(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "El quadro"



* y 



3 A * < 



„ y,jh ^ )• ' "^ ' •*" f 



■ ■ » 




»■ O i » ' i ^ ; 5 



líü 



i 



. 



•■"- 







.. ■ ..-.'": J 



.. ., •„ ;; , onfi *f 



Corsica me genuit , nutrivit Gallia j Barras 
Uxorem dedit, Militia Imperium: 
dolus , et levitas Populí fecere Tyranniwn 
Sic servit parvo Gallia magna Viro. 



MV 



I 8O9. 






Explicación de !a Estampa que raj 
EL ÁRBOL GENEALÓGICO. 




^\ áTT' 4^1T ;'* ?' l ' ,f % " 
Boftaparte manifestando sus jüktim 

i. Su Abuelo, P^m^eío^^J^^á^^^^^S^ el -Tronco,. 

2. Su Hijo Carlos, y Marido de Cacalina Leticia Fesch. 

3. El Conde de Marbeuf , Governador de la Córcega. 

4. leticia Cacalina Fesch, Madre de Napoleón, y de los de- 

mas &c. 

5. Barras uno de los Cinco Directores en París. 

6. Josefina, Muger de Napoleón, y Madre de Eugenio, y de 

Hortensia Beauirnois. 

7. Elisa, Hermana de Bonapartc 

8. La sopra-dicha Señorita Beauirnois, 

9. Pasquaí Bona,, ó -sea Feliz BascíoehL^, . 

10. Joaquín Murar, Cunado de Bonaparte, 

11. Luciano, 'Hermano dfc Bonaparce.c - 

•mu ño' t>.a, i í 

La cortedad ¿kl tiempo, y dfel papel -eo ha dado lugar á 
poner los Ocros MuCfhos "Hermanos y Parientes que componen 
esta Casa, y Familia ; pero muy en breve se dará al Publico la 
Estampa en grande, compuesta con todos los^ Entronques 9 y 
datos que son muchos, aunque ,por <el mismo estilo* 



Digitized by the Internet Archive 

in 2013 



http://archive.org/details/elquadroOOpari 



'ROLOGO O ADVERTENCIA 
DEL AUTOR. 




■'orno los Hechos de Bonaparte no tienen grados , pues: 
todos deben darfe con la medida de la mas grande iniquidad, 
se prefentan al Publicco en la forma que se han ido recogiendo , 
y mas quando á nada equivale el que se gradúen por claíes y 
tiempos 3 una vez que se sabe ciertamente que han pafado en la 
corta vida de este Hombre, y en la Época de %o años, que es 
lo que puede contar ía Francia.. 

Eñe es un Quadro que debe ser la Primera Parte del que 
prefenta. El Exmo Señor Don Pedro Cevallos tan íabia y 
fundadamente , intitulado : Exposizion de los hechos 3 y maquis 
naciones que han preparado: la Usurpado?! de la.Covona de Espa- 
ña , y los medios' que- El Emperador de los Franceses ba-'puéfto, 
en oír a para realizarla., 

La razón es porque todas las cofas- deben ir en progreíion 
afcendiente , y asi es que , conociendo yo que todas las Accio- 
nes de este Hombre Per verlo que detallo con claridad y ver- 
dad en este mi. Efcrito, no equivalen unidas, a la horrorofa 
facrilega maldad que ha cometido en Eípaña , debe este Quadro 
entrar enla Hiftoria como por via de Introducción , quedándome 
con la efperanza de poderle recitar el Sermón de Exequias, que 
es lo que deseo , y se debe efperar que bien pronto fucceda,. 

Amen*, 



■ 



NOTA 

Se pide al Prudente Lector que perdone las faltas de los 
Hierros de Imprenta , pues estando en País Estrangero no había 
ni los caracteres necefarios, los Impresores ninguna noción de 
la Lengua ; ni otra Perfona que corrigíefe la Obra , pero se ha 
querido dar luego al Publico , por no perder tiempo en submi- 
nistrarle un conjunto de Noticias tan interefantes , cuya traduc- 
ción en Ytaliano, Francés, y Alemán se dará immediatainente 
á la Escampa, 




EL QUADRO. 

1 ■ ■! ■ ■ ii j m i i m i i ii i^! mZw*^mmmmmm^m!mmSmKi^mm mmiSmw 5 mmB^ r 



E propongo prefcntar a la Faz del Univerfo un Quadrot 
no pintado con los colores mas fuertes, y mas corrosi- 
vos , si no con las tintas mas sencillas y vivas , dejando á la 
ceníiira publica la aprovacion de su completo ; pues me he pro- 
puefto que el refultado fea un claro cfpejo en donde se vean 
los fundamentos sobre los quales marcha esta gran Maquina Po- 
lítica , que se llama Felicidad ', dejando al efpontaneo arbitrio de 
cada uno el sacar las confeqüencias 3 y tomar el partido que 
mas bien le parezca. 

No lo prefento á mis Amados Efpañoles , porque bien 
perfuadidos estaban de ios refultados funestos que, malgrado 
fuyo # efperimentan en el día. Podran entrar solo aquel corto 
numero de 10 ó 12 Perfonas que sin motivo los alzó h fortu- 
na á hacer papel en la efeena , cuyas efeafas y reptiles luces no 
forman opinión entre los demás; y asi serán defpreciados en la 
gran farfa, y mejor diré quedaran obfeurecidos en la Historia, 
que es lo que verdaderamente merecen , dejando el que se trate 
de sus hechos como en un romance ó jácara de Francifco 
Estevan , ó en un saínete del Manolo , y no como Héroes en la 
boca del Ercilla , Tafo , Ariosto. . . . 

A las demás Naciones, y principalmente á la Francefa, e& 
á quien quiero entregar mi Quadro^ y defearia en el alma que 
me pusieran las faltas que tiene, manifestándomelas sencillamen- 
te como yo hago con los demás, no separandofe de las contra- 
posiciones justas, convenciéndome á mi, ya los infinitos que es- 
tan perfuadidos de eftas mifmas verdades, pues si no lo nacen, 
todos dirán qui tengo razón , y sin duda quedara el campo 
por mió. 

Son bien conocidas las Historias , para emplear ahora el 

tiempo en repetir el valor, la nobleza, y los grandes hechos 

de la simpar Nación Efpanola, pues parecería querer ajar 

á las Demás, que cada una tiene cofas muy memorables, 

y dignas de todo elogio. Lo mifmo digo en quanto á ablar 

del eftado de ¡ndifereta subordinación y obediencia en que se 

ha- 



halhva la mifmaEfpaña en estos últimos tiempos debido á la dJU 
reccion de un Govierno sin pies ni cabeza , lleno de ignorancia) 
v de los mayores vicios. Todo es publica y sabido ; Falra hacer 
ésteníible el Estado actual, en que se enucentra la Francia, la 
Europa, el Mundo entero, haciéndolo con sencillez y claridad, 
v no con rcfgu.irdos, y miramientos, que es el modo para que 
no se defeubra la verdad. 

Permitafeme ante todas cofas quejarme de la Francia , cuya; 
Nación, según dicen culta, camina sobre un pie de ligereza y . va- 
luvilidad , por no decir flogedad , e iníuftanciabilidad ; y por 
confcqüencia sin decidido carácter, sino es en efto miímo de no 
tenerlo ; y de este principio débil los refultados nunca serán so- 
lidos , ciertos , y duraderos. La Francia por su genio movible 
y emprendedor ha llamado a si todas las cofas de todas las 
demás Naciones, y habiendo extendido su pobre y mezquina leo* 
gua : 5 ha dado á los ignorantes lecciones en muchas cofas , las 
o, nales habían salido de! mifmo mercado donde ellos las ven- 
dían. La han adornado con frafes , la han enriquecido , según los, 
suoerficiales, con lo que llaman bonne mote, charades caiambu-- 
ros que quiere decir retruécanos, cuchufletas, y superficialidades ; 
y con la mayor valentía, se prefentan. en la paleílra con sus Li- 
bros en i2 v "-, a4 vo -, ioo vo -, estereotipados, y muy pulidos, 
hechos por plumas sublimes, y dicen á la íociedad entera, aqui 
efta el Árbol del bien y no del mal; Eftos son los Derechos del 
hombre: este es el Eftado natural. 

Los jóvenes y faltos de 'inílruccibn en todas las Naciones: 
se alarmaron, y digeron esto es muy bueno, y cada uno- se hacia; 
les planes mas iifongeros. Los Sabios y reflexivos se pufieron á 
penfar, y viendo lo bien levantado que eftaba el difeño ó pla- 
no, y fus alangueñas explicaciones, no faltaron mochos que si 
no se decidieron a vacilaron sobre el partido que debían tomar. 
Lo c mayores políticos, los : de un maduro criterio, los hombres 
mas grandes han dicho, es verdad que el estado natural del hom- 
bre es el mas omogeneo , el mas agradable , el mas justo ; pero 
luego han encontrado las dificultades que hai que vencer para 
volver á este Estado, propueftas y eslavonadas por los muñios 
hombres desde el momento que se unieron en fociedad, y mas 
con la progresión dé pasiones , que se han ido uniendo , y a- 

cre- 



crecentando al corazón humano , á proporción de que se ha ido 
conociendo lo que llamamos Civilización y Cultura. Esta ques- 
tion esta ya decidida , y comprovada por la practica que mife- 
xableniente sufre hace ao años la huniauidad entera, que servirá 
deexemplo á las edades venideras, á pefar délos grandes esfuer- 
zos y gigantefcos proyectos que los miíhios Francefes continua- 
damente han prefentado, como mas adelante diré. 

Estos Planes, que seguramente son enormes, solo caben en 
la posibilidad si fuefen executados por una Nación solida y enér- 
gica, pero permítaseme el que asi no pueda yo llamará laFran* 
ceía por las razones que voi á decir. Dcfpues que ella Cuita 
Nación travajó, según dice, mucho tiempo, por sacar al mundo 
de las tinieblas en que eftaba,-y defplego las vandera's de %u re- 
yobcion (caufa de todos ios males 5 que en el día de hoi forma 
le época de los referidos 20 anos) ha canviado quando menos 
1 1 veces de Gobierno : ha jurado .mil códigos y eonfHtuciones : 
ha profefado varias fectas y religiones ; y en todas fus cofas ha 
minifeftado su debilidad, y poco fundamento , pues con el míímo 
ainco, y calor con que grito Libertad , e Ygaldad , asi ha pro- 
clamado los demás cambiamentos que tan rápidamente se han 
seguido, pues no ha sido solo un año en que ha habido tres 
y quatro variaciones. Llama la Francia la atención de todo el 
mundo con sus quiméricas voces de libertad ó morir ; igal* 
dad) y guerra á los De/potas Tiranos; ydefde aquel punto véan- 
se las efeenas tan variadas , y contradictorias que ha tenido 
precipitada y continuamente ; y cotegefe el momento de entonces 
con la situación en la que se halla en el dia, en el que hai 
muy pocos Francefes que sirvan por amor á la Patria, ninguno 
por la confritucioii actual , y caíí todos por el interés y por la 
fuerza. Quando la Francia habia abandonado aquellos senti- 
mientos de Virtud, Religión, y Moral, que softienen todas las 
Naciones , buelve al eftado de Defpotifmo que tanto habia odia- 
do , y se entrega en los brazos de la Tiranía que tanto la opri- 
me. Dejo yo á la prudencia y preciofo criterio de los fabios el 
que deduzcan las confecuencias del colorido de mi Quadro y la 
Figura que él reprefenta. Los Francefes gritan como locos , ya 
no hai honores ni diftinciones , todos los bienes son comunes 

¿(Pregunto no es cofa dura que yo que soi honrado trabage pa- 
ra 



ra mantener al olgazán ysns vicios ?) Viviremos tranquilos ; gpph 
remos de la dulce sociedad; propiamente habrán llegado los días 
felices del si^Io de oro. En el miímo inflante que efto se de- 
canta va j la Francia á su legitimo Rey abfoluto lo hace consti- 
tucional , y luego lo mata , metiéndolo publica é infamemente eri 
un cadalfo , como también i su Muger y Familia. Parece queaqui 
debía haber acavado la Historia de esta General Revolución , pues 
no , por que luego entró la época de la Tiranía , en donde Ro- 
befpierre, Marar, y Otros jugaron su primer papel, matando á 
dieítro y siniestro , y corriendo á arroyos la sangre de los hon> 
randos y bravos Francefes; por que este era el único medio de 
confervar la piedra preciofa de la Libertad , según dicen sus fa- 
náticos Autores Francefes de mucha clafe que no cito , ni citaré,, 
por no meter tanta tinta negra y defpreciable , y hacer obfeuro 
v pefante efíe mi Quadro. Forman un Directorio para enriquezer 
a 5 Perfonas , y hacen un Tribunal de Pilaros como se suele de* 
cir. Sigue Este un poco tiempo con nuevas leyes y constitucio- 
nes. Lo deshacen y substituyen un Confutado con 3 Confutes 
por tres años: luego refunden la autoridad en uno solo per 10 
años, y deipues lo nombran perpetuo* A poco tiempo declaran 
oftra vez la Francia Ymperio Francés , y proclaman un Empera- 
dor y Rey abfoluto, y defpota* sobre estos mifmos Francefes que 
tanto los habían perfeguido , y no querían ni aun oir efe non> 
bre , apellidándolo siempre con el de Tirano* 

Omito el ablar de las Leyes, Constituciones, yCostrumbres 
que interiormente ha cambiado ía Francia en esta corta Época, 
por que son muchos los bolumenes que sobre ello se han eferi^ 
to , y nada conducen al fin que rne ha propuesto. Lo mifmo di- 
go en quanto á las variaciones de sus sectas, y opiniones, y 4 
Jas persecuciones de nuestra Santa Yglesia Católica Apostólica 
Romana, que dejo de tratar para otro lugar mas á proposito, y 
me contentaré ahora solo con efclamar ¡ Ojala que no se hubip- 
fen toes do estos puntos, ynucftros males no serían tan grandes! 
Dios vela sobre nuestra Caufa, y un día cafcará su montante 
para confundir á los malos , y confobr á los (pie de corazón le 
pedimos su mifericordia. 

Para pintar un Quadro es menester Obgeto , Colores , y Pa» 
jages donde estamparlo. Todo lo tengo % pero U cofa es que 



9 
siendo el Obgeto grande, los Colores que he podido adquirir 

son muy malos, y horrorofos ; y proprios para pintar la noche, 
la tempeftad , las furias , los infiernos con todos sus diablos. 
El parags no es na bronce, un ébano, un marfil; es una teia* 
gruefa, rota, agugereada, íinunda, aíquerofa, llena de mil faltas; 
y defpues de efo, no es quadrado , ni circulo, niobalo, sino una 
figura irregular, e imperfecta; mas con todo soi demaíiadamente 
tenaz y terco en mis ideas, y emprefas , y aíi voi á llevarlo ade- 
lante, y á salga lo que saliere, que cada uno tiene sus eíperan- 
zas; y yo las fundo en que me dicen los Amigos que si<*a 
pues lo que llevo dicho hafta aqui es bueno, y que muy bien' 
podrá quedar para marco, y adorno; aunque quiíiera yo pintar á 
Devora , Olofemes , Bruto &c., que es loque todos efperan con 
gran defeo ; pero yo no me meto en efas onduras , porque no 
puedo , aunque quiero* Me contentare solo con que mi Quadro 
salga á luz, y lo vea el Publico imparcial 5 pues yo estoi ya perfuar 
dido que no me lo ha de comprar la Perfona á quien se dirige , 
ni ninguno de los Suyos, porque ne tiene los Colores blanco, 
celefte, y otros , que estos demuestran el candor y las virtudes , por 
que no los he encontrado, ni tanpoco sabría donde colocarlos j 
y antes- al contrario aun me han* quedado para vender, y llenar 
almacenes enteros, de los que caracterizan el vicio, el horror^ 
M la Ambición &c. 



g ASQVEi 



SQUEKOSA TELA DONDE SE PINTA 

EL QUADRO. 



genealogía de la imperial y real. 

FAMILIA DET FRANCIA. 
BONAPARTE, 




n tal Fulano Bonaparte , Carnicero distinguido por su díne^ 

roen Ayaccio, preftó al Rey (de Copas) Theodovo algunas 
turnas en ciertos momentos critieos en que los neceíiitó, y ei 
augusto Monarca agradecido le correfpondio , concediéndole el 
Titulo de Noble Bonaparte e , 

Su Hijo Carlos Bonaparte emprendió á costa suya, y baxo 
los aufpiclos del Conde d^ Marbeuf ua vlage á Italia, en donde 
quífo venderle por un defcendiente de la antigua Familia Bona- 
parte , pero todos se le burlavan y defpreciavan¿. 

Una cierta Ramillioni , Vuida de un tal Ramillioni casa err 
segundas nupcias con un tal Fefch, hombre debaxa condición,, 
y fue el tronco de los dos Pimpollos,, 

El uno que ahora es, con refpeto , el Cardenal Fefch. 

Y la otra la tia Catalina Leticia Madre de un Emperador,, 
de" tres Reyes , una Rey na ,, dos Princefas y un Senador &c. &c. 

La dicha Ramilloni abuela de estos Augustos Efclarecidos 
Perfonages era natural de Bafilea, hija de uno que de mala fe 
había hecho bancarrota. 

La Hija Catuja, ó Catalina Leticia Fefch cafó con Garli- 
tos Bonaparte, hombre miferable, y que vivía de aventurero en 
Ayaccio Capital dé la Córcega^ 

Efta Catalina Leticia 9 memorable como se ve, tubo durante 
este Matrimonio por Cortejo al Conde de Marbeuf Governador 

B a. & 



12 

de la imíhia Isla de Córcega, y fue -mantenida for El co:e$ 
su Favorita, aun deípucs de la muerte de su Marido. Aquí Se 
pudieran contar anécdotas muy particulares como es la siguiente * 
que afeguran perfonas que viven, y la han presenciado. El Conde 
de Marbeuf la sentava á la rneía , y hacia que el Marido síguie- 
ie sirviendo de Rebostero, ó Maestro de Caía, lo iqual El n® 
podia sufrir, y decia, ya pafo por todo , pero cfto no lo puedo 
consentir, porque lo ven las gentes ; y el Conde hizo ,quc comie- 
fen Marido y Muger en un quarto separado ¡mediato, y que se 
les sirviefen los platos de su miíma mefa ¡Que tal? Qbfeivefe 
este principio. 

Nacieron de este Matrimonio los Hijos siguientes. 

i.° .... Su Alteza Imperial Joícph , oy Rey de Ñapóles, y 
nombrado para Eípaña, cafado con su Alteza Imperial Ana 
Clari Hija de un Corredor Marítimo , y Carpintero de Mar- 
sella. En platos lavados de su mano han comido Perfonas que 
me lo han jurado. 

a.°.... S. M. Napoleón Eonaparte Marido de la Viuda 
Beauirnois, y emparentada con lo mas granadito de la Francia, 
y declarada Favorita de Barras. Este se la cedió por Mugcr , f 
le proporciono el mando del Exercito de Italia, de lo que de- 
pendió su fortuna, que tama defgrazia caufa. Entre los muchos 
aduladores elogios que se han hecho á toda la Familia, me 
hacen reír los atributos que le dáCambaceres á la tal, de bonestp 
y de virtuosa; con mas razón la podía haber dicho que tenia 
un carácter mas vengativo que Agnpina , y mas luxuriofo que 
MiJ aliña. 

3. .* . . El Cuidadano Luciano Bonaparte \ que mostraba incli- 
nación al Estado Eclesiástico , pero que al cabo , ahorcando los 
libros , y colgando los hábitos , se empleó en la requa militar 
con el prest anuo de iooo Francos. La primera Muger fue la 
Criada de un cierto Máximo de cerca de Tolón, la qual mu- 
rio, según dicen, por la mala vida que lo dio su Marido. La 
segunda es una cierta Lambert, Muger en actualidad de un 
Mancevo de Comercio en Paris, diborciada. 

4. S. A. Y. Gerónimo, oy Rey de Westfalia, cafado en 
Balnmore en America con la Señorita Pateríain hija virtuofa y 
amable de un rico negociante , y por efo oy abandonada 

por 



3F2 
*0 



por el mifmo , habiéndolo asi querido el Grande ; cafad® 
imevamente con la Princefa Federica Carolina Sofía Dorotea de 
Würtemberg. 

5, . » . * S.A. Y. Luis Bonapafte Rey de Olanda-, Marido 
de la Señorita -Baeuirnois, hija de S. M. Y. Pcpiila ó 
Jofefina. Aqui hai una Anécdota muy graeiofa, que no tan so- 
'lo por la moralidad , quanto por la pudicicia se dejaría de refe- 
rir, si fuefe otra la eípecie de las Perfonas de que se tratava¿ 
pero esta no tkne nada que perder, guando se cafó la dicha 
Señorita, Hija de tal Madre, esta va preñada >, } Napoleón tuvo 
gran cuidado dé la salud del Muchacho, que declaró Heredero 
de la Corona de Francia , pero -murió., cuyo sentimiento bien 
lo ha publicado. Hai otras dos posteriores por el mifmo estilo. 

6.° . . . . S. A. Y. La Princefa Eiifa Bonaparte, la qual 
restava con sus Hermanas en Marsella ganando la vida de Aplan- 
chadora, y siendo, aunque muy fea, muy galante. Cafó con un 
cierto Bafcioehi , Hijo de un Cafetero del mifmo Marfella. Este 
en su juventud se vendió por mía tal Bona , y con este titulo 
gastó, y triunfó el mucho dinero que había ganado al juego 
con manos no muy limpias, y en otros Empleos benéficos á Ja 
iivertina Sociedad. Antes de profefar esta Carrera tan gloriofa, 
liabia ganado su vida siendo Mozo Apuntador de una mefa ác 
trucos , y villar en Aquífgrána y Spá: fue defpues tratante 
de lana en Suiza ; de carbón en Liorna ; y ahora Principe de 
Piombinno y de Luca. Hai cofas muy particulares de quando fue 
Mozo de villar , y aun defpues de Principe. Entre otros mu- 
chos que le han dado de pefeozones porque se dormía quando 
marcava los puntos, hai uno en Viena actualmente que le rom- 
pió un taco en la cabeza, porque él con picardía le había quitado 
tres tantos, y se ios había puesto al Compañero, como hacia 
algunas veces que se interefava en el juego por baxo mano, 
guando subió ala dignidad de Principe se cambio el nombre de 
Pafqual en Feliz, y á poco tiempo que mandava en Piombinno 
^1 tal Bafcioehi le pusieron los Luquefes un Pafquin en Italia- 
no que decia : Quando Vos erais Paf qual, Nosotros er ames* Fe- 
lices', ahora que vos sois Feliz , nostros somos Pajquales ; y quando 
los Disputados del Principado de Piombinno se le prefentaron 
A felicitarlo, y ofrecerle el vafallage, le digeron; que perdonase 

el 



14. 

s¡ que ellos pudieran faltar a los ritus , y ceremwias que te 

fr a etican en tales ocasiones y pues no estavan acostumbrados a 
ello y y el cal Baíciochi les refpondio: Ninguno en el Mundo esta 
menos acostumbrado que Yo a hacer el oficio que hago* 

7x° * « ... . S, A. Y. La Princefa Matilde Bonapsrte 
Mu^-es del General Murat cy Fcy de Ñapóles, En sus tiempos* 
siguió- m MarfcJia La n.iíhia vida que su Hermana Elifa. El tal 
joa^hi.n Muras es Hijo de un Fachin, ó Mozo de Cordel- de 
Ía Buígovia: cerca, de: Cáon. ; Qnlfo cambiar sti apellido en el de 
Marar^ en el tiempo de la omnipotencia de Este que fue victi- 
ma d$ la Corde ,¡ pero no pudo confeguirlo. Su Padre actual- 
mente tiene una pequeña tienda de dátiles- y aguardiente en eM 
Cairo y coa la que vive, sin querer saber de S... Mag; su Hijo 
Toachin : conozco hombres de bien que son buenos testigos de 
esta verdad. En sus¡ principios- fue El tal Rey Murat ayudante de 
cocina en París, que nofotros- llamamos Pinche y ó Marmitón :; 
viven, muchos que le enfeñaroa á limpiar las- cazarolas \ m y á 
encender el fuego, pues la ciencia de los pasteles y empanadas? 
la ha aprendido defpues, cuyos platos delicados los prueva 
bien la : Europa,, compuestos todos de carne y sangre, pues 
no ha ; dejado jamas el cuchillo de la mano. Comenzó^ Mürat: 
$u Catrera* Militan quando empezó la Revolución, en. Francia- 
La Fayete lo saco de una taberna,, y lo hizo -Cabo de Efquadra- 
Aunque se haüava con solo esta graduación de Caporal tubo el 
atrevimiento con otros : compañeros de entrar en el Palacio Real 91 
v decirle gritando al Rey, Luis tu eres un Traidor y ynostros ne* 
hesitamos de tu Cabeza;- y esto lo hizo aícender, y comenzar 
brillantemente. El Alguacil Santerre lo hizo luego su Ayudante., 
Se diftinguio mucho el dia 10 de Agosto* En el i.° de No- 
viembre de 1792; dirigió las tropas que mataron tantos Sacer- 
dotes en las Cárceles, y en los Abadiados. Le llevó á íá Reyna 
de Francia Maria Antonia de Austria la Cabeza chorreando san- 
gre de ia Princefa de Lamballe. Fue el que comandó las Legio- 
nes que llevaron al Pativulo al virtuoíb y deígraciado Luis 16. 
Luego que murió Márat eferivio Murat á los Amigos del Club 
una Carta, en la que, entre otras muchas cofas del mifmo tenor , 
dice: Sol Senculote , y estoi casado con una SenculotUy pernn~ 
tidme que cambie una sola letra dé vn apellido ;.; si mis Hijos 

pew* 



*5 

pensasen Aristocráticamente , ios destrozare qml otro Bruto: vi- 
van eternamente los Jacobinos 5 la Montaña , y la Guillotina* 
JEste es oy Rey de Ñapóles. 

g.° .... S. A. 1. ha princeía Paulina ttonaparte. Su 
Primer Marido fue el Coronel Léclere- hijo de un negoziante 
de lanas cerca de Pest; la Madre vendía afina en una tienda, 
y un Hermano suyo, convencido de un hurto, fue condenado 
á la horca. En segundas nupcias se ha cafado con el Aturdido 
Principe Borghefe en Honia, que sin conocimiento iia querido 
.poner jeía mancha £n su distinguida Familia. 

ADVERTENCI A 

Este Árbol Genealógico se ha compilado di París. Se lee 
?en Francés , y en Alemán , y se ha .enviado á varias Cortes eu 
muchos Idiomas. Esta Copia se ha sacado de un Original au- 
tentico , y certificado , que ha venido de París. Han fiedlo 
muy bien los Francefes, pues en ninguna parte les interesa mas 
el saber , y propalar la fuente de donde dimana el Grande 
Antiguo, y Distinguido Héroe que los govierna, y manda; ya 
que pqr sus demás buenas prendas , y virtudes morales no tie- 
nen los mifhíós Francefes, fegun se ve, nada que decir, y las 
creen completas, y proprias para la administración de una Po- 
tencia semejante. Hai otros muchos ramos de este floreciente 
•y bello Afbol Genealógico que todos son por el ínifmo estilo ; 
y pues son tan prodidos, se efpera cortarlos, y mejor arrancar 
el Árbol de de sus raices, y entregarlo entero al fuego para 
que no quede memoria; por que en^quedando un pequeño bás- 
tago ¿s bastante para reproducir el completo de las mas malas 
semillas que se puedan encontrar. 

Es menester mucho valor para tomar el Pincel, y meter la 
mano sobre una tela tan puerca^ y tan hedionda que corrompe, 
y que no hai colores con que cubrirla, aunque gaste uno mucho 
tiempo , y tenga la mayor avilidad. Es muy mal principio ; lo 
conozco ; no puede salir sino es una Cofa muy mala , pero 
me instan, y no me dan lugar á penfar, á suavizar, á modifi- 
car ; y quieren que no haya ficción ni ingaño , sino que se prc- 
fente el Quadro con la mayor sencillez , y sin sombrearlo con 

jd velo de la falfedad, 

Está 



x6 

Esta es la Simiente que se ha de eíparcir por las quatre 
Partes del Mundo para la producción de los Reyes, ó Ad«* 
ministradores del Ambiciólo Bonaparte. ¡ Serán por ventura 
1&S mifmos actuales Reyes, Emperadores, y Principes Soberanos 
los que vendrán á cultivar este basto campo con sus proprios 
brazos, y á regarlo con su sudor y su sangre? Por deígracia 
hai alguno ; mas yo efpcro que á esta hora conocerá que esta 
muy á peligro de quedarfe sin que le paguen sus fatigas, y sin 
que le quede ni aun para comer, pues el fin de Bonaparte es 
de que todos Estos, perezean trabajando en su favor. 

Baste de Alegoría, que sobrado es para emplear algunos ra- 
ros de meditación. Alia van los Colores ; no tengo otros, ni sg; 
donde poderlos encontrar.. 



y:'WHTT azsaaegsssa meggsss 5 a ■ i ; r ■ da» 



COLORES BERDE Y NEGRO ÚNICOS 
PARA PINTAR EL QUADRO. 



QUÉ CARACTERIZAN QUIEN 
NAPOLEÓN BONAPARTE, 




seguran Autores chñcos en éste asunto que el tal Napoleón 
Bonaparte sea Bastardo de Catalina Leticia Fesch , Concu- 
bina del Marques de Marbeuf, Governador de la Isla de Cór- 
cega» 

Nació Napoleón Bonaparte en Ayaccio en 15 de Enero de 



Defde sus primeros anos no dio señal alguna de amar ó 
abrazar la Religión 5 dedicaodofe siempre á los Esrudios Mili- 
tares. 

Recívio su educación en Autün , y en Brienes , pagada por 
el mifmo Luis i6¿ á quien él ha contribuido á quitarle la vida, 
y después se ha sentado en su Trono. 

Lleno de ambición no reufo el cafarfe con Madama Jose^ 
lina Beauirnois , que era hacia mucho tiempo la Favorita del Di- 
rector Barras ; con la condición de que el mifmo Barras, que era 
entonces uno de los 5 Directores , le obtubiefe el mando general 
del exercito defíinado contra la Italia. 

Al llegar á los Alpes publico Decretos fulminantes contra 
todos los Soberanos, declarándolos Tiranos, y él fue el prime- 
ro que quitó todos los honores y disticcionos. 

Permitió en Milán el mayor üvertaiage, y las reprefentacio* 
iies teatrales mas lubricas, A«provó el Baile escandaloíb en el que 

c ba y- 



i3 
baylava el Papa y los Cardenales con todos sus Sagrados vesti- 
dos, e infignias ; y la tal Jofefina lo aplaudía, haciendo repetir 
los pafos mas ei canda lo ios. 

Fn Italia ( según publicamente decía su Ayudante Wial } 
robava Bonaparte por mayor, entre -tanto que sus Generales Su^ 
balternos lo hacían en pequeño. 

Trató villanamente á los Cardenales Legados de Ferrara ^ 
y de Bolonia, haciéndolos estar en pie, mientas que el eitayá 
tendido sobre un camape, amenazándolos con la horca, y ha- 
blando con el mayor defprecio del Papa Pió VI 3 á quien él 
quería destronar. 

Hablando un día con el Caballero de Azara Ministro de 
Efpaíía en Roma tuvo la ofadía de nombrar con los adgetivos 
mis infames al Sereniíimo Señor Duque de Parma Infante de 
Efpaña, llamándolo entre otras cofas, vil Gusano de la tierra* 

Veafe lo que por este mífoio estilo ha dicho, y dice de 
todos los Soberanos*, principalmente de las Reynas de Ñapóles 
y Prufsia , y aun de toda la Familia de Efpaña su intima Aliada , 
con quien El habia querido enlazar la suya. Bien da prueva$ 
de que no ha nacido para hacer el Oficio de Rey, pues por 
todos lados deícubre sus malos principios, y baxa educación , 
y con fundamento se le dice Rey de t averna'. 

Se fingía Bonaparte muy Amigo de los Venezianos , y entre 
tanto se valia de todos sus artificios para que por si mifrria 
cayefe la República Veneziana , que él la dava el titulo de Vieja 
Decrepita , que son unos Epítetos que nada significan. 

Como que era Bonaparte un General sin experiencia en la 
Táctica Militar se dejó cerrar por el Grande Archiduque Carlos 
en las Montañas de la Carintia. Compró su libertad , y la de su 
Armada con los Preliminares de la Paz que hizo en Leoven, 
prometiendo á la Cafa de Austria los Estados de la República 
de Venezia ; y reufando Esta semejante compenfacion , pues era 
contraria á los empeños fagrados que Ella tenia con la Repú- 
blica , dijo Bonaparte; Yo.no entiendo estos ef émpidos hijos de 
la bipocresia : yo destruiré esta República , y asi cejaran estos 
escrúpulos , 6 por mejor decir la hipocresía de la Cafa de Aus- 
tria : he ¡i/ongeado con promefas al mifmo tiempo á los Venezia- 
nos } pero yo siempre prometo sin voluntad de mantener vn pala- 
bra 



#f4¿ si esta perjudica mis intereses : conviene iludir los hombres pa- 
sa subyugarlos. Estas máximas machiaveíicas, endemoniadas están 
bien comprovadas en una de las refpuestas que dio al Señor 
Cevallos en Bayona , en qué dice i que El tiene una Política pro- 
pía suya ; y á la verdad que es única. 

Luego que cayo la República Aristocrática concluyo un 
Tratado de Paz en Milán , que luego defpues violo el 13 de 
Octubre en Campoformio , vendiendo aquella nufrná República 
que habia reconocido en el dia 16 de Mayo del mifmo año. 

Pasó defpues á Francia para ir á Egipto, en donde sacrifi- 
co inútilmente 40000 hombres , y toda la Efquadra , y Flota 
Naval ; y allí para ganar el partido de los Turcos , y Mamelucos 
se pufo el Turbante, y se fingió Mahometano de Religión, e 
hizo que se dibulgafe que era un Delegado de Mahoma, comi- 
sionado para reformar el Alcorán. Quando se hizo Mahometa- 
no encarga á ém Soldados que su conducta sea tal á poder 
refpetar aquella Religión, que es la de Moifes, y Jefuchristo: 
veanfe sus Proclamas hechos allí en que dice, Yo re/peto al 
Dios , al Profeta , y al Alcorán mas que los mifmos Mamelucos* 

Volvió fugitivo á Europa, y apoyado en su Partido, des- 
truye el Directorio, y los Confejos, y se erigió Primer Con* 
ful, y Señor Ábíoluto. 

Creo un Senado, en el qual reunió la efeoria y ediondez 
de todos los Partidos, y estos miímos Senadores le temen, y 
Son efelavos de su defmedida ambición; y con su apoyo se ha 
hecho proclamar Emperador de los Francefes &c. &c. Aver- 
guencenfe estos mifmos Electores con solo el ver que entre to- 
dos Ellos no han encontrado uno que los dirigiefe^ y gover- 
íiafe; y que eligiendo un rriiferable Corso i sacado del fango de 
iin rincón dd Mundo, Este mifmo tiene miedo, y defconfia 
de ser guardado, y defendido de los mifmos Francefes; y asi 
és que su imediata guardia es de Mamelucos > y uno de ellos 
va con él costantemente, y duerme con armas en sn mifmo 
quarto. Mancha fea de la qual jamas podran iavárfe estos tan 
honrados y balientes Guerreros, según se vocifera. 

Con engaños j cori intrigas , con lifonjas , y con faifas 
jtíómefas se hizo declarar Presidente de la República Italiana, 
y defpues Rey de Italia* - 

C % Su 



Su inconstancia es bien notoria. Creó en Italia dos Rcpu» 
blicas , llamada la una Ciípadana , y la otra Ciíalpina. Defpues 
cambio el nombre á Esta llamándola Laliana, ^y finalmente la 
convirtió en Rey no., de donde se declaró Rey, &c. 

Le quito a su Legitimo Señor el Principado de PiombiiiT 
no , y se lo dio á su Hermana Paulina cafada con el Principe 
Borghesi ; de allí á poco se lo quito, y se lo dio á otra her- 
mana llamada Elifa cafada con Pafquaí Bafciochi , que le hizo 
cambiar el nombre en el de Feliz: como di^o en otro Ju^ar. 

Nombró la Borghesi Duquefa de Plafencia , y luego defpues 
le quito el Ducado. 

Creó la República Setiníular, y la hizo reconocer de to- 
dos ; defpues la declaro Departamento del Reyno de Italia , y 
finalmente Departamento Francés. 

Con faifas promefas á favor de la Santa Yglesía Católica, 
indujo al Beatifsimo Padre Pió 7. ( reinante by para nuestro 
coníuelo ) á que fuefe á París para ungido , y coíonarío Empe- 
rador de los Francefes; y defpues le ha faltado á todo quanto 
le había prometido, defpofando al rnifmo Papa Nuestro Santo 
Padre de todos sus Estados, y aprisionándolo en su miím-a 
Palacio , como mas circunstanciadamente digo adelante. 

Ha publicado un Libraco llamado Código ó Códice Na- 
poleón, en el que se encuentran máximas contrarias al Evange- 
lio, y á la Doctrina de la Iglesia Católica Apostólica Roma- 
na, principalmente en materia de matrimonio 

Ha hecho dos Concordatos con el Papa; el uno como 
Emperador de los Francefes, y el otro como Rey de Italia, 
pero ha violado los dos enteramente, interpretándolos con ma- 
licia, e impiedad, como digo en otro lugar. 

La Efpaña compró el Estado de Parma , Plafencia , y Guas- 
tala quepor dar gusto á Bonaparte lo cedió por la Tofcana, 
con solo el engañofo titulo de Rey; y ahora de un golpe hecha 
violentamente á Ja Hermana de nuestro Rey Fernando 7»°, que 
governava prudentemente como viuda , y como Regente de su 
Hijo , que es el Legitimo Rey. La llama á Milán , la confuela 
con que la dará un Reyno mayor , y la hace partir para Efpafta 
en un tiempo tan fuerte, en el rigor del invierno, lleno de 
nieves , con dos tiernos Hijos como unos mendicantes por e| 
mundo. Sobre esto veafe el efeito del Señor CeyaUps, 



Los Legítimos Reyes de Ñapóles hansido hechados y perfe- 
giiido$ como unos facinorofos refugiados en sus Estados de Sí- 
c'iíia',- habiendo dicho, y pretextado contra Ellos las mayores 
"éfenías, solo por que habían defendido su Rcyno y sus legíti- 
mos derechos. 

A la antigua Familia de Braganza, reinante pacificamente 
cu Portugal", se le forman guerras y difensiones infundadas, y se 
ja 'obliga á partir para sos Estados del Brasil , estableciendofe 
tn el Río Janeiro. 

No dejo á parte, como algunos quieren, la muerte del Sere- 
nísimo Señor Ynfaote Don Fernando María Luis Duque de Par- 
tria, que se sabe envenenado, y con grandes sofpechas dirigido 
este atentado por orden de Bonaparte muy de antemano, por 
que para preveer , y urdir estas cávalas tiene mucho talento, y 
es un hombre grande. 

Estos son tres Hijos y un Cunado de su Intimo Aliado 
El Rey de Eípaña Carlos 4. , sacrificados al Tirano que ha aca- 
bado con élmiímo, sin que hagamos mención de la ufurpacion 
de la Luisiana-, pues es cofa muy sabida. 

Muy á los principios pidió Bonaparte á la Inglaterra que 
prohibiera la libertad de la Estampa, y que se formara un 
juicio contra los calumniadores , y viendo que salía mal , ofre- 
ció á la Gran Bretaña, el que entrafe á la parte con El para 
dividírfe los defpojos del mundo , que estos penfamientos tenía 
ya deíde entonces. 

Le dixo un dia al Embaxador de Inglaterra: Vuestra Na- 
ción no re/peta los tratados ; es menester de oy en adelante cu- 
brirla con un paño fúnebre ; pobre de aquel que no refpete los 
tratados; y él no ha cumplido ninguno, y si no examiiienfe 
los de. 

San Yldefonfo. Presburgo, 

Aranjuez. Luneviile. 

Toíentínos. Westfaglia« 

Campoformio, Austerliz. 

Leoveo. Tílsit. 

Ainiens. Y otros &c. &c. 

En el de Luneville hizo el Contrato iniquo de secularizar 
los Príncipes Eclesiásticos de Alemania, para reconipeníar con 

sus 



ü 

sus Defpojos á !os que se les habían confiTcado sus bienes erf 
la rivera izc.íácrda del Rin. 

Con frivolos pretestos ocupa Malta , quando sus habitantes 
dormían con la mayor tranquilidad , pues le tenían por nn Ami- 
go ; y hace que todos los Caballeros renuncien sus Derechos. 

Se burla de los Derechos Sagrados de las Naciones, y 
rompe todos los Pactos de los Goviernos anteriores , pero deja 
las Leyes si le acomodan, que siempre son las mas tiranas, co- 
mo ha hecho con las de Robefpiere^ -de las que ha ufado 
quando le ha parecido. 

La Paz de Westfalia había arreglado los fierechos de fos 
Principes del Imperio , y en Breslau , Munster i y Ofnaburg sé 
fixaron los limites de las Cafas Electorales de Brandemburg , dé 
Brunfvich, y de Hefse, pero Bonaparte encuentra medios para 
romperlos , y sórdidamente se introduce hasta barrenar la mífma 
Constitución. 

Toma pofesion de los Ducados de Clevés, y de Berg; y 
la Prusia para su indemnización defeanfa en la palabra de Bo- 
naparte. Buena ipoteca, bien se lo ha pagado , aunque dirarf 
que bien lo ha merecido. Debemos efperar bien.*.. 

Los Estados de Hanover que la Prusia habia prometido erí 
Cambio de otros Ducados , Bonaparte los quería negociar secre- 
tamente al mifmo tiempo con la Inglaterra. 

La Cafa de Saboya que hacia ya muchos siglos que pofeíá 
pacificamente el Piamonte , es oy uno de los muchos Reyes mi- 
serables, y casi prófugo en el mundo; pero.... 

La Alemania habia cedido sus derechos de los Esta do á 
Pontificios, y con confentimiento univerfal de todos los Prínci- 
pes mandava en Roma la Cabeza de la Iglesia, como Vicario 5 
de jefuehristo, y oy se vé á que Estado lo ha reducido como 
por mayor hablo en. otro logar. 

Genova 5 y la Suiza han tenido igual suerte con cortísima 
diferencia , como consta &c. 

Para quitar el Statoulder de Olanda dice y pretexta Bona- 
parte, que este Govierno no puede conciliario con los intere- 
fes de la Francia; que !a Prusia mantenía relaciones directas con 
la Inglaterra ; que la Alemania mantenía ún odio jurado á la 
Constitución j que la Russia unía una influencia general en to* 



fi 5 



A% la Europa; y á cada Nación le fragua pn motivo, diciendo 
que aquello era la cauía de su ruina. 

Para deshacer la Orden Eqüestre en Alemania se valió de 
í\h\ embrollos j y a| mifrn'o tiempo que eñgañava á la C fa de 
Austria, y á la Nobleza Germánica , hacia lo rnifmo con l| 
fFrííír, Li Bavierá, y los demás Principes- unidos. 

"Siempre alucina 1 á todos con la hermofa y divina voz de 
Paz, 'y con Ella se ha perdido el Piarnonte, la Tofcana, V.e- 
siezia, e! Estado Pontificio , Ñapóles, laPrusia, y la Espaiía; y 
en todos sus Proclamas y Decretos rio hace rnas que gloriarse 
decantando , que sus deíeos no son nías que de hacer los hom- 
bres felices. 

Bonaparte ha subido al Trono de San Luis, nadando en 
•íá -Sangre de los Defcendientes áú nnírnó San Luís, de quienes 
El ha recivido su -"educación y primera subsistencia. 

Defde muy á los principios manifestó su genio carnívoro, 
y sanguinario, guando Robeípiere, Barras, Carnot, y Freron 
dieron orden de diezmar á los que habían defendido la brecha 
de Tolón , se encargó Bonaparte , que era entonces un triste Ofi- 
cial, de esta execucíon, e hizo matar 1500 Tolcnefes, mirándo- 
los muy á sangre fría; 'y deípues de haberlo verificado, eferivio 
una Carta á los mifmos, queempezava: Con mucha alegría , con 
las botas ¡lenas de sangre, y en el Campo Je la gloria , han si- 
do obedecidas vuestras ordenes; no he perdonado ni 'sexo, ni 
edad: hombres, mugeres , viejos , y jóvenes han sido muertos iguaU 
mente \ pues ¡i alguno qtiedava solamente herido de las dtfcargas 
republicanas , han sido acabados con la efpada de la lib¿ttad,y 
con las bayonetas de la igualdad ¡ Salud , y admiración = Bru- 
to Bonaparte. 

Debe tinirfe á este Capitulo la Proposición que entre otras 
muchas y muy fuertes le eferivio Maureau á Bonaparte en una 
Carta que le mandó defde la Cárcel , y dice de esta manera : 
te cito para delante de Dios á que te justifiques del solemne ju- 
ramento que bicistes en mi mino, siendo testigos Tagleyrand , 
Sieyes , y le Febre el dia 8 de Novembre del año 7. de la 
República, sobre el qual oy eres un Traidor a la Patria. Este 
hombre, que con tanta facilidad rompe los juramentos, es la 
Cofa en que mas cuidado tiene , y hace que los demás lo ha- 
gan 



gan iiücdíataniente sobre qualquier asunto , pues esta perfuadido 
que es lo que mas ata á los hombres en sociedad, tinto por 
religión, quanto por los deberes de buena reputación. Interior* 
inente no deja de remorderle algo este punto, pero en publico 
y para satisfacer sus ambiciólos fines , lo abandono todo» 

En el momento en que Eonaparte dixo á toda la Europa $ 
que era menester respetar el Derecho de Gentes , cometió los 
mayores Atentados , comenzando por el horrorofo , e inconce- 
bib'e de la muerte del Duque de Enghien, que clama venganza 
al Cielo contra El. y contra efe Defpreciable Principe de Badén, 
que permitió el que se entrara á prenderlo dentro de sus Estados , en 
donde se habia refugiado como un Pobre que no tenia mas 
culpa que ser pariente de un inocente sacrificado, y heredero 
legitimo de la Corona de Francia, que tan iniquamente le habia 
quitado efe ufurpsdor tirano. Entran; violan su mifmo Palacio; 
lo sacan atado como á un asesino; y sin forma de procefo 3 
to palan por las armas de noche, fuera de las puertas de Pa~ 
ris . . ah! . . . . Aíexandro i/* Emperador de Rusia Je eferí- 
vio a Bonaparte oficios muy apretentantes para que le diera sa- 
risfaccion sobre este atentado , y viendo que no tenia salida 
reípondio Bonaparte, que Akxandro quena intervenir en los úe* 
godos internos de la Francia , y que no eslava obligado á dar 
satisfacían á ninguno , y pues el no se metia en las opiniones 
Rufas , del mfmo modo Ale x andró no tenia derecho ámetterfe en 
las suyas: deipues han aparentado los dos una estrecha amistad, 
que no le ha hecho ningún honor ala Rusia , y tantos males ha 
caufado al Genero humano , pero efperamos que un dia abrirá 
los ojos ? y nos proporcionara los bienes. Otro Carácter bien 
confequente ha manifestado el ínclito- -Rey de Bncch y que ha^' 
biendok eferito entonces una Carta de su puño, y no habiendo-- 
le Bonaparte hecho cafo, le ha confervacto un odio y guerra 
eterna.: Dios te bendiga Gustavo Adolfo 4. 

Ygual Suerte hubiefe'' tenido el bravo General Maureaii,. si 
310 hubiefe sido porque tubo miedo Bonaparte de hacerlo mo- 
rir en Psris 5 viendo quanta influencia tenia en el pueblo ; y así 
lo desterro en América. 

Estando en Egipto, y siguiendo sus viages , se le prefenta* 
%pn unas Familias diciendole que lo acompañarían gustofos; les 



2f 

£no qm k siguieran % y un dia viendo que le servían de pcío r 
y que de ellos ya habia sacado él quanto podían dar, tanto 
en conocimientos del país, qnanto del dinero que le habían 
entregado , difpufo que se les diera de comer á todos jnntos 
<gn una montaña ,. y quando estaban los Inocentes sustentan* 
dofe para seguir sus fatigas, hizo el Bárbaro Inhumano Bona* 
parte cargar los cañones á metralla, y dirigendolos hacia Ellos , 
fueron victimas en un instante; cuyos hiieíos y calaveras se 
defeubren aun como memoria! y testimonio... de una acción que 
no tiene par» 

En el mifmo víage , al salir de San Juan de Acre , se en- 
contrava con la dificultad de poder salvar ios enfermos, que 
eran muchos los que esta van en ios hofpitales* Llama al Pri- 
mer Medico , y le dice , que de qitalquier modo aquellos mise- 
rables para nada podrían servir en lo suceessivo, pues quedarían 
impedidos aun aquellos que pudiesen vivir 7 y asi que era mejor 
darles una bebida con la que concluyesen quanto antes de penar. 
El medico, que, á pefar de ser uno de sus sequaces , no habia 
perdido los estímulos de k humanidad, ledixo, que no se atre- 
vía. Llamó al Boticario, quien nada moral como él, segundó 
sus infames ideas , y en pocas horas concluyo con todos los 
enfermos* Este es el premio que da Bonaparte á los pobres 
inocentes que por el van á sacrificarfe* 

Aqui viene muy bien lo que refpondio Selin* 3. quando 
no quila reconocer á Bonaparte por Emperador. Bonaparte dijo 
yó no soi reconocido Emperador ,, por que Selin se ha unido 
con la Rusia, y la Inglaterra, pero Selin contesto , que no era 
esta la razón r sino por que esperava muy poco de un homhrc 
que era un Tirano , y habla sido Ciudadano , General , Republi- 
cana-, Cónsul , Aristócrata , Musulmán ¿ Católico , Sanculote , y 
Emperador ; que se accordava de lo que habia hecho en Egipto, 
vio/ando todos los derechos , fingiéndose Musulmán, y matando 
miliares de Inocentes. Selin ha dado un buen exernplo coa su 
pura lógica mora!. 

La muerte de Pichegru fue falso el suicidio? y si, hecha 
clandestinamente por orden de Bonaparte, 

Encadena Bonaparte hasta sus niifmos Paifanos de Córce- 
ga ,. para que lo vengan á servir, y no les da ni de comer, ni 



*6 

de vestir , pues hai quien eree que no quisiera ni aun que exis- 
tiera la Isla que lo dio á luz, y que se olvidaras* todos de 
que lo han conocido otra cofa que Emperador , como ha ma- 
nifestado muchas veces con algunos que han querido haeerfe isa 
mérito de haberlo conocido quando era General, á quienes np 
ha contestado, y los ha mirado con la mayor aspereza; por 
lo qual creo que este Quadro no ha de merecer su aprovacion. 

Ha infundido tal terror, que en las visitas tiránicas domi- 
ciliarias que se hacisn en París , si alguno quería resistirse , se le 
reípondia por los mimaos B-.-rdugos que ivan á la execucion , era 
es de orden y y parte del GranCrntsul^ calla ; y todo el ouiado 
callava aunque io dejasen en candía. 

Quisiera yo que aquí se pararan un poco los Reyes, y Prin- 
cipes, y que conocieran quanto les toca el examinar- las Ferio- 
na* que nombran para tas Einbaxadas , y demás Encargos Diplo- 
máticos* Siempre ha sido esta una ciencia donde refplandecia 
la buena fe, y el aerifolado honor, pero oy ha llegado á ser 
el plantero de la infamia é iniquidad. Repetiré {©que un íabio 
político qtse comparava los Gabinetes á las encinas 6 escrito- 
rios de los mercaderes , y decia ; aquel mercader que se vale 
de los medios mas malos , y hace los tratos mas ilicitns , es el que 
mas gana : yo diré que la proposición es la mas inmoral , pero 
es la mas cierta, y bien lo vemos comprovado. con el mifmo 
Bonaparte, qae habiendo engañado a todo el mundo eon sus 
faifas , fingidas palabras , y tratados , ha engrandecido su poder en 
unos términos tan coloíales, que tantos esfuerzos cuesta para 
poder recobrar cada uno lo que es suyo, y tan impunemente 
nos ha robado. 

Sigamos con las preparaciones para el Quadro , que si no 
sera una obra interminable; pero antes permitafeme poner esta 
adjunta para que no quede palillo por tocar, cooio se suele 
decir. 

Como Bonaparte saca de la Italia todo quanto puede, 
tanto en hombres quanto en dinero, dejándola como un efque- 
kto, no queda bastante para maatener la Corte de Milán, a 
pefar de que el Administrador ó Vi - Rey no deja de hacer 
sus especulaciones , tanto en Impuestos , quanto en Loterías, y ea 
Empréstitos , que se pagan tarde , ó no se pagan. Bixo este su- 
puesto 



*7 

puesto, y dejando aparte todas las reglas de civilización, mo« 

destia, y 'pudor , y de efperimentarfe las confeqüencias mas funes- 
stas 9 se ha establecido en todo el Reyno Itálico, para Alimen- 
tos del Vi Rey 3 y Alfileres de la bella, virtuofa, y amable 
Vi-Reyna (digna de mejor suerte, pero paga los pecados de 
su Padre que es caufa de mucho males) un Impuesto sobrero* 
dos ío® Juegos Públicos de qualquier clafe que sean, protegien- 
defe los de Azar que es dond^ el hombre se precipita ; y tam- 
bién sobre las Mugcres Mundanas, permitiendofe publicamente 
las Rameras , al extremo de ser uno aíaítado en las plazas mas 
concurridas en medio del dia ; cofa que repugna ai mas liberti- 
no : cuyos impuestos montan á una grande suma, fundados cu 
unos vicios tan análogos al frágil corazón del hombre; y mas 
guando los ?e autorizados por el mifmo Legislador , que tan ri-* 
guroíameate ios debía prohibir. No se pueden detallar los iafi* 
nitos males que caufa en ¡á sociedad este abandono. 



g g feé fe MAM ■ mi ■ w» ni im W'i. i -w 1 1 n i « i i mi l i i ii i ii " ii wswwbwwi» *w"— jtf aW 



a TIER-, 



* C% T Tr 



S POR -LA MISMA FIGURA 



QUE ES DONDE SE APOYA, 




orno la Figura que quiero pintar no tiene tranfporres de 
'éxtasis divinos para poderla hacer comparecer en él aire, es 
menester apoyarla sobre alguna cofa soüda , como es la hernioíi 
madre Iglesia contornada de ricas sazonadas frutas, y flores, 
producciones de la dulce Religión. Si dejo suelta ía Figura 
creerán muchos lo que vulgarmente se dice , que es uno de aquellos 
Diablos Soberbios que Dios arrojo del Cielo, y quedaron en 
el aire s pues n© se perfuadiran que el corazón humano sea capaz 
de tales excefos , e iniquidades* 

El Hombre mas atheo, el mas incivil, las mifmas fieras 
tienen una subordinación, un temor, un miramiento , una moral, 
que la distinguiremos con el nombre de Religión; pero Bona- 
parte no ha conocido ninguna, aunque las ha profefado todas 
las que se le han prefentado, y ha llegado su defearo, y su 
imprudencia al extremo de quitarfe la mafcara, y reirfe de to- 
do el mundo , llevando adelante sus ambiciofos caprichos , y 
hollando los refpetos mas sagrados, aun en contra de sus ver- 
daderos y anhelados interefes ; cuyo refultado no ha de ser tan 
favorable como él mifmo se ha propuesto. 

Prefenta Napoleón su Código , y les dice á los Pueblos mal 
adquiridos : Aquí tenéis la Ley , y la Religión - le refponden , 
no la ha aprobado la Cabeza de la Iglesia - Eso no lo dudéis , 
y si no lo vertmos. Quita los Combentos, derriva las Iglesias, 
roba todos los Establecimentos piadofos , y se prefenta ai Pa- 
pa diciendole: hagamos un Concordato, y espero su aprobación* 

Entre 



3 o 



Entre otras muchas cofas que Este monstruo solicita son t᧠
siguientes , que se deben publicar para efeandalo , y confusión 9 
aun de los mas reprobos, irreligiofos , é imorales. 

„ Que el Marrimonio no sea Sacramento, sino un Con- 
5 , trato Social, hecho y defecho ante qualquier Juez Civil, con 
solo el confentimento de las Partes* " 

„ Que se permita la Poligamia con proporción í las ren- 
tas de cada uno , y á sus fuerzas físicas , para el aumento de 
la Población. „ , 

„ Que los Clérigos, Frailes, y Monjas, y qualquiera qué 
lleve vida religiofa, no haga voto de castidad, ni de pobre- 
za, y solo de obediencia á la Justicia ordinaria, como el ju- 
ramento de qualquier Ciudadano, quedando anulados todoá 
los anteriores , y extinguidas todas las Religiones , pues no haíí 
de ser de aquí en adelante si no es Congregaciones , hechas y 
defechas con facilidad. „ 

„ Que no ha de haber Confesión Auricular , pues dice qué 
„ es una traba , ó embarazo para que ios malos arreglen la vida s 
y que no es menester, unavez que haya leyes penales para los 
Crímenes.' „ 

„ Que no haya mas Bautizo, y si solo un Lavatorio Ge- 
neral al Muchacho en que dirá, qual quiera: Napoleón te pro- 
teja ¿ que confirmara el Alcalde , ó Justicia del Pueblo. a 
,, Quq no haya Sacramento de Eucharistía,. ni Cruces, ni 

2, sbaiii-os» ,2 

„ Que se canten en las Iglesias, en lugar de Piadofos Flf 
53 nerales, Himnos en acción de gracias, y en memoria de los 
^ Hombres que se han distinguido por qualquier estilo, aunque 
3J sea el Zapatero ó Ganapán mas inmundo, ó el Berdugo qu© 

3, mejor haya ahorcado, y manejado la Guillotina. „ 

3 , Que no se conozca al Papa como Cabeza dé la Iglesia 
a en Francia , si no al Obifpo de París , quedando solo Aquel 
? , para las demás Naciones que lo quieran como tal Cabeza $ 
s> pues Bonaparte solo lo dexa como Obispo de Roma, quitan-* 
5 , dolé todas sus rentas , y juriídicciones temporales de aquel 
5 -, pequeíio Estado Pontificio, á que lo ha estrechado , reduciendo 5 * 
b lo á la miferia 3 no dándole ni aun para comer. n 



5) 

b 

oí 






fs 



5 1 

p :9 Finiamente se quiere apretar tanto ia Cofa hasta obligar 
Ü al Papa á salir de Roma, defamparando la Silla Apostólica^ 
w y a ¡neterfe en nú rincón de Francia, para ser deípues pro- 
^ clamado 'Bonaparte Cabeza de la Iglesia, ó Iglesias, co- 
j, ino Protector General ; á lo qual se sigue el nuevo rito , y las 
n ceremonias 5 deíeehas .enteramente , y formadas otras á su ca~ 
„ pricho y fantasía , y sugeridas por ' los mífmos apostatas que 
fo poco tiempo hace juraron tan sagradamente aquellas. „ 

'El Santo Padre > conociendo el carácter de un Hombre -vio- 
lento y reíbluto, salió de su Silla, y se incomodó cu ir á coro- 
narlo á París, y á ungirlo por su propria mano, bien contra su 
voluntad , en cuyo víage pasó las mayores amarguras, y le 
acordó quanto estava en los limites de su poder evangélico ; 
pero ahora no puede meóos de cerrar los oídos á demandas 
tan sacrilegas, y defcomunales, creyéndolo un Loco, y poniéndo- 
lo todo en manos de nuestro Dios y Seííor, que es de donde 
viene el remedio. " 

Se encoleriza Este Na buco D.oriosor, y marida que inmedia- 
tamente sus tropas se pofesionen de Roma ; que se les de allí 
quanto ellas necesiten; que se confine, y estreche al Papa i 
vivir en el recinto de su Palacio ád Quirinal; que se le quiten 
sus Guardias é Imprentas; que se le separen y destierren sus 
Cardenales; que se le prive de! Dominio temporal, dejándolo co- 
mo á un pobre mercenario Prisionero ; pero este Barón Santo , 
lleno de resplandeciente virtud , y reparado de las primeras fuer- 
tes impresiones que debieron eaufar estos inauditos , e inefpera- 
dos hechos en su humano corazón , se prepara á recivir el Mar- 
tirologio , diciendo que este es su único coníuelo. Se pone á bo- 
yar , y a pedir i Dios , que lo castigue personalmente por sus pe' 
cadas , pero que le de fuerzas para contrarrestar alas insidias , 
e infamias con que se amenaza a su Esposa la Iglesia Catolices- 
Afostoiica Romana r; y El Señor le alarga la mano, y le dice: 
prepárate a sufrir, pero no temas: esa Colosal Estatua que 
tanto miedo causa, tiene los pies de paxa, y caerá quando me- 
nos se piense: no tiene fuerzas contra ti, ni contra tus Hijns 
verdaderos : Ella ha marchado libre por todas partes donde no 
ha ene murado el fuego puro de la religión Santa y verdadera; 
y sino mira copio ha dejado precipitadamente la Espa/la , temien- 
do 



%2 

Jo sí que no se k quemasen sus plantas que son muy comFu^ 
tibies : No deges el timón de esa hermosa Nave que ' forma mis 
¿chelas , y no te asusten las impetuosas olas que la amenazan en 
la tremenda borrasca que esta pasando , pues tu la salvaras , w 
¿h varas a Puerto , donde gozaras de la dulce y Santa tranquili- 
dad , ipie experimentara?! igualmente mis fieles Hijos \ marcha 
i o» finveza , y desde ahora, nuevamente te hecho mi bendición* 

Deídc aquel momento el Santo Padre se reanima, recobra 
su quebrantada salud , y lleno de imponente: dulzura en sus ac- 
ciones y palabras, se prepara á recivir oficios, decretos y solici- 
tudes impertinentísimas de Bonaparte por conducto de sus Ge- 
nerales, y Ministros en Roma (i) á las quaks antes de rcfpon- 
der, pide á Dios le ilumine; y asi parece que sus respuestas sow 
mandadas del Señor por media de sus Angeles, (a)/ 

! Oh Alma llena de Divina energía; modelo para la Re- 
ligión; exempío para los Reyes; y- efpejo donde se ve el con— 
tr.-isc de los buenos, y de los malos! Permítame Vuestra Bes nV 
T.nd postrarme desde aquí á sus Santos Pies, befar su Ungido 
Celestial Anillo, recivir su Patriarcal Bendición, y obedecer 
sus Sagrados Invariables Mandatos , pues no puedo hacerlo eo 
Roma, donde tuve esta honra y satisfacción el año de 1803; 
quedando defde aqui uniendo mis oraciones con. las de l©s de* 
mas Fieles dirigidas al Todo-Poderofo , por la coníervacion de 
ia Preciofa Rama de la .Ilustre Cafa de Chiaramente;, para el bien 
de la Religión: Católica Apostólica Romana 9 . y conforto de la; 
Ilumanidad* 

Bien se ve en este pedazo ácQuadro que aunque hollado 5; 
y rebuelto , se defeubren en medio de los efpinos y abroxos las 
flores mas vivas., y frutas mas exquisitas ¿Pobre ácl que no> 
íte encuentre, y. pase, los ojos sin hacer detención y reparo ! 

BAR- 

<£») Véase un Libro Intitulado Cartas dé un Español á los Españoles, don— 
de el Autor de este Quadro presenta estas Solicitudes y las Respuestas i 
de Su Sanndad extensivamente» 

(2) Véase la Estampa en la que se representa al Papa Pió. 7. en actidud 
de orar delante de un Cruciíixo, con una Mesa y Tintero al lado; que 
se ha prohivido luego en Roma por los Franceses , por que los hom- 
bres timoratos y justos decian que signiücava, el que antes de respon=" 
der á los Oficios que continuamente le pasan* se pone á orar* y á pe*.- 
•áj,r. á Dios cjue lo ilumine, 



DEL QJJADRO. 




todas las Pinturas se las da una Barniz con composiciones 

sencillas para que refalten, y se mantengan á resistir las in* 
temperies, pero este mi Quadro no admite nada que sea claro 
y refplandeciente , á pefar de que he provado por todos cami- 
nos con quanto es imaginable, y siempre me queda en él un 
fondo acre, duro, efpantofo, repugnante, que no haicon que pu- 
lirlo y 'y abrillantarlo* 

Ló que mejor le adapta es una composición de dudas, 
mistériofós vicios, fantaímas de ignorancia y y todo quanto 
conduzca á 'volver al hombre inculta y salvage , pero no indo* 
mito, porque debe ser dócil para conducirlo por las sendas de 
la iniquidad á su encera perdición, que es la de no conocer la 
Fuerza delBnte — Supremo que lo ha criado, y por quien existe. 

Comenzare por una .bagatela, sigun dice a todo Bona- 
parte. Para llevar, á efecto esta idea tan análoga á las suyas, 
se dijo entre otros difp arates en los difcurfos públicos: Boná* 
parte quiere ser Criador , es menester obedecerlo: unámosla Tiara 
a la Corona: hagámoslo Principe y Papa ;. añadiendo tosigúeme, 
pues tanta era la fantasía -de 1 - tos Aduladores; el Hombre no de- 
be saber nada, y si, vivir en la obscuridad , reduciéndolo á la 
barbarie que es el estado natural , para lo qual se debia quemar 
todo quanto- habia escrito en el Mundo, formando una Lengua 
para todos, respecto á que la Manare hia habia de ser Univer- 
sal, de lo que abíare mas adelante. Bonaparte dijo ímperiofa- 
mente: encadenare el tiempo , protegeré la por venir, tranquilla 
%are la tierra, des armare el Mundo, conquistare el Universo; 
pero mejor es arruinarlo toda , y formar otro Mundo , reedificando 
de nuevo casas y ciudades a mi triodo ; y yo añadiré , cambiando 
también los hombres , trayendo habitantes de la luna , sol, enre<* 
tías ; y substituyendo fieras que son los seres mas análogos a su 



34 

genio , y entonces se verificara la Regeneración que tanto se Se- 

CclKtiU 

El Orador Fontanes en una de sus arengas le dice entre 
otras muchas cofas „Hace quatro años que un basto Imperio duer- 
„ me sobre vuestra poderofa Administración. El Confejo Le~ 
„ gislativo no habla sino por vuestra boca. Este llamara á si cons- 
„ tantemente vuestro defpotifmo, la propria efelavitud \ y el 
„ envilecimiento del Pueblo Francés. La doble quahdad de Con- 
„ quistador, y de Tirano ha hecho hallar siempre los Pueblos 
„ sugetados :este hecho lo habéis visto verificado en vuestra 
„ Perfona: ¿Y quien podra resistiros? Tenéis una Poderofa Na» 
„ cion de la que podéis difpoiier comq de una manada de et 
„ clayos; tenéis una Congregación de Apostatas que pQr salva» 
„ ros alzan al Cielo sus sacrilegos votos: tenéis :. la Cárcel dej 
„ Templo donde cerrar los enemigos; difponeis de una grande 
„ Armada que con solo una Señal Fusilara hasta vuestra ' niiíma 
„ Familia: ¿ I quien tendrá el loco penfamiento de oponer Ja 
„ Francia á Ja mifma Francia? Aunque se divida no tiene 
„ mas que una Cabeza, y efa sois Vos. La Francia no tiene 
,, mas que un enemigo , y este es todo el genero^ humano. "'¿ 

Oid , cofa que no podréis hacer sin horrorizaros: Quando 
los Genovefes le pedían á Bonaparte que les confervafe la Re- 
ligión Católica, le dixo Salicetti: No bagáis caso ¿le estos JMli- 
Ser obles que tienen la desgracia de creer que hay un Dios. V 

Parecen Paradoxas estas y otras muchas cofas , pues son 
ciertas , y se deben creer capaces de una cabeza ¡lena de fan- 
tafmas infpiradas al mifmo pafo en que Ja fortúnale ha sopia- 
do, y los demás poltrones, por no decir ignorantes y viles , lo 
han dejado marchar francamente á su arvitrio , sin prefentarle 
obstáculo alguno que lo haya detenido. JLa vanidad es un pa- 
xaro que si no se le cortan las alas al principio no deja de 
volar precipitadamente hasta la muerte: los exemplos de Ja vir- 
tud son un gran remedio dado á tiempo, si se quiere tomar. 

Este Hombre que se deja llamar el Grande , el Augustisi- 
?no, el Altísimo; y parece que quiere llevar en la borla de su 
cfpada una sarta compuesta de bolillas de Mundos, es un Mi- 
serable, lleno de preocupaciones, y que no puede formar época 
mirado por qualquiera de sus acepciones* Ha querido unir % 



éi de un golpe, las artes, las ciencias, y las facultades de tete 
dos, pero como le faltavan los principios, la instrucción, los 
anos, y la practica, no ña hecho mas que hacerfe un Francés 
perfecto , revolviendo todo lo que es material , y dejando mas 
en duda y ohfcuridad las cofas que dependen de sistema, docma, 
y opinión; comprovado esto mifmo coa sus mifmos hechos. 

Ño hagamos cafo de que este Homhre nació Christiano, y 
$é educó como tal ; que defpues profesó la Secta Mahometana 
én Egipto: en seguida restableció la Eeligioa Católica en Fran- 
cia: al mifmo tiempo ha protegido la Judaica con el mayor in- 
terés, por que la creía rica, y que podia sacar de Ella mucho 
dinero; y mañana establecerá una nueva llamada Napoleónica # 
y se hará adorar, que no dudo encontrara aduladores, y pmsi* 
íanimes, si tiene aun por nuestra defgracia las armas en la má* 
no: pero confio én que no succeda. 

Contare solo los ; prejuicios, y preocupaciones que esté 
Gufano-Hombre útút* Se dice que antes que llegase á hacer 
figura en el mundo, no se firmó, ni llamó Napoleón f 
y que ahora ha querido cambiarfe el nombre por aquella 
qué dice la Ef entura de Apoleon que significa Éxterminador . 
En la larga paila ta que hizo al Senado quando lo hicieron Em- 
perador ( de cuya Instalación se reprefento aquella famofa ope- 
ra bufa en Inglaterra) les dixo: Un Astrólogo en el Caito me 
dixú un dia ; que del sentí de los Mxercitos saldría necesaria- 
mente un grande hombre que conduciría de nuevo la Francia 
baxo de un Goviemo análogo á los demás Rey nos de la Euro- 
pa ; y todo quanto el Astrólogo dixo se ha verificado* Jamas 
quiere atacar en viernes, y si lo atacan, no hace mas que de* 
fenderfe. Quando lleva su Mugcr á la Guerra, tiene por felices 
los succefos, y se cree muy seguro , y asi lo comprüeva, y 
dice en la expedición de laEfpaña , que ha dejado tan precipi- 
tadamente. Refiere el Acta Santorum , tomos. , pagina 519, edi- 
ción de Antuerpia, que en 27 de Abril de iioo, se prefentó á 
Santa Cita una Pcrfona qué dixo tener dos Diablos en el Cuer- 
po, que el uno se llamava Soldán , y el otro Napoleón í la qua! 
quedó libre por intercesión de la Santa ¿ que como siempre: 
hizo sus exorcifmos: luego que ha llegado á noticia de Ñapo* 
íeoá este Caso * ha mandado destruir una Iglesia y deshacer t\ 

E ü Coi* 



3 S 
Convento de Monjas de Santa Cita que había en Lúea ; y á la* 

verdad que se ha hecho ya de todo ello una Plaza. 

De estas y otras tiene muchas que parecen favulas , pero 
son ciertas, y que el las cree, lo que prueva la poquedad de su 
cfpititu ( aunque se nombra el Venerable de los Fuertes ) y los 
atenaceados remorciimentos de su conciencia. Pregunto á los 
sabios | Formara Sistema este Hombre en quanto á ideas abs- 
tractas, Metafísicas, Docmas, y Opiniones fundadas ? ¡ A quienes 
podran convencer cíos sus Satélites que lo circundan, y son los 
tas^e* ó teclas de su órgano destemplado ? ¿ No serán capaces 
estos famofos Taglayranes Champ^gnis, Le Febre , Miolis, Sava- 

ris de cambiar mañana de opinión, sistema, y religión ^ 

á proporción de que se cambie la fuerza del ídolo que los 
mande, á quien tengan que obedecer y adorar? Poco tiempo de- 
bemos efperar, y el nos lo manifestara claramente. 

Para llevar adelante estas altas y quiméricas ideas, princi- 
palmente la de pofesionarfe de todo el Mundo, y poder llegar 
un dia á reunir las autoridades , y que se le nombre Monarca 
^Universal , se ha valido de quantos cálculos , registros, y cávalas 
pueden anidarfe en el penfamiento humano, y aun en el de to- 
do viviente. El medio que el cree mas axequible es cí de que 
todos dependan de El, por efo hace que los mas ricos Seño- 
res proprietarios sean unos miferables, obligados á servirlo en 
sus empleos palaciegos, que El los pensiona de una parte délas 
grandes contribuciones que los mífnios le pagan. La demás cla- 
se de gentes toda debe ser Soldado ; en cuya carrera se hacen 
rápidos adelantamientos, principalmente Aquellos que mas afor- 
tunados salvan la vida caíualmente de las muchas veces que con- 
tinuamente la exponen , y menos morales roban sin medida , y 
con defearo, defprcciando todo lo que se llama honor, y 
nobleza de acciones en un Guerrero. Aun estos padecen sus 
contratiempos , é infortunios , pues quando llegan á hacer algún 
dinero , es menester que partan con él, y le den mas de la mis- 
tad; y quando se lo quieren ocultar, ó se efeufan á hacer lo 
que su ambición le sugiere , hace lo que con Mafena , á quien El 
llamava el Hijo de la Victoria , que por que no le aprovó la 
Expedición de la Eípaña, y rehusó tomar el mando, le dio un 
efeopetazo, estando cazando, que lo ha dejado casi ciego, y ha 



*»» tai 

estado para morir; y habiendo fe buelto luego que te tiro . á re* 
convenir fingidamente diciendole J que has hecho Eert-icr ? Le 
refpondío este, ya.no Jxe descargado \ la. escopeta^ .pero Bonaparte 
le dijo agriamente , yo no quiero que nadie me replique. Bercíec 
podía haberle hecho provar la verdad. 

Creó Bónaparre unas Logias de Fragmafones que Ellos 
llaman Iluminados, los que al principio, pareció á muchos que 
tenían alguna fuerza, y que la Maquina andava, pero en el dia 
son el ludibrio y efearnio de todos, y aun de aquellos hom- 
bres de bien, que por tina cafualidad han entrado allí, ó los 
Jian metido por fuerza, como casi me pasó á mi, y ahora lo 
siento, para haver visto material, y formalmente lo que allí pa- 
sa, y poderlo decir menudamente; aunque me han dicho que lo 
sé todo, pues bien lo he publicado en mis Cartas á los Eípaño- 
ies, que han merecido la aprovacion de los inteligentes. 

Muchas de las Perfonas que componen estas Logias se han 
visto precifados á entrar en aquella sociedad , por que veían que 
no habia otro arbitrio de poder subsistir, y de mantener sus 
Familias , pues oy no hái otro estado ni carrera , por que el 
Comercio está aniquilado , y aquel que por sus manejos llega á ad- 
quirir algún caudal , es menester que quiebre , como asi ha pafa- 
4o con varios ricos Banqueros de Paris, á quienes Bonaparte 
ha obligado á hacer bancarrota, para que ledieíen á El una su- 
ma , quedando muchos otros infelices reducidos á la miferia , y 
perdida su reputación para siempre. 

El Sistema que Bonaparte se habia propuesto con sus Lo- 
gias era el de tener una cantidad enorme de Efpiones para po- 
der llevar adelante esta gran maquina de enredos que continua- 
mente fragua en su pobre cabeza. Se les habia hecho creer á. 
los ignorantes que estavan en aquella Liga Fragmaíonica Ilumi- 
nada ; que desde aquel punto eran Dioses , pues desde Ellos al 
Ser Supremo no habia intermedio de Santos , Gesuchristo , F?r- 
gen¡ con otros disparates por este Estilo; y si se querían poner 
algunas obgeciones, pues luego comparecen mil dudas, se ret 
pondia por los que llaman Venerables: que eso es un Misterio, 
y que lo descubrirá á su tiempo Bonaparte , pues El es solo quien 
h sabe» 

En 



5* 

En el día Estos ya han perdido mucho , y ya se defprecia't? 
generalmente sus ideas y máximas, haciendo burla de sus ridk 
culeces , y pantomímicas efcenas , que solo pueden hacer impresión 
en la cabeza de un muchacho ,• pues no ve en ellas si no una 
continuación de tramoyas mal combinadas, sobre cuyo aíunto 
no mo debo alargar aqui, pues no lo considero del cafo. 

Con todo, este aviíb ó noticia, no sé debe defpreciar por 
las demás Naciones, y principalmente por los Generales que 
manden los Exercitos , pues tiene aun grande influencia ésta 
casta depaxarracos que llaman Iluminados , que se va extinguien- 
do, mas entre tanto es muy dañófa su intriga. Abrid el ojo« 
Ablo con todos los que tienen cargos , y mandos de refponfabi- 
lidad. Tengo, y puedo contar mil calos prácticos que no cito, 
por que se" pudieran descubrir algunas Perfonas , y no quiero 
empañar su honor, a las qüales creo ya muy variadas en sus 
opiniones, y enteramente arrepentidas de seguir efa, que entre 
ios doctos, y deípreocupados se desprecia altamente ? y se " 



Farándula* 



íf ( t é±éÜ f| i Éfcga 



rjft " 

. *■ - - - 



ALISIS DEL QUJDKO , 
J CONTEMPLACIONES SOBR 

EL MISMO. 



: 




la Francia, á la Europa, al Mundo entero prefento m\Qu$- 
dro para que lo vea, lo examine, lo analice, lo comprue- 
be, y lo alambique; y dcfpues de bien acrifolado me diga el re- 
fultaclo, y me prefente los medios de emendarlo, y de poder 
pintar una Figura menos horrenda, y monstruofa ; pues aunque 
.no soi Pintor de profesión, soi muy Philarete y Philantropo, y 
por consiguiente amo mucho la verdad , y la humanidad , a 
cuyo fin se han dirigido siempre todas mis Obras; protestando 
que en ninguna de ellas ha querido zaerir ; ni manchar de lexos 
la reputación de ninguno, y que en esta no he hecho mas que 
contar llanamente la verdad sin meterme á hacer cálculos ni refle- 
xiones, qne dejo para que ¡os forme el difeernimiento de cada 
uno, con lo que creo que he hecho un férvido á Dios, y un 
bien á la sociedad en general. 

A ti Francia, á ti grande Nación culta, y civilizada, co- 
mo vofotros decís : á ti me dirijo en primer lugar , haciéndote 
las obfervaciones siguientes. Solo hablo con vofotros bravos Fran- 
cefes, cuyos solares antiguos y efclarecidos están rebueltos con 
el fango de la chufma y la canalla; cuyas leyes f religión, y cos- 
tumbres se hallan cerradas entre la difolucion , tiranía , é inmo- 
ralidad ; vuestras ciencias olvidadas; vuestras artes .perdidas; 
vuestro comercio aniquilido; sin agricultura, sin dinero, sin 
crédito, sin honor, y sin reputación f A esto se reduce vuestra 
tan decantada Philoíbphia ? ¿ Son estos los solidos principios 
para una nueva y buena regeneración ? \ Son estas las antorchas 
que nos han de iluminar para conducirnos á nuestra felicidad? 

¿Er 



4<> 
Es este el rcfultado de vuestros infinitos eferítos sistemáticos f 

capcioíbsr ¿Decíme, Francefes, que os habéis propuesto? ¿Ha- 
béis cambiado por ventura de suerte, clafe, condición, ó natu- 
raleza ? Erais subditos - Ahora sois efclavos - teníais un? 
Rey - Ahora un Tirano - Un Principe hombre de bien que os 
c^overnava - Ahora un Ufurpador que os maltrata - ¿ Donde 
están aquellos Republicanos que deícompusieron todo el Mun- 
do? ¿Donde están tantos de aquellos Brutos que levantaron el 
Puñal contra los Tiranos defarmados ? ¿En donde se han con- 
fundido aquellos Soldados que juraron tantas veces , primero* 
morir que sufrir la efelavitud ? Todos han venido á ser efelavos.. 
Atónitos miran sus ignominiofas cadenas, y sumiros marchan a 
la voz del Conductor Comitré y Berdugo á uá niifmo tiempo , y 
no se atreven a alentar ¿ Sois vofotros, los que contribuís a 
<iue ruede esta maquina de volubilidad sin orden ni dirección í 
;Sois por naturaleza débiles, ó estáis amilanados ?.¿ Donde están 
aquellos pechos fuertes, y aquellas hermofas plumas que, como 
duras lanzas, y agudas flechas, se introducían, se hacían pafo,i y 
defeubrian la verdad geométricamente ? ¿Tenéis miedo á un 
Hombre Impío , Blasfemo y Sacrilego , Ambíciofo , Cruel, Tirano , e 
Imorai, que forastero, y fugitivo ha ido a obfeureceros , y I 
haceros comparecer- en la gran Faifa como perros de prefa, 
que encadenados se llevan , y se tiran á devorar tanto el manfo 
buey, como ala mas carnívora fiera? Acordaos de loque dijo el Joven 
Tuíio Poligoac en el difeuríb ante el; Tribunal Criminal, por 
lo que entonces lo sentenciasteis á muerte; ..yo no ■ aspiro y dixo^ 
a otra cosa que á persuadir el que buelva al Trono s-it Legitimo 
R.ty. Gbfervad y pararos un pocó^ sobre; la reípuesta que dio el 
enérgico Gorges, ante ei Tribunal Francés,, quando; entre otras 
cosas le interrogaron? Y que has- hecho del Retrato del Reyt Y 
é\ pronto, y con mucha entereza les dijo ¿¡Y. Vosotros que ha- 
■bei< hecho del Original ? ¿Que dirían los infelices Danton,. Camilo 
Defmoulines, Herault de Sechelles, Fabré d' Englantine, Julián 
<le Tolofa, y otros miles de Victimas que fueron guillotinados 
hace mas de diez años , por sofpechofos de que quedan resta- 
blecer la Monarchia en Francia? ¿ Sera posible que no os dis- 
pertéis bravos, é Ilustres Francefes de efe letargo , y que no sal- 
gáis á matar efa Hidra, de una cabeza soja, y que no recobréis 



4í 
Vuestra antigua noble reputación, en cuyo efpejo se han mira- 
do en otro tiempo las demás Naciones , y ahora sois su odio y 
defprecio ? Animo valientes honrados y sabios Francefes: esta 
es la ocasión; dejad el temor, y la pereza: sacudid efe yugo 
que tanto os oprime y deshonra , y tantos males caufa á los de- 
más mortales. La vida de nada sirve sin el honor , y este equi- 
vale , y recompensa la falta de ¡os miserables bienes : estad segu- 
ros de la confecucion de la emprefa , que aunque la creáis dura 
y fragofa f veréis que el camino se os abre y allana, al pafo que 
iréis marchando al Templo de la Gloria , en donde la Fama os 
elpera para cantar, y ptsblicar con un nuevo clarín esta tan ia- 
terciante Victoria. 

Me dirijo ahora á la Europa , defearrando á la Gran Breta- 
gna, grande y distinguida por su localidad, caracrer, y amistad; 
como bien lo provamos en el día los Efpañoles, A te Suecia, 
cuyo joven y valiente Rey lo nombrara con entusiaímo la His- 
toria: á la Sicilia, cuyos oprimidos Reyes merecen toda consi- 
deración : al Rey de Cerdeña primer efeoilo en que dio esta 
Nave : A N.uesto Santo Padre Pió 7. , cuya Santa energía es el 
apoyo para que no caiga y perezca esta maquina que se halla 
deímoronada. A la Austria que con tanto efpiritu y fuerza ha 
tomado las Armas para no recivir el yugo que ía amenaza , de 
cuya resistencia y constancia depende el ayuda de los Efpaño- 
les , y ía libertad de la Europa. 

Con los demás ablo, y toquele á quien el toque, pues me 
he propuesto decir la verdad. Ya llevo dicho, y manifestado 
los perjuicios que ha sufrido y sufre la .Francia por su ligereza, 
é infustanciavilidad ; voi á provar que utilidades han experimen- 
tado las demás Naciones, que débilmente han secundado las 
huellas de aquella; qual es el estado floreciente en que se ha- 
llan, y el grado de felicidad que se prometen. 

Formare entre paréntesis un Árbol de antigüedad genealó- 
gica, en el que demuestro, guantes son los años de pofesion, 
con cuyo derecho viven, y vivían governando cada Rey en su 
refpetiva Monarquía. La Cafa de Austria hace 300 años que 
rcyna, y defeiende de la ¡antigua Cafa de Ausburg, que ya se co- 
nocía Noble en el Siglo 7. ~ El Emperador de Rusia, y El 
Rey de Suecia defeienden de los Duques de Okstein, los qua- 

p le» 



4* 

les defde el Siglo n eran Soberanos herederos de aquel Duca* 
do - El Rey de Inglaterra de í~c enfrente de los Duques de 
Bnmiwick, quienes eran ya Nob'es 600 años antes - El Rey 
de Cerdeña deíciende de ios Duques de Saboya ; y el de Pntsia 
de los de Brandemburgo , y os Aícendientes d? estos dos So- 
beranos reynavan ya independientemente hace nías de 700 aííos .- 
Los del Principe Reynante dei Portugal hace que lo son mas 
de 150 años , y mas de aoo antes ya eran Duques de Bragan^ 
2a - El Rey de Dinamarca defeicnde de los Duques de Oldem- 
burgo, los que ya reynavan en el Siglo 12 - No hablo de la 
Caía de Borbon tan Ilustre y Antigua, sebre la qual se ha sen- 
tado Bonaparte, extinguiéndola, aunque se halla muy estendi^ 
da, y defpues hira haciendo lo niiícno con las demás'- No haí 
un Principe en la Europa que por miferable que sea no cuente 
con 300, ó 400 años de Anigua Nobleza ; y ahora se introdu- 
ce esta Canalla sin derecho alguno, y para que se pierda todo 
lo bueno. 

La Italia que aunque por su elioia, fertilidad, y hermofura^ 
caufava la envidia de los demás, se mantenía dividida entre 
pequeños Principes, gozando cada uno en su Estado de la 
abundancia y tranquilidad, que es quanto se puede defear. En ei 
dia, que se halla unida al gran Colofo de la Francia, no hace 
mas que llorar, y sufpirar sus Antiguas Dinastías, que en aquel 
tiempo mirava con poco amor ; y arruinarfe miferabl emente en*- 
tre las lagrimas, y la desefperazion; ybaxodeesta regla se pue- 
den medir todas las demás Naciones subyugadas á ella. 

I Que han sacado el Austria, la Pfusia, y la Rusia de ha*- 
berfe metido en unas Guerras , como quien juega al tira y aflo- 
xa. que pudieran haber decidido de la buena suerte de todo el 
Mundo ? \ Como , y porque subsiste en el sistema actual efa Con- 
federazion del Rin ? ¡ Están los Principes dormidos, ó aletar- 
gados ? ¡ No conocen y estudian sus verdaderos interefes ? ¿ Es- 
tan los Gavinetes corrompidos y comprados ? ¿ Se contentaran 
por ventura csros rnifmos Principes antiguos , memorables , y ef- 
clarecidos en sus Reynados , de recivir distinciones de honor 

fior mano de Uno que ha nacido sin el, y que sus acciones en 
a conducta de su vida no le han hecho jamas acrehedor á 
que se le repute por tal ? ¿ Que refponderan para su justifica' 

ClOJi 



43 
don efds ónfmos Fráncefes que en la torre del templo arranca- 
fon del pecho á su Legitimo Rey Luis i6.° la Cruz de la bien 
conocida Orden de San Luis, y oy no le quitan á Bonaparte efa 
imaginaria de la Legión de honor, que propiamente es una Pa- 
rodia del verdadero Honor? ¡ Efas Coronas de Hierro, que tan 
f>rofufamente se diípenfan i no son pefadas Cadenas que oprimen 
el corazón del hombre honrado, y distinguido por naturale- 
za ? i Quien es lá Perfona que difpenfa estas tan honrofas y dis- 
tinguidas gracias,? 

Lo he pintado como Noble, como Sabio i como Político, 
como Religiofc , y como Moral > y en todas estas acepciones 
íio encuentro sino justos motivos de defprecio. Lo voi á. diferi- 
vir como Guerrero , y no haré mas que cantar por encima sus 
Campañas, y Victorias. Entre en primer lugar la gloriofa del 
Exipto con la perdida de todo su Exercíto batido por los Ingle- 
fes j á quienes el tanto defprecía , y defpues su buelta oculta y 
fugitiva $ por ía que la Francia le debia haber hecho ya Fiestas 
y Áreos 5 pues con corta diferencia esto es lo que le cuestan 
iodos sus vociferados mentidos triunfos. La conquista de la Ita- 
lia , vaiiendofe de todos los engaños posibles, y como quien 
maneja una lantefna mágica , incluyendo en estas acciones h Ba- 
talla de Marengo , y Puente de Lodi , sobre lo qual habría mu- 
cho que decir. La rendición de lá Plaza de Ulma con a§ mil 
hombres dentro sin tirar un Cañonazo. Eí pafo del Puente del 
Danuvio en Viena. Las tomas de Berlín, Magdeburgo, Stetin, 
Coustrin, y casi toda ¡a Prusia sin la mayor resistencia en po- 
co tiempo , dejandofe en todas estas Plazas , tomarfe de 10 en 
io, y de 10 en 20 mil los Prisioneros, como quien recoge los 
rebaños de las refes que no conocen al Dueño > y van donde el 
pérfido engañofo Pastor las conduce. Las Paces de Austerliz, y 
de Tüsit, uniendo la conferencia de Erfurt, y otros pequeños 
paíages que no son ni Militares, ni Guerreros. 

¿ Son de esta clafe las hazañas que han caracterizado en 
las Historias á los Famofos Generales ? ¿ Como no ha hecho 
Bonaparte esos progrefos En Efpaña ? ¿ En Elpaña donde con 
engaños se habia apoderado de toda Elía , como se ve en el Ma- 
nifiesto que puede servir de Segunda Parte á esteEfcrito, publi- 
cado auténticamente por el refpetable Don Pedro Cevalios? Por 

F a q ue 



x 



44 
que encontró VvsP chos de los Palnfoxes, ©uastás, Infantados y 

Romanas, GneillU, Pragias , Redignes , Coupignies, Vives, Cáscanos, 
BiikvS, Venegas &c. , y el valuarte del honor en toda ia N?cion 
£ parlóla, donde no ha entrado ni penetraran jamas las balas 
del oro , y de la corrupción, á pefar de ios esfuerzos de efe Ge- 
neral tan nombrado , que es uno de los dos medios de que se 
ví Je en todas sus conquistas, ó el de sacrificar un sin numero' 
de victimas, pues El en nada aprecia h sangre humana, por 
que los sentimientos buenos hacia ella no los conoce; y lleva 
la regla de reirfe de Ja credulidad de! Pueblo, y atenerfe al 
solido principio de edificar siempre sobre su ignorancia, y esto- 
lidez. 

Catilina dijo á Cicerón , te odio por tu virtud y tiré talen- 
tos , y lo mi fin o dijo Bonaparte á Moreau. Veanfe las quatro 
palabras! que dijo en Bayona al dicho Señor Ceballos como por 
mayor , y moteadamente consta en el referido Eícrito. lo tengo 
una Política peculiar mía; Vm debe adaptar unas ideas mas fran- 
cas ; ser menos delicado sobre el punto de honra , y no sacrificar 
la prosperidad de la España al interés de la Familia de P>ov- 
bon. I quando nuestro Adorado Rey Fernando 7. se resistía á 
abdicar la Corona le dixo imperioíamente : Principe resuélvete 
entre la abdicación 6 la muerte. Las Leyes no tienen pena es- 
tablecida á los deiietos de esta naturaleza , cometidos por un 
Privado ; pregunto á Eüa mifma ¿ Como , y en que grado se re- 
siente quando oye salir de la boca de uno , que se dice Sobera- 
no Legislador, proposiciones semejantes ? ¿ Quq dicen á esto, y 
á quanto llevo claramente demostrado los demás Legítimos Sobe- 
ranos ? i No abrirán los ojos , y se convencerán de que este Ambició- 
lo Ufurpador no quiere sino acavar con tocias las Reales Dinas- 
tías legitimas actuales, substituyendo la Suya mtiüfd, compuesta 
de la hez de la tierra ? ¿ Estaran contentos los Nobles , los Ri- 
cos, los Ciudadanos , los Sabios, los Religsofos, los Timoratos , 
los Honrados, los Virtuofos, y los demás de todas las clafes 
que componen la dulce sociedad de haber perdido sus honores, 
riquezas, distinciones, estudios, grados, costumbres, y todo 
quanto bueno les ha costado tanto tiempo el adquirirlo? 

No dudo que habrá aíguri Fraile malcontento de su Supe- 
rior j alguna Monja que cerrada allí deíde sus muy tiernos aao§ 



no habrá podido resistir los ímpulfos de la Gr^n Msdre Ñam« 
raiezza , ó algún Cafado, á quien se le hacen duras , e mí^port^bíies 
las cadenas dd indifokible Sacramento del Matrimonio , y 
pretendan por este cambianiento mejorar su situación, y vldz , 
que la creen pefada ; pero de estos hai pocos, y los habrá me- 
dos, luego que sobre estos Puntos tan interefantes y delicados 
haya ias modificaciones que se elperan , y la practica del mundo 
ha enítñado , que yo les afeguro j pero no es para este lugar el 
tratar de ello. 

Sigamos , y mejor diré aeavemos con la Pintura de mi Qua* 
dro que ha de ser, como quien no dice nada, el de la Perí na 
que ha de governar al Mundo entero , y mejor diré el que lo 
ha de deshacer , y formar Otro nuevo , con nuevos y distintos 
habitantes, dándoles una 'Regeneración. 

Este es el Grande , el Augustísimo , el Altísimo , que nada 
de menos merece en sus Títulos , se^un efos blasfemos defpro- 
dables idolatras suyos. Este es el 'H&nxbr e , noñibrudo por la Gra- 
cia de Dios , como él pone en sus títulos arrancados violenta- 
mente de las entrañas de los hombres de bien. Si: Este es un 
Monstruo horrible , lleno de la ponzoña mas venenofa , que bo- 
iiiitó afquerofamente la indivisible Córcega , isla mili rabie de la 
qual los Romanos se tenían á menos de tomar sus Efclavos. 
Este es el Azote que nos ha enviado el Omnipotente para nues- 
tro castigo. Pidámosle de veras que detenga su montante , y 
habremos ganado luego la gran Batalla , en la que en el dia se 
halla empeñado el Uníverfo entero. 

Son infinitos los Retratos, Quadros, y Estampas que so- 
bre este obgeto se han prefentado con varios vestidos y en di- 
ferentes aptitudes , efectos de la sumifa y reptil adulación ; mas 
yo que no trato si no es de reprefentar la verdad , no he sabido 
si no es comenzar por la Cabeza, poniéndole la Corona que 
está trabaxada en Roma por uno délos mejores Artífices , com- 
puesta de coks preziofas, engastadas enmadera de aire, que es 
la materia maspropria 3 tomada por sus dos significados ¿ y dice 

£SÍ, 



iV?- 



4< 



Nemini - 
Amicus\ - 
Protector - 
Omnium - 
Latronum 5 
Ecclesitf - 
Oppressor^ 
Ñeronis - 
Emulator* 



De Ninguno 
Amigo : 
Protector 
De Todos 
Los Ladrones i 
De la Iglesia 
Opresor: 
De Nerón 
Emulador* 



y bestirlo de píeles de tigre, y de vívora ; y ponerlo eníá apti- 
tud en qne demuestra su Carácter, que es la de en la que esti 
la mayor parte del dia, con un pequeño cuchillo en la niano f 
dando golpes sobre las me fas , y sillas; a proporción de los^ 
movimientos que sus ambicíofos caprichos influyen en slí pérfi- 
do corazón, como aparece en la mefa que efcrive, y en los á~ 
poyos ó brazos de las sillas de sus Tronos, que se encuentran 
acrivillados continuamente, y tienen que cambiarlos muy arriénu- 
do , siendo muchos las Perfonas de toda verdad que lo han fis- 
to , aun en el acto de estar presidiendo a sus Confejos f y Se- 
nados. 

No encuentro Titulo que mas le adapte, y menos le deí 
honre para poner en la Inferipeion, con el que pueda unir, y 
manifestar su Perfona, clafe, costumbres, ideas, genio, y de* 
mas calidades del baxo y miferable Bonaparte; y aunque todo 
el Mundo lo conoce por loque en sí es , y vale, no puedo re- 
solverme, á ponerle solo elMote de el Falso ^ el Engañador , eí 
Ladrón , el Asesino , el Cruel , el Tyrano , el Imoral^ el jfe- 
fume, el Usurpador , el Átheo , pues era menester ponerfelos 
todos, por que en sí todo le reúne, y asi lo apellidaré con eí 
defpreciable Titulo de 

el f u r 1 o so. 



, Y P< 

SE HA DE COLOCA 
EL QUADRO. 



n una Caverna, en un Soterraneo, en un Sepulcro, y mefof 
^dire en un Muladar, ó Cloaca es donde se debe colocar, ó ti- 
rar este mi Quotdro tan efpantofo. Allí debe efeonderfe para 
siempre , á fin de que la Humanidad no pueda ni aun confervar 
la memoria lexana de una Cofa, que por todos caminos merece 
el mas alto defprecio. 

Sobre qualquiera de las particularidades de este Quadvo se 
podían hacer muchos detalles, y muy menudos, y circunstancia- 
dos, pero me parece que es bastante este Índice, ó Estracto 
para que el Mundo abra los ojos , y conozca hasta que punto 
puede llegar la malignidad de ¡os hombres; y no encuentro ra* 
zon para que en lo succesivo se trate de este afunto, quando 
yo mifmo creo que no es verdad , á pefar de que lo veo , y 
experimento bien á costa mía, y de todos en general. 

No sé porque no se han formado jamas los Anales de los 
Defgraciados. ,; Los Infelices no han encontrado nunca un Táci- 
to ? ¡ Los Oprimidos un Tribuno ? ¿ Y un Abogado ó Rcprefen- 
tante la Humanidad entera i La verdad está prefenta, y la li- 
bertad desterrada. Quando un Tyrano ha sugetado una Nación , 
el abiar es una imprudencia, y el silencio una adulación.; Ojala 
que un di a la inocente verdad rcfolandezca sobre la Europa e£ 
clava , y temblante, y sea permitido alzar el velo que cubre h 
hipocresía, para hacer que se averguencen los hombres Ambi- 
ciofos, y publicar la caufa de los Infelices contra los Opre- 
sores ! 

ció- 



4* 

Repito que soi muy Philantropo , y en esta ocasión tú 

muestro, y pruevo mayormente, pues estoi decidido por la Guer- 
ra, porque no hai otro remedio para poder cortar los grandes 
males que nos amenazan: Si; lo conozco, que en el día no hai 
otro hasta acavar con efe Monstruo ; y de mi parecer son los 
mas sabios y honrados Calculadores : el interés es general : to- 
ca á toda clafe de perfonas , á todo viviente; aun hasta á los 
mifmos elementos , pues tanto es el desorden de las cosas. Una 
de üos , ó moverfe , ó dexar de existir. Al valor se sigue la se- 
guridad, a la inacción la ruina. Es menester tomar las armas 
por que Bonaparte, y aun la Francia no quieren dejar á ningu- 
no quieto. Solo la Guerra puede salvar el Mundo, Quien 
no quiere livertad ó independencia, que muera. 

Tomar las Armas y coníeguir la Victoria todo sera un re- 
lámpago. La Caufa que defendemos es la mas justa , y la mas 
fundada. Es un gran contraste vivir en la opresión, obfeuridad, 
i, ignominia, ó gozar de la independencia f honor, y sranquili- 
dad. Para vencer no es menester mas que fuerza, y virtud; aíe~ 
gemos de nofotros la flexedad y el vicio , y llegaremos al Tem- 
plo de la Gloria , y Felicidad. ' 

Si, sí, Mortales: no temáis: el día ha llegado de nuestra 
salvación: ese Monstruo inferna f va á perecer para siempre: lo 
teme el mifrno, y se encuentra en una confusión ó laverinto, y 
se cree que esta es la época de su fin , y de su eterno olvido. 
Mas con todo, para contrarrestar á alguno de losEfcritos que la 
adulación, ó curiosidad pueda guardar para memoria en los 
siglos venideros 3 bueno sera también que quede el siguiente 

Epítaphio, 



<m 



EPI- 



EPITHAPHIU 

Quod Gens Hispaníarum ínclita pícparavit Bonapartí© 
Gallorum Impcratori , Primo , Ultimo» 
In expectatione Judicii hic jacet 
Hominum Paradoxatos ; 
Natione Corsus, Stirpe obseurus:, Religioné millas ^ 
Malitiae Portentum; 
Sedis Apostolice verbo Qylcof ., opere impius Depredator^ 
Ad inaudita queque perpetranda natum vigil somnianss 
Superbiae febre ¿estuans : imperandi cupiditate Phr.eneticus. 
Dominum Orbis se temeré j-udicans 
Regna aliena inpasit: antiqua destruxit: nova finxit: 
Divina Humanaque jura conculcans sus deque jactarte, 
bonus; Suis gravis; Ómnibus exosüs: Mortalium Peripseraa 
Apocalypticas Bestias Protorypon; 
Verbo dicam; Hic jacet 

NAPOLEÓN. 



üc sita sunt magni Praadonum Principis ossa: 
Pcfsima Purs orbis, quae Bona dicta fule. 



La Vida sin honor de nada vale^ 
y Este a los limes equivale, n*. Pro ver 



I N D I C 

De los Capítulos contenidos eii esta ObraV 

H =SSZS=2ZSS* 

Paginas* 

Explicación de la Estampa que representa el Árbol 

Genealógico -•*-*'----»*. $ 

Prologo ó Advertencia del Autor - - - - <* - k 

El Quadro -'*•---■*------- 5 

Asquerosa tela y Genealogía de Bonaparte - - - it 
Colores Berde y Negro; y Hechos de Bonaparte 17 
Tierras , Frutas, y Flores; Metaphoras y Alego- 
rías de la Religión Católica * * - > * ¿ • - £|¡ 
Barniz del Quadro ..*-•- * - i* - i» * gj 
Análisis del Quadro , y Contemplaciones sobre el 
Mismo --•------■**■---■-.- 39 

Modo, Forma, y Parage donde se ha de colocar 

el Quadro -----■-»--'---* 47 

Epitaphio --•--■*--*•**•• 49 

NOTA* 

Se debe ir reparando en la Estampa , a proporción de que 
se vaya leyendo esta Obra, principalmente en la Genealogía f y 
en el Análisis del Quadro*