(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia de la catedral de Burgos, dividida en dos partes: .."

HISTORIA 

DE LA 

CATEDRAL DE BURGOS, 

DIVIDIDA EN DOS PARTES: 

í.* Su origen y traslaciones, suntuosidad y grandeza 
Id edificio, con la descriciou de las capillas y el claustro. 

2.* Obispos j Arzobispos que ha tenido desde el após- 
tol Santiago hasta el año de 1865. 

POR 

30. PEDRO ORCAJO, 

del orden de Sto, Domingo» 



QUINTA EDICIÓN. 



•^^^ Ai 
BURGOS.=1865. I»"^' 

Sfitbleoiaiiento tipográflco de D. Ans«j:>io GAu^hbma. 
Cnllt ie Lmn-Cñlv^, ném. It. 



AL LECTOR. 

Este libro que presento al púbUco por quinta 
vez, es la descripción de cuanto se halla en el mag- 
nifico edificio de la antigua coi te de Castilla, famo- 
so y célebre monumento en todos los ángulos del 
mundo civilizado, el cual siempre ha tenido quien 
haya descrito con el mayor entusiasmo las bel'ezas 
é iri finitos primores de que se vé adornado, como son 
Basarte , Ponz, Fiorcz, Cantón, etc. y de cuyos es- 
critores ha extratado el autor lo mas principal, pa- 
ra que nadie carezca del recreo en el manejo de este 
librito, antes bien, con él descubrirá objetos que 
embelesarán su imaginación, al ver un templo tan 
suntuoso, tan elegante y tan rico, que apesar de 
verse tan enorme su masa, no fatiga, porque su peso 
es tan ligero como el aire que la inunda, como las 
nubes que parecen la contemplan: al ver sus torres 
caladas, tan finas, tan bellas y de un cincelado tan 
esquisito, que parecen una cristalización, dos po- 
liedros de encaje: al ver su arquitectura gótica, 
que es la historia completa del arte oriental desde 
que nace hasta que espira, al ver en fin, como su 
origen fué en Oca, pasa su sede episcopal á Val- 
puesta, viene a Gamonal, entra en Burgos, reside 
en San Lorenzo fllamado vulgarmente el viejoj^ y 
para donde hoy existe. 



A LA CATEDRAL DE BURGOS. 



Miradla....! allá en la falda de gigantesco monte, 
Descansa silenciosa su enorme pesadumbre; 

Y antes el sol se borra al huir al horizonte, 

Que de sus altas torres, del cerro en la alta cumbre. 

Ocho siglos pasaron sobre su augusta frente, 
Ocho generaciones el tiempo derribó; 
y ella siempre grandiosa, sublime y sorprendente, 
Hundirse ante sus plantas soberbia las miró. 

En vano nuestros ojos por contemplarla giran, 

Y por medir sus torres al cielo van quizas; 

Que mas que ver nos queda, cuanto ellos mas la miran, 

Y cuanto mas se elevan sus torres se alzan mas. 

Simétricas agujas y góticas ventanas, 

Y efigies colosales innumerables son, 

Y entre el silencio mudo sus lúgubres campanas 
La mente ¡ay! enardecen con sacra inspiración. 

Alcázar que orgullosos los hombres en la tierra 
Igual á los del cielo quisieran levantar; 
Soberbio monumento que en su recinto encierra 
Recuerdos que ocho siglos no alcanzan á borrar....! 



De sus góticas capillas, 
postrado ante los altares, 
Mas que arenas en los mares 
Yi prodigios á millares 

Y encantadas maravillas. 

Al través de pardas nubes 
Blanca columna de incienso 
Desde su recinto inmenso 
Se elevaba en humo intt^nso 
A los pies de los querubes. 

Místicos cantos suaves 

Y órganos dulces se oiau. 
Que al alto cielo subian, 

Y los ecos repellan 

En sus anchurosas naves. 

En su capilla mayor 
Tanta magestad hallé 
Que enchido de sacra fé. 
Tal palacio no dudé 
Fuera el templo del Señor. 



¡Qué preciosa sillería! 
¡Qué relieves! ¡qué primores 
¡Qué cristales de colores! 
Cuantas cosas superiores 
A la humana fantasía. 



Del crucero la alta torre 
¡Qué orgullosa se levanta! 
¿A quién mirarla no encanta, 
Siendo su soberbia tanta 
Que á escalar al cielo llega? 

¡Y luego la otra capilla (1) 
Do yace su fundador, 

Y el arte en tanto primor 

Y el genio con su esplendor 

Y toda su fuerza brilla. 



¡Y tanta tumba encerrando 
Tanto arcano misterioso! 
¡Y tanto mármol precioso 
Los sepulcros, ponderoso, 
En el silencio, velando....! 

¿Quién habrá que no se asombre 
Al mirar el cuadro fiel 
De la Magdalena? ¿Aquel 
Que de Dios con el pincel 
Hizo la mano del hombre? 

¿Y quién, en fin, que al mirar 
De su ser la esencia vana, 
Y obra allí tan sobrehumana 
Cubierto de fé humana 
No se postre ante el altar....? 

(1) La del Condestable. 



Yo en sus nares solitarias 
De tanto esplendor ya ciego, 
Inflamado en sacro fuego 
AI cielo elevo mi ruego 
I á Dios asi mis plegarias. 



íQ z. 




PRIMERA PARTE 

DE LA HISTORIA 

DE LA CATEDRAL DE BURGOS C) 

, , ,-, ^ 

Contiene cómo su origen fué en Oca, las traslaciones que 
ha tenido hasta Jijarse en el punto donde existe^ con ta des- 
cripción de las Capillas y el Claustro. 



C 



UANDO Jesucristo fundó su Iglesia, quiso imprimir 
en esta grande obra los caracteres de un poder so- 
brenatural, tan señalados y sensibles, que cualquiera 
que la mire con atención pucíla reconocer en ellarel 
dedo de Dios : y así dice el apóstol y evangelista S. 
Mateo [Cap. 28) que, hablando el mismo Jesucristo 
con sus discípulos les dijo: «se me ha dado toda po- 
testad en el cielo y en la tierra:» como si ciijera, 
en el cielo para estar á la derecha del Padre, y en 

(*) Entiéndese por eFta palaira Coieáral la iglesia episcopal de. ana 
ciudad, tom^indo este nomlsre de! latino Cathcdrü: dcríbase el origen de 

es"o nombre de que 1- ■' - • ' ■-^•" r! *u)í¡¿fu<x prcüMle- 

rio, ó presbüerinmj c ;i cátedr^JS (al mo- 

do qi'.e los judíos en .-ü:í cr.. ' ' ; i.ftio 

mas eleva'io, de donde pro^i '-^tns 

de la cátedra de San Pedroen RjU:! y /,!:í;oc]::;a. : o se uci^oc cGniui'idir 
estas antiguas catedrales con !;..s i,-lesias üsi llnr.iadas, poique iglesia 
no significaba en aquel tiempo sino una junta de cristianos, y no tem- 
plos materiales, cual aliora se ven construidos. Dice. Mor. 



6 

la tierra para fundar la Iglesia, compuesta de todas 
las naciones, reuniendo en un solo cuerpo lodos sus 
miembros y reinando soberanamente sobre todas las 
criaturas. Después añadió el mismo Señor: «Por 
tanto, id, enseñad á todas las gentes;» y los Após- 
toles después de la venida del Espíritu Santo salie- 
ron y predicaron el Evangelio en todas parles. 
('Marc. cap. 16.) lili autem profecti prcedicaverunt 
ubique. S. Juan le anuncia en el Asia Menor, S. An- 
drés en la Capadocia, S. Felipe en la Frigia, Sto. 
Ttmás en la Persia, S. Bartolomé en la Armenia, 
S. Mateo en la Etiopia, S. Simón en el Egipto, S. 
Judas Tadeo en la Mesopotamia, S. Matías en h Ju- 
dea, S. Pedro en Anlioquía y Santiago en España, 
que entonces era una de lasmas famosas provincias 
del imperio Romano; y se tiene por cierto que este 
santo Apóstol fué el primer fundador de la Sede de 
Oca, predicó en ella, y dejó allí obispo, como lo 
hizo enlasdemís ciudades principales, y esti fué el 
principio de la fundación en línea de Catedral de la 
Santa Iglesia Metropolitana de Burgos. (1) 

Oca fué colonia de los romanos, y tuvo su asiento 
en medio de los montes que aun hoy dia llevan este 
nombre, cerca de Yillafranca y ocho leguas de la 
ciudad de Burgos. Tiénese por tradición que la fun- 

(1) San Inilaleclo Márlir, dis.ipuio úc Santiígo Apóstol, esluT© y 
predicó CR Oca. 



7 

daron los hijos de Tubal, nietos do lafet y viznietos 
de Noé. Su nombre antiguo era Auca, y aquella 
Iglesia (1) fué de las priraei as que tuvieron obispo 
en España después que en ella se predicó el santo 
evangelio. No se sabe el número de obispos que hubí; 
en (iiclia ciudad de Oca desde sus principios hasta h 
casi total destrucción do España por la invasión de 
los sarracenos acaecida por los años de 714, por 
haberse perdido las escrituras y documentos anti- 
guos; solamente secon^orvanlos nombres de los qüO. 
firmaron en algunos concilios de Toledo. (2). 

Pasados muchos años después de esta destrucción, 
dice una escritura antigua del Monasterio de san Mi » 
lian de la Cogulla, el abad Vítulo, del orden de ?aii 
Benito, y su primo Ervigio, presbítero, restauraruri^ 
ipsam Basilicam in civüate Aucj patritia» y en esío 
tiempo fué obispo de ella Yalentin, cuyo nombre y 
dignidad constan por escrituras de un Monasterio 
fundíulo por doña Nuña Bella en Pedroso junto á Be- 
lorado. También parece por escrituras antiguas del 
monasterio de san Pedro de Cárdena, que fueroa 



(1) La ?c;l3 de Oca s"". soñal) por sufmgánen de la de Tarragona, 
como conista en el Co;ici'lo !li'icritTno que se ce'olTó en 324. Florez. 

(•2) Kn el tercero que se c:>lehr5 en el ano (l3 oSa Orma Aslerio, y et 
el ■leoroto del rey Fi ivio Gund^nriro d-^l ñfn GIO nrma Teodoro; en al 
Conciiio cuarto de Toledo. Eslefano; en el qninto, A;TianunííO; en el ec- 
tavo, í.itorio; el décimo tercero, Estcrcorio, y el dé;irTiO sexto del año 
ft93, firma ConstanUno, y este fué su último OMspo antes de dicha il- 
Tasion. 

♦ 



obispos de Oca D. Vicente Racon, D. Julián y D. Gó- 
mez; que estos obispos como asimismo los que hubo 
después de la referida invasión de España, y cuyos 
nombres se ignoran, aunque se titulaban Obispos de 
Oca, no residían allí por estar la ciudad é iglesia 
destruidas. La Sede de Oca anduvo peregrinando en 
aquellos tiempos por diversas partes, y asi se dice 
que estuvo en san Martin de Losa, legua y media de 
Valpuesla , en el mismo Valpuesta y en otras partes 
iliferenles (1); pero guardando siempre, como queda 
dicho, el nombre de Santa María de Oca, y sus obis- 
pos sollamaban y firmaban Obispos de Oca. Tran- 
quilizado el pais, volvió dicha sede á su primer lugar 
y antigua morada de Oca, aunque estaba desierta y 
ya sin el amparo y comodidnd que tuvo en los prin- 
cipios. YÍ>ocwmew/0 del Archivo J 

Traslación de la Iglesia de Oca. 

Llegó el año de 1074, y el obispo D. Jimeuo ó D. 
Simón, que es-uno mismo, á instancias de las infan- 
tas Doña Urraca y Doña Elvira, hijas del rey D. Fer- 
nando 1 de Castilla, trasbidó la Sede de Oca á la 
Iglesia de Nuestra Señora de Gamonal (2), media le- 



(1) véase la historia de Florez. Tora. 26. 

(S) Tenia este nombre el pueblo por criarse en sus campos 

mucha abundancia la planta lli.inaJa g.miona. 



1 



9 

gua de Burgos camino de Vitoria, en donde estuvo 
poco mas de un año. Al siguiente, á instancias del 
Rey D. Alonso VI, hermano de dichas infantas, se 
trasladó á la ciudad de Buri^os, que entonces se lla- 
maba la ciudad de Castilla, y el rey dio para su 
asiento sus propios palacios que eslaban junto á la 
parroquia de san Lorenzo (1), cuya traslación confirmó 
el Papa Urbano '11 por Bula dada en Plasencia el año 
8.° de su pontificado, que fué el de 1095, mandando 
al mismo tiempo se la guardasen todos los privilegios 
y concesiones que tenia. ^Documento del Archivo J 

La iglesia de Burgos declarada inmediata á la de Roma. 

El mismo sumo Pontífice Urbano II, año de 1097, 
declara por su Bula que la Iglesia de Burgos sea 
inmediata á la Sede Apostólica, por motivos que á 
ello lo movieron, y que no sea á ia do Tarragona, á 
la que lo era cuando estaba en Oca; y dando la causa 
dice estas palabras: Qiiia Dóminiis Alphonsus Cite- 
rioris Rex Burgensem Episcopum Tarraconemi 
Metropolitano nequáquam patiehatur esse subjectum 
ea de causa qiwd ir.fra regni su i terminiis Burgus 
sit. Tarracon autem in Barchinonensis Cnmitis po~ 
téstale. Esto seria dice Floiez (lomo 26), por que 



(1) Ya no exisle dicüa parroquia, ia cual se lia trasladado á la igle- 
sia que fué de los Jesuítas, y boy s« titula san Lorenzo el ft««Ü. 



10 

después de la conquista de Toledo en el año de 1085, 
luego que hubo allí Arzobispo, como la iglesia de 
Osma pertenecía entonces á la metrópoli de Toledo, 
y Burgos confina con ella, pretendió también aquel 
prelado que esta fuese sufragánea. Opúsose D. Gó- 
mez, que era el Obispo que en aquel tiempo regen- 
taba la diíicesis, alegando que ni Burgos ni Auca 
pertenecieron jamás á Toledo, pues Auca solo reco- 
noció al Tarraconense y no á otro. Tarragona yacía 
por entonces en su antigua desolación, de que espe- 
raba ser presto restablecida. El rey D. Alonso no 
consentía en que obispo de su reino pendiese de otro 
fuera de sus dominios; y como Tarragona era del 
conde de Barcelona, no permitía semejante recurso. 
Viendo esto el Papa, resolvió que Burgos no depen- 
diese ni (le Tarragona, ni de Toledo, sino inmedia- 
tamente de la Sede Romana, por lo cual debía ser 
consagrado su Obispo, y quedar así mientras el To- 
ledano no convenciese con documentos auténticos 
corresponder á su iglesia la de Burgos. El Papa Pas- 
cual II, sucesor de Urbano 11, confirmó la exención 
de Burgos, diciendo que por el singular amor que 
lenía á esta iglesia determinaba que sus obispos nOj 
reconociesen otro Metropolitano que el Papa. Des- 
pués de esta concesión, en todas las Bulas de gracia 
que la santa Sede Romana concedió á dicha iglesia 
la ha dado el título do inmediala. 



11 

Dedicación de la sania iglesia. 

Se dice estuvo la santa Iglesia en la parroquia de 
san Llórente ó san Lorenzo (1) husla que el obispo D. 
Mauricio, gran privado del Rey san Fernando, la tras- 
ladó al sitio que hoy ocupa, cediendo el sanio Rey 
sus palacios para que en ellos se edificase la nueva 
iglesia. Dieron principio á la obra el día de santa 
Margarita, que es á 20 de Julio, el año 1221, como 
consta de una clausula de la calenda anligua de dicha 
iglesia, añadiendo que el santo Rey, el obispo D. 
Mauricio y el infante D. Alonso de Molina fijaron la 
primera piedra. (2) En tiempo de dicho prelado D. 
Mauricio se concluyó todo el cuerpo de la iglesia; las 
agujas principales no se empezaron hasta el año de 
1442, las cuales hablan estado sin acabar durante 
220 años: las costearon los obispos don Alonso de 
Cartagena y su sucesor don Luis Osorio Acuña, 
cuya armas se ven colocadas en el nacimiento y 
final de dichas agujas. 



{i] Si la parroquia de san r.oionzo fue In primera Catedral ó hubo 
otra iglesia junto á ella, véase Florez. Tom. 2S. 

(2) Hoy persevera en el pavimento de la Catedral junto al gran 
pilar de lado de la epístola que mira al coro, una pequeña piedra como 
signidcaUva del sitio en que fué colocada la priuieía de ¡a fábrica de 
la Iglesia. 



12 

La iglesia de Burgos se hace Metropolitana. 

'■El nombre (le Metrópoli se daba en ún principio 
á Fas ciuil'íidescteias cuáles sallan y dimanaban co- 
roniás; después se tomó por la ciudad principal de 
im'á p'rbvincíá, j alímnas veces se dio á las ciudades 
fiírincipátes'dél imperio; y en esté sentido es el decir 
k'AÚ Alána^ó queja ciudad de Uomaes la metrópoli 
de la Roma nía', '^ este mismo nombre se ád hoy a las 
ig|esVas arzobispales. De aquí loma el Arzobispo y la 
iglesia el nombre de melropolitnno y metropolitana. 
Cuando, se'dividió el imperio romano en varias dió- 
cesis" .y en' varias provincias, cada diócesis y cada 
provincia lenian una metrópoli ó ciudad capital donde 
r^siiiia'el procónsul ó vicario del imperio. A'" como la 
ciudad (je Burgos en lo civil era metrópoli tfeCas^ 
tilia, corte y cámara de los reyes, ilustre por'sú an- 
tigüedad, insigne en clerecía, noble por las familias, 
dilatada en la diócesis y sobresaliente en culto y re- 
ligión, correspondía que la iglesia tuviese jurisdic- 
ción de capital sobre otras, por las cuales constitu- 
yese provincia; y en efecto el papa Gregorio XIII, 
considerando lodo esto y hallímdose instado por el 
rey D. Fflipe ¡I, espidió sus letras apostólicas, ha- 
ciendí '?sia d» Bur-s^os metropolitana, y á su 

pre!a:l), que • ra ^iíIoíl /irdcnal D. Francisco 



13 

Pacheco de Toledo, Arzobispo con el derecho de pa- 
lio (1), cruz arzobispal y todos los demás privilegios, 
correspondientes al honor y fuero metropolitano.. 
Para que hubiese verdadera provincia, señaló obis- 
pados sufragáneos que fuesen como miembros de esla< 
cabeza, con quienes tuviese cueipo gerárquico, á 
quienes presidiese, y resolviese las dudas que deben 
remitirse a! metropolitano. Estos fueron los de Ca- 
lahorra y Pamplona, que desde el año 1316 se liabian 
segregado de Tarragona, uniéndose á Zaragoza por 
la excelencia de corte y por la raucl a dilatación de 
Tarragona; pero desde el punto que se aplicaron á 
Burgos, absolvió e! Papa á todas aquellas iglesias,, 
pueblos, parroquias y cuanto les peilenecia de la 
sugecion á Zaragoza, mandando reconocer desde en- 
tonces para siempre al arzobispo y la iglesia de Bur- 
gos como propia metrópoli : después recibió como 
sufragáneas las de Patencia, Santander y Tudela de 
Navarra. (Florez) (2). 

Siinliiosidad de la santa iglesia. 

«No se pucile ver cosa que alegre tanto á la vista 
desde alguna dislamia como el edificio de la cate- 



(1) Es como una faja blanca con seis cruces negras, que pende de 
los hombros sobre el pecho. 

(2) Según la ley del Goncordato de 1831, son sufragánea»: Cala- 
hoíra ó Logroño, León, Osma, Falencia, Santander y Vitoria. 



14 

dral, obra sumamente delicada, trepadas sus torres 
(que tienen de elevación 300 pies sobre el piso del 
atrio) y ornatos del cimborrio, como si fuera una fi- 
ligrana, y t)l mismo tiempo forlisima, como se reco- 
noce examinando el edificio. Todo el esterior es cosa 
preciosa en su línea, que decimos gótica, acompa- 
ñando también á este agradable espectáculo el este- 
rior de la capilla suntuosa que llaman del Condes- 
table. Admira ver las labores] de sus portadas é in- 
^lesos, señaladamente la llamada del Perdón f^Sar- 
mentalj, Puerta Alta, y la de la Pelle'jeria. A cada 
lado de la del Perdón se elevan las dos torres de que 
he hablado, y que desde lejos hacen tan buen efecto 
por sus labores y trepados. Dicha portada se com- 
pone de tres cuerpos: en el bjjo, y entre los orna- 
tos de la arquitectura se ven varias estatuas destrui- 
das en gran parte y consumidas del tiempo, y aun 
se reconocen en algunas partidos bastante buenos, y. 
cabezas grandiosas; se creo que algunas represen- 
tan á los infantes de Lara. Hay tres ingresos en esta 
portada, y en el arco de el del medio se representa 
la Asunción de la Virgen, y allí mismo multitud de 
ángeles y santos en hileras, que, aunque parece cosa 
impropia, no deja de causar cierta armonía.» 

Asi dice Pons en la descripción que hace de esta 
Catedral en su viaje de España; y á esto nada pode- 
mos Qüsolros añadir, solo advertiremos que la por- 



15 

tada principal ó del Perdón en el año de 1794 fue 
despojada de todos los adornos de que este ilustrado 
viagero hace mérito, habiendo quedado en ella so- 
lamente el misterio de la coronación de nuestra Se- 
ñora en el arco de la entrada de la mano derecha, 
y en el de la izquierda el de la Concepción; des- 
pués colocaron en dos nichos que hay en cada ma- 
chón del arco centí^al, las estatuas de don Mauricio, 
Asterio, san Fernando y la del rey don Alonso VI. 
El segundo cuerpo empieza en uíi corredor con once 
torrecillas, el cual abraza lodo el frontispicio, y ter- 
mina en un precioso rosetón por donde se comunica 
la luz al templo, cuyo calado artificioso forma figu- 
ras imitando el contorno de las tres hojas de la planta 
que llamamos trébol. Sobre la esfera del reló (hecha 
posteriormente) se ve una barandilla que hace sime- 
tría con la que está en la parte opuesta. En el ter- 
cero se ven entre las columnas de dos ventanas (1) 
ocho estatuas de jóvenes con coronas en la cabeza, 
que no se sabe á quienes representan y con la par- 
ticularidad de estar sobre pilares desiguales. Por co- 
ronación hay un antepecho cou mil labores de lo que 
llaman crestería, que abre la comunicación á las 
dos torres (2), y el calado de las piedras forma esta 



(4) Antiguamenle se llamaba saladiiOj que es la parte de edificio que 
sobresale fuera de la pared maestra, la que tambieu se llama Ajimez. 
(8) Al rededor de las mismas se dejaa ver sesenta y tres estatuas i*- 



16 

inscripción : Pulcra es et deeora: Eres hermosa y 
bella (ó María), y en el centro se ve colocada la ima- 
gen de esta Señora con el niño Dios en sus brazos y 
rodeada de ángeles, debajo de un doselele que re- 
mata en chapitel; y del mismo modo forman tam- 
bién inscripciones los calados de las piedras en los 
antepechos que ciñen los dos chapiteles: en el de la 
derecha dice: Pax vobis. La paz sea con vosotros, al 
final en cifra Sania María; en la izquierda: Ecce Ag- 
nus Dei. He aquí al Cordero de Dios, y al linal 
otra cifra que quiere decir Jesús. Cosa que no puede 
menos de conmover los afectos, al ver la sensatez y 
piedad de los fundadores en poner las alabanzas de 
la Virgen María en aijuellas alturas. 

La puería llamada del Sarmental (1) es de un 
gótico muy rico y bello con muchos arabescos, se- 



maño natural (ademas de las doce que quedan ya dichas); treinta y siete 
en el segundo cuerpo bajo doscletes muy sencillos; diez y ocho en el 
tercero, y ocho en medio do los antepechos de que se hallan ceñidas 
las torres; las diez y ocho, que representan A los Evangelistas,';! los Doc- 
tores de la Iglesia y á otros varios Santos, también están bajo dosele- 
tes trabajados con bastante perfección; en donde dice Pax vobis, esta 
lap«tálua del Salvador, y en donde dice; Ecce Agnus Dei, la de san Juan 
BauUsta. Ademas dft lodiho hiy veinte y cuatro torrecillas crestadas 
y cuarenta mas pequeñas que hermosean esta gran fachada. Sobre el 
tercer cuerpo descansan las dos Pirámides principales caladas de pirte 
á parle, compuestas de ocho caras, las cuales se reúnen en la cúspide 
por unos pequeños antepechos, cuyos cal idos de las piedras fuiman 
las cifras; Jesús y Maria, y de cuyos centros se levantan airos'is las dos 
puntas de las agujas. 
(1) Cuando se fundó la iglesia, dice un manuscrito anUguo, que cedieron 
sus casas los Sres. Sarmientos, por cuya razón se les dio sepultura 
en ella, y por las casas de estos cabailero.5, se llama la plazuela úil 



17 

senta y cuatro estatuas y un hermoso rosetón con 
vidrios pintados (le mil colores (1). Cuando el sol 
penetra con sus rayos por esta vidriera, dibuja en el 
pavimento un disco de mosaico tan líijoso y tan en- 
cantador que no se halla con que compararle. Entre 
las sesenta y cuatro estatuas hay siete de tamaño na* 
tural, que representan á Aarony Moisés, (2) san Pe- 
dro y san Pablo apóstoles, san Felipe y Santiago el 
Menor, las cuales se hallan sobre el primer cornisa 
miento sostenidas por columnitascon lindos capiteles. 
(3). En el centro* del arco se vé al Salvador con los 
cuatro evangelistas á los lados escribiendo sobre atri- 
les, con las figuras que les simbolizan como son el 
águila, el hombre, el león y el buey (4), y debajo, 
esto es, en las dovelas del dintel los doce apóstoles. 
En el mismo arco, el cual voltlga desde la segunda 
cornisa que defiende de las lluvias á las estatuas de 



Sarmental, que es á donde va á dar la pue rta de dicho título, se 
llama Puerta del Arzobispo, acaso porque facilita la comunicación del 
palacio de su Sria. Illma. á la santa iglesia. 

(1) Antes que se destruyese la cristalería de todo el templo con la 
explosión del castillo en 1813, todos los vidrios eran de co'ores coniO 
los del dicbo rosetón, pintados en el siglo XIV. 

(2) En las tablas de la ley, que tiene en la mano izquierda, está es- 
crito: Nonhnbpbis Déos alíenos coram me. Honora patrem tiium et matrem 
tuam. No tendrás Dioses ágenos delante de mí. Honra á tu padre y ¿ 
tu madre. 

(3) En medio de la portada tiay un obispo sobre una columna qne 
llama la atención de los curiosos. 

(4) Según el sentido alegóritio, el águila representa !a divinidad de 
Jesucristo; el hombre^ la Humanidad; el león la Magest id Real; y el 
huey su sacerdocio y sacriücio. 



IS 

Aaron etc , hay cuarenta y cinco imágenes de sera- 
fines, ángeles y bienaventurados, los cuales tienen 
en las manos, unos, candelabros, otros, incensarios, 
y otros, instrumentos músicos; acaso para demos- 
trarnos la gloria celestial según las palabras del 
Beal profeta David, en donde dice: Alabad al Señor 
in su santuario, alabadlo con sonido de trómpela y 
alabadlo con salterio y citara. (1) Todo esto se ha- 
lla en el primero y segundo cuerpo. El tercero remata 
en nmchas labores y adornos con tres ventanas ge- 
melas y diez y nueve estatuas; seis- colocadas en ni- 
chos, y trece antepuestas á las columnas, una baran- 
dilla, la estatua de un obispo y dos torrecillas á los 
lados, sobre las cuales hay dos figuras con instru- 
mentos músicos. Las seis estatuas que se hallan en 
los nichos representan á seis ángeles que están con 
incensarios; y las doce antepuestas á las columnas 
son otros doce ángeles con candeleros en las manos, 
y en medio el Salvador. 

La referida puerta del Sarmenlal va á dar á la 
calle de la Paloma, bajando por la nueva y espa- 
c¡(^sís¡ma escalinata (hecha en 1863) en donde se 
encuentra la suntuosa verja de estilo gótico conligua 
al palacio arzobispal (2). La referida escalinata 

(?) Lnuddle fíominum in Sanclis ejus: Laúdate eum in sonOj tubct: 
ÍMudate eum in Psallerio, el citara. (Salmo ISO.) 

(1) íUchíi verja tionc ires ingresos ó entradas; se divide on Ires sec- 
pteoes dn alto á bajo, las colaterales son ¡guales entre si, mas ja de 



19 

tiene 28 peldaños ó escalones, cada «no es de 38 
pies de largo, y 20 pulgadas de ancho. Consta de 
tres descansos ó rellanos; en el primcro> según se 
jsube á la mano derocha se ha abierto una puerta 
por donde se enlra al cernen lorio ó campo sanio. 
En el tercer descanso, á la misma mano, se ve un 
sepulcro trabajado en el siglo XIV, y embebido en 
la pared; se halla adornado de .un ángulo, con agu- 
jas á los lados. y dos angeles, ocho caslillos por el 
orden siguiente: tres en la urna, uno sobre el arco, 
dos en el calado de las piedras y otros dos en el centro 
del- mismo arco, y debajo el misterio de la Asun- 
ción de Nuestra Señora con ua epitafio gótico inter- 
puesto á la Virgen y san Gabriel. El epitafio dice asi; 
Hic ele. Aquí reposa Pedro de Diego dé Peñafiel arce- 
diano de Treviño en la iglesia de Burgos, murió era 
MCCCLXXl (año de 1333) sábado rlia tres del mes de 



en medio Viiría en dimensión; su altura es de veinlioclio pies y medio 
y las de los lados diez y oclio pies. Se compone de cuatro puertas li 
hojas, cuatro pedestales, y sobre ellos se alzan con gallardía otros tanlos 
grupos de columnas con sus remates de figura piramidal. Dos grai.des 
ménsulas ó estribos con su ri'pisa se hallan unidas á los pedestales 
del centro, que á la vez adornan y refuerzan la reja y sirven para 
recüiir y d>tener las puertas. En los intermedios de los balaustres 
van intercalados otros mas pequeños que remaian en cruces con rayos, 
los cuales hacen un buen efecto, como asimismo las molduras, adornos, 
la grjca y calados de los enlrcpiños. Coronan la verja los cuatro 
remates ya descritos, tres cartelas, salire las tres cornisas, en cuyo 
centro s^. hallan Masones de la santa iglesia y del Emmo. Sr 
Cardenal Dr. I). Temando, que costeó toda la obra. En la chapa déla 
cerraja, de metal amarillo, se lee con letras versales lo que sigue: 
FUNDICIÓN DE LORZ.\. Y1T0R1.\. I86i. Pesa ledo el hierro de dicha 
obra l.SOO arrobas. 



20 

Julio. Padre nuestro por él. Frente á osle sepulcro 
está la puerta por donde se faciüta la comunicación 
del Palacio de SS. I. á la santa Iglesia. 

Sobre ella hay un escudo de armas muy bien 
trabajado del Emmo. y Excmo. Sr. Cardenal Dr D. 
Fernando de la Puenltí, Arzobispo de Burgos, el cual 
se hizo en sus dias, como todo lo demás de la pared 
que mira el norte (1) 

Á la parte opuesta de la referida portada del Sar- 
mental está la Alta, que también llaman ¿/^ la Coro- 
neria. (2) Tiene tres cuerpos: en el primero hay mu- 
chas imágenes y estatuas, entre ejlas las de los doce 
apóstoles (3), en el centro del arco Jesucristo sen- 
tado, yá su mano derecha una 'figura de muger y 
otra de hombre á la izquierda levantados los brazos 
en ademan de orar ó interceder: detras de estas dos 
figuras, (los ángeles, el uno con una lanza que coge 
con las dos manos, y el otro con la mano derecha 
sostiene una columna, y en la izquierda tiene un azote. 

(1) El ensanche de la escalera, la reja de entrada y la pared del 
palacio que mira al norte, todo se ha hecho con el fin de dar un nuevo 
realce y poder ver mas de lleno la suntuosísima portada ya descrita. 

(2) Al lado dcecho de esta portada hay una capillita con reja por 
delante en donde ^e halla una imagen de nuestra Señora con el titulo 
de la Alegría 

(3) Enlaparte superior- de la puerta se ve figurada una iglesia 
con su torre, y á lo'S dos lados varlis estatuas; las del lado izquierdo 
üay quien dice representan á N. P. santo Domingo de Guzman y san 
Francisco de Asispre:íentando al Rey de Castilla las bulas de su Santidad 
para poder fundar las dcsj religiones, que hasta hoy día se titulan da 
Dominicos y Franciscos. 



21 
Sobre la cabeza fiel Salvador cuatro ángeles, dos 
sostienen una cruz, y los otros dos cogen de los es- 
treñios de una especie de banda unida á la cruz. De- 
bajo se ven porción de figuras, entre ellas algunas en 
representación de diablos: acaso se quiso espresar 
en todo esto al género humano coaibalido, por el cual 
piden los santos de encima. El segundo cuerpo lo 
ocupan ventanas, y remata el tercero en muchas la- 
bores y adornos con tres ventanas, quince ó diez y 
seis estatuas; cuatro colocadas en nichos, las once ó 
doce antepuestas á las columnas; una barandilla, la 
estatua de un rey y dos torrecillas á los lados, sobre 
las cuales hay dos figuras. Las cuatro estatuas que se 
hallan en los nichos son cuatro ángeles, cada uno con 
su incensario, y las once ó doce antepuestas á las 
columnas están todas con coronas en la cabeza. 

Según se baja á la iglesia por la escalera de dicha 
portada (cuya elevación es de 30 pies sobre el piso de 
la nave), a mano izquierda se encuentra la de la Pe- 
Uegeria (1) mirando al norte. Esta portada es sun- 
tuosísima é incalculable el número do ornatos y ca- 
prichosas invenciones que se hallan en ella. Su estilo 
es del renacimiento, llaaiado plateresco. Tiene tres 
divisiones, distinguiéndose la del medio de la de los 
costados. En estas hay colocadas cuatro estatuas, que 



(I) Habia aUi antiguamente una calle del mismo nombre. (Docu- 
mento del Arcb.) 

3 



represenlaii á san Juan Bautista, san Juan Evange- 
lista, Santiago y san Andrés apóstoles. En el macizo 
de la puerta hay también seis estatuas (bajo doseleles 
afdigranados, las cuales se hallan bastante deterio- 
radas.) En el segundo cuerpo de la división del medio 
y entre cofumnas abalaustradas, están debajo relieve 
el martirio de los referidos san Juan Bautista y el 
Evangelista, mas arriba nuestra Señora con el niño 
Dios en los brazos, un santo Obispo dé rodillas, y 
unos ángeles tocando flautas y oíros instrumentos. A 
los dos lados san Pedro y san Pablo apóstoles, y por 
remate el escudo del limo. Sr. D. Juan Uodriguezde 
Fonseca, que fué e| que costeó esta magniíica portada. 
Los demás ornatos exteriores de la Catedral son. «i 
Crucero, que se dirá después, y los de la capilla del 
Condestable. Esta tiene por remate exterior una tor- 
recilla en cada ángulo, que se eleva mas que el cer- 
ranViento. adornadas de trepailo, follages y treinta y 
dos estatuas tamaño natural (I) bajo doseletes traba- 
jallos con la mayor delicadeza, y al íinal hay ángeles 
con veletas en las manos. Da vuelta al alar del tejado 
una barandilla con agujitas interpoladas con las tor- 
recillas, las cuales causan un buen electo. En el fron- 



(1), Representan á los Apóstoles, Bvangelfslas y Doctores de la Igle- 
sia; á san Antonio Abatí, s.m lio lue, susí Lorenzo mártir, san Sebastian 
y san Esteban mártires; santa Elena, santa Lucia, santa Casilda, santa 
Inéí«, santa Clara, santa Uríula, smli Tiilitn v !»;ui Oniricn. ^ínti Fár 
bara y santa Catalina V. y M. 



tispieio, que es la parte que corresponde á la sacris- 
lia, hay mil labores de' lo que llaman crestería, lodo 
ello de sumo trabajo. Se divide en cuatro cuerpos, 
sin contar el inferioi-. En el primero hay una ventana 
por donde se comunica la luz á la sacristía; en el se- 
gundo un escudo de armas con dos guerreros á los 
lados; en el tercero dos ventanas iguales; en el cuarto 
otra ventana, y á los dos lados dos leones sosteniendo 
dos coronas de laurel: dentro de la una se ve una 
"cruz, y en la otra una aspa. Hay ademas en este lien- 
zo de pared seis estatuas, tres á cada lado, las cuales 
representan 'al arcángel san Gabriel saludando á 
nuestra Señora, san Juan Evangelista, san Andrés 
apóstol, san Bartolomé apóstol y san Juan Baulisla. 
Al lado izquierdo de dicho frontispicio, hay una tor- 
recilla ó chapitel calado, lleno de adornos y estatuas 
pequeñas, i el cual termina en un ángel con una cruz 
de hierro en las manos. Dicha torrecilla es la escalera 
de caracol ó espiral que empieza desde la sacristía, 
y se sube á un corredor que da vuelta por todo el 
exterior de la capilla. En las demás divisiones que 
siguen, según se sube hacia la puerta que llaman de 
la Pellegería, se ven cinco estatuas, dos ángeles 
mancebos de cuerpo entero, bellamente vestidos, dos 
figuras militares y dos leones. Los ángeles tienen un 
escudo y en él escrito el nombre de Jesús, las figuras 
militares las armas del fundador, y los dos leones 



u 

dos coronas de laurel; en el centro de la primera se 
halla un sol con el nombre de Jesús, y en la segunda 
una cruz potenzada. 

La forma de esta santa Iglesia es una cruz latina 
constituida por dos naves, que tienen 380 pies de 
longitud, y 212 de latitud (1): la mayor y principal 
ernpieza en la gran fachada que coronan los chapi- 
teles, y concluye en la capilla del Condestable; la 
menor empieza en la portada del Sarraental ó del 
Arzobispo y concluye en la Alta. En el punto de in- 
tersección de estos dos brazos ó ^aves se eleva una 
torre que llaman el Crucero. Este es pasmo y ad- 
miración á cuantos le han visto, por ser obra de las 
mas suntuosas, de las de mas realce de España, y la 
nueva maravilla del orbe. El antiguo dicen era de 
ladrillo y de gran primor, como lo da á entender el 
auto capiluhir del dia 4 de marzo de 1539, que dice 
asi: «Este dia los dichos señores platicaron sobre el . 
gran daño que esta santa Iglesia habia recibido esta 
noche pasada en haberse caido el suntuosísimo edi- 
ficio del Crucero de ella. (2) Véase la grandeza del 

(1) Es digno de admirarse el orden que tienen los arcos exteriores 
de las naves mayor y ¡nenor, los cuales sirven de estribos para soste- 
ner el edificio y de cañería para !a dirección de las aguas: llegan liasta 
el tejado, y este tiene todo al rededor un antepeclio de piedras caladas, 
con ocho torrecillas y ventitres estatuas tamaño natural, que represen- 
tan á otros tantos ángeles^ las ventidos se hallan en la circunferencia 
de dicha nave mayor, y las torrecillas y una estatua en la nave menor. 

(i) Se dice que santo Tomas de Villanueva predijo su ruina predi- 
cando en esta santa Igleiia, con la circunstancia de que ninguno pe- 
recería. 



26 

antiguo, pues se 'llama suntuosísimo. Afligidos los 
prebendados en considerar el coste que había de te- 
ner la nueva fábrica, recurrieron al sumo Pontífice 
Paulo 111, quien concedió muchas indulgencias á to- 
dos los que acudiesen á sacar los escombros y á 
los que por sí ó con sus limosnas fuesen parte paVa 
la reedificación. Aquí se esperimentó el piadoso 
celo de los nobles burgaleses, que cada uno sentía 
la ruina como propia, y ansiosos de manifestar su 
afecto, se ocupaban en descombrar el sitio, no habien- 
do persona alguna que por sí ó con sus limosnas no 
ayudase á obra tan piadosa; tanto, que solo en * 
la calle del Huerto del Rey dicen se recojieron 
para este efecto catorce mil ducados, y en la de 
San Juan once mil. "^ 

Esta nobilísima Ciudad hizo tanta ostentación de 
su bizarría y grandeza, que en memoria y agrade- 
cimiento á su liberalidad mandó el Cabildo poner 
sus armas debajo del corredor de la nueva obra, 
como hoy se ven, con las del Emperador Carlos V., 
limo. Prelado, que lo era el Emmo. Sr. D. fray Juan 
Alvarez de Todelo; y Doña Isabel de Zuñiga, Du- 
quesa de Alba, correspondió á su piedad y nobleza, 
por lo cual pusieron sus armas en los pilares del 
Crucero que caen hacia el presbiterio. Desembaraza- 
do el sitio en breve tiempo, se pusieron los cimien- 
tos en el mismo año de 1539, v en el de 44 llegó 



la obra hasta la rñitad de los cuatro pilares que la 
mantienen, como so infiere de unas largólas que 
tienen los de la mano derecha y siniestra, entrando 
al coro hacia la parle del órgano; en el de 1550 
esjaban concluidos estos cuatro pilares y los cuatro 
arcos que estriban sobre ellos y mantienen el Cru- 
cero, cuya grandeza y admirable obra se concluyó 
en 4 de diciembre de 1567. 

Hiciéronla Juan Castañeda y Juan de Vallejo, 
hijos de esta ciudad. Trabajó también en ella y 
dio la traza Maese Felipe, borgoüon de nación, uno 
de los célebres arquitectos y escultores que trajo á 
España el emperador Carlos V., quien habiendo 
visto este Crucero, su hermosura y excelencia, ^lijo: 
Que como joyel habia de estar en caja, y cubierto 
con funda, para que como cosa preciosa no se viese 
siempre y de ordinario, sino á deseo. Y Felipe lí: 
que mas parecia obra de ángeles que de' hombres. 
(Cantón.) 

El esterior del Crucero remata en ocho torre- 
cillas semejantes á las del Condestable, las cuales 
se elevan mas que el cerramiento, plagadas de la- 
bores con veinte y cuatro cabezas de todo relieve 
interpoladas con manojos de frutas, veinte y cualro 
estatuas tamaño natural (1) y veinte y cuatro caria- 

(1) Representan vnrias virtudes, y entre ellas se bailan santa Casil- 
da, la Magdalena, lanla Juliana y santa María Egipciaca. 



27 
tides. Todas, estas figuras están bajo doseleles 
con muchas labores, y al final de las torrecillas hay 
ocho ángeles con ocho cruces de hierro en las ma- 
nos- Se halla rodeado de tres corredores, con cua- 
renta y ocho agujitas, diez y seis en el primer cor- 
redor, ocho en los ocho ángulos, y ocho frente á las 
columnas que dividen las ventanas. En el segundo 
guardan el mismo orden. Pero en el tercero, que es 
el que está al alar del tejado, hay dos en cada án- 
gulo, y en los espacios ocho esíatuas mas que al na- 
tural, que representan á Santiago apóstol, montado 
á caballo, al santo Ángel de la Guarda, al Salvador, 
santa Bárbara, san Nicolás obispo, y tres reyes que 
se dice son san Fernando (1), don Alfonso Yí, y don 
Alfonso Yllf. Por bajo de este tercer corredor hay 
ocho ventanas llenas de labores, sobre las cuales se 
dejan ver ocho cabezas todas de relieve. En los ocho 
"ángulos diez y seis estatuas tamaño natural y bajo 
doséletes, diez y seis agujitas y ocho columnas con 
labores é istriadas, y sobre ellas ocho bustos. Por 
b^jo del segundo otras ocho ventanas llenas de ador- 



(1) A la espalda de la estatua de san Fernando, se lee la noticia 
siguiente: 

Reinando la magestad de Fernando VU, se repuso esta barandilla 
siendo fabriquero el licenciado Sr. D. Eugenio Gómez Alfaro, Canónigo: 
boy 14 de 1816. Cuando volaron el castillo '.os franceses el 13 de junio de 
1813, un casco de bomba la hizo pedazos, habiendo sido el mayor dafio 
que recibió la iglesia en lo material de su suntuosa fábrica, pues ca- 
ytron mas de 60 arrobas de cascos y sillaras del castillo en ella. 



28 
nos y treinta y dos cabezas de relieve, en los ángu- 
los otras diez y seis estatuas tamaño natural (1), diez 
y seis columnas con labores é islriadas, y ocho ca- 
riátides. Vov bajo del primero también se dejan ver 
mil adornos y figuras y veinte y cuatro cabezas de 
todo relieve, tres en cada ángulo, y á los dos lados 
de una de ellas está escrito: Cabeza del Cid. Sobre 
los cuatro grandes pilares, que prometen durar h-ista 
el íin el mundo, hay cuatro chapiteles calados, que 
hacen también de estribas, los cuales llegan hast.a el 
tercer corredor, que da vuelta al alar del tejado: 
tiene cada uno siete repisas y siete doseleles para co- 
locar en ellas otras tantas estatuas: solo se hallan dos, 
que son san Felipe y Santiago apóstoles, en el que 
cae hacia la capilla de santa Ana. Todo lo demás de 
esta suntuosísima obra estriba en los cuatro triángu- 
los que forman el anillo de la cúpula, y en los cuatro 
arcos torales. 

Descrito el Crucero por el exterior, no es menos 
sorprendente por su interior, pues por este se ven 
mas de lleno los cuatro grandes pilares de que he 
hablado. Consta cada uno de cuatro cuerpos; en el 
primero, que es ochavado, se dejan ver diez y seis 
imágenes de medio relieve, que representan la Pru- 
dencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.— Religión, 

(1) Representan á los Apostóle?, Evangelistas, Doctores de la li,'lesia 
y otros taríog santos. 



4¡;aslidad, Oración, y Caritlad —Moisés (1), Joñas, 
Daniel, Baruc, David, Jeremías, Ezequiel é Isaías, 
y estos mismos profetas se hallan bajó el corredor 
segundo, como se dirá después. Sobre -la cornisa se 
ven figuradas garras de leones, interpoladas con an- 
gelitos, los cuales tienen en las manos canastillos 
con flores, los atributos de la pasión, los despojos 
déla muerte, unos hay con un perrito en las manos, 
otros tocando una corneta, otro con el dedo en la 
boca imponiendo silencio, y otros en ademan de 
sostener el pilar. En el segundo, que es redondo y 
con islrias, se hallan las armas del Excmo. Sr. 
Alvarez de Toledo, y las de la santa Iglesia. En el 
tercero y cuarto veinte estatuas tamaño natural, y 
cuatro largetas en los cuatro costados, dos en blanco, 
y en las otras está escrito: Anno IÜ341 esto se 
lee frente á la capilla de san Juan de Sahagun; Afio 
de 1541 frente á la de santa Ana; las veinte esta- 
tuas que representan á los apóstoles, evangelistas 
y doctores de la Iglesia, entre ellos san Juan Bautis- 
ta, están colocadas en veinte altares pequeños (2). 
Desde la cornisa del último cuerpo, del cual penden 



(1) En las tablas de la ley está escrito: Dens tuus unus est. Diliges 
proximum tmim sicut te ipsum. 

(2) Un retahlilo igaa) á los referidos, y en el una Magdalena, se ha- 
lla en la pai^e esterior del pilar que cae üácia la capilla déla Natividad. 



30 

varioií manojos de fruías, principia el arranque d| 
los ciialro arcos torales llenos de laboráis, sobre lo^ 
cuales hay cuatro ángeles; y el que cae hacia la parle 
del aliar mavor tiene en las manos una targela en la 
que dice: Ánno mimdi 6749; y á los dos lados de los 
que se hallan en el del evangelio y epistolar Anno 
Domini 1550. En los cuatro ángulos llenos de labo- 
res hay cuatro figuras tamaño naturaP en ademan 
de sostener el crui'ero, y sobre ellas cualro águilas 
y cuatro conchas, de cuyo centro salen cuatro bustos 
de todo relieve. En los dos corredores interiores, hay 
treinta y dos agujitas: por bajo del primero se hallan 
las armasdel emperador Carlos V., las del Emmo. 
Sr. Alvarez de Toledo y. las de la Ciudad, como 
queda dicho; y ademas hay imágenes de santa Cen- 
tola y Elena, y la Asunción de nuestra Señora. En 
los ocho ángulos ocho serafines tamaño natural con 
banderas en las manos en que se ven labradas' de 
realce las armas de la santa Iglesia. Al rededor está 
escrito el siguiente versículo: 7n medio íempU tux 
laudaho te ei gloriam tribuam <nomim lúo^ qui facis 
mirabiíia. En medio de tu, templo te alabaré y daré 
gloria á tu nombre, que haces cosas admirables. Por 
bajo del segundo corredor están las ocho ventanas 
iguales en labores y el mismo número de cabezas que 
en la parte exterior, en los ocho ángulos, ocho esta- 
tuas .semicolo.sales, que representan al santo^ey í)a- 



31 

vid, Daniel, Moisés, Jeremías, Joñas, Baruc, E/e 
quiel é Isaías; las otras ocho ventanas próximas á la 
bóveda guardan el mismo orden, es decir, que 
tienen los mismos adornos, y sobre ellas ocho cabe- 
ras de relieve, como en su exterior. La bóveda está 
hecha de. molduras cruzadas que forman una estre- 
lla , en cuya clave se ve un colgante festón, y en la 
pieza redonda ó platillo la siguiente noticia: Acabóse 
año de, tS67. Opera Fabricce. Su altura es de 180 
pies desde el pavimento hasta el cerramiento de su 
iipula. 

NUEVO PAVIMENTO. 

Para ac&bar de hacer mas grandioso, y embelle 
cer el interior de la iglesia, se esta actualmente 
embaldosando con piedra mármol, traído de Car- 
rara (el color de las piedras, unaá son azuladas, y 
otras de un color blanco oscuro). Todo el pavimento 
se compone de triángulos exágonos, unos regulares 
y otros irregulares. Las'fajas que hay de pilar á pi- 
lar, ó de poste á poste, y las que cruzan- en figura 
tle; aspa, hacen juego con los aristones en las 
bóvedas. 

La primera piedra se lijo .hoy lunes dia 22 de 

junio de 1863, principiando p^r el brazo de la parte 

del Sur del crucero donde se halla la puerta del 

^armental. La faja ó lista que hay en medio de. la 



32 

nave, desde el pilar de la capilla de S. Enrique, al de 
la Visitación de N. Señora, tiene seis baldosas colo- 
cadas como lo manifiesta esta figura: 



i 


1 


4 


5 


6 



El número 1 marca el punto en donde se fijó la 
primera piedra, ó baldosa. Sus dimensiones son las 
siguientes: largura seis pies y nueve pulgadas y me- 
dia, anchura dos pies y siete pulgadas y media, es- 
pesor dos pulgadas y media. 

Se hizo el nuevo pavimento en tiempo del Emmo. 
y Rmo. Sr. Cardenal Dr. D. Fernando de la Puente, 
etc. Arzobispo de Burgos. Los maestros que dirigían 
la obra, D. Clemente Piodi, natural de Viyyú, pro- 
vincia de Como, y D. Juan Bautista Canale. natural 
de Genova. 

ALTAR MAYOR. 

Entre los tesoros artísticos que encierra estíi santa 
Iglesia es uno el Altar Mayor. Es muy grande, á% 
armoniosas proporciones, y poblado de estatuas y 
relieves muy elegantes, que representan los misterios 
de la Virgen (1), á los Apóstoles y otros Sanios. (2) 
Su arquitectura es del renacimiento, y consta de tres 



.(t) Son de relieve. {%) Son eslatuas tíjniiiño naUírtl. 



32 

cuerpos, dórico, jÓQico y corintio, y su comnanion. 
En el primer cuerpo, principiando por el lado del 
evangelio, están colocadífs las efigies por el orden si- 
guiente: san Bernabé apo&lol, la Presentación de 
nuestra Señora, san Pedro (1) y san Pablo (2). la Pu- 
rificación de nuestra señora, y san Felipe Aposto!. 
Serpean por las ocho columnas que tiene, como las 
yedras por los troncos de los arboles, especie de 
plantas, en cuyos enlaces ó cogollos hay imágenes 
que representan á muchos santos mártires y confeso- 
res, abades, fundadores y doctores. (3) El sagrario, 
el cual es de una hermosura estraordinaria, se halla 
debajo de un'pabellon preciosísimo adornado de án- 
geles en ademan de levantarle, terminando los col- 



(l) Dice en el nicho: Superhancpetram edifieabo eclesiüm mean. Fides 
sine operibus mortva ett. Spes impiorum peribit. (2) Vas electionis factus 
ett mihi. Justitia ante cum ambulaUt. Charitas non qxKBrit qu(B sua stmt. 
Sobre esta piedra edificaré mi iglesia. La fé sin las obras es muerta. La 
esperanza de los impíos perecerá.— Este me es un vaso escogido. La 
justicia irá delante de él. La caridad no busca sus provechos. 

(3) En las cuatro próximas al Sagrario se hallan escritos los nom- 
bres siguientes: en la primera san Pedro, san Pantaleon, san Zoilo, santa 
Julita y san Quirico, santo Tomás Canturiense, san Ginés, san Cristóbal, 
san Clemente, san Hermenegildo, todos mártires; en la segunda san Ig- 
nacio, san Dionisio, san Vítores, san Sebastian, san Lorenzo, san Vi- 
cente, san Esteban, san Cosme y san Damián mártires; en la tercera 
san Nicolás de Bari, san .Martin obispo, san Isidoro obispo, san Geróni- 
mo doctor, san Juan Crisóstomo, san Ildefonso arzobispo, .san Gregorio, 
papa, san Agustín obispo y doctor y San Ambrosio obispo y doctor; 
en la cuarta San Francisco de Asi?, san Le-^mes abad, san Antonio de 
Padua, san Bernardo abad, san Buenaventura doctor, san Benito abad, 
«anto Tomas de Aquino y santo Domingo de Guzman. En las demás 
columnas hay también imágenes de santos, pero no están escritos lus 
••mbrtf. 



34 

gantes con cuatro borlas ejecutadas con mucha gra- 
cia. Dicho sagrario consta de tres cuerpos, el prime- 
ro y el segundo tienen doce^olumnas aisladas, y en 
los intermedios diez pasajes del antiguo y nuevo tes- 
tamento, todo de relieve. El primero del primer cuer- 
po representa á Melchisedech ofreciendo pan y vino, 
y bendiciéndolo, dice á Abran: bendito Abran del 
Dios excelso que crió el cielo y la tierra. La tarjeta 
que tiene dice: Proferens panem et vinum, bénedixit 
ei. El segundo, el mauá qué llueve en abundancia, eí 
cual recogido por los israelita^ unos mas, otros me- 
nos, (dice la sagrada escritura) lo midieron, y ni el 
que recogía mas tenia mas, nec qtii plus coTegerat 
habiiH amplnis, ni él qué había prevenido menoS ha- 
lló menos, -sino que cada uno tecogia á proporción 
de lo que podía comer: nec qui plus etc. El tercero es 
la portezuela del sagrario; en el medio tiene un ovale 
con su cristal y regita, á los cuatro lados los cuatro 
Evangelistas, y debajo este versículo: Veré est Do- 
mimis in loco sanetoisto (1). El cuarto, David fugitivo 
va á Nove, y acosado del hambre come los panes 
santificados que le dio Achimelech, (pero antes de 
dárselos le dice; si mitndi sunt:: esto es, si él y sus 
criados están limpios):: y luego le da la espada di- 

(1) Son palabras fle Jycob, que dijo después que víóen sueños la es' 
cala cuyo pie e;»laba sobre ía Uerra y su remate to<.'al)a en el ciclo, 3 
qae los ángeles subían y bajaban por ella, y luego que despeiló, dijr. 
V(»rda(1er^roente el s<»ñor está en este santo lugar, y yo no lo sabi«. 



35 

ciéndolj: a(|uí tienes la espada de Goliat el filisfeo 
al que quitaste la vida en el valle del Terebinto. La 
tárjela que tiene dice: Si mundi sunt manducent. El 
quinto: Elias, lemiendo las anaenazas de Jezabe!, se 
relira al monle íloreb, y habiéndose quedado dormi- 
do á la sombra de un enebro, el ángel del Señor le 
loca y dice; levántale y come, Surge et córnede, por- 
que te queda un largo camino. (1) El primer pasiije 
del segundo cuer|K) representa !a oración i!ei huerto. 
Segundo: Judas entrega a los judíos al señor con beso 
de falsa paz. Tercero: El Salvador con los discípulos 
en la noche de la cWa. Cuarto: Jesús es presentado 
al pueblo por Pilatos. Y quinto: como llevó la cruz á 
cuestas. El tercer cuerpo son seis columnitas y seis 
arcos pequeños, que tiguran una capillila. y denlro 
de ella el Señor atado á lá columna. Remata en cier- 
tos adornos sobre los cuales se ve un san Juan Bau- 
tista. En el cuerpo inferior del mi'smo sagiario eslá 
escrito: Ex altari tuo christum siimimus inquem cor 
tí caro nostra eaiuliant. De tu altar recibimos á 
Cristo en quien se alegra nuestro cuerpo y alma. 
Dentro de q\: Caro enim mea veré est cihuSs y san- 
guis meus isere est potus. Porque mi carne verdade- 
ramente ( s comida: y mi sangre verdaderamente es 
bebida. En el friso de-Ios pedestales mas próximos 



I ' (1) La iglesia después de los sanios padres 'reconoce en este pan 
milagraso una de las mas escelentes figuras (Je la 'ivina .Eucaristía. 



u 

M aliar raayor: ProhH miíem seipstim hamo, y sic 
de pane uto edaí el de cálice bibat. Por tanto pruébe- 
se el hombre á sí mismo, y asi coma de aquel pan 
y beba del cáliz. (1) En los mismos pedestales esta 
representado el martirio de santa Victoria y santa 
Centola y Elena VV. y Mrs., los cuales sirvieron de 
urnas para guardar los cuerpos de dichas santas, 
como lo manitiestan los rótulos que están al rededor 
de unas .ventanitas ovaladas con sus cristales, que 
dicen asi: Sictoria hoc victris mundi túmulo victo- 
ria dormit (2) Centolam atque Eíenam duas hose 
ontegit urna. (3) A los dos lados del evangelio y 
epístola se ven también pasages del nuevo testamento 
interpolados con los del antiguo, y en ellos se leen 
los versículos siguientes: Cui nimus dimittitur, mi- 
nus diligit. Dimissa sunt ei peccala multa. Al que 
menos se perdónamenos ama. Muchos pecados la fue- 



(1) En dos targetas que tienen Isaías y el reil profeta David, dice: 
Quia apud Dnminum misericardia el copiosa gpud cum redemptio. Veré 
tu es Deus nhsconditus. Porque en el Señor hay misericordia, y en ól 
hay abundante redención. Salmo 129. Verdaderamente tu eres un Dios 
escondido. Isaías 45. lEsto es, escondido en la humanidad.) 

(2) En la portezuela de la urna: Corpus integrum sanctce Victorice 
Regís Sicilia et saiictíe Cerasiim, filie clauditur quce passa cum maira' el 
11000 virginibus. A Gonzalo pie memoricE Burgens. Epo. e Colonia in hanc 
primariam )f. Ecclesiam. traslata fuit, anno 1320. 

(3) En la portezuela: Corpora sanctarum Ceníolos Virg, atque Elence 
Mari, hac clauduntur urna, quce passce apud Siaria hujus Dio: coseos c(k- 
tellum. A Gonzalo sapientistmo fíurgensi Epo m liac Burgensem Eccles- 
siam Alphonso \I rcgnante translata sunt. 

Los cuerpos de dichas sAntas se han trasladado al relicario de la mis- 
ma santa Iglesia. 



37 

roo perdonados. Estas palabras hacen relación á la 
Magdalena que se ve allí postrada á los pies del Sal- 
vador en la casa del fariseo: Sigue el de la hermosa 
Ester en presencia del rey Asuero; Dona mihi ani- 
mammeam pro qua rogo, et populum meum pro quo 
obsecro. Vidi te Domini quasi Angelum Dei, el con- 
turhalum est cor meumprcB timore glorice luce. Con- 
cédeme la vida, por la que te ruego, y á mi pueblo 
por quien intercedo. Te he visto, Señor, como un án- 
gel de Dios, y mi corazón se ha turbado con el temor 
de tumageslad. El Salvador en casa de Marta y María. 
Reliquit me solnm ministrare. Marta Marta solicita 
es. ¿No ves cómo mi hermana me ha dejado sola para 
servir.? Marta, Marta, muy cuidadosa estás. De Judit: 
Tu gloria Jerusalem% tu letitia Israel, tu honori- 
¡icentia populi nostri. Quia fecisti virililer, et con- 
fortatum est cor tuum eo quod castilatem amaveris. 
Tú eres la gloria de Jerusalen, tú eres la alegría de 
Israel, tú la honra de nuestro pueblo, Porque le 
has portado varonilmente, y tu corazón se ha confor- 
tado por cuanto has amado la castidad. Judit 
corta la cabeza á Holofernes, y se la entrega á la 
criada. En el segundo cuerpo del mi'^mo nltar 
mayor hay ocho columnas, las cuales se hallan 
con los mismos adornos é imágenes de santos dife- 
rentes que las del primer cuerpo. En los nichos están 
colocados san Bartolomé Apóstol, la Natividad de 
nuestra Señora» saa Juan evangelista, santa María 

4 



38 

la Mayor, (1) Santiago el Mayor, la Visitación de 
nuestra Señora y Santiago el Menor. En el tercero 
san Judas Tadeo, los desposorios de san Joaquín, san 
Andrés apóstol, la Asunción de nuestra Señora (2), 
santo Tomas apóstol, la Anunciación de nuestra Se- 
ñora y san Simón aposto!. En la coronación nuestra 
Señora, santa Isabel y el iNiño, san Maleo evangelis- 
ta, la Coronación de nuestra Señora, san Juan Bau- 
tista, la Sacra Familia. Al final san Lucas Evangelis- 
ta, san Miguel Arcángel, la Dolorosa, la Crucifixión, 
san Juan Apóstol y Evangelista, el Ángel Custodio y 
san Marcos. Hicieron este retablo Rodrigo del Haya 
y su hermano x\Jartindel Haya, en precio de cuarenta 
mil ducados sin las mejoras. Juan de ürbina, natural 
de Madrid, y Gregorio Martínez, tleValladolid, le esto- 
faron y doraron en once mil ducados. Se hizo en tiem- 
po del lllmo. Sr. D. Cristóbal Vela, el cual contri- 
buyó con los once mil ducados; se dio principio el 
año 1577, y se acabó en el de 93; se empezó á do- 



(1) Es de chapa de plata, y el nicho en donde se halla colocada, es- 
ta adornado de labores, follnges y figuras, y una de eüüs representa al 
Padro Eterno, ¡in los pedestales de san Bartolomé y Santiago S'ven de re- 
lieve ítnnta Cntaüna y santa Lucia VV. y Mrts. en los demás son flgu- 
ras liumanas. Un colgante de flores que está en el aire debajo del trono 
de la Viraren, le ll-^nen- dos ángeles asido por las es/remidades. En dos 
turffeti.s que hay á los dos )adps dico así: Triumphus Vitgium. 

(2) P«!iz hablando de este retablo dice asi: En el segundo nicho del 
medio hay una bella olira de escultura, como son las dcrais tle el, y ro- 
pros!>'ilj la Asunción dé nuestra Señora sobre un liermo^o trono de án- 

f'f's ¡iravamcnle hechos. 



39 
rarle y estofarle en dicho año y se concluyó en el de 
96, y en este año se acabó de sentar toda la obra. 
La mesa de altar y en donde está cimentado, es de 
piedra jaspe, sin mas adornos que las armas del Sr. 
Vela y las de la Santa Iglesia labradas de realce. Al 
lado del evangelio hay dos nichos sepulcrales, en 
donde están sepultados el infante D. Juan (1), hijo 
del rey D. Alonso el Sabio, el conde D. Sancho y su 
muger doña Beatriz; y por ser capilla real no se 
entierra en ella sino personas reales. (2). 

Se sube al nuevo y grandioso presbiterio por 
nueve escalones semicirculares. Todo el plano forma 
una elipse compuesta de piedras de color blanco y 
azuL unas intercaladas a manera de ráfagas que 
salen del centro, y otras incrustadas formando 
puntos cuyo conjunto bace un buen efecto, como 
así mismo los calados de los antepechos, pulimentados 
y trabajados con mucha delicadeza. Toda la obra es 



(1) Se halla bien cuMerto de malla, con la mano en la espada y 
un escudo en el centro del nicho. También don Sancho está con la ma- 
no puesta en la espada, y vestido de una especie de ropatalar, y un niño 
á la cabezera. De doña Beatria no se yé figura alguna de muger. 

(9) El epitafio de la Condesa dice asi: «Aqui yace la infanta deña 
Beatriz, fija del muy noble é alto Rey don Pedro de Portugal, muger 
del conde don Sancho, que Dios perdone; que finó en Ledesma á cinco 
dias del mes de julio, año del nacimiento de nuístro Sr. Jesucristo de 
M. é CCCLXXXl años. 

Kn la piedra sepulcral del conde don Sancho solo han quedado las 
siguientes palabras: 
.... o fijo: del muy: et: alto:... 
.... fino: en: lürgos: Bemlngo: VU..,. 



4d 

de piedra marmol de (barrara. Sobre las gradas están 
colocados seis blandones de chapa de plata con mu-^' 
chas labores. 

En ei Irasagrariose ven varios relieves con un tra- 
bajo tan delicado y minucioso, que parece exceder á las 
fuerzas hamanas: representan varios cuadros de la 
pasión del Salvador por el orden siguiente: (1). 

1 ." La Oración del Huerto. 

El Salvador, habiendo tomado consigo á san Pedro, 
san Juan y Santiago, empezó á entristecerse y an- 
gustiarse; entonces dijo á sus discípulos: «triste esta 
mi alma hasta la muerte; esperad aquí y velad con- 
migo.» Se apartó de ellos, y puesto de rodillas oraba 
diciendo; «Padre, si quieres traspasa de mi este 
cáliz; mas no se haga mi volnnlad, sino la tuya:» y 
fue a los discipulos y los halló durmiendo: hizo se- 
gunda y tercera vez oración, y lie apareció un ángel 
que le confortaba; y volviendo á los discipulos, les 
dice; «¿qué, dormís?» y en aquel momento §e deja 



[A) Por coronación délos cuadros, hay agujitas, doseletes é imágenes, 
que nianiticslan mas anligUedad que ellos. El cuerpo inferior de cada 
uno tam! iei) ge halla adfirnado con dos'leles que parecen de flligrana 
(tal Oí la (KMífac'i^zi con qu • eslftn hechos) y debajo, los cuatro doctores 
de 1¡ l^rlpsla, ^a^ Agustín, san Gerónimo, san Gregorio, sao Ambrosio. 
— Loí apostóles, Santiago, san Pedro, san Andn's y Santiago el m«nor. 
-Síin Simón, sun Juan, san Tadeo y «an Pablo. -San Felipe, san Ber- 
nabé, san Matías y san Bartolomé.— Y los cuatro evangelista?, san Juan, 
san J\I;irco.s, san Lucas y ean Mateo. En Iw- pilares hay siete estatuas 
tamaño oalura], eon cartelas en las rnaaos^ ttcasp s«r¿A profetas. 



ver una cuadrilla de jeni». y Judas, uno th los dbce, 
iba delante de ellos, y so acercó á Jesús para besarle, 

2." La CruT. á cuestas. 

Jesús sale cargado con la cruz desde la casa del 
Gobernador, llevándola por toda la ciudad hasta salir 
de ella. Pero allí, agoviado d;^ su peso, y sin nliento 
por la mucha sangre que habia derramado, le falla- 
ron las fuerzas'para continuar y llevarla hasta el lu- 
gar mismo del suplicio. Sus enemigos, viéndole en 
aquel estado, temiendo que se les morirla anles^le 
llegar, y que no tendrían la satisfacción de verle 
crucificado, obligaron á cargar con la cruz de Jesucris- 
to á un hombre que encontraron al salir de la ciudad, 
llamado Simón, natural de la provincia de Cirene en 
África. 

3.° La Crucifixión. 

Llegaron al monte Calvario y crucificaron al señor, 
y con él crucificaron dos ladrones uno á la diestra y 
otro á la siniestra. Alli se cumplió la escritura que 
dice: con los malos fué reputado. (Isai. 53 ) Y estaba 
en píe junio á la cruz su Madre y una hermana de su 
madre, llamada María, mujer de Cleofas, y María 
Magdalena. Y viendo Jesús á la madre y al discí- 
pulo, que asimismo estaba allí, dijo a la madre: 
mujer, mira ahi tu hijo. Y luego al discípulo: wi>« 
ahi tu madn. Y desde aquella hora el discípulo la 
tomó por madre. 



42 

4.* Descendimiento y Resurrección, 

El cuerpo del Salvador yace enlre los brazos de 
su Madre, la cual se halla sentada al pie de la cruz 
lauíenlánclose, como dice Jeremías: jO vosotros, lo- 
dos los que pasáis por el camino, atended y mirad si 
hay dolor como mi dolor! f Capitulo 1.° v. 12. TrenJ 

A mano derecha en el mismo cuadro, sale triun- 
fante el Salvador del sepulcro, y los guardias se 
ajustaron quedando como muertos. 

5.° La Ascensión del Señor. 
Sube el Salvador á los cielos lleno de resplando- 
res, y su Madre con ios Apóstoles le siguen (diga- 
mos lo asi) con los ojos y con el espíritu. 

El cuadro primero y último se hicieron á espensas 
del lUmo. Sr. don Enrique de Peralta y Cárdenas, y 
los otros tres costeó el Ulmo. Sr. don Francisco Man- 
so yZúñiga,.uno y otro Arzobispos de Burgos. 

En los huecos de los pilares de la nave mayor 
(1) hay seis rejas de hierro, tres á cada lado, las 



[D En la parle esterlor de diclios pilares se hallan las estatuas ta- 
maño natural que representan, á sin Esteban M., san Lesraea ab., santo 
Domlniío de li Cal/ada, san Vicente M.. san Juan de Ortef^a, san Victo- 
res M. sin Julián obispo, san Celedonio y Emeterio Mrts., san Juan de 
Sahagun, san HermeneKildo M. y san F'ernando rey.-S:: santi ürsala, 
santa Victoria VV. y Mrts., san Iñijío Ab., sama Tecla y santa Juliana 
VV y Mrts., saotí Centola V. y M., san Esteban ab., san Indalecio Ob. 
yM, santd Casilda V. y san Catalina V. y M. Todos estos santos se ha- 
llan colocados sobre repisas y bajo doseletes trabajados con bastante 
perfección. 



cuales estriban (como asimismo dichos pilares) sobre 
gradas y pedestales de piedra jaspe, que pagó todo 
el Sr. Peralta, cuyas armas se ven interpoladas con 
las de la santa Iglesia; y su señoría el Cabildo man- 
dó sobredorar las rejas á espensas de la fábrica. 
Las que hay á los dos costados del crucero son de 
bronce; las n^'galó, juntamente con los dos pulpitos, 
ellllmo. Sr. don Manuel de Navarrete, Arzobispo de 
Burgos. En la coronación hay dos estatuas tamaño 
natural que representan á san Roque y san Cristó- 
bal Mr., y debüjo las armas de dictio señor con las 
de la santa Iglesia. 

CORO. 

El coro es suntuosísimo; consta de ciento y tres 
sillas de nogal divididas en dos órdenes, esto es alfa 
y baja; la alta tiene cincuenta y nu^ve sillas, y la 
baja cuarenta y cuatro. El plano de los brazos de 
cada una (sobre los cuales se suelen poner los codos) 
el respaldo inferior y el asiento se hallan adornados 
con* mil labores y muy buenos embutidos de boj. 
De ¿lilla á silla van alternando pilastras llenas de 
molduras: sobre ellas asienta una tabla con labores 
que sirve como decoración, y hace también deartri- 
lera en donde están colocados los santorales y me- 
cheros para cuando se ilumina el coro. Todo lo de- 



44 . 
mas de las sillas, por cualquiera parte que se las 
mire, está guarnecido de florones, figuras humanas, 
picados, adornos caprichosos de bichos, quimeras y 
follages; en los pasamanos se ven figuras de las mas 
originLíles. En el respaldo superior, medallas de re- 
lieve, que representan misterios de la Virgen, pasa- 
ges y el marlirio de muchos santos. Todo esto se 
halla en la sillería baja. La alta tiene también las sillas 
adornadas y guarnecidas con molduras, embutidos 
y figuras humanas y caprichosas; en el respaldo 
superior misterios del Nuevo Testamento, y rema- 
tan con un busto, todo de relieve, trabajado con la 
mayor finura y delicadeza, como lo está toda la 
obra. También van alternando columnas esculpidas 
de mil maneras, las cuales estriban sobre una figura 
que hace de pedestal, y rematan en otra en ademan 
de sostener la coronación: esta se halla plagada de 
labores y cabe/as por la parle interior, formando una 
especie de dosel: en el frontis medallas del Antiguo 
Teslanienlo, y en los intermedios estatuas pequeñas 
de apóstoles, profetas, sibilas y otros varios santos, 
como lo manifiesta la esplicacion siguiente: 



Primern mpdalla. Dios sobre el 

globo. .' 

í Creación de l.is plnnlas. 
3 Del sol. luna y estrellas, 
í Oc l'S peces y aves. 
í; Do las bestias y reptiles. 

6 Formación del homhre. , , 

~ Adán y Eva comen do árbo!. I is Noé fabrica el arca. 
s Snn nrroj«(lo§ dt! paraíso. ! 17 DiUiTio ünitersal.' 



9 Cain y Abel ofrecen sacrificios. 

10 Muerte de Abel. 

11 Dios reprende á Cain. 
lí Cain edifica á Henoch. 

13 Jiibal tnñedor de íRslruiueotos. 

14 Tubal Cain, Arliílce. 
lf{ Lamec (juila la vida áon jéven, 



18 Noé y 311 famüia saietidel arca. 

19 Noé embriagado (1). 
10 Planta una riña. 

81 Noé maldice á Canaan. 
Sí Este huye de su presencia. 
83 Noé ofrece sacrificios. 

14 El Arco Iris en señal de alianza 

15 La ciudad de Ur; en el ángulo 

Santa Cecilia V. y M. y las ar- 
mas de la santa Iglesia. 

96 Abraham pasa á la tierra de Ca- 
n»am. 

17 Ahímelec le quita á Sara. 

98 Pendencia de los pastores. 

19 Abimelec Tuelve á Abraham su 
mujer Sara. 

31 Abraham derrota á los enemigos 

31 Abraliam ofrece sacrificio á Dios. 

32 Se HiUda el nombre y se postra. 

33 Agar y el Ángel. 

34 Meirhisedec ofrece pan y vino á 

Abraham. 

35 Abraham busca á los enemigos. 
38 Las armas del Señor Zapata: en 

el ángulo, Sta. Catalina V. yM. 

37 Faiaon quita á Abraham su 

muger. 

38 Tres ángeles con Abraham. 



;}» El Rey Bara con Abraham. 

/iO Abimelec y Abraham. 

41 Las puertas de la casa de Lot 

son forzadas. 
41 Nacimiento de Isaac. 

43 Agar é Ismael son despedidos. 

44 Sacrificio de Isaac. 

45 Rebeca dá de beber al criado de 

Abraham y á sus camellos. 
í6 Rebeca se despide de sus padres 

47 Desposorios de Isaac y Rebeca, 

48 Nacimiento de Jacob y Esaú. 

49 Esaú vende su prlmogenitura. 

50 Esaú sale á cazar. 

51 Jacob entrega á Rebeca dos ca - 

britos. 
32 Jacob se los presenta á su padre 
ya guisados. 

53 Luego que comió recibió Jacob 

la Ijendicion. 

54 Escala de Jacob. 

53 Jacob guarda las óbejas. 

56 DesposoriosdeJacob con Raquel. 

57 Presentes de Jacob á Esaú. 

58 Encuentro de Esaú y Jacob. 
39 Jacob lucha con un ángel. 

60 José es echado en una cisterna 
por sus hermaio^. 



Estatuas pequeñas en los intermedios de las med alias. 



El profecta Abacuc. 

San Nicolás obispo. 

Santa María Magdalena. 

San Simón apóstol. 

Santiago apóstol. 

Santo Tomás de Aquino. 

San Pedro apóstol. 

San Juan Evangelista. 

Santo Domingo de la Calzada. 

Sibila Deifica. 

Santiago el mayor. 

El profeta Daniel. 

San Gregorio Magno. 

San Sebastian mártir. 

San Celedonio mártir. 

Santa Águeda virgen y mártir, 

San Simón t'stllita. 

Ei profeta Isaías. 

San Felipe apóstol. 

San Gerónimo doctor. 



San Ambrosio O D. y C. 

San Bernabé apóstol. 

San Pedro apóstol. 

Santa Centola v. y mr. 

San Mateo apóstol y evangelista. 

Santo Tomas apóstol. 

El profeta Nahum. 

San Marcos CTangelista. 

San Pablo apóstol. 

Santa Elena virgen y mártir. 

San Agustín obispo y doctor. 

San Tadeo apóstol. 

San Julián obispo y conf. 

San Matías apóstol. 

Sibila Pérsica. 

El profeta Jeremías. 

San Bartolomé apógtol. 

El profeta Amos. 

San Emeterio mártir. 

San Juan evangelista. 



(1) Se halla mveriidoel órá^ev de la^ meMlIas, 



46 

Moisés. 

El profeta Mlcheas. 

San Juan de ortega. 

Sibila Cimeria. 

El profeta Ecequiel. 

San Iñigo abad. 

Sibila Lil)ica. 

El profeta Zacarías. 

Sibila Eritrea. 



Lamec, fíran flechador. 

El profeta Jonás. 

Sibila Frigia. 

Sibila Samia: 

San Vitores mártir. 

Sibila Cumea 

Santa Maria Egipciaca. 

Sibila Elespóntlca 



Sillería Alta, 



1.' Respaldo.— La Anunciación de 
Nuestra Señora. 

2 Su Visitación. 

3 El nacimiento de Ntro. Sr. J. C. 

4 La adoración de los Reyes. . 

5 La degollación de los Santos 

¡nocentes. 

6 Li purificación de Ntra Señora. 

7 Huida á Egipto. 

8 El niño perdido. 

9 Bautismo de Jesucristo. 

10 Es tentado por el diablo. 

11 Le llera á la cima de un monte 

12 Las Bodas de Cana. 

13 Jesucristo sana á un endemo- 

niado 

14 La Magdalena en casa del Fa- 

riseo con el Señor. 

15 Prpscntan una moneda á Jesu- 

cristo lo» fariseos, 

16 La mujer adultera. 

17 El Señor dá dfe comer á 5,000 

hombres con 5 panes y 2 peces 

18 La Samarltana. 

19 Domingo de Ramos ó entrada 

de Jesucristo en Jerusalen. 

20 Jesucristo hecha del templo á 

los que negociaban en él. 

21 La resureccion de Lázaro. 

22 í-ena del cordero 

23 Venta del saiv;idor. 

24 Jesucristo en casa de Simón. 

25 Li Cananea. 

26 Jesucristo da vista al ciego . 

27 Jesucristo es apedreado. 

28 Manda preparar el cenáculo. 

29 Instituye el Srao. Sacramento. 
SO Lava los pies k san Pedro. 



31 Jesucristo pregunta: ¿Quién es 

el bijo del hombre? 

32 Silla Arzobispal. La oración del 

Huerto. 

33 Duermen los discipulos. 

34 Caen de espaldas los judíos. 

35 S. Pedro corta la oreja a Maleo. 

36 Jesucristo en casa de Anas. 

37 Concilio contra Jesucristo. 

38 Jesucristo en casa de Heredes. 

39 En casa de Caifas. 

40 Delante de Pila tos. 

41 Judas con los judies. 

42 Jesucristo cura la oreja á Maleo 

43 Negación de san Pedro. 

44 Es vendado el Señor. 

45 Es atado á la columna. 

46 Es coronado de espinas. 

47 El Ecce-Homo. 

48 Pilatos se lava las líanos. 

49 La cruz á cuestas. 

50 Es desnudado de sus vestiduras 

51 Es clavado en la cruz 

52 Echan suerte los soldados sobre 

sus vestiduras. 
?)3 J. C en los brazos de la Virgen. 

54 Es puesto en el sepulcro. i 

55 Baja al s«'no de Abraham. 4 

56 La Resurrección. i 

57 Las tres Marías. i 
6s Jesu' risto se aparece á su Saoj 

tibima madre. > 

59 A la Magdalena. ^ 

60 A los discipulos pescando. 

61 A los del castillo de Ema-is. 

62 A los once discipulos. 

63 A Santo Tomás apóstol. 



47 



Sillería Baja. 



Primera silla, sania Casilda V. 

2 La c:^a tacion de la sta. cruz. 

3 ün sanio obispo monlado sobre 

un diablo (1). 

4 Sacrificio de Abraham. 

5 San Gil abad. 

6 Milagro de Slo. Domingo de la 

Calzada del gallo y la gallina. 

7 San Gerónimo duclor. 

8 San Eustaquio mártir. 

9 San Hipólito mártir. 

10 San Cristóbal mártir. 

11 La aparición de Santigo apóstol. 

12 San Blas, obispo y mártir. 

13 San Martin, obispo. 

14 San Jorge, mártir, 

15 El sacerdote Onias. 

16 San Lorenzo dando limosna. 

17 San Acdrés apóstol. 

18 San Cosme y san Damián, mrs. 

19 La conversión de S. Pabio aps. 

20 San Juan evangelista. 

21 Rl nacimiento de nuesta Señora. 

22 Sta. Centola y Elena, w. y mrs 

23 La degollación de san Pablo ap. 

24 El martirio de las 11,000 virgcnes 

25 San Juan Ante-portam-latinam. 

El coro anligiiaraente estuvo junto el altar míivor, 
y el Illmo. Sr. don Fray Pascual de la Fuente de Am- 
pudia le bajó al sitio que hoy ocupa, dejando el paso 
libre, porque entonces no tenían los Prelados silla 
preeminente á las demás, sino que se sentaban en la 
primera del coro del Dean. Después, el Illmo. Sr. 
don Cristóbal Vela pidió permiso al cabildo para po- 
ner silla Arzobispal en medio del coro, como J^oy lo 
está! lo cual no pudo conseguir, sino que se colocó 
al lado de la del Dean, dejando el arco abierto en la 



26 Martirio de san Pedro apóstol. 

27 La degollación de San Juan 

Bautista. 

28 La anunciación de nuestra Sra. 

29 San Joaqi)in y santa Ana. 

30 ün án^el anuncia á los pastores 

el nacimiento del señor. 

31 La presenfecion de nuestra Sra. 

32 S;in Nicolás obispo. 

33 Muerte de Ananias. 

34 San Pablo y san Antón abades. 

35 Los desposorios de nuestra Sra. 

36 La anunciación de nuestra Sra. 

37 La visitación de nuestra Señora 

38 El nacimiento de nuestro señor 

Jesucristo. 

39 La venida del Espiritu-santo. 

40 Muerte de nuestra Señora. 

41 Su entierro. 
4» Su asunción. 

43 Su patrocinio. 

44 '^an lldefor.8o, arzobispo. 

45 La visitación ác nuestra Señora 

46 Nuestra señora del Pilar. 

47 Martirio y traslación de las VV. 

Victoria, Centola y Elena. 



(1) Es San Atendió. Yeáse en el apéndice 2.* de este Ulrro las cartas 
eruditas del P. Feiioó en donde se liam de dicho Santo, 



48 
forma que estaba. Dicho señor mandó hacer la silla, 
que costó mil ducados, cuyo modelo se lomó por 
la del Sr. Arzobispo de Granada (1). Muerto el señor 
Vela, y sucediéndole el cardenal don Antonio Za- 
pata, siendo gran bienhechor de la Fábrica, suplicó 
al cabildo diese su beneplácito para que cerrase el 
coro y se pusiese la referida silla arzobispal en 
medio del coro; agradecido el cabildo á tantos bene- 
ficios como había recibido de este Prelado, condes- 
cendió á la súplica, y así cerró el arco, añadió el 
coro é hizo el trascoro, en que gastó diez mil du- 
cados; y no contentándole la obra, la mandó* desha- 
cer y hacerla de nuevo, en la forma que hoy está, 
gastando otros diez mil ducados. Para la reja de 
hierro que cierra por delante el coro, dio cinco mil 
quinientos ducados. 

(1) Es Infinito el número de labores que tiene , caprichos, pasages 
del antiguo y nuevo ttslamento, figuras alegóricas que representan la 
esperanza, el celo, la fortaleza y la templanza: en el exterior de lo? 
dos brazos de la silla, se hallan Jacob recibiendo la bendición que le dé 
su padre, y cuando un ángel dice á Agar: «o temas, que Dios ha «id» If 
Toz de tu hijo Israel; el arcángel S. Rafael y Tobias con el pez en lai 
manos, y cuando Esaú tendió su primogenitura á su hermano Jacob 
en el respaldo inferior, representa como Júpiter en forma de toro, rob» 
á Europa hija de Agenor, rey de Fenicia, la qne condujo por el mar ál; 
parte del mundo, que hoy lieva su nombre. (I)icc. Fabal.) Bn el «upe 
rlor, las armas del señor Vela y la Oración del Huerto, mafe arrit 
Abranam (se dice que no es Abraham, sino Jesó, porque los primero 
personages que se ven en las primeras ramas son David, hijoTle José, 
Salomón, hijo de David) entregado al sueño, y de su corazón nace unái 
bol, y en cada uno de los tallos ó enlaces, hay colocada una imágc 
«le lo« descendientes del patriarcAa hasta Jesucristo. En la coronación de 
capiUitas, dentro de la primera esta la Asunción de naestra señora y c 
la segunda el Padre eterno echando la bcndicivn; y por úHiroo, reraal 
Í3 ?iUa en una esfecic ót pir^mi^: 



4f 

El trascoro se halla adornada con ocho columnas 
pareadas, las cuales asienlan sobre gradas y pe- 
liestales de piedra jaspe. Sobre la cornisa las armas 
de la santa Iglesia, una barandilla con pilares de 
piedra que rematan en una bola de bronce, dos es- 
tatuas que representan á san Pedro y san Pablo 
apóstoles, sonde mármol blanco traidas de Italia. De- 
bajo de las repisas en donde están colocadas, se 
ven las armas del señor Zapata. Dentro del arco 
hay su mesa de altar de piedra, y una pintura que 
representa á san Antón cuando halló á san Pablo 
en el desierto, y que después de una larga conver- 
sación vieron que por el aire venia volando un cuer- 
vo y se puso en la verde rama de un roble, y de 
desde allí se vino derecho para los siervos de Dios, 
'y les puso en su presencia un pan entero, pues por 
espacio de sesenta años no habia llevado sino medio 
pan para san Pablo. (1) Los dos costados de dicho 
coro se hicieron á espensas del lllmo. Sr. don Fran- 
cisco Manso y Zúñiga, en donde se ven sus armas 
intercaladas con las de la santa Iglesia. Dio para 
hacer toda esta obra diez y seis mil. ducados; hay 
cuarenta y cuatro columnas, las cuales estriban 
sobre gradas y pedestales de piedra jaspe como las 
del trascoro. En la cornisa una bar.andilla con pi- 

(1) El autor de dlclia pintara es D. Diego de Leiva, monje de la Car- 
tuja d« Iliraflores: falleciú a&o de 1M7. 



50 

lares que rematan en una bola. Seis pinturas que 
representan á santa Casilda virgen, (1) san Julián 
obispo, hijo de Burgos, san Francisco de Asis, san 
Antonio de Padua, santa Centola y Hiena y santa 
Victoria vírgenes y mártires, están colocadas dentro 
de seis arcos, con sus mesas de altar de piedra, en 
donde se celebra el santo sacrificio de la misa. El 
autor de dichas pinturas es Fray Juan de Rici. monje 
benedictino. En los espacios donde se hallan las 
armas hay doce puertas, •seis á cada lado, y doce 
tarjetas en blanco, que sin duda se destinaron para 
escribir algo en ellas. Hay dos órganos^ y el mas 
moderno se hizo á espensas de la fábrica en el añc 
de 1806 por D. Manuel de Betolaza, y la caja por don 
Benilo Corles, natural de Burgos, El antiguo se hizc 
en tiempo del lUmo. Sr. don Fernando Andrade 
Arzobispo de Burgos. A los dos lados está escrito 
J). José Echevarría:::: me fpcit anuo de 1706 
Acaso añadiría algunos registros, porque también s< 
ve 1636 en mitad de la caja, que fué el año que s- 
hizo por dicho Prelado. Debajo del facistol primero 
según se entra en el coro, se ve una figura de bronc 
levantada como un palmo del pavimento, que repre 



(1) En la grada de la mesa de Altar ¡de la sania, se halla el año < 
que se embaldosó esta santa Iglesia, que fuf» el de 1789. En el pedesl 
del lado izq'ilerdo, hay una fnancha en la piedra, que forma una cara 
perfil, la cual llama la atención de los curiosos, pues perice está a 
mismo embutida. 



51 

sema al señor obispo don Mauricio, fundador de 
esta santa Iglesia, en donde se halla enterrado, como 
lo manifiesta el epitafio que tiene, cuyas letras son 
(le boj embutidas al rededor de la urna, y dice asi: 

Hic jacet pius hujíis Eclesics pontifex et fundator 
Maurüius. Ühiit anuo Domini 1240. 4. Océobris- Aqai 
yac# el piadoso dou Mauricio, obispo y fundador de 
esta santa Iglesia. ' Murió 4 de Octubre del año del Se- 
ñor de 1240. 

En el segundo facistol hay por remate una Asun- 
ción de nuestra Señora, de mucho mérito, fabri- 
cada por el señor Ancheta. 

CAPILLAS. 

(^^) 

Damos principio por la de SANTA TECLA V- Y M. 
La fundó el Illrao. Sr. don Manuel de Samaniego y 
Jaca, Arzobispo de Burgos, en 1734. Tiene cuatro 
arcos que hacen la entrada, con cuatro rejas de hier- 
ro, que llegan hasta la clave, en las cuales se ven 
las armas de dicho Prelado interpoladas con las 
de la santa Iglesia. Hay cinco altares con el 
mayor en dicha capilla; el principal esta dedicado 
á la referida santa, y por coronación el apóstol San- 
tiago (1); en mismo altar se hallan santo Domingo 

(1) Acaso para memorii de haber sido el fundador arzobispo de Tar- 
ragona, y ser la santa patrona de aquella ciudad , y el apóstol Santiago 
para manifestar su devoción por haber sido bautizado en la parroquia 
de dicho santo en Logroño, en donde tamhien está enterrado. 



de la Calzada, san Antonio Abad, dos medallas de 
san José, sa» Juan Bautista, y tres estatuas peque- 
ñas que representan al niño Dios, san Ignacio de 
Loyola y san Francisco Javier. Se sube al presbite- 
rio por ocho escalones, el cual tiene dos antepechos 
de hierro y una peana de bronce para colocar la cruz 
el dia de la función de la Santa. Al lado del evan- 
gelio hay un altar con una pintura de san Joaquín, 
santa Ana y nuestra Señora, y por coronación se 
dice es santa Victoria V. .y xM. Junto á la gradería 
una piedra sepulcral con sencillos adornos, y debajo 
una bóbeda ó carnero en donde están sepultados don 
Lucas de Samaniego y Jaca, hermano del fundador, 
que murió en 19 de mayo de 1739, y don José de la 
Peña, sobrino del señor Arellano, que murió en 
1766; y en 1840 se depositó el corazón del lllrao. 
Sr. don Ignacio Ilives y Mayor, arzobispo de Burgos. 
f^Lib. de fin. J En los ángulos de los cuatro arcos (1) 
. sobre los cuales descansa la media naranja '2) per- 
fectamente acabada en su línea, se hallan cuatro 
figuras tamaño natural, y de relieve los cuatro Evan- 
gelitas. Son ¡numerables las figuras y adornos de que 
sé halla atestada la bóbeda (3) y los colores tan 
permanentes como si se acabaran de pintar. En el 



(1) Su altura es de seseóla pies. (8) Tiene cuarenta y dos pies d« 
boca. (3) Su estilo de arquitectura es churrigueresco, como todo lo demás 
que bay ea U capilla: esta tieae M piea da longitud y M da latitud. 



reClnlá fftié ót!\i|>a la capilla se hallaban la de santa 
Lucia y sania Vitoria Vs. y Mrs,, santa Práxedes, 
santo Tomas, Todosanlos y la parroquia de Santiago 
aposto!. En la capilla de santa Lucía ésfa enter- 
rado el lllmo. Sr. don Alonso Illescas, obispo de 
Burgos. (1) Se conservan el altar y cofradía de dicha 
santa: en la coronación san Liborio obispo. En la 
que fué de santa Vitoria se halla la imagen de nues- 
tra Señora de Gracia; su culto está á cargo de los 
Capellanes del número (2), y por coronación san 
Bernabé apóstol. En la de sanio Tomas y Todosan- 
los se conserva un aliar y una pintura de san Cosme 
y san Damián Mrs. (3) Santa Práxedes se dice es- 
taba dn doiide' ahora está colocada la pila bautis- 
mal (4), que era la parroquia de Santiago con el título 
de la Fuente, la cual se reasumió y agregó á santa 
Águeda, á petición del señor Saraaniego y con con- 
sentimiento dc4 Cabildo de esta sania Iglesia. Se ti- 



(1) Se Ignora el sitio en donde se halla sepultado, y solo consta del ca- 
tálago. 

(2) Los dichos señores capellanes del número según la ley del Con- 
cordato han pasado á la clase de beneficiados; no sabemos á cargo de 
quien guedará en adelante el coito de la referida imagen. 

(3) Bn la sacritla se hallan santa Teresa de Jesus^ nuestra Señora, 
la Crucifixión, santa Catalina y s;inta Lucia VV. y Mrs., el Salvador, 
Santo Tomás de Aquino, Concepción de nuestra Señora, san Antonio de 
Padua, san Francisco de Asis, otra, nuestra Señora, dos crucifijos, y el 
retrato del Sr. Saraaniego. r '' 

^4) El curioso debe fijar la atencloii en diclia pili, pues es notable 
por su construcción sólida y grandiosa. Se halla cerrada por una fuerte 
reja que tiene por delante. La pintura que hay representa á san Juan 
bautizando «i Señor. 

5 



lulaba la iglesia de Santiago de la Fuente por la que 
hubo en aquel sitio, asi como hoy se ve la que 
hay á la parte opuesta en el atrio que llaman de 
la Pellegeria. Antes que se fundara la Catedral exis- 
tia dicha parroquia, pues para su fábrica se quitó 
gran parte de ella. Sirvió de capilla de los Reyes: 
motivo porque en las puertas de esta santa Iglesia 
se ven las armas de Castilla. 

El señor de Molina, hablando de la referida parro- 
quia, dice asi: «El rey don Alonso XI insliluyó el 
orden de los Caballeros de la Banda en 1330 en la 
Iglesia de Santiago de Burgos, y en ella se armó 
Caballero y le calzaron las espuelas don Pedro 
Fernandez del Castillo y don Luis d3 la Cerda.» El 
lirismo Rey don Alonso fundó la cofradía de los Ca- 
balleros de Santiago, con estatuto de ser Caballeros é 
hijís de tales, y acudiesen á las fiestas de san Pedro 
y Santiago apóstoles, sus abogados, con caballos 
encobertados. Y fueron cofrades los Reyes sus su- 
cesores hasla los Católicos don Fernando y doña Isa- 
bel, que también lo fueron, y muchos grandes 
hombros, y siempre lo han sido de las mas notables 
familias do Burgos. Tiene dicha cofradía un libro en 
donde se hallan retratados los que lo fueron hasta 
el año IfiGíj; en el dia se conserva en casa del Prior. 
El señor Samaniego no quiso reservarse el patronato 
de la capilla que acabamos de describir, sino que 



la cedió al Cabildo de esta santa Iglesia, quien ce- 
lebra lodos los años el dia de santa Tecla una misa 
solemne; concluida se canta un responso por el 
fundador. 

La capilla siguiente es la de SANTA ANA (1) 
que eran antes dos capillas, de san Bartolomé após- 
tol, y san Antolin y sania Ana, y el lllmo. Sr. don 
Luis Osorio y Acuña, obispo de Burgos por los años 
1474 hizo de las dos una, dándola el titulo de la Con- 
cepción, pero es mas conocida por el de san Joaquiñ 
y santa Ana, cuyos titulares se hallan en el altar 
principal, y sobre el sagrario la imagen de la Con- 
cepción. Al rededor de la urna de aquellos se vé el 
árbol genealógico con imágenes que representan á los 
descendientes de Abraham hasta Jesucristo. Abra- 
ham (2) se halla echado en una cama, y del pecho 
nace uo árbol en cuyos enlaces ó cogollos están 
colocadas las imágenes, terminando con la Virgen 
y el niño Dios. A los dos lados de nuestra señora 
se ven dos estatuas tamaño natural que represen- 
tan el Antiguo y Nuevo Testamento bajo doseletes 

(1) Para entrar en ella hay dos arcos adornados de muchas labores 
y figuras al rededor, con dos rejas que llegan hasta la clave: en la de 

la entrada principal se hallan las armas del fundador y mas abajo está 
escrito::: Luis de Acuiia, obispo de Burgos; la segunda reja no está en 
uso por hallarse en aquel sitio la sacristía, cuya entrada es por la 
misma capilla. 

(2) Se dice que no es Abraham sino Jesó, por que los primeros per- 
sonages que se ven en las ^primeras ramas son: David, hijo de Jesé^y 
Salomón, hijo de David, véase pág. 4t. 



56 í» oííjjílíñ') fr. /\i|'*c. - 

trabajados con la mayor del¡cadezíí,'.y.ílo están loí» df 
las demás estatuas que. se hallan drl este precji^sísimí 
retablo. Su fondo es azul, salpicado de adornos,! y 
divididas por cuatro agujas, las (?,^^lei?jUepen ven- 
ticua tro estatuas pequeñas , y diaz! ra^^¡ . ^^rj» ..los ^oí 
ángulos; en los espacios seis medallas qMe. repr,^ 
settlan al Ángel anunciando á lo:s pastores, de Bele^ 
el nacimiento del Salvador, la Presentación de pujBS- 
tra Señora, su Nacimiento y Purificación; las otras 
dos se dice son san Eustaquio y san Luis obispo, este 
acaso por ser el santo del nombre del fundador, y 
el segundo por ser de su devoción. En el cuerpo 
inferior se hallan las armas, del fundador interca- 
ladas con los cuatro Evangelistas, lo s apóstoles san 
Pedro y san Pablo, y el Salvador en imedio, á los 
lados hay ángeles con las insignias déla Pasión, y 
cuatro figuras en ademan de rogar ó interceder. Rq- 
mata por último este suntuoso altar c^qn las armas 
del señor Acuña, la Crucifixión con la líolorosa^y 
san Juan á los lados» Tiene dos altariesiíiQ'laterale^, 
el uno dedicado á santa Teresa de Jesús (1), y el otrc 
á san Rafael ^í:pá;^g^i|;;i^;;^| dp;;saiat^^^^ 

'■■■'■■■■ ■■ - íM-i.. <fti iii.il<:.í 'i-. li.ni:,)infi íAu-iIa'. — 

(1) Dicha santa tiene un ñbro al)ierto en 1* mano iíqüierda y eil'e 
se lee: |Caj?iítjilp,3Jl, ílprnij^n^'i á tratar en, este capítulo w'látUri^aíclbi 
del glorioso San, JÓsiS, decanta A «"a en'fü ciudad dié'Btat^oár Dijose 1 
primera misa á 19 días del mea de ábrll'^octáVk (fé"p¿?scÜÜ."dé Resur 
recelen de 1582. *** -'^^''^ ^•'*^'^ '»'^"^'*' "^^ '^i'^' ■'""'^*^' - 

Había mas de seis a&os que algunas personas 



57 

san Antoliii, y en el de san Rafael san Bartolomé 
apostó!, para conservar el título de las dos capillas 
antiguas y cumplir lias memorias que se decían en 
ellas. Junto al de san Kafael hay otro déla virgen 
déT Pilar: iv los lados del nicho se ven dos pinturas 
de san Pedro y áan Pablo apósíoles, de bastante mé- 
rito, y por corotíacion san Ildefonso recibiendo la ca- 
güil a que nuestra Señora le regala. Hay además en 
¿áiii' capilla las pinturas siguientes: la Sacra Familia 
por Andioa del' Sarto, san Felipe Neri, san Francisco 
dé Asis, por Mateo Cerezo, otra Sacra Familia, la 
Resureccion del Señor, de lá escuela flamenca; la 
Crucifixión, la Venida del Espíritu Santo y los Des- 
posorios de nuestra Señora. En la sacristía el beato 
Diego de san Vítores, natural de Burgos, san Felipe 
Pít^ri, los Desposorios de santa Rosa de Lima con su 
amado J., santa Teresa de Jesús, una vista de la 
ciudad de Burgos, y un cada VjO^n en ^1 principio de 
corromperse. (1) 

En cuanto á sepulcros se tiene por mejor él que 
está á la entrada. Lo mas elegante, dice Bosarte, que 
hay ai Burgos respecto á esculturas de estilo gótico, 
^iJín altar pequeño á la entrada de la capilla de san- 
ta* «Aí^-i^n la Catedral, junto á la reja a mano iz- 
^> i 'lU iU :[ji \'i\u ! ■ ! ü;iííí;Ií <i >}.|i-)¡$,! ' V;Vi«^( ! t ' 

(1) En él está escrito: Altendite 'me ct nbstujpescít. Joh. cap. 21. Po- 
Tcñtissimus in ivhüum. Ego illi quondam reduclus sum. Salm. 72. En la 
' Jostí sepulcral figu^^l(ia: Constituía ct domus hec omni vivcnti. Job. 30. 
Está casa está estabiecida para todo yiviente. ^"'^^'^^ ' 



58 
quierda. Se halla la urna de dicho aliar sepulcral 
adornada con los misterios del nacimiento del Sal- 
vador y la adoración de los santos Reyes bajo pri- 
morosos doseleles. Sobre la lapa una figura sacerdo- 
tal ricamente vestida con un libro cerrado en las 
manos; á los pies un niño con otro libro, pero abierto 
en la mano izquierda, y echada su cabeza sobre la 
derecha. En el centro del arco una lápida sostenida 
por dos ángeles, en la que está escrito: 

Aquí yace el R. D. Fernando Diez de Fuente Pela- 
yo. Arcediano de Burgos, Abad de S. Martin de 
Escalada, del Consejo del Rey y Reina nuestros 
Señores, criado muy antiguo del muy Rdo. mani- 
fico Señor D. Luis d« Acuña, obispo de Burgo», 
primoro capellán mayor que fué de esta capilla: fi- 
nó á nueve dias del mes de diciembre del año de 
, nuestro Salvador Jesu-Cristo de mil cuatrocientos 
noventa y dos años. Paternóster. 

Debajo de la lápida se halla también el nacimien- 
to de N. S. J. C. Un ángel se aparece á los pasto- 
res que guardan sus ovejitas; estas trepan por las 
rocas, y los pastores están como asustados, según 
aquellas palabras de san Lucas que dic^; hé qiii 
un ángel del Señor se puso junto á ellos, y la clari- 
dad de Dios les cerró de resplandor y tuvieron gra- 
de temor. (l)Debe también llamar la atención de los 



(1) Et ecce Ángelus Domini ttetit justa illos, $t claritas D«i circunful 
sit illoi, et timtt^runt timore magno. (Luc. Cap 1.) 



íií) 

curiosos el portal de Belén, el pesebre y una? al- 
forjitas al pié, con otras mil cosas pertenecientes á 
este misterio. Sobre el arco se ven dos ángeles con 
un escudo en las manos, mas arriba la anunciación 
de nuestra Señora, y por coronación el Padre Eter- 
no bajo doseleles. que ni vaciados encera admitirían 
mayor finura. En las dos agujas que hay á los dos 
lados se hallan estatuas pequeñas trabajadas con su- 
ma delicadeza, como las dos que están en el macizo 
del arco, y todo lo demás del sepulcro. Junto á las 
gradas del altar principal está el sepulcro del fun- 
dador, de marmol blanco; la urna se vé adornada con 
sus armas interpoladas con figuras que representan 
la Juslicia, Adoración, Caridad, Fortaleza, Abstinen- 
cia. Paz, Templanza y Oración; sobre dicha urna un 
obispo en hábito pontifical. (1) Le ñilta el pie iz({uie- 
do y parte del báculo, como que es objeto mas dé- 
bil. La inscripción que tiene al rededor dice asi: . 

Propter utrwnque latus ProBsul Lud^oicus Acuña Os- 
Sirio stirpes quas adamaoít habct. Anuo M. CD. XCV. 

Detras del referido altar del Pilar se descubre otro 
sepulcro, el cual se advierte ser de mucho mérito. 
Debajo déla tabla de indulgencias que está á ma- 
no derecha luego que se entra en la capilla, se lee. 

En esta sepultura que 3S de Pedr© Le pez de Rueda 
capellán del Rey N. S. é Beneficiado de esta iglesia 
de Burgos, han de decir una memoria dia deS. Jorge, 

(1) Ks tradición que su íisonomia es copla del oríijlnal. 



60 

é los Sres. Medios-racioneros una misa rezada del dia, 
cada dia, é el dia que no hutáere ftesta, á; de^ ser de 
la' purifléacion de Ñtra. Señora e salir sóbrela dicha 
;sepultura Güu,el salmo De fjrofümíi'S'Q cl üia! 'de tddb^ 
los Santos han; de decir un^ ¡responso, cantado^ dQspu.es: 
'de dicho el del Señor Obispo, otro dia. de los finadqs,- 
íDéj'ó- ' dé' ^ i^uí^á *jíáTra! ^tví^' los '' nMos ' seiscientos m rs? 
eíiil^ yiaríllde ¡iai «ibíiad- tbdp perpet'tíámfeiité^^'í]lai'i' 
^^jl9,^^i^^re janeas,, ¡^pg,ad,f;|>io$fj)Ofijí^u aiiim^J.. üjiid >ú\ 

>,^^!Í?^4^}^^)^MM ^(F-ílP ,piedirft.[)jor Diego 
de Siloe.^CjOp; jC^fal^iias.vFi, pw^'si!!iiS}.<|ií0!i ^eprjesen^^^^^ k 

su Hijo difunto ea sus brazas; san Barlolonié. Api -y 
san Vilpros Mr; el Salvador, s^n Pedro y Sao Pablo 

Ai^P';:;A) M%M l,^.i91?í^}oíííiiil«l ('►fti^fiao altíííu es- 
f^ escritp:.j , j^,^ ":.'!n:^il ííc- rn¡ i)íi'()(p'))..i. . .;:'!,; -íp 
Aq^uí yace.G^r^mvjP'ej-^^iat^e:? dq,¡!ápd^li,^, Ij[.a^fQU)[írQ^. 
' étí 'ésta Sailta Iglesia, anejo, á'los señf)res mediq-ra- 
icioneros dé esta -iglesia 'el prustúmOYlé' 'íí'uíronék, 'háii 
de decir para «lemprei los; viernes una misa de re- 
quiéri por su animf^^|.y p^^,siis.dÍfvi^n|;op,(>a,y:ig|lia íij8 
todos ios ' Santos, vísperas y otro dia misa de laflcíSf 
ta cantadas con sus responsos' c?inikdi5¿' sobre sii 
sepultura, este dicho dia Vísperas de finados, y otro 
dia misa cantada han de arder á las dichas vísperas 
yi misa seis \ cirios^ los, cuf^les, han ;de i)6rier' ilos 'me- 
cido- rácione?:os pp,ra .sier^p?;e^,i ,haj;i, do f^rdor, kast^a; que 
• ge^yi "pasados los SeñoreV; dé el Cabildo |Con íf^ piroí- 
cesión, han de decir la vigilia de Sonora SantanH, vís- 
peras delidm^ ' éitr^ di-ái'tói^S '^ólélüníá',' ^*^tÍá''Vett^ 
on el altar encendidas y sus respóüsos caíatadids á 
las vísperas y misa para siempre jamas. '■' 
Frente á oste epitafio hay otro en el centro de \\\\ 



61 

arco sepulcral que manifiesla eslá allí enlerrafíb D. 
Fernán Sánchez, Catiónigo de Burgos, el cudl dotó 
h festividad de &an Sebastian Mr. quecíon (oda so- 
lenidad celebra en su propio dia el (]?ibildo de esía 
santa iglesia parSl que el Señor pí)r4n Intercesión lí- 
brase 1-^ ciudad f 4ü' ébi^pado de lá' pklrlé'fíciá' qué 
en aquel¡ lie4'i]po"í^lli'g# á l'és"p:i^bi¿s:'ÍO -firmo á' 
señor Acuña 4 irtistawcia íleloá- séniores Cl>'f)ifiihíi^í'á 
de dicha iglesiai el'oalorctí dd 'míi'ySó de ^1493'. "Ú 

epitafio dice: '-^ ^'^' í>»|í <''<^ M ^^^^'^ 

A.q;ui yace el honrado Ferii;iii-S<uidh.«z *d3eí Medina,, 
canónigo ^n.esta iglesia dej_ó .en , j^e^liqriaa la fi^^st-^^ 
de San Seliastíañ' con procesión de. seis capat^, cuatr,o 
memorias al Cabildo, ' el que digeré' la mísk ' de Sahta^ 
Ana diga una Coleta, en lin, un responso 'rozado, é> 
los clérigos de la.capilladq .Santiago, una misa d(? la 
cruz cantada, el prinicro TÍcrne^ de cada mes, cou 
su coleta de sacerdote, é uii responso sobr'é ésta feeiiul- 
tura Finó. . dias del mes; . año de,mili<li)^/í I'} ü 

Esla capilla es de los Racioneros (y nuevos Bene- 
ficiados), quienes tienen á su cargo el decir misa, 
jpelebrar y cantar los divinos oficios, ¡para lo cual tie- 
nen su coro, que hace también de cajonería en don- 
de guardan las ropas corales. Es patrono! de ella el 
Duque de,.Abvsn,teSíu. w- .<!üí|Íij ¿u^ 'A) kuiiu' 

V SEPULCRO má DON ¿Klft^ARDlNÓ gÜtIÉRUÍIÍ V Lcík SLVí)S. 

f¡ii o-ríf; i' ' -,'• . ,^c^ ■ ■ ■ ■ :'H'> onih'iHíriOÍl 

La conexión del sepulcro de don Bernardino con 



62 

la escalera y sus adornos es tanta, dice Bosarte, que 
no acierto á separar una de otia. Dicha escalera es 
niO(Jerna, del tiempo de la restauración de las artes en 
Burgos, ó siglo XVI, y con ser la mejor pieza de arqui- 
teclura en su destino que se podia haber trazado, tiene 
la desgracia de ignorarse su autor. Entrando por la 
puerta alta se divide desde su rellano en dos tiros, 
los cuales se junlan luego en una mesilla ó rellano, 
desde el cual por un solo tiro se baja al piso de la 
iglesia; pero antes hay que abrir una reja pintada 
de verde. Contados los peldaños por el tiro único y 
el uno de la división, son treinta y nueve: cada pel- 
daño es de cinco pies y medio de largo y ocho pul- 
gadas de ancho. Tres arcos (1) sobre columnas sos- 
tienen la escalera. Los ornatos de piedra son idénti- 
cos en el estilo con los del sepulcro de D. Diego San- 
tander, el cual se halla en el claustro, y si yotuvie- 
'va ahora frescas las especies de la Catedral de Gra- 
nada, que vi en mi juventud .( sigue Bosarte) haria 
juicio sobre si los adornos de esta escalera y sepul- 
cro son de Diego Siloe ó no. Sus follages, las fisono- 
mías de sus niños, sus uñas de leones, sus grifos, 
sus paños son lan originales que no pueden confun- 
dirse fácilmente con otros. El altar sepulcral de D. 
Bernardino Gutiérrez tien3 sobre el arco un grupo 

(1) En el centro del arco del medio hay ana pintura de la Regurrec- 
cion del Señor. 



63 

de (los niños abrazados, cuya gracia es impondera- 
ble. Enlre los follajes délas paredes liay una quime- 
ra ó figura soñada con una banderuela en la mano, 
desuñada acaso para escribir en ella el año en que 
la obra se hizo, ó la firma del aulor; pero esta que- 
dó en blanco, como también otras cartelas, que sin du- 
da se destinaron áescibiral^o en ellas. El antepecho 
de hierro, trabajado por Cristóbal Andino, se hizo á 
cspensas del lllrao. señor don Juan Rodríguez de 
Fonseca, obispo de Burgos, el cual sirve de adorno 
para el monumento de la semana santa, que se ar- 
ma en la dicha escalera; en el centro del arco sepul- 
cral hay un lienzo déla cena, que es de mérito, y los 
jueves se dice misa por don Andrés Gutiérrez, her- 
mano do don Bernardino, la cual celebran 'los se- 
ñores Racioneros ó Beneficiados de esta iglesia, y 
bajo condición de no decir de Réquiem. Donde eslí 
el epitafio del señor Gutiérrez hubo un altar titulado 
de las Reliquias; en el dia no existe: pero en cuanto 
á las reliquias se guardan en una urna embebida en 
la pared, la cual se descubre á través de una rejita 
cerrada con llave. Próximo á la urna se halla el 
epitafio trazado en una lámina de mármol blanco, 
orlada de jaspes, que refiere lo que sigue: 
D. o. M. 

El Doctor D. Bernardino Gutiérrez, ("anónigo de 
esta Santa Iglesia, dio seis mil mrs. de renta, y su 
consentiraientoá la supresión de su canonicato y pre- 



64 

mesa' capitular^ á efecto de que se diga una misa can- 
tada del SSmo. Sacramento los jueves, con un responso, 
sobre esta sepultura. Puso diez mil mrs! de (ílistribu- 
cion para los Señores que estuvieren en oración la 
octava y jueves santo; y dos reales por, prebenda en 
los maytines. Mas dio un donativo de quinientos du- 
cados, y diez mil líirs. de renta á !á fabrica. MüHó á'' 
áiéil y fnleVé'ySle 'A'¿6sto-de 1!577; 

Cete de diéb-a' lámina 'b^v inia''larjel'a'íí'tíaií5;vif v 

en la que sé iee: ^' ' íunuiúa'úíbf^ t',h 

, ■ . ■,■.•','■ • •. .. • .f . ,. I ,--'•« 

Aqui yace D. Alonso Gutiérrez de Aytilav Caballero' 

del hábito de Alcáiitara'. Muifió á v^imtíe y tino de fe- 
brero de 1617. Requiescat in pace., s, <,,:. I 

Por encima ée una urna .«sepulcral, inmediata ;al 
arco eslá escrilo: 

rs'iííT 'Pr) ')iip .(íS-)*j fiíí)}, Mtj')il nji vít/! \(\r> 

Aquí yacen Antonio ,G uticrrez y Dona Franci.sca de 

Curiel su mujer, dejaron Una misa rezada perpetúate/-' 

dos los viernes en este altjar. Murió; el.*.'. ánJ. anuo de. 4.. 

y ella k... anno de.... íRequiescant; in paicq,-.,jj ^iy^^^^ 

iiiEníl» pared frentt á la capilla del nacimiento de 
N-. S.'J!. C. hay un gran cuadro de S. Juan de Ortei 
ga, (lando la comunión á una señora. Es obra de Ni- 
colas de ]a Cuadra. ; 

En la nave de In referida osKialera se halla la sun- 
tuosa portada; (lela iPtíllegerja.. Fué la entrada óJa ca- 
pilla (\0 san Juan Bauti^ta<;!y seguni$^^ aaliexd^ la ¡iglesia 
por clin á m^jjjo de dei-echo hay it^ opilafio: qi^e píafece 
ocupaba el coníro de un arco sepulcral: en el so lee lo 
siguiente: J/í'r6¿ij'¿f¿i?/ cumut¥imqüf¡ sdeitlia 'hris 



étcy: 6tyo sepulcro perteneciá' linlaiüreferid'a capilla 
antesque sé^ hiciera lá portada; n <yYu\ 

'S¿ halla hambrea en la misma aave la capilla de los 
Boniíaces ó de SAN NiC{)l.ÁSQB!SPí)iíes déla Fábrica 
y de las mas awligiias; su único: aliar, cuya mesa es 
de' miármol blanco y jaspe de color pardo claro, está 
dedicado al íKacimiento de N-. Si I. G. y por coro- 
nación el sanio titular (1) Según se entra á la capilla, 
á mano izquierda, se vé un sepulcro con figura de 
obispo que representa al lllmo. Sr. don Juan de Vi- 
llahoz. según consta del calálago. Murió en 1237. ' 
Antiguamente se gúaidabau los cadáveres en urnas 
ó nichos que abrían en la pared á la altura del difun- 
to el cual quedaba en pie, encerrado ó mas bien em- 
paredado, y á estos sepulcro^ llamaban armarios, co- 
mo lo manifiesta la inscripción siguiente: 

iVquí ,eu estQ armario dentro, yace D. Pedro Diaz de 
Villaliaute, CapiscQl de,lalg:lesia de Burgos, 6 que dejó 
el hospital que es o¿ Veg-ajeerca del pontón; é flnó 
ocho dfos de Marzo, era de MCGLX é VIII anuos. • > ■ 

Merecen alguna atención (como individuos que fue- 
ron de esta iglesia) los retratos de los Papas Gregorio 
Xr, canónigo, electo en 1371, y Alejandro VI, arce- 
diano en 1492; y los de los Cardenales D. Domingo 
Jacobacio, tesorero, en I522^!»y Di Gillermo Serracin 

(1) Dicho altar estuvo antea fuír? de la; capilla en r correspondencia 
al que liabia á la entrada de la de san Flnrique que era él de nuestra se- 
ñora del Milagro, 



50 

y Bonifaz, canónigo, que murió en Lion de Francia 
en 1250, La reja que la cierra solo llega hasta el ar- 
ranque del arco único de entrada. Por encima del 
dicho arco se hallan las armas del Sr. obispo Acuña 
que mandaría hacer los corredores. 

Después de la capilla de san Nicolás, empezando 
el semicírculo de la nave mayor, se halla la subida á 
los corredores interiores y el magnifico y lujoso sepul- 
cro de don Pedro Fernandez Villegas, Arcediano de 
Burgos, aquel que tradujo al castellano los 34 cantos 
del Dante, y escribió una Querellado la fé y el tra- 
tado «Aversión al mundo y conversión á Dios.» Murió 
en 1536, á los 84 años de edad. Dicho sepulcro está 
embebido en la pared, cuyo arco Fe sostiene por dos 
agujas con estatuas pequeñas muy bien trabajadas. 
La figura con hábito sacerdotal que está sobre la ur- 
na tiene un rosario y un libro en las manos, y á los 
pies otro libro puesto sobre un tapete y un niño re- 
costado sobre él. La urna se halla adornada con imá- 
genes de san Pedro y san Pablo Apóstoles, y dos es- 
cudos sostenidos por dos ángeles cada uno. En el 
centro del arco la Purificación de nuestra Señora y 
dos ángeles á los dos lados con velas en las manos. 
Sobre dicho arco la Anunciación de nuestra Señora y 
por coronación el Padre eterno, los cuales se bailan 
sobre repisas y doseleles trabajados con la mayor de- 
licadeza. El epitafio dice así: 



En este arco está sepultado D. Pedro Fernandez de 
Mllegas, Arcediano y Canónigo de esta santa Iglesia, 
que murió á seis de Diciembre de mil quinientos y 
treinta y seis, de edad de ochenta y cuatro años. Dotó 
seis misas cantadas, y otras memorias que los Seño- 
res del Cabildo le dicen cada un año. 

Sigue después la capilla de la NATIVIDAD DE 

NUESTRA SEÑORA. Eran dos capillas, la una de 

san Martin obispo, y la otra de san Gil abad, como 

consta en el libro de la fundación que dice así. «Los 

«señores Dean y Cabildo de esta santa Iglesia cedie- 

»ron el sillo de las dos capillas de san Martin y san 

»Gil á doña Ana de Espinosa, muger que fué del Li- 

»cenciadodon Pedro González de Salamanca, en vien- 

«te y cinco mil mrs. de juro perpetuo de renta cada 

»un año. Que de las dos referidas capillas pueda lia- 

»cer una y poner en ellas la sepulturas, armas, epila- 

«fios y rótulos que quisiere, y hacer en ella un car- 

• nero ó bóveda, y poder levantar una piedra en medio 

«hasta una vara de medir en alto, y hacer dentro de 

«ella sacristía y coro con sus sillas y poner órgano; 

»que las sepulturas que hoy dia están en las dichas 

*dos capillas, así de los dos obispos, como otras 11a- 

»nas en el suelo, se puedan mudar á otro lugar dc- 

«cenle dentro de la capilla, conforme al parecer de 

•los dichos señores del Cabildo, y que los epitafios 

»se pongan donde mas conveniente pareciere.» 

Reedificaron esta capilla en 1571 la referida doña 



Artá'íe ftsp'íilosa?mügei' de clicÜo'cl'ón' PeíiVo^e sala- 
manca y sus hijas doña María y doña Catalina de Sala- 
hmaiica,^ en medio de la cual están sepultados. El 
altar principal esíá lleno de lahoi'es, bajo un arco de 
piedra sostenido por cuatro columnas de lo mismo, y 
sióbreeltós otray mas pequeñas: las pilastras sobre 
que estriban las primeras se hallan adornadas con fi- 
guras, y en las Misniías columnas cuatro jóvenes que 
representan las cuatro virtudes Prudencia, Justicia, 
Fortaleza y Templanza. En los intercolumnios, san 
Pedro y san Pablo apóstoles (1) santa Catalina V. y M. 
y santa Ana, de tamaño natural. En el mismo altar los 
misterios siguientes: El Nacimiento de nuestra Señora, 
los Desposorios de san Joaquin y santa A^ria, Presen- 
laci^n de nuestra Señora, su Anunciación, Ylsilacion, 
y. Adoración de los santos Reyes, todo de relieve: en 
el cuerpo inferior, la Cena, el Salvador en manos de 
los judíos, y como llevó la cruz acuestas; en la coro- 
nación de la crucilixion con san Juan y la Dolorosa 
á los lados, san Gil abad y san Martin obispo, debajo 
santa María Egipciaca y la Magdalena. Sobre el arco 
dos ángeles sosteniendo una tarjeta en la que está es- 
crito: Navitatem U\ Marm Jirginis celebremiis. Ce- 
lebiemos el nacimiento de la santísima Virgen; mas 
Lmn(\ '>iu')i{i'r/{i() 

(1) iSn dichos intercolumnios se veii las armas de los fundadores > 
debajo dos targetas que dicen. Princeos Apostolorum. Vas electionis. 



69 
arriba el arcángel san Miguel. La cúpula (1) es de 
buena conslruccion, y las medallas que la adornan 
son los cuatro evangelistas, y en los cuatro ángulos 
los cuatro doctores de la Iglesia. También hay muy 
buenas imágenes en los respaldos (2) de las sillas del 
coro, y detras de él dos sepulcros con figuras de obis- 
pos, que según el catálogo representan á don Juan de 
Medina y á don Martin de Conlreras, que lo fueron 
de Burgos. Por encima de dichos sepulcros se halla 
el coro alto, y para subir á él hay una escalera de 
caracol perfectamente acabada, lo mismo la ventana 
por donde se camunica la luz á la capilla (3) y el pi- 
lar que esta entre los dos arcos: estos se hallan con 
fuertes rejas hasta la clave con las armas de los fun- 
dadores, y la fecha en que acaso se hicieron ó se pin- 
taron, que fué: año de 1604. En el centro de un arco 
hay un altar con las pinturas siguientes: el Salvador 
con la cruz á cuestas, san Pedro y san Pablo apóstoles, 
y de relieve la Virgen con su hijo difunto en los bra- 
zos. La piedra sepulcral de los fundadores es de jas- 
pe y lo mismo la pila del agua bendita Al lado de la 
referida ventana hay un tarjeton que dice asi: 
A honra y gloria de Dios y de sa bendita Madre á 

(1) En la parte estertor se baila rodeada de una barandilla con sos 
cañales correspondientes para la dirección de las aguas. 

(S) Representan las siete Tirtudes teologales y cardinales. Fé, Es- 
peranza y Caridad; Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza; S. Ga- 
briel y nuestra Señora ó su Anunciación. 

(3; En el macizo d« la ventana interior y estertor dice: aano Dni. 1171. 



70 

cuya advocación los ilustres Señores Licenciado don 
Pedro González de tíídamanca, y doña Añade Esijinosa, 
su muj^cr, y doña María y doña Catalina de Salaman- 
ca, sus hijas, fundaron esta Capilla en medio de la 
cual e^tan sepultados. Dotaron renta perpetua para un 
capellán mayor, seis capellanes y dos acólitos. Dieron 
á la Fábrica de esta santa iglesia por el sitio veintei- 
cineo mil mrs. de juro perpetuo, y cuatro mil á los 
señores Dean y Cabildo, por memorias que han de 
tiecir en ella. Es patrono b. Pedro de iáan ¿oles Santa 
Cruz, Caballero de la orden de Santiago, como marido 
de D." Francisca Angela de Santa Cruz, q^ie es única 
patroná! de esta Capilla, y después sus descendentes. 

Son patronos de esta capilla loscondeadeBsrberana, 

Sigue otra capilla que so denomina de la AT>lüN- 
Cl ACIÓN DE NUESTRA SEÑORA Y S. ANTÓN; fué de 
la fábrica bajo la advocación de dicho santo hasta el 
año de 1636; cn-aqucl (iempo la recdilicó el lllmo. 
señor don Juan de la Torre Ayala, Obispo de Ciudad- 
Rodrigo, y electo de Zamora, Canónigo y Maestre- 
escuela de esta santa Iglesia. Murió en dicha Ciudad- 
Rodrigo ol 24 de setiembre de 1639 y en 2 de ener( 
de 1640 se trasladó su cuerpo á esta capilla, cuando 
reedificó se la dio el lilido de la Anunciación de 
nuestra Señora, y que esta fuese su tiesta principal. 
y para ({uc no se perdiese (dice e!li!)ro de fundación^ 
la memoria y devoción de S. Antonio Abad, que 
tantos añis ha sido venerajilo en ella :ia de haber ur 
altar en dicha capilla con la imagen del referido santo 
ó la misma imagen en alguu nicho del retablo prin- 



71 

cipal, y esta se halla al lado de la epístola. Dicho re- 
tablo es muy lindo del orden grotesto (1), como lo es 
el de la capilla de la Natividad, que acabamos de 
describir; tiene tres cuerpos, en el primero se hallan 
las efigies siguientes: san Juan Bautista, la Anuncia- 
ción de nuestra Señora, y san Antón abad. En el se- 
gundo, san Sebastian M., un santo Ecce-Homo y san 
Roque. En el tercero, san Juan Evangelista, san Ge- 
rónimo doctor, y santa Catalina Y. y M., y por coro- 
nación el Padre Eterno echando la bendición. En un 
arco de piedra hay una pintura de la Magdalena, y 
en lo alto de dicho arco una inscripción, que dice asi: 
Primer patroa de esta capilla D. Gabriel de la Torre, 
Capitán de caballos, Caballero del hábito de Santiago, 
Maestro de campo, y sobrino del fundador. 

Está enterrado en ella el Illmo. Sr. D, Aparicio, 
obispo de Burgos, según consta del catálogo. El libro 
de la fundación dice que cuando se reediíicó la capilla 
habiatres sepulcros, el de un obispo, el de'.un Arcedia- 
no de Treviño, y el de D. Juan González, Tesorero 
de esta santa Iglesia; que dichos sepulcros se hablan 
de trasladar á otro lugar; pero no dice después si se 
verificó ó no; solo se vé uno con figura de obispo 
detras del coro de la capilla: el arco está sostenido 
por dos agujas, y en su centro se halla la Oiucifixion 



(1) Ogrutesto, esto es, de adornos caprichosos de bichos, sabandijas, 
qu.p.ieras y follages; Uamado asi por ser á imitación de los que se en- 
contraron en las grutas ó ruinas del palacio de Tito. 



» 



y una tarjeta en blanco; la urna está adornada con 
estatuitas y escudos, que sin duda se destinaron para 
grabar algo en ellos. Sobre el arco hay también 
ctra crucifixión; y mas arriba han colocado después 
una pintura de la Concepción de nuestra Señora. La 
capilla tiene bastante claridad, cuya luz se comunica 
por tres ventanas, las cuales no guardan uniformidad; 
la reja de entrada llega hasta la clave (cuyo arco es 
seini-circular), Qpn tres escudos de armas; tiene sa- 
cristía, y la sillería del coro es muy sencilla, esto es, 
sin labores ni adornos; y por último, para acabar de 
describir esta capilla, decimos que pende de la bó- 
veda un sombrero episcopal, ignorándose el fin por 
que está allí. 

El referido libro de la fundación está en poder de 
los señores Marqueses de Lorca como patronos de 
la capilla. 

La capilla de SAN GREGORIO PAPA, que es la que 
sigue, es de la fábrica. El altar principal que tiene 
es priviligiado por bula del Sumo Pontífice Gregorio 
XIII á instancia del Cardenal don Francisco Pacheco, 
primer arzobispo de Burgos, en 4 de Agosto de 1576. 
Dicho altar es moderno; consta de un solo cuerpo y 
su coronación: en el nicho principal se halla la esta- 
tua del santo titular tamaño natural, tiene una plu- 
mo en la mano derecha y un libro en la izquierda, y 
al pié un ángel alargándole el tintero. Sobre su ca- 



73 

beza se vé al Espíritu santo en figHra de paloma, la 
cual á primera vista parece estar en el aire, y es que 
está sostenida por dos alambres casi imperceptibles. 
A los dos lados hay dos estatuas mas pequeñas que 
representan á san Fernando Rey y san Lorenzo Mr. 
En la coronación las armas de la santa Iglesia y dos 
ángeles, el uno con la tiara y el otro con la cruz. Es 
digna de atención la mesa de altar, las credencias, la 
grada y los pedestales sobre que estriba la reja por 
lo selecto de sus jaspes. El arco de entrada es semi- 
circular, y dicha reja llega hasta la clave, con las 
armas de la misma santa Iglesia. Al lado de la epís- 
tola hay una santa Casilda echada en una urna, á 
los dos lados dos estatuas tamafio natural que re- 
presentan la fé y caridad. Detras, el suntuosÍFirao 
sepulcro del ¡limo. Sr. ü. Lope de Fontecha, obispo 
de Burgos según consta del catálogo. Lo primero que 
se descubre, es un ángulo con doce estaluitas, seis á 
cada lado, que parece representan á los doce apóstoles; 
remata en una especie de flor, en cuyo cogollo hay 
una estatua pequeña del Salvador. En el centro del 
arco. Jesucristo sentado, con una figura de hombre 
á la izquierda y otra de mujer á la derecha, levanta- 
dos los brazos en ademan de orar ó interceder. A su 
rededor seis ángeles con las insignias de la padon, 
mas abajo se ven porción de figuras en aptitud de 
rogar á Dios por el difunto ó asistirá su entierro. So- 



74 
bre dicho arco se halla también el Salvador coronan- 
do á la Virgen, y á los dos lados dos ángeles presen- 
ciando el acto, los cuales tienen dos lucos en las ma- 
nos, y otros dos descienden de lo alto con incensarios. 
La urna se halla adornada con los misterios del Naci- 
miento de N. S. J. C. y la adoración de los santos 
Reyes, y dos escudos de flores de lis. Sobre la tapa 
una figura de obispo, un ángel á la cabecera, y otro 
á los pies, el cual tiene un incensario en la mano, 
alli mismo se halla la Anunciación de nuestra Se- 
ñora, el Ángel san Gabriel á un lado y la Virgen á 
otro, y junto á nuestra Señora hay una estatua apo- 
yada sobre un báculo, que acaso será san Joaquín. 
Toda la obra manifiesta ser de mucha proligidad, fi- 
nura y gusto. Entrando á mano izquierda está el de 
don Gonzalo de la Hinojosa, obispo de esta santa 
Iglesia; murió en 1320 á 3 de setiembre. Se halla 
embebido en la pared; la urna está adornada con un 
ataúd medio abierto, y dentro un obispo con varias 
figuras en aptitud de cerrarle; á los dos lados del 
ataúd se ven unos llorando, y otros rogando á Dios 
por el difunto. Su figura, vestido pontifical, se halla 
sobre la lapa, echado de medio l«do; le falta parte 
del báculo, como que es objeto mas débil. Dicho señor 
fué el que trajo de Colonia el cuerpo de santa Victo- 
ria V. y M. é hizo se colocasen en dicha santa Igle- 
sia los cuerpos de santa Centola y Elena VV. y MM. 



cuyas festividades se celebran con toda la solemni- 
dad. En la pared donde se halla este sepulcro hay 
una inscripción laíina '1) y mas arriba una pintura 
del martirio de san Pedro Apóstol. Tiene su sacristía, 
pero muy reducida, y una sola ventana por donde se 
comunica la luz á la capilla. En ella están enterrados 
muchos prebendados y entre ellos don Pedro Bueno, 
Juez que fué de cruzada. Murió en 17 de Agosto de 
1647. Siendo Fabriquero reedificó las torrecillas del 
crucero (2) que habia derribado un torbellino el dia 
de san Roque, el 16 de Agosto de 1642. fLibro de 
finadosj (3). 



(1) Al lado del evangelio del altar principal se halla la misma en 
castellano y dice asi: 

Altar privilegiado, «dedicado á honra y gloria de Dios nuestro Señor, 
para que en él se orase concedió nuestro Síintisimo Padre Gregorio 
Papa XIII á instancia, y contemplación del Ulmo. y R. Sr. D. Francisco 
Pacheco de Toledo, Carden.il de la S. 1. U. primer Arzobispo que fué 
de esta santa iglesia, en la cual siempre que cualquiera sacerdote, asi 
secular como regular, celebrare misa por las aqiraas del purgatorio, ya 
por devoción propia, ya por cumplir alguna fundación ó encargo de otro 
particular, consiguen las animas por cada sacrificio las mismas indul- 
gencias y remisión de culpas, que consiguieran en caso que tales sacer- 
dotes celebrasen por esta causa en el altar que está en la iglesia del 
monasterio de S. Gregorio en llOQia. Y también en cuanto a librarlas de 
las penas que padecen en el purgatorio, tienen el mismo efecto, y valor 
que tuvieran celebrándose en la referida iglesia de Roma. 

(2) La calda de las torrecitas no debe confundirse con la ruina total 
del crucero, pues esta habia sucedido ciento tres años antes. 

(3) A los dos lados del altar principal se hallan dos estatuas, la de San 
"Iguel Arcángel y la de San Bruno, la de este santo, aunque es buena y 
l>'en conservada, no es de tanto mérito como la del S. Bruno que está ea 
la C.irtuja, la cual ocupó por algún tiempo el mismo lugar y lo mani- 
fiesta esta leyenda: S. Briin. Cartims. fund. effig ex sui ordin. Burgensi 

^(Bnoh. ad hanc Metropol. Eceles iransL Ánno Domini MDCCCK. 



76 

Bajo el título de CONDESTABLE (1) es conocida la 
la familia de los Vélaseos, y con el mismo nombre 
conocemos también la capilla que ellos fundaron en 
esla santa Iglesia por los años de 1487. La dedicaron 
á la Purificación de nuestra Señora; hasta dicho año 
se llamó la capilla de san Pedro (2), pero era mas 
pequeña. Líí actual es grande y magnifica en estilo 
semigótico, y muy digna de observarse su escelenle 
construcción. La entrada es suntuosa, llena de ador- 
nos y mil labores de lo que llaman crestería en su 
arco semicircular; tiene en la parte eslerior varias 
agujitas con estatuas pequeñas, y de tamaño natural 
los cuatro Evangelistas, el Nacimiento de N. S. J. C. 
y la Purificación de nuestra Señora bajo doseletes 
trabajados con la mayor delicadeza; en el cuerpo in- 
ferior hay de reüeve muchas labores, figuras, colum- 
nilas y salvajes en ademan de sostener unas cornisas: 
en la parte interior también se ven á cada lado dos 
hombres velludos ó salvages con coronas de laurel, en 
el centro de la una hay un sol con el nombre de Jesús, 
y en el centro de la otra una cruz: mas arriba la Anun- 
ciación de nuestra Sonora, el Arcángel san Gabriel en 



(1) Condestable se deriba de estas dos voces latinas Comesstabuli 
que es decir Conde Prefecto de la caballería, que está inmediato á la 
persona del rey cuando monta á caballo, y lleva el estandarte cuando 
da la batalla. Moreri. 

(i) Se llamó también la capilla del Conde don Sancho; y eu ella es' 
taba la de santa Bárbara y en el altar principal hay reliquias déla santa 
7 una estatua en el altar del lado de |a epístola de la misma capilla, 



77 

un lado, y la Virgen en otro. De la reja que la cierra 
dice Bosarle; enire los muchas y buenas obras de hier- 
ro que hemos visto, ninguna merece compararse con 
la reja de la puerta de la capilla del Condestable: se 
compone de dos cuerpos de arquitectura, y un ático, 
el cual termina en un aspa ó cruz de san Andrés, en 
el mismo ático hay dos figuras arrodilladas sostenien- 
do un escudo de armas. Contiene también medallas 
de hierro con los rótulos siguientes; Eyosum lux vera: 
Ecce ancilla Domini, esto se halla en la parte exte- 
rior, y en lo interior dos cabezas que representan á 
Jesús y María. En el ático también está escrito; Égo 
$um Alpha el Omega, y en lo interior el Padre Eterno. 
Unos colgantes de flores que están en el aire entre las 
medallas se ven asidos por las estremidades. El pii- 
mer cuerpo se (:ompon*e de columnas cuadrángulas, 
esto es, de cuatro esquinas. El cuerpo segundo es de 
columnas balaustradas con continuación de su corni- 
samiento al que tienen las delanteras; cuyo objeto s^- 
ria reforzar la reja. En una cartela sobre el cornisa- 
miento del cuerpo segundo se le^ en bellas letras 
mayúsculas ab andino, y en otra mas baja A. D. M 
D. XXIII. Cuando se colocó esta reja su efecto seria el 
mas grato á la vista, porque toda ella es dorada y 
pintada de colores, según la propiedad de cada ob- 
jeto: las carnes color de carne, y los follages de varios 
colores, Toda ella está labrada sin descanso alguno; 



78 
los arabescos del mejor guslo romano, y en el trabajo 
fie cada parte se ñola la mayor conclusión y diligencia. 
Se abre la puerta con un secreto muy ingenioso, sin 
cuya noticia nada hará e! que quiera entrar en la ca- 
pilb, aunque sea dueño de la llave. 
El altar principal (1) cuyo estilo es del renacimiento 



(1)_ Besarte hablando del referido altar dice asi: consta de dos cuer- 
pos, en el primero se figura el interior del templo y en é! dicha Purifi- 
cación. Las figuras son de nuestra Señora, san José, el Niño, Simeón, 
la profetisa Ana, y una criada,, que lleva en el canastillo las palomas, 
todas de tamaño natural. Simeón tiene á los pies un rótulo ya roto, en 
que por las letras que han quedado se hecha de ver que decía; Nunc 
dimilis servum iuum Dómine^ que es el canto de Simeón. Sobre la 
cornisa, en el lado del evangelio, hay una estatua que representa la ley 
de gracia, y en el opuesto la ley escrita: aquella en figura de una her- 
mosa joven, y esta en la de un respetable viejo. r,a ley de gracia tiene 
las manos cruzadas y elevada la vista al cielo; el viejo sostiene con el 
brazo izquierdo las tablas de la ley, y pone sobro ellas ía mano dere- 
cha. El segundo cuerpo consta de columnas balaustradas, y entre ellas 
tres imágenes del "^eñor, que son Oracmn del huerto, el Señor á la co- 
lumna, y al otro, lado 6on la cruz al. nombro: de los lados del ático, 
nacen dos grandes cornucopias en que se apoyan las imágenes de la 
Virgen y S. Juan. Remata el retablo en un frontispicio, y en él una con- 
cha con una calavera. En el sotabanco hay relieves de Asunción, Na- 
cimiento y Visitación. (Es digna de elogiarse una virgen de pórfido que 
también se halla en el mismo altar.) No fué el primitivo este altar, 
pues conserva todavía el Crucifijo en todo lo alto, y las figuras de los 
ladrones al lado, obra de mala mano, que desdice del resto del retablo. 
También se aprovecharon entre los adornos unos pedazos de altar gótico 
primitivo, que desdicn aun mas que la crucifixión de arriba. Pero qui- 
tando la vista de estos pedazos góticos, y de un ramo de talla moderno 
que corre por debajo de la historia principa!; y estando solo á !o que se 
hizo en el buen tiempo, no podemos menos de hablar de esta i bra sino 
con admiración . 

Aunque dentro de esta santa iglesia no hubiera otra cosa de escultu- 
ra qus las estatuas del altar mayor de la capilla de la Purificación, el 
viaje i\ Burgos era inivitable á todo escultor. ¡Qué composición la de 
la historia principal! ¡Qué caracteres de santidad y pureza en la Virgen 
y el san José! ¡Qué dignidad en Simeón! ¡Qué importancia en la an- 
ciana profetisa! ¡Qué alegría en la criada que lleva las palomas! La 



i» 
' orden grotesco, tiene una capnobosa invención, fi- 
[urando á modo de un dosel con cuatro columnas 
sculpidas de muchas hd)ores. Debajo está Ja Purifi- 
acion de nuestra Señora, y por todo él se ven iraá- 
;enes de escultura de mucho mérito. 

Por encima del altar hay un arco, el cual tiene al 
•ededor muchos ángeles con insignias de la pasión 
ormadas de piedras caladas; y en los dos colaterales 
brman también los calados unas cruces dentro de 
coronas de laurel, intercaladas con un sol en cuyo 
íentro se halla el nombre de Jesús, sostenidas por 
Iguras humanas. A los dos lados del evangelio y 
^pistola se ven cuatro escudos de armas, los dos 
leñan casi todo el lienzo de f ared; los otros dos, los 
cuales se hallan colocados en el antepecho que rodea 
la capilla, están sostenidos por dos hombres vellu- 
dos, el de la izquierda; y por dos mujeres coronadas 
y también v^ílludas el de la derecha. Suben por los pi- 
lares unas frangas que forman las piedras caladas, las 
cuales se hallan ^también al rededor de las catorce 
ventanas por donde se comunica la luz á la capilla: 

¡grandiosidad del estilo, su elegancia, la belleza de las figuras, la cor- 
rección del diseño y los paños brillan á competencia. La estatua de la 
ley de gracia debería estudiarse por la juventud hasta aprenderla de 
memoria, poique tal vez se faUgará en vano en buscar otra igual. El 
viejo de la ley escrita, apesar del interés que toma en la posesión de 
sus tablas, es sin embargo de un gran carácter. En el sotabanco las 
flguras de la Anunciación son de una gracia singular. 

El artífice de esta maravillosa obra se ignora, aunque se ve princi- 
palmente en los paños es escuela de Juni. (Besarte.) 



80 

tienen estas vidrios pintados en que se figuran pasa 
ges de la vida de N. S. J. C, santos y escudos c 
armas de los fundadores. Al final de los cinco arc( 
que hermosean la capilla están colocadas cinco estí 
tuas tamaño natural que representan, una á un serafi 
y las otras cuatro son heraldos con estandartes en lí 
manos, en que se ven pintadas las armas de los Ye 
lascos. En el cuerpo inferior de los referidos pilan 
bay debajo doseletes y sobre repisas con mil labore 
quince estatuas que representan á los Apóstoles, sa 
Juan Bautista y dos doctores de la Iglesia &an Agusti 
y san Gerónimo. En la capillita del lado del evangel 
hay un retablo del mismo gusto de arquitectura qu 
el principal, con varios cuerpos, y tiene imágenes ( 
mucho mérito, entre ellas un san Gerónimo, su aut* 
Gaspar Becerra, y las estatuas de san Pedro apost 
y san Ivon. Se hallan ademas once efigies que tambi( 
son de mérito (1). Remata este altar en un ángel sí 
Miguel que han retocado en 1844. El altar del la( 
de la epístola que está en otra capillita, es de ol 
estilo, según dice Ponz, de un gótico muy antigu 
pero bueno en su linea (2). Termina el altar con \ 



(1) Dichas efigies representan: á san Cristóbal, san Sebastian, ! 
Francisco de Asís, Santiago, san Pablo ap ., santo Domingo fie Guim 
san Juan evangelista y el Bautista, san Andrés ap. sin Jor^e, un sa 
Pbispo y otras cuatro estatuas pequeñas que se ignora quiénes son. 

(2) Se halla el cuerpo inferior <ie dicho altar plagado de efigies 
relleye que se dicen representan á las oree mil vírgenes, por todo él 



81 

an Rafael, mas moderno quo lo demás del retablo, 
«"ué que por los años de 1796 cayó una exalacion y 
ibrasó el remate qne había, y después han colocado el 
eferido arcángel, que ha sido retocado en 1844. 
íunto á las gradas del altar mayor esta el suntuoso 
sepulcro de los fundadores, es todo de piedra jaspe, y 
ias dos figuras son de mármol blanco traído de Car- 
rara. A los pies de cada una de las estatuas hay las 

¡inscripciones siguientes: 

Aquí yace el muy ilustre Señor D. Pedro Hernández 
le Velasco, Condestable de Castilla, Señor del estado y 
gran casa de Velasco, hijo de D. Pedro Hernández de 
Velasco y de Donna Beatriz Manrique, Condes de Haro. 
Murió de sesenta y siete annos; anno de mil cuatrocien- 
tos y noventa y dos; siendo solo Virrey destos Reynos 
por los Reyes Católicos. 

A los de la Señora se lee: 

Aquí yace la muy ilustre Sennora Donna Mencía de 
Mendoza, Condesa de Haro; muger del Condestable D. 
Pedro Hernández de Velasco, hija de D. Iñigo López de 
Mendoza y de Donna Catalina de Figueroa, Marqueses 
de Santillana. Murió de setenta y nueve annos, anno de 
mil y quinientos. 

Se admira en dicho sepulcro no solo la suntuosidad, 
sino la proligidad y belleza del trabajo en los vestidos 
y labores de las almohadas, la armadura del condesta- 
ble, la musculatura en sus manos, los guantes de la 



varios ángeles sosteniendo las armas de los fundadores, y ademas las 
imágenes de santa Ana, santa Julita, santa Elena, santa Bárbara, santa 
Catalina YV. y MM., santa Juliana^ santa Magdalena, santa loes, el 
SMlvador y otras cuyos nombres se ignoran. 



82 
señora y \m perrito que tiene á los pies, con los de- 
mas ornatos accesorios. Al lado de este sepulcro está 
colocada sobre un zocaülo de madera una piedra de 
jaspe que pesa 2956 arrobas, y sin duda fué traida para 
algún fin que después no tuvo efecto; acaso seria para 
servir de basa al espresado sepulcro; pero ahora no 
hace ningún oficio, y quedó en el suelo para señal de 
la magnificencia do quien la hizo cortar, pulir y 
traer. Está cortada á escuadra y pulimentada por la 
parte superior; sus dimensiones son las siguientes: 
largura, once pies y cinco pulgadas; anchura, cinco 
pies y cinco pulgadas; espesor un pie y cuatro y me- 
dia pulgadas. Debajo del ya descrito lecho sepulcral 
hay un carnero ó bóveda (cuya entrada está inmediata 
á la puerta de la sacristía), en donde están los cuer- 
pos de Tos fundadores, y ademas hay tres cajitas con 
sus inscripciones: en la 1.', que es de évano, pies 

de plata y su escudo, dice. 

Corazón del Rxcmo, Sr. Don Diego Fernandez de Ve- 
lasco, año de 1811. 

En la 2.' (caja) que es de caoba con pies de plata 
dorados y escudo, dice: 

Corazón de la Excma. Sra. Duquesa de Frías, esposa 
que fué del Excino Sr. D. Diego Fernandez de Velasco: 
Año de 1828. 

El 3.\ que también es de caoba, está escrito: 
Corazón del Excmo. Sr. D. Bernardino Fernandez de 
Velasco, Enriquez de Gnzman, López, Pacheco, Tellez, 
Girón; XIV Duque de Frias etc. etc. etc, Falleció en 



83 

Madrid el dia 28 de Mü,jo de 1851 á la edad de 67 años 
10 meses y 8 dias. 

Denlro de la sacristía se guarda un cuadro de la 

» 

Magdalena, pintura de mucho mérito; su autor dicen 
es Leonardo Vinci. Al rededor de dicho cuaciro se lee 
lo siguiente: Esta imagen dio á esta su capilla don 
Pedro Hernández de Velasco, cuarto Condestable de 
Castilla de los de su linage, duque de Frias é conde 
de Haro etc. En el escaparate que se halla esta ima- 
gen, se conserva un altar portátil que llevaba el 
Condestable en tiempo de campaña. En la misma 
sacristía se hallan los cuadros siguientes: el de 
nuestra Señora; la Oración del Huerto; otro del mis- 
mo Salvador con su Madre y san Juan; y en las dos 
puertecillas está escrito: Yulncrntus cst propter 
iniqíiUates nostras, atritus est propter sedera nos- 
fra. Isai. 53. Quis non posset contristaripidin Ma- 
trem contemplori dolentem cum Filio. En la bóveda: 
una medalla de san Pablo Ap. En la capilla: san 
Gregorio Papa, un cuadro de mucho mérito que re- 
galó don José de la Fuente, canónigo de León, mu- 
rió en Roma; retratos del Codesfable y Condesa: 
* aquel tiene un papel en la mano que dice asi: «D. 
Pedro Fernandez de Velasco, Condestable de Casti- 
lla, Duque de Frias, Conde de Haro, de edad de 
LVl años.)>~En el de la Señora: Doña Mencia de 
Mendoza, Condesa de Haro,» Uetrato del lllmo, Sr. 



84 
D. Pedro Martínez de S. Martin, obispo de Barcelona 
y capellán de dicha capilla; retrato del lllmo. Sr. 
D. Francisco Iñigo de Ángulo. Magistral de esta 
santa Iglesia y Obispo dé Osma: léese el versículo 
siguiente: Fecit quam cernís, mayori grata volun- 
tas. Ut muneat semper fcederis hujus honor. Ano 
de 1798. Cuadro de san Francisco de Borja, y otro 
de Paula y del Salvador, en el que se lee la quinti- 
lla siguiente: 

La lección de mas victoria 

Para todo fiel cristiano 

Es sentir en la memoria 

La pasión por nuestra gloria 

De nuestro Dios Soberano. 

Debe llamar la atención de los curiosos la piedra 
ágata que hay en la credencia, y esta es también de 
jaspe, la multitud de cabezas humanas realzadas ba- 
jo el acornisamiento en que estriban los andenes, la 
caja del órgano, en la que está escrito: Laúdate eum 
in tímpano et coro; Laúdate eum in cordis et órga- 
no; ál coro, cuya sillería, aunque bastante estropea- 
da, se advierte un buen dibujo en ella, el respaldo 
de una de las sillas que hace de puerta para la subi- 
da del órgano y corredor interior, pues estando cer- 
rada no es fácil atinar coü ella; el facistol (1); la 



(1) En el se le» lo siguiente; Regina cali Icetare. aleluya: quia quem 
meruisti portare aleluya: resurexil sieut dixit aleluya: ora pro nobit 
Deum aleluya Nonc dimittis servum tuum Domine^ secwadum verbum 
luum in pace. Tu esPetrus et super han Petram edificado ecclesiam'mean. 



puerta de la sacristía; cuyo estilo de arquitectura os 
del renacimiento, y lo mas original que hay en ella, 
es el introducir la llave por la boca de un viejo, cu- 
yo busto se vé entallado en medio de una orla de 
frutas; también debe llamar la atención su entrada, 
la cajonería, los cinco arcos plagados de labores, el 
r^pavimento compuesto de losas blancas y negras, y 
6s(as van formando triángulos, cuadros y estrellas; las 
gradas de los tres altares, las cuales son de mármol 
blanco y de pizarra, y finalmente la bóveda, que for- 
ma una estrella en cuyo centro hay una medalla de 
la Purificación de nuestra Señora. 

A la enti-ada de la capilla hay dos arcos sepul- 
crales con figuras de obispos: en el de la derecha, 
entrando, yace don Domingo de Arroyuelo, y en 
el de la izquierda don Pedro Quijada, que fueron 
Obispos de Burgos. El del Sr. Arroyuelo, su busto 
está con hábito pontifical, en el centro de larco una 
imagen de nuestra Señora y dos ángeles á los lados. 
La urna, la cual es mucho mas antigua que el arco 
sepulcral, se halla adornada con los doce apóstoles 
y el Salvador en medio. El del Señor Quijada, cuya 
urna es también mas antigua que el arco, se vé en 
ella representada su muerte y sepultura con varias 
figuras en- aptitud de presenciar dichos actos. Junto 
á la referida urna, y en el pavimento, hay una 

sepultura cubierta con una losa de jaspe circuida 

7 



S6 
de una faja de alabastro en que esta escrito: 
Aqui yace D. Juun de Velasco, hijo natural del Con- 
destable, Duque de Frías, Conde de Haro, Don Pedrc 
Fernandez de Velasco, falleció á IIII de Julio annc 
de MDLI. 

Un escudo embutido en medio déla lápida también 

di alabastro, refiere lo que sigue: 

Está también aquí sepultado D. Pedro Velasco, hijc 
de dicho Condestable, y D. Juan de Velasco, hijo del di- 
cho D. Pedro y DoñaLuisade Velasco y Vi vero su muger 

Son de nolar dos inscripciones que en caracteres 

muy inteligibles y correctos, dejan leer á uno y olro 

lado del órgano las memorias que á continuación se 

espresan: 

PR13IERA. 

1). Podro Fernandez de Velasco, hijo del Conde (Í( 
Haro D. Pedro de Velasco, Condestable de estos Reinos 
Conde de Haro, Señor del Estado y casas de Velasco, y 
de los Infantes de Lara, Camarero mayor del rey y si 
justicia mayor encastilla la Avieja, que venció con si 
persona y casa la seg'unda batalla de Olmedo, en servi- 
cio del Rey D. Enrique cuarto. Virrey de estos reino: 
cinco veces, y otras Capitán general de ellos, hizo no- 
tables hazañas, hallóse en las guerras de Portugal y Gra- 
nada; fué gr m parte para que reinasen en estos reinoí 
los Reyes Católicos D. Fernando y D.* Isabel. Fueron é 
y la Condesa Pona Mencia de Mendoza su muger fun- 
dadores y primeros ediflcadores y doctadores desta ca- 
pilla, donde están enterrados. 

El Condestable D Bornardino, ¡Señor de la casa d( 
Herrera, segundo edificador y dotador desta Capilla, su- 
cedió al Condestable D. Pedro su padrn on todo; fomí 
título de Duquí^ rloFrÍH-; fué Virrey destos Reino? tr(>' 



87 

jce3, y dos Capitán general de ellos; hizo memorabl>.3 
3Chos en guerra y en paz. 

SEGUNDA . 

El Condestable D. Iñigo, Señor de la casa de Tovar, 
rcer dotador de esta cai)il]a» sucedió al Condestable 
. Bernardino su hermano en títulos, oficios, estado y 
isas de Velasco, y los Infantes de Lara; fué goberna- 
3r destos Reinos: Capitán general dos veces; y muy 
rincipal restaurador dellos, y de Navarra y Fuentera- 
ia á la corona de Castilla, siendo siempre vencedor. 
os cuartos dotadores desta capilla f que la acabaron, 
3n D. Pedro Hernández de Velasco Condestable, Du- 
de y Conde, Capitán general que ha sido dos vects 
e estos Reinos; hijo y sucesor del Condestable D. Ber- 
ardino, y la Duquesa de Frias, doña Juliana Angehí 
e Velasco y de Aragón su muger, hija del Condesta- 
ble D. Bernardino, nieta del Católico Rey don Fernau- 
.0 quinto. En esta capilla está la genealogía por varó- 
les de los Señores de la casa de Velasco, todos de legí- 
imo matrimonio; nacidos de Señoras también de gran- 
les linages. Son sus antiguos enterramientos en los 
^lonasterios de Santa Clara de Medina de Pomar, Oña, 
y S Pedro irlanza. 

Tienen enesla capilla muchas y buenas alhajas, y 
se celebran los divino? oíicios cou toda soleainidad 
los dias feslivos por los Capellanes. Es patrono de 
ella el Excmo. señor duque de Frias y Uceda. 

Continuando la vuelta al templo se encuentra la 
capilla del APÓSTOL SANTIAGO, que es la parroquia 
de la santa Iglesia. Es grande y magnífica; la reja 
que la cieña estriba sobreped cstales de piedra jaspe , 
esceplü las ojas de la puerta, y llega hasta la clava 



81 

del arco semicircular, en donde se halla el sanl 

Apóstol. Contiene varios sepulcros esta capilla; pi 

el mejor se tiene el de don Juan Ortega de Velase» 

Abad de san Quirce, canónigo de esta santa Iglesi; 

que falleció en 3 de Enero de 1557. Su bulto es ( 

mármol blanco, sontienen la cartela en que está 

epitafio dos niños sin alas, cuyas cabezas son d 

grande espresioq. El arco se sostiene sobre dos ce 

lumnas en figuras de cariátides. En las enjutas d 

niños con alas, los cuales tocan instrumentos retoi 

cidos de soplo; en el segundo cuerpo de este alt; 

sepulcral la Concepción de nuestra Señora rodeaí 

de ángeles vestidos de camisas delgadas. A los d 

lados san Pedio y san Pablo de medio cuerpo; ene 

ma una medalla del Padre Eterno, y por remate d 

altar un calvario. En el fondo del arco hay una m( 

dalla con el Bautismo de Cristo y niños con toballas < 

las manos para enjugar el cuerpo del Señor. En 

parle inferior del sepulcro un escudo de armas so: 

tenido por dos ángeles; y mas arriba el epitafio di< 

asi: 

El Pronotario don Jaan Ortega de Velasco, Abad 
sanQairce, y Canónigo desta Santísima iglesia, cu 
cuerpo está sepultado, hizo este altar, arco y carnei 
fallesció á 3 de enero de mil 557 años. Dotó cuatro n 
morías cada año que le han de decir los Señores De 
y Cabildo, y los Capellanes de número le han de de- 
cada dia dos misas rezadas con su» responsos, en & 
ftltar, y les compró juro para la dotación de ellas: 



89 

lales capellanes han de pagar cada. año cuatro duca- 
S"á la fábrica de esta santa" iglesia; y trescientos 
irs á los Visitadores del dicho Cabildo qu» visitaren 
,tas memorias. También está sepultado en este car- 
ero don Juan Ortega de Velasco, su sobrino Abad de 
¡.m Quirce, y Canónigo de esta santa ^gl^s^^' ^í^« ^^• 
'ecióá 25 de setiembre de 1585 años; y donit Elvira de 
allejo su madre, los cuales dotaron dos misas cada 
ama la perpetuamente que han de decir lo8 dichos 
lapellanes, miércoles y sabadt,, con sus responsos: los 
uales dotaron juro, y dejaron dos mil mrs. para orna- 
mentos deste altar, de juro cada año; y por patrón a 
). Juan de Velasco y Castañeda, hijo de Francisco de 
/elasco y doña María de Castañeda. Eequiescat m pace. 
Toda la obra es de mucha corrección y gusto, be 
halla á mano izquierda á la entrada de la capilla. 
iFrente á este sepulcro, á la parle opuesta, se lee en 

un larjeton la siguiente memoria. 

^ Aqui reposa el cuerpo del noble ciudadano Alvaro 
fiie Valladolid, el cual mandó decir en este altar tres 
misas rer.adas con sus responso.^ cada día perpetua- 
mente, la una á tiempo de prima y la otra en acaoan- 
dose la primera, y la otra á las diez horas en verano. 
y en invierno alas once. Dotólas en treinta y cinco mil 
mrs. de juro perpetuo, ydieronsé á la fábrica Por ra- 
zon deste altar é sepultara mil mrs. de juro P«n)e*uo. 
Deió plata y ornamentos con que se digan las misas e 
cien mil mrs. con que comprar renta con q'J^ sostengan 
los ornamentos Dejó mas para comprar OC y LXViu 
mil mrs. de renta perpetua, para ayuda de casar ó me- 
ter monjas doncellas pobres; y P^»^^ Patron de todo a 
Alonso Pesquer, é después del álos llamados en sa t^^^^^ 
tamento que otorgó ante Gregorio de ^^1^^^^^^"^*^°^ 
público. Falleció á treinta de mayo ^^^^^.^e mü qm 
lentos e cuarenta y tres años. Kequiescat m pa^. 



90 

Luego sigue uu arco sepulcral sobre cuya urna se 

\\2\i dos (¡guras echadas de hombre y rauger: en el 
londo del nicho una Adoración de los santos Beye.' 

'con un rótulo que espresa estar allí sepultados lo; 
cuerpos de los nobles señores Lesmes de Asludillo, hij 
Je Pedro de Astudillo, que ha su cosía se hizo en 1 
ciudad de Colonia en Alemania la capilla, bultos 
roja donde están sepultados los propios cuerpos d 

^ los gloriosos Ires Reyes Magos en la iglesia principa 
de aquella ciudad, y de doña Mencia Paredes, si 
M.uger, hija que fué de Andrés de Paredes, la cuí 
falleció en el año 1541, y don Lesmes d'3 Astudill 
i\ 20 de Enero de 1559; yace allí también André 
(i? Astudillo, Capiscol y Canónigo de esta Santa Igle 
fiia, que mandó aderezar el altar y el arco. La urn 

rií^ik adornada con escudos de armas; sobre el are 
h Purificación de nuestra Señora, y á los dos ladc 

,,^antiago y san Juan Evangelista; mas arriba una imá 
gen de la Virgen, y (lor remate el arcángel san Mi 
'^\\e\. En el centro del arco se halla la inscripcio 

siguiente: 

Aquí están sepultados los nobles señores Lesmes ( 
Astudillo, hijo que fué de Pedro de Astudillo que á i- 
«!Osta hizo en la Ciudad de Colonia en Alemania la c 
\ illa, bultos y reja^ donde están sepultados los propi' 
« uerpos de los gloriosos tres Reyes Magos, en la igles 
[t'rincipal de la dicha ciudad; é de doña Mencia de P' 
redes, su muger, hija que fué de Andrés de Parede 
i'llla falleció ádiez dias del mes de enero de 1541 año 



^1 

Tomaron este altar y arco de ios señores del Cabildo 
desta santa igdosia, y dejaron dotados cinco responsos 
que se han de decir el uno á diez de enoro; el otro a 
tres de febrero; el otro á veinte y cuatro de marzo, y. 
el otro diez y seis de agosto^ y olro á diez de setieihbre: 
y los curas y clérigos desta capilla de Saotiagodesta san- 
ta iglesia han de decir para siempre jamas, todos los 
miércoles y viernes una misa rezada, y mas tres misas 
cantadas cada un año. La una á diiv¿ de enero, y otra á 
catorce de marzo, y otra a siete de setiembre. Falleció 
á 20 de enero de 1559. También está aquí enterrado 
don Andrés de Astudillo, su hijo, capiscol y canónigo 
desta santa iglesia el cual mandó aderezar este altar y 
arco; y dotó una misa rezada y perpetua cada día, 
que han de decir en este altar los c¿ipellaiies del nú- 
mero desta santa iglesia; y seis responsos que han de 
decir los señores Dean y Cabildo, un responso cada dos 
meses; dotólos en cuatrocientos ducados. Falleció á 15 
de agosto de mil é quinientos é noventa. 

Dicho sepulcro eslá cerrado con una fuerte reja 
por delante la cual termina con un escudo de armas. 
(1) En el altar mayor se vé el santo Apóstol á caba- 
llo; al lado del evangelio san Juan Evangelista, al déla 
epistola santa Salomé, y por coronación ¡a Coucepcion 
de nuestra Señora, y mas abajo el Padie Eterno. (2) 
En el presbiterio hay dos armarios del mismo orden 
que el altar, y dos antepechos de hierro con bolas de 



(1) En el macizo del arco liay una pintura de san Benito Abad que 
es de Hiérilü. 

(2 A los dos lados d« la coronación hay dos ventanas por donde se 
comunica la luz á la capilla y por encima se ve un arco plagado de la- 
Lores; dos estatuas de Adán y Eva, la Anunciación de nuestra Señora 
y la del santo titular. 



92 

bronce; debajo, la sacristía antigua que ya no está 
en uso y solo sirve para guardar muebles. Junto á 
las gradas de dicho altar está sepultado el lllrao. 
Sr. don Juan de Villacrcces. obispo de Burgos, cu- 
ya piedra sepulcral de alabastro tiene la inscripción 
siguiente: 

Dominus Joannes de Villacreces Eptseopus BurgensU 
kujus Eclesi(Bj precipuus benefactor hoc in túmulo requies- 
€it. Anno Domini 1403. 

Al lado de esta piedra sepulcral hay olra de jaspe, 
y debajo un carnero ó bóveda que guarda las cenizas 
de don Antonio de Melgosa y los suyos; está circui- 
da de una faja de piedra de Ontoria en que está 
escrilo: 

Aquí yacen Antonio de Melgosa Regidor de esta Ciu- 
dad, murió año 4e 1523, y doña Teresa de Miranda su 
muger, murió año de 1563. Fijo de Andrés Sainz de 
Melgosa y su sucesores su mayordomo que fundó en la 
montaña que falleció año de 1461, y de doña Catalina 
Martínez de Lerma su muger que están sepultados en 
su capilla de san Andrés del Monasterio de san Pablo 
de esta ciudad. Hicieron el retablo de este altar mayor 
y dieron aquí muchos ornamentos, y dotaron esta se- 
pultura y carnero, y otras memorias que se dicen en la 
iglesia de nuestra Señora de la Anunciada estramures 
de esta ciudad, de lo cual y de la dicha iglesia es pa- 
trón su hijo mayor Pedro de Melgosa, Alférez mayor 
de está ciudad y su;? sucesores, y casa y mayorazgo 
perpetuamente. 

Tiene cuatro altares esta capilla sin el mayor: el 



primero eslá dedicado á nuestra Señora de las Gra- 
cias, en la coronación se halla san Juan Nepomuce- 
no: el segundo á sania Julita y san Quirce, hay en 
esle altar una pintura de la sanlisima Trinidad y 
una eslalua de san Ramón Nonato, y remala con un 
escudo de armas (1), á un lado san Agustin obispo, 
es de piedra, y á la parle opuesta san Gerónimo doc- 
tor; es de lo mismo, y también lo es el aliar de la Re- 
surrección del Señor; pero se halla dorado, y asi no 
se advierte el mérito tjue tiene; la mesa es de madera 
len la cual se vén pintados dos hombres llevando un 
racimo de uvas; por remate el Padre Eterno y dos 
escudos á los lados. Este altar eslá bajo de un arco 
en donde estriba la escalera para subir al coro y á 
las Glicinas de la santa Iglesia, cuya entrada es por 
el claustro. El cuarto es el de la Anunciación de nues- 
tra Señora; en el centro de un arco hay una pintura 
que representa esle misterio; á los dos lados san 
Pedro y san Andrés apóstoles, son pinturas de mérito. 
Sobre el arco otra Anunciación, la cual es de • elieve 
á los dos lados san Juan Bautista y el Evangelista, 
mas arriba el Padre Eterno, y por remate un santo 
Cristo. En la sacrislia que antiguamente fué la capi- 
pilla de san Juan, se ven dos nichos con urnas se- 
pulcrales adornadas de columnas y estatuas, en el 

(1) En una de las paredes de la capilla hay un descendimiento de 
N, S J. C. de mucho mérito, según el parecer de algunosinteligentes. 



u 

primero se representa difunlo don Juan Cabeza de I5aca, 
que fué obispo de Cuenca, y después poi' espacio de 
seis años prelado de esla sania iglesia. Su bulto es de 
mármol blanco, en el, centro del arco el epitafio (véa- 
se cuadro 84) y dos medallas de san Pedro y san 
Pablo App. Sobre el arco la imagen de nuestra Se- 
ñora con san Juan Bautista y el Evangelista á los la- 
dos. En el segundo también se representa difunlo su 
hermano don Pedro, cuyaostatua yacente es de mármol 
blanco vestida de ropa talar y una espada, la cual 
coge con his manos: sobre el arco sepulcral se halla 
la Visitación de nuestra Señora con los dos Santia- 
gos Mayor y Menor á los bidos, en el centro dos me- 
dallas de san Juan Bautista y el Evangelista y la 
inscripción siguienle: 

Aquí yace el muy ilustre señor doia Pedro Hernández 
Cabeza de Baca, maestre que fué de Santiago de la 
Espada, hermano del reverendísimo señor don Juan 
Cabeza de Baca, obispo de Burgos, el cual pasó desta 
vida reinando en Castilla el muy católico y esclarecido 
rey don Juan el segando de este nombre. Yace tam- 
bién con él su hermana doña Berengüela Cabeza de 
Baca. 

En la misma sacristía hay dos pinluias, una de la 
Concepción y otra del santo titular, un armario en 
donde se guardan los vasos sagrados, y una cajone- 
ría de poco gusto. Todo lo demás tampoco es cosa 
notable. I.as paredes de la capilla están cubiertas de 



95 
i'icas colgaduras de ilamasco. Detros de una puerta 
<liie va á dar al Tílauslro: 

Debajo de esta piedra negra yace el honrado Martin 
"Fernandez de Carabeo, cura capellán del número que 
fué desta santa Iglesia, fino á XXVIIl dias del mes de 
enero anuo de MCCCCLXXXIX años, dejó las memorias 
que debajo están escritas en esta tabla, fizo este altar 
del señor san Miguel, para en que se digan dejó mas... 

Antes de salir de la capilla, en el machón de la 
puerta que mira al aliar mayor, se descubre una 
cartela dorada con el letrero siguiente: 

Francisco de Gobantes, Racionero y Sochantre de 
esta santa iglesia, que está sapultado junto á este pi- 
lar del agua bendita, dejó su ración para dos sochantres; 
los cuales le han de decir tres misas rezadas cada se- 
mana domingo, miércoles y -viernes. Falleció á 30 de 
Julio de 1570. 

Tiene esta parrroquia un cura único, 3 coadjutor 
res y varios adscriplos, quienes celebran lodos los 
dias los divinos oficios, para lo cual tienen también 
su órgano. 

Después de la capilla de Santiago se halla la SA- 
CRISTÍA NUEVA. (1) Eran dos capillas, la una se titu- 
laba del Sagrario y la otra de los Infantes de Carrion 
de los Condes, por está r en ella enterrados, en la del 
Sagrario estaban colocadas las reliquias que posee es- 



(1) Anllguaraente fué la sacristía donde ahora están los retratos de 
los Señores Obispos y Arzobispos, y por la mucha distancia que habla 
üasla el altar mayor, se hizo la actual, que se dice la sacristía nueva. 
Su entrada es moderna: sobre la cornisa estriba una reja con las armas 
de la santa iglesia, que llenan todo lo que es el centro de! arco de la 
capilla antigua. 



n 

t9 «anta Iglesia en un altar con sus puertas, y en la 
misma se guardaban las bulas de los Sumos Pontífices 
sobre indulgencias etc. concedidas á dicha santa 
iglesia. Estuvieron aquí las reliquias hasta el año de 
1761, pues en aquel tiempo se trasladaron á la capi- 
lla inclusa en la de san Juan de Sahagun, que antes era 
de san Pedro Apóstol, como se verá después. El 
lllmo. señor don Francisco Guillen, Arzobispo de 
Burgos, dio ocho mil ducados para-su construcción. 
Hermosean dicha sacristía varios espejos, cuadros de 
pinturas (2) y las estatuas de san Julián, obispo de 
Cuenca, san Indalecio Mr. san Juan de Sahagun (son 
de barro cocido), .san Fernando Rey, la coronación 
de Ntra Sra., su Anunciación, y las dos Sibilas, 
Pérsica y Europea. Estas tienen en las manos unas' 
cartelas en las que está escrito: invisibile verbum 
palpabitur. Et egredietur de útero virginis. Debajo 
de la Anunciación: Anno domini MDCCLXV. La ca- 



(S) El sueño de san José, el nacimiento de N. S. .3. C. (este es de 
Jordán) la adoración de los Reyes Magos, la huida de Egipto, U pre* 
sentacíon de Nuestra Señora, sus desposorios y su Visitación, (estos con 
el primero son de ürbina.) La oración del Huerto y la Anunciación de 
nuestra Señora, (están en cobre.) ün sanio Cristo y un Ecce-homo, 
se dice son de Muriilo. Cuadros pequeilos en -cobre. El sueño de san 
José, san Antonio de Padua, el Salvador, muerte de san José, Naci- 
miento de N. S. J. C, la adoración de los Reyes Magos, muerte d» 
Nuestra Señora, los desposorios, naciiiiento de San Juan Bautista, la tl- 
sitaclon do N.' S.* y el Salvador. Todas esta pinturas-son de mérito. En 
la anle-sacristia, san Francisco de Asis, se di c es d«í Mateo Cerezo, 
san Julián liijo de Burgos, san Pedro apóstol, la Coronación de Nuestra 
Señora, la Visitación, está ea cobre. 



97 

jonería es obra de un religioso carmelita; y es infinito 
el número de labores y caprichos que üene hechos 
de bajo relieve. Se -hallan en ella dos estatuas 
de la Asunción de nuestra Señora y santa Catalina 
V. y M. . y otras dos pequeñitas de santa Magda- 
lena y santa Bárbara; de relieve los cuatro doctores 
y cuatro cabezas que se ignoran á quienes represen- 
tan. A los dos lados de un óbalo que ocupa casi lodo 
el lienzo de la pared, se hallan colocados un águila y 
un pavo real. A la parte opuesta un pilar, y mas 
arriba otro óbalo por donde se comunica la luz á la 
sacristía. 

La media naranja y su linterna descansa sobre cua- 
tro arcos con adornos churiguerescos, como lo son 
todos lo que se ven en dicha sacristía, y en los cua- 
tro ángulos las armas del señor Guillen interpoladas 
con las de la santa Iglesia. Debajo cuatro bustos de 
Adán y Eva, dos representan en el estado de la ino- 
ciencia, y los otros dos en el pecado. Para memoria 
que estuvo aquí el relicario hay otros cuatro bustos 
de vírgenes con sus reliquias, y dos huesos, uno de 
santa Teodora y otro de santa Victoria V. y M. en 
dos relicarios embebidos en la cajonería. Ks digno 
de notarse el pavimento que es de piedra ontoria 
coii labores de pizarra, una copa de frusleda con su 
brasero en donde se conserva la lumbre para el ser* 
vicio del altar mayor, una mesa de jaspe, los arma- 



98 

riosqiio hay en la antesacrislía, y en eJ ccniro de 
un arco de madera, y que se finge ser de piedra, se 
halla una caria de hermandíid del cabildo de esla 
sania Iglesia con los religiosos del orden de N. P. 
sanio Domingo de Guzman, en tiempo del l\mo. P. 
General, Fr. Tomás de Bojadors. Al rededor del escí ilo 
y á modo de un árbol genealógico, eslán colocados 
los sanios canonizados y beatificados del referido 
orden, lün las dos rinconeras de la entarda pr¡nci[»al 
(por que liay otra por el claustro) se hallan dos pea- 
nas de piedra, en donde se colocan las cruces pro- 
cesionales, las cuales tienen sus cortinas para defen- 
derlas del polvo. La principal es preciosísima por las 
labores y adornos que tiene, como lo acreditan las 
copias sacadas por los estrangeros.- La diaria es 
obra de I). Francisco Pecul. hecha en 1853. 
En la nave meridional del crucero se halla la capilla de 
S. ENRIQUE EMPERA.í)OR(l);(ienetresarcosy tresre- 
jasquellegan hasta laclavecon lasarmasdel fundador; 
cslriban sobre pedestale.ule piedra Ontoria con embu- 
tidos de pizarra escoplo las hojas. Kran dos capillas, del 
sanio Ecce Homo y de san Andrés apóstol y la Mag- 
dalena, como consta de un documento del archivo 
de la misma capilla que dice asi «Fl illmo. señor 
don Enrique de Peralta y Cárdenas, Arzobispo de 



U) F.n el año de 1836 se colocaron cuatro cuadros de los 200 mar- 
liif'S (le Cárdena, dos á la entrada y dos ú la parle opucslu. 



99 

Burgos, propuso á los señores Dean y Cabildo tenia 
deseo de fabricar en esta santa Iglesia Metropolitana 
una capilla y fundar en ella capellanías y patronos, 
poner entierros y sepulcros cá su voluntad, y que el 
sitio mas acomodado [)ara este intento era el de las 
capillas del santo Ec'ce Homo, y la de san Andrés 
y la Magdalena, haciendo de dos una, sin que por 
eso se dejen de cumplir las memorias que se dicen 
eii dicha capilla y altar de san Andrés, y que los 
entierros de los señores obispos que están en ella se 
pongan en la misma capilla decentemente.» Dicho 
señor gastó en la fabrica de dicha capilla, adorno y 
dotaciones de capellanías cien mil ducados. En el 
trono del altar principal está colocado el santo Ecce 
Homo (1), delante una Concepción, á los dos lados 
dos ángeles»con las insignias de la pasión, y por co- 
ronación san Enrique Emperador, que es el santo del 
nombre del fundador. También hav otro dedicado á 
ivsan Andrés y la Magdalena paia conservar el titulo 
de las dos capillas, y cumplir las memorias que se 
decian en ellas. Detrás de la sillería del coro se ven 
dos Sepulcros, el uno de don Juan de Avanuza, el 
cual tiene en el centro del arco la Virgen con su 
Hijo difunto en los brazos, debajo una tarjeta soste- 
nida por dos ángeles, en la que se lee: 
Este arco y sepultura de abajo es de Juan Fernandez 

(1) 1)10113 efigie se saca cuando hay rogativa, ó alguna otra grave 
neeesídad te-mporaj. 



too 

de Aí)anuza, canónigo de esta santa iglesia, y de sus 
her«deros y sucesores, dio para la dotación de ello cien 
ducados para comprar mil maravedises de juro perpe- 
tuo para la Fábrica han le decir los capellanes del nu- 
mero en el altar desta capilla una misa rezada del dia 
cada dia con sus responso sobre la sepultura para siem- 
pre jamas, en acabando la hora de prima del coro, dé- 
jales para dotación de ello un real por cada misa y ha 
se le de pagar al preste que la dijere cada sábado. 

Ed la tapa una figura de sacerdote, y sobre el ar- 
co la Anunciacioü de nuesira Señora con san Juan 
Bautista y san Andrés apóstol álos lados, mas arriba 
el Faih'e l^]terno, y por remate un calvario. El otro 
es el de don Juan García: termina lo mismo, á los la- 
dos santo Tomas apóstol y san Juan Bautista, sobre 
la urna una figura con hábito sacerdotal, en eFcentro 
del arco el epitafio siguiente: 

Aqui yace el honrado vicario Juan Garcia de Medina 
de Pomar, canónigo de esta santa Iglesia é criado de 
los muy maguiflcos señores don Pedro Fernandez de 
Velasco, conde de Haro^ é del condestable de Castilla 
su hijo. Finó á XXVII de agosto año de MCOCCXCII. 
Dejó á los iei'ores de esta santa Iglesia cada mes una 
memoria. 

La urna de uno y otro sepulcro se hallan adorna- 
das con escudos de armas y estatuas pequeñas de 
relieve. Por encima de los referidos sepulcros se des- 
cubren otros dos (los cuales tienen dos órdenes de 
estatuas en nichos divididos por columnas, en donde 
se guardan los huesos de los obispos de la sede de 
Oca, que trajo consigo don Simón, obispo déla mis- 



101 

ma. f^Doctm del krch.J En la misma pared se vé 
el magnífico sepulcro de marmol y pizarra, en cuyo 
nicho hay puesta de rodillas una eslalua de bronce 
que representa al Sr. Peralta, egeculada escelente- 
mente. Encima tiene un dosel y un niño en ademas 
de levantar una corliiia, mas arriba un escudo de ar- 
mas, delante una mesa, y debajo una tarjeta con dq^ 
ángeles a los lados, cuya inscripción espresa sus vir- 
tudes, su origen y sus descendencias de los Reyes de 
Navarra, su generosidad y magnificencia en la funda- 
ción de esta capilla, y últimamente su muerte, que. 
fué el 20 de Noviembre de 1679, á los 8o aüos de 
de edad. La sillería del coro es de mucho mérito, y 
son dignos de observarse sus buenos embutidos; tam- 
bién debe llamar la atención el pavimento donde 
cimenta el altar y las gradas del presbiterio, lo cual 
es lodo de alabastro labrado con suma delicadefa; uh 
escabel de nogal, las dos cúpulas, una cerrada y 
otra de linterna (1), el atril, formado de una águila 
triunfante de un basilisco que tiene álos pies, lo cual 
todo es de bronce, como asimismo lo son los dos blan- 
dones del altar, y en la sacristía se guarda una mesa 
adornada de piedras de las mas raras y mas precio- 
sas; tiene su buena cajonería, dos pinturas, una Do- 



lí) En ella se notan ciertas manchas por la parte interior, que se 
conore han eslruido algUDa» imiisefies, las cuales hermosea ría» la rt- 
feriia fáptila. 

% 



102 

lorosa eñ labia y un crucifijo por Maleo Cerezo, y la 
escalera para bajar á ellu, aunque algo pendiente, es 
de algún mérito, por la idea conque esta hecha. Tie- 
ne esta capilla siete capellanes con el mayor, y se 
celebran los divinos oficios todos los días festivos y 
algunos entre semana, para lo cual tiene también su 
órgano. A la entrada de la capilla hay tres sepultu- 
ras, las dos con sus inscripciones que el tiempo ha 
hecho ilegibles, y según consta del catálogo de los 
obispos, están aqui enterrados el illmo. señor don 
Fernando, sobrino del Rey don Alfonso el Sabio, y 
don Juan Róeles y don García de d-ntreras, que lo 
fueron de Burgos. Son patronos de dicha capilla los 
señores de Legarda. 

En la misma nave se halla la capilla de la 
VISITACIÓN BE NUESTRA SEÑORA á la parle opues- 
ta á la de san Enrique. La fundó el Illmo. Sr. don 
García de Torres, Obispo de Burgos, dedicándola á 
santa Marina; y después la reedificó por los años de 
1446 el Illmo. Sr. don Alonso de Cartagena con el 
referido título de la Visitación, como consta de un 
documento del archivo de la misma capilla, que dice 
asi: El Illmo. Sr. D. Alonso de Cartagena, obispo de 
Burgos, á los señores Dean y Cabildo de esta santa 
Iglesia dijo: «que por cuanto su voluntad era de se 
»sepultar en la dicha iglesia cuando á Dios pluguiere 
»de le llevar de «sla presente vida et quería facer et 



' 103 

«edincar en :!!:; una capilla invocada á honor el re- 
«vercncia de la santa Visilacion de nuestra Señora el 
«abogada Virf^en santa María, la cual capilla dijo 
»que quería mandar facer en derecho de la capilla de 
»santa Marina, et derribaí la que agora está fecha 
«por cuanto esta dentro del pavimento de la dicha 
«Iglesia et ocupa la dicha iglesia y las procesiones 
»quo se hacen en ella etasi fecha manda pasar á ella 
»la sepultura del Obispo don García de buena me- 
«moria, que en la dicha capilla de santa Marina está 
«sepultado et facer cerca de ella su sepultura propia. 
•Et que en la dicha capilla no se puede de aquí ade- 
»lante en alguno tiempo sepelir persona alguna, 
«salvo alguno beneficiado en la dicha Iglesia cons- 
tituido en orden sacro et pariente del dicho se- 
Ȗor Obispo, et que los tales se pyedan sepelir 
»en ella en sepulturas llanas en el pavimento no 
«alzando cosa del suelo; mas poniendo sus piedras 
«según es acostumbrado en igual de las losas según et 
«por la forma que está en el crucero de la dicha Igle- 
«sia la sepultura (1) del señor Cardenal ae España de 
«buena memoria.» El coro está junto al altar mayor 
según la primitiva disposición de las Iglesias cristia- 
nas. Dicho altar principal se compone de las pinturas 
siguientes: La Visitación de nuestra Señora, el Naci- 

(1) Consta en el archivo de esta santa Iglesia que dlclia sepultura 

antiguamente estaba cubierta con ana chapa de azotar. 



114 

miento de san Juan Bautista, el Bautismo, saa Juau 
es alimentado por lo s ángeles, tiene el cordero en la 
mano, otro pasage del mismo, prisión del >anlo, su 
degollación, la Sacra familia y san Juan, Zacarías y 
al ángel, san Isidoro Arzobispo y san Gerónimo Doc- 
lor. A la entrada se halla el altar de san Ildefonso 
recibiendo la casulla que N.' S.' le regala, en medio 
de la capilla está el suntuosísimo sepulcro del stñor 
Cartagena, el cual sin verle, no se puede formar una 
idea de su hermosura y magnificencia. Es todo de 
alabastro, y digno de elogiarse el báculo (1), la ca- 
sulla, la mitra y las almohadas; tiene á los pies un 
niño con un- libro abierto, y las efigies que se hallar 
en la urna representan á sanLesmes abad, san Vilores, 
san Juan de Ortega, santo Domingo de Silos, sant; 
Casilda, santa Úrsula, la Visitación de nuestra Seño- 
ra, san Ambrosio, san Agustín, san Pedro y san Pablí 
App., san Gerónimo, san Gregorio y la Virgen po- 
niendo la casulla á san Ildefonso. 

Al rededor déla piedra sepulcral se lee el versícuh 
siguiente: Dilectus Deo el hominibus cujus memorii 
in benedidione est. Amado de Dios y de los hombres 
cuya memoria esta en bendición. Al lado del Evaa 
gelio está el sepulcro de 1). Juan de Coca, Obispo d< 
Calahorra y pariente del Sr. t aitajena. Sobre la lap; 

(1) St haUa ya mHtilst<lo por 'a é«li8ad«za is su trakaj*. 



105 

se Yé su figura en hábito pontifical y en el centro del 
arco el epitafio siguiente: 

Hicqviescit reverenduspater et Dominns Joannes de Coca, 
trmsque j%Hs doctor episcopus Calagurrüanus, causarum 
Mposéolicarum de Rota Decarms et auditor y qui lonorum 
snorum cap'Jlam hanc haredem, reliquit. Obiit Roma XXII 
marta amio á Natioitate Doriiini M.CCCCLXXVII etatis 
wero sutís LXXV cujus ossa translata sunt anno ejusdem 
natioitatis LXXXV de mandato ejusdem Domini oh devo^ 
tionem et c»nsanguimtatem Rmi. Domini Alphonsi de Car- 
tagena Episcopi Burgensis. (1). 

Luego sigue el de don Luis de Maluenda: su figura 

es de pizarra, y ei arco está trabajado con mucha 

delicadeza, dentro de él se lee: 

Aquí yace Luis de Maluenda, tesorero y canónigo de 
esta iglesia, capellán mayor de esta capilla. FaLeció á 
23 dias de setiembre de MCOCCLXXXVII años. 

En la losa sepulcral; 
;:::tu misericordiarum fons niisericorditer raecum age. 

En su recinto se hallan también varios sepulcros, 
el primero según se entra á mano derecha es el de 
(Ion Garci-Hiiiz de la Mola, es de orden gótico, y al 
rededor del a.co dice: Domine sicul vis et seis mise- 
rere'mei; en el centro nuestra Señora estendiendo su 



(1) Aquí reposi el U. Padre y Señor D. Juan de Coca, doctor ti 
ambos derechos, O!)ispo de Calahorra, decano y audlter del tribunal 
apostólico de la Rota; el cual dejó heredera de sus bienes á esta capi- 
lla. Falleció en Roma á lí marzo año del Señor de 1477 á l»s 73 de si 
edad: cuyos restos mortales fueron trasportados á este sepulcro á los 
diez años de su muerte por disposición del mismo señor (Don Alonso 
de Cartajena) por la veneración y tínculos de parentesco que le unían 
con el difunto á dicho tteverendísirao Señor, Obispo de Burgos. 



manto, y debajo figuras de Poiititices, Obispos, Doc- 
tores etc. etc. , y á los dos lados dos figuras, las cua- 
les tienen en las manos dos cartelas en las que está 
escrito: Sub umbra alarum protege nos. Sobre la tapa 
la estatua yacente, y en la urna la cifra Jesús y dos 
escudos do armas. Por cima del arco un ángel con 
los atributos déla pasión, y por remate un Crucifijo. 
El epitafio dice asi: 

Aqui vace Garci Hiiiz de la Mota que Dios perdoue, 
tesorero de esta Santa Iglesia. Finó ario de M. CCCC. 

Sigue el del Señor don Alonso de Maluenda: sobre 
la tapa se vé su figura con hábito talar y un león á 
los pies; la urna tiene dos escudos sostenidos por dos 
ángeles cada uno, y en medio un santo Cristo; sobre 
el arco las armas de la santa Iglesia, y en el centro 
lasimágenes de san Juan Bautista, san Cregorio, san 
Agustín, san Pedro y san Pablo App., san Ambrosio, 
san Gerónimo, san Buenaventura; y una tarjeta que 
dice asi: 

Hic quies€it cor^us reverendi patris Domini Alphonsi de 
Maluenda, jproíonoíarü sedis apostólica abhatis Vallisoleti 
el de Castro, qui obiit IV díe mensis novemhris anno domi" 
ni MCCCCLIII. Clementia divina illmn in gloria sua coloca- 
re digne tur. Amen. (\) 



U) Aquí reposa el cuerpo del R. Padre y Señor Alfonso de Maluen- 
da, Prolonotario apostólico Abad de Valladolid y de Castro, 'lue murió 
el día 4 del mei» de noviembre, atio del Señor de 1493. La divina mim* 
r¡cor<Ha s6 digne eo1«carU en su ele ría. Asi sfta. 



107 

Arrimado á la pared se ve olro sepulcro, cuya fi- 
gura representa á un joven guerrero que se ignora 
quien es; tiene á los pies un león, y la urna se halla 
adornada*con dos escudos de armas y la Crucifixión 
en medio. Al lado del evangelio junio al aliar prifl- 
cipal e4á escrito: 

Aquí yace Juan Martínez de Tardajes, que Dios per- 
done, racionero en la Iglesia de santa María de Burgos, 
é finó martes once dias del mei de noviembre, era de 
MOCO é nueye años. Pater noster. 

Antes de salir de la c^^pilla, en el machón de la 
puerta sedescubre una cartela con el letrero siguiente: 

Aqui yace el reverendo y noble señor Garci Ruiz de 
la Mota, capiscol y canónigo de está Iglesia, é capellán 
mayor de esta capilla, á la cual anejó el año MCCCCL- 
XXIV los préstamos de Peones de Amaya y de Quin- 
tanilla de la Presa por do los capellanes de la capilla han 
de decir dos misas rezadas para siempre cada semana 
sábado v domingo. Finó domingo á XXVII de enero de 
MDVIl años. 

El arco de entrada es semicircular, la reja solo 
llega al arranque del mismo arco, en la cual se hallan 
las armas del fundador,estriba sobre dos piedras (escep- 
tolas hojas)en lasque se vende relieve unaS y una M 
enlazadas, que dice Santa María, apellido de los Car 
lagenas, cuya cifra coincide con la que se halla al fi- 
nal de uno de los capiteles. El epilafio del Sr. Carta- 
gena se halla al lado izquierdo según se entra á la 
sacristía (véase cuadro 78); en esta hay una Cruci- 
fixión del Señor, es pintura de mérito. Tien^eslaea- 



108 

pilla varias capellanías, y una de ellas p;oza un cape- 
llán mayor que es dignidad ó canónigo. 

Todos los días festivos se celebran los di»vinos oíi- 
cios por sus capellanes, á los cuales asislen lanibien 
los niños de coro. Son p^l"onos de e^ti capilla los 
Sres., de Villoría y Yíllusto, y en el dia la viuí!a del 
Excmo. Sr. Duque de Gor. 

Luego que se sale de dicha capilla, en la pared 
de frenle á san F.nrique eslá el cuadro de san Cristó- 
bal mártir, de figura gigantesca. 

Dejando la nave del crucero para continuar la de 
la Iglesia hacia ia puerta de santa María, se encuen- 
tra á mano izquierda la capilla de S. JUAN DE SA- 
HAGUN Y RELIQUIAS (1); fué de santa Catalina V. 
y M. hasta el dia en que se colocó el único altar que 
tiene la estatua de dicho Santo, (S) trasladándose la 
de la Sania á la sací istia antigua que está en el 
claustro, la cual se tituló primero capiHá de santa 
Catalina; en el altar de san Juan hay una imagen de 



(1) Antes hay un «llar sepulcral, sobre el arco se yé una Imáger d» 
■uestra Señora, ¿ los lados dos esoudos, la urna sin adornos y sobre la 
tapa no bay figura alguna, en el centro del Jirro la Virgen eon su hijo 
iifunto en los brazos, df!)» jo el epitafio fue dice asl: 

Aqui yaoe Luis de Miranda, Canónigo que fué de esta santa Iglesia, 
hijo de Francisco de Miraodaj r!e Joana dr Lemos y dejó fumlarta y do- 
tada una misa rezada perpetua cada día para siempre jüBias en el allai 
ie Bueslra Señora del Milagro, la cual se ha de de<Mr por los Señorrs 
dil Cabildo, y asi mismo dejo fundados y dotados quince responsos cada 
aio perpetuamente, los cuales se lian do decir sotire esl;i s pultura per 
los dlcbos señores del Canihlo. iMurió á tres de noviembre del 1M4. 

{%) Sd dice es obra da don Juan Pascual de Mena. 



S. Pedro Apóstol (1) por coronación, queítntes estaba 
en la capilln que ahora hace de Helicario. La mesa es 
de piedras de jaspe, é iguales á las de la capilla de San 
Gregorio. \l\ sagrario se halla cerrado con una reji- 
la de hierro sobredorada: y dentro una caja de cris- 
tales con la reliquia del Santo. Al lado del evangelio 
hay dos sepulcros muy sencillos, en el primero están 
sepullados don Jimeno ó Simón, último obispo de 
Oca, y don García Aragonés, su sobrino, obispo de 
Burgos. Don Simón trajo consigo los huesos que pudo 
de sus predecesores, como queda dicho, y asimismo 
la imagen de Nuestra Señora de Oca, la cual tiene 
esta santa iglesia en mucha veneración. En el segun- 
do st'pulcro esta estrilo: 

Aquí yace el beato Lesines, hijo de Burgos, abogado 
del dolor de ríñones. 

San Julián, Obispo de Cuenca é hijo de esta Ciu- 
dad, tuvo por ci iado al bí^ilo Lesmes: fue -^ste testigo 
de aquel gran milagro que Dios obró á ruegos del 
santo Obispo; aconteció que habiéndose acabado de 
distribuir á los pobres el grano que habia, vinieron 
muchas acémilas cargadas de trigo, quedando las 
trojes llenas, sin saber quien lo í^nviaba ni de donde 
lo traian: y con el continuo ejercicio de medir y repar- 



(1) Representa la visión que tuvo en Joppe Frente al santo se Te 
■n ángel con un lienzo y en él pintados los animales que prohibía la 
ley que comiesen ios judíos eemo iH4Puro8. (Act. Apost. C. X.) 



lir á los necesitados vino á quedar lisiado do los ¡i • 
ñones, cuyos dolores padecía con resignación, motivo 
porque los que padecen igual enfermedad se encomien- 
dan á él y se llegan con devoción á su sepulcio. Murió 
en Burgos el año de 1218. 
Según se entra á mano izquierda se espresa esta 

noticia: 

Entre este pilar y las gradas yacen unos (laballeros 
de la familia de los Kojas. 

Se halla adornada esta capilla con escudos de ar- 
mas de la familia de los dichos Hojas y seis pinturas 
de la escuela flamenca, que representan el Nacimiento 
de N. S. J. C. la Adoración de los Reyes Magos, pri- 
sión del Salvador, los Azotes, el mismo Señor vesti- 
do de púrpura, y la cruz a cuestas: San Gregorio P ., la 
Magdalena y una imagen de nuestra Señora, por Ve- 
nancio Palomar, hijo de Burgos. Mn la sacristía, la 
Crucifixión, es de mérito, y un cuadro déla Santísima 
Trinidad. 

El Relicario, que antes era la capilla de san Pedro, 
como se ha dicho, é inclusa en la que hemos descri- 
to, tiene dos entradas, la primera es un arco semicir- 
cular con reja de hierro que llega hasla la clave, (1) 



(1) La entrada principal á estas dos capillas es moderna con su reja 
de blerro, la cual no bace simetría con las de las dos capillas que si- 
guen. Encima hay una estatua de san Roque, v m.is arriba una ventana 
por donde antiguamente entraba la luz k la Iglsaia, como boy entra 
j»or otra que hay en el arco qtre sigue. 



111 

y puertas de cristal: la sogunda iís por la sacristía. 
Su (¡gura es redonda, el pavimento es de piedra onto- 
ria con labores de pizarra, la cúpula tiene su linterna 
y en su derredor se hallan de relieve ocho jóvenw 
que representan la Fé, Esperanza, Caridad, Martirio, 
Bienaventuranza, Verdad, Sufrimiento y Ci^stidad; 
en los cuatro ángulos, san Julián Obispo, san Inda- 
lecio, san Pedro Telmo y san Juan de Sahagun. En 
su corlo recinto están colocados tres altares con ni- 
chos, dentro de los cuales se hallan las inuraerables 
reliquias que posee esta santa Iglesia. En el altar 
mayor (1) están los cuerpos de sa*U Victoria, santa 
Centola y santa Elena VV. y M\l., y el de san Lucio 
P. y M. También hay una cruzsanta de N. S. J. C. que 
se titula Lignum Crucis. En el altar del lado del evan- 
gelio se halla la imagen de Nuestra Señora de Oca, y en 
el de la epístola la quellaraandeloSiMilagros, (2) qui 
antiguamente estaba á la entrada de la capilla de san 
Enrique, en donde todavía se conserva la tabla rie las 
indulgencias concedidas á la referida imagen: se lla- 
ma del Milagro por el caso que reíiere el P. Prieto, y 



(1) A los dos lados han colocado dos urnas de cristal, y en las tarje- 
tas que tienen está cscrlt-); 1.' Reliquias SS. Stefuni AObütis et Duc^nto- 
rum Martirum Caradignce ex suo Cenobio in hanc Ecclesiam Cathedral. 
Burg. transíalo!. Anno 1835.— 2.* Religuice Sancti Sisebuli ibbtis Caradig- 
lue ex suo Cenebioin hanc Ecclesiam Cathedral. Burg. Iranslatoe. Anno 1835. 

(8) En dictio altar se lia lía colocada una nuestra Señora, la cual es 
de niarti , Iraiiaji.da con suma delicadeza, tendrá como dos pies de aU 
tura: á la parte opuesta San JuUan bijo de Dttrgos. 



112 

es, que negando cierto hombre la palabra de casa- 
miento que habla dado á una doncella delante de la 
Señora, como delante de ell;^ en otra ocasión so la 
pidiese, dijo hablando á la Virgen: Madre de Dios 
¿no ps verdad que (leíanle de vos me dio est<' hombre 
fé y pahíbra dv^ ser mi marido? Y que entonces h ima- 
gen, como testificando, inclinó su cabeza, y quedó 
en la postura que ahora tiene. Las dos imágenes di- 
chas son de grandor natural, y se hallan sentadas, 
con la diferencia de que la de Oca es de madera, y 
la del Milagro de piedia. 

La Cfipilla que sigue es de la PRESENTACIÓN. ünÉ 
de las mas principales de esta santa Iglesia: es espacio- 
sa, el ira y de sólida arquitoclnra. La fundó 1). Gonzalo 
Diez de Lerraa, prolonotario apostólico, canónigo de 
Burgos y beneficiado de Villahoz, por los años de 
1519 como consta de un documento del archivo de 
la misma capilla que dice asi: 
*" «Yo don Gonzalo Diez de Lerma, doctoren decre- 
tos, protonolario apostólico y canóingo de esta santa 
Iglesia de Burchos, edifico é quiei o edificar é dolar en 
la dicha santa iglesia de Burgos, de consentimiento 
é aprobación apostólica é de los muy reverendos Dean 
é Cabildo de la di' ha santa Igl'sia, una capilla, so 
invocación de la Consolación é Presentación de nues- 
tra Señora la Virgen María, para que en ella espe- 
cialmente en lodos los años del mundo se solemoici 



na 

su fiesta en q\ie cada dia se celebre el sanio misterio 
de nuestra Reden('Í4)n que es el cuerpo de nuestro 
Señor, é se celebre para siempre el oficio divino por 
nuestra ánima é de aquel os que tenemos cargo, para 
lo cual ad perpetuam rei memoriam establesco é or- 
deno la institución de la dicha capilla, que asi quiero 
hedificar é hedifico en el corral que está entre la 
claustia vieja é las capillas del obispo don Alonso, 
de gloriosa memoria, é la capilla de sania Cathalina, 
que dicen de los de Rojas, que confina encima del 
dicho claustro viejo con los palacios episcopales del 
muy R Sr. Obispo de Burgos, la cual dicha capilla 
ha de tener el. anchor é cuadra ó alto lo que á mí é 
á los oficiales canteros y maestros que para ello tra- 
jere les pareciere con el luiíar convenible para una 
sacristía para la dicha capilla, en la cual s*e hagan 
las vent; ñas que fueren menester que den vista é luz 
ala dicha santa Iglesia, tanto é mas que ahora. Iten 
que en la dicha capilla éhedificio della, á parle de la 
claustra vieja, se fagan uno ó dos arcos que den luz 
é vista a la dicha claustra vieja, según que parescie- 
re que conviene ?\ ornato de ella é que dentro de la 
dicha capilla é en lodo lo que yo el dicho protono- 
tario hedificaré dentro Je ella é en las rejas pueda 
poner é p nga mis ai mas. (1) Itenque paramienter- 



(1) Dici. s rejas suntuosisimas se halla en los dos arcos de entrada, 
Ifs coalas llegan kasta la elave cor las armas dti tnndader, astrliían s«- 



114 

ramiento donde mi cuerpo sea (íespues demisdias, 
cuando la voluntad de Dios fuere cumplida, sepulta- 
do pueda delante del aliar mayor de la dicha capilla 
elegir una sepultura, la cual tenga una vara de me- 
dir en alto 

En el altar principal, que es moderno, hay una 
imagen de nuestra Señora piulada por Miguel Ángel 
Buonarrota (1) en que representó á la Virgen de lama- 
ño natural, que con uiia mano sostiene al niño de 
Dios, y en la otra tiene una fajita trasparente y dos 
angeles mancebitos se representan en aptitud de coro- 
nar á la Señora. Las noticias que hay acerca de esta 
pintura y «1 aprecio que sienipre se ha hecho de ella lo 
da á entender Ponz cuando dice: El fundador de la 
capilla, que fué un rico florentino del apellido Mozi, 
resolvió* traer de Italia este cuadro, y que habiendo 
fallecido antes que viniese y se colocase en A pa-- 
rage que habia destinado, pretendieron los parientes 
que alia tenia quedarse con él, sobre lo cual se siguió 
pleito entre ellos y la capilla, y al cabo se senlenció 
en favor de esta en el Tribunal de la Rota. Debajo de 
dicho cuadro en el mismo altar se halla la estatua 
íie san José; la vara y azucena que tiene en la mano 
son de plata. A. los dos lados del retablo citado hay dos 

iré pedpstal's de piedra Ontoria, y en los machones de los mismos arcos 
hay muchas labores y estatuas pequeñas. 

(2) D. Antonio Ponz hace el honor de ser pintura del referido Miguel 
Av.?«l, y su ofinlon debe prevoloccr mientras no 6C pruebe lo contrario. 



115 

arcos sepulcrales convertidos en aliares de billisímos 
órnalos de arquitectura trabajados en piedra con 
estípites y gracioso cornisamiento; en uno de ellos 
una imagen moderna de la Dolorosa; y un el otro 
una santa Casilda también moderna. Los áticos tie- 
nen inscripciones á los lados escudos de armas de la 
familia fundadora; y por remate imágenes que repre- 
sentan á san Antonio de Padua y san Gerónimo 
Ductor— San Rafael, santa Casilda y la huida de 
nuestra Señora á Egipto. 

Inscripción del altar de la Virgen: 

Aquí están sepultados Juan de Lerma, patrón de esta 
capilla, hijo de Alonso de Lerma, que está en su capilla de 
san Gil; é su mujer doña Isabel de la Cadena, hijade Pero 
Pardo: fallesció él á 4 de julio de 1546; y ellaá 20 de 
enero de 1547. Dotaron en esta capilla una misa rezada 
cada domingo del año, é cinco misas cantadas con sus 
responsos en las cuatro fiestas de Nuestra Señora; y el 
dia de san Juan Bautista de cada año; y dejaron mas, 
mil rars. de j uro perpetuo para la fábrica de esta capi- 
lla. En gloria esté amen. 

Memoria escrita sobre el arco de sania Casilda: 

Sanctismo Domino Virgini Josef Deiparce sponso; Alphon- 
sus Díaz de Lerma ProtonotaHus apostolieus , et Canonictis 
Burgensis (\) hujusque Capella fundaloris nepos sorore: 
primus que patronus ac capellanus mayor hanc aram et al- 
tare dicavit: unamque quotidie dicenda et tres alias per- 
petuo anuas misas solemnicantu celehrandas dotavil. Anuo 
M. D. XLVIIl: et unaquaque fa. vj. misa plaga" dicat 
f estío. S. Josef c% v. cap et die S. Casilda procesio Jiat; 
et 4 cv/rem memorias dotaoit. 1554. 



(1) Fmt beneficiariu^ de Villaho:f. 



lie 

Juicio al altar de dicha santa eslá el sepulcro 
ríe don Alonso, sobrino ílel fundador, y concurrente 
á la dotación de la misma ca()il!a. La urna y su fi- 
gura es toda de pizarra; dentro del arco se halla san- 
ta Úrsula y las once mil Vírgenes; debajo la sacra 
faaiiila; sobre el arco una imagen d»^ nuestra Seño- 
ra, á los dos lados san Simón y san Judas Taf)eo, 
y por remate el Ángel (Custodio En el ático hay una 

tarjeta realzada en la que se lee: 

ÜEO. OPT MAX. 

Alonso Diez de Lerma que este otro altar de san José 
y ornato memorias, hizo y dotó dando para eilo un 
préstamo y cuatro hermitas, que á su costa anejó, y 
nueve mil mrs. de juro. También dotó trece capillas á 
los Señores del cabildo, y en Villahoz y Palenzuela las 
misas de nuestra Sra. todos los sábados el cual hizo esta 
sepultura con su ornato para su mad e y hermana, y 
para si y sus descendientes para los de su madre y 
hermana del fundador. 1553. 

Inmediato a este sepulcro hay un altar déla Presenta- 
ción déla Virgen, que es pintura de Leiva el Cartujo. 
Frente al referido altar eslá el del Bautismo de N. S. 
J. C; por remate tiene una pintura de san Juan Bau- 
tista que es demérito. Frente ala Virgen de los Dolores 
se halla el suntuoso sepulcro de don Jacobo de Bil- 
bao: su ligura está con hábito sacerdotül, la cual es 
de nfarmo! blanco En el vano del arco la Virgen con 
su hijo difunteen los brazos y debajo este versícu- 
lo: Domine quoniam in te speravi. et in le confidU 
anima mea. S«üor, porque «u lí he espsrado, y «i 



117 

tí confia mi alma. Sobre el^arco una imagen de nues- 
tra Señora con el Niño Dios, y por coronación el 
Padre Eterno. Alosdos lados de este retablo fúnebre 
se ven sanio Domingo de la Calzada, san Juan Bau- 
tista, y dos medallas de san Pedro y san Pablo Ápp. 
En la urna se halla el epitatio que es como sigue: 

ReV' P. JaeoUis de Bilhao, Frotonotarius^ Canonicus 
Burgensis; primus hujus sac<sli capellamis mayor; certiim 
hahens olnnino Yfí,ortem ómnibus esse sube%mdam, hoc sibi 
matrique dilecta momimenUim vivens possuit. (\) 

En medio de la capilla se eleva el de su fundador 
don Gonzalo Diez de Lerma. sugelo que tuvo diitin- 
guido empleo en la familia pontificia. Este sepulcro 
es lodo de marmol blanco; su figura está en hábito 
sacerdotal sobre la urna, y es tradición que su rostro 
se conforma con el original; dicha urna se halla ador- 
nada con las efigies de san Gerónimo, san Fran- 
cisco de Asís y varias jóvenes err representacien 
de virtudes, comosonla Prudencia, Oración, Justicia 
y Religión (2), las armas del fundador y una tarje- 
ta redonda en blanco, que sin duda se destinó para 
escribir algo en ella. 

Esta capilla es bastante clara, como queda dicho, 
cuya luz se comunica por dos ventanas, una sobre 



(1) Revereado P. Jacobo de Bilbao, pronotario, canónigo de Burgos, 
primer capellán mayor de esta capilla: bien persuadido de que todos 
liemos de morir, construyó en susdias este sepulcro para sí y su queri- 
da madre. 

(2; En las suntuosísimas rdjas de entrada se repiten las mismas 
virtudes. 



118 

otra, de veinte pies cada tina, y ademas cinco pe- 
queñas al redador cerca déla bóveda; esta es airosa, y 
el calado de las piedras fornnan una estrella en el 
centro. En los cuatro ángulos se hallan los cuatro 
Evangelistas, y mas abajo cuatro bustos que se ig- 
nora quiénes son. La sacristía es también bastante cla- 
ra aunque pequeña; tiene su buena cajonería, y la 
entrada está llena de labores; sobre el arco está es- 
crito: Tu es Petras; y encima hay una imagen 
de san Pedro Ap. con dos escudos á los lados. Otro 
escudo hay en el üenzo de pared que dá á la capilla 
del santo Cristo y en las rejas de los arcos que se 
abrieron para que se comunique la luz, como queda 
dicho al principio. Tiene esta capilla cinco capellanes 
con el mayor, y los dias festivos se celebran los di- 
vinos oficios, para lo cual tienen también su órgano. 
Los señores del apellido Mozi son patronos de di- 
ha capilla. 

La última capilla es la del SANTÍSIMO CRISTO DE 
LA agonía (1) y nuestra Señora de los Remedios; 

(1) En el año de 1836 se trasladó á la santa Iglesia Metropolitana el 
Santísimo Cristo de Burgos que se veneraba en el convento de S. Agus- 
tín, y actualmente ocupa el retablo en donde estaba el titulado de U 
Agonía, y este se halla en la Sala capitular. Quién fuese el escultor 6 
el artífice de la admirable y perfecta imagen del Santísimo Cristo deno- 
minado de Buriles, es una de las muchas cosas cuya noticiase pierde en 
el caos do los tiempos; la tradición mas recibida es que fué Klcodemus 
(Véase Florez) quien la esculpió y formó según la tenia impresa en su 
corazón desde que con José de Arimatca dio sepultura á nuestro divino 
Redentor. En dicha imagen .-ío observan con asombro cualidades propias 
de un cuerpo animado, cual es su ílexiblidad, el movimiento al parecer 



119 

es uno de los tramos ó alas del claustro antiguo; y 
lo que ahora hace de sacristía es eí otro tramo ó ala, 
que sigue hasta la puerta que llaman del Sarmental 
6 del Arzobispo, en donde hay todavía sepulcros y 
epitafios muy antiguos. En esta capilla hay ires alta- 
res modernos: en el mayor esta el santísimo Cristo (1) 
en el lado del evangelio una efigie del Señor alado 
á la columna, y en el de la epístola un <lescendi- 
miento, (Se dice es pintura de Rivera) y el santo 
sepulcro. La capillila en donde está el último altar 
se dice la fundó don Luis de Quintanadueñas, Dean 
de esta santa Iglesia, quien dejó también una obra- 
pía. Tiene su carnero ó bóveda en donde están 

■atural de sus brazos, pies y de todas sus articulaciones; de tai suer- 
t«, que cede fácilmente como un cuerpo vivo en cualquiera parte de su 
prodigioso cuerpo que se aplique el dedo, ó que se le comprima, mueva 
é toque con otra cosa. El cabello, l)arba, y aun uñas de pies y manos 
excede en propiedad á las perfecciones del arte, pareciendo nacidas en 
la misma prodigiosa Efigie, Es cosa indudable que fué liallada en el mar 
tan primorosa y devota imagen del crucificado Jesús; pero se ignora en que 
aSo fue entregada á cinco hermitaños que vivían en la licrmita de saa 
Andrés. El caso fué del modo siguiente: (Veáse la vida de san Julián 
kljo de Burgos por el P. Alcázar.) 

«Bn devoto mercader halló á dicha santa Imagen en el mar, cerraéa 
en una caja, que nadal)a sobre las agyas, la cual abierta, encentro dea- 
tro otra de vidrio, y en ella la SSma. imagen de Cristo nuestro Redentor 
difunto, cruzadas las manos solire el pecbo como si estuviera en el se- 
pulcro. Dando gracias al cielo por tan divino hallazgo, la llevó é Bur- 
50s su patria y se la dio á los dichos hermitaños, asi por asegurar su 
mayor culto, como por desempeño de la promesa que les habia hecho de 
UQa alhaja piadosi de vuelti de su viaje, cuya felicidad les había pedi- 
do fue encomendaíen á Dio^ Recibiéronla con tiernas y religiosas lágri- 
mas, y para que estuviera r;.as patente á la devoción de los fieles, la 
eolocaron en un* cruz en el . Itar mayor, que hasta entonces habia es- 
tade dedicado á San Andrés apóstol.» 

(1) Al lado de la epístola de dicho altar se halla eolocada una ima- 
gen de nuestra Señora. 



121 

enterrados algunos de la fómilia de los Quinta- 

nadueñas. íLib. de fín.J 

Una imagen de san Antonio de Padua se ve en el 
centro de un arco sepulcral que fundaron para en- 
terramiento don Diego y don José de la Moneda. 
Sobre el arco se halla un escudo de armas, y 
en la urna la inscripción siguiente: 

Los señores D. Diego y D. José la Moneda de Lernaí 
Canónigos de la Santa Iglesia, hizieron á costa para si 
y para los sucesores de sa casa este arco y entierro, 3 
pusieron en él los huesos delSr. D. Manuel de laMonedí 
Cañas su hermano Canónigo que fué también de ella > 
Capellán de honor de su Magostad año de 1661. 

En la sacritia de dicha capilla: 
Aquí yace Joan Rodríguez de Sasamtn que Dio! 
perdone Amen: Canónigo que fué de esta Iglesia, que 
hizo hacer las puentes et calzadas de las Quientaniellas 
et de Quintaartuño, et de Tillanueva; et en Burgos h 
del Vayello; et finó XV diasde Julio, Era de M. CCCC 
años. Pater noster. 

Frente á este, y detras de un armario: 

Aquí yace Doña Mayor García mu^er que fué de 
Fernán García camargo alcalde que fue de Burgos finó 
miércoles dia de San Miguel de Setiembre en la era de 
mil é CCC é LXXXIl años. Dios la perdone él alma 
Amen. 

Hállanse varios arcos sepulcrales en el recinto 
de esta capilla. En el centro del primero según se 
entra á mano derecha se lee: 

Este enterramiento es de Garci-Fernandez, merí»- 
dero, é de su mujer Isabel García.... 

En la losa sepulcral del segundo arco, se mira 

de medio relieve una figura de sacerdote, circuida 



121 

de un adorno gótico, el interior está también dtco- 

rado con el mismo orden, y está leyenda: 

' Aquí yace Grutier Fernandez Cabec, canónigo en la 

igregia de Burgos é fino dias andados del mes de 

annodel Salvador Jesuchristo de m, ce... 

El tercero se halla cubierto hasla el arranque del 
arco, y «s porque hay dos enterramientos, el del 
Sr. don Juan de Serra, como lo manifiesta el epita- 
fio incrustado en el centro (1), y el del Venerable 
don Pedro, el cual se halla depositado sobre la pie- 
dra sepulcral, del dicho Señor de Serra. 

El V. don Pedro Barrantes Aldana, canónigo de 
la santa Iglesia, fué un varón extraordinariamente 
benéfico para con los pobres, murió en olor de san- 
tidad en 9 de agosto de 1658; le depositó S. S. el 
Cabildo en la capilla de N. S. de los Remedios, ei 
un arco que esta junto al altar de san Lázaro. 

Ya no existe el altar, y como se trataba de saber 
en donde estaría enterrado dicho Venerable, regis- 
Iraron todos los sepulcros el año 1856, y en el referido 
arco tercero se halló una caja forrada de terciopelo, 
galón de plata y toda claveteada: la abrieron, y se 
Tió que estaba entero el cuerpo del Sr; Barrantes, 
un ramo de palma, y las vestiduras sacerdotales co- 
mo cuando se enterró. El epitafio impreso dice: 

(1) Dice asi: Seimlerum presens continet corpus dodr. noMl. quijue. 
éu. viveret Deo cunct. amab. Joann... dict Uart. may. de Serra, íit. veri, 
hrgit. divin. font. de Áq. ruíil. ]ur. dod. canonic. {ara. sp. exlit. vit. 
itm. multipl. sen. vid. dest. dec. die sept. jul. mens. moril. trec. miles, 
tri. era q. pe. cur. nec non el nonag. od. sup. did. s. a. ej. anim. fund. 
emn. pant. Deo nost. peco Ave. Cred. Pater. 



QÜI JAGET CIÑERE, MUNDO MORTALIS 

Creditur, 

COELO IMMORTALIS CONDITÜR. 

Sustulit Mors. Vita Punctum. 

Transtulit gloria. Spiritus Jlternitas 

Gelidum Corpus 

in Angusto: 

AUGÜSTÜM JURAR RUTILAT ANIMA. 

Manus eleemosynae defécit. 

Ejus chantas nunquam 

déficit. 

DISPERSIT DEDIT PAUPERIRUS. 

Memoria in saBCulura. 

FUÑERA MiERENS ECCLESIA CONSECRA! 

Canónico Rurgensi 

VENERABILl PETRO RARRANTES ALDANA. 

Perennanti Charitati 

NON OBÜMBRAT TEMPORARIUM FÜNÜS. 




123 

EL QUE YACE EN ESTE SEPULCRO MUERTO 

para el mundo, 
TÁ COLOGADO INMORTAL EN EL CIELO. 

I' La Muerte le arrebató. La Vida fué un Punto, 
ué trasladado á la gloria su Espíritu para siempre. 
El Cuerpo Yerto 
está en lugar reducido. ^ 

ÍL ALMA RIlSPLANDECIENTE BRILLA EN EL CIELO. 
Faltó la mano que hacía las limosnas. 
Su caridad nunca íalta. 
HSTRIBUYÓ, DIO A LOS POBRES Á MANOS LLENAS 
CUANTO TUYO. 
Su Memoria se conservará perpetuamente 
entre los hombres. 
k IGLESIA DESCONSOLADA CONSAGRA FUNERALES 
al Canónigo de Burgos 
EL VENERABLE PEDRO BARRANTES ALDANA. 

La muerte temporal no oscurece 
Á LA CARIDAD QUE LLEGA Á PERPETUARSE. 



m 

A mano izquierda segua se enlra en dicha ca- 
pilla, en una columna se lee la inscripción si- 
guiente: 

Aqui y¿ice D. Esteban Sánchez de Gardaga que Dios 
perdone: Abad que fnó de Frenancea, é finó Miércoles 
á XXI día de Fobrero. Era de M. CCC é XXX é V aüos. 

Entre los dos pilares que siguen hay otro sepulcro 
con dos epitafios; en el medio la Crucifixión, y á 
los dos oxlrenios dos figuras de hombre y muger en 
ademan de orar ó interceder» El epitafio pimero dice 
asi: 

Aquí yace Juan Diaz, Mercadero, fijo de Juan Diax 
Criado de Joaquín González Alcalde que fué del Rey 
•n esta Cibdad, que Dios perdone amen: et finó XIX 
dias del mes de Diciembre, era de mil C'^'"<^X111 años. 
Pater noster é Ave Maña por su alma. 

2"' Aqui yace Maria Fernandez muger que fué deste 
Juan Diaz Mercadero^ fijo de Francisco Alonso de Sa- 
samon el mayor que Dios perdone amen et finó. .... 

dias andados del mes de Era de mil et CCCC et,.... 

Pater noster et Ave Maria por su alma. 

En la misma y en su sacristía se hallan las pinturas 
siguientes: la Adoración de los santos Reyes, es de 
meritoria Crucifixión, es de rauclnsimo mas mérilo.í 
y san Francisco de Asís. En la sacristía: san Juan 
Bautista, nuestra Señora, santo Domingo de Guzmau 
y santo Tomas de Aquino. La Ascensión del Señor 
es de la escuela flamenca. Retrato del V. P. Fray 
José de Cádiz; y dos estatuas pequeñas de santa Te- 
resa de Jesús y la Magdalena. Dos rejas de hierro se 



125 

hallan en esta capilla; la primera es la de la entrada 
y la segunda es la que cierra el crucero, (porque su 
planta es una cruz latina.) Ambas están pintadas de 
verde, y sobre la segunda se vén las armas del se- 
ñor Arellano, Arzobispo de Burgos, las cuales coin- 
ciden con las que seguyrdanen el cuarto de fábrica 
de la sania Iglesia. Se llama capilla de los Remedios 
por una imagen de nuestra Señora del mismo título 
que está sobre el arco de entrada por la parte de 
adentro, la cual se halla colocada en una urna. To- 
dos los viernes del año hay misa solemne con órgano 
y música por don Pedro Miguel, maestrescuela y 
canónigo de esta santa iglesia. (Año de 1663. Doc. 
del Arch.) (1) 

Luego que se sale de la referida capilla á mano 

izquierda se lee la noticia siguiente: 

Don Francisco Ramírez y Montalvo A bad de Gamonal 
y Canónigo de esta Santa Iglesia dotó estas dos sepul- 
turas, la una para rectores de Colegio de Mozos de coro 
de esta Santa Iglesia, y la otra para dichos mozos de 
coro que murieren en servicio de dicha iglesia y coro en 
IOU225mrs. de renta en cada año como consta por es- 
critura ante Francisco Fernandez Yaldivielso escribano 
del u.* de esta Ciudad en 28 de Agosto de 1&97. Murió 
en 5 de Julio de 1605. 



(1) En tiempo de D- Manricio, obispo yfandador de la Catedral, dice 
Berganza, tenían los señores canónigos su vivienda en la circunferencia 
de los claustros antiguos. El tramo ó ala que caia al poniente era el 
qne hoy sirve de capilla, que Uaaián de los Remedios y santo Cristo. 



126 

Frente á la capilla que heoios descrito (pero junio 
á la bóveda) se halla el reloj de la santa Iglesia, el 
cual tiene dos esferas (una en lo interior de la Igle- 
sia y la otra da á ia calle) y es de máquina eon figu- 
ras, aunque no tan complicada como las de otras igle- 
sias, pues esta consta de solas dos figuras humanas 
aparentes, una de mediano tamaño que llaman Mar- 
tinillo, el cual abre una portezuela, se asoma, dalos 
cuartos y se vuelve á encerrar; y olra de tamaño 
natural {el Papamoscas) , siempre visible, que tiene 
un papel de música en la mano, y abre la boca 
cuando toca horas. {Bosart){í) 

CIíAÜSTRO. 



La entrada principal del claustro es obra muy an- 1 
tigua y de mérito por las muchas estatuas, labores y* 
adornos que se hallan en ella y en las puertas. En 
estas se ven de medio relieve la entrada triunfante de 
N. S. J. C. en Jerusalen, y la bajada al seno de 
Abrahan, y allí se vé un dragón que arroja de si 
figuras humanas, las cuales recibe el Señor; san Pe- 

(1) Sobre el arco de la puerta principal que llaman de Santa María 
por la parte interior se üalla uaa estatua del Salvador, y á los dos lados 
está escrito: Ego sum Alpha et Oniega. Principium 'el Finís. 



127 

dro y san Pablo App., á los lados de estos los cuatro 
Evangelistas, y en las tres agujitas nueve efigies, 
tres en cada una, y en la del medio es una iráágeo 
de nuestra Señora. Dichas puertas se hicieron á es- 
pensas del Sr. Acuña, obispo de Burgos, cuyas armas 
se ven esculpidas en los travesanos. Al rededor del 
arco hay dos hileras de estatuas, y en la clave dos 
ángeles con dos coronas en las manos. En el centro 
se halla representado el bautismo de N. S. J. C en 
el Jordán, El Señor está sentado, san Juan bautiza 
con inmediación al Señor, y en la parle superior de 
la medalla estíj la figura del Espíritu Sanio, como se 
acostumbra en la representación de este asunto. No 
hay mas diferencia entre esta composición y las co 
muñes, sino la que resulta de la aptitud de la figura 
del Señor, que es sentada, y ser en las comunes de 
pie derecho. La causa de haber tomado el escultor 
gótico este partido, fué querer espresar la inmersión 
en el Jordán. El Señor fué bautizado por inmersión, 
no por ablución, circunstancia que procuran evitar 
los artistas por razón de decoro, como evitan repre- 
sentar la cena poniendo al Señor y á los Apóstoles 
sentados en sillas á nuestra manera ocidental, y no. 
á la manera oriental por tierra. Queriendo pues el 
escultor de esta medalla significar la inmersión en 
el Jordán, recurió- ingeniosamente á poner sentada 
la figura del Señor desnudo, sobre cuyas piernas y, 



12S 

muslos hizo pasar las aguas del rio, con lo que quedé 
denotada la inmersión. Cuatro estatuas de tamaño na- 
tural, que representan al santo Rey David, Isaias, el 
arcángel san Gabriel y nuestra Señora hermosean esta 
magnifica portada, y entre sus adornos se ven tam- 
bién por toda ella escudos con castillos y leones. Es- 
digna de elogiarse una cabeza de piedra que dicen 
ser retrato de san Francisco de Asis (1), y debajo de 
ella se lee la inscripción siguiente: 

Dios el de la s . d.. 

r . á é Santa María 

guien esto mandó pin 

tur le alumbre 

ios alumbre la 

su facienda é I 

libre de los pe 

ligros malos 

q por el mund 

son. Amen, 

Dios 
Esta inscripción nos hace ver que todas las figuras 
de esta entrada han estado pintadas de colores, los 
cuales lodavia se conservan en algunas estatuas. 



(1) Es tradición que cuando se estaba baciendo esta portaela s« ht- 
Haba e! santo en Burgos para fundar su orden, y que picando por aqui, 
uno ie los escultores delineó su fisonomía en la piedra, y la colocó en 
«1 sttio qu8 hasta hoy dia se conserva. 



119 

El claustro es espacioso y (!« un gótico puro comp 
del siglo XIV. Ealos cuatro tramos ó alas hay muchas 
estatuas de santos, patriarcas, obispos, héroes y he- 
roínas, y muchos sepulcros, teniéndose por los me- 
jores los de los señores ülescas, señor Ruiloba y el 
de don Diego de Santander. Hay ademas cinco capi- 
llas que se denominan: la délos santos Reyes, la de 
don Juan Estevanez, la deí Corpus Cristi, la de santa 
Catalina. V. y M. y la á.\ san Gerónimo doctor, (1) 
cuya descripción hacemos por !os mismos tramos y 
arcos. Entrando en dicho claustro á mano derecha 
por el primer tramo, en el arco primero se halla el 
sepulcro de D. Gonzalo de Aguilar; sobre la tapa es- 
tá su figura en hábito sacerdotal con un perro á los 
pies, un libro cerrado en las manos, y la urna toda 
llena de escudos con águilas de realce. Kl arco se ve 
adornado de labores y figuras como lo están todos los 
de este tramo: en el centro la estatua de un obispo, 
y debajo este epitafio. 

Aqui reposa el cuerpo del circunspecto varen el ba- 
chiller Gonzalo Fernandez de Aguilar, Canónigo Ar- 
cipreste de Burgos, Rector de la casa de san Lucas. Han 
de decir los Señores del Cabildo ciertas memorias cada 
año. Los capellanes del número cada martes una misa 

(1) También parece hubo capilla de san Sebastian Mártir en el refe- 
rido claustro. Hoy se halla este santo en el relicario, y en el dia de su 
festividad á primeras vísperas se lleva en procesión desde la sacristía 
antigua al altar mayor, y en el propio día á las segundas vísperas se 
vuelve con la misma solemnidad á dicha sacristía. 



130 

cantada de requien pa siempre, finó lunes á VIII de 
abril de LXXXH (U82) 

En el segundo arco, el del señor López, su figura 
echada de medio lado, con hábito de sacerdote; tiene 
un libro abierto eu las raanos> á los pies un niño con 
otro libro, pero cerrado: la cabeza es de alabastro, 
acaso será retrato, la urna está adornada con cuatro 
estatuas á los costados, en su frente dos escudos y 
la Virgen con su hijo difunto en los brazos: en «1 
centro del arco un obispo, y debajo una tarjeta real- 
zada en la que se lee: 

Aquí yace el venerable Juan López del Hospital, 
Canónigo de esta santa Iglesia de Burgos, capellán ma- 
yor de la capilla de la «anta Vesitacion el cual residió en 
esta santa Iglesia 52 años. Falleció á XI de Enero, año 
del Señor de 1489 años cuya anima Dios tenga en gloria. 
Estos dos sepulcros se hallan cerrados con rejas. 
El tercero solo se ve en el centro del arco la estatua 
de otro obispo y dos gradas que sirven de asiento. 
En el arco cuarto, el del Illmo. Sr. don Mateo Rei- 
nal, Obispo de Burgos, que murió en olor de santi- 
dad el 1« de Octubre de 1265, y se depositó en la 
capilla que ahora es de San Juan de Sahaguii; y en 
el año de 1621 (por que impedia el paso) se trasladó 
á este sitio. Dice el Señor de Florez, que le hallaron 
tan incorruto'y las vestiduras pontificales con tal 
integridad como si acabaran <^ntonces de enterrarle, 
habiendo pasado mas de 361 años. La tapa tiene una 
figura en hábito pontifical; la urna está llena de e&^ 



trellas, y al costado otra figura de obispo difunto y 
dos ángeles en actitud de llevar su alma álos cielos. 
En el centro del arco la estatua de un Rey. En el 
quinto el de don Pedro Martínez; la urna se halla 
adornada con los cualro doctores de la iglesia, y 
nuestra Señora con su hijo difunto en los brazos, á 
los costados también la misma Virgen con el niño 
Jesús y un escudo sostenido por dos ángeles; sobre 
la urna una figura de sacerdote con un libro abierto 
en las manos, y á los pies un león; y dicha urna 
también está sobre leones; en el centro del arco un 
obispo, y debajo el epitafio que dice así: 

Aqai yace don Pedro Martínez Ayllon, Bachiller en 
4ecretos, Abad de Frenuncea que Dios haya en esta 
iglesia, el cual finó á cinco dias del mes de octubre 
año del nacimiento de nuestro señor Jesucrisc© de 
MCCCCLVI afjos. 

En el sesto el del Sr. Gadea; sobre la urna, qu« 
levantará como un palmo, -se ve su figura en pizarra, 
tiene en las manos un libro, á los pies un niño, y á los 
dos costados tres figuras, una de ellas representa á 
un caballero, cuyo traje debe de llamar la atención 
de los curiosos: estos dos sepulcros se hallan también 
'Cerrados con rejas, y en la del segundo hay un es- 
cudo de armas. En el centro del arco Jesucristo sen- 
tado, y á los lados dos figuras de hombre y mujer en 
ademan de orar ó interceder, y cuatro ángeles con 
las insignias de la pasión. Aquí sirvié también de 



182 

capilla titulada de los Santos Reyes, y se pintó en 
el año de 1495 á espensas de don Pedro de Alcalá. 
En el dia se conserva la alacena para guardar los or- 
namentos sagrados, la mesa de altar y una pintura 
de los santos Reyes, (1) la cual permanece cerrada 
todo el año, menos el dia de la Epifanía y octava del 
Corpus Cristi. En este último arco se baila la subida 
para las habitaciones de los dependientes de esta 
santa Iglesia, (2) á la parte opuesta hay un epítafic 
que dice lo siguiente: 

Aquí yace el reverendo señor don Pedro Martina 
Gadea, abad de Cabalas é canónigo de esta Iglesia, ca 
pellan de los Reyes don Enriqae^ don Fernando é don 
Isabel; dejó á los señores deán é cabildo los préstamo 
de santa Gadea, é Quintanapalla, é Montorio, é Quin 
tana los Cojos; han le de decir dos memorias especíale 
el dia de Santiago de julio, y en la traslación de dicien 
bre, y doce memorias rorrientcs en los primeros dií 
de cada mes, y en las fiestas que hay maytina ha 
de decir Ave regina ccelorum: con una coleta y co 
dos hachas ante el facistorio. Falleció á XI de ma^ 
de M.CCCCLXXXIIT. Está con él sepultado Hernanc 
Gadea, racionero; han le de decir dos memorias. ^ 
lleció á XXIII de abril de M.DXV. En la losa dic- 
Virtus: soda: vitcetfuü: gloria: mortis: comes. 



(1) Es de la escuela Flamenca. En una de las puerlecillas á la par 
de adentro, está pintado el misterio de la AnanclaciOD, y en la ot 
San Eustaquio. 

(2) Es una escalera asplral que termina en una torrecilla de pu 
ton, la cual hace simetría con la que asta al otro estremo del claus# 



133 

En el tramo 2." arco primero está el sepulcro ilel 
eñor don Pedro de Sopúlvcda, á los dos costados de 
ri urna la Anunciación de Nuestra Señora y el Sal- 
ador con dos figui'as á los lados en ademan de orar 
• interceder, detrás dos ángeles; el frontis está l!eno 
le escudos de armas y sobre la tapa su figura con 
m libro cerrado en las manos. También se halla 
•errado con fuerte reja por delante. El arco se ve 
idornado de follages y figuras como están todos los 
ie este segundo tramo. En el centro una estatua de 
ían Pedro Apóstol, y debajo este epitafio: 

Aquí yace don Pero Fernandez de Sepulveda que 
)ios perdone capellán mayor de los Reyes D. Juan é don. 
Enrique de Castiella, Arcediano de Treviiio en esta 
glesia el cual fiuó vegilia de S. Pedro á XXI dias do 
yebí-tíro anno Doni. MILLO. CCCXCIIII. A el perdono 
Oíos é asi faga á todos Amen. Paternóster. 

En el segundo arco, el del Sr. Sánchez, sobre la 

urna su figura con un libro en la mano y á los pies^ 

un niño; en dicha urna la Anunciación, dos escudos 

de armas, y al costado izquierdo la Visilacion. En el 

ceníró del arco la estatua de un obispo y'una tarjeta 

realzada en la que está escrito. 

Aquí yace el honrado Juan Sánchez de Sepulveda 
Canónigo y Sochantre en esta iglesia, residió en ella, 
cincuenta años; cuya anima Dios haya; finó á cinco 
dias de abril ano de M.CCCCLXXXVI años. 

En el 3.', el del señor Ladfesa, llama la atención 

10 



134 

de los curiosos su arco semicircular; en el centro se 
hallan dos escudos y la inscripción siguiente: 

Aqui yace Ferran Ferrandeto é Ladfesa que Dios 
perd«ie amen: é dispensero mayor que fue del infante 
don Juan é finó postremero dia del mes de Setrebre, 
era de M é CCC é LXXX cinco annos. 

Oíros dos escudos se hallan en el colado de las 

piedras, y tres en la urna, y sobre el arco sepulcral 

san Bartolomé Aposlol. En el 4.', el del Sr. Ruilobn, 

la urna tiene una tárjela sostenida por dos ángeles, 

en la que se lee: 

Aquí está sepultado Pero Sainzde Ruiloba, Cauónigo 
que fu 9 de esta Santa Iglesia. Fallesció á dos dias del 
mes de Julio de mil quinientos treinta y un años 
K. I. P. 

Sobre la tapa su figura en habito sacerdotal, con 
un libro en las manos, á los pies un niño en aclilwd 
conlempliUiva, en el centro del arco la Virgen con 
su Hijo difunto en los brazos, á los dos lados san 
Pedro y san Pablo Apóstoles, y debajo dos escudos. 
Sobre el arco sepulcral una estatua y á los dos lados 
san Mi^'uel y san Juan Bautista; se halla cerratlo con 
reja por delante. En el 5 ', en el centro del arco 
santa Catalina Virgen y iMartir, y mas abajo se lee lo 
siguiente: 

Aqui yace Pedro García de Lalo Canónigo que fue 
de esta santa iglesia el cual sin las memorias que 1© 
dicen los señores del Cabildo, dejó un Hospital em la.- 
puebla el cual se pasó al de san Lucas: Falleció á XX ' 
dias dt Ajf osto de MCCCCLXXVI años. 



.135 

Yace también aquí el canónigo Diego de Agreda su 
sobrino por el cual han de decir los capellanes del nu- 
mero todos los miércoles del año una misa rezada y el 
responso, sobre esta su sepultura; falleció á XIII de 
Agosto de M. D. L. años. X P M. «¿ hereditaret heredes 
fecit pauperes. 

En el 6°. el del Sr. Santander: el nombre de San- 
tander, (dice Bosarte) que en los catálogos de los 
prebendados antiguos de la catedral de Burgos se 
leia confundido entre tantos, debe ya mirarse con 
distinción por causa solamente de su sepulcro. 
¡Qué bella urna! (1) (sigue después.) ¡Qué arquitec- 
tura! ¡Qué ornatos! Pero aunque cada cosa por si es 
una maravilla, todo cede á la imagen de nuestra 
Señora con el Niño, que es un relieve colocado en 
el vano del arco, que es de piedra Onloria, y tiene 
tres pies de alto y cuatro de largo. La actitud de la 
cabeza de la Señora es al modo de la Virgen de la 
silla de Rafael: el campo son unas aguas ondeadas, 
lo cual puede indicar que el pensamiento del mori- 
bundo dueño de la obra fué encomendarse á nuestra 
Señora en el sentido de Stella maris succurri cadenti. 
Estrella del mar, socorre al que cae. La composición 
de la figura de la Virgen es tan valiente, que el 
escultor que quiera imitarla se perderá. A primera 
vista parece de medio cuerpo, pero es de cuerpo 
entero. El pie izquierdo es calzado; la rodilla dere- 

(1) Sobre ella está su tigura, ia cital^tien» miiUladas las narices. 



136 • 

cha se apoya sobre la cabeza de un serafín; tiene 
sujeto con la mano derecha un libro abierto, y con la 
izquierda al niño, cuya gracia es absolutamente ini- 
mitable. En el frontis de la urna se lee; 

Aqí yace el Rdo. señor Diego de Santander Canó- 
nigo de esta santa iglesia y sobrino del Rmo. Señor 
Obispo de Falencia don Alonso de Bargos, que finó á27 
días de Setiembre aiio de 1523. 

A los dos lados se hallan dos escudos con la flor 

(le lis y sobre el aro sepulcral una estatua. En el 

7/ el del señor Gonzalo, se halla su figura sobre la 

lapa con habito de Sacerdote, en el centro del arco la 

Resurrección y debajo una cartela en la que dice: 

Aquí yace el Reverendo Señor Gonzalo de Burgos 
Doctor en decretos Protonario Apostólico Abad de San 
Qiiirce Canónigo en esta santa iglesia. Finó á III de 
Mayo año de M. D. IX. Han le decir los señores del 

Cabildo 

A los dos lados san Pedro Apóstol y san An- 
tonio de Padua: en la urna dos escudos de armas 
y en medio el Salvador hablando con la Samari- 
tana. Sobre el arco de este altar sepulcral hay dos 
estatuas, de las cuales dice Florez (tomo 26) con 
Argaiz, que la una representa á san Iñigo vestido de 
monje; y la otra á san Alón Obispo de Oca. Registré 
(sigue el mismo Florez) atentamente las figuras y no 
hallé indicio de obispo, ni quien asegura tal espe- 
cie. (Decimos lo mismo.) En el 8.° hay otro sepuli lo 
arrimado á la pared, pero sin epitafio. Sobre la ur- 



137 

na una figura con hábito de sacerdote, á los costadoí^ 
1? Anunciación y el Salvador con desfiguras en ado 
%ian íle orar ó interceder, en su frente cuatro es- 
curios de armas y en el centro del arco tres estatua^ 
embebidas en la pared; dicen es san Pedro Ap. cu- 
rando á un enfermo, el cual está envuelto en una sá- 
bana cuyas estremidades tienen asidas las dos figu- 
rasc El arco 9/ sirvió^de capilla llamada de don Juan 
Estevanez, en cuyo centro se halla una cruz de pie- 
dra muy sencilla (1) y mas arriba un santo Cristo 
con san Juan y la Dolorosa á los lados. Dicho arco 
y efigies se conocen han estado pintadas. 

En el Iranio 3." arco 1 .° se halla en su centro una 
estatua, y en la clave una campanilla para llamar 
al portero desdóla sala capitular. En el arco 2.° el 
sepulcro del señor Grigera, la urna se halla destitui- 
da de adornos, sobre la tapa un bulto de sacerdote 
con las manos puestas, á los pies un niño con un 
libro abierto puesto sobre un tapete: en el centro del 
arco una estatua y debajo una tarjeta realzada que 
dice: 

Aqaí yace el honorable mu^' discreto Pedro Rodríguez 
de Grigera Bachiller en Decretos Canónigo en esta santa 
iglesia de Burgos, Vicario general en todo el Obispado: 



(1) Antiguamente hubo <itra cruz en el mismo sitio, y en ella la 
inscripción siguiente: 

Ecce nomem divinara I Pone in corde tuo. 

Rt ejus passionis signum. | El gaudcbis in regno suo. 



residió en ella catorce años, é entre otras memorias que 
en ella instituyó dejó este Breviario suyo para que 
recen los Canónigos é rüeguen á Dios por él: fiaó & 
XXVII dias de Febrero año de nu estro Señor Jesucristo 
de MCCCCLXXXIII años. 

En la losa dice: 

OJesu Redemptor mi propitius esto mihi peccateri. •• O mi 
Redentor Jesús, muéstrate propicio á mi pecador. 

En el arco 3 * se halla la entrada á la capilla que se 
dice haber sido la del Corpus Cristi; (1) esta hacia 
la parle del norte, y hace mucho tiempo no tiene 
altar; en el dia solo sirve de paso á la sala capitular 



(1) Para subir á esta capilla liay tres gradas, y lá portada está lle- 
na dd castillos y lo mismo en el interior de ella: en el centro del arco 
-í- C. ton dos figuras de tiorabre y muger (debajo otras ios con ui 
castillo interpuesto) y cuatro ángeles con las insignias de la pailón. 
También se dice está» enterrados en ella donJuanydon Pedro Castellanos, 
caballeros de Villazopeque, y muy estimados de S. Fernando Rey de 
España, sus armas son unos castillos de que se ba becho mención. 

El dia 27 de octubre de 1854 se descubrieron dos sepulcros que hay 
á mano derecba según se entra á la sala capitular en donde se hallaron 
tres cadáveres. (Uno de ellos aun conserva los zapatos muy puntiagudos 
acaso puede ser que sean los referidos caballeros de Villazopeque,) para lo 
cual se quitaron las tapas de las urnas que eran de yeso, y se pusieron 
otras de piedra Ontoria. Sobre ellas ban colocado dos estatuas de már- 
mol blanco, que pertenecían al convento de los P. P. Trinitarios, las 
cuales representan, (según Florez) á D. García Manrique y Doña Juana 
Enriquez su muger, condes de Castañeda. Se advierte esto para que no 
se crea que dichas estatuas representan á los caballeros que están enter- 
rados en los referidos sepulcros. 

Los bultos de dichos Condes están ricamente vestidos, y sí hubiéra- 
mos de analizarlos circunstanciadamente sería menester llenar muchas 
páginas, nos contentamos con decir, que ya la musculatura de las ma- 
nos, los guantes, las cadenas de una y otra figura, los pendiente» y la 
pechera de la señora, y las labores de los almohadones pueden servir de 
modelo de dibujos y ejecucloa de ornato, que ni vaciados en cera admi- 
tirían mayor finura. 



139 

y subida al archivo de la santa iglesia (1) en su re- 
cinto se hallan rariés sepulcros; según se sube al re- 
ferido archivo está el de los nobles y católicos cris- 
tianos don Miguel y doña ücenda su muger; en el 
centro del arco sepulcral se halla la inscripción si- 
guiente: 

En esta sepultura están los huesos de los nobles é 
Católicos cristianos don Miguel Esteban de Huerto del 
Rey é doña Ucenda su mujer, que finaron en veinte 
y nucTe dias de Agosto en la Era de MCCCXXI años: 
los cuales dotaron la cofradía de Sta. Maria de Gamo- 
nal que dicen de los caballeros; los cualeí cofadres por 
los mas venerar les tresladaron desta claustra de abajo 
á esta capiUa é sepulcro. Nuestro Seíior los coloque en 
su gloria. Amen. 

Dicho sepulcro está embebido en la pared con 
bultos muy bien conservados, y sobre el arco dos es- 
cudos de armas. 

Un monumento se halla en el sitio que llaman las 
Calzadas y unido con la tapia de la huerta del ex-con- 
vento de san Juan, donde estuvieron las casas de di- 



(1) Este arcbivo es célebre por su antigüedad, y que acaso debe 
contarse entre los prínaeros délas Iglesias de España. EstasUuado lobre 
la Sala Capitular, y su payimento es igual k esta, con techo de bóveda 
y luces ai Oriente y Norte: su escalera es de piedra, que vuela por la pa- 
red de la sala do Juan Cuchitler, y se eleva basta cerca del embovedado. 
Tiene dos puertas^ una de balaustres de hierro, y otra enseguida y casi 
unida de chapa claveteada, con la particularidad de que primero reabre 
4a segunda que la primera. Ai medio de la puerta de Ifalaustres y en 
letras de relieve de dos pulgadas de elevación, de carácter gólicn, bay 
Ün rótulo, sabiamente aplicado al objeto, que dice: Camenarumncestut 
tapitntia. 



( hos señores, como lo manifiesta también la inscrip- 

oion qiietiene y es como se sigue; 

Kn este sitio que es hoy dia del Gonvento de san Juaa 
<!e esta ciudad de Burgos, fundaron las casas de don Mi- 
fí uel Esteban y doña Ucenda su muger que Dios haya ve- 
' iuos que fueron de ella y grandes bienhechores de la 
xofradia de los CíibaUeros sita en la iglesia de nuestra 
♦."efiora de Gamonal, año de 1ÍÍ43, hasta que se fueron ca- 
yendo sin poderse reparar, y para perpetua memori» 
»le ellos y de les dichos ^us f andadores los Caballeros de 
Ja dicha cofradía hicieron poner aquí este padrón y le- 
trero de acuerdo j consentimiento espreso con el dicho 
convento. Año de 1623. 

En la referida capilla yace Juan Cuchiller, fue 
criado de Enrique III, llamado el Eofermo, el cual 
hallándose en una ocasión sin dinero para comprar 
de cen ir, vendió su gabán, y socorrió la necesidad 
del Rr y de Castilla. La figura es de alabastro, con 
nn perro á los pies y levantada del pavimento eorao 
un pa'mo. He aquí viene el ser mas conocida esta 
capilla por la de Juan Cuchiller. que por la del Cor- 
nos Crisli. Se ve sosleniilo por auormes barrónos 
de hierro, y pendiente de «na cadena del mismo 
metal u:i fuertísimo arcon ó cofre de madera, que al 
parecer debe de ser de álamo negro, bastante apoli- 
llado y de trabajo tosco, guarnecido lodo él con bar- 
ras y argollas de hierro; tres fuertes cerraduras le 
♦ resguarMan.y >ii tapa es maciza y toda de una pieza, 
indicando tanto su estructura como su estado y lo 
grosero de sus materiales pertenecer" á una remota 



111 

antigüedad. Sus dimensiones son seis palmos de largo 
por tres de fondo y dos y medio de alio. Una tradi- 
ción constante afirma haber pertenecido aquel cofre 
al Cid Rodrigo de Vivar. Refiérese que hallándose 
escaso de fondos para emprender la espedicion contra 
Valencia, pidió á unos judios una considerable suma, 
y les dio en prendas unos cofres que les dijo estaban 
llenos de oro y de pedrería, pero que, en realidad solo 
lo estaban de guijarros, aunque cubiertos por encima 
con riquísimas telas. Los hebreos fiados en la buena 
fe del Cid hubieron de contentarse con mirar solo 
por encima, y entregaron la suma que les pedia, la 
cual fue religiosamente reintegrada tan luego como 
en la primer batalla contra los moros se apoderó de 
un riquísimo bolin. 

En el primer lienzo de la pared de la mano iz- 
quierda luego que se entra, hay una pintura del Cam- 
peador, y en el segundo, el referido cofre y debajo 
un tarjeton que dice: «COFRE DEL CID.» 

La Sala capitular es la estancia en donde tienen los 
prebendados de esta sarita iglesia sus cabildos; sé 
halla adornada con cornucopias y las pinturas si- 
guientes: el SSmo. Cristo de la Agonía, es pintura de 
Greco, cuya firma puede verse formada en una som- 
bra que hay al pie de la cruz; el Nacimiento de san 
Juan Bautista, se dicees de Jordán; san Juan Evan- 

gelisla, se dice es de Murillo; la Concepción de Núes- 



142 

tra Señora; su Asunción; olra Asunción, y Nuestra 
Sefiora con el lílulode la Leche. Los bancos en donde 
se sientan los señores Capitulares son de nogal, pero 
muy sencillos. Las paredes se cubren en tiempo de 
invierno con tapices (1), y en el verano con colga- 
duras de damasco encarnado. La techumbre es dig- 
na de atención por su antigüedad, con arabescos y 
colgantes dorados: en el friso de la cornisa que rodea 
á toda la sala, y en letras de carácter gótico, hay 
un rótulo, el cual está tomado del capitulo tercero del 
libro de los Proverbios que empieza asi: 

Hijo mió, no olrides mi 
ley y guarde tu corazón mis 
preceptos. 

Por que ellos te añadirán 
largos dias, y años de vida 
y paz. 

Ño se aparten de ti la mise- 
ricordia y la verdad: rodéa- 
las á tu garganta, y cópialas 
en Jas tablas de tu corazón. 

Y hallarás gracia y buen 
proceder delante de Dios y 
y de los hombres. 

De todo tu corazón ten 
confianza en el Señor, y no 
te apoyes pn tu prudencia. 

Bienaventurado el hom- 
bre que halló la sabiduría, y 
que es rico en prudencia. 



Fili mi, ne oUiviscaris le- 
gis mece, et pr<ecepta mea cor 
íuum custodiat. 

Longitudinem enim dierum, 
et annos vitm, et pacem appo- 
nent tiU 

Misericordia, et peritas te 
non deserant circunda e as gut- 
turi tuo, et describe in tabulis 
cordis tui: 

Et inventes gratiam et dis- 
ciplinam lonam coram Beo et 
hominibus. 

Habe jiduciam in Domino 
ex toto corde tuo, et ne inni- 
tarit prudentia tuce. 

Beatus homo, qui invenit 
sapientiam, et qui afjluitpru- 
dentia. 



(1) Se hallan od elos represeotadas las virtudes Fé, Bsperanza, y 
Caridad; Prudtncla, Justicia, Fortaleza y Templania. 



Melior est acquisitio ejus 
^negotiatiom argenti, et auri 
frimi tt purissimi ffucCus 
ejus. 

Prttiosior est cunctis opi- 
bus: et omnia qu<B deside- 
rantnr, huic non valent com- 
parari. 

Longitudo dierum in dex- 
teraejus, etin sinixtra 111%%$ 
divitiís et gloria. 

Via ejus (1) via pulcra^ et 
omnes semita illus pacifica. 

Lignum vita est hiSj qui 
apprehenderint eam; et qiii te- 
nuerint eam heatus. 



t43 

Mejor es su adquisición 
que la graugería déla plata, 
y sus frutos mejores que !« 
del oro mejor y mas puro. 

Mas preciosa es que todas 
las riquezas; y cuantas cosas 
son de desear, no se pueden 
comparar con ella. 

Largueza de dias en su 
derecha, y en su izquierda 
riquezas y gloria. 

Suscaminos, caminos her- 
mosos, y todas su sendas 
son de paz. 

Árbol de vida es para aque- 
llos que la alcanzaren; y 
bienaventurado el que la 
tuviere asida. 



Debajo de la cornisa, y en letra moderna, hay 



otro rótulo que dice: 

Sapientia aperuit «s muto- 
rum et linguas infantiumfe- 
cit disertas. 

Beatus homo, quemtueru- 
dieris Domine: et de lege tua 
iocueris. 

Da mihi Domine sedium 
tuarum asistricem sapien- 
tiam, ut meeum sit et mecum 
laboret. (2) 



La sabiduría abrióla boca 
de los mudóse hizo elocuen- 
tes las lenguas de los infantes 

Bienaventurado el hom- 
bre, á quien tu instruyeres, 
Señor, y le enseñorestuley. 

Dame Señor la sabiduria 
que asiste á tu trono, para 
que este comigo y conmigo 
trabaje. 



(1) ftespue» de VicB ejus... esta escrito: Ave Maria gratia pltna Do- 
ninus tecum... y es porque en algún tiempo han debido borrarse las 
palabras de dicbo Versículo; y acaso por no saber lo que legula, pusié- 
ronla salutacíou de nuestra Señora, debiendo haber puesto: Yice ejut 
vite pulcrce etc. 

(i) Este rótulo no se puede leer por estar cubierto todo el ano con 
los lapices ó colgaduras de damasco; y solo está deicabierto Ínterin se 
quitan aquellos y s« poneo estas, ó tice versa. 



144 

En el arco í° el sepulcro del señor Serracin, la 
urna se halla adornada con escudos y en medio la 
crucifixión. Su figura está con hábito sacerdotal con 
un libro en las manos, y á los pies un perro. En la 
fuerte reja que tiene hay doce mecheros en donde 
se colocan otros tantos cirios blancos el dia de los 
difuntos. En el centro del arco una estatua del Após- 
tol Santiago, y debiíjo dos tarjetas realzadas en las 
que se lee lo siguiente: 

Aqui yace elRdo. Padre D. Pedro Serracin, Dean quf 
fue de esta Santa Iglesia, el cual fundó é dotó la cas? 
Hospital de San Lucas; dejó la administración de ella ; 
los Señores Dean y Cabildo de esta dicha iglesia. Finí 
en el año de M.QOLXXXVm. 

Las memorias^ que el Dean D. P^dro de Serracin fun- 
dó en su Hospital de San Lucas se trasladaron año ck 
1612 con autoridad apostólica á esta Santa iglesia dond( 
los señores prebendados dicen cada dia las dos misat 
que se cumplían, por capellanes en el dicho Hospital, 3 
añadieron un aniversario solemne la víspera y dia ¿i 
San Lucas. El valor de la casa y Hospitalidad de pere 
grinos se conmutó en "cuatro mil ducados á los niño 
expósitos. j^ 

En el arco 5.' se halla la entrada á la capilla d? 
santa Catalina V. y M.; tiene tres gradas, dos de pi- 
zarra y la tercera de jaspe, la portada esta llena de 
castillos y leones, al rededor del arco franjas corri- 
das que forman los calados de las piedras, y en el 
centro el Descendimiento de N. S. J. C. Cuando se 
habló (|e la de san Juan de Sahagun digiraos qu( 



145 

iquella fué de santa Catalina, y que dicha santa se 
trasladó á esta (1) de donde tomó su titulo, aunque 
en el día es mas conocida por la sacristía antigua ó 
sala de los retratos de los obispos y arzobispos. Fué 
sacristía hasta el ano de 1765, pues en aquel tiempo 
se hizo la que esta junto al altar mayor, como queda 
dicho pág. 05. Esta se edificó por los años 1378 
para sepultar el cuerpo del Rey don Enrique II, pero 
esto no se verificó por que en su última hora man- 
dó enterrarse en Toledo en la capilla que mandó edi- 
ficar allí; en esta estuvo de cuerpo presente mientras 
se le hicieron las exequias con toda solemnidad. Hay 
en dicha sacristía doce espejos, fabricados en Yene- 
cia (uno es luna distinta) y dos arbolítos de coral 
adornados con piedras preciosas. La suntuosa cajo- 
nería^ (2) el pavimento de mármoles y pizarra, los 
retratos de los señores obispos y arzobispos hasta sus 
dias, cuyos cuadros cubren las cuatro paredes', (3) 

(1) También se halla en algunos documentos manuscritos que la 
referida santa fue trasladada deíde su capilla á la de sau Juan de Saha- 
gun, y de esta á la sacristía nueva donde lioy está colocada. 

(2) Es obra de don Pedro Martínez, raonge benedictino del monas- 
terio de Gardefia y maestro del Arzobispado. (Berganza.) 

(3) Ciento viente y ocho cuadros son los que llenan los cuatro lien- 
zos de pared , noventa y seis obi?pos y quince arzobispos, que son los 
que mandó hacer el Sr. Navarrete á don Nicolás de la Cuadra: famoso 
pintor y vecino de Bilbao: los diez y siete restantes, incluso dicho pre- 
lado,' hasta el número de los ciento veinte y ocho: se han hecho según 
han ido falleciendo los señores Arzobispos, á quienes representan, que 
son los verdaderos retratos. También se halla la carta de hermandad 
del cabildo de esta santa Iglesia con los religiosos de Saa Franciseo 
de Asís. 



116 

lo costeo el señor de Navarrete, cuyas armas se ha- 
llan junto á la puerta de entrada embutidas en pie- 
dra, y al rededor eslá escrito: «Este losado y cajo- 
nes hizo el Illmo. señor don Manuel de Navarrete 
Ladrón de Guevara, arzobispo de esta santa iglesia 
de Burgos, á beneficio de ella y para mayor honra y 
gloria de Dios. Año de 1713. » (1) El esterior de esta 
capilla tiene cuatro torrecillas, se halla rodeada de 
un antepeche de piedras caladas, y debajo muchos 
adornos, follages y figuras; sobre una ventana, llena 
también de labores, hay una estatua de un obispo, 
y en la misma ventana la cabeza de un rey. 

En el arco 6." una alacena, una estatua de Abra- 
ham sacrificando á su hijo Isaac, y una tárjela con 
la noticia siguiente: 

Aquí yace don Diego Martínez de Villaute Racione- 
ro que fué de esta santa iglesia, familiar del señor 
Obispo don Alonso el cual puso estos tres bribíarios en 
esta claustra: los que en ellos rezaren plegalos de ro- 
gar á Dios por su ánima é finó á XIX días del mes de 
Enero anno del Señor de MCCCCLI annos. 

En el 7." se halla el sepulcro del Sr. Illescas. en 
en el centro del arco el nacimiento de N. S. J. C. de- 
bajo una tarjeta sostenida por dos niños, en la que 
dice: 

(1) Dentro de la misma sacristía en lai repitas de los ocho pilares se 
Ten ocho medallas, que se dice representan 4 otros tantos pasajes del 
Rey don Ipriqae U, (os cuales llaman la atención de los curiosos é In- 
teligentes. 



i .i I ', 



147 

Aquí esta sepultado el Reverendo Señor é Licenciado 
Gaspar de Ulescas Canónigo que fué en esta ianta igle- 
sia el cual residió en ella 33 anos. Fallesció 1.* dia de 
Abril de 1529 anos. 

A los lados S. Bartolomé aposto!, S Bernardo, san 
Gerónimo y san Judas Tadeo; remata en una estatua 
de un obispo, que es mas antigua que el altar sepul- 
cral, y á los lados dos medallas de san Pedro y san 
Pablo Apósts. La urna esta adornada con dos escudos 
y sobre la tapa la figura con hábito de sacerdote con 
las manos puestas, y á los pies un niño en aptitud 
contemplativa. Ene! arco 8.' la puerta que dá á la sa- 
cristía de la capilla de Santiago: en dicho arco hay 
una preciosa imagen de nuestra Señora colocada en 
un allarico; y entre los adornos una cabeza de pie- 
dra, cuya tisonomia es alemana y dice Bosaríe que > 
acaso será retratode alguno de las Colonias, que fueron 
los arquitectos de esta santa Iglesia. Hay también 
algunas otras cabezas que parecen retratos. 

En el tramo cuarto arco 1.* hay en su centro la 
estatua de un obispo, y dicho arco como asimismo 
todos los que siguen, menos ol 7/ y 8.* se hallan 
destituidos de adornos, follages y figuras. En el 2.' 
una ventana. En el 3.* la subida á las oficinas de la 
santa Iglesia. El 13 de marzo de 1855 se colocó so- 
bre la puerta una imagen de nuestra Señora de már- 
mol blanco, ejecutada con tanta delicadeza, que ni 
vaciada eu cera admitiría mayor finura; pertenecía 



al convento de PP. Trinitarios. El 4." y 5 * el este- 
rior de la sacristía nueva, y en el 6." la puerta por 
donde se entra á ella. A los dos lados se hallan la 
Anunciación, el ángel á mano izquierda, la Virgen á 
la derecha y debajo está escrito: Laudem dicite Deo 
noslro. Redite vota Deo vestro. (1) Se dice que an- 
tiguamente habia dos atriles con dos Brebiarios para 
rezar las horas canónicas. En el 7." una estatua 
de muger con una cartela en la raano que dice: Si- 
bila Profetisa. En el 8." dos estatuas que representan 
á san Fernando y su esposa doña Beatriz, y se dice 
que en el mismo sitio estuvo la capilla real, en don- 
de se celebró el matrimonio de los referidos san Fer- 
nando y doña Beatriz el 30 de Noviembre dia de san 
Andrés apóstol año de 1219. (2) En el 9.' y último 
arco hay una estatua que parece ser de san Pablo 
apóstol, cuyo martirio se ve de relieve en la repisa. 
La capilla de san Gerónimo Doctor se halla en- 
frente de estos dos últimos arcos. La fundó el licen- 
ciado don Francisco de Mena, protonotario apostólico 
y arcediano de Lara, en el año de 1550. El único 
altar que tiene, aunquQ bastante deteriorado, es muy 



(t) Decid loor á nuestro Dios. Pagad los votos á vuestro Dios. 

(í) Frente á Jas dos estatuas en el primer ángulo del claustro hay 
cuatro m;is pequeñas, que se dice representan a los hijos del dicho san 
Fernando. En el segando la Adoración de los Reyes Majíoá. En el tercero 
don Mauricio, fundador, san Fernando y otros dos personages. En el, 
cuarto la Anuncia«lon de nuestra Señora, David ó Isaías. 



149 

hermoso en el orden grolesto, poblado de estatuas, 

y dedicado á dicho santo. Al lado de la epístola está 
el sepulcro del fundador, la urna está adornada coa 
un escudo de armas sostenido por dos ángeles; sobre 
la tapa una figura de sacerdote, á los pies un niño 
con un libro abierto, en el centro del arco la venida 
del Espíritu santo, debajo el epitafio que dice asi: 

Rclus. vir Doininus Franciscas de Mena, S«dis Apos- 
tolicíe Protonotarius, Archidiaconus de Lara, ac hujus 
airase Ecclesige Caaonicus, totiasque Diócesis Bargensis; 
per qaeni piares annos anteas moderator obiit anno 

Domini MD. . . . die vero. '. . . mensis qui hane 

sacellan fieri jussit et dotavit corpusque saum in ea 
sepeliré prsecepit. Clementia divina auimam ejus in 
coelo Ínter electos saos colocare dignetar. Amen. 

Sobre el arco hay una ventana por donde se co- 
munica la luz á la capilla, y en la vidriera está es- 
crito: Prius mor i quam fcedari. Se halla cerrada 
con dos rejas de hierro que llegan hasta la clave, 
con las armas del fundador; sobre los arcos que son 
semicirculares, hay dos bustos que no se sabe quie- 
nes son. También se ignora quien es el patrono de la 
referida capilla. Dichos claustros por la parle del 
cementerio ó campo-santo se hallan también los ar- 
cos llenos de adornos, follages y figuras, y en cada 
estribo una torrecilla; en medio úc un antepecho que 

cae hacia la parle de la sacri. .íu nueva se ve coloca- 

11 



150 

do un cuadrante, que es el único que se conoce en 

Burgos. 

En medio del campo-santo se halla un crucero, el 
cual tiene algunos adornos y varias estatuas y remala 
en una cruz grande de hierro. 

Debajo de los claustros hay otros perfectamente 
acabados, en donde se hallan varios enterramientos, 
como lo manifiestan los epitafios que allí se encuen- 
tran. En el primer tramo entrando por la nueva 
puerta á mano izquierda se lee: 

Aquí yace Joan de la Costa que Dios perdone que 
fino sábado reinti siete dias dé Setiembre era de m^ 
CCC é VIII anos. * 

Los demás, epitafios no se pueden leer por estar 

cubiertos con muebles y enseres de la santa Iglesia. 

Aquí yace don Esteban que Dios per lona arcipreste 
del Campo é capellán de Santt» Tomás en la iglesia d€ 
Burgos é flnó ^ie»nes portremero dia de agosto era de 
Mil é CCC é XL anos. 

Donis miriflcus Gubernator fidus amicus vir fuit or- 
natus jacet hoc túmulo tumulatus huic de comuni be- 

ne nomen erat doctor uni in daré qui dctur sibi 

fecit hic et dixit bona plurima dum vixií est vii 

laudatus p. alumnos et decoratus nutrivit multos dum. 
vixit cunctorum multos hos exaltavit p. se ... et supe- 
rávit sint sibi comisa pietate remisa et venian det et 

Filius et requies VI LS KAprilis obiit famulus DeJ 

bonse memorise Do. pnus. Gundisalus dictus de comuni 
Canonicus Burgensis Ecclesise rujus anima requiesral 
in pace amen, era ML. é GO XXX. 



151 

respie.... qui et.... in uno et..». eset.... pasceris... 

;jus roga Deum me ut Christe misereatur tui die 

onternoster ave niaria. Obiit Martinus Martini de Cabia 
liaconus et canonicus Rcclesise Burgensis cujus ánima 
equiescat in pace amen, quinto Kalendas octobris era 
I Vlila. é ce L. prima. 

Era mil CCLXVIII Kls. Augnsti, Obiit Joan. Peregr. 
])anonic. 

Era mil CCCXXV Kls. nobembris Obiit Magister Joan, 
jundisalvi Abbatis de Frenuncea. 

El 2.* tramo sirve para casas ó talleres cuya en- 
trada tienen por la calle de la Paloma, las portadas 
son de orden gótico. 

El 3.* y parle del 4.*_lo ocupan las trojes del cabildo, 
en donde hay también epitafios, pero se hallan cubier- 
tos, y en lo restante del mismo tramo cuarto se lee. 

Era de M.COCXXIX obiit Magister P. dictas Sarra- 
;enus Burgensis, ecclesise decanas, cuyas anima re- 
[uiescat in pace amen, sobrias at castas jacet hujus 
logmate pastas, progenie egregias pauperibasque pius 
?, Sarracenas Bargis fuit iste decanus, consilio plenus 
ít gua larga mana cordis erat sani, venerix lux última 
íani. ad cselam rapuit^ lacifer unde ruit, servivit chris- 
te dum mundo vixit, in isto nunctribuuntur ei célica 
lona Dei. 

Los restos mortales del Sr. Sarracín se han tras- 
lado al claustro. Véase pág. 144. 

Obiit famulus Dei Michael Joannis Abbas Frenun- 
;ensis IV kal, Maji Nepos bonse memorias domini Maa- 
ricii quondam Bargensis Episcopi cajas anima requií- 
»t in pace. Anuo ab incarnato Dei Filio, M. CC. XXX. 
primo. 



158 

Quiescit Corpus Joannis Petri Sarraeeni Abbas 

8anct Emiliarii de Lam, cujus anima requiescat mpace 
nmen. Er. millerima é CC nona. 

Aquí yace Esteban Pellirez de Cuellar criado de la 
Heina doña Berengella canónigo de Burgos et de Sego- 
via que Dios perdone amen, finó á XVIII dias de No- 
Tiembre. Era de MLCCC 6 YIII años. 

Hicln secunda... sepultura jacet dominicus prsesbi- 
ter dictus de Sancto Toma et portionarius Burgensis 

Kclesise cujus anima requiescat in pace amen anuo 

i)oni. M.GCC 

En el Cementerio. 

Aquí yace D. Guillen Trapaz que Dios perdone é finó 
lunes día de S. Lucas XV III dias andados de mes de 
octubre era de mil é ('CC é XXIII años. 

Puorladel Sarmental. Hay cuatro epitafios: el pri- 
mero según se sube á la Iglesia en el centro de un 
arco, á mano derecha, dice: 

Hic requiescit Petrus Didaci de Penna Fideli Archi- 
diáconos de Trivinno in Eeclesia Burgensi, qui obiit 
«ira MLLA CCCLXXI dic sabati; tertia die mensis julii. 
Paternóster por él. Pág. 19. 

2.* so halla debajo de las estatuas de san Pedro y 
san Pablo Apóstoles. 

Aquí yace Maestre Domingo Bueno, sacristán (1) d( 
Ja iglesia de sama María de Burgos, que Dios perdoni 
amen: é finó jueves XVII dias del mes de setiembre 
era de mil é ccc é XL é IIII años. Paternóster. 



(1) AnUguainente era lo mismo que ahorn Dignidad dfi Tesorero 



153 

3.' y 4.° debajo de las estatuas de Aaron y Moisés 
á ¡nano izquierda. 

Emeritis annis migravit ad astra Joannis spiritus ar- 
chipius qui jesús esto pius meíis sacram larga manus 
reverendas ubique decannus legis sacrarium vas iuho 
uoreiJQ pium pastus generum generatis mensa suorum 
sabstrue murorum cinrtatus clauditur horum. Aquí 
yace maestre Juan Domínguez, deán que fué de la igle- 
sia de Burgos, que Dios perdone amen: é finó á XI 
días de agosto en el año de mil é CO é noventa é cin- 
co años. 

Metriflcus vir Domínicus jacet hic tumulatus splriti- 
bus cum cetitibus man. eat cumulatus, quisq. Pater- 
nóster, dices ut paces quiescat vis vel monos ter, semp. 
p.s. p. a. crescatObiit predictus DominicusFernaudi de 
Villasilos XXIII die mensis raarti anno Domini M. 
CCC. L. y D. (1) 

Travesía del Palacio arzobispal á la Iglesia que es 
parte del claustro antiguo: con el ensanche de la 
escalinata, y la nueva pared del norte, por necesidad 
ha habido que quitar los sepulcros y epitafios que 
habla; y las cenizas ó restos mortales de los que allí 
estaban enterrados, han sido trasladados al campo- 
santo de la misma santa Iglesia. 

Puerta de la Pellegeria. 

Según se entra á la Iglesia, á mano izquierda está 
escrito: 



(2) Debe leerse año de 1335, porque «1 signo que Ii.7y después de la 
L no es nünaero sino letra ulfinaia, del ultimo del siglo trece y principio 
del catorce, carácter de manuscritos; la D en esta ocasión vale cinco. 



Mersa jacet curis utriusque scientia juris tenti Doc- 
toris mors et sibl causa doloris. Cum quo sunt multa 
siinul hi documenta spulta frenunca magis dolet et 

genuit obruta, plagis preside privata fuerat q I 

nobüidata hic clipeus cleribon usabas regula vericons- 

tans nulli pro. . . . c arnaldus dictus per sécula 

sit benedictus lector considera quo sunt. s. . . . i. . . o 
fore espera unde precor frater anima pro rede mea ter 
ave maría pater noster simul ut pia mater exoret na- 
tum michiparca utde me reatum Obiitñono die men- 
sis juni anno Domini M. CCCXVII. Véase pág. 64. 

Finalmente para concluir con la descripción de la 
santa Iglesia, decimos que tanto en el interior como el 
esterior se halla adornada de innumerables labores; 
figuras, cabezas, quimeras, calados y follages, dos 
torres suntuosísimas, veinte y seis mas pequeñas en 
el crucero, capilla del Condestable, claustro y sacris- 
tía antigua; catorce corredores plagados de adornos 
y agujilas, siete escaleras de caracol, una en el 
claustro, dos para subir á las torres principales y 
ai reloj, dos para subir al crucero, y las otras dos al 
tejado de la capilla del Condestable, nueve óbalos, 
cuatro linternas sobre las cuatro cúpulas, 112 ven- 
tanas por donde se comunica la luz á la iglesia, ca- 
pillas y sacristías, treinta y nueve arcos en el cor- 
redor interior con sus antepechos de piedras caladas 
y al rededor de dichos arcos con inunlerables cabe- 
zas, seseita pilares, sobre los cuales estriban las dos 
naves mayor y menor, veinte capillas con la princi- 



i 



155 

pal, las cuales se hallan cerradas por treinta y cua- 
tro rejas, de hierro y dos de bronce en el crucero, en 
las referidas capillas hay ciento cuarenla y cuatro 
pinturas, de cincuenta y nueve á sesenta sepulcros 
(1) trabajados con suma delicadeza y minuciosidad, 
los cuales, unos se ven aislados, otros embebidos en 
las pared'^i y otros arrimados á ellas, nueve pilas de 
agua bendita, dos de marmol blanco de Carraia 
colocadas en 1864, y ejecutadas con tan buen gusto 
que llama la atención de los inteligentes, las otras 
tres son de jaspe y las demás de piedra ontoria, 
siete órganos, dos en la nave mayor, y los cinco en 
las capillas, nueve coros con el principal, y sus si- 
llerías correspondientes, una pila bautismal en santa 
Tecla y una piscina, ocho grandes armarios, un sin 
número de acheros y blandones, cuatro arañas de 
.cristal y diez mecheros para cuando se ilumina la 
iglesia; dos atrileras, doce campanillas, nueve facis- 
toles, siete en las capillas y dos en el coro mayor, 
cuaranta santorales ó libros para cantar, trece confe- 
sonarios, dos en la capilla de santa Tecla, los demás 
en la de Santiago, y uno de ellos mandó hacer el 
señor Rives, Arzobispo de Burgos, ochenta cajones 
en donde los señores prebendados tienen las ropas 



(1) Algunos de ellos que se han trasladado al claustro, se hüUa» cod 
fuertes rejas por delante. 



156 

decoro, los cuales hacen lambien de asientos, y hay 
ademas veinte y cuatro bancos, algunos con muy 
buenos adornos y labores, (1) y asimismo hay cuaren- 
ta y cuatro altares, llenando sus nichos y urnas de 
ochenta y nueve á noventa estatuas de tamaño natural, 
pero las de relieve y pequeñas son innumerables, 
como sucede con las que hay de piedra embutidas 
en las paredes, pues parecen un pueblo inmobil 
estasiado en religiosa meditación. Las naves se ven 
atestadas de haces de columnas altas, sutiles y esbel- 
tas; sobre sus capiteles hay cincelados millares de 
gerogiificos, y de ellos arrancan arcos agudos de 
hermosísima estructura; la bóveda es ojival, y sus 
arcos se encorban, doblegan y entrelazan como vasta- 
gos demimbreria. 



(1) En tiempo de adviento y cuaresma se colocan m el coro para 
sentarse log señores prelwndados y demás indivíduoá al tiempo del ser- 
món y si este es en tiempo pascual ó en días de primera clase se ponea 
los que Uay de terciopelo. 



SEGUNDA PARTE 
DE LA HISTORIA 

DE LA CATEDRAL DE BURGOS. 

OBISPOS Y ARZOBISPOS 

que ha tenido desde su origen en Oca hasta el año de 1804, 
^or ti orden de los cuadros y retratos que se hallan en la 
sacristía' antigua^ con algunas noticias tomadas de la his- 
toria y del archivo de esta santa Iglesia. 



ÜADRO 1." Santiago el Mayor, Apóstol, único pa- 
trón de España, primer fundador de la Sede de Oca: 
predicó en ella pasando desde Galicia y Astorga á Za- 
ragoza; y por ser Oca" ciudad principal^ se tiene por 
cierto dejó obispo en ella, como lo hizo en las demás 
ciudades principales, sin que á dicha sede se la conozca 
otro principio de su fundación. 

2.' San Indalecio, mártir^ discípulo del apóstol San- 
tiago, predicó y estuvo en Oca ; hoy posee esta santa 
Iglesia de Burgos la reliquia insigne de su brazo iz- 
([uierdo. 

3.° Félix Aucense, primero de este nombra, según 
Basco, con título do Ausitano, firma cl primero en el 
célebre concilio Ilibiritano celebrado en 324. 

9 



11 

4" Asterio, seg-iin Flores el primero que mantiene 
nombre entre los prelados de Oca, el caal consta en las 
actas del concilio 3.' de Toledo congregado en g1 año de 
o89 para que los Godos adjurasen la herejía de Arrio y 
protestasen la fé: concurrieron sesenta y dos obispos y 
entre ellos Asterio, que ocupó el lugar veinte y nueve 
precediendo á treinta y cuatro prelados menos anti- 
guos. (Florez.) 

5.' Teodoro,, ftrma en el decreto del rey Gundemaro 
??gun Sanáoval, año 610. 

6.° Estefano, firma en el concilio de Toledo año 633 

7.* Anianungo, concurrió como obispo *de Oca al 
con 'lio 5.' de Toledo, celebrado en el año 636, siendo 
asi que a.4stieron pocos prelados, pues ninguno refiere 
mas que veinte y cuatro. Amanungo firmó eji el nú- 
mero diez y echo. (P'lorez.) 

8." Litorio, en el año 653 se congregó en Toledo el 
con. ilio.8.' reinando Recesvinto; concurrieron cincuen- 
ta y dos obispos, con muchos vicarios de los ausentes, 
abades y varones ilustres palatinos. Entre los obispos 
que se hallaron presentes concurrió el Aucense, que se 
llamaba Litorio, y firmó lo decretado en el número 45 
de la edirion de Loaysa: Litorio^ obispo de Oca. (Florez.) 

9." Reginicio firma en un concilio de Toledo poí.un 
Vicario, como ausente, año 683. 

10. Estercorio, en el año 683 en que el rey Ervigio 
mandó juntar segundo concilio nacional de su reinado, 
y e.-'e fué el 13.' de Toledo. Concurrieron cuarenta y 
ocho el ispos, y entre ellos el de Auca, y ocupó el asiente 
sétuno entre los sufragáneos, precediendo á treinta y 
sieta obispos, y cinto años después volvió á Toledo con 
motivo de otro concilio que fué el 15." celebrado en el 
año de 6y> á 11 de mayo, por setenta y un obispos, en- 
tre los cualo's fué uno Estercorio^ obispo de la sede de 
Oía. ÍFlerez.) 



3 

11. Constantino, sucedió á Estercorio, cayo nombre 
y orden de sucesión consta por el concilio 16.* de To- 
ledu celebrado á 2 de mayo de 693, reinando el rey Egi- 
ca. Concurrieron sesenta obispos, y entre ellos el de 
Auca, que en el número 30 de Loaysa firmó Constan • 
tino, obispo de la Iglesia de Oca, (Florez.) 

12. Valentín, su nombre y dignidad consta por es- 
crituras de un monasterio fundado por doña Nuna 
Bella on Pedroso junto á Belorado, con advocación de 
san Miguel, san Pedro y san Pablo y san Prucencio, en 
el año de 759, para religiosas, cuya abadesa fué la 
misma doña Nu?» •. (B'lorez.) (1) 

Junto al referido cuadro se hallan las dos tarjetas si- 
guientes. 

1.* TARJETA. 

Desde los años 714 hasta el 17 se dice vino toda Es- 
paña en poder de los moros, en cuya invasión se ar- 
ruinaron las mas de las ciudades principarles de ella, 
huyendo sus prelados de la furia de los paganos; y per- 
diéndose todas las escrituras y memorias antiguas, se 
olvidaron también las noticias de los prelados que pa- 
decieron el trabajo dicho, y de sus sucesores por mu- 
chos años; de los que se halla memopia en los años ade - 
lante son como sigue: 

2 ' TARJETA. 

Don Antonio Zapata pone otros diez obispos desde 
lo primitivo de la Iglesia de Oca hasta la pérdida de 
España, y son: san Víctor, mártir cerca de Valencia en 
tiempo de Trajano, año de 100, ,»an Félix conf., san 



(1) El P. Berganza dice: «que cl obispo Valentín fué abad de san 
Millao como consta en el catálogo que se baila «Ifln del libro )■* de 
los Macabcos de la Biblia gótica de san MlUan, que se acaló de escrlhir 
^ el año 825, donde dice: Valentín abad y ollsp •, cr: ".T.n 



I 



i 

Blas mártir, Ciuidio, Nebridio, A^t'.ci'o. Helpidio, Rena- 
to, SorgMO y Félix, on cuyos dias dice so perdió España. 
Omíteso por slt moderno el autor. 

13. Felino, en 772 se dice que consagró el monas- 
terio de Forran. 

li. Felmiro, en 773 se hadó á la fundación del mo- 
nasterio de san Martin de. Tama, cerca de Mena. 

15. Pascual, fué insigne prelado según Sandoval en 
la liistoria de san Millan año de 808. 

10. Quintila, consta su memoria de escrituras que 
e?;tñn en el archivo de Oña del año de 811. 

!7. Gutco, firma una donación de los obispoiSebe- 
vino y Adulfo á la iglesia de Oviedo año 817. 

18. Juan, maestro del rey Casto, 832, se halló en la 
consagración de la iglesia de Oviedo. 

19. Oveco, en 81.5 confirma el privilegio de los Totos 
de Santiago dado por el rey don Ramiro en 835. 

20. Snuí^io, íirmn una escritura en la cual el conde 
don Diego de Castilla se entregó á la regla del Mo- 
nasterio de san Félix do Oca, 863. 

21 Almiro, en 886 era obispo de Oca según San- 
do vr.l. 

í'22, Juan, en 879 se halló á consagrar la Iglesia de 
Santiago con el título de obispo de Oca. 

23. Natal, firma el privilegio de- dotación do' san 
Pedro de Montes, que hizo el rey don Ordeño, en 898, 
según las noticias l)enedictii;rf=?. 

. 2^1 Vicente, 903, firma un is vcQp^ 9,1^1 spo de Oca, 
O' ras de Castilla, y en todas el primero de los prelados. 

25. Sebastian, hállase su nicmoria año de 904, y en 
su tiempo fué recibido Juez de Castilla el conde Fer- 
mín -González (1). 

(1) El conde Fernan-Gonzalc/. niició, vivió y fui; enterrado en Durgos 
pn f' eélclire monasterio de 5an Pedro de Arlni);'a, que fundó y doló con 
real mnriflcencia. En tiempos postcri.orci á su niuerlc se fe erigió u^) 



n 

36. Medulfo, firma varias cacrituras uño dOG. scgiin 
SandoTal. 

27. Ansurio, obispo de Oca por los años de 914 hasta 
925 en que murió, y está, enterrado en san Esteban de 
Silos, donde se venera por santo. 

28. Vicente 11, por los años de 25 en adelante ílrma 
en varias escrituras, según Sandoval. 

29. Julián, de quien hay memoria en los monaste- 
rios de Oña y Cárdena desde 935 en adelante 

30. Diég-o, de quien hay memoria en 947, y de que 
se retiró al monasterio de Valpucsta. 

31. Basilio, hállase su memoria en 942 hasta 960, y 
en un libro del coro antiguó de Cárdena se dice tenia 
su sede en Caiidemuñó. 

32. Asuro, de quien hay. mcmori?. con titulo de 
obispo de Oca, 951, según Morales y Sandoval. 

33. Sancho , abad de Valvanera y obispo de Oca 
desde 961 en adelante. 

34. Pedro, obispo en 972 firmó la escritura de venta 
de la villa de Oña heóba al conde don Sancho de Cas- 
tilla. 

35 Munio, firmó como obispo en 978 la dotación 
del monasterio de san Cosme y san Damián de Covar- 
rubias hecha por el conde Garci -Fernandez. 

36. Sisebuto, de quien se dice en las memorias an- 
tiguas fué monje de san Millan y varón señalado en 
santidad, 992. 

37. Pedro, de quien hay memoria, 1003,' en escri- 
turas de san Millan. ■■■, 



hermoso Arco triunfal que <nun existe; y en t\ cual so lee esti no me- 
nos bella Ins ripcion: «i Fernando (¡rtnzalez. Al libertador de CAslilla. 
Alemas exceknlc general de su edad. Al Padre de grindcs ¡leys. A su, 
ciíidijdano, erUjen los burgaleses en el solar de svl ttnsí á es¡)eHsis pil- 
hlicaSj Esla memoria cierna de su nombre y de la gioñit da edj. (luá.td.ii 



38. Don García, coüsta haber sido obispo del terri- 
torio (k Burgos (1), en escrituras que Arma en 1009; 
dividió '.)S términos de Baltanás y Tortoles. 

39. Blasco, confirmó la dotación de Montes de Pos, 
hecha á Oria aíio de 1010. 

40. Juliano, firmó en un concilio celebrado en san 
Saltador de Leire, titulándose Casteliense, 1014. 

41. Pedro, hay memorias en Cardeha haber sido 
abad K^t allí, y obispo de Oca desde 1017 hasta 1023. 

42. Julián, consta que fué obispo de Castilla, asistió 
al >ucilio de Pamplona en 1024, y á la traslación del 
cuerpo ic san Millan en 1030. 

. 43. Don Gómez, cuya memoria se halla año de 
1040, intitulándose obispo de ('astilla, y otras veces 
Provincim I^ardulits. 

Atto Atilano. en 1044; véase el nüm. 95, cuyo cua- 
dro debe ocupar este lugar. 

44. Don Jimeno ó don Simón, gobernó la iglesia 
Tiente y tres años, murió el 17 de abril de 1082 y están 
sus hueso» en la capilla de san Juan de Sahagun (2). 

45. Clemente, firma un privilegio que trae el maes- 
tro Yepes en el apéndice del tomo 6.', 1077, (3) 

46. Pascual, en 1077 consagró la iglesia de santa Eu- 
genia cerca de A.guilar, á devoción de su pariente el 
Cid, üígun Yepes. 

. ^ ^ . ^ 



(1) 11 Hempo en qu« empezó Burgo.» á tener Obispo diverso del de 
f)ca, A cnal íué el primero de esia diócesis, no hay documento qaese 
conozca. La no laudable costumbre de los prelados «n contentarse con 
•spresar la dignidad callando el título, ba ocasionado muchas dudas, 
dejando el campo sembrado de espinas y de perplégidades. (Florcz ) 

(í) En tiempo de este prelado se trasladó la sede de Oca á Ga- 
monal, «mo 86 ba dicho en la primera parte pág. 8, y lo maníGesla 
la '.'tarjeta que se halla en los números 46 y 47. 

(3) Los obispos Clemente, Pascual y Monto, sagun el drden de les 
cna ir ef parece gobernaron la iglesia de Oca en tiempo de den SineR 
6 den hfntno. (V4h« Fiorez.) 



7 

Lueg'O siguen dos tarjetas que discn lo siguiente; 

L* TARJETA. 

En tiempo de dicho prelado Jimeno ó Simón, del nú- 
mero 44, en el año 1074 el rey don Fernando I trasladó 
á Gamonal la iglesia de Oca en tanto que se fundaba 
la iglesia de santa María de Burgos, y habiendo estado 
allí poco mas de un año, se colocó en la parroquia de 
san Lorenzo de esta ciudad, en donde estuvo 130 años 
poco mas ó menos, y tuvo los prelados siguientes: 

2.* TARJETA. 

Desde la pérdida de España hasta que se puso la sede 
en Gamonal añade Zapata diez y seis obispos, que son 
Ludí cío, Jimeno, Antonio, Vi veré, san üstino ó Sabas- 
tiano, Nataho, san Asur, Orolio, Basilio, Vicente, Lu- 
cí dio, Martin, Sancho, Pedro, Sisebuto y Mancio. 

47. Munio, año de 1083, consta de una bula de Ur- 
bano II expedida en 1095 á favor del obispo don García 
haber sido su inmediato. 

48. Don Gómez, en tiempo de este prelado y en el 
mismo año en que murió el Papa Urbano II declara 
por su bula que la iglesia de Burgos esté inmediata- 
mente sujeta á la Sede apostólica y que no sea sufra- 
gánea de la de Tarragona, , como antes lo era cuando 
estaba en Oca. Véase la razón del Papa en la primera 
parte pág. 9. Gobernó la Iglesia quince años, murió á 
9 de febrero de 1097. (1) 



(1) Bstá enterrado junto al pilar del crucero frente á la escalera 
por doade se fiubt i los corredores inUriore:^ de la nato msfor. Lii 
dicho sepulcro se hallan los huesos de los obispos que gobernáronla 
Iglesia estando en san í.orenzo (llamado Tulgarmente el Viejo, cuyu 
solar está en la cnlle de Fernan-Gonstalez, próximo ú la de la Llíina 
de Afuera), y cuando el cabildo se pasó á la nuera lülesia,'l(^ Ifqsla- 
daron á la referid;^ sepultura ttjtlos juntos. ,• 



8 

49. Don García de Aragón, fué sobrino de don Si- 
món I. Habla con él una bula de Urbano II á 2 de 
mayo á?, 1095. Gobernó esta iglesia diez y siete años, 
murió á 9 de octubre de 1114 (1). 

50. l)on Arnaldo, confirmó una donación que el rey 
don Alonso VI hizo h Fortunio, abad de Silos, en 19 
de ^íiayo de 1097. 

51. Don Pedro, quien dice Sandoval sentenció un 
pleito del obispo de Pamplona y el de Jaca en 3 de 
octubre de 1107. 

52. Don García II, habla de él una bula de Pascual 
II. en que declara los marcos de las diócesis que con- 
finan con Osma, año de 1108. 

53. Don Pascual I, firma en un concilio de Oviedo, 
año de 1115, fué abad de Sahagun^ murió h 15 de oc- 
tubre de 1118. . 

54. Don Pascual II, 1126, firmó con otros prelados 
la donación del Barrio de san Martin hecba al mo- 
nasterio de este nombre. 

55. Don Simón II, fué obispo veinte años, asistió á 
la consagración de la iglesia de san Millan en 1137, 
murió en 17 de octubre de 1138. 

56. Don Pedro, hasta 1146, murió el 3 de junio. 

57. Don Víctor, en 10 de mayo de 1148 confirma 
un privilegio de don Alfonso VII á .santa María la 
Real de Aguilar. 

58. Don Victorio, 1154 se halló en Salamanca á con- 
cordar los obispos de Lugo y Oviedo. Gobernó la igle- 
sia diez años y murió á 6 de octubre de 1156. 

59. Don Pedro, di cese fué obispo veinte y seis años, 
y que murió á 12 de enero de 1182. 

(30. Don Martin, gobernó la Iglesia diez y seis años 
y murió en 1." de octubre de 1198. 

(1) Están sus huesos en el mismo sepulcro de sii lio tJon .Simón ó 
doD Jímcno, Ftorcz. 



61. Don García, firmó uua sentencia dada á favor 
del lugar de Villella cerca de Tortoles en 1199. 

62. Don Mateo, gobernó la iglesia tres años y mu- 
rió á 3 de octubre de 1203. 

63. Don Fernando, sobrino del rey don Alonso el 
Bueno, á quien su tio dio para él y sus sucesores el 
lugar de Yillasur do Herreros. Gobernó esta Iglesia 
dos años, y murió a 4 de agosto de 1205. Está enter- 
rado en la capilla de san Enrique, á la cual se trasladó 
deí'de san Llórente ó san Lorenzo. 

64. Don Garcia de Contreras, gobernó la Iglesia 
seis años y murió á 18 de marzo de 1211. Está ente- 
rrado en la capilla de san Enrique, fué trasladado 
desde san Lorenzo. 

65. Don Juan, fué electo y no se consagró porque no 
vivió mas que un año. Murió ell5 de agosto de 1212. 

Don Martin González, en 1259 hallándose electo obispo 
de Burgos aprobó una comix)sicion de diezmos en la 
ciudad de Frias y Zangandez; y en 1261, que estaba ya 
consagrado, lo confirmó de nuevo. (No tiene número.) 

66. Don Mauricio, inglés de nación, su padre se 11a- 
•mó Rodrigo y su madre Orosabia, cuya noticia se 
halla en el Martirologio de Burgos, sobre el 11 de di- 
ciembre, en donde dice: murió Rodrigo padree del chispo 
Mauricio y su madre Orosabia. Fué electo obispo don 
Mauricio en el año 1214, y en el 15 estaba ya consa- 
grado, como consta de un previlegio que se halla en 
el Bularlo de Santiago en donde firma Mauritins Btir- 
gens Episc. conf. (1) 



(1) En tiempo de este prelado fué la muerte del rey don Enrique I 
á G de junio de 1217. (Eítando un día jugando con sus donceles ó meni- 
nos «n el palio del ol)lspo de.l'alencia, cayó una piedra de lo mas aito 
del palacio y le hirió en la cabeza de muerte.) Y no habiendo otro va- 
ron heredó el trono su hermana primogénita doña Berengüela, madre 
de san Fernando, muger que fué del rey don Alonso l.\', la cual después 
de eeder el reino al hijo y aclamarle rey en Válladolid el !.• de julio de 



10 

67. Don Juan de Medina, fué primero obispo de 
Osma j canciller mayor de Castilla y de León en 
tiempo de la reina doña Berengüela y del rey san 
Fernando su hijo. Gobernó esta Iglesia 12 años y murió 
á 15 de octubre de 1252. Está enterrado en la capilla 
de la Natividad de nuestra Señora. 



iiVi, procuró contwicr al rey de Lcon, que hacia hostilidades en Castilla. 
Knvió embajada por nuestro obispo D. Mauricio con el de Arila, y luego 
eorao era tan prudente, cuidó del cuerpo de su hermano difunto, a quien 
«1 conde de Lara don Alvaro había retirado á Tariego, territorio de 
Dueñas, y para darle honorífica sepultura envió al obispo de Falencia 
y á don Mauricio que recibiesen el cadáver: y la misma Reina con ellos 
le condujo á las Huelgas de Rurgos, donde yacen sus padres y allí le 
sepultaron Junto al infante don Fernando su hermano. Mientras, tanto, 
«I rey don Fernando se apoderó del castillo .de Muñó, y desde allí pasó 
con la jente de Burgos y con la reina á rendir los de Lerrna y Lara, 
que el inquieto conde don Alvaro no habla soltado, y sujetos unos y 
otros, entraren todos triunfantes en la ciudad de Burgos, donde los rt- 
clblo solemnemente el obispo don Mauricio con precesión del clero j 
del pueljlo, según afirma el arzobispo de Toledo don Rodrigo, coetáneo^ 
lib. 9, cap. 5 y 6. Pacificado el reino cuidó la Reina madre de dar espoia 
al hijo, y escojida la hija de Felipe, Duque de Suevia, Rey de Romanos 
y luego Emperador, llamada Beatriz, eligió también á nuestro obispo 
para la embajada. Acompañóle el Abad de Arlanza, el de Rioseco y un 
prior del orden de san Juan; y después de un largo viapfe por Francia 
y Alemania, vino con la princesa felizmente á Vitoria, donde la Reina 
la fué á recibir. Don Mauricio celebró en Burgos todas las funciones 
orleslásticas , porque el tercer dia antes de san Andrés celebró mis» 
solemne en la Real Iglesia de las Huelgas, y bendijo las armas con que 
el rey se armó de caballero clñéndole .su madre la espada. En el dia 
de san Andrés celebró misa solemne , y dló la bendición á los novios. 
Asi consta de una escritura del mismo san Fernando á favor de las 
Huelgas. Reconocido el santo Rey á los servlcU ^ de don Mauricio, le 
hizo para él y sus sucesores una copiosa donación de tres villas, que 
fueron Valdemoro y Qulntanilla en el territorio de Casirogeriz, y san 
Mames de Abar en el de Panizares; todo esto, dice el santo Rey, por 
remunerar los muchos trabajos que este venerable padre don Mauricio 
padfícló en ir y venir de Alemania de orden mia y de mi duicisima 
madre atraer á mi amada esposa doña Beatriz, hija del Emperador 
Felipe. Y queriendo honrar el nilsmo santo Roy la iglesia que habia 
servido de parroquia para su ca,5aiDienlo, .'llspuso erigir otra corres- 
pondiente á la lü^gnlflcencía de si' ánimo y del celo y grandeza ái' 



11 

68. Don Aparicio, gobernó esta Iglesia 11 años, 
fué insigne prelado y raurió á 11 de agosto de 1263. 
Está enterrado en la capilla de san Antón y Anuncia- 
ción de nuestra Señora. 

69. Don Mateo, fué primero obispo de Cuenca, go- 
bernó esta iglesia dos años y murió en olor de santi- 
dad el 16 de octubre de 1265. Su cuerpo se depositó 
en un sepulcro grande que estaba frente al del beato 
Lesmes, en la capilla de san Juan de Sahaguu, y por- 
que impedia el paso se trasladó al claustro. 

70. Don Martin de Contreras, gobernó esta Iglesia 
siete años; casó al infante D. Fernando de la Cerda 
con doña Blanca, hija de don Luis Rey de Francia. 
Murió á 2 de diciembre de 1273. Está enterrado en la 
capilla de la Natividad de nuestra Señora. 

71. Don Juan de Villahoz, gobernó esta iglesia dos 
años; murió á 4 de setiembre de 1275. Está enterrado 
en la capilla de san Nicolás, hoy del Nacimiento de 
nuestro señor Jesucristo. Hubo de vacante 7 años. 

72. Don Gonzalo de Mena, fué primero obispo 
de Cuenca y de esta seis años, después fué electo ar- 
zobispo de Toledo año de 1288. 

73. Don Fr. Fernando de Covarrubias, rehgioso 
Francisco, gobernó esta iglesia once años. Murió á 5 de 



obispo, ft quien se debe atribuir la solicitud de la obra, fijando la pri- 
mera piedra el iO de junio de 1221, como queda dicho en la primera 
parle, pág. 10. Gobernó esta Iglesia don Mauricio 26 años; murió á 4 
de octubre de 1240, y está enterrado en el tras-coro, por cuanto en- 
tonces el coro estaba junto al presbilerio hasta que el señor don Frty 
Pascual de la Fuente de Ampudla en el año de 1500 le bajó al sitio 
actual, y por eso sin mudar de sitio quedó en medio del coro el que an- 
tes estaba fuera. (Fiorez.) El epltado que tiene al rededor de la urna 
sepulcral dice así: 

Ilic jacet pius hujus Ecclesica ponlifex el fundator Maurilius. Obiit 
anno Domini 1240. 4. Oclobris. 

Agiii yace el piadoso Don Mauricio, obispo y fundador de esta igle- 
sia. Murió á 4 de Octubre afio de) «^--'^r de J9i0. 



12 

octMbre de 1299, y está enterrado en la capilla de San- 
tiago. 

74. Don Pedro Gutiérrez de Quijada, gobernó esta 
Iglesia ocho años, murió á 5 de Agosto de 1307, está 
enterrado en la capilla del Condestable, entrando á 
mano izquierda. 

75. Don Gonzalo de la Hinojosa, gobernó esta igle- 
sia doce años, murió á 3 de setiembre de 1320, y está 
enterrado en la capilla de San (Gregorio. 

76. Don García de Torres; dio este prelado á la Igle- 
sia la casa con la heredad y la Iglesia de Termes; go- 
bernóla catorce años, murió á6 de julio de 1334, y se- 
gún el rótulo del cuadro á 5 de Noviembre de 1333. Está 
enterrado en la capilla de la Visitación. 

77. Don Juan Róeles, gobernó esta Iglesia quince 
años, murió á 5 de noviembre de 1399. Está enter- 
rado en la capilla de san Enrique. 

78. Don Lope de Fontecha, gobernó esta Iglesia 
19 años, y murió á 10 de agosto de 1368. Está enterrado 
en la capilla de san Gregorio, entrando á mano derecha. 

79. D. Femado Bargas, gobernó esta Iglesia nueve 
años. Murió á 6 de Agosto de 1377. Se enterró fuera de la 
Iglesia. 

80. Don Domingo de Arroyuelo, natural de la villr 
de Arroyuelo junto á Frías de este arzobispado. Sí i 
dice que habiendo diferencia en el cabildo sobre 1« 
elección de obispo , y siendo el uno de los jueces dipu- 
tados para nómbrale, dijo; obispo por ohtspo, séalo dem 
Domingo, y el cabildo lo aceptó. (1) 

81. Don Juan Manrique, fué obispo de Orense y d< 
Sigiienza , y después de esta, la que gobernó dos años 



(1) Gobernó csla Iglcsii ocho años. Fué muy valido del rey don En- 
rique, y murió á 21 de oclubro de 1385. líslá enterrado en la capUlc 
del CondeslaI)le entrando ú íuano derscba. 



13 

y de aquí le trasladaron al arzobispado de Santiago, 
ano de 1387. (1) 

83. Don Gonzalo Bargas, fué primero Obispo de 
Calahorra, después de Burgos. Gobernó esta Iglesia 5 
años, y después fué electo arzobispo de Sevilla, año 
de 1392. 

83. Don Juan Villacreccs, fué primero obispo de Ca- 
lahorra, y después de esta de Burgos, á la que hizo 
bien y dejó muchos préstamos y rentas. La gobernó 
once años; murió en 1403, está enterrado en la capilla 
de Santiago. 

84. Don Juan Cabeza de Baca, fué primero obispo 
de Cuenca, y después de esta Iglesia, la que gobernó 
por espacio de seis años. Murió el año 1412, está enter- 
rado en la sacristía de la capilla de Santiago. (2). 

85. Don Alonso lUescas, fué primero obispo de Za- 
mora, después de esta, que gobernó un año. Murió en 
1414, y está enterrado en la capilla de santa Lucía V. y 
M , inclusa en la de santa Tecla. 

88. Don Pablo de Cartagena y Santa Maria, nació 
en Burgos año de 1350, fué elevado á la silla episcopal de 
Burgos el año 1415 y murió en 1435 (3). 



(1) Hizo al rey don Juan 1 particulares serTlclos, y le debió espe- 
ciales confianzas, entre ellas el nombrarle canciller mayor y uno do 
los tutores de su hijo don Enrique. No pudo conformarse en venerar 
por Vicario de Cristo á D. Pedro deLuna, llamado IBenedicto XIU, elec- 
to en Aviñon, y se pasó á Portugal el año de 1398. Se Ignora el aRo 
en que falleció. 

(í) El epitafio que tiene dice asi: 

D. OPT. MX." 

D. D. Joanncs Cabeza de Baca, primum Conchcnsis deinde sex annis 
Burgensis Episcopm migravit ad Dominum. Anno Domini M.CCCCXIL 

(3) Sus padres -vivían en la ceguedad judaica, ricos y nobles entre 
los sayos, pues descendían de 1p tribu de Levi. Se ignoran sus nombre? 
en el estado del judaismo; por el de la cristiandad consta se gloriaban 
venir de la tribu y familia de nuestra Señora, y para perpetuar su me- 
moria tomaron el apellido de santa Mari a. De edad de 26 años se cas;> 



14 

87. Don Alonso de Cartagena, hijo legítimo del 
señor don Pablo de Cartagena, y sucesor del obispado, 



con una señora de su tribu, llamada Juana, de la cual tuvo cuatro hijoi 
y una bija, que fueron don Gonzalo obispo de Plasencia y Sigüenza, 
don Alonso que le sucedió «n la mitra de Burgos, don Pedro, don Alva- 
ro y doña María, los cuales vivían en el judaismo. A los cuarenta años 
se convirtió don Pablo, y se bautizó el dia 21 de Juiio dedicado á santa 
Práxedes, «n la capilla de la santa, sita en la pila bautismal de la santa 
Iglesia, Choy santa Tecla) y se bautiszaron su madre, hermanos, hijos, 
mujer, aunque esta tardó algunos años. Don García Alonso de Cobarru- 
bías, tesorero de la ganta iglesia y abad de Cobarrubiag, bautizó á don 
Pablo, y por esta razón tomó por armas la flor de lis de oro en campo 
verde, que gon las de los Cobarrublas. A los cuarenta y tres años se 
ordenó de sacerdote (habiendo** antes disuello el matrimonio por el orden 
judicial) y pasó á pgríeccionarsR en los estudios á París en donde se gra-- 
du6 de doctor. De París salió para Aviñon , ciudad entonces de la re^. 
sidencia del Papa, á donde convirtió á muchos pecadores. Rl sumo Pon- 
tífice le dio el arccdianato de Trevíño, digni'lad que fué de dicha santa 
Iglesia, y en seguida canónigo de Sevilla, en donde predicó con tanlji, 
elocuencia y espíritu, que prontamente hizo volar la fama de sus mé- 
ritos á la corte del Rey don Enrique 3."; y este como era tan prudente 
•D la elección de sugeto» para el gobierno, conoció luego lo mucho que 
podía granjear por medio de este gran varón, y le dio el obispado de 
Cartagena. El Papa Benedicto XUl le hizo su legado ó lalere, y Eugenio 
IV le honró con el tílulo do Patriarca de Aguilera; fué Canciller mayor 
de la corona' de León, testamentario del referido rey don Enrique 8.*, 
en 1415 fué promovido a la silla episcopal de Burgos. Este prelado acabó 
de edíflcar el convenio de san Pal)lo del orden de predicadores, hizo la 
Iglesia de san Juan de Ortega, y dispuso la librería de esta santa Igle- 
sia, la gobernó por espacio de -veinte íños; murió en el pueblo llamado 
la Hoya de san Clemente, y .se enterró en el referido convento de san 
Pablo de Burgos. El epitafio dice asi: 

Uic requiescil corpas Revnsndi Patris Domini Pault, miseratione divina 
Efñscopi Burgensis, Magistri in TheologíM^ ÁreMeaneellariij ti Consiliarii 
Serenissimi Domini nostri Regis Joannis,hujus nominis secundi: Qui re»«- 
riinduí Pontife-x cum Sacrislia, et Capitulo^ suis sumpiilms oedificahit. 
Additiones ad Postillam Magislri Nicolai de Lira, ct librum qui dicitur 
scrutinium scrúurarum ad fídelium eruditionem» et ad infidclium impug- 
mttionem. composuil. Et post h<Bc et niuUa alia pia opera, liberalus de 
corpore mcrtis hujus, profedus est ad Omnipotentem Deum senex, et 
plenus dierum XXIX die au{justi. Ánno Domini M.CDXXXV. Etatis rero 
s^KC LXXXJII. Vlementia divina illum in glorie, sua colocare digndur. Amen. 

Aquí reposa el cuerpo del reverendísimo padre don Pablo, por la 
divina misericordia gbispo de Burgos, maestro en teología, archicanclller 



15 

•'él cual gobernó veinte años en tiempo de los Reyes don 
Juan II y don Enrique IV. Murió el 22 de Jallo de 1456, 
de edad de 71 años. Está enterrado en su capilla de la 
Visitación. (1). 

Junto al cuadro del Sr. Cartajena hay una tarjeta 
que dice: 

Dicho Sr. D. Alonso asistió en el Concilio de Basi- 



y consejero del serenísimo señor don Juan 11 de este nombre, cuyo Ven- 
werable obispo edificó á sus espensas la sacristía y capítulo, compuso 
las ediciones ad postellam del maestro Nicolás de Lira, y un libro inti- 
tulado Escrutinio de las escrituras para instrucción de los fieles; y 
después de estas y otras muchas obras de piedad, habiendo muerto, 
voló su alma al Dios Omnipotente, siendo ya anciano y lleno de dla§, á 
M de agosto del año del Señor 1435, de edad de 83 años. La divina vii- 
íMlcordla se digne colocarle en su gloria. Asi sea. 

(1) El epitafio que tiene dice asi: 

Hic quitcil Corpus reverendi Palris Domini Alphonsi de Cartagena Epis- 
dpi Burgensif^ qni inter allia opera pia capellam hanc fieri jtissit in 
qua scptem capellanos et dtios acolytos perpetuo inslituit^ fuit amator p<i- 
cis, et pacem inter Joannem Castellce el Joannem Portugalice reges atque 
inter imperatorem Albertum el regem Polonioe firmabU, plures libros ad 
uUlitatem publicam condidit: Defensorium fidei, Orationale, Memoriale 
cirtutum. Doctrínale militum, Genealogiam Regum HispaniíB, huodena- 
rium. et de preminentia SesioniSj Ca.itell(E et Anglice reges tractatum 
edidit, el in Concilio Basiliensi pro regno Caslellíe sententiam obtinuit, 
el in fine dierum suorum Sanctum Jacobum anno jitbilei visitaviL ¿ 
in diocesim suam redicns spirilum altísimo redidit in opido de Yillasan^ 
diño XIII julii Anno Domini M.CCCCLVL eíatis vero sucb anno LIXl. 

Aquí reposa el cuerpo del reverendo padre y señor Alfonso de Car- 
iHgena, obispo de Burgos, quien entre otras cosas de piedad mandó 
hacer esta capilla en la cual eslablpcló siete capellanes y dos acólitos 
perpetuos. Fué amante de I? paz 6 hizo las paces entre los Reyes Juan 
de Castilla y Juan de Portugal, y entre el emperador Alherto y el rey 
de Polonia; escribió varios libros para utilidad pública, cómo son el De- 
f&nsor de la fe^ el Oracionah Memorial de las tirludes^ Dolrinal de caba- 
lleros. Genealogía de los Reyes de España, y el Duodeiiario; dio á luz 
un tratado sobre hi preeminencia de la silla entre los reyes dit Castilla 
é Inglaterra, y en el concilio de Basi((!a obtuvo seiitoucia en favor 
del r» ino d« Castilla; y al fin de sus días vlsit» i Santiago en el año 
del jubileo, y de vuelta para su diócesis entregó el espíritu al Altisi?»© 
en la villa de Villasaudiiio á 22 de julio de! año lia6, á los 71 años 
tie cdjd. 



16 

lea (1). donde defendió se debi«a al rey de Castilla pre- 
eminencia respecto al rey de Inglaterra y lo consi- 
guió. Trajo consigo los maestros qae acabaron las pi- 
rámides de esta iglesia (2). Fundó la capilla de la Vi- 
sitación con siete capellanes. Enriqueció su iglesia con 
ricos ornamentos (3). Escribió una breve crónica de las 
cosas de España y de los prelados su predecesores. 

88. Don Luis Osorio Acuña, fué primero obispo de 
Segovia y después de esta , en la cual reedificó la ca- 
pilla de la Concepción y santa Ana. Fué muy limosne- 
ro, dio (i esta iglesia muchos ornamentos y muchas al- 
hajas, y en particular dio la imagen de santa María 
la Mayor, que es de plata, la cual se halla en el altar 
principal. Hizo una de las dos torres principales, las 
puertas del claustro, en cuyo travesano se ven sus at^ 
mas., y asimismo mandó hacer los corredores interio- 
res de la iglesa. La gobernó por espacio de treinta^y 
nueve años en tiempo de los Keyes Católicos don Fer- 
nando y doña Isabel. Murió el señor Acuña el 14 de 
setiembre de 1495, y está enterrado en su capilla. 

89. Don Fr. Pascual de la Fuente de Ampudia 
religioso dominico, varón- muy señalado en virtudes 
doctrina y predicación. Elevado á la dignidad epis 
copal perseveró en el mismo tenor de vida y trato re ; 
ligioso que antecedentemente. Guardó una gran po i 
breza, por ser largo en limosnas. Reservó para sí un : 
cosa muy moderada, y cedió todo lo demás par 
beneficio de los pobres. Este prelado fué el que tras 

(1) Luego que lo supo el sumo Ponlifice Eugenio IV dijo en públíf j 
coBsislorio á todos los cardenales: ((Por cierto que si el obispo d( 
«Alonso de Burgos á nuestra corte viene, con gran vergüenza nos sei 
«taremos en la silla de san Pedro.» Esta es una priioba y rccomend; 
clon del mérito y fama <ic este Prelado, que acaso no tendrá semejant 
(Florez.) 

(2) Juan de Colonia, alemán de nación. 

(3) Entre ellos dio una procesión de capas moradas que Irajo ( 
concillo de Basilea. 



17 

(pág. 47.) y maudó hacer ia sillería (1). Gobernó esta 
iglesia diez y seis años en tiempo de los Reyes católi- 
cos que fueron los que le eligieron para gobernarla, 
luego que tuvieron noticia de sus buenas prendas y 
virtudes. De aqui pasó á Roma, en donde murió á 19 
de julio de 1512. Y como fué tan amante de la polreza 
en toda la vida, no se halló dinero con que eaterrarlo 
en muerte: pero el Papa, que conocia los fondos dcj, 
virtud, mandó hacer entierro solemne, diciendo que no 
le llamasen Fr. Pascual sino san Pascual. Esta enter- 
cado en el convento de la Minerva de dicha ciudad 
-ie Roma junto al altar mayor. (2) 

90. Don Juan Rodríguez de Fonseca, abad de Par- 
•afes, obispo de Badajoz, Córdova, Palencia arzobispo 
le Resano, obispo de Burgos y presidentes de indias, 
robernó esta iglesia diez años; mandó hacer la suntuo- 



(1) En el pasamanos de la escalera que hay para subir de la sillería 
aja á la alta al lado del evangelio se halla emliutldo on la niismania- 
1 era el escudo de dicho prelvido. En el mismo escudo se ve grabada 
i na estrella, el cordero de Dios ó Agnus Beij cuyos pies fija en una es- 
ecie de peiíasco, en el cual está ügurada una cabeza, decuya boca sale 
'^ torrente de agua. Debajo del referido escudo una cinta iieclia con mu- 
gracia, y en ella escrito el versícufo siguiente: Be sub tuopede fons 
s emanat. < . . 

•}) Tiene la inscripción siguiente: PmqIi(i^o:Hí>ííHí]S(í^ It^r^^Ji^ i^ 
:. (pii OT prírdicatorum ordine, (íoc//7^U(V(;/V/i(/^^^;i^'(l^:r^c;í;^¿A>•am;íJ/(4;?H 
reditibus annis XV pie dispensnlis, ad 'lotiroi^eñseth- stnódum' kud 
•■) II Pont. Max. accUus vitas funius eat. Chñstip.iup&i'euder conipau- 
i's mortuo alienis sumplibus tumulalo senilores Domino posnere 
DXH. XlKjuUt vixit annos XXI. 

A la memoria de Pascual, espaiíol, obispo de Burgos, del orden de 
edicadores elevado á esta dignidad por su sabiduría y Yirtudes, el . 
al cedió piadosamente sus cuantiosas rentas por espacio de quince 
os, y murió habiendo sido llamado al concilio de Letran en el pootí- 
icado de Jull© II, Pontífice Máximo. A ia memoria de un pobre de 
isto, muerto entre los mas pobres, y enterrado de limosna, erigieron, 
i lápida sus servidores en «1 Señor año de Uíi, dit 19 de julio. Mu- 
) á los 79 años de edad. 

13 



18 

sí siiriá' puerta que llaman de laPellegería y f»l antepe- 
cho de la escalera de la puerta alta, (yéase pág. 21 y 
63.) Murió el 4 de noviembre de 1524, y esta en Coca 
en la capilla que él mandó hacer alli. (Florez.) 

91. Don A.ntonio Rojas, hijo de do i Gómez de Rojas, 
señor de Hequena, y de doña Isabel de Carbajal. Fué 
este prelado Patriarca de las Indias, obiipo de Mallor- 
ca, arzobispo de Granada, Presidente de Castilla, obis- 
po de Palencia, y de aquí fué promovido á esta iglesia 
que regeiitó solo siete meses en tiempo del Emperador 
Carlos V. Murió á 9 de junio de 1527, y está enterrado 
en el convento de san Francisco en Villasillos cerca 
de Astudillo. (Florez.) 

92, El Cardenal don Iñigo López de Mendoza y Zú- 
ñiga, natural de Miranda de Duero, diócesis de Osma, 
hijo de los Condes de Miranda don Pedro Zúniga Ave- 
llaneda, y de doña Catalina de Velasco, hija del Con- 
destable de Castilla. Fué obispo de Coria, y después 
de esta, que gobernó por espacio de quince años. Mu- 
rió á 9 de julio de 1535. El principal monumento que 
Burgos tiene de este prelado es el colegio de san Ni- 
colás, entre el convento de nuestra Señora del Carmen 
y el de la Merced. Sobre la puerta principal se lee 1» 
ingcripcion siguiente: 

«Este colegio mandó hacer en su testamento el Illmo 
y Rmo. Sr. Cardenal obispo de Burgos, don Iñigo Lo 
pez de Mendoza, hijo de los condes de Miranda doi 
Pedro Zúñiga Avellaneda y doña Catalina de Velasco 
nieto de los condes de Plasencia don Pedro de Züñig. 
y doña Isabel de Guzman. Fueron también sus abuelo 
el Condestable de Castilla y conde de Haro don Pedn 
de Velasco y la condesa doña Mencia de Mendoza s 
muger. Mandóle edificar don Pedro de Velasco, cuart 
Condefjfable de los de su linag^e.>» 



19 

93. El carJenal Den Fr. Juan Alvarez de Toledo, 
religioso dcminico, fué arzobispo de Córdoba y después 
(k esta santa iglesia, la que gobernó catorce años, y 
en el de 1549 fué electo arzobispo de Santiago; murió 
en 1557. En tiempo de este Prelado se arruinó el cru- 
cero de esta í^anta iglesia (1) y se pusieron los cimien- 
tos del actual, quien correspondió á su piedad y no- 
bleza; sus armas se ven en los pilares que caen al pres- 
biterio, y debajo del primer corredor de dicho crucero. 
(Véase pág. 25.) También debió hacerse a sus espensas 
ía portada principal del Palacio arzobispal^ y parte de 
la capilla de Santiago Apóstol, como lo manifiestan di- 
chas armas colocadas en la bóveda y en el coro de la 
referida capilla, interpoladas cen las de la santa iglesia. 

94. El Cardenal Don Francisco de Mendoza, obispo de 
Coria, y después de esta iglesia, la que gobernó diez y 
seis años. Fué muy caritativo para con los pobres; á la 
Fábrica dejó muchos préstamos, para los cantores seis 
medias raciones y una eiitera para los sochantres. Mu- 
rió en Arcos, dos leguas de Burgos, el 26 de noYíem- 
bre de 1566, y fué traslada lo á Cuenca (2) 

95. Atto ó Atilano, ocupa aquí el último lugar por 
estar la obra casi fenecida cuando se tuvo noticia de 
él Gobernaba por el año 1044. (3) 

(1) Fué su ruina el 4 de marzo al amanecer, y el cabildo celebra to- 
dos los años una misa solemne en acción de gracias por no haber 
muerto ninguna persona. 

(2) El p. Florez trae el epUafio siguiente; 

Aquí yace el lllmo. Cardenal don Francisco de Mendoza, oblspo.de 
Burgos, hijo del marqués de Cañete, Diego Hurtado de Mendoza. Fué de 
gran Tlrtud y muchas letras. Sirvió en muchas cosas de importancia al 
Emperador Carlos Y. Fué Gobernador y Capitán general de Sena en Italia, 
y trujo con graode autoridad y costa á la Relia doña Isabel desde Fran- 
cia a Gundalajara, y la casó'allí con el Rey don Felipe 8.* Falleció 
año de 1366. * * 

(3) El €uadro de dicho seftor debe estar entre el numero 43 y 44 
por ser ob¡?po de Oca. "Véase pág. «, segvindíi foUaclou. 



^0 

Ycpos hablando de este prelado, dice asi: Llegó san 
Ato?; á tanto aprovechamiento, que después le juzgó 
san iiiiga por digno deque se apartase á la soledad en 
un lugar cerca de Oña, llamado Aldenal, donde hizo 
tan santa vida, que obró por él nuestro Señor dife- 
rentes milagros; y muriendo santamente yéndose el 
alma á gozar del Ciclo, san Iñigo entregó su cuerpo á 
la ti.'irra; y después en el convento de Oña le tuvieron 
tarilo respeto, que le pusieron en la capilla donde es- 
tábil c'.cpo3Ítado san Iñigo respetándole y venerándole 
como á tal santo. ( Flore z) 

A los dos lados del referido cuadro 95 hay dos tarje - 
t?Vs que contienen las noticia» siguientes; 

TARJETA 1.' 

l'cle último prelado firma coa otros seis obispos la do- 
nación de Medrano y Sojuela hecha al monasterio de 
san Juan que estaba en Sojuela y después se anejó al 
de Nájera por el Rey don García, de que se sigue ser 
distinto prelado don Gómez, que asistió á la consagra- 
ci'jii ds la iglesia de santa María año 1059, del otro que 
g o'rjrnaba la sede el año 40. 

TARJETA 2/ 

Desde que se trasladó la iglesia á Burgos pone dicho 
autor Zapata otros cuatro obispos mas, que son: Simón, 
san Lesmes, Juan y Ramiro, abad de Sahagun y obispo 
de Pamplona y Burgos. 



21 

NUEVA SERIE DE PRELADOS 

DE LA 

CATEDRAL DE BURGOS, 

HECHA METROPOLITANA SIENDO PRIMER ARZOBISPO 

D. FRANCISCO PACHECO DE TOLEDO. 

Cuadro 1." El Cardenal don Francisco Pachec: :•;; 
Toledo, nació en Ciudad-Rodrigo de los nobilísimos se- 
ñorea- don Juan Pacheco y doña Ana de Toledo, sobri- 
na del duque de Alva, padres de don Rodrigo, primer 
marqués de Cerralvo que por varonía eran Osorios y 
por herencia Pachecos. Dedicóse don Francisco al es- 
tado eclesiástico, y tuvo en su iglesia de Ciudad- Rodi'i- 
go el arcedianato de Camaces, y luego fué canónigo de 
Toledo, Su tio el Cardenal don Pedro Pacheco le lievó 
á Italia, donde manifestó su con¿ucta, y sirvió para 
negocios del Rey y de la iglesia. El duque de Al'^a. 
Virey de Ñapóles, le envió á Espaia, sobre tratados de 
paz y volvió de España á Roma y luego á Ñapóles. Y 
en el año de 1567 fué trasladado á la silla episcopal do 
Burgos. En sus dias se hizo metropolitana esta santn. 
iglesia, como queda dicho en la primera parte pág. Í2, 
y lo manifiesta una tarjeta que se halla junto al cua- 
dro de dicho Señor, la cual dice asi: 

«El Pontífice Gregorio XIII espidió su bula en 22 de 
octubre de 1574, por la cual hizo metropolitana esta 
santa Iglesia, y fué en tiempo del Cardenal don FiMn- 
cisco Pacheco do Toledo. Gobernó con título de obispo 
9 años esta Iglesia, y con titulo dti arzobispo hasLa el 
de 1579 en que murió en 13 de agosto, de edad de ÍS 
años. » 

Su cuerpo, según dice Florez , fué conducido á 
Ciudad- Rodrigo, y descansa en la suntuosa capilla 



22 

de san Aadrés Aposto!, (1) que él inaudó hacer alli, 
para el culto de Dios y de su sepulcro. Se halla al lado 
del evangelio en una urna de madera, cubierta de 
terciopelo negro con galones de plata, debajo de doseL 
pero sin inscripción ni documento del tiempo^ raes, dia 
y año en que murió. 

2/ El lUmo. señor don Cristóbal Vela, fué primero 
obispo de Canarias, varón apostólico, de mucha doctri- 
na, grande ejemplo y singular caridad para con los 
pobres, Gobernó esta santa iglesia veinte años. Murió 
á 21 de noviembre de 1599. y está enterrado debajo del 
crucero. En tiempo de este prelado se hizo el altar ma-. 
yor, como queda dicho en la pág. 88, el colegio de san 
Gerónimo, parte del Palacio Arzobispal y la silla don- 
de se sientan los señores Arzobispos en el coro, véase 
pág. 47. 

3.* í^l Cardenkl don Antonio Zapata, obispo primero 
de Cádiz, después de Pamplona y últimamente de esta, 
que gobernó cinco años. Dióle el capelo su Santidad, y 
le mandó que fuese á Roma. Fué gran bienhechor de la 
fábrica de esta santa Iglesia, dándola un temo entero 
de brocado con sus capas y frontal, una procesión de ca- 
pas blancas, ciento y och«nta casullas de todos colores. 
Dio también muchas albas, misales y cuatro mil duca- 



(1) Ponz, hablando de esta capilla, dice; La mejor obra de arquitec- 
liira que hay en Ciudad-Rodrigo es la capilla de Cerralvo, que fundó el 
Cardenal D. Francisco Pacheco de Toledo, arzobispo de Burgos, y arce- 
diano titular de esta Iglesia^ y se empezó el año de 158S. Es un cua- 
drángulo con su crucero: ia decoración eslerlor es dórica, y la interior 
jónica con pilastras y cüpula. El retablo mayor es de tres cuerpos y de 
buena arquitectura; y lo son las pinturas de San Andrés, á quien la ca- 
pilla está dedicada, y los cuatro Doctores, que trajo de Romi el Cirdenal 
cuyo cadáver reposa en esta capilla: corresponden á todo esto las imá- 
genes de escultura, el tabernáculo, los retablos colaterales, las pilas del 
agua bendita. la materia dd mármoles y Jaspes que se empleó, y eltedo 
dft la obra de pisdra sillares. 



23 

dos para la coleadura de la nave mayor. Logró poneíT 
la silla arzobispal en medio del coro, como queda dicho 
pag. 48. En 1620 le nombraron Virey de Ñapóles; vol- 
vió á Madrid 911 donde murió el 23 de abril do 1()35. 

El cadáver se llevó á enterrar á Barajas, y se depo- 
sitó en la bóveda ó carnero del convento de dicha villa. 
Hizo testamento ante Santos Julián, escribano de Bara^ 
jas, sin que se diga el dia en que se otorgó, fueron alba- 
ceas testamentarios el Sr. Conde de Barajas (su herma- 
no,) D. Francisco Zapata, inquisidor, y Fr. Juan de Pii^a 
de la orden de san Francisco en el convento de san Gil, 
de Madrid. El convento de Barajas está derruido. 

4.* El lUmo. Sr. D. Alonso Manrique, gran principe, 
muy electo y maestro de predicadores, prelado de mu- 
cho gobierno y de superior entendimiento, que recono- 
cían todos los que le trataban. Gobernó esta iglesia ocho 
años. Murió en Castrogeriz á 27 de setiembre de 1612, á 
los 52 años de edad. Fueron cuatro prebondados, dos 
dignidades y dos canónigos para que acompañasen el 
féretro en que se habia de traer su cuerpo. Al dia si- 
guiente salió por la puerta real el cabildo hasta el con- 
vento de la Merced, donde estaba el cadáver; los señores 
de ciudad «n cuerpo, la universidad del clero y comuni- 
dades de religiosos. Se le enterró junto á la sepultura 
dellllmo. Sr. D. Cristóbal Vela de buena memoria. (Do- 
cumento del Arch.) El rótulo del cuadro dice asi; 

(cD. Alonso Manrique, arzobispo desde el 1605 hasta 
1613. Murl casi de repente; está sepultado en la Trini* 
dad de esta ciudad.» 

En el libro de finados de la capilla de Santiago, que 
empieza en 1522 en la pag. 38 vuelto dice: 

«Murió el Sr. arzobispo D. Alonso Manrique, viernes 
dia de san Cosme y san Damián 27 de setiembre de 1612 
años; enterróse sábado en la iglesia metropolitana de 
Burgos, junto al Sr. Arzobispo D. Cristóbal Vela, de 



24 
buena memoria. Trajese pleito ante el Sr» Arcediano 
:de Burgos, habiendo sido embargada toda su hacienda 
,por el Rey por no hacer testamento. — Al margen. — Don 
Alonso Manrique, arzobispo de Burgos, murió en Cas- 
trogeriz apresurado.» 

5.° El Illmo. Sr. D. Fernando de Acebedo^ obispo de 
Osma y despuer^ arzobispo de Burgos en 27 de eneró de 
1616. El Rey D. Felipe 3 ° le nombró Presidente de Cas- 
tilla, y á los seis años se volvió á gobernar su iglesia 
santamente. El rótulo del retrato dice: casó a Felipe 4.* 
con Doña Isabel, año de 1615 Murió dicho señor el 2 de 
febrero de 1629 en la casa de los Vélaseos, que también 
se denomina la Casa del Cordón. Está enterrado en me- 
dio del crucero. 

6.' El Illmo. Sr D. José González de Villalobos, na- 
ció en Villadiezma, (l)provincia de Falencia año de 1566, 
Tomó el hábito de santo Domingo en san Pablo de Va- 
lladolid; fue colegial de santo Tomás de Alcalá, prior y 
provincial del mismo orden. Fué también confesor y 
predicador de Felipe 3.", capellán mayor de Felipe 4." 
y de su Consejo, obispo de Falencia y de Pamplona, y 
de aqui le eligieron arzobispo de Burgos y de Santiago, 
pero fueron sus miras á esta santa iglesia, pues dejó la 
de Santiago, y se vino á ella al principio del año de 
1631. Fué un santo y docto varón, de mucha caridad 
que desde el dia que tomó posesión mandó que á su 



(1) En la iglesia parroquial de dicba villa tiene el Sr. Conde de Cas- 
tro Ponce y de Torre-IIermosa una capilla de Santiago Apóstol. Se halla 
el santo á caballo ondeando al aire sus ropages con mucha gracia y ton 
M>t>ada en mano, con la que acnchill? á unos robustos Sarracenos, dos 
«sián bajo el cibnllo con varios trofeos de guerra, uno huye desarmado 
á la espalda del santo cubriéndose con el escudo, y otro por delante lle- 
va un estandarte encarnado con asta dorada en que remata la media 
luna. Todas estas figuras ocupan el centro del altar formado de dos co- 
lumnas grande» que sostienen un remate en el que hay una nuestra 
Señora de los Dolores, 



25 

puerta se diese caaadia una carga de pan cocido, fue- 
ra de otras limosmas que mandó dar á mucha» perso- 
sonas particulares, por ser el año de mucha necesidad 
en toda España. Gobernó esta iglesia cuatro meses y 
diez dias, según lo manifiesta el rótulo del cuadro, y 
murió en 28 de Marzo de 1631. Mandóse enterrar en la 
Iglesia parroquial de Villadiezma en la capilla de sus 
mayores. (1) 

7.° El ¡limo. Sr. D. Fernando Andradey Soto Mayor, 
natural de Villagarcia, Arzobispado de Santiago, canóni- 
go é inquisidor en Sevilla, obispo de Falencia y Sigüen- 
za, y después arzobispo de está, tomó posesión en 16 de 
Abril de 1632, y en el 1637 le npmbró S. M. Virey y ca- 
pitán general de Navarra. De la diócesis de Burgos pasó 
á la de Santiago, y murió en el mes de enero del año 
de 1655. Fundó el convento de religiosas Agustinas de 
Yillagarcia. Dispuso y dotó la solemnidad con que la 
santa Iglesia de Santiago celebra el ota vario del corpus. 
En la de Burgos mandó hacer los dos órganos del coro 
año de 1636. En el dia no existe mas que el uno al lado 
de la epístola; pues el que se halla al lado del evange- 
lio se hizo el año de 1806. Véase pág. 50. 

8.° El Illmo. Sr. D. Francisco Manso y Zuñiga, natu- 
ral de santo Domingo de la Calzada, colegial del mayor 



(2) El epitafio qne tiene dice así: Aquí yace el Illnio Sr. D. Fray 
José González, del orden de predicadores, provincial de España, predica- 
dor del Rey Felipe lll el Bueno, conffsor de Felipe IV su hijo, obispo de 
Falencia y de Pamplona, arzobispo de Santiago y de Burgos, á quien el 
aplauso común juzgó digno de mayores premios, fué prudente y ¡sabio, 
apacible y recto, amado y respetado de todos, aclamáronle padre de po- 
bres, su muerte se lloró como pérdida de toda la república. Vivo Ic es- 
limaron los sabios, muerto le veneraron los buenos. Murió á 28 de Marzo 
de 1631. Mandóse enterar en este lugar y capilla de sus mayores. 

Sobre una cornisa adornada con tres jarrones y dos escudos de armas 
episcopales, se baila en lápida dorado el referido epitafio junto al sepul- 
cro del Illmo. Sr. D. Aolnso González, su tio, obi?po de León. 



20 

de santa Cruz de Valladolid, arzobispo de Még'ico, obis: 
pode Murcia, y después arzbispo de Burgos, Tomo po- 
sesión de él di 13 de abril de 1641. */l Rey le di . el titu- 
lo de Castilla con denominación de Conde de Herbias, 
lugar próximo á santo Domingo, y desde allí adelante 
firmaba el Arzobispo Conde. Murió el 27 de diciembre de 
1655, y se enterró en la capilla mayor bajo del crucero. 
Dicho señor costeó las tres medallas del trasagrario y 
los dos costados del coro, como queda dicho pág. 42 y 49. 

9.° El Ulmo. Sr. D. Juan Diego Pérez Delgado, fué 
colegial en el mayor de santa Cruz de Valladolid, de 
donde salió á la Magistral de la santa iglesia de Córdoba, 
en donde resplandecieron tanto sus nobles prendas en 
pulpito, caridad y demás virtudes, que llegadas á oidos 
de nuestro católico y piadoso monarca, le premió con el 
obispado de Ciudad-Rodrigo, el que obtuvo hasta que 
vacando el de Salamanca por ascenso de D. Pedro Car- 
rillo y Acuña al Arzobispado de Santiago, le ascendió 
á está la magestad del Sr. D. Felipe 4.°, del que tomó 
posesión en 10 de febrero de 1656, y dispijniendo visitar 
su obispado le vino la real cédula del arzobispado de 
Burgos, del que no pudo tomar posesión, pues fué asal- 
tado de una recia enfermedad, de que murió en enero 
de \^hl. [Dorado, historia de Salamanca.)\\iQ\i?^mim. 102. 
D Diego Pérez Delgado, colegial de santa Cruz de 
Valladolid, canónigo Magistral de ('órdoba, fué obispo 
de Ciudad-Rodrigo, Salamanca, y murió electo arzobis- 
po de Burgos año de 1656 y murió en setiembre del 
mismo año (1). Se dice esta enterrado en la capilla ma- 

(l) El catálogo de los Obispos yArzohispos de Burgos dice asi: El 51 
Prelado y 9." Arzobispo di^. esta iglesia fué D. Juan Peiez Delgado, obis- 
po de Salamanca, y de aqui promovido á este Arzobispado, fomó pose- 
sión de él en 26 de mayo de l637i y murió en Salamanca en 18 de julio 
de dicboano sin habsr Tenido áesta iglesia. {Dommento del Árch.) 



27 

yor de la catedral vieja, sin que se sepa si tiene ins- 
cripción sepulcral por hallarse entarimado el pavimento. 

10. El lllmo. Sr. D. Antonio Pa3mo, obispo de Oren- 
se, de Zamora, y después arzobispo de Burgos. Tomó 
posesión en 1.' de junio de 1658. Predicó algunas veces 
en la santa Iglesia, dio licencia para que se imprimiese 
un librito de doctrina que llaman Payno. De este arzo- 
bispado p-nSÓ á Sevilla el año de 1663. Murió á23 de ma- 
yo de 1669, y se depositó en la parroquia del sagrario. (1) 

11. El Excmo. é lUmo. Sr. D. Diego Tejada y Guar- 
dia, Arzobispo de Burgos, nació en el lugar de Galilea 
diócesis de Calahorra, el 6 de marzo de 1609, hijo de don 
Juan de Tejada y Doña María de la Guardia, Fué bene- 
ficiado de Ocon, cole^iial mayor de "-^alamanca, canónigo 
magistral de las ig¡|siüs de santo Domingo de la Calza- 
da y Murcia, Vireyí y Capitán general del reino de Na- 
varra y obispo de Pamplona, de donde fué promovido á 
este arzobispado: tomó posesión de él en II de marzo 
de 1664. Falleció en 13 de julio de dicho año en el lugar 
de Cerera y se enterró en la iglesia de san Vicente már- 



(1) Es una capilla de la catedral con laadvocacion de S.CIementri.' 
consta de tres cuerpos de arquitectura: dórico, jónico y corintio, termi- 
nando con un gracioso calado con adornos de candelabros y florones. El 
templo es una nave de 121 pies de lary;o, 6í de ancho contando el fondo 
de las cuatro capillas que tiene á cada uno de sus lados, y 83 de alto; 
sobre las indicadas capillas corre una tribuna, y en ella se ven ocho es- 
tatuas colosales que r presf-nlan los cuatro Evanfielislas y otros tantos 
Doctores de la lglesi;i. Las calillas están separadas por pilastras parea- 
das, y en los intercolumnios bonitos adornos. Debijo del pavimento bay 
una gran bóveda que servia de enterramiento común; es de cuatro va- 
ras de altura en toda la «'slension del templo; p^ro dividida por un mu- 
ro con puerta de hierro separa la parte alta del crucero donde se halla 
el panteón de los arzobispos de Sevilla; y en este panteón se hallan las 
ceaizas del limo. Sr. Don Antonio Pavno. 



Í8 

tir, titular del pueblo de ¡su naturaleza debajo de la 
peana del altar del Santo Cristo. (1) 

12. El Illmo. Sr. D. Enrique de Peralta y Cárdenas, 
fué primero obispo de Falencia y después arzobispo de 



(1) El epitafio que tiene dice así: 

D. O. M. 

Aquí yace el lilmo. Sr. D. Diego Tejada y Guardia, natur:^! de eile 
lugar de Galilea, beneficiado üe Ocon, colegial mayor del Viejo de San 
Bartolomé de Salamanca, canónigo-magistral de las santas iglesias de 
santo Domingo de la Calzada y Murcia, obispo de las de Ciudad-Rodrigo 
y Pamplona, fin e! año 1660 casó á los Sres. Reyes de Francia Luis Xlll 
y doña María Teresa de Austria. En el de 1661 la niagestad de Ptiolipo 
cuarto le hizo su Virey y Capitán general del reino de Navarra. En el 
de 1663 ascendió al arzobispado de Burgos, de donde en el año de 64 
vino á los baños d(? Arnedillo, y habiéndole probado mal se retiró á su 
casa en este lugar de Galilea, donde murió dii del seráfico Doctor San 
Buenaventura, 14 de julio de dicho año; y en este día le dieron tam- 
bién los cargos dichos, habiendo vivido 53 años. Mandóse depositar en 
la capilla del Slo. Cristo de esta iglesia; pero su sobrino el lUmo. Señor 
don Juan José Tejada y Guardia, lo colncó aquí para eterna memoria, 
quien también yace en este sepulcro. _ 

Según noticias suministradas por d Illmo. Sr. Yrigoyen,Obiépo quej 
fué de esta diócesis, en la visita que hizo en la citada iglesia de Galilea, ■ 
babiéndolc llamado la atención la capilla en que se halla el sepulcro 
cuyo epitafio acompaña en el casamiento de los Señores Reyes de Frag- 
cia á que asistió el Illmo. Tejada, se presentó acompañado de doce Seño- 
res canónigos, doce capellanes de la santa iglesia de Pamplona, doce pa- 
ges y doce coches con sus doce lacayos vestidos estos de escarlata. Y 
doce capellanes de su particular servicio. 

Próximo al epitafio de dicho Sr. Tejada hay otro que dice así: 
E. I. B. V. M. R. 

Aqui yacen ios nobles Señores Don Andrés de Tejada, hermano de 
dicho Sr. Arzobispo y Doaa María Guardia, padres del illmo. Señor Don 
Juan José de Tejadsi y Guardia, caballero del orden de Santiago, del con- 
sejo de S. M. colegial mavor que fué del viejo de San Bartolomé de Sa- 
lamanca, canónigo doctoral de la sinta iglesia de Calahorra, Provisor y 
Vicario general de su obispado, inquisidor del reino de Aragón, visita- 
dor gentTíil del hospital real de Zaragoza por su Ma gestad y de su con- 
sejo de la Santa general inquisición, beneíiciado de Ocou, Ausejo y Ju- 
bera, quien fundó y dotó esta capilla con las capcilt-nías y nieuiorlas 
que hay en ella para honra y gloría de Dios nuestro Señor, de su divina 
Madre María Santísima del Pilar y alivio de las ánimas del purgatorio. 



esta desde el año de 1(565 hasta el de 1679 que murió. 
Esta enterrado en el sepulcro que mandó hacer en su 
3apilla, como queda dicho pág. 98. (1) 

Dicho señor dio á la fábrica de esta santa iglesia 
treinta y dos mil ducados para hacer les pedestales de 
de jaspe, pilares y rejas de los costados de la capilla 
mayor y las dos medallas que están á los lados del tra- 
sagrario, como queda dicho pág. 43. 

13. El lUmo. Sr. D. Juan de Isla, natural del lugar de 
Isla de la Trasmiera y montañas de Santander, colegial 
mayor de san Bartolomé el viejo de Salamanca, después 
canónigo de Toledo, obispo de Cádiz y desde aquí pro- 
movido á este arzobispado. Tomó posesión de él el 28 de 
diciembre de 1680. Hizo una obra do mérito en su cole- 
gio, y fundó una obra-pia para estudiantes de su casa. 



(1) El epitafio que tiene dice asi: 

Jacet hic lUmus. Dr. D. Enricus de Peralta el Cárdenat. gentílitiis re- 
gura Navarrce^ inter primus Hispanm proceres non secundus; hujus 
Ecclesice Prcesul digmssimus prcedecessorum suoram cnmlalor slrenuus, 
verüaté, mmsutludine, et justitía omniun facile princ>3ps haiic fulgentis si- 
mam capellam ad esplendorem et forman quá nunc prosiat, sumplo valde 
magno redegit ornavitque; capellanías^ et chorum cum mimstriis culto 
non vulgurij dote lamen singuUs JEditut suficienter congrua instiluit, 
atque jura patronatus familice primogénito asignavit; bona tándem et lau- 
dabili senectute é vivís discesit die 20 mensis novembris anno 1C79 ceta- 
tis SUOB 83. 

Aquí yaee el Illmo. Sr. D. Enrique de Peralta y Cárdenas, descen- 
diente de los Reyes de Navarra, uno de los mas distinguidos entre los 
primeros Proceres del Reino, dignísimo prelado de esta santa Iglesia, 
esforzado imitador de sus predecesores, el mas señalado entre todos 
«D la verdad, mansedumbre y justicia: adornó esta suntuosa capilla, 
dándola á costa de crecidos gastos la hermosura y forma que ahora tiene: 
fundó las capellanías y el coro con los ministros, estableciendo un 
brillante coito con renta congrua para cada uno de ellos y la capilla, 
dejando por patrono al primogénito de la familia, murió por fin en 
buena y loable vejez el di i 20 del rafs de noviembre del año del Señor 
1679 á los 85 años de edad. 



80 

Murió el 16 de setiembre de 1701. Está «epultado en la 
capiila mayor debajo del crucero de est^ iglesia. 

14. El Excmo. Sr. Cardenal D. Francisco de Borja; 
del obispado de Calahorra fuép.omovido á esta iglesia. 
No tomó posesión por haber muerto en Madrid e' 4 de 
abril de 1702, y pasándole la gracia en Roma el dia 3 de 
dicho mes y año. 

15. El lUmo. Sr D. Fernando Manuel de Mesia, na- 
tural de la ciudad de Córdoba, fué oidor de la Rota, 
después obispo de Zamora, y de aquí fué promovido á 
este arzobispado. Tomó posesión de él en 17 de marzo 
de 1703. Murió á 15 de setiembre de 1704. Se enterró en 
la capilla mayor debajo del crucero. 

16. El lUmo. Sr. Don Manuel Francisco Navarre*e, 
Ladrón de Guevar:., falbció año de 1723 en 11 de agos- 
to. Está enterrado en la capilla mayor debajo de' cruce- 
ro. A los dos lados del retrato hay dos tarjetas que di- 



cen lo siguiente: 



TARJETA 1, 



Don Manuel Francisco Navarrete Ladrón de Guevara, 
natural de la villa del Ciego, en laRioja, fué colegial en 
la mayor de santa pruzde Valladolid, magistral de Fa- 
lencia y abad de la colegial de Santander, de doude fué 
electo obispo de Mondoñedo, y allí estuvo desde catorce 
de agosto de 99 que tomó posesión hasta 26 de junio de 
705. en que habiendo sido promovido á esta Iglesia la 
tomó por poder. 

TARJETA 2.'' 

Entró en esta ciudad a residir su dignidad en 8 de 
agostw de dicho año de 1705. Visitó personalmente todas 
las Iglesias de este arzobispado, redujo esta capilla á 
sacristía en que hizo el encajonado, enlosado, y puso 



los Retratos de los señores obispos y arzobispos. Hizo 
la reja del crucero (v pulpitos), y dio otras grandes li- 
mosnas á 1\ Fábrica: regaló también un te^no que 5^e 
titula del Sr. Navarrete, véase pág. 43. 

17. El I Imo. Sr. D. Lucas Conejero y Molina, natural 
de Cáceres en la provincia de Estremadura, canonista, 
colegial mayor del colegio de Cuenca en Salamanca, 
canónigo penitenciario de Coria, después canónigo doc- 
toral de Plasencia, obispo de Canarias, de cuyo obispa- 
do fué promovido á esta Iglesia. Tomó posesión el 9 ae 
setiembre de 1724. D'chn señor fué muy erudito en el 
derecho civil y canónico, magnánimo y de altos pensa- 
mientos, pero su corta vida no le dio lugar á ponerlos 
en práctica. Murió á 22 de marzo d^ 1728, j está enter- 
rado en la capilla mayor debajo del cruce o. 

18. El Illmo. Sr. D. Manuel de Samaniego y Jaca, 
natural de. Logroño en la Rioja, teólogo, colegial ma- 
yor de san Bartolomé el Viejo de Salamanca, canónigo 
magistral de santo Domingo de ía Calzada, nombrado 
obispo de Oviedo, no aceptó, después arzobispo de Tar- 
ragona desde cuya metrópoli fué trasladado á e^íta. Tomó 
posesión en 11 de noviembre de 1728. Hizo misiones en 
esta santa Iglesia y en varios pueblos del arzobispado. 
Renunció de él en 29 de mayo de 1741, y falleció en 
Logroño á 3 de marzo do 1744. Esta enterrado en la par- 
roquia de Santiago Apóstol, donde fué bautizado, como 
lo manifiesta el epitafio que dice: 

IHc natns^ 

Hic renatus, 

Hic Episcopus consecraluSj 

Uic pallio decoratus, 

Hic humaluSt 

Ilinius. U. D. Lmmanucl 

de Samanie^i) y Jaca 

Archiepiscopus 'L-rraconcnsis 

et BurgensiSs el eleclus 

Ovelensis. Obiit die III mafti 

Afino Dni. M,DC€.XUY 



32 

Dicho señor faé especial bienhechor de esta Iglesia 
y padre de pobres. Erigió la capilla de santa Tecla 
como queda dicho pág. 51 . 

19- El limo, señor don Felipe de Perea Nieto y 
Magdaleno. natural de la villa de Orgaz, en la Mancha, 
colegial mayor de san Ildefonso de Alcalá, canónigo 
de Salamanca, deán de Guadix, obispo de Almería, y 
de aquí fue promovido á esta iglesia. Tomó posesión 
en 30 de Agosto de 1741. Murió el 26 de febrero de 1744 
y se enterró en la capilla mayor debajo del crucero. 

20. El limo, señor don Pedro de la Cuadra y Achiga 
natural de Somorríjstro, en las Encartaciones, canó- 
nigo de la colegiata de Logroño, después de Calahorra, 
provis:)r de aquel obispado^ inquisidor de Santiago Ga- 
licia, obispo de Osma, y de aqui fué promovido á este 
arzobispado. Tomó posesión en 23 de octubre de 1744. 
Dejó en su testamento por herederos de sus bienes á 
esta santa iglesia, la de Osma, Calahorra y colegiata de 
liOgroño. Murió el 9 de setiembre de 1750, y se enterró 
en la capilla mayor debajo del crucero. 

21. El limo señor don Juan Francisco Guilen, natural 
de Undues délas cinco Villas de Aragón, obispado de 
Pamplona, catedrático de i>rima de la Universidad de 
Zaragoza, arcediano de Aliaga, dignidad de la Iglesia 
metropolitana de aquella Ciudad, obispo de Canarias, y 
de aqui fué promovido á este arzobispado; tomó pose- 
sión de él en 16 de julio de 1751. Murió el 7 de abril de 
1757, y se enterró en la capilla mayor debajo del crucero. 
Dio este prelado ocho mil ducados para la construcion 
de la sacristía nueva, como queda dicho pág. 96. 

22. El limo, señor don Onésimo de Salamanca y Zal- 
divar, natural de la Villa de Briviesca, arcediano de ella 
dignidad de esta santa Iglesia de Burgos, colegial en el 
mayor de santa Cruz de Valladolid, catedrático en su 
universidad é inquisidor de la misma, obispo de Zamo- 



33 

i'ii, arzobispo de Granada, y de aquí promovido á este 
arzobispado. Tomó posesión de él en 9 de marzo de 
1758. Mario el 14 de enero de 176U J se enterró en la 
capilla mayor debajo del crucero. Dicho señor regaló á 
esta santa Iglesia un terno encarnado de tela de oro, 
fabricado en Toledo por Medrano, que costó cincuenta 
y siete mil rs. 

23. Kl Illmo. señor don -Francisco Bullón, natural 
de Guardo en el obispado de Falencia, canónigo patri- 
monial de la colegiata de Aguilar de Oampoó, colegial 
del mayor de san Salvador de Oviedo de ¡^alamanca, 
canónigo penitenciario de dicha santa Iglesia de la 
Ciudad de Salamanca, catedrático de su Universidad, 
obispo de Barcelona, goijcrnador del consejo, obispo de 
Sigüenza, y de aquí promovido á este arzobispado. 
Tomó posesión de él en 25 de setiembre de 1761. Murió 
el 17 de Febrero de 1764, y se enterró en la capilla 
mayor debajo del crucero. 

24. El Illmo. señor don José Javier Rodríguez de 
Arellano, natural de la ciudad de Sangüesa, en el reino 
de Navarra, colegial mayor de san Ildefonso de la Uni- 
versidad de Alcalá, canónigo magistral de Calahorra, 
canónigo de gracia de la Sta. Iglesia de Toledo, y abad 
de san Vicente, dignidad de dicha santa Iglesia y 
desde allí promovido á este arzobispado. Tomó posesión 
de él en 6 de octubre de 1764. Se consagró en Madrid 
el 28 del mismo, y entró en Burgos el 2 de Diciembre 
de dicho año de 64. Falleció el 1." de junio de 1791, y 
se enterró en la capilla mayor debajo del crucero. Di- 
cho señor Arellano fué muy caritativo para con los po- 
bres, fundó las festividades del Patrocinio de san José 
y su Desposorios, escribió siete tomos de pastorales y 
cuatro de avisos de santa Teresa, incorporó el Semi- 
nario á la Universidad de Valladolid, hizo el monasterio 
de monjas de saá José (antes santa Polonia,) parte del 

14 



34 

colegio de Saldaña, y otras varias obras y caridades, como 
consta en el archivo de esta santa Isclesia metropolitana. 

25. El lUmo. señor don Juan Antonio de los Tueros, 
nació en Trucios, diócesiii de Santander, el 12 de junio 
de 1724. Fué colegial maj-or en el de san Bartolomé de 
Salamanca, canónigo y maestre-escuela, dignidad de la 
primada de Toledo. Fué nombrado por S. M para este 
arzobispado en junio de 1791, y se le espidieron las bu- 
las en Roma el 19 de diciembre de dicho año. Se con- 
sagró en el mismo To'edo el 12 de febrero del año si- 
guiente, j tomó posesión en 26 del ml.^mo. Edificó la 
ca?a de las Recogidas en el barrio de san Pedro de 
la Fuente de esta ciudad. Murió el 22 de setiembre de 
1797, y se enterró en la capilla mayor debajo del crucei o. 

26. El Excmo. é Tilmo, señor don Ramón José de 
Arce, nació §n Selaya, valle de Carriedo, obispado de 
Santander, el 25 de octubre de 1755, fué colegial ma- 
yor de Salamanca, canónigo lectoral de Segovia y Cór- 
doba, y de gracia de Valencia, ministro togado de los 
consejos de hacienda y Castilla, caballi?ro gran cruz de 
la orden de Carlos 3.% inquisidor general y Patriarca 
de las Indias. Tomó posesión de este arzobispado de 
Burgos en 12 de febrero de 1798, y fue trasladado a de 
Zaragoza en 22 de julio de 1801. En tiempo de la guer- 
ra de la independencia se retiró á Francia, y perma- 
neció en Paris hasta el de su muerte, que fué el 16 de 
febrero de 1844 á los 89 años de edad. Su secretario y 
compañero perpetuo, el canónigo don Elias X de 
Lanza, le adquirió un terreno á perpetuidad en el 
cementerio del norte ó Montmartre, donde se construyó 
un monumento y depositó su cadv^ver. (1) 

Dicho señor dio á esta Sta. Iglesia ie Burgos un ter- 
nocompleTO, que se titaU el temo del señor .Arce. 

ÍD Sobre la lápida de mármol blanco hay la io¿«ripcion si?uient 
4'.r rr , c ,]r 'tonsfignfur RatjnoHd José de^ree, oftcten Archevfqi 



35 

27. El lUmo. ssñor don Manuel Cid Monroy, nació 
en Aguilar de Campos, obispado de León, el 23 de oc- 
tubre de 17-13. Fué fiscal provisor y canónigo doctoral 
de la santa Iglesia de Santander, de donde fué traslada- 
do á la penitenciaría de Zamora, y en la misma obtuvo 
el deanato, habiendo egercido' en aquella diócesis el 
gobierno de elha en sede v tcxnte, y en el de las vi- 
carías de Al va y Aliste, corre'^pondientes al arzobipa- 
do de Santiago por espacio dé 25 años, con nombramien- 
to de diferentes señores arzobispos. Últimamente en 
13 de diciembre áe 1801 (1) le nombró arzobispo de 
Burgos el Rey don Carlos IV. Se consagró el 23 de ma- 
jo del año siguiente^ é hizo su entrada en esta ciudad 
el 29 de julio del mismo. En sus dias ocurrieron las 
desastrosas osciliaciones de España, ya con la invasión 
por Bonaparte, y ya con los acontecimientos ocurri- 
dos hasta el año de 1822, habiendo padecido muchos 
trabajos con inven 'ible constancia, hasta verse en la 
necesidad de retirarse al pueblo de su naturaleza, casi 
despojado de su autoridad, en donde falleció á 8 de 
noviembre de 1822, k los 79 años de edad. Está sepul- 
tado en la parroquia de san Andrés, en donde habla 
sido bautizado, y de la que habia sido su insigne bien- 
hechor. 



ie Burgos d de Zaragosse^ Palriarche des ludes, Grand Croix de l'ordre 
Royal de Charles 3.* Né á Selaya (Santander) en Espagne le 25 octobre 
1755. Decedé á París le 16 fevrier 1844. 

Homa(¡e d€ S. F. A. et C. E. X. de L. 

A los reatos mortales del Excmo. Sr. D. Ramón José de Arce, arzo- 
bispo que fué (le Burgos y de Zaraíjoza. Patri.irca de las indias, Caba- 
llero gran Cruz de la Real orden de Carlos III, natural de Salaya, dió- 
cesis de Santander; vio la luz en 25 de Octubre de 1715, y fulíecló'in 
París á 16 de febrero de 1844. 

Le inbQta este homonage su fiel amigo y compañero, E. X. L. 

(1) En el refi'rido año de 1801 se nombró por arzobispo al Sr. Don 
Juan Antonio López Cabrejas, no aceptó, y asi no está puesto en el nú- 
mero de ios retratos. (Docum. del Arrh.) 



30 

28. El Exmo. é llimo. Sr. D. Fr. Rafael Velez, cabsi- 
üei'o gran cruz de la Real y distinguida orden de 
Carlos III. Nació en la ciudad de "Velez, provincia y 
obispado de Málaga, en 15 de octubre de 1777. A la edad 
de 15 años tomó el hábito en el convento de Capuchi- 
nos de Sevilla; y habiendo concluido después de pro- 
feso los correspondientes curso» de filosofía y teología, 
se ordenó de sacerdote. En 1802 se le confirió el titulo 
de lector, en virtud del brillante éxito de las oposicio- 
nes que practicó al efecto. Enseñó con grande crédito 
sucesivamente artes y teología e« el convento de su 
orden de la ciudad de Cádiz, en cuya capital se halla- 
ba al estallar la guerra «le la Independencia. En 1816 
<?n cuyo año trabajó Apologías del altar y del trono, 
fué presentado por S. M. para la mitra de Ceuta, ha- 
biendo obtenido muy pronto la confirmación de la San- 
ta Sede, y se consagró en el convento de san Francisco 
el Grande de la Corte en 1817. En 1824 fué nombrado 
Arzobispo de Burgos, y á poco de haber tomado po3«- 
«ion de esta mitra se trasladó á la de Santiago, en cu- 
ya capital hizo su entrada por la primavera de 1825. 
Desde luego se dedicó á la visita de aquella estensí- 
sima Diócesis, que c»rrió completamente. Estableció en 
Santiago un seminario conciliar dedicado á la Virgen San- 
tísima de los Dolores. En 1835 fué confinado á la Isla 
de Mahon, en donde sufrió muchos disgustos, y en 1844 
le fué levantado el destierro y entró en Madrid el mes 
de mayo, y en julio se virificó su entrada en Santiago 
con general aplauso y jubilo de los piadosos habitan- 
tes. Su salud hallábase muy deteriorada; sin embargo, 
emprendió ya al regreso desde Madrid una nueva vi- 
sita, y la proseguía lentamente, por no permitirle otra 
cosa su estado y ocupaciones, cuando el 3 de agosto de 
1850 sobrevino la muerte en su granja de Lestrove 
(antiguamente Iría ñavia) inmediata á la villa del Pa- 
drón» á^resultas d« un acídente que le atacó ala sazoo 



37 

en que rezaba la letanía de los santoi, sef^un st diaria 
cottumbre; muerte apacible y santa, como lo había si- 
do su vida. Su cadáver está sepultado cerca del pié 
del pulpito dallado del evangelio, en el sitio de los Sres. 
Arzobispos, que es entre las berjas ó rejas de la capilla 
mayor, y las del coro de la santa Iglesia Cátedra-. El 
corazón le conservan en el seminario conciliar. Dicho 
señ(»r dio á la santa Iglesia de Burgos un juego de 
Tinageras con su cáliz y patena, to^o ello de mucho 
gusto. 

29. El Exmo. é Illmo. señor don Alonso Cañedo y 
Vigil, nació en Grullos, diócesis de Oviedo, en 29 de 
enero de 1760, fué colegial y rector del de san Pelayo 
de Salamanca, canónigo doctoral de Badajoz, dignidad 
de vicario de coro de la santa primada Iglesia de Tole- 
do, caballero gran cruz de la orden de Carlos III, en 
1814 hecho Obispo de Málaga, y t^e aqui trasladado á 
Burgos en el año de 1825, del que tomó posesión en 27 
de junio del mismo año. Falleció en 21 de setiembre de 
de 1829 á los 69 años de edad, y está enterrado en la 
capilla mayor debajo del crucero. 

30. Kl Kx^nao. é Illmo. señor D Joaquín López Sici- 
lia, caballero gran cruz de la Real y distinguida orden 
española de Carlos 3,°, fué elegido obispo de Coria el 
12 de julio de 1824. Promovido al arzobispado «ie Burgos 
en 1830, y trasladado al de Valencia en 34 de Febrero 
de 1832. Falleció en Burjasot arrabal déla misma, el 24 de 
de Agosto de 1836, y st enterró en la capilla de san Luis, 
inclusa en la santa igltsia. (1) 



(1) Bl epitafio que tiene dice asi: 

D. O. M. 

Jatet suh hac lapiden tabula Excmus. el ülmus. D. D. Joaquim lopez 
ti Sicilia: Regii el incliti ordinis Caroli III Eques magno sthemate insigni- 
tuSt canonicus theologalis el decahus ecclesice teruliensiSj. creatus episcO' 
pus Caurii & Leone XII: promotus Archieptaeopatv/iii Bur^orum á ño vill 



38 

31. Ellllmo. señor D. Ignacio Rives y Mayor, Arzo- 
bispo de Burgos, nació en Barcelona á 5 de Mayo, de 
1773. Siendo -beneficiado de la parroquial de santa Ma- 
ría del Mar de dicha ciudad pasu a la santa, iglesia 
metropolitana de Tarragona en 12 de Enero de 1897 por 
haberle agraciado el rey D. Fernando 7.° con una ca- 
nongla de la misma. En 1827 (1) le presentó S. M. p.ara 
el obisp-ido dg Calahorra y la Calzada, (2) del cual fué 
'elevado á esta silfa arzobispal en 25 de Febrero de 1832. 
En sus dias se restableció la cárcel- galera que antigua- 
mente ensayó ei señor Samaniego y después organizó 
el señor Tueros en 1793. Con no menos empeño atendió 
al colegio tridentino, y al de las educaudas llamado 
de Saldaña (3) dando á uno y otro nuevas constitucio- 
nes y oportunos reglamentos. Visitó las iglesias de 
este arzobispado, y estableció en la parroquial de san 
Lorenzo la hora que llaman Circular. En 1834 fué nom- 
brado Procer del reino, pero renunció á p'ico tiempo, 
Tol viéndose desde la corte á Burgos para continuaren 
el sagrado ministerio pastoral, y en la instrucción de 



Translülus ad hanc Vülentinam Metropolim á Gregorio XVI. bir pius et 
hénéficus: virlulis cultor: pacis liominvmque amicissimus. Nalus Cabelli, 
ditiBcesis Turiasomnsis in Áragonia, dit^ ■ 9 Januarii anni ifomini 1764; 
obiü in oppido Eurjasol huius civilutis suburbio die 24 Áugusli anni 
1835. R. I. P. , 

Aquí yace el Excmo. é Illmo. Sr. D Joaquín López y Sicilia, Caba- 
llero gran cri^z de la ileal y {listiiiguida orden esp.mol) de Carlos 3.", 
lectoral y deán de la iglesia de Teruel; ele^Mo oliispo de Coria por el 
papa León XII: promovido al arzobispado de Burgos por Pió Vlll, Tras- 
ladado á esta metrópoli de Valencia por Gregorio XVI. Varón piadoso y 
benéüco: virtuoso; pacifi ;o y bumino. Nació enCub'.íl, diócf'sis de Tara- 
zor.a en Aragón, eJ dia 9 de enero de 1764: murió en Burjasol, arrabal 
dft esta ciudad de Valencia, ei dia 24 de agosto año de 1833. R. I. P. 

(1) Amenazaba á la sazón una borrasca política que iba á -Síinierglr 
el reino, y para disiparla se personó en Tarragona S. M. cou cuyo mo- 
tivo tuvo ocasión de conocer al Sr. IVives. 

(2) Tomó posesión en 18 de marzo de 1829. 

(3) Bn el dia está al cuidado úe las monjas de la Caridad. 



39 

la dotrina cristiana, la cual esplicaba á los niños (1) y 
adultos en su palacio durante el tiempo de cuaresma, 
invitándoles con limosnas temporales, aprovechándose 
de esta ocasión para saciarlos de la limosna espiri- 
tual, que era de la que mas necesitab^m. Falleció en 
31 de Octubre de 1840 á los 67 años de edad, y está se- 
pultado en la capilla mayor debajo del cruzero. (2) 

Estuvo vacante la silla arzobispal 7 años. 

32. El Excmo é Illmo. señor D. Ramón Montero, (3) 
Arzobispo de Burgos, nació en el lug-ar de* Fuencarral 
en 1." de setiembr.3 de 1777; fué cura párroco del Real 
sitio del Pardo, administrador del Hospicio de Madrid, 
i'anónigo de Toledo, Abad de la insigne Iglesia colegial 
parroquial de la Srna. Trinidad del Real sitio de san 
Ildefonso. (4) prelado doméstico de su Santidad, asisten- 
te al solio pontificio etc., preconizado en Roma Arzo- 
bispo de Hieropolis inpartibus eu 13 de marzo de 1826, 
consagrado en U de mayo del mismo año: trasladado al 
obispado de Coria en 14 de marzo de 1830, y á esta santa 
iglesia metropolitana en 4 de octubre de 1847; tomó 
el palio el dia 1." de enero de 1848, y posesión eldia 
13 del mismo mes y año. Dicho señor fué Senador del 
Reino, Caballero gran Cruz de la Real orden americana 
de Isabel la Católica; y sin haberse presentado en Bur- 
gos falleció en Madridel30demaizo de 1848; concluidos 



(1) Está retratado dicho Señor con un libro abierto que tiene en la 
mano, en el que está escrito; Venite fiHi (indine me. timorem Domine do- 
cebo ros. Vcoid, hijws, oidnie: yo os en^eflaré el'temor del Señor. Sal- 
mo 33, V. 12. 

(2) En el rni.smo sepul ro se liulla el corazón del Illmo. Sr. D. Ma- 
nuel Fraile, ot)lspo de Sigüenzi, dignidad de prior y canónigo poniten- 
ciario que fué de esta santa iglesia. 

(3) Dicho señor está retratado con h Biblia en la mano, y en el re- 
gistro tiene escrito: Pax vobis: Demí iimete: Regem honorifíeate. La paz 
s«a COQ vosotros: temed á Dios. Dad honra al Rey. 

(4) TambiCR fue canónigo lectoral de la misma. 



40 

los funerales que se hicieron en la parroquia de san José 
de dicha Corte, se trasladó el cadáver del ilustre 
Prelado á FuencarraL provincia de Madrid, Dióce.^i» 
de Toledo, y se enterró en la capilla del Cristo santo de 
Sajonia, sitaen la parroquiallel Arcángel san Miguel. (1) ■ 

33. El Emmo. y Excmo. Sr. Cardenal D. Fr. Cirilo 
de Alameda y Brea, Arzobisp > de Toledo, ex-Ministro 
general do la orden de san Francisco, y como tal Gran- 
de de Rsp.i,ña de primera clase, del estinguido Consejo 
de Estado, Canciller mayor de ('astilla. Capellán ma- 
yor de la Real Iglesia de san Isidro de Madrid^ Caballero 
^^ran Cruz de la orden española de Carlos III, Gran 
«ordon de la Legión de Honor del imperio francés. Se- 
nador del Reino, Comisario general de Cruzada y Gra- 
cias Apostólicas. 

Nació en la villa de Torrejon de Velasco, diócesis de 
Toledo, provincia de Madrid, en 9 de Julio de 1781. 
Á la edad de 15 años tomó el hábito en el convento de 
san Francisco, habiendo profesado al año siguiente, fué 
destinado á los conventos de Pastrana, y en seguida 
al de Guadalajara, á continuar su carrera de teología. 
En la revolución del año de 1808 hnyc de las tropas ^ 
francdsas y se refugió en Cádiz, donde se dedicó á la 

(1) El epitafio que tiene dice asi; 

Esecm. d Illm. D. D. Raymundus Montero, abbas sancli Ildephonsij 

suh titulo Archiepiscopi Hieronoli, Episcopus Cauriensis. Archiepiscopus 

Burgensit; Prcelatus domeslicus suce sanciitalis, apostólico sacro solio 

asist ens. Comes Romanus, Catholicce Elisabelh magna cruce insignttus, 

Regni benator. 

In hoc ópido Fuencarral natus Katendas Seplembris anno M.DCCLXXVII. 

Malriti in ósculíf Domini defunctus lertio Kalmdas Aprilis anno 
M.DC€C\LVni. R. l.P 

El íixcmo. é Illmo. Sr. D. Ramón Montero, abad de san Ildefonso con 
titulo de ariobispo de Hieropolis, obispo de Corla, arzobiipo de Burgos, 
Prelado doméstico de Su Santidad, asistente al sicro solio pontificio, 
conde romano, caballero gran cruz de la Real orden americana de Isabtl 
la Católica y senador del reino. \ació (*n la villa de Fuencarral en 1.' 
de setiembre d^^ 1777. Murió en el ósculo del Señor en Madrid k 3f de 
marzo íle 1848. (R. 1. P.) 



II 

carrera de la oratoria sagrada. Aqui fué nombrado pre- 
sidente de una misión compuesta de varios religiosos 
franciscanos, que salió para la Mogüe.iay arrivó á Monte- 
video. De aqui salió á Rio-Janeiro (1) y luego regresó á 
España, entró en la Corte, y le hicieron predicador de 
S. M. Su Santidad el Pontífice Pió VII le confirió el 
cargo de Ministro General de la orden de san Francisco, 
el cual obtuvo en efecto el dia27 de noviembre de 1817^ 
á la edad de 36 años. (Según las crónicas de la orden, 
solo san Buenaventura habia sido general á esta edad.) 
Al dia siguiente de tomar posesión de su nueva digni- 
dad se cubrió de grande de España, según la antigua 
costumbre, habiendo sido padrino suyo en la ceremo- 
nia el Duque de Hijar, Conde de Salvatierna. A poco 
tiempo S. M. el Rey D. Fernando 7." le nombró su con- 
sejero de Estado, y después le presentó el mismo para 
el Arzobispado de Cuba. Recibidas las bulas, marcho á 
Sevilla en donde se consagró, y salió para la Isla, y lle- 
gó á fines de Junio de 1832, habiendo sido recibido allí 
con grande aparato, por los muchos honores de que se 
hallaba revestido De la metropo'í de Cuba fué trasla- 
dado á la Burg' s en 20 de Abril de 1849. Tomó pose- 
sión el 1.* de Agosto y entró en dicha ciudad el 22 dtl 
mismo mes y año. De adui ha sido presentado para la 
primada de Toledo tu 9 de Marzo y preconizado em 3 
de Agosto de 1857 Tomó posesión de ella en 30 de oc- 
tubre siguiente, la que actualmente gobierna. Fue 
creado Cardenal de la S. R. I. en el Consistorio de 13 
de Marzo de 1858 

(1) Rftnaha á la sazrn en Rio-Janeiro la familia de Braganza, lan- 
zada de Portugal p»r la inrasioB francesa, haciendo de Regente, á nom- 
bre de la Reina viuda, el Príncipe i. Juan, cagado con \h infanta de E»- 
paña Doña Carlota Joaquina de Borhon. Esta seliora profesaba un cari- 
ño entrañable á su iiernaano Fernando 7.°. y como contaba con una 
numerosa familia, trató de proponer á sus hermanos el enlace con dos 
de sus hijas, como se verificó, eDcar^áadose de esta negociaelon dlcbo 
Prelado. 



42 

34. El Emmo. y Rmo. Sr. Dr. D. Fernando por la 
Divina Misericordia de la Santa Romana Iglesia, Pres- 
bítero Cardenal, de la Puente y Primo de Rivera del 
titulo de Santa María de la Paz, Arzobispo de Burgos, 
del Consejo de S. M>. Prelado D:)méstico de S. S., Asis- 
tente al sacro solio Pontificio, Caballero gran Cruz de 
las Reales órdenes distinguidas de Carlos 3.* y Ame- 
ricana de Isabel la Católica, Predicador de S. M. y Se- 
nador del Reino, etc. 

Nació en Cádiz el dia 28 de Agosto de i 808 Siendo 
auditor de número del Supremo Tribunal de la Rota fué 
presentado por S. T^I. para la santa iglesia y obispado 
de Salamanca el dia 11 de Junio de 1852, preconizado 
en Roma el 27 d^; Setiembre, y consagrado en Madrid 
en 19 de Diciembre de dicho año. De aquella silla fué 
promovido á la de Burgos en. 22 de Julio de 1857, pre- 
conizado en 25 do Setiembre, y tomó posesión en 1." 
de Enero de 1858. Entró en dicha Ciudad en 5 de Fe- 
brero del mismo año, cuya sede actualmente ocupa. Fué 
creado Cardenal de la S. R, 1 en el Consistorio de 27 
de Setiembre de 1861. Por dos Reales decretos de 29 de 
Octubre de 1864 su Magestad la Reina se sirvió nom- 
brarle Confesor y Director déla enseñanza moral y re- 
ligiosa de S. A. R. el Sermo. Sr. Principe de Asturias. 

En tiempo de dicho Rmo. señor se hizo Ja grandiosa 
obra del Seminario conciliar de san Gerónimo, se en- 
vaidosé cjon piedra deCarrara la santa Iglesia Metropo- 
litana, el nuevo presbiterio, (1) la espaciosísima esca- 
linata del Sarmental y ]v verja que la cierra; adorne 
y hermoseo el Palacio arzobispal interior y esterior- 
mente, haciéndojiina nueva y linda capilla para decii 
misa y hacer los sagrados órdenes: y ademas se hai 
hecho otras muchas obras, y ; en el colegio de Saldañi 
y ya en los Hospicios de Barrantes y san Juan, etc. 

(1) Para dicbo presbiterio dio veinte mil reales el lllmo. Sr. Obisp 
e Coria Dr. D. Juan Nepomaceno, lectoral que fué de esta santa Iglesia 



45 
APÉNDICE 1.' 

INDIVIDUOS 

que tenia esta Iglesia Metropolitana de Burgos. 

Dean, Arcediano de Burgos, Arcediano de Briviesca, 
Arcediano de Valpuesta, Abad de Cobarrubias, Capis- 
col, Arcediano de Lara, Arcediano de Palenzuela, Dig- 
nidad de Tesorero, Abad de Castro, Maestre-escuela, 
Prior, Abad de C ervatos, Abad de san Millan, Abad de 
Gamonal, 27 Prebendados (1) y 25 Racioneros por el 
orden siguiente: diez Racioneros de gracia, dos maes-- 
tros de ceremonias^ dos curas de Santiago, un maestro 
de capilla, dos Tenores, dos Contraltos, dos Organis- 
tas, dos Sochantres de dia, dos de noche: doce cape- 
llanes de número, los cualeshacen tsímbien de Salmistas. 
Dignidades 15, Canónigos 27, Racioneros 25, Capellanes 
12, total 79. 



(1) Tiene el Rey en el eoro de esta santa iglesia la primera silla 
como señor de Vlzc iva, y como consta de las apuntaciones hechas en 
los libros que llaman Redondos: en el de 1367 dice asi: Dia 3 de febrero: 
Venil liex Petrus: y en 2K de marzo: Recesit Umus.Velrm Rex, y por los 
días que asistió á la misa y horas canónicas, recihió la protienda. Los 
Reyes Católic?)s don l'.rnando y Doña Isabel cobraron esta renta siem- 
pre. En tiempo del 11; i). Sr. D. Cristóbal Vela, cuando píisó por esta 
Ciudad de Burdos el il y D. Felipf, 2.", en el besamanos preguntó s! M. 
al Sr. Arzobispo, si el rfey era verdaderamente canónigo: y el prelado 
le contestó asegurándole,, que según el libro del punto ers el primero. 
También cuando pasó por dicha ciudad el Rey I>. Fdipe 3.° á fa vendí- 
clon de la Señ( ra Doña Ana de Austria, Abadesa del Monasterio de las 
Huelgas, el dia que asistió á la misa mayor de la santa iglesia, que fué 
el de todos los Santos, se le dio lo que le tocó de distribución á su pre- 
Kenda, y S. M. lo recibió de mano del apuntador, y con semblante ri- 
sueño le dijo: QDE SE DEBIAN ESTIMAR DINEROS TAN BIEN GANADOS. 



44 

INDIVIDUOS 

que tiene según la ley del Concordato de 1851. 

Dean, Arcipreste, Arcediano, Chantre, Maestre-escue- 
la, Tesorero, Magistral, Doctoral, Lectoral y Peniten- 
ciario, 14 Prebendados y 20 Beneficiados. Dignidades 
6, Canónigos de oflcio 4. Canónigos ó prebendados U, 
Beneficiados 20. Total 44. 

SUMOS pontífices. 

Ha tenido esta santa Iglesia cinco Sumos Pontífices, 
que fueron Gregorio XI, Arcediano de Briviesca, elegido 
en 137]. Alejandro VI, Arcediano de Valpuesta, en 
1492. Adriano VI, canónigo, visitó dicha iglesia año de 
1525. Clemente Vil, abad de Foncea, y Paulo V, á quien 
llamaban el Bargense. Entre sus muchas bulas y pri- 
vilegios con que la honraron, son singulares dos de 
Clemente VII para los prebendados que se halkn en 
universidad ó estudio general, c .mplan el rezo con 
solo el oficio paroo de nuestra Señora, aunque estén 
siete años, y para anteponer ó posponer el rezo: y otra 
de Alejandro VI sobre jurisdicion, que comunmente 
se llama Alejandrina (Ij 

CUSTODIA DE LA SANTA IGLESIA. 

La custodia, que por antonomasia es en la que se 
expone el Santísimo Sacramento, es de plata y coi 
muy lindos adornos, en la peana se hallan los miste-^ 
rios siguientes: el nacimiento de N. S. J. il, la huida d 
Egipto, el bautismo de N S., el lavatorio, la oracioi 

(1) Véase el Concordato sobre regalía». 



del huerto, la cruz ^ cuestas, la crucifixión y sepulta^ 
ra; entre los adornos se ven cuatro figuritas que repre- 
sentan los cuatro doctores de la iglesia. El templete en 
donde se coloca es de meta) dorado, cuya planta es 
ochavada^ su figura imitada á una de las torres principa- 
les, consta de tres cuerpos de orden gótico con el remate. 
El primero forma una hermosa capillita circuida de 
crestería y ocho arcos sustentados por diez y seis 
columnas pareadas. Delante de el¡as se hallan colocadas 
en el zócalo ocho estatuas de un pié de elevación, que 
representan á san Pedro y san Pablo apóstoles, san 
Mateo, san Lucas y san Juan Evangelista, los dos San- 
tiagos mayor y menor, y santo Tomas apóstol; en Iqs 
intercolumnios del frontis dos ángeles en actitud de 
adorar al Santísimo. El segundo cuerpo está lleno 
de adornos, una hermosa crestería y ocho ventanas, 
cuya figura es igual á las de la santa iglesia, con once 
estatuas pequeñas que representan á Moisés, Aaron, 
Abrahan, Melquisedec, san Andrés, san Judas Tade©, 
san Bartolomé y san Simón apóstoles. Sobre el segundo 
cuerpo sienta el remate del templete, que es piramidal, 
calado de parte á parte, terminando la punta del cono 
con la estatua que representa la Fé. Su altura es de 
siete pies y siete pulgadas, su planta una vara; en el 
zócalo sobre el cual descansan las columnas, se hallan 
las armas de S. E. I. y la noticia siguiente: 

ElExcmo. éIllmo. Sr. Arzobispo DonFr. Cirilo 
DE Alameda y Brea donó estas andas á su santa 
Iglesia Metropolitana de Burgos, año de 1853. 

Las construyó y doró D. Francisco Pecul. 



46 

ALTAR MAYOR. 

Esplicacion de los Misterios del Salvador y nuestra SeTior a 
y délas efigies que representan d los Apóstoles y otros santos. 



Jesús en caía del Fariseo. (1) 

Ester y el Rey Asuero. 

urna de santa Victoria V. y M, 

Urna de santa Centola y Elena. 

Judit y Holofernes. 

El Salvador en casa da Marta y 

María. 
San Bernabé Apóstol. 
La Presentación de Ntra. Señora. 
San Pedro Apóstol. 
El Tabernáculo. 
San í\ahlo Apóstol. 
La Purificación de Ntra. Señora* 
San Felipe Apóstol. 
San Bartolomé Apóstol. 
La Natividad de Nuestra Señora- 
San Juan Evangelista. 
Santa María titulada la Mayor. 
Santiago Apóstol. 
íi Visitación de Nuestra Señora. 



Santiago el rnenor. 

San .ludas Jadeo Apóstol. 

Los Desposorios de San Joaquín. 

San Andrés Apóstol, 

La Asunción df Nuestra Señora. 

Sanio Tomás Apóstol. 

La Anunciación de Nuestra Señora. 

San Simón Apóstol. 

Ntra. Sra., Sta. Isabel y el Niño. 

San Mateo Evai'getlsla. 

La Coronación de Nuestra Señor». 

San Juan Bautista. 

La Sacra Familia. 

San Lucas Evangelista. 

San Mi-fiuel Arcángel. 

La Dolorosa. 

La Crucifixión. 

S;in Juan Evangelista. 

El Ángel Custodio. 

San Marcos Evangelista. 



Kn el dorso de la sacra que está en dicho altar mayor. 

dice: 

Don: • Al Señor Inmortal 

Sebastian, Rinde celoso: 

Hurtado, Todo al reposo 

De Corcuera. Afecto tal. 

La referida sacra es digna de ixtencion por el mérito 

artístico; en el frontis solo se hallan escritas las pala- 
bras de la consagración. Hoc etc. Hic etc. 



(1) Véase página 32. 



TENEBRARIO Y MONUMENTO. 

Kl tenebrario es de hierro, el cual pesará de 14 á 15 
arrobas, el fondo está todo plateado y las molduras do- 
radas, en la peana que sirve de asiento se hallan tres 
aldabas para poderle trasladar de una parte á otra, y 
debajo tres bastos de relieve, uno de ellos es una por- 
tezuela que acaso será para desarmarle por dentro: el 
2.' cuerpo de dicha peana se ve adornado con colgan- 
tes y otros tres bustos que representan asan Pedro, san 
Pablo y san Andrés Apostóles; en la columna tres escu- 
dos de armas, las de la santa iglesia, las de un obispo 
y las de Castilla, detrás de estas una águila con dos 
cabezas y encima- una tiara. El triángulo, en donde se 
colocan las 15 volas, también está lleno de adornos y 
colgantes, el cual se quita el sábado santo y se pone un 
mechero en el que se coloca el Cirio pascual. Al rededor 
de la arandela en letras de relieve de dos pulgadas de 
elevación está escrito: opera, fabricm eccleúce. Se coloca di- 
cho tenebrario al lado de la epístola fuera del presbiterio, 
pero inmediato á las gradas, el cual sirve, como se ha 
referido, para poner el Cirio, trasladándole del lado de la 
epístola al del evangelio, dejándole también fuera. 

El monumento está. trazado según el orden de la esca- 
lera alta en donde se arma: se cubre toda ella, escepto 
el antepecho de hierro, el cual sirve de adorno y en don- 
de se colocan las luce s, las cuales hacen un buen efecto 
por el orden con que están puestas; dicha escalera tiene 
tres arcos, y en el de enmedio está la urna en que se 
deposita la Hostia consagrada el jueves santo; los otros 
do^ forman como dos portales, en los que está represen- 
tado el Señor cuando fué coronado de espinas y cargó 
con la Cruz acuestas; y hay además otrü%mil ornatos 
acesorios, pertenecientes para tales dias como son al- 
fomlíras, candelabros/ colgaduras, etc. etc. 



48 

CAMPANAS. 



Tiene la santa Iglesia Metropolitana de Burgos en las 
torres principales 15 campanas. La primera se titula la 
Mauricia (1), cu ia cual s;e llalla éscritu lo siguiente: 
Ecce crucem Domitii fugue partes adoersce vicit^ Leo de tri- 
bu Judá Radia: David. Aleluya. Mentem sanctam sponta- 
neamhonorem Deo, etPatrice liherationem. Vox mea cuncto- 
rum sit terror dernoniorum. Al rededor de la misma cam- 
pana hay 374 letras góticas poco mas ó menos, y otras 
mas que forman una cruz. La segunda tiene escrito: 
Tota pulcra es árnica mea et macula non est in te. Sanjta 
Maria Mater Dei ora pro nolis. Año de M. D. XCL En la 
tercera dice; Te JosepTi^ celehrent agmina ccelitum^ te cun- 
cti resonent christianum Chori^ 1785. Bellonilla y Acebo 
me hicieron. En las tres campanas delreló, las cuales se 
hallan al final de la misma torre está escrito lo siguiente; 
en las de los cuartos: 1,* IHS. MARÍA Y JOSEPH. Año 
M. DCC. XLIII. 2.* IHS. MARÍA Y JOSEPH. Año 
M DGC.XXXXIII, En la de las horas: Mentem sanctam, . 
spontaneam, honorem Deo, et Patriae líber ationem. Petrus I 
Ahulensis me fecit, y D. Gonzalo por la gracia de Dios 
Obispo de Burgos me mandó facer. Laudo Deum verum 
Populum voco, congrego clerum, satán fugo, mortuos ploro, 
festa decoro. Declara el oficio de la campana, que es 
alabar á Dios en las fiestas, juEtar la plebe y clerecía, 
llorar á los difuntos: auyentar y desacer las tempesta- 
áeSj y alegrar y hermosear las fiestas ó dias festivos. 



(1) No se sabe á punto fijo porque se titula así; hay quien dice 
que por haberse fundido en tiempo de don Mauricio, Obispo y funda 
dor de la santa iglesia, y otros por estar dedicacla á dicko prelado. 



49 
Ea la otra torre hay nueve por el orden siguieute: 
Kn la primera dice: Fñctum est Ánno D. M. D. XXX. 
Chrittus * vivií »i* Chriiiut regnat * Chtutuf imperat 
* Chrittus ñb omni malo nos dafgndat. En la secunda: Corie 
st animo Pkristo canamus gloriam in a€ sacr» toUmniíaíe 
Conceptionis Genitricis Dei Marie Ánno 1767, Regnante 
Carolo III, Ántistite D. Francisco Diat SatUos Bullón, 
Fabrica Adminisiratorc D Thoma Ravi á Quintana Canó- 
nico. Joannes Bailado me fecit. En la tercera: Ssnia 
Bárbara, Virgo et Mártir, intercede pro nobis ad Dominum. 
Yox Domini clamat st sic nos liberat a fulgure et tempestate. 
Año de 1737, Pedro Giiemes me fecit. En la cuarta: Ave 
Maria gratia plena, Venite adoremus Dominum. Año de 
1765. En la quinta; Nuestra Señora y san Esteban interce- 
dan por nosotros. Año de 1816. En la sexta: Santa Maria 
ora pro nobi». Año de 1700. En la sétima: Dedicada á 
san Mamerto. Se fundió el 5 de octubre de 1844, siendo 
Fabriquero don José Agustín Parra, canónigo de esta 
santa Iglesia y natural de Zamora. (Me fundió Cosme 
Alonso y Rudesuido Ruiz con sus hijos.) En la (.ctava: 
Dedicada á santa 'l'ecla. Se fundió el 5 de octubre etc. 
En la novena: Dedicada á la Asunción de nuestra Se- 
ñora. Se fundió en 5 de octubre de etc. En el cimbalillo 
con que se hace la señal para la elevación dice: Fecerv-nt 
m* año 1770. 

de las festividades, aniversarios y ceremonias mñs netahUs 
que se celebran en la santa Iglesia de Burgos. 

ENERO 6 La aioracion de los santos Reyes. En este 
dia en la Misa mayor se publican las fiestas movibles de 
todo el ai o El que las publica sube al pulpito con capa 
pluvial, desde cuyo ugar canta !o siguiente: Noveritis, 
fratres charissimi, quod anuente Dei misericordia, sicut de 
NatioitaU Domini nostri Jssu ChrisH gacisi s^ns. %t«. et 

15 



50 

ie Resurreetione ejusdem Salvatoris nostri gaudium voHs 
anvMtiamusDie... N. erit Dominica in Septuagésima... dies 
ci/temm, etiiiiteumjejuiñi Saci'atissimcs Quadragesimce... 
Saiictum Paícha Domini nostri Jesu Christi ctimgaudio 
ceUbraútis Dice. . Ascensio Domini Nostri Jesu Christi... 
Festum Pentecostés . Festum Sacratissüni Corpor s Christi . 
Die. . Dominica prima Adoentus Domini Nostri, Jesu 
Christi ciii est honor et gloria^ in sécula sceculorum. Amen. 

Marzo 4. Kstedia al amanecer, año de 1539, se ar- 
ruinó el c 'acero de esta santa Ig'esia, y el cabiUo cele- 
bra una misa solemne en acción de gracias por no haber 
muerto ninguna persona. 

SÁBADO SANTO, En este dia ni Gloria in exceUis 
Deo de la Misa se descubre el Altar mayor, descor- 
riéndose las cortinas que le cubren con la mayor veloci- 
dad, para lo cual hay una piedra de mucho peso que se 
deja caer perpendicularmenle pur detras del altar mayor. 

DOMINLiO DE CUASIMODO En la víspera de este 
dia se forma un altar en la nave del crucero, y en él se 
colocan las reliquias de la santr. Iglesia, celebrándose este 
dia con solemnidad, y por la tarde se predica de ellas. 

ASCENSIÓN DEL SEÑOR. En este dia ínterin se canta 
la nona, se usa la ceremonia de bajar la bandera del Rey 
don Alonso VIH, la cual se halla colgada en la nave 
mayor desde í1 dia que se manifiestan las reliquias. 

CORPUS CRISTI. íín este dia se arma en el pres- 
biterio de la nave mayor un altar port:itil, en el cual se 
espoue al Señor toda la octava, y el último dia se vuelve 
á desarmar; por la tarde hay procesión con el Santísimo, 
y el Claustro se adorna con la rica ta.jicería que posee 
esta Santa Iglesia. 

JULIO IG. El Triunfo de la Santa Cruz. Se vuelve á 
colgar dicha bandera y permanece hasta el Domingo 
de Adviento. 

ÍDEM 20. La dedicación dt la santa Iglesia. H"^n este 
dia (año de 1221) se fijó la primera piedra, y asistieron 



di 

á este solemne aoto el obispo don Mauricio, el Rey san 
Fernando y el h.fante don \lonsode Molina su herma- 
no. Hay i)ro' esion ■ lauí=;tr al 

AGOSTO 15 L'i Asunción de nuestra SeTiora. Kn este 
din so arma ol reft-rido altar portátil que sirve para la 
octava del i'orpus, y se coljca la imagen de nuestra 
Señora^ titulada santa María la Ma\^or fl). Por la tarde 
se cántala Salvo todo el octavario, y el último dia hay 
procesión c'austral con a Virgen. Aixtig'uamente hubo 
una cofradía titulada déla Creazon, y en la procesión de 
nuestra Señora 1 'ovaban los prebendados velas amaridas. 

NO^ir^MBRE 2. La Conmemoracmi délos difuntos. En 
la capilla del Condestable al tiempo délos oficios, llevan 
5 ó 6 carxieros, y sobre la piedra de jaspe ponen la 
ofrenda de pan y vino. Concluido el último responso 
recogen la dicha ofrenda, y el pastor saca los carneros 
de la capilla, 

DIA 3. El cabildo de esta santa Iglesia celebra en 
este dia un aniversario con el titulo de la Restitución 
del Ouzero por don Lope de Rojas, de quien se dice, 
fué el que acabó de dar el dinero ó pa yó el último tercio 
para conc'uirl'^ Q le después de finalizad.! ia obra, se 
oyó un ruido extraordinario queso creia se arruinaba, 
por cuyo motivo dicen (íue desapareció sin haber co- 
brado ni un maravedí, y qufi por lo mismo acordó su 
Señoría el Cabildo hacer el diciio aniversario. 

TambiíMi dicen utros que quien desapareció fué el que 
dirigía la obra y no el qie la acabó de pagar. 

DOMINGO PRIMERO DE ADVIENTO, Se quita la 
bandera del Rev don Alonso VIII. 



(1) Tiene el honor de ser su camarera la señora 
marquesa de la Vilueña: con privilegio de usar almo- 
hadón encarnado y alfombra en el lugar que ju::gae 
mas conveniente, para asistir á los divinos oficios. 



§2 

APÉNDICE 2/ 

En el respaldo de una de las sillas del coro de 
ata santa Iglesia de Burgos se halla un obispo 
montado sobre un diablo^ como queda dicho en la 
pagina 47 . 

En el tomo 1/ de cartas eruditas y curiosas 
iscritas por el muy ilustre señor don Fr, Benito 
Gerónimo Feijoo y Montenegro, maestro general 
del orden de san Benito^ del consejo de S. M. etc. 
se halla la carta 24 de la trasportación mágica 
del obispo de Jaén (1). Dice asi: 

1.* Scft«r mió: de baei humor estaba Y. «utndo If ocurrió inqiirir 
Mi dlctamoi sobre ia kliUriala del obispo de Jaén, de quieu se eienU 
que fué á Roma en una noche, caballero sobre ia espalda de un diablo 
de alquiler: iTriste de mi, si fs curiosidad se hace conlafio^n, j <4aa 
oiuctaos el seguir el ejemplo de ▼. eonsMltándome sobre cuentos deaiios 
7 viejas! P;)rece que le hizo alguna fuerza á T. para no disentir rntera- 
■enic la circuastancia añadida á la historia, ó completiva de ella, que 
aun hoy se conserta en Roma el sombrero de aquel prelado; como si la 
flecioa de este adítameoto tutiese mas dificullai que la del cuerpo del 

(1) La Santa Iglesia de Jaén posee la reliquia del 
Santo Rostro del Señor, que según la creencia común 
es una de las caras de Jesucristo estampadas en la toca 
déla muger que le limpió el sudor al verlo cargado con 
la Cruz. 8e dice traida de Roma tn \yiQ por el obispo 
D. Nicolás de Viedma, que hubo tal merced de Grogorio 
XI. También se supone traida en 1395 refiriéndose al 
M. Gil González de Avila, y hasta hay quien cree la 
redicula fatíula de que fué conducida desde Roma por 
San Eufrasio montado sobre el dia\ílo: y he aqui de donde 
viene el hablar del obispo de Jaén, pero de diferente 
modo. Diee. O. d$ Btpaña. 



53 

•utaU. ¿Qii Uitifts caliRcaáos d«p«a«i )t «xiittntia ilsl stMbrir»? 
fuede ser qu« «n alguna iglesia de tantas como bay en RomM se guardt 
e«ino reliquia el sombrero del algún obispo santo: 7 algunos españnlti 
limpies, otros españoles dobles les hayan embocado, qut es ol sombrara 
del obispo de Jaén. 

t.* S'iponfTo, qua los que publican la consertacion 4el sombraro, i»n 
por motivo da ella, perpetuar la memori» del piodi^ie. de que amanéala 
ai Roma cubierto da la nieve que aquella noche babia caido sobra él 
en el tránsiti) d* os Alpes. ¿Pero coaio se compone esta con el chiste, 
qua hace parte de la historieta, de que llevándole el diablo acueatas 
sobre al mar, coi un ardiz quiso hacerle pronunciar al nombre de JBSGS 
para dejarle caer sobre las hondas; y el Obispa, oliendo la maula, la 
dijo, como si le batiera coa el acicate: (espuela on punta:) ARRE DIABLO; 
eoD qMO le hizo avivar el paso, 7 j^uardar sus engañifas para majoroca- 
síeN?¿Cómo sa campone, digo, ir de Jaan á toma por los Alpes, y bieer 
al misma vlage navegando el m(<diterráneo? Salo da este, modo pudo 
correr el prodigio por mar y por tierra. De cualquier modo que fuese, 
discurro, que el obispo habla dejado el pectoral en casa^ porque como la 
cruz es tan pesada para el diablo, no podría llevándola acuestas haear 
tan largo viage en tan poco tiempo. 

3.* ¿Qué espera V. que le escriba sino chanzonet^is snbrs tan ridi- 
cula patrafia? Según yo la oi, no sa detsnnina en la relación si pI vso 
fue hizo el fcbispo del diablo fué lícito ó ilíciío; esto es. si usó de él 
como hechicero, por via de parto, ó por vía da in-.perio, con comisión 
del Altísimo. Vn uno y en otro, hay «na grande incongruidad. Hayla 
en lo primero, no siendo creíble que el d^-monio vnluntariaraenle sírviesa 
al obispo, para evitar un graye daño da la iflesia, que dicen amenazaba, 
en no se que absurda resolución del Papa, pues ese fin señala la histo- 
rieta para el tiaje. nigo voluntariamente; porque eso de que el pacto 
obliga al demonio da modo que ro pueda resistir á la voluntad de aquel 
eon quien ha transigido, es casa de teóloí^os de vade á la cinta. Hayla 
en lo $?gundo, por que sieado el viaje á un fin santo, e.t mas conff>rma 
i razón, que se ejecutase por el ministerio de un ángel baeno qt e d' m 
malo; asi como por ministerio de un ángel bueno fué trasladado Haba- 
euc de Julea á Babilonia, para dar da comer al encarcelado Daniel II 
se ro» quisiese opoitar e! ejemlo de Cristo, condacido al Pináculo dal 
Templo, respondo coa dos manifl<^stas disparidades. Q«e Cristo solo to 
hubo panive y permitsive. ea aquel caso. La segunda. Que el demoait, 
rí. im-* ií.\ uu«no, antas coa ioteneion depraTadisima. condujo á Crista 
al Pináculo del Templo. 

í.* ¿M»9 para qné cansarma en arfaoicRto!?? wlsntras «d ilguü . Ji?- 



o4 

tsria, 6 ecl«sLú$Uca ó profana, digna de alguna (é, no se me mostrate 
escrito el caso. Téngolo por Inditíno de ejercer en él la critica. To liaí4a 
ahora no le halle en oscrito alguno Si lehaUase, exanjinaria qiié fé me- 
recia el escritor, qué testigcs citaba; consideraría la verisimilitud ó in- 
verosimilitud, coritradiccion ó cohfrencia de las circunstancias etc. 
Mientras, no le miro mas que como un cuento, que anda por cocinas y 
Ij'idegas, le despreciaré como tal y me reiré á carcajada suelta de cual- 
quiera que lo crea. Dios quiera que no sea V. uno de ellos, y me 1« 
guarde muchos años. 

CARTA XXI. TOMO 2.° 

Nuevas noticias en orden al caso fabuloso del 
Oh spo de Jaén. 

líuy Señor mio: la noticia que V. dias ha me dio de hallarme el 
cuento del obispo de Jaén, de que trató en la t-artri anterior, la crónica 
del Hey Don Ab.nso el sabio, me sirvió de escitativo y pu'a para buscar 
en oíros aiilor(s anteriores b. misma historieta; y mediante esla diligen- 
cia descubrir di antiguo estado, y orig< n de la fábula. Bien que la mis- 
ma noticia, sugerida por V. como equivoca, en cuanto á la citada 
crónica del Rey Don Alonso el sabio, me constituyó al principio cu ai^uuu 
incertidumbre; porque crónica del Rey Don Alonso el sabio, se puede 
entender de dos libros muy dlferenleSj esto es, de la crónica donde se 
refiere la vida de aquel Monarca, y de la crónica general de España, que 
«e escribió de orden de aquel Principe. De hecho, aunque la espresion, 
Crónica del Rey D. Alonso con mas propiedad se adapta al piimcro, la 
historieta de que tratamos, no se halla sino en el segundo. 

Es asi, que como V. mismo me advirtió, aunque el autor de esta 
cr; nica re'icre la historieta, mas no en nombre de algún obispo de Jaén, 
Si en td dentro personage muy dif^rrinte; esto s en el deSan Jendio obis- 
po de Vesilaña. ¿Pero quién es e>te san Atendin. de quien en ningún 
Martirologio. Santoral se halla noticia? ¿Qué dio esis es la de Vesilaña, 
que en ningún ( atálogo de obispados, labia o libro geouráíicü se encuen- 
tra? Añádese, que según el auior, aquella visión de diablos, que iJa prin- 
cipio a' cuento, la tuvo el santo pis ndo el nucnte de un rio llamado 
Divino. V de este rio dlío 1 mismo que del obispado de Vesilaña. 

Parece (¡ue estos incotinltos nombres me dai>an nuevo derecho para 
capitular de Rngido el suceso, y en esta persu ision renlnicnte esta! a yo 
cuando una ocurrencia feliz, acompañada de alguna diligencia, me hizo 
hallar la misma hlstgria en el Esp&jo higlorinl de Vfntmntf Vfitmncmse. 



y recoftdwr eo wte autw Ja equivocación, <iu« en el Hoaitire del oDi¡í- 
po padeció el de la crónica del rey Dof Alonso; pues Vicencio llama 
Antidio al que el otro lUima Atendió; y San Anlidio es santo real y ver- 
dadero obispo y mártir. Al rio d;i ol nombre de üunio.. no de Divino. 
Pero, aunque califica obispo á San Antidio, no señala la diócesis En lo 
demás la relación es perfeciamento semejante á la otra; esceptuando 
una leve adiccior.cillaen la de Vicencio. Quedábim»* no obstante en ella 
parte del tropiezo antecedente, por no tener notiria, ni haberla hallado 
del rio Cunto. En este embarazo, habiendo notado, quf el autor cita 
para esta ef>pecle á Sígeherto, que comunícente llaman el Gemblacense, 
por haber sido monje del monasterio de Gerablurs en Brabante, autor 
de una crónica, que empieza donde acabó la suya san Gerónimo, pero 
es autor, que vo nó tengo; escribí á mí intimo y sabio amigo el Pa'Jre 
Maestro Sarmiento, pidiéndole c registrase, y me avisase como refiero 
el caso, con lodo lo dera:is concemionle á él, qu" podria acaso hallaren 
otrof autoras. La respuesta que luego tuve, leñó enteramente mi deseo, 
como verá V en lo que sigue que Casi todo consta de noticias adminis- 
tradas por el maestro Sarmiento. 

En Sigeherto se baila puntualísimamente, y palabra por palabra U 
historieta de la crónica, eseeptu^indo la altpracion de los nombres pro- 
pios que luego se verá; de modo, que la Identidad en el modo de refe- 
rir el caso, muestra que el autor de la crónica no copió á Vicencio Belo- 
bacense, casi contemporáneo ó poco anterior á él, sino á Sigeberto. Para 
que V. vei esta identidad, pondré aquí las palabras de este autor á la 
descripción, que hace de la irrupción de los vándalos en las Galias, de- 
bajo de la conducta de su General Crosco. 

(1) Sub líoc turbine^ inter mullfis^ martirizaníur Sedunensis, Floren- 
tina» el üilarius, Desiderius Lingoniensis cum Vicencio archidiácono» An^ 
tidius Vesonliensis Episcopus. 

(1) Durante esta borrascosa época de persecueion, recibieron la coro- 
na del marliílo Plorenlino, S;'ilunensc, é Hilario, Desiderio Ligoniensecon 
Vicenta Arí'.ediíno; y Ant"dio obispo d'' B^sanzon. Db este úlljmocuentan, 
que un miérco'es Sanio, al pisar por el puente construido sobre el Üoux 
que l>aña a V:'sjntiafn, hoy B-sinzoo, vio um multitud de demonios, que 
relat-íban á su principa las hiziñ^s que c ida uno h;ibia ejecutado, pero 
especialmenie oiiservó un diablo trasfnrmado en Etiope, que presentaba 
en juicio una sandalia del obispo de Roma, como despojo de la Victoria 
que acababa de conseguir babiéndo'e hecho caer en pecado después de 
siete arlos de tentación y combales. Lo cual oyendo San Antidio, movi- 
do do inspiración celeste, llama ante si al Etiope, y tn nombre y virtud 
de Dios y ii la santa Criz, U ordena que sin iilacion le cendaíca tolando 



o6 

2)1 hoc Ánlidio legitur, quod ñliquandú térliñ ferU poit palmat tran- 
$i§nt ponlem Dubii flnminis, vidit agimn demonum gesta sua Principi »%o 
referenlium^ ét inter eos jElMoptm in manu landalium ptrferenlem ad 
judicium. quod, Romanum pretulem. cujus hO€ «rat^ per s^'ptetn annot 
impugnatum. tándem ad lapium iraxerit. Qui voeant ad te jíthioptm, $t 
in virtute Dei, et sante Orucis super tum oteendens, eu vedante, Komam 
venít feria quinta, hora ctlebrandi offícit, et icemone pro foribut expee- 
iunle. Papa; rem retulit. neganlem ptr tandalium ad penilendam movit, tt 
mita viee ejus celébrala, el parle írismalis á st consetrali asumpla dcemo- 
n§ revtdanle. «d ecdcsiam suam rediil. Sábalo santo hora celebran,li offidi. 

Yé aquí punto por punto puesto por SlgfLtrl», f.n no muy buen It- 
ti», In qae ol autor do la crónica copió en el caittilane d^*. su tiempo. 
Isle «mpieza d(-l mura© modo qu« aqu«l, por It irruprion y debaila- 
cion que en el año 411 hi^ieron loi vánd^loi en Francia, ponién^lo el 
mismo cutáloK') de mártires que padecieron debajo de nqu^'lioi harta- 
ros. <(K aquel ano, dice, andaban los Taldalos d ;troy^ndo tierra de Fraa- 
cia, é dcsfacian las ig:lesias^ é mataban á las santos, a^i que en aqualh 
persacuclon fusran mprtirizados machos santos mártires, ca murieren 
asn Fiorentiao, •mí Ilario, san Re^iderio arzobispo de Hun^oRia, san Yi- 
ceale el areedian». Kué otro si martirizado san Atendí) chispo de. Yesi- 
URa. Metes'! inmaiíatamtnlf^ en la historieta, prosifuír'ndo así: B de 
este Atendió cuentan las estnrirts, que le avino que e! martes de r.imci 
pasó por U puente de un rio, fue ha nombro Bívino, ó rió en ua cjmpo 
iran campaña de áiabios etc. 

Do modo, que no hay ontro las dos relací tnes olra diferencia que la 
do los nombres propios, giio el autor ospanol, si acaso no fué ol impre- 
sor, alteré ó corrompió, trasladando Mtndío por Anti4io: YuiUña por 
TosanzoR: y rio Divino por rio Duvio. 

Pero todo lo quo en ruanto á la realdad hay en la relación 4e SifO- 
Ikerto, i distinción de I* cróafca dolroy don Alonso, consiste únicamento 
ea la oiistencla do los signiflcados oumbres propios Ni hay ni hubo Ja- 

harta Roma; á dond^ llegó el JuPve«-sanlo á la hora de celebrar loa 
oficios; y haciéndole al diablo aguardar á las puertas, penetró el sanio 
ofcíspo en lo estancia del Simo Ponlifice; le refifT*" la Tision y lo aconte- 
cido; Riega el Fay^) pero al ver la sandalia que 5an Antidiohahia rebatadt 
al demonio, confesó si culp', y se movió á penitencian. Bnivnces el santo 
otúspo celebró la misa en lugar del Papa, y consagrando también el crisma 
se reservó una parte con U que regresó en la misma forma y soíre ol 
Mismo condactor que le había iraniporlado. eilrando ei sa íglesit ol 
Sabid«)-Santo á In hora misma ñn la celebración de los oficios. 



SI 

Mil Sin Atendió, ni «Msp^Ho tle Tesilañí, ni rio llamid© Divino. Per* 
hay san AnUdio, q^e fué ( hispo Ves^nliense ó Bisuntino; esto es de Be- 
iaa»0'i. que es o.ipitil del Frünco-Cand.'ido de lortíoña, y finalmente el 
rio que los líitíHos llannan v^ Dubius, ya Dubis. ya Ádundubis, q'ia pasa 
por BesÉnz«n, dividiendo aqu«ll-> ciudad en dos partes iguales. Les Fran- 
ceses le aman le Doux; aunqut también hay otro rio del mismo nombra 
•n Lanjuedoc. 

Piro U qwe mira al cuerpo del he ho, tan f ibuloso e» debajo de estos 
nomk'e.^, como da aquellos y tin ridicui.imente fingido en los obispos 
de V'sitiñi yd> '?csin^oi), "orao en el di- Jaén. 

Iste es el dictamen de los saldos jesuítas Antuerpi;nses llamados co- 
munmente los Kolanilistas, escribiendo la ti'la de San Antidio el dia IS 
-e judío; y dicen, que la misma historíala ticron atribuida á san Máxi- 
me Ta irin'Hseen uní rida ;;nli2:u^, que leyeron de san Leo» MHgno. Se- 
gún lo cual, e.<lá fábula anduto de obi.«po en obispo, y de obispado an 
obisparlo, como d*' ceca en meca Empezó en Turin, de a!li pasó á Besan- 
ion: dio una brete Tuella por el inj-igin:irio Vesitaña, y paró últinia- 
mtínle en Jaén. 

Tanamente Juin Jacob© Chístpt, erudito medico natural de BesanroD, 
qat floreció en el siglo pasido, quiso snstaner esta fábula en un libro, 
que intituló Vesonlio Civitas Imperinlis lib ra srquanorum, parecíéndola 
sin duda, qae en ello hacia algún consiilerable olsequio á su patria y al 
Santo Obispo de ella Antiiio. Cita para este efe;to ciertas actas y al- 
gunos BreTiirios antiguos donde se halla esta l'-yenda. A todo satisfacen 
los Bohndistas. Dan con gran funda lento las actas por apócrifas, que 
conjeturan fueran forjadis mas de S''is siglos después de la muerte del 
Sr.nto, con ocasión de la traslación de su cuerpo, hecha en el nño dt 
IOS!; y rebaten la autoridad de Ioü BreTiarios antiguos con la le los mo- 
dernos, en los cuales, examinadas con mas alnncion las cosas, se eahó 
futra aquella nistoria. 

Parece ser, que el Beloracense tufO también presentes aquellas cilis, 
9 por lo menos algún autor, que las hubiese copiado con mas estensioi 
que Sigeberto, ío que colijo, de que añade dos circunstancias que no 
refiere Sigeberlo. La prinaera, que le mandó il Demonio que le llevase de 
allí á Roma con la misma presleía conque él había teni'lo de Kom^ allí: 
froEeepil. ui cum Roma tub manj. Domini eaiem velocilate. qua vtnerat 
salvvm et ineolumen perferret. La segunda, que el Santo Obispo por todo 
el etaino iba, implorando el auxilio Diri lo con aquel rerso del Salnao: 
Dtui in adjutorivim meum intende; etc. 

T le íeiK) emitir, qie l« primirt de ©sits ios firftnsURCi*» fl*Hl- 



bre bastantemente \» pstrafta, y qut el autor de eM er« poce diestro 
en la fiíbrica de cuentos Dice la relación, que el Santo montó en el 
Demoiito el mirles de la sem ma Santa, y ilejco á líóma el jueves Santo 
¿ la hora de celebrar los oficios. Según esta cuenta tardó mas de doi 
días en el viage, qu*» es mu ha flema p;ira un postillón infernal. 

La materia es ocasionada á chanzoneías. Pero egtas mismas chanzo- 
netas en el fondo redarguye-, muy efií-azmente de supuesta la histo- 
toria, mostrando las incongruidídes de la narración. 

Es natural que V. desee saber como este embuste fabricado para el 
Santo oficio de Besanzon, se adactó después para un Obispo de Jaén. Es 
de creftf, que solo en España corre con el nombre del Obispo de Jaén. Y 
basta para esto, que alguno, natura» de Jaén, hibiendo !e¡ lo el caso ó en 
la erónící del Hey I). Alonso ó Vicencio Belovacense, ó Sigeberto, se le 
antojase trasladar el cuento á su patria; pues es eos; que mil yfC'S 
he notado, el que sugetos que han It-irio ü oido a gun • aso prodijicso su- 
cedido en tal ó tal tierra, lo cuenta después en su lugar. 

En la rtilleria del Coro de la Cate^áral de Burgos se halla un Obispo 
sobre el diablo, como queda dicho, y cuentan en sustancia casi lo 
miimo. (Feijoó.) 

NOTA. Junto d ln mitra esláisertío: S. Át-ondio O. 




5Í 

SUMARIO 

de las indulgencias que se pueden ganar en la santa 
Iglesia Metropolitana (1.) . 

El Papa Inocencio IV concedió cinco años y cinco 
cuarentenas dt> indulgencia á todos los fieles cristianos 
que dieren limosna para los edificios ornamentes y 
luminaria de esta santa Iglesia, por cada vez que lo 
hicieren; y los mismos años de indulgencia álos que las^ 
mandaren en sus testamentos, por cada vez que lo 
mandaren. El Papa Alejandro IV otros cinco años y cinco 
cuarentenas de indulgencia, practicando lo mi mo. Por 
diferentes señores obispos que han sido de esta santa 
I/lesia; están concedidas veintisiete: cuarentenas de 
indulgencia Por el lilmo. señor don Diego Fehpe de 
Perea Nieto y Magdaleno, arzobispo de Burgos, ochenta 
dias. y otros ochenta dias de indulgencia mas, por el 
lUmo. señor don José Javier Rodríguez de Arellano. 

Ave María ó Salve. Por cada vez que se rece una Ave- 
Maria ó Salve, ante 1 1 imagen de nuestra Señora (de plata) 
que se venera en el altar mayor, concedió ochenta días de 
indulgencia el lllmo. señor don Fe; nando Manuel de 
Mesia; / otros ochenta dias el Ilustrisimo señor don José 
Javier Rodríguez de Arellaio, uno y otro arzobispos de 
burgos. 

(1) Mi objeto en la form-xion de este Sumario ha sido 
el que no se defraude en lo espiritual la d :vocion de los 
fieles que frecuentan la santa Iglesia Metropolitana de 
esta Ciudad, con el egercicio santo de sus oraciones y 
visitaí-' en el discurso del año, por falta de individual 
noticia; y puedan formar intención con ciencia cierta 
de conseguir para sí ó para otros el inestimable Tesoro 
de indulgencias que lee están eoncedidas. 



60 

Ji^ndera del Rey den Álonto TUI. Se ganan muchw 
indalgenciaá rezando cinco padre nuestros y cinco Atc- 
Marias ante ia bandera del Rey don A^lonso, que ganóla 
batalla de lasNaras de Tolosa; murieron á la vista de 
ella mas de doscientos mil moros, y solo veinte y cinco 
cristianos; esta santa Iglesia la tiene por especial re- 
liquia. 

Altar dd Nacimiento de muestro Señor Jesuiristo. El 
lUmo señor don Femando Manuel de Me?ia concedió 
cuarenta dias de indulgencia á los que recen un padre 
n lestroy Ave Maria al nacimiento del Hijo de Dios en 
.. %M altar, el cuai se halla en la capilla de san Nicolás 
(antes estaba fuera); y otros cuarenta dias por rezar 
otro padre nuestro y Ave- Maria al glorioso san José de 
uicho altar, 

Nuestra Señora del Milagro. El mismo señor don Fer- 
nando Manuel de Mesia concedió ochenta dias de in- 
dulgencia por cada vez que se rece una Salve ante la 
imagen de nuestra Señora del Milagro, que esta en la 
capill i. de lasrehquias, (antes estai -a á la entrada de la 
CHpilla de san Enrique en donde todavía se halla la tabla 
de indulgencias.) 

Capilla de nuestra Señora de los Remedios y Santísimo 
Cristo. El rete ido señor don Manuel de Mesia conce iió 
ochenta dias de indulgencia á todas las personas que 
asistieran á rezar el santo Rosario en la capilla de nuestra 
Señora de los Remedios. El lUmo. señor don Manuel 
Fi'.incisco de Navarrete Ladrón de Guevara, arzobispo 
de esta santa Iglesia, concedió también ochenta dias de 
indulgencia en los dias de precepto, en los demás dias 
•esenta, y los feriados cuarenta dias á todos, y ademas 
de lo arriba dicho, se ganan las indulerencias que están 
concedidas á la devoción del Rosario, anotadas en los 
abecedarios del archi o de esta santa Iglesia, n ;mero 
2o del libro que trata de los milagros de nuestra Señora 
de los Remedios y de nuestra Señora del Milagro. 



61 

N^eitrü' Señora ie Gracia, en la capilla ie Santa Tecla 
y. y M. El lUmo. señor doD Juan de la Isla, arzobispo de 
Burgos, concedió cuarenta dias de indulgencia á todas 
as personas de ambos sexos que visitaren lu capilla ae 
auestra tíeiiora de Gracia, inclusa en la ue santa Tecla. 
Asimismo es altar priviligiado todos los lunes del año, 
el dia de los difuntos y su octava. Tiene dicha capilla y 
«Itar muchas indulgencias para todos los que se sentaren 
«n el libro de la hermanda l de nuestra Ssiora de Gracia, 
¡eon indulgencia plenaria para el articulo de la muerte 
invocando el duicisimo dombre de Jesús, con la boca si 
¡pudiere y si no con el corazón. . 

Capilla de Santiago Apóstol. El 111 mo, señor don José 
Javier Rodriguez de Areliano concedió ochenta dias de 
indulgencia, por rezar una Ave-Maria ó salve ante la 
imagen de Nuestra Señora de las Gracias que hay en 
dicha capilla. 

Capilla del Condestable. El Papa Sixto V concede per- 
petuamente á todos los que visitaren la capilla del Con- 
destable y rezaren un padre nuestro y una Ave-Maria 
por la exaltación de la santa Fe, paz entre los principes 
cristianos, y por la salud de las ánimas de! Condestable 
y sus predecesores, en los dias de cuaresma, cuatro 
témporas, y otros en que hay Estaciones en Roma, las 
mismas indulgencias plenarias y remisiones de pecado», 
que si visitaren las mismas Estaciones de Roma. 

Obras de caridai. El Papa Urbano IV concedió cinco 
años y cinco cuarentenas de perdón, á todos los fieles 
cristianos que acompañaren al Santísimo Sacramento ó 
al oleo santo cuando se lleva á los enfermos (1). 

(1) Debajo del cuadro de san Cristóbal M se halla la 
tabla délas indulgencias del alumbrado y vela del San- 
tísimo, también hay varios egemplares en esta santa 
Iglesia de dichas indulgenci, s para el que quiera ser 
Congregante. 



6^ 

Visita de altares. Los que devotamente visitaren en 
cada uno de los dias de las Estacones de Roma cinco al- 
"rares, y rogaren á Dios por la uuiou y victoria de los 
príncipes cristianos 'ontra los infieles, consij:air:in ana 
indulgencia plcnaria, tanto para sí, como por modo de 
sufragio páralos difuntos en cuyo favor hicieren dicha 
visita y oración. 

DIARIO 

de las indulgencias concedidas á la santa Icilesia 
Metropolitana de Burgos, 

ENERO. 

1. La Circuncisión, del Señor. A todos los fieles que en 
este dia (y en todos los demás que á este se remitan) 
oyeren la misa y horas canónicas en la santa IgL ?ia, ó 
la visitaren haciendo en ella oración, por devoción 
voluntaria, ó por especial obligación de voto y romería, 
el papa Inocencio IV concedió cinco años y cinco cuaren- 
tenas de perdón por cada vez que lo hicieren. El Papa 
alejandro IV otros ci ico años y cinco cuarentenas de 
Indu gencia haciendo lo mismo. Por diferentes señores 
obispos qu*^ han sido de estasanta Iglesia t-stán concedi- 
das veinte y siete cuarentenas, de indulgencia. El 
limo, señor don Diego Felipe de Perea Meto y Magdalena, 
ochenta dias de indulgencia. I asimismo concedió 
ochenta dias de indulgencia el limo, señor don Jo.^é Javier 
Rodríguez de AreDano. 

Nuestro SSmo. Padre Pió IX por su breve de 22 
de Junio de 1860, concede en este dia (y en todos los 
demás que á este se remitan) indulgencia plenaria 
aplicab'e á los difuntos á todos los fieles que confesados 
y comulgados visiten la santa Ig esia desde las primeras 
vísperas hasta el ocaso del sol del dia siguiente. 



68 

6. Los Santos Reyes y OcUvario. Se ganan todas la» 
indulgencias concedidas en el primero de este mes. 

Nuestro sSmo. Padre Gregorio XVI por su breve dado 
en Roma á 7 de marzo del año de 1845, concedió per- 
pétuameue indulgencia plenaria y remisión de todos 
los pecados á los ñeles cristianos de amb .s sexos que 
verdaderamente penitentes, y habiendo confesado y 
comulgado, visitaren devotamente la capilla de Santa 
Ana^inclusaenlaSanta Iglesia Metropolitana de Burgos, 
é hicieren oración en ella, rogando á Dios por la concor- 
dia entre los principes cristianos, extirpación de las 
heregias y exaltación de la ¡Santa Madre Iglesia eneldia 
en que se celebra la festividad de los Santos Reyes, 
desde las primeras vísperas hasta el ocaso del sol del dia 
siguiente. (Y en todos los dias queá este se remitan.) 

20. San Sebastian Mártir. Nuestro SSmo. Padre Pió IX 
concede indulgencia plenaria visitando la Santa Iglesia; 
véase ell °de enero, pág 62. EnU capilla del Condesta- 
ble rezando siete padre nuestros y siete Ave- Marías, se 
ganan diez años de indulgeicia, y otras tantas cuarente- 
nas concedidas por el Papa Inocencio VIH. (^ asimismo 
en todos los demás dias que á este se remitan.) 

23. San Ildefonso, arzovispo de Toledo. Por decreto de 
nuestro santísimo P Gregorio XVI, en 15 de diciembre 
de 1845, concede su cantidad indulgencia plenaria á to- 
dos lus ñeles de ambos sexos que confesados y comulga- 
dos visitaren la capilla de la Visitación en el dia en que 
se celebra la fiesta de san Ildefonso, desde las primeras 
vísperas hasta el ocaso del sol del dia siguiente, é hicie- 
ren oración por algún espacio de tiempo según la mente 
de su Santidad. Cuya indulgencia es también aplicable 
á los fieles difuntos: con tal que los que hayan de gana-'la 
tengan la Bula de la santa C'ruzada. 

28. San Julián, obispo de Cuenca Nuestro santíimo 
P. Gregorio XVI. por su breve dado en Roma á Íí8 de 
noviembre de 1845, concede indulgencia plenari :>;)Uca- 



64 

ble á las ánimas del purgatorio por modo de sufragio, a 
todos los fieles cristianos que confesados y comulgados 
Tisitaren la santa Iglesia Metropolitana en el día en que 
■e celebra la fiesta de san Julián 01 ispo, desde lus prime- 
ras vísperas hasta el ocaso del sol del di a siguiente. (Y 
en todos los demás dias que á este se remitan.) 

FEBRERO. 

3. La Purificación de nuestra Señora y Octavario. Se 
gañanías mismas indulgencias que el primero de enero, 
pág. 3. 

Núm. 1.* En este dia el Papalnocencio VIII concede á 
todoslosque visitaren la capilla del Condestable, ó asistie- 
ren á la misa mayor y demás oficios divinos, desde las 
primeras vísperas de la Puri^cacion de nuestra Señora, 
y en su octava, las mismas indulgencias que el Papa 
Sixto IV y otros sus antecesoros romanos teninn con- 
«edidas alus que asistieren á las misas y demás oficios 
divinos el dia de la Visitación de nuestra Señora. 

2.* Kl cardenal Camerario concede cien dias de in- 
dulgencia confesando, comu gandjy visitando la capilla 
ji honra de las reliquias de los diez mil mártires que el 
Condestable trajo para ella de Rom». 

3.* El cardenal á látere legado Juan Pogio concede 
siete años y siete cuarentenas de indulgencia» todos los 
que confesando y comulgando, ó con propósito de hacerlo 
cuando lo manda la santa madre Iglesia, visitaren Li 
capilla desde .as primeras vísperas hasta puesto el sol 
del dia siguiente. 

4.* En la cai-illa de nuestra Señora de Gracia, inclusa 
en la de santa Tecla, en este mismo dia de la Purificación 
hay jubi eo pleaisimo perpetuo concedido por el Papa 
Inocencio Xlí a todas las personas que, habieudí) con- 
fesado y comulgado, visitaren dicha capilla y rogaren a 
nuestro Señor por la paz y concordia entre los principes 
cristianos^ exaltación de nuestra santa Fe Cataüca y es- 



65 

tirpacioii de las iieregias, desdo las primeras vísperas 
hasta otro día puesto el sol. 

24. San Matías Apóstol y Octavario Se ganan las mis- 
mas indulgencias que el primero de enero, pág. 62. 

FIESTAS MOVIBLES. 

En cada uno de los Domingos de Septuagésima, 
Sexagésima, Quincuagésima y en todos los dias de 
Cuaresma hay Estación en Roma. Véase la visita de alta- 
res, pág. 62 y la concesión de Sixto V á la capilla del 
Condestable, pág. id. 

MARZO. i 

3. Sari Emeterio y sati Celedonio Mártires. Se ^á^áñ las 
mismas indulgencias que el 2 do febrero, concedidas á la 
capilla del Condestable por el cardenal Carnerario, nu- 
mero 2, pág. 64. , . . ;/ .i ; ';. 

18. San Gabriel Arcángel. Se gaiiáh fer ^mlétóáíá'^^ 
dulgeucias qué el 2 de febrero, concedidaátJoV ej hárde- 
nal Juan Pogio, número 3, pág. 64 en dicha capilla del 
Condestable. --^'-nvA^ú^ 

19. San José, Esposo de nuestra Señora,. Ellllmo.senóí*' 
don Ignacio liives y Mayor, arzobispo de Burgos, conce-. 
dio ochenta dias de indulgencia por rezar un padre 
nuestro y Ave-Mariaante la reliquia de dicho Santo, líi 
cual se halla en el altar principal do la capilla del Con- ' 
destable. Por el Papa Gregorio XVI indulgencia pleust-^/^^ 
ria en lacapilla de santa Ana; véase el 6 de enero, pág. ^.' 

25. La Anunciación de nuestra SeTwra y Octavario. Sé' 
gañanías mismas indulgencias que el primero de enero^ 
p. 62. En la capilla del Condestable, véase la concesión 
del cardenal Carnerario el 2 de febrero, número 2, p. 64. 
En la de nuestra Señora de Gracia, inclusa en la de santa ^ 
Tecla, jubileo plenísimo, véase el 2 de^ febrero^ núm.~C' 
pág. 64. Por el Papa Gregorio XVI, indulgencia plenaria 
en la capilla de santa Ana, véase él 6 de enero" pá^/ 63. 

16 



66 

FIESTAS MOVIBLES. 

Desde el doniins:o de Pasión (ó de Lázaro) hasta el do- 
mingo de Cuasimodo, se ganan las mismas indulgencias 
que el primero de enero, pág. 62. 

VIERNES ANTES DE RAMOS. 

Los Dolores de maestra Señora^ Nuestro santísimo P, 
Clemente XIII, por su breve dado en Roma á 20 di no- 
viembre de 1761, concede el viernes de la semana de 
Pasión de cada año, en que se celebran los Dolores de 
nuestra Señora la Virgen Maria, indulgencia plenaria á 
las personas de ambos sexo?», que habiendo confesado y 
comulgado visitaren devotamente la santa Iglesia, y en 
ella la imagen de nuestra Señora de los Dolores, que se 
Teñera especialmente en la capilla de la Presentación y 
Consolación, rogando á Dios por la paz y concordia en- 
tre los principes cristianos y estirpacion de lashereglas. 
Su Santidad igualmente concede en los restantes vier- 
nes de Cuaresma, siete años y siete cuarentenas de in- 
dulgencia; y en los demás del año, cien dias en favor 
de los fieles que verdaderamente contritos, hicieren la 
Tisita y oración espresada, En dicho dia de los Dolores 
de la Virgen, jubileo plenísimo coucedido por el Papa 
Inocencio XI I en la capilla de nuestra Señora de Gracia, 
inclusa en la de santa Tecla. Véase el 2 de febrero, pág. 64, 
núm, 4.° Desde la Pascua de Resureccion, hasta el do- 
mingo de Cuasimodo inclusive, hay Estación en Roma. 
Véasela visitado altares pág. 62, y asimismo lo que con- 
cedió Sixto V ala capilla del Condestable, pág. id. 

PASCUA DE RESURRECCIÓN. 

Nuestro SSmo. Padre Pió IX concede indulgencia plena- 
ria, visitando la santa Iglesia, véase el 1.* de enero, 
página. 62. 

DOMINGO DE CUASIMODO. 

El Papa Eugenio IV con«edió cinco añoi y cinco cut- 



67 

reutenas de indulgencia, á todos los fieles que este dia 
oyeren en la santa íglesialamisamayor y acompañaren 
á la procesión; y á los que por la tarde concurrieren á 
oír el sermón y á ver las santas Reliquias. Asimismo se 
ganan también todas las indulgencias como el primero 
de enero, pág. 62. Por nuestro santísimo P. Pió VI, en su 
breve espedido en la Cartuja de Florencia á 20 de agosto 
de 1738, se concede indulgencia plenaria á todos los fieles^ 
que confesando y comulgando Tisitaren la santa iglesia, 
rogando á Dios por la exaltación de nuestra santa Fé, 
unión y concordia entre los principes cristianos y es- 
tirpa^ion delasheregias,eldia que se determinase por 
el ordinario, y es el Domingo de Cuasimodo, quf* fué el 
señalado por el Excmo. iSr. D. José de Arce, arzobispo 
de Burgos. 

ABRIL. 

Dom. 3.* después de Pascua. El Patrocinio de san José, 
Indulgencia plenaria como el 28 de enero, véase pág. 63. 

23. San Jorge mártir. En la capilla del Condestable, 
yéase la concesión del cardenal Juan Pogio, el 2 de febre- 
ro, pág. 64, núm. 3.' 

25. San Marcos Boa^ngelista y octavario. Se ganaa las 
mismas indulgencias que el primero de enero, pág. 62; 
hay estación en Roma. Véase la visita de altares, pág. 62, 
y la concesión de Sixto V ala capilla del Condestable, 
página id. 

FIESTAS MOVIBLES. 

En los tres dias de Rogaciones y dia de la Ascensioii 
hay estación en Roma: véase pág. 62, visita de altares, 
y en la capilla del Condestable, pág. id. 

Ascensión del Señor y octaoario, Se ganan las mismas 
indulgencias que el primero de enero, pág. 32. En este 
dia se úsala ceremonia de bajar (Ínterin nona) la ban- 
dera del Rey don Alonso VIII, la cual se halla colgada en 
la nave mayor, véase pág. 60. Nuestro SSmo. Padre Pió 



68 
ÍX, concede indule-encia plenaria visitando la santa 
iglesia, véase (pág. 62) el 1.° enero. 

MAYO. 

1. San Felipe y Santiago apóstoles ^ y octavario. Segá- 
banlas mismas indulgencias qae el L° de eaero, pág. 62. 

20. San Bernarditio Confesor. En la capilla del Con- 
destable, véase la concesión del cardenal (/amerarlo á 
¿?dp febrero, pág. 64, núm 2.' 
' '31 San Fernando Rey de España. Indulgencia plenaria 
como el 28 de enero, pág. 63. 

FIESTAS MOVIBLES. 

Pasciia del Espi ritu-santo y octavario. Se ganan las 
mismas indulgencias que el primero de enero, pág. 62. 
Desde la vigilia de esta Pascua hasta el sábado siguiente 
inclusive hay Estación en Roma: véase la visita de al- 
tares, pág. 62, y la concesión de Sixto V á la capilla del 
Condestable^ pág. id. 

^^Pl Sumo Pontífice Gregorio XVI de feliz recordación, 
por su breve dado en Roma el 23 de junio de 1843 conce- 
dió para siempre indulgencia plenaria á todos los fieles 
cristianos de ambos sexos que, previa una buena confe- 
sión y comunión, visiten devotamente la Capilla- Sagra- 
rio ó parroquia del Apóstol Santiago inclusa en la Santa 
Iglesia Metropolitana de Burgos^ rogando á Dios por los 
fines de su Santidad en el dia de pascua de Pentecostés ó 
Espiritu-santo. (Y en todoslosdias que á estese remitan.) 

La Santísima Trinidad y octavario. Se ganan las mis- 
mas indulgencias que el primero de enero pág. 62. Por el 
Papa Gregorio XVI indulgencia plonaria en la capilla 
de Santiago, véase pascua de Pentecostés, p. 68. 

■ Santísimo Corpus Cristi. Se ganan las mismas iudulgen- 
cías qu€ el primero de enero, pág. 62. Yademas el Papa 
Urbano IV concedió cinco años y cinco cuarentenas de 
indulgencia, por cada misa y hora canónica que se oiga 
en la Santa Iglesia ©n -este dia y en toda la' octava/ Por 



09 

acompañar al Santísimo Sacramento véase püb"*^^' 
Nuestro SSmo. Padre Pió IX, concede indulgencia pleii.^- 
ria visitando la Sta. Iglesia, ó en uno de los siete diag 
-iutnediatamente siguientes de su octava, YÓase el 1'." 
de enero, pág. 62. 

Viernes después de la octava del Santísimo Corpus Cristi. 
La festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Indulgencia 
plenaria, por el Papa Gregorio XVI en la cp^pilla de 
Santiago Véase pascua del Espíritu-santo, pág). 68. 

JUNIO. 

1 1 . San Bernabé Apóstol y octavario. Se ganan las mifc'- 
mas inddlgoncias que el primero de enero,, pá^..62.. .., 

12. San Juan de Sahagun, canónigo de, esta! sauta^ 
iglesia Metropolitana. El Illmo. señor don Fernanda 
Manuel de Mesía, arzobispo de Burgos, concedió cuarenta 
dias de indulgencia á los que rezaren un padre-nuestro 
j ave-maria, ante la imagen que se venera en , su ca- 
pilla. Por el Illmo. señor don José Javier Rodrig'uez de 
Arellano, ochenta dias de indulgencia, rezando otro pa- 
dre-nuestro y ave-maria ante dicha imagen. El Papa 
Pío VI en su breve de 16 de abril de 1769, concedió in- 
dulgencia plenaria á todos los fieles que habiendo con- 
fesado y comulgado visitaren la santa iglesia en el dja 
en que se celebre la festividad de san Juan deSaha^cin, 
canónigo que fué de ella. Por el Papa Gregorio 'XVI 
otra indulgencia mas, como el 28 de enero, véase pág. 63. 

24. Natioidad de san Juan Bautista. Nuestro SSmo. 
Padre Pió IX concede indulgencia plenaria, visitando la 
Sta. Iglesia véase el primero de enero pág. 62. 

29. San Pedro y San Pablo apóstoles y octavario. Nuestro 
SSmo. Padre Ho IX concede indulgencia plenaña vi- 
sitando eneste dia la Santa Iglesia, véase el primero de 
enero, pág 62. Se ganan las mismas indulgenclas-que e-. 
primero de enero, pá.g;. id. En la capilla del Con4estab!«, 
véase el 20 de enero, pág. 63. ":u .faJjn .<^ «q 



•70 

JULIO, 

2. La Visitación de nuestra señora. El Papa Eugenio 
IV concedió ciento cuarenta dias de indulgencia á todos 
los fieles que en este dia de nuestra ¿Señora y su octava- 
rio oyeren misa en la santa iglesia^ ó cualquiera hora 
canónica, ó visitaren la capilla de la Visitación en ella. 
Y además ganan cuarenta dias de indulgencia que 
concedió el señor obispo de Burgos don Alonso de Carta- 
gena, que está sepultado en la referida capilla. Por di- 
ferentes señores obispos que han sido cíe esta santa 
iglesia, están concedidas veinte y siete cuarentenas de 
indulgencia. Por el señor Perea Nieto y Magdaleno, 
arzobispo de Burgos, ochenta dias, asimismo están con- 
cedidos otros ochenta dias de indulgencia mas, por el 
señor Arellano. Por el Papa Gregorio XVÍ^ indulgencia 
plenaria como en el 23 de enero, véase p. 63. 

20. La Dedicación de la santa Iglesia de Burgos y 
octavario. Se ganan las mismas indulgencias que el 
primero de enero, p. 62. Por el Papa Gregorio XVI in- 
dulgencia plenaria, como el 28 de enero, p, 63. 

En este dia (año de 1221) se fijó la primera piedra, y 
asistieron á este solemne acto el obispo don Mauricio, el 
Eey san Fernando y el Infante don Alonso de Molina su 
hermano. 

25. Santiago apóstol y octavario. Se ganan las mismas 
ind :lgencias que el primero de enero, p. 62. Per el 
Papa Gregorio XVI, indulgencia plenaria en la capilla 
de dicho santo. Véyse pascua de Pentecostés, p. C8. 

26. Santa Ana, madre de nuestra Señora. En la capilla 
del Condestable se gana lo mismo que el 20 de enero, 
pág.63. Por el Papa Gregorio XVI, indulgencia plenaria 
en la capilla de dicha santa, véase el 6 de enero p. 63. 

AGOSTO. 
12. Santa Clara V. En la capi'la del Condestable. 
Véasela concesión del cardenal Juan Pogio, 2 de febrero, 
p. 64.nüm. 3/ 



71 

13. Santa Centola y Elena Vir genes y Mrs. Nuestro 
SSmo. Padre Pió IX concede Indulgencia plenaria 
visitando la Santa Iglesia, véase el primero de enero 
pág. 62. 

15. La Asunción de nuestra señora y octavario. Se 
ganan las mismas indulgencias que el primero de enero, 
p. 62. Y los que dieren en este dia y octavario nueve 
vueltas al rededor del coro (1) ganan los perdones do- 
blados. Nuestro santísimo P. Pió VI, por su su breve de 
19 de abril de 1769, concedió perpetuamente indulgen- 
cia plenaria á todas las personas que habiendo confesado 
y comulgado visitaren la santa iglesia en este dia, desde 
las primeras vísperas hasta el ocaso del sol del dia si- 
guiente, pidiendo á Dios por la paz y concordia entre 
los príncipes cristianos y demás santos fines de la igle- 
sia. Por el Papa Gregorio XVI otra indulgencia mas 
como el 28 de enero, p. 63. En este dia, ó en uno de 
los siete, inmediatamente siguientes de su octava, 
Nuestro SSmo. Padre Pió IX concede indulgencia ple- 
naria, visitando la santa iglesia, véase el primero de 
enero pág. 62. También se ganan las mismas en la capilla 
del Condestable, véase la concesión del cardenal Juan 
Pogio el 2 de febrero, p. 64, núm. 3* 

Dominica infraoctava de la Asunción de nuestra Se^ 
ñora (san Joaquín), Por el Papa Gregorio XVI, indulgen- 
cia plenaria en la capilla de dicho santo, y su esposa 
santa Ana, véase el 6 de enero p. 63. 

2'4. ^a'fi Bartolo, it} apóstol y octaoario. Se ganan las 
mismas indulgencias que el primero de enero, p. 62. 

27, La Transe n)eracio7i de santa Teresa de Jesús. 
Nuestro santísimo Padre Pío IX, por su breve dado en 
Roma, concedió perpetuamente indulgencia plenaria á 

(1) Se advierte que cuamlo sft concedieron las indu'gmcías por dar 
las nueve vueltas al rededor del coro, acaso entonces s"» hallaría junto 
al altar mayor, según la disposición de las primeras iglesias y no donde 
hoy está; y asi liay que dar vuelta á toda la nave mayor. 



todas las personas que habiendo confesado y comulgado 
visitaren devotamente la capilla de la Concepción y 
santa Ana, inclusa en la santa Iglesia, en este día en que 
se celebra la Transververacion del Corazón de santa 
Teresa de Jesús, desde las primeras vísperas hasta el 
ocaso del sol del dia siguiente. 

SETIEMBRE. 

5. Za Traslación de san Julián obispo de Cuenca. In- 
dulgencia plenaria por el papa Gregorio XYI, como el 28 
de enero, p 63. 

8. La Natividad de nuestra señora y octavario. Se 
ganan las mismas indulgencias que el primero de enero, 
p. 62. Por el papa Greorgio XVI, indulgencia plenaria 
en la capilla de Santiago. Véase el dia de pascua de 
Pentecostés ó Espíritu-santo, p 68. 

10. Santa Victoria V y Mr. Nuestro SSmo. padre 
Pío IX, concede indulgencia plenaria visitando la santa 
Iglesia, véase el prim<2ro de enero, p. 62. 

14. La Ejcaltacion de la nauta Cruz. El papa Sixto V. 
concedió indulgencia plenaria á todos los fieles que con- 
fesados y comulgados visitaren en este dia la capilla del 
Condestable, en la cual se venera una de las espinas de 
la corona de nuestro Señor Jesucristo, rogando por la 
paz y concordia entre los principes cristiánesete. En los 
tres dias de témporas hay Estación en Roma, véase la 
visita de altares, p. 62, y en la capilla del Condestable la 
concesión de Sisto V. p. id. 

21. Saii Mateo apóstol y evangelista y octavario. Se 
gañanías mismas indulgencias que el primero de enero, 
pag. 62. 

23. ^anta Tecla F. y M. El Illmo. señor don Manuel 
de Samaniego y Jaca, arzobispo de Burgos y fundador 
"3e' la capilla de dicha santa, concedió ochenta dias de 
indulgencia á todas las personas que rezaren un podre- 
muestro y ave-miria ante la referido iináo-nn nup <'<^ó en 



73 

el altar principal. Por el Illmo. señor don Diego Felipe 
de Perea Nieto y Magdaleno, arzobispo de Burgos, 
ochenta dias de indulgencia y asimismo otros ochenta 
dias de indulgencia mas por el señor Arellano. 

OCTUBRE. 

Domingo primero. La festividad de nuestra Señora 
del Rosario. Indulgencia plenaria por el Papa Gregorio 
XVI en la capilla de Santiago. Véase pascua del Espíritu- 
santo, p. 68. 

12. Nuestra señora del Pilar de Zaragoza. Nuestro 
SSmo: Padre Gregorio XVI, por su breve dado en Ro- 
ma en 20 de abril de 1844, concede indulgei.cia plenaria 
á todas las personas que bahiendo confesado y comul- 
gado, visitaren la santa imagen de Nue.4ra Señora del 
Pilar queso venera en la capilla de santa Ana, desde las 
primeras vísperas hasta el ocaso del sol del dia siguiente: 

15. Santa Teresa de Jesíis. El lUmo. señor don José 
Javier Rodríguez de Arellano concedió á todos los fie- 
les ochenta dias de indulgencia por cada vez que recen 
un padre-nuestro y ave-maria ante la imagen de dicha 
santa, que se venera en la capilla de la Concepción y 
santa Ana. El Papa Pió VI concedió indulgencia ple- 
naria confesando, comulgando y visitando la referida 
capilla desde las primeras vísperas hasta el ocaso del 
sol del dia siguiente. 

18. San Lucas Eoangeli^ta. Se ganan las mismas 
indulgencias que el primero de enero, p. 62. 

24. San Rafael Arcángel El Sr. Arellano concedió 
ochenta dias de indulgencia, rezando un padre-nuestro 
y ave-Maria ante la imagen de san Rafael, que se ve- 
nera en la capilla de santa Ana. 

NOVIEMBRE. 

1. La fiesta de todos los Santos y octavario. Se ganan 
las mismas indulgencias que el primero de enero, pág. 
62. Por el papa Gregorio XVI, indulgencia plenaria en 
la capilla de santa Ana, véase el 6 de enero, p. 63. 



74 

BOMINICA 11. 

El Patrocinio de nuestra Señora. ladulgencia plenaria 
concedida á tcdos los fieles que verdaderamente peniten- 
tes confesados y comulgados asistan á la misa mayor 
de esta festividad y ruegen alli por la paz etc. Es con- 
cesión de Alejandro VI hecha á los reinos de Egpaiia 
en su Bula Prceolara de 28 de Junio de 1656. 

26. Los Desposorios de nuestra Señora. Indulgencia 
plenaria por el Papa Gregorio XVI como el 28 de enero 
p. 63. 

San Andrés apóstol y octavario. Se ganan las mismas 
indulgencias que el primero de enero, pág. 62. En la 
capilla del Condestable, véase el 20 de enero la conce- 
sión de Inocencio VIII, p. 4. 

DICIEMBRE. 

Dominica primera de adviento. Jubileo plenísimo, 
Véase el 2 febrero, capilla de nuestra Señora de Gracia^ 
inclusa en la de santa Tecla, p. 64, nüm 4* Hay esta- 
ción en Roma en los cuatro Domingos de adviento, 
véase la visita de altares, p- 62, y en la capilla del 
condestable, p. id., la concesión de Sixto V. 

4. Santa Bárbara V. y M. Véase la concesión del 
cardenal Juan Pogio el 2 de febrero, p 64, núm. 3.' 
El Illmo. eeñor don Francisco Bullón, arzobispo de Bur- 
gos, concedió ochenta dias de indulgencia por rezar 
un padre-nuestro y ave María ante la reliquia de dicha 
santa, que .^e venera en el altar principal de la capilla 
del Condestable. 

8 La Purísima Concepción de nuestra Señora y octa- 
vario. Se ganan las mismas indulgencias que el primero 
de enero, p 62 Por el Papa Gregorio XVI, indulgencia 
plenaria en la capilla de santa Ana, véase el 6 de ene- 
ro, p. 63 

13. Santa Lucia V. y M. El Illmo. Sr. don Juan 
Antonio de los Tueros, arzobispo de Burgos, concedió 
ochenta dias de indulgencias por cada vez que se rece 



75 

un padre-nuestro y ave-María ante ia imagen de di- 
cha santa, que se venera en la capilla de santa Tecla. 

18. Nuestrs, señora de la O y octavario. Se ganan las 
mismas indulgencias que el primero de enero^ p 68. 
En santa Tecla nuestra señora de Gracia, jubileo ple- 
nísimo, véase p. 64, núm. L', la concesión del Papa 
Inocencio XII. 

21. Santo Tomas Apóstol Se ganan las mismas in- 
dulgencias que el primero de enero, p. 62. En los tres 
días de témporas y vigilia de la Natividad de nuestro 
.señor Jesucristo, hay Estación en Ruma, véase la visi- 
ta de altares, p. 62, y en la capilla del Condestable la 
concesión de Sisto V. p. 61. 

25. La Natividad de nuestro señor Jesucritoy octavario. 
Se ganan ias mismas indulgencias que el primero de 
enero, p. 62. Por el Papa Gregorio XVI, indulgen- 
cia plenaria en la capilla de Santiago , véase la pascua 
de Pentecostés, p 68. 

27. iian Juan Evangelista. En la capilla del Condes- 
table, véase la concesión del Papa Inocencio VIII en 20 
de enero, p. 63, y la del cardenal Juan Pogio el 2 de 
febrero, p. 64, nüm, 3." 

Estas son las indulgencias que los Sumos pontífices, 
"vicarios de Jesucristo y los señónos obispos y arzobispos 
dt Burgos, han concedido á la sa.nta iglesia metropo- 
litana de dicha ciudad, como pued^'ín verse en las tablas 
que se hallan colgadas en la nave del crucero, en 
las capillas y en el libro, poi*el cual se publican al pue- 
blo todos los años el domingo de Cuasimodo, solo varian 
m el método. En el mismo día se manifiestan también 
las rehquias que posee le santa igleisia(l) cuya nómina 
ponemos á continuación. 



(1) Kn la víspera Uci Domingo de C Uíisiuiodo se íui iiia uu altar eo 
la nave mayor, y en él se colocan las reliquias, celebrándose este dia 
COD toda solemnidad, y por la tarde se prf)dicsí de ella.s. 



76 

NOMINA 

de las Reliquias que se veneran en la Santa Iglesia 
metropolitana de Burgos. 

En una cruz que se halla en el Relicario, titulada el Lignwn Crwcis J 
hay tres partículas de la cruz santa de N. S, J. C. 

En el mismo Relicario hay parte del pesebre en que nació el Hijo de 
Dios hecho hombre, y de la ofrenda que hicieron los tres Reyes Magos;, 
parle de un báculo ó cetro de dichos Ueyes, y parle de una de las seis 
hidrias ó cantaros del milagro del vino en las bodas de Cana. Pan de lo 
lo que sobró en el convite 4el desierto, y ungüento de lo quo la Magda- 
lena ungió los pies del Salvador en casa del Fariseo. Parte de la piedra 
en que N. S. J. C. oró en el Huerto, y de la columna en que fué azota- 
do. Una espina de la Corona de Cristo N. S., parte de la esponja con que 
le dieron á beber en la cruz, y del balsamo con que fué ungido su cuerpo 
santísimo para la sepultura, de la piedra en que fué fijada la cruz de 
N S. J. C. y de su sepultura. Parle de una cinta de nuestra Señora y 
de sus vestidos, y de un paño que la llevaron con señales de sangre de su 
Saniísimo Hijo. Parle de la piedra en que puso los pies la Virgen San- 
tísima cuando echó la casulla á san íidefonso, y del vestido de la mi- 
lagrosa imagen de nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, de la vara do 
Moisés. Tierra del rio Jordán, parle de uoi piedra del Templo de Salo- 
món, tierra y piedra del santo monte Calvario; un hupso del profeta 
Zacarías, y olro hueso de los tres niños del horno de Babilonia. 

Eti dicho Relicario hay reliquias de los cuatro Evangelistas S. Mateo, 
S. Mareosas. Lucas y S. Juan; un dedo de! apóstol S. Pedro y otro dedo 
del apóstol Pablo: reliquias de los apóstoles S. Matías, Santiago el ma- 
yor y Santiago el menor, San Bernabé, San Tadeo, San Andrés y parle 
de la columna en qde fué atado el apóstol S. Rarlolomé. Reliquias de 
S. Esteban protomartir, y parle de una piedra con que le apedrearon, 
de S. Celestino Papa, de S. Lázaro obispo, S. ForlunJlo, S. Marco, Saa 
Warcoliano, S. Cosme y S. Damián, S, Zacarías, S. Torcualo, .san Feli- 
ciano^ San Largo, E$mar^g,do,.Ma!jri<p y Marlt. 



Ti 

El cuerpo de San Lucio papa y maiUr y el de San Félix mártir que 
se venera en la capilla del Ccndestable. Reliquias grandiosas de San 
Epifanio y S. Yanuario y compañeros mártires. Una reliquia notajjle de 
S. Ignacio mártir, obispo de Antioquia, y un hueso de S. Pedro mártir 
de Verona. En el pecho de S. Sebastian hay reliquias suyas, y de San 
Fabián papa y mártir, una cabeza de los mártires de Cárdena, y reli- 
quias de S. Desiderio, S. Víctor y sangre de muchos mártires, un brazo 
de S. Indalecio obispo y mártir, y otro brazo de Slo. To;i¡ás Canlurien- 
se.' Reliquias de, &. yic^ntp, S, Palmario, S. Telesforo, S. Pantaleon y 
oíros muchos mártires. Doscientas cincuenta reliquias, entre las cuales 
hay de S. Pedro Pascual de Valencia obispo de Granada, de S. Juan Bau- 
tista, S. Lorenzo mártir, S. Blas, S. Cristóbal y otras muchas reliquias 
de Apóstoles, Mártires, Confesores y Vírgenes, hasta el numero de las 
2S0. Reliquias de S. Basilio, S. Gregorio, S. León, S. Isidoro, S. Floren- - 
rencio, S. Eduardo, S. Gerónimo y de S. Julián obispo, hijo de esta ciu- 
dad de Burgos. Un hueso de la cadera de S- Juan de Sahagun, cíinónigo ■ 
que fué de la santa Iglesia. El cilicio ae S. Antonio AUadj y p^rte del 
báculo de S. Macario, descabezas de las 11,000 Vírgenes y reliquias do 
Santa Barbara, Santa Dorotea, Santa Águeda, Sania Liibiana, Santa Cons- 
tancia, Santa Viceucia, Santa Sabina, Santa Apolonia, Santa Felicitas, 
Santa Catalina, y de otras santas que no se refieren, Lps cuerpos de 
Santa Centola, Santa Elena y Santa Victoria vírgenes y mártires. Parte 
del cráneo y tobillo de Santa Casilda virgen. También tiene la santa Iglesia 
por particular reliquia la Bandera que fué del Rey D. Alonso VIH, que ga- 
nó la batalla de las Navas de Tolosa; también hay reliquias en las capi- 
llas del Condestable, en la de Santa Ana, Santiago, S. Enrique y en la 
Sacristía de la santa Iglesia. 

Qué cosa es indulgencia y de cuántas maneras. 

Indulgencia es un perdón de la pena temporal, debida á las culpas 
actuales perdonadas y cometidas después del Bautismo, 

Hay mdulgencias pienarias y paruiales. Las plenarias son remisión de 
toda la pena debida por los pecados cunfesados, ó de ellos verdadera- 
mente contritos, y el que gana una de estas, si luego muriese irá al 
cielo sin detenerse en el purgatorio. 



78 

Las parciales son remisión de la peaa dehida por los pecados, no d« 
tedos, sino de parte, según fuere la indulgencia que gana. 

Para entenderlo, de!)e saberse, que las indulgencias parclaleí soi las 
de cuarenta dias, ciento, mil, ele, siete años, mil, dosmil, siete cuaren- 
tenas, teinte, etc., y el que gana (por ejemplo) una cuarentena, se le 
perdonan cuarenta dias de las peías que debia por sus pecados. Y dichog 
dias y años de indulgencia (según la sentencia mas común) correspon- 
den á los de penitencia, que según los cánones antiguos de la Iglesia se 
le debian imponer, ▼. g., se confiesa uno de un adulterio, á este, según 
los sagrados cánones antiguos, le debia imponer el confesor siete años 
de penitencia; gaaa siete años da indulgencia y satisface la pena que 
satisfaría cumpliendo la penitencia de los siete añ»s dichos; gana los 
cuarenta años y satisface la pena que satisfaría cumpliendo la peniteR- 
cla de otros tantos; y asi se ha de discurrir de todas las indulgencias 
parciales. (Natal). 

fil que ha de ganar para sí las indulgencias ha de estar en gracia di 
Dios siquiera cuando hace U ultima diligencia, y ha de teñir la Bula 
d« la santa Cruzaéa. 



LlüS DEO. 




índice. 

PRIMERA partí. . P&ginas. 

La catedral de Burgos tuvo sn origen en Oca 5 

Traslación de la l|;If sia de Oca 8 

La Iglesia de Burgos declarada inmAXaia á la de Roma. . , , 9 

Dedicación de lii santa Iglesia 11 

La Iglesia de Burgos se hai:e Metropolitana 12 

Sanluosidad de la santa Iglesia. . . • 11 

Puerta de santa Maria , 14 

Puerta de! Sarmental • 16 

Puerta Alta SI 

Puerta de la Pellejería Jl 

Estertor del Condestable fit 

Forma de la santa Iglesia 14 

Crucero - 24 

Nueyo pavimento , 31 

Altar mayor 3S 

Nuevo presbiterio • . 39 

Medallas que hay en el trasagrarío ....„.,... 49 

Cor© , 4t 

Capill» de santa Tecla V. y M 51 

Capilla de santa Ana y la Concepción 85 

Escalera de la puerta Alta - 61 

Cuadro de san Juan d« Ortega .... 64 

Capilla de san Nicolás y el Nacimiento de N. S. J. C. . eS 

Sepulcro del señor Villegas - 66 

Capilla de la Natividad de nuestra Señora 67 

Capilla de la Animciacion y san Antón , . . . 70 

Capilla de san Gregorio Papa. . . 7t 

Capilla del Condestable , 76 

Capilla de Santiago Apóstol * 87 

Sacristía Nueva, 95 

Capilla de san Enrique y el santo Ecce-Homo 98 

Capilla de la Visitación de nuestra Señora 102 

Cuadro de san Cristóbal Mártir 198 

Capilla de san Juan de Satiagun 408 

Capilla de la Presentación de nuestra Señora 112 

Capilla del Santisirno Cristo y nuestra Señora de lof Remedios. 118 

EpitaQo del Venerable D. Pedro Barrantes 19f 

Reloj 126 

Claustro • . lá 

Tramo 1.* iSf 

Capilla de los santos Reyes 13i 

Tramo 2.* 183 

Capilla de den Juan Est«baQez 137 



Tramo 3." . . , ...... 

Capilla que se dice del r40rpus*Cnstl ó sala de Juan Cucliíllér 

Cofre del Cid 

Sala Capitular 

Capilla de santa Catalina V. y M 

SaJa de los Arzobispos ó Sacristía antigua '-*.*. 

Tramo4.° 

Capilla de san Gerónimo Dr ,..,.., 

Campo-Santo * , . . 

Travesía del Palacio ArzoMspal 

CoDclasion. . . . , , , • » 

SEGUNDA PARTE. 
2." foliación. 

Obispos y Arzobispos que ba tenido esta santa iglesia desde su 

origen en Oca hasta el año de <863 1 

Nueva Serie de prelados de la catedral de Burgos 21 

APÉNDICES. 

1.* Individuos que tenía la santa iglesia 48 

Los que tlnne según el Concordato 44 

Sumos Pontífices . Id. 

Cuílodia do. la santa Iglesia : . . Id. 

Altar mayor y la sacra , . . . 4(J 

Tenebrario ' 47 

Campanas. ■ - - ' 48 

Tabla de las festividades 49 

2." Cartas del P. M. Feijoó, en que habla del sanio obispo 

montado sobre el diablo, . . , 32 

í'umario de indulgencias 59 

Reliquias que posee la santa Iglesia "¡fS 

Que COSÍ sea indulgencia "77 

ERRATAS. 

Pág. Linea. Dice. Léase. 

19 12 Asunción Anunciación 

23 20 lllrno. su lllmo. 

S3 22 Toledo Toledo hijo de D.Fadrique y Doña Isabel 

23 24 Duquesa Duques de 

^3 20 exuliant. exultant 

3 2(5 VitiiUin vir^inuiu 

39 30 muy; et muy: noble: el: 

88 8 coriíro centro 

S8 2G cerró cercó 

63 28 y pre y prebenda para la 

84 18 acornis. cornisam.,. 

90 9 enlarda entrada 

lOa 27 1493 1433 

110 3 li;18 1212 

132 25 yitaít. vitae 



University of Toronto 
Library