sido objeto de 
importantes trabajos, entre los que descuellan los de Dufour, 
por su claridad y apreciable exactitud. 

El conjunto de los caracteres suministrado por las larvas 
é insectos perfectos demuestra plenamente que su orga- 
nismo más complejo, ó si se quiere, más perfecto, los coloca 
en el primer rango de los dípteros. 

En efecto : su sistema nervioso compuesto de nueve gan- 
glios, según DuFOüR, quien al tratar de la íntima organiza- 
ción de Ceroplatus, nos ofrece, hasta cierto punto, el re- 
sumen de la que pertenece á todos los Mycetopküidae, 
acércalos en gran manera á los Culicidae, Chironomitae 
y Tipulidae. Consta el sistema nervioso de estos insectillos 
de un ganglio cerebroide, dos torácicos aparentes (proba- 
blemente por un principio de fusión de los tres que debe- 
rían existir), y seis ventrales, emitiendo todos ellos pares re- 
gulares de nervios laterales. El sistema respiratorio es 
casi todo tubular y con raras utrículas Iraqueanas, situadas 
en la base del abdomen; ocho estigmas, de los que dos 
corresponden al tórax, y seis al abdomen, dan acceso al aire 
necesario para la vida del insecto. La nutrición, por vía del 
alimento, se efectúa por un tubo digestivo tan largo como 
el cuerpo del animal : el sistema digestivo se compone de 
dos glándulas salivares, en forma de bolsillos más ó menos 
largos, estrechos y ondulosos, un esófago corto y del- 
gado, una vesícula aspiratoria muy larga, oblonga y sencilla, 
la que se une al comienzo del tubo digestivo como en los 
Culicidae, un estómago tubuloso con estrechamientos ú ova- 
lar, pero algo más complicado en algunos que en los demás 
Tipulidae, pues posee en el extremo anterior dos bolsas 
laterales, cortas, ovales ó triangulares; cuatro vasos urino- 
biliares, fdiformes, sésiles, dispuestos en corona como en los 
Culicidae, circundan la región pilórica ; la parte de intes- 
tino que sigue al estómago es muy estrecha y se termina por 
un rectutn esferoidal en Ce?^opíaíiís, tubuloso en Platyura 



— 12 — 

y sus afines. En las larvas, la organización que he descrito 
aparece más compleja á causa de que algunos órganos de- 
ben llenar funciones múltiples en el sentido de la nutri- 
ción y de la \ida de relación, de manera que los unos están 
más concentrados en la larva,, que no en el adulto, tal como 
sucede con el sistema nervioso, que tiene ocho ganglios dis- 
puestos en forma de rosario, en vez de los nueve del insecto 
perfecto, mas en cambio, otros órganos, como los de la di- 
gestión, son relativamente más compuestos en el primer 
estado, que en el último; así, el sistema digestivo es tres 
veces más largo que el cuerpo, las glándulas salivares son 
larguísimas, flexuosas, y además desempeñan un doble papel: 
concurrir á la nutrición con los jugos que segregan y produ- 
cir la seda de que se compondrá el capullo de la ninfa; los 
sacos ventriculares del extremo anterior del estómago son lar- 
guísimos, tubulosos y cerrados en el ápice, los vasos de Mal- 
pighi, aun cuando son cuatro como en la zmagfo, hál lause 
montados por pares sobre dos largos pedículos, que arran- 
can de la región pilórica, ala manera de los Muscidae, y aun- 
que lisos en la base, muéstranse varicosos y amarillentos en 
el resto de su tejido ; no existe la panza que se observa en el 
adulto ni tampoco el rectum esferoidal, pero, en cambio, 
antes del ventrículo quilífico se halla un buche ovalado, mus- 
culoso al través y calloso por dentro y el intestino delgado 
es filiforme, casi tan largo como el cuerpo y fuertemente 
enroscado. El sistema respiratorio de las larvas se compone 
de tráqueas tubulosas provistas de ramos laterales y sin 
vejiguillas aeríferas visibles, ün denso y abundante tejido 
adiposo, recortado en forma de membranas ó de apéndices, 
envuelve todo el tubo intestinal de las larvas. 

Los órganos genitales del insecto perfecto constan exte- 
riormente en el macho de dos ganchos bi-articulados y fre- 
cuentemente bífidos en el ápice; en las hembras se componen, 
por de fuera, de un oviscapto formado por dos láminas lan- 
ceoladas y puntiagudas, cuyo conjunto simula un punzón; 



— 13 — 

los ovarios tienen la figura de racimos guarnecidos de mu- 
chísimas vainas ovígeras y uni-capsulares que terminan en 
un tubo central ; una glándula' sebífica consistente en dos 
vasos excretores alargados y dos reservatorios, ovalados lle- 
vados por un cuello capilar^ completan el aparato genital 
interno. 

Abordo ahora el punto más interesante siempre en el 
estudio de los animales, cualquiera que sea el orden á que 
pertenezcan, el de sus hábitos y régimen de vida. En efecto, 
nada hay más seductor para el naturalista y para el aficio- 
nado, que la observación ó el relato de hechos, á veces 
inverosímiles, que acreditan la actividad é inteligencia de 
seres que estamos habituados á considerar como inferiores, 
tal vez sólo porque podemos destruirlos individual ó colecti- 
vamente, hasta con el leve contacto de nuestros dedos. He 
dado á conocer las larvas y ninfas de los Mycetopfiüidae 
en cuanto ha llegado á mi noticia, y también, sumariamente, 
he aludido ásu costumbre de habitar ó frecuentar los hongos, 
hojas secas ó corrompidas, detritus de madera, la tierra car- 
gada de humus y también los frutos, mas, en todo ello hay 
tanta variedad en los modos de comportarse, que es necesa- 
rio una exposición más detallada de la biología de ciertos 
géneros y aun de ciertas especies, exposición que ampliaré 
al tratar de cada uno de nuestros géneros, con cuanto dato 
me fuese conocido. Estos insectos son, hasta cierto punto, so- 
ciables, mas no en el sentido estricto que debe darse á este 
adjetivo, porque, aunque se les halle en gran número en 
ciertos parajes, cada larva lleva una vida independiente, sin 
ocuparse de sus vecinas. Las larvas de Ceroplatus obser- 
vadas por Reaumur, Bosc, Dufour y Wahlberg, viven en 
la cara inferior de los agáricos arborícolas y según parece 
no se alimentan sino de los zumos que trasudan del hongo, 
cuya destrucción apresuran ; se construyen con la ayuda de 
la hiladera bucal de que están provistas, una especie de 



— 14 - 

tienda transparente, compuesta de seda ó de bava, donde 
quiera que se detienen y antes de transformarse en ninfas se 
hilan un capullo, cerca del mismo punto que habitaron como 
larvas, sin dejarse caer á tierra como muchos otros Myce- 
tophilidae. Las Mycetophila, si bien concuerdan con casi 
todos los demás en deponer sus huevos blancos y cilindricos 
en lo inferior de los hongos^ ofrecen curiosas diferencias 
según las especies: unas, al parecer, no hilan capullo y se 
contentan con abrigarse bajo el pileus de los hongos (M. In- 
nata, Meig.), otras (M. signata, Meig., M. hilaris, Düf.) 
fabrican un capullo truncado en una de sus extremidades, la 
cual se halla cubierta de un fino y delicado velo, que más 
tarde desgarra el insecto perfecto para salir, al paso que 
algunas (M. scatophora, Perris) se cubren con sus mismos 
excrementos, amoldándolos á su cuerpo por un movimiento 
ondulatorio del dorso, y concluyen, al fijar este abrigo singu- 
lar, por revestirlo interiormente de una película y prolongar 
la parte anterior en un corto apéndice. 

Una especie, oriunda del Brasil, descubierta por el Dr. 
MüLLER, en Blumenau, y descrita por Brauer (Denkschr. etc. 
Wien, 1883), tiene costumbres análogas á las de M. scato- 
phora Perris, pues arrastra consigo, sobre las hojas de Ga- 
searía, un escudo protector, formado por sus propios excre- 
mentos. 

Las larvas de Cordyla y Bolitophila tienen hábitos casi 
iguales á los de Mycetophila, y, como ellas, tejen capullos 
sedosos sobre ó entre los despojos de los hongos. Las Scio- 
23/iiía viven, no debajo, ni en el interior del parasol de los 
hongos, como las Mycetophila y géneros vecinos, sino en- 
cima de él ó en su superficie, la que cubren con un finísimo 
tejido, hábito de que también participan las Lia, cuya larva 
transparente « Uves in delicate webs on the sur face of 
tree-fungi » (Van Boser, Verz. Wüt. Dipt.) ó habitan en los 
hongos de los árboles podridos, cubriéndolos con delicadí- 
simos y sedosos velos (Ost-Sack., Charact. ofthe Larv. of 



— 15 — 

Mycet. 15). Algunas larvas de Sciophila viven también, ó 
por lo menos allí han sido halladas, en la madera po- 
drida, particularmente cuando está cubierta de mohos; cos- 
tumbres idénticas tienen las Boletina. y Lasiosoma, hasta 
ahora observadas. La biología de las Sciara. es mucho más 
complicada que la de los géneros anteriores, ó así lo parece, 
seguramente porque ha sido mejor estudiada por los natura- 
listas y también porque ha llegado á preocupar la atención 
de los labriegos, originando entre ellos hasta creencias su- 
persticiosas relativas á las agrupaciones que suelen formar 
las larvas de Sciarinae. Algunas Sciara que \iven del 
humus ó de los detritos vegetales se reúnen, para emigrar, 
en largas cintas compuestas de mucosidad y de larvas, las 
que se mueven serpenteando en una dirección determinada 
por su instinto {Se. militar is, Now., Se. gregaria, Bel., 
Se. Thomae, Fabr.); otras, en mucho mayor número, care- 
cen de la facultad de emigrar y se alimentan de cortezas 
podridas, hojas corrompidas y en general de todos los restos 
vegetales descompuestos (Se. vitripennis, Meig., Se. niti- 
dieollis, Meig., Se. pruinosa, Bouché, Se. elongata. Se. 
fuseipes, Meig.), ó atacan los tubérculos y singularmente las 
patatas (Se. fucata Meig., Se. p?'Uznosa? Bouché, Se. pu- 
Liearia, Meig., Se. vittata Meig., Se. longipes Meig., Se. 
5-¿ineaía, Macqt.). Dícese de unas pocas (Se. tilieola, Low., 
Se.sp. Comstocr) que forman agallas en las hojas de los tilos 
ó en las del Aeer rubrum, pero este hecho aun no se halla 
bien averiguado, y por el contrario, tanto el Barón de Osten- 
Sackein (Op. cit. 27) como Mick (Verhandl. zool-bot. Ge- 
sells., 190-92, 1883), lo ponen en duda, incliüándose á creer 
que las agallas han sido producidas por una Ceeidomyia y 
que la presencia en ellas de larvas de Seiara es solo acci- 
dental. 

No pocas Sciara pasan sus primeros estados dentro de los 
tallos herbáceos de Aretium, Angélica, Malva, Althaea 
{Se.morio, Meig., Se. albifrons, Schill., Se. Giraudii, 



— 16 - 

Egg.), suelen también dañar á los cereales como las Ce- 
cidomyia, como ya lo observó Olivier en 1813 (Prem. 
mera, sur quelquesins. quattaquent les cereales); rarísi- 
mas son las que viven en los hongos {Se. ingenua, Düf.), ó 
que en apariencia sean parásitas de las abejas solitarias 
Se. sp. Drewsen) ó de las larvas de Nematus (Hymeno- 
-ptera. Tenthredinidae), según lo refieren Drewsen (Stett. 
Entora. Zeit., 210, 1847) y Cameron (Proc. Nat. Hist. Soc. 
Glasgow, 11, 298, 1876). Soy de opinión que el parasitismo 
atribuido á las Sciara es tan dudoso como su facultad para 
formar agallas en las hojas de los árboles. 

Ciertas Sciara suelen perjudicar á la arboricultura ; así, la 
Sciara pyri, Schmidberger, depone sus huevos en las flo- 
res del peral, las larvas penetran en el ovario, y los frutos 
caen sin haber alcanzado todo su desarrollo ; una especie de 
nuestro país, la que aún no conozco en estado perfecto, 
ataca también á los perales, como lo he observado en Barra- 
cas al Norte (Buenos Ayres), por Diciembre de 1890. Aconse- 
jase recoger los frutos y quemarlos para preservarse de 
ulteriores invasiones. 

Estos insectos se han encontrado, en cantidad no desprecia- 
ble, en los terrenos terciarios de Estados Unidos y del Ca- 
nadá, pues no menos de veinte á treinta especies señala Von 
Heyden en las formaciones geológicas de esos territorios 
Report U. S. Geol. Survey, Florisan-Lake, 28,- 1 890). M. 
GüÉRiN MÉNÉviLLE (fíeuue ZooL, 170, pl. 1, f. 18) cita y 
figura dos dípteros encerrados en estado de cópula, en el 
ámbar de Sicilia, pero sin enunciar opinión alguna sobre su 
lugar sistemático, no obstante que, en presencia del dibujo 
mismo, y sin tener á la vista los originales, se puede casi 
afirmar que no son sino Mycetophilidae, que habitaron, 
como muchos de sus actuales congéneres, los sombríos pina- 
res que revistieron, en lejanas épocas, las montañas de la 
riscosa tierra de los Sículos. 



— 17 — 

Al tratar de la clasificación de este grupo, no estará de 
sobra un poco de historia sobre las visicitudes y cambios que 
aquella ha sufrido hasta nuestros dias, y así, antes de entrar 
en materia, procuraré dar una idea del proceso de clasifica- 
ción adoptado finalmente para estos pequeños dípteros. 

Latreille, en 1802, sin haber reconocido aún toda la 
importancia que los caracteres alares tienen en la clasifica- 
ción sistemática de los insectos, al ocuparse de los Tipula.- 
viae (Hist. desCrust. etd. Ins., XIV, 272) divídelos en dos 
grupos basados en los caracteres bucales, grupos que después 
subdivide de acuerdo con los datos que le proporcionaron las 
patas y los palpos. Clasificación tan artificial nos hace hallar 
nuestras Sciara ( Molobrus. Latke\i.le) éntrelos Tipúlidos 
verdaderos y los C tiironomitae y muy alejados de los Asin- 
dulum, Ceroplatus y Mycetophila., los agrupa entre los 
Tanypus y Ceratopogon, quedando así estos últimos sepa- 
rados de su grupo natural. No es, como se vé, sino un bos- 
quejo informe de arreglo sistemático. Mas, posteriormente 
y siendo mejor conocidos los hábitos de esta familia, reúne 
los diversos géneros diseminados, bajo el nombre de Tipu- 
lariae fungivorae en una sección algo más natural, pero 
en la cual se hallan algunos elementos ágenos á la agrupación. 

Mejor inspirado Meigen, ó más especializado en el estudio 
de los Dípteros, que el docto Latreille, y por consiguiente 
más penetrado de la importancia que ciertos órganos tienen 
en la clasificación de este orden, agrupó los Tipularios con- 
sumidores de hongos en una sección que llamó, como La- 
treille, Tipulariae fungivorae, nombre que después no 
volvió á usar, á pesar de que en su obra capital (Systema- 
tische beschreibung der bekannten europaischen zwei- 
flügeligen Inseckten, 1818), manténgala agrupación, casi 
como ahora se conserva (Op. c, I, p. 173-224), mas sin darle 
un nombre particular. Pero el primer paso estaba dado, y no 
tardaron otros autores en adoptar la clasificación de Meigen 
y entre otros el mismo Latreille, que con el nombre de 



- 18 — 

fungivores caracteriza en gran parte los Mycetophilidae, 
aun cuando en la clasificación de ellos (Cuvier, Bégne anim., 
V, 1829) introduzca, como antes, algunos elementos que les 
son extraños. Finalmente, Macquart, en 1834, limita á los 
Mycetophilidae {Hist. nat. des Dipt., I, 119) con muy 
corta diferencia de como se hallan, pero manteniendo la an- 
tigua denominación de Tipulariae fungicolae, que más 
tarde ha debido desaparecer. Empero, establecidos ya los 
signos que deben servir para conocer á estos insectillos, 
dióles Macquart en 1838 (Dipt. exot., I, 76) la denomina- 
ción general de Mycetophilidae, sacada del nombre del 
género principal (Mycetophila) y que fué adoptada, con 
lijeras variantes en la desinencia, por la mayoría de los na- 
turalistas, en el sentido que íe atribuyó Macquart, con 
exclusión de alguno que otro género, tal como el de Catn- 
pilomyza. Winnertz, en 1863 y 1867, considera que Scíara 
y sus afines no deben mirarse como del grupo de los Myce^ 
tophilidae y sí constituir otro diverso; aun cuando es no- 
torio que las pequeñas agrupaciones en la clasificación, y 
con tal que estén muy bien caracterizadas, nos conducen 
más pronto á los objetos que ella se propone, no creo que 
en este caso tantas subdivisiones nos den mejor resultado 
para el conocimiento de los Mycetophilidae, por cuanto se 
trataría ya de una tribu ó familia diferente, que apenas di- 
fiere de la otra, sino en detalles que sólo como genéricos ó 
de divisiones secundarias deben pasar. Siguiendo el ejemplo 
de la mayoría délos entomólogos, trataré aquí de losMí/- 
cetophilidae, incluyendo en este grupo los Sciarina de 
Wonertz. 



DE Mycetophilidarum charactere naturali. 

Imago. Antennae: porrectae 12-17 articulatae, saepe 
extrorsum arcuatae, rarius rectae, filiformes, modice eras- 



— 19 — 

siusculae corporedimidiohaud superantes, interdura tenues, 
setaceae, fortiter elongatae. Caput: minutum, rotundatum 
vel ovatum, a Ihorace e eolio brevissimo affixum. Proba- 
seis : brevissima sub-occulta, rarissime elongata, linea- 
ris. Palpi: 3-4 articulati, filiformes. Oculi: rotundi, ovati 
vel oblongi. Ocellí : 3 verticales vel frontales, saepissimé 
inaequales in triangulum dispositi, alus in lineara transver- 
salera recta vel incurvá positi, alus ocelli dúos prope oculo- 
riim raarginera interiorem siti, rarius subobsoleti. Thorax 
medio haud transversirasulcatus, sutura transversa destitutus 
ovatus, sat fortiter convexus; scutelluvi muticum, serai- 
circularevelsubtriangulare, convexiusculum. A/ae ovales vel 
lanceolatae, ápice rotundataebasin versus angustatae tenuis- 
siraé pilosae, incurabentes, parallelae, venae longitudinales 
costalis, subcostalis, raarginalis, subraarginalis, discoidalis, 
posticalis et analis auctae, venulae transversae raediae 
1 vel 2 iustructae, cellula discoidalis deest, cellulae costa- 
lis, raediastinalis, raarginalis, subraarginalis et posteriores 
3-5 adsunt. Halteres elongati, detecti. Pedes alus elon- 
gati tenuesque, alus breves ; coxae elongatae, conicae, 
exertae; femo/'a saepe ovales, incrassata; tibiae ápice cal- 
caratae extus saepissimé seriatini spinulosae; tarsi tibia- 
rura longitudine infrá minuté spinulosi. Abdomen oblongura 
vel basin versus leviter angustatum, 6-8 annulatura, </ ápice 
bi-ungulatura, 9 é oviscapto breve, bi-lamellato, terminatum. 
Larva gregaria, apoda in nymphara rautans ad folias deci- 
duas, palos putrescentes, fungos detritos vel subterra, jara nu- 
da, jara é folLiculos sericeos vel stercoraceos obtecta, carnosa, 
verraiformis, oblonga vel subcylindrica, albida vel flavida, 
r2-annulata vel confusé subtiliter transversim rugulosa ; 
capite corneo, mandibulae laraelliforraes intus rauticae, 
maxillae intus coriaceae saepius denticulatae ante apicem 
circulariter excissae ; aníennae obsoletae vel brevissiraae, 
ápice acurainatae; ocelli pellucidi vel nigri prope anten- 
narura basin positi, utrinque stigmata 8 instructa. 



- 20 — 

Nympha oblonga, mutica, alae, antennae, pedesque 
distincti aucta, vel rarissimé subcylindrica, posticé angusta- 
ta, spinuloso-denticulato-cincta, anticé ampliata, subspatu- 
lata. Stigmata plus minusve atque minuté prominentia. 
Thorax suprá antrorsumque interdum muticus, saepe bi- 
vel quadd-corniculatus. Victus sub térra, corticibus, fungís, 
foliis deciduis et stercoribus, gallis non pertinentibus, 
fructis et cerealibus, interdum nuda, saepe sub folliculis se- 
riceis ovalibasque occulta. 



TABULA GENERUM. 



1 . Ocellí 3 aequales vel inaequales 2 

— Ocelli 2 disliocti satmagoi, prope oculoriira raar- 

ginem interiorem siti. Alarum nervulus me- 
dias transversus imicus, s. simplex ; costa 
vense submarginalis apicera haud superaos, 
cellula 2" postica brevissimepetiolata. Tibiae 
posticae bi-vel tri-seriatim spinulosae. Ab- 
domen 6-annulatum Mycetophila 

í2. Antennae crassiusculae diraidio corporis haud 

longiores 3 

— Antennae tenues, elongatae, corpore multo longio- 

res. Ocelli 3, inaequales obtriangulariter 
dispositi, mediusposticus quam latero-anter- 
riores minor. Alae ovales sat amplae in vi- 
vis subdivaricatae ; nervulus transversus 
brachialis minutus, vena marginalis ápice 
farcata, cellula prima postica breviter petio- 
lata. Pedes elongati, tenues haud spinulosi. Macrocera 

S. Alarum cellula marginalis é nervulo transverso 

vel obliquo in duas partes divisa 4: 

— Alarum cellula marginalis integra s. haud divisa. 1 
4:. Alarum cellula 2' postica haud vel breviter pedi- 

cellata «* 

— Alarum cellula 2' postica longé pedicellata í5 

5 Pedes elongati : tibiae posticae extus bi-seriatim 

minutissimé obsoleteque spinulosae fere 



21 — 



muticae. Ocelli inaequales, medio minuto. 
Alarum vena marginalis nunc ápice fur- 
cata, nunc prope médium é nervulo obliquo 
a subcostali sejuncta. Antennae crassiuscu- 
lae utrinque subcorapressae. Abdomen po- 
stice ampliatum et depressura 

— Pedes modicé elongati : tibiae posticae extus di- 

stinclé 4-serialim spinulosi, Ocelli subae- 
quales, medio vix minore. Alarum vena 
marginalis haud furcata ; cellula 1' margi- 
nalis quadrata, minuta. Antennae crassius- 
culae vix compressae. Abdomen oblongum 

ápice angustatum 

6. Alarum costa venae marginalis apicem supe- 
rans ; cellula marginalis 1° saepe elongata. 
Oculi rotundi. Coxae medias cf muticae. . . 

— Alarum costa venae marginalis apicem haud supe- 

rans ; cellula marginalis P modicé elongata. 
Oculi oblongi. Coxae mediae cf intus seta 

arcuata antro rsum directa armatae 

Tt, Oculi distantes 

— Oculi frontem versus aproximati, reniformes. Ocelli 

3 triangulariter dispositi, medio anteriora 
minutissima. Alae praesertim antrorsum 
crassae. Pedes elongati obsolete spinulossi. 

Abdomen 7-annulatum 

8. Ocelli 3 plus minusve triangulariter dispositi. . . 

— Ocelli 3 in lineara transversalera rectam inter- 

dura leviter incurvara dispositi ; ocellus me- 
dius minutus. Oculi hemi-sphaerici vel reni- 
formes. Antennae 16-articulatae. Alarum 
cellula marginalis sat breviter vel longe pe- 
diculata. Tibiae posticae extus 3-seriatim 

spinulosae. Abdomen 7-annulatum 

9» Alarum cellula 2" postiea furcata, ramulo supero 
basi obsoleto. Ocelli 3 triangulariter dispositi. 
Oculi ovati vix emarginati. Pedes robusti ; 
femora postica modicé incrassata, tibiae pos- 
ticae extus uni-seriatira setosae. Abdomen 
6-annulatum 

— Alarum cellula S' postica furcata, ramulo supero 

basi haud obsoleto sed optiraé distincto. 



Platyura 



Lasiosoma 



Empheria 



SCIOPHILA 

8 



SCIARA 

9 



DlTOMYIA 



Lia 



— 22 — 

Ocelli 3, obsoleté triangulariter dispositi. An- 

tennae 16-articulatae 1 

lO. Alarum costa venae margioalis apicem valdé 

superans Boletina 

— Alarum costa venae raargiualis apicem haud su- 
perans Glaphyroptera 



I. S ciara, Meigen 



Sciara, Meigen, mi Illiger's Magazine, II, 263 (1803); — Fabricius: 
System. Antliat., 56, (1805); — Meigen; System. Beschr. d. be- 
kannt. zweifl., 1,216, XXXIV, (1818);— Wiedemann: Aussereurop. 
zweifl, Ins., I, 67 (1828) ;— Macquart: Hist. nat. d. Diptéres, I, 
121, 14 et 147, pl. 4, f. 1 (1834);— Blanchard: Hist. nat., d. ins., 
II, 457, 14 (1842) ; — Macquart : Dipt. exot., I, 76 et 78 (1838) ; 
— Walker : List, of Dipt., I, 103 (1848) ; — Winnertz : Mono- 
graph., 11, (1867);— E. Lynch A., Dipt. d. Rio d. la Plata, 9, 17 
(1882);— Girard: Traite d'Entom., III, 967 (1885). 

Hirtea, Fabricius: Suppl. d. Entora. System., 552(1798). 

Molobrus, Latreille : fíist. Nat. de Crust. et d. Insectes, XIV, 288, 
CCCXLIV (1805); Consid. Géaér., 442 (1810) et in Cuvier, Régne 
anim., V, 450 (1829) ; — Meigen: System. Beschr. d. bekannt. 
europ. zweifl., I, tabl. 4, fig. 1-4 (1818). 

Planetes, Waliíer: Ins. Brit., III, (1851), nec Mac Leay (1825). 

Planetella, "Westwood: Synopsis of the gen. Brit. Ins., 126 (1840). 



Caput subglobossum, miiiutum, postice leviter planius- 
culum, facie sat lata at fronte augustiore, praeditum. Oculi 
reniformes, raagni, infrá sat lati suprá angustiores, frontein 
versus modicé approximati. Ocelli 3, triangulariter dispositi, 
posteriores 2 quam anteriores majores. Antennae capitelon- 
giores, porrectae, cylindricae, apicem versus seusim angusta- 
tae, crassiusculae, modice arcuatae, 16-articulatae, articulis 
2 primis crassioribus subnudis, reliquis cylindro-obconicis 
pubescentibus, mare quam femina antennae longiores. Pro- 



— 23 — 

boscis carnosa, modice exserta, crassiuscula; labriim cor- 
neum, triangulare, ápice obtusum, basi dilatatum. Paljñ 
4-articulati, exserti, pubescentes, articulo primo minuto fere 
occullo, 2-3 elongato-obconicis ápice rotundatis subaque- 
longis, ultimo plus minusve elongato suboblongo praecedente 
saepius aequelongo at crassiore. 

Thorax ovatus, convexiusculus, sutura media destitutus 
at lineis longitudinalibus 2 vel 3 impressis saepius signatus, 
pubescens ; scutellum minutum. 

Alae sat magnae, incumbentes, parallelae, subtiliter pilo- 
sae, elongato-ovatae, ápice rotundatae, cellula costali augus- 
ta juxta dimidium vel ultra dimidium alarum extensa, sub- 
costaliante alarum apicem attingente angustaá radicali elon- 
gata angustissimaqueé nervulo transverso bene separata, ce- 
llulis 4 posterioribusquarum 2" longe pediculata instructae. 

Coxae modice elongatae. Pedes elongati sat tenues, pube- 
scentes, femora intüs canaliculata; tihiae apicem versus pa- 
rum incrassatae, alus minute spiuosae alus inermes, ápice bi- 
calcaratae ; tarsi tibia breviores vel subaequelongi, articulo 
ultimo pulvillo unguibusque minutis praedito. 

Abdomen 7-annulatum, oblongum, pubescens, maris api- 
ce appendiculis 2 bi-articulatis auctum, feminae ovipositor 
apicem versus acuminatus, lamellisapicalibus 2-terminatum. 

Compónese este género de insectos de mediana ó pequeña 
talla, negros ó pardos con alas ahumadas, negras ó cenicien- 
tas, y algunas veces transparentes; frecuentan las flores y 
parecen tener alguna preferencia por las de las Cruciferas. 
Deponen sus huevos de un hermoso color rojo de minio ó 
naranja, ovales, con un etxremo muy aguzado, en forma de 
largos rosarios constituidos por los huevos pegados oblicua- 
mente los unos á los otros. Sus larvas viven en tierra fresca 
y sustanciosa, en algunos frutos y aun quizá en los hongos: 
una especie {Sciara militaris) se hace notar por las emi- 
graciones periódicas de sus larvas, reunidas en conside- 



— 24 — 

rabie número y ea masas que llegan á tener hasta treinta me- 
tros de longitud. Hállase eu Hanover y Noruega durante 
el verano un enorme número de larvas de Sciara, en forma 
de gusanillos de 12 segmentos, blancos, cristalinos, con ca- 
beza pequeña y negra, reunidos entre sí por una sustancia 
glutinosa, en la cual se mueven los gusanitos trepando los 
unos sobre los otros ; el conjunto de tan singular asamblea 
se parece á una cuerda ó á una cinta de muchos metros de 
largo y ancha de una á dos pulgadas, que se mueve serpen- 
teando y dejando detrás de ella un rastro análogo al de cier- 
tos moluscos, tales como las limazas ó los caracoles. Cuando 
se opone un obstáculo atan extraños viajeros, la columna lo 
evita ó se divide en dos ramas que vuelven luego á unirse; si 
se la corta, no tardan en volver á juntarse los dos trozos, y, 
si se reúnen la vanguardia con la retaguardia de este ejérci- 
to, de manera que formen un círculo, continuarán marchan- 
do sin avanzar, girando en un verdadero círculo vicioso, hasta 
que la fila se interrumpa, en cuyo caso vuelven á emprender 
su lenta, penosa, pero determinada ruta. En 1603 fué obser- 
vado este curioso fenómeno por Gaspar Schwenefelt, quien 
dice que los habitantes de Silesia ^ consideran funesto año 
para sus sembrados aquel en que estas columnas de larvas 
se dirigen hacia las montañas, pero, favorable si descienden 
á las llanuras. Por su parte, J. Ramus, quien se ocupó en 1715 
de estas curiosas sociedades de gusanos, dice que cuando los 
aldeanos noruegos hallan una columna, arrojan delante de 
ella su cinturon ó una prenda cualquiera de su vestido : si la 
movediza cinta pasa el obstáculo, es anuncio de felicidad, y lo 
contrario cuando lo evita. Posteriormente, M. Rajnde ha ob- 
servado estas larvas en Birkenmoore, en Hanover y M. Guérijn- 
Méneville {Revue ZooL, tom. 9, 289-298, etAnn. Soc. 
entom. France, ser. 2, vol. 4, BuU. 8-12, 1846), se ha ocu- 

1 Por error de imprenta se ha impreso en muchas obras francesas 
Siberie, en vez de Silesie. La especie no existe en Siberia. 



— So- 
pado especialmente de ellas en una interesante memoria ; 
este último autor supone que después de haber consumido 
las sustancias nutritivas de la tierra de una región, vénse las 
larvas obligadas á reunirse y á emprender su fantástico via- 
je, en busca de terrenos más favorables ó más apropiados 
para su metamorfosis. En cuanto á la sustancia glutinosa que 
las cubre y las reúne, indudablemente que no debe tener otro 
fin que el de protejer tan débiles animales de las consecuen- 
cias de la desecación, que las mataría aisladamente, pero tam- 
bién evitan con cuidado el exceso de humedad, pues nun- 
ca se las encuentra si hay amagos de tempestad, y jamás se 
ponen en camino sino cuando el tiempo se presenta hermoso 
y sereno ; tal temor al agua induce á creer que su gluten 
protector es soluble y que la lluvia disgregaría la columna 
lavando la pegajosa mucosidad que las une entre sí. Ber- 
THOLD, de Góttingen, opina que las reuniones de la Sciara 
en cuestión, no se efectúan sino en ciertos años y por causas 
particulares que las obligan á emigrar, como lo hacen las 
langostas, las libélulas y muchos Harparlinos (Coleóptera. 
Carabidae). Kühn, de Eisenach, ha observado que á veces 
las columnas de larvas disminuyen de longitud á consecuen- 
cia de que, un buen número de ellas se apartan de sus com- 
pañeras y se meten en la tierra, continuando su derrotero las 
áeméis (Naturforscher, I, 15-18, 1774-82). Las curiosas 
costumbres de la Se. militaris, han sido estudiadas también 
por PoiNTGPPiDAivüsen 1754 {Hist. d. No7^w.), Oken (Hist. 
nat. gen., 5°, 2* parte, 740) y Thon (Heerwwm in Ency- 
cL, Erich. gíGrüber). M. Guérijv insiste en su memoria 
sobre la necesidad de seguir á las columnas de larvas, para 
observar sus metamorfosis, averiguar si al año siguiente se 
produce en los mismos sitios en que se hayan detenido, una 
segunda emigración, y particularmente si son perjudiciales 
á la agricultura. En mi opinión, estos insectos deben consi- 
derarse como esterilizantes del suelo en que viven, á causa 
de que consumen la tierra cargada de residuos orgánicos, 



— 26 — 

quitándole la sustancia y devolviendo sólo arena pura, y 
hasta encuentro justificada la creencia de los campesinos de 
Silesia, sobre la mayor ó menor productividad de las cose- 
chas, según el rumbo que elijan las larvas de Sciara. ; en 
efecto, su marcha hacia las montañas indicaría que las tier- 
ras de labrantío están empobrecidas en abonos y no bastan 
para su alimentación y por consiguiente son poco adecuadas 
para la vida de las plantas, mientras que de su invasión á las 
llanuras se podría inferir que el instinto las conduce á ellas, 
advirtiéndoles que las tierras se hallan rebosantes de abonos 
y por lo tanto de fertilidad, siendo así su presencia indicado- 
ra de una buena cosecha. 

La Se. mi¿¿íaris NowiCKi, cuyas extrañas sociedades he 
descrito, ha sido confundida, durante mucho tiempo, con la 
Se. TJiomae Lijnjné, á la cual se le atribuían generalmente 
las costumbres de la otra. 

Entre las especies que atacan los frutos, cuéntase la Se. 
pyri ScHMiDBERGER, cuyas hembras deponen sus huevos en 
las flores de los perales ; las larvas penetran mny luego en el 
ovario de aquellas é impiden el desarrollo del fruto. 

Algunas Sciara atacan los tubérculos, tales como las pata- 
tas, y aun aparecen como parásitas de ciertos insectos; así, 
una especie observada, más no determinada por Cameron 
{Proc. Nat. Hist. Soc, Glasgow, II, 298; 1876), vive, 
según se cree, á expensas de una larva de Nematus {Hy- 
menoptera, Tenthreditae), otras (Se. intermedia, Von 
Heydeiv y Se. Giraudii, Egger), han sido halladas por 
Gercke (Verhandl. für Naturwiss., Vi, 1 880) en compa- 
ñía de larvas de Apion (Coleóptera, Curculionidae) alas 
que, se supone, usaban como alimento. 

Las agrupaciones de larvas que viajan aglutinadas, á 
manera de largas y mucosas serpientes,, han sido señaladas 
en Pensilvania (Est. Unid.) por Cope (Proc, Ac. Nat. Se., 
Philad., 222, 1867), pero no parece probable que se trate 
de la Se. viilitaris. 



- 27 — 

Las Sciara no son muy abundantes en nuestro país y 
de ninguna sé que sus larvas se comporten como las de 
la Se. militSLvis y la de Pensilvania. 

Los terrenos terciarios de los Estados Unidos y del Canadá 
encierran no pocos restos de representantes de Sciara, que 
en aquel remoto período de la tierra pasearon sus sombríos 
colores á través de los no menos sombríos bosques, que, sin 
cuidado del hombre, por entonces embrionario, crecían es- 
perando el hacha de los siglos, sin temor á la de templado 
acero que hoy los reduce á la nada en breve plazo. 



( I ) 1 . Sciara aira, Macquart. 

Sciara atra, Macquart- Dipt. exot., I, 1, 78, (1838): — Ejusd., Suppl. 

3, 167 (1838;;— Bellardi: Sa^gio Ditt. Messic, I, 12 (18ó9); — 

Osten-Sacken: Catal. Dipt. N. Amer., ed. 2% 12, (1878):— E. 

Lynch A., Cat. (Separati 9, 17, 21(1883;; Bol. Acad. Nao. C. 

117, 17, 21, (1882). 
Sciara praecipua, Walker: List of Dipt., I, 103 ¡1848). 
Plecia fiínebris, F. Lynch A. (nec FABRicus,nec Wiedemann! Nat. Arg., 

I, 298, 4 (1878); Separat, 7, 4 (1878). 

1^$ Atra, velutina; mesonoto leviter cyanescens; an- 
tennzs thoracis longitudine ; palporuní articulo 
'primo ultimo crassiore. Alis nigro-fuscis, subnu- 
dis, basi margineque antica juxta alarum ditni- 
diu7n convexiusculum obscurioribus, nervulis sub- 
tiliter übscurius limbatis. —Long. 6-7 ^/^ millim. 

Hab. observ. : Brasil (Macquart, AValker). — México, 
(Bellardi).— Respublica Argent. inProv. Bonaerensi {Las 
Conchas, Baradero) (E. Lynch. A.). — Cayena (Macquart). 

Distingüese de Se. cognata Walker (Op. cit., T, 103), á 
la cual se parece mucho, por las ramas de la horquilla formada 

3 



— 28 — 

por la bifurcación de la nervadura mediana, mát? divergentes 
entre sí que en la Se. cognata y también por la rama infe- 
rior de la horquilla ya mencionada menos paralelad la ner- 
vadura submediana en Se. atra que en Se. cognata. Asemé- 
jase también á la Se. americana \Viedema]\]n (D¿23Í. exot., 
1, 33, 1, 1821) con la cual Schiker ha pretendido reuniría 
(ScHiNER, Novara Reise, II, 1868), mas es bien diversa, no 
sólo porque jamás presenta faja roja ni rojiza en la base de) 
abdomen, sino además porque en manera alguna se puede de- 
cir que sus alas son «am Innenrande ein wenig líehter 
hraunn, r)ues son pardinegras en toda su extensión y bas- 
tante obscuras. Es común en la primavera sobre las flores de 
las Cruciferas, sus movimientos son lentos y torpes y cuan- 
do se las apresa, las hembras dejan correr un líquido casi 
inodoro y de color rojo-acarminado. Hace algunos años des- 
cribí ligeramente esta Sciara, bajo el nombre absolutamente 
falso de Plecia funebris (Fabríciüs) Wiedemainn, con la 
que no tiene más relaciones que las del color y la talla, incu- 
rriendo así en grave error en lo pertinente á la determina- 
ción genérica y específica de este díptero. Mis ejemplares 
proceden del Baradero, Chacabuco y alrededores de Buenos 
Ayres. Depone sus huevos de color rojo naranja, en largas 
cintas contorneadas, compuestas de 180 á 200 huevos, pega- 
dos oblicuamente los unos á los otros. 



(2)3. Sciara atoinaria, n. sp. 

Nigra, niticlula, antennis longitudine dimidio cor- 
pore, abdomine pleurisque cinereo-joruinosis. Alis 
hyalinis. Halteribus nígro-fuseis basi sordidé 
flavicantibus. Pedibus flaiñeante-fuscanis, tarsis 
fuscis. — Long. 1 Va millhn. ($) 

9 Caput nigrum, nitidum, Anteniiae longitudine dimi- 



— 29 — 

dio corpore, nigrae, tenuiter villosae, articulo ultimo 
praecedeiite paulo longiore. Palpi sordidé flavidi. 
Thorax niger, nitidus, parce nigro-setuioso; pleurae 
ciaereo-pruinosae. Alae limpidae, tenuissinie villosae, 
vena-subcostali ante basin cellulse furcatae petiolatae- 
que ad nervulum costalem conjuncta^ nervulo transver- 
so pone nervulisubcostalis médium sito, cellulaepetiola- 
tee furcataequeramulorum posticorum ápice quam nervu- 
li radialis apicem ad alarum apicem magis approximato. 
Halteres fusci vel nigro-fusci basi sordide flavidi, in- 
terdum subpicei. Pedes sordide flavicantes obsolete 
subtestacei; tarsi obscuriores fere fusco-picei. Abdo- 
men nigrum, nitidulum, obsolete cinereo-pruinosum. 
Mas iatet. 

Hab. observ. : Eesp. Argentina : Nauar?*o in Provincia 
Bonaérensi (Equidem cepi). 

Esta pequeñísima especie no es rara en los vidrios de las 
ventanas, donde se ejercita en velocísimas correrías, alter- 
nadas con algunos pocos y cortos vuelos de trecho en trecho. 
Hállasela por otoño ó á fines del verano, por lo menos, en ta- 
les épocas he coleccionado todos mis ejemplares ; no conozco 
los machos. Nuestra especie se parece mucho á Sciara puli- 
caria Meigen, en el color, pequenez y longitud relativa de 
las antenas. La Se. atomavia corresponde á la sección II, 
A, 2, B, C, establecida por Wiwnertz en su notable mono- 
grafía de las Sciarínae. 



II. Macrocera, Meigen. 



Macrocera, Meigen: Illiger's Mag., II, 261 (1803) et System. Beschr., 
I, 175(1818);— Curtís: Brit. Entora., XIV, 637 (1837);— La- 
TREiLLE in Cuvier: Régne anira., V, 449 (1829) ; — Macquart: 



— 30 — 

Hist. Nat. des Dipt., I, 127, pl. 3, fig. 8 (1834);— Staeger: Kroy. 
Naturhist. Tidjskr., III (1848) ; — Zetterstedt: Dipt. Scand., 
X, 4060 (1842j ; — Blanchard : Hist. Nat. d. ius., II, 456, 
(1842); — Gim: Bull. Soc. Imp. Nat. Moscow, XIX, 2(1846); 
— Walker: List, of Dipt., I, 85 (1848) ; — Walker: Ins. Brit., 
III, 69 (1851);-WiNNERTz: Monogr., 675, 6 Í1863). 
Ceneja, Lioy: Atti Inst. Ven., ser. 3, IX, 229 (1864). 

Caput sat latum, thorace paulo angustius, ovatum, po- 
sticé planiíisculuni. Oculi subovati. Ocelli 3 in triangulum 
dispositi, inaequales, anteriore minuto. Palpi filiformes, ar- 
ticulo 1" minuto, sequentil)us subaequalibus, interdum ulti- 
mo paulo longiore. Antennae 16-articulatae, tenues, filifor- 
mes, corporis lougitudine vel eodem multo longiores, articu- 
lis 2 primis crassis, 1° spheroidali, 2" obconico Yel his am- 
bobus obconicis ápice rotundatis, nudis, reliquis cylindricis, 
elongatis, tenuiter sed apicalibus distinctius pilosis. Thorax 
ovatus, convexus; scutellum minutum sub-semicirculare; 
vietanotum detectum convexum. Álae sat amplae, ápice 
obtusae^ basi rolundatae, tenuissime pilosulae, incumben- 
tes, parallelae, saepe abdomiue longiores, céllula costali 
ante médium et subcostali pone médium attingentibus, mar- 
ginali médium versus é nervulo obliquo s. brachialii ad 
costam inserto in duas partes subaequales divisa praeditae; 
céllula 2" postica basi breviter at distincte appendiculata. 
Pedes elongati, anteriores breviores, tibiae ápice minuté bi- 
calcaratae, extus inermes, abdomen deppressum, angustum, 
sex-annulatum, parallelum apicem versus parum ampliatum. 

Este género se parece, por la disposición de las nervadu- 
ras alares y la forma general del cuerpo, á las Platyura, pero, 
desde luego, se distingue de éstas y de los otros de su estir- 
pe por la desmesurada longitud y delgadez de sus antenas. 
Como los demás de la familia estos Dípteros habitan en los 
bosques ó en los matorrales húmedos. Son bastante abun- 
dantes en Europa y escasos en nuestra región. Dos especies 



— 31 — 

■viven en las comarcas australes y andinas de la República, 
pero deben hallarse algunas más que no conozco, pues el 
Dr. BuRMEiSTER iudica varias en Mendoza, en su Viaje por 
los Estados del Plata. 



(3j 1. Macrocera Thoinisonii, E. Lynch A. 

Macrocera fascipennis, Thojison: Engenie's Resa, 448 (1868) non 

Staeger (1845). 
Macrocera Thomsonii, E. Lynch A.: CataL Dipt. R. d. L Plata, 8, 12 

(1882). 

« Obscure testacea, pedihuspallidis, tarsis fuscis, alis 
hyalinis, fascia transversa fusca pone médium. 
Long. 6 millim. » 

« Alarum nervis M. /ascza ice Meigen (Vol. I, tab. 7, fig. 5) 
omnino simillima, obscure testacea, subopaca. Caput tho- 
race multo minus... palpis flavis. Antennae... fuscae, basi 
pallidae. Thorax...; mesonotum lineis dorsalibus anticé 
impressis... obscure testaceura obsolete fusco-3- macula- 
tum... Halteras longi, pallidé flavi, capitulo ápice obscu- 
riore. Alae... hyalinae fascia transversa nonnihil pone mé- 
dium sub-inaequali fusca, marginem inferiorem haud attin- 
gente... Pedes elongati, gracillimi; pilosuli... » (Thomsow). 

Hab. observ.: Patagonia (Thomsotn). 

No conozco esta especie, cuyo nombre ha sido forzoso cam- 
biar á causa de haberlo empleado Staeger en 1845, á quien, 
consiguientemente, corresponde la prioridad. He copiado de 
Thomson la diagnosis y descripción de la Macrocera aludi- 
da, suprimiendo de su larga y circunstanciada característica 
todos aquellos detalles que son meramente genéricos, más 
no específicos. 



32 — 



(4) S. Macrocera testacea, Philippi. 

Macrocera testacea, Philippi: Aufzahl. d. chil. Dipt. , 23, 2, et Verhandl. 
zool-bot. Ges. Wien, 617, 2 (1865). 

cT 9 Omnino testacea; thorace anticé fusco - 3 - ma- 
culato, tnacula media quam lateralibus majore. 
Antennarum articulis 2 joriviis flaviclis, reliquis 
fusco-griseis apicem ve7\sus magis obscuratis; an- 
tennis prope corporis quarta parte longioribus. 
Alis hyalinis cellula .2^ marginali sine cellula 
apicalis, divisione apicali brevi, radicali breví 
et secunda posiica elongata breviter pediculata 
instructis. — Long. 9 millim. 

Hab. observ. : Chile (Philippi). — Resp, Argentina in 
Mendoza (Equidem cepi). 

En mi colección se hallan dos ejemplares procedentes de 
Mendoza, que pertenecen á esta especie. 



III Lia, Meigen (Agassiz emerid.). 



Lia, Meigen: System. Beschr., I, 197, tab. 9, f. 11-14 (1818) ; — La- 
TREiLLE in CuviER : Régoe aiúm., V, 449 (1829]; — Macquart: 
Hist. Nat. d. Dipt., I, 135 (1834); — Staeger: Kroy. Naturhist. 
Tidjskr., 111,232(1840;;— Curtís: Brit. Entom.,XIV, 645, ;1837;; 
— Zetterstedt : Dipt. Scand., XI, 4139 (1842) ; — Blanchard : 
Hist. Nat. d. Ins., II, 457 (1842) : — Walker : Ins. Brit., III, 
27 (1851) ; — WiNNERTz: Monograph.. 792, 23 (1742). 

Lia, E. Lynch A.: Catal. dipt. R. d. la Plata, 14 (1882). 

Caput ovatum, subdeflexum. Oculí oblongi. Ocelli tres in- 
aequales triangulariter dispositi, ocello medio minori. Palpi 



— 33 — 

4 - articulati , articulo primo minuto, sequentibus 2 subaequa- 
libus, ultimo praecedentibus 3 aequelongo \el longiore. An- 
tennae 16 - articulatae, capite thoraceque aequelougae vel 
paulo longiores, crassiusculae, tenuiter villosulae flagello é 
articulis subcylindricis approximatis composito, articulis 2 
primis crassioribus, obconicis. Thorax ovatus, convexus ; 
scutelluin minutum, semi-circulare. Alae cellula areolata 
seu marginali prima destitutae, ovatae, abdomine longiores, 
tenuiter vix perspicuépilosae, céllulacostali circa alarum mé- 
dium attingente,subcostali alarum longitudine tertiae duabus 
aequelonga, marginali ante apicem terminante basin versus 
angustata, secunda postica furcata longe petiolata at furca ra- 
mulo supero basi obsoleto vel inconspicuo, praeditae. Pedes 
modice robusti, coxae elongatae, femova fusiformia, tihiae 
omnes ápice bi-calcaratae, anticae extus uni-seriatim setosae 
et intus médium et apicem versus seta única armatae, mediae 
intus médium versus seta longiori praeditae, posticae extus 
3-seriatim spinulosae. Abdomen angustum, sex-annulatum, 
sublineare praesertim in mare, vel femina oblongum, maris 
ápice minuté bi-ungulatum, feminae oviducto tenui termi- 
natum. 

Las Lia son bellos y cágiles Mycetofilidos, de color ama- 
rillo variado con listas ó manchas pardas ó negras y de alas 
transparentes, más ó menos amarillentas, pero generalmente 
teñidas de negro óparduzco en la extremidad. Gustan de los 
bosques y matorrales húmedos y depositan sus huevos en 
los hongos de los géneros Polyporus t Boletus. 

Como lo observa el Barón de Osten-Sacken (Larv. of 
Mycetojohyl., 15, 1886) las costumbres de las larvas de este 
género distan mucho de ser tan bien conocidas como las de 
Sciophila y citando á Yan Roser acerca de la Leja fasciola 
de Meigen dice, que aquel autor halló « transjMrent smooth 
and sliniy larvas Uve in delicate ivehs on the surface 
of tree-fungin ; por otra parte, agrega Ostein-Sacken que 



— 34 - 



él mismo encontró en Virginia (Est. Unid.), sobre árboles 
podridos, unas larvas blancas que vivíéin del mismo modo que 
las mencionadas por Van Roser y que atribuye á Leja, fun- 
dándose en que varios insectos perfectos de este género se 
hallaban en la cercanía de las larvas. 



(5) 1. Liia nubilipennis, Walker. 

Lianubilipennis, Walker: Trüns. Linn. Soc. ofLondou, XVII, .334, 9 
(1837);— E. Lynch A.: Catal. Dipt., 9, 19 jl882). 

^(Thorax niger nitidus, anticé et utrinque fulvus; 
abdomen nigrum, obscururn, pubescens, obscuré 
fulvus pedes ftavi, coxae ápice tibiae tarsique fusca; 
meta-tibiae spinossae ; alae subhyalínae, irides- 
centes, macidis plurimis magnis sed indistinctis 
fuscis. Nevüi fuscí; halteres straminei. Long. 1 V2 
lin.n 

Hab. observ.: Patagonia in Puerto Hambre (Walker). 

Esta Lia, cuya coloración se aproxima un poco h la de 
Glaphyroptera bipartita me es desconocida. 



IV. Glaphyroptera, Wl^]VERTz. 



Glaphyroptera, "Winnertz: Monogr. d. Pilzrnücken, 781, 22 (1863). 

Cum genere Lia valdé congruit, at ocellis tribus in lineara 
curvatamdispositis, lateralibusadoculorum marginem inte- 
rioren! approximatis; antennis articulo primo obconico, 2° 
napiformi his ambobus ápice setosis ; alis oblongis, cellula 
costali alarum marginis tertiam partem attingente, secunda 



— 35 — 

postica breviter petiolata et ramulis optiaié conspicuis, ti- 
biis posticis extus biseriatira setosis, et abdomine sex- 
annulato praesertim diífert. 

Parecidísimo á Lia, del que difiere por los caracteres que 
dejo anotados, opuestos á los de Lia, que tiene las ocelas 
colocadas en forma de triángulo, los dos primeros artejos an- 
teuarios obcónicos y sólo el 2° provisto de cerdas, la célula 
costal más larga, la horquilla de la segunda celda posterior 
borrada en parte y el peciolo más largo, el abdomen com- 
puesto de 7 segmentos y las tibias posteriores con tres filas 
de cerdas en la cara externa, etc. 



TABULA SPECIERUM. 

1. Scutellum flavum. 2, 

— Scutellum nigrum. Thorai flavus, dirnidio 

postico nigro. Alae hyalinae vix flavicantes 

fuscü-maculatae et fasciatae. G. bipartita. 

2. Thorax flavus, dimidio postico nigro. Alae 

fusco- inaculatae et fasciatae. G. flavo-scutellata. 

— Thorax flavus utrinque macula magna nige- 

rrima instructus. Alae ápice maculisque me- 

rliis 2 fuscis auctae G. nigro-spleniata . 



(6) 1. Glaphyroptera bipartita, n. sp. 

(/$ Aiitennae crassiusculae, thorace breviores, fuscae, gri- 
seo-pruinosae, articulis duobus primis testaceis. Caput 
flavum; oculi nigro-fusci. T/i07'ax flavus, suprá dimidio 
postico nigro, utrinque macula ante alarum radicem alte- 
raque super coxas medias fusco-notatus. Alae hyali- 
nae, ieviter flavicantes fascia lata ante apicem maculis- 
que magnis duabus una ad margiuem posteriorem alte- 



— 36 — 

raque médium versus ante basin cellulae 2""^ posticae ni- 
gro-fuscis ornatae. Pedes dilutissimeflavi; femora basi 
subtus infúscala, genicu/.ae fuscae, ízbiae leviter fusce- 
scentes, tarsi nigricantes, calcares rufescentes. Abdo- 
men flavum, segmentis 2-5 suprá etposticélate nigro- 
marginatis, apicalibus suprá infráque nigris, ano testa- 
ceo. Halteres nigri basi pallidé flavi. — Long. 4 inillim. 

Hab. observ.: Baradero, Las Conchas in Prov. Bonaé- 
rensi. 

£s un \máo Mycetophilidae, que abunda por Octubre y 
Noviembre dentro de las habitaciones, sobre todo en los vi- 
drios de las ventanas. Las nervaduras son muy parecidas á 
las deL. flavicornis, ^Ieigen (System, hsschr., í, tab. 9, 
f. 1 1), sin embargo, la horquilla formada por la 4^ celda pos- 
terior está mejor marcada y es proporcionalmente más 
corta. 



(7) S. Glaphyrop tera flavo-scutellata, n. sp. 

({Precedente valdé similis, subaequalis, at scutello 
flavo, nigro-setoso, metathorace suprá flavo et 
utrinque piceo, abdomine segmentis 4-6 fuscis 
basi flavis at fasciis flavis medio dorso intemmptis 
praesertim differt. — Long. 4 millim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina, Prov. Buenos Aires in 
Las Conchas (E. Lykch A. — E. L. Holmberg). 

Casi en todo es iguiil á la especie anterior, aun hasta en el 
color y disposición de las manchas de las alas, pero su escu- 
dete es amarillo vivo con pocas pero largas cerdas negras, el 
metatórax es amarillo en el medio del dorso y de color pardo- 



— 37 - 

píceo en los lados^ ) los segmentos abdominales que siguen 
al tercero son pardos, con una faja transversal amarilla en su 
base, y esta misma faja amarilla no es continua, sino que se 
interrumpe en medio del dorso. No sería improbable que ésta 
no fuera sino una variedad de la anterior óvice-versa. 

Debe ser muy común en las riberas del Paraná, durante 
ciertas épocas del año, si he de juzgar por el número de in- 
dividuos, bastante crecido, que mi hermano Enrique y el Dr. 
HoLMBERG, han coleccionado en Las Conchas. 



(8)3. Glapliyroptera nigro-sjileniata, n. sp. 

(/$ Flava, vel flavo-testacea; thorace posticé iitrinque 
sjolenium nigerrimum, nitidum, ovatum, siqorá et 
infrá alas extonsum, aucto; ahdomine nígro-fusco 
segmentis hasaübus medio testaceis; alisvix flavi- 
cantibiis ápice maculísqne mediis duahus fuscis 
signatis. — Long. 3 ^/^-í millim. 

CajDut flavo-testaceum; oculi m^r\;ocelli unusquisque in 
macula minuta siti. Antennae obscuré fuscae, articulis 2 
vel 3 basalibus flavis. Tliorax flavus utrinque retrorsumque 
macula magna, rotundata, nigerrima, nítida, pleurarum di-- 
midium superum et mesonoli latera occupante signatus; scu- 
tellum flavo-testaceum ; metathorax nigerrimus, nitidus. 
Alae vix flavidae, tenuiter pilosae, ápice late fuscae at circa 
apicem dilutiores, cellula subcostalis, íascia media retrorsum 
abbreviata maculaque prope marginem posteriorem pone ve- 
nam posticam fuscis signatae; cellulae subcostalis nervulus 
basalis transversuscum cellulae 2-'' posticas basi in lineam per- 
pendicularem positus, cellula 2^ postica pedicello suo fere 
quadruplo longiore. //a/íerespallidé flavi. Pedes dilute flavi, 
nigro-spinulosi et rufesco-calcarati; tarsi infuscati vel fusci. 
Abdomen suprá fusco-nigrum, tenuiter albido - villosum, 



— 38 — 

segnientis 2-3 interdum 4 medio basia versus saepe testaceo- 
flavido-maculatis; venter flavus. 

Hab. observ.: Prov. Buenos Ayres in Baradero et Las 
Conchas. 

Es una bonita especie sobre cuyo tórax amarillo se destacan 
fuertemente dos grandes manchas laterales de color negro 
muy intenso, de cuyos centros nacen las alas, de manera 
que visto el tórax, por arriba, parece negro con una raya 
longitudinal ensanchada hacia adelante y de color amarillo- 
testáceo. 



V. Lasiosoma, Winnertz. 



Lasiosoma, Winnertz: Monogr. d. Pilzmücken, 748, 13 (1863). 

Sciophilae valdé similis et affinis, differt autem ocello 
postico non antico ut Sciophila minore, alis cellula secunda 
postica haud vel brevissime pedicelata, tibiis extus tri-vel 
quadri-seriatim setosis. 

Este género desmembrado del de Sciophila fundado por 
Meigen, se distingue de él por tener la ocela posterior muy 
pequeña, la segunda célula posterior con pedículo cortísimo 
en algunos casos y nulo en otros y además sus tibias tienen 
por defuera de 3 á 4 filas de cerditas espinosas, en vez de 
tener la ocela anterior muy pequeña, las alas con la segunda 
celda posterior largamente pedicelada, etc., que caracterizan 
á Sciophila. Bajo el punto de vista de la brevedad del pedí- 
culo basal de la segunda celda posterior se asemeja un poco 
á Glaphyroptera, pero difiere considerablemente de este 
último por carecer de areola en la base de la célula marginal. 
Son insectillos muy ágiles, amigos de la sombra y humedad 



- 39 - 

selváticas, asiduos frecuentadores de hongos y leños corrom- 
pidos, en los que deponen sus huevecillos y donde pasan sus 
primeros estados. 



( 9 ) 1 . Lasiosoina parancnsis^ n. sp. 

(/$ Picea, nítida; mesonoto iitrinque et posticé testa- 
ceo-viarginato, fulvo-piloso; pedibus flavicantibus, 
trochanteribus piceis, tarsis fuscescentibus, alis 
subhyalinis, iridescentibus, dilutissimé infusca- 
tis, areola marginali trapezoidali pone nervulum 
auxiliarem sita et cellula postica 2^ basisesili prae- 
dilis. — Long. 5 millim. 

Capuí nigrum, opacum. Os piceum. Palpi fusco-picei. 
Anten7iae capite thoraceque longiores, articulis duobus pri- 
mis testaceis, reliquis piceo-testaceis fulvo-pubescentibus. 
Thorax picens, nitidus, suprá utrinque margineque posterio- 
re confusé piceo-testaceo-marginatus, lineóla postica media 
anticé abbreviata testacea instructus, satlonge sed haud den- 
se fulvo-pilosus; ynetanoto pleurisque piceis vix pilosulis, 
obsoleté fuscano-pruinosis, confusé rufesco-subplagiatis. 
Scutellum sórdido testaceum. Alae dilutissimé fuscescentes 
fere ílavidae, tenuiter pilosulae, subhyalinae, iridescentes, 
areola marginali, trapezoidali, subquadrataque pone nervu- 
lum transversum auxiliarem sita, cellula secunda postica basi 
haud appendiculata, cellulá 4** postica basi ante 2**^ posticae 
basi evidenter incipiente. Pedes flavido-teslacei vel testaceo- 
picei, at trochanteres picei, tibiae picescentes, tarsi fusci, 
anteriores tibia vix duplo longiores. Halieres obscuré testa- 
cei ápice fusci. Abdomen piceum, nitidum, longe sat dense 
fulvo-pilosum, segmentis ápice interdum utrinqne obscuré 
piceo-rufo-marginatis. Organa copulatoria maris rufo- 
picea. 



— 40 — 

Hab, observ.: Resj3. Argentina: Prov. Entrerios in Paraná 
(E. L. Holmberg), Prov. Buenos Avres in Baradero, 
Las Conchas (E. Lynch A.) et in Navarro (Equidem 
cepi). 

Cuatro ejemplares, de los que dos están muy mutilados, 
figuran en mi colección. Esta especie difiere de muchas otras, 
por tenor la pequeña célula areolar de la celda marginal situa- 
da detrás del nervulillo transversal que divide la célula sub- 
costal. 



VI. Sciopliila, Meigen 



Sciophüa, Meigen: System. Beschr. d. bekannt. europ. zweifl. lus., I, 
191, XXX, tab. 9, fig. 5-10 (1818);— Curtís: Brit. Entom., XIV, 
641 (1837); — Latrelle, mCuviER: Régne anim., V, 449 (18¿9j; 
— Macquart : Hist. nat. d. Dipt., I, 136,15 (1834) ; — Blanchard : 
Hist. nat. d. ins., II, 457, 5 (1842) ; — Walker: List, of Dipt., 
I, 91 (1848) : — Zetterstedt: Ins. Lapp., 858 (1828) : — Ejus- 
dem: Dipt. Scand., XI, 4100 (1842) : — Staeger: Kroy. Tijdskr., 
270 (1840); — WiNNERTz; Beitr. zu ein. Monogr. Pilzmück., 707, 
10 (1863);— Osten-Sacken: Charact. of the larv. of Mycetophil., 
13 (1886). 

Caput subglobossum, fronte facieque latum; oculi sub- 
rotundati; ocelli 3, posteriores 2 quam anteriore multo raa- 
jores. A7iíen?íae porrectae, 16-articulatae, capite tborace- 
que simul sumptis parum longiores vel subaequaelougae,le- 
viter compressae, crassiusculae, apicem Yersus sensim at 
parum attenuatae, modice arcuatae, articulis 2 primis bene 
separatis, obconicis, reliquis 12 elongato-obconicis, sensim 
decrescentibus, pubescentibus. Proboscis brevissima vix 
conspicua. Palpi exserti, 4-articulati, articulo 1° minutissi- 
mo, 2" 3" breviore, ultimo praecedentibus 3 conjunctis lon- 
giore, rarius breviore. Tlior?.x ovatus, convexus. Scutelhun 



— 41 — 

miüutum, semi-circulare. Halteres elongati. Alae oblon- 
gae, teiiuissimé pilosulae, ápice rotundatae, cellula costali 
jiixta alaruní médium extensa, cellula subcostali augusta, di- 
stincté antealarum apicem terminante, cellula radicali costali 
breviore, cellula submarginali é nervulo transverso in duas 
partes inaequales divisa, celluiis 4 posterioribus (S^* longe 
pedicelata), praeditae. Pedes elongati, coxae longae, femora, 
fusiformia setulosa, tibias ápice bi-calcaratae, anticae extus 
bi-posticae tri-seriatim spinulosae, tarsi elongati, pube- 
centes. Abdomen angustum, 7-annulatum, apicem versus 
dilatatum, ápice rotundatum, maris minuté bi-ungulatum, 
feminaebreviter acuminatum, lamellis 2 minutisterminatum. 

Son lindos y esbeltos Micetofílidos, muy vivaces, casi 
siempre rojo-ferruginosos ó amarillos, adornados con rayas 
negras ó pardas en el dorso del tórax, mas, también se hallan 
algunos completamente pardos ; rara vez son de color negro. 
Sus larvas ápodas, fusiformes y divididas en 12 segmentos, 
viven en los detritos vegetales ó en los hongos, y sus meta- 
morfosis tienen lugar en la tierra ; la ninfa carece de tubos 
aeríferos y nada ofrece de singular en su estructura. 

Las Sciophila, adultas, gustan de los bosques y matorrales 
húmedos, donde corren y vuelan muy velozmente. 

De las metamorfosis de este género se han ocupado De 
Geer {Mém. J). serv. al'liist. d. ins., VI, 367, tab. 21, 
f. 6-13, 1778), DüFOüR (Hist. d. métamorph. d. Se. 
striata, ia Mém. d. 1. Soc. de Lille, 1841, p. 201-206 y 
Ann. se. naturelles, 2'' ser., vol. XII, 1839), Van Koser 
{Verz. Wartemb. Dipt., 1834), Bre3ii {Isis, 1846), 
Perris {Ann. Soc. entom., France, Vil, 331, tab. IX, 
N°6, 1849), WiNNERTZ (fíeiíí'. z. ein. Monogr. d. Pilzmü- 
eken, 709, 1863) y Osten-Sacken (C/iarací. of the larvae 
ofMycetophiL, 1886). 

Restos de Seiophila han sido descubiertos en los terre- 
nos terciarios de los Estados Unidos y del Canadá, así como 



— 42 



en otros territorios de igual formación. No doy de este géne- 
ro una sinopsis de las especies Argentinas, á causa de faltar- 
me los principales datos de que ella se debería componer ; 
empero las descripciones que publico confío bastarán para el 
conocimiento de nuestras Sciophüa. 



(1 0) 1 . Sciopliila formosensis, n. sp. 

c{ Rufo-ferruginea; antennaruní flagello fusco; abclo- 
mine suprá fusco, subtus apiceque rufescente; pecli- 
bus flavo-testaceis ai tibiis tarsisque fuscis; alis 
ciñereis, ápice clilute fuscis sed cellulis costali, 
subcostali, marginan et raclicali prima obscurius 
fuscis, cellulae quartae posticac basi ante cellulae 
raclicalis apicem incipiente, areola marginali tra- 
pezoidali paulo duplo longiore quam Latiore, 
nervulo auxiliari supero médium versus sito, 
— Long. 6 millim. 

Caput rufo-testaceum, tenuiter cinereo-pruinosum, parce 
fusco-pilosum, suprá é lineóla obsoleta infuscata signatum. 
OcuZi nigri, dimidio interiore \i.v perspicué sinuati. Palpi 
lúgr \.Antennae thorace vix longitores, fuscae cinéreo pu- 
bescentes, articulis duobus primis rufo-testaceis. Thorax 
suprá rufo-ferrugineus fusco-pilosullus, utrinque flavidus, 
inmaculatus. iíaegriseo-fuscinae subhyalinae at cellulis cos- 
talis, subcostalis marginalis radicalisque fuscis, ápice infu- 
scatae. Halteres flavidi. Pedes flavo-testacei, tibiae infu- 
scatae, extus bi-seriatim fusco-spinulossae, tarsi fusci pos- 
tice tibia plus duplo longiores, articulo l°sequentibus 4 simul 
sumptis paulo breviore ; calcaras fuscae. Abdom.en subcy- 
lindricum, basin versus angustatum, ápice truncatulum, 
íuscum, griseo pubescens, infrá, segmentis apicalibus dúo- 



— 43 — 

bus, segmentoque 5° supero médium Aíersus, reliquisque 
dorsualibus margine summa externa flavicantibus, leviter 
rufescentibus. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Chaco prope For- 
mosam (E. L. Holmbrrg). 

Un ejemplar (cf) de esta linda especie, es el único que he 
visto. Es muy característica por Ja lista longitudinal parda 
que adorna el borde anterior de sus alas. 

(11) 2. Sciophila clav ata, n. sp. 

cy .9. Dtlutissime flava: thoracis disco, scutello irteta- 
notoque fuscis ; abdomine segmentis duobus pri- 
mis disco medio fuscis, í^-d^que macula inedia 
triangularis fusca signatis, sexto toto fusco, ano 
flavo. Antennis fuscis basi fíavis. Alis flavicanti- 
bus. Long. — b mm. 

Capuí pallideflavidum, vértice macula minuta nigra ro- 
tundataque signatum. Oculi nigri. Ocelli fusco-nigri in 
capitis macula verticalis siti. Palpi dilutius flavidi. Anten- 
íiae fusco-nigrae, articulis 3-4 primis dilute llavis. Thorax 
dilutissimé flavus, suprá disco niedio late nigro-fuscus, niti- 
dus, vitta media longitrorsum extensa fuscana ornatus. Scu- 
telluin fusco-nigrum, nitidum, nigro-pilosum, basi utrinque 
macula flava praeditum. Metanoturtí obscure fuscum, nu- 
dum. Alae dilutissimé flavido-fuscanae, tenuiter fuscano- 
villosulae, nervulis fuscis sed anterioribus basalibusque 
obscurioribus percursae, areola marginalis minuta, trapezi- 
formisinstructae, fereut in Se. vitripenne Meígew, veno- 
sas. Coxae femoraque pallidé flavidae, parce fusco-pilosae ; 
tibiae tarsique nigricantes ; calcaribus spinulisque nigris. 
Abdomen thorace triplo longiore, basinversus angustatum, 

4 



- 44 — 

apicem versus ampliatum, ápice rotundatum, dilute flavum, 
tenuiter fuscano-villosum, suprá, segmenlis 1-2 disco late 
fuscis, sequeiitibus tribus medio macula triangularis magna 
fasciaque fusca signatis, sexto ubique lusco, ano flavo, sub- 
tustotum flavum. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Prov, Buenos Aires, 

ClLacabuco {Equidem cepi). 

La Sciop/iila, clcLvata tiene el abdomen coníormado como 
la Se. síí*¿aíaMEiGEiN(Op. cit., I, tab. 9, f. 5), hoy pertene- 
ciente al género Empheria. de AVínnertz, pero sus alas son 
parecidas, en cuanto á la forma y disposición de las nervadu- 
ras, á las de la Se. vitripennis Meigetí, que actuabnente 
corresponde al género E?7i29aí¿a de Wininertz (Op. cit., I, 
tab. 9, f. 8). La SciopliUa, valdíviana Philippi, no parece 
muy distante de la presente, pero se nota que, en general, 
el color amarillo es más obscuro en todas partes, que el dorso 
del tórax es « fi(SC0-it?7ÍüiííaÍ0)), en vez de tener la gran 
mancha discoidal de mi especie y que el abdomen es « luLeo 
vitta media margíneque postico segmentorLun fiiseisn 
en la especie chilena, lo que en manera alguna concuerda 
con el color del abdomen de la Seiophila argentina. Algo 
más se aproxima á la nuestra, sobre todo en lo pertinente al 
colordel mesonoto y la cabeza, la Scioph. thoraeica úe 
Philippi pero tiene el abdomen « nigrescente, margine 
segmentorum testaceo-¡> y sus alas son «subinfumatifi y>. 
Acércase, mucho más que á las precedentes, á la Seiophila 
apicalis AVi.ViVERTZ, particularmente á las variedades 1.3*j 
lí^ pero en ningún caso tiene manchas pardas en las pleu- 
ras, ni bandas amarillas en el abdomen. Nuestra especie no 
es rara en el Oeste de la Provincia de Buenos Aires, sobre 
todo en Ghacabuco, donde se la encuentra entre altas gramí- 
neas ó en los tallares de sauces y durazneros. 



45 



(12) 3. Sciopliila antárctica, Wai.ker 

Sciophila antárctica, Walker: Trans. Linn. Soc. of Loodon, XVII, 
334. 8 (1837;. — E. Lynch A.: Catal. Dipt. , 9, 18 (1882, . 

Sciophila lernalis ? Philippi: Aufzahl. d. Chil. Dipt., 30, 6 
(1860). 

<(Sciophilae hirtae affinis: fusca, oculi et i^cilj'jini- 
gri: antennae fiiscae basi flavae : abdomen nigro- 
fuscum, incisurae pallidae : pedes flavi, tarsifusci : 
alae subhyalinaej inmaculatae, iridescentts: nervi 
fusci: halteres flavi ápice fusci. — Loug . 1 ^¡o Un.» 

Hab. observ. : Patagonia ¿>i Piíerío Hambre (Walk..). 

Aún no poseo este Sciophila, cuya descripción ha publi- 
cado Walker en los términos que preceden, agregando que, 
su especie pertenece á la división C de Meigen, lo que me 
inclina á pensar que debe corresponder al género Lasíoso- 
ma AVi^>ERTz, que comprende la Scioph. hirta Meige^s, 
cuyas alas presenta el célebre dipterólogo como tipo de la 
sección C (Meige:v, op. cit., I, 196, tab. 9, fig. 7) de sus 
Sciophila. La Sciophila vernalis Philippi, se me figura 
sinónima de la de AValker ; td se compara la diagnosis de 
Philippi con la publicada jior el entomólogo inglés, la que 
dice así: «Se. vernalis. Se. nigro-fusca; anlennarum 
basi, margine segmentorum 3, 4, 5, abdominis pedi- 
busc[ue pallidis, testaceis, tarsis tamen nigris... Long. 
2 liny>, se ve desde luego que, entre una y otra caracterís- 
tica no existe más diferencia que la del modo de ver y des- 
cribir. No menciona Philippi el color de las alas, de donde 
se deduce, que son transparentes ó semi-transparentes y se 
contenta con decir de ellas, que tienen la primera célula 
marginal apenas más larga que ancha y que la segunda celda 



— 46 — 

posterior es dos veces más larga que su piececillo, carácter 
importante que me hace dudar de Ja legitimidad del sinó- 
nimo. 

(13) ^. Sciopliila iníiruia, n. sp. 

$. Paluda, sub-albicantís : thorax suprá vittis tri- 
bus haucl bene disjunctis fuscis, media longiora 
geminataque. Alis subcinereis, areola marginalis 
ápice margineque postica dilutissime infuscatis. 
Pedibus pallidis, tibiis tarsisque nigricantibus. 
Long. capite thoraceque simul sumptis 1 V^ w¿- 
llim. Abdomine deest. 

Capuí infuscatum at facie dilutiore: oculi nigri. Palpi 
pallidi. Antennae articulis 2 primis pallidis albicantibus 
(reliquis desunt). Thorax pallidus, sordide albidus, parce 
tenuiter fusco-pilosus, suprá fusco-3-vittatus, yittis latera- 
libus anticeabbreviatis cum media gemina dilutiora, elonga- 
ta, retrorsum subconfussis. Scutellum íascum. Metanotimi 
medio fuscanum utrinque pallidum; metaj^leurae fuscae. 
Alae iridescentes, subhyalinae, tenuiter pilosae, subcinereae 
ápice margineque postica areolaque marginalis dilutissime 
fuscano-tinctae, celjula prima s. areola marginalis trapezina 
vix longiora quam latiora, cumcellula postica basi fere per- 
pendiculariter posita, cellula secunda posteriori pedicello 
suo parum breviora. Pedes pallidi, albicantes, uigro pilosu- 
lli et setulosi, tibiae tarsique fuscae. Adornen átesi. 

Hab. observ. : Resp. kvgewúmxinProv. Buenos Aires; 
ubi? 

Se halla en mi colección un solo ejemplar, muy mutilado 
y sin designación precisa de localidad ; por sus caracteres, 
pertenece á la sección II, A de Wi^jnertz en la que, única- 
mente figúrala Se. ornata 3íeigk.n, Sospecho que el indiví- 



— 47 — 

dúo que me sirve de tipo aún no había llegado á su madurez 
cuando fué capturado, pues todas sus tintas, inclusive las de 
color pardo, son muy lavadas y deslucidas. 

(14) 5. Sciopliila cliilcnsis, Blanciiard 

Sciophila chilensis, Blanchard, in Gay: Hist. flsic. y pol. d. 
Chil., Zool., VIL 347 (1852). — Philippi: Aufzahl. d. Cliil. 
Dipt., 30, 1 et in Verhandl. zool.-bot. Gesslls. Wien., XV, 
624, 1 (1865). — Bigot: Mis. scient. d. Cap. Horn. Zool., VJ, 
13,17(1883). 

Testaceo-ferruginea; antennis crassiuscuUs, nigro- 
CELntibus, segmentis diiabus primis ftavo-testaceis . 
Thorace suprá anguste appvoximata fusco tvi-li- 
neato. Pedibus obscure fuscis, femoribus testaceis. 
Alis hyalinis, iridescentibus ápice vix infumatis, 
nervís fuscis. Abdomine villoso, fusco-nigro, seg- 
mentis posticé anguste testaceo-ferrugineo-mar- 
ginatis. — Long. 4 millim. 

Hab. observ. : Chile (Blakchard, Philippi). — Resp. 
Argentina in Territorio faegiano (Bigot). 

Ñola conozco: probablemente se hallará más tarde en Pa- 
tagonia. 

(15) 6. Sciophila tristis Bígot., 

Sciophila tristis, Bigot: Mis. d. Cap. Horn. Zool., VI, 13, 18, pl. III, 

f. 2(1883). 

Antennis fuscis, segmento primo, palpis ómnibus 
pallidé flavidis ; thorace testaceo, superne late sed 
obscure fusco-vittato ; pleuris utrinque fusco late 
notatis; halteribus pallidé flavidis , abdomine ci- 



— 48 — 

nereo-fuscOj incíssuris angusté fuscis ; coxis pedí- 
busque omnino pallide testaceis. Alis pca/h'dissi- 
mc flavidis. — Loncj. 5 mülim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Territorio fueg ¿ano 
(Bigot). 

La primera célula cubital déla Se. tristis es trapezoi- 
dal y del tipo que ofrece la lámina 19, figura 8 6 de AVix- 
JNERTZ ; la seguuda célula posterior, según la figura, es sensi- 
blemente más corta que su pedículo. 



[(16) T. Sciophila calopus, Bigot. 

Sciophila calopus, Bigot: Mis. d. Cap. Hora., Zool.. VI, 14, 19, pl. III, 
f. 3 (1883.) 

Nigra. Antennis angusté hasi, pedihus et halteri- 
bus flavidis; coxis femoribusque, basi et ápice, 
tibiis fere totis, tar sis omnino nigris ; clava halte- 
rurn fusca ; alis pallide fuscanis. — Long. S'^/onii- 
llim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Territorio fuegiano 
(Bigot). 

En esta especie, la primera célula cubitalmarginal es casi 
cuadrada y con los nérvulos transversales, que la limitan, un 
poco más cortos que la distancia que los separa ; además la 
segunda célula posterior es tan larga como el piececillo que 
la sustenta. 



49 



VII. Empheria, Winnertz 

Empheria, Winnertz: Monogr. d. Pilzmücken, 738, 11 (1863). 

Alae costa juxta pone venam marginalem ápice producía 
sed aiarum ápice haud attingente. Cellula marginali prima, 
areola marginali, saepeelongata. Coxae mediaemaris setulis 
vel spiíiQulis destitutae. Keliqua utSciophilae. 

Apenas difiere de Sciophila., sino por los caracteres apun- 
tados y por tener las alas angostadas hcácia la base y no con 
está última redondeada y ancha como sucede en casi todos los 
otros géneros. Sus larvas viven en la madera podrida y pro- 
bablemente también en los hongos ; los insectos perfectos se 
hallan donde las Sciophila. Las Einj^herici son dípteros pe- 
queños, muy ágiles, de cuerpo amarillo ó ferruginoso, algu- 
na vez pardo, cuyo tórax es frecuentemente rayado de par- 
duzco ó negruzco y dotados de alas claras con fajas ó man- 
chas de color pardo. 

(17) 1. Empheria varipennis, n. sp. 

cT . Fusca: thorace testaceo- ^-lineato, lineolislatera- 
libus 2 brevibus postice abbreviatis, mediis "2 pos- 
ticé convergentibus sed scutelluvi haud attingen- 
tibus ; pleuris pedibusque testaceis sed femoribus 
posticis ápice, tibiis tarsisque infuscatis ; alis ce- 
llula marginali prima elongata p>raeditis, hyali- 
nis, cellula coslali, marginali radicálique basi 
fuscis at cellula prima marginalis medio etradi- 
calis ápice limpidis, nermdis transversis fusco- 
marginatis, fascia media postice ampliata macula- 



— 50 — 

que pvope anguluyn analem fuscis signatís. — 
Long. 47^ millim. 

CajDut testaceo-fuscum, puncto verticalis palpisque fuscis. 
Antennae fuscecentes, articulis duabus primis testaceis. 
Thorax fuscus, utrinque testaceus, suprá laterem et anticem 
\ersus lineolis duabus brevibus. subobsoletis medio alteris- 
que duabus, postice coiivergentibus sed abbreviatis, testa- 
ceis signatus. Alae hyalinae vix albicantes, tenuiter pilosae, 
cellulá costali bi-alternatim fusco et obscure flavido-tincta, 
alarum basi juxtadimidio cellulara radicaleni, margo nervu- 
lis transversis duabus, subcostalisque fuscis, fascia media ex- 
trorsum obliqua basi et retrorsum magis ampliata maculaque 
pone nervulo postico fuscis. Pedes testacei ; í¿b¿ae infus- 
catae; ía?'si fusci; femorum posticorum ápice dilute fusco. 
AbdoTiien fuscum, fusco-nigro-pilosum, segmentis superis 
1-2 ápice testaceo-fusco-margiuatis, subtus testaceum. 

Hab. observ.: Resp. Argentina, Misiones í>i Santa Ana 
(E. L. Holmberg). 

Poseo un maclio de esta especie, cuya coloración alar es 
bastante difícil de describir. 



VIII. Boletina, Staegeh 

fío/eíííia, Staeger: Kroy. Tidsskr., 234 (1840). — Zetterstedt: Dipt. 

Scand., XI, 4151 (1840). — Winnertz: Verhandl. Zool.-bot.- 

Ges. Wien., 772, 19, pl. XX, f. 15 (1863). — Osten-Sacken; Cha 

ract. of Larvae, etc., 29 (1886). 
IepíoH¿o?-p/iMS, Walker: List, of Dipt., 87 (1848), non Curtís: Brit. 

Entom.,'365 (1826). 

Caput minutum, rotunduní postice planiusculum c eolio 
brevissimo á thorace aílixum. Oculi ovati, antice intus su- 



— 51 — 

periieque leviter emarginati. Ocelli 3, subtriangulariter dis- 
positi, ocella media minuta. Palpi 4-articuIati, articulo pri- 
mo minuto, ultimo eiongato. Antennae crassiusculae, capite 
tlioraceque simul sumptis iongiores, IG-articuIatae, articulis 
2 primisobconicis, rejiquis cylindricis, approximatis, sub- 
nudis. Thornx ovatus, convexus: rtwtanotuyn detectum 
convexum : scutelliun m'matum. Alae oblongae abdomine 
aequelongae \el longiores, tenuiter villosae ; costa alarum 
ápice propio haud attingente at\enae cubitalis ápice supe- 
rante, cellula basilaris breve alarum dimidio haud attingente, 
cellula cubitalis una simplice, cellula secunda postica brevi- 
ter pedicellata interdum ramulo supero basi obsoleto. Pedes 
elongate, sat tenues, femora fusiformia, tibiae ápice bi-calca- 
ratae, parce spinulosae. Abdomen 7-annuIatum, angustum, 
elongatum, oblongum, maris ápice breviter uncinatum, fe- 
minae é ovipositor minute bi-lamellato terminatum. 

Este género desmembrado de Mycetophlla y Lia, dis- 
tingüese del primero por tener tres ocelas en el vértice de la 
cabeza y no dos y del segundo por su abdomen compuesto de 
siete segmentos en vez de seis. Sus larvas viven en los hon- 
gos y en los leños podridos y los insectos perfectos habitan 
en los bosques. Las larvas y pupas de una especie, la D. ni- 
gricoxa Staeger, han sido descritas por Beling (Wiegm. 
Archiv., 1875, p. 56), quien las encontró debajo de las ho- 
jas caldas de un bosque de árboles secos. 

(18) 1. Boletina antárctica, Bigot 

Boletina antárctica, Bigot: Mission scientif. d. Cap. Horn.. ZooL, 
Dipt., VI, 12. 15, pl. III, fig. 1 (1883;. 

cT- 9- Antennis fuscis, basi testaceis; capite nigro ; 
paljDÍs pallide fulvis, incissuris infuscatis ; ihorace 
fulvo nítido, ■pallide castaneo-tri-viltato ; abdo- 



mine fuscano, incissuris et ápice pallidé fulvis; 
Imlteribus albis; pedíbus joaUidc flcLvidis; coxis 
extrinsecus fusco-tinctis, tarsis fuscis, alis pallidé 
flavidis, venis long itudinalibus tertia et coeteris 
ápice fusco niarginatis, ápice fascia retrorsum in- 
trorsuncjue ohlique directa anticé latiuscula pos- 
terius attenuata margine posíica haiid attingente 
inaculac¡ite magna prope angulum posticurñ sita 
intus con cava fuscanis interdum alteraque parva 
ad celliilam basalem posita fusca. — Long. 4 nii- 
Uim. 

$. A maris differt antennis brevioribus, vittis tho- 
racis obscurioribus, abdominis lateribus dílute 
tes tacéis. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Territorio fuegiano 
(Bigot). 

Según M. Bigot, las manchas alares de esta especie son 
\ariables. 



(19) 2. Kolctisia obscuriveiitris, Bigot 

Boletina obscuriventris, Bigot: llissioo scient. d. Cap. Hora. Zool., 
Dip., VI, 13, 16 [1883;. 

Antennis fuscanis, palpis et epistomate flavidis; 
thorace pallidé rufo, superne breviter, ter fusco- 
vittato ; capite fuscano; halteribus pallidis ; abdo- 
mine obscure- fusco ; alis pallidissime flavidis ; pe- 
dibus testaceis. — Long. 5 Vo '>nillÍ7n. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Territorio fuegiano 
(Bigot). 



— 53 — 

No conozco esta Boletina, tan brevemente caracterizada 
por 3Í. BiGOT, y en cuya descripción se echa de menos, 
como en las de otros i\/jyceío/i¿¿dos, que el autor no men- 
cione algunos signos menos equívocos que los colores, bien 
que esta falta se halla subsanada, para unos pocos, por los 
dibujos que complementan sus descripciones. 



IX. Mycetophila, Meígen 



3Iycetophila (sens. lat.), Meígen- liliger's Matrazin, II, 263 (1803), et 
System, beschreib. d. bek. europ. zweifl. Ins., I, 202 (1818). — 
Hartlieb: Jahresber. d. Schles. Ges., 23 (1826). — Latreille 
in CuviER, Regne anim., V, 419 (1829). — Stanmus: Isis, 753 
(1830), et Observ. d. spec. uonnuUis gen. Mycetophila, 9 (1831). 

— Macquart: Hist. d. Dipt., I, 128, pl. 3, fig. 9 (1834). — Bou- 
CHÉ: Naturg. d. Ins., 37 (1834). — Van Roser: Correspondenz- 
blatt d. Wiirtt; Landwirthsch, Vereins (1834). — Schilling: Jah- 
resber. d. Schles. Ges., 86 (1836).— Perris: Ann. Soc. entom. Fr., 
47, tab. V, fig. 1-3 (1839). — Düfour: Ann. d. se. nat., XII, 
5-60 (1839), et Op. cit., XIII, 148-163 (1840). — Staeger- Kroy. 
Tidskr., 238 (1840. — Zetterstedt: Dipt. Skand., XI, 417 
(1842). - Blanchard: Hist. nat. d. ins., II. 457.3(1842).— 
Brejii: Isis, 164 (1846). — Perris: Ann. soc. entom. Fr., 51 
(1849). — Meígen: Op. cit. 1. c. (ed. 2^), tab. 9, fig. 15-21(1851). 

— Heeger : Sitzunsber. d. Wien. Acad. d. Wiss., VII, 394 
(1851). — Haliday, in Walker: Ins. Brit., III, Dipt., 10 (1856). 

— Walker: Ins. Saimder., I, p. V, 415 (1856). 
Mycetophila 'sens. str.), Winnertz: Beitr. z. e. Monogr, d. Pilzmücken, 

91.3, tab. XXI, f. 36, et in Verhandl. K. K. zool. bot. Ges. Wien., 
XIII, (1863). — Schiner: Novara Exp., II, 9 (18681. — Brauer: 
Denkschr. d. Mat. Nat. Klass. Kaiser!. Acad. Wiss. Wien (1883). 
-Osten-Sacken: Charaet. of the Larvae of Mycetophil., 12 
(1886;. 

Caput moáích ovatum, posticé plauiusculum é eolio bre- 
\issimo a thorace profunde affixum, vértice latum. Oculi 



— 54 — 

ohlon^l. O celli '2 satmagiiiad oculorum marginem interio- 
rem unusquisque positi. Palpi filiformes, 4-articiiIati, 
articulo 1" minuto, reliquis subaequelongis. Aniennae por- 
rectae, 16-articulatae, arcuatae, crassiuscalae, tenuiter 
pubescentes. T/ioj'ax ovatus, fortiter convexas, brevitervi- 
llosus, utrinque pilosus postice setulosus; scuteUum se- 
micirculare vel subtriangulare margine postice setulosa. 
Metanotum fortiter convexus. Alae abdomine longiores 
oblongi, tenuissime pilosulae ; \ena costaii alarum ápice 
liaud attingens; cellula costaii continua \enula brachiali 
destituía atmarginali é nervulo medio transverso a radica- 
lis prima divissa; cellula '2^ poslica breviter petiolata ; cellu- 
la 4^ postica longe petiolata ; cellulis analibus parum distinc- 
tis. Halteres elongati, detecti. Pedes calcarati, robusti, 
modicé elongati, coA'ac sat elongatae, tibiae aiit ¿cae extus 
breviter spinulosae, viediae iutus uni-seriatim spinulosae 
at extus fortius bi-seriatim spinosae, posíicae extrorsum 
bi- vel tri-seriatim spinulosae. Abdomen oblongum, G-(cr') 
val 7-(9) annulatum. 

Son insectil los muy vivaces, pardos, con tórax ferrugino- 
so ó amarillento, pies comumente amarillos con tarsos oscu- 
ros, y alas adornadas, con frecuencia, de una mancha parduz- 
ca en su parte central y aún de otra apical de! mismo color la 
que, casi siempre, tiene una figura semi-lunar. Hállaseles 
en los bosques y matorrales ó entre las yerbas húmedas, y en 
general donde quiera que \o& Cri/ptogamos abunden. Las 
larvas viven en la madera podrida y en los hongos del género 
Boletus y otros; así, ha observado Dufoür ]í\ Myceto- 
pfíila liilaris en ln Fistulina hepática, laM. liydini en 
elHijdnum, rej^andum, la M, íycogalae, Perris, en la Ly- 
cogala miniata; las M. lútea y Innata, las halló Bremi en 
el Agaricus citrinus, y por su parte Scholz {Entom. 
Zeit., 1819) obtuvo las M. paluda, SxANKiusy M. luctuosa 
de Meigen, del Boletus bulbosus, al paso que SxAisixiusha- 



DO — 

lió la Ai. sígnala, 3Ieige]n, en los bosques de pinos, sobre 
el Boletus edulis, y AVijXíNERtz dice, que la M. ¡ninctata, 
3IEIGEN, vive en estado de larva en los Boletus edulis y sea- 
ber. La mayor parte délas Mycetophila prefieren un hongo 
especial, mas las hay que viven en casi todos, como la M. In- 
nata, MeIGEjV. 

Regularmente, casi todas, viven ó frecuentan, como lo 
dejo dicho ai comienzo de este trabajo, dentro ó en la parte 
inferior de los hongos, cuando no lo hacen en las maderas 
putrefactas plagadas de Cryptúgamos ; empero hay algunas 
que protegidas por una cubierta compuesta de su mismo es- 
tiércol {M. scatophora, Perris), se pasean bajo las maderas 
podridas, á las que cubren con una improvisada tela de seda 
y bajo el disfraz de Ancylus (AJullusca) se arrastran sobre 
las hojas de ciertos vegetales (Casearia), cuya superficie 
probablemente tapizan de seda, para efectuar su metamor- 
fosis. 

Historiar, todo cuanto á costumbres es pertinente á este 
género, sería hacerlo de gran parte de la tribu á que da nom- 
bre, y para ello me refiero á lo que ya he dicho en la intro- 
ducion de esta obra. No conozco, hasta ahora en nuestro país, 
sino una sola especie. 

(20) f . Mycetophila volitans, n. sp. 

(/$. Fusco-picea : Antennisfusco-fevrugineis; alisfus- 
cecentibus; flavidis, tibiis tarsisque fuscis ; abdo- 
mine suprá fusco, segmentis ¡Dosticé flavido-ferru- 
gineo-marginatis, fasciis medio dorso interniptis 
extrorsuní ampUatis (9) '^el fusco ápice rufo-tes- 
taceo, segmentis i - 4 utririque apicequo medio 
dorso excepto, ferrugineo-testaceis. — Long. 3^¡^ 
millim. 

Capuí nigro-fuscum, opacum, dense griseo-fusco pubes- 



— 5G — 

cens. Oculi nigri. Ocelli destincti, nigri. Palpi ferrugi- 
nei. Antennae articalis 2 primis fla\o-testaceis, nigro- 
setulosis, flagello fusco basiii versus ferrugineo, tenuiter 
griseo-pruinoso. Thorax supra piceus, griseo-fusco pubes- 
ceus parce nigro pilosus, utriiique fere ubique piceus sed 
ad partim flavidus; scutellum piceum, iiigro-setosum. Alae 
tenuiter pilosae, leviterinfuscatae, inmaculatae, iridescentes, 
cellula basilari costalique paruin obscurioribus, cellula 
marginali basi ad cellulam 4*^'" posticambasi remota; ve- 
nae fuscae, ubique distinctae. /7¿?Zíe)'e.s, flavidi ápice picei. 
Pedes flavo-testacei, nigro-pilosi et setosi; tibiae infusca- 
tae calcaribusfuscis praeditae; tarsi fusco-nigri. Abdomen 
suprá fuscum vel nigro-fuscum sat longe fuscano-villosum et 
pilosum, segmentis utriuque apiceque testaceis cinereo- 
pruinosis sed fasciis apicalibus medio dorso angustatis vel 
interruptisextrorsum dilatatis (9) vel ápice rufo-testaceum, 
fasciis dorsum versus minus distinctis at segmentos superís 
utrinque angusté at angulis posticis late testaceis (cf) ; abdo- 
men subtus testaceura. 

Hab. observ. : Resp. Arg. in Territorio Misionum (E. 
L. Holmberg). 

Dos ejemplares, uno de cada sexo, han sido hallados por 
el Dr. E. L. Hooiberg y forman parte de mi colección. 
Por sus caracteres de grupo debe colocarse al lado de la M. 
2'junctata, Meigeiv. 



X. Platyura, 3Ieige:n 



Platyura, Meigen: Syst&m. Besclir., I. 181, tab. 8, f. 14-22 Í181 8;. — 
Latreille in Clvier: Regne anini., V, 450 (1829). — Macquart: 
Hist. Nat. d. Dipt., I, 141, pl. 3, fig. 12 (1834). — Curtís: Brit. 



— 0/ — 

Entomol., III, 134 ;i82G).— Staeger: Kruy. Naturhist. Tijdíkr., 
111,277, (1840). — Zettersteüt: Dipt. Scaud., X, 4078 (1842). 
— Blanchar: Hist. nat. d. ins.. II, 457 Í1842;.— Walkerd: List., 
I, 88(1848). — Ejusd.: Ins. Jjrit., IIJ, 64(1851). AVinnertz: 
Mono?r. Pilzmück., 689 (1863). 



Capuí thorace angustias, ovatum, postice planiusculum -, 
fronte facieque latiusciilum. Ocu/i rotundiinterdum superne 
intus siuuati. Ocelli 3 triangulariter dispositi, approximati, 
posterioribiis 2 sat magnis anteriore minutissima. A.nten- 
nae thoracis longitudine vel eodeni loiigiores, crassiusculae, 
porrectae, compressae, 16-articiilatae, modicé arcuatae, api- 
cem versus parum attenuatae, articulis 2 primis discretis, 
articulo 1" brevissime obconico, 2" brevis, napiíormis, se- 
quentibus breviter obconicis sensini decrescentibus, saepe 
subtransversis, pubescentibus, ultimo ovato vel oblongo. 
Probaseis carnosa parum exserta, paZpi filiformes, 4-arti- 
culati, articulis 3 primis elongato-obconicis, ultimo linearis 
praecedentibus 3 loiigiore vel aequelongo. Thorax ovatus, 
convexus, interdum obsolete 4-lineatus. Scutellum semi- 
circulare, minutum. Metanotum detectiim, conve^um. Alae 
basiapiceque rotundatae, modicé latae, tenuissimé pilosae, 
abdomine aequelongae vel paulo superantes, parallelae, ce- 
llulá costali brevissiraa, subcostali alarum médium attin- 
gente, marginali elongata paulo ante apicem é nervulo 
transverso obliquo s. braquiali in duas partes inaequales 
divisa, cellulis posterioribus 4 s. posticalibus Lene deter- 
minatis, cellulá 2^ postica breviter pedicelata minuta. Pedes 
elongatij-coxae elongatae, femora. fusiformia leviter incras- 
sata tibia breviores, tibiae ápice bi-calcaratae nunc intus 
nuncextusbi-seriatim breviter spinulosa nunc tibiae anticae 
haud spinulossa at posticae extus bi-seriatim setosae. Abdo- 
men elongatum, angustum, 7-annulatum, parallelum vel 
apicem versus ampliatum interdum elipticum, deppressius- 
culum ápice magis deppressum. 



— 58 — 

Es conocible por su cuerpo flaco y alargado, sus antenas 
gruesecitas y un tanto comprimidas por los lados, sus alas 
anchas, patas largas y delgadas y abdomen aplastado en la 
estremidad; casi todas las especies son negras ó rojizas, con 
pies más ó menos amarillentos; sus movimientos distan mu- 
clio de ser tan veloces como la de otros 'Mycetofiíidos, pero 
tienen iguales hábitos, gustan de los bosques y de la sombra 
y con frecuencia se introducen en las habitaciones, durante 
la noche. Sus larvas han sido observadas en los hongos de 
los árboles. 



(21) 1 . Platyura macilenta^ n. sp. 

^ . üííitte flava, antennarum flagello, tibiis tarsisque 
fuscis; tliorace nigro-3vittato, linea viedia an- 
trorsum dilatata ; abdomine vdgro, segmentis su- 
¡jeris 2-i ápice íj" ubique fíams. Alis flavicanti- 
bus. — Long. 9 millim. 

Caput flavum, fronte macula nigro-fusca ornatum. Oculi 
nigro-fusci. Palpi d'úale flavi. Antennae articulis 2 primis 
pailide flavis, reliquis fuscis basitestaceis. Thorax utrinque 
dilute flavus, supra flavus nigro tri-vittatus, vitta media 
late antrorsum dilatata, lateralibus angustioribus oblongis 
anticé et postice ábbreviatis, parce fusco-villosuUus uigroque 
pilosus. Scutellum nigro-fuscum angustissimé flavo-margi- 
natum. Metanotum medio nigro-fuscum obsolete flavido- 
vittatum. Alae flavicautes, nervulus braquialis ad costam 
obliqué insertus, vena axillaris ápice abbreviata. Halleres 
pallidé flavidi fuscano-vel nigricante-capitulati. Pedes lon- 
gissimi; cOcTaepallidae parce nigro-pilosae, troc/ianteres pa- 
rum nigricantes, femora dilute flava basi nigricantia, nigro 
pilosuUa, tibiae nigricantes, tarsi nigro-fusci. Abdomen 
thorace séxtuplo longiore, nigro-fuscum, nigro pilosuUum, 



— 59 — 

suprá segmento primo ápice aiigustissimé sed utrinqiie late 
pallide-tlavo-marginato, 2-3 ápice late sed 4° angustias fla- 
vis, 5° ubique dilute flavo, reliquis nigro-fuscis, infrá seg- 
mentis 1-5 dilute flavidis. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Chaco prope Formo- 
sa (E. L, Holmberg). 

Esta elegante Platt/ura pertenece á la división B, b, de 
la Monografía de Winnertz. El ejemplar cr' que poseo, 
lo descubrió el Dr. Eduardo L. Holmberg, en los alrede- 
dores de Formosa, capital déla Gobernación del mismo nom- 
bre, en el Chaco argentino. 



(22) íi. Platyura autuiniialis, n. sp. 

cf"^. Nigro-fusca: tJioi^ace píceo, suprávittis duobus me- 
cliis longitudinalibus angustissimis viarginibus- 
que lateralibus albidis ; al ¿s gríseo- fuscanis ápice 
jDarum obscuratis, nervulus braquialis ad costam 
Í72sertus, vena axiílaris haud abbreviata ; pedibus 
pallidís, tibüs tarsisque fuscis ; abdouiine seg- 
mentis poslicé pallidé flavido- vel flavido-rufesco 
inavginatis. — Long. 10 millmi. 

Capiit fuscum in facie piceum. Antennae capite thora- 
ceque longiores, fuscae, tenuiter, griseo-pruinosae, articulis 
2 basalibus dilute flavidis. Thorax in vivis piceus, post mor- 
tem saepe fusco piceus, suprá longitudinaliter albido-bi-vi- 
ttatus, vittis angustissimis, marginibus lateralibus albidis in- 
terdum vittis ómnibus obsoletis Scutellum piceum. Pedes 
flavidi, at trochauteribus mediis et posticis extus, tibüs tar- 
sisque fuscis. Alae dilute fuscanae ápice margineque obscu- 
riores, nervulo bracliiali obliquo ápice ad costam con- 



— 60 — 

junctos, vena axillari haud abbreviata. HaÜe?'e.s pallidéfla- 
vidi. Abdomen lonj^issimuní, depressum sub-lineare hasi 
angustatum (cr") vel oblongum, olongatum, basiapiceque an- 
gustatum (9) fuscum vel fusco-nigrum, tenuiter griseo- 
pubescens, siiprá segnieiitis 1-2 ápice angustéflavido-niargi- 
natis, 3-5 posticé macula triangiilari flavida signatis, reliqíiis 
nigris atorganis copulatoris piceis. 

Hab. observ. : Resp. Argentina Í7i Truenos A ¿7'es, Bara- 
dero et Las Conchas. 



xr. Ditomyia, Winínertz. 



Mycetobia (pt.), Meigen: Syst. Beschr. Zweifl. Ins., I, 179 '1818). — 
Macquart: Hist. Dipt., I, 146 (1834). — Staeger: Kroy. Tidskr., 
281 (1840). — Zetterstedt: Dipt. Skand., X, 4071 (1842). 

Ditomyia, Winnertz: Stett. entora. Zeitung. , VII, 15 (1852). — Wal- 
ker: Ins. Brit., Dipt., 111,6, 3 (1851). — Winnertz: Beitrag zu 
einer Monogr. Pilzmücken, 668, 3 (1863). — Loew: Monogr. of 
Ihe Dipt. N. Am.,I, 13(1862). 

Symmerus, Walker: List, of Dipt.. I, 88 (1848). 

Plesiastina, Winnertz: Beitr. z. ein. Monogr. Pilzmücken, 670, tab, 
XVIII, fig. 4 (1863). 

Centrocnemis, Phimppi: Aufzahl. d. cliil. Dipt., 25 (1865). 

Caj^ut rotundatum, posticé planiusculum. Oculi semicir- 
culares. Ocelli 3 inaequales, media minuta iulineam trans- 
versam recta \el vix curvatam dispositi. Palpi 4-articulati, 
artículo 1° minutisimo, 2° crasso, ovato, sequentibus 2 cylin- 
dricis. Antennae porrectae, tenue?, arcuatae; 17-articulatae, 
articulo 1° obconico, 2° napiformis, reliqnis linearibus, ulti- 
mo minutissimo. T/iO)^ax ovalus, fortiter convexus. Scute- 
//i¿mminutum,semicirculare. ALieabdominelongiores, para- 
llelae, sat amplae, \illosulae, basi rotundatae, areola s. cellula 



— 61 — 

prima cubitali vel margiiiali destitutae. Pedes elongati, te- 
nues, calcarati; tib'me anticae liaud spinulossae at posticae 
3-ser¡atini longitud inaliter bre\iter spinulossae. Abdomen 
7-annulatLim (o^ 9); cylindricum ápice parum angustatum 
(o^) \el depressiusculum médium versus leviter amplia- 
tum (9). 

Las larvas de este género, muy escaso en especies, viven 
casi todas en los hongos del grupo de los Polypovus. Las 
especies observadas, han sido : la Ditomyía fascicLta Mei- 
GEN, que habita principabnente en los P. versicolor y P. 
feruginosus, la Ditomyia ina,croptera de Winnertz, á 
la que encontró su descriptor en el Polyporiis igniarius y 
]aD. (Plesiastina) 5oíeí¿ de Kaltesbach, que fué descu- 
bierta por este naturalista en el Boletus versicolor . 

Hay otras, como la D. (Plesiastina) apicatis Wiinjnertz, 
que prefieren la madera podrida á los hongos, como lo ha 
comprobado el descubridor de esta especie, cuya larva halló 
en el tronco podrido de un Carpiniis betulus. 



(23) 1 . Ditomyia incerta, Rigot 

Ditomyia incerta, Bigot: Míss. scient. d. Cap. Horn. Zool., VI, 13,24 
(1883). 

Antennariim segmentis basalibus duohus testaceis ; 
palpis et capite fuscanis ; thorace fusco, scapidis, 
scutello et inetanoto obscuré testaceis ; abdomine 
f^isco, oviducto fulvo ; coxis pedibusque testaceis, 
tarsis fiiscis ; alis subalbis venis fusco-margÍ7ia- 
tís. — Long . 8 viíllim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Territorio fuegiano 
(Bigot). 



— 62 — 

Esta especie parece muy característica por sus alas blan- 
quecinas y provistas de nervaduras orladas de pardo; las dos 
Ditomyia europeas, D. fasciaía Meigen y /). macroptei^a 
AViivKERTZ, tienen respectivamente las alas, ó transparentes 
con tres fajas parduzcas, ó de color ceniciento obscuro y uni- 
forme. 

No conozco la DitoTnyia incerta, que bien pudiera ser 
alguna de las Sciophila de Philippi. 



DIPTEROLOGIA ARGENTINA 



COMPLEMENTO A LOS MYGETOPIIILIDAE 



POR 



FÉLIX LYNCH ARRIBALZAGA 



ADICIONES Y CORRECCIONES 

(IV) GlapJiyroptera Wininertz. Este nombre genérico ha 
sido usado anteriormente por Heer para designar un 
grupo de Buprestidae fósiles descubiertos en el 
lias de Suiza {Ueber die Lias-insel im Aargiamit 
einem Fajel Lias-Insekten, Zürich, 1852). Foresta 
razón, el Barón de Osten-Sacken ha cambiado la de- 
nominación de Glaphyroptera en Neoglaphyrop- 
tera. 

(VII) Empheria Winnertz. Como el del género anterior, 
su nombre fué usado hace tiempo, por Hagen, para 
un grupo de Psocídae (Die in Bernstein befindli- 
chen Neuropteren, 1856), y en consecuencia ha sido 
necesario mudar el nombre en Neoempheria (Osten- 

5 



— 64 — 

Sackein, Smithsonían Miscellaneous Collections, 
1878). 

(18) 1. Boletina antárctica Bigot. El descriptor de esta 
especie ha reconocido (Bulletin ele ¡a Societé Zoolo- 
gique de France, 13% 1890) que no pertenece al gé- 
nero Boletina AVijvkertz sino al de Glaphyrop- 
íeraWi]N]NERTz=A^eogíap/i7y)'opíera Ostejn-Sackejn, 
es así que la F:ioletina de que trato debe llamarse 
Neoglajohi/roptera antárctica (Bigot) Lyach. 

(17) 1 . Empheria varipennis Ianch-Arribálzaga deberá 
llamarse Neoeynpheria varipennis mihi. 

(16) 7. Sciophila calopus Bigot, pertenece al género Te- 
tragoneura AVikisertz según lo observa el descrip- 
tor de esta especie {Ann. Soc. Zool. Fr., 1890), de- 
biendo mudarse su nombre en Tetragoneura calo- 
pus Bigot. 



BIBLIOGRAFÍA 

1. Bechsteiin (L.). DerHeerwurm, sein Erscheinen, seine 

Geschichte und seine Poesie. iNürnberg (1 8;) 1). 

2. Beliwg (Th). Boletina nigricoxa \\\ Wiegmann's Ar- 

chiv (1875). 

3. — Yerhandlungender K. K. zoologisch-botanischen 

Geseliscliaft zu Wien (1874). 

4. — YerhandlungenderK. K. zoologisch-botanischen 

GesellschafL zu Wien, XXll (1872). 
5_ — Jahreshelte des naturwissenschaftlichen Vereins 

für das Fürstenthum Lüneburg, VI (1874). 
6. — Stettiner entomologische Zeitung (^1872). 



— 65 — 

7. Belijng (Th.). Heer\vurm (Sciara) iii der Zoologische 

Garlen, Fraiikfurt am Mein (1868). 

8. — Znr Metamorpliosen der Dipteren-Art ZiVyoneuí^a 

sciarina, in Wiener Entomologische Zeitung 
(1885). 

9. — Der Heer^vurm, die HeerAvurmsmücke iind die 

Thon)as Trauermiicke in Zeitschriften für die 
Gesellschaft Naturwissenschaften (1883). 

10. — Beitras; zur Metamorphose der Zweiflüger-Gat- 

tung Sciara m AViener Entomologische Zei- 
tung (1886). 

1 1 . Bellardi. Saggio de Ditterologia messicana (1859). 

12. Berthold. AbhandJungen der Kóuigliche Gesellschaft 

d. Wissenschaften zu Gótingen (1854). 

13. BiGOT (J. M. F.). Mission scientiílque du Cap Horn 

(1883). 

14. — Bulletin de la Société zoologique de France, 13^ 

(1890). 

15. Blakcharu (E.). Histoire naturelle des insectes, leurs 

moeurs, leurs métamorphoses et leur classifi- 
cation 11, París Didot (1845). 

16. — in Gay. Historia física y política de Chile. Zoo- 

logía, VII (1852). 

17. BoiE. Zur Verwandiungsgeschichte inlandischerZwei- 

flüger in Króyers Tidskrifning, 11 (1838). 

18. BoHEMAAN. Zoologiska Arsberáttelse (1845). 

19. BoucHÉ. Naturgeschichte der Insekten, Berliu (1834). 

20. Bosc d'Aktic. Keropíaíus in Actes de la Société d'his- 

toire naturelle (1792) et in Uebersicht der 
Beiche Magazin der Thierreich (1793). 

21. — Dictionnaire classique d'histoire naturelle 

(1823). 

22. Brauer (Dr. F.). Denkschriften der Matematische Na- 

turalische Kiasse der Kaiserliche Academie 
der Wissenschaften, AVien (1883). 



- 66 — 

•23. Erauer (Dr.F.). Beitrage zur Kenmiiss der riü},'elgea- 
derder Dipteren nach AdoIpirsTlieorie (1883). 

24. Bremi. Beitrag zur Kunde der Dipteren inbesonders 

über das Vorkominen iiielireren Gattungeu 
nach besondereii Local i laten und Fang der- 
selben ; auch über die Lebenweise mehreren 
Larven in «Isis» (1846). 

25. Bürmeister (H.) Reise diirch die la Plata-Staaten, í 

(1861). 

26. Cameroa. Prüceedings of the Society of Natural His- 

tory of Glasgow, íl (1876). 

27. CoMSTOCK. Report on various Insects for 1881. 

28. Cope. Proceedings of the Academical Society of Na- 

tural Sciences. Philadelphia (1867). 

29. Curtís. British Entomologj, being illustrations and 

descriptions oftlie genera of Insects found in 
Great Britainand ireland, XIV, London (1837) 

30. — Journal of the Royal AgriculLural Society, X 

(1841). 

31. — Gardener's Chronicle for 1845. 

32. — Farm Insects (1860). 

33. Dale (C. W.). Economy and parasite of a Myceíop/iZ- 

lid in «The Entomologist «, XIV (1881). 

34. De Geer (Carl). Mémoires pour servir ü l'histoire des 

Insectes, VI. Leipzig (1780). 

35. Drewsein. Stettiner entomologische Zeitung (1847). 

36. DuFOUR (Leojn). Mémoire sur les métamorphoses de 

plusieurs larves fungivores appartenant ¿i des 
diptéres in Anuales des Sciences naturelles, 
T serie, XIT (1839) et in Opera citata, Xlll 
(1840). 

37. — Histoire des métamorphoses de Sc¿023/i7/¿a sír¿a- 

ía in Mémoires de la Société de Lille (1841). 

38. — Histoire des métamorphoses du fi/iT/iJ/iu-s/bíies- 

tralis et du Mycetohia, pallipes (1849). 



— 67 — 

39. Dl'fol'r (Leoin). Revisión et monograpliie du genre 

Ceroplatus in Alíñales des Sciences naturel- 
les, XI (1839). 

40. DziEDzicKi. Beitrag zur Fauna der zweiñiiger Insek- 

ten in Pliysiographische üenl\schrifteii zu 
Warschau(1884). 

41. — Wiener entomologische Zeitung (1886). 

42. — Horae Societatis Entomología Rossicae (1889). 

43. Fabricius. Fabricii Systema Antliatorum. Rrunswigae 

(1805). 

44. — Supplementnm Entomologiae sjstematicae. Haf- 

niae (1798). 

45. Frisch. Beschreibung Yon allerley Insekten in Teus- 

chland, IV. Berlin (1722). 

46. Gercre. Yerein fiir Xaturwissenschaften Unterhal- 

tung, VI (1880). 

47. GiGLio. Atli de la Reale Academia di Scienza di To- 

rino, XXV (1890). 

48. GiMMERTHAL. Beobaclitungen über eiuige in Krank- 

haft faulenden Kartotfeln gefundene Acarier 
una Dipteren-Larven in Arbeit der Rigaer 
Xaturforscher Verein (1848). 

49. — Ruüetin de la Société Impériale des Naturalistes 

deMoscow (1846). 

50. GiRARD (Maurice). Traite élémentaire d'^Entomologie. 

Pans(1885). 

51. Girschner (Er]\st). Die ersten Stánde einiger Dipteren 

in Katter's entomologische Nachrichten (1 883). 

52. GuRRiN-MÉNEviLLE. Rcvuc zoologique ( 1 838). 

53. — Erichsons Berichte(1838). 

54. — Mémoire sur un insect Diptére du genre Boli- 

tophila in Anuales des Sciences JNaturelles, 
X (1827). 

55. — Iconographie du Régne animal. Insectes (1838). 

56 . Grzegorzek. Berli ner entomologische Zeitschrif t ( 1 885). 



— 68 — 

57. Grzegorzek. Berliiier entomologiscIieZeitschiMft(1884). 

58. — Verhandlungen der zoologisch-botanischen Ge- 

sellscliaft zu Wien (1874 >. 

59. — Neue Pilzmücken aus der Zaiidezer Gegeng 

(1875). 

60. Haliday. Eiitoniologic;il Magazin, T (1833). 

61. — Annalsof Natural History (1839). 

62. — List of tlie genera and species of the British Díp- 

tera, the earlier stages of Avicli are more or 
less perfectly known, witli references to the 
principal anthorities, ín « Natural History Re- 
view» (1857). 

63. Hartlieb. On the metamorphüsis of Mycetophila in 

Jahresberichte der Schlesische Gesellschaft 
(1826). 

64. Heeger. Beitráge zur Naturgescliichte derlnsekteu in 

Sitzungberichte der Wiener Akademie, YIl 
(1851). 

65. HoHMAr<]v. Programme der Reaischule. Tilsit (1857). 

66. HotMGREN. Entomologiska Tidskrifning (1883). 

67. Kaltenbach. Aunáis of Natural History, 2 series, 11 

(1848). 

68. Rollar in Bossi. Systeinatische Verzeichniss der 

z>Yeillüglichen Insekten des Erzherzogthunis 
Oesterreich (1848). 

69. — in «Isis» (1846). 

70. — Brasiliens vorzüglich liistigen Insekten (1832). 

71. KÜHN. Vou dem sogenmanten Heerwurm in Natur- 

foscher (1774). 

72. Laboülbéne (Dr. Alexaí\dre). Description du Scia- 

ra Bigoti, de sa larve et de sa nimphe Í7i 
Anuales de la Société entomologique de Fran- 
ce (1863). 

73. Latreille (Pierre-André). Histoire naturelle des 

Crustacées et des insectes, XIV (1805). 



— 69 — 

74. Latreille (Pierre-André). Genera Crustacerum et In- 

sector 11 m (1809). 

75. — Familles naturelles du Régne animal (1825). 

76. — in Clvier. Le Régne animal distribué d'apres 

son organisation, etc. T(1829). 

77. Lehmann (S. G. C). Zoologicarum praesertim in fau- 

nam Hamburgensen observationes pugillus 
primns in Schulprogramme. Hamburg (1822) 
et in Acta Academia Leopoldina-Carolina 
(1824) eí Ferussac. Bnlletin, III (1824). 

78. Low(H). Dipterologisclie Reitráge (1850). 

79. — Cylindroto'inEinigriventris una y\er neueDixsL- 

Arten in Stettiner entomologische Zeitung 
(1849). 

80. — Zur VerwandUingsgeschichte einiger Dipteren 

aus der Abtheilung der Nemoceren und über 
ihre Stellung in Systeme, in Stettiner ento- 
mologische Zeitung (1843) (texto). 

81. — Op cit. ¿?i Stettiner entomologische Zeitung (1841) 

(figuras). 

82. — Monographs of the North American Díptera 

in Smithsonian Miscellaneous Collections, I 
(1862). 

83. LioY. Atti deirinstituto Véneto (1864). 

84. LoREz. Vierteijahresschriften der Nalurforscher Ge- 

sellschaft. Zurich (1857). 

85. Lynch-Arribálzaga (Enrique). Catálogo de los Dípte- 

ros hasta ahora descritos que se encuentran en 
las Repúblicas del Rio de la Plata, in Boletín 
de la Academia Nacional de Ciencias (1883). 

86. Macquart. Insectes Dipteres du Nord de la Franca 

in Mt'moires de la Société Royale de Sciences, 
d'Agriculture et des Arts de Lille (1825-28). 

87. — Histoire naturelle des insectes (Dipteres). Suites 

áBuífon. Paris (1834). 



- 70 — 

88. Macquart. Dipteres exotiques nouveaux ou peu connus. 

Paris etLille (1838-50). 

89. Man. Tijdschrift voor Entomologie, XXVII (1884). 

90. Meigew. Klassifikatioii und Beschreibung der bekannten 

europáischen zweillügeligen Insekteu (1804). 

91. — Versucli einer nenen Eiiitheilung der europáis- 

chen z^veiflilglichen Insekten in liliger's Ma- 
gaziii zur Insekten-Kunde (1803). 
9'2. — Systeinatische Beschrcibung der bekannten euro- 
páischen zweitlügeligen Insekten. Aachen 
(1818-20), Harmm (1822-38), Halle (1851). 

93. 3IiK. Yerhandlungen der K. K. zoologisch-botanischen 

C.esellschaft zu AVien, XXX (1880), XXXT 
(1881), XXXIII(1883). 

94. — AViener entomologische Zeitung (1882-1883 et 

1884). 

95. — Yerhandlungen der K. K. zoologisch-botanischen 

Gesellschaft zu AVien (1874). 

96. — AViener entomologische Zeitung (1887). 

97. — Díptera von Bernstein (1884). 

98. — Verzeichniss der Arten-Namen welehe in Schi- 

ner's Fauna Austríaca enthalten sind in AVie- 
ner entomologische Zeitung (1886). 

99. — Wiener entomologische Zeitung (1889). 

100. NowiCRi (Dr. Max). Der Kopaliner Heerwurm und die 

aus ihm hervorgehende Sciara militaris. 
Brünn (1868) et in Yerhandlungen der JXatur- 
forcher's Yerein in Brünn, VI (1868). 

101. Olivier (A. G.). Premiére mémoire sur quelques in- 

sectes qui attaquent les cércales (1813). 

102. Ostf:]\-Sacke]\ (Baroin R. vok). Characters of the 

Larvae of Micetophilidae. Philadelpiíia, March 
(l862)fiíHeidelberg (1886). 

103. — Report of the United States Geological Survey, 

III (1887). 



— 71 — 

104. Osten-Sacken (Baroiv B. voin). Catalogue of the des- 

cribecl Diptera of North-America in Smithso- 
niam Miscellaiieous Collections (1878). 

105. — Ueber eine leuchtende Mycetophiliden-Larve ¿72 

Entomologist's Monlhly Magazin (1886). 
100. Pajínewitz. Jaliresberichte der Schlesische Gesells- 
chaft (18.50). 

107. Pajvzer. Fauna Insectorum Germaniae initia (1792- 

180G). 

108. Perris. Notice sur quelques diptéres nouveaux in 

Anuales de la Société entomologique de Fran- 
ce (1839). 

109. — Notes pour servir a i'histoire des métamorpho- 

ses de diverses espéces de diptéres in Anna- 
les de la Société entomologique de France 
(1849). 
lio. — Histoire des insectes du Pin maritime in Anuales 
de la Société entomologique de France (1870). 

111. Phílipppi (Dr. R. a.). Aufziihlung der chilenischen 

Dipteren (1865). 

112. — Verhaudlungen der zoologisch-botanischen Ge- 

sellschaft zu AVien (1865). 

113. — «Psyche». Leber Schwárme einer Sciara-Art 

(1880). 

114. Reaumur. Mémoires pour servirá Thistoire des in- 

sectes, V. Paris, Impr. Rojale (1740). 

115. RoDER. Stettiner entomologische Zeitung (1886). 

116. — Wiener entomologische Zeitung (1887). 

117. RuDOw. Sciara foliorimi in Giebel' s Zeitschriften 

(1876). 

118. Say (Th.). Long's Expedition to Saint Peter's River 

(1825) et in Journal of the Academy of Phi- 
ladelphia (1822). 

119. SiEBOLD. Jahresberichte der Schlesische Gesellschaft 

(1850). 



120. ScHiLLiNG. Jahresbericlite der Schlesische Gesells- 

chaft (1828 et 1836). 

121. ScH[]\ER (Du. J. R.) Novara Expedition. Zoologischer 

Tlieil. Díptera bearbeitet vou Dr. J. R. Schi- 
ner. Wieii(1868). 

122. ScHiLLiKG. Bolitophila. fusca, iind Scia?'a in Jahres- 

berichteder Schlesische Gesellschaft (1828). 

123. — Ueber Cionophora Egger in Verhandlungen 

der K. K. zoologisch-bolanischen Gesellschaft 
(1854). 

124. — Beitrag ziir Fauna der Neusiedler Sees in Ver- 

haiidliingen der K. K. zoologisch-botanischen 
Gesellschaft zii Wien (1855). 

125. ScHOLz. Ueber die Aufenthalt der Dipteren wáhrend 

ihrer erteii Stiinde (1819). 

126. ScuDDER. Riilletin oí" the United States Geological Sur- 

vey, JII (1877) eí IV (1878). 

127. Skuse. Díptera of Australia in Proceedings of the Lin- 

nean Society of New South Wales (1889 et 
1890J. 

128. Staegiír. Króyer's Tidsskrifning (1840). 

129. Stajniníus. Obser^ationes de speciebus nonnullis ge- 

nere Mycetophila uovis "vel minus cognita. 
Breslau (1831). 

130. — Benierkungen uber einige Arten der Zweiflüger- 

Gattiingen Macrocera, Platyura, Sciophila, 
Lela und Mycetophila in « Isis », VIII(1830). 

131. Strobl. Programm der K. K. Obergynmasiums der 

Benediktiner in Settenstetten (1881). 

132. Thomson (C. G.). Diptera species novas descripsit C. 

G. Thomson in Eugenies Resa omkring Jor- 
den. Entomologiska Bidrag. Zoologi. Insekter 
(1868). 

1 33. Van der Wulp. Diptera Neerlandica, in Tijdschriften 

voor Entomologie, XIX (1878). 



— 73 — 

134. Van der Wulp. Tijdscliriften voor Eiitomologie (1874). 

135. — Tijdschrifteii voor Eiitomologie (1887). 

136. Van Roser (C. L. F.). Verzeicliniss Würtembergis- 

clier Dipteren in Correspondenzblatt der 
Würtembergischeii Landwirthschaften Vereins 
(1834). 

137. VoN Heyden. Report of the Geológica! Survey of the 

United States in the Florisant Lake (1890). 

138. Wahlberg. Acta Holmiae (1838-48). 

139. — Merkwürdigeu Instinct und Lichtentwickelung 

bei einer scliwedischen Mücken-Art in Stetti- 
ner entomologisclie Zeitung (1849). 

140. Walker (Frangís). List of the specimens of Dipterous 

Insects in the collection of Rritish Museum. 
London (1848-55). 

141. — Coleóptera, Hymenoptera and Diptera collected 

by Captain King in the Survey in the Straits 
of Magellan in Transactions of the Linnean 
Society of London (1837). 

142. — Tnsecta Saundersiana (D¿píe?*aj. London (1856). 

143. — Entomológica! Magazin, III (1835) et IV (1836). 

144. Westwood. Introduction to the modern classification 

of Insects. London (1840). 

145. Weyenbergh in Napp. La República Argentina (1876). 
140. — (ÜR. H.). Varia entomológica ñi Tijdsclirift voor 

Entomologie (1874). 

147. VViedemann. Aussereuropáische zweiflügeüge Tnselv- 

ten( 1828-30). 

148. — Zoologische Magazin (1817-19). 

149. — Diptera exótica, t (1821). 

150. WiEGMAN et RuTHE. Handbuch der Zoologie (1832). 

151. WiNNERTZ. Reitrag zu einer Monographie der Püzmü- 

cken (1863). 

152. — Reitrag zu einer Monographie der Sciarinen 

(1867). 



— 74 — 

153. AViiNNERTz. Verhandlungen der K. K. zoologisch-bota- 

nischen Gesellschaft zu Wien (1869). 

154. — Verhandlungen der K. K. zoologisch-botanischen 

Gesellschaft zu Wien, XXI (1871). 

155. Zetterstedt. Díptera svecica (1842). 

156. — Insecta Lapponica descripta. Lipsiae (1839). 



EXPLICACIÓN DE LAS LAMINAS 

PLANCHA 1 

FiG. 1. — Ala de Sciara : a, nervadura costal; b, nervadura medias- 
tina; c, nervadura sub-costal ; e, nervadura marginal ; f, nervadura ex- 
terno-mediaría ó discoidal ahorquillada ; g, nervadura interno media- 
ria : g, ramo de la nervadura interno mediarla ; h, nervadura anal ; 
i, nervadura axilar: v, nérvulo transverso radical ; d, nérvulo transverso 
medio. 1, célula radical superior; 2, célula costal ; 3, célula mediastina ; 
-1, célula marginal ; 6. células posteriores: 8^ célula radical media. 

FiG. 2-4. — Las mismas letras y números para las nervaduras y cé- 
lulas que en Sciara, pero además : j, nervadura espúrea ; iv, nérvulo 
que cierra la radical media : 4, célula marginal (simple en la flg. 2 
dividida en dos partes por un nérvulo oblicuo en las figuras 3 y 4) 

FiG. o. — Ala de Macrocera. 

FiG. 6. — Ala de Lia. 

FiG. 7. — Ala de Platyura. 

FiG. 8. — Ala de Neoglaphyroptera . 

FiG. 9. — Ala de Sciophila. 

FiG. 10. — Ala de Tetragoneura. 

FiG. 11.— Ala de Boletina. 

FiG. 12. — Ala de Neoempheria. 

FiG. 13. — Ala de Mycetophila. 

FiG. 14. — Ala de Lasiosoma. 

FiG. 15. — Perfil de un Mycetophilidae [Sciophila]. 

FiG. 16. — Pata posterior de Sciara. 

FiG. 17. — Órganos genitales externos de Sciara (Meigen). 

FiG. 18. — Sciara aira Macquart. 

FiG. 19. — Neoglaphyroptera bipartita Lynch A. 



— 75 — 



PLANCHA II 

FiG. 1. — Género Macrocera. 

FiG. 2. — Género Platyura. 

FiG. 3. — Género Sciophila. 

FiG. 4. — Género Neoempheria. 

FiG. 5. — Género Mycetophila . 

FiG. 6. — Larva de iMycetophila scatophora Perris (desnuda) 

FiG. 7. — La misma cubierta con sus mismos escrementos. 

FiG. 8. — Ninfa de Mycetophila scatophora Perris. 



(I)ipterolüí¡-la, -firQ-enüna - MYOT^.^O(FHÍLIQ:ffB 



LAM. r 




F. LCH. A DEL 



Li Mailnlciia, Litk: 



(X>ipterolo^-ta. -flrrgeniína. ~ Vi YCElOd'HÍLlQjyíE 



LÁM. n 




i.a Mailiileiia, LUh, 



I^ZjjJJl ^ CU^ ( V2^>Z\\-^^^ 



DIPTEROLOGIA ARGENTINA 



GHIRONOMIDAE 



POR 



FÉLIX LYNCH ARRIBALZAGA 

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias en Córdoba, de la Sociedad Ciontifica Argentina 
de la Société franraise d'Entomologie, etc. 



A rtcculo publicado en el Boliítin de l\ Academía Nacional dvc Cien'cias 
DE CóP.DOBA, tomo XIII, pár/inas 311 y scf/uientes 



BUENOS AIRES 

IMPRENTA DE PABLO E. CONI É HIJOS, ESPECIAL PARA OBRAS 

680 — CALLE PERÚ - 680 



1893 



«c 



DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 

(chironomid.í:) 

POR 

FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA 

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias, 
de la Sociedad Cientiíica Argentina, etc. 



Estaobrita, dedicada el estudio de los frágiles insectillos 
del grupo de los Cfíironomidae, es posiblemente la última 
de carácter sistemático que daré á la estampa sobre la Dípte- 
rología argentina, cnyo ei^tixáio había imaginado terminar 
dentro de pocos años, pero, á la cual por causas agenas á mi 
voluntad, no podré dar su debido y completo acabamiento. 
Empero, los documentos acumulados por mí, durante largos 
años, no quedarán perdidos ni infructíferos, por cuanto mis 
libros y colecciones obran ya en poder del digno Director del 
MuseoNacional de Buenos Aires, elDR. Carlos Berg, mi ex- 
celente amigo y maestro, quien indudablemente podrá conti- 
nuar con mejor tino, competencia y fortuna que yo, la obra á 
que di comienzo, la cual, hasta cierto punto, no es sino un 
fragmento de la Historia física de la Argentina, que mi vene- 
rable amigo el Dr. HermajxnBurmeister emprendió con re- 
comendable ardor, hasta que urgido, primero por la ancianidad 
y más tarde por la muerte hubo de abandonar su pesada tarea 
á otras manos más jóvenes y descansadas que las suyas. Al 
dejar temporalmente mis estudios predilectos, ingrato sería 
si no mencionase aquí á cuantos me han ayudado en la ela- 
boración de mis trabajos, ya como coleccionistas, ya como 



entendidos consejeros ó activos corresponsales. Principalísi- 
mamente han contribuido á mis estudios el Dr. Eduardo L. 
HoLMBERG, D. JuAiN B. Ambrosetti, el Dr. Carlos Berg, el 
Dr. Germán Burmeister, el Dr. Fraíncisco P. Moreiso, el 
Dr. Federico KuRTZ y el Dr. OscarDoerijíg. proporcionán- 
dome cuanto he necesitado examinar, tanto en sus colecciones 
particulares, como en las del Museo de La Plata, las de la 
Academia Nacional de Córdoba, de la Universidad de Buenos 
Aires y del Museo Nacional, y en segundo término me hau 
prestado valioso concurso el señor Ingeniero Eduardo Agui- 
RRE, D. Justo GOi^ZALEz Acha, señor Millot, señor Caride, 
Dr. Spegazzíjm, Comandante Romero, Dr. Ameghiíno, Coman- 
dante MoYANO, Dr. Lemos, señor G. Güisther y muchos otros 
queporel momento no tengo presentes. LosseñoresFAUvÉL (de 
Caen) y Sharp (de Thorhill) me dieron útilísimos datos cuan- 
do escribí mis 'iEstafilínos de Buenos Aires », y otro tanto 
hicieron mis distinguidos corresponsales M. Jean M. F. Bi- 
got, Barón R. von Ostex\-Sacken, Conde G, de la Pouge, 
S. AV. WiLLiSTON, Tyler-To>Yí\sejnd, E. Giglio-Tos, Dzsed- 
zíCKi, Sznabla, Ticalbi, Aldrich, AVickham y Vaw der 
WuLP, que contribuyeron á mis obras sobre los Culicidae, 
Sr/rphidae, Mycetophilidcie y el género Saiiromy.^a, con 
útiles advertencias en su correspondencia epistolar, con la re- 
misión de insectos ó de sus respectivas publicaciones. Ade- 
lantándome á cualquier juicio sobre esta obra, debo declarar 
que ella está lejos de satisfacerme personalmen'e, por cuan- 
to adolece délos defectos originados por la escasez de ma- 
terial, el mal estado de los ejemplares que he podido procu- 
rarme y la carencia de un estudio general, siquiera fuera 
mediano, de los Chironomidae americanos, mas apesar de 
todo pienso, sin pretensión alguna, que este breve trabajo 
servirá de base principal y aprovechable para las investigacio- 
nes de nuestros futuros dipterólogos. 

Buenos Aires, Octubre 14 de 1893. 



CHIRONOMIDAE, Macquart. 



Tipulariae cuneiformes, Meigen, Syst, Beschr.bek. europ. zweifl. Ins., 
I, XXXIII (1818). — Latreille in Cuvier, Regne animal, V, 
441, (1829;. - Macquart, Hist. des Dipt., I, 41, (1834). - 
Philippi, Aufzáhl. d. Chil. Dipt, 4, el mí Yerhandl. zool.-bot. 
Gesell. in Wien, 598, (1865). 

Chironomidae, Macquart, Dipt. exot., I, 36, (1838). — Walker, Ins. 
Saundersiana, 422,, (1856). — Schiner, Novara Exp., III, Dipt., 
23, (1868). 

Chironomilae, Blanchard, Hist. Nat. d. ins., I, 454, (1842). 



Participa esta familia de muchos de los caracteres de los 
Culicidae, hasta en la circunstancia de ser bastante limitado 
el número de géneros que la forman^ no obstante que, las 
especies, así como los individuos, abunden en casi todas las 
latitudes. Constituyen los Chironomidae un grupo com- 
puesto de dípteros de mediana ó diminutísima talla, de color 
verde, amarillento ó parduzco, y cuya figura alargada, casi 
siempre, las antenas plumosas de los machos de ciertos géne- 
ros, el zumbido particular que producen al volar y su cos- 
tumbre de reunirse en bandadas que se entregan á frenéticas 
danzas aéreas, han motivado que el vulgo los confunda con 
los mosquitos ó Culicidae, de los que difieren por el diver- 
so sistema de nervaduras alaras; la carencia de trompa, tenue, 
alargada y cilindrica, las patasanterioresálas veces muy largas 
y las posteriores cortas, opuestamenteálos Culicidae, donde 
son las posteriores las que alcanzan reparable desarrollo. 
Empero, la clasificación popular, hasta cierto punto, no care- 



— 6 — 

ce de razou, (jiies algunos Chironomidae, como los Core- 
thra, son tan parecidos á los Culicídae que, no pocos natu- 
ralistas los incluyen entre ellos y muchas especies de Cera- 
topogon pican tau fuertemente y son tan molestos, sino más, 
que los verdaderos mosquitos ; así una pequeñísima especie 
de Ceratopogon que habita en el Chaco, en Misiones y en 
Corrientes, y es conocida con el nombre vulgar de polvorín, 
á causa de su color y exigüidad de talla, es molestísima, y de 
ella he oido que es mucho más temible que las legiones de 
Culícidae que pululan en aquellos selvosos territorios. Ca- 
racterízanselos Chironomidae por su cabeza pequefia y ob- 
triangular, colocada verticalmente y con frecuencia oculta 
debajo del borde anterior de su muy giboso mesotórax, sus 
ojos reniformes, que son grandes, laterales y bien separados 
en el vértice de la cabeza, la ausencia de ojuelos simples en 
la frente, sus antenas de 13 á 14 artejos, tan densamente plu- 
mosas, en los machos, como las de los Culicidae </ y, en 
ocasiones (Ceratopogon), provistas de largos y finos pelillos 
que envnelven casi toda la antena, dándole el aspecto de un 
pequeño pincel, mientras que en las hembras estos apéndi- 
ces son filiformes, no plumosos, mas provistos de verticilos 
de cerditaspoco largas, siendo el número de artejos quecom- 
ponen cadaantena, ya de li (Corethra,Tanijpus),}'i\áe 13 
(Ceratopogon) ó ya solamente de 6 (Chironomus); los ór- 
ganos bucales son muy cortos y no constituyen un chupador 
prolongado y filiforme, como en los Culicidae, sino que, por 
el contrario, se ofrecen bajo la forma de una trompa breve, 
carnosa, munida en el dorso y hacia la base de una pieza cór- 
nea y triangular, siendo las partes más resaltantes de aque- 
lla dos palpos filiformes, compuestos de uno á cuatro arte- 
jos ; el tórax ó, por mejor decir*, el mesonoto es muy convexo 
y hasta globular en algunos casos ; las alas de forma de lan- 
ceta en unos ó muy redondeadas en el ápice en otros, suelen 
tener un vello microscópico que las cubre en todo ó eu parte; 
en el reposo ellas se tienden paralelamente á los lados del 



— 7 — 

abdomen, mas son inclinadas en tejadillo y constan las celdas 
circunscriptas por tenues nervaduras, de una célula costal, 
dos células submarginales, dos basilares y cuatro posterio- 
res (Corethra) ó de una costal, dos submarginales, cuatro 
posteriores y dos basilares de las que la segunda se confun- 
de ó no se halla separada de la tercera célula posterior por 
ningún nérvulo transversal (Coratopogon), el esternón es 
siempre ancho en su segmento medio y separa muy bien las 
ancas del par anterior de patas de las del de las intermedias, 
contrariamente á los Cií¿¿c¿dae, en los cuales las ancas ante- 
riores se hallan muy aproximadas á las intermedias ; el abdo- 
men largo, angosto, y de lados paralelos de los machos de 
\arios géneros (Chironomus, Tanypus, Corethra.) ó elíp- 
tico ('Ce)'aío]3ogo?ij ó ligeramente claviforrae (Pachyleptus), 
abícomo el de las hembras, cortoyovalado en muchos, consta 
de siete á ocho segmentos ; los órganos genitales externos de 
los machos se parecen singularmente á los de los Culicidae, 
por la presencia de los dos agudos y curvos garfios que, se- 
mejantes alas ramasde una tijera, se hallan colocados de tra- 
vés en el extremo del abdomen. La organización interna de 
los Chironomidae es semejantísima á la de los Culicidae, 
tanto en su sistema respiratorio, como en el nervioso, geni- 
tal y digestivo, diferenciándose este último en que los \asos 
urino-biliares son cuatro en vez de cinco, y á mayor abun- 
damiento, no son sésiles, sino montados por pares sobre dos 
canales colédocos. 

Deponen sus huevos pardos ó amarillentos entre las hojas 
que flotan semi-sumergidas en los aguazales y las ciénagas, 
en los bordes de las cisternas y rara vez en los estiércoles ú 
otros detritus ; no se cuidan aldepositarlos de darles el pro- 
lijo y casi artístico acomodo que usan los Culicidae con 
los suyos, sino que, los sueltan en montoncillos irregulares, 
y casi un tanto al azar, según la urgencia que aflige á las 
hembras por deshacerse de su pesada carga. No todos obser- 



— 8 — 

^aii continuadamente este modo de propagación, porque algu- 
nos, aunque raros, son vivíparos ó se muitipiicau porPaedo- 
génesis ó Partlienogénesis, alternadas con generaciones nor- 
males. Casi todas las larvas son vermiformes, de color rojo 
de sangre ó amarillentas, observándose con frecuencia, en 
los algibes poco limpios de Buenos Aires, incalculable canti- 
dad de estos gusaiiillos rojos, pertenecientes á varias especies 
de Chironoinus, que al comenzar la primavera ó aun en los 
días templados del invierno^ se lanzan al aire libre en. nubes 
zumbadoras, desde el fondo de las obscuras cisternas, en busca 
de la luz que ya jamás querrían abandonar. Otras larvas se pa- 
recen á las de los mosquitos }, como ellas, son de color 
blanquecino o transparente. Las larvas que no tienen hábitos 
acuáticos y que viven bajo las cortezas ó en los estiércoles 
ofrecen caracteres bastante diferentes de las otras, motivo 
por el cual trataré de ellas separadamente. Los Chironomus 
tienen larvas cilindricas de color desangre clara con dos pe- 
queños puntos negros en la cabeza, dos palpos cortos y bi- 
' articulados, dos tentáculos situados bajo el primer segmento 
anterior, provistos de diminutos ganchillos, dos largos ten- 
táculos carnosos en las bases del penúltimo y del último seg- 
mento, que se termina por dos tubos oblongos, cuya abertura 
se halla orlada de pelillos y munida de cuatro tuberculillos ; 
estas larvas habitan en el cieno delqueá veces, se apartan lan- 
zándose á nadar con vivos movimientos serpentinos ; son so- 
ciables y se construyen con granulos de arena ú otros finos 
residuos, unidos por una especiede seda, unos tubos abiertos 
en ambas extremidades los que apilan sin orden en el fondo de 
la charca, cisterna ó depósito de agua ; rara vez abandonan 
estos asilos si no es para construirse otro nuevo tubo. Las lai- 
vas délos Tanypus son diáfanas ó amarillentas, tienen la ca- 
beza alargada y provista de pequeñas anténulas, dos man díbuias 
y dos máxilas, el tórax munido, por debajo, de dos apéndices 
pediformes que nacen de una base común y son ciliados en 
sus bordes, el abdomen muy alargado, con el último segmen- 



— 9 — 

to terminado por cuatro piezas salientes de variable forma, 
pero, de las que las dos inferiores son constantemente pedi- 
formes ; estas larvas nadan ágilmente, se mantienen comun- 
mente sobre el limo del fondo, pero no construyen tubos 
ni son sociables. En cuanto á los Ceratopogon y aún cier- 
tos Chironomus suelen depositar sus huevecillos en los 
estiércoles, debajo de las cortezas de los árboles muertos ó 
en otros sitios análogos; dos larvas de Ceratopogon obser- 
vadas por M. GüERiiN tienen el cuerpo blanco, angosto en lo 
posterior é hinchado hacia adelante, la cabeza pequeña y re- 
tráctil armada de dos pequeñas mandíbulas y el dorso provisto 
de escasos pelillos erectos terminados por glóbulos de color 
blanco puro. Las ninfas de Corethra y Tanypus se parecen 
mucho á las de los Ciilex, de las cuales se distinguen en te- 
ner los cuernecillos aeríferos más anchos y carecer de las 
aletas caudales de las de los últimos ; las ninfas acuáticas de 
los Chironomus que, hasta su postrera metamorfosis, per- 
manecen encerradas en los tubos que antes construyeron las 
larvas, sólo se apartan de las de otros Tipidariae culici- 
forines por los elegantes penachos que terminan exterior- 
mente las tráqueas del tórax y del abdomen , así como por la 
longitud de los estuches alares, que desprendidos del cuerpo 
simulan nadaderas. Las especies terrestres no ofrecen nada 
de singular, en punto á su metamorfosis y eclosión. El in- 
secto perfecto procedente de larvas acuáticas se desprende 
de sus envolturas de ninfa en la misma forma, condiciones y 
con los mismos peligros que los Culicidae, como lo he dicho 
en otra obra anterior (Dipt. Arg., Culicidae, 1891). 

Estos insectos de sutil y delicada contextura tienen cos- 
tumbres asaz heterogéneas, pues son los unos inofensivos, 
vegetarianos, por decirlo así, de hábitos crepusculares, noc- 
turnos ó matinales (Chironomus, Tanypus, Corethra, 
Ceratopogon pluribus), al paso que otros (Ceratopogon) 
aman el calor del sol, la luz del medio dia tropical y acosan 
al hombre con su agudo, aunque breve labro, ocasionándole 



— 10 — 

insoportables molestias por la multiplicidad de sus picadu- 
ras, á defenderse de las cuales no bastan los más sólidos 
mosquiteros, porque, merced á su pequenez, estos dípteros 
si insinúan por las más diminutas aberturas. Aveces, y sobre 
todo en las orillas del Paraná ó de sus anuentes, el viandante 
ve, al caer la tarde, alzarse repentinamente una columna ó 
una nube, al parecer de polvo, constatando al aproximarse 
qu¿ columna y nube se componen de millares de chillones 
Chironoynus, entregados á la obra de la generación ó á sus 
preliminares, que siempre se inician por una turbulenta y 
crepuscularzarabanda]aérea.En las calurosas noches del vera- 
no cúbrense las mesas de las casas campestres, donde brilla 
alguna luz, de un verdadero enjambre de ChÍ7'onomidae, 
cuya vida efímera se agota allí entre las llamas del seboso 
candil, al calor de la lámpara de petróleo ó al de sus propias 
pasiones sexuales; un montón de cadáveres de machos ver- 
des, negros ó parduzeos semi-desecados ó empapados en acei- 
te, con las alitas y las antenas quemadas ó con los pies retor- 
cidos por el fuego es cuanto queda al dia siguiente de la 
bulliciosa muchedumbre que con las manifestaciones de su 
ardorosa alegría impedía escribir ó leer, la noche antes, al di- 
ligente naturalista, al mercader encorvado sobre sus libros y 
balances y hasta al despreocupado aficionado á novelas y 
poesías. 

Los Chironomídae no faltaban en el período terciario de 
nuestra planeta, pues los restos ó impresiones de cinco espe- 
cies han sido halladas por Heer en OEnnigen jRadoboj, en 
Croacia, pero no abundaron tanto en aquella época lejana co- 
mo los Tipularios terrícolas, lungívoros y florales, pues que de 
los primeros se han descubierto once especies de ios géneros 
Típula y Lisornotra, de los segundos once que correspon- 
den á M?/ceíop/i i ¿a, Scioi'jhilay Sciara y de los últimos, 
\eintey seis repartidas entre los Rhyphus (2 esp.), Bibio 
(20 esp.), Bibiopsis (3 esp.) y Plecia (1 esp.), de cuyos 
hechos se podría deducir que en QEnningen y Radoboj los pauta- 



— li- 
nos eran escasos ó poco permanentes, existiendo en cambio 
una abundante vegetación compuesta de esencias no palus- 
tres. 

No escasean tampoco sus vestigios en el terciario del Flo- 
risant-Lake, estudiado por vo> Heyden (Report of the Uni- 
ted States Greol. Survey, 1890), donde se han descubierto al- 
rededor de unas 28 especies, aliadas á numerosos Tipulidae, 
Bibionidae,Empidaey Ortaliditae, ano menos de 100 es- 
pecies de Asüidae y Therevidae, á 20 ó 30 Mycetophili- 
dae y á escasos Stratiomijidae, Syrphidae, Hennoneu- 
ridae y Boinbylidae, demostrando la composición de esta 
fauna entomológica que, la región del Florisant-Lake debió 
asemejarse en el período terciario (tal vez en el horizonte 
mioceno ó plioceno) á las de OEningen y de Radoboj. 

Resultados parecidos á los de vo> Hevden ha obtenido 
ScuDDER al estudiar los yacimientos terciarios del Green- 
River (Tertiary Ins. of North-America, 1891), en los que 
halló un solo Chíronomus (Chironoynus septusjjimto con 
los restos de algunos Culicidae, Bibionidae, Stratiomyi' 
dae y Tipulidae. En nuestro país, donde tanto abundan los 
esqueletos de gigantescos ó diminutos vertebrados extin- 
guidos hace siglos, donde hasta en la cima de los nevados 
eternos se encuentran vestigios de toda una fauna marítima, 
no se ha descubierto sino alguno que otro insecto pertene- 
ciente al grupo de los Coleópteros, pero no Dípteros. 

Tocante á la clasificación de los Chironornidae, ella no ha 
ofrecido á los naturalistas las dudas que han sembrado de 
escollos la de otros grupos; reconocido, desde luego, su pa- 
rentesco con los Culicidae por un lado y con los Tipulidae 
por el otro su lugar sistenicático pudo ser fácilmente fijado, 
no obstante que, en el dia se vea la necesidad de establecer 
una agrupación intermedia entre los Culicidae y los Cliiro- 
nomidae, la de los Corethrinae, cuyas afinidades con am- 
bas familias la colocan en tal posición. Prescindiendo del 
género Co?'eí/ira y sus afines, Mr. Skuse (Dipt. of Australia 



— 12 — 

in Proc.Linn. Soc. of INew South Wales, TV, 215, 1890) divi- 
de á los Chironomidae en tres secciones, de cuyos carac- 
teres daré un resumen, aun cuando no los haya utilizado para 
separar las especies de que trato en esta obra, sino como ge- 
néricos, pero no como de grupo. Las secciones de Skuse 
son las siguientes : 

I. Chironomlnae. Alariun venae longitudinales 3 el 4 
nunquam furcatne : vena marginalís transversa 
milla : antennae 9 pauci articulatae. 

II. Takypodikae. Alarum venae longitudinales 3 et^^ 
nunquam furcatae ; vena niarginali et posterior 
transversa . 

III. Ceratopoginae. Vena longitudinalis 3nulla aut. 
rudimentaria, í furcata ; vena marginalis trans- 
versa plerumque presens, ¡posterior nulla. 

Un regular número de géneros forman la familia de los 
Chironomidae y son : Gamptocladius, Va]\ der Wulp ; Pa- 
chyleptus, Walker ; Corethra, Chironomus, Tanypus, Dia- 
mesa, Ceratopogon y Macropeza, Meigen ; Hydrobaenus, 
Fríes; Corynoneura, Zetterstedt; Ciunio, Haliday; Psy- 
cophaena, Spaniotoma, Pentaneura, Tetraphora, Podonomus, 
Heptagyia, Philippi ; Chasmatonotus, Lów; y Telmatogeton, 

SCHIKER. 

Cantidad, no escasa, de sinónimos obstaculizan el estudio 
de este grupo y es así que, los Ceratopogon son iguales á 
las Labidomyia, Palpomyia, Prionomyia y Sphaero- 
rjiyiasdeHALiDAY y Stephejns, los Ci¿í¿co¿des deLAXREiLLE, 
las Forcipomyia deMEGERLE, los Didymophleps de We- 
YENBERGH, los Priloccrus de EuTHE, los Hydrobaenus de 
Fríes, que concuerdan con los Chironomus de Meigen los 
cuales convienen en todo con los posteriores géneros Thalas- 



— 13 — 

^oinyia Schiner y Burmeisteria de Weyenbergh, siendo 
hasta ambigua la calificación sinonímica que corresponde á 
los diversos géneros fundados por Philippi en sus obras 
sobre la Dipterología de Chile. 

Por el año 1868 el número de especies de Chironomi- 
dae, más ó uienos conocidas, ascendía, según Schiner, á 669, 
de las cuales 551 pertenecían á Europa, 93 á ambas Améri- 
cas, 5 al África, 13 al Asia y 7 á la Australia; pero este nú- 
mero se ha elevado considerablemente más tarde en los 
países que aparecían más desprovistos de estos insectos, y no 
podía menos que ocurrir así, pues en comarcas tan surcadas 
por rios caudalosos, abundantes arroyuelos, y donde cientos 
de millas cuadradas se hallan cubiertas de profundas ciéna- 
gas, como sucede en America, África y Asia, era imposible 
que dejaran de abundar los Chironomidae . En relación á 
nuestro dilatado territorio, es escasísimo el número de espe- 
cies que describo, y aún soy de opinión que, muchas de las 
citadas por el Dr. Weyenbergh, probablemente no compo- 
nen sino una sola. 



De Chiroinomidarum charactere naturali 

Imago. Anfennae : porrectae, filiformes, in fronte super 
torulum discoidalem insertae, maris 13-14-articulatae, verli- 
cillato-plumosae vel extrorsum barbatae, fere pennicillatae, 
feminae 6- vel 13- vel 14-articulatae, breviter pilosae. Caput 
thorace angustius, rotundatum e eolio brevi a thorace affi- 
xum, antice et postice planiusculum, verticaliter positum. 
Ocellinu\[\. Oculi reniformes vel semi-lunares. Probaseis 
brevis, carnosa; labrum corneum, breve, ensiforme, saepis- 
sime triangulare ; labium saepius sub-cordatum ; palpi fili- 
formes 4-articulati. Thorax modice convexus, ovatus, vel 
oblongus, rarissimeglobosus, sutura transversa destitutus at 
saepissimé longitudinaliter obsolete 3-sulcatus; mesoster- 



— 14 — 

niun magiium; metanotum modiee convexum. Scutellum 
niinutum, subsemicirculare, basiimpressum. Alae laiiceola- 
tae, incumbentes, parallelae, posticéepilis miautissimis fim- 
briatae, saepias subtiliter pilosuUae rarius nudae, venae lon- 
gitudinales, costalis, subcostalis, marginalis, sub-marginalis, 
discoidalis, posticalis, analis, interdum axillaris, instructae, 
venulae transversae mediae I auctae, cellula discoidalis 
deest, cellulae costalis, subcostalis, basilaribus 1 vel 2; 
marginalis, saepius submarginalis, axillaris et posteriores 
3-4 adsunt; venae posteriores saepissime hyalinae; ner- 
vulus transversus niedius interdum maculiformis ; cellula 
basilaris 2" saepius cum 2'' postica confluens, vel confu- 
sa. Halteres elongati, detecti. Pedes alus tenues, elon- 
gati, anteriores longiores (Chironomus, Tant/pus), alus 
modiee elongati, subaeqr.ales (Corethra, Ceratopogon), 
alus antici breviores raptoresque, posticé elongati (Pachy- 
leptus); coxae anticae elongatae vel breves; fcniora linea- 
rla vel antica incrassata (Pachyleptus, Ceratopogon, plu- 
resj, tibiae saepissime tenues interdum anteriores arcuatae ; 
tarsi alus aequales, aiiis inaequales, antici vel postici lon- 
giores, 5-articulati, articulo ultimo saepius bi-unguiculato, 
rarissime tarsi postici unguícula única longissimaarmati. Ab- 
domen 8-aunulatum : maris angustum, elongatum, depres- 
sum, parallelum (Corethra, Chironomus, Tanypms) vel 
brevius, oblongum, convexiusculum (Ceratopogon) vel 
elongatum, ionge leviter subclavatum (Pachyleptus), femi- 
nae saepius oblongum, breve, convexiusculum, cf ápice 
saepius Ionge bi- vel uni-ungulatum, 9 acuminatum. 

Larva innympham mutans, saepius aquatica, jam solitaria 
nudaque, jam socialis in tubiculis brevibus e detritis tenui- 
bus compositis habitantur, nunc vormiformis, subcylindrica, 
rubra vel flavida, sub thorace tentaculis duobus armata, uuuc 
hyaliuaantice incrassata, postice attenuata, membrana natato- 
ria ovalisinstructa, interdum filiformis, 12-annulata, alba. 
NvMPHAaliis normalis, alus incurva, posticé attenuata au- 



— 15 — 

tice túmida, dorso thoracis coniiculis aérit'eris diiobus auc- 
ta, vel eloiigata iu tlioracis dorso et abdomiüis ápice loiige 
membraneo-appendiculata. 



GENERUM TABULA 



1. Palpi 4-articiilati, saepius filiformes, articulo 1° mi- 
nuto 3 

— Palpi uni-articulati, setacei, antrorsum arcuariim 

directi Camptocladius 

íí. Tarsi postici elongati, articulo ultimo unguícula 
única, longissima armato, pedes antici breves, 
crassi, raptores; tarsi antici et medii articulo 
ultimo bi-unguiculato. Thoras antice tri-spi- 
nulosus. Abdomen elongatuní, ellypticum basi 
leviter angustatum Pachyleptus 

— Tarsi postici anteriores breviores, articulo ultimo 

minuté bi-unguiculato ; pedes antici saepius 
tenues, elongati, nuUo modo raptores ; tarsi 
antici et medii articulo ultimo breviter bi-un- 
guiculato. Thorax antice haud spinulosus 3 

S» Antennae (3^ plumosae, 13- vel 14-articulatae, 9 

pilosae, 14- vel 6- articula tae 4: 

— Antennae in utroque sexu 13-articulatae, cf basi 

dense pennicellato-plumosae sen barbatae, 9 
pilosae, articulis 8 primis subglobosis, reli- 
quis cylindraceis vel oblongis praecedentibus 
distincte longioribus Ceratopogon 

4:. Antennae in utroque sexu 14-articulatae, cf dense 
plumosae, ariiculis 12 primis globosis, 13° 
longissimo, ultimo brevissimo, acuto, 9 PÜO" 
sae, articulis ómnibus "globosis ultimo reli- 
quis crassiore Tanypus 

— Antennae d^ 13-articulatae. dense plumosae. arti- 
culo 1" subcylindrico, modice elongato, 2-12 
brevibus, globosis, ultimo longissimo, linea- 
ri, 9 6-arliculatae, pilosae, articulis 2-5 ob- 
pyifriormibus, ultimo praecedentibus tribus 
conjunctis fere aequelongo, cylindrico Chironojius 



— 10 — 



I. Camptocladius, Vajn der Wllp. 



Camptocladius. Van der Wulp, Tijds. voor Entom. Deel., XVI, XVII 
et LXX (187-i).— BiGOT, Mis. scient. d. Cap. Horn, VI, Zool. i 
(1883). — Skuse, Dipt. of Australia in Proc. Linn. .Soc. New 
South Wales, IV, 263 (1890). 

Antennae pilosae. Paljoi setacei, uniarticulati, antrorsum 
arcuatim directi. 

A esto sólo se reducen las noticias que tengo sobre este 
género de Chironoriiidae, mas son las suficientes para po- 
der reconocerlo. No teniendo á mano, ni habiendo logrado 
conseguir el trabajo de Yak der Wulp, donde se halla la des- 
cripción de suíi Camptocladius, véoine obligado á limitarme 
á los pocos datos que sobre este género he podido obtener y 
prescindir de toda crítica de él, mas no sin observar que los 
Camptocladius parecen ser á los Chironomidae, por la 
simplicidad desús palpos, lo que los JEcles y las Uvanotae- 
niason á los Culicidae. 



( 1 ) i . Cauíptocladius iiigripectus, Bigot. 

Camptocladius nigripectus, BiGOT, Mis. scient. Cap. Horn., VI, '2, 1 
pl. 1, f. 1 (1883;. 

« Flavidus, segmentis antennarum,, rdttis thoracis 
tribus, scutello, vittis abdominis numerosis latis, 
maculis pleurarum, coxis femoribusque late in me- 
dio, joedum intermedíorum et posteriorum, tibiis 
ápice late, tarsis cunctis omnino, occipite, fronte, 



— 17 — 

anticé fuscís, pectore ejusdem colorís; halteribus 
flavis; alis fere hyalinis. — Long. 3 milliin. (o').» 

Hab. observ. : Proinontorium Horni (Bigot). 

Débese áM. Bigot el conocimiento de esta especie, la que 
describió en los términos que preceden, según dos ejempla- 
res que llegaron á su poder. 



II. Pachyleptus, Walker. 



Pachyleptiis, Walker, Dipt. Saundersiaua, 426 (1856i. 

Ayitennae (detritae, mihi ¡nvisae), tornlus rotundus mo- 
dice compressus. 

Caput subtriangulare, anticé et postice parum convexius- 
culum . 

Ocu/¿ reniformes frontem versus bene disjuncti. Frons 
Ínter oculos lineóla angulata impressa notato. Facie inter 
antennas longitrorsum carinulata. Epistomate ápice rotun- 
dato. Labrum breve ápice rotundatum. Probaseis cónica 
haud carnosa videtur. Palpi 4-articnlati, filiformes, articulo 
primo minuto, 2^ elongato, 3" prope duplo loiigiore, ultimo 
2° fere aequelongo ápice acutiusculo. 

Thorax ovatus, convexus, anticé truncatulus, ad margi- 
nen! anticam dentibus conicis, acutis, armatus. Scutellum 
breve, transversum, subsemicirculare. Metanotum haud 
conspicuum, snb scutellooccultum. Mesosteimum magnoum 
convexum. 

Alae lanceolatae, cellula basilaris interna cum 2" postica 
confusa, cellulaprimapostica nervulo superioremarginem co- 



— 18 — 

stalem paulo ante apiceni attiiigente, nervulus inferus undu- 
latus. Pedes inaequales, antiri sat breves, postici elongati, 
anteriores ríiptores, coxae conicae, elongatae; femora anti- 
cafortiter incrassata ovata, antrorsiim spinulis seriatisarmata, 
infrá eanalienlata, acnté seriatiin minuteque denticulata; ti- 
biae antícae crassiusculae, fortiter arcuatae, unco apicaliter- 
rainatae in femorum canalicula infera fere occultantes ; íaj'.'^í?' 
breves, crassiusculi, articulis 2-3 obconicis at 1° longiore 
crassioreque, 4" brevísimo, fisso vel bi-lobo videtur, dense 
pubescente, ultimo elongatoapicem versus modiceincrassato, 
unguiculis duabus fortiter arcuatis, fere bamatis armato ; 
pedes intennedii elongati, coxae modice elongatae subnor- 
males, /emoí'a media elongata apicem versus sensira incras- 
sata, tibiae mediae tenues femorum lougitudine, extrorsum 
vix arcuatae, tarsi tibiae parum breviores, articulo 1° se- 
quentibus 4 simul sumptis longiore, 2" elongato-obconico 1° 
breviore, 3° brevissimo obcopico,4° bilobo, minuto, satlonge 
villosulo, ultimo ut in tarsi antici; pedes postici elongati, 
coxae breves, normales ; femora postica introrsum arcuata, 
elongata, basi subcylindrica sat tenue dimidio apicali incra- 
sata, tibiae posticae femora longiores, lineares, apicem 
versus leviter incrassatae, sinuosae s. introrsum et extror- 
sum leviter at distincté arcuatae, tarsi postici tibia plus 
duplo longiores, lineares, articulis ómnibus sub-aequalibus, 
ultimo unguícula longissima, tenui, acutave dentículoque ba- 
sali brevissimo ungulam símulantearmato. Abdomen elonga- 
tum, oblongum, subellypticum, basin versus angustatura. 

Este género singular debe colocarse al lado de Ceratopo- 
cjon de muslos anteriores hinchados. Las patas prehensoras 
délos Pachyleptus inducen á creer que, sus hcábitos son ex- 
clusivamente carniceros. La descripción que Walrer ha pu- 
blicado no menciona las uñuelas, ni las espinas del tórax, 
pero, á pesar de sus deficiencias, se reconoce bien el género. 



19 - 



( 2 ) S. Pachyleptus Antequerae, n. sp. 

Corpore, anteniiís, pedibiisque testaceis^ his tibiistar- 
sisque dilutioribus, feraoribiis ante tnediiun annu- 
lo fusco signatis, tibiarum tarsorumque ápice fu- 
scis, unguiculis nigro-piceis ; alis flavido-cinertis, 
tennuissime villosulis, fasciis duabus fuscis e vitta 
longitudinali media fusca ínter se conjunctis or- 
natis. Halteribiis basi testaceis ápice albicantibus. 
— Long. ^millim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina, Insida Anteciuera in 
Paranensi fliiYÍo(HoLMBERG). 

Dos ejemplares de mi colección que, por rara coincidencia, 
con los del Pachyleptus fasciatus, que poseyó Walrer, ca- 
recen también de antenas, fueron coleccionados por el Dr. 
EouARDoL.HoLMBERGenla Isla de Antequera, perteneciente 
al delta del Rio Paraná. El P. fasciatus, tipo del género, di- 
fiere de mi Antequerae por ser negro y tener tres fajas ne- 
gruzcas en las alas. 



ÍII. Ceratopogon, Meigen. 



Ceratnpogon, Meigen, in Illiger's Magaz., II, (1803). — Latreille, 
Hist. nat. d. Crust. et Ins., 292 Í1805). — Meigen, System. Bes- 
chr. d. bekann. zweifl. Ins., I, 54, tab. 2, fig. 13-18(1818). — 
Panzer, Faun. Germ., CIII ¡1810). — Latreille in Cuvier, Ré- 
gne anim., V, 442 (1829). — Macquart, Hist. nat. d. Dipt., I, 
63-64, pl. 1, fig- 7 (1034). — Blanchard, Hist. nat. d. Ins., II, 
455 (18421. — Walker, List, of Dipt., I, 24 (1848). - Perris, 



— 20 — 

Ann. Soc. eotom. France. .')4 1-46 (18^7). — Winnertz, Monogr. 

inLinnea Entom., Vi. 1 (1852). — Skuse, Proc. Linn. Soc. New 

South Wales, IV, 293 (1890). 
ia6ícíomy¿a, SxEPHENsm Curtís, Brit. Entom., (1829). 
Palpomyia, Mecerle, Stephens m Curtís,. Brit. Entom., (1829). 
Prionomyia, Stephens in Curtís, Brit. Entom., ¡1829). 
Sphaeromyias, Stephens in Curtís, Brit. Entom., 285 (1829).— Hali- 

DAY, Entom. iMagaz., I, 152 (1833). 
Culicoides, Latreille, Gen. Crust. et Ins., IV, 252 (1806). 
Trichocera, Lamarck, Anim. sans vertebr., III, 440 '1801). 
Forcipoinyia, Mecerle in litt. 
Didymophleps, Weyenbergh, Stelt. Entom. Zeit.. XLIV, 108 ¡1883). 



Capi¿í transversum antice deppressum. O culi luniúati s. 
reniformi. Antennae 13-articalatae, articulis octo prirnis 
globosis reliquis cylincl racéis vel oblongis, praecedenlibus 
lougioribiis^ maris e pilis loiigis penniciilo extrorsuní obli- 
que directo formantibus praeditcáe^ feminae breviterpilosae. 
Palpi 4-articulati, articulis 1° 3" 4°que brevibus, secundo 
1° triplo lougiore alus elongato obconico alus fortiter incras- 
sato. T/io?*ax ovatus vel subglobosus^ Jineis elevatis desti- 
tutus at posticé impressus ; metanotuiii breve subter scutellum 
reconditum. Alae villosulae, lanceolatae, cellula basiiaris in- 
terna s. 1^ cuiii secunda postica confusa, cellula inarginalis 
e nervulo transverso saepius divisa. Pedes sat breves inter 
se subaequaleSj alus femoribus ómnibus siaiplicibus, alus 
posticis inflatis et inferné spinulosis, interdum anticis subtus 
spinosis. UnguQsdenticu'ati vel dentati. Abdomen sat breve 
spioblongum. 

Compónese este género de especies de pequeña talla, casi 
siempre negras ó pardas, con patas rojizas, píceas ó negras, y 
alas transparentes^ pero^ alguna vez, pardas ó manchadas de 
negruzco. Sus larvas tienen el cuerpo blanco, angosto, un poco 
ensanchado hacia adelante y compuesto de 12 segmentos ; la 
cabeza es oval, retráctil, armada con dos mandíbulas peque- 



— 21 — 

ñas y algunas cerdas ; cada segmento del cuerpo lleva por 
encima dos pelos terminados en una cabezuela esférica y 
blanca; viven bajo las cortezas en descomposición. Las ninfas 
son más cortas y mucho más ¡linchadas hacia adelante que 
las larvas. En su estado perfecto, estos insectos frecuentan 
las flores, las llagas de los árboles, las yerbas húmedas, las 
hojas caldas y detritus vegetales en general; son carniceros, 
pues no sólo cazan y chupan otros insectos, como lo hace el 
C. niveipennís, al que Macquart halló absorbiendo ios jugos 
de unChíronoynus, sino que también molestan al hombre 
con sus picaduras. Prefieren la tarde ó el mediodía para 
volar y se introducen en las casas como los Chironomus. 



(3) 1. Ceratopogoii claripennis, n sp. 

Niger, nitidus; alis hyalinis antice leviter flavicanti- 
bus, abdomine pedibuaque testaceo-fuscis, femo- 
rihus ñeque incrassatis, ñeque subtus spinulosis. 
— Long. 1 3/4 millim.(cf). 

Aníen?aaenigro-fuscae, nigro-pennicillato-plumosae, pen- 
nicillo ápice albo. Ca23iíí nigrum, nitidum; ocu/¿ fusci'; os 
testaceum. Tórax niger, nitidus, suprá tennuissime cinereo- 
puberulus; pleuris sternoque nigro-piceis. Alae hyalinae, 
tenuiter villosulae, cellula costali vix tlavicante, puncto stig- 
matico leviter infuscato auctae. Halteres eburnei. Pedes 
normales, testaceo-picei, tarsi quam tibia parum obscurio- 
res. Abdomen nitidum, testaceo-piceum. 

Hab. observ. : Respublica Argentina, Prov. Buenos Aires 

in Navarro. 

Aseméjase notablemente al Ce?', communis, Fabricius, 



— 22 — 

por el color del cuerpo, alas, patas y antenas, pero su abdo- 
men es más claro y no « tiefschwai^z» , y la talla es algo mayor. 
No se aparta mucho del Cer. leucopterus, Paazeu, pero sus 
diferencias son más pronunciadas que las que lo separan del 
Cer. co}n?/iií7i¿.s, con que lo he comparado. El único ejem- 
plar que poseo lo encontré en Navarro, dentro de las habita- 
ciones de mi casa de campo. 



(4) 2. Ceratopogoii lior*torum (Weyenbergh)F.Lch. A. 

Dydimophleps hortorwn, Weyenbebgh, Stett. entom. Zeit., 108 (1883). 

Capite fusco-griseo,thoraceobscuriore fere iilrjro.An- 
tennis obscure fascis. Tliorace abdomineque fusco- 
griseis. Alis hyalinis tenuiter villosis. Pedibus 
gríseo- fuscis. — Long. 8 Vio rnillim. 

Hab. observ, : Resp. Argentina in Prov. Cordova (We- 

YEíNBERGH). 

No lo conozco. El género Dydimophleps Weyeubergh, 
cuyo tipo es esta especie, no me parece diferir en nada de 
los verdaderos Ceraiopogon . 



IV. Tanypus, Meigejn. 



Tanypus, Meigen in Illiger's, Magazin, II, 261 !l803). — Ejusdem, 
System. Beschr. d. bek. zweifl. 1,43, tab. 2, fig. 8-12 (1818). 
— Latreille, Gen. Crust. et insect., IV, 248 (1806).— 
Fríes, Monogr. Tanyporuní Sueciae (1823). — Latreille in Cu 
viER, Régne anim., V, 443 (1829). — Curtís, Brit. Entom., XI, 
501 (1834). - Macquart, Hist. nat. Dipt., I, 60, 3, pl. 1, f. 6 



— 23 — 

(1834). — Ejusdem, Dipt. Exot. I, 38 (1838).— Blanchard, Hist. 
uat. d. ins.,II, 454 (1842).— Walker, List, of Dipt., I, 22 (1848). 
— E. Lynch A., CataL Dipt. 7, 9 ¡1882). — Skuse, Dipt. of Aus- 
tralia in Proc. Linn. Soc. New South Wales, IV, 278 (1890;. 

Genus cuín Chironomo vaide similis et affinis, differt 
autem, niaris antennis plumosis articulis 2-12 haud leiiti- 
cularibussed sphaeroidalibus, 13° longissimo, lineari, praece- 
dentibus 12 conjiinctis lougiore, ultimo brevissirao, oblongo 
vel obpyrifornii, plus minusveextrorsum oblique directo, fe- 
minae 14-articulatis, articulis 12 priinis subaequalibus ova- 
tis ultimo reliquis crassiore, ovato ; j)alpi filiformes articulis 
tribus primis pilosullis, ultimo utrinque bisetoso ; alae cellu- 
la basilari interna, 2" postica bene separata; sctííeZhím haud 
longitudinaliter sulcatum. 

Es parecidísimo al género Chironomus, pero se aparta 
de él por los caracteres que dejo enumerados. Sus larvas son 
acuáticas como las de la mavorpartede los C/uVono?72¿dae, pero 
no construyen tubos de tierra y seda^ nadan con mucha pres- 
teza y, aunque son parecidas á las de los Culicidae se acer- 
can poco á la superficie del agua. Según Üh:geer y Macquart, 
las larvas son de color leonado ó transparente y en ellas la 
cabeza es alargada, provista dedos ocelas, dos mandíbulas y, 
dos antenas; bajo el tórax nacen dos apéndices pediformes 
ciliados en sus márgenes; el abdomen es muy alargado y 
hállase provisto en su extremidad de cuatro apéndices, de !os 
que los dos inferiores son pediformes y los otros dos más 
cortos y provistos de cerdas ; además se notan cuatro lamini- 
llas triangulares ó tubos cubillos cónicos. Las ninfas, seme- 
jantes á las de los CuUcidaej tienen los tubos aeríferos más 
anchos y la extremidad del abdomen velluda y bi-apendicu- 
lada. La última transformación tiene lugar como la de los 
Culicidae y casi todos los Chironomus, de cuyas costum- 
bres participan, siendo tan comunes como ellos en los bos- 

3 



— 24 — 

ques sombríos y húmedos^ la vecindad de los pantanos y 
otros sitios auálosos. 



DE TANYPORUM SPECIERUJI TABULA 

1 . Alae dilute fiiscano maculatae. Pedes, albi nigro- 

ao nulati 2> 

— Alae hyalinae haiid maculatae, at interdum uni- 

punctatae. Pedes ílavidi vel flavido vires-- 

centes 3 

;2. Femora antica interraediaque fusca ápice alba, 

postica pallidissima basi suinma fusca T. pubicorjíis. 

— Femora omnia alba medio et ante apicem fusco- 

annulata T. fraterculus 

5i. Viridis. Thorax ferrugineo- 3-vittatus T. menda.v 

— Niser. Thorax haud vittatus T. villosus 



( 5 ) 1 . Tanypus pvibicoi*nis (Fabricius) Wiedemann 

Cliironomus puhicornis, Fabricius, Syst. Antliat., 43, 23 (1805). — 

Wiedemann, Dipt. exot.,'37 (1821). 
Taítypus pubicornis, Wiedemann, Dipt. exot., 40 (1821). — Ejusdem, 

Aussereurop. zweifl. Ins., I, 18, 1 (1828). — E. Lynch A., Cat. 

Dipt., 7, 16 (1882). 
Chironomus pundulatus ? Philippi, Aufziihl. d. Chil. Dipt. ¿n Ver- 

handl. zool.-bot. Gesells. zu Wien., 599, 7 (1865). 

ÁJitennae albicanles, maris albido-plumosae. Caput fu- 
scimi, cinereo-pruinosum ; oculi nigri ; paZpi fusci, Thorax 
fuscus schistaceo-pruinosiis. Alae albae fuscano-maculatae 
obsolete fasciatae videtiír. Halteres albi. Pedes antici in- 
termediique cum femora fusca ápice alba, postici femora 
pallidissime flavicantia basi sumnia \i\ infuscata; tibiaeom- 
nes albae ápice annulisqueduobus dilute fuscis ornatae; tar- 
si albi, articulis ómnibus ápice late sed dilute fuscis, articulo 



— 25 — 

primo medio fuscano-annulato. Abdomen maris elongatum, 
cylindriciim, álbum, peliucidum, superne segmentis macula 
media oblonga, ápice liaud attingente, fuscana, signatis, seg- 
mentis ultimis 2 fere ubique ftiscanis, femiuae fuscauum 
incissuris pallidis. — Long. 5-6 millim. 

Hab. observ. : Sud-America (Fabricils^ Wiedemank.) — 

Buenos A ir es j Las Conchas, Baradero, Chacabuco. 

Es muy común en las márgenes del Rio Paraná y bastante 
escaso en las llanuras del centro de la ProYincia de Buenos 
Aires. Se asemeja tanto á la especie siguiente, que sospecho 
que esta última no sea sino una variedad del presente, no obs- 
tante la especie de inversión que se nota en la coloración de 
los muslos. El Chir. punctulatus de Philippi se me figura 
idéntico al T. jnibicornís, á pesar de atribuirle su descriptor 
muslos blancos con un anillo negro antes del extremo, en 
cuyo carácter se parece un poco al Tanypus siguiente. En 
cuanto al género Chironomus, en que Philippi coloca su 
especie, nada de singular tendría un error en este punto, 
porque las antenas se asemejan tanto á las de Chirononins 
y el nérvulo transversal que separa la segunda célula basilar 
de la segunda posterior es tan poco visible^ á causa de las 
manchas oscuras^ que sólo un muy detenido examen dá á 
conocer su verdadero lugar sistemático. 



(6)2. Tanypui^ fraterculus, n. sp. 

Praecedente valdesimilis, subaequalis. Antennae palli- 
de testaceae, albido-plumosae ((/) vel setulosae (9) . Caput 
fuscum, cinereo-pruinosum ; ocuU nigri ; palpi fusci. Tho- 
rax fuscus schistaceo-vel obscure cinereo-pruinosus. Alas 
albido- subhyalinae, fuscauo-maculatae, maculis obsoletis 



— 26 — 

fascias sinmlantibus, nervulis transversis mediis maculaque 
stigmatica fuscis. Halteres pallidi. Pedes albi, femora me- 
dio anguste vix ante apiceni late nigro-annulata, geniculis 
albis, tibiarum ápice annulisque duobus nigris, íarsis arti- 
culis ápice nigris^ articulo primo medio nigro-anriulato. Ab- 
domen maris álbum, subpellucidum superne segmentis basiii 
versus fuscis, feminae fuscum segmentis posticé augusté albo- 
marginatis. — Long. 5 millim. 

Hab. observ. : Prov. Buenos Aires in Baradero. 

Es muy aíiae^ no sólo del anterior, sino también del 
T. annulatus Say, del que se distingue, sobre todo, por 
tener un anillo negro en el medio de los muslos, además del 
apical, mientras que, en la especie Norte-americana cólo 
existe este último y noel mediano. 



(7)3. Tanypus nieodax, n. sp. 

a' 5 Viridi. Antennae infuscatae fuscano-plumosae (^) 
vel fuscae fusco-pilosae. Capat viride, os pallidior, oculi 
nigri, palpí ílavidi (cf) vel viriduli ($). Thorax viridis su- 
perne ferrugineo-3-vittatus, vitta media latiuscula breve cum 
lateralibus fere confusa scutellum haud attingente^ pleurae 
ferrugineo-maculatae, mesosternum ferrugineum (cf) vel 
vittis dorsalibus tribus nigris, vitta media anticé et posticé 
abbreviata a lateralibus bene disjuncta, pleurae haud macu- 
latae, mesosternum fuscum ($) jnetanotuní nigro-fuscum. 
A/ciehyalinaenervurisfuscescentibus, nervulis mediis trans- 
versis fusco marginatis (^f) vel hyalinis sed nervulis mediis 
trasversis venaque tertia longitudinalis viridibus (9). Halte- 
res basi pallidula, capitulo viride. Pedes maris pallidé fla- 
vidi, feminnc praesertimfemorum basi, plus minusve flavido- 



— 27 — 

virescenti, tibiarum ápice, tarsorum anticorum articulo primo 
ad apiceni et mediorum et posticoruin articulis duobus primis 
ápice nigris vel fiiscis, articulis sequentibus nigro-fuscis. 
Abdomen viride anguste nigro-fasciatum ápice infuscatuní 
((/) vel ubique viride (9). — Loug. 4 millim. 

Hab. observ. : Resp. Arg. in Buenos Aires, Santa Fó et 
Insulis pai^anensibus. 

Es un bonito Tanypics, que á primera vista se parece al 
Chironom.usplatensis\ los machos frecuentan mucho las 
habitaciones; no así las hembras, cuyo porte recogido y pesa- 
do, delata sus hábitos indolentes . 



( 8 ) -=5:. Tanypus pilosus, Bigot. 



Tanypus pilosus, Bigot. Mis. scient. Cap. Horn., Zool., VI, Dipt., 3, 
3 (1883). 



« Nígermodícé nitidus parce longeque cinereo-villo- 
siis; pedibus flavidis breviter v Ulosis ; alis hyalinis 
haud inaculatis , angusté ciliato-fimbriatis. — Long. 
2 millim. (cf 9) » 

Hab. observ. : Promontorium Horni (Bigot). 

Esta especie me es desconocida y su característica la he to- 
mado del trabajo de M. Bigot sobre los dípteros recogidos en 
el Cabo de Hornos y la Tierra del Fuego por la comisión cien- 
tífica encargada por el Gobierno francés de la observación 
del paso de Venus. 



28 — 



Y. Chironomus, Weigeiv 



Chironomus, Meigen mí Illiger's, Magazine, 11, 260 (1803]. — Fabri- 
cirs, Syst. Antliat., 37 (1805). — Latreille, líist. nat. d, Crust- 
et d. Ins., XIV, 289 (1805).— Meigen, Syst. Beschr. bek. eu- 
rop. zweifl.,Ins., I, IStab. 2, fig. 1-7 (1818). — Curtís, Brit. 
Entora., II, 90 Í1825). — Latreille in Cuvier, Régne anim., V, 
441 (1829).— Macquart, Hist. nat. d. Dipt.. I, 46, 1, pl. l,fig.3-4 
(1834),etDipt. exot., 1,36-37 (1838).— Blanchard, Hist. nat. d. 
Dipt., II. 454 (1845]. — Walker, List of Dipt., I, 10 (1848), et 
Ins. Saunders, Dipt., 422 (1856). — Ellenberg,. Lotos 89 (1852). 
— Van der Wulp, Over het Geslacht Chironomus in Tijds. voor 
Entom., II, 3-11 (1859). et Dipt. Aanteckiu Tijds chr. voorEntom. 
XVII, 21 (1874). — GiRARD, Traite d'Entora., III, 956 (1885). — 
Weyenbergh, Tijds. voor Entora., XXIX. 128 (1886). — Skuse, 
Proceed. Linn. Soc. New South Wales, IV, 230 (1890). 

Burnieisteria, Weyenbergh, Dipt. Fragm, in Tijds. voor Entora., XXIX> 
1.30-131, 12, pL 5, fig. 17-18 (1886). 

Capiíí transversum, posticé planiusculum anticé modice 
convexum, haud setosum, ocellis verticalibiis simplicibus 
destitutum, faciesuJculo medio frontem versus bifido sig- 
natura. Oculi reniformes, in vi vis saepius obscure viridi, 
post mortero nigri vel fusci, sat distincte grauulati, fron- 
tem versus bene disjuncli. Epistomate anticé rotundato, 
tenuiter villoso-íimbriato ; lahriun triangulare, corneum, 
minutissimum; ^^''o^oscis carnosa ; palpi 4-articulati, fili- 
formes, articulo primo minuto, 2"-3°-que subaequalibus 4° 
parum brevioribus, arliculis ómnibus nudis. Antennae 
maris 13-articulatae dense longe plumosae in torulo sub- 
rotundo depressoque insertae, articulo primo modice elongato 
subcylindrico, sequentibus 1 1 brevissimis, sublenticularibus, 
approximatis, ultimo lineari praecedentibus 12fereaeque- 
longo, feminaebrevissimae, G-articulatae, parce breviter ver- 



— 29 — 

ticillatim pilosae, articulo primo brevi subcylindrico, se- 
quentibus 4 pyriformibus, ultimo augusto, linearipraeceden- 
tibus 3 conjunctis aequelougo. Thorax ovatus saepe, 
praesertim in femina, antrorsum productus capite obtegens, 
suprá saepissime trivittato, vitta media retrorsum angustata, 
lateralibusellypticis; mesosíe?'nit?7i convexum sat magnum, 
scutellum transversum postice rotundatum ; metanotum 
convexum scutellum excedeos, semi-ovatum medio lougitu- 
dinaliter sulcatum. Alae lanceolatae, margine postica brevi- 
ter piloso-fimbriatae, aliisnudae, alus tennuissiniepilosullae, 
cellula basilaris interna cum secunda postica conjuncta, ce- 
llulis tribus posticis munitae, nervuris ad partim obsoletis. 

Pedes, praesertim antici, elongati, tenues, anteriores ab 
intermediis basi distantes, tarsi tibia plus du[)lo longiores, 
lineares; ungues minuti, mutici. 

Abdomen ovatum vel oblongum, ápice acutiusculum, vel 
rotundatum (9) velmagis elongatum, angustum, parallelum, 
depressiusculum, ápice truncatulum, bi-uncinatum ((/). 

Los Chironomus, y particularmente los machos, se pare- 
cen á los mosquitos (^Cí¿/íc¿daej por su aspecto general, el 
zumbido que producen al volar y la costumbre que tienen de 
reunirse en inmensos bandos al ponerse el sol, pero no 
pican, porque sus órganos bucales están conformados de muy 
diferente modo que los de los Culicidae. En ocasiones, es 
tal su muchedumbre, que de lejos semejan nubes ó columnas 
de polvo que de improviso se lanzaran de las praderas á la 
atmósfera. La mayor parte depone sus huevos de color par- 
do ó pardirojo sobre objetos semi-sumergidos en el agua ó 
en la superficie de ella, pero sin guardar orden ni simetría 
alguna, sino por el contrario, en masas irregulares, y sólo 
unos pocos lo efectúan en los estiércoles. De los puramente 
acuáticos nacen larvas vermiformes, de color rojo, rara vez 
amarillentas ó verdosas, que viven en el limo de los panta- 
nos, en donde construyen con granulos finísimos de arena ó 



- 30 - 

detritos vegetales, unidos entre si con una especie de seda, 
muchos tubos flexibles é irregulares abiertos en ambas extre- 
midades, donde tiene lugar su transformación en ninfa; 
estos tubos se encuentran apilados ios unos junto á los otros 
en montoncillos irregulares. La ninfa, provista de elegantes 
copetes de filamentos branquiales en el tórax y el extremo 
del abdomen, permanece oculta en su tubo hasta que, llegada 
la época de su transformación, se eleva á la superficie ayu- 
dándose con los estuches de sus alas, muy largos y salientes, 
y que, en este caso, desempeñan el oficio de nadaderas, su 
última metamorfosis se efectúa como la de los Culicidne. En 
cuanto á los que viven en el estiércol, sus larvas son vermi- 
formes y con la cabeza provista de dos ganchillos, y dos pal- 
pos cónicos : sus metamorfosis no ofrecen nada de singular. 
Últimamente se ha observado la Parthenogénesis en una espe- 
cie de Chironoinu.^, es decir, la facultad de propagarse sin 
cópula durante varias generaciones; según algunos observa- 
dores, existiría también en este género, la propagación por 
Paedogénesis, ó sea la propiedad que tienen algunos insectos 
de reproducirse, no sólo sin cópula, sino también antes de 
llegar al estado perfecto, modo de reproducción que dura 
varias generaciones que no alcanzan su último período hasta 
que uno de ellos lo consigue; efectúase entonces el ayunta- 
miento sexual como de ordinario, pero, la descendencia que 
resulta da origen á una larga serie de larvas que se propagan 
sin cópula, bajo la forma de larvas que pasan parte de su 
vida dentro de la madre, alimentándose á expensas de su 
tejido adiposo. En el estado perfecto, los Chironomus, ha- 
bitan en los bosques, sobre las yerbas húmedas ó en la ve- 
cindad de los aguazales; son comunes desde la primavera 
hasta fines de otoño; aparecen poco durante el día y sólo se 
muestran en gran número al caer la tarde ó en las primeras 
horas déla noche en cuya ocasión acuden á las habitaciones 
atraídos por la luz. En nuestra República se hallan algunas 
especies, pero su número está lejos de igualar al de otros 



— 31 ~ 

países. Las larvas de estos inofensivos insectos se emplean 
por los pescadores de caña de algunas regiones como cebo 
para diversos pececillos. 



DE CHIRONOMIDARUM SPECIERUM TABULA 



1 . Alae niidae 2 

— Alae villosulae 31 

lí. Alae ñeque maculatae ñeque puado fusco 

auctae, hyalinae, albidae, ilavidae. vel 

fuscanae S 

— Alae fuscano- vel nigro-maculatae saepius 

medio puncto fusco auctae 15 

Í5. Alae fuscae fusco-ferrugineae vel flavidae . . - 4t 

— Alae hyalinae vel albidae <» 

-5:. Alae flavidae. Halteres flavi. Thorax testa- 

ceus nigro-3 vittatus; pleurae nigro-4: 
punctatae. Pedes antici testacei postici 
dilute fusci. Abdomen basigriseum api- 
ce nigrum, incissuris nigris Ciim. photopuilus. 

— Alae fuscae vel-fusco ferrugineae. Abdomen 

nigrum í> 

5. Alae subfuscae. Halteres albi. Thorax ater 
antice et utriuque rufus. Pedes nigro- 
fusci Chir. lateralis. 

— Alae fusco-ferrugineae. Halteres testacei. 

Thorax fusco-testaceus. Pedes obscure 

testacei Chir. obscuripennis. 

a, Alae hyalinae fere vitraea K 

— Alae albidae. Halteres viridi. Thorax viridis 

ferrugineo-3-vittatus. Pedes et abdo- 
men viridibus Chir. baraderensis. 

H. Thorax haud vittatus viridis vel flavidus. . . 8 

— Thorax in fundo oliváceo vel pallido nigro- 

vel fusco-3-vittatus 1^5: 

8. Halteres flavidi, pallidi vel viriduli lí 

— Halteres nigri. Thorax flavido-viridis: abdo- 

men obscure viridi ápice fere nigrum. 



— 32 — 

Pedes dilute flavidi, articulationibus 

obscurioribus Chir. chlorophilus. 

O. Caputexsertum sub processothoracicohaud 
occultum. Corpus flavido-viride; pedes 
dilute flavo- virescenti Chir. innocens. 

— Caputasupra vissum sub processo thoracico 

occultum 1 

10, Pedes uoicolores flavidi vel flavido-viridi. . 1 1 

— Pedes pallide viridi, articulationibus parum 

obscurioribus. Antennae pallide viridae. 

Thorax viridis antice acute productus.. Chir. tutulifer. 

1 1 . Halteres flavidi 13 

— Halteres pallide virudili. Pedes flavido-vi- 

ridi Chir. hircus . 

1 2, Thorax dilute viridis 13 

— Thorax flavidus. Abdomen dilute viridi. 

Pedes halteribusque flavidis Chir. severus. 

1 3. Pedes flavidi Chir. sanus . 

— Pedes flavido-viridi Chir. lepidus. 

14t. Thorax olivaceus nigro-3-vittatus. Abdo- 
men obscure olivaceum. Pedes fusci. 

Halteres iníuscati Chir. nocturnus . 

— Thorax pallide flavescens fusco-3-vittatus. 

Abdomen viride. Pedes pallidissime fla- 

vi. Halteres pallidi Chir. atomarius. 

lí>. Alae nigro-maculatae vel ápice transver- 

sius infúscalo auctae 16 

— Alae haud maculatae sed puncto sólito mi- 

nuto fusco médium versas signatae. ... IT 

16. Alae nigro-4-maculatae, maculis rotundis 
subquadratim positis. Thorax niger pal- 
lide bivittatus. Pedes grisei ápice obs- 
curiores. Abdomen nigrum Chir. macularis. 

— Alae haud maculatae sed prope apicem 

macula transversa pallide fuscae notatae. 
Thorax niger haud viltatus. Peces nigri, 
femoribus basi flavidis. Abdomen ni- 
grum basi late pallidum Chir villosus. 

1 T. Halteres nigri vel nigro-picei 18 

— Halteres flavidi 19 

18. Abdomen flavidum obscurius fasciatum. 



— 33 — 

Thorai flavidus nigro-3-vittatus. Pedes 

flavidi Chir. oordovensis. 

Abdomen dilute fuscum haud fasciatum. 
Thorax fuscus nigro-3-vittatus. Pedes 

dilute fiisci Chir. triornatus. 

19. Thorax canus vel albo-pruinosus obscurius 

vittatus. Abdomen incisuris fuscis 30 

— Thorax fuscano-virescens ferrugineo-3-vit- 

tatus. Abdomen fuscum incisuris albidis. Chir. bonaerensis. 

30. Abdomen flavidum incisuris fuscis. Tho- 

rax albus vix obscure vittatus Chir. brasiliensis. 

— Abdomen nigrum incisuris obscura fuscis. 

Thorax canus, nigro-3-macuIatus Chir. antarcticus, 

31 . Thorax viridis 33 

— Thorax cinereus vel nigro-velutinus 33 

33. Pedes viridi, antici femorum ápice, tibiis 

tarsisque fuscecentibus Chir. platensis. 

— Pedes dilute flavidi, tarsi omnes tibiae vix 

obscuriores Chir. debilis. 

33. Thorax cinereus, nigro-3-vittatus Chir, conffusus. 

— Thorax nigro-velutinus haud vittatus Chir. picipes. 



A. — Alae nudae, ñeque maculatae ñeque puncto 
medio fusco auctae. 



(9) 1. Chii'ononius pliotophilus, Weyenuergh, mihi. 

Burmeisteria photophila, Weyenbergh. Tijdschr. voor Entora., XXIX, 
130, 12 (1886). 

Capite exserto fusco-ftavo. Oculis nigris. Antennis 
nigro-annulatis, fusco -nigro-plumosis. Thorace 
antice elongato et deflexo, supra testaceo utrinque 
nigro-marginato vittaque media antica postice 
abbreviata ohscurata ornato; pleuris flavidis griseo- 
pruinosis nigro-í-punctatis. Alis flavidis postice 
flmbriatis. Halteribus flavis. Pedibus antícis tes- 



— 34 — 

tacéis tibÍLS leviter obscuríoribus; pedibus mediis 
et posticis dilute fiiscis. Abdomine segmentis 
hasalibus griseis, incisuris nigri'i, apicalibus totis 
nigris, — Long. ^ 12 min. Alar. exp. 3 '/2 iniliim. 

Hab. observ.: Resp. Argentinii in Córdoba (Weyenbergh). 

Esta especie fué para nuestro malogrado colega el Dr. H. 
"NVeyejnbergh, el tipo de su género Bunneisteria, al que ca- 
racterizó como diverso de Chironoinus, fundado en que, el 
tórax se prolonga mucho hacia adelante, siendo notablemeute 
arqueado hacia abajo, según la descripción y la figura que la 
complementa, y además por sus balancines que, en vez de 
constar, como de ordinario sucede en los Dípteros, de un ta- 
llo delgado terminado por un botoncillo ó cabezuela, los des- 
cribe como te zeer plat en lang » y los dibuja de tal manera 
que más se parecen á las cuclLaríllas ó caliptras de los 
M uscidae qixe no á los balancines normales. La forma del 
tórax no la juzgo de grande importancia, pues sabido es que 
en los Chironomus esta parte del cuerpo está sujeta á di- 
versas modificaciones, ya sea dejando bien libre y descu- 
bierta la cabeza ó ya cubriendo á ésta por encima con una 
especie de capucha, formada por el avanzamiento del borde 
anterior del mesonoto. En lo tocante á la forma anormal de los 
balancines, opino que en ello habrá intervenido un tanto la 
imaginación de nuestro distinguido colega, como ya le había 
ocurrido anteriormente al describir una larva dicéfala del 
género Oiirononnn^. Por lo demás, la figura general de la 
Burmeisteria, las antenas, patas y nervaduras son de Chi- 
ronomus, de manera que, creo debe mantenerse la B. plio- 
tophila, entre los C/iironornus, hasta tanto que se puedan 
señalar en ella caracteres más precisos que los que han ser- 
vido para proponer el nuevo género del Dr. Weyenbergh. 



— 35 — 



(10) 2. Cliironomiis lateralis, Walker. 

Chironomus lateralis, Walker, Trans. Linn. Soc. of London, XVII, 
332, 3 (18371 et List of Dipt., I, 15 (1848). — E. Lynch A., 
Catal. Dipt.. 7, 15 (1882). 

» Mas. Ater, thoracis lateribus antice rufis, j^edibns 
nigro-fuscü; alís sub^^uscis. — Long. 1 Ve ^^^- " 

« Ater, nitidus; antennae uigrae; os fuscum; íhoraxutrin- 
qiie antice rufus; abdomen nigruní obscuriim, pubesceus; 
pedes nigro-fusci, pubescentes; alae subfuscae, iridescentes, 
nervi fusci optimé determinati; halteres albi. » 

Hab. observ.: Patagonia, Pierio //a77i5?'e (Walker). 

Por algunos de sus caracteres se asemeja á mi Chir. obs- 
curijjennis, á juzgar por la precedente descripción, la que 
he tomado de Walker, pues la especie me es desconocida. 



(H) 3. Cliíronomus obscuripennis, n. sp. 

Fuscus, thorace griseo-joruinoso ; abdomine nigro- 
fusco, segmentis ómnibus posticé angusié albido- 
marginatis; pedibus testaceis; alis opacis fusco- 
ferrugineis. — Long. 7 millim. 

9 Antennae (desunt) torulo testaceo auctae. Cajnit 
fusco-ferrugineum. Tliorax fusco-testaceus, supra dense 
cinereo-pruinosus. Alae opacae, nudae, fusco-ferrugineae. 
Halteres testacei. Pedes obscure testacei ; tibiae tarsique 
obscuriores. Abdomen nigro-fuscum, segmentis posticé 
aogusté albido-marginatis. 



— 3G — 
Hab. observ.: Resp. Uruguayensis, in Montemdeo. 

El Chiv. obscuripennís no parece común en Montevi- 
deo; el único ejemplar (9) que poseo lo hallé bajo de una 
piedra, á orillas del mar, por Junio de 1880, 

(12) ^4. Cliii'oiioiuus baradepensis, n. sp. 

Vbñdis; thorace víttis 3 pectoreque fulms; pedibus 
fusco- fulvis ai femoribus tibiisque viridibus. Alis 
albidis. — Long. 5 'uiülirn. ($) 

A'iridis, aeruginosus; aníennae fuscae; oculi nigri; palpi 
dilutissime llavidi. Thorax suprá ful\o-fla\ido-3-vitta- 
tus, ^'itta media posticé abbreviata scutellum haud altin- 
gente medio longitrorsum e lineóla tenui viridi divissa 
Yidetur, lateralibus maculiformibus oblongis; mesosternimi 
fulvum. Scutellum postice obsolete fulvo-marginatum. 
Alae albidae absque puncto medio fusco. Ilalteres aerugi- 
nosi basi pallidi. Coxae, femora. tíbiaeque dilute viridies, 
tarsi fulvo-íusci. Abdomen tenuiter albido villosum. 

Hab. obser\.: Resp, Argentina in Prov. Buenos Aires 
prope Daradero et Chacabuco. 

Es común en Otoño, particularmente en el mes de Abril . 
A primera vista se asemeja á las hembras de mi Tanypus 
mendax. Esta especie, podría creerse que no es sino la hem- 
bra de mi Chironomus platensis, á no ser la diferencia de 
talla, casi doble mayor en ésta que en aquella, el tener alas 
desnudas y no velludas, etc. 



37 — 



(13) 5. Cliipononius eliloropliilus, Weyenbergh. 

Chirononnis chlorophilus, Weyenbergh, Dipt. Fragm. in Tijds. voor 
Entom., XXIX, 129, 6 ¡1886). 

</ Capite sub processo thoracico subocculto, flavido- 
viiñdi. Oculismbiutis, rotundis. Anteiinis flavido- 
griseis, dense plumosis. Thorace flavido-viridi, 
haud fortiter convexo. Alis hyalinis, nudis. Hal- 
teribus nigiñs. Pedibas dilute flavidis, articula- 
tionibus obscuriorihus. Abdomine obscuré viridi, 
segmentis ultimis 4 subnigris.. — Loíig. 2^/2ryiülim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina iii Córdoba (Weyen- 
bergh). 

Un pequeño ejemplar de Cliironomus que recogí en Cór- 
doba, cerca de las márgenes del Rio Primero, me parece cor- 
responder á esta especie, cuya característica deja mucho que 
desear. 



(1 4) 6. Cliironomus iunoeens, Weyenbergh. 

Chironomus innocens, Weyenbergh, Dipt. Fragm. in Tijdschr. voor 
Entora.,XXIX, 130, 10, fig. 14(1886). 

Capite flavido-viridi, exserto e eolio brevi a tho- 
race modicé convexo affixo. Oculis oblongis obscure 
fuscis. Antennis pallide viridibus, reüquis lon- 
gioribus et densius pilosis. Thoracs antice haud 
producto flavo-viridi. Alis hyalinis, nudis. Hal- 
teribus pallidis. Pedibus dilute flavo-virescentibus. 
Abdomine dilute viride. — Long. (9) i V-2 millim. 



— 38 — 

Hab. observ.: Respublica Argentina in Córdoba (We- 
^enbergh). 



(15) T. Cliironomus tutulifer, Weyenbergh. 

Chironomus tutulifer, Weyenbergh, Dipt. Fragm. in Tidschr. voor 
Entom., XXXIX, 130, 11 Í1886). 

Capite flavido, ininutissimo sub thoracis processo 
antico acuté producto occulto. Oculis se7ni-lunari- 
bus fuscis. Arítennis annulatis pallide viridibus. 
Thorace viridi antrorsum acuté producto. Alis 
hyalinis, nudis. Halteribus pallidis. Pedibus 
p)allide viridibus, articulationibus parum obscu- 
rioribus. Abdomine augusto ápice fortiter acumi- 
nato ; thorace concolore, fuscano-piloso . — Long. 
1 */., mitlim. 

Haí). observ.: Resp. Argentina in Córdoba (AVeyek- 
bergh). 



(16) ^. Chii'onoiiius líircus, Weyenbergh. 

Chironomus hircus, Weyenbergh, Tijds. voor Entornologie, XXIX, 
129, 5 (1886). 

Pallide viridis. Capite flavo, Jiiinuto, sub j^rocesso 
thoracico occulto. Antennis flavidis. Alis hyalinis, 
nudis. Halteribus pallide viridulis. Pedibus fla- 
vido-viridibus. — Long. 1 \/~,niillini. 

Hab. observ. : Resp. Argentina ¿n Córdoba (Weven- 
beugh). 



— 30 — 

Es todo cuanto dato nos suministra ia muy insuficiente 
descripción del Dr. Weyejnbergh acerca de esta especie, 
que aún no he visto. 



(17) 9. Cliironomus severus, Weyknbergh. 

Chironomus severus, Weyenbergh, Dipt. Fragm. in Tijdschr. voor 
Entom., XXIX, 130, 9. fig. 13 [1886). 

Capite sub processo thoracico ápice acutiusculo 
occulto. Antennis flavidis, tenuiter pilosulis. Tho- 
raceflavido. Alis hyalinis, nudis. Halteribus fla- 
vidis. Pedibus flavidis. Abdoniine dílute virídi. — 
Long. (?) 1 Vi milliin. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Córdoba (Weyen- 
bergh). 



(18) 1 0. Ghironoiiius sanus, Weyenbergh. 

Chironomus sanus, Weyenbergh, Dipt. Fragm., in Tijds. voor Eotom., 
XXIX, 129, 7 (1886). 

Capite viridi sub processo thoracico occulto, Oculis 
rotundisnigris. Antennis flavidis, tenuiter pilosis . 
Thorace fortiter convexo dilute viridi. Alis hya- 
linis, nudis. Pedibus flavidis. Halteribus dilute 
flavidis.— Long. 1 Vo milliin. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Córdoba (Weyen- 
bergh). 



— 40 — 



(19) 11. Cliironomvis lepidus, Weyenbergh, 

Chironomus lepidus, Weyenbergh, Dipt. Fragm. in Tijdsclir. voor 
Entom., XXIX, 130, 8, fig. 12 (1886;. 

Antennis flavescentibus, fuscano-plumosis. Capite 
viricli sub thoracis jjrocesso antice rotundato [ere 
occulto. Oculis rotundis, nigris. Thorace fortiter 
convexo abdomineque jyallide virídibus. Pedibus 
flavido-viridibus. Halteribus flavescentibus. Alis 
hyalinis, nudis. — Long. 1 V- raillhn. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Córdoba (Weyeis- 
bergh) . 

(20) 1 2. Cliiroiioiiius noeturnus, n. sp. 

(/ Antennae íu&cae nigricante-pliimosae. Caput ohscure 
olivaceiim. Palpi fusci. T/iorax olivaceus nigro-trivittatus. 
Scutellum olivaceiim. Alae hyalinae. Pedes fusci. Halte- 
res infuscati. Ahdomeyi ohscure olivaceiim apicem \ersus 
obscuriorej fere nigricante. — Long. 2 niillim. (^f). 

Hab. observ.: Buenos Aires. 

Es muy común en verano y los machos acuden en gran 
cantidad á las habitaciones, durante la noche. INo conozco las 
hembras. 



(21) 13. Cliironomus aíoniai»ius, n. sp. 

Miuutissimus. Caput pallidum, oculi nigri. Antennae 
pallidissimae, 5-articulatae videtur. Thorax pallidus vix 



— 41 — 

flavicans, siiprá fiisco-trÍYÍttatiis, vitta media ab scutello 
millo modo attingente. Scutellum viridulum. Alae hyali- 
uae, Halteres pallidi. Pedes pallidissime flavidi. Abdomen 
\iride, — Long ^/^ millim. (9). 

Hab. observ.: Buenos Aires. 

Esta diminuta especie es bastante común, pero, contra lo 
que ordinariamente sucede, son las hembras las que abun- 
dan, mientras que á los machos aún no los he hallado. Sus 
antenas me han parecido de sólo cinco artejos en vez de seis, 
pero, conformadas como en el verdadero género Chirono- 
mus. 



B, — Alae nudae, fuscano-vel nigro-maculatae, saepius puncto 
medio fusco auctae. 



(22) 1 ^. Cliiroiiomus inacularis, Weyenbergh 

Chironomus macularis, Wevenberg, Dipt. Fragm. in Tijds. voor En- 
tom., XXIX, 128, 4 (1886;. 

Capite nigro. Oculis fusco-nigris, nitidis. Antennis 
nigro-plumosis. Pedibus griseis, tarsis obscurio- 
ribus. Thora.ce nigro pallidé bi-vittaío. Alisnudis, 
maculis quator nigrís subquadratim dispositis 
ornatis, femina anacida prope marginem posticam 
minus conspicua. Halteribus fuscis. Abdomine 
nigro.— Long. 2 Vj millim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Córdoba (Weyew- 
bergh). 

En términos semejantes describCj en holandés,, el Dr. We- 



42 



YENBERGH á SU CJi. maculavis, agregando algunos otros 
detalles acerca de la conformación de los últimos segmentos 
abdominales del (/, los que de intento he omitido, por ser 
comunes á todas las especies del género. 



(23) 1 3» Cliirononius villosus, Bigot. 

Chironomiis villosus, Bigot, Mis. scient. d. Cap. Horn, VI, Zool. Dipt., 
3, 2 (1883). 

« Niger,corpore longe alhido villo¡<o ; alisclarís venís, 
longitudinalibus , prima, (Ro^daini) costali, basi et 
transversis paruin infuscatis, macula quadam male 
detGrmÍ7iata, transversa pjallidé fusca, prope api- 
cem locata; femoribus basi angusté flavido tinctis, 
halteribus pallidis, clava fusca; aliquando abdo- 
mine basi lato paludo. — Long. 3 millim. {cf $). 

Hab. observ.: Promontorium Horni (Bigot). 

Pío lo conozco ; probablemente se hallará en la Patagonia 
austral. 



(24) 1 G. Cliirononius eordovensis, Weyenbergh. 

Dipterol. fragm. in Tijds, voor Entom., XXIX, 127, 2, pl. 5, f. 2-3 

(1886). 

Chironomo bonaerense valde similis sed pedibus anten- 
nisque obscuríoribus. Thorace flavido^ vittis tribus 
nigiñs ornato, oitta media posticé juxta scu- 
tellum sensim angustata ápice acuminata, late- 
ralibus posticé abbreviatis (<f) vel vitta media 
retrorsum, angustissivia et lateralibus longioribus 



— 43 — 

posticé abbreviatis ($). Alis nudis hyalinis medio 
puncto fuscano auctis. Halteribus nigris. Pedibus 
flavidis. Abdomine flavido obscurius fasciato. — 
Long. 5 millim. 

Hab. observ.: Besp. Argentina in Córdoba (Weyen- 
rergh). 

Esta especie no me parece diferir del Chir. bonaerensis ; 
no obstante, antes de establecer la sinonimia será necesario 
comparar los ejemplares típicos de ambas especies. 



(25; 1 T. Cliironomus trioriiatus, Weyenbergh. 

Tijds. voor Entom., XXIX, 128, 3 pl. 5, f. 4 (1886] 

Praecedente affinis sed abdomine pedibusque dilute 
fuscis. Thorace dilute fusco, nigro 3-vittato, vitta 
media antice atnpliata posticé acuta, lateralibus 
oblongis. Alis hyalinis^ nudis, puncto fusco auc- 
tis. — Long. 4 millim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Córdoba (Weyen- 
bergh). 



(26) i 8. Chironomus bonaerensis, E. Lynch A. 



Chironomus proximus, E. Lynch A. (nec. Meigen), Exped. al Rio Ne- 
gro, ZooL, 88, 42 (1881). 

Chironomus bonaerensis, E. Lynch A., Exp. al Rio Negro, ZooL, Errata 
(1881].Ejüsdem, Stett. Entom. Zeit., XLII, 189, 1 (1881). Ejusdem, 
Catal., 7, 13 et in BoL Acad. Nac. d. Cieñe, IV, 115, 13 (1882). 

Chiromonus fluminicola, Weyenbergh, Stett. Entom. Zeit., XXI V/'íaryay 
(1873).— Tijds. voor Entom., XXIX, 127, 1, pL 5, í. 1 (1888). 



_ 44 — 

Virescens, cano-pruinosus; abdomine nigro-fiisco, 
incisurís albicantibus. Palpis infuscatis. Anteyínis 
fuscano virescentibus, articulo ultimo plus mi- 
nusve obscuriore, maris testaceo -virescentibus 
fiíscano-plumosis. Thorace virescente cano-prni- 
noso, testaceo-ferrugineo-3-vittato, vitta raedia 
antice latiuscula posticé juxta suturaní scutellarem 
angustiore e linea media longitudinaliter divisa, 
vittis lateralibus brevibus, oblongis; metanoto in- 
fuscato, sulculo medio virescente; ¡oleuris ferrugi- 
neis; sternum piceum uel fuscum. Alis nudis, 
albicantibus, hyalinis, nervuris dilute testaceis, 
nervulo transverso fusco. Halteribus flavidis. Pe- 
dibus iDallide virescentibus, genubus obsoletissime 
ferrugineis; tibiarum ápice fusco; tarsorum arti- 
culis tribus primis ápice fuscis, reliquis plus 
ininusve fuscis . Abdomen fuscum vel nigro-fuscum 
tenuiter cinereo-pruinosum, albido-villosum, seg- 
vientis 1-5 postice anguste testaceis sed colore 
testaceo pruinositale albicante tecto. — Long. G-8 
millim. 

Hab. observ.: Respublica Argentina in Chascomus, 
Bar adero, Chacabuco in Provincia Bouaerensi, in Pampas 
prope Rio Colorado (E. Lyisch A.) et in Prov. Córdoba 
(Weyekberg). 

Es común y suele formar inmensos bandos que á lo lejos 
parecen columnas de polvo ó de niebla. Se parece, como ya 
lo hizo notar mi hermano, á los Chironomus cristatus ¥a- 
BRiciusy Chir. stigmaterus Say, pero es bien diverso. EiDr. 
Weyeivbergh describió en 1873 una larva que creía dicéfala 
y á cuyo insecto perfecto dio, sin describirlo, el nombre de 
Chironomus fluminicola, el mismo que más adelante fué 
publicado por mi hermano como Chironomus proximus y 



— 45 — 

Chironoynus bonaerensis, como lo he podido comprobar, 
examinando un ejemplar que perteneció al Dr. Weyenbergh 
y etiquetado por su mano, con los típicos de la colección de 
mi hermano. En la disyuntiva de elegir un nombre éntrelos 
propuestos, he adoptado el de mi hermano, en atención en 
que, si bien la larva fue conocida del Dr. Weyejvbergh, no 
lo fué el insecto perfecto ó no lo describió sino con poste- 
rioridad á mi hermano, dejando librado al criterio de otros 
más competentes resolver acerca de la prioridad de uno ú 
otro autor. 



(27) 1 9. Cliironomus brasiliensis, Wiedemanx. 

Chironomus hrasiliensis, Wiedemann, Auss. zweifl. Ins., 1, 15, 2(1828). 
— E. Lynch A., Catal., 7, 14 et in Bol. Acad. Nac. d. Cieñe, 
IV, 115, 14 (1882). 

Alhus seu dense albo-pruinosus. Oculis nigris. An- 
tennis nunc infiiscatis nunc testaceis, maris flavido 
plumosis, fe'minae pilosae, articulationihus fuscis. 
Thorace suprá in fundo roseo alho-pvuinoso , saepe 
vittis tribus latiusculis, anteriore media jjosticé 
abreviata, rufesco-testaceis vel roséis, interdimi 
obsoletis vel fere nullis signato, utrinque ante ala- 
rum insertionem macula plus minusve distincta 
rufesco-testacea, vel rosea ornato; sternum nunc 
piceum nunc rufescum. Alis nudis, lacléis, jDuncto 
nigro-fusco anticé et vzedium versus praedítis . 
Halteribus pallide testaceis, capitulo vix obscu- 
riore. Pedibus flavidis, anticis extrorsum longe 
lanosis, tibiarum basi apiceque infuscatis; tarso- 
rum articulationibus fuscis. Abdomine albo vel 
obsolete plumbeo-albicante vel dilute flavido, inci- 
suris fuscis, utrinque longe albo piloso.— Long. 1-10 
m,illim. 



— 46 — 

Hab. observ.: Respublica Uruguajensis in Montevideo 
(Wiedemawjn). Resp. Argentina in Buenos Ayres et Las 
Conchas. 

Es común en las cercanías de la ciudad de Buenos Aires, 
en toda la costa del Río de la Plata y gran parte de la del 
Paraná; no lo he observado en el Oeste de Buenos Aires y 
aún creo que su área de dispersión no se extiende al inte- 
rior de nuestro territorio. 



(28) 20. Cliirononius antarcticus, Walker. 

Chironomus antarcticus, Walker, Trans. Linn. Soc, XVII, 332, 2 
(1837).— Ejüsdem. List oí Dipt., 1, 11 (1848).— E. Lynch A., CataL 
Dipt.7, 12(1882). 

a'9- Canus, thorace, macúlalo, abdomine nigro^ 
pedibus obscure flavis, alis albo-hyalinis. — Corp. 
long. 2 ~/i-2 V2 H^- Alar. exp. 3 ^/^-í Un. 

Capul canum; oculi nigri; antennae nigro-fuscae; os 
fuscum, thorax canus, maculis 3 nigris, media anteposita; 
pedas nigrum, nitidum; abdomen nigrum pubescens; seg- 
menta ápice fusca maris fere nigra; maris pedes pallidé 
flavi, pilosi, fem. obscure flavi pubescentes; ía7'S¿ fusci; alae 
albo-hyalinae iridescentes; punctum solitum fuscum; nervi 
costales fusci bene determínate; caeteri vix conspicui. Hal- 
teres obscure flavi. 

Hab. observ.: Patagonia in Puerlo Hambre (Walker 
ex Kiwg). 

Esta especie, que aún no conozco y cuya descripción he 
tomado del trabajo de Walrer sobre los dípteros colecciona- 



— 47 — 

dos por el Capitán Kií\g, me parece vecina de mi Chir. con- 
fussus, pero distinta por sus alas con un punto negro, sus 
patas unicolores en los machos, etc. 



C. — Alae villosulae. 



(29) 21. Cliironomus platensis, n. sp. 

Viridis; thorace ferrugineo-3-vittato ; alis hyalinis ; 
abdomine ápice infúscalo; pedibus viridibus tarsis 
infuscatis. — Long. 3 millim. (cf). 

Viridis. Antennae fuscae fusco-plumosae sed torulus 
dllute testaceus. Capul viride, os ílavidum, oculi nigri, 
palpi dilute flavido-viridi. Thorax viridis suprá vittis 
tribus ferrugineis nitidis ornatus, vitta media antrorsum a 
lateralibus haud bene disj uñeta; sculellura sordide viridu- 
lum; metanotum fuscum; rnesosternum infuscatum. Alae 
hyalinae iuipunctatae, tennuissime vix conspicué pilosullae. 
Halleres pallidi ápice sordide-viridi. Pedes viridi sed 
antici femorum ápice tibiis tarsisque fuscescentibus, tibiae 
mediae posticaeque ápice fuscae, tarsi mediiet postici pallide 
fuscescentes sal longe albido-pilosuli. Abdomen viride, seg- 
nientis ultimis tribus infuscatis. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Buenos Aires. 

Menos común que los dos anteriores. No conozco las hem- 
bras. Abunda en el verano y se introduce de noche y en 
gran número en las habitaciones. 



48 — 



(30) 22» Cliironoüius debilis, n. sp. 

Virídis; thorace antice vitta abbreviata. et utrinque 
lineis brevibus fuscis sígnalo; pedíbus antennUque 
flavidis. Alis hyalinis impunctatis haud fiyyibria- 
tis. — Long. 1 7o millim. (9). 

Caput viride anticé prope orem dilute infuscatum. Oculi 
nigri. Antennae dilate ílavicantes. Pa¿p¿ sordide flavidi. 
Thorax viridis, nitidus, sterniun vix infuscatum, metano- 
tum infuscatum, mesonotum autice vitta longitudinali 
brevi médium dorsi haud attiugeute fusca, medio tenuissime 
Yiridi-uni-lineata ornatum, utrinque vittis obscure rufo-vel 
castaneo-fuscis antice et po&tice angustatis. AZae hyalinae, 
albidae, impunctatae, parce tennuissimeque villosae, ner- 
vulus transversus nulius videtur. Halteres basi apiceque 
A'iridi medio pallidé ílavidi. Pedes dilute ílavicantes, at 
coxae viridulae et tarsi tíbiae vix obscuriores. Abdomien 
viride, segmento ultimo interdum obsolete rufescente. 

Hab. observ.: Provincia Bonaerensis in Baradero et 

N avanzo. 

El primer ejemplar que he poseído lo obtuve en el Bara- 
dero, en donde la especie, aunque poco común, no era rara 
desde Mayo hasta Julio ; posteriormente lo he hallado en 
Navarro, por Mayo de 1886, pero con mucha escasez. Los 
machos me son desconocidos. vVseméjase al Chir. pusillus 
Li]\N,4íUS, pero tiene las patas amarillentas y no verdes y las 
rayas del mesonoto son pardirojas y no negras ; acércasele 
mucho el Chir. festivus Say, del que difiere por su talla mu- 
cho menor, por tener la cabeza verde y no rost-gelb, como 
dice WiEDEMAJNJN, V finalmente en carecer de las articulacio- 



— 49 — 

nes negras ea Jas patas, que distinguen á la especie nort2- 
americana. El Chir. lepidus, AVeyenbergh, parece muy 
próximo en color y talla, pero no tiene dibujos oscuros en el 
tórax. 



(31) S3. Cliironoiuus coufl'usus, ?i. s;7. 

cf Cinereus: í/ioraxnigrotri-vittatus. Antennae nigrae 
nigro-plumosae. Palpi fusci. Alae h}'alinae tennuissime 
pilosulae. Pedes antici fusci, intermedii posticique ílavidi, 
tibiis tarsorumque articulo primo ápice fuscis, articulis 2-5 
nigro-fuscis. Metanotuin nigrum griseo-pruinosura. Abdo- 
men nigricans tenuiter cinereo-pruinosum. — Loug. 3 V^i^ii- 
llim. (o^). 

Hab. observ.: Prov. Euenos Aires ¿n Baradero, Chaca,- 
buco et Navarro. 

Los machos son tan comunes como los del precedeute, 
tienen los mismos hábitos é igualmente me son desconocidas 
las hembras. A primera vista, es fácil de confundirlo con el 
anterior, pero se distingue bien por su mayor talla, sus 
pies posteriores é intermedios amarilleutos pálidos y la prui- 
nosidad gris cenicienta que cubre su cuerpo. 



(32) S^. Cliironomus picipes, Meigen. 

Chironomus picipes, Meigen, System. Beschr. d. bekaniiten europ 

zweiíl. Ins., I, 41, 74 (1818). 
Chironomus cai'bo, Philippi Aufzahl. Chil. Dipt., 6, 11 (1865). 

o" Ater, velutinus; antennae nigro-piceae nigro-plu- 
mosae. Pedes lialterescjue nigro-picei. Alae hyaliuae \ix 
cinerascentes, impunctatae. — Long. (cr') 2 ^/o millim. 



— 50 — 

Hab. observ. : Europa (Meigen). Chile (Philippi). 

Un ejemplar macho, coleccionado en Buenos Aires, me 
parece corresponder á la especie europea, pues todo él es 
de color negro aterciopelado y las patas, antenas y balanci- 
nes son píceos. Aseméjase también al Chir. aterriinus Mei- 
G£«, pero sus alas no son blancas ni desprovistas de vello y 
sus pies posteriores carecen de los pelos que caracterizan las 
piernas del a íe?T¿mi¿s. En ciertas épocas, esta especie se 
ha mostrado en abundancia en Buenos Aires, coincidiendo 
su aparición con las lluvias deCarábicos y otros Coleópteros, 
que periódicamente caen en las orillas del Plata. El Chir. 
carbo de Philippi conviene en color y talla con el presente, 
del que lo considero sinónimo. 



índice de los ghironomidae argentinos 



Páginas 

BUUMEISTERIA 30 

photophila 33 

C.AMPTOCLADIL'S 16 

nigripectus 16 

Ckratopogox 19 

clavipennis 21 

hortorum 22 

ClUKONOMUS 28 

antarcticus 40 

atomarius 40 

baradereasis 36 

boíiaérensis 4 j 

brasiliensis 45 

f arto 49 

clilorophilus 37 

coníTusus 49 

cordovensis 42 

debilis 48 

fluminicola id 

hircus 38 

innocens 37 

lateralis 35 

lepidus 40 

macularis 41 

nocturnus 40 

obscuri penáis 35 

piíotophilus 33 

picipes 49 

platensis 47 

proximiis 43 

sanus 39 

severus 39 

triornatus 43 

tutulifer 38 

villosus 42 

Pachyleptus 17 

antequerae 19 

TANypüs 22 

fraterculus 25 

mendax 26 

pilosus 27 

pabicornis 24 

punctulatus 24 



EL GÉNERO 



SAPROMYZA 



EN AMÉRICA 



POR 



FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA 

Miembro de la Sociedad Científica Argentina de la Academia Nacional de Ciencias 
de la Socictc Fraufaise d'Entomologie. etc. 



Articulo publicado en los Anales de la Sociedad Científica Argentina, 
tomo XXXIV, páginas 253 y siguientes 



BUENOS AIRES 

IMPRENTA DE PABLO E. CONI É HIJOS, ESPECIAL PARA OBRAS 
680 — calle perú — 680 



1893 



EL GENERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 



POR 

FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA. 

Miemljro de la Sociedad Científlca Argentina, de la Academia Nacional de Ciencias 
de la Socicté Frangaise d'EiUomolof/ie, etc. 



Desde mucho tiempo atrás me ocupaba en ordenar un catálogo 
descriptivo de los Dípteros Sud-americanos, no solamente á fin 
de completar el que mi hermano Enrique dejó inconcluso, sino 
también con el objeto de que este arreglo preliminar facilitase mis 
tareas, ofreciéndome reunidos en un solo volumen los datos que se 
hallan diseminados en más de un centenar de obras. Prosiguien- 
do el trabajo que me había propuesto llevar á término, como pre- 
paratorio de ulteriores estudios, no pude menos que notar el 
número bastante crecido de Saproniyza que figuraba en mi lista 
de los Muscidae Acalypterce de Sud-América, no tardando en aper- 
cibirme de la dificultad que existe en deslindar con claridad las 
exiguas y monótonas especies de este género. A esta sazón, y debido 
ala amabilidad del autor, llegó á mis manos un artículo publicado 
por Mr. Tyler-Townsend, en el Canadian Entomologist, relativo 
á las Sapromyza de Norte-América, de las que él presenta una 
buena sinopsis. Como yo tenía bastante adelantados mis estudios 
sobre el género Sapromyza, ocurrióme reunir los de Mr. Tyler- 
Townsend con los míos y coordinar un cuadro sinóptico completo 
de las especies de ambas Américas, utilizando para el caso las 
mejores descripciones de los autores, cuando no poseyera la especie. 
Fácil es comprender que el diverso modo de juzgar los colores y 
la manera de expresarse de cada escritor, han opuesto no escasos 



4 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 254 

obstáculos á la realización de esta obrita, en la que, casi con segu- 
ridad, se bailarán, más adelante, no pocos sinónimos, imposibles 
de averiguar por el momento. No obstante las faltas que preveo 
habrán de encontrarse en este pequeño resumen del género Sapro- 
mijza en América, pienso que prestará buenos servicios á todos 
aquellos naturalistas que no poseen ó no puedan consultar las 
obras bastante numerosas en que se trata de este grupo. 

Buenos Aires, Mayo 30 de 1893. 



SAPPiOMYZA, Fallen. 



Sapromyza, Fallen. Dipt. Suec. Ortalid., 30 (1820). — ¡Meigen, Syst. Beschr. d. 
bek. europ. zweifl. Ins. V, 258, taf. 46, f. 6-12 (1826). — Hagenbach, 
Symbola3 Faun. Ins. Helvetise, 47 (1822). — Latreille, in Cuvier, Regne 
anim., V, 527 (1829). — Say, Journ. Acad. Nat. Sciences, VI, 178 (1829). 
WiEDEMANN, Ausscreiirop. zweifl. Ins., II, 450 (1830). — Macquart, Hist. 
nat. d. Dipt., II, 397, pl. 18, f. 12, ( 1835 ). — Curtís, British Entom., XIII, 
605 (1836). — Zetterstedt, Ins. Lapp., IV, 749 (1839). — Macquart, Dipt. 
exot., II, 3, 344 (1843). — Blanchard, líist. nat. d. Ins., II, 489, 3 (1845). 

— Walker, List, of Dipt., 985 (1849). — Blanchard in Gay, Hist. fis. y 
pol. d. Chile. Zool., VII, 445 (1852). — Walker, Ins. Saunders., 371 
(1856). — Rondani, Dipt. exot., 36 (1863). — Loew, Centuríaí (1863-64). 

— Schiner, Novara Exp., II, 227(1868). — Osten-Sacken, Catal. Norlh 
Am. Dipt., 196 (1880). — Tyler-Townsend, Canadian Entorno!., 301 (1893). 

Minettia, Robineau-Desvoidy, Essai sur les Myodaires, 646, VI (1330). 
Syivia, Robineau-Desvoidy, Op. cit., 636, II (1830). 
Lycia, Robineau-Desvoidy, Op. cit., 637, III (1830). 
Terenia, Robineau-Desvoidy, Op. cit., 640, IV (1830). 
Suiília, Robineau-Desvoidy, Op. cit., 642, V (1830). 

Imago. Capul subhemisphaericum, fronsfaciesquequadratae, 
illa plus minusve setosahac nuda interdum tenuissime pruinosa; 
hypostoma subdescendens, nudum, planumvelvix convexiuscu- 
lum ; peristomaquadratum marginibus haud prominulis. Ocuíi 
distantes, rotundi, saepius viridescentes. Occlli 3 triangulariter 
dispositi. Antennac breves, deílexae, 3-articulatae ; articulis % 
priniis brevioribus, ultimo compresso, oblongo, ápice obtuso vel 
subrotundo, rarissime ante apicem leviter emarginato, basi seta 



255 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 5 

dorsali sparsim plumata vel pubescente instructo. Probaseis brevis, 
carnosa, retraclilis, geniculata, dimidio basali crasso, cónico, api- 
cali brevioreet angustiore, obconico, ápice oblongebi-labiato; la- 
6n<m corneum, elongato-coniciim ; palpi maxillares elongato- 
clavati ápice el inferné breviter parce uni-seriatimque selosi. Tho- 
rax modice eiongatus, sidculo medio transverso destitutus, brevi- 
ter pilosus vel setosus. i/rtf?incumbentes, parallelae, tenuissime 
pilosulae, abdomine longiores, oblongae, hyalinae vel llavidae 
saepissime fusco-niaculatae, cellula prima postica late aperta, 
secunda postica (s. discoidalis, V. d. Wulp. ) e nervulo trans- 
verso saepefusco-marginato clausa. Pedes sat breves, intermedii 
bi-calcarati. Abdomen o-annulatum, oblongum, in mare postice 
paulisper attenuatum subtus reílexum, feminae ápice acumina- 
tum e ovipositore articúlalo plus minusve elongato terminatum. 
Sfatura mediocris aul parva ; colores flavescentes, flavi, flavo- 
pallidi, rufescentes vel testacei. 

LARVAEcarnosae, M-annulatae, subdepressae, sordidealbidae, 
antice attenuatae, postice Iruncatae, sublilissimealutaceae (oculo 
fortiter ármalo spinulis minutissimis, retrorsum reclinatis, tectae 
videtur) ; ca/Mí retractile pal pis bi-articalatis duobus munitum, 
articulo primo magno, %° minuto, oblongo, utrinque tubérculo 
setuloso instructo; corporis segmentum 8"'" suprá 4-dentatum; 
abdominis ápice appendiculis lateralibus 2 3-arliculatis stigma- 
tisque tubulosis 2 praedito. Victus in fungis el succis el pulridis 
vegetalium el animalium. 

PuPAE elypticae, leslaceae, antice el postice emarginatae, seg- 
mentis duobus primis reliquis magis depressis utrinque lineóla 
suturali signatis. Imagines inveniuntur in silvis, locis humidis 
el in fungis. 

Estos inseclillos, cuyos colores deslucidos, que varían desde el 
amarillo pálido al ferruginoso, denuncian su vida oscura, sórdida 
y humilde^ pasan sus primeros estados entre las basuras, los hon- 
gos corrompidos y las hojas y tallos podridos; no escasean en las 
letrinas húmedas; algunos se multiplican entre la paja que cubre 
las cabanas ó los establos y otros gustan la vecindad de los pan- 
lanos. Rara vez se halla sobre las flores á estos pequeños dípteros, 
tranquilos, inofensivos y silenciosos que, poseídos de la soñolienta 



o ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 256 

pesadez que embarga ii los Psychodidae (Tipulariae no ctuae formes) 
ocultan los secretos de su vida bíijo la húmeda sombra de los talla- 
res ó de las selvas, entre las cañas y juncos semi-sumergidos, en 
el lodo pestilente de las ciénagas, las hojas amontonadas y pegadas 
con su propia podre, placiéndose en absorber con singular deleite 
el negro licor que chorrea de los hongos descompuestos, los jugos 
de hedor insoportable que destilan de las substancias animales en 
putrefacción ó los líquidos saturados de emanaciones amoniacales 
que se condensan sobre los muros de los depósitos de residuos de 
origen animal ó vegetal. Indolentes y perezosos, se mueven á pasi- 
tos cortos, casi como deslizándose, y cuando se les quiere capturar 
apenas tratan de salvarse dando un corto volido, que más participa 
del salto que del vuelo, ó dejándose caer á tierra, donde procuran 
ocultarse debajo de cualquier objeto. Deponen sus huevecillos en 
los mismos restos putrefactos que fueron su cuna, sin afanarse en 
buscar nuevas comarcas donde propagar su estirpe, ni entretenerse 
en vagabundear sobre las flores durante los dias en que el cielo azul 
y el sol radiante parecen convidar á los habitantes de la tierra á 
retozaren las praderas esmeraltadas ó en la sombría maraña de 
los bosques. 

La clasificación de las Sapromyza presenta algunas dificultades 
á causa de la gran semejanza en el color que estos dípteros ofre- 
cen; sin embargo, las alas, el abdomen, las patas y el estilo ante- 
nario suministran datos específicos de no escasa utilidad. Robineau- 
Desvoidy, ilustre historiador de los Muscidae, formó varios géneros 
con los Sapromyza de Fallen, pero los caracteres que propuso no 
tienen valor genérico, y, cuando mas, pueden aprovecharse para 
distribuir las especies en grupos secundarios que, aunque no muy 
naturales, son de fácil uso para la determinación de las Sapromyza. 

Las divisiones de Rgbineau-Desvoidy pueden expresarse de la 
manera siguiente : 

1 . Corpore flavo 5Í . 

— Corpore obscuro vel ferriiginco. Anteiinarum chaeto plii- 

raatO iMlNETTIA . 

S. Anleiiiiarum chaeto villoso vel tomentoso S. 

— Antennarum chaeto plumato. Alae piincto maculaque fu- 

scanis auctae Suillia. 

íi. Antenoae articulo 3" ápice truncato Sylvia. 

— Antennae articulo 3° cylindrico ápice obtuso. Alae hyalinae. 'i. 



257 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 7 

4:. Antennaruní chaeto villoso Terenia. 

— Aatenuarum chaeto tomentoso Lvcia. 

Esta distribución, aparte de alguna vaguedrd en los términos 
« plumaío », « villoso » y « tomentoso », « Iruncato » y « obtuso », 
ofrece, desde luego, numerosas excepciones en las especies de color 
obscuro, en lo tocante á la cerda antenaria, pues unas la tienen fran- 
camente plumosa, mientras que en otras es ligeramente velluda ó 
casi desnuda. Por esta causa es que, no pudiendo servirme de ellos 
como subgéneros, lie desechado los grupos de Robineau-Desvoidy, 
al redactar mi sinopsis, prefiriendo valerme de caracteres quizás 
más empíricos, pero de más cómodo manejo para el conocimiento 
de las Sapromyza americanas. 

ESPECIERUM TABULA. 

1. Thorax io fundo ochraceo, flavo, bruoneo, cinéreo vel 

nigro, obscurius vittatus, interduní maculatus ^ 

— Thorax fuscanus, ferrugineus, flavas vel rufus, naque vitta- 

tus ñeque maculatus 1 Sí 

3. Alae imraaculatae S 

— Alae maculatae interdum reticulatae H 

3. Thoracis dorso bi-vel 3-lineato --i 

— Thoracis dorso 4-lineato (> 

4é:. Pedes unicolores pallidi vel nigricantes 5 

— Pedes variegati, fulvi, geniculis tibiarum ápice tarsisque 

nigris. Thorax fulvus utrinque fusco-uni-viltatus. Scu- 
tellum haud vittatum. Alae flavae. Abdomen brunneum, 
segmentis basi ñilvis • S. geniculala. 

5. Thorax 3-lineatus, pallide testaceus lineis obscurioribus 

testaceo-fuscis. Pedes nigrescentes. Alaehyalinae. Abdo- 
men unicolor, nigrescens S. lineaticollis. 

— Thorax bi-lineatus, melleus, lineis dilutioribus subobsoletis. 

Pedes pallide flavi. Alae flavidae. Abdomen unicolor, 

melleum S. resinosa . 

6. Abdomen testaceum, unicolor. ¡Thorax luteus fusco-4-vit- 

tatus. Scutelhim fusco-bi-fasciatum. Alae griseo-lute- 

scentes. Pedes albidi, postici nigro-subannulati 5. macula 

— Abdomen lutescens seriatim fusco 4-fariam maculatum. 

Thorax cinereus fusco 4-lineatus. Scutelhim fusco-bi- 
maculatum. Alae lutescentes. Pedes pallidi obsoleta 
fusco-annulati S. quadrilineata. 

H . Pedes flavescentes vel ochracei. Abdomen testaceum vel 

obscurum sed maculatum S. 



8 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 258 

Tí, Pedes nigri. Abdomen nigrum, nitidum. Anlennae nigrae. 
Thorax niger obsciirius 4-vittatus. Alae flavae ápice ni- 
gricantes S. longipennis. 

8. Thorax bi-vel tri-fusco-lineatus O. 

— Thorax flavidus seriatim nigro-maculatus. Sciitellum haud 

vittatum flavescens. Alae fusco-reticulalae costa et ápice 
radiatis. Pedes flavidi femoribus subtiis nigro-macula- 
tis. Abdomen flavidum seriatim nigro-maculatum. ,. . . S. decora. 

9. Abdomen testaceum, unicolor, immaculatiim lO. 

— Abdomen fuscum vel fusco-nigrum, cinéreo-, vel nigro-pun- 

ctatum 11. 

10. Alae fusco-cinereae, limbo antico apicalique fuscis ; nervis 

transversis fusco-marginatis. Thorax sciitellumqiie flavi- 
di anguste fusco-bi-vittati. Pedes omnes flavidi, tibiis 
posticis basi nigro-annulatis S. umbrosa. 

— Alae pallidae costa apiceque fuscis, hoc flavido-guttato; 

venís transversis haud fusco-marginatis. Thorax scutel- 
lumque ochracei, nigro-fusco bi-vittati. Pedes fuscano- 
flavidi, tibiis tarsisque anticis nigro-fuscis S. geminata. 

1 1. Alae dilute subfuscae confertissime nigro-variegatae. Tho- 

rax cinereus fusco-nigro-bi-Iineatus. Scutellum fusco- 
nigro-bi-lineatum. Pedes flavidi, femoribus tibiisque 
nigro-annulatis. Abdomen fusco-nigrum cinereo-macu- 
latum et punctatum S. stictica. 

— Alae nigro-fuscae, vitreo-niaculatae et lineolatae. Thorax 

obscure rufescus, obsolete obscurius tri-lineatus. Scu- 
tellum haud vittatum, fuscum. Pedes unicolores ochra- 
ceo-flavi. Abdomen fuscum basi pallidum, segmentis 
anticis transvei'sim nigro-punctalis S. distinctissima. 

13. Alae hyalinae, flavidae vel ferrugiiieae, haud maculatae... líi. 

— Alae plus minusve fusco- vel nigricante- maculatae Slí. 

13. Pedes unicolores, flavi, albidi, testacei, nigri vel nigro- 

fusci 14. 

— Pedes flavi, testacei vel albidi, nigro- velfusco-vari^gati.. 31. 

14. Pedes fusco -nigri vel nigri 15. 

— Pedes plus minusve flavidi 16. 

15. Abdomen unicolor, nigro-fuscum. Scutellum rufum. Pe- 

des fusco-nigri. Alae flavescentes S. nigriventris. 

— Abdomen bi-color, nigrum basi rufum. Scutellum fulvum. 

Pedes nigri. Alae flavae fulvo-venosae S. nigripes. 

16. Abdomen unicolor, testaceum, flavum vel fuscanum IT. 

— Abdomen maculatum, punctatum vel fasciatum 39. 

IT. Scutellum unicolor 19. 

— Scutellum ápice obscuratum vel bi-punctatum IS. 



259 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 9 

18. Scutellum flaviim ápice nigro-bi-punctatum. Pedes pal- 
uda flavidi. Alae hyalinae flavo-venosae. Abdomeo pal- 
lide ílavum S. grata. 

— Scutellum testaceum apico nigruni. Pedes testacei. Alae 

flavicantes. Abdomen testaceum S. parearía. 

15). Abdomen pallide flavum vel dilutissime testaceum 220. 

— Abdomen testaceum, ferruoineun), glandicolor, piceum vel 

fuscanum 23. 

5ÍO. Antennae palpique concolores. Macula frontaliocellari deest. Sil . 

— Antennae palpique basi flavi ápice nigri. Macula frontali 

ocellari nigra adest S. vulgaris. 

31. Chaeto antennarum breviter pubescente Si3. 

— Chaeto antennarum longe pubescente, distincte plumato. 

Oculi albido-marginati. Alis pedibusque flavidis S. sórdida. 

2íí. Caput albidum. Pedes albi. Alae flavidae. Cliaeto anten- 
narum rufesco S. connexa. 

— Caput flavum. Pedes pallide flavi. Alae lutescentes. Chaeto 

antennarum nigro basi paludo S. tenuispina, 

S3. Pedes pallide flavidi •. . 34. 

— Pedes obscurati, testacei, ferruginei vel fulvi 36. 

3.'5:. Caput vértice concolore ferrugineum vel testaceum 3Í>. 

— Caput testaceum vértice fuscum. Facies plana nuda. Oculi 

albido-sericeo-margiiiali. Alae flavidae, fusco-venosae. 

Abioraine glandicolore S. scropharia. 

35. Facies convexiuscula, nuda. Alae leviter flavescentes. Ab- 

domen ferrugineum S. gmjanensis. 

— Facies plana, nuda. Alae vix infuscatae. Adornen fuscanum. S. párvula. 

36. Chaeto antennarum breviter villosulo, subnudo. Abdomen 

testaceum vel ferrugineum. 3*7. 

— Chaeto antennarum longe piloso-plumato, nigro. Antennae 

fulvae. Corpore fulvo. Alae hyalinae angustissimefulvo- 

marginatae. Abdomen piceum • S. Amida. 

3*7. Caput testaceum, facie concolor. Antennae testaceae 38. 

— Caput fusco-rufescum, facie aurantiaca. Antennae fuscae, 

chaeto nigro auctae. Alae limpidae fusco-venosae. Pedes 

abdomenque fusco-rufescentes S. delicalula. 

38. Tarsi testacei tibiae concolores. Facies nuda. Alae hyalinae. S. setosa. 

— Tarsi dilute testaceo-fusci tibia obscuriores. Facies tenuiter 

albido-villosa. Alae hyalinae leviter infuscatae S. duplicaía. 

30. Abdomen flavum piceo-maculatum vel nigro-punctatum. . ÍÍO. 

— Abdomen flavum incissuris alris, haud maculatum. Anten- 

nae flavae chaeto plumato auctae. Pedes pallide flavidi. 

Alae hyalinae vix infuscatae S. cíncta. 



10 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 200 

íiO. Facies nuda. Antennae flavae, cliaeto brevissime pube- 
scente instructae. Alae flavidae fusco-venosae. Pedes , 
flavi. Adornen flavum segmentis ultimis 3 atro-bipuncta- 
tis <S'. rotundiconñs. 

— Facies albo-toraentosa. Antennae fulvae chaeto longe plu- 

malo instructae. Alaecinerascentes fulvo-venosae. Pedes 

fulvi. Abdomen fulvuní atrinque piceo-maculatura S. lateralis. 

ai. Pedes omnes flavi vel testicei, tarsiomnes fusci velnigri... 33. 

— Pedes antici quam postici obscuriores vel tibiaruní ápice 

obscurato 3S. 

Í53. Abdomen unicolor, pallide flavum 33. 

— Abdonieu testaceum irregulariter fusco-noiatum. Alae fla- 

vescentes. Pedes testacei, tarsi fusci S. laleritia. 

33. Corpus obscure ferrugiueum. Alae ferrugineae. Pedes flavi, 

tarsi omnes ubique nigri S. chilensis. 

— Corpus pallide testaceum. Alae hyalinae vel flavescentes. 

Pedes pallide testacei, tarsi fusci, basi pallidi 34. 

34. Tarsi omnes fusci, articulis duobus primis flavis S. pallens. 

— Tarsi postici ubique nigro-fusci, antici basi flavi S. plantaris. 

35. Vértex vel frons nigro-maculati vel albo-fasciati 36. 

— Vértex fronsque ñeque fasciati ñeque maculati. Corpus 

palli'ie testaceum. Chaeto breviter plumato. Pedes albidi, 

tibiarum ápice fusco-testaceo. Alae flavescentes hyalinae. S. remola. 

36. Fronte liaud fasciata at vértice macula nigra rotundata 

signato. Corpus dilute rufum. Chaeto aequaliter plu- 
mato. Alae griseae, hyalinae. Pedes flavi, tibiae antror- 
sum obscuratae S. ocellaris. 

— Fronte fascia transversa alba nigro-marginata signata at 

vértice haud maculato. Corpore ( abdomine ferrugineo 
excepto) schisticolore. Chaeto supra longe, subtus brevi- 
ter plumato. Alae flavidae. Pedes antici nigri flavo- 
geniculati, postici ferruginei S. lupulina . 

3'7. Scutellum unicolor 39. 

— Scutellum ápice utrinque nigro-bipunctatum 38. 

3S. Scutellum luteum ápice nigro-bipunctatum. Antennae fer- 
rugineae. Pedes fusco-flavidi. Alarum venis transversis 
fuscano-limbatis. Abdomen luteum segmentis 2-1 
utrinque puncto nigro signatis S. 8-punclala. 

— Scutellum pallide flaviJum ápice nigro- bipunctatum. An- 

tennae pallide flavidae. Pedes pallidi. Alae costa macu- 
lisque tribus fuscis, venis transversis fusco-marginalis. 
Abdomen flav^idum vitta media longitudinali segmento- 
rumque margine postica nigrescentibus S. bipunctata. 



2(51 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 11 

Íi9. Pedes unicolores. Abdomen unicolor <40. 

— Pedes saepius nigro vel fusco variegati. Abdomen nunc 

unicolor pedes variegati, nunc variegatum pedes unico- 
lores ^8. 

^O. Pedes flavi, ferruginei, rufi vel fulvo-testacei ^41. 

— Pedes fusci, picei vel fusco-flavidi ¿46 . 

-41. Abdomen rufum, ferrugineum, fulvum vel flavido-testa- 

ceum 4tS. 

— Abdomen nigrura. Thorax testaceus. Antennae rufo-flavae, 

chaeto fusco-plumato. Alae flavescentes fusco-8-raacu- 

latae. Pedes flavi s. gigas. 

4é3. Alae pallide flavae venis transversis 2, maculisque vel 

punctis 4 fuscis ornatae ^ti. 

— Alae saepius antice infuscatae bi- vel tri-punctatae, venis 

transversis alus fuscano-limbatis, alus limbo fuscano 

nuUo 4/4. 

'4Í5. Punctis 4 fuscis alarum iu limbo anticoapica'iquepositis. 
Thorax pallide fulvus. Antenuae pallide fulvae, chaeto 
breviter villoso. Pedes rufi. Abdomen rufum. S. philadelphica. 

— Punctis 4 fuscis alarum uno prope marginem anticam sito, 

reliquis 3 ad venam longiludinaleni tertiam seriatim po- 
silis. Thorax ferrugineus. Antennae ferrugineae, chaeto 
breviter piloso. Pedes ferruginei. Abdomen ferrugineum. S. notata. 

4:4. Alarum margine costali infuscata, nervis transversis fusco- 

limbatis, limbo haud fusco-punctato -45. 

— Alarum margine costali haud infuscata, nervis transversis 

haud fusco-limbatis, venis longitudinalibus ápice puncto 
fusco signatis. Antennae ferrugineae, chaeto breviter 
piloso. Thorax fusco-fulvidus. Pedes ferruginei. Abdo- 
men ferrugineum s. mactans. 

45. Fulvo-testacea. Antennae rufescentes chaeto breviter vil- 
loso. Alae flavae margine antica apiceque fusco-lim- 
batis, venis transversis 2 latae fusco marginatis. Pedes 
fulvo-testacei. Abdomen fulvum S. nibescens. 

— Flavido-testacea, Antenuae flavae, chaeto plumato. Alae 

flavidae margine antica sólita fusca, venis transversis 2 
fusco-limbatis. Pedes flavidi. Abdomen flavido-testaceum 
interdum ápice infuscatum S. corollae. 

4:6. Alarum margine costali infuscata 4T. 

— Alarum margine costali haud infuscata: alaedilule flavescen- 

tes venis transversis 2 fusco-limbatis, pun-Hisque 4 fuscis 
auctae, uno medio reliquis marginalibus. Thorax brun- 
neus. Pedes fusci. Antennae dilute fulvae, chaeto brevi- 
ter villoso. Abdomen brunncum S. fuscipes. 



12 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 262 

^K . Alarum margine costali fusca obscnriiis 3-punclata, ner- 
viilo transverso medio sólito fusco-margiuato. Anten- 
nae flavo-testaceae, chaeto breviter pubescente. Tho- 
rax luteo-lestaceus. Pedes fusco-flavidi. Abdomen glan- 
dicolor S. contigua. 

— Alarura margine costali fusca haud obscurius punctata, 

nerviilis tranversis 2 fusco-limbatis. Antennae fulvae, 
chaeto nigro, plumato. Thorax fulvus. Pedes picei. 
Abdomen fulvum S. brasiliensis. 

4ii:8. Pedes unicolores abdomen haud concolor vel abdomen 

concolor pedes fuscano- vel piceo-variegati 4i9. 

— Pedes abdomenque variegati 56. 

4tí>. Pedes unicolores; abdomen ápice obscurum, vel infundo 
pallidiore fusco-maculatum vel in fundo obscurato pa- 
llidiore fasciatum 50. 

— Pedes haud unicolores, ílavi, tarsi plus minusve fusco vel 

nigro tincti. Abdomen unicolor ferrugineum, flavum, 

fulvum vel flavescens 53. 

50. Abdomen luteum vel pallide flavum, ápice fuscum vel ni- 

grum 51. 

— Abdomen fuscanum vel fulvum obscurius maculatum vel 

pallidiore fasciatum. Alae flavescentes basi marginibus- 
que auticis obscurioribus; venis transversis fusco-lim- 
batis 53. 

51. Alae flavidae fascia transversa obliqua, ápice punctoque 

medio fuscis signatae. Antennae flavae. Thorax luteus. 

Pedes flavi. Abdomen luteum ápice nigricante S. americana. 

— Alae subhyalinae haud fasciatae, costa apiceque inaequaliter 

submaculatis, nervis transversis 2 fusco-limbatis. An- 
tennae pallide luteae, chaeto nudiusculo. Tiiorax pallide 
luteus. Pedes pallidi. Abdomen pallide flavum ápice 
fuscum 5. Thonisonii. 

52Í. Abdomen fuscum haud maculatum segmentis basalibus 
2 ápice pallidis. Podes flavi. Frons flavo-fulvida, haud 
roaculata. Antennae flavo-fulvidae, chaeto villoso. Tho- 
rax flavo-fulvidus S. Lebasü. 

— Abdomen fulvum, maculatum : segmentis 3-4 macula media 

apiceque fuscis. Pedes flavi. Frons rufa maculis minutis 
2 triangularibus nigris signata. Antennae rufo-testaceae 
ápice fuscae, chaeto breviter villoso. Thorax rufus S. frontalis. 

53. Alae haud 5 punctatae • 5-5. 

— Alae lutescentes venis transversis punctisque 5 fuscis or- 

natae. Thorax flavus. Antennae flavae, chaeto plumato. 

Pedes flavi, tarsi postici suprá fusci. Abdomen flavum. S. fraterna. 



263 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 13 

54t. Alarían costa haud fusco-marginata ; vena transversa 2' 

postica obscure limbata 5Í>. 

— Alarum costa vitta costali irregular! fusca ornata, vena 
transversa inedia fusco-linibata, at secunda poslica haud 
limbata. Thorax testáceos. Pedes testacei, tarsi nigri. 
Abdomen testaceum S. apla. 

55. Pedes flavo-testacei, tarsi postici articulo 2" sólito atro. 

Alae lutescentes ñeque punctatae ñeque vittatae, venis 
transversis nigro-limbatis. Thorax flavus. Antennae fla- 
vae, chaeto breviter pubescente. Abdomen pallide-flave- 
scens S. bispina. 

— Pedes flavi, tarsi postici ápice nigri. Alae lutescentes vitta 

subapicali interrupta maculaque apicali fuscis; venis 
tranversis íusco-limbatis. Thorax testaceus. Antennae 
flavo-testaceae, chaeto breviter pubescente. Abdomen 
ferrugineum 5. compedita. 

56. Pedes flavi, tarsi fusco-nigri, tibiae anticae nigrae. Alae 

limpidae, antice flavo-, postice fuscano-marginatae, ner- 
vulus transversas posticus fuscano-limbatus. Thorax 
pallide fulvus. Antennae flavae, chaeto fusco, plumato. 
Abdomen palliJe ferrugineum, segmento 3° atrinque 
nigro-maculato, reliquis vitta dorsali nigra signatis.. .. S. ornata. 

— Pedes fusci; tibiae mediae testaceae ápice fuscae. Alae 

lutescentes venis longitudinalibus transversisque fusco- 
limbatis, ápice fuscae. Thorax luteo-testaceus. Anten- 
nae testaceae ápice fuscae; chaeto brevissime piloso. 
Abdomen luteo-testaceum, ápice et basi utrinque lineóla 
exilis nigris S- limbinervis. 



ii ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA £64 

A. Thorax \ittatiis. Alae immaculatae. 

1. Sapromyza g^enieulata, Macquart. 

Saprowyza geniculata, Macquart, Dipt. exot., 11,3, 347, 11(1843). — Bigot, 
Miss. scient. d. Cap. Horn, VI, 36, 49 ( 1888). — Blanchard in Gay, Hist. 
física y pol. de Chile, Zool., VII, 446, 5 (1852). 

Hiifa; probóscide, palpis, facíe anlennisque fulvis ; facie leviter 
albido-pruinosa. Antennis fulvo-fuscanis sublus obscurioribus. 
Thorace fulvo, utrinque ad marginem anlicam usque ad alavum 
insertionem vitla fusca signato. Alis halteribusque flavis. Pedibus 
fulvis, geniculis, libvirum tarsorumque ápice plus miimsve 
late nigris. Abdomine brunneo, basi, segmentisque 4-5 margine 
apicali, fulvis. — Long. J ^/^ Un. 

Hab. observ. : Chile (Macquart), in Coquimbo (BLx^r.üXRj)); Resp. 
Argentina in Fiiegia (Bigot). 

Fué descubierta en Chile por M. Gay y más tarde ha sido seña- 
lada en la Tierra del Fuego por M. Bigot. 

3. Sapromyza liiieaticollis, Blanchard. — Lynch emend. 

Sapromyza lineatocollis, Blanchard iii Gay, Hist. fis. y pol. de Chile, Zool., Vil, 
447, 8 (1852). 

Oblonga, pallide testacea. Capite suprá fuscano-bilineato ; fronte 
utrinque facieque dense tenuiter albo-tomentosis . Antennis te- 
staceis, stylo nigricanii. Thorace pallidissime teslaceo, longitu- 
dinaliter testaceo- fusco-tri-lineato. Alis hyalinis vix flavescen- 
tibus. Pedibus abdomineque nigrescentilms . — Long. 2 Un. 

Hab. observ. : Chile in Coquimbo (Blanchard) et Valdivia 
(C. Berg). 

Dos ejemplares, de esta especie, fueron recojidos en Valdivia por 
el Dr. Carlos Berg, durante una excursión que efectuó en la Repú- 
blica de Chile. 



265 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 15 



í$. Sapromyza resinosa, Wiedemann. 

Saproinyza resinosa, Wiedemann, Aussoreurop. zweifl. Ins., II, 456, 14(1830). 
— Osten-Sacken, Catal. North Am., Dipt., 196 (1880). — Tyler-Townsend, 
Canadian Entom,, 302(1893). 

« Mellea ; palpis nigris; alis flavidis. — J.ong. J \f3lm. $ » (Wie- 
demann). 

Cor/)í<s niel leum e giimma resinosa pernilida teclum videtur. An- 
¿emifle melleae. /'Vtc/es dilulissime flavida ; vértice capilis melleo, 
nigro-ocellato. JAomíc nielleus obsoietissime dilutioré bi-Iineatus. 
Alae dilule flavidae, immaciilalae. Pettopallidi. Abdomen melleum, 
unicolor. 

Hab. observ. : Am. borealis in Savannah (Wiedemann) in Geor- 
gia (Tyler-Towsend). 



-4. Sapromyza macula, Loew. 

Sapromyza macula, Loew, Berl. entom. Zeitschr., XVI, 101, 82 (1872). — Osten- 
Sacken, Catal. North Am. Dipt., 196(1880). — Tyler-Townsend, Canadian 
Entom., 301 (1893). 

« cT $ . Lutescem, opaca, macula faciei aira, thoracís viltis dor- 
salibus qualuor pleurarumque bmis fuscis, pedibus exalbidis, 
libiis posterior ¿bus annulo subbasali nigro piciis, alis immacu- 
latis. — Long. corp., I ^/^-í ^-~ lin., long. al., i V2 Un. » 

« Dilule lutescens, opaca. C«/jm/ concolor, faciei macula rotunda 
alerrimá et opaca. Anlennae luteae, articulo tertio ovato et selá 
breviter plumalá instructo. T/wracis dorsum vittis quatuor angustis 
subfuscis vel fuscis piclum, praeler has vitlas leviter albido-polli- 
nosum; jo/e?írae fusco-biviltatae. Scutelhim p\an\im, setis quatuor 
inslruclum fasciisque duobus ante marginem apicaiem coounlibus 
subfuscis, interdum plañe obsoletisvariegatum. In abdomino prae- 
macularum nigrarum seriem mediam segmenta intermedia adver- 
sus latera abdominis nigricant. Rypopygium magnum, dilute 
lutescens. Pct/es exalbidi, tibiis posterioribus annulo subbasali ni- 
gro, superne plerumque interrupto ornatae. Alae immaculatae, 

2 



16 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 266 

colore ox cinéreo lulescente levissime linclae, venis concoloribus. » 
(LoÉw). 

Hab. obs. : Am. sepleiitrionalis in ?'e¿ra5 ( Belfrage. — Loew). 

£>• Saproiiiyza quadrilineata, Loew. 

Sapromyza quadrüineata, Loew, Berliner entom. Zeitschr., 348, 78 (1861). — 
Tyler-Townsend, Canadian Entom., 303 (1893). 

« (/ $. Cinérea, opaca, thoracis lineis quatuor longitudinalibus 
fiiscis, scutello et abdomine pallide hitéis, illo adversus basim 
cinéreo, hoc quatuor macularum fuscarum seriebus picto ; pedes 
flauescentes annulis fuscis, saepe obsoletis ornati; alae lutescen- 
tes. — Long. corp., / V? ^í'^- — Long. al, 4 V4 ^*"' »• 

« Minuta, cinérea, opaca. Caput ex. flavo albidum, lineis frontis 
duabus longitudinalibus fuscis. Antennae pallide luteae, articulo 3° 
rolundato-ovato, seta obscura breviter nigro-pubescente. Clypeus 
prominulus. Oris apertura magna; palpi minuti atri. Thoracis 
dorsum cinereum, lineis 4 fuscis piclum, liumeris plerumque fla- 
vescentibus. Pleurae cinereae. Scutellum subplanum, pallide lu- 
tescens, fusco-bimaculatum et adversus basim in speciminibus ple- 
risquecinerascens. Abdomen breve, pallide lulescens, quatuor ma- 
cularum fuscarum seriebus pictum. IJypopygium maris mediocre, 
crassissimum, abdomine concolor aut magis rufescens. Pedes palli- 
de lutescentes annulis fuscis haud raro obsoletis ornantur, annulo 
tamen tibiarum poslicarum subbasali semper conspicuo. » (Loew). 

Hab. observ, : Am. septenlrionalis in Pensylvania (Loew. — Os- 
ten-Sacken. — Tyler-Townsend). 



267 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 17 

B. Thorax vittatus. Alae maculatae interdum 
reticulatae. 

G. Saproiiiyza long-ipeunis, Fabricius. 

Musca longipennis, Fabricius, Eotom. system., IV, 323, 47 (1794) et Syst. An- 

tliat., 299, 75 (1805). 
Lauxania longipennis. Fallen, Ortalid., 28, 4 ¡1820). — Meigen, Syst. Beschr. 

d. beck. europ. zweifl. Ins., V, 300 (1826). 
Sapromy:¡a longipennis, V. derWulp, Enige Nord-Ameriknisclieaa Dipt. , (1867) 

— Osten-Sacken, Cat. etc., 196 (1880). — Tyler-Townsend, Canadian 

Entomol., 303 (1893). 

«Nígra; tarsis posterioribusalisqueflavis. — Long. 2 Un.» (Meigen). 

Caput nigrum ; facies nigra at griseo-pruinosa. Oculi albido-mar- 
ginali. Antennae nigrae, articulo ultimo albido-micante ; chaefo 
antennarum plumato. Thorax niger, vitlis 4 longitudinalibus ob- 
scurioribus signatus. Scutellum griseo-marginatum. Alae flavae 
ápice nigricantes. Halieres nigro-fusci. Pedes nigri ; ta7'si postici 
ílavi. Abdomen nigrum, nitidum. 

Variat? : A?itennae testaceae. Alae immaculatae. 

Hab. observ. : Germania (Fabricius. — Meigen. — ■ Fallen). — 
Am. borealis (V. der Wulp. — Osten-Sacken). 

T. Sapromyza decora, Loew. 

Sapromyza decora, Loew, Berl. entoni. Zeitschr., VII, 97, 98 (1834). — Ostex- 
Sackex, Catal. etc., 196 (1880/. — Tyler-Townsend, Canadiaa Entom., 
302 (1893). 

« $. Flavescens, maculis nigris variegata, alis fusco-reticidatis. 
— Long. corp., 2 Ve ^^'*- — Long. al. 2 V4 Un. » 

« Dilute flavescens infrá pallidior. Tertius antermarum arliculus 
triangulus, suprá leviter e.Ycisus, seta nigro-plumatá. Frons mar- 
ginis nigro-maculatis, convexa, nitida, maculam geminam atram 
gerens. Genae ei occiput fusco-maculala. Thorax el abdomen ma- 
culis nigris, seriatim dispositis ornata. Femora singula infrá ma- 
cula nigrá nótala. Alae fusco-reliculatae, costa et ápice radiatis, 
disco et margine postico guttalis. » (Loew). 



18 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 268 

Hab. observ. : Am. septentrionalis in Lake George, New York 
(LoEAv. — Osten-Sackein ), Quebec, Canaclti (Osten-Sacken). 

Según LoEw, esta especie difiere de todas las de su género por la 
forma de la cabeza y sobre lodo de las antenas que, se asemejan 
mucho á las de Tetanocera, por lo cual opina que debería lomarse 
como tipo genérico diverso de Sapromyza. 



8. Sapromyza umbrosa, Loew. 

Sapromyza umbrosa, Loew, Centuria III in Berl. entomol. Zeitschr., VII, 30, 57 
(1863). — Osten-Sacken, Catal. etc., 196 (lí 



« (/ . Flavescens, fronte, thorace sculelloque subfusco vittatis, ab~ 
domine subfusco, tibiis posterioribus prope basim nigro-annula- 
tis, alis ex fusco-cinereis , dimidio anteriore fere tolo venula- 
rumque transversalium limbis obscure fuscis. — Long. corp., 
4 '/4 Un. — Long. al., 1 •/., Un. » 

« Ex testaceo flavescens, opaca. Ca/}M¿ñavum, viltá frontalisub- 
fusca, per triangulum ocellare elongatum disectá, órbita oculorum 
laciali prope anlennas púnelo nigro pictá, infrá pilosa, pilo supre- 
mo reliquis longiore, setulam myslacinam mentienle. Antennae 
ochraceae, breves, articulo terlio rotundo, seta breviter pubescente. 
Thoracis dorsum vittis angustis subfuscis quatuor e linea media 
obsoletiore variegatum. SciUelluní subfusco-bivittatum. Pleurae 
subfusco obsolele maculatae. Abdomen sórdido fuscum, in viva 
verisimiiiter testaceum. Pa/es flavescentes, femoribus anticis ad- 
vcrsus basim nigricantibus tibiisque posterioribus prope basim 
annulo imperfecto nigro cinctis. i/aeexfusco-cinereae, limbo costae 
latissimo fusco, inde a venae auxiliaris fine usque ad apicem alae 
pertinente et in parte apicali usque ad venam quartam dilátalo, 
venulis transversis fusco-marginatis. » ( Loew). 

Hab. observ. : Am. Seplentr., ín Colunibia ( Osten-Sacken). 



269 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA. 19 



9. Sapromyza g^eininata [Fabricius) Wiedemann. 

Dictya geminata, Fabricius, Syst. Antl., 331, 23 (1805). 

Sapromyza geminata, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 4óO, 2 (1830). 
— ScHiNER, Novara Exp., II, 279, 140 (1868). 

Ochraceo-testacea, tliorace sciUelloque nigro-fusco-hivitlatis. Ca- 
pite ochraceo; facíe perpendicular i, medio longitrorsum con- 
vexiusciila, utrinque albida; oris cavitate utrinque nigro-pun- 
ckita; vértice dilule flavo-ochraceo. Antennis ferrugineú. Thora-* 
ce scutelloque suprd fusco- vel nigro-fusco-biviltatis ; pleuris 
fusco-nigro bifasciatis. Alis pallidis, costa late apiceque fuscis , 
hoc flavido-guttato. Pedibusfuscano-flavidis; Jemorum, tibia- 
rum tarsorumque apicibus fuscis at femoribus tarsisqiie anticis 
nigro-fuscis. — Long. 4 i/o millim. 

Hab. observ. : Am. merid. (Fabricius. — Wiedemannn — Schiner). 

Los ejemplares típicos pertenecían á las colecciones de Fabricius, 
Wiedemann, y del Museo de Copenhague. En sus descripciones, 
tanto Fabricius como Wiedemann, han olvidado mencionar que el 
estilo antenario es plumoso, lo cual hace notar Schiner al ocuparse 
de esta especie. 

1 0. Sapromyza stictíca, Loew. 

Sapromyza stictica, Loew, Bed. entom. Zeitschr., VII, 30,58(1863). — Osten- 
Sacken, Catal. etc., 196 (1880). — Tyler-Townsend, Canadian EntoraoL. 
303 (1893). 

« $. Opaca. Capite, thoráce scutelloque ciñereis, punctis macuiis- 
que nigris adspersa, abdomine nigro, maculis punctisque ciñereis 
variegato; alae latae maculis nigris confertis et confluentibus 
pictae, macula apicali guttisque aliquot marginalibus albis. 
— Long. corp., I 1/4 Un. — Long . al., ! ^A, Un. » 

Tota opaca. Caput ex flavo-cinereum ; vilta fronlalis fusca; setae 
frontales et verticales e punctis nigris ortae ; órbita íacialis nigro- 
punctata. Antennae breves, articulo 3° rotundo, in latero exteriore 
puncto nigro nolato. Thoracis dorsum cinereum, lineis duabus, 



20 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 270 

maculis aliquot punclisque ex fusco-nigris pictum. Pleurae ex 
íusco-nigrae, cinereo-maculalae. Scutellumex flavo-cinereum, an- 
gulis laleralibus viltulisque duabus ex fusco-nigris. Abdomen ex 
fusco-nigrum, maculis punctisque ciñereis adspersum. Pedes dilate 
flavescentes, annulis femorum duobus latissimis tibiarumque an- 
nulo basali nigris. Halterum capitulum nigrum. Alae latae, dilule 
subfuscae, maculis nigris confertissimis, inter se confluenlibus 
variegatae, macula apicali gutlisque circiter undecim (quinqué 
costae, marginis posticésex) albidis. 

Hab. obscrv. : Am. septenlrionalis i?i Columbia ( Loew. — Tvler- 
Townsend), in Texas (Osten-Sacken). 



1 1 Saproinyza clistinctissiina, Schiner. 

Saproniyza distincíissima, Schiner, Novara Exp., 280, 143 (1868). 

Fusca, opaca : capite dilule fusco; vértice flavido 3-lineato; facie 
leviter albo-pruinosa medio fusco-punclata. Antennis dilute 
fuscis, brevibus, stylo vel chaeto dislincté pubescente. T/wrace 
obscure rufesco vel fusco-piceo, lineis obsoletis tribus obscurio- 
ribus notato. Alis nigro-fuscis, posticé prope alulam el ad cellu- 
lam posticam maculis duabus lineiformibus,vitreis, irregulavi- 
bus, signatis, macula secunda ad cellulam secundam antrorsum 
lineóla vitrea emitente; vena mediastinali ápice macula ob- 
scure fusca in fundo dilutiore sita, ornata; nervulo transverso 
medio nigricante-lirnbato ; vena transversa postica angustissime 
vitreo-marginata. Pedibus sordidé ochraceo-flavis. Abdomine 
basi pallide flavo, fere albido; segmento secundo posticé punclis 
7 nigris in serie transversa dispositis notato, tertio posticé Irans- 
verstm septem-punctato at punctis minutissimis irrorato, relicjuis 
fuscis margine postica dilutius punctata ; ventre utrinque fer- 
rugineo, nigro-punctato. — l.ong. 1 V4 ^^'í- 

Hab. observ. : Amer. merid. (Schiner). 

Al describir esta especie, cuja coloración recuerda la de algunos 
Ortaliditae, duda Schiner de que pertenezca correctamente al gé- 
nero Sapromijza, mas sin decidirse á fundar una nueva división 
para ella. 



271 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 21 

C. Thorax ñeque maciilatus ñeque vittatus. Alae 
haucl uiaculatae. 

1 2. Saproinyza ais'riveiitris, Blanchard. 

Sapromyza nigriventris, Blanchard in Gay, Hist. física y pol. de Chile, Zool., 
VII, 446, 3 (1852). 

Oblonga, ieslaceo-rufa, nilidula ; capile corporis concolore; facie 
diliUiore ; fronte pilis paucis nüjris ármala. Anlennis nigris, 
slylonudo, nigro. Tliorace nítido, rufo, pilis nigris adsperso. 
A lis amplis vix infuscatis basi flavescentibns. Pedibus abdomine- 
que fusco-nigris hoc nigro-piloso. — Long. 2 V2 ^¿"• 

Hab. observ. : C\ú\e in Coquimbo et lllapel (Blanchard). 

No me parece niiij distante de la S. nigripes Macquart, con la que 
conviene en el color del cuerpo, antenas, patas y abdomen, apare- 
ciendo como diferencias principales, el tener el abdomen unicolor 
sin amarillo rojizo en la base, y las alas amarillentas sólo en la raíz 
y no en toda su extensión, como la S. nigripes. A pesar de todo, no 
me extrañaría que la especie de Blanchard resultase sinónima de 
la de Macquart. 

13. Saproinyza iiig-ripes, Macquart. 

Sapromyza nigripes, Macquart, Dipt. ex it., II, 3, 347, 10 (1843,\ — Blanchard 
in Gay, Hist. fis. y pol. de Chile, VII, Zool., 44fi, 4 Í1852). 

Rufa, probóscide, palpis, facie, fronteqiie fulvis. Anlennis nigris 
sty lo tomentoso auclis. Thorace fiilvo. Alis flavis fulvo-venosis. 
Halteribus flavis. Pedibus nigris. Abdomine (segmentis basali- 
bus duobiis exceptis) nigro. — I.ong. i Vn ^''í- cT 

Hab. observ. : Cliile (Macquart)^ in Coquimbo (Blanchard). 

Pertenece al grupo de los S. nivosa Meigen y 5. pallidiventris, 
Fallen, pero es muy característica por sus patas y antenas negras 
Fué descubierta por M. Gay quien donó ejemplares al Museo de 
París. 



22 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 272 



14:. Saproinyza grata, Wiedemann. 



Sapromyza grata, Wiedemann, Aussereurop. zweifl.Ins., II, 456, 13 (1830;. 

Flava vel lútea; antennis teslaceis ; sculello posticé nigro-bi- 
punclato, punclis nigr-is, nigro-setigeris. Alis hyalinis flavove- 
nosis. Abdomine pedibusque pallidé flavidis^ — Long. 3 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Wiedemann). 

Es afine de las Sapromyza flava, interslincta y pallida de Europa, 
mas se distingue bien de ellas por los puntos negros del extremo 
de su escudete. 



15. Sapromyza porearia, [Fabricius) Wiedemann. 

Scatophaga parearía, Fabricius, Syst. Antl., 204, 4 (1805). 

Sapromyza porearia, Wiedemann, Aussereurop. zweiíl. Ins., II, 453, 7 (1830). 

Statura, antennis, facie, oculisque omnino ut S. scrophariae al 
vértice magis anguslo. Testacea, pedibus halleribusque parum 
dilulioribus, sculello ápice nigro ; alis Ivjalinis, flavicantibus, 
immaculatis. Abdomine testacea incissuris obsolete albicantibiis. 
— Long. 4 ^/.inúllim. 

Hab. observ. : Am. merid. ( Fabkicius. — Wiedemann). 

Fabriciüs compara esta especie con la S. scropharia al paso que, 
por un error de imprenta, aparece Wiedemann como estableciendo 
un paralelo entre la S. porearia con la misma que describe, la que 
no es otra que aquella con que se encuentra comparada. Los ejem- 
plares que sirvieron á Wiedemann p'3rtenecian á su colección, á 
la de Fabricius y á la del Museo de Copenliague. 



273 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 23 



1(5. Saproinyza vulg-aris, (Fitch) Osten-Saokex. 

Chlorops üiilgaris, Fitch, Report., I, 300, tab. 1, f. 4 (1855). 
Chlorops antennalis, Fitch, Op. c, 1. c. (1855). 

Sapronnjza plumata, Van der Wulp, Tijds. voor Entoiii., 2 ser., 159 (1867). 
Sapromyza antennalis, Loew, Zeitschr. fiir gesam. Naturvviss., XXXVI, 117 (1870) . 
Saproinyza vulgaris, Osten-Sacken, Catal. etc., 196(1880]. — Tvler-Townsend, 
Canadian Entomol., 302 (1893). 

Dilute flava ; anlennis palpisqiie flavis ápice nigris ; ocellis in 
macula frontali nigra sitis; chaeto antennarum suprá subtusqite 
breviter piloso; alís limpiáis, immaculalís. — Long. 3 millim. 

Hab. observ. : Am. borealis ad regionem Atlanticam (Fitch. — 
Loew. — Osten-Sacken. — Tyler-Townsend ). 



IT, Sapromyza sórdida, Wiedemann. 

Sapromyza sórdida, Wiede-mann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 456, 12 (1830). — 
Osten-Sacken, Catal. etc., 196 (1880). — Tyler-Townsend, Canadian En- 
tom., 301 (1893). 

«Lútea: antennis laete ferrugineis; palpis silaceis. — Long. /-/o, 
Un. » ( Wiedem.\nn). 

Chaeto antennarum fortiter plumato. Facie dilutissime flavida; 
vértice capitis melleo- flavo . Oculis albido-marginatis. T/wrace abdo- 
mmeque luleis, nilidis. Pleuris pallide flavidis. Alis flavidis, imma- 
culatis. Pedibus pallide flavidis. 

Hab. observ. : India Oocidentalis (Wiedemann). 



18. Sapromyza connexa, Sxy. 

Sapromyza connexa, Say, Journ. Acad. Nat. Scien., VI, 178 (1829). -- P^jusdem, 
Complete writings ed. by Leconte, II, 367, 1 (1859). — Osten-Sacken, 
Catal. etc., 198(1880). -Tyler-Townsend, Canadian Entom., 301 (1893). 

Pallide flavo-mellina. Capite albido, Antennis pallide flavo-melleis 
ápice rotundatis. Oculis viridulis. T/wrace scutelloque flavo- 



2 i ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 274- 

melleis . Alis dilutmimc flavidis, immaculatisi. Pedibus albis . 
— Long. i 2/j lin. 

Hab. observ. : Am. borealis in Indiana ( Say). 

En su descripción dice Say : « tergiun paler than Ihe thorax y>, 
sin precisar si este tergum pertenece al abdomen ó á lo inferior del 
mismo tórax. Comparala Say con laS. flava, Linnaeus, cuya carac- 
terística; «Flava; oculis viridaureis; articulo tcrlio antennarum 
rotundo; alis pallide nervoñs. Long. 1 '/., Un. circa », le conviene 
muy bien á esta, la cual difiere de la flava, según Say, por ser mu- 
cho más ancha. Más, como el autor citado asegura que, la 5. flava 
habita en la misma región que su S. connexa y esta última no ha 
sido bien reconocida posteriormente, no sería extraño que resulta- 
sen sinónimas, pues los detalles de « capite albido » y « Pedes albi » 
pueden depender de mera apreciación personal ó de la frescura de 
los ejemplares examinados, dada la palidez de tintas que distingue 
¿\ esta especie. 

lí). Sapromyza tenuispina, Loew. 

Saproinyza tenuispina, Loew, Berliner entom. Zeitschr., V, 349, 80 (1861). — 
Osten-Sacken, Catal. of North Am., 196 (1880). — Tvler-Townsend, Ca- 
nadiaD Entomol., 301 (1893). 

« cf Q. Flava, antennis palpisque concolor ibus, antennarum seta 
nigrá adversus basim pallidá, breviter pubescente, ahs lute- 
scentibus. — Long. corp., / V'i Hfi'- Long. al., ^'>|^■, Un. » 

« Tota flava. Caput opacum, fronte et antennis laetius flavis, illius 
margine antico magis prominente quam in specie praecedente, ha- 
rum articulo 3° ovato, seta nigrá, adversus basim pallidá, breviter 
nigro-pubescente. Facies adversus orisaperturam recedens, cijpeo 
non prominente. T/ío/yzcís dorsum el scutelluin planum subopaca, 
colore ex flavo non nihil in rufescentem vergente tincta. Abdomen 
pallide flaves€ens, subopacum. Maris hypopygium magnum, la- 
mellis duabus apicalibus minutis rotundatis et breviter nigro-pilo- 
sis praeditum segmentumque ventris ultimum utrinque spinulá 
tenui armatum. Peí/e.9 pallide flavi. Alae lutescentes, venís trans- 
versis concoloribus. » (Loew). 

Hab. observ. : Nebraska in Am. bor. (Loew. — Osten-Sacken. — 
Tyler-Townsend). 



275 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 25 



30. Sapromyza scropharia (Fabricius) Wiedemann. 

Scatophaga scropharia, Fabricius, Syst. Antliat., 204, 3(1805). 
Sapromyza scropharia, Wiedemann, Aussereurop. zweifl., 11.451, 3(1830,. 

Testacea, capite interdum pallidiore: facie vix nítida, nuda, fia- 
vida, plana, verticali; oculis magnis, angustissime albido- 
senceo-marginatis ; vértice fusco utrinque setis magnis crassis- 
fjue nigris armato; occipile nigro, breviter setoso. Antennis 
rufo-flaiñdis, brevibus, chaeto plumato auctís. Thorace glandi- 
colore vel obscure testaceo, Klrinque dilutiore, nigro-seloso. Scu- 
tello magno posiicé quadri-seloso. Alu flavidis, liyalinis^ fusco- 
venosis. Halteribus pedibusque flavidis. Abdomine glandicolore, 
breviter nigro-piloso . — Long. 6 millim. 

Hab. observ. : Am. merid. (Wieüem.\nn). 

Wiedemann describió, por segunda vez, esla especie según el 
ejemplar fabriciano, que sirvió de tipo al fundador de la entomolo- 
gía sistemática ; á mi vez he vertido, en parte, al latín, la descripción 
alemana de Wiedemann, procedimiento que he adoptado con todas 
las características de especies que no conozco y á las que he hallado 
expresadas en otra lengua que la latina. 



SI. Saprom.yza, g'uyanensis, Macquakt. 

Sapromyza guyanensis, Macquart, Dipt. exot.. II, 3, 347, 9 (1843). 

Ferruginea; facie convexiuscula, nuda. Thorace obscurato (cf ); 
scutello magno , hemisphaer ico, plano ? Pedibus flavis. Alis lem- 
ter flavescentibus, immaculatis. — Long. 2 ^/o Un. 9 ; 5 lin. ^ . 

Hab. observ. : Guyana i'n Oyapock (Macquart). 

Macquart dice del escudete de esta Sapromyza, que es « liemis- 
phaerico, plano », detalles de estructura que me parecen incon- 
ciliables entre sí, como ser convexa una superficie plana ; proba- 
blemente, el descriptor quiso decir « semicircularis », (k lunaris » ó 
cosa parecida. M. Leprieur descubrió esta especie en las nacientes 
del rio Oyapock. 



26 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 276 



33. Sapromyza párvula, Blanchard. 

Sapromyza párvula, Blanchard, Hist. fís. y pol. de Chile. Zool., VII, 447, 6 ¡1852). 

Habilus Drosophilae. Rufesca; capite dilutiore a superne parum 
pilosula. Anlennis testaceis, stylo obscuriore. Thorace laevigato, 
satis nítido, leviter villoso. A lis lujalinis, vix infuscatis, venís 
testaceis. Pedibus pallidé testaceis. Abdomine fuscano. — Long. 

/'/4 Un. 

Hab. observ. : Chile in Coquimbo (Blanchard). 

Esta Sapromyza tiene alguna semejanza con la S. longipennis, 
Macquart, pero es bien diversa. 



3íi. Sapromyza Amida, Walker. 

Sapromyza Amida, Walker, List etc., 988 (1849). — Osten-Sacken, Gatal. etc., 
196 (1880). — Tyler-Townsend, Caiiadian Entoniol., 301 (1893). 

« c/. Falca, capite flavo, abdomine piceo, palpis flavis, antenms 
pedisbusque fuluis, tibiis posticis subarcuatis, alis limpidis.» — 
Long. corp., 1 \/o Un. — Long. al. 3 Un. 

Corpus fiilvum. Capul flavum parce nigro-setosum, facies albida 
ulrinque setis destituía ; clypeus haud prorninulus: oculi rufi, con- 
vexi, tenuissime areolali. Proboscis palpique ña\'i. Antennae hú- 
vae facie breviores ; articulus lerlius conicus secundo plus duplo 
longior; cliaeto nigro, crassiusculo, longe piloso-plumato, anten- 
narum articulo ultimo plus duplo breviore. Alae hyalinae, margini- 
bus angustissime fulvis; venis nigris basi fulvis; nervulus trans- 
\ersus secundus forliter curvatus medio transverso plus duplo 
longior. Halteres fulvi. Pedes fulvi; tibiarum apex nigro-spinosus ; 
tarsi Qiá apicem praesertim tibiae obscuriores; ^Í6me po5¿?"cae mo- 
dicé arcuatae. Abdomen piceum, lineare, nitidum, thorace longius 
at multo angustius. 

Hab. observ. : Am. borealis in Georgia (Walker. — Osten- 
Sacken. — Tyler-Townsend). 



277 EL GÉNERO SAPROMYZA EM AMÉRICA 27 



2^5. Sapromyza elelicatula, Blanchard. 

Sapromyza delicalula, Blanchard ¿n Gay, Hist. fís. y pol. de Chile. Zool., Vn, 
447, 7 (1852). 

Oblonga, nítida, fusco-rufescens ; capite antice aurantiaco ; anten- 
nis fuscis, stylo nigro vel nigricanti auciis. Thorace nítido, pa- 
nimpilosulo. Alis oblongís, limpidis, iridescentibus, venís fuscis. 
Pedibus abdominerjue fusco- rufescentibus. — Long. I 1/5 Un. 

Hab. observ. : Chile ím Co^íí ¿móo (Blanchard). 

Semejante á la 5. nigriventris Blanchard pero menor y con alas 
transparentes é incoloras. 



25. Sapromyza setosa, Thomson. 

Sapromyza setosa, Thomson, Eugenies Resa omkr. Jorden, Dipt., .565, 220(1868). 

« Rufo- tes lacea, nítídula, setis nigris capilis thoracisque validis; 
alis flavescentibus, abdomine duplo longioribus ; antennis arti- 
culo tertio breviler ovali, seta nudiuscula. S. resinosae >Viede- 
mann af finís, scutello nnicolore distincta. Capite subrotundo, 
fronte transversa, setis validis. Antennarum. chaeto nudiusculo. 
Palpis ápice nigricantibus. Thorace convexo, subnítido, breviler 
parce nigro-piloso, setis validis 3 pone suturam uírinque seríem 
íntermediamformantibus. 4 j nocla alas utrínque. Alis flavescen- 
ti-hyalinis, haud maculatis. Pedibus teslaceís, tibiís intermediis 
ápice calcaribus duobus armatis. Abdomine ovalo, nígro-pilosu- 
lo, pílis apícalibus longioribus. — Long. 5-6 míllim. » 

Hab. observ. : Chile in Valparaíso (Thomson). 

Es parecida á la Sapromyza r(?5n?05« Wiedemann, pero en es(a 
última los palpos son totalmente negros, el vértice ofrece ocelas de 
color negro y el mesonoto tiene lineas un poco más claras que el 
fondo. No me parece tampoco muy diversa de la S. scropharia 
Farricius, aun cuando en ésta las colores parece son más oscuros. 
Es también vecina de la S. grata, pero ésta es mucho menor. 



28 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 278 



26. Saproiiiyza duplicata, Nobis. 

Sapromyza longipennis, Blanchard ¿?í Gay, Hist. física y pol. de Chile, VII, 
445,1(1852). 

Corpore elongato, testaceo, nilido sal rufesco ; capite corpore con- 
colore, fronle parce nigro-pilosa, facie tenmler albido-villosa . 
Antennis teslaceo-rufesceulibus, chaelo nudonígrescenle. Thora- 
ce laevigato, nilido, parce al longe nigro-piloso . Alis abdomine 
multo longioribus, hyalinis, leviler sensim infuscalis. Pedibus 
dilule leslaceo-fuscis, iarsis obscurioribus. Abdomine leslaceo 
quam reliqua corporis magis cinerascente. — Long. 2 V2 Un. 

Hab. observ. : Chile in Coquimbo (Blanchard). 

Habiendo sido reservado el calificalivo de longipennis para una 
Sapromyza que Fabricils describió en 1794 con el nombre de 
Musca longipennis (Enlom. svsl., IV, 323, 47, 1794) me ha sido for- 
zoso cambiar la denominación usada por Blanchard. 



3'7. Sapi'omyza ciucta, Loew. 

Sapromyza cincta, Loew, Berl. entoni. Zeitchr., V, 349, 31 (1861). — Osten- 
Sacken, Catal. etc., 196 (1880). — Tyler-Townsexd, Canadian Enlom. 
302(1893;. 

« Q. Flava, antennarum palporumque ápice, púnelo verlicis mi- 
nuto, segmenlorumque abdominal iiim singulorum margine po- 
stico atris, alis ex tuteo pallidissime fuscis. — Long. corp., i'/y^ 
Un. Long. al. I '/¡o Un. » 

« Ex rufo flava, nitens. Fro??s lata, tota nitens. Antennae üavao, 
articuli terlio dimidio apicali atro^ seta pilis longis nigrisplumalá. 
Oculi rotundi ; genae latiusculae et facies pallide flavescentes, opa- 
ae. C/¿/peM.s prominulus; paipi tenui atri. Scutel lum suhplanum. 
Segmentorum abdominalium singulorum margo posterior fasciá 
aequali atra limbatus. Peí/e5 pallide flavi. i/ae colore dilulissimo 
ex lúteo in fuscum vergente linctae. » 

Hab. observ. : Cuba (Riehl. — Loew. — Osten-Sacken. — Tyler- 

Townsend). 



279 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRtCA 29 



38. Saproinyza rotundicornis, Loew. 



Sapromyza rotundicornis, Loew, Centuria III, in Berl. entom. Zeitschr., Vil, 
30, 56 (1863). — Osten-Sacken, Catal. etc., 196 (1880,:. — Tyler-Townsend, 
Canadian Entom., 301 (1893j. 

« $. Flava, palpis antennisque concoloribus, articulo tertio lia- 
rum rotundo, seta brevissime pubescente, segmentis abdominis 
ultimis tribus singulis atro-bipunctatis. — Long . corp., 1 Vo ¿^?í- 
Long. al., 1 V4 ^<»' » 

« E.YOchraceo-flava. Antennae concolores, articulo tertio rotundo, 
seta subfuscá brevissime pubescente. Proboscis et palpi flavi. Scii- 
tellmn subplanum. Segmenta ultima tria abdominis singula atro 
bipunclata, punctis antepaenullimis reliquis mi.noribus. Pedes toti 
flavi. Alae dilute sublutescentes, venís luteis. » 

Hab. observ. : Amer. Rossica, Sitka in ínsula Baranow (Loew. 
— Sahlberg. — Osten-Sacken). 



39. Sapromyza lateralis, Walker. 

Saprowyza lateralis, Walker, Insecta Saunders., 371 (1856). 

Fuloa; capile pecloreque flavis ; facie alba; scutello píceo ; abdo- 
mine píceo- macúlalo ; alis subcínereis. Corpore fulvo parce ni- 
gro-setuloso. Capite flavo, facie albo- tomentosa ; antennis arti- 
culo 3° cónico T plus duplo longiore; chaeto plumato. Alis cine- 
rascentibus, fulvo-venosis. Halteribus flavis. Abdomine obconico 
thorace haud longiore, segmentis utrinque iñceo-maculatis' 
— Long. 5 Un. 

Hab. observ. : Brasilia (Walker). 

Muy parecida á la S. octopunctata (VViedemann) Macquart, pero 
diversa por el color del escudete, la cara blanca, etc. 



30 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 281 



Í50. Sapromyza lateritia, Rondani. 

Saprowyza luleritia, Rondani, Díptera exótica, 36 (1863). 

« A congeneribus distincta. Colore corporis tolo teslaceo, palfns 
tantum extrinsecus nigris , tarsisque fuscis, articults ullimis 
fuscioribus. Praeterea alae flavescentes. Antennae articulo tertio 
subovato, arista nigricante basi flavida, breviter tomentosa. 
Abdomen dorso irregularíter fusco-notato. — Long. 4 millim. » 
(Rondani). 

Hab. observ. : Chile (Rondani). 

Descubrióla Phiijppi, quien, probablemente, en sus correspon- 
dencias con Rondani, la dio el nombre bajo el cual describió la es- 
pecie el último autor. 



J51. Sapromyza chileiisis, Schiner. 

Sapromyza chilensis, Schinlr, Novara Exp. III, Dipt. 278, 136 (1868). 

Sapromyza roridae (Meige^) valde similis etaffinis, differtautem: 
statura majore et robnstiore, corpore obscuré ferrugineo, breviter 
nigro-pilosulo, vértice latissimo, alis obcurius Jerrugmeo-linc- 
tis et tarsorum articulis nigris. — Long. 3 Un. 

Hab. observ. : Chile (Schiner). 

Esta especie cuyas nervaduras son idénticas á las de la Sapro- 
myza rorida Meigen, sólo parece distinguirse de la europea por su 
color mucho más oscuro y su tamaño un tercio mayor. 

íiSÍ. Sapromyza pallens, Blanchard. 

Sapromyza pallevs, Blanchard, Hist. física y pol. de Chile. Zool. VII, 445, 2 

Í1852). 

Dilute testacea, statura satis robaste. Capite luteo-testaceo ; facie 
nada ; fronte pilis raris nigris instructe. Antennis testaceo-ru- 



282 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 31 

fescentibus, stylo fusco, T/iorace nitidulo, pilis nigris rarilev 
adsperso. Alis oblongis, flavidis sensim infuniatis. Pedibus sor- 
didé pallideque testaceis, tat'sis (articulis duobus primis exce- 
ptis) fiiscis. Ab domine pedibus concolore, breviler erecteque ni- 
gro-pilosulo. — Long. 3 Un. 

Hab. observ. : Úú\e in Coquimbo et Santa liosa (Bi.x^CHkRD). 

Parecida á las Sapromyza flava, Linnaeus y S. pallida. Fallen, 
pero con el extremo de los tarsos de color parduzco. 



Í53. Sapromyza plantaris, Thomson. 

Sapromyza plaiitaris, Thomson, Eugenies Resa etc., 566, 221 (1868), 

« Pallide testacea, opaca, tarsis anticis apiceni versus, posticis 
totis nigro-fuscis ; alis hyalinis immaculatis ; anlennis articulo 
S° breviter ovali , seta nudiuscula, </. — Long. 5 mili. » (Thom- 
son). 

Hab. observ. : Resp. Uruguay in Montevideo (Thomson). 

Según Thomson, esta especie parecidísima á la anterior de la cual 
se distingue por tener el cuerpo de color mas claro y opaco, la 
frente apenas transversal, las cerdas menos gruesas, las alas más 
cortas, los tarsos negruzcos y los palpos amarillos. 



^5-4. Sapromyza remota, Thomson. 

Sapromyza remota, Thomson, Eugenies Resa etc., 566, 222 (1868). 

« Pallide testacea, opaca, tibiis tarsisque albicantibus illiis ápice 
fusco-testaceis ; alis flavescenti-hyalinis, immaculatis, anten- 
nis articulo 3° breviter ovali, seta plumata. Q. — Long. 5 mili. » 
(Thomson). 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Buenos Ayres (Thomson). 

Compárala Thomson con la S. plantaris, á la cual se asemeja 
mucho, dándole por diferencias tener el estilo antenario más bre- 

3 



32 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 283 

vemenle plumoso, la frente más transversal, las cerdas del vér- 
tice más apartadas entre sí, las tibias y los tarsos blanco-amarillen- 
tos con el extremo de aquellas pardo-tesláceo, etc. 



?55. Sapromyza ocellaris, Tyler-Townsend. 

Sapromyza ocellaris, Tyler-Townsend, A preliinin. group. of the descr. spec. 
of Sapromyza of North-Am., ¿«The Cauadian Entomol., 303 (1893). 

DiliUe rufa; antennis palpisque ápice nigris\ ocelHs in puncto 
verticali rotundato nigroque sitis; seta antennarum suprd longe 
subtus breviter plumala; alis hyalinis. — Long. corp., 3 mil- 
lim. Long. alar. 3 Yo millim. 

Flavido-rufa. Oculi fusci. Caput (puncto verticali ovato, nigro, 
ocellis includentibus excepto) rufo-flavidum, selis verticalibus 4, 
y.nterioribus 2 antrorsum-posterioribus 2 retrorsum directis, alte- 
risque 4 frontalibus utrinque seriatim dispositis auctum. Antennae 
rufo-flavae, articulo ultimo segundo triplo longiore, elongato, ápice 
rotundato, nigro; chaeto nigro suprá longe, subtus breviter pluma- 
to. Probaseis flava ; palpi basi flavidi ápice nigri. Thorax rufo-flavus, 
brevissime nigro-pilosus at posticé longe nigro-setosus. Scutel- 
lum rufo-flavum, ápice nigro-bisetosum etbasi setanigra utrinque 
armatum. Alae hyalinae leviter grisescentes, vel vix infumatae, 
immaculatae. Halteres rufo-flavi. Pedes flavi, tibiae antrorsum 
obscuriores; ífl?•s^ interdum obscurati. Abdomen breve, ovale, te- 
nuiter nigro-pilosum parce nigro-setosum, fulvo-tinclum, segmen- 
lis 2-4, secundum lucem, dimidio antico rufo-fuscis vel fulvis. 

Hab. observ. : Am. setentr., Neio México in Las Cruces (Tylek- 
Townsend). 

Un solo ejemplar de esta especie ba sido hallado sobre las hojas 
de diversos vegetales y descrito por Mr. Tyler-Tovvnsend. Esta 
Sapromyza s,e parece mucho á la S. vulgaris, Fitcii, pero, difiere 
de ella por la desigual longitud de los pelos que visten el estilo 
antenario. 



284 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 33 



36. Saproiiiyza lupulina, Fabricius. 

Musca lupulina, Fabricius, Entom, syslem., IV, 323, 45 (1794) et Systenia 

Antliat., 298, 72 (1805). 
Lauxania lupulina. Fallen, Ortalid., 29, 5 (1820). — Zetterstedt, Ins. Lap- 

ponica, 755, 3 (1839). — Meigen, Syst. Beschreib. d. bek. europ. zweifl., 

Ins., V, 301, 11 (1826). — Macquart, Hist. nat. d. Dipl., II, 510, 12 (1835;. 

— Walker, List etc., 1003 (1849;. 
Sapromyza lupulina, Loew, Sillim. Journ., XXXVII, 318 fniTl- — Osten-Sac- 

KEN, Catal. of North Am. Dipt., 196 ¡1880). — Tvler-Townsend, Canadian 

Entom., 301 (1893). 

« Thorace schisticolore ; abdomine dilute rufo ; fronte albo-fasciata. 
Long, 2 Un. circa. » 

Facie grísea; ¡rons grísea anlicé fascia transversa alba, nígro- 
marginata órnala. Antennae obscure flavidae, chaeto pluma to 
auclae. T/iorax scutelloqiie cinereo-schistacea, hoc ápice saepe ní- 
grícans. Alae flavidae. Halteres albi. Pedes antici nigri, flavo-geni- 
culati, posízci ferruginei at femoríbus ínterdum nigrís. Abdomen 
ferrugineum. 

Hab. observ. : Seeland (Fabricius). — Suecia (Fallen). — Lap- 
ponia (Zetterstedt). — Gemianía (Meigen). — Galia et Germania 
(¡VIacquart). — Brittannia et Galia (Walker). — América Septen- 
Irionalis in New York et Trenton Falls (Doubleday), Nova Scotia 
(Kedman). — Am. borealis et Europa (Loew. — Osten-Sacken. — 
Tyler-Townsend). 



D. Thorax ñeque vittatiis ñeque maculatus. Alae plus 
minusve fusco-maculatae. 



37. Sapromyza S-punctata, Wiedemann. — Macquart uraend. 

Sapromyza 8-puncta, Wiedemann, Aussereurop. zweiíl. Ins., II, 454. 9 (1830). 
Sapromyza octopunclata, Macquart, Dipt. exot., Suppl. 4, 276, tab. 25, f. 10 

(1S50). — OsTEN-S.\CKEN, Catal. 196 (1880). — Tvler-Townsend, Canadian 

Entom., 302 ,'1893). 



34 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 285 

Lútea ad hrunneum vergente ; pleuris pedibusque dilutioribus . 
Facíe nigro-uni-punctata. Scutello ápice utrinqiie nigro-pun- 
ctato. Abdomine segmentis 5-4 versus latera puncto nigro signa- 
tis, segmento 4° punctis majoribiis. Alarum nervulis transversis 
obsolete fuscauo-limbatis, vena transversa postica cellula prima 
postica quarta parte basali haud superans. — Long. 1 "^/o Un. 

Variat? : Abdomine S-punctato at segmentis ultimis tribus vitta 
longiludinali nigricanti auctis. 

Hab. obser^. : India occidenlalis (Wiedemann). — Brasilia in 
Ikihia (Macquart). — Am. seplentrionalis (Tyler-Towissend). 

Esta pequeña especie ofrece, según Macquart, la variedad que 
señalo después de la descripción, si variedad puede llamarse la 
presenciado un caráclerque, probablemente, pertenece sólo á los 
machos. 

íiS. Saproiiiyza bipunctata, Say. 

Sapromyza bipunctata, Say, Journ. Acad. Nat. Sciences, VI, 178 (1829) et Compl. 
Avritings ed. by Leconte, II, 367, 5 (1859). — Osten-Sacken, Catal. North 
Am., Dipt., 196 ¡1880). — Tyler-Townsend, Canadian Eatom., 302 (1893). 

Flavida : alis hyalinis costa maculisque tribus fuscis, venis tran- 
sversis fusco-marg inatis ; scutello nigro-bipunctato ; abdomine 
vitta dorsali marginibnsque segmentoruní nigricantibus signa- 
to. Long. 2-/5 Un. '> 

Corpus pallide flavo-melleum. Scutellum margine poslica punctis 
duobusnigrisornalum. i/ae hyalinae at margo costali vitta fusca 
antevenam post-costalem indead subcostali extensa signato; ala- 
rum apexfusco-maculato; vena externo- etinterno-mediaria puncto 
apicali fusco auctis; nervulis transversis duobus fusco-marginatis. 
Abdomen flavescens apicem versus obscurior, vitta media Iqngitu- 
dinali segmentorumque margine postica nigrescentibus. 

Hab. observ. : México (Say). :" 



286 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 35 

39. Sapi'oniyza g'ig'as, Schiner. 

Sapromyza gigas, Schiiser, Novara Exp., II. 280, 144(1868). 

Iliifo-flavida; capite flavo; vértice fere aurato, opaco; facie niti- 
dula. Antennis proboscideque rufo-flavis; illismodice porrectis, 
articulo 3" primo secundoque siniul sumtis longior; chaeto fusco, 
distmcté plumato. Thorace opaco, albido-pruinoso ^ breviter ni- 
(jro-pilosulo at longius nigro-seloso. Alis jlavicantibus nigro- 
fusco octo-maculatis, id est macula una in vena subcostalis ápice 
sita, tribus in vena cubitalis s. submarginalis, duabus in ner- 
vulo transverso medio, alteraque ad venam transversam pos- 
ticam; nervulo transverso medio fusco- limbato; venis flavis. 
Pedibus flavis breviter nigro-pilosis atposticis setis longioribus 
nigris praedilis . Abdomine nigro, nitido. — Long. 3 V2 Un. 

Hab.observ. : Am. Meridionalis (Schiner). 

Esta especie tiene, según Schiner^ formas más robustas y pesa- 
das que las demás de su género, pareciéndose, por el aspecto, más 
á una Dryomyza que no á una Sapromyza . 

4:0. Sapromyza philadelphica, Macquart. 

Sapromyza philadelphica, .Macquart, Dipt. exot., II, 348, 13 (1843;. — Walker, 
List, etc., 987 Í1849). — Osten-Sacke\, Catal. etc., 196 (1880;. — Tyler- 
TowNSEND, Canadian Entoraol., 302 (1893;. 

« Rufa. Alis nervis transversis pwictisque quator nigris. Long. 
1 Yo lin. (cT 5). » 

Pallide fulva. Antennarum chaeto breviter villoso. Alae pallide 
flavae venis transversis fusco-marginatis, venis marginalis^ sub- 
marginalis externo-mediariaque ad apicem puncto fusco signatis 
alteroque eodem colore subler vena marginalis apicem sito. 

Hab. observ. : Am. borealis(MACQUABT. — Osten-Saken. — Tyler- 
Townsend) in Georgia (Abbot), inNova Scotia (Redman). 



36 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 287 

Es parecidísima en color y lalla á la Sapromyza nótala, Fallék de 
la cual no aparece claramente separada en la sinopsis de Mr. Tyler- 
TowNSEND, pues este autor dice de la nótala; « antennae and body 
palle yellow, ivings spotted » j de \a. philadelphica; «Body palé 
yelloiü tú rufbus, loings spottedy>, resultando de esta confrontación 
que, la diferencia se reduce á la mayor ó menor intensidad del colo- 
rido rojizo ó amarillento^ lo cual no tiene valor alguno, por ser va- 
riable. Más, como según la descripción de Meigen, tres de las man- 
chas alares de la nótala están dispuestas en serie sobre y á lo largo 
de la tercera nervadura longitudinal y no en el limbo apical del ala 
como en la especie de Macquart, no es difícil de distinguirlas es- 
pecíficamente por este carácter, que la acerca mucho más á la 
Suillia sex-pimctala, Robineau-Desvoidy, cuyas alas con « six la- 
ches ponctifor-mes noirátres donl trois au sommel », convienen tanto 
á la /9/í?7arfe//)/i¿cíi, que inclinan á creerlas de la misma especie. 



^41. Sapromyza iiotata, Fallen. 

Sapromyza nótala, Fallen, Ortalid., 30, 3 (1820). — Meigen, Syst. Beschreib. 
d. bek. europ. zweifl. Ins., V, 271, 30 (1826j. — Loew, Beitr. III, 40 ¡1861). 
— Osten-Sacken, Cat. etc., 196 (1880). — Macquart, Hist. de Dipt., II, 
401, 23 (1835). — Tyler-Townsend, Canadian Entomol., 302 (1893). 

Suillia sex-notata, Robineau-Desvoiby, Essai sur les Myodaires, 644, 6 (1830). 

Suillia fragilis, Robineau-Desvoidy, Op. c, 644, 7 (1830). 

« Ferruyinea; alis nervis trajisversis punclisque qualuor fuscis. 
Long. I Yo Un. » 

Corpus ferrugineum. Antennae articulus 3"® seta breviter pilosu- 
la, subplumata instriictus. Scidellum ^Váuwxn, i/aeflavicantes ner- 
vulis Iransversis fuscisauctae, punctis 4fuscis ornatae, uno prope 
marginen! anlicam alterisque tribus advenam longiludinalem ter- 
tiam sitis. 

Hab. observ. : Europa (Fallen. — Meigen. — Macquart), — 
America borealis (Tyler-Townsend. — Loew. — Osten-Sacken). 



288 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 37 



^53. Saproiiiyza niaetans, (Fabricius) Wiedemann. 

Musca mactaas, Fabuicius. Enlom. syslera., V, 321, 36 (1794). — Syst. Autliat., 

595, 47 (1805). 
Sapromyza mactans, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 452, 5 (1830). 

Ferrugmea. Facie flavida ulrinque albido-micans ; vértice ferru- 
gineo. Antennis ferrugineis. Thorace ínter ferrugineo et melleo 
tincto, tenuiter nigr o -pubescente, setis nigris sparsis inslructo. 
Alis flavidis, venarum connectentium limbo fuscis. Pedibus 
abdomineque concoloribus thorace dilutioribus, illis tarsis fus- 
canis auctis, hoc pilis longioribus setisque lateralibus nigris 
instriicto. Long. 4-4 \/o millim. 

Hab. observ. : Am. merid. in Caye/2a (Wiedemann). 

Wiedemann, que tuvo oportunidad de examinar los tipos de Fa- 
bricius, censura á este la impropia comparación que hace de esta 
especie con las Tetanocera cucullaria y marginata, sosteniendo que, 
su semejanza es mucho mayor con la S. scropliaria que con nin- 
guna otra. 



4:3. Sapromyza rubescens, Macquart. 

Sapromyza mbescens, Macquaut, Dipt. exot., II, 3, 346, 8 (1843). — Schiner, 

Novara Exp., 279, 1.39 (1868). 
Sapromyza late-Umbata, Macquart, Op. cit. Siippl. 5, 140, 20, tab. 6. fig. 18 

(1850). 

Fulvo-testacea; antennis rufescentibus, stijlo brevifer villoso. Alis 
flavis, venis transversis late brunneo-marginalis ; margo antico 
ad prope alarum basim incipiente usque ad prope médium an- 
gusté fusco, deindé usque ad venam interno-mediariam late 
infuscato-marginato. Long. 8 ^,'-r-4 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Macquart. — Schiner). — Guyana (Mac- 
quart). — Columbia (Schiner). 

Especie muy característica por sus dos nervaduras transversales 
orilladas de pardo y por la orla parda que se extiende por el mar- 



38 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 289 

gen anterior, desde cerca de la base del ala, donde es angostísima, 
hasta el extremo de la nervadura inlerno-mediaria. adonde llega 
después de haberse ensanchado bruscamente á la altura del primer 
nérvulo transversal. 

. Saproinyza corollae, Fabricius^ Wiedemann. 



Dictya corollae, Fabriciüs, Syst. Autliat., 331, 23 (1805). 

Saproimjza corollae. Wiedemann, Aussereurop. zweifl, Ins., II, 452, 4 (1830). 

Flavido-iestacea; abdominis ápice fuscano. Anlennis flavis, slylo 
plumato. Alis flavescenlibus, costa, venis tribus longitudinal i~ 
bus Iransversisque fusco-lÍ7nbalis, vel área costali maculisque 
duajjus disci nigris. Pedibus flavidis. Long. 4 ^/4 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Fabricius. — AViedemann). 

Esta Sapromyza tiene alguna semejanza con la 5. inusta, Meigen, 
de la que difiere porque la porción parduzca del ala es continua y 
no interrumpida y el nérvulo medio transversal es orlado de pardo, 
lo que no sucede en la especie europea, fuera de que sus colores 
parecen más claros en general. 



4t5. Safíromyza fuscipes, Macquart. 

Sapromyza fuscipes, Macquakt, Dipt. exot., II, 3, 346, 7, lab. 25, f. 4 (1843). 

Ferruginea; facie albida; antennis dilate fulvis, articulo ultimo 
elongato lateribus subrecto ápice rotundato; stijlo breviter villoso. 
Thorace abdomineque suprd brunncis, griseo-tomentosis . Alis 
dilute flavescenlibus, nérvulo transverso medio late vena tran- 
sversa secunda angusté fusco-limbatis lioc ultima ad venam ex- 
terno-mediar iam macula fusca aucta; vena marginalis, sub- 
marginalis externo-mediariaque ápice externo macula fuscana 
notatis. Pedibus fuscis. Long. 5-6 millim. (2 ^/^ Un.) 

Hab. observ. : Brasilia in Guaratuba (Macquart). 

Esta especie es muy parecida á la S. mactans, Fabricius, de la que 
solo difiere por tener las patas uniformemente pardas y no claras 



í290 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 39 

con tarsos oscuros, el abdomen pardo por encima y no más claro 
que el tórax, como en la 5. mactans, etc. Más semejante es aún, en 
cuanto á las disposición de los colores, á la S. decempunctata. 
Fallen de la que apenas se aparta por sus tintes más oscuros. Los 
ejemplares estudiados porMACQUART pertenecían al Museo de París. 



'ÍG. Sapromyza coutig-ua, (Fabricius] Wiedemann. 

Musca contigua, Fabricius, Entom. sjst. , IV, 347, 16 Í1794), 
Scatophaga contigua, Fabricius, Syst. Anlliat., 206, 15 (1805). 
Sapromyza contigua, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 420, 1(1830'. 
— ScHiNER, Novara Exp., II, 279, 141 (1868). 

Capite tcstaceo ad verticem obscuriore; facie jlavida, prope oculos 
vix albido-micante , verlicalis. Antennis dilute testaceis. Tho- 
race abdommeque glandicoloribus. A lis liyalinis, margine cos- 
tali longitrorsum fusco at in fuscedine maculis tribus obscuriori- 
bus postice termino fuscedinis excedentibus, cellula 2^ postica 
nervulo transverso externo late fusco-marginato. Pedibus fusco- 
flavidiss. sordide testaceis. Long. 2 Vs Un. (circa 5 millim.) 

Hab. observ. : Brasilia (Fabricius. — Wiedemann. — Schiner). 

Los ejemplares descritos por Wiedemann existían en el Museo 
Real de Copenhague y en el Museo de Francfort. 



^LT. Sapromyza brasiliensis, Walker. 
Sapromyza brasiliensis, Walker, Ins. Saunders., 372 (1856;. 

Fiilva, nigro-pilosa el setosa. Facie utrinque obliqué albo-vitlata; 
antennis articulo ultimo cónico secundo plus duplo longiorestylo 
plumato nigro, aucto. Alis sublimpidis, venis longitudinalibus 
nigris basi fulvis, fulvo-limbatis, costa venisque transversis 
fusco-marginatis, vena transversa secunda postica obliqua. Pe- 
dibus piceis. Abdomine ovalo t/wrace haud longiore. Long. 2 ^/., 
Un. 

Hab. observ. : Brasilia (Walker). 



40 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 291 

Es algo parecida á la S. nigripes, pero mayor, con el abdomen 
más claro y las alas manchadas. 



4tS. Saproniyza auiericaua, Wiedemann. 
Saproinyza americana, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 453, 6 (1830). 

«Lútea; alis flavidis \ puncto transverso medio, fascia apiceque 
fuscanis » (Wiedemann). Corpore pedibusque glandicolorihus. 
Antennis (lavis. Alis flavidis, nervulo transverso medio fuscano- 
limbato, puncto medio formante, ¡'fascia obliqua ad alarían api- 
cem usque ad nervulo transverso postico extensa inter venas ter- 
tia et quarta subinterrupta fusca ornatis ; alarum ápice, ven- 
numque 2^" S^'que apicis obscurioribus. A hdomine ápice nigricante. 
Long. 5 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Wiedemann). 

Los tipos de esta especie formaban parte de las colecciones de 
WiNTHEM y del descriptor. 

^B. Saproinyza Thomsonii, NoBis. 

Sapromyza connexa, Thomson, Eugenies Resa omkr. Jorden, Dipt., 565, 219 
(1868) non Say (1829). 

S. rubescenti, Macquart, affinis. Pallide lútea, subopaca, abdo- 
mine ápice fusco. Capite omnino ut S. carinata, Thomson id est 
subrotundo thorace fere angustior, occipite túmido nigro-fusco ; 
fronte nigra, vitta laterali glabra nitida, utrinque bi-setosa at 
epistomate convexo haud carinato . Antennis oblique porrectis, 
articulo ultimo ovalis, seta vel cháeto dorsali nudiusculo. Tho- 
race opaco, testaceo, parce breviter nigro-piloso, serie dorsali 
intermedia tri-setosa. Alis subhyalinis, ápice inaequaliter fuscis 
quasi e maculis duabus apicem rami submarginalis et nervi 
brachialis occupantibus confíala et cum limbo costali fusco con- 
fluente, hoc apicem cellulae postcostalis, cellulam marginaleni 
totam et dimidium superius cellulae submarginalis occupanfe, 
puncto fusco paullo pone nervum transversum discoidalem rami 



292 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA -41 

suhmarginalis cuín limbo connato nervisque transversis late 
fusco-limbatis. Pedibus concolor i bus, tibiis intermediis calcari- 
bus 2-5 armatis. Abdomine flavo ápice fusco parcius nigro-pi- 
losulo. Long, 4 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Thomson). 

No la conozco, pero tengo casi por cierto, que no es otra que la 
S. rubescens Macquart, con la que la compara Thomson, más sin es- 
tablecer cuáles son los caracteres que las separan. He tomado de 
la descripción de Thomson cuanto me ha parecido aprovechable y 
agregado algunos otros datos que no figuran en la característica. 
Otra especie ha sido descrita por Say (Journ. Acad. Nat. Se, VI, 
178, 1829) con el mismo nombre que esta, razón por la cual he cam- 
biado la denominación específica de Thomson. 

50. Sapromyza Lebasii, Macquart. 

Sapromyza Lebasii, Macquart, Dipt. exot., II, 3, 348, 12 (1843). 

Thorace, proboscis, palpis, antennis, facie, fronteque flavo- fulvidis. 
C/iaelo antennarum villoso. Alis flavescentibus, basi margini- 
busque obscurioribus , nervulo medio transverso secundoque pos- 
tico fusco-marginatis. Halteribus flavescentibus. Pedibus flavis, 
femoribus posticis subtus ante apicem minute spinulosis. Abdo- 
mine Juscano, segmentis basalibus duobus ápice pallidis. Long. 
2 V4 Un. 

Hab. observ. : Columbia (Macquart). 

Esta Sapromyza la descubrió en Colombia M. Lebas á quien Mac- 
quart ha dedicado la especie. 

51. Sapromyza frontalis, Macquart. 

Sapromyza frontalis, Macquart, Dipt. exot., II, 3, 346, 6 (1843). 

Rufa; fronte maculis duobus triangularibus minutis nigris signa- 
ta; proboscis, palpis, facie, fronte antennisque rufo-testeacis 
velfulvis; antennarum articulo ultimo modice elongato ápice 
fusco. Thorace fulvo. Alis flavescentibus basi margineque anti- 



42 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 293 

ca obscurioribus ; nervulo transverso medio, cellulae secunda 
posiica vena transversali parum fuscano-limbatis. Pedibus hal- 
teribusque ftavis. Abdominc fiilvo, segmentis S-i macula media 
dorsali triangulari fusca notatis, ultimo iodo brunneo. Long. 
i millim. (2 Un.) 

Hab. observ. : Brasilia in Campos Geraes {Mácqv\i\t). 

El ejemplar típico descrito por Macquart pertenecía al Museo de 
París. 

53. Saproinyza fraterna, Loew. 

Sapromyza fraterna, Loew, Berl. entom., Zeitschr., 357, 77 (1861). — Tvlek- 
TowNSEND, Canadian Entoraologist, 302 (1893;. 

« (/ 9- Flava, antennis palpisque concoloribus, ultimo tarsorum 
posteriorum articulo superne fusco ; alae lutescentes, venis tran- 
sversis fusco-limbatis, vena longitudinali tertiá punctis tribus, 
secunda et quarlá utráque puncto único apicali nótalo. Long. 
corp. J "Ye — 5 Un. — Long. 7 f| — 2~ H'^^- » 

« Flava, modice nitens. Caput opacum, fronte laetius flava, facie 
albicante. Antennae flavae, articulo 3° ovato, seta nigra breviter 
plumatá. Scutellum subplanum. Hypopygium maris majusculum. 
Pedes pallide flavi, articulo tarsorum posteriorum terminali su- 
perne fusco. Alae lutescentes; venae transversae nigro-limbatae, 
limbo ordinariae anticae dilátalo; venarum longitudinalium secun- 
da, lertia et quarta singulae puncto apicali nigro notatae, adjectis 
in tertia punctis duobus, per que ullimum bujas venae segmentum 
in tres partes subaequales dividitur. » 

Hab. observ. : Am. Setentr., in Pensylvania (Loew. — Osten- 
Sacken). 

Observa Loew que, esta especie es muy parecida á las S. philadel- 
phica, Macquart y S. notata, Fallen, apartándose de la primera 
por tener tres puntos pardos en la tercera nervadura longitudinal 
en vez de los dos que tiene la Sapromyza de Macquart, y de la 
segunda por carecer los macbos de las cerditas negras que guar- 
necen los fémures de la S. notata, siendo, por el contrario^ visi- 
blemente desnudos. 



294 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 43 



5íi. Sapromyza apta, Walker. 



Sapromyza apta, Walker, Trans. entom., Soc. of London, New. ser. V, 3¿1 
(1861). - Tyler-Townsend, Caoadian Entoml., 303 fnotaj (1893). 

« Tesíacea, subsetosa, capite albido, tarsis nigris, alis cinereo-vi- 
treis, villa coslali informi nigrá, venís discali el praebrachiali 
transversis nigro-nebulosis . Long. ^2 Un. — Ala 4 Un.» (Walker). 

Testacea, rariler setosa. Capul albidum pone oculos teslaceum. 
Álae cinereo-vitrae, villa coslali irregulari nigra costae anlelertiae 
dúos inde ad venain praebrachialem extensa ornaUae, discali el 
praebrachiali transversa nigro-nebulosis. 

Hnb. observ. : México (Walker). 



5-5. Sapromyza bispina, Loew. 

Sapromyza bispina, Loew, Berlín, entom, Zeitschr., 318, 79 (1861). — Tyler- 
Townsend, Canadian Entom., 301 (1893). 

« cT 9- l^lciva, antennis palpisque concoloribus, anlennariitn selá 
nigrá breviter pubescente, alis lutescentibus, venís trahsversis 
nigris. Long. corp., 1 '^/o-S V12 Uji. — Long. al., 1 ^g-i Un. » 

«Tota flava. Capul opacum, fronte el antennis flavis, liarum 
articulo 3" ovalo, breviter nigro-pubescenle. Facies adversus oris 
aperturam recedens, clypeo non prominente, Thoracis dorsum et 
aculellum planum modice nilens, colore ex flavo non nihil in ru- 
fescentem vergenle. i6(/ome« paljide flavescens, subopacum. Maris 
hypopygium magnum, lamellis duabus apicalibus rotundatis, ni- 
gro-pilosis praeditum segmenlumque venlrale ultimum dilatalum 
et utrinque dente magno et valido ármalo. Pedes pallide flavi, 
extremo tantum ápice articuli terminalis tarsorum posleriorum 
nigro. Alae lulescentes, venis Iransversis nigris. » 

Hab. observ. : Am. borealis in isebraska (Loew. — Osten-Sacken. 
— Tyler-Towjnsend). 



44 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 295 

Asemejase a la S. rorida, Fallen, de la que difiere por tener el 
borde anterior de la frente más protuberante y las alas con las ve- 
nas transversales teñidas de negro. No es distante de la S. fenuis- 
pina, LoEw, de la que se distingue no solo por el color délas nerva- 
duras transversales de las alas, sino también por los órganos geni- 
tales de los machos, armados de dos grandes dientes lameliformes 
en esta especie, mientras que dichos apéndices aparecen muy pe- 
queños y redondeados en la S. tenuispma. 



55. Sapromyza coinpeclita, Loew. 

Sapromyza compedita, Loew, Berl. entom. Zeitschr., 347, 76 (1861). — Osten- 
Sacken, Catal. etc., 196 (1880). — Tyler-Townsend, Canadian Entom., 302 
(1893). 

« cT ?• Flavescens, antennis, probóscide et palpis concoloribu.s ; 
alae lutescentes, vittd subapicali plerumque interruptd et ma- 
cula apicali nigricatitibus ; secundus tarsorum posticorum arti- 
culus ater. Long. corp., J -l^-i V4 ^'"- — Long. al., 2-5*/,o Un. » 

« Subopaca, tota flava, colore thoracis et scutello non nihil in 
rufescenlem, colore pedum magis in pallide flavum vergente. Frons 
laetius flava sine villo nitore. Tertius antennarum articulus brevi- 
ter ovatus; seta fusca breviter pubescens. Scutellum \ásí uu.m. La- 
mcllae hypopygii permagni in ápice nigro-pilosae. Pedes flave- 
scentes; tarsi graciliores quam in plerisque Sapromyzis, secundo 
poslicarum articulo airo, in mare dilatato in foem in simplice. 
i/ae lutescentes, venis transversis nigro-limbatis, venáe transversae 
posteriori maculae duae, quarum altera in vena longitudinali ter- 
tiá sita est, altera apicem venae longitudinalis secundae tegit, op- 
positae sunt, quae Ínter se et cum venae transversae posterioris 
limbo confluentes fasciam Iransversalem formant; apex alae ma- 
culam magnam ex duabus connatam habet. » 

Hab. observ. : Am. borealis in Pensylvania (Osten-Sacken. =- 
Loew). 

56. Sapromyza oriiata, Schiner. 

Sapi'omyza ornata, Schiner, Novara Exp., II, Zool. Dipt., 279, 137 (1868). 
Pallidé ferruginea; capile pallide flavo, facie lineis duabus, ocel- 



296 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 45 

lisque nigris. Ajttennis flavis, articulo ultimo modice eloigato, 
stylo plumato. Alis f ere limpiáis, basi marginecfue antica flavis, 
marginibus apicalibus^et posíerioribus infuscatis, nervulo tran- 
sverso postico dilute fiisco-limbato. Pedibus flavis, tibiis ta7'sis- 
que anticis nigris; tibiis mediis posticisque ad apicem praesertim 
tarsisque fiiscis. Abdomine segmento tertio utrinque nigro macú- 
lalo, reliquis linea dorsali nigra e punctis composita et lineolis 
lateralibus nigris signatis. Long. 2 V4 l^n. 

Hab. observ. : Am. merid. (Schiner). 

No la conozco : Schiner se sirvió de dos ejempLares, cuyo sexo no 
menciona, para establecer esta especie. 

ST. Saproiiiyza linibinervis, Rondani. 

Sapromyza limbinerva, Rondani in Baudi etTauQUi, Ditt. brasil., 79, 32 (1868). 

« Luteo-testacea. Antennarum articulus tertius ápice fusco. Arista 
brevissime pilosa. Facies albicans, lineóla intermedia perpendi- 
culari nigra. Frons lateribus albidi versicoloribus. Scutellum 
postice subtruncatum, machrochaetis quatuor praeditiim duabus 
superis, duabus apicalibus. Thorax lateribus et parte postica 
setiger. Alae paulo lutescentes, margine antico magis flavido, 
venis ómnibus fusco-limbatis, transversariís fuscedine latiore et 
limbo apicali par iter fusco. Squamae lutescentes, fusco-ciliatae. 
Pedes antici et postici tibiis totis, intermedii tibiarum ápice tan- 
tum, tarsisque ómnibus fuscis. Abdominis segmentum primum 
lineóla exili ad marginem posticum nigricante; quae secuntur 
lateribus, ad marginem posticum fasciola nigricante^ intus la- 
tiore : extremum ápice nigrum. Long. 6-7 millim. » (Rondani). 

Hab. observ. : Brasilia (Rondani). 

En los términos que anteceden describe la especie el docto dipte- 
rólogo italiano; en su detallada característica no he cambiado sino 
la colocación de algunos de los párrafos de que ella se compone. 
Aseméjase por el color de las alas y de las patas á la 5. bi^asiliensis 
Walker, pero se distingue bien por los dibujos del abdomen. 



-46 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 297 



ADICIONES AL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 



Casi á punto de terminarse este trabajo y cuando ya no me era 
posible modificar en él, la sinopsis que be dado de las Sapromyza 
americanas, recibí del Dr. Giglio-Tos, ayudante del Museo de Tu- 
rin un folleto intitulado : Diaíjnosi di nuovi generi e di nuovi specie 
di Ditleri, impreso el 10 de Julio del corriente año en el Bolettino 
dei Musei di Zoología ed Anatomía comparala della Reale Iniver- 
sita di Torillo . 

El trabajo del Dr. Giglio-ToSj incluye, además de mucbos otros 
dípteros, seis nuevas especies de 5a/;?'o??i3/:;á descubiertas en México 
por el naturalista Bellardi, de las cuales me ocuparé en seguida. 
Elévase, pues, á 63 el número de Sapromyza conocidas en ambas 
Américas, siendo fácil de preveer que, estudios más prolijos lo 
hagan ascenderá más de un centenar. 



5S. Sapromyza viuuula, Giglio-Tos. 

Sapromyza vinnula, Giglio-Tos, Diagnosi etc., IX, 9 (1893). 

« Mellea : capite et pedibus flavis, tarsis fiiscis : abdomine basi 
melleo, vitta mediana fasciisque posticis subtillimis nigris : 
alis dilute flavidis. — Long. mm. i ». (Giglio-Tos). 

Hab. observ. : México (CoII. Bellardi). 

Se parece algoá la S. obsoleta, Fallen, pero, no tiene las antenas 
conformadas del mismo modo, ni el ápice de ellas es de color ne- 
gro, ni su abdomen y patas son unicolores. La S. pallidiventris, 
Fallen, con abdomen provisto de raya dorsal y fajas negruzcas, 
no se halla muy distante de la S. vinnula, pero, su color es muy 
lavado, sus antenas son pardo-amarillentas, su tórax es de tinte 
ceniciento y sus tarsos tienen el mismo color que, las tibias y los 
muslos. Conviene la S. vinnula, en gran parte de sus caracteres, 



^"i.^ 



298 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 47 

con la S. lateritia, más, esta última tiene el abdomen « irregula- 
riter fusco-notatwn », sus patas son testáceasen vez de amarillas y 
lodo el cuerpo es más oscuro. 

5 O. Sapromyza sonax, Giglio-Tos. 

Sapromyza sonax, Giglio-Tos, Diagnosi etc., IX, 9(]893). 

« Facie, probóscide, palpis, cmtemiiSj imo pectore et pedibiis fia- 
vis : thorace fulvo, fusco-punctulato : abdomine nigro; alis 
fusco-flavidis, ápice dilutiore. — Long. mm. 5». (Giglio-Tos). 

Hab. observ. : México (Coll. Bellardi). 

Esta especie parece corresponder, por su tórax punteado de oscu- 
ro sobre fondo más claro, á mi sección A, de alas sin manchas. Por 
su abdomen negro y unicolor se asemeja á las S. longipennis j ni- 
griventris, pero, es muy diversa de la primera por el color del tórax, 
rojizo en esta y negro en aquella, las alas oscuras en el ápice de 
la S. longipennis y por el contrario, más claras que el resto en el 
extremo libre de las de la S. sonax, etc.; en cuanto á la S. nigrii^en- 
tris, posee antenas y patas negras, en vez de las amarillas que 
tiene la Sapromyza mejicana. 



60. Sapromyza plagosa, Giglio-Tos. 

Sapromyza plagosa, Giglio-Tos, Diagnosi di nuovi gen. e di nuovi espec. di 
iJitteri, 9 (1893), et Bollet. di Mus. Zool. ed anat. comp. di Torioo, VIII, 
158 )1893). 

« Testacea ; vitta in genis nigra ; thoracis vittis duabus latís in 
scuíellum productis duabusque in pleuris, nigris : segmentorum 
abdominis rnargine postico nigricante : femorum ápice, tibiis 
anticis fere totis, reliquis medietate apicali tarsisque nigris : 
alis luride flavidis, costa late, tríente apicali, venis transver- 
sis et vena quinta longitudinali late fuscis; in fuscedine apicali 
maculis tribus flavidis. — Long. mm. 7 ». (Gigho-Tos). 

Hab. observ. : México (Coll. Bellardi). 



48 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 299 

Pertenece á mi división B y se parece de tal modo á la S. gemina- 
ta, Fabriciüs, que es necesario un cuidadoso examen de las des- 
cripciones para darse cuenta de los caracteres diferenciales de 
ambas especies. En efecto,' Giglio-Tos dice que, su especie tiene 
tórax, escudete y pleuras con dos rayas negras, detalles que le son 
casi comunes con la S. geminata, la cual las tiene « fiiscis » ó «ni- 
gro-fuscis» ; las mejillas de la S. plagosa tienen «vitla nigray> 
que aparecen en la geminata como « oi'is cavilas utrinque nigro- 
punctata )>; las alas « pallidis, costa late apiceque fuscis, hoc jlavi- 
do-gutlato» de la S. geminata, no diñeren mucho en mi sentir 
délas « luricle flavidis, costa late, tríente apicali venís transversis 
et vena quinta longitudinali late fuscis; in fuscedií).e apicali maculis 
tribus flavidis» de la S. plagosa; otro tanto sucede con las patas, 
cuyos detalles de coloración son semejantísimos en ambas Sapro- 
míjza. Empero, la diferencia de talla casi doble en ia plagosa que en 
]a geminata, la 2'' vena transversal y la oMiervadura longitudi- 
nal de las alas, orilladas de pardo en la plagosa y límpidas en la 
geminata, según se infiere de la descripción, así como también el 
color del abdomen, unicolor en la geminata y con fajas negruzcas 
al través en la plagosa, abogan en favor de la legitimidad de la es- 
pecie descrita por el Dr. Giglio-Tos, por más que, el parecido de 
estas Sapromyza y la identidad de patria de ambas hagan sospe- 
chosa, á primera vista, su independencia específica. 

61. Sapromyza urina, Giglio-Tos. 

Sapromyza iirina, Giglio-Tos, Diagnosi di nuovi gen. ed nuovi sp. di Ditteri, 
IX, 9 (1893) et BoUet. di Mus. di anat. comp. di Torino, VIII, 158 (1893). 

« Flava, nítida : capite thorace latiore : punctis duobus in ima 
fronte et uno verticali, vittis duahus in dorso thoracis et uno 
puncto in pleuris, nigris : abdomine nigricante : femoribus an- 
ticis annulo apicali nigro : tibiis fuscis, tarsis nigricantibus : 
alis dilate flavidis, margine antico late fusco. — Long, mm. 4.» 
(GiGLio-Tos). 

Hab. observ. : México (Coll. Bellardi) . 

Esta Sapromyza participa de muchos caracteres pertenecientes á 
varias especies enumeradas en mi sinopsis y por lo tanto debo ex- 



300 EL GÉNERO SAPROMYZA EN AMÉRICA 49 

poner ordenadamente los detalles específicos que la apartan de 
todas las afines. Tiene el dorso del tórax marcado con dos rayas 
oscuras sobre fondo más claro, como las S. geniculata, umbrosa, 
geminata y sticiica, pero se distingue bien de la primera por sus 
alas teñidas de pardo á lo largo del borde costal, mientras que 
en la geniculata son uniformemente amarillentas y sin manchas 
de otro color; la S. umbrosa, cuyas alas con margen anterior y ex- 
tremidad libre, ambas de color i)ardo son muy parecidas á las de la 
S. urina, tiene orladas de pardo las nervaduras transversales lo que 
no sucede en la Sapromyza de Giglio-Tos, y por otra parte, sus pies 
son «flavidi, tibiis posticis basi nigro-annulatis» , en vez de tener los 
fémures anteriores con un anillo pardo en el ápice, las tibias par- 
das y los tarsos negruzcos de la 5. urina; la S. geminata, que es muy 
semejante á la S. plagosa, difiere de la S. urina porque la porción 
parda apical de cada ala está goteada de amarillento y solamente 
sus tibias y tarsos anteriores son oscuros, en lugar de serlo todos, 
como en la S. --urina; la S. stictica aunque del mismo grupo que la 
5. imna, difiere mucho de ella por sus alas « confertissime nigro- 
variegati », su tórax ceniciento, sus patas más oscuras, etc. En 
cuanto á la talla de las Sapromyza citadas es casi eomo en S. uri- 
nUy pues oscila entre 3 1/2 y 4 V2 milímetros. 



63. Sapromyza stata, Giglio-Tos. 

Sapromyza stata, Giglio-Tos, Bolletiao dei iMus. di Zool. ed Anat. comp. di 
Torino, VIII, 158 ct Separat. 9 (1893). 

9. « Mellea; facie, probóscide, palpis et pedibus flavis; abdomine 
fulvescente, marginibus posticis segmentorum nigris ; tarsis 
ápice nigricantibus; alis flavidis, costa praeter basim, triente 
apicalij venisque transversis late fuscis. — Long. mm. 7. » 
(GiGLio-Tos). 

Hab. observ. : México (Bellardi). 

Pertenece á mi división D, con el tórax ni rayado ni nr.anchado, 
y con las alas adornadas de manchas ó fajitas parduzcas. Tiene 
gran parecido con la S. bipunctata, Say, que también se halla en 
México; el color general upallide flavo-melleum», las alas «hya- 



50 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 301 

h'ms costa maculisque tribus fuscis, venís transversis fusco-margi- 
natis » y el « abdomine vitta dorsali marginibusque segmentorum 
nigricantibus » de la S. bipunctata no difieren mucho de los ca- 
racteres que ofrece la S. stata en el color del cuerpo, fajas del 
abdomen y manchas alares, pero, la especie de Say se distingue 
muy claramente, de la de Giglio-Tos por tener dos puntos negros 
en el escudete y tarsos unicolores, al paso que, la otra tiene el es- 
cudete sin puntos y los tarsos negruzcos en el ápice. 



63. Sapromyza innuba, Giglio-Tos. 

Sapromyza innuba, Giglio-Tos, Diagnosi di nuovi generi e di nuovi specie di 
Ditteri, 9 (1893). et Bollet. Mus. An. comp. di Torino, VIH, 158 (1893). 

« Flava : alis dilutissime flavidis, venís transversis fuscis. — 
Long. mm. i Y^- ^^ (Giglio-Tos). 

Hab. observ. : México (Col I. Bellardi). 

Es una especie vecina de las S. flava, Linn.eus y S, connexa, 
Say de las cuales difiere por tener los nérvulos transversales de 
las alas teñidos de pardo, carácter que la incluye entre las Sapro- 
myza de mi división D. 



DlPTEROLOÍjJA ARGENTINA 



SYRPHIDAE 



POR 



FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA 

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias (Córdoba, República Argentina), 

de las sociedades Científica Argentina, Rural Argentina, Entomológica de Francia, 

Francesa de Entomología, Entomológica de Stettin, etc. 



Estracto publicado en los Anales de la Sociedad Científica Argentina 
Tomo XXXIÍ, paginas 80 siguientes 



BUENOS AIRES 

mPRENTA DE PABLO E. CONI É HIJOS, ESPECIAL PARA OBRAS 

680 — CALLE PERÚ — 680 



1891 



DIPTEROLOGIA ARGENTINA 

(SYRPHIDAE) 



POR 

FÉLIX LYNCH ARRIBÁLZAGA 



El presente trabajo, limitado al estudio de nuestros Syrphidae, 
no es, hasta cierto punto, sino la continuación del que, con el 
mismo título, he entregado á las prensas del Museo de La Plata, 
pero cuya aparición habrá forzosamente de demorarse en razón 
de que las planchas queacompañan la primera parte no podrán 
estar listas en breve plazo, por requerirlo así su más cuidadosa 
elaboración. 

Consecuente con las ideas que más de una vez he manifestado, 
no me reduzco en esta obra á la mera enumeración de las espe- 
cies citadas, sino que doy, de cada una de ellas, una descripción 
completa, cuando las he tenido á mano, ó, en su defecto, he tomado 
de los autores la mejor característica que haya encontrado pu- 
blicada ; otro tanto he hecho con los géneros, teniendo siempre 
por objetivo principal, que mi obra pueda utilizarse como un 
manual dipterológico por todos aquellos que aborden el estudio 
de la entomología de la República, sin poseer el caudal de obras 
especiales que tales investigaciones demandan, en un país, so- 
bre cuya fauna, casi todo cuanto se ha escrito, hállase diseminado 
en sinnúmero de libros, folletos y recopilaciones, á las veces de 
costosa cuando no imposbile adquisición. En este trabajo han 
colaborado de una ú otra manera buen número de aficionados á 
las ciencias naturales ó naturalistas de nota, cuyos nombres se 
hallarán en los lugares oportunos, contribuyendo los unos con 
sus (;olecciones, ó los otros con útiles observaciones; mas entre 
todos cuantos han facilitado mi tarea debo hacer especial men- 
ción de mi colega y amigo el Dh. Eduardo L. Holmberg, cuyas ri- 



4 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 81 

cas colecciones me han servido de base principalísima para mis 
estudios, sin contar las variadas observaciones que el mismo na- 
turalista me ha comunicado sobre las especies recogidas por él 
en distintas partes de la República. Una vez terminada la impre- 
sión de este trabajo, los tipos de que me he servido, y que perte- 
necen A mi colección, serán depositados en el Museo Nacional de 
Buenos Ayres, que tan dignamente dirige el venerable Dr. Germán 
BuRMEisTER, á fin do que puedan ser consultados allí por los estu- 
diosos actuales ó del porvenir. 

Buenos Ayres, Junio 15 de 1891. 



SYRPHIDAE, Latreillk. 



Syrphiae, Latb. Hist, nat. d. Crust. et d. Ins., XIV, 351 (iSOé], — Ejusd. 

Gen. Crust. et ins., IV, 319 (1159), (1809). 
Syrphici, Meigen, Syst. Beschr. d. bek. europ. zweifl. Ins. III, 155 (1822). — 

Walk. List of Dipt. 537 (1849; et Ins. Saunders. I. 216 (1856). 
Syrphidae, Latr. m Cuv. Régne anim. V, 490 (1829). — Macot. Hist. d, Dipt. 

468 il834j. —Ejusd. Dipt. exot. II, 2, 5 (1842). — Rondani, Dipt. exot. 3 

¡1863).— ScHiN. Novara Exp. IL 339 (1868). — Jaennicke, Exot. Diptereu, 

87 (1868). — Osten-Sacken. Western Dipt. 321 (1877). — V. d. Wulp. 

Tijds, voor Entom. XXV, 122 (1882). — Williston. Proc. Am. philosopti. 

Soc. XX, 299 1882). 
Syrphiea, Phil. Aufzahl. chil. Dipt. 139 (1865). 
Syrphidiae, WiED.M. Aussereurop. zweiíl. Ins., II, 78 (1830). 
Syrphii (Syrphiens , Blanch. Hist. d. ins. II, 475(1845). 
Syrphinae, RoNn. in Baudi et TauQui, Studi entom. 64 (1848). 
Syrphidi et Ceridi, BioOT (oliin et Syrphidi, Ann. Soc. entom. Fr. 230 

(1883). 



En la dilatada serie de los Dípteros aparecen los Sírfidos como 
un lazo de unión entre los Ortorafos y los Ciclorafos y es debido 
quizá á este papel intermediario, que no obstante conservar una 
fisonomía peculiar, ofrecen al naturalista gran variedad de for- 
mas genéricas que parecen oriundas de otras tribus, y á la ma- 
nera que los Marsupiales, eslabón dislocado en la cadena de los 
mamíferos, no concuerdan entre sí sino en poseer un carácter 
común y fijo, los huesos suplementarios de la pelvis, y en cuanto á 
lo demás, encierran tipos afines de los Cánidos, Mustélidos, Roedo- 
dores, etc., en lo pertinente á facies y costumbres, así los Sírfidos 



82 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTIINA 5 

nos ofrecen uno, que á veces falhi ó es poco visible, un nér- 
vulo auxiliar ó suplementario de las alas, que recorre á lo largo 
la primera celda basal y parte de la primera posterior. Mas, aún 
cuando en la tribu falte la uniformidad de tipos y que, hasta pa- 
rezca que cada uno de los grupos en que ella se puede descom- 
poner, vaya modificando sus caracteres hasta ligarse con la agru- 
pación inmediata, puédese, sin embargo, caracterizarla, con rela- 
tiva certidumbre, coordinando los principales detalles orgánicos 
más fijos y constantes de los variados miembros de la tribu. 

Tienen la cabeza semí-esférica, plana por detrás, más ó menos 
convela en lo anterior, y casi enteramente ocupada por los ojos; 
antenas de tres articulaciones, de las que la tercera generalmente 
es lenticular y provista de una cerda situada en la arista su- 
perior y cerca de la base, siendo en estos casos muy cortos los 
artejos básales; pero también los hay con el primer artículo largo 
y delgado, y los dos últimos casi confundidos en una masa oblon- 
ga munida de una cerda basal ó de un estilete terminal; trompa 
comunmente alargada, pero pocas veces saliente, de consistencia 
membranosa, acodada cerca de la base, dirigida hacia adelante, 
terminada por dos labios carnosos y oblongos, oculta en el re- 
poso dentro de una cavidad lineal, oblonga ó casi redonda, en- 
cerrando en un pliegue de su dorso las cerdas del chupador, de 
las que la más notable es el labro, pieza córnea bastante ancha y 
escotada en el medio de la punta, carácter que tienen de común 
con los Stratiomyidae ; tres ojuelos lisos se asientan en el vértice 
de la cabeza, agrupados en triángulo; de miembros motores, 
sírvenles patas generalmente cortas y gruesecilas, con tibias des- 
provistas de espolines terminales; alas lanceoladas ú ovales con 
las celdas marginal y siib-marginal unas veces cerradas, otras 
abiertas y ofreciendo con frecuencia ésta última una figura pe- 
diforme, nervadura sub-marginal nunca bifurcada en su extremi- 
dad, primera celda basilar larga y sobrepasando la base de la 
discoidal, primera célula posterior siempre cerrada por un nér- 
vulo ondulado, anguloso ó más ó menos redondeado, tercera cel- 
da basilar prolongada ella misma hasta el borde posterior del ala 
o alcanzándolo por un apéndice que arranca de su extremo, una 
nervadura suplementaria, que naciendo las más veces desde la 
mediastina, cerca del pedúnculo común de las nervaduras margi- 
nal y sub-marginal, cruza á lo largo la primera celda basilar y 
parte de la primera posterior. 



6 DJPTEROLOGÍA ARGENTINA 83 

El cuerpo es de figura muy variada, pues en unos es corlo y re- 
cogido (Eristalis, Volucella, Micmdon, ele.), en otros, largo, angosto, 
deprimido y casi paralelo {Oqjpfamus, Mesogramma y muchos 
Syrphus), no faltan los de cuerpo flaco y abdomen pedunculado 
(Baccha, Sphegina, Mixogaster) ó de formas más robustas, pero con 
el abdomen claviforme (Ceria), fuertemente estrangulado en el 
medio {Senogaster) ó ancho en la base, pero brusca y uniformemente 
estrechado en lo posterior (/maíísmrt, Ubristes). Después déla forma 
del cuerpa, los órganos más sujetos á modificaciones, son la cabeza 
y las patas; la frente, en casi todos, es más ó menos avanzada en 
íorma de cono obtuso, pero en algunos alcanza su máximo desarro- 
llo y se prolonga en un largo cuerno cilindrico en cuyo vértice se 
insertan las antenas {Ceria): la cara ligeramente convexa en los 
afines del género Microdon, aparece fuertemente excavada debajo 
de las antenas en muchos, avanzada como un hocico {Volucella, 
Phalacromyia, etc.), y tuberculosa ó callosa en el medio {Syrphus, 
Eristalis); el epístoniíi, comunmente poco saliente, adquiere en 
las Rliingia un crecimiento inusitado, pues se adelanta á manera 
de pico horizontal acanalado por debajo. Las patas son, en los más, 
sencillas y sin nada de notable, pero, en otros, los fémures posterio- 
res son hinchados en forma de huso y armados por debajo con espi- 
nas ó con pelos espinosos (Sphegina, Eumerus, Xilota etc.), ó con 
grandes dentelladuras {Senogaster, Tropidia, Merodon, Stilbosoma) ; 
las ancas suelen tener una espina por el laclo interno {Sterphus) y 
aun las tibias posteriores, masó menos arqueadas ó claviformes, en 
muchos, á veces son escotadas antes de su extremidad y hasta esta 
misma se l\alla prolongada en un diente agudo {Merodon). Menores 
son las modificaciones que se notan en las patas, según los sexos: 
ellas se reducen á la mayor ó menor anchura de los tarsos y alguna 
vez se observa que las tibias anteriores de los machos tienen por 
defuera una ringlera de cerdas fuertes, arqueadas de un modo 
particular {Melanostoma) . Los ojos son velludos ó desnudos, y en 
ellos suele notarse la singularidad de que el tamaño de los ojuelos 
componentes del ojo varíe según las regiones que ocupan en el 
mismo. Los Sírfidos, á pesar de sus afinidades con otras tribus, se 
diferencian de ellas por el conjunto de sus caracteres, pues cuando 
tienen alguno perteneciente á otra división, fáltales el principal ó 
vice-versa. 

Su nervadura submarginal nunca ahorquillada en la extremidad 
los distingue inmediatamente de \os, Asilidae, Bombylidae, There- 



84 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 7 

vidac, Leptidae y Scenopinídae. Sus antenas desprovistas de anillos 
en el último artejo los separan de los Tabanidae, Stratiomyidae y 
Xilophagidae, sin contar con sus alas desprovistas de célula discoi- 
dal en el medio de ellas. De \osCyrtidae, Kmpidae, Hybotidae, Doli- 
chopoditae, Loncliopteridae y Mnscidae se diferencian por su célula 
anal prolongada hasta cerca del borde posterior de las alas, y la 
primera celda posterior, siempre cerrada, los aparta de los Pipuncu- 
lidaey Platipezidfie; linalmente, son distintos de todos por la nerva- 
dura suplementaria de sus alas, que falla ó es poco visible única- 
mente en rarísimos casos, mas aún cuando ella no existiera bastaría 
para reconocer los Sírfidos C(m la exposición de sus caracteres 
diferenciales, que anteriormente quedan señalados, y que el docto 
ScHiNER ha magistralmente desarrollado en sus muy meritorias 
obras sobre este grupo. 



No muy numerosos, ni tampoco muy detallados, son losdatosque 
hasta ahora se poseen de la anatomía interna de estos Dípteros; 
mas, como quiera que su organización no es demasiadamente com- 
plicada, y es fácil deducir, con ayuda de los estudios anatómicos que 
sobi'e este y otros grupos se han llevado á cabo, su verdadera con- 
formación interna, salvo algún detalle de menor cuantía, procuraré 
dar una idea de ella, sirviéndome en parte de mis estudios perso- 
nales y en parte de lo que sobre este tópico han publicado Dufour 
y otros autores de bien acreditada competencia. Como en todos los 
animales que siguen un régimen vegetal, el tubo digestivo es muy 
largo, pero tan simple como en los más de los Dípteros, y en el con- 
junto general se asemeja bastante al de los Mnscidae, tribu de laque 
difiere principalmente por no tener sino dos vasos de Malpighi, 
sésiles, en vez de cuatro reunidos por pares, sobre dos canales colé- 
docos como acontece en los Mnscidae. El esófago sencillo y tubuloso 
es bastante corto; á cada lado de su abertura se insertan dos glán- 
dulas salivares no muy largas, semi-transparentes y bursiformes, 
y del espacio intermedio entre ellas arranca un largo tubo muy 
delgado dirigido hacia atrás, que continuando paralelo al estómago 
va á terminar hacia el medio del abdomen donde concluye en una 
dilatación en figura de bolsa bilobada y bastante grande; esta dila- 
tación es la vesícula aspira toria, Saugmagen, Saugblasse ó buche 
modificado; el tubillo en cuyo vértice se encuentra es muy trans- 
parente, pero la vesícula suele ser más ó menos amarillenta ; algu- 



8 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 85 

ñas veces se la encuentra distendida por gases y presenta un color 
blanquecino, pero comunmente contiene granulos de polen, á lo 
menos así lo he visto en los Syrphus y los Erisfalis. El estómago, 
largo, tubular y arrugadito al través, hállase tres veces replegado 
sobre sí mismoó escuadriventricular en los Syrphus según Dufour. 
Una pequeña hinchazón situada en el extremo posterior del estó- 
mago indica la región pilórica, donde se insertan dos larguísimos 
(hasta cuatro veces el largo del cuerpo en Eristaiis) y delgados 
vasos urino-biliares, cilindricos, sésiles, con la extremidad libre 
cerrada en punta obtusa; son de color violado con la base amari- 
llenta, su superficie exterior parece, en casi toda su longitud, 
anillada á distancias regulares de glandulillas hemisféricas ó de 
tuberculillos muy pequeños (Eristaiis), pero la región vecina al 
píloroes lisa. El intestino delgado es casi tan grueso como el estó- 
mago, la región cecal es musculosa al través, piriforme, y en ella no 
se observan las válvulas espirales de los Culicidae, ni ios cuatro 
fuertes órganos conoidales que cierran esta parte del intestino en 
los Muscidae. El intestino grueso nada presenta de notable. La 
respiración se efectúa como de ordinario por los estigmas torácicos 
V abdominales, y el sistema respiratorio, compuesto en su mayor 
parte de tráqueas tubulosas y provistas de hilo espiral, hállase 
auxiliado por dos grandes sacos aeríferos sin hilo interno, situados 
en la base del abdomen y por algunas vesículas diseminadas en el 
trayecto de los tráqueas torácicas. Los órganos genitales de los 
machos constan, como en casi todos los Dípteros, de dos testículos 
con canales deferentes, dos vesículas espermáticas, un canal eya- 
culador, pene y piezas prehensoras externas. Los testículos son 
unicapsulares, piriformes, y sus canales deferentes se insertan sobre 
un tubo común (Mesogr anima); en la base del tubo común de estos 
testículos se muestran dos resérvatenos espermáticos, blancos, 
jntesliniformes, contorneados en espiral ; en los Eristaiis nótase un 
depósito globuloso, de color leonado, en cuya base se insertan dos 
testículos piriformes y pardirojos con el canal deferente teñido del 
mismo color y los reservatorios espermáticos son como en !\feso- 
gramma y Syrphus ; en la coloración de los testículos se asemejan 
los Sírfidos á los Dolicopódidos que los tienen de color violeta ó 
carmín, pero de forma muy diferente, así como á los Asilidae, cuyos 
testículos de tinte acarminado difieren por su considerable longi- 
tud y su disposición en forma de resorte de reloj ó de innumera- 
bles espirales. 



86 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 9 

La forma de los testículos de los Syrphidae difiere mucho de la 
de los Conopidae que los tienen filiformes y enrollados, también 
los canales deferentes son nulos en ]os Conopidae mientras que son 
muy aparentes en los Syrphidae. El canal eyaculador es cilindroi- 
de y con una expansión vesiculosa en Volucella y otros Syrphidae, 
carácter que según parece los aleja de los demás grupos; el pene, 
que termina en dos ganchos agudos en Volucella, concluye en 
botón en los Stratiomyidae. 

Los ovarios tienen la forma de un saco oblongo con muchas vai- 
nas ovígeras, cortas y triloculares en casi todos, pero en las Sphae- 
rophoi'ia 9,e observan hasta cinco ó seis lóculos; en esla tribu los 
ovarios tienen grande parecido con los de los Dolichopodidae y 
Therevidae j diñeren mucho de la organización de las hembras de 
Conops, cuyos ovarios constan de doce vainas ovígeras multilocula- 
res, reunidas en un saco fusiforme sustentado por una larga trompa. 

Si délos caracteres anatómicos pudiera deducirse algo acerca de 
la verdadera posición sistemática de esta tribu, creo que únicamen- 
te el sistema nervioso y el digestivo son capaces de proporcionar 
algunas indicaciones; en efecto, su sistema nervioso los aproxima 
mucho á los Muscidae, vecindad aún más afirmada por el aspecto 
externo de muchos Sírfidos y la manera de efectuarse sus metamor- 
fosis, pero sus vasos de Malpighi son dos, uno de cada lado, en vez 
de cuatro, montados por pares, sobre canales colédocos, como se 
observa en los Muscidae, y además, faltan en los Sírfidos las cua- 
tro válvulas conoidales que separan el intestino delgadodel recto en 
los Muscidae, en todo lo cual se parecen á los Asilidae y otros gru- 
pos. A lo sumo, dado lo que por ahorase sabe de su anatomía 
interna comparada con la de otras tribus, este examen no serviría 
sino para comprobar el rol intermediario que tienen los Syrphi- 
dae en el orden de los Dípteros. 

Los huevos nada de singular ofrecen, y son siempre depuestos en 
el lugar donde la larva se va á desarrollar, sin que apelen á la as- 
tucia de algunos dípteros que los ponen sobre las presas que otros 
insectos trnasportan á sus nidos ó sobre el cuerpo de los mismos 
insectos vivos, ni tampoco esponen á sus larvas á sufrir las extra- 
ñas peripecias por que tienen que pasar las de los Me/oe (Coleóptera, 
Cantharididae). 

Aquellos cuyas larvas deben vivir en los pantanos ó en las 



10 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 87 

aguas putrefactas depositan sus huevos eii la vecindad de estos pa- 
rajes y en ocasiones se hallan masas de huevos en los árboles car- 
comidos cuyos huecos conservan agua de lluvia, oíros los deponen 
sobre las hojas de las plantas, en la carie de los árboles ó en los nidos 
de \os Bo)7}bus, avispas ú hormigas. Las larvas tienen casi siempre 
el aspecto degusanos blandos, pero su consistencia es bastante só- 
lida: son blanquecinas, sin patas aparentes ó hasta con siete pares 
de falsas patas en forma de conos carnosos; la ca])eza como en los 
Cyclorapha no está bien deslindada del resto del cuerpo; poseen 
dos anlénulas carnosas de uno ó dos artejos; sus órganos bucales 
son muy rudimentarios en algunas (Eristalis, líclophilus, Vohicc- 
lla, Xilota) ; pero en otras la boca está armada de dos á cuatro gan- 
chillos córneos ó de un dardo puntiagudo (Syrphus, Baccha, Mero- 
(lon) ; cuatro estigmas les sirven para respirar, dos colocados en- 
tre el segundo y el tercer segmento y los otros, mucho mayores, en 
lo posterior del cuerpo, situados en la extremidad de tubillos más 
ó menos alargados, dobles ó sencillos, ó encerrados en una espe- 
cie de bolsa carnosa, pero en varias los estigmas posteriores se ha- 
llan en ele.vtremo de un largo tubo, á veces sumamente extensible, 
compuesto de una ó dos porciones que se invaginan una en olra 
como en Helophilus y Eristalis, lo que hace aparecer á dichas larvas, 
como provistas de una cola más ó menos larga, aspecto que tam- 
bién presentan las de Mallota, Spilomyia, Ceña, Chilosia y Eumc- 
rus; otras larvas son tan semejantes á pequeños moluscos desnu- 
dos, que han sido descritas como tales por algunos autores, — per- 
tenecen al género mirmecófilo de Microdon; en algunas la parle 
posterior del cu>írpo se halla provista de espinas dispuestas en for- 
ma de radios (Ko/uce/Za). Dos tipos diferentes se marcan en las 
larvas délos Syrphidne: compónese el uno, según Williston, de 
larvas con aparato bucal rudimentario ó casi nulo (£m¿rt//?iae) ó 
provisto de ganchillos bien desarrollados {Syrphinae) ; aun cuan- 
do esta división corresponda á caracteres diferenciales que se ha- 
llan en los adultos, parece prematuro intentar la división de los 
Syrphidae en grupos naturales por los caracteres suministrados 
por sus larvas, como lo ha pensado Brauer, á lo cual objeta Wi- 
LLisTON, con razón sobrada, que el insecto perfecto, de estructura 
más compleja que la larva, ofrece mayor número de caracteres di- 
versos apropiados para la clasificación que no en sus primeros es- 
tados. 



88 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA H 

Tocante al habitat de las larvas de Sijrphidae, puédense distin- 
guir dos grupos principales: las que viven de presa viva y las que 
aparentemente sólo se alinnentan de residuos vegetales ó animales 
en desromposicion. 

Componen la primera división: los Syrphus, liaccha, Sphaero- 
phoria, Pipiza, Paragus, que viven á expensas de los pulgones 
dañinos á las plantas {Ap/iis, Coccus), las Volucella que destruyen 
las larvas de ios Bombas y quizá los Microdon, cuya residencia en 
los hormigueros induceá sospecharlos como de hábitos carniceros : 
en el segundo grupo, mucho más numeroso, figuran las consu- 
midoras de madera ó de savia putrefacta (Mallota, Spilomyia, Xi- 
lota, Mijolepta, Chnjsoloxum, Plattjc/iiriis, Siritta y otros), las que 
viven en los estiércoles (Rhingia), las que moran en líquidos co- 
rrompidosy cargados de resiáuos{Eristal>s, Helophilus), \'d9,Cliilosia 
que devoran los hongos del género Boletas 6 abren galerías en los 
tallos de Matricaria, Sonchiis y Scrophalaria, cuyas hojas hacen 
marchitar, y en fin los Merodon cuyas larvas ocasionan grandes 
perjuicios devorando los bulbos de los Liliáceas y contra las que 
han resultado impotentes los diversos medios aconsejados para 
destruirlas. 

Cuando las larvas han alcanzado todo su desarrollo y están á 
punto de pasar al estado de ninfa, las que son acuáticas abando- 
nan el medio en que han vivido durante su primer estado, para irá 
enterrarse en el polvo (Eristalis); las que viven sobre las plantas se 
ocultan en el pliegue de alguna hoia(Sijrphus); aquellas que se asi- 
lan dentro de los tejidos vegetales se aproximan á la superficie pa- 
ra tener C(3moda salida, operación análoga á la que efectúan las 
larvas de Microdon que, próximas á la ninfosis, se avecindan á la 
entrada del hormiguero en que residen. La transformación en pupa 
tiene lugar de una manera casi igual á la de los Muscidae; los teji- 
dos se vuelven coriáceos, se contraen, y la piel endurecida de la 
larva, oculta, en su interior, á la manera de un capullo, á la verda- 
dera ninfa ; esta última lleva casi siempre en su cara dorsal y hacia 
adelante, de dos á (*uatro lubitos, que son los conductos aeríferos 
de la ninfa ; este carácter solamente se halla en algunas familias 
de \Qs1)rtonifos, tales como los Culicidae y Tipalídae, y en muy po- 
cos Ciclorafos. Finalmente, el insecto rompe su cárcel con la ca- 
beza, pero sin el auxilio de una vesícula frontal apropiada para el 
caso, la que se halla en los Muscidae, hasta algún tiempo después 
de haber llegado á su estado perfecto. La abertura por la cual es- 



12 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 89 

capa el Sírfido, esirreguiarmente tri-partida á la altura de los cuer- 
necitos aeríferos cuando existen, y no completamente circular co- 
mo sucede en losMuscidae, cuya pupa oblonga y sin tubos dorsales 
se abre haciendo saltar de su polo anterior un casquete de forma 
hemisférica. 

Todos estos detalles demuestran que los Sírfidos no son Ortora- 
fos ni Ciclorafos en el sentido estricto de la palabra, pues si bien 
es ciei'to que la formación de la pupa se efectúa, según parece, no 
por muda de piel como en los Orlorafós, sino por desecación de ella 
como en los Ciclorafos, no lo es menos que la posición de los tubos 
aeríferos y su manera de romper las cubiertas ninfales, se parecen 
más á los del primer grupo que á los del segundo, hechos que de- 
muestran el lugar intermedio que ocupan entre las dos grandes 
divisiones de los Dípteros. 



En el estado adulto, la vida de los Syrpliidae ofrece escaso in- 
terés, pues, con ligeras variantes, casi todos siguen el mismo ré- 
gimen; son comunes sobre las flores á donde acuden á buscar el 
jugo de los nectareos ó el polen, el cual absorven en tan grandes 
cantidades, que á veces las especies que tienen el vientre blanque- 
cino ó transparente parecen como si lo tuvieran teñido de amari- 
llo. No obstante, demuestran preferencias, ya por ciertas plantas 
ó ya por los sitios que eligen para posarse; así ciertos géneros 
(Chriorina, Sericomyia, Mallota) gustan de las Rosáceas y de las 
Salicíneas, según ScHiNER ; otros buscan el disco multiñor de las 
Composita (Eristalis); las especies de Certa, Boros y Brachyopa, se 
reúnen sobre los troncos de árboles enfermizos ó estropeados, 
para chupar la savia que corre de sus grietas ó desolladuras; los 
Helophiius vagan entre las cañas ó juncos próximos á los panta- 
nos; \oñParagus j Eumerus se ciernen sobre los tallos secos ó los 
prados abrasados por el sol, mientras que los Microdon buscan 
entre las altas yerbas los hormigueros donde van á depositar sus 
huevos, y las Volucella cruzan zumbando el aire en dirección al 
nido de alguna colonia de Bombas (Hymenoptera) ó de avispas. 
Muchedumbre de pequeños Syrpliidae voltegea en los días sere- 
nos del verano, deseando algunos, como los Syrphus, el híillazgo- 
de una planta bien provista de pulgones {Aphis, Hemiptera), 
donde depositar sus huevos, asegurando así la subsistencia de 
sus larvas entre aquel rebaño de insectillos pacíficos y estúpidos. 



90 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGEÍSTINA 13 

No desdeñan tampoco las basuras, no pocas veces frecuentadas 
por los Eristalisj Helophilus, ni los estiércoles, los que son muy 
buscados por las Hhinghia de prolongado hocico. 

La mayor parte aman la luz y el calor del sol, y, cuando se de- 
tienen sobre las flores, permanecen bastante tiompo sobre ellas, 
como lo hacen los Syrphus, que sólo de vez en cuando levantan el 
vuelo, se ciernen algunos momentos y vuelven á posarse ; los 
Eristalís, por el contrario, se detienen poco sobre cada corola y 
apenas han examinado ó gustado los nectareos, parten con vuelo 
impetuoso en busca de otra flor; las Baccha casi nunca se posan, 
como muy bien lo observa Williston. Estos dípteros celebran sus 
nupcias en el aire ó sobre las flores y la cópula parece que dura 
poco tiempo en casi todos, con excepción de los Microdon, los que 
pasan varias horas entregados á la obra de la generación, según 
lo ha visto Gazagnaire en el M. devius. Su instinto genital suele 
engañarlos y celebran uniones contra natura ó amariages adulté- 
rins», como las llama Latreille, quien refiere este hecho singu- 
lar, observado antes por M. Lepelletíer de Saint-Fargeau, mas sin 
que este último pudiese averiguar el resultado de tales ayunta- 
mientos. 

En los Sírfidos no existe sociabilidad propiamente dicha, pero 
en ocasiones suelen encontrarse reunidos en gran número, como 
sucede con los Microdon, de los que dice Schlxer que es frecuente 
encontrar muchos juntos, debajo de las hojas y las jerbas; á ve- 
ces los Sírfidos aparecen en considerable cantidad en una comar- 
ca, atraídos por alguna circunstancia favorable á su desarrollo, 
como lo observó Walker en la isla de Wight (Entom. Monthl. Mag. 
I, 139, 1864) donde ocurrió una invasión de centenares de miles 
de Syrphus pyrastri, arcuatus y balteatus, á mediados de Agosto de 
186i, extraordinaria irrupción que Walker explica, atribuyén- 
dola á la presencia, en la isla, de grandes masas de hemípteros 
de! género Aphis, insectillos que, como se sabe, sirven de alimen- 
to á las larvas de Syrphus. La uniformidad de vida y régimen pre- 
dominante entre los Sírfidos ha sugerido á Macquart algunas con- 
sideraciones que merecen ser transcriptas. 

«Aunque los Sírfidos exóticos, dice el sabio dipterólogo, sean en 
el número de los Dípteros los que han sido más buscados á causa 
de su brillo metálico, con frecuencia realzado por adornos ama- 
rillos ó leonados; aunque esta tribu vive sobre las plantas y que 
las vegetaciones tan diversas de las diferentes partes del globo, 



14 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 91 

parece debieran alimentar animales lan desemejantes entre sí 
como ellas, el tipo de esta tribu no presenta grandes modificacio- 
nes extrañas á la Europa, sino que la mayor parte de las que han 
sido señaladas se encuentran también en los Sírfidos exóticos. 
Frecuentemente no existen sino muy ligeras diferencias entre las 
unas y las otras. Quizá se debe buscar la causa de este hecho en 
la consideración siguiente : 

«Como los Sírfidos se alimentan generalmente del jugo de las 
flores y que vemos á los de Europa hacer su botin bastante indi- 
ferentemente sobre todas, podemos concluir que este jugo varía 
poco de naturaleza, cualquiera que sea la diversidad de las plan- 
tas que lo secretan, y que las vegetaciones de Europa, del Brasil, 
del Cabo y de la Nueva Holanda, lan diferentes entre sí, no arras- 
tran para los Sírfidos la necesidad de modificaciones orgánicas 
apropiadas á cada vegetal, como lo vemos en todos los insectos 
que viven exclusivamente de uno solo». 

«Lo que acabamos de decir de estos Dípteros,, considerados en 
el estado adulto, puede igualmente aplicarse á las larvas. Aun- 
que en este estado tengan por lo general pocas relacñones con las 
plantas y que formen varios grupos de costumbres, mucho más 
diferentes que en el estado alado, tienen en cada grupo necesida- 
des propias á un gran número de especies; las unas se desarro- 
llan en el estiércol, otras en los detritos de la madera; otras en 
las aguas cargadas de sustancias animales ó vegetales en descom- 
posición ; las hay cuyas madres colocan su cuna en los bulbos de 
las Liliáceas ó en medio de las hordas de los pulgones, cuya mul- 
tiplicación parecen destinados á restringir. En fin, varias vienen á 
la vida en los nidos de los Bombus (Bourdons) ó en los avisperos 
y hacen grandes estragos entre las larvas de estos himenópteros; 
pero estos instintos de larvas, aunque reducidos á cada grupo, no 
parecen tener nada de especial « . 

Estas observaciones, pertinentes á la poca diversidad de tipos 
que se nota entre los europeos y los de otras comarcas, pueden 
también explicar la facilidad con que ciertos Sírfidos tienden á 
hacerse cosmopolitas, tales como algunos Si/rphus y Eristalis, en- 
tre ellos el E. lenax, cuya notable propagación en JNorte-América, 
ha estudiado en los últimos años el señor Barón de Osten-Sac- 

KEN. 



92 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 15 

La distribución geográfica de los géneros de Sírfidos en toda la 
superficie del globo es materia de particular interés; puédense 
considerar los Sírfidos en dos secciones diferentes: aquellos cuya 
estirpe figura en todas las faunas y los que se hallan reducidos á 
un continente ó solamente á comarcas determinadas. La gran 
mayoría de los géneros hállase distribuida en todas las regiones 
habitables para el hombre, pero no obstante, cada una de ellas 
tiene un tipo propio, si nó varios, que le pertenecen exclusivamen- 
te ; así las .)/e5o^>Yí??i?/irt son comunes á ambas Américas y no se 
hallan fuera de ellas, al igual del género Pterallastes ; las Asai- 
kiiia no exceden los límites del África; las Graptomyza no aban- 
donan las cercanías de Java y de INicobar, y solamente el Asia y 
Europa no tienen un tipo especial que no se encuentre en otra 
parte del mundo , con excepción quizá del de Eumerus. Si se com- 
paran los géneros peculiares á la América del Píorte y á la del 
Sur, nótase que ciertos grupos, exclusivamente americanos, tales 
romo Pterallasies, Meaogramma, Salpindoqaster y otros más, los 
tienen en común, pero que los Copestylum, Nausigaster, Neoascia 
y Senogaster pertenecen únicamente á la América del Norte y no á 
la del Sur, al paso que ésta cuenta con los Stilbosoma y Sterp/nis 
que faltan en aquella. Obsérvase no tan sólo en la fauna diptero- 
lógica, sino aún en todo cuanto á insectos se refiere, notable di- 
ferencia entre la región oriental y occidental del continente ame- 
ricano, como si las altas cimas de la gran cadena montañosa que 
recorre las Américas en toda su longitud, desde los confines de la 
fria Alaska hasta las no menos glaciales comarcas fueguinas, 
opusieran casi insuperable obstáculo á la propagación de cier- 
tos géneros ó especies, y que sólo algunas pudieran dilatar su 
habitat á la región opuesta, ya por los valles transversales, que 
en partes separan la riscosa cadena, ya por los senos ó estrechos 
abiertos por el mar en los macizos de las altas cumbres ó ya trans- 
port (das inconscientemente por el hombre en sus continuadas ex- 
cursiones á través de las montañas. Esta diferencia entre la re- 
gión del Pacífico y la del Atlántico se acentúa notablemente en los 
Sírfidos, sobre los que Williston observa que ciertos géneros 
abundantes en especies en el Oeste de los Estados Unidos son ra- 
ros en el Este, entre otros el género Chilosia, y por nuestra parte 
vemos que especies de ultracordillera, tales como el Helophilus chi- 
leiisis que se halla en la Tierra del Fuego y en Santa Cruz y es co- 
mún en Santiago de Chile, á pesar de ser esta ciudad más vecina 



16 DIPTEROLOGÍA ÁRGÉMINA 93 

en latitud de la de Buenos Ayres, que no de las regiones austra- 
les que he citado, este Helophüus no alcanza aún á los límites de 
la Provincia de Buenos Ayres; otro tanto puede decirse de varias 
especies que se encuentran en el mismo caso. La observación 
curiosa de Wílliston es la que establece que en las costas del Pa- 
cífico predominan más los tipos europeos que en las del Atlán- 
tico, hecho que afirmaría, aún más, la idea de algunos relativa á 
la antigua unión de los dos continentes por intermedio del Asia y 
reforzaría los datos que se poseen sobre la comunicación activa y 
frecuentísima entre ambas comarcas, en muy remotas épocas, cuyos 
secretos guardan las ruinas colosales que aún restan de antiquí- 
simas y extinguidas civilizaciones. 



Los terrenos fosilíferos del período terciario ocultan aún buena 
parte de géneros y especies de esta tribu que, según parece, era 
más abundante en esa edad de nuestro planeta que las de otros 
Cyclorapha. Aix-la-Chapelle, Solenhofen, las orillas del Rhin, 
CEningen, Radoboj, Ralt y Sinigaglia en Europa, así como Utah 
y Wyoming en la América del Norte, nos demuestran la antigua 
prosapia de los Syrphidae con las impresiones grabadas en las 
duras rocas, de sus Microdon, Jthingia, Pipiza, C/rilosia, Syrphus, 
Vohicella, Criorhina, En'stalis, Milesia, Helophih's, Merodon, 
Sphegina, C/irysogaster y algunos géneros semejantes á nuestras 
actuales Ascía y Xilota. 

De estos datos, que vienen en ayuda de la Geología, puédese in- 
ferir que, durante el período terciario, las condiciones climatéri- 
cas de la tierra no diferían mucho de las de la época actual. 



La historia de la clasificación de losSírfidoses la de lodos aquellos 
grandes grupos, en que los primeros naturalistas sistemáticos se 
vieron forzados á dividir las formas animadas que á su vístase pre- 
sentaban, al parecer sin orden ni concierto, pero que, poruña ne- 
cesidad iníierente al espíritu humano hubieron de distribuir en 
secciones caracterizadas con más ó menos naturalidad ó artificio. 
Ensayo, y no de otro modo se puede calificar el género Musca de 
LiNNAEus, en el cual se comprendían los actuales Sírfidos, ensayo 



94 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 17 

tímido de una clasilicacion más vasla, pero que fué la primera sub- 
división intentada por el gran naturalista sueco del orden tan nu- 
meroso de los Dípteros. Mas, después de él vinieron los que, estu- 
diando más profundamente no tan sólo la organización íntima de 
estos insectos en su edad adulta, sino también sus hábitos y pri- 
nneros estados, establecieron los cimientos de una clasificación tan 
ordenada y natural como los hechos nos la presentan, por más que 
en ella falten encadenamientos, lazos de unión entre las diversas 
agrupaciones, perdidos ha millares de años en los aún poco averi- 
guados estratos de la tierra. Desgraciadamente el celo excesivo de 
muchos estudiosos no se ha detenido, en los últimos tiempos, ante 
las diíicultades que necesariamente atraerá una exagerada subdi- 
visión de los grupos, sino que muchos van aún en camino de 
anular toda clasificación, fundando géneros á propósito de meros 
caracteres específicos, lo que, como es de suponer, nos puede con- 
ducir á ocuparnos solamente de especies aisladas, con nombre y 
apellido, ó á restablecer para todos el nombre primitivo de cada 
agrupación. 

Bastará echar una ojeada sobre las sinonimias de cada género 
de Sírfidos que describo, no sólo para convencerse de cuanto dejo 
dicho, sino aún de la inconsistencia de opiniones de algunos autores 
que, á cada nuevo escrito, proponen una modificación ó un nuevo 
género, para mañana abandonarlos, sin más norma para ello 
que el error ó el capricho momentáneo. Hállase en Schiner 
{Fauna Áustr. in Verhandl. zool.-bot. Gesselsc. Wien. VIL 1857) 
y aún más completamente, en la muy notable obra de Willis- 
TON, Stjnopsis of North American Syrpliidae, una detallada exposi- 
ción histórica de la fundación y subdivisiones de que ha sido objeto 
la tribu de los Sírfidos y ellos van á servirme de guía en loque, 
salvo algunos detalles, es una repetición de la parte histórica de 
esta tribu ya tratada por tan competentes maestros, pero cuya repe- 
tición no carece de importancia para aquellos que en lo sucesivo 
se ocupen de nuestra fauna dipterológica. 

LiNNEO comprendía lodos los Sírfidos en su gran género Musca, 
del cual Scopoli separó, en I7G3, los Conops, y de éstos el género 
Rhingia cuyo tipo actual es la Rhim/ia rostrata. Fabricius denominó 
Syrphus, á la mayor parte, en su Systema entomologiae (1775) y 
agregó después en su Entomología systematica (1 794) el género 
Certa, conservando el de Rhingia, pero el nombre de Volucella pro- 
puesto por Geüffroy en 1762 ó 1764- para un género de Syrphidae, 



i 8 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 95 

lo utilizó para las actuales Usia (Bombiliaridae). En 1803, el verda- 
dero fundador de la Dipterología sistemática, Johann Wilhelm 
Meigen, adoptó los tres géneros de Fabricius y Scopoli y agregó 
muchos más á la nomenclatura: los Ileliophiliis, Eiunerus, Doros, 
Merodon, Elophilus, Sericomyía, Chrysogaster, Microclon, Chrysoto- 
xum, Spilomyia y Plerocera, pero este último género no vuelve á ser 
nombrado por el mismo Meigen al igual que el de Spilomyia en sus 
obras posteriores. 

Latreille, en 1804, (Hist. nat. d. Crust. et d. Ins. XIV) no acepta 
los géneros Sericomyia, Heliophilus, Spilomyia, Elophilus, Boros, 
Eumerus, Chrysogaster y Plerocera de Meigen, pero funda los de 
Erislalis, Psarus, Paragus, y Milesia, restablece en su propio lugar 
á las Volucella de Geoffroy } propone el genero Ap/iritis sinónimo 
de Microdon, cuya prioridad incontestable pretenden disputarle á 
Meigen los autores franceses. 

En 1805, Fabkicius {Systema Antliatorum) no reconoce como váli- 
dos sino los géneros Certa, Psarus, Milesia, Merodon, Hhmgia, 
Syrphus y Eristalis, agrega el género Baccha y casi anula sus Syr- 
phiis fundando el género Scaeva. Hoy una parte de estos géneros 
corresponde á familias bien definidas. 

Latreille reúne en 1809 (Genera Crustaceoriim et Insectorum, IV) 
las Milesia con los Merodon, pero reconoce los géneros Sericomyia 
Elophilus y Chrysotoxmn de Meigen y el de Callicera, propuesto por 
Panzer en 1806 (AVí?//í. insectorum (^ermaniae). 

Desde 1810 á 1822 sólo dos géneros nuevos se añaden á los vSír- 
fidos, el de Pipiza fundado por Fallen en 1816 (Diplera Suecica)y 
e\ (\e Graptomyza señalado de Java por el eminente Wiedemann. 
Pero después de este largo espacio de tiempo, durante el cual la 
Dipterología permanece como estacionaria, aparece en 18221a obra 
capital de Meigen (Syslematische Beschreibung der bekannten euro- 
paeischen zweiflügeligen Jnsecten) en la que describe y figura con 
fidelidad y método notables los géneros y especies de Dípteros de 
Europa ; en ella la familia de los Sírfidos se encuentra notablemen- 
te aumentada en divisiones genéricas, pues, á las que describió en 
I80;3, con excepción de Spilomyia, Plerocera y Heliophilus, agrega 
las (\eAscia, Sphegina, Xilota, Psilota, Brac/iyopa, Cheilosia, Pele- 
cocera, Tropidia y Mallota, tan bien caracterizadas, que hasta ahora 
se conservan con escasa alteración. A partir de la publicación déla 
obra de Meigen empieza ei\ la Dipterología el período que con pro- 
piedad puede llamarse de Wiedemann y Macquart, pues hasta 1850 



96 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 19 

SUS obras son casi las únicas que pueden consultarse con frulo en 
punto á novedades genéricas ó específicas; pero también se obser- 
va que es en ese período en que principian á escudriñarse los 
mínimos caracteres y en el que empieza el trabajo de disgregación 
de los antiguos géneros, las divisiones se resic^nten de poca preci- 
sión y los sinónimos comienzan á inundar la nomenclatura. De dos 
géneros de Syrp/ridae creados por VViedemanin, el de Ceratophyia y 
Platynochaetus só\o el último resulta válido, pues el primero es 
idéntico con Microdon ; Saint -Fargeau y Serville son más felices, 
porque de los varios géneros que proponen en 182o {EncycLopédie 
métliodique X) sólo el de Ornidia se identifica con Volucella. Sobre 
los 26 géneros de Syrphidae descritos por Macquart en sus tan 
extensos cuanto apreciables trabajos, solamente unos ocho ó nueve 
ó son sinónimos de otros ó deben perder su nombre por haberlo 
usado otros naturalistas; menos afortunado Newmann, de los dos 
géneros que funda, Myolepta y Dimeraspis, sólo queda el primero, 
pues el segundo no es otra cosa que los antiguos Microdon de 
Meigen y menos aún lo son Westwoodcou su?, Mia^aptoma y Zetter- 
sTEDTCon sus Copriiia. Rondani, en sus muy numerosos trabajos, ha 
descrito muchos géneros, pero de este autor, aficionado con exceso 
á llevar las divisiones hasta el último límite^ fundándolas sobre 
nimios caracteres, puede decirse que en gran parle ha contribuido 
á recargar considerablemente laya embrollada sinonimia de los 
Syrphidae, y sólo un corto número de sus géneros ha merecido el 
avor de los entomólogos. Walkek ha propuesto algunos génerosque 
me parecen aceptables, tales como el de Ubristes y algún otro, pero 
la excesiva concisión de sus diagnosis no permite en muchos casos 
reconocer la división de que se ocupa. En nuestra época, Loew, con 
sus descripciones sobrias en detalles pero siempre muy precisas, 
el concienzudo Schiner, los metódicos y exactos Williston y Osten 
Sagren y el laborioso Bigot han adelantado en gran manera los 
estudios referentes á la clasificación de los Syrphidae, aun cuando 
al último autor puedan censurársele sin injusticia tendencias aná- 
logas á las de Rondani. En el estado actual de la ciencia, 1 08 géneros 
con cerca de 2,000 especies se reparten sobre todos los continentes, 
siendo digno de notarse que esta tribu aparece predominante y casi 
equilibrada en América y Europa, al paso que el Asia y el África 
juntas no reúnen tanto número de especies como la sola Europa, y 
qne la Australia es la más pobre en representantes de esta tribu, 
pues apenas posee la mitad que los del África. Es indudable que 



20 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 97 

esta desigualdad no podrá subsistir largo tiempo, debiéndosela 
atribuir, más que á pobreza del grupo en las comarcas menciona- 
das, á lo muy poco exploradas que estas lo han sido bajo el punto 
de vista dipterológico. 



La posición sistemática de \os St/rp/udae ha ocupado no poco á 
ilustres naturalistas, como luego se verá. 

Latreille, en sus Familles JSaturelles, los coloca entre los Stratio- 
mydae y Conopidae, y en efecto, ciertos géneros de Microdontinos 
tienen marcada facies de Straíiomydae, y otros como Ceria se pa- 
recen á los Conops. Pero este autor cambia de parecer en su último 
trabajo sobre los insectos (Régne animal, V. 1829), y cree que de- 
ben figurar entre los .Sa/'^ííae, eslabón délos Stratiomydae y loa 
(Estridae de innegable parentesco con los Muscidae. 

Meígen (Systein. Beschreib., etc., III), dispónelos en 1822 entre 
sus Stratiomydae y Platypezidae, opinión que, como se vé, parti- 
cipa de la de Latreille, la que también profesa Walker en su List 
of Díptera. 

Macquart, alejándolos de los Stratiomydae á los que los autores 
precedentes habían ligado los Syrphidae, vaá buscar su colocación 
natural entre los Dolíchopodidaey los Scenopinidae, parecer al cual 
obedecen en breve Zetterstedt, Blanchard y Westvs^god. 

Wiedemann más influenciado por las ideas de Meígen y Latreille, 
piensa que su verdadero sitio se encuentra entre los Stratiomydae 
y Doíichopodidae, mientras que Rondam no los cree bien colocados 
sino entre los Conopidae y (Estridae, y Bigot, no hallando buen aco- 
modo á los variados elementos de que el grupo se compone, los 
divide en dos partes, los Ceridii que coloca entre Conopidae y Pla- 
typezidae, y los Syrphidi cuyo lugar lo sitúa entre los Dolichopodi- 
dae y (Estridae, mas no sostiene sino algunos años tan singular 
distribución, y en 1883 reúne á sus Syrphidi el grupo de los Ceri- 
f/ae que antes separó, haciendo notar su parecido con ios Muscidae 
Tachinariae. 

Walker, que en 1849 fijaba los Syrpliidae entre los Stratiomydae 
y Vlatypezidae, cambia de idea en 1856 y les asigna su puesto entre 
los Pipunculidae y Conopidae. Schiner, por su parte, opina, en su 
Üiptera austríaca, como Latreille en sus Familles naturelles, y dis- 
pone á los Syrphidae entre Stratiomydae y Conopidae, sosteniendo 
que, si se empieza la serie por el género Microdon, se va natural- 



98 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 21 

mente por el de Ceria á los Conops ; pero tal opinión no resiste al 
tiempo y á estudios ulteriores, \ algunos años después coloca los 
Syrphidae entre los (Estridae y los Conopidae á la manera de Ron- 
DANi. VViLLisTON y Bkaueu al disponer los Sírfidos á la cabeza délos 
Cyclorapha, haciéndolos seguir de los Pipunculidae parece adop- 
tan en algún modo las ideas de Macquart, Zetterstedt, Blanchard y 
Westwood, mas como no precisan aquellos dos autores la rama de 
Orlorafos á la cual se ligan estos Ciclorafos, no me es posible pro- 
nunciarme sobre á cual de los sistemas antecitados debo referir el 
de WiLLisTON y Brauer, en cuanto á la posición sistemática que es- 
tos dípteros deben ocupar. Entre tantos autoi-izados pareceres, 
confieso que me es difícil la opción, pues la razón acompaña á casi 
lodos; más, se me figura que no es factible unir con entera correc- 
ción un cabo ú otro de la tribu de los Sírfidos con otros adyacen- 
tes, sobre todo si ella se considera en serie lineal, pues hallamos 
que los Eristalis y Volucella son marcadamente parecidos á los 
Muscidae, que los Microdon se inclinan á los Stratiomydae, que los 
Ocyptamus tiran hacia los Pipunculidae j que las Ceria tienen no re- 
mola afinidad con los Conopidae, y en suma, que los tipos compo- 
nentes délos Syrphidae no representan, en verdad, sino grupos pa- 
ralelos á los de otras tribus, diversas entre sí. Y, para desarrollar 
mejor mi idea, doy el siguiente cuadro, bien que reducido á lo más 
esencial, y que representa las afinidades respectivas: 

Microdon Stratiomys 

Ocyptamus Pipunculus 

Eristalis Muscidae Tachinariae 

Volucella Muscidae Creophaga 

Ceria Conops 

Con todo y aun cuando halle muy atendibles razones para fijar 
el lugar sistemático de esta tribu entre los Stratiomydae y Conopi- 
dae, opino que, antes que las semejanzas exteriores, priman las ana- 
tómicas y de metamorfosis, y que en consecuencia, el lugar que le 
corresponde se encuentra entre los Pipunculidae y Conopidae como 
lo pensó Walker. 



No pequeña parte de los Syrphidae debe ser considerada como 
perjudicial á la vegetación, ya porque algunos atacan los bulbos 



22 DIPTEROLOGÍA. ARGENTINA 99-H8 

de ciertas especies, como los Merodon, va porque sus larvas ligní- 
voras apresuran la muerte de los árboles próximos al límite de su 
vida ó porque abren galerías en el interior de los tallos herbáceos. 
Otros, por el contrario, son protectores de los vegetales, llevando 
la destrucción al seno de las colonias de Aphidae (Hemiptera), ó de 
Vespidae (Hymenoptera); los hay también que pueden mirarse co- 
mo benéficos, porque consumen, bajo la forma de larva, los detri- 
tos putrescibles de los pantanos ó de la tierra. 

Si el calificativo de dañino ó benéfico lo aplicamos á estos insec- 
tos en sus relaciones con el hombre y sus industrias, mejor les 
cabe el segundo que el primero, pues no atacan sino excepcional- 
menle á las plantas que sirven de sustento ó recreo á nuestra raza, 
no perjudican directamente al hombre, y sólo por rara casualidad 
habitan en sus intestinos. 



DE SYRPHIDUM CHARACTERE NATURALI. 

Imago. Facies haud sulcata. A ntenmie por reclae vel raodice de- 
cumbentes, 3-articulatae haud annulatae, articulo lertio chaeta 
dorso-basali vel stylo apicali instructo. Alae saepe divaricatae, 
plus minusve lanceolatae, vena submarginali ápice haud fur- 
cata, cellula prima postica semper clausa, marginali aliisclausa, 
alus aperta, basali prima discoidalis clausae basin superante, 
vena auxilian ceUulam hasaiem príinam el discoidaíem longi- 
trormmpercurrente, praeditae; cellula anali marginem posti- 
cam attingente. Tibiae saepius mulicae. Probaseis brevis, car- 
nosa, basi geniculata-; palpis cum maxillis selosis occultis; ¡abro 
corneo ápice emarginato. 

Larva in pupam mutans, oblonga vel hirudiniíbrmis, sae- 
pius tardigrada, dorso anlrorsum plus minusve, interdum haud 
conspicue, corniculata; capite haud distincto munita; ore intus 
saepe corneo bi- vel 4-hammulato; labio ápice bifido laciniis 
autem ad apicem íissis, retractilibus, tentáculos obtusos dúos 
simulantibus. Oc¿¿/üiulli. Peíie^quandoque nulli saepe mammilli- 
formes, biseriatim dispositi. Síüjmata postica saepius cauda 
elongata cylindrica terminantia, interdum sessilia vel breviter 
crasseque bipedicellata. 



119 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 23 

Pupa ovnlis vel oblonga, coriácea, saepius aiitice bi-cornicu- 
lala, posticc ecaudata al saepissime caudata iritus nynipham 
veram occultans, ad palos putrescenles, folias deciduas ele. for- 
titer adherens vel sub Ierra recóndita. 



TABULA TIUBUUM. 



1. Anteniiae articulo lertio stylo apicali instnicto: arliculis 
apicalibus duobus subconnexis clavam ellypticiun ex- 
Irorsum divergeutem formantibus. Cerini. 

— Autennae articulo tertio chaeta dorso-basali vel sub-basali 

instructo. 3. 

S. Antennae porrectae capite longiores, articulo primo saepissl- 

me elongato-lineari. 3« 

— Antennae plus iiiinusve decumbentes vel parum porrectae ca- 

pite breviores, articulo primo brevissimo. 4:. 

3. Abdomen superne visum 3- rarius 4-annulatum, segmento 
tertio magno scutiforme. Antennae articulo 2° brevissi- 
mo cum 3" elongato fere connexo his ambobus clavam 
oblongam formantibus ; alarum cellula 1' postica intror- 
sum appendiculata vel in duas partes divissa. Microdontini. 

— Abdomen superne visum 5- vel 6-annulatum, segmento 3" 

haud distincte majore. Antennae articulo 2° interdum 
elongato 1° vel 3'llongiore vel breviore aS" tamen fsem- 
per bene disjuncto vel articulo 3° praecedentibus 2 lon- 
giore. Alarum cellula 1" postica introrsum ñeque appen- 
diculata ñeque iu duas partes divissa. Psarini. 

4t, Alarum nervulus transversus medius ante médium cellulae 
discoidalis situs vel insertus. Femora postica saepius 
Simplicia. 5. 

— Alarum nervulus transversus medius in medio ipso vel ultra 

eumdem cellulae discoidalis situs vel insertus. Femora 

postica saepe incrassata vel dentata. T. 

5. Antennarum articulus tertius breve subporrectus chaeta ba- 

sali nuda auctus. Cellula marginalis saepius aperta, 6. 

— Antennarum articulus tertius elongatus, decumbens, chaeta 

basali longe plumosa auctus. Cellula marginalis saepius 

ClaUSa. VOLUCELLINI. 

6, Abdomen pedunculatum. Bacchini. 

— Abdomen haud pedunculatum. Syrphini. 



2,4 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 120 

Tí, Alarum cellula prima postica pluí niinusve pediformis. H. 

— Alarum cellula prima postica haud pediformis. Xilotini. 

8. Alarum cellula marginalis clausa. Eristalini. 

— Alarum cellula marginalis aperta. Helophilini. 



Tribus í. MICRODONTINI. 

Este grupo se caracteriza fácilmente por sus antenas más lar- 
gas que la cabeza y provistas de una cerda desnuda en la base del 
tercer artejo; el primer artículo es siempre tan largo como los dos 
últimos juntos, delgado y cilindrico; el segundo cortísimo y obcó- 
nico, parece casi soldado á la base del tercero, el cual es alargado, 
gruesecito, elíptico, y junto con el segundo simula una maza alar- 
gada, acodada hacia afuera. La cara es poco convexa, cubierta de 
vello sedoso y carece de callosidades y tubérculos. Las alas tienen 
las células marginal y submarginal abiertas en el extremo, y la 
primera posterior, siempre más larga que la discoidal, se halla 
dividida en dos fracciones, total ó parcialmente, por medio de un 
nérvulo medio que, partiendo de la nervadura submarginal, se di- 
rije, más ó menos oblicuamente, á la discoidal ; con frecuencia el 
nérvulo auxiliar es poco visible ó nulo. Además, el abdomen tiene 
su tercer segmento dorsal muy grande y por sí solo ocupa casi toda 
la región dorso-abdominal. Un vello fino, sedoso y aplanchado, 
como raso, cubre las patas y constituye los dibujos del cuerpo en 
los más. VViLLiSTON incluye en sus Microdonini al género Chrijsoto- 
xurUy lo que considero un error, error de que el mismo Williston 
parece convencido, pues dice de sus Microdonini: 

« Tliis group as liere distinguished is artificial y más adelante 
agrega : Clirysotoxiim is more aberrant, and is a disturbing element 
in the arrangement of the genera >\ En mi opinión, solamente los 
géneros Microdon, Ubristes, Mixogaster y Holmbergia deben figurar 
en este grupo, uno de los más notables de la familia de los Sijr- 
phidae. He aquí las diferencias principales en los géneros citados. 

GENEKUM TABULA 

1, Pedes postici valde pilosi. Abdomen basi lalum, deindé an- 

gustius, tiaud clavatum. Ubristes. 

— Pedes postici modice sericeo-villosi. 3. 



^21 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 25 

3. Abdomen ovatum, convexiim. Corpus aniplum. Sciitellum 

bi-denticulatum vel eniargiuatuQi. Microdon. 

— Abdomen magis minusve pedunculatum vel coarctatum. 

Corpus angustum. Scutellum muticura. íí. 

S, Abdomen ápice clavatum basi angustum sive pedunculatum. Mixogaster. 

— Abdomenapicc clavatum basi amplum, medio coarctatum. Holjibeuglí^ 

En nuestra fauna no tiguran hasta ahora sino los géneros Micro- 
don y Holmbergia. 



1. Microdon, Meigen. 

Microdon, Meig., Illig. Magazin, 11,275 ¡1803). — Fallen, Syrphi, 4 (1817).— 
Meig., Syst. Beschreib., Ill, 162, tab. -36, fig. 27-35 ;182;í). —Curtís, Brit. 
Entomol., II, 70 (1825). — Wied.m., Aussereurop. zweiíl. Ins., II, 82 (1830). 
Walk., List, 538 ¡1849). — Walk., Ins. Saundersiana, 1,216(1856".- 
ScHiN., Verhand. zool.-bot Gessells., VII, 291 (1857). — Ejusd , Novara 
Exp., II, 339 (1868 . — BiGOT, Ann. Soc. entora, Fr. 333 (1883). — Wil- 
liston, Proc. Am. philosoph. Soc, XX, 301 (1882). — Williston, Synopsis 
North Am. Syrphidae, 3 (1886). 

Aphritis, Latr., Hist. nat. d. Crust. et d. ins., XIV, 358 (1804). — Latr., Gen. 
Crust. et Insector., IV, 329 (1809) et Consid. géner. 443 (1810J. Ejusd. in 
CuviER, Régne anini., V. 496 (1829). — íMacqt., Hist. d. Dipt., I, 486. pl. 
11, tig. 4 (1834). — Ejusd., Dipt. exot., II, 2, 10, 3 (1842). — Blanch., 
Hist. nat. d. ins., II, 476, 4 (1845). — Blanch. in Gay, Historia física y 
pol. de Chile, Zool., VH, 404 (1852). — Phil., Aufzáhl. chil. Dipt., 139 et 
Verhandl. zool.-bot. Gessells. Wien, 732 (1865). 

Ceratoplayia, Wiedm., Op. c, II, 79 ¡1830). — Macqt., Hist. d. Dipt., I, 488, 5 
(1834). — BiGOT, Ann. Soc. entom. France, 234 (1883). 

Dimeraspis, New.mann, Entomological Mag., V, 372 (1838). 

Chymophila? Macqt., Hist. d. ins , I, 485 (1834i. — Dipt. exot., II, 2, 10, tab. 
1, flg. 2 (1842). 

Mesophila, Walk., List., 1157 (1849). 

TJbristes? Walk., Ins. Saunders., I, 217 (1856;. 

Caput hemisphaericum poslice planum, thoracis latitiidine, 
antice leviter rotivexuní hatid callosum at dense tenuiter villo- 
sum, fronte in utroque sexLi lata, vértice ocellis tribus instructo. 
Probaseis brevis, carnosa, ápice biloba, subocculta. Ociili ovali, 
nudi. Antennae porrectae capite longiores, articulo primo elon- 
gato, cylindrico, subnudo, sequentibus duobus simul sunitis fere 
aequelongo,2!°, 3° quefortiter connexis, pruinosis, clavann obloii- 
gam extrorsuníi divergentem vel infrorsum oblique directam for- 



26 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 122 

mantibus, articulo 2° brevitnr obconico, 3° ad basin latiludine 
secundi, (ilongato, ápice acutiusculo, seta basali dorsali nuda 
instructo. Thorax subquadrangulus, modice convexus, tenuiter 
reclinato-villosus, angulis posticis late oblique truncatis. Scute- 
Ituui a thoracis tergo e sutura profunda bene separatum, subse- 
micirculare, postice in medio eraarginatum ve! dentibus (iuobus 
obtusis interdum nullis, saepe sub vellere sericeo obtectis, prae- 
ditum. Alae oblongae, tenuiter villosulae, incumbentes, paralle- 
lae, nervulo spurio saepe subnullo, cellulis marginali et submar- 
ginali appertis, vena submarginali in cellula prima postica 
médium versus et retrorsum appendiculata, appendiculo ceilulam 
primam posticam in duas partes saepe dividente, cellula prima 
postica limbo externo medio sinuato vel extrorsum producto, cel- 
lula basilari prima cellulae discoidalis dimidium haud attingente 
s. nervulo transverso primo pone médium cellulae discoidalis 
situs. CahjjHra minuta; halteres detecti. Pedes crassiusculi, pu- 
bescentes, tibiarum ápice haud calcarato tarsorum articulo primo 
crassiusculo elongato cónico 2° duplo vel plus duplo longiore, in- 
terdum fortiter dilátalo, 3-4 brevissimis, ultimo bi-ungulato, et 
infrá bi-pulvilloso. Abdomen ovatum, in femina ad apicem acumi- 
natum, satamplum, modice convexum, ad partem, thorace latius, 
4-annulatum, dense tenuiterque punctulatum vel sericeo-villo- 
sum, segmento tertio scutiforme magno. 

Compónese de especies de talla grande ó mediana, generalmente 
verdes ó violetas coii reflejos metálicos ó sedosos, en ocasiones son 
pardas con inanclias ó bandas de vello fino y lustroso como raso ó 
tienen el abdomen más ó menos variado de rojo. Frecuentan las 
altas cañas de las Gramíneas ó las flores délas Compuestas; son 
algo tardos para levantar el vuelo, y aunque lo efectúan casi siem- 
pre oportunamente para evitar el peligro, están lejos de igualar la 
viveza de movimientos de los Syrphus ó de los En'stalis. Su fas- 
tuoso vestido atrae desde luego la atención del entomólogo, cuya 
mirada ejercitada suelen engañar con el finjido aspecto de Ceratina, 
Augochlora ó Stilbum {Eymenoptera) que alguna vez ofrecen al po- 
sarse sobre las flores. Parecen raros casi en todas partes, debido á 
sus costumbres sedentarias, pero, según Schiner (Fauna Austriaca) 
se les halla con frecuencia reunidos en gran número cerca de la 



123 DIPTEROLÜGÍA ARGENTINA 27 

tierra, entre las hojas y las yerbas. Sus larvas, de la figura de un 
grano de café, comparación acertada de M. Pgujade, habitan los 
hormigueros, pero todavía se ignora qué papel desempeñan en 
ellos. ScHiNER (Verhandl. zool.-bot. Gessells. Wien., VII, 1857), dice 
de las larvas do Microdon, que se hallan bajo las cortezas de los sau- 
ces en compañía de Formina fusca y que Yon Heyden y Spix las 
creyeron moluscos ; pero no las describe ni trae mayores datos 
acerca de sus metamorfosis. Larvas iguales á las mencionadas por 
Schiwer eran conocidas por M. Laboulbéne, quien no se había 
pronunciado abiertamente sobre su filiación genérica, conten- 
tándose con atribuirlas á dípteros de la tribu de los Syrphidae. 
Débese á M. PoujADE(Ann. Soc. entom. Fr., 23, 1883), un buen estu- 
dio sobre las larvas de Microdon, acompañado de magníficas figu- 
ras (op. cit., pl. 1 , fig. I-l I) y voy á seguirlo en cuanto se refiere á 
sus observaciones acerca del Microdon mulabiíis Linn., observacio- 
ciones que indudablemente, salvo la especie de que este Microdon 
es huésped ó parásito, deben ser aplicables á todos los demás repre- 
sentantes del género. M. Poujaue halló bajo las cortezas de algunos 
árboles secos y derribados y en compañía de un Formicidae {Lasius 
?i¿í/er) unas larvas cuyo aspecto compara en color y tamaño á un 
grano de café; estaban inmóviles y su inercia contrastaba con la 
actividad que desplegaban las hormigas; recogió estas larvas y de 
t'llas obtuvo, al cabo de un mes, ejemplares de Microdon tnutabiiis. 
Estas larvas son ovaladas, recogidas, muy convexas y semejantes 
en figura á los hemípíeros del género Coccus, pero sin suturas 
transversales aparentes, las que sólo se manifiestan después de al- 
gún tiempo de permanencia en el alcohol, en cuyo caso aparecen 
divididas en ocho segmentos; son parduzcas en el dorso, cuya su- 
perficie es reticulada, con los intervalos que separan los retículos 
finamente carenados y no lisos por arriba como los de M. devius, 
todo el contorno exterior estriado y con una orla de pelillos; en la 
parte posterior, cerca del borde, se observan dos estigmas subcallo- 
sos que forman una prominencia ovalada; por debajo, el cuerpo 
es liso, acanalado ligeramente á lo largo y en lo anterior se abre 
una pequeña boca munida de dos apéndices aguditos, que Pohjade 
supone ser antenas; carecen de ojos y de pies, marchan lentísima- 
mente y de costado, y el punto en que se detienen lo dejan hume- 
decido por un lí(juido claro que les corre de la boca. Endurécense 
poco á poco los tejidos externos de la larva, quédase ésta fuerte- 
mente adherida al plano que ocupa, por medio de un gluten espe- 



28 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 124 

cial y se transforma en ninfa, la que sólo difiere de la larva por la 
mayor solidez de ios tegumentos y por la presencia de dos tubillos 
aeríferos en lo anterior del dorso; rómpese á pocos dias la envol- 
tura, por el lado de los cuernecillos aeríferos, y aparece el insecto 
perfecto que no tarda en desecar su cuerpo y comenzar su vida 
errante. Mas, antes de cumplir su penúltima metamorfosis, cuida 
el Microdon de trasladarse, si vive en los nidos de hormigas arbo- 
rícolas, hasta debajo de la corteza del árbol, ó si sus primeros esta- 
dos se efectúan en las guaridas de hormigas subterráneas, á la 
vecindad del agujero de salida, debajo de ios troncos ó de las pie- 
dras, á fin de no encontrar estorbo alguno para el abandono defi- 
nitivo de las obscuras galerías que gustosamente ha frecuentado 
con rastrero paso, como larva, pero que ya no cuadrarán al insecto 
alado cuyo dominio y solaz lo van á constituir los campos y las 
flores. 

M. Gazagnaire (4nn. Soc. entom. Fr. Bull. CXXI, 1887) ha obser- 
vado y descrito la cópula del Microdon devÍA's; halló una pareja po- 
sada sobre las hojas de un sauce, trepado el macho, como sucede casi 
siempre, sobre la hembra ; esta última tenía las alas ligeramente 
entreabiertas mientras que el macho, que abrazaba estrechamente 
con sus patas el abdomen de la hembra, las tenía cerradas normal- 
mente; la cópula duró desde las 3 7i á las o V4, pero volvieron de 
nuevo á ayuntarse á las 5 y media ; esta segunda cópula duró hasta 
las 7 horas 20 minutos del mismo dia; total : cuatro horas más ó 
menos de casi continuo sacrificio á la diosa de los atnores. El ob- 
servador no dice lo que fué del macho después de su segundo 
ayuntamiento, mas es de presumir que su vida terminó poco des- 
pués en el agotamiento producido por su última y prolongada ha- 
zaña erótica. 

WiLLisTON, en su muy notable obra sobre los Sírfidos Norte-ame- 
ricanos, incluye implícitamente el género Chyfnophüa en\re los Mi- 
crodon y con más claridad agrega á estos últimos los Ubristes de 
VValker ; sin embargo, según la figura de Macquart, parece que sus 
Chymopliila ofrecen caracteres no despreciables en la trompa y que 
las antenas tienen estilo terminal y no basal como los Microdon, 
fuera de que el segundo artejo es muy poco más corto que el ter- 
cero; en cuanto á Ubristes tiene, según la plancha deAVALKER,el 
abdomen de una figura particular, grueso en la base y después 
poco menos ancho y de aspecto cilindroide, casi como en Imattsma 
posticata, además de pies muy velludos. Por estas razones considero 



125 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 29 

como dudosa la sinonimia que Mr. Williston establece para estos 
dos géneros. 

Los Microdon son áe remotísimo origen, pues sus impresiones 
han sido señaladas en los terrenos fosilíferos del terciario de Aix. 



TABULA SPECIERUM. 

f . Abdomen riibrura. Sí. 

— Abdomen fascum, cyaneum vel viride. 3. 

Sí. Thorax nigro-aeneus, cupreo-bilineolatus. Alae infumatae. 
Scutellum semi-circulare cyaneo-viride, dentibiis apica- 
libus duobus flavidis armatutn. 31. bidens. 

— Thorax niger dense subaurato-sericeo vestitus. Aiae dilute 

infuscatae, venae fusco-marginatae. Scutellum triangu- 
lare e pube subaurato-sericea dense tectum ápice fissum 
videtur. M. rubriventris. 

S» Abdomen cyaneum chalybeum vel viride. Alae plus minus- 

ve grisescentes vel infuscatae. -4. 

— Abdomen fuscum e pube aurata variegalum. Alae fuscae loteo 

bi-vittatae. M. bonariensis. 

-í. Abdomen maculis vel lineolis aureo-sericeis destitutum. 5. 

— Abdomen aureo-sericeo maculatum vel lineolatum. T. 

5. Cellula prima postica extrorsum breviter appendiculata. Cor- 
pus violaceuní vel chalybeum. Scutellum haud bi-spi- 
nosum sed muticum postice medio emarginatum, M. violaceus. 

— Cellula prima postica extrorsum haud breviter appendiculata. 

Corpus viride vel chalybeum. Scutellum bi-spinosum. 6. 

(>. Alae ubique dilute infuscatae. Antennae nigrae. Corpus vi- 
ride vel violaceo-viride. M. crassitarsis, 

— Alae ápice parce infuscatae. Antennae suprá nigrae viride 

micantes infrá testaceae. Corpus violaceum. M. Macquarti. 

Tí. Alaruní venae flavido-marginatae. Abdomen longitudinali- 
ter extrorsum el introrsum oblique aureo-sericeo lineo- 
latum. M. histrio. 

— Alae infumatae. Abdomen haud lineolatum. aureo-sericeo 

autem maculatum. M. inslabilis. 



30 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 126 

(1)1. Mierodon erassitarsis, Macquart. 

AphriUs crassitarsis, Macqt.. Dipt. exot., Suppl. 3, 198, 9, tab. 4, f. ¿. (1846 . 

Viridis (antcmiis, aitfi Icvmsque exceplis) sccundum lucem viu- 
laceo-miccms. Antennis nigris, articulo primo sequentibiis 2 fere 
aequelongo. Facie albo-tomentosa. Capitis vértice ad cyanemn 
vel violaceum vcrgente. Alis leviter infuscatis, nenmlo spurio 
conspicuo, cdlula prima postica angulatim rotundata ex- 
tus liaud appendi culata. Tarsis nigris, posticis dilatatis, articulo 
/° elongato triangulare, crasso, reliquis, latitudine decre- 
scentibus transversini triangularibus . Long. 8 millim. 

Hab. observ. : Ilio Negro in República Uruguajensi (Macqi.) 

No conozco esta especie, la que muy probable y casi seguramente 
se debe hallar en la Provincia de Entre Rios. Macquart, al desig- 
nar el habitat de &\i Mierodon ,á\c^, únicamente: «Du Rio Negro, M. 
Fairmairev, dato muy pof;ü ilustrativo sobre la patria de la especie, 
si se atiende al buen número de /¿¿'ov negros que figuran en los 
mapas; mas, felizmente describe, á continuación de esta, otra especie 
«De Minas, M. Fairmaire », con cuya indicación ya podemos no 
solamente suponer sino asegurar que tanto éste como el Mierodon 
siguiente, pertenecen á la vecina República del Uruguay, en la 
cual se hallan un Rio Negro y un Departamento de Minas, y con 
tanta más certeza cuanto que ambos Mierodon figuran en la colec- 
ción de M. Faiumaire. Esta especie podría confundirse por la talla 
y el color con el M. violaceus, p'M-o se diferencia por la nervadura 
que cierra por defuera la primera célula posterior desprovista de 
apéndice exterior, y la nervadura submarginal que, en el punto de 
arranque del nérvulo interno y oblicuo de la célula posterior es muy 
sinuosa, no siéndolo ó apenas en Mierodon violaceus. Hay ejempla- 
res que tienen gran parte de las patas de color testáceo, según ob- 
serva Macquart. 

(2)3. Mierodon Maecjuartii, mihi. 

Aphritis angustus Macq. Dipt. oxot. Siippl. 3, 198, 10. (184fiJ; nec Magqt. 
op. cit., Suppl. 1. U¡>, 8 (1846). 

Angustus, violaceus. Antennis supra nigris viride micantibus sub- 



127 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 31 

tuí> testaceis, articulo 1° sequentibus 5 simul mmptis aec/ue- 
longo. Facie cyaneo-micante albido-pilosulla. Fronte viride. 
Thorace abdomineque punctulatis , hoc illoque subtus viridibus. 
Scutello dentibus apicalibus albo-piloais. Alis apicem versus 
modice mfmcatis, nervuli^ ommino ut in praecedenti. Halte- 
ribus ftavis. Pedibus viride mican ti bus ; tars'r, nigris, articulo 
primo modice tumidulo deorsumparum arcuato. Long. 8 millim. 

Hab. obser. : Minas in República Uruguayensi (Macqt.). 

Me es desconocido; probablemente se hallará más tarde en los 
mismos parajes que señalo para el anterior. Su característica la 
he tomado, así como en parte la del precedente, de las respectivas 
descripciones de Macquart. En cuanto al nombre específico, he de- 
bido cambiarlo, pues, por una inadvertencia, fácil de comprender, 
Macouart ha descrito dos especies diversas bajo igual denomina- 
ción y como quiera que ésta es posterior á la otra, mudo su cali- 
ficativo en Macquartii en vez de angustus, corrigiendo el error y 
honrando al mismo tiempo la memoria del docto descriptor de la 
especie. No confío grandemente en la independencia específica de 
esiQMicrodon, que es posible sea idéntico al anterior, pero, como no 
lo he visto, contentóme con citarlo sin mayores comentarios. 

( 3 J 3. Mierodon histrio, Wiedemann. 
Microdon histrio, Wiedem., Aiiss. zweitL Ins., 11, 83, 3, tab. IX, f. 6 (1830). 

Antennis nigris, Facie clialybea albido-pubescente. Vértice capitis 
aeneo, flavido-hirto. Thorace (lavicanle-aeneo, flavido hirtulo. 
Alarum nervulis flavido-rnarginatis. Femoribus albo-, tibiis 
flavido-villosuíis. Abdomine ovato, latiusculo, chalybeo, se- 
gmento secundo macula magna triangular i viridaurea, albo- 
hirta supra et utrinque ornato, reliquis vittulis dorsalibus lon- 
gitudinaiibus 2 bene disjunctis cum aliis binis lateralibus 
utrinque antrorsum introrsumque oblique directis conjunctis vi- 
ridaureis albo-hirtis signatis. Long. J3 millim. 

Hab. observ. : República Uruguayensi i'n Jíon/eü{(/eo( Wiedem). 

No lo he visto aún ; es muy verosímil que se le encuentre en las 
islas del Paraná ó en Entre Rios y aun quizá en Buenos Avres. 



32 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 128 



( 4 ) 4t, Microdon bidens (Fabricius) Wiedm. 

Mulio bidens, Fabr. Syst. Antl., 185, 6 (1805). 

Microdon bidens, Wiedem, Auss. zweifl. In-. II, 84 6 (1830,;. — Burm. Reise 
d. d. La Plata St. Bd. I (1861). 

Antenms nigro-fiiscis. Facie flavida bremter alho-villosula medio 
nigro-vittata, vértice et occipite capitis nigro-cyanescentibus. 
Thorace nigro-aeneo subtiliter cupreo-bilineolato. Scutello 
cyaneo-viride, dentibus apicalibus brevibus margineque postica 
flavidis. Alis infumatis. Pedibus anticis obscure rufis, posticis 
rubidis at femorum tibiarumque ápice fuscis, ómnibus albido- 
sericante pilosulis. Abdomine riibido brevissime parcequc albi- 
do-sericeo-viltosulo, segmnto primo plus minusve nigricante. 
Long. 10 ^¡U millmi. 

Hab. observ. : Ani. merid. (ubi ?) (Wiedem). — Resp. Arg. in 
Mendoza (Burm.), et in San Luis (J. González Acha). 

Un Microdon muy mutilado que procede de la Provincia de San 
Luis, y que me parece corresponder á esta especie, es el único que 
he visto, aunque también puede ser mi M. rubriventris. 



( 5 ) 5. Microdon rubriventris, n. sp. 

Niger, dense aureo-sericeo-tomentosus ; abdomine rubro, nítido, 
subtiliter albido-sericeo-pubescente, ápice nigro-fusco ; antenms 
pedibusque nigro-piceis, his dense albido-pubescentibus : alis 
dilute fuscis, nervulis fusco-marginntis, cellula P posttca inter- 
dum é nervulo medio transverso in duas partes [ere divisa, 
Long. S-9 millim. 

Caput nigrum postice albo-villosum, facie albo-grisea sericeo-to- 
menlosa vitta media nitidissima nudaque praedita, fronte nigra ni- 
tida utrinque aibo-villosula. Antennae nigro-fuscae, cinéreo prui- 
nosae. Oculi fusci. Thorax niger, supra dense subaurato-sericeo-to- 
mentosus, utrinque dense üavido-sericeo-vil losas et tomentosus. 
Scutellum triangulare densius subaurato-sericeo-vestitum, denti- 
bus apicalibus obsoletis. Aiae dilute infuscatae antrorsum obscu- 



129 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 33 

riores ; venae fusco marginatae, cellula prima poslica limbo externo 
haud appendiculato, nervulo interno transverso extrorsum obliquo, 
saepius breve, interdum in duas partes fere divisa; cellula basi- 
laris prima, discoidalis tertiam partem basalem altingens; nervu- 
lus spurius nullus. Pedes fusco-picei, dense aibido-sericeo-pilosu- 
1¡ ; geniculis tarsorumque ápice saepe rufescentibus. Abdomen 
rubrum, nitidum, ápice nigro-piceum, interdum segmento secundo 
ápice vittaque media antrorsum optime abbreviata nigro-fuscis 
signato ; tenuiter sat dense albo-flavicante sericeoque micantepu- 
bescens. 

Hab. observ. : Prov. Buenos Ayres in Chacabuco. 

Abunda en la Primavera sobre las Composita de las llanuras de 
Chacabuco ; es afine del M. bidens Fabr., pero sin reflejos azules en 
la cabeza ni en el escudete, desprovisto de rayas cobreñas en el tó- 
rax y con las nervaduras de las alas notablemente orladas de pardo 
sobre el fondo parduzco y mas lavado de ellas, en vez de ser uni- 
formemente ahumadas. Es probable que el Microilon bidens men- 
cionado de Mendoza por el Dr. Burmeister no sea otro que el que 
acabo de describir. 



( 6 ) 6. Microdon violaceus (Macquart), mihi. 

Aphrüis violaceus, Macqt., Dipt. exot., II, 2, 13, 6, pl., 1, f. 3 (1842). — Gay, 
Hist. fis. y pol. Chile, VII, 404 (1853). — Phil., Aufzáhl. chil. Dipt., 
139 et Verhandl. zool.-bot. Gessels. Wien, XV, 733 (1865;. 

Capite coeruleo, nigro-pilosulo, facie parce albo-pilosa. Antennis 
nigris articulo primo modice elongato, secundo brevissimo. 
Thorace suprá obscure, coeruleo-viride et violáceo- fulgente nigro 
pilosulo ; scutello transverso medio subemarginato, spinulis nu- 
llis, metallice chalybeo, pleuris fuscis violaceo-micantibus. A lis 
leviter fuscano-griseis, nervulis fuscis, cellula prima poslica 
nervulo externo prope tertio supero extrorsum brciiter appen- 
diculato at nervulo medio interiore transverso forliler obliquo 
elongatoque, vena spuria conspicua, cellula basilari prima di- 
scoidalis médium haud attingente. Pedibus fuscis femoribus cya- 
neis, tib lis tarsisqueextus dense albido-subsericeo-, intus ferru- 
gineo-tomentosis. Abdomine suprá crebre subtilissime punctula- 



34 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 130 

to, violáceo vel chalybeo fulgente, hic illic secmidum lucem 
coeruleo-nitente, hreviter sal dense nigro piloso, infrá chalybeo 
cyaneo virideque vergente. Long. 8-42 millim. 

Hab. observ. : Chile (Macqt. — Gay — Phil.). — Resp. Argen- 
tina in Prov. San Luis (E. Aguirre. — J. González Acha). 

Dos ejemplares, que se hallan en mi colección, concuerdan casi 
en todo con la descripción de Macquart, menos en la talla, que es 
mucho mayor (12 milímetros) en los individuos que poseo que en 
los que examinó Macquart (4 Un.), pero como los que describe 
este autor eran ^ y los mios son hembras, no debe atribuirse la 
diferencia de tamaño sino á carácter sexual. Mis dos ejemplares 
fueron cazados en Diciembre, uno en 1879 y otro en 1881, por los 
amigos que menciono mas arriba. En mi colección se halla otro 
ejemplar de color negro brillante de antracita, con vello blanco en 
la cara, y que parece haber estado sumergido en algún líquido 
que ha alterado sus colores primitivos. 

( 7 ) T. Microdon instabilis,. Wiedemann. 

Microdun instabilis, Wied., Aussereurop. zweiíl. Ins.. II. 83. 4 (1830). 
Aphritis instabilis, Rond. in Baudi et Truqui, Studi entorno!., I. 72. 17 (1848), 

Metal lice viridis, flavido-sericeo-villoso-maculatus, ano ¡lavo-te- 
staceo opaco. Capite aeneo-viride postice supráque nitidissimo, 
facie fronteque utrinque dense albido-fl ávido sericeo-pilosis . 
Oculis nudis fusco-piceis. Antennis nigro-fuscis, articulo primo 
tertio paulo at distincte longiore, T tertii quintam vel sextam 
partem longitudine aequante, articulis ultimis duobus cinereo- 
pruinosis\ chaeta nigro- fusca. Thorace antrorsum áureo-, retror- 
sum-cyaneo-viride-nitenteflavido-pilosulo medio dorso vitta lon- 
gitudinali purpureo micante ornato. Scutello transverso viride 
nitido trapezoidale subnudo ápice trúncalo at spinulis minutis 
acutis nigrisque armato. Alis obscure ciñereis vel infumatis, 
¡usco-venosís cellula prima postica extrorsum medio sinuata et 
ante médium appendiculata, cellula discoidali externe parum 
sinuata haud tamen appendiculata, ad angulum posticum ro- 
tundata, nervulo spurio sive auxiliari conspicuo. Calyptris 
albidis. Halteribus flavis. Pedibus anticis et mediis nigro-fuscis 



131-194 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 35 

at femoribus aeneo-viridibus albido-pilosulis, tibiis tarsisque 
flavido sericeo-pilosis, geniculis rufescentibus, trochanteribus 
mediis inferné fulvo-tomentosis ; femoribus tibiisque posticis 
aeneo-viridibus ad partim chali/bescentibus fulvo -ser iceo-v Ulo- 
sis, tarsis posticis nigro-fuscis supra breviter modice dense infra 
longius densiusque fulvo-sericeo-pilosis, articulo primo elongato 
triangulari modice dilátalo. Abdom'ine aeneo-viride secundum 
lucem áureo-, velchalybeo- fulgente, supra maculis maledeter- 
minatis e pube sericea albida constitutis signato, organa copu- 
latoria et segmento quarto flavis opacis tenuiter ¡lavido-v Ulosis. 
Long. ¡0-i2 millim. 

H'íb. observ. : Brasilia (Wiedemann. — RondaíM.) Resp. .Irgentina 
in San Luis (.1. Gojnzalez Acha). 

El Microdon que acabo de describir me parece que no es otro que 
el instabais de Wiedemann, no obstante poseer una raya longitudi- 
nal de color purpúreo metálico en el dorso del tórax y que Wiede- 
mann no mencione las placas borroneadas de vello fino y blanquizco 
en lo superior del abdomen, mas en un género como éste, en el que 
las especies son tan variables, aventurado sería fundar una nueva 
sobre un solo ejemplar, cuyos caracteres diferenciales tan poco lo 
apartan de los tipos de Wiedemann y Rondani, que por ello conservo 
al Microdon hallado por el Sr. González Acha en la provincia de 
San Luis con la denominación de instabilis hasta que me sea dado 
comprobar no sólo si lo he clasificado correctamente, sino también 
si corresponde mejor con los Aphritis dives Rondani, Microdon ful- 
gens Wiedemann y aun con Microdon splendens Wiedemann, especies 
que, por otra parte, bien prodrían resultar sinónimas las unas de 
las otras. 



( 8 ) 8. Mieroclon bouariensis, n. sp. 

Fuscus, facie pronoto scutelloque aureo-sericeo-pilosis, subtiliter 
denseque punclulatis. Pleuris antennis geniculisque piceis. 
Scutello semi-circulari flavido-bispinoso. Alis fuscis vittis lon- 
gitudinalibus duabus, una costali alteraque media abbreviata 
basique testáceis ornatis. Abdomine segmento 2" postice aureo- 
sericeo-marginato 3" plus dimidio postico aureo-sericeo sed 
utrinque pone médium macula obliqua fusca et apicem versus 



36 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 195 

lineóla media longitudinali ejusdem coloris in fundo aureo- 
sericeo signato. — Long. 8 miílim. 

Capul latitudine thoracis, fusco-piceum, facie sat longe, fronte 
verticpque breviler aiireo-sericeo-pilosum, fronte super antenna- 
rum insertionem verliceque utrinque piceis, occipitegriseo-sericeo- 
piloso. Oculi nudi piceo-fusci. Ante7inaeíusco-\)ic,eae, articulo primo 
rufescente, ultimo 1° vix breviore griseo-pruinoso. Thorax supra 
fuscus, crebre tenuiterque punctatus,breviteret paulo dense aureo- 
sericeo-pilosus, utrinque piceus, nitidulus, albo-griseo-villosus. 
Scutellum semicirculare omnino ut thoracis disco supero punctu- 
latum et piiosum at postice spinulis duabus flavidis acutis arma- 
tum. i/ae fuscae, basi, costa vittaque media abbreviata longitu- 
dinali, flavido-testaceis, cellula prima postica extrorsum haud 
appendiculata sed rotundato-angulata, secunda postica extrorsum 
inappendiculata et reliquo ut prima, nervulo spurio subnullo. 
Haheres ña\'\ . Pedes fusci griseo-sericeo-villosi, geniculis piceo- 
testaceis. Abdomen superne fuscum, segmento 2° posterius aureo- 
sericeo-íimbriato, 3° plus dimidio postico aureo-sericeo-vestilo 
at in fundo aureo-villoso, utrinque macula obliqua et lineóla me- 
dia longitudinali fuscis signato, inferné piceum. 

Hab. observ.: Prov. Buenos Ayres, Baradero. 

Hace algunos años cacé en el Baradero, cerca del Paraná de las 
Palmas, un ejemplar ($) de este Microdon y después no he visto 
otro. Por sus caracteres de grupo se asemeja al M. anlhinus, Mei- 
GEN ; pero todo lo que en éste es gris ó ceniciento, en el mió es do- 
rado, sus alas no son uniformemente parduzcas y el tinte general 
del cuerpo es pardo terroso. Su aspecto es el de una pequeña 
abeja ó aún mejor el de un Oxijbelus (Crabronidae). Las nerva- 
duras de las alas son muy parecidas á las de M. tristis, Loew. 
pero más á las de las del M. fuscipennis, Macquart, pues el nérvulo 
auxiliar, muy aparente en el M. tnstis, falta ó es poco visible en los 
Microdon fuscipennis y honariensis, pero si sus nervaduras lo acer- 
can al M. fuscipennis, difiere notablemente de él por la forma del 
escudete, de los tarsos posteriores y de las antenas. 



196 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 37 



II. Holmbergia, nov. gen. 

Capul transversum, thorace vix lalius, postice anticeque con- 
vexiusculum, fronte ad antennariim inserlionem leviter produ- 
cía, facie leviter lumidula haud callosa dense sericeo-villosa, fere 
ut in Microdonte, epístoma medio leviter impressum ápice pa- 
rum emarginatum. Probaseis brevis, subrecondita, carnosa. Ocu- 
li nudi, ovati, frontem versus bene disjuncti, margine frontali 
intus oblique truncatulo. OceUi 3 in verticis tubérculo minuto 
parum elevato siti. Antennae capite plus duplo longiores, basi 
subapproximatae, articulo primo elongato, cylindrico, nudo, se- 
quentibus duobus simul sumptis prope sesqui breviore, secundo 
tertioque arete connexis clavam elongat ¡m, oblongam, extrorsum 
divergentem, formantibus, clava articulo primo sesqui longiore, 
pruinosa, ápice acuminala, utrinque subcompressa, articulo se- 
cundo minuto obconico, 3" elongato, basi rectiusculo et seta basali 
nuda auclo, ápice acutiusculo. Thorax breviter ovatus, antice po- 
sticeque truncatus, modice convexus, angulis rotundatis, posticis 
obsolete oblique truncalis. Scuteílum breve subsemicirculare. 
Alae parallelae, lanceolatae, abdomine paulo breviores, cellu- 
lis marginali et submarginali apertis, vena submarginali vix 
sinuosa, subrecta, cellula basali prima secunda paulo longiore, 
cellula prima postica tertium basalem haud superante, cellula 
prima postica extus ad angulum posticum late retúndala et in- 
tus médium versus breviter oblique appendiculata, cellulae dis- 
coidalis ángulo poslico rotundalo, vena spurea s. auxilian sal 
conspicua cellulam discoidalem longiludine ejusdem haud exce- 
dente. Pedes sal breves, poslici longiores, crassiusculi, mulici, 
tenuiter pubescentes, tarsi snÚGi in femina á'i](\iai\, ¡emora postica 
leviter incrassata, tibice posticae modice subclavatae et arcuatae, 
tarsi poslici articulo primo crassiusculo sequentibus conjunctis 
fere aequelongo, reliquis sensim decrescenlibus oblriangulari- 
bus; pul vil li omne^ sal magni; ungues breves, simplices. Abdo- 
men basi subdeppressum, late rotundato-dilatatum, medio forti- 
ter coarctatum, deinde clavatum, articulo primo breve, satlato, se- 



38 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 197 

micirculare, cum secundo arete connexo e sulculo arcuato fortiter 
impresso a secundo sepáralo videtur; secundo cordiformi, ma- 
gno, ampio, antice profunde emarginato, utrinque rotundato, po- 
stice tubuloso, tertio scutato, convexo, fortiter clavato, antice 
breviter tubuloso, postice rotundato, reliquis parum conspicuis 
sub tertio a supra visis perconditis. 

AIJ primer golpe de vista parece un Tripoxylon (ttymenopierd 
Crabronidae) por el conjunto de sus caracteres engañosos, pero 
con la base del abdomen muy ensanchada. Es próximo de los M¿- 
¿poí/asíer de Macquart, pero el abdomen no es pedunculado desde 
la base, sino fuertemente estrangulado en el medio, las nervadu- 
ras parecen algo diferentes y la clave antenaria es más larga. Por 
la forma del abdomen se acerca á Senogaster (Macqt. Dipt. exot. 
11,2,72, 1842). del que desde luego se distingue por caracteres 
de grupo tan decisivos como los de las alas y antenas, y por sus 
muslos posteriores sin dientes ni espinas. De los Salpindogaster 
(ScHiN., Novara Exp., II, 344, 1868) se aparta no sólo por sus ante- 
nas, sino también por las nervaduras, parecidas á las de Eristalis 
en Saljmidogaster, y casi iguales á Microdon en mi género. Tiene 
algunas relaciones con übrístes (Walk. Dipt, Saund., I, 217, 1856), 
pero sólo se reducen á las antenas y a las alas, pues el abdomen 
es diverso. 

El lugar sistemático que el género Holmbergia debe ocupar, pa- 
rece ser al fin de la serie de los satélites de Microdon. Este género 
singular, que hasta hoy no cuenta sino con un solo representante 
en nuestra Fauna, dedicólo á mi ilustrado colega y amigo el Dr. 
Eduardo L. Holmberg, al que soy deudor de considerable material 
para este y otros trabajos y también de valiosas observaciones per- 
sonales recogidas en sus expediciones á diversos puntos de la Re- 
pública, siendo seguro que si me hubiera faltado su eficacísimo 
concurso, los estudios dipterológicos que hoy publico estarían le- 
jos de tener el relativo interés que por ahora pueden merecer. 
Siendo los Microdon parásitos de los Formicidae, no sería extraño 
que este género lo fuese de otros Himenópteros y singularmente 
de los Tripoxylon con los que tienen tan notable parecido, pues á 
favor de su disfraz pueden impunemente deponer sus huevos en 
los nidos de dichos Crabronidae, ya que, como se tiene observado, 
los parásitos se asemejan en su facies externa á sus víctimas. 



i 



198 ANALES DE LA. SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 39 



( 9 ) 1. Holmbepg-ia Güntherii, n. sp. 

Nigro-fusca, opaca, subtililer crebreque punctata, tenuiter albi- 
do-sericeo-villosa. A?iten7iae arúculo primo nilidulo, basi rufo-piceo, 
ápice nigro-piceo, reliquis duobus nigro-fuscis, opacis, griseo-prui- 
nosis, chaeta nigra. Alae hjalinae, iridescentes, dimidio antico 
longitrorsum fusco, cellula basali secunda disco vix infúscala at 
obscurius fuscano-limbata. Pedes anlici et medii castanei s. fu- 
scano-ferruginei, tarsi autem fusco-picei ubique albido-sericeo-vi- 
llosi, [emora postica picea basi apiceque ferruginea, tibiae posticae 
basi late diluteque flavidae ápice fusco-piceae, tarsi postici fusci 
infrá flavido-rufesco-tomentosi. Abdomen suprá nigro-fuscum^den- 
sius (praesertim ad apicem) flavido-sericeo-villosum, segmento 
tertio basi anlrorsum tubulosa utrinque obsoleto ferruginea, se- 
gmentis apicalibus obteclis ventreque piceis. — Long. 12 millim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina prope Buenos Ayres, (G. Gün- 
ther). 

Hace algunos años que, en los alrededores de Buenos Ayres, 
descubrió esta especie el Sr. Guillermo Gi^ínther, laborioso y pa- 
ciente coleccionista á quien la Entomología es deudora de no esca- 
sos cuanto interesantes hallazgos ; el ejemplar por él obtenido lo 
regaló á mí hermano, de cuya colección pasó á la mia. Parece raro, 
pues aquí no he visto otro fuera del cazado por el Sr. Günther. 

Tribus II. PSARINI. 

Antenas distintamente más largas que la cabeza, derechas ó poco 
divergentes en el ápice, avanzadas horizontalmente y en casi todos 
con los dos primeros artejos reunidos tan largos como el tercero y 
este último que sólo excepcionalmente es mucho más largo que los 
dos básales juntos provisto en el dorso y cerca de la base de una 
cerda desnuda ; con frecuencia el segundo artejo es de mucha ma- 
yor longitud que el primeroy el último, otras veces todos los artejos 
son casi iguales entre sí y rara vez el primero es tan alargado como 
en los Microdontini . Las alas tienen las celdas marginal y submar- 
ginal abiertas en el ápice, la primera celda posterior no pediforme 
ni dividida en dos por un nérvulo transversal, el cual no existe ni 
aún como rudimento, es aguda en el extremoy las más veces apendi- 



40 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 199 

culada en el ángulo posterior. La nervadura submarginal más ó 
menos ondulada en casi todos, es recta en algunos. El escudete es 
semi-circular y sin espinas. Las patas medianamente gruesecilas 
y cortas son casi siempre múticas, rara vez los muslos son denta- 
dos. El abdomen oblongo á veces casi paralelo y por excepción 
cortísimo, consta de 5 á G segmentos, y en el reposo se arquea un 
poco hacia abajo. Y, á mayor abundamiento, la cara, casi plana ó 
poco excavada y pubescente, carece casi siempre de callos y tubér- 
culos, pero en algunos casos es carenada á lo largo. Este grupo 
comprende gran parte de los Chrysotoxitae de Blanchard, casi to- 
dos los Chilosini de Williston y los Psaridae de Bigotcoh excepción 
de los de la estirpe de Microdon que él incluye en su grupo y el 
agregado del género Lepidomyta que Bigot anexa á sus ñelophüi- 
dae. Sólo dos géneros de esta tribu figuran hasta ahora en nuestra 
Fauna. 

1. Antennae articulo primo elougato, cylindrico, sequentibus 
diiobus simiil suraptis fere longiore. Feínora postica 
mutica. Abdomen elougatum, angustum. Argentinomyia. 

— Antennae articulo ultimo praecedentibus duobus simul sum- 
ptis duplo longiore. Femora postica subtus «pinulosa. 
Abdomen breve, latum. Lepidomyia. 



III. Argentinomyia, nov. genus. 

Corpus angustum, elongatum, caput thorace paulo latius, pe- 
des breves, antennae porrectae elongatae, alae fere omnino ut 
Pipizae. Caput ihorace p<\u\o latius, subhemísphaericum, postice 
pone oculos leviter tumidulum, medio supero vix emarginatum, 
antice leviter convexum, facie longitrorsum parum obtuse carinu- 
lata a latere visa subperpendiculare, infrá leviter tumidula vel 
rolundata, fronte verticeque lalis modice convexiuscidis, antice et 
postice ampliatis. Oc?//¿ sat magni, nudi. Ore/// 3 medio frontis 
siti. Antennae porrectae, capile longiores, articulo primo elon- 
gato, cylindrico, breviter pubescente, sequentibus duobus con- 
junctis fere longiore, secundo obconico, minuto, lerlio oblongo 
praecedenttí quasi triplo longiore, basi seta dorsali nuda crassiu- 
scula instructo. Tliorax suboblongus basi apiceque truncatus, 



200 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 41 

modice coiiv(3xus. ScutcUiim sublriangulare ápice rolundalum. 
Alae parallelao, lanc(3olatae, tenuissime villosae, cellulis inargi- 
nali et submarginali lale apertis, vena submargiiiali recta, vena 
spurea sat conspicua, nervulo transverso medio prope cellii- 
lae discoidalis basin sito, cellula prima postica extus parum si- 
nuosa. Pedes breviuscüli, pubescentes, mutici, normales. Cahj' 
ptra minuta. Halteres detecti. i¿dome/ithorace duplo ferelongius, 
angustum, oblongum, basi thorace paulo angustius, apicem ver- 
sus modice infrorsum arcuatum, 5-annulatum, depressum. 

Se parece, por las antenas, á Chrysotoxum, pero el segundo ar- 
tículo es muy corto y la nervadura submarginal es recta ; algo se 
acerca á Psarusy Paragus, mas el primer artejo es notablemente 
alargado, casi como en Mícrodon, pero este carácter es el único que 
tiene de común con el último género. El porte del cuerpo es de 
Paragus y las alas casi como Pipiza, pero diverso por sus antenas. 

( 10 ) 1, Arg^eutinouiyia testaceipes, n. sp. 

Nigro-aenea, tenuiter albido-pubescens : antennis nigro-fuscis basi 
testaceis ; alis hyalinis^ nervuris anterior ¿bus basin versus rufo- 
testaceis, cellula subcoslali ad apicem flavida; pedibus flavo-te- 
staceis. — í.ong. 7 millim. 

Capul mgro-cyuneum, nitidum, tenuiter albido-villosum, facie 
parce albo-pubescenle, carina media nigra, nítida. Antennae ca- 
pite vix perspicuo longiores, rectae, nigro-fuscae, articulis duobus 
primis testaceo-piceis, articulo primo 2° plus duplo longiore. Ocu- 
/i fusci, nudi videtur, haud distinctepilosuli. r/íomíü nigro-aeneus 
obsoletissime punctulatus, nitidus, tenuiter albo-griseo-pilosulus; 
sculellum ante apicem leviter transversimarcuatimque impressum, 
i4/ae hyalinae, iridescentes, subtilissime villosulae, radice nervu- 
risque basin versus testaceis, cellula subcostali ápice flavida, opaca, 
ífa/íez-fs dilute testacei. Pedes flavo-testacei, subtiliter flav¡do-p¡- 
losuli. Abdomen suprá nigrum, nitidum, tenuissime parceque albi- 
do-villosum, infrá obscure piceum, segmentis anterioribus poslice 
dilutioribus. 

Hab. observ. : Prov. Buenos Ayres in Chacabuco. 



42 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 201 

A primera vista parece un Paragus, género del que difiere por 
sus ojos sin fajas de vello al través, j sus antenas, cuyo primer ar- 
tículo es alargado y cilindrico como en los Microdon. Un solo 
ejemplar $ es el único que he visto y cazado sobre las Gramíneas 
en el Partido de Chacabuco. 



IV. Lepidomyia, Lqew. 

Lepidomyia, LoEW (non Bigot), Dipt. Am. seplentr. indígena, Cenluria V, 
in Berl. entom. Zeit., VIII, QQ nota (1864). — Bigot, Ann. Soc. entom. 
Franco, 239 (1883). — V. der Wulp, Tijds. voor Entom., XXXI, 374 
(1888). 

Lepidostola, MicK, Wien. entom. Zeitg., 278 (1886). 

Lepromyia, Williston, Synopsis Norlli. Am. Dipt., 31 (1886). — MiCK, Wie- 
ner entom. Zeitg., 264 (1887). 

«Cor/9i/sbreviusculumetlatiusculum, niidum, squamulisminu- 
tis adspersiim. Facios ¡n medio tnberculata. Aníennae (longitu- 
dine) faciei acquales, articulo lertio (elongato ovaloide) duobus 
praecedentibus simul sumtis duplo longiori aequali seta basali 
tenuissima nuda. Femora omnia valde incrassata et infrá (bise- 
riatim) spinosa, tibiae posticae (subclavatae et leviter arcuatae) 
et tíü'si crassi. Ccílula alarum marginalis aporta, vénula trans- 
versa media subnormalis, margo apicalis cellulae posterioris 
primae in medio sinuatus, ángulo postico rotundato, antico acuto 
et prope ad marginem alae ducto.» {Abdomen breve, latum). 
(LoEw). 

En los términos que preceden, caracteriza Loew este curioso gé- 
nero, á cuya descripción he agregado algunos detalles que figuran 
entre paréntesis. El tipo del género es la L. nalopus, Loew, in- 
seclillo de Cuba, negro, con pocas escamillas blanquecinas sem- 
bradas por el cuerpo, alas manchadas de negro, y patas con tibias 
y tarsos blancos. El nombre de Lepidomyia fué usado por Bigot 
en 1857 para designar una sección de las Uemerodromyia (Empi- 
dae) desprovistas de célula discoidal en las alas, pero esta deno- 
minación ha quedado sin valor alguno, hasta el punto de que el 
mismo autor así lo ha reconocido, adoptando (V. op. cit., 1. c), 
para los Syrpkidae el homónimo de su antigua división del género 



202 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 43 

Hemerodromyia, de manera que Loew ha podido utilizar de nue- 
vo el calificativo de /.e/jíV/omyía para sus Sijrphidae, como de un 
nombre nulo ó caido en desuso. 

No obstante MiCK en 1886, fundado en razones de prioridad ó 
eufonía cambia este nombre en Lepidostola, casi al propio tiempo 
que WiLLisTON hace lo mismo, llamando Lepromyia á los Lepído- 
7711/ ia de LoEW y posteriormente Mick, en 1887, subordina sus Lepi- 
dostola á las Lepiwnyia de Williston. En este punto, soy de la 
opinión del concienzudo Dr. Bertkau (Wiegmann's Archiv, 9o, 
1888) y pienso, como él, que el nombre genérico dado por Loew no 
necesita ser corregido, y aún nicis, pienso que tales cambios, más 
serán perjudiciales que provechosos para los progresos de la Ento- 
mología. No conozco aún éste género, el cual tiene un represen- 
tante en nuestro país, la L. ortalÍ7ia V. der Wulp, sino es por las 
descripciones y figuras que de él se han publicado. 

( 11 ) 1. L<epieloiiiyia ortaliua, Van der Wulp. 

Lepidomyia orlalina, V. d. Wulp, Tijds. voor Entom., XXXI, 374, 14, pl. 10, 
fig. 2-5 (1888). 

Nigra 7iitida, tho7'ace postice flavo-squamulato, alis flavido-fu- 
scano tÍ7ictis, ápice ohsciuñoribus 7mbecula fuscana subcostali si- 
gnatis. Anteimis, femoribus posticis basi, anterioribus basi api- 
ceque, rufis. — Lo7ig. 5 77iillii7i. 

Hab. observ. Resp. Argentina m Cordova (V. d. Wulp). 

Compárala Van der Wulp con la I. calopus Loew, haciendo no- 
lar la carencia de la nervadura espúrea que ordinariamente reco- 
rre en los Sírfidos la primera célula basal y parte de la primera 
posterior. 



Tribus in. BACCHINI. 

Antenas cortas medianamente inclinadas hacia abajo, con los 
dos primeros artejos juntos más cortos que el tercero y este último 
oval, comprimido lateralmente y con una cerda dorso-basal des- 
nuda. Alas con el nérvulo medio transversal situado antes del 
medio de la célula discoidal, célula marginal abierta en el ápice, 



44 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 202-247 

submarginal pediforme ó nó. Patas delgadas, corlas y múticas en 
muchos, pero á veces con muslos dentados. Escudete inerme, re- 
dondeado. Abdomen largamente pediculado. Este grupo corres- 
ponde casi por completo al de los Bacchidae de Bigot, con excepción 
de los Ocijptamus, 

1. Alae cellula submarginalis fortiter pediforniis . Femora po- 
stica breviter spinulosa. Salpindogaster. 

— Alae cellula submarginalis haud pediforniis. Femora postica 

rautica. Baccha. 



V. Salpindogaster, Schiner. 



Salpindogaster, Schin., Novara Exp., Zool., II, 344 (1868).— Bigot, Ann. Soc. 

entom. France, 329 (1883). 
Amathia, Walk., Ins. Saunders., Dipt , I, 223 (1856). — Bigot, Ann. Soc. 
entom. Fr., 234 (1883). 



Ca¡mt hemisphaericunoi, Ihorace paulo latius, poslice planum, 
antice conico-rotundato-productum. Antennae breves, tri-arli- 
culatae, articulis duobus primis brevibus, ultimo praecedente 
haud longiore, ovato, seta dorsaii nuda aucto. Tliorax ápice trun- 
catus, basin versus modice anguslatus, angulis posticis rotunda- 
tis. Scutellum semi-circulare. Alae sat amplae, oblongae, cellula 
marginalis aperta, submarginalis pediforrais, cellula prima po- 
stica ante apicem a nervulo submarginali profunde sinuata, 
ápice clausa et appendiculata, appendiculo extrorsum ad ala- 
rum apicem terminante, ante basin e nervulo transverso in duas 
partes divisa, vena transversa discoidalis fortiter bi-sinuosa, 
cellula basilari prima secunda breviore. Pedes crassiusculi modi- 
ce elongati, femora postica breviter spinulosa, tarsi antici fe- 
minse dilatati. Abdomen fortiter clavatum et pedunculatum, se- 
gmento primo angusto, secundo antice breviter at extrorsum sat 
late dilatato, postice elongato, cylindrico, sequentibus duobus 
aequelongo, reliquis ampliatis clavam ovatam formantibus. 

El género Salpindogaster se parece á Baccha en la figura general 



248 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 45 

del cuerpo, pero la célula submarginal de los alas es semejante á 
la de los Eristalis y e\ abdomen se halla extrañamente dilatado enla 
base, antes del angosto pedúnculo que precede á la clava terminal. 
He dado la preferencia al nombre de Salpindogaster aplicado 
por ScHiNER á este género, en vez del de Amathia, con que lo de- 
signó Walker en otro tiempo, á causa de que, antes que por Wal- 
KER, la denominación de Amathia había sido usada por Duponchel, 
hacia 1829, para caracterizar un género de Lepidópteros. M. Bigot 
usa, al parecer, uno ú otro indiferentemente, pues en el mismo 
año (1883), al describir algunos dípteros nuevos, llama, á uno 
de ellos, Salpindogasler nigriventris, lo que implica aceptar el 
nombre de ScHiNER, pero al establecer su sinopsis de la tribu de 
los Sfjrphidae adopta la denominación de Amathia considerando á 
Salpindogaster como sinónimo de aquella. 



( 12 ) t. Salpiiirlog:aster nigriventris, Bigot. 
Salpindogaster nigriventris, Bigot, Ann. Soc. entom. France, 329 (1883). 

Antennis fulvis, facie flava utrinque albido-pruinosa ; vértice ni- 
gro. Thorace nigro-opaco vittis tribus flavidis ornato, vitta 
media anticé abbreviata, latcralibus thoracis suturam mediam 
attingentibus ; pleuris fulvis, cinereo-pruinosis. Scutello flavo 
basi nigro. Calyptris halteribusque pallide testaceis his clava 
fusca. Aiis hyalinis basi angusle et macula externa elongata 
fuscis, vitta transversa intus abbreviata pallide fusca. Pedibus 
fulvis, posticis parum obcurioribus , geniculis, tibiis basi late 
pallide flavis, tarsis fuscis . Abdomine nigro vix nitido, segmen- 
torum marginibus ómnibus anguste segmentis 2- i basi macula 
laterali obliqua ftavo-testaceis. — Long. JO millim. 

Hab. observ. : Resp. Uruguayensis in Montevideo (Bigot). 

Se parece al Salpindogaster macula, Schin., (Novara Exp., II, 
345, 12) en el color de la cabeza, patas, alas y abdomen, pero la 
cara es más clara, amarilla en vez de «dunckel rostgelb», las rayas 
dorsales del tórax son más cortas y amarillentas, no continuas y 
de color gris como en el S. macula, según se infiere de la frase es- 
pecífica de Schiner: « Rüchenschild auf der mitte mit einer grauen 



46 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 249 

Lángstrieme, an den Seiten rostbraunlich. » Esta especie, que muy 
probablemente se hallará en Buenos Ayres, me es desconocida, y su 
característica la he tomado del trabajo de M. Bigot, acomodándola 
en parle á mi manera de describir. 



YI. Bacclia, Fabricius. 

Bacha, Fabr., Systema Antliat., 198 (1805). — Fallen, Syrph., 14 (1816). — 
Meigen, System. Besohreib., III, 196, tab. 28, f. 7-13 (1822). — Latr. in 
CuviER, Regne anim., V, 494 (1829). — Wiedm., Aussereurop. zweifl. 
Ins., II, 92 (1830). — Macqt., ílist. d. Dipt., I, 577, pl. 12, fig. 22(1834). 
— Ejusd., Dipt. exot., II, 2,107 (1842!. — Blanch., Hist. nat. d. ins., II, 
478 (1845).— Walk., List of Dipt., 547 (1849). — Schin., Veiiíandl. zool. 
bot. Ges., VII, 383 (1857).— Schin., Novara Exp., II, 339 (1868).— Bigot, 
Ann. Soc. entora. France, 235 (1883). — "Wicliston (pt.), Synopsis, 116, 
(1886). 

Caput thorace paulo latius, hemisphaeric.um, fronte leviter 
rolundalo-productum, facie medio uni-tuberculatum. Om// nudi, 
magni, feminae e fasciola verticali bene disjuncti at maris fron- 
tem versus conniv(3ntes. Antennac breves, porrectae, arliculis 
duobus primis brevissimis subconicis, tertio praecedentibus lon- 
giore crassioreque, sub-orbiculato, basi seta dorsali nuda instruclo. 
r//o?ua? ovatus.modice convexus, subnudus. ScuteUwn semicircu- 
lare. Alae tenuiter villosae, sat amplae, parallelae, oblongae, api- 
ce rotundatae, basi angustae, cellula marginalis apporta, sub- 
marginalis haud pediformis. Pedes breves, tenues, simplices. Ab- 
domen elongatum, basi angustura, posticesubclavalum, segmento 
primo angusto, breve, postice magis angustalo, secundo cylin- 
drico, angusto, elongato, reliquis ampliatis. 

Son elegantes Sirfidos de talla mediana, notables por la delgadez 
de su cuerpo; su abdomen en forma de clava alargada, y la breve- 
dad de sus pies que no corresponden al resto del cuerpo. Tienen 
los mismos hábitos de los Syrphus. 



250 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 47 



( 13 ) 1 . Baecha clavata, Fabricius. 

Syrphiis clavatus, Fabr., Entom. syst., IV, 398, 73 (1794). 

Bacha clavaUi, Fabr., Syst. Antl., 208, 3 (1805). — Wiedm., Aussereurop. 

zwein. Ins., II, 9-1, 4 (1830). — Schin., Novara Exp., II, 341, 2 (1868). 

— WiLLisTON, Synopsis, 125 (1886). 

Capite antrorsum ebúrneo- flavido, margaritaceo-micanle, facie 
medio longitudinaliter metallice nigro-viUalo, fronte medio et 
vértice ubique nigris, coeruleo-nitentibus , occipite nigro, cine- 
reo-pruinoso. Oculispiceis cupreo-vergentibus. Antennis fuscis ar- 
ticulo ultimo infrá rufesco. Thorace nigro-aeneo tenuiter al- 
bido-pruinoso. Scutello flavido, medio transversim fusco vel 
7iigro- fusco- fasciato. A lis hyalinis, iridescentibus, fusco-venosis, 
cellula costali dimidio apicali subcostalique ubique fuscis. Pedi- 
bus nigro-fuscis vel fusco-piceis, geniculis plus minusve lestaccis 
vel testaceo-piceis. Abdomine nigro vel nigro- fusco, segmento 
primo breve, coeruleo-micante, secundo, tertio quartoque basi 
utrinque macula obliqua oblonga eburneo-ftavida notatis, reli- 
quis ápice anguste píceo vel rufesco-marginatis. — Long.S-lO 
millim. 

Hab. observ. : Am. merid. (Fabr. ~ Wiedm. — Schin.). — Resp. 
Argentina in Buenos Ayres (F. y E. Lynch); in Tandil (E. L. 
Holmberg); Prov. San Iiíús (González Acha) ; Prov. Entrerios 
(Ambrosetti) ; Misiones et Chaco (E. L. Holmberg) ; India occi- 
dentalis (0. Sacken). 

Es muy común desde la Primavera al Otoño; en la Provincia do 
Buenos Ayres se la encuentra casi en todas partes. No es improba- 
ble que su habitat se extienda hasta el Sur del Rio Negro (de Pa- 
tagón la). 

( 14 ) 2Í. Baccha Wulpiaua, F. Lch. A. 
Bacha Iricincla, V. der Wulp, Tijds. voor Eotom., XXXI, 376, 16 nft«s) 



Capite flavo, super antennaruní inserlionem puncto nigro, nítido, 
instructo, occipite fusco- flavido. Antennis testaceis, suprá fu- 



48 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 251 

sco-inar(jinatis. Thorace fusco-Jiigro, opaco, flavido-villoso, an- 
gulis posticis maculaque pleurali flavis. Scutello flavo. Alis fuscis 
antíce obscurioribus, Halleribus flavis. Pedibus anticis flavis 
sed tarsorum arliculis ultimis duobus vel tribus fuscis, mediis 
femoribus tarsisque fuscis at libiis plus minusve testaceis, posti- 
cis ubique fuscis. Abdomine basí modice anguslato, nigro, se- 
gmentis 1-2 utrinque macula triangulari flava signatis, 3-4 
médium versus 5° basi transversim anguste flavo ■cingulatis. 
— Long. II millim. 

Hab. observ.: Resp. Argentina in Tucuman (V. der Wulp.). 

Se parece, según la descripción, á B. phaeoplera Schin., pero se 
distingue bien por el diverso modo de coloración de las patas y el 
abdomen. No la conozco, y he lomado, de la descripción holandesa 
de Van der Wulp., los principales caracteres específicos de esta 
Baccha, á cuyo género probablemente no pertenece, en la acepción 
que yo le doy. He cambiado el nombre de B. tricincta en B. Wul- 
piana, porque aquel ya había sido usado. 



Tribus IV. SYRPHINI. 

Tienen la cabeza hemisférica, provista de antenas cortísimas, 
oblicuamente inclinadas liácia abajo y con los dos primeros arte- 
jos básales más cortos que el 3", el que es oval ú oblongo, munido 
de una cerda desnuda situada en la región dorso-basal. La cara es 
lisa ó cubierta de finísimo tomento, pero es más ó menos callosa ó 
tuberculosa en el medio, lo cual se nota fácilmente cuando se obser- 
va al insecto de perfil. Las alas nunca tienen pediforme la célula 
submarginal ; la marginal, rara vez es cerrada en su extremidad y 
el nérvulo medio transversal hállase situado poco después de la 
base de la discoidad. Las patas son delgadas, desprovistas de 
dientesó tubérculos, y, á lo más, las tibias anteriores de algunos 
machos se encuentran armadas de cerdas espinosas ó los fémures 
y libias posteriores se liallan contorneados de una manera parti- 
cular. El abdomen, por lo regidar, es alargado, deprimido, oblon- 
go, ó de lados más ó menos paralelos. Dominan en el vestido de los 
Syrphini las colores negro y amarillo, dispuestos en forma de 
rayas, comunmente transversales, en el abdomen, y longitudinales 



252 



ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENFINA 



49 



en el tórax; pocas veces son de color uniforme y en este caso tienen 
la cara de color negro con tomento gris ó blanco y no amarillo 
claro como sucede en casi lodos. Un corto número de géneros habita 
nuestra República. 



TABULA GENERUM. 

1 . Oculi areolis inaeqaalibus instrucli, superis quam inferís 
majoribus. 

— Uculi areolis ubique aequalibus instrucli. 

3. Oculi villosuli. Frons in utroque sexu fortiter convexa. Abdo- 
men oblongum . 

— Oculi nudi. Frons nullo modo convexa sed relrorsurareclinata. 



3. 
3. 



Catabomba, 



Allograpta. 



Abdomen parallelura. 

3. Facies flava vel albida. 4t. 

— Facies nigro-aenea, prominula, saepe punctulata. Thorax 

scutelloque nigro- aeneis. Tibiae anlicae maris exlror- 

sum uniseriatira selosae. Melanostoma. 

'4. Ocelli ad verticem approximati. Thorax medio haud longitu- 

dinaliter villatus. Pedes cf haud arquati, 5. 

— Ocelli a vértice remoti. Thorax medio longitudinaliter glauco- 

univittatus. Pedes postici cf femoribus extus (convexitate 

externa) at libiis intus saepe arquatis praediti. Mesograpta» 

5, Facies medio uni-tuberculata. Scutellum triangulare, obscu- 
rum, haud pellucidum. Abdomen fortiter elongatum, 
angustum, parallelura vel oblongum. Ocyptamüs. 

— Facies subperpendicularis ápice tuberculala. Scutellum semi- 

circulare, flavum, subpellucidum. Abdomen modice elon- 
gatum, ovatum, sat amplum. Syrphus^ 



VIII. Ocyptamüs, Macquart. 



Ocyptamüs, Macqt., Hist. d. Dipt. (S. a BuíTon), I, .554, pl. 12. f. 13 (1834).— 
Ejüsd. Dipt. exot. II, 2, 104, 33 (1842). — Schin., Novara Exp., II, 339 
(1868). — BiGOT, Ann. Soc. entora. France, 235 (1883). 

Baccha(pt.] Williston, Synopsis, etc., 116 (1886). 

Caput sat magnum, thorace paulo latius, hemisphaericum, 
fronte antrorsum leviter producía, facie médium versus obtuso 
uni-tuberculata. Proboscis brevissima, occulta. Oculi magni, nu- 
di, in femina suprá satis approximati, in mare conniventes. 



50 dipterología argentina 2B3 

Aníennae basi approximatae, brevissimae, articulis duobus pri- 
mis brevibus, at secundo intus siib terlio levittü* rolundate pro- 
ducto, tertio orbiculato, slylo nudo subbasali aucto. Thoi^ax 
ovatus, modice convexus, abdomine parum latior. Scuíellum sub- 
triangulare ápice rotundalum, convexum, á thoracis lergo é sulco 
profundo basali transverso bene separatum. i/«eamplae, oblon- 
gae, bnsi angustatae, tenuissime villosae, abdoníiinem superantes, 
costa venaesubmarginalis apicem haud excedente, cellula margi- 
nali apperta, submarginali haud pediforme, fere paral lela, ante 
apicem leviter angustata, cellulis posticis 1* et 2'' fere omnino 
iit in Siirplio. Pedes sai breves et tenues, modice villosuli. 
Abdomen fortiter elongalum, anguslum, sessile, subparallelum, 
fortiler depressum. 

Difiere poco del género Syrphus y sus satélites, pues apenas se 
aparta por sus antenas con el tercer artejo orbicular, su estilo 
antenario desnudo y la desmesurada longitud de su estrecho y 
aplastado abdomen, 

TABULA SPECIERUM. 

1 . Abdomen ñeque flavo-, ñeque testiceo-raaculatum, conco- 
lor, a. 

— Abdomen flavo-testaceo-fasciatum et liueolaluiu. Alae hyali- 

nae costa fusca. 0. fuscicosta. 

ü. Alae nigro-fuscae dimidio apicali dilutiore. 0. fanebris. 

' — Alae hyalinae basi summa, costa maculaque media trígona, 

fuscis, siguatae. 0. trigonus. 

( 15 ) 1. Ocyptaiiius fimebris, Macquart. 

Ocyptamus funebris, iMacqt,, Hist. nat. Dipt., I, 554, 1 (1834;.— Dipt. exot., II, 
2, 105, 1, pl. 19, f. 2 (1842). — ScHiN., Novara Exp., II, 346, 14 (1868).— 
BiGOT in La Sagra, Hist. Cuba, 807 (1848). 

fíaccha funebris, Williston, Synopsis North Am. Syrph., 125 (1886). 

IS'iger, angustiis; capite nigro, poslice albido-plnmbeo vel griseo- 
pruinoso,facie flavida{^) velpalUda, leviter margürilacea{^), 
albi do-tomentosa, callo faciali fusco vel nigro, nilido, inler- 
dum cyanescenle, fronte nigvo-fusca, opaca (9) i^'el nigro-coe- 



254 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 51 

rulea ((/), siiper anlennarum inserlionem macula laevigata 
stib-callosa inslructa ; oculis fusco-rufis. Antenms nirjris di- 
midiú infero-basali testaceo, vel tesíaceis, articulo tertio dimi- 
dio apicalí nigro. Thorace nigro-, vel fusco-aenco, nilido, 
pleun's-nlbopruinosis; scufel lo fusco plus minusve aeneo. Alis 
fuscis, dimidio apicalí dilutiore inlevdum nervuris et cellulis 
apicalibus fusco-iimbatís, ccllula basilari primae discoidalis 
terliam parlem attingenle. Pedibus plus minusve piceis vel pi- 
ceo-testaceis, interdum tarsis posticis testaceo- fuscis. Abdomi- 
ne brunneo vel co/feato, nítido, leviter cyaneo vel virídulo 
vergente, elongato. sub-parallelo, scssili, post mortem et disseca- 
tionem plus minusve conforto el deformí. — Long. 7-11 míliim. 

H.íb. observ.: Brasilia (Schín. el Macqt.) — Ins. Tenerife (Macq.) 
— Cuba (BiGOT.) — Resp. Argentina in Prov. Buenos Avres {Las 
Conchas), in Prov. Enlrerios (Paraná) et in Territorio Missionum 
prope Posadas. 

De este especie tengo varios ejemplares, coleccionados en la Re- 
pública por los SiíES. Juan Ambrosetti y Dr. Eduardo L. Holmberg. 
Este díptero singular, de cuerpo escuálido, gran cabeza y colores 
sombríos, no abandona los aguazales de las islas del Paraná ; 
nunca lo he visto en parajes ni aún medianamente alejados de 
nuestro gran Rio. 

( 16 ) S. Ooyptamvis ti>ig*oiius, (Wiedeviann) Schin. 

Syrphtis Iriyonus, Wiedm., Aussereurap. zweifl. lus., II, 126, 16(1830'. 
Ocyptamus trigonus, Schin., Novara Exp., 11,31^6, 17 (1868). 

Níger, subopacus, púnelo ante alas angulisque posticis sordide fia- 
vidis, scutello sordide flavído-testaceo-marginato, alis hyalinis 
basi maculaque media trígona nigris. Capite thorace paulo la- 
tíore, facie albicante-flavida tenuiter albo-pubescente, fronte 
verticeque nigris illa nítida, hoc opaco, illa utrinque albido- 
jlav i do-mar ginata; genis nigris; occipite nigro, infrd et utrinque 
cínereo-pruinoso. Antennis nigris. Thorace supina nigro, parum 
nilido, púnelo ante alas angulísque posticis flavidis vel flavo- 
testaceis; pleuris obscure piceis parce cinerco-sericeo-villosis. 
Scutello plus minusve infúscalo marginibus externis indelermi- 



52 dipterología argentina 255 

nate flavidis vel sorcUde testaceis. Alis hyalinis hasi summa, 
costa, maculaque media cum costa confluente, magna, trígona 
nigris, ornatis. Halteribus testaceo-piceis. Pedibus piceis, posti- 
cisobscurioribus, tarsis ápice ni gro- fusco excepto albis vel fJavo- 
íestaceis. Abdojnine supra nigrovel fusco-violaceo, ápice albido- 
vel fuscano-piloso. infrá testaceo. — Long, 9 Vz niillim. 

Hab. observ. : Brasilia (Wiedm.). — Colombia (Schiner). — Resp. 
Argentina, Prov. Buenos A^res in Las Conchas (Oliveira César). 

Un ejemplar que poseo, difiere ligeramente de la descripción de 
WiEDEMANN j se acerca más á la variedad que tuvo Schiner en su 
poder ; los tarsos tienen un color amarillo-testáceo muy claro, en 
el individuo que se halla en mi colección ; pero, como es sabido que 
el color blanco amarillea en todos los insectos conservados por 
muy largo tiempo, no atribuyo importancia alguna á este carácter. 
Este Ocyptamus fué cazado por el Sr. Oliveira César, en Las Con- 
chas, y después no he visto otro ejemplar. 



( 17 ) 3. Ocyptainiis fuscicosta, n. sp. 

JSigro-aeneus; antennis testaceo-fuscis ; facie flava, medio nigro- 
callosa, alis hijalinis iridescentibus, margine costali fuscis; pe- 
dibus festaceis, tarsorum ápice tibiis femoribusque posticis pi- 
ceis. Ábdomine suprá segmentis 2-4 basi utrinque macula trian- 
gulari antrorsum acuminata et pone eamdem fasciola arquata 
transversa testaceo -flav i s signatis ; segmento 5° viltulis (¡uatuor 
parallelis basalibus longitudinalibus brevibus testaceo-flavidis 
ornato. — Long. 7-8 millim. 

Capul thorace paulo latius, faci.^ dilute flava, tenuiter albo-villo- 
sa, vitla media callosa, ápice subluberculata, nigra, nitida, signata, 
genis nigris, fronte fusco-aenea utrinque tomento albo margínala, 
vértice nigro, occipile nigro, leviter cinereo-pruinoso, pone oculos 
griseo-marginalo. Proboscis nigro-picea. Ocnli fusci, nudi. Antcn- 
nae testaceo-piceae. Thorax nigro-aeneus, nitidus, supra parce te- 
nuilerque albo pilosulus, utrinque densius albo-pruinosus et pube- 
scens. Scutellum albidum vel dilute flavum, margaritaceo-micans. 
Halteres ñas'i. Pedes antici et medii lestacei sed tarsorum ápice 



256-307 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 53 

femoribusque basi infuscatis ; pedes postici picei vel fusci at femo- 
rum basi apiceque el larsorum arliculo primo testaceis. Alnehya- 
linae, iridescentes, tenuissime pilosae, griseo-linctae, antice se- 
cundum costam á basi ad apicem usque fuscae. Abdomen nigrum, 
nilidulum, segmenlis cerlu silu velutinis vel laevigatis obscure 
asneo-micantibus, segmento primo fere ubique piceo, nitido, 2-4 
basi utrinque macula transversim triangulare ápice introrsura 
acuta et poneeamdem fasciola transversa antrorsum arcuata, in- 
terdum medio dorso subinterrupta obscure flavo-testaceis signalis, 
5° vittis paraileiibus basalibus 4 signato, ultimo loto nigro-piceo. 

Hab. observ.: Provincia Buenos Ajres in Chacabuco (F. Lynch A.) 
et in La Plata (Museo de La Plata). 

Solamente dos ejemplares han llegado á mi poder, uno que co- 
leccioné en Chacabuco, donde esta especie parece muy rara y otro 
que fué cazado en La Plata y que se halla en las colecciones del 
Museo de dicha ciudad. Tiene alguna semejanza con el Syi'phus 
unicolor áe Walker, á juzgar por la descripción, particularmente 
en lo relativo á las alas, pero la especie patagónica no tiene dibu- 
jos testáceos en el abdomen y la cara parece que la tuviera negra 
como los Melafiostoma, si se interpreta la frase específica de «capul 
albido-chalybciun de que se vale Walker ». 



VIII. Melaiiostoma, Schiner. 



Melanostoma, ScHiN., Wien. entorno]. Monatschr., IV, 213 (1860). — Ejusd., No- 
vara Exp.. II, 339 (1868). — Osten-Sacken, Western Dipt., 323 (1877).— 
BiGOT, Ann. Soc. entom. Fr., 257 (1883). — Wíoliston, Proc. Am. philo- 
soph. Soc, XX, 310(1882). — V. d. Wulp, Tijds. voor Entomol., XXXI, 
375 (1888).— WiLLiSTON, Synopsis North. Am. Dipt., 46 (1886). 

Capul hemisphaericum, postice planum, antice convexum, 
thoracis latitudine vel vix latius videtur, vértice fronteque femi- 
nae latis, maris fronte triangulare vértice minuto ab ocellis tribus 
occupalo, facie modice infrorsum cónica medio unituberculata, 
nigro-aenea, metallica, saepe pumtulata, hipostomate medio 
subcalloso margine antica antice emarginato. Ocuíi oblongi, 
nudi, maris fro.item versus conniventes, feminae optime dis- 



54 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 308 

juncti. Probaseis linearis capite pariim longior, basi goniculata, 
lobis apicalibus elongatis oblongis, palpi filiformes plusminusve 
revoluti. Anteimae breves, articulis duobus priinis brevibus at 
secundo primo paulo longicre, obconico, tertio ovalo praeceden- 
tibus duobus conjunclis longiore, seta dorsali nuda instruclo. 
Tliorax subnudus, ovatus, ápice truncatus, modice convexus, 
angulis posticis ohViqupAnmcüih. Scutellum subtriangulare ápice 
rotundatum (9) vel semilunare ((^f), subnudum. Alac oblon- 
gae, sublanceolatae, incumbentes, cellula marginalis apperta, 
submarginalis ápice vix ampliata, vena submarginalis subrecta 
Vel parum sinuosa, cellula postica prima discoidalique ad angu- 
lum posticum extrorsum breviler appendiculatis, cellula basi- 
lar! discoidalis basin paulo superante médium versus distincte 
haud attingente, nervulo transverso medio parum obliquo. Caly- 
plra mediocria ; halteres detecti. Pedes sat breves lenuesque, pube- 
scentes, femora médium versus levissime incrassala, tibiae posti- 
cae in utroque sexu leviter arcuatae, anticae maris extrorsum 
uniseriatim setosae, feminae inermes, tarsorum articulo primo 
reliquis longiore crassioreque. i¿f/ome/toblongumsex-annulatum, 
d^ppressiusculum; organa copulaloria minuta, rotundata, de- 
flexa (o^), vel lubuliformia acumínata brevia (Q). 

Muy parecido al género Syrphus, cuyo porte y costumbres tiene, 
pero del que se diferencia por su frente menos avanzada, su cara 
menos callosa, el borde anterior déla cavidad bucal más profunda- 
mente escotado, la primera célula basilar de las alas menos avan- 
zada sobre la discoidal, el primer artejo de los tarsos posteriores 
engrosado y las libias del primer par armadas en los machos de 
una fila de cerdas arqueadas hacia el extremo, y, además, las espe- 
cies de Melanostoma tienen la cara constantemente de color negro 
metálico, nó de tinte amarillo ó lestácco como las del género Syr- 
phus. 

TABULA SPECIEKUM. 



1. Facies albo-griseo-priiinosa, nigro punctulata. 3. 

— Facies millo modo punctulata, obscure viridis, atrinque vix 

cinérea. M. mellinum. 



309 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 55 

;SS. Abdomen segmentis 2-4 utrinqiie macula flava, cinereo-mican- 

te orna lis. M. punctulatum. 

— Abdomen segmentis 2-4 atrinque macula obscure cinérea vel 

schistacea ornatis. M. fenestratum. 



( 18) 1 M elauostoiua fenestratum (Macquart) Schin. 

Syrphus fenestraíus, Macqt., Dipt. exot., II, 2, 103, 27, pl. 17, f. 6 (1840).— 
Blanch., in Gay, Hist. Chil., VII, 412 (1852).— Phil., Aiifzáhl. chil. 
Dipt. Ió2, 9 (1865).— BiGOT, Mis. Cap Horn. Zool, VI, 26, 38 (1883). 

Melanostoma fenestrnta, Schin., Novara Exp., II, 351, 31 (1868). 

Melanosloma tigrina, Osten-Sacken, Western Dipt., 323 (1877). — Williston, 
Proc. Am. philosoph. Soc, XX, 310(1882% 

Melanostoma tigriauín, Williston, Syn. North. Am. Syrph., 47 (1886). 

Syrphus melanogaster, Thoms., Eugenies Resa, Díptera, 495, 85 (18C8). 

Corpore augusto; facie medio in fraque hituberculata. Capite antice 
nigro-aeneo, nítido, lenuitcv aWo-puberulo vel villoso, dense 
7iigro-punclato, fronte nigro-aenea, nigro-pilosa, femínae trans- 
versim sulcata, occipife nlgro,cinerco-pruínoso. Antennisnigro- 
fuscis, articAilo ultimo saepe i n tus fusco. Thorace nigro-aeneo, 
nítido, ulrinque albido-villoso. Alis hyalinís, leviter grísescen- 
tibus, tenuissime villosís, irídescentibus, cellula subcostali 
flavída, nervulis fuscis, vena submarginali fere recta. Halteri- 
busalbis. Pedíbus píceís vel piceo-testaceis, tarsís articulo pri- 
mo longiusculo, relíquís crassiore. Abdomine nígro, opaco, 
segmentis 2-4 (interdum in fundo flavído) ulrinque macula 
subtransversa nítida cinereo-schístacea signatis, J° toto schista- 
ceo nítido; ventre aeneo-nígro. — J^ong. 8-9 millim. 

Hab. observ. : Chile (Macqt., Blanch., Phil.). — Am. merid. 
(Schin). — Resp. Argentina, Tierradel Fuego (Bigot). — Pi'ov. Bue- 
nos Ayres, Misiones (F. Lch. A., E. L. Holmberg). — Am. septentr. 
in California et Yosemile-Valley (Osten-Sacke.\). —Brasilia in fíio 
Janeiro (Thoms.). 

Es algo variable en la coloración de las palas. Si la diferencia de 
talla no fuera tan considerable, me inclinaría á creer que el Syr- 
phus unicolor, Walker, bien pudiera ser sinónimo de esta especie. 
Mis ejemplares son hembras. 



56 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 310 



I 19 ) 2» Melauostoma punctulatuin, Y. der Wulp. 

Melanostoma punctulata, V. d. Wulp, Tijds. voor Eatora., XXXI, 375, 15 

(1888). 

Nigra, petmitida, vel nigro-aenea; ab domine flavo-, vel testaceo- 
sex-maculato. Capite anlrorsum subconice producto, mgro- 
viride, griseo-tomentoso, facie, utrinque in fundo gríseo, dense 
rotundato-puuctata, medio laeviet uni-tuber culata, fronte maris 
fusco-pilosa feminae lata mgro-pilosa. Oculis fuscis cupreo-mi- 
cantibus, maris frontem versas conniventibus, feminae late dis- 
junctíS.Antennis fuscis, articulo primo infrá intusque ferrugineo, 
tnterdum oninino píceo . Thorace nigro-aeneo, nítido, suprá et 
praesertím utrinque albido-cínereo-villoso . Scutello nígro-ae- 
neo, albído-fuscano-, parce piloso. A lis hyalinis,iridescentibus, 
tenuiter villosis, fusco-venosis, cellula subcostali sordide fia- 
vida, cellula basilari prima quartam partem basalem discoida- 
lis liaud superante. Pedibus testaceis vel testaceo-piceis, tarsis 
praesertim posticis supina plus minusve infuscatis, femoribus 
posticis tibiarum posticarum ápice fusco-piceis, ilíis autem 
saepe basi apiceque dilutioribus, tarsorum articulo primo lon- 
giuscido reliquis crassiore, tibiis anticis maris extrorsum setis 
nniseriatis longiusculis ocio, ápice forliter arcuatis, armalis. 
Abdomine nigro-velutino, suprd segmentis 2-4 utrinque macula 
subtransversa flava vel testacea nítida cinereo-micante ornatis, 
quinto toto aeneo-nígro, nítido. — Long. 0-9 millim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Cordova (V. d. Wulp.) et in 
Prov. Buenos Ayres (F. Lch. A.). 

'^^{•A Melanostoma me parece destinada á recargar la sinonimia 
áe\a M. fenestratum, déla que, en realidad, no se distingue sino por 
las manchasamarillas del abdomen, pero estas mismas manchas 
se hallan desvanecidas ú oscurecidas en algunos ejemplares y ofre- 
cen el reflejo apizarrado que se nota en los de la M. fenestratum. 
ScHiNER vio indudablemente ejemplares de M. punctulalum, pues, 
al escribir sobre ellos bajo el nombre de M. fenestrata, dice de las 
manchas del abdomen, que son: «schíefer-grau ; die Grundfarbe 
linter denselben jedoch rostgelb, was baldmehr, baldioeniger hervor- 



311 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 57 

tritt... » pevo no se atreve á considerarlos diferentes de M.fenes- 
trata. 

En cuanto á mí, aunque tengo varios ejemplares que presentan, 
en diversos grados, el oscurecimiento que señalo en las manchas 
amarillas del abdomen, la serie que poseo no es lo bastante comple- 
ta para que, con toda segundad, pueda unir esta especie á la pre- 
cedente. Las hembras tienen en la frente, como las de M. fenestra- 
íum, un surquito transversal muy poco marcado. 

¡ 20 ) S. Melanostoma inelIimiiii(LiNNAEUs),ScHiN. 

Musca mellina, Liíiíi., Fauna Svcc, 1827 (1746]. — De Geer, Mem. Ins., VI, 
52, 8 (1778). — ScHiiANCK, Enun). Ins. Aiistr., 910 (1781). — Gmel. 
Syst. Naturae (ed. XIII) V, 2876, 55 {1790). — Schkanck, Fauna Boica, 

III, 2410 (1802). 

Mouche a six poinls jaunes carrés sur le ventre, Geoffr., Ins., III, 516,44 

(1762). 
Syrphus mellinus, Fabu., Spec. insector., II, 433, 61 (1781). — Ejusdem, Ento- 

mol. system., IV, 308. 110 (1794). — Latr., Gen. Crust. et insector., 

IV, 325 (1809). — Meigen, Syst. Beschreib. d. bek. europ. zweifl., III, 
331, 85 (1822). — Macqt., Hist. nal. Dipt , I, 544, .35 (1834). — Walk., 
List ofDipt., 587 (1849;. — ScHiN., Dipt. Austr., in Veríiandl. zool. 
bot. Gesells. Wien, VII, 355 (1857). 

Scaeva mellina, Fabr., Syst. Antliat., 251, 12 (1805). — Fallen, Syrph. var. ¡s, 

46, 20 (1817). — Zetterst., Dipt. Scand., II, 759 (1843), eí VIH, 3153, 

52 (1849). 
Melanostorr.a mellina, Schin., Faun. Austr., 291 (1857). 
Melanostnma mellinum, Williston, Synopsis Norlh. Am. Syrph., 49 (1886). 
Syrphus scalaris, Fabr., Entom. syst., IV, 308, 112 (1794). — Panzer, Faun. 

insecl. Germ., XIV, 20 (1800). -Latr., Gen. Crust. etius., IV, 325 

(1809). — Meigen, Op. cit., III, 330, 83 (1822). — Macqt., Hist. á. Dipt, 

I, .544, 33 (1834). — Walk., List, etc., 588 (1849). 
Scaeva scalaris, Fabr., Syst. Antliat., 252, 14 (1805). — Zetterstedt, Ins. 

Lapp., 608, 41 (1808), et Dipt. Scand., II, 760 (1843), et VIII, 3154, 63 

Í1849). 
Melanostoma scalaris, Osten-Sacken, Catal. North. Am. Dipt., 121 (1858). 
Syrphus noctilucus, Panzer, Faun. ins. Germ., 72, 24 (1800). 
Syrp/itt.s 7m, Meigen, Op. cit., III, 320, 67 (1822). 
Syrphus mellar ius, Meig.. Op. cit., III, .328, 81 (1823). 
Syrphus melliturgus, Meigen, Op. cit., III, 329, 82 (1822). — Macqt. , Dipt. 

exot.. Suppl., IV, 152 (1850). 
? Scaeva Rosarum, Fall., Syrpli., 47, 22 (1816). 
Melanostoma pruinosa, Bigot, Ann. Soc. entom. Fr., 79 (1884). 

Thorace scutelloque nigro-aeneis nitidis; facie fronteque obscure vi- 

6 



58 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 312 

ridibus ulrinque vix ciñereis; antennis fuscis subtus saepe dilu- 
tioribus; alis flavidis, subhyalinis, cellula subcostali ápice fu- 
scana. Pedibus flavidis, poslicis fuscis genubus fJavis. Abdomine 
nigro, fasciis tribus interruptis (c^) vel bis qualuor (^) flavis 
ornato; ventre pallide flavo . — Long. 6-8 millim. 
Variat. a : Abdomine suprá in utroque sexu rufo sex-maculato, 
inferné nigro, pedibus obscuratis, femoribwi ápice exce- 
pto, nigris, tibiis fusco-annulatis. = Var. mellahius. 
B : Vítr. precedentis affinis subaequalis at ventre nigro, 

rufo-punctato. = Var. melliturgus. 
c : Pedibus ¡I avis inmaculalis. Antennarum articulo ultimo 
nunc fusco nunc infrá flavido. = Var. scalaris. 

Hab. observ.: Europa (aut.). Am, seplenlr (aut.). — Am. merid, 
in Buenos Ayres (Macqt.). 

Esta especie es tan variable, que, hasta cierto punto, se justifica 
su larga sinonimia. Según Macquart, lia sido recogida en Buenos 
Ayres por D'Orbigny, quien le entregó los ejenriplares á que alude. 
Confio esta Melanostoma no ha sido vista después aquí, ni en ningún 
otro punto de la América del Sur, conjeturo posible que su Syrphus 
mellilurgus no sea sino la Melanostoma punctulatum de Y. der 

WULP. 



IX. Mesograpta, Loew. 



Toxomerus, Macqt., Dipt. exot,, SuppL, V, 112 (1855). — Williston, Proc. 

Am. philos. Soc.,XX, 310 (1883). 
Mesogramma, Loew, Centuria VI, 47 (1865) Schin., Novara Exp., II, 339 

(1868). — BiGOT, Aun. soc. enlom. France, 257 (1883). 
Mesograpta, Loew, Cent. II, 290 (1872). — Williston. Proc. Am. philosoph. 

Soc, XX, 310 (1882). — Ejusd., Synopsis North. A¡n. Syrphidae, 98 

(1886). 

('o?7;ws elongatum, anguslum, siibnudum, nigrnm submetalli- 
cum, facie, abdomine Ihoraceque ílavo-signatis, hoc hnea media 
longitudinali glaucescente vel albicante, vel margaritacea, instru- 
cto. Caput subhemisphaericum postice trunoatum, facie breve 
prominula álatere visa rostrum brevem crassiusculnm ápice obli- 
que trunoatum simulante, maris fronte lineari, feminae facie 



313 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 59 

longiore haud prominula, triangulo verticali maris elongato, acu- 
lo. Oculi niidi, maris inagni, frontem versus contigui; ocelli 
utriusque sexu á vértice remoti. Anlennae breves, ante capitis 
médium posticiim a latere visae sitae, articulis duobus primis 
brevissimis, ultimo ovato, seta nuda basali.praedito. Thorax 
utrinque flavo vel albido-marginatus, linea media margaritacea 
vel griseo-glaucescente signatus. Scuíelliim íusc[im\e\ nigrum, 
flavo-marginatiim, inlerdum flavum. Alae omn'ino ui Sijrpho sed 
vena auxiliari cellulam discoidaiem superante. Pedes mediocres, 
maris interdum femoribus posticis intiis, et tibiis extus, arcuatis. 
Abdomen elongatum, angustum, lateribus parallelis, deppres- 
sum. 

Compónese de especies muy variables en los dibujos del abdo- 
men, que son los que dan buenos caracteres específicos, pero en los 
cuales no conviene confiar mucho sin antes haberlos comparado 
con los de la cabeza. 

TABULA SPECIERUM. 

i. Scutellum fiiscum, flavo-marginatiim. Thorax utrinque flavo- 

uiarginatus, margo flavo haud inlerrupta. 2» 

— Scutellum flavura. Thorax utrinque haud flavo marginatus, 

angulis tantum flavis. M. exótica. 

3. Pedes antici omnino flavi. 3. 

— Pedes antici flavi, tar^i fusci vel infuscati. 5. 

ií. Tibiae femoraque postica flava. M. Willistoni. 

— Tibiae posticae plus minusve fuscae et femora ante apicem 

fusco-fasciata. 4i, 

-4. Tibiae posticae omnino fuscae. M. música. 

— Tibiae posticae ad basin late fuscae ad apicem vero dilute fla- 

vae. M. DUPLICATA. 

5. Femora postica fusca vel testaceo-fusca. M. tibicen. 

— Femora poética basi flava dimidio apical! infúscala. M. anchorata. 



( 21 ] 1. Mes«»g"rapta tibicen (Wiedemann) F. Lch. A. 

Syrphus tibice^i, Wied,, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 127, 19 (1830). — Walk., 
List, of Dipt., III, 586 (1849). — iMacqt., Dipt. exot., II, 2, 102, 26, pl. 



60 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 314 

17, íig. 3 (1840). — Walk.. Trans., Linn. Soc. XVII, 346, 40 (1837). 
Mesogramma iihicen, ScHiN., Novara Exp., II, 347 (nota) Í1868). 

Capite anlrorsum breviler obtuse producto, facie albido-flaim, 
margaritacco-micante, villa media laliuscula picea, coeruleo • 
vergente, sígnala, fronte verliccque mqro-aeneis illa vtrinque 
anguste flavo-marginata, occipile nigro, albo-cinereo pruinoso. 
Antennis fusco-piceis, griseo-pruinosis. Thorace suprd nigro 
vitiis tribus coeruleo-micantibus, fuscano-marginatis, secundum 
lucem ad flavidum vergentibus ornato, utrinque angusté flavo- 
marginato, marginibus ftavis haud inlerruptis, pleuris nigris 
vel piceis margarilaceo-flavo-maculatis . Scutello fusco-flavo- 
marginato. Alis hyalinis, iridescentibus, tenuissime pilosulis, 
postice apiceque leviter cinerascentibus, venulis fuscis, cellula 
subcostali fuscana, vena submarginali pone médium dislincte 
sinuosa* Halteribus flavis. Pedibus anlicis dilute ftavis sed lar- 
sis fuscis, posticis fuscis, vel testaceo-fuscis, tibiarum tarso- 
rumque ápice plus mimisve late fucis vel fusco- nigris. Adomine 
augusto, elongato, subparallelo, suprd nigro vel fusco-nigro, 
segmenlis ápice transversim laevigalis medio subvelulinis, se- 
gmento primo utrinque ftaoo, secundo medio ftavo-fasciato, fa- 
scia dorsumversus leviter angustata, 3-5 medio lineóla longi- 
tudinali ftavo-testacea et utrinque macula basali triangulari 
ftava intus leviter emarginata notatis, subtus ftavido. — Long. 
10- í i millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Wíed. — Walk.). Resp. Uiuguajensis 
í'« Montevideo (Macqt.). — Resp. Argentina in Prov. Buenos Ayres, 
Prov. Entre Rios et Misiones prope Posadas {F. Lynch A. — E. L. 
Holmberg). 

Aseméjase á Mesograpta música así como á S. scalaris por la es- 
trechez del cuerpo y parle de los dibujos del mismo. Es común du- 
rante la Primavera y el Verano, sobre las flores de muchas plantas 
de pequeña ó mediana elevación. Wiedemann describió la hembra 
y Macquart ambos sexos, observando desde luego que la frente es 
lineal en los machos, y la figura particular de la cara, que tanto 
caracteriza las especies de este género. 



51 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 61 



( 22 ) Sí. Mesog'rapta aiichorata (Wacquart), Ost.-Sack. 

Syrphus anchoratus, Macqt., Dipt.^ exot., II, 2, 97, 17, pl. IG, f. 8 (1840). 
Mesogramma anchorata, Schín., Novara Exp., II, 348, 23 (1868). 
Mesograpta anchorata, Ost.-Sacken, Catal. ofDipt., 1"25 ;1878i.— Williston, 
Synopsis North-Am. Syrphidae, 104 (1886). 

Capitepostice nigro, ciiiereo-pruinoso, faci'e flava margaritaceo- 
micantc, albo-pruinosa, antrorsum modice rotundato-producta, 
subter antennanim inseriionem medio nigra vel fiisco-cyaneo- 
micante, fronte nigro-aenea vel nigro-cyanea, nítida, utrinque 
flavo-marginata, vértice nigro, cupreo- ni tente. Antennis testa- 
ceo-flavis vel flavis. Thorace supra fusco-coffeato-pruinoso, vi- 
ridulo-micante, vittis tribus subnudis nitidulis viridibus vel 
glaucescentibus ornato, vitta media lata, lateralibus angustis, 
marginibus lateralibus externis flavis liaud interruptis, pleuris 
nigro-cyaneis, nitidis, antice fascia perpendiculari pallide flava 
signatis. Scutello nigro-aeneo vel mgro-cyaneo, nitido, flavo- 
marginato. A lis hyalinis leniter flavicantibus, fusco-venosis, 
cellula subcostali plus minusve infuscata. Halteribus flavo -te- 
staceis. Calypfris flavicantibus. Pedibus flavo-testaceis , tarsis 
plus minusve infuscatis, femoribus posticis f'ere diniidio apicali 
infuscatis, tibiis posticis fuscis. Abdomine flavo-testaceo suprd 
segmento primo nigro, utrinque flavo ; secundo basi apiceque 
nigro fasciato, 3" 4''-que antice anguste, postice late nigro- fa- 
sciato, fasciis ínter se e vittulis mediis duabus longitudmalibus 
parallelis, mgris, ligafis; 5" basi fascia transversa augusta nigra 
medio saepe dilátala instructo, interdum ápice utrinque macula 
nigro-velutina signato, ápice saepissime piceo, subías flavo, in- 
maculato. — Long. S-9 millim. 

Varial niinus malurus : a. Scutello testaceo-flavo, pallide flavo- 
marginato, pedibus flavis. 

VarinlB: Abdomine segmentis S-i fasciola nigra basali utrinque 
abbreviata praeditis. 

Hab. observ. : Am. Seplentrionalis (Macqt. — Ost.-Sacken. — 
Williston). Arri. meridionalis (Schiiser) Kesp. Argentina in Misio- 
nes, Chaco (E. L. Holmbeug) et in Buenos Ayres prope Chacabuco (F. 
Lynch) Brasilia (Macqt.). 



62 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 52 

Los ejemplares que describe Macquart perlenecen á la variedad 
de escudete lesláceo orillado de amarillo claro, pero, á pesar de 
esto, la figura permite identificar con facilidad nuestros individuos 
con los típicos de Macquaut, aun cuando el dibujo sea un tanto de- 
ficiente en cuanto se refiere l\ las rayas del tórax, como ya lo lia 
observado Schinkr. Compara Macquart la M. anchorala con el Syr- 
p/ius baltealus, Meigen, de Europa y el S. nectarinus, Wíedemann, de 
la China, pero sin hacer constar las diferencias que los separan. Es 
común en la Provincia de Buenos Ayres durante gran parte del 
año. 

( 23 ] ti, Mesog-rapta duplicata, Wiedemann. 

Syrphusduplicalus, Wied. Ausereurop. zweifl., II. 142,46 [1830). — Macqt., 

Dipt, exot., II, 2, 91, 7, pl. 15. f. 9 (1840;. 
Mesogramma duplicata, Schin., Novara Exp., II, 350, 30(1868). 
Syrphus ochrogasler, Thoms., Eiigenies Resa, Diptera, 491, 82 (1868). 

Capite antice modice producto ápice truncatulo, facíe margarita- 
cea medio dilute flava, vértice fronteque nigris aeneo-micanti- 
bns, occipite nigro, cinereo-pruinoso. Antennis flavo-testaceis. 
Thorace supra aeneo, leviter metaliico, fuscauo-hivittato utrin- 
quc di lute fkivo-margari taceo-margi nato , pleuris obcure aeneis 
superne late fkwo-vittatis. Sciitello flavo. A lis hyalinis levi- 
ter flavicantibus iridesccntibus tenuissime pilosulis nervis fu- 
scis, vena submarginali modice iindulata, cellula subcostali 
fere limpida. llalterUms flavis. Pedibiia flavis, tarsis postícis 
suprd infuscatis, )nnris femoribus posticis ante apiccm fuscano- 
annulatis et tibiariun basi late fusca. Abdomine flavo-testaceo> 
segmento primo maris flavo, feminae nigro utrinque flavo, se- 
gmento secundo basi apiceque nigro- fasciatis, 3-4 ápice sat late 
nigris et medio dorso basin versas punctis duobus minutis obli- 
quis triangularibus nigris signatis, 5° ápice nigro-fusco basi 
dorsum versas púnelo nigro triangulari notato, reliquis piceis, 
fasciis nigris saepe medio é lineóla angustissima testacea inter- 
ruptis, ventre flavo, nigro-fasciato. — Long. 5-6 millim. 

Hab. observ.: Resp. Uruguay : in Montevideo (Wiedm.) in Uru- 
guayensi lluvio ad Misiones usque {Macqt.). — Brasilia. — Colum- 
bia (Schin). — Resp. Argentina in Buenos Ayres, Santa Fé, Corrien- 
tes (vulgatissima). 



53 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 63 

Es común en todns parles desde Setiembre á Mavo. Esle insecto 
es bastante variable en el color tie las jDalas y del abdomen : en al- 
gunos machos las patas posteriores son completamente de color 
amarillo, en otros faltan los puntos negros del abdomen y final- 
mente se hallan ejemplares con el abdomen de color testáceo muy 
oscuro y bandas transversales más anchas que de ordinario, negras, 
con reflejos azulados. 

Últimamente (Octubre 11) he obtenido una hembra oviplena en 
los alrededores de Buenos Ayres (Jardin Zoológico); pero supongo 
que la aparición de esta especie se subordina á la de los Aphis ó 
Pulgones. 



{ 2-í ] ^. Mesogfrapta música, (Fabricius) F Lch. A. 

Scaeva música, Fabr., Systema Antliat., 253, 24(1805). 

Syrphus musicus, Wiedm., Aiissereurop. zweifl. Ins., II, 143, 49 (1830). -Macqt. 

Dipt. exot., II, 2, 98, pl, 16, fig. 9 (1840). 
Mesogramma nmsica, Schin., Novara Exp., II, 347 (nota) (1860). 

Capite nigro, postice cínereo-pniinoso, facie anlrorsum modice ob- 
tuse producía , dilute flava vel ebúrnea, margaritaceo-micante, 
vcrlicc plus minusve exlensé fusco el chalybeo micanle. Anlen- 
nis testaceis. Thorace nigro, flavo-á-viltato, vitlis mediis an- 
gustissimis vel obsoletis, pleuris aeneo-nigris, ante olas flavo- 
fasciatis. Sculello fusco vel fuscano flavo- limbato inlerdum 
tolo sordide testáceo. A lis dilutius marginalis dilute flavi- 
dis, iridescentibus . Halteribus flavis. Pedibus dilute flavo-ie- 
slaceis, femoribus posticis ((/ $) et intermediis ante apicetn ((/) 
fusco- fase iatis, tihiis posticis {^) fuscis. Abdomine flavo (9) 
vel ferrugineo ( J*), segmento primo ulrinque macula nigra au- 
clo, secundo medio obsolele Iransversim fasciato (9), fascia 
maris angustiore, feminae segmentis 3-4 basi punctis 4 nigris 
notalis punctis mediis postice in lineóla dorsali longitudinali 
ferruginea productis, 5° medio nigro-lineato el utrinque púnelo 
nigro anclo, maris segmentis 3-5 medio Uneolis incurvis duabus 
flavidis signatis, incissuris plus minusve feYrugineo-fasciatis 
((/ $). — Long. 5-6 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Fabr. — Wiedm.) ?'/2 San Paulo (Macqt.). 
— Resp. Argentina in Prov. Buenos Ayres. 



64 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 54 

Tiene numerosas variedades, délas que algunas se parecen de tal 
manera á M. anchorata que uno se sentiría inclinado á reunir am- 
bas especies en una sola, si no fuera la firmeza y la frecuencia con 
que se halla la especie de Macquart, tal como la describió este 
autor. 

( 25 j 5. Mesograpta WiUistonii, n. sp. 

Fusca; facie pallide flava sub albidn, tliorace fusco glai'co vergen- 
te, vitla media longiiudinali oplimé distincta glauca ornato, 
margiriibus externis pallide favis, scutello flavo basi leviter 
infúscalo, abdomine nigro, villa media longiiudinali maculis- 
(jiie triangular ibus conferlim marmoratis jlavo-signato. Pedibus 
flcwis, tarsis posticis infuscatis. Alis vix flavicanlibus, vena 
auxiliar i cellulaní discoidalern superante. — Long. 8 ^/o millim. 

Caputa latere vissum fronte cum facie dimidio supero, oblique 
descendens, faciei ápice truncalulo ; facie albida vix flavido-tin- 
cta, albo-pruinosa, margaritaceo-micanle ; fronte secundum lu- 
cem albida vel sordide glauca, margaritaceo-nilente, utrinque vitta 
breviter riígro-pilosa signata, vértice nigro-fusco, nilidulo; occi- 
pite dense cinereo-flavido-pruinoso, supra flavido, infrá albido-pi- 
loso. Antennae testaceaebasi obscuriores. Os utrinque et infrá in- 
fuscatum. Oculi rufo-fusci. 7'Aora¿P supra fuscus tenuiler flavido- 
pruinosus, vitta media longiiudinali angusta dilate cinereo-glauca 
signatus, saepe utrinque vittis glaucescentibus duobus obsolete 
ornatus,marginibuslateralibusflavo-sulphureis, marginibus liaud 
interruptis, pleuris nigro-aeneis tenuissime vix conspicue cinereo- 
pruinosis, antice maculis duabus pallide flavidis, subalbidis, mar- 
garitaceo-micantibus notatis. Sc¿¿/e//ií//2 flaviim basi plus minusve 
obscuratum, parce fuscano-pilosum. Alae lijalinae, iridescentes, 
vix flavicantes, cellula subcostalis dilute infuscata ápice flavida, 
venae íuscae at vena subcostalis testacea, vena submarginalis sal 
fortiter sinuosa, cellula basalis prima discoidalis quarlam partem 
basalem haud superans, vena auxiliariscellulam discoidalern exce- 
dens. Pedes flavi, coxae anticae basi nigro-aenea, /arsi postici suprá 
infuscati. Calyptra lialteresque dilute testacea. Abdomen suprá 
nigrum ílavo-picturatum s. marmoratum : segmento primo cine- 
reo-pruinoso postice medio minute sed utrinque lalius flavo-macu- 
lato, secundo medio Iransversim nigro-velutino basi apiceque 



55 DIPTEROLOGÍA. ARGENTINA 65 

nigro vix cinerasoente, villa media lon^iludinali medio angustalael 
utrinqiie in fundo velulino maculis Iribus subtriangularibus, at 
una anleriore minutissima, flavis, ornato, segmenlis3-4 villa me- 
dia longitudinali antice el posticé amplinla sed paulo pone mé- 
dium angustata, maculisque qualuor ulrinque Iriangularibus 
oblique conlraposilis flavis signalis, ullimo flavo medio lilura ni- 
gra lilleram W simulante inslruclo, angulis posticis aulem nigris. 
Venter flavus. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Misiones prope Posadas 
(Holmberg) . 

Hállase esta especie en el territorio de Misiones, donde la descu- 
brió el Dr. Eduardo L. Holmberg; es notable por los dibujos del ab- 
domen que semejan un mosaico de manchitas triangulares y amari- 
llas sobre fondo negro, y por la W negra que resalta sobre el fondo 
amarillo del cuarto segmento, como inicial del docto naturalista 
WiLLisTOxN á quien dedico esta especie, perteneciente á una tribu de 
cuyo estudio especial se ha ocupado el entomólogo citado, con tal 
competencia y habilidad, que sus obras, y singularmante saSy?iop- 
sis of Nort/i American Si/rphidae, pueden presentarse como verda- 
deros modelos de un orden y claridad, que muy pocas veces se en- 
cuentran en el gran número de trabajos entomológicos que diaria- 
mente se entregan á la publicidad . 



{ 26 ) G. Mesograpta exótica, Wiedemann. 

Syrphus exoiicus, Wied., Aussereurop. zweifl., II, 136, 35 (1830). — Schin., 
Novara Exp., II. 353, 44 (1868J. 

Capite postice nigro, cinereo-pruinoso , facie pallide flava fere 
ebúrnea, margaritaceo-micante, medio lojigitrorsum nigro-vit- 
tata. Antennis testaceis. Oculis rufo-fuscis, nudis. Thorace ni- 
gro-aeneo, angulis flavis, pleuris nigro-aeiieis late dilnte flavo- 
maculatis. Scutello flavo. Alis hyalims vix flavicanlibus. 
Halteribus flavis. Pedihus flavis, femoribus posticis ante api- 
cem, tibiarum posticarum medio et ápice fusco-fasciatis ; tarsis 
posticis fiiscis. Abdomine brunneo vel nigro-fusco, segmento 
pruno secundoque basi flavo- fasciatis at fascia prima medio in- 
terrupta, feminae segmento tertio flavo-fasciato sed maris ma- 



66 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 56 

culis magnis obliquis jlavis antrorsum conniventibus basi haud 
attingentibus ornato^ quarto maris maculis duabus obliquis 
flavis antice introrsumque hamulatis feminae eisdem haud lia- 
mulatis, quinto utrinque minute flavo- vittato, ventre flavo. — 
Long. 7-8 millim. 

Hab. observ.: Brasilia (Wiedem.).— Am. merid. (Schin.)- — Resp. 
Argentina in Prov. Buenos Ayres, Prov. San Luis et Misiones. 

Es tan común como la Mesograpta dupíicata en cuya compañía se 
leencuentra casi siempre. 



X. Allograpta, Osten-Sacken. 



Allograpta, Ost.-Sacken, Bul). BufT. Soc, III, 49 (1S76 . — Williston, Synop 
sis North-Am. Dipt., 96 (1886). 

Cura Mesograpta valde similis differt antera facie callo- 
sa antrorsura obtuso cónico producía, triangulo frontali haud 
elongato, ocellis a vértice haud remotis ot thoracis dorso utrin- 
que flavo-marginato at medio haud glaucescento vittato. Cum 
Syrpho caracteribus genericis fere omnino convenit at oculis 
maris inaequalitor aroolatis, areolis suporis quam inferís majori- 
bus óptimo distinguitur. 

Se compone de Sírfidos de figura alargada, como la mayoría de 
las Mesograpta con el tórax negro metálico con márgenes laterales 
amarillas, pero sin línea dorsal verdosa ó cenicienta ; el abódmen 
tiene rayitas amarillas y manchas laterales oblicuas del mismo 
color. Este género lo considera dudoso M. BiG0T(Ann. Soc. entom. 
Franco, 256 (1 883), y á la verdad que en algunos casos es difícil se- 
pararlo de los Syrplius ó de las Mesograpta, aunque do éstas difiere 
mucho más que de aquellos ; sin embargo el conjunto de sus carac- 
teres es suficiente para poder constituir un buen género. 



57 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 67 



( 27 ) 1. Allo^rapta obliqua (Say) Ost.-Sack. 

Scaeva obliqua, Say, Journ. Acad. Philad., III, 89, 2 (1824L 

Syrphus obliquus, SxY, Am. Rntomol.,pl. 11 (1824). — Wiedm., Aussereurop. 

zweifl. Ins., II, 138, 39 (1830).— Schin., Novara Exp. II, 353, 43 (1868). 
Syrphus sectiriferus,M\CQT., Dipt. exot., II, 2, 100, 22, pl. 16, fig. 10 (1842). 

Ejusd. Suppl., I, 139 (1846). 
Sphaerophoria Bacchides, Walk., List. 594(1849) 
Syrphus dimensus. Walk., Ins. Saunders., I, 235 (1856), 
Syrphus signatus, V. de Wulp, Tijds. voor Entomol., X, 144, 15, pl. IV, fig. 

12 (1877). 
Allograpta obliqua, Osten-Sacken. BuU. Buffaio Soc. Hist. nat.. III, 49 (1876). 

— Ejusd., Catal. Dipt., 126 (1858) et Western Dipt.. 231 (1877). V. der 

Wulp, Tijds. voor. Entom., XXIV, 1, 33 (1883). — Williston, Synopsis 

North. Am. Syrphidae, 96 (1886). 
Syrphus quadrigemimis, Thoms., Eugenies Resa, Díptera, 500, 92 (1868). 

Capite antíce flavo margaritaceo-micante., facie modice promi- 
nente medio fusco uni-vitlata (vitta faciali interdum tmlla), 
fronte medio nigi-a, ulrinque flava, vértice nigro. Antennis te- 
staceis. Thorace nigro-aeneo secundum lucem ad cupreum ver- 
gente utrinque ante alas dilute flavo-marginato, angulis posti- 
cis pallidé flavis, pleuris late pallide flavo-maculatis , macuhs 
submargaritaceis. Scutcllo flavo. Alis liyalinis, iridescen- 
tibus, nervuris fuscis, cellula subcoslali flavida. Pedibus flavo- 
testaceis, posticis femorum ápice tibiarum basi apiceque fuscis. 
Abdomine supina nigro, segmento primo utrinque flavo, secundo 
basi ulrinque transversim fluvo-líneato medio vel paulo ante 
apicem flavo- fasciato, tertio ápice sat late flavo, 4° medio vit- 
tulis 2 flavis longitudinalibus et utrinque fasciola latiore intror- 
sum antrorsumque obliqua flava cum vittula media unusquisque 
ad apicem sejuncta ornato, reliquis vittulis i mediis subparal- 
lelis longitudinalis flavis ; ventre flavo. — Long. 6-7 millim. 

Hííb. observ.: Amer. septentr. (Say. — Wied. — Osten-Sacken 
— Macqt. — Williston) — Amer. merid. (Schin.) Resp. Argentina, 
(V. D. Wulp.) Prov. Buenos Ayres (Thoms.) in Navarro (A. Passo.) 
Chaco in Bermejo (Boman). 

Esta Allograpta es muy común en Buenos Ayres desde la Prima- 



68 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 58 

vera al Otoño ; también se la encuentra en las orillas del Rio Ber- 
mejo (Chaco), donde el Sr. BoMAN ha obtenido un ejemplar. 

( 28 ) 2. Allog-rapta hortensis (Philippi) F. Lch. A. 

Syrphus hortensis. Philippi, Verhandl. zool. bot. Gessells. "Wien, XV. 746, 11 
(1865). — V. D. WuLP. Tijdschr. voor Entora., XXV, 135, 30 (1882). 

Capite antice flavo, margaritaceo-micante, facie vüta media ni- 
gro-picea sígnala, occipüe nigro, cmereo-prumoso. Anlennis 
rufo-les lacéis, articulo S° suprá infúscalo, slylo picea. Thorace 
suprá obscure aeneo-viride pernilido utrinque flaiio-marginato, 
villa marginali flava medio ad alarum inserlionem interrupta, 
pleuris nigro-aeneis, nitidis, anlice el poslice pallidissime fla- 
vido-maculalis, maculis_ margarilaceo-vergentibus. Sculello 
flavo. Alis hyalinis, iridescenlibus , vix perspicue pilosulis ner- 
vis fuscis sed anlerioribus el basi omnium rufo-testaceis , ce- 
llula subcoslali diiule leslacea. Halleribus rufo-leslaceis. Pedi- 
bus dilute rufo-leslaceis, femoribus ápice tibiisque médium ver- 
sus saepe dilulioribus. Abdomine angusto elongalo parallelo, 
suprá nigro segmenlis 2-5 ulrinque flavo-maculalis, inaculis 
subtransvcrsis dorsum versus bene disjunctis. — Lo7ig. 7-7 Y2 
millim. 

Variat : a. Facie haud nigro-villala . 

-Q. Abdomine segmenlis 2 el A ulrinque macula subtrans- 
versa flava notalis, 3" flavo-fascialo, 5° ulrinque testaceo-uni-gutlalo, 

Hab. observ. : Ch'úe in Sa^itiago el Valdivia (Phil.). Resp. Ar- 
gentina (V. D. WuLP.) in Mendoza (Museo de La Plata). 

Tres ejemplares, dos de Valdivia traidos por el Dr. BERGy otro 
de Mendoza, se hallan en mi colección ; el ejemplar Argentino no di- 
fiere de los chilenos sino en tener fajado de amarillo el tercer arco 
dorsal del abdomen en vez de presentar las dos manchas que tie- 
nen el 2° y el i" segmentos. 



m DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 69 



XI. Syrphus, Fabricius 

Syrphus (sens. lat.) Fabr., Entomol. system., IV. 278 (1775). 

Scaeva Fabr., Syst. Antliat.. (1805). 

Syrphus (sens. magisstr.) Latr., Gea. Crust. et Ins., 324. (1809). — Meigen. 
System. Beschr., III. 274 tab. 30, fig. 19-37 (1822). — Latr., in Cüvier. 
Regne anim., V. 494 (1829). — Wiedem. Aussereurop. zweifl. Ins., II. 
116 (1830). — Macqt., Hist. d. Dipt., I. 535. 32 pl. 12, fig. 10 (1834). — 
Curtís. Brit. Entora. XVI. 753 (1839). - Blanch,, Hist. de Ins., II. 487 
(1845). — Walk., List. 573. (1849). — Philippi, AufzáhL Chil. Dipt., 151. 
(1865) et aliisque auctores plures. 

Syrphus (s. str.) Schin., Faun. A.ustr., in Verhandi. zool.-bot. Gess., VII. 335 
(1857) et Novara Exp. II 339. (J868). — Osten-Sacken, Western. Dipt., 
324 (1877J. — WiLLiSTON, Proc. Am. Philosoph. Soc, XX. 312 (1882). — 
BiGOT. Ann. Soc. entonfi. France. 526 (1883). — Williston, Synopsis 
North. Am. Syrphidae. 66 (1886,1. 

Lasiophticus Rondani, Dipt. Ital. Prodrom., I. 51 (1856). 

Ancylosyrphus Bigot, Ann. Soc. entom. Fr. Bull., 6. 78 (1882) et op. cit., 256 
(1883). 

Ischirosyrphus. Bigot, Ann. soc. entom. Fr. Bul., 6. 78 (1882) et op. cit., 251 
(1883). 

Corpus latiusculum mediae magnitudinis, plus minusve villo- 
sum, nigrum, cyaneum vel viridulum, abdomine flavo-fasciato 
vel macúlalo, pedibus saepius testaceis. Caput hemisphaericum, 
fronte antrorsum modice rotundato-producta, facie inferní; levi- 
ter producía, sal lala, flava, linea media longitudinali fusca vel 
nigra signata, a Jalere visa snbperpendiculari el anle apicem 
modicé luberculala. Oculi nuái vel villosi, maris fronlem versus 
conligui. Ocelh prope marginem occipitalem sili. Antennae sub- 
porreclse, capile breviores, arliculo ullirao praecedentibusduobus 
conjunclis aequelongo vel eisdem paulo longiore, ovalo vel oblon- 
go basi sela dorsali nuda inslructo. Thorax laliusculus, modice 
convexus breviter villosus. Scutellum semicirculare, mulicum, 
flavum, subpellucidum vel plus minusve flavicanle. Alae oblon- 
gae tenuissime villosae, cellula marginalis el submarginalis ápice 
lale aperlis, cellula prima poslica haud pediformis al suprá me- 
dio leviler sinuosa, ángulo antico exleriore aculo nervulus Irans- 
versus medius basi cellula discoidalis paulo superante. Pedes mo- 



70 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 112 

dice elongati, sat tenues, inermes. Abdomen ovale thorace lalio- 
re, depressum. 

El género cuyo tipo es el S. ribesii se distingue de Catabomba 
por la frente que no es fuertemente convexa y por sus ojos con fa- 
cetas de igual tamaño en todas partes, de Mesograpta se separa por 
su cuerpo de formas más robustas, la posición de las ocelas no 
alejadas del borde posterior del vértice, la cara no avanzada en un 
hocico pronunciado etc. y de Allograpla por sus ojos conformados 
de diverso modo y los caracteres que lo alejan de Mesograpta. Es 
uno de los géneros más numerosos y sus especies, como muy 
bien lo observa Williston, son de tan notable parecido que la cla- 
sificación de ellas es bastante difícil. Sus larvas son carniceras, y 
á pesar de ser ciegas, hacen grandes estragos en las colonias de 
los pulgones, pues aunque ápodas y poco activas, están armadas 
de una especie de dardo tridentado y extensible que lanzan contra 
su presa, luego lo retiran junto con ella, al mismo tiempo que su 
cabeza carnosa, bajo el segundo segmento de su cuerpo donde 
también hacen entrar al pulgón para chupar sus jugos. Cuando 
llega el momento de su transformación en ninfa, se ocultan en el 
pliegue de alguna hoja, quedan pegadas allí por un gluten parti- 
cular que corre de su boca, su piel se deseca, su cuerpo se acorta 
y al fin aparecen bajo una forma que Latreille (Hist. d. Crust. et 
d. ins. XIV 354) compara á una lágrima y el cabo de 16 á 17 dias 
(según el mismo autor) rompen su envoltura y el insecto alado 
levanta vuelo en busca de alimento, compañía y sociedades de 
pulgones donde deponer sus huevecillos. 



TABULA SPECIERUM 



1 . Thorax utrinque flavo-marginatus. 3. 

— Thorax ubique nigro-aeneus vel chalybeo-aeneus, utrinque 

haud flavo-marginatus. 3. 

3. Antennae fuscas infrá ferrugineae. S. Ribesii. 

— Antennae ubique nigro-piceae. S. Macquarti. 
3. Scutellum flavum vel flavidum. ^. 

— Scutellum nigrum vel nigro-aeneum. S. 
4:. Abdomen suprá utrinque maculis 4 flavis transversim oblen 

gisornatum. S. 8-maculatus. 



113 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 71 

— Abdomen siiprá iitrinque maculis 3 flavis transversim oblon- 

gis ornatura. S. Patagonus. 

5. Abdomen segnientis 2-5 utrinque macula ovata tranversa 

flava signatis. S. Bucephalus. 

— Abdomen haud flavo-maculaUím, totum chalybeo-aeneum. S. Walkerii. 



( 29 ) 1, Syrphus Ribesii. (Linnaeus) Fabricius 

Musca fíibesii Linn., Faun. vece, 1816(1746). — De Geer. Ins., VI. 47. 4. 
tab. 6. f. 3-13 (1760). - Schranck. Fauna Boica. III. 2408 (1798).— 
Ejusd., Faun. Auslr., 905 (1781). — Gmel., Syst. Naturae, V. 2875. 50. 
(1790). — Linn., Syst. Naturae, II. 987 (1770). 

Mouche a quatre bandes jaunes Geoffr., Hist. abreg. des Ins. d. env. d. Pa 
ris. II. 511. 37 (1762). 

Syrphus Ribesii. Fabr., Spec. Insector., II. 432. 67 (1781). — Entom. System., 
IV. 304. 100 (1794). — Latr , Gen. Crust. et Insect., IV. 325. Í1809).— 
Cons. Géner., 443 Í1810). — Donov., Brit. Ins. XII. 21, pl. 401. f. 3 
'1804!. — JJeig., System, beschreib. bekannt. europ. zweifl., III. 307. 
49(1822). — Macqt.. Hist. Nat. Dipt.. (S. a Buff.) I. 538. 13 (1834). — 
Walk., List. Of. Dipt., III. 581 (1849). — Walk., Ins. Brit. I. 287. 4 
(1851). — OsT, -Sagren., Catal. ; 123 (1858). — Schin., Faun. Austr., 310 
(1837). — WiLLisi:oN., Synopsis., 77 (1886). 

Scaeva Ribesii. Fabr., Syst. Antliat., 248. 1 (1805j. — Fallen., Syrph. 40. 6 
(1816). — Zetterstedt., Ins. Lapp., 599, 5 (1838).— Kirby. North. Araer. 
Zool. Ins., 315. 1 Í1837). 

Syrphus philadelphicus Macqt., Dipt. exot., II. 93, 11, pl. 16 f. 2 (1840). 

Syrphus rectus Ost. -Sagren. (no?i Novicki). Proc. Boston Soc. Nat. Hist., XVIII 
140 (1858). 

M. Blandus. Harris en. expos. Angl. Ins. 106, pl. 32, f. 8 (1776j. 

Antenms fiiscis infrá ferrugineis, stylo dimidio basali rufesco api- 
ce fusco. Capite posticé cinereo-sericeo-pruinoso, pone ociilo- 
rum marginem flavido-pruinoso, flavo-piloso-marginato ; facie 
dilute flavido ulrinque dilutiore alhido-margaritaceo ; fronte 
super antennas in utroque sexumedio nigro-fusca, at in femina 
vértice nigro- fusco . Oculis fuscis, nudis, cupreo-micantibus. Tho- 
race suprá obscure viridis, flavido-villosulo , utrinque dilute 
flavido marginato, flavo-piloso, medio obsolete obscure 3-vittato; 
pleuris obscure viridibus flavo pilosis : scutello flavo, parce ni- 
gro piloso. Alis hyalinis leviter grisescentibus, radice, cellulis 
costalis, subcostalis, margina libusque dilute flavi cante- fuscano 
tinctis. Pedibus testaceis, coxis trochanteribusque nigro-piceiSy 
tarsis posticis suprá plus minusve nigris vel infuscatis. Abdo- 



72 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 114 

mine suprd nigro, segmento primo maculis duobus Iransversbn 
oblongis flavis ornato, segnientibiis 2 basi fascia lata transversa 
flava praeditis, 5° ápice flavo- testaceo margínalo ; ultimo ápice 
plus minusve exserto testaceo. Long. dO-12 millim. 

Hab. observ : Europa (aut.). — Nova Scotia (VValk.). — Am. se- 
temptr. (aut.). — Am. merid. Resp. Arg. in Buenos Aires, Sta. Fé, 
Entre-Rios. — Asia (aut.). 

Es muy común en toda la Provincia de Buenos Aires, durante 
la primavera y el otoño. Sus larvas amarillas pálidas, con líneas 
negras en el dorso y con los costados manchados de ceniciento, se 
hallan en los rosales y en muchas otras plantas, donde dan caza á 
los insectos dañinos, y en especial á los pulgones. Trasladada por 
el hombre, probablemente junto con las plantas cultivadas que le 
sirven de recreo ó de sustento, esta especie se ha naturalizado en 
muy diversas regiones, hasta el punto de poder considerarse como 
perteneciente á todas las zonas habitadas. 

( 30 ) Sí. Syrphus 8-iiiaculatws Walker 

Syrphus 8-maculatus Walk., Fram. Linn. Soc. of London. XVII. 344. 34 

(1837). 

«Niger : scutello abdominisque fasciis 4 interruptis flavis, pedibus 
fulvis basi nigris, alis hyalinis 4 Va Un- » 

Syrpho Ribesii similis capul nigrum nitidum, antice fuscum. 
Oculi fusci. Os nigrum. Thorax nigro-aeneus, fulvo pubes- 
cens, scutellum flavum. Alae hyalinae, iridescentes; nervi et 
squamulae fusca illi basi pallidiores costa flavescens ; halteres 
flavi. Pedes fulvi ; coxae trochanteres et femora basi nigra ; 
tarsi suprd pallidé fusci. Abdomen obscurum, nigrum, thorace 
latius, planum maculis suprd utrinque 4 latis flavis, basi utrin- 
que fulvo pubescens. subtus flavum ». 

Hab. observ. : Chile (Walk.). 

En los términos que preceden, ha caracterizado Walker un Syr- 
phus para mi desconocido, cuya descripción he arreglado á mi 
manera habitual de escribir, mas sin alterar en nada lo que de él 



115 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 73 

dice Walker ; muy probablemente se hallará más tarde en Patago- 
nia, pues un Syrphus que se halla en mi colección, procedente del 
Rio Gallegos, parece corresponder á esta especie pero su mal es- 
tado de conservación no me permite asegurarlo. 



( 31 ) 3. Syrphus patag^onus n. sp. 

Niger : facie testacea ; antennis'piceis^ thorace dense fulvo-villoso; 
scutello sordide flavo ; alis hyalinis hasi infuscatis ; pedibus 
testaceis ; abdomine ovato, nigro, flavo-sex-maculato . Long. 
40 millim. 

Habitus sat robustus- Caput in facie testaceum parce nigro-pilo- 
sum, vértice fronleque nigris obsolete aeneis, nigro pilosis, occipite 
nigro, cinereo-pruinoso flavido-fuscano piloso, facie anticé pa- 
rum producta medio uni-tuberculata. Antennae nigro-piceae, 
articulo ultimo infrá late ferrugineo; stylo piceo. Thorax m.ge.T 
suprá breviter at dense-utrinque longius-fulvo-fuscano villosus. 
Scuiellum sordide flavidum, fusco-pilosum. Alae hyalinae, leviter 
cinerascentes, basi antrorsumque fuscanae, aegre conspicué villo- 
sae. Peoíe5 testaceo-rufescenles, femora basi summa nigro-picea. 
Halteres testacei. Abdomen suprá nigrum, segmentis 2-4 macula 
transversim oblonga flavo-testacea signatis, lateribus anticé fulvo- 
posticé fulvo-fuscoque piloso marginatis s. fimbriatis, infrá testa- 
ceo-ferrugineum sat longe flavido-villosum. 

Hab. observ. : Patagonia in Rio Gallegos (('. M. Moyano). 

Este Syrphus que bien puede ser una variedad del S. S-macula- 
tus de Walker, pertenece al grupo del 5. Ribesii por la anchura 
del cuerpo, lo poco avanzado de la cara, etc. Débole el únio 
ejemplar que poseo á mi distinguido amigo el Capitán de navio D. 
Carlos María Moyano, quien durante su permanencia en Patagonia 
al frente del Gobierno de Santa Cruz, no olvidó en medio de las 
tareas administrativas su innata inclinación á las Ciencias Natu- 
rales, contribuyendo en no escasa medida, no solamente al mejor 
conocimiento de nuestra Geografía con sus exploraciones en el ter- 
ritorio de su mando, sino también al de la Zoología con sus envíos 
á diversos naturalistas y señaladamente al Dr. Holmberg. 



74; ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA H6 



( 32 ) 4t. Syrjjhus Maequarti. Blanchard 

Syrphus Macquarti Blanch., in Gay. Hist. física y polit. d. Chile VII. 411. 5 
(1852). — Philippi. Verhandl. zool.-bot. Gesells. Wien. XV. 746. 5 (1865). 
— ScHiN., Novara Exp., II. 353. 45 



Capite antice dilute flavido, hypostomale anírorsum producto pi- 
ceo-bi-calloso , vértice fronteque médium venus nigro-aeneis 
fusco-villosis, occipite nigro-cieneo, cinereo-pruinoso albido-vi- 
lloso. Oculis nudis, fusco-cupreis. Antennis nigro-piceis. Tho- 
race suprá aeneo-viridis obsolete fusccmo 3-vittato, tenuiter 
fuscano villoso utrinque pallidé flavo-albicante-marginato et 
flavido-villoso, angulis posticis piceis, pleuris late margarita- 
ceo-maculatis, sterno obscuré aeneo, nítido parce cinereo-prui- 
noso albido-villoso. Scutello dilute flavo. Alis hyalinis vix 
grisescentibus, iridescenlibus, tenuiter fuscano-villosis, nervis 
piceis, cellula subcostalis flavida, opaca. Pedibus testaceis, tar- 
sis suprá fuscis. Abdomine suprd nigro, segmentis 2-5 utrinque 
macula transversim oblonga flavo-testacea instructis, reliquis 
piceis, infrd rufesco. Long. ÍO millim, 

Hab. observ. : Chile (Blanch. — Phil. — Schín.). — Resp. Ar- 
gentina in Mendoza (Museo de La Plata). 

Poseo dos ejemplares que convienen bastante bien con la des- 
cripción de Blanchard. 

( 33 ) 5. Syrphus bucepUalus. Wiedemann 

Syrphus hucephalus Wied., Aussereurop. zweifl. Ins., II. 126. 17 (1830). 

Nigro-aeneus, thorace pernitido, abdomine opaco nigro, flavo-4- 
maculato. Capite antice margaritaceo, medio Jascies nigro-ca- 
lloso, vértice occipiteque nigris. Antennis nigris. Thorace suprá 
nigro -aeneo breviter flavido-griseo-villoso sed utrinque fuscano- 
flavido-villoso, pleuris nigro aeneis tenuiter albido-villosulis . 
Svutello nigro-aeneo parce albido- flavido pilosullo. Alis hya- 
linis leviter flavicantibus, tenuissime fuscano-villosis, ner- 
vis fuscis vel piceis, cellula subcostalis sordidé flavida. Pedibus 



117 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 75 

tiigro-piceis, geniculis anticis et mecliis ddutionbus, fuscams, 
saepe tibíis mecliis et anticis extus longitudinaliter pallidé fus- 
canis. Abdomine subtriangulare suprd nigro, basi utrinque al- 
bido ((/) vel flavido-villoso , segmento 3° basi utrinque macula 
subquadrangulari posticé subrotundata ¡lava ornato, 4° basi 
maculis duobus minoribus subtriangularibus flavis signato, ab- 
domine infrd basi flavo ápice nigro. Long. 9-12 millim. 

Hab. observ.: Brasilia (Wieum.). — Resp. Argentina in Misiones 
prope Posadas (E. L. Holmberg) et in Buenos Aires, Las Conidias 
(Oliveira Cesar). 

Varios ejemplares traidos de Misiones por el Dr. Holmberg y 
otros recojidos por el Sr. Oliveira César en Las Conchas, cerca de 
Buenos Aires, concurren casi en todo con la descripción de Wie- 
demann, con excepción de tener amarillento el vello del tórax y'el 
de la base del abdomen en vez de {{iveiss behaart » v ademas no son 
únicamente las rodillas las que presentan el color « licht brciunlich» 
sino también casi toda la cara externa de las tibias. Mis ejempla- 
res son hembras y el descrito por Wiedemanin era un macho, proba- 
blemente á ello se deben las pequeñas diferencias que señalo. 



( 34 ) 6 Syrphiis Walkeri Nobis 
Syrphus unicolor'. Walk. , Frara. Linn. Soc. of London XVII 344. 36 [1837J. 

« Chalybeo-ater, pedibus rufis nigro-variegatis : alis hyalinis. Long 
5 Un. » 

« Chalybeo-ater, nitens, pareé pubescens : caput albido-chaly- 
beum : oculi rufo fusci : antenas fuscae : pedibus rufi, pubescen- 
tes : coxae, pro-et mesofemora basi et metapedes nigra : alae 
hyalinae, iridescentes : squamulae fuscae, costa apicem versas 
obscurior nervi nigri basi fusci : halteres fusci. » (Walk.). 

Hab. observ.: Patagonia, Puerto Hambre {Walk.). 

Esta especie, que aún no he visto, parece próxima á Melanosto- 
ma fenestratutn Macqj. y me hubiera inclinado á creerla sinónima 
sino fuese que la diferencia de talla es muy considerable (2 lín. en 
este y 4 en M. fenestrata) y que los balancines son blancos en uno y 



76 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 118 

negros en el otro. El nombre de Syrphus unicolor ha sido empleado 
en diversas ocasiones antes que por VValker, por lo tanto mudo el 
calificativo de este Syrphus en Walkeri, en memoria de su des- 
criptor. 



XII. Catabomba, Osten-Sacken. 



Catábomba. Osten-Sacken, West. Dipt., 325 (1877). — Williston North. Ara. 

Syrph., in Bull. U. S. Nat. Mus. N. 31. 62 (18861. 
Lasiophticus Rond., Prodrom., II, 137 (1856). — Bigot., Ann. Soc. entom. 

France. 251 (1883;. 

Cum genus Syrpho valde convemt sed differt autem oculis vi- 
llosis suprá quam infrá ocellis rnajoribus instructis, fronte in 
utriusque sexu fortiler convexa, organa copulatoria maris minuta 
sub segmentum quintum occulta. 

Este género apenas se diferencia de Syrphus sino es por los ca- 
racteres que dejo anotados ; incluve Syrphidae de figura más 
robusta y deprimida que los Syrphus propiamente dichos. La 
cuestión de prioridad del nombre genérico, la explica Williston 
satisfactoriamente, haciendo conocer que los Lasiophticus de Ron- 
DANí comprendían los Syrnhus de ojos velludos y por lo tanto á las 
actuales Catabomba, pero sin limitar este último género de la ma- 
nera que lo ha efectuado el Barón de Osten-Sacken. El género Ca- 
tabomba lo cita Osten-Sacken en su «Western Díptera», pero no lo 
describe, y solamente se halla mencionado en el índice de su tra- 
bajo, mas no en el cuerpo de él, no por olvido como podría supo- 
nerse, sino porque ya se refería á S. pyrastri Linn, como tipo del 
género; es á Williston á quien se debe en estos últimos tiempos 
la definición y característica de Catabomba. 



( 35 ) 1. Catabomba melanostoma. (Macquart.) V. der Wulp. 

Syrphus melanos toma. MxcQi.. Dipt. exot., II. 2. 87. 2. (1840). — Philippi. 
Aufz. d. Chil. Dipt., 151. 3 et Verhandl. zool.-bot. Gesells. XV. 743. 3 
(1865). — Blanch., in Gay. Hist. fis. y polit. Chile. Zool., VIL 410. 3 
(1852). 



419 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 77 

Syrphus latafascies. Macqt., Dipt. exot., Suppl. IV, 152. 48 (1850^ 
Catabomba melanostoma. V. d. Wulp., Tijdschr. voor. Eutom., XXV. 134. 27 

(1882). 
Syrphus sexguttatus Y. d. Wulp., Fijds. voor. Entom. XXV. 135 [1882). 



Nigrapernitida; thorace viridis vel coeruleo mi can te ; facie lata 
flava, os epistomaleque nigro-fuscis ; oculis villosis ; scutello 
flavo ; abdominis bis tribus lunulis flavis ; subtus pallido. An- 
tennis nigro-fuscis cinereo-pruinosis ; stylo picea . Capite flavo, 
facie lata, postice supráque ínter oculos transversim nigro, callo 
vel tubérculo facialis epistomateque nigro-fuscis ; occipite ni- 
gro-cyaneo, nitidissimo. Oculis villosis, fuscis, cupreo-micanti- 
bus. Thorace nigro-viridis vel cyaneo, pernitido griseo-albido- 
villoso, suprd utrinque flavo-marginato ; scutello flavo fuscano- 
piloso. Alis hyalinis, cellula subcostalis apicem versus flavida. 
Halteribus flavis. Pedibus flavo-testaceis, femoribus anticis et 
mediis basi nigris, posticis nigris ápice testaceis, tarsis nigro- 
fuscis. Abdomine suprd nigro, bis tribus lunulis flavis ornato, 
segmentis 2-5 ápice laevigato cyaneo-micante, incissuris 4^ 5* 
que flavis, infrd sordide flavido , interdwn obsolete infúscalo . 
Long. 12 millim. 

Hab. observ. : Chile (Macqt. — Phil. — Blanch. — V. d. Wulp. 
Resp. Arg. in Mendoza et Patagonia prope Santa Cruz. (Museo de 
La Plata). 

Compáralo Macqüart con Catab. Pyrastri Linn. á la que en efec- 
to se parece mucho, pero aun mayor semejanza le encuentro con 
el Syrphus seleniticus, cuyo dibujo publicado por el docto Meigen, 
conviene casi exactamente á nuestra especie. La C. melanostoma 
parece rara en nuestro territorio, pues entre muchos Sírfidos que 
he recibido de diversas partes sólo figura un ejemplar de esta es- 
pecie, procedente de Mendoza, y únicamente dos de Patagonia. No 
encuentro diferencias apreciables entre esta Catabomba y el Syr- 
phus sexguttatus V. d. Wulp ó por lo menos no resaltan de la des- 
cripción de este autor, aun cuando la sinonimia aparezca sospe- 
chosa á causa del diverso género en que Van der Wulp coloca á su 
especie. 



78 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 120 



í 36 ) Sí. Catnboinba Pyrastri (Linnaeus) Osten-Sacken 

Musca Pyrastri Linn., Fauna Svec, 1817 (1746).— Gmel. Syst. Naturae. V. 2875. 
51 (1790). — ScHRANCK. Fauna Boica. III. 3431 (1798). — Ejusd. Ins, 
Austr., 447. 907 (1781). — Scopoli. Entom. Carniol., 981 (1763). — Al- 
bín. Ins., pl. 66. a-d (1749). — Linn., Syst. Nat., II. 987 (1770).— 
Berkenhout. Synopsis., I. 163 (1789). 

Musca Pyrastri ? — Reaumur. Ins., III. pl. 31. fig. 9 (1736). 

Musca Rosae. De Geer. Ins., VI. 49. 5 pl. 6. fig. 14-21 (1760). 

Monche á six tuches hlanches. Geoffr., Hist. abbr. Ins., II. 517. 46 (1762). 

Syrphus Pyrastri Fabr., Spec. insector., II. 432. 58 (178J). — Entom. System., 
IV. 303. 102 (1794). — Latr., Hist. nat. d. Crust. et d. Ins., XIV. 363. 2 
(1804). — Ejusd. Gen. Crust. et Ins., IV. 325 (1809), — Meig., Syst. Bes- 
chreib. d. hek. europ. zweifl., III. 303. 44 (1822). — Macqt., Hist. nat, 
Dipt., I. 563, 3 (1834). — Rjusd., Dipt. exot., Suppl. IV. 88 (1840) et op. 
cit., II, 2. 83 (1842). — Walk., List, of Dipt., III. 579 (1819). — Schin., 
Verhandl. zool.-bot. Gessells., Vil. 338(1857), 

Scaeva Pyrastri. Fabr., Syst. Anlliat., 249. 3 (1805). — Fallen. Syrph., 39. 5 
(1817), — Zettestedt. Dipt. Scand., II. 703 (1843) et VIH, 3132 (1849).- 
Ruricola Carden Chronicl., 1441 (1843). 

Scaeva unicolor. Curtís. Brit. Enlom., XI. 509 (1834). 

Syrphus tra7\sfugus. Fabr., Entom, Syst., IV. 306. 104 (1794), 

Scaeva transfuga. Fabr., Syst. Antliat., 250. 5 (1805). 

Scaeva affinis. Sav,, Journ. Acad, Pliilad., III. 93. 9 (1823), 

Syrphus affinis. Wied,, Aussereurop, zweifl. Ins.. II, 117. 2 (1830). 

Syrphus americanus. Wied., Op. c, II. 129. 22 (1S30), 

Syrphus lunatus. Wied,, Op. cit., II, 121. 8 (1830). 

Lasiophticus Pyrastri. Rond., Ann, d. Acad. Aspir. Nat., III. (1845). 

Catabomba Pyrastri. Osten-Sacken. Western Dipt., 325 (1877). — V. d. Wülp. 
Tijds. voor, Entom,, XXV, 134, 28 (1882), — Williston. Synop, North, 
Am. Syrph., 63. pL 4 f. 1 Í1886). 

Facie ílilute flava albido -vi llosa margaritaceo-micante medio et 
infrorsum vitta fusca sígnala, fronte flava medio longitudinali- 
ter obscurata utrinque subpellucida leviter olivácea, vértice ni- 
gro, nigro-piloso, maris arcuato rotundato. Antennis nigro-fus- 
cis saepe articulis ómnibus intus plus minusve ferrugineo-tin- 
ctis; seta rufesca. Oculis postice é pruinositate albida pilisque 
albis marginatis, maris fronlem versas contiguis. Thorace ni- 
gro-cyaneo vel nigro-viridis, nitido, sordidé albido-villoso, hu- 
meris angulisque posticis saepe piceo-rufis. Scufello flavo 
vel flavo- fuscano , subpellucido. Alis hyalinis, cellula sub- 
costalis dilate flavida, vena submarginalis leviter sinuosa, ca- 



121 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 79 

lyptris halteribusque albidis. Pedibus testaceis plus minusve 
flavicantibus, femoribiis anticis et mediis dimidio basali, posti- 
cis, ápice sólito excepto; nigris tarsis infuscatis interdum ni- 
gricantibus basi saepissime ferrugineis. Abdomine suprá nigro 
coendeo vel nigro, subopaco, basi saepe riitido, utrinque macu- 
lis tribus lunulatis albis antrorsum concavis postice convexis 
ornato, infrá albido, medio maculis quadrangularibus nigris 
notato. Long. 11-12 millim. 

Hab. observ. : Escandinnvia (Zetterst.). — Inglaterra (VValk.). — 
Alemania (Meig. — Schin.). — Francia (Latr. — Macqt.). — Italia 
(RoND.). — África en Argel (Macqt.) et in Egipto (Walk.). — Islas 
Canarias (Macqt.). — Estados Unidos, Kansas, Colorado, \Syoming, 
Washington, Oregon, Ulah, Arizona (Ost.-Sack. — Williston. — V. 
D. WuLP.) Q\ Arkansas (Say. — Wied.). — Chile (Macqt.). — China 

(WlED.). 

Esta especie, tan difundida como el E'ristalis tenax, se halla tam- 
bién en nuestro país, pero solamente en la Provincia de Mendoza, 
donde parece que no es común. Las larvas según Meigen son ve- 
lludas, verdes j con una raya dorsal de color blanco ; Fabricio j 
Lineo las observaron en los perales, Degeer en los rosales y Meigen 
sobre el Sonchus oleraceus, de cuyos hechos deduce que debe fre- 
cuentar también muchas otras plantas. Hoy se sabe que sus larvas 
como las de Syrphus los viven á expensas de los pulgones á los que 
hieren con una pieza retráctil que introduce la presa en la boca 
de donde á poco es expulsada enteramente privada de jugos, no 
restando sino la piel vacía del dañino hemiptero. El aparato bucal 
de las larvas ha sido objeto de un minucioso estudio llevado á cabo 
por el insigne Reaumur ; según este autor, la boca se compone ex- 
teriormente de un dardo de tres puntas, agujereado en el extremo 
é interiormente de una trompa; cuando hiere á un pulgón con 
este dardo la trompa se llena de parte de sus jugos y se retira has- 
ta el esófago para descargar su contenido, luego vuelve á llenarse 
y continúa con este vaivén de adelante atrás y de atrás adelante 
hasta que no queda sino el despojo seco de la víctima. 



80 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 188 



V. Xilotini 

Xilotidae. Bigot Ann. Soc. Entom. France, 231 (1883). 
Xilotini et Milesini. Williston. Synopsis. XXIV-XXV (1886). 

Con esta denominncion señala Williston á los Syrphidae que 
tienen los caracteres siguientes: alas con la célula marginal abierta, 
nérvulo medio transversal generalmente oblicuo y situado cerca ó 
más allá del medio de la célula discoidal, nervadura submarginal 
(3^ longitudinal de Williston) ligeramente ondulosa, antenas cor- 
tas y tórax sin manchas amarillas: este grupo lo subdivide después 
en otros dos: el uno con los fémures posteriores más ó menos hin- 
chados y armados por debajo con dientesó espinas, conteniendo 
especies desnudas ó casi desnudas de vello (Xilotini), y el otro con 
especies de forma robusta y cubiertas de pelos (Chriorhinini). 

A continuación de sus Xilotini coloca Williston sus Milesini, que 
apenas difieren de los otros, sino es por el cuerpo variado de negro 
y amarillo y no de color uniforme, pues los caracteres que les asigna 
de « anterior cross vein beyond the middle of thediscal cell, obligue; 
third longitudinal vein gentil/ curved » y « /wid femara elongated 
and moderately thickejied» son idénticos á mi juicio con los de « an- 
terior cross i^ein nenr or beyond tlie middle of discal cell, usually 
oblique», los a hind femora more or less thickened» y «third lon- 
gitudinal vein only gently curved» que atribuye á su^ Xilotini. 
Pienso, en consecuencia, que esta clasificación fundada en un ca- 
rácter tan sujeto á variabilidad como lo es el color y no afirmada 
en detalles diferenciales de estructura, tiene mucho de artificial, lo 
que á mi juicio dejaría de serle censurable si se reunieran en un 
solo grupo \o% Xilotini y Milesini que no tengan célula posterior 
pediforme, temperamento que propongo en esta obrita, apoyando 
la opinión de Bigot quien ha caracterizado bastante bien la agru- 
pación, estableciendo su curia de los Xilotidae (Ann. Soc. entom. 
Fr., 1883, 231) con los Sírfidos que tienen los muslos posteriores 
más ó menos hinchados y en este último caso, dentados, escotados, 
finamente dentellados, tuberculosos ó callosos por debajo, hisalas 
con la segunda y latercera nervadura longitudinal separadas en el 
extremo (ó lo que es lo mismo, la célula submarginal abierta en la 
extremidad) y la primera posterior no pediforme. Como se ve los 



189 



DIPTEROLOGIA ARGENTINA 



81 



Xilotidae de Bigot no difieren de mis Xilotini y si he adoptado desi- 
nencia diversa de la de él es solo para conservar la unidad de este 
trabajo, aún en este detalle de escasa importancia. 



GENERUM TABULA 

1. Coxae posticae intus rauticae at femora postica infra dentata 

vel tuberculata. 3. 

— Coxae posticae intus spina acuta armatae ; femora postica in- 

fra liaud dent;ita sed breviter setosa. SwUtelluní sublri- 
aiigiilare h<íud marginatum. Alae uervulus medias tr.iiis- 
versus subrectus, obliquus. Sterphus. 

3. Femora postica incrassata inferné dentibusS magnis armata. 
Scutellura semicirculare postice marginatum. Alae ner- 
vulus raedius transversas fortiter obliquus et undula tus 
extus appendiculatus. Stilbgsoma, 

— Femora postica alus inermia, alus infrá prope apicera dente 

único saepe ápice fisso armata. Scutellura semicirculare 
at postice haud marginatum. Alae nervulus raedius trans- 
versus subrectus modice obliquus extus haud appendi- 
culatus. Spilomyia. 



XIII. Sterplius, Philippi 



Sterphus Phil., Aufzái. 143 eí Verhandl. zool.-bot. Gess. Wien, XV, 737 (1865). 
— ScHiN., Novara Exp. Zool, lí, 310 (1868). — Bigot, Ann. Soc. entom. 
Trance, 247 (1883). 

Corpus parallelum modicé latum; í/ioma; tenuiter pubescens. 
Capul thorace vix latius, fere transversim hemisphericum, pos- 
tice planum at médium versusobsolele emarginatum; fronte an- 
trorsum producta, cónica, ápice trúncala; facie tumidula sub 
antennarum insertionem modice excávala, haud callosa ; hypos- 
tomate sub-quadrangulariter emarginato. 1/iíe/i^/ífte breves, por- 
rectae, basi modicé distantes sub frontis margo anteriore pro- 
ducto inserlae; articulis duobus primis brevissimis, ultimo 
lenticularis ulrinque corapresso, seta dorsah nuda instruclo. 
Oculi nudi feminae bene disjuncti, maris inter fronte et vértice 
fere conniventes. Pro6o5c/s brevissima. Tliorax ovatus anlice et 
postice truncatus, convexiusculus, humeris sat prominulis, su- 
tura media intus abbreviata auctus, Scutellum sat magnum, 



82 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 190 

haud transversum, subtriangulare, ápice rotundatum. Alaesuh- 
lanceulalae, subtilissimevillosae, cellulis marginalis ot sub mar- 
ginalis apertis, vena submarginalis leviter sinuosa, cellula prima 
postica extus modice sinuosa et iníráangulata, extrorsum obso- 
lete appendiculata, nervulo medio transverso sub recto obliquo, 
vena spurea paulo pone cellulam basalem secundam ad apicem 
abbreviata et obsolete bifurca ta. Cahjptra minuta. Halteres elon- 
gati, detecti. Pedes crassiusculi praesertim postici sat elongati, 
coxae intus spina acuta armatae, femara modice incrassata vil- 
losa et infrábreviter setosa, tibiae pubescentes, muticae, leviter 
arcuatae, tarsi sat elongati, robusti, articulo penúltimo subilobo; 
pii I üilli ma^n'i; ungues acuti simplices. Abdomen parahWum, 
modice deppressum, thorace haud latiore, ápice modice rotun- 
datum vel truncatum. 

El aspecto general es el de un Muscidae del grupo de Actora. Algo 
se parece á Priomerus (Macqt. Hist. Nat. Dip. I, ol I, pl. 10, f. 18) 
por la forma de la cabeza y las antenas, pero los muslos posterio- 
res no son denticulados por debajo, la célula marginal es abierta, 
la subraarginal no es pediforme, etc. Nada ha llegado á mi noti- 
cia sobre las costumbres de este notable género, propio de la región 
occidental y austral de la América del Sur. 

[37 ) 1. Sterphus autuninalis. Philippi. 

( Pl. fig. ) 

Slerphus autumnalis. Phil., Verhandl. zool.-bot. Gessells. Wien, XV. 182, tab. 

27. f. 37. (1865). 
Slerphus antennalis. Phil. Verhaudl. zool.-bot. Gessells. Wien. XV. 113, 1 

(1865]. 

Obscure cyaneus vel mgro-cyaneus, nigro-pilosus : facie flavo-au- 
raníiaca, sericea; vértice occipiteque nigro-cyaneis, niiidis ; 
antennis, pedibus alisque nigris ; abdomine cyaneo, nitido, vio- 
láceo micante, nigro villoso et piloso. — Long. i 4 millim. 

Hab. observ. : Chile in Valdivia (Philippi). — Tierra del Fuego 
(Spegazzini). 



191 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 83 

Un bello ejemplar de esle singular díptero, fué cazado por el 
Dr. Carlos Spegazziíni, en la Tierra del Fuego, durante la expedi- 
ción del Capitán Bove á los mares australes. 

He conservado el nombre de autumnalis con preferencia al de 
antennalis, bajo el que comunmente se le conoce, porque la deno- 
minación corriente se debe á un mero error de imprenta^ que más 
adelante Philippi ha corregido en la página 144, al tratar del 
St. cyanoceplialm, y en la leyenda de la plancha 27; por otra parte, 
corroboran el hecho de que la mente del autor fué aludir en el 
nombre específico, á la época en que el insecto aparece, sus propias 
palabras, asuh finem aestatis freciiens »; es decir, en otoño, de don- 
de procede su calificativo de autumnalis. 



XIV. Stilbosoma. Philippi 

Stilbosoma. Phil., Aufzahl. d. Chil. Dipt. in VerhanJl. zool.-bot. Gessells. Wiea, 
XV. 736 (1865). — Schin., Novara. Exp., II, 366, 89 (1838).— Bigot., Ana. 
soc. eritom, Fr., 244,(1883). 

Xilotae affinis sed diíTert auteni nervulus transversus me- 
dius forliter obliquus, undulatus et extrorsum appendiculatus. 

Corpus robustum subnudum, unicolore. Capul magnurn tho- 
race latius, fronte fortiter conicé producía, facie sub antenna- 
rum insertionem excávala, epistomate producto ápice tri-dentato. 
Oculi bene disjuncti (cf 9 ) nudi. Antennae porrectae in froii- 
lis ápice cónico insertae, utrinque modice compressae, tri-arti- 
culatae, capite haud longi.ores, articulo primo brevissimo, 2° trans- 
versimobconico, 3° magno, lenticularis, suprá prope médium seta 
nuda instruclo. Proboscis breve, palpi subfiliforines extus revo- 
luti. Tliorax ovatus anticé et posticé truncatus, humeris sat pro- 
minulis, angulis posticis oblique truncatis. Sciitellum semicir- 
culare, convexiusculum, posticé marginatum. Alae paralellae 
abdomine longiores, vix perspicuo pilosullae, cellula marginalis 
et submarginalis aperlis, subparalellis, submarginalis haud pe- 
diformis, cellula prima postica claussa ápice acula, vena auxiliaris 
cellula basilaris prima haud superante, nervulus transversus me- 
dios parte máxima anteriore extus fortiter obliquus deindé fe- 
trorsum fere hammulato-curvatus extrorsum pone médium su- 



84 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 192 

perum appendiculatus, cellula basilaris prima longissima ad 
discoidalem plus tertiae dúos attingente, cellula analis magna 
ápice appendiculo ad alarum marginem posticam fere paralello 
terminante. Calypíris mediae magnitudinishalteribus haudobte- 
gentibus. Pedes antici et medii sat elongati et tenues, mutici at 
femora postica fusiformia fortiter incrassata infrá prope apicem 
dentibus robustis duobus armata, /^¿me posticae arcuatae sat 
crassae; ungnes posllci magniforliter arcuali pulvilli magni paulo 
superantes. Abdomen breve, depressum ovatum, thorace haud 
latius, quinque-annulatum, ápice infrorsum fortiter arcuatum, 
segmento %° majore. 

Es un género muy característico y singular: su frente avanzada 
en forma de una gruesa punta cónica y que sobrepasa mucho la 
línea de los ojos, su cara excavada y su epísloma saliente, recuer- 
dan al género Chalcomyia de Williston; sus patas tienen algo de 
los Senogaster de Macquart, pero, de todos difiere por la figura ex- 
traña del primer nérvulo transversal de las alas el que es muy 
oblicuo, fuertemente arqueado hacia adentro en su tercio posterior 
y con un apéndice externo en el punto en que el nérvulo se dobla. 
Nada se sabe de sus metamorfosis. Philippi describe tres especies, 
observando que, los machos ó no difieren exteriormente en nada 
de las hembras ó que los ejemplares que menciona son todos 
hembras. Es no solo probable, sino aún seguro que ambos sexos 
han de diferir por el mayor ó menor apartamiento de los ojos en 
ambos sexos. 

[ 38 ) 1 . Stilbosonia nigrinervis. Philippi. 

Stilbosowa nigrinervis. Phil., Aufzálil., 143, 2, et in Verhandl. zool.-bot. Ge- 
sellsch. in Wien, XV, 737, 2 (1865) 

Obscure cyanea secundum lucem nigro-violacea, tenuiter parcc- 
que nígro-fusco pubescens et pilosulla ; abdomine siiprá violáceo 
permitido; oculis obscure cupreis, antennis nigris, opacis ; 
proboscis palpisque piceis ; alis subopacis, griseo-sub-hyalinis 
ai nervuris ómnibus late fusco-limbatis ; chalyptris albis : hal- 
teribus piceis testaceo-capitulatis ; tibiis anticis tarsisque om 
'^ nibus fusco-aurato pubescentibus ; pulvilli albi; unguiculis les- 



193 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA. 85 

tacéis ápice nifjris, Long. alis inclusis 17 millim. Long. alis 
exclus 12 millim. 

Hcib. observ. : Cliilc in Valdivia {^muvvi). — Territorium fue- 
gianuin (Spegazzini). 

Poseo dos ejemplares de este curioso Sírfido, el uno coleccionado 
en Valdivia por el Dr. 0. Carlos Berg y el otro en la Tierra del 
Fuego por el Dr. Spegazzini. 



XV. Spilomyia. Meigen 

Spilomyia. Meigen. Illig. Magazin, II, 273 (1803). — Schin. Verhandl. zool.-bot. 

Gess., VIL 433 (1857).— Bigot. Ann. Soc. entom. France, 247 (1883). — 

WiLLisTON. Sinopsis North Am, Dipl., 244 (1886). 
Temnostoma. St. Farg. et Serville. Encycl. method., X, 518(1825). — Wil- 

LiSTON. Synopsis. North Ara. Syp'nr., 249 (1888). 
Mixtemyia. Macqt., Hist. nat. d. Dipt., I. 491, pl. 11, ñg. 8 (1834). 
Calliprobola. Rondani. Dipt. Ital. Prodrom., I, 47 (1856). 

Corpus sat robustum saepiusflavum,nigro-vittatum et fascia- 
tum. Caput hemisphaericum Ihoracislatitudine veleoque paulo 
latius, fronte antrorsum plus minusve conicé producta, facie alus 
verticalis, alus nniediunfi versus leviter excavata infrá unitubercu- 
lata. Oculi nuái. Antennaehre\es, porrectae, capite haud longio- 
res, interdum subelongatae, articulis duobus primis brevibus, 
secundo obconico primo longiore at tertio alus longiore, alus 
breviore, ultimo ovato vel patelliformis seta nuda ante basin, 
bi-articulata? nuda instructo. Thorax subquadratus convexus. 
Scutellum muticum semi-circulare. Alae cellula marginalis ápice 
aperta, cellula prima postica haud pediformis, nervulus medius 
Iransversus ultra alarum medio situs. Pedes sat breves modice 
robusti, femora postica mediocre inorassata infrá prope apicem 
dente sat magno saepe ápice emarginato vel flsso armatavel alus 
inermia. Abdomen oblongum satlatum. 

Género en otro tiempo incluido por Latreille entre las Milesia y 
que se compone de especies detalla mediana, variadas de amarillo 
y negro. Las larvas y ninfas de Spilomyia han sido observadas 



86 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 194 

y descritas por Girschner (Wiener Entom. Zeilg., 199, 1884), quien 
también lia dado buenas figuras de las ninfas. La especie cuyas 
larvas y ninfas ha estudiado, es la Spilomyia speciosa, Rossi. Ha- 
llólas en los troncos carcomidos de las hayas. Estas larvas se 
parecen por el aspecto á las llamadas de cola de ralon, pertenecien- 
tes á los Erislalis \ Uelophilus ; las ninfas son oviformes, redon- 
deadas anteriormente, con dos cortos tubos dorsales en lo anterior 
y terminadas por detrás en una larga cola cilindrica y anillada ; son 
de color parduzco con el dorso finamente arrugado al través, lo 
inferior del cuerpo es liso, pero con dos lilas longitudinales, com- 
puestas cada una, de tres tuberculillos 4-cerdosos que simulan 
patas; poco antes de la base de la cola se nota una depresión bas- 
tante grande de la que nacen muchos hilos cortos, gruesos y ondu- 
lados ; á cada lado de la base de la cola hay dos apéndices soldados 
al cuerpo, cortos^ anillados y con una cerda terminal; en la parte 
anterior del cuerpo se ve un surco transversal, parecido á una boca 
flanqueada por dos tuberculillos de forn:a igual á la de las falsas 
patas y finalmente, la cola se termina con un apéndice en forma de 
borla alargada y dos cerdas ondulosas situadas antes del arranque 
del apéndice apical. Las Spilomyia frecuentan, cuando adultas, 
casi todas las flores, pero, según Girschner, manifiestan preferen- 
cia por las de los Crataegus y Berberís. 

( 39 ) 1. Spilomyia g-ratiosa. V. der Wulp. 

Spilomyia gratiosa. V. d. Vulp. Tijds. voor. Entom., XXXI, 372, 13, pl. 10, üg. 

6 - 7 (1888) 

Flava, nigro-variegata. Anteiinis selaque ferrugíne's. Capite lú- 
teo, fronte suprd antennis strigis duobus brevibus nigro-fuscis, 
vértice punto nigro sígnalo. Oculi fusci. Thorace jlavo-te-itaceo , 
vitta media posticé abbreviata, macula triangulari ante scute- 
llam, villisque lateralibus duobus anticé et retrorsum ab- 
breviaiis, suturam versusin duas partes sat latís divissis, onmi- 
no nigris ornato, utrinque tenuiter rufe&co-niarginato. ScuLe- 
llunijlavuní medio nigrum, Alis griseis dimidio antico longi- 
trorsum fusco. Pedibus flavo-testaceis, tibiis anticis ápice 
tarsisque anterioribus nigris, femoribus posticis infrá prope 
apiceni dente breve ápice bi-dentato instructis. Ralleribus flavis 
Abdomine flavo, suprá segmento secundo posticé macula magna 



195 DIPTEROLOÜÍA ARGENTINA 87 

triangulare nigra ornato, 3-4 basi el paulo ante apicem nigro- 
fasciatis, ultimo fuscano. — Long. 13 //5 millim. (9). 

Hab. nbser. : Resp. Argentina Í7i Tucuman (V. d. Wulp). 

Es una bella especie fácilmente reconocible, por su color amari- 
llo, variado con rayas negras longitudinales en el tórax, fajas 
transversales del mismo color en el abdomen y alas casi claras, 
de color pardo en la mitad anterior. No debe ser muy abundante, 
á juzgar por el hecho de que el Dr. VVeyenbergh que residió por 
tanto tiempo en las provincias del interior, no ha obtenido sino un 
ejemplar hembra que Van der Wulp ha descrito y figurado con no- 
table corrección. 



Tribus VI. Helophilini. 



Helophilidae. Bigot. Ann. Soc. entom. Fr.,231 (1883). 

Este grupo, que Williston incluye, en parte, entre sus Erista- 
lini, se caracteriza por sus antenas cortas, con el tercer artejo 
ovalado ú orbicular, provisto de una cerda desnuda en la arista 
dorso-basal del artículo, alas con la célula marginal abierta en 
el extremo, submarginal y primera posterior pediforme, el nérvulo 
medio transversal oblicuo y situado cerca ó muy poco después del 
medio de la célula discoidal. Difieren esencialmente de los Eris- 
tahni por tener abierta la célula marginal y no cerrada en el extre- 
mo, como es constante en aquellos, y aún, en algunos raros casos, 
la célula submarginal no aparece muy distintamente pediforme. 
Las especies son de cuerpo bastante ancho y velludo ó densamente 
tomentoso. Sus hábitos son acuáticos en algunos ( flelophilusj, y 
terrícolas en otros, como los Merodon, que viven en los bulbos do 
las Liliáceas. 

GENERUM TABULA 

1. Femora postica inermia plus minusve incrassata. 2. 

— Femora postica incrassata infrá pone médium dente validius- 
culo iiistructa et plus minusve spinulosso-setulosa. Facie 
medio longitudinaliter carinata. Alae celiula submargi- 
nnlis parum pcdiformis. TnopiDiA. 



88 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 496 

2. Thorax villosus, longitudinaliter vittatus. Sculellura plus mi- 

nusve pellucidum, saepiíis concolore haud pollinosurn. Helophilus. 

— Thorax dense poUinosus haud vittatus. Scutellum haud pel- 
lucidum ut thoracis dorso dense pollinosurn. Pterallastes. 



XVI Pterallastes. Loew 



Pterallastes. Loew. Dipt. Amer. setemptr. indígena in Berl. entom., Zeit., Vil, 
Centuria IV, 317 (nota) ;i863). - Bigot. Ann. Soc. entom. Fr., 242 (1883). 
— WiLLiSTON. Synopsis Norlh. Amer. Syrphidae. 198 (1886). 

Corpus omniíio ut Mijoleptae sed alae ul in Helophilo. Caput 
thoracis latitudine vel paulo latius, fronte minuta triangulare 
antrorsum breviter obtusé producta, facie ñeque carinata ñeque 
callosa, maris subperpendiculare, suprá excávala i rifrá convexa, 
epistoraate modice producto, femina facie excavata, infrá oblique 
truncata a maris differt. Oculi nudi, interdum pilosi, maris fron- 
temversus contigui. Antennae porrectae in processu breve fron- 
tali insertae, breves, tri-articulalae, articulis doubus primis bre- 
vibus, ultimo ovalo suborbiculato, ulrinque coinpresso seta ba- 
sali nuda aucto. Thorax convexiusculus. Scutellum ul thoracis 
dorso dense pollinosurn. 4/ae oblongae, cellula marginalis aperla, 
submarginalis pediformis, nervulus transversus medius forliter 
übliquus cellula discoidalis ad terliam partem basalem silus. 
Pedes inermes, pubescentes, femora poslica modice incrassata 
infrá breviter setosa, tibiae poslicae forliter arcuatae. Abdomen 
thorace duplo longiore et laliore, ovatum. 

Corapónese de especies velludas y con el tórax vestido de to- 
mento muy denso amarillento y el abdomen negro y brillante, ó 
tomentoso como el tórax, hiñere áe Xilota, cuyas antenas posee, 
por las alas y la anchura del abdomen, de Mijolepta Newm. 
(Entom. Monthl. Mag. V, 473, 1838) perlas nervaduras alares, y de 
Helophilus por los caracteres que Pterallastes tiene de los otros 
dos géneros. 



197 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 89 



( 40 ) 1 . Pterallastes nubeciilosus. V. d. Wulp, 

Pterallastes nubeciilosus. V. d. Wulp. Tijds. voor. Entom., XXXI, 372, 12 

(1888). 

Fusco-niger, nitidus scutello rufo-fusco. Capite dense flavido- 
pruinoso et piloso fronte ochraceo-pilosa, vértice maris trian- 
gularis minuto. Ocidis valdé pilosis, postice flavido-pruínoso-et 
piloso-marginatis, al pruinositate pilisque superné obscuriori- 
bus. Antennis rufesceníibus, stylo dilutiore. Thorace scutello- 
que dense ochraceo-pilosis . A lis hyalinis ápice costaque cinéreo 
nebulosis. Halteribus ¡lavis. Pedibus nigro-fuscis fcmorum api- 
ce, tibiis tarsisque rufescentibus ; femoribus posiicis médium 
versus incrassatis, tibiis posticis arcuatis. Abdomine dense 
ochraceo-piloso . — Lúng. {^) 7 //i millim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina mTucuman (V. d. Wuilp). 

No conozco la especie aludida, cuya característica he tomado de 
la obra publicada en holandés por Van der Wulp. Este Pterallastes 
se parece mucho, según la descripción, á Pt. thoracicus. Loeav. 
(Cent., IV, 80), pero tiene los ojos velludos y no desnudos, como 
la especie norte-americana. 



XVÍI. Helophilus. Meigen 



Helophilus. Meigen. Syst. Besclireib. beck. europ. zweifl., III 368, tab. 32 fig. 
1-9 (1822). — Latr. in Cuvier. Régne anim., V, 492 (1829). — Curtís, 
Brit. Entom., IX. 429(1832). — Macqt., Hist. nat. Dipt., I, 509, 17, pl. 11 
fig. 17 (1834). — Ejusü. Dipt. exot., II, 60, 17 (1842). — Blanch., Hist. d. 
ins., II, 477 (1842). — Walk., List. of. Dipt., 602(1849). — Schin., Dipt. 
Austr., (I. c), 403 (1857). — Ejusd. Novara. Exp., II, 339 (1868). — Bi- 
GOT. Ann. Soc. entom. France, 242 (1883). — Williston. Synopsis, North, 
Am. Syrphidae, 183 (1803). 

Elophilus. Meig., Illig. Mag., II, 274 (1803). — Latr., Gen. Crast. etinsector., 
IV. 324 (1809). 

Dolichogyna, Macqt., Dipt. exot., 11, 2, 65, 18 (1842). -Blanch. m Gay. Hist* 
fis. y pol. d. Chile. VII, 47 (1852). — Phil., Aufzáhl. d. Cliil. Dipt., 150 



90 ANALES DE LA SOCIEDAD CIEMÍFICA ARGENTINA 198 

(1865). — ScHiN., Novara Exp., II, 339(1868). — V. d .Wülp. Tijds. voor. 

Entom., XXV, 133 (1882). — Bigot. Ann. Soc. eotom. Fr., 240 (1883). 
Asemosyrphus. Bigot. Bull. Soc. entom. Fr., 13 (1882; et Ann. Soc. entom. Fr.^ 

242(1883). 
Eurhimyia. Bigot. Op. cit., I. c. N". 2 (1883) et Annales, Soc. etc., 242 (1883). 

(Jorpws sat robusta m, villosum, fuscum vel nigrum ; thorax 
saepius in fundo tomentoso bi-vel tri-vittatus. 

¿ft//wíhemisphaencum poslice planum, anticé convexum, fron- 
te plus minusve antrorsura obtuse producía, maris alus lingaris 
alus satis lata, facie infrorsum plus minusve cónica, a latere visa 
sub antennarum insertionem leviter vel sat fortiter excávala 
deindé plus minusve tumidula, ápice cónico saepe tuberculata. 
Oci//úiudi, rarissime pilosi, maris frontem versus bene separati, 
interdum approximati. Antennae breves, porrectae, articulis duo- 
bus primis brevibus, ultimo patelliformis vel semicircularis inter- 
dum subtransverso basi seta nuda instructo. Proboscis sat breve. 
Thorax tenuiter sat longe villoso vel hirto, saepius in fundo prui- 
noso vel tomentoso nigro-tri-vittato vel vice-versae. Scutellum 
semicirculare, plus minusve subpellucidum. Alae lanceolatae, 
tenuissime pilosae, divaricalae, cellula marginalis aperta, sub- 
marginalis pediformis, prima postica claussa ápice appendiculata, 
nervulus transversus medius cellulam discoidalem, medio haud 
vel parum superante. Pedes modice crassiusculi, inermes; fe- 
mora postica plus minusve incrassata ; tibiae posticae arcuatae, 
coxae maris rarissime tuberculato-spinosae. Abdomen [i-annu- 
latum, modicé convexum, vel plus minusve deppressum, ob- 
longum vel ellipticura, tenuiter villosum. 



Este género es muy parecido á los de Erislalis y Merodon, distin- 
guiéndose del primero por tener abierta la célula marginal de las 
alas y del segundo por sus fémures posteriores siempre desprovis- 
tos de dientes ó tubérculos. El género Dolichogi/na fundado por 
Macquart para el Helophilus cliilensis de Walker, me parece no 
debe subsistir sino que debe refundirse con los Helophilus, división 
cuyos caracteres no son tan absolutamente marcados de especie á 
especie, como para que sobre una sola de estas que discrepe en 
algo de su tipo común se pueda proponer ó fundar un género di- 



199 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 91 

verso. Al describir su Dolichogijna, establece Macquakt que llene; 
«Caracteres génériques des Hélop hiles», con excepción de los si- 
guientes detalles : cara más ancha, sin carena redondeada sino 
uniformemente convexa, y las partes cubiertas de vello lo estcín 
también de pelos, estas partes son menos anchas y dejan libre un 
ancho espacio desnudo y brillante; la frente es más ancha en los 
machos y en las hembras, formando anteriormente una joroba 
gruesa cubierta de pelos bastante largos y con la sutura situada á 
los dos tercios de la longitud de la frente en lugar de estarlo en el 
primer tercio. Abdomen velludo, menos largo ; órgano sexual cT, 
largo semi-cilíndrico... pies con muslos velludos por debajo, los 
posteriores menos gruesos y las piernas del último par menos ar- 
queadas y alas con la primera célula posterior cerrada un poco 
más cerca del borde exterior, completan la serie de caracteres di- 
ferenciales que Macquart formula. Meigew definiendo sus //e/opA¿- 
lus no menciona carena alguna y solo habla de a Hy postomate... 
cjibbosum » ó lo que es lo mismo uniformemente convexo; los de- 
talles que da Macquart, referentes á la pruinosidad ó desnudez de 
la cara no pueden ser mirados sino como específicos, pues que no 
se trata sino de una sola especie y hasta hay Helophilus que tienen 
la cara desnuda en gran parte de su superficie como el H. conosto- 
mus WihL. y H. laetus Loew. La anchura de la frente en ambos 
sexos, carácter al que Macquart parece atribuir mucha importan- 
cia, también se halla, para no citar sino algunos pocos ejemplos, 
en los Helophilus mexicanus Macqt., latifrons Loew., modestus 
WiLLisTON y aun en el H. lineatus Farr., á cuyo macho Meigen lo 
describe con aStirne hreit » ; en cuanto al mayor ó menor avance 
de la frente carece de valor alguno en este género, así como, la po- 
sición de la sutura frontal, cuya situación depende del desarrollo 
de la frente. Todo lo demás, relacionado con el abdomen, los pies 
y las alas son caracteres de mera apreciación personal y en cuanto 
á la forma del órgano sexual masculino, cosa que sospecho sea solo 
un error de observación, bastará recordar que en muchos Asílidosy 
]os Dolicopódidos no tienen más significación que la de carácter es- 
pecífico. Por otra parte, Macquart mismo nos dice del género Helo- 
philus : « Les espéces exotiques, ainsi comme les européennes, se dis- 
tinguent souvent entr^elles par des différences organiques que ren- 
dent ce groupe peu homogéne» ... « les yeux des males quelquefois 
contigus sur un point dufront»... ales cuisses postérieures de di- 
mensions diverses etparfois velues»; ¿cómo, pues, en presencia de 



92 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 236 

estas observaciones del mismo autor del género Dolicliogyna, al 
ocuparse de los Helophilus, se podría aceptarlo sin beneficio de in- 
ventario de sus caracteres que lodos resultan ser de Helophilus? 
Y para terminar, M. Bigot describe como especie nueva del género 
Helophilus á la misma Dolichogyna fasciata, tipo del género de 
Macquart. Los Helophilus siguen el mismo régimen de vida que 
los Eristalis y sus larvas idénticas en figura y costumbres á las de 
este género, habitan también en los líquidos putrefactos, saturados 
de detritus vegetales. Las larvas de una especie europea, el H. pen- 
dulus, sirvieron en otro tiempo á Réaumur para curiosas experien- 
cias sobre la elasticidad de su tubo caudal. A semejanza de los Me- 
rodon, Eristalis y Syrphus, figura entre los géneros de m;ís antiguo 
origen en el orden de los Dípteros, pues sus restos han sido seña- 
lados en los terrenos íbsilíferos del Rhin. 

(41) 1. Helophilus chilensis, Walker. 

Helophilus chilensis, Walk.. Trans. Linn. Soc. of London, XVII, 344, 35 (1837) 

— Ejusd. List of Dipt., 606 (1849). 

Dolichogyna fasciata, Macqt., Dipt, exot., II, 2, 66, 1, pl. 12, fig. 1 (1842^ — 
Blanoh. in Gay, Hist. fis.y pol. de Chile, Zool. VIL 408, tab. 4, f. 8(1852). 

— Phil., Aufzíihl. d. chil. Dipt. in Verhandl. zool-bot. Gesells., XV, 744, 
(1865). — ScHiN., Novara exp. Zool.. 11,359, 64 (1868). — V. d. Wulp, 
Notes froiii the Leyd. mus., IV, 80, 11 (1881). - Ejusd. Tijds. voor En- 
tom., XXV, 133, 23 (1882). 

Helophilus Hahni, Bigot, .Miss. du Cap Horn. Zool., IV, 24, 37, pl. III, fig. 6. 
(1883). 

Capite antice flavo-, vel jlavo-testaceo albido-villosoinfrorsum có- 
nico medio faciei cum epistomate glabra leviter callosa, nitida, 
fronte anticé nitidula lata utrinque griseo-flavido-villosa, fa- 
scia transversa posticé arcuata e pilis hirtulis nigris composita 
signata, vértice flavo piloso; occipite nigro, cinereo-(lavido- 
tomentoso a supra flavo-piloso. Antennis nigris articulis duo- 
bus prirnis rufo-piceis vel piceis. Thorace suprá albido-,vel fla- 
vido-cinereo saepe ¡lavo-hirto et pruinoso, vittis tribus longitu- 
dinalibus nigris ornato, vittis antice et postice parum abbrevia- 
tis, vitta media saepe antrorsum obsoleta; pleuris flavo-pilosis et 
cinereo-puberulis. Scutello flavo parce flavo-villoso basi vel 
sutura basali angustissimé saepe obsolete nigra, pilis pau- 
cis interdum nullis praedito. Alis grisescentibus fusco-venosis 
basi leviter flavicantibus, cellula basali prima discoidaleni 



2^7 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 93 

medio superante. Calyptris halteribusquc flavicantibus. Pedibus 
flavo-teslaceis, tarsis onmibiis dilute fuscanis vel posticis solítis 
fuscanis, femoribus ómnibus nlbido-vel dilute flavido-pilosis, pi- 
lis paucis nigrisinstructis, basi sum^na macula minuta rotunda- 
ta nigra instructis, posticis interdum subtus fuscanis. Abdomi- 
ne suprá nigro sat dense flavidopiluso, segmentis superis utrin- 
que macula transversa ovata inlus modice angustata et ápice 
rotundata antice médium versas sinuata albida ornatis, maculis 
anterioribus extrorsum saepe f¡avo-,vel flavo-testaceo atintror- 
sum pallide flavido-micantibus tinctis. Organis copulatoriis fla- 
vidis. Ventre flavido-teslaceo medio nitido albido-,vel flavido- 
piloso. — Long. JJ-12 millim. 

Hab. observ. : Chile (Walk., Macqt., Blanch., Phil. , Schin., 
V. D. WuLP.). — Resp. Arg. in Territorio fuegiano (Bigot) et 
in Patagonia, Rio Gallegos (Moyx^o). — Sania Cruz (Museo de La 
Plata). 

Es de notarse que todos los autores que se han ocupado de esta 
especie no hayan conocido ó preocupádose de la sinonimia que 
Walker le atribuyó justamente en 1849, y aún más, que posterior- 
mente M. Bigot la haya redescrito como nueva, colocándola en el 
género Helophilus. La descripción de Macquart es muy completa 
y apenas discrepa de la más breve de M. Bigot en algunos detalles 
de escasa importancia, tales como decir que los dos primeros arte- 
jos anlenarios son « brunsyy mientras que para M. Bigot son «rufis», 
cuando en verdad tienen un tinte píceo ; las manchas del abdomen 
las dá Macquartcohio inmfis» en la diagnosis, pero, en la descrip- 
ción, las llama <(fauves» en el macho y «pales » en la hembra, las 
mismas que M. Bigot describe como blanquecinas, pero teñidas de 
amarillento en su lado externo. La figura deMACQUART es bastante 
mala, como lo observa Van der Wulp, sin embargo, es suficiente 
para formarse una idea de la especie; no sucede otro tanto con la 
publicada en la obra de Gay sobre la Fauna de Chile, pues ios ojos, 
las nervaduras alares y los dibujos del cuerpo son imaginarios ó 
do memoria, en cambióla lámina que completa la descripción que 
dá M. Bigot de su Helophilus Hahni, es muy buena y reproduce 
con bastante fidelidad los caracteres de este díptero. Un ejemplar 
(cf ) recogido en Patagonia cerca del Rio Gallegos por el Capitán de 
Navio D. Carlos M. Moyano, y otro (9) en muy buen estado de con- 



94 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 238 

servacion, coleccionado en la Gobernación de Santa Cruz por el 
Sr. Francisco P. Moreno ó por el Sr. Tonini del Furia son los úni- 
cos que he visto. 

XVIII. Tropidia, Meigen. 



Tropidia, Meig., System. Beschr. d. bek. europ. zweifl., III, 346, tab, 31, fig. 
10-14 (1822). — Curtís, Brit. Entora., IX, 401 (1832).— Macqt., Hist. Nat. 
Dipt., I, 518, pl. 11, fig. 21 (1834). — Blanch., Hist. d. ins., II, 477, 1 
(1842). — Macqt., Dipt. exot., 11, Suppl. 76 (1846). — Walk., List, of 
Dipt., (pars 3) 597 (1849). — Schin., Verhandl. zool-bot. Gesells., Vil, 
417 (1857). — BiGOT, Ann. Soc. entom. France, 239 (1883). — Williston, 
Synopsis etc. 206 (1886). 

Cajmt thoracis latitudine hemi-sphaericum, fronte anlrorsum 
plus minusve producta, facie medio longitudinaliter carina ta, 
vértice fetninae sat lato, marisangustissimo, auctum. Oculi nudi. 
Antennae breves, subnudae, articulis 2 primis brevibus, ultimo 
s. 3° patelliforme seta dorsali nuda instruclo. Tliorax ovatus an- 
tice truncatus, posterius leviter angustatus, angulis posticis ob- 
solete obliquetruncatis, parum convexus. Scutellum triangulare 
ápice rolundatum. ^á/ae incumbentes parallelae, tenuiter villo- 
sae, cellula marginali ápice apperta, submarginali parum pe- 
diformi, vena submarginali leviter sinuosa. Pedes antici et me- 
dii normales, modicé breves, tibiarumapicé haud calcara to, tarsi 
crassiusculi articulo primo elongato, coxae posticae sat magnae, 
femora postica incrassata oblonga subtus pone médium dente 
validiusculo instructa et plus minusve spinoso-setulosa. Abdo- 
men oblongum. 

Se parece á los Eristalis, Merodon y Helophilus, pero se distin- 
gue de los primeros por la célula marginal abierta y no cerrada, y 
(le los dos segundos por la célula submarginal no fuertemente pe- 
diforme. 

(42) 1, Tropidia insularis, n. sp. 

Nigro-fusca ; facie subtus et utrinque teslacea cinereo-pruinosa ; 
antennís rufo-lestaceis ; thorace parce griseo-pruinoso ; ali's hya- 



239 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 95 

linis dilute infuscatis, vena submargimili moclice sinuosa; pe- 
dibus anticis el mediis iestaceis at femoribus basi supracjue fii- 
sco-piceis, posticis nigro-fuscis, geniculis, tibiavum annulo me- 
dio basique testaceis : abdomine segmento 2° S^que utrinque 
ftavo-macidatisj maculis introrsum fere dimidio pliunbeis, 4° 
cinéreo, medio longitudinaliter apiceque mgro basi ulnnque 
plúmbeo macúlalo. — Long. 8-9 millim. 

Capul nigro-fuscum, epistomale, genis, facie ulrinque et infrá 
antennarum insertionem leslaceis, flav¡do-,vel albido-cinereo-priii- 
nosis; fronte utrinque ad oculorum nfiarginena interiorem albido- 
marginata ; occipite griseo-pruinoso. Anlennae rufo- testa ceae ápice 
rolundato-truncatae. Thorax nigro-fuscus, griseo-fuscano-pruino- 
sus, breviter nigro-pilosus; pleuris cinereo-griseo-pruinosis; scute- 
lliim postice el ulrinque lestaceo-marginatum. Alae subhyalinae, 
tennuissimé pilosulae, dilute fuscano tinctae, venaefuscae at pro- 
pe radicem piceae vel testaceae; cellulisradicalibustestaceo fuscis, 
cellula subcostalis ápice flavida ; vena submarginali retrorsum 
ieviler sinuata. Calyptrá alba. Halteres ñavidi. Pedes anlici et 
medii testacei al femora basin versus superneque picea, pedes po- 
stici nigro-fusci vel nigri lenuiter flavido-griseo-villosuli, femo- 
rum basi apiceque anguslé testaceis, tibiae testaceae ápice late ni- 
gro-fuscae ante basin annulo piceo signatae, saepe libiarum ápice 
summo post partem nigrann rufo-leslaceo ; femorunn poslicorum 
denle valido ápice trúncalo prope marginem minute nitide tu- 
berculato. Abdomen nigrunfi, segnnento primo fere ubique plum- 
beo-griseo-tomenloso et pruinoso, sed prope marginem exlernam 
flavo-maculalo, secundo utrinque macula obliqua intus ápice ro- 
lundala exlrorsum ad segmenlisummam marginem exlernam anti- 
ceet posticeextensa flava sed dimidio interiore dense plumbeo-prui- 
nosa sparsim breviter nigro-pilosa ; 3" utrinque macula subqua- 
drangulari extus flava intus plumbeo-tessellata breviter nigro- 
pilosa instruclo; reliquis plumbeis medio apiceque nigris, nigro- 
pilosulis sed 4" basi ulrinque macula rolundata grisea praedito ; 
segmentis 2-3 ápice anguslé tes laceo- margina lis-; venler fusco- 
piceus basi utrinque flavus subpellucidus. 

Hab. observ.: Paranensis fluvius in ínsula Antequera (E. L. 
Holmbebg). 

Dos ejemplares, uno de cada sexo, fueron descubiertos por el Dr. 



96 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 240 

Eduardo L. HoLMEERCr en la Isla de Antequera, cercana á la desem- 
bocadura del Rio Paraná en el del Piala. Es notable por las man- 
chas del segundo y del tercer segmento abdominal cuya mitad ex- 
terior parece, vista con cierta luz, de color de plomo claro con 
punlitos negros, v mirada en otros sentidos esta misma mitad apa- 
rece blanco-amarillenta ó pardo agrisada. 



Tribus VII. Eristalini. 

Los Sírfidos de este grupo tienen, casi todos, una apariencia de 
Muscidae más acentuada que en los otros de la tribu. Poseen ante- 
nas corlas, ligeramente inclinadas hacia abajo y terminadas por un 
artejo comunmente lenticular, provisto, en la arista dorso-basal, de 
una cerda, ya desnuda, ya velludita ó rara vez plumosa. Los ojos 
son lisos en algunos, pero casi siempre un vello fino y aterciopelado 
cubre en todo ó en parle su superíicie. Las alas tienen el nérvulo 
transversal del medio situado en la medianía de la discoidal ó un 
poco más hacia el ápice, la célula marginal es cerrada y la primera 
celda posterior, así como la submarginal, ofrecen siempre la figura 
de un pié más ó menos claramente diseñado. En la mayor parte de 
los géneros, los muslos posteriores son fusiformes,, bastante engro- 
sados, y las libias del tercer par son arqueadas hacia la cara infe- 
rior de los muslos. Difieren del grupo anterior por tener cerrada la 
célula marginal y el cuerpo generalmente más robusto y recojido. 
En cuanto á su color, uniforme en algunos, se halla variado, en 
muchos, con grandes manchas amarillas ó semi- transparentes, or- 
denadamente puestas en los lados de la base del abdomen. 

GeNERUM TABULA 

1. Tibiae posticae ápice rauticae. Abdomen ovatiim. 3. 

— Tibiae posticae ápice denle sat valido terrainatae. Abdomen 
elongato-conicura. Femora postica subtus ante apicern 
breviter setosa. Priomerus. 

Sí. Capul superne visum fortiter transversiim, fronte anticé 
íbrtiter triangulariter producía. Antennae articulo 3" 
oblongo. Alae cellula submarginali pediformi cuní pro- 
cessu postico angulato breviter appendiculato, nervulo 
transverso medio recto. Pedes pubescentes ; femora po- 
stica subtus biseriatira breviter spinoso-setulosa. Promilesia. 



241 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 97 

— Caput superne visum haud fortiter transversum. fronte 
modicé rotundato producía. Antennae articulo 3° ovato 
vel lenticulari, rarissirae oblongo. Alae cellula subinar- 
giuali pediíormi cum processu postico rotundato-angu- 
lato haud appendiculato, nervulo transverso medio obli- 
quo. Pedes pilosuli, femora postica subtus mutica. Eristalis. 



XIX. Promilesia, n. gen. 

Milesia similis et affinis at femora posfica haud denlata sed 
bi-seriatim breviter spinulosa. 

Caput superne visum transversum, posticé planum, fronte 
antrorsum in triangulo ápice trúncalo producta, á latere visum 
ad antennarum insertionem niodice conicé productum, infrá an- 
tennas modiceexcavatum deinde leviter callosum, a fronte vi- 
sum facie latiuscula dense tomentosa medio nitidula nuda longi- 
tudinaliter callosa, hypostomate inferné triangulariter producto 
ápice emarginato at emarginatione in fundo medio subquadrata 
brevi ; genis sat amplis ; fronte lata postice leviter angustata. 
Ocií/¿ nudi, maris frontem versus contigui. Ocellí 3, triangula- 
riter dispositi. i/??e«/««e capitehaud longiores, porrectae, utrin- 
que apicem versus praesertim subcompressae, articulo primo 
secundo plus duplo breviore subcylindrico, secundo obconico 
bis paulo pilosis, tertio oblongo praecedentibus duobus simul 
sumptis parum lotigiore, pruinoso, seta nuda prope basin sita 
munito. Proboscis brevis carnosa. Thorax subquadratus, mo- 
dicé convexus, basi apiceque truncatus, humeris prominulis, 
angulis posticis oblique truncatis sub-obsoletis. Scutellum semi- 
circulare, convexiusculum, haud marginatum. Alae lanceolatae, 
tenuissime pilosae, cellula marginah clausa ápice appendicu- 
lata, submarginali pediformi, aperta, processu angulari in ce- 
llula prima postica breviter appendiculato, cellula prima posti- 
ca pediformi ápice breviter appendiculata, extrorsum modice 
arcuata, vena auxiliari fere juxta discoidalis apicem attingente, 
cellula basilari prima ultra discoidalis médium extensa, nervulo 
transverso medio haud obliquo, cellula anali alarum margine 
postica fere attingente, ápice breviter appendiculata. Calijptra 
sat magna duplicatahalteres fereoccultantia. Pedes sat elongatí, 



98 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 242 

modicé robusti, pubescentes, femora poslica fusiformia incras- 
sata subtus pone médium spinulis vel setis brevibus spinulosis in 
seriebus duabus dispositis armata, ¿/¿me postica e arcuatae, pu- 
bescentes ápice muticae. Abdomen ovatum, convexiusculum, 
sexannulatum, thorace paulo longius haud tamen latius, segmen- 
to secundo primo fere duplo longiore sequentibus conjunctis 
parum breviore. 

Se parece, al primer golpe de vista, á un Eristalis, aunque desde 
luego se le nota una facies particuhir que no tienen aquellos, y en 
efecto, examinándolo con detenimiento, se observa que el último ar- 
tejo antenario es oval-oblongo, que el primer nérvulo transversal de 
las alas se halla situado bastante más lejos del medio de la célula 
discoidal, que la, cabeza, mirada por arriba, no es hemisférica 
sinó más bien transversal y con un avanzamiento triangular en la 
frente, y finalmente, que los muslos posteriores tienen por debajo 
desfilas de espinitas cerdosas muy cortas, pero bien visibles. Me 
parece afine de las Milesia y de las Spüomyia, pero carece de pro- 
longaciones dentiformes ktn los muslos posteriores; mayor pareci- 
do le encuentro con las Spilomyia dfíl subgénero Temnostoma de 
Saint-Faugeau y Serville, pero éstas tienen la célula sub-marginal 
y la primera posterior de diferente figura, pues no son en forma 
de pié. El cuadro sinóptico de Bigot {Aun. Soc. cntom. Fr., 237, 
1883), me conduce hasta los Priomerus de Macquart, á los que evi- 
dentemente no pertenece, por otros muchos caracteres. El aspecto 
de la especie que me sirve de tipo es completamente el de un Vespi- 
dae y el vestido es casi idéntico, en su composición de vello fino 
con reflejos de raso y manchas polinosas, al del subgénero Tem- 
nostoma. Muchos de los caracteres de Pterallastes convienen á esta 
división, pero su abdomen no es, ni mucho más largo que el tórax, 
ni tampoco es más ancho que él, á lo menos de manera notable, 
también el último artejo antenario es de otra forma y la célula mar- 
ginal es cerrada. No me parece muy lejano de los Meromacrus de 
RoNDANí {Studi entomologici, Ditteri brasiliani ?'?i Baudi e¿ Truqli, 
70, tab. III bis, fig. 3, 4, 5, 1848), cuya cabeza, antenas y alas po- 
see mi género, y si no fuera que Rondan: los describe con «.femora 
omnia incrassala, posticis vero crassisi^nis et elongatis », me hubie- 
ra inclinado á referir mi Promilesia al género descrito por el insigne 
dipterólogo italiano. 



243 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 99 



(43) 1. JProiiiilesia uectarinoides, u. sp. 

Fiisco-nif/ra, opaca, lenuiter sericeo-flavido-pruinosa ; antennis 
articulo ultimo oblongo fuscis ; seta rufa, nuda; ocalis nudis ; 
thorace tramversim fuscano-nigroc/ue fasciato ; facie flavo-seri- 
ceo-tomentosa ; alis hyalinis dimidio antico longitudinaUter 
fuscis ; pedibus fuscis dense cinereo-pruinosis, femar ibus pos ticis 
incrassatis dimidio apicali tibiarumque basi ferrugineis ; abdo- 
mine segmento secundo angusté flavo-sericeo-marginato, 3° fla- 
vo-sericeo-pollinoso-3- fasciato, reliquis ápice flavo-sericeo-fim- 
briatis. — Long. 9-11 millim. 

Caput nigro-fuscum ; genae nigrae, nitidae; facies flavo-sericeo- 
villosa; ca//?ís /(rí5cí«/?"s latum, nigro-nilidum; frons lUrinque, in 
femina, prope oculorum marginem interiorem albido-puberulo- 
mnrgwalus ; occipite nigro-fusco leviler cinéreo pruinoso; oculi 
fusci cupreo-nitentes midi, posticé albido-lomentoso-marginati. 
Antennae nigro-fuscae tenuiler griseo-pruinosae, arliculo ultimo 
praecedenlibus simul sumptis paulo longiore, oblongo, basi trunca- 
cato, seta crassiuscula rufa nudaquepraedito. T/íO/'rtir suprá nigro- 
fuscus, lenuiter fuscano-pilosulus, prope marginem anticam fascia 
transversa augusta nigro-velutina é tomento flavo marginata, sutu- 
ra flavo-tomenlosa fasciam mediam transversam simulante, ante 
sculellum macula transversim triangulare nigro-velutina anticé an- 
gusté flavo-tomentoso-marginala auctus, marginibus lateralibus 
externis plus minusve nigro-velutinis; sculellum nigro-fuscum 
fusco-pilosulum ; callus humeralis melanoli pleurarumque macu- 
lee duae tlavi ; propleurae el mesopleurae suprá obsoleté subtus 
dislincle cinereo-sericeo-pruinosse. Alae hyalinae, dimidio antico 
longitrorsum fusco, sed macula fusca alarum basin versus sita ru- 
fesca auctae, cellula submarginalis ángulo postico brevissimé ap- 
pendiculalo, macula rotundala hyalina signala, cellula basilaris 
anterior discoidalis médium superans. Halteres flavidi. Pedes 
nigro-fusci, dense cinereo-sericeo-pruinosi el tomentosi ; genicu- 
Ise ferrugineae at femora poslica incrassata, fere dimidio apicali, 
praesertim subtus ferruginea, inferné ante apicem setulisbrevibus 
sub-spinulosis nigris praedita ; libiae poslicae modice arcuatae 
basi late ferruginea ápice fusco, intus basin versus lineóla lon- 
gitudinali nigra nilida inslructae. Abdomen ovatum, nigro-fus- 



100 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 244 

cum ápice subconico densius flavido-sericeo-pruinoso, segmento 
secundo ápice anguslé flavo-sericeo sub-aurato-marginato, tertio 
basi apiceque lale-flavo-sericeo sub aurato medio miniis disctincte 
pallidioreque fasciato, reliqíiis ápice flavo-sericeo-fimbriatis ; in- 
ferné fuscLim Iransversim rugiilosum dense griseo-flavido-pruino- 
sum, segmentis poslicé lestaceo-flavido-marginatis. 

Hab. observ, : Resp. Argentina : Chaco et Misiones in Santa Ana 
(E. L. HoLMBERG.) in Moconá, (J. B. Ambrosetti). 

Este díptero tiene el aspecto de ciertas Nectarinas (Hymenoptera), 
por ejemplo, la N. lechiguana, pequeñas avispas que fabrican nidos 
globosos, de papel acartonado, á las veces de tamaño muy consi- 
derable y bien provistos de buena ó peligrosa miel. 

Si del vestido y figura de mi especie podemos deducir algo acer- 
ca de sus bábitos, me inclino á creer que no tiene los de Eristalis ó 
Spilomyia sino los de Volucella y que debe ser parásita de las 
Nectarina y aun de algunas Melipona, tan abundantes en el Chaco ; 
infiérolo del hecho, frecuentemente observado, de que los insec- 
tos intrusos en las sociedades formadas por Apidos, Formicidos, 
etc., se asemejan á sus víctimas y de que muchos de los Sirfidos 
son parásitos de diversos hexápodos reunidos en sociedades per- 
manentes ü temporarias. 

Este último hecho y que cito al correr de la pluma no tiene nada 
de sorprendente, en cuanto á la simbiosis quede ese modo se esta- 
blece, pues hasta en las humanas congregaciones se observa que 
no hay ladrones más peligrosos que los que parecen honrados y de 
acabalada cultura, apostura y vestido. 



XX. Priomerus, Macquart. 

Priomerns, Macquart, Hist. d. Dipt., I, 511, pl. 11. fig. 18 (1834). — Bigot, 

Ann. Soc. entom. Fr., 237 (1883). 
Palpada, Macquart, Op. cit., I, 512, pl. 11, fig. 19 (1834). 
Doliosyrphus, Bigot. Biill. Soc. entom. Fr. (Separat) 3 (1882). — Ejusdem, 

Ann. Soc. entom. Fr. 237, (1883). —Williston, Synopsis Nortli Am. 

Syrph., 178 (1886). 

Cum genere Eristali valde convenit differt aiitem, abdomine 
elongalo-conico á superne viso ápice trúncalo videtiir, orga- 



245 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA lOl 

nis copulatoriis sursum versus cum segmento quinto arcuatis, 
^emoribus posticis valdé incrassatis inferné ante apicem brevi- 
ter selosis, tibiis posticis arcuatis ápice iíitus dente sat valido 
terminatis. Oculis antrorsum villosis posticé nudis. Antenna- 
rum chaeta nuda. 

En este género los ojos son vehudos, según Bigot y Williston, 
pero en la especie de aquí, solannente la parte anterior es velluda 
hasta el medio y desnuda en lo demás. El abdomen tiene una figura 
particular, es cónico, bastante alargado, y visto por arriba parece 
truncado en el extremo, á causa de que el quinto segmento y los 
órganos genitales se hallan fuertemente doblados hacia el vientre, 
los costados del abdomen son ligeramente cóncavos entre el segun- 
do y el tercer segmento. La descripción de Macquart es tan insufi- 
ciente que, para muchos autores, los Priomerus eran punto menos 
que dudosos, mas, como posteriormente M. Bigot ha encontrado 
tipos del E. scvtellaris Fabr., = E. scutellatus Macqt., designados 
de puño y letra de Macquart como Priomerm, estas dudas quedan 
desvanecidas y como quiera que el género de Macquart poco se 
aparta de Erislalis, me he contentado con formular sus caracteres 
diferenciales. Los DoUosyrp/ms de Bigot no me parecen diferir de 
Priomerus, opinión que Williston expresa con duda en su correc- 
tísima obra sobre los Syrphidae Norte-americanos. 



(44) 1. Priomerus scutellaris, (Fabricius;, F. Lynch A. 

Milesia scutellaris, Fabricius, Syst. Autliat., 190, 11 (1805j. 

Eristalis scutellaris, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 159 (1830). — 

Macquart., Dipt. exot., II, 2, 41. 17 (1812).— Schiner, Novara Exp., II, 

364, 82 (1868). 
Eristalis scutellalus, Macquaut, Dipt. exot., II, 2, 38, 13 (1842). 
Palpada scutellata, Macquart, Hist. nat. Dipt., I, 513 (1834). 
Priomerus scutellatvs, Bigot, Ann. soc. entom. France, 222 (1883). 
Helophilus scutellaris, Walker, List, of Dipt., C08 (1849). 
Eristalis angustalus? Rokdani, in Baiidi et Triiqui : Studi entom., 70, 14 (1848j. 
Eristalomyia angustata, Rondani, Dipt. aliqua etc., 1, 3 il868j. 

Capite nigro, facie albo-sericeo-tomentosa, fronte maris super an- 
tennarum insertionem convexa, nigra, feminae nigro-vittata 
utrinque ad oculorum marginem albo- tomentosa, callo faciali 
nigro nítido, genis nigris nitidis; oculis sub-nudis sed antice 



lOíá ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 246 

médium versus tenuiter pilosis, fuscis, cupreo-micanlibiis, 
posticé anyuste albo- mar ginatis. Antennis nigris basi saepe pi- 
ceis. Thorace suprá nigro nitido plumbeo-micanie, margine an- 
teriore flavido-fuscano-fasciato, pone fasciam apicalem altera- 
que latiere nigro-velutina, transversa, sutura transversim albo- 
tomentosa, pone suturam fascia transversa nigro-velutina alte- 
raque velutina ad ma.rginem posticam; scutello dilute flavo vel 
leviter ferrugineo; pleuris albo-sericeo-tomentosis medio pe r- 
pendiculariter fusco- fasciatis. A lis hyalinis medio plus minusve 
infuscatis et cellulis anali, discoidali et submarginalibus 
plus minusve fuscano-limbatis \ cellula basilari anterioiñ ce- 
llulcB discoidalis médium paulo superante. Halteribus flavidis. 
Pedibus nunc nigris tibiis anticis anticé fulvis, m.ediis basi 
fulvis ápice nigris posticis fuscis, nunc ómnibus rufo-piceis 
tarsis obscurioribus saepe nigro-piceis tibiis plus minusve infu- 
scatis; femoribusincrassalis. Abdomme subconico, segmento pri- 
mo nigro u trinque albo-piloso, secundo nigro-velutino maculis 
duabus quadrangularibus apicem haud attingentibus dilute /7a- 
vis (c^ ) vel flavis, subpellucidis secundum lucem coeruleo mar- 
garitaceo-vergentibus (^) signato, tertio nigro-velutino, utrin- 
que macula elongato-quadrangulari apicem posteriorem haud 
attingente ornato {(^) vel coeruleo -micante ápice nigro-veluti- 
no; 7nedio basin versus puncto velutino nigro notato (^), quar- 
to dimidio basali coeruleo-micante, ápice punctoque medio ba- 
sali nigro-velutinis, quinto basi nigro ápice coeruleo, segmen- 
tis 2-4 postice angustissime flavo-mar ginatis; oviducto 4-ar- 
ticulafo, fusco; ventile flavo ápice nigro. — Long. 13-14 millim. 

H;ib. observ. : Brasilia (Fabricius. — Wiedeman. — Ro?ídani). — 
Guayana in Cayena (Macquart). — Am. merid. (Schiner). — Resp. 
Argentina in Territorio Missionum (Posadas) (E. L. Holmberg). — 
Panamá (Bigot). 

Esta grande y bella especie no escasea en Posadas, capital de la 
gobernación de Misiones, punto de donde mi amigo y colega el 
Dr. Eduardo L. Holmberg ha traído seis buenos ejemplares de am- 
bos sexos. 

Llama la atención y sólo es explicable por un olvido, que el sabio 
M. Macquart haya descrito completa y detalladamente, como nueva, 
esta especie, no obstante conocer la excelente descripción publi- 



247 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 103 

cada por Wiedemann. Por sus ojos semi-desnudos de vello, la forma 
cónica del abdomen, truncado en su extremidad, se separa del ge- 
nero Eristalis en el que lia sido incluido y debe formar parle de 
una división distinta, como lo pensó Macquart. M. Bigot nos ha 
dado á conocer el hecho de que esta especie se halla en sus colec- 
ciones con etiquetas autógrafas de Macquart, en las que este autor 
la llama Erislalis scutellaius ó Prionierus bimaculatus, de donde 
infiere que debe llamarse Priomerus scutellaius ; sin dificultad algu- 
na doile la razón, en cuanto al género, á mi docto colega parisien- 
se, mas no así en lo tocante á la designación específica, por cuanto 
la prioridad corresponde, sin disputa alguna, á Farricius. Otra es- 
pecie de este género ha sido descrita por M. Bigot como Doliosyr- 
phus scutellatas, especie que perdería su nombre específico si el 
E. scutellaius Macquart, conservara el suyo, mas como este debe 
ser reemplazado por el de scutelkms, queda la especie de Bigot con 
la designación que él le ha dado, salvo el cambio del nombre ge- 
nérico. 

(45) 2. Priomerus geniciilatus (Bigot) F. Lynch A.. 

DoUosxjrphus geniculatiis, Bigot, Ann. Soc. entom. Fr., 343, 2 (1883). 

« (/. Antennis fulvis: facie albido-lomenlosa, nigro nitido vit- 
tata ; thorace nigro, vittis transversis ciñereis ; scutello testa- 
ceo ; abdomine nigro ulrinque basi late teslaceo ; pedibus 
nigris, tibiis basi, satis angusté testaceis ; alis hyalinis. 
« $ . Simülima ; antennis pallidioribus ; vitta faciali fulvo pa- 
ludo; fronte fusca lineis tribus nigris. Long. 10 millim. (Bigot)» 

Hab. observ.: Resp. Argentina, in Buenos Aires (Bigot). 

Por las razones expuestas, al tratar de los Priomerus en general, 
cambio el nombre genérico asignado por M. Bigot á su especie. 
Sospecho que este Sirfído es sinónimo del anterior, fundándome, 
por lo pronto, en el seguramente erróneo dato de la procedencia 
que Bigot atribuye á su Doliosyrphus y en la grande semejanza, 
que déla descripción resulta, con el precedente. Entre unos 100 ó 
más dípteros que, hace algunos años, envié á M. Bigot, desde Bue- 
nos Aires, deben figurar algunos ejemplares de esta, para mí, du- 
dosa especie. 



104 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 248 



XXI. Eristalis, Latreille. 



Eristalis, Latueille, Hist. nat. d. Crust. et d. Insectes., XIV, 363 (1804). — Fa- 
BRicius, Syslema Antliat., 231 ¡1805). — Meigen, Syst. Beschreibung etc., 
III, 381, pl. 32, f. 14-22 (1822). —Latreille in Cuvier: Régne anim., 
V, 492 (1829).— WiEDEMANN, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 151 (1830).— 
Curtís, Brit. Entom., IX, 432 (183-2). — Macquart, Hist. d. Dipteres, I, 
501 (1834). — Macquart, Dipt. exot., II, 2, 28 (1842). — Blanchard, Hist. 
d. insectes, II, 476 (1845).— Walker, List, etc., 609 (1849).— Blanchard, 
in GAY,Hist. física y pol. de Chile, Zool., Vil, 406 (1852). — Schineu, Ver- 
handl. zool. bot. Gesells., Wien, VII, 390 (1857). — .^chiner. Novara 
Exp., II, 339 (1868). — Rondani, Dipt. exótica, 4 (1863). — Philippi, Auí- 
-ziihL chiL Dipt., 148 (1865j. — Osten-Sacken, Western Dipt., 3.35 (1877).— 
BiGOT, Ann. Soc. entom. Frauce, 238 (1883). — Williston, Proc. Am. 
philosoph. Soc, XX, 317 (1882) et Synopsis North Am. Syrphidae, 158 
(1886). 

Elophüits, Latreille, Gen. Crust. et Insector. IV, 332 (1809). 

Senaspis'í Macquart, Dipt. exot., Suppl. IV, 133, pL 12. f. 16 (1850). 

£'nsía/o?ííyia, RoNDANí, Dipt. ItaL Prodroni., 11,40 (1857). — Ejusdem, Dipt. 
exot., 5 (1863).— BiGOT, Ann. soc. entom. France, 238(1883). 

Erisialinus, Rondani, Dipt. Ital. Prodrom., II, 40 (1857) et Dipt. exot., 5 (1863). 
— Bigot. Op. cit., ?38 (1883). 

Corpus sai robiistum; breviter pilosum et villosum interdum 
subnudum, nigrum vel fuscum, scutellum saepius flavidum, sub- 
pellucidum, abdomen saepis.s¡nie pius ininusve flavo-maculatum. 
Caput hemispheericum, thoracis latitudine vel parum latius, postice 
planiim, anticé convexum, facie plus minusve lomenlosa vel te- 
nuiter villosa, a latere visa infrá antennarum insertionem leviter 
excávala deindé saepe medio parum interdum sal forliter promi- 
nula infrá obtusa antrorsum haud producía, frons maris linearis 
angustissima feminae latiuscula. Oc?í/¿ villosi rarius nudi. Ocelli 
3, Iriangulariter dispositi prope marginem superam occipitalem 
sili, feminae distantes maris frontem versus contigui vel subonti- 
gui. Proboscís breve carnosa. Antennae breves, subporrectae, in 
frontis ápice leviter prominulo insertae, arliculis duobus primis 
brevibus, ultimo ovalo vel lenliculare interdum oblongo, seta 
basali nuda vel pubescente interdum plumosa suprá instructo. 
Thorax subquadratus vel ovatus basi apiceque truncatus, saepius 
villosus. ScM¿eí/í¿/?i semicirculare sat magnum. Alae lanceolatae 
divaricatae nudaevel tenuissime villosae, cellula marginalis ciau- 



249 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 105 

sa, cellula subinarginalis pediformis ápice aperta, cellula prima 
poslica subpediformis ápice appendiciilata, vena spurea oplime 
conspicua, nervulus transversus medius ad cellulae discoidalis 
dimidium situs leviter obliquus. dalyptra sal magna duplicala 
halteres fere occultantes. Pedes robusti, inermes, pubescentes, 
femora postica interdum forliler incrassata, tibiae poslicac alus 
modicé alus fortiter arcuatao. Abdomen robustum basi thorace 
paulo laliore, maris ovatum, feminae magis olongatum, saepius 
apicem versus subconicum, o-annulatum, convexiusculum^ seg- 
mento secundo majore. 

Estos dípteros tienen un marcado aspecto de Muscidae; difieren 
de las Volucella por la forma lenticular del último artejo antenario 
y la cara no prolongada inferiormente á manera de hocico cónico ; 
caracteres análogos los alejan de Plialacromyia, así como tam- 
bién las nervaduras alares dispuestas de diverso modo. El vello 
aterciopelado que, casi siempre, cubre sus ojos, ofrece á veres 
la singularidad de hallarse, en ciertos casos, diseminado como en 
el Eristalis aeneus Fabr., y en otros localizado en el centro de los 
ojos como se ve en el E. tenaxLmis., según lo ha observado Willis- 
TON (Proc. Am. philosoph., soc, XX, 317, 1882). 

Sus larvas habitan las letrinas, los huecosde los árboles llenos de 
agua, los aguazales de escasa profundidad y cargados de residuos 
putrefactos, donde las hembras depositan sus huevos al cernerse so- 
bre aquellos; son blanquecinas, pero siempre se hallan cubiertas de 
lodo fétido ; su cuerpo oblongo se termina en una larga cola com- 
puesta de dos tubos extensibles y que fácilmente se invaginan 
uno en otro; este tubo, sobre el cual se han hecho curiosos estu- 
dios anatómicos, sírveles para poner sus tráqueas en comunicación 
con el aire, alargándolo hasta la superficie del líquido en que se 
hallan sumergidos y es tan elástico, que Reaumuu pudo verificar con 
larvas de una familia vecina {Helop/iilini) curiosas experiencias: 
colocó varias larvas en un vaso con agua y poco á poco fué elevan- 
do el nivel de ella, con nuevas adiciones de agua, y vio que, á medi- 
da que la profundidad del líquido acrecía las larvas alargaban sus 
colas hasta alcanzar la longitud de cinco pulgadas, casi ocho veces 
la longitud de su cuerpo, pues que ellas no medían sino de siete á 
ocho líneas. La boca de estas larvas es muy rudimentaria y sus 
medios de locomoción consisten en seis á siete pares de tetillas ven- 
trales con el vértice armado de ganchillos y dispuestos en dos filas 

10 



106 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 250 

paralelas. Aún cuando su habitat más común sean los parajes que 
he mencionado, algunas veces viven donde menos pudiera sospe- 
charse ; así Sfanbekg ha visto larvas, quizá pertenecientes al 
E. tena.T, que fueron arrojadas por un niño en cuyo canal intesti- 
nal vivían (Spanb., Entom. Tíjds., o, 120, 1886); fácil es darse 
cuenta del modo cómo pueden haberse introducido dichas larvas, 
empero no lo es tanto explicarse como han podido subsistir en un 
medio, si nó tan diverso del que habitan generalmente, por lo me- 
nos casi privado del aire respirablcde que se manifiestan tan solí- 
citas; sin embargo, la resistencia de estas larvas á las causas de 
destrucción, parece que es muy considerable, pues Latreille (Hist. 
nat. d. Crust. et. d. ins. XIV, 35o, 1804) apoyado en la autoridad 
de LiNNEO, cita un hecho que confirm.i lo que digo; larvas de 
E. íe«rtjcsuelen viviren la pasta de trapos, preparada para la fabri- 
cación del papel y no obstante el fuerte batido á que se somete dicha 
masa, las larvas resisten á él y llegan á terminar su última meta- 
morfosis. 

Para transformarse en pupa, abandonan el líquido en que han 
residido cuando larvas; se arrastran con la ayuda de las espinillas 
ventrales y concluyen por enterrarse en el polvo ; un líquido gluti- 
noso trasuda al través de su piel, después se desecan exteriormente 
y resultan pupas arrugadas al través, coriáceas y provistas de dos 
cuernecillos aeríferos en la parle án tero-dorsal. Al cabo de un tiem- 
po que varía de 10 á 20 dias, según la localidad y la temperatura, 
las pupas se rompen á la altura de los cuernecillos y aparecen los 
insectos perfectos. 

A la notable resistencia vital de las larvas se debe, casi segura- 
mente, que losErístalis tengan pronunciada disposición para acli- 
matarse en muy diversas regiones y que ciertas especies tiendan á 
hacerse cosmopolitas y á ocupar considerables territorios. 

Así el E. Meifjenii Wiedm. habita desde la República Argentina 
hasta los Estados Unidos y Nueva Inglaterra ; el E. vinetonim Fa- 
Buicius ocúpala América del Sur, las Antillas, Méjico, Estados Uni- 
dos y atravesando el Océano Pacífico ha ido á propagar su raza en 
los pantanos de Bengala; pero el ejemplo más notable de una 
aclimatación y dispersión rápidas nos lo ofrece el E. tenax Linneo, 
especie europea, poco menos que desconocida en Norte-América, 
antes de 1874 ó 1875, épocu en la cual el Barón de Osten-Sacken 
halló los primeros ejemplares, publicando á cortos intervalos dos 
memorias referentes á la creciente extensión de territorio que este 



25t DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 107 

díptero iba ocupando; actualmente se lia propagado desde la costa 
del Atlántico á los Estados del centro y del Pacífico, es decir, que 
lia extendido su habitat geográfico en las dilatadas contiarcas de 
^'orte-An:)érica en 16 años más ó menos. 

WíLLiSTON afirma, no obstante lo aseverado por Osten-Sackek, 
haber visto en la colección del profesor Riley un ejemplar de E. te~ 
iiax que llevaba la fecha de 1870, capturado probablemente, dice, 
en los Estados del Oeste y agrega además que habiendo llamado la 
atención de Mr. Riley sobre diaho specimea, el profesor le informó 
de que esa especie le había sido familiar desde largo tiempo atrás: 
en consecuencia Williston se inclina á creer que ese Eristalis ha 
vivido desde hace muchos años en las comarcas americanas, pero 
que no ha sido reconocido. A mi vez opino que es posible que la 
especie haya existido desde ha mucho tiempo en los Estados Uni- 
dos, pero que su área de dispersión y su número deben haber sido 
demasiadamente restringidos para no llamar la atención sobre él, 
hasta los últimos tiempos, en los que ha llegado á predominar so- 
bre muchas otras especies indígenas. 

Probabl(;mente han contribuido en gran parte á su rápida propa- 
gación, no tan solo el aumento del comercio y la facilidad de las 
comunicaciones, como lo explica el Barón de Osten-Sackein {Entom. 
monthl. mag., XXIII, 97, 99, 1886), sino también los enormes pro- 
gresos industriales realizados por los Estados Unidos de Norte- 
América, desarrollo fabril que no puede menos que favorecerá los 
Eristalis, aumentándose en considerable proporción la cantidad de 
líquidos apropiados para la existencia de sus larvas. Los Eristalis 
podrían figurar entre uno de losde más remota ascendencia entre 
los dípteros, si se comprueba que el E. lapídeas Scuddek hallado 
en los yacimientos terciarios del Utah, pertenece realmente á este 
género, hecho que demostraría aún más, si cabe, esa vitalidad y 
facilidad de adaptación que á través de los siglos les ha permitido 
llegar hasta nuestros dias con todos los caracteres originales de su 
antiquísima estirpe. 

tabula specierum. 

f . Scutelliim flavum, sulphureum vel cereura. 2. 

— Scutellum fuscum, ferrugineum rubrum, roriter nigrum. 9, 
S. Scutellum ubique flavina vel cereum. 3. 

— Scutellum flavum utriiique nigrum. S» 



i 08 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 252 

íi. Antennae nigrae, stylo fusco, nudoqiie auctae. Thorax nigro- 

bi-vittaiUS. E. BOGOTENSIS. 

— Antennae testaceae vel plus minusve rufescenles. 4.. 
4:. Thorax longitudinaliter vittatus vel transversim cinéreo vel 

flavo fdsciatus. x 5. 

— Thorax fuscus ñeque fasciatus ñeque viUatus, fulvo-hirtus. E. lateralis. 

5. Thorax plus minusve transversim fasciatus Jiaud vittatus. 6. 

— Thorax dense at breviter flavido-villosulus in fundo flavido- 

pruinoso vittis 4 longitudinalibus nigro-fuscis signatus. E.distinguendus 

6. Thorax nigro- velutinus antice late flavo-pruinoso-fasciatns 

diinidio antico flavo-tomentosus at postice nigro-veluti- 

nUS. E. TAENIA. 

— Thorax in fundo nigro transversim cuiereo- fasciatus. T. 
T. Thorax transversé cinereo-tri-fasciatus. E. AaRORUJi. 

— Thorax transversé cinereo-bi-fasciatus. E. pusio. 
S. Pedes nigro-virides vel nigri, genicula flava. Antennae ni- 
grae. E. QUADRATICORNIS. 

— Pedes nigro-picei, genicula tibiaque testaceis. Antennae fu- 

sco-nigrae. E. Meigenii. 

í>. Thorax haud vittatus vel fasciatus. 13. 

— Thorax vittatus vel fasciatus. lO. 

10. Thorax plumbeus haud fasciatus al longitudinaliter nigro 4- 

vittatus. Antennae fusco-piceae. Scutellum fuscum api- 
ce dilutiore. Abdomen aeneo-nigrum bnsi iitrinque fusco- 
schistaceo-maculaUím. E. furcatus. 

— Thorax transversim cinereo-fasciatus. Antennae teslaceae. 11. 

11. Thorax nigro-velutinus transversim griseo-c¡nereo-3-fas- 

ciatus. Sculellura ferrugineum ápice dilutiore. Abdo- 
men flavo-maculatuMi. E. vinetorum. 

— Thorax niger transversim albo-griseo-bi-fasciatus. Scute- 

llutii nigrum ápice rufum. Abdomen utrinque obscure 
cinéreo late notatum. E. albiventris. 

13. Antennae unicolores. líi. 

— Antennae basifusco-nigrae ápice rufae. Thorax niger ochra- 

ceo-hirtus. Scutellum rubrum. Pedes nigri at genicula, 
tarsi omnes tibiaque media rufi. Abdomen utrinque 
testaceo-maculatum. E. congruos. 

líi. Antennae fusco-piceae. Thorax niger fusco-villosus. Pedes 
nigri tarsi rufi. Abdomen utrinque nigro- vel nigro- 
aeneo-maculatum. E. pygolampus. 

— Antennae ferrugineae. Thorax niger flavido-tomentosus et 

utrinque rufo-ferrugineo-limbatus hirtusque. Pedes ni- 
gro-picel, tarsi, geniculaque lutei. Abdomen utrinque 
obscure testaceo-maculatum. E. obsoletus. 



253 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA i 09 



(46; 1. Eristalis bog-otensis, ¡Macquart. 

Rristalis bogotensis, ¡Macquart, Dipt. exol., II, 2, 52, 3J Í1840,l. — Van der 
WuLP, Tijds. voor Eutom., XXV, 129, 15 ¡1882), et Not. from Leyd. Mus., 

V, 79, 9 Íl88r. 

Capite nigro anticé albido-villoso supj-á flavido, nigro-püoso, 
callo faciali nigro nítido aucto. Oculis fiiscis infrá flavido-, su- 
prd nigro-pilosulis. Antennis nigris, sty lo nudo fusco. Thora- 
ce leviter griseo-villoso, flavido-piloso, vittis duabus nigricante 
villosis signato. Scutello flavo. Ális flavidis cellula basila- 
riantica elongata. Pedibus nigris. Tibiis dimidio antico dilute 
flavido-albicantibus. Ábdomine nigro-velutino, segmento se- 
cundo utrinque macula magna rufa segmenti tertii basin attin- 
gente ornato, segmentis 3-4 medio aeneo-fasciatis, fascia medio 
interrupta vel emarginata, 5" ubique aeneo, incissuris ómnibus 
angusté flavis ; ventre nigro.— Long. J J miliim. 

Hab. observ.: Resp. Colombia in Bogotá (Macquayít:). — Resp. 
Argentina (Van der Wulp). — in San Luis (González Aceia). 

Dudo mucho que el Eristalis bogotensis, señalado por Van der 
Wulp en la República Argentina, sea la misma especie que Mac- 
quart indica, pues, aparte de las diferencias que él mismo nota en 
la coloración del abdomen, incluye este Eristalis, en su sinopsis, 
como perteneciente á la división de los que tienen : « Haar beklee- 
dinq van den tliorax e enkieurig», sin fijarse que, según Macquart, 
el tórax del E. bogotensis posee « deux lignes longitudinales de du- 
vet noirdtre». No conozco esta especie de la que existía un ejem- 
plar en la colección de mi hermano : eslespecimen había sido cazado 
en San Luis por el señor Justo González Acha. 



(47) 3. Eristalis eoug-ruus, Van der Wulp. 

Eristalis congruus, Van der Wulp, Tijds. voor Entom., XXXI, 371 ( 

E. tenace similis et affinis. Capite anticé cum facie nigro nítido 
tenuiter dilute pubescente, pos ticé nigro, nigro-piloso . Oculis 
breviter pilosis . Antennis articulis duobus basalibus primis fu- 



no ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 33 

SCO nigris, ultimo rufo seta nuda imtructo. Tliorace in fundo 
nigro breviter ochraceo-hirto. Scutello rubro, ochraceo-villoso 
posticé nigro-piloso . Alis hyalinis basi maculaque costali mé- 
dium versus sita posticé late abbreviata infuscatis. Pedibus 
nigris, genubus, tibiis intermediis tarsisque ómnibus rufis^ pe- 
dibus aníicis et posticis nigro-, at intermediis flavido-pilosis . 
Abdoniine ovalo, nigro nitido, segmento secundo utrinque macu- 
la triangulari testacea rnargineque postica lútea sígnalo, teríio 
quartoque posticé flavo-marginatis, margine flava praesertim 
ad quarlum, dorsum versus dilátala. — Long. Jo V2 fnillim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Tucuman (V'an der VVulp). 

No conozco esta especie, cuyos detalles he tomado de la diagno- 
sis latina y descripción liolandesa de Van der Wulp. Este Eristalis 
se me figura más vecino, por el color, al E. hortícola De-Geer, que 
no al E. tenax, con el que el autor lo compara. 

(48) 3. Eristalis albiventris, Bigot. 
Eristalis albiventris, Bigot, Ann. Soc. entom. France, 228, 16 (1880). 

« Oculis brevissimé hirtis, femoribus posticis parum incrassatis. 
Antemiis fiilvis; facie albido villosuld, nigro-nitido late vitta- 
ta ; fronte fusca : thorace nigro, vil lis duabus transversalibus, 
albido cinéreo, pleuris cinerascentibus ; scutello nigro ápice 
rufo ; calyptris obscuro lestaceis ; abdomine nigro, segmentis 
flavo marginatis, primo utrinque, obscuré cinéreo late nótalo, 
cceteris vitta transversali nigro niti do ; pedibus nigris, genicn- 
lis, tibiarum basi, anguste fulvis ; alis hyalinis, puncto slig- 
matico minimo, nigro. — lAmg . 8 millim. » 

Hab. observ.: Resp. Uruguay ?n Montevideo (Bjgot). 

Notablemente purecido en color y talla al Eristalis furcatus, pero, 
con los segmentos del abdomen orillados de amarillo en su borde 
posterior, las alas límpidas y el tórax fajado de ceniciento, al través 
y no longitudinalmente, como apiíveca en el furcatus. Probablemente 
se hallará esta especie en nuestra Provincia de Entre Riosy aun en 
la de Buenos Aires. 



34 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA iil 



(49) 45:. Eristalis lateralis, Walker, 

Eristalis lateralis, Walkeu, Trans. Linn. Soc. Lond., XVII, 347, 42. (1837 ,i. — 
Ejusdem, List. ofDipt.. 111,622 (1849;. — Williston, Synopsis North. 
Am. Syrph., 178 :1886;. 

« Eí'islalis fasrialo affinis. Fuscus, scutello flavo, abdomine ni- 
(jro-aeneo flavo-maculato, pedibus niyro-fuscis, alishyalinis. 
Long. 3 ^o ¿?"' » 

« Caput nigrum, pilis griseo-fulvis hirlum, anlicé fulvum. OcuH 
aeneo-fusci : os nigrum : antennae rufo-fuscae : thorax fuscus, 
pilis fulvis hirtus, sublus niger: scutellum flavum : abdomen ni- 
gro aeneum subnilens, pilis nigris flavisque hirtum, subíus fla- 
vum ; segmenta ápice flava, 2""' el 3'"" utrinque late flava, pe- 
nultimum basi chalybeum : pedes nigri pubescentes: femora ápice 
flava : tibiae tarsiquc fusca illae basi flavae : alae hylinae, nervi 
nigro-fusci : squamulae fuscae : squamae aibidae flavo-cilialae : 
balteres flavi. » (Walker). 

Hab. observ.: Chile (Walker). — Brasil, Guarañas, México, Ja- 
maica (Williston). — Resp. Argentina iu San Luís prope Rio J^ 
(González Acha). 

Dos ejemplares coleccionados por el señor Justo González Acha 
en nuestra Provincia de San Luis, me parecen pertenecer á esta 
especie, pero son mayores que lo que indica Walker, pues miden 
12 milímetros de longitud y sus alas son anchamente lavadas de 
parduzco amarillento en el medio. Se parece mucho al E. disíin- 
guendus, pero carece de rayas y manchas oscuras en el meso- 
tórax. 

í 50 ) 5. Eristalis furcatiis, Wiedemann. 

Eristalis fiircatus, Wiedemann, Zool. Mag., III, 51. 16(1819). — Aiisserenrop. 

zweifl. Ins., II. 176, 34 (1830). — Schiner, Novara Exp., IL 362, 78 

(1868). — Van DER WuLP, Tijds. voorEntom., XXV, 131, 19(1882).-- 

Williston, Synopsis, 178 (1886!. 
Eristalis femoratus., Macquart, Dipt. exot., II, 2, 40, 15, lab. 9, f. 6 (1840) et 

Suppl. 1, 130 (1846). 

Capite nigro, antice dense albido-villoso, vértice nigro-villoso , 
occipite schistaceo ; oculis villosis, infrá et posticé nudis, fu- 



112 DIPTEROLOGÍA. ARGENTINA 35 

seis cupreo-micaniibus, postice angusté albido-senceo-margina- 
tis ; callo facialis nigro-nitido . Antennis fusco-piceis plus mi- 
nusve obscurius marginatis, seta submida basi vix pubescente 
(oculo nudo pube haud conspicua). Thorace suprá plúmbeo , 
nigro 4-viltato, vittis 5 mediis postice abbreviatis, lateralibus 
suturam versus interruptis, marginibus externis nigro-vittatis ; 
pleuris nigris, plumbeo-pruinosis, fuscano-griseo-villosis ; scu- 
tello fusco saepius ápice dilutiore, nigro- fusco piloso. Alis dilu- 
te fuscescentibus antrorsum mediumque versus magis obscuratis. 
Calyptris albis ; alulis nigricantibus. Halteribus fíavidis. Pedi- 
bus nigro-piceis nitidis albido-villosis et pilosis, femoribus po- 
slicis incrassatis, tibiis, femorum ápice, tarsorumque basi plus 
minusve fuscis vel piceís. Abdomine aeneo-nigro plumbeo-mi- 
cante, albido-pubescente, segmento 2° (interdum 3°) utrinque 
macula fuscana saepe obsoleta cinereo-prmnosa praedito. — 
Long. S-1 1 millim. 

Hab. observ.: Brasilia (Schiner, — Macqüart) in Bahia (Wiede- 
mann). — Resp. Uruguay, in ilío?zíei'ú/eo (Wiedemann). — Colunibia 
(Macqüart. — Schiner). — Yucatán (Macqüart). — Resp. Argentina 
(Van der Wulp) in Buenos Ayres (Las Conchas), in Cíiaco (Formosa), 
in Territorio Missionum (Posadas) (E. L. Holmberg) e¿ in Sali- 
nas Grandes (Dóring A.) 

Escasea en las provincias australes de la República, y aun ten- 
go motivos para suponer que no pasa del Rio Negro (de Pata- 
gonia) ; abunda en el Chaco y en Misiones de donde el Dr . Eduardo 
L. HoLMBERG me ha traido numerosos ejemplares; en muchos de 
éstos, el escudete es totalmente parduzco-lestáceoy las manchas 
del abdomen apenas son visibles, sino como un reflejo, y aun este 
es completamente nulo en dos individuos hembras que poseo. Co- 
rresponde al grupo del E. se/9w/cra/ís Linneo, pero con el nérvulo 
espúreo muy marcado, en vez de hallarse reducido á una simple 
arruga tegumentaria como en la especie europea. 

( 51 ] 6. Eristalis taenia, Wiedemann. 

Eristalis taenia, Wiedejiann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 174, 31 (1830). — 
Schiner, Novara Exp., II, 371, 72 (1868). 

Capite anticé albo-villoso, callo faciali piceo, vértice fuscano, 
albido vel flavido-villoso , occipite nigro- fusco cinereo-pruinoso . 



36 A>'ALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 113 

Oculis cupreis, dimidio supero villosis infrci nudis. Anteniiis 
testaceis, seta basi subtilissime pubescens. Thorace nigro, suprd 
dimidio (íntico dense fJavido-puberulo et pruinoso ; pleuris 
c/riseo-pruinosis albido - villosis ; scutello sulphureo. Alis di- 
lute fJavidis, anticé leviter obscuratis. Halteribus testaceis. 
Pedibus nigrO'piceis, tibiis femigineis. Abdomine fusco, inci- 
ssuris albidis, segmento 2" maculis magnis rotundatis posticé 
obsolete pedicellatis , 3" 4°-que maculis minutis duabus rotun- 
datis flavis ornato. — Long . ¡O millim. 

Hab. observ.: Resp. Uruguay m Montevideo (Wiedemanjn). — 

Brasil eí Columbia (Schjner). — Resp. Argentina ad Territorium 

Missionuní (Posadas) (E. L. Holmberg). Chaco: Bermejo (Colo- 
nia Azara) (Boman). 

Un Eristalis bastante deteriorado, procedente de Misiones, me 
parece pertenecer á esta especie ; las diferencias principales con la 
característica, consisten, en tener la incisiones del abdónnen rojizas 
j el color dominante en él completamente negro. No atribuyo valor 
alguno á la primera diferencia, pues no es raro observar el tinte 
rojizo en vez del blanquecino, en todos los £m¿ft/w conservados 
largo tiempo en colección, más no sucede así con la segunda porque 
tiene alguna importancia en la determinación específica de los 
miembros de este género. Otros dos individuos coleccionados en 
las márgenes del rio Bermejo (Chaco) por el señor Boman, ex- 
empleado de la Escuela Normal de Profesoras de Buenos Aires, con- 
vienen bien con la descripción de Wiedemann. 

( 52 ) Tí, Eristalis distinjs;ueuclus, Wiedemann. 

Eristalis distinguendus, Wiedemann, Aussereurop. zweiíl. Ins., II, 191, 55 

(1830).— Macqüart, Dipt. exot., II, 3, 50, 30 (1840). — Schiner, Novara 

Exp. fdistinqttendus] II. 361, 73 (1868j. 
Eristalis elegans, Blanchard in Gay, Hist. fis. polit. d. Chile, VII, 406, 1(1852). 

— Philippi. Verhandl, zool-bot. Gesells., XV, 742, 1 (1865). 
Eristalis xanthaspis, Wiedemann, Op. cit. II, 191, 56 (1830). — Schiner, Op. cit. 

36, 74 (1868). 

Capite facie flavida dense albido-sericeo-villosa, genis nigro-pi- 
ceis nitidis, bitta vel callo faciaii testaceo vel fusco, vértice 
maris nigro-fusco flavido-piloso feniinae ut in mare at vitta 



414 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 37 

brevi frontal i fusca instruclo; occipite nigro, gnseo-pruinoso. 
Oculis pilosulis sed subliis et antice nudis, fuscis, cupreo-ver- 
gentibus. Anlcnnis testaceis vel plus minusve infuscatis, seta 
(oculo fortiter armato) basi vix perspicué pubescente. Thorace 
nigro-fusco, suprá dense at breviter flavido-hirto, flavido prui- 
noso, in fundo flavido vittis 4 nigro-fuscis ornato, vittis mediis 
{interdum obsoletis) antice abbreviatis suturam versus interru- 
ptis, lateralibus maculiforniibus ; pleuris flavido-inllosis; scu- 
tello flavo subpellucido, fusco-pi loso. A lis hyalinis basi costa- 
(¡ue vix flavicantibus nervulis radicalibus costalibusque testa- 
ceis reliquis nigro-fuscis. Halteribus jlavidis. Calyptris flavi- 
cantibus. Pedibus nigro-piceis at genicuUs tibiarumque parte 
majore básale testaceis. Abdomine suprd nigro subvelutino, 
utrinque macula magna flava pellucida, ovata, segmentorum 
1-3 lateribus occupante ornato, segmentn 2-4 ápice anguste fia- 
vis, segmento 3° interdum 4° semper fascia transversa medio 
inlerrupta nitida signatis ; ventre flavo. — Long. 8-1 í míllim. 

Yariat a. : Abdomine segmento tertiomaculisminutis flavisprae- 

dito. 
B. : Abdomine segmento 3" fere toto flavo pellucido medio 

infúscalo. 
c. : Abdomine segmenta secundo macula flava posticé et 

utrinque nigro-circumdata : tertio maculis minutis 

aucto. 

Hab. observ.: Resp. Uruguay in Montevideo (Wiedemann). — 
Brasilia (Macquart). — Chile (Blanchard. — Macquart. — Philippj. 
— Schiner). — Resp. Argentina: Prov. Buenos Aires, Santa Fé, 
Chaco, Misiones. 

Es el más común de nuestros Eristalis ; su área de dispersión 
geográfica alcanza en nuestro país hasta el Tandil, partido aus- 
tral de la Provincia de Bnerios Aires, de donde lo ha traido el 
Dr. Eduardo L. Holmberg, quien también lo ha encontrado en los 
territorios del Norte de la República. Es muy variable en la inten- 
sidad del color de las antenas y de las manchas abdominales y es- 
tas últimas están sujetas á sufrir algunas modificaciones en la es- 
lension que ocupan en el abdomen. Fundado en esta variabilidad, 
observada en muchos ejemplares, e3 que considero de ninguna 



38 ANALES DE LA SOCIEDAD CIF.MÍFICA ARGENTINA 115 

importancia los caracteres que han servido para separar el E, xan- 
thaspis óe\ distimjaendus . Encuéntrase esta linda especie desde la 
Primavera hasta fines de Otoño, cerniéndose ó posándose sobre las 
flores úeVásComposila, que son las que parece preferir; es frecuen- 
temente víctima de las asechanzas del Allopogon vitlaliis Wieb'si., 
y del rápido ataque de la Monédala swñnamensis {Kym. fossoria) 
que lo persigue para aprovisionar las galerías subterráneas donde 
deposita sus huevos. 

(;>3] S. Eristalis -Vleig-enii, Wiedemann. 

Eristalis Meigenii, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 17, 35, lab. X b. 

f. 15 (1830!. — WiLLiSTON, Proc. Am. phil. Soc, XX, 322 (18821. 
Eristalis Androclus, Osten-Sacken, Western Dipt,, 337 (1877.i. non WalkeR; 

List. 612(1849). 
Eristalis foveifrons, Thomson, Eugenies Resa, Díptera, 491, 78 (1868). 

Capile anticé albo-sericeo-puberulo, (jenis nigro-piceis nitidis, 
vértice fusco-nigro virinque albo, occipite nigro cinereo-prui- 
noso. Oculis fuscis, ubique griseo-pilosuiis posticé angusté al- 
bo-marginatis. Antennis fasco-nigris. Tliorace fusco, flavido 
pruinoso hirtuloque, suprá antrorsumque vittis tribus postice 
abhrev:atis suturam haud superantibus, albidis, signato, vitta 
media angmtissimá fere obsoleta, pleuris flavido-villosis. Scu~ 
tello flavo basi ulrinque nigro vel nigro- fusco. Alis hyalinis. 
Pedibus nigro-piceis fuscano-villosis et pilosis, femoruní ápice 
tibiisque testaceis at tibiarum posticorum medio obsolete infu- 
scato, tarsis nigro-fuscis basi plus minusve obscure testaceis; 
femoribus posticis incrassatis. Abdomine nigro-velutino tenui- 
ter flavido-pubescentc, segmenVis 2-i posticé flavo-marginatis, 
segmento secundo maculis duabus magnis, rolundatis sed intus 
antrorsum et retrorsum sinuatis ad segmenti marginem posti- 
cam extensis flavis signato, segmento 3° interdum flavo-bi-ma- 
culalo ; segmentis 3- 4 ante opicem fascia transversa nigra ni- 
tida medio dorso interrupta praedilis. o° toto laevigato, nigro. 
— Long. JO millim (9). 

Hab. observ.: Resp. Uruguay in Montevideo (Wiedemann). — 
Resp. Argentina: Prov. Buenos kxve.sin Bar adero, Chacabuco, Arre- 
cifes (equidem cepi) Buenos Aires (Thomson). — Am. seplentr. in 



116 DIPTEROLOGÍA, ARGIíNTINA 39 

ilali, AlasJxG, Canadci, Aetc-l or A; (Osten-Sacken) e/ í?i Nova Brit- 
lannin (Williston). 

En mis ejemplares, unos tienen manchas amarillas en el tercer 
segmento y los más carecen de ellas. El Eristalis Meigenii es el más 
escaso ele nuestros Sírfidos ; yo lo he hallado en el Baradero cerca 
del brazo del Paraná llamado de las Palmas y también en Chaca- 
buco y Arrecifes en el Oeste de la provincia de Buenos Aires. No sería 
difícil que esta especie resultara idéntica con el E. quadraticornis 
Macquart. 

(.54) O. Eristalis vinetorum, Fabiucius. 

Syrphus vinetorum, Fabricius, Entom. syst. supp., .562, '27 (1794). 

Eristalis vinetorum, Fabricius, Syst. Antl., 235, 13 (1805). — Wiedemann. Aus- 
sereurop zweifl. Ins., II, 163, 15 (1830). — Macquart, Dipt. exot.,II, 41, 
16 (1842 . - BiGOT in La Sagra, Hist. fis. pol. Cubo, 803 (1848;. — RoN- 
DANí, Sliidi entom. in Baudi et Truqui, 68, 11 (1848). — Walker, List, of 
Dipt., III, 623 (1849). — Van der Wulp, Tijds. voor Entom., XXV, 130, 
16 (1882). — Williston, Synopsis North Am. Syrph., 171(1886). 

Eristalis trifasciatus, Say, Journ. Acad. Ptiilad., 165 (1824L 

Eristalis uvaruní, Walker, List., III, 623 (1849). 

Eristalis thoracica, Jaenicke, Neue exot. Dipt., 91 (1868). 

Capile anlicé testaceo-fl ávido albo-villoso, vitta vel callo faciali 
fusco, genis nigris nitidis, faciesat convexa medio prominente, 
vértice flavido-pruinoso et fusco-nigro-viítato , occipite cinereo- 
pruinoso. Ociilis fuscis, breviter vilíosis, injrcí et postice nu- 
dis.Antennis testaceis, seta nuda. T/iorace suprd nigro-velutino, 
transversim dilute cinéreo 3-fasciato, fascia antica in margine 
anteriore, media ante suluram antrorsum concava, postica an- 
gustiore ante sulco scutellari sita ; pleuris fuscis ¡lavo-rufe- 
scenti-villosis ; scutello ferrugi?ieo, margine dilutiore. Alis hya- 
linis medio antrorsumve leviter infuscatis ápice dilutissime in- 
fumatis, cellula basilari prima ad cellulae secundae posti- 
cae tertios dúos attingente. Pedibus fer)'ugineis, femoribus 
posticis saepe nigro-fuscis. Abdomine segmento primo nigro 
utrinque rufesco, secundo nigro postice obscure flavo margina- 
to, maculis magnis duabus subquadrangularibus flavis ornato, 
tertio utrinque ferrugineo-maculato nigro-fusco-fasciato et fla- 
vo-marginaío, quartommc nigro nunc fusco, fascia nítida trans- 



40 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 117 

versa medio anlrorsum in lineóla producía praedito, postice 
flavo-marginato. Long. JO- 12 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Wiedemann. — Fabricius. — Walkeh. — 
Van der Wulp). — Nova Scotia (Walker). —Jamaica (Walker). — 
Guyana (Macquaut). — Cuba (Macquart. — Bigot). — Am. Seplentr. 
(Macquart) in Pliiladelphia (Say) in NovaOrleans (Van der Wulp.) 
Indiana, Florida, Georgia .Whjjston). — Bengala (Macquart). — 
Resp. Argentina in Prov. Buenos Aires e" in Chaco (E. L. Holmberg). 
— ínsula Guadalupe (Van der Wulp). — México (Williston). — 
r.uba (Williston). 

Es raro en la provincia de Buenos Aires, donde lo compensa por 
el número su congénere y afine el E. o^rorwm Wiedemann, ni aún 
abunda en los territorios del Norte, a juzgar por los poquísimos 
ejemplares que el Dr. Holmberg lia obtenido en sus viajes al Chaco 
Argentino. Es bastante variable en la coloración, siendo difícil, en 
algunos casos, distinguirlo del E. agrorum áe\ que difiere, no tanto 
por las manchas abdominales, sino por su escudete constantemente 
ferruginoso y no amarillo claro y por la longitud de la primera cé- 
lula basilar, siempre mayor en esta especie que en el agrorum. No 
obstante la reconocida competencia del afamado dipterólogo 
M. Macquart, paréceme que debe aceptarse con mucha resérvala 
existencia de esta especie en Bengala, habitat que Macquart men- 
ciona, según ejemplares coleccionados por M. Duvaucel; pue- 
de objetarse y desde luego se ocurre, que aunque son numerosas 
las regiones en que este Erisící/ís se encuentra, todas ellas perte- 
necen al continente americano y que aún en el caso de aclimatar- 
se en algún otro, mejor proporción le ofrecería la Europa, cuyo 
activo comercio con ambas Américas facilitaría su traslación á ellas 
y no á las lejanas comarcas meridionales del Asia, con las que el 
tráfico es, sin (comparación, mucho menor. Verdad es también 
que la Volucella obesa, que es común al Asia y á una y otra Amé- 
rica, ofrece un ejemplo que aboga en favor del docto Macquart; 
más, con todo, pienso que, casos de tan grande dispersión geo- 
gráfica son estremadamente raros y por lo tanto siempre deben 
ser sometidos á un severo examen. 



118 DIPTEROLOGÍ-V ARGENTINA 41 



(55) lO. Eristalis agroruin, Fabricius. 

Syrphiis agrorum. Fabricius, Eiitoni., Syst., IV, 285, 27 '1794\ 

Eristalis agroi-um. Fabricius, Syst., Anlliat., 235, 12 il805j. — Wiedemann, 

Anssereurop. zweifl. Ins. II, 172, 28 (1830). — Van der Wulp, Tijds. voor. 

Entom., XXV, 130, 17 (1882). — Williston, Synopsis North Ahí. Syrph. 

177 (1886). 

Capiie anticé albo-(O) vel jlavido (cf)-villoso vel pubescenle, 
callo faciali fusco, vértice fusco vel fusco-nigro vittalo, f/enis 
nigris nilidis, occipiie nigro cinéreo pruinoso; ociilis fuscis 
sat longe flavido-pilosis, at posterius infráque late nudis, posti- 
ce angustc albo-marginatis. Antennis fuscis ápice rufescentibus 
seta rufa {oculo fortiter armato) vix perspicué pubescente, nu- 
da videtur . T/iorace suprd nigro-velutino, transversim cine- 
reo-trifasciato, fascia prima in thoracis margine anteriore sita 
secunda ad suturam posiía a7itrorsum concava et utrinque cuní 
antica connexa, postica prope sulco scutellari disposita, anticé 
concava ; scutello flavo ; pleuris e fasciis griseis duabusperpen- 
dicularibus notatis. Alis hyalinis dilutissime flavicanlibus, ner- 
vulo transverso anteriore fusco ; cellula basilaris prima ad 
ceUulam discoidalem diniidio attingente. Pedibus nigro-piceis 
femorwn ápice, libiarum tarsorunujue basi testaceo-ferrugi- 
neis. Abdomine nigro opaco, suprd segmento primo flavo bi- 
guttalo, secundo maculis duabus pos tice rotundatis magnis flci- 
vis ornato, 3-5 transversim nítido -fasciatis et utrinque flavo 
maculatis 2-0 postice flavo-marginatis ; infrá flavido,segmen- 
tis apicalibus nigris late flavo-niarginatis. Long. 0-10 millim. 

Variat : a. Abdomine ferrugineo antrorsum flavido, segmento pri- 
mo vittaque media segmento secundo liaud superan- 
te nigris. 

B. Abdomine ferrugineo vitta media longitudinali-in fus- 
cata anticé obscuriore signato. 

c. Abdo)nine segmentis 2-3 late flavo-maculatís. 

Hab. observ. : Sud América (Wiedemann). — Ins. Guadalupe 
(Vandek Wulp. — Wu.mston). — Resp. Argenlina (Van der Wulp). 
Buenos Aire.s, Cl)aco, Misiones. 



42 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 119 

Abunda sobre las Composila, en las mismas estaciones que el 
E. disíinguendus , pero es mucho menos común que este último. 
La célula basilaranterior no pasa del medio de la discoidal; este 
carácter puede servir en los casos de duda entre este .y el E. vinelo- 
rum cuyas variedades se suelen asemejar mucho á los de esta es- 
pecie. El Dr. Holmbekg me ha traido seis ejemplares de Formosa 
(rjiaco) y después he recibido otros dos de la misma región, caza- 
dos cerca del rio Bermejo, por Octubre y Diciembre de 1888. 



; 56 ) 11. Eristalis cfiiaclratieornis, iMacquart. 

Eristalís quadraticornis, Macquart, Dipt. exot., II, 2, 51, 31, tab. 10. fig. 2 
1840].— Blaíschard in Gay^ Hist. fis. y pol. Chile, VII, 406, 2 |1852).— 

Philippi, Verhandl, zool.-bot, Géssels, Wien., 742, 2 (1865). — Van der 

WuLP, Not, from. Leyd. muss., IV, 79, 10 '1881) el Tijds. voor Entoni., 

XXV, 130, 18 (1882). 
Eristalis testaceiscutellaíiis, Macquart, Op. cit. suppl. IV. 138, 61, tab. 13, f. 2 
1850). — Blancharü in Cay, Op. cit., 407, 3 (1852j. — Philippi, Op. cit. 

743, 3 ¡1865). 
Eristalomyia quadraticornis, Rondani, Dipt. exot.. 6 (1863). 
Eristalomyia testaceisciitellaía, Rondam, Dipt. exot., 6 (1863). — Bigot, Mis. 

Cap. Horn., VI, 42, 58 ¡1883;. 

Capite aniicé aíbo-tomentoso cinereo-micante ; callo facialis ge- 
nisque nigris nitidis ; fronte nigra utrínque albo villosa (cf) 
vel aniicé albo-postice nigro-pilosula (9). Antennis nigris api- 
ce feré recle truncalis. OcuLis pilosuUs. Thorace flavido vi- 
lloso (cf) albido linéalo ($); sculello flavo ulrin(¡ue nigro. A lis 
grisescentibus (?) vel liyalinis (cT); cellula basilaris prima ad 
cellulaní discoidalem medio extensa. Halteribus flavis. Pedi- 
bus nigro-üiridibus (9) vel nigris (cf) femoribus posticis incras- 
satis, geniculis flavis. Abdoniine nigro opaco, incisiiris flavis (9) 
vel nigro opaco, segmento secundo utrinque flavo-maculato , 
terlio antice minute flavo bi-maculato ; reliquis fascia trans- 
versa nitidasignatis. Long.7-9 milUm. 

Hab. observ. : Chile (aul.) in Concepción (C. Berg). — Resp. kv- 
^enüna in San Taiís (E. Aguirre). 

No poseo sinrj un ejemplar deteriorado que me parece correspon- 
de á esta especie, pero que también conviene bastante bien con 



■120 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA ^3 

los caracteres del E. Meiyenii Wiedm. El E. quadraticornis Macqt. 
es fuertemente sospechable de ser idéntico con el Meigenn, pues si 
se connparan, ja sean los insectos mismos ó ya las descripciones 
entre sí, las diferencias se reducen á bien poca cosa ; he preferido, 
sin embargo, dejar para más adelante la averiguación de esta nueva 
sinonimia, para no complicarla, inútilmente, si resultara errónea 
mi suposición, por falla de buenos y frescos ejemplares típicos. Mi 
ejemplar fué coleccionado en la provincia de San Luis por el Inge-. 
niero Eduardo Aguirre y después no he visto otro. 



(57) 13. Eristalis pygolampus, Wiedemann. 

Erisíalis pygolampíis, Wiedemann, Anssereurop. zweifl, Ins., II, 161, 12(1830). 
— Macquart, Dipt. exot., II, 2, 37, pl. 9, f. 5 [1842;. — Schiner, Novara 
Exp., II, 364, 85 (1868). — Van ber Wulp, Tijds. voor Entom., XXV, 129, 
12 (1882). 

Capite thorace vix latiore, facie basin versas sai concava, niyra, 
albo-griseo-puberula, callo medio nigro nítido instrucla, fronte 
fusco-villosa antrorsum super antennarum basin rufesca, genis 
nigris albo-cinereo villosis; oculorum margine postica anguste 
albo- tomentosa; occipite cinereo-pruinoso. Antennis fusco-piceis 
vel piceis seta nuda riifesca auctis. Üculis anticé médium ver 
sus tenuiter villosis sed postice suprá infraque nudis. Tho- 
race nigro suprá fusco- tomentoso et villoso, pleuris piceis parce 
albo-pilosis, sutura media extrorsum, vix albido-pruinosa. 
Sculello ferrugineo interdum nigro-fusco. Alis tenuiter villo- 
sis, liyalinis macula media magna plus minusve difussa fu- 
sca ornatis et apiccín versas antrorsumve infuscatis. Calyptris 
halteribusque fuscis vel nigricantibus. Pedibus niyris, albido 
villosis, tarsis rufo-piceis. A bdomine nigro-velutino, segmento 
secundo tertioque utrinque macula nitida nigra vel nigro-aenea 
instructis, tertio vitta media louyitudinali nitida aucto, quarto 
fere ut praecedente, segmento 2" postice anguslissime, S" mo - 
dice at quarto laté-flavo-marginatis, utrinque cum primo albo- 
villosis, ultimo tolo nigro. Long. 12-Í5 mili. 

Variat a: Abdomine incisuris flavis destituto, tibiis rufo-piceis. 
B. Scutello nigro-fusco. Pedibus anticis et medits rufo- 



4i ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 121 

piceis, geniculis concolovibus, sutura liaud albido- 
micanle. 
c. Thoracc absque sutura albicante. Abdomine nigro-ae- 
nco, maculis obscure fuscis in fundo nigro velutino; 
scutello nigro. 

Hab. observ. : Brasilia (Wiedemann. — Macquart. — Sciiiner. — 
Yan der Wulp). — Resp. Xrgenúna in Chaco prope Formosam et 
in Santa Ana in Territorio Missionum (E. L. Holmberg). 

Wiedemann ha descrito el macho y Macquart la hembra, obser- 
vando el último la variedad C. Entre los ejemplares que poseo, 
dos de ellos pertenecen á las dos primeras variedades de esta espe- 
cie la que como se vé, no es bastante fija en sus caracteres espe- 
cíficos. Los ejemplares de Schiner debieron corresponder muy 
bien ala descripción de Wiedemann, cuando aquel escrupuloso na- 
turalista no observa nada acerca de ellos. Esta especie se parece al 
E. fuscipennis Macqt., pero tiene la cara nejara, en vez de «fauve » 
con tomento amarillo; no es muy lejano de E . testaceicornis Macqt., 
pero difiere por el color y dibujo de las alas. La primera celda ba- 
silar sobrepasa un poco en longitud al medio de la célula dis- 
coidal. 

(58) 13. Eristalis obsoletas, Wiedemann. 

Eristalis obsoletus, Wiedemann, Anssereurhp. zweifl, Ins., II, 175, 32 (1830). 

« Niger ; rufo hirtus, scutello ferrugineo ; abdomine aeneo-nigro, 
incissuris flavis, maculis duabus obsoletis ferrugineis.y> Long. 
8-9 millim (4-4 7^ H^^-) (Wiedemann). 

Capite anticé dilute flavido, feminae dilutior, fuscano tubercu- 
lato ; vértice flavido á superne fusco. Antennis obscure testaceis 
seta nuda instructis. Thorace suprá in fundo nigro vittis abbre- 
viatis albidis obsoletis notato, flavido-tomentoso, lateribus pleu- 
risque rufo-hirtis. Scutello ferrugineo. Alis basi flavis, medio 
fuscis ápice et retrorsum optimédilutioribus. Pedibus nigro-piceis, 
geniculis luteis; femoribu posticis incrassatis, libiis anticiis basin 
versus-meí/m fere ubique-/í05ííc¿5 basi extus luteis, tarsis omnino 
luteis. Abdomine nigro, nitido, subaeneo, albido-piloso, seg- 
mento secundo utrinque macula magna subtriangularis obscu- 

11 



122 DIPTEROLOÍA ARGENTINA 45 

re testacea signa to, segmenlis 2-4 poslicé angusté flavo- teslaceo- 
marginatis, 3-4 basi apiceque nigro-velulino-fascialis, ullimo tolo 
nigro-piceo. 

Hab. observ.: Brasilia (Wiedemann). — Resp. Argentina, Chaco in 
Formosa (Holmberg). — et in ripiis Bermejo (Boman). 

En mi colección se baila un ejemplar sin cabeza, al que convie- 
ne casi en todo la descripción que precede, traducida en gran parte 
de la de Wiedemainn, pero tiene las márgenes exteriores del tórax y 
las pleuras de color testáceo vivo con pelillos y vello del mismo 
color, el dorso del tórax y el escudete con vello fino y aterciopelado 
de tinte amarillento parduzco y el abdomen lleva en los segmentos 
tercero y cuarto una banda media transversal negra y brillante con 
refltijos verdosos la cual resalta sobre el fondo negro aterciopelado 
de estos segmentos; Wiedemann no menciona estas fajas, probable- 
mente porque el tinte de ellas lo dio como el general del abdomen. 
Las manchas del segundo segmento son más oscuras hacia la re- 
gión dorsal. Las alas, cuya primera basilar supera un poco al me- 
dio de la discal, son amarillentas en la base, con el ápice y lo pos- 
terior de un color gris-negruzco muy lavado, déla parte anterior 
corre hacia atrás una banda parduzca mal limitada y desvanecida 
en sus bordes la que cruza el medio de la célula marginal, la base 
de la submarginal, cerca del medio de la primera basilar y va á 
concluir en el extremo de la segunda basilar. El aspecto general de 
este Eristalis es muy parecido al áeApis mellifica aunque natural- 
mente, es mucho menos velludo. El único ejemplar que poseo fué 
cazado en el Chaco argentino, cercado la villa de Formosa, por el 
Dr. Eduardo L. Holmberg, de cuya caleccion pasó á la mía. 



Nota. — Escrito lo que antecede, el Dr. Holmberg me ha entregado cuatro 
hermosos ejemplares (3 cf 1 9) coleccionados por el señor Boman en las már- 
genes del rio Bermejo, en las cercanías de la colonia Azara, por Diciembre de 
1888 y Marzo del 89. 

Son algo mayores que el que poseía de Formosa y ofrecen tanto con este, 
como con la descripción de Wiedemann muy ligeras diferencias. 



46 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 423 



(59) 1^. Eristalis pvisio, Wiedemann. 

Eristalis pnsio, Wiedemann, Anssereurop. zweifl. Ins., TI. 192, 59 (1830\ — 
RoDER, Slett entom. Zcitg., 341 (1885). — Williston, Synopsis, 178 (1886). 

«Aíer; tliorace fascia albida; scutello maculisque abdominis 
duabus cereis. » 

Antennis rufo-flavidis. Facic nivea leviler rufesco-miccmtc, villa 
media longiludinalis fusca inslrucla ; vértice niveo, suprdfus- 
co-flavido. Thorace obscure nigro, anlicé cinéreo- pruinoso, me- 
dio ad suluram Iransversam cinereo-micanle. Sculello céreo. 
Alis hi/alinis nigro- fusco venosis . Pedibus nigro-piceis, posli- 
cis tíbiarum ápice tarsisque plus minusve flavis albido-pruino- 
sis. Abdomine suprá nigro, segmenlis 3-5 fasciainterrupta sub- 
basalis aeneo-nigrasignatis, segmenlo i° ulrinque flavo, 2° ma- 
cula magna laterali cérea uhñnque instructo, 3° basin versas 
macula obsoleta flavida nótalo, incissuris (J^ excepta) flavis, 
infrá flavo, ápice nigro. Long. {3^/3 Un.) 7 millim. 

Hnb. observ. : Brasilia (Wiedemann). — Anüllae?» ínsula Porto- 
Rico (Roder). — Resp. Argentina Prov. Buenos Aires in Las Con- 
chas (E. Lynch A.). 

Nunca lo lie visto ó, por !o menos, no lo he reconocido entre los 
muchos Eristalis que poseo, pero cónstame su presencia aqui por 
una etiqueta encontrada en la colección de mi hermano Enrique 
Lynch Arrtbálzaga, quien daba como hallada la especie en Las Con- 
chas, paraje vecino de Buenos Aires, j aún cuando el insecto hu- 
biera desaparecido del alfiler que lo soportaba, creo que clasifica- 
dor tan escrupuloso como el citado, no pudo incurrir en error y 
así incluyo este Eristalis entre los de nuestra fauna dipterológica. 
Empero, pienso, que no sería difícil que el £'.pií5ío, correspondien- 
te al subgénero Eristalomi/ia, fuera sinónimo óel agrorum ó del 
vinetorum. 

Debo advertir, antes de terminar, que he tomado la diagnosis de 
Wiedemann y vertido al latin la descripción alemana de tan insigne 
autor. 



124 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 173 



Tribus VIII. Volucellini. 

Son Sírfidos de cuerpo rechoncho, casi desnudos en el mayor nú- 
mero, de color frecuentemente uniforme y opaco, pero á veces con 
brillo matálico. Tienen las antenas caidas sobre la cara, con el ar- 
tejo terminal bastante alargado y munido de una cerda dorso-basal 
siempre más ó menos plumosa y en ocasiones los pelillos que 
visten el estilo son tan densos que aparecen como una masa sólida 
(Copcsfyhwi); los ojos se hallan habitualmente cubiertos de fino y 
apretado vello, erecto y como aterciopelado; las alas ofrecen una 
célula marginal casi siempre cerrada y rara vez abierta, apendicu- 
lada en el extremo; la nervadura submarginal se arquea bastante 
fuertemente hacia el borde costal, para reunirse á él á notable 
distancia del ápice del ala, y el nérvulo que encierra por de fuera la 
celda discoidal se redondea más ó menos angulosamente para 
unirse á la nervadura submarginal; el nérvulo medio transversal 
encuéntrase situado muy cerca de la base de la célula discoidal ; el 
abdomen es ancho, muy convexo en el dorso y un tanto excavado 
por debajo; las patas son de mediana longitud, delgadas y nunca 
tienen los fémures engrosados. En la mayorías de los géneros, la 
cara se prolonga hacia abajo en un hocico más ó menos có- 
nico. 

Los Volucellini constituyen uno de los grupos más naturales y 
mejor definidos entre los Syrphidae ; aún los mismos géneros son 
fáciles de caracterizar y distinguir, pero no sucede otro tanto con 
las numerosas especies de esta agrupación, no solamente á causa 
de la notable semejanza que se observa en muchas de ellas, sino 
también por su variabilidad bastante considerable, y la costumbre 
de ayuntarse entre sí especies afines, más diferentes, uniones de 
las cuales proceden mestizos con caracteres tales, que ponen á 
prueba la paciencia del clasificador. 



GENERUM TABULA. 

1. Scutellum muticum vel setulosum. 2, 

— Scutellum fortiter acuteque dentatum, interdum tuberculatutn 

at tuberculis ápice crasse setosis. Temnocera. 



17-4 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 125 

22. Alarum cellula raarginalis clausa. Volucella. 

— Alarum cellula marginalis apperta. Phalaci\omyia. 



XXII. Volucella, Geoffroy. 



Volucella, Geoffroy, Hist. abr. d. ins. des env. de París, II, 540(1762). — 
Latreille, Hist. d. Crust. etd. íds., XIV, 365 (1804); Gen. Crust. et 
Ins., IV, 322 (1809), eí Cons. géner., 443 (1810). — Meigen, Syst. Bes- 
chreib., III, 401, tab. 32, fig. 23-28 (1822). — Latreille in Cuvier, 
Régne anim.. V, 491 (1829). — Curtís, Brit. Entera., X, 452 (1833). — 
Macquart, Hist. nat. d. Dipt., I, 492, 9, pl. 11, fig. 9 (1834). — Wie- 
DEMANX. Aussereurop. zweifl. Ins. II, 195, (1830). — Macquart, Dipt. 
exot., II, 219, 11 (1842).— Blanchard, Hist. d. ins., II. 476 (1845). 
— Walker, List., 634(1849). — Rondani ¿u Baudi et Truqui, Studi 
entorno!., 64 (1848). — Walker, Ins. Saunders., I, 251 (1856). — Schi- 
ner, Faun. Austr. in Verhandl. zool-bot. Gessells., VII, 384 (1857). — 
Rondani, Dipt. exot., 3 (1863).-Philippi. Aufzíihl. d. chil. Dipt., 139 
(1865).— ScHiNER, Novara Exp., II, 339 (1868).— Williston, Proc. Ara. 
philosoph. Soc, XX, 316 (1882). — Bigot, Ann. Soc. entom. France, 
63 et 249 (1883). — Girard, Traite élém. d'entora., III, 1025, pl. 
CXI, 1 (1885). — Williston, Synopsis North-Ani. Syrph., 134 (1886). 

Cenogaster, Dumeril, Dict. d' hist. nat. (1801). 

Ornidia, St. Fargeau et Serville, Encycl. method., X, 786 (1825). 

Caput hemisphaericum, thoracis latitudine vel paulo latiiis, po- 
sticé planum, anticé convexum; facie infra antennarum insertio- 
nem plus minusve excávala deindé medio tuberculata, ápice in- 
ferné cónico elongata, vel rotundato-truncala. Ocuíi villosi ; 
maris intus supráque contigui ; tubérculo ocellifero ad occipitera 
marginem superara sito. Antennae decumbentes, articulis duobus 
primis subaequalibus, ultimo elongato-oblongo vel ovato prae- 
cedentibus duobus simul sumptis duplo vel plus duplo longiore 
seta basali longe plumosa instructo. Thorax subquadratus vel 
breviter ovatus, modicé convexus, breviterque villosus. Scute- 
llum semi-circulare, sat magnum, convexiusculum, interdum ad 
apicem transversim impressum, posticé pilosum vel villosum. 
.4/«e oblongae sat amplae, cellula marginali clausa, submargi- 
nali ante apicera angustata ápice late aperta, cellula prima po- 
stica haud pediforme extus plus minusve sinuosa vel rotundata, 



120 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 175 

nervulo transverso medio pone celliiloí discoidalis médium silo, 
recto, medio leviter arcuato, nervulo spureo plus minusve obso- 
leto. Pedes simplices, inermes, pubescentes, modice robusti ; 
tibiae posticae saepe crassiores; tarsi postici articulo primo plus 
minusve incrassato. Calijptra sat magna, halteres obtegenlia. 
Abdomen ovalum. sat convexum, 3-annulatum. Corpus robu- 
stum, magis villosum, nigrum, aeneo-viride vel cyaneum, inter- 
dura testaceum, subpellucidum. 

El género Volucella difiere esencialmente de Phalacromyia por 
tener cerrada la célula marginal, y de Temnocera por su escudete 
desarmado ó con pelos mas ó menos cerdosos, pero no guarnecido 
de puntas ó tubérculos que puedan mirarse como prolongaciones 
del mismo escudete, tal cual ocurre en las Temnocera. Mr. Willis- 
TON incluye erróneamente las Temnocera { = Atemnocera) en el gé- 
nero Volucella, fundándose en que también varias Volucella norte- 
americanas tienen «bristles or bristUj-hairs... on tlie scutelíum» 
por ello se vé que el distinguido dipterólogo no ha tenido á la vista 
un tipo completo del género, tal como lo es la Temnocera spinig era, 
pues fácil le habría sido comprobar que no se trata de pelos ó de 
cerdas espinosas, sino de verdaderas puntas, dependientes del te- 
jido córneo del escudete, como sucede en varios Mcroí¿o;i y mu- 
chos Slratíomyidae ; aún en la misma Temnocera scutellata, que 
tiene cerdas espinosas, estas nacen de tubérculos formados por la 
misma substancia del escudete. Muchas Volucella ofrecen una no- 
table apariencia de abejas, Bombus ó avispas ; protegidas por este 
disfraz, se introducen impunemente en los nidos de los himenop- 
teros, para deponer allí sus huevos; sus larvas ciegas, ápodas, 
estrechas por delante, anchas por detrás, y guarnecidas posterior- 
mente de una corona de seis cerdas ó espinas, devoran las larvas 
y ninfas de sus huéspedes involuntarios. Durante el estado per- 
fecto, frecuentan ¡as flores en compañía de sus futuras víctimas, 
pero se asegura que una especie {Volucella obesa), acostumbra 
posarse sobre los animales y no sobre las flores; y aún más, que 
frecuenta las substancias escrementicias á la manera de las Lucilia 
y otros Muscidae. En este género, los tegumentos arrugados que 
cubrían á la larva se aislan de la ninfa, al verificarse la ninfósis, 
los estigmas desaparecen y resulta una pupa corla, provista de 
cinturones espinosos y de dos tubos aeríferos; toda la piel de la 



176 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 127 

pupa está acribillada de pequeños orificios que sirven para la en- 
trada del aire. 

Las Volucelia de especies diferentes, aunque muy próximas, 
suelen acoplarse y producir mestizos que participan de los carac- 
teres de sus padres, pero aún se ignora si estos mestizos pueden 
reproducirse y llegar á constituir una raza aparte, ó, si se quiere 
mejor, una variedad constante. 



TABULA SPECIERUM. 



1. Corpore plus miausve brunneo vel testaceo, iaterdum nigro 
flavo-picto. 

— Corpore splendidu aeueo-viride ad partim cupreo-azureoque 

refulgente vel metallicé chalybeo-purpureo cyaneoque. 
3. Alae hyaliuae puncto vel macula stigmatica auctae. Corpore 
flavo-testaceo vel brunneo. Facie flavo-testacea vel obs- 
curé testacea. 

— Alae parura hyalinae fere griseae, basi margineque costali 

flavicantes ápice fasciaque media fuscis auctae. Corpore 
nigro flavo-picto. Facie sulphurea utrinque nigra. 
S, Corpore brunneo. Facie obscure testacea vitta longitudinali 
media genisque nigris. Femora brunnea ápice fulva. 

— Corpore flavo-testaceo interdura subpellucido. Facie flavida 

haud nigro-vittata. Femora flava. 
4:. Antennae articulo 3° fulvo superno brunneo. Abdomen 
brunneum, metallicura, segmento 2" limbo postico - 3 
maculis binis nigris. 

— Antennae articulo 3° ommino fulvo. Abdomen nigrum, niti- 

dum, segmeatis 2- 3 maculis lateralibus fulvis. V 

5. Pedes fuscano-picei vel nigri at femora flava. 

— Pedes flavo-testacei, tarsorura ápice sumrao fusco. Abdomen 

subpellucidum ápice vix infuscatum, segmentis 2-5 vel 
3-5 macula minuta lateralique nigra auclis. 

6. Abdomen segmentis 2-3 marginibus parum brunneis, re- 

liquis brunneis. Tibiae tarsique piceae. V. 

— Abdomen basi pellucidum, deindé olivaceum, opacura. Ti- 

biae tarsique nigri. V. 

T. Alae hyalinae vel griseae macula media antica, magna, 
subquadrata fusca signatae. 

— Alae fuscae anticé obscuriores. Corpore purpureo chalybeo, 

metallico: thorax infrá et utrinque testaceus. Facie an- 
tennae, pedes ventreque testaceis. V. 
S. Facie, frons, antennaeque testaceis. Alae griseae fascia me- 
dia fusca posticé abbreviata ornatae. Pedes picel, geni- 



Sí. 



V. PICTURATA. 



V. NOTATA. 

FULVONOTATA. 

6. 



V. TESTACEA. 



PUNCTIFERA. 



MISSIONERA, 



OBSCÜRIPENNIS. 



128 DIPTEROLOGÍA. ARGENTINA 177 

cula tarsique obscuré testaceis. Corpore metallicé cha- 
lybeo. y. Ambrosettu 

— Fascie fronteque metallicé viridis vel cyaneis. Antennae ni- 
gricantes. Alae vitreae, macula media magna antica 
punctoque ante apicem sito fuscis ornatae. Pedes ni- 
gro-fusci vel nigri saepius viride micantes. Corpore 
suprá splendidé viride vel cyaneo-viride subtus cupreo 
refulgente. V. obesa. 



(60) 1. "Volucella obesa, Fabricius. 



Syrphus obesus, Fabricius, Syst. entom., 763, 5, (1775), et Entom. Syst., I\^, 
282, 15 (1793). — Systeraa Antliat., 227, 14 (1805). 

Ornidia obesa, St. Fargeau et Serville, Encycl. method., X, 786 (1825). — 
Walker, Linn. Trans., XVIII, 346, 41 (1837 1. 

Volucella obesa, WiEDEiix'Ñ's, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 199, 8(1830). — 
Macquart, Hist. nat. Dipt. I, 494, 5 (1834) eí Dipt. exot., 11,2,21 
(1842). — RoNDANí in Baudi et Truqui, Studi entom., 64, 1 (1845). — 
Ejusdem, Dipt. aliqua etc.. 1, 1 (1868). — Walker, List, of Dipt., 3, 
637 (1849). — ScHiNER, Novara Exp., 11, 356, 53 (1868). — Rondani. 
Dipt. aliq. in Am. merid. lecta, p. 1, 1 (1868). — Williston, Synopsis, 
143, pl. V, f. 9 (1886). 

Volucella azíirea. ?mLi?Pi, Verhandl. zool-bot. Gess. Wien., XV, 734, pl. 26, 
f. 3-3 (1865). 



Aeneo-viridis, nitidissima, interdum suhcyanea, parce nigro- 
pubescens, abdomine segmentis 4-5 tamen jlavido-pubescentibm. 
Antennis nigricantibus, stylo flavido inslructis. Barba grísea. 
Oculis griseo-hirtulis. Capite vértice cyaneo vel obscuré viride, 
nigro-piloso . Mesonoto interdum lineis nudis viridibus vel pur- 
puréis ornato videtur. Alis vitreis, dilutissime flavicantibus, 
macula antica media fusca ad costam usque ad nerculos medios 
transversos extensa, punctoque fusco ante apicem sito signatis. 
Halteribus albidis. Pedibus nigro-fuscis vel nigns, certo situ 
viride micantibus. Abdomine subtus pernitido, cupreo-cyaneo- 
virideque secundum lucem refulgente. — Long. 8-12 millim. 

Hab. observ. : Brasilia (Fabricius. — Wiedemaan. — Walker. — 
Rondani). — Chile (Piiilippi).— Isl. of France, Surinam, Jamaica, 
Honduras, Carlhagena (Walker). — Asia etAm. merid. (Macquart). 



178 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 129 

— América, Asia et África (Macquart). — Am. merid. (Schiner). — 
Santo Domingo, México, Novo México et Florida (Williston). — Ins. 
Guadalupe et Cuba (auctor). — Resp. Arg. : Buenos Ayr es, Tucuman, 
Chaco, Misiones (E. L. Holmberg), Moconá (J. B. Ambrosétti). 



Esta Volucella, casi cosmopolita, se halla también en Buenos 
Ayres, pero sólo en las cercanías del río Paraná y nunca la he visto 
en la región central de la Provincia ; tampoco he recibido ejemplares 
de las demás comarcas del interior de la República, alejadas de 
nuestra gran arteria fluvial ; en cambio, abunda en el Chaco y 
en Misiones, de donde el Dr. Eduardo L. Holmberg y el Sr. Juan B. 
Ambrosétti me han traído numerosos ejemplares^ informándome 
el primero que es comunísimo sobre las materias fecales, á lasque 
acuden con tanto afán como la Compsomyia macellaria Fabrícius y 
otros Muscidae. Según Macquart, todos los viajeros están contestes 
en afirmar que esta especie gusta de posarse sobre los ganados, 
hecho que está en contradicción con los hábitos de las demás Volu- 
cella. No dejan de ser singulares estos detalles de costumbres que 
inducen á pensar que la Volucella obesa no es parásita de los hime- 
nópteros, como otras de su género, sino que depone sus huevos 
en los estiércoles como las Rhingia y muchos Syrphidae. 



(61) 3, Volucella Ambrosettii, n. sp. 

Metallice chalyhea; facie, fronte antennisque testaceis, superan- 
tennas nigro-unimaculata ; thorace tenuiter flavido-pubescente 
et nicjro-piloso setulosoque, pedibus piceis, geniculis tarsisque 
obscuré testaceis; alis griseis costa basique Juscano-flavido tin- 
ctis, fascia media fusca posíicé abbreviata ornatis. — Long. i 2 
millim. (9), li miilim. (cf). 

Cum Volucella purpurea AValker valdé convenit, differt autem 
abdominis basi, ventre pedibusque haud ferrugineis et fronte nigro- 
signata. Caput antice testaceum posticé nigrum, facie cónica ápice 
acuminata médium versus modicé tuberculata, fronte super ante- 
narum basin in fundo testaceo macula obtriangulari nigra notata, 
occipite cinereo-pruinoso. Antennae testaceae, chaeta teslacea, 



130 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 4 79 

fusco-pl Limosa. Proboscis picea, ápice rufesca. Oculi p'icei, flavido 
villosi. Thorax suprá chalybeus, iiitidus, leniiiter griseo-flavido- 
tomentosus, fusco-nigro-villosus el nigro-setosus;/j/eMme piceo- 
lestaceae ieviter chalybescentes, nigro pilosae et setosae. SciUellum 
chalybeum, nitidum, nigro-setosum. ^/«eobscuré griseae, fascia 
media magna subquadrala posticé abbreviala sed appendiculala 
nigro-fusca signatae, cellulis subcostali radicalibusque flavido- 
fascano-tinclis, vena anali et pusticali anguste nigro-fusco-margi- 
natis. Halteres albi. Pedes picei, femora postica nigra nitida, geni- 
culis, tibiarum basi et ápice tarsisque obscuré testaceo-piceis. 
Abdomen ubique chalybeum, nitidissimum, nigro-pubescens et 
tenuiter obsoleteque flavido-pruinosum. 

Hab. observ. : Resp. Argentina ; Misiones in Moconá (Ambro- 

SETTl). 

Se parece notablemente á la V. purpurea Walker (List of Dipt., 
111^637) en el color, talla y caracteres de grupo, pero es bien 
diversa por su abdomen de color azul-violeta, muy brillante en 
todas partes, y no con el vientre y la base de él de color de herrum- 
bre como en la especie de Walker. 

Haciendo debida justicia al descubridor de esta especie, el Sr. 
Juan B. Ambrosetti, dedícosela en muestra no sólo de amistad, 
sino también en agradeeimiento de los muy raros dípteros que, en 
diversas ocasiones, me ha comunicado, procedentes de las provin- 
cias de Santa Fé, Entre-Rios, Corrientes y singularmente de Misio- 
nes, donde acaba de efectuar un fructuoso viaje de exploración, 
cuyos resultados mas tarde se leerán con interés en el Boletín ó en 
las Actas del Museo de La Plata. 



(62) 3. Volucella obscuripeiinis, n. sp. 

Metallice purpureo-chalybea ; thorace suprd subcupreo, infrd et 
utrinque testaceo; facie, antennis, pedibiis ventreque testaceis ; 
alis fuscis anticé obscurioribus. — Long. 11 millim. 

Capul anticé, infrá et posticé inferné testaceum, occipite suprá 
et utrinque nigrum cinereo-pruinosum, .fácie sat breve ápice 



180 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 131 

rotundato-lruncata médium versus modice tuberculata. Oculi 
fusco-ruíiet fusco-pilosi. Antennae lestaceae,chaeta lestacea fusco- 
plumosa. Proboscis brevis, subrecondita, testacea. Thorax suprá 
chalybeo-cupreus, nitidus, fusco-pubescens, infrá et utrinque 
testaceus, fuscaiio-pilosus. Scutcllum obscuré chalybeum, nigro- 
setosum. Alae fuscae anlicépraesertim, apicem versus magis obs- 
curataefere nigro-fuscae, cellulis ómnibus in fundo fusco obscu- 
rius marginalis. Halteres albi. Pedes testacei. Abdomen suprá 
chalybeo-purpureum, pernitidum, nigro-pubescens, infrá segmen- 
tis duobus primis testaceis, nigro-pilosis, reliquis chalybeo-pur- 
pureis nigro-villosis et pilosis. 

Hab. observ.: Resp. Argentina: Misiones m Monleagudo prope 
ripas Uruguayensis fluvius (Ambrosetti). 

Esta especie, hallada por mi amigo el Sr. Juan B. Ambrosetti en 
la picada de Paggi (Departamento de Monteagudo, en Misiones), se 
parece algo á las V. fusci'penm's Macquart y V. abdominalis Wiede- 
MAMN, pero es bien diversa de ambas. 



(63) 4t. Volucella notata, Bigot. 

Volucella notata, Bigot, Ann. Soc. entora. France, 5' ser., V. 495, 6 (1874). — 
Van der Wulp, Tijds. voor Entom,, XXV, 123, 4 (1883). — Bigot, 
Ann. Soc. entom, Fr. Dipt. nouv. ou peuconn., 65 (1883). 

«Antennis fiilvis, segmento tertio elongato, superna brunneo ; fa- 
cie obscure testacea, vitta intermedia nigro nítido, genis utrin- 
que linea brunnea; fronte nigro nitido ; tliorace brunneo parum 
aenescente et flavo villosulo ; scutello fulvo ; abdomine brunneo 
metallico, segmento 2 limbo postico-3 maculis binis, nigris; ca- 
lyptris et halteribus albidis ; femoribus brunneis, ápice fulvis, 
tibiis tarsisque fulvis, ápice brunescentibus ; alis hyalinis, 
púnelo marginali quadrato et vena prima transversali, nigris. 
— Long. 7 millitn. (Bigot). » 

Hab. observ.: Montevideo (Bigot). — Resp. Argentina (Van der 
Wulp), Prov. Santa Fé in Rosario (Holmberg). Prov. Buenos 
Aires in Las Conchas (E. Lynch A.) 



132 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 181 

Acababa de copiar la descripción que precede, cuando recibí de 
mi amigo el Dr. Eduardo L. Holmberg el primer ejemplar que he 
visto de esta Yolucella, que, en otro tiempo, halló mi hermano en 
Las Conchas. La descripción dada por M. Bigot es muy suficiente y 
por ello creo innecesario reformarla : mi ejemplar sólo difiere déla 
característica publicada por Bigot, en tener su escudete de un color 
que se inclina al testaceo obscuro y con la base de tinte piceo ; 
todo lo demás concuerda con la descripción. La talla, coloración y 
facies de esta Volucella le dan, á primera vista, una íalsa aparien- 
cia de Eristalis furcalm Wiedemann. Mi ejemplar fué capturado en 
Febrero de ISSo. 



(04] C>. Volucella fulvonotata, Bigot. 
yolucella fulvonotata, Bigot, Ann. Soc. entora. Fr., ser. 5% V, 476, 7(1874). 

Priori simillima. Exceptis : antennis fulvis ; ahdomine nigro 
nítido, segmentis 2 et 3, maculis utrinque fulvis. — Long. 7 
millim. (?). 

Hab. observ.: Montevideo (Bigot). 

Esta especie, como lo sospecha su autor, me parece que no es 
sino un ejemplar más oscuro de la anterior, ya sea por haber al- 
canzado mayor madurez ó por ser simple variedad. 



(65) 6. Volucella testacea, Rondani. 

Volucella testacea, Rondani. Essarae d. var. sp. d' Insetti Ditteri Brazil(lS48). — 
Bigot, Ann. Soc. entom. Fr., 78 (1883). 

Dilute testacea, tenuiter parceque flavido-villosula ; alis hyalinis 
ápice obsolete ciñereis, margine costali médium versus puncto 
fusco praeditis, cellula subcostali ápice parum flavicante. Hal- 
teribus basi testaceis ápice pallidc viridulis. Abdomine testa- 
ceo, subpellucido ápice magis obscuriore, segmentis 2-5 vel 3-5 
ápice utrinque macula callosa, minuta, nigra, nítida inslructis 
et interdum médium versus prope marginem posticam plus mi- 



182 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 133 

iiusve distincté fusco-maculatis. Tarsorum ápice fusco. — Long. 
7 millim. 



Hab. observ. : Brasilia (Rondani). — Resp. Argentina, Formosa 
in Chaco (E. L . Holmberg). 

Es una linda Volucella, notable por su color lestáceo semi- 
transparente, sus antenas y patas rojizo-ainarillentas, sus alas 
diáfanas con una manchita parda en medio del borde costal. Tres 
ejemplares que se hallan en mi colección me fueron traídos del 
Chaco por el Dr. Holmberg. 

En dos de mis ejemplares no existen las manchas laterales de 
color negro en el segundo arco dorsal del abdomen y ni en éste, ni 
en los demás, se ven rastros de parduzco en el medio de su borde 
posterior. Es muy posible que, en su máximum de variabilidad, 
■esta Volucellano tenga mancabas abdominales, yaque, como se ve, 
suelen faltar en el segundo segmento. 



(66) Tí. Volucella punctifera, Bigot. 

Volucella punctifera, Bigot, Soc. entom. Fraace, 475, 5 (18741, et Op. cil., 78 
(1883). 

Corpore facieque teslaceo-ftavidis, subpellucidis. Antennis rufe- 
scentibus cliaetarufesca fuscano-plumosa instructis. Facie injra 
antennas fortiler excavata, deindé uni-tuber culata. Oculis fusco- 
cupreis, pallidé flavido-villosis. Thorace suprá paulo dense at 
longe utrinque brcviter, pallidé fuscano-flavido-piloso. Alis 
hyalinis leviter jlavicantibus ; cellula subcoslali ápice dilute 
teslacea ; prope alarum marginem anterioren púnelo medio fusco 
ornatis ; venis fere ubique testaceis ; ve?ia transversa discoidali 
fortiter oblíqua ; cellula discoidali ad angulum posticum rotun- 
data. Scutello sparsimsat longe ut tkoracis dorso pilosulo . Hal- 
teribus testaceis. Pedibus flavidis ; tibiis tarsisque fuscano-piceis . 
Abdomine segmentis 2-3 marginibus parum brunneis,- reliquis 
apicalibus brunneis. — Long. S millim. 

Hab. observ. : Brasilia in Amazonia (Bigot). — Resp. Argenti- 
na in Córdoba (Frenzel) . 



134 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 183 

Tengo ú la vista un ejemplar {^) de esta Volucella, cazada por el 
Dr. Frenzel en la provincia de Córdoba y entregada por él al Dr. 
Carlos Berg, por entonces Director del Museo de Historia Natural 
de Montevideo y actualmente del de Buenos Ayres, quien tuvo la 
amistosa deferencia de someter í\ mi examen el individuo en 
cuestión. 

El ejemplar argentino no conviene, de todo en todo, con la des- 
cripción de 31. BiGOT, pues tiene dos puntos pardos en el escudete 
unidos entre sí por una angosta tirilla del mismo color, la que 
contornea el margen posterior del escudete, sin alcanzar á los 
lados de él. Se asemeja singularmente á V. testacea, pero ofrece 
capitales diferencias en las nervaduras de las alas. 



y61] 8. Volucella missionera, n. sp. 

Dilute testacea, scutello posticé nigro-bipunctato ; alts flavicanti- 
bus, púnelo fusco stigmatico auctis ; pedibus flavo-testaceis, ti- 
biis tarsisque nigris, illis basi plus minusve piceis ; abdomine 
obscure viride, sub-opaco, basi pellucido. — Long. 8-8 ^/omi- 
llim. ($). 

Statura et summa similitudine praecedentis, tibiis tarsisque 
autem, obscurioribus et longius nigro-pilosis et abdomine basi 
pellucido, suprá fere ubique (basi excepta) obscure viride, sub- 
opaco, differre videtur. 

Hab. observ. : Misiones, Alto Uruguay (J. B. Ambrosetti). 

Es parecidísima á la anterior por el color general de un testáceo 
claro, las nervaduras, tinte y punto estigmático de las alas y las 
dos manchitas negras del escudete, pero tiene el dorso del abdomen 
de color verde aceitunado y sin lustre metálico, siendo semi-trans- 
parente la base de él, así como el vientre, y además las tibias y los 
tarsos son negros en su mayor parte, vestidos con un vello negro 
más largo y denso que en la especie precedente. Los dos ejemplares 
que tengo á la vista, son hembras, circunstancia que induce á 
dudar de su independencia específica respecto á la V.punctifera 
BiGOT, de la que sólo se han descrito machos. 



184f ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 135 



(68) O. Volucella pictiirata, n. sp. 

ISicjra, flavo pida, flavo-nigroque pilosa: antennis obscurc-testa- 
ceis ; facie sulphurea utrinque nigra ; t/wrace nigro angiilis an- 
ticis et poslicis maculaque media ante scutellum sulpliureis; 
scutello subpellucido, dilute flavo; alis subhyalinis basi antice- 
que flavicantibus , ápice fasciaque media postice abbreviata fu- 
scis ; pedibus piceis , tarsis lestaceis : abdomine picea- fusco basi 
late flavo, scgmentis 3-4 utrinque flavo-maculatis. — Long. 
5-6 millim. 

Capííí anticé palliflé flavum, dilulissime flavido-villosum, po- 
stice nigrum, griseo-pruinosum ; genae nigrae, nitidae; tuberculus 
oce//í/e?^iííí nigro-pilosus ; facie comea medio modice luberculala 
ápice infúscala . Oculi nigri, nigro-villosi. Antennae leslaceae. Tlio- 
rax niger, nilidulus, angulis anlicis, posticis, callo humerali ma- 
culaque media ante scutellum sita sulpliureis, supra sat longe 
densequesulphureo-pilosus, fascia media nigra transversa e pilis 
composita ornatus,p/ew?-ae ílavo-, nigroque parce pilosae. Scute- 
llum subpeWuñáxim, dilute ílavum, ápice nigro-pilosum. Alae 
subhyalinae, basi dimidioque coslali flavidis deindé apicem ver- 
sus marginequecostaii testaceae, ápice margine postica fasciaque 
media fere duplicata, postice abbreviata et acuminata, fuscis, ner- 
vulis transversis obscure fusco-marginatis. Ha Iteres ieslaceo picei. 
Peoíes nigro- picei, femorum basi dilute flava, larsique testacei. 
Abdomen suprá fusco-nigrum, segmento I ° ubique, 2° fere toto, 
ápice excepto, pallucidis, dilute flavis, reliquis utrinque macula 
extrorsum arcuata etangustata flava signatis, subtus dilutisime 
flavum ápice nigro-fuscum. 

Hab. observ. : Resp. Argentina: Misiones, Picada de Paggi (Am- 

BROSETTl). 

Tan pequeña como bonita Volucella, pertenece al grupo de la V. 
pulchripes Bígot (Ann. Soc. enlom. Fr., 480, 1875) con la que tiene 
grande semejanza, pero de la cual se aparta por la falta de banda 
negra á lo largo del medio de la cara y el color de los balancines, 



136 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 485 

rodillas y abdomen. Tiene el aspecto de una abejita manchada de 
amarillo azufrado sobre fondo negro. Los ejemplares que poseo, 
(2 $), los debo al Sr. Juan B. Ambrosetti, quien los coleccionó en 
la picada de Paggi, cerca del Alto Uruguay, en el Deparlamento de 
Monteagudo, perteneciente á nuestro territorio de Misiones. 



XXIlf. Teinnocera, St. Fargeau et Serville. 



Temnocera, St. Fargeau et Serville, Encycl. niéthod., X, 786 (1825). — Mac 
QUART, Hist. nat. d. Dipt., I, 495, 10, pl. 11, lig. 10 (1834). — Ejusdem, 
Dipt. exot., II, 2, 26 ¡1842;. — Blanchard, Hist. d. ins. ÍI, 476 (1845).— 
ScHiNER, Novara Exp., 11, 339, (1868). — Bigot, Aun. Soc. entom. 
France, 249 (1883). 

Atemnocera, BiGOT, Ann. Soc. entom. Fr., 249 (1883). 

Volucella (pt.), WiLLiSTON, Synopsis, 143 (1886). 

Corpus CFtíssum, subnudum. Caput thorace paulo lalius, po- 
sticé planum, antice convexum, fronte plusminusve prominente, 
facie médium versus haud callosa iiifrá antennarum insertio- 
nem magis minusve excávala. Oculi ova ti al poslice subrecli, 
villosi, maris suprá approximati, feminae separali. Antennae 
capile distincle breviores, articulis duobus primis brevibus setu- 
losis, ultimo elongalo praecedenlibiis duobus prope quadruplo 
vel quintuplo longiore, oblongo, saepius suprá ante apicem emar- 
ginato, stylo basali sal longe al saope sparse-piloso aucto. Tlio- 
rax subquadratus, modice convexus. Scutelliim semi-circulare 
sal magnum posticc; sex vel ocio denlatum vel luberculato-spi- 
nosum. Alae sai amplae, divaricatae, posticé undulatae, cellula 
marginali clausa, submarginali ápice angusta, cellula pri- 
ma poslica extus modice siuuosa haud appendiculala, secunda 
poslica haud appendiculala ápice poslico obtuse rolundala. Ca- 
lijpírasdiús magna. Ilalteres mediocres. Pedes modice elongati sat 
tenues, pilcsuii, tibiae ápice inermes, tarsi libia haud longiores 
articulo primo sequenlibus conjunclis aequelongo at crassiore. 
Abdomen breve, subrotundum, thorace paulo lalius, convexius- 
culum 5-annulalum, crebre punctulalum, tenuiter pilosum. 



487 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 137 

El género Temnocera participo de casi lodos los caracteres de 
Volucella, del que difiere por sus antenas, casi siempre escotadas 
en la arista dorsal del tercer artejo y el escudete armado de seis á 
ocho puntas espinosas. En cuanto á las Atemnocera, separadas de 
las Temnocera por>l. l)iGOT(Ann. Soc. entom. Fr., 1882, Bull. 12), 
carecen de signos genéricos suficientes para autorizar su coloca- 
ción independiente de estas últimas; délos caracteres alegados por 
M. BiGOT para fundar su género, sólo bajuno diferencial con la 
generalidad de las Temnocera y que él expone en los términos 
siguientes: «antennarum segmento tertio ovali, moclice elongato... 
chaelo dense villoso», detalle que, como bien se vé, es de monos 
que secundaria importancia : parece que posteriormente (Julio de 
1883), el autor ha modificado radicalmente su opinión, pues al 
ocuparse de los géneros Volucella y Phalacromi/ia {knn. Soc. entom. 
Fr., 62, 1883), dice: « Les V. scutellala (Macquart, Dipt. exot.) et 
5/)?n?^era (Wiedemann), en raison de leur écusson armé de fortes 
épines, apparliennent certainement au genre Temnocera », de loque 
se puede inferir que considera infundado su género Atemnocera. 
Estos dípteros frecuentan las flores y se comportan, en el estado 
adulto, como los Eristalis, cuyos impetuosos movimientos parecen 
imitar; probablemente son parásitos de algunos Xylocopitae (Hy- 
menoptera), en la vecindad de cuyos nidos no es raro hallarlos. 
WiLi.iSTOx incluye este género entre las Volucella^ pero, por sus 
mismas observaciones, se vé que no conoce de visu el género de 
SaiíM Fargeau. 



tabula specierum 



1. j\]esonoliim poslice muticiun. 3. 

— Mesonolum postici', transversim, seriatiin horizontaliterque 

6- spinulosuni. Facie fronteque fulvis. Tliorax niger ob- 
scure testaceo-limbatus. Scutelliim fortiter 4-dentatiim. 
Alae tiyalinae anticé macula media subquadrata fusca 
instructae. T. spinithorax. 

3. Scutellum postice dentatum. Alae fusco maculatae. 3. 

— Scutellum postice 6-fuberculatum, tuberculis seta apicali 

spiniformi instructis. Alae byalinae inmaculatae. Thorax 
testaceo-limbatus. T. scutellata. 

3. Alae anticé macula magna, media, obtriangulari, nigro-fusca, 

signatae. Thorax omnino niger. Scutellum 8- dentatum. T. spinigera. 

— Alae anticé macula minuta, stigmatica, fuscana, signatae. 

12 



138 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 188 

Thorax niger, flavido-marginatus. Scutellum ut íq T. spi- 

nigera dentatum. T. RECXAt 



(69) 1. Teinnocera spiíiig'era, Wiedemann. 

Volucella spinigera, Wiedemann, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 197, 5 [1830!. — 

Walker, List. ofDipt. III, 636 (1849). 
Temnocera spinigera, Macquart, Dipt. ex.ot., II, 2, 27, 1, tab. 7, f. 1 (1840). Dipt. 

exot. Suppl. 1, 12(3 (1846). — Van der Wulp, Tijds. voor Entorno!., XV, 

123,5 (1882). 
Atemnocera spinigera, B[GOT,Ann. Soc. entom. France Bull., 2, 2 (1882). 
Temnocera fulvicornis, Bigot, Ann. Soc. ent. Fr. 547, 1 ^1883). 

Capite antice superneque dilute flavicante-testaceo secundum lacem 
margarüaceo-micanle, posticenigro, medio supero testaceo ex- 
cepto, cinereo-pniinoso. Ociilis fuscis, cupreo-micantibus , posiicé 
angusté albo-margmatis. Ánlennis teslaceis, articulo 3° suprá, 
ante apicem angustalo, sinuato. Tliorace suprá nigro, nitido, 
tenuiler fuscano - pubescente; pleuris fusco-?iigris, fascano- 
víllosis; scutello fusco, spinis deníiforniibus octo posticé arma- 
to, Alis hyalinis, plus dimidio costa macu laque media sub ob- 
triangulare abbreviatafuscis. Pedibus nigro piceis. Abdomine 
nigro-violaceo, densissime punctulato, tenuiter at dense nigro- 
pilosulo. — Long. J2 millim. 

Hab. observ. : Resp. Uruguay in Montevideo (Wiedemann). — 
Brasil (íMacquart). — Am. raerid. (Walker). — Resp. Argentina 
(ubi? Van der Wulp); in Prov. Buenos Aires, Las Conchas, Barade- 
ro, C/iascomús (equidem) Chaco in Formosa, Posadas et Santa Ana 
in Territorio Missionum (Holmrerg). Prov. Tucuinan, Salta 
(eodeni), Prov. San Luis (González Acha). Prov. Entre-Rios 
(Ambrosetti). Buenos Ayres (Bigot). 

Es con-iun, casi en todas partes, durante el Otoño ; sin embargo, 
parece que escasea en las provincias andinas, á lo menos no he 
recibido ningún ejemplar de esa procedencia. La creo parásita de la 
Xylocopa splendidula. 



489 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 139 



(70) 2, Teinnoeera recta, Van der "Wulp. 

Temnocera recta Van der Wulp, Tijds. voor Entoraol., Araerikaan. Dipt., XXV, 
li5, 6 (1882). 

Habitus fereomnino ut Temnocera spinigera, differt nutera, fron- 
te hciud promineiile facie médium versus miniis tumidula, epislo- 
mate subperpendiculare, ihorace utrinque sordidé flavido-margi- 
nalo, alis hyalinis haud maculatis sed anticé médium versus 
punctostigmaticaii nigro-fusco signatis. — Long. 13 millim. (9)- 

Hab. observ.: Resp. Argentina (Van der Wulp), in Prov. San 
I w¿s (González Acha). 

Un ejemplar (9) que debo á la atención del Sr. Justo González 
Acha, corresponde á esta especie; su aspecto difiere poco del de la 
Temnocera spinigera, con excepción de los caracteres que dejo 
señalados, siendo de escasa importancia los demás, pues también 
los ofrecen las muchas variedades de la spinigera; el detalle más 
resaltante de esta especie, consiste en la ausencia de la gran man- 
cha triangular y pardi-negra que tienen las alas de la spinigera, 
además de su frente notablemente menos saliente. Los ejemplares 
de Van der AVulp, coleccionados por nuestro malogrado colega 
el Dr. Weyenbergm, probablemente en la provincia de Córdoba, son 
algo menores que el mió, pues sólo miden de 10 á 11 milímetros de 
longitud. 

(71) 3. Temnocera scutellata, (Macquart) Schin. 

Volucella scutellala, Macquart, Dipt. exot., II, 2, 25, 9, pl. 6, flg. 2 (1842). — 

Blanchard ¿íi Gay, Hist. física y pol. de Chile, Zool., VII. 404 (1852). 

— Philippi, .\ufzáhl. d. chil. Dipt. 139, 1 et Verhandl. zool.- bot. 

Gessell. Wien., 733 (1865). 
Temnocera scutellata, Schiner, Novara Exp., II, 359 (1868). — Bigot, Ann. 

Soc. entom. Fr., 62(1883). 
Temnocera andícola ? Bigot, Aun. soc. entom. Fr., 548, á (1883). 

Cyaneo-nigra, breviter nigro-villosa. Facie fronleque flavidis, 
illaapicem versus nigricante, hacnigro-pilosa. Antennis dilute 



140 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 190 

íestaceis. Oculis albido-flavido-villosis. Thorace suprd nigro, 
flavido-testaceo vel rufo-limbato, in fundo nicjro nigro-piloso, 
at in ruhedine flavido-villoso. Scutello rufo, posticé minute 
tuberculato sed fere setoso-spinoso . Alis hyalmis basi leviter 
flavicanlibus, stigmate maculaqiie media posticé plus mimisve 
abbreviata vel evanescente fusca, sigjiatis, nerrulís transversis 
mediis saepius obscuré fusco-marginalis. HaUeribus fulvis. 
Pedibus nigris, tibiis tarsisque fuscis. Abdomine nigro-villoso. 
— Long. ¡1-13 milhm. 

Hab. observ.: Cliile (Macouart. — Blanchard. — Philippi. — 
Bigot). — Resp. Argentina m Mendoza (E. Lynch A.). — Resp. 
Uruguay in Palmira (E. Lynch A.) 

Describo M. Bigot su T. andícola con «antennis» y a facie fulvis» 
lo que conviene bastante bien á la scutellata de Macquart, la da 
cara «conoidalis ápice trúncala, fortiter tuberculata, infra antenna- 
rjni insertionem fortiter excávala » que también conviene á la espe- 
cie de Macquart; el « thorace fulvo-rubído, tergo late nigro » de T. 
andicola no difiere en nada, á mi juicio, del « thorace rufo-limbato» 
de \a scutellata ; el color del escudete es igual en una y otra espe- 
cie, pero Bigot atribuye sólo cuatro espinas á su especie, en vez de 
seis quG üene \a scutellata, pero, como estos apéndices varían en 
número y además que, aunque montados sobre un tubérculo, son 
setiformes en la scutellata, no sería difícil que, ó fuera una varie- 
dad, ó que las cerdas espinosas se hubieran perdido, siendo tan 
frágiles, como lo son en general los apéndices de esta clase; las 
i< calyplris fuscams y> y los <ilialteribus pallide testaceis» son de 
scutellata, así como lo demás, si se interpreta cada una de las des- 
cripciones. Lo único que me hace dudar un poco de esta sinonimia, 
es que M. Bigot no menciona el color oscuro del extremo de la cara, 
el cual es, por lo general, muy aparente. 



(72) -'i. Temnocera spinifhorax, n. sp. 

Nigra, nitida: facie antennisque fulvis, oculis thoraceque piceo- 
limbato dense aureo-sericeo-villosis lioc margine postica uni- 
seriatim 6-spinoso et suprá longitrorsum nudo 4~vittalo; scu- 



191 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 141 

tello píceo poslicé mague 4-dentato ; alís hyalinis macula fusca 
antica media signalis; pedibus piceis; abdomine nujro-piceo 
nigro-pilosulo. — Long . 14 millim. 

Capul poslicé nigro-fuscum griseo-flavido-priiinosum el loraen- 
losum, anticé cum verilee fiilvum, nilidum, tenuiler fulvo-pilo- 
sulum ; verlice prope rnarginem posticam subtililer nigro-villo- 
sulo; faciesubler anlennas forliler excávala deindé medio rotun- 
daté luberculala. Anlennae cum sela plumata íulvae ; articulo 
tertio ante apicein modicé emarginalo. Qculi íusco-picei breviler 
dense aureo-sericeo-villosi. Probaseis nigro-picea basi dilutiore. 
TAorrtícsuprá nigro-piceus, nilidus, poslicé el ulrinque piceo-lesla- 
ceo-marginalus sal dense lenuiterque aureo-sericeo-viilosus at 
vitlis longiludinalibus 4 nudis signalus, marginibus laleralibus 
exlernis angulisque poslicis parce nigro-selosis, margine poslica 
médium versus spinulis sex horizontalibus, aculis Iransversim 
uni-seriatimquedispositis ármala ; pleuris obscuré piceis, nigro 
pilosis. Sculellum piceum nilidum, nigro-pilosulum at basi et 
ulrinque prope basin aureo-sericeo-pilosuní, poslicé dentibus 
rnagnis aculis spiniformibus 4 armatum inter denles 2 medios 
ápice depressum. yl/ae hyalinae, piceo-venosae, basi parumflavi- 
canles, anlicé medio macula sal magna subquadrala fusca signa- 
tae : nervulus spurius conspicuus piceus in macula fusca mé- 
dium versus lamen subhyalinus vel inlerruplus. /ía/íeres basi palli- 
dé leslacei, ápice albidi. Pedes obscure picei, nigro-pilosi ; pulvilli 
pallidé flavidi. iftrfomm thorace latius, subrolundalum, nigrum, 
obsolelissimé vix perspicua violáceo-, velpiceo-micante, suprá ni- 
tidulum sublilissime dense brevilerque nigro-pilosum, segmentis 
basi apiceque laevigalis, nudis, inferné peniilidum laeve, sub- 
nudum. 

Hab. observ. : Chaco in Azara (Boman). —Misiones in Piray- 

guaZÚ (ÁMBROSETTi). 

En la colección de la Escuela Normal de Profesoras de Buenos 
Ayres, figura un bello ejemplar (?) de esta eüpecie^ el que me ha 
servido de tipo para la descripción : fué capturado por el Sr. Bo- 
man en la Colonia Azara, cerca del Rio Bermejo (Chaco), en No- 
viembre de 1888. Es muy vecina de la T. spinigera, pero se dis- 



142 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 192 

tingue muy bien por el vello dorado que viste los ojos y el tórax, el 
tamaño menor y la forma casi cuadrada de la mancha parda de las 
alas, la cara más fuertemente excavada debajo de las antenas, el 
tubérculo facial más pronunciado, las cuatro fuertes espinas denti- 
formes de su escudete, la abolladura del extremo de éste, la fila 
de espinitas horizontales en el margen posterior del mesonoto, y 
finalmente, por las cuatro rayitas desnudas que se destacan sobre 
el fondo finamente velludo del tórax y por la cara y frente de color 
amarillo-teslá.-ieo muy vivo. De todas las demás especies del género 
se aparta por la serie transversal de espinitas en el borde ante- 
esculelar. Los dientes espinosos del escudete tienen una figura 
particular, son gruesos en la mitad basa I y el resto visible y brus- 
camente adelgazado en forma de espina, pero no de cerda como en 
T. scutellata. 

La Temnocera spinühorax no debe escasear en Misiones, pues de 
allí me ha traído mi amigo el Sr. Juan B. Ambrosetti, cinco buenos 
ejemplares (cT 9)> capturados durante su viaje desde las már- 
genes del Alto Uruguaya las del Alto Paraná, á través del terri- 
torio de Misiones. 



XXIV. Phalacromyia, Rondani 



Phalacromyia, RoNDANí hiBaudi et Truqui, Essame d'insetti ditt. bras., I, 1, 67, 
pl.III, fig. 1 (1848).— ScHiNER, Novara Exp., II, 339 (1868). — Bigot, 
Ann. Soc. entom. France, 61 (1883).— Ejusdem, Ann. Soc. entom. Fr., 
Syrphidi, 249 (1883). 

Glaurotricha, Thomson, Fregatte Eugenies Resa omkring .Jorden, 493 (1868). 

Habitus [ere omnimo ut Volucella et Temmocera, differt autem 
ah isla scutello haud spinoso, ab illa alarum cellula marginali 
haud clama sed apperta, ut in Sericomijia, ab hac lamen satis 
distincta, epistomate gibboso el inferné producto. 

Género extremadamente afine del de Volucella, del cual tiene casi 
todos los caracteres, inclusive los ojos aterciopelados y las ante- 
nas con el estilo plumoso, pero del que se distingue sin trabajo 
por su celda marginal abierta en el borde costal y ante-apical del 
ala y no cerrada sobre la mediastina como en Volucella. 



242 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 143 



SPECIERUM TABULA 

i. Caput flavido-testaceum atrinque subter oculos uigro-vittatum. S« 

— Caput nigrum nitidissimuai utrinque subter oculos albo-vit- 

tatum. Corpus nigro-piceum. Alae hyalinae at dimidio 
antico basali flavidae et dimidio antico apicali fuscae. Pe- 
des oigro-picei, tarsi albi. Scutellum nórmale, semi-cir- 
culare. Ph. albitarsis. 

3. Thorax nigro-aeneiis utrinque flavido-marginatus. Ph. muscaria. 

— Thorax omnino testaceus vittis tribus longitudinalibus fuscis 

ornatus. lateralibus anticé abbreviatis. Ph. sóror. 



(73) 1. Plialacroiiiyia muscaria (Thomson] F. Lynch Arribálzaga 

Hnurotricha muscaria, Thomson, Eugenies Resa etc., 493, 81 (1868\ 
Phalacromyia argentina, Bigot, Ann. Soc. entora. Fr., 87 (1883). 

Suhnuda. Capite facie flavido-lestaceo, utrinque subter oculos ni- 
gro-vittata. Antennis testaceis. Thorace suprá mgro-aeneo, ob- 
scure cinereo-micante, utrinque flavido-marginato. Scutello 
flavido, subpellucido. Alis ciñereis basi flavidis, stigmate ner- 
vulisque transversis fusco-tinctis. Halteribus basirufescentibus, 
ápice albis. Pedibus dilute fulvis, femorum basi tibiarum tar- 
sorumque ápice fuscis. Abdomine nigro, nítido, basi superne 
utrinque bi-vel-tri-dilute flavido-maculata . — Long. 9 millim. 

Caput dilute flavidum, subpellucidum, at occipite suprá et atrin- 
que nigro-signalum ; genae v'úVd longitudinali nigra auctae; facie 
ieviter albido-pruinosa et tenuiter fusco-villosula, conicé at mo- 
dicé producía, ante apicein parum tumidula, ápice fusca no-li neta; 
fronte verticeque nigro-pilosis, occipite suprá nigro-, infrá et latera 
versus albido-villoso. Probaseis nigro-picea, ápice picea. Antennae 
dilute rufo-lestaceae, articulo ultimo ante apicenn infrá supráque 
modice sinuato, chacta testacea fusco-plunnosa, instructo. Oculi 
rufo-picei, fusco-villosi. Thorax suprá niger, nitidus, cinereo-sulD- 
metallico micans, utrinque flavido-marginatus, parce at satis longe 
fusco-pilosus; píeurae nigro-fuscae anticé et posticé flavido-macu- 



144 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 243 

latae, vix cinereo-pruinosae et parce flavido-pilosae. Sculellum 
nórmale, flavidum, subpellucidum, fuscano-villosum et parce se- 
tulosum. Alae cinereae basi dilute flavidae, anticé obscuriores, 
subfuscanae, venae fusco-piceae, plus minusve fuscano-margina- 
tae, nervulis transversis cellulisque costali subcoslalique ápice 
fuscis, cellula niarginali ápice parum aperla. Halleres basi lesta- 
cei, ápice albi. l^edes sordidé testaceo-ferruginei, nigro-pilosuli, 
femorum basi libiaruin larsoruinque ápice nigro-fuscis. Abdomen 
suprá nigrum, nitidum, vix obscuré cinereo-rnicans, lenuiler al- 
bido-fuscanoque-villosum, segmentis 1-3 vel 2-3 utrinque maculis 
pallidé flavis, pellucidis, fascias básales transversas dorsum versus 
interruptas simulantibus signatis, inferné nigrutn, nitidum, basi 
pellucidum, fusco-albidoque tenuiter pilosullum. 

Hab. observ.: Resp. Argentina m Buenos /lyres(BiGOT.— Thomson). 



Hasta no hace mucho tiempo, esta especie me era desconocida, 
pero, últimamente (Febrero 29 de este año) capturé en el Tigre, 
cerca del rio de Las Conchas, un buen ejemplar ((/) que me ha 
servido, no sólo para dar la precedente descripción, sino también 
para corregir algunos pequeños detalles déla de M. Bigot. 

Las diferencias más resaltantes que mi ejemplar ofrece, con lo 
que de su especie dice Bigot, consisten en que tiene blanca la ca- 
bezuela de los balancines, en vez de ser éstos uniformemente «les- 
taceis» y en que posee tres fajas amarillas blanquecinas, un tanto 
borroneadas, en la base del abdomen, en lugar de dos, pero, tanto 
la una como la otra divergencia carecen de importancia, pues, es 
bien sabido, que los tintes blancos del tegumento quitinoso siem- 
pre amarillean, más ó menos, en los insectos conservados en co- 
lección, ya sea por causa de la vejez del ejemplar ó ya por los 
métodos que se hayan empleado para cazarlo ó conservarlo, y por 
otra parte, es conocido el hecho de que la extensión y el número de 
las manchas abdominales de los Syrphidae varían no poco, no sólo 
según el sexo, sino también según la época de su aparición y la 
región que las especies habitan. 

No me parece diferente la H.aurotricha(Glaurotriclia) muscaria 
de Thomson de la Phalacromyia argentina, posteriormente descrita 
por Bigot. Esta especie tiene un habitat bastante extenso, pues 
además de los puntos que cito, se la ha señalado en Colombia y en 



244 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 145 

las Cordilleras del Pái-aino á 3G00 metros de alUira, por Van Roder 
(Stelt. Entoin. Zeitg., 263, 1886). 



{14.1 3. Phalacromyia sóror, Bigot 

Phalacromyia sóror, Bigot, Ann. Soc. entoin. Fr., 88 1874). — Ejusdem, Op 
cit., 83 (1883). 

Corpore nitido, breviter sparsim flav ido-piloso. Facie aculé có- 
nica fortiler callosa, leslacea, utrinque subler oculos fusco- 
vittata ; fronte cínereo-flavo, super antennas ad ocellas lamen 
fusco-notala» Oculis tomenlosis. Antennis fusco- ftilvis. Thorace 
omnino testaceo, vittis tribus fuscis ornato, lateralibus anticé 
abbrevialis. Scutello paliidé lestaceo. Calyptris halteribusque 
albidis. Alis paliidé ciñereis basi obsolete flavidis, venis trans- 
versis el stigmate infuscatis. Pedibus paliidé fulvis, femorum 
basi, tibiarum tarsorumque ápice, angusté infuscatis. Abdomine 
nigro, basi, late sordideque albido, utrinque maculis magnis, 
elongatis, transversisj testaceis. — Long. (9) O millim. 

Hab. observ. : Resp. Argentina in Buenos Áyres (Bigot). 

M. Bigot describe, en casi idénticos términos á los que antece- 
den, una Phalacromyia de Buenos Aires, de la que él sospecha que 
no es sino variedad ó hembra de su Ph. argentina. No la conozco, 
ni tampoco poseo de la argentina (= muscaria) bastantes ejempla- 
res como para sacar de dudas al eminente dipterólogo parisiense, 
bien que me incline á ser de su opinión á causa de las diferencias 
de detalle observadas en el primer macho que de la Ph. muscaria 
he obtenido, hecho que conduce á pensar que si machos de la 
misma especie pueden ofrecerlas en reducida escala, mayores ha- 
brán de presentarse entre ambos sexos. 



(75) 3. Phalacromyia albitarsis, n. sp. 

Nigro-picea, nitida, obscuré chalybeo-micans ; antennis nigris, 
chaela rufa; scutello piceo; alis hyalinis dimidio antico basali 



446 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 245 

flavicantibus at dimidio anlico apicali ohacure fuscis ; pedibus 
nigris, tarsis albis. — Long. 7 millim. 

Capul nigrum, nilidum, parce albido-villosum, et fusco-pilosum ; 
occipite griseo-tomenloso; facie forliler conicé elongata, infra an- 
tennas excávala, medio modicé tuberculata, nigra, nilidissima, 
utrinque longitudinalíter albo-uni-viltata, villa anle apicem 
abbreviala. Ocw/?' fusco-villosi. iníe/i/¿ae nigrae, articulo 3° elon- 
galo-oblongo ; chacta plumata rufo-testacea. J/iom¿c niger, niti- 
dus, suprá obscuré chaiybeo-nilens, lenuiler albido-pilosulus et 
longius nigro-piiosus vel selosus, pleuris nigris pernilidis albido- 
pilosis. Scutellum rufo-piceum, semi-circulare. Alae dimidio po- 
slico hyalinae anticé dimidio basali flavido el apicali fusco, vena 
transversa poslicali late fusco-maculata, vena poslicali basi leviler 
flavido, ápice dilute fusco-marginala. Halleres pallidi. Calyptra 
diiule fusca, albo-pilosa. Pedes nigro-picei, nilidi, sal longe nigro- 
pilosi, tarsi albi, geniculae el trocha nteres picei. Abdomen nigro- 
piceum, suprá obsolele chalvben-micans, certo silu piceo-nilens, 
subnitidum, dense lenuissinieque punctulatum, subtiliter albido- 
villosum, inferné nigrum, nilidum. 

Hab. observ. : Altas Misiones (Millot). 

No poseo sino un solo ejemplar ($). Por muchos de sus carac- 
teres se asemeja h P/i. vicina Bigot, pero su escudete, de forma 
normal y no bilobado en el borde posterior, la distingue suficien- 
temente de ella. 



Tribu IX. Cerini 



La tribu de los Cerini de singular parecido á los Conopidae, 
tiene por caracteres los mismos que el género que dá nombre á 
esta división y el que más adelante describo detalladamente. En 
consecuencia omitiré mayores explicaciones, contentándome con 
decir que sus antenas más largas que la cabeza y tendidas ha- 
cia adelante formadas por tres artejos de los que el primero es 
cilindrico y delgado, más los otros dos gruesecitos y reunidos 



246 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 147 

en maza fusiforme terminada por un corto estilete y sus alas 
con la celda submarginal avanzada en ángulo agudo sobre la 
discoidal (Ceria) ó casi recta fCalliceraJ, distinguen suficien- 
temente á estos Dípteros. Háse propuesto dividir el género prin- 
cipal en dos, fundándose en que algunas especies tienen una 
prolongación frontal sobre la cual se insertan las antenas, al 
paso que otras carecen de tal avanzamiento, pero este carácter 
no parece de gran valor, y en este punto soy de la opinión de 
WiLLisTON, quien también lo tiene por insuficiente, de manera 
que por ahora la tribu sólo debe, á mi juicio, componerse de 
los géneros Callicera y Ceria. 



XXV. Ceria, Fabricius. 



Ceria, Fabricius: System. Entom.,IV, 277 (1794j. — Latreille, Hist. nat. 
d. Crust. et. d. Ins., XIV, 356 [1802). — Meiqen, Klass. d. zweifi., I. 
282 (1804). — Fabricius : Syst. Antliat., 173 (1805).— Latreille: Gen. 
Crust. et. Insector., IV, 328 (i809). — Fallen, Dipt. Siieciae, Syrph., 
6 (1816). — iMeigen, System. Beschr. d. hek. zweifl. Ins., III , 158, pl. 
26, fig. 21-26 (1822). — Curtís, Brit. Entom., IV, pl. J86 (1827).— 
WiDEMANN, Aussereurop. zweifl. Ins., II, 81 (1830). — Latreille, ia 
CuviER , Régne anim., V. 495 (1829). — Macquart, Hist. nat. d. Dipt., 
I, 484, pl 11, fig. 1, (1834). — Ejusdem, Dipt. exot., II, 29 (1842).— 
Blanchard, Hist. d. ins., II, 475 (1845). — Schiiver, Verhandl. zool. 
bot. Ges., VII. 446 (1857). — Schiner, Novara Exp., II, 339 (1868).— 
Williston: Synopsis, 259 (1886). 

Spliyximorph.a, RoNDANí : Ann. soc. entom. Franca, 11,8 1850 , — Bigot: 
Ann. Soc. enlom. Fr., 232 (1883). 

Corpus angustum, saepius nigriim ve! fuscum, ílavo-fascialum 
et macula tu m. 

Ca/;¿/ühorace paulo lalius, poslicéplaniusculum,anl¡céconvexum 
fronte antro rsum prodactum. callo faciali Ducium. Antennaeporre- 
clae capite longiores in frontis pedúnculo communi plus minusve 
elongato insertae. triarticulatae, articulo primo cylindrico secundo 
haud vel paulo longiore, 2" terlioque crassiusculis, coalilis, clavam 
oblongam formanlibus, styloapicali bi-articulato sat breve intror- 
sum obliqué directo terminatae. Oculi nudi, ovali, maris suprá 



14.8 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 247 

ypproximati, feminae distantes. Ocelli tres. Probaseis brevis in sinu 
linean inserta; paipi proboscidis fero longitiidine, filiformes, ápice 
incrassati. Thorax subquadranguius, nudus. Sculellum semi- 
circulare. .4/ae divaricatae, tennuissime pilosae, oblongae, cellula 
marginaii aperta, submarginali fortiter sinuosa, posticé anguiata 
et breviter appendiculata. Calyptra minuta. Halleres detecti. Pedes 
modice breves, crassiusculi. Abdomen elongatum, cylindricum, ba- 
sin versus plus mlnusve angustatum, ápice rotundatum, nudum. 

He descrito este género, tal como lo concibió Fabricius y lo 
adoptaron Latueille, Meigen, Macquart, y muchos otros autores, y 
no como lo entienden Rondani y Bigot, quienes para fundar el uno 
y apoyar el otro el género Sphyximorplia han elegido precisa- 
mente el tip(» de la división que ideó Fabricius, alterando así fun- 
damentalmente el concepto que del género Ceria se tiene. Sin dejar 
de convenir en que las Ceria requieren alguna subdivisión, paré- 
ceme, no obstante, que para ello no debían escojerse los tipos 
genéricos del fundador y mucho menos mudarles el nombre para 
aplicarlo á otras formas en que ni aún pensó el primitivo 
autor, pues de seguirse tal camino, prontamente desaparecería la 
acepción y el significado de muchos géneros antiguos y bien fun- 
dados, por cuanto con el pretexto de subdividirlos, se aplicaría su 
nombre propio á una fracción insignificante ó aún aberrante para 
dar otro nuevo al tipo principal. 

Estos dípteros se posan sobre las hojas y más frecuentemente en 
tierra. Acuden á chupar la síivia de los árboles enfermos y sus 
larvas viven en las carie de los troncos carcomidos por el tiempo 
ó la humedad. Las larvas de este género las observó y describió 
el eminente naturalista León Dufour en 1847 {Ann. Soc. eiitom. 
Fr., 19-27) ; examinando la materia gomosa y putrefacta que cor- 
ría de Id carie de algunos olmos, descubrió en ella una larva que, 
aunque le pareció semejante á las del género Chilosia y las de Eume- 
rus y se inclinara á creer que la que había encontrado peitenecía á 
estos géneros ó á algún otro muy vecino, no pudo comprobarlo, por 
entonces, á causa de que la larva pereció sin haber alcanzado su 
completo desarrollo, pero, algún tiempo después halló en los mis- 
mos sitios otra larva, cuyas metamorfosis describió con la ameni- 
dad de estilo que hace se lean sin fatiga y hasta con gusto, las más 
áridas cuestiones científicas, cuando son tratadas por la pluma de 



248 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 149 

DuFOUR. Estas larvas son ovaladas, convexas por encima y planas 
por debajo, tienen lodos sus tegumentos finamente granulados, 
carecen de cabeza y de patas aparentes y en lo posterior del cuerpo 
se inserta una cola córnea, cilindrica, inarticulada, truncada en el 
extremo libre y móvil solamente en su punto de unión con el últi- 
mo segmento del cuerpo, el cual es escolado por detrcís ; el ápice 
truncado de este tubo que encierra dos tráqueas separadas, lleva 
un estigma guarnecido de finísimos pelillos movibles los que de- 
sempeñan el papel de obturadores del tubo estigmalífero ; compó- 
nese el cuerpo de \2 segmentos, de los que el primero es ancho, 
en figura de escudo semi-circular, en cuyo dorso se abren dos lubi- 
llos en forma do botella que corresponden á los estigmas anterio- 
res, los ocho segmentos siguientes son bastante anchóse iguales 
entre sí, armados en los lados con pelillos espinosos, dispuestos 
por grupos de á tres, los tres últimos arcos dorsales son angostos 
y con pelos laterales curiosamente ramificados; la boca tiene un 
labio membranoso bífido en su extremo y cada ramo de la bifur- 
cación S8 subdivide en dos apéndices tentaculosos; dos ganchillos 
córneos completan el aparato bucal. La organización de estas lar- 
vas se asemeja á la de las Chilosia y Eumerus, pero son más cortas 
y la tráquea caudal, única en estos últimos géneros, es doble en 
Ceria, como en los Eirstalis ; su forma y lentísimo modo de andar 
las asemejan á larvas de Microdon; viven completamente sumerjidas 
en la pegajosa exudación arbórea, y de tal manera envueltas entre 
detritus vegetales, que Dufour nos habla de la dificultad, que él ha 
experimentado, paí'a limpiarlas y ponerlas en condiciones de ser 
describibles. Supone DuFOURquc los cuernecillosaeríferos de lo an- 
terior del cuerpo sirven para la expiración y el estigma caudal para 
la aspiración del aire, lo cual pai-ece muy ajustado á la razón. 
Cuando la larva siente la necesidad de transformarse, abandona el 
gluten corrompido en que vive, se traslada á cierta distancia de él, 
elije abrigo debajo de cualquier cuerpo extraño, ya sea una corte- 
za, una hoja y alguna vez hasta un pedazo de papel, como lo ob- 
servó Dufour; quédaseallí adherida al planode posición y se trans- 
forma en ninfa bajóla envoltura larval endurecida y contraída; 
en esta piel desecada y de forma casi igual á la de la larva, se ob- 
serva que han desaparecido los pelos laterales ramificados de los 
tres últimos segmentos y que han sido reemplazados por seis espi- 
nas sencillas dirigidas hacia atrás, que en la región dorsal se han 
desarrollado series transversales de espinitas muy pequeñas y que 



150 D1PTER0L0GÍ4 ARGENTINA 249 

los pelillüs terminales del tubo caudal y los cuernecíllos aeríferos 
del dorso han dejado de ser visibles. Hace notar Dufour, y es digno 
de ser tenido en cuenta, que estas larvas tan difíciles de limpiar 
quedan, después de su transformación, muy lisas y en completo 
estado de aseo, por lo cual el autor supone, con duda, que tenga 
lugar una muda de piel antes de la transformación en pupa, opi- 
nión que tal vez no diste mucho de la verdad, considerando que 
la piel de la laVva, al contraerse y secarse, debería conservar, por 
lo menos, los pelos, cuernecillos, etc., que antes lo guarnecían, lo 
que no sucede en este caso. 



76) 1 . Ceria barbipes, Low 



Certa barbipes, Low, Neue Beitriige zur Kenutnis der Dipterea in Progranim 
der Koniglichea Realschule zu Meseritz, I, 19, 18 (1853).— Van der Wulp, 
AiDerikaansclie Díptera ¿n Tijdschriftea voor Entomologie, XXV, 122, 
1, (1882). 

« (f Tota nigra ; processiis fronlalis; vena alarían longitudinalis 
tertia appendiculata ; tibiae inlermediae inlus longe barhatae. 
Long. corp. 7 ^'/4 Un., long. alae 3 Vg Un.» Low. 

Nigra, opaca at ñeque profundé nigerrima, ñeque velutina. 
Caput anticé et utrinque modicé nitidum; facies utrinque ad ocu- 
lorum marginen! interiorem dimidio vitta flavo-fuscana albido- 
pruinosa usque ad marginem anticam extensa aucta, occipite al- 
bido-villosulo. Oculi postice angusté albido-pruinoso-marginati. 
Frocessus [rontalis brevissimus, antena rum segmento primo ter- 
tia parte vix aeqiielongus, niger. Anlennae nigrae, articulo 
primo secundo longiore at 2" 3^que simul sumiis breviore; articulo 
secundo terlio longiore, nigro-fusco, stylo apicali normali. Tho- 
rax scuteUumr/ue nigris, at margine postica sculellari picea. Alae 
hyalinae, dimidio antico longitudinaliter fusco-nigro. Pedes p'iceo- 
nigri; feniora ad parlem piceo-fasca ; femara poslica modicé incras- 
sala ¿íibíae pos ticae fere rectae, tibiae mediae intus dimidio apicali 
longe fuscano barbatae. Abdomenhasi fortiterangustatum, nigrum, 
opacum, basi utrinque obsolele piceo-fuscum, segmento 2° longi- 
ludine tertii, quarto longiore. 



250 ANALES DE L*. SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 15i 

Hab. observ.: Respublica Urugiiayensis m Montevideo (Low). — 
Respubiica Argentina (Van der Wulp). 

Esta Ceria descubierta, en Montevideo por Sellow y descrita por 
Low, ha sido encontrada también en nuestro país por el Dr. H. 
Weyenbergh, probablemente en la Provincia de Córdoba. No obs- 
tante el detenido examen que practiqué en las colecciones de mi 
malogrado colega, depositadas en la Universidad de Córdoba, no me 
fué posible hallar ejemplares de la Certa barbipes, cuya presencia, 
para mí indudable, en la vecindad de Buenos A^'res, tampoco he 
podido constatar. La descripción latina la doy extractando la pu- 
blicada en alemán por el Dr. Low. 



ADICIONES Y CORRECCIONES 

Errata NOTABLE. — En la definición de «Syrphidum charactere 
nalurali» se dice, al tratar del nérvulo auxiliar ó espúreo de las 
alas, avena auxiliar i cellidaní basalem primam et discoidalem lon- 
gitrorsum percurrente», en vez de decir «vena auxiliari cellulam 
basalem primam et posteriorem primam !... etc. » 



MICRODONTINI 



íl) 1. I%liepodoii crassitarsis , Macquart) F. Lynch Arribálzaga 

El Dr. Giglío-Tos ha publicado {Pilteri del Messico^ pars I, 3o, 
5, 1892) una descripción del M. aurulentus Fabricius (Syst. Antliat. 
18o, 8) dando como sinónimo seguro de él al M. crassitarsis Mac- 
quart, y como dudoso el M. ñJacquartii, F. Lynch Arribálzaga. = 
Aphrilis angustus, Macquart, Comparando las descripciones en- 
tre sí, observo que la del Dr. Giglio-Tüs no conviene al aurulentus 
pero si al crassitarsis, que es diverso del primero, como voy á de- 
mostrarlo. El distinguido dipterólogo de Turin describe la cara 



452 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 25t 

del M. aurulentus «con peli rari bianchicoi», después de haber- 
nos informado que la cabeza tiene «riflessi violacei», agregando 
que el «Scudetto» es « trapezoidale» con «punte non visibile » sin 
notar que el aurulentus. cuyos tipos vio, describió y figuró Mac- 
QUART, tiene pelos amarillos en la cara y frente y que el escudete 
posee dos espinas muy aparentes, cotno lo indica el dibujo de 
Macquart; puédese comparar además la diversa forma que tienen 
la primera célula posterior y la discoidal en aurulentus y crassi- 
tarsts, claramente angulosas en su contorno exierno en este últi- 
mo, muy redondeadas y aún sinuosas en las dos celdas del pri- 
mero. No conociendo el M. C7'assitarsís, cuyo escudete no dicen 
los autores si es espinoso ó nó, me sería imposible afirmar que el 
aurulentus del Da. Gigmo-Tos sea sinónimo de él, pero sí puedo 
inducir que este autor trata de una especie vecina, pero diversa 
del auruleitus por la carencia de espinas en el escudete. 



II. Holiiibergia, F. Lynch Arribálzaga 

Por una rara coincidencia, describí este género casi al mismo 
tiempo que el Dr. Giglio-Tos lo daba á conocer con el nombre de 
Rhopalosyrphus (Diagnosi di quatro nuovi generi di Ditteri in 
Boíl. d. Mus. Zool. etd. Anatom. Comp. di Torino, vol. VI, 108, 
1891), denominación que tiene prioridad sobre la mia. Observa 
el Dr. GiGLio-Tos que yo be considerado el tercero y cuarto 
segmentos dorso-abdominales como uno solo, y en efecto ha sido 
así á causa de que la soldadura entre estos segmentos es tan ín- 
tima como la que se nota en los Iclineumonidae del género Che- 
lonus, siendo muy dificil en mi ejemplar señalar el punto exacto 
de la sutura, detalle que, á juzgar por la figura de Giglio-Tos (Ditt. 
del Messico, pars I, fig. 10, 1892), parece mejor marcado en el in- 
dividuo que posee el dipterólogo turinés. 



Rhopalosyrphus Günlherii (F. Lynch Arribálzaga) Giguo-Tos 

Con este nombre deberá reemplazarse el de Holmbergia Günthe- 
rii que yo le di, porque si bien mi género debe anularse, queda 



252 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 153 

subsistenle el nombre específico. Giglio-Tos describe muy bien 
este díptero, cuya dispersión geogréifica es bastante considerable, 
pues no sólo se le halla en Buenos Ayres, sino también en México, 
en el lugar de Cliinantla, donde íué cazado por M. Sallé el ejem- 
plar del Museo de Turin. 



X. CHILOSINI 



Esta tribu derivada del género Chilosia es una de las más difí- 
ciles de diagnosticar á causa de los elementos un tanto hetero- 
géneos que la constituyen. Puédense caracterizar en algún modo, 
como sigue : 

Alariim nervulo transverso medio, subobliquo, recto, pone cellulae 
discoiclalis médium sito ; vena submarginali recta vel vix si- 
nuosa. Femora postica parum incrassata. Antennae breves, arti- 
culo ultimo breve, rotundalo, cheto dorsali aucto. Frons antror- 
siim modicé producía. Facie uni- vel bi-tuberculata. Corpus 
fuscus vel niyer vel obscuro aeneus, saepius fiaud flavo-macu- 
latus ; abdomen haud fasciatum. 

Un solo género, el de Aausigaster, que yo tenía por peculiar á la 
América del Norte, representa á este grupo en nuestro país. 



XXVI. Naiisigaster, Willision 



Nausigaster, Williston, Trans. Am. Entom. Soc, XI, 33 (1885). — Ejüsdem, Syn, 
of North Am. Syrphidae, 21 (1886). 

Caput subhemisphaericum, thorace parum latius; occipite planiu- 
sculo; fronte anticé modicé rotundato-producta; facie infrá anten- 
narum insertionem fortiterat breviter excavata, deindé médium 
versus sat íortiter obtusé, conicé-tubarculata ; epistomate retror- 
sum obliquo. Oculi nuái, maris contigui, feminae bene disjuncti. 

13 



154 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 253 

Probaseis brevissima, carnosa, ápice amplíala, subocculta. Anlen- 
nae brevissimae, basi modice distantes subporrectae, articulis duo- 
bus prímis víx conspicuis, ultimo sat magno, subquadrato, ulrin- 
que compresso, angulis anticis rotundatis ; chaela brevis, nuda, 
subapicali sublateraüque. Tliorax punctulatus, subquadrangu- 
lus, posticé utrinque oblique trúncalas. Scutellum sem i-circulare, 
convexum, punctulalum, marginatum. yl/ae oblongae, sublanceo- 
latae, tenuissime villosulae, ceilula marginalis sat late apperta, 
vena marginalis ápice antrorsumque modice arcuala, ceilula sub- 
marginalis modice undulala ápice amplíala, nervulo transverso 
medio subobliquo pone médium cellulae díscoídalis sito, ceilula 
prima poslíca ápice appendículala, extus bisínuosa ad angulum 
posticum anguiata interdum appendículala, ceilula díscoídalis ex- 
tus recta ángulo poslíco anguiata et brevíler appendículala, nervulo 
spurio alíis breve nervulo transverso medio haud excedente, alíís 
elongato eodem dístíncle superante. Pedes modice elongati et cras- 
síusculi, muticí, tenuíter pubescentes; farsi articulo primo longiore 
crassioreque; tibiae posticáe marís modice arcuatae. Abdomen 
oblongum, punctulalum, superne convexum inferné excavatum, 
ínfrorsum oblique arcuatum; segmento primo brevíssimo, secundo 
terlío prope duplo longiore, 4° 3° cuadruplo longiore, magno 
utrinque margínalo el prope apícem utrinque uni-dentato. 



Poco tiempo antes fie terminar este trabajo y cuando casi todo 
él estaba en prensa, no conocía aún el género Nausigasfer, singu- 
lar división de los Syrphidae, que consideraba por entonces exclu- 
siva de la América del Norle (V. An. Soc. Cient. Arg., XXXIl, enlr. 
2, p. 92, 1891) y sin representante alguno en nuestra fauna, mas, 
una muestra de este género, cazada en la vecindad de Buenos Ay- 
res, vino á demostrarme el error en que me hallaba ; empero, 
lo adelantada que ya se encontraba la impresión de mí obra, me 
lia impedido incluir en ella y en el lugar debido la tribu a que los 
A«íís/í/r/s^er corresponden, viéndome en consecuencia obligado, ya 
que no la había mencionado, á describir tribu y género, en el 
presente Apéndice. Además de la especie que describo, hállase el 
Nausigaster punctulatus Williston en el Brasil, donde ha sido des- 
cubierto en los últimos tiempos, comprobándose así la bastante 
considerable dispersión geográfica déla especie Norte-americana. 



254 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 155 



{11) 1. IVaiisigaster bonariensis, n. sp. 

Niger, nitidulus, punctulatus ; antennis rufo-piceis ; thorace obso- 
Ite cinereo-4-vittalo; scutello rufo-piceo; alis infmcatis anticé 
médium versus macula stigmatica nigro-fusca signatis ; pedibus 
piceis, femoribus nigro-viridibus; abdomine segmento secundo 
basi utrinque cónico uni-tuberculalo. — Long. 7 mülim. (9). 

Capul anticé piceurn poslicé nigrum, punclulatum ; facie vértice 
occipiteque argenteo-pruinosis et tomenlosis, fronte calloqiie oce- 
llari nitidulis, haud punctulatis, siibniídis. /l??/e«Hae rufo-piceae. 
P/-o6o.sc/s picea. T/iorax dense fortilerque punctulatus, subnudus, 
suprá nigro-aeneus cinereo-sericeo-, obsolete 4-vittatus, utrinque 
piceus albido-sericeo-pruinosus et tomentosus. Scutellum pun- 
€tulatum, rufo-piceum tenuiter breviterque fusco-pilosum, basi 
utrinque nigrum. Alae fere omnino ut ¡S. punctulatus nervosae at 
cellula prima postica ad angulurn posticum brevissime appendi- 
culata, obscuré griseae anticé longitudinaliter infuscatae, macula 
stigmatica nigro-fusca notatae. Halteres n\h\. Pet/c.s antici obscuré 
rufo-picei sed tarsi supra nigrí, medii piceo-rufi at femora basin 
versus fusco-picea, poslici femoribus nigro-aeneis ápice ferrugineis, 
tibiae feírugineae et tarsi nigro-picei. Abdomen suprá crebe pun- 
ctulatum, nitidulum, nigro-piceum, albido-cinereo-subsericeo-, 
tenuiter tessellatum, marginibus lateralibus obscuré piceis, seg- 
mento secundo basi utrinque dente minuto cónico ferrugineoque 
armato, quarto utrinque reflexo anguste marginato et ante apicem 
dente sat valido triangulari utrinque auclo, inferné excavatum, 
nigrum, nitidum, subtiiisime sparsimque punctulatum subnu- 
ílum. 

Hab. observ. : Resp. Argentina, Buenos Avres in Jardín Zooló- 
gico (Holmberg). 

Es notabh por su aspecto de Cra6/'on/(/rte(Hymenoptera). El úni- 
co individuo que poseo lo deboá mi amigo el Dr. Eduardo L. Holm- 
berg, quien lo descubrió en el Jardin Zoológico, del cual es Director 
el naturalista citado. 



156 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 255 

Las nervaduras son idénticas á las del N. punctidaíiis Williston, 
con excepción de un cortísimo apéndice en el ángulo póstero-ex- 
terno de la P célula posterior, el cual por otra parte parece más 
agudo que en la especie Norte-americana. Un detalle singular de 
este díptero consiste en las dos puntas cónicas que arman la base 
del segundo segmento abdominal, carácter que al parecer no se 
llalla en su congénere del Norte. 



PSARINI 

Adde: 

(78) 3. Argentiuoinyia g-raiidis, u. sp. 



Nigro-aenea: antennis, pedibus anticis, tibiis tarsisque mecliis 
femoribus posticis basi tarsisque tes tacéis; thorace suprd nigro- 
velutino vittis longitudinal ihus duabus alteraque media trans- 
versa huuierisque nigro-aeneis, cinereo-micantibus, nitidis or- 
nato; aíis fuscescentibus ; abdoniine segmento tertio basi maculis 
obliquis duabus testaceis signato. — Long. 9 millim. 

Caput anticé sublusqiie nigro-aeiieum, nitidum, tetiuiter griseo- 
puberulum ; fronte super aiitennarum insertionem antice Irans- 
versim laevigato nudoque, posticé breviter albido-pilosulo; vértice 
nigro-velutino, nigro-pilosulo, medio vitta transversa laevi te- 
nuissime griseo-pruinosa aucto; occipite nigro griseo-pruinoso ; 
occipitis corona piligera albida. Proboscis basi fuscana ápice alba. 
Antcnnae testaceo-piceae, articulo 2" primo fere triplo breviore. 
Tliorax iiigro-aeneus, nitidus, suprá tenuissime albido-pilosulus 
et pubescens, vitta media longitudinal posticé ampliata nigro-ve- 
lutina, utrinque alterisque duabus maculiformibus nigro-velutinis 
signatus, pleuris griseo-pruinosis et villosulis. Scuiellum nigro- 
aeneum, nitidulum, tenuissime obsoleteque griseo-pruinosum, 
pilis lenuibus brevibus albidis nigrisque inslructum. Alae d'úuie 
infuscatae, celkila mediastinalis ápice fuscano, costa ante apicem, 
ápice ipso margineque postico dilute fuscano-limbatis ; venis fu- 
scis, longitudinalibus basi testaceis; nervulo transverso medio et 



256 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 157 

submarginali basi dihile fiiscano-marginalis. Halteres slipite dilate 
leslaceo capitulo albo. Pedes anlici et medii testacei, lenuiter fla- 
vido-pubescenles at femoribus mediis dimidio basali nigro-pi- 
ceis; pedes postici nigri, femorum basi summa larsisque testa- 
€eis ; tarsi omnes ápice fiisci . Abdomen siiprá nigro-aeneum, seg- 
mentis basi nitidulis ápice nigro-veiulinis, segmento tertio basi 
maculis obliquis duabus triangularibiis flavo-testaceis signato ; 
venler omnino nigro-aeneus pernitiduus. Orejana copulatoria 
obscure picea. 

Hab. obs. : Resp. Argentina in Misiones, Fracrao (Ambrosetti). 

Esta bonita especie, cuyo porte se asemeja algo al de los Mela- 
nostoma, fué descubierta en Misiones en el paraje denominado 
Fracrao, por mi amigo el señor Juan B. Ambrosetti, á quien las 
Ciencias Naturales le son deudoras de algunos interesantes ha- 
llazgos. 



BACCHINI 

Adde: 

(79) 3. Bacclia adspersa, Fabricius 



Bacha adspersa, Fabriciiis, Syst. Antl. 200, 5 (1805). — Wiedemann, Aussereu- 

rop. zweifl. Ins. II, 97, 9 (1830). — Williston, Trans. Am. Entom. Soc, 

XV, 269 (1887). — Ejusdem, Biología Centrali-Americana, Dipt., III, 34, 5 

(1891). 

Nigerrima, nitida; facie nigro-aenea, prominente, ohsolete cine- 

reo-pruinosa ; thorace suprd in fundo niiido velulino-nigro- 

nitido-5-vitlato utrinque aeneo-nigro ; antennis pedibusque ni- 

gris, his femoribus obscure piceis; alis nígris dimidio apicali 

dilutioribus ; abdomine basi fortiter attenuato, segmento primo 

apicem versus el utrinque macula minuta rotundataque flava 

signato, sequenlibus 3 prope basin punctis i flavis, rotundatis, 

s>ímicirculariter dispositis ornatis, ultimo toto nigro. — Long . 

8 V2 millim. 

Caput posticé nigrum, cinereo-pruinosum, parce albido-pilo- 



158 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 257 

sum, fronte nigra, pernilida, nigro-villosa, facie medio sat forliter 
conicé-luberculata, nigro-aenea, nilidissima, lenuissime vix pers- 
picué albo-cinereo-pruinosa. Ociili fusco-rufi. Aniennae nigrae, 
nigro-chaelosae. Tliorax siiprá nigro-velutinus at marginibus la- 
teralibus externis viltisque 5 longitudinalibus nilidis inslructus^ 
vittis 3 mediis linearibus posticé abbrevialis ; p/ewrae aeneo-ni- 
grae, pernilidae. Scutellum nigrum, nitidissimum, basi vix velu- 
tinum. Alae nigrae apicem versus diluliores apioe fere obscure 
griseae. Hedieres \)\ce[ . Pedes nigri, femora obscure fusco- picea. 
Abdomen ovatum, depressiusculum basin versus forliter attenua- 
lunn, nigrum, subvelutinum, segmenlis ómnibus superis ápice 
laevigatis, suprá segmento primo ante apicem fere prope médium 
ulrinque púnelo retúndalo flavo signato, 2-4 basin versus punctis 
quatuor semicirculariler disposilis ornatis. 

Hab. observ. : Am. merid. (Fabriciüs. — Wiedemann). — Resp. 
Argentina, Misiones in Moconá (Ambrosetti). — Panamá in Cliiriqui 
(Champion). 

Describo, con alguna extensión, un macho, coleccionado por el 
señor Juan Ambrosetti, en el Alto Uruguay, porque, aún cuando 
creo pertenece á la especie de Fabriciüs, presenta algunas diferen- 
cias que pddrían hacer suponer que mi determinación no sea la 
que corresponde. Los puntos abdominales, que yo llamo amarillos, 
los describe Wiedemann como a goldpunklirt y> y Fabriciüs atribu- 
ye al abdomen «segmento primo... utrinque puncto parvo apicis 
áureo, reliquis punct'ts quatuor lateralibus anterioribus», caracte- 
rística un tanto vaga en cuanto á la disposición de los puntos, 
pero no muy lejana en cuanto se refiere á la coloración de ellos, 
pues ofrecen un brillo análogo al de la paja de trigo, mas na 
francamente dorado. La diferencia mayor, entre la descripción 
fabriciana y mi ejemplar, consiste en el color de las alas, que Fa- 
briciüs llama « albae basi nigrae» , sin embargo, como es sabido, que 
en los Baccha y los Ocyptamus las tintas obscuras de las alas son 
susceptibles de no poca variabilidad en la extensión que ocupan, 
pienso que esto no tiene mayor importancia en el presente caso. 



258 ANALFS DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 159 

(13) 1 . Bacclia olavata, Fabricius- 
Adde : 

Baccha clávala (Fabricius) Williston, Biolog. Ceutr. Am., Dipt., III, 3, 3-4 

(1891). 
Baccha babista, Waikír, List of Dipt., III, 549 [1849;. — Williston, Synopsis 

117, pl. IV, f. 9 (1886). 
Baccha facialis, Thomson, Eugenie's Resa, 504, 101 (1868). 
Spazigaster bacchoides, Bigot, Ano. Soc. entom. de France, p. 326 (1883). 

Estci sinonimia establecida por Williston en uno de susúltinrios 
trabajos, inserto en las « Entomoiogical News» (volumen III, en- 
trega 6, página 146, 1892), me parece correctísima. A los puntos 
que habita la B. clavata débese agregar, en consecuencia, Geor- 
gia, Florida, Arizona y California en los Estados Unidos de la 
América del Norte, donde la ha observado Williston, habiéndola 
obtenido también del primer estado Walker, mientras que Thom- 
son menciona su existencia en las islas de los Galápagos, en el 
Océano Pacífico. 

(15) 1. Ocyptaiiiiis funebris, íMacquart. 
Adde: 

Ocyptamus funebris, Williston, Trans. Am. Eutom. Soc, XV, 365 (1889). — 
Biologia Centrali Amer., Dipt. III, .30, 1 (1891). 

Hab. observ. : México in Venta de Zopilote, Xucumanatlan, Amu- 
la, Acagüizotla, Tepetlapa, Rio Papagaio, Cuernavaca, Morelos, 
Atoyac, Vera-Cruz, Santiago Iscuintla in Jalisco (Smith — Schu- 

mann). 

(16) Sí. Oeyptamvis trigfouus (Wiedemann) Schiner. 
Adde: 

Ocyptamus trigonus, Williston, Eatom. News, lil, 146 (1883). — Biolog. Cen- 
trali Am., Dipt., III, 30, 3 (1891). 
Baccha torva, Williston, Synopsis North Xm. .Syrphidae, 124 (1886). 

Hab. observ.: Amer. septentr., Texas (Williston. — Riley). — 
México (Smith). — Yucatán (Gaumer). 



160 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 259 

WiLLisTON hace notar (Op. cit. 1. c.) que las alas de los machos 
parece que son completamente transparentes, sin ofrecer la mancha 
negruzca y triangular que adorna el centro de las de las hembras. 



SYRPHINI 



(18) 1. Melauostouia fenestratuní (Macquart) Schiner. 
Adde: 

Melanostoma fenestratum, Williston, Biol. etc., III, 10, 2 (1891). 
Syrphus stegnus Say, Journal Philad. Acad. VI, 163 (1830). 
Melanostoma stegnum (Say) Williston, Biología Centr. Amer. Zool. Dipt. III, 
10, 1 (1891) et in Kansas Univeráity Quarterly, 35 (189¿j. 

Hab. observ. : Am. septentr. in Washington, California, Colo- 
rado, Kansas, Arizona (Williston). — México ¿/¿ Omilteme (8000 p. 
altit.), Amula (6000 p. altit.), Sierra de las Aguas Escondidas (7000 
p. altit.), et in Guerrero (H. Smith), Durango (8100 p. altit.) (For- 
rér), Drizaba (H. Smith. — F. D. Godmann). 

El Melanostoma stegnum no me parece ser sino una de las tantas 
variedades del .)/. fenestratum. Si mi opinión llegara á ser compro- 
bada y aceptada, la prioridad del nombre específico corresponde- 
ría á Say, quedando así subsistente la denominación de Williston. 



(20j 3. Melanostoma nielliuuui (Linaeus) Schiner 

Adde : 

Melanostoma niellinum [Llnn.) Williston, Biología Ceiilrali A'ii., Dipt., ÍII, 

11,4(1891). 
Melanostoma cruciuta, Bigot, Xnn. Soc. eatoin. d. France, 81 (1884). 
Melanostoma pruinosiim, Williston, Biología Centralí-Aaiericaaa. Dipt., III, 

11, 5(1891). 

Hab. observ. : México in Sierra de las Aguas Escondidas . 



260 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 161 



(23; 3. Mosog-rapta duplioata, Wiedemann. 
Adde: 

Syrphus duplicatus, Rondani, Dipt. Aliqua iu Am. merid. lecta etc., 1, 3 

(18G8). 
Syrphus tridentatus, Rondani, Op. c, 1, 4 (1868¡. 

Hab. observ. : Resp. Argentina Scm Carlos in Prov. Mendoza 
(Rondani) in Cacheuta, Palmira et Junin in Mendoza. 

Era comunísima esta Mesograpta en la Provincia de Mendoza, 
donde la observé por Enero y Febrero de 1892.. 



(¿6) 6. Mesograpta exótica (Wiedemann) F. Lvnch Arrib.4lzaga 
Adde : 

Allograpta fracta, Oste.n-Sacken, Western Díptera in Bull. U. St. Geolog. and 
Geograph. Survey, 111, 331 (1877). — Williston, Synopsis etc., 9, 7 (1886) 
et Biol. Centr. Americana, Dipt. III, 20, 2 (1891;. 

Allograpta sp ^ Williston, Biol. Centr. Ara., III, 20, 3(1891;. 

Hab. observ.: Am. Septentr., in California. — México in Xucu- 
manatlan, Venta de Zopilote, Durango, Omil teme, Amula. — Anli- 
lliae in Guadalupe. 



(33) 5. Syrphus bucephalus, Wiedemann . 
Adde : 

Melanostotna bucephalus. Williston, Trans. Amer. Entom. Soc, XV. 204 (1889). 
— Ejusdem, Biología Centr. Amer., Díptera, III, 11, 4 (1891). 

Hab. observ. : Mé.\ico in Amula, Xucumanatlan (7000 p. alt.), 
Venta de Zopilote (2800 p. alt.), Omilleme (8000 p. alt.), etin Guer- 
rero (Smith). — Brasilia in Chapada (Williston). 



162 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 261 

No me parece que esta especie deba figurar entre los Melanosloma, 
con los que no tiene otra relación que el color de la cara. 



HELOPHILINI 



(41) 1. Helophilus chilensis, Walkek. 



Adde 



Helophilus chüiensis, Guérin. Iconogr, du Regne anim. d. G. Cuvier, 545, pl. 
99, f. 2(1844. 



GuÉam lo compara con el H. pendiilus de Europa, del que dice 
se diferencia por sus patas completamente amarillas, su cara sin 
raya vertical negra y su estilo antenario de color negro. 

Antes que yo hubiera publicado la sinonimia de esta especie y 
las observaciones que ella me sugería, M. Bigot había reconocido 
que su Helophilus tía/mi era idéntico á la Dolichogyna fasciata de 
Macquart (Bull. soc. zool. France, 102, 1890); á pesar de esta 
rectificación yerra mi distinguido colega al conservarle el nombre 
genérico y específico que Macquart impuso á este Helophilus, pues 
por las razones que expuse en otro lugar, la prioridad le corres- 
ponde á Walker. 



ERISTALINI 

(45) 2, Prioinerus sciitellaris :Fabricius) íMacquart. 
Adde : 

Eristalis fascithorax, Macquart, Dipt. exot.,4, Suppl., 139, 63(1850). 
Doliosyrphus scutellatus, Bigot, Ann. Soc. entomol. de France, 342 (1883). 
Doliosyrphus Rileyi, Williston, Synopsis North-Am. Syrphidae, 178 (1886) 
Eristalis scuíellaris, Williston, Biol. Ceulr. Aiiier. Dipt., III, 63, 15 (1891) 



262 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 163 

Hab. observ. : Am. septentr. in Novo México (Williston). — Mé- 
xico inAcapulco, Vetita de Zopilote, Áloyac, Teapa (Smith). — Pa- 
namá in Bagaba (Champion). 



Como se vé, esla bella especie,, que ya cuenta con una bastante 
larga sinonimia, extiende su habítala unos 30^ al N. y al S. del 
Ecuador. 



(46) 1, £)ristalis bog'oteusis, Macquart. 

Adde : 

Eristalis Bellardii, Jaennicke, Neue exol. Dip., 40) (1868). — Williston, Biol. 

Centr. Amer., Dipt., Ilí, 60, 7 (1891). 
Eristalis rufoscutata, Bigot, Adii. Soc. enlom. de France, 221 (1880). 

Hab. observ. : México in Durango (Korrer). — Colombia in Bo- 
gotá. 



(50) S. Eristalis furcatus, Wiede.mann. 
Adde : 

Eristalis furcatus, Williston, Biología Ceotr. Amer. Dipt., III, 61, 10 (1891). 

Hab. observ. : México m i caí/ wi^o ¿/a, Chilpacingo, Amula, Rio 
Papagaio, Rincón, Tierra Colorada, Tepetlapa, Teapa in Frontera, 
et Yucatán in Tabasco {SmjH) , Orizaba (S.mith-Godmann). — Yucatán 
in J'ewea?(GAüMER). 



(54j 9.£lristalis vinetoriiin, Fabricius. 
Adde : 

Eristalis vinetorum, Williston, Biologia Centr. Am. Dipt., III, 64, 16 (1891). 

Hab. observ.: Am. septentr. in Pennsylvania, Indiana, Geología, 
Florida (Smith). — México (Smith). — Guatemala (Champion). 



164 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 263 

Erróneamente creí sinónimo de esta especie al E. thoracica 
Jaennicke, cuya descripción se aplica en parte á esta; el E. thoracica 
es idéntico con el E. ohsoletus, según lo afirma Wu.liston en la Bio- 
logía Centrali-Americana, recientemente publicada. 



(58) 13. Eristalis obsoletus, Wiedeman. 
Adde: 

Eristalis í/ioracicft, Jaennicke, Nene exot. Dipteren. 91, 122 (1868;. 
Eriütalis teskiceicornis, Macquart, Dipt, exot., 4 Suppl. 138 (1850). 
Eristalis ohsoletus, Williston, Biol. Cent. Am. Dipt. III, 57, 3 1801). 

Este Eristalis fué señalado en México por Jaennicke, según ejem- 
plares del Museo de Darmstadl; posteriormente, su identidad con 
el E. obsoletus de Wiedemann fué establecida por Wíluston y yo he 
podido comprobar que la descripción de Jaennicke conviene en todo 
con la que Wiedemann ha dado de su Eristalis. El E. testaceicornis 
de Macouart es también sinónimo del obsoletus. La especie ha sido 
hallada en México en Omilteme (á 8000 pies de elevación), en la 
Hacienda de la Imagen (á 4000 pies), en Xucumanatlan, Acapul- 
co, Cuernavaca, Veracruz y Atoyac por Smith, en Jalapa por God- 
MANN y en Tenca, en el Yucatán setentrional, por Gaumer. 



VOLUCELLIIVI 

(60) 1. Volucella obesa (Fabricius) Wiedejiann. 
Adde: 

Hab. observ. : Perú et Ecuador in Nanegal (Yon Róder, Stetl. 
Entom. Zeitg. 257, 1886). 



264 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 16í 



bibliografía 



A?in. Soc entom. Fr. : Annales de la Société enlomologique de 
Franca (1883-1886). 

Berl. entom. Zeitg.: Berliner entomoiogische Zeitung (1864). 

Blanch., Rist. d, ins. : Blanchard, Histoire nalurelle des insecles, 

etc. París, Savy (1845). 
. Blanch., in Gay. Hist. fis. y pol. de Chile: Blanchard (Emiie) m 
Historia física y política de Chile, etc. por Claudio Gay ciu- 
dadano chileno (París, Impr. de Fain y Thunot), volumen Vil, 
Zoología (1852). 

BíGOT, Aun. Soc. entom. Fr.: Bigot (J. M. F.), Diptéres nouveaux 
ou peu coniius in Annales de la Société entomologique de 
France, París (1874, 1880, 1883 et 1884). 

Bigot i n La Sagra, Hist. Cuba: La Sagra, Historia física y política 
de Cuba (1848). 

— Mis. Cap Horn: Bigot, Mission scienlifique du Cap Horn, 
Zoologie (1883). 

— Bidl. Soc. zool. France: Bigot, Bullelin de la Société zoo- 
logique de France, I3année (1890). 

BuRM., Reise d. d. la Plata St. : Burmeister (Hermann), Reisedurch 

die La Plata Staaten, Halle (1861). 
Curtís, Brit. Entom. : Curtís (John). British Entomology, being 

illustrations and descriptions ofthe genera of Insects found in 

Great Britain and Ii'eland, London (1824-55). 
De Geer, Mem. Ins. : DeGeer (Cari). Mémoires pour servir á l'his- 

toire des Insectes, Stockholm (1752-78). 
DuFOUR, Ann. Soc. entom. Fr. : Dufour (León). Histoire des méta- 

morphoses de la Ceria conopsoides, in Annales de la Société 

entomologique de France (1847). 
DuM., Dict. d'liist. nat. : Dumeril (André-Marie-Constant). Diction- 

nai red 'histoire naturelle (1801). 
Fabr., Syst. Antliat.: Fabricius (Johann Chríst.), Systema Antliato- 

rum, Brunsvigae (1805). 

— Syst entom. : Fabricius (J. C.) Fabricíi Systema Entomolo- 
giae sistens inseclorum classes. Flensburgii et Lips¡ae(i775). 

— Spec. insector.: Fabricius (J. C). Species insectorum, sis- 



166 DIPTEROLOGIA ARGENTINA. 265 

tens eorum diíFerentias specificas, synonymia auctorum, loca 
nalalia, metamorphosis etc. Hamburget Kilonü (1781). 

Fabr., Entom. syst.: Fabricius (J. C), Fabricii Enlomologia syste- 
matica eméndala el aucla. Hafniae (1792-94). 

¥all., Dipt. Svec. (Syrphi) : Fallen (Carl-Friedrich), Díptera Sve- 
ciae descripla, Lundae (1814-27). 

Gazagnaire, Ann. Soc. entom. Fr. Bull.: Gazagnaire, Excursión de 
la Sociélé entomologique dans )a fórel de Chanlilly et aux 
élangs de Commelles, Diptéres, in BuUelin de la Sociélé ento- 
mologique de Franco (1887). 

Geoffr., Ilisl. ahr. d. íns.: Geoífroy (Etienne Louis), Histoire 
abrégée des Insectos des enviroiis de París, Paris (1762). 

GiGLio-Tos, Diagnosi di quatro nuovi generí di Ditteri m Boíl. Mu- 
sei di Zoología ed Anatomía (^.omparala della Reale Uníversítá 
di Toríno, VI (1891). 

— Sui due generí di Syrphidi R/iopalosi/rphus ed Omegasyr- 
phns (1892). 

— Ditteri del Messico. Parte I, Stratromyídae-Syrphídae. To- 
ríno (1892). 

GiRARD, Traite élém. cVentom.: Gírard (Mauríce), Traite élémentaíre 
d'entomologie etc., volumen III. Paris, B. Bailliére (1885). 

Gmel., Syst. Nat.: Línné (Cari von), Systema Naturae etc. (ed. 
XIII por Johann-Friedrich Gmelin, Lipsiae (1788-93;. 

Jaennicke, Exot. Dipt.: Neue exotisclie Dipteren aus den Museen 
zu Frankfurt am Mein und Darmstadt. Chr. Wínter, Frankfurt 
a. M. (1868). 

Latr., Híst. nat. d. Crust. et d. Ins.: Latreille (Pierre-André), His- 
toire naturelle et particulíére des Crustáceos et des Insectes, 
París (1802-1805). 

— Gen. Crust. et Ins.: Latreille (P. A.), Genera Crustaceorum 
etlnsectorum, París (1806-1809). 

— Fam. nat.: Latreille (P. A), Famílles nalurelles du Régne 
animal, Paris (1825). 

— Cons.génér.: Latreille (P. A.), Considérations genérales sur 
l'ordrc naturel des anímaux composant la classe des Crusta- 
cés, des Arachnideset des Insectos, Paris (1810). 

Latr. in Cuvier. Rerpie anim.: Latreille (P. A.) in Cuvier, Lo régne 

animal distribué d'aprés son organisation etc., París (1829). 
LiNN., Fauna Svec: Linné (C), Fauna Svecica et Holmíae (1746). 

— Syst. Nat.: Línné (Cari von), Systema Nature, síve regna 



266 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 167 

Iria nalurae systemalica jDroposita per clases, ordines, ge- 
nera et spec¡es(ec]. XI). Leipzig (1762). 
LoEvv, Di'pl. Am. septenlr. ind.: Loevv (H.), Diptera Americae sep- 
tentrionalis indigena in Berliner Entomologische Zeitschrift, 
Centuria VI-X, Berlin (1853-72). 

— Neue Beit. zur Kennt.d. Dipt. in Progr. Bealsc/i. zii Mese- 
ritz: Loew (H), Neue Beitrage zur Kenlniss der Dipteren in 
Programme Reaischule zu Meseritz (1853). 

LoEW, Zaliireiche neue Nord-arnericanischen Arlen??? Berliner en- 
tomologische Zeitschrift, Yü-VIII (1863-64). 

Macqt., Hist. d. Dipt.: Macquart (J.), Histoire naturelle des insec- 
tes Diptéres (Suites á Baffon). París, Impr. Roret (1834-35). 

— Dipl. exot.: Diptéres exotiques nouveaux ou peu connus. 
Paris, Impr. Roret (1838-50) et Lille (1854). 

Meigen, Iliig. Mag.: Meigen (Johann Wilhelm), Versuch einer 
neuen gattungs eintheilung der europáischen zweifli^iglicher 
Insekten in Illiger's Magazin zur Insektenkunde (1803). 

— Klass. d. zwcifl.: Meigen (J. W.), Klassification und Bes- 
chreibung der bekannten europ¿iischen zweiflügeligen Insek- 
ten. Braunschweig (1804). 

— Syst. Beschr. d. bek. europ. zweifL Ins.: Meigen (J. W.), Sjs- 
tematische Beschreibung der bekannten europ¿iischen zweiflü- 
geligen Insekten. Hamm. und Aachen (1819-38), Halle (1851). 

MiCK, Wien. entom. Zeit.: Mick (Joseph), Dipterologische Miscellen, 
m Wiener entomologische Zeitung (1886-87). 

Newm., Entom. J/aí/.: Newmann (Edward), Entomological Notes m 
The entomological Megazine. London, R. Claj (1838). 

Osten-Sacken, Catal. Nort/i Atn. Dipt.: Osten-Sacken (Barón Ru- 
dolph von), A Catalogue of the North American Diptera (1858). 

— Bull. Buffalo Soc. ^at. Hist.: Osten-Sacken (R. v.), Bulle- 
tin of the Buffalo's Society of Natural History (1876). 

— Western Dipt. : Osten-Sacken (R, v.), Western Diptera, 
Washington (1877). 

Patvzer, Faun. ins. Germ.: Panzer ((xeorge-Wolfgang-Franz), 
Faana insectorum Germaniae initia. Nürnberg (1792-1806). 

PoujADE, Ánn. Soc. entom. Fr.: Poujade (G. A.), Métamorphoses 
d'un Diptére déla famille des Syrphides. Genre Microdon, 
Meig. Aphritis, Latr. in An nales de la Société entomologique 
de France. Bulletin, XCIX fl883). 

Phil., Aufzahl. d. cliil. Dipt.: Philippi (Dr. R. A.), Aufzáhlung 



168 DIPTEROLOGIA ARGENTINA 267 

der chilenischen Dipleren, Wien (1865) et in Verhandlungen 

der Kaiserliche Kónigliche zoologiscli-botanisch Gesellschafl 

zu ^viei) (1865). 
Phil., Proc. Am. p/ulosoph. Soc: Proceedings of ihe American phi- 

losophical Societj, Pliiladelphia (1882). 
RoND., Dipt. aliq in Am. merid. leda: Rondani (Gamillo), Dip- 

tera aliqua in America meridionali lecta á prof. Pellegrino 

Strobel, annis 1866-67 (Separal) et in Annuario della Socielá 

dei Naturalisti in Modena (1868). 
RoND,, Dipt. exot.: Ronáí\ni (V..), Díptera exótica revisa et anno- 

tata. Modena, Eredi Soiiani (1863). 

— Essame d. var. sp. d'Inselti Ditteri Brasil.: Rondani in 
Baudi et Truqui, Studi enlomologici. Essame di varié specie 
d'iiisetti Ditteri brasiiiani, Torino (1848). 

— Ann. Soc. entom. Fr.: Rondani (€.), Species itaiicae gene- 
ris Eumeri in Annales de la Société entomologique de France 
(1850). 

RÓDER, Stett. entom. Zeitg.: Róder (V. von), Dipteren von der In- 

seln Portorico in Stettiner enlomologische Zeitung. Stettin, 

Grassmanii (1885). 
Saint Farg. et Serv., Encycl. method.: Saint-Fargeau el Serville, 

Encyciopédie méthodique, Paris (1787-1825). 
Say, Journ. Acad. Philad.: Say (Tilomas), Journal of llie acade- 

mical pliilosophicai Sociely of Natural sciencies at Pliiladel- 

phia (1817-25). 

— Am. Entom.: Say (Th.). Entomologie americaine (1824-28). 
Scm^. , Verhandl. zoól.-bol. Gesells. Wien.: Scliiner (Dr.), Diptera 

austríaca. Die Oeslerreichischen Syrphiden, in Verhandlungeri 
der R. K. zoologisch-botanischen Gesellschaft zu Wien (1857). 

— Wien. entom. Monastschr.: Schiner (Dr.), Wiener entomolo- 
gische Monalschriften (1860). 

— Faun. Austr.: Schiner(Dr. J. R.), Fauna austríaca. Aufzáh- 
lung der Kaiserthume Ósterreich bislier aufgefunden Zvvei- 
flüger. DíeOsterreíchísclien Syrphiden, in Verhandiungen der 
K. K. zoologisch-bolanísche Gessellschaft zu Wien (1857). 

— Novara Exp.: Schiner (Dr. J. R.), Novara Expedition. Zoo- 
logischer Theil. Diptera bearbeitet von Dr. J. R. Schiner, 
Wien (1868). 

ScopoLi, Entom. Carn.: Scopoli (Joan Antoine), Entomología Car- 
níolíca, Yindoboni (1763). 



268 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 169 

ScHRANCK, Enum. Ins. Austr.: Schranck (Fraiik von Paule), Enu- 
meratio ¡nseclorum Austriae indigenorum, Auguslae Vinde- 
licorum (1781). 

— Fauna Boica: Schranck (F. v. P.), Fauna Boica, Niiriberg 
et Ingolstad 1(1798-1804). 

Thoms., Eugenié's Resa Dipl.: Thomson (C. G.), Fregatle Eugenies 
Resa omkring Jorden. Zoologi. Insckter. Entomologiska B¡- 
drag. Díptera species novas (I8G8). 

— Tijdschr.voor Enlom.:T\]á'&Q\mñQU voor Entomologie (1888). 
Van d. Wulp, Not. f rom Ley d. Mus. : Van der VVulp (F. M.), Re- 

marks on certain American Díptera ¡n the Leyden Miiseum, 
The Hague (1881). 

— Tijds. voor Entom. : Van der Wulp (F. M.), Amerikaans- 
che Díptera in Tijdschriften voor Entomologie, The Hague 
(1877-88). 

Walk., Entom. Monthl. Mag. : Walker (Francis), Entomologist's 
Monthly Magazine, London (1864). 

— List of Dipt. : Walker (Francis), List of the specimens of 
Dipíerous Insects in the collection of the British 3Iuseum, 
London (1848-55). 

— Trans. Linn. Soc. Lond.: Walker (F.), Descriptions of Co- 
leóptera, Hymenoptera and Díptera collected by Captaiii King 
in the survey ofthe Straits of Magellan in Transaclions of ihe 
Linnean Society of London (1837). 

— Ins. Saunders.: Walker (F.), Insecta Saundersiana or cha- 
racters of undescribed species in the collection of William 
Wilson Saunders, esq., (Díptera). London, John van Voorst 
(1856). 

— Ins. Brit. : Walker (F.), Insecta Britannica (1851). 
Westw., Intr. mod. class. of Ins.: Westwood (J. 0.), A popular 

introduction to the modero classification of Insects (1840). 
WiEDEM., Zoo!. Mag.: Wiedemann (Wilhelra-Rudolph-Christian). 
Zoologisches Magazin, Al tona (1817-23). 

— Dipt. exot.: Wiedemann (W. R. Ch.), Díptera exótica, Ki- 
liae (1821). 

— Aussereurop. zweifl. Ins.: Wiedemann (W. R. Ch.), Ausse- 
reuropáische zweiflügeligen Insekten, Hamm (1828-30). 

WiLLiSTON, Proc. Am. philosopli. Soc. : Williston (Samuel W.), Pro- 
ceedings ofthe American philosophical Society, Philadelphia 
(1882). 

14 



170 DIPTEROLOGIA ARGENTINA 269 

WiLLiSTON, Transactions of ihe American entomológica! Society, XIII 
(1887) et XV (1889). 

— Synopsis JSorth Am. Syrph. : Willislon (S. W.), Synopsis of 
the Norlli American Syrphidae in Bullelin of ihe Uniled Slates 
National Museum, Wasliington (1886). 

— Biol. Centr.Am.: Willislon, Biologia Centrali-Americana, 
III, Diptera (1891). 

— E7itom. News : Williston (S. W.), Enlomological News (1886). 
WissMANN. Stettiner entomologische Zeitung (1848). 
Zetterstedt, Bipt. Skand. : Zettersledt (J. Wilhelm), Díptera Skan- 

dinaviae disposita et descripla, Liind (1842-60). 

— Ins. Lapp.: Zetterstedt (J. W.), Insecta Lapponica descripla, 
Lipsiae(1839). 



EXPLICACIÓN DE LAS NERVADURAS Y CELDAS ALARES 
DE LOS SYRPHIDAE 

(FiG. 7) 

abcde : vena coslalis vpl margo anticus. 

b: vena subcostalis. 

c: vena mediastinalis. 

d: vena marginalis. 

e: vena submarginalis. 

f: vena transversa posticalis. 

g, 1: vena interno-mediaria. 

h: vena analis. 

i: vena axillaris. 

j : vena transversa discoidalis. 

k: vena externo-mediaria. 

m; nervulus transversus medius. 

n: vena transversa radicalis. 

o : vena spuria. 

p : vena posticalis. 

q : nervulus transversus costalis. 

1-2 : cellula costalis. 

3 : cellula sub-costalis. 

4 : cellula marginalis. 

o: cellula submarginalis. 

6\ 6*, 6*: cellulae posteriores. 

6^ : cellula discoidalis. 

1\ 7^ 7' : cellulae radicales. 



F. LYJ^CH fi. — Qjípierologia argentina — Syrphidae. 




t Ala de Microdontio) I Microdon bqnariensís, n. sp-) - í Cabeza de M ir rn don nihnvf utns, n sp. - 3 Ho!mberíri^a 
Guotli erii. n g. et n. sp. - 4 Argén tinomyia testaccipes, n.g.et n. ?p.- 5Xiloimi(Slillnisuma nigrincrvcs. Phil.T^fi Cabeza 
del mismo. - 7 Tipo alar de lof Pyrphidae - 8 Syrphioi (Catabiimba tnelanoslqnjaTFab^Wiliiston - 9 Erislal¡m(Knstoiis 
agr orum ) • 10 EristaliaiÍProiaiJesia nectarinoides , n.sr.el n.sp. - 11 Helopíiiliiii (Helopliilus Cbilerisis, Walk.)- 12 Ca- 
beza del mismo -13 Voluceliini' Volucella testacea, Bigot)- 14 VolucellinliTeniDocera) - 15 y ISCerini. 



270 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 171 



ÍNDICE DE LAS FAMILIAS, GÉNEROS Y ESPEOIES {') 



Allograpta XXXII, 252 ; XXXIII, 57 

fracla XXXIV, 260 

hortensis XXXIII, 58 

obüqua XXXIII, 57 

Amathia XXXII, 247 

Ancylosyrphüs XXXIII, i í 1 

Aphritis XXXII, 121 

angustus XXXII, 12(3 

auruleiilus XXXIV, 250 

crassilarsis XXXII, 1 26 

dives XXXIL 131 

inslabilis XXXII, 130 

violaceus XXXII, 129 

Argentinomyia XXXII, 198, 199 

testaceipes XXXIF, 199 

grandis XXXIV, 255 

Asemosyrphus XXXIII, 1 98 

Atemnocera XXXIV, 1 86 

spinigera XXXIV, 1 87 

Baccha XXXII, 202, 249 

adspersa XXXIV, 256 

babista XXXIV, 258 

clavata XXXII, 250 ; XXXIV, 258 

facialis XXXIV, 258 

funebris XXXII, 252 

phaeoptera XXXII, 251 

Iridmta XXXII, 250 

torva XXXIV, 258 

Wulpiana XXXII, 250 

Bagchini XXXII, 119, 202 

Calliprobola XXXIII, 193 

Catabomba XXXII, 252; XXXIII, 118 

melanostoma XXXIII, 119 

pyrastri XXXIII, 120 



(1) Los números romanos expresan el volumen correspondiente de los Anales y los 
arábigos las páginas. 



172 DIPTEROLOGIA ARGENTINA 271 

Cenogaster XXXIV, 175 

Cer\tophyia XXXII, 121 

Ceria XXXIV, 248 

barbipes XXXIV, 249 

Cerini XXXIV, 245 

Chalcomyia XXXIII, 192 

Chilosini XXXII, 198 

Chriorhinini XXXIII, 1 88 

Ghrysotoxitae XXXII, 198 

Grhysotoxum XXXII, 199 

Chymophila XXXII, 121, 124 

DiMERASPIS XXXII, 121 

DOLIGHOGYNA XXXIII, 198, 236 

fasciala XXXIII, 236 

DoLiosYRPHUs XXXIII, 244 

geniculatus XXXIII, 247 

Rileyi XXXIV, 261 

sculellatus XXXIII, 247 

Elophilus XXXIII, 198, 248 

Eristalinus XXXIII, 248 

Eristalini XXXIII, 240 

Eristalis XXXIII, 241, 248 

aencus XXXIII, 249 

agroruní XXXIII, 252; XXXIV, 40, 41, 46 

albiventris XXXIII, 252; XXXIV, 33 

Androclus XXXIV, 38 

angiistatus * XXXIII, 245 

Bellardü XXXIV, 262 

bogoleiisis XXXIII, 252, 253 ; XXXIV, 262 

congruus XXXIII, 252, 253 

distinguendus XXXIII, 252 ; XXXIV, 34, 36 

elegans XXXIV, 36, 38 

fasciikorax XXXIV, 261 

femoratiis XXXIV, 34 

foveifrons XXXIV, 38 

furcíilus XXXIII, 252; XXXIV, 33, 34, 262 

fusryipmnis XXXIV, 44 

hortícola XXXIII, 254 

tapideus XXXIII, 251 

lateralis XXXIII, 252 ; XXXIV, 34 

Meigenii XXXIII, 250, 252 ; XXXIV, 38, 39 

obsoletus XXXIII, 252; XXXIV, 44 

pusio XXXIV, 46 



272 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 173 

pygolampus XXXIII, 252 ; XXXIV, 43 

quadralicornis XXXIII, 252 ; XXXIV, 39, 42 

rufosculata XXXIV, 262 

sepulchralifi XXXIV, 35 

scutellaris XXXIII, 245 

scutellatus XXXIII, 245 

taenia XXXIII, 252; XXXIV, 35 

tenax XXXIII, 240, 250, 251 , 254 

testaceicornis XXXIV, 44 

teslaceisculellatm XXXIV, 42 

thoracica XXXIV, 39 

trifasciatus XXXIV, 39 

uvarum XXXIV, 39 

vinetorum XXXIII, 252 ; XXXIV, 39, 46, 262 

xanthaspis XXXIV, 36, 38 

Eristalojiyia XXXIII, 245, 248 

angustata XXXIII, 245 

qmdraticornis XXXIV, 42 

teslacekornis XXXIV, 42 

testaceisciitellata XXXIV, 42 

EURHIMYIA XXXIII, 198 

Glaurotricha XXXIV, 241 

mmcaria XXXJV, 242 

Haurotricha XXXIV, 241 

muscaria XXXIV, 242 

Helophiuni XXXIII, 195 

Helophilidae XXXIII, 195 

Helophilus ■ XXXIII, 196, 198 

chilensis XXXIII, 199, 236 

chiliensis XXXIV, 261 

conostomus XXXIII, 199 

Hahni XXXIII, 236 

laetus XXXIII, 199 

latifrons XXXIII, 199 

Uneatus XXXIII, 200 

mexicanus XXXIII, 199 

modesim XXXIII, 199 

pendulus XXXIII, 200 

IIolmbergia XXXII, 1 95 

Güntherii • XXXll, 197 

Imatisma XXXIII, 124 

posticata XXXIII, 124 

ISCHIROSYRPHUS XXXIII, 111 



174 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 273 

Lasiophtigus XXXIII, IH, H8 

Pyrastri XXXIII, 120 

Lepidomyia XXXII, 198, 200 

calopus XXXII, 201 

ortalina XXXII, 201 

Lepidostola XXXII, 200 

Lepromyia XXXII, 200 

Melanostoma XXXII, 252, 307 

bucephaliis XXXIV, 260 

cruciata XXXIV, 259 

fenestratum XXXII, 308, 310; XXXIV, 259 

fenestrala XXXII, 308 

melliua XXXII, 310 

raellinum XXXII, 308, 310; XXXIV, 259 

puncfulata XXXII, 309 

punctulatum..., XXXII, 308, 309, 310, 311, 312 

priiinosa XXXII, 310 

pruinosum XXXIV, 259 

scalaris XXXII, 310 

stegnum XXXII, 309; XXXIV, 259 

tigrina XXXII, 309 

tigrinum XXXII, 309 

Meromacrus XXXIII, 242 

Merodon XXXIIÍ, 19Ü 

Mesogramma XXXII, 312 

ancJiorata XXXIII, 51 

duplicata XXXIII, 52 

exótica XXXIII, 56 

música XXXIII, 53 

libicen XXXII, 313 

Mesograpta XXXII, 252, 312 

anchorata XXXII, 313; XXXIII, 51 

duplicata XXXII, 313; XXXIII, 52 

exótica XXXII, 313; XXXIII, 56 

música XXXII, 313 ; XXXIII, 53 

tibicen XXXÍI, 313 

Willistoni XXXII, 313; XXXIII, 54 

Mesophila XXXII, 121 

MiCRODON XXXII, 121 

angustus XXXIV, 250 

aurukmtus XXXIV, 250 

bidens XXXII, 125, 128 

bonariensis XXXII, 125, 194 



274 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 175 

crassitarsis XXXII, 125, 126; XXXIV, 250 

devius XXXII, 123, 124 

fulgens XXXII, 131 

hislrio XXXII, 125, 127 

inslabilis XXXII, 125, 130 

Macquarlü.. XXXII, 125, 126 

nmtabilis XXXII, 123 

rubriventris XXXII, 125, 128 

splendens XXXII, 131 

violaceiis XXXII, 125, 129 

MiCRODONTINI XXXII, 119, 120 

MiLESi.v XXXIII, 242 

smíellaris XXXÍII, 245 

MiLESiNi XXXIII, 188 

MiXOGASTER XXXII, 121, 196 

MlXTEMMYIA XXXIII, 193 

Myolepta XXXIII, 197 

Mulio XXXII, 128 

bidens XXXII, 128 

Musca XXXIII, 113 

blandus XXXIII, 113 

Pyrastri XXXIII, 120 

Ribesi XXXIII, 113 

Rosae XXXIII, 120 

Nausigaster XXXIV, 252 

bonaritnsis XXXIV, 254 

OcYPTAMüs XXXII, 252 

funebris XXXII, 253 ; XXXIV, 258 

fuscicosta XXXII, 253, 255 

trigonus XXXII, 253, 254; XXXIV, 258 

Ornidia XXXIV, 175 

obesa XXXIV, 177 

Palpada XXXIII, 244 

sciitellala XXXIII, 245 

Paragus XXXII, 199, 200 

Phalacromyia XXXIV, 241 

albilarsis XXXIV, 244 

argentina XXXIV, 242 

muscaria XXXIV, 242 

sóror XXXIV, 244 

PíPiZA XXXII, 199 

Priomerus XXXIII, 240, 244 

bimaculatus XXXIII, 247 



476 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 275 



sculellaris XXXIII 

Promilesia XXXIII 

nectarinoides XXXIII 

PSARINI XXXII 

PSARIDAE XXXII 

PSARUS XXXII 

Pterallastes XXXIII, 196 

nubeculosus XXXIII 

thoracims XXXIII 

Rhopalosyrpiius XXXIV 

Günlherü XXXÍV 

Salpindogaster XXXII, 196, 202 

macula XXXII 

nigrivenlris XXXII 

Scakva XXXIII 

affinis XXXIII 

mellina XXXII 

música XXXIII 

obliqua XXXIII 

pyraslri XXXIII 

rosanim XXXIII 

scalaris XXXIII 

tránsfuga XXXIII 

unicolor XXXIII 

Senaspis XXXIII 

Senogaster XXXII, 196 ; XXXIII 

Spazigaster XXXIV 

bacchoides XXXIV 

Sphaerophoria XXXIII 

Bacchides XXXIII 

Spilomyia XXXIII, 189, 193 

gratiosa XXXIII 

Sterphüs XXXIII 

antennalis XXXIII 

autumnalis XXXIII 

cyanocephal'us XXXIII 

Stilbosoma XXXIII 

nigrinervis XXXIII 

Syrphini XXXII 

Syrphus XXXII, 252, 308 ; XXXIII 

afpñs XXXIII 

agrorum XXXIV 

americanus XXXIII 



245 
240 
243 
198 
198 
199 
242 
197 
197 
251 
251 
247 
248 
248 
111 
120 
310 
53 
57 
420 
310 
310 
120 
120 
248 
192 
258 
258 
57 
57 
242 
195 
189 
191 
191 
191 
191 
193 
251 

m 

120 

41 

120 



27G ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 177 

anchoratus XXXIII, 51 

bacchídes XXXIII, 57 

baltealus XXXIII, 52 

bncephalus XXXIII, H3, 117 

clavaíus XXXII, 250 

dimensus XXXIII, 57 

duplicahis XXXIII, 52 

exoticus XXXIII, 56 

fenestralus XXXII, 308 

horlensis XXXIII, 58 

Iris XXXII, 310 

laíafacies XXXIII, 119 

lunaliis XXXIII, 120 

Macquarti XXXIII, 113, 116 

melanostoma XXXIII, 119 

melanogaster XXXII, 309 

mellarius XXXII, 310 

mellimis XXXII, 3 10 

mellitiirgus XXXII, 310, 312 

nmsicus XXXIII, 53 

nociilucus XXXIl, 310 

nocliirnus XXXIII, 52 

obesus XXXIV, 39 

obliqíms XXXIII, 57 

octo-maculatus XXXIII, 113, 114 

ochrogaster XXXIII, 52 

paiagonus XXXIII, 113, 115 

philadelphiciis XXXIII, 1 i 3 

pyraslri XXXIII, 120 

quadrigeminus XXXIII, 57 

reclus XXXIII, 113 

Ribesii XXXIII, 113 

scalaris XXXII, 310 

securiferus XXXIII, 57 

sexgultatus XXXIII, 119 

signatus XXXIII, 57 

stegnus XXXII, 309 

tibicen XXXII, 313 

transfugus XXXIII, 120 

írideníaliis XXXIV, 260 

trigonus XXXII, 254 

unicolor XXXII, 309 ; XXXIII, 117 

Walkerii XXXIII, 113, 117 

15 



178 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 277 

Temnocera XXXIV, 474, 185 

(indicóla XXXIV, 189 

falvicornis XXXIV, 1 87 

recta XXXIV, 187, 188 

scutellata XXXIV, 187, 189 

spinigera XXXIV, 187 

spinithorax XXXIV, 187, 190 

Temnostoma XXXIII, 193, 242 

Tropidia XXXIII, 19f), 238 

insrlaris XXXIII, 238 

ToxoMERüS XXXII, 312 

Ubristes XXXII, 120, 124, 197 

VOLUCELLA XXXIV, 174 

abdominalis XXXIV, 180 

Ambrosettii XXXIV, 177, 179 

azurea XXXIV, 178 

íulvonolata XXXIV, 177, 181 

fuscipennis XXXIV, 180 

missionei-a XXXIV, 177, I84 

nolata XXXIV, 177, 181 

obesa XXXIV, 177 

obscuripennis XXXIV, 177, 180 

picturala XXXIV, 176, J84 

pidchripes ' XXXIV, 185 

punclifera XXXIV, 177, ^83, 184 

purpurea XXXIV, 179 

sculellata XXXIV, 189 

spinigera XXXIV, 187 

testacea XXXIV, 177, 182 

VoLucELLiNi XXXII, 119; XXXIV, 173 

XiLOTA XXXIIÍ, 197 

XiLOTIDAE XXXIII, 189 

XiLOTiNi XXXIII, 188 



278 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 179 



LISTA SISTEMÁTICA DE LOS SYRPHIDAE DE LA REPÚBLICA ARGENTINA 



Microiidontiiii 24 

I. Mkrodou, Meigen 25 

(1) 1 . M. crassilarsis (Macquart) Lynch Arribálzaga 30 

(2) 2. M. Macquartii, F. Lynch Arribálzaga 30 

(3) 3. M. hislrio, Wiedemann 31 

(4) 4. M. bideiis (Fabriciüs) Wiedemann 32 

(5) 5. M. rubrivenlris, F. Lynch Arribálzaga 32 

(6) 6. M. violaceus (Macquart) F, Lynch Arribálzaga 33 

(7) 7. M. inslabilis, Wiedemann 34 

(8) 8. M. bonariensis, F. Lynch Arribálzaga 35 

II. Holmbergia, F. Lynch Arribálzaga 37 

(9) I. Holmbergia Güntberii, F, Lynch Arribálzaga 39 

II. Rliopalosyrphiis, Giglio-Tos 152 

(9) 1. R. Gunlherii (Lynch Arribálzaga) Giglio-Tos 152 

Psaiúiii 39 

III. Argenlinomyid, F. Lynch Arribálzaga 40 

(10) 1. A. leslaceipes, F. Lynch Arribálzaga 41 

(78) 2. A. grandis, F. Lynch Arribálzaga 156 

IV. Lepidomi/ia, Loevv 42 

(11) 1. L. orlaliiia. Van der Wulp 43 

Chilosiiii 153 

Nausigastcr, Williston 153 

(77) 1. N. bonariensis, F. Lynch Arribálzaga 155 

Baccliiiii 43 

V. SLilpiíulogasler, Schiner 44 

(12) 1 . S. nigrivenlris, Bigot 45 

VI. Baccha, Fabriciüs 46 

(13) i. B. clávala, Fabriciüs 47 

(14) 2. B. Wulpiana, F. Lynch Arribálzaga 47 

(79) 3. B. adspersa, Fabriciüs 157 

Syrpliiui 48 

VIL O'-yptamus, Macquart 49 

(15) 1. 0. funebris, Macquart 50 

(16) 2. 0. Irigonus (Wiedemann) Schiner 51 

(17) 3. 0. fuscicosta, F. Lynch Arribálzaga 52 

VIII. Melanostoma, Schiner 53 

(18) 1. M. feneslratum (Macquart) Schiner 55 

(19) 2. M. punctulatum, Van der Wulp 56 



180 DIPTEROLOGÍA ARGENTINA 279 

(20) 3. M. melliiium (Linnaeus) Schiner 57 

IX. Mcsograpía, Lüw 58 

(21) 1. M. tibicen (Wiedemann) F. Lyncii Arribálzaga 59 

(22) 2. M. anchorala (Macquart) Osten-Sacken 61 

(23) 3. M, duplicaia (Wiedemann) F. Lynch Arribálzaga 62 

(24) A. M. música (Wiedemann) F. Lynch Arribálzaga 63 

(25) 5. M. Will'slonii, F. Lynch Arribálzaga 64 

(26) 6, M. exótica (Wiedemann) F. Lynch Arribálzaga 65 

X. AUograpla, Osten-Sackf.n 66 

(27) 1 . A. obliqua (Say) Osten-Sacken 67 

(28) 2. A. hortensis (Philippi) F. Lynch Arribálzaga 68 

XL Syrphus, Fabricius 69 

(29) 1 . S. Ribesii (Linneaus) Fabricius 71 

(30) 2. S. 8-maculalus, Walker 72 

(31) 3. S. patagonus, F. Lynch Arribálzaga 73 

(32) 4. S. Macquarli, Blanchard 74 

(33) 5. S. bucephalus, Wiedemann 74 

(34) 6. S. Walkeri, F. Lynch Arribálzaga 75 

XII. Catabomba, Osten-Sacken 76 

(35) 1. C. melanostoma (Macquart) Vander Wülp 76 

(3G) 2. C. Pyraslri (Linnaeus) Osten-Sacken 78 

Xilolíiii 80 

XIII. Sterphus, Philippi 81 

(37) 1. St. aiUumnalis, Philippi 82 

XIV. Slilbosomii, Philippi 83 

(38) 1 . St. nigrinervis, Philippi 84 

XV. Spüomyia, Meigen 85 

(39) 1 . Sp. graliosa, Van der Wulp 86 

Helopliilini 87 

XVI. Plerellastes, Lciw 88 

(40) 1. Pt. nubeculosus, Van der Wülp 89 

XVII. Helophiliis, Meigen 89 

(41) !. n. chileiisis, Walker 92 

XVIII. Tropidia, Meigen 94 

(42) 1 . T. insularis, F. Lynch Arribálzaga 94 

Eristalini 96 

XIX. Promilesia, F. Lynch Arribálzaga 97 

(43) 1. P. neclariiioides, F. Lynch Arribálzaga 99 

XX. Priomerus, Macquart 100 

(44) 1. P. scutellaris (Fabricius) F. Lynch Arribálzaga 101 

(45) 2. P. geuiculalus (Bigot) F. Lynch Arribálzaga 103 

XXI. Erislalis, Latreille 104 

(4G) i . E. bogotensis, Macquart 109 



280 ANALES DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA ARGENTINA 181 

(47) 2. E. congruas, Van der Wulp 109 

(48) 3. E. albivenlris, Bigot 110 

(49) 4. E. lateralis, Walker 111 

(50) 5. E. fiircatus, Wiedemann 111 

(51) 6. E. taenia, Wiedemann • 112 

(52) 7. E. distinguendus, Wiedemann 113 

(53) 8. E. Meigeiiii, Wiedemann 115 

(54) 9. E. vinelorum, Fabricius 116 

(55) 10. E. agrorum, Fabricius 118 

(56) 1 1 . E. quadralicornis, Macquart 119 

(57) 12. E. pygolampus, Wiedemann 120 

(58) 13. E. obsolelus, Wiedemann 121 

(59) 14. E. pusiü, Wiedemann 123 

Voliicellini 124 

XXII. VoluceUa, Geoffroy 125 

(60) 1 . V. obesa, (Fadricius) Wiedemann 128 

(61) 2. V. Ambrosettii, F. Lynch Arribálzaga 129 

(62) 3. V. obscuripennis, F. Lynch Arribálzaga 130 

(63) 4. V. nótala, Bigot 131 

(64) 5. V. fulvonolala, Bigot 1 32 

(65) 6. V. teslacea, Bondani 132 

(66) 7. V. puiiclifera, Bigot 133 

(67) 8. V. missionera, F. Lynch Arribálzaga 134 

(68) 9. V. pictiirata, F. Lynch Arribálzaga 135 

XXIII. Temnocem, St. Fargeau et Serville 136 

(69) 1 . T. spinigera (Wiedemann) Macquart 138 

(70) 2. T. recta. Van der Wulp 139 

(71) 3. T. scutellala (Macquart) Schiner 139 

(72) 4. T. spinithorax, F. Lynch Arribálzaga 140 

XXIV. Phalacromyia, Rondani 142 

(73) 1. Pli. muscaria (Thomson) F. Lynch Arribálzaga 143 

(74) 2. Ph. sóror, Bigot 145 

(75) 3. Ph. albitarsis, F. Lynch Arribálzaga 145 

Cerini 446 

XXV. Ccria, Fabricius 147 

(76) 1 . Geria barbipes, Lów 1 50 



QL Arribalzaga, Félix 

5 35. 3 Lynch. 

A7A69 Dipterologia 

Ent. Argentina.