(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "El pintor de sv deshonra : comedia famosa"

EL PINTOR CE SV DESHONRA. 

COMEBIA FAMOSAV 

DE DON PEDRO CALDERON, 



HabL.n en ella las perfonas figiiiences. 



Don luán Roca» 
luañete ju criado. 
Don L iís v:ej9. 
'Pjrciafa hi/a. 



Don Alvar o fu hyo^ 
Dm Pedro vie jo ^ 
Strafínafuby a. 
EhPrincípe de Vrjino. 

lo it NADA Primera 



Celio. 
Fabio, 

Flora criada i 
láiiiii criada. 



S^le Don lu^n veílido de camino por 
vni puerta y don Luis 
ppr otra\ > 
d.L«//,Ocra vci,doiV Iuan,ine dad; 

y otras mil veze j,!os brafos. 
4^Iua.Ou3i,Y ocras^finHfean U90S 

de nucQra aiicígua amiñad. 
d^Ln. Como venis? d» lu. Yo me fíento 
tan alegre, tan vfano, 
tan vtnciírofo,tan vano, ' 
que no podrá penfamicnto 
encarecerlas jain?5 
las ventura* que poíTco, 
porque el ^vulacnieuco creo 
que aun ba de q ^darfe atrás, 
¿.í «.Mucho me huelgo de que 
os aya en Ñapóles ido 
tan bien.¿^.//N7.Masdichofo he (¡do 
de loque \ oimaí^iné. ' 
• L¿/.Como?i./Á.Ya osdixejeñor 
don Luís,qcian3o por aqili 
paísé,que aunque ftétnpvtfíuy 
poco inclinado a| amor, 
de mis deudos perfuadído, 
.4^ amigos jbr^^doi 



tracé de tomar eílado, 
fiendo aíTiqne diucrcido 
en varias curíofidades, 
dexé paííar la primera 
edad de mi primaucra. 
d.Iua.Ya, sé las dificultades 
que huuo en vuefíra condicíoii 
para efla platica,y que 
íicmprequeen ella os hable, 
hallé vueílra inclinación 
muy co;ntrari3,aoiendo íído 
de vueftro díucrtimicnto 
lo poftrcrbel caíamientov 
pues en libros fuípendido," 
gaftauais noches.y dias: 
y fi para entretener 
caí vczfatigas del ver,' 
ccTii vueftra^ melancolías 
treguas cratauadcs,era 
lo prolijo del pinzel 
fu aüuio, porqué aunen el 
parce el ingenio tuuiera. 
De cuyo noble exerc icio, 
que en vos es ab'ilidad, 
d.^ala^gcuriofidad. 



El Pintor áe fu deshon ra. 



p\»3¡era otro háztt oficio, ' 
Paests tanu la grandeza 
que con fus lincas forínaísy. 
<que parece qus le dais 

"1 íeralananiialcza-, 

quando vucílrohucípfd fui;, 
y <ffrc ftot;cupadoos via, 
me acuerdo lo que os rcñia; 

dJu.Vucr Tiendo todo eífo aísí^. 
ya rene ido a la atcnckii 
de mis deudos>ó a que fuera 
lafiiir.a qu^ fe perdiera, 
faltándome íuce/sionj 
vn mayorazgo, que creó 
<jue es iluüre,y principal;^ 
y no de poco caudal, 
correfpon di a íu defeo. 
y dando lo que no auia^' , 
Irechoen niímenor edad;. 
Jugar ala voluDtad, • < : 
quekafta entonces nol'cnisi. 
iTomareílado trate, 
'dando a /ni prima la manoí , 
quees hija del GaíleHano 
*de SanteÍmo.¿¿.£a^Ya loseg-, 
y ya os dixe quando aq-u^. 
al paíTar mi huefped fuifíeisí 
la bue»a elección q,ue hiziflcís» 
^lu.Pucs mas lo foy.^^^Z^.Como afir? 



por no perder la ^afion 
para nueílra embarcación ■ 
c.n llegando las Galeras, 
padre coir ella víene^ 
qut harta Gatea ha querida 
acompañarla, eíla ha (ido 
Ja^aufa porque preaicne- 
ixii amift id adelantarme, 
porque corno os ofrecí 
/ec vueftro huefped aquiV 
quando bolvíeífe^embarcani)e"j; 
be queiido preoeniroSj 
del forfofo ¡acoaueniente 
de venir con tanta^gente, , 
yaíH me atrevo a pediros». 
^L».Qwe?¿¿j:i.Qáe licencia mcdeiV 
para que en mi pofada, , 
quccílaraya aderecefadaé ' 
¿.Li^.No cable agrauio me haaeís¿ 
íoy hombre yo que pudiera,, 
igaaj dicha defeando 
irada cmbarafarme, quando 
todo Napolesívinicra 
con vos?<5^./^. Ya sé lo que os deuc 
pero.íí,Z,«.No ay que re/pónder, 
ó amicafa,ónofer 
niíisam/gos.¿.y/í.Nome atrcuo 
aauenturaramiñad 
tan íegara,y verdadera; 



^./í^.ComoPaunqiiemi pecho ingiaio^, d.Lu.Tan grandcfai^e pudiera^ 



por lasriit)tíeías qu« tuuo, 
defde allaiaclínado eíluuo; 
de Serafinaalretrato^ 
d c ípue s q uc v ió a Serafina^ 
tan del todo fe rindió> 
'<¡ue aun yo no fe frío oyó. 
^»Lu £s fu hermofura diumaj 
€5 fu iogenraíiiigi^lar, 
de vno,y otrofoy tefligoj. 
y./«»Oy en.fin vieneconmigc? 
a fer Venus deftc mar¿ 
[af4 de fus libe taa, 



hazeríe a mi voluntad, 
y mas quando por fojo efla 
íi os digo verdad, cüoy 
en el gouíerno haíía oy. 
¿/¿r,Comc?í/.L».Como auia dj7p«c 



retirarme a mi hazendueía, 
{VQílrado a, los dcfengaños 
de mis ya, prolijos años, 
que como no me defvela 
en adquirir defde eJ dia; 
que a don Alvaro perdí > 
cfloy j^a YJjgkntp a>5u¡* 



II 



De DonP. 

y,Ir/,Cenfíeílo qoc no querrria ^ 
hablaros en cÜOipero 
y«Ja platica f¿lió: 
.liunca del fupiílc¡s3i.^^». Noi 
fi «o ci luífo primero, 
qu? fue auícftdofc embarcada, 
^aiiegodosque^n Eípaí^a 
tuuo,que eíla azul campa na 
le ícpultó derrotado 
: iáci baxeltdcHo cuuimos 
auiío,porqucvoauaue, 
que de ía cormenca grauc 
venir a abrigarfe vimos, 
xioiiró como apique ama 
víflo iríc íu baxel. 
Y como íupoifer eí? 
^^Lu.Como cva deídicha mía- 
venia de Barcelona, , 
.donde él íba,a'DÍ^ d^/er, 
y lo confirma el no auer 
noticia de fu pcrfona^ 
fnasno hablemos masen eííoj 
quando dczisque vendrá 
vueftra EípoízUJic.Y^tñ^rsL 
cerca de aquí. i. L/i^. Pues id pie 5o 
a efperarla;y a dezirla ' ; 
de mi parte, que ir no p«ed« 
ja íeruírla, porque qwedo 
ocupado acá en feruirla^. 
'^/a.DecíTiíucrte ladire, 
p4ics wos.d. Líi . No me digáis ma^. 

V^fe^yfah Porcia^ 
Porcia» P<¡>r,Señor* 
.Lw^Yaíabrás 
(a\\\ vezes te lo conté) 
las grandes obligaciones 
que a d^n luán Rocalie tenido, 
a/'.Que eres íu amigo te he oido 
deziren mil ocafiones, ^ 
Líi^.Pues hasdeíab^r que ya 
coníu Efpoía poraqui 
bueIvc.Pé?r.Sefafinaíáti-^.Si, 



O Calderón 

y harta cmbarcarfe* íeri 
inihucfpcd.P<?A', Yü lo agradezco 
de mi p art Lí/.Q^é te obli^í 
P^r.Ser Serafina mi ara íga, 
y peníará que la ofrezco 
el hofpedige.íí./;:^«Eílábíett;^ 
y íupueílojiendo aísi, 
quepor ti Porcia^y por mí, 
aga fajar] os es bien, 
te ruego>quei tus criadag 
las mandes aüerc9ar 
elTc qu3rto en quehan de cfíar; 
P<?r.Prcuenciones c fcufadas 
fon, quando no cfiá/cdor, 
Vfio,y otro apsrcebido 
pirahuefpcdesrSihi fído 
aun mas que Gouernador, . 

Oííeéero.í^.'///. Mi contento 

crfeftíjar aquicn paila, 

Sile Juanete de c¿im¡n:>^ 

¿Í.Paz feaea^aqueftecaía, 

y aeíTipcopofico vn cuento. / 

Llegando vna compafiia 

de Toldados a vn lugar, 

cmpc9Ó vn villano a dar 

mil voz?s,cn que dczia; 

dos íoldados para mi: 

lo que cfcttfar quieren todosj 

di^co vno con ^ales modos 

pídes?y el reípondió, fi, 

Q¿ié aunque molefliasme dáfli 

quapdo^icncn^es muy juílo 

admitirlos por cl güilo 

que me hazen quando fe van; 

Con cRo,pucs,y con que 

mi amo aqni manda efpcrar^ 

dadme los dos a befar, 

vos la m^no, y vos el pie. 
^•L^.Iuancte^íeas bien venidoj 

que ya te ceba ua. mi amor 

Gasnosjvíendoa Cuíeñor. 
PjrXapao de boda te ha ¡do?. 



El Pintor d 

Xttj.CombldóIe a merendar 

vn Coi ceían?^ en ef rfo 
a vn ioraíierOjV muy frío 
le d o vn políu lo al cmpejir, 
pidió de beber j cítaua 
tan caj'ente ia bebida, 
como fí ia la cotpia, 
irienJo pues que nada halla 
a propctíco, cogió 
el polio,y conííicil traja 
k echó dencro de la taja; 
el amigo que tal vio, 
quehazeis,dixo:eliní}pac¡ente ^ 
reípondi ó, a/fi determina 
iiazer que el pollo enfrie al vino, 
ó el vino el pollo ca líente, 
to mitao me ha fncedido 
tn la boda jpues me han dado 
moja noui^,y deípolado 
no mojoseen que aurá (ido 
fuerja jmitarjos fiel, 
porque él conelJa dcnzella, 
ó él me la refreíqae aella, 
ó ella le caliente 5 el. 
Pí^r.Dexa locuras,y di^ 

como Serañna viene. . ) 
líía.En coche. Por. Y eíTo que treftc 
que ver coiv}o que yoaqui 
le pregHnro?/í/<í,Mucho,puefto 
que quien dize en coche,di2e 
conttrntaivl-j^na'.yfélizc* • - 
¿. Porque lo diísesPJ^í'á.Por tíio. 
Murió vnaHdama vnj hoche, 
y porque pobre murió, 
licencia el Vicario d'ió 
para enterrarla en vn coche. 
>lpenas en éi la cntrauan, 
qu^ndü empef ó a rebullir, 
y masquando oyó dezir 
a los que la acompañauan: 
Cochero a fan Stbaftisnj 
ues dixo a vozcstNo quiiro;^ 



fu deshonra, - 

dibuelraal Pradojcohcroí 
y dcTpucsmetnteraiáir. 
Líu A quien tu lengua perdona 
cojiacjücflos cuentíícillos? 
//./a. Aquarrojó tinco chiquillos 
daui v n dia tn Bafcelona 
c^e^oiTicr Cu padre. DcntTi^^V^zt 
Por. y i parece qUe han llegado. 
Itía.Dt la boca me han quitado 
flc^3enco: Sala lulL 

mas no reparas^que ya 
el huespede que efperas llega? 
d,Lu,A recibirle vamos. 
lui.Eti los chiquillos quedamos. 
Por.Yaíuben lasjefcaleras, 
y llegan hrziaefta parte. 
Sa/e don luán , qne irar de l a mano 
Serafina^viftiida de caiKÍno^don 
y!c4íro^y Fiera. 
^.L«.Dadme,abella Serafina! 
cuya hermpfura diuina 
rayos iconcl Sol reparte, 
5 befar ia manoen rnneüra 
del contento. y aiégria 
que os tiene.e.6a:caja mía 
en íolo p^rtFCervucílra. 
Y perdoíT^d íino es 
capaz esfera, íeñora, 
de fas luzes del Aurora. 
Per fldo á mifn¿ raca,oüC 
es miálaiobligacfon, 
y la vcrguenji dé ver 
que no pueda rp?rcccJr 
dích ;s que tan grandes fe», 
tu í ;as muy^bicn venida. 
Ser . A u ien do de Ve í pf » n de r 
á loi dos,bieDíiieneílcr 
ícr¿,que en partido ospíJa, j 
que JrsfiUores,ay D¡os> 
eftilo no hallooportuuo, 
y afli ño reípondo al vno, 
por fio agr auiar a ios dos, 



Con P¿ 

Pt . \!ucho me p^U de qoe 
don íuanno osayá cícuf^do, 
fcñordon Luis.clle -nfaac. 
L«.Noirjc corráis, pnescn fe, 
íeñordon Pedro, de fer 
yo tan vueftíofcíuidor, 
ujc hazedoD luanerte honor, 
luan.Ay paciencia para ver 
vna pldtica molclU * 
de ciimpIimiciuos?F/(?.Peor 
no es ocra,vn prcgunta¿or? 
Dijparan dentro. 
¿, A, Vamos,mas que. Calva es eflaA 

SahFjbíO, 
Fjb.L\ árala} a ha dcícubierto 
de Ñapóles dos galeras, 
que cofteaudo fus ribt.ras 
tienen ya tomado el puerto. 
dJíi.QuQ plazcr me ha dé dar oír 
que viene nü//4.£s gran plazer 
al ver los hueípedes>ver 
Ja rcqua en que /e han de}ir* 
dsLu luqro vie ne (odocl bien» 
puescncJlís imagino, 
que el gran Principe de Vríino 
buelve a Na poles*a quien 
es forjólo que reciba, 
y aunque eu mi caía le hoípcde, 
liquic^noeseJ dueño puede 
difponer delI^.í/./í*. AfS viua, 
que me hagáis merced de darme 
}icen:ia« . ¿]« N*/ ay para que 
bolvera t(lo,quc yerre 
qué la b I ¿ de í( ai pi ü a ? m e • 
Porcia lleua a Serafina 
bella a íu quaftOjV a lo? dos 
c/peradme euel.^. Pr.Con vos 
(áidreaios a la marina. 
i*Lu.Y() lo pcrmito,porquc 
de ios desacompañado, 
ll?gue,(i es el mas honrado» 
u.Yyo entre los dos ir^í 



!í O Calderón. 

por ver íre^cre^os doscorrilLs 

de la bulla hallo lugar. 
¿./».Paraqiie>/«¿2.P«it¿ acabar 

el cuento de los chiquillos. 
y^nje ¡y quedan Porcia Serafina 

¡as criadar* 
5ír.Fucronfe?P(3r.Si,ya íe fueron. 
Ser. Pues que aguarda mi paílion? 
P<?r.Qire lagrimas eílas fon> 
Jrr.Son,amiga,lasque fueron, 

y pues tu no las ignoras, 

no fera facilidad 

fiarlas a tu amiflad» 
P(?r.Noíemas de ver que lloras. 
¿"íT^Siíabes.íi ya no es, 

que demí olvido ofendida 

te dás por deíenttndida 
Pcr.No íc que te diga.S(?r.Pües 

quedamos Tolas aora, 

verás íi/by la que era. 
A?r,Iulia, falte allá fuera. 
^rr.Vete tu con ella, Flora. 
/»//. Ven,fi de/de elmirador, 

ver las Galeras quiHere». 
f/¿>,Eíro es-echarme a Galeras, 

y a donde fuera mejor. 

Fanfe ¡as criadas; 
^^r.Eflamrsya íolas:P¿?r.Si. 
Ser JSio nos oye nadie?Pí?r#No.' 
Ser, Qukn fupo mis d.cbiS/P^^.Yo. 
á'^r.Puesoyemis pe ras. Per. Di. 
Ser.Y^ te acuerdas, Porcia mia, 

de aquel venuirofo tiempo 

q ue en Ñapóles las dos fi. irnos 

tan amígas>que'pudieron 

juzgar nueíhos corazones 

regiv^osde vn mouimicnco, 

qucauiaen vu cuerpií desalmas,' 

ó cftaua el ainja en dos cuerpos, 
y a te acuerdas, no te eílrañes, 
. el ver que dcíde aquicírpicjo 
las i^r tunas de vn amor. 



) 



q if fabcs ttijjryo padezco. 
PoTque auiendí) de íer elte 
cl vale vIciínó,alpü{\tci'o 
trancs; de nií.ví<ia,cs bien, 
puís lasobfcquias celebiQ 

quenada ce calle, pueíl^ 
que qii ando dig^demas. 
Cendré que íeinir de menos. 
£n ññ ya ce acuerdas digo^ 
úc quanéa ocaíion cuuíeron 
nueílrasconcinuas viíicas 
para habIarnos,para vernos, 
yb,y don Alvaro cu hermano; 
Como(h3 infclízc) refiero 
/u nombre jíín que el dolor; 
afpíjquc abrigue eíiel pecho¿ 
pifado de Umemoria) 
que je aiímcnca acá dencr Oj,' 
no rebicxica inficionado 
iel aire con mis alientos? 
MasCaydemijqac no fuefa 
tan mopcaljtan crueljCanifificqi 
veneno que me macara 
dcvna vez como vcncnoí ^ 
que obñínadamcnte cibiq, 
y pprfiadanjence Ichto, 
a codisfjoraseñá 
atormencáindoiy no hiriendo.' 
De aquellas , pues > contiiujadÁs 
.«vifiraSjPorciaínacieron 
/u atención, y mi cuidadoí 
Xa inclinacion^y mi afe^Qi 
Que aiinqoe es verdad q al principio 
le refpondiirón defpegos, 
acá en el alma quedaua 
(f¡ aora la verdad confí^íTo) 
cierto genero de agrado, 
cierta efpccic de cónccnto, 
que ni bien era cariño, 
ni bien dexauade íerlo^^ 
lia luzfno ñus 



de /li deshonra; 

findauan mis pcnfá ñiíentos 
cncícrupulosdc hmv, 
íi agradezco^ no agradezco; 
Muy poG-as mugeresjPorci*i, 
o ninguná,íeofendiereii 
dL'ícf amadas^quieninas 
lloíc iu aborrecimiento, 
a los de íay res agenda- 
deíu J<iiua,yveri rn ellos; 
que aiinqne ei- valor íes animal,' 
andan ervvifos,y les os 
re bojazos Jos feo res 
afombradelosdefprccíos; 
jpígaloyo,y aun puedes 
, aezÍElotambien,jupueftjo 
que cantas vsze^s me viftc 
culpar fus acFeuimiencos. 
Efcriu ióme,y a lo fabes, 
roRipi eí p3pcÍ,no fue exceflo; 
quifí& hab!ar,no ledi Oídos, 
bolyió a efcriuiriiiizo eñrcmos^; 
valíofedc-ti¿fiado 
.de t^lamífladjCulpc el medio; 
pcrfuadifteme, enójeme, 
.po^ó,hizefcncímfci1cos, 
vile lIorar,yreiiBe, ' 
viendo afsique a todo filo; 
qttieíi me viera el cor^joti^. 
viera con quanto tormento 
h«ize el honor repugnancias 

q'-tandobazeelamoresfuerfos; 
•Vna noche,queyo 9xáÍQ 
cñaua ccmanrfoel frefco 
a vnarexaquecaía 
fofare el mar,püdo encubíerro 
llegara hablarme, ydefpues ^ 
d¿ los vfadós efectos 
de vn rcndi<io,que por fer 
lugares comunes dcxo. 
Palabra rae dio de Efpofo, 
con cuyo hojiefiado medio 
fi mejoro íu d*'cíia, 



DeEou Ptd 

mejor oíni fíngímicnco; ^ 
Pues cowido dcfdc en cortCCs, 
mas licenciofoci reípeto, 
fiie el dcídeiíeUfobojado, 
y el fauorc] deícubierxo. 
Ello he dicho,por fi acafo 
lo ignoras, quéei mas pequeño ' 
cfcrupulo nofequede 
contra mi honor;encfeco, 
defde aquella noche,ay tri(\e! 
hablaBdonasen fecreto,* 
ct:e<?ió amor corrcfpondido,' 
que aunque vulgares concepto^' 
d¡zen,quc no amir (intrato, 
04 es am^r,t)ipucdc ferio, 
En eftcniedio mi padre 
trata ua micafaraiento 
con don luán Roca mi prínro^. 
y el tuyo en aquefte medio ^ 
también trató de auícntarle¿- . 
por venir a cflc gouierno, 
defde donde le embio 
aEfpanaano fequc pleyto§o - 
T confiriendo ios dos, 
fi feria buen acuerdo, 
que entre miboda,y íuaufcncla^. 
nos declara ílcmos, viendo 
que no era jufío enojar 
cntrambospadresa vn tiempo;.. ' 
finreferuar aldclito', . 
fagradb en que retraernos. 
HaftáIal)ueItaajuüaRios^ 
callar :quandOyq«iau<lo,C¡ci05 
Jeefiuupmalal amor 
c] vaíerfedelfilcncro^ 
i)cípediraono5,ficndo * 
él de mi parte el ingenio, 
con que ania de apartar 
de mi padre ios iatencor» - 
lYo fiando de la priefa 
en que auian fus defeol 



ro Galdcrcn^ 

masfó que necioSjque necios 
ion los que no tienen mas 
q^e vna efperan^ijy íabíendíJ 
que ai viento fe laquitaron, 
buelvcn a darfeia al vicnto! J 
mi padre, pues dcfeaua 
execntar los conciertos 
tratados; Icsvs mil vezcs! 
Por.Que X,km%\Ser. No feqW tcngC'^ 
no ferá nada,yyoatenra 
a mi amor y a furcfpcco; 
me valia de razone^ 
contra la ra20a,diz!cndd"J 
que el aucrdeimie íinél 
á £Tpañ^:otra vezhabuelto 
a /afligirme la congoja, 
válgame Dios!yo me muero» 
JPir. Sofsiega te, y noproíigas, 

íi te aflige hab lar en efio. 
5^/'.CÍarocQá,puesentra aorá 
el dez^Ir^qúe en tile tiempo 
llegó la nuéna de q-ue 
auia^Don Alvaro muerto; 
derrotado de eíios mares, 
donde aora;va!game el Ciclo! 
con la muerrc'^gonizando; 
parccequele eñoy viédo,D(/W/^i^ 
Pjr. Sera fina ami^a jeílraño 
acckientje le ha cubierto 
el cora9on,Iu!ia,F!or3j 
nadie oye ^todas fiibieron 
a ver defJc el mirador 
lasGaíerasenei puerto; 
Flórajuüa. SaUIyanete. 
-^^ü. Aunque no fojr 

Flora, ni lulia, nic atreuo 
acntrarhafla aqui,porqu« 
a pedir albricias vengo. * ^ ^ 
Por.Dcquc has de pedirme albrUí^ 

íi buena nueua noefpcro? 
irv<a,Por¿fíóíera mejor, 
IczkUdr 



ElPíitorde 

^tu I*€fiTiano,fefióríi,víue, 
fvr.Qaí,quédizes//// í.Lotjes cierto 

con ej Principe de v rfi«o 

en las Gaberas ha b jeito. 
P.Puescomo Nr> fe comas, 

que/o aczirte no pu 

mas dcqucaílí c^mo vi, 

ouc el aniío no fne cierto, 

y V í a Cu padre abracarle, 

me he adelantado^creyendo, 

que quando nada rúe valga » 

me valdrá contar vn cuenco. 
Pí^r* Aunque las albricias mando, 

y aunque la nueüa agradezco, 

tengo mucho que fentír, 

roasquiza de lo que fienco, 

que efte defmayo me quita 

grande parte del confueloj^ 
/í^^.Defaiayo, cuerpo de Dios, 

que yo penfe que era fueño, 

por eíloiio me afuftaua, 

afuflome aora,y buelvo 

adezirloarnifeñor. Vaff* 
P(>riOye,eI fev;\,yyome quedo 

con dos guftos.y vna pena, 

tan fola como primero, 
' iré a llamar-quien me ayude, 

pues Serafina no ha bue to: 

o!a>no ay quien me re fponda? 
yafe.y [ale di Alvaro pof* otra puerta. 
d.Alv No me ha fufrido el dcíeo 

de ver a mi fiérmatiajiazer 

que afsiíía a los cumplim ientos 
- delPriñc!pe,yafs¡averia 

primero que todos vengo» 

Fuera det queel áver viflo 

conini madre alU a don Pedro 

el padre di Serafina. 

me 'tae con mejorafe^o 

a íabcr íi tiene nacnas 

del!a,m is que e€ ler quj'veo^ 



fu deshonra. 

can fola, y rendida al íueño? 
poca dicha es de vn auíentc 
h ijlarlu dama durmiendo: 
Serafina, dueño uno. B telv^rnji 
^í'r.Dc'K^'^e por Dios te ruego, 

de n Alyiro,no me mates. 
A¿v S Msicgate. Vf/-. Como puedo, 
íicítoy mirando, ay de mi, 
mi finta íta con cuerpo, 
con voz mi imaginación, 
con alma mi peaíamiento? 
¿, W / V . M i b ie n ,m i d w€ ño ,m í c fpo fa , 
íi el verme por dicha ha hecho . 
horror a cus cjns, mira 
que viuoeñoy.Srr. Ya te entiendo 
y ííen venganza me bureas, 
deque cu fineza ofendo, 
de que mí palabra rompo, 
baftantc difculpa tengo, 
contando a tu hermana cflaua,' 
quehaftafaberque auiasoiuerco; 
no me perfuadió mi padre 
a auer elegido dueño, 
viuda de ti me he cafado, 
d.Alv. Aora ^onozco,aoia advierto, 
que dsue de fcr verdad 
el allombro tuyo, puedo . 
que no espofsible cfiar tu ' 
cafada,y noeftar yo muerto. ^ 
B'jel ve ,buel ve,y no el pcníamicntd 
íchagadezirdefaciertos; ! 
vino eñoy ,y aunque corrí 
la tormenta que dixeron, ¡ 
y Te fue el Bixel a pique, 
pude fobre ios f agmencos 
íuftentarmc hafta liegar 
las Galeras,queacudieron, 
por íer avifta de tiVFra, 
aíocorcerme,fi tengo 
culpa en no cícríui>lo,h3 fido 
no a ver ocaíi^ii de hií zerlo ; 
dame ios bra^ósi^íS^r .También 



conozco yo,aora veo 
que debe de íer verdad 
que v.iues, Alvaro, pucüó 
que yo íoy can dtíídichada^ 
qte aíin vna dicha que tengo 
noíocsya,pucsa[i«crco,óviuo, 
de quilquier Juerte te pierdo. 
d. aL Luego. 3'.^ pena! a. Es verdad 
s\q2inñíilJ.AI.c¡ cu ^Sff/-. Qi}c viíneno! 

^¿..4/t'-Seraiin3.6>rrQueíí.oAof^ 
^.^.'•Como h4s dícho.S Qoczorméco 

>á/r.Caíada. 
íírr.Coíno pucdc.como pued^ 
d£2irqu::íi,íieilás vivo, 

n i d¿ 21 r q ue no.íi roit: luoi 
i.^MPu-scomoingi acá, pue-s como 

SjlenForciaytr.ra.y líüítu 
Pí^rXlegad las dos, n^as que veol 
F/<?.Buenamiaina. 
/í//.Ymi¿nio viuo. ^ 
Pí/r.Pues ceden mis fcnciraientos, 

y dame Alvaro tus bia<f os. ^ 
i^Alv.Ay Porcia^íieüroscíueinos 
' fon porque me vcscon vida, 
cngañiü¿>»<> ia tengo, 
címe Porcia^ dime Fiaia. 
/fpartanje i vn'ladoyj'JaíetiJjnlttan^ 

y dimc ru,IüHa,prcl>o, 
fies cíe rvco que le ha caía ¿o 
S.craifina?¿/,/í^¿i.Que há fido eíl6 
mi bkD>Rii dueño, mi efpoía? 
l.Alv.Ydí no os pregunto fi es cierto, 
l^Psd.A los dos eOe criado 
dixotu dcrmayo.5'<fr, Vn yelq 
el coraron me cubrió» 
'Of.Y tanco^que te prometo 
que por muerta la he tenido 
gran rato dentro del cuerpo^ 
r .Y es verdad, todo mí rmlA^gfti 



ro Calderas. 
d.Iu.Y como,mi bien te íenrcal 
S^r. Aunque renuiGaíncíicntO 
al dolor, íabre,a]dolor 
ponerle Cíin ros es fuer fos^ 
que no te de otro cuy dado.' 
iw^.Aqui viene bien mi cuento: 
A quatro^ó cinco chiquilíos. 
¿/.///.Quita loco ^.Pííi. Aparta necíói 
lua^EWg a.y cuentos defgraclados^ 
Pí^r.Retírate a tu apoíenco. 
d.Psd^Viw repararás el íufto 
d. Tu, Vén mi .^mor, mi bien , mi cieloV 
¿/.-¿í/.QueeíloefcucherquecííO vea f 
Ser^OGíüCii íospofíreros 
paflos que diera mi vidal 
Pií^'.Ya ves que dexar no puedo 
de ir con ella, aguarda aquí, 
Alvarp,que aj punro buelvo, 
F¿j nfi ,y q u eda ndon Al va ro avna 

tíyy luanete aotra* 
Jua.Pu€s yo no he de rebentar, 
alguien lo ha de oir>íobre eílb 
haré que me oigao los jfor Jos 
d, Alv.Qnc eseíío que miro ciclosí 
Serafiita fe ha caía.do, 
y viéndola yoen agenoá 
brajos^no pierdo la vida ? 
Salín el Príncipe yJon Luisfiflio pf^ 

acompañ smien¿o* 
Pr//í.Cad« d ía que aquí llego 

os debo nuenas finezas» 
¿*Lí¿.Yo/oy,ícñor,clquc osdcb^ 
nueuas honras cada día^ 
y nunca os las agradezco^ 
y efta de auernfle traydo 
oyadon Alvaro, creo 
que no pagaré en mi vidaí 
f W/í.Fuc notable íuceflb, 
a viña de tierra eftaua 
torpienta el baxtl corr¡endd| 
como ya ditc,y paflando 
Jas galeras recogiendo 
lo- 



Eí Piíitor de 

f i a<ni Alváró conellos; 

cñaua yo en Barcclorfa 

cíperando viaje, y viendo 

que liegaoa derrocado^. 

procuré aIvcrgarJc,íiendo 

deídc alli mi camarada- 
'd,A¡v.H*^ íi iro criado vueílro,^ 
¿.Lw.Hasviílo tuhermana?^/, AhSir. 

ícñoT.d.Lu^Oqtiüniomc huelgoí 
Pr/^.Que buen día aura tenido! 
éi,Alv.^o naucho, porque íofpccho 

que vn accidente qse ha dado 

aqui a vna amrga.ie ha pucílo 

en cuidado de affiíiirla, 
d, ¿ft. Accidciucídadoie os ruego? 

Jicenci 1 para íabcr, 

gran ícfior,que ha fído cfto. 
d, Al v.A mi para ir a bufcar 

vn grande amigo que tcngor 

no es fi no enemigo ,pues, Af artei 

voy a buícarmc: a mi mcfnio* l^aje- 
Pr;;7.Cclio,que hemos malogrado 

toda la fineza creo.. 
G^/.p3rquo?PW^.Porquc fino veo^ 

a Porcia, d^ que el cuidado, 

ni la pr:Ta me ha ícroido^ 
jOeLSríví padre te prcuiéne 

de que otros hue/pcdcs cicnc,'. 

«o te des ya porfentido 

deldeÍGuido.PW» Como no, 

fi ion figles los inflantes. 

/.Notables fojs losamantes! 
JPW/J.Nunca tu has amádo/CW.Yo, 

mfron del amor he fido, 

y a pagar de mí dinero^ 

ó Ja que me quiere quiero,' 

y a la que me olvida olvido; 
¡Pjr/Ví.Puesyanoeflrañoquc aquí 

rnc calpes>que quieano tiene 

amof jjuzgoquc le aufene 

ron quien 4ma*Cí/.Como?prí4 Affi^ 

Q^ifí a ve ^e Iexo§ $Ja u 



fu deshonra. 

al que mas ayrofo ha íido; 

como no oye el dii.'ce ruido 
de la mufica,en juzgad 

que eftá loco juzga bien, 
pues fin coDH^as las acciones^ 
parecen de ía cene iones, 
loque no fucede aquien- 
de cerca oye la arraonia, 
que es alma de fu primor; 
aífi elqiie ignora de amor 
vna,y otra es fantafia^ 
A cuyo compasquien ama 
fe mueue cftar loco puede, 
juzgarlo que no íucede, 
a qüíen'ladnJ fura inflama; 
Que Je nególa diflancia,, 
pues atento al bando fon, 
no oye voz, no mira acción 
que nolc haga conj'onáncia. 
Acercate,pues,vn poco 
al ruydo á\ amor,verás 
que eflá danzando ¿eompaj 
ei que piernas queefiá loco. 

C'ABien pudrera replicar, 
que al que íe acerca, ó íe alexa, 
aun fiendo a compas.no dex^ 
de íer locJira cldanjarj 
Pero no es ciempo*pues v i 
que'a verte Porcia faíió. 

i^al Pareja.. 

JK>r . A q u i m i h r m a n 13. q ued ó ; 

Pr/w.Puf s ya,Pftrcia,no eftá aquí j 
y fi en ello a ueís querido 
dt zir^que en d' xa ros ver 
no tengo que agradecer, 
no medoypor entendido 
del disf^ucr.Do^.Son erroresj 
que quando tan kliz Fuera, 
que cíla atención os debiera, 
en quexas^ooen dUfáuores, 
la lograra. Pr/;?.En qucxas? Bor 

f rin.Pi quien podeUf&ccn^is^ 



De ConPecí 

/abicndo yo que fabeis 
^as 6iK;z.i{i quebuuDenmí, 
dcfdc el venturoío día 
que en Ñapóles os amé? 
P¿?r.De vüs,pues,de vos no fue 

eQimada Ufe m'iSL 

en efta prolija auícncia. 
Yo sé que me diículpara¿ 

íigentc,Porcia,no entrara. ^ 
^ar. Quinto diera Vuexcelcncia 

por el cftorüo* Sale SerafifU* 
^r.No puedo, 

ay amiga, foflcgar, 

y at¡ ce buelvo a bu fe a r,^ 

perdido a mi muerte el miedo j 

masay Diosiquicnefta aqwt? 
V,El Prííicipe.^fr Vucxceleíicia 

perdone mi íaad ver reacia, 

confíe íTo que no k vi, 

como turbada venia. 
V/»jroos agíadezco lá acción, 

porque en vucftra rurbaciou 

pueda difculpar la mia. 
?r.Pues fi turbados los dos 

recoaocetfloscftar 

pocotenemos que hablar; 

mil años os guarde Dios Fajté 
rin^ En toda mi v ida v í 

correfania mas bella. 
í^r.Fuerfaes/cñor.ír con ella, 

vereifmcefla noche? P/'/«.Si. Vafi^ 

Has viflo Celiojcn tu vida, 

platica mas bien cortada? 
i/.Si tan en íi eílá turbada 

como eft prcuenida? 
>*/».Quicn aqucfia dama es/ 
7 Yo comó lo he dezir, 

íi aora acabo de venir/ 
ri». Alvaro Iq dirá, pues 

a tan buena ocaíion vienté 
f/.Que^tc va en eílo>Pr#»,Sabct 

lap mas qu¡cQ f^rá mogcrj^ 



roCaMcron? 

que tanca hcrmofura tiene.' 
Jj/(f don Alvar Oí 
d,A¡v, Qúc maideícanftvQdoIórJ 
apenas de aqui me fuy, 
quandoya me bucivo aquí. 
FríjuDon AJvaro.¿^. !^/.Gran fefiorí 
Pr/«. Quien es vna he rraoíaAuj: 01841 
iiutípcdc de Porcia bella^ 
con quien el M es eftrellaí 
J^Alv.Edo ir\c faltaua áota^ 
cfta^s,fi:ñoro,SerafÍDa, 
htja de aquel noble anciano; 
de Santelmo Caílcllaao* 
Pnn.Es lahermoíiira diuína¿ 
d.Alv.NviM laauias viüo}Prin, ÍJi% 

harta aora /í/i'^Pues yo íi. 
Pri?j.Ycn lo poco qne la oí, 

diícrctamt pareció. 
d.Alv.E^ fu ingeflio íingular^ 

ay confuíion mas cftraña? Aparte^ 
P.Y q haae aqui?íif.^/ Palfa a Eípaña 
P.A ^^d.Al.Ay mas preguntar? -^í/^ar^ 

áqueva?acaíallaailá. 
Prin^Coñ qukn}d.A/v^C6 yn deu4^ 
Pr/».Ypue8, 

quien aquefle deudo e$ 

tan feliz que merecclU 

pudo.í¿,^/v.Don luanRoCl^lqOcI 

cauallcro que llegó 

ccn mi padre a hablarte, Pri/i.Ng 

reparé entonces en él, 

como no le conocía, , 

y aun (i otra vez le vicrá 

no fe file conociera. 

SaledonLuíSl 
¿.L^.Sipudo la amiOad mit 
mereceros, gran feñor, 
vna fineza ,pormi 
la auels de hazer.PW»,Quaco a^ui 
tarda vueAra voz,mi amor 
tardará en obedeceros» 
dtAIv. Ay coní^uíioncsmas fieras? 



iXu.És patrón íc las Galeras^^ 

SzQ que íolo a tracj:j)s 

kaíla aqueftc Paértt) viene, 

y que trae ordeif de que. ^ 

cnél vnhoranoefte.. 
CPWfi.Es verdad,clTeordc« tiene;. 
jPÍ.Li^.Yaosdixe que tengo aquí 

vn hueíped-ia quien quificra' 

feftc>ar folos dosdias, 

ha deir cneJlas'^y aiS 
, el dilacarias. 
^>i^.No puedo; 

que eflá empeñado mlfaonolr 

con palabra, que al fenoi; 

don García de Toledo 

le di de no detencHas^, 

¿arto me pefapor vos,\ 

y porque imagino (ay Díos!p ap^^ 

jqueíe va vn bien en ellas, 

■quc»mas no imagino nada, 

q ue es necedad, qcc es locura: 

idolatrar bermoíura 

fintesperdida que hablada; . 
I¿aíe con Ce lio m 
J|fiL«,Puesíí eííono puede /cr¿, 

bien es que no fe dilate 
; fu paríida,y dclla crate*. 
íí»-/ífc*Aunque oy el Principe haserr 

fio haquetido^QUO hapodido 

cñaiinezaportí» 

tu has de hazer, feñor , pLormí 

otra^quchumiíde te pido. 
t^L^.Que cs^.d.AlVéA Efpañame ctn- 

yenciriefgoque me vi, (biafte, 

toda la hazíenda perdí, 

que al partirme me entregaftci. 

JHallandome en Barcelona 

|>obrc,y deínudo,mc fue 

(forjado bolver^porquc 

aiaí pudiera mlperíon^ 

ir ala Corte a plcy tear 

$tx I°cÍ^icn:o^|j^*&ct^ 



y es ¡oque pedir té quiero J 
que me buci vas a embi$r, 
pues ay oyembarcacion» 

^♦^/.Ko eseJ riesgo a que teofr^c 
Al4/aro,para dos vezcsiV 

rf. i^/. Por effa mi íma razón 
te lo fuplicojporque 
t\oiepfcfumardemi, 
que ala fortuna rendí 
vajor que de ti heredé*' 

í^.Lí^. A unque agradezco eldéfeoí 
no has de ir, i 

d.Alv Q¿iQn mlmuerte jgiiora> 
L«.Por lo menos por aou# F*aí 

d, yí/z;,En que con^^fion me yeo{ 
poíTiblc^ay demüpoíSbre 
es,que Serafina,a cuya 
deidad idolatra el alma;, 
íacrificó las nws" pura ¡ 
fé,quc en profanos altares,^- 
facrilegamente injuQa, 
tiara íin fangr^ mancha^ j 
la imagen finluz-alumbra; ' 
íe ha c.ifadoípero quien, 
a vn infeliz defventuras, 
que padece como propriasí, 
comoagenas las pregunta? 
Cierta es mi muerte, pues eS 
cierta la mudanza íuya> ' 
crespiosla de vna vez, 
de que firue andar enl)ufcá 
dealiuio?que lo peor 
no dcueduí^arfc nunca; 
y es ecar amalla que xa I 
. liíonjcar masía duda, 
Y aun para q uenoiue quedé 
esi tanca qucxa ninguna 
c^ran^a de conlóelo, 
tanto el tiempo me aprefurg 
Jos términos , que no dexa 
lugar de qucxarme^dura 



qtis yl el dolor no lo fupJa. 
Con ínihcrmana vÍ£nc,quien 
creerá ,quc quando mas bufca 
ocafion de hallar U voz, 
es quando qaeda mas muda? 
O que de cofas tcnia^ 
aíices de ver iu hcrmoíura,' 
que dezir'peroal mirarla, 
ya no encnencro con ninguna; 

jpór.E'u fin es fuer 5a con canta 

priíla partir ?^(rr. Quando dur;^' 

mas que vn inflante ia dicha/ 

masq vn-pácoe]placer?^./i/.NSc3; 
. y efundo yo aquí, porque 

a Pocia fe Jo preguntas? 

pues nadie mej^or que yo, 

alebe;íalía,y perjura 

te podi á dezir^quanb^eue 

eslaed.id deJavcntuta. 
J^r. Señor don Alvaro,pueílOf 

que fatJsfagaisU duda, 

que acaío tuneaos íuplíccí 

no profigais,que es injuña 

penalidad oir la quexa . 

quien no ha de dar. la difculpa^ 
¿.^/.Porque ingrata no has de darU? 
S^r.PorquQ no tengo mas que vna, 

y eña mochasvezes ya 

]a hcdicho.¿^*/í/í;.Eserrorjqu»nc^* 

ion pata quien las ^Aima, 

Jas fatisfaciones muchas, 

y vna palabra en amor, 

tanto los fentidos muda,. 

que aunque es vna quien lasd'z^ 

fiemprc es otra quien lacícuch^ 

Buelve^pucSiboelve a dezir 

cíTa razon,en que fundas 
. tufinrazon. »ytfr,Yano pucdoj 

porque dezir que viuda 

de timecasé,fuebien 

^juanjo ta v ífia i^e turbal 



tanto,que es difculpa aora 
c\ dar entonces diícuípa, 

d.Aly SsguQefifOjnacjor fucrí 
fer oy en la opinión tuya 
muerto que viuo?5f No $e¿ 
pues pudiera yo íegura \ 
de quien foy tratarre mucrcof 
y viuo fiiera locura y 
llorártela, pues qucentonccaj 
era ]a{];ima tan juíla^ 
feria humanidad aora, 
trocando mi fama auguda^ 
íafííma qoe fue virtud, 
por fatisfacionque es culpa/ 
Quiere irfe\y detúne/am 

d.Alv Pues aunque muerto mellorcSJ 
ó me olvides viito^efcucha, 
que has de llorarte-mis quexas¿ 
pues mé dexas tus injurias* 

J.Nohc deefcucharte.¿íji</.£fcuchtó 
tíenes««SéPorcia, no me ayud«(» (ms 
a defender de vapeligro» 
en que ves que fe auentura 
honor, fer^y vída?¿í,/^í/V,Porcíí¿ 
tu effe peligro no eícufris 
con mirar qnieu v¡cne?P¿7r,Sí¿ 
que yo entre los dos confuía^ 
níquiro,ni pongo amor; 
pero hago ea cfía duda 
Jo que debo hazer hcrmana j 
mí cúydado :e aUegura, 
qücx^te,fufpira,y llora, 
pues ao tienes mas forcunai Vafe, 

5^r;PuesíÍhedeefcuchar por fucrja^ 
autesque empieces efcuchai 
Don Alyaro>yote ame, 
quando imagine fer tyya, 
y paííando bi efpersnja 
defde perdida a difunta, 
me casc,aora foy quien (byí 
fobreeño tus quexas funda. 



íí'í'.Engañiíle fi lo fundas^ 

í¡ ÜorartjTnieiicen mis ojos. 
d^'Alv.E^ poh'ibk que rcduzgas 
tan faciláKnceá fer kas, 
y á ias.ternezasun cuya$> 
ion tus pafsiones^que puedes, 
quan^do de vn rendido.triuafas,, 
IIorar,y no llorar?íon 
las lagrítnas^por ventura, 
tan bien {nandadas,que faben 
obcdcccr?pucsíi alguna 
£ne2a has de hazer por mí, 
fea enfeñarmc como vías 
de las lagrimas ;y á vn ciempo 
las biertes ,y las enjugas* 
í/r.Quando me acujcrdo quien fuy;V 
el corajon lastdbnca; 
quando rae acuerdo quíeu/oy^ 
éi miíoioine Ustehuia; 
y afsi^BCrc cflos dos lícáos^ 
como €i vno al otro repugaa, 
las bíí rte al dolor^y al meímo 
tiempo cl honor me las hurcaj 
' porque no pueda el dolor 

iiezirque del honor triunfa; 
d. Ah^Enñn fientes?5'<?r.No lo mego; 
d,AhScv;iS^ni}Scr.(X^kn Jo duda> 
¿.^/t;.:Luego? 
Ser.No higas confequencias; 
/¿,^/-Podrédcíde oy^^^No arguyáis 
</.^/.F¡ado cntujlanto. 
JifF^Eo que llanto? 
d;4^*E(p^nr»Scr.Sctii locurai 
diALQ2.^^^S''i^ dia.vJif .Mo es pofsíbtf 
d.Ai^SQ enmicde^íí'.No ha de ícr nuca 
d.AJMl dcfdicha^^. Soy quien foy. 
ií.^^/./?enituycndo,i'í'.Quéinjaría? 
d AlM\ perdido b;é ^S'<?^Qü^ engaño? 
'J» Ah^ misbra5as.Si.T4l prorrúcias/ 
d, Al. Si, y eíle eteEo.S^.,Qiié pena? 
d Al Tras tLS(f .Tu peligro biifc^s. 



S.". Mi muerte intentas. 
d Al. A Eípma.Sf, mucho Aventura! 
d. ^^/.Dv^ude.S^.Mc haííarásagena. 
d^Al,Scc.ksin¡a. Se, Yo íct tu^a"? 
.vDi-ayotyalgam^el cielül 
D//p¿ir.^fz dentro. 
AiV Ay ck íU-üq^ianto.me aílufta 
que el ayre ptonuncie eí trueno^ 
qtiaado,tü el rayo pr^iiiuncias? 
- ^ Sale Pjrcia^ 
Por.Mltzá que la pieja ya 
de leva el partfr anuncia, 
y viene porj¿ tu padre, 
y tu efpoí'o.^^. Alv.SuttXQ dura! 
S^r.GrauepenalPtfr No te vean 
con las áos.d.AL Sentencia mjufta 
á Dios Serafina S^^. A Dios 
D, A / va ro.tí^. /^/.Pien/a. ,y¡r. Juzga 
^.i4/.Qxie yo nohedeadorarteniticJic 
^^r.Queyo rio he de amarte njinca, 

JORNADA S£GVNDA. 
XJorren pna cortina ,y ven/t ^erafíftA 

Jentada cnpna filia ^ ¿an Juan 
retrataniola, 
J.lu.CanMc dccñarafci? 
:S^r.Sicstu gufloei rctratatmc; 

como puedo yo canfarmc 

de lo que te agrada a tí? 
á./». Muchas vezes te pedí, 

ñ bien loco,altivo,y vano, 

que por mi tu fobcrano 

tielo hiziera efta fineza, 

de tener^de tu belleza 

vn retrato de mi mano. 

Y aunque cftoy agradecido 

il averio tu otorgado^ 

nosc-íínre buuíera helgado 

de no averio yo pedido. 
í<?r.Como afaij/í./x^.Conio rendido 

a tanto empcño,no di 

C deIayroiofaldr¿. 
í^r.Tu guea tiíoloixccdíajüi 



De Con 

tanto de ti ¿efconfias? 

¿.7//^.Si.P^r.Porc|ué? 

^.//¿^.Efcuchaporqué, 
De Jagrannatuíaeza 
fon no masqoci'nitadorcs, 
bucivevn pcKo,Jos pintores^ 
yaísi,qu3ndoi'o dcñreM 
íbcma rnarara belleza 
dcperfic^íon íingular, 
no es fa^il de retratar, 
porque cerno fu poder 
tuuoenella masque hazer, 
da en ella mas que imitar, 
Dt más>qoe en vna atención^ 
imprime en quaí^uier fu jcto^ 

. conmasíeñas vn objedto, 
roí bien^cfijc vna peí feccion,: 
y como íus partes ion 
mas tratablesjíc aílcgura 
ja fealdad, ¿ ruhermofuraj 

J(falsJ con facilidad 
e retrata vna ícaldad 
primero que vna hermofurar 
5^r.Confieíío,€fpoío,que eíTó 
ferá en loperftdo afsi, 
pe< o no conuiene en mi 
ia ra2on,í¿,/«v Yo lo confieflb' 
tambicn^quc es tantoej exccíTo;» 
de tu hcrmofura,que auneña 
difculpa no lo es.5<rr.Diípuefta' 
a oir la razone ftoy ya, " 
que dichf>eldeíayrecftá. 
i.Ju.No efti/ioycsla reípucfla;. 
Detíic Attela obligación, 
ímirameacra,y notcriasj 
es Tacar i as fimcriaSj 
que medida , proporción, 
y correípondencia ion 
de la kccfon,y aunque ha (ido 
mí efíudio reconocido, 
que no puedo deíveJado 
averias yo imaginadp| 



Pedro Calderón, 

como averias tu tenida 2 
Luígo fi en fu peí feccioii 
la in^ágioacion excede; 
masoy los pincelespuedea 
feguir la imagina Jont 
y otra razón. S^r.Que razón? 
^^♦/^•Fuego,luz,ayte,íol,niegQ 
que pintarle pucdan,luegQ 
retratarle no podrá 
beldad que compuefiaeflá 
de fol,ay re,Iuí ,y fuego. 
LeuAntaJjs arrojando Us pin6%Us\ 
Y afsi me doy por vencida^ 
y tepido,íiraiaroor 
bolver quificrc a cftc crror^ 
no lopermitasjcorrido 
de ver que ño he coníeguídp 
retrararrc parecida. 
&r. Aunque quedo ag radccíd% 
alas razones que das» 
ofrezco no bol ver paS| 
li me coílaiíe la vjda,> 
3 dcxarm& retratar 
de tí,porqu€ diíguñ^do 
no he de vcrte.í^»v«<. q me A« da4? 
diígufto,cnfado,y pclar> 
•10 te io puedo negar, 
el ver que folo áeííe intento \ 
me faite el conocimiento 
que tengo de la p¡ntiu^> 
mas culpa esde CM hermo/ura» 
Í4a/^,/í/¿j>!?,Aqui viene. 
Á.^u Q()icn?/ií¿í. Vá de cuento» 
Sol do vn h( mbre amancciój^ 
y viendo que nada oia 
ce qnantohablauán.dcua^ 
quedífblosos obligo 
á hablar cy de aqueíloímodo|J 
Bolvian a habUtiC bien, 
yéjdezfa;sy tal,<^ue dén 
oy en hablar quedo tod os,^ 
íin ptríuíidiríe a que fu^íig 



El Pintor 
ftiyoeí deferojtuafsi 
preíumes que no eftá tnú 
' Ja culpajy aunque tt' peíe 
es tuya,y no U conoces, 
pues das íordocnla loc^ira 
de no entender ¡a hcrmoíura, 
que el mundo la ;líze á vozes. 
éJu.Q^ié locará? ven cnom^gó. 
¿'¿rr. A donde mí fcñorvás? 
jflJ^í. Hafia el muelle yré noisaas, 
porque íi verdad te digOj^ 
divertirme íerá bien 
deftc necio fcntimiento; 
í<rr.Pucs es tu divertimiento 
el no vCTmc}4Jíu»Si ari bien, 
porque folo de efia fuerte» 
queja me díuicrta,es juño, 
pucs^ofl noycptc^s el guílQ 
mayor bolver á v^itc» 
ffr^o cortcíanoyfenor^ 
con cffasgalaetctias 
l&s dcfcpü|Ja*jf as miaá 
«juíera divcrtiFfie^moc^ 
jSTiscq^c te licuara 
aplíiuío qucprcgon^ 
fafnad>í Barcelona, 
Ificrdc. publicadas y a 
fus Carncñoiendas,puci 
laii disfrazabas bciiczaa 
tnctccerántus finezas, 
lí •/«•No deíconfiada des 
figorscn pedirme zclosí 
flac í ticn el M^mdo no ay qufeai 
darlos pucda.5';>* Yo fe bien j 
. mejor que tu, tus deíve'os. 
M.Iu.Nkjot qiiit foíSir, Qucmugcf 
. pfüpís Tiüja&dc fu marido, 
t qi\c sim el rjiímo ha fabído? 

/ír.Eííu cómo pue¿s íer? 
i/¿í^«.&*crro Cur« ck vn lug^i? 
t cf/n vczino reñÍ4 



deíuáeshonrn.' 

y entre vño,y otro pefar, 
ay rado ei Cura, y íañudo, 
dJxo aquel nombre inhumano; 
quecmpejancloen corte íano^ 
vino i acabar en defnudo. 
Sumug'crácíla ocaíí )n, 
di YO con dcíernbo^tura: 
tcllígoime fean.quccj Cura 
rcueianúconíiiiian. • 
:Mira, puesrfi aura fabído 
la muger en fus defetos 
de fu marido fecrero^, 
que no íabr/u marido? 
/¿/./«^••Oque ttma tan ¿anfado! 
iJ«tf .Aunque te eaf dt $ de Joillos, 

á q u a t r o i o c i n c 3 c h i q ü i i 1 o s • 
d.Iúa^CMa^iu íiO cueto dcfdichad^ 
:d»LiaéQ^^d^tc mi bien a Dios, ' 

queal iwílantebolvcré. VanJ. 
jlScr^los-ze guarde: ó quanto iiiej 
vendado dcfnudo dios^, 
imperio tuyo! ó quanto 
íupo rcndir^y vencer 
.de tus-flecbas el poder! 
digalo yo, pues elllantoi 
que jamas imagíiié, 
que ver enjuto podría 
canto á vn dia,y i orro día; 
domcfticado fe vé, 
q uacs po[$iblc.Sa¡e Fkra turb.ídé 
JF. Se ño ra. 5^. Que Nencst^ ha füced¡d< 
jF/<j,Llamandoá la puerta. S'/;'.Di# 
JF/o.Vi que era vn hombre vcñido 
demarinero»^^r.Pucs bien, 
que quíCTC^Flo* Tiemblo el dezlrlo 
darte.i'.Q2^?i^»Vnacarta,5. Cuya 
FIo.Dc Porcia. Jtfr. Y cffo ha podidq 
turbartc?-F/í>»Puesno íies, 
ya qucla verdad te digo, 
don Aluaro ef marinero? 
"Sír.Tu lo has viño>F¡o.Yo le he viftoj 
^^r.Diftece por entcadid^ 



DeDonPcd 

aeíjuecl fticfle? jF/(?.Íuc precifo, 

tclodixcífcracdixo. 
:^r.Pucsdí que no tcatrcuíftc,' 

mcdcofade oaicaftigo, 

y como que de ti íalc, 

añade de quaato es digno 
-«ldisfr¿2,y haz de mancrd> 

qucfmvermejcftoyfia juyzicf j 

niqueícpaqueloic 

fe buciua al inílaucc mifaio^ 
Yó lo har¿ a(s¡. AJv. Para que? 
Sale don Jívaro de marinero. 

que auiendo enerado acreuido 
yohtfUaquijporqtiedc cafa 
falíra á don luán be vifio, 
ya es eícufado que Flora 
medíga lo que yo he oido. 
fr« Antes parece qucno 
Jo olüeis.paes aviendo fido 
Jo que os dixc,qt3e os bolvaís 
fin verme mas,es iudicio 
el atreueros á vernic, 
de no o¡rlo,quede oírlo. 
iAlv,Es verdad,peroeflofuera¿ 
hcrmoío impoísible mió, 
fidc vn deJítouofueííe 
coníequencú otro delito. 
¡Y pues a verte no mas 
cncñe cragc he venido, 
jatentoíoio al recato 
con que tu belleza eftimoj 
con qbe tu rcfpeto adoro, 
y coo que tu opinión miro, 
nocftrañesci terme tanto^ 
que dfiguftada coífmigo 
fea ofeiifa la tíneza, 
y dcfnaeritoe! íeruicío, 
r.Scñor don Alyaro,no 
pcükis que el pararme á ojro$ 
c$ coníentida l;ceucia, 
guc p^raba^ai;oj» permito^ 



roGalderofi, 

que no es íioo turbación, 
-4c que cobrad.aosfuplico 
me hagáis merced de dexac 
la platiqaeo losprindpíos» 
Y fi es ve r dad q ue e f: o p ue de; 
que fea fineza, os pido 
_ . lailuftreiscon vna-sccion 

digna de vos ¿^.^/.Qual csíSer. hoS. 
tan preño,que pueda yo 
veros á vos períusdido 
a quc^l amor de mi cfpofo 
Ja paz de 1 L ñado mto^ 
la obligación de mifaugre; 
el traro,el gudoel cariño, 
me han trocado de manera; 
que robuHa enzina^fixo 
cícoIlo,ferá mas fací] 
á los embates continaos 
del mar, ó á los deílempíadds 
fopjos del Abrego frío 
mou; rfe,que mi íi«eza, 
fi conrraíiaíFc mí brío, 
todo el mar lagrimas hecho; 
todo el ayrc hecho íufpiros. 
^/í^.Quc importará que i?ia{onet| 
tus altíuezes conmigo^ 
de fer^I agua,) aJ viento 
dura eo7ina,eícollo altiuo^ 
fi antes que rebelde trcncoi 
iuiflegraíol^qucaaiuo; ^\ 
rayo de amor abrafado, 
enamorártefus vi/bs, 
y edificio antes queeícolloj 
encuyoapazibleíicío 
viueamor idolatiado 
deftc huminoíacrificío? 
Pues íjcndo aísí,como puede; 
acobardar mis dií'lgnios, 
fi antci de^aucr íido umiás 
encina de hbjis»yo mtínao 
te conocí írni^nte flor, 
y anu^xamijjeu de ^iver (ii<^ 



Elfintorc 

élcóllo armado 3c fcdra, 

yo le conocicdificio/ 
S¿ r.No lo niego, mas tambicil 

firat valgo de cíTe iriígno 

cotic^pto,qvic contra mi 

hallaron tus dcívarios , 

dcefl^j humilJe fácil tlor 

Jiazer cl tiempo ha poiiido 

con las tayzcs,quc ha echado 

identro de mi pecho inuido 

inmortal tronco, y cimbiea 

de cííe amoroío edificio 

caiiiica ' a naj de fuerte,. 

que vnu atento á precipicio/ 

yotroiiarayzatcnto^ 

olvidaron fus principios; 

canto, que aun no confcruado 

la lacmor ía de J ol v ido, 

hkn üdo,íon,y han de fer 

es Fuerca,y en deípcrdicíos," 

i xcmplode lo que acaba 

la carrera de ios íiglos«^ 
y;-^/«.Que figlosjíi aun por íonautcr. 

cuentan oy mis defatinos^ 

que recién nacida edad 

jde c us^rigoFesefquiuot, 

lAyer fbeqiranüomeamaflé/ - 
oo pues con tirano cñüOy. 
€e valga'! tricmpo ya, 
que pi cs^ni ha íer,ni*ha fido 
px>fsibie,quede vn inflante 
ja otro,de vno á otro nnprouifo^;. 
>coníeffindo cu que üiiOc 
primor, fíor,y edificio, 
crea yo que tan mud idO' 
i6hcrmofo;ó bello prodígiof 
de loque iuiíle primer O' 
tñis tan dcfconocídb. 
S&r.Nx) la coi'pa de cíí« errorj. 
quieras pnrríria coniiiígo^ 
«ion Al vara,qüc no cís i>ien 
dudajr cu lo ijuc ) o a £{ffi£# 



fud eshonra; 

Demasjdcqueyo a c íleeíeto 
de t i me Tíbo fo 1 ici ra 
vaIi;rme,cumiíino fabcs- 
mihonar,rai alciuér,nii brío,". í 
Y pu5s nadie como tu. 
examino en los principios 
IV) ¿Juftte d'emÍ5 reípcros, 
k> honrado de mis> de fvios^ 
lo atento demts decoros^ 
lo noble de mis deÍjgnios¿ 
¿ ti miímo ce examina: * 
cnmiñuatpor tcftigo; 
porque íi á- ti raiímo cu 
no ce venccs,fcrá indicio; 
quede cí norifmaolvidado; 
ttatc acuerdas de ti miímo. 
¿'►i4/^,Simeacucído',puesmcacuér( 

D^»/«.flí«/«.Comaauiédoanochccíd 

no ay aquí luz-? -F/í?;Mi feñor, 
J.Muertae(loyl¿/.-rf/£;.Eiloy perdido 
í;a.Qiie nuncafaitc á efte paflo 

galan,hermauo,ó mar jdo ! 
jilv.Q\K he de Kaaeríi'.No íé.jP.Yoi 
d. A¡v Queesf-F/a. Efperar efcondid ' 
eaeílecancei^qucél* 
entre en fu quarco.^.^/z;.EÍIo cHj|? 
nopor mipeligro tanto, 
como,ay Djos,por tu peiigro; 

Ser.Qvic efio (Tu miculpapacda 
' fuccder, ciclos divinos] 
d,(u.Cf>nfono^y aqm vna luz? 
.y^fr.Defcu^dOj/eñorjha fido »^' 
de las criadas. Sale Flora conluzes 

eílán ya.Si'^.Mtrcho te cftimo 
(escorcemos Coraron Apar 
la pena que.no retiño) 
elaoer buelto.tan preño, 
dju. V«nos pafiteces,y amigos 
me obligaron a boJuer 



DeCoiiPcd 

que íajportaáa que vínicflc 

a cjia.ó'.Ay ácmtldJ^A darte auifo 

de que han trajado vnaficfta. 
•//•.Viuamosalma^^i. ¿í/.Devn hilo 

pendiente eftuve^»/iv,£Q que íalen 

mañana á las regocijos 

de Barcelona embobados 

íus íarnfIias,perniítido 

,vío enere nofotros>pue$ 

lo_nicjor,y raas luzido 

Con íus oaugeres,hcniiaiias¿ 

y hijos tienen por eflilo 

gorar aíli ios disfraz^es, 
juego s,y otros artificios» 
¡Y como es eftc el primero 
•noque no loslias viüo, 
han querido fcñcjarte, 
Y aun a la buélta imagino, 
que en la Qu^inta de Don Diego 
de Cardoiia^qtie es el htio 
mas deieytoíb,porqne es 
fobreci mar, han prenenido 
vn banquete de fu parte, 
y de la mía tepídoj 
que te dísfrazes,y (algas 
con ellas.que y ocl vcíUdo, 
ótrage que tu eligieres, 
de aquí a mañana me obligo 
¡ atr^erte:que reípond€s? 
/••Tengo eieccion,n¡ arbitrio, 
mas que tu g«fto,el es íoio 
alroa,y ley de mi alvcdrío. 
lYporque vcas^feñor, 
con quanto gufto tefxriio; 
ven a mi quarto,que quieroj 
ya que cíle fauor recibo 
de tí,enfeñarte vnás mucftrai 
de cela,que auia crayda 
aotfOpropofito,y quiero 
que veas la que yo elijo, 
/¿f «Quien pudiera de diamantes» 
tío folo bazette el vellido. 



oCaHcronT 

mas para que le pifaras 
irtcempedrando el camino; 
Sffr. Aunque yo te mcré^zca 
eíías fine2a«,te^ firmo 
q las merece nji amor • Tómala lux. 
ve pues.flír/».q_hazes?Sf,g míoficÍQ 
que es ícru irte.^. /¿/.Toma í lora 
cu efla Xuz.SerjLs defatíno^ 
que Fluirá no ha de hazermas; 

de aquello que yo la drgo; 

porqueellatne fituc am¡ 
en ver comoyoteíiruo.F^/í'/^/^í?!, 
F/(7.Sefior don Alvaro,ya 
que eílá íeguro el camino, 
ícguidme. Toma laotrahz2 
^./4/«c;.Sj haré con harto 

temor.í'/<?.D«q?í;/./4/.De auer viño 

Ja verdad de quan valiente. 

es en /u cafa vn mando. 

JJ rr tr^s dhjuena ruidol 
í7tf.Vamos de aquijmas no falgas; 

tfpcra.V.^/r^.Que ha íuccdídoí 
J^r.Que viene luanete.tí?. Alv. Mata > ^ 

Ja luz haziéndo algún ruydo,, 

que yo tonuré la puerta 

finque rae veá. 
<lat Flora^mata la Iwz, y/ale TuaneU 
íV(?.Hedio,y dicho, 

lesvs mil vezcs»/«¿i%Quee$cfi9 

Flora?i7o,Efto es aver cay do, 

luanete./^^.En la atención, ^ 

ó en qué/jFÁ>.Que k yo en q ha fi Jo¡ 

tomaeHa ve}a,y balando 

\éaencendella./í/¿j lefu Chrií^o; 
'Al ir a tomar la vela t$0a cíí d^A Ivar 
fio, 4 es cflo?///^éVer auftque a cícura^ 

quaa grande eípanco ha^ tenido, 

pues has barbado de e panto. 
d.Alv.Qjié hüuiefle de dar conmigolt 

pero ya topé la puerta. 
í^/a.Eftás laco?//*^Xo que digo 



EíFintor ííi deshonra. 



és clerca,ik qui anda mas gente» 
fct\or« 

S.-ile Wí?j ccn luz¿ 
dtlu.Q^Q vozf £,9ue rnydo 
es eftc^F/í^.No ts nadá, Ji^ií.Gomó 

I^o.Ycndo i cerrare lía pucrr* 

tropecé, cílo folo ha íido. 
Ju a» Mas ha íido que c ílo íolo» 

pues yo ramWen.í/. /« j.üiIo,dilor . 

41 .Trompecé aqiiicon vn hombre^, 

que de tu quartoefcondido 

fa]ía.{^^/r^« Válgame ¿Icidol 

hombre aqui? 
7<f/<i.Y nada iampino* 
^F^.yocra^/eñor^con quíner i 

topó. TuJ No era^,viuc ChrifioJ, 

n3Íente,ieñor;por*!a barba 
V.7//.EftásJoco?aíiasfin juyzio? ^ 

mas^y cielosíyoloeftoy, 

íi en vn ínftance colijo, 

/que el licuarme Serafina 

d^aqui^y con traydooíiulfo 

dexar aquí á f torJipeco, 

peroyo^(ay demi!)yo miimoí,» , 

miento fi ladi^PimíentOa , 

ayde mü yfí no lo digo; . 

comajComa aquefla luzy - 

que qniero,aunque.no imagíao! ♦ 

que digas verdad, mirar 

la caía^entra, pues, conniigQf ; , ap¿ 

apuremos Ja razón, ^ - 

todo veneno al peligro; 

tiste caniiiZyy faU Serafii\i, 



di¿ vOzeS)don Toan al rnydo 
fal;io,yvá á mirar la cafa* \ 
•Sí r. Sabes frél avri (alijo? 
S&Ie dji, La cafa anduve>y no aynadí 
Serafina vén conmigo, 
a mi quarcoefccgeras 
que joy3s,y que veftfdo 
has de lleuarMa fieü;?, 
í^r.TugufioíoIoes el mio:- 

valgamc Dios,^ de aílorabroi -Aií 
enfolo vnínriantelievitlo! 
¿./«.Válgame Dios que de cofas Api 

lleuo que penfar conmigol , 
P/(?,Tu cienes culpa detodo.s 
///íi.PicaraJo dicho dieho... vaf, 
Salen ti Principe Ce lino de mcbey 
C<?/,Notablcescu trifteza; \ 
P/'.Ay cielosítan rebelde U^efiranq 
es de mi pcnfamienco, 
qfobíiencüelbiédel mal que ficnci 
CsltYo juzgauacüo¿ dias 
paíTados^que eran tus melancolías 
viuir de Porcia auíente; 
mas dcfpucs que fuvpadre,»cucrd4men< 
dexóel íjouiernD.y vino 
a NapoÍesj,ni creo,ni imagino 
queíealacaufaella; 
con la fcñique tienes, 
^ aque;ílas rexas cada noche víenesj 
y tu mal no mejora, 
y mas,fcrior,aora 
que dolí Alvaro aufcnte^ ^ 
aun ce ha quitado aqueíle ínconucnieí 
Pri,'] impoítajCeliOj.ver á Pdíciabe 
fi de-mi ptna no es la caula eiU? (lia 
deReíÜBerximicntQ, 
es no masque engañarelpeafaraicatc 



/¿¿ j.Eflo, bien podra s no hallarlo^ 

mas,ícnor,lo dicho ditho, 
5^r.Fiora,qi5e ha fidoeño^F/o. Apenas ^ Cí-APues^uécaufa has tenido 
' /abré íeñora^dezirio: |)araque noíea aajor efte,ni olv¡4oJ 

doD Alvaro y ba a falír, P; Yo la cauía dixera, 

luanete a cüc tiempo vínoy . fi al hablar no temiera^ 



De Don Fv-dr^ 

Je¡.Y¿ qc* effo fe aifegura 

[e la objeccion explica tu tr Iftera 
V/íí.Acuerdañede ver vnabelJeza, 
lie hucfpeda de Porcia el miiino dia 
uedeEipana veriiií, 
tic a a-íís ojos en cjpacio brcue, 
nonflrjiofa éxhaíació defuegoy nleus 
;.Bien rr.e acucrdo^por leñas t] eííe día 
e fue canibieo^y noocdad fcr)\», 
jiie en la auíencia épefaífc tu violencia 
juando íe acaban otras en la auícncia^ 
Pr/>í.MQ,porqiJea] primer paílo, 
mees de ver lasibrnbrasdei OcalOy 
:al vez en' pardas nubes íe obfcurccc; 
\o porque al prioíicr (uño 
!cl reíampago,ycfuéno 
ai vez ie^eívanezcaei rayd,cs;uflo 
le z ir que fuera yo de Has Jlcno: 

10 porque de íu feno 
wzca taj vez orilla 

ieJ mará brt'uedad Ja fucntezíj/a; , 
ionde fu cama en fu fcpujcro vea, 
lira n que en íu crillal,criftai nofeaj- 
>Io porque ardiente llama 
1 primer refplandor con q fe inflatíía ■ 
fpiraíTetal vez de vníoplo herida, , . 
: dirá que no tuuo íer^Ri vida; '[ 
' no porqiue tvl vezeaej pri.Tcro 
rbol JaíIorexaminaiTe alñero 
elo v-jiie íu efplendor adormec/cíTei • 
Ndíf áque laflor,qac flor no íuefle. 
,uegü,noporq halUlíe eo vnrnométd 
:.Ciibe,cl fljJr,cl joplo,ci yeío,el viéto - 

11 amor rtcjco nacido, 
ol,rayo,furnrc,llaínJ»y fíornohaíidp ' 
V/ Bien argüir puífcera 

contra aquella razón, íi ya no oyera 
>en ej jardu) fonoro el UTÍhnnKmo^ . 
que es la ieéi de Porcíá, 

V/».£fcucíia atento, 

ic el tonaba dedezítme 



pues de cóctcrto efrá cíJtfircs defv^íos 
que ¡legue íi es amor ,q haya fies zíl^;^ 
Dent.Lant'.Pzra tibíes amor cirano;, 

tJnc.^. flxha,y tanro So/, 

ta^:a munición de rayos, 

y taorr.) leucro harpon? 
S.Uff purera, candando a vitA venlA^í^X 
Pw/.Erper<fndo Porcia bella. ^ 

eñaue a ver ü tu voz 

me derpcdia con zcios, 

ó'iainiUítcooamor. , 
Pí?r,£ik es 2ikao,quc aunqoí 

no fuera Tcaa cu los dos, 

íiempí'w iaccdiera.puts 

quaiquicra dat»a,íeñ3ri 

c 'U él an3or,6 I05 zelcs 

deípide,ó nama./^r/«>Es^rt'oi*| • 

queyo íe alguna^qcceftando 

al reues de eiía opanioii, 

fueleii llamarle con z%\^%i 

y con !os anvures no * 
Pe/-. Muy necio fér^i el amanee-, 

que viendo agraiiio,y tauorj^- 

hagí de vno deíprecio^ 

y de 1 ott o e ft insac io n 
Pr/».No digo yo<iuc ícrá - 

cucrdojfojodigoyo, 

que lo rebelde taive^' 

haze fi^^alrdo mayor. , 
P(?r.B4cn mi firmeza amparará 

la opiniooíls" effa opinio 

fi eíla nnch&jcomo otrasp 

tuuícíl^mos^ocjfion • 

d hablar de eípacto. f Wn.Pues qu^í 

nos lo emb.if a9;.?Pí?í' El tewm; 

de no citar ya rtcogido 

mi padre, pues ^e obU^Q 

el diíguto iiel auíecctí» 

de tr;i hermanóla la afcr.cJ*?ri 

de vnosdeípacbo5:y aSi. 

10 que aya de hab'ar coq vos^ 

11 fuyr(4 que tüe InUrut^wnmf 



ElPiiitoi 

lo scoqr,p¿ñc,porqr:c no 
pregunte por en i,e. cuchando 
<]ue Jqui diuertida eftcy, 
y pueda también cJ ruido 
de ]a£DUÍica,eIrufiior ^ 
deroientírde iiuellras vozcs. 

primera, qne habUndo, aya 
en cjauTniasdeJ amor, 
y faacaíias^que rodos 
compueíla mufícafpn. 

.Pues cfcuchaoje, que tengo 
mil coías quehabUrcon ji^os, 

Toca^y reprejenm. 
y aunque iea deílafucrtc, 
importa dczirlas oy., 
M¡ padre dexé cl gouiernoj 
ya lo fabcís>pof r^zoti 
¿c rctiraríea víqir 
a la aldea de.Bclfíor. 
Mí herfnano.<]ue ci^ar^j^aua 
aquefla reíoíucioii, 
scon aver fin fu licencia 
idofe,fin que c!, ni yo 
íepamos donde, le hátiado 
üe apreflurar la oca/ion, 
de íuerte,que mañana 
írfe quiere de aquí,el dolor 
iiie^nin'udece,p©r'que ay ya 
<n mi cafinpeuapailion, 
que todos caneen tañendo; 
y llorando íojayo. 
Trin.Bi^ es meneñcr(ó Porcia ! ) 
disfrazar al dulce fon 
de eíTe inflrumenco efla nucuai 
i)ien como para el dolor 
/uele dorar fe lo malo 
<iel remedio,aunque mejor 
pudiera de2Ír,que es 
cierta cfpecíe de cr aycioo^ 
halagar con 1 1 dulzura, 
y ra4ur cpn ci rigor. 



¿c fu clv^s honra. 

' J'í;r.(iijien mas que yo dcfeara? 
.SaU lí^. Qje ha.baxadoiwi lerior 

al jaidin,fus paflusífrcnto. 
C4«f^Pí?r.£íloescúpiirxonios dosi 
Cl zelos han de vencerme^ 
aunque blafones de Di'>s, 
pira que esaaior riranó 
tanca fíecha^y canto Sol? 
Pr;>?.De zslos caiua,ícñal 

cíetcajque el jardrn entró, 
Retiyjjfyy llega por Upan 9 de aimA 

iro Don Luí i alarexa. 
O/.QuieaJmo tu tuuo pucfta 

^nniuiica fu pifión? fíoy Porcia 
JF/(?,Quicn si.Por Quifi es?¿^«i «-.Yo, 
que t^nco me diuictió 
tu voz^eftandocfcriuicndo, 
que fu dulce ínípenfion 
me hizo baxar aljardin, 
bien que apeíar del dolor 
de la ¿ufencia de tn hermano^ 
J*<?r.'En efias rexas cftoy 
gozando eireliasei blando 
viento¿qoe<:orre-yelo2 
" conmigo.y a f fte ínftruracnto 
díuertida,<:^.Z.«.Quc mcjorí 
y mientras^ o rae pafleo 
porél,te ruega^miamor 
butlvas a cantar •Por.Si haré? 
C eneflb guftote doy, 
y masfi te ale xas. pues 
bolverá a fer| la canción. 
anta* honor fi de tu&rigores 
te vences,paraqDéfon 
rauta munición de rayos» 
y tanto fcuero happon? 
Ce) Ya dize que boíver puedes» 
pues buel ve a cantar de aoior. 
*P/-/.Paed^ llegar Porcia? P¿7;*.Si^ 
que aunque mí padre baxó 
al jardin,podrasüitme 
€l auí/o que te doy, Táfietídoi 



D: Don Pcd 

Mañana /e vi a fu ¿Idea, 
enei|a'tíeiie,^ñor, 
vn G*ll¡lJo,<]i.ie del bofquc 
csruAicd población, 
fien acbaq,ue ácHc2<¡^ 
ael quiere3Ír,me|or 
en é] tcjidreGiosmíi vezes 
para ablarttos ocafion. 
Prin.Dlgoqut iré^Porciamia;^ 
a ver te •¿^'•X^vPorcia.Pw. Señor.. 

d. L /. Ya es hora de recogerte- 
P.Fuer9aesirrac.P:ADios.P.áDio$: 

y ya que eí tiempo moquita 
aun eña breue ocafion, 
hablando contigo icé, 
lino de zelos de amorr- 
en otro ientido-Pr/^.Qual? 

ParMiio lo dirá mi voz^ 
ay moleta] au{eí]cia,ay partida vnio^. 
ay noche fin dra,^ay dia fin SoU- 

Pri;rrYa quede amor,ydezelos 
variar huuo lacaQcion»^^ 
cfiiede auíencia,puesa/E 
cambien convenga a los doS; 

' mascón vna díicrcocíaj 

; que clia hrabj í conmigo, y yo 
con aq^iei bello impoffibie, 
dizicudo de ambos la voz: 
Aymortal auf:ocia,ay partidaymS 
ay noche fin dia,ay dia fio Sol; -I 

WJa cjftta dentro, y efrtprejentdyf 
dale Don Alvar o\y Fabio con 

e. Alv» Aqucíka purtta es 
de Palacio, a qufén la fama 
de Catatan nombre ilai*ía 
la p!a9a del Oos,y pues 

es aquí donde a patar ' 
codas las mifcaras vienen,' 
donde los m^ificos tienei^ 
tablado para danzar. 
Aqai es dp ode e/peuc| 



roCa fdcron. 

ver aquella disfi ?53íí*f 

qtie de Flora acompañada 

fa^ióde cafa. pues fue 

fueicano aueria íegufdo, 

haftaqiiedefta manera 

de maícara me vifiiera, 

parj no fer conocido. 
Fab.No dudes qne aq,uí,íeñor; 

ocaíion de-hablar cendras,- 

pues aímafcara jamás 

íele ha negado el íauor 

de hablar todo el cjempo que 

el roílVo tenga cubierto^ 

como nofeadelcnbierto 

quien íca.¿/.^/c'. Notable fue 

Ja introdociondeftosdias> 

puesaunquepadre,óm^rida 

Jas acompañen, han fído,. 

Fabio,]as galanterías- 

permitidas.P^^.Y es^fe facrtcj 

que con fer tan belicoía^ 

Bacíon efla,> rao zelo/a, 

no h4 fflce-dido vna muerte; 
d,Alv,E^,y2 en la piafa entrando ^ 

d íiíerros di sff azc s vi . . 
F^í'.Verlas podrá-s defdeaqui 

pafTar t^acnd-i^y caiu^nco.. 
Dentro g^ita.y corr:/^v/%a cortina^y 
eflamn vn tabl'^idUlo hs rñuJhos^yjO. 
¡enlas niugérei que fniierenvor viié 
parte bjylMdo^con mafiar as iy fQf^ 
vtrá ks. homhreJiCon tra¿^es 
■ • ■ diferentes» 
Miíg- > nin fas auñonas 

a bayjaral Clos;^ 

tararera, 

que en lasCarnefloltas 
fodiisíraz ?tnor, tararera 
Hom, r .Venín los fedrines 
al Gro&4baylar, 
tararira, 

en |a§ Carn^iJoJc^ 



El Pintor de fu (í 



intor 

d*Iu»Q^c, bien íu!o,te parece 

deO i Cívíiiiiii alearía? 
Sí?ri»Qne no tune mejor dh 

en rni vida,y reJgr^dace 

mi ínioF el aucrnic hecho 

tal fcHcjei^. '«íPcívami 

lo hiera caiiibien^íi üqui 

]a con fülion de mí peciip 

rae le dcx^ra goza-r 

aníique en vano me atormento 

coa mi naifnio peníaraiVnto. ^ 
Jífa.BoU'cr quieten a baylar. 
^«¿.i.Sonau muscos íonau, 
//¿>;:^.r.Pfeucníd ias<aftañ¿tas. , 
Jif;^7.Quc boIeuF Tofifl/. £asparakUS 
digancois-^í^y^'.Qíiemc pleu. 

^ a vnaparúe^y Don Alvaro 

iKjw.r.Avea per totcUlogar; 
Mug.yJVtñxvi voíaltrcí^ conaijgQ^ • 
./¿¿^^A'vtsn fadríncsde ai¡£ 
a'altrccarcca bayiaf* 

ycl aFín^melodijíera, 

aún guindo^'o no Tupíeri 

^iiecraeÍla.F¿i¿',Pücsáqtu 

/egiHO pücdcíiiabUr, 

miencraseisbosadocfias.' 
y.^to.Goz^réia ocafioB¿)ii«íSs 

Maícara^ucrcis daofar 
' conrxi;gO:S^^#yuefira cfperaiija 

tarde picRÍo.que llegó, 
y.^í;,PQtqüe.:aríi?>S^f .Porque yQ 

«o clic^y para^azer mndan§a, 

y ce vana IttprcteDfion 

V ue ft r í . i. . P lu s y o pr e.í ura ía, 

que vna rrí::d<3r.5.'i pí.dria 

pe r irti haztrfc^iííf .Es iiuíioq, 
A[guna ve* la aurcíshcchp^ 



cerla dy, I 
ir. . 



^-snon ra. 

. diípaeñaanohazerlady, 

■porque la hizc ya, 

nodu¿edeíconfíai 
dylu.E^ oiaTcara ce ha pedido 

dancá/i tc^h i conocido, 

ó no, es í'ucr ja-dan jar, 

íi ce LcHotCjporquc 

feria deícorccíia, 

y íi no«,porqu«íería 
. 'Cuydado.i/;*.Yo danzaré, 
• íi tu licenda'ftjíedías, 

que yo por tí meetufaua. 

.¿./s<.PQr<j;ur. porftii?iV.Por4 efhi* 
>^tenta ara voz «o mas, 
lU. Eílo es. permitida aqui: 
quien íerájclqtíe a Serafina 
niasquea las d'eIna•i^íei^cllna^ 
,^.A/c'.En ñtxno reípoudeisPJrr.Si; 
, que es lo que danzar queréis 
inafcacaíqaeiíer tío quiero 
groíer a^- ^/íf rTocacl rugiróí' " 
jSer. Porqué elrügefoefcogeis? 
.¿3Í.A/^.Pbrque« vyeílra vi ita atento 

deí i'-.p^da en cfta colína. 
Xocan^y mientras dancan reprejenti 
^ />} muíicx rsjpond^ytodo a combas i 
Jin fnrarfe nunca los 
infirumentos ^ 
;iíí*y?;Reüerencia os bazc el ^Ima; 

Reyna de mi penfamiento. 
.Anhl'o, Ymasquandocn vosGpncépIü 

que aínorosdeuc adorar. 
Miijt*^ot Idolo de fu Altar, 

por imagen de fu Templo. ' 
Sc/'.Dc nada ofenderqBe quiero; 

quequcxarfede vn rigor. 
üfí^í.Licencia dauaelamor 
a que pued* va Cauallero. 
íí/»*Maí» lo que eícuíar intento; 

es que pueda vueílra Mama, 
Msí/t,Ea¡^[ farao a lu dama 
dczúiíi fu pcniaqicaco. 



De DoaPed ro Calderón: 



\rJY afsi parí cortcCa, 
I cUo baírj^perdonad. 
Aiv.liiti^áizQ en ía b re ve da4 
cfi«i cucha que era mia. 
f/». Mejor lo dirás dcUnteJ 
ayiíandoos oícndida. 
/f .Q¿e?»y.Que me importa la v¡da¿ 
que osbolvais luego al inflante; 
l,yaaiOs,amiga,de aqui. 

Quedafe trifte» 
íw,i,Ccn t nta pricíía,porqTi6 
irtcquicres?*y<fr.Nolofe# 

ce agrada el pueftc>?.S^r.Sí¿ 
pero ya parece que es 
hors que nos recojamos. 
V, 1 .Por la Tarazana vamo^s 
a nr*iQiiínta á^,/«*Mejór es, 
jue alia íin publicidad 
lospodiemos divecrir, Vanfe. 
ív/?.Pües dí«xa yade venir 
gc«te,los pueítos dexad* 
^.luanetCjíaber procura, 
pgaicndoíe haiia deípncs, 
bfle maícara quien es. Víife. 
U.Mí cuydado te aílegura 
ie vift3,aunque al cabo vaya 
le! mDodo,jF/?^.De q has cuedado 
an trifte?¿3^./í/.De ver quaa vanas. 
>ara mi iaipoísible amor 
ontodasmiseíperan^as, 
>refumiendo halla/ (ay tnlle} 
Igiin alivio a mis anfias, 
ptecé aqueíTe Vergantin, 
|uc furto en el mar nae aguarda, 
I' findeípedifmí(ay Ciclos) 
¡lemípadre.y de mihetmana, 
!'inc a ver a í>ef afina; 
nal djxc,a efla fiera ingrat8| 
ffaesfíoge,eí]aíirena, 
ffevene»o,cíTa rabia, 
í. Sin duda e^s Fray je,y efl| 
iPiü^ida4of g otra (;aía^ 



pues que va con tanta príeíla. 
d AlvA pues q^ue fir-czas tantas 
. nierecerla,al veruie Fabio, 
i DO han podiido vna palabra 
agrado>y la vlcimalue 
de2Írme,qüe cl qut me vaya 
fu vida import^iQ^e cfperde 
crean mis defconfiaccas 
devna vezqur yaeíle bien 
fe perdiójV pues fitmpre fe haJla 
el principio del coníutla 
Con el fin de la deigracia, 
tratemos de vivíi ; toma 
eflos trag^s,y eftasgílas, 
'Quitaje el capote la majc^ra^y ([tlsl 
da de Múrinífro. 
buclvelos a qukn Ies dio, 
que yo mientras aqui falta si 
la genrede mar haré 
•que fe junren,porque vayan 
por agua,y viento misdichas 
abufcar íus^cíperanjas. 
^/^¿i.Oygan que cransformacion| 
aunque no íe veo la cara, 
que es marinero íe ya, 
pues es el'tt age en que andá; 
Fab.LsL reíolucion mac cuerda 
esefia.¿/.^/'í^«Porque no hagá 
mipena entrando en confejo 
conmigo aígmumudar^a; 
ya me hailará^embarcado 
quando btíelvas,porque es tantj 
la fe Con que a Serafina 
ha querido,v quiere el alma¿ 
que fi a fu vida le importa 
mi mucrtCjés juAo biil^iarla» 
luaMoy tras ¿i, porque no pued(í 
verle,masfeguirlc baila, 
^alen at[^t^f7QS Marineros» 
d.A.lU di már.i. Señor ^•^•Estíépai 

para partir caraaradas? 
2. E; fne¿or . tiempo es del mundo» 



El Pintor 

el tñár fe mira en boñan^aj 

J.Jlv.Pvít<, alto a embarcar amígosj 
á D¡o5i,a Diose^petanfas, 
á Dios S.f3fina,/;^»/r<?. Fuego, 
ÍM go.d.Alv.QiK vozcs ion vacias, 
las que oygo?. «A lo qnc íc ye, 
coda U qíiinca fe abrafa, 
de don D;ego de Cardona. 

d.A'v.Ay de ini,qrie jneila cflaua 
Scr3fina^:kncmncncos 
noacudats a la vengan9a, 
Énoal reparo venid 
ConíTíigo,quc fiicra eflraña. 
fo tunade misdeídichas, 
fi huu''eííc venido «darla 
la vída,quando dia plcníz- 
qu? la mue« te. //^^a. Ciclos, tantai 
la violencia esdcl ncendio, 
que vn tnitante a íer paffa. 
bolean del mar; Dí*»/. Fuego, fuego 

¿»j1k/.Enuc panelas, V llamas 
monílruo de ftiego,humOjy polvo 
vn CaualJero a vna dama 
' facaenlosbra^os^ Snh Don Juan ^ 

^'lu a. Amigos,. 

fi efta ruina,efla defgracía,, 
pUdofos os ha traído,, 
focorro^y fenor a tanta 
gente como aquí pete ce, 
la mas nobleja mas alca 
ferá que aquefía hermoíura 
tengáis vn inflante en guarda: 
én tanto que buelvo yo, 
a coíía de vida,y a:ma,^ 
a fu /oc arrosque ion 
los quemi fauar aguardan,. 
deudo5,parientes y amigos, 

W;-4/z^;Bíeí>podéis,fcñor,dexarIa^ 

éi.Iúa^T^DÍ9Siqucc] valor me Jleua,, 
y obligaciones me llaman» 
a fu empeño. Drw/.FuegOjfuegO», 

w&<t^€ñof,oyejjef£eraa£uarda|, 



de íu deshonra. 

otra vez fe arroja alU 
el diablo que tras el vaya.' 
d^Alv^Q^^n cix el mundo au^i viílo 
jamásd-icha tan eñraña? 
En nais b; ajosSerafina* 
no cüa y a^y no cii á ía playa 
aguardando vn Vcrg^antin? 
pues qué eípera, pues que aguard 
mi amorí-Aoiigos a] mar. 
Mar. i Q^ eslo q^iiemteutas? 
MAy.2.Quc trabas? 

b • Qu e e s c fí o , Teño r f ^. AIvS)q{i¿\ 
lo (abreis,dig^ 1^ fania,. 
que ficmpre la pr^pria dicha 
enáco la agena venganza. ^. Itvap 
/a^.Oye vue Ha reeduque digo? 
mire ^fled que cílarcs mi ama. 
CáUiilUr^frtrríero dentro^ 
Cavu .Qomo la gente íe íal 

la hazienda no ímporCa n<ida. 
2. 0e todos no ha parecido 
íino fola vna criada^ 
de Seraffna.. 
S.úe d.Iua.Eípcradf 

que al á con voíotros vaya: 
amígos,efía fiermofura 
que os entregue dcímayada, 
reftituid a mis bracos, 
q ya. Ití¿L Señor ,cfvn gnien habU 
jí»/«;i,Gon vnos hombres del mar, 
á quien dexe vida^y alma 
en S::r2fif)a, basaos vilto? 
que deuicron de licuarla 
fín dudaa alvergar aJgtna 
dé aqv.tílas de íus barracas. 
/í/d.Noia llenan íino al mar 
de jquel vergantin ,qne a las 
le dael viento,y pi: s ios remos; 
lleua a Setaiina.¿./f/;?.Ca]la, 
íino quieres que^ r;í aliento . 
te abiafe./t^^.Gentil venganza; 
¡IcuAí te £5 Efpo/a quic n . 



D- Con Pe 

de mafcara íe disTraca, 
íit ndüA^fi pobre marinero, 
y amenafaímeamú d. Iu. Aguard* 
el-m<ircaraerafay demiíj 
el mar mero que eftaua 
aora xq\iklua,Si kúof^ 
/«.Matóme mi con fianja; 
pero queeípcroque no 
me arrojo al maj^en vengaii9a 
de mí Í3onor?7 ^^.q cseílo?^* /«•Es, 
£a/en todas (os de lamafcAra^, 

vna dcfdicha^vna rabia, 

vna afrenta, vna deshonra 

tan grande(ay detníi.)tan rara; 

qce oo mcacrcuo a dezhla 

liaíia deípues dc-.vengada, 

y ha de fer dcfta manera • 

Eípcra ladron,piraca 

deOos piclagos,quc JO 

contra ej fucgo,y contra el agua 

lidiaré jgualmcnte,dadrae, 

Cielos;ómuerte,óvengan9a, 

«.Por aqueíiejhombreaJatnar 

!edixoya.7bi>/.Al aguacal agua^ 

¿i^A renro^y vela el baxcl 

huye,yéf,TacionaJ barca, 

en vano feguirteintcnta. 

r». Amparo Cielo* Taá^ £1 te valga. 

' iornXda tercera. 

e D.Luis .Mandaiíme que os avife, 
qué cauTa pudo tener a Don luán 
•ca tantos días fin efcriuiros , y aunq 
ifiera efcufarme de hablar en eflo^Tio 
ido dexar de obedeceros. Las Car- 
lolédas paliadas eOando en lai^uin- 
de D..Ditígo dt Cardona, fe prendió 
ella can grande fuego, qoc noíinpc- 
ropudíeronefcapar la vida,D.Iuan 
ó á fuefpoía defiriayada,y dexando- 
>or acudir a las demás en poder át 
Dsmaríneros^queno ^Ita qiiiep di« 



roCaldcrojir 

^a que eran cofarios dísf-ajadoSjíc hu 
zieronala mar con ella, arrojandoíc 
iDon luán deferperado al agua , donde 
le /acarón cafi muertos , algunos que 
acudieron fauorecerIe;yapenisíc ha- 
uo reparado ^qtiando faltóde fu cafa 
fin lleuar configo mas que vn criado , f 
hafla oy noíe ha íabido-del , ni de fii 
^fpofa, 

No Ico ma^ique no espofsible; 

<iue rendido.que poftrado 

el corafon a los ajos, 

uofalga deshecho en Tanta 

O válgame Díos.a quantas 

defdichas, y fobrefaitos 

nace ínjetoel honor 

del mas n^jb e.c! mas honrado! 

Aqüiel ferio lo diículpe; 

pues a ios ojos liijmanos, * 

por mas que cña iVa deídiclia^ 

no dexa dcfer agrauío. 

Diera por íaber adonde 

don luán eílá a fu .'ado * 

correr fu miíma fortuna, 

quanto foy^y quanto valgo; 

para que juntos los dos 

«o dexaífemoscfpacio 

efcondido de la tierra, 

que no inquiricíTemos, dando 

con la muerte del ladrón 

pirata,aíTombros,yeípantos 

al mundo. P Scñor.¿¿.L« .O Porcia 
JSaie Forcia^y lulta. 
Por» Que^s lo que tienes » q hablando 

contigo a foIascRáSi 

coletico^y enojado? 
d,Lu Nosé,Porcia,joquc tengo 

débame en aquefte cafo, ^^Ari 

ya que me deue el fentirlo 

también don Juan el callarlo» 

Vna carta recibí 

acerca delospaíTados 



El Pintor de 

ple/to§3é mi teiid^ncía» 

Pí?r.Pefair.e de auetce hallado 

fin gufto, porque venia. 

a pedirte m¡ cuidado, . 

que me hizieras va fauor# 
i.LuM en que rcpaiasíPo/- .Reparo 

en ejiic quien fin ti<;mpo pide, 

es íuer5aqucdefayrado 

quede. í^.L«. Para ti no ay tiempo; 

vnos fjeihprc mis halagos 

foR concigo.Po^'^Puesen eflTa • 

cannanjaahab.'ar te aguatdoí > 

Don Alvaro.á,L«aNq profígaái 
íor.Ves fi ay tiempo,ó noid.Lu*^ crí i 

pues en qualquíera diré, (gaño^ , 

iqueDOjnehible enél cu labio^ ^ 
. hartas vezes telo he dicho. 
P ' <?r»Qué eü jo q ha hecho mi heraiano . 

feapr,para que ccnel 

te dure el enojo tanto? 
/íai«.Que m3s,que Cm mi licencia,' 

fin faber como^ni quando, 

ni dondejalrards caía, 

y venir luego muy fiIío, 

con prefumir que ha de hallar* 

la puerca abierta^y los bra^^os? r 
PjO /'•De todoeíTo ledíiculpa.. 

ja libertad de los años: 

fuera deque ,qué delito 

es feñor,íi lo miramos 

fin paílici),que vn hbmbre mojoy . 

viendo que ha determinado 

Querer viuic en la aldea 

tDíre dos rudos vijUnosi . 

neciamente fedefpeche> . 

y que mal aconfejado 

íalte de tu vifta vo mes? 

jique.defdc que vino ha cftadigiu 

temerofod* cus ¡ras, ^ 

cola cafa retirado 

¿ei monte,6D faíír dcJIav : 

ix^rezcate fusio^ llanas 



fu deshonra; 

que buelvaa cafa^i.Lí/, Aoira bíc!, 
por ti ©n fin fcha de hazeraJgo, ' 
a*uiú!e de que venga» 

P¿/r.Guardecí: el Gklo mil añoí, ; 
y clauiíoferé yo, 
que aqudU carde cejando 
iréal monte,yJedité. 
^'que venga a beíar ce mano; 
Lí/.Haz tuaíla 1¿> qtie quifier^: 
qae hizierayo Cielos láñeos, Apa 
por íabet don de doi) luán 
eftá,y donde íu contrario, 
que viueDios que fe viera 
enmi el exemplo mas raro 
de amilUdque haviftoeImüdo<F¿ 

/^¿i.Bien,f€ñora,feha logrado 
la intención. Por.E% cierto^pucá 
no esquaíicodii'pongo,y trajo 
amor de nai hermano ío!o, 
fino mio,prGcurando 
que la cafa de/ocupe 
del monce.porque ím tantoS 
ríefgcsel Principe pueda 
irajU ta! vez,logr-ando 
mi amor laocaíion de verle? 
Y aíH lulia a e0e criado 
que crajoel pape],dirási 
que a ca^a efta carde falg^; 
que bien puede en el Caüillo; 
pu?sya conoce a Belardo 
íu cafcro,entrar,qüe yo 
en dizicndole a mi hermano 
como mí padre le cípera, 
podré hablarlcenél./i^.Noen vani- 
com j es pobre a,mor,es codo j 
tri9is,cautelas,y engaños. j 

P<?r.Damc vnarcabuz,qucquicroi J 
por el camino ir tirando, |: 
y venga atrás la carreja. 

/í/íí. Aquiefiá.P<7r.Para que me atmí 
amor,con armas de fuego, 
^ $am»a£a íaig^ 



De DoiiPcdrc 

contra tí^me vences fo?o 
;con vn vna flccha^y vn arco, 

e( preg-anurlo?i*.4/í;.Eflo es 

dazj* íi^e que eiU j i/ürai>do. 
j.;^.Es vcf dad./í^./í/'í'.Dddcel inflSte 

que dgírai'Váü4 en Giú bracos 

paísó de) globo dcJ fuego 

a incendios deagua, trocando 

del vneílrcnao aotro eftierao> » 

do^ elementos ccritraríos, 

no fe enjugaron íu$ ojos> 

p jcs ¿penáis en el Barco 

fe V ¡ó en mi p od e r , cob r a dá 

de^quel pálido deímayo, 

qc.tado a ¡íorar empegó,* 

deíuerce>^ue vnbreueefpació ' 

no han podido mis caricias 

hafta oy fufpender íu lUnto^ 

pensé yo»masno pensé; 

que aun tiempo para penfarI6 ' 

no tune^que Serafina^ 
ítf/ff.iy^r.Efperate fuera,Fab¡o,^ 

y tu eícuchame^porque Fa/e Fálíai > 

mi nombre oyesdoen tus labíosy 

y oyendo mi mal,del nombre 

también el in^tcnto, trato 

de aprbuechar la ocafion; 

porque de vna vezfalgamosj , 

cu de diK}as,yo de rcnas, 

y de confuficnes ambos» 

Penfaüe(ay de,iní)que fuera . 

mi decoro can Jiuiano, 

tan fácil mi eftimacion, 

miíentimienro tan vano, 

mi vanidad can humilde^ 

mi tormento tan villano^ 

y mí proceder tan otro, 

queme^iuuiera confoJadd 

de auejea vn d-Wger¿ido¿ 



iCalocí on, 
E'pofo.cafaíy eí^ado, 
honor,y repucacion, 
con Tolo hallarme en tusbra^é^, 
vencida Je tus traiciones, 
forjada de tus agraüios. 
^/V,No pensé, per o penrf 
iSír.Qáeííi'. A/,Qae por el miímo pajé 
qruc fue tan deleíperada 
m i accion> fueran tusagradoí 
menos crúeles^pwes vemos,' 
que amor en lo tcmerarior 
viuf 5y díículpa no f icne 
vn honor ^namoiadoj • 
como nté cencir difculpa; 
tanto ima ei que yerra ranníj:- 
¿'ft>,£í)lA razonjCanfin ella 
para mi efíá^cuie ¿nctsracOjí ^ 
quequ en lo dcílruye tod»j^ 
nadaeirítDajy aíTifbgcato, * 
y aisi aícbe^y i8Í«í fiero, 
traydor^injufto , y .tirano j 
pero no digo b]€fí¿^^ 
ya de otro eftíio rtie va]go| •« 
Don Alvaro,mi feiíor, 
fnpueílo qi>e ya eíle cafo ' 
ha fu<:edído,y no tiene 
remedÍG,paraquc andansoS 
afgüyendd.en lo quehuuierj 
fido mejor, ya los Añros 
lo dí/pufic^on aísí, 
yá lo quifíéron jo$ hadosj 
ya lo admitieron los.Ciclosj 
paes bien jal remedio vamosí > 
y debate yo el oírme,"* 
fi es que he de debe- ce algo, ^ 
Yó ,doo Alvarc),nD4Í?^"to|¿ t 
fii\ temerquc in/icionní^ ^ 
clayre de losíuípíros 
de doaluafi raect\cuenccCypr . , 
nodoy,quc creyendo vede, 
de mi foiDbra no me eip^tafo - 



ElPíatord 

aqucn:a cafa de campo, 
adonde cu me has traído, 
íepulcura de mis años. 
Tu coníegnida, no puedes 
confegnirme,pues es claro, 
gu¿.no configue^quien no 
configueeIalni3,y es llano, 
que vna hermoíiua íinelia, 
es como eftatua de marmoJ, 
en quien eftá ia hermofara 
ün ei dolor dei aihago, 
Ysnc¡da,mas no gozad*: 
mal aya amor viUanor, 
que la.fuer ja del carino 
la funda en la de los bracos. 
Don luán es noble,ofendidQ,' 
íoloen eilodi^o harto, 
4que fcpa de cíes forfofo, 
pues auícndoíé guedado 
Jlora^n Barcelona íell 3 
lo avrádíchOipues^ongamGS 
a efic medio efle,peligro, 
y á efta dcfdicba vü reparo: 
cfteíolo puede fer, 
,cjue tu amor defeíperado, 
de que,en Olí :ha dehaiiar ^onfuejoj 
ferefuelvaen rigor raneo 
a perdcrnfiexle.vfU vez, 
iea mi íepulcro el clauQrp 
de vn Conuenfo,en que ignorada 
mí vida.t/.á/jc;.Suípende,cl labio, 
iropróíigas^ue primero 
qucyoviua.íintíjvn rayo 
me-materYalganieelCielól .^i/p 

Ay de mi! queya efle caío 
iegunda vezlacedió, 
mi muerte eftá pronanciando, 
A¡v Notemas,que yo aunque 
me aílufto,no me acobar.do: 
JSá¡e Bclardopiilano de vejete,^ 
o)a ,que es cílo?5. /.Que Porcia 
tu henuaiia viene cacando 



e fu deshonra. 

,por el bofque^y ya alas puertas 
lleg i del Calillo ./jf./f/t^.Hn canto 
quc.yo v.qy á-recibirla, 
,por íi fncrat .quieren eflequatto, 
¿íeraiiít^.al af^ofcnto 
ceutiradeBeíardo, 
.Bel . Co mó h ¿do Uik de aq uí, 
ii ya Porcia ociipa eJ;p .flo? 

.^.^^•c^ Puesentra^ecn cííaquadra; 
.áír.Cie]o,cuf4uor aguardo.' 

E!comeJe,y faU Porcia de caca. 
„á./4;i^.Hermana,í>orcia,qncesefto? 
J^<^rJ-iegar,Alv¿^ro,a^.u$:brafos 

cotí dos guíJos .víio.cs 

dezirte^que aias bumaijo 

mi padre me embia por tí; 

y otro,aver{iechQ^legando 

á las puertas de la Torre, 

el tiro mas acertado 

que hize eiami^.ída,porque 

•tan veÍQ2 patíav^ vn gamo, 

jgue con matarle corriendo, 
' puedo dezírg^e volando. 
J.Alv. Que ven|as guilQfaeftimo; 
JPc?A'-Tan N^iana meijadexado 

el tiro,que no quifiera 

efta tai^e taíi femprano 

dexar el monte,-y aifsi, 

mientrasyoquedo.cafando, * 

vé cu 3 la aídca,porqiie 
^ .mipadre,quchaseííimado 

íu perdón vea,en la príefla 

con<jue le bcias la mano. 

J/z/.Dizes bien,iiias no te quedes 

tu aq u i . Por. Ti a s t i a I m o n te ía I go; 
d.Alvr^PüQs^n el tadexajé. 
PünNorabuenaroyeSjBelardo, 

dial Principe que me cípere 

a quijíi viniere acá fo ' 

eüatarde.-&/?/.Siharé. 
í¿.///t'.Bfc}ardo,py^,en facando ap2 

yo de aqui a, PorciaVc tira 



DwDonPed 

aefla dama de cflc quarro». 

^ Vanfe ios dos hérrt7ano$l 
Be \ Qnc ay a q u i e n d i g a , Ce lí o r e s>^ 
qué es oficio aproucchado 
cldea!cahuete,y á mi 
no fepa valexme vn quarto? 
Vé aqniadon Alvaro,} Porcia, > 
qi)e me bazen fu íecrecario, 
y al cabo del año,no- 
me dan fino fobreíaltos. 
Sah Sir.f uefiaPorcia > BíLYl k fue;. 
,Sír,Y loeíluti&de/eando,. 
porque trquifiera entrar 
no pudiera embarajarjo, 
que no tiene por de deiuro,. 
aunque fa^anduut bufcando,. 
lJauc,nia]dauaefia puerca; 
pero ya /egura^ /algo. 
Bel No muy /egurai^í'r. Porqué? 
^ j/.Porque hafia aquíviene entrando* 
vn horabre; Sale el Priucipe. 
Ser^^xxtUo a ercondera3e.> 
^^/.Y-yoá ccbUr.Pvi cj ayBelardor 
^ó/.SeaSjícñorjbicn venfdo. 
Pr/« A viendo Porcia auiiado, 
deque oy aquí la vería,, 
faitando oy de aq«i fu hcrniano,. 
ven^oa veriaídoudecflá? 
5<?AGon íalíó ao^^al campo^ 
.^as'dixo que aquí Ja eípc res* 
Sah Por*No feramucb elc/picio,. 
•porque apenas el eaniíno 
dd aldea tomé^qo^ntio 
buclvoá verte, Fri».ErÁ hora 
demerecei ^Gortajico? 
íó"/. Cómo podré rerí.cdíar, 

que-Ja otra nocfiéf fcuch ndo?:- 
S^r.Pórda,y el Principe fon, 
P^r.Elefiar aquimi hermano, 
hafidocaufa deque 
aqueña^ocafion perdamos^ 
pero ya cflc iscojuenjentc- 



f O Calderón, 

mi ingenio lo ha re»nedJado; 
Prf.Comc>Por.H^zif^ io comf padre 

que a cafa le buelva, dando 

fin a íu enojo. Pnn»To eñí(no, 
^ comoesjüüo^QÍTe cuidado; 

miento, que aun dura en mipecfvP 

aquel iiícendío paíTado;. 

pero afsi loca memoria,- 

fino te ven5o, te engrano. 
J5>/.£l!a oye quanto íe dizen; 
S^r.Aqué parte,amor tirano; 

jré,donde tirno rcynes?- 
Par. Siempre yo quex^arme trato; 
Pr/«.Porqué acra/ PííT. Porque sí 

queoscfene vn hctmoíoencanco 

en Ñapóles diüercído. 
Pr;;?.Q¿ieres.vér quantó'éíTo esf4lfo| 

pues ha muchos diasque yo 

de Napüles cambien faito, 

porque vna grande- trifteza 

mi tiene tan retirado,^ 

queeneftevezina Quinta 

lloro tu auíencia^y es tanto 

clgufto de viuír íoio; 

q u e a q u eÜo s d í a s he d ad o 

en no rí3!ir'dclía,y'tengo 

pueftoei gufto^n vnos quadrosj^ • 

que para vna'gaíériá 

me hazcn osinas cs'e'prados 

pintoresdé toda Italia, 

yaunde EíparrU.pues j o hí;.halla4^* 

aíguno qucá Apcíespuede> 

competir ,y t in p?g,ado 

defe efioy^que Códael di^ 

Tolo en verlas pinrar gafto. 
Por, A mi mideícoírfiao^ i^ 

me swaAichcBei.EÜQ Vn maloj' 
P"7 ?4Qi?é titnes? 
Por.Qüí: ha fuce didoí 
jgé'/. Aunque »K) es nada^tu kermano 

btetlyc^ ^í7r.PMCí^cn efia quadra ' 

t^eicoiuieJVmJ-or ti le hago 



El Pintor Je fu dcshon ra. 

mas qoe por m^^r. Vial podra ' S¿ilcn los dos, y elta con la mano 



Í! íli r i o . S '/ . San H i i a c í \ 
9as,cntrofe y á ¡Á. A.v.Ho puedo 

allirgurarci'cuydüdv') 
' de que PcKcu a Serafina , 
no ve3,y aísí Comando 
]aí>uc;ca,vcng9 a iaber 
íi la lu eitoncido Beiardo, 
Pí5/*. Ay dcaiüíiu duda viene 
de aigun avifo informado, 
¿♦^.Porcia cita .iqui,a^ avri buéltoi 
Po.-.^illega.íiííbe algo? 
¿, .^/.Porcu\i^<?>'.JtíerQiano. 
¿•-íí/^Coiuo el monee 

desastan prcfto?P¿?r.EI canfancio 
A}erindí6,y budvo a bufcar 
^1 eíle íicjo ei dcfcanfo, 
/ir.EíTofi»Pí5r.Mascuáqoébuelv£§l 
/í/. A que avicndo reparado 
la condición de mí padrCí 
advierto lo aial que hago 
el ir fin ti¿P¿/r.:AüQeí]o bien." 
i?.^/.Porque íi buei'/c a íu entada 
Cu je reportes Por.Vv^s ay 
mas de que juncos bal vatuo^? 
d.AlS.Qo quiero yo, P¿?r,Yo,y todo; 

no os^enrendiera a cncrábos 
^.-¿4>.AÍ3Ícfcüfoque no vea ^ApÁr. 
a Scrafina.P^f • A/si traco ^par, 
de que si Príncipe no vea,^ 
V.-^/.No vicncs'Píi'r.Sí. 

ií/,Vamos Vamos; 
í^.jí/.LindameQCe/e ha dilpueuQ.^/'í 
P(3/',Lindamencc fe ha trafado, Ap^ 
/^.^/.Puesmihernaana ñola ha vifto^ 
Poi^.VuQS na lo vidoniTlíermanó,^^/'^ 
B'l.Sl bien lo (upiera5>pcló, 
4I fio, de mayores danos 
áq,ueríe ha íido el meaorj 
ha íeñores corceíanos, 
ftor^o/aIir,puedcn^' 



ene/ r afir o. 
Ser.En vano incentai^ oíl^ros 
a conocerme. Y ^trií vos 
taaibicn i o intentáis en vattq 
no /Ir de mi con ocida, 

Sírr.'A j vertid. P/7?5.Q«>ícaLt mano 
dci roftro,que es poca nube 
p^ratícoQder CjcIo tanto. 
Ya íe quien íoy s^y ya fe ^ 
. que haíiJc/deauíor milagro 
cí tractos donde os vea; 
y aunque imporsi bles acafos, 
lo ay¿n diTpucfío,no quiero 
/aberlosjni averiguarlos, 
porque no inc cftará bien 
el perderos^el hallaros 
cneflacafijy afsi, 
porque me d.ure el enpaúo 
deladuda,clijoel medio 
de eftar creyendo.y dudando^ 
¿S^'/.Solo cílo faltava aora» 
que eílu vieííe en^roor jd^ 
ci amante de la hecmana, 
de la dama df 1 hermano. 
r5<fr.G.nefoío Federico 

de V'^rfirto , íi mrcncó en yanoj 
como dczis,ocu/rai QTíe 
de vo5(ó ¡ufeli2e! )eii quanto 
al íer de vos conocida» 
no en quanto -aTregundo cafo^ 
pues yo cambien contra vos 
de do^ razones me valgo. 
La primera cs,el íccreco 
que de mi viña os encargo: 
y la Icgunda cs,pcdires 
que os vaís>p2ra que llorando 
a misíolas mis deídichas, 
pueda aliviarlas en algo. 
frin.Víiz^Y razón vueílra 
ya conmigo han alcanzado 
ía pf e c snfi oOi vue ft r o nom b'rc 



. DcDonPed: 

jamas Taldrá de mi labio, 
. y aparcafidome de vos, 
(bien qu€ á mi pelar me aparto) 
daréeíUpenoíaauíeticia - 
en albricias deüe hailazgo. 
.'Q¿edid con Dios,advirciendo^ 
que me debéis mas cuy dados 
qu?peníais.S<?r.Kcconocerlc», 
otrezcojfino pagarlos; 
! id con Dios. PW.Guardeos el Cklo. 
5ír/.Ois,rabei§ aquel adagio 
Jos dos,ca)Jatc,y callemos? 
V/. Yo oslootreztp. 
^r.Yo os lo encargo. 
W.Qué ventura !»S'<?r.Quedeídíctó! 
W.Fauor C lejos. S^^. Piedad hados. 
Pr/4Qucya vfendoáSerefina 
cipero vivir amando. 
Vr.Quc ya iabíendo quien foy, 
por puncos mi muerte aguardo. 
Vanje^yjaien don luán con veft 'tdo 

pobre yy Celio. 
7í'/.Quc es lo que quieres!Z«. Hablar 
con el Principe quifiera, 
para que eííe quadro viera 
^uc acabo de retocar. 
IV/.Pues aora no eíla aquí, 
que á caja efia tarde fuCr 
/«.Vendrá preao?C^/.No lo íé Vaje, 
lurQué e« lo quepa íla por mi, 
I fortuna,deídichamia? 
pero nolodigas,no, 
que aun de ti no quiero yo 
dezirlo, porque feria 
conmigo eñar deíay rada 
njípena.al verque vna vida 
que perdonó acofitécida^ 
no perdona pronunciada» 
iValgame Dios.'quede cofaí 
debe en el mundo de ave r¿ 
¡fáciles defuccder 
ÍCci;ee(^ifictt|co^ 



O Cálele ron; 

Porque quien creerá de rn:> 
queíicndo(ay de mi!)c]uien foy; 
cnaqucfte cítadueflcy? 
mas quien no locrceraríi. 
Pues todos la eícrupolofa 
condición del honor vén; 
mal aya el priiViero,amen, 
que hizo ley can r :¿ uroía. 
Poco del honor/ibia 
el legislador tirano, 
que pufo en agena mano 
miopinion,y noen Ja raíj; 
Que á c r r o m í h o ñor fe íujé tej 
y lea injufta ley t.raydora 
la afrenta de quien la Hora» 
y no de quien la comete! 
Mí fama ha dcier honcofa,' 
cómplice at mal,y no ál bien: 
mal ayae] priihero,amenjj 
que hi^o ley tan rigurofa» 
Él honor que nace mío, 
efclavo de otro? eílb no, 
y queme condene yo 
por el ageno alvedrío? »- 
Como bárbaro confíente 
el mundo^fte infame rito; 
donde no ay culpa ay delito^' 
íiendootroej dilinquenteí 
De fu malicia afrentoía, 
que á miel caflígo medcnl 
mal aya el primero amen, 
que hizo ky tan rigurofa« 
De quantos el mundo ad\ríerc^ 
¡nfelizesíaydemi!) 
avrá otro mas que yo?//^^.Sij 

Sate Juanete m':i pobre* 
pues com]. Uce de t u fuerte, 
tu mí fina vereda ligo-, 
luego otro ay mas dcídichado? 
djua. PiKs á eftc tiempo has lie giJtf 
ve dífcurriendo con migo; 
en buíca 



El Pintor de 

patría,y haxienda dcxé. 
/ii-f.Y nohaíuftc rallro,aunquc 

ya le lltuaijascoricígo? 
¿. '/í.i.Nohaluncio hucilaen cimar, 

disfr-'^ado,íolOiy tiiüc, 
líiA.A Ñipóles ce veniílf • 
^dJr4.L2L cania füt iniai.inar, 
qir^ h aqui fue amov p; imcro,. 
aqni fin duda vendría» 
J:ia,Y aqui de vn día a otro dilJ 

nos hallamos fin dinero. 
W.iütf .A nadie quife llegar 

fm honra a dezir quien era^ 
Jí/j.Yo-juro á Dios ]o dixera 
con hambre a codo el lugar: 
don Luis no es tu amigo? ^./«a*Sí,. 
pero a que amigo licgára 
JO a fianne^en quien no hallara 
vn tcíUgoconcrami? 
)Yo a.que ninguno Tupiera 
tni dcfdícha caraba cará, 
que con cuydado nie haJlaraj 
y con Jaílima me^viera? 
íío h*deíaberfe"quie«Joy, 
puesflo foy,mícncras vengado 
no^fté,y aíame he agücado, 
en qusTfto inquiriendo voy, 
a que la curioíid^d 
nombre de oficio me de. 

No érese! prime?Q que 
fuftencar ruabihdad. 
d.Iu.Y afsi viendo que fe hazia 
aquefta obra de pintura, 
como ofic¡al(qiié locura! 
pero honrad* romamia) 
cnella me acomodé, 
y fí cuya era íupiera^ 
antes de hambre me murie/a, 
'-ííí4.HÍ2Ícr3smaJ,mas porquér 
4íf./jtf4.Porqueya vna vez me vio 
el Principc,y rcxelaua 
el cono(xrsuc,/«4«ilcpaf4 



fudeshónra. 

en que unto te trocó 
laforcuna.quc temer 
nociv^oes,y eftas dt aiodo¡ 
que hasdemudadoen todo 
qnanco no cscnfliquczer. 
fuera ds qnc en eíte efíado, 
y enefte traje, fe áür, 
. fuera el prcíurairlo error, 
y mas de quien fin cu; dada 
vna vez foja te vio: 
pero cüe el Principe es. 
¿./«.Dame, gran lerÍDr, tus pies. 
Súle ¿í Pr/«.EÍpañol,que re cbjig( 
a cfpcracme aqui?ísí*/i#. Creyendo 
el gúfto qpe^has de tener, 
Principe inuidOjcn íaber 
que el quadro que eflaua hjzíéndd 
cíU acabado »he querido - 
que antes otro no Jo diga, 
Pr/i. Mucho tu atcncioo-mcobligí 
pero que fábula ha fido 
Ja que acabafte primero? 
Tu. La de HercuIes,ícñor, 
en quien pienfo que el primor 
vnió !o hermoío,y lo fiero. 
Priíí,Gcmo?íi.i«.Comoeftála ira 
en íaencereza pintada, 
al ver que Ileua hurrada 
el Centauro a Deyavira 
Y can can viu 3 5 anhelos 
traséJ vá,que j;i2goyo 
que nadie le vea, que no 
diga eí}e hombre cieno zelos* 
Fuera de Ja tabla cfta, 
y aun eíluu'erá mas fuera, 
íi a la^tabla no ei^uuiera 
el Centauro tras quien vá, 
Eñe es el cuerpo mayor 
del linjo y en los bofqcejos 
de las íombra$,y le lexos 
en prefpeAiua meoor^ 
je vi ¿bca[aedO;y €g 



>j Con Fcdi o Calderón 



cl mote darle quiero: 
Quien tuuo 2c los primero, 
nuícra abrí/adotlcipues, 
>//2.Nü/oIoenefta ocáfion, 
c]ue,ei íjuidro agradezca es bien; 
peco elroncepto cambien 
te at^radccc ini pafsion. 
. Y pues a tiempo Fias llegado, 
que trayendo ID is del vejos 
zelos^me has hablado en zelos, 
te he de feriar vncuyxlado, 
a prc c io de V n a Sne 2 a 
que quiero que hagas por mL 
/«4«Para fcruirte nací* 
r;». Sabrás que de vna bel!e23,ií/íj:, 
qucvna vez vi folamcnrc, 
tan rendido llegué a cflar 
que ñola pude olvidar, 
conaver viuido auícnce. 
Oy bien,acaío bé/abido, 
donde retirada viue, 
y en tanto que amor percibe 
modo en que pueda rendido 
íojicitar fus íauorcs, 
imagino que no huniera 
C^fa que mas díuirtiera 
mis penas, y mis rigores, 
que tener fuyo vn retrato: 
tu al ñn como forañero 
no la conoces, y quiero 
fiarle deti.^i la a. Só]o trato 
feruirte con alma,y vida, 
!iiasno me atreuo feñor, 
es beldad tan íupcrior, 
a car la tan parecida, 
/«.Porque Porque lo intente 
Iguna vez,y advüiti, 
ue lahermofurafay de mi!) 
o íc pinta bien.Pr/», Ya se 
uc es difícil de pintar, 
uando es pericia belleza* 
pero de tu gran deílcazá 



puedo clí! cierto ñ?.T, 
Y quándo por ei acierto, 
EípañoI,no ce eligiera, 
por el fecrtto lohiziera. 
^./í/.Qae te he ¿chnn: es cíertoi 
Prin.Pucs vcnconirjjgo,advert¡do, 
de que íi nos dan lugar, 
a hurto la has de psp.tar^ 
Yo a la puerca prcutnido 
a todo trance cñaré, 
por lo que allí íaccdierc, 
de que he de librarte infiere. 
¿/i/*Digo,gcan feiior,que ir¿ 
en tu palabra fiido, 
y deípues cu mi valor, 
que aunque vn hnmílde Pintor 
íoy,quj'za^por íi^r honrado, 
viuo alsi. P/'/f7.De ti lo creo, 
cree de rai,que agradecido 
verás tu de feo cumplido^ ¡^aff^ 
^.///.Nofabcs tumi defeo. 
/í/j,Señor,que cscíio>dJíi,Et\ aqudlf 
caxa pequeñas pondrás 
colorcs,y los demás 
pí nieles,y trae con ella 
vna pifto1a./i^4.Que nucu« 
auentura ac^uc^a fiié^ 
donde vajgiliÑér.Yo no lo sc¿ 
donde el Pí;«ij^ ine lleua, 
ya que vkragcsdc mi honra 
quieren que pintor me vca^ 
hafta que con íangre fea 
cl Pintor de m deshonra: 
Vanfe aflaten doH Alvaro ,y don Luisi 
d. ÁlvXi feñor,quc he merecido 
que m s humano me hables, 
auiendo deuído a Porcia 
hazer eflasamiftaJer, 
íegundo honor te mcrezcar 
que es lo que tienes quetracsí; 
quejas pafsíones del pecho 
fe te ven en ei femblante^ 



Tñtor 

?ÁUa. qué como yo íoy 

ia ^auf=ide tus peíarcs, 

me tiene dcícouíi^ do ^ 

tutriüC2a,vicndoquc hazes 

comoen lasfaríascílremos 

diíTimuladosa parce. 
dtLn^Don Alvaro, mi tr iuei:a 

decauíadiííantchaze, . * 

no cienes iacujpa cu, 

cfto que te digo bafle 

por aora.ísí, ^/c^. Per o fias 

de mi.i.L/;;. Quieres no apurariu^> 

no me obligues a que diga, 

^uc don luán Roca me trae 

con cfta pena..£^.^/í;.D.Íuan? 
'd^Lu.SiJ.AL Pues dime del qué /abes? 

apuremos coraron. Apar » 

toda la maliciaal lance. 
á^Lu^Q^z es deí^íchado por fer 

miamígo.¿, v/t^.Duda notable!' 

pues que es lo que Aicedidc? 
'd^Lu.Q^ mas,que auerle vn infamef . 

álebe,traydor,robado 

faqui el aliento me falte) 
porque no es bien que contigo^ 
niauri conmigo me declare, 
mas ya lo dixe,a fu Eípjfí^^ 
fin fer poifible ^yud^^^)5. 
yo a vengar de fu ciffi^K?^ 
'i^Alv.hy é: mütpdo lalafie; Al^^Uf. 
pucsdizegue no es poífible 
de fu enemigo vengarie. 
No fin mucha ocaíionXielos! 
conmigo ha eftado,ha peíares I 
de fdf chas no me matéis, 
pues y3 ( ay Dios! )que elJIega á ha- 
py^tan claro»bicn íerá (blarme, 
que yo de mino íe gane, 
y cuente codo el fuceíTo, 
«racandode diículparme; * 
Señor,fi.^.L».N dame{d¡gas¿, 
gue e^ cq vana con(oia{$e¿ 



u dcsnonra. 

yaséqueqyerrasdezirmei ' 

que esnecíi fi^t^za darme 

por encendido en deídichi,' 

en quien no pudo ampararle, 

pues del, ni de íu enemigó, 

II i de fu E fpoiV fe fa be 

defde el dia que robada 

falcó.^./í/.McjcróieeHance;, . 

alentemos cora jon, 

queyaese! rezeloenvaldes 

que defdicha! íi fupisra 

yo del agreííor cob;.rde 

deíu afrenta,lc buícara, 

vine Dios,para macarle, 

iblo en fe de fer tu^amígo« 
: d* Lu . Qu a neo e (Vimo e 1 e I c u c h a r te ? 
. ¿3?./4/'C^.Pues,feñor,fí tu nopuedesj 

comodizes^ayudarlc, ^ 

diuierte tu pena.tí^.L//.Mal 

fe diuíerren penas tales. 

Pero con todo, porque ♦ 

no preíumas^qtie me falre- 

lugar para tuconíejo, 

al monté faldréefla tarde, , 

ya qué todos cftos dias 

defle gufió me priuaíic; 

manda poner la carioya, 

que quiero,ya que las pazes 

hizímos,dar por allá 

la bueíta ¿/.-^/í;.To,pues,deIanté 

iré,para que Bclardo 

de cafa, fcñor,no falte: 

no es fino por preuenir . Apar, 
que Serafína.fe guarde, VaJ$ 
d .Lu .P arcccmc bkn.Sdíe Itíl^ Ac^ni 
don Pedro,íeiior ,el padre 
de Serafina ce bufca 
d, Lu. Puesdilequé entreno aguarde] 
fin dudael mifmo cuydado 
quetcngoescl que le trae. f^os 
d.PedSiñor donLufs,vueftros bra 
IS¿dad«(íJ^«yea&ur4 cao gran de^ 



ftñor dorv Pedro ,ir;ercc£n 
rcciradJSÍüIcJades,- 
i.Ped.Vi^cuyá^áo me ha traído: 
/ yo Jcnor clon Luis ( pe íatt s, 
pues me afligís acreuidos, 
no me ccnloieis cobardes) 
traigo vna pena e'ílos dias, 
que de los olvidos.tiace 
deniihija,y dedon Juan ^ 
pues no me eícriuen,y nadie 
a qui en yo efcriuo r<;íponde 
apropoíito,pues fabe 
el mundo que la amiftad 
^ vu€ftra,exenBploesde amiflad^s, . 
merced me hazed de dezirme 
qiabeisdé:?^.Lí^,Dud.vgraueI /ip. 
puesde2Íflo,y no dezirlo, 
es a fu honor ímporcante, 
mas menor inconueniente 
csque lo dude,y !o calle, 
que en materias del honor 
habUrfin peníado examen^ 
es muy difícil, aunque 
a muchos parece tacil, 
i^Ped.Qvié me reípondes?í¿rL«.Qü.e y% 
noeftrañoquea mixnefaiten 
carcas,Faltandoos a vos. 
i.Ped Puespaííomas adelante^ 
pero dándome palabra 
de que lo que os diga á nadie 
lodire¡s.í?f.L«.Sidoy.í^cP<?¿/.Pueyo 
lale Por.Si vasal monr¿efta tarde, 

feñorimas quien eftá aquí? 
^*P^.Quien i vueftras pianras yaze. 
rendidoiiempee-Pí^/^LosbrajoSj 
feñor,efta deuda paguen. 
, L^.Perdona, Porcia que yo 
los cuio;í¡.nientos ataje; 
íeñor don Pedro, venid 
conmigo,7 puefto que parté 
el camina de la Corte 
^elfnonte,q^e osacampafi^* 



haíta él es jufio, hablaremos 
- íineQss dificultades. 

Pe ¿/.Obedeceros me toca; 

quedad con Dios^For.El osguar¿#¡| 
á.Líf.Ven tuen lacarro^íjpues 

ya vaCü hermano adelante. Vanfe( 
P<?;^.Conmasgufto t'ueraíola, 

n fuera a ver a mi amante. 
Sah el Principe. y Don lu-m, luanetel 

y Belardoé 
Prtn^Ac[Vx[\o has de hazer por mí; 

y en prendas deque premiarte 

fabré,efle diamante tema, 
^/jí.poco.entiendo de diamantes,; * 

que no valen fi fe ven(!cn, 

lo que íi le compran valen^ ^ 

Pero bolvamos al caíoj 

mayores diiicukíides 

venceré por ti, venid 

conmigo vos,qucyoenpárt^ 

os pondrc,que podáis verla, 

íin fer fenrido de nadi. 
«^>//5^.Gu1advos,qiieobepecec . 

me toca,noba2er examen; ] 
PW. Píenla, Efpañolique por mi 

aqueftas finezas hazes. 
¿í./^.Sf"VÍrce,íeñor,deíreo. 
Pr//2,Nííigun t^mojte acobarde J 

queyo quaiidoaqui. ¿^.Z;^. T«mor? 

m3l»feñor,mí valor fabes, 

que no acobardan peligros 

á quien no macan pefares. i^V^? 
Bd.k xyio^yy para otra ver 

doblones .y no diamantes. Vaff^ 
lua,De qué íe<|uexa el vejete ; 

y pues que yo caI!o,cat1e. 
Prjn Q^c rienestuqaedezír? 
Jita Vn cuento lodigaan^es, 

finoes que liega primero 

alguno que me lo ataje . 

A quatro,ó cinco chiquillos 

dava de-co^Qe'r fu padre 



^aj3clía,y como eran 
tiocjs oorcionss iguales, 
vn d¡.i«íc olvidó íie vno, 
él pomo pL'dir,que es grave 
deücacodc los niños, 
crtauaíe muerco de n i'T^bre, 
Vn gato mauIUu i ciicoiucs, 
y dixoe chiquillo, ^ipe, 
de c]ue aK pides ios, i)u:lTos, 
íi ;iun no me han (hdo la carac? 
A eí^e propoíito díxc 
a) viejo, no memai)I/aíTc 
aloido.pucshaítaaora 
aun no me han dado que darle. 
PríJíTa ce he.enceñdído^y aquella 

cadenael defcuido falvc» 
/«íi.Y a ti te íalue^y rcgihe, 
,deíe ni abonada a par tes 
44 cadena del demonio 
en la vida perdurable, 
aunqueíolo oir elcuenco 
parí mi es paga baitance, 
yanje los a^s y^^/J.en por otra^puertd 

don luaniy BAardo. 
¡rf./^rQaitemonos de la puet^^, 
f efperemos acña parte 
retirados jB¿^*peíU <juadra 
al jardipla rcn^a farcj 
,dondA€lIafuelcyeiííf 
diuertirfc las tarden 
entrad dentro,y no holgáis ruido» 
á.7«.No haréjtnas que es lo que hazes? 
Avravna puerta^ y entre don luán 
PoreUa^y B lardo cierra car%i/aí^c , y 

él JeaJ/ima a vna rexa% 
Bel Por mas fcguPÍdad,echo 

por acJ fuera la llaue;. 
?.Z«4. No, no cierres, no es me;jor 
que yo tenga a^todo trance 
Ja puerta ab ert»?^ / No es. 
!. /«<<.Advierte. 5¿'A Galla, no hables^ 
gue es ia ^i^ vjcoe azia aquí. 



d.L'ia Pues ya es tiempo de que faquj 
lalamim^y ¡osmitiz.s, 

Sa^e Ser,Oqn2.nzxs vezes>pefares, 
os Taco a cmrtpsm a íoías, ' 
íín íjueeu tan diíro combatje 
por v ue»lra parte o [a mía 
la Vitoria fb decía r*;! 

¿/♦/-^/,Air« no puedo verU e! roftro» 
que eíia el v.illaníL delance, 

J^^^.Pues todo ha de íer*ie»iiora, 

lIorarfS^r..No,aíni¿o,te efpanrest 
fi ya nó es de ver que el lUnco 
nojiaga la pcnaínav^e. 

Aduierte.JkVr^Nada me digas, 
y Ci quier es c-an&'arme, 
fea con dexaime lo!a, 
que quiero a la íombra,quc hazea 
cílos emparrados, vtr 
( taUl de/velo me crae¿) 
fi con el fueno firmar 
puedo treguasjfi no pazes. 
Siéntale de eJpMdas a la rexa^ • 
^./^^.Deefpaldas fe ha pueftojno es 

poísible,q4jc la'/etrate. 
í .V.Pues no te fientes afsí; 
— mejor ferá ázia efta p^rte^ 
porque de efías rexas corrtí 
mas templadamente e 1 aire. 
Sueuelje di carita la rexa yfquedafe 
dormida : vaje Belardo déxanio'.A ief* 
cubierta y don luán al Derlaje 
Jufpendc^ 
SerJDhcs bien,ó fuefVolven 

a dar alíuio a mis males* 
JJ;/ Ce la dama esefla.íií.yíí.Ya Fa/i, 
aplico el pinzel alnaipe; 
mas^ay de mi>que fu faeno 
es de dos muertes imagen. 
Qae miroPvaiedme Cielos! 
que quiere hazer el dolor, 
que el retrato que el amor 
ecró leaciercea lois zelos; 



de don Pe dr 

todo horror, todo yclos . 
. ffiyjiníerj^iiluzjni trata, 

qué de mi valor ingrato 

mudarme el arce pro esra, 

pues hecho efcritura^ 

Viniendo ahazer vnrecraco» 

Tan fuera de mi he qusdadoi 
. fin aliento, y íinaccipn^ 

quepienfoqueeJ coraron 

a oti o pecho k ha mudado: 

íiy a no es que me ha dcxadb^ 
- por iría á reconocer, 

dudando que puede íer, 

qpe fin vér,hablar,nioir, 

íe aya atrevido a dormir, 

quien k ha atrcuido a ofender, n 
Xorao en tan dura bata lia, 

tcngo,a pefar de mi eflrclla, 

valor para conocelia, 

y temor paramatalla? 

Mas fi encerrado me haíja 

el lance, que he de intentará 

que ayafabidoel pefar, 

hazerque cflé preíoyo 

donde pueda ver Je^y no 

dondeie pueda vengar? 

Venganfa ha de kr legura 

Ja que ha de ha^^r el honor, 

que es la íobra de va^or, 

tai vez falta de cordura: 

fuera,dc que ñ íe apura 

fu vengan5a,mi cfí-eranja 

la media parte me alca.n9a, 

pues íuf ir,temcr,penar, 

corseen, híííla tramar 

por encero la vengarya. 

Defpierta ajfjif^aáayy Uuantafi^^ 
Sfr^Don luin^eípofo.ívñor, 

aguarda,eíp€ra,no manches 

tu nobleazeroenmi vida," 

no me mares »no me mates. 



O Calcí:cron. 

Serafín, ^vtf viftá 

enere íntñz^s la imagen 

de mi muerte, nunca fueron 

tus brafos mas agradables. 
¿. ^yí;.Lad^cha de vn deídichado; 

íiempre de vn acaío nace. 
djíi Don Alvaro es,viue el Ciclo! 

hijo de don Lois íu amante, 
á. /í> í^. Reportar. ,qMe ¿ dtzirte 

que viene oy aquí mipa¿re 

me he adelantado. 
¿./«..Ya»cielos, 

no ay füfrimiento que baftej 

quantas vazones propuíe 

aquí para reportarme, 

al verlaenfusbrajosjtodas 

es forjofo que me falten: 

muere traydor,y contigo 

ciuera cfla hermofura inUmeJ 
Difüara vm pijlold dM^y otra 4 ella^- 
ytcayendolos dos^vienen s parar ^elía. 

en lot bracos de don Pedro^y il eri 
los de don Luis ^que Jalen al 
ruidoyy Porcia^ 
d. AJv, Ay de mí! 
^¿•^•.Va game el Cielo! 
á.//^ái.Aora,rais que me maten,' 

que ya no eflifKo la vid^. 
Todos ruido ^e oyó a eüa parte.' 
^ Lf/, Entrad todos» 
¿.r^íí.Q^ehafidoefló! 
Jfff. Llegar, ín felice padre, 

muerta a rus bra9^«,porquc 

no tengas tu que*m uarnr»c. 
d.Jlv^Yo a tus plantas , porq en cllaf 

m i V ida i n íe 'i z ac a be.- 

«^•£.¿^i.f« Alvaro» 
Par .Cíelos! 

quien vio tragedia tan grande? 
Sa¡rf el Príncipe, y luanete» 



El Pintor 

prí.A\ que pretenáa injuriarle, 
quietaré yo mi! vidas, 
pueíto que eña en efia parte 
en mi confianfajpero 
qué eípedacuío notable 

.esaqueíle? 

¿•///tí.Vnquicíroes 

que ha dibujado con fangre 
el Pintor de íu deshonra. , 
Don luán JR.oca foy ,macadme 
todos,pue5 codos cenéis 
vucftras injurias delanre; 
tudoiiPcdro,pues tebticluo 
trifte,y íangrienco cadáver 
vna beldad queme djñe; 
tu do» Luís,puesmucrco yazé 

hijo á mis fiianos,y cu, 
Princípe,pu€s me mandaAc 
hazer vn r^wato^quc 
pinté con íu roxo efmaUc; 
> queeíperaís?macadmecodos3 



cíejiicic:shonra. 

que empeñado en defenderle 
eftoy ,cíias puertas abre, 
ponte en vn cauallo aora, 
y efc4pa bebiendo cJ ayre, 
i. Píf ir De quien ha de iiwr?quc,á níj. 

aunque mi fangre derrame, 
masque ofendiJojobi/gadQ 

me dcxa,y he^deamp.irarie. 

que aunque mi hijome m^^^^ 
quien venga fu bonor,no ofendí- 

.^tfi».Toeamio valor tan 0^3»^^ 
fíias por no /rr/car Ja ira^ * 
me quitaré de deiante. * 

.i'Ww.Honrados proceden codos^ 
y para que en mi no faite ^ 

cambien otra jjuflrc acción 
la mano a Porcia he de darle 
de eípoío^.r.pi,fioia he fido.^ 

e?¿^^^^"'/"/ í "'^ «tuerce ac4bí 
elPintor de iu des honra, 

f>C5donadyerrosranswnde^; 



E I R-