(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia fisica y politica de Chile segun documentos adquiridos en esta republica durante doce años de residencia en ella y publicada bajo los auspicios del supremo gobierno"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 




I 



HISTORIA 



física t política 



DE CHILE 



BOTÁNICA. 



TOMO S£TIMO. 



PAB!S. ^-IMPREIITA DE MAOLDE T RlNOn, 

calle Baílleul, 9, cerca del Louvro- 



HISTORIA 

física Y: política 

DE CHILE 



BAJO LOS AUSPICIOS DEL SUPREHO GOBIERNO 
POR CLAUDIO GAY 



BOTAHICA. 

TOMO SÉTIMO. 




EM CASA DEL AUTOS. 
CHILE 

■o US HIÜTVItlA NATURAL 01 lANTIACO. 

ÍIDCCCL „ , 



■ V 



*: *' ■5»'* 



>. 



' ( 



FLORA ^* 



CHILENA 



PLANTAS CELULARES. 



(i) 



I. MUSGOS. 

Plantas acotiledóneas, anuales ó TÍvaces» compues- 
tas de celdillas, que por su posición constituyen un 
tallo adornado de hojas. El tallo de los Musgos, for- 
niado de celdillas prolongadas, es sencillo ó ramoso, 
derecho ó tendido , á veces solo decumbente. Las 
hojas que lo acompañan están esparcidas, dísticas ó 
atejadas por todos lados, siempre sésiles, enteras ó 
dentadas, provistas ó no'de una nerviosidad. La repro- 
ducción de los Musgos se opera ya por semínulas ó 
esporas, ya por medio de yemas. Las flores son mo- 



(1) Mi mamiterilo de los Musgos y de Las Hepáticas fué entregado al 
autor de esú^tl^ra en 1845; pero el orden de la publicación no permitió 
imprimirlo entonces. Varios de los géneros en los cuales fueron introdu- 
cidas algunas de mis especies, han sido divididos después ; asi, no he 
debido omitir su sinonimia, añadiendo las nuevas especies de Chile cono- 
cidas desde dicha época. 

Camilo Montacmb. 




6 FLORA CHILENA. 

nóícas, dioicas Ó hermafroditas. Las masculinas, axi- 
lares ó terminales^ forman una especie de yema, 
un disco ó una capitula. En todos casos están rodea- 
das de hojas llamadas perigonialesy y se componen 
de u tríenlas prolongadas en maza, nombradas ante- 
rídiasj y de parausos. Las flores femeninas concluyen 
el tallo ó las ramas, ó ya son laterales y colocadas 
en el axila de una hoja, por lo que los Musgos se 
llaman acrocarpos y pleurocarpos. La flor femenina 
se forma de uno ó muchos pistilos encerrados en 
otros tantos verticilos de hojas, cuyo conjunto cons- 
tituye el periquec¡o,ya compañadas de parafisos, como 
en las flores masculinas. Las flores hermafroditas se 
componen de dos órganos, masculino y femenino, 
reunidos en el mismo periquecio. El fruto de los Mus- 
gos está formado de una vagínula, un pedúnculo y una 
cápsula. Esta es dehiscente ó indehiscente. La dehis- 
cencia se ejecuta de varios modos : lo mas regular es 
por circuncisión, ó cortada por medio, casi cer«a 
de la reunión del tercio superior con los dos terci(^ 
inferiores. La porción desprendida se llama opérculo. 
El orificio de la cápsula está desnudo ó tiene uno 
ó dos verticilos de apéndices libres ó soldados de 
varios modos, nombrados peristomas. Su eje está 
atravesado por un prolongamiento del pedúnculo, 
llamado columela; y entre este último órgano y la 
pared de la cápsula está colocada la bolsa que con- 
tiene las esporas ó el esporanje. El opérculo se halla 
primeramente cubierto por la cofia, la que cae muy 
temprano ó se conserva, según los casos. 

Los Musgos están esparcidos en toda la tierra. Crecen en el 



«meros. 7 

Aamftci, en las rocas, en lu mnr^bs, en las malezas y aun en 

las cortezas de los árboles, doodé forman una capa no circuns- 
crita, ó cojinetes redondos. No vejetan sino en tiempos húme- 
dos, como los Liqúenes, y solo son útiles á la economía natural, 
acrecentando por su detritus la masa del humus^ útil al desar- 
rollo de las plantas superiores. 

MUSGOS PLECROGARPOS. 

TRIBU I. — HIPOPTERIGIEAS. 

Mufffot con hojas hetaromorflAf, dUpuettai en treí llneaf, enya Inte- 
rior 6 vertical (la diipoiioien del Racopilum ei infería) le compone 
de eit&pulai 6 anfigaitroi , en cuya axila te hallan lai floreí mal- 
onlinai j femeninai. 

I. HXFOVTSAXOIO. — HTMVTZRTOIUM. 

• 

Capsula cequaliSy exannulaia» Peristomium dúplex: exterius 
dentes i6 sulfuioH^ incurvi; inUrius memJbr&na plieata in cilia 
totidem^ cilioUs inierjectis^ divisa. OpeiréfUium convexo-eoniéum^ 
roUellaium. Calyptra mitriformis. ^^ 

HTVOPTiKTaiUM Brid., Bryot. univ., II, p. 700.— icón, riostra, tab. 1, fif . 4 * 

Estos Musgos, de una talla muy elegante, son vivaces, 
y solo crecen bajo los trópicos ó en la OdbanJa. Represen- 
tan arbolilloSy y nacen de un rizoma ó cepa rastrera. 
El tallo, sencillo y desnudo en la base, se ramifica en la 
estremidad • Las ramas están comprimidas y en forma de 
plumas de Águila • Las hojas son de dos maneras : unas 
grandes, dísticas, estendidas á derecha é izquierda en el 
tallo ; otras, la mitad menores, lo guarnecen por cima, 
raramente por bajo, como las anfigastros de algunas Jon- 
germanieas : además , son por lo regular uninerviadas, y 
á veces marjinadas. La cápsula, sin anillo^ está peduncu- 
lada, derecha, inclinada 6 caida, lisa ó rugosa en su bate. 
Dtl axila de una hoja nacen eon fireeuencia muchos fmtoe. 



Ür- 




FLOKA CHILENA 

Las flores son monoicas ó dioicas. La cofia está entera 4 
hendida por un lado en la base. 



I 
I 

* 

I 



Solo tres especies de este bello gínero se haii Iiallado en Chile, donde 
habilaa ea las provincias meridionales. El Musgo del estrecho de Ma- 
giUanes es dudoso. 

1. Mypopterygtum TAou<n<. 

(Alias bolimco—CriploEamia, lám. a, Hg. 40 

//. dioicHitt, Thizamate ¡ublerraneo repertie, áivisionibus úetutroideit erec- 
tii, ¡labitlalim ramoii'i, raai« medio bipinnalo, tgvamis ceulinie oblongo' 
quadraiis, heterogeneii 1 foliis rameis distíchis legminlbuique oeatii, nur- 
ginatia, ierralU.maHÍdintroiU; capsula cytinárica,peaduta, batí laberculota; 
operrulo conico-acumlnato, obtuso. 

R. Thduim Manlsg., Aan. Se. tu 



cíoíUH HUIIer, /.íniiaro, IMl|Aw:| II, 
Supl., lab. 383 lesléril).- H. asbitkoljl P, 



Bot , IV, Cpnl.S,n' i.-H, sfi- 

6S3. — UlFKUll ThODWI SchWSgt., 

., JElheog., 61? 



Cepa rastrera, sin hojas, pero llena de un espeso tomentam 
bisoíde y moreno, produciendo de trecho en trecho tallos de 
tres á seis pulgadas de largo, enderezados, sencillos eii la es- 
tenaon de dos á tres pulgadas, divididos en numerosas ramas 
en la estremidad, de modo que parecen un arbolito, cuya cir- 
cunscripción fuese ya amplamenle oval, ya orbicular. La parte 
inferior, i modo dé hojas, solo tiene escamas oblongas y obtusas, 
que la ciñen como en un tercio de su periférie, y están aplicadas 
sobre sí i ia nerviosidad desaparece mas allá de la míLad, y el 
tejido es una fina redecilla de celdillas hexágonas. Las ramas 
que salen de la estremidad tienen como una pulgada de largo y 
esUn ramificadas : sus ramillas parecen plumas comprimidas, 
colocadas bajo un mismo plan en abanico. Hojas dísticas, ovales, 
acuminadas, agudas, ciñientes, de un verde que se vuelve ama- 
rillo, un poco ondeadas, como crispadas en la desecación, con 
un grueso borde dentado y una nerviosidad persistente casi hasta 
la estremidad, dividiéndolas en dos porciones desiguales, y for- 
mando con el tallo, en el cual están insertas vertícalmente, un 
ángulo de í|5°. Hojas ventrales (legmina) un tercio mas peque- 
ñas, rectas contra el tallo, con una nerviosidad mediana, y no 







' í. MUSGOS. . if A 

oblicua como la de las laterales, pero casi formadas del mismo 
.^«,. modo : la redecilla de todas ellas se compone de areolas re- 
^' doodeadas y pequeñas. En fin, acá y acullá se encuentran, como 
eá el género Gottschea de la familia de las Hepáticas, hojuelas 
accesorias, fijadas al tallo, y notables por su borde entero : su 
forma se aproxima mas á la de las estipulas que á ninguna otra. 
Flores masculinas^ como las feípeoipas, situadas acia la base de 
las ramas principales en el áxílailíílas estípulas, compuestas de 
un perigonio^en cuyo centro se ven varías anteridias lanceoladas, 
sostenidas por un corto peciolo y acompañadas de parafisos,mas 
bien poco que muy articulados. £1 perigonio se compone de 
hojuelas ovales, acuminadas, marjinadas, ventrudas en la base, 
con una nerviosidad apenas prolongada mas allá de la mitad 
de la longitud: su redecilla se forma de areolas en losanje. Las 
flores femeninas ocupan el mismo sitio en individuos distintos. 
Las involúcrales están colocadas en anillos al rededor del eje 
de la flor ; en el centro se distingue una docena de pistilos, 
dé los que solo uno está destinado á la fecundación, y acom- 
pañadas de los mismos parausos que las flores masculinas. 
Cuando el fruto está maduro, dichas hojas se han desarrollado 
mucho 4 y constituyen el periquecio ; entonces están alejadas 
encima y al rededor de un apoyo cilindroide, de cuyo estremo 
sale el pedúnculo, que está cargado de pistilos abortados. Las 
mas peqpadlite ó esteriores, eono las mas grandes ó interiores, 
tienen un^ forma ovaMancmada, apenas son mas gruesas en 
su borde y casi enteras: Bü tejida se compone de celdillas pro- 
longadas, fusiformes por eíma /jt^lelógramas por bajo; existe 
la nerviosidad. Pedúnculo Solitario, liso, purpúreo, de cerca 
de cuatro líneas de largo, derecho, é inclinado en su estremidad, 
de donde cuelga la cápsula. Esta es del mismo color que el pe- 
dúnculo, cilindrica y parecida á un barrilete cuyo fondo ru^((pQ, 
coronado por cuatro á seis tubérculos muy salientes, presenta' un 
carácter específico constante. Opérenlo cónico , acuminado, 
con su estremidad obtusa y un poco oblicua. Perístoma este- 
ríor rojizo en la base, amarillento en la punta, compuesto de 
di¿ y seis dientes linear-lanceolados, subulados, conniventes 
]^r 1» hodwd^d, divididos hasta mas de la mitad por un surco 



« 

' 3i 



^0 FLORA CHILENA. 

longitudinal; y coa un estrecho ribete membranoso y traspa- 
rente. Elperistoma interior consiste en una membrana plegada ó 
estampada, de cuyo borde libre salen diez y seis pestañas tan largas 
como los dientes esteriores, aquilladas, interrumpidas en bu linea 
mediana y separados por tres apéndices (cüiola) mas cortos, 
comunmente soldados en su parte inferior. Cofia desconocida. 

Este magnifico Musgo se cila'iia las provincias de Valdivia, Ghiloe, etc., 
al pié de los troncos de los krhtU^*^ en la oriUa de los montes. Gonuntrson 
fué el primero que lo cojió en el ^trecho de Magallanes, pero sin flores 
ni frutos . Asi lo figuró Schwaegrichen, dedicándolo al respetable Thouin, 
que le habia acompañado. Es curioso por las diferentes formas que ofrece 
su redecilla en las hojas cauli nares , rameales y perigoniales. Schwse- 
grichen lo compara al H. fUiculceforme ; pero dice es fácil distinguirlo, ya 
sea por su talla 6 por sus hojas dentadas, marjeadas y con una nervadura 
muy aparente. Se separa del H, laricinum por la división flabeliforme de 
la estremidad del tallo, que es mas parecida á la de los ¿r. tamari$cinum 
y rotulatum. Por otra parte, la cápsula es muy diferente de la de estas 
tres especies. 

EspUcacion de la lámina > 

Lam. 2, fig. 4.— Dos individuos del H. Thouini.- Vno, a, fructificado y visto por 
cima; otro, ¿>, estéril y visto por bajo: ambos de tamaño natural. — c Troto de! 
tallo principal con una escama, visto por delante, con un aumento de 8/1 de 
diámetro.— d Otro trozo de una rama con dos hojas laterales d' d\ y una ven- 
tral d'\ ó estipular, con el mismo aumento.— e Otro trozo de la base de una rama, 
para manifestar las hojas accesorias r> aumentado 13/1.— gEstremidad de una hoja 
rameal, aumentada 40/1, mostrando la redecilla, el borde dentado y abultado, y el 
lugar donde acaba la nerviosidad.— /z Apoyo donde se ven las traías de la inser- 
ción de las hojas periqueciales y algunos pfttilos abortados, 8/i.-^f Él vlsmo, con 
sus hojas periqueciales, 6/1 .- & CápsHla péttdÍMMe y desoperouMa, 8/1* - / Opér- 
cuto aislado, 12/1.— m Peristomas, 180/1, enqdiSíiin diente del esteríor se ve en n, 
y dos pestañas del interior en o, o, separádaa píjt los filamentos p; estos y las 
pestañas salen de una membrana anrogada ^í)Ulla q; tnr una anteridia, y en s 
un pafafiso, 36/1. 

2. Mypopierygiuwn eoneiw^nutn* 

ir. Wíonoicum^ rhizomate repente, divisionibus dendroideia^ érectts, k^ñ- 
nmli$;foUis oblong<h4aHCeolati8^ acuminatis^ marginatit^ stqterne dentatis, 
evanidinmviis, tegminibus duplo brevioribut; pedúnculo flexuoso^ cápsula 
subrecta^ oblonga ; operculo subulato. 

H. coNCiNifUMBrid.,/oc. cU., p. 711 ^Lbsku comcihna Hook., Muso, exot., 
tab. 34!— Schwftgr., SMpL, tab. 269. 

Cepa rastrera. Tallos m vez de desnudos, ramosos oaritiei^i 



•»• 



MUSGOS. 11 

la. base, con la circunscripción lanceolada. Ramas biplumadas. 
Hojas crispadas por la sequedad, estendidas por la humedad, 
colocadas como en la anterior especie, de forma lanceolado- 
oblonga, acuminadas en la estremidad, como mucronadas, apar- 
tadas del tallo, con el ángulo agud6, marjinadas, dentadas solo 
en su tercio superior, de color amarillento, y recorridas por una 
nerviosidad que desaparece cerca dtlaestremidad, dividiéndolas 
por medio un poco menos desigualmente que las derfí. Thóuini, 
Estípulas la mitad mas pequeñas , formadas del mismo modo. 
Redecilla compuesta de mallas redondeadas. Hojas periquecia- 
les también lanceoladas, atenuadas en una larga prolongación 
filiforme, no marjinadas, ni dentadas, ni con nerviosidad. Frutos 
dispuestos á lo largo del tallo principal 6 de las ramas secunda- 
rias. Pedúnculo como de línea y media de largo, encorvado en 
iS^ll la madurez, aunque de modo que la cápsula quede casi 
siempre derecha. Esta es oval-cilindrica,de un amarillo de alba*» 
ricoque, y dominada por un opérenlo convexo-cónico, conclu- 
yendo en jostro. Peristomas como los de lasLesquias. Cofia pri- 
mero entéfe, y en la madurez hendida cerca de la base. 

Esta especie se cria al pié de los árboles y en las cortezas, en los mis- 
mos lugares que la precedente. Hasta ahora no se habia hallado sino en 
Nueva Zelandia. M. Hooker, que la ha traído últimamente de las islas 
Auckland, y su colaborador M. YÍWson (Crypt» antarct.^ p. 24), fundándose 
en que la cófla está hendida de lado, eu la posición de los frutos y en la 
forma del peristoma interior, trasladan nuestro Musgo al género Leskia, 
Conservánoblo entre los Hypopterygium, preferimos conformarnos á la regla 
establecida por Linneo, que exije que el género establezca el carácter, y 
que no sea este el que haga el género. 

3. Bypapierygiuwn ArbwBeuMa* 

B, eaule repente^ divisionibus simplicibus erectiSy superne pinnato-ramosisi 
folis otato-lanceolatis, serruíatis^ evanidinerviis 

H. Arbuscdla Bríd., /oc. cit., p. 717.— Htpnum Arbcsgulü P. B., Prodr,, 61. 

Tallo letrero, del cual se levantan varías divisiones sencillas, 
ramosas y aplumadas en lo alto. Hojas oval-lanceoladas, den- 
tadas á modo de sierra, y con una nervacion que Sd ^tingue 
antes de la estremidad 



4 

t 



18 FLORA CUILENA. 

No hemos visto esta especie, cuya diagnosis parece hecha según un indi- 
^duo estéril. Sin embargo, como se cria en el estrecho de Magallanes, no 
hemos creido oportuno omitirla. 

II. HAO<IVIZ4>. ^ RACOPILUM. 

Capsula cyUndricO'Clavata, incequalis^ incurvay striata, annu- 
lata. Peristomium dúplex: exterior denles i 6 lanceolato-subulati; 
interius membrana carinalo-plicáta in cilia i 6, basi lacunoso' 
Jissa, ciliolis interjectis, divisa. Calyptra milriformis^ glahra^basi 
lacérala^ tándem laterejissa, 

Rácopilum Brid.— Htpnum Dill. — Swariz.— Hookeriá W. Arn. 

Cápsula cílíndrácea, desigual, encorvada, estriada. Pe- 
ristoma doble , como el de los Hipnos. Cofia en forma de 
mitra, glabra, lacerada en la base^ y después hendida |il^^ 
t^ftimente. Musgos rastreros en las rocas o en los troncbs 
de los árboles. Tallo tendido, ramoso, con un espeso vello 
moreno, y como en el género precedente, con dot suertes 
de hojas^pero colocadas diferentemente. Flores monoicas : 
las masculinas en yemas axilares. 

Este género cuenta pocas especies. 

1. Jttaeopiiutn towt^ttto^tfttt* 

í R, caule repente t vage pinnatimque ramoso; foliis distichis^ alternis, pa- 
tentibuSy ovato-laneeolatis, serrati\ ñervo excedente cuspidatU; etípulís mi- 
noribus, dorsalibus, cordato-acuminatis, subintegris; capsula cernea, striata; 
opercuío convexo, oblique rostrato, 

R. T0MENT08UM Brid., ioc. cit., 719.— Hornsch., Ft. Bras.^ I , p. 92!— Montag., 
Prodr. Fl. de J. Fern., 84, n© 155 — R. mnioides P. B., Mém. Soc. ¡Jm* Par., 
I, lab. 9, fig.6. — Hypndm tomentosdm Swaru, Prodr.— heáyt, Muse. Frond-, 
IV, lab. 191 

Tallo de una á dos pulgadas de largo, rastrero, sobre todo 
por atrás, y con un espeso vello moreno, dividido en ramas 
alternas, irregulares 6 aplumadas, también rastreras, tendidas 
ó ascen(le»tes. Hojas alabeadas en dos hileras opuestas, alter- 
nas, UtnaSi estendidas, oval-lanceoladas, dentadas acia la estre- 



V. 







MUSGOSA =-;: |#'\' 

midad, recorridas por una nerviosidad , la cual escede t^^ 
menos la estremidad; color verde claro, y la redecilla compoetta 
de areolas puntiformes; la sequedad las contracta, de modo-tatf 
sus bordes se doblan acia dentro. Las estípulas, colocadai^^üiq^ ^> 
en el dorso de los tallos, son dos ó tres veces mas peqtfefias 
que las hojas, y formadas algo diferentemente; también estin 
mas espaciadas, de modo que solo hay una por cada dos pares 
de hojas. Flores masculinas gemiformes, axilares, colocadas en 
el mismo individuo con las femeninas, las cuales son cónica 
Periquecio compuesto de hojas mas largas que las caulinai 
oval-acuminadas, enteras, presentando una nerviosidad, la 
desafareed tula estremidad délas mas esteríores, y de la que no 
se observft traza alguna en las mas interiores. Pedúnculo solitario, 
lateral, derecho, de una pulgada de largo, algo encorvado en la 
e^emidad, liso y de color de púrpura oscuro. Cápsula de dos 
líneas de largo, cilindrica, inclinada, encorvada, morena y ríza^ 
Los peristomas están constituidos como queda indicado A^^ 
diagnosis del género. El anillo tiene solo una hilera de celcuU^ 
Opérenlo convexo, prolongándose su estremidad en rostro oblicuo. 
Cofia lisa, glabra, de color de paja, figurando una campanilla, 
primero entera, después en correhuelas en la base, y en fin 
hendida lateralmente. 

Este Musgo parece ser muy común en Ghñe, donde forma en las rocas y 
en las cortezas de los árboles cojinetes bastante abastecidos, á caus% del 
crecimiento interno de muchos tallos. Bertero {Coll.^ n^ 1564, 1566, 1585 
y 1585) lo encontró en Juan Fernandez, en los lugares húmedos y oscuros de 
los montes, mezclado con la Radula pallens. Fructifica en mayo. 



•* 



TRIBU II. — FJLOGONIEAS. 

K««go« oon hojas dispuestas en dos hileras opuestaSf ñrtmfmámM en 
quilla se§:an su lon^tud, y abrazando en .su doblez el tallo y la 
quilla de la hoja superior. Cápsula lateral. Perigtoma seneili«« Oófia 
euculiforme. 

ixx. moGomo. — PHTi^oomüM. 

Captula aqualis, exannulata. Peristemium HmpkmK Dentei 16 
«Bquidiitantes. Calyptra subpUota. ^ ^ 



• « 




^ FLOaA CHILENA. 

Pbtllooonium Bríd.— PTEROGOüri sp, ScbwBgr.— Htpri Sp* Swarti. 

^ Estos Musgos, de elegante aspecto y de un hermoso y 
brillante color verde ó amarillo de oro, son sobre todo 
notables por la disposición de sus hojas, que replegadas 
^, quilla, abrazan el tallo y se envuelven mutuamente. 
Las flores se ven en su axila, y son dioicas en el corto nú- 
mero de especies conocidas. Cuelgan en los árboles, y 
Mtonces son muy largos^ ó ya^ como en la especie dé Chile, 

'^etan y arrastran en la tierra inculta. Tallo aplastado. 

psula pedunculada, oval y recta. Opérenlo ea.fMta» 

Casi todas las especies de este género viven en los trópico!. 

i. JPhyMMoganiutn eaffleAroffiM# -}- 

Ph* exiguum; caule repente ^vagt ramoso^ ramis simplicihus pátentihut; 
foliis distichis ^ imbricatit , cymbiformibus ^ acuminatihcuspidatis , acumine 
refiexo^ enerviis, 

Ph. GÁLLicHROüif Monlagne, Ann. Se. nat., ser. S, IV, Centur. 5, no S. 

Musgo tendido en la tierra, rastrero, ramoso, llano, de color 
verde vivo y reluciente. El tallo, que casi nunca llega á dos pul- 
gadas de largo, produce raicillas en la cara inferior, sin órdea 
algi}Q0, y se divide irregularmente y en un mismo plan en varias 
ramas cortas, obtusas ó deshiladas en la punta. Hojas colo- 
cadas en dos hileras, atejadas, oblongas, aquilladas en forma 
de nácela, y terminadas por una punta ó muero que se en-^ 
corva un poco por fuera ;.mj se ve traza alguna de nerviosidad. 
En el áxüa se hallan algunas flores, que ningún briólogo ha men- 
cionado aun en este género. Dichas flores forman yemas aova- 
das, y se componen de hojas perígoniales, ovales» cóncavas, 
ventrudas, enervas, estensamente mucronadas, en cuyo centro 
se reúnen seis á ocho anterídias oblongas, pediculadas, las cuá- 
les acompañai^á los pirafísós, tabicados y dos feces mas largos 
que ellas. Fructificación desconocida. 

Este Musgo, práporcionalmente muy pequeño, do <^elga en los árboles, 
como sucede k sus cooféneres. So cria en las pronncias meridionales, 



A^ 



.^ 



t-r 



*'-, 



4 



MUSGOS. li 

donde, á cansí de la teproduccion de sus tallos, forma cojinetes de color 
Terde vivo y brillantes , que á medida que se marchitan se Tuelvea do 
color de paja: so talla no depende de la edad» puesto que además de ha- 
berlo hallado abandantelbente y siempre igual en dos localidades, hemos 
observado flores masculinas en perfecto estado ; y no se fúeáe suponer 
que los individuos mascnlinos sean del Ph. fitlgens, no encontrado en Chile. 
Difiere por sus hojas cuspideas y no obtusas del Ph, eUgans^ hallado en 
Nueva Holanda por el Dr. Hoolter. 

TRIBU III. — HIPNEAS. 

MttffOf ▼ivaoesy de forma muy varia. Tallo coaAiimoi vob el eje doblo 
6 triplo, ■fljat aUJadat en lot lados, & Tooet alabeadas en iui# 
•olO| yanqr raramente oolooadat en dos büeraf. Fruto lateral. Cáp- 
sula lc:ual 6 detic^ualf mas 6 menos estensamente pedunonlada. 
Feriflomo soBolllo 6 doble. G6fla ouonlifbrme. 

^; iT. H»aro. — HTvirvBi. 

Captula inagualiSf eernua auí rariuB iubaqualis, ereetiuseula. 
Perittomium dúplex: exteriui derUes 49 kjtgroseapiá^ laneeolaUn 
iífbtUfiti, colorati, sulcati; interius membrana plieatihearinata^ 
ifi eitia totidem integra lacunosave, ciUolU 1-3 inteiiectU^ diviia. 
Calypfra eueuUiformü* Florei monoici aut dUnci. 

Hf»ini Dill.— Linn.— Htpnük » Isotiecivm y Stiriodon Brid. 

Cápsula desigual, inclinada ó pendiente, rara vez ende- 
rezada. Peristoma doble . el esterior compuesto de diez 
y seis dientes lanceolado-subulados , coloreados y muy 
higroscópicos, y el interior por una membrana plegada en 
quilla, de cuyo borde libre se elevan otras tantas pes- 
tañas enteras ó perforadas en la línea mediana, cotttfor 
dose entre ellas de uno á tres filetes. Cofia cuculiforme. 

Flores monoicas ó dioicas. 

• . 

v;|y9g Musgos de este género presentan Cormas tan distintas, que es 
* ináf^í^e el mencionarlas. Viven en la tierna, entre las rocas y a«n 
otgt^^jéleatro del agua. A los caracteres mencionadoe es menester 
añadir otro como de yejetacion, y es que la redecilla de las hojas se 
compone de celdillas en losanje, fusiformes acia la estremidad, y mas 
floj as cerca de la base. 









16 FLORA CHILENA. 



SECCIÓN I. 



í • 



••»'r * 



• 



>. 
Hojas dlstico-ettendidi^ ^ 

i. Mypnuwn neeheroU§09^ 



H, dioicum? rhizomaie repente; caulibus nudiSy ereetis^ superna dindrüi' 
deo-ramosis, ramis compressis, subdistichis attenuati» fileseeniibusque ; foliis 
imbricatiSy ovatis, acutí» obfusiusculisve, ápice denticulatis, evanidinerviis; 
opérenlo conico'rostrato, capsulatn ovatO'Ohlongam^ cemuam eequemte^ 

H. NECKEROiDBS Hook.» Musc. cxot., tab. !i8.— H. Negrera SehwKgr.» Sitppi., 
Ub. S88 — H. Alopbcurüm var. Fiagelliferum Montag.» Prodr, /. FemmúL,té, 
n* 149.— IsoTHBCiüM NBCKBiioiDES Brid., loc cit., p- 373. 

Este Musgo representa un arbolillo, cuyo tallo sale de una 
cepa rastrera y se levanta de tres á cinco pulgadas ; es sencillo 
ó bifurcado en su parte inferior desnuda , y desdé luego se di- 
vide en ramas disticas, obmprimidas y rara vez separadas; al- 
gunas de ellas se pFi^pQ|(¡i^ sumamente en una producción fili- 
forme, cubierta de hojas muy pequeñas. Hojas alabeadas en dos 
hileras, ovales, agudas ó casi obtusas, dentadas ó como roídas 
en la estremidad, con una nerviosidad que no llega á la punta. 
Hojas periqueciales oblongas, acuminadas, cóncavas, hialinas, 
enervas y apenas dentadas. Pedúnculo de seis á ocho líneas, liso» 
purpurino por bajo, y amarillo en la punta. Cápsula oblonga, 
casi igual, horizontal y luego pendiente, dominada por un 
opérenlo cónico, acuminado en pico y casi tan largo como ella. 
Dientes del peristoma esterior lineares, lanceolados, enroscados 
por dentro en espira á causa de la sequedad, amarillos» con las 
articulaciones cortas, apenas surcadas longitudinalmente. Pes- 
tañas del interior amplamente perforadas, y separadas unas de 
otras por tres filamentos la mitad mas cortos. Cofia corta, li- 
near, subulada, amarilla en la base y morena en la punta. 

Este grande y beUo Ilosgo es orijinario de Nueva Zelandia. Segiia 
Bertero, se cria en Juan Fernandez sobre las piedras, en la orilla de los 
arroyos y en las florestas montañosas : también se halla en las provindaríi 
meridionales. Sus frutos maduran en junio y julio. 



■* / 






MUSGOS. 17 

2. Mypnutn fa9eieuMaiuwn. 

H.dioieuin; rhizomate repente; caulibus erectis kudis, ápice fasciculatih 
ramosis^ dendroideis; foUis hifariis^ oblongis, obtusis, ápice intequaliter 
serrulatis, ewinidinermi» ; fructu 

H. FASCICULATUM SwarU, F/. Ind. occid., III, p. 1827. — Hedw., Spec. Musc^ 
lab. 89 ! — Brid., loe. cit,, 596. 

Esta especie presenta, como la anterior, el aspecto de un ar- 
bustillo : sus tallos salen también de una cepa rastrera y tienen de 
dos á cuatro pulgadas, son sencillos inferiormente y se dividen 
en ramas aproximadas y fasciculadas, que se ramifican en el 
mismo plan. Ramas secundarias alternas, dísticas y comprimi- 
das. Hojas caulinarias ovales, acuminadas, derechas y adaptadas 
al tallo, escepto en la estremidad, que está estendida. Hojas 
rameales dispuestas en varias hileras : las laterales estendidas á 
derecha é izquierda, las del medio enderezadas, y todas oblongo- 
lanceoladas, cóncavas en la base, llanas y obtusas en la punta, 
que es la única dentada con desigualdad, y en fin con una 
nerviosidad que recorre las dos terceras partes de su longitud. 

Nada tenemos que añadir respecto á este Musgo, el cual se halla en 
las provincias meridionales de Chile, donde TÍve por tierra al pié de los 
árboles. Nuestros ejemplares solo muestran flores masculinas. 

3. JEfifptttfift JVerteroatttffiit* f 

H, dioicum ? caule repente, elongato, vage ramoso ;ramis retnotis, brevibut 
complanatis ; foliis subbifariam laxe imbricatis^ nitidis e basi cordata 
ovato-aeuminatiSf pianis, integerrimis, mediis cequaliter, lateralibus incequa- 
litery ñervo dimidiato divisis, perichcetiálibus conformibus, interioribus 
piiiformi-acuminatis, rectis, in vaginula imbricatis; capsula oblong a , cernua; 
opérenlo bis cónico. 

H. BBaTEROA.NUM MoDlagoe, Ann. Se nat., ser. 3, IV, Cent. 5, n» 5- 

Tallos ramosos y entretejidos, rastreros en los dos tercios de 
su longitud, de dos pulgadas y mas de largo, y enderezándose 
acia la estremidad, como las ramas. Estas, rara vez fascicula- 
das, salen irregularmente del tallo ; su longitud varia mucho y 
están comprimidas : las inferiores tienen á veces la misma di- 
mension. Hojas muy atejadas : las del medio derechas y apli- 

BOTANICA, VII. t 



18 FLORA CHILENA. 

cadas al tallo; las laterales algo oblicuas y alabeadas de derecha 
é izquierda : todas son ovales , acuminadas, tnuy puntiagudas, 
cóncavas» enteras, sin doblez, recorridas por una nerviosidad 
bastante aparente, que escede la mitad, y de color de paja muy 
reluciente. Las flores (dioicas ?) son axilares y gemiformes : las 
masculinas aovadas, colocadas en los lados del tallo y de las prin- 
cipales ramas : se componen de cinco ó seis hojas perigoniales, 
o val-acuminadas y bombeadas en la base, eslendidas en la punta, 
con mallas mas cortas y flojas que las de las caulinares, sin 
nerviosidad, y en medio de ellas cinco á ochoanterídias morenas, 
muy cortas, oval-oblongas , algo bombeadas, y con un pedículo 
sumamente corto* Las flores femeninas están dispuestas del 
mismo modo que las masculinas, y contienen cuatro ó cinco 
pistilos rodeados de varios verticilos de hojas involúcrales, oval- 
lanceoladas, acuminadas en una gran prolongación, filiformes, y 
con una nerviosidad : ambas flores carecen de parausos. El fruto 
sale siempre del tallo rastrero ó de las ramas que produce ; la 
vagfnula es cilindrica, bastante larga, cubierta de varios pistilos 
avortados, y de hojas periqueciales atejadas, i causa de la pro- 
longación del torus. Pedúnculo lateral, solitario, liso, bastante 
delgado, purpurino, y en la sequedad torcido de derecha á 
izquierda en lo inferior y al contrarío por arriba. Cápsula aovada, 
atenuada en la base, desigual, jibada, inclinada, casi horizon- 
tal, priioero verde, luego bermeja, y dominada por un opér- 
enlo cónico, dos tercios mas corto que ella y del mismo color. 
Este opérenlo tiene en su estremidad una puntilla cónica. No 
hemos encontrado anillos. Los dos peristomas están enderezados 
en la humedad : el esteríor presenta diez y seis dientes muy 
largos, linear-lancfeolados, amarillo-verdosos, sin surco longi- 
tudinal, encojiéndose con igualdad desde la base á la estremidad, 
y notables ya por la soldadura de la base, que tiene cerca de 
5/100 á 8/100 de milímetro, como por su punta trasparente en 
los bordes, y recorrida solo en medio por una especie de ra- 
quis coloreado. El peristoma interior es tan largo como el otro, 
y se compone de una membrana entera en su mitad inferior, 
amplamente areolada, y su punta dividida en diez y seis pes- 
tañas aquilladas, sólidas, y separadas por dos filamentos dei- 



MUSGOS» 19 

gados, algo mas cortos. La cofia cae muy temprano: así solo 
la hemos visto entera, angosta y subulada. Esporas pequeñas, 
verdosas, globulosas y lisas. 

Este Musgo forma »1 ^ié de los árboles mecbas bastante espesas y de 
un verde amarillento. Bertero lo recojió en setiembre cerca de Quillota, 
en las florestas herbosas de las colinas, y lo colocó en su colección con el 
jv 1088. También se encaentra estéril en Santiago, por marzo y abril, 
7 en San Antonio en agosto. Difiere del sigaiente por sus bojts may en- 
teras, y las perigoniales con una nerviosidad muy aparente, atejadas 
sobre la misma vainilla, por la tenuidad de las mallas de la redecilla de 
las hojas, y en fin, por la forma del opérculo. 

&. JEfifjffttfm 9erm9m9mm%. 

H. taule repente^ vage subpinnatimque ramoso , ramisque complanatis : 
foliii laxis^ suhdístichis, ovato-íaneeolatis^ terrulatis, serlceo-nitidisy ñervo 
nltramedio; capsula oblongo^yltndriea, cemua; opérculo conoidtó'rústratú, 

H. sERRüLATCM Hedw-, loe, ctt,, tab. 60, fig. 1-4, non Turrt.— Montagno, /. F^- 
nand.^ 25, no I(k6.—Br1d., loe. etff.i SPO.— H. ScLLOwii Horoseh., F/. Bras,, i, 
p. 79, ex el. Wilsoo. 

Tallo tendido, de ilaa á tres pulgadas de largo, dividido en 
ramas irregulares, comprimidas y afiladas en la punta. Hojas 
flojamente atejadas, oval-lanceoladas, acuminadas, alabeadas 
en dos hileras, dentadas acia la estremidad^ con una nerviosidad 
que escede la mitad, y de un verde gay, que se vuelve aanaríHo 
reluciente y sedoso. Las hojas periquiciales son mas estfechas, 
mas amplamente puntiagudas y sin nerviosidad. Pedúnculo de- 
recho, delgado, liso, de una pulgada y mas de largo, amarillo, 
y luego moreno. Cápsula horizontal, o val-oblonga ó cilindroide 
y morena. Opérculo del mismo color, cónico en la base y ter- 
minado en un rostro tan largo como la cápsula. Dientes del perís- 
toma esterior lanceolados y bermejos. Pestañas del interior per- 
foradas y á veces separadas por filamentos. 

Los ejemplares que tenemos los recojió Bertero por tierra y en las 
cortezas de los árboles, en las florestas montañosas de la isla de Juan 
Fernandee, y los entió con los n« 1574 y 9587. 



80 FLORA CHILENA. 

SECCIÓN 11. 

Hojas secundas. 

17. dMeum; eaule erecto vel /íuitante, graciíi, vage ramoto; folUt spartis 
ebaii ovátM longitsime subuíatis ^ faicato-secundis , inferioribus tubdivev 
gentibui^ concatiuaeuli», margine subserrulaUs^ píanis^ ñervo ultra medio ; 
captuia oblonga^ eemuo; opérenlo cónico^ aculo, longiusculo* 

H.FLDITAN8 Lído., F/. Succ, d» 1074.— Hedw., Muse. Frond., IV, lab 36. — 
Brid., toe. cit,, 616 — Montag., PóieSud, Crypt., 327. 

Tallos largos y delgados, fluctuantes, de seis pulgadas á un 
pié de largo, divididos en ramas cortas, unas veces vagas y 
otras aplumadas. Hojas espaciadas, en tres hileras, estendidas, 
oblongo-lanceoladas, largamente puntiagudas ó aun subuladas y 
con una nerviosidad que desaparece en la estremidad. Períquecio 
con hojas sin nerviosidad; las esteriores cortas é inclinadas, y 
las esteriores mas largas y derechas. Pedúnculo variable de una 
á cuatro pulgadas, según la altura del agua donde se cria la 
planta, derecho, liso y rojizo. Cápsula oblonga, inclinada y mo- 
renuzca. Los dientes del peristoma esterior son lanceolados y 
anaranjados, mas pálidos en la punta, y sus pestañas imperio- 
radas y separadas por un solo filamento* Opérenlo cónico ó con- 
vexo y acuminado. Cofia pálida. m 

Este Masgo fluctúa en los estanques y en las riveras. El Sr. Hombron 
lo recojió en el estrecho de Magallanes, cerca del puerto Galante. 

6. Bypnuwn cireiwbaMm. 

H, caule flexuoao^ repente^ dense pinnatimque ramoso; ramit altemis, 
imequalibuSfbrevibus; foliis ex ovalo lanceolato-subulatis, circinato-falcatiSy 
secundis, ápice serratis^ enerviis; capsula ovata^ cernua; oper culo cónico. 

H. ciRCiNALB Hook.,JlfMíc. Exot., lab. 107.'- Brid., loccit,, 621.— Monlagne, 
J. Fernanda, 34, no 151. 

Musgo polimorfo. Tallos de tres á seis pulgadas de largo, 
rastreros sobre la corteza de los árboles, flexibles, aplumados y 
con frecuencia unos encima de otros, y muy adheridos entre sí 
por las raicillas. Ramas alternasi cortas, apenas de tres líneas 



MUSGOS. 21 

de largo, acia la mitad del tallo, y disminuyendo^! medida que 
llegan á la punta, la cual escede mucho la última pínula. Hojas 
ovales en la base, cóncavas, encojiéndose después en una larga 
punta llana que forma el gancho, y cuya estremidad presenta 
solo algunos dientes separados; no tienen nerviosidad, están 
vueltas del mismo lado, y son de un hermoso color de oro relu- 
ciente. Las hojas periqueciales son mas estrechas, mas dentadas 
y están enderezadas contra el pedúnculo. Este es rojo-morenuzco, 
liso, y no llega á una pulgada. Cápsula oval, inclinada, desigual y 
morena. Opérenlo cónico, de menos de la mitad de la cápsula, y 
cuya estremidad á veces tiene una puntilla. Peristomas cortos 
y amarillentos. Las pestañas del interior están imperforadas ^ 
separadas por uno ó dos filetes. Cofia (joven) linear y hendiifii 
lateralmente. 

Este Hipno parece hallarse en todos los países, de^de el occidente de 
la cadena de los Andes hasta el pié del mar Pacifico. Reemplaza en Chile 
al H. cupressi forme, cuya existencia en la República no está bien probada. 
Se encuentra principalmente en las provincias australes, y también lo 
tenemos de Bertero, recojido en Juan Fernandez en las cortezas medio 
podridas de los árboles caldos. Entre sus mechas se arrastran varías Jon> 
germánieas ; tales son : el Chiíosq/phus amphibolius, la Madotheca ehileniis, 
la M$giochi¡a i y Isi Trickocolea lanata, 

7. JEfirpteeftte Seorpiurw§9. f 

¿f. úiauté primario repente; ramfs procumbentibus , alterne pinnatis, ápice 

"^ñrvo'tmcinatis ¡ foliis ovatO'>Uínceolatis , fUiformi-attenuatis sübfátcato^ 

secundis, croceis, enerviis integérrimisque^ perichceíiaUbus megoribus^ ab' 

rupte fíliformibus^ exterioribus recurvis, intimis erectis; capsula oblonga, 

horizontali; opérenlo e cónica basi breviter rostrata, 

i 

H.ScoRPiuRDs Montag., Ann, Se. nat., ser. 3, IV, Cent 5, no 6. 

Tallo corto, bastante robusto, rastrero, produciendo en su 
lado superior ramas irregulares, divididas en otras varias, colo- 
cadas en dod hileras. Estas no son muchas, están estendidas^ 
atenuadas en la punta, que termina un pincelillo de hojas, en- 
corvado á modo de cola de Escorpión, de donde toma el nombre 
específico. Hojas atejadas por todas partes, densas y oval-lan- 
ceoladas ; las laterales algo estendidas ; las del medio mas de- 





2B FLORA CHILBff A. 

rechas, y todas acuminadas en punta filiforme, algo encorvadas 
por bajo, pero no positivamente falciformes; por otraparte» no 
tienen dientes ni nerviosidad, y son de co)or dorado reluciente ; 
las de la estremidad de las ramas forman por su reuoioa un 
ganchuelo muy parecido al del H. tmcinatmn. Hojas periqueciales 
semejantes á las caulinares, pero mas largas, con la punta ea- 
deresada á lo largo del pedúnculo y «acorvada aolo en las mas 
esteriores. Vaginula cilindrica y desnuda. Pedúnculo de sds á 
oche líneas, de un moreno oscuro, liso y apenas torcido sobre 
si mismo. Cápsula oblonga, horizontal, morena y aun negruzca 
en la madurez. C^érculo cónico, del mismo color que la ciqpi^ 
si^a, mas corto que ella, y terminado en un rostro corto y dere- 
Perístoma esterior con diez y seis dientes linear-4anceo«^ 
os, bermejos, doblados en la punta y compuestos de una in- 
fljudad de coldillas sobrepuestas» cuyo punto de unión sale 
ioteriormente en forma de laminillas trasversaios, y mancadas 
casi hasta la punta con un ancho surco que las separa longitu* 
dinalmente casi en dos. Pestañas del peristoma interior amari- 
llas, acjuilladas, imperforadas, tan largas como los dientes, y 
eQtre cada par de eUas se interpone m filamento córneo^ 
Cofia linear, obtusa, hendida lateralmente hasta un tercia di^ii 
altura, y marcada con finas estrias en espira, como la de las 
Tórtulas. 

Tenemos pocos; eieiiiplace& de e&ie Mu^igo, el cual vive eu 1 1 1 ^f n<;tiÉíi * 
de lo& ^bole¿i en las proviiicias australes. £U H, i^w-vaium SicbraA^^gMiP^ 
uoa especie diferente, aunque tenga mucjH afinidad con la presente*. L^ 
plaAta de Eu.i;opa, en efecto, es delgada, verde» con hojas flojaoieaie 
atejadas, y tiene las pestañas da su perisioina inUiior peroradas; pero la 
#uestra es gruesa y robusta, á causa del apretado alejamiento de sus 
hojas, y sus pestañas están imperforadas. Se distingue también df^t/f.rf- 
curvan^ por su aspecto, que es muy diferente, y por la perfecta integridad 
de las hojas caulhiarcsy periqueciales. 

J/, monoiicum; caule repente, bipinnaUm ramcso; tamis approximaíis^ 
decrescentibuSj ramulosis; foliis falcaíO'secundis, ovato-actiminatis lanceo- 
latt'sve, margene revotuto ad speciem tnarginntts, ápice fHfformi-attcnuato 
denticuiáUfs^ emerúiU; perichaiii rmUicúntis^fotlUs interioribus rectis^ ^lou" 



gis, acuminuiAíis^ d€»U€ul^Mí$"€$m>Qlu(i8i c^ptula keri^oni^i, antafO' 
oblonga; opérenlo cónico^ longitostro, 

0. GALLiDüii MonUg., loe. cit., CeoU 5, no 7- 

Tallos capilares, de cerca de una pulgada de largo, exaeía-^ 
mente aplicados á la corteza, donde se arrastran, y divieicUs 
en ramas alternas, flojas, bastante largas, que le daoi^iu^aiiw 
pecto aplumado ; ramas también rastreras, de una y QM||^ á 
cuatro lineas de largo, menguadas acia la punta ai|W|i||^de 
los tallos , atenuadas, y formando como un gancho icif «u 
punta. Hojas ^MiM^s por todas partes, pero encorvadas en hoz 
acia el suelo : KJ^del tallo son ovales en la base y puntiagudas 
en la estremidad ; las de las ramas son lanceoladas, y todas ate- -^, 
puadaa en punta filiforme, subulada, ahorquillada y dentada, 
enteras en el resto de su contorno y sin nerviosidades ; parecen 
marjinadas, porque los bordea esUH algo arrugados por fueilti 
su color es verde 6 amarillo, según el lugar y la edad de jÉ 
planta. Las areolas de su redecilla son oblongas en la estremi- 
dad, paralelógramas y mas anchas .es la t)ase. Flores masculinas 
en yemas aovadas, colocadas en el tallo principal por bajo de ^ 

las femeninas, 6 en la base y á lo largo de las ramas. Seis Á^j^ 
ocho hojas perigoaidlos Mejadas, ovales, ventrudas, cóncavas, 
acuimnadas en una larga punta derecha, ei|Hto y sin nervio--^ 
sidad. Seis á ocho anter<dias aovadas, püéít pbt a s, morenas y 
sin parausos. Fruto lateral , solitario , saliendo del tallo prin- 
cipal. El periquecio echa raíces en su base, y se compone de ho- ^ 
jas atojadas, ovales ú oblongas, cóncavas, enervas también, ^ 
levemente pontiagudas, derechas, de mas á mas largas del es- J| 

tenor al Interior, y solo dentadas en t« punta. Vagfnula cilio- ^ 
drica, algo combada^ con usos cuantos pistilos y sin ningún pa- 
refíso. Pedúnoole ée tres á cinco líneas de largo, liso, moreno 
y torcido sobre si de d^echa á izqiiferda. Cápsula aovada ú 
oblcmga, inclinada 4Í horizontal, verdosa, y luego morena, eneo- 
jida bajo su orificia después de la oaida del op^culo. Peristoma 
esterior con diez y seis dientes amarillentos, eortos, pirami- 
dales, conniventes, con muchas articulaciones trasversales, for- 
mando salida en laminillas por dentro, ^ mareadas en el 4qí0O 
porpn SUFGO longilatdinal ; -algunas ^st^n Mlnif adas en la punta. 



A 



*» 



v 



24 FLORA CHlLSSfV 

£1 peristoma interior es una membrana arrugada, decuyaestre- 
midad se elevan diez y seis pestañas aquilladas, apartadas, y con 
un solo filamento algo mas corto entre ellas. Opérenlo convexo ó 
cónico, terminado en un rostro recto, mas corto ó mas largo que 
It cápsula. Gófía de un amarillo pálido, hendida por el lado 
hasta el medio : persiste mucho tiempo, y cae con el opérculo. 

Este pequeñito Musgo es vecino del ff. lephorynchum Brid.; perodíBere 
espéctfeamente por sus hojas, cuyo borde esti estrechamente arrugado 
por hajo, por lo que parece como marjinado, y también por las pestañas 
perforadas de su peristoma interior. Aunque mas 4>equefio en todas sus 
partes, tiene algo el aspecto del H. molluscum, cuyo «párenlo en rostro su- 
bulado lo distingue desde luego. Puede aun compararse al H» amtfnum ; 
pero la forma no urceolada de su cápsula nos parece desviarlo bastante. 
Nnestra especie se cria en las cortezas de los árboles, en las provincias 
meridionales de la República. 

áfiCCION lil. 

Hojas dispuestas en varias direcciones. 

§ I. Hojas escuarrosas. 

9. iüifjffttffift aeieuMare. 

w 

H, caule ascendente yVage ramoso ; ramis subsimplicihus^ erectis, fructigeris ; 
Joliis imbncatiSy$90fí§-'ñcuminaíis, acumine longo, inciso-serrato^ enerviis, 
squarrosisí capst^%fiüuiricce^ arcuatce, siriatce, subpendulce opérculo Ion* 
gissime rostrato, 

H- AcicuLARB Brid., loe. cit., 505. — Schwaegr., SuppL, tab. 9S — H. cucdlli< 
FOLicM P. B., Prodr., 62. - Montag., J. Fern., 24, n« 150. 

Tallo tendido, rastrero en la base, luego enderezado, de cuatro 
^ á cinco pulgadas de largo, y dividido en ramas, la mayor parte 
sencillas. Hojas muy densas, atejadas en seis hileras poco apa- 
rentes, ovales, acuminadas en una larga punta dentada y como 
incisa, con los bordes oádeados y enteros, sin nerviosidad, dere- 
chos contra el tallo en la base, pero inclinados desde el tercio 
inferior. Hojas periqueciales poco diferentes. Pedúnculo dere- 
cho, de una á dos pulgadas, de un moreno negruzco, liso y 
encorvado en la punta. Cápsula cilindrica, oblonga, desigual, 
arUnuada en la base^ de media línea de largo, horizontal, ar- 
queada, estriada longitudinalmente y muy encojida por bajo de 



MUSGOS. 25 

SU orificio. Dientes del peristoma eslerior linear-lanceolados, 
rojosy formados de articulaciones bastante largas, y marcados 
en toda su estension con un surco longitudinal profundo. Pes- 
tañas del interior lanceoladas, perforadas, amarillentas y sepa- 
radas por uno ó dos cortos filamentos. Opérenlo cónico, ter- 
minado en un rostro derecho, y tan largo como la cápsula. Cofia 
lanceolada, cuculiforme, morena, y hendida lateralmente en 
todo su tercio inferior. 

Este gigantesco Musgo entre los Hipnos, es aun notable por su foll%je 
y el fruto. Lo cojió Bertero (n**» 156O 7 1570) por el mes de mayo en los 
lugares herbosos de las montañosas florestas de Juan Fernandez: sus 
ejemplares son mas delgados que los hallados en las provincias meridio- 
nales, y en particular los de las inmediaciones de Valdivia : todos tenían 
frutos maduros : no hemos podido hallar las flores masculinas, lo que 
inducirá á confirmar la opinión de Schwffigrichen, el cual dice que acaso 
esta especie es dioica. No puede confundirse con ningún otro Musgo de 
Chile. 

a, dioicum; caule repente; ramis erectis, hipinnaíiSf filescentibus ; foliis 
e cordato ovatis^ acuminatis^ carinato^oncavis^ ñervo supra médium evanido, 
caulinis patuto-recurvis , tenuiasime denticulatis; rameis erecto-patentibus, 
subintegris, pericheetialibus Mis, squarrosis^ enerviis; capsida iniBquali, 
ovatO'Oblonga; opérenlo cónico j acumine recto aut obliquo^ obtusiuseuto, 

H. TOXARiON SebYfgT.jSuppL, T, 11, tab. 285.— Montag., toe, cit-, 23, n** 148.— 
RiGODiuM iMPLiXüii Kze, Linncea, 1844, II, vi, p. 675. 

£ste Musgo tiene formas sumamente variadas y distintas. 
Tallo principal arrastrando por tierra y en las cortezas de los 
árboles, unas veces casi desnudo y otras cubierto de un espeso 
vello moreno, y de dos á seis pulgadas de largo. En algunos 
individuos se endereza al principio, se ramifica solo en la punta, 
y representa un arbolillo ; en todo caso, su ramificación es muy 
irregular : ya salen ramas del tallo principal que se elevan sin 
orden y se subdividen luego en ramillas vagas, pero que dismi- 
nuyen poco á poco de longitud; ya el ramo principal se cubre 
de ramillas dispuestas en dos hileras y biaplumadas, 6 en fin ya 
las ramas securldarias salen como en hacecillos en la estremidad 
del tallo enderezada y se dividen de nuevo en ramas aplumadas. 
Algíimas de estas ramas crecen estraordin ariamente, se vuelven 



26 FLORA CHILENA. 

filescenteé, como las llainan, y echan raices ea ia punta recaída. 
Las hojas tienen tres formas : las del tallo son acorazonadas en 
la base, abrazantes, ampia y cortamente ovales, puntiag^as« y 
sus bordes dentados, con una nerviosidad, que se disipa antes de 
entrar en la punta, y dos pliegues á cada lado de ella, verdosas 
ó amarillentas, sumamente estendidas é inclinadas por bi^ 
desde su mitad, por lo que el tallo está como erizado. Las de las 
ramas se parecen mucho á las anteriores, pero su punta, menos 
salediza, esti derecha y no encorvada. En ñn, las de las últimas 
divisiones son solo ovales y no cordiformes, apenas dentadas, 
dirijidas primero acia fuera, y luego acia arriba, disposición 
denominada folia arcuato^erecta. Las areolas de la redecilla de 
todas estas bojas son puntiformes eo los bordes, romboideas, 
prolongadas ó lineares m \o demás dQ su esteosion* Las flores 
masculinas, colocadas en diferentes individuos y con un aspecto 
mas erizado y muy particular, ocupan el axila de las hojas del 
tallo y de las ramas, con la forma de ycnnas. Las seis perígo- 
niales son ovales, puntiagudas, ventrudas en la base, alejadas y 
conteniendo solo cuatro á seis anterídías oblongas, morenas, 
pediceladas, acompaJiadas de v^ios parafisoa articulados larga- 
mente, cuya altura las escode apeuas^ Las flores femeninas están 
dispuestas del mismo modo en otros individuos. Hojas involucra*' 
les numerosas y alejadas: las internas cortas, y las esternas de 
mas á mas largas ; todas oblongas, lanceoladas, sin nerviosidad ni 
pliege« unamente dentadas en los Im'des, escepto en la estre- 
midad, completamente desoolon^dAS y encorvadas por bajo desde 
el tercia superior. GstQs dos últimos carict^res están tan patentes, 
que hacen fácil la diagnosis de varios individuos : los de forma 
de arbusto sobre todo se parecen mucho al fí^ timorücmim. 
En el centro de estas hojas hay unos veinte pistilos, rodeados de 
numerosos parafísos de igual longitud y perfectamente hialinos* 
Guando la flor está fecundad^^, las hojas involucrsles y el tqrus 
habiendo crecido, se. halU un periquecio erizado, y por dentro 
una vaginula ov^-'Oblonga, de la cual sale el pedúnculo, que 
varia de cuatro á ocho líneas en su longitud : e$ rojizo. Uso, y en 
StU estremidad tiene una cápsula inclinada, horizontal, oval^ 
oblonga 6 oboval, y algo encojida por ];>ajo de su orifloio^{)pár- 



MUSGOS. 27 

culo apenas de la mitad de la longitud de la cápsula* cónico, 
puntiagudo, con m estremidad derecha ú oblicua. £1 peristoma 
esterior se forma de die2 y seis dientes subulados, soldados entre 
si, amarillentos en la base, pálidos en su estremidad connivente, 
con una infinidad de articuMM^s trasversales y un surco 
longitudinal, que apenas esdbA''Íir mitad de su longitud. Las 
pestañas del peristoma interno^stM perforadas, aquílladas y son 
mas largas que los dientes: las separan dos ó tres filamentos mas 
cortos, de los que el último es por lo regular rudimentario. Gófía 
subulada, del color del periquecio, cayendo temprano. Espo- 
ras muy finas, verdosas y lisas. 

No haUando en ninguna parte una descripción completa de este Musgo, 
del cual fuimos los primeros en dar conocer su fructificación, hemos creido 
oportuno hacerla aquí. £s muy común en Chile, donde parece sustituir al 
/^, tamarisfinum. Según Bertero, n** 1580, se cria por tierra en Juan Fer- 
nandez, eu las márjenes de los riachuelos y en las espesas florestas de 
los montes (ñas elevados: taml)ien se encuentra en Quillota y en las 
provincias centrales, al pié de los árboles ó sóbrelas yaresQ^s cridas. 

H. caule procumbetKe^ 4,ÍvisQ^ 9ubtriplicat<hpinnnto ; ramulis rigidis, 
curvatis; foliisimhricatiSj cordato-ovatis, acuminatis^ concavis, ápice ser- 
rulatisj striatiSj dwn |MJBI¿I«I#9, iierM «M»!^ pgrcwiis ; capsula ovato- 
arcuatüy cernua ; opérenlo rostrato, 

H. TAMARiscixuM Hedw-, Spec Muse, tab. 67, flg. l-5.^Brid., loe. eit., 438. <- 
II. PROLiFEBDM Lion., 5;7«c. Pl-, iSOO. 

Var. Deifcatulum. — Caule bipinw^tQ , graciliote ,* operculo {ongiu^ u- 
nuiusque rostellato, (Brid., loe. cit.y 441.) 

H DELICA.TULUM Lídu., loc. cit.y 1599,— Hcdif., Muse Frond., t. iv, lab. 33. 

Musgo de un aspecto muy elegante. Tallos tendidos, delgados, 
muy largos y dos ó tres veces aplumados. Ramas de dos á tres 
líneas de largo, yendo en disminucioii, otras veces aplumadas, y 
cuya circunscripción es oval ú oval-lanceolada. Hojas caulina- 
res, espaciadas y rodeando el tallo, oval-puntiagudas, escota-^ 
das en^4)ase,con uqa nerviosidad casi oontlnua, y terminadas 
en una hirga producción filiforme y estendida, que hace híspido 
el tallo. Hojas rameales mas cortas, mas estrechamente atajadas, 
cóncavas, oval-lanceoladas, con una nerviosidad no tan prolon-* 



28 FLOUA GUILEPIA. 

gada, y cubiertas de pápilos en el dorso. Pedúnculo solitario á 
lo largo de los tallos y ramas principales, rojo, liso y de una 
pulgada ó mas de longitud. Hojas periqueciales abundantes, ate- 
jadas y estrechamente lanceoladas, con una nerviosidad, y ende- 
rezadas contra el pedúnculo : las mas internas prolongadas en una 
larga punta filiforme. Cápsula oval, cilindrica-, inclinada, hori- 
zontal, desigual y de un morteo rojo. Opérenlo cónico, adelga- 
zado en rostro derecho ó encorvado. Peristoma esterior con diez 
y seis dientes subulados, y el interior con igual número de 
pestañas imperforadas (!), separadas por tres filamentos, de los 
cuales dos quedan con frecuencia en el estado rudimentario. 
Cofia cuculiforme. 

Solo se halla en varias provincias de Chile la variedad de esta especie, 
mirada por los briólogos cumo una mera variedad del H, tamariscinum; 
sin embargo, su aspecto es muy diferente. Lo mismo queHedwig, hemos 
hallado las pestañas del peristoma interior imperforadas, lo que seria, 
según Bridel, una anomalía, y no un carácter especifico. Abunda poco, y 
acaso está reemplazada por el H. toxarium^ el cual es muy común. 

§ II. Hojas recto estendidas. 
1. Hojas con nerviosidad continuada. 

H' caule erecto^ superne fastigiato-ramoso ; foliis confettis, undique imbri- 
catiSf lineari-^lanceolatiSf erecto-patentibtu, flexuosis, margine incrassato - 
serratis^ ñervo continuo dorso serrulatis; capsula incequali, ovaíl^ytindra- 
eea, subcernua ; operculo cónico, rostellato, 

H. MNioiDES Hook., Muse. Exot.j tab. T7.— Schwsegr., Suppl., 257, a !— Brid., 
loe. cit., 559.— Moniag., Voy. au Póíe Sudy Crypr., 329.— Aulacomnion chiIíErse 
C.MUIl., lioí. Zeii., 1843, p. 6i9, lab.3.— Mnium polvcarpüm Ejusd., Syn. Muse, 
1, p 176.. 

Tallos de dos á tres pulgadas de largo, derechos y ramosos, 
con un espeso vello moreno por bajo. Ramas derechas y pirami- 
dales. Hojas bastante largas, linear-lanceoladas, flexibles, arru- 
gadas en la sequedad, de un verde sucio y amarillo, reabrridas 
por una nerviosidad que llega á la estremidad, y con dientes, á 
veces redoblados, ya marjinados en los bordes, es decir, engro- 
sados, 6 ya en el dorso de la nerviosidad. Hojas del periquecio 



MUSGOS. 29 

oval-oblongas, puntiagudas y terminadas en una larga prolonga* 
don filiforme, nervosa y dentada. Flores monoicas. Pedúnculo 
lateral, de dos á tres pulgadas de largo, rojizo y liso. Cápsula 
desigual, o val-cilindrica, inclinada y combada, estrujada bajo su 
orificio. Dientes del peristoma esterior de un amarillo pálido ; las 
pestañas del esterior claras ó perforadas, como se ven en la 
figura de los Musci exotici, y no sólidas, como en la de Schwae- 
grichen« lo que indujo en error á Bridel : estas pestañas están 
separadas por dos ó tres filetes. Opérenlo cónico, terminado en 
un pico derecbo ó encorvado. Cofia subulada, de color de paja 
y hendida por el lado. 

Esta especie se cria priacipalmente en las provincias meridionales de 
la República: también se halla en el volcan de Antuco y en el estrecho 
de MagaUanes, según los Sres. Poeppig y d'Urville. Reunida á losif. spi- 
niforme y subbasilaris, forma un pequeño grupo, notable por cierta afini- 
dad con los Mnium, aunque difiere esencialmente por el modo de vejeta- 
cion y la disposición del fruto. 

S. Hojas con la nervadura eslinguída. 

13. JTcfjMtMitt eottfiprfMitt. 

H. monoicum; cauie repente^ ramoso; ramis wbsimplicibus, cotnplanaUs ; 
foliis dense imbricatis, patulis, ovato-acuminatis^ concavis, margine plomo' 
serratiSj ñervo ultramedio percursis ; capsula ovatO'Oblonga, cemua ; opér- 
enlo convexo^ rostellato, 

H. CONFERTÜM Dickg., CiypL,\Ah. 2, fig. 14.— Scbwsgr., Suppl., tab. 90!— Brid., 
íoc. cit.t 405.— H. SERRULATDM Tum., Eligí. Bot., tab. 126a. non Hedw. 

Mecha» apretadas. Tallos de distinta longitud, rastreros y divi- 
didos enramas sencillas, vagas, ¿ veces aplumadas, comprimidas 
y ascendentes. Hojas alejadas, combadas en dos hileras, oval- 
lanceoladas, estendidas, cóncavas, dentadas mas allá del medio, 
y con una nerviosidad que desparece en la misma altura. Hojas 
periqueciates oval-oblongas, puntiagudas, enervas, y termina- 
das por una larga prolongación filiforme y dentada. Pedúnculo 
derecho, liso, lateral ó subasilar, y como de una pulgada de 
largo. Cápsula morena, oblongo-cilíndrica, horizontal y desigual. 
Dientes del peristoma esterior lanceolados, puntiagudos y ber- 
mejos. Pestañas del interior perforadas y separadas por un ülete. 



30 FLORA CniLEItA. 

Opérculo cónico, en forma de rostro prolongado, encorvado, 
igual 6 ann escediendo la longitud de la cápsula, cuyo color 
tiene. Cófla cuculiforme. 

Tenemos pocos ejemplares de este Musgo, que se cria en la tierra y 
sobre las cortezas de los árboles. 

14. MypnmtH mmaw^HophyUmn^ f 

ti, monoicum; caule caspiíoso, (ntricato^ repente, vage ramoso; remh 
cüpillmibus, erectis, simpUcihus eompositdque; foliit caulinii otñtia; rmmeU 
mmté-ímnceoUítis, acuminatis^ patenii-erectis, margine áentatit^ ñervo crcuo, 
supra médium evanido^ perichatialibus, sírictis enerviis; capsula horizontah\ 
oblonga^ subcequali; opérculo conico-rostrato, obliquo, 

H. ACANTBOPHTLLCM Monldg., Anu, Sc nal., ser. 3, IT, Cent. S, no S. 

Tallos principales cortos, delgados, de seis á ocho líneas y 
aun mas de largo, atrastrándose en las cortezas de los árboles, 
donde por su enredado forman cojinetes mas ó menos grandes y 
, espesos, produciendo ramas capilares simples ó divididas, ende- 
rezadas, vagas, ó dispuestas alternativamente en doshilerassobre 
el mismo plan. Hojas caulinarias amplamente ovales y cordifor- 
mes en la base, donde rodean el tallo en mas de un tercio de su 
,p<9riférie, se encojen luego en una punta bastante larga, que por 
sá disposición tan estendida, les hace parecerá otras tantas es- 
pinillas ; además , están floja y desigualmente dentadas en su con- 
torno, con una gruesa nerviosidad, la cual desparece en el princi- 
pio del encojimento. Las hojas rameales están tan estendidas como 
estas, pero son mas estrechas, mas prolongadas, con la nervio- 
sidad mas dilatada, y compuestas como ellas de celdillas lineares 
y alargadas : todas son de un hermoso verde ó de un amarillo 
claro, según las localidades.«Lastlores masculinas se hallan sobre 
las femeninas , y son axilares y aovadas. Hojas perigoniales 
ovales, cóncavas, ventrudas, acuminadas cerca de la estremidad 
en una punta un poco encorvada y sin traza de nerviosidad. Ocho 
á diez anterídias oblongas: las estertores jibosas, con parafisos 
mas largos que ellas, y formadas por cinco á ocho artículos. 
Hojas periqueciales alejadas : las esteriores cortas y ovales, y las 
interiores oval-oblongas, cóncavas, acuminadas, sin nerviosidad, 
mas pálidas que las del tallo, y solo dentadas en su estremidad, 



.i 



MUSGOS. 81 

la cm\ está pegada á la VagÍQola. Esta nace ddl tallo rastrero, 
es oblonga y tiene pistilos avortados, rodeados por parafísos 
apenas mas largos que ella, y bastante parecidos á los de las flores 
mascolinas^ Pedúnculo de tres á seis lineas de largo, de un rojo 
moreno, torcido de derecha á iEquierda, liso y flexuoso. Cápsula 
indinada, horizontal, oblonga, casi igual, morena, y encojida 
por bajo de su orificio en la sequedad^ Opérenlo cónico, acumi- 
nado poco á poco en un rostro subulado, oblicuo, mas ó menos 
largo, llegando á veces á la longitud de la cápsula, cuyo color 
tiene. Peristoma esterior formado por diez y seis dientes lan- 
ceolados, bermejos en la base, y mas pálidos en la estremidad, 
la coal está subulada, y presentando un surco loogitudinal y 
numerosas articulaciones trasversales, formando en el punto de 
reunión de las celdillas una ancha salida en lo interior. Peristoma 
interior compuesto de otras tantas pestañas aquilladas y perfo- 
radas, que saleÉMe una ancha membrana morenuzca y plegada 
según la longitud, separadas unas de otras por un filamento 
único {ciliolum) y casi de la misma longitud. Cofia cuculiforme, 
pálida, hendida lateralmente hasta el medio, y acuminada en su 
estremidad. 

Esta especie se aproxima por su aspecto á los tí, tenellum^ Teesdalii, 
Tnteriffítjripiétuium: pero difiere por positiTOS caracteres: también tiene 
el faciesáe varias Leskia, como las L, subtilis, capillaris^ etc. Sin embargo, 
es un verdadero JSTj/pnMm con el aspecto de la£. capillaris. Forma al pié de 
los árboles tapices bastante espesos. Se baila en Valdivia y Gbiloe. 

S. Hojas «MI la nervadura tubaula. 

15. JBÍypn9§9H eaehiearifaMituwn» 

tí, cavle repente, elongalo^ ram^to ; ramU ateendenUbus, teretibue, abUñt- 
wiaiiSy ápice rmdicantibuss foliis undique imbricatia, obomto^tubrotundis^ 
coHCémis^pateutUfus^ {ntegerrimisenervibusqae ; capsula subineequali, ovalo- 
cylindríca, cernua; opérenlo cónico, 

H. cocHLEJiRiPouuM l^chwsgr , Suppl., tab. 88. - H. flexile Uook., Muse. 
Sxot., tab. lio, excl, synon. 

Tallo muy largo, rastrero ó pendiente, filiforme^ y con ramas 
vagas ó dtcótomas, cortas ó largas, según si son alternas ó va- 
gas, levemente encorvadas, y frecuentemente radicantes en la 



>i 



39 FLORA CHILENA. 

estremidad. Hojas angostamente alejadas, amplamente ovales, 
cóncavas, con la estremidad obtusa, muy enteras, sin traza de 
nerviosidad, y de un amarillo brillante. Hojas periqueciales es- 
teriores ovales, mas cortas que las interiores , las cuales son 
oblongas. Pedúnculo solitario, como de una pulgada de largo, 
torcido y rojo. Cápsula cilindrica, enderezada, igual, morena, 
y raramente un poco inclinada por la encorvadura del pedún- 
culo. Dientes del peristoma esterior en número de diez y seis, 
lanceolado-lineares, con un surco sobre el dorso, y de un ama- 
rillo tirando acia el moreno. Peristoma interior formado por 
una membrana aquillada ó plegada, dividida en la estremidad 
en diez y seis pestafias perforadas, entre las cuales se advierten 
uno ó dos filamentos. Opérenlo desconocido. 

Enregistramos aquí este Musgo solo por haber leído enBrídel {loe. cit.y 
pág. 262) que d^Urville lo trajo de Chile. 






16. Miypf9§n§ aurie^éiaUnn» 

H, caule procumbente^ tereti, inordinate ramoso; ramis elongatis^ obluse 
cuspidatis; foliis subquadrifariam imbricatis ex ovato^subrotundis, eoncaviSf 
obscure uninerviis, basi cordaiis, utrinque aurícula rotundata, a cauU eeUU" 
lis reticuli magnis pellucidis sejuncta ; fructu 

H? ADRiCDLiiTUM MoniEg., Anti,, Geni. 4, n» 4; y Voy. Póle Sud, Crypi,, S3i, 
lab. 90, fig. 3. 

Tallos cilindricos, tendidos, cruzados, de dos á tres pulgadas 
de largo, é irregularmente ramosos. Ramas desiguales, cortas ó 
muy largas, como en el H. Berteroanum, y terminadas por una 
punta áspera, ocasionada por el enroscamiento de las hojas su- 
periores. Hojas atejsídas en todas sus partes, ovales, obtusas, 
cóncavas, pegadas al tallo en la sequedad, y un poco apartadas 
de su eje en la humedad, de un amarillo pálido brillante, y 
presentando en la base, que está en forma de corazón, un rudi- 
mento de nerviosidad y dos arillos redondeados. Estos últimos 
abrazan el tallo, y están separados por una redecilla de celdillas 
trasparentes, muy flojas y muy diferentes de las otras* las ma- 
llas de la redecilla de las hojas son lineares, y las de la base de 
los arillos hexágonas, grandes y pelúcidas. La fructificación es 
desconocida. 



■» • 



MUSGOS. 33 

Este Musgo nos lo comunicó el almiral d'Urville , que lo bailó en el 
estrecho de Magallanes : difiere de todos los demás de esta sección, y solo 
tiene analogía con el H. chlamidophyllum de Hook. hijo y Wils., el cuaJ 
se diferencia por la ausencia de las dos aurículas. 

17. AcrpMMfft era««<M«eMfMfft. 

U, dioicum; caule repente , vage subpinnatim ramoso; ramuiis brevihus^ 
incuroi8;foliit sparsis^patentibus, ohlongo-lanceolaiis, enerviis, integetrimis , 
opercuto convexo^ longirostro capsulam ovatam aguante. 

H. CRAS8IU8GULUM SchwsBgr., Suppl., tab. 91 — IsoTHBCiüM CRASsiuscnLUM Brid., 
loe. Cit., 384. 

Tallo corto, agrupado, de una pulgada á lo mas de largo, ras- 
trero, dividido iDdistintamente en ramas tiesas y cortas, á veces 
dispuestas en dos hileras. Hojas bastante grandes, separadas, 
lanceoladas ú oblicuas, puntiagudas, cóncavas, medio cilin- 
dricas, estendidas, muy enteras y sin nerviosidades : las de la 
estremidad están vueltas del mismo lado. Hojas del periquecio 
oval-puntiagudas y muy cortas. Pedúnculo de tres á cuatro 
líneas de largo, purpureo y liso. Cápsula oblonga, cilindrica y 
casi igual, derecha ó levemente inclinada, bermeja y sensi- 
blemente encojida por bajo de su orificio. Opérenlo convexo, 
terminado como una lesna, tan largo y del mismo color que 
la cápsula. Dientes del peristoma estertor linear-lanceolados, 
amarillentos y surcados en el dorso. Pestañas interiores sólidas 
y separadas por uno ó dos filamentos articulados. Cofia subulada, 
hendida por el lado, y con estrias espirales. 

Este Musgo fué hallado en Juan Fernandez sobre los árboles muertos ó 
caidos y en las búmedas florestas de las montañas, donde forma pe- 
queños tapices afelpados. 

V. X.E89UZA. — Z.Z8KZA. 

Capsula cequaliSy erecta^ exannulaia, Perisíomium dúplex: ex- 
íerius denles i6 subulali, inflexiles; inlerius membrana reliculala^ 
carinatO'Sulcala, in cilia tolidem^ nullis ciliolis interjeclis, divisa. 
Calyplra cuculliformis, Flores monoici dioicive^ raro herma- 
phrodüú 

LssRiA Hedw., Fund. Muse, II, 93, tab. 10, fig. 62-65— Brid., ioc. cit., 2S3.— 
UypndmBíII.— Linn.— Hedw., Muse. Frond-, IV, lab. 4ü. 

BOTARICA. VII. 3 



34 FLORA CHILENA. 

Cápsula igual, recta y sin anillo. Peristomas como en 
los Hipnos, pero con la diferencia que no hay filete al* 
guno entre las pestañas del peristoma interior. Cofia en 
forma de capucha. Flores monoicas ó dioicas, raramente 
hermafroditas. 

Se y^ que estos Musgos se parecen mucho á los del género precedente, 
puesto que los caracteres de la ?ejetacion son lOft mismos. En GhOe no 
se conocen hasta ahora sino cuatro especies. 

L,4/íotcay penduln; eauU hngitsimo, ftexuoso, rwñOio; rmmis ifrwihut^ 
tereti'Compretiis ¡ folUg imhricatU, iuhdístichis , spathulato ^ Uncwlatit, 
concavis^ enerviis, integerrimis ¡ capsula ovata, brevipedunculata ; operculo 
convexo^ oblique rastellato, 

L. MOLLis Hedw*, loe. cit. — Brid., loe. cit,, S92.— Montag., /. Fern», n<» 144. 

Tallos flexibles, de uno á dos píos de largo. Ramas cortas, 
estendidas, á k> mas de una pulgada de largo, irregularmente 
dispuestas en dos hileras y comprimidas. Hojas flojamente ate- 
jadas : las latercHes mas estendidas que las anteriores y las 
posteriores, á modo de espátula, lanceoladas, cóncavas, enervas, 
obtusas y de un amarillo pálido. Hojas periqueciales idénticas, 
pero mas largas. Pedúnculo lateral sobre las ramas, de tres líneas 
de largo, rojo y derecho. Cápsula oval-oblonga, igual, recta 6 
inclinada. Pestañas del peristoma interior apartadas, aquilladas 
y perforadas. Opérenlo convexo, terminado por un rostro corto 
y oblicuo. Cofia lanceolada y acuminada. 

Este Musgo cuelga en las ramas de los árboles en forma de largas ca- 
belleras cardadas. Abunda mucbo en las provincias meridionales de 
Chile : también se cria en Juan Fernandez, en las húmedas florestas de 
las montañas mas elevadas, según Certero, no 1557. A pesar de la duda 
de Bridel, esta especie es muy diferente de la£. flexitis, como lo demues- 
tra V^ilson {crypt, antarct.^ p. 27), la cual lo es también del Hypnum 
cochlearifolium, 

l, monoica; cauU repente^ mge ramoso; ramis ascendentibus, intricatis; 
foliis dense imhricatis^ erecto-patuliSy ovato4anceolatis, acuminatis ^ acumine 



MUSGOS. 3S 

fitíférmi^ mrdé áimidiatú^ iniegnrimist capnia omm velobUngat cptr^ulo 
(wuuíido) c9nito, okiuso* 

L. tiMiNiRTis Kunie ap, Poopp., ColL ex$io., n« 9T3. -Scbwngr., 5«|i|i/-» i. ms. 

Tallos de una pulgada y mas, rastreros, divididos en ramas 
rastreras en su base, luego levantadas, de modo á formar 
pequeños céspede3 sobre las cortezas. Hojas atejadas en todas sus 
partes, un poco estendidas, o val-lanceoladas, ó sea terminadas 
insensiblemente en una punta filiforme^ muy enteras en los 
bordes y con una nerviosidad que no escede la mitad de ellas. 
Hojas periqueciales esteriores cortas, y las interiores muy 
largas, formadas como las rameales, pero sin ningún rudi- 
mento de nerviosidad. Vagínula oblonga. Pedúnculo recto, como 
de seis líneas delargo^ y rojo. Cápsula oval ú oblonga, derecha, 
igual, pasando del verdoso al rojo. Opérenlo cónico, obtuso, 
cuando está humedecido, pero convexo-acuminado en la seque- 
dad. Peristomas tiernos, hialinos y cortos : el esterior con 
dientes conniventes y no reflejos, como lo demuestran las 
fig. 14 y 15 de Schwaegrichen ; las pestañas del interior salen de 
una membrana basilar, mas corta que en sus congéneres, pero 
poco diferentes en lo demás. Cofia en forma de alesna, cuculi- 
forme y blanquiza. Esporas morenas, angulosas y muy menudas. 

Ksta especie parece propia de Chile: se cria sobre los troncos de los 
árboles en el valle de los Chorrillos, según Pceppig ; en las florestas mon- 
tañosas de los alrededores de Quillota , según Bertero, n« lOSO, y tam- 
bfcp en los contornos de Santiago, etc. 

L. catU0 ttpeíoé ; rñmis ereetis^ cúmprestis; foliis ovato-lanceolatis, erectih 
paíentibus, hati refíexis^ ápice aerratis, enerviis ; perichcetialihus vaginanti- 
bus; capsula oblonga, S-striata f operculo rostralo; cHiis peristomii interio^ 
ris brevissimis, 

L. DiSTANS Montag., Ánn. Se. nat., ser. 3, IV, Cent, tt, n» 18. — L. sciüroidis 
Hook., Muse» Exou, ub. 476? 

Tallo corto, rastrero, cubierto de raicillas morenas, y dividido 
en ramas comprimidas, tiesas, de una pulgada de largo, irre- 
gularmente ramosas, con ramillas corlas y apretadas contra el 
tallo. Hojas atejadas, ovales, lanceoladas, acumínadaSt como 



>. 



36 FLORA CHILENA. 

plegadas, con el borde inclinado en la base, y solo dentellado 
en la estremidad. Areolas de la redecilla lineares. Color verde 
amarillento y brillante. Hojas períqueciales semejantes á las 
caulinares, escepto las mas interiores, que son oblongas , leve- 
mente acuminadas, las cuales forman como una vaina, á causa 
de su enroscamiento al rededor del pedúnculo. Este no llega á 
tres lineas de largo, no escede las ramas, sale de una vainilla 
cilindrica, y es de color purpúreo-rojo. Cápsula recta, oblonga, 
un poco desigual, con ocho surcos, y del color del pedúnculo 
y el opérenlo. Este último está en forma de cono, terminado 
por un rostro un poco oblicuo, y es algo mas corto que la cápsula. 
Peristoma esterior muy largo, si se compara ai interior, com- 
puesto de diez y seis dientes, cuya cuarta parte inferior sola 
está coloreada y forma artículos bastante cortos ; las otras tres 
cuartas partes se hallan constituidas por celdillas trasparentes, 
primero cuadriláteras, luego mas alargadas, y á veces interrum- 
pidas é irregulares. Peristoma interior formado en la base por 
una fina membrana , con celdillas paralelógramas , de cuyo 
borde libre se eleva un número de pestañas igual al de los 
dientes, compuestas de uno 6 pocos artículos, de donde pro- 
viene el nombre dado á esta especie, cuya estructura la hace 
anómala, y con ella otras veces se hubiera formado un género. 
CóQa lanceolada, mucronada por el estilo persistente, y hendida 

hasta mas allá de su mitad. 

* 

Por falta de ejemplares auténticos, do puedo afirmar si esta especie fl* 
fíeredelal. «cfurofdf5Hook.,de lacual no se conocen los perístomas, 
el opérculo, ni la cofia. Se cria en las provincias meridionales de Chile, 
de donde solo se ha traído una pequeña mecha. La estructura de su ' 
peristoma la coloca en el limite de las Lesquias y los Le|>toimenios. 

(Allág botánico. — Griplogamia, lám. 3, fig. 4.) 

L. catde repente f complanato^ vage ramoso: ramit sparsii, tubpinnatis^pa" 
tent(bu8 longissimis; foliis patentt'-wboctostichis, late suhrotundis^ breviter 
ncuminatis, S-plicatUy ñervo obscuro, subintegerrimi8;perich(Ptiopolyphy¡lo ; 
capsula hwizontalit oblonga, S-striata. 

L. Gayana Monlag., loe, cit», no 18.- ypnüm PiYcnecAUPOM Schwsegr., Un- 
na^a, 18«, II, ▼!, p. 6T4. 



■ é 

t 



MUSGOS. 37 

Tallo de seis y mas pulgadas de largo, rastrero, sin hojas en 
su vejez, dividido en numerosas ramas vagas, también bastante 
prolongadas, subdivididas en ramillas cortas, irregulares, rara 
vez colocadas en dos hileras, y pareciendo, como el tallo y las 
ramas , un poco comprimidas , sin estar aplastadas. Hojas 
grandes, espaciadas, dispuestas en ocho hileras, es decir, la 
octava principiando la tercera vuelta de espira, estendidas, 
amplamente oval-orbiculares, acuminadas en la estremidad en 
una punta muy corta, muy enteras en los bordes, sin nerviosidad 
manifiesta, pero con cinco pliegues bien aparentes, ya estén 
secas, ya humeadas ; las de los lados del tallo un poco mas 
estendidas que las otras y algo inclinadas en la base. Areolas d^ 
la redecilla lineares. Color verde de manzana ó amarillento. 
Flores masculinas desconocidas, acaso en individuos diferentes. 
Las femeninas son axilares, gemiformes, aovadas, representando 
con bastante exactitud una calabaza de peregrino cuando están 
secas. Hojas involúcrales atejadas, ovales y acuminadas. Nume- 
rosos pistilos, acompañados de parafísos filiformes, largamente 
articulados y de color de lila pálido y sucio. Hojas períqueciales 
esterionK ovales y cóncavas : las interiores de masa mas largas, 
oblongas, enroscadas al rededor del pedúnculo, y todas sin ner- 
TÍiiTrM||frt^j-ni estrías, acuminadas en su estremidad, la cual es 
dixgjfii^, I hace al períquecio como erizado. Pedúnculo lateral 
s(ñg% ^.ramas, saliendo de una vagínula cilindroide, muy larga, 
y con parafisos y pistilos avorftdos, de un rojo liso, y torcido de 
izquierda á derecha. Cápsula inclinada, horizontal, oblonga, 
morena y profundamente marcada con ocho estrias. Opér- 
enlo Peristoma esterior compuesto de diez y seis dientes 

lanceolados, acuminados, frágiles, con la estremidad inclinada 
entre las pestañas del interior : tienen un ancho surco, el cual 
labra su dorso, y varias salidas escalariformes en su faz interna. 
Peristoma interior formado por una membrana plegado-aquiliada, 
muy ancha, cuya estremidad se divide en diez y seis pestañas 
lanceoladas y perforadas, entre las cuales se ve á veces un rudi- 
mento de filamento : esta circunstancia hace que el lugar de 
este llM|3go sea un poco ambiguo ; pero la cápsula perfectamente 
re<^ f!4kual nos decide á colocarlo entre las Lesquias. Cofia 



Mk 



í V 



38 FLORA CHILENA. 

primero lanceolada y entera, y l:uego hendida en forma de 
capucha, y cuculiforme. 

Esta especie, muy distinta de todas sus congéneres, fué hallada sobre 
las cortezas de los árboles en las protincias meridionales por el Sr. Gay, 
á quien tengo el gusto de dedicarla. 

Ssplieuciún de la lémiM. 

Laii. 3, fig.4.— aX. Guyana de laiuaao iiálural.— 6 Porción dd una rama, 16/1, 
para mostrar la disposición de las hojas. —-c Una hoja aislada, pero agarrada 
aun á un Irozo del tallo, 16/1 . — d Yagioula, 8/1 .— 6 La misma, con sus hojas peri- 
queciales.— f, /", /"Tres de estas últimas aisladas.— 9 Cápsula joven, teniendo 
aun su cofia, y antes de su eáderezamidnto, 8/1.— A Cápsula desopereulada y et< 
triada, 5/1.— i Peristomas, 80/1 : en / se vé un diente del esterior, cuya estreroidad 
está caída, y en m dos pestañas del interior.— n Pistilo.— o Parafiso de una flor 
Mimbra, 8O/1. 

VZ. £RZ0D01g. — SRtODOftr. f 

Berittomium dúplex^ utrumquelongis8Ímum% captulamdimiiiatn 
atquans. Exieriué denles ^69 Hneari-lanceolaH^ arliculati, capillari-- 
allenuctú Iníerius membrana carinato-plieata, in cilia ioiidem 
inferné subcarinata^ superne capiUaria^ ciliolis interjectis nuUU% 
fissa. Capsula teres ^ tándem curtula, subapophysata^ exannulata, 
Operealum cónico subulatum^ longum, CalyplraleviSt taterefissa. 

EaiODOif Hodtagne, ioc. ^it.» p. 98. 

Peristoma doble y muy largo : el esterior coMl^tfki^tto 
de diez y seis dientes linear- lanceolados, articuladdsy Ctsí 
capilares en la estremidad: ek interior está formado por 
diez y seis pestañas tan largas como los dientes, saliendo 
de una membrana plegada y aquillada« Cápsula cilindrá- 
cea, encorvada, y como teniendo una apófisis. Carece de 
anillo. Opérculo cónico, subulado y muy largo. Cofia 
lisa y hendida en el lado. 

Musgos corlícolos, rastreros, semejantes por su aspecto á las Lesquias, 
pero diferenciándose por su perlstoma mtíy distinto, y por la forma y 
la apófisis de la cápsula ! sus hojas son o?a1es, ucuminadas, muy estén « 
dMas, denticuladas, con un pliegue en la base, y ttnfii nerviosidad, la 
c«al 86 estínguc ant<w de la estremidad* Infloresoende mondlca* 



.-f-* .« 



^"l MUSGOS. 39 

( Atlas botánico.— Criptogamía, lám. 5, 6g. 3.) 

E, cmde repente, suhpinnatim ramosos ramis iterum vage ramulosin fo- 
lii9 OMtis^ acuminatis^ concavit, margine denticulatis, basi pli^o-returvis^ 
nerto supra médium enanidoiperichcetialibus enerviisf capsula eylindroidna, 
demum incurva; operculo conico-subulalo, 

E. C0N08T0MÜS Montag., loe, cit., no 19. 

Tallos largos, llegando hasta cinco pulgadas, rastreros sobre 
las cortezat^i'ios arboles, produciendo infinitas ramas, cuyas 
bases son tilabien rastreras, pero con la estremidad levantada, 
comprimidas, creciendo desde la base á la estremidad del tallo 
principal: las mas cortas no llegan á dos liaeas, y las mas 
largas, que se dividen en ramillas vagas, ya aplumadas, ya 
vueltas del mismo lado ó fascicáíadas, tienen hasta una pulgada 
de largo. Hojas caulinares y rameales atejadas, medianamente 
apretadas, ovales, acuminadas, dentadas solo en la estremidad, 
con una nerviosidad, que desaparece mas allá de su mitad, mar- 
cadas por un pliegue en cada lado, el cual resulta de la inclina- 
cioo del borde, dispuestas en espira al rededor del tallo, dMOOdo 
que la decimatercia principia la quinta vuelta. Color verde- 
amarillento y reluciente. Su redecilla est4|onnada por celdillas 
alargadas, paralelas por bajo y alternas arriba. Flores mascu- 
linas en los mismos individuos que llevan las femeninas, aovadas, 
gemiformes y ocupando el axila de las caulinares. Hojas perigp^i 
niales cóncavas, ovales, cortamente acuminadas, sin nerviosidad. 
Se hallan de doce á quince anterídias oblongas, casi sésiles, 
acompañadas de parafísos cortos, largamente articulados en la 
estremidad, y cortamente en la base. Flores femeninas también 
axilares, compuestas de un corto número de pistilos y parafisos. 
Hojas periqueciales enderezadas al rededor del pedúnculo, bas- 
tante parecidas á las del tallo, pero mas largas, mas súbitamente 
acuminadas, menos sensiblemente dentadas, con una nerviosidad 
menos aparen te. Vaginula oblonga, cilindrica, verdosa, cubierta de 
parafisos y de pistilos avortados. Pedúnculo lateral^ solitario, de 
nueve líneas de largo, tieso ó flexible, derecho, liso, rojo, torcido 
de derecha á izquierda en sus tres cuartas partes inferiores, y al 



40 FLORA CH1LE1I%'^ÜI^ 

contrario en el resto, hinchado en la estreniidad en una apó- 
fisis globulosa , que forma la base de la cápsula, percibién- 
dose solo cuando el Musgo está bien húmedo. Cápsula cilindrica, 
desigiml, inclinada, de mas de una línea de largo, arqueada, lisa 
y jamás encojida por bajo de su orificio. Peristomas muy largos : 
el esterioi surcado solo en la base, pero filiforme, punteado ó 
graooso-eñ el resto de su estension, como el interior, el cual 
sale d üf É ft membrana amarillenta, con celdillas cuadriláteras, y 
es corta% si se compara á la longitud de las pestañas. Estas tienen 
mas de media linea de largo, son filiformes, arti6|Mtas, nudosas, 
granulosas, como las de los Tricóstomos, y no se pWtecen en nada 
á las de las Lesquias. Peristoma estertor muy frágil, cayendo 
muy temprano, y entonces, en el estado de sequedad sobretodo, 
las pestañas del interior se hallan reunidas en un cono muy 
agidos Opérculo cónico, muy'fargó, subulado, é igualando los 
dosiercios de la cápsula, cuyo color tiene: cae temprano y 
queda prendido á la cofia, la cual es cuculiforme, linear, y está 
hendida lateralmente casi hasta el medio. Esporas medianas, 
lusas, globulosas y verdosas. 

'^i-falA especie, que creo de un género muy diferente de todas las 
Lesquias, ya por la organización de ía forma de sus peristomas, ya por la 
de Ja cápsula, se en|tMMl en las provincias de Valdivia y de Ghiloe, 
donde crece en las ^j^pú» de los troncos y de las ramas. 

Esplicacion de la lámina. 

^ JLam. 5, fig. f . — a Musgo de tamaño natural .— b Una hoja caulinar, 16/1 ^c Re- 
^jpbilla de abajo, y d la de arriba de la misma hoja, 80/1 '--e,f,g Hojas del perique- 
Icio, 2S/1.~A Vagínulacon pistilos y parafisos» 16/1.— i Uno de estos pistilos, y k 
un parafiso, 80/1 . — / Cápsula desopercuiada, combada, y con una pequeña apófi- 
•ii m, 8/1.— n Cofia, 8/1, hendida en el lado, y de ia cual se ve salir el opérculo o. 
— p Una porción de la cápsula, 32/1, con sus dos peristomas : el eslerior q, com- 
puesto de dos dientes subulados, articulados, granulosos ; y el interior r, formado 
por dos pestañas, que salen de una membrana aquillada «. — í Flor masculina,S5/l . 
«- u Una anteridia con dos parafisos. 

▼n. I.XUCODON. — UEUCODOUr. 

Capsula erecta, cequalis, Perislomium simplex. Denles 16 lan 
eeolali, membranacei, perfórate sape bifissiles aul hifidi^albi, basi 
tonnatu Calyptra cuculUformis. t lores dioici. 

LivcODON SehwflBg., SuppL, t^iab. 2 ; Icón., loe cit., tab. 135. 



■.»*■ 



MUSGOS. 41 

Cápsula recta é igual. Peristoma sencillo> compuesto de 
diez y seis dientes membranosos, lanceolados, perforados, 
con frecuencia bífidos, blancos y soldados en la base. 
Cofia en forma de capucha. Flores dioicas. 

Este género es vecino del Pterogoninm; pero difiere por su aspecto 
y por la naturaleza de los dientes del peristoma, los cuales nacen de 
ana membrana corta, que se nota dentro del orificio de la cápsula : sus 
tallos son rastreros, produciendo ramas á modo de cola de rata, cu- 
biertos de hojas estriadas, enteramente atejadas, y apretadas contra 
el eje : el periquecio es comunmente muy largo y envainante. Estos 
Musgos tienen solo tres representantes en la Repüblica, viniendo sobre 
los troncos de los árboles. 

1. AeMroffoM Aa^rtcrtf*. 

L, caule repente^ tomento fusco dense vestito ; ramis eucetídenti-erectis, di' 
9isi$¡ foliis ovato-oblongiSf concavis^ piliformi^aeuminatis, obsoieie ñervo- 
sis; capsula erecta, cylindracea; operculo cónico, obligue rostrato, 

L. Lagurus Hook., Muse. Exot., lab. 126. — Schwxgr., SuppL, lab. 135.— 
Brid., toe, cit,. Sil .— Hontag., Voy, Póle Sud., Crypt., 3S1. 

Tallos reunidos en forma de césped mechoso, rastreros en la 
base, donde están cubiertos por un espeso vello moreno, y divi- 
didos en ramas enderezadas, de una á dos pulgadas de largo, 
cilindricas y engrosadas á modo de cola de Zorra en la estrerai- 
dad. Hojas de un amarillo verdoso, alejadas, rectas, ovales, 
cóncavas, enteras, casi sin nerviosidad, y atenuadas en laestre- 
midad en una corta cerda. Periquecio enroscado al rededor de 
la vaginula, y erizado en la base. Pedúnculo de seis líneas de 
largo, liso y rojo. Cápsula recta y ciHiidrica. Dientes del peris- 
toma irregulares, como almenados en los bordes, perforados, 
de un amarillo pálido, y reunidos en cono cuando se mojan. 
Opérenlo cónico, con un rostro un poco tendido. Cofia linear, 
cayendo con el opérculo. 

Este Musgo se cria en el estrecho de Magallanes, en el puerto del 
Hambre, de donde lo trajo d*UrviUe. Se distingue del siguiente por sus 
bojas ovales, con la nerviosidad oscura, y por el peristoma. 



PLORA CBILENA. 



2. il<eM«o40M AeaMwfloAtM. f 

L. taiU rtftnu, lowuniMo; ramii irtctU, lirttOnu; fOHü MXfariam (m- 
brieaiit, laneeoUHt, MrlatU, mbuminatíü, apite denííadaío aevminaltt, 
acumint piliforwií mi brevlutcvlo, refiexo; captada oblongm, ivbapapkftala; 
»p*rculo C9in€X0 , obtíqm Trntrato; perltttmU denttbtu {utpiíu) apite 
toalitU. 

— L.KamisDi C. NüJI., Umtira, 18U 



Esta planta forma mechas mas gruesas y mas compactas aun 
que la precedente: comoeo ella, los tallos principales están 
cubiertos por un espeso tomentum moreno, rastrean sobre la 
corleza y se dividen en ramas cilindricas, muy cortas, de tres á 
seis lineas, que se eubdividen en otras mas cortes aun, las cuales 
llegan todas á la misma altura. Hojas atejadas en todos lados, 
pero dispuestas en seis hileras, oblongo-lanceoladaa, acuminadas 
en la estremidad, ya en una cerda corta, ya en una simple punta 
ó muero reflejo, luego inclinado, de modo que visto de perñl 
parezca un dobla gancho ó una •$.- además están recorridas por 
una nerviosidad que no escede la mitad, dentadas solamente en 
la estremidad, y con cuatro 6 cinco pliegues loogitudioales muy 
aparentes. Mallas de la redecilla lineares. Flor hembra com- 
puesta de cinco pistilos y de parañsos. Periquecio muy largo. 
Hojas periqueciales atejadas : las esteriores cortas, ovales, con 
la punta refleja, y las interiores largas, enderezadas contra el 
pediínculo, y en lo demás semejantes á las caulinares. Pedún- 
culo de dos lineas á dos y media de lar^, escediendo poco las 
ramas, liso, rojo, apenas torcido, un poco hinchado en la estre- 
midad, de modo á parecer uoa apófisis. Cápsula rect«,"oblonga, 
llegando apenas á una linea y media. Dientes del peristoma 
membranosos, pálidos, irregularmente perforados, cubiertos de 
apéndices en uno ó en ambos lados, y con frecuencia reunidos y 
soldados en la estremidad, sino todos i lo menos varios de 
ellos. CüluiiicUi ciKndrirft, dniniíiiirin por iinn Ciibezuela. Opérenlo 
convexo, coiicliiytiiido en un rostro obHciin y tan largo como la 
mitad de la cápsula, Cófla subulada, obtusa, ampiamente hen- 



MUSGOS. 43 

dida, y abierta en la base. Esporas pequeñas, globulosas, lisas y 
verdosas. 

Este Musgo se halla en las protincias meridionales sobre los manzanos, 
formando anchas chapas indet^aifamdas por el continuo crecimiento de sus 
bordes. Es muy vecino del L.^m^ósus Hook ; pero sus descripciones ni 
las figuras se acuerdan con nuestUí especie : asi, en lugar de una larga 
cerda en las hojas, hemos encontrado un nervio muy corto. Estas mismas 
hojas se bailan en nuestra planta evidentemente dispuestas en seis hileras, 
circunstancia importante, la cual no menciona Hooker ni Schwaegrichen. 
El pedúnculo, que estos briólogos dicen llegar de una pulgada á una y 
media, jamás tiene mas de tres lineas en la especie de Chile. El periquecio 
no es aovado, y si bien cilindrico, envainante y muy prolongado. En fin, 
la estructura del peristoma es muy diferente. 

3. M/eueaaoM ffraeiMÍ9. 

L.penduíus? ramis e centro progredieníibus gracillimis^ elongatis, cur- 
vatis^ inferné nudis; foliissubsecundis ovaío-'lanceolatis^ acuminatis^ conca- 
viSf büsi utrinque reflexis^enerviis, bi-aut triplicatiSy db ápice ultra médium 
deniiculaiO'Serratis ; capsula parva^ ovata, pedúnculo quadruplo breviore; 
dentibus perislomii simplicibus, 

L. GRACius Hampo, león, Muic», II, n» 18. 

Tallos Ó ramas delgadas, de dos pulgadas de largo, sencillas 
y desnudas en la base. Hojas flojamente atejadas, oval-Ianceo^ 
ladas, acuminadas, reflejas por fuera acia la base, sin nervio- 
sidad, con dos ó tres pliegues longitudinales y solo dentadas por 
cima de su mitad. Areolas de la redecilla linear-oblongas. Hojas 
periqueciales levantadas, semejantes á las del tallo, envolviendo 
el tercio inferior del pedúnculo, el cual es lateral, liso y torcido. 
Cápsula ovaL Peristoma como el del género. 

Solo tenemos la figura de este Musgo, descubierto por Poeppig en los 
AndfiB del Chile austral. 

▼nZ. FXEROGOUrZO. — FTEROGONZUM. 

mfiuta €BquaHsj erecta^ exannulata, Operculum conicum^ scepe 
roUratum, PerUtomium simplex. Denles i 6 acutí, solidi^ erecHus^ 
eiM, mquidistantes. Calyptra cuculliformis, glabra. Flores monoici 

VffBMQomoM Swartx, Muse. Suee (l799). — PTERiGYNAifORDM HedW', Jíuic. 



44 FLORA CHILENA. 

Ffoná,, IV, 1797. — Maschalocarpüs Spreng., Einleit., 279. - MAscHÁLAMTHut 
Scbullz, Fl. Starg., ^aüñ,^ Icon.^ Hook., Muse, exot., lab. 147, 148. 

Cápsula igual, recta y sin anillo. Opérculo cónico, con 
frecuencia terminado en roflM^^l^ristoma sencillo, for- 
mado por diez y seis dientes s(3Íf¿os, derechos, agudos y se- 
paradoscon igualdad. Cofia cuculiforme y glabra. Flores 
monoicas ó dioicas. 

Musgos bastante análogos por su aspecto á los del género precedente, 
de los que defieren por la forma , la consistencia y el color de los 
dientes del peristoma, los cuales emanan directamente de la capa inte- 
rior de la cápsula, sin la mediación de una membrana. Son Weisias 
pleurocarpas. 

1. JR$eraffaniuwn Juiaeeuu^. 

P, caule repente; ramit erectis, subramosis, teretibus; foliis ovatis, ener- 
vHSf erecto^patentibuSf perichcetialihui angustiar i bus ^ acuminatis, pedun^ 
culum subiBquantibus ; capsula ovata ¡ opérenlo cónico, acuminato. 

P. JOLACBUM Schwaegr., 5upp/.^ I , p. lOO.^PTiaiGYNiírNDRüM julacbom Hedw., 
loe. cit., ub. 20.— Bríd., loe, eit,, 181. — Htpnüm hinn., Sp.PL, ítm, 

Talío rastrero, enderezado en la estremidad, emitiendo por el 
dorso ramas rectas, frecuentemente sencillas, de una pulgada 
de largo, cilindricas, adelgazadas á modo de cola de Rata y 
llevando los frutos. Hojas ovales, agudas, cóncavas, apretadas 
contra el tallo, un poco estendidas por la humedad, sin nervio- 
sidad ni dientes. Mallas de la redecilla en losan je. Periquecio 
envainante. El pedúnculo es casi tan largo como él, de dos á tres 
líneas, saliendo lateralmente cerca de la estremidad de las ramas. 
Cápsula ovaU morena, lisa y recta. Dientes del peristoma mem- 
branosos, blancos y conniventes. Opérculo cónico y acuminado. 
Cofia morena. 

Según Bridel, Chamisso encontró esta especie en Chile, pero no se halla 
en las colecciones de Bertero y del Sr. Gay. Se cria en los troncos|ÉNos 
árboles. 



MUSGOS. 4S 

TRIBU IV. — NECKERIEAS. 

Miug^oft vivaces. Tallo oomannieiite llano 6 oomprioiido, rara vet 
clllndrioo, irrecttlarmente ramoso 6 aplumado. Bcjat atcjadat en 
todas sus partes, firecaentcinente alabeadas en dos hileras. Oápsala 
lateral, Icual, oon el pedünoulo corto 6 nulo, ooalto en el perique- 
ólo. Periftoma doble. Oófla ououliforme b en forma de mitra, des- 
nuda 6 erizada. 

XX. NXOS.XaA. — NXOS.EaA. 

Capsula erecta, csqualis, exannnlata, Perisíomium dúplex: 
exterius denles 16 erecli, lineari lanceola ti; inlerius cilia lotidmá 
flliformia^ erecta^ cum dentibus allernantia^ basi membrana brevi 
connexa, Calyptra cuculliformis. Florescenlia sospius monoica. 

Neckerá Hedw., Pund. Muse, 9:S; y Mnnr. Frond.y III, lab. ao-94. 

Cápsula recta , igual y sin anillo. Peristoma doble : el 
esterior formado por diez y seis dientes linear-lanceoladoSy 
derechos^y el interior compuesto de igual número de pes-^ 
tañas filiformes, alternando con los dientes, y reunidas en 
la base por una corta membrana anular. Cofia cuculiforme. 

Flores comunmente monoicas. 

• ♦ 

Los Musgos de este género presentan dos formas principales, que 
Bridel erije en subgéneros, los cuales podrán separarse un dia. En unos 
{Isothecium ? Schimp,), las hojas están alejadas en todas sus partes, y 
el tallo es cilindrico ó solamente comprimido ; en los otros (Dislichia 
Brid.}, las hojas, alabeadas en varias hileras, y las laterales oblicuas, se 
hallan estendidas de derecha á izquierda, y el tallo y las ramas son 
llanos. Estas plantas se crian en las regiones templadas de ambos 
hemisferios, y solo se hallan en Gbi)e dos especies, cuya ultima le es 
propia. 

!• J¥eeMera (MBíBÍioHía) penmain* 

IV, rhizomaie repente; caule decumbente, ramoso; ramis erectis, pinnatlm 
ramtdosie; ramulis tubtimplicibus ; foliit distichís, patenlistimis , ovatO' 
laneeolatis, acutis^planis vel obsuleie undulatis^ subenerviis, subierrulaíis; 
capsula ovata , erecia^ perichcetio immersa; opérenlo cónico, acuminalo, 
incurvo. 



46 FLORA CHILENA. 

N. PENNATA Hedw., MusCf Frond., III, lab. 47 — Bríd., /oc.e/l.> 2SS.--Monlag., 
Fi. Boiiv., in d*Orb., foy,, p. llfl, 06«erv. — Fontinalis pennata Linn., Sp. 
PL, p. 1371. 

Planta monóicaj' Tallos de dos á tres pulgadas de largo, rectos, 
luego decumbentes ó rastreros, echando ramas enderezadas, 
divididas en ramillas cortas y aplumadas. Hojas dísticas y esten- 
didas, las medianas mas cortas, y las laterales mas largas, oval- 
lanceoladas, agudas, relucientes, ondeadas al través, enteras, 
con rudimento de nerviosidad 6 sin él. Perlqueclo envainante y 
mas largo que el fruto. Pedúnculo corto, saliendo lateralmente 
en la longitud de las ramas principales. Cápsula aovada y ber- 
meja. Pestañas del peristoma interior muy fugaces. Opérculo 
convexo, acuminado en un corto rostro. Cofia pálida. 

Este Musgo abunda en Chile, donde se cria al pié y sobre los troncos 
de los árboles en las provincias meridionales , frecuentemente mezclado 
con €^ siguiente. Es el mismo que Scbimper menciona bajo el nombre de 
N. intermedia Scbwaegr., y que no podría serla planta homónima de Bridel. 

N, monoica; caulevago denúdate, ramoso; ramis pinnatim ramosis, com^ 
pressis; foliis caulinis irregularibus, ovato-lanceoíatis, enerviís, transverse 
undulatis, perichatialibus spathulato4anceolaU8^ convoluliti c^ptula oswta^ 
bretiter exserta; opérculo oblique rostellato, 

N. CHiLBifsis Schimp., Ann. Se. nat., ser. S, VI, tab. 9. 

Tallos deprimidos, despojados de hojas acia lo bajo, de cuatro 
á seis y mas pulgadas de largo, produciendo ramas aplumadas 
y fértiles. Hojas alejadas, alabeadas de lado 6 diverjentes, oval- 
lanceoladas, relucientes, sin nerviosidad, amplexicáulas, lateral- 
mente plegadas, pero llanas en su borde, y ondeadas trasver- 
salmente. Cápsula aovada, sobre un pedúnculo largo y rojizo. 
Opérculo convexo-cónico en la base, y terminado por un rostro 
oblicuo. Cofia en forma de capucha, la mitad mas corta que la 
cápsula, concluyendo en rostro, y muy fugaz. Peristoma doble: 
el esterior formado por diez y seis dientes alargados, subulados 
y amarillentos ; el interior compuesto de otras tantas pestañas, 
alternando con los dientes y tan largas como ellos, reunidas en 
la base por una membrana angosta, pálidas, estrechas, articu- 



7v 



V*frs 



MUSGOS. 47 

ladas, y marjinadas en la estremidad. Flores masculinas gemi- 
formes y axilares. 

Este bello Musgo es muy allegado al precedente ; pero difiere princi* 
pálmente por la longitud del pedúnculo, y por sus hojas acaso un poco 
mas agudas y manifiestamente dentadas en la punta. El Sr. Schimper dice 
que es mas parecido á la at. crUpa, y sobre todo, por su fructificación 
á la JV. pumila. Vive sobre los troncos de los árboles» ya solo, ya mezclado 
con la N»p€nnata^ en Quillota, Gbiloe y en los Andes australes. 

X. HOOKSatA» — HOOKSaiA. 

Capsula lateraHsj basi cequalis. Operculum conico-subulalum . 
Calyptra tnitrcB/ormis, glabra aut pilis kirta, basi in lacinias 
plurimasflssa, Peristomium dúplex: exterius denles i 6 lanceola lo- 
lineares, Hnea media diaphana notati; interius membrana cellu- 
losa ápice in dlia totidem, rarius ciliolis interfeclis, divisa, 

HooKBRiA Smith, ThIjU. Litin. Soc, IX, tab. 25. — Ptertgophtllum Brid. 
Mant., 119.— GB^TOPBORAid., l6c. cit,, 148.-- /«on. nostra, tab. 4, fig. 4. 

Cápsula lateral, igual en la base. Opérculo cónico y 
subulado. Cofia en forma de mitra, glabra ó erizada de 
pelos, y laciniada en la base. Peristoma doble : el este- 
rtor formado por diez y seis dientes lanceolado-lineares, 
y marcado con una raya diáfana sobre el dorso; el interior 
consiste en una membrana celdillosa, dividida en su borde 
libre en diez y seis pestañas. 

£ste género se distingue principalmente por su cofia, órgano de 
mucba importancia como carácter, aunque algunos briólogosle acuerden 
poca. Sus especies son muy variables en cuanto al aspecto : comun- 
mente son Tivaces, elegantes, muy ramosas, y se crian en la tierra ó 
sobre los troncos, entre los trópicos, y rara vez fuera de ellos. 

1. Ma^Uerim «ntel«fro«f^«« -^ 

(Atlas botánico. — Criplogamia, lám. 4, fig. 4.) 

ff. caule repente^ suhpendulo, ramoso; ramisvagis longissimis; foUis un- 
dique imbricatis, strUtit^ oblongis, concavis^ ahrupte piliformi-atlenuatis^ 
dentibus píli hamosis, eaterum Integerrimis, semibinerviis ; capsula breti- 



48 FLORA CHILENA. 

pedunculata, wato-tylinárica ; opérenlo convexo, obtuse mueronaio; ealjfp^ 
tra longe cónica, 

H. ANCISTRODBS MODtag., lOC. CÍt.,Ho 14.— PlLOTRICBUM? GBNUPLIXDM C. Mttll., 

Unneea, lS44(/n 1845 edita), II, ti, p. 676. 

Tallos rastreros y enlazados en la base, libres y pendientes 
en la estremidad, cilindricos, de tres á cinco pulgadas de largo 
y muy irregularmente ramosos. Ramas terminadas por una 
especie de botón de hojas aglomeradas, cuyos pelos divaricados 
presentan exactamente los dientes de un anzuelo. Hojas ate- 
jadas en todas sus partes, densas, oblongas, cóncavas, rectas, 
enteras, con dos nerviosidades desiguales, de las cuales la mas 
larga no escede su mitad, encojiéndose súbitamente antes del 
tercio superior como en una larga punta, cuya estremidad esten- 
dida está sola dentada. Estos dientes son notables por el gancho 
que forman á causa de su encorvadura acia atrás. De dicha dis- 
posición se ha sacado el pombre de la especie. Areolas de la 
redecilla oblongas y oblicuamente seriadas deflfela mitad acia los 
bordes. Hojas periqueciales mas cortas, ovales, cóncavas, termi- 
nadas por una cerda fuerte y entera. Pedúnculo lateral sobre 
las ramas, saliendo de una vagínula oblonga, cilindrica, á lo mas 
de dos lineas de largo, diverjente, flexible, liso y bermejo. 
Cápsula oval, oblonga ó cilindrica, morena, recta ó inclinada, 
con un anillo, y un poco encojida por bajo del orificio. Dientes 
del peristoma esterior lanceolados, conniventes, anchos por 
bajo, donde se componen de articules juntos, encojiéndose poco 
á poco, y terminados por una punta trasparente y finamente 
granulosa. Peristoma interior formado por una membrana corta, 
de la cual se levantan diez y seis pestañas, compuestas de dos 
hileras de celdillas aquilladas, tan largas como los dientes. 
/Opérenlo corto, convexo, dominado por una pequeña punta 
recta y obtusa» y del mismo color que la cápsula. Cofia de un 
amarillo de paja, mitríforme, á modo de cucurucho alargado, 
morena en su estremidad, acuminada, entera ó laciniada en la 
base, la cual solo baja hasta el borde de la cápsula, aunque su 
longitud sea igual á la de esta. No hemos hallado flores mas- 
culinas: ii^rá la especie dioica?... 

Este bello Musgo, que no podemos unir á ninguno de los publicados 



ifusGOs. 49 

hasta ahora, presenta sin embargo varios caracteres déla H, undata H. y G. 
No obstante» nuestra especie difiere por las hojas atejadas en todas sus 
partes, y no dísticas, lo mismo que por su pedúnculo y el opérenlo muy 
cortos. Se cria en la provincia de Valdivia, sobre la corteza de los árboles. 

Esplicacion de la lámina, 

Lam. 4, fig. 4. —a Musgo de tamaño natural.— 6 Una hoja caulinaria, 10/1.— 
e Redecilla de lo bajo de esta hoja, 80/1. ~d Estremidad de la misma, para mos- 
trar los dientes en gancho* 80/1. — e Una cápsula aumentada.— ^ La misma, con su 
opérculo g, y el períquecio li, 4/1.— i, /, i Tres hojas del periquecio aisladas, 8/1. 
-—I Estremidad de la cápsula sin opérculo, para hacer ver los p^^rístomas, 25/1.^ 
m Porción del orificio de la cápsula, 60/1, para mostrar la redecilla n, los dot 
dientes 0^ del peristoma esterior, y las dos pestañas p^ del peristoma interior.— 
q Cofia, 12/1. 

2. MaaUerU» C^HweiepHarm) iw%ew$rvm. t 

a. caúle proeumbente^ vag$ subramoso; ramit incurvis; foliis distichis^ 
binervUs^ ovaio-aeinaciformibus terratis; capsula ovata, horizontali; opér- 
enlo rostrato. 

H. iNQüavA H. yGyMonogr., 931.— Schw9gr.,5!tpp/.^ tab. S7K, 6/ — Homsch., 
Fl. Bros., 61 ! -r ChíBtkphoiia incurya Ejusd., Bor. Phys. Bepol., p.6S, t«b. 13. 
— Brjd., ioc. cit.f 336. 

Tallo decumbente, de dos pulgadas de largo, y ramoso sobre 
un mismo plano. Ramas desiguales, sencillas, comprimidas y 
encorvadas en la estremidad. Hojas dísticas, ovales, encorvadas 
en forma de cimitarra, terminadas en punta, dentadas á modo 
de sierra y recorridas hasta mas allá de la mitad por dos nervio- 
sidades diverjentes. Las periqueciales oval-obtusas ú oblongas, 
acuminadas y sin nerviosidad. Pedúnculo de linea y media de 
largo, derecho y liso. Cápsula oblonga, igual y pendiente. Peris- 
toma esterior con dientes morenos, lanceolados, acuminados é 
inclinados, y el interior con pestañas lineares, aquilladas, tan 
largas como los dientes, y saliendo de una membrana amarillenta. 
Opérculo la mitad mas corto que la cápsula, convexo, y dominado 
por un rostro derecjjio. Cofia acampanillada, subulada, entera y 
con varios pelos. 

No habiendo visto esta especie, la colocamos aquí como descrita y figu- 
rada por varios autores. Fué hallada en los troncos de los árboles de Gbile 
por Cbamisso, quien la comunicó á Hornschucb. 

BoTAHicá. V!T. 4 



50 FLORA GHICENA. 



3. MmoMerim CJf^ierigfmp^t^Uwin) ^9mmirm. f 

H, ttumoiea? €ñut$ necto^ br$vi, subsimplití; foiíls quadrifariam imbri» 
catis, lateralibus patenti-erectis , spathulatis, dortalibus erectiusculU ^ ob- 
ovatis^ ómnibus ápice grosse serratis^ nenúo crassü^ sübhifurco^ ant$ apicem 
evanido, 

R. OBfCüKA Ronlag., loe, cit., no 13. 

Tallos derechos, de cinco á seis líneas de largo, con la base 
cubierta por un fieltro moreno, que los lia entre ellos, sencillos ó 
apenas divididos en una ó dos ramas. Hojas disticas en cuatro 
hileras : las laterales mas largas, estendidas, aplumadas, y las 
ipedianas ovales, mas cortas, todas desigualmente dentadas 
desde la mitad, inmarjinadas, con una gruesa nerviosidad, qué 
divide desigualmente las primeras y con igualdad las segundad, 
bifurcándose á veces acia la mitad de la hoja antes de desapa- 
recer. Mallas de la redecilla hexágonas y llenas de clorófilo en 
gránulas, áoloj^* hemos visto flores masculinas , las cuales se 
hallan en yemas aovadas. Hojas perígoniales oval-acnminadas, 
enteras y sin loecviosidad. Anterídías oblongas, prolongadas, pe- 
diceladaSicjpon parafisos de igual longitud que ellas, formados 
por cuatro ó cinco artículos, de los cuales el último ó superior 
es muy largo. 

Hemos hallado esta especie en medio de una mecha de Hepáticas : tiene 
el aspecto de la fr. denticulata Hook. hijo y Wlls.; pero es tres cuartas 
partes mas pequeña ; también difiere por la forma de las hojas, y sobre 
todo por la longitud de la nerviosidad . 



H, rhizomate repente, divisionibus procumbentibus^ parce ramotis, plante, 
longissimfs; foliis quadrifariam imbricatis,lateralibus patentissimis, inter- 
medifs brevioribus, subrectis, ovato-oblongis^ acutie, erierviis, subintegerrimis ; 
capsula brevipedunculata, ovala; opérenlo e basi convexa roeirato, 

H. sPLENDiDissiMA MoDtag., Proúr. J. Fern., 2-2, n© 14», é in d'Orb., Voy., Fl. 
Botiv,, 110.— H. sPECi08issiMA(nomenmt<ía¿um)Schwsgr., Suppl., tab. 520, a. 

Rizoma horizontal, filiforme, desnudo de hojas, dividido acá 
y acullá en numerosas ramas decumbentes, llanas, de tres líneas 
de ancho, sencillas 6 ramosas, solo de dos á tres pulgadas de 



HUSGOS. ftl 

íwgo en los individuos fértiles, llegando en los estéf itotf^doblc. 
H^as dispuestas en cuatro hileras: las dos laterakMlp*Í^im 
casi un ángulo recto con el tallo^ y las dos íntérmiiias mas 
cortas y mas enderezadas, todas oval -oblongas, encojidas en la 
base, cortamente acuminadas, agudas, llanas, sin nerviosidad, de 
un verde amarillento, resplandecientes, casi enteras, es decir, 
que solo se perciben algunas dentelladuras con un lente de una 
línea de foco. Redecilla con mallas lineares y prolongadas. Hojas 
períqueciales muy enteras. Pedúnculo de una línea y mas de 
largo, recto, rara vez tendido, liso y de un amarillo moreno. 
Cápsula oval ó piriforme, recta ó lin poco inclinada. Peristomas 
iguales: el esterior con dientes conniventes, y el interior con 
pestañas aquilladas, perforadas y ternm^as por una larga 
punta filiforme. Opérenlo cónico, acuminado en rostro recto, 
igualando en longitud á la mitad de la cápsula. Gófía tan grande 
como la cápsula, entera en la base, atenuada y morena en la 
estremidad, y de color amarillo de paja en el resto de su 
longitud. 

Este Musgo, uno de los mas bellos del género y de la familia, sino es 
el mas magnifico, pertenece á Chile. Forma sobre los viejos árboles en los 
lugares sombríos de las montañas de Juan Fernandez, Valdivia y Chiloe, 
capas de un hermoso color verde ó dorado, notable por su resplandor. 
No se puede confundir con ningún otro. 

zz. ORzrsA. — car^tiJBA. /^^ 

•■■^■■:-;'-^ 

Ci^faia meraliSy basi aqualis, annulala, swpiu9 ft iwfl ^fl gi in- 
eHMMikférichcBtio immer$a, Operculam conúía-aeimiiui/iim. 
Calyptré ndtrotformú^ basi subintegra, glabra aui pihiké^Btri' 
stomium dúplex; exttriut denles i6 lineares, erecti; irtíir¡9Ucilia 
totidem filiformia, libera^ dentibus alterna^ e membranabrevtssíma 
orla, Flores monoici aul dioici. 

CRTPBJI4 Brid., /oc. c/f ., ÍIO, cmcnd. — Endl., Gen., 889. — DaltomIí» Spec, 
H.yT.— NECiBRiESpfc.Hedw — PiLOTRiCHi5p.,P.B.-/con.fiOíí»'íi, lab. 5,fig.5. 

Ctipsula lateral, igual en la base, con un anillo, leve- 
mente pedunculada, y frecuentemente oculta dentro del 
periquecio. Opérculo cónico y acuminado. Cofia á modo 



52 FLORA CHILENA. 

de mitiiF» casi entera en h base« glabra ó peluda, Peris- 
tomw eomo en el género Hookeria y ó poco diferentes. 
Flores monoicas ó dioicas. 

Es imposible conservar el género Dallonia tal como se encuentra 
establecido en las Floras británicas, puesto que, como ya be mani- 
festado {Dict, iimv. (íHist. nat.f t. iv, p. 694), la D. splachnoides 
es muy vecina de las Hookerlas, y no puede de ningún modo, sino 
acaso por su cofia, acercase á la D. heteromalta. Estos Musgos son 
vivaces, y notables por su tallo cilindrico, largo, con frecuencia pen- 
diente y rara vez enderezado; por las hojas atejadas en todas sus partes, 
pegadas al tallo en la sequedad y con una nerviosidad; por la cápsula 
sumerjida en el periquecio ó apenas pedunculada; por su cofia en 
forma de mitra, glabra' é erizada de pelos, y entera en la base ó lad- 
nulada; en fin, á causa de su habilaL 

1. Cr^phasu eaw%9Íu%iMÍ9. -^ 

C* monoica; oaule repente, divito ^divisionibus ereeiis^suhpinnaiimramotis; 
foliit ovatoAaneeolatiSy acuminatis^ margine reflexis, integerrimis , ñervo 
suhevanido; capsula oblonga^ perichatio pilifero immersa^ annuiata; opérenlo 
eximie cónico; calyptrabati integra aut laciniata, 

c. coNsiMiLis MonUg., Ann, Se. no/., sor. 3, IV, Cent. 5, no 21. 

Tallo delgado, rastrero sobre las cortezas, y dividido en ramas 
enderezadas, de una pulgada de largo é irregularmente aplu- 
madas. Pínulas cortas y filiformes. Hojas esparcidas, atejadas, leve- 
mente esteñ^das, ó sea apartadas del tallo, oval-lanceoladas, 
encqjidj^ en punta, muy enteras é inclinadas en la base» de modo 
4 símidardos pliegues, uno á cada lado de lanerviosidaCt la #Qal 
es contínoa ó desaparece antes de la estremidad. Areolas de la 
redecilhr Cuadriláteras por bajo y en el borde estenio de la hoja, 
oblongas y oblicuamente seriadas en el resto de su estension. 
Flor masculina en yema lanceolada y axilar. Hojas perigoniales 
enervas : las esteriores ovales, y las interiores oval-acuminadas. 
Anterídias ovales, morenas y largamente pediceladas. Carece de 
parafisos. Periquecios de una línea de alto, casi todos inclinados 
del mismo lado en la madurez. Hojas periqueciales numerosas y 
atejadas en todos sus lados : las esteriores oval-acuminadas, 







MUSGOS^ S3 

oscuramente nerviosas, y las interiores oblongas, súbitamente 
encojidas, y cuya nerviosidad sale del medio y no de la base, 
prolongándose en una larga punta filiforme y un poco estendida. 
Pedúnculo casi nulo, saliendo de una vaina cilindrica, de 1/5 de 
línea de largo, en la cual está encajado. Cápsula oblonga, igual, 
unida, rojiza^ enteramente oculta en el periquecio, y á veces un 
poco estrechada bajo de su orificio. Anillo compuesto de dos 
hileras de celdillas : las esteriores cuadriláteras, y las interiores 
oblongas. Perístomas conniventes, del cuarto de la longitud de 
la cápsula : el esterior mas corto, con diez y seis dientes, for- 
mados de artículos bastante alargados, y surcados por ij^ 
depresión longitudinal. El interior es una membrana compuéÜb 
de celdillas irregularmente cuadriláteras» y dividida en Mt^btfi^ 
midad en diez y seis pestañas sólidas, es decir, no perfi|plill^ 
formadas por dos hileras de celdillas, y aquilladas hasta los dos 
tercios de su altura. Opérenlo exactamente cónico, igualando el 
tercio de la cápsula, y del mismo color que ella. Cofia de un 
amarillo de paja, cónico-acaropanillada, de la longitud del opér- 
enlo, mucronada de moreno en la estremidad, entera ó laciniada 
en la base. 

Este pequeño y lindo Musgo, que varias veces he creido ser la Neekera 
''"% 4fif^tt^ Schwaegricben, por lo muy semejante que es á la figura dada por 
^ f::;,'ÍM 4abio de la especie de Nueva Holanda, me parece diferir bajo mu- 
^^-éfm aspectos; asi no he debido reunirlo con ella. En efecto, la planta 
]|i||pn tiene en su cápsula un anillo, y su periquecio está atejado de 
hojas de dos formas diferentes, de lo cual la figura de la N, tenella no da 
idea alguna; los dientes del peristoma son distintosl la cofia está en- 
tera, y no hendida en el lado. No hablo de su tocafidady puesto que no 
seria un obstáculo á la identidad de ambos Mu^^tlüi miestro se ofii^n 
las provincias meridionales de Chile, sobre las^coitcsas de los árboles. 

(Atlas botánico.~Griptogarfa,]ám. 5, fig. 5.) 

C. caule péndulo longisHmOy vage ramoso i ramit hrevibui^patentibut^apiee 
frutigeris; folUsimbricatiStOvatis^erecto-patentibus, ñervo continuo crasso 
percursis, obscure denticulatis ; perichtetialübus longisiime lanceolatU^ ñervo 
tubulatis; capsula immersa, teu{(t\ oblonga, tubcostata; operculo cónico, 
acuminato, recto. 



icf^ 



GoRVBAivA Monttg., ioc» cit., no 10. 



54 FLORA CHILENA. 

Tallos numeroso3f saliendo de un mismo punto en la corteza, 
pendientes, de seis á ocho pulgadas de largo, ramosos desde la 
base, y á veces divididos en rama§ fasciculadas acia arriba. Ramas 
esparcidas, de una pulgada á lo mas de largo, bastante abundantes, 
y cuyo conjunto da á ios tallos una general circunscripción lan- 
ceolada. Hojas angostamente atojadas en todas sus partes, ovales, 
enderezadas contra el tallo durante la sequedad, apartándose 
cuando húmedas, recorridas por una nerviosidad muy fuerte que 
llega hasta la estremidad, oscuramente dentadas en los bordes, 
un poco inclinadas, de un amarillo moreno^oliváceo, rodeando el 
uUo por un encojimiento basilar, donde se ven dos simulacros 
jiMpKegues. Mallas de la redecilla lineares por bajo, y en puntas 
«^l^NglB y seriados en la. estremidad. Flores masculinas siempre 
jytipiB y en yemas aovadas á lo largo de las ramas. Hojas perí* 
goléales ovales, cóncavas, con una nerviosidad queno llega á la 
mkad, y enteras en los bordes. Anteridias poco numerosas, 
oblongas, pediceladas y sin paraflsos, Flores femeninas laterales 
y aparentemente terminales. Las periqueciales largamente" lan- 
ceoladas, con una nerviosidad y varios dientes, mas patentes en 
sa estremidad afílada.Gápsula leptoderma, oval-oblonga, morena, 
coippletamente oQuita en el periquecio, con ocho estrias pro- 
fundas, absolutamente sésil, y saliendo d^ una vainilla cilín» . ^ 
drica, sobre la cual se ven también varios pistilos abortados. ' ' 
OpércuJo cónico, levemente acuminado, algo mas largo que Ift 
mitad de la cápsula y del mismo color que ella. Peristomád de 
un blanco ftmfirMhit^ ; los diente^ del esterior conniventes, luego 
enderezado^finM^ la corona, mucho mas largos que las 
peUiñas delfttSÉ^^ii^ como subulados, nudo- 

sos y puntead(^|DJ< estremidad, sin presentar sobre el dorso 
ninguna traza de ag|fCO,f ^[ppuestos de artículos cerca de tres 
veces tan anchos como JiMps acia la base. Pestañas del peris- 
toma interior saliendo lie una membrana corta, con celdillas 
poco regulares, y compuestas de una hilera de celdillas pun- 
teadas, cuyos artículos forman salida. Cofia mitriforme ó cónico- 
acuminada, como el opérenlo, escediéndolo apenas en su borde, 
el cual está poco profundamente laciniado. 

E^%ta especie es muy cariosa á causa de presentar una suerte de trao* 



«MUSGOS. 55 

sicioD, mas bieu aparente que real, éntrelos Musgos acrocarpos y pleu- 

rocarpos. En efecto, las cápsulas parecen terminales por la prolongación 

de los ejes laterales después de la fecundación. Bajo este aspecto, la 

planta se parece algo al Hydropogon fontinaloides ; pero mirando de mas 

cerca, se bailan acia su estremidad tallos, flores y aun frutos evi4e9te- 

mente laterales, es decir, cuyo eje no eslá prolongado. Se cria 4^)^.^ 

troncos y las ramas de los árboles en las inmediaciones de ValdiTi4^, %^ 

nemos el gusto de dedicarla al sabio Sr. Gorvea, conservador def JfnMm 

de Historia natural de Santiago. 

** til * 
BspUcacion de la lámina, ^^ 

Lam. 5, fig. 3. —a Musgo de tamaño natural.— 6 Poreion del tallo con hejai, 
para mostrar su disposición al rededor de él, 8/1. — c Una de estas hojas aislada, 
8/1.— d Corte trasversal de ella acia su mitad, 50/1.— e Estremidad de la misma, 
80/1, para dejar ver la redecilla y la nerviosidad.— Pedazo de una rama, 8/1, mos- 
trando una flor masculina en«l axila de una hoja.— g Hoja perigonial rodeando 
tres anieridias, 32/1 . ^ /^ Fruto terminal cercado por su periquecio, 8/1.— <£1 
mismo desnudo, mostrando una vaginula /, sobra la cual es sésil, y presentando 
varios pistilos averiados. — La capsula m, ntá sin opérculo, viéndose en lo» 
la^Of de tu orifiicio una porción del anillo, aumentado como 100/1 en ti*— o y p DiÉ 
hojas periqueciales, 8/1.-9 Opérculo, y r CóOa, 16/1.— « Oriflcio de la cápsula, 
mostraQ4o en ( un diente del peristoma esterior, y en u una pestaña del interior. 

TRIBU V. — FISIDENTADAS. 

Musgos elegantes, oon frondes flabelliformes, ye! fruto indlferenilL * 
mente lateral 6 terminalt oaracterizadoa sobre todo por aup iiojae 
lüatloas, envalnaotes, como las de ¡aalrla, y un peristoma •eooUlpí 
cuyos dientes son bifldoa en la estremidad. 

ZZI. OOWOmTBZO. — OOWOMZTBZUM. 

Capsula cBqualis, brevipedunculata^ lateralis aut ierminü(i$» 
feritiomium simplex. DenUs 16 bijidi. Calypira conoidea (¡)y ba$i 
integra aut mbrepanda. Flores monoici. 

GoNOMiTRiDM Moutag., Áfin, Se. nat,, ser. S, yill,p. SO, tab. 4; y F/. BoUv., 
in d'Orb., Voy., 90.— OcTODiCERAsBrid.— B. y S., ifonogrr.— Fissidens Hedw. 

Cápsula iguaU con nn corto pedúnculo lateral d' ter- 
minal. Peristoma sencillo, formado de diez y seis dientes 
bifidos.lCdfia á modo de cono, y entera en la base. 

MasgQft.4|Í|áticos, con el aspecto de varias Fontlnales, pero cuya 
íoliaciiNlJ^í^^f^lMI^ son los de los Fisidientes. Se encuentran en los climas 
templadóf 4M|ibos hemisferios, mas comunmente en el meridional, 



86 FLORA GH(|||ftNA. 

pues en Chile se hallan tres especies de* las cuatro conocidas. El nombre 

de Octodiceras^ que he cambiado por el de Conomiírium, sacado 

de la forma constante (!) de la cofia, no podía conservarse, á pesar de 

cuanto digan los Sres. Bruch y Schimper, puesto que consagrando un 

errjK. manifiesto de Hedwig, es contrario á las leyes de la nomenclatura. 

v4Bnw(to, en lugar de los ocho dientes asignados al peristoma, tiene 

||Í^y seis. Habiendo el Sr. Bruch reconocido el error, tengo el 

dei%cho de correjirlo. Por otra parte, no es verdad que la cofia se 

• ^Él^ hendida lateralmente en las especies con el rostro encorvado : en 

Im tres en que ha sido observada^ es cónica y entera ; en la cuarta 

.especie no se ha constatado su presencia. 

SECCIÓN I. 
Pedúnculos axilares ó laterales. 



%* 



i. C7oftoM|lfrltfiit BerMerii* 



C. caule fluitante, filiformi, ramosissimo¡ rami9 superioribus tubfatcieuia- 
tis ¡ foliU distiehis, dissitis, alternis, angusiissime linearibus, patentibus, 
supremis longissimis; pedunculis i-S aggregatis, axUlaribus^ cauiigenis; 
capsulce ovatce operculo acuminato, 

C. Bertbrii Montag., Fl. Botiv., 105, tab.3, Bg. 4 — Fissidbns Berterii G. MüU., 
wtn. Muse, I, 45. 

Tallo filiforme, de tres á cinco pulgadas de largo, flotante y 
ramoso en la extremidad. Hojas dísticas, esparciadas, alternas, 
estendidas, Jinear-lanceoladas, agudas, con una nerviosidad des- 
colorada, de un verde amarillento. Flores masculinas gemi- 
formes y axilares. Las femeninas solitarias ó temadas, y también 
axilares. Tres pistilos en cada flor. Hojas involúcrales enervas 
y ovales. Pedúnculos de media línea, rectos y morenos. Cápsula 
oval-oblonga y del color del pedúnculo. Opérculo cónico, acu- 
minado y derecho. Dientes del peristoma rectos y desigualmente 
hendidos hasta el medio. Cofia largamente cónica, en forma de 
apagador, y entera en la base. 

Este Musgo, descubierto por Bertero, n« 1175, vive pegado á las piedras 
de los arroyos de las montañas, principalmente en el lugar llamado Cam- 
pana chica, cerca de Quillota. Se distingue del siguiente por sus frutos 
mas frecuentemente temados que solitarios. ,/v.# >. 



MUSGOS. S7 

2. CToftoiitlfrltfiit M^in^w^ii* 

C, caule frondiformi^ fluitante prostratove, timplici vel ramoso; foliis altOT' 
nis, distichis^oblongO'lanceolatis,subscalpeílÍformibu$, ereetit^ evanidinor- 
viis¡ pedunculis solUariis, axillaribuSy cauligenit; capsula ovatce oporeulo 
cuspidato incuno. 

C. DiLLBNii Montag., loc.cit., 104, tab 3, fig. 5. — Octodiceras Dillknii Brid., 
loe. eit.f 6T7 — FONTiNALis PARVA Díll., Hist. Musc.y S59, lab. 33, fig. 4. — Fissi- 

DBNS DlLLBNII C. MÜll., lOC. CH. 

Tallo frondiforme, flotante, flexuoso, de cuatro pulgadas de 
largo, y dividido en ramas vagas, alargadas, llegando á la misma 
altura. Hojas disticas, alternas, oblongo-lanceoladas, escapeli^ 
formes, con una nerviosidad que desapjarece antes de la estre- 
midad, de un verde como rociado de glauco, pasando al negro 
oliváceo. Pedúnculo solitario, de una linea de largo, recto y 
moreno. Cápsula y opérenlo como en la precedente especie, 
escepto que el rostro de este último es un poco oblicuo y no recto. 
Cofia desconocida. Dientes del peristoma inclinados, de un pur- 
púreo negruzco, bifídos, con las divisiones acuminadas, filiformes 
y casi iguales. 

Este Musgo fué bailado con el siguiente, del cual difiere por sus frutos 
laterales, en un torrente desecado en las inmediaciones de Valparaíso, 
fijado á las raices descortezadas de los árboles y sobre las paredes. 

SECCIÓN II. 
Pedúnculos terminales. 

3. Coftoittlfrltfiit Be^^miffii. 

C, caule filiformi, flexuoso^ ramoso; foliis subdistichis, lanceolatis, acutis, 
iñftrioribus minutis, squamifórmibus; pedunculis in ramis terminalibus ; 
Pipsiikll^ovatie opérenlo conoideo-acuminato ; calyptra conoidea, bast integra. 

C. Hbdwigii Montag., loe. cit., 99!, lab. 3, Og. 1 . ~ Fissidens semicompletcs 
Hedw., Muse, Frond.f III, Ub. 13.— F. Hedwigii C. Müll., /oc. cit — Octodiceras 
FI88IDENTOIDB8 Brid., Bryol. univ., II, 676. 

Tallos reunidos en mechitas compactas, rastreros en la base, 
luego flotantes, de dos pulgadas y mas de largo, flexuosos 
y ramosos. Ramas saliendo del doblez de las hojas. Estas colo- 
«Ida^ en dos hileras, linear-lanceoladas, agudas, envainantes. 



S8 FLORA GHILENA. 

enteras, y con una nerviosidad continua* Mallas de la redecilla 
cuadradas, con los ángulos romos. Flor femenina terminal, un 
poco Inclinada antes de la fecundación. Periquecio compuesto 
de cuatro hojuelas : las dos esteriores cortas, y las des interme- 
dias mas largas. Un solo pistilo. Pedúnculo recto y de una lídíéa 
de largo. Cápsula pequeña, aovada y morena. Diez y seis dientes 
en el peristoma (y no ocho, como dicen los Sres. Hedwig y 
Bridel), irregularmente bífidos, con divisiones desiguales, pri- 
mero rojos y luego morenos. Opérenlo cónico y acuminado, 
Gófía (hallada en los Estados Unidos por el Sr. SuUivant, que 
me la ha comunicado) exactamente la misma que la del C. Ber^ 
terii y muy entera en la base. 

Esta especie*crece en las mismas localidades que la precedente, y tam- 
bién se halla en los Estados Unidos, sobre los bordes del Ohio. 

Xm. FISIBIBWTB. — FI88IDBW8. 

Capsula ovoidea^ exannulata^ erecta aut cernua, in. eaule pri-^ 
mario vel in ramis brevibus secundariis terminalis. Calypira 
cuculliformis. Denles peristomii 16 lánceolatit ad médium et uttra 
in crura bina vel rarissime terna incequalia, subulata^Jlssi. 

FissiDSNs Hedw., Pund., II, 9i ;y Muse. Froná., III, tab. 16-80.— Brid., loe. eií., 
67Q.-*Bnieb. y Sehimp., Jíonogr., tab. 1*4. 

Cápsula aovada, sin anillo, endrezada ó inclinada, ter« 
minal, rara vez lateral sobre cortas ramas. Cofia en forma 
de capucha. Dientes del peristoma lanceolados, hendidos 
hasta el medio y aun mas aliá.- 

Musgos elegantes, cuyos tallos frondiformes se parecen muc^f Jtfó 
del génisro precedente, pero hallándose comunmente fuera del ^ifutl» 
La estructura es casi la misma. La cofia está siempre hendid|(|litav|p 
mente. Aunque raros, se encuentran en todo el globo. ^ ^ 

P. dioicus; caúle simplici, decumbente, planiuim9; foUit paucijugi»^ di$- 
tichi9, subpaimatis, scalpelliformibus^ marginatis f capsula terminali, cernua^ 
intequali ; opereulo convexo, rostrato, 

F. PALMATns Hedw., Muso. Frond., III, tab. 30 — C .MüIl.ySyn. Muse, I» p. i^. 
r-DiCRlÑüM PALMATUM SwarU, Pl. Ind, occ, p. 1774. 



MUSGOS. 89 

Tallo apenas de una línea de largo, tendido sobre la tierra, á 
la cual cubre como un tapiz verde. Hojas dispuestas á modo de 
abanico, en número de seis á ocho en cada lado, lanceoladas, 
agudas, enteras, marjinadas, y coa una nerviosidad continua. 
Areolas puntiformes. Pedúnculo de tres i cuatro lineas de largo, 
liso, bermejizo, enderezado al principio, y luego inclinado en 
la estremidad. Cápsula oblonga ú oboval, jibosa y bermejiza. 
Dientes del peristoma purpurineos, con divisiones desiguales. 
Opérenlo convexo y acuminado en rostro. CóOa cuculiforme, 
subulada, pequeña, y cayendo temprano. 

Esta especie se cría en la tierra ó en las murallas de los lugares som- 
bríos, cerca de Rancagua y en las provincias meridionales. 

2. JFÍ99Í€few^9 ineurv%§9* 

F. m9n9ieus; cauU $ubs(mplici ascendente ; foliii laxis, eomplanatis au$ 
incurvis^lanceolatO'ScalpelliformibuSf ad médium duplieatis, marginatis^ 
ñervo ad apicem eroao-denticulatum usque percurtU; capsula terminaliy 
ovalij oblíqua, horizontáli vel erecta. 

F. incDRVDS Schyrmgr. f Suppt. I, ii, p. 5, tab. 49.— Brucb y Schimp., toccit., 
tab. 1 — G. MQll., /oc. cit., If 88.— F. TAMARiifDiFOLins Brid., loe. cit.^ 684. 

Musgo muy menudo, bastante parecido al precedente, y cre- 
ciendo como él sobre la tieri'a. Tallo al principio sencillo, después 
ramoso, y de dos líneas de largo. Hojas inferiores naviculares, 
y las superiores escapeliformes, marjinadas, recorridas por una 
nerviosidad continua, y denticuladas desigualmente en la estre- 
midad. Flor masculina sobre el mismo pié, en la punta de una 
innovación. Pedúnculo terminal de tres, seis y aun nueve líneas 
de largo, doblado y enderezado en la base y vuelto á inclinarse 
en la estremidad. Cápsula oval, morena, recta ó inclinada. Dien- 
tes del peristoma rojos bíQdos ó trífidos mas allá de su mitad, 
estrechados y conniventes en la sequedad. Opérculo cónico y ate- 
nuado en rostro. Gófía cuculiforme y un poco mas larga que el 
opérculo. 

Este Musgo se distingue del precedente por las dentelladuras de la 
estremidad de las hojas, y sobre todo por su inflorescencia monoica. Se 
encuentra en la provincia de Ck)ncepcJon. 



60 FLORA CHILENA. 

F,dioicust caule hrevissimo subsimplici ^ ascendente^ innovanti-ramoso ¡ 
foliis novemjugiSf ovatíhlaneeolatis^ mucronulatis, subtilissime dentieulatis^ 
emnidinerviis ; operculo conico-rottellato , capsulam subrectam oblongam 
subcequante, • 

F. HoRNSGHCCHii MoDtag., Ánu. Se. nat., ser. 2, XIY, 543. ~C. Hall., toe. cit., 
I, 5i.— F. 8ERRÜLATC8 Homscb., iu Man. y Endl., Fl. Bras., 1 , 91, tab. 3, fig. 3, 
non Bridel. 

Tallo de una á dos líneas de largo, llano y canaliculado por la 
sequedad. Hojas disticas y alternas : las inferiores oval-agudas y 
distantes, y las superiores mas juntas, anchamente lanceoladas, 
mucronuladas, denticuladas en todo su alrededor, con una ner- 
viosidad mas pálida y que no llega á la estremidad. Areolas de la 
redecilla redondeadas y seriadas. Flor femenina terminal. Un 
solo pistilo. Pedúnculo recto, de una á dos líneas de largo^ liso 
y torcido de izquierda á derecha. Cápsula enderezada, oblongo- 
cilíndrica, morena y angostada bajo del orificio. Opérenlo cónico, 
en rostro y tan largo como la cápsula. Dientes del peristoma bas- 
tante semejantes á los de la precedente especie. Cofia cónica, 
cuculiforme y subulada en la juventud. 

Solo se halla en la colección un corto número de ejemplares de este 
Musgo. Encuéntrase mezclado con el siguiente, del que se distingue, 
lo mismo que de los demás, por sus hojas finamente denticuladas en los 
bordes, los cuales no son gruesos ni están marjinados. Aunque raro, se 
cria en todas las provincias de la República. 

U. JFÍ99Mew9 l^ryoiOes* 

F, monoicus ¡ caule subsimplici^ innovanti-ramoio, subdeclinato; foliis 6^ 
40'jugis^ alternis, scapelliformibus, toto ambitu marginatis, integerrimis, 
ñervo excurrente mucronatis; capsula erecta^ subobliqua; operculo conf)exo, 
obligue rostellato, 

F. BRTOiDEs Hedw., loe. eit.f III, tab. 39, exel. fig. 9 — Bruch. y Schimp., loe. cit., 
lab. 2. — C. Müli., loe. cit., 1, 58.— F. exilis Hedw., Sp. Muse., tab. 38, fig. 3-9 — 
DicRANDM viRiDüLUM Swartz, Musc, Suee.f tab. 2, fig. 3.— DC, Fl. Fr., II, 479. — 
F. EXILIS y BRYOiDES Bríd-, loe. cit,, 685 y 686. 

Tallo sencillo, muy corto, llegando á lo mas de cuatro á cinco 
líneas de largo, tendido en la base, y luego oblicuamente ende- 
rezado en la estremidad. Cinco á diez hojas en dos hileras 



MUSGOS. 61 

opuestas, lanceoladas, agudas, con una nerviosidad que escede un 
poco la estremidad y los bordes engrosados. Areolas de la rede- 
cilla pentágonas ó hexágonas. Flores masculinas axilares, gemi- 
formes y pediceladas. Pedúnculo solitario, terminal, recto y de 
seis á nueve lineas de largo. Cápsula recta y oval-oblonga. 
Opérenlo cónico, atenuado enrostro oblicuo. Dientes diverjentes, 
de un bello rojo, muy desigualmente bífídos, con divisiones iili- 
forraes, muy largas y converjentes. Cofia cuculiforme y verdosa. 

Este Musgo, mezclado con el F, Hornschuchii, se parece por su inflores- 
cencia al P, incurvus; pero diGere principalmente por sus flores mascu- 
linas colocadas en el doblez de las hojas á lo largo, y no en ia estremidad 
de los tallos. Se cria con el precedente. 

5. JFÍ9SÍaens Va§npyiop%§9» f 

P, monoicus; caufe decumbente si mplici ; foliis subquindecimjugis, dense 
imbricatis^ linearl-lanceolatis^ incurvatis^ Immarginaiis^ subcrenaKhdenticu- 
latis, supermis longioribus ; pedúnculo terminalibasi geniculato, ápice curvo; 
capsula inversa^ ovata^ incequah\ cernua; operculo convexo, rede rostrato; 
matculis axilláribus. 

Ti Camptlopvs Montag,, loe. cit., ser. 3, IV, Cent. 5, n^ 49.— C. MúW., loe. ci7., 6G. 

Tallos tendidos, rastreros en la base, luego ascendentes, 
sencillos, frondiformes, de dos á tres líneas de largo, llanos 
cuando están húmedos, un poco cóncavos y canaliculados por 
bajo en la sequedad. Hojas atajadas en dos hileras opuestas, 
como unas quince en cada lado, pequeñas inferiormente, ovales 
y reducidas en la parte desaforrada, de mas á mas largas á 
medida que se levantan sobre el tallo, linear-lanceoladas, 
agudas, medio estendidas, inmarjinadas, pareciendo almenadas 
en los bordes, si se miran con un grande aumento, un poco 
encorvadas en su estremidad, que no llega completamente á una 
nerviosidá4l|ístante gruesa y un poco mas pálida que el paren- 
quima. Doblez prolongado hasta en medio de las hojas. Areolas 
de la redecilla p¿ntiformes, conteniendo cloróülo, lo que las 
hace opacas. Flores masculinas axilares. á lo largo del tallo 
fértil. Hojas perigoniales casi reducidas al doblez, el cual vuelto 
ampio y ventrudo, concluye en una hojuela linear y corta. 
Cuatro ó cinco anterídias sésiles, lanceoladas y sin parafisos. 
Flor femenina terminal. Periquecio formado por las dos últimas 



M FLORA CHILENA. 

hojas caulínares. Vágfnula corta, oblonga y morena. Pedúnculo 
de dos d tres líneas de largo, rojizo, liso, geniculado en la base, 
inclinado en cuello de Cisne en la estremidad, y torcido de 
izquierda á derecha. Cápsula corta, aovada, desigual, jibada, 
verdosa, horizontal ó solamente inclinada, con frecuencia caida, 
de modo que su convexidad se vuelve acia abajo. Opérculo rojizo, 
convexo, dominado por un rostro filiforme un poco oblicuo, y 
déla longitud de la cápsula. Dientes del peristoma purpuríneos, 
enteros en los dos tercios inferiores y hendidos en la estremidad. 
Divisiones desiguales, filiformes, nudosas y compuestas de 
numerosos artículos tan largos como anchos. Cofia cayendo tem- 
prano, y hendida en el lado. 

Esta especie tiene el aspecto del P.palmatus ¡ pero su tallo es mucho mas 
largo, sus bojas están inmarjinadasy las flores masculinas son axilares.Taiii- 
bien difiere del F. bryoides por el segundo carácter, y del F, incurvus por 
el último. Sus bojas agudas la distinguen suficientemente del F. flabellatus. 
Se podria creerla muy vecina del L, plumosus, si la forma oblicuo-dlin- 
drica de la cápsula no estubiese en oposición con la cortamente oval y 
jibosa de nuestra especie. La inflexión elegante del pedúnculo, que vuelca 
la cápsula, forma para nuestro Musgo un carácter que no se halla en 
otro alguno. Se cria por tierra en los lugares sombríos de las provincias 
meridionales de la República. 

6. Wt»9íaen9 nué9eHaMaM9Hu9* f 

F. dioicus; caule erecto^ innovanti-ramoiof folU^ tubtrigentqfHg(s,d$n89 
imhricatis, erectis^ linearibui, obtusis, acuminuiatis, integerrimis, immargi- 
natis, ñervo albo ad apicem evanido, aiccitaté crispatO'inflexis ; floribus la» 
ttrMlibus tehninali busque ; capsula oblonga^ inclinata; opérculo convexo ^ 
reete r estrato, 

F. MASOHALAflTBUS MoDlE^., lOC. Cit., B« 4S. — G. MUIL, lOC CH., t, 55. 

Tallos cespeados, enderezados, de nueve líneas á una pul- 
gada, frondiformes, de una línea de ancho, convexos por cima, 
canaliculados en lo bajo por la inflexión ó la encorvadura de las 
hojas, sencillos, y solo ramosos por las innovaciones axilares. 
Hojas dísticas, en número de treinta á cuarenta en cada lado, 
angostamente atejadas y apretadas contra el tallo, un poco 
estendidas en la estremidad, la cual está alabeada y encorvada 
por bajo, lineares, obtusas, uii poco acuminadas en la punta, 
enteras y recorridas por una nerviosidad que desaparece cerca 



de la estremidad. Doblez mas ó menos largo, según á la altura 
del tallo en que se observa, escediendo comunmente poco la 
mitad de la longitud. Areolas de la redecilla puntiformes. Color 
de un verde pasando al rojo. Flores masculinas en la estremidad 
de los tallos en individuos distintos, ó colocadas lateralmente en 
el axila de una hoja. Hojas perigoniales estrechas, ventrudas en 
la porción desaforrada» que contiene ocho anterídias, largas, 
lanceoladas, pediceladas, acompañadas de un corto número de 
parafisos tan largos como ellas, y con nueve ó diez artículos 
angostados en el nivel de cada tabique. Flor femenina primero 
terminal, pero volviéndose pronto lateral por el nacimiento de 
una innovación hipógina, y entonces colocada en el axila de una 
hoja caulinar. Cuatro ó cinco pistilos sin parafisos. Hojas peri- 
quédales rectas, con la lámina mas estrecha que la de las cauli- 
nares, pero con el doblez mas ampio. Pedúnculo solitario, rara 
vez dfdijmo, de tres líneas de largo, liso, flexible, rojo, hinchado 
en la estremidad, y torcido de derecha á izquierda. Cápsula 
oblonga, un poco ensanchada acia su orificio, inclinada^ de un 
verde sucio pasando al moreno, y en fin angostada por bajo de 
su orificio. Opérculo convexo, tan largo como la cápsula, del 
color del pedúnculo, y dominado por un rostro oblicuo y subulado. 
Dientes del peristoma enderezados, conniventes, de un bello 
rojo vivo, repartidos un poco mas allá de la mitad en dos divi- 
siones filiformes y punteadas. Cofia largamente cónica, hendida 
lateralmente y mucronada en la estremidad. 

Este Fisidiente es intermediario, por decirlo así, entre el F. otmundioi- 
des^ cuyas hojas tiene, y el F. asplenioides^Síl cual se parece por la posición 
de las flores. Se distingue fácilmente del primero por sus hojas propor- 
cionalmente menos anchas, mas largas y mas tiesas, por sus frutos, que 
frecuentemente ocupan el ángulo de una dicotomía, y por los dientes del 
peristoma compuestos diferentemente. Del segundo difiere por sus hojas 
enteras, si se esceptuan algunas leves salidas, formadas por las celdillas 
de la estremidad, y que solo se distiguencon un aumento de doscientas 
veces de diámetro. Nuestra especie es sobre todo notable por que la flor 
femenina, aunque sea terminal, se halla álempre sobre el lado de la ter- 
minación del tallo, en el doblez de una hoja, de donde proviene su nombre 
especifico, y que al mismo tiempo se desarrolla por bajo de ella una rama, 
colocándola asi en una dicotomía. Se encuentra en los lugares húmedos 
y sombríos de las provincias australes de Chile. 



64 rLORA CHILENA. 

TRIBU VI. — MIELICHHOFÉRIEAS. 

Miif|r<>* vivaces, blazlUreti oladooarpoi, formando eon la tribv pv«- 
oedente «na tranilolon natural entre los Acrooarpot j los Mtor»» 
oarpot. Oápsnla recta 6 inclinada, haploperittomadaf con apbttele 
en la base 6 sin ella. Flores dioicas 6 hermafiro ditas. 



Capsula pyriformis aut davala^ in eoUutn attenuata, PeritUH 
7nium simplex : dentes 16 e basi dilatata, lineares^ Sítí>plani, arÜ^ 
culati f granuiait. Annulus prcesens. Calyptra cucuüiformis. 
Floret diaici. 

MiELicHHOFBMA Nees yHornsch .BryoL (?«rm., 179.— ORCAsBrid.—ApiocitPA 
Hüben— WK188IA Funck.— Hornsch— Schwcgr.— Hook. y Aro — ¡cofi,,BrwA 
y Schimp., Bryol. Eur. 

Cápsula piriforme ó en forma de maza, y atenuada en 
cuello en la base. Peristoma sencillo, compuesto de diez 
y seis dientes lineares, casi llanos, articulados y granulo- 
sos. Cofia á modo de capucha. Flores dioicas. 

Estos Musgos tienen alguna afinidad con las Briáceas ; pero su modo 
de yejetacion, la estructura del peristoma y la posición del fruto son 
muy diferentes. Sin embargo, presentan la foliación, la cápsula y la 
cofia de las Pollas. El peristoma es el mismo que en el género Anaea- 
lypta (Weissice Sp. olim.). Sus tallos son ramosos, piramidales, con- 
tinuándose desde la estremidad de las ramas, y produciendo en el 
axila de las liojas innovaciones laterales. Las flores son dioicas ó 
andróginas, colocadas sobre dos ejes laterales muy cortos, creciendo 
menos después de la fecundación. 

1. MUeNcHhoféria hrerieauMÍ9. 

M, caule bri9is8imOy, parce innovanti-ramoso, erecto ¡ foliis ovato-ianceola- 
ft5, remóte deniicuiatis, etanidinertiit; capsula cernua aut péndula^ ovalo- 
pyriformi; opercuto convexo, acuminato, 

M. BRBYicAULis Uomsch., Fl. Eras. y Fase, I, tab. i, fig. s. - C. MüÜ., Syn, 
Musc.,l,9aL 

Tallos como de una línea, emitiendo vanas ramas de dos á 
tres lineas de largo, filiformes y un poco engrosados en la estre- 



• •• ^ 



MUSGOS . 66 

midad. Hojas caulinares rectas, lanceoladas, dentadas acia la 
punta, la cual no llega á la nerviosidad que las recorre. Las de 
las Tamas ó innovaciones mas anchas y no acuminadas. Las 
períqueciales el doble mas largas que las otras, linearianceo- 
ladas, y semejantes á las rameales en lo demás. Flores andró- 
ginas : las anteridias apareadas en el axila de ^ bojas períque- 
ciales. Vagínula aovada. Pedúnculo de cuatro líneas de largo, 
moreno, recto, flexuoso, liso y torcido de derecha á izquierda. 
Cápsula inclinada ó pindienie, oboval, morena, con una corta 
apófisis, que desaparece en la vejez. Peristoma con diez y seis 
dienles linei^re», poco ensanchados en la base, y los artículos 
mas largo$ qfde anchos, blancos, tendidos horizontalmente ó 
conniventes j|qi qb cono muy corto cuando están secos. Opérenlo 
corto, cónicoi con un pezón en el centro. 

Estaespecie difiere por sus bojas dentadas de la M, MÍíÍM Sl y iSch. (P/. 
éatic. A9ty$,). Solo be bailado tres ó cuatro individip|.'jiieKdados con un 
Brío bermafroUila y estéril. El lugar donde s^e cria^^^Jio «Ái ii|Q<ado. En 
mis ejemplares los dientes no se hallan reunidos por iiiía corla fiémbrana, 
y si salen directamente de la capa esterior de ll''|á|Npiila. Todo lo 
demás está de acaerd o con la descripción y la figura citadas. 

2. MMleMieHHoferia pMemw^ffew%a. f 

Jtf. hermaphrodita¡ caule erecto, radiculoso, ramoso, axihus floriferishañi-^ 
laribmlaVTúlibusque breviuimit; foliii ovato-lanceolatis, integerrimU, eta^ 
nidimervii»^ perichcetialibua dentalis ; capsula inclinata, oblonga, ituequali; 
peristomii demtibus ápice irabtcuUs conjunctis ; operculo convexo-cónico, bre- 
vissimo, 

M. rLBDROGiNA MoDUg-, loc. cit., Cent. 5, n« SO.— c. UüIl., loe, cit,» 1, !B5. 

Tallos muy delgados, sin hojas por bajo, donde se hallan 
reunidos por un fieltro radicular moreno y bastante flojo, con 
hojas en lo alto, y divididos en ramas piramidales, que llegan 
hasta nueve lineas de altura. La corta rama que sostiene la flor 
y luego el fruto, se haüa colocada ya en lo bajo de I03 tallos 
principales, ya lateralmente en el axila de una hoja. Hojav dis- 
tantes una de otra inferiorniente, pero creciendo y atejánclpse 
mas angostamente á medida que suben sobre el tallo, oval- 
lanceoladas, enderezadas ¡jor la poquedad, medio eslendidas en 
la humedad, poco cóncavas, llanas y enteras en los bordes, con 

Botánica. Vil. ^i» 



5.*' 



'f. 



66 FLORA CHILENA. 

una nerviosidad que no llega á la estremidad, delicadas y de un 
verde amarillento. Areolas de la redecilla paralelógramas 6 en 
losanje por bajo, y linear-oblongas arriba. Flores sésiles y dis- 
puestas lateralmente á lo largo de los tallos, absolutamente como 
en los Musgos pleurocarpos : todas las hemos hallado hermafro- 
ditas, formandq||||inas aovadas y muy pequeñas, pero bien visibles 
con el lente, conifpuestas de hojas ovales, acuminadas, cóncavas, 
enteras, con una nerviosidad que escede su mitad : en el centro 
de la yema se encuentra un corto número de anterídias sin para- 
fisos, oblongas, muy levemente pediceladas y poco coloreadas. 
Los pistilos son dos veces mas largos. El fruto ocupa frecuente- 
mente lo inferior del tallo, aunque también sesaele ver álo 
largo de las ramas. Vagínula comunmente obtenga, 6 á veces 
desigual, siendo su lado esterior mas largo que el interior. 
PedúncttlO^Weé^amente débil, delgado, como de una pulgada 
de largoV^maíÍHÍ0Bto, torcido de derecha á izquierda por bajo, 
y al co^íqfí^ri.ó eenjh de la cápsula, la cual es oblonga, desi- 
gual, incoada ftSlscendente, como en varias Leptostomas, ate- 
nuada en ambas estremídades, un poco ventruda y bermeja. £1 
anillo se compone de dos hileras de celdillas redondeadas. 
Opérenlo convexo-cónico y obtuso. Dientes del peristoma reu- 
nidos en su base por una membrana, que es la prolongación de 
la capa interna de la cápsula, enderezados, lineares, llanos, 
compuestos de dos hileras de celdillas, mas largos que anchos, 
y primitivamente soldadns en la estremidad por medio de cel- 
dillas trasversales, que persisten después de la dehiscencia. 
Esporanje ocupando solo las dos terceras partes superiores de 
la cavidad de la cápsula, y su porción inferior formada por un 
estipe que le presta la columela. Esporas globulosas y lisas. 
Cofia cayendo temprano, linear, recta y dominada por el estilo: 
jamás la he visto hendida en el lado. 

AfÑfhñera vista nueslro Musgo se parece á Uñf.campylocarpa Br. y Sch. 
por stfikflorescékicia ; pero difiere por la forma de la cápsula, sus hojas 
enteras, y los dientes reunidos on la estremidad por junturas trasversales. 
También se distinguede la if. pellucida Hmp., por las hojas, cuya nervio* 
sidad noUega á la estremidad. Se halla en Santiago sobre las rocas de las 
montanas. Sus frutos maduran por junio y agosto. 



> '•*. 




MUSGOS. 



XV. DIPX.08TIC0. — DIPZiOSTICHUM. f 

Capsula basüaris^ aqualis, slriata, exannutaía, Peristomium 
simplex: denles 16 aguidistnntes, e basi membranácea orli, plani, 
lanceolati^ Irabeculati^ longilrorsum grammice lineali passimque 
perforatL üperculum convexum, obligue rostratum- Calypíra 
eueulliformis, 

DiPLOSTicBUM Montag.— PTERiGTN AVDRi Sp. Bríd»— DiDTiiODOMTis5p. Scbwügr., 
SüppL, tab. 185 — EüSTiGBiA C. MUll. (RrídO- 

Cápsula basilar, igual, estriada y sitf anillo. Peristoma 
sencillo, elevándose de una corta membrana , y consis- 
tiendo en diez y seis dientes líanos, lanceolados, á veces 
perforados, y marcados con lineas longiiudioales. Qpérculo 
convexo, con un largo rostro. Cofia á modo de capacha. 

Musgos con el aspecto de las Weísias. El modo de la fructificación 
y la posición de las hojas son los mismos que en el género precedente. 
IjOs dientes, en numero de diez y seis, jamás están apareados, naciendo 
también de una corta membrana, pero son de diferente naturaleza. La 
disposición de las hojas, de donde resulta un tallo llano, apaita estos 
dos géneros, y los separa del Pteri,!:;inan(lro. En fin , los frolos son 
positivamente laterales, y no permiten el reunido al DidiiiHjjphlgkCiyo 
peristoma no se puede comparar. Creo que los i:arÁcítre¡$Ú!t^m'fffpt^ 
^^°^ ^^^44^^^^ Musgos entre las Mielicbhoférieas : enlodo c«i^|4Í9iB 
pongo üjjdjllpilialmente con un nombre genérico sacado d^ la' pogilci^n 
dística MlMtiioj as, absolutamente como en el Filogonio. Las aitobis 
de la redecilla son cuadriláteras y no lineares. No he podido vérlaéflores 
masculinas : las femeninas están en forma de yema alargada, compuestas 
de cuatro ó cinco pistilos, sin parafisos, que rodean las hojas involúcra- 
les, primero bastante parecidas á las del tallo , pero que alargándose 
después de la fecundación, se vuelven oval-lanceoladas: también están 
mas profundamente dentadas. 

1. MMipMo9iiehutn ionffirogfrniH* 

D, caule erecto aut procumbente^ gracili, dichoíome ramoso; ramis subfas" 
ti'gfatis; folHs imhricato^isdchis^ ovatis^ acuminatís, ñervo cuspid'atis^ com- 
plicato-carinatis, tenttissime terrulatfs^ quJiérate ureolatis ; peduncuío basi- 



8Í)4»>«'^ '<> FLORi CaiLEIfA. 

turf; «HplUh &mta, treeia, «guali, 8-tlrlata; optrcúla i 
longtroiirt. 



•..ell., B* 49. —PTimCINlNDIIDl 

iCHiii Srbwvgr-, Svppl.. tab. 183, ubi 
LOHCiiaiTKis (Brid.) C Haltet. toe. 



Tallos unidos entre sí hasta los dos tercios Ó las tres cuartas 
partes de su longitud, que es como de una pulgada, por ud 
tieltro radicular muy grueso, muy denso, y de color de tabaco: 
si coa dificultad se llegan separar, se muesttan delgados éirregu- 
larminle rainosoi, Aunas comprimidas, mas dilgadas en su base 
filiforme que en la estreinidad, oaciendo por dicotomías suce- 
sivas, no bajo de la flor, sino en el asila de una hoja, y ele- 
vándose como á la misma altura, tan delicadas que acia la 
estrernldad allanada apenas tienen mas de un octavo de anchura. 
Hojas alejada» en dos hileras opuesta^!, mas finjas en lo bajo de 
Ira tallos y de las ramas, y en los individuos estériles, aovadas, 
acuminadas en una pui;ta, formada frecuentemente por la 
salida de la robu ta nerviosidad que las recorre, plegadas «n 
quilla, de modo á embrazar el tallo, como las de los Filogonios, 
y muy finamente denticuladas en los bordes, si se observan con 
un griode aumento : su culor es de un verde oscuro oliváceo 
en los individuos eííléríles, de un verde amarillo eu los fértiles, 
y amarillo dorado en las viejas mechas. Redecilla cooipaesta de 
areolas cuadriláteras, grandes por bajo, y mas p>4M0Mp desde 
el medio. \a?. hoja'^ periqueciales esteriorts do d^l^V de las 
otras, pero las interiores son largas, lanceolaiJas, cóacavas, su 
nerviosidad desaparece bastante antes de la estremidad, y la mas 
aproximada á la vainilla aun no la tíeue. La areolacion es tam- 
bién mucho mas floja. £1 pedúnculo sale de una vagfnula cilfn- 
dríca, prolongada, colocada en lo bajo del tallo principal ; es 
umarilleDto, delgado, recto, de seis á ocho líneas de largo y 
apenastorcido.Cipsulaovalóaovada,igun], enderezada, bastante 
gruesa, con ocho surcos, bermeja en la madurez, y morena des- 
pués de su evacuación. Los diez y seis dientes dil perisloma 
están unidos en la base per una prolo»gaci< m membrajiosa de 
la capa interna de la cá¡Milb, largamente lanceolados, llanos. 



MUSGOS. %a 

flexiiosos en zígzfig al nivel de las articulaciones superiores, 
cuando se miran de perfil, divididos en muchos artículos tras- 
versales, los cuales presentan varias pequeñas líneas longitudi- 
nales, que no esceden los límites de los entrenudos, y en fín, 
con nume!OSOs agujeros diseminados, ó á veces sin ninguno. 
(La figura citada de Schwaegrichen da una idea bastante exacta). 
La longiiud de dichos dientes es el tercio de la de la cápsula. 
Opérenlo mas largo que esta ultima, convexo ó cónico en la base, 
prolongándose en un rostro adelgazado y oblicuo. Cofia de color 
de paja, ensanchada ^n la base y hendida lateralmente, cubriendo 
á lo mas el cuarto superior de la cápsula. Esporas pequeñas, 
globulosas, llanas y verdosas. 

F'Ste Musgo, interesante bajo varios aspectos, se cria al pié de loe ár> 
boles en las provincias meridionales de Gbile, formando mechas comcéI^ 
Mieliehho feria nítida y lan compactas. Se creería ver un Fisidiente ang^á^ 
pero, como lo nota Bridel, que pnísentaba el género, las hojas Hipeft 
otra conformación. Además es evidente para mi el que los dos llv^||fil 
dados por Dupetit-Tbouars á Bridel y á Schwaegrichen son una soli y 
misma especie. 

MUSGOS ACROCARPOS. 

TRIBU VIL — POLITRICEAS. 

■ufg^o* vlvtkoeñt los mayoref y ñu** bello* de todat las etpeeiet Aero- 
oorpos. tuf oaráotere* etenolole* «on una o¿fla oublerta de pelott 
rara W9z desnuda, j una okpsulaf ouyo orifloio, oerrado por oaa 
■aembrana, representa una espeoie de t&mpano después de la oaida 
dal opérculo. 

XVI. VOUTBIOO. — FO&TTBipfli^li. 

Capiula varia, cylindriea^ svbrotunda, l^$it^tf§tílif vei míigu- 
lata, venlncosa, apnphysata, exannulala. mNMMfmit simpféx: 
denles 16-64 breves, inflexi, membrana tran h i mkW (epiphragma) 
ex ápice columeilce orla connexi. Catffí^fU eueutliformis, glabra 
aul indusio vilfoso tecla. Flores scepittíi^tfstei, 

^ POLTTRICBPM Lino —HOOk — WilS PSILOPILUM, CATHARINti, POGOMATOH J 

Í>OLTTRiCBuii Brid.— Oligotrigbum DC. - Atricbcm P' B. 

Cápsula variable, ya cilindrica, ya redondeada , ya cúbica 



70 FLORA GIIILENA. 

Ó angulosa, con una apófisis ó sin ella, y siempre sin anillo. 
Peristpma sencillo, imitando el pellejo de un tambor, y 
adherido al rededor de la cá|)sula por diez y seis, treinta 
y dos ó sesenta y cuatro dientes. Cofia cuculiforme, glabra 
ó con un espeso vellón. Flores por lo regular dioicas* 

Musgos muy variables en su aspecto y tamaño, pero distinguiéúdose por 
los caracteres sacados de la cápsula, bastante parecida á un tamborcito, 
y de su cofia, por lo común cubierta de pelos ferruginosos. Sus taUos 
áon cortos ó muy largos, sencillos ó ramosos, cilindricos ó triangulares. 
Las hojas son lineares, canaliculadas, tiesas, dentadas en su borde, el 
cual se pliega á Teces acia dentro, y con una muy ancha nerviosidad, 
en cuya longitud se desarrollan frecuentemente por dentro varias lami- 
p^las largas y paralelas entre ellas. La cofia tiene la forma de una ca- 
'pacha, rara vez desnuda, y con frecuencia cubierta por una especie de 
vellón flavo, cuyos pelos están dirijidos de la estremidad á la base» 

En vano se ha tentado el dividir en géneros bien marcados ias espe* 
cíes de este grupo natural. Siempre algunas intermediarias rompían la 
pretendida unidad, que á fuerza de arte se habia establecido de un mcMlo 
al parecer sólido. Es necesario, pues, renunciar á tal división, ya que 
la naturaleza parece oponérsele. En el Voyage au Póle Sud, CrypL^ 
p. 312, he demostrado que la cofia del P, dendroides constituía una 
Calharinea ó un O/t^o^rtc^iim, mientras que su cápsula formaba un 
jPo^¿yno^um; mejor aun, su tallo triangular es el de un Polyírichum; 
de modo que para ser consecuentes, seria menester elevar esta especie 
al rango de género, puesto que no entra en ninguno de ios cuadros ya 
trasados. Preferimos^ pues, hacer con ella el tipo de una nueva sección^ 
que Wamatemos Lipoírichunij y tomar, como los Sres. Schwaegridien^ 
Fiedlery Wilson. el género Polyírichum con la estension que le acor- 
daba el inmortal Linaeo. 

1. JPof||HIMMMlMsa ^^IftofrleUitiMO Oe—aróiO^m. 



i^. 



^. (itlas botánico.— Criptogamia, lám.l.) 



íií 



P. cmiUerhitomñte erett^^triquetro^ ápice dendroideo-ramosv ; ramis tH- 
chotomis fasciculatiSf fmt(¡lkiíi$t foliis e taginünté b«si lineari-subtüatU^ 
longissimis^ siccitaie conl'ortU^ madore patulfs lamellatis^ serrulatis; pedún- 
culo terminaít btetitéf ocreato; capsula primo cylindrico-arcuata^ tándem 
oblonga^ horizontali; dentihus 64; opérenlo e convexa basi 'jnblique longeque 
rostrato; calyptra suhulata^ basi flmhriatO'-pilosa^ ápice exasperntn, cíPterum 
nuda levissima, latere fissa. 



MUSGOS. 71 

P. DBMDiioiDEs Brid., S^. Muse, 1,77.— Hook., Ic. Pi., 1, tab. SS. — Moniag., 
Voy. Póle Sudj Crypt., p. 311. — Pogonatum dendroides Brid., Bryol, univ., 
II, H2.— Bruch y Scbimpo Monogr. Poiytr., p.á, in Bryol. Eurcp — Catharuíb% 
DBKDROiDES Hmp., in G. Mttil.» Syn. Muse, 1, 109. ^9* 

Tallo de un pié de alto, del grosor de una pluma de Cuervo, 
triangular, sencillo, torcido espiralmente sobre él mismo en las 
tres cuartas partes de su longitud, dividido solo en el resto en 
ramas dicóiomas, que llegan todas á la misma altura y le dan la 
apariencia de un arbolito, cubierto de un espeso vello en la base. 
Además presenta en su parte sencilla en vez de hojas, escamas 
membranosas, terminadas por una larga espina, aumentándose 
á medida que se acercan á la punta, donde poco á poco se 
convierten en hojas flojamente atajadas, ocupando las ramas, á 
las cufiles rodean por una base cuadrilátera, encojiéndose después 
en una porción linear, subulada, canaliculada, finamente denti- 
culada en los bordes y en el dorso de la nerviosidad, medio 
estendídas por la humedad, rizadas en la sequedad, de un verde 
sombrío y oliváceo, recorridas por una gruesa nerviosidad y por 
unas cuarenta laminillas en su faz superior. Las hojas perique- 
ciales no difieren de las rameales : la redecilla de ambas so 
compone de mallas paralelógramas en su parte envainadora, y 
de celdillas redondeadas en el resto de bU ostensión. Vaginula 
cilindrica, de mas de una línea de largo, con un gran número 
de paraíisos hinchados en medio de los tabiques. Pedúnculo 
enderezado, robusto, rojizo, de diez y ocho líneas de largo y 
apenas torcido. Cápsula amarilla, muy parecida ala del P. undu- 
latwn, pero en la madurez recuerda mas bien la del P. gigan- 
teum: en el primer caso (Lám. 1, fig. a) es cilindrica y el doble 
mas larga que gruesa, y en el segundo se vuelve proporcional- 
mente mas corta y se inclina mas. Se observan varios estomates 
morenos. Opérenlo convexo y terminado por un largo rostro 
derecho 6 diversamente inclinado, con el cual iguala la longitud de 
la cápsula. El peristoma tiene sesenta y cuatro dieijite^ Espo- 
raq|k sinuoso, casi mesenteriforme, ya en su pliegQl||pl^sular, 
ya ^n su porción inclinada al rededor de la columela. Esporas 
pequeñas, redondeadas, lisas y verdes. Cofia de tres líneas de 
largo, mivy estrechamente linear, hendida lateralmente hasta el 



72 FLORA CHILENA. 

medio, muy parecida á la del P. angmtatum, pero presentando 
además que ella varias pestañas en la base, como para recordar 
la cóGa vellosa de \os Pogonatum : su estremidad es muy aguda, 
teniendo también pelos muy raros, rechazados, y que después 
decaídos solo se encuentran pequeñas asperezas. Los individuos 
masculinos son un poco mas cortos que los femeninos, pero con 
iguales hojas y ramificándose del misuio modo. Flores compuestas 
como las de todos los Politricos. 

Este magnífico Musgo es el mayor de todos los Acrocarpos conoddM. 
Se cria en la tierra de los talus que rodean los caminos en las provincias 
de Valdivia y de Ghiioe, y en el estrecho de Magallanes. 

Esplieacion de la lámina. 

Lam. 1.— P, dendroides : a Hembra de tamaño natural— ¿>Macbo, redoeidQ á 
la cuarta parle de su tamaño. — c Rama de este último de tamaño natural, oob 
varios discos sucesivos de dores masculinas >— d Uno de estos discos, 5/f : de m 
centro, e^ se ve salir una prolificacion, destinada á continuar el tallo —ftfUo/g 
hojas periRoniales'.'' g Una anieridia, 16/1, acompañada de dos paraflsos : uno lli- 
forme é igual, y el otro ensanchado á modo de raqueta en su estremidad — h Corte 
trasversal del tallo, para mostrar su Torma triangular.— i Una hoja escamiforme 
de la parte inferior, 3/1 . - k Una hoja rameal, 5/1 . • Cortes trasversales : ¿ de la 
porción ceñiente, y m dé la míiad de la parte libre de dicha hoja; se ven en la 

porción cóncava de la segunda figura las laminillas paralelas que la guarnecen 

n Tarias de estas hojuelas mucho mas aumentadas — o Estremidad de la hoja ra- 
flieal, vista por delante — p La misma vista por el dorso, para mostrar los dieniéi 
de la nerviosidad.— q Redecilla de la base de las hojas. 90/1 — r Id. de la mitad de 
^a hoja acia su borde, 90/1 —5 Cápsula joven, dominada por el opérculo y con se 
cofia. — r, u la misma sin opérculo. — v Opérculo separado. Lasfig 5, 1, u, v eslin 
aumentadas como de 5/1 — x Un corle longitudinal pasando por el eje de la cáp- 
sula, mas aumentado : se ve en el centro de la columela x' el saco esporóforo 6 
esporanje x*\ y el epifragma entero o; *" alzado, adherido aun á algunos dientee. 
— V Dos de los sesenta y cuatro dientes que rodean el orificio capsular. 80/1 .«-> 
z Corle horizontal de la cápsula, 8/1, mostrando en s * la columela, y en z'* el etpo- 
ranje.— a Redecilla de la cápsula y cuatro estomates, 80/1.— b Vagínula acompa- 
ñada del pedúnculo, y rodeada de parafisos nudosos y filiformes.— c Estremidad de 
los parafisos, 80/1.— d Seis esporas, 380/1. 

2. JPoiyiHehw99n(VaÍharifea) atia^effottfotMN* 

P. catdt simptici innovnnte; foliis erecto-pateniibus^ siccitaie appreuis € 
hasi ampUxicnuli subulatis^ canaliculatis , eartilngineo^srrratia; eap*MÍa 
inclínala vel horiztmtali oblonga^ semi-cyUndracea, supra plana; vpercuUe 
basi cónica longe rostrata : calyptra glabra. 

F. MAOiLLANicuM Líun., Suppi., p. 449. — Momafr., Póle Siid, O|f^.,SI0.— 

' . »» 

i* 



« 

MUSGOS. 73 

Hook hijo y WU^., Crypt. antarci., p. S, lab. 50, Og. 3.— G4tbaiinia maoellanica 
Brid-, BrtfoL univ , II, iOe. 

Tallo primero sencillo, luego ramoso, y de cuatro pulgadas de 
largo. Hojas estendidas por la humedad, ovales y abrazadoras 
en la base, después subuladas, presentando en los bordes dientes 
cartilaginosos, y recorridas por una gruesa nerviosidad. Pedún- 
culo terminal, aunque aparentemente lateral, robusto, endere- 
zado, ii^o, de un amarillo anaranjado, y como de diez y ocho 
líneas de largo. Cápsula horizonlal en la madurez, medio cilin- 
drica, con la faz llana vuelta acia arriba, lo cual le da "cierta 
analogía con el Dawsonia. Sesenta y cuatro dientes en el 
peristoma. Golumela con cuatro pestañas, formadas por la por* 
cjon rechazada del esporanje. Opérculo cónico, en forma de 
rostro. Cofia glabra. 

Este Musgo lo descubrió Gommerson en el estrecho de Magallanes. 

(AUas botánico.— Criptogamia, láin.4, Ar. S.) 

P, caule ca^pitoso, timpUci: foUit ovat(hlanceolati$^ohtwis,ha$i quadrata^ 
membranácea caulem amplectentibus, margine erecto^ unduiaio^ supra médium 
patenii'incurvis, canalcufatiSf integenimis, ñervo semim dilátalo percursis 
a medio ad apicem multilamHlaiis^ S'ccitate uncinatoincurcis; capsula iub- 
inclinata, oblongo^yl'ndracea; opérculo conico-rostrato, dimidiam captulam 
vix cequante; dentibus peristomii S%, 

P. MouNA Monug., Ann, Se, nal., aér. 5, IV, Cent. 5, no33.— -C. ]ianer,5yn. 
Jfiwc, 1. 196. 

Tallo sencillo y de cuatro á ocho líneas de largo. Hojas infe- 
riores cortas, y las superiores de mas á mas largas, oval-lanceo- 
ladpii^ canaliculadas, obtusas, adelgazadas acia los bordes, los 
c«||m| s%) muy enteros, un poco inclinadas por cima de la 
J|IÍ|||k^d, recorridas por una nerviosidad mediana que desa- 
paofÜe^ntes de la punta, y con veinte á treinta laminillas, 
ocupando solo la mitad ()e la faz superior desde su mitad. En 
la humedad están un poco estendidas, y cuando secas se rizan y 
contornean á modo de voluta. Hojas periqueciales con la lámina 
muy corta, rodeando la válvula desde las tres cuartas partes de 



74 FLORA GUILBNA. 

SU altura. Esta se halla coronada por una vuelta y tiene varios 
pistilos avortados, sin traza de parafísos. Pedúnculo de quiace 
lineas de largo, anaranjado, liso, bastante robusto y apenas 
torcido. Cápsula cilindroide, enderezada ó un poco inclinada, 
largo tiempo verdosa, luego bermeja, y de mas de dos líneas de 
largo. Epifragma fijado á su borde por treinta y dos dientes muy 
cortos. Golumela con cuatro alas muy anchas. Opérculo con la 
base convexa, terminado por un rostro recto ó encorvado, y la 
mitad mas corto que la cápsula. Cofia parecida á la del P, dem^- 
droides^ pero perfectamente glabra y el doble mas larga que el 
opérculo. 

Este Masgo es Tecino del P. canaliculafum Hook. y Arn., que recibi del 
Sr. Wilson; pero difiere por su talla, cuatro ó cinco veces mas elevada, 
por sus hojas obtusas eu la estremidad, por la cápsula primero aovada y 
luego cilindrica, y en fín por un opérculo que apenas escede el tercio 
ó la mitad de esta última. También se distingue del P. tenw'r^slre ñook,, 
cuyo aspecto tiene, por las numerosas laminillas de sus hojas, que solo 
ocupan la mitad superior. Nue>tra especie parece común ea Chile, si 
juzgamos por los muchos ejemplares traídos. Se halla sobre la tierra 
húmeda y levantada en forma de muro en las provincias meridionales, 
sobre todo en la de Ghiloe .Fué cojida en diciembre, época en que maduran 
sus cápsulas. 

Esplicacion de la lámina, 

Lam. 4, fig. 5.~ P. MoUnce .• a Mecha de individuos que lienen aun su opéroal*. 
~60iras variaSfCnyotopérculosestán caídos.^ eludí viduosmasou Unos de lanafio 
natural .— d Una hoja vista de cara, 5/1 .-> ff La misma, vigía de lado — f Hoja pe- 
r¡quecial,5/l — g Corle trasversal de la parle de la hoja con laminillas, para mos- 
trarlas en A, 16/1.— ^ Yagínula, 13/1 .— / Cápsula sin opérculo, S/l. — m Opérenlo, y 
n CóGa, aislados, 5/1 — o Corte de la columela acia su ttailad, 25/1. 

P. subsimplex, humile; foliis erectiuseulis, lan€eolat(hacuminafÍ0flltimii' 

culatis, integerrimis ; opérculo capsúlam teretem 8ub€equante, ¿ i^^n0 

■ •• 

P. CAMALiccLATüx Uook. y Am., in Beech., Voy., II, 51- — ScfaWUgrvif 
lab. 3S4, tf — Catharinea canaliculata C. Müll , ioc. cit., 1, 199- "V" ^ 

Tallo sencillo, derecho y de seis líneas de largo. Hojas endere- 
zadas, lanceoladas, acuminadas, muy enteras, amarillentas en 
la base, morenas en la estremidad, canaliculadas, con una ner- 
viosidad que se ensancha desde la base hasta la estremidad, y 



*aB.^ 




MUSGOS. 75 

recorrida^ longitudinalmente en la faz superior por unas veinte 
y cuatro laminillas. Pedúnculo de seis lineas de largo. Cáp- 
sula cilindrácea, igual, encorvada en la juventud y morena. 
Opérenlo convexo, dominado por un rostro tan largo como la 
cápsula. Peristoma con treinta y dos dientes. 

Esta especie se baila en la provincia de Concepción. 
5. JPo#|ffWelliuitt C^ephaMairíeHwiwn) oHffaél9§9. 

P, herntaphroditum ; caule Simplicia apicé comoso-folioso ; foliis tupremis 
longiorihus e basi amplexicauli lanceolaío-subulatis, patentibui^planis^ den- 
tüulatiSy cuspidatis^ lamelloUs; peduncuUs suhternis; capsula lereiiuicula ; 
dentibus 32, per paria approximaii$ ; operculo convexo^ rostellato; rosteilo 
geniculaío, 

P. OUGODUS Kze. ex Scbímp., in iiu>—C» MUll.; loe. cit,^ I, 206. — Cepbalotri- 
CHUM OLiGODvs Br. y Scbímp., Pogonat., p. 4. 

Tallos de media á una pulgada de largo, reunidos en mechas, 
desnudos 6 sencillamente con escamas en la bajo, es decir, hojas 
reducidas á su porción abrazadora. Hojas de la estremidad 
numerosas, apretadas contra el tallo en la sequedad, estendidas 
por la humedad, compuestas de una porción amplexicáula, oval, 
y de una lámina llana, lanceolado-subulada, dentada como una 
sierra en los bordes, terminada en punta acerada, recorrida por 
una nerviosidad y multilaminada en su faz superior. Como 
unas cincuenta laminillas ocupan toda la anchura del limbo y 
toda su longitud (elSr. C. Múller las ha figurado en IdíLinncBa, 
1844, t. III, fig. 17). Redecilla de la parte envainadora formada 
por mallas paralelógramas : el de la lámina tiene las celdillas 
pentágonas. Las hojas periqueciales difieren solo de las otras 
por ser mas largamente abrazadoras. Vaglnula muy larga, cilin- 
drica, dominada por una ocrea muy corta, con varios pistilos 
avortados en la base, y rodeada por numerosos parausos escesi- 
'tamente delgados é hialinos. Pedúnculos comunmente ge- 
minados y aun temos , robustos , flexibles, de seis á nueve 
líneas de largo y torcidos sobre ellos mismos de derecha á 
,i||zrruierda. Cápsula enderezada, cilindrica, de línea y media de 
%ú|||||p y un poco encojida en su orificio. Es verdad que solo se 
^Bfentan diez y seis dientes aparentes, pero cada uno está com- 



■t' 



76 FLORA CHILENA. 

puesto de dos muy aproximados, de modo que efectivameiíte 
hay treinta y dos apareados. Epifragma muy delgado y fugaz. 
Coluiiela filiforme, cuya ba^e sirve de eslipo al e-poranje. 
Opérculo convexo, umbilicado en í^u centro, donde se levanta 
una punía primero caida y como tendida, enderezándose después 
y co.itornéandose un poco (solo una figura poliia dar la idea de 
esta singular conformación). Cofia como la de los Pogonatos. 
Esporas lisas y de un verde amarillento. 

Este Musgo, solo nombrado por el Sr. Kiinze en la colección dePceppig, 
me he visto precisado á describirlo tan completamente como si fuese 
nuevo. Lo cojió Bertero en setiembre, en los pastos del monte de la 
Leona y sobre las rocas de las inmediaciones de Quillota. La misma es- 
pecie (P. simense^ Br. y Scbimp.) se halló en la Abisinia. 

P. caule simplici aut ramoso; foliis con fertis^ linean-lnncenlafit, margine 
membranareo inflexiSt strictfs , madnrepa-ulis integerrimis; capsula cuboidea, 
apophysi discoidea; opérculo convexo rostellato, 

P. STniCTüM Menz., Soc. Linn. Loni.y IV, lab. 4, fig. 1. ~Sebw9gr., Snpplem., 
tab 97— P. ALPBsrRB Hoppe — P. juniperindm BsTRicTüMBr. y Sctiimp., Po/yir., 
p. IS, lab. 16, B, t-3.— C. Hall., loe. cit,,l, S18. 

Tallo derecho, sencillo 6 ramoso, de una á dos pulgadas, desnudo 
por bajo, y lleno de hojas en su estremidad, las cuales están 
tiesas y pegadas al tallo, con la base ciñienie, cuadrilátera, y 
después linear-subuladas, con los bordes membranosos, plegados 
por cima, y un poco ásperos sobre el dorso de la nerviosidad. 
Pediínculo rojizo, de dos pulgadas de largo y rodeado en la 
base por una larga ocrea. Cápsula cúbica , dominando una 
apófisis á modo de lenteja. Opérculo convexo, con un rostro 
muy corto. Cofia llena de largos pelos rojos, primero lanceolada 
y después campanuüfonne. 

Este Musgo se cria por tierra no lejos de Valdivia, y sin duda en otros 
lugares de la República. 

P, eaule simpiiei 9pI diviso; foVis e basi amplexicauli, linean ^lanceol^ÉUjJMé 
treclo-patuli.1, subreflexis^ magine inflexis^ in'egerr»mis; capsula paraUmf^ 
pipeda^ apophysi distante; opérculo e basi planiuscula obliquc rostellato. 



MUSGOS. 77 

P. JuifiPBRiNDM Hedw., Sp. Musc, tab 18. fig. 6-10. — Br. j Sehimp., loe. eit.f 
Ub. 16, excl (i 1-3.- C. MUll-, ioc cit., 1,218. 

Tallo enderezado, sencillo, como de una á dos pulgadas de 
largo, desnudo en la base, y hojoso por arriba. Hojas ciñiendo 
el tallo por una base membranosa, linear-lanceoladas, recorri- 
das por una nerviosidad que escede su estremidad, muy enteras 
en los bordes, los cuales están plegados y como doblados por 
cima. Pedúnculo terminal, elevándose sobre una vagínula cilin- 
(Irácea, y dominado por una membrana anular {ocrea) , seme- 
jante á una vuelta, solitario, enderezado, de un purpúreo dorado, 
relucie te, y de una á tres pulgadas de largo Cápsula endere- 
zada, igual, cuadrangular, con una apófisis á modo de disco en 
su base, de un verde oliváceo, el cual pasa al castaño claro, 
é inclinada y horizontal cuando está evacuada. Columela con 
cuatro alas. Peristoma con sesenta y cuatro dientes adherentes 
al epifragma. Opérenlo llano , de cuya mitad se levanta un 
pequeño rostro oblí :uü. Cofia cuculiforme, lisa, y cubierta por 
un largo vellón rojizo. 

Este Musito es^uy parecido al precedente, por lo que algunos briólogos, 
acaso eoo razona lo iu! tan como una simple variedad. Según Sclmaegri- 
cben, sedlíerenelaiB específicamente tamo por la forma de la cápsula, como 
por l^f^ngitud de loirt'dllosy la disposición de las hojas, mas rstendidas y 
aun uikpoco inclinadas en este áltimo- Es común en Cbile y en todas partes. 

TRIBU VIII. —BARTRAMIEAS. 

Tallo tenolUo, 6 oon ramas dloótomaii h fasolouladat. Hojas laa- 
oeoladas ó en forma de alesna, denticuladas, y dispuestas en olnoo 
& ooho hileras. Cápsula esférica, estriada, con peristoma 6 sin él. 
Opérenlo naediano y convexo. Inflorescencia variada. 

XTZZ. BARTRAMZA. — BARTBAMZA. 

Capsula suhsphcerica, erecta^ cernua avt péndula, pedúnculo 
brevi, scepe arcualo aul elongnto^ sfricio suf fulla, slriala. Oper^ 
culum minulum^ convexo htmi^phasricum. Perütomium nuHum^ 
simpUx nal dopl^x. Denles el cilia 16, hoec laniem longilrorsnm 
físsa, cUwlísí'3 velnuliu iulerjectis- Calyplra mínima, cucullala, 
fugax. 



78 FLORA CHILENA. 

Bartramu Hedw., Muse Frond., III, lab. 40. — Schwegr., Sp. ifu«c., 9i. — 
Bartramia y Philorotis Brid., /occ/í-, 15 y 32.— Br. y Schimp., Bryoi. eur. 

Cápsula acercada á la forma esférica, derecha^ inclioada 
ó pendiente, estriada, y sostenida por un pedúnculo de- 
recho ó encorvado. Opérculo pequeño, convexo, apezo- 
nado ó llano. Peristoma variable, nulo, con uno ó dos 
verticilos de dientes. Estos y las pestañas en número de 
diez y seis. Cofia pequeña, cuculiforme^ cayendo temprano. 

Musgos vivaces, con fruto terminal, viviendo sobre la tierra y las 
rocas, rara vez en las cortezas de los árboles, y formando coginetes ó 
mechas mas ó menos espesas, presentando siempre en su parte infe- 
rior un fieltro radicular que lia los tallos entre ellos. Sus especies 
forman dos secciones bien marcadas, que Bridel consideraba como 
dos géneros distintos. En el primero {PhÜonolis), el tallo, sencillo por 
bajo, se divide en la estremidad en ramas fasciculadas, es decir, sa- 
liendo de un mismo punto ; las hojas tienen una diverjencia de 2/5, y la 
cápsula está largamente pedunculada. En el segundo {/íarlran.io)^ el 
tallo se ramifica por dicotomías sucesivas ; la diverjencia de las hojas 
es de 3/8, y la longitud del pedúnculo varía; la iBftjitfc i nflji fíi termi- 
nal, monoica, dioica ó hermafrodita ; las hojas j^'b comi^^lktnceo- 
ladas ó subuladas, uninerviadas, denticuladas^.^ su r¿dec||||h€om- 
puesta de mallas cuadriláteras y frecueutemente erizadas de P'ij^jfoB, 

i. Mar9ra»H£a pan%ifarÉUÍ9* 

B. dichotomo-ramosa ; ramis fastigiatis; foliis confertis^ erecto-patentibus 
patulisve^ crispabilibus, lanceotato-iinearibus^ serratis^ scabris; capsula cer- 
nua, suhsphcBrica; opérenlo late cónico ^ brevi; peristomio duplici, perfecto, 

Var. p crispa. — Majar; foiiis longioribus, remotioriku$; r^mit capsultis 
swpe superantibus, 

B. POMiFORMis p CRISPA Br. y Schimp , ice. cit., 42, 13, tab. 4, eximie.— Monlag., 
Voy. Póie Sud, Crypt,^ 307. — C Müll., Syn. Muse, I, 499. - B. crispa Swariz., 
Must>. Suec, 73.— Brid , loe. cit., 4!. 

Musgo monoico. Tallo derecho, ramoso y de una á dos pulgadas 
de largo. Ramas alargadas, escediendo á veces la altura de las 
cápsulas. Numerosas hojas ensanchadas en la base , luego 
lineares, en forma de alesna, dentadas á modo de sierra ensu 



MUSGOS. 79 

estremidad, recorridas por una gruesa nerviosidad verde, vueltas 
del mismo lado, y muy rizadas en la sequedad. Pedúnculo de 
seis á diez líneas de largo. Cápsula apenas inclinada, esférica, 
estriada y morena. Opérenlo mediano, convexo y apezonado. 
Peristoma doble. Diez y seis dientes lanceolado-subulados forman 
un cono por su reunión. Igual número de pestañas, pero mas 
cortas que los dientes, y separadas por un hilo mas corto aun. 

Esta espacie, peculiar & Europa, la halló el aUniral d'Urviile en ei 
estrecho de MagaUanes, cerca del paerlo Galán. 

2. Miariran$ia 9iHeia. 

B, hermaphrodita; eaule erecto, dichotomo- ramoso ; ramU erectfs, baai 
aUenuatiSt ápice ineurvfusculis, foUisque strictU, conferiim^ imbricatis, lan- 
eeolató subulatis, rigidis; capsula subrecta^ subfiobosa, striata; pedúnculo 
obíuse^ tetrágono, confluente; peristomio sxmplici, 

B, STRiCTA Brid., Mantis,, ue.—Bryoí, univ., II, 45 — Schiivsgr., Suppi., tab. CO. 
— Brucb. y Scbimp., loe cit., tab. l.-C. MUIl., loe. cit.. I, SCO. 

Tallos de una pulgada de alto y dicótomos, con ramas del 
mismo tamaño. Hojas angostamente atojadas, pegadas al tallo 
en la sequedad, apartadas por la humedad, pero quedando 
tiesas, lanceoladas, con una nerviosidad que escede un poco la 
estremidad, y denticuladas en los bordes. Pedúnculo recto, ter- 
minal, aunque parezca lateral, de cuatro á seis líneas de largo, 
liso y torcido de derecha á izquierda. Cápsula redondeada, casi 
derecha, estriada, surcada, aun cuando seca y evacuada. Opérenlo 
convexo y apezonado. Peristoma sencillo, compuesto de diez -y 
seis dientes variables en ciertos límites. Esporas muy finamente 
granulosas : los autores de la Brxologia de Europa dicen que son 
lisas, pero sin duda es un error en la impresión. 

Este Musgo forma anchos y espesos coginetes de un verde gay. Bertero 
lo encontró en Juan Fernandez. 

3. JBarira»nÍa awnhÍ0wa. f 

r-' 

B. dioica ? caule erecto^ dichotome ramoso ; foUis confertis, imbrieatis, e 
basi ampliaía, ovata^ margine revoluta, subulatis, siccitate síricíiSy madore 
patulo-recurvis, margine dorsoque in nervum serruiatis; capsula oblonga, 
strtatíP, erecta operculo eonvexo^hemispharico ; peristomio simplid^ brevi. 



4 



A. 






80 PLORA CHILENA. 

B. AMiiGOA Mratag., ioe. eiL, Cent, s, nofl M«.— C. Mttll., loe* dt.^ I, 

Musgo probablemente dioico. Tallo enderezado* ramoso y 
dicótomo. Hojas densas, angostamente atejadas, dilatadas eo la 
base en una hoja oval, la cual rodea el tallo y tiene sus bordes 
reflejos ; además están subuladas, pegadas al tallo en la seque* 
dad, estendidas y encorvadas sí se humedecen, y con el borde 
y el dorso dentellados : este último lo es al nivel de la ner- 
viosidad. Cápsula oblonga, estriada y enderezada. Opérculo con- 
vexo y hemisférico. Peristorna sencillo y corto. 

No putido resolverme á reunir este Musgo á la B, stricta^ & U cual se 
asemeja mucho por su peristoma sencillo. Sin embargo, dfiere por U 
flor, que jamás be hallado bermafrodita ; por la forma arqueada que toman 
las hojas cuando se mojan , propia á las de la B. traer' ; por la base de dichas 
hojas mas ensanchada, oval-oblonga, y no encojida insensiblemente para 
perderse en la porción subulada, y además manifiest*. mente por b»Jo ea- 
el borde : por una cápsula mas larga que ancha ; en fin, por los dientes, en 
verdad algo variables, pero comunmente formados por una hilera de cel- 
dillas, sin cerrar completamente el orificio capsular. Se encuentra en 
varias provincias de Chile. 

h. JBarira$HÍa HhyphyMim. 

B. hérmaphrodita ; caule ramoso, erecto; folHs ereeto-patentfbus patuUtvi € 
bati lativre paHidioreqtte, vagtnante subulatis, »tri* tissimis, mafginesemh 
latit, Hf-rvolato in subulam rugoso deniatam excurrente: capsulce gubiphm- 
rica, cernua si órnate excéntrico, el opérenlo laie, cónico , obtuso; peristomÍ9 
duptici. 

B. iTBTPBTLLA Brid., MuscReccnt., II, III, 132, tab.l, ñ$.6.—Bryot, univ,, II, 
45.— Schwsgr., Suppl , tab. 60.-Bruch. y Schimp., loe. rif., tab. 2.— C. MOIlar. 
toe. cH., I, 483. 

Tallos dispuestos y ramificados como en la B. stricta^ aunque á 
veces mis largos. Hojas también pegadas al tallo en la sequedad, 
pero mucho mas amplamente estei didas, aunque siempre tiesas 
cuando se humedecen, y además un poco diferentes, ya por la 
base cuadrada y medio ciñlenle, ya por una nerviosidad mas 
ancha, ya en fin por las denteiladuras de los bordes, que están 
mas apartadas, son mas profundas y se eslienden mas abajo. 
Pedúnculo derecho, bastante largo, y no torcid >, Cápsula e^fé- 
rica, inclinada, jibosa, de donde proviene un orificio un poco 



luscos. 81 

escéotríco y profundamente estriado. Opérenlo cónico y obtuso. 
CóGa pálida. Dientes del perístoma esterior bermejos, perfo- 
rados, con frecuencia buidos, cerrando horízontalmente el ori- 
ficio de la cápsula cuando están húmedos. Pestañas del perístoma 
interior la mitad mas cortas, con filamentos interpuestos ó sin 
ellos, los cuales son frecuentemente rudimentarios. Esporas 
granulosas y bastante grandes. 

No hemos Tísto los ejemplares de Chile de este M4Í||o, comuDicados 
por Hedwig á Sóhwaegricben. Forma sobre las rocas y la tierra anchos 
céspedes de un verde intenso ó de un amarillo verdoso. 

B. hermaf^ar0diiB; eaule erecto^ suhratnoso; foliis dense imbricatis ex 
ablongo'tubquMármtü tmsi caulem amplectente seiaceis, rigidit, canaíicula- 
tis (obscure) 8erTál($,patentibus { capsula sulcata ; pedúnculo stricto, mediocri, 

B. PATIN8 Brid.. Muse. Recent. f U, III, 134, tab. 1, fig. 7, mala quoad fructum, 
— MOBUg., Voy. PóleSudy Crypt., 308.-Hook. hijo y Wils., <2|^..j||iíarc ., Si. 
— C. MOll., toe, tiU, 1, 494. .' .; i V 

Tallos reunidos eh céspedes compactos, de Jt» jíiriígkdií ymas 
de largo, con un vello moreno, y ramosos;,J^ laájéi ^ojas 
rodeando el tallo por medio de una dilatación 'díloíga y cua- 
drilátera, luego linear - subuladas , y con una nerviosidad. 
Pedúnculo terminal ó pseudo- lateral, de seis líneas á una pul- 
gada de largo, y no torcido. Cápsula derecha, casi esférica, 
surcada y como reticulada. Opérenlo convexo y apezonado. 
Peristoma doble. 

Gsta especie se cria en las provincias meridionales y en el estrecho de 
MagilUnes» donde la descubrió Gommerson. 

6. Burirawnia ^JPAIfaMOf<«> 9awa%en9a9a» 

B, monoica; caule tongo ^ subpinnatim dichotomo " ramoso , ferrugineo" 
tomentoso; foltis ovato-lanceolatis, striatiSy denticulaiis^ nertosis; capsula 
remuay ovato-roiundata; opérenlo convexo^ breviter acuminato, 

B. TOMENTOSA Hook., Musc. exot., lab. 19.— C. MUller, loe. cit,, 1, 488.-^Qli9:.o- 
NOTis tomeutosjl Brid., /oc.c/r.^36.— Bryum tomentosos Sw., loe. c<f*#,f»-iB37.. 

Tallos de tres á seis pulgadas, aplumaxtof eif la jCiv«Dtu(ff 

Botánica. Vil. 6 



■?•.■ j 



82 FLORA CüflENA. 

presentando entonces un aspeóto particulaf , después fanofósos 
por dicotomía, con un espeso vello moreno, de donde viene su 
nombre específico. Hojas ovales eú la base, luego lanceoladas, 
estendídas, estriadas, dentadas A modo de sierra, con una débil 
nerviosidad continua, verdes ó amarillentas. Pedúnculo derecho, 
de una pulgada á una y media, primero terminal, y después 
pareciendo lateral. Cápsula oval , redondeada , horizontal , 
estriada, desigüü y morena. Dientes del peristoma lanceolados, 
robustos y del color de la cápsula. Las pestañas del interior un 
poco mas cortas, divididas longitudinalmente, siguiendo hasta 
la base, y separadas por uno ó dos filamentos rudimentarios. 
Opérenlo pequeño, convexo, y apezonado en el centro. 

Esta especie se encaentra en los lagares húmedos de VtldlTia y Ghilee. 

7. JBariratnia C^MMnaÍÍ9) fúnta»%a. 

B, dhiei; tmáe ilongato^ inferné iimpiici, tomentoso, apiee fatHewUttim 
ramosos foUis 0fmt94anceolatis, acuminatis, serrulatis, subsecunáis; eapiula 
obliqua,mUn'0fímulaf opérenlo cónico, brevi, 

p Mtfel^Bica*— l7iti¿tferftf/o, ramositsimo; ramis verticiltatis, simplicibm 
compositisque ; ftíífivix secundis, evidentius serrulatis, 

B. FONTANA Swtrti.— Bríd., loc, cit., 18, sub Philonotidb. — €. MttlUr, /oc. 
eit,^ I, 474. 

Tallo enderezado j de tres á seis pulgadas de largo, sencillo 
por bajo, y con ramas verticeladas en su estremidad. Ramas 
delgadas, encorvadas acia dentro y casi sencillas. Numerosas 
hojas atejadas, o val-lanceoladas, terminadas por una punta fili- 
forme, que es la continuación de la nerviosidad, dentadas bajo 
de la estremidad, donde eslán inclinadas del mismo lado, y de 
un moreno verdoso. Hojas periqueciales semejantes á las cauli- 
nares. Pedúnculo terminal, enderezado, de dos á tres pulgadas 
de largo, y de ccAor purpúreo. Cápsula casi globulosa, inclinada, 
con el orificio oblicuo, y estriada según su longitud. Peristoma 
d^le : el jfinterior compuesto de diez y seis dientes muy gruesos, 

^^ámidafcr'f lujos ; el interior está formado poruña membrana 
jf^tífillisidit' jffiguilt^da , de la cual se elevan varias pestañas 

i^iK^illas é imperforadas, con dos delgados filetes entre ellas. 



MUSGOS. ^3 

Carece de anillo. Opérculo cónico, agndo, corto y rojizo. Cofia 
cuculiforme y pálida. 

Este Musgo rué cojido por Gommerson en el estrecho de Magallanes, 

(Atlas bofáoieo. — Griptogamia, lám. % fig. 3.) 

B, monoica aut dioica ^ párvula; caule brevissimo^ radictUaso; ramuUs pau- 
cis, verticillaiis^ erectis ; foliis imbrfcatis, lineari-lanceolatis nervoque sub' 
continuo argute dentati9,8ubsecund{s; peduncuUs flexuosO'incunis; capsula 
tpheerica^ 46 strtata, gymnoitoma ; opérenlo convexo, 

B. GTGNEA. Monlag., Ánn. Se» nat., Sot.y ser. 3, IV, Cent. 5, n» 34. — C. MUller. 
ioc. cit , I, 479. 

Musgo pequeño, llegando apenas á seis líneas de alto. Tallos 
reunidos en mechas por un tejido ó fieltro radicular, sésiles 
como en la mitad de su longitud, emitiendo de la estremidad 
cuatro á ocho ramas un poco encorvadas en la punta y pirami- 
dales. Las hojas rameales, pues las cauiinares están en parte 
destruidas; son oval -lanceoladas, defechas, poco esteíldidas 
por la humedad, con una tnediana nerviosidad continua^ den- 
telladas en los bordes y en el dorso de dicha nerviosidad. Su color 
bermejo ó ferruginoso es muy aparente. Las mallas de la redecilla 
son grandes y paralelógramas por bajo, y oblicuas en lo alto. 
Hojas periqueciales ciñiendo la vagínula por una ancha base 
oval, y encojiéndose casi súbitamente después en una larga 
espina filiforme, estendida, pareciendo formada por la nervio- 
sidad, y dentada como ella. La vagínula sale del pié de las 
ramas, es oblicuo -cilindrica y tiene varios pistilos avortados: 
además está cercada por parafisos mas largos que ella. Pedún- 
culo de tres líneas de largo, rojizo, flexuoso, encorvado á modo 
de cuello de Cisne, como en algunos Dicranos, liso y apenas 
torcido sobre sí mismo. Cápsula esférica, derecha, con diez y 
seis estrias, primero del color del pedúnculo, y luego morena. 
Se encuentra á modo de peristoma una membrana anular, 
horizontal, muy corta y desigualmente ajada. No he encon- 
trado nunca dientes, aun examinando atentamente el inte-' 
rior del opérculo. Este es convexo , rebajado, con uil mame- 
loncito central imperceptible. Cófla linear, de media líheü, y 



84 FLORA CHILENA. 

fugaz. l4ÍPi.|ll|^es masculinas, en forma de yemas, ocupan dos 
posicionei.^^Pfrentes : ya se hallan colocadas debajo de las 
femeninaí^ lo que es mas raro, ya terminan tallos sencillos, 
muy cortos, mezclados con los pies fértiles. Perigonio con cinco 
á ocho hojuelas ovales, aproximándose las esteriores á la forma 
de las hojas periqueciales. Se hallan diez á doce anteridiás 
alargadas, poco peduncnladas, morenas, y con parafisos el 
doble mas largos que ellas. 

Este Hndo y pequeño Musgo se distingue á primera yista de todos sus 
congéneres de este grupo, ya por su pedúnculo encorvado, ya por la au- 
sencia normal del peristoma. Se halla sobre la lierra en los lugares 
bajos y húmedos de la provincia de Concepción. 

EtplicaeioH de la lámina, 

hku. S, flg. 9.— a y b Dos individuos del B. cycnea de tamaño natural. ~c Uoa 
rama, de cuya base nacen los Truios y una cápsula con el pedúnculo eneorvado, 4/i . 
— d Trozo de una rama, con tres bojas,i6/l.— e Redecilla de lo bajo de las hojas 
rameales, 80/1. - f Estremidad de una hoja, para mostrar la redecilla de las dente- 
Iladuras de los bordes y de la nerviosidad, 80/1 •— gYagínula y base de! pedúnculo* 
16/1 .— A Tres hojas periqueciales. 12/1 . — / Cápsula, 5/1 — k Porción del orificio 
capsular, 50/1, para mostrar la redecilla de la cápsula y que no tiene peristoma. — 

/Opérculo visto de perBI y aumentado.— m |pi mismo, visto de cara n Cofia 

joven, 1S/1 — o Tres esporas, 160/1 — i? Una flor masculina, 16/1.— </, q' Dos bojag 
perigoniales aisladas y aumentadas diez á doce veces : la primera vista de cara, y 
la segunda desnuda en el dorso.— r Anterídia, y s Paraflso, 50/1. 

XTXIZ. COirOSTOMO. — CONTOSTOMUM. 

Capsula snhcBqualis^sulcata^ exannulata. Peristomium simples. 
Dentes iff ápice subulati^ in conum persistentem conniventes, Ca^ 
lyptru hfwiuima, conico-subulata, lalerefissa. 

GoNOSTpMüM Swartz. — B4RTRAMIA SjD. Bruch y Scbímp. 

Cápsula desigual, sin ramas, y surcada longitudinal- 
mente. Diez y seis dientes subulados, aproximados á modo 
de cono y soldados en la estremidad. Có6a corta, cónico* 
subulada y hendida de lado. 

Los Musgos de este género, algo artificial, son vivaces. Presentan los 
mismos caracteres de vejetacion que las Bartramias, á las cuales los 
hablan reunido Bruch y Schimper. Las dos especies conocidas haUtan 
las regiones elevadas de los Alpes, y cada una en un hemisferio di- 
ferei|te# 



MUSGOS. 8S 

C, caule erecto, ramoso; ramis spiraliier pentagonis, fastlgiatU ; foliU dense 
imkricatis, lineari-lanceolatis^ acuminatis, subdentatis, supremis longe pili' 
fkris; capsula cemua, subglohosa. 

C. AüSTRALB Swaru, in Schrad., Neu- Bot. Journ., I, iii, tab. 6 Schwcgr., 

Suppi., tab. 130.— Bríd.,/oc. cit., I* 153. — C. MUll.,/oc. cU.,1» 470.— Bartramia 
PENTASTiCHA Ejusd., MuscAl, p- 3, tab. i, 6g. 3. 

Tallos de una á cuatro y aun de seis pulgadas de largo, to- 
mentosos en la base, derechos, con ramas piramidales, formando 
por su reunión mechas compactas. Hojas dispuestas en cinco 
hileras poco distintas, lanceolado-subuladas y pegadas al tallo : 
las superiores terminadas por una prolongación en forma de 
cerda, recorridas por una nerviosidad, y dentadas acá y acullá, 
si se miran con un grande aumento. Flores monoicas. Vagfnula 
cilindrácea, rodeada de hojas parecidas á las caulinares» pero 
mas largamente peliferas.Peddnculo terminal, flexuoso, de nueve 
á diez y ocho lineas , teniendo en su estremidad una cápsula 
inclinada, oblonga, redondeada, estriada^ y de un castaño oscuro. 
Dientes del peristoma linear-lanceolados, primero inclinados á 
modo de arco, luego enderezados y soldados entre sí en la es- 
tremidad. Gófía lisa, cónico-subulada y hendida lateralmente. 

Esta planta la encontró Commerson en el estrecho de Magallanes. 

TRIBU IX. — FUNARIEAS. 

r 

IfiMg^os oasi ftiempre anuales, oon el tallo corto y poco ramoso. Hojas 
con la redecilla floja, y reunidas en roseta, infloretcenoia monoica, 
cápsula piriforme, lisa 6 estriada. Peristoma «pío» MaMillo 6 doble. 
Cofia Tentruda, maoronada, y iiendida una 6 ▼«rbttipsÍB€s en la base. 



XZX. TVKASLIA. -p ipWAHZA. 

Capsula pyriformiSf incequalis, levis aut striata^ cernua. Peri' 
stomium dúplex : exterius denles 16 obliquú lanceolatO'Subulati ; 
inlerius cilia tolidem membranácea , lanceolala , basx denlibus 
adnata oppositaque» Operculum angustum, subplanum. Calyplra 
e basi angustata Ínflala, angulala^ rostrata^ demum cueuliala 



86 FLORA GUtliENA. 

Fdkaria Hedw. .— Brid ■— - Schwsgr., aliique. 

Cápsula piriforme, desigual, lisa ó estriada, é inclinada. 
Peristoma doble : el esterior formado por diez y seis 
dientes lanceolados, subulados y dirijidos oblicuamente ; 
el interior se compone de igual número de pestañas mem- 
branosas, lanceoladas, adheridas á los dientes por la base, 
y opuestas. Opérenlo angosto y llano ó poco combado. 
Cofia «j^etada en la base, hinchada en forma de vejiga en 
medio, con un largo rostro^ y después á modo de capucha. 

Musgos anuales ó bisanuales, monoicos, viniendo por mechas 90bre 
la tíerra en los jardines, en los campos, en los declives de las zanjas» 
y sobre todo en los rasos de las florestas donde se hace el carbón. Pre- 
sentan un tallo corto, cuyas hojas superiores son mayores, estendidas 
en roseta ó reunidas en forma de yema por la sequedad. Pedúnculo 
muy sensible á la humedad, podiendo servir de higrómetro. 

1. JPfffftarla hygrotneiríeam 

P, caule humili^ innovanti-ramoso; foliis ovatO'lamceolatis, ñervo eontimio 
in»tru€ti$^ concavis, pericfuetiniibus infegerrimis, ramuti masculi dentatU^ 
in gemtnam conniventibus ; capsula anntdata^ pyriformi, cernua, sulcuta, tJi 
pedúnculo flexuaso^arcuato ; operculo convexo'plano, 

F. HYGROMETRicA Hedw.,^p. Musc^ 172.» Bríd., loe. ctT, 51 .— Bruchy Schlmp., 
Fuñar.., p. 8, tab. 5— G. MUll., loe- cit., I, 107. — Mnidm htgrometricüm Linn., 
Sp. Pl., 1575. 

Var. p calvescens. — capsula oblongo-turbinata, suberecta; pedicello ¡on^ 
giore, efecto, 

F. CALYESGKM Schwsgr., Suppl , tab' 65. 

Tallo sen(ííllÍ)'8irámoso, variando en su tamaño de cuatro á 
quince líneas, según los higares y la esposicion. Las hojas de 
abajo son pequeñas, angoRas, y están esparcidas ; las superiores, 
que rodean el pedúnculo, son al contrario muy grandes y conni- 
ventes en ima especie de bulbo, oval -lanceoladas, s^udas, atra- 
vesadas por una nerviosidad, y muy enteras en los bordes ; las 
que rodean la flor masculina se hallan siempre colocadas en una 
ramita inferior, estendidas, y dentadas en la estremidad. Pedún- 



MUSGOS. 87 

culo de seis líneas á tres pulgadas de largo, flexuoso, torcido ^ ' 
sobre sí mismo de izquierda á derecha en lo bajo, y al contrario ••'■ 
en la estremidad. Cápsula inclinada, á modo de pera, desigual 
y profundamente surcada, de un moreno rojizo, y con un doble 
anillo. Dientes esteriores largos, oblicuos, contorneados, reuni- 
dos en la estremidad por medio de una membrana reticulada, 
y como apendiculados en los bordes. Opérenlo convexo y casi 
llano. Góña del género. 

Este Musgo y su var. p son plantas bastante comunes en todas ptrtes. 

F, caulé erecto^ subsimplici ; foliis steílatis, oblongis, acuminatis, subserra- 
tis^ evanidinertíUn capsula erectiuseula, elongato-pyriformiy subaquali^ Ini; 
opérenlo convexo^ mamillato; cályptra ba$i pluries ftssa. 

F. FoNTAiiEsii Schwsgr., Suppl., (ab. 66.— Montag., Cañar. Crypt.^ 30, yíx al. 
Auctt. 

Tallos delgados y como de seis líneas de largo. Hojas reunidas 
en forma de roseta, estendidas en la estremidad, oblongas, acu- 
minadas, dentadas, muy enteras en varios individuos, con una 
nerviosidad estendida hasta el punto donde principia el encoji- 
miento de la hoja. Pedúnculo de la longitud del tallo ó algo mas 
corto, derecho, apenas torcido, y confluente con la cápsula. Esta 
es casi derecha, piriforme, lisa, y cerrada por un opérenlo 
apezonado. Perisloma esterior con diez y seis dientes morenos, 
mas cortos y contorneados menos oblicuamente que en la es- 
pecie precedente, además libres en la estremidad y sin apén- 
dices en los bordes. Pestañas cortas, pálidas y membranosas. 
Gófía cuculiforme del género, pero frecuentemente laciniada en 
Ja base. 

EsteMusgo difiere del precedente por su talla, su cápsula casid«i^cha, 
lisa, "$ |us peristomas. Es bastante comuu en Chile, donde Bertero fué el 
primero que lo encontró en el lugar llaniado la Punta de Cortés; también 
se cria en la provincia de Santiago. La mayor parle de los ejemplares eu- 
ropeos reunidos á esta especie pertenecen á la t\ Mühlenbergii. 



k 



88 FLORA CHILENA. 



XX. PZSCOMZT&XO. — FHTSCOBSZTHZ1T1E. 

Capsula gymnostomay erecta, cequalis, subsphcerica. Calyptra 
prioris. Flores monoici, 

Physcomitrium Brid.— DNtrs. — Moniag. — firuch y Schimp. — Gymmostomuii 
Hedw. — DC, aliorumque. 

Cápsula gímnóstoma, enderezada, igual» esférica ó pi- 
riforme* Cotia como la de las Fuuarias. Flores monoicas. 

Los órganos de la vejetacion y la cofia de estos Musgos son semejan- 
tes ó análogos á los de las Fuñarías. Las mallas de la redecilla de las 
hojas son también muy grandes, casi como las de las Espláchneas. La 
diferencia entre estos dos géneros consiste solo en la cápsula derecha, 
simétrica, y sin peristoma. 

P. caule simplici, humiti, erecto: foUis inferior ihus, remotis^ ovato4an€eo^ 
latis, superioribus spaihulatit, acuiis, concavis, ápice terratis, ñervo suíh 
tontinuo; capsula obovato^yriformif microstoma ; opercuio convexo, obíuse 
mucronulato ; calyptra erecta. 

Ph. pyriforme Brid., toe cit-, 98. — DNlrg., Syllab., 282. — Moniag.,Coiiar., 
Crypt., 80 — Bruch y Schimp., Physcom., II, lab. 4. — C. Müll., loe cit., í, 116 — 
Otmnostohcm pyriforme Hedw., loe. cit.^ 38. — Bryum pyriforme LinD., Sp. 

Tallo derecho, de tres á seis lineas de largo, sencillo ó ramoso. 
Hojas del tallo esparcidas, eslendidas, aun encorvadas, oval- 
lanceoladas, dentadas. Volviéndose mayores acia la estremidad, 
donde también son mas anchas, á modo de espátula, acumina- 
das y formando una roseta, esLendidapor la humedad: todas son 
convexas, con anchas mallas, y recorridas por una nerviosidad," 
que desaparece antes de la estremidad. Pedúnculo de dos á seis 
líneuHlp largo y enderezado. Cápsula oval ó globulosa, piri- 
forme y morenuzca. Opérculo con la base llana, presentindo en 
el centro un pezón. Cofia del género. Esporas ferruginosas y 
granulosas. 

Esta especie europea se baila en las provincias australes de Chile. Si 
se moja su cápsula, el opércitlo cambia de forma, tomando la de un cono 
rebajado, como lo describe De Candolle. 



t 



MUSGOS. 89 

2. JRhfi^9^a$niirit§Én JBanpiaw%ai. 

p.caule subsimplici ; folíis superioribus rosulatis, flanetcenUbus, oblongo- 
ovalibuSt acuminatis, subdentan's^ ñervo evanido instructis; copsuke anguito 
ptjriformis stomate parvo; operculo planiutculo. 

Ph. Bonplamdi Brid., BryoL un/v., I, p. iOi.~ G. MQII., loe cií-, I, p. 118. 

Tallos cortos^ apenas ramosos^ reunidos en mechas flojas. 
Hojas inferiores espaciadas ; las superiores y las periqueciales 
estendidas y en forma de roseta^ cóncavo-aquilladas, acumina- 
das» recorridas por una nerviosidad bermeja^ la cual desaparece 
de repente antes de la estremidad^ que está denticulada, refleja 
ó inclinada. La redecilla se forma de mallas flojas^ pero de me- 
diana dimensión. Cápsula obaovada, largamente pedunculada, 
bermeja y con un opérenlo llano. 

Esta especie, propia de la América meridional, la halló en Chile el 
Sr. Philippi. Es acaso una especie de Entosthodon, bastante vecina del 
S, erícetorum ONtrs., para que se haya podido confundirlas. 

XXI. SmOSTOSOBT. — EBTTOSTHOBOW. 

Capsula sy métrica y pyriformis^ recta vel pedúnculo curvulo 
incUnatat cum vel absque perUlomio. Perislomium horizontales 
siccum erectum, subsimplex. Denles exappendiculati, simplices 
aut gemelli, ápice haud connali. Operculum regular iter areolatum. 
Calyptra vesiculari-dimidiata, longe apiculata, integra, rotundala 
seu trúncala f fissilis, 

£ntostbodon Schwddgr. ^Suppi; II, i, p. 44 — Brid., Bryoi. univ.. I, p. 378 y 
779.— Bruch y Schimp., Bryol. Europ., Fase, XI.— C. Müll.. loe cií„ I, p. lao. 

«efidlKteuIa simétrica, piriforme, enderezada ó inclinada á 
jSH^4¡t'h inflexión del pedúnculo, y con peristoma ó sin 
er;|¡oando existe es horizontal, enderezado en la sequedad, 
compuesto de diez y seis dientes sencillos ó geminados, 
y no adherentes entre sí en la estremidad. Cofia semejante 
á la de las Fuñarías^ pero hendida en varias correhuelas 
en la base, y no cuculiforme. 

Varias especies de este género se hallaban ya entre las Fuñarlas, ya 
con los Fiscomitrios, délos «nales se apartan por escelentes caracteres. 



9Q FLORA CHILENA. 

E, caule simplici, catpitoto ¡ foliis superior ihui ereciis^ lat€ oidonga4am' 
ceolatiSy acuminatiSf serratis, evanidinerviis; capsuUs erectas^ anguite pyri^ 
formis operculo convexiusculo, subconico; pedúnculo 4tricto i periUomii éeH" 
tibus articulatis, linea media exaratis, 

E. Mathbwsii Hook. hijo, in Hook.. le. Pl. rar., ÍV, teb. 245, B. 

Var. Y* Integer : calyptra basi trúncala^ inflata, 
C. MUIler, loe. cit.^ I, p. i 24. 

Tallos en césped bien abastecido^ teniendo acia lo alto hojas 
alejadas y dispuestas en forma de roseta, enteras 6 apenas den- 
ticuladas. Cápsula morena. Dientes del peristoma angostos^ 
cortos, zapados, oscuramente articulados y apenas surcados en 
el dorso. La membrana del esporanje está dividida en la estre- 
midad en correhuelas cortas y obtusas^ simulando un 9egUDdo 
peristoma. 

El Sr, Poeppig descubrió esta variedad en Cbile. 

TRIBU X. — BRIBAS. 

Mutg^ot vivacef , acrocarpos, elag^aatet y de ua tamaño notable* Tallo 
con la ramllloacion flaf^elliforme ó hiposinioa. Hojaf f^eoueate* 
mente niarjinadas, dentadas y oon la areolacion romboidal. CUqi- 
sula enderezada 6 pendiente, lisa 6 estriada* Peristoma dobla : el 
esterior se oompone de diez y seis dientes, y el interior es ▼arlabla. 
Cofia ouculiforme, cayendo tenaprano. 

XXXX. AUXiACOMlirXO. — AUKACOBINZOW. 

Capsula brevicolla, cernua, síriata, annulata. Peri^i 
dúplex; exlerius denles i6 lanceolato-subulati, inflexi; %\ 
membrana plicata^ carinata^ in citia tottdem cum cilioHs 
ternit aut nullis interjeetis divisa. Calyptra cucullata, 

AcLAcoMNiON Schwcgr., Suppl,,Uh. 2tS.-*Bruchy Schim]^., Monogr, Brymcm 

Tallos ramosos por dicotomía. Hojas lanceoladas. Inflo- 
rescencia monoica ó dioica. Cápsula oblonga, encorvada y 
surcada. Peristoma doble : el esterior compuesto de diez 







,-VA, 



MUSGOS. 91 

y seis dientes lanceolado-subulados é inclinados; el inte- 
rior formado de otras tantas pestañas, que salen de una 
membrana plegada y aquillada , con dos ó tres filetes 
entre ellas, los cuales pueden faltar. Pedúnculo largo y 
derecho. Cofia subulada y cuculiforme. 

Estos Musgos viven en los lugares húmedos ó en los pantanos, y se 
asemejan por su aspecto á un tiempo á las Bartramias y á las Miésias. 

Sin duda una falta tipográfica se halla en la Briología de Europa 
respecto al peristoma interior de este género, donde se dice compuesto 
de doce pestañas. Las magnificas figuras del Sr. Schimper le suponen 
diez y seis; y nada hubiera dicho de ello aquí si el $r. Fiedler no lo 
hubiese copiado. 

1. Jltcfiieotttftloft penia9iiehu9n. f 

( Alias botánico. — Críptogamia, lám. s, fig. i.) 

A» eaule primario repente; ramis erectit, tomentosit^rumulosis ; foliit quin^ 
qusfariam imbricatis, ianceolatity carinaiis, margine apiceque patenti-recur' 
viSy ñervo continuo instructis ; perichatialibus ovato-hnceolatis, plicatis, sub- 
acuminatis ñervo cuipidatis, erectis; capsula elongata^ incurviuscula^iulcata; 
operctdo conico^ostrato, rostro recto. 

A. PENTASTiCHCM Hontag., Ann. Se. nat,, Bot., ser. 3, lY, GeDt> 5, no S5. — 
Ztcooon pbntastichds C. MQUer, 5t/n. Muse-, 1,67$. 

TallQs decumbentes, de dos á tres pulgadas de largo, cubier- 
tos por un fieltro radicular y moreno, que los lia sólidamente 
entre sí, formando mechas compactas. En su lado superior pro- 
ducen ramas sencillas ó dicótomas, enderezadas, como de una 
pulgada, pero disminuyendo de tamaño á medida que se acercan 
á la cinia del tallo principal : este modo de ramificación se ob- 
serva en muchas especies del género Macromürium, Hojas ate- 
jadas muy densamente y dispuestas con mucha regularidad en 
cinco hileras bien distintas, lo cual da á la planta un notable 
oto : son lanceoladas, agudas, medio ciñientes en la base, 
aquilladas, un poco reflejas en el borde, el cual está apa- 
mente almenado-dentado, con una robusta nerviosidad 
que llega á la punta, pegadas al tallo en la sequedad, y encor- 
vándose aun en arco por fuera. Su redecilla está formada por 







92 FLORA GHILKNA. 

celdillas paralelógramas muy alargadas en lo bajo^ recorridas en 
distancias muy aproximadas por estrias longitudinales, colorea- 
das de amarillo de ámbar, y simulando cortas nerviosidades acce- 
sorias; en lo alto^ las mallas de la redecilla son oblongas, luego 
redondeadas y puntiformes. Hojas periqueciales pegadas á la va- 
ginula, oval-lanceoladas, un poco acuminadas y como cuspidadas 
en la estremidad por la salida de la nerviosidad, además plegadas 
en la base y mas delicadas que las rameales. Vagínula cilindrica, 
con varios pistilos avorlados, y rodeada de parafísos la mitad 
mas cortos que ella. Pedúnculo muy torcido de derecha á iz- 
quierda^ enderezado^ rojizo, como de media pulgada de largo» 
pareciendo salir de la mitad de la rama ; pero la flor es primi- 
tivamente terminal. Cápsula morena, oblonga, cilindrica, de- 
sigual, insensiblemente confluente con el pedúnculo, de una 
línea de largo, un poco encojida en su orificio, y con ocho 
surcos profundos, separados por otras tantas aristas ó costillas 
obtusas. Los dientes del peristoma representan un largo trián- 
gulo isócelo y romo en la estremidad, enderezados ó aun encor- 
vados en la sequedad, amarillos, finamente punteados, como 
granulosos, compuestos de articulaciones bastante grandes, y 
surcados longitudinalmente por una línea mediana : el punto de 
reunión de los artículos está entrado en vez de ser saledizo. Las 
pestañas del peristoma interior salen de una corta membrana, 
son un tercio mas cortas que los dientes, pero aunque de una 
naturaleza membranosa mas delicada, articuladas y granulosas 
como ellos : ningún filamento se interpone, circunstancia que 
infirma el valor de los caracteres sacados del peristoma para 
las divisiones genéricas. Opérenlo cónico en la base, después 
prolongado en un largo rostro, derecho ó un poco encorvado, con 
el cual el órgano entero llega comoá media línea de la longitud. 
Cofia pálida, linear, subulada, hendida de lado hasta la mitad, 
Y de línea y media de largo. Esporas verdosas y punteadas. 
Flor masculina gemiforme, ocupando la estremidad de los t< 
en diferentes individuos. Hojas perigoniales ovales, cónca^ 
acuminadas, con una débil nerviosidad, y muy enteras. Su 
cilla se compone de mallas en series longitudinales desde la base 
á la mitad de la altura, y oblicuas desde la nerviosidad al borde 




MUSGOS. 93 

en lo alto. Quince á veinte anterídias delgadas, alargadas, cilin- 
dráceas, obtusas, largamente pediceladas, mezcladas con para- 
fisos un poco mayores, cuyos artículos del medio son muy largos. 

El modo de vejetacion de este Musgo y la aDomalía de su perístoma, 
autorizarían acaso á elevarlo al rango de género; pero renuncié re- 
flexionando que todos los otros caracteres y aun su aspecto concorda- 
ban con el Aulacomnion. Por otra parte, el corto número de especies de 
este género facilitarán la distinción de la presente. Se cria en la provin- 
cia de Valdivia, al pié y en la corteza de los manzanos. 

En el Botanische zeitung , p. 649, se publicó en lS4o otro Musgo atribuido 
á este género, el cual M. Müller denominó A, chilense, dándolo como si- 
nónimo del Hypnum mnioides Hook., Muse, exot,, tab. 77, non Schwaegr., , 
Suppl,f tab. 257. Yo recibi anteriormente del mismo Sir W. Hooker el 
Musgo que babia figurado en dicho lugar, el cual me ha servido para 
'determinar don certeza los ejemplares recojidos por d'Urville en el estre- 
cho de Magallanes. Notaré que la forma de la cápsula es muy diferente, 
según se observa joven ó de mas edad. Estas diferencias, que además pue- 
den verse en otros infinitos Musgos, principalmente en los Polytrichum 
dendroides, microsiomum y otros, se hallan también en la mecha del Hyp- 
num mnioides^ que se encuentra en Chile. En él, las hojas son acaso 
mas angostas, pero están evidentemente marjinsidaLS y doblemente dentadas 
en el borde y sobre el dorso de la nerviosidad, carácter que no mues- 
tra la figura dada por el Sr. G. Müller ni la de Schwsgrichen. Hasta 
entonces creí* que era otro Musgo; pero poseo en mi colección varios 
ejemplares de la especie en litigio, recojidos por Poeppig en el volcan 
de Ant^eé, los cuales iie han sido comunicados por el Sr. Splitgerber. 
Confieso que solo veo^To mismo que Sir W. Hooker respecto á su Hypnum 
mnt'of^. No hablo d^los surcos ni de la cápsula; pero los pedúnculos, 
realmeit^ literatos en medio de un tomentum muy denso, no permiten 
admitir el ñuevó nombre ni el lugar que el estimable briólogo alemán 
quiere dar á este Musgo. 

Esplicacion de la lámina, 

Lam. 5. fig. 1.— n Un tallo decumbente del A. pentasiichwnf visto de tamaño 
natural. — b Hoja rameal, 8/1 ; están dispaestas en cinco hileras.— c Corte trasversal 
déla misma, 32/1, para mostrar su forma aquillada. — d Una hoja subperique- 
cial, 8/1— e Períquecio, 10/1.—/" Hoja periquecial con el mismo aumento.— gfVa- 
ginnla, 8/4, presentando en la base pistilos avortados y parafisos. — /i Cápsula con 
su opérculo, 8/1— f Porción del oriGcio de la cápsula, 80/1, donde se ve en/ un 
diente del peristoma estertor, y en m una pesinña del inierior.— n Cofia, 5/1. — 
o Tres esporas, 190/1 .—;7 Flor masculina gemiforme, 10/1.— (7 Una anterídia, y 
mi parafiso de la flor masculina, fi/01. 



94 FLORA CHILENA. 

XZZXX. BEmO. — MXniTlE. 

Capsula in pedicello elongato ovoidea, nulans vel péndula, 
Feristomium dúplex; exterius denles i6 laneeolati, cuspidati, 
extus trabeculati, incurvi, hygroscopici; inttrius membrana cari» 
nato-plicata in denles 16 carinatos, grandi-pertusos, eupuUfarfni* 
conniventes, ctliis binis aut ternis intefjeeiis producían Calyptra 
conico-dimidiala^ parva ^ fugacissima. Flores monoici aut dioici; 
masculus discoideus. 

MüiüM Linn.— Brid.— Br. y Sebimp., JVonogf .— G.MQUer,S^rt. Mu$c., I,|i.lBé. 

Cápsula aovada, inclinada ó pendiente* Peristomaft como 
en los Bryum. Gófia cónica, hendida de lado^ jnuy pe- 
queña y fugaz, es decir, cayendo temprano. Inflorescencia 
monoica ó dioica : las flores masculinas á modo de disco. 

Este género, además de su particnlar aspecto, y de las hojas anchas 
y espaciadas, se distingue del siguiente por sus innoTaciones, qué nacen 
siempre de lo bajo de los tallos, y nunca de debajo de la estremidad. 

■m 

M, hermaphroditum ; caule fertili e hasi decumbente erecto htevi, surculis 
elongatis, nunc erectis, nunc decumbentibus, vageque reptantfbus; fúlHs de-' 
4:urrentibuSf inferiorihus ovatis,acum{natis, superiaribut HgulatOHibiongis^ 
limbo remote obtuso, dentato, ñervo cum folii apiculo ej^nldo; pedunculis 
aggregatis, flexuosis, capsulas ovatas vel ovales, nutantes ^és mwpendtdaSy 
longius roitellatas suffulcieníibus. 

M. ROSTRATiiM SchwapgF., Suppl., 1, 11, p. 436, lab. 79. — Briich y Schmip., loe. 
cit., Mnium, p. 27, lab. 7.— C. MüU., loe. cit., 1, 158. 

Tallo enderezado, de una pulgada de alto, y sencillo. Hojas 
inferiores espaciadas, alternas, ovales ó lenguadas, mas nume- 
rosas y aproximadas á medida que suben sobre el tallo, y coro- 
nando la estremidad con una roseta muy ampia. Las de la roseta 
difieren un poco : son oval-oblongas, obtusas, mucronadas, den- 
tadas en el borde» y recorridas por una nerviosidad escurrente. 
Pedúnculos solitarios ó agregados, de una pulgada á una y media 
de largo, y encorvados en la estremidad. Cápsula horizontal ó 
pendiente, oval-oblonga, y amarilla en la madurez. Peristoma 



MUSGOS. 9S 

M género. Carece de anillo. Opérculo convexo, de color de 
azafrán, y terminado por un largo rostro mas pálido y encorrado. 

Este Masgo lo indica el Sr. C. Mülier como indijena de Chile, por lo 
cual lo colocamos aqui. 

XXKV. BHXO. — BaTUM. 

Capsula longipedunculata, cegualit, horizontalis aut péndula^ 
e tereli ovato-pyri/ormis, annulata. Perislomium dúplex; exlerius 
denles i 6 Hberiy lanceolati, inflexi; interius membrana catinato^ 
sukata, in cilia totidem dentibus opposila perfórala, ciliolis capil- 
laribus aut appendiculatis inlerjeclis divisa. Calyplra cucullata. 

Batvm Díll.— Br. y Schimp., ex part.'- BrtdM; PonuA y Cladodium Brid. 

Cápsnla ignat, horizontal ó pendiente, cilindrácea ú oval- 
piriforme, con un anillo. Perí^toqia doble : el esterior 
formado por diez y seis dientes libres, lanceolados é in- 
clinados, y el interior consistiendo en una membrana 
aqnillada, semejante á la de los Hipnos y de las Lesquias, 
constituyendo en el primer caso los verdaderos Bríos y el 
género fFebera, y en el segundo el género Pohlia. Cofia 
cncnlíforme. Inflorescencia variada. 

Mosgof acrocarpos, vivaces, creciendo sobre las rocas á modo de 
mechas mas ó menos espesas. Sus tallos están derechos, y se ramifican 
por innoyadones hipogínicas. Las hojas son oval -lanceoladas, enteras ó 
dentadas, con un grosor en su borde ó sin él, y presentando una ner- 
viosidad. 

1. Mfryusn €¡inya^wsws. -}- 

B. hermaphroditum ; caule elongato, gracili, innovationibus ramoso; foliis 
oblongO'aeuminatis, ñervo crasso ferrugineo cuspidatiSj a basi fere ad api- 
cem margine reflexis, ápice obsolete denticulatis; capsules pedúnculo siricto 
fulla nuti^ntis aut pendulce^ ovoideíB, minutce opérenlo depresso, apiculato, 

B. Oatanüm MonUg., in lili, ad el. C. MUller ; é in Ejasd., Syn. Muse, I, p. 967. 

Tallos de pulgada y media de largo, reunidos en céspedes 
compactos, delgados, de un amarillo verdoso, morenos en lo 
bajo, ramificándose arriba por finas innovaciones, enderezadas 



96 FLORA GHILEHÁ» 

y cubiertas de hojas. Estas son oblongas, acuminadas, 
rentes, recorridas en su longitud por una nerviosidad i^rupiÉi. i 
flexuosa, que escede largamente la estremidad, inclinadas en 
su borde desde la base hasta casi la punta, donde tienen varias 
dentelladuras y están torcidas. Hojas periqueciales interiores 
mucho mas cortas, y en algunas flores he visto las mas este- 
rieres ovales, obtusas, con una nerviosidad delgada, que no llega 
á la estremidad. Cápsula sostenida por un pedúnculo delgado, 
de nueve líneas de largo, proporcionalmente pequeña, llegando 
apenas á una línea y media, comprendiendo el encojimiento de 
su cuello, aovada, no apretada por bajo del orificio, pálida, 
inclinada 6 pendiente según la edad. Opérenlo convexo 6 depri- 
mido, de color de naranja y con una pumita en el centro. 
Dientes del peristoma esterior largos, uniformemente adelga- 
zados desde la base á la estremidad, y sin surco longitudinal 
sobre el dorso. Pestañas del peristoma interior saliendo de una 
membrana plegada y tan larga como ellas, numerosas, anchas 
por bajo, acuminadas, filiformes en la estremidad, y con una 
fila de agujeros, que con frecuencia, á causa del rompimiento 
de la celdilla, se convierten en un espacio mas ó menos largo- 
Flores hermafroditas, compuestas de anterídias á modo de maza 
ú oblongas, y de pistilos de mediano tamaño : todas numerosas 
y rodeadas por parafísos mas largos que ellas. En las mismas 
mechas se encuentran pies que solo tienen flores masculinas 
en forma de capitulas. 

Esta bella especie, que también puede colocarse entre los Ptychosté' 
mtim, la dedico al autor de esta obra, quien la descubrió en la cordillen 
de OvaUe, provincia de Coquimbo, y en los lugares húmedos de los Andes 
de Talcarehue, provincia de Colchagua. 

2. JBrywwn Au^erii. 

Jí,dioi€um; caule ascendente^ subsimplici; foliis oblongo-ovatit, acuiis, 
eoncavis, margine incrassatO'serratit , patentibus , ñervo excurrente, brevi- 
cuspidatit í capsula cylindracea^ péndula, basi plicata ; operculo conv$MO, 
mucronulato, annuto duplici. 

B. Adberti Scbwngr, SuppL, tab. 196, haud bona ; é Spec. Musc.^ tab. 83. — 
Rrid., toe. cit.y 711. — C. Mttil., Syn. Musc^ I, p. 363.— Mniiíh Acbkrti Scbwgr. , 
Suppt., lab. 80. — Hornsrb., Fí, Brax., Fa.tr., I, p. 4S, tab. 9, fig. 1, eximíe. 



lUf MUSGOS. 97 

los de una á dos pulgadas de largo, sencillos ó un poco 
raiílÉNsos. Hojas estendidas, oblongas, ovales ú obovales, acumi- 
nadas, agudas, con los bordes marjinados, dentados como una 
sierra, y recorridas por una nerviosidad poco coloreada, la cual 
escede la estremidad. Mallas de la redecilla en hexágonos alar- 
gados. Pedúnculo de media á dos pulgadas. Cápsula morena, 
pendiente y oblongo - cilindrica. Anillo compuesto de dos ó tres 
hileras de celdillas. Pestañas del peristoma interior pálidas, per- 
foradas, y separadas por dos filamentos apendiculados. Opérenlo 
convexo, dominado por una punta. 

Este Masgo se aproxima á los Mnium por sus hojas marjinadas ; pero 
la areolacion y la ramificación del tallo por inDoyaciones hipógíDas son 
las de los verdaderos Bryum. Se encuentra en la proyincia de Valdivia, 
donde se cria sobre la tierra. 

B, dioicum; caule oBspitoso, erecto^ graciletcente ; ramis teretibtts, ina^ 
^atibut;foliis dense imbricatis^ ovatis, obtusiusculis vel brevissime aeumi" 
natit, viridibut, concanis^ margine plañe integerriwiis, anguste areolatis 
ewnidineniis ; capsula péndula oblongo-cilindracea; operculo convexo , ma- 
mitiato; peristomio párvulo, 

B. JULACEOM Smilhf Fl. Brit,, p. 1357. — Schwsgr., 5upp/., tab. 195.-~Bnd., 
iocciU, 659. " firuch y Schimp., Bryunif 79, tab. 40.— C. MUil., Syn. Muse» 1, 315. 

Tallos de seis lineas á dos pulgadas de largo, delgados, fili- 
formes y poco ramosos. Hojas muy alejadas, ovales, obtusas ó 
poco apiculadas, cóncavas, enteras, con una nerviosidad que no 
llega á la punta. Mallas de la redecilla angostas y oblongas. 
Pedúnculo de una pulgada de largo, no torcido, y arqueado en la 
estremidad. Cápsula pendiente, oblonga, rojiza, y un poco enco- 
jida en cuello acia su tercio inferior. Anillo compuesto. Opérenlo 
convexo y apezonado. Pestañas del peristoma interior perforadas, 
amarillentas, levantándose en la sequedad entre los dientes 
inclinados del peristoma esterior, y separadas por dos fila- 
mentos imp erf ec tos • 

Este Musgo forma mechas compactas, mas espesas que las del siguiente , 
al cual se asemeja un poco, sobre todo cuando los indifidaos están des- 
medrados. Fué cojido sin frutos. 

BotANICA. \U. 7 



9S FLOEA GHILMÉ» 

B, áMeum; eauli elatBy simplki tmt proUféro; foliis tnatih-tpñtk^tti^ 
ammfnéfis^ mrw exetnrente, lax$ aUiUétis^ €$lluUt wtééHs mágnU, mt^ 
gim§ iHb'nermsmtú ciliato-9nrati$; eaptuia UngicoUmt curwue^ ar#«Hil#» 
korixoHtalii operculó brevííer rosiellato, 

B. BlTRICBIANüM C. Milll., iOC. CÍt,t I, SiO. — MülUM BKT1IC«AH0M U»í(H^t 

F/. Bras., I, 45. 

Tallos delgados, con hojas espaciadas hasta la estremidadt 
donde se hallan dispuestas á modo de estrella y mas aproximadas» 
Eslán espatuladas, oval - acuminadas* recorridas por una gruesa 
fierviosidad que escede la estremidad, compuestas de grandes 
celdillas mas largas que anchas, en las cuales el utrículo pri- 
mordial se halla muy aparente, y rodeadas por dientes desiguales 
6 aun de pestañas. Hojas periqueciales mucho mas pequeñas é 
inmarjinadas. Cápsula largamente pedunculada, alargada, cilin- 
drácea y pálida. Opérenlo convexo, cuyo rostro anaranjado está 
OQ poco oblicuo. ^ 

Esta especie la bailó el Sr. Poeppig en Oiile. Según el Sr. MQUeri ei^ 
responde solo á esta sección de Bryum á causa de su foUacioo, puM 9Íjr|| 
veces se hallaba reunida á los Mnium. 

B,hermaphroáitumyiaxee»tpitosum; easpftes magni; eauU* étongmtíu, 
ñtcenáent innovant, inferior foliis nigrescentibus^ superior foUts flaveicen^ 
tibUM^ purpureus; fotia cauUs inferioris tenioris lato-lancfoiatá^ acutñy fr'mé^ 
nerwo era$M^ exeurrenie^ margine eetlulis nonnultis angusiioribue iubmép^ 
ginatü^ tubconvoiuia ; fot'ñ cnvUt superioris sea innovaiionvm multo lmH0Mt 
planut inferiora obtusistima, firwiora^ íu/ieriora acuia, mcmbranocea, ^pif$ 
eaulis conwlutacea; omnia laxe ai enlata^ ñervo cras>o, plcrumque excurrenit^ 
bait purpureo, apicem versus flavescente; ptrichisiialia hnginscule euspidéiég 
omnia ápice interdum aubdenticulaia* 

B. RivÁLK C. ÜQll., loC' Ctt.^ p. 963. 

Musgo hermafrodita, hallado sin fructiGcacion , y formando 
céspedes muy estendidos. Tallo delgado , ascendente , y con 
innovacioneSé Hojas inferiores anchamente lanceoladas, agudas, 
coa una nerviosidad escurrente , y submarjinadas. Hojas dsl 



|III8G0S« 99 

USto superior ó de las innovaciones mucho mas anchas j llanas : 
las inferiores muy obtusas, y las superiores agudas y membra- 
nosas, enroscándose en la estremidad del tallo. Hojas periquea- 
cíales mas largamente cuspidadas. 

Este Musgo ba sido cojida tin tus cápsulat, qae estaban caldas, y solo 
lo mencionamos aquí para memoria El Sr. Pceppig lo cojíó por febrero 
da I8i9 en las proviocias aaslrales, entre Antuco y Sierra Vellada. Diliere 
P«r su iaflorescencia hermafrodita de la var, schUiíkeri del B.iwrkiñatHm. 

6. Jtrarafüa mr^enieuMH* 

B, dioicum; ca^e fiVformi, etespítoso^ rawíosb; ramulit numer9$is,J¥HaceU^ 
úrgenteo-nUentibus ; foiiis caulinit sparsit, rameis imbricatis, eordaHMutalU 
kuSt accHminñtiSyíeric€0'alb¡dU^ coneavU^ integerrimisy greta areoiatis, na- 
nidinetviU; capsula ex ovato oblonga ^ péndula f operculo convexo, centro 
papiUaio. 

B. ARGENTKUM Linn.,5p. PL, 1586. — £ftg/. Bot., lab. 1603.— Brid.,/oe. cit,, 846- 
-^Brucb y Sebimp., loe, cit., tab. 41.- G. MQH., Syn, Muse, 1,314. 

Tallo enderezado, de dos á tres líneas de largo, primero sen- 
cillo, y después ramoso por innovaciones hipógírias. Ramas 
sencillas, cilindráceas, un poco engrosadas en la estremidad, 
obtusas, y de color plateado, matizado de verde. Hojas caulina- 
res pequeñas, espaciadas, y las rameales alejadas (an densamente 
que se acercan á la estremidad, ovales, cóncavas, con una ner- 
viosidad verde que escede la estremidad y se divide sobre el pa- 
renquíma descolorado del limbo. Hojas periquc dales mas largas 
y oval -lanceoladas. Pedúnculo terminal, solitario, rara vea ge- 
minado, de color rojo por bajo, y mas pálido en la estremidad. 
Cápsula ovaÍ-obl>>Dga , pendiente, cilíndrácea, primero de un 
amarillo de oro, y después rojiza. Peristoma esterior formado 
por diez y seis dientes lanceolados, amarillentos, y el interior 
de otras tantas pestañas, las cuales salen de una membrana 
aquillada, y se hallan separadas por tres filamentos ó pestañue- 
Jas. Operculo corto , cónico-obtuso y anaranjado. Un anillo. 
6^a cucüliforme. 

Esta especie, á la cual varios briólogos ban reunido la precedente como 
taríedud, se distingue no solo por su follaje plateado, que la bace pc^rdbir 
de lejos, sino aun por las bojas largamente acuminadas, descoloradas, coní : 



100 FLORA CHILENA. 

anchas nillas ; por su cápsula mas levemente pedancnlada, mas corta» 
menos en pera, y por sa peristoma interior, cuyas pestañas están separadas 
por tres filetes. Forma céspedes mechosos y abunda en todo Chile, puesto 
que es cosmopolita. 

B, diotcum; eauU catpUoto, ramoto;rami$ innovationibutqui incrauatiM^ 
foitigiatis ; foUis ovatihlanceolatis, aeuminatis, ñervo éxcurrente longe cu»- 
pidatís, obsolete denliculatis ; capsula péndula, ex obovato elongatO'pyri'' 
formi; operculo convexo^ mamillato^ 

B. CiESPiTOsuM Linn., Fl, Suec.,no itsS6.— Engi. Bot., lab. 1904. ^Brid., ioc. 
cit., 669.— Br. y Scb., Monogr., 70, tab. 35. — G. MQU., loe. cit.. I, S84. 

Musgo cosmopolita, sumamente variable en su aspecto y en 
la forma del fruto. Tallo de dos lineas á una pulgada de largo; 
derecho y ramoso. Las ramas y las innovaciones están desnudas 
en la base, y un poco engrosadas en la estremidad. Hojas cauli- 
nares pequeñas, lanceoladas, cuspidadas, esparcidas, y en parte 
destruidas: las de la estremidad de las innovaciones son nume- 
rosas, el doble mayores, ovales, acuminadas mas largamente y 
cuspidadas : todas están enderezadas, un poco estendidas, re- 
flejas en su borde entero ó apenas dentado, y recorridas por 
Ui^a nerviosidad, la cual escede mas ó menos la punta. Pedúnculo 
solitario, de una pulgada á una y media de largo. Cápsula 
var¡a^)le en su forma, comunmente á modo de pera , y pen- 
diente. Opérenlo convexo y apezonado. Anillo compuesto. 
Pestañas del perístoma interior perforadas y separadas ppr dos 6 
tre:^ filamentos. Cofia corta y subulada. 

Se cria en la República. 

i . díoicum ; caule aespitoso^ innavanti'ramoso ¡ ramit subteretibus, elm^ 
ga i$; foliie obovatis, oblongis, mucronato-piliferis, ad epeciem marginatis^ 
sub ápice denliculatis^ siccitate torquescentibus, ñervo aut evanido^ aut r«* 
rius in cuspidem prolóngalo; capsula péndula, subtereti'-ovata^ polymorpka; 
operculo conoideo, apiculato, 

B. CAPiLLARE Linn., loe. cil.j 1586. * Schwaegr., Suppl.^ lab. 74. ^ Braeii f 
>_ Sehimp , íoc. cit., 60, tab. 28 y i9,- C.MÜII., ¡oc. cit.. I, S81. 



MUSGOS. 101 

Tallo cespeado, de tres líneas á una pulgada de largo, y ra- 
mificándose por sucesivas innovaciones. Hojas medio estendidas 
en la humedad, aproximadas al tallo y contorneadas en forma de 
espira en la estremidad, obovales, acuminadas, terminadas por 
una cerda , con una nerviosidad rara vez prolongada hasta la 
punta, y apenas dentadas acia lo alto de sus bordes^ que pare- 
cen marjinados, pero realmente no lo son. Pedúnculo de seis 
líneas de largo, derecho, plegado en la base, sosteniendo en su 
estremidad una cápsula inclinada ó pendiente, piriforme ú oval- 
cilindrácea y adelgazada en la base. Opérenlo convexo y mu- 
cronado. 

Este Bryum es aun uno de los mas esparcidos en la superficie de la tierra 
j de los mas polimorfos. £1 carácter qae principalmente lo distingue 
procede de la disposición espiral que toman en la sequedad las hojas de 
la estremidad de las ramas. Se encuentra en todas partes. 

9. HryuÉH ior^ueseens. 

B, hermaphrodttum, cmtpitosum; caule ramoso, radieuloso; foliis infirió- 
ribui O9ato^an€0oUíti$f evspidaiis, tuperioribus ovatis, eutpidatis, caulinis 
haud Umgioribus^ omnibtu integerrimis^ margine refiexis^ soUdinerviis, $ic^ 
dtau tortilibus; capsula obeonica, magna ^ inclinata; opérenlo convexo , 
aeuminulato. 

B. T0RQÜESCKN8 Br y Schimp., BryoL Burop,, Bryumy 49, tab. 10. — C.MQii.^ 
loe, cit,f I, i77. 

Musgo hermafrodita, creciendo sobre la tierra á modo de 
céspedes bastante espesos. Tallos ramosos y con raicillas. Hojas 
inferiores oval-lanceoladas, y bastante largamente cuspidadas 
por la prolongación de la nerviosidad. Hojas superiores ovales, 
también cuspidadas, y sin ser mayores que las otras. Además, 
todas están muy enteras , con una nerviosidad, y reflejas én su 
borde ; pero las distingue particularmente el estar torcidas sobre 
sí mismas, y no enroscadas en forma de barrena en las estre- 
midades de los ramos, como en el B. copulare. Cápsula obcónica, 
grande é inclinada. Opérenlo acuminado. 

Este Musgo es muy semejante al B, capillare.ho describimos aqui, por- 
que los Sres. Bruch y Schimper dicen haberlo recibido de Ghiloe. 



IM FLORA CHILENA. 

B. hermaphroditum ¡ caule breviusculo, ramoso^ bn$i radículotO'íomentosoi 
foliit oblongit, angustis, ápice denticulatis, unduíatis, ñervo in cuspidem 
éxcwrretíie tnstructit ; capsula loñgissime pedunaüato! , longm ^ penduUe 
apercuío cónico, 

B. Philippiánom G. MQII., Linneea, fSI4, p. 7(H ; y Syn. Muse., 1, p. in. 

Este Musgo forma céspedes espesos y compactos sobre la tierra. 
Sus tallos son cortos, ramosos por innovaciones ó tendidos, y con 
un espeso vello moreno en la base. Hojas angostas, oblongas, 
bastante largamente cuspidadas, convexas, denticuladas en la 
estremidad, flexuosas á ondeadas, compuertas de una redecilla 
pelúcida, con mallas paralelas, y presentando una gruesa ner<» 
viosidad que no escede la punta. Flores compuestas de nume*- 
rosas anterídias á modo de maza, hinchadas y como bulbosas 
en la base, y de pistilos rodeados por abundantes parausos. 
Cápsula oblonga, cilindrica, y opérculo cónico, de un negro 
purpúreo reluciente. Dientes del periatoma «steríor muy largos^ 
muy anchamente lanceolados, terminados én punta filiforme y 
bfflda. Los del interior salen de una membrana plegada á lo 
largo, y también son muy ampios y anchamente perforados, 
concluyendo en una punta filiforme, y separados por tres pes- 
tañas delgadas y nudosas en sus articulaciones.* 

Esta especie la cojió en Chile el Sr. Pbflippt, y la trasmitió a! Bérbárfo 
feal de Berliii. Vieoe á eolocarse entre los », himum é iniermedhnn, ú 
Mo de la precedente. 

11. Jtrirffite pufehefUun^ 

B, dioieum; eavie caspUoso, brevistimo, erectOyfructfferOySimpUci, uuueuU 
ramoso; foUts laneeolatiSy serratfs^ strictis, evanidinerviis; capsula penánié, 
ex obooato suhrotunda, OManmdata; opérculo planiuseulo^ aeuminmio, 

B. FiTLcniLtOM Hedw., Mute. Frónd., III, tab.38, B. — Brtd., eit.f loe, dSl.— > 
Br. y Schímp., loe. cit», 43, Ub. !{(.-<.€. MOll.» /O0. eit*. I, 



Tallo fructificado, sencillo y corto : los tallos masculinos son 
ramosos. Hojas inferiores oblongo-lanceoladas y enteras. Las 
superiores mas largamente lanceoladas, enderezadas, inclinadas 



MU8G08. 103 

éñ SU borde acia el medio, dentadas solo en la e<;tremidad, y con 
una nerviosidad intcrrumpidi. Areolas de la redecilla hexá^^onas 
y adargadas. Pedúnculo solitario, delgado, torcido de derecha i 
izquierda, encorvado en la estremidad, y de mas de una pul- 
gada de largo. Cápsula pendieüte, corta, piriforme y sin anillo. 
Opérculo llano y acuminado. 

Solo intertó aqai este Mosgo porque Bridel dice qve Chtmisso lo tnjo 
é$ Chile : no se halla en la colección. 

12. Bryuwn eoronaium%. 

B, eauíé ascendente, ¿ubramoso ; foUt patentibus^ ovaithtanceólatfi , nen0 
pMiucte ion fe euspidatis^ integerrimie; capsula péndula^ oVtonga^ basi 
impi^isa , éÍsdformi'incras$aia ^ rugulosa; opérculo hfmisphttrÍ€0'€onÍ€ép 
nuimiliato i annulo lato%simpUc(¡ calypira subulata^ fcrruginea^ apico fuscM 
kinc /Issa. 

B. cotoxATüii S«bw«gr-, Suppl,,l, ii, p. 105, lab. 71. — C. MOUn, ioccit,. I, 
p. 8a7.— MoDlag., Cuba, Crypt.fj^, 517, Observ. 

Tallo delgado, ascendente, como de una pulgada de largo, y 
produciendo retoños por bajo de su punta. Hojas bastante floja- 
mente atejadas, apartadas del tallo en la humedad, oval-oblon«* 
gas, cóncavas, de un verde pálido ó gay, y con una nerviosidad 
bermeja, que se prolonga en punta bastante larga basta mas allá 
de la estremidad. Pedúnculo solitario, terminal, de una pulgada 
6 algo mas, derecho, encorvado en la punta, y torcido espiral-» 
mente por la sequedad. Cápsula pendiente, oval-oblonga, con 
impresiones y rugosidades, las cuales forman en su base una 
especie de corona, de donde proviene su nombre específico* 
Peristoma esterior formado por diez y seis dientes lanceolados 
é inclinados. El interior se compone de oíros tantos dientes 
membranosos, amarillentos, perforados y separados entre ellos 
por dos ó tres pestañas. Anillo sencillo. Opérculo moreno, como 
la cápsula, convexo, y con un pezoncito agudo. 

Poeppig descubrió esta especie en Chile. 

13. Bryuwn eamariengm» 

B. dioicum; caule cctspUoso^ erecto, innovantiramoso proí(feroque¡ fotUs 
oktusii, narvo ftalido cuspidatis, caulinis oblongis, laxis, comalibus conges» 



104 FLORA CHILENA. 

U¿, ovatis^ concaais, margene deorsum re/lexis, iursum inflexis, dentUulatit; 
capsula péndula $ cylindrica subpyriformi; operculo convexo^ obtuse mucronato, 

B. CANARIENSE Brid., Sp. Mmtc.j III» S9; j Bryoi. univ.. I, p. 672. ~ Scbwsgr., 
Supt., tab. 314, ^.— Hontag-, Cañarles , Crypt., 53.— c. MUller, loe clt,. I, 235. 

Tallos reunidos en mechas, pero fáciles de separar, de seis á 
ocho lineas de largo, desnudos en la base, hinchados enlaestre- 
midad en una capitula de hojas redondeada, debajo de la cual 
en los individuos fértiles nace unainnovaion semejante á la que 
en los estériles sale del centro de la roseta. Esta suerte de prolifi- 
cacion se repite varias veces, dando al tallo una forma nudosa 
y caracteristica. Las hojas del tallo y de las innovaciones están 
espaciadas. Las que coronan la estremidad están reunidas con 
abundancia, y forman una cabecita : se llaman coronales {folia 
comalia). Las primeras son oblongas, y las segundas ovales, 
pero todas tienen los bordes reflejos en la base (lo cual las hace 
parecer como plegadas), muy inclinadas en la estremidad, donde 
presentan también varios dientes. Una nerviosidad las recorre, 
la cual se prolonga hasta mas allá del limbo en una punta bas- 
tante larga y dentada. Hojas periquecíales comparativamente 
muy cortas, ovaManceoladas y cuspidadas. En nuestros ejem- 
plares el pedúnculo es rojizo, tan largo como el tallo, y tiene en 
su estremidad una cápsula pendiente, casi cilindrica ü oblonga, 
atenuada en la base. Operculo convexo y apezonado. El anillo se 
compone de dos ó tres hileras de grandes celdillas. Pestañas del 
peristoma interior aquilladas, muy acuminadas, horadadas por 
anchas aberturas , con la forma de un corazón trasvuelto. 
Entre cada pestaña hay dos filetes, pero son mas largos que los 
indicados por Schwaegrichen. 

Este Musgo es notable por su modo de generación, la cual lo distingue 
fácilmente. Sin embargo, bajo este mismo aspecto podría aun confundirse 
con mi Bfockymenium mexicanum si los caracteres genéricos no ayudasen 
á diferenciarlos. En este último las hojas, además de estar acuminadas 
y no obtusas, son reflejas en toda la estensionde su borde; la cápsula está 
derecha ó poco inclinada, atenuada en la base y acia el orificio ; en fin» 
el peristoma interior es muy diferente. El Brachymenium crectum Wils. 
in Ittt. {itryum «TfcrMmHook.,Brid.), del cual el Sr. Wilson me ha mandado 
un dibujo, difiere de ambos. El B. canariense se cria en la República. 



MUSGOS. 105 

!&. J9ryi9Én iViaOaaíHtn) ineiinaiutn. 

S. hermaphrodilum; caulesubunciali, parce ramoso^ radiculoso-tomentoso ; 
foliis ovatO'lanceolatis^ longius acuminatfs , integris aut apicem venus sub- 
deftticulalis^ concavis^ margine revolutis, ñervo excurrenteinstructis; capsula 
ñútante pendulave , pyriformi , microstoma , annulata ; operculo convexo, 
apiculato, 

B. INCLINATUM Br. y Sch., /oc cit , 17, tab. 3.— Cladodiüm inglinatdm Brid., 
/oo.cií.j6Sl.— PoHLiA INCLINATA Swtrtz, Musc, Succ, Ub. 5, fig. 1.— Scbwsgr., 
Suppl.j lab. 65. 

Este Musgo forma mechas muy compactas y de cerca de una 
pulgada y media de alto. Tallos mezclados con un Scirjms ó un 
Schanus, que indican el habitat, á lo mas de una pulgada, y ra- 
mificándose por innovaciones. Hojas inferiores apartadas, oval- 
lanceoladas y muy enteras. Las superiores forman una cabe- 
zuela en la estremidad, ovales, mas largamente lanceoladas, 
con los bordes encorvados y una nerviosidad que escede la 
punta : ademas presentan varios dientes, visibles aun sobre el 
muero. Pedúnculo derecho, rojizo, y de una á dos pulgadas, 
cápsula piriforme, inclinada ó pendiente, con el orificio estrecho, 
y morena. Anillo bastante grande. Operculo convexo y apezo- 
nado. Peristoma como el del género Pohlia. 

Lo único que puedo notar en mis ejemplares, parecidos perfectamente 
i los secos que poseo, es que he hallado en lo bajo de Ids tallos de al- 
gunos individuos varias hojas oblongas, obtusas, con la nerviosidad 
desapareciendo antes de la estremidad. Se encuentra en los lugareb hú- 
medos de los Andes de Talcarehue, provincia de Golcbagua, y en las 
cordilleras de Coquimbo, en las aguas minerales del Toro. Sus cápsulas 
maduran en febrero y marzo. 



« 



* f^i 15. Bryu§n ilWebera) nuians. 

B. kermaphroditum; caule ceespitoso, humili aut elongato, suhsimplici ; 
foliis superioribus elongato-tanceolatis, ápice serratis^ inferioribus ovato^ 
lanceolatis, integris; capsula annulata, ñútante vel péndula, ovato^pgriformi ; 
op&rculo convexo y papillato, 

B. NDTANs Schreb., Lips.y di.— Engt. Bot., tab. 1340— Br. y Sch., loe cit., 34, 
lab. 19— Webera nctans Hedw-,ift<«c. Frond.j I, tab. 4. ~Brid., loe cit.,GS4 

Tallo de seis líneas á dos pulgadas de alto, sencillo ó ramoso. 



iO(( FLORA CHILENA. 

Hojas inferiores pequeñas, ovaManceoladas, enterai* cóncavas» 
con la nerviosidad interrumpida. Las superiores largameute 
lanceoladas, con la nerviosidad prolongada, dentadas bajo de la 
estremidad, y luego reflejas en su borde hasta la base; todas 
son de un verde pálido y relucientes. Flores bermafroditas. 
Pedúnculo solitario, rara vez geminado, derecho, después 
flexuoso, y de seis líneas á tres pulgadas de largo. Cápsula 
polimorfa, pendiente, y comunmente piriforme. Anillo bastante 
grande. Opérenlo convexo y apiculado. Pestañas del peristoma 
interior soldadas frecuentemente en la estremidad, y separadas 
por dos ó tres filetes. Cofia subulada, cucuUforme y tan larga 
como la cápsula. 

Bertero halló esta especie sobre la tierra, cerca del monte déla Léóna. 
16. MiryuÉn (IWe^erm^ nuten^peirnuB. 

B. dioieum ; caulibus cwspitosis^ tomentosis^ innovationibut grmcttt^ríkm 
longior i busque ramoaisi foliis ovato-acumlnatis ^ elongatis^ nerfo eras90, 
déeurrente, purpureo fnstructls, ápice cuspidaiis, margine inerassato Bub' 
intigttrrimis ; capsulof lúngipeduneulata, etongai9-pyrifarm(s, peñduUt pptf"' 
culo m^juiculo, cónico, acuto^ nitido, 

B. MACROPELMA C MUU., SffH^ MuSC,!, f75. 

Los tallos forman un césped muy denso : son cortos, endere-^ 
xados, con un vello moreno y tomentoso, y producen bajo de la 
estremidad retoños mas delgados y largos que ellol Hojas oblen* 
gas ú ovales, acuminadas, no decurrentes, con una nerviosidad 
gruesa, flexuosa, ferruginosa ó purpurina, y terminadas por 
una punta aguda : su borde está anchamente marjinado, entero 
6 apenas denticulado : la redecilla se compone de celdillas bas- 
tante grandes, alargadas, paral elógramas ó romboides, y mas 
pequeñas acia la punta. Las hojas períqueciales mas interiores 
son muy pequeñas, mas largamente cuspidadas y reflejas ínfe- 
riormente en el borde. Cápsula pálida, en forma de pera alar* 
gada y pendiente, un poco encojida en su orificio y sostenida 
por un largo pedúnculo. Opérenlo bastante ampio, cónico^ 
agudo, reluciente y anaranjado. Flor masculina terminal^ á 
modo de disco, y las hojas perigoniales inmarjinadas. Peristoma 



MUSCOS. 107 

eomo el de las Webera , con dos pestañas intermedias entre 
tada diente. 

Este Musito lo bailó Poeppig en los Andes de Antuco, y lo envió al Museo 
éé Berlín. Es vecino de iosB, gracilesans y bimum, de los cuales se dis^ 
tiague muy fácilmente. 

17. Bryfutn ^it>6er<v> '^<^tí^'*^MMüt« 

É,pusilhm; caule humiU, ramoto; folifs concavis^ imbricattM^ ovotO'laH" 
eeolaiis^ intcgerrimfs^ soUdinerviii; capsula longipedunculata, ascendente, 
pyriformi-claoata: opérenlo obtuso. 

B. Mktb^anüm C MQller, loe, cit.^ I, p» 396 — Webera Hbtenana Hampe, 
UmucQ, XI, p. 97Bv 

Tofla la planta Jlega apenas á una pulgada de alto. Tallos de 
línea y media, ramosos y engrosados en la estremiüad. Hojas 
cóncavas, atejadas, oval-lanceoladas, muy enteras, con una 
perviosidad continua, pero que en las del periquecio desaparece 
antes de llegar á la estremidad. Areolas de la redecilla baslania 
flojas, cuadradas eñ lo bajo, y romboidales arriba. Pedúnculo de 
menos de un pulgada, de un amarillo moreno, sosteniendo una 
cápsula en forma de maza , del mismo color y un poco ascen- 
dente. Opérculo obtuso. Las pestañas del peristoma interior 
esceden los dientes del estcrior. 

El autor añade que este Musgo tiene el aspecto del B. elongatttm, del 
cual es como una miniatura, y que sus tallos, escepto el tamafio infinita<* 
iftenle mas pequeño , se parecen á los del B. annotinum. También dice 
que Meyen lo halló en Chile. 

18- Bryuwn C^oMia) eiaraiun%. 

9, dtoicuml cante erecto^ ramoso: foUis erecto^patentibus patnliste^ ovatBm 
lanceolatis^ obtusiusculis, snbconcavis, integfrrimis^ ewnidinerviis ; eaptnla 
tñclfnata, korizontaU„ clavajormi , hngipeduncnlata ¡ opérenlo convexü^ 
papilláto, 

H. CLAVATüM C. Mflller, loe. cit.j I, p. Sd2. — PoHLiA CLAVATA Schimp., Ánn. 
,'Sc..nat.j Bot., ser. 3, VI, p. 148, Ub. 11. 

Tallos ramosos, de cuatro á cinco líneas de largo, formando 
céspedes bastante mechosos. Hojas bastante aproximadas, oval« 
lanceoladas, medio estendidas, apenas cóncavas, muy enteras. 



108 FLORA CHILENA. 

y con una nerviosidad, la cual desaparece acia la estremidad. 
Color verde - amarillento. Areolacion romboidal. Pedúnculo 
flexuoso y arqueado en la punta. Cápsula inclinada, piriforme ó 
á modo de maza alargada, y encojida en un cuello bastante 
largo. Opérenlo convexo y apezonado. Anillo compuesto. Dientes 
iguales á las pestañas, que son perforadas y están separadas 
por rudimentos do filamentos. Esporas lisas y globulosas. 

Bertero encontró esta especie en el mes de octubre de 1829 en los ma- 
nantiales de las altas colinas que rodean Quillota. 

19. Miryutn CJPohiia) pMnMypHyMMuwn. 

B.dioieum? caule ecuspitoso, innovanti-r amaso, ratnis incrassalis; folii$ 
caulinit laxis, innovationum dense imbricatis, comantibus ovatis, aeutis^ 
etMniditurviis, inlegerrimis; opercvlo plano ; capsula péndula, pyriformi. 

B. PLATTPHTLLÜM G. Müll., lOC. C//.,I, 291.— POHLIÁ PLATTPHYLLA Scbwaegr., 

SuppL, tab. 334, a. 

Musgo formando céspedes compactos. Tallos de seis líneas de 
largo, derecbos, con hojas esparcidas en lo bajo, pero mas 
numerosas y reunidas en forma de roseta en la estremidad. L»as 
ramas que salen por bajo de la roseta se componen del misnío 
modo. Hojas ovales, agudas, enteras ó almenadas, cóncavas, 
trasparentes, con una nerviosidad interrumpida, y las areolas 
romboidales é irregulares. Pedúnculo de una pulgada de largo, 
arqueado, apenas torcido, y negruzco en la madurez. Cápsula 
piriforme, pendiente y del color del pedúnculo. Anillo?... El 
opérenlo, que el autor dice ser llano en la diagnosis y la des- 
cripción, está representado cónico-convexo en la figura, Peris- 
toma como en las Pohlia. 

Este Musgo tiene el aspecto de los B. argenteum yjulaceum,y[aL cápsula 
que Hedwig atribuía á su género Pohlia, lo cual prueba la poca estabili- 
dad de los géneros, y principalmente la de este último. No he visto esu 
especie, descubierU por Poeppig por febrero en el volcan de Antuco, y 
publicada por Schwaegrichen, quien dice que la cápsula es parecida á' la 
de los B, pyri forme y pulchelíum, • . 

20. Bryum iJPohMin) ienuieauie. f 

B. dioicum? caule tenui, brevissimo , innovanti-ramoso ; innovationibus 
hypogynoíis vel e ramis repetUo-proliferis , gracilibus, basi subnudis, ápice 



MUSGOS. 109 

eémoso^féiiotís ; foUis caulinis ovatis, acudi, etmeaviuscuUs, nuirgine tub- 
recurvo integerrimis, patentibus, innovationum obtusis^ ñervo evanetcente 
instrucíis, peliucentibus; capsula pyr i formi, horizontali; opercuío convexo, 

B. (Pobliá) tbnoicadle Montagne, Ánn, Se. nat., ser. 3, lY, Cent. 5, no 26. 

Tallos cespedados, de tres á cuatro líneas de alto, compren- 
diendo las innovaciones, y la mitad mas cortos sin ellas, cubiertos 
por un vello radicelar, moreno por bajo, y luego con hojas mas á 
mas apretadas á medida que se acercan á la éstremidad, ya del 
tallo, ya de las innovaciones, donde forman rosetas poco me- 
chosas. Estas hojas son ovales, poco cóncavas, apenas agudas, 
reflejas en su borde, sobre todo las periqueciales, muy enteras, 
medio estendidas por la humedad, plegadas en la sequedad, y 
recorrídltopor una nerviosidad, la cual á veces llega á la punta: 
son de un verde amarillento las de lo alto de las ramas, y des- 
coloradas ó bermejas las de abajo, con la areolacion oblonga. 
Vagínula cilindrica ó aovada, rodeada de pistilos avortados y de 
parafísos que las esceden un poco. Pedúnculo enderezado, soli- 
tario, á lo mas de tres lineas de largo, delgado, flexuoso, apenas 
torcido de derecha á izquierda, bermejo, y jamás negro. Cápsula 
horizontal, corta, piriforme, ó mas bien obaovada. Opérenlo 
cónico y deprimido. Anillo sencillo, formado por grandes cel- 
dillas oblongas, que tienen 1/200 de pulgada en su mayor diá- 
metro. Pestañas del peristoma interior aquilladas, perforadas, 
de igual longitud que los dientes, y sin filetes entre ellas. No he 
hallado flores masculinas. 

Este Musgo tiene la foliación del B.julaceum, Presenta muchos carac- 
teres comunes con el precedente; pero sus hojas reflejas en el borde, la 
pequenez relativa del pedúnculo, y la presencia de un anillo muy grande, 
me parece se oponen á su reunión, aunque sean muy semejantes. El 
Sr. Gaudichaud lo halló sobre la tierra cerca de Valparaíso. 

21. Bryunn {JPohMíá) hutmiMe. t 

ir. dioicum? caule humili, erecto ^ simplici; foliis inferioribus den$e imbri" 
eatiiy ovatoAanceolatitf patenli-ereciis, supremit lanceolato-subulatU y sub» 
»e€undit, ómnibus canaliculatis, marginatisj integerrimis , ñervo crasso per" 
cursis; pedúnculo arcuato; capsula anapophysata, cei*nua, oblonga; opetculú 
obtuse cónico» 



lio FLORA CHILENA. 

B.BüMILlllOllUg.,/OC. dítono •G^/f. — OETHOBOITIini TIIVI C llfll|.» !##. 
€it.. I, p. fio. 

£1 Musgo «ntero no llega á seis Hneas de alto. Tallos apenas 
salientes fuera de la tierra, y de línea y media, Aliformes, dere- 
chos, unos fértiles, un poco engrosados en la estremidad, y 
otros estériles, lisos ó mas bien aGlados, Estos últimos naceo 
al lado de los primeros, pero se continúan desde su pi-opia estre- 
midad, como en varias especies del género. Aun he visto un re- 
nuevo salir del axila de una hoja, acia la mitad de un tallo estéril. 
Las innovaciones son mas delgadas, con las hojas mas espacia- 
das, y sin ninguna hoja coronal. Hojas inferiores fértiles y esté- 
riles de los tallos atejadas, oval-lanceoladas, medio estendidas« 
agudas, engrosadas en sus bordes, los cuales son entercw y están 
un poco inclinados, recorridas por una gruesa nerviosidad que 
llega á la estremidad, ó ya desaparece antes, sobre todo en las 
hojas involúcrales. Estas hojas, cuya redecilla está formada por 
areolas alargadas é irregularmente paralelógramas, van cre- 
ciendo á medida que se elevan en los pies fértiles. Las períque- 
ciales son dos ó tres veces mas largas que las otras, muy afiladas, 
encorvadas como una lesna desde su mitad, y todas vueltas del 
mismo lado, lo que reunido á su tallo sencillo, presta á este 
pequeño Musgo el aspecto de una Weisia ó de un Dlcrano, No 
he hallado flores masculinas^ por lo cual puede suponerse que 
es dioico. La flor femenina se encuentra en la estremidad de un 
tallo muy corto, rodeada de tallos estériles mas largos: se com- 
pone de hojas involúcrales, mayores que las caulinares, con una 
nerviosidad no continua, y de dos á doce pistilos, casi sin para-' 
fisos, los cuales sin duda se desarollan después, puesto que 90 
hallan al rededor de la vaginula. Esta es cilindrica, mas delgada 
arriba que abajo, morena y roJeada por varios pistilos avortados. 
Pedúnculo de cuatro líneas de largo, delgado, flexuoso, anaran- 
jado, y encorvado en la estremidad. Cápsula sin traza de apofíso, 
horizontal y aun pendiente, oblonga, atenuada en la base, de 
un amarillo rojizo, con el borde del orificio de un rojo vivo. No 
puedo decir si tiene un anillo, pues todos ios frutos carecian 
de opérculo. Peristoma esterior como el de los Bryum, pero sin 
surco ni linea longitudinal. El interior es lo mismo que el de 



WJMOS. 111 

una PohUih coyas pestaSas sarían ua tercio maa cortas qua los 
dientes: la membrana de donde salen es de un tercio de la Ion*- 
gitud de los dientes esteriores: ambos pefistomas son de un 
amarillo pálido. Opérenlo en forma de cono rebajado, con un 
peÉon confluente. 

Bste Musgo se haUt raescUdo con el Dicranum aulaeoearpum Nob. j 
«na pequefia Jongennania, que también creo es nueva. Por la descripción 
puede verse que esta Unü» y pequeña especie presenta caracteres propios, 
que á primera vista la^distinguen de sus congéneres. Los Sres. Hooker 
bijo y Wilson ban publicado la diagnosis de una especie (B, tenuffolivm), 
la cual dicen estar aliada al B.polymorphum^ y que yo bubiese creido muy 
vecina de la presente, si estos hábiles botánicos no le atribuyesen una 
cápsula un poco combada, y un peristoma interior con filetes entre las 
pestañas. Nuestro Musgo crece sobre la tierra rasa en las provincias me* 
jridíonales de la Eepúbiica. 



mXITé IiSVTOCUBVA. — 1111*00 HUB VA. 



I 



Perisiomium dúplex: exterim áentet 16 breves ^ linearülanceolali^ 
üTtieulatip madore erecU, hyalini ; mlerius membrana brevitsima, 
in eilia tolidemfiliformia cum denlibus álternaniia fissa» Capsula 
termináliit eylindracea^ erecta aut inclinaía^ anapaphysala. 
Pedun0ulu$ gracUlimus^ flexuasui, Operculum eonico-acumi^ 
natum. Calyplra lineari-subulafa, langa, cilo decidua, viridis^ 
ápice fu tea j basi lateraliler fissa, Flores monici. Homen genericum 
a Xiitroi graciliSf et-^vio-lmna depromplutn^ tenuiíalem calyplra 
ienotans, 

I«liMrocBLiB!iA Montág., Ánn, Se. nat., ser. 3, agosto de iS45, p. 105. 

Peristoma doble: el esterior compuesto de diez y seis 
dientes cortos, línear-lanceolados, articulados , endereza- 
dos por la humedad, é hialinos; el interior está formado 
por uoa membrana muy corta , separada en diez y seis 
pestañas filiformes, que alternan con los dientes. Cápsula 
terminal, cilindrácea, enderezada ó un poco indinada, y 
sin apofisos. Pedúnculo delgado. Opérenlo cónico y acumi- 
nado, (^fia linear-subulada, muy larga, cayendo temprano, 
7 hendidd de lado. Flores monoicas» 



112 FLORA CHILENA. 

Este género tíene la cápsula y el opérculo de los Leptottamum^ y él 
peristoma del OríJtodontium, Sa aspecto es el de un Bryum de la 
sección de los Ciadodium, ó aun el de los Brachymenium. Las hojas 
presentan la redecilla propia á todas las Briáceas. También es suma- 
mente parecido al género Schizytnenium llarv. (in Hook., Ic. Plani.^ 
tab. 202, y Schwaegr., SuppL, IV, tab. 317, a;, j si fuese posible de- 
mostrar que el S. bryoides posee dos peristomas en vez de uno, no hay 
duda que el género que propongo deberla reunirse á él, y la siguiente 
especie tomar el nombre de S, chilense. Hasta entonces me creo auto- 
rizado á mirar este nuevo género como muy distinto. 

i. JLepioehU&na eMMewMÍ9. f 

(Alias botánico. — Griptogamia, lám. 4, flg. 1.) 

L.hermaphrodiía monoicave; caule caspitosoy erecto^ innovanti-ramno; 
foliis caulinis ovatis , conudibus lanceolatis, erectit^ margine revolutis 
iub ápice aculo denticuImtís^'Subevanidinerviis; peduncuíis iubgemini$¡ 
capsula tereti, erectiuscula ¡ opérculo conico^cuminato ; peristomium Pohliee^ 
habitus Cladodii ; capsula et calyptra Leptostomi, 

L. GHiLBüsit Monlag., loe. cit.f Cent.tt, noSS.-C.MOIIer, Syn. Muse, I, 9BSS. 

Los tallos forman céspedes flojos ó apretados: tienen de tresá 
ocho líneas de largo, y producen dos ó tres ramas ó innovaciones 
de igual longitud, que salen de entre las hojas coronales por 
bajo de la flor. Los tallos y las innovaciones parecen desnudos 
por bajo y van aumentando su volumen hasta la estremidad. A 
veces solo hay una innovación, que sale de la mitad de la flor. 
En los ejemplares de Bertero las hojas coronales están mas es- 
tendidas, prestando á la planta el aspecto del Bryum crudum^ y 
en los nuestros forman una cabezuela aovada durante la se- 
quedad. Las hojas inferiores del tallo y de las innovaciones son 
pequeñas, ovales, puntiagudas, y las superiores largamente 
lanceoladas: todas delicadas, pegadas al tallo cuando secas» 
medio estendidas por la humedad, encorvadas por fuera sobre 
los bordes, dentadas acia la punta, con frecuencia terminadas 
por un muero, pero siempre muy agudas y recorridas por una 
nerviosidad que llega casi á la estremidad, y cuya terminación 
divide muchas veces y desigualmente la hoja. Areolas del tejido 
largas y angostas en lo alto, mas cortas y paralelógramas por 



MUSGOS. 118 

bajo. Hojas florales aovadas y mas cortas que las otras. Flores 
hennafroditas y terminales. Siete ú ocho anteridias, mezcladas 
con quince á veinte pistilos semejantes á los de los Bryum^ y 
rodeados por varios parafisos mas cortos. Entre estos pistilos, 
uno á tres son fecundos, pero nunca mas de dos llegan á la ma- 
durez. Frecuentemente las innovaciones tienen otras flores mas- 
culinas en la estremidad. Anterídias oblongas, casi sésiles, pá- 
lidas y descoloradas después de la salida de su contenido. 
Vagínula morena, cónica, cilindrácea ó á veces hinchada en 
medio, por consecuencia aovada, y rodeada de un gran número 
de pistilos avortados, mas cortos que ella. Tiene uno ó dos pe- 
dúnculos de seis á ocho lineas de largo, enderezados, flexuosos, 
rojizos, torcidos de derecha á izquierda, y á veces arqueados 
en la estremidad, aunque raramente. Cápsula como de linea y 
media de largo, enderezada, un poco inclinada, algunas veces 
pendiente, pero solo por la flexión del pedúnculo, perfecta- 
mente cilindrica, sin traza alguna de apófisis, é insensible- 
mente encorvada en su longitud antes de la caida del opérenlo ; 
entonces tiene una falsa semejanza con la del Leptostomum in^ 
elinans^ y está como ella un poco atenuada cerca de su orificio. 
Anillo sencillo y enderezado, Opérculo cónico, acuminado, y de 
menos que la octava parte de la longitud de la cápsula. Al con- 
trario, la cofia es muy larga^ angosta, linear, subulada, y mas 
bien análoga á la de las Barbuladas que á la de las Briáceas, á lo 
menos de una línea de largo, y solo hendida de lado en un corto 
espacio. Perístomas delgados, blancos y trasparentes : el este- 
rior compuesto de diez y seis dientes enderezados, lanceolados, 
sin surco longitudinal, articulados, y con tabiques poco ó nada 
saledizos por dentro. El interior sale de una membrana muy 
corta^ con celdillas cuadradas, y presenta diez y seis pestañas 
alternas con los dientes, poco aquilladas, casi filiformes^ gra- 
nulosas en la estremidad, enderazadas en la sequedad, y conni- 
ventes cuando se hufnedecen. No hay traza de filamento entre 
ellas, por lo cual están bastante espaciadas. Esporas globulo- 
sas, menudas, lisas, de un verde amarillento , contenidas en 
un esporanje estipitado, ocupando solo la mitad superior de 
la cápsula. 

BoTANicá. vn. 8 



114 FLORA CHILENA* 

Este notable y singular Musgo se acerca al Leptottomum por ta cofia j 
la forma de la cápsula. Fué cojido en Chile en los lugares húmedos j 
sombríos de las inmediaciones del monte de la Leona, y en las proTincias 
meridionales. Los ejemplares de ambas localidades, aparentemente dife- 
rentes, pertenecen á la misma especie. El Sr. G. Müller ha adoptado el 
género Leptochlcena, 

Bsplicaeion de la lámina, 

Lám. 4, flg. 1. — £. cMien^is: a Tres individuos jóvenes, y b otros tres adaltos, 
con BUS cápsulas, y de tamaño natural. ~c Hoja rameal, 10/1.— d Corte trasverul 
de la misma, para mostrar como los bordes se encorvan acia su tercio inferior, t4/f • 
^¿Redecilla de la estremidad de las hojas, 80/1— ^ Una hoja coronal, en coya 
base se halla nna anteridía.— g Vagínula presentando en súbase varias anterfdlaa 
pistilos j parafisos, 16/1 — A Cofia, lO/l. — < Estremidad de una cápsola, ^i. — 
k Orificio de la misma, 100/1, mostrando los dos perístomas, el esteiríor en /, y el 
interior en m, 

TRIBU XI. — LEPTOSTOMEAS. 

Musgos aoro««rpos, oon los tallos enderezados, j las hcjas oblOBflraa^ 
terminadas por una cerda. G&ptula ascendente, oon al orlflclo 
•ng^ostado. Feristoma membranoso, anuliforma j enderezado. 

XXTI. IiSPTOSTOMO. — IiSVTOSTOlIUH. 

Capsula cequaliSy oblonga aui irregularis, in apophysin spuriam^ 
obconicam attenuala, Peristomium simpleXy membranaceumy tanr 
dem annulare, erectum, raro subdenticulatum, Calyptra €ucuUata. 

LiPTOSTOMUM Rob. Brown, Áct. Soc Lin. Lond., X, p. 130. 

Musgos vivaces^ ramosos, y semejantes á los Bryum 
por su aspecto. Cápsula igual, oblonga ó irregular, adel- 
gazada en la base á modo de un falso apofiso en cono 
trasYuelto, largamente pedunculada, notable por la estre- 
chez de su orificio, y á veces por su posición oblicua y 
agcendente. Opérculo convexo ó cónico , obtuso y mtiy 
corto. Peristoma sencillo, membranoso, en forma de anillo 
enderezado, entero, ó rara vez levemente denticulado. 
Cofia á modo de cucurucho. Flores monoicas ó dioicas 
y terminales. 

Viven sobre la tierra y en las rocas del hemisferio austral. 



MUSGOS. 118 

i. Mtepiamiom%WÉn mpimehmoiiMem. 

Im 9éuU caspitúso, erecto^ dent§ tomentúío; fólHs densitiimi iwiMcmtis^ 
M0igii^eonca9Ís^ iiffio tinte apieetn ivanido pereunis^ Umge pHiferis^ pilo 
fummo; taptula oélonga^ inmquñli; opereuio conuxo, pttpUlMto, HeUatf 
umbilicato, 

L. SPLACBN0IDE8 Hook. y Ara.» in Beech., Voy,, p. 53. — Schwsgr., Supplem,, 
Uíb. 405, b. — C. mm., Syn, Muse., 1, 186. 

Musgo formando sobre las cortezas de los árboles grandes 
cojinetes hasta de dos pulgadas de grosor. Tallos de menor lon- 
gitnd, ramosos, y tan reunidos entre sí por un fieltro radicela^ 
moreno y abundante, que es difícil separarlos. Ramas obtusas y 
á modo de maza. Hojas de un verde gay« atejadas en gran nú- 
mero, oval-oblongas, cóncavas, con una gruesa nerviosidad^ h 
cual no llega á la estremidad, y terminadas por una cerda^ corta 
M las hojas inferiores, y muy larga é inclinada acá y acullá en 
zigzag en las superiores, y sobre todo en las periqueciales. 
Afeólas de la redecilla cuadradas por bajo^ redondeadas y pun- 
tiformes arriba. Vagínula cilindrácea. Pedúnculo de cinco á seis 
Uoeas, apenas torcido, y amarillento como la cápsula, la cual 
«1 buen estado no tiene la forma que le atribuye Schwaegrichen, 
qfttó sin duda la ha figurado según ejemplares imperfectos : es 
gfuesa, horizontal, oblonga, pero desigual; es decir, que el arco 
sttperíor es menos largo que el inferior, ó en otros términos, que 
él pedúnculo es escéntrico y no se pega al eje. No he visto apofiso 
en la base, la cual en el estado de desecación está como plegada. 
Opérculo convexo, apezonado en el centro, pero siempre pro- 
fundamente umbilicado. Peristoma tampoco grueso ni esponjoso, 
formado por una membrana muy delgada, trasparente^ dirijida 
oblicuamente acia el centro ó al eje de la cápsula^ con un tercio 
dS la altura de esta acia su orificio, como la ha figurado Sir W. 
Hooker en la L. inctinans. No se puede mejor comparar este 
pétístoma que á la membrana no aquillada del peristoma inte- 
rior de varios Musgos pleurocarpos. Las esporas vistas en masa 
son amarillas, y con el microscopio se encuentran globulosas y 
erizadas de pequeñas asperezas. La cofia cae temprano, y en su 
juventud es cuculiforme, alargada y de color de paja. 



116 FLORA CHILENA. 

Este bello Musgo se halla en ValdiTÍa sobre los troncos délos manzanos. 
Segon Hooker también se encuentra en Concepción, y según Poeppig en 
Talcahuano. 

Una especie del herbario del Sr. Hooker, mencionada por el Sr. Wilson 
(Cnfpt, antaretf p. 10) como hallada en Concepción, y á la cual llama 
£. Bridgesii^ parece diferir algo de la presente, á lo menos si puedo Juzgar 
por lo poco que de ella dice dicho sabio. 

L, cauU suhtimplici; foliis imhrieattSt oblonga-OMíis, concaoii, ápice den» 
ticulaiii^ nerve in pilum desinente instructis; capsula inclinaia, aretuo^" 
recurva^ oblóngthclwoaia; opercuío cónico^ bretiter mucronato; peristamiQ 
annulari^ albo^ denticulato, denticulis rcfiexiusculis. 

L. Menzibsu R. BrowD, ioc cit.y p. 321.— Schw»grM<Stipp/., tab. 104.— Btid^ 
loe. ciu, 12S. — Monug., Voy, au Póíe Sud, Cfypí.,304. — C. MIL, Syn. Muse,, 
1, 1S6.— Gtmmostomdii Mbmeiesii Hook., Muse, exot., tab. tt. 

Tallo sencillo, derecho, de una pulgada de largo, hojoso 
desde la base, que está cubierta por un tejido radícelar, to- 
mentoso y aparente. Hojas enderezadas, angostamente oblon- 
gas, cóncavas, denticuladas por bajo de la punta, encorvadas 
en el borde, y recorridas por una gruesa nerviosidad, la cual 
escede su estremidad á modo de qerda. Cápsula presentando 
una forma singular, que se* aproxima á la de las Buxhaumia^ 
atenuada en la estremidad y en la base, ascendente, llana por 
cima, arqueada por bajo, con el orificio horizontal, lisa, morena, 
y sostenida por un pedúnculo terminal, enderezado, de una 
pulgada de largo, y un poco inclinado en la estremidad. Peris- 
toma formado por una membrana anillada, enderezada, blanca, 
y sin traza alguna de diente. Opérculo convexo, presentando en 
el centro una pequeña punta ó pezón muy corto. 

Esta especie tiene mucha semejanza con la precedente por la manera ^ 
como se reúnen los tallos para formar cojinetes compactos; de tal modo^^' ^' 
que si ambas soTiesen sin cápsula seria difícil distinguirlas; sinembargoi, 
examinando solo la cerda que termina las bojas, la cual es corta y derecha 
en este Musgo, y mas larga y en zigzag en el otro, es fácil diferenciarlos : 
observados con sus cápsulas se distinguen á simple vista. El almirtl 
d'Urville la bailó en el estrecho de Magallanes. 



MUSGOS. 117^ 



3. f/epio9ion%99»n ineünanB* 

L, caüle caspitoso, súbsimplici ¡ foliis ovalo-oblongis^ obtusis^ piliferis, pilo 
simplici; capsula inclinata^ iniBquali, elongato-ovoidea; opérenlo cónico, 

L. nicLiNANS B. BroTrn, /oc. cit,^ p. 320, tab. 25, flg 2. — Schwngr., SuppL, 
Ub.213.— Bríd., loe. cit,, 126. » C. MOll.,/oc. cit,, 185. — Gtmnostoiiüm ingli- 
1IAN8 Hook., Muse. Exot., tab. 168. 

Tallos sencillos, de una á dos pulgadas^ reunidos en mechas, 
como en las dos precedentes especies. Hojas alejadas, de un 
amarillo verdoso, enderezadas, oval-oblongas, obtusas, enteras^ 
un poco reflejas en los bordes, y con una nerviosidad, la cual se 
prolonga en una cerda sencilla, derecha y bastante larga. Pe- 
dúnculo de una pulgada, flexuoso y de un amarillo moreno. 
Cápsula inclinada, horizontal ó ascendente, desigual, alargada y 
oboval. Opérculo cónico. Peristoma como el del L. splachnoides. 

Este Musgo faé comunicado á Schwaegrichen por Poeppig, quien lo en- 
contró en Chile sobre las cortezas de los árboles y en las roelas, no lejos 
de Talcahuano. Sus frutos maduran por setiembre. Se distingue del 
precedente por su cápsula no encorTada y las hojas enteras. 

TRIBU XII. — ORTOTRICEAS. 

Muigot vivaces, formando cojinetes sobre los árboles y las rocas, 
pero Jamás en tierra rasa. Cápsula ig^al, estriada, y rara vce lisa. 
Peristoma variable, cofia á n»odo de mitra, y comunmente erizada 
de pelos enderesados. Hojas aqailladas, lineares 6 lanceoladas. 
Areolacion puntiforme. 

XXTIX. OaTOTRXCO. — ORTHOTRXCHUM. 

Capsula immersa, emergens vel exserta^ csquális^ ut plurimum 
8-16 striata, exannulata» Perütomium simpleoc aut dúplex^ rarius 
nullum ; exterius e dentibus 32 nemínatim vel ¡ñgeminatim 
coüUtis, et tic denies 16 vel S mentientibus, interius vero ex 8 cegua^ 
libus aut 16 ciliis altemis brevioribus constans. Calyptra cónica^ 
striaiula aut campanulata, polyptycha^ basi crenaiat pilU erectis 
onusta^ raro nuda. Inflorescentia monoica vel dioica. 

Orthotrichum Uedw., Muse Frond. — Bruch y Schimper. Bryol, Europ.— 
Orthotiiighum y Ulot\ Brid. 



I*:' 



118 FLORA CHILENA. 

Tallos con ramas piramidales, formando sobre los árbo- 
les y las rocas bellas mechas redondeadas. Hojas alejadas^ 
lanceoladas, enteras, con una gruesa nerviosidad, la caal 
rara vez no llega á la estremidad, derechas ó rizadas por 
la sequedad, y formando pequeñas areolas seriadas y pun* 
tiformes en lo alto, y cuadrado-oblongas ó aun hexágonas 
por bajo. Cápsula ya introducida dentro del periquecío, 
ya emerjada, ó pedunculada, igual, con ocho ó diez y seis 
estrias longitudinales, rara vez lisa, y siempre sin anillo. 
Peristoma sencillo ó doble, pocas veces nulo: cuando es 
doble, el esterior se forma de treinta y dos dientes rea<^ 
nidos dos á dos ó cuatro á cuatro^ simulando así solo 
ocho ó diez y seis ; el interior se compone de odio pesta- 
ñas iguales ó de diez y seis dientes, de los cuales la mitad 
son alternos y mas cortos. Cofia cónica, estriada á acam- 
panillada, plegada según la longitud, almenada en el borde» 
desnuda ó frecuentemente con pelos enderezados. Opér- 
enlo convexo y acuminado. Inflorescencia monoica ó dioica. 

Estos Musgos son vivaces^ de un aspecto particular, muy numeroflos 
en Europa y raros bajo los trópicos, donde se hallan reemplazados por 
los del género siguiente. 

1. OriHairíeHwwn ewpuiaiUM%é 

o. monoicum; caule erecto t ramoso; foliis imbricatis, erecto-patentil^ui, 
lanceoiatis^ acutis,carinatiSymargine revolutis^ soltdinerviis ; capsula imnterM, 
brevtpeduneulaia, obovata, 46-striala ; peristomit simplicis dentibus 46^perp^ 
ría approximalis ^tándem aquidistantibus ; caiyptra campanulaiá, parce piloia, 

O. cuPüLATUM Hoffm., Deutsch. FL, II, 26.— Schwaegr., SuppL, tab. SS.— Bnd., 
loe. cit,, 272.— Br. y Schimp., loe. ciU, 8, tab. 2.— C. Müll., loe. eit., I, 700. 

Tallos reunidos á modo de cojinetes, derechos ó tendidos, 
ramosos y de una á dos pulgadas de largo. Hojas lanceoladas, 
aquilladas, con los bordes reflejos, y presentando una nerviosidad 
robusta, estendidas por la humedad, y pegadas al tallo en la 




MUSGOS. 119 

sequedad» compuestas de areolas muy pequeñas y bexágonas. 
Vagínula oblonga^ cilindrica ^ y domioada por una ocrea la 
mitad mas corta que ella. Cápsula sostenida por un corto pe* 
dÚDCulo, oculta entre las hojas periqueciales, que difieren poco 
de las caulinaresj oboval^ de color amarillo de paja^ con diez y 
seis estrias anaranjadas, y cuando seca, urceolada y relevada 
por ocho ó diez y seis costillas saledizas. Opérenlo convexo, 
con un pequeño rostro central y derecho. Peristoma compuesto 
de diez y seis dientes, primero apareados, y después colocados 
á iguales distancias, lisos, á veces perforados^ y reflejos en la 
sequedad. Cofia acampanillada, mas ó menos erizada, cubriendo 
los dos tercios de la cápsula. Esporas llenas de pequeñas as- 
peridades. 

Se cria solnro las rocas de las proTincias meridionales de Chile. 
S. Orihoiriehwtn tnnoeMMmmiewtwí^ 

o, tmpitOBum; cauie basi repente, ramoso ; ramis brevibus erectis ad apictm 
incrassatis; foliis confertis, ebasi ovata, concava iineari^subulatis, secundU 
siccitate ineurviSf evanidinerviis^ integerrimis; capsules clávala^ striata, 
lóHgé exsertw operculo convexo , mucronato; peristomii dupíicis dentibus 46 
perpm'ia approximatis^ erecto-conniventibus^insicco reflexit, ciliit iSplanis^ 
irregularibus ; calyptra parce pilosa. 

O. MAGELLANiGüM MoDtag., Ánu,, Cent. 4, no 10; y Voy. Póle Sud, Crypt., 390, 
tab. 20, flg. 2— C. MUll., loe. cU., 716. 

Este Musgo fotma mechas pequeñas y convexas. Tallos ape- 
nas de cuatro líneas de largo^ con ramas piramidales, gruesas y 
encorvadas á modo de gancho en su estremidad. Hojas ovales y 
cóncava^ en la base, luego lineares en forma de alesna, encor- 
vadas en hoz y vueltas del mismo lado en la estremidad, muy 
enteras, y con una nerviosidad que no llega á la punta. Areolas 
de la redecilla lineares en la base, cuadradas sobre los bordes y 
puntiformes arriba. Color verde amarillento. Flor masculina 
lateral, gemiforme y axilar. Hojas periquecialespoco diferentes 
de las caulinares. Vagínula corta, cilindrica, y rodeada por pa- 
rafisos muy largos. Pedúnculo de una línea á una y media, ama- 
rillo y torcido de derecha á izquierda. Cápsula primero en maza, 
levemente estriada, largamente pedunculada, y después de la 



120 FLORA CHILENA. 

caída del opérculo cilindrica y con ocho estrias profundas. Pe- 
ristoma doble : el esterior compuesto de diez y seis dientes 
apareados, conniventes, reflejos en la sequedad, lanceolados, 
obtusos, pálidos, y después morenos ; el interior está formado 
por el mismo número de pestañas semejantes á los dientes, blan- 
quizcas é irregulares. Opérculo convexo, con un rostro central, 
corto y derecho. Cofia acampanillada, hendida en varias corre- 
güelas en la base, y con unos cuantos pelos. 

Esta especie la descubrió el Sr. Jacquinot sobre ios árboles y arbustos 
del estrecho de Magallanes, cerca del puerto del Hambre. 

3. OrliiafrleJIíMftt ^ennat^WÉn» f 

o. monoicum^ pulvinatum ; caule graciilimo, ramoso ¡ folii* inibricútii € basi 
owtíi-oblonga , amplexicauli linearibus ^ obtusiusc ulis , carínaHiy margitu 
refiexis^ evanidinerviis^ patulO'incurvis, aureis, ticcitate critpulis; capsula 
oblonga, exserta, húmida striata, sicca 8-plicata; calyptra cónica ^ integra^ 
pilosiuscula; peristomio duplici, 

O. GBRMAifDii Montag., Ánn. Se, nat., ser. 5, Bot., IV, Cent. 5, no 56.— G. 
Mailer, p. 715. 

Musgo formando en las cortezas de los árboles cojinetes de 
un amarillo dorado, pasando al moreno, de media auna pulgada 
de diámetro. Tallos radiantes, enderezados y de un moreno ne- 
gruzco por bajo. Hojas caulinares y rameales aquilladas, cana- 
liculadas, ciñiendo el tallo en lo bajo por un ensanchamiento 
oblongo y casi cuadrilátero, encojiéndose después súbitamente, 
V volviéndose lanceoladas en su estremidad roma. Cuando están 
húmedas, su dirección représenla un medio corchete ; es decir, 
que primero derechas en su parte ciñiente, se vuelven en seguida 
estendidas y después aparentemente enderezadas acia la punta; 
pero muy crespadas en el estado de desecación. Sus bordes son 
enteros, y reflejos por fuera. La nerviosidad, que llega casi á la 
estremidad en todas las otras, es mucho mas corta en las peri- 
queciales ; por otra parte estas últimas están mas enderezadas, y 
1 as mas interiores se hallan terminadas por una punta redon- 
deada. La redecilla es, por decirlo así, característica, á causa de 
ser lineares las areolas basilares centrales, las esteriores y mar- 
ginales cuadradas y dispuestas en series regulares, de un admi- 



MUSGOS. 121 

rabie efecto, vistas con el microscopio ; en fin, las superiores 
forman pmitas cuadradas y muy exiguas. La flor masculina ge- 
miforme se halla en el axila de la hoja, debajo de la flor feme- 
nina fecundada. Perígonio compuesto de cinco ó seis hojas ova- 
les y obtusas: las esteriores con una nerviosidad, y las interiores 
absolutamente enervas y algo diferentemente areoladas que las 
otras. Anteridias poco numerosas, oblongas, alargadas^ y con un 
pedicelo, cuya longitud escede la cuarta parte de la suya. La flor 
femenina terminal está también compuesta de un corto número 
de pistilos. Ni unas ni otras tienen parafísos. Vagfaiula cilindrica. 
Pedúnculo torcido de izquierda á derecha, menos de una línea 
de largo y confluente superiormente con la cápsula. Esta, siem- 
pre marjinada, es diferente en sus dos estados de plenitud y de 
vacuidad : ea el primero, lo mismo que cuando está humedecida, 
es oblonga, atenuada en la base en un cuello que se pierde en 
el pedúnculo, con ocho estrías poco profundas. Guando seca^ es 
delgada, angostada en medio , y en lugar de estrias se perciben 
solo las ocho costillas saledizas que las separan. Dientes del 
perístoma esterior en número de diez y seis, apareados , conni- 
ventes cuando se mojan, reflejos por fuera de la cápsula en la 
sequedad, soldados dos á dos en la base, y cada uno pareciendo 
bífido en la estremidad, ó á lo menos con una línea que indica 
una separación en potencia. Perístoma interior formado por ocho 
pestañas lineares, alternas con los ocho pares de dientes, y en- 
corvadas acia el centro de la cápsula, en cuyo fondo se ve una 
columela cilindrica y como arrugada. Gófía cónica^ en forma de 
cucurucho, finamente estriada, mucronada por el estilo persis- 
tente, y cubierta de pelos raros en la estremidad cuando está 
madura. 

Este Hdsgo, perteneciente á la sección de las ülota de Brídel, difiere del 
Om crUpñlum Bruch, por su taUa mucho menor, por su color dorado, que 
se vueiTe de un moreno oscuro en la Tejez, por las bojas no agudas, y si 
roQias y acanaladas, 6 aquilladas hasta la estremidad ; por la nerviosidad 
déla especie europea, aunque la figura de X^iBriologia no la muestre; y en 
fin, por su cápsula siempre oblonga, y nunca en maza ni piriforme. Se 
encuentra en las provincias meridionales de la República. 



12t fLOUk GHII.EIIA. 

&. OrfJdafrtoJdMMt m«lMt<to« 

o, motíoicum: habitus Ínter O. stramineum et alpestre; putiUum, pwt$ 
dichotamum ; folia O. alpeetris^ al echlorophyllosa ; capsula eijusdem avúlU^ 
brevicolla, sed minuta, breviter sed longius quam O. stramineo txartmi 9m» 
lyptra pilosa et perisiomium O, alpestris, al dettíes ubique rugulúsi^ Iwté^íii 
flores masculi O, siraminei, 

O. AS8IMILE G. Hall., loe. Cit.f I, 704. 

Musgo monoico y diploperístomeado, con un aspecto que lo 
allega á los O. stramineum y alpestre. Es pequeño, y su tallo sé 
divide por dicotomías sucesivas. Hojas como las del O. alpestre, 
pero sin clorófílo, y consecuentemente pálidas y descoloradas. 
Cápsula aovada, estriada, pero muy pequeña, de color dé paja, 
mas largamente pedunculada que la del O. stramineum, aunque 
cortamente. Gófía peluda y amarillenta. Peristoma como el dd 
O. alpestrey si se esceplúa el color amarillo de los dientes y sa 
rugosidad. Flores masculinas como en el O. stramineum. 

Este especie la halló Poeppig en Chile. 

XXVIZZ. MACaOMIT&XO. — MAOROMITaXirai. 

Capsula cBqualis^ exannulata^ lenis aut striata^ longius aut hr^ 
vius pedunculata, Peristomium simplex^ e dentibus id subgemi* 
naiiSj lanceolatis constans, vel dúplex, inierius e membrana ereeté^ 
ápice lacero-multifida conflalum. Calyptra tándem mitrofformii 
aut cónica, basi in lacinias plurimasfissa, levis aut striata^ gUifyrm 
aut pilosa. Operculum aeicuti/orme. 

Mácromitrium Brid., Maní., 132.— Magromitriüm y Leiotheca Ejusd., Bryol. 

UniV M\CR0MITR1D1I 7 SCHLOTBEIMIiE Sp. SohWffigr. 

Cápsula iguala lisa ó estriada, sin anillo, y mas ó moi|OS 
largamente pedunculada, Peristoma sencillo, compuesto 
de diez y seis dientes lanceolados, con frecuencia, aun^^ 
que no siempre, apareados: algunas veces es doble, consis« 
tiendo entonces el interior en una membrana enderezada, 
laciniada en la estremidad en varios dientes ó corregüelas. 
Cofia á modo de mitra ó cónica, hendida en la base en un 



.€ 



r7J. 



MUSGOS. 1S8 

cierto número de corregüelas, lisa ó estriada, glabra ó cu- 
bierta de pelos enderezados. Opérenlo llano ó convexo, 
dominado por un rostro en forma de aguja. 

Estos Musgos son acrocarpos y vivaces, como ios Ortotricos, á los 
cuales reemplazan en las zonas tropicales; pero se distinguen por su 
modo de vejetacíon un poco diferente. En el mayor número, el tallo, *^ 
que se continúa en su estremidad, es rastrero sobre las cortezas y echa 
ramas en su lado superior, las cuales son mas largas y ramosas á me- 
dida que envejecen : las que sostienen los frutos son muy cortas. Sus 
hojas son bastante semejantes á las del género precedente, y frecuente- 
mente están dispuestas al rededor del tallo. La areolacion es pontiforme, 
y la inflorescencia comunmente monoica. Ambos géneros tienen pocos 
representantes en Chile. 

1. üfaeromlfr^Mm /iflA^ntte* 

üf. monoicum; caulibus filiformibtis, deeumbentibus ¡ foliis omíchactímino' 
tis^ substriatiSy ñervo evanido instructis, rectis ; capsulce cylindraceiB, levis 
opereuio hrevirostrato ; cályptra campanulata^ subpilosa, 

M. FILIFORME Schwmgr.,Suppl.y II, ii, p. 64, tab. 171 — C. MUll, loe. cH., p.720. 
— LuOTBBGÁ Brid.y ioc. cit., p. 790. — Orthotrichüm Hook. y Grey., Edimb. 
Joum., I, p. 116^ tab. 4. 

Tallos tendidos, muy delgados, divididos en ramas filiformes, 
después en ramillas cortas, numerosas, verdes y llenas de frutos. 
Hojas bastante anchamente lanceoladas, mas ó menos agudas, 
y levemente marcadas de papilos ; las periqueciales son aun mas 
agudas que las caulinares. Cápsula pequeña, aovado-cilindrácea, 
bermeja, lisa, y sostenida por un pedúnculo bastante largo. 
Dientes del peristoma esterior cortos, geminados, zapados y 
sircados á lo largo. Cofia acampanillada, erizada de pelos largos, 
nudosos, y del tamaño de la cápsula, Flores masculinas muy 
pequeñas, numerosas y axilares. Hojas perigoniales ovales, acu- 
minadas, casi enteras y morenas. 

También Poeppig trajo de Chile este Musgo, que es mucho mas coman 
en el Brasil, donde lo descubrió SeUow. 



124 FLORA CHILENA. 

2. Maero»niirit§»n Jli8rmeMo«faMtMitt» -f 

M.caüieprostrato, ramoso; ratnis erectis, ramuloso-foitigiatis; foUisam' 
fertim imbricatis, ohlongo-lanceolatis^ ápice acuminulatis, carinato-plicaiis, 
margine integro recurvis, evanidinerviis ; pedúnculo crasso; capsula Ay- 
menostoma, otata^ Sstriata; operculo conico-acuminato ; calyptra límge 
cónica, glabra» 

M. HTMEifOSTOiiDM MonUigne, Ann, Se. nat., sor. S, lY, Gentar. 5, no kk C« 

MOller, /oc. ciU, I, 7S3. 

Tallos muy largos, tendidos sobre las rocas, y produciendo 
numerosas ramas, cuya longitud varia de cuatro lineas á una 
pulgada : son casi negros en la base, luego morenos, y en fin 
de un verde sombrío en la estremidad, emitiendo otras ramas 
que llegan casi á la misma altura, y entre las cuales, las que 
llevan los frutos son las mas cortas. Hojas numerosas, estrecha- 
mente atejadas, dispuestas en espiral al rededor del tallo, pega- 
das á él en la sequedad, un poco estendidas, aunque siempre 
derechas y enderezadas cuando se humedecen, de forma oblongo- 
lanceolada, con los bordes enteros y encorvados por fuera en la 
mayor parte de su longitud ; además, están plegadas en quilla, 
con una gruesa nerviosidad, la cual desaparece en donde la es- 
tremidad de la hoja se adelgaza en punta, y presentan un 
pliegue lateral, que va desde la base á la mitad de la nerviosidad. 
Su color es moreno, y verde en las que terminan las rama£^ 
Las areolas de la redecilla representan paralelógramas muy an- 
gostas por bajo, y cuadros muy pequeños y dispuestos en series 
longitudinales arriba. Hojas periquecialesmas cortas que las can- 
linares, á las cuales se parecen, muy agudas y no acuminadas. 
Vagfnula corta, oval, llena de pistilos avortados y de numerosos 
parafisos largamente articulados en medio, compuestos de artí- 
culos mas cortos en la base y en la estremidad, la cual es aguda. 
Pedúnculo de media á dos líneas de largo, muy gruesq, con 
frecuencia un poco encorvado, torcido de izquierda á derecha en 
lo alto, y de un amarillo de ámbar. Cápsula pareciendo como 
una dilatación del pedúnculo, oval ú oblonga, corta , con ocho 
estrias bastante largas : su orificio tiene, en vez de peristoma, 
una membrana anillada, enderezada y blanca, que sale de la capa 



MUSGOS. 1S5 

celulosa interior. He quitado los opérculos para ver si habia 
dientes, y jamás los he hallado, ni aun adherentes al opérenlo, 
como sucede cuando la cápsula no está completamente madura. 
Opérenlo cónico, un poco acuminado , y la mitad mas corto 
que la cápsula. Gófía á modo de cucurucho , levemente mu- 
cronada en la estremidad por el estilo persistente, plegada en 
su longitud, y laciniada en la base, pero con las corregüelas 
poco apartadas. 

Esta especie difiere de todas las de la sección por su peristoma. Se 
cria en las rocas de las provincias meridionales. 

3. MMaeron^iiriutn ureeaiaiuwn. 

M. cauU repente, ramosissimo; ramis erectis, brevibus, innovanti'ramulíh 
tit;fotíis dense imbricatis^ recurvato-patentibus^ e basi ovaíi suboblongave, 
ianceolatit^ acuminulátis, plicatis^ subevanidinerviis, margine revolutis; cap- 
suUb urceclata, levis, orificio pauciplicato.; operculo couvexo, recte rostrato; 
catyptra eampanulata^ nuda^ basi multifida, 

M. üRCEOLATüM Brld., BryoL univ.. I, 312 —■ Schwmf^r, ,Suppt., I, tab. i89.— 
C. MQlIer, Bot. Zeit.j 1845, p. 524; y Syn.— Orthotricbüm urceolatom Hook., 
Muse, Exot.^ tab. 124.— Leiotheca ürceoláta Brid., loe, cit,, 730. — M. drceo-' 
LATüM y MiGROSTOMDii MoüUg.y Prodt. J. Fernond,, 134 y 135. 

Tallos principales rastreros, ramificándose acá y acullá sobre 
las cortezas. Ramas de una á seis líneas de largo, enderezadas, 
engrosando desde la base á la estremidad, la cual está torcida á 
modo de barrena cuando seca, emitiendo nuevas ramas por bajo 
de la flor femenina, de modo que con el tiempo el pedúnculo se 
vuelve pseudo-lateral. Hojas aumentando su tamaño á medida 
que se acercan á lo alto de los tallos y de las ramas, estendidas en 
forma de medio corchete por la humedad, y contorneadas é incli- 
nadas en la estremidad cuando secas^ tan delgadas y frágiles, 
que según la observación de Sir W. Hooker, confirmada por mí, 
es difícil el hallar una con su punta intacta : tocante á su forma, 
de una base ensanchada, oval ó elíptica y alargada , se encojen 
en una porción lanceolada, angosta, obtusa y acuminada ; están 
recorridas por una nerviosidad que nunca llega á la porción acu- 
minada, y la cual es aun mucho mas corta en las periqueciales: 
un borde ó los dos están reflejos por fuera: no puede decirse 



12^ FLORA OHaENA. 

que están denticuladas t pero con un gran aumento las celdillas 
termínales mas saledizas, las hacen parecer almenadas, Areola- 
cion linear, paralelógrama por bajo, y redondeada acia lo alto, 
pues cada celdilla contiene un núcleo globoso-clorofílino muy 
aparente. La celdilla terminal que cierra el acumen es oblonga. 
Las hojas periqueciales difieren poco de las otras. La flor feme- 
nina (no he hallado las masculinas) es primero terminal/ pero 
por bajo de ella se desarolla una rama, la cual hace que el fruto 
parezca lateral, y á veces dicha rama lleva otra flor femenina en 
su estremidad. Se encuentran ocho á diez pistilos, mezclados 
con numerosos parausos algo mas largos que ellos : solo uno es 
fecundo. Vaglnüla oblonga lí oboval, y cuatro 6 cinco veces 
menor que el pedúnculo. Este es derecho, á lo mas de dos lineas 
de largo (y no de seis, como se ha dicho), de un rojo moreno, 
y torcido de derecha á izquierda. La forma de la cápsula varía 
según que está seca ó humedecida, y con su opérenlo ó sin él : 
examinada en la sequedad y con el opérenlo, es aovada y tiene 
su parte superior encojida á modo de cilindro, dándole cierta 
semejanza con la de un Splanchnvm, como ya lo he dicho : sin 
opérenlo, su orificio se arruga en forma de bolsa, y muestra 
pliegues muy evidentes, como en el M. microstomum: mojada y 
con el opérenlo, merece entonces el epíteto de urceolada; pero 
siempre está manifiestamente surcada acia su orificio, cuyos 
surcos no llegan mas abajo, y que la caída del opérenlo no los 
hace estinguir. Diez y seis dientes saliendo de una gruesa mem- 
brana, que ocupa como el tercio de su longitud, conniventes, 
reunidos entre si ó al menos poco distintos en la base, separados 
dos á dos por un surco longitudinal, en cuya continuación se 
perciben repetidas veces varios agujeros, frecuentemente bífldos 
en la estremidad, la cual siempre es roma, aun en cada división, 
y en fin finamente granulosos y verdosos. No he visto el epl- 
fragma. Opérenlo hemisférico, rara vez cónico, escepto antes 
de la madurez : de su mitad sale un rostro derecho y casi tan 
largo como la cápsula. Cofia estriada desde el principio de su 
formación : cuando joven es lanceolada, y en la madurez acam- 
panillada, glabra, y hendida en una docena de corregüelas pon-, 
tíagudasi en esta época tiene la longitud de la cápsula^ á la^ 



-..V • 



HUMOS. Itnf 

envuelve. Esporas pequeñas, verdosas y cubiertas de asperezas 
sumamente finas. 

Creo que en la descripción de este Masgo se han omitido ciertas par- 
ticularidades que he debido añadir, puesto que cuando este género fué 
conocido contaba pocas especies. Asi he completado la descripción dada 
por los Sres. Hooker y Schwaegrlchen. Bertero lo cojió sobre las cortezas 
de los árboles en las florestas de las colinas de la isla de Juan Fernandez. 
So habitación en el pié de las rocas es dudosa. Entre sus mechas se en- 
etMntra el Thallus estéril de la Verrucaria puichella, 

4« iMTaeraütiArlMitt MtleraearffMtN» 

M, düicumg cauU humilif tenello, repente; ramis gracUibus^ erectit, 
iiw^licihut aut hrevissime ramulosis; foliis dense imbricatii, madore erecto» 
patentibus^brevibuSf lanceolatis^acutis^ integtrrimis, ñervo subevanidoper- 
gitriUi eapsulm bretipedunculatce ^ ovoidea- ^ levis^ ore contracto plicatw 
§p0reulo ohliquo aciculari í calyptra glaSf'ltír 

V. nCROGÁiPDM C MQller, Syn. Muse, 1, 777. 

• 

Tallos tendidos, delgados y rastreros* repartidos en ramas 
delgadas, cortas, enderezadas, sencillas ó divididas en ramillas 
muy cortas, muy juntas, formando pequeños cojinetes de un 
verde sucio. Hojas muy apretadas, dispuestas en espiras en la 
estremidad de las ramas, algo estendidas por la humedad, ade-^ 
más cortas, lanceoladas, agudas, anchamente canaliculadas en la 
base, con una nerviosidad que desaparece antes de la punta, y 
notables aun por un borde entero y convexo. Hojas periqueciales 
semejantes á las caulinares. Cápsula pequeña , aovada , lisa, 
morena, reluciente, con el pedúnculo corto, y cerrada en su 
orificio, el cual está profundamente. plegado. Opérenlo con un 
rostro oblicuo. Peristoma interior sencillo, formado por una 
membrana corta y truncada. Cofia glabra. 

fiftta especie, que ha sido confundida con el 9f. microstomum^ del cual es 
Tecina, se distingue suficientemente por su peristoma que es interior y 
no esterior, y formado de otro modo ; por sus hojas agudas, pero sin punta 
alguna, etc. Poeppig la halló en Chile. 

5. üfaeramtfrjtim /iiN6rlaiiffti« 

" *mik repente ramoso; ttínis erectis, fasciculato-ramHlosis^ fastigiatis; 
ffllfl^, pltcatit^ üliii ijunioribus) , acuminatis , evanidintrviis^ 



128 FLORA CHILENA. 

aliii ranuis ñervo ixcurrente cuspidatis\ integerrimis ^ siccitme itunrm» 
uncinátii, periehcetialiims longioribus ; capsula oblonga^ levi^ siccitate lut- 
cata; opérenlo convexo, rostrato; calyptra glabra, 

M. FiMBRiATüH'SchwiBgrM Stt;>p/.^ tab. 111 . -^ Uornsch., in Mart. j Eiidl., F/- 
Bras,f Fase, I , p. 22. — C MQUer, loe, cit,, 1, 539, y Sp, Muse, I, 739.— V. m- 
GiNATüM Brid., loe. c/(.,309. 

Tallo rastrero sobre las cortezas de los árboles, y ramificándose 
como en sus congéneres. Ramas enderezada^, divididas, y de 
seis á diez líneas y mas de largo. Hojas densas, lanceoladas, 
morenas en la base de las ramas^ de un amarillo dorado en su 
estremidad, plegadas, enteras, mas sencillamente acuminadas 
en la punta, y con una nerviosidad que desaparece antes de esta ; 
las otras largamente cuspidadas por la nerviosidad, medio 
estendidas cuando están faúiQ^das, encorvadas en gancho por la 
sequedad, y un poco plflgqjtts en su borde, que está perfecta- 
mente entero. Vagfnula cflindrácea. Pedúnculo de tres á cuatro 
líneas de largo en nuestros ejemplares, que no están maduros, 
torcido de derecha á izquierda y amarillento. Cápsula cilindrica 
ú oblonga, y con ocho estrias. Peristoma sencillo, compuesto, 
según Homschuch, de diez y seis dientes un poco aproximados, 
muy cortos, pálidos, lanceolados y obtusos. Opérenlo y cofia 
como en la precedente especie. 

Bertero encontró este Musgo sobre las rocas de la isla de Juan Fer- 
nandez: tiene el no 1589 en su colección. 



XXIX. SrOTA&XSIA. — BTOTA&XSXA. 

Capsula aqualis ^ erecta ^ annulata» Peristomium simplex^ 
e dentibus i6 membr anacéis^ laliusculis^ linea longitudinali exa^ 
ralis, ápice conniventibus constans. Operculum conicO'Subulaium. 
Calyptra mitrcBformis, profunde plica ta y basi laciniata, capsukB 
olngitudine, Flores monoici» 

NoTARisiA Hampo, Linncea, III, p. 390. ~ Encaltp^a Hedw-— Grimmia. Hook. 
— Brachtpodiüm Brid.— Brachtsteleum Reichb.— Pttchomitricm B. y S. 

Tallos ramosos. Hojas prolongadas, con una nerviosidad, 
y rizándose en la sequedad. La cofia, glabra y plegada, 



* -. 



MUSGOS. fl9 

forma con la estructura de los dientes el carácter esencial 
del género. 

Musgos YÍTaces, creciendo sobre la tierra y en las rocas, donde forman ^ 
pequeños cojinetes redondeados, y presentando la misma analogía con *^' 
las Grimieas que con los Ortotricos, y por decirlo asi» hallándose entre 
el límite de ambas tribus. 

1. J¥oiari9Ía erimpaia. 

if. CMde ñscendenti-ereclo, innovanti^ramosiusculo; foliit imkrí€ñtli^ II- 
nmrt'iulndatis, integris, madore patentt-erectii, siceitñie ipiNdÍ9mr Invofii- 
tii^ nanidinfniit; capsula brevipeduncuUua^ o^lM^o-cyiMhMM , Uwif 
apereuh e batí convexa longc recteque rostrata, 

N. CRispÁTA Montag., Cañar. Crypt.^ p. 41, ubi omnia fynonyma Tide. — BftA- 
CMTSTILBUM CRispATUM Homseh. — C MOllor, Syn. MuiC, I,p. 76S.— Grimuia 
flooker, Bot. Mise», p. 183, tab. 36. 

Tallos mas ó menos largos, divididos en ramas mas 6 menos 
numerosas^ según la edad, y formando pequeñas mechas hemis- 
féricas. Hojas lineares, subuladas, agudas, estendidas, y levan- 
tadas en punta por la humedad, crispadas en la sequedad, 
enteras, y con una nerviosidad que desaparece cerca de la 
estremidad. Hojas periqueciales un poco mas largas que las 
otras. Pedúnculo corto, algo encorvado, y dilatado en su estre- 
midad. Cápsula cilindrica, derecha, lisa y de un amarillo que tira 
al morenuzco. No tiene anillo. Dientes aproximados en forma de 
cono, con un surco longitudinal, que no los separa en dos 
mitades iguales. Opérenlo convexo, terminado por un rostro 
derecho y largo. Cóña primero plegada, hendida en varias lami- 
nillas, las cuales se apartan y se levantan horizontalmente. 

Kste Masgo se cria sobre las rocas de la isla de Jaan Fernandes, y ee 
los logares sombríos de las florestas. Sas cápsulas maduran por mayo. 

TRIBU XIII. — ZIGODONTEAS. 

Muago* TiTaoes, acrooarpoa, reuniendo el aspecto deloaOinuiolMlinaS 
a una grande semcjanxa oon loa Ortotrlooa, pero dlatiguléadtfte ém 
loa prlmaroa por au «áp|iila eatriada y piriforme, y de loa aegiandei 

VU. BOTAHXCA. ^ / 9 



i *. ; 



w 



139 FLORA CHILENA. 



por la o60a eueulifoniie j desnuda. Además, su peristooMi preeenla 
todas las variaciones que se observan en el g^énero Ortftirieo. 



ZIGODOBJ. — zirooBOir. 

_ a. 

^, . Capiuia erecta^ pyriformis, striata , exserla vel immerta . Perita 
mitim, ut in Orthotricho^ varium aut nullum, Operculnm rottrm» 
tum, Calfptra cueull\formis. 

Ztoodon Hook. y Tayl.— Brueb y Sehimp., Bryoi. Europ. 

Cápsula enderezada» pirirorme, estriada, sésil ó pedun- 
culada. Peristoma nulo , ó variable como en los OrtíiO" 
trichum. Opérculo en forma de rostro. Cofia cuculiforme. 

Lo mismo que en los Ortotricos, la ramificación de estos Musgos es 
dicótoma y piramldri; la reticulación de las hojas y su disposición sobre 
el tallo se le asemeja también ; pero el opérculo y la cofia son diferentes : 
su peristoma es sencillo, doble ó nulo ; la inflorescencia es monoica^ 
dioica, diclina ó hermafrodita. « 

Z. hinnaphroditui;cüuÍeelato, fastigiato -ramoso ;folUs dense imhrieeHU^ 
humectis patulO'reeurvis^ linearRoneeolatis, earinatis, integerrtmii^ té^ 
eeanidinerviis^mucronulatis ; capsula longe pedunculata^ oblonga^' ineíinaté^ 
tmkeequali, Sstriata; opérenlo cónico ^ obligue rostrata; peristomii intori9*' 
fie cHiis 8 brevibus. Nob. 

Z. iNTERMEDiDs Brucli. y Sehimp., toe cit., absque diagnosi. — C. MttU., Sgn, 
MusCy If p 671.— Z. CONOIDEOS Hook., in liu. 

Tallos de ocho lineas á una pulgada de largo, formando mechas 
bastante densas, reunidas entre sí en la base por un fieltro radi- 
cular y moreno, que sube muy arriba en el axila de las hojas. 
Los tallos se dividen en ramas dicótomas, las cuales llegan á la 
misma altura. Las hojas atojadas están enderezadas contra el 
tallo y estendidas durante la sequedad, y en la humedad encor- 
vadas en arco, de un verde amarillento, Knear-lanceoladas, 
entera^, aquilladas, un poco reflejas en los bordes, con una 
iierviosidad que desaparece acia la estremidad, á la cual rara 
vez llega. Redeciüa formada por celdil^s paralelógramas en lo 



« 






■-tu* 



'*^ 



MUSGOS^ 131 

bajo, redondeadas y puntiformes arriba, y finaineute granulosas. 
Flores monoicas, pero también se encuentran otras hermafro- 
ditas, las cuales terminan ciertas ramas. Estas presentan una 
yema compuesta de hojas ovaManceoIadas, cóncavas, pAintia- 
gudas, finamente denticuladas en los bordes» y recorridas por 
una nerviosidad no continua, que creciendo escede la punta. En 
el centro se hallan varias anterídias, y algunos parafísos con los 
artículos cuatro veces mas largos que anchos. Hojas perique- 
ciales como las anteriores, pero mas alargadas y mas manifies- 
tamente dentadas en la punta, donde están cuspidadas por la 
nerviosidad. Vagínula corta, gruesa , cilindroide , morena y 
rodeada de parafísos. Pedúnculo de cinco á seis líneas y mas, 
amarillento, liso, delgado, torcido de derecha á izquierda en lo 
bajo, y al contrario por arriba. Cápsula oblonga, un poco desi- 
gual, amarillo-verdosa en la juventud, morena en la madurez, y 
con ocho estrias profundas. Opérenlo cónico ó convexo, dgmi- 
nado por un rostro derecho ó un poco inclinado : su long^Uif 
escede la mitad de la cápsula. El peristoma esterior falta ; el 
interior es membranoso» blanco^ hialino, y se compone de ocho 
pestañas apartadas, formadas por una hilera de dos á cinco 
celdillas lineares, que disminuyen de longitud desde la base á 
la estremidad. Cofia del género. Esporas globulosas y finamente 
murícadas. 

Esta especie do puede reunirse ai Z. conoideus, ei cuai tiene un doble 
peristoma y una cápsula piriforoie. Se encuentra sobre las cortezas de 
los árboles en las provincias meridionales de Chile. Los ejemplares del 
Sr. Hooker provienen de Nueva Zelanda. 

Z,dioicui? caulehumiUyintrieato, radiculoso, innovant i-ramoso^ fa$ti* 
giatú^ ramit incraisads^ ineurvist foliii imbricatis^ avato-lanceolatit, emi^ 
natiSf papíUatls^ tenuissime serrulatis^ evanidineroiiSy hyolino-mti cr ú mo i», 
paientibus^ iiceitate erecto-incurvis ; capsula erecta^ pyriformt\ brevteoUm, 
8'Striata; peristomio ut inpriori; opérenlo brevi, oblique rostellato. 

Z. pAPiLLATüs MonUg., Ann. Se. nat., ser. S, IV, Cent. S, noS9.— G. mil., toe 
cH.j I, 668. 

Tallo de menos de tres líneas de alto, y dividido como en la 



•• 



%w 



1S3 FLORA CHILENA. 

especie precedente. Hojas mas cortas, ovaManceoladas» y pro- 
porcionalmente bastante semejantes á las de ella ; pero diGeren 
aifti por la salida de las celdillas, que las hace parecer papulosas 
y finaaente denticuladas. Flores masculinas situadas en la Ion* 
gttad del tallo, á causa de la continuación subfloral de él. Las 
p^gODÍalet tienen una porción inferior arqueada y trasparente 
étk los lados de la nerviosidad. Anterídias oblongas, pediceladas, 
y con parañsos largamente articulados^ concluyendo en punta. 
La vagfnula y el pedúnculo como en la anterior especie, pero 
este último es moreno y solo tiene de una y media á dos líneas 
de largo. Cápsula piriforme, con ocho estrias, encojida en im 
cuello corto, el cual conflúe con el pedúnculo. El peristoma 
esterno es nulo : el interior diQere poco de el del Z. interm^ 
dius. Opérenlo convexo, concluyendo en un rostro muy corto. 
Qófia cuculiforme y estriada. 

. Esté Musgo se asemeja al precedente ; pero es mas pequcf&o en todas 
sus partes. Se cria también en las cortezas de los árboles de las pro* 
Tincias meridionales. Ya hemos Yísto como difiere del z. inttrmeéiu$t%fí^ 
diremos qae se distingue del z. BrM^^tmti por su peristoma, que es ioteriff 
j «oa ocbo pestaikas, y no esterior i eoa ocho dientes biyemades, j pw 
iH eipsttla con un corto cuello. 

(Atlas botánico — Criptogamia, lám. 3, flg. i.) 

4 

f. mmt^itus^ c<B$pUo$ut; tüuh ramQso, fasligimtQ, rattioulosof féUiU U^ 

m$árNfmt$élati$^ trecto-paiulis, ápice ineurwt-falcatii rtcurvitfte, ^mimáik^ 

mrvo peUucidí) ad vel ante apicem evanido instmctis^ dentatie^ ti€títa99 

erispatissimis ; perichceiio capsulam gymnostomaniy pyriformi-qfathoideam, 

Sstriatam superante } opereulo plan^c(m»$»Q^oéiique el obtuse apiculaio, 

Z. CTA.TH1CARP08 HoDlag., /oc. cH,, no 30.— G. MUll., ioc. cil.> I, p. 68S. 

Tallo aunque pequeño, como en la anterior especie, se baila 
diferentemente dividido, y sus ramas están como fascículadas. Ho- 
jas muy largas, lineares, flexuosas, agudas, dentadas acá y acalla, 
pero principalmente acia la punta, á la cual no siempre llega la 
nerviosidad que las recorre, ásperas en la sequedad, estendidaa 
por la humedad y encorvadas á modo de hoz, con la punta 
vuelta de arriba á abajo. Color de un verde oscuro, moreno 6 



MUSGOS. 1S8 

tmaríllento. Areolacion paralelógrama por bajo, menuda y 
cuadrada en lo alto de la hoja. Flor masculina colocada en 
seguida y debajo de la femenina en el axila de unfrbc|a» en 
forma de una yema aovada y alargada. Hojas perigoaiátip^rlas, 
ovales, lanceoladas, y casi todas sin nerviosidad, fjitff isatis 
anteridias á modo de maza alargada, notables por wi|Mjdiralo» 
que iguala casi la longitud de la bolsa y está formado por, «pa sola 
hilefa de celdillas. Carece de parañsos. Las hojas periquebíales 
diOeren solo de las caulinares por su mayor longitud, que éscede 
lar altura de la cápsula. Vagínula cilindrica, casi tan larga como 
4á cápsula y de la mitad del pedúnculo, el cual tiene como 3/5 de 
Uneá, dilatándose en una cápsula morena, graciosamente piri- 
forme antes de la dehiscencia ó cuando está húmeda, ciatiformé, 
dé donde proviene su nombre especíGco, ú obcónica désf^ues 
de la diseminación de las esporas, y con dieis y seis surcos 
longitudinales. No tiene peristoma. Opérenlo llano ó apenas 
eónvexo si se humedece, presentando en su centro una pequefta 
{ttttttft obtusa. El esporanje ocupa toda la cavidad capsular. Cóña 
ventruda, es decir, muy ampia en la base y hendida laterálthente 
ciBí basta la estremidad. Esporas lisas, menudas y angulosas. 

Esta especie se parece algo por su apecto y la taUa á la precedente ; 
pero si se mira con el microscopio es bien distinta. También es muy 
▼ecina del z. lapponicus, al cual representa en éstas comarcas del Nuevo 
Mundo; sin embargo, difiere por varios caracteres importantes, entre los 
cuales el mas notable es ei tener la cápsula diez y seis estrias, en vez de 
echo que se bailan en el Musgo europeo. Se encuentra sobre la tierra 
ftsa en San Antonio, cerca de Santiago, etc. 

Bsplicacion de la lámina, 

La«.5, ilg. 1.— a Tres individuoB del Z. cyatMcarpus vistos de tamafio natural. 

— ^ Estremidad de una rama, 8/1, en cuya base se ve en c una flor masculina : diclia 
raaa Mlá terminada por una cápsula d» mojada.cuyo opórculo e se baila separado. 

— f Una hoja rameal de la estremidad, il/l.- g Redecilla de abajo, y /^ la de la 
estremidad de díeba hoja, 89/!.— i Flor masculina separada, y con solo una hoja 
perigooial, tB/l, mostrándolas anteridias /, de las cuales ona sé ve en m, 80/1. -^ 
a Cápsula seca, conservando aun su opérculo, 25/1.— o Cofia, iült—p Tres es- 
poras, 880/1 



134 FLORA CHILENA. 

2^ timk'eaiipiloio^humili^ ramoso; foUis lanceolatis^ curviusculis, basi 
9enttigo§^<oncavis^ integris^ ñervo excurrente instruciis; capsulet oblongo- 
ilttifttt»^ 9r§ plieatas opérenlo cónico, brevi, recto ; ptirietomio duplici» 

ti tBiTUMSüs C. Mailer, inLinmea, XVIII , p. 668; y Syn. Mnsc, I, p. 674. 

Tallos en forma de céspedes flojos, cortos y con pocas hojas 
esparciadas, medio jestendidas, lanceoladas, encorvadas, con- 
vexas y ventrudas en la base, enteras en los bordes ó apenas 
denticuladas por la salida de las celdillas marjinales, y con onii 
nerviosidad que escede su estremidad. Cápsula oblongo-elíptíca, 
sostenida por un corto pedúnculo, que procede de un cuello tam- 
bién corto. A la caida del opérenlo, el cual es cónico, corto y 
derecho, la cápsula está plegada en su orificio, y tiene seis 
estrias ó surcos. Peristoma doble : el esterior formado por 
dientes lanceolados, cortos y zapados : el interior se compone 
de igual número de pestañas de la misma longitud, pero pálidas 
y con una línea longitudinal. 

El Sr. Philippi cojió este Musgo en Gbile sobre las ramas de los árfodet, 
y lo envió al herbario de Berlín. 

Z. dioicus; caule aespUoso^ humüi, ramulis fattigiatis, bretibue; foliit 
basi subdecurrente angustie, sensim dilatatis^ gibboso^onvexis , tum lanceo- 
latis^ obtusiusculiSy integerrimis, tenuissime papiUatis, evanidinerviis cari" 
naiis; capsulte pyriformi-ovalis, túrgida^ sulcatee, ore coarctatte operaUo 
cónico^ breoi, obliquo; peristomi duplici, 

Z. MEifzíBZii W. Arnou, Disp. des Mouss., p. 15. — C. MOiler, Sy». Musc.^ !• 
p. U68.— GODONOBLEPHARDM Menziezii Schwffigr., Suppl. II, p. 143, tib. 137. 

Tallos do media pulgada de largo, enderezados, rara vez sen- 
cilios, frecuentemente divididos en ramas cortas y piramidales. 
Hojas apretadas, enteras, de un verde pálido, anchamente lan- 
ceoladas, obtusas ó apenas acuminadas, y recorridas por una 
nerviosidad ferruginosa que llega á su estremidad. Cápsula piri- 
forme, aovada, sostenida por un pedúnculo corto y flexuoso, de 
un moreno sucio, profundamente surcada, encojida en su ori-. 



HjuSGos. 136 

fíelo, y con un opérculo corto, cónico y oUicuo. Perístoma 
doble : el estorior compuesto de ocho dientes biyemados , 
linear-lanceolados, enderezados cuando húmedos, y reflejos sobre 
]a cápsula (Blando secos; el interior se forma de diez y seis 
pestañas filiformes (Schwsegrichen indica las diez y seis, pero 
G. Mülltr tolo ha visto ocho), pálidas, articuladas, reunidas á 
modo de cono en la estremidad, y saliendo de una corta mem- 
brana basilar. Góña pequeña, hendida en el lado, de color de 
paja, y morena en la punta. Flores masculinas terminales, en 
foraa de yemas, colocadas en pies diferentes, pero mucho mas 
l|jl|idos que los pies femeninos. 

Este Masgo es originario de Nueya Zelanda. Se encuentra en Chile, en 
donde lo recojieron los Sres. Poeppig y Pbilippi. 

XXZI. BaUXOBTDZA. — saUMXOWDIA. 

^ Calyplra dimidiatat magna ^ capiulam juvenilem tuperans^ late 
cóncava, amaene straminea, levissima^ nítida ^ primo cónica. 
Pcriftomium simplex, dentibus 16 brevisiimis^ veluti imperfecíis^ 
iruñcaliSf integris, linea tenuistima notatis, dense trabeculatis^ 
n(^, leplodermisy levibus. 

Drdmxojrdu Hoék.t Mutc. ,Amer,, n» 61.^0. Mull., Syn. Muse., I, p. 686.— 
Hacromitrii sp,., Schwsgricben. — Lbíotbeca Brídel-— Gtmnostomüm Hedw.— 
Htprum Dill. 

Cofia hendida en el lado, grande, primero cónica, y 
des|ai€s anchamente cóncava, lisa» amarillenta y reluciente. 
PerÜEÍtoma sencillo, formado por diez y seis dientes muy 
cortos, trancados, enteros, con una raya en su dorso, ber- 
mejoSy delgados y lisos. 

Este género es una desmembración del JUacromitrium^ del cual 
tenemos É^esentantes en Chile, diferíendo sobre todo por su cofia 
dimidiadk 6 Iwndida lateralmente y lisa, en vez de estar acampanitlada 
y plegada. 

1. J9**Mi#ttJtote€tia 0^iH9ÍfoMia. 

D, monoica f repens; caulibus ramosit^ ramis hrevibus^ viridiaimis ¡ foliis 
#x 99ata basi anpHste lanceoltUis^ acuUSy biplicatiSf ñervo evanido percunis^ 







FLORA CHILENA. 

ptriiluBiiálibvi ÉMfRUfuUtiSyObtutUf eaptuUt owidem^lnU^ Uptó inw m 
eélyptrm fflabra, 

1>. OBTDSirOLIA G. Mfill., iOC, C/í., I, 687.» M AeROMITRIüM CLATI^LÜTÜM Kté.'ÜI 

Pttppfgi Coit. Pl, Ckii., no 16. 

Tall03 rastreros, bastante largos, divididos en fannt» cortas y 
aproximadas, con ramillas piramidales, delgadas y uü^oiSO encor- 
vadas. Hojas enderezadas, un poco estendidas en la humedad, 
con la base ampia nente oval, presentando dos pliegues, y encó- 
jiéndose luego en una punta lanceolada y aguda, mostrando una 
nerviosidad que no llega á la estremidad, é inclinadas ea su 
borde cerca del punto de unión. Redecilla compuesta de oíliíliíl 
flojas en la base, y redondeadas en el resto de su continuación. 
Hojas períqueciales muy anchas , reunidas y obtusas. Cápsula 
membranosa, delgada, grande, aovada, lisa, morena, y soste* 
nida por un pedúnculo muy corto* 

Este Musgo difiere principalmente de la D. elavéllata por la formi délas 
bcjas de su periquecio, que no se parecen á las del tallo. El Sr. topplf 
lo encontró en Chile. 

TRIBU \YS . — GRIMIEAS. 

■tnsg^Ot ^vaoef, oreolendo sobre las morallat, lát piedrai 6 los 
tejados, y formando oojinetes. ton notables por sus hojas de unverdo • 
sombrío, con las areolas seriadas y terminadas por ana eard^ 
blanca« y sobre todo por su o6fla k modo de cucurucho, laoiaiate 
en la base y glabra. 

xxzzz. o&xmA. — GAzamzA. 

Óap'Éula asqualiSf immersa vtl exserta, Perisiomium timpUín, e 
dentibut 16 lanceolatis, erectis^ pertusii^ irreguláriter /isiis miU 
iolidis rigidisque eonstans. Calyptra mitrcB/ormii, basi sublacera. 
Ftoret monoieu 

Grimmia Ehrh. — Uedw. — Hook., excl. Racomitrio. — GRiiqpiAj|r.ORTpTODOii 
Brid.. ex párt.— Schistioiüm B. y S., p. part. '\* 

Cápsula derecha» igual, hundida en el periquecio, ó 
mas largamente pedunculada. Peristoma sencillo» formado 
por diez j seis dientes lanceolados» enderezadoSt aguje^ 






k. 




MUSGOCU 187 

reados é irregularmente hendidos en la estremidad, 6 
sólidos 7 tiesos. Cofia á modo de cucurucho» y hendida en 
la hase en varias corregüelas. Flores monoicas. 

Estos Musgos presentan todos los caracteres de Tejetacion indlcadds 
en la tribu : no llegan á grandes dimensiones ; se ramifican por medio 
dt innovaciones, y sos ramas tienen la misma altura ; sa cápsula está 
levemente pednncnlada, y si el pedúnculo es largo, está comvnmenté 
encorvado ; su opérenlo es cónico ó convexo» y con un rostro* Solo se 
conocen siete especies en Chile. 

i. €írÍÉn9nia itj»oe<if*j»<i« 

it^Cñuli baii subnndo^ ramoso; folis lanceolatis, earinátis^ mmrginátii, 
pattMi-rtllexiuseulU ^ subsecundit ; céptuUí immer$a^ iu^astiU^ 
\j operculo convexo, apicuiato; perinomii dentihus tubperforatis, 
ís. 

Var. a. -^PoIUm mutteis (Schimp., in lUt.). 

6. AMCArfl^^edw.y Muse. Frond., 1, tab. 80.— Brid., ioe, eiu, 168* -- C. Xfill., 

/•C. CU,, Ifljp^ T76.— B. APOCARPDM LÍDn-, Spec. Pi., 1579. — SCHISTIDIUM OOGáft- 

9VU, fobrar. y P alpicola, Bruch. y Schimp., loe cit.t (rr/mmia. p. 8, tab. 3 y 4. 

Tallos de seis líneas á dos pulgadas de largo, derechos, ra- 
mosos, reunidos en mechas redondeadas, y de un moreno 
o^uzco. Hojas alejadas, lanceoladas, aquilladas, de im verde 
subido, enteras y reflejas en su borde, y recorridas por una 
nerviosidad continua. Vagínula aovada ú obredonda. Pedúnculos 
muy cortos, derechos, rojizos, y rara vez yemados. Cápsula 
aovada, estriada, derecha, de un purpúreo moreno, y oculta 
entre las hojas periqueciales, las cuales son diáfanas en la punta. 
Operculo convexo, dominado por un rostro corto y oblicuo. 
Dientes del peristoma acuminados, de un bello rojo, articulados, 
y con unos cuantos agujeros. Cofia corta, en forma de mitra, y 
desgarada en el borde. 

Bertero (Col., no 1794) envió esta especie de Cbile, hallada en las 
provincias centrales. 



y- 



138 



FLORA CHILENA. 




2. €írÍÉnÉni€§ irieHof^Myiia. 

G, caipilosa; caule elon§ato^ ramoso^ subdecumbente ; foliis lanaúlatih 
subulatis^ carinatO'ComplicatiSf piliferit recurvo-patentibut^ margine refiex9 
integrit, tupremh tubhomomalis ¡ pedúnculo areuato, flexu&eo; empsula 
oblonga^ eulcata ; operculo rostrata, 

G. TBiCH0»wrLL4 Grev., ScoL Crypt., Fl., tab. 100.— Brid., toe. clf., IM.^Br. 
y Schimp., loe, cit,, Grlmmia, tab. 9. C. Müll., loe, cit,^ 785. 

Tallos poco ramosos, delgados, tendidos, de seis lineas á una 
pulgada y mas de largo, y reunidos en pulvínulas bastante estén- 
didas. Hojas lanceoladas, á modo de lesna, aquilladas, con una 
nerviosidad continua, encorvadas por fuera sobre los bordes, y 
terminadas por una cerda blanca, la cual varia de longitud 
presta á la planta un aspecto canoso. Pedúnculo flexuoso, 
vado en arco en la estremidad y como de tres lineas de 
Cápsula oval-eliptica, de un verde amarillo en la juventud, mo- 
rena y surcada en la madurez, y con un anillo sencillo. Operculo 
pequeño, llano, dominado por un rostro derecho, y jd| un tercio 
de la longitud de la cápsula. Dientes del peristoma Magamente 
triangulares, de un rojo vivo, con frecuencia hendidos y perfo- 
rados en la estremidad* Cofia corta, á modo de mitra, y profnn- 
demente hendida en la base. 

También Bertero ( Col., n» 1051) halló este Musgo en la República, en M 
mismos lugares que el precedente. 

G. trichophyllce similUma^ sed folia tuperiora atque perichatialia batí 
multo tennuis longius et pellucidius reticulala,omnia longiora^ molliora^ntb 
microscopio amcene luteo^iridiOf pericheetialia intima angustissimay tetUT' 
rima; annulo angusto; dentibus angu8iissimis,aurantiacis, remote articmUiU^ 
usque ad basin in entra imequalia^ apfce tenuisiima^ fissis, 

G. CONSOBRINA Kzc, íh PoBppig, Coii. Pi, CMl.— ^l- Müll., /oc. cü., L 785. 

Tallos del mismo tamaño é igual apariencia que los de la pre- 
cedente especie. Hojas bastante parecidas á las de ella, pero las 
superiores de cada rama y las periqíieciales presentando en la 
base uiM redecilla con las mallas mas peqpieñas, aunque roas 



■V 



ftí^ 



MUSGOS. ^ tSft 



largas, mas hialinas, roas flexibles, y de un amarillo verdoso, 
miradas con el microscopio. Las periquecíales mas interiores son 
mas angostas y sumamente delgadas. Anillo capilar y sencillo. 
Dientes del perisComa muy delgados, anaranjados, largamente 
articulados, y hendidos hasta la base en varios filetes desiguales 
y mpy agudos. 

iMKtoos á los briólogos el decidir si efectivamente esta especie, hallada 
en 4m^Sy* Poeppig, difiere suficientemente de la precedente para dis- 
tiognirla específicamente. 

4. €írÍÉnn9ilimi§B9^er^i9. 




G^ monoica; caule gracili, pusiUijfpmhinato ; foliis brevibus e btui an- 
§9mta Itmeeoiatis , carinatis^ canmliculatis , acuminatis , margine in medio 
fmoimie^ aeumim hyalinOy brevissimo; capéula ovalis , plicatte^ annuírntrn 
§ptmdo cónico y recto; peristomii denlibus angu9$ii$imi$ breviterque lan- 
eaoímtis. 

6. iMBBiiBis Kze.. ir^. — C. Müll-, loe. cit.. I, p. 788. 

'i 

Tallos pequeños, delgados, con ramas piramidales, formando 
cojinetes densos y de un verde moreno. Hojas caulinares un poco 
estendidas en la humedad, cortas, encorvadas y con la forma 
indicada en la diagnosis : las superiores están encorvadas en la 
estremidad, y terminadas en una punta corta y halina. Redecilla 
formada acia la base por mallas rectangulares, hexágonas y 
pelúcidas, las cuales se vuelven cerca de la estremidad cuadri- 
láteras y casi opacas. Cápsula sostenida por un pedúnculo un 
poco encorvado, aovada, pequeña, muy finamente plegada, 
según la longitud, y con un anillo muy ancho. Opérenlo cónico, 
derecho y obtuso. Dientes del |)eristoma bermejos, articulados, 
glabros, y un poco hendiios en la estremidad. Hojas perigo- 
niales anchamente ovales en la base, y acuminadas en la punta, 
pero las mas interiores son obtusas, y lis anteridias corlas y 
elípticas. * 

Este Musgo es vecino de la G. irichopUiyllá ; pero según el ilA MÜller 
^ distingue por su inflorescencia monoica y sus hojas sin pelos. Pin^pfg 
lo encontró en Chile sobre las rocas. 



^■'^ 




440 # FLORA CHILENA. 

G, púMnáta^ pusilla; ramis attenuatis^ longe cHnitU; foUUé kM müc 
itatívk úH§ust(hÍMtioUít(i ^ infer(9rihus cnrvuUé, éreHpiUs, mpi r t&rMt 
wua'$ine plieMis , levipiUt^ erassinirtiis ^ e^tniít^^úncmis ; €tiptmUif tttr 
emersce, ovoidea]^ maerostomee opérenlo cónico, obliquo; deniibui ptriéimnii 
angustis, siccitate reflexis, a \ ^^ 

G. REPLBXiDESts C. MOller, ioc, di.. I, p. 795- 

Tallos cortos, divididos en ramas muy delgadas, largftméfite 
apincelados en la estremidad por la reunión de los pelos blancos 
que terminan las hojas supei^j^l!tiíb Hojas caulinares pegadas al 
tallo,, poco estendidas por la^^Ujfnedad, angostamente lanceo- 
ladas, como encorvadas ó enroscadas en los bordes, coronadas por 
una larga cerda lisa, y recorridas por una nerviosidad mny tM" 
cada. Cápsula casi fhmergida, oval, con un ancho orificio, gtabfá 
y de unJTojo moreno. Opérculo corto, cónico y un poco oblícoo. 
Dientes del peristoma compuestos de numerosos artículoSt ru- 
gosos, bermejos, apenas bffídos en la estremidad, y reflejoá en 
la sequedad hasta llegar al tabique de la cápsula. 



El Sr. Poeppig encontró MI especie en la parte austral de Chile» ^^ 
dada con la G, consohrfH Kfe. Es muy parecida á nueátra G, Uueñpihihí; 
pero difiere por tus ranas atenuadas y no clivlformes, por su* liéjtft M^ 
gostamente lanceoladas y no oval-oblongas, por sus pelos lisos y nodM*- 
ticolados, etc., etc. 

G. eauU erecto f ramoso; folii» oblongo^anceolatis, obtuiiuiculjs^ c tf jumÜI, 
pUiferis; pedúnculo arcueno; capsula ovata^ tándem striataf opertúU jrtih 
niusculo, rostellato, 

G. PüLviNiTA Sinith, £ngi. Bot.^ lab. ITSS.^Hook. y TayU, Muse* Brit», tab. t9 
— Brueh y Scbimp., /oc. ctL, tab. 4.— C. MUII., loe cit., I. 7S3.— Dicrahdm fui»vi* 
N\TtM Swarlz.— DC- — Séiiwttgr.— Fissidems pulvinatcs Eeávr.,Spec. Muse*, 
tab. 40, fig. I.^Dryptodonpdlyinatus Brid., loe. cit.^ i96. 

TalkM derechos, de una pulgada de largo, con ramas ún pdco 
gruesas en la ésiremidad. Hojas iñfedoreá ikias pequéfias» mo- 
renas y sin cerda ; las superiores oblongo-lanceoladas, aquilladast 
con una cerda muy laroa, blanca y dentellada» Padtnoolo da 



MUSGOS. 141 

tras á cuatro Hness de largo, primero amarillento y arqueado, 
y ooderezado después de la diseminación de las esporas.. Cip- 
sula redondeada, estriada y oculta entre tas hojas, á cauan de la 
inolinacion del pedúnculo. Dientes del perístoma pequeños, 
rojizos y lacerados en la extremidad. Opérculo y cófla como en 
]ñ'G. trídi&phylla. 

. Este Masgo es muy comua en Europa sobre ios tejados, las muraUai j 
las rocas, férmando cojinetes liemisférieos : parece mas raro en CliUe, 
as donde lo eneontró Berter o. 

7. CMittistto éfUfyinm. f 

tf. €miÍé$lQ»gmt0f itrúeuwtéente, ramoso, ramis tubfauigUiis t fbMs mnitm 
iawiitollf» atutiSf wmrgim rtnolutii pUeatisqw mirto eomHnuo initntelis; 
p$émndi$ {impiuM pemiHis) orectiss captula cilindrica; opérenlo roete roo- 
H poriaomii iemikui laeunúOiSf trewihu, pfframicíatii. 



O. aiBTXA Montag., Ann. Se. nat,, Bot., ser. 3, lY, Cent. 5, no &9 — C. llOller' 

Musgo tendido sobre las rocas, con solo su mitad levantada. 
Tallos sin hojas por bajo, de una pulgada y mas de largo, y ra- 
mosos solo icia to alto : las ramas inferiores desaparecen teiü- 
prano, y forman mechas amorfas, muy irregulares, mezcladas 
de verde amarillento y de moreno. Hojas bastante angpstamente 
«tejadas, oval-lanceoladis, plegadas en quilla, con tos bcnrdes 
enteros y encorvados por fuera, medio estendidas en la hume* 
dad, enderezadas y pegadas al tallo cuando están secas, con 
ana nerviosidad que se prolonga hasta la estremidad, la cual no 
tiene cerda. En varios renuevos, sin embargo, se encuentra el 
ctricter de la trfbu, y las hojas están terminadas por una corta 
cerda hialina. Redecilla formada por series longitudinales de 
celdillas puntiformes. Las hojas inferiores son morenas, y las 
sopeares de un amarillo verdoso. Hojas periqueciales bastante 
largas : las mas interiores rasgadas y blancas en la estremidad. 
A veces solo se encuentra un fruto terminal, pero lo mas fre- 
cuente es hallar dos saliendo del mismo periquecio. Vagínula 
«iifaidrÍGa, bastante larga, puesto que tiene cerca de media línea, 
y dofl uno 6 dos pistilos avortados. Pedúnculo de algo mas de 
una linet, dencko, amarillento, hiego moreno, y torcido de 






143 FLOnA CHILENA. 

derecha á izquierda. Cápsula cilindrica, derecha, estriada, anMK 
rilleuta, después morena, y un poco adelgazada en la base. 
Opérculo cónico ó convexo, dominado por un rostro derecho, 
con el cual llega á la mitad de la longitud de la cápsula. Cofia 
cónica y hendida en su borde en siete ú ocho corregüelas pro- 
fundas, y tan larga como la mitad de la cápsula con su opérculo. 
Dientes del peristoma cortos y bastante desiguales en longitud, 
con la forma de un triángulo isócelo y prolongado, enteras en 
la estremidad y puntiagudas ; á lo largo de su surco se obser- 
van varias perforaciones. £1 esporanje na llena toda la cápsula^ 
No he visto las flores masculinas. 

:7 Esta especie tiene el aspecto de la G. atrata, y sobre todo el de la 
G. unicolor. Difiere de la primera por su pedúnculo dereclio y su opérenlo 
en forma de rostro, y de la segunda por su cápsula cilindrica y por «m 
hojas agudas, y de ambas no solo por el borde reflejo de las Üoja^ q«e 
además parecen plegadas, sino también por la redecilla de ellas, fonaaiU 
por puntos dispuestos en lineas longitudinales, y en fin, principalmente 
por tener dos pedúnculos salidos del mismo periquecio. Se encuentra en 
la República. 

XZXXZX. aAOOMITBLlO. — RAOOXITBLIUX. 

Captula (Bquáfís, ovata vél oblonga. Perislomiurfi sitnpleXt dmí^ 
Hbus 16 ad basim u$qu0 3'4'parlilis vel inaequaliter bifidis, cru- 
ribus iUitbrmibus, nodulosis constans. Calypira mitrcBformis vei 
eampanulalO'Subulala^ basi lacera. 

RücoMiTRiOM Brid., Jíanf., 78. -— Trichostomcm Hedw., SebwaBgr., alliqoe.-^ 
BRTOMUnn. 

Cápsula derecha , igual , ovil ú oblonga • Peristoma 
sencillo, compuesto de diez y seis dientes, ya desigualmente 
bífidos» ó ya hendidas hasta la base en tres ó cuatro pof" 
ciones filiformes y nudosas. Cofia á modo de cucumcho 
ó de campanilla, adelgazada á modo de lesna en la estre- 
midad, y laciniada en la base. 

Este género tiene un aspecto particular. Los Mii8§m que lo cm^mí 
están cespedados, son ramosos, enderezados, rara fea tendidos, 0mi¿ 
hojas lanceoladas, plegadas segnn su longitud, y lenninadas por una 



• »■ 






MUSGOS. 14S 

cerda blanca y denlicalada : su cápsula está soatenida por un Itri» 
pedüucolo, el cual se halla siempre tieso y dereclio. Crecen sobre !• 
tierra^ las rocas, y aun en las aguas corrientes. 

1. JiüeoMtlCrliCüt ianwi^inaBUÉn» 

M, eauU elongato, procumbente, ramoso, ramis brevibus^ subpinnatis; foUis 
iámeeolatii, longe acumituito-subulaiis, ápice cano serratis, margine recurvis; 
a^miia ovata; operculo elongato-conico. 

R. LANUomosvii Brid., Bryo/. un¿v., S15. — MonUg., Voy, Póíe Sud, Crypi., 
94.— Br. 7 Scbimp., Racom,, tab. 6.— Tbichostomum laüitginosdm Hedw., Mutc. 
FfOfi4.ylII, lab. 9.— Bryum HTPNOiDEs Linn. — Grimmia LANUGiNOSA c. Mülier, 
ioc. cit., S09 

Tallos largos, ramosos, débiles y rastreros, formando por su 
reumoQ 6 Aglomeración lunares muy grandes y cenicientos sobre 
f las rocas. Raoias alternas, como aplumadas, ó á veces vueltas del 
\ 'mismo lado. Hojas alejadas, linear- lanceoladas, de un verde 
' amarillento, dentelladas en los bordes, diáfanas y terminadas 
por mía pestaña blanca y también denticulada : la humedad las 
tlirije frecuentemente de un mismo lado, pero la sequedad las 
pega al tallo. Pedúnculo terminal y áspero, como de seis líneas, 
y vuelto de izquierda á derecha por el movimiento que da la 
sequedad. Cápsula aovada, derecha, llana y de un moreno ber- 
mejo. Opérenlo cónico, subulado y derecho. Dientes del peris- 
toma muy largos, enderezados, rojos, y hendidos hasta la base 
en dos porciones capilares. Gófía en forma de mitra, y separada 
en la base en cinco á siete corregüelas. 

EsteMnsgo fué cojido con frutos maduros sobre las rocas de Chiloe, y 
el álmiral d'Urviüe lo encontró en el estrecho de Magallanes. 

2. JVuecMftJfrlMfft eiMavoftiiifMt. f 

ü. cauleprocumbente, diehotomo-ramoso, ramit fastigiatis, siecítate incW" 
vaíis^ brevi8simeramulosis;foliis ovato-lanceolatis^ acutis, margine recuroii^ 
inttgerrimis , evanidinerviis , siccitate appreuis, madore patenti-recurvis^ 
perictuetialibus obtusis^ seminerviis^ conwluiis ; pedúnculo pseudo-laterali ; 
calyptra striata, basi lacinulata, 

R. coNfOLDTDM Montag., Ann. Se. nat., Bot.^ ser. S, IV, Cent. S, n» 58. — 
GaiXMíA CON VOLUTA G. Mttll., ioc. cit., 803. 

Tallos tendidos sobre las rocas, levantados en su estremidad, 



M4 flOMk CHILENA. 

CABIO nudosos á causa de las innovaciones sucesivas que nacen por 
bajo de las ramas. Estas son un poco gruesas en la estremidad, 
dicótomas y piramidales. Hojas de un verde amarillento, oval- 
lanceoladaSt puntiagudas, aquilladas y pegadas al tallo y á las 
ramas en la sequedad, medio estendidas y aun encorvadas 
cuando están húmedas, plegadas por bajo en los bordes casi 
hasta la estremidad, la cual se termina en punta, y en fin, atra- 
vesadas por una gruesa nerviosidad continua. Su redecilla es 
singular : las celdillas, dispuestas en series longitudioales , como 
en las especies de esta tribu, re])resentan por su combínadon 
los huesecillos de las falanjes de los dedos de la mano humana, 
como admirablemente las ha figurado el Sr. SoldmpaF.en la 
fig. 46, lám. k del género. Las de las hojas periquoeklM^ son 
grandes y paralelógramas ; pero estas hojas difiaireQ aw-^o Its 9^ 
rameales por su forma y disposición : son ovales, redondeadas 
en la estremidad, y con una nerviosidad simplemente rudimea* - 
tana ó que desaparece acia el medio, muy cóncavas ó enroscadas 
al rededor de la vagfnula. Esta es cilindroide, con pistilos avoi^ 
tados, pero sin parafisos. Pedúnculo corto, liso y torcido da 
derecha á izquierda. La cápsula no está madura, pero evidoi» 
temenle es cilindrica, dominada por un opérculo, cuya fonna m 
difícil describir. GóQa cónica y hendida hasta mas allá de aa 
mitad en una docena de corregüelas. 

Esta especie es vecina del R. aciculares del cual parece distingnirse» 
como de sus demás congéneres, por las hojas periqueciales obtusa* f 
ciñiendo la vainilla. Por su cóQa estriada forma un paso al PtychomitrHm; 
pero su aspecto y la estructura de las hojas parecen aproximarla mas k 
los Raeomitrium, Resta saber si el pedúnculo confirmará esta semejamaT 
Es el único Musgo de este género que yo sepa crezca sobre los árboles. 
Se encuentra en los troncos de los manzanos en los Angeles, pro- 
vincia de CoBcepcion. 

TRIBU XV. — TñlCOSTOMEAS. 

MuMgOB vivaoe*, cuyo principal carácter consiste en un paristoma 
aompuesto de trafail|i y dos dientes flliformesi teparadot b raniiidoa 
en la bate y aparettdotí artiouladoi, franulotof y eontomaadoa «• 
espiral, 6 laiiolllaiiiente conniventes. 



MUSGOS. 141 

XXJLTV. TOaVUIíA. — TOATUIA. 

k/!¡£aptula erecta, obUmgo-maia vel subeyündrica^ iubmqualit^ 

£\/n vel absque annula. Perisíomium simplex, e defUibue S9 fUifoT" 
íkui, carinatii, in membranam basUarem plus minusve longam 
eorinatiSj ápice spircUUer (ortis^ conflaiwrt. Calyptra cuculliformU. 
Flores monoici ant dhici, raro*hermaphrodilu 

Bi\RBULA. y Tórtola Uedw.— Tórtola Sohreber, 1791. —Barbóla y Stntri- 
GRIA Brid., Bryot. urtív,— Barbóla Schwegr.— Bruch y Schimp., Bryoi. eur. 

; Cápsula derecha, oval-oblonga ó cilindrica, raras veces 
-fl éigu al, y con anillo ó sin él. Peristoma sencillo, com- 
paesto de diez y seis dientes filiformes, aquillados, reuni- 
dos en la base por una membrana mas ó menos larga, y 
torcidos en espiral en su estremidad. Gifia cuculiforme. 
,FJpres monoicas ó dioicas, rara vez hermafroditas. Tallos 
omos á causa de sus sucesivas innovaciones, flojas 
la^bles: ya lanceoladas, ya subuladas, ya cuneiformes, 
freeuentemente rizadas. Pedúnculo alargado. Opérculo 
^ma de rostro derecho ó encorvado. 

Musgos de este género forman céspedes ó mechas sobre las mu- 
las piedras, las rocas, y rara vez sobre las cortezas de los árbo- 

:íbiiB especies abundan en Chile, donde se cuentan diez y nueve, de 
■¿'cuales la mayor parte le son propias. 

Schreber (Gen. Pl.^ 1791) reunió bajo el nombre de Tortula ios dos 
géneros Barbula y Tortula de Hedwig : este nombre ha prevalecido, 
y lo han adoptado : Schreber en 1791 , Schrader en 179/i , Sibthorp 
CD 1794, Brldel en 1797, SwarUen 1799, Roth en 1803, Smith en ISO/k, 
Tamer en 1S04, y Bridel en 1806. El género Barbula data de. 1800, 
luego el nombre de Tortula es el mas antiguo. 

i. T^rts^Mm C^ynirieMn) wuisoeMMmw^iem* f 

7. cmspitoM, eauie erecto, subramoso, fastigiato; foíiis ovato-oblimgU, 
emiiuUis, pih cano, Ufti instructis, siccitate appresso-imhricatis^ non torti- 
iibus; opérenlo coni*:ó^Mbulato, dimidiam capsnlam cylindraceam^ snbtequi^ 
luieram teqxiante. 

Botánica. Vil. 10 




i.* 



14t FLORA CHILENA. 

T. BTPBBBOBEii MonUg., Voy. Póle Sud, Crypt.fWi, excLsynón. 

Tallos cespedados, enderezados, deseis líneas de largo y peco 
ramosos. Hojas alejadas, oval-oblongas, aquilladas, moreoÉj 
con una nerviosidad robusta y salediza, que se prolonga en ffÍÉ 
cerda lisa, blanca y flexuosa, la cual no es la prolongación 
derecha de la nerviosidad, pero en su nacimiento forma coa ia 
punta de la hoja una encorvadura con el seno obtuso por bajo. 
Pedúnculo terminal, tan largo como el tallo, purpurino y torcido 
de izquierda á derecha. Cápsula morena, lisa y cilindrica. Los 
treinta y dos dientes se hallan reunidos en la base por ima nm- 
brana tubulosa, de color de carne, luego libres en la estr(|pMI 
y torcidos en espiral. Opérculo la mitad mas corto que la cápsda. 
Cofia morena^ hialina en la base. 

Esta especie U WÍiO el Sr. Jacquinot en el puerto del Hambre. 
Loego que el Sr, Wlls0n me comunicó un ejemplar auténtico delMuago 
del Sr. R. Brown, me contenci de que el mió difería, aunque la del 
' y aun la descripción puedan convenirle. Efectivamente, la T. Ayj 
tiene sus hojas cóncavas, y no carenadas ; son pelifcras, pero 
íoÍomMos, y no diáfanas ; además, la cápsula es aovada, dcsigm 
^ifmi^aina I las hojas son morenas en nuestro Musgo, y amariil 
, otra et|iecie. 




2. ToriuMa C^yw^iricHim) MLuM^emaut^ 

T» dioica; caule humili^ simpUci; foUis spathulatis^ acuminatis^ m 
^tee serratiSt ñervo mucronulatis^ perichcetialibus in^marginalis ; 
wrecta, tereii; opérenlo cónico, obtuso, 

T. RDMZEANAlfonlag., üíf.— BARBUL4 Kdnzsana C. MUll., Linnceo, iS4B. p.SBI; 
y Syn, Muic., I, G30.— Tortüla mabgimata Kze., in Pospp., Coii., n<» 19. 

Tallos sencillos y cortos. Hojas oblongas ó espatuladas, acu- 
minadas, marjinadas, dentadas á modo de sierra acia la punta» 
con los bordes flexuosos y ondulados, y una nerviosidad decar- 
rente. Hojas periqueciales enteras, envainantes, inmarjinildas, 
y las dos mas interiores sin nerviosidad. Pedúnculo alargado, 
derecho, rojizo y apenas torcido. Cápsula encojida en cuello en 
la base, cilindrica, derecha y de un amarillo pálida. Opérenlo 
cónico, obtuso y de dos tercios de la longitud da la- cápsula. 
Tubo peristómico muy largo, rojo, dominado por coítas pes- 



MUSGOS. 147 

tafias, torcidas de derecha á izqaierda. Anillo adherente. Cofia 
pálida, ciñiendo estrechamente la cápsula. Esporas menudas y 
Verdosas. 

/Cste Musgo, que no he tisto y que he descrito según el autor, lo halló 
él Sf . Poeppig en los Andes de Antuco. 

T, gregaria; caule erecto, gracili; foliis iicas^t madefaeiU Uuce imhri" 
cútU^ soUtariis spiraliter incumbentibu», máxime complicatis plicatisque, e 
hmt iffM Muminatis^ supeme papillatfs; cerpsuUe oblang^o^linárebcem^ mb» 
gw ü ito ' éperaiio tubulato. 

T. CONTORTÁ Hampe> inC. UúW., Syn. Mu8C.A,Gi9 sub Bárbdlíi. 

Tallos derechos, sencillos y bastante delgados. Hojas dispuestas 
en espiral ai rededor del tallo, anchas en su inserción, después 
acuminadas, plegadas en la longitud^ formadas por celdiDai^ 
l)f¿tante grandes, flojas y diáfanas, pero mayores inferiormente, 
BM» pequeñas y punteadas en la estremidad, la cual está además 
^erizada de pápilos muy meaudos. Cápsula derecha, sostenida 
por UD pedúnculo bastante largo, de un amarillo rojizo, un poco 
combada y cilindrácea. Opérculo á modo de alesna. Anillo com- 
puesto y adherente. Peristoma con un corto tubo blanquizo, 
alargado, y repetidas veces torcido en forma de espira. 

Isla especie se aproxima á U r. Runuana ; pero es eyidentemente dis- 
tteta. Bertero la reeojió en Chile. 

&. arorftffo f/9|fiefrtoMa[> A^aef forte. 

T. dioica; caule elato, réníÜéf ramis breoibus aut elongato-flagelUformibus, 
reutieantibus; foliis pa uíiSmá^ ét^ngis, carinátis, obtusis, margine reflexis, 
mno evoñido oMt in pUwmsfmÉÍfl0(aj4iamimve excunente percunU; cap- 
sula lúnge cylindrica ; ^giptftwi^.i^que rostelíato. 

T. VLAGBLLARISM00tag.,Jf#.^>i3ARBüLAFLAGBLL4Rlt Sohimp., Jfin. SC tUlU^ 

lér. S, Bút., VI , 146, tab. 10. — C. Mail., ioc. ciC, I, 641. —ToaTULA ▲rysksii 
Ta[| AUSTRAL» Uontag., Prodr., /. Fern., S2, no 39. 

Tallos de una á dos pulgadas, con hojas acia la estremidad, 
produciendo ramas ya por bajo de la flor, ya del medio de ella : 
las superiores son corlas, enderezadasi hojosas, y las segundas 



4 



«■'■ 




^ 






< ' 



148 PLORA CHILENA. 

débiles, caedizas, radiantes, y solo con hojas en la estremldad, 
donde se levantan. Hojas medio estendidas, oval-oblongas, 
obtusas, acuminadas, reflejas en los bordes, con una nerviosidad 
ya interrumpida bajo de la punta, ya escurrente en una corta 
cerda blanca. Vagínula cónica. Pedúnculo de una piílgada 6 
mas, moreno, torcido de izquierda á derecha inferiormentey y al 
contrario por arriba. Cápsula delgada, cilindrica y apenas encor- 
vada. Opérenlo cónico y un poco inclinado. Anillo y perístoma 
como en la T. liBvipila. Cofia cuculiforme. 

Según el Sr. Schimper, este Musgo se cria en Chile sobre los t^neot 
de los árboles, en compañía de la r. pilifera.Betieto io encontró tambieB 
por tierra en los lugares sombríos de la isla de Juan Fernandez. 

5. Vmr§m9€t C^y^irieHim) prmsiraU$. f 

l*. cauU biennif prostrato, radicante, sunum divisiones emUtente eneuu^ 
itenan ramosas; foliis lanceolato-cuspidatis, margine recurvo nervoquo oxcmr^ 
r9nt§ ad apicem denticulatis, siccitate pUcato^tortilibus^ perichoftiaifkus beui 
vaginantibus, majoribust capsula cyUndrica, sutinaquaii,' tubo perimmsU 
maximot carneo, tertiam capsula panemtefuante; opereuio.,,. 

T. rnonKktii MonUg., Ánn. Se, nal., sen. Z, IV, Cent. 5, n» 31.— Baibüla muí- 

OIOKS P Pa08TR4T4 C MOlI., iOC CÍt., I, 63S. 

Los tallos viejos están primero tendidos y rastreros, y después 
producen ramas enderezadas ó derechas en su estremidad, di« 
vididas en ramillas poco apartadas del tallo. Toda la planta es 
de un moreno oscuro. Hojas atejadas, largas, lanceoladas» aeu« 
minadas ó cuspidadas por la gruesa nerviosidad que las recorre, 
aparentemente denticuladas en la estremidad y sobre el muero, 
y reflejas en los bordes, lo que las hace parecer como marji- 
nadas: están mas bien pegadas al tallo que estendidas. Redecilla 
formada en lo bajo por celdillas lineares 6 paralelógramas, muy 
pequeñas y trasversalmente apretadas acia el medio, y punti- 
formes en la estremidad. Las hojas periqueciales, salvo su mayor 
longitud, no difieren de las otras sino por la mas interior larga- 
mente subulada, envolviendo enteramente la vagínula en su 
concavidad. Vagínula cilindrica y desnuda. Pedúnculo terminal, 
de seis Uneas de largo, flexuoso y torcido de izquierda á de- 
recha. Cápsula como de dos lineas, cilindrica, enderezada. 



MUSGOS. 149 

desigual, por tener un lado mas largo que el otro, de un castaño 
moreno mujr subido , y un poco combada , sobre todp cuando 
está humedecida. No he vislo el opérculo ni la cófía. Die^jtoB del 
perístoma tejidos en la base en una membrana tubulosa, cónica, 
de mas de la cuarta parte de la longitud de la cápsula* y después 
libres, y torcidos en espiral de derecha á izquierda. 

Este Musgo, bien distinto de sus congéneres, se halla en corta cantidad 
en las proTincias meridionales. Parece muy tecino de la r. spedoia de 
Ho(Aer hijo y Wilson. 

7. dioica^ caspUosa; caulibus eíatis^ robustis, innovando breviterramosis; 
. foUU late üblongO'laHceolatis^ planiusculU, ñervo eraseo, rubente mfo-muero^ 
wtftff, nmrgine revoluto integenimie, tenuissime papillosis ; capsulet brevipO" 
etmteulatte, oblonga, erecta opérenlo obtuso cónico^ recto; annulo eompotito. 

T. OLACIALIB Kze.,in Pcspp., Coil. Pt. CMI., III, n* V79. --C. MOll., loe, dt,. I, 

p.04, SUb BARBUL4. 

Tallos altos, robustos, ramosos por innovaciones, con ramas 
cortas y piramidales, que tienen muchas raicillas. Hojas infe* 
riores pegadas al tallo, mas anchas, de color de robin y casi 
llanas; las superiores son flexuosas, un poco torcidas, verdes, 
anchamente oblongo-lanceoladas, enteras en el borde reflejo, y 
recorridas por una gruesa nerviosidad rojiza, la cual escede el 
limbo en la estremidad y forma una punta roma. Cápsula bas- 
tante grande, oblonga, derecha, rojiza^ sostenida por un pedún- 
culo sumamente corto, rojo, grueso y flexuoso. Opérculo corto, 
cónico, obtuso y derecho. Anillo muy ancho y compuesto. Perís- 
toma levemente tubuloso en la base y poco torcido. Cófía lisa, 
robusta y reluciente. 

Ssta especie tiene mucha afinidad con la r. andícola {Voy. Amér» mérid,, 
d'Orb.,F/. Boliv,^ p. 92); pero se distingue por su cápsula derecha y no 
encorvada en hoz, y por su opérculo corto y no levemente subulado. El 
Sr. Poeppig la halló por febrero en las provincias meridionales, sobre 
las rocas , en medio de las nieves perpetuas del volcan de Antuco, & 
11,300 pies de elevación. 



V 






148 PLORA CHILENA. 

débiles, caedizas, radiantes, y solo con hojas en la estremldad, 
donde se levantan. Hojas medio estendldas, oval-oblongas, 
obtusas, acuminadas, reflejas en los bordes, con una nerviosidaij^ 
ya interrumpida bajo de la punta, ya escurrente en una corta 
cerda blanca. Vagínula cónica. Pedúnculo de una pulgada 6 
mas, moreno, torcido de izquierda á derecha inferiormente, y al 
contrario por arriba. Cápsula delgada, cilindrica y apenas encor- 
vada. Opérenlo cónico y un poco inclinado. Anillo y peristoma 
como en la T. leBvipila. Cofia cuculiforme. 

Según el Sr. Schimper, este Musgo se cria en Chile sobre los t^neot 
de los árboles, en compañía de la r. pilífera, Beriero io encontró tambieB 
por tierra en los lugares sombríos de la isla de Juan Fernandez. 

2*. cauíe bienni, prostrato, radicante, sursum divisiones emittente enctm^ 
Uentm ramosas; foUis lanceolato-cuspidatis, margine recurvo nervoqn§ oxcmr» 
r§m99 ad apicem denticulatis, siccitate plicato-tortilibus^ periehoftUUikns béut 
voffinantibus, majoribus; capsula cyUndrica, subinaquali; tubo perimomU 
máximo, carneo, tertiam capsula p»9$m tsfuante; opérenlo.,,. 

T. PKwtKkni MonUg., Ánn. Se. nal., sen. S, IV, Cent. 5, n» 31 . — Baibula mui- 

OIOKS t$ PR0STR4T4 C MOII., iOC, CÍt., I, 63S. 

Los tallos viejos están primero tendidos y rastreros, y después 
producen ramas enderezadas ó derechas en su estremidad, di* 
vididas en ramillas poco apartadas del tallo. Toda la planta es 
de un moreno oscuro. Hojas atejadas, largas, lanceoladas» acu« 
minadas ó cuspidadas por la gruesa nerviosidad que las recorre, 
aparentemente denticuladas en la estremidad y sobre el muero, 
y reflejas en los bordes, lo que las hace parecer como marji- 
nadas: están mas bien pegadas al tallo que estendidas. Redecilla 
formada en lo bajo por celdillas lineares 6 paralelógramas, muy 
pequeñas y trasversalmente apretadas acia el medio, y punti- 
formes en la estremidad. Las hojas periqueciales, salvo su mayor 
longitud, no difieren de las otras sino por la mas interior larga- 
mente subulada, envolviendo enteramente la vagínula en su 
concavidad. Vagínula cilindrica y desnuda. Pedúnculo terminal, 
de seis Hneas de largo, flexuoso y torcido de izquierda á de- 
recha. Cápsula como de dos lineas, cilindrica, enderezada. 



MUSGOS. 149 

desigual, por tener un lado mas largo que el otro, de un castaño 
moreno muy subido , y un poco combada , sobre todp cuando 
está humedecida. No he vislo el opérenlo ni la cofia. Die^f^ del 
peristoma tejidos en la base en una membrana tubulosa, Cünica, 
de mas de la cuarta parte de la longitud de la cápsula, j después 
libres, y torcidos en espiral de derecha á izquierda. 

Este Musgo, bien distinto de sus congéneres, se baila en corta cantidad 
aa las provincias meridionales. Parece muy tecino de la T, speciom de 
Ho(Aer bijo y Wilson. 

6. T^ír$m9n (8y»^$riehia) gMneimMÍB. 

7. dioica^ caspUoia; cauUbus elatis^ robustU, innovando breviter ramosU; 
. féUU late éblongo-Umeeoiatis^ planimculis, ñervo eratMO, rubente ryfo-mucro* 
méiis^ wuargtn» revoluto integerrimis, tenuissime papilloii* t cüysuht brovipo^ 
érnteulatm, oblonga ^ erecta opérenlo obtuso conito^ recto; annulo compotito, 

T. OLACiALiB Kze.yln PiBpp., CoU. Pt. Chii.f III, n* V79. — C MOll., ioe, di,. I, 
p.e5i, sub Barbüia. 

Tallos altos, robustos, ramosos por innovaciones, con ramas 
cortas y piramidales, que tienen muchas raicillas. Hojas infe* 
ñores pegadas al tallo, mas anchas, de color de robin y casi 
llanas; las superiores son flexuosas, un poco torcidas, verdes» 
anchamente oblongo-lanceoladas» enteras en el borde reflejo, y 
recorridas por una gruesa nerviosidad rojiza, la cual escede el 
limbo en la estremidad y forma una punta roma. Cápsula bas- 
tante grande, oblonga, derecha, rojiza^ sostenida por un pedún- 
culo sumamente corto, rojo, grueso y flexuoso. Opérenlo corto, 
cónico, obtuso y derecho. Anillo muy ancho y compuesto. Peris- 
toma levemente tubuloso en la base y poco torcido. Cofia lisa, 
robusta y reluciente. 

Ssta especie tiene mucha afinidad con la r. andícola (Voy, Amér» mérid,, 
d*0rb.,F2. Boliv^y p. 92); pero se distingue por su cápsula derecba y no 
encorvada en boz, y por su opérenlo corto y no levemente subulado. El 
8r. P(Bppig la halló por febrero en las provincias meridionales, sobre 
las rocas , en medio de las nieves perpetuas del volcan de Antuco, & 
11,300 pies de elevación. 



160 FLOBA CHILEIIA. 

7. Tmr€mMm (mv^hrimmim) 

T.éMm, humilis; emule tubtimpUci^ tiridi amt mfeMOUe; /MCb tfmaf 
comfertis, tCr tortilibus, brevibia, late oblon^o-lmneeUmti»^ imtegenimi^ wmt- 
§1mé im wmái0 reflexis^ uerto papiUis Mcmkrñ tnwiur mpicuUiUi fmfmám 
c^Umirmu»-cMén§m ^penmlo eomito, recto, acuté; mumlm aiwKfUeL 

T. tCABRi»Evts C. Máüer, loe. ctt., snb BíUflí. 

Tallos cortos y poco ramosos. Hojas enderezadas, densas, 
apenas torcidas, ojitas, medio tendidas^ anchamente oblongas» 
lanceoladas, muy enteras, con una nerviosidad aparente, por-- 
purina, cuyo dorso está erizado de pipilos hialinos, y con la es- 
tremidad prolongada en punta. Cipsula enderezada estrecha, 
oblongo-cilíndríca, sostenida por un pedúnculo bastante corto, 
rojo y fleiuoso. Opérenlo cónico, recto y agudo. Anillo sencillo. 
Perístoma zapado, saliendo de una membrana reticulada, larga- 
mente tubulosa, que baria de este Musgo uniS^itfndUa, 3¡el 
género fuese admisible. 

Esta especie es Tecina de la r. latipUa ; pero difiere principalmente 
por su inflorescencia dioica. El Sr. Poeppig lo co!}ió en la parte central de 
la República, sobre los troncos de los árboles, y principalmente en Im 
ChorrUlos, prorinda de Qaillota. 

8. TtmrimMm «attioáaietf. 

r. cmiU erecto t diviso; foliis ereciis^ oblongis, margiñotis, etupi^mtii, 
siuilate complicato^rispatis y pericheetialibus longiuimiif uagitumtíkm; 
aperado subulúto, capsulam «Moaf «m, cequaiem^ erectmm mqummH, 

T. M^ioiDKs MoDtaipBe, Jfs — Barbcla m^ioides Schwsgr.,5Hpp/.,tab. flO, d.— 
C. MQller, loe. cit., 633. 

Musgo formando mechas poco apretadas, de un amarillo-rojo, 
como ferruginoso. Tallos de una pulgada, fíeltradas en la base, 
y divididas en la estremidad en varias ramas enderezadas. Hojas 
semejantes á las de los Mnium^ poco apretadas, oblongas, acu- 
minadas, marjinadas y finamente denticuladas, atravesadas ppr 
una gruesa nerviosidad escurrente : están apartadas del tallo» y 
muy crespadas y ondeadas en la sequedad. Seis hojas periqne- 
cíales : las tres esteriores igualan el pedtfn«lo en longitnd, son 



OTMOft. ■*' IBI 

lanceoladas, largamente acuminadasy envainantes. Pedúnculo de- 
recho, como de Mis lineas de largo (según Sehwaegríchen, de una 
pulgada}t de color de robin, como el resto de la planta. Cápsula 
domba y álíndrica. Dientes del peristoma saliendo de una 
cq^ membradil amarilla, y contorneándose de izquierda ¿ de-' 
recluí al X^ifiñÓT de una prolongación de la columela. Opéreulo 
un poco mas corto que la cápsula y subulado. CóGa corta, ampia 
en la t^se, hendida de lado y muy aguda en la estremidad. 

fe cria en las provincias meridionales. Los ejemplares de Schwaegri- 
jÉÉÉ^nnqaa ao lo diga, provienen del Museo de París. 

■f. átoicm í cmulibui etespUosis, dicíinatis^ breviter ramosU ; foUit eonftrtii^ 
Mikt§rtit^ oblongts^ oblusis vel acuminütis, integerrimis^ margine rnolutU^ 
m § 99 § 9iriH tn ttristam hnvem concolorem producto ; perichatio in qfUndrum 
fmHéhm nitlium eonwéhais ; e^iptuUt eyUndracett , curtmkt opéreulo longo 
^Itnieo. 

. fgLAHFlOCAlIX C. lIllll.,/0«. CiU, «90, SUb BARBÓLA. 

Tallos inclinados, divididos en ramas cortas, cilindricas y pi- 
ranaidales^ focmando cojinetes muy espesos y de un bello verde. 
Hojas caulinares densas, pegadas al tallo, un poco torcidas sobre 
ellas mismas» medio estendidas por la humedad, con la base 
oblonga, y después terminadas en una punta obtusa ó acumí- 
i|ijl|r« muy epteras en el borde, que e3 reflejo, y presentando una 
Mmeidad verde, la cual se prolonga mas allá de la estremidad 
en tma eqrfoa corta y lisa. Hojas periqueciales enderezadas, 
mas anchas, largamente acuminadas y cúspidadas, enroscadas en 
un cilindro saledizo, amarillo y reluciente. Cápsula angostamente 
cilfodrica, encorvada, delgada, es decir, leptoderma, morena, 
sostenida por un pedúnculo flexuoso, rojo, largo y delgado. 
Opéreulo cónico y alargado. Carece de anillo. Peristoma bastante 
largo, flojamente torcido, y elevado sobre una corta membrana. 

. 9ste Moago lo encontró el 6r. Poeppig en Cbile, y se baila en elber- 
iNifio del Sf, Knnie, 



ISt * fLOAA CnifeBllA. 

r. eauU erecto, simpUci, innovante ; foliis inferioriéus áfitmll^ñlUhu^ 
iupremis comúlilms, ovato-lanreolatis, margine revolutis, n0lfV9 t^mm^ Mxcwr- 
rente apictUatis^ perichmtialibus ohlongiuuulis^ aíbis, jfftoiwlf kÉ(fcr JaU' 
riorthnffissimo, ieminervi; eaptula qflindracea^ suhinetk90S 0pireit§$ c»- 
nica-'iubulato, 

T. LBUCOCALYX tfonUg., loc- cit., sér. 9, IX , 53.— C. MOll., loe. cit,, 1, 615. 

Tallos de cuatro lineas á una pulgada de largo, ^leriiBMÉ, 
continuándose por innovaciones hipogíneas sucesivas, que^ 
dan un aspecto nudoso, bastante parecido al del Bryum canarieme, 
ya descrito, ó al del Brachymenium mextcanum. Hojas inferioras 
cortas, espaciadas y grandeciendo á medida que se elevan soIkb 
el tallo ; las de las intiovaciones, lo mismo que las que se estieodeo 
en roseta en la estremidad, están mas apretadas, oval -lanceo- 
ladas, como aquilladas, con una gruesa nerviosidad, la cual se 
continua hasta mas allá de la estremidad en una punta muy fm, 
reflejas por fuera en los bordes, derechas cuando están humede^ 
cidas, y en la sequedad inclinadas, pero no rizadas. Las per!- 
qneciales, en número de cinco á siete, son mudfto nas largas 
que las otras, oblongas, muy obtusas, y aun redondeadas en la 
estremidad : la mas interior, que al mismo tiempo es la ma^ 
larga, está casi privada de nerviosidad, y todas son notablepHite 
blancas y enroscadas al rededor del pedúnculo. Areolas- 
redecilla paralelógramas. El pedúnculo sale de una vainilla c 
drica, tiene mas de una pulgada, es derecho, y esti torcido de 
derecha á izquierda. Cápsula cilindrica, de media línea de largo, 
y algo encorvada. No he podido ver el peristoma. Opérculo 
cónico, en forma de alesna, y como de la tercera parte de la 
cápsula. * 

Esia especie tiene varias afinidades con las r. revoluta y pilifera ; pero 
difiere de la primera por sn periquecio, y de la segunda por sus hojas 
apenas mucronadas ; muy lejos de ser peliferas. Se cria sobre la tierra 
en las QorestaÉ^sombrias de las colinas cerca de Quillota (Bertero, n«868}. 




MUSGOS. 1B3 

7. cauU fUmgmto, dichotomthramoso; foUft ereetthpaiuiis, oblñugo-UneeO' 
Imtis, wuargint nweiutis^pWferis^ perichatialibus fanceoialis, ücuminatU, ut- 
0inmuibus,méuíim(s; capsula cylindracea; opérenlo subulaio, 

T. piLiFBRA. Hook., Muse, exot., (ab. 1S.~B4Rbdl4 pilifera Brid. , loe. ei(., 
BTt.— Schwvgr., Supplem.f Ub.90T.~ G. Iiai1.,/<M;. cit., 641. 

Tallos de pulgada y inedia de largo, y con ramas piramidales. 
Hojas enderezadas, después estendidas, torcidas sobre ellas 
mismas ó inclinadas, pero no rizadas en la sequedad, de un 
verde sucio, oblongo-Ianceoladas, enteras, con los bordes enros- 
cados por bajo, y presentando una nerviosidad robusta, la cual 
mipede la punta bajo la forma de una cerda blanca y muy larga. 

tis periqueciales mucho mas largas que las caulinares, lan- 
adas, acuminadas, también terminadas por una cerda, y 
ciSiendo en su concavidad la vagínula y el pedúnculo. Este 
último es derecho, flexuoso, torcido de derecha á izquierda por 
bajo, y al contrario arriba, pareciendo lateral á causa de las 
innovaciones que salen por bajo de la flor femenina. Cápsula 
cdlíndrtea, enderezada, un poco combada, y morena. Dientes 
del perístoma rojizos, libres, y torcidos en espiral de izquierda 
á derecha. Opérenlo finamente estriado en la misma dirección, 
de un tercio de la longitud de la cápsula, moreno y reluciente. 
Cofia fugaz. 

Este Musgo crece sobre la tierra en ios lagares húmedos de las flores- 
tas de las colinas cerca de Qui Ilota (Bertero, no 869). Difiere principal- 
wmnle del siguiente, con el cual podria confundirse por la longitud de sos 
tallos y de su periquecio. 

12. Tortuia WmHMianm. 

7. WMwdca; cauíe subsimplici, erecto; foliit oblongis aui oblongo<uneifor - 
míáiif, n«rto excurrente cuspidatis, margine reflexis; capsula elongato<ylin- 
éracea, recta, vel tantillum incurta; vperculo brevi, subobliquo; membrana 
hoiiUarí perisiomii annulo simplici^ quadrttplo longiori, 

T. Vablíaita. MoDUg., Ms. — Barbula V^Tahliana Scbíilu, Hecene. Barb.i 
iab.S4,flf.Sl.— Br. y Sehimp., Barbula, Ub. 18.- Brid., /oc.c<f., 849.-* C. Maiier, 
Jm. c/r.9 ÍM.— Tortula KiTBNDATA DNtrs., cx B* y S* 



ISt fLORA CbMiBIIA. 

7. cñule erecto t eimplici, innóvame ; foliis inferioribui míalwif/>i'»ttiij, 
iupremis comúlibua, ovato-lanreolatit, margine revolutis, n0lfV9 etwtm, #«rifr- 
rente apicuiatis ^ perichmtialibus ohlongiuKulit^ atbis, ^ gjnem iihi^- Émé- 
riort longiuimo, »eminervi; capeula cylindracea^ euhinemm; gpmtwlh <»- 
nicihtitbulato. 

T. LEUCOCALYx tfoiitag., /oc cit., sér. S, IX , 53.— C. MOU., ioc. cit,, 1, 615. 

Tallos de cuatro líneas á una pulgada de largo» derteM^ 
continuándose por innovaciones hipogfneas sucesivas, que m 
dan un aspecto nudoso, bastante parecido al del Bryum canarieiue, 
ya descrito, ó al del Brachymeniwn mexicanttm. Hojas inferioraB 
cortas, espaciadas y grandeciendo á medida que se elevan s(dffe 
el tallo ; 1:)S de las intiovacíones, lo mismo que las que se estiendan 
en roseta en la estremidad, están mas apretadas» oval-laaceo- 
ladas, como aquilladas, con una gruesa nervioddad, la cual se 
continúa hasta mas allá de la estremidad en una punta muy imu 
reflejas por fuera en los bordes, derechas cuando están humede- 
cidas, y en la sequedad inclinadas, pero no rizadas. Las perí- 
qneciales, en número de cinco á siete, son n)uc6o nas largas 
que las otras, oblongas, muy obtusas, y aun redondeadas en la 
estremidad : la mas interior, que al mismo tiempo es la mas 
larga, está casi privada de nerviosidad, y todas son notablemttite 
blancas y enroscadas al rededor del pedúnculo. AFeolaa«.J 
redecilla paralelógramas. El pedúnculo sale de una vainilla cj 
drica, tiene mas de una pulgada, es derecho, y esti torcido de 
derecha á izquierda. Cápsula cilindrica, de medía línea de largo, 
y algo encorvada. No he podido ver el perístoma. Opérculo 
cónico, en forma de alesna, y como de la tercera parte de la 
cápsula. 

Csia especie tiene varias afinidades con las T. revoluta y pilifera ¡ pero 
difiere de la primera por su periquecio, y de la segunda por sus hojas 
apenas mucronadas ; muy lejos de ser peliferas. Se cria sobre la tierra 
en las florestal^ sombrías de las colinas cerca de Quillota (Bertero, n«868}. 





MCK05. 1B3 

11. W9r€m9a piU fiera. 

7. emiie $Um0Mté, diehotamth'ratMio; féUit «rtetú-patulU, obhngo-UneeO' 
iMii, wtargine n9oluti$,pWferi$^ períctuftialibus lancfUiis, Mumin^tis, m- 
0inmítibui,mmximis: ettpnüa cylindrmcetí ; opercuh subuiaio, 

T. PIL1FBR4 Hook., Muse, exot., (ab. 1S.~Barbdla pilifcra Brid. , ioc. eit., 
BTt.—- Sebwvgr., Suppiem., Ub.90T.~ G. lllll1.,/oc. eil., 641. 

Tallos de pulgada y media de largo, y con ramas piramidales. 
Hojas enderezadas, después estendidas, torcidas sobre ellas 
. mismas ó inclinadas, pero no rizadas en la sequedad, de un 
verde sucio, oblongo-lanceoladas, enteras, con los bordes enros- 
cados por bajo, y presentando una nerviosidad robusta, la cual 
le la punta bajo la forma de una cerda blanca y muy larga, 
is periqueciales mucho mis largas que las caulinares, lan- 
ladas, acuminadas, también terminadas por una cerda, y 
ciñiendo en su concavidad la vagínula y el pedúnculo. Este 
último es 46recho, flexuoso, torcido de derecha á izquierda por 
bajo, y al contrario arriba, pareciendo lateral á causa de las 
innovaciones que salen por bajo de la flor femenina. Cápsula 
cilindrica, enderezada, un poco combada, y morena. Dientes 
del perístoma rojizos, libres, y torcidos en espiral de izquierda 
á derecha. Opérculo finamente estriado en la misma dirección, 
de un tercio de la longitud de la cápsula, moreno y reluciente. 
Cofia fugaz. 

Este Musgo crece sobre la tierra ea los lagares húmedos de las flores- 
tas de Us colinas cerca de Quillota (Bertero, no 869). Difiere principal- 
wmnxe del siguiente, con el cual podría confundirse por la longitud de sus 
tallos y de su periquecio. 

12. SVtrfftffo WmHUaMa. 

7* momoiea: cauU subsimpHci, erecto; foliis oblongis aut oblongo-cuneifor- 
MÍáiif, nmto ezcurrente cuspidaiis, margine reflexis; capsula elongalo<yíin' 
érmciüt recta, vel tantUlum incurva; opérculo brevi, subobliquo; membrana 
HiiUari peristomü annulo simplici^ quadrtiplo longiori.- 

T. Vabliana. MonUg., Ms- — Barbóla V^Tahliana Scbnlu, Hecens. Barb.i 
iab.S4,af.Sl.— Br. y SeMnp., Barbuta, Ub. 18 — Brid., /oe.c<f., 849.-* C. Mttller, 
IfC. di.» Í16.— TORTULA KiTUf üATA DNtrs., cx B. y S> 



■■'J 



- * 



i&l FLORA CHILEHA. 

Tallos sencillos 6 ramosos, y de seis á nueve lineas de larga 
Flor masculina tenmo^ndo una de las raman del tallo que lleva 
los frutos. Hojas inferiores espaciadas, oblongas, acuminadas, 6 
I veces atenuadas á modo de cuña en la base, y terminadas por 
una cerda, que es la prolongación de la nerviosidad : todas S(m 
cóncavas, reflejas en los bordes, y llanas en la estremidad. 
Pedúnculo derecho, de cuatro á cinco líneas de largo, i vecev 
flexuoso, rojizo, y torcido de derecha á izquierda. Cápsula cilin- 
drica, derecha y de un rojo moreno. Opérculo cónico, y de la 
cuarta parte de la longitud de la cápsula. Peristoma coh loa 
dientes torcidos de izquierda á derecha, saliendo de una mem- 
brana basilar y bastante aparente. 

Esta especie crece á modo de peqaefias meofaas, como U r. mwréU9^ ih 
eoal 86 asemeja por su aspecto, distiDgniéudose solo de ella por m.llk' 
jas mas anchas, por su cápsula mas d^íll^t PO' ^^ loBgitvd de la MJi- 
brana basilar del peristoma, y por so habitación. Ber tero (Gol.» Qt^M» 
la cotjió por setiembre cerca de Quillota, y umbien se encuentra en Uf 
provincias meridionales,jBobre la tierra gredosa. 

r. áioicmt emá9 «recto, dichotome ramoso; foliU reeurwo^tentikm, mmt 
M^§ai9flan0É$lati$ ; capiuia oUongo^yUndrtuiñ, ereetm, atmmlúHi § inrn i$ 
hrevirostrp; 4entibus peristomii amel contortit. 

T* vinyAuti Ifontag., if#.— Barbóla tihsáus Bríd., ioc.cii., 880.— BméllT 
Schimp., Barbula, p. 24, lab. 10. ~ C- MQIler, loe. cit., 1, 617. 

Vap. ^. — Flaccida; caule elongatOy flexuoto; foliis nmotiSy angH^ii&rUnu,^ 
siccitate valde curvaiif, 

Br. y Schlnp., toe, eit,-^ Toaroia iusolajia DNiri., Specim» é€ TOPt- H^»» viM. 

Tallos delgados, dicótomos, de una pulgada y mas de largo> 
reunidos en mechas poco apretadas y como interrumpidas por 
nudos. Hojas espaciadas, lanceoladas, subuladas, estrechas, 
estendidas por la humedad, enderezadas é inclinadas en la se- 
quedad, con los bordes reflejos por bajo, enteros y con una ner- 
viosidad salediza en la estremidad. Pedúnculo delgado, de nuevi^ 
á diez líneas de largo, y torcido de derecha á izquierda. Cápsula 
corta, djíadrica, derecha, morena» cop un anillo sencillQf Peris- 
toma con su membrana basilar bastante larga» y loa dientes dande 






uDa sola vnélta espiral. Opérenlo cónico y la mitad mai corto 
que la cápsula. 

Los autores de la Briologia de Europa consideran este Mnsgo , como 
aniy tecino del r. fatlñs ; pero se distingoe por su aspecto, por la presencia 
é% un anillo, y por la mayor altura del tubo peristomiaL 

La var. a se halla en Valparaíso, según Bertero, y también se cria en 
I» Htm y en las murallas de Santiago. 

r. diotca; cdule humili^ suhsimpUci; foiiis lanceolatihcutptdaiiSf catutli' 
euliU<hconcav(s, margine eonvolutiSf iUcitate crispatis^ ñervo exeurrente per- 
mtrtU; eapeuia ovala; opérenlo eonio^, ohliquo, hrevL 

T. PflBPPiGiANA C. Müller, Linncea, 1843, XVII, 888; y Syn.Muee,^ I, 006, »d^ 

PlABULA.— BÁBMIL4 TRICHOPBORA KSO., iU PODpp,, CoU.^ D* 4 ' > ' 

Musgo formando mechas á flor de tierra. Tallo sencillo ó ra- 
nuMO, poco hojoso por bajo, pero terminado por una roseta 
cstendida en la estremidad. Hojas caulinares lanceoladas, cuspi- 
dadas, ovales y cóncavas en la base, canaliculada!^ acia el medio, 
con los bordes flexuosos, reflejos : están mas ó menos acumina- 
4a3 on la punta, con una gruesa nerviosidad que se atenuúa acia 
la «stremidad. Las hojas inferiores y las periqueciales son mas 
cortas que las otras, y todas están rizadas en la sequedad. Vagf- 
nula larga y bastante gruesa. Pedúnculo derecho, flexuoso y pur- 
púreo. Cápsula aovada y de un moreno negruzco. Opérenlo 
cónico, oblicuo, corto y moreno. GóOa cuculiforme, cubriendo 
solo las tres cuartas partes de la cápsula. Dientes del peristoma 
de color purpúreo, apenas granulosos, saliendo de una mem- 
brana basilar muy corta, y torcidos de derecha á izquierda. La 
ocdumela escede los dientes. Anillo corto. 

Se oria en las provincias meridionales, según Pmpflg. 



/■■ * 



15. arorfif tor §m9€m m 

T. dioica, T, gracili simillima, sed folia periéhétialia caulift/félmiBhu^ 
tntima basi taxius areolata^ omnia e eellulis multo densioribus, ,0tlii^fí^víi^ 
{nemi^t^ diaphanit emeolata, Uuiora^ annulo simplici prmdita, f^.-*r - 

T.' rvtCA 0. llttiler, Spn. Muse., í, 610, sttb B\rbvi.a. ' * 






1B6 FLORA CHILENA. 



Tallos enderezados ó ascendentes, débiles ó flexibles, y de 
seis á ocho líneas de largo. Hojas n)as apretadas y mayores i 
medida que suben á lo alto del tallo, ovales, después larga- 
mente acuminadas, cóncavas, marjeadas, recorridas por una 
nerviosidad continua, pegadas al tallo en la sequedad, y un poco 
mas estendidas cuando húmedas. Hojas periqueciales coiQpleta- 
mente semejantes á las caulínares : las mas internas eon»^ base 
mas flojamente areolada que en la T. graeüü^ á la cual eslii espe- 
cie se parece mucho, y además perfectamente diáfanas y mas 
anchas. Pedúnculo terminal, solitario, de seis líneas de largo, 
torcido, y de un rojo moreno* Glpsula oval, lisa, un poco com- 
bada en la base, y morena. PttriMoma formado por treinta y dos 
dientes apareados, saliendo de una membrana basilar y muy an- 
gosta. Opérenlo cónico, obtuso, un poco encorvado, y mas corto 
que la cápsula. Anillo compuesto de una sola hilera de celdillas. 

Este Musgo parece diferenciarse de la r. gracilis solo por tener na anulo 
entre el opérenlo y la capsnia. El Sr. Poeppig lo descubrió en Talcahoano. 

16. Tariuim 0ran%ÍMÍeaiarf 

T, dioica^ laxe caspUosa; caule humilif erecto^ gracili, e peHcheetio pnH" 

fero^ miuene tiridi; folift erecto-tortilihut^ striciis, inferiaribus rem/otU^ «mjm- 

riorihus eonferlioribus^ anguste lanceolatis^ acutis, integerrimit ^ ad bmtin 

revolutis, nereo tenui, viridi, exeurrente; capsula ohlongO'CylindricsBy msk" 

curvula eperculo cónico, subutaio, obliquo; annulo simplici. 
* 
T. GRAMiNiGOLOR C. MUIIer, /oc cií ^ 611, sub Barbula- — Barbcla ATLAimCA 
P. W. Schimper, in Sched. 

t 

Tallos á modo de céspedes flojos, enderezados, bastante cortos, 
de un bello verde, delgados, y sencillos, si se esceptúa uno ó 
dos retoños que nacen del periquecio. Hojas derechas y tor- 
cidas sobre ellas mismas, apartándose del tallo en la humedad: 
las inferiores son mas pequeñas, bastante espaciadas ; las supe- 
riores mas densas, y las de la estremidad reunidas en una espe- 
cie de ifaechon: todas angostamente lanceoladas, agudas, enteras, 
con una nervio:*idad verde, que escede la estremidad. Cápsula 
derecha, oblongo-cilíndrica, encorvada, pálida, y luego more- 
nuica. Opérenlo cónico, en forma de alesna oblicua. Anillo sen- 



MUSGOS. I S7 

cillo« estrecho y persistente. Perístoma bastante largo, repetidas 
veces torcido en espiral, y con los dientes hendidos hasta la base. 

Bertero recojió este Masgo sobre la tierra en los lugares sombríos do 
Rancagoa, por junio de i82S. 

17. Torftffit drarfoefa* f 

r. eüuUhumm^ suhramoto; foliit úblongo-laneeoíatis, eanaUculaUt^ M«r- 
flii# ineunii reeurvisve^ apiee reflexit^ ñervo valido in piium eanum abeunig 
p$reunis; capsula elongata, cylindrieaj cum operculo brevfy peduncvlum 
0fimn(e; annulo nuUo, 

T. BRiTisiTA Montag., Árm» Se. nat., ser. 3, IV, Cent. S, noa3.*-C. MUIler » 
ioe. etí,, 1, 610. 

Tallo escediendo apenas tres lineas, sencillo ó ramoso, con 
hojas gruesas, como carnosas, angostamente atojadas, no enre- 
dadas ni rizadas, pero inclinadas á modo de gancho en la se- 
quedad, estendidas y aun encorvadas en arco por la humedad, 
oblongo-lanceoladas, acuminadas y cuspidadas á causa de la 
salida de la nerviosidad, canaliculadas, y plegadas en los bordes, 
ya por dentro, ya por fuera. Las períqueciales son las de la 
estremidad del tallo, y un poco tüas largas que las inferiores : la 
punta que las termina se descolora algunas veces, y entonces se 
ve una cerda blanca. La redecilla está formada por pequeñas 
areolas redondeadas y opacas en lo alto, paralelógramas y tras- 
parentes por bajo. Pedúnculo de una á dos líneas de largo, 
gruei30, rojizo, y torcido de izquierda á derecha. Cápsula cilin- 
drácea, un poco desigual, verdosa, después morena, llegando á 
mas de una línea de largcyv y sin anillo. Opérenlo cónico, un 
poco encorvado, de un rojo intenso y reluciente, y como de un 
tercio de la longitud de la cápsula. Los dientes del perístoma 
salen de una membrana basilar corta y poco aparente, y están 
contorneados repetidas veces en espiral de derecha á izquierda 
al rededor de una columela prolongada : su color es cárneo en 
hi estremidad, y de un rojo mas subido en la base. No he visto 
^r masculina ni la cofia. 



W 



especie es vecina de las T. subpUosa y brachypux ; pero difiere de 
la priaion por su cápsula linear y por la pequenez de su pédúnéolo,*^ de 



1B8 FLORA GBILENÁ* '^. 

la segunda por sss iM^as obtusas, uo acuminadas, no torddaa «s la le- 
quedad, y por la poca longitud de su opérenlo. En fin, se distingue de 
todas las formas de la siguiente por la falu de anillo. Se cria cerca de 
Santiago ea la tierra l^cra y movedita. 

18. Tariuia n%mraii9* 

T. monoica í cauU simplici, innovanti'ramoso^ erecto; folUs oblongo^ vil 
spaikulatO'laneeolatit^ obtutit, margine revolutit^ ñervo in jHlum MÍkwm pré^ 
ducto instrueiit: capsula erecta, oblongo-cyUndriea ; operado conUo^tuMat»: 
annulo simplici^ tubpersit tente, 

T. MURÁLis Htiáyr.,Sp. Muse, 133.— Bárbüla muraus Tinm., Ft. Meg^, iÍt««Y 
Brid., BryoL tfit/v., It 546.— Bruch y Schímp., loo, cit., p.35, tab. 90.--C. |1IU1<> 
loe. (r/í.,625.— Brtüm mdralb Línn., Sp. Pl., p. iS81. 

Musgo formando mechas apretadas y convexas. Tallos reo- 
nidos en la base por un tejido ó fieltro radicular, derechos, pri- 
mero sencillos, luego ramosos, y de dos á seis líneas de largo.' 
Las hojas van aumentando y atojándose mas apretadamente desda 
la base á la estremidad, donde por su reunión forman una roseta; 
son oblongas ó espatuladas, aquilladas» terminadas por una 
cerda blanca mas ó menos larga, la cual es la prolongación de la 
nerviosidad que las atraviesa desde la base hasta la punta. Sus 
bordes están encorvados por fuera, y su color es verde. Pedún- 
culo derecho, de media á !ma pulgada de largo, rojizo, y torcid!o 
de derecha á izquierda. Cápsula también derecha, oblonga, mo- 
rena, después negruzca, con un anillo sencillo y persistente, 
Peristoma como el de la precedente especie, pero mas largo* 
Opérenlo cónico y un poco encorvado á modo de alesna. Cófii 
en forma de capuchón y de un amarillo sucio. 



Si juzgo por el corto número de ejemplares de este Musgo, debe 
raro en Chile, lo cual puede sorprender, puesto que es cosmopólka. 
Poeppig lo encontró en los Andes australes. 

19. Tariuia ggenigfuimia. f 

T, caule innovanti-ramoso, geniculato ¡ foliis ovatis, erecto-patentitui^ 
margine revolutis, evanidinerviis ; opérenlo cónico^ dimidiam capsulam iosh- 
lOM, bretíem eequante; annulo simplici^ persistente; calyptra longttMM 
sutnUata, 

' ^mmmuktk Montag., Atm. ;S^ nsa.. Cent, tt, n« K.— G. MttUor, ioo, at*, «Ou 



* ' MUSGOS. 169 

Éste MüSgó forma céspedes mechosos. Tallos derechos, sen- 
cillos, despaes ramosos desde la base, y dicótomos á causa db 
las innovaciones bipogiaeas. Las hojas son ovales, romas, sin ser 
obtusas, pálidas, medio estendidas^ recorridas por una nerviosi- 
dad rojiza, basta cerca de la estremidad, rara vez llegando á ella, 
y cuando secas se encorvan en gancho en la punta : sus bordes 
son reflejos abajo, por lo cual parecen lanceoladas. La redecilla 
seforma de celdillas paralelógramas y trasparentes por bajo, cua- 
dradas, pequeñas,* y opacas mas allá de su mitad. Hojas peri- 
qneciales mas bien lanceoladas que agudas. Vaginula cónica, 
erizada por numerosos pistilos avortados y sin parausos. Pe- 
dúnculo de dos á tres líneas de largo , delgado ó flexuosOj, 
rojizo, y torcido de derecha á izquierda. Cápsula aovada, corta, 
«y^morena, presentando en su oriGcio un anillo persistente, formado 
|r4||br una sola hilera de celdillas oblongas ó espatuUdas. Los diez 
^*^*seis dientes del peristoma se hallan reunidos en una membrana 
^ tubulosa y corta^ pero aparente, y dando una sola vuelta de 
espira. Opérenlo cónico, encorvado, y un poco mas largo que la 
n^tad de la cápsula. CóOa de nna línea de largo, angosta, subu- 
lada, y hendida lateralmente en sus tres cuartas partes inferiores. 

Knt espede es teeina de la r. reeunata^ j sobre todo de la r. revoluta i 
pero difiere de la primera por la nerviosidad de sus hojas, que lejos de 
formar an mucrot no llega completamente á la estremidad, y mas aun 
per 80 cápsula corta, aovada, y su opérculo proporcionalmente mas largo : 
ie aparta también de la segunda por sus hojas ovales, y no oval-ianceo- 
ladaí, laelioadas á modo de gancho, pero no rizadas en la sequedad ; por 
ni captóla derecha, no encorvada, y por su opérculo mas cono. Se cria 
ea las provincias australes. 

xmrr. bxbbcatobov. — besmatobov. 

Ci^pifiito (gqualiM^ ovata vel oblonga, brevicoilis. Peristomium 
rimfUs. Denles 16 bi-iri/Uíi; divisionet filiformes, telragonm^ arli- 
eulaUSf granulosa^ /¿¿Mirar aut arliculalionibus connexm. Oper^ 
culum obtuse rostralum. Calyplra cuculltformis. Ánnulus simpkx* 
fioresmonoicu 

I^BUUTODON Brid., loc. cií.yttSS.'- Br. y Schimp. 

Masgosirivaces y cespedaidos. Tallos ramosos por medio 



160 FLOAA GBfLMA. « 

de innovaciones. Hojas parecidas á las de lasTórlalas (jne 
cieñen hojas anchas. Cápsula regular, oval ú obloiígpi^ 
y atenuada en la base en un corto cuello. Peristoma sen- 
cillo : sus dientes, en número de diez y seis, están rea- 
nidos en la base por una corta membrana : son bífidos 6 
trífidos : estas divisiones de la estremidad de los dientes 
son tetrágonas, granulosas, libres ó reunidas por ligaduras 
trasversales. Opérculo en forma de rostro obtuso. Ci^a 
cuculiforme. Anillo sencillo. Flores monoicas. 

Este género forma una especie de transición entre el precedeate y el 
iigaiente» y también tiene alguna afinidad con las Pottiiceas odoatot- 
lomeadas. 

f > 

o. mtmoieutf eaule bmi^ timpUciy innovanti-ramatót foliit 0b t m § Mtf I .' 
eiongmo»tpathulaiis, bati diaphanis, aptee subpapillmiit , ñervo excunm» 
apieulatis^ margine undulatíhreeurvo integerrimit, tiecitate uncinmté-incurdi, 
cfiepatuliitperiehatieíUbui obtusis, suhevanidinervUt ; eMpiuin eretim^ cyüi. 
Mea; opérenlo subulato; annnlo iimplici. 

a. AMBLTOPHTLLUS MODUg., lOC. Cit.f CeOt.ft, DO 54.-^ TrICBOSTOMVII C. UMI., 
ioe. CiL, I, 893. 

Tallo comunmente sencillo, pero ramificado por medio de 
inDovaciones, como sucede á todas las especies de la tribu, y 
jamás escediendo tres líneas de largo. Sus innovaciones son del- 
gadas en la base, y anchas en la estremidad, á causa de la estén- 
sien de la rósela. Las hojas inferiores son cortas, enderezadas 
contra el tallo, al cual medio ciñen, estendidas y aun encorvadas 
en la estremidad, y creciendo á medida que se acercan á lo alto 
de los tallos, donde la porción enderezada es mucho mas corta 
que la estendida : todas están espatuladas, pálidas é hialinas 
hasta mas alia de su mitad, verdes solo en su último tercio, y al 
mismo tiempo granulosas (¡Mipillata) á causa de la salida de las 
celdillas , obtusas y aun emarjeadas en su estremidad, ondu- 
ladas en los bordes, que están reflejos por fuera, y recorridas 
por una nerviosidad^^ la cual se prolonga en una punta suma- 



» * 



MUSGOS. 161 

mente corta. En las hojas periqueciales, que son completamente 
mmas y redondeadas, la nerviosidad parece desaparecer antes 
'■ yde la estremidad, pero el microscopio muestra que por ser 
V,Í¿enos aparente, sin embargo ella existe. La flor masculina 
otupa la estremidad de una innovación. Las anterídias, en corto 
número, son oblongas, sésiles, y están acompañadas por una 
notable cantidad de parafisos largamente articulados por bajo, 
levemente arriba, y concluyendo en una celdilla cónica. La flor 
femenina terminal se compone de cuatro pistilos, sin parafisos, 
rodeados por una ódos hojas muy cortas y absolutamente enervas, 
diminuía cilindrica, un poco hinchada, y con varios pistilos avor- 
tados. Pedúnculo delgado, de seis líneas de largo, derecho ó 
flexuoso, rojOj y torcido de izquierda á derecha. Cápsula cilin- 
drica, derecha, bermeja, algo angostada por biyo de su orificio, 
y con un pequeño cuello en la base : el orificio tiene un anillo 
sencillo, enderezado y persistente. Los dientes del perístoma, 
> ^rerinidos en la base por una membrana con varios agujeros y 
; /^jéoe no escede la altura del anillo ; son derechos, y no torcidos^ 
' w up hermoso rojo, y divididos hasta la base en pestañas fili- 
as, granulosas, articuladas, soldadas acá y acullá entre 
al nivel de las articulaciones, y aproximadas á modo de 
vSfaa^eOno alargado cuando se humedecen. Opérenlo cónico, 
' i^jjpÜNilado, y mas largo que la mitad de la longitud de la cápsula. 
^ Jijjtea desconocida. 

Esta nueva especié se encuentra en Santiago. Difiere del D. fienicam 
por la forma de sus hojas, y por su aniUo compuesto de una sola hilera 
de celdiUab muy grandes. Aunque pertenece á un género distinto , seria 
ana fácil confundirla con la Barbula recurvata^ procedente del Cabo de 
•Buena Esperanza , á causa de su semejanza. Pero se distinguirá fácil- 
mente si se consulta la lám. 130 de los Musci exotici, por sus hojas no 
tonceoladas, y si espatuladas, no acuminadas, pero obtusas, y en fin, por 
sil^pórealo propordonalmente mas largo. 

XMXVJ. A8QUZ8TOBOV. — A8CBZ8TOBOV. f 

Capsula ofmdethoblong a, cequalíé^ annulata, pachyderma. Denles 
18 infra caipsutrn orificium oríi hasique conjuncti^ carnosiy erecta 
rigidiy oequidistantes, filiformes, nodosi, granulosi, Operailum 

BoTAmcA. VIL 11 




16t PLORA WILKIIA. 

eonieum. Calyptra ionga, Unearit, lateréjli$;/kgúm. Fhmte é m iU 
dioica. * 

AsciisToooü Moniag., loe. cit. 

f ■■ * 

t 

Cápsula aovado-oblonga, igual, paquiderma, y con «w 
anillo. Peristoma compuesto de diez y seis dientes, que 
nacen por bajo del orificio capsular, reunidos en It base, 
carnosos, derechos, tiesos, colocados á ¡guales distancias, 
filiformes, nudosos, y erizados de pequeñas granulaciones. 
Cápsula cónica. Cofia larga, linear, hendida eü el ladQ^ y 
cayendo temprano. Inflorescencia dioica. 

Deseando caracterizar el nuevo género que propongo, lo mejor que 
puedo hacer es el compararlo á un Triehostomum por sa aspecto, y 
en general por su vegetación; á una Sprucea {Holomilrium Brid.) por 
el periquecio, y á un Pilopogon por su peristoma, aanque la natim- 
leza de los dientes sea distinta. Kntre las numerosas cápsulas qoe lie 
examinado, no he encontrado jamás mas de diez y seis dientes. Sin 99^ 
bargo, debo decir que en su juventud, antes de su perfecta evoloclM, 
se percibe una línea mediana que podria mirarse como la completa sol- 
dadura de los dientes bigeminados ó bifidos de un Triehostomum &*tt * 
una Sprucea, que aun entre dichos dientes existen acá y acullá l^¡a^ 
meatos que se dirijen oblicuamente del uno al otro, lo mismo que en 
los Desmatodoriy con los cuales tiene una nueva analogía por la lopgl* 
tud de la columela. Pero en la madurez no existe traza alguna de h 
linea mediana ni del ligamento, y solo hay diez y seis dientea entaros. 
Asi se ve como la naturaleza se burla de todos los limites en qiia que- 
remos concentrarla. Este Musgo anómalo constituirla, pues, on 2>í- 
choatomum^ cuyos treinta y dos dientes estarían completamente soldadas 
en una época determinada. La estremidad de la columela qneda eoM- 
pletamente pegada al fondo del opérenlo, como en las Potiáceas* La 
Ibliaclon, la Inflorescencia, ^ en fin, todos los caracteres de la vegeiacte, 
son los de los Triehostomum , tales que fueron perfectamente limitados 
por los Sres. Bruch y Schimper, y aun les hubiese reunido mi planta 
sin difícultad, si un peristoma muy diferente no se hubiera opnesto á 
ello. Luego, en seguida de dicho género y antes del Sprucea debe colo- 
carse. Tampoco olvidaré su afínidad con el Pilopogon. i Y por qué la 
Weissia vaginans Brid., que no he visto, no estarla mejor colocada en 
este nuevo género, el cual, esceptuando su peristoma, solo es una Weii' 



Musgos. 168 

«l«f No sueede lo mismo cuando se comparan dichas plantas segmi «ns 
mmerosas afinidades. Su nombre está formado de « priTativa, de <¡xiimqy 
M»dido, y de o^oud diente. Por último, este género únelos Anacaliptos 
t loa Trieostomoa. 

A» dioicum; caule graeili^ erecto, subsimpUci^ aut innovanti^ramoso ; folHs 
iMHeeólatth-subutatis^ canaliculatit^ ñervo laii$$im0^ad apieem nsquepercwr- 
iUf iubintegerrimii , perichatiaUbtu longioMne^ euspidatii^ cenvoiutit; 
e§fiula Qvatihoblonge; operculo conoideo, 

A. comcvs MftQttg.» Ann, Se, nat,, ser. 5 , Bot.» lY, Cent. B, n* 88,^ Lip- 
ToniCBUM lIoifTAGRBí ü. Uttil., Syn, Muse.» 1, 448. 

Tallos reunidos en mechas bastante flojas, de una pulgada y 
itlss de largo, sencillos el primer año, después dicótomos por 
ülnovaciones hipóginas, como geniculados en la decrepitud^ 
bastante delgados por bajo, pero un poco engrosados en la estre- 
naidad, donde las hojas están mas juntas, formando una especie 
de capitula. Hojas inferiores levemente lanceoladas, y larga- 
mente las medianas y las de las innovaciones; en íln, las supe- 
riores del tallo, ó subperiqueciales, son oval-acuminadas : todas 
están enteras, escepto los dos ó tres dientes que tienen cerca de 
la pnnta^ encorvadas á modo de alesna, cóncavas y como cana- 
Kcnladas hasta cubrirse en los bordes, v con una nerviosidad 
qne no desaparece sino en la punta. Hojas coronales, además 
de ser ovales, y repentinamente acuminadas, están terminadas 
por una larga punta subulada, formada por la nerviosidad, y de 
la longitud del limbo. Hojas periqueciales esteriores diferíendo 
solo de las coronales por estar truncadas, en vez de acuminadas, 
y terminadas por una larga punta ; las interiores son el doble 
mas largas, mas levemente acuminadas, y enroscándose al re- 
dedor de la vaginula y de la base del pedúnculo : la hoja mas 
interior es roma, muy delgada, y su nerviosidad no llega hasta 
teostremidad. Redecilla compuesta de celdillas bastante pequeñas^ 
tpsdríláteras en la base y cerca de la nerviosidad, con los án- 
■ gatos redondeados y seriadas en los bordes y en el resto del 
limbo. Las areolas de la nerviosidad son muy largas y paraleló- 
gramas ; las de las hojas periqueciales tienen la forma de losan- 



IjSi FLORA GHILEIIA* 

jes, y son miiebo mayores. Vagínula cilindrica y larga, teniendo 
en su base varios pistilos abortados, y sin parafísos. Pediincak) 
derecho, flexuoso, de cerca de media pulgada de largo^rojo por 
bajo, amarillo arriba, bastante delgado, y torcido de derecha i 
Izquierda. Cápsula derecha ó inclinada, aovada, bastante seme^ 
jante por su forma á la del Racomitrium canescens, lisa, primero 
de un amarillo verdoso, luego morena y un poco atenuada acia 
su orifícíoj y en fin, a)go combada en la vetustez. Opérculo exac- 
tamente cónico en lajEM^urez, algo menor que el tercio de la lon- 
gitud de la cápsula, rojizo, y cayendo muy tarde. Cofia larga, 
linear, hendida de lado, de color de paja en la base, y morena 
en la estremídad. Anillo persistente , compuesto de celdillas 
^ triangulares, bastante semejantes á un machete. Diez y seis 
dientes eiiderezadados en la humedad, y un poco conniventes, 
colocados á distancias iguales, y no apareados, filiformes, nu- 

-^> dosos ú oscuramente articulados, finamente granulosos, obtusos, 

jr de la longitud del diámetro de la cápsula. El esporanje ocupa 
tpda la cavidad de esta última. Columela cilindrica, escediendo 
el peristoma en la juventud del Musgo, y fijándose en la estre- 
midad del opérculo, de modo que este, aun cuando la higrosco. 
picidad del anillo lo separe de la cápsula^ no cae, y persiste 
como en las Potiáceas y varias Esplácneas. Flor masculina capi- 
tuliforme, sostenida sobre un individuo diferente, y terminando 

* * el tallo ; pero viene pronto á nacer una innovación, la cual la 

hace parecer lateral. Ocho hojas perigoniales ovales : las este- 
riores aparentemente mucronadas por la nerviosidad, y enros- 
cadas. Anterídias poco numerosas, largas, cilindricas, levemente 
pediceladas, y acompañadas de parafisos tan largos como ellas. 

E$te Masgo no es raro en las provincias nMldionales. 

X3UnnX. TBZOO8TOKO..r^mi0BO8TOBIUII. 

Capsula erecta^ csquális, oblonga, varó ineurviuseula^ súbeylin' 
dracea aut ovata, Peristomii simpHcis denles 32 filifortM^^ 
tetraedro arHeulatiy granulosi, per paria approximati el scBpkss 
Irabeeulis coharentes , basi membrana angustissima conjunetí. 
Operculum roslratum. Calyptra cueullala, levis, Ánnulus simpUx^ 
dúplex aut nullus. Floresceniia varia. 



MUSGOS. 165 

TUCHOITOMOM Hedw., ex parre.— Brucb y Sobímp., Bryol, Europ., (ab. 1-15. 
— BiDTMODOif Hook.— GreY. . .^ 

Cápsula enderezada» regular, oblonga, rara vez algo 
encorvada, y levemente cilindrica ú oval. Peristoma coinr* 
puesto de treinta y dos dientes filiformes, tetraedros, arti- 
culados, granulosos, apareados, y frecuentemente unidos 
uno á otro por medio de ligaduras trasversales ; además 
se hallan pegados en la base por una membrana muy corta. 
Cofia lisa y á modo de cucurucho. Anillo sencillo, doble, 
ó á veces nulo. Inflorescencia variable. 

Musgos vivaces, tan semejantes á las Tórtolas por su aspecto, la folia- 
ción, la ramificación y sos costumbres, que si no se acordase al carácter 
de la. configuración de su peristoma un valor que se niega á otros géneros, 
seria imposible liallar otro carácter para distinguirlos. Así, por todo lo 
demás nos referimos al género Tortula. 

r. monokum; caule humili ^ eae^pitoso, simplici; foliit eauUnis ticéis 
crispatiSf e basi tenerrime membranácea convolutaceis, üñeari-subulatis, ob- 
tusiusculis, ápice denticulatit, ñervo totam subulam occupanle; capsula cy^ 
lindrica^ attenuata^ incurva; peristomii dentibus ciliiformibus haud nodosis, 

T. AFFiíiB Montag.y Ms»^ Lbptotrichdm affihb G. Wl\\.,Bot, Zeit,, 1847, p. 825; 
y Syn. Muse, I, p. 4B8. 

Inflorescencia monoica : la flor masculina en forma de yema, 
colocada en la base del periquecio, y con el aspecto del T. pal- 
lidum. Hojas caulinares rizadas en la sequedad^ membranosas, 
y envolviendo el tallo por su muy delgada base, compuesta de 
celdillas muy pequeñas y muy angostas, volviéndose después 
linear-lanceoladas, levemente obtusas en la estremidad, donde 
tetan dentelladas, y recorridas por una ancha nerviosidad, la 
^tkkl ocupa toda la porción encojida á modo de lesna. Hojas pe- 
ri^eciales formadas por uñábase envainante, muy ancha, fina- 
mente membranácea, cuya redecilla se compone por bajo de 
celdillas alargadas y angostas, y arriba de otras celdillas mayores 
y elipticas. Cápsula enderezada, angosta, y de un moreno oscuro. 



166 FLORA GHILBNA. 

Dientes del peristoma á modo de pestañas rugosas, larga«, rojas» 
no nudosas, saliendo de una membrana angosta y poco salediza 
por fuera del orificio de la cápsula. Hojas perigoniales ensan- 
chadas y ventrudas en la base, con )a cual ciñen el retoño^ y 
luego levemente subuladas, enteras y obtusas: su redecilla está 
formada de mallas aun mas pequeñas que las de las hojas ra* 
meales ó periqueciales. 

Según el Sr. C. Mñller este Musgo se asemeja perfectamente á nacítfo 
X» fMilidumt pero difiere por sus hojas rizadas, en tez 46 estar éncorfih 
das del mismo lado» por su pedúnculo flexuoso, por su cápsula cilindra 
cea, combada, etc. Poeppig lo encontró en Chile. 

f, monoicum; caule erecto ínnavanti'Tamoso ; foUis subsecundii é Uui 
AmplexicauK in productionem longam , eapiUiformim deitnenlfhUB } <?aJftMlt 
erecta f oblongo -cyUndracea, anntttata; ópereulo c&nieo, 

T. LONGiFOLiDM Brid., Mant., 85; y Bryol. univ., t, 496.— Montag., Pi, /. Per- 
nand.>23, no 138. 

Tallo de tres á cuatro líneas de largo, derecho y ramoso. 
Hojas ciñiendo el tallo por una base cuadrilátera, muy larga en 
las periqueciales, la cual se adelgaza insensiblemente, y concluye 
en una larga producción capilar muy estendida, vuelta del mismo 
lado, muy entera, y recorrida basta por bajo de la estremidad 
por una nerviosidad aparente. La flor masculina est6 sitiUkdA 
sobre el mismo pié, en la estremidad de una rama lateral y con- 
tenida en la porción basilar y muy ensanchada de una hoja. 
Pedúnculo de ocho líneas á una pulgada de largo, rojizo, liso y 
torcido de izquierda á derecha en lo alto. Cápsula derecha, cüfií- 
drica, oblonga, un poco encorvada, y morena. Anillo sencilla 
Dientes del peristoma delgados, puntuado-granulosos, irregu»- 
larmente reunidos entre sí, y un poco torcidos en la estremidad. 
Opérenlo cónico, acuminado, obtuso, y menor que el tercijMb 
la longitud de la cápsula. Cofia linear-subulada y fugaz. 

Está especie crece en Juan Fernafidez , según Bartero , y tambUA le 
halla en las provincias australes. 






»* 



MUSGOS é "^. ^ 167 

1*. éUoieumf eaiüe erecto innovanti^ramóso ; foíiis e basi oblonga , erecta, 
émpiesicemU^ margine reflexo attenuato-subulatis, bretibus^ subula canali' 
nüatm, in Hmmido patula^ siccitate ereeto-incurva , ñervo crasto ad apicem 
producto Ummeiie, periefuetialibus convoluiis secundis ¡ capsula elongatú- 
qftíndtaeim^ iubeequali^ exannulaía^ operculum eonoideo^ostratum^ incur^ 
Mi afquána, 

T. GHiLBNSE Honlagne, Ánn. Se. nat., ser. 8, IV, Gentur. 6, do 86. ~G. WX\\., 
Syn. Muse, I , S76. 

¿^"■«Este Musgo vive en numerosa compañía. Tallos reunidos en 
mechas bastante flojas, y casi completamente hundidos en la 
tierra arenosa, á lo mas de ocho á diez lineas de largo, y ramosos* 
Hojas bastante cortas, sobre todo en lo bajo, donde se hallan 
reducidas á simples escamas, ciñiendo el tallo por una porción 
oval, con los bordes reflejos, y después encojiéndose en otra 
porción subulada, canaliculada por la inflexión de los bordes, 
los cuales están completamente enteros : se hallan estendidas en 
tmna de medios corchetes cuando están húmedas, encorvadas á 
modo de gancho en la sequedad, y recorridas hasta la estre- 
midad por una gruesa nerviosidad. Hojas periqueciales también 
nerviosas, con su porción ciñiente aun mas ampia y mas larga 
que en las caulinares , y casi todas con la parte subulada vuelta 
del mismo lado ; la mas interior lanceolada, acuminada, y enros- 
cada al rededor de la vagínula y de la base del pedúnculo. La rd- 
^Ikcilla déla base de las hojas se compone de areolas paralelógra- 
maSy y la de la estremidad de peldillasf puntiformes. Flores mascu- 
linas colocadas en tallos acaso distintos, puesto que no las he 
bailado reunidas con las femeninas en el mismo pié. liojas peri- 
gCHÜales cortas, ovales, cóncavas, subuladas, y con una nervio- 
sidad continua* Anterídias oblongas, pediceladas, rodeadas por 
parafi^s bastante largamente articulados cerca de la estremidad* 
Vagínula cilindrica» guarnecida por varios pistilos averiados. Ca- 
rece de parausos. Pedúnculo de la longitud del tallo, rojo por bajo, 
amarillo arriba, delgado, liso, y torcido de izquierda á derecha, 
sobretodo cerca de la cápsula. Esta es cilíndrácea, de una línea 
do largo, atenuada en la base, derecha, igual ó casi igual, de un 



'» 



168 : ■■'^. FlieBA CBILENA. 



Ix 



rojo moreno* y dominada por un opérenlo cónico, subulado, del 
mismo color, y tan largo como ella. En la sequedad, este último 
órgano parece convexo y terminado por un rostro algo encor- 
vado. No be visto el anillo. Los dientes del peristoma fsláii ^vi- 
dídos basta cerca de la base en porciones filiformes^ ^^Aicolüdift, 
muy desiguales, y ligadas entre sí por tubérculos 4^ ISÍCI^ 
uno al otro : son morenos ó bermejos acia lo bajo, éi|j^l!pos eiQ 
la estremidad. Gófía corta y ventruda en la juventud, y después 
hendida lateralmente. 



Este Musgo se cria en las provincias meridionales. Es muy vecino 
7. strictum^t, y Schimp.; pero difiere por sus hojas algo diversamente 
formadas; por la ausencia de toda traza de anillo; por su opérenlo tan 
largo como la cápsula, subulado y oblicuo; en fin, por los dientes de su 
peristoma, que son del mas bello blanco, escepto en la base, donde la 
meaibi ana que los reúne es de un hermoso color bermejo. 

r. caule gregario^ easpitoso, Simplicia humili; folidparvis, erectis, € kmít 
amplexante concavis^ ovatis, breviier acuminatis, ñervo subtenui^ ame apieem 
concavum evanido, margine /lexuoso subinvoluiis; capsula cylindraee<B^99$b^ 
aqwUis^ exannulata (?) opercvlo cónico, longirostrato^ obliquú, 

T. LiBTDM Kze., in PoBpp., Coii., Pl. Chii.— C. Müller, loe cit., I, 874. 

Tallos reunidos en céspede, sencillos, hechando en la base on 
retoño femenino, bastante largo, flexuoso, muy delgado, y c^fe 
hojas espaciadas. Las hojas sóh generalmente pequeñas, d^ 
rechas, contorneadas por la sequedad, cimentes en la base^ 
cóncavas, ovales, y cortamente' acuminadas : las inferiores mas 
obtusas, las superiores mas agudas, y todas recorridas por una 
nerviosidad mas aparente y amarillenta, que desaparece antes 
de la estremidad, la cual es cóncava y refleja. Hojas perique- 
ciales mas largas que las caulinares, pero como ellas flexoosas y 
enroscadas en su borde. Cápsula derecha, angostamente cilin- 
drica, morena, casi igual, sin anillo, y sostenida por un largo 
pedúnculo purpdreo, flexible y delgado. Opérenlo cónico, termi- 
nado por un rostro alargado y oblicuo. Dientes del peristoma 
subulados, angostos, rugosos, y de un purpúreo intenso: salen 



k 



MUSGOS. 109 

de una membrana muy corta, y forman un cono rebajado : su 
estremidad es bi&da. 

Poeppig halló esta espeeie en la parte austral de Chile sobre la tierra 
otoagosa. 

5. 9WeAo#fo«titf«ti &eMwnperi* f 

(Atlas botánico. — Griptogamia, lám. t, flg. l.) 

T. cdMle simpUci vel ramoso, humili; foliis oblongis, earinatis, obtusis^ 
oreeto-patentihus y margine paulo reflexis, evanidinerviis : operado cónico , 
recto obtuso capsulam otatam dimidiam superante, paraphysilms fiorum fO" 
wámeorum phylloideis. 

T. ScHiMPERi Montag., loe» eit,. Cent. K, no 37. —C. MQH., loe. cit,, I, 899. — 
T* OBTüsiFOLiuM Schimp., in litt. 

Tallo escesivamente pequeño, apenas de media pulgada de 
largor 7 con frecuencia sencilldf Újas inferiores mas cortas que 
las superiores, las cuales están jfispuestas á modo de roseta, 
estendidas por la humedad, pegadas al tallo en la sequedad, y 
sustituyendo al periquecio: unas y otras son oblongas, poco 
plegadas en quilla, de un amarillo pálido, poco reflejas en los 
bordes, y no solamente obtusas, sino aun redondeadas en su 
estremidad, á la cual jamás llega la nerviosidad que las recorre. 
La redecilla está formada por celdillas paralelógramas en lo bajo, 
y cuadradas, con los ángulos romos en el resto del limbo. Las 
flores femeninas terminan el tallo: se componen de cuatro ó 
cinco pistilos, que acompañan varios parafisos, notables por ser 
foliáceos, es decir, formados por cuatro ó cinco hileras de cel- 
dillas. No he hallado las flores masculinas^ que probablemente 
nacen sobre individuos separados. Vagínula cilindrica y bastante 
larga. Pedúnculo de dos lineas de largo, liso, moreno como la 
cápsula, y torcido de derecha á izquierda. Cápsula aovada, corta, 
dominada por uu opérenlo exactamente cónico y casi tan largo 
como ella. Carece de anillo. Dientes del perístoma delgados, 
zapados, diversamente reunidos entre sí por medio de liga- 
mentos oblicuos, ya en la estremidad, ya en la base, y saliendo 
de una corta membrana con celdillas cuadradas. Cofia corta 
y cuculíforme. 

Bertero recojió este Musgo por tierra, cerca de Quillota. Es fedno del 



170 fhOKk CHILENA • 

r. iophaeeumf del cual difiere por la peqvefiez y la sendlUs de 8« tallo i 
por tener todas sus hojas redondeadas en ia estremidad, apenaa reflejas, 
coloradas diferentemente, y por los parafisos de sus flores femeninas. 

Bsplicacion de la lamina, ^ 

Lám. S, fig. i.-*a r. Schimperi .■ Tarios individuos de tamaño natnral.— 6 Uno 
aumeniado, coya cápsula tiene aun su opérculo b*, pronto á caer. — c Una hoja 
vista de frente, 16/I.~d Otra vista de perñl, asida aun al tallo d\ y anmeniada 
como la precedente.— e Redecilla de lo bajo de la hoja, 80/t.— f La de lo alio, 
80/i.— -9 Flor femenina, 15/1» donde se ven cinco pistilos ce&idos por «na hoja 
involuoral. — A Un parafiso, HOli.-^i Peristoma, 80/1. 

XXXTIII. CEAATOBOV. — CXRATOVOV. 

Capsula erecHuscula cequatis , aut tubcemua incBqualii^ teini 
aul slriata^ substrumosa, annulata . Peristomium simplex» Deniei 
i6 ba$i liberi, bipartili, cruribui linearibus^ i$tf$rn§ trabéculi 
transversis connexi. Calyptra ^ié^iiformii. Opercuium eanieum 

Cbratodoti Brid., loe ctt., p, iBO.-^DiflaAMüM Badw.-^DinTBODOa Maoki.f 
Tayl.— UmoM Lian. 

Hojas espaciadas, flexuosas, enteras y nertiósad. Pift* 
dúnculo alargado. Cápsula casi derecha é igual, 6 uü póco 
inclinada y desigual, lisa 6 estriada, como paperosa en 
la base, y con un anillo. Peristoma sencillo, con diez y 
seis dientes libres en la base, divididos longitudinalmente 
en dos porciones lineares, filiformes, y reunidos inferióla 
mente por ligamentos trasversales. Cofia cuculiforme. 
Opérculo cónico. Flores dioicas. 

Musgos vivaces, creciendo por mecha» sobre la tierra y raniificáiidoü 
por dicotomía. 

1. €fermioéloH pmrpmreuB. 

C, eanleertctOydlehotomo; fóiUs lánceélato^invm'ibut^ carinatU, n$tt9^ 
patults^ siceitaie contortisy pedúnculo innovationibus interpptito; cupetila 
oblonga^ ereciO'CemuM^ demum vemicosa^ S-sukata; opérculo cónico, krivi, 
subincurvo. 

G. PDRPDRBus Brid., loe. cit.— C. Malí., toe. cit.flf 646.— nicRARDM poapüiiini 
Hedw., Sp. Muse., tab.36.— DC, Fl, Fr.^ Didtmodoii pdrpürbcs Hook. y Tiyl.» 
Muse* ¡Mt,, lab. •».— Mnwii pvapuRWK Lina., Sp, PL, un». 



ik ■' * 



MUSGOS. 171 

Musgo creciendo en numerosa compañía, y formando céspedes 
muy estendidos sobre la tierra, las rocas y las murallas. Su tallo^ 
primero corto y sencillo, después alargado y dicótomo, llega 
frecuentemente á mas de una pulgada de largo. Las hojas tienen 
ana base bastante ancha, la cual se encoje insensiblemente eo 
una porción linear-lanceolada^ estendída por la humedad, y 
oblicuamente contorneada en la ¿lequedad : estáa aquilladas^ 
enteras, son verdes, y tienen una nerviosidad purpúrea. Las 
periqueciales interiores rodean la vagínula, son muy ampias y 
enervas. Pedúnculo colocado en la dicotomía de los tallos, de un 
bello color purpúreo, liso, derecho, y de ocho líneas á una pul- 
gada de largo. Cápsula de un moreno reluciente en la madurez, 
inclinada, aovada^ desigual, y con cinco surcos anchos y j>ro« 
fundos. Opérculo cónico y corto. Dientes del peristoma rojbs* 
No hay anillo. Cofia cuculiforme. 

Esta especie poUmorfa irive en las regiones frías y templadas de ambos 
bemlsféHos. Los varios individuos traidos de Chile parecen diferir uno de 
Otro, pediendo orear infinitas especies; pero es fácil y al mismo tiempo 
útil á la ciencia de reunirías al tipo, del cual be trazado los car&cteres» 
SíftM divídrsas formas crecen todas sobre la tierra, cerca de San Carlos 
y en las otras provincias australes. Entre estas variedades existe una, 
notable por sus hojas periqueciales interiores enroscadas, truncadas y 
redondeadas en la estremidad : acaso deberla colocarse aparte. 

TRIBU XVL — DICRANEAS. 

m 

lliMg;o0 oon pediinoulos solitarios 6 agre^adoi, enderezados ó enoer* 
vados en forma de cuello de cisne, cápsula lisa ó estriada, con un 
|»erifitonia Anloo, compuesto de diec f seis dientes hendidos hasta 
On medio. Oófia ottculiforme, desnuda, 6 oon franjas sobre él bordé. 

XXXIX. OABIPZX.OPO CABCPXX.OPU8. 

Capsuta cB^uülis aut inoequalU U boÉipseudapopfiysatá, hvii 
dni itriatú, iñterdum muricutaHt péduñcuto flexuofo. maáott 
úUrMtofulía.Perisiomiufn simplex* bentes 16 bifldi¿9umipatiiti, 
imperforati^ cruribut wquélibus. Cal^ptra cónica, iatera ^sa^ 
batiAfnbriatO'lacera,subciHata. . ^ 

CAMPtLopüs Brid., ir<m<i«<)7i.— Wils.— TfltSANoiiiThiOM Am«-«Miw«gr*'*' 
aanpe.<*-DicaAiio« HedW' ^ OipiáloooiiiIiii S^iaip«» in Sehtd. 



^# 



172 FLORA CHILENA. 

Tallos derechos» flexaosos y ramosos. Hojas lineares, 
subuladas, laminosas en el dorso de la nerviosidad, y fre- 
cuentemente terminadas por una cerda blanca. Cápsula 
igual ó desigual, y teniendo en su base un falso apófiso en 
forma de papera : está lisa ó estriada, multiplicadas veces 
erizada de puntitas muy cortas, y sostenida por un p# 
dúnculo flemoso, y en la humedad encorvado á modo de 
cuello de cisne. Opérenlo terminado por diez y seis dientes 
imperforados, bífidos, ó hendaos hasta mas allá de la 
mitad de su longitud, y cuyas <Íf¥Ísiones son por lo común 
i|MlJ^s. Cofia cónica, hendida lateralmente^ partida en la 
hm^ en un gran número de corregüelas, que hacen parecer 
dicha base como pestañosa. 

Musgos vivaces, notables por su particular aspecto, y principsdmente 
por los frutos, cuyos pedüoculos están casi siempre agregados^ nacen 
eñ la estremidad de los tallos en periquedos separados, y se encorvan 
de modo á ocultar la cápsula en las hojas coronales. Se crian ea lai 
rocas y sobre la tierra en las zonas cálidas y templadas. 

C, caule erecto, iubramoio; folUs rigidiusculis cancaoíiy subulato^eumina- 
ris, late nervoiis, ¿ubsecundis; pedúnculo flexuoso, madore cwrvato; capeula 
ovata, aquali, striata; opérenlo recle cuspidato, 

C. FLBXÜ08U8 Brid., toe. cit., 469.— DiGRANUM FLBXC08DM Hedw., 5p. Muse, 
tab. 58, Gg. 1-6.— Hook. y Tayl., Muse. Brit», 1. 16 — G. MOlI., Syn. Muse-,!, 400. 
— Brtcm flbxüosüm Linn.,5p. Pl,, 1883. 

Sus tallos forman por tterra pequeños cojinetes amarillentos ; 
al principio son sencillos y i lo mas de cinco á seis lineas de 
largo; después crecéis fifi^'i;^^ y llegan á una pulgada. 
Hojas ibléri^MS setácead^ las medianas un poco ensanchadas en 
la basét toniV mucronadas, y las superiores muy largamente 
acuminadafi, subuladas^ canaliculadas, flexuosas, á veces vueltas 
del «úfimo lado, tiesas, delgadas en los bordes, y recorridas por 
una ancha nerviosidad. Pedúnculo terminal, solitario, de ocho 



MUSGOS. 178 

Ijtneas á una pulgada de largo, flexuoso y encorvado á modo de 
cuello en la humedad. Cápsula aovada, derecha, igual, estriada, 
de un verde sucio, y después morenuzca. Dientes del perístoma 
bífidos, rojos, y con las divisiones blancas. Opérculo cónico, 
dominado por un rostro subulado y derecho. Cóña franjeada. 

Este Musgo se haUa mezclado con el Dicranum aulacocarpum sobre It 
tierra en las provincias autrales. 

ۥ Hreteens; caule erecto^ ramoso, innotanti-prolifero ; foUU imhricatis, i 
basi Una, cóncava lancBolatis, marginibus attenuatiSf ñervo lato^ íenui ex^ 
eurrmit€»piliferii, conuUibus latioribus^ congestis; peduncuiis aggregatU, 
Hexuotii^ madore curvatis; capsula elliptica^ striata; opérenlo cónico» 

C. iNTROFLEXcs BHd., Mont. Muse, 7 loe. ck.,473.> Hook. hijo y V^ils., Crypt. 
antarct., 18 — Dicrancm introplbxüm Hedw., Sp. Muse, tab. 99. — Hontagne, 
Fi. J, Fernand., n» 1S7.— C. MttU., /oc. cH., I, p. 405. 

£1 tallo llega á cerca de dos pulgadas^ es sencillo 6 ramoso, 
delgado, con hojas flojas en lo bajo, engrosado en la estremidad 
á modo de una pequeña capitula, formada por muchas hojas reu- 
nidas: allí están colocadas las flores, y después ocho á diez 
frutos : también salen de ella las innovaciones que continúan el 
tallo. Hojas inferiores lanceoladas, canaliculadas, con una ner- 
viosidad ancha y delgada, la cual se cambia en la estremidad en 
una cerda blanca y dentada. Hojas coronales mas anchamente 
estendidas en la base, y con su cerda patentemente divarícada. 
Las flores masculinas se hallan sobre pies diferentes, y las feme- 
ninas tienen ocho pistilos sin parafísos. Pedúnculos agregados» 
pero saliendo de periquecios diferentes, enderezándose en la se- 
quedad, y entonces son muy flexibles, y encorvándose á modo de 
arco cuando están húmedos : tienen de tres á cuatro líneas de 
largo. En los ejemplares de Juan Fernandez se hallan colocados 
en un verticilo de las hojas en medio del tallo, á causa de los 
retoños hipóginos. Cápsula derecha, eliptica, estriada, oculta 
entre las hojas coronales antes de la madurez ó en tiempo hú- 
medo. Los dientes difieren poco de los de la precedente especie. 
Opérculo cónico, y acuminado á modo de rostro encorvado. 



IVI FLORA CHILENA. 

Cofia flranjeada én la base, de color de paja, y tirando al moreno 
en la estremidad. 

Bertero encontró esta especie por tierra en los llanos de las florestas 
de la isla de Juan Fernandez. 

C, eaule eeespitosOy elongato, ramoso, aíbidó-tomentoso ; foltis € hasi laüs- 
sima longissimiSf subulatis^falcatis^ vaginantibus, margine albido,nervo latis» 
simo excurrenté mpieequ$ hífalina^ subpiliformi^ icaáré tnsipnibus, pericheB' 
tialibus convolutis^ subulato-piliferis; capsulce ovoidecs^ sulcatce, parvee^ 
HBquáiii, annuiütcBf puduneuh areuatú, d^in recto suffuUa^ opwcúUkcoHieo» 
tmbulatú ¡ calyptra basi ciliüta, 

' C. INCRASSATCS Kze., tn C, Mfill.y Llnnasa, XTIII , p. 686.— DicaANim C. KOll., 
Syn, Muse, I, 408. 

Tallos derechos, alargados, pálidos, ramosos, tiesos, y cu- 
biertos de un vello blanquizo que los reúne en césped^ espesos. 
Hojas caulinares muy largas, saliendo de una base ciñiente, y 
terminadas por una punta subulada y encorvada á modo de hoz, 
recorridas por una nerviosidad muy ancha hasta mas allá de la 
estremidad, la cual está coronada con una cerda hialina y áspera; 
además, están muy enteras en el borde, el cual es notable por 
un matiz mas pálido. Hojas periqueciales muy anchamente en- 
roscadas, membranosas, subuladas, y también pelíferas. Cápsu- 
las agregadas á la estremidad de los tallos, aovadas, surcadas, 
desiguales, pequeñas, con un anillo, y sostenidas por peddnculos 
primero encorvados, después derechos y en fin torcidos en es- 
piral. Opérenlo cónico, subulado y derecho. Cofia lisa, pestañosa 
en la base. Dientes del peristoma largos, delgados, morenos en 
la base, con las divisiones superiores bífídas ó trífidas, blanquizas, 
lisas y nudosas. 

Este especie difiere de la precedente por sus hojas enderezadas, y no 
retroflejas. El Sr. Poeppig la halló en los bosques de Talcahuano. 

4. VaÉHpyiopuB Mepiaétum* f 

(Alias botáDico. — Criplogamia, lám. 5, fig. 3) 

C* nigrescens, ccespitosus; canle simplici, innovanti vel proliferthramosú ; 
' foXiis e basi ampliori, íanceolaíú'SübttkniSt strictis^ ñervo angusto in pilum 



rniGOft* tTft 

I, htmmm^ ám umm «Nmif», §émtUihm rtcunii^ puFithmHM imütM 
mm9ÍMl0, memmtma§^ pililo; pidune^is mm^tosii, madoré cwvütU^ ^per- 

C* LBPTODCS MonXag., Ann, Se. nal., 8¿r. 3, Bot, lY* p. iii, Cent. 9, no 40.— 

BlCBAMÜM RiGHARDI G. MQll., lOC- Cit.^ p. 413. 

Tallos varias veces prolíferos, de dos pulgadas de largo, cre- 
ciendo en mechas flojas, y de color negruzco. Hojas dispuestas 
como en la especie precedente, saliendo de una base oblonga, 
que ciñe el tallo, encojiéndose en una porción lanceolada, subu- 
lada, canaliculada por la inflexión de los bordes, y recorridas 
por una aerviosidad, la cual se termina por una cerda blanca y 
dentada : la nerviosidad se compone de dos planos de celdillas 
alargadas, sin formar laminilla alguna, ó salida sobre el dorso de 
la hoja. Las hojas de la estremidad de las innovaciones están 
itotltas del mismo lado, y las de las capitulas un poco encor- 
lÉdas, aunque su cerda no esté divaricada : su calor es de un 
ffioreno negruzco. Vagínula larga y cilindrica. Los pedúnculos 
abundan en cada capitula, puesto que be contado hasta diez y 
Mis, á lo mas de dos líneas de largo, negros, flexuosos, endereza- 
dos en la sequedad y después de la emisión de las esporas, ar- 
queados y ocultos en parte entre las hojas coronales en la juventud 
6 cuando se humedecen antes de la caída del opérenlo. Cápsula 
oblonga, cilindrácea^ iguala derecha, atenuada en la base, sin 
estriasi escepto en su estrema vejez y después de la evacuación, 
¿poca en la cual tiene varios pliegues, que la humedez hace 
ijesaparecer : primero unida y lisa, y luego con leves asperezas 
en la base» que no descienden sobre el pedúnculo. Dientes del 
perístoma muy largos, de la cuarta parte de una linea de largo, 
divididos casi hasta la base en dos ramas capilares, muy del- 
gadas, de dondi {proviene el nombre específico, derechos, arti- 
culados, casi iguales, y finamente granulosos. La columela se 
eleva mas allá de las tres cuartas partes de la cápsula, con- 
cluyendo en una cabezuela. Opérenlo cónico, en forma de lesna, 
casi derecho, ó levemente oblicuo, y de la longitud de la cáp- 
sula. Cofia franjeada en la base, y con varias asperidades en la 
estremidad. 

Muestra especie difiere del c. 9wup$rutu» por sas hojas; por sus pedún- 




176 nOKk CHILBHA. ^ 

ealos menos nmnerosos, apenas rugosos en la estmnidad, pero aüi ••- 
perezas agodas; en fin, por su <^psala no estriada. 9|fpiMeB se disUagve 
de la precedente y de la siguiente por el color genenúl de los tallos, fw 
sus cápsulas mas numerosas y lisas, por su opérenlo mas largo, y sobre 
todo por su peristoma. 

EipUcacion de la lámina, 

Lam. 3. fig. 3.— C. leptodus: a Dos indíTiduos jÓTenes, y b otros dos aávltM, 
vistos de tamaño natural.— c Cna boja del tallo, rista de lado, S|l.— d Corte de 
dicha hoja, 40/1.— e Redecilla de lo bajo, y f estremidad de la misma hoja. — g 
Tagínula, 16/1.— A Cápsula sin opérenlo, y con so largo peristoma, 13/1.*- ¿Oper- 
eulo,S5/l.— / Cófla, en cuyo interior se ve aun al trasparente un opérenlo eaido 
con ella, IS/I.— m Porción del orificio de la cápsula con cuatro dientes, 64/1. 

5. €faÉHpyiapu9 apmniHopHyMMm94 f 

(Atlas botánico.— Criptogamia, lám. 4, fig. S.) ^ 

C. avnus; caule erecto, fiUformi^ simpliei aut inn&vanti'ramotó; .001^ 
imbricatis, siccUate strictis, lanceolatosubulatis, canaliculatis, peridimÉ^ 
libus communibus (comalibus) ovatthlttnceolatis^ propriit vero longierílff^fi 
eonvolutis^ ómnibus integerrimit, ñervo latlssimo in pilum canum, de»rf€if- 
¿üítiifi abeunte instructit ; pedunculis aggregatis, madore arcnatie; &pereti» 
cónico, acuminato; capsula incequaii, basi subttmmoia, muUistriáUm, áiwá' 
dio minore ; ealyptra brevi^ basi fimbriata, 

c. xANTHOPHTLLus Monta*|ne, Ann, Se. nat,, ser. 3, IT, GenU5, no 41.— C Vtt- 
1er, loe, cit.. I, 410. 

Este Musgo se asemeja tanto al C. introflexm, que creemos 
ÍDÚtil dar una descripción detallada. Así, nos limitamos á indicar 
sus principales diferencias : !• su talla es mas elevada ; 2» su 
color es de un amarillo de oro bien aparente ; 3® sus pedúnculos 
se hallan reunidos en un periquecio general ó capitula, y cada 
uno tiene su propio periquecio envainante ; 4' sus hojas coronales 
están acuminadas, pelíferas, y no obtuso-pelíferas, como dice el 
Sr. Hornechuch de la especie conocida anteriormente. En fin, 
difiere del Thysanomitrium grüeum Hornsch. [Campylopus Hoh*) 
por sus hojas muy enteras, y no dentadas en la estremidad. 

Se encuentra en las provincias meridionales de la República. 

Ssplieaeion de la lámina, 

Lam. 4, fig. 3. — C. xanthophyllus : a Dos individuos femeninos de tamaBe 
natural : el de la isquierda mojado y con las cápsulas reflejas, y el de la derecha 



>• 



i 




MUSGOS. 177 

SM^ X leniéBdolti eMlHntdas eo U estremidad de pedúnculos flexibles.- b Ya- 

lint Individuos maseaÜM* también de tamaüo natural. — c Pedaco del tallo con 

hojas, 3/1.— d Redecilla de la miud de dicha boja. 80/1.— e Redecilla de 

ilu>ja>50/l.~f Estremidad de dicha hoja, moslrando las asperexas,40/l. 

^^^^^^nli madura, 8/1.— A Cofia, en la cual se ve el opérculo, y que ella misma 

«HBeftdtaM ó está franjeada en la base, 13/1 .-« i Porción del orificio capsular 

llHPMlla 80 redecilla y con dos dientes 1, 1, 80/1 .— m Flor masculina yemiforme, 

Mjfl.— 'fiÜDA hoja perigonial, 16/1, en cuya coneaTidad te Te una anCtrídia y dos 

parafiMc. 

XA. BZCaAXO. — BIOAAMUM. 

Cafiuia erecta aut eemuaf avakif oblonga vel subcylindriea^ 
imi$réum súbapophysata. Perietomium simplex. DenUi 16 lanceo^ 
iati, soUéif ad médium aut ultra /Issu cruribui iúbaqualibut 
tfmniventibui, demum inflexis. Calyptra eucalliformis^ ban nud^. 

. •mhunum Hedw.— Brid.— Brtdm Dill.— Linn. 

• 

Cápsula derecha ó inclinada» aovada» oblonga ó aun 
cilindroide» lisa ó estriada» á veces con un apófiso corto ó 
rudimentario, y sostenida por un' pedúnculo bastante 
largo. Peristoma sencHlo» compuesto de diez y seis dientes 
lanceolados» sólidos» es decir» no perforados» hendidos 
luttla la mitad de su altura» ó un poco mas allá» en dos 
drnsiones casi iguales y conniventes acia el eje de la cáp- 
sula» después inclinados por dentro» y formando una espe» 
cié de codo con la parte no hendida en la base del diente. 
G^fia cuculiforme y no franjeada en la base. Opérculo con 
un largo rostro. Tallos ramosos. Hojas angostas» lanceo- 
ladas ó lineares» subuladas» frecuentemente vueltas del 
misnoiO lado» y con areolas ó muy pequeñas mallas en la 
redecilla. Periquecio envainante en varias de sus especies. 

Los Musgos de este géaero son vivaces, monoicos ó dioicos. Se crian 
en la tierra ó sobre las rocas, y r^ra vez se hallan en los troncos de los 
árboles. De las nueve especies que se ban encontrado en Cliil*.^» la 
mayor parte le son propias^ 

fiOTAIlICA. VI!. i3 




178 FLOIU CHILENA. 

I>. diúicum ; caüU dense caspítoeOj dichotome ramoso^ ápice faícmi 
fúlid eaMitnii seeundU taneeolatO'eubulatit, falcatU^ apUe dentU 
icahenimiit eapsula in pedunailú eltngaio^ eyUndraceo'HUpH 
0p e r €MÍ0 erecta^ Unge raterufé 

D. MACIIOP08 Kze., in Poepp.» Coli. Pt, C/iil., lU, n» 271.— C MOiler, Íoc, eit*., 
I, p. 374. 

Tallos ascendentes, dicótomos, cespedados, amarillentos, del- 
gados, mas graé^bs acia la estilsVmdad,^ donde tienen una fliecha 
de hojas largas y encorvadas en íbfrma *de h02. Hojas caúlfnares 
con la misma encorvadura, vueltas del.mismo lado, lanceoladas, 
subuladas, agudas, canaliculadas, denticuladas solo acia la punta» 
con una ancha nerviosidad^ óubf^a de asperezas sobre el 
dorso ; las períqueciales son envaii>antes,. y están enroscadas 
en cilindro al rededor de la váglimla.' Capsula largamente cílía- 
dric^, uñ poco elíptica, pálida, lisa, áOdt^nlda por ün pedúnculo 
alargado, amarillo y Oexuóso. Piéá n^adcdliñoá mocho msid défi- 
gados t aunque encorvados del mismo lado. Aütartdias smy 
grandes» clavíformes y arqueadas* 



Bsla especie, bastante vecina de nuestra i>» i^nfifoltwáf se 
por sus hojas apenas dentadas en los bordes, por la longitud de su pe- 
dártcufo, étb. Pceppfg la recoJIÓ sobre tos troncos de los arbolas en las 
provincias aostrales de la República. 

2. üleraistfjit aeop<tritfiti« 

Ak mn/< aseendentef r«MM#; foiiie eeeundii méulato^gtiiímie^ f^€iit$ti, 
oheeure serrulaiis^periclupttalibus vaginamibus^ interioribus criniUe; peátm' 
ekHs sútítaiia eapeutá oMiqua, úbtonpthCyUtidraceaí ¿percuto rostrata. 

f % ÉcóPkfLWi Hedw., Sp. JfiiíC. p, tífí ^Éndt. Éot., táb. SS4.-. Érld.,/otf. 
eit,i 4I1*— Bavcii soopitiuii Linn. 

Var. Reflectens. — FoUis valde incurvis, refiectentibus* 
Brid.,/or. c//.,4l3.— Mootag., Yoy. Póle ISud, Crgptt^tSl, 

• Tallos de dús pulgadas y mas de !árgo, derechos y poco ra- 
moso.s. Hojas todas vueltas del mismo lado, encorvadas á modo 
do hoz, y formando un ^^fancbo, flavas, lanceoladas, subuladas, 



nvNOSi 179 

aqiiillidttt rao^rridat por una nervioiidadt y eo» d(6nle« en 
los bordes. 

Si eimito podemos dedf de esta especie, 6iijo tipo es miij comas en 
Ewopa, y raro en esta parte de la América meridional , pues solo en el 
cpUeehode Magallanes, en las babiasde San Nicolás y de BagainYÜle^ ba 
wfcoátradd el 8f . lacqninot la variedad <toe bemos mencionado. 

meumdis semUatii, iubtortilibus , periehaiiálUfut in cylimdrum eonwfiuHt g 
tt^pmtiét efmtfdí, subcyiindriea, ttrumifeta; opercuh cunirottro, m$diocrí, 

D. BicHOTOMiTM Brld., Maní. Muse, 85 — MonUg., ioc, cií., n« 99S — D. Bo- 
RTASoa SckWBgr., ;9Kpp/.> tab.lfl.^OacoFirdaotDicacrroMaflBrtd., Éryoi, univ.. 

Tallos de tres á cinco pulgadas, comanmeDfe díc6tomos» aon« 
qué á veoet IrregulamMite ramoiOft, con ttii fieltm moretio y 
radiealar en lo ba]o. Hojas ate}adas, ancháinente ovales en Id 
bade, después atenuadas en forma de tesna, encorvadas eo hoz 
y vueltas del mismo lado, con una nerviosidad mediana, solo den- 
tadas en la punta, ya en k» b(»:des, ya sobre •! dorso de la ner- 
viosidad : en nuestros ejemplares tienen el mismo color que en 
la especie precedente, y las hojas del periqueeio, sin nervio- 
mdad, son también envainantes. El pedúnculo, aunque realmente 
terminal, parece lateral : tiene una pulgada y mas de largo ; es 
recto, torcido de derecha á izquierda, y moreno como la cáp- 
sula que sostiene, la cual está inclinada, arqueada ; eá desigua!, 
y tiene en la base un apoQso aparente. Dientes del peristoma 
enderezados, rojizos, bífídos ó trífidos, y articulados. Opérenlo 
convexo en la base, alargándose en un rostro encorvado y algo 
mas largo que la cápsula. 

Bate Mosgo se cria ea lai florestas descobiertas de las proviacias m^ 
ridionalea de Gbile, y en el estrecho de Magallanes. 

H. cé^ ir$et^ Íichóf0m0^ámáso% féttlgiáM; ramti emftAatiit fMi 
nmütpuimkrieütUf encio-páítnUlnu, e batí ampUjdtamli lémeééknU^ wUt «r 
nt 9Uí serráis, ob marginet eem99luu-canaliculñi09 tfiirñlUtrqui € §»9 §f i 9t mé 



180 FLORA CHILENA. 

ipeeiem iukuUíitf nnvo ait§miat0^ unte apiam ottuiiuicuiüm mmmiéé Ih- 
structisf eapiula.,. 

D. IMPONBMS Monlag., loe. cit., Cent. 4, n« Sjy Voy, au Póie Sui, Crypt,t9M- 
— C. Mttller, ioc. cit.t I, p* 306. 

Tallos creciendo por mechas, enderezadoSt dícótomoSt 6 con 
ramas tan juntas que parecen como fasciculados. Ramas prolon- 
gadas en punta, ó cuqHd|^, y llegando ala misma altura. 
Hojas abundantes, alejadas, ensanchadas y ovales en la base, la 
cual ciñe la mitad de la circunferencia del tallo, después lan- 
ceoladas» derechas, estendidas, obtusas, apenas denticuladas, 
pareciendo subuladas por el enroscamiento de sus bordes á 
modo de cucurucho, y recorridas por una nerviosidad que desa- 
parece antes de la estremidad. Las areolas de su redecilla son 
linear-fusiformes. €olor de un amarillo de oro. 

El Sr. Jacquinot descubrió también esta especie en el estrecho de Ma- 
gallanes, en San Nicolás. Difiere de la var. arthaphyUum del a se§púrimm 
por sus hojas obtusas y enroscadas, y del D, penicilUaum Hornscb. por 
no tenerlas rizadas en la sequedad. 

D, cauU graeili^ innotanti'ramato; foliis laxe imbricatis^ e ¡muí OfMto-qum' 
drata, vaginante lineari^subulatis, erecto-incurvis aut patuUs^ solidinerviis; 
capsula turbinata, erecta; opérenlo oblique longirosiro; deniibus peristomft 
perforatis. 

D. CLATHRATüM Hook. hiJo j WíU., iu Lotid, Joum. ofBot.» Í8i4, p. 542, n?U, 

Tallos delgados, derechos, como de una pulgada de largo, y 
cubiertos de hojas atejadas, las cuales ciñen el tallo por una 
dilatación romboidal, y después encojidos repentinamente en 
una porción linear, canaliculada, subulada, con los bordes en- 
teros, y una nerviosidad continua. Las hojas periqueciales di- 
fieren solo de las caulinares por tener su parte envainante maí 
ampla^ y la láosina subulada enderezada contra el pedúnculo. 
Este sale de una vagínula cilindrica ; es purpúreo, torcido de 
derecha á izquierda, y de ocho á diez líneas de largo. Cápsula 
obcónica, corta, morena y lisa. Dientes largos, rojos, hendidos 
en dos porciones desiguales, y agujereados ya en las divisiones. 



MUSGOS. 181 

ya por bajo de ellas. Opérculo tan largo como la cápsula, cónico, 
y terminado por un rostro oblicuo. No he visto la cófía. 

Este notable Musgo forma mecbas flojas en una tierra negra y arenosa : 
i6 distingae perfectamente del D. taginatumEoolL, y del siguiente, aunque 
muy allegado á ambos. Se halla en la isla de Ghlloe. 

6. JMeraMtfjit €¿€9f^mnui§%. i* 

(Atfas botánico.— Criptogamia, lám. S, fig. 8.) 

D, dioicum; eaule erecto^ ¿(mplici; foliit imbricatis^ € hasi oblonga aut 
úbaoata^ vaginante, abrupte linearisubulatis^ subtUa patenti-incurva^ mar^ 
§ine integerHmis, solidinerviis ¡ capsula longipedunculata^ oblonga, basi atti- 
mmam ; operado obli^ rostrato, 

D. Gatanüm Montag., iinn. Se. nat.. Bou, ser. 3, lY, p. ilS, Cent. 5, n» 43.— 
AMGBTaoBMiA Gatana C Mttller, loe, eit.. I, 437. 

Musgo dioico. Los tallos masculinos son un poco mas cortos 
^le los otros, sin diferir en otra cosa respecto á la vejetaoion : 
todos son delgados, filiformes, de una á dos pulgadas de largo, 
sencillos^ ó rara vez con una ó dos innovaciones bastante cortas. 
Hojas apenas alejadas en lo bajo de los tallos, donde se hallan 
casi reducidas á simples escamas, pero cuando se elevan, su 
atejamiento se vuelve de mas á mas aparente, al mismo tiempo 
que su porción linear se alarga : ciñen el tallo estrechamente por 
medio de una ancha base, oval ú oblonga, luego se encojen de 
repente en una porción linear, un poco encorvada á modo de 
lesna, y mas 6 menos larga, según la altura del tallo en que se 
observan : todas son enteras, y están recorridas por una nervio- 
sidad -mediana y continua. Las periqueciales son mucho mas 
anchas, mas largas, y rodean la vagínula enroscándose al re- 
dedor de ella : su porción linear está enderezada contra el pedún- 
culo. Cada tallo tiene comunmente solo un fruto terminal, pero 
á veces, á causa de las innovaciones^ el tallo del año anterior 
tiene dos, uno terminal, y otro que parece lateral. El pedúnculo 
sale de una vagínula cilindrica y de cerca de media línea de 
largo ; es anaranjado^ un poco flexuoso, torcido de derecha á 
izquierda, y llega á cuatro líneas. Cápsula derecha, igual, 
oblonga, un poco atenuada en la base, y de un rojo moreno. La 



182 FLORA CHtLEXA. 

cohmieli está tenniasda por «ina cábemela. Dientei rolnisias, 
enderezidos tn la sequedad, cotmiventes por la humedad» de on 

rojp yiyo^ y (leQdídQs t)dsta «1 t^oío mterior m úm UivUioaes 
;^tj(;ii|i4aiijK)lo ^ lo ÍMyo ; la parte superior m um pttda* gnuMi- 
losa, y teniendo varías líneas aspíraias, que sa emiaa eomo ias 
fibras de los eláteros entre las Hepáticas. Opérculo cónico, adel- 
gazado en un rosero oblfeoo y mucho mas largo que la cápsula. 
Cofia profundamaote bandida da ladOi y volviéndose de color de 
hollin con la edad. Esporas pequeñas y lisas. Las flores mascu- 
linas se hielan sobre individuos diferentes, y ocupan la esb'eiiii- 
d^d i mo4p de yeoids; pero como allí tamt)^ bay iQiu)vacioo9s 
subflorales, se encuentra con frecuaocía una sería da (raí que 
parecQp axilares, mientras que otras veces su ^'e ^ alarga sen- 
siblemente^ y terminan varías ramas ootnofiícácttladas. Ifojaspari- 
goniales mayores, diferiendo solo de las caulinares por su porción 
ditatada , que es oval y se encoje insensiblemente in pimta 
aab«dada y mucho mas larga y estendida. Aaterídias abundanlak 
linearas y poco pedioetadas : tieaeo paraOsos tan largos tenno 
idlast y euyas artíeulaehmes son cuatro á seis veces mas largas 
que su dtf metro. 

Ínsita bell9 especie p9ir^ce a]i>UDdante ea Qhll^, j es una de las causas 
porque la dedico al aa^or de esta obra, qae la descabrió en las proyhieias 
laeridioiíates. Aunque muy tecina del D.vaiMtiífettm Brid., difiere no solo 
par laloagüaddaMipatfaaonlo, siao euiiporlafttfiBadaauoApMiltfel 

«oaMarakla kifior 4¿l optr^io, qna la diyiia g aa ti yaftc i aa t eataaiai 



BsplicqciQn df U lámina^ 

m 

La«. t, Sf . S.— a Vatftt MlfMuM fMMiiiiHMac usa mecha a«l D» Gg y a w i i , 

f^it^ d# lamila MvriU*'^^ xifUMi piéi hmmhhiííd^s ^ mSm^ Vuigo^ imipípa 

de tamaño naiural.— p Úoja de aba|o, d una del medio del tallo, y f pna de las 
peiiqutcialeSi 1/1.— ^cá^siria, eon mi epéreok» A.— I Uno de los diez y selt dira- 
%M fiel pe ria i f f— , las/i .- H La lióla «ao iatorior d% la Sor maaoif íMf centeaifBdo 
yariaf aulorMias y unoa ciiaatos paraAiOfli» 10/i.— / Anleridia»* y m paraSa^ a|i- 
|ado8| $5/1.— R Eedecilla de las anteridias, 80/1.- o Esporas, 160/t. 

^. dioknmi etmle shnpikU humiUt foUis e basi quadrma longe wémimis, 
mb^UiirtaHiKurmwlr^cwnoa inligtrrimity cvanidinervifí^ sitfitati 4fri^$(4 ; 



MUSGOS. i93 

rgstrMt oHi^tt^ mfdioai. 
C. HQller, ioc. cit,. I, p. 43f. 

Este pequeño Musg ), que he hallado mezclado con el Campy* 
hfui fi^anmiUM üeoe los tallos «oacUlps, derechos, y de dos á 
tfes UÓeas de largo. Sus hojas muestran alguna analogía de foroM 
eon te de la especie precedente ; pero la porción envainante 
es cuadrilátera^ y la subulada derecha 6 flexuosa, y mucho mas 
prolongada. La nerviosidad no llega i la estremidad, la cual es 
obtusa y dentada. Las hojas periqueciales, que son las caulinares 
superiores, tienen su base oval*oblonga, y están mas insei^ble- 
mente atenuadas á modo de lesna. Además, las hojas caulinares 
inferiores son mucho mas cortas que las otras, y aun presentan 
una base ovaU no repentinamente encojida, y sí poco á poco. 
Areoladon paraialógraaia por bajo, y cuadriUtara-puntiforme en 
la porción subulada. Flores masculinas ocupando pids diferentes. 
Hojas perigoniales ovales, ventrudas, terminadas por una larga 
punta medio eetendida : la mas interna es muy ampia, y abraza 
una docena de anterídías oblongs», cilindricas, casi sésiles, 
acompañadas de varios parafisos algo mas largos que ellas, y 
cuyas articulaciones medianas son largas, y las superiores apenas 
esceden en longitud su propio diámetro. £1 opérenlo sale de taim 
Vdj^oula cílinclríc$, la cual termina el tallo : es derecho, de dos 
linea» d^ largo, amarillento, flexuo^o, y torcido de izquierda i 
derecha^ Cápsula gruesa, aovada, derecha, igual, de un amarilio 
anaranjado, con ocho surcos mas ó menos profundos, y tenioido 
^ . en la base un ^p^HUmanto do papera 4 «us lados se componen de 
celdillas mayores que los surcos, y tiene un anillo con dos hileras 
de QeldUla3. jpjentes d^l pi^rüstooiia desigualmente hendidos hasta 
el medio en dos divisiones trabeculadas y puntuadas; sufren la 
misma ioflueocia que los dn, la pfeqed^te especie, tocante á la 
humedad y á la aaquedad. La oohioiela ocupa un gran trecho ea 
el esporanje. Opérculo cónico, terminado por un rostro algd 
ganchoso^ y es algo mas largo qpe la mitad do la cápsula, cuyo 
color tiene. Cófijai del g^ro» Esporas esféricas, un poco gr^QU** 
losas, y verdosas^ 



194 FLORA CU I LENA. 

Este Musgo se cria en las provincias australes. Difiere del siguiente por 
la forma y la integridad de sus bojas, por su inflorescencia dióiea, por su 
cápsula paquiderma, y por los dientes del peristoma. 

8. MHermnuÉH et«eJlforamtto -f 

m 

D, moH9Ícum: emtle easpiloso, humili, {nnowmU-ramot^; foHU e kmsi e^ 
Imgm iMdatUt canmlicnUais, pütenti'infiexU, iUeitote fUxuoiU^ wmr§imm. 
émiiaUatis^ solidiuerpHs; captula leptoéerma, pedunculi fíixwrñ twfoiify, 
oblonga^ paueistrialas opérenlo obligue conico^ostrato. 

D. ftucHLORDM Monlagne, loe. cit*. Cent. S, no 45.— Arostroimia C.llttll.,¿otf, 
cU^, I, p. 4tt. 

Esta especie es muy parecida i la precedente por su aspecto 
y otros varios caracteres ; pero es monoica, pues su flor masca- 
lina se baila un poco debajo del periquecio. Sus bojas son oval- 
lanceoladas, subuladas, canaliculadas^ denticuladas en los bordes, 
muy agudas, estendidas, y con su nerviosidad llegando á la 
estremidad. Respecto á la foliación, elZ). cadocarpumes^ pues, 
mas vecino del Z>. Gayanum que de este Musgo. La cápsula solo 
tiene una capa de celdillas, mientras que el precedente posee 
mas de dos, y también está mas profundamente estriada. Los 
dientes presentan aquí sus articulaciones inferiores con nume- 
rnsas lineas ó estrias longitudinales, como be indicado en el 
Diplostichum longirastrum. 

Tales son las principales diferencias que se observan entre estos dos 
Musgos, claramente diferentes. Solo be hallado un corto número de in- 
diTid«os sobre la tierra, mezolados con otros Musgos de las proTineiaf 
oieridionales. 

9. ütoritiitfüt iemuiroBirm* 

« 

D. eoule humili; foliis linearibus, fexuosis, ereeuhineurvis, apiee dentatit^ 
eolídinerviis; opérenlo eubulato, eapsula oiemo<yUndriea^ iub orifeio ctnf- 
trieia longiori* 

■ 

D. TENoiROtrai Kanie, ap, Pospp., Cotí, oxsic, n« SS5. — HonUg., loe. ett. 
•ér. 3,ii* S47.«-Sehwttgr., Supp/., tab.808, «. — Angstrobiiií C. MOII., loe. eii., 
I, p. 441. 

Tallos apenas de una linea de largo, divididos en su estre- 
midad en cortas ramas formando una capitula. Hojas caulinares 
y periqueciales exactamente lineares, un poco estendidas en la 



MUSGOS. 185 

base, después enderezadas, flexuosas, enteras en los bordes, es- 
coplo en su punta, donde se ven varios dientes^ y recorridas por 
una nerviosidad continua : toda la planta es de un bello verde, 
el cual suele amarillentarse en algunos ejemplares. Vagínula 
cilindrica. Pedúnculo amarillo, de tres á cuatro líneas de largo, 
flexuoso, y apeúas torcido. Cápsula aovado-cilíndríca y morena 
El peristoma no presenta nada de notable. Opérculo cónico, ter- 
minado por un rostro oblicuo y mucho mas largo que la cápsula. 

Esta pequeña y linda especie se cria por tierra en Cbile y en Cayena. 
Los Sres. Kunze y Leprieur me han comunicado los ejemplares. 

TRIBU XVII. — WEISIEAS. 

MiUifOt OOB tallof tenolllofl, muy cortos, h dioótomos, oon las hojas 
UuMMolado-liaeares , la ara^lMion oompaota, la cápsula t8:val, 
frinmostonia, b teniendo un piag|áton&a sencillo, compuesto de ocho 
H diex y seis dientes enteras, y la cofia ouculiforme. 

XLZ. "WCISIA. — TITEXaSIA. 

Capsula erecta^ aqualis. Peristomium simplex, DenUs16 erec" 
HuscuH, anguste lanoeolati, solidi autbasi apicevejlssi» Calyptra 
CueuUifarmis. 

WiissiA Hedw .— Scbw. — Bridel. 

Cápsula derecha é igual. Peristoma sencillo, formado 
por diez y seis dientes enderezados, tiesos, angostamente 
lanceolados, sólidos, á veces conniventes, enteros ó hen- 
didos, ya en la base, ya en la estremidad. Opérculo cónico, 
terminado en rostro. Cofia cuculiforme. Tallo corto, pri- 
mero sencillo, y después ramoso por medio de sucesivas 
dicotomías. Hojas angostas, largas, recorridas por una 
nerviosidad, atojadas, enderezadas al rededor del tallo, y 
con frecuencia rizadas en la sequedad. 

Musgos bastante pequeños, dioicos, rara vez monoicos, y cuyo nu- 
mero de especies es muy considerable en Europa, y demasiado corto 
Cbile. 



186 FLORA GUILENA. 

o 

9F, MO»#iV«, €mtpU9*a¡ cauU Oicemdent^, boii inH0WímiÍH^^am9p9 ; ffUU» 
etwto-patuUs^ siccitau crispaio^incurvis^ latueolatis, carinaíU, margimt r§r 
curvo integerrimis, subevanidinerviis^ perichcetialium intimo obtufato ; c^p^ 
iula oblongo-cplindracea, propter pedunculi curvaíuram inclinata ; denitíui 
iemiteptdtU^ r(gid(t^ tartieülatit, fragilihu, eonnheutihmt tpurciAú td^cü^ 
nitrato, 

W. GtTPTODOii MonUg., loe. cit,, G«tit. 5, n* M.— C. lfttiler,/oc. cU,t p.«n. 

Este pequefio Musgo se cria por tierra al piá de los fitoles, 
formando mechitas parecidas á las de la Notarisia crispata. Suá 
tallos, de tres á cinco líneas y mas de largo, están tendidos en 
la base, enderezándose en seguida para ramificarse por medio 
de innovaciones subflorales. Hojas atejadas, anchas eo h basQ^ 
eocojiéndose luego insensiblemoal><1 modo de punta de kioxa* y 
mas ó menos agudas : sus bord^Kw presentan traza alguna de 
diente, son un poco reflejos, y la nerviosidad que los recorre 
desaparece antes de llegar á la estremidad : están aquilladas, 
enderezadas, subuladas, es decir, inclinadas acia la punta, y 
cuya ioflexioD es mas patente en la sequedad, haciéndolas en- 
tonces parecer rizadas : su color es de un verde subido ú <rfivá** 
ceo. Areolacion paralelógrama por bajo , en los lados de la 
nerviosidad, que está cuadrada en los bordee, y en el resto de 
la hoja; pero las celdillas de abajo son cuatro veces mas grandes 
que las de arriba. Es notable en este género, casi todas ei^)ecies 
siendo dioicas, el que la flor masculina se halle colocada sobre 
individuos fértiles, y ocupe la mitad del tallo, á causa de la pnn 
longacion de la rama femenina. La yema se compone de bo¡m 
ovales, ventrudas, redondeadas en la estremidad, y las ma3 io-» 
ternas sin nerviosidad. Ocho á doce anteridias oblongas, alar- 
gadas, levemente pediceladas, un poco jibosas, y sin parausos. 
Hojas periqueciales semejantes á las caulinares superiores, pero la 
mas interna es corta, redondeada en la estremidad, y mas pare- 
cida á las perigoniales esteríores. Vagínula cilindrica y desnuda* 
Opérenlo terminal, ó pseudo-lateral, á causa de la ramificación, 
de dos lineas de largo, arqueado, amarillo, flexuoso, y oscura- 
mente torcido de izquierda á derecha. Cápsula oblonga, bastante 



HÜSGOS. 187 

grande, pa^lo que llega hasta medía linea, inclinada, y nn 
poco atenuada en ambas estremidades. Dientes del mas vivo 
rojo, lanceolados, trabeculados, y salíoado muy profundamente 
de la capa interior de la cápsula ; asi, cuando la humedez los 
aproxima á !a extremidad, apenas si se ven salir del orificio cap- 
sular. Opérenlo cónico, alargado en forma de rostro un poco 
oblicuo ó derecho, que no cscede la longitud de la mitad de la 
cápsula. CóQa también cónica, y hendida casi basta la estremi- 
dad. Esporas esféricas, puntuadas, conteniendo un núcleo sepa- 
rado del esporodermp por un espacio trasparente, 

Esie Musgo se baila en las proyincias meridionales de Chile. Es vecino 
de la W, recúrvala ¡ pero se dislingue por su cápsula oblonga, cilindrácea, 
5 por sus hfijas, que posStWftmeBie no se ?nelven risadas por la deseca- 
<riM» j ibolo $e encorvan aa Ibruia de lesna 4cia el eje del tallo. 

If^ 4ipicaf eauU gregario, gracillimo, tenui^ erecto, iubhumili^ ápice íh- 
novando-ramoso ; foliis caulinis, e hasi paginante, lanceolata^ oblonga vel 
09Mm tuMú9Í9, lineatiéus, aemis, madom flexuosis, pUcato-^onemvii, canaH- 
4mla(i$f Wwr0Ín$MÚbr9CHrvit,p$rich9iialibu9 obiuiiwaUii; captuke urcooUuay 
99áli»y nnnulatee^ párvula, erecta! operculo longe et oblique iubulato; peri* 
iiomii dentüna bmibtu. 

W. TEüUis Kze., in PoBpp., ColL Pl. ChU., IV,n^S3D. >- Lbptotrigbum Künzba- 
MM n.«9ll., 9ot,teU„ mi,p, a08**-8BLiaERi4SDizBii4 EjMd., 5irn. JÍKic^ 
I, p.4Sl. 

TfiUos muy delgados, enderezados ó ascendentes, reunidos en 
céspedes poco m^bosos, y ramosos á causa del nacimiento di3 
las innovaciones filiformes que salen por bajo de la estremidad. 
Hojas caulinares con la base envainante, lanceolada y oblonga 
ú oval, subuladas, lineares, angostas, agudas, flexuosas cuando 
se humedecen, cóncavas, plegadas, canaliculadas, y con una 
nerviosidad muy gruesa, escurrente y sus bordes reflejos. Las 
períquecíateft son mas angostas, mas obtusas, y su nerviosidad 
desaparece antes de la estremidad. Cápsula aovada, arceolada, 
derecha, pequeña, morenuzca, y con un anillo. Operculo termi- 
nado por un rostro subulado, largo y oblicuo. Dientes del peris- 
toma cortos, l^oeolado-lineares, agudos, rugosos, y é vece:; 



188 FLORA CHILENA. 

agujereados. Pies masculinos escesívamente delgados, con el 
perígonio innovando varias veces y como prollfero. 

^ta especie se cria en Chile y en el Perú, según Poeppig. 

JOJX. XUCABCPTODOV. — XUCABCPTODOV. f 

Peristomium iimplex, Dentes 16 cBquidUtantes^ laíif camasí, 
Hneis hyalinis longitudinal%bu$ el transversalibus noñnuüis 
exaratif purpuréis madefacti horizontaliter tncum, inU§T%. 
Calyptra dimidiata* 

EüCAHPTODON Montag., Ánn. Se, nat„ íMH, ser. 3, IV, p. ISO, eum icone. — C. 
U\Úl,Syn, Musc.,l, p. 120. 

Cápsula oblonga, un poco inclinada, sostenida por im 
pedúnculo mediano, cuya vainilla y lo bajo están rodeados 
por hojas periqueciales ceñientes. Peristoma sencillo, com- 
puesto de diez y seis dientes, colocados á igual distancia 
unos de otros, carnosos, purpúreos, muy gruesos, enteros, 
representando un triángulo isócelo^ y presentando varias 
líneas longitudinales y trasversales, que los dividen en 
cuadros, como un tablero de damas, y que al través se ve 
la luz; dichos dientes están enderezados, y encorvados 
horizontalmente cuando se humedecen. Opérenlo cónico ó 
hemisférico, y terminado por un largo rostro. Cofia hen- 
dida de lado. Tallos reunidos en céspedes mas ó menos 
espesos y ramosos. Inflorescencia monoica. 

Este género es vecino del Dicnemon, al cual se asemeja un poco 
por su aspecto ; pero difiere por su cofia y su peristoma. 

1. J?t#raitt|»fo<fow petriehwrtaiis. f 

E,moHO(cus, easpitoíusf eauie-erecto^ ramoso ; foliis imbricatit^ ernto^th 
tentihu, tanceolatiSf nervosis enerviisque, apicem versus margine refiexit^ 
pmichatialihus majar ibus, e basi ovato-quadrata abrupu filiformi'Ocuminatis, 
inerviU, convolutis, pedunculum tübeequantibus f capsula incUnata, oblonga^ 
iubaquali^ intus gemmifera; opérenlo eonieo^ oblique rostrato, eapsula fere 
(ongltudine; dentibus 46 eamosis^ latis, rubris^ madore eonnhentibns. 






-y---. 



MUSGOS. 189 

E. PiEiGHATULig Montag., Ms.^C Müller, ioe, cit., no 3M.— Wiissu (Ed- 
C4MPT0D0R) PERicHATULis MoDtag., loc, ciu. Cent. 5, no55, ub. 14, flf. 3. 

Tallos bastante robustos, un poco tendidos en la base, ende- 
rezándose primeramente al ramificarse, y formando cojinetes 
de un verde amarillento. Hojas morenas por bajo, angostamente 
alejadas á lo largo del tallo y de las ramas, poco estendidas, 
oval-lanceoladas, tiesas, aunque membranosas, canaliculadas, 
agudas, enteras, recorridas ó no por una nerviosidad, y si esta 
existe desaparece antes de la punta. Las flores masculinas se 
hallan sobre los pies fértiles, formando una yema aovada, cuyas 
hojas perigoniales son mas cortas y mas anchas que las otras, 
acuminadas, obtusas, y las interiores sin nerviosidad. Cuatro á 
1^ anterídias cilindricas, bastante largamente pediceladas, y 
acompañadas de parafisos con cortas articulaciones. Los frutos 
terminan las ramas , pero con frecuencia parecen laterales. 
Hojas periqueciales mucho mas largas que las caulinares, con 
la base oblonga, envainante, la cual se encoje súbitamente en 
una porción filiforme, enderezada, y casi tan larga en las mas 
interiores. Todas estas hojas son notables por su areolacion, 
que con otros varios caracteres aparta está especie del género 
Wetsiia, tal que hoy se halla limitado. Las celdillas de lo bajo de 
la hoja son paralelógramas, y todas las demás lineares, ó en 
forma de losanjes bastante alargados, y como fusiformes ; además 
carecen de nerviosidad y ciñen el tercio inferior del pedúnculo. 
Este sale de una vagínula cilindrica, sobre la cual se ve aun un 
corto número de pistilos avortados. Pedúnculo derecho, de 
cuatro líneas de largo, amarillento, y un poco torcido de izquierda 
á derecha. Cápsula bermeja, ao vado-oblonga, algo inclinada y 
desigual, sensiblemente encojida en su orificio, el cual es de un 
rojo purpúreo muy vivo. Dientes del peristoma, en número de 
diez y seis, no apareados, también de un rojo intenso, piramida- 
les, representando un triángulo isócelo, un poco romo, y redon- 
deado en la estremidad. Su base, que nace de la capa interior 
de la cápsula, se compone de cuatro hileras de celdillas muy 
gruesas, como carnosas, de tres su mitad, y solo de dos su 
ápice, lo cual indica que cada diente está recorrido por tres 



190 FLORA CHILENA. 

líneas longitudinales icia lo bajo, por dos en medio* y por una 
sola en U estremidad : además están enderezadas en la seqnedad, 
conniventes y aun encorvadas por bajo en la humedad, de modo 
que so estremidad forma un ombligo, comparable al que maestra 
el perídio del género Dictydium en los Hongos. Opérenlo cónico, 
terminado en un rostro un poco oblicuo y algo mas corto que la 
cipsula. CóGa aovado-alargada en la juventud, en que aoú está 
entera, volviéndose después cuculiforme y un poco ventruda» 
de un amarillo pálido, fucescente en la estremidad, y casi tm 
larga como el opérenlo y la cápsula reunidos. Mi admiración filé 
grande, cuando deseando conocer las esporas, encontré en stl 
lugar en todas las cápsulas de las especie*;, restos yemiforffies, 
análogos á los que se hallan en las cestas de las MatéánHeas ; y 
aunque no tengan la misma forma, su estructura es idéntica: 
son comprimidos, cuneiformes, trapezoldeos ó paralelógramos, 
poco mas ó menos de 7/50 de milímetro de largo, y de hfiM á 
6/100 de ancho, formados por varias capas de dos 6 tres hilera^ 
de celdillas muy grandes, en las faces visibles con el microscápia 
Si se trata de conocer el oríjen ó la morfósis de estos cuerpos, 
pueden considerarse como celdillas matríeales de las e^raa 
normales que (normalmente ?) hubiesen quedado en estado m^ 
mentarlo. Pero aun en este caso, ¿ cómo esplicar la persistoichi 
de tal estado hasta la madurez de la cipsula, puesto que he en* 
centrado varios individuos llenos de cápsulas maduras, y cuyo 
opérenlo estaba caldo ? ¿ Lo que fitese anomal en otro Mo^gO» 
sería en este normal? —Si se toma en consideración este hecho 
único para mí en la familia de los Musgos, y que se afiada lá 
forma y la estructura de los dientes de la cápsula , y de la 
redecilla de las hojas, por no hablar del periquecio en^ 
valuante , creo que no se podrá menos de admitir este nueva 
género » cuyas múltiplas afinidades están fondadas sobre Um 
importantes caracteres reunidos, y al cual propongo llamarte 
Eucamptodon. 

Éste Musgo se cria sobro It tierra rasa en las provincias australes. 



«USGOS. 191 

XUXX. OOTOBKSFAaO. — OOTOBLSVHARVM. 

CifMuto íBqualis , exannulata. Peristomium iimplex. . Dentti 
8 hreves, lanceolatú imperforati^ strato capsulm inleriori adnatü 
Calyptra canica, cucuttiformU* 

OCTOBLBPHAtUM Hedw. 

Capsula igual , aovada , derecha , y sin anillo. Peris** 
toma sencillo» compuesto de ocho dientes cortos, lanceo- 
ladoSy imperforados, y saliendo de la capa celulosa interior 
de la cápsula. Cofia cónica y cuculiforme. Flores monoicas. 

Musgos muy comunes bajo de los trópicos, y fáciles á distinguir por 
•os hojas blancas, fragües, y análogas á las de los Dicranos de la sección 
de los Qlauci* Son vivaces, y crecen sobre la tierra y en los troncos de 
los árboles. 

1. Oe§ob9eí^Mmrw§m% miM^mÉm. 

o» eaule ¿recto, ramoso; foliis e basi latiore lineari-UngulatiSf mucroHulatis; 
ft y ml j mmta, erecta; operetUo hemUphmico, eubulato, 

O. ALBiDDM Hedw., Futid. Muse, ni, tab. 6.— Brid., toe. eit». I, p. l^.— C. 
Mil., Syn, MueCf I, p. S6. — Brtvm albidum Linn., ^, f/., iSSS. 

Tallos cespedados, derechos, ramosos, y de media á una pul- 
gada de largo. Hojas estendidas, blancas, frágiles^ linear-obtusas, 
con una pequeña punta salediza en la estremidad, y una nervio- 
sidad poco aparente. Pedúnculo terminal, de seis líneas de largo 
y blanquizo. Cápsula oval, derecha é igual. Dientes del peris- 
toma, en número de ocho, derechos, lanceolados é imperforados. 
Opérenlo cónico, acuminado, y con un rostro derecho. Cofia 
cuculiforme, á lo monos en la madurez. 

Biidel indica esta espade como traida de Chile por Chamisso , lo cual 
es algo dudoso. 

xuT. aiKiro8T0Mo.-^i»TMaros«OMtrMí. 



Capsula erecta, mquaiii^ gymnoHoma, exannutala. Calyptra 
eueuUiformis, 

GvuxosTOXDií Hedw., emenú. 



i9S FLORA CHILENA. 

Cápsula enderezada, igaal, y sin apofiso ni anillo. Perís- 
toma nulo. Cofia á modo de capuchón, y entera en la base. 
Opérenlo en forma de rostro alargado, y jamás soldado á 
la columela. Inflorescencia dioica. Tallos mas delgados 
que en el género Pottia, al cual Bridel y otros varios brió* 
logos reunian los Gimnóstomos. Hojas lineares , como en 
las Weissiay y con las mallas de la redecilla muy delgadas. 

Este género difiere del PoUiay al cual lo reunian Bridel y otros mo- 
chos briólogos, tanto por su yejetacion como por su fruto. 

1. <7|riittto«foiMMitf emMemreutn^ 

G, eauU eaipitoso, InreH^ iñHOvanti-rtímoso! foliU UmüríAanewtatíi^ «INI- 
iiusadis, patulo-refiexis, evanidinerviis $ capsula oblonga^ q/Ututracw; optP» 
culo obligue rostrato, 

G. CALCAREÜM Nees y Hornsob., Bryot* Girm,^ 185, tab. 10, fig* 15.— Brid., loe, 
cit,, p. 65. 

Tallos enderezados, reunidos en céspedes muy compactos 
por medio de un fieltro radicular, al principio de tres líneas de 
largo, y de seis después de la salida de las innovaciones, de un 
moreno ferruginoso en la base, y de un verde gay acia la estre- 
midad. Hojas inferiores cortas y enderezadas, y las superiores 
mas largas, mas apretadas, estendidas, y aun encorvadas en la 
punta: todas son linear -lanceoladas, mas bien obtusas que 
agudas, aquilladas, enteras, y con una nerviosidad que no 11^ 
á la estremidad. Hojas periqueciales lo mismo, pero mas largas 
y mas trasparentes. Pedúnculo aparentemente lateral, de dos á 
tres líneas de largo, delgado, rojizo, y torcido de derecha á iz- 
quierda. Cápsula oblonga y morena. Opércuk) ci^o, terminado 
por un rosero subulado, y la mitad mas corto que la cápsula. 

Este Musgo europeo crece en las tierras basálticas de las cordiUeras 
de CauquoDes, doiuie fué hallado por enero. 

2. €7|faiMta«toiM€fm inar0Ínai9$Ém» 

G. dioicum ; caule pusillo^ fasciadatO'ramqso ¡ foliis míccís, crispatis^ madore 
strictis, e basi oblonga^ cóncava abrupte lanceolatis, re/lexiusculii, margine 



MbsGOs. 193 

íM^Mii^ neno crano, ixewrrenti perewiii ; capsula erecta, cvalis, parmUa 
aperetU^ nMUtío, tenviseimo. 

6. ■AtfimATijii Kunse, in PoBppig, Co//. — Wbissu Kunzb4iiaC. MQller, 5yii. 
Mm$e., I, 6K6. 

^> -Tallos cortos^ cespedados, tiesos, y de un verde sacio. Hojas 
dAHoares may rizadas en la sequedad, enderezadas por la hu- 
medad, anchas, cóncavas, oblongas, y pelúcidas en la base, 
encojiéndose bruscamente después en una lámina lanceolada, 
opaca, erizada de pápilos muy exiguos, con los bordes reflejos, 
y una nerviosidad aparente, amarillenta, aquillada y salediza en 
la estremidad. Cápsula aovada, pequeña, derecha, de un moreno 
socio, sostenida por un pedúnculo, cuya mitad es rojiza, y cer*- 
rada por un opérenlo en forma de lesna muy delgada y oblicua. 

Esta especie, que el Sr. Poeppig haUÓ en GhUe, difiere de la Weiseia 
wiridula por la aasencia de todo peristoma. 

m 

G» ? cauU longisiimo^ fluUante^ ramoso ¡ ramis simplicibus^ incurvó'unch' 
maiU; firiiii dense imbricatis, ovato-aeuminatis^ fakato-^cundis^ margine 
imenusmto, ñervo crasso cuspidatis^ areolaiione sertata^ oblonga,.,, 

G f PACHTLOMA Montag., Ann. Se, nat., ser» S, Cent, i, n? S9. 

Tallos flotantes, de seis á nueve pulgadas, ramosos, con ramas 
cortas, y lo mismo que ellos, terminadas en gancho, como en 
ciertos Hipnos uncinados. Hojas atojadas, ovales, cóncavas, 
aoominadas en una punta bastante larga y encorvada, formada 
por una gruesa nerviosidad, y todas vueltas del mismo lado : lo 
mas notable que ofrecen es el considerable grosor de sus bordes, 
de lo cusd he sacado el nomlnre específico ; es tal, en efecto, que 
en un corte trasversal el perfil está Como espatulado^ Además se 
vé en el mismo corte, con la ayuda del microscopio, que dichos 
bordes tienen la misma estructura que la nerviosidad. Las mallas 
de la redecilla de las hojas están formadas por celdillas oblongas, 
elipticas y bastante gruesas. £1 color de la planta es de un verde 
sombrío y negruzco, escepto las estremidades que son de un 
moreno amarillento. 

Este Masgo debe estudiarse de nuevo. La analogía de forma y habitación 
Botánica. VH. 13 



las 



194 FLORA CHltENA. 

me habían inducido á aproximarla á la Htdwigia aquatiea, lo cual 
hubiera hecho si á esta época hubiese;consultodo mas la estructura de las 
hojas. Confieso que no sé aun en donde colocarlo. Es útil estudiarlo, sobre 
todo desde que he sabido que puede vivir en las aguas termales. Las hojas 
de lo bajo del tallo se destruyen, y lo mismo que en ciertos Hipnos flu^ 
tiles, solo queda la nerviosidad ; pero su redecilla no es la de las espeeles 
de este género. Se cria en los charcos de las cordilleras de Coquimbo, o^i^a 
de los Patos, á 3,859 varas de elevación, y en las aguas minerales de tW. 

TRIBU XVIII. — ESPLACNEAS. 

M nsgof vivaoef , rara vez anuales, con h<^af membranosas, y dláftmn, 
á cansa del tamafio de gns areolas. Cfcpsula derecha, oon un enieso 
apoflso, 6 un cuello alargado. Cofia acampanillada, entera, 6 im^L, 
dida en el lado. 

X&T. XSFX.ACNO. — SV&ACBNVBK. 

Capsula erecta, cequalis, apophysata. Peristomium sitnplex. 
Denles i6 per paria approximati aut coaliti, raro (Bquidistanks' 
reflexiles, Calyptra cónica, integra vel basi subtacera. 

Splacbnum Linn.— Uedw.— Schwffigr.— Splacbrum yERBMODOii Brld. 

Cápsula enderezada^ aovado-cilíndrica, igual, sostenida 
por un pedúnculo blando, mas ó menos adargado é in- 
colora provista de un apófiso descolorado^ id cual , des- 
pués de la madurez del esporanje, se dilá^ ya en un 
binchamiento globuloso ó piriforme, mas grande que la 
cápsula, ya en una dilatación ombraculiforme, del mejor 
aspecto. Opérenlo convexo ó con un pezón en el centro. 
Cofia pequeña, cónica, eptera ó levemente rasgada en la 
base. Peristoma formado por diez y seis dientes lanceo- 
lados, grandes, amarillentos, apareados, raramente colo- 
cados á iguales distancias, reflejos por fuera, y adaptados 
al tabique de la cápsula en la sequedad, y cuando húme- 
dos están enderezados, é inclinados por dentro en la es- 
tremidad. Esporas pequeñas y lisas. Inflorescencia dioica. 



MUSGOS. 196 

rara vez monoica. Tallos derechos y ramosos. Hojas lan- 
ceoladas, agudas ú obtusas, y dispuestas en cinco hileras. 

Estos Musgos son notables por su particular aspecto y sobre todo 
por la amplitud de la redecilla de las hojas. Se crian en los hornagueros, 
•otee los escrementos de ios animales ruminantes. 

S. caule erecto^ innovant i-ramoso ; foliis oblongo-lanceolatis, aeuminatis, 
imrrmtU, evanidínervUs; pedunculis aggregati»\ capsuUe ohlongm^ otatm apo^ 
pkgsi obconica, 

8. vACBLLANicuM Scbwsgr., SuppL, tab. 14. — Eremodon magellanicds Brid., 
Muscrecent,, tab. 6, fig.O.— C MUII.» Syn. Muse, I, p. 148. 

Tallo sencillo, después ramoso, de dos pulgadas de largo, y 
cubierto de raicillas. Hojas oblongo -lanceoladas, acuminadas, 
dentadas á modo de sierra, estendidas^ de un verde pálido, con 
areolas oblongas, y recorridas por una nerviosidad que desapa- 
rece cerca de la punta. Dos ó tres pedúnculos agregados, dere- 
chos, de una pulgada á una y media de largo, y de un amarillo 
anaranjado. Cápsula derecha, oval-cilíndrica, morena, sostenida 
por un apófíso oval y como del mismo volumen. Diez y seis 
dientes apareados (según Bridel, solo ocho), triangulares, incli- 
nados, conniventes, y no reflejos. Opérenlo convexo, con una 
salida en el centro. 

Solo traduzco lo que Bridel dice de esta especie, puesto que no he po* 
dido estudiar la estructura de su peristoma, y que según el mismo auto 
fué hallada por Gommerson en el estrecho de Magallanes. 

TRIBU XIX. — POTTIACEAS. 

■of anuales, bianuales 6 trlanualcs, oespedadof 6 en forma de 
lOhaf, con anonas hojas c6noavas, cuya floja areolaoion está 

fbnnada por celdillas cuadradas 6 triang^ulares. cápsula derecha 

y Aovada, cofia cuculiforme. Flores monoicas. 

XI.TX. VOTTZA. ~ VOTTZA. 

Capsula ovata aut globosa^ erecta^ gymnostoma. Columella fundo 
9f$TcuU depresso-conici vel roslrati adhcerens persistensque^ vel 
ctim eo decidua. 



196 FLORA CniLENA. 

poTTU Ebrb., Beyír.— Gthnostomvm Hedw. — Schwaegr.— Hook.-^ Gtmiioí- 
TOMüM y SCHiSTiDiDM Brid., pro parte- 

Cápsula casi globulosa , aovado-oblonga , ó en forma 
de un huevo trasvuelto y truncado, enderezada, membra- 
nosa, con anillo ó sin él, y sin traza alguna de perístoma. 

Opérculo cónico ó deprimido, terminado ñ*ecuentemente 
por un largo rostro. Cofia cuculiforme y lisa. Inflorescencia 
monoica. Frutos solitarios ó temados, pero cada ^aginóla 
destituida de su propio periquecio. Tallos anuales, bis- 
anuales ó trianuales, dicótomos, cortos, escediendo rara- 
mente una línea de largo, y algunas veces llegando hasta 
una pulgada. Hojas en cinco hileras : las inferiores peque- 
ñas y flojamente espaciadas , y las superiores mayores y 
formando una roseta; todas ovales ú oval-lanceoladas, 
cóncavas, enteras, recorridas por una nerviosidad , la 
cual se prolonga en una puntilla , escediendo la estre- 
mldad, y algunas veces por unas cuantas laminillas pa- 
ralelas en su concavidad. 

Estos Musgos son acrocarpos, y yiyen sobre la tierra y en las yiejas 
murallas. 

1. JPoiiim Énaeraemrpm. 

P, caule brevi, subramoso ; foliU ovato-lanceolatis, terminalibus nuforihu, 
concaviSf iniegerrimis, marginibus planis, ñervo sub apict evanido ifuimelis, 
erecto-patentibus, sicciíate incurvis, laxe hexagono-areolatis; capsvUa erecta^ 
magna^ subspheerica^ brevicolla; opérenlo plano-convexo^ umbonato. 

P. M ACROGARPA Schimper, Jnn. Sc.nat., ser. 2, IV, 145, tab. 8 — C. KilITer, 
loe. eit.f p. S66. 

Tallos de dos lineas de largo, reunidos en céspedes^ y casi 
sencillos. Hojas espatuladas, acuminadas, creciendo en longitud 
desde lo bajo del tallo, estendidas, oval-lanceoladas, rara vez 
obtusas, y recorridas por una nerviosidad que no llega á la es- 
tremidad. Areolacion hexágona. Color verde claro. Cápsula bas- 
tante gruesa, esférica, con un cuello corto, y cerrada por un 



MUSGOS. 197 

opérculo casi llano y también levantado en el centro. Esporas 
listante gruesas. 

Este Musgo lo halló Berlero en una arcilla arenosa de las inmediaciones 
de Valparaíso. 

2. JPoffIa /imvipe: 

(Atlas botánico. — Criptogamia, lám. 3, fig. 9.) 

P. eanU iubiimplM^ {Hno9imti''ramoso; foliii erectO'patentibui, Mangis^ 
muminatii, fiaccidis, evanidimrviis, (ntegerrimis ; capnda omí« aut tani§m 
tnrbinata, pedúnculo flaoo-aureo, longo suffuUa, truncata, macronomas oper» 
cuto cónico, oblique roaraio, 

P. FLAT1PE8 Montag., Ann. Se. naí,, Bot., ser. 3,IV, Cent. 8, noSS.— C MOll., 
ice. Cit., p. 863. 

Tallos formando céspedes indeterminados, enderezados, de tres 
i aeis líneas de largo, y alargándose por medio de innovaciones 
cladomorfas y desnudas en la base. Hojas atejadas, medio estén- 
delgadas, oblongo-lanceoladas, un poco acuminadas, te- 
la nerviosidad interrumpida acia la punta, y los bordes 
enteros. Las periqueciales no difieren de las caulinares supe- 
riores. Pedúnculo de nueve líneas á una pulgada de largo, ama- 
rilloj flexuoso, y torcido de izquierda á derecha. Cápsula primero 
aovado-oblonga, y después obcónica, turbinada y de un rojo 
moreno. Opérculo cónico, acuminado, y tan largo como la cáp- 
sula. Columela muy íntimamente unida al fondo del opérculo, y 
eseediendo el nivel del orificio capsular después de la caida 
de este órgano, el cual persiste largo tiempo. Cofia primero 
entera, cónica, ventruda en la base, y después subulada y hen- 
dida en el lado hasta mas allá de su mitad. 

8olo difiere del P, Heimii por sus hojas enteras en la estremidad, 
por los pedúnculos amarillos y mas delgados, y por el opérculo mas largo, 
Ctricteres que acaso proceden del clima y de la localidad. Nuestros 
ejemplares han sido hallados en los lugares húmedos. 

Esplicacion de la lámina, 

JLam. 3, fig. 9.~a Varios individuos conjuntos y eslraidos de un césped de la Pollia 
Avápef, vistos de tamaño natuiál.— ¿> Hoja caulínar, visia de cara, 32/1.— c Re- 
áseiUa de lo bajo, desde la nerviosidad d, lOO/l. — e Estremidad de la misma hoja 
vista eon igual aumento. — /'Pcriquecio, 5i. — r; Kstremidad de una tioja pcri> 




198 FLORA CHILENA. 

qaecial,80/l A Cápsula aun bon su cofia i, y su opércuto, 8/1. —/ Opérenlo 

mojado y aislado, 8/1.— m Otra cápsula seca, á cuya columela está pegado aun el 
opérenlo n, 9/1. — o Porción déla redecilla de la cápsula, cerca de su orificio, 80/1. 
p Hoja perigonial, en medio de la que se ven numerosas anterídias y varios para- 
fisos, 12/1- — q Algunas anterídias y varios parafisos, 30/1. 

3. JPoMa MLun^feana, 

P. dioica; caulibus caspitosis, elatiusculis, erectis^ gracilibus^ gtauco-^iri- 
dibus; foliii cauUnis eriipuliSf linear i-Umeeolatis, acutis^ vix secundis inte^ 
gerrimi$; capsula erectce obovaOB, fusca, dein ovoidea^ brunnea^ exatm»' 
lata^ párvula operculo longe et oblique rostrata, 

P. LONGIROSTRIS (P. KüNZEANA Ms) C. MüU., Sytl. MuSC, I, p. 862. — GTM- 
NOSTOXDM LONGIROSTRB KZO., itl PCBppíg, CqU. PL CMl., III, no 230. 

Especie dioica, bastante parecida al Gymnostamum xantho" 
carpum Eook. [Muse, exot,, tab. 153); pero mucho mas delgada; 
y de un verde glauco acia lo alto. Tallos enderezados^ divididos 
en unas cuantas ramas cortas, y formando céspedes muy es- 
pesos. Hojas caulinares rizadas, menos sensiblemente vttiÉkfi 
del mismo lado, muy estendidas cuando se mojan, muy angcls-^ 
tamente linear-lanceoladas y agudas^ muy enteras, poco flexuo- 
sas, y recorridas por una nerviosidad que desaparece antes 
de la estremidad. Areolas de la redecilla de la base formadas 
por celdillas trasparentes, delicadas, pequeñas, irregularmente 
rectangulares 6 un poco hexágonas; las de la estremidad son 
cuadradas^ mas pequeñas aun, blandas, sólidas, sin clorófílo, 
saliendo de modo á que la hoja parezca erizada de pápilos. Hojas 
periqueciales anchamente ovales y casi envainantes, y volviéndose 
insensiblemente muy linear-acuminadas. Cápsula derecha, ob- 
aovada, morena, después aovada, pequeña, sin anillo, sostenida 
por un pedúnculo corto y de color castaño. Opérenlo larga y 
oblicuamente subulado. 

Esta especie la halló Poeppig en los Andes de la parte meridional dci 
Chile. El Sr. G. Müller menciona aun en su Synopsis {loe, cit,) otro Musgo 
de este género, al cual denomina Poitia Pceppigiana, Sin embargo, los 
caracteres por losque esta especio, si es legitima, difiere de su P. cylindrica, 
como esta se aparta de la P. involuta {Gymnostomum imolutum Hook., loe. 
<^ií., tab. 154), me parecen á lo menos en los términos (puesto que no 
poseo dichos Musgos) de un valor especifico bastante contestable para 
contentarme con solo indicarlos á los futuros briólogos de estas regiones" 



MOSCOS. 199 

TRIBU XX. — FASQVEAS. 

Miiflf of «nualef 6 vivaces, notables por la oortedad de fu tallo y la 

no dehisoenoia de la cápsula. 

ZXiVXZ. FASOO. — VBA8CVM. 

Capsula clausa^ astoma» maluritate crepans aut cum pedúnculo 
decidua» Calyptra fugax , suHntegra , campanulata-conica vel 
euculliformis. 

Phascum Linn. — Hedw.~ Br. y Schimp., aliique. 

Cápsala ástoma, abriéndose en la madurez por medio 
de un desgarrón, y no por la caída de un opérenlo, como 
en el resto de la familia, y cayendo con el pedúnculo que 
la sostiene, por lo regular muy (;orto, ó sin él» Cofia de- 
recha, cóníco-acampanillada, entera, ó hendida de lado, 
j coculiforme. Inflorescencia monoica ó dioica. 

Lbñ Musgos que forman este género son los mas pequeños de todos ; 
apenas si tienen tallos, ó al menos son muy cortos. Las hojas yarian en 
aii forma y en su areolacion. El mayor número de sus especies se crian 
0D Europa, y en Chile solo se han hallado dos. 

1. JPHaseuwn tterr oattiti. 

P* vtOHOicum, caspitotum, gracile; caule simplici ¡ foliis inferioribus ovatis 
swperioribusque longioribus, acuminatfs, ñervo crasso, excurrente cwpidatis, 
c^Kure semUatis ¡ capsula globosa^ acuminulata. 

Pb. rbryosdm Hook.y Jlíti^c. exot., tab. 105. — Schwaegr., Suppl-, tab. 296, a.— 
Montag., Fl. /. Ferñ,, n» 133. — Astomum nervosdm G. MüU., loe cit„ I, p. 15. 

Tallos de dos á tres líneas de largo, disminuyendo de la estre- 
midad á la base, á la inversa de la longitud de las hojas. Estas 
son cortas, ovales, y angostamente alejadas por bajo : las supe- 
riores, que esceden la cápsula, son oval-lanceoladas y el doble ó 
triple mas largas : todas están acuminadas en una punta bastante 
larga^ formada por la salida de la ancha nerviosidad que las 
fecorre , y presentando en sus bordes una infinidad de finas 



J900 FLORA CHILENA. 

dentelladuras, á causa de las cuales hice una variedad Rohüuami 
de esta especie. Flor masculina situada en la base de los tallos 
fértiles. Pedúnculo sumamente corto, saliendo de una vagínula 
oblonga y tan larga como él. Cápsula esférica, oculta entre las 
hojas superiores, lisa, y acuminada en la estremidad. Esporas 
globulosas, morenas y bastante gruesas. 

Este notable Musgo forma sobre la tierra arcillosa un césped raso y 
amarillento. Bertero lo encontró en la tierra de las colinas de la isla de 
Juan Fernandez y cerca de QuiUota, y ló envió con los nos 536 y 1831 de 
su colección. 

2. JPMmseuiH brertpes. 

P, manoicums foliU « hasi tatiuscula attenuato-tubulalU, ob$cw€ émukih 
latis, breviter aeuminaiis, ioUdinerviii; captula oeaU; ealypiré cúmpamilMa, 
midia in lacinias plurti iubcequalei ¡Usa papiUisqut magnis vemtcoiai 

Ph. BRBYiPB8Scbw»gr.,5upp/.^ lY, tab. 305, b, secundam el. G. MOU., SffH* 
Jtfufc.,1, p.lS, ezcl. synon.— BrüIíhu Hampbana Ejusd., ioc, eit. 

Tallos sencillos , de una linea de largo , formando por su 
reunión céspedes mechosos, notables por la abundancia de 
los frutos y el tamaño de la cofia. Hojas espesas, ciñiendo el 
tallo, oval-subuladas , derechas, tiesas, pelúcidas, relucien- 
tes, de un verde amarillento^ no rizadas por la sequedad, 
recorridas por una nerviosidad muy gruesa, concolor, y que 
forma una salida en su estremidad. Celdillas de la redecilla pa- 
ralelógramas y seis veces mas largas que anchas. Hojas peri- 
queciales semejantes á las caulinares, pero un poco mas ampias. 
Vagínula mas corta que la cápsula, verdosa, un poco hinchada 
en la estremidad, y morena en la madurez. Pedúnculo ama- 
rillento y de la longitud de la cápsula, la cual es oblonga, pun- 
tiaguda, lisa, reluciente, y de un amarillo verdoso-bermejo en la 
estremidad. Cofia acampanillada, mucronada, apenas hendida 
en la base, trasparente, amarilla , y^ volviéndose morenuzca á 
medida que envejece. 

He aqui un Musgo que no deberia sino indicar, puesto que me faltan 
los medios de verificar las contrarias aserciones que de él se ban beeho. 
En efecto, Schysegrichen pretende poseerlo de la misma colección que 
el Sr. Ward, de donde proceden los ejemplares los cuales ban servido á 



MUSGOS» 201 

Sir W« Hooker para establecer su Bruchia hrevipes; y el Sr. G. MüUer 
dice tener ettos ejemplares del mismo Scbw«gricheii.¿ Gomo, pues, con- 
ciUar tan diversas aserciones ? 

TRIBU XXI. — ESFAGNEAS. 

Moff^f vivaoei, dlftinguidos por la redecilla partieular de sus liojas, 
por fii o&psvla uroeoladat por la eitruotiara del pedünoulo, j por la 
rapidez de fu oreoimiento. 

XIiTIIZ. S8FAOHO. — 8PHAOHUM. 

Capsula subg lobosa y siecilaU eyathiformis, gymnosloma, exan- 
nftiakt. Volumella ápice libera^ abbreviala, Calyptra medio rupia, 
basi {ut in Hepaticis) persistente. Va^inula apophysiformis, pedi- 
eellum brevissimum oceultans, demum stipala. Perichatlium 
lathrale, 

SPHAomiM Dill.— Brid., alíique. -- Hook. Ujo y Wils., Crypt. antarcU, p. 7. 

Cápsula globulosa 9 volviéndose ciatiforme por la dese- 
cación , y sin peritosma ni anillo. Columela corta y libre en 
la estremidady es decir, que jamás está soldada al fondo 
del opérenlo. Este es llano, arrojado elásticamente, según 
unos, y cayendo naturalmente después de su desarticula- 
ción, y al momento de rotura de la cóíia, según otros. 
Cofia abriéndose por medio, como la de las Hepáticas, y 
persistiendo en la base del pedúnculo. Bridel piensa que 
no tiene vagínula, y los Sres. Hooker bijo y Wilson 
{Crypt. antarct.^ p. 7) pretenden que existe y que oculta 
i un rudimento del pedúnculo. Inflorescencia monoica. 
Tallos dicótomos en la base, y con ramas fasciculadas 
acia la estremidad. Hojas blanquizcas ó glaucas, con un te- 
jido particular, elegante, trasparente y muy elegante visto 
con q1 microscopio. 

Estos Musgos son .blandos, flojos, y absorven la agua como una es- 
ponja ; forman céspedes apretados en los lugares turbosos y húmedos, 
ó flotan en la superficie de las aguas, en ambos hemisferios. 



202 FLORA CHILENA. 

5. caule laxo^ fasciculato ; foliis oblongis, concavis^ ápice truneaUherosis, 
S-fariam imbricatis; pseudopodio longiutcuío, gracili, capstUam obowUam^ 
txsertam fulciente. 

S. ACüTiPOLiüM Ehrh., Crypt. exsic, no 73.— Schwtegr., 5upp/., tab. IIS. — C. 
MOIl.^ loe. cit.f p. 96. — S. CAPiLLiFOLiüM Hedw., Sp. Muse, S8. — Brid., ioc 
cit., p. 11. 

Tallos derechos, delgados, ramosos, y de dos á tres pulgadas 
de largo. Ramas fasciculadas, filiformes y pendientes : las supe- 
riores son obtusas. Hojas dispuestas en cinco hileras mas ó 
menos distintas; son oblongas, cóncavas, con los bordes inclinados 
acia la estremidad, la cual está truncada y como roida: sus 
areolas son angostas, polígonas, y están limitadas por líneas 
flexuosas. Pseudopodio ó pedúnculo débil, de tres á cinco líneas 
de largo, y de un rojo pálido. La cápsula es oboval, cilindrica 
después de la emisión de las esporas, morena, y está cerrada 
por un opérculo llano. 

Esta especie do es rara en los lugares húmedos de las provincias aus- 
trales de la República. También se cria en el estrecho de Magallanes, 
según el Sr. Jacquinot. 

n. HEPÁTICAS. 

Plantas celulares, vivaces ó anuales, difiriendo 
sobre todo de las de la precedente familia por la 
cofia del joven fruto, que se rompe en la estremidad, 
y no circularmente en la base ; por carecer de vagí- 
nula ; por la dehiscencia de la cápsula , que comun- 
mente sucede en cuatro valvas ; y en fin , por sus 
esporas casi siempre mezcladas con eláteros. Pero 
hasta el aspecto de estos vejetales tiene algo que 
los distingue de los Musgos. Las Hepáticas presentan 
dos formas principales : ya el tallo consiste en una 
espansionmembranosa,enlacuallas hojas y el tallo, 
supuestos soldados entre sí, representan una especie 



HEPÁTICAS. 203 

de fronde, análoga al thallus de los Liqúenes {He" 
paticcB frondosce) ; ya el tallo es cilindrico |y tiene 
hojas distintas (H. caulescentes). Las raices salen por 
bajo de las frondes de la nerviosidad mediana que 
las recorre, cuando existe, ó ya del mismo tallo en 
las especies rastreras, y a veces de uno de los dos 
órdenes de las hojas. Los tallos frondescentes son li- 
neares ú orbiculares, siempre pegados al suelo por 
una de sus caras : se ramifican ya por dicotomía, ya 
radiando de un centro á modo de rosetas. Los tallos 
de las Hepáticas caulescentes, rara vez enderezados, 
se arrastran por tierra ó sobre otros veje tales. Lo 
mismo que los Musgos, su ramificación se opera ya 
por continuación, ya por innovación, y lomas fre- 
cuentemente sobre el mismo plano. Las hojas que 
adornan el tallo están comunmente dispuestas en 
hileras opuestas : con frecuencia una tercera fila de 
hojas se reúne á ellas, ocupando la parte del tallo que 
mira la tierra, y está admitido el llamarlas Jnfigas- 
tros. Así, la disposición geométrica de estos órganos, 
muy variable en la precedente familia, solo presenta 
en esta 1/2, 1/3, y rara vez 1/4. Dichas hojas son en- 
teras, dentadas, pestañosas ó cortadas, pero no pre- 
sentan jamás ninguna nerviosidad. El modo de 
reproducción de las Hepáticas tiene mucha analogía 
con. el de los Musgos. Las flores son monoicas ó dioi- 
cas, y nunca hermafroditas. Las masculinas se com- 
ponen de hojas involúcrales, de anterídias, y rara 
vez de parafisos ; á veces se hallan reunidas en es- 
pigas sencillas ó interrumpidas, y en receptáculos 
especiales ; ya aisladas en el axila de ciertas hojas, 



204 FLORA CHILENA. 

formadas de otro modo que las caulinares ; ya en fin, 
metidas en el mismo tejido del tallo ó de la fronde. 
Las flores femeninas, solitarias ó agregadas, están á 
veces reunidas en un receptáculo en forma de som- 
brilla^ sostenido por un pedúnculo : consisten en 
uno ó varios pistilos, rodeados por una especie de 
involucro, el cual crece después de la fecundación, y 
toma el nombre de Perianto. El perianto está frecuen- 
temente envuelto por hojas formadas de un modo 
diferente que las del tallo. Por medio de la evolucioa 
del pistilo, se encuentra sucesivamente una c<^a: que 
representa la capa celular esterior de este órgano, é 
el Epígono, y una cápsula, la cual, por el alarganiiento 
del pedúnculo, rompe al fin la cofia cerca de su ápice : 
dicha cápsula se vuelve morena, en vez de verde que 
antes era, y se abre diferentemente para dar salí4& 
á las esporas : comunmente es por una división cru- 
cial, llamada cuadrivalvaria. En todas las Hepáticas, 
escepto en la tribu de las Riccíeas^ las esporas tienen 
eláteros. Estos son celdillas alargadas, hialinas, cuyo 
tabique está recorrido por una ó dos fibras cantadas, 
contorneadas en espira, y yendo á la inversa. Las 
esporas, muy delgadas, redondeadas ó poliedras, 
tienen un esporodermo liso, granuloso ó erizado, y 
un núcleo homojéneo, en el cual se ve algunas veces 
claramente una gota oleaginosa. 

Estas plantas se hallan e^arcidas abundamente en todo el 
globo, bajo varias formas, y el mayor número son muy elegantes. 
Viven sobre la tierra, las rocas, las cortezas de los árboles y 
otras plantas, en los lugares sombríos y húmedos, y aun algunas 
dentro ó en la superficie de las aguas dulces. 



HEPÁTICAS. 20S 

TRIBU I, — JUNGERMANNIEAS. 

Vlraiiof folitariof. Oápsula abriéndose oommunenie en oiiatrp vál- 
vulas. Bsporas mexoladas oon eláieros. 

SUBTR1BU I. — GIMNOMITRIEAS. 

Perianto entero 6 soldado con el involucro. C66a rodeada por este último, 

ya inclusa 6 sumerjida. 

I. SAaOOSCXFOr — - SAaCOBCTVKUS. 

PeHaníhium cum involucro in urceolum connatum^ dentibtu in 
fauee involucri latentibus dehiscens. Cantes basijibris radiealibus 
ntb/lagellarihus prmditi, ápice erecliy ramosi;foliis subverticalibtu 
üiíichis^ bilobis. 

SAacosQTPHüs Corda, in Sturm, Fl, Germ. — Syn. Hép., p. 6. 

Perianto soldado con el involucro, y formando por esta 
reunión una especie de urceola ó vaso, que se abre por 
medio de dientes ocultos en la garganta del involucro. 
Tallos produciendo en su base fibras radicales, con la 
folrma de retoños, pero enderezados en la estremidad y 
ramosos, con hojas biiobuladas y dispuestas en dos hileras. 

Plantas delgadas, rastreras en la base por medio de retoños. 

<$. eaulé aespUoso, erecto, subeimplici vel supeme bifurco; foliis subdistan- 
flh», verticalibus, amplectentibuSy rotundato-quadratis^ sinu apicis obtuso, 
Mff ituequalibus, anteriori minorif subaeuto^ posteriori retúndate; pe- 
HsaUkio,.. 

SiacoscTpHüs? LAxiFOLiüs MontAg., Ann. Se, nat,, Bot., ser. 3, IT, Cent. K, 
no es.— 5^fi. BepcU.j p. 618. 

Tallos como de una pulgada de largo, enderezados, delgados, 
flexuosos^ sencillos, ó una ó dos veces bifurcados cerca de la 
estremidad. Hojas espaciadas por bajo, mas apretadas acia ar- 
riba, verticales, medio cimentes, estendidas, aun á veces encor- 
vadas, trapezoides ú oval-cuadradas, desigualmente escotadas en 



206 FLORA CHILENA. 

la estremidad por un seno comunmente obtuso, y rara vez 
agudo. Los lóbulos que resultan de ellas son iguales 6 desi- 
guales, y en este último caso el superior es el mas pequeño y 
agudo, y el inferior mayor, comunmente redondeado, sobre 
todo acia la estremidad de los tallos. Su borde dorsal es reflejo 
ó derecho, mas enderezado que el borde ventral, el cual está 
un poco redondeado. Nuestros ejemplares no tienen frutos, pero 
hemos hallado flores masculinas. Las anterídias ocupan á lo largo 
de los tallos ó de las ramas, sobre todo en lo alto« el axila de las 
hojas perigoniales, que pueden distinguirse de las otras por su 
color moreno, el cual es verde en las caulinares, y por estar 
mas alejadas, mas enderezadas, y con el seno y los lóbulos mas 
iguales y obtusos. Solo se halla una sésil en la base de caída 
hoja, y es globulosa ó levemente elíptica, y morena. 

Esta especie, que puede aun dudarse á que género pertenece, puesto 
que su fructificación falta, forma céspedes por tierra en las provincias 
meridionales. 

SUBTRIBU H. — CELOCAVLEAS. 

Flor femenina inserta en lo hondo de una cavidad almenada en la estre- 
midad hinchada del tallo, y que crece al mismo tiempo que él. Hojas 
succubas, redobladas y bifidas. 

ZZ. OOTT8CHEA. — OOTT80HZA. 

Ápex caulis velramuli tumens cavusque^ periantiUi vicefungens, 
Involucrum vel tubulosum vel efoliorum amphigastriorum aliquot 
paribus cura caule tumente ascendentibíis, caulis apici vel calyptrm 
coalitisformatum, laterefissum. Pistilla multa, emarcida, demum 
calyptram ovatam coronantia» Capsula ovalis aut oblonga, Umge 
pedunculala, basim adusque 4 valvis. 

GoTTSCHEA N. ab E., Syn. Hepat.y p. 13.— Notoptertgiüm Montag., in lití, — 

JüNGERMA.IfNI£ Sp. AuCtt. 

En este género el perianto está reemplazado por la es- 
tremidad hinchada y escavada del tallo ó de una rama. 
El involucro es ya tubuloso y regularmente cortado en su 
borde, ya formado por varios pares de hojas ó de anfi- 



HEPÁTICAS. . 207 

gastros soldados en la estremidad del tallo y con la cofia , 
pero siempre en este último caso hendido en el lado. 
Cofia oval, y coronada por numerosos pistilos averiados. 
Pedúnculo bastante largo, saliendo del fondo de la ca- 
Tidad del tallo. Cápsula aovada ú oblonga, abriéndose en 
cuatro valvas basta la base. Eláteros insertos en la mitad (?) 
de las valvas. Flores masculinas compuestas de anterídias 
axilares^ sostenidas por un largo filamento, y ocultas en 
el axila de hojas semejantes á las de la planta, pero ven- 
trudas en la base y mas angostamente atejadas. 

Este bello género formaba otras veces, bajo el nombre de Aligerce^ 
una sección del siguiente. Su aspecto, sus hojas y sus flores antorlzaban 
sofldentemente á la creación de un nuevo género que al mismo tiempo 
establecíamos el Sr. Nees y yo. Las hojas son las mayores de toda la 
fiímilia : están redobladas y casi equitantes, como las de los Fisiden- 
los ; sus anfigastros son bífídos ó marjeados. Estas plantas se crían sobre 
la tierra y los Musgos'en las comarcas cálidas del globo y en los lugares 
húmedos. 

G.ramis subiimplieibus; foliorum lobo venirali, oblongo-lanceolato^ aculo 
serrato, lobo dorsali foliigeno, duplo breviori, ovato-lanceolato, acule excur^ 
rente, apicem versus subserrulaio, amphigastriis ovatis, integerrimis, ápice 
bifldis;fructu terminali, involucro apici caulis connoto illumque excedente; 
foHfs inoolucralibus lanceolatis, incequaliter fissis, 

G. Bbrtbroana Syn. Bepat.^ p. 14.~ Jungermannia Berteroana Hook., Bot, 
Mise., II, p. 148y tab. 78— MoDtagne, Prodr, Ft. J, Fernand., no isi. 

Los tallos, de dos pulgadas y mas de largo y de cuatro á 
cinco líneas de ancho, comprendiendo las hojas estendidas, 
salen de una especie de rizoma horizontal, son bastante 
robustos, y sus ramas sencillas. Hojas espaciadas por bajo, es- 
tendidas y mas aproximadas en lo alto de los tallos : su lóbulo 
ventral, oblongo-lanceolado y denticulado, produce á lo largo 
de una línea ascendente, que sale de la base cerca del borde 
inferior , y se dirije oblicuamente hasta cerca de la mitad , á 
otro lóbulo llamado dorsal, la mitad mas corto que él, oval- 



208 FLORA CHILENA. 

lanceolado, moy agudo, y dentado acia su estremidadi An- 
fígastros' ovales, enteros, proporcionalmente pequeños, y bífl- 
dos en la estremidad. Fruto terminal, rodeado en su base por 
un involucro soldado con la estremidad hinchada, y ahuecada 
del tallo, y cuyas seis hojas lanceoladas están desigualmente 
laciniadas y dentadas. Los pies masculinos son diferentes, y 
tienen en el axila ventruda de las hojas superiores una anterídia 
globulosa y largamente pedicelada. 

Esta bella especie la encontró Bertero (Gol. n» 1548) en las montañas de 
la isla de Joan Fernandez sobre las piedras de las orillas de los arroyos 

G, ramis subsimplicibus ; foliorum lobo venir ali ovali, apicem perwBpinna^ 
tifido^ laciniis serrulatis^ lobo dorsali foliigeno, 4\A- breviario dimidfato am^ 
acule excurrente, denticulato ; amphigastriis bipartitis laciniis inciso-simaiif 
involucro caulis ápice coalescentCy cyathiformi, ore profunde inciso, ladniU* 
(8-9) linearibuí, aqualibus, dentatis, 

G. AFFENDiGüLATA. N. ab E., Syn.Hepat ,p. 14.— Jungbrmannia iPPBnBifioiíATA 
Hook.y Muse, exot., tab. 15. 

En los ejemplares que poseemos, el tallo es casi sencillo y de 
una á dos pulgadas de largo. Las hojas son de un amarillo tirando 
al moreno, atejadas en dos hileras^ estendidas y bilobuladas; el 
lóbulo ventral es oval, llano, pinatífido, y con corregüelas den- 
tadas como una sierra ; el dorsal está ligado como en la pre- 
cedente especie y en todas sus congéneres; es la cuarta paite 
mas corto que el otro, oval-agudo, denticulado, y libre en la 
estremidad. AnGgastros redondeados, bastante grandes, divi- 
didos en dos casi hasta la base, y cada división dentado-lact- 
niada, y con los bordes reflejos. Fruto terminal. Involucro sol- 
dado en la estremidad del tallo, ciatiforme, cortado ea ocho 6 
nueve corregüelas iguales y dentadas ó pestañosas. Cápsula 
oblonga, sostenida por un pedúnculo como de dos pulgadas de 
largo, y abierta hasta la base en cuatro válvulas lineares. 

He encontrado restos de esta Hepática entre los tallos de un césped 
del Dicranum dichotomum. 



HEPÁTICAS. 209 



G. rúMÍi€netis¡ iohis foUorum subaquaiibui^ ohliqui opatis, uniraii oéhisú 
«tofitf eoHnatí integerrimiSy dorsali foUigmo, acutiusculú^ ápice libero^ boiin 
UTMus tpirnUot^^tatOf amphigastriis subavütis, bifLdis, laciniU imeger- 
rimi$; fhictu. 



'•••• 



O. uocoPBtLL4 Lehin., in Syn. Bep,, p. 17. 

^ Tallo ramoso, con las ramas enderezadas. Hojas alejadas en 

■^ dos hileras, con los lóbulos casi iguales y oblicuamente casi 

r- ovales : el ventral es obtuso, y el ala de la quilla entera; el 

dorsal procede del precedente, es levemente agudo, libre en el 

ápice , y denticulado acia la base. Anfígastros aproximados á 

la forma oval, bifidos, con las divisiones enteras. Fruto 

Bsla especie no se haUa en la colección, y solo la incluyo aquí porque 
se dice que es originaria del estrecho de Magallanes. Los autores del 
8jfnop$is dicen únicamente que es vecina de la G. alaia, y que diSere por 
sus hojas y la integridad de sus anflgastros, unas y otros de un hlaneo 
tirando al glauco. Los tallos carecen de las hojuelas accesorias que tienen 
lirias especies. Sus anfigastros alternan en dos hileras, son mucho mas 
eolrtos que las hojas y están hendidos hasta el medio ; el ángulo de la diví- 
sioii es obtuso, y los lóbulos lanceolados y obtusos. 

4. tí t Éi9 ehea 99raUb9a. t 

fi. cauU wuuris subiiwlplici, repente^ crasso, camotp'tueeulento^ madid0 
€mudiaUatOt radicelUs purpuréis longissimis iubtus vestito; foliorum denu 
imbrteatorum lobo ventrali ovali-lanceolatOf margine anteriori aeutOy ápice tix 
dentato, tobo dorsali foWgeno^ semiovaio^ ventricosOy acuminato, subduplo 
broHore, integerrimo, ángulo superiori rotundato; amphigastriit imbrieatis^ 
qMúdratiSy bifidis, sinu obtuso^ laciniis dentato-spinulosis ; fructu,,,, 

G. STRAT084 MonUg., ioc. cít,^ Cent. 5, no 65* — Syn. Bepat.^p, 690. 

Tallos rastreros sobre los Musgos en toda su longitud, que es 
de mas de dos pulgadas, y cubriéndose de modo á formar una 
especie de costra, compuesta frecuentemente de varían capas 
sobrepuestas: son sencillos, rara vez ramosos, teniendo por 
bajo, de la base hasta la estremidad, una infinidad de raicillas 
purpúreas y muy largas : su anchura es de tres líneas, com- 
prendiendo las hojas estendidas. Estas están dispuestas en la 

BOTANICl. VIL 14 



^9 flobla gqiuoia. 

)0Dgitad del tallo en dos hileras opuestas : su lóbulo ventral es 
oTal-lanceoiado« tg^áo y aproximado» ap«ias dentado en la 
punta acia su borde anterior, á veces muy entero 6 ya con den- 
telladuras en ambos bordes, pero siempre cerca de la estre- 
midad ó en ella misma. £1 lóbulo dorsal, la mitad ó un tercio 
mas corto, representa un medio óvalo muy adelgaftido y pun- 
tiagudo : se halla pegado al precedente en toda la longitud» y su 
borde anterior es muy entero. Anfigastros atojados, cuadrados, 
y hendidos en dos hasta la mitad. El seno que separa las divi- 
siones está redondeado, y estas son agudas y dentadas ó pes- 
tañosas, á veces conniventes, y mas ó menos apartadas. Solo 
tenemos los pies masculinos. Tres á cinco anterfdias oblongas, 
apoyadas sobre un pedicelo, el doble 6 triple mas largo que ellas, 
y colocadas en el axila hinchada de las hojas. El color general 
de las frmides es verde^amarillento, y el de las raicillas de m 
hermoso violeta oscuro tirando al purpúreo. 

Bita especie creoe sobre las cortezas de los árboles en ks prorindu 
meridionatos, principalmeiite en Gbiloe. Tiene ciertas tfioidades, dignas 
de notarse, eon las <?• tUigiru, PíteiH, Jíiouarsii y otras varias, sin aseme- 
jarse perfeetanente á ninguna.En efecto, si la comparamos ala G, ^ifm% 
hallamos que difiere por sos tallos sencillos, tendidos, rastreros hasta casi 
la extremidad, por medio de numerosas raicillas, las cuales salen de entre 
los anfigastros ; por la forma de estos últimos, y^M'jAi^lo dorsal de las 
hojas, el cual está redondeado, y no oblicuamente tráncado ; si se mira 
con, la G, Neesii, el lóbulo central de sus hojas está tamado de otro modo: 
es agudo, no obtuso, apenas denticulado, y no con dientes espinosos ; en 
fin, si se coteja con la G. Thouarsü, esta tiene las hojas ondeadas, y en la 
nuestra están unidas, casi llanas, escepto que en las superiores el borde 
inferior se baila un poco plegado por bajo ; además los anfigastros están 
compuestos de otro modo. 

G» eauie Uuinpinu^ ápice pr^cumbentey $ubramo80, fureato, foliorum lokU 
iwgquúlilnu distimilibusque, veutrali lanceolato, acutOf toto ambitu {aiaqw) 
dentieulato, margine hasin versus reflexo^ dofsali foliigeno, subduplo brevioH, 
latissfmOi margine libero ^ convexo apiceque recia truncato dentato^ emguU 
deníeiongiori, aeuminaf^^ amphigauriis folio dimidio minoribus^ ovaiis, aá 
4l5ki/ldi$, UkíhUs uirinque dentato^liatit, ápice refitxit; fructu^*,, 

Gt RBFLBiA Montagne, /0€. cit,, ff 9i ^^Syn. Bepat., p. OSO. 



■BPATIGAS. 21 1 

Tallos ca^ sencillos, reunidos en mechas bastaote compactas» 
de dos pulgadas de largo, y dos líneas de ancho con las hojas, 
rastreros en la base, y ascendientes en la estremidad, la cual no 
tiene raicillas. Estas son morenas, y mucho mas cortas y menos 
numerosas que en la precedente especie. Hojas espaciadas y 
estendidas en lo bajo de la planta, atojadas solo acia lo alto de 
los tallos, donde están mas enderezadas, y de dos lineas de largo. 
Los dos lóbulos que las forman son muy desiguales y deseme- 
jantes: upa, el veQtral, l^ceplado y agudo, mUi denticulado 
al redi9d(ur« y su borde libre presenta de notable el estar 
siempre reflejo} ék otro, ó el dorsal, es la mitad mas corto, pero 
mucho mas ancho : en toda su longitud se halla adherido al lóbulo 
ventral ; su estremidad está como truncada y toscamente den- 
tada, lo mismo que su borde anterior, anchamente ventrudo y 
redondeado, y escediendo mucho el borde misoK) del lóbulo 
opuesto. Ángulo de la truncadura con un diente mas largo que 
los otros. Anfígastros la mitad menores que las hojas, y ovales : 
están hendidos etí el tercio ó la mitad de su altura eo dos lóbulos 
iguales, agudos, y con muchas dentelladuras ó pestañas, que 
aun á veces bajan por los lados hasta la base del mismo anfi- 
gastro. No tenemos las flores ni los frutos. 

SiU Hepática se cria en la parte austral de la Repáblica. La fbrma de 
SI lábulo dorsal, y sobre todo el borde reflejo del lóbulo ventral. Impedirán 
el eenfimdiria con ningaas otra de las publicadas hasu ahora eo este 
género. 

G.ramis ascendentibuSf divUii; foliis complicatis, ad médium vtque bifidis, 
MUmfuaiibus^ 99aíU^ Mtut p$TaUHo4améttMi$^ apiee pfnnmH/tdis^ hteitnUis 
€ri$tUqw dntiatis, ampMgasíriii 9ubquM4raiUx profunde bi/Uíii^ Ueiniis tpi- 
nulouhémtatU; fhietu.,. ; eaule ramentaceo-foUoto, 

O. LAMiLLATA N. ab E., Syn. Hepat,^ p. ao — Montag., Voy, Póle Sudt CrypU, 
fie*— JüaoiBüAirMiA Hook., Muse. ex9t,,\Mb. 40. 

Tallos derechos, dicótomos, de dos á cuatro pulgadas y mas 
de largo, y de cinco líneas de ancho en la estremidad, guarne- 
cidos entre los anfígastros por pequeñas hojuelas sencillas ó 
divididas. Hojas de dos líneas á dos y media de largo, atojadas. 



212 FLORA CHILENA. 

estendidas, de un verde tirando al moreno, dobladas en sa lon- 
gitud, y hendidas hasta la mitad en dos lóbulos iguales, pegados 
uno á otro, eval-oblongos, pínnatifidos, con corregüelas denti- 
culadas, y teniendo por fuera de su cara dorsal cuatro ó cinco 
laminillas longitudinales, á modo de costillas paralelas entre sí y 
dentadas. Anfigastros cuadrado-oblongos, profundamente divi- 
didos en dos lóbulos lanceolados y toscamente dentados. Fructi- 
ficación desconocida. 

Esu mftgaifici plinti, cuya estructura es á la vez Un complicada como 
elegante, ha sido siempre hallada sin frutos, ya en el puerto Galante (es- 
trecho de Magallanes) por el Sr. J^cquioot, ya en la protincia de GUloe, 
por diciembre 1835. Habita en los lugares húmedos y en los charcos.^ 

SDBTRIBU lll. — JÜNGBRMANNIDEAS. 

Perianto inserto en la estremidad del tallo ó de las ramas, membranoso, 
herbáceo, comunmente saledizo, rara vez oculto en el inTOlacro,y Jamás 
soldado con él. Ramificaciou vaga. 

ni. V&AOIOCKIXiA. — V&AOIOOHIldL, 

Perianthium termínale^ laierale vel in dicJwtomia ramorum, 
sub anthesi totum^ ápice omni estáte a lateribus compressum, reetum 
apiceve decurvum^ ore (plerisque óblique) truncato^ dentato ci- 
liatove^ rarius nudo^ integro^ bilabiato aui hinc fiuo. Putiüa 
muUa. Capsula firma usque ad basin 4tmlvis. Elaleres düpiri, 
mediU valvis inserti. 

Plaoiochila Nees y Montag., Ann.Sc. nat., Bot.y ser. S, Y, p. 59.— JüNGiEMAir- 
rujRsp, Linn. 

Del tallo primitivo rastrero, ó rizoma, se elevan varias 
divisiones tendidas, ascendientes ó derechas. Las hojas suc- 
cubas, con frecuencia vueltas del mismo lado, tienen ftu 
borde dorsal decurrente sobre el dorso del tallo, y el 
ventral, mas ó menos arqueado, está á veces reflejo en 
la base. Los anfigastros solo se encuentran en un corto 
número de especies. Perianto terminal, lateral, ó colocado 
en el ángulo de la dicotomía de los tallos, liso, comprimido 



«.' 



HEPÁTICAS. 21 3 

en los bordes» enderezado, un poco encorvado en la es* 
tremidady notable por su orificio por lo regular oblicua- 
mente truncado , bilobulado , dentado ó pestañoso (ra- 
ramente desnudo) y hendido en el lado. Dos hojas invo- 
lúcrales, semejantes á las caulinares, pero mas grandes* 
Tienen numerosos pistilos. Cápsula sólida» abriéndose 
en cuatro valvas hasta la base. Eláteros insertos en medio 
de las valvas, largos, con dos fibras espirales, y caducos. 
Floi;es masculinas en forma de espigas, colocadas en dos 
hileras opuestas á lo largo de una prolongación del tallo 
6 de una rama. Hojas perigoniales pequeñas, angosta- 
mente atejadas, ventrudas en la base, y reflejas en la es- 
tremidad. Anterídias ovales y ocultas en el axila de las 
hojas perigoniales. 

^Jff %8ta8 plantas se crían sobre la tierra, y rara vez en las cortezas de 
,kf árboles. Chile señala catorce eq>ecies, sobre las ciento que hasta 
•hora se conocen. 

P, ande repente, ¡Uiformi^ ramis ascendentibus vel subdecumbentibus, »uh^ 
éi^netome prolifero-ramositeimis; ramulis geniculrntO' divearieatis, iupremis 
§nei(limis;foliis distantihus, semiverticalibus, obwatU aui dimidiútO'Otaits, 
erecté'paténtibm, basi dorsali deeurrentibus, margine ventrali convexo, a 
wudio apiceque vel solo ápice incequaliter denticulatis ¡ perianthio in ramis 
Urminaii mox laterati, obovato^cuneiformi, ore dilátalo, rotundato, ciliato- 
enmato, ala nulla, 

P. rLBxic4üLi8 Montag., Ms,— Syn. Hep., p. 630. 

Tallos principales del grosor de una cerda de Jabalí, desnudos 
en la base, y rastreros sobre las cortezas con el Hypmnn Gaya-- 
num, la Plagiocldla rubescens y la Metzgeria eriocaula: los tallos 
secundarios que de ellos salen son ascendientes, de tres pulgadas 
y mas de largo, y muy ramosos : por lo común solo nace una 
rama debajo de la flor femenina, y dicha rama está precisada á 
apartarse algo del eje déla primera. Si se supone que lo mismo 



tié FLCmA CBILENA. 

se repita varias veces, es daro que se t^drá una rama flexuosa 
ó en zigzag, y en cada rodilla habrá un fruto. En casos mas raros, 
en vez de una nacen dos ramas opuestas bajo de la flor, y entonces 
esta se halla en el ángulo de la dicotomía. Las últimas ramas se 
alargan considerablemente, y se vuelven capilares. Las hojas 
apenas están atejadas, esoepto bajo de las flores, y esí todo lo 
demás, en particular sobre las ramas filescentes, se hallan apar- 
tadas. Se adhieren sobre el tallo, á lo largo de una linea oblicua 
de atrás á delante : su forma es oval, y sus dos bordes están un 
poco redondeados, ó ellas representan un óvalo cortado en me- 
dio, y en este caso el borde dorsal ó inferior está mas derecho». 
Dicho bordé, siempre entero, no es reflejo, fil borde ventral 
forma im ganchito sobre tí tallo, y soto algunas v^es está sok) 
dentado en medio. La estremidad de las. hojas es mas ó menos 
obtusa y redondeada: presenta varias dentelladuras mas^ómenos 
toscas y desiguales, de las cuales dos, á veces mas aparentes, se 
creerían marjeado-bidentadas ; son de color amarillo oscuro: en 
fln^ están canaliculadas por bajo, y enroscadas en los bordee en v^ 
Bequednd, como en las P. ketenmatlay trispabilts, tic, Al indionr 
el modo de la ramiñcacion, he mostrado el lugar del frutó. Cl 
involucro se compone de dos hojuelas mas ampias que las otras, 
cóncavas por fuera, cuyo borde defecho ó dorsal está dentado, 
lo mismo que el borde convexo ó ventral, y su estremidad, aun 
mas patentemente bífída, tiene las divisiones finamente denti- 
culadas. Perianto la mitad mas corto que el involucro, á modo 
de huevo irasvuelto, comprimido lateralmente, con su óriñdo 
dilatado, dentado-pestañoso, y la base mas ó menos alargada y 
siempre adelgazada en forma de codo. A veces representa un 
trapecio, sobre todo antes de la fecundación. Tiene una multitud 
de pistilos en el centro : uno de ellos crece y muestra una cofia 
obaovada, dominada por un estilo corto y derecho, en la cual se 
halla encerrada una cápsula aun verde. No la he visto adulta^ 

Esta especie se cria entre los Musgos en las provincias centrales : tiene 
varias afinidades con la P. frondescens Nees, y la P. geniculata Lindg. Es 
muy semejante á la figura dada de esta última ; pero sus ramas están mas 
difarlcM^ y adeaiás su6 bojas y su perianto presentan otras fornaas. 
^iwnMo ai F» firo»én€9ti$^ que ton «aa de sus variedadel pediíaceafandine 



HEPÁTICAS. 8Í1S 

á simple vista, me parece que difiere esencialmente por avs ramas genicu- 
ladas y en zigzag, por sus hojas mas bien ótales qne obtengas, por sos 
periantos algo diferentemente formados y con frecuencia colocados en 
una dicotomía, y en fin, por su color amarillo-flavo. 

P, eaule inn&voHti-dichotomo: foUis approximatis subimMeatttqui^ paten^ 
tihus, dimiditttihoblougis, margine dorsaii recio ^ integro infiexis^ sapero 
eotnexo apieeque üut soio ápice inaqualtter groseeque dentato^erratis ; flruetu 
wminaU ul inn^oattoné superveniente lattrali mxiUariquei folüi iñuoimrm-' 
Ukut emUi-oHongis^ ambitu denticnUtis, periñnthium obhnimmf tnmeethm 
«r» tpinuloitHientatum superantibus, 

P. ouGODOk MoBiagne, toe. cit., Ceet. h, 75.— 5yn. Hep., p. 639» 

Si Únicamente se atendiese á los términos de la diagnosis de esta 
especie, acaso se creería idéntica á la precedente. Sin embargue, 
difiere esencialmente por su aspecto, por su tamaño, y por una 
infinidad de otros caracteres. Su tallo, de una pulgada á lo mas 
de largo , se ramifica efectivamente del mismo modo , y los 
ihitos se hallan en igual sitio; pero las ramas salen poco 6 nada 
del eje del tallo principal, y jamás están atenuadas ni alargadas. 
Las hojas se hallan atojadas, ó al menos muy juntas, cóncavas, 
estendidas, poco decurrentes en el dorso del tallo, y dentadas 
solo en la estramidad. Los dientes son grandes, poco abundantes^ 
reducidos algunas veces á tres ó aun á dos, y en este último 
caso la hoja parece escotada ó marjeada^ y los dos dientes son 
conniventes ó diverjentes. Las hojas involúcrales son ovales, 
obtusas^ cóncavas, muy toscamente dentadas en todo su alre- 
dedor» y algo mas largas que el perianto. Este es obcóníco, 
plegado, truncado netamente, y dentado-pestañoso en su orífi- 
do, el cual está muy ensanchado. 

He hallado esta Hep&tica mezclada con los tallos del Hypapterygium 
fkmtini, sobre los cuales se arrastra. Adem&sde sus analogías con la pre? 
cedente, seasem^aaun á la P. spinuíosa, cuyo perianto tiene, yá laP,|i«T 
i$ntisMimay á la cual se parece por su aspecto. Sin embargo, me parece dj* 
JEarir de ambas : déla primera por la disposición y la forma de sus bpjas* y 
de la segunda por su perianto, ni alado ni oboval. Acaso se aparta poco de la 
P.strombi folia Tayl., déla cual solo conozco la descripción, que es insufi- 
ciente para decidir la cuestión. 



SI6 FLORA CHILENA. 

P, eauUfkreaío; foliii tubimhricatii^ tukamiverticalibus^ obUmgU^patenti- 
divergentibus, venire dorioque caulis longe decurrenlibus^ tnarginibui integris, 
nflexU, coHcavis, ápice modo irregulariler S-S-fldo deniatis, demibus spinu- 
losis, ditaricaiit; perianthio.,.. 

P. LOPHOCOI.BOIOBS MooUg., ioc, cit,, Ceot. 5, no 66. ' Syn. Bepau, p. 6S8. 

Esta especie es muy parecida á la precedente, y tiene la misma 
dimensión ; sin embargo^ el color y la forma de las hojas di- 
fieren bastante : ¿ dependerá esta diferencia de que una fuese 
masculina y la otra femenina ? La dificultad me parece difícil á 
resolver, puesto que estas plantas son como los Sauces, si se 
quieren comparar las pequeñas cosas á las grandes. Pero si veo 
mucha analogía entre una y otra, también observo diferencias 
consistiendo en que en esta especie las hojas son mas estrechas, 
bastante parecidas á las de un Chiloscyphus ó de undi Lophocolea, 
por ejemplo, á la L. Gaudichaudiú Y sus bordes están mas derechos 
y reflejos por cima. De esta disposición resulta que son cóncavas, 
acanaladas, y como al mismo tiempo se hallan reflejas, se juntan 
por su cara dorsal en la longitud de su borde durante la se- 
quedad. Su color es ceniciento-violáceo, y no flavo. No se pueden 
comparar los periantos, puesto que faltan las flores femeninas. 
Las masculinas forman una espiga terminal y oblonga, com- 
puesta de cinco ó seis hojuelas ovales, bíñdas ó trífidas en la 
estremidad, y en cuya axila se halla una anterídia globulosa, sos- 
tenida por un pedicelo apenas mas corto que ella. La redecilla 
de las hojas se compone de celdillas redondeadas, separadas 
por espacios claros, y con rosarios de crómulo en su periférie. 

Solo conozco las P. cóncava y divaricata á las Mtles se pueda comparar 
esta especie. Se distingue de la primera por sus iMjas marjeadas, con los 
dientes espinosos, y no arguie denticulaiis. De la segunda difiere, aunque 
tea mas Yeclna, por su ramificación, por sus hojas atojadas, mas bien 
oblongas que obovales, y profundamente acanaladas por bajo. Su color es 
como el del chffloteyphus eoaliíus, con el cual se halla mezclada, habitando 
sobre los Musgos eorticicolosde las proYíncias meridionales déla República^ 



HEPÁTICAS, 217 

P.cauU repente; ramis suberectiSy flexuoiis, dicholomis^ ápice faseiculatis; 
foliis imbricaiii, patenti^diwrgentibus^ semicordatii, ohlongo-lanceolatis^ 
oblutitt retr&rsum conniventibus, margine dorsali reflexis, integerrimis, Ion- 
gissime deeurrentibus^ tentrali apiceque deniatthserratiSy subundulads^ subtus 
in cristam deníatam conniventibus ¡ fructu mox laterali; perianthio subro' 
tnndthovato^ margine antico alalo (o/a apiee dentiadata) are hinc fisso, den^ 
tato-^pinulúsa. 

P. HTPNOiDBS Lindg., Sp.Hepat., II, III, p. 57, tab. 7. -^Syn. Hep., p. 4&.— 
Montag., Cuba, Crypt.fP, 482 — Jdrgbrmarnia cristata N. ab E., Fí, Bras., I, 
p. S79, excl. syn. 

De un tallo rastrero salen ramas de una y media á dos pul- 
gadas, sencillas ó dicótomas, y á veces fasciculadas. Hojas ate- 
jadas, largamente decurreutes sobre el dorso y el vientre del 
tallo, oblongo-lanceoladas, obtusas, dentado-pestañosas en la es- 
tremidad y en toda la longitud de su borde ventral, cuya base 
redondeada forma con la de la hoja opuesta una cresta dentada 
y bihojeada, la cual reina en toda la longitud de la planta. Esta 
última disposición es característica. Además están plegadas, 
según su longitud, en la sequedad, y vueltas del mismo lado. Su 
borde dorsal es entero y está doblado por bajo en toda su esten- 
sion. Fruto completamente termi||i|f^|pque parece lateral ó 
axilar á causa de las innovaciones. Hqateinvolucrales semejantes 
á las caulinares, pero un poco mas ampias. Perianto redondeado, 
comprimido lateralmente, denticula(}Q,^^estremidad, y te- 
niendo una alita apenas dentada en su líoide ventral ; está hen- 
dido hasta casi la base del lado superior ó dorsal. Las espigas 
masculinas terminales ó interrumpidas^ ocupan pies diferentes. 

Esta especie se halla en las provincias centrales de la República. 

P, eaule procumbente^ proliferO'dicholomo ; ramis laxis^ foliii imbricatii^ 
ovato4aneeolatÍ8y decurvis^ convexiSy margine dortati basi reflexis, integer" 
rimis, reliquo ambitu denlatth-cñiatis ¡ fructu laterali; perianthio obiiqua, 
obovata - trianguUari, margine antico anguste alato, ala repandm^ oro frufli- 
pato^i longe eiUato, 



tl8 FLORA CHILENA. 

P. RüBSscBírs Lehm. 7 Lindg., SP' Bepat-, /oc eit^ p. 47, lab. Il..<— Jdii6BR- 

MANNiA Eorumd. otim. 

Tallos tendidos, de tres á cuatro pulgadas de largo en nuestros 
ejemplares, de una línea á una y media de ancho cuando to 
hojas están estendídas, sencillos en la base, ramosos por medio 
de innovaciones subflorales, y volviéndose por esto dioótomes. 
Hojas imbricadas, ovaManceoladas, estendidas^ un poco reflejas 
acia la estremidad, que es aguda ó bicuspidada ; tas inferiores 
medio - aovadas ; las superiores lanceolado- lineares, y todas re- 
flejas en los bordes acia la base ; lo ventral desigualmente. deo- 
tado-pestañoso en toda su ostensión, y lo dorsal entero y doblado 
por bajo. Fruto lateral. Hojas involúcrales un poco mas largas 
que las cauUuares> ciñientes en la base, y estendidas en la 
punta. Perianto de una línea de largo, oboval, triangular, oMf- 
cuo» comprimido, plegado en la estremidad, la cual está trofH 
cada y largamente pestañeada, y en íín, mostrando en su borde 
ventral un ala muy angosta y sinuosa. Toda la planta es de ib 
amarillo verdoso, con un matiz de color de hollín, despidimdo 
muy mal olor cuando se humedece. 

Esta especie se halla cerca de Valdivia. 



6. JRtmmmii^ Weesimmm. 




P, eauU repente; ramis erectis^ apicem versus dendroideg^ranmU^ rawmU» 
deeurvisf foUis subimimi0ti09 patenlibut^ obovatihoblongit, longe decwnre^ 
tibus, obtuiis, wuxtgtne á0Í0¥efiexiSy tubintegenimis, ventrali arete déMi^ 
tulatii; flruetu tenniná9f^jlkriaHihio oblongO'€ompre$$o\ donó aUa$ (ili 
eubrepmuíú)^ ore trúncalo, denticulato. 

P. Nbbsianíl himáf;., Sp, Hep,, p, 71, tab. 13; y Syn. Bep., p. 47.— IP. aiCKS- 
TOMJB poi^icA ALTERA Necs y MoDtag., Ánn, So* nat., ser. 9, V, no {SS. 

De una cepa rastrera, se elevan varias ramas de dos á tres 
pulgadas de largo, desnudas hasta acia su mitad, y ellas mismas 
ramosas. Las ramas secundarias son hojosas, á veces fascicu- 
ladasy con ramillas bifurcadas ó dicótomas. Hojas de la rama pri^ 
miiiva muy. apartadas* pequeñas y casi redondas. Las da Us 
MBias fasciculadas y de las ramitas se hallan medio verticaieSt 
atojadas, obovales ú oblongas, encojídas en forma de codo en la 



HEPÁTICAS. SIO 

base» reflejas por bajo y muy enteras en su borde dorsali denti- 
ctdádas en la estr emidad y en toda la longitud del borde ventral, 
escepto en la base. El fruto es terminal. Las hojas involúcrales 
son rameales, como las superiores, pero mas largas, y están pe- 
gadas al perianto. Este es oblongo, de tres á cuatro lineas de 
largo y una de ancho, comprimido, adelgazado en la base, trun- 
cado y denticulado en sú orifício, y con iin ala angosta, entera 6 
levemente sinuosa sobre el dorso. 

EsU bella Hepática la halló Bertero (col., d« 1600) en la isla de Juan 
Feraandec, por mayo, sobre las piedras y al pié de ios árl)oles. Crece en 
los logares húmedos de las florestas de las montañas mas elevadas. 

P, untU repente^ flagellifero; ramis erectis tel ascendentibut tage rmnosis; 
foliU túbimhriemtitf úbiique patenlibus, decurvii^ obovato-roiundaiis, inleger- 
rimis denticulaldquey margine dorsali reflexo ; fructu terminalit perianíhio 
ékhmgOy apie$ diUtato compressoque^ dicurvo, iuvolucrum mtUto ««ptrnnre, 
«r» tnmcüiOf dentatihciliato. 

P. Asn*imoiDis MoBUg. y Neet , in N. sb £•, Bep. Eur-, III, p. Sia.— Lfndg., 
Sp. Eep^t p. lio, ub. 9&.-~Syn. Bep., p. ^a. — Montag., Voy. Póie Sud, CrypU, 

p. Í6a.— JONOBRMANRU LÍDD. 

Tallos rastreros^ alargados, un poco ramosos, y echando re- 
tofios acáy aculllRamasenderezadas ó ascendientes, divididas en 
otras de segunda clase. Hojas dispuestas en dos hileras, leve- 
mente atojadas, llanas, escendidas oblicuamente en los lados del 
tallo, grandes, obovales ó redondeadas, muy enteras en su alre- 
dedor ó finamente denticuladas ; su borde dorsal es reflejo. El 
fruto termina los tallos y las ramas, pero á veces una innovación 
lo hace parecer lateral. Perianto oblongo, estrechado á modo 
de pedúnculo en la base, mas ancho, pero apenas dilatado y 
denticulado en la estremidad, donde está truncado, comprimido 
y un poco encorvado ; su longitud es dos veces mayor que la de 
las hojas involúcrales, las cuales están redondeadas ó son obo- 
vales. Pedúnculo blanco, de dos á tres líneas de largo, saliendo 
fiíera del perianto, y teniendo una cápsula oblonga, de un mo- 
reno rojizo, que se abre hasta la base en cuatro valvas lanceola- 
das y cóncavas. Eláteros dispiros. 



820 FLORA CHILENA. 

EsU especie europeí es bastante grande, y solo be hallado en la colee- 
clon lo necesario para constatar que se cria en Chile. AdemAs^ varia su- 
mamente ya por su tallo, que es sencillo ó ramoso, ya por sus hojas unas 
Teces oboYales ú ovales, y otras casi orbiculares, medio estendidas ó re- 
flejas, enteras ó flnamente denticuladas en todo su alrededor, y en fin por 
su peristoma, que es cilindrico, ó está dilatado en la estremidad. Se cria 
sobre la tiera húmeda, y principalmente en la orilla de los arrojos del 
Chile austral, y en el estrecho de Magallanes. 

P, caule repenu; ramis erecíit, prolifero-dicholomis^ ápice inermM$ali$^ 
incurtiif foliii imbricatis, semivertiealibus^ patulo-erectis (profseriim insieeo 
iubheteromaUis)^ obovalis, margine dorsati integro re/texis, ventrali convexo 
apiceque rotundo minutim dentato-^erratis ; fiructu terminan et e dichotomUí; 
perianíhio oblongo-clavato^ involucrum longe superante, ore rotundato^ brevi'» 
ciliaio^ intorto, 

P. LONCiPLORA Montag., Ms. é in litt. ad el. Gottsch.— Syn. Hep., p. 651. 

Tallos rastreros , produciendo ramas ascendientes , después 
enderezados, como de una pulgada de largo, sencillos 6 ramosos, 
y encorvados en la estremidad. Hojas inferiores espaciadas ; las 
superiores alejadas, casi verticales, decurrentes, en forma de 
un huevo trasvuelto, convexas, vueltas del mismo lado, es decir, 
inclinadas mientras la sequedad, reflejas en la longitud de su 
borde dorsal, el cual está entero, dentado-pestañosas en la estre- 
midad y en toda la estension de su borde ventral. Fruto terminal 
ó colocado en el ángulo de la dicotomía de los tallos. Hojas invo- 
lúcrales oval -triangulares, finamente dentadas en su alrededor, 
mas reflejas aun que las caulinares en el borde dorsal, y tocando 
al perianto solo por una pequeña porción de su cara superior. 
Este último las escede mucho en longitud; es oblongo, está 
comprimido lateralmente, encojido en forma de pera en la base, 
redondeado mas bien que truncado, torcido sobre si mismo en 
la estremidad denticulada, y hendido casi hasta la base en su 
borde dorsal, pero mucho menos por bajo. La cóña del joven 
fruto tiene la misma forma que el perianto ; es la cuarta parte 
menor, y su base se halla rodeada por numerosos pistilos abor- 
tados. Pedúnculo de cuatro líneas de largo, blanco y delgado. 
Cápsula elíptica, olivácea, después morena, abriéndose hasta 



HEPÁTICAS. 221 

abajo en cuatro valvas lineares, que tienen muchos eláteros, 
distribuidos en toda su superficie interior. 

£sta bella especie habita entre los Musgos sobre las cortezas de los ár- 
boles en las provincias meridionales. Con algún rezelo la separo de la si- 
guiente, déla cual me iMieee diferir principalmente por sus hojas vueltas 
del mismo lado, asi conicrpor su aspecto. Su perianto y las hojas invo- 
lúcrales se parecen, cuanto á la forma, á lo que el Sr. Undenberg dice 
de su P. Hookeriana, pero con la diferencia de la dirección del perianto 
y de la proporción de sus partes. 

P, caule laxe easpitoso, elongato, erecto^ flexuoso, ápice incurvo^ suhra-' 
mo$o; foliis arete imbrieatiSy erecto-patentibus, secundis, áimidiaio-cordatU^ 
laíiSf cUiato-spinosd, margine superiori recurvo; perianthio demum axillari^ 
oblongo, subincurvo, eompresso^ trúncalo, dentato, 

P. BLATA Tayl.|tft Hook., Journ. of Bol,, mayo de 1846, p. 389. 

Según el Sr. Taylor, esta planta forma grandes céspedes de un 
moreno oliváceo. Tallos de cinco pulgadas de largo, emitiendo 
cerca de suestremidaduno ó dos retoños anuales. Hojas vueltas 
del mismo lado, aunque estén húmedas, jibadas interiormente, 
donde las pestañas están también mas prolongadas. Hojas involú- 
crales mayores que las otras, pero semejantes á ellasen lo demás. 
Perianto aovado, truncado, comprimido antes de la fecundacion« 
y menos pestañoso en su orificio que las hojas, lo cual es ano* 
mal en este género. 

Esta especie se asemeja á la P, serialis ; pero es mas grande, sus hojas 
jamás son decurrentes, y su involucro está mas bien dentado que pesta- 
ñoso. Aunque no se encuentra en nuestra colección, el Sr. Cuming la halló 
en Ghiloe, y la comunicó á Sir W. Hooker, con el n» 1449. 

10. JRiaffioeHiia irape^oiétea. 

P. caule repente, flagellifero ; ramis ascendenti-erectis^ ápice recurvii, pro* 
Ufero-suhramosis; foliis approximaliSy subverticalibus^ patenti-divergenlibus, 
swpe heteromallis, ovato-trapezoideis^ duplicato-serrato-ciliaíis, longe decur- 
reniibus, margine dorsali basireflexis, subintegerrimis; fructu terminali et 
e dicho tomia ; perianthio oblongo-clamto, ore truncatOy dentalo-ciliato, t'noo- 
lucrum multo superante. 



2fit FLORA CHILMA 

P. DICHOTOMA FORMA PRIOR MOIlUg. 7 Ne«t, (pC Cit, 

Tallo rastrero^ ramoso, adherente al suelo por medio de rai- 
cillas muy cortas y cubiertas acá y acullá de hojas pequefias y 
redondeas. Ramas ascendentes, luego endeMEádas, de una á dos 
pulgadas de largo, encorvadas en la estremldad, espaciadas* seo- 
cillas ó ramosas por medio de proliñcaciones de un rqjo morenot 
y produciendo frecuentemente retoños flajeliformes. Hojas in- 
feriores apartadas, mas cortas, redondeadas; las superiores 
aproximadas, pero rara vez atojadas, subverticales, estendidas, 
largamente decurrentes sobre el tallo, á modo de trapecio ú 
obovales, de una línea de largo á lo mas, y de media Koea de 
ancho, convexas, redondeadas ó reflejas en su base anterior, 
de jnodo á parecer cuneiformes cuando se miran por d dorso, 
y enteras acia la base de su borde superior, llanas en U estre- 
midad, donde están denticulado-pestañosas, como en el resto de 
su alrededor ; la mayor parte se hallan además como truncado- 
acuminadas. Las innovaciones tienen en su ápice varías hojuelas 
verticales, redondeadas, denticulado-pestañosas, 6 sencillamente 
con dos ó tres espinas en la punta. Los frutos están colocados 
en la estremidad de las ramas ó en los ángulos de sus dicotomías* 
Hojas involúcrales muy grandes, diverjentes, dentadas 6 pes- 
tañosas y tocando el perianto solo por la base. Perianto de tres 
líneas de largo, ancho de la cuarta parte de una linea, casi ci- 
lindráceo ú oblongo-claviforme, encorvado en la punta, donde 
al mismo tiempo está comprimido, estrechado en la base, y 
truncado en su orificio bilobulado y pestañoso. La fructificados 
masculina consiste en espigas de línea y media de largo, las 
cuales terminan las ramas. Seis á ocho pares de hojas perigo- 
niales, oval-redondeadas, aproximadas, eslendidas en la estre- 
midad, y como las de los tallos, pero proporcionalmente á su 
tamaño, dentado-pestañosas. Estos órganos masculinos solo se 
hallan en la var. f majar. 

Bertero encontró esta especie en Gbile. 



BePATIGAS. 223 

P, cm»U npiHtt, SMbrmnoMéffolíis tubimbricatii, »emÍMA9értÍ€aHbui, ro» 
tunáis^ eouHSiSf nuargine darsaíi reflexis, int^gerrimis, amphigaMirtis disiúñ- 
iihus^ iiberis^ parvis^ otatts^ margine subunfdeniatis, bipúrtitis, laeiniis #tf- 
bulatis, flexuotU; fructu in ramis ramulisve terminali; perianíhio elongato^ 
oblique onato^ ápice dilatatOy incwrvo^ rotundato, bilabiato, 

P. oanLOMTMoiDBA Llndg., in Lehm., Pug. YIII, p. 4 — Montag., Voy. Póle 
Sud, Crypt,, p. 967. 

Tallos de una pulgada de largo, produciendo nuevas ramas 
bajo la flor, de modo á que los frutos parezcan laterales. Hojas 
superiores ovales, redondeadas en la estremidad, y casi enteras; 
las inferiores mayores, reflejas en su borde dorsal, aunque 
llanas, y como truncadas en la estremidad. Anfigastros cuadril 
lateros^ de la anchura del tallo, bifídos, con sus divisiones su- 
buladas, dentadas en el borde esterior, y separadas por un seno 
obtuso y mas ó menos ancho. Color leonado-moreno. Perianto 
oboval, de una línea de largo, encorvado en la estremidad, con 
el orificio bilabiado, y los labios muy enteros. Hojas involúcrales 
la mitad mas cortas, y el anfigastro que les corresponde casi 
rudimentario^ consistiendo en tres ó cuatro dientes subulados, 
visibles entre la base ventral de las hojas periqueciales. 

£1 Sr. Jacquinot encontró esta especie en e! puerto Galante del es- 
trecho de Magallanes. 

12. M^iaggioeM9a ÉHaffeHin^iem. 

P. cauU repente, eiongato, simplici, e ventre repetftihprolifero ni et eub» 
fa$cieuiato;folii$ arete imbrieatiSySubveriicalibus, semiovato-orbiculatis, d«- 
flexis, heteromallis, margine dorsali inflexis, integerrimis^ ventraíi minutim 
remoteque denticulatis aut integerrimis ápice oblusis; fructu,,,. 

P. MAGELLANICA Líndg., Sp. Hcp., p. 164. — S^ft. Bep., p. 55. — Montag., ioc, 
Cit., p, 771. 

Tallo primero sencillo» arrollado á modo de báculo en su ápice, 
produciendo después en la cara ventral y por bajo de dicha 
punta innovaciones sucesivas, formadas del mismo modo, de lo 
cual resulta un tallo alargado, derecho, y notable sobre todo por 



224 FLOHA GHILEUA. 

varios resaltos de trecho eu trecho. Hojas atojadas, casi verti- 
cales, representando un óvalo cortado por la mitad, reflejas y 
vueltas del mismo lado (ventral), dobladas en la longitud de su 
borde dorsal, que es entero, obtusas en la estremidad, donde 
están como denticuladas, lo mismo que en su borde ventral. Este 
es medio orbicular^ entero ó dentado. Fruto desconocido. 

Esu especie la coji6 el Sr. Jacquinot eo el estrecho de Magallanes, tm 
la babia de Sao Nicolás. 

13. J*fi9^toeJbMi9 jr«e#t0lie#MI« 

P. cauU repente; ramis Mcenáenti-erectiSy ramotis, ramuUs axiüúrtkut^ 
fúMciculatis, ápice reflexis, nutantibut; foliit sUbverticalibui imbriceuU, M- 
miavatit^ deflexit^ tubheteromallis, margine darsali reflexis, integris^ «m- 
treili apiceque rolundato minute denticulatis , invalueralibue tato mMiu 
oreque perianthii elongato-ctavato^ trúncalo^ dentato<HioUiÍ$. 

P. Jacquinotii Monug., Voy, Pote Sud, Crypt., p.973. 

Tallo rastrero, produciendo acá y acullá varías ramas ascen- 
dentes ó' enderezadas. Las ramas, de dos pulgadas de largo, se 
ramifican considerablemente por medio de innovaciones axilares 
y fasciculadas, las cuales llegan como á la misma altura. Las 
hojas inferiores están espaciadas, y las superiores atejadas, casi 
verticales, medio ovales ú oblongas, encojidas en la base, estén- 
didas, ó aun reflejas, hasta el punto de volverse todas del mismo 
lado. Estas hojas tienen su borde, dorsal entero y levemente re- 
flejo, pero no enroscado como en la especie siguiente, y el ven- 
tral convexo y denticulado. Las hojas invohicrales, la mitad 
menores que el perianto, menos deflejas que las caulinares, aun- 
que con la misma forma, son denticulado -pestañosas en ambos 
bordes. £1 perianto tiene la forma de una maza alargada, y 
tres líneas de largo. 

Nuestra especie, vecina de la P. renitens y de la siguiente, difiere de la 
primera por sus periantos terminales, formados además de otro modo, 
y de la segunda por sus bojas caulinares no cuneiformes ni enroscadas 
en uno de sus bordes, por las bojas involúcrales que tienen dientes de- 
siguales en todo su alrededor, y en fin, por la longitud del perianto. El 
Sr. d'Urville la trajo del estrecho de Magallanes, sin indicar el lugar en 
donde la halló. 



HEPÁTICAS. ttS 

ift. JR9m9Í4keHiMm Hm9mr9m%mMMm. 

P. eauíe repentn ramUque ascendentihus simplicibus hifureine, mreuatU, 
tubdivaricatis; foliis suhwerticalihuty divergenit-deflexis, heíeromaUii, semkor- 
dmiihoblomgiSf eonvexit, margine reflexis, margine ventrali opieeque minuta 
dentiaüatihciliatis; fruciu in ramulis terminali; perianthio elongatoi^pi- 
f&rmi, apiefcompre$$o^ ore truncato-ciliato, 

P. BBTIROMALLA Lebm. yLindg.y^ii Lindg.,Sp. Hep., p. 9», Ub.l8.— Syn.lTep., 
p. 86.— JuNGBRMARNU Eorumd., in Lebo!., Pug, YI , p.Oi- 

Tallo rastrero, ^produciendo ramas sencillas ó bifurcadas, y 
como de dos pulgadas de largo. Hojas oblongas, convexas, bas- 
tante anchas, adelgazadas á ipodo de codo en la base y vueltas 
del mismo lado, con varios dentículos en forma de pestafias en la 
longitud de su borde ventral, el cual está reflejo por bajo. Hojas 
involúcrales mas cortas que el perianto, pero semejantes á las 
caulinares. Perianto de dos líneas á dos y media de largo, en- 
cojido en la base, dilatado acia su mitad, y comprimido en la 
estremidad, que es pestañosa. Toda la planta es de un ama- 
rillo oliváceo. 

Pcepplg encontró esta especie en Chile, la cual no se halla en nueitras 
ealeeciones, y el Sr. Kunze me ha enviado bellos ejemplares de eUa. 

p. eaute atcanáenti ramisque elongatis flexuosis^ apicem 9enui dendrakUa-' 
fñitíetUatis; foliis imbrieatis, ereeto^patuliSy longe decurrentibug, semicordatO' 
9Mf/i, obiu8Í8, arete ciiialiSy margine ventrali dilátalo rotundatis, batí 
wuargineque dorsali tolo refiexi»; fructu in ramulii ttrmináli; perianthio pgri' 
formi, basi incurvo, bitabiato, labiis iriangularibus ciliatis, 

P. HooKBRiAifA Lindg., Sp. Bep., p. 81, tab. 15.— 5yn. Bep,, p. 86. 

Tallo rastrero, ascendente, de tres á cuatro pulgadas de largo» 
.y aun mas^ dividido en varías ramas alargadas, flexuosas, fr6<* 
(Hientemente fasciculadas y dendroídes en la estremidad. Hojas 
inferiores apartadas, aumentando después de dimensión, medio 
*Mendidas, convexas, relucientes, poco reflejas, semiovales^ 
obtusas, con el borde ventral redondeado y ondeado, ensan- 
chado y reflejo en su base, es decir, pegado al tallo, con el borde 

Botánica. VU. 15 



226 FLOEA CHILENA. 

dorsal derecho, plegado por bajo en toda su longitud, y adeniás 
pestañosas en csusi todo sü alrededor. Fruto terminal. Hojas in- 
volúcrales mas largamente pestañeadas que las otras. Perianto 
saledizo, adelgazado en la base y encorvado» piriforme, de tres 
á cuatro líneas de largo, y una de ancho, bilabiado, con los labios 
triangulares y dentado-pestañosos. ^ 

Esta especie se cria sobre las cortezas de los árboles en CShiley el Perú. 

TV. SSOAPAiriA. — SOAPAiraA. 

Perianthium termínale, leve^ a tergo venlreque úompresMUñíf 
ante peduncuH emissionem apiee decurnum, herbetcea-memhrana^ 
retim, cm íruneato, nudo aut dliato. Involucri folia bma Ubera^ 
caulinü subtimilia. Pistilla pauca. Capsula ovaHs , áb hatím 
uigue quadrivalvis. 

&ckPkmk Lindg., Syn. Hep., p. 61.— Plagiochiljl sp. Nees y Montag., ioe. di» 
— JoNGERVANiiiÁ sp. Linn. y Auett. 

Perianto terminal, liso, comprimido ventral y dorsal- 
mente, y no de derecha á izquierda, membranoso-herbáceo, 
eúcorvado en la estremidad antes de la salida del pedan- 
culo, y con el orificio truncado, desnudo 6 pestañoso. 
Dos hojas involúcrales libres, bastante semejantes á las 
eaulinares, aunque aveces mas agudas y mas' dentelladas. 
Pistilos poco abundantes. Cápsula aovada, entera, abrién- 
dose en cuatro valvas hasta la base. Eláteros dispiros, 
alargados, é insertos en medio de las valvas. Flores mas- 
culinas colocadas sobre el mismo pié que las femeninas^ 
á en un individuo distinto. Anterídias reunidas en número 
de tres, doce ó veinte en el ángulo de las hojas involú- 
crales, las cuales son mas pequeñas que las otras, v^- 
trudas en la base , y cuyos lóbulos son casi agnd^ • 
Varios parafisos. Rizoma vivaz, rastrero, desnudo, ramoso, 
persistente, produciendo ramas con una infinidad 4e 



HIFATIGA8. SS7 

hojasy primero sencillas, y laego dícótomas á cansa de las 
innovaciones. 

Este género formaba otras veces una sección de nuestro VlagiochUa* 
El Sr. Undenberg lo ha separado á causa de ciertas consideraciones, 
que no podémosmenos de aprobar.— Estas plantas son notables por sus 
hojas bilobuladas, con los lóbulos plegados y pegados uno á otro, fre- 
cuentemente denticuladas ó pestañosas, y por carecer de anfigastros. 
Sa perianto está comprimido de delante á atrás, lo cual depende sin 
dada de la disposición de las hojas del tallo. — Las Escapanias yiyen 
sobre la tierra, las rocas y en los corrientes, prefiriendo la sombra y la 
trautedad. Su centro geográfico está en Europa. 

¿4 emOi tkbiimpliei^ nptme^ flif&rmt; foMs compliMtis^ sinu Uto UfiáU^ 
ItteUiiU a^ce mueranatU bidentatisque^ ventrali mqjore ovato otatwe^ape^ 
x^ideOf suhintegerrimo, donali minore cauK parallelo, tubincumbente^ ovatú 
0t kn § üV 9 serróla; fructu,. . 

S. OLANSigniiA Moiitag., Voy. Póle Süd, Crypu^ p. 964, ttb. i«, fig. 4.— ^yii. 
Vtep*f P* "^^ 

Nuestra planta es sumamente delicada, y se adhiere por una 
base capilar á los tallos del hipno flotante. Vista con el micros- 
copio» su tallo, sencillo y delgado, representa con las hojas una 
pequeña sierra doble, ó la legumbre de una especie del género 
Biigerula. El tallo tiene poco mas de una pulgada de largo, y 
sn anchura, cuando las hojas están estendidas^ es de media 
Knea. Estas son pequeñas, espaciadas, alternas, verticales, me^ 
dio dñientes, estendidas horizontalmente, y plegadas sobre si 
mismas en dos lóbulos desiguales. Lóbulos ovales, acuminados, 
separados por un seno ancho y obtuso, bidentados en la estre- 
midady y dentados á modo de sierra en todo su alrededor. Color 
mofeno. El perianto falta. 

El Sr. Hombron encontró esta especie en los lugares inundados de las 
cercanías del puerto del Hambre y Galante, en el estrecho de Magallanes. 

V. JUBf QiBB Tir A WBf t A , — drvBrosaMAmrxA. 

Ferianthtwn termínale, tubuloeunij ü han vel saltem apicem 
vertui plicaUhanguloswn ti in lacinia$ ienique 8^ fiautñi mem' 



St8 PLOBA GHILlIfA* 

bratuiceum^ iiberum. Inifolucri folia in plerisgue discreía. Caiifpíra 
inclusa, rarissime prominens. Capsula usgue ad basim 4'valms^ 
firma. RlaUres mediis valvis innati^ dispiri^ Flores monaici aut 
dioici. 

JuNOBRMARRiA Lídd., ChoT. emeitd. — N. ab E.fBep.eur., 1. 1, p. i0;y Syii. 
B^*% p* 73« 

Perianto terminal, tubuloso, plegado 6 anguloso en toda 
su longitud, ó solo acia su estremidad , j abriéndose ya por ^ 
dientes, ya por tres ó seis corregüelas ; es membranáceo, 
libre, y jamás está soldado con el involucro, escepto en 
la base, lo cual es muy raro. Hojas involúcrales por lo 
regular separadas (no soldadas), en varias especies bas- 
tante semejantes á las caulinares, entonces en corto nú- 
mero, y en tas otras mas abundantes, de diferente forma 
y atejadas. Cofia inclusa, y rara vez pareciendo salir del 
perianto. Cápsula dura, abriéndose en cuatro valvas desde 
la estremidad á la base. Eláleros díspiros, fugaces é 'In- 
natos en el centro de las valvas. Anterídias globulosas, 
sostenidas por un corto filamento, y colocadas en el axila 
de hojas un poco ventrudas en la base, pero por lo demás 
bastante semejantes á las otras, ya sea sobre los mismos 
pies que las flores femeninas, ya en individuos diferentes. 
Los tallos son rastreros ó tendidos, sencillos ó ramosos. 
Las hojas son succubas, enteras, dentadas ó pestañosas, y 
á veces dobladas, como en el género precedente. Los 
anfigaslros, cuando existen, están en forma de alesna, 
enteros, ó un poco mas anchos y bífidos. El tallo suele 
también producir varios retoños. 

Este género, muy numeroso en especies, y que en tiempo de Llnnco 
comprendía todas las Hepáticas hojosas, se halla reducido hoy á las que 
tienen los caracteres de fructifícacion enumerados. Su centro geográfico 
es la £uropa, y las especies anuales ó bisanuales prefieren la tierra, ó 
viyen parásitas sobre los Musgos. 



HEPÁTICAS. 229 

i. jraiM^«rjtti9ftftla lftroftifl/*ofto. 

/. caule súbsimpiici, procumbenie^ venir e nudo; foliis semiverticalibus, as- 
eendentibusy ovalis, obtusis, integerrimit, basi dorsali late amplectente, cucui^ 
lata, wuarginibus ineunis; fhietu,,, 

J. IRYOLDTIPOLIA MODtag., lOC. Cil., p. 960. — S^». Hep., p. 81. 

Tallo delgado, de tres pulgadas de lar^o, sencillo ó rara vez 
ahorquillado, y sin hojas acia lo bajo. Hojas alternas, atojadas 
en lo alto del tallo, á voces vueltas del mismo lado, semiver- 
ticales, ovales, amplexicaules, formando una bolsa en su base 
cóncava, escotadas en la estremidad, con los bordes ancha* 
mente enroscados por dentro ; el dorsal convexo y mas largo» 
y el ventral derecho y mas corto. Color moreno-negruzco. Fruto 
desconocido* 

Esta Jaogermtnnia la haUÓ síq periantos el Sr. Hombron en el puerto 
Úék Hambre, donde habita los lugares inundados, en medio de las mecha/i 
Mlátiles del Hypnum fluitans L. 

(Atlas botánico. — Criplogamia, lám. 6, fig. 4.) 

/. cttúíe repente^ wige prolifero-ramoso ; ramis ápice inerassatis ¡ foliis are- 
titsime imbricatfi, subsemiverticalibvs^ orbiculatis, antrorsum conniventibus^ 
margine infíeao, ápice tenuissime denliculato^ amphigastriis ovatiSy emargi'^ 
natO'bifidh, íaeinüs acuHs, involucraltbus toto ambitu amphfgastrioque obctt- 
neato-rotundaio, integro, ápice tanlum minute sparsimque denticulato ; 
perianthio oblongo, trígono, ore ampto^ truncato^ denticulato, angulis latera- 
libus alatiSy involucrum superante, 

J. Gatana Montag*, ilftit. Se. nat., Gentor. 5, no eo.^GBiLosoTPBUs GiTAiiUf 
Moniag., Syn. Hep., p. 710. 

Tallo rastrero, irregularmente ramoso, y como de una pul- 
gada de largo. Ramas á veces fascículadas, medio estendidas, 
inclinadas, adelgazadas en la base, y engrosadas en la estre- 
midad. Hojas atojadas, muy juntas, reunidas por una base semi- 
vertical, de forma orbicular, cóncavas, casi opuestas, y locán- 
dose en la mayor parte de su superficie, con el borde ventral 
denticulado en su baae. Jjifigastros también atejadas« la mitad 



130 FLORA CHILENA. 

menores que las hojas, ovales, bífidos en la estremidad, con 
los senos obtusos y las divisiones agudas, teniendo frecuente^ 
mente un diente por fuera. Areolas del tejido hexágonas, conte- 
niendo granillos de cloróQlo, colocados como un rosario en las. 
junturas. Color verde sucio ó lívido. Hojas involúcrales mayoral 
que las caulinares, aunque mas cortas que el períantOt y den- 
ticuladas en todo su alrededor. Anflgastro involucral, del ta- 
maño de las hojas, casi cuadrilátero ó cuneiforme, con los án- 
gulos superiores redondeados, entero, y denticulado coma las 
hojas, pero solo en la estremidad. Perianto terminal, oblongo, 
con un pliegue en el dorso, lo cual le da una forma tríangolar 
en un corte trasversal, y presentando dos alas laterales, bastante 
angostas y ondeadas, las cuales no llegan al ápice. CMa pM- 
forme, desgarrada en la punta, y redondeada en su ba^e por 
pistilos avortados. Pedúnculo blanco, y de una á dos líneas ds 
largo. Cápsula esférica, con las valvas aovadas y reflejas. Ba- 
leros díspiros, flexibles, obtusos, y con fibras contiguas eaítf 
tubo. Esporas morenas, globulosas ó rara vez poliedras, élh 
salidas redondeadas, y mostrando varías pequeñas asperezas 
puntiagudas. 

Esta beUa especie no puede confundirse con ninguna de sus numerosas 
congéneres. Su sitio es cerca de las /. subapicalis y /. succvUnta ; y aunque 
también vecina de la /. notophylla^ en nada se asemeja á ella. Se halla 
sot>re las cortezas de los árboles de la provincia de Valdivia, donde la 
encontró el autor de* esta obra, á quien tengo el gusto de dedicarla. 

BspUcacion di la lámina. 

Lam. 6, fig. 4.— a Un individuo aislado de la /. Gayana, visto do tamaño iiaUl«- 
ral.— 6 Estremidad de un tallo, 6/1, mostrando en c el perianto, en d el pe- 
dúncalo, y en e la eápsula con cuatro valvas abiertas.— ^ Dos hojas, 46/1, vikas 
de cara y por cima.— g Uoja de derecha con el mismo aumento, y un poco «Mi- 
primida para dejar ver sus dentelladuras.— A Anfigastro caulinar visto porbijo, 
16/1.— ¿ Trozo de la estremidad del tallo llevando las hojas involúcrales /,/, |i/l. 
— m Un anfigastro involucral desprendido y visio con igual aumento.— n Ápice 
de un perianto, de donde se ve salir la cápsula o, 20/1— p Eláteros, y q esporat^ 
980/1.— I* Celdillas de la redecilla de las hojas, sumamente aumentadas. 

3. J^tift^erüMiitiato VHminiss^nis» 

/. catUe rad̀uloso,procumbente, fiexuoio^ dichotomo; foliii approximatii^ 
ntffrmfi imhricatis, mbveriieaMui^ inf&rtwUm iuHhwritQntélikui, r^nmd^ 



HEPÁTIGÁft. 231 

ohdvatii^ subundulati*^ integerrimisapieene reiuiis^ amphigattriU úisUmtUmt, 
ovatO'lanceolatis^ patulis, bifidis^ laciniis subulatis^ tapice inflexis^ rariui 
indinisis, margine integerrimis vel rarius dentículo instruciis; fruclu,., 

J. Ghamissonis GotUche y Lindbg., Syn, Hep., SuppL, p. 668. 

Tallo procumbente, flexuoso, dicótomo, teniendo raicillas por 
bajo. Hojas aproximadas ; las superiores alejadas, casi verticales, 
6 al menos poco oblicuas sobre el tallo, y las inferiores, al con- 
trario, casi horizontales , ó volviéndose tales gradualmente : 
todas redondeadas, obovales, levemente ondeadas, muy ente- 
ras, y presentando solo en la estremidad una escotadura poco 
profunda. Anfigastros bastante apartados, oval-Janceolados, 
estendidos , bifidos , rara vez indivisos , muy enteros en sus 
bordes, ó con un diente sencillo : cuando son bífídosj las divisi- 
ones están subuladas é inclinadas en la punta. 

Esta especie es cecina de la /. Taylori^ pero difiere por que la mayor 
parte de sus anfigastros son bifidos ; las flores masculinas ocupan la es- 
' tremldad de las divisiones del tallo, y tienen la forma de una espiga. Gha- 
■íbso la recojió en Chile, y envió sus ejemplares al herbario de la Aca- 
demia de San Petersburgo. 

U. JíUÉ%gerwnannia eoMoraia. 

J, €mUe repente^ flexuoto, tubramoso, laxe radieúloso^ fiagelHfero ; foliis 
mtcte imbrícatis^ subveriicalibus^ arbiculatis^ antrorsum canniveñUbus; ftuelu 
ierminali^ involucri foliis incitis ; perianthio ovalo^ 8-40'plicaio, ore contracto^ 
deniato, 

J. coLOiiATA Lehm., in Unncea, IV, p. 366. — Syn. Hep., p. S6. «-Montag., Fl, 
J, Fern., n» 128. 

Los tallos de esta Hepática están reunidos en céspedes com-^ 
pactos^ y tienen al menos dos pulgadas de largo : son casi sen- 
cillos, delgados, flexuosos, levantados y engrosados en su ápice, 
que se halla un poco enroscado ; además, producen en su lado> 
ventral varios retoños cubiertos de hojuelas pequeñas é hialinas. 
Hojas caulinares atojadas, enderezadas, cóncava?, orbiculares, 
conniventes, muy enteras, y de un rojo tirando al moreno. 
Fruto terminal. Hojas involúcrales ciñiendo el tallo, y diferen- 
ciándose solo de las del tallo por estar dentado-laciniadas en la 
estremidad. Perianto de una línea y media de largó, cilindrico, 



232 FLORA GlULeilA. 

oblongo, un poco atenuado y plegado en la punta^ con su orificio 
apretado, el cual tiene también varios dientes obtusos. Pedún- 
culo blanco, delgado, de cinco á seis líneas de largo, teniendo 
en su estremidad una cápsula abierta en forma de cruz. Valvas 
oblongas y plegadas por bajo. 

Esta planta, bastante coman en Chile, se cria sobre la tierra en los 
lagares sombríos de las montafias. Berlero la encontró también en la isla 
de Joan Fernandez. 

5. •JFaifs^eriftafsfsla erammuia. 

J. cmuie repente, infra apicem innovante; ramis groeiUhu, proitreais; fo- 
kis opatis^ concavis^ submarginatis marginibusque incurvit, integerríwtie^ 
tmtrarium patuUhimbricatis, ramorum multo minoribut distantibus, retís 
maeulis ob epitsitudinem irregularibut, parvis; perianihio terminmii, infUM^ 
MMio, ore plicato-angulato obtuso ; involucri foliis conformibus, patuiis^ pe- 
rimrthio paulo brevioribut, 

J. CRAUDLA Ifees el Montag.» in Ann. Se, nat., ener. 1836.— 5yn. Bep., p. 90. 
— J. CRiRULATA N. ab B-, Fi. Bros., I, 343, ezcl. syn. 

Nuestra especie es muy vecina de la J. crenulata Smitb ; sin 
embargo, difiere mucho de ella. Su tallo es mas pequeño, pues 
apenas tiene de una á cuatro líneas ; es rastrero, y produce re- 
toños en su cuerpo, cerca de la estremidad. Ramas delgadas y 
tendidas. Hojas alejada"^, ovales, cóncavas, con los bordes en- 
teros y encorvados por bajo. Areolas de la redecilla pequeñas, 
sobre todo en el borde, donde no llegan á la mitad del tamaño 
de las del Musgo de Europa. Perianto terminal, oval, hinchado 
y liso en la base, plegado y anguloso acia su orificio, el cual es 
obtuso. Hojas involúcrales un poco mas cortas que el perianto. 

Esta Hepática se cría en Juan Fernandez sobre los Liqúenes córticolos, 
donde la encontró Bertero. El Sr. Marlius lá habia descubierto antes en 
el Brasil. 

6. •JFsM»#eriitaffi»to MBon%eihoa*%m. f 

(Atlas boiánieo. — Criplogamia, lám.6, flff. 3.) 

/. caúU bati ramoso, ramis ereetis; foliis inferioribus subimbricatis, hm- 
pUxieaulibut, eemiorbieulatis^ erecto-paientibus, superioribus laxis^ aUemis^ 



HEPÁTICAS. 2S3 

margine non incrtutato su^flexit; periantMo clavato, apiee quadrialato^ 
tándem 4'fido. 

J. DoMBiK0Aif4 Montag.y Ánn. Se, nat., Bot., ser. 3, IV, Cent. 8, no 67.— 5yn. 
Uep,f p. 675. 

Tallos de dos á cuatro líneas de largo, enderezados y ramosos. 
También se suelen hallar varios retoños delgados, con las hojas 
completamente espaciadas. Hojas inferiores mas juntas que las 
superiores, y estarían atejadas si no estubiesen casi estendidas ; 
las superiores son alternas, y están mas á mas apartadas según 
que se acercan al perianto ; todas ciñen el tallo por su base, y 
son verticales y semiorbiculares. Su borde es muy entero ó 
apenas escotado, mas ó menos esteiidido, y aun á veces tras- 
vuelto en el ápice. La hoja involucral es la que termina el tallo, 
difierendo de las otras solo por su mayor dimensión. Perianto ter- 
minal, oboval, ó á modo de una corla maza, liso por bajo, y con 
cuatro alas en el ápice, que está acuminadb antes de salir de la 
cápsula. Pedúnculo blanco, delgado, y como de dos líneas de 
largo. La cápsula que él sostiene es morena, esférica, y se abre 
en cuatro valvas casi hasta la base. Eláteros con dos fibras es- 
pirales, enroscadas en sentido contrario, y contiguas al tubo. 
Esporas globulosas y cubiertas de muf4{|^s asperezas. Toda la 
planta tiene el mismo color que la JñjMÍi^ia. 

Esta especie es vecina de la /. tphanrocarpa; pero difiere por su color 
de un verde pálido, por sus hojas mas espesas, j su perianto terminado 
por cuatro pliegues ó alas. Se encuentra hIhm la tierra en las provin- 
eias meridionales. 

Bsplicacion de la lámina, 

Lam. 6, Og. 2.— a Varios individuos de la /. Domeikoana de tamaño natural. — 
b Un individuo aislado, 3/1— c Eslremidad de un tallo con varias hojas, y un pe- 
rianto d,8/l.— e, e Hojas del tallo, 8/1.— /* Corte de la estremidad del perianto 
mostrando sus cuatro alas, 16/1.— g Cofia rota ya en la estremidad, y conteniendo 
laeáptula h, aun joven, 16/1.— i Un elálero, y / tres esporas, 380/1. 

7. 9Wn§§^0ern%i9nÍ€9 9erruMaia. 

/. caule erecto^ tuhtimplice; foliis subimbricatis, paíenti-divergentibus, 
oMique ovatis, subcondupliealis^ apiee emarginalo-bidentatis, laciniis inie~ 
gerrimii^ denticulaiinef marginibus ventrali et darsali dentati» vel rariue 
integerrimis ; nmphigñurüs subquadraii» vel otaKMubquadratis, ewmrginmtO' 



234 FLORA CHIUNÁ. 

bidiñtatis^ marginilnu demihu aeutis, ontaiB cüiaUm, mpici nftéxU; 
perianthio lerminali, tereti-fusiformi , incurvo , ore contracto^ deñtie^UmBé^ 
dealbato. 

J. 8BRRÜLATA Swarti.— Hook., Muse, exot., lab. 88. — Syn, Bep,, p. ivr. — 
J. RADiATÁ N. ab £., F/. Br€ís. — J. Adbbrti Schwasgr., Prodr. 

Var. Brasiliensis : perianthio breviore; foUie involucralibut non vagitum^ 
tibus; amphigastriis ciUato^entatis. 

J. ssRRüLATA (i Purpurea Hook., Bot, Mise, I, p. 13, lab. 10. 

Tallos de una á dos pulgadas, derechos, allanados, sencillos, 
ó rara vez rameados. Hojas (con frecuencia purpurinas, 6 al 
menos matizadas de púrpura) alejadas, ovales, amplexicaules, 
estendidas, plegadas sobre si mismas en su longitud, escotado- 
dentadas, ó bilobuladas en la estremidad, con los lóbulos dra- 
tículados^ lo. mismo que el borde ventral y el dorsal. Estas hojas 
crecen á medida que se acercan á la estremidad. Su redecilla 
se componen de malfas oscuramente exágonas. Anfígastros ate* 
jados, ovales ó casi cuadiláteros, bidentados en la estremidad, 
y con largas pestañas en todo su alrededor. Perianto terminal, 
cilfndrico-fusiforme, encorvado, y con el orificio angular, an- 
gostado y dentado. 

Esta variedad crece en lÜtiM^ttiicias meridionales, donde ba sido cojMa 
sin fruto. "" 

8. tfMftsreriNCMtftla ^ eMiew^is* "f 

/. puiiUa; taule eofOlmi^ áecumbente^ subsimpiiee vel prolifero^rmmosúi 
foliis veriicatibut, suborbimiatis, concavit, ventricosis, subhoiMmaUis, mp(€$ 
emarginatis, sinu lobisque obtusissimie; amphigaitriis inferné obsoletis^ sU' 
perne oblongis^ hipariitis^ laciniis angustissimis, paralleliSy cauli appressis; 
perianthio 

J ? GHiLBNS» If ontag., loe. cit.. Cent. 5, n» 68. 

Tallo tan delgado como un cabello , aun comprendiendo las 
hojas, tendido, de dos á cuatro líneas de largo, ramoso y pro- 
lífero en el ápice de las ramas, y nudoso de trecho á trecho por la 
aglomeración de varias flores masculinas. Hojas en proporción 
*con la planta, muy pequeñas, verticales, ovalTorbiculares, cón- 
cavas, ventrudas y un poco á modo de saco en la base, ancha- 
mente escotadas en la estremidad, con el seno y los lóbulos 



aiPÁTiGA5. 83S 

obtusos; Stts bordes son un poco cóncavos. La redecilla se 
compone de celdillas cuadradas sobre el borde y redondeadas 
en el resto de la hoja. Los anfígastros son raros en lo bajo 
de los tallos, pero desde el medio se vuelven mas aparentes; 
su forma es ovaManceoIada, y están hendidos en dos lóbulos 
casi hasta la base, con las divisiones subuladas^ y separadas 
por un seno agudo. Las flores masculinas están reunidas en 
una espiga en medio ó un poco por bajo del ápice de los tallos 
y de las ramas. Estas espigas se componen de cuatro ó cinco 
pares de hojas aproximadas, de igual forma que las caulinares* 
aunque un poco mayores y mas cóncavas : en su axila se ve una 
anterídia globulosa y casi sésil. No he encontrado la flor feme- 
nina, de modo que el género de la planta queda aun envuelto 
en la oscuridad. 

He observado esu Hepática meiclada con otras, entre los Masgos de 
las proTineiu centrales. 

TI. SSrAOirOSOSTO. — mpbaoitosoxtis. 

Perianthium in ramulo proprio brevi e ventre oriente^ diversi" 
foUOt microphyllo terminales tenerum, ascendenSf teres, ápice tri^ 
gono^ ore denticulato. Involucri folia parva^ incisa. Capsula 
oblonga, firma^ ad basim tuque quadrivalvis. Elateres dispiri^ 
eaduci. Gemma capitata, 

Spbagmokcbtu N. ab E., Syn. Hepat., p. 148.— Jürqirmaniiu Sp,j Auctt. 

Perianto delgado, ascendente, cilindrico, triangular en 
la estremidad, abriéndose por un orificio dentellado, y 
terminando una rama particular, corta, llena de hojas 
heteromorfas j muy pequeñas, la cual procede del cuerpo 
del tallo. Hojas del involucro muy pequeñas é incisas. 
Cápsula oblonga, dura, y cuadrivalva hasta l%.base. fila- 
teros caducos, dispiros, é insertos en medio de las valvas. 
Flores masculinas desconocidas. Yemas reunidas en capi- 
tulas en la estremidad adelgazada de un vastago débil, 
guarnecido de hojas muy pequeñas y de anfigastros. 



S34 FLOAA CHIUHA. 

hUUñtMiii^ marginibui demihu Mcutis, ienat($ díUuigHt tifU$ rt/tarii; 
perianthio terminaU, teriU'fusifarmi , incurvo , are eantractOf átmi€iilm§f 
dealbato, 

J. siRRüLATA Swarti.— Hook., Mine, exot., lab. 88. — Syn, Bep,, p, itr. — 
J. RADUTA If. ab E.y Fi. Bras, - J. Adbbrti Scbwcgr., Prodr. 

Var. Bruiliensif : perianthio breviore¡ foliie involucratíbus non veigimmm 
tibus; amphigastriii ciliatO'dentatis, 

J. SSftftULATA P PVRPÜRIA HOOk., BoL MÍ»Cn I» P« i't Ub. 10. 

Tallos de una á dos pulgadas» derechos, allanados, senciUoit 
ó rara vez rameados. Hojas (con frecuencia purpurinas, 6 al 
menos matizadas de púrpura) alejadas, ovales, amplexicaules, 
estendidas, plegadas sobre sí mismas en su longitud, escotado* 
dentadas, 6 bilobuladas en la estremidad, con los lóbulos den* 
ticulados^ lo. mismo que el borde ventral y el dorsal. Estas hojas 
crecen á medida que se acercan á la estremidad. Su redecilla 
se componen de malfas oscuramente exágonas. Anfigastros ale- 
jados, ovales ó casi cuadiláleros, bidentados en la estremidad, 
y con largas pestañas en todo su alrededor. Perianto terminal, 
cilindríco-fusiforme, encorvado, y con el orificio angular, aiH 
gostado y dentado. 

Esu variedad creceei lai|t|%tedas meridionales, donde ha sido ee^Ma 
sin írato. 

8. JíoiH%gmrm%mmnia P mHii^m9Ím» "f 

/. fnuiUo; eaule cofOUrt^ áecumbente^ iuhsimpiiee ««i prolifero r emoto % 
foliis verticalibus, subort4oniatis, concavit, veniricosit, suhhomomoUio, eípico 
emarginatis, sinu lobitque obtusistimis; amphigastriit inferné obioletii^ tU' 
perne oblongit^ hipartiiis^ laciniit anguitissimis, paralíeliSy cauii appressis; 
perianthio 

J ? caiLKNsu IfMttg., loe, ciu, Ceol. 5, no es. 

Tallo tan delgado como un cabello , aun comprendiendo las 
hojas, tendido, de dos á cuatro líneas de largo^ ramoso y pro- 
lífero en el ápice de las ramas, y nudoso de trecho á trecho por la 
aglomeración de varias flores masculinas. Hojas en proporción 
con la planta, muy pequeñas, verticales, oval-orbiculares, cón- 
cavas, ventrudas y un poco á modo de saco en la base, ancha- 
mente escotadas en la estremidad, con el seno y los lóbulos 



■VATIGAft. SIS 

wm boté» tOD Bo poeo otociTaft. la redecilla se 
OQBopQae <le eekliJlas cuadradas aobre el borde j redondeadaa 
en d resto de la hoja. Los anfigartrof too nroa en lo bajo 
de lostaHofi, pero desde el medio ee voelveD mai apareatat; 
sa forma es oval-laBceolada, r están hendidos eo dos lóbulos 
casi basta la base, con las divisiooes sobaladas, y separadas 
por uo seno agudo. Las flores mascaUnas estio reunidas en 
ooa espiga en medio 6 un poco por bajo del ipke de los tallos 
y de las ramas. Estas «spiigas se componen de cuatro ó cinco 
pares de ho¡ias aproximadas, de igual forma que fas caolioares» 
SBaque un poco mayores y mas cóncavas: en m axila se vo ooa 
atgrfdia globulosa y casi oesiL No be eDooolrado la flor feme- 
iiíoa« de modo que el género de la planta queda aun envuelto 
« la otDDfsdad^ 

Se s bs erM do esu Ht ot ücn Mésetela ooa otias, estío los Mwffit 4s 



Pmmmíkinm m rmmtUo fraprí/Q krcvi c ve$Urt ariauu^ érntúf 
/WÍ09 wúer<¡pkg(lo termiwaU^ taurum, atcmdenSf itre$^ üfk€ (ri^ 
§wo^ 9n éemii cM iúlo^ ituxdmcri /oiío psroo, imcUm. C^p$mim 

Perianto delgado, tseendeBie, dlindrieo, tríai^iilar es 
b eslremidad, abriéndose por on orificio dentellado, j 
terminando una rama particdar, corta, llena de hojas 
beleromorCu y mor pequeñas, h eud procede del cuerpo 
del tallo. Hojas del infolucro muj pequeñas é incisas* 
Cápsula oblonga, dura, y euadrivalva hasta b base. Elá* 
teros caducos, díspiros, é insertos en medio de las TaKas. 
Fl<Nres masculinas desconocidas* Yesas reunidas en capí- 
talas en b estremidad adelgaaada de un vásta^ 
gnamecido de hoías muy pequeñas y de anfigastros. 



236 FLOllA GUILSUIA. 

Estas plantas se crian en los logares húmedos, y se arrastnn sobre 
los Mosgos y las maderas podridas. Son notables, no solo por los ca- 
rácteres de fructificación enonciados, sino aan por los vastagos que 
salen del coerpo del tallo, por sos yemas reunidas en cabeznllh sobre 
uia rama adelgazada, por la redecilla de las hojas, compuesta de cel* 
dillas pequeñas y piriformes, etc. 

5. caule fnroeumhtmte vel ñicmdente mbiimpliei^ ¡ímgeüifer0¡ f^iU iw^ 
hieatis^ mhvfrticalibui, obtúngis, obtmUy pattntibui» eoncMirneulis, M^ 
gerrimii; fruetu 

8?RADico8A If. ab E.,/oc. eiL,p. 140.^ JcNGiRiiANNiA RADICOSA Lehm. y Lindf., 
Ptior. VI, p. 35. 

Tallo de tres líneas, produciendo una raíz larga, gruesa y ra- 
mosa, y emitiendo desde su base decumbente varías ñbras ra- 
diculares y blanquizcas, por medio de las cuales se adhiere á la 
tierra. Este tallo se levanta en seguida ; es sencillo ó ramoso, 
desnudo en su base ó al menos poco hojoso, pero cubierto en su 
ápice de hojas aproximadas y atojadas, que forman una especie 
de capitula. Hojas inferiores fijadas oblicuamente al tallo, y las 
superiores subverticales , oblongas, obtusas, poco cóncavas, 
estendidas ó conniventes, muy enteras, y de un verde blanquizco. 
Areolas grandes, oblongas, último carácter que se desacuerda con 
los del género. 

No habiendo visto esta Hepática, solo doy la traducción de la des- 
eripion de los Sres- Lehmann y Lindenberg. Sus autores dicen que se 
aproxima del Hapíomiirium Hookeri, y según el Sr. Poeppig se cria so - 
bre la tierra de la República. 

▼n. &oroooiiZA. — &ovhoooziSA. 

Perianíhium termínale vel simulet laterak, inferné tubulosum, 
iuperne aeuie triquetrum, ore trilobo^ dentato, eristaíOy aftera 
ángulo (superiore) sape alUus /Uso, Involucri folia el amphigaüiU 
áiscretaf inlerdvm ínter se connota^ a caulinis diversa vel confor- 
mia. Pistilla multa, Calyptra brevis. Capsula ovaiis aut oblonga^ 
ad basim usque 4'Valvis Jtrma, Elateres dispiri, mediis valvit 
innati. 



. HEFÁTIGÁ8. 287 

LoPHoeouu N. ab E., Bep. eur.y II, p. 311 — Syn. Hep.^p. 151.* Juugiiiman- 
WM Sp, Lion., y Aüett. 

Perianto terminal ó lateral, tubuloso inferiórmente, con 
tres ángulos agudos por cima, donde está mas ó menos 
dilatado en un orificio trilobulado y profundamente den- 
tado-pestañoso : el ángulo superior tiene comunmente la 
hendidura mas profunda. Hojas y anfigastros del involucro 
desunidos 6 soldados entre si, por lo común poco dife- 
rentes comparados á los mismos órganos tomados en el 
tallo^ escepto que son mayores. Los pistilos son muy abun- 
dantes. Cofia corta, membranosa^ inclusa, rompiéndose 
ya en la base, ya acia su estremidad. Cápsula aovada ú 
oblonga, abriéndose en cuatro valvas hasta la base. Elá- 
teros díspiros, fugaces» é innatos en medio de las valvas. 
Involucros masculinos diclinos, diformes, atejados, for- 
mando una capitula 6 espiga, pero también, á causa del 
crecimiento, colocada á veces en medio de una rama. Hoja 
perigonial dilatada á modo de saco en su punto de unión, 
con uno ó dos dientes encorvados acia dentro. Anleridias 
globulosas, sostenidas por un largo filamento. 

Este género presenta un tallo tendido ó rastrero y ramoso ; sus hojas 
succubas son casi horizontales, decnrrentes sobre el dorso del tallo, y 
bi ó tridentadas en la estremidad : los anfigastros, que jamás faltan, son 
bífídos ó están laciniados, y algunas veces decurrentes y reunidos en la 
orilla superior de la hoja, que se halla colocada por bajo. Las plantas 
que constituyen este género crecen sobre los Musgos ó en la tierra rasa. 
Chile posee la sétima parte de las especies conocidas hasta hoy. 

L, caule repente, irregulariter ramoso; foliis ovato-oblongit, ttrietfvseuiii^ 
ápice retíais, bidentatis, integerrimis, per paria cum amphigastriis bidentO" 
tis {snperioribus i-dentaíis) connatis; perianthio prismático^ angulis late 
alatOy ápice angulisque serrato-dentato ; foliis involucralibu* integerrimie; 
amphigastrio ealyeino ohtongthovüto^ bidentato, subeimnato. 



238 FLORA CHILENA. 

L. coimiTA (Bwartí, inh JuNomi arniá) N. «b Z., Syn, Bep., p, Itt. 

Tallo rastrero, de una á dos pulgadas de largo, ramoso, con sus 
ramas medio estendidas. Bojas de un amarillo pálido y verdoso 
en nuestros ejemplares, oval -oblongas, estendidas, bidentadas 
en la estremidad, que está como truncada, id poco cóncavas en 
la sequedad, y soldadas con los anfígastros. Estos están tambieo 
bidentados en la parte inferior del tallo, pero arriba tienea ouh 
tro dientes. Perianto terminal, prismático, con tres ángulos alar 
dos y dentados ; su orificio es dentado-pestañoso. Las hojas in- 
volúcrales no presentan ningún diente en el borde ventral, y se 
unen en una corta ostensión al anfigastro que les corresponde. 
Cápsula con cuatro valvas linear-oblongas , diverjentes, y en- 
roscadas por fuera en los bordes. La inflorescencia mascolini 
ocupa la mitad de la rama. 

ISsu planta se encuentra sobre la tierra en la ptatt austral d* Gkilai 

L. caule sübsimpíici, prúúumhente ; foUU iemivertiealikm in piém$ñ frut^ 
tiftra (hwizontalihuB in planta stm-ili), planis, watO'WbieulatU^ su^eiUiUf 
amphigastriis altero latere connatis, bifidis^ basi ciliatíhdentalis , ¡acintít 
subulatis, integerrimis; fructu terminali; perianthió trtquetro, angnlii dá 
nulla^ ápice dentatO'lacinvlato ; foliis involueralibui confarmibut^ épki 
repandis {interdum dentatit), amphigastrio calycino magno, b(fido, laciniU 
dente laterali longo extrortum praditd. 

L. HBTiftOPHTLLOiDES N. ab E., loc cít., p. 18T. 

Var. (k minor. — Foliis ómnibus sursum conniventibus. 

Tallo sencillo y tendido por tierra. Hojas horizontales en la 
planta estéril, semiverticales cuando fértil; además son llanas, 
oval-redondeadas, un poco escotadas en la estremidad, y sol- 
dadas á los anfígastros por su borde ventral Anfigastros bífídos, 
profundamente dentados y como pestañosos en la base, con las 
divisiones subuladas y muy enteras. Fruto terminando las ra- 
mas. Perianto con tres ángulos no alados, y dentado-laciniado 
en la estremidad. Hojas involúcrales s^oaejantes á las del tallo, 
pero encorvadas en el ápice (á veces aun dentadas). Anfigastro 



HEPÁTICAS. t39 

caUebial may grande, bffido, y sus divisiones teniendo por 
fuera un grueso diente muy largo. 

CSomo no poseo esta planta, y qae no existe descripción alguna de ella 
en ninguna parte, me limito á traducir en algún modo la diagnosis. La 
especie Upo es de Nueva Holanda, y solo la variedad se haUa en Chile, 
ea la provincia de Concepción. Se asemeja tanto á la siguiente, que los 
tutores dudan aun si acaso es una de sus variedades* 

5. Xojilfioeolea mqtmifmMim. 

. t. emdi r&piñte^ inoréináte ramoso, rami$ deeurvis^ sterilibu$ tqHeo «f- 
tenuatis; folfís late onalibui, umiverticaUbui, itUegrU, ápice roitrnáatiSt 
ata ohteure repandis, convexis, pallidis ; amphiga$triU altero laiere connati», 
contiguis, rhombeo'OvmU, qmdrifidii, ¡aciniis lánceolato-subulatis; perian- 
thio terminali lateraliíae, angulis ala nulla, ápice dentato-lacinulato, invo" 
lucri foUU amphigastriisque reliquis conformibus, 

L. MQvnouk Nees y Monug.» in Árm, 8c. nal,. Bol,, ser. 9, Y, p- BS, t«b. f , 
%. l«-»5iíif. Bep,, p. 188. 

Esta especie, vecina de la precedente y de la L. heterophyUa, 
tiene sus tallos tendidos, arrastrando sobre las cortezas de los 
árboles, de una pulgada y mas de largo, produciendo lateral- 
mente varias ramas mas cortas, agudas en la estremidad, y un 
poco encorvadas. Sus hojas son ovales, semiverticales, redon- 
deadas, y rara vez escotadas ó sinuosas en el ápice. Los an- 
figastros se reúnen solo en un lado con la hoja que se halla de- 
bajo; son contiguos, y están hendidos en cuatro corregüelas 
lanceolado-subuladas. Perianto terminal ó lateral, no alado, y 
dentado-laciniado en su orificio. Las hojas y el anfigastro ca - 
lícinosos no difieren de los otros. 

Bertero halló esta planta en Juan Fernandez. 

A. M/ophoeoiea Énurieaia* 

£. emUeprocumbentey ramoso (parvo); foíiis approximatis, subhorizonta' 
UKi, mmpikigastriisqne liberis^ offato-subquadralis, acute emarginato-bidetir 
tmtiSy spinuloso^iliatis, supra murieatis ; fructu terminali ; per ianthio ovalo, 
pUeatOy ore S-S-fido. 

L. MUK1GAT4 K. «b E., Syn. Bep., p. 169.— JungAemaiinia Lebm. 

Tallos de tres á seis lineas, rastreros sobre las cortezas, ra- 



240 PLORA CHILERA. 

mosos y descoloridos. Hojas bifidas, laceradas y como pestafio- 
sas en los bordes, erizadas en su cara superior por varias puntas 
tiesas, compuestas de dos ó tres celdillas juntas por la punta. 
Anfigastros bifidos, y pestañosos ó laciniados en los bordes. Pe- 
rianto obcónico, blGdo, con varias corregüelas estendidas, 
triangulares, pestañosas, y erizadas como las bojas. Flores mas- 
culinas á modo de espigas. 

Esta planta fué hallada sin perianto sobre las cortezas, en las proriii- 
cias australes. Aunque mayor que el tipo y sin fruto, no dudo que debe 
pertenecer á la especie del Cabo de Buena Esperanza, con qtíiMí Chile 
tiene varias especies comunes, como veremos despaes. 

5. EiOpHomoMea mihhama. -f 

L. eaule repmte, timplici tel ramoto; foliis eonwxU^ temiturtiemlihit^ 
imbricatis^ semiovaio-frapezoideis, margine ventraii convexo, sapiui infleMO^ 
dorsali recto longioriy decurrente, ápice emarginato^ ki-irideniatie, deníiUte 
subulatis; amphigastriis ampUs, liberit, biftdis, sinu obtuso ^ Imeiniis iterum 
bifidisf perianihio terminaíi, iriquetro^ angulis nudis^ ore dentatodlimto; 
foliis intolueralibus majoribuSf profundius ftssis; amphigastrio colgciwo 
quñdrato, emarginatO'bifido, laciniis subulatis , integris, aut raro aUero 
dente extrorsum instructis. 

L. GiBBOSA MonUg., loe. cit,, Cent. 5, no 79. 

Tallo rastrero sobre las Esfaignas, sencillo ó ramoso, de tma 
pulgadaáunay media de largo. Hojas semiverticales, contiguas, 
convexas, semio vales, allegadas á la forma de un trapecio, y de 
color ceniciento-violaceo; su borde superior ó ventral es convexo» 
y el inferior ó dorsal largamente decurrente y casi derecho ; sus 
estremidades inclinadas están profundamente divididas en dos 6 
Ires largos dientes subulados, separados por un seno obtuso, 
rara vez, agudo, AnGgastros iguales á las hojas, divididos tam- 
bién en el ápice en dos segmentos, que en los superiores son 
dos veces bifidos, lo cual los hace cuadrffídos ; el seno que se- 
para estos segmentos es ancho ó angosto, obtuso ó agudo, es 
decir, muy variable. El perianto termina el tallo ; es prismático 
y triangular, con sus ángulos desnudos, pero las tres corregüelas 
que concluyen las caras son agudas é irregularmente dentado- 
laciniadas, con los dientes ascendentes ó inclinados. Hojas in- 



HEPÁTICAS. 241 

vólocrales la mitad mas cortas que el perianto, contra el cual 
están enderezadas y pegadas, diferíendo solo de las otras por su 
dirección. Lo mismo sucede al anfigastro calicinal, que es sim- 
plemente bífído, con uno ó dos dientes por fuera de cada divi- 
sión. He observado el pistilo fecundado en el fondo del perianto, 
y su forma es obaovada. 

Esta especie ha sido cojida con el Sphagnum capdlifolium en las provin- 
cias centrales y en las meridionales. No puede compararse á las especies 
del género que tienen los anfigastros libres, sino á la L, diwrtifólia 
Gottsche, que solo conozco por su descripción. T en todo caso tai des- 
cripción no puede convenir á mi planta, la cual no solo carece de hojas 
llanas, sino que las caulinares tienen el borde ventral, en tero, etc. 

L.caule repente^ parvo, ramoso; foliis ipallidU) semiverticáUbui^ ovatis^ 
mut €X ovalo iubquadratis , junioribus inferioribusque ápice emarginato- 
hiáenlatiSt iuperioribut integerrimis undulalisque, ómnibus patenti»erectit, 
cowoexis^ margine dorsalí decurrente, recto, ventrali batí reflexo^ semiorhi- 
eulari, repando; amphigastriis tiberis^ ovatis, bifidis , laeinUs subulatis, 
marginibus dentatospinosit , ápice re/lexis, dorso rhizophoris; perianthio 
terminan, {júnior i) ovalo, ápice lacinioso, laciniis incurvis; foliis involu~ 
creAibus orbiculatis, undulato-crispulis, denticulatis. 

L. üHDüLATA Momagne, loe. clí., no 71. 

Los tallos, de cerca de una pulgada de largo y llanos, están 
tendidos, so4 rastreros, ramosos, y forman por su enredado 
una costra delgada sobre los destrozos de los Musgos y de las 
otras Jungermánnieas. Las hojas, de un amarillo pálido y como 
descoloridas, son semi verticales, ovales ó casi cuadriláteras, con 
los ángulos redondeados ; las mas tiernas y las inferiores de cada 
tallo escotadas y casi bidentadas, y las superiores mas angos- 
tamente atojadas, muy enteras, obtusas y redondeadas en el 
ápice, ondeadas en los bordes y convexas. De estos bordes, el 
ventral es semiorbicular, sinuoso, encorvado en la base, y el 
áórsal derecho y decurrente sobre el dorso del tallo. Los anfi- 
l^stros son libres, como en la precedente especie, ovales, ci- 
ñieüdo el tallo por la base, hendidos en la estremidad hasta cerca 
de la mitad en dos corregüelas subuladas, separadas por un seno 
obtuso, y dentado-espinosos en los bordes. De su dorso salen 

B«tániqa. vil 16 



til WíMík CmOAñk. 

varios haees de ndcillis, las coales fijan la planta álM vefelaks 
donde se arrastra. Los periantos, tiernos aun en nneslros ejem- 
plares, terminan el tallo ó las ramas. Las hojas involúcrales s<m 
orbiculares ó anchamente obovales , denticuladas , y ondeadas 
también en todo su alrededor. £1 anfígastro calicinal se ase- 
meja á los caulinares, pero proporcionabnente es mAcho mas 
pequeño ; asi solo llega á un tercio de la boja á que corresponde. 
He visteen lo hondo del perianto un gran número de piítUoa» 

Bsta [planta se cria en las provtQCias meridioaales. 



Pmcuíthium in rammla kretisiimo Merak^ prqfijinde irijldum 
aut kikMatutn, plerisque breve, ipsaque calyptra scepe brevius. 
Involíicri fóHa et amphigasiria discreta, panca a foHU eemUñü 
diversa iisdemque minora. Calyptra globosa aut oblonga, aut sub^ 
clávala^ subchartacea^ ápice irrtgulariter rumpens» Capsula ad 
basim quadrivalvis, Elateres dispiri. 

CaiLOterviot C«r4t.— 8yn- Bep., p. 171 — Jcrgiiii AJniiJi Sj»*, Auoit. 

Perianto profundamente dividido en tres partes y emao 
bilobulado en el ápice^ comunmente angostado, con fre- 
cuencia mas corto que la misma cofia» y lateral en la es- 
tremidad de una ramilla sumamente corta. Hojas y anfi- 
gastros del involucro no soldados, diferiendo en varías 
especies de los mismos órganos tomados sobre el tallo, y 
mas pequeños. Cofia globulosa, oblonga ó á modo de 
maza, casi papirácea, ya incluida en el perianto, ya mas 
larga que él, y abriéndose irregularmente en la estre* 
midad. Cápsulacompletamentecuadrivalva; eláteros hispi- 
ros, caducos, y adherentes enlamiladdelasvalvaa/BíRas 
perigoniales diclinas, mas rara vez monoclinas, pareci¿Ui 
á las caulinares, esceptoque su lóbulo dorsal está un poco 
ahuecado á modo de saco. Tallos tendidos ó rastreros, á 
veces fluctuando en las aguas dulces, y con sus ramas di- 



HWATIQA8. BtS 

verjentes. Hojas succubas, horizontales 6 semiverticales, 
á veces soldadas por su limbo , ya enteras y escotadas, 
ya bidentadas ó con an mayor númew de dientes. Anfí- 
gastros variables en cuantb á su tamafio y forma^ Ubres 6 
soldados á^las hojas subyacentes, frecuentemente bífidos 
en la estremidad, y con las divisiones enteras, dentadas 
ó pestañosas. Fructificación apartada de la estremidad del 
tallo, primero oculta bajo una hoja, y después ascendente 
y mas pequeña que se esperarla del tamaño de la planta. 
Cápsula y pedúnculo grandes y aparentes. 

Bsttt género, como lo muestra su diagnosis, es muy vecino del prece- 
dente; pero se distingue principalmente por la forma y la poslc^n de 
su perianto. Los demás caracteres procedentes de la vejetacioa^Mbtcn 
poco unos de otros. Entre las especies que yamos á describir, tres son 
nuevas. 

<7, €ú»Ue reptnti^ vage ramoso i foliis fiaccidi»^ horizontalibuif ovatit^ inte- 
gorrimii, ápice whretusis^ vel utrinque ul altematim cum ampkigastriis 
pmrvis, rotundütis^sexlldis connati$; perianthio obconieo^ levi, ore irilobo; 
involucri foliis duobus exiguis, 

C ÁHPHiBOLiüs N. al» E.» Syn. Hep.f p. 17S.— Lofbocoliá ampbibou4 Ifeef y 
Montag. — JCMOBRiuifiiu bbterophtlla Montagae, Fi^J. Fernán*, i» i, non 
Sehrad.— J. amphibolia Nees, Hep. Jav. 

Tallo rastrero, llano, ramoso, con las ramas estendidas ó 
ascendentes. Hojas ovales, la mayor parte redondeadas en la 
estremidad y muy enteras, á veces ancha y superfici^ente 
escotadas en la estremidad , y siempre reunidas con los anfí- 
gastros vecinos, ya por un lado, ya por los dos. Los anflgastros, 
comparados á las hojas, son pequeños, cuadriláteros, y dividi- 
dos ^i^l ápice en seis corregüelas subuladas. Hojas involúcrales 
pé^^téSás, oblongas, y unidas al anfígastro calicinal. Perianto 
á i¡k>áo de codo revuelto, liso y trilobulado. 

Bertero halló esta especie en la isla de Juan Fernandez, y también se 
encuentra en el continente chileno. 



V 



244 FLORA CHILENA. 

C. comU sukiiwipliee^procumhefUe; foíiis subhorizMtMlihus^ divirffentitm, 
otalilms^ obtusiSy integerrimis, per amphigastrium cohhmíím avato^aneiéUh 
Itfsi, hifldum, laciniU bati inciso-dentatis; fhtctu..,, 

C. iNTBGRiroLiDs Lebtn. y Lindg., Syn. Bep., p. 180.^ Jungihvaniiia ihtigu- 
roLu EoniBid.» Pug* VI, p. St. 

Especie muy aproximada á la precedente ; pero difiere por 
sus dimensiones, su rigidez, su color, etc. Tallos de una á tres 
pulgadas de largo, tendidos, sencillos» ó poco ramosos. Hojas 
atejadas, casi horizontales, diverjentes, oblongas, decurrentes 
en la base, redondeadas en la estremidad, muy enteras, y uni- 
das por su borde ventral al anfígastro. Estos son ovales, bífídos» 
con las divisiones lanceoladas, subuladas, dentadas é indsadas 
Perianto desconocido. 

Esta Hepática la recojió el Sr. Poeppig en los Andes de Antuco. 

C caule repente^ simpUei; foliis semiverticalibus, imbricMtís, ovofa-fs*- 
dratis^ bati decurrentibus^ sursum conniventibuiy ápice bilobis, lobit gitm 
angutto, obtuso^ discretis; amphigattriis liberis^ minutis, watis, margine 
ciliis quiñis instructis ; perianthio,,,, 

C. Jacquinotii Moniag., Voy. Póie Sud^ Crypt.., p. SB5, ub. 17, fig. S — Syn. 
Hep., p.lSS.— JuNGBRMANNiA MonUig., ioc. ciu. Cent. 4, no 94. 

Tallo muy sencillo, de dos pulgadas de largo, rastrero entre 
los vastagos del Leucodon Lagurus, Hojas atejadas, ovales, medio 
estendidas, cóncavas y conniventes; el borde anterior está re- 
dondeado, y el posterior 6 dorsal derecho y decurrente sobre 
el tallo; la estremidad se divide en dos lóbulos, el anterior cón- 
cavo y mayor que el otro, separado por un seno angosto y re- 
dondeado ; el lóbulo posterior hinchado y convexo. Aufígastros 
pequeños, ovales, ú oval- lanceolados, y con dos pestañas^en 
cada lado. Nuestros ejemplares carecen de fruto. "^ 

El Sr. Jacquioot trajo esta planta del estrecho de Magallanes» 

* 



HEPÁTICAS. S4S 

¿i. CMtase^pHws oftoiftO€fti#. f 

C» caule repente, vage ramoso subsimpUcique ¡ foliis subhorizontalibus^ 
patuliSy plañís, ovato-trapezoideis , ápice recta emarginato-bi-tridentatis^ 
dentibus extremis divergentibus^ ramealibus Superior i busque valde polymor- 
phii^ repandis, emarginatis, excisis^ sinu laciniisque rotundis^ etiam inte- 
gerrimis; amphigastriis vix contiguis reniformibus, ápice libero A-fidis vel 
t-fldis, laciniis lanceolatiSy acutis, integris, cum foliis subjectis projectura 
angustissima connatis; perianihio in ramulo terminali ovato, ore ampio, 
obscure trigono, dentato ; involucri foliis cum amphigastrio calycino coáli^ 
tiSy crenatiSy reflexis. 

C. AHOMODDS Montag., loc.cit., Cent. 5, no 75.— Syn. Hep., p. 707. 

Planta rastrera sobre los Musgos. Su tallo es corto (ocho á diez 
lineas), sencillo ó ramoso cerca de la estremidad, y las ramas 
llegan á veces á la misma altura. Las hojas son casi horizon- 
tales, estendidas, llanas, ovales, ó acercándose á la forma de 
¡pi trapecio, cuyos ángulos estarían embotados ; además varían 
nuicho : así, ya se hallan truncadas y escotadas en la estremi- 
dad, que tiene dos dientes, rara vez tres, ya sencillamente es- 
cotadas, con los lóbulos cortos y obtusos, ya en fin, oblicuamente 
trancadas de fuera á dentro, y de delante á atrás, aun á veces 
escisadas; en una palabra, muy polimorfas. De todos modos, 
están reunidas en los lados al anfígastro mas vecino por medio 
de una lengüeta angosta, que recorre la longitud del tallo. Los 
anfigastros son reniformes, la mitad mas pequeños que las ho- 
jas, y separados en el ápice en cuatro corregüelas casi iguales y 
subuladas. En vez de cuatro divisiones solo se hallan frecuen- 
temente dos, las cuales son otra vez bífídas. El perianto ter- 
niina una rama; es oboval, apenas triangular, y dilatado en su 
estremidad, la cual está denticulada. Las hojas involúcrales son 
la mitad mas cortas que él^ reflejas y almenadas en el ápic^. 
El pedúnculo, de dos á tres líneas de largo, tiene una cápsula 
morena, oblonga, cuyas cuatro valvas se reflejan un poco en 
los bordes. 

Esta planta se haUa en la parte meridional de Chile, donde viye pará- 
sita sobre los Musgos. Difiere por la forma de los anfigastros y su de- 
currencia bilateral del C. Endlicherianus^ el cual solo lo conozco por su 
diagnosis. 



240 r FLORA GHIUNA. 



5. C9llfa#0yplbtf# t^üMIrfMtrt*. f 

C. caule tubsimplici bifúreatoque, arete repente; foUi$ iúbapposiiis, sub' 
horizontalibus^ dense succubO'iwibrieatis, ovatis, patentibus^ planis^ margim 
ventrali dentatis, dorsali subintegris, ápice bidentato^ dentibus iimu anguff 
$ejunctiSj ciliiformibuSj conniventibus^ aut divergentibus ; amphigastriU cfm^ 
tiguis, semiorbiculatis^ toto ambitu dentato-ciiiatis, dentibus binis supremis 
longioribus sinuque discretis, hinc cum folio stitjecto prqjectura mediocri 
connatis, illinc cauli decurrentibus ; flores mascuU femineique laterídes, 

G. TÁLDiYiEifsis Hontag., loe. cit.^ Cent. 5, noi^.—Sp. Bepat., p. TOS. 

Esta especie vive y crece como la precedente sobre los Mus- 
gos y los restos de grandes vejetales. Sus tallos son rastreros, 
comunmente sencillos, rara vez ramosos, entrelazados, como 
de una pulgada de largo, y cerca de una línea de ancho, con las 
hojas estendidas. £stas son oliváceas, casi completamente opaed- 
tas y horizontales, estrechamente alejadas, llanas y ovales* M 
borde anterior ó ventral está dentellado, y se une al anfigastio 
superior ; el posterior ó dorsal está entero, y se pega á una 
grande ostensión del dorso del tallo, siguiendo una línea oblicua ; 
la estremidad tiene dos á cuatro dientes á modo de pestañas, ó 
espinosos, converjentes en el primer caso, diverjentes en el 
segundo, es decir, cuando hay mas de dos. Los anñgastros ape- 
nas se tocan, y son semiorbiculares , reniformes en la base, 
dentado-pestañosos en su alrededor, pues los dos dientes supe- 
riores esceden los otros en tamaño y estím separados por un seno 
obtuso. No he visto el perianto, pero si la flor femenina antes 
de la evolución de él y del momento de la fecundación, y se 
componia de un gran número de pistilos. Las flores masculinas 
están en espiguillas, y nacen del lado del tallo principal entre los 
anfígastros. Las hojas perigoniales, en número de cuatro á seis 
pares, son cóncavas, ventrudas en la base, y tridentadas en la 
estremidad. La anterídia es globulosa, y la sostiene un pedicelo 
que iguala su diámetro. 

Esta planta sé cria también en las provincias meridionales de Chile. 



HBPÁTIGAft* M7 

7. CMMo9iD^pHu9 Mfu télm é m anu9. f 

C. caule repente^ (ntricato, rigiduto^ nMmptici,aut ramo aUerüfmtmetti; 
foUis subverticatíbus, patenti-erectis^ oHmíó-Tütundatit, Pípmuit§; ampki- 
pasniis semietrcuUuribns , apieé bidenmii^ démfbm submlatíB^ Htm Uto 
obtuso discretis, extrorsum unidentatiSy hinc cum folio fNroMiwte stdfiocto 
connatis; perianthiis lateralibus, seriatis, oblongo-campanulatiSy ore bilO' 
bato, obscure d4nt4Uo» 

G. HuiDOBROANDS MonUgne, loe. cit., Cent. 5, no 74.— 5yfi. Bep., p. 708. 

Tallos rastreros en la tierra ó los Musgos, sobre los cuales 
forman por su entrelazamiento costras bastante gruesas; como 
son poco ramosos y casi siempre sencillos, llegan á dos pulga- 
das de largo. Las hojas son semivcrticales ó casi horizontales» 
estendidas en la humedad, enroscadas cuando secas, como en 
varios Mastigobryum, oblongas, redondeadas en el ápice, sinuo- 
sas sobre los bordes, principalmente en el dorsal, y reunidas ai 
tnfigastro vecino en una ostensión muy corta de su baie. Los 
aafígastros, apartados, cortos, circulares y tan largos como el 
tallOi están divididos en la estremidad en cuatro dientes, de los 
cuales los dos intermedios se hallan separados por un ancho 
seno, ó ya solo bidentados ; cada diente está subulado, y lleva uü 
dientecito en su lado interno, ó un poco por baja Los periantos 
son laterales, colocados uno después de otro, de forma acampa- 
nillado-oboval, con dos labios poco marcados, y apenas denta- 
dos en su orificio. Las hojas involúcrales están redondeadas, 
enteras, y refleja| en la estremidad. Las maTfas de la redecilla 
de las hojas son pentágonas ó hexágonas» y de un color mo- 
reno que tira al de hoUin. 

Esta Hepática es vecina por algunos de sus caracteres de los C, füseth 
99mu y c. üustralit* He podido eonipararlt con esteálUmo, del c«tl dffiare 
tanto por su perianto, como por sus anfigastnis aiitcbo mayere»^ y wfibr% 
todo por la redecilla de las hojas ; cuanto al otro, es mas próxima de él, en 
verdad, pero no lie podido hallar el periaito laciniado : además, iai liojas 
DO son flcjas, ni contiguas en sa base dorsal. — Se cria en la^ provindag 
centrales, y tengo el gusto de dedicarla al Sr. Huidobro, bibliotecario 
en Santiago. 



248 FLORA GUILENA. 

6UBTRIBU IV. — GEOCALICSAS. 

Fractiflcacion lateral, saliendo del cuerpo del tallo, pendiente en aparien- 
cia, ó ahondada en una rama, 6 en la estremidad del tallo, frecuente- 

« mente carnosa y formada en bolsa. Perianto nulo, ó unido al toras. 
Hojas succnbas. 

XX. OXBUrAVTO. — OTBUrAirTHZ. 

Receptaculum commune terminales obconicumy descendens. 
Calyx nuUus. Capsula quadrivalvis, pedúnculo suff^lta» Blateres 
spirales. Antherce infoliorum axillis liherce, pedicellata, 

Gtmnaiithb Tayl., Ciypt. antaret., p. 41.— Syn. Hep., p. 19t.— Jongerkutüije 
Sp,, Hook.— ScAPANiiB Sp.^ Montag. 

Receptáculo común terminal, ohcónico, hundiéndose 
en la tierra á medida que se efectúa la evolución de la 
fructificación. Cáliz nulo. Cápsula cuadrivalva, sostenida 
por un pedúnculo. Eláteros espirales, diseminados entre 
las esporas. Anterídias pediceladas y libres en el axila de 
las hojas. Tallos rastreros ó enderezados. Ramificación 
vaga ó indeterminada. Hojas succubas. 

El tipo de este género es la Jungermannia saccata Hook. {Muse, 
exol.f tab. 16). 

G, surculis ascendentibus ; ramis ápice incurvis incrassatisque ; foliis súb' 
rotundis, integriSy late amplectentibus, subsecundis^ denticulatU integerri^ 
misve^ inferioribus minoribusmagisque distantibus; fructu 

6. URTILLIAII4 Tayl., ioc, cit-- ScAPANU ÜRViLLiAN A MonUg., Votf. Pó¿e Sud, 
CrypU, p. i63.— 5^fi. Hep., p. 63 y 195. 

Esta Hepática tiene un tallo subterráneo, rastrero, cubierto 
por varias escamas foliáceas, cargado de raicillas, y del cualse 
elevan varias ramas de una pulgada de largo, adornadas solo 
desde su mitad con hojas, creciendo á medida que se acercan á 
la estremidad. Las hojas son carnosas, verticales, amplexicau* 



HEPÁTICAS. 249 

les, redondeadas, medio estendidas, enteras^ ó escotadas en el 
ápice en dos lóbulos obtusos, desiguales, enteros ó denticulados. 
Su color es de un verde amarillento. El olor que exalan se ase« 
meja al del anís debilitado. Carece de fructificación. 

El Sr. dIJryiUe la recojió en el estrecho de Magallanes. 

(Atlas botánico.— Criptogamía, lám. 6, fig. 1.) 

G. eaule parvo^ repente^ e ventre ramoso; foliis succubis, ascendentibuSf 
semiverticalibus^ ovato-oblongis^ intcgris et integerrimis, hasi saccatis, suprC" 
mis majoribus; flores masculi in ramulo disiincto, 

G. BDSTILL08II Hontag., loe. cit.^ Cent. 5, no61. — Syn. Eep.^ p. 713. 

Nuestra planta forma céspedes muy estendidos sobre la tierra 
Tasa. Sus tallos, de tres á seis líneas de largo, entrelazados en 
todos sentidos, comunmente sencillos, aunque á veces ramosos, 
se arrastran por medio de largas fibras radicelares que su cuerpo 
tiene. Las ramas salen también del cuerpo^ á veces cerca de !a 
estremidad, y forman un ángulo agudo con el tallo. Las hojas son 
semiverticales, ascendentes, oval-oblongas, obtusas y redon- 
deadas, enteras, ciñiendo el tallo casi en la mitad de su circun- 
ferencia, como conniventes, y creciendp desde la base de la 
planta á su estremidad : algunas, principalmente en lo bajo, for- 
man una especie de saco ó vaso en su base ; las inferiores de 
cada rama, y sobre todo las perigoniales, son las que presen- 
tan tal forma. Las celdillas de la redecilla son poco traspa- 
rentes, y están llenas de clorófilo ; su forma es pentágona ó 
hexágona. El fruto termina los tallos; su evolución, que voy á 
describir, es singular y característica. Primero se ve una pe- 
queña mamilla sobre el cuerpo del tallo, muy cerca de la estre- 
midad. Esta mamilla crece poco á poco hundiéndose en el suelo, 
y cuando ha llegado á su completo desarollo, toma la forma de 
una bolsa (ó mejor aun, la de un escroto de toro) y llega de una 
línea á una y media de largo, con un tercio de línea en lo bajo, 
donde existe su hinchamiento. Esta bolsa, en la cual consisten 
el perianto y el involucro reunidos y soldados, está ahuecada 
p(»r una cavidad* de cuyo fondo nace el pedúnculo del fruto. 



SI0 FLORA CaiLBllA. 

Este último es bastante grueso, y de dos i tres líneas de liirgo* 
La cápsula que él sostiene en su estremídad es primero cilindrft- 
cea» y luego se abre hasta la base en cuatro valyas lineares. 
Su redecilla es muy notable: las celdillas que la componen son 
cuadradas en los bordes de las valvas» y oblongas en toda otra 
parte ; estas últimas, también almenado-dentadas en su perífé- 
rie, tienen alguna semejanza con los bordes de un encaje. Los 
eláteros son largos, flexuosos, con las übras espirales, conti- 
guas al tubo. Las esporas son globulosas, lisas, presentando un 
limbo trasparente, y un núcleo granuloso. La cóña está soldada 
al perianto, y se rompe en la estremidad de la cavidad de la 
bolsa, donde se ven sus despojos. Las hojas perigoniales son 
casi verticales, manifiestamente ventrudas en la base, pero no 
he podido hallar anteridias en su axila. 

Esta interesante especie, que tengo el placer de dedicar al Sr. Bus- 
tiUos, profesor de qoimica en el Instituto de Santiago, se cria en las 
proYincias meridionales. Difiere solo del G, WiUoni por sus hojas enterai. 

Esplicacion de la lámina, 

Lam. «, fig. 1. — « Hecha caoiftíesla ée Yarlos ináifiduot del G* BuilUHMl át 

tamaño natural.— b Uno de estos individuos aislado y aumentado, en cufa ettr*- 
midad se Te en c el principio del hinchamiento del tallo, que debe Yolyerse ti 
perianto. '-d Otro indifidaa; también aumentado, en el eual el perianto e ha tú- 
mado todo su desarrollo.*- fNrianto aumentado como 6/1, cortado en medio tngim 
la longitud, ó yeriicalmente : en esta misma flgura se ?e: l«el pedúnculo g, lle- 
vando la cápsula h, que ha roto ya la cóOa i ; S» el último par de hojas / del taHo; 
3* «na porción de este último sin hojas en m.~n Cápsola ahieita «n Mitro 
▼alTaa lineares y derechas, lO/l.— o Elátero, í90/l.<-|9 Trea esporaa con al miiBia 
aumento. 

SüBTRIBU V. — míC0MAN0tDBA3, 

Fruto saliendo del cuerpo del tallo, sésil, ó sostenido por una corta ne 
milla. Hojas incubas. Ramas á yeces metamorfoseadas en y4stago8. 

X. IiZPZDOZXA. — XiSPIDOZXA. 

Perianthium in r amulo involucraH breti^ nunquam innopanU 
etelatere caulis infero oriente, císcendente^ terminales ehmga^ 
tum obtweque tripHcaium , ore denticulato , in paueie eiliato, 
Inwiueri f^Üa pariMi, iatimi9ut0t Uvergtfórmia^ imMeata, apHe 



HEPATIGAIt S51 

aeuU 2^4'déníieulata, raro dUaíü. ikBkfptra fh$mhranae$a9 
inclusa. Capsula adhasim usque S-valviw, Elaíeres dispiri. 

Lbpizoíu Syn. Bepat., p.900. -> Hbrktidm N. ab E., oíim, — ItmcmiAif iniE 
Sp., Aueit. 

Perianto alargado,* presentando tres pliegues obtusos 
en la estremidad, con el orificio denticulado ó pestañoso» 
j terminando una ramilla involucral, corta , ascendente, 
jamás ramificada, naciendo ella misma del cuerpo ó del 
lado inferior del tallo. Hojas del involucro pequeñas, bas- 
tante anchas, variables en su forma, atejadas, teniendo 
dos á cuatro dientes en la estremidad, y rara vez con pes- 
tañas. Cofia membranácea, delgada, quedando inclusa en 
el perianto. Cápsula completamente cuadrivalva.Eláteros 
con dos espirales. Inflorescencia masculina sobre una ra- 
milla á modo de espiga encorvada, salida del lado de las 
ramas. Hojas perigonialés bífidas 6 trífidas, plegadas, y 
comunmente muy variables. Anterídias aovadas ó globu- 
losas, sostenidas por un corto pedicelo, y colocadas una en 
cada ángulo de la base de la hoja. Anfigastros cuadrífidos, 
y á veces inciso-pestañosos. Hojas incubas, cuadridenta* 
das ó cuadripartidas, rara vez inciso-pestañosas ; las axi- 
laressiempre simplemente bífidas. Tallos ramosos, apluma- 
dos, con las ramas ya obtusas , ya alargadas en vastagos. 

Las especies de este género tienen un aspecto peculiar, el cual con- 
firma su separación del siguiente, en el cual, tiempo ha, formaban una 
sección. De las treinta y ocho especies conocidas hasta ahora, Chile po- 
see seis, pero ninguna le es propia. 

1. Mtepiéiamia fita§nenia9a. 

L, caule suberecto^ pinnato; ramis attenuatis^ ápice capiUaceis; foliis re^ 
motiusculii^ semiverticalibui, decurrentibus , rotundthquadratis , convexis^ 
ampkigMtrii$qu9 owao-qmdratUt B-Á^fidis, laeiniis latthlanceolatis, ápice 



S62 FLORA CHILENA. 

incwni$ ; foliit involueraWnu oblangis, incUo-^dentatis ; paianthtú cylin 
árico-pyriformi, ore denticulato; capsula valvis ovalihut, 

L. riL4MBNT08A Liodg., Syn. Bep., p. 906.~Moiitag., Voy.au PóleSmé^Crypt., 
p. t46.— Lindbg. y Gotlsche, Monog. Lepidoz., p. 36, lab. 6, flg. 1 — Jdngbrmah- 
NÍA L. y L., Pug. IT, p. 30. 

Tallos casi derechos^ de mas de una pulgada de largo, delga- 
dos, formando céspedes de un amarillo pálido, y con las ramas 
aplumadas, capilares y muy adelgazadas en la estremidad. Hojas 
semiverticales, alejadas, cuadriláteras, con los ángulos romos, 
convexas, 3-i!i-fidas, y teniendo sus segmentos anchamente lan- 
ceolados, y encorvados por dentro. Aníigastros también alejados, 
cuadriovales y 3-¿(-fidos ; además están enteros. Hojas involú- 
crales oblongas y dentado-incisas. Perianto piriforme, y dentado 
en su orificio. Valvas de la cápsula ovales. 

El Sr. Hombron recojió esta especie en el estrecho de Magallanes, y el 
Sr. Poeppig la encontró en las provincias australes de la República. 

2. MiepiOamia eupreBsina» 

L. eaule procumbente , subrepente, simpliciter ptnnato; ramit deeunis, 
ápice capillari-attenuatis, subheteromalUs ; folUs subverticalibus^ arete im- 
brUatis^ obligue rotundo^ovatis, convexis, basi marginis dorsalis subrotun- 
datiSf amphigastri$gue rotundo-quadratis^ ^-fidis, integerrimis ; foliis in- 
volueralibu* ovatis^ perianthiisque cylindricis, arcuatis, minuíe denticulatis, 

L. CüPRESSiNA Lindg., Syn. Bepat., p. 907 .— Lindbg. y Gotlscbe, ioc. cit., 
p. 42y lab. T, fig. 1 — JuNGERMANifiA SwarU, Prodr. 

Tallos tendidos, como de una pulgada de largo, con ramas 
aplumadas, alternas, encorvadas y adelgazadas en el ápice. Hojas 
casi verticales, alejadas, oval-redondeadas, convexas, ancha- 
mente redondeadas en la base del borde dorsal, y no truncadas. 
Anfígastros también alejados, cuadrados, con los ángulos ob- 
tusos y 3 ó 4-fidos. Hojas involúcrales ovales y denticuladas. 
Perianto cilindrico, y finamente dentado en su orificio. 

Esta especie se cria en Chile sobre las cortezas de los árboles. 



HEPÁTICAS. SU»3 

5. JLepiOaiifia irunemieHa. 

L, cauU procHmbente, pinnatim decomposito ; rami$ divergenti'deflexis, 
purisque ápice capillaribus; foliis imbricatis^ subverticalibus, obligue trape' 
zoideii, quadriftdis, basi marginis dorsalis truncata anguíatis^ integerri" 
mis unidentatisque ; amphigastriis subquadratiSy quadriftdis, basiutrinque 
subdentatis; foliis involueralibus ovatis, perianthiisque minute denticulatis, 

L. TRUIICATELL4 N. ab E., Si/n. Hepat.f p. 909. — Lindbg. y GoUscbe, ioc, cit., 
p. 4S, tab. 8, fig. 1 • — JuNGERM ANN lA. cupREssiN A B GAPENsis Lebm. y Lindg., olim. 

Tallo tendido, como de dos pulgadas de largo, flexuoso, de 
color pálido, cilindrico, desnudo en la base, cubierto por cima de 
hojas atejadas y ramoso-aplumadas. Ramas arqueadas, ascenden- 
tes, de dos á cuatro líneas de largo» atenuadas en la estremidad, 
concluyendo en una prolongación filiforme; alternan frecuente- 
mente con otras ramas muy cortas y no adelgazadas. Hojas ver- 
ticales, atejadas de un modo muy apretado por cima, apartándose 
del tallo si se mojan, semiovales, muy oblicuas, y diverjentes 
en el ápice sobre dos hileras ; tienen á lo mas media linea de 
largo, y están dilatadas en la base, es decir, en el punfó del 
tallo adonde se unen en una porción angular salediza, truncada 
ú obtusamente redondeada ; el resto de su borde es entero, pero 
su estremidad está dividida hasta el tercio ó el cuarto de la lon- 
gitud total en cuatro corregüelas, cuyas dos inferiores son mas 
cortas y están inclinadas. Anfígastros la mitad menores que las 
hojas , cuadrado-ovales, mas anchos que el tallo, estendidos, 
con un diente en los lados (los cuales son derechos) y hendidos 
en cuatro ó cinco corregüelas, como las hojas. Fruto femenino 
en una rama muy corta y ventral. Perianto de línea y media de 
largo, cilindrico, arqueado, atenuado en la estremidad, con el 
orificio hendido lateralmente y dentado. Pedúnculo de seis lineas 
de largo. Cápsula aovada y morena, filateros dispiros. Esporas 
tetráedras y morenas. 

Esta especie difiere de la precedente por el matiz mas claro de su colo- 
rido ; por los tallos apenas cilindricos, lo cual depende de la menor con- 
vexidad de las bojas; por susbojas oblicuamente vueltas del mismo lado, 
trapezoides, y con frecuencia dentadas á modo de sierra en la base ; y en 
fin, por las divisiones de los anfigastros constantemente mas cortas y 
mas ancbas. 



284 FLORA CHILENA. 

L, caule prúcttmhente, pitmatfm supra-decomposito ramtsque hast fageU 
Uferts^ ramulii apicem versus deerescentibus, subaquaíibus ; folfis adpróxt^ 
matis, subvertiealibus, quadratO'Obovatis, profknée S-B-ftáUy laeiniU subu- 
Imiis; amphigastriis lato^quadratis, basi paieníibWf ápice tfOfquadrifiéiM ; 
perianthiis cylindricis, ar$ contracto, dentato. 

L. PLOMüLosA Lehm. y Lindg., 9yn. Bepat, p. MI. —^Montag., Voy- P^e 9ud, 
Crypt,tP. S39.^Li]idbg. y Ciotlscbe, loe. ciu, p. 61, tab. is, fig. 2.— Jünormaii- 
HiA L. y L., olim. 

Tallo de una pulgada de largo, amarillento, con ramas aplur 
luadas y dispuestas á modo de abanico ; de su base salen otras 
ramas flajeliformes, echando raices en su estremidad. Hojas 
espaciadas acia lo bajo, mas unidas acia arriba, atojadas, casi 
verticales, oval-cuadniáteras, casi todas profundamente cua- 
driñdas, aunque algunas también d-5-fídas, con las divisiones 
setáceas, articuladas é inclinadas. Anfigastros distantes, an* 
chámente cuadrados , estendidos y aun encorvados , divididos 
com#las hojas, y con divisiones divaricadas. Hojas involúcra- 
les ovales, cóncavas y enteras. Perianto de dos lineas de largo, 
cilindrico^ adelgazado en la estremidad, hendido lateralmente, 
y desigualmente inciso en su orificio. Pedúnculo blanco y bas- 
tante largo. Cápsula morena, cilindrácea, con valvas lineares, 
encorvadas por fuera y en los bordes. 

Gl Sr. d'UrviUe halló esta Hepática en el estrecho de Magallanes. 

5. EiepMamia JVeesU. 

L, caule repente ^ bipinnato iupramdecompoaitonoe ¡ ramulis patentibus; fo* 
liis subverticalibus , imbricatis, obovato-quadratis , S-d-partitis , laciniU 
angustie, capiUaribus, acutis, articulatis, ápice incurvís ¡amphigastriis otato- 
rotundis, ad basim usque S-6-partitis ; involucri folUs intimis connatis pe- 
rianthiique ore laceris, 

1<. Nkesii Lindg., Syn. Hepat., p. 212. — Linébg. y Gottsche, loe, cit., p. 64, 
lab. IS, ig. 1.— L. MYANicA Montag.y/oe.c/r., p.S46.— Jungermanniacapillaris 
(t JAVANIGA N. ab E., Hepat, Jau., p. 13. 

Esta planta se arrastra sobre otras especies de la misma fa- 
milia. Sus tallos son delgados, capilares, de dos pulgadas de 



wnktiok». SM 

largo^ irregularmento aplumados y biaplumados. IM pínulas ó ra- 
mas son cortas, alternas, medio estendidas, mas obtusas, y otras 
adelgazadas y filiformes. Las hojas son verticales ; las caulina- 
res y las rameales alejadas, pero las de las ramas flajeliformes 
espaciadas ; todas son dísticas, semiverticaleSt trapezíformes, 
medio estendidas, divididas hasta el medio en cuatro á ocho 
corregüelas subuladas, encorvadas por dentro, y formadas de 
una sola hilera de celdillas alargadas. Los anfigastros están for- 
mados del mismo modo y estendidos. El perianto es muy grande , 
y está lacerado en la estremidad, lo mismo que las hojas invo- 
lúcrales internas, las cuales se hallan además soldadas entre ellas. 

Esta especie fué recojida en el puerto del Hambre, en el estrecho de 
Magallanes, arrastrándose sobre el Anthoceros endiviafoUui, 

L, cante repente^ ptnnatim composUo decompositow ; ramis dii>ergenttbus ; 
f^U mnicálihns tuhimbrietUii^ §bo9MtO'quadratis, tmphigñttrUsque 5-4- 
purtitii; laciniis lanceolato-subulatis, obtusis^ incurvis; invoht^l 0Lis 
ñpiee brevUer inciso-eUiatis f margine dentictdatis; perianthio ore inciso^ 

I^CAViLLÁi» LMg., loe, cit.^p, US.— LlBdbg. y €rOUtehe, loe. eit., p. 99, 
Uib. 11, Ig. 1.— Idngbrmaniiu Swartz» Prodr», p. 144. — J. gauíití Des?.* in We- 
ber, Prodr,, 

Tallo capilar, rastrero, una 6 varias veces aplumado, y cenias 
ramas diverjentes. Hojas verticales, estendidas, obovales, ape- 
nas atejadas, divididas hasta casi la base, como los anfigastros, 
mk tres 6 cuatro lóbulos lanceolados, subulados, obtusos y en- 
corvados. Anfigastros un poco mas pequeños que las hojas, 
pero lobulados como ellas. Hojas involúcrales inciso^ dentadas 
en la estremidad^ y denticuladas en los bordes. Perianto pesta^ 
fieado en su orificio. 

Solo he visto un individuo de esta especie, estraviado en medio de otras 
Hepáticas de las provlpcias meridionales de Chile. No hay duda que per- 
tenece á la var. P miner del Synopsis Hepatñaarum^ distinta del tipo por 
•u taUo una sola vez aplusiado y con ramas muy diverjentes, y por sus ho- 
Jta todas trífidas. Según los autores del Sifnepsis, es también la Junget" 
mannia hippurroidesEook» hijo y Tayl. {Crypt, antarct.yp. 47, tab. «fta^ig. 7). 



^ 



■■■\ 






2B6 , FLOftá GHILKNA. 

XI. KASTIOOB&XO. — MASTXOOB&TVII. 

Perianthium in ramulo involucran &rm, ex amphigaitriorum 
axilla orto ascendens^ termínale^ ehngatum, trigonum^ obtuse tri- 
lobum^ quandoque uno lattre profundius Jlssumy membranaceum. 
Folia involucralia parva^ angusta^ subsquarrosa, ápice aeute 
incisa. Cafypíra membranácea ^ incisa. Capsula ad basih usque 
4-valvis, Elateres dispiri. 

Mastigobrtum Syn. Hepat., p. 214. - Hbrfitium pro parte If. ab E., oiim,^ 

JUNGBRM ANNUt Sp. AuCtt. 

Perianto membranoso , alargado , triangular , con tres 
lóbulos^ de los cuales uno está á veces mas profundamente 
dividido que los otros, terminando una ramilla involucra! 
ascendente, corta y nacida en el axila de los anfigastros. 
Hojas del involucro pequeñas, angostas, escuarrosas» é in- 
cisas en el ápice. Cofia membranácea é inclusa. Cápsula 
aBiriéndose en cuatro valvas hasta la base. Eláteros co^ 
doble espiral. Inflorescencia masculina á modo de espiga, j 
procediendo del ángulo de los anfigastros. Hojas perigonia- 
les plegadas, almenado-dentadas en el ápice, cubriendo cada 
una dos anterídias oval-redondeadas, y sostenidas por un 
corto pedicelo. Anfigastros ampios, la mayor parte tri ó 
cuadridentados^ á veces almenados, ó aun incisos ó como 
dentados á modo de sierra ; en fin, sin traza dé división. 
Hojas incubas, alejadas, oblicuas, encorvadas por bajo, lo 
mas frecuentemente tridentadas en el ápice, bífidas ó aun 
enteras. Hojas axilaressiempre oval-laDeeoladas,ócordato- 
lanceoladas, agudas en el ápice, que es entero y encorvado. 

Este género se distingue principalmente del precedente por su tallo 
no aplumado, pero varias veces dicótomo, y por sus ramas que jamás ae 
vuelven en vastagos. Estas nacen, como los periantos, del axila de los 
anfigastros. De las cincuenta y tres especies descritas, solo una se halln 
en Chile. 



*^; 




HEPÁTICAS. !257 

M» eaulé proeumbente dichotomo^ ramis aqualibus; foHis imbricatis 
palenli divergentibus convexis ovato-oblongis suhfalcatis apicem versus 
subserratis incequaliter tridentatis^dentibns integerrimis subdeitf culatis- 
que ; amphigastriis appi oximatis rotundo quadratis adpressis etpatenti- 
reflexis incsqualiter erenulalo-^enliculatis , plerisque basi plica eum 
foLii» eonjunclis; perianthiis ovato-cglindricis ápice angustatis plieatis^ 
ore in dentes fisso ; foUis ínvolucralibits adpressis incisO'Ciliatis, 

11. NoYJE HoLLANDijs N. ab E., Syn. H$p., p. 22i.— Jdngbrmannia adnbxa L. 
el L.— Hastigobkyuu adnbxum Moiilg., Voy Póle Sttd, Crypt.^ p. 243. 

Esta he|jáiica es bastante variable en su fornna para que so 
bajan podido distinguir tres variedades de ella. Los tallos son 
tendidos , dicóiomos , largos de dos á tres pulgadas y arrojan 
de su centro un gran número de fílamenios. Las hojas son es- 
trechamente imbricadas, convexas, apartadas y aun también 
diverjentes; óvalas-olflongas, casi encorvadas en forma de hoz, 
llevan tres dientes casi enteros en el vértice y algunos otros 
mas pequeños en el borde, y cerca de este mismo vértice. Los 
anfigastros , unidos por un lado con las hojas por un repliegue 
que desciende de estas, son aproximados, cuadrados de ángulos 
redondeados), apretados contra el tallo , convexos por debajo , 
cerca de la base , retlejidos en los bordes y en el vértice , en 
fia almena^ios por todo su contorno. Los periantos son ovala- 
dos cilindiáceos, adelgazados y plegados hacia el orificio , que 
esiá hendido en muchos dientes. Las hojas involúcrales, apre- 
tadas contra el perianto, son incisadas y pestañadas. 

Esta 86 halla en las provincias de Valdivia y de Chiloe. 
SÜBTRIBU W.^PTILIDIEAS. 

Perianto tui pronto nulo ó foldado á on invólooro polifilo Iaoe« 
vado 7 fituado en el ángulo de una díootonúa , tan pronto tubuloso , 
papíráo«o y terminando un ramo. Hojas tnoubat y multifidai. 
Ifcamnff pennadof* 

XII. T&IOOCOLBA.— T&IOBOOOIiEA. 

Involucrum termínale in dichotomia e toro cum foliis involu- 
cralibus coalescente calyptrceque eiimmersce adnato ortum , tubu- 
loium, teres^ coriaceum^ hirsutumt apieepistilla abortiva ferens, 

vil. BOTAWCA. *' 



*■■ f. 






258 FLOftA CHILENA. 

or$ irr0fHlmrü9r taearo paMo, ^iHéM^ium nnlhtm. Capsula ad 
boiin usque ^valvis , rígida, Elateret dUpiri. 

TRICH0C0LB4 DoDiort., Sffll. Jung., p. 66, t. i, f. i.—Syn. Bep,, p. 186.— Jongbm 

Involucro situado en el ángulo de una dicotomía del 
tallo y formado por el torus, al rededor del cual se sueldan 
entre ellas mismas las hojas involúcrales y la cofia inmer- 
jida; este invólüórQ es cilindrico, tubuloso, correaz, como 
velludo , y lleva en su estremidad , irregularmente la- 
cerada, un cierto número de pistilos avortados. Pe- 
rianto nulo. Cápsula tiesa, hendida hasta la base en 
cuatro válvulas. Eláteros bíspiros. Anteridias axilares' 
en hojas perigoniales semejantes á las caulinares , g|lo- 
hulosas, llevadas por un filamento acortado, y situadas 
en el costado dorsal del tallo. Este es multipennado , y 
algunas veces del modo mas elegante. Las hojas son 
incubas , palmatífidas , y las lacinias ó divisiones laci>- 
' niadas. 

Estas hepáticas crecen en la tierra , en lagares húmedos y pan- 
lanosos. 

1. Trichaeoiea TawnenieMin. 

T, caule furcató M-tripinnatifn f^mo^ú ; fblUs bipartiHs láciHfís M^ 
partáis capillurimuUifidis , ventrdli minore antrorsum inclinata; amr 
phigastrii» subquadraiotransversalibus profunde quadripartitis setaceo- 
tnultifidis. 

T. ToMENTELLA Domort., Syll. Jungerm.^ p. 67, 1. 1, fig. 8.— 5yf». Hep., p.237.— 
JtNaBRflANMu ToHBirtfiLLA Ebrb.-^ Bt>ek., Brit. ffm^erm.y t. M^~ MiMitig., Fl. 

Los lallob , tle m amarillo pálido y blaníjttizco , Uetien m^ 
chas pulgadas de largo y se cubren algunas veces dé modo qiTC 
forman céspedes bastante es tendidos ; son bipennados ó Iripen- 
nados. Las hojas son estrechamente imbricadas y divididas en 
dos , según la lonjitud, por hallarse cada una de las divisiones 
segunda vez bipartida y recortada eíi lacinias capilares. Estas 
lacinias están compuestas de un solo rango de celdillas alafga* 






HEPÁTICAS. 259 

das. Los anflgaslros 8on|piMtnte semejantes á las hojas , trans^ 
versalmente cuadrados , y como ellas, divididos hoiidamenle 
en cualro lacinias multitidas. Los involucros, formados de ho- 
jas imbricadas y soldadas á la base , pero cuyas pestañas son 
libres y ocupan el axila de los ramos. El pedúnculo del fruto 
es blanco y tiene dos á tres pulgadas de largo. La cápsula es 
esférica y se abre en cuatro válvulas hasta la base. 

Esta planta ha sido hallada por Bertero (coU. n* ISO i) en la isla de Juan 
Fecnandez , creciendo sobre el Hypnum circinale Hook. 

2. Vifichocoiea ianaia. 

T> caule dissite et subsimpliciter pinnato ; foliorum lobo dorsali inciso, 
Utciniis ápice ciliato-laciniatis; amphigaslriis basi cuneatis ad médium 
«iMtif quadrifidis, Icuíiniis setaeeo-multifidis. 

T. LANATA N. ab. E. Syn, Bep,, p. 238. — Jdngermaniiia lanata Hoek., Muse, 
exot,, t. 116 (corr. Syn. Uep,) 

Tallo derecho , comprimido, una ó dos veces pennado, con 
pínulas distantes^ bastante semejantes á las de la precedente. 
Sucede lo mismo con los anfigastros. El involucro, en forma 
de porrita un poco encorvada, es menos profundamente lobeado 
-te el vértice , pero axilar también , y herizado de la misma 
inanera. La cápsula es ovalada y parda. 

^JtAs especies de este j enero natural son taQ i9(ánas unas de otras , que ai 
^ se concediese nada al porte, ó facies, no se distinguirían del T» Tomen- 

tella. Por lo demás, no he hallado mas que un solo individuo de eUas estéril , 

y perdido en una «opa de tiypnmn. ioscarion* 

XXZX. SEiniTNEaA. — SEWBTNERA. 

Fructus vel in ramulo elongato terminalis vel apicem vertus 
caulis in ramulo brevi laleralis, Involucrum polyphyllum^ ovalo- 
4M davalo Ambricaíum^ e foliis amphigastriisque liberis confia^ 
tisve constans, Perianlhium iubulosum vel ventricosum, angula" 
inm^f profunde \-fidum. Calyptra inclusa, libera aut basi cum 
perianthio connata. Capsula globulosa , ad basin J^-valvis* Flores 
masculi in ramulo proprio. 

Sbrdtnera Endl., Gen. Pl., p. 1342.— MABTiQOPHORAN.ab Es.— Schisma Damort. 

>*- JOHGERMANNIiE Sp. AuClOIUm. 

Fructificación tan pronto terminal en un ramS alar- 



;'.".-. "'* 



^ 



S60 FLORA CHILENA. 



gado , tan pronto lateral , situfll|||í;*en un corto ramulillo 
vecino de la estremidad del taficí. Involucro polifilo, 
ovoide 6 claviforme, formado por hojas y anfigastros 
mas grandes que los otros , mas incisados , imbricados 
estrechamente, libres ó soldados juntos. Perianto deli- 
cado y tubuloso en la base (rara vez ventrudo), triangu- 
lar ó sexangulaf, profundamente cuadrífido en el vér- 
tice , con divisiones estrechas , bi-trifidas ó simplemente 
dentadas, por otra parte semejantes á las lacinias del 
involucro. Cofia inclusa, libre ó soldada por la base con 
el perianto. Cápsula globulosa , que se abre en cuatro 
válvulas hasta la base, valvulillas algunas veces anchas, 
encorvadas , íncisadas ó dentadas en el vértice. Flores 
masculinas en un ramo particular cargado de hojas im- 
bricadas en tres rangos ; hojas perigoniales poco dife- 
rentes de las otras , si se esceptua su base ventruda. 

Eslas hepáticas terrestres ó corticolas tienen sas tallos derechos ó 
ascendentes do color oscuro, que se ramifícan irregularmente, y Iq| 
ramos son ahorquillados ó dicótomos, atenuados, encorvados, algu- 
nas yeces radicales. Las jiojas incubas, bi-qoinquefídas ó enteras» 
son pendientes. Los anfi((Utros bi- ó pluriOdos, llevan muchas ^^^ 
en su base un diente en forma de espuela. 

1. Senéfine§*a t*tfftr<ftiito. 

S» eaúle caspitoso erecto ápice incurvo ; foliis distiehis erectíhpaUn^ 
tibusy secundit amphigtutriisque imbricatU concavis cordat(yobl<mgi$ 
bifidii , basi margine runcinato^entatii , segmentU /tneart'/anceoíalif 
mtnaliculatiSm 

S. ROiiciiiATA Tayl. t'fi London Jowm, of BoU, 1846, p. 372.— 5yfi. Hep,^ tiippL, 
p.72i. 

Tallos duros, poco ramosos, largos de cerca de dos pulgadas. 
Ramos enderezados, pero un poco inclinados ó encorvados por 
el vértice. Hojas estrechamente imbricadas , notables por una 
banda ó estria transparente mas amarilla que lo restante del 
parenquimo, y que se ahorquillan con ellas, y las siguen de 
la base á la punta. 



HBPATIGA8. 26Í 

Esta espede, que forma céspedes compactos de un pardo aoritunado , ba 
sido hallada por Gumlog en la isla de Ghiloe ; se aproxima , según Taylor, 
que la ha visto en el hefbario de Sir W. Hooker, de la Sendinerajuniperina , 
de la cual sera fácil distinguirla por la robustez y la brevedad de sus tallos, 
y sobretodo por sus hojas como roncinadas á la base y de cada lado. 

2. Senatnera mehroieuem. 

S* foliis amphigastriUque tri-quinqtiefidi* bcui ctVt'olta, laciniii am- 
phigattriorum eanalieulatisf perianthio campanuieOo ( ad tpeciem ra- 
mMtaetO'hirsuto }. 

S. ochroleuca N. ab Es., 5yfi. Hep,, p. 240. -- JüMGiaMAiiifiÁ Spreng. — i. uia- 
•UTA Tayl. 

Esta planta está echada sobre los liqúenes que cubren las 
cortezas de los árboles. Sus tallos , cortos en nuestras mues- 
tras , ir regular men le peonados ó dicótomos , con ramos cortos, 
Aicorvados ó alarfi^ados, y atenuados en el vértice. Las hojas y 
los anfigaslros iri- ó quinlifidos, son pestañados en la base y las 
lacinias de eslos son canaliculadas , es decir, plegadas como 
goteras El perianto, que falta en nuestros ejemplares , es cam- 
panulado, terminal y parece velludo por causa de las divisiones 
ó rayaduras lineares subuladas de las hojas involúcrales. 

La he hallado sobre cortezas recojidas cerca de Valdivia y en la isla de 
Chlloe, mezcladas con Heléchos. 

XXV. VOUOTO. — PO&YOTUS. 

Perianthium nullum ? Jnvoluerum in ramulii propriis latera- 
lihus aut axillaribui polyphyllum , ex folUs involucralibui am^ 
phigagtriisque coalegeentibui conflatum. Calypira involucro ae- 
creta y pistUla 12 ad 20 in ápice gerens. Capsula oblonga ad basin 
usque i»valvi8. Elateret undique infixi^ dispiri. 

POLTOTOS GotUche , Syn. Hep.^ p. 244.— Montag., Voy, Pele 5ud. — FauLLANiJi 
ipec. Lehm. — JuNGBRiiANiiiiE spec. Laiuk.— Hook , ele- 

Perianto nulo. Involucro polifilo , situado en ramos 
propios laterales ó axilares y formado por la soldadura 
del acrecentamiento de las hojas involúcrales y de los 
verticilos de hojas y de anñgastros que circundan el 
torus en su tierna edad. Cofia soldada al involucro inte- 



262 FLORA CHILENA. 

nórmente hasta su vértice, que queda libre y cargado de 
doce á veinte pistilos estériles 6 avortados. Cápsula 
oblonga hendida en cuatro válvulas hasta la base en la 
madurez , de una testura bastante sólida y notable por 
la presencia de las fibra^ arqueadas que componen la 
capa interior. Eláteros dispiros , caducos, de fibras espe- 
sas , unidos á todo el tabique interno de las válvulas. 
Esporas bastante gruesas, redondeadas, tetráedaa y gra- 
nulosas. Inflorescencia masculina situada en el vértice 
de los ramulillos. Hojas perigoniales bastante amplias, 
de lóbulos iguales, que contienen, cada una, en la base 
una sola anteridia, la cual es brevemente pedicelleada. 
Tallos pennados; hojas incubas, imbricadas, revestidas 
de una aurícula de forma diferente, la cual está algu- 
nas veces cargada de pestañas 6 de espinas. Entre la 
aurícula y el tallo se muestra una porción de hoja muy 
variable que falta en las hojas rameales, pero que, en las 
caulinarias , es unas veces mayor y otras veces mas pe- 
queña que la aurícula , tan pronto entera tan luego 
dividida en dos pestañas. Anfigastros lo mas frecuen- 
temente cuadrífidos ; las dos divisiones interiores muchas 
veces formadas á manera de porrita. 

Conocemos de Chile solo las dos especies siguientes, ambas pe- 
culiares al estrecho de Magallanes. 

1. JPofyoftf# ftia^eflmtlett». 

P. eavle repente tripinnatirtt ramoso; fbliis imbricatis ovatorotun- 
datis ciliato-spinosis y auricalis in foUis caulinis saceato-claviformibui 
sHigeris cum insequente lamina tringulari majori interdum temieueul" 
lata inierjecta vel segmentit plañís laciniatis constaniibus; amphigai» 
triU cauh'fíinis orbicidato-ovatis emarginato-bifidi$ integerrimit eili^^ 
tisve {ramulorum bi/Uiis laciniatis rariuf claviformibus); invotuero 
prcBgraudi : foliis iuvolucralibus convoluto imbricatis capillari-ciliatii* 

P. MAGCLLANicis GoUsche, Syfi. tíep., p. 248.— Moniag., 1* c, p. 229.— JuHcst* 
fAUíiiá BACBLLA^iCA LtniiL. J fcic y i l .-^ B¿ok., Unte. mwI.. t. lis. 



Es uoa de las noas elegantes hepáticas que puedan verse , 
y aun causa mucha mas maravilla cuapdo ae observa su e^truc-» 
tura por un microscopio y también con un simple lente* Sus 
tallos rastrean por las cortezas, son flexuosos, tres veces 
pennados y largos de tres á cuatro pulgadas. Las hojas , de un 
rojo oscuro , son imbricadas, óvalas-rcdondeadas, pestañadas, 
Qppvexas, desigualmpnte büobeadas, uno de los lóbulos re- 
picado sobre el otro ; en los ramos, este lóbulo lleva uno á 
dos auriculillos en forma de porrita, y algunas pestañas entre él 
y el tallo. Los apfigastros caulinares son óvalos-orbiculares, 
enteros y pestañados ; los de los ramos se aproximan mas á la 
forma cuadrada ; son blQdos con divisiones largas y acumina- 
das, laciniadas y llevan r^ra ve? auricqlillos claviformes. E¡1 
involucro es terminal ó later$tl, d^ puatro líneas (Je largo, y por 
lo demás, conformado como ha sido djcho ^ tft^^UtPipciPn ^^^ 
jéoero. L^ cápsula tiene i^na lineado larg^|,#s^f§|fttQblongA, 
hendida en cuatro válvulas hasta la base, . t 

Esta especie ha})ita en el estrecho de Ma^allanies ^ en dtfril? ba sido reco- 
Jlda por Gommerson y D'ürvlUe. ^ 

2. M^mtyoi^9 nnljie^rlfoflts*. 

A eaule elongato repente bipinnatim ramoso; foliis imbricaHs ro- 
fundato-aeiiUi eiliato-$pinoHs ! lóbulo aurieula claviformisnccata semi- 
MtMa fpinigera inierjecta laciniC^ bi-trifida conHQ.ntet amphigasíriis 
quadripartitis ciliato-laciniatis {ramorum segmeníis binis intermediis 
ilaviformibus eaecatis); invplucro amillari folioso, foUis ciliatii. 

P. pALPBBRiFOLiDS GoUsche , Syn. Hep.^ p. 246.— Jonoermarnia palpebritolu 

Este especie se semeja á la precedente , pero es mas grande 
Wfí basjtaptefrecuer^jQJa. 8us tallos ^dquier^n, en eiiBpto, hasta 
seis pulgadas; son bipepnados, con pínulas apartadas, carga- 
das de ramos simples y también apartado^. Las hojas son im- 
bricadas , ovaladas, agudas y llevan pestañas espinosas en el 
contorno , y un lobuliHo en la base , el cual , en forma de por - 
vita , está acompañado de algunas pesla|ias. Los anfigastros 
SOQ grandes, ciiadríñdos; todas lap lacinias son |siie,eoU4sp , 
dentac^as eq las cAul|jf are§ , §1 pfsp ^i^e $n \of rarnos , Us i^s 



■i* 



26& FLORA CHILENA. 

esteriores son trifldas, y las dos intermediarias claviformes. El 
fruto m axilar, y todo lo demás como en la precedente. 

DUrfÜlÉii tr^Jo también del estrecho de Magellanes. 



^Pi 



;^ : ;, SUBTRIBU VII. — PLATIFILEAS. 

* , '. '..I 

Frueáfiéaoion ▼aria en cuanto á tn posición. Perianto eampanii- 
lado ó cilíndrico«cttinpanulado • comprimido en la cimft y bilabiado. 
6 á 3a pistilos. 

ZT. AABULA. — RÁBULA. 

Perianthiam in ramulo brevi terminale aui ex dichotomia aár- 
scendens, truncaturriy inlegerrimum ^ tum defressum, ium tere' 
tiusculum, ore dilaiato: Iwolurri folia dúo profunde biloba, Ca* 

lyplra VV^'^ÚSSSÍ*'* '^**'"*í nfra verticem rumpera. Capsula ovalis^ 
ad basinwKfiSyfymiíita. Elaleres undique affiri^ bispiri^ decidm. 
SporcB magii0 ¿f/oAoJiu RamuH ma$cuH breves in eadem siirpe. 

Radula Kir|l> Ei., tí$p. JTttr., 111, p. 143. — Jcmgermaiiiiijb spec. AqcU. 

Perianto^,|runcado , muy entero, aquí comprimido 
de delante atrás, a!lá manifiestamente cilindráceo, con 
orificio mas ó menos dilatado, terminando un ramulillo 
corto, ó situado en el ángulo de una dicotomia. Hojas 
del involucro en número de dos, profundamente bilo- 
beadas. Cofia piriforme, delgada, persistente, coronada 
por el estilo , y abriéndose por ruptura cerca del vértice. 
Cápsula ovóida, hendida en cuatro válvulas hasta la 
base , con válvulas aproximadas por abajo , y luego de- 
rechas apartadas, flojamente reticuladas, estriadas in- 
teriormente. Eláteros hispiros , atenuados en cada cabo, 
caducos , nacidos de todos los puntos de la pared inte- 
rior de la cápsula, pero principalmente de su base.' 
Ramos masculinos, cortos, obtusos, situados en el 
mismo pié que |as flores femeninas, y compuestos de 
flores dísticas ó imbricadas , en dos hileras. Hojas peri- 
goniales pequeñas , hinchadas en la base , con lobulillo 




HEPÁTICAS. ^ S65 

^0. Anterídias una á tres, globulosas » 
or cortos filamentos. 

jénero , que se distinguirá fácilmente de todas las demás 

É^# tfhnídeas , aun con la simple vista , los tallos son rastreros en 

.tezas, irregularmente ramosos, dicótomos ó pennados. Las 

mjk** incubas tienen un lóbulo central inflejido, plano y unido al 

wMmio y eo una porción de su borde interno. No hay en él anfígastro 

mtgMVá^fjglbT^ diez y nueve especies conocidas, Chile produce cuatro. 

ñ» eaule procumbente dense pinnaütií ramoso flaccido; foliis densis" 
time imbricatis orbiculatis oblusisintégerrimis basi subinflatá mmpli' 
catis , lobu o lato sur otando supra caulem producto , margine undulato 
basi acute exciso caulique subadnato; fructu in ramis laterali termi" 
nalique; perianthio elongato infandibuliformi ore compresso obsolete 
erenato, 

R. XALAPBMSis Nees et Montag. tu d'Orbig., Voy, Ámér. jnérid., ɧ, BoUv., 
p. ttj|^ t. 1 , flg. 4.— Syn. Hep., p. 255. 

Tallo echado , de dos á tres pulgadas de largo , peonado y 
bipennado. Ramos apartados, bastante aproximados, cortos en 
las dos estremidades del tallo, mas largos hacia el medio. 
Hojas imbricadas, oblongas, obtusas, enteras, revestidas en 
8u base de un lobulillo cuadrado de dos terceras partes menor 
que la hoja; ondeado en el borde, redondeado en el vértice, 
libre y un poco reflejido. Hojas involúcrales mas grandes que 
las caulinares, pero mitad mas corlas que el perianto, que 
tiene la forma de un vaso de champaña , y una linea de largo. 
£1 color de la planta es amarillo y destiñe sobre el papel en que 
se pone á secar. 

Esta especie, tal vez la mas bella de todo el jénero, crece sobre las cortezas 
en varias partes de la América , y en las provincias meridionales de Chile. 

2. Jtaifff la pnMMmn9. 

R, caule repente rigidulo, ramis adsrendentibus dichotomo-divaricatis ; 
foliis subimbricatis subrotundis obtusis integerrimis basi decurrenie lo~ 
bulalis^ lóbulo margine cauli adnato ápice obtuso subtruncato subin» 
flexo; fructu e dichotomia UUeralive; periasuhio elongato infundibuli^ 
formi , ore integro. 



sos ^ FLOBA CmiBIf A. 

R. FAUKN» N. ab Es. in Vontag., Fl. BolÍ9,^ p. 7t ; Syn. Hep,^ p. ^se.-» JpflOW 
iiANNu PALLEN8 Swarlz.— Montg.,F¿.J. I^'em., d. i38.— J. porto&icersis Spreng., 
SysL Vtget, 

Tallo rastrero , dicótomo , de ramos ascendentes , divarica- 
dos , largo de dos á tres pulgadas. Hojas flojamente imbrica- 
das, redondeadas, obtusas, enteras, un poco decurreptes eo 
el tallo y replegadas en la base en un lobulillo obtuso como 
truncado , soldado con este mismo tallo. Perianto |IÉMo eo 
el ángulo de la dicotomía ó sobre los costados del 4|^pjbf*go 
de una liuea y mas , en forma de embudo comprimido , y trun- 
cado en el vórlioe. Pedúi||MÍQi de una linea de largo que lleva 
una cápsula de válvulas lanoflim^s. 






Se illa en los lugares húmedos yWhbríos de Juan Fernandei, eñ doada 
Bertero la encontró en buen estado de fructificación. 

3. madwia eottiplattiifa. 

JL cdml» refksnte applanq,tp vqg^ 9Hl>9Ínnatim ramoso; folUi rotffnékt- 
tis^ lóbulo qtmdruplo minore adpresío angu^ ro^undato; fMrtÉMáp 
applanato, 

R. COMPLANATA DoiDort., Comment BoL, p. 112.— 5yn. Bep., p. 257.— Jusf^ 
COMPLANATA Corda. — JuNGERMAMMiA COMPLANATA Linn.— Hook., Brtt, Jungerm., 
ttl. 

Esta especie, casi cosmopolita, tiene tallos apartados, irregu- 
larmente ramosos y vacíamente pennados. Las hojas están re- 
dondeadas, enteras , replegadas en la base en un lobulillo de la 
cuarta parte , á todo mas , de su tamaño , y que, redondeado en 
el vértice , se halla aplicado sobre el tallo , sin aderir á él mas 
de lo que adiere á la base. Los periantos son laterales, compri- 
midos y ensanchados en el vértice ; los pedúnculos largos de 
una ó dos lineas, y la cápsula parda y que se abre en cuatro 
válvulas lineares. 

No tenemos esta planta en lá colección de Chile ; pero leemos en el Synopsit 
Hepaticarum^ que individuos masculinos de esta especie, y orijinarios de 
dicha comarca , existen en t\ herbario del señor Hampe. 

H, eaule procumbente rigidulo dicholomo-pinnato ; foliis approximatii 
subrotundif obtusis margifu dortali rotundatiSy ventraÜ subreetis tu- 



HEPÁTICAS» 86? 

iegerrimit bati in lobulum eomplicatis minutum quadratchovatum eX' 
tfO'-8um Iruneato-eTciium aeutiusculum ; perianthiis in ramulis ialera- 
libtu élongaiis infundibuliformibus ore subcr^tuitU» 

B. mcROLOBÁ Gottsehe, Syn. Hep», p, 259. 

No daré la descripción de esta planta , que es por decirlo asi 
intermediaria entre las dos precedentes especies. Mas aproxi- 
nnada á la primera por la forma de sus periantos, tiene la es- 
tructura y la ramificación déla segunda. Sin embargo, difiere 
de la aoa y de la otra por el lóbulo , muy pequeño algunas 
▼eces, de sus hojas, rara vez , sin embargo, óvalo lanceolado , 
lo roas frecuentemente excisado hacia fuera. El señor Gottsche 
lo dice agudo ; mis ejemplares me lo muestran mas bien obtuao 
en el vértice. 

Bertero ha hallado esta planta en Juan Fernandez. 

ZTI. MADOTBCA. -- » AHOTBBCA. 

Perianihium in ramis laterale^ subsessile^ subter foliis e caulis 
latere egrediens , divergens , ovalum , biconvexum , ore bilabiato 
integro incisove. ínvolucri folia 2 vel 4 reliquis sce)pe minora^ et 
amphigastrium unum. Pistilla 8-32. Calyptra globosa ^ tenui" 
ehartacea, ivfra veríicem rumpens Pedunculus brevis, crassiM^- 
culus. Capsula globosa, ad basin uaque quadri-plurivalvis, Elateféi 
dispiri^ spiris angustis^ undique infioci. Sporce grandiusculm , 
angulalce, Flores dioici. 

1ÍAD0THEC4 Dumort., Comment. Bot., p. iil { Syll, Jungerm., 1. 1 , f. 3.t- 5yii. 
fil0p»t p. 362.— Lejeuhiíb spec. Corda.— JcncmiMÁNif ia spec. Lídr. et AuclL 

Perianto ovoide , convexo , deprimido , que se afiire 
al vértice en dos labios enteros ; situado lateralmente en 
loB ramos , y sésil , ten parte ocultado por las hojas. Ho- 
jas del involucro en número de dos ó de cuatro , á me- 
nudo mas pequeñas que las otras , y un solo anfigastro 
situado posteriormente en la base del ramo ; pistilos nu- 
merosos (8-S2). Cofia globulosa, delgada, papirácea y 
que se abre debajo del vértice. Pedúnculo corto , espeso, 
apenas mas largo que el perianto. Cápsula globulosa , 
membranosa, pálida, retiealada, que se abre hasta 



30S PL0E4 GHaBPÍA. 

la base , en cuatro válvulas ó en mayor número de ellas ; 
v&lvulas enderezadas, inflejidas. Eláteros filiformes, 
adelgazados al uno y al otro cabo , díspiros , caducos , 
-injertados en toda la pared interior. Esporas gran- 
des, esféricas, un poco angulares. Florescencia mas- 
culina sobre ramos propios, cortos , oblongos en indi- 
viduos distintos. Hojas perigoniales menores que las 
otras, muy estrechamente imbricadas en dos hileras, 
ventrudas, de base convexa , divididas hasta el medio en 
dos lóbulos casi iguales , obtusos y cóncavos. Anterídia 
esférica , soportada por un filamento corto. Tallo varias 
veces pennado , etc. 

Este j enero se distingue entre todos los demás por la conformación 
de sus hojas y de su perianto. Es , con todo eso , muy aproximado al 
precedente , con el cual el mismo perianto y la presencia también de 
los anfígastroa impedirán siempre que lo confundan. Las plantas que 
lo componen crecen en los peñascos ó en las cortezas. De treinta y 
seis especies conocidas Chile posee cinco de ellas, tres de las cuales 
hson propias. 

1. MMmiMoiHeem JPtmppígii. 

M. eaule subpinnaiim ramoso; foliis subhorixontalibus pateniibus 
margine anlieo repando; ampMgaetriU lobulisque foliorum obUmgii 
0tmf9 basi eiliatie. 

M. PoBPPiGii N. ab Es.» Syn, Hep., p. 272. 

JIQyktlIo es echado , pardo , largo de Abs pulgadas , sin radi- 
celas inferí ormen te. Las hojas sea imbricadas, medio-ovaladas, 
obtusas, con borde dorsal redondeado, sinuoso, y, por aqiii y 
por allá , coa borde ventral reflejido. El lóbulo es lanreolado. 
Los anfigastros, mas anchos que él, son sinuosos, obtusos ó 
truncados, y revestidos de algunas pestañas en la base. £1 fruto 
es desconocido. 

Esta hepática ha sido reoojida en Chile por el señor Poeppig, y señalada 
por el señor Nees Míe Esenbeck en au Stfnopeii, de donde hemoa sacado iu 
jMscripcion. 



/.< 



HEPÁTICAS. t69 

2. Jf«Nfof ÜMfea eMMenmi9. 

M» eaule proeumbente vage pinnatimque ramoso; foUig imbrieaii$ 
tmnieordato-ovatis obtusis eum apiculo parvo b(ui sinuatis lobutisq^m 
¡aneeolatis tubcanalieitlatit intégérrimis ; amphigoutriis ovato^uadratii 
ápice emarginatO'reflexis subcarinatis : fructu tessili; periatuhio oblon^ 
go-subventricoíOy ore bilabiato^ ventrem vertus recurvo subintegerrtmo, 

M. CHiLEMsis Lebm. et Líndg., Pug.^ VI , p. 36. — Jdmgirmaiiiiia ciilsnsis 
Eororadem. 

Planta muy grande, pero muy variable en cuanto á su largura. 
Tallo flexuoso, decumbente, pennado, y aun también bipennado, 
desnudo en la base, con ramos apartados simples ó de nuevo 
pennados. Hojas imbricadas 9 medio-verticales y casi horizon- 
tales, rolladas sobre ellas mismas por la sequedad , semi-cor- 
deadas, obtusas, enteras. Lóbulo estrecho, lanceolado y un 
poco canaliculado por debajo. Anfígastros imbricados ovalados 
casi cuadrados, rcfiejidos desde la mitad de su altura, ó mas 
bien , en la parte de arriba del tallo y de los ramos. Perianto 
ventrudo, comprimido , biiabiado en el vértice , que es un poco 
atenuado. Hojas y anfigastro involucral semejantes á las cauli- 
nares. 

Muy común en Chile por todas partes. 

3. Mméloiheea 9u^9Qumrro9m. 

üf. caúle repente irregulariter subbipinnato; foliis imbriecUis haud 
ineumbenUbus lobulisque obligue ovatie obtueis intégérrimis f ampAt'- 
ffostriis parabolico'ovatis adpressis obtusis margine undique revolutis, 
9pllulis intercalaribus distinctis; fructu»,,,. 

if . SDBSQUARROSA Necs et Montag. in Syn. Hep.,^, 275.— Luedmia sdbsquarrosa 
Soniind. in Ann, Se. nat., Janoario 1836, p. 57. 

Esta especie es muy d\sim\Ade\sLsM.plat^hylhiyplattfí)hyl- 
hUdea y namoulitris por las aréolas de su enreja^^ , que están 
redondeadas, y separadas por espacios triangulares muy mani- 
fiestos, los cuales apenas se pueden ver en las especies precita- 
das ; su ramificación irregular es poco mas ó menos pennada. 
La8^lMi)as óvalas-redondeadas , imbricadas y muy enteras están 
^IkieBog aproximadas ^ae en las otras especies arriba menciona- 
das. Él lóbulo, la mitad mas pequeño, óvalo-obtuso, es plano ó 



270 PLORA CHILENA. 

cóncaYO. Los anflgastros, del tamaño délos lóbulos, están tan H' 
astrecb a tríenle aplicados conira el tallo que no se puede percibir 
su presencia mas que por la renexion de los bordes ; apartados, 
aparecen ovalados, ventrudos en el tallo mediano, redondeados 
en el vértice y decurrentes en la base. £1 fruto falta. 

Esta se halla en Juan Fernandez y en el continente. . 

4. Maaotheen eiegnniuMa. 

M* caule procumbente inordinate iubpinnatim ramoso ramis patenti^ 
erectis¡ foliis orbiculatis concavis dense imbricatis margine inferiori 
undulato cum lóbulo ovato deflexis in sicco circa caulem convolutis 
integerrimisque ; amphigastriis tingulatis basi convexa amplexicauU 
ntrinque decurrentibus cavli adpressis sibi eontiguit aut et imbricatis 
ápice iubreflexis; perianthio obovato, Ínflalo ápice angusle emarginato 
folia involucralia paulo superante. 

11. ELEGANTULÁ MoDlag., Voy. PÓU Sud , Crypt., p. 332 et 338, t. 18, f. 3. — 
M. Strangeri Lindg. el Gotlsche, Syn. Hep.t p. 280. 

Esta forma espesas copas anchamente esparcidas por las 
cortezas , los liqúenes y la tierra desnuda. Los tallos son riji- 
dos , irregularmente pennados , flexuosos , largos de cuatro á 
seis pulgadas , medio-cilindricos , resplandecientes. Los ramos 
ó pínulas son alternos, medío-aparlados, algunas veces mirando 
al mismo lado , disminuyendo como siempre de largura hacia 
lo alto de la planta. Sus hojas son amplexícaulas, orbiculares , 
cófitavas , ondeadas en su borde inferior, y siempre reflejtdas , 
ya estén secas ó mojadas. Su lóbulo es canaliculado por la in* 
flexión de los bordes, ovalado, obtuso, é iguala poco mas ó 
menos la cuarta parle de la hoja. Sus anñgastros son imbrici^ 
dos en forma de lengua, ampKxícaulos, decurrentes, flexuosos 
en sus bordes, reflejidos en el vértice y un poco mas amplios 
que los lóbulos, tíl fruto es lateral, sésil *, el perianto es corto , 
obóvalo, hffehado, cóncavo por debajo en el estado de se- 
quedad , redondeado y emarjinado á su vértice, que escede 
poco las hojas involúcrales. Estas , en número dedos, son am- 
plias, cóncavas , desiguales entre sf y divididas en dos lóbul6^ 
también desiguales, el dorsal, óvalo agudo , soldadoi^ISsri bI,', 
ventral y el anfigastro , el uno y el otro reflejidos. Naílfe ^ísto " 
mas que el ptlstilo fecundo. 



ESPÁTICAS. 3*71 

Esta hepática, hallada hasta ahora solo en la Nueva Ziáandla y en las 
islas Auckland , se halla también en las provincias australes de Chile f Ya}- 
divia, Ghlloe, etc. 

SUBTRIBU VIII. -^JUBÜLEAS. 

Fr«ct¡fioaoion llevada por nn ratno propio. Perianto regnlari o¡« 
líndríoo ó deprimido, de vientre jorobado ó de cuatro á cinco ángulos. 
Vloret dióicat ó rtionóioat. Fittilot uno, dot ó cuatro. Cápsula 
membranota abriandota an cuatro válvula» hatta al medio sola- 
mente de tu altura* 

XVa. BRldVTSRO. — BRTOVTBaZS. 

Monogyna, Prrianthium in ramulo proprio brevi termínale^ 
ftiquelrum^ dorso convexum, heve, venire tnedio carinatum, ápice 
subretusum, mucronulo tubuloso. Invotucri folia subquaterna 
amphigastriaque clon gata incequaliter bifida, Calyptra pyrifor- 
mis ^ infra verticem longitrorsum rumpens. Capsula subglobosa, 
mitra médium quadrifída^ post dehiscentiam campanulata. Ela- 
teres monospiri. Jnfiorescemia mascuia in eadem et in distincta 
plcmta. 

Brtopteris Lindg. in Syn, Hep., p. 284. — Frcllan ufi spec. N. ab Es. olim.— 
isKOmitAiimJB spec; Swaiti et AocU. 

Monojina. Perianto triquetro de dorso convexo, liso 
en el vientre , carenado en el medio , emarjina^p en el 
vértice , mucronado , soportado por un corto ramo pro- 
pio que él termina. Hojas del involucro y anfigastros di- 
ferentemente conformadas que las caulinares en cuanto 
son mucho mas alargadas y desigualmente bííidas. Cofia 
|ririforme, delgada, persistente, coronada de un largo 

vetólo y abriéndose lonjitudinalmente debajo del vértice. 
Cápsula esferoidal, hendida en cuatro válvulas hasta 

^ mas allá del medio, haciéndose campanulada desde la 
^dehiscencia , por el apartamiento de sus válvulas, fila- 
teros truncados en el vértice , monóspiros , persistentes, 
ascendentes, fijados en la parte interior de la cápsula 
desde el medio hasta el vértice. Esporas pequeñas , po- 
liedras ; infloresceneía masculina en el mismo pié ó en 



S79 PLORA CHILENA. 

pié distinto. Espfculos laterales y sésiles en los ra- 
^ HMÍlillos. Hojas perigoniales , ovaladas , hinchadas , ple- 
gadas , iguales , por lo demás , casi á dos lóbulos. Anñ- 
gastros perigoniales muy enteros , ovoides redondeados. 
Tallos pennados , ó irregularmente dicotomiados. Hojas 
incubas, oblicuamente ovaladas, revestidas en la base 
de un lobulillo inflejido, no separado, entero ó dentado. 
Anfigastros truncados en el vérlic^ denticulados. 

Este jénero ha sido separado del Frullania por tener la flor feme- 
nina moiiojina , porque las hojas oblicuamente ovaladas, llevan un 
lóbulo entero ó dentado , pero no separado de ellas , y enfin por sos 
anfigastros truncados y dentados en el vértice. 

1. Mttr^9pie»*t9 fiMéeinm. 

B. caule repente, ramis erectis pinnatim ramosis, ramulis ttricUi; 
foliis arete imbricttíii ovatii aeutii serratis subtus eo*nplie(Ui$f ¡obulo 
rotundato integerrimo ; amphigastriit foliit parum minoribus imbricatis 
iubrectangulii truneatis apiee dentatis. 

B. FiLiciif A N. ab Es., Syn. Hep., p. 284. — Jongermannia pilicina SwarU. -^ 
Hook., Muic. exot.^ 1. 142.— Frullania filicina Raddí.— Lbjeonia filiciüa Montg. 
elNees, H, Boliv, 

'^lisliibellisima hepática es muy grande y adquiere las mismas 
dimensiones que el Madotheca chilensis. De una raiz rastrera ó 
rhizome , se elevan ramos largos de cuatro á seis pulgadas , 
pennados con pínulas borizonlates simples, atenuadas en el 
vértice y que reproducen á menudo otras pínulas secundarias 
mas cortas y mas derechas. Las hojas son ovaladas, agudas, 
rolladas al rededor del tallo, en estado i-cco, y dentadas hacia el 
vértice. Los lobulillos son muy pequeños , escepto hacia lo alto 
de los tallos y eu las hojas involúcrales, en donde llegan á una 
largura bastante considerable, y están dentadas en el vértice. 
Los anfígastros son obóvalos, casi cuadrados ó trapeciformes^ 
dentados en su vértice truncado. El perianto está soportado por 
cortos ramulillos laterales, yes oblongo, triangular, escotado 
en el vértice, un poco aplastado ó comprimido y lleva en el 
medio de la escotadura una corta punta. 



Poeppig la haUó en Chile según Nees d'Eseabedu . 4 



* 



HEPÁTICAS. 298r 

XniZ. UUBUHZA. — TUEjmUKlA, 

Monogyna. Capsula ad médium usque quadrifida , valvis eorir» 
niveníibus. Fedicellus capsulw post exsiccationem tuberoso-geni-- 
culaius. Elateres in apicibm talvarum persistenter erecti^ mono^ 
spirú Perianthium ovale aui oblongum^ teres aut angulosum^ vario 
modo alatum, cristatum aut in angulis ciliatum, ore 3-4-¿odo. 
AmpMgastria integra aut bifida. 

Lejeukia Lib., emend.— JuNGERMANNiJE spec. AacU. 

Monojina. Perianto ovoide ú oblongo , cilindroide 6 
anguloso en su contorno ; pero ni deprimido ni compri- 
mido ; revestido de muchas alas formadas por la salida 
de sus ángulos, lo mas comunmente, en número de 
cinco ; tri ó cuadrilobeado en su orificio , que ocupa el 
vértice. Cápsula membranosa , pálida , que se abre hasta 
su medio en cuatro válvulas conniventes. Pedúnculo nu- 
doso después de la desicacion de la cápsula. Eláteros 
unfepiros, persistentes en el vértice de las válvulas. Sus 
tallos son rastreros, irregularmente ramosos, algunas 
veces, con ramos fasciculados. Sus hojas son notables 
por el repliegue que forman en su base , el cual , junto 
con los anfigastros, contribuye maravillosamente á su 
distinción. Estos son bífidos , rara vez enteros. 

Este jénero se distingae de las demás Jabaladeas no solamente por 
nu perianto , sino también por su vejetacion. 

1. JLeJeunim mqumnnia. 

Z, eaule repente pinnatim bipinnatim ramoso adplanato ; foliis 
óblongo-orbiculatis arete imbricatis integerrimis basi mbcomplicatis, 
maeulii retis majoribus roturidatis perforatis; amphigastriis orbieulato^ 
reniformibus in ramulis imbricatis adpressis patuloque-reflexis; perianr 
thiis lateralibus sessilibus compressis obcordatis profunde emarginatis^ 
dorso concaviSy ventre obtuse carinatis, 

p Kunzeana : duplo major^ caule adplanato ; foliis plica paulo evi^ 
dentiori complicatis; amphigastriis majoribus subreniformibus ad- 
pressis. 

VII. Botánica. . 1^ 



^*1 



%lll FLORA CHILENA. 

L. iQüAMATA Ttr. KuRfiAHÁ Nees 9b Et^ iSyik Hap., p. S39.— JonaBKXjLmiu 
IQÜÁMATÁ Willd. Ttr. 

Tallo rastrero pennado ó bipennado ramoso, algo aplastado , 
vestido de hojas oblongas-orbicutaria», angostamente imbri- 
cadas, muy enteras, casi replegadas én Ja base ;los aiiñgastros 
son orbiculares-reniformed, reunidos estrechamente en los ra- 
mos , imbricados y abierto-reflejos , con los periantos lateri^les j 
sésiles , comprimidos, obacorazonados , profundamente emar- 
j i nados , cóncavos en el dorso, y obtusamente carenados en el 
vientre. 

No tenemos esta variedad, que consignamos aqui por la autoridad de los 
autores del SynopsU hepaticarum, ios cuales no hau hecho descripciO|i 
alguna de ella. Según estos sabios , parece que ha sido recojida en Chile y en 
fl Perú, pcff el señor Poeppig. 

£. cQuU arcU rep9nt$ ramo^o^ivaricato substellato; foliü ohfong^^ 
fálcatú acutis subintegerrimis obUque adscendentibus , ^t^btu^ ad boM^ 
anguste complicatis^ plica elongata; amphigaslriis distantibus parvis 
bifidis, laciniis rectis autdivergentibus aeutis; fructibus in ramula brwi 
erecto terminalibus ; involucri foliis caulinis minoribuM $ubintegerrimi$! 
perianthio obovalo-subyloboso ^angulari , angulis inlegerrimis. 

L.Nbbsu Montag. in Ann. Se. nat.^ 2^ ser., V, p.62,t.2, f. 3.~5yf». Hep., p. 348. 

Tallos agregados de una á tres lineas de largo, flexuosos, con 
ramos apartados. Hojas contiguas, medio-verticales, oblongas, 
un poco reflejidas por debajo, hacia la base , en su borde infe- 
rior, oblicuamente ^cutpjn^das, muy enteras , algunas veces 
sinuosas. Su enrejado está formado de mallas hexágonas. Lea 
anfigastros tres ó cuatro veces mas pequeños, alternos, óvalos- 
lanceolados , hendidos hasta el medio, pero por lo demás muy 
enteros; mas de una vez y sobretodo al prijep d^ los raoios son 
tri ó puatrifidados con divisiones n)uy estrechas. El ramo fértil 
sale de la parte inferior del tallo y se endereza. Involucro for- 
mado de una ó de dos hojas semejantes á las canlinares, iguales 
al perianto , obtusas en el vértice y replegadas en la base en 
un lobulillo truncado, agudo, que abraza la base del perianto. 
Este , adelgazado por la base , se dilata en el vértice , en donde 
presenta cinco ángulos agudos y enteros. Cofia ovóida. Pedicelo 






r 



HEPÁTICAS. VJb 

corto, blanco , Dudo^^MP^^^^ pequeña, globulosa, blanca , 
hendida hasta el meaip f^n cuatro válvulas ovaladas agudas. 
Eláteros de una sola esDÍnit Esporas her¡za4as. 

He hallado, hace tieiiipi|:,4S9l||)N>iüta pequeña hepática sobre una hoja cor* 
reaz, viai a de Chile j^ Bertefo* 

3. Méejeunim fieffitffftfifif . 

¿. eaule npente vage subpinmatímve ramo$o; foliis eontiguit vel n^ 
motiusculis nUidis $ubhorizon^^u$ oblique oíatis ucuminatis api'cu/a- 
iisque integerrimis apiee deflexis b<^si decur rente complicatis^ lóbulo 
parvo inflato subunideniato sospe nullo; amphifjastriis distantibus qua- 
druplo minoribus ovatis profunde acule bifidís^ laciniis lanceolatU conni^ 
ventibus acutis; fructu 

L. ACDMiNATA Lehm. et Líndg., 5yn. iSTep, p. 354. — JuncERiiANifiA Eornmd • 
Pug., IV, p. 49.— Moiitag., Fl. J. Fern., n. 127. 

]Esta planta fomna céspedes apret^dp^ , coposos y de un vis- 
toso color verde. Su tallo es echado, largo de seis lineas auna 
pulgada , estrecho, flexuoso y ramoso. Sus hojas están aparta- 
das ó solamente aproximadas, pero nunca imbricadas, casi 
horizontales, ovalas, acuminadas, un poco oblicuas, ente- 
ras, inclinadas en el vértice , y replegadas en la base en un 
lobulillo ovalado, truncado y ventrudo , algqnas veces nulo. Sus 
anfigastros son ovalados , espaciados , cqatro veces ^las pe- 
queños que las hojas, bifidados, apajítados ó arrimados al tallo. 
El fruto es desconocido. ^ 

Esta hepática ha sido hallada en tierra y ^o^xe piQdT9$ , 4 1^^ ff^^tj^Qes de 
arroyos , en los bosques montuosos de Juan Fernandez , y en el continente 
éhileno. 

4. Eejeunin iet%ui9. 

L, eaule pusillo filiformi subpinnatQ repente parasitante; foliis dif- 
tantibus erectiusculis oblique ovato-lanceolatis subfalcatisve apiee sub^ 
inflexii vel oblongis acuminatiM integerrimis et margine subrepanéHs 
vel cellulis prominentibus muricatis^ lobo qfigustiore in foliis margkmfn 
transeúnte} amphigastriis minutis distaníibifs bipqrtitis lacimis «uMh 
latis erectis vel divergentibus scepé dimidiatis aut obsoletis; fructu in 
ramulis terminali et ad basin ramorum sessili, foliis involueralibus 
perianthium cequantibus planis bilobis apiee subulatis; perianthio cla^ 
vato ad apicem acule quinquangulari, 

L. TBNUH N. «b Ef., Syn, Hep., p. S80.— -^UlfQBRlIAlINIAeiJCfl^áTA T|Ur. Y TBNDlt 

lyuíd. olini. 



*. 



276 



FLORA CHILENA. 



Planta estremadamente tenue y aaiHkibien casi microscó- 
pica, mixta, muy amenudo , con su vecina laLqeunia cucullaía. 
Su tallo, rastrero y capilliforme, esté pennado. Sus hojas, muy 
separadas^ son ovaladas, lanceoladas, derechas, hialineadas, 
inflejidas en el vértice ó bien oblongas , acuminadas , enteras 6 
como almenadas por la salida marjinal de los alvéolos del en- 
rejado. Su lobulillo es estrecho y se pierde en el borde de la 
boja. Sus anfigastros son pequej)|^ , distantes el uno del otro , 
divididos en dos lóbulos subulítótes, derechos ó diverjentes. 
El fruto termina los ramos ó bien es sésil en su base. Las hojas 
involúcrales tienen la misma largura que el perianto ; son bilo- 
beadas subuladas. El perianto es de forma de porrita, y tiene 
cinco ángulos agudos en el vértice. 

Esta planta es bastante común mezclada con otras jungermannideas , en 
donde vive parásita. He hallado algunos individuos de ella en las hojas del 
Drymis chilensis. 

5. Mtejeunia o6frtf tteafa. 

£• cauU repente d%chotofn<Hramosoy ramis brevibusí folii» imbricatit 
semiverticalibus cordat<H>vatis convexis acuminatU defiexis basi com'' 
plicatis, lóbulo oblongo truncato margine reflexo ápice unidentato semi" 
tecio; amphigaslriis haud contiguis orbiculatie ad \¡h bifidis sinu obtu^ 
$0 laciniis acutis conniventibus ^ frucluin dicholomia vel in ramulis 
terminan ; perianthio obctmeato vel truncato ápice excito compresso 
subHts triplicato aut {soepiué^ obscure latissimeque carinato folia tnvo- 
lucri conformia majora aquante; amphigastrio involucran oblongo-' 
elliptico vix emarginatO'bifido, lacinulis conniventibus, 

L. OBTRUNCATA Moütag., Anu, Se, nat.^ 3«8ér., IV, p. 354; s^Centor., d. 78.— 
Syn. Hep., p. 764. 

Como la precedente , esta pequeña especie rastrea en las hojas 
Correaces. Sus tallos son , al principio, dicótomos y luego car- 
gados de ramos cortos, alternos y disticos , que los hacen como 
peonados. Las hojas están medio-verticales , son óvalas-acumi- 
nadas, punteagudas, inflejidas y cóncavas; muy enteras, con 
tin repliegue en la base , de donde resulta un lobulillo convexo 
truncado , amenudo, reflejido en su borde, y revestido de un 
diente agudo en su ángulo esterno. Los anfigastros están con- 
tiguos , son de mitad mas pequeños que las hojas , ovoides ó 
casi orbiculares, hendidos hasta la tercera parte ó hasta el me- 



HEPÁTICAS. 277 

dio de 8u altura , en dos lóbulos agudos , conniventes , separa- 
dos por un sinus lomas frecuentemente obtuso, pero también 
algunas veces agudo. £1 fruto está situado ó en el axila de 
un ramo , ó en la eslremidad de un ramulíllo corto lateral. Las 
hojas involúcrales, mas grandes que las caul ¡nares , tienen, 
poco mas ó menos , la misma 0||Dformacion , con la diferencia 
sin embargo , de que son mas derechas , y que su lobulillo con« 
siste en un pliegue , muy estrecho y muy alargado , del borde 
ventral, pliegue terminado también por un diente. El anfigastro 
involucral es tres ó cuatro veces mayor que los demás y casi 
iguala el perianto; su forma es elíptica, y su vértice muy poco 
hondamente sesgado en dos dientecillos conniventes. El enre-* 
jado de las hojas está compuesto de mallas orbiculares , en lo 
interior de las cuales se ven collares de granos de clorófilo , 
separados por intersticios triangulares pelúcidos. El perianto 
es obóvalo ú obcónico como truncado , obscuramente bicare- 
nadoy visto de frente; convexo por encima; se halla algunas 
veces , en lugar de dos , una sola pero amplia carena mediana. 
Se abre en tres ó cuatro lóbulos por el vértice* La cofia es ob- 
piriforme, y se rasga desigualmente un poco mas abajo del 
vértice, el cual lleva un estilo bastante corto. 

Al describir la especie precedente , he dicho ya en qué hojas esta se en- 
cuentra. Por su vejetacion, es vecina de £. inflexa Hpe., pero difiere por 
sus hojas no cordiformes , revestidas de un diente , y por sus anfigastros de 
sinus obtuso, y de lóbulos conniventes. También difiere del £. lineaia 
por sus hojas acuminadas, y por sus anfigastros, que son conformados de 
otro modo. 

Z. eaule pusillo repente subpinnatim ramoso; foUis subverticalibus 
ovatis concavis ápice acuminatis integris subtus fere ad apicem usque 
eomplicatis^ lóbulo magno inflato-ventricoso extus obtuso auriculato; 
amphigastriis obcordatis orhiculative dissitis folio dimidio minoribus 
obtuse emargincUis lobisque rotundatis integerrimis; perianthio ad basin 
ramulorum ventre uni-^orsoque bicarinatum seu quinquangulum, an^ 
gulis lateralibus apicem venus ipsoque ápice denticulatis; foliis invo' 
lucralibus longioribus lobo dorsali obtusiore, amphigatírio obovato 
emarginato. Germen juniui observatum. ;^ 

X. OXTOTA Montag. Mes, 



278 PLORA GHILfiNÁ. 

Los tallos son capilares como los de Z. tenuis^ y del mistúo 
largo ; son ramosos , disticos ó pennados, con pínulas allernas ú 
opuestas, de una media linea á una linea de largo. Las hojas, 
casi verticales, abraían él tallo; son ovalas acuminadas cerca 
del vértice solamente, y replegadas hasta alli en un lobulillo 
ventral, casi tan largo como ¿(dorsal^ y cuyo vértice éslerior 
se ensancha en una cavidad redondeada muy grande. Lód anfl- 
gastros están distantes uno de otro , redondeados , ó en forma Aé 
corazón volcado, menores de mitad que las hojas, emárjínadlis éñ 
el vértice por un sinus poco hondo. La rruclincacion es axilar 6 
lateral. El perianto es oblongo ó en huevó tdlbadb dé cinco 
ángulos, ó si se prefiere, revestido de una ancha éarena inferitíN 
mente, y de otras dos en la espalda, dentadas éh el vértice, J 
cerca del vértice en los dos ángulos ó pliegues laterales. Lad 
hojas involúcrales , conformadas como las caulinares , difieren 
de estas solamente por una máyo^ dimensión , y porque sü 
lóbulo dorsal es redondeado y no agudo. El abfigástro involü>^ 
eral es también muy grande, obóvalo y ápeúas emarjinado; 
iguala casi la lonjilud del perianto. 

Esta sumamente pequeña Jungermanidea rastrea en los Anthoceros da 
Chile. No veo á cual de las 220 especies conocidas podria comparai*Ia para 
sacar de esta comparación las di^ferencias ó las analogías, porque en efecto 
me parece enteramente distinta de todas. 

zzz. pamLXkAiflrzjk. ^ FR^iiAAiorzA. 

Perianthium in ramulo proprio termínale porrectum'^ terÉÉ 
vel 3-i- gonum, ápice mucronulo tubuloso clausum, Iceve vel rariui 
et laciniis obsitum, Ctíljifptra pyriformU^ bú»t pululo abortivo sti- 
pata. Capsula subglobosa semiquadrifída, Elateres monospiri^ 
magni, utroque fine truhcátij pbrsisteniéÉ^ eredi^ valvularúm api" 
ees penicillatini ornantes. Sporá magnce , JSÚbpolyedrcB verrucü^ 
losce. Pistilla in flore bina aut quaterna. 

Frullátiia Raddi.— Jdbula Damort.— > Leíbdni£ spee. Spreng.— Juhobrhímiiíi 
spec. AucU. 

Perianto alargado , cilindrico , 6 mas iVecuentemente 
tri-ó letrágono, convexo en el dorso 4 qué, muchas 
veces , tiene un surco ^ rara vez mas d% uno ; Iteva en 



HEPÁTICAS. 279 

medio del vientre una carena relevada uno, dos, rara 
vez de mayor número de pliegues; cerrado por el vértice, 
que es mucronado y un poco encorvado , liso 6 tubercu- 
loso , entero ó iticiáado ; franjeado hasta en los bordes ; 
enfin soportado en la estremidad de un ramo particu- 
lar. Cofia piriforíne , libre , delgada , persistente , qüc se 
abre debajo del vértice , acompañada en su base de un 
pistilo avortado. Cápsula casi globulosa , delgada , hen- 
dida desde el medio hasta el vértice en cuatro válvulas, 
y que se hace campanulada después de la dehiscencia. 
Eláteros uníspiros , grandes , truncados en cada cabo , 
persistentes , derechos y fijados éh J a^^HjüJ a de las 
válvulas, á la estremidad de las ^^ wf f<A nSSp^ una es- 
pecie de pincel. Esporas grandes, cmpoJiedEÍ|;, verru- 
culosas. De dos á cuatro pistilos en«^ ^^^^JM^ femeni- 
nas. Hojas involúcrales en número de tmmáe cuatro, 
un pdco diferentes de las otras ; lobéadas pero sin cavi- 
dad , soldadas , rñuchas Veces , por sii parte ventral , con 
el anfigastro involucral , ya por un lado solo , ya por 
los dos. Inflorescencia masculina en un pié distinto, rara 
vez en el mismo individuo. Ramos masculihos de forma 
de espiga ó globulosos, ó en forma de chatón. Hojas 
perigoniales j ventrudas^ bilobeadas; Anflgastros pe- 
(Jdfeños 6 nulos. AntéHdia globulosa , soportada por un 
filamento articulado. Tallos elegantemente pennados , y 
rastreros. Hojas íhcübáts: Ahflgásttbs Ojalados , rara vez 
enteros. 

Las especies de este jénero son ó díjinas ó tríjinas y se distiogueo 
sobretodo de todas las jungermannideas por sus hojas incubas, cuya 
base lleva un auriculilio enderezado en la ]¡|^ll}itud del tallo, sid 
aderir á este , y cuya forma de casco ó de porrita , rara vez de hierro 
de lanza, es característica* Los anGgaslros son ovalados» y lo mas 
frecuentemente bifidos. Estas plantas habitan en las eorteiliéyéif 



í 



280 FLOKA CHILENA. 

los peñascos , en donde rastrean por medio de radicelas que nacen 
de la concavidad de |os anfigastros. Por la mayor parte , son penna- 
das , y olice especies de ellas crecen en Chile. 

1. JPrtffffiftto JEehianU. 

F, dig^nat €aule repente pinnatim ramoso; foliis imbrieatíM orbi- 
eulatis integerrimis , aurícula magna galeata oblique truncata subde^ 
nudata, appendiculo basi angustato integerrimo; amphigastriU cordato^ 
rotundis integerrimis vel subrepandis sinu obtuso breviter emarginato^ 
bidentaiis; fructu in ramis ramulisque terminali; foliis involucralibu^ 
bifidis laciniis acutis subserratis; perianthio oblongo vix emergente 
pluricarinato. 

F. Ecuomi Goltscbe, 5yn. J7ep., p. 413.— Jungbrmániiiá Ecklonii et Arbcjk 
Spreng. 

Sus tallo s cryjad os adquieren cerca de una pulgada de largo, 
y son irrQjpPnHÉ|fcj)ennados con ramos gruesos , cortos y 
divaricad<£ 'órainÉn&pente muy apartados. Sus hojas» de un 
verde quaJpTft at-anni^o mezclado de pardo , son imbricadas , 
orbiculares jllWf enteras ; el auriculillo de la base es grande , 
de forma de t|pR> oblicuamente truncado y apedunculado. Los 
anfigastros están contiguos en forma de corazón en la base , 
redondeados y emarjinados en el vértice , muy enteros , por lo 
demás, ó apenas sinuados en los bordes. El fruto termina el 
tallo y los ramos. El perianto es oblongo y lleva muchos plie- 
gues ó carenas en su faz ventral ^ escede apenas de las hojas 
involúcrales bífidas con segmentos agudos y dentados como una 
sierra. 

Esta especie descubierta en el cabo de Buena Esperanza ha sido encontrada 
igualmente cerca de Concepción por el señor Bongard; la describimos según 
ejemplares dados por los señores Esenbeck y Lehmann. 

F. caule procumbente laxe pinnatim ramoso; foliis approximatit 
semiverticalibus ovato-^ordatis orbiculatisque integerrimis, auriculis 
inferioribus lunulato-acutis recurvis^ galeatis, supremis ramulorum 
lanceolato-subulatis subdenudatis ; amphigastriis ovato-cordatis acule 
bifidis integerrimis e^títpandís; involueri foliis ovatis, lóbulo ampki- 
gastriique laciniis lanmtlatis canaliculatis integerrimis. 

F. CYPARioiDBs, Syn. Eep.^ p. 419.— Jungermannu ctparioides Schwegr., 
Prodr. Bep», p. 14 e( in Linnmaf 



HEPÁTICAS. 281 

Tallos flexuosos , filiformes, peonados, con pínulas cortas. 
Hojas de un verde claro , contiguas , divaricadas, ovaladas or- 
biculares, muy obtusas y muy enteras. AuriculiUoS' de dos 
suertes, semilunares ó claviformes, á lo largo del tallo principal ; 
lanceolados -subulados^ caniculados por la inflexión de los 
bordes , en el vértice del tallo ó en los ramos. Los ftnflgastros, 
tres vecefypas anchos que el tallo , son de forma de corazón 
en la base, ovalados , hendidos hasta el medio , con divisiones 
agudas , por lo demás muy enteros , aunque un poco sinuosos 
en los bordes. El fruto es desconocido. 

No he visto esta planta y la indic0j^||ai los autores citados , los cuales 
hablan de ella por haber sido hallad%mél estrecho de Magallanes. Saliste 
en el diario de botánica , intitulado La Linnaa, una figura de un Juñger- 
mannia cyparissoides Schwoegr., que la alteración del nombre, en primer 
lugar, y luego los anfigastros oblongos , apenas hendidos en el vértice y con 
divisiones obtusas, y aun también redondeadas, me Impiden que la cite 
aquí, por temor de confundir dos especies distintas. 

^^ 3. JFrMiMmnim faieiiobu. 

F. digyna; caule repente ramoso, ramis irregulariter pinnatis; foliis 
imbricatis ovatis vel ovali-roíundis integerrimis ápice paulum incurvatist 
auriculis magnis galeiformibiis ^ sed (a ventre visis) sinu medio quo- 
dammodo faleato-'truncatis ; amphigastriis ovali-rotundis sinu parvo 
bilobisi perianthio ventre unicarinato; foliis involucralibus bilobis^ 
lóbulo ventrali canaliculato plurilaciniato, amphigastrio involucran 
magno bifido utroque margine unidentato. 

F. FALCiLOBÁ Tayl., London Joum, of Bot*^ 1844, p. 581. — Lebm., Pug, VIII , 
p. 30. — 5yn. Hep.f p. 423. 

Tallos largos de una á dos pulgadas , rastreros , ramosos , 
irregularmente pennados. Hojas oscuras , imbricadas, ovalas- 
redondeadas , enteras , revestidas de un auriculillo de forma de 
casco truncado esteriormente , y que representa bastante bien 
una hocecilla. Anfigastros imbricados ftimbien , de dos tercios 
menores que las hojas, ovalados, bilobeados, jorobados hacia 
la base , punto de donde salen las haces de las radicelas. Pe- 
rianto de una linea de largo, convexo por encima, carenado 
por debajo con carena ancha y obtusa. Hojas involúcrales de 
dos lóbulos 5 el dorsal ovalado , el ventral agudo , canaliculado y 
armado de muchos dientes. Anflga8tro4nvolucral muy gri^nde ^ 



283 FLORA CHILENA. 

ovalado , hendido en la cuarta parte de su altura en dos lóbulos 
agudos, cada uno de los cuales lleva un diente al esterior. 

La Fr, fáldloha crece en las copas del Jungermannia Cayana^ de las 
cuales he estraido un corto número de individuos. 

F. caule repente flaccido alternatim pinnato; foliié Hlfii%aDÍmatÍÍ 
orbiculato-eordatis ápice inflexis margine eubrepandis 6atí cmáplieata 
in aurícuJam transeuntibue maximam eucullato galeatam ; amphigoi» 
triit ovali-cordatis emarginato^j^dis, laciniis obtuiis; foliis involucra^ 
libus subcequaliter bilobis, lóbulo ovato-elongato integerrimo ; perianthio 
oblongo ^ dorso cafialieulato , car90^péntrali bic&áttUa, 

F. UCROTOs Lindg. in iSyñ. Bep.^ j¡km. 

Tallo rastrero , blando, alternativamente pennado , vestido de 
hojas muy aproximadas , orbiculares acorazonadas , ioflejas ea 
la punta, casi encorvadas éh lá ríjárjén , replegadas eri lá básie, 
presentando una gran aureja á modo de casco ; los anfigastroá 
son ovales-acorazonados , emarjinado-bifidos con las lillPiias 
obtusas; las hojas involúcrales casi igualmente biíobadas^el 
lóbulo ovalado alargado , muy entero; perianto oblongo con el 
dorso canaliculado y la cá^feI1ft vferitfttl provista de dos costas. 

Por no conocer esta especie nos hemos valido de la descripción dada en 
el Synopsis fíepaticarum. Según Bongard se cria en las ramas de las pro- 
vincias centrales. 

9 

5. Mf*ruitania Quiiioten9Í9, 

F. digyna; caule pinnatim decomposito diffuso; foliie imbrieaUt 
patulis cordatO'Orbiculatis inteyerrimis basi ventrali inflexa auriculi- 
gera; aurícula revoluto-cucullata galeiformi compressa contigua, acth' 
mine brevi submlato; ámphigasthiis obovato-subrotundis patulis marginé 
subreflexis dorso radiculosis basi attenuatis bifidis sinu laciniisqué 
acutis; foliis involucralibf/^ ovatis integerrimis auricula elongato-trian^ 
gulari canaliculata intemie busin versus unidentata; amphigastrio 
involucran magno bifido, laciniis subulatis inferné basi¡ue dentatis; 
perianthio obovato doréb convexo ventre alte carinato , marginibus dd- 
flexis parce tuberculato^entatis, 

F. QUiLLOTENsis Necs el Móntag., in Ann, Se. nat., janv. 1836, p. 64, n. 1 — snb 
jüBDLA. — Syn. Hep., p. 427. 

Esta especie forma placas bastante estendidas en las cor- 
teas f seiOíiejantes á las de su coti|«nérica la F. ericoides y í lé 



^ 



HEPÁTICAS. 28S 

cual 86 parece mucho. Sus tallos tienen de media á dos pulgadas 
de largo , son rastreros , ramosos , uni ó muUi>pennados ; su 
circonscripcion jeneral es lanceolada. Sus hojas son imbrica- 
das, orbiculares, algo acorazonadas por la baso y ttiuy enteras. 
Los aurículillos son acíipuchínados en sus hojas de abajo y del 
medio , abiertos , lanceolados y canaliculados en las de la parte 
superior de lá planta y de los ramalillos. Los anfigastrbs son 
obóvalos , redondeados , reflejidos por el vértice , en el cual 
se ve una sesgadnra aguda , cuyas dos divisiones lo son tam- 
bién ; un hacecillo de radicelas nace del medio de su faz in- 
ferior. Las hojas involúcrales son ovaladas, enteras, revestidas 
de un auriculillo canaliculado, alargado, el cual tiene un diente 
por fuera, cerca de la base. El anfigastró borrespohd lente es 
grande, bifido , y sus divisiones subuladas llevan también algu- 
nos dientes en la base. El perianto es obóvalo convelo por en- 
citha , carenado por debajo y tuberl3ulo$o en los bordes. No 
hemos visto la cápsula sirio en tierna édád y ailil óoritenidá eü §h 
cofia. 

Esta la haUó Bertero en los bosques sombríos de las cercanías de QuUlota , 
éa las cortezas de los árboles. 

6. JFwutiania Írinev9Í9. 

F* dipyná; eaule procumb^ríte inordinate pinnatim ramoto; foliU 
imbricatis obligue rotundis cordatUve squarrbsulis ^ auricula galeota 
hemüphíBrica eompretsiuseula basi truneata; amphigastrtis ovalis 
obovatisve ad médium acute bifidii marginé integerrimis obsoletevé 
repando^ngulaiis ; involucri foliis patentibui eum amphigastrio c<M' 
natis; perianthio obovato oblongo margine compresso IcBvi, carina wn- 
trali bi-tricostata» ;. 

Var. Berteroana : perianthio breviore subrotundo , ventre dorsoque 
biearinato; foliit involucralibus obtuiis, 

F. TBiNERVis Lehm. et Lindg., in JLttinsa, IX, p. 436, var. Berteroana, Syn» 
Éep., p. 428. — F. GLOMERATÁ Nees et Montag., Ánn, Se. nal., 2« ser., IX, p. i46 » 
ñon L. et L. 

iiOS tallos , largos de una pulgada y mas, irrcgularmente 
pennados , rastrean en las cortezas de los árboles, en donde se 
muestran con rosetas ó placa de color oscuro. Las hojas son 
orbiculares, imbricadas, escamosas, convexas , revestidas de 
tib áüHculillo de forma dé bapúchó , ^réStññkéñó por, arriba , 



28Ü FLOBA CHILENA. 

truncado poc abajo , poco apartados del tallo ^ pero, por tanto » 
jamas cubiertas por los anfigastros. Estos son pequeños , iaibri-< 
cados también, óvalos-orbiculares, bifidos, con lacinias agudas 
ú obtusas , ordinariamente sinuosas ó levemente dentadas en 
los bordes, los cuales son reflejidos. El perianto es liso, óbovaló 
ú oblongo , emarjinado y mucronado en el vértice, bicarenado 
por encima y por debajo. Las hojas involúcrales, loas cortas de 
mitad que el perianto, están divididas en dos lóbulos , de los 
cuales el ventral es muy grande , ovalado obtuso , algunas veces 
agudo y reflejido en el borde, en donde se nota un diente; 
están también connatas con el anñgastro que les corresponde. 
La cápsula es globulosa , de corto pedúnculo , y se abre en 
cuatro válvulas casi hasta la base. Los eláteros son de una sola 
espira. 

Esta espede hallada , por Bertero en los árboles cerca de Quillota, y enviada 
con el n* 1066 , me parece específicamente distinta del tipo de los setíores 
Lehmann y Undenberg , y propia á tomar el nombre de Berteroana* 

7. M*ruiiania tetraptem, 

F. eauU pinnato, ramis incBqtialibus alternis; foliis eordatfh'ovatii 
, obtusis subtu* auriculatis , caulinorum aurícula hemiiphtBrica obliqua 
'' • extus truncata^ superiorum sensim acuminato-subulata margine reflexo; 
amphigatlriis orbiculato-subovaiis obtuse carinatii concavú bifidii 
Ictciniis sinuque acutis e dorso radiculosis; fructu terminali^ involueri 
foliis intimis longe bifidis, seg mentís acuminatis cum amphigastrio 
eonnaiis dentatisque; perianihium breve dorso IcBvissimum ventre bica^ 
rinatum {tetragonum mucronulatum) vix superantibus, 

F. TBTRAPTERÁ Nees et Montag., 1. c, p. 47, et FL Boliv,, p. 70 ; 5yfi. Hsp»^ 
p. 429. 

Mas pequeña en todas sus partes q«e la precedente, esta es- 
pecie es también de color oscuro tirando á negro, y rastrera 
también en las cortezas. Su tallo, pennado, adquiere, átodó 
mas, seis lineas de largo. Sus hojas, no imbricadas, alternas, 
ovalas, acorazonadas en la base, obtusas en el vértice, con* 
vexas y reflejidas , llevan en su base ventral un auriculillo que 
es hemisférico y cóncavo en la lonjitud del tallo , lanceolada ^ 
y caniculado solamente á lo largo de los ramos ó superior» ,; 
mente. Los anfigastros son orbiculares , un poco ovalados , an- 
chamente carenados en el medio, planos en los bordes , bifidos 



HEPÁTICAS. 285 

6n el vértice, con divisiones y sinus agudos. El perianto, cuyas 
hojas involúcrales, hondamente bifidas , están soldadas con el 
anfigastro correspondiente , es de cuatro ángulos obtusos , y 
mucronado en el vértice. Dos de estos ángulos situados en el 
mismo plano , son laterales ^ los otros dos son ventrales, y mas 
próxinqios uno á otro. No he visto su fruto sino es en edad 
tierna. 

Esta especie la trajo de Valparaíso el señor d'Orbigny. 

8. JFruiiania iobuiaia. 

F» eaule repente dichotonunramoso divaricato ; foliis paientibus sub- 
itnbricatis ovato-laneeolaüs ápice inflexis folium subcsquantibus integer- 
rimú, auriculis elavaíis regulariter adproximatis obliq-ue a eaule distan^ 
tibuSy plica parva interjecta; amphigastriis distantibus bifidis planis 
margine subangulato-terratis ; fruciu terminali; foliis involucrcUibus 
amphigastriisque magnis integerrimis ; perianthio conico-triangulari 
Ubví dono sulcato ventre unicarinato» 

F. LOBDLATÁ Hook.y Mutc, exoUy 1. 119, sab Jongermannia.— Syn. Hep., p. 445. 

' Los tallos de esta especie son rastreros , flexuosos , irregu- 
larmente pennados ; anchos apenas de una pulgada en su cir- 
cunscripción general y consiguientemente con pínulas muy 
cortas. Las hojas son deun pardo oscuro, flojamenteimbricadas , 
ovalas -redondeadas, cóncavas y enteras. El auriculillo es 
grande, pero la mitad mas pequeño que el lóbulo dorsal. Los 
anfigastros son pequeños, planos, biñdos, con divisiones y sinus 
agudos, las hojas y el anñgastro del involucro son muy grandes 
y bifidos también. El perianto terminal es liso , óvalo-oblongo , 
de dorso convexo y vientre carenado. La cápsula es aun desco- 
nocida. 

He hallado un solo firustulillo de esta planta rastreando sobre la JVeekera 
p$nnata. /. v 

jp*. eaule repettíé bipinnatim ramoio; foliis laxe imbricatis orbieulatú^ 

&Íktit mucronulatís qfiiusisve integerrimis vel minutissime denticulatis ^ 

^IfkficMtis obovatis ^bliquis vel horizontalibus denudatis a eaule dis- 

ÉIJkMbm introrsum denticulo appresso auctis; amphigastriis minutis 

^^de adpressis y caulinis distantibus ovatis bidentulis repandis, r améis 

eéritiguis ovato-oblongii acute bifidis ^ laciniis acutis; foliis amphigas^ 



886 FLORA CHILENA. 

trioque involueralibiu integerrimisí periarUhio obovato dorso imprñuo 
ventre obtuse earinato. 

F. MAGBLLARicA Web. elNeofl ab Es., 5yfi. Bep,^ p. 446.^ JuifGBRMAiimA macbl- 
LARicA Web., Prodr,, p. 22.— Spreng. tn Ann, der Weíer. GaeL, 1, p. 25, C 4, 
f. 10. 

Esta hepática falta en la colección. Hé aqui lo que añaden 
al diagnosis que precede ios autores del Synopsis hepaticarum. 

Los auriculillos , mitad menores que las hojas , llevan por 
dentro un dentecillo agudo. El borde de las hojas es entero ó 
sinuoso , mirado por el lente ; pero por el microscopio , aparece 
delicadamente denticulado. Las flores masculinas y femeninas se 
bailan en el mismo individuo. Las hojas involúcrales están 
rara vez revestidas en su lobuliilo de el diente que no falta 
jamas en los auriculillos de las hojas caulinares. 

Esta especie la halló Forster en las cortezas de los Berberís ilidfolia j 
Drymis íf^interi , en el estrecho de Magallanes. 

10. JFrssUassin Beywiehiasfs». 

F» digyna; eaule proeumbente pinnatim supradecomposUo; folUs 
s^bimbricatis setniverdcalibus divergentibus oblique cordato-ovaíis 
(icutis apiculatisque convexis margine ventrali reflexis, auriculis lan-' 
ceolatis canaliculatis aculis et (tn ramulis proRcipue) cylindrico-clavatis 
angustis cauli adpressis et subparallelis tectis; amphigastriis ovalibus, 
eaulinis margine toto anguste reflexis bati sinuato-decurrentibus {ramu^ 
lorum planiusculis) bifidis laciniis acutis erectis; foliis amphigattriQqus 
involucralibus ápice longe subulatis basi margine fubincitis ; periatUhio 
subcequante ov ato ^ dorso ad apicem impretso vel bisulcato^ yenfr#tmi- 
eaririato, ,;',' 

F. Betrichiana L. et Lg., Syn. Hep.^ p. 460. — Jdngermannia B£TAianiJÍá 
Eorumd., Pug. V, p. 25. í*- 

Tallos largos de dos á seis pulgadas, delgados^ Úé .Í{k' 
moreno negro , echados , con ramos multipennadoa* H<^ 
apenas imbricadas , medio-verticales, oblicuamente ovaládiÉt^ 
agudas y aun también apiculadaa, como plegadas en ellas mis?* 
mas 5 muy enteras y envolviendo el tallo , en estado de. se- 
quedad. El auricülillo es lanceolado , canaliculado, en las bqsaa 
caulinares , y , cosa contraria ¿lo que sucede con mas freci 
cia , cilindricas y en forma de porrita, en las rameales y ( 
superiores. Los anfigastros son menos grandes , de la ni 




HEPÁTICAS. 987 

que las hojas, ovalados , algo reflejos en su borde , bifldos en 
el vértice, con divisiones agudas. Fruto lateral , soportado por 
ramulillos cortos. Hojas involúcrales con lóbulos estrechos , 
lanceolados agudos, í^gn tambieq capillifofpies en el vértice, 
y de la largura del perianto, ó poco mas ó menos. Perianto ova- 
lado, con dos surcos en el dorso, y de vientre unicarenado. 

Esta hepática la halló jen Chile el seoor Poeppig , pero no hac parte de 
nuestra colección. 

11. JFi*9»Uanin wnueronain. 

F, digyna; caule procumbente bi'(tri?) pinnato rígido; foUis imbri- 
tatis orbiculato-ovatis margine vetitrali reflexis mucronatis in sicco cauli 
eircumvolulis ^auriculis subtectis cylindricis obtusis cauli parallelis^ ra~ 
tnulorum superioribus lanceolalo-subulatis canaliculatis recuroCs ; ^Hn* 
phigastriis subimbricatis ovalibus basi sagiüatis margine reflexéti^^iiifkU^ 
laciniii obtusis mucrnnulatisve; foliis amphigastrioque involtsémlibus 
amplis imbrieatis bi-trifidis serratis; perianthio subcylittdrieo involucro 
duplo longiore, 

F. MUCRONATA L. et Lg., Pug., VI p. 54; sab Juugermaniiia. — 5yti. Hep., p. 462. 

Tallos de tres á seis pulgadas , rastreros, delicados, morenos, 
tripennados. Ramos alongados, procumbentes, cargados de 
ramulillos cortos. Hojas imbricadas , medio-verticales , orbicu- 
lare^-Qvaladas, enteras, mucronadas, convexas. Auriculillos es- 
trechamente lanceolados subulados, canaliculados, disimula- 
dos por el anftgastro correspondiente; de forma de porrita en 
los ramulillos. Anñgastros imbricados, apartados, oblongos, 
«decurrosos de cada lado sobre el tallo á su base ; reflejos en 
' el borde, cortamente etnarjinados en el vértice, cortadura 
.'ilgn^aypon los vértices de las divisiones obtusos. Hojas in- 

^^^^*l)*||y^ vp poco mayQj^Jlli^^ c^plinalt^a,, mas largamente 

^•inti&onadas, dentadas comp una fierra, (^ aun también inci- 

•fiadas en los bordes, lo mismo que el anfigastro correspon- 

' * * • « 

* "ttíente , cuyas divisiones se prolongan como pelo en el vértice, 
^¿rianto ventrudo, una vez mas largo que el involucro. Pedicelo 
corto. Cápsula ovalada y morena, que se abre en cuatro válvu- 
las óvalas-obtusas. 

Esta especie, (jue falta también á nuestra colección, la halló en Chile el 
ni«mf botánico. 



288 FLORA CHILENA. 

SUBTRIBU IX. — FRONDOSEAS. 

j^erianto membranoio ó nulo. Invólaoro monófilo, oÍAtlforme 6 
bilabíado. Cápsula hendida en cuatro TáUnlat haita la base , ó 
írregu lamiente dentada. Vejetaoion frondíforme en tierra ó en 
agua. 

ZZ. r0880MBnO«IA. — rOSSOBKBBOVXA. 



Perianthium termínale^ post innovationem dónale^ herhaeeumf 
gamophyllum^ subcampanulatum, ore ampio lobaio-crenaío sem- 
per aperto cum involucri foliii subulatii fere tota longitudine coa-- 
lescens. Capsula globosa , irregulariter ^-fida. Elaíeres breves, 
%^^ru 

FossoMBRONU Raddi.— N. ab Es.— Montag.— Codonia Damort.— JoNCBRiiANinifi 
spoQ. Linn. et Auctt. 



^ Perianto terminal, luego dorsal á consecuencia del 
acrecfentamiento del tallo; de consistencia herbácea, 
gamofila, casi á campana, con orificio muy dilatada, 
lóbeo-almenado , siempre abierto, soldado, casi en 
toda su lonjitud , con las hojas subuladas del involucro. 
Pistilo nulo. Cápsula globulosa , que se abre irregular- 
mente en cuatro válvulas delgadas y roidas en el vér- 
tice. Eláteros cortos con dos ó tres fibras espirales. 
Flores masculinas móno-ú diclinas, situadas en el dorso 
del tallo. Anterídias desnudas. Hojas suculentas, lo- 
badas , unduladas , libres y dispuestas en dos hilerú á lo 
largo de un tallo corto y rastrero. 

Pequeñas plantas j^^co aparentes, que se hallan en la tierra, éa 
ambos hemisferios, y' que forman Itnaiúiion entre las JangeToiaCuif«»* ^ 
deas foliáceas y las membranosas. 

1. JPo««om6ron<a pusiUa. 

P, párvula; eaule subsimplici^ frequentius autem ápice divergenU" 
furcato dichotomove ; foliis oblique patulit , inferioribus undulatO'lobati*, 
lobis submucronatis , superioribus angulato tri-^uadrilobis crUpis^ lobis 
angustioribus ; perianthio obconico dentato, 

F. PüsiLLA N. ab Es., Bep. Eur.^ III, p. 320. — Moniag., Fl. BoHv,, p. 6l. — 
JuNGRRMANNiA Pusii.LA Linn. - DC— Hook , Brit. Jungerm., t. 6». | 



HEPÁTICAS. 289 

Los tallos rastrean por tierra y son simples ó ahorquillados ; 
largos de cuatro á seis lineas , y llevan dos filas de hojas imbri- 
cadas, apartadas horizontalmente, anchamente cuadriláteras, 
decurrentes por el tallo, según una linea oblicua de alto á bajo 
y de atrás á delante ; plegadas y ondeadas por los bordes ; muy 
enteras, con escepcion del borde estcrior, en donde se notan 
dos muescas ó sesgadnras angulosas y mucronadas. El invó- 
lucro, que se ve en el dorso del tallo, antes de su terminación , 
es campanulado , con borde apartado y ondeado , acompañado 
por de fuera de cuatro 6 cinco pequeñas hojuelas lineares su- 
buladas y soldadas con él , en los tres cuarto de su lonjttud. El 
pedicelo', comunmente corto, es muy largo en la planta de 
Chile , y lleva una cápsula esférica , morena , abierta irregu- 
larmente en cuatro válvulas ovaladas. 

Esta especie la haUó Bertero cerca de Quillota. 

XXI. AiroaooAirxjL. — Ain>BociiTpaxA. 

Perianthium in caulis fastigio foliace(^xpanso biloho e costa 
9eu caulis ápice libero^ bi-quadrilobo constans, Pistilla deoperta^ 
solitaria in caulis dorso unum post alterum sita , spatio discreta^ ' 
terminale tantum fertile. Capsula subglobosa ad basin usque 
quadrivalvis aut irregulariter disrumpens. Elateres breves^ dt- 
spiri. Antheridia caulis dorso immersa ibidemque tuberculorum 
forma prominentia. 

Androgrtpbu N. ab Es., 5¡rii. ffep., p. 470. — Notsroclada Tayl. — Junoit- 
■A]iNt4 ipec. Nees el Montag. olim. 

Perianto foliáceo , campanulado , bi-ó cuadrilobeado , 
ondeado formado por el vértice de la nerviosidad ó del 
tallo. Pistilos desnudos , solitarios , situados en hilera 
unos tras de otros en la lonjitud del dorso del talló , 
haciéndose fértil solo el terminal. Cápsula globulosa, 
que se abre tan pronto en cuatro válvulas hasta la base, 
tan pronto de un modo irregular. Eláteros cortos, tor- 
cidos como espiral. Anteridias inmerjidas en el dorso 
del tallo, y formando en él pequeñas tuberosidades. 
Tallos rastreros que echan de su vientre numerosas 

VII. Botánica. 19 



290 FLÓBA cmU^NA. 

raices, ramosos por dicotomía, llevan de cada lado un 

rango de hojas, ó bien ad líbitum hondas pennatífidas v^ 

hasta la nerviosidad. Hojas anchas sésiles y descubier- A 

tas por la base , flojas , blandas y muy enteras. ' ' 

Estas plañías , como las del jénero precedente , tienen el medio 
entre las Jungermannéidas membranosas , y las Foliáceas. Tienen sos 
anteridias inmerjidas como las del Pelliay y diGeren del Fossom- 
bronia por la estructura del perianto. 

1. Andwoeryphia potrpHyw^w^hixñ. 

A* foliis ovatO'iubrotundis, 

A. PORPHYRORHIZA N. ab Es., Syn. Hep., p. 470.'-JüifGEaMAi(]nÁ PORPHTRORmA, 
ejosd. in Hart., Fl. Brat,^ Montag., Ann,Se, naí,, juíll. 1&39, t. XII, p. SO, 
t. i,f. 1. 

Tallos siipples ó ramosos por innovación , largas de un á dos 
pulgadas, revestidos, por debajo, de largas raicillas purpuri- 
nas. Hojas disticas , situadas un poco oblicuamente sobre el 
tallo , ovalas redondeadas ó también obóvalas , frecuentetnenle 
confluentes por sus bordes hacia la base. Color moreno. Fructi- 
ficación terminal ó, algunas veces, pero solo en apariencia, 
dorsal , por el alongamiento del vértice del tallo. Perianto ob- 
óvalo, ciatiforme, plegado, con orificio amplio y ondeado, dí- 
ví4i<lo , en el vértice , en dos ó cuatro lóbulos almenados ó 
dentados. Cofia inclusa, también obóvala, coronada de un 
estilo corto y arqueado , que se rompe bajo del vértice. Cápsula 
proporcibnalmente grande, esférica, dé un amarillo pálido, y 
que se abré en cuatro válvulas ovaladas hasta la basé. Éláteros 
dispirados. Las anteridias están anidMas , sobre el (íorso del 
tallo, en verrugas horadadas de un poro. Contienen corpúscu- 
los de una forma particular que recuerda la del fruto deprimido 
del Ciumrbita lagenaria. 

Esta curiosa hepática se cria en la provincia de Valdivia. 

Fructus dorsalis e f roñáis ñervo prodiens. Involucrum monO" 
raro dipUyltum^ squamiforme^ incumbens^ dehtatum inciiumve. 



HBJPATIGAS. 291 

Perianthium núllum. Üályptrá tcevis^ éxserta, cóiriaiéáf or$ a 
Hylis sterilibus periistentibus fimhríató. Cápsula oblonga ^ long$ 
pedunculata. Elateres parietales y dispiri, Sporoe globoscB. 

Stmpbyogyna Nees et Montag. in Lindl., Sytt. nat. et Ann. Se. nat, 2* ser., 
t. Y, p. 66 ; Syn. Hep.^ p. 479. — Juivgermaniii j: spec. Lino., Uook. et Alii. 

Inflorescencia monoica ó dioica ; perianto nulo. Invo- 
lucro escuamiforme , monófilo, echado y dentado en el 
contorno. Cofia exserta ^,^rreaz, lisa, como franjeada 
en el vértice por los pistilos estériles persistentes. Gép- 
fiula cuadrivalva; válvulas cuyos vértices quedan con 
frecuencia aderentes , y que , entonces , no están separa- 
dos mas que por cuatro rendijas laterales. Eláteros his- 
piros , de fibras planas , coloradas , estrechamente atra- 
vesadas y en sentido contrario la una de la otra. Esporas 
globulosas finamente granulosas. Fructificación femenina 
.revestida de un solo involucro, que consiste en una 
escama dura, diversamente recortada , la cual nace de la 
nerviosidad de la honda y cubre los órganos jenitales. 
Pistilos numerosos, situados en un torus carnudo , en el 
centro del cual , después de la fecundación , el ovario del 
pistilo fértil baja y queda inmerjitío. Poco á poco , este 
torus S9 eleva y se cambia eh una cofia correaz ella 
misma y espesa, coronada, en eí vértice, por los pis- 
tilos avortados y por 'el torus. Este llbgándo enfin á 
romperse , la cápsula se escapa de él , y el borde de la 
cofia queda rodeado y como franjeado por los pistilos. 
Pedúnculo bastante largo, levemente bulboso en la base. 
Cápsula oblonga. Flor masculina en la misma honda ó 
en otra diferente, situada á lo largo de la nerviosidad, 
en la faz superior. Hojas perigoniales imbricadas , ínci- 
sadas , membranosas. Anteridias esferóidas, echadas y 
soportadas por un corto filamento. 

Estas Jungermannieas son membranosas; tienen hondas lineares 



292 PLORA CH1L£NA. 

dicótomas ; están revestidas de una nertiosidad mediana y echan 
raices del medio de su faz inferior, ó bien están enderezadas y estre- 
chadas en forma de estipe en la base. Crecen en la tierra , y perte- 
necen á las rejiones cálidas ó templadas de ambos hemisferios. 
Chile es proporcionadamente rico de especies. Hay dos de ellas qae 
le son propias. 

1. SyÉnphyogynu bra9i9iensi9. 



^ A 



«S*. fronde proeumbente repente Itljibri-dichotoma divaricata eostata 
in ambUu subrepanda undiilata; involucro Uito membranáceo lacero* 

S. BRA8ILIU8IS Hontag.'et N. ab Es., Syn. Hep., p. 484 et in An%. Se. «al., 
3* ser., t. V, p. 67. — JuNGERMANNiA BRASILIEN81S N. ab Es. in Mari., FL Brat., I, 
p. 328 ; león, teleet, erypf., 1 , 2, 1. 15. 

Las hondas de esta especie se cubren y cruzan en la tierra, en 
donde rastrean algunas veces en toda su lonjitud. Esta lonjitud 
varia entre un y dos pulgadas, y su anchura es de un á dos lineas. 
Son dicótomas , planas , poseídas de una nerviosidad me- 
diana de donde se elevan los frutos, de distancia en distancia. 
Los lóbulos de la dicotomía son divaricados , redondeados ó un 
poco sesgados en el vértice. La escama involucral es tres veces 
mas corta que la coña , redondeada, cuadríQda, con divisiones 
laciniadas. La cofia es tubulosa , cilindrica, correaz y coronada 
en su orificio por los estilos estériles encorvados. La cápsula 
es elíptica y bastante largamente pedicelada. 

Esta especie, como todas las demás, se cria en la tierra desnuda en variaf 
partes de la América y en Chile desde el norte basta Chiloe. 

2. Syn^phyogyw^a eiireinaia, 

S, fronde proeumbente repente lineari-dichotoma in ambitu inieger^ 
rima undulata , apicibus sterilibus attenuatis plerisque circincUim tn- 
curvis; involucro plano trúncalo ápice brevi-dentato, 

S. ciRcmATA Montag. et N. ab Es., I. c, p. 60 ; Syn. Hep,, p. 486. 

Los tallos , encespedados, se cubren, como en la precedente 
á la cual se semeja lo bastante para que me contente con in- 
dicar las principales diferencias, remitiendo, para una des- 
cripción mas detallada, ios lectores al lugar citado de las 
Anales de las ciencias naturales. Las hondas dicótomas se 
hallan iateniMidas, coa la mayor frecuencia, y rolladas como 






HEPÁTICAS. 29S 

báculo de obispo, en el vértice de las divisioDes, en lugar de 
estar redondeadas y sesgadas. El involucro plano es truncado, 
cortamente dentado y no lacerado en el vértice^ Los estilos que 
coronan la cofia están enderezados , y esta es nías bien clavi- 
forme que cilindrica. 

Esta especie la descubrió Bertero A Quillota , en donde madaraQ sua 
cápsulas en agosto; se halla también en el sur. 

3. Sywnphyogyna JMochBieUeri. 

S» fronde subsiipitata , stipite repente alato ramoso dUatato in frondei 
dichotomas lata-lineares obtusas in ambilu obtuse lobulatas disHncU. ner^ 
vosas; fructificationibus infra n^vi divisuras vel ex ipsa bifureatUme 
naseentibus ; involucro convoluto laciniato , laciniis subulatis* 

S. HocHSTETTERi Necs ct Montag., 1. c, p. 68; 5yti. Bep,^ p. 485.— Jungermannia 
BHizoBOLÁ Montag., Prodr, Fl. J. Fernand. n. 123 excl. syn. 

Las hondas de esta especie nacen de una suerte de rhizólúftj y 
tienen cerca de una pulgada de alto, y dos á dos y media lineasde 
largo. Decumbentes ó ascendentes, están^ por otra parte, glabras 
y desnudas aun por debajo ; verdes, planas, lobeadas y ondeadas 
por los bordes , con lóbulos redondeados , separados por ángu<- 
los entrantes agudos ; de unaá tres veces dicótomas , con divi- 
siones poco apartadas y que forman un ángulo agudo. La ner- 
viosidad de que esiá poseida el medio de la honda en toda su 
lonjilud, es espesa y del mismo color que ella. El involucro 
está situado sobre la misma nerviosidad cercado la dicotomía 
y en el ángulo mismo de esta ; está plegado , laciniado en el 
vértice , y de las siete á nueve divisiones subuleadas que se 
observan en él , las tres medianas son las mas largas. Pistilos 
numerosos han sido vistos escondidos bajo el involucro, pero 
no habia aun ni uno solo fecundado. 

Esta, muy vecina de nuestra <$*. Brongniartii, se cria sobre las piedras 
en los lugares húmedos de Chile y de la isla de Juan Fernandez. 

zzxn. ANSvaA. — ANsuaA. 

Fructificatio femínea ¿ubmarginalis f adscendens, Jnvolucrum 
breve f laeerum. PeriaíUhium nullum. Calf¡ptra longe exserla, 
eylindriea^ eamoiaf etylo haud mucronata, Capeula oblonga. 



v. 



294 FLOEA CHILENA. 

quadrivalvii. Elateres monospiri. Jntheridia in individuo diter$o 
lobtUis marginalibus immersa, globosa. Frondes enerves^ cequa- 
hiles , carnosce, GemmcB , ubi adsunt , innatw. 

Aneüra Dumort., Syll, Jung.y p. 85 , t. 2 , f. iZ.^Syn Hep., p. 493.— Metzgeria 
Corda.<- Roemeria Raddi.— Sarcomitridm Corda. — Jdiigbkmaivnijb spec. Linn. 

Fructificación femenina que sale del lado ventral de 
la honda y cerca de su borde. Involucro corto , jobeado 
6 lacerado. Perianto nulo. Cofia carnuda, cilindrica, 
ascendente , soldada con el torus y con los rudimentos 
del involucro. Pistilos en corto número , cortos , espesos, 
cilindricos, y de los cuales uno solo es fecundado. Cáp- 
sula cuadrivalva; válvulas coronadas frecuenten^entg 
por un apéndice en forma de pincel ? que nace de la 
membrana interior de la cápsula, filateros cortos , leve- 
mente abollados ( torulosi ). Anteridias diclinas , sésiles , 
inmerjidas en lóbulos especiales de las hondas. Jemas 
innatas, cuando existen. Hondas espesas, carnudas sin 
nerviosidad mediana distinta , pennadas ó lacer£|.das de 
diversas maneras. 

Plantas que crecen en la tierra ó en los bosques, en lugares hú- 
medos , cerca de manantiales entre los musgos , á la orilla (}e arro- 
yuelos y en troncos cortados y podridos. 

A. laeero' divisa aut simplex, radiculosa^ suhlinearis , marginibui 
autlobulatis undulatisque aut denticulatis ; calyptra levi puberuiom 

A. PiRGUis Dumort., I. c— N. ab Es., Syn, Hep,y p. 498. — Metzgbria pihguis 
Corda.— Jdngbrmannia pinguis Linn.— Hook., Brit, Jun^erm. (opus eximiom) , 
t. 46. 

Hondas membranosas, lineares, simples ó divididas, con 
bordes ondeados, de segmentos agudos ú obtusos, guarnecidas 
por debajo de radicellas que las 0jap ep la tief r^. Fruto que nace 
debajo de las hondas cerca de su borde. Involucro corto , la- 
cerado en el vérlic^. Cofia carnuda , cilindrácea , que hace ofleio 
de involucro. PeiVcetb blanco, transparente, alongado, que 



HEPÁTICAS. 295 

soporta una cápsula oblonga, la cual se abre en cuatro válvulas 
lanceoladas , eh la madurez. Estas válvulas están berizadas de 
eláleros morenos en su vértice. Esporas globulosas, lisas. 

Esta especie la halló cerca de Valparaíso el señor d'Orbigny. 

j4, pinnatim divisa aut súbsimplex , plana aut subcanaliculata , subtus 
eonvexula, ramis horizontalibus apide latiaribtu bipinnatifidü dtnta" 
tisve obtusis ; calyptra l$vi puberula, 

Var. contexta : a basi divaricato-ramqsa , suborbieulatim expfin$a , 
dense intertexta^ ramis varié divisis angustioribus ^ superioribus hipieé 
dilataíis subcartilagineis, 

A. PiNNATiFioA a 2 contexta N. ab Es., Hep. Bur,^ III, p. 442 ; Syn. Hep.^ p. 496.— 

JDKGERMANNIÁ PINNATIFIOÁ ^jUSf}., Fl. Brtí»,'^^Ofi\h^fp^h J- f'^f»»! D. i2^. 

Esta pequeña especie tiene el aspecto de up& Aicacea^ Su9 
((ondas se b^U^^n tan enredadas y ij^rr||||fi| fgj¡f( ^ difícil ^i^- 
Ij^rla^ UD^ de otra; nqa^ delgada^ en l^^|ff{9 ÍPfgrior, ipas an- 
chas ep la superiqr, tienen de media á tres cuarll parle de pul- 
gada de largo y se dividen en lacinias diverjentes y projfuridas 
cuyo conjunto es casi orbicular ; lacinias que también son pin- 
natiñdas están igualmente algo ensanchadas en la punta y su 
§pcbo mediano es de media á dos tercera^ R^r^^^ ^^ linea; el 
cplpr es de un pardo rojizo en estacJQ ^^ vida , p^rq ge vuelx? 
nesruzco por la ^^isecacion : fructificación desconocida. 

jSe cria ^n las cortez^ y pQ es r^^ en Gh^^. 

XXIV. MUTZaSaXA. — MZTZOSnXA. 

Fructificatio e latere ventrali costee medice frondis ascend&yL 
Invoiucrúm femineum'mmophyllum/demúmbipartitum. Peritíf^ 
ihiumo, Pistilla pauca. Calyptra longe exserla ^ oMonga^ car- 
np^a, ^etis rigidis hif'suta^ st^lo h($ud cojconqUi. Capsula oval^ 
suirotunda quadrivaivis, Élqteres monos^firi persisleníes, apicibus 
valvuiarum inhcerenies. Involucra mascula iñ individuo distincto, 
femineis similia^ costa meéüfi prwdila, Antheridia 2-3-subglobosa 
hrevipedicellata, Partus vivifoliacei p (íost^^ íatereí ventrali nqth 
eentes. 

MiTECiRiA Raddi.— Ntet ab Es., 5yfi. Hep. 



296 FLORA CHILENA. 

Involucro femenino monófilo, ventrudo, echado, 
bipartido , situado en la haz ventral de la honda é inser- 
tado en la nerviosidad. Perianto nulo. Pistilos en corto 
número, cilindroides, truncados. Cofia ascendente, 
oblonga 6 levemente cilindrica, obtusa, casi carnuda, 
tan pronto herizada de cerdas rijidas , tan luego glabra 
y salpicada, hacia el vértice, de pistilos estériles que 
la hacen parecer muricada. Cápsula ovóida, firme, 
cuadrivalva. Eláteros monospiros, de fibra plana, la 
mayor parte persistentes y enderezados en forma de tupé 
á la estremidad unguiculada de las válvulas. Involucros 
masculinos en plftstas distintas , semejantes á los indivi- 
duos femeninos ; son ventrudos , revestidos de una ner- 
viosidad mediana T; situados alternativamente de cada 
lado de la costillaje la honda, por debajo. Anterídias 
una á tres, insertadas en la nerviosidad del involucro » 
globulosas, soportadas por un filamento corto. Jemas 
ovoides , celulosas , coloradas , agregadas al vértice de 
las tiras atenuadas de hondas diferentes. Prolificacion 
que nace de la nerviosidad y de su costado ventral , na- 
ciendo muchas veces del anamorfosis de las hojas invo- 
lúcrales , pero sin dejar de producir, con todo eso , in- 
dividuos distintos. Honda linearia, unas veces plana, 
delgada, dicótoma, formando anchas placas por el cru- 
zamiento mutuo y el entretejido de sus divisiones ; otras 
veces compuesta de un rachis ó especie de rhizoma co- 
mún, de los bordes del cual nacen hondas parciales 
mas delgadas , nerviosas , pennadas ó divididas dicóto- 
micamente. Los bordes de las hondas y de la nerviosidad 
son frecuentemente pestañados. 

Las especies de este jénero viven en las cortezas de los árboles» 
sobre los peñascos , y rara vez en la tierra en lugares sombríos. 



HEPÁTICAS. 297 

M. furcatim proli f ero-divisa ^ lineariSy glabra ^ margine costaque 
Mubtus setuloiii nudisve, 

M. FDRCATA N. ab Es., Uep. Eur., 111, p. 485; 5yfi. Hep,, p. 502.— M. glabra 
Raddi. — EcBíNOMiTRiUM FURCATUM Corda.— EcHiROGYNA FCRCATA Domort.— JuN- 
GKRMANKiA FORCATA Linn.— Hook., Brit. Jungerm., t. 55 et 56, eximie.— Monlag., 
Fl. Juan Bmm., n. 12I.— J. linearis Swartz. 

Las hondas de esta planta cosmopolita forman placas bas- 
tante estendidas por las cortezas, y tienen cerca de una pulgada 
de largo, algunas veces mas; media linea de ancho y rastrean 
por los cuerpos que las soportrili'por medio de fibras radici- 
láneas que nacen del vientre de la nerviosidad. De una textura 
membranosa delicada , están poseidas , en su medio , de una ner- 
viosidad lonjitudinal que se subdivide, como ellas, en dicotomias 
sucesivas. El vértice de estas divisiones es obtuso ; los bordes 
y los costados de la nerviosidad , por debajo , llevan pestañas 
basl^Plt largas y rastreras. De la nerviosidad nacen también , 
en ciertas épocas de la vejetacion , hondas, las cuales , al sepa- 
rarse en adelante, y vejetando por si mismas, sirven á multi- 
plicar la planta. La fructificación masculina se halla en indivi- 
duos distintos, y está situada en un involucro globuloso, 
berizado de cerdas y fi¡ado en el lado del vientre de la ner- 
viosidad. Las anteridias, esféricas ú ovóidas, están unidas, 
en número de tres á cuatro, á la costilla mediana por cortos 
pedicellos. Involucro femenino globuloso, monófilo , y luego 
dividido en dos , pestañado en los bordes. Cofia saliente hacia 
afuera, oblonga , y que se abre en cuatro válvulas hasta la base. 
Eláteros monóspiros. 

Especie muy común en las cortezas por todas partes. 

2. Mei^geria pubescens, 

M. alternatim divisa , linearis, utrinque pubescens margine eostaque 
sublus selulosis ; ramis simplieibus furcatisve, 

M. POBEscENS Raddi, Jung. eíruj.— N. ab Es. ~Montag., Voy. Póle Sud, Crypt, 
— 5yn. Hep., p. 504.<-Ecbinomitriuii pubescens HQben.— £cfl»OGTNA Dumort. 
— JoMGKRMANNiA PDBESCE»8 Schrank.— Hook., 1. C, t. 73. 

Esta hepática , cuyo fruto aun no ha sjdo hallado, es tan se- 



298 FLORA CHILENA. 

majante á la precedente que algunos autores las comprenden 
en una sola variedad. Por consiguiente , no me parece muy ne- 
cesario el describirla, y bastará decir, que los dos principales 
caracteres que la distinguen del M. furcata son , de una parte, 
la pubescencia de las hondas; de la otra, el modo de división 
ó de ramificación. Este es tal , en efecto, que no se podría 
decir la planta dicótoma, puesto que una de las dos ramas de 
la bifurcación queda siempre mas corla que la otra. 

Esta ha sido hallada estéril , como siempre, en el estrecho de Magallanes, 
por el señor Jaequinot. 

M. fronde lineari compressa suhtripinnata , pinnis eircumseriptione 
ovaíis pinnulisque linearibus allernis patentibus nervosii obtusis; ea- 
lyptra subaxillari cylindrácea glabra, 

Metzgeria fdcoides Montag. et N. ab Es.; 5yfi. Hep., p. 506. — JcifGK&MAmriÁ 
rncoiDfis Swartz. — Hook., Muse, exot., t. 85. 

Hondas (ó rachis) ascendentes , de cerca de dos ptÉplias, 
lineares flexuosas, comprimidas, morenas, divididas en ramos 
alternos, rara vez opuestos, disticos, abiertos, bastante cortos, 
divididos ellos mismos en pínulas mas cortas aun. Pínulas de 
dos órdenes, lineares , obtusas membranosa^ enteras, glabras, 
y poseídas de una nerviosidad. Fructificación axilar. Involu- 
cro.... Cofia cilindrica, bastante larga, carnuda, combada, 
apenas herizada bácia abajo. Pedúnculo espeso , blanco , largo 
de media pulgada. Cápsula oblonga, color de púrpura negra, 
y con válvulas obtusas. 

He hallado algunos individuos estériles , mixtos con el Dicranum dicho^ 
tomum recojiio en Chile. Especie también traida del estrecho de Ma- 
gallanes. 

4. Meixgewim erioeauMa. 

M. pinnatim divisa; rhizomate repente compresso pubescente, laciniis 
ovatis alternis bipinnatifidis ^ pinnis linearibus obtusis glabris co$tatis¡ 
calyptra subaxillari cylindraceo-oblonga submuricata. 

M. ERiocAULA Hook., Musc. exot., t. 72, 8ub Jungermannia.— 5yi». F«p., p. 505. 

Var. chilensis : erecta ^ pinnarum laciniis latioribus. 

Rhizoma echado, largo de tres á seis pulgadas , compriniido, 



HEPÁTICAS. 299 

pubescente , y que da nacimiento de cada lado , á hondas al- 
ternas , apartadas , rara vez enderezadas y conniventes con las 
del lado opuesto ; ovaladas morenas , bipennadas , con pínulas 
lineares , muy estrechas, obtusas, carnudas , membranosas por 
los bordes , enteras , glabras y poseídas de una nerviosidad Ion- 
jitudinal. Involucro Coña linearía, oblonga, apenas encor- 
vada, carnuda, cargada por aquí y por allá de algunos pistilos 
avortados. 

Esta variedad, que tal vez algún dia constituirá una especie, sehanaen 
los tallos de helécho en las provincias del sur. 

5. JfMeHgerín IPMBppigif^na. 

M* pinnatim divisa; rhizomate procumbente compresso glahro^pinnis 
suhovatis subpinnaiifidis j lacinulis linearibus obtusis gíabris, costa la- 
tiisima subindistincta ; cal y pira ex axillis pintiarum cum rhisiomatq 
íf4*cendente y cylindrica^ glabra. 

M* PoEPPiGiANÁ Lindg., Syn, Hep,, p. 506. — Jungermannia L. et Lg., Pug,, VI , 
p. 23." ' 

Honda principal ó rhizome larga de dos pulgadas , de un mo- 
reqo negro, echada, flexupsa, linearía, glabra, cargada por 
abajo de r^mulillos sirpples ó pinatiíldos , inOejidos en el vér- 
tice , y en lo restante de su esiension , de ramos ó de hondas 
secundarías, ovaladas, dijitadas ó bipennadas. Pínulas verdo- 
sas, alternas, linearías, á penas ernarjinada^ en el vértice, 
muy enteras y membranosas por el borde , enñn espesadas en 
el centro, en forma de nerviosidad poco distinta. Frutos jemi- 
nos en el axila de pínulas opuestas. Involucros cortos y pes- 
tañados. Cofia larga de dos lineas, carnuda, claví forme, "leve- 
mente tuberculosa y morena. Cápsula ovalada , inclusa taifíbien 
en la cofia. Eláteros monóspiros. 

La he hallado mezclada con musgos recojidos en la Concepción. 

TRIBU II. — MONOCLÉEAS. 

Fruto solitario, oapiular, que se abre por una hendidura lonjltu- 
dinal. Xiáteros mezclados á las esporas. Vejetaoíon foliada ú hon- 
díforme. 

ZZV. BCOVOOIiEA. — MONOCLEA. 

Iteeeptaeulum feminmm diseretum nullum. Jnvoluerum coiim 



300 FLORA CHILENA. 

frondu a tergo adnaium, cum costa iubum forman» ajñeem venui 
dilatatum ante apicem lobi iruncatum, Perianthium (?) tubulosum 
ore inciso subhilabiato , pedunculum ad fructum usque investf'ens. 
Capsula a pedúnculo discreta, oblonga. Fegetatio frondosa^ habitu 
Marchantiearum, • 

MoHOCLiA Hook., Muse. exot. 

Involucro adnacido en el dorso de la nerviosidad de la 
honda y que forma con aquella un tubo dilatado en el 
vértice y truncado, situado un poco delante de la 
estremidad del lóbulo de la honda. Perianto (?) tubuloso 
que envaina al pedúnculo hasta el fruto níismo, y 
abriéndose en dos labios en el vértice. Cápsula oblonga, 
separada del pediinculo y cuya dehiscencia se hace 
lonjitudinalmente por la espalda, filateros mezclados 
con las esporas. Yejetacion membranosa. Hál)ito de las 
Marcancieas. 

No hay mas que una sola especie conocida de este jénero, y hasta aqai, 
aun no se habia hallado mas que en las islas de los maies australes. 

1. MonaeMem JFosf^sieri. 

Charaeteres iidem ac generis» 
M. FORSTERi Hook., I. c, 1. 174.— Syn, Hep., p. 508. 

Hondas echadas , imbricadas , bastante espesas y correaces , 
plaoi^s, orbiculares, desigualmente lobeadas, con lóbulos óvalos 
obtusos, ondeados sinuosos y aun también crespos. Estas 
hondas son de un amarillo ó de un negro verdoso y glabras por 
encima, herizadas por debajo de numerosas radi celias. El fruto 
nace en la espalda de las hondas cerca del vértice. El involucro, 
escondido en una hinchazón de estas, es tubuloso y bilabiadoea 
su orificio. £1 pedúnculo es carnudo , blanco ó de un amarillo 
sucio , solitario ó ternario, y largo de pulgada y media. La cáp- 
sula es oblonga , cilindrica , morena , estriada, un poco incli« 
nada, y se abre de un lado solo en toda su lonjitud. Contiene 
numerosas esporas acompañadas de eláteros de dos espiras. 

Una sola muestra ha sido hallada por el sefior Gay. 



t' 

1 



HEPÁTICAS. 301 

TRIBU Ili. — MARCANCIEAS. 

Fruto* de pedloulillo corto , agregados con la mayor frecuencia 
en un receptáculo común , con dirección hacía abajo ó hacía fuera ; 
euadrifidos en un pequeño número , abriéndote gp. la mayor parte 
de ellos ya sea como caja jabonera , ya por medio de dientes mas ó 
menos regulares. SSn los jéneros de frutos solitarios , este está 
situado bajo el vértice de la honda. Vejetacion hondiforme. 

XZVX. LUNULARZA. — XiUNUZJiRZA. 

JReceptaculum nullum. Perianthia in ápice pedunculi incrassato 
qualuor cruciala^ ad horizontem patentia, discreta^ ápice bila- 
hiata, monocarpa, Calyptra inclusa. Pedicellus longiíudine pe- 
rianíhii. Capsula exserla , ^-S-valvis, Fiat eres dispiri, subdecidui. 
JReceptacula mascula oblonga^ ad sinusfrondis sessilia, Apparalus 
gemmipari lamina lunata cincti. 

LuNULARfA Micheli, Nov. Gen,, et Aactt. recent.— «^yn.Hep., p. su. — Mab- 
cHAHTiiB spec. Linn. 

Planta dioica ? Receptáculo femenino nulo, á menos 
que se quiera tomar por tal el vértice espesado del pe- 
dúnculo. Pedúnculo revestido de un involucro en la 
base ; involucro membranáceo , polifilo. Involucros par- 
ciales del fruto en número de cuatro , dispuestos hori- 
zontalmente en cruz , al vértice del pedúnculo , bilabea- 
dos verticalmente en el vértice y encerrando cada uno 
un solo fruto. Perianto nulo. Cofia inclusa , coronada 
por el estilo , rompiéndose debajo del vientre. Pedicelo 
del mismo largo del involucro , sosteniendo una cápsula 
delgada , de cuatro ó de ocho válvulas apartadas y con- 
torneadas por la sequedad. Eláteros muy delicados , de 
dos fibras espirales, caducos , y de los cuales un peque- 
ñísimo número persisten unidos al vértice de las válvu- 
las. Esporas lisas en el momento dé la florescencia. Se 
., hallan sobre el disco del receptáculo , entonces sésil , de 
,*lKratro á seis pistilos superficiales enderezados, distintos 
J' Fodeados de parafisos , circunstancia rasa en la fa- 



303 rtORÁ CHILBNA. 

milla. Recept&culos masculinos oblongos, marjínados, 
situados en los sinos de la honda y sésiles eil la faz 
superior. ApaijBatos jemíparos medio protejidos por una 
hoja semi-lunar, de donde viene el nombre jenérico. 
Hondas ahorquilladas, que se continúan por su vér- 
tice , atravesadas en su parte media por una nerviosi- 
dad lonjitudinal poco sensible , debajo de la cual nacen 
numerosas fibras radicelarias. Epidermis de las hondas 
areolado y horadado de poros en el centro de la areola. 
Capa epidérmica bastante delgada. 

Este hermoso jénero no había sido aon observado mas que en Eu- 
ropa, cuando he anunciado que se hallaba en el África francesa J 
en las Canarias. Hoy día , es comuna los dos continentes. 

Characieres iidem ae generis, 

L. vuLGARis Mícheli , 1. c— N. ab Es— Raddí.— ^^hoff in Kov. Jet. Áeod, J^al. 
Curios., XVlt, P. 11, p. 1008, t. 67, fig. 1-21. — marchantía CRuaATA Libn.— 
Lamk.' DC— Preissia? cucdllata N. el M. 

Las hondas ahorquilladas ó dicótoknas, tienen de tina á dos 
pulgadas de largo sobre una anchura de cuatro á seis lineas; . 
sus bordes son sinuosos , ondeados, y de entre los lóbulos , en 
su vértice , surjen nuevais hondas ó innovaciones eiñarjinádás 
que se revisten prontamente de la Tormá iJe la plántd lüistiiiL : 
La Taz superior, verde y un poco semejante á nna gotera,^ •'. 
digna de atención por las aréolas de su enrejado , las cualea 
son anchas y horadadas, en el centro, de un poro saliente,'' 
La faz inferior, verde también , muestra la nervosidad y Lm,.: 
largas y blancas radicellas que provienen de ella; ae ve eit/ 
ella, ademas, de cada lado, escamas violadas , sédiUlnnarea'*' 
estendidas en sentido transversal y que cobran lindamettia 
esta superficie. Las cavidades semi-Junares de la faz superior, "-. 
tituádas en dos de los sinus entrantes de la honda, contienen 
jemas , primero en forma de porrita , unidas por su base a|ljblp« 
nuada, luego ovaladas y aun emarjinadas. El pedúnculor^f 
lleva en su ^tice las flores femeninas , nace de los sin 






fiE^ATIC&S. ios 

rále^ de U boadá, largó de un á d'o^ [iQtgadáá féi\i cercado , 
en su base , de hojas involucrólas , blancas , membranosas , 
mullifldas, y después, cubierlo de pelos abundantes en la bsse, 
maa raros en el vértice. Su color, al principio blanco y transpa- 
rente , se oscurece con la edad. Su vértice primilivameote hin- 
chado en una capsulilla hemisrérica , produce cuatro invo- 
lucros puestos en cruz, pero horizuntalmente , los cuales, 
tubulosos , üh poco dilatados á lá eslremídad , y luego bílabea- 
dos, encierran la flor femenina. La cápsula , soportada por un 
pedicelo blanco, delicado, de la lonjitud del involucro, es 
morena en la madurez y se abre en cuatro , seisú oclio válvulas, 
las cuales, enroscándose, parecen estrechas y lineares. La 
cofia, rota bajo el vértice, persiste en la base del pedicelo, ^s 
¿láterús son cortos y á doble espiral , y las esporas son btíir* 
renas , lisda y muy pequeñas. ■■'[ 

Esta béUa hepática sé cria eñ las ptrbvlncias centrales. 

XZTH. PI.AOZOOA8BSA. — PLAGIO CK&SHA. 

ÉéeeptaculutA peAuÜitulaium l-i-íoAutñ, lóbis pariiii profunde 

diicreiit adícendentibat , talerib>t$ in íttcoltíera ampia bivalvia 

verticalia abeuntibiii. Ffuclas vel subapícaUs el (une solitarii, vel 

m media (ronde leriatt aat solitiirü Peduncuti ín fronde dorsalet, 

1' e tingtiUs foveolig eaxortíeaUs marginaltigae emergente» , involv- 

arati. Invoiui:ra propria lobos rectptaculi maximam partem effí- 

cieniia, apicibut tupra verlícem receptacvli adtcendentibu» ^ 

I " hivalvia, verlicaUter vel rarius in receplaculit monocarpis hori- 

'■ gonlaliler dehUcéntia, submembr añacea, monocarpa. Perianihium 

nuUutn. Calyptra ad basin fruclus ¡acero-periittens. Capsula bre- 

pipedicellala , involucro proprÍQ ífcla, subhorigontalit , vértice 

irregulariler rumpens. Elateréa prS'ipiri. Sports polyeára , la- 

fñvUulte.Beceptacula masculina (n $íhu apicü vel in media fronde 

iminerta, mvricalo-papillala. 

' pLiGLüLiitsuA Lehm, el Linclb., Pug., IV, 13. — fy». Bep., p. il 1 . — Omont 

' Corúa. — Ul'.iiui'lliJ;, s¡iea, H«ddi. 

':^ Receptáculo femenino pedunculado , dividido en mu- 
chos lóbulos (uno á cuatro) cortos, profundamente sepa- 
rados , ascendentefty cambiándose en involucros bivolvoi 



SOA FLOBA CHILENA. 

que se abren yerticalmente. Frutos , unas veces termi' 
nales, y entonces solitarios, otras veces saliendo del 
medio de ta honda, y entonces solitarios también ó 
situados en hilera unos tras otros. Pedúnculos nacidos 
del dorso de la honda, é involucrados en la base. Invo- 
lucros propios que componen , en gran parte , los lóbu- 
los del receptáculo, y son bivalvos, ascendentes, y se 
elevan por encima del vértice del receptáculo ; enfm , su 
dehiscencia se hace verticalmente ó según el eje del 
pedúnculo , muy rara vez perpendicularmente á dicho 
eje, escepto en los casos en que el receptáculo es mo- 
it&cftrpo. Perianto nulo. Cofia persistente, rasgada ea 
'ía tjitse del pedicelo del fruto , cubierta inmediatamente 
por el involucro propio, horízontatmente dispuesta, y 
rompiéndose irregularmente en el vértice. Eláteros de 
dos á cuatro fibras espirales , que se hacen prontamente 
libres. Esporas lisas y poliedras. Receptáculos mascu- 
linos herizados de papillas, inmerjídos ya en el sinos 
del vértice de los lóbulos de la honda , ya en el medio de 
esta. 

Los caracteres de Tejetacion de este j¿nero son análogos á los del 
precedente , con la diferencia de que las innovaciones de la honda 
pueden provenir igualmenle ya del vértice escotado en Torma de 
corazón , ya de los lados del vientre de la nervosidad. Ademas, la 
honda aparece privada de enrejado y de poros, ó á lo menoí , estos 
son muy pequeíies 9 intercelular^ lAf apa hipopórica es cavernosa. 
El carácter esencial de la fruetl%Í|ySn consiste en receptáculos bi- 
valvos, de dehiscencia vertical y dispuestos en hilera unos tras otros, 
en el dorso de la honda , á lo largo de la nerviosidad. Dos especies 
han sido halladas en Cbile. 

1. M*taffto«hast»»a chtvfocarpntn. 

P. fronde lubcoriacea oblonga bifida c laten innonanle, ntpravirüU 
margine paginaqu» ínferioñ tquamit piirpartii laU ovaío-iUumltiállM 



HEPÁTICAS. 305 

tindique obteeta; fructibui seriatis; receptáculo femíneo 2-4-2o6o, lobie 
verticalibui ; captula viridi, 

P. CHLOROCARPUM Monlg., Pl. BoHv., p. 59. — 5yfi. Hep., p. 517. — Reboullia 
cnLOROCARPA M. 61 N. oHm. 

Hondas cortas, obóvalas , escotadas en el vértice , verdes por 
encima y bordadas de púrpura negra. La parte inferior está 
guarnecida de escamas purpurinas , ovaladas , acuminadas por 
defuera, y á lo largo de la nerviosidad , de radicillas numerosas. 
Las fructificaciones nacen , en número de dos á tres y en 
hilera una tras otra , del dorso de la nerviosidad , es decir, del 
medio de la faz superior de las hondas. Los pedúnculos pur- 
purinos son largos de cuatro á seis lineas , rodeados en la base 
de numerosas hojuelas estrechas, lineares, que forman una 
suerte de involucro, y en el vértice, de hojuelas análogas, pen- 
dientes en forma de barbas. Los involucros espaldados al vér- 
tice del pedúnculo, se. abren verticalmente en dos válvulas, 
entre las cuales se ve un cuerpo esférico verdoso que es la cáp- 
sula. Esta se abre irregularmente en el vértice , que concluye 
apareciendo dentado. Loseláteros son de tres espiras, carácter 
que la hace distinguir á primera vista del P. peruvianum» 

Es Bertero quien ha descubierto esta especie en la tierra de Rancaguá. 
Después, el señor Gaudiehaud la halló de nuevo en Valparaíso y el seuor Gay 
en Santiago. 

P, fronde subcontinúa obovato-lineari plerumque bifída canáliculatO" 

^ depresea marginibus crenulato^v gulosa , squamis ventralibus ovatis vel 

MemUunaribus appendiculo bifido auctis superioribus ultra marginem 

*prominentibus purpuréis ;.fructibu8in media fronde seriatis plerumque 

^Máis; pedúnculo basi paleaceof receptáculo l-A^carpo^ subtus dense longe- 

« .^éilé barbato ; capsula viridi, 

»•■ 

,ji, P. TAuDuii Bisch., Termin., II, 8, p. M, t. 5«,f. 2753; a, f nietas.— 5yn. Hep,^ 
p. S20. 

Hondas subcontinuas , obovalado-lineares, las mas biñdas, 
acanaladas, deprimidas en las márjenes , con las escamas ven- 
trales ovaladas ó semilunarias, las superiores provistas de uo ' 
apéndice bifido, sobrepujando la márjen, y purpúreas; lo$ frutos 
dispuestos con frecuencia en dos .filas en el medio de la hooda 
con el pedúnculo paleaceado en la base ; receptáculo mono-ó 

vil. Botánica. Í^ 



306 PLORA CHILENA. 

tetracarpo, apreta y largamente barbudo por bajo; cápsula 
verde. 

Esta especie, que no conocemos y que describimos segnn él Synopsis h§^ 
paiicarum, es muy vecina de la que antecede, al punto que no sabemos 
como distinguirlas una de otra. Se halla cerca de Rancagua mezclada en 
«éspedes de Lunularia ; en Quillota hay una yarledad con hondas nutf 
estrechas. 

ZXTXZX. MAHCAVCXA. — BCARCHANTXA. 

Eeeepiaculum femineum pedunculaíum ^ radicUum^ raéiU «m- 
tro conjunctis angustis. Involucra radiis alterna^ bivalvia , lacera^ 
pluriflora. Perianthium quadri-quinquefidum. Calyptra perii$^ 
tens^ subbifida^ pedicellum vaginans. Capsula exigua ^ denlibus 
pluribm revolubilibus dehiscens^ pedicellata^ pedicello pertaA- 
thium subcBquante, Flos dioicus : masculi receptaculum peduneu- 
latum^ pellaium^ lobatum ^ margine tenui. Femineus e pisHUis 
intra involucrum radiatim seriatis compositum. Gemfna compta* 
natcB in scyphulis dorsalibus colleetcB. 

Ma&chahtia Lino. — N. ab Is., 5yfi. Bep, 

Beceptáculo femenino , radiado , con radios estrechos, 
soldados á la base. Involucros parciales alternos con 
los radios , bivalvos , lacerados en el vértice , membra- 
nosos , pluriflores. Periantos membranosos , unifloros , 
cuadri-6 quintífidos. Cofia persistente, casi bífida, for- 
mando una especie de vaina al rededor del pedicelo de 
la cápsula. Cápsula delicada , pequeña , si se compara al 
grueso del receptáculo ; pedicelleada ^ abriéndose por el 
vértice en muchos dientes que se comban hacia ftierm 
Pedicelo del largo del perianto y separable de la cofia. 
Receptáculo masculino, pedunculado, en forma de es- 
cudo , lobeado , adelgazado en la periferia. Jemas lenti- 
culares reunidas en canastillos sobre la espalda de las 
hondas. Yejetacion frondíforme, dicótoma. Hondas li- 
neares, mas alongadas que en los jéneros precedentes, y 
poseidas lonjitudinalmente de una nerviosidad mediana 



HEPÁTICAS. 307 

poco aparente. Capa hipodérmica lacunosa. Pedúnculo 
areolado. 

Plañías qae crecen en la tierra en logares húmedos , en viejos ma- 
ros , paredes de pozos y orillas escarpadas de arroyos , y están Aja- 
das al suelo por numerosas radicíUas. 

1. Marehaniia poiymorpha. 

M, réeeptaeulis femineis st$llati$^radii8 tentibus; involuerts eontiffuU 
pl0ioearpis margine laciniis ciliato-deníatU fimbriatis; fronde dicho-- 
tomo^hbata cancUieulata subías plicato^enulosa squamulosaque. 

H. POLTMORPHA L¡nn.~ Bisch., 1. c, (• 68 , f. Y.— Engl, Bot,, U lio.— N. ab Es., 
Hep, Eur. et Syn. Hep.j p. 522. 

Las hondas de esta hepática cosmopolita justiñcan perfecta- 
naente el nombre especíQco que le ha sido dado. £n efecto 
varían considerablemente en su forma jeneral y en su talla , 
se^un la edad y las localidades. Planas , membranosas , rastre- 
ras , imbricándose algunas veces en una grande ostensión , ellas 
forman placas ó céspedes de seis á ocho pulgadas de diámetro. 
Cada honda, tomada en particular, tiene de un á cinco pulgadas 
de largo y de seis á nueve lineas de ancho; es linearía, ob- 
tusa, una ó dos veces ahorquillada, con divisiones mas ó me- 
nos diverjentes y guarnecidas por debajo de numerosas radi- 
cillas. Por encima, esta honda es verde, un poco deprimida en 
el centro , en donde se ve una linea negruzca. Las areolas del 
enrejado epidérmico son ovaladas, acuminadas en los dos es- 
tremos ó casi romboidales y horadadas de un poro en su centro; 
«aláo, ademas, dispuestas en lineas paralelas entre sí y oblicuas 
ala nerviosidad mediana. La inflorescencia es dioica. El receptá- 
culo masculino es pedunculado y en forma de parasol ^ como el de 
la flor femenina, y nace , como él también, de la escotadura que 
se ve á la estremidad de las hondas. El pedúnculo tiene, á todo 
mas , una pulgada , y soporta una suerte de disco orbicular, 
plano superiormente, verrugoso , carnudo , adelgazado hacia la 
periferia , y dividido en seis á ocho lóbulos cortos y redondea- 
dos. Las anteridias, óvalas-oblongas, y en número igual á las 
verrugas del receptáculo , están anidadas en su porción car- 
nada , y se abren por nn poro en el vértice de cada verruga. El 



308 FLORA CHILENA. 

receptáculo femenÍDo es soportado por un pedúaculo de uq á 
cuatro pulgadas, y nace sobre una honda diferente de los mis- 
mos lugares que el masculino. Es hemisférico, profundamente 
dividido en ocho á diez lóbulos, radiantes, linearlos, medio- 
cilindricos y encorvados, bajo los cuales y entre ellos están 
otros tantos involucros reunidos por la base al rededor del vér- 
tice del pedúnculo. Estos involucros son oblongos, membra- 
nosos , blanquizcos , laciniados en el vértice , anchamente 
abiertos, y contienen hacia la base dos ó tres pistilos pendientes, 
cada uno de los cuales está rodeado de un perianto ovalado 
membranoso y cuadrífiJo. La cofia es obóvala (ó en óvalo vol- 
cado), coronada de un estilo corto y se rompe irregularmente 
para dar salida á la cápsula. Esta es ovalada , cortamente pe- 
dicelleada , morena y se rasga por el vértice en siete á ocho 
dientes cortos y rollados por afuera. Esporas numerosas , ama- 
rillentas, esféricas , con facetas, mixtas con eláteros dispiros. 
Enfin se encuentra un segundo modo de reproducción , que 
son jemas lenticulares numerosas, contenidas en especies de 
canastillos con bordes membranosos franjeados. Estos canas- 
tillos {scyphuli) se encuentran indiferentemente en los indi- 
viduos fértiles ó estériles. 

El ñf, polymorpha es muy común en Chile como en todas partes , desde 
el norte hasta el estrecho de Magallanes ; se halla también en Juan Fernandez. 
Lo hemos descrito un poco largamente para que se pueda conocer bien la 
organización de la tribu de la cual esta planta es el tipo. 

2. MaÉfehaniia Beriew^aana. 

iPf . receptaculis femineis subintegris vel brevi'Vadiatis $ubtu$ iubnuéit, 
radiis demum infiexis; involucris margine laciniis ciliato-denUítU ftm" 
briatisf fronde subdichotoma latiuscula dense porosa, 

M Bertbroaiia Lehm. et Lindg., Pug.^ VI, p. 21.— Montg., Fí. /. Fem,, n. 120. 
— 5yn. Hep.yp, 525, 

Var. a radiis receptaculi involticro 1/3 longioribus^ involiuíri Z-5-floris* 

Var. p biflora : receptáculo ut in precedente sed barba fibrillosa vestito^ 
involucris plerisque bifloris, pedúnculo brevioribus. 

Var. Y anactis : radiis ultra involucra egredientibus nullis. 

Hondas de dos á tres pulgadas , correaces, ovaladas, dicóto 
mas , dilatadas y emarjinadas en el vértice , enteras ó indislin- 



HEPÁTICAS. 309 

tamente almenadas en los bordes, desprovistas de nerviosidad, 
de un amarillo verdoso y cargadas de estómatas por encima , 
morcnizas y guarnecidas de largas radicellas por debajo á lo 
largo de sus partes medias. Pedúnculos frecuentemente jemina- 
dos , largos de dos pulgadas , morenos , lucientes , desnudos y 
enrizados. Receptáculo femenino convexo, verrugoso, hendido 
en ocho á diez radios muy cortos , entre los cuales se ven los 
involucros. Involucro campanulado, membranoso, pestañado, 
que encierra de dos á cinco flores. Perianto delicado , blanco , 
ovalado, revestido de cuatro dientes en el vértice. Cápsula 
pedicellada, pendiente, cuadriñda. Esporas muy pequeñas , 
redondas, amarillentas. EláteMb dispiros. 

Esta especie es propia de Chile. Bertero ha cojido en Juan Fernandez las 
var. a y Y. La variedad p ha sido hallada por Meyen cerca de Yalparaiso. 
Difiere de la precedente por su honda mas ancha , correaz, enerva , no areo- 
lada, pero horadada de numerosos poros ó estómatas, por los radíos mas 
espesos y mas cortos de su receptáculo , por un involucro mas despedazado , 
y enfin , por esporas amarillas. 



Beceptaculum femineum pedunculatum , bi-quadripartitum , 
lobis fruciiferis usque ad basin discretis , radiis interjectis nullis 
aul dentiformibus» Pfduneulus frondi eontinuus, basi nudus^ 
pallens. Involucra tot quot lobi , cum lobo suo tubum declinatum 
formantia, plusminus discreta ^ ore lato dehiscentia piteumque 5t- 
quinquepartitum exhibentia ^monocarpa. Perianthium o, Calyptra 
persütenSy involucrum adcequans vel paululum excedens^ irregular 
riter rumpens. Capsula globosa semi-^-^-valvis^ pedicellata. Ela- 
teres ad basin capsules^ 2-4-«pirt. Apparatus gemmiparus o. 

Sautbria N. ab Es. — Syn, Hep., p. 54i. — Endl. — Ldndlarijb spec. N. ab Es. 
olim. 

Receptáculo femenino pedunculado , bi-cuadripartido ; 
lóbulos fructíferos , divididos hasta la base y sin radios 

intermediarios , reemplazados por algunos dientes pe- 
queños. Pedúnculo continuo con la honda, pálido, des- 
nudo en la base. Involucros en el mísnio número que 
los lóbulos, y que forman cada uno con su lóbulo un 



SIO FLOEA CHILENA. 

tubo inclinado ; están , por otra parte , mas ó menos se- 
parados profundamente , monócarpos , y se abren por 
un ancho orificio en forma de un sombrero dividido en 
2-5 liras. Perianto nulo. Cofia persistente , piriforme 6 
campanulada , que se abre irregularmente, y poco mas ó 
menos del mismo largo que el involucro, cuyo orificio es- 
cede rara vez. Cápsula globulosa, pedicelleada, dividida, 
en la madurez , en & ó 6 lóbulos que no depasan su me- 
dio. Pedicelo mas corto que la cofia y no separable. 
Eláteros de dos ó cuatro fil)|ras espirales, caducos, si- 
tuados en la base de la cápsula. Inflorescencia masculina 
desconocida. Ningún aparejo jemíparo. Vejetacion hon- 
diforme ; hondas análogas á las de las Riccia , casi sim- 
ples, ó continuándose por su vértice, sin nerviosidad 
mediana , areoladas y cubiertas de papillas en su fa¿ su- 
perior, luego lacunosas. 

No se conocen de esta ^mas que dos especies , de las coales una 
pertenece á los Alpes de Europa , y la otra es propia de Chile. 

1. Smuierif» Berier^mnm. 

S> receptáculo femíneo umbonato tri^quadrilobo lobU ultra tnedium 
connatis; capsula brevipedicellata ; fronde simplici vel cequaJiter bifáa 
eanaliculata pagina centrali marginibusque atro-purpureié , «guomíi 
ventraltí>us crassis subteretibui» 

S. Berteroana Monug. in d'Orbig., Voy. dam VAnUr, mirid, Fl.Boliv., p. S8.— 
Syn, Hep., p. 541. 

Las hondas crecen en la tierra unas al lado de otras y se 
cruzan rara vez; son lineares ahorquilladas, verdes y canicu- 
ladag por encima; su largura es de tres á seis lineas, y su an- 
chura de cerca de linea y media. La faz inferior es de púrpura 
negruzca, luciente y muy intensa, y este color se declara aun 
también en los bordes de la honda , que están adelgazados y 
ondeados. Esta intsma'fdz está cubierta de escamas transver^- 
sales lineares , álpeéas, carnudas y del mismo color. El pedún* 
culo , nudo i la base y ti vérttoe ^ adqoier» hasta ma poigada , 



HJBPATIGA8. Sil 

pero 8u loDJitud la mas ordinaria es de ocho lineas. El recep- 
táculo femenino es hemisférico, mamelonado ademas ^ trí- 
cuadri-lobeado, y los lóbulos están reunidos entre si en mayor 
estension que en la congénere europea, el S. alpina. Lá 
cápsula , mucho mas cortamente pedlcelléáda que etí éste , eÉ 
dos veces mas gruesa^ {puesto que adquiere media linea de diá«- 
metro. 

Esta hepática ha sido recojida, en setiembre, en loi pastoi y lio ÍQiea 
de Rancagua , por Bertero , á qmea , en tiempos pasados , la he dedicado. 

Xeceptaeulum femineum peduncuíatuth ^ hemispharicum , áui 
mb&onieum snhtns déeurrtití iñ üfnbUu i-i-fidum tñoñó-téHrácaf''' 
pum. Involucra tot quot lobi feceptacnlU bnüia, már§lHértpandé^ 
monocarpa. Perianthium o. Capsula globosa^ br§vU$r pedicullaía 
in medio circumscissa, pediceílo immerso solubilLvlateres dispiri. 
SporiÉ iuherculútce. Pislillutn in ^tn^uló iíítólúero síngulum. 
Hecepiacula másenla in distincta eademve stirpejuxta lacintáhtí/lk 
ápices frondi immersa , papillata. Gemmcc nullcc, 

Grimalda Raddi. — Lindg.» fiísch.— Corda. — N. ab Es. — Marchahtije spec. 
AucU. 

Receptáculo femenino pedunculado, cónico 6 hemi- 
sférióo , marcado de poros y de papillas en el centro del 
vértice , decurrente en la base , tri* ó cuadrífldo en su 
contorno ; cada lóbulo encierra uii frutó. Pedúnculo in- 
volucrado en la baáic por üü número bástante grande de 
pajitas, barbudo en el vértice y nacido de la continua- 
ción de la honda. Involucros propíos en número igual á 
los lóbulos del receptáculo, cortos, encorvados, mono- 
carpos. Perianto nulo. Cofia obovóida ó como huevo 
volcado 9 coronada por el estilo ^ rompiéndose thas tarde 
en muchos lóbulos, y cercando inferiormetite la dápsula; 
Cápsula amplia, globulosa, que llena el involucro, 
brevemente pedícelleaáa , reticulada, y abriéndose por 
el medio como una jabonera. Pedicelo inmerjido y se- 



313 FLORA CHILENA. 

parable. filateros hispiros , caducos. Esporas tuberculo- 
sas. Un solo pistilo en cada involucro , superado de un 
largo estilo. Receptáculo masculino, discíforme, ova- 
lado , obóvalo ú obcorde , herizado de papillas , inuier- 
jido en la honda al vértice de &us divisiones , ya sea en 
el mismo individuo que el receptáculo femenino, ya en 
un individuo distinto. Ningún aparejo jemíparo. Hondas 
espesas, canaliculadas por encima, dicótomas y que 
echan otras hondas de su vértice emarjinado. La superficie 
superior es areolada y porosa ; la inferior está carenada 
por la salida del centro y cubierta de escamas imbricadas 
cuya lonjitud , depasando los bordes de la honda , hace 
aparecer esta pestañada. La capa hipopórica esta sepa- 
rada en pequeños compartimientos por numerosos ta- 
biques. 

Estas hepáticas se crian en la tierra entre los musgos, 

1. OrUnaMdlin eHíMen9Í9. 

G» fronde subsimpUce apicevñ succrescente lineari canaliculcUa apiee 
emarginata minutrssime ciliato-barbata^ subtus atro-purpurea sguamt«- 
que subulat<haeutis rigidulis patulis exasperata; receptáculo femíneo 
convexo quadri-^uinque-crenato obsolete barbato, 

G. CHiLENSis Lindg., Mu. in Montg., Fl, Boliv.t P* 53. — ?G. UMBaosA Bischoff 
in Scbeda Hb.— Syn. Hep., p. 552. 

. Hondas de una media linea á dos lineas de largo ; de una. me- 
dia línea de ancho, canaliculadas encima por la inflexión de 
los bordes, guarnecidas, por debajo, de escamillas. Faz superior 
glauca , Inclinada , indistintamente porosa , y negruzca hacia su 
contorno. Pedúnculo desnudo en la base, verdoso, á penas largo 
de una línea, y que nace cerca del vértice de las hondas , ó de 
este vériice mismo. Receptáculo femenino pequeño , verde, de 
cuatro lóbulos. Pistilo aun poco desarrollado. En la planta de 
el señor Bischofi, que es adulta, se hallan cuatro involucros dQ 
borde truncado superiormente. 



EEPATICAS. 313 

Bertero encontró esta especie en setiembre en el serró de Mallaca, cerca 
de Quillota ; se cria en la tierra húmeda. 

ZZZZ. BIJVAI.XA. — DUVAliIA. 

Heceptaculum femineurn pedunculaium , hemisphcBricum ^ tni««- 
gerrimum^ suhtus concavum nec decurrens^ mono-pentacarpum. 
Involucra 1-5 a margine receptaculi crenulato monocarpa, Pe- 
rianthium o. Capsula s'ubsessilis, globosa^ supra médium opérenlo 
dehiscens. Elateret caduci, hispiri. Sporce grosse tuher culatee, Re- 
ceptacula másenla frondi immersa^ epidermide tecta^ suborbicn- 
laria^ superficie papillnlata. Jppajnatns gemmipams nuUus. 

DüVALiA N. ab Es., Hep, Eur, eí Syn. Hep., p. 5S3. ^ Grimaldijs spec. Bisch.— > 
Lindg.~ Httben. 

Receptáculo femenino pedunculado , hemisférico , 
casi globuloso, 6 plano-convexo, muy entero en su con- 
torno , papuloso-cavemoso por encima , cóncavo pero no 
decurrente por debajo ; unas veces monócarpo y otras 
globuloso y escéntrico , pero con la mayor frecttencia 
cargado de dos á cuatro frutos. Pedúnculo continuo con 
la honda , barbudo en el vértice , y revestido en la base 
de un involucro formado de un pequeño número de 
escamitas. Involucros propios uno á cuatro, delica- 
dos, en forma de anillo corto y almenado, monócar- 
pos. Perianto nulo. Cofia que se rasga temprano y que 
persiste lacerada en la base de la cápsula. Cápsula' 
bastante grande, reticulada , casi sésil, globulosa, abrién- 
dose mas allá del medio por un operculillo formado de 
una simple capa de celdillas sin fibras annulares. Pedi- 
celo muy corto, inmerjido en el receptáculo^ Eláteros 
hispiros , caducos ; esporas groseramente tuberculosas. 
Beceptáculos masculinos casi orbiculares , papillalados , 
encubiertos por el epidermis é inmerjidos en el sinus 
terminal de las divisiones de la honda, Ningún aparejo 
jemíparo. 



51& FLOAA CHILBlfA« 

Este jénero es muy aproiimado al precedente , del cual di6ere 

sobretodo, como el Dumortiera del Sauteria^ por la estmetora 
de las hondas muy delicadas > á penas espesadas en el medio. 
Hondas membranosas en los bordes , horcados y completamente 
desprovistos de poros. Las cavidades hipopóricas son muy grandes 
y vacías. Se hallan las especies, poco numerosas, en los moros y 
peñascos calcarlos. 

(Alias boUníeo.— Gríptogamia , láni. 6, fig* 3.) 

Z>. reeeptaeulo feminéo brevfp^neulato eonvexo^lano eretiofo jM^ 
puloso tri-pentacarpo^ fructiferi centro umbilioato subtus peduneuloquB 
basi nudi$; calyptra globosa minutissima ; fronde obovata membranácea 
tenuissima viridi medio incrassala eporosa, margine tenertucente venu~ 
losa , iubtus eqtiamis rarie pwpureii utrinque véitita. 

D. Gatana Hontag., Ann, Se, nat., i* ser., tom. IV, p. 359, 5* CenHM*., n* tS. «-» 
D. BRBYiPSDOMCDLATA MoEilag. oUm.— Syn. Bep.t p. 5S5. 

Hondas obóvalas, membranosas, verdes, enteras ó bihorqni* 
lladasjpn el verilee , de tres á cualro lineas de largo sobre linea 
y media á dos lineas de ancho, en la parte ensanchada, nú 
poco mas espesas en el medio, pero muy delgadas y transípa- 
rentes por los bordes , que son enteros 6 i penas almenados ú 
ondeados. La faz superior es plana , de un verde gai y marcada 
de veinfculas ó pliegues radiantes del eje á lOs bordes ; la infe* 
rior está guarnecida según este eje de largas radicellas blancas 
puntuadas-granulosas y, en cuanto he podido juzgarlas, conti- 
nuas. Se hallan también en esta misma faz algunas escamaé 
purpurinas , situadas transversalmente entré la lidéa mediana 
y el bordean cual no llegan jamas* La honda es tan delicada 
en el borde ^ que á penas se puede tocar sin rasgarla* Su tejido 
está formado de celdillas hexágonas bastante grandes, en 
medio deks cuales no se percibe ninguna traza de poro. £1 pe- 
dúnculo del receptáculo femenino parte del eje de la honda 
por debajo y en el centro de la bifurcaciotí de las hoúdas; está 
desnudo y espesado en su nacimiento; es largo de dos á tres 
Uneas, estriado ó plegado en el sentido de lo largo, y amarilleotOw 
Las celdillas alongadas que lo forman tienen un calibre muy es- 
trecho. El receptáculo femenino es enteramente plano antes de 



HBPATIGA8. S15 

la fecundación, convexo en la madurez , y entonces ombilicado 
en el centro. Su color es el mismo que el de la honda, y está leve- 
mente almenado en su contorno. Su convexidad, ademas, poco 
pronunciada , está abollada por la salida de los frutos , que son 
en número de tres á cinco. Estos están dispuestos al rededor 
del eje en involucros flo¡os , libres de toda adherencia entre sf 
y con el receptáculo , á no ser en la base. Cada uno de estos 
involucros membranosos , blanquizcos , está tornado hacia el 
suelo y contiene un pistilo único que se hace cápsula, en la base 
de la cual se ve la cofia rasgada. Esta cápsula es á penas pedi- 
Celleada, esférica, transparente, aunque morena en apariencia, 
á causa de las esporas de que está Uena^ y se abre circular-^ 
mente un poco por debajo de su medio. Las esporas son more- 
nas , globulosas, un poco translúcidas en los bordes y su espo-* 
rodermis , groseramente celuloso. Los eláteros son muy largos, 
flexuosos, de dos fibras espírales, contiguos al tubo, escepto 
en las dos estremidades , en donde ^ mas flojas^ están apenas 
contorneadas. 

Esta especie , moy notable , crece en la tierra , en las provincias meri- 
dlonales de Chile. Tengo una verdadera satisfacción en dedicarla al viajero 
infatigable y al sabio naturalista que la ha descubierto con tantos otros seres 
naturales pertenecientes á los tres reinos. Por consiguiente , es preciso con- 
federar como no advenido , y desechar el nombre provisional de D, hrevi- 
pedunculata que le habla sido dado en mi carta á mi sabio amigo «1 

D' Gottsche. 

Siplieaeion de la lámiiM* 

Lku, 6 , fig. 8. — a Duvalia Gayaná vista de grandor naCtiral.^ h estremidad ds 
una honda aumentada 125 veces para mostrar el enrejado de que está compuesta , 
j la ausencia de poros de la superflete superior. — ^ Un receptáculo un poco 
aplastado visto por debajo, y aumentado cuatro verdes de diámetro, afin de dejar 
percibir los cinco frutos , sus involucros d,d, y sus cápsulas abiertas e, e. — La 
figura /*, aumentada seis veces, muestra la cofia g^ rompida, e«8¡ sésil en el inv^ 
lucro rebajado A —Se ve en t , el Curte transversal del pedúnculo del rec(*pláculOy 
aumentado veinte y cinco veces. — ¿ Un elátero , y m tr^s esporas aumentadas 
I2k veces.-^ n fistremidad de un elátero aumentada de cerca de 400 veees. 

XXXIZ. FlMBaí AAZA. ^ nittttBXAHXA. 

JRecepiaculum femineum pedunculatum^ convexum aut conicum^ 
iuhtus concavutn, ambitu integrum vel inciso-lobaium. Involucra 
1 ad 4 margine recepiaculi continua^ tubuloéó-eampanulatay áeor* 
fum vel extrorium versan nwnoearpa. Perianthium prominene 



316 FLORA CHILENA. 

ovatum^ oblongum eonicumve^ profunde multifidum [S-íñ-fidum) 
laeiniis ápice cohcerentibus vel omnino liberis^ membranaeeis. Cap^ 
sula tecla supra médium opérenlo dehiscens^ pedieelio brevissimo 
sv/fulta. Elateres mono-dispiri, Sporce angulosce, tuberculata. 
Inflorescentia monoica, Masculus : discus in eadem stirpe relror- 
ium a pedúnculo situs, frondis costee immereus el innattu. Pistillum 
in singulo involucro singulum. Scyphuli gemmarum nulli. 



Mar- 



m itngulo involucro stngulum. cicypnult gemmarum nullt. 

FiKSBUBiA N. ab Es., Hor, Phyi, Berol., p. 45. — Syn, Hep,^ p. S55.— 
CHAJiTiJS spec. Linn. et AucU. 

Receptáculo femenino pedunculado , convexo , cónico 
6 plano por encima y por debajo , móno-ú telracarpo 
entero en su contorno , ú ocasionalmente incisado. 
Pedúnculo continuo con la honda y mas 6 menos 
guarnecido de escamitas , en su base. Involucros pro- 
pios uno , cuatro ó seis , continuos con el borde del 
receptáculo, tubulosos, cortos, truncados, situados ho- 
rizontalmente ó inclinados, monócarpos. Perianto sa- 
liente, ovoide, oblongo ó cónico, marcado de ocho á 
16 rayas lonjitudinales que son los puntos de junción de 
las tiras en las cuales se dividirá en la madurez del 
fruto; tiras membranosas que se separarán enterar- 
mente ó quedarán adherentes por el vértice. Cofia supe- 
rada de un largo estilo , casi escondido detras de la cáp- 
sula después de su ruptura. Cápsula ovoide, globulosa, 
reticulada , soportada por un corto pedicelo que llena 
la cavidad del involucro y del perianto que la cubren , 
y que se abre por una tapa encima del medio de su 
altura, filateros cortos, caducos, uni ó hispiros. Esporas 
angulosas, reticuladas, marjinadas, y revestidas de 
doble cubierta. Pistilo único en cada involucro, superado 
de un largo estilo. Receptáculos masculinos situados en 
el mismo pié por delante de la base del pedúnculo , in- 
merjidos en la honda» cubiertos por el epidermis y 



HEPÁTICAS. 317 

revestidos de papillas. Aparejo jemfparo nulo. Sus 
hondas espesas, á lo largo de la línea mediana, son, 
con la mayor frecuencia , bífidas , y se continúan por el 
vértice ; su haz superior es oscurameiAft areolada , de 
areolas muy pequeñas horadadas de poros ; la inferior 
está guarnecida de escamas mas ó menos aparentes. Las 
cavidades de la capa hipopórica son distintas , con tabi* 
ques bastante fuertes. 

£1 jénero Fimbriaria se distingue á primera vista de todas las otras 
Harcancíeas por su perianto saliente fuera del involucro, y dividida en 
tiras muchas veces reunidas al vértice. Tal es su carácter esencial ; 
viven en la tierra, los peñascos, los musgos, de las montañas de 
ambos mundos. 

1. JPiwnhtrinria eMMen9i9. 

F» fronde obovata biloba bifidave teñera, limbo undato suhvenoio^ 
pedunctulo glabro basi nudiusculo; receptáculo femíneo obtuse umbonato 
tri-quadri-fido brevi-barbato; perianthiis deorsum spectantibus súbqua- 
drifidis postea in lacinias sex octo secedentibus, 

F. CHiLENSis Nees et Montag., Ánn. Se, nat,, 2« ser., Bot,, tom. IX, p. 4i.~F/or. 
Boliv.f p. 52. — Syn. Hep,, p. 569. 

Hondas aproximadas y que viven en sociedad , largas de dos 
y media lineas y anchas una y cuarta ; lineares en la base, en- 
sanchadas, bilobeabas ó bíMas en el vértice, con bordes 
ondeados, sinuosos, un poco levantados, almenados y adel- 
gazados , poseidas de una nerviosidad mediana aparente 
por debajo, y de la cual salen numerosas radicellas. Esta 
misma haz inferior lleva en su juventud algunas escamillas pur- 
purinas y semilunares que persisten y le comunican su color. 
Los bordes están poseídos transversalmente de venillas anasto- 
móseas. La haz superior glaucescente , es tuberculosa y está 
horadada de poros, que, por la mayor parle, están cerrados por 
un globulillo verde. El receptáculo femenino es de tres á cuatro 
lóbulos , barbudo por debajo, y su vértice es proeminente en el 
■'*iñedio. El pedúnculo es largo de dos á tres lineas, glabro, 
. e^iado, algunas veces jemino ó doble en el^ vértice de las 



Si8 FLORA CHILENA. 

hondas. Los invólacros son estrechos, pálidos y del largo de 
los periantos. Estos tienen á penas el doble largo de sus tiras; 
son cónicos, blancos , tetrágonos en el vértice , primero dividi- 
dos en cuatro 14t|ulos , cada uno de los cuales se subdivide 
en dos ó ires , mas tarde ^ lo cual da de seis á ocho tiras , uno 
de los lóbulos quedando alguna vez entero. Cápsula muy corta- 
mente pedíceileada, globulosa y aun no madura en nuestras 
muestras. 

Esta especie aproximada á las F, venosa L. y Lg. y F, africana Montg. di- 
fiere de la primera por su honda mas ancha y mas delgada, y de la segunda, 
por sus periantos ovoides muy cortos, apenas salientes, de seis divisiones, 
y por su honda mucho mas amplia. Se halla en los bosques de las colinas 
cerca de QuiUota. (Bertero, coll. n. 1128.) 

ZJUnZZ. TARGZOmA. — TARGZOBrZA. 

Beceptaculum femineum diserefum nullum. Involucrum ad api- 
eem frondis inferum , bivalve ^ monocarpum. Perianthium nullum. 
Capsula brevipedicellata, lacera aut frustulatim dehiscens, Elate^ 
res di-iri'Spiri. Sporce subgloboscB submuricatce InflorescentiamO' 
noica. Pistilla 3 ad 4, único fecundo. Aniheridia in disco laterali 
immersa. Gemmarum apparatus nullus. 

Targioniá Mlcbeli et Aactt. 

No tiene receptáculo femenino distinto. Involucro 
bivalvo, monócarpo , situado bajo el vértice de la honda. 
Pistilos en número de tres á cuatro , de los cuales uno 
solo se hace fértil. Cofia delgada, persistente, que en- 
cubre, envuelve á la cápsula y se destruye por el vér- 
tice. Estilo caduco. Cápsula soportada por un corto pe- 
dicelo formado de una membrana delicada, y abriéndosiB 
por un rasgón 6 cayendo en arrapiezos. Pedicelo y bulbo 
de la cofia inmerjidos en un hoyuelo de la honda. E14- 
teros de dos ó tres fibras espirales. Esporas globulosas 
y tuberculosas. Receptáculos masculinos laterales , dis- 
ciformes , guarnecidos de papillas y que traen su otíjeíí 
del lado ventral de la nerviosidad de la honda; tieneiB la 



HEPÁTICAS. 519 

forma de un cuerno de abundancia. Ningún aparejo 
jemíparo. 

Se puede considerar este jénero como una Marcanciea , cuyo re- 
ceptáculo y su pedúnculo , detenidos en su desarrollo , quedan redu- 
cidos á un involucro sésil en el Tértice y debajo de la honda. Esta, 
porosa por encima, escamosa por debajo, se continúa ya sea por su 
vértice , ya por innovaciones laterales. Por mas pormenores sobre los 
órganos masculinos que he descubierto sobre la especie que vamos á 
describir, véase la memoria que he publicado en los Ano. des Sciences 
nat. fév. 1838. 

T, fronde lineari angusia eanalieulata simpUci bifurcave, marginibus 
tenuibus adscendentibus repandis erenulatis , poris grossis , squamis 
margines attengentibus aut superantibus; involucro ápice frondUÍ)ir 
tiori. 

T. BIFURCA Nees et Montag., Ann. Se. na/.,2« 8ér.,toin. IX, p. Ii3, t. 5 el Flor, 
9olÍ9., p. 52.— N. ab Et., Bep, Mwr,f IV, p. SIS.-* 5y». Hep.t p. STS. 

Las hondas están reunidas en gran número , lineares , es- 
trechas, de tres á cuatro lineas de largo sobre una línea, á 
penas, de ancho; poco ensanchadas en su eslremidad anterior; 
rara vez simples, lo mas frecueiUemente bihorquilladas por en- 
<^ma, cuando están húmedas, con bordes enteramente rollados, 
cuando están secas , de modo que á penas dejan percibir su 
haz superior. Su haz inferior es de un purpuro negro y cu- 
bierta de escandas del mismo color, triangulares, situadas trans- 
Tersalmente y acuminadas á la punta que corresponde al borde 
de la honda. £1 medio de esta misma haz lleva numerosas ra- 
dioellaa. El involucro bivaWo , situado bajo el vdrtice de las 
hondas, es mas ancho que ellas, globuloso, comprimido lateral- 
i|g^nte , y el borde de las válvulas es entero. La cápsula tri- 

^ %, f&ót^na , es sésil sobre una suerte de verruga blanca 
¡Bada. Xa cofia se rompe bajo el vértice y se ve en la base 
ki'cápsula, en la madurez. Las esporas globulosas polyedras 
están escrobiculadas y mezcladas con dateros díspiros. En los 
bordes de la honda, y de cada lado, se ven los discos ante- 
ridiferos, que parten de la nerviosidad, como las innovaciones. 
Su forma es la de un cuerno de abundancia que tuviese cu-* 



320 PLORA CHILENA. 

bierto de escamas lanceoladas y violadas. La parte plana del 
vértice es verrugosa , y cada verruga corresponde á una an- 
teridia anidada en la propia sustancia del disco. Estos órga- 
nos, vistos, primero, por Micheli , han quedado, después ^ 
desconocidos á los botánicos, hasta que yo los volví á hallar 
en esta especie , y los di á conocer de nuevo en una memoria 
especial. 

La especie que acabo de describíF ha sido hallada en la tierra junto i 
QuUlota, por Bertero. 

TRIBU XS.^ANTOCEROTÉAS. 

Frutos aislados , dorsales , en forma de síHoua , bívalTOf ó feml- 
bivalvos, de reoepiáoulo libre, filiforme, central. Fenioulos arti- 
culados , flezuosos , sin fibras espirales. Vejetacion frondiforme • 
radiante. 

ZZXIV. ANTOCSROS. — AHTTHOCZBLOS. 

Capsula dorsalU ^ angusta , siliqüiformis ^ peduneulata^ bivíd» 
viSt persistem. Beceptaculum seminum céntrale, liberum^ «eft- 
forme. Elateres flexuosi, fibra spirali obsoleta nullave.Jntfklucrwn 
tubulosum» Antheridia sessilid^im/polucrata. 

Anthocbros Micheli.— Linn. et AucU. 

Cápsula dorsal , estrecha , silicueforme, pedunculada, 
bivalva , persistente. Receptáculo de las esporas libre , 
setiforme y que ocupa el centro de la cápsula. Eláteros 
flexuosos , jeniculados , sin fibra espiral bien evidente. 
Involucros tubulosos , que nacen de una honda orbicu- 
lar, 6 radiante , irregularmente lacerada ó dicótoma. Afl- 
teridias sésiles, involucradas. 

Estejénero tiene an facies q\ie le es propio. Sos MÉ|dt||. 
cuales no se ve poro afgano, lienen una testura blanda 'jr^^^ ' 
son orbiculares , mucha$ veces profundamente recortadas 
por su contorno, con ó sin nerviosidad. Las flores masculinas cdS|fcn 
en anteridías sésiles en un vasito formado por la honda levantada 
circularmente de modo que forma on rodete al rededor de ellas. 




'-'•VA 



HEPÁTICAS. 321 

1. Anihoeew^09 pw$ne9uiu9. 

A. fronde etiervi cireulari turbinata sinuaía ladniatave, superficie 
papuloso-reticuUiia; invf^luoro tubuloso trúncalo ore scarioso. 

A. PUNCTATUs Linn.^N. ab Es., Hep, J?tfr., lY, p. 328 et 338.^ Sffn, Hep.jp. 583. 

p multifldus : fronde contorto-turbinata in ceif^o excav<Ua tenui t'n- 
eisa, laciniis dentatis lacerove-subpinnatifidis ; capsulis grácilibus pal- 
lidioribus, 

A. MULTiFiDUS Linn. (non Schmid.).— 5yfi. Hep,j p. 584.— A. punctátus Schreb. 
— De Noi. 

Las hondas de esta variedad ^ , que parece común en Chile , 
son estrechas por la base , revestidas de radicellas y luego van 
ensanchándose al vértice , en donde se dividen profundamente 
en muchas tiras lineares, recortadas ellas mismas, y en las 
cuales se desarrollan los frutos. Tienen de dos á tres lineas de 
largo, y su textura es floja y muelle. Los iotélucros, que nacen 
del dorso de las hondas, hacia el medio Shtl^ "tiras , son de tres 
cuartos y una línea de largo , y abrazan el pedúnculo estrecha- 
mente. La cápsula , de un moreno oscuro , tiene de cuatro á 
seis lineas de largo^ y es propWfiionadamente espesa , un poco 
adelgazada por el vértice y en la base , en donde se confunde 
con el pedúnculo , ordinariamente mas largo que el involucro* 
En el centro de las dos válvulas que la forman , se ve , al 
tiempo de la dehiscencia, un cuerpo filiforme^ al rededor 
del cual están fijadas las esporas por el intermediario dé los 
funículos. Estos son flexuosos , jenículos y formados de tres á 
cuatro artículos. Las esporas son morenas en la madurez y ar- 
mildas de puentecitas agudas y poliedras. 

Eita planta esi muy común desde el norte ha^ta al sur. 

- ' M 

2. Anihoeeros eíehm r m me uB. t 

jit fronde mínima orhieulari IcBte-viridi fere ad centrum laciniata^ 
laeiniis oblongo-obovotave-linearibus pinnatifidis crispatis ñervo medio 
instructis; involucro oblique trúncalo obtuso; capsula fulva parum bre- 
viore ; funiculié spiraliter lortisi 

A. CMORAGECS Montag., Ann. Se. nal.^ y ser., tom. IV, p. 355, 5' Cent., n. 80.— 
Syn» Hep.t p. 590. 

VII. Botánica. 21 






*> M- 



522 PLORA CHILENA. 

La honda de esta especie es muy pequeña, orbicular, de 
cerca de tres lineas de diámetro , del mas vistoso yerde , recor- 
rida en 9u pontorpio , y casi basta el centro , en tiras oblongas ú 
obóvalas , incisadas penoatifidaa en los bordes. Las tiras y sus 
divisiones pepnatiforqies están poseídas do una nerviosidad que 
radia del centro y ll^a hasta el vértice arromado. Las tiras son 
ademas encorvadas^ crespas en los bordes, absolutamente 
como en el j4. crispus Sw., al cual el nuestro semeja mucho. 
Los involucros situados en las divisiones de las hondas, parten 
de su dorso y de la nerviosidad, y son tubulosos, carnudos, del 
mismo color que la honda, cilindricos, de dos lineas de largo, 
sensiblemente ensanchados hacia el vértice , que está tajado 
como pico de pluma , y redondeado en la porción saliente 
del oriflciof La cápsula tiene el doble largo del involucro, 
comprendiendo el pedúnculo; es subulada, obtusa, de un 
amarillo leonado v |e abre en dos válvulas al salir del nivel 
del orificio involu0F|Í,^ro las válvulas quedan mucho tiempo 
adherentes por el vértice ; el receptáculo ó la columela es fili- 
forme , cargado en toda su estension de funículos elateri formes 
y de esporas. Digo funículos elateriformes porque la fibra única 
que los constituye es ancha, plana, y contorneada de tres á cinco 
veces en espiral; cada vuelta de espira quedando apartada de 
fa vecina. Las esporas son poliedras morenas , proporcionada- 
mente gruesas y lisas. 

Esta linda y dlfitinta especie crece en Chile , parte austral, en donde ha 
9Ído descubierta por el señor Gay. He podido compararla con una muestra 
auténtica del u4, crispus , enviado por Swartz mismo al señor DesfontaineSj 
y héaqui las diferencias que hallo entre estas dos plantas. En la nuestra, 
la honda es mas pequeña , orbicular ; el color es verde aun en el estado de 
desecación; la cápsula es subulada, combada, obtusa; los funículos , enfin, 
son diferentes y característicos. Sin duda esta pertenece , como la planta de 
S^artz , al nuevo j enero Dendroceros , creado después de la redacción de 
mis escritos sobre laiB heyitloi^ «hUaoas. 

A> fronde enervi furcata, ápice rotunda ampliaia, medio erassiuseula 
iúbttis radicellas promens, ambitu ienere membranácea crispatissima; 
fructu.:., 

7 A. iHDivi^FOLiDs Montag., Voy, Póle Sud, Crypt., p. 2U. — Syu, ffep,^ p. ftM. 



HEPÁTICAS. 523 

Honda sin nerviosidades , linear-b#cada ,4Nredonda en la 
punta , crasa en el medio y cargada de ratenlas por debajo; 
sus márjenes son tieraoa , xnemtxraoosoft y muy cve^pados. 
Froto 

Es inútil el dar una descripción mas detallada de esta planta, cuya fruc- 
tificación es desconocida, y que ppdria muy bi^ pj^ene^eír al jénero Lapit^ 
Ha sido hallada en el puerto del Hambre en el estrecho de Magallanes , por 
el 86ñ(Mr Jaoiuinot. 

TRIBU V. ^ meciÉAS. 

Frutof evalvof , pedioeleadof , léiileí ó ahondadof en la honda. 

SIátero» MpgiHiQ». 1Ei90ir«t ftP gw JU m M. "^^í^mÑYm fvfti»áífwqAe. 

Hondas bíhorquUladaí , freonenteíoíenta diffMie«la« ttqi fovpMip dft 
rosetas. 

ZZZV. BSFEROCARPO — SVHJEaOCARPUS. 

FrtkctUt^ in frani^ ecoslata dorsales. Xt^polucnum Msil^ 0ift 
pe4unculatum obíuse conicum autpyri forme, in vertUie perfQra* 
tumy frondi continuum. Perianthium o. Calyptra cito evanescente 
Capsula demum libera indehiscens» Elateres o, 

Sphjerocarpus Micheli.— Linn. — Lingd. — Nees. — Bisch., ele. 

Frutos agregados , superficiales , desnudos en el diaf» 
de una honda horizontal , plana , orbicular, lobeadia , 
sin nerviosidad y de un tejido reticulado muy delicado. 
Involucro propio sésil 6 pediceleado, cónico-obtuso 6 
piriforme, perforado en el vértice y continuo con la 
honda. Perianto nulo. Cofia coronada de un estilo caduco^ 
y revestida de un pedicelo corto. Cápsula globulosa, 
indehiscente , haciéndose libre en el involucro. Eláteros 
nulos. Anteridias (?) globulosas , esparcidas en el paren- 
quima de la honda. 

Las especies de este jénero se hallan en toda parte. 



.« 



t . N 



-^ür-* 



1 ■ 



Siti FLORA CHILENA. 

1. 9phmrmeuw*pu9 MieheMii, 

S* involuerii ieisilibus pyrifarmibus apiee poro exiguo perhuig; 
fronde euborbioulari enervi lobato^ lobis rotundatis; capsula sesMi «Cylo 
deciduo ; seminibut tricoccis areolatis. Nob. 

S. MicBíLii BeU. — Montag. — 5yii. Hep., p. 595. — S. TERRBSTa» Mieheli. — 
LindgM Aiee.--N. ab Es., H$p. Eur., IV, p. S64 et 365. 

iDvólucroB sésiles, piriformes, abiertos á la punta por un pe- 
queño poro; honda süborbicular sin nerviosidades, partida en 
lobos redondos; cápsula sésil con el estilo caedizo; semillas 
tricocas, areoladas. 

Esta planta , may conuin en Europa , se halla también en Chile según los 
autores del Synopíie SepatiearunL 

2. Sphme''oeawpu9 Berteréi. 

S* involuerii conico-oblongis obtusis {primo sessilibui demum) pedun^ 
eulatiSy poro ampio pertusis; fronde tenerrima laciniata enervi ^ laciniU 
euneiformibui ; capsula sessili stylo deciduo ; seminibus tricoccis sube»- 
peris. Nob. 

S. BiRTERii Montag. in Ann, Se. nat., 2« ser., IX , p. 89 ct in d'Orbigny, Foy. 
dona FAmér, mérid., BoL, p. 50. — N. ab Es., Uep. Eur., IV, p. 369 et Sy». Hep^ 
p. S95. — S. STiPiTATUS Bisch. in Lindg., Rice., t. 32. — S. terrestris Bert. non 
JkH 

Hondas orbiculares, muy delicadas , de unaá dos lineas de 
diámetro, llevando algunas radicelas por debajo hacia el centro, 
recortadas por la periferia en lóbulos redondeada ó cuneifor- 
mes, emarjinados en el vértice. Los involucros, esparcidos 
por la honda, largos de tres cuartas partes de linea , son , pri- 
mero , sésiles , después se hacen pedicelados con la edad ; en- 
tonces , representan bastante bien el peridium estipitado del 
Arcyria incamata. La cápsula es globulosa , de un quinto de 
línea de diámetro, abollada por aquí y por allá por las esporas. 
Estas son triquetradas , anaranjadas y ásperas. 

Esta bella especie crece junto á Quillota, en los pastos de las colinas. 

XXXVI. aZCOIA. -. RZOOIA. 

Frucíus frondi immersi nec nisi superficie rupia denudati. In- 
volucra o. Perianthium o. Calyptra evanescens. Capsula sessilis^ 



HEPÁTICAS. 325 

globosa^ irregulariter rumpens. Elateres o. Antheridia frondi 
immma, 

RicciA Mieheli.— Linn. — Lindg. et AucU. plur. 

Frutos sésiles , inmerjidos en el tejido de las hondas , 
y no saliendo de allí sino por la ruptura de ellas , ya por 
su faz superior, ya por la inferior. Involucros nulos. 
Perianto nulo. Cofia contigua y adérente también á la 
cápsula , coronada por un estilo largo y agudo , saliente 
y que persiste largo tiempo. Cápsula sésil en la cofia , 
globulosa, y que m romije irregularmente. Eláteros 
nulos. Anterídias (l||jdBiajidas en la honda, ya sea 
sobre el mismo pié, ya sobre pies diferentes; revestidas 
de ostiolillas subuladas , salientes sobre la honda. Hon- 
das rastreras por la tierra ó nadando á la superficie de 
las aguas ; ahorquilladas , con lacinias bífídas ó dicóto- 
mas, planas ó canaliculadas, desnudas ó escamosas por 
debajo , y con frecuencia irradiando de un centro co- 
mún para formar rosetas elegantes. 

Las especies de este jénero se crían en ambos mundos. 

V 

1. Jtteeto gMmuea. 

R, fronde foliosa dichotome divisa substellata, laciniis obovato-linea" 
ribiu emargincUO'bilobis planis apiceque depresso^analiculatispunetatis 
glaucis, margine membranaeeis ^ subtus ntidt'f concgloribus, {Contextu 
celluloio continuo,) 

R. GLAUCA Ltnn. — Lindg., Riee., p. 57, 1. 19. —N. ab Es., L c, p. 393. — Syn, 
Hep,, p. 599 , ubi omnia synon. Yide. 

Las hondas de esta hepática forman rosetas redondeadas en 
la tierra; son de un verde blanquizco por encima , revestidas de 
radicelas por debajo , una ó dos veces bifurcadas , canalicula- 
das por la elevación de sus bordes adelgazados y desnudos ; es- 
pesas en el centro, en donde se tem lis frutos; un poco 
eniarjinadas en el vértice de las diujpHies, que están tan 



♦» 



326 FLORA CHILENA. 

pronto ensanchadas, tan pronto como acuminadas, 0to á 
pesar de eso sjiompre obtusas. Los frutos ocupan el centro de la 
roseta. En edad tierna , su presencia se halla indicada por los 
estilos, que proeminan ó hacen SMalida á so superficie superior. 
Eq la madurez, la cápsula se diseña en relieve sobre la honda ; 
esta acaba por romperse para dar salida á esporas oscuras, tri- 
<}uetras, rodeadas de un limbo (episporo) transparente. 

Bertero halló esta especie en Chile , en donde es muy común. 

ft. fronde simplice oblongo-lancMata cAuiculata subfus fuseo-pur-' 
pwrascente tquamosa squamis f riTñirTTfrfWlW|r im ^rfrítf f f HUforbieúlaÜt 
eum margine (ucendentirconniventibm» 

R. SQUAMATA N. ab Es., in Mart., FL Brot.^ I , p. $02 ei ieon, Meci. Crifpé^ 
%. 15 , f . 1.— Lindg., Rice.t 1. c, t. 29 , f. 2.— 5yn. Hep., p. 605. 

Las hondas, aproximadas irregularmente entre sí^ poco mas 
ó menos como las del Targionia hypophylla ^ son largas de 
media linea á dos lineas, anchas de media linea, espesad, 
oblongai-tanceoladas ^ ensanchadas en el vériice, obtusas^ 
simples, blanquizcas, glabras, puntuadas y canaliculadas por 
encima , guarnecidas en el vientre , que es de un púrpura 
violáceo y convexo , de radicelas y de escamas trariáversáles 
del mismo color, las cuales depasan los bordes de cada lado. 
Los frutos están handftK)^ y ^iscoftdídos en el medio de las 
hondas, y se comportan , por otra parte, como en las demás 
especies del jénero. 

Nuestras maestras chilenas , halladas por Bértero , son msÁ pequeñas qna 
las del Brasil > pero solo difieren en esto. 

3. Hieda eriftffaftlfiíl. 

J{. fronde cavernosa cavemisque demutn superne deapertis lacunosa^ 
orbiculari lobato-laciniata plana, lobis obéordatis lineari-bifiiisve mar- 
gine suberenatis subtté9 concoloribui, 

R. CRY8TALLIXA Línn. -^ Lind^, 1. c, t. 23, f. 2. — N. abÉs., Éep. Eur., 1. c, 
p. 4M — Syn. Hep., p. 6ig| ulíIJÉBliq. syn.— R. cavernosa Boffm. 

Eéta especie seV^Mftima áé\ áiceiá glauca y poí sú Forma y 



} 



hépatiúaS. 327 

la dis|iosicion de las hondas en roseta ; pero se aleja de ella 
considerablemente por la estructura dé dichas hondas. Estas 
están , en efecto , compuestas , á su faz dorsal , de tres grandes 
celdillas cuya pared superior, llegando á romperse, deja ver 
numerosas y profundas cavernas ^e !a bacert parecer como 
alveolada. El vértice de las h^n^As es también mucho mas 
ensanchado y fuertemente escotadfó. La fructificación, fuera de 
esto , difiere muy poco. 

Las muestras de Chile , recojidas por Bertero en la arena á la orilla dé 
los rios, cerca de QuiUota , son mas grandes que las de Europa; pero solo te 
alejan de estos en este particular. 

4. JRieeia orlbf*oi!|f«r^. 

jR. fronde semídrculari biloba planivscula eavemoia , l&bi$ oblongo- 
obcordatis angulato-crenatis subtus concoloribui; tporis ochraceii, 

R. 0CBR08P0RA Nees et Montag. in Fhr. BolU>.^ p. 49.— Lindg. 1. ib., t. 37, f. i.-^ 
Syn. Hep., p. 609. 

Las hondas son irregulares , aproximáciás sin orden y nó dis- 
puestas en roseta como eki lá precedente ; soú blánquizóés , 
de forma de corazón , ó bifurcadas, largas y anchas de dos á 
tres lineas, relevadas en sus bordes, y cargadas de radicelas 
por debajo. Su estructura es cavernosia fcomo en el R, crtfi- 
taílina , con la diferencia de que la pared superior de lab 
celdillas de la superficie persiste. El enrejado de esta misma 
faz superior es semejante al del Riccia ¡luitáns. Los frutos 
estáti inmerjidos , y soh mías pt^éminfentéé debajo que encima. 
Las esporas son ovoides , casi globulosas , de color amarillo de 
almazarrón , Mú en lá tb'adtiréz, ^ f evestitlál^ dé isn Hthbó trans- 
|)arenté¿ 

Bértero la encontró en ios misinos Ihgáíes qai til j^ecéaiiiíá, üétiió (ib 
úHáihÉ es muy común éa titíSti # 



5>' 



% 



328 PLORA CHILENA. 



III. HONGOS. 



Estas plantas son ágamas , absolutamente 
desprovistas de epidermis y de estómatas, y 
compuestas de celdillas irregulares tan pronto 
esféricas ó poliedras, tan pronto tubulosas y cilin- 
dricas ; algunas veces , de las unas y de las otras 
reunidas. El sistema de la nutrición Consiste en 
un thallus coloso, llamado mycelium, escondido 
con la mayor frecuencia en la matriz, y distinto 
del de las familias siguientes , Liqúenes y Algas , 
por la ausjencia de los granulillos verdes aceitu- 
* nados ó encamados á los que se ha dado el 
nombre de gonidias. De la mórfosis del myce- 
lium^ resulta la evolución del fruto, el cual 
constituye frecuentemente el hongo entero, ó 
á lo menos lo que este tiene de aparente. Este 
fruto, al principio envuelto en una membrana 
ó de un tejido coposo que se rasga , se muestra 
después bajo una multitud infinita de formas. 

Los hongos , una dé las mas vastas clases del reino 
vejetal , se reproducen por esporas ó semillitas libres ó 
inclusas , de donde nacen dos órdenes distintos. En el 
uno , los cuerpos reproductoies están libres en el vértice 
de pedicelos mas 6 menos alargados, algunas veces obli- 
terados , y entonces se llanaftn esporas ; en el otro , 
éstos mismos cuerpos están encerrados en celdillas lar- 
gas de forma de porrita , 6 cilindricas , cirpunstancia á 



jf- 



HONGOS. 329 

la cual deben el nombre de Esporidias. Las unas y las 
otras brotan arrojando de uno de sus dos opuestos polos, 
ó de ambos á la vez , un filamento de la misma natura- 
leza que el mycelium de donde ha nacido el hongo 
mismo. 

FAMILIA I. HIMENOMIGETES. 

El carácter esencial de esta familia consiste en la 
presencia de una membrana que con la mayor fre- 
cuencia y regularmente está inclinada hacia el suelo. 
Variable al infinito en cuanto á sus formas, esta 
membrana está siempre compuesta de celdillas en 
manera de ccecum , cilindráceas ó claviformes , tubu- 
losas, aproximadas paralelamente entre sí, como 
los hilos del terciopelo , y son la terminación de los 
filamentos de la trama. De estas celdillas , unas son 
estériles y se llaman paráfisas ; otras , un poca mas 
amplias , esceden á penas el nivel de las primeras , 
y en su vértice es endonde se ven las esporas. Se les 
ha dado el nombre de Básidias ó de Esporóforas , 
último nombre mejor adaptado , visto su uso. Enfin , 
hay una tercera suerte de celdillas mucho mas largas 
que las otras , y á las cuales algunos sabios atribuyen 
el oficio de anteridias, es decir, de órgano fecundante. 
Por consiguiente , de la reunión de estas |res suertes 
de filamentos resulta la membrana fructífera ó el 
hymenium de la primera familia de los hongos. El 
hymenium entapiza su soporte ó el himenóforo, y 
sigue , cubriéndolas , todas las proeminencias y fra- 
gosidades que presenta. Algunas veces , este está re- 
ducido á una simple membrana , pero también en 
su estado el mas perfecto de desarrollo , ofrece una 



330 FLORA CHILENA. 

eomplicacioD bastante grande. Seria demasiado largo 
€Í*Sponer aquí todas las formas que reviste; básteme 
el indicar las principales, sobre las cuales estáii 
fundadas las diversas tribus que vati á i^eguif. Así, 
el himenóforo lleva lámelas ó laminitas que radian 
de un punto central, ó aguijones, dientes ó simples 
pliegues ó rugosidades ramosos. Algunas veces está 
forado dé poros , ó , enfin , enteramente liso. 

En la esposicion de las especies tendré ocasión de mostrar 
ejemplos de todas eslas formas. 

TRIBU I. — AGJRICINEdS. 

Rlnienóforo oofb|»fiettd de hófáé ¿ dé ptíe^úét rft^íántes qtae ettAb 
entapizados por todas partes por la membrana fVuotirera. Espéró- 
foras emerjídas que llevan en su ▼értíoe de una á seis, pero oon 
mas frecuencia cuatro esporas , ihas ó menos largamente pedioe* 
leadas. I^edicélos que se Itátááh ábh Uél^Hlhis , ó mejor, esierigmá- 
tos , rMta vez obliterados , á no slnr en uno de los jéneros los aaas 
ínfimos de la tribu (Eaeidiá). Anteridias superficiales. Esporas sim- 
ples y acrójenas , pleurotropas. 

Z. AGABXCO. — AGARICU8. 

Hymenium inferum membranaceo-ceraceum, e cellulis cylinirir- 
cis clavatisve sporophoris et antheridiis (?) compositum , primitus 
receptáculo vario sa^pius autem pileiformi stipiiaío aut sessili con" 
tinuum^ efflguratttm , lamelialnm. Lamellof me^nbránacea , pe^rsis- 
tentes, aeie aeutae^ e stipite centrov'e radiantes, simplices, parallelcCy 
immixtis plerumque brevioribus^ e lamina duplici constantes y 
extrorsum ufírinque sporophoris emergentibus insiructce et trama 
subfíoccosa curh hymeiíophoro infero concretes. Spórophorce sim- 
píicissimce ápice libero sporis coronatce. Sporce acrogence^ raro 
bince aut ternce^ scepius quaternce aut senes symmetrice dispositce, 
sterigmate suffultce, demum secedentes. Antheridia {Cystidia Lev.) 
emersa y vesiculosa ^ cyUndraceo-ácuminata ^ clavátay raronuUcu 
Fungí earnosi, putreieenteí net eácsiceati reviviseentes-. 

Agáricos Fries , Epicrisis , I , p. ii.— Agarici spec. Linn. et AocU. 

El jénero agárico es el mas numeroso en especies de 



HONGOS. 331 

lodo el reino vejetal , y va á la par, en este particalar, 
con el jénero Esferia. Lo que le caracteriza es un som- 
brero horizontal, revestido por debajo de lámelas ra- 
diantes de un punto central , ó algunas veces escéntríco. 
Con la mayor frecuencia, este sombrero es llevado por 
un pedículo y se parece bastante á un parasol ; pero 
también se le halla sésil , unido por su borde , 6 aun 
también echado sobre la espalda. Las lámelas son 
iguales ó desiguales , mas 6 menos aproximadas , del- 
gadas ó espesas , anchas ó estrechas , no llegan ó llegan 
al pedículo , y en este último caso , se portan muy dife- 
rentemente en el modo de aderir á él. Muchas veces 
el pedículo está guarnecido hacia el medio , mas ó 
menos alto , de un collar membranoso ó fibriloso, Enfin, 
en la tribu de los Amanitas , todo el hongo en su naci- 
miento , está encerrado en una especie de bolsa llamada 
Volva y que se rasga por el vértice afin de darle paso , y 
persiste en la base del pedículo ó desaparece temprano. 
Las lámelas de los agáricos están entapizadas por el 
hymenium. Este, siempre inclinado hacia el suelo, 
está formado, como ya lo he dicho, de espofóforas 
y de anteridias. Las primeras son simples y están 
coronada» en el vértice por las esporas; las segundas 
hacen un poco salida y están algo hinchadas en su ter- 
minación , que es frecuentemente acuminada. Las espo- 
ras son aerójenas, y están dispuestas simétricamente en 
número de dos , tres , cuatro ó seis , y son llevadas por 
los pedicelos {Síerígmata) ó sésiles. 

Estos hongos contienen las especies las mas deliciosas como man- 
jar, como también las mas venenosas, y es preciso no fiarse sin cono- 
t^Hás bien. Eh los tratados jenerales sobre esta familia, se bailan 
descritos los medios que se deben emplear para remediar los acci- 



332 FLORA CHILENA. 

denles ocasionados por la injestion de las especies deletéreas. Estos 
medios consisten , en los primeros instantes , en hacer vomitar al en- 
fermo , y caando las materias han descendido á las segatidas vías , en 
administrar suaves minorativos para espulsarlas por abajo. En se- 
guida, se pondrá remedio á la inflamación con sangrías locales » god 
calmantes y cataplasmas, ó con fomentaciones emolientes. 

(Atlas botánico.— Griptogamia, lám. 7, fig. 9.) 

A. (Amanita) (1) piteo hemitphcn'ico rubro, margine lavi; stipiie griseo 
^aii ineroisato-bulboso ; volva strieta annuloque reflexo albis; lameüis 
tutescentibiu 

A. Gatánds Montag., Mu» — Gay, le, Fuñg, piet. ined. 

Sombrero regular , hemisférico, no estriado en los bordes, 
de color rojo- claro tirando sobre el amar;'!o , de un diámetro 
de menos de dos pulgadas y de cerca de seis lineas de altura. 
Pedículo de un blanco sucio, largo de dos pulgadas, espeso de 
cuatro lineasen el nivel del anillo , y de siete hacia la base; es- 
trechamente abrazado por la volva y revestido hacia su parte 
media de un collar reflejo. La volva y el anillo son blancos. 
Las hojillas , regulares, son iguales y su color es de un amarillo 
pálido. 

Este amanita , que no existe en la colección, pero que el señor Gay ha pinr 
tado en el país nUsmo, está estrechamente ligada con el A.ccBsarea , del cual 
no parece diferir mas que por su volva aplicada , su pedículo no ventrudo y 
sí mas bien bulboso , la ausencia de estrías en el borde del sombrero , etc. 
A pesar de estas diferencias , y de la bastante importancia que tienen , tal vez 
no es mas que una forma debida al clima. 

Para completar su historia , en cuanto los documentos lo permiten , debo 
añadir que fué recojído en las cordilleras de Guanegue , y que no se usa en 
Chile como comestible. 

EtpUeaeion de la lámina. 

LÁM. 7, fig. 9. Ágarieut (Amanita) Gayanut visto de grandor natural.— da Hime- 
nóforo ó sombrero. — 9b Lámelas ú hojillas entapizadas por el hymenium. ^ 
9c Pedicalo ó estipo. — 9d Yolva aplicada estrechamente sobre el pediculo. ^ 
9e Collar ó anillo reflejo sobre el estipo. 

(i) Para economizar el espacio , pondré en cabeza del señalamiento ó diagnosis 
de cada especie de agárico el nombre de la tribu á la cual pertenece en el Syttema 
fnyeologiewn de Fríes. 



* 



HONGOS. 333 

A* (Amüllaria] ewspUosuM ; pileo sordide Ittteo eamo$oexplanato, squa- 
mis pilosis niffricantibtis muriculato, margine tenui expanso striato; 
siipite spongioso-farcto elástico fibrilloso , prope apicem annulo floceoso 
patente cincto; lamellis adnatis dente decurrentibus subdistantibus paU 
lidie dein albo^farinosis subrufeseenti-maculatis. 

A. MELLEus Wabl, Fl. Dan., tab. ioi3.— Fríes, Epicr. 23. — Krombh., tab. i , 
f. 13 et tab. 43, f. 2-6. — Gorda , le. Fung,, III, f. i02, fructus. — A. ánnulariüs 
BoH. 

Este Agárico viene por grupos de individuos soldados por la 
base. £1 sombrero, al principio convexo , algo preeminente en 
el centro , se ensancha muy luego , se hace plano y aun también 
un poco cóncavo; está salpicado de escamillas negruzcas, ó ab- 
solutamente desnudo. Su diámetro es variable entre dos y cinco 
pulgadas; sus bordes son enteros ó sinuosos. El pedículo es 
mas ó menos largo, carnudo, cilíndricp, elástico, algo encor- 
vado , glabro ó cargado de escamillas máculiformes , y reves- 
tido, muy cerca del vértice, de un collar amplio, enderezado 
ó abierto. Sus hojillas, desiguales, adnacidas-decurrentes , 
son amarillentas ó blancas con manchas color de orin. El color 
del sombrero es anteado ó rojo , y el pedículo mas oscuro ó 
semejante. Las esporas son oblongas, en número de cuatro 
en cada esporófora y llevadas por esterigmatos bastante 
largos. 

Esta especie, que se halla en Valdivia, etc., existe bajo dos formas, por lo 
menos, en Chile, si se ha de juzgar por las flguras que ha hecho el señor 
Gay en los sitios mismos , puesto que no se halla en la colección. Ambas dos 
formas ofrecen los caracteres jenéricos y no difieren una de otra mas que 
por un sombrero aquí perfectamente orbicular y pedículos maculados bajo 
el anillo; allá , menos regular y pedículos sin chinuras. 

3. Affuwiew9 eo«f <opAorti«. t 

A. (Triclioloma) pileo hemisphmrieo cónico obtuso albo, centro fuligi^ 
noso punctato , villo innato umbrino floceoso squamqeo vestito , tándem 
expanso in crucis melitensis formam margine fisso; lamellis confertis 
albis primitus velo membranáceo tectis ; stipite albo levissimo cavo 
deorsum aitenuato. 

A. coDioPHORus Montag., Jlf««. — Gay^ íc. pict. ined. 






$54 FLOEA CmiENá. 

Su sombrero, al principio convexo hemisférico, ó en forma de 
cono deprimido , es blanco ó felpado de hollín hasta su borde ; 
sil diámetro es de cerca de una pulgada , y su altura de la mitad 
menos. Las hojillas son numerosas y blancas , pero no se hace 
mención del modo en que están fijadas en el pedículo. Este es 
blanco , liso, ahondado en su lonjitud^ que es d@ tres pulgadA9 
sobre un espesor de dos lineas hacia el medio. 

Este agárico ; bien que sa s^alamiento quede aun imperfecto, me ptfeee 
distinto del A. terreus, cerca del cual viene á tomar rango. La preseseia 
del velum memhranaceum hace evidentemente de él un Tricholoma^f no 
conozco otro alguno al cual sea posible compararlo. Lo admito como especie 
según una figura y una corta descripción del señor Gay, que lo halló en una 
bodega de Valdivia endonde crecía en tierra y entre unas tablas. 

4. Agawiew9 per99naiu9. 

A* (Tricholoma] pileo e compacto molli convexo plano obtuso regulaifi 
brevi glabro udo , margine excedente primo involuto villoso pruinoso ; 
Mtipite solido obeso subbulboso villoso; lamellis e rotundato liberis can- 
fertis latis e violáceo sordidit [albis^ fuscis), 

A. PBRSONATUS Ffles, 1. c, iS.—Fl. Dan., tab. 11 33. — Gay, le. piet. ined,, XX^ 

Sombrero ancho de dos á seis pulgadas^ csurnudo , de un bello 
color azul teñido 49 púrpura, es decir, lila ó violeta, convex^Q^ 
obtuso y liso. Hojillas concolores , redondeadas y libres, an- 
chas y apretadas. Pedículo largo de una á tres pulgadas, de 
nueve lineas á una pulgada de espesor, sólido , un poco hii;!- 
chado en la base, al principio un poco felpado, luego des- 
nudo. 

(Iste hongo es un verdadero Proteo , y es preciso guardarse bien de co%> 
fundirlo no solo con su vecino mas cercano el ^. nitdus^ sino también cc^i 
una serie de agáricos del mismo color que pertenecen ahpra ai jénesií 
Cortinaria, La diferencia esencial consiste en esporas dlscolores , blancaft^ 
en las Tricholoma ^ de color de canela en las Cortinarias. Se cria en tierra 
cerca de Illapel. 

5. áLguri^u9 JBerieifaanu9.-f 

A. (Clitocybe)'|É|ieo convexo subcarnoso umbonato^ glabro flavescente^ 
umbone badio; lamellis adnatis concoloribus ; stipiíe solidiusculo, bqsi 
curvato furfuraceo^squamuloso pallidiore, 

A. Berteroanus Montag., Mts, — A. cdrvipes Bertero et Montag. olim, m Ánn, 
Se. nat,, a* ser., VIH , p. 370. 

^ 4 






Sombrero mediaoameate carnudo, convexo, hemísférioo , 
amarillento, que lleva en el centro un pezón cónico pardo , 
glabro, liso , de borde entero. Hojillas coocolores , que ge ponen 
pálidas con el liempo, áridas, desiguales, adnacidas en un pe- 
dículo cilindrico, liso, encorvado en la base , en donde se hace 
un poco mas espeso , mas pálido que el sombrero , pero de un 
amarillo pálido en lo interior. Todo el hongo no tiene mas 
de una pulgada de alto ; no tiene olor ni sabor y difiere del 
jÍ. dryophilus Bull. por su pedículo pálido y su habitat, y del 
A. hariolorum , por su sombrero convexo, protuberante en el 
centro, y su estipe sólido y encorvado. 

He sido forzado á mudar el nombre específico á consecuencia de la adop- 
ción como especie lejitima del n°471 del Conspectus Fungorum de A^betüoi 
y Schweinitz, que estos autores consideraban como el A, curvipesPen* 
Se halla en la parte central de la República. 

6. Agarieu9 chiien9Í9. 

j4. (Iknphalia) pileo plano griseo-ein^rcucetui centro umbilicato de^ 
mum infundibuUformi subpubescente , margine denticulatoí lamellis 
ecBsiis griseisve in ttipiie fardo concolori basi nigricante vix decur^ 
rentibus. 

A. CHiLENSis Montag., 1. c, p. 3G8. — A. párulis Berft. i» Sehedula sab no 907. 

Este hongo es, en efecto, vecino del A. parilis^ pero mucho 
mas pequeño , pues á penas adquiere tre^ líneas de alto ; por 
otra parte , nunca crece en tropa. Su sombrero, en cono vol- 
cado , pardusco ó fulijinoso , ombilicado en la juventud , luego . 
ínfondibuliforme, es glabro ó á penas tumutoso en su faz supe- 
rior, y denticulado en su contorno por la salida que forman las 
hojillas. Eslas son de un gris azulejo, diáfanas, distantes la 
lina de la otra, de lonjitud desigual, un poco decurrentes sobre el 
pedículo y persistentes. Pedículo sólido , hibriloso , delgado , 
cilindrico, negro en la base hacia el ñn de su vida. 

'Bertero halló este Agárico en la tierra de los muros, en Rancagua, por 
abril y mayo , después de las lluvias. 

7. Agarieu9 rer9i»UtÍ9, 

A, (Omphalia) piUo umbrino fuligineo velutino difformi convexo dein 
cyathiformi margine repando undulaío; lamelUe confertie primo albi$ 



ít" 



3S6 FLORA CHILENA. 

demum eameo-fiavescentibtu ; ttipiie tolido tenui albieante, (interdum) 
excéntrico fibroio^triato, b<ui inflexo radicante. 

A. YBRSATiLis Bertero et Montag., 1. c. 

Este bongo tiene rara vez mas de dos á tres pulgadas de alto. 
Es delgado y delicado en su juventud , pero por otra parte, rauy 
polimorfo. Frecuentemente solitario, también se encuentra 
reunido con otro ú otros dos por la base. Su olor es nulo. Su 
sombrero es , al principio , convexo bemisférico y se bace cia- 
tiforme con la edad ; está como aterciopelado , de color oscuro 
y como abumado , pero mas pálido en el centro. Su pedículo 
central, rara vez y solo envejeciendo, escéntrico , es corto, 
sólido, estriado, de un blanco sucio y fulijinoso 6 infiejo en su 
bfetp , que está revestida de radicelas. En el caso de escentri- 
cidád , se semeja bastante al A. petaloides. Las bojillas son nu- 
merosas, decurrentes, al principio blancas, luego rosadas teñi- 
das de amarillo. 

Este agárico es vecino del uí, cinercucefis Batsch y del A. cycoMfórmis 
BuU; crece en las paredes de los muros en Rancagua, en donde Bertero lo 
recojió en 1828. 

8. Agmtrieus eapiMMttri9, 

A, (Omphalia) Unerrimui, albue; pileo campanulaio demum umbili- 
cato glabro; stipite insiHHo capillari glabro; lamellis adnatis distan- 
tibui anguitis, 

A. CAPiLLARis Scbum., Bnum, Pl, Swll.i p. 268.— Fríes, Epicr, iiO.— A. lácteus 
Buli., tab. 601 , 2,C. 

Sombrero de media linea á una línea de diámetro, al princi- 
pio cónico, luego bemisférico ; un poco abondado en el centro |i^ 
de un blanco pálido ó amarillento ; estriado cuando se te homer 
dece. Pedículo filiforme , de la mayor tenuidad , del /h¡s|no' 
color que el sombrero , pardeando por el vértice 5 largo de iin» 
ádos pulgadas, flojo después de la desecación. Cinco ó setñ 
bojillas radiantes, de las cuales tres ó cuatro parten del pedículo 
y no tienen media línea de ancho 5 son blancos como todo el 
bongo mismo. 

Fué rccojido sobre cortezas en la isla de Juan Fernandez por Bertero. 



&. "Mb 



HONGOS. 337 

9. Agaw^ieu9 appMieoMuB, 

A, (Pleurotus) piUo obscure cinéreo nigrescente membranáceo firmulo 
e resupinaio reflexo striatulo subpruinoto basi villoto; lamellis laxis 
dilutioribus ocie ciñereis. 

A. APPLicATUS Batsch, El. Fung., II, 171 , Ub. 125 a et 6.— Fríes, Epier., 137.— 
A. EPIXYLOM Bull., lab. 581, f. 2. 

Como el siguiente, este hongo esta prlRíido por el costado , 
es decir que es sésil. Su sombrero es ceniciento 6 negruzco , 
membranoso, estriado, de una forma que se acerca mas ó 
menos de la orbicular ( pues algunas veces es cupuliforme , 
como lo veo en individuos de Juan Fernandez); al principio 
resupinado , luego horizontal ; de un diámetro que escede rara 
vez seis á ocho lineas. £stá revestido por debajo de bojillas 
concolores , ó de un viso mas claro ; desiguales , atenuadas por 
las dos estremidades y , frecuentemente , cargadas de un polvo 
ceniciento sobre el corte ó el borde libre. 

Este agárico es común en las maderas viejii^ éíilas cortezas. 

10. AgaifieuB auMaoptnus, 

A. (Pleurotus) e resupinato refléxusí hygrophanus; pileo (sicco) mem* 
branaceo ochraceo e reniformi suborbiculato cucullato sulcato; stipite 
ineurvo brevissimo badio; lamellis distantibus radiantibus ocie obtusis 
antice tándem venoso^onnexis. 

A. AüLAXiNUs Montag., Ann. Se, naL^ 2* ser., XX , p. 360, tab. IS , f. 3.— A. sep- 
Ticüs Ejusd., FL J. Fernand., n** 8 , non Fries. 

Sombrero reniforme, casi orbicular, casi sésil, hemisférico, 
de borde replegado por debajo , hondamente surcado en su faz 
^.^ «iperior, de color pálido y transparente cuando lo humedecen, 
: -:^>C^$eci ó amarillento cuando está seco , y variando en anchura 
'^jíe tilia á cinco líneas, según la edad. Pedículo muy corto, 
! -jii^o/ encorvado, largo de una línea ó poco mas ó menos; 
* ^fl^so de una sexta parte de linea, fijada en el ramo por su base 
por medio de fibritas radiantes en todos sentidos. Hojillas es- 
trechan, anchas, á todo mas, de una cuarta parte de línea, 
bastante espaciadas y anastomosándose por venas muy cerca 
del borde ; su corte es por otra parte obtuso y entero , y su 
color no difiere del que tiene el sombrero. Las esporóforas 

VII. Botánica. 22 



A88 FLOftA CffiLENA. 

son de forma de porrila corta ; las anteridias acuminadas y las 
parafisas simples y filiformes. 

Este bongo crece en los ramos caídos, en la isla de Jnan Femandes. 
Bertero, Colee, n** 1669. Difiere del A. septicus por su pedieiüo pardo y 
por su sombrero cuculiforme y b^ntenente surcado. 

11. Ammtfieus m«llttolife«. ? 

jÍ, (Naucoria] pileo carnosulo conv9afO-hemi»phmrico demum emplanato 
obtuse umbonato IcBvi glabro; stipite {cavo?) crassiusculo fursum 
pruinoto boii albo; « lamelltM adnatis triquetro-oblongis derUiculatis 
m$Ueis. n 

Sombrero carnudo, convexo-hemisférico, que se estiende 
ínas tarde y se hace plano , á escepcion del centro , que queda 
protuberante; por lo demás , es liso y glabro. Pedículo bastante 
ftjerte, proporción guardada, blanco hacía abajo, como polvo- 
reado hacia el vértice. Hojillas aduacidas, oblongas, casi trian- 
gulares en su plaM^^4ÉBticaladaa en el borde y de color de 
miel. 

Dudo al admitir esta especie , de la cual no be podido ver mas que la 
figura (n°* 25 y tal vez 27) dibujada sin análisis por el señor Gay, y sin estar 
acompañada de descripción alguna. La forma jeneral, el color y el habitat 
entre los musgos me han determinado á tomar este partido; pero queda aun 
mucha incertidumbre. 

12. Agnrieu9 ^awimhiHM. 

A. (Grepidotus) piho submembranaceo e resupinato reflexo , tomento 
albo sericeo plerumque veslito; lamellis radiantibus subconfertis ex albo 
rubiginosiSf demum dilute cinnamomeis ; sports minutis rufescentibus, 

A. VARiABiLis Pers., Ohs, myc, 2, p. 46 — Fríes, Eptcr.^ 2it. — Grer., Seoi, 
Crypt. Pl., lab. 235.— Monlag.^ FL J. Fernand., n. lO.— A. sessili» Bail., Champ,, 
Ub. 152 el tab. 581 , f. 3. 

Gomo SU nombre lo indica , este pequeño agárico es escesí» 
▼amenté variable ya en la forma , ya en grandor, ya enfín , con 
respecto al número de sus hojillas. El sombrero , de seis lineas 
auna pulgada de diámetro, es delgado, al principio^ echado 
«obre la espalda, luego se levanta y solo queda prendido por el 
costado; es semi-orbicolür,^^ blanco, cubierto de ñn leve vello 
coposo y ahondado por ddbqo en forma de conea. Se le 



r 

•'í 



* »_ 



HONGOS. 3&9 

cuentra alguna vez un rudimento de pedi^olo. Lan^hojillas, mas 
ó menos apretadas, no son todas iguales-, radian del centro á 
la periferia y están atenuadas en las dos extremidades ; blan- 
cas, al principio , se ponen colorde canela á consecuencia de 
la diseminación de las esporas, que son pequeñas, globulosas 
y rojas con un nucleus en el centro. 

Bertero recojió esta especie en Juan Fernandez, y también ha sido hallada 
en el continente. Crece en la leña muerta , en las ramas y aun también en 
las hojas caldas. 

It» Aga§*ieu9 ewoeeo»9angui9%eu9. t 

(Atlas botánico.— Criptogamia, lám. 7, fig. 4.) 

A. (Grepidotus) piUo membranáceo dimidiato e resupinato reflexo 
convexo croceo, villo pulverulento tecto; lamellit subconfertis radian-^ 
íibus poitiee attenuatis antiee tatioribus sanguineis; sHpit» ineurvo bn^ 
viutculo^ b(ui floccoscB disciformi afíixo. 

A. CROCso-SANQCiifBUs Moiitag., Mu, in Berb. Mut, Par* 

Sombrero de tres lineas de diámetro, convexo, color de aza- 
frán , cubierto de una vellosidad pulverulosa y prendido por el 
costado á la corteza de las ramas muertas , por medio de un pe- 
diculo de una linea á penas de largo, del mismo color que él y 
coposo en la base. Adulto, se levanta y se pone horizontal, 
después de haber estado resupinado al principio. Las hojillas, 
eñ número de diez y seis, ó poco mas ó menos^ adelgazadas 
cetca del pedículo , se ensanchan bácia el bordé del sombrero , 
éb donde son redondeadas y ventrudas , y notables por su color 
de sangre coagulada, en el estado de sequeéad. Las esporas 
globulosas-oblongas son pardas y su mayor diámetro á penas 
adquiere 0,01 mm. 

Este agárico es algo vecino del A. crocophyllus Berk., que pertenece 
á'l» misma tribu , del cual Mere por la presencia de un pedículo, por el 
lülor de las lámelas y por su olsposicion inversa. Bien que establecida sobre 
Auy pocos individuos , esta especie , á mi parecer, no puede ser eoBfundida 
oon ningiUHi otra. 

Etplicaeion de la lámina. 

LÁM. 7, fig. 4. Agarieus croeeo-sanguineus visto de grandor natural y en su 
lagar sobre la cortesa de un ramo. — Lo bcmot nostrado en 4a enderezado , 
•A&de permitir observar las lámelas» el pediciile y la manera en que esle se fija 
Mía eoriesa. 



3&0 PLORA CHILENA. 

fl. Jkg0Héu9 pHaMMigew*W9. t 

(Atlas botánico. « Criptogamia , lám. 7, fig. 3. ) 

A. (Grepidotus) pileo sessili submembranaceo fusco e resupinaio reflexo 
pilis fasciculatis primo casiis demum albis tecto ; lamellit confertis rt^ 
biginosis e centro rcuiiarUibus Utradymis utroque fine attenucttis ob tpo" 
rophora (?) phalloidea exitantiaqiie velutinis. 

Á. PHALLIGSRDS MoDtag., Mtt, Herb, Muí. Par. 

Sombrero horizontal de cerca de seis lineas de diámetro, 
semi-orbicular ó estrechado en la base en una suerte de pedí- 
celo corto de donde radian las bojillas,y entonces ffregular-< 
mente flabeliforme, convexo por encima, membranoso, delgado, 
pardusco pero con apariencia de otro color, á consecuencia de 
la presencia de pelos cortos, fasciculados , al principio azula- 
dos , sin duda durante su vida, luego de un blanco sucio en el 
estado de desecación. Estos pelos se vuelven á hallar sobre el 
rudimento del pedículo, cuando este es aparente, y le mues- 
tran como apuntillado de blanco. Hojillas de diferente lonjitud 
y de una anchura que , en su medio , no escede casi media 
línea -, son de un rojo aleonado tanto mas oscuro cuanto la fructi- 
ficación está mas adelantada y su perfil es como terciopelado. 
Esta apariencia es debida á la estructura del hymenium , la cual 
es muy particular. Las esporóforas, en efecto, hacen salida 
sobre las parafisas y llevan un vértice celuloso que les da la 
mayor semejanza á un Phallus. No habiendo visto la mórfosis 
entera de las esporas, no estoy cierto si los órganos que yo 
juzgo como espías no son mas bien anteridias. Las esporas 
son rojas, bastante gruesas y granulosas en el interior, hallán- 
dose el endósporo soldado y confundido con el episporo^ su 
diámetro es de tres centesimos mm. 

' Esta especie no puede ser confundida con 6É^. atroccsruleuSf por la razón 
de que su soinbrero no es ni carnudo ni jelatinoso. Por otra parte , es aliada^ 
611 la estructura de sus hojillas, del A. Testudo^ y del j4. spiculiferus, 
que son dos Pleurotos; pero las anteridias tienen diferente forma en el 
último. 

Etplieacion de la lámina. 

LÁM. 7, fig. 2. Ágarieut pkalligerut , visto en su lugar y de grandor natural en 
las cortezas de los árboles. — 2a Sombrero sésil visto de tres cuartos para moairar 
el vello tumetoso glauco-azulado de su faz superior.^ sfr Otro individuo enderezado 



HONGOS. 3/tl 

y visto pm debajo, afin de dejar ver al mismo tiempo el punto de atadura V y las 
lámelas h".— 2e Tres copas aisladas de los pelos fasciculados que forman el vello 
tomentoso de la parle superior del sombrero , aumentadas 50/i.— 2<i Tajada ver- 
tical del hymeniutn de una lámela aumentada 250/1.— Se ve en ella, en 2e, la es- 
tructura y el espesor de este órgano compuesto de las esporóroras uh y de anteri- 
dias(?) ó de cystides 2f, notables por su forma, y sobretodo su estructura celulosa, 
que no he observado en ninguna otra congenérica. — Enfin , en 2^, se ve con el 
mismo aumento de 250/1 lo que puede ser considerado como una espora , aunqiio 
no habiendo visto ninguna en su lugar, no pueda yo afirmar que tal es su verda- 
dera naturaleza. 

15. AgawieuB ea§npeBirÍB, 

A^ (Psalliota) piteo carnoiojg^^i^^lano , sicco floceososericeo squa- 
mulosove ; stipite fardo tovflKS^VfttiZo (tn icone obsoleto) fugaei aut 
medio sublacero; lamellis Jff/^frli^S^pprmMmatis ventricosia primo rosáis 
tándem rufescentibu», ir 

A. cAMPBSTRis Linn., 5icee., n. V|pK^^ws, Epier., 213.— Grev., 1. c, tab. 161, 
— Erombh., tab. 23, f. 1-8. — A. eddlis Bull., Champ.y lab. 134 et 5i4. 

Sombrero carnudo, al principio esférico, después convexo, 
muy variable en su diámetro y su color, que puedo ser ama- 
rillento, rojo ó aboUinado; tan pronto liso y suave como de 
seda , tan pronto cubierto de escamillas peludas. Carne blanda, 
blanca ó rosada, grata al paladar. Pedículo sólido, continuo al 
sombrero, blanco, largo ó corto , cilindrico , igual , algunas 
veces tuberoso en la base , y revestido de un anillo blanco per- 
sistente ó fugaz , en algunos individuos , de una simple cortina. 
Hojillas rojizas en su nacimiento, aproximadas, que se ponen 
pardas , después negras con la edad ; son desiguales , estrechas ^ 

y distintas del pedículo. 

Este hongo cosmopolita crece en todos los terrenos; los prados, bosques, 
campos y jardines lo producen igualmente. Se cultiva en tabla de manUllo, 
y es el solo que esté permitido de vender en el mercado de París , porque , 
sin ser el mas delicado , es el que se conoce mas fácilmente. Bertero lo trajo 
de Chile; el señor Gay ha dado una figura de él. 

16. AgawtcuB BeM%igiobaiuB. 

A, (Psalliota) pt7eo earnosulo hemisphoBrico lavi stipiteque fistuloso 
graciÚ stricto glabro luteseentibus glutinosiSy veladnfero abrupto annn- 
lari-terminaío ; lamellis adnatis planis nigrd-nebmosis, 

A. SEMIGLOBATÜ8 Batsch , EL Fung., I , f. lio. — W$Ci ^cr.y p. 220. — Grev., 
1 . c, lab. 344. — A. LUSTRA Bull., tab. 566 , f. 4. ^ '•^ 






S&2 FLORA CHILENA. 

Sombrero hemisférico, de seis lineas á una pulgada de día* 
metro, de un amarillo de canario ó de goma-guta, viscoso 
cuando está húmedo, liso y lustroso cuando seco. Su carne, 
blanca bajo el epidermis , se oscurece cerca de las hojillas. 
Estas son desiguales ; las mas anchas adnacidas al pedículo por 
UD diente; las otras (1/2 et 1/4) sin alcanzarle, todas ce«- 
nicientas- amarillentas, manchadas de púrpura oscuro por 
las esporas. Pedículo largo de dos á tres pulgadas , de una 
línea de espesor , blanco , fistuloso , coq un anillo cerca del 
vértice , reflejo mas ó menos perfecto. 

Este agárico se halla en ValdivMW^|kece en la tierra eptre el césped 
y en setiembre; esta descrito pqymc Untfid^ señor Gay. 

17. Aga§»icw^fgfmÉgiionaceu9. 

A. (Pansolus) piUo camosulo hemisphcerico glabro, siceo rimoso squO' 
tnoso; stipite cequali IcBvi albido ápice albo pulverulento ¡ lamellis late 
adnatis perlatis demum plañís nigricantibus, 

A. PAPiLiONACEus Bull., Champ,^ lab. 561 , f. i , N et M.— Fríes , Epier., 336. 

Sombrero al principio cónico, y después de fornaa de cam- 
pana, glabro, liso, de qna mezclilla de hollin que cambia en 
rojo envejeciendo ; de cerca de una pulgada de altura, y de 
seis líneas á una pulgada de diámetro. Hojillas de un pardillo 
azulado, desiguales, enteras, numerosas, ascendentes. Pedí- 
culo blanquizco , fistuloso , un poco estriado en el vértice , allí 
mismo en donde se aplicaban las lámelas antes de la evolución 
del sombrero , y levemente hinchado en la base. 

Hallado en tierra por junio, en Illapel, por el señor Gay, el cual nos ha 
comunicado su figura. 

18. AgaricuB ai99e»nina$^M. 

A* (Psathyrella) pileo membranáceo ovato-campanulato furfuraio, dein 
nudo sulcato-plicato integro decolorante; stipite la^o subflexuoso fror 
gili a f'irfurato glabro ; lamellis adnatis lato-Linearibus ex albido^ine- 
reo^igrieantibus, 

A. DissEMiRATUS Pers.. Syfi., 403.^ Fríes , Epicr.t p. 2^40.^ SowerbXi tab. 166.— 
Batsch , r. 3.— Gay, /e.ipf^, ined,, n. 18 et 19. 

El sombrero es^^aillrincipio, amarillento, ovoide, después 
cónico <5 como uw^mp^E^^ coa el vériicf aplastado y mas 



HONGOS. 3/Í3 

rojo ; mas adelante se pone pardusco , azulado caído y el som- 
brero queda rojizo; su tejido membranoso es muy fugaz. Las 
estrías del márjen son aparentes y negras, y corresponden á las 
hojillas enteras. Su anchura es de cuatro á seis lineas. Las ho- 
jillas son Iridimas, adnacidas %^ pedículo y del color del som- 
brero. El pedículo es pardill^MhMparente, fistuloso, frágil, 
de una á tres pulgadas de largjjj^wcerca de una linea de es- 
pesor, espesor que conserva ealoda su estension. 

Estos agáricos vienen en número mayor ó menor, frecuentemente fascieu- 
lados y reunidos por la base , en las maderas podrida?. Aquellos, cuya figura 
ba dado el señor Gay, presentan tres viciaciones en el color del sombrero , 
Que es pardusco ceniciento en la una, mas oscuro en la s^unda, y, enfln , de 
tin blanco sucio en la última. Se cria en las provincias del sur, Valdivia , etc. 

II. a09WLxm. ^ oovaiNVs. 

Bymenophorum a siipite dUcreium. Lamellce membranacew pri" 
mítus stipato-cohcer entes ^ dein in laticem nigram difíluentes, trama^t 
nulla. Sporce ovales , majores (nigrce) , sparsce , at quaternatim 
üggregalcp , cum latice difluentes. 

CóPRtifDsFried, Spiet., 241. — Agarigi spdc. Áuctt. — Coprini spec. Pera, «ed 

non omnium. 

% 

Hinfienóforo separable del pedículo. Hojillas membra- 
nosas, al principio apretadas y coherentes; después, 
^educidas á un liquido negro como la tinta y que puede 
•ervir como tal. Esporas cuaternadas , negras, ovoides, 
que caen con el látex. Volva y anillo presentes ó nulos. 

Estos hongos se distinguen de todos los agáricos por su vida efí- 
mera, por la ausencia de trama entre las dos lamas de las hojillas, 
7 por la pronta dilicuescencía de estas, cuya forma linearía en el 
vientre suministra buenos caracteres para la distinción de las espe- 
ciéis rñtre ellas. Vierten erdinatkmente por copas en tierra, al pié. 
4% árboles , pero mas frecueat^ufeaie en el eitiercol Hioiado memtifto 
y en el ordinario. , ^- ; 

C. (PelHculoa^ aiUo earnosulo ex íf^^^oblongo tándem longe tiq- 
nieo albo terXSfBtStriatulo, disco lamf§riseOf margine tándem patente 









3&& FLORA CHILENA. * 

fimbriato^ in squanuu IcUas imbricatas lacerato; stipite cavo l<BVig<Uo 
candido; anntdo ; lamellis liberis linearibus e carneo fusceseentibm, 

A. cDNCTABüiiDCs MoDtag., Mu.'- Gay, le. piet. ined. 

Este hongo adquiere una altura total de diez á quince pulga- 
das y es enteramente blanc^. á escepcion del centro del som- 
brero, que se pone pardtÉoQ. ||ite sombrero es, al principio , 
formado de manera que no^^ |tf^ece mal á una macita (typha)^ 
y se mantiene en este estado durante una docena de días antes 
de abrirse Adulto , es cónico con su borde un poco dilatado, 
alzado y franjeado , de cinco pulgadas de alto, tres de ancho en 
la base, muy finamente estriado según su lonjitud, y cubierto 
de escamas imbricadas que lo ponen enteramente felpado. El 
pedículo es cih'ndrico , ahondado con una cavidad que reina 
en toda su lonjitud ; parece levemente hinchado en la base y 
como radicante , á lo menos según la figura. Las hojillas son 
^ numerosas , libres , al principio de color de carne, después 
fulij i liosas. 

El C, cunctabundus crece en las viñas de Santiago, etc., á fines del mes 
de mayo , después de las lluvias. El espacio largo de tiempo que emplea en 
crecer me parece un buen carácter. 

zix. ooaTzwAnzo. — ooaTzwA&zus. 

ffymenophorum cum stipite contiguum. LamellcB membranacecB^ 
trama floccosa pileo cohcerentes, persistentes, decolorantes ^ ex 
ascis (?) imperfectis in sporidia secedeniibus pulverulentae. F'elum 
araneosum. — Fungi terrestres carnosi, putrescentes^ sporis «u- 
pra lamellis dnnamomeis , sed siccce et in charla delapsce suho- 
chracece, 

GORTiM ARius Fríes , Epicr*^ 2SS. 

Hinienóforo contiguo con el pedículo. Laminitas mem- 
branosas, persistentes, que cambian de color, adérenles 
al sombrero por su trama coposa y salpicada por las 
esporas , despue^de la caída dé estas. Velo araneoso. 

Hongos terrestres, car[||||Mpntresc¡b!es, cuyas hojillas se cu- 
bren de un polvo de color de oanela, formado por las esporas. Las 
especies que componen est0|Npo, que Fríes bj^MÉpido del jénero 
agárico , son muy numerosas yse distinguen de oni agarícíneas por 






HONGOS « Sis 

SU velo araneofo, qoe se llama también cortina, y por sos esporas 
que , de color de canela vistas en sa lagar sobre las lámelas , son 
realmente de color de ocre cuando están secas y recojídas sobre el 
papel. 

1. CorflraarlfM 9ioiaeeu9. 

C. obseure violáceas; pileo eamoto obtuso villoio-squamoso ; stipite 
bulboto tpongioso villoio, intus violaeeo^inereo ; lamellis afflxit laHi 
erastis dittantibui obicurioribui. • 

C. TiOLACEUS Fríes, Bpier.f 279 ? — Acariccs Linn. — Friei , Sytt, mye,^ I, 217. 

Todo el hongo es color de violeta. Sombrero carnudo , al 
principio , ovoide , después convexo , ancho de tres á cinco 
pulgadas , cubierto de una vellosidad que parece continuarse 
con la cortina , la cual une el borde de ella al pedículo, en su 
tierna edad. Pedículo espeso , bulboso en la base. Hojillas an- 
chas , unidas al pedículo. 

No puedo estar cierto de la determlnadon de esta especie , por la razón de 
que la disposición de las hojillas me es desconocida. La he atribuido , por 
una figura imperfecta (n* 89), al C. violaeevt, cuyo porte, forma y color, 
tiene apariencias , como iodos saben , frecuentemente engañosas. Se halla 
en el sur. 

C (Inoloma) pileo eonieo-eampanulato, initio flavo^fueco, demum pal" 
Uicenti-umbrino ; lamellii iruBqwüibus liberis paUidioribut; stipiíe 
subpiloeo atbicanU tándem umbrino» 

C. RUDEBUM Bertero et Montag., 1. c, p. SSS, sab Agárico. 

Pedículo cilindrico , largo de una pulgada y mas, estriado, 
herízado de algunas fibrilas piliformes; al principio blanco, 
después pardillo-sucio, fistuloso, hinchado por la base en una 
suerte de tubérculo formado por el nacimiento de las puntas de 
las raices radiantes , y como polvoreado de blanco hacia el vér- 
tice. Sombrero al principio globuloso , en seguida cónico , des- 
pués, enfin, en forma de campana , de color pajizo en su juven- 
tud , pero que se oscurece con el tiempo; glabro, obtuso en el 
vértice, de borde entero no reflejo. Hojillas concolores, pero mas 
pálidas , desiguales, libres , enteras, delgadas, no putrescibles 
( aresceníes). Esporas de un anteado rojizo , según Bertero ,• que 



S/Í6 FLORA CHILENA. 

ba vuelto á hallar este hongo en los jardines y en detoombroSi 
entre restos de vejetales, en Ranragua, por 1828. 



En los ejemplares desecados , el sombrero está marcado de estrias 
diantes, mas hondas hacía la periferia. Habia yo colocado esta especie, eon 
duda , entre las Mycenes ; pero el color de las esporas y la arescencia de las 
lámelas hacen mas bien de ella un Cortinario. 

nr. BSTILOBATX. — 8TTLOBATS8. 

Fungus clavato capitatus, utrinque hymenio tectus, Lamellw 
infernw^ tenues, confertCB, subgelalinoscB; superite venosa ^ trU^ 
paicB, in vértice coalescentes, Asci nullú 

Sttlobatei Fríes, Fu%g, Gutn., p. 6 et BfieT., 370. — Gartharblli ifM. 

Montag. 

Hongo de forma de porríta, cuyo sombrero est¿ cu- 
bierto por todos lados por el hymenium. Hojillas delgas- 
das , casi jelatinosas , numerosas en el sombrero , redu- 
cidas á suertes de venas ílexuosas y anastomosadas )iácia 
su vértice. 

Género sumamente digno de curíoiidad , y tan bien caracteriíadt 
que no se le puede confundir con ningún otro de la misma ramilla. 

1. SiyiobaieB tnoreheMMoeepHaMuB. 

(Atlas botánico. — Criptogamia, lám. 7, flg. i.) 

S' piteo capitato anfractuoso reticulato umbrino; lamellis pallidinri-' 
bus ad marginem anastomosantibus dein bifutcis tándem simplicibus in 
stipitem teretem glabrum lavem fuscescentem decurr entibas. 

S MORcnELLOCBPHALUA Ffies , EpicT., 1. c. — Cantharellds MoDtag., Amn. Se, 
nat.y 2* ser., VIH , 365. — Mekuuus Sp. nov. Berlero. 

Su pedículo, largo de una á dos pulgadas, es espeso de nnedia 
linea, pleno, cilindrico, glabro, liso, azulado é hinchado hacia 
el vértice. El sombrero es orbicular, convexo , concóloreo , de 
un diámetro de cinco á diez lineas, todo surcado ó ahondado 
con fragosidades que forman una suerte de enrejado anasloroo- 
sado , en su borde espeso, con los pliegues ó las hojillas. Estas 
son biborquilladas por arriba, y simples hacia abajo, y des- 
cienden del sombrero atenuándose sobre el pediculo ; su color 
es también roas pálido. 



HONGOS. 3Ü7 

Este hongo tan notable y cuya distinción genérica babia eospecbado ya 
Bertero , crece solit&rio en los sitios sombríos y herbosos de los jardines. 
Parece tan raro que no he podido ver mas que un solo individuo en las 
colecciones enviadas por este naturalista , el cual dice no tener ni olor ni 
sabor. 

' Etplieacion de la lámina, 

LÁM. 7, fig. 1. Stylohatet morehellocephalus visto de grandor natural. — la Ru- 
gosidades anastomosadas de la parte superior del sombrero dejenerando hacia el 
borde en pliegues ó lámelas 16 , largamente decurrenles por lo largo del estípo 
ó pedículo le. 

T. HJUL^SM^O. —. Bf AI^ASMXUS. 

Bymenophorum cum slipite {corneo car tila gineove) contiguum^ 
sed heterogeneum , in iramam similarem floccosam descendens. 
Hymenium tenue ^ aridum ^ ubique fertile valleculis similarihus 
coniiguum^ nunc in plicas^ nunc in lamellas crassas lentas de- 
mum subcoriaceoi i acie acuta^ effiguratum, Sporcí subelliptica^ 
albcB. 

Marasmids Fríes, Gen. Hfftnenoin, et Bpier,, 372. — ágarici spec. Áuctt. — 
Merulii spec. Wiih. — Sow. — Spreng. 

Sombrero heterojéneo , contiguo con un pedículo cór- 
neo ó cartilajinoso y que se ahonda bajo la forma de 
trama coposa entre las dos lamas del hymenium. Este, 
delgado , secándose fácilmente , fértil no solamente en las 
bojillas sino también en sus intervalos. Hojillas que se 
presentan ya sea bajo la forma de simples pliegues, ya 
bajo la de lámelas espesas, flexibles, después correo- 
sas , con borde agudo. Esporas blancas. 

Las especies de este género no se encuentran mas que en los vege- 
tales; son rara vez carnudas y, aun en esle caso, flexibles, mas frecuen- 
temente membranosas persistentes, es decir, que no caen en putre- 
facción ; se desecan , al contrario , muy bien y vuelven á tomar la 
apariencia de la vida cuando se humectan de nuevo. Su centro geo- 
gráfico es bajo los trópicos , de donde cada dia nos üegaa nuevas ei- 
pecies. Son ciento las que se conocen. 

1. Ma§*aB3niu9 eryihropus, 

M* inodorus'fPiUo eamotulo e convexo plano obtuso Iwvi paUi^f^te^ 
dein rugoso; stipite fisii/^o Mfioio gla^ ^írorub^nte, iieHUmWub- 



3&8 FLORA CHILENA. 

pruineto^ boH albthttrigoio; lamellU teeedente-liberii laüi letxis venoso* 
eonnexis integerrimis albidit. 

M. BBYTHR0PD8 Fríes, I. c, S78.— Agaricus Pers.o Krombh., tab. s, f. 8. 

Sombrero convexo , obtuso , rugoso , de una pulgada de an- 
cho, de un blanco páhdo. Pedículo hueco, estriado, glabro, 
de un negro rojizo, de dos pulgadas de largo, berizado de pelos 
blancos hacia la base. Hojillas blanquizcas , espaciadas , an- 
chas , enteras, reunidas por venas. 

Este hongo no existe en la colección, pero lo cito como habitando Chile, 
porque lo halló allí el capitán Beechey. Y. Beechey*s Voy age. 

M, inodonu; pileo membranáceo convexo-iíampanulato umbonato, 
margine sulcato; stipite corneo medulloio procero glabro niíido badio; 
lamellit adnexis latis ventricotis tubeoncoloribus, 

M. DISPAR Montag., Ánn, Se. neU,, 2* ser., 11, p. 79, sub Agárico. — Fríes , 1. o., 
383. 

El sombrero membranoso, sumamente delgado, no tiene mas 
de una linea á linea y media de diámetro. Es convexo con una 
pequeña protuberancia en el centro y marcado en su borde de 
siete á diez sulcos que corresponden á la atadura de las lami- 
nitas. Estas son iguales , anchas en su parle media , y atenua- 
das en sus dos estremidades , de las cuales la interna se fija al 
pedículo en un solo punto. El eslipo es largo de cinco á seis 
pulgadas, grueso como una cerda de jabalí, liso, luciente, 
sólido, bayo-oscuro, levemente contorneado sobre sí mismo 
en espiral ; estriado hacia el vértice, y fijado en la hoja sin 
base de ninguna suerte. 

Sumamente vecino del M, androsaceus^ difiere de este por el pezón que 
supera el centro de su sombrero, el color de sus lámelas y sobretodo la 
solidez y la lonjitud de su pedículo. Este es un poco menos largo en los in- 
dividuos chilenos , que, por otra parte , no difieren en ninguna otra cosa del 
tipo. Se cria sobre las hojas y los palos muertos de la provincia de Valdivia. 

3. Mara9weiu9 allllo<forM#. 

M, graveoUnty pallidus; pileo membranáceo^ convexo subumbilicato 
exstrio glabro f stipite eubfistuloso glabro; lamellis subdecurrentibus 
di^otomis anastomoiantibueque pliémfórmibus. 



HONGOld. 5&9 

H. ALLuoDOftüs MonUg., Fl, J. Fen»., d. 12, sob Gárth arillo.— rriet, 1. e., 384. . 
— Agaricus , n. J694, Bertero, Mu. 

Sombrero membranoso , convexo , levemente ahondado en 
el centro , glabro y pálido , de una pulgada y mas de ancho. 
Pedículo sólido , duro , casi lignoso , delgado hacia abajo , es- 
pesando después á medida que se acerca del sombrero, con el 
cual se confunde ensanchándose; allí , tiene de una linea á una 
y media de espesor y su lonjitud llega á esceder de una pul- 
gada , lo cual es raro. Por otra parte es mas frecuentemente 
escéntrico que exactamente central. Hojillas que radian del 
centro, en donde son levemente dccurrentes sobre el estipo, 
hacia la periferia , dividiéndose por dicotoraias y anastomo- 
sándose entre ellas por venas intermediarias poco pronun- 
ciadas. Esporas lenticulares ó elípticas con un nucléus gra- 
nuloso. 

Este marasmio , notable por su fuerte olor de ajo , es común en Juan 
Fernandez , en donde crece en maderas podridas, en lugares húmedos. 

4. MawaB§niu9 epiphyttuB. 

M, pileo membranáceo planiusculo demum umbilicato glabro plicatO" 
rugoso f stipUe subeorneo fistuloso subtiliter velutino deorsum spadiceo 
insititio; lamellis adnatis paucis distantibus irUegrie venosis albis. 

M. SPIPHTLLDS Fríes , 1. c, 386. — Helotium MBLAilbvufl Pors., Ic, et deter,, 
Ub. 9,f. Tets. 

El hongo entero tiene á penas tres á cuatro lineas de alto. Su 
sombrero , al principio convexo, es rojo, estriado por el borde, 
después mas allanado y mide menos de una linea á línea y 
media en su diámetro. Sus hojillas , que son mas bien pliegues 
espesos , radian en corto número del estipo hacia la periferia. 
El pedículo es de una consistencia córnea , de color bayo , mas 
oscuro por abajo , sitio en donde el vello aleonado que lo cubre 
como un terciopelo es también mas abundante. 

Se cria sobre las hojas muertas de la provincia de Valdivia. 

(ÁUas botánico. — Críptogamia, lám. 7, flg. 5.) 

M. pileo membranáceo convexo-cónico vel ovoideo^ampanulato rugu* 
loso badio margine striato inflexo; stipite comeo fardo airo $$riato 



«I 



MO FLOBA COd^MNA. 

ventricosi* seu utrinque acuminaíis pileo iuhcQncotoribui pailidioribui. 
M. INPLBXDS MoDtag., JÍM., Berb. Mut. Pmr, 

El sombrero es de un bayo oscuro opaco , membranoso , ua 
poco carnudo , al principio ovoide, después campanulado ru- 
goso y protuberante en el centro, de una linea de diámetro ó 
cerca, anchamente estriado y como festonado en su borde , que 
es inflejo , jamas estendido. Esta inflexión, que depende de la 
elasticidad de que está provisto , es aun mas pronunciada , -^ 
cuando el hongo está humectado. El pedículo, largo de cuatro, V^< 
á cinco lineas, del grueso de una cerda de jabalí, es negro, 
pleno , estriado cuando está seco y enteramente cubierto de 
pelos muy cortos y de la mayor tenuidad. Estos pelos , vistos 
por el lente, le hacen parecer como felpado ; su base está cir- 
cundada de una aréola blanquizca formada por el mycelium. 
Las hojillas son desiguales , un poco mas pálidas que el som- 
brero , pero no blanquizcas ; las mas largas , que no se prenden 
al pedículo, están adelgazadas hacia la periferia, pero acumi- 
nadas hacia el centro , lo cual hace que son ventrudas y vienen 
á perderse cerca del estipe, sin fijarse en él. Las unas y las 
otras parecen anastomarse hacia el borde como en el M. fa^^ 
veolaris , pero de un modo menos marcado. 

Esta especie es vecina de otras muchas , del M, androsaceus, por ejemploi, 
pero me parece diferir de todas por el carácter saliente del cual he &aeado 
el nombre especifico. Crece en Chile sobre las ramas muertas. 

Esplieaeion de la lámina. 

Lím. 7, fig. 5. Maratmiut inflexut. — 5a Un individuo entero visto de grandor 
natural. — 55 Otro individuo, también de grandor natural, cuyo sombrero está 
corlado verticalmente en su medio para mostrar la forma de las lámelas , su dis- 
posición respecto del estipe y del sombrero, y el rollamiento ó la infleiion áéí 
borde de este.— 5c Una de las mas largas lámelas.— sd Una de las mas cortas, la 
una y la otra aumentadas ocho veces. 

6. Mara9u%iw9 h%9Mhipe9. t 

M, pusillus: pileo membranáceo convexo subumbilicato margine sub~ 
involuto demum expanso striatnlo falvo; stipite tenuissimo pallidiori e 
floccoso glabrato basi bulbosa radiatim floccoio; lamellis utrinque alte-' 
nuatis concoloribus stipitem suhattingentibus^ sports e globoso oblongit, 

M. ttJLBiPEs Montag., Mss., Herb, Mus. Par. 

Ir 




MONGOS. 361 

El hongo entero uo tiene mas de tres lineas de alto, com- 
prendido el sombrero. Este es convexo, de color anteado, con- 
vexo, un poco deprimido en el centro y, en sus tiernos años, 
rollado en su borde , que está marcado de estrias. £1 pedículo 
es delicado, pleno, transparente, un poco coposo hacia abajo, 
en donde se dilata en un bulbo bastante pronunciado, como 
marjinado por el hundimiento del centro en el estado de desí- 
cacion. Este bulbo es negruzco y cubierto de un vello que radia 
de la estremidad inferior del estipe. Las hojillas son desi- 
ijf|;uales , estrechas , del color del sombrero y adelgazadas por 
fes dos estremidades, perdiéndose la posterior en el vértice 
del pedículo. La trama del hymenium no es coposa , sino com- 
puesta de celdillas poliedras , como en el género MonHjgnea 
Fries ; estas celdillas tienen un diámetro medio de diez á^'Vece 
centimillim. (0,010 á 0,1^ mm.). La lonjitud de los esporo- 
fpras, en forma de porrita, es de cerca de tres centimillim. 
(0,03 mm.). No hay paráfísas. Las esporas tienen quince milli- 
millin^ de diámetro (0,0015 mm.). 
^te iparaamiQ crece en las maderas muertas de Valdivia. 

VI. i.vsrf zsro. — iiUlfff t^ üs. 

Toius fungus coriaceus vel e carnoso lento lignescens^ tenax^ 
nridus, Lamellce cum hymenophoro concretce , dücretcB^ nec pli- 
ccBformes, tenues, absque trama distincta^ acie acuta^ dentatavel 
incisolacerata. Sporce albce , raro luíescentes. 

LuiTiNUS Fríes, EL Fung., I, 45. — Epicr., S78. — ágarici epee. ÁucU. 

Hongos correosos ó carnudos , que se ponen duros y 
leñosos frecuentemente sin^ejar de conservar flexibili^ 
dad , áridos. Lámelas delgadas , soldadas con el hime- 
n^foro , nunca en forma de pliegues, delgadas con borde 
libre (ó corte) agudo , dentado ó lacerado. Ninguna 
trama distinta. Esporas blancas. 

Las especies de este género, correosas , suberosas ó leñosas predo- 
minan en las rejiones cálidas del globo. Pocas son propias de*ki tlu- 
ropa. Soa notables por la lentitud con que crecen y por su persisten- 
cia. La mayor parte habitan las maderas muertas ; rara vez se hallan 
tn la tierra como la especie que yo voy á describir. 



352 FLORA CHILENA. 

Z. (Scleroma) píleo subcamoso Unto plano profunde umbilieato furfU' 
raceO'Squamuloso ochraceo-fulvo ; stipite solido brevi radicato fusco- 
ferrugineo; lamellis obconico-decurrentibus integerrimis flavidis^ paucis 
dimidiatis. 

L. FDRF0RO8U8 Fríe», 1. c, 391. — Agáricos omphálomorpbvs Bert. et Montag., 
Aññ. Se, nat,, 2' ser., VIH, 367. 

Sombrero convexo, ombilicado, un poco iDfundibuliforraey 
leonado, estendiéndose por su borde , ancho de una pulgada y 
cubierto de escamitas fugaces que caen y le dejan desnudo 
cuando es adulto. Lámelas desiguales , las unas muy cortas , de \< 
un amarillo pálido , glabras y enteras en su borde ; otras lle- 
gSLtí^o cual á la cuarta parte , cual al medio diámetro del som- 
brero ; otras , enfin , las mas largas , que descienden á lo largo 
del vértice del estipo. Este, largo de una á dos pulgadas, 
arroja de su base algunas puntas de raices (mycelium) que se 
ahondan en la tierra éntrelos musgos; es recto , cilindrico , de 
una pulgada de largo, de un pardo ferrujinoso casi Qfgro^ y 
se dilata por el vértice en donde es mas pálido , perdiéndose 
en el sombrero. La paránquima de este es carnuda y de color 
anteado. 

Se halla en el sur de la República. 

VZI. ZEBOTS. — zxaoTus. 

Hymenophorum cum stipite contiguum , descendens in íramam 
cum piteo coriaceo-membranaceo tenui homogeneum. Lamellm 
coriácea^ adnato-decurr entes, plicceformes^ sed latOB^ dichotomeBf 
acie integerrima obtusa. * ' 

Xbrotus Fríes , EL Fung,^ 1 , 48. — • Epier., p. 400. ^ 

Hinaenóforo contiguo con el estipo , homojéneo con 
el sombrero , que es delgado , correoso y membranoso, 
Hojillas correosas , decurrentes , anchas y dicótomas y 
de corte obtuso. 

Estos son agaricíneos, rara vez mesópodos, lo mas frecuentemente 
apodos y prendidos por el costado, duros y persistentes , análogos á 
las chanterelles^ aunque muy diferentes de ellas por su estroctura. 



/ 



HONGOS. 353 

Crecen con la mayor frecuencia en las maderas muertas y tienen su 
centro geográfico bajo los trópicos. Chile cuenta dos especies de ellos, 
la una que yo di á conocer ya hace mucho tiempo, y la otra que pu- 
blico aqui por primera vez. 

1. JKetroi%§9 Berierií. 

X* gregaHus; pileo sestili, coriaceo-membranaeeo glabro rmiformi 
siriato ferrugineo; lamellis latís repetilo-diehotomis violaceis cinéreo^ 
pruinosis antice venoiíHionnexis. 

X. Bbrterii Montag. (non aatem Bertierii ut male valgo legitar), Fl. J. Fem., 
n. 1 1.— Fríes , Epicr., 402. 

El sombrero es dimidiado ó semi-orbicular, convexo , pren- 
dido en un punto por el costado , algunas veces por un rudi- 
mento del pedículo, luego tendido, horizontal, convexo, estriado, 
al principio , á la periferia , mas adelante , hasta el punto de 
prendimiento; su colores de un pardo' oscuro , casi negro y 
opaco ; su consistencia es cartilaginosa y frágil. Varia , según 
la edad , entre dos y doce lineas de anobq } su longitud antero- 
posterior es menor. Las hojillas son dékíguales en la juventud 
y bastante espaciadas; insensiblemente y con la edad, se ponen 
dicótomas ó parecen tales por su aproximación ó su soldadura ; 
son lanceoladas , es decir, adelgazadas por cada cabo , obtusas 
en su márjen y de un tinte mas subido aun que el sombrero. 

Este hongo , hallado, en primer lugar, sobre los ramos, en Juan Fernandez, 
(Bertero, m 1G64), se cria igualmente en varias partes de Chile, Valdivia, 
Talca, eti^Una especie recojida en la península indiana por Perrotet y 
que yo habia creído poder aproximar á este, mejor examinada me parece 
diferente y la he nombrado X Perrottetiú Difiere por su sombrero color 
de ladrillo, finamente granuloso, no estriado, por sus láminas de un 
degro fulijinoso, muy angostas y no anostomosadas cerca del borde anterior. 
''^A dado uail descripción de ella en los jánn. Se. nal., 2* ser., XVllI , p. 22. 

2. XeroiuB €f<«color. f 

(AUas botánico. — Criptogamia , lám. 7, fig. 3.) 

2r. eonehiformis; pileo fulvo semiorhiculato convexo ruguloso^ margine 
demisso sinualo crenato vix striatulo; lamellis incequalibus e pt^neio ra- 
diamibus ventricosis flexuosis umbrinO'fuscis, 

X. DI8C0L0& Montag., Jím., Herb, Muí. Parit, 

Sombrero dimidiado, convexo^ rugoso, de color anteado 5 

vil. BOTAMICA. 23 



jft 



S5& FLOEA GHÍLBNA. 

rapreseataodo txtm concha ; Su borde és síniioso , corfio áltti^ 
nnáOj pero üo estriado. Sus hojillas desiguales parten dé un 
centro común é irradian hacia la periferia; son ventrudos, 
flexuosos y de un color pardo cargado , casi negro. 

No estoy muy cierto dé qae esté bongo difiera éépecíflcamente del prece- 
dente, pero todo me inclina á creerlo. Su porte, su color, su forma, la dis- 
pMtcion de las homilías , todo esto concurre á hacerlo distinto , á !o menos 
en apariencia. Pero sena preciso hallarse en los sitios donde nacen , ó tener 
un gran número de individuos de todas edades para pronunciar seguraniente. 
Con todo eso , puedo afirmar que no he yIsío transición alguna entre iús 
individuos de la una y de la otra especie. En su estado adicto, esta es 
también mas pequeña, pues sus individuos no esceden seis lineas d| ancho. 

Etplicacion de la lámina. 

Lám . 7, flg. 3. Xei-'otus ditcolor visio de grandor nalural y aan fijado en la cor- 
teía. — 3<^ Sombrero sésil y horizontal visto por su faz superior, cuyo color ea 
may diferente del de Ut inferior, que se te en zb, — El punto de prendimiento del 
bongo se ve en 3c. 

TRFBU If. — POLIPOREOS. 

• ■ ■ * 

Hlmenio vuelto por 4|(bajo , oompnesto de tobos ó de poros 
desde fa mas tierna edaa. lloros ordinariamente persistentes , pero 
formando algunas veces por rasgón , sea dientes , sea oavidadei 
laberintiformes , pero nunca irradiadas. 

Estos hongos, menos numerosos que los de la primera tribu, lo son 
aun mucho; los mas inferiores de la sBrie se confunden á menudo con los 
Discomycetes. 

irtti, poi^tPoiBLo. — voí.Ti^oittrs. ^ 

Nj^menophorum inUr poros in tramtím áescendéné ¿ftfd cuüft 
ei$áem in stratum proprium »eu discolor muiatum. Pbri hiñe cutri 
pilei 9ub»t(mtia eontigni^ a'seinvicem hauá geparaifiUs^ ptimifus 
obsoleH,' (etiam ormino nutli) v el minutisnmi , dein rolundi angu- 
laH v$l kiceratióne varii, Dissepimeriía intus spotophorU vestita 
firmii, Sporce continuce, acrogence^ pleurotropce, 

PoLTPORUs Fries, Syit, myc. I, 34i. — JBpícr., 427. — fiOLETi spec. Linn. et 
Áuctt. 

Himenóforo descendiente én forma de trama entre los 
poros y formando con ellos una capa propia de un color 
diferente. Poros contiguos con la substancia 4el: som* 
brero, sin separarse los uíios de los otros, como en el 



* 



fioifGos. 3S5 

género Bolti » bI principio nul(^ ó poco aparentes , des- 
pués , en el estado adulto , redondeados , angulosos 6 la- 
berintiformes por rasgón. Tabiques entapizados interior- 
mente por numerosas esporóforas. Esporas simples, 
acrógenas, pleurotropas. 

Hongos de forma variada , cuyo sombrero, rara vez revestido de tin 
pedículo central ó lateral, está con la mayor frecuencia prendido 
por su borde á la matríx, algunas veces también adérente por ana de 
sus face||^en cuyo caso se dice resupinado; no adiricndo á ella, 
otras V(4|^^mas qué á mitad , quedando lo restante reflejo y horizon- 
tal. La consistencia es carnuda, correosa, suberosa ó leñosa, y 
la substancia coposa. Se conoce nn gran número de ellos. 

1. JPoligf|»ot*ff# biemw^iB. 

P, (Mesopns) pileo e spongioso coriaceo'Suheroso plano-depresso re- 
pando azono tomento leproso secedente glabrato ex albo ferrugineo; 
tiipite curto eratio ferrugineo lanato; poris labyrinthiformibus incequO' 
libus acutis lacero'dentatis albo-cinereit fuscescentibusve. 

P. BiENNis Fríes , £ptcr., 433.— Boletus Bull., Champ., p. 333, tab. 449, fig. i -— 
BiWALEA Fríes, Syti. myc, I, 833. — Sistotremá Pers., Mye.Eur., \\,w%.— 
HVDifov DG., Fl. Fr.y II, 112. 

Tar. Frabelliformis : magnus; pileo dimidiato rufescente supra tomen- 
toso; poris magnis albidis dentalo-laceris stipite (in único spécün. Mhl 
obvio) abbreviato pileo concolori, 

SlSTOTREMA ROFESCENS Var. VLABELLIFORME t^efS., 1. C. 

La soia maestra que nos haya Uegada-^iAto^te poliporo existe 
eti la colección del Museo. No tiene la fow/k dei tipo, que es 
mesópodo , pero se presenta mas bien bajo lá de un abanico de 
cerca de cipco pulgadas de largo sobre unn anchura de'derea 
díe^seis. 14 oéfla presión lo ha aplastado sin duda uq pooc^Su 
faz superior^ de un rojo subido (vaccinus) , nrmrcado de «ateos 
concéntricos espaciadoií"^ poco hondos y enteramente herizada 
de un vello corto y tieso , cuyas fibras Jeederczaclas forman 
como una capa de poros rudimentarios. E\ borde anterior es «i- 
detfdlo y aun también lobeado. Se ve cerca de la base que estaba 
soldado con otros individuos que han sido separados de él por 
rasgón. El pedículo es ínuy corto y á penas distinto ; su color 
60 el dd sombrero con nn tinte mas encarnado. La carne de 






356 PLOEA CmLBIf A. 

este es pálida i^chrole^a) , á lo menos en el estado de desecar* 
cion , y su espesor es de una á tres lineas según el punto ob- 
servado. Los poros son muy grandes, dedaloides, delgados en el 
orificio y muchas veces rasgados; su color es de un blanco 
pálido, y su profundidad de dos á tres lineas. Se separan fácil- 
mente del sombrero. 

Se cria sobre los árboles muertos de Valdivia. 

2. IPaMfgparu9 €iafgaw^w9. 

P. (Pleuropus) pileo coriáceo suborHeúlari convexo glabroÉMffeente, 
Uturis radiantibus variegato; stipite brevUtimo laterali nignKaUé bíui 
áilaSato; poris angulatis pallidi$ ore acutis integris, n. v. 

P. Gatáncs LéT., Champ. Mut. Parte,, n. 54. 

Este bongo presenta un sombrero casi orbicular, ancho de 
siete á diez pulgadas ; su superficie está desnuda, sin zonas, es 
convexa y roja. El pediculo es corto , lateral , derecho y dila- 
tado por la base. La capa de poros es algo convexa y de un 
viso mas cargado que el sombrero. 

Esta especie , que crece en los troncos, es vecina, según el señor I^veiUé, 
pues yo no la he visto , del P. varius Pers., del cual difiere por la dilatación 
qfue se nota en la base del pedículo y por sus poros, que ocupan solamente 
la faz inferior del himenóforo , en lugar de ser decurrentes. 

P, (Pleuropus) píleo 9^90tnoso coriáceo rígido tenui levi glaherrimo 6a- 
d(o; stípite laterali brei4 eratso glabro reticulato-rugoso spadiceo-nigro; 
porte minutis iubrotundu acutis obtueisve integerrimís pcUlidis, 

P. DiCTTOPcs Montag., FL J. Fern., n. 14. — Fríes , Epier,, 440. 

Este hongo tiene una dirección horizontal. Su sombrero semi» 
orbicular, algunas veces un poco escotado posteriormente y 
atenuado en el pediculo, llega á tres (litigadas de ancho y me- 
nos de dos de delante á atrás ; es levemente convexo por en- 
cima , en donde es liso y de color bayo-oscuro , plano por 
debajo , en donde está guarnecido de poros sumamente peque- 
ños , á penas visibles á la simple vista, y de color pálido ó cafe 
con leche poco cargado. Estos poros son mas cortos que el 
espesor de la carne correosa y poco flexible del sombrero , y 



HONGOS. 357 

tienen á penas media linea de largo. Su orificio es agudo y ob- 
tuso , pero nunca rasgado ni denticulado. La substancia del 
sombrero es blanca y como suberosa. El pcdiculo tiene, á lodo 
mas, cuatro lineas de largo y varia de espesor enlre media linea y 
cuatro lineas ; su color es de un pardo-castaño que tira al negro; 
es reliculado por rugosidades mas aparentes por debajo. 

Se fija por un leve ensanche de la base en los troncos de árboles maertos. 
Bertero lo ha recojldo en Juan Fernandez. 

4. JPol|f|»orM« itto€fe#f if#. 




P, (Pleoropus) pileo corip|MMH|iipplanato obsohte velutina tona- 
toque cinnamomeo-pallescmüt^ | >|r ¿ii Í|| | in stipitem brevissimum allwm 
seutato-adnatum decurren^ pofie ^ffiutis rotundis obtusú Icuíteo^pal- 
letcentibus, JhiWgdK 

P. MODBSTas Kunze ap. Fríes, JURfuea, V. 519.— Fries, Epier.^ 444. 

Sombrero correoso, delgado ^ dilatado, aplastado, de una á 
dos pulgadas de ancho, agudo en su borde , que es estendido , 
obscuramente rayado por encima, como felpado, bien que el 
vello no esté muy manifiesto. Poros muy pequeños, redondea- 
dos, regulares, muy cortos, muy oscuros, de un blanco de 
leche al principio, después pálidos. Rudimento del pedículo 
evidente en todo caso, aun en los individuos horizontalmente 
desarrollados, separado del hymenium , por debajo, por un 
leve alzamiento del sombrero; mas pálido y un poco jorobado 
por encima. En razón deque el sombrero se prolonga^uchas 
veces lateralmente sobre este pedículo , como se ve en el género 
Spathularia, este parece á menudo obliterado ó nulo. 

No he visto este poliporo en las colecciones hechas en Chile y solo lo in- 
dico bajo la autoridad del señor Fries , que asegura haberlo visto tnddo da 
aquellas comarcas. 

5. JRoM^poruB 9oréiuienU§9. t 

P. (Merisma) ca«0o«u«, caspUoso-multiplex ^unicolor; pileolis e flahellato 
spathulatis tenuibus convexo^planiusculis azonis longitrorsum sulcatis 
villosis ex albo sordescentibuM umbrinis; porU mediocribus pallidis ore 
denticulcUis IcLcerUve faeile separcUHlibus, di9m0nentis crasMts. 

■ P. ftORDDLEiiTDs HoaUg., JÍM., Btrb. Mut, MHi; 

Un gran número de sombreros imbritados y soldados entre 



&5S PLORA CHILENA. 

8i forman e8te poliporo y vienen á reunirse en un pedicuio co- 
mún muy espeso , por medio del cual Vegeta en. maderas 
muertas. Estos sombreros son estrechos , flabeliformes, delga- 
dos , libres solamente en la mitad ó en el tercio anterior de su 
longitud; los mas anchos, que están en forma de abanico, 
tienen de seis lineas á una pulgada*, y los mas estrechos , es- 
patulados , tienen , á todo mas , tres líneas. L^ faz superior es 
rugosa, marcada de sulcos radiantes, de un blanco sucio , des- 
pués ahumada por la presencia de un vello muy corto y tume- 
toso. Los poros son de un hermoso blanco de leche , bastante 
grandes, dentados, después ^IJIlMlÉ^Q ^" orificio , provistos 
de espesos tabiques y fáciloMlMM^iiiables del himenóforo. Su 
altura es de tres cuartos delnea, y.|fe una linea contando la 
carne del sombrero. El pedícfl||ÍHp espeso , no tiene menos 
de cinco lineas de diámetro ; en cnanto á su longitud , esta es 
difícil de apreciar, puesto que resulta de la confluencia de un 
gran número de sombreros. Cuando se le da un corte en el 
sentido de la longitud , se ve que está compuesto de fibras ra- 
diantes. Todo el hongo es frágil por causa de su estructura. 

Ahora se puede ver que esta especie diflere del P. discolor Klotzsch 
t Linnaa , VIII, p. 483) , del cual debo un fragmento á mi amigo el señor 
Berkeley, por sus poros del mismo color que el sombrero , mucho mayores, 
por otra parte , y revestido de tabiques mucho mas espesos. Se halla en 
Valdivia. 

P, (Apus) pileo duriisimo convexo-plano dimidiato-sessili undulatO' 
tuberculoso glabro incrústalo opaco subspadiceo, margine steriU glaber- 
rimo; poris pralongis minutis confluenti-stratosis umbrinis^ ore primo 
albidis. 

P. AüSTRALis Fríes , El. Fung., I , io8 el Epier., p. 464.— Montag., Fl. /. Fen»., 
n* i54ad calcem. — P. tormatus Pers. in Voy, Uran. Bot., p. 173. 

Este hongo es grande y muy variable; su sombrero, que 
adquiere, mas de una vez , cinco á seis pulgadas de diámetro 
y mas , y un espesor de mas de una pulgada hacia su base, está 
prendido por el costado ó provisto de un pedículo mas ó me- 
nos largo, pero ordUlartamente bastante grueso; es semi-orbi- 
cular en el primer caso^üfeguiforme y espatulado eiiel segundo. 
Su color por encinm as de un baycHoscuro , y et «ipaeo» tuber- 



A&. > 



^^ 



HONGOS. S59 

enloso, ondeado , marcado de vetas concéntricas bastante hon- 
das, pero apartadas la una de la otra. Su borde, aunque adelga- 
zado , es aun bastante espeso, no trinchante , y libre de esporas 
por debajo en la eslension de media linea , algunas veces mas. 
Los poros son muy largos, qlqy pequi-ños, á penas visibles, 
ftl principio blanquizcos , dipfmiMI f nFf^ con leche subido; des- 
ci(^nden soLre el pedículo ^-^l^iÉ'^ existe. La subslaneia del 
sombrero es dura , suberosa , y él color cargado. 

Se halla en las provincias las mas meridionales. 

P, (Apus) pileo primo tuberculoso-globoso (immarginato) leví , indu- 
menta tenui flocculoso adpresso cano, dein ungulato e ferrugineo fusco- 
nigri cante opaco ^ cute concreUt 9CTupo$Q-'in<Bquabüi car ñeque zonata 
ferruginea durissimis^ margine rotundalo; poris minimis eonvexis strü' 
tosis cinnamomeis exoletis albo-farctis^ primitus canescentibus. 

P. iGNiARiDS Frief, Syst, Mye.^ i, ST5 eiKpicp., 486. — Boletos Linn.^ Sowerhy, 
tab. 182. — Moniag., Fl. J, Fern., n. 155 ad calcem. ~ P. botdlátcs Segret., 
Myeogr.^ III, 81. 

Sombrero al principio globuloso , después convexo , de un 
amarillo pardo anteriormente, de un pardillo ceniciento báoia 
su punto de prendimiento ; liso , opaco, cubierto en su juventud 
de un leve vello blanco que desaparece temprano. Los poros 
son pequeños , redondeados , obtusos , pálidos en su edad 
tierna , tomando mas tarde el viso del contorno y avanzándose 
basta sobre este. Los tubos son del color de la carne del som- 
brero , es decir , ferruginosos y dispuestos por capas super- 
puestas en número igual á los años del hongo. La substancia 
es dum , leñosa , de un pardo cargado. 

Este poliporo que BulUQrd nqmbra Bolet yesquero , es ú maf estlmadp 

para la fabricación de la yesca. No f s escaso en Chile. 

# 
•I 

P. (Apus) grandiii jtilej(iyfriflqtMfii¡¡^€MÍ(¡^^^^Q99 castaneo- fusco 
glabrescente margineacuio concenmSíru0ósOj rugís tuberculato-rugosis, 
jtoris ferrugin^ minutissimis substoíi^pilei multo longioribus, 

K sEinz Mef Hfiiitag., Ann. Se. nal., 2*Bér., V, TO.— A«ARiccs,n. 434, 9«rter<( 
im Herbb. HoekHÍ0ÍH tíNmitcnéi. 



^•¡Sé::; % i 



360 FLORA CHILENA. 

Sombrero semi-orbicular , prendido por toda su base á los 
troncos de los árboles podridos , espeso de dos pulgadas hacia 
esla base , y un poco convexo por debajo , adelgazándose , en 
seguida , progresivamente bácia el borde , que es agudo , on- 
deado y levemente inflejo ; ssfbngitud es de diez pulgadas , y 
su anchura de un pié. Sujftgitoerior es plana, marcada de 
rugosidades separadas por aÜAflPbondos y dispuestos por zonas 
concéntricas; al principio vetluda, después casi completamente 
desnudada. Su color es pardo, negruzco cerca del punto de 
prendimiento. Poros del mismo color , tubulosos , bastante 
largos, muy cortos, redondeados, de borde agudo. Se encuen* 
tran muchas capas de ellos superpuestas en la parte posterior 
del sombrero. 

Este hongo hermoso fué hallado por Bertero en las montañas de la isla 
de Juan Fernandez. 

9. JPofifporfftf eniewoieweus. 

P, (Apus} pileo pulvinato obtuso crasso coneentrice sulcato glfxjbro e 
fu$co nigro; cute eraaa durissima annota fragili nec rugosa inemstato, 
intus suppeo molli candido; poris minutis convexis ferrugineiSt intíts 
fuscis» 

P. ERTEROLEOccs Fríes, Epicr.f p. 468. 

Sombrero convexo , pulvinado , espeso , marcado de surcos 
concéntricos, glabro, de un pardo negruzco, cubierto, por en- 
cima , de una corleza espesa , muy duro y frágil , blando y 
blanco en su interior. Poros muy pequeños, color de orin, 
pardos por dentro. 

Este hongo pertenece á los Fomentara y se distingue al instante de 
todos los demás, según Fríes, pues yo no he visto ni uno solo demuestra, 
por la substancia de su sombrero que está formada de fibras verticales 
flojas y de un blanco puro. 

Fué hallado por Bertero y está en su herbario , comprado por el señor 
Hochstetter, que ha visto el célebre profesor de Upsal. 



10. J*olnrfilWJiM[ eamcreseemB, 

P, (Apus) piléis coriaceo-mmlhfanaeeis suhorhiculatis centro sericeo* 
villoso afftxiSf margine reflexo plieaUhundulato crisfiM^ktaeo glahratoi 
poris UnuistimÁs longis rufeseentikut d^n^ufn d«nlafo4tt¿H«- 



Ai 

- "I. 



HONGOS. 361 

P. coNCRBscvMS Moütag., Fl, J, F#m., n. 12 — Fries, 1. o., p. 474. — SitTOT&SHA 
Bertero in Sehedula, n. 1721. 

Esta especie , cuyos sombreros nacen al lado los unos de los 
otros , se sueldan y forman una suerte de bongo monstruoso; 
viene sobre las cortezas de los árboles é invade algunas veces 
los ramos. Esta es singular en el P. fernandezianus , y bas- 
tante difícil darla á conocer. Los sombreros que la componen 
son delgados, orbiculares, prendidos á la madera por una pe- 
queña protuberancia, y no tienen, al principio, mas que cua- 
tro á cinco lineas de diámetro. El borde inflejo, plegado, on- 
deado , concluye por soldarse con el del sombrero vecino , y 
de su cohesión resulta una placa ancha como la mano , muy 
áspera por encima , muy desigual y porosa por debajo. Los tu- 
bos son muy largos (cerca de una linea), oblicuos, y su orificio, 
muy pequeño, es dentado ó rasgado. Esta superficie himeneal 
es de un rojo anteado, la superior es rojiza. 

Este hongo es originario de Juan Fernandez , en donde lo ha descubierto 
Bertero. 

( Atlas botánico. — Griptogamia, lám. 7, fig. 6.) 

P, (Apus) imbricatus; piléis spadiceo-ferrugineis coriaceis tenuibus 
rigidit e/fuso-reflexis conchatis tomentosis concentrice zonatis, margine 
acuto dilutiori; poris mediis denticulatis lacerisve demum concoloribus, 

P. TABACmus MoDtag., Fl. J. Fem., n. 15.— Fríes, Epier., 477. 

Los sombreros son conchiformes ^ delgados, estrechamente 
imbricados , de un lindo color bayo-cargado, y como vellosos 
por encima, marcados con zonas concéntricas numerosas y del 
mismo color; son triangulares ó cuneiformes en su juventud, 
después semi-orbiculares en edad adulla y enteramente pren- 
didos por el costado. El borde es algunas veces prolifero. El 
hymenium es mucho mas cargado que la parte superior del 
sombrero ; está formado de poros angulosos de mediana ampli- 
tud ó pequeños, agudos, rasgados ó solamente dentados, los 
cuales no llegan al borde , pero dejan desnuda una faja de cerca 
de media línea de ancho. 

Este poliporo es muy eomun en los troncos de los árboles, en Chilt, y s« 



363 FLORA QHIUNA. 

parece mucho al Thelephora ferrugin§a, y á primera vista, se le podría 
confundir, si no se pusiese atención en ello , con los caracteres genéricos. 

Etpiicaeioñ de la támina. 

LAm. 7, fig. 6. Folyporut tabacinui.^ ña Individuo adulto y de grandor natural, 
TÍslo por encima. — ñb Otro mas peqnt'fio visto par debajo , para dejar ver los 
poros. — 6c Muestra un corle vertical del sombrero, aumentado este corle ocho 
veces, en donde se ve por 6(f, el perfil délos poros, y en 6e", los pelos cortos qae 
forman las zonas pardas , vellosas , casi concolóreas de la faz superior. — 6d Poros 
vistos de frenle y aumentados, diez y seis veces. 

P, (Apus) pileo coriáceo tenui rígido applanato postice depresso Ubví- 
gato veluíino niUdo^ xonii discoloribus variegato ; poris tninutis roiunéis 
€tcutis lacerisque albis, c^n paHesicenUbus subluUscentibusque, 

P. VERSICOLOR Fríes, Sytí. mye., 1 , 268. — El, Fung.t 1 , 94. — Epierit., 47S. — 
BoLETUsLinn. — .3ull-, Champ., lab. 8Q. 

Este hongo cosmopolita adquiere bastante grandes dimen- 
siones bajo los trópicos y se engalana de colores mucho mas 
vivos. El sombrero, en nuestras muestras chilenas, es, al prin- 
cipio , reniforme; después, por el acrecentamiento de su borde 
libre, se hace muchas veces flabeliforme; mide en los mas 
grandes tres pulgadas de largo sobre cinco de ancho ; es on- 
deado y muy agudo en su borde , y aup también frecueqlemente 
festonado. Las zonas concéntricas da su superficie superior 
son, aUernativamenie, de un rojo-bayo ó de un encarnado 
color de sangre, y de i^n pardillo de ratop ó negruzcos. Esta 
misma faz está también cargada de un vello muy corto, que 
desaparece con la edad. La faz inferior ó himeneal es pálida 
al principio, ocrácea, pero se pone roja y cambiante con la 
edad. Los poros son bastante pequeños, pero noobstante visi- 
bles á la simple vista, al principio redondeados y enteros, 
después, angulosos y denticulados ep su orifícjp. l^a capa que 
forman es un poco mas espesa que la carne blanquizca y 
correosa del sombrero. 

No he visto esta especie de Juan Ferpandez, pero la forma que acabo de 
describir es común en el contin^te chüepo. En todo caso, mi amigo el 
rever. M. J. Berl^eley cita el número 1686 de Bertero c^mo perteneciente á la 
especie de que se trata , y como origiwla de la isla arriba nombrada. 
Y. jítkn. 9í 9al* kitUy \\\ , p. aill* 



13. J^of|fp«rtf# femaméle%innwi9, 

P, (Apus) alhus; piléis tnembranaceis orbicuJatoeffusis a centro 
affixis, margine concrescentibus ^ primiíus adpresse radiatim villotis 
pallescentibut subtus cinereo'plumbeis ; poris {an rudimentariis ?) bre^ 
vissimis reticulum tenuissimum referentibus^ atnbitu tándem reflexo 
castaneo concentrice zonato glabrit, 

P. FEEMANDEsiAiics MoiiUg., -F^. J, Fúm., II. 17.— Fríes , Bpicr., 481. 

Sombrero delgado y papiráceo, blanco en su faz adérente 
y color de pizarra en la cual es libre. Los poros son ó pare- 
cen á penas bosquejados. 

Este poliporo 8e desenvuelve del mismo modo que el P, eonoreseens 
descrito mas arriba , y por mucho tiempo be creido que era la juventud 
solamente de este mismo. En todo caso , hay una multitud de diferencias 
tales, que no habiendo podido hallar estados transitorios , no he creido deber 
detenerme en esta idea. La especie á la cual comparo ésta es , en efecto , 
correosa y espesa ; su sombrero es pardo por encima, pálido en It superficie 
himeneal; sus poros muy largos y blancos, etc. 

Gomo 8u nombre lo indica , fué hallado en Juan Fernandez por Bertero. 

14. JPikiypor^B eu^Mi$eu0. t 

(Atlas botánico. — Criptogamia , lám. 7, fig. 7.) 

P, (Apus) nummiformi$, unicolor, oekraeeo-fulvus ; piteo subsessili 
¿uborhiculari coriaceo-suberoso rigido fónut', supra convexo-plano gla^ 
hro^ margine membranáceo initió demisso^ dein semirevoluto purpu- 
rascente; poris obseurioribui medioeribus inwqualibus angulátis ore 
dentatis^ ditsepimentis crassis, 

P. GTCLI8CD8 Montag., Mti., Herh. Mus. Parii. 

Al principio , la forma del sombrero es la de un pequeño 
disco ó de una moneda de plata, y su color el de mi P. monO' 
cArou^ déla Guyana, es decir, de un amarillo tirando al an- 
teado. Aunque 5 hablando con propiedad, se le pueda decir 
sésil ^ noobstante, se fija en la madera muerta en un solo 
punto, por medio de un rudimento de pedículo espeso de linea 
y media, á penas largo de media y que deja entre ellos un 
acortamiento en forma de cuello. La faz superior del sombrero 
es lisa, plana ó poco convexa, deprimida, al principio ama- 
nllentit , después anteada. Pero lo que sobretodo distingue 
este bongo de todos sus yelhios de la misma sección, es A 



36& FLORA CHILENA. 

borde delgado y membranoso rebajado primitivamente sobre 
todo el contorno del sombrero» después medio levantado y 
como rollado por encima y de un color bayo ó pardo púr- 
pura. Los poros lo tienen semejante , poco mas ó menos ; son 
de una linea de alto en el centro, y disminuyen de lonjitud 
bácia la periferia; son de mediano grandor, desiguales, angu- 
losos y denticulados en su orificio. La substancia del himenó- 
foro es correosa , poco fleiiible , color de café con leche como 
el interior de los tubos , y de un espesor igual á la altura de 
estos. 

No he visto mas que dos individuos de ellos , el uno joven , hallado en la 
colección de Bertero; el otro adulto, y que hacia parte de la del Museo de 
historia natural. No conozco ningún otro poliporo con quien pueda compa- 
rarlo. 

Etplieaeian de la lámina. 

LÁM. 7, flg. 7. Polyporut cycliteut.^ la Hongo visto por su fax superior y do 
grandor natural , lo mismo que la flg. 76, que le muestra por debajo ó por sa fax 
fértil. — 7e Corte Tertical del bimenóforo para dejar Ter en 7e^, la profundidad y el 
perfll de los poros y mostrar en 7e", el estremo borde del sombrero adelgaxado y 
encorvado en forma de voluta, disposición que da á esta especie un faeiei total- 
mente particular.— id Poros vistos de frente. Las figuras 7e y id están aumentadas- 
de cerca de cinco veces. 

15. JFoMfgparwñ Hn%baius, 

P, (Apus) píleo coriáceo tenui subvelutino concentrice sulcato-xonato 
ferruginascente unieolori, margine subtus determina($ steriU^ intui 
albo; poris minutis cequalibus obtusis pallidioribus, 

Var. p. Actinophorus : suberosus ; píleo dissite stríato rufescente, 

P. LiMBATCs Fríes, LinneBa , Y, 520. — Yar. ACTiMOPnoiius Nees et Montag.. 
Ánn. Se, nat., 2« ser., Y, p. 7i. 

Sombrero rojo, semi-orbicular, de tres á cuatro pulgadas de 
ancho, de dos y media de largo, deprimido, escotado en la base, 
aterciopelado^ fajado en la faz superior con lineas salientes 
concéntricas un poco mas pálidas ú ocráceas , y marcadas de 
algunas estrias espaciadas, radiantes de la base á la periferia. 
Faz inferior ó himeneal convexa, algo ondeada, del color de 
las zonas del sombrero. Borde agudo , entero^ ondeado , mas 
pálido , privado de poros por debajo. Substancia del himenó- 
jbrp de )|n amarillo pálido, y eos veces mas espeaa que la 



HONGOS. 86& 

capa porosa. Poros casi iguales , pequeños , redondeados , ó 
UD poco angulosos y obtusos. 

Esta forma, que no puede ser comparada con el P. radiatus^ bien que 
le sea análoga , fué recojida en troncos de árboles por Bertero en la isla de 
Juan Fernandez. 

16. JPof|f|»of*u# rapot*at*<tf#. 

P. (Resupinatus) effusus, innatus; mycelio ligno irrepent$ floeeoso 
albo\ poris magnis angulatis albo-palleseentibus in stratum contiguufn 
firmum persistens constipatis, 

P. YAPORARiDS Ffíes, Syst, mye.. I, 382. — £I. Fung,, 1, I2t et Epier., 487.— 
P. YDLGARis Montag., FL J. Fern,, n. 18 ^ non Fríes, Sekedulis eommutatii. 

No se encuentra un solo poliporo resupinado mas polimorfo 
en cuanto á la longitud y al grandor de los poros. En todo caso, 
estos son medianos y nunca muy pequeños. No hay som- 
brero , y ellos se elevan de un micelio membranoso esten- 
dido sobre madera muerta. Estos poros son , por otra parte , 
angulosos y aun también lacerados, nunca redondeados, como 
en el P. vulgarisy que, ademas, los tiene muy estrechos. Su 
colores pálido, al principio; después, toma un tinte amarillo 
de miel, ó también alguna vez amarillo anteado, sobretodo en- 
vejeciendo. Los bordes del suhiculum son á penas visibles , 
es decir que los poros le ocupan todo entero. 

Especie muy común en la isla de Juan Fernandez y en Chile. 

17. JPol|f|9ortf# vuigawiB. 

P. (Resupinatus) late efpusus, aridus, tennis, arete adnatin^ Usvit^ 
albusj ambitu.mox glabro^ totus constitutus e poris firmis exiguis ro" 
tundís subaqualibus, 

P. YCLGARis Fríes , Sytt. mye.. I, 381 ; EL Fung., 1 , 120; Spier*, 485.— MonUg., 
Fl. /. Fem., n. 18 )iub P. vaporario. 

Todo este hongo, delgado, árido, liso , blanco, glabro en su 
borde, sólidamente fijado en la matriz, está formado de poros 
muy pequeños, redondeados, casi iguales entre si 6 intima- 
mente unidos. Incompletamente descrito, sus limites son in- 
ciertos , y no existe ninguna buena figura que se pueda citar 
en confianza. Los poros, al principio obtusos y enteros, se 



FLOEA €ttlLBNA. 

ptonen oon el tiempo igudoi y como sedosos ó cÍliadod-<iletttÉ'- 
dos. Hallo de nuevo este carácter último en una muestrtí dé 
Suecia y vista por Fríes. 

iMenío , pues , qnt el P. maUtutus citado por d scflor LéveilH coiíio In- 
dígeno de Chile , no es otro que esta especie y, siendo la definición Imper- 
fecta , la equivocación es fácil. En suma , Albertini y Schweinitz confundían 
también estos dos poliporos. Fué hallado por Bertero en Juan Fernandez, en 
maderas viejas , y es muy común en el continente de la República. 

18. JPüktyporUB vioiaeeum. 

P, (Resupinatus) effusus^ determinatus, aáglutrnatus, tenuis, obscure 
sanguinetu violaeeusve; porit brevissimis ctUulotis Mubrotundit obtusis 
integerrimis, 

P, tiolacbüs Fríes, Syit. mye.y 1 , 379 ; El, Fung.^ I« U8 ; Epier,^ 484.— MonCag.» 
Fl, /• Fern., n. 156 ad calcem. 

El micelio blanquizco que tiene lugar de sombrero y da 
nacimiento á los poros, está enteramente echado sobre la cor- 
teza, á la cual adiere sólidamente por todas partes. Su anchura 
ei^ de una pulgada, y su longitud de seis. Los poros tienen 
un bello color de púrpura cargado ó sanguíneo ; son de me- 
diano grandor^ desiguales , y se parecen bastante bien á cel- 
dillas de colmena do abejas. Su borde es obtuso y su ternilla 
{dissepimentum) muy delgada. La figura del P, hotmatodus 
AoBtk., en el n° 17 de la Flora cryptogamica de Alemania, de 
Sturm, espresa bastante exactamente el color de mt pkuiCa, 
pero los poros , cuyo grandor no se dice , me parecen tener 
, un diámetro mucho nrvas pequeño. 

El único ejemplar que poseo de esta especie me viene de Bertero , que lo 
babia recojido en ramas muertas y caldas , en la isla de Juan Fernandez. 

ZZ. AASCaZA. — &ASCHIA. 

Fungu$ gelatinoso-tremellosus^ sicciiate metnbranaceus, ¿übtus 
favuloso-reticulatus vel alveolaius, Alveoli cum pileo pronus 
homogeneif tenues ^ flaccidi. Stratum hymeninum tenuissimume 
sporophoris brevibus compositum, Sporce globosa. 

* 

Lasgüia Fríes, Linnmay Y, S33. — Epicr.^ 499. — Favoli spec. KloU. — Berk. — 
Moniag. oiim. 

Hongo que se pone gelatinoso como una tremela 



cuando se moja ; meitibránoso ó córneo etí estado dé 
desecación ; ahondado por debajo tíón alvéolos homogé- 
neos del sombrero, delgados y flojos. Capa himeneal 
muy delgada compuesta de esporóforas muy cortas. 

Este hongo , que crece en madera muerta , pertenece á las 7Ve- 
fitWinea^ por su naturaleza gelatinosa ; pero la conformacíun de la 
superflcie himeneal los retiene en los Poliporos, Son absolutamente 
opuestos á los GleoporoSy que tienen su hímenio gelatinoso separable 
del sombrero , y este sombrero correoso y coposo. 

1. JLaseHia papuiaia. 

(Atlas botánico.— Criptogamia , lám. T, fig. 8.) . 

L. gregaria; piteo submembranaceo reniformi glabro pallido ian^0m 
fusco-badio; stipile brevi aut longiusculo laterali; alveolis rotundié 
magnis coneoloribus. 

L. PAPOLATA Montag., Fcrft.— Fatolds Kiotxch, Berb. HooA;. — Berkeley, Ánú, 
ofnat hisi., 111 , 3-22. ~ Boletos Beriero, n. i680.— F. pusillus Montag., FL J. 
Fern.^ n. 13, non Fries.~ Polyporus minihus Jungh., Java, p. 64? ex descriptione. 

He analizado de nuevo este hongo, cuyo género me habia pa- 
recido siempre dudoso , y creo haber hallado, enfin , el verda- 
dero lugar que debe do ocupah Jiízguese poi* mi descripción si 
roe he equivocado. » 

El sombrero es reniforme ú orbicular, de un blanco sucio , 
después , bayo-rojo , membranoso y bastante tieso cuando está 
seco ; cuando se moja, se pone gelatinoso y tremelóide. Su es- 
pesor se hace , entonces , cuadruplo de lo que es en el primer 
caso. Su anchura varia entre dos y siete lineas. Su superficie 
«stéril es glabra y toda aboUstda^or el fondo saliente de los 
;álvéolos; de donde f)roviéne que el nombre específico de papu- 
tatus le conviene admirablemente; pero estas salidas se cam- 
bian en otras tantas hojuelas , en el estado seco. El borde es 
regular y delgado •, los alvéolos, formados por la substancia del 
bimenóforo , son al principio muy cortos , perfectamente orbi- 
culares , y mayores en su centro que hacia la periferia; y^^Síf j 
grandor varia entre un medio y tres dieziseisavos de milí- 
metro. Poco á poco , la altura del alvéolo adquiere mayor 
dimensión y puede medir su propio diámetro. Estos alvéolos 



\ * 



368 PLORA CHILENA. 






quedan constantemente redondeados ú oblongos , y nunca se 
hacen polígonos. El pedículo es lateral , cilindrico , como hari- 
noso en estado viviente , y varia él mismo de grandor entre un 
cuarto de línea y tres líneas; en algunos individuos, parece 
escén trico. Por medio de este estipo es por doude se fija en las 
maderas muertas y podridas. 

Fué hallado en Rancagua por Bertero, quien dice, que visto en su lugar, 
se parece en miniatura ai üydnum auriscalpium. La estructura y la con- 
sistencia dei sombrero de nuestra especie son absolutamente las de una 
Tremelinea, Sospecho que el Favolus nummularius BerlL. podría muy 
bien entrar en el mismo género. 

Etplieaeion de la lámina. 

LiM. 7, flg. 8. Latehia papulata.-^sa Hongo visto por encima y de grandor na- 
taráU - tb El mismo visto por debajo ó del costado himenial y poroso.— se Corte 
TAfiteal del sombrero aumentado ocho veces, y que sirve á mostrar su espesor, 
basunle grande , comparado á la delgadex del kymenium 8c', 8e'.— 8d fíymetUum 
aumentado 380/1 y tomado del mismo corte, endonde se ve, en 8d' el tejido maei- 
laginoso y puntuado del bimenóroro, y en Bd" las esporoforas ó básidias. — Se 
puede, enQn, observar en 80 las esporas sueltas y aisladas, vistas con el mismo 
aumento. No be podido verlos en su lugar antes de su caida. 

Z. MZRU&ZO. ~ BIEILULZU8. 

Hymenophorum a mycelio mucedineo contexto fúrmatum, tec- 
tum hymenio ceraceo-molli contiguo in superficie plicis obtusis 
reliculato incomplete poroso demum gyroso obtuseque dentato. 
Sporophora confería sterigmalibus quatuor corónala. Sporce sim- 
pliceSf acrogence, pleurotropcB. 

Merulics Haller, Helv., 150.— Fríes , Syft. myc, I, 320.— Epier., 499.— Corda, 
Anleií., 183 et Icón. Fung., 111, Ub. 8, f. 125. 

Himenóforo formado ppr una capa de micelio y cu- 
bierto de un himenio de consistencia blanda , marcado 
de poros incompletos, obtusos, ó de pliegues anos- 
tomosados ó reticulados. Esporoforas que soportan lo 
mas comunmente cuatro esporas simples, acrógenas, 
pieoro tropas. 

Aquí , los poros y los alvéolos son reemplazados por pliegues irre^ 
gularmente reticulados. El himenóforo es membranoso, resupinado, 
algunas veces mas ó menos inflejo en su borde. Las especies de este 



"=.*:r 



.- -■ 
■%■<■ 






HONGOS. - 369 

género crecen en maderas muertas. En el número de ellas , hay una 
muy funesta para las habitaciones; esta es el M. lacrymans^ que 
ataca las vigas y las destruye en poco tiempo. 

1. MeruMius Cariuwn. 

M. resupinaio-e/fusus, mollis^ subpapyraceus , ambUu demum libero 
r$flexOf subtus viUoius, albus; hymenio reticulat(hporo^o carneo vel 
alutaceo pallescente. 

M. CoRiüM Fries , EL Fung., 1 , 58.— ^púr., 500.— Bolbtüs pürpürascens DC— 
POLTPORUS Pers.— Thblephora Ejasd., Syn, Fung.t 574.— Gre?., ScoUCrypU Fl., 
tab. 147.- 

La membrana que conslituyeel himenóforo está echada sobre 
la madera y adiere á ella, al principio, por toda su superficie 
estéril. Esta membrana es de una contestura blanda y bisácea, 
y su longitud , que frecuentemente escede á su anchura, llega 
basta dos ó tres pulgadas. En adelante, su borde se desprende 
de la matriz y se alza. El himenio ó la superficie fructífera, 
blanca por el borde , de un rojo pálido ó de un bello encarnado 
en el centra, está realzada con pliegues reticulados, que forman 
poros con sus anastomosis repelidos. 

Es esta una especie notable y muy común en Chile. He oWidado numerarla 
en mi Prodromus Fl, J. Fernandez. 

TRIBU III. — HIDNEOS. , 

BíiBei^lf vaelto por debajo ó anflgeno , que le m anifieita deide 
el orijen , por aguijonei , dientes , tubércnlo* , orettas ó papUlat 
pertistentet. ^ 

jLL. BXBVo. — anrftvnrw . 

Hymeíiiuminferum^ aculeatum, aailéii ^^ulatis compressisve 
basidiscretis^ extus basidiophoris. Sporophora firma , sterigma- 
tibus (plerumque qualernis) et sporis simplicibus ornata, Aculei 
primilus papil Ice formes. 

Hydhum Linn. — Fries , Bpier.t 505.— Corda. 

Himenio mirante el suelo, que se cubre de aguijones 

<wd>ulados ó comprimidos , distintos en la base , cargados 

esteriornlfente de esporóforas. Esterigmatos cuaternados. 

Esporas simples , homogéneas. En lugar de hojillas , de 

Vn. B0T4NIC4. *^ 






.s 






570 FLORA CHILENA. 



poros ó de alvéolos, tenemos aquf puntas que nacen d^ 
himenóforo. En suma, se vuelven á encontrar en este 
género todas las formas que este nos ha presentado en 
los géneros precedentes. 

Estos hdftgot vienen en tierra ó en maderas muertas, rara vei en 
hojas cai^ta. Las puntas ó aguijones tienen la forma de papillas 
en la JuTentnd. 

1. JSryífiatfffta ihe9ephowm§n. 

H. (Pleuropus) píleo subcarnoso ere''to compresso undtdato'^iftiniato 
crispo tenuissime tomentoso demum glabrdto fusco , in stipitem iongum 
9ompressum canalieulatum compresso; aculéis confertis granídosU fer^ 
ruginns* 

B. THBLWHOftm Léf ., Ckamp, txot, n. 142. 

El sombrero es carnudo , dímidiado, casi membranoso, ver* 
tical , ondeado y laciniado en el margen *, se prolonga , por la 
parte inferior, en un pedículo de una pulgada , ó cerca , de 
largo-, comprimido , canalicalado en su parte posterior. Como el 
himenóforo , este pedículo es pardo y cubierto de un leve vello. 
No existen verdaderamente aguijones , y esián representados 
por pecfdeños tubérculos muy aproximados , y de color ferrugi- 
noso : si solo se consulta la etimología de la palabra , es una 
Thelefora. Si estuviese resupinada , se podría también atribuir 
etla especie singular al género GrandiniaFr» En efeoÍ|| se aleja 
de enantas se conocen. 

Crece en tierra , en CayflDIJffln Chile. 

üF. (Merisma) ramosissimum^ candidum, demum Mesemti, fofifNt 
fohilitm in ramos (Htenuatos intHeatos; aculéis ufUlateraUkus subulatis 
integris. 

H. CORALLOIDES Scop., Fl. Cam.^ll , p. 463. — Frie6, S^t. myc-. I, p. 408. — 
Epier., 511. — Montag., Fl. J, Fem., n. 19.— Krombh., lab. 51, figw 4-7. — Nees, 
^«¿.,€.349. 

Nuestras muestras se apartan algo del tipo ; pero es fácil hm» 
corlas volver á él. La cepa de donde parten los aguijoae» es 
ramosa, de ramos comprimidos ó planos , anastomosados entre 
si y formando una suerte de enrejado de tres pulgadas de largo 



'^\< 



_ ^ < 
7^^ 



HONGOS. 371 

j^bre menos de la mitad de aocfaura. Los ppntas, l^gd^ dedos 
á tres lineas, son subuladas , y vueltas á un mismo lado. Toda 
la planta es de un blanco sucio que pasa á rojo anteado con el 
tiempo. 

Esta especie fué recojida en troncos podridos , en Juan Fernandez , por 
Bertero. Ck)lecc. n*» 1698. 

H, (Apus) 'pil^t effu8(hreflexi8 coriaceii ienuibtu zanatU oehraceis; 
ftetUHfJtdpifMS ochraceo-earnei*, 

H. oorfMpvM P«i^*» Sy^' Fíing., ft59,tab. 5, f. ft.— Fríes , Bpier,, 5i4.— MonUg., 
1. c, n. 20. 

Los sombreros , al principio estendidos , de esta especie se 
reflejan roas tarde, y su faz, que aderia en principio á la ma- 
dera muerta , en toda su periferia , se hace libre : entonces, se 
puede notar que es amarillenta, cubierta de pelos flojos y echa- 
dos , y marcada con zonas 6 leves sulcos concéntricos. En los 
individuos asi reflejos, la longitud de los aguijones podria ha- 
cerlos pasar por del H, Rhois Schwz., que yo no sé cómo, dis- 
tinguir. En los que son completamente resupinados, estos 
aguijones son menos espesos y menos largos 5 pero he recojido 
en ambos estados en el Bosque de Boloña , junto á Paris , i^i 
H. ochraceum que ofrece las mismas diferencias. De todos n^ch 
dos , estap puntas son encarnadas , y las mas largas , situadas 
en el centro, tienen cerca de una línea de largo, y dismAuyen 
adelantándose hacia la periferia. * . : "■ 

Bertero es quien halló este hidno en Juaawnfl^iSiez , y lo envió bajo el 
tf* 1718. Crece, por abril y mayo, en las corf3|pHílos troncos abatidos en 
los montes. 

4. JFyiffitfitt fepfoifoft. 

ií. (Resupinatum) MubiMo langitrorsum efpuso membremaeeo aluta- 
eeOf ambitu byssino; aculéis longissimis capillaribus tubulalis levié^ 
eonfertis obliquis fulvo^rufescentibus. 

a, LKPTODON Montag., Ann, Se, nat.^ 2* sér., X , p. 366.— U. mbmbranacedm var. 
JÜpiTiNUM Ejusd., Fl, J. Fem,f n. 21 . non Fríes, nec H. Slenodon P. nune miihi 
nohm. 

Este hidno ocupa mucho espacio en maderas muertas , .pri- 






r,. 



S72 



PLORA GHILBNA. 



Tadas de su corteza. Su subiculum, merobranoso , de color 
anteado, está ribeteado de un tejido bisóide mas pálido. Ad- 
quiere una longitud de cinco á seis pulgadas , y una anchura 
de dos á tres , y no parece desprenderse fácilmente de la ma- 
triz. Las puntas son oblicuas ó echadas, del grueso de un 
cabello , largas de dos á tres lineas en el centro, y reducidas en 
la periferia, á la dimensión de las del H. n\vtu,m^ cuya des- 
cripción va á seguir inmediatamente. Estas puntas ó aguijones 
son lisas, tiran á pajizo, y parecen como fasciculadas. 

Bertero ha enviado esta especie bajo el n"* 1717, y la habla ^Vlli» ^ i* 
isla de Juan Fernandez. He citado sus afinidades á los lugareajp|di08 mas 
arriba. 

5. JSfyifiatfist ialretfftt. 

U. (Resupinatum) candidum; subiculo effuso tenui membranáceo 
adncUo, ambitu byssino; aculéis eonferlis eurtis brevibiu wqtuüibui 
glabris. 

H. NivBüM Pera., Vitpot., tab.4, f. 6.— Fr¡e8,JBpter., 518.— MonUg.,F/. /. F«rfi., 
n. 157 ad calcem. — Nees , 5y«(., f. 246. 

£1 subiculum de este hidno es delgado , membranoso , de 
borde blanco, después pálido. Varia considerablemente en sus 
dimcn||ones. Los ejemplares recojidos en Juan Fernandez por 
Bericro son pequeños, interrumpidos y como lobeadosenla 
periferia. Las puntas son invisibles á la simple vista ; con 
un buen lente, se puede ver que son pequeñas, agudas y 
glabiipis. 

ZI^:4|W>irTXA. — OBOMTZA. 

Hymenium memtnauuípéum inferum e fibris contextum eoncres» 
eentibus in verrucat jfMtHlosas raro aculeiformes, ápice crUtato-^ 
mulíifidas penicillatas. 

Odontu Fríes, Gen, Hymenom,, p. 13. — fpicr., 526. — Sistotrbha Pert. et 
Odontijb spec. 

Himenio membranoso , infero , can las fibras que se le- 
vantan en verrugas papilliformes (rara vez en verdaderos 
aguijones) cuya punta multífída es parecida á un pe- 
queño pincel. 

Todas las especies de este género están resupinadas, áridas y pare- 
cidas á especies de bidnos. 






^ 
-.** 



HONGOS. 373 

O. effusa^ dysiino^membrancicea, tenuissima^ membranácea^ einnor- 
momea ^ ob cor4ieem inaqttabilem subundulata: ambitu bystino vix 
conspicuo; papillis eonfertis brevissimis ápice obtuso muUifidis villosuli* 
concoloribus, 

O. ciNRAMOMEA MoDtag*, JÍM., Herb. Mus, Parts. 

Esta planta ocupa mucho espacio en las cortezas. Su subicu- 
lum es delgado , aplicado por toda su superñcie superior á la 
corteza, de la cual no se desprende. Su color es característico. 
Los dientes que salen de elMt flDn'sumamente cortos, del mismo 
color de canela, como dividido» ehlu vérlice , que es obtuso y 
cubierto de una vellosida|MtotremAdamente corta, que se nota 
también en el subiculum. 

Debo decir que he recibido en otro tiempo de Persoon un Odontia fim- 
briata enteramente semejante á este , tanto por el color como por la mayor 
parte de sus caracteres. Pero el ejemplar publicado por M. Berkeley en sus 
British Fungi, bajo el n<* 143, no corresponde á los de Juan Fernandez , 
ni tampoco á las descripciones dadas por el mismo Persoon , y no he podido 
menos de pensar que mi especie era distinta. 

XXZZ. OILAVBZNZA. — GUANIDINIA. 

Hymenium amphigenum^ contiguum^ ceraceum^ papillosíH 
verrucosum aut potius gYanulosum ; granulis globosis hemispha^ 
ricisve integris obtusis apiceve excavaiis eonfertis regulfribus 
glabrís pertistentibus. 

Grandinia Fríes , Gen, Hymen,t et JEpter., 517. — Htdna granulosa eomplee^ 
tens. 

Himenio anfígeno, contiguo, de consistencia de 
cera, cubierto de papillas, de verrugas ó mas bien de 
granulillos globulosos ó hemisféricos , enteros , obtusos ó 
.íütiondados en el vértice, regulares, glabros y persis- 
tentes. 

Estos son mitignas idéfúras cretáceas eoff himenio €S gra- 
nuloso. Tamblq^ podrían ser considerados como bidnos con dientes 
cortos y graniformes. 



d7á FLORA CfllLBIHA. 

(Atlas botánico.— Gríptoganiia , lám. 7, flg. 19.) 

G. ceraeea^ orbicularis, in ambitu soluta j subreflexa^ subtíts oehra- 
cea; hymenio purpurascente ; granulis confertiS'htmisphcBrieis. 

G. POLTCOCCA Fríes, Epier,^ 1. c. — TbelOTUoea Montag., Ánn. Se. nat., 2* ser., 
Tin, 364. 

Esta especie es orbicular/ desprendida de la matriz y un 
poco refleja en todo su contorno. Su faz superior es de color de 
ocre y la hinieneal purpúrea está enteramente cubierta de gra- 
nulillos hemisféricos. He do^rilormas arriba por menudo el 
Merulius Coríum; esta se*)é pare<^ bastante , por su porte y 
su color, y es superfina una^mas liiga descripción. En los in- 
dividuos viejos, el himenio se hiende en su anchura^ 

Bertero descubrió esta especie en Rancagua, en madera muerta. Goleoe. 

n» 191. 

Etplieaeion de la lámina, 

LÁM. 7, flg. 10. Grandinia polyeoeea aplicada sobre corteza y vista de granddr 
natural. 

TRIBU IV. — AURICÜLARINEOS. 

Hongos oamados ó fibrosos-oamodos , fleziblM anodermadoa. 
Himenio heterogéneo liso ó á penas rugoso. 

ZXV. OUBPXVIA. — aUBPXVXA» 

FvmguB gelatinosusy suhtremellinus , intumescens ^ siccw cotí- 
trahitur subcartilagineus. Hymenium distinctum, definite inferufñf 
tumenBy demum plicatum; e sporophoris mono^orii eonstam. 

Gdepinia. Fríes , EL Fung., II , p. 30. — Epicr., 566. 

Hongos gelatinosos , cAsi tremelóides , que se hinchan 
con la humedad , y se ponen duros y cartilaginosos con 
la sequedad. Himenio infero, al principio liso, des- 
pués marcado dé algunos pliegues, compuesto de espo- 
róforas monósporas. 

Este género se hli «crecentádb considerablemente M especies, des- 
pues que ha sido fundado. Tenettoi cma sola de él eScMIé ; pero es 
nueva. ^> 



HONGOS. 875 

1. (fíuepit^im er0m$ipem, f 

(^. spanüy solitaria, coccinea^ glaherrimá; pileo subdimidiato cum 
stipite crasso brevi confluente; hfpnenio isix eorrugi lateraliter tpec- 
tante. 

G. CRA88IPES Monlag., Mu,, Herb, Mus. Parts. 

Seca, esta especie tiene^^el Aolor de la amapola ; pero hu- 
mectada , toma el del azafrap. Su forma es la de un pequeño 
poliporo de grueso pedículo lateral. En efecto, este, que sale 
de entre las fibras de la madera , es corto y se ensancha en 
manera de un disco inclinado, plano, algunas veces combado 
en el centro. El pedículo tiene una línea de largo, y su espesor 
íes de al<^o menos de medía Mtieii ; pero es como bulboso ó á lo 
menos hinchado en su base. El ensanche discíforme , que cons- 
tituye una suerte de sombrero sobre el cual llega á estenderse 
el himenio, alcanza cerca de linea y media de diámetro, 
sin que se note en él escavacion alguna , y si solo algunas ar- 
rugas ó sulcos. Las esporóforas que constituyen el himenio 
tienen una longitud de un cuarto de linea, y están un poco en- 
grosadas en el vértice. Las esporas son esféricas y de un diá- 
metro de siete diez milésimos de milímetro. 

Esta singular Guepinia es muy vecina del G. pezizceformis Berk. y no 
difiere de él mas que por los caracteres siguientes. El G, crassipes es glabro, 
el G, pezizasformis aterciopelado; el primero se semeja á un Helotium 6 
al Polyporus amboinensis en miniatura ; el segundo tiene la forma de un 
^idotis ó de mi Peziza heteromera, A pesar de eso, 86 necesiA verlos al 
Udo el uno del otro para distinguirlos bien. Se cria igualmente en maderss 
mucartas, á Valdivia y otras partes de la República. 

ZV. IiaTBBLXO. -^ STBBJBVK. 

ffymenium definite terram spectans , coriaceum , sal crassum , 
eum strato intermedio pilei dermalini eoncretum, leve^ semper 
immulatum et contiguum^ persistens. Sporophora tetraspora^ 
raro monospota, Pileus cotiaceuSy suhzonatus» 

Stereum Fríes, Gen. Hymen.i p. 14.— J^ptcr., 545.— Thslefhorjb spec. AueU.— 
AuRicuLARiA Fríes , S. O. V. 

Hímen)!^ infero^ siempre inclinada hacia la tierra, 
haeiaxá^^^espeBo^ soldado i U oapa intermediaría de 



I 

p t 



'á 



576 FLORA GHILBNA. 

un himenóforo correoso, liso y persistente, que no 
cambia nunca ni se hincha cuando se le' humecta. Espo- 
róforas de cuatro , rara vez de una espora. 

Hongos primitivamente correosos ó leñosos , con la mayor frecoen- 
cia vivaces, de forma deGnida, ÜBJados, enteros, y que tienen 
su centro geográGco entre los trljpjnj^ 

S. (Apus) u^bonatO'Sestilef eoriaceum; piteo tenui sub flaccido vUlasa- 
rugoso glabrescente eoncentrice sulcato badio-ferrugineo; hymcnio gk^ 
bro levi lúteo, 

S. LUTEO-BADicM Fríei, Linnwa , Y, p. tfii— ^jvier., 547, -> Thblephorá badu 
Kunze , in Weigelt, Exsie., n* • 

Los sombreros son dimidiados, imbricados, soldados en di- 
ferentes grados y ondeados; mas anchos que largos , adquieren 
hasta dos pulgadas eu su primera dimensión. Aunque su subs- 
tancia sea tiesa y seca, son, noobstante, tan delgados que 
quedan flexibles. Su faz superior es desigual , de color bayo- 
ferruginoso , cubierto de vellosidades que constituyen en 
ella arrugas ó zonas concéntricas multiplicadas. El himenio, 
desprovisto de papillas y do sétulas, se distingue por un 
color aceitunado ó de canela intenso mezclado de algo de 
amarillo. 

Esta especie se parece mucho al S. tabaeinum Montag.; pero el himenio 
no está llerizado de pelos ó de pequeñas cerdas (setula) que presentan otras 
muchas Teléforas , de las cuales el señor I^veillé ha constituido un género 
bajo el nombre de Hymenochate ^ que ha cambiado después en el de 
Uistochatie, 

Indico aquí este Stereum bajo la autoridad de Fríes, que lo ha visto como 
de Chile, con el Polyporus modestus. 

2. SiereuÉn hirmwiwwn, 

S. (Resupinatum) eoriaceum; pileo effuso reflexoque strigoio-hirtuto 
subzonato pallescente, margine obtusiusculo lúteo; hymenio levi glabro 
nudo exsucco lutesceiite variique ooloriSj frito immulato» 

S. uiRSUTUM Fríes, Epier,^ 549.— ThkupsK)ra Willd., Fl. Berol. (1787).— Acri- 
GDLÁRiA RRFLEXA BuU., Ckomp., p. 281, Ub. 274 (1791), píwT, tpm. compleetent. 

Este hongo cosmopolita es un verdadero proteo /jlbr%9 for- 



^ 



HONGOS. 377 

• 

mas diversas de que se reviste ; en todo caso , se conocerá por 
las señas siguientes. 

Su sombrero, al principio orbicular, está enteramente 
echado sobre la matriz á la cual adiere. Poco á poco el borde 
se desprende , se refleja y ya no queda fijado mas que por una 
pequeña porción de su faz superior. Este sombrero es correoso, 
bastante consistente y firme , sin estar tieso , y todo cubierto de 
una vellosidad tumetosa, blanca, amarillenta ó cenicienta, 
dispuesta por zonas concéntricas. Su superficie inferior ó hi- 
meneal es siempre pálida , pero algunas veces también ama- 
rillenta y color de naranja, ó pardusca y cenicienta, glabra y 
nunca pruinosa , es decir, jamas polvoreada de blanco. Las di- 
mensiones varian también muchísimo según los sitios. 

Crece en los troncos y ramos de los árboles, en Chile como en todas 
partes. 

3. i9fef*eMitt puwpureuÉn. 

S. (BesupinatuQi) coriaeeo-molle ; pileo effus<Hreflexo ohsolete zonato 
villoso-tomentoso pallido albidove; hymenio nudo levi glabro purpu^ 
ráscente. 

S. PURPÜREUM Pera., Mye. Eur., I, 121.-- Fries, Epier., 548. — Tbelephorjí 
•pee. var. Auclt.— Acricularia reflexa BuU., var., tab. 483, f. 1. 

Esta auricular se parece mucho, en todas sus edades, á la 
precedente, de la cual poco ó nada difiere á no ser por el hime- 
nio , que es de un púrpura violáceo mas ó menos pronun- 
ciado. Esto es en términos, que Bulliard no las había distin- 
guido mas que como simple variedad, y que Fries mismo 
repugna legitimarla como especie. 

Crece en los mismos sitios, y en las mismas circunstancias. 

4. SietreuÉn rhienopUuB. 

S< pileo effuso^eftexo semiorbiculari membranáceo concentrice sulcato^ 
postiee nudo ruguloso, versus marginem levissime hirsuto albO'Sordido; 
hymenio glabro lutescente. 

S. RHiCROPiLCS Lev., Champ, du Mus, Par,, n. 154 , n. y. 

Esta especie se semeja al Thelephora (Stereum) hirmia, so- 
lamente que €9 I7?ucbp nías (|||pada, y la superficie del bobs-' 



Ai** 






S78 FLORA CHILENA. 

brero, en lugar de estar faerízada en toda su estension , solo lo 
está bácia el margen , al paso que lo restante presenta peque- 
ñas rugosidades que nacen de la base , se avanzan radiando 
bácia el borde y se anastoniosan entre ellas. 

Esta teleforea crece en los troncos de Chile. 

S. gregarium; pileo coriáceo membranáceo resupinato ohlongo-obovato 
Monato hirsuto albo; hymenio Iobví carneo purpurascentCf contextu floe~ 
toio-concolori, 

S. AMOENDM Ley., I. c, n. 162 , sab Tbelephora at prior, n. y. 

Sombreros membranosos , de siete á diez pulgadas de largo, 
resupinados , aderantes al centro y libres por el margen ; su 
•uperflcie está fajada, es blanca, iumetosa; el faimenio glabro, 
levemente teñido de púrpura. 

Esta especie, que no he visto, ereee «i Chile, en los ramos caldos. 
6. /SfieréUÉH rubigin^suÉn. 

S, (Besupinatum) coriaceo-rigidum; pileo effuso-reflexo subfaseiató 
velutina rubiginoso^ dein glabrescente spadiceo, strato intermedio fulvo^ 
ferrugineo ; hymenio ferrugineo setulis velutino. 

S. RüBiGiNosuM Fríes , Epicr.y 550 — Thblepbora. Sobrad .— Pers.^ Fries, Syst, 
mye.. I, 436 ubi synon.— Adricularia FERacciNEA Bull., lab. 378 deleátur. 

Como en las otras especies, los sombreros, al principio 
tendidos, se reflejan en esta, y muestran su faz superior, que es 
de un bayo-pardo muy oscuro , á penas fajada por uu vello 
echado, un poco mas claro. No se observan los sulcos con- 
céntricos que pertenecen al S. ferrugineum^ y que nuestro 
Bulliard ha representado muy bien. Son delgados, pero poco 
flexibles y se rompen fácilmente; de aquí , el nombre de Thele- 
phora fragilis dado por Ehrhart. El borde es algunas veces si- 
nuoso. £1 himenio es de color ferruginoso al principio, y 
después, toma el mismo que lo restante del hongo. Se notan 
en él numerosas sélulas ó pelitos que le dan el aspecto velloso. 
La capa filamentosa interpuesta entre el himenio y el hime- 
aóforo f es de color anteado. 

ikh alia en Concapción , Váldiiria,H|P' 



'^^ 



HONGOS. 879 

7. Sie»*eu§n inbaeinuwn. 

S> (Restipinatum) coriaceum, tenue ^ flaeeidum; píleo tffuitHreftewú 
sericeo demum glabrato subferrugineo^ margine straíoque intermedio 
filamentoso aureis; hymenio pallidiori setulis pubescente» 

S. TABAciNUM Fries , Bpier,, 550.— Taelephora Pers. 

Var. AOSTRALE Montag., Fl, J. Fém.^ n. 22; totum effiuwm, eonfluem^ 
orbiculare, 1-2 poUices latum; margine late byssino tomentoso poroso 
vix a matrice soluto; hymenio wnbrino éetulis eoncoloribus velutino. 

Eq el tipo , los sombreros correosos , delgados , flojo&| son 
reflejos en su borde y muestran la faz superior al principfó se- 
dosa y después glabra. El borde y la capa intermediaria ñ^ 
lamentosa son de un hermoso color de oro. En la variedad , 
el himenóforo no se alza por el borde, el cual queda apli- 
cado á la matriz, y es, ademas, notable por el color y por 
algunas rugosidades ó especies de poros. Todo el hongo tiene 
cerca de dos pulgadas de ancho ; su himenio , mas pálido que 
el sombrero, está cubierto de sétulas , como en el precedente. 
Por lo demás , estas dos especies se parecen bastante para que 
hayan sido confundidas , por falta de atención. Con todo eso , 
es fácil distinguir esta por la flexibilidad del himenóforo y por su 
borde amarillo , muy aparente en su juventud y que es debido 
á la capá intermediaria. 

Se cria en las maderas muertas de las provincias del suij Bertero halló la 
variedad en Juan Fernandez , sobre maderas viejas. 

S. (Besupinatum) suberosum^ rigidum; pileo effuso hreviterqw refiexo, 
obtuse margínalo demum glabro spadiceo; hymenio impolitó pruinoso, 
trité iuberuentato, 

S. RüGOsuM Pers., Ditp.^ p. 30.— Fries , Epier.y 552. — Thelephora Pers., Syn. 
Fung. 

El sombrero de esta especie , 6 hablando mas propiamente , 
el himenóforo está al principio , completamente resupinado y 
adérente á la madera ó á la corteza ; después , el borde se 
desprende de ella circularmente y se alza de manera que re- 
presenta una copa poco ^nda. La faz , primitivamente ade- 
jrénté , parece entonces t^Mt^ (tómenteiiise), parda ; d< 



380 FLORA CHILENA. 

de un bayo mas cargado , y enfin , glabra , fajada y negruzca. La 
consistencia del sombrero es dura, y su bimenio, mas fre- 
cuentemenle amarillento, es glabro, salpicado de raras pa- 
pillas y resquebrajado. 

Los individuos de ^te Estéreo , que he podido ver en él herbario del 
Museo , son también enteramente resupinados , y ocupan mucho espacio en 
las ramas muertas. Se halla en las provincias de Concepción , Valdivia, etc. 

ZTZ. CO&A. — ooaA. 

Hymenium inferum^ ceraeeum, a piteo secedens, in areola$ 
eoneamuseulas marginatas partitum, Pileum coriaeeO''membra'' 
naeeum , vel fibriHoso-iníertextum , zonatum. 

Cora Fríes , S. 0. Y., p. 300. — Epicr,^ 556. 

Sombreros correosos membranosos, ó formados de 
fibras flojamente entrelazadas, marcados con zonas 
concéntricas. Himenio infero, ceráceo, que se des- 
prende por placas del sombrero, y dividido en aréolas 
marginadas dispuestas irregularmente ó por líneas con- 
céntricas. 

Los Cora son elegantes hongos propios casi todos de las comarcas 
intertropicales. Su faz superior se parece al Fadina Pavonia , de 
donde viene el nombre de Thelephora Pavonia dado á una de las 
especies por Weber y Mohr. 

1. Cora gyroMophin, 

C. imbricato-sessilis; piléis rentformibus conchatis subglabris griseo- 
xonatis, hymenio carneo^ areolis concentrice dispositis» 

G. GTROLOPHiÁ Fríes , Epier., 550. — Gtrolophiá elegáhs Kanie in Weigelt , 
Extic, n. .— Krombli., lab. 5 , f. i6. 

Vistos por encima, los sombreros de este hongo , reniformes 
ú orbiculares , están soldados por la base y son imbricados , 
delgados y flexibles como pergamino y marcados de zonas con- 
céntricas, allernalivamente blanquizcas y pardillas. La parte 
inferior ó faz himeneal es de un color de carne pálido, ama- 
rillento en edad mas avanzada , al principio lisa y llana , 
rtil|iie8 surcada de cepillas redc||peadas , oblongas, lineares 



r.-v, . 



HONGOS. 381 

aun por confluencia, y dispuestas en zonas concéntricas, 
como las de la faz superior. Estas copulas son amarillen- 
tas y formadas por el himenio, al principio inmirgido, y 
luego mostrándose por fuera / después de haber rasgado la 
capa delgada que lo cubría. Los sombreros varían de grandor 
entre una pulgada y tres de diámetro. La anchura de las co- 
pulas es de media linea ó cerca \ orbiculares y seriadas en 
el origen , se sueldan , creciendo , de modo que forman un 
sulco encorvado , mas ó menos alargado. 

Esta linda planta es común en Chile , en donde crece en las cortezas de 
los árboles. 

ZVIZ. OORTXOXO. — CORTZCZVM. 

fíymenium amphigenum , vegelum et fertUe tumens carnoio^ 
molíe^ udum^ undulatum papillosumve ^ siccitate collabens levigO' 
tum, sapisnme rimoso-incisum^ sed nunquam fioeculoso-deli" 
quescens, 

CoRTiciDM Fríes, Gen. Bymen,^ p. 15, n. 44. — Epier,, p. 556.— Tbelephorjí 
spec. Auctt. 

Hiiritenio anfígeno, hinchado cuando vegeta 6 es 
fértil ; carnudo , blando , húmedo , ondeado 6 cargado 
de papillas ; hundido y liso en el estado de desecación , 
frecuentemente resquebrajado. 

Hongos lignicoles, resupinados, coposos , blandos, que producen 
su himenio sobre el micelio y rara Tez conformados como sombreros. • * 
Cuando estos existen, tienen mas bien la forma de una copula, y 
no están nunca fajados. 

1. Cowiieiuwn rufo^fuivutn. 

C. molle, e cupulari expansuniy margine undique libero inftexum^ 
extus rttfo'tomentosum; hymenio IcBviusculo fulvo-purpurascenti albo^ 
pruinoso, 

C. RUFO-FULYUM Fríes , 1. c, 558. ^ Thslephorá Montag., Áwn. Se. imI., 9« fér., 
VIH , p. 364. 

Esta especie está estendida por las cortezas ó por la madera 
descortezada de ramos muertos y caidos ; pero su borde no 
está adérente á ella , á no ier, sin duda, en edad tierna ; por el 



^99 FLORA CHILENA. 

coDtrarío , es algo reflejo de modo que muestra una pequeña 
parte de la superficie superior del himeDÓforo. Esta superficie 
está cubierta de ud vello pardo que corta sobre el color del hi- 
meoio; este es enteramente glabro y de un rojo encarnado. 
Las copilias las mas anchas, formadas por el himeuóforo, tienen 
pulgada y media de largo sobre seis lineas de ancbura. Sa 
consistencia es blanda y papirácea. Jóvenes , tienen precisa- 
mente la forma de una Peziza ó del Stereum disciforme. 

Bertero descubrió este hongo en Rancagua. 

2. Coriieiwíwn arMuwn. 

C, memhranaennn, •ff'uium^ adnatwn^ eontiguum; ambitu albicant»^ 
hymenio levi sulfureo-alutcueo dein setuloso-^lveraceo, umbrino^fem^ 
0nascenU. 

C. ílRiddm Fries, Swn. Veg. Seand. uet, poit.^ p. 836.— Thelepeora Ejasd., A. 
Pung,^ I, 107. — i7pier., 543. 

Esta especie se halla irregularmente esparcida por las cor- 
tezas. Su orladura estrecha es tan pronto blanca , tan pronto 
color de ante ó de salvado. En lo restante de su eslension, aun- 
que blanquizca en el fondo , concluye con presentar, enveje- 
ciendo, un color de orin un poco sucio ^ particularidad debida 
á la presencia de setulillas que se alzan de la superficie y 
forman una suerte de felpado. Estos pelos caen en seguida y 
la ponen pulverulento. 



El C aridüm no está representado en el herbario del Museo de Paris 
que por un fragmento de ramo que está cubierto de ello , y que proviene de 
Valdivia. Pero esta planta es tan caracterizada que no he podido descon»- 
ccrla. Mi amigo el reverendo señor M. J. Berltley la ha publicado , ademas, 
según su naturaleza, en sus Brüish Fungi, n" 148, y he podido hacer 
constar su identidad. Repetiré con Fries que es muy distinta de sus con- 
Héneros, y muy notable. 

XTIZI. OIFXLA. _ OTPHSZ.LA. 

Fungus submembranaceus, postice adnatus, subporrectus , pem- 
dulus, cupularis, Hymenium inferum persütens contiguum dem 
rugosO'foveolatum. Sporophora tetraspora. 

CtfMLLk FriM , 1. e^ 5M.— Pexom apeo. Aactt. 



Hongo cupulíforme» membranoso; faimmio infero, 
persistente, contiguo con la cepilla, después rugoso. 
Esporóforas tetrásporas. 

Estos hongos, semejantes á las Pezizas, se distinguea de ellas may 
-bien por el modo de fructíGcacíon. 

1. Cgfpikeffa ےayana. 

(Atlas botánico.— Griptogamia , lám. 8,fig. 3.) 

C.erumpens ymembranaceo-mollis, tuboBformis aut infundibuliformis ^ 
pefidula^ sparsa aut itipitibus coalitis fasciculatay villo albo circiruito 
facile secedente obducta; hymenio levi pallescente, 

Yar. a : cupulis sparsis infandibiUiformibus. 

Yar. p : eupulis basi fasciculatis ttibcsformibus, 

G. Gátaná Lev., Champ. Muí, Pariifin Ánn, Se. naí., févr. 1846, p. 160.-» 
Gay* león. piet. ined., t. lOO. 

Copulas eo forma de trompeta ó de embudo , mas ó menos 
alargadas, esparcidas ó reunidas por la base y saliendo por 
las fisuras de la corteza en hacecillos mas ó menos provistos ; 
600 pendientes, rectas ó un poco encorvadas ; de una línea á 
líaeay mediil de largo; delgadas en su nacimiento, después 
van creciendo en diámetro hasta su embocadura, que tiene tres 
octavos (3/8) de linea. Su superficie esterior está cubierta de 
una especie de vellón compuesto de pelos largos y crespos. 
Vistos por el microscopio , estos pelos son rugosos y rollados 
como espiral en su estremidad, ó á lo menos muy ílexuosos 
con el tiempo; caen con el menor rozamiento, y la cepilla, 
que queda desnuda , muestra su color de cera, ó morado y 
amarillento que la caracteriza. La superficie interior es lisa, y 
entapizada por una capa de esporóforas que soportan esporas 
hialinas, oblongas , algo reniformes ó en forma de habichuela, de 
las cuales las mas largas no tienen mas de siete diez milésimos 
de milimetro (0,007 mm). 

Esta especie debe de ser vecina del C, tuba Weinm., que solo coM^§|ir 
sn diagnosis , pero que diiiriria de él por su borde inciso y su >4'»*f»4if 
rugoso. Se cria sd>re varios árboles y plantas en el sur. 

Etplicacion de la lámina. 

LÁM. 8, fig. 8. Machos grapot de CypheUa Gaifana que salen de tos hendiduras 



% 



.V 



38& FLORA CHILENA. 

de la corteza y Tittas4te grandor nataraL*^ 3a Un indifiduo entero, aislado y au - 

mentado cerca de dl|j| ypcea.^ 36 Corte transversal de una copilla aamenlada 

qaínce Teces. — 3c Potmto de la circunrerencia del mismo corte , aomentada de 

/ aerea de loo/i , y que maestra en se', el himenio , en 3c", la capa intermediaria 

'^'^^faire este y la corteza, y en Se"', los pelos tumeíosos esteriores qae nacen de 

ffQn. — 3d Algunos de estos pelos desprendidos y aumentados i90/i. — 3e Muchas 

esporas vistas con un aumento de cuatrocientos diámetros. 

2. CypHelia Macera, 

C. membranácea, cupularis, vértice porrecto stipitiformi péndula^ dein 
mullifido-lcuseray supeme fibrillie nigris striatula; hymenio albido. 

Var. plúmbea : cupulii primo pulvere glauco aspereit plumbeis^ dein 
nudis^ muUifidis deliquescentibus, An species genuina? 

G. LACERA Fries, Syit. myc, II , p. 302.— J?ptcr., p. 568.— Pbziza membranácea 
Alb. et Schwz., Comp, Fung,, 1 , p.. 316, tab. i , f. 5. 

Esta especie no tiene semejanza alguna con la precedente , á 
lo menos en cuanto á la forma ; pero tiene tantas relaciones 
comunes con la C, lacera^ que no he podido resolverme á se- 
pararla de ella, á lo menos especiñcamente. Joven, sus co- 
pillas son algo oblicuas , campanuladas ó ciatiforna^ ; como 
guarnecidas por afuera de un vello blanquizco que u£^ce pa- 
recer aplomadas. Con el tiempo, este vello ó polvo cae y la 
cepilla, que queda desnuda, es amoratada y piíftce estriada. 
Su himenio es del mismo color y no pizarreño , como en la 
C Taxi. Enfín , se hiende en muchos lóbulos ó laciniadiJras y 
concluye cayendo de podredumbre , y entonces , el piedículo 
solo persiste. Este tiene cerca de tres octavos de linca de largo, 
pero la copilla tiene á penas una línea de alto. 

La hallé en los tallos de un ñumex caídos á tierra. 

TRIBU V. — CLAFARIEAS. 

Himenio liso , ó oon el tiempo levemente arrugado , á penas 
distinto de an himenóforo vertical y cubriéndolo por todaa partes. 

Clavariei Fries , Epicr., 570. 

Hongos enderezados , simples ó muy ramosos , que crecen á una vez en 
taMf^ los vegetales muertos, y ofrecen algunas especies comestibles. 

ZIZ. CLAVARIA. — CIiAVARZA. 

Fungus carnosus , caulescens , simplex aut ramosus , teres , 
ábsque stipite distincto; hymenium contiguum^ siceum. Sporo- 



r m 



HONGOS. SSS 

phora tetrorpolyspora j spmílfeontinuii • ^KÍptHeiiiimii ^ pleuro- 
tropii. 

Glátaria Linn. — Fries , SyiL mye., 1 , 456.— Bjpiar.y 5Ti. ^ . 

Hongos carnudos , caulescentes , simples 6 ramosos ,• 
cilindráccos ó comprimidos, sin pedículo distinto. Hi- 
menio contiguo con el himenóforo, Esporóforas con la 
mayor frecuencia tetrásporas. Esporas continuas , lleva- 
das por pedicelos subulados y pleurotropos. 

Estos hongos se presentan como tallos cilindricos, sencillos ó mas ó 
menos ramosos y se crian por lo común en la tierra ; algunas especies 
son comestibles. 

1. Clmvaria eoraffol<fe#. 

C. subfragiliSf alba^ intus cava: eaule erassiuseulo repetito $t irregu- 
lariter ramoiii8imo¡ ramulis inaqualibus sursum dilaiatü^ ratmllú 
numero$illffiHis sUpatis aeutis. 

C. coRAtLOiDBS Línn., 5iiec., n. 1268. — Fries , Bpier.f S73. 

Esta clavaria es blanca, glabra y muy ramosa. El tronco, de 
donde parten los ramos, se divide por ahorquilladuras sucesi- 
vas. Los ramos son fastigiados y agudQ|^^ cuando han tomado 
to<|K8u desarrollo, pues antes, se enca|Í|^n alguna vez ob- 

tUS09. 

Nuestros ejemplares llegan á cinco ó seis pulgadas de alto y proyienen d^ 
las proYincias del sur, en donde se suelen comer. 

C candida; eauU glabro ramosissimo; ramis subdiehat<muH>irgaiÍ9; 
ramulis furcatis diffotmibus obtusis. 

G. GROSSA Pers., Comment.^ p. 50, Ub.2, f. 2.— Krombh., tab. 54, f. iS-30.— 
Gay, le, piet. ined. 

Esta especie es blanca como la precedente, y se te parece 
mucho. Difiere de ella, sobretodo, por sus ramos decididamente 
obtusos. 

Crece también en tierra de las provincias dd sur. Sus dimensiones son 
poco mas ó menos las mismas. 

Vn. Botánica. ^ 25 



96/6 fíOñk CfiiLENA. 

■f. 

C* fuseeseens^ párvula; eaule inferné tomentoso simplid, mox ramo- 
iiiiimo^ ramis primariis 'iubfatcictilatis, securidariis dichotomis fiuti- 
fUUis aeuUsiimie UUuiesimisque, Nob. 

C. ACDTiMiMA BerlL, Jfff., tu Sehedula. 

La planta eijftera no alcanza ni á tina pulgada de alto ^ el 
tronco principal ó la base tiene un cuarto de linea de diámetro^ 
y es cilindrico, cubierto de un vello que es el residuo del velum ; 
á dos ó tres lineas mas arriW, se parte del mismo puhto en un 
gran número de ramas, lo que le da una forma fasciculada, aunque 
DO lo sea realmente, sieiido las dicotomias solo mas acercadas 
en esle lugar; en las ramas que siguen , son mas apartadas y lá^ 
últimas ramilas filiformes y muy agudas alcanzan poco mas ó 
menos á la misnfti laltuVá , \íé Ytíódb qóe Ta ^Unta entera es algo 
parecida á un arbustito ; los ejemplares secos son de color 
Yerucqo, pero al estado vivo son amarillentos. 

Crece sobre la tierra en Valdivia, y también en él Braisíl. 

4. Cimwnria JFiMuwn. 

# 

Ü. gregaria , trichomorpha , fistulosa , sirttplex aut subrdmosa , basi 
incrassata, Mlogula^ atkm^ haud repens, 

XI, FiLOk LéT., Champ. JÍ|m^ n. 109 , sub Calocerá , p.p. ^ 

Clavulillas cilindricas, poco ó nada distintas del pedi- 
ctilov de una pulgada á tré^ de Mrgo, del grueso de utia 
cerda de jabali , blancas , agudas en 'el vértice , glabras , si sé 
esceptúa el punto de atadura , en donde, sobre el pedículo un 
poco bincbado , se observa una vellosidad barinosa poco po- 
blada. 

Esta especie es tan vecina del C Júncea , que no solamente no he creido 
que pudle^sier düstratda del género á que pertenece "^ste , sirio también qne 
los caracteres distintivos tienen un valor contestable. Estos caracteres son 
un pedículo algo reflejo en la base, no rastrero, y cubierto de qna vellosidad 
blanca. Todo lo demás, hasta la forma y la dimensión de las esporas, con- 
cuerdan perfectamente en las dos plantas. Es, por otra parte, evidente que 
mi sabio compañero se ha contentado con examinar algunas muestras de 
esta especie, y que, sin ir mas l^os en sua investigaciones, ha pensado, 
siendo el modo de vegetación y el habitat los mismos, que los mas arañaos 



-t ■■•■ 

HONGOS. 387 



Individuos, los que adquiaren diez pulgada» | ^tenfjiñan al mismo tipo. 
Sin embargo no es asi y estos constituyen una magnifica especie nueva del 
género CriniUa que hasta aquí faabia quedado mongtipa. {ge cria en ias 
ramas y hojas caidas, de la provincia de Valdivia. Algunas voces el buUK;^ 
de su base es negruzco. 



. CALOCSRA. — CAZ.OOK&A. 

Fungus gelatinoso -cartifúgineus, étccüs corineuSy raftwsué vel 
simplex absque stipite disttñcto. ffymeniumcontiguum^ viseidwiáy 
e sporophoris filiformibus ramosis muco involutis coíiwosiium., 
Sporce acrogencBf oblongcB^ continucB^ color at<B. * 

Gálocera Fríes, Syti. myc, 1, 485.— ¿"ptcr., 580. 

Hongo gelatinoso-cartilaginoso , adquiriendo ícon !á 
sequedad la dureza del cuerno ; simple ó ramoso y sin 
pedículo distinto. Himeiiio contigiíp,, viscoso, com- 
puesto de csporóforas filiformes , ramosas. Esporas acro- 
genas, oblongas, continuas y coloreadas. 

Las Caloceras crecen en maderas muertas; sa receptáculo, ca.yo 
micelio se desarrolla primitivamente en la corteza ó en lalB reA- 
dijas de la madera , hace erupción aJ esterior» 

1. CaMoeerm mmrnea. 

■ í 

€• easpitosOy radieatüy levis, viscdéb^ hiteo-^uramiwia, HmplM ^tf- 
mosaque; clavulis curtís subulAtis basi connatis, 

Yar. ramis obtusissimis truncatisque. 

G. CORNEA Fríes, 11. ce— Clavaria cornea Batscb, i?/. Fung„t fig. 181.— G. acq- 
LBiFORMis Bull., Champ., lab. 463 , f. 4. — Var. Monlag., FL J, Fem., n. 24. 

Esta pequeña Clavaria sale de las hendijas de la madera 
muerta y podrida, y alguna vez de un hoyuelo que ella mism% 
ha cavado. Los mas largos individuos tienen de cuatro á clocó 
lineas; son cilindricos, simples ó poco ramosos, de un ama- 
rillo anaranjado , viscosos durante la vida, ilgudos y rara vez 
obtusos eñ el vértice , escepto en la variedad hallada en Juaa 
Fernandez por Bertero. 

lista eq^eeie es muy común en el sur de Ghtlé. 



. • • 



% 



S88 FLOBA CHILENA. 



Fungui eomeuM^ simplex^ capitatus, Capitulum seu hymenium 
apieem stipitis ambietu, heterogeneum , discretum , e eeraceo gela- 
tinosum , cum sporis difjluens, 

Ckindlá Fríes , Sytt. mye., 1 , 493.— Epicr., 584. 

Hongo simple , corneo , terminado en cabeza. Capí- 
tala formada por el himenio que rodea al vértice del 
estipo nque está compuesta de esporóforas. 

Este género , del cual no se conocía aun mas qne una sola especie 
europea , se enriquece con otra muy digna de curiosidad , la cual es 
propia de Chile. 

. \ 

(Atltf botánico. — Criptogamia , lám. 8, fig. i.^ 

C* longitsima , erinalis ; capitulo globoso minuto paUido; stipite pro- 
e$ro corneo fistuloso hadio basi subbulboso, villo radiante obducto. 

C. Gaiaiiá Montag., Jfar., Herb. Mus. Pam. — Calocer a Filum Lev., I. c. 
pro parle. 

El pedículo de esta notable Crinula constituye casi toda la 
planta; adquiere una longitud que varia entre seis y veinte y 
cinco pulgadas , pero su gt^l^ffti ^ con corta diferencia , igual de 
la base, en donde se baila hl poco hinchado, al vértice, es 
de cerca de un cuarto de linea. La base hinchada, como bul- 
bosa, está cubierta de un vello cuyos filamentos radian como 
eo ciertos Marasmius. La capitula no se ve bien sino es con 
él lente, y se parece á una gotita de goma que se hubiese 
secado en el vértice del pedículo. Este es globuloso, un poco 
mas espeso que su soporte , del cual se distingue muy bien , 
sobretodo cuando se humecta. En un corte vertical , se ve 
que esta capitula envuelve como un bórrete la estremidad del 
estipo, que es de color pardo, liso y compuesto de dos suertes 
de filamentos : 1" ae fibras muy gruesas (0,006 mm.), muy nu- 
merosas y continuas; 2° de filamentos mucho mas delgados 
(0,0015 mm.), flexuosos ó también contorneados como espiral. 
La capitula está constituida por filamentos granulosos aun mas 



'% 



HONGoai« ^ 389 

delgados, y toda la periferia está cubierta de un himenio 
de la mayor tenuidad. No he podido ver las esporas mas que 
en una muestra ; estas son esféricas y sumamente pequeñas. 

Esta especie viene con las mismas condiciones que el Clavaria Filum y 
frecuentemente mezclada con ella , bien que difieren aun.^enéricamente. 

Eiplieaeiim de la lámina* 

Lám. 8, flg. 1. Crinula Gayana, YÍsta eo su lugar, naciendo en un ramo y de 
grandor natural. - ta Pedicuio setiforme , alto y delgado , fijado en la vardasca 
por una especie de ensanchamiento la', y terminado superiormente por una 
pequeña cabeza i6, que lleva la fruciificacion. — ic Capitula entera y aumentada 
de cerca diez y seis veces. — td La misma corlada veriicalmente en su eje para 
mostrar la estructura id' del pedículo y la id" de la capitula. — Se ve en le una 
tajada delgada muclio mas aumentada (iso/i) de esta misma capitula , en donde 
se puede distinguir, en 10', su estructura intima , y en le" el himenio que la en- 
vuelve en las tres cuartas partes, ó cerca , de su periferia.— if Corte transversal 
del pedículo, aumentado de veinte y cineo veces.— tg Seis esporas aumenta- 
das 380/1. 



■iiriim^i 



TRIBU VI. — TlfffmLfNEOS. 

Hongos gelatinosos , homogéneos , globnlofOfl ó írregnlanBento 
estendtdos qae se presentan bajo la forma de cúpulas , de porrhaa 
ó de mitra. Himenio que forma la capa la mas esterior del hongo » 
oompnesto de esporóforas meioladas con numerosas paráfisas. 
poras simples , aorógenas. 



Fungui gelatina distentus^ iremulus, immarginatui^ eontexíu 
{raro) floccoso uniformi^ undi4iue callo hymenino epapilloso ieeíui 
et fruetificans. Sporophora filiformia. 

Trbmellá Dill.— Fries — BuU.— DC, etc. 

Hongo lleno de mucilago , trénniulo, sin rebordaste 
una contestura uniforme de copo , cubierto por^Hk 
partes de una capa himenial de la cual no se awl papila 
^lg^4Plf J^poroforas filiformes. Esporas simples , acro- 
genas* 

Estos bongos forman sobre los troncos de los árboles, etc., especies 
de cuerpos de consistencia de gelatina mas ó menos firme. 

.4K 



í ..'• 



380 ^ FLOM CHILENA. 

T. OBtpitota^ trémula, undulato-gyrosa, alb<hlute$eent; lobi^ €onÍ9riÁ$ 
hU§gris, 

T. LUTisciüs Pers., le. ei deter. Fung.^ p. 93, tab. 8, f. 9. —Fríes , Syit, mye., 
11 , 9»3. — Bpier.f 5S8.— MonUf ., PL J. Fern., n. 33. 

Esta especie se desarrolla sobre los ramos y forma espan- 
tónos cerebriformes de un blanco amarillento coyas circunvo- 
laciones , como foliáceas , están muy apretadas la una contra bi 
otra. 

El solo ejemplar que haya visto de este hongo tiene pulgada y inedia de 
lai^o sobre algo mas de seis líneas de ancho, y de alto, fué r^jido pgr 
IterUro (Colecc. n. 408) en los bosques de las montanas de la Ula éa Juan 
Faroandez. 

2. Trewneíia affrlcfa. 

T, expanta, tenax^ v'^t'^^^Ift^HlP^V^'^ pruino9af alhida, demtim 

futcescens. ^^ 

^ * 

!!• Í3.— Berter'o , ColU, n. 1737. 

E^ especie ea orbicular, delgada , si se compara á la prece- 
dente , eslendida por las cortezas , al principio blanquizca y á 
penas arrugada en la superficie ^ después tirando á morena y 
toda cubierta de pliegues radiantes, como las lacinias del 
IhaUua da ciertos Placodios. Su diámetro varia entre seis lineas 
y dos pulgadas , alguna vez mas , según la edad. 

Se halla en las provincias centrales. 

JEMpifl^ia , ffioUit^ viscosa, carneo-palUda aut Ulaeina vinosa^ué, 
I>r^WÍÍltla^^í/b*rmiSy dein comprtisso-lobata plioQta^Vfi, 

T. SAñcoipBS, Engl. Bot.^ tab. 2450. — Fríes, Epicr., p. 589.— T. JdnBTOTKA. 
Bill., C/iamp., Ub. 499, f. 5. *' \?í 

i 

En sus tiernos años , esta planta es muy diferente de lo que 
debe de ser cuando adulta Los individuos nacen unos junto á 
otros , pero distintos , entre las paredes de las hendijas de ma- 
dera muerta , jf^nionces tienen la forma de un huevecillo vol- 
cado ó de una porrita; poco á poco, se confunden y forman 



HONGOS. ' S91 

auas especies dé circunvolucioDes foliáceas que le dan el as-* 
pecto de un roesenterio. Toda la planta es de color avinado j 
muy gelatinosa. La capa himeneal está formada de esporóforáS 
muy ramosas, hialinas, cuyos ramos soportan , cada ano , una 
^^pqraen ^u vériipe. Est^ espora SMoj^^^fiepte pequeña, o^)lg;[íga 
como las de las Phoma^ está sometida al movimiento Brottnien* 
Espesor del bimenio un cuarenta avo (1/40) de pulgada, poco 
mas ó menos. 

(^^ 9 Mf^ P^^^^ muertos d^ las ptovincias centri^Qs. 

XXXZZ. SZXBXA. — EXXDZA. 

Fungus gelatina disteníus^ irémutus, iubmñrgmaku^ eontáortu 
raro floccosoj, subtus gterüis heteroplqcus, sppra rugosus^ c^o- 
hy menino papillis heterogeneis consperso lectus et fructificans, 
Sporophorá filiformia, monospora, Spoue acrogencB^ simplices, 

ExiDiA Fríes, Sytt, myc, II , p. 220.— Baier,, 590. 

Hon^Q estendído por mucflago , trémulo , frecuente-; 
mente provisto de un realce ,^ que separa dos faces , la 
una inferior estéril , la otra superior rugosa , entapizada 
con una capa himeneal , realizada de papillas beterogé- 
ne.as y fructificada. Espof ófprfi^i^ mqii^^oras. EsporíU| 
acrógenas. 

La$ 5^^dias fe i^e^y'^leif, á W^JlA^^ ^ 1% %01A RSzÍw)i4^ y, T^9.1len 
á tomar con la humedi^d ^\ %(úíkmxk y la conústeacüa gelatinosa qn» 
habían perdido por la desecación. 

1. JEacidia Aüricwía Jfutiw. 

E, tennis, cóncava, flexuosa, nigrescens, utrin^me venoso^lieata^ 
iubtu$ tomentosa, oUvaceíhcinerea, "" ' ' ■**■ *^'' 

E. Aurícula Judje Fríes, Syit, mye., 11, Mi.— ^'cr., ^. ^90.7* 1^^|1|[|lla Lii^^^ 
spec— Bull., Ub. 427, f. 2.— Peziza DC, 'Él. Í^r. ' ^^' ' *' ' ' ^í? 

Esta especie adquiere tres pulgadas de ancho sobre una de 
altura ; es sésil , d^ada , gelatinosa , pero firme y elástica , y 
aun tanfibien cartilaginosa, cuando está seca. Su forma es la de 
una oreja humana, de donde le viene su nombre. Su superficie 
inferior es convexa,* pubescente y realzada con nerviosidades v 



1 



■r 



59S rUOtJL GHIUSNA. 

1a superior está ahondada en forma de platiile , y marcada de . 
pilques. Su color es de un pardo rojizo, que algunas veces tira 
al violado. Está compuesta de dos láminas aplicadas uoa sobre 
otra y que se pueden separar por la maceracion. 

Este hongo, que crece en troncos yiejos y en Eoropa siempre en el sauoo 
se baila en el puerto del Hambre , según el señor Berkeley. 

2. MSaptaim Cm9iMiU9. f 

E. stípitata, eaüniformis, gueeinea ; cúpula planiuseula^ MtíUfarmis^ 
mbtus nuda rugosUsima^ supra rugU paueis er<uii4 anastomú$miUibu» 
percursa, 

E. Gatillos MenUg., Mtt,, Herb, Mut. P&rii, ^ 

Esta especie es bastante pequeña, y tiene la formado un 
botón de metal de vestido. Algunas Pezizas tienen también esta 
misma conformación. Esta Exidia sale de la corteza y adquiere 
un diámetro de tres á cuatro lineas , que la desecación reduce 
á menos de la mitad. El pediculo es manifiesto y central , de 
mas de una linea de largo , y de un espesor de la mitad menos. 
La cúpula es orbicular, plana, muy rugosa por debajo, pero sin 
presentar en su faz bimeneal mas que algunas arrugas anasto- 
mesadas. El color es el del azafrán , cuando la sequedad la ha 
encogido; humectada, tiene mas bien el del ámbar. Es comple- 
tamente glabra. 

Esta se cria en las maderas muertas de las proyinclas centrales. No 
conozco especie alguna con la cual poder compararla. 

3. BoDidia mgmrieinm.f 

(Atlas botánico. — Criptogamia , lám. 7, fig. 11.) 

E> iettüis itipitataqve^ subobliquck^ eonchiformiSj tenuiuitna, áurea, 
iubtus nuda ruguíoia, supra plicis magnis lamelliformibus radiantibus 
mtpij/i9q}*9 anastomosantibus insignii, 

£. AGARiciMÁ Montag., Mss., Herb, Mut. Parts. 

Se le figurarla á cualesquiera ver un Márasmius^ si el bime- 
nio supero y la estructura no fuesen los de un Exidia, Sobre 
dos ó tres individuos , uno solo es pedicelleado, y el pediculo, 
baslf^nte delgado , tiene linea y media de largo : entoncea , ae 



HONGOS. 39S 

le podría confundir con una Pezixa. Los otros son sésiles , en 
forma de concha y prendidos á los ramos, no por el centro, 
pero sí entre este y su borde. Las cúpulas son de la mayor 
tenuidad, y aun empapadas en agua ofrecen la delgadez del 
pergamino. Su faz inferior es rugosa, reticulada, pero las 
arrugas son poco salientes. No sucede lo mismo con las de la 
faz superior; las unas son de forma de pliegues , semejantes á 
las lámelas de algunos agaricíneos ; parten, en número de cua- 
tro á seis, del lugar que corresponde al punto de prendimiento, 
é irradian basta el borde ; las otras , mas semejantes á arrugas, 
llenan el intervalo que dejan entre si los pliegues principales. 
Toda la planta es de un amarillo de oro y no lleva vello alguno 
por debajo. £1 diámetro de las cúpulas varia entre tres y cinco 
lineas. 

Esta especie crece en las ramas y en los ramos muertos de las provincias 
del sur. 

Eiplieaeion ie la lámina. 

LÁM. 7, flg. 11. Exidia agarieina vista en so sitio , de grandor natural y por su 
faz inferior, afln de mostrar que los pliegues radiantes del centio están anastomo- 
tados entre ellos por otros pliegues transversales é irregulares. 

4. JEopidim rtieiiinm. 

(Atlas botánico. — Griptogamia, lám. 7, fig. 12.) 

£, sessilis, eupuliformUt vUellina, extut nuda venosa^ iniut ruguloia; 
margine obtuso, 

E. viTBLLiMÁ Lev., Champ, exot, n. 202. 

Sésil, cupuliforme , de color de yema de buevo, desnuda y 
yetada por fuera ^ rugosa por dentro y revestida de un realoÉ 
obtuso. 

Esta especie es muy distinta , según el autor, y notable por su forma, si 
color y su desnudez. 

Eiplieaeion de la lámina, 

LÁM. 7, fig 12. Dos individuos de la Exidia viUllina vistos en su siUo y dt 
grandor natural. 

5. MSopidim fuiiginem. f 

E. (Spicularia) effuta^ crassa, st^applanata geiafinoiat fuligmo§a^ 
sieca afra, papiUi§ ^pnt'^f spieuiosa, emtro undulatihg¡fn^, ^lyKf Ar- 



294 FLOfU CHILENA. 

fyrtist suhtus concolar glabra; margine vel ambiiu plicato-cren^laio g 
$foHs 

E. FULiGiREA Montag., JÍM., Eerb. Mus. Parú.— TaRHBULá , n. 701 Bertero 

Coa. 

Esta especie no debe ser confundida con el E. glandulosa , 
cuyas papillas ofrece, ni con el E. saccharina, cuyas circun- 
voluciones tiene. La estructura es muy diferente de la del E. 
glandulosa. En efecto , en esta , los fílamentps son ramosos con 
intervalos cortos, y muy flexuosos^ en la especie chilena, al 
contrario , estos mismos filamentos son flojamente ramosos , j 
los ramos son poco flexuosos; por otra parle , el porte de las 
dos plantas es muy diferente. Pienso que e\ color y la dinien- 
sion (pues nuestra especie adquiere de dos á (resi pulgadas de 
diámetro) bastarán para hacerla distinguir del E. $acchari1l^(a^ 
Tal vez seria mas vecina del E. crenata Schwz., pero ¿cómo 
decidir la cuestión , cuando los autores no se toman el cuidado 
de describir sus especies ? 

El E. futíginea fué recoji4o eu Hancagua por Bertero. 

FAMILIA II. DISCOMIGETES. 

Talamio al principio nucleiforme, después ten- 
dido bajo la forma de un disco , sólido , no difluente, 
supero 6, en los géneros los mas altamente co^ocadps 
en la serie, bajo la de una cabpcita convexa, bastante 
yariable , en cuapto á la forma , pero siempre limi- 
^da. £1 disco ó el bio^^nio se compope de tecas ú 
odrecillos enderezados, alargados, persistentes, en- 
tremezclados de paráfisas y que contienen un número 
determinado de esporidias, ordinariamente ocho, 
las cuales se escapan por vastagos intermitentes. 
Vegetación centrípeta , de excipulum distinto en los 
unos (en forma de mitra, de porrita, cúpula, etc.), 
formado por la matriz en los géneros los mas infe- 
ri^es. . ^ 



HOlfGOS. 



99% 



DiscoMTcCTES Fríes.— . MQBUft*-^ ^M^OIP^M^ i^osBORi Gorda.— Ascomt- 
CBTES Elyellacei BerL, 

Esta familia se alstingue de pronto de la precedente por estos 
dos caracléres de mucho valor : 1* Tecas d esporófort» endós- 
ig^ras; 2° bimenio ó disco supero, es decir, vuelto hacia el 
cielo. Fries ha reunido á ella ea estos últimos tiempos , los de 
sus antiguos Pyrenomycetes de los cuales el nucleus es esten- 
dido en lugar de ser esférico, y contenido en un peritecio ostio- 
lato ó abriéndose por un simple poro. Bien que se pueda á igual 
título conservar la antigua disposición , vista la naturaleza del 
receptáculo lo mas frecuentemente carbonáceo , como los Dis- 
comicetes son , en cierto modo , una fan^ilia intermediaria pro7 
pía á ligar la precedente con la siguiente , no vemos incoi^- ' 
niente alguno en seguir su ejemplo. '^ 

• TRIBU I. — HELFELACEOS. 

firímenio distinto. ^Receptáculo ó hímenófpro determinado , di^« 
tintamente marginado , orbiculari cóncavo ó convezo , tiempre 
abierto ó abriéndote temprano. Útero nulo por la ausencia de 
t^lMm Qoouloto. 

Esta tribu no es rica de especies en Chile ; no hemos podido ver mas (pié 
las siguientes. 

Recepiaculum pileatufigi^fNleug mitrwformiSj defleüsus, plerum- 
que lobatus aut sinuomU^ 90^a margineque hymenio ascophoro 
ceraceo colóralo tectuit $ubíu$ concavus,, «(ertíú et centro aUpite 
cavo suffultus, Asci lof^^ Mitj^losi.^arapjiyses filiformes con- 
tbíua. Sporidia o€ton<í¡ t&nikíüa. 

Heltblla LinD.— Gled.— Fries — Gorda, etc. 

Sonnbrero reflejo , hinchado , lobeado , representando 
con la mayor frecuentía una mitra , algunas veces una 
silla de eal^iallo , llevada (M un pedicelo ordinariamente» 
hueco , esteriormente lagunoso ó liso. Disco síipero. • 

Hongos persistentes , frágiles , inocentes , qoe nacen en otoño en 
la tierra ó en nnadera podrida. Muchas especies son ^imestibles. 



• ■ - ' 






YW 



FLOtA CmUBNA. 



1. BeiveUn ia^meina.f 

(Atlas botinico. — Críptogamia , lám. ^Dg. 2.) 

H, pilBé éeflexo undulato rufo-tabadno ; stipite basi ineriusato Imvi 
tubconeolorü a 

H. TABACiRÁ Montag., Mtt. in Ieon§ ptela Cayana, 

Especie pequeña y solitaria semejante, en miniatura , al £r. 
elástica. Sombrero ancho de seis lineas, alto de tres ó cuatro , 
á lo mas, deprimido y reflojo de dos lados opuestos, y sesgado 
por el vértice en forma de silla turca. Su color se acerca de la 
del tabaco de España raspado. Es liso por debajo. Pedículo 
.ti|p también, concolóreo, largo de menos de una pulgada, 
1^ hinchado en la base , en donde tiene un espesor de tres 
ftneas , adelgazado y espeso de una linea , á todo mas , en el 
vértice. 

Esta Helvela^ de la cual solo be visto la figura que reproducimos aquí, 
crece por agosto en tierra. 

Etplieaeion de la láminm» 

Lám. 8, fig. 3. Helvella tabaeina tista de grandor natural , segim un dibujo del 
sefior Gay. 

zz. BKirau&A. — anTRULA. 

Pilius clavcBformU , ovoideus tnyosuroidesve , levis • hymenio 
undique veítitus, basi stipitem discr^um arde ambiens. Asci 
elongati tubulosu Sporidia simplickk ^ 

MiTRULÁ Friea, Syií, mye., 1, 491 , etc. 

viformio.4 modo de cola de 
rata , mas ó menos distinto del estipo que lo lleva , y 
cubierto de un himenio compuesto de tecas alargadas 
y que encierran cada una ocho esporidias simples. 

» Estos son hongos carnudos , qdé ^quieren la dureza del cuerno, 
cuando están desecados ; muy vecinos de los Geoglosos , á los cuales 
la especie de Chile da tránsito. 



'ir 






% 



^ 1, Mttruim A«rf«rM. 

( Atlat botinico. — Criptogamia, lám. 8, flg. s. ) « 

JH. {HeyáeriSi) geogloisoides , atro- fusca ^ elongata^ filiformis; piUo 
myosuroides , a slipite dilutiore (Bquihngo ob marginem inercutatum 
distincto. 

M. Bbrtkrii Hontag., FL J, Pem,, ii« 35.— Glatária Bert., Coll,^ n. 1691. 

Sombrero en forma de cola de ratón , recio ó algo encorvado,- 
de tres á seis lineas de largo , de cerca de un tercio de linea 
de grueso , y haciendo un poco salida sobre el pedículo. Este 
mas largo ó mas corto que el sombrero y un poco mas delgado; 
el uno y el otro plenos, de un pardo negruzco, cuando se mojan, 
de un negro caido en estado de desecación. El himenio de 
que está rodeado el sombrero se compone de tecas numerosas 
en forma de porrita alargada, sin paráfisas á menos que las es- 
tériles tengan lugar de ellas, largas de 0,006 milim., en el vér- 
tice , encerrando ocho esporidias lineares-oblongas , hialinas, 
continuas , de la mayor tenuidad y agitadas del movimiento 
Browniano; tienen un poco mas de 0,005 milim. de largo. 

No puedo comparar este bongo por su forma mejor que al bohordo y al 
receptáculo del ¿yjyosurus minimus L. antes de la florescencia. Da tránsito 
de los Geoglosos, cuyo color y porte tiene, á las Mitrulas (sección Jd''yderia), 
de las cuales se acerca aun mas por su fructificación. Lo descubrió Bertero 
en las altas montañas de Juan Fernandez, en donde vive sobre las cortezas 
de los árboles muertos. 

BtplieaeioH de la lámina, 

LJM. 8, flg. 5. Uiirula Berierii. — sa Un individuo de esta especie aislado y 
visto de grandor natural. — 56 El mismo aumentado , mostrando en 5^ el estipo, 
ensft" el bimenóforo en forma de cola de ralop.— se Corte transversal del medio del 
himenóroro aumentado 'i5/i , en donde se^é en se* la capa bimeneal , y en 5e" la 
estructura intima del sombrero. — 5d Poa^^'tfe este mismo corte aumentado de 
cerca 250/i, y mostrando en scf, la capa Olaqientosa que consUtuye el bimenóroro 
perpendicular á la dirección de la S<f ', que toAia el himenio. — 5e Tres parafiaas 
en medio de las cuales se ve con un aumento de 3S0 diámetros una teca 5« aon 
Joven.— 5/ Tres tecas maduras aisladas y aumentadas como las esporidias 5#, 
que se ban escapado de ellas , mas de 700 veces en diámetro. 

zn. PESzlcA. — psnxA. 

JReceptaculum membranaceo-eeraceum ^ cupulceforme^ margi* 
natum, primo elauium^ dein apertum^ extu$ vekUum, DUcui 



1^ 



.ENA. 

eeraeeus^ primitus urceolatufconniventúclmsus, ex hym0il^ asci- 
paraphysophoro eomposiius. Asci iubulosi. Sporidia elastice eji- 
cienda, Simplicia^ guttulam oléosam {tporidiolum?) unam alte- 
ramve interdum foventia. 

P£zizA Dill. — L.— Fríes , Sum. Yeg. Seand. Sed, post., p. 349. 

Cúpulas carnudas ó membranosas , de la consistencia 
de la cera , sésiles 6 estipitadas , desnudas 6 vellosas , 
entapizadas interiormente por un himenio formado de 
tecas tubulosas, y de paráfisas continuas. Esporidias 
simples, en número de ocho, en las cuales se observa 
tan pronto una sola, tan pronto dos gotas oleaginosas, 
ó tal vez dos esporidiolas situadas en sus dos polos; 
ofrecen ^ ademas , de notable que se escapan del hime- 
nio por vastagos sucesivos. 

Hongos de numerosas especies que se revisten con la mayor fre- 
cuencia de la forma de cúpulas ó de vasos con pié, y creciendo ya 
sea sobre otros vegetales muertos, ya en tierra desnuda. En su 
Sumiña Feget.^ Fríes acaba de reducir el humero de ellos traspa- 
ten(j|o muchos al f;énero Helotium , de otro modo tímitado que lo 
estaim antes. 

1. ^mziüfm ecefojMfa. t 

(Atlas botánico. — Criptogamia, l'ám. ¿, fig. 4.) 

P, magna^ solitaria, cyathiformii^ fusco-nigra; cúpula hemispharica 
exius reticulato-rugosa^ intus Ubví^ stipiteque clavato cavo^ basi fibriüpso^ 
radiculoso, 

P. COBLOPUB Ifontag., Mu., Herb, Mut, Parit. 

Esta especie es una de las^fuas grandes del género. El único 
individno qoe he visto de ella. en ía coleccioTí del Museo, tiene 
dos pulgadas de largo , comprendida la cúpula. Esta tiene la 
forma de una copa ensanchada del fondo al borde, cuyo diá- 
metro fuese de cerca de una pulgada, y la altura de cinco líneas 
solamente. Su eslerior está marcado de arrugas numerosas 
bastante salientes y formando por sus anastomosis un enrejado 
de estrechas mallas ; el interior es liso y del mismo color que 
tcMto el bongo , es decir, de un pardo casi negro. El pedículo , 



que es &ueco y li»o , Be engruesa un ^tkso en ft$Vnm tle t^oil^ 
hacia lo alio, en donde está como separado de l^^ctipola ^or ttflK 
estrechura poco pronunciada. Su. base está , como en hi ür~ 
nula Craterium , cubierta de filamentos bisóides violados , por 
los cuales está fijada al isfáeló , ó tíi ¿1 'éíftiercol , en el cual se 
desarrolla. La cavidad del estipo es muy lisa y de un color me- 
nos cargado. El himenio, que se resquebraja con el tiempo^ 
está compuesto de numerosas tecas tubulosas, rodeadas de pa- 
ráfisas filiformes continuas. Estas tecas , cuya longitud es de 
mas de un cuarto de milimetro, y el diámetro de cerca de 
0,02 milim., encierran ocho esporidias hialinas, dispuestas en 
una sola ringlera, las cuales son continuas, oblongas , largas 
de 0,03 milim. , sobre un espesor tres veces menor. 

Esta bella Pexiza , que creceen tierra , en medio de montones de hojas 
caídas, tiene mucha analogía con el P. (Urnula) Craterium Schvfz., del 
cual difiere por los caracteres genéricos , y ofrece también alguna semejanza 
con el P, Cióorium^ que su color y su cüpula lisa, etc., no permiten con- 
fundir cob nuestra planta , la cual crece en Valdivia. 

Esplicacion de la lámina. 

LÁH. 8, fig. 4. Peziza coBlopui vista de grandor natural.— 4a Nos muestra una 
téck 4c que contiene ócbo esporidias en una sola ringlera, y situada en medio de 
paráQsas46, todo esto visto con un aumento de 16O/1. — 4(1 Tres esporidias sim- 
ples, aumentadas 38o/i y cuyo epísporo id' está distante del endósporo id'\ inlér- 
talo ^uas transparente que se llama limbo. 

P. tubsessilii, irreifulari9^ o^^tgtta, aurantiiLca, extus subpruinosa^ 
albida, 

P. AUBANTiA Fí. Dan., lab. 657, f. ^. — Pers — Fríes. — Nees , Syit. dér PiU.t 
fig. 279.— P. coccínea Uuds.— SchoBff., 1. 148.— Bull., Champ., tab. 474 , non Jacq. 

Las cópulas , que crecen átenfipi^e en tiefHf, ^n, al principio, 
enteras , sésiles , después flexuosás en su fiiorá^, y contornea- 
das de diversos nrjodos. Su color es del mas kello rojo-anaran-* 
jado, y su dinvension U^a alguna vez hasta una y dos pulgadas 
de diámetro. El bajo de las cúpulas eslá coYno polvoreado de 
harina, y el borde primitivaltaente cubierto de una vellosidad 
que es el residuo del vetum. Las tecas son muy grande^, ani-* 
dadas entre numerosas paráfisas muy hinchadas en el vértice , 
y contienen ocho esporidias oblongas , al principio lisas , des* 



fom rugoaas , en las coales se pueden ver dos gotitas oleagínor 
tts ó dos nucléolos. 

Se baila en las proyincias del sor. 

P, eupula infundibuUformi^ exíus sHpittque vülo brwi appr9$$o lo^ 
mintosa, albida; disco eoceineo, 

P.cocciüCA Jacq., Áutlr., táb. i69, imc Hodt., nee Boíl. — Priet , Syfl. Mft., II, 
79.— P. BPiDEMDax Bull., Champ,, tab. 467, f. 3.— Gay, león piei, imed. 

Es una especie que varia muebo, en cuanto á la forma y al ta- 
maño, y sobrelodo notable por el color rojo-vivo de sus cúpulas, 
ó mas bien de su disco. Sus cúpulas tienen forma de embodo y 
llegan , mas de una vez , á pulgada y media de altura , com- 
prendido en ella el pedículo. Empiezan siendo globulosas ó de 
forma de cascabel , después se ensanchan y toman la figora 
de una campana. Tecas cilindricas muy grandes, anidadas 
entre paráfisas Aliformes, no engrosadas ni hinchadas en el 
vértice, y conteniendo ocho esporidias en una sola ringlera. 
Esporidias oblongas, hialinas, largas de 0,03 milim., sobre 
un diámetro tres veces menor y que encierran un nucleus 
granuloso. 

Esta especie no viene mas que en los ramos de los árboles, y por esto y 
por la presencia del estipo se distingue principalmente de la precedente. 
No he viAto mas que la figura que ha dado de ella el señor Gay. 

4. M^exizu #etffeftota. 

P. subgregaria, applanata, auran9Íac(hrubra, exttu diluHar: tnarginw 
ietis nigris hispida. 

P. 8CUTBLLATA LíniT., tfUM., 45S. — Boll., Champ,, tab. lo. — Fríes, Sf/si, mye^ 
II , 85.— P. ciLiATÁ HoQjai.— Gay, león. piei. «ned., n. 63. 

Es una de las especies mas comunes en todas partes. Sus 
cúpulas son esparcidas, sésiles, planas-cóncavas, anchas de 
dos á tres lineas, de un rojo-vivo y pasando aun también alguna 
vez al color de orín. Su carne es bastante espesa y frágil. La faz 
inferior está herizada de pelos negros, cortos, tendidos, inflcjos 
ó enderezados, según se observan á menor distancia del borde. 
Sus tecas cilindricas , largas de mas de 0,20 milim., y gruesas 



:rr^^ 



1 






HONGOS. kí)Í* 

de 0,015 milim., es decir, que tienen el raiaaio diámeti^ moLt* 
las esporidias. Estas son hialinas, elípticas, largas de 0,02 mi- 
lím., dispuestas, en número de ocho, en una sola ringlera y 
encerrando una sola gotita oleaginosa. 

Esta Peziza , que no he hallado en la colección , pero que el señor Gay 
ha pintado en los sitios mismos , crece en maderas muertas, y mas rara ves 
en tierra. 

5. M^exiüfa abnorwni9. 

P, sessilis^ applanata^ confluente alhida^ subtus hirta; diico viUosulol 
an hujus generis ? 

P. (Lachnea) abnorhis Monlag., Fl. J. Fern», d. 26. 

Esta planta la halló Bertero en las montañas altas de Juan 
Fernandez , en donde habita las cortezas de los árboles. Sus 
cúpulas son blanquizcas , sésiles, casi planas, confluentes y 
vellosas por debajo, y su disco parece como aterciopelado. 

Como no he hallado fructificación , podría ser que perteneciese á otro gé- 
nero , y aun talvez también á los Hymenomycetes, 

6. M^eziita 9padieeommira, 

P, spadicea; cúpula stipitata, hypocrateriformiSf tándem planius-- 

eula; disco atro, 

w 

P. (Pliialea) spadicbo-atrá Montag., I. c, n. 3S»^¡^ 

Cúpulas hemisféricas , al principio cóncavas , de media 
linea de diámetro, despnes casi planas, pero conservando, 
DO obstante, siempre un realce saliente. Confluyen con un pe- 
diculo á penas mas largo que Ib diámetro, proporcionalmente 
muy grueso. Su tejido es fibroso, y su color de un pardo mate 
subido. El disco, que es negro ^ se compone de numerosas 
parausas entre las cuales se ven tecas en forma de porrita. Cada 
una de estas tecas contiene ocho esporidias continuas, oblon- 
gas, atenuadas en cada cabo. Todas estas partes, en lugar de ser 
hialinas , son de un amarillo aceitunado muy subido. Las tecas 
tienen 0,075 milím., y las esporidias 0,01 de largo. 

Gomo no conozco su mórfosis, no puedo decir si no es mas bien un Helo- 
tium, Bertero halló esta especie en las hojas caidas del Gunnera scabra R. 
y P., en los bosques montuosos de Juan Femandei. 

vil. Botánica. ^ 

■ .. ' ■■*» 

* ^^■?^.■■ ■■ 



401 FLOEA CHILENA. 

P. cúpula cóncava^ aurantio-flava , disco concolori paptlkifo-^anu- 
lato, margine eiliis albis decidáis instructa. 

P. (Lacbnea) áscoboloides Bert., M$t. in Montag., i'* Centwr,^ PL cell, exot, 
n* 47.— Ánn. Se, nat., 2* ser., Ylll , S63. 

Las cúpulas de esta Peziza son carnudas , espesas, muy 
juntas las unas á las otras y por esta razón, alguna vez dis- 
formes y no regularmente orbiculares ; su diámetro es de una 
á dos lineas , y su color tan pronto de un amarillo naranjo , 
tan pronto mas semejante á la yema de huevo (vitellinus). Su 
tejido es avejigado inferiormente. Se observan algunos pelos 
blancos en la capa vertical del borde. Las tecas son cilindri- 
cas, largas de 0,15 milim., y anidadas entre paráQsas granulo- 
sas inferiormente ; contienen ocho esporidias , al principio 
globulosas , después oblongas , cuyo episporo y el endósporo 
están separados por un limbo transparente. 

Esta especie fué recojida en Rancagua por Bertero, en pié ó residuo de 
uvas. 

8. Bezizu VaieHxuetMná. 

P, cúpula late campanulata ^ pallide fulva, glaberrimay margine 
demum planiusculo subdcpresso undulato integro cilialo^ subíuis palti" 
dior, in stipitis rudimen0^roducta. 

P. CLachnea) Válemzueliána Bertero , Jdss,, in Montag., 1.1. c.Cv, n^ 48. 

Cúpulas sésiles ó-provistas de un rudimento de pedículo , ál 
principio cóncavas, urceoladas, como polvoreadas de harina 
en el esterior, con realce entero guarnecido de pestañas raraá 
y fasciculadas , después campanuladas y casi de forma de em- 
budo. Disco de un leonado pálido, papuloso como en el P. gra- 
ntUata Bul!., si se le mira por el lente. La cúpula, que tiene 
alguna vez la forma auricular, varia de grandor entre dos y seis 
lineas. Las tecas, en forma de porrita , tienen una longitud de 
0,23 milim., y las esporidias, elípticas, 0,01. Las paráñsas, 
filiformes , contienen granulos seriados. 

Esta Peziza fué descubierta por Bertero junto á, Rancagua, en mayo, 
después de ia época de las lluvias, ya en tierra, en sitios sombríos, ya en 
los muros derrumbados de ios jardines. 



^ HONGOS. 403 

P, sessilis, orbictUaris^ tennis , applanata^ ruf o- fusca ^ subt-us nticfa, 
dilutior. 

P. QUiLLOTENSis Moutag., Hcrh, — P£ziza Bertero, n» 1228. 

Cúpulas planas , orbiculares , variables , según la edad , entre 
tres y ocho líneas de diámetro, del espesor y de la consistencia 
del pergamino, cuando están secas , quedando delgadas y poco 
carnudas aun cuando se las humecta. Su borde está desnudo, 
es regular, á penas realzado, nunca rollado en sus tiernas años. 
El disco es liso y convexo en el estado de vegetación , y se 
pone resquebrajado con el tiempo ; su color regular de un rojo- 
pardo toma intensidad cuando se moja. No se ve ni vello ni 
traza de pedículo en la faz inferior. En un corte vertical , casi 
todo el espesor de la cúpula eslá formado p<^r las tecas. Estas 
se levantan de una capa muy delgada de celdillas; son cilindri- 
cas , largas de un cuarto de milímetro, y coUtíiaen en una sola 
ringlera, ocho esporidias oblongas, hialinas , que encierran, 
ellas mismas , dos esporidiolas ó dos nucleus. 

Habia pensado yo al principio que esta Peziza podia tal vez no diferir del 
P, applanatay á la cual Fríes atribuye aun como sinónima el P. depressa 
Pers. Estas especies están tan incompletamente descritas , que siempre 
queda dificultad para decidir acerca de su identidad. En todo caso, por lo 
que toca al P. applanata, como Hcdwig {JS^sc, Frond.^ 11 , tab. V, C) ha 
dado de él una buena figura analítica que fip^iikestra que la capa inferior 
de la cúpula es muy espesa, formada de "filalj^entos y no celulosa, tenemos 
la convicción de que laespe4^ie de Quillota, diferentemente organizada, no 
puede ser la misma que la suya. Las .esporidias , por otra parte , son dife- 
rentes en las dos especies por sus nucléolos. Bertero descubrió la nuestra 
por setiembre, en tierra de declives húmedos, á la orilla de los caminos 
cerca de Quillota. 

10. M^ezixa rugosa. 

P. gregaria; cúpula sessili hemisphcsrica camoso-coriacea glabra 
nigra, mycelio radiciformi su/fulla , intus rugosa nigra, margine tn* 
tegerrima, 

P. (Humaría) RUGOSA Lev., Champ. Mus, Par,,in JMi, Se, naí,f avril 1846, 
p. 261. n. Y. 

En la primera edad , esta Peziza presenta un corto pedículo 
que desaparece á medida que ella toma su desarrollo. El recep- 



kOk PLORA CHILENA. 

táculo es negro en las dos faces , de la consistencia del P. me- 
lastoma. Se nota igualmente en su base un tnycelium negro 
bastante abundante y filamentoso. Las esporas son simples , 
ovoides , transparentes , encerradas en tecas alargadas , cilin- 
dricas, sin estar acompañadas de paráfisas. Las rugosidades de 
que está cubierta la faz interna del receptáculo, imprinaen un 
aspecto particular á esta especie. 

Fué hallada en hojas amontonadas en pila cerca de Valdivia , etc. Por no 
haherla visto , me he valido de la descripción del seoor Léveillé. 

11. M^i9iza 9ierearea. 

P. gregaria^ sessilis^ cóncava^ fulva^ extussetis badiis subreetU prope 
marginem obsessa^ ciliata, 

P. 8TERC0REA Pcrs., Obi.— Myc. Eur., 1, 246* — Fríes , Syit. «ye., II, 87. — 
P. CILIATA BuU., CAamA., Ub. 438, f. 3. 

Cúpulas séMkJi'9 'anchas de un milímetro ó media linea, al 
principio cerríiM0j globulosas; después , estendidas y cónca- 
vas, de un rojo aleonado; glabras por encima, provistas por 
debajo y cerca de su borde de algunos pelos tirando á moreno, 
enderezados, que las hacen parecer como pestañadas. Las tecas 
son cilindricas , largas de cerca de una quinta parte de mili- 
metro , espesas de 0,015 milímetros y contienen ocho espo- 
ridias hialinas, oblongai^ cuyo nucleus, sesgado por un lado, 
les da alguna semejaii9)rei>o una habichuela. 

Este hongo viene en el mismo estiércol con el Ascoholus furfuraetut 
que describiré muy luego, y se halla en Valdivia, Santiago , etc. 

12. IPexixa bieoior. 

P. iparsa, iubsessilis, globosa, tomentoiGy alba¡ disco subapertoé 
flavo aurantiaco, 

P. BICOLOR BuU., Champ.f tab.4io, f.S.— Fríes, 5yf<. myc, II, 92.— P. pulchblla 
Pers., Myc. Eur., 1 , 260.— P. quercina Ejusd., 1. c— Gay, león, piet. ined., n. 58. 

Las cúpulas son pequeñas , bastante firmes , sésiles y envuel- 
tas en un velloo^m^co muy espeso. Su disco no se pone muy 
aparente mas que Qiiando eslan humecladas ^ enlonces su color, 
por otra parte muy variable , puesto que , según la localidad ó 
el soporte , puede ser pálido , amarillo , anaranjado ó aun tam- 



HONGOS. &05 

bien rojo , corta bien sobre el color blanco de leche del vello 
eslerior. La frucliflcacion es poco diferente de la del P. cerina 
Pers.; sus tecas son tal vez aun mas pequeñas. Las dos especies 
de Persoon no son esencialmente distintas. 

Esta Peziza , que inserto aqui por un dibujo del se5or Gay, hecho en los 
sitios mismos , crece en ios ramos y en las ramas de los árboles. 

13. JPe^lsit «ftoittfifa. 

P, iubstipitata , confertissima, incrustans; cupulis turbinatit slon«- 
gato-clavatis villosis eervinis; disco ureeolato albido, 

P. ÁNCHALA Pers., 05f., 1, p. 29 et Syn, Fung., 656.— Fríes, Syst. mye., II, 
106. — P. STiPATA Pers., Jfyc. Bur,^ 1 , 270. — P. rugosa Sowerb., Fung., tab. 369 , 
fig. 3.— P. HoFFMANNi Gorda , le. Fung., III , tab. 6, fig. 96, óptima. 

Las cúpulas de esta Peziza descansan sobre un subiculum 
tumetoso, blanquizco ó rojo, muy^dWgado y que muchas veces 
se ve á penas ; están, por otra '^iií|||k , tan juntas la una á la 
otra, que su orificio baria creer que son los poros del hinienio 
de un poliporo. Son polimorfas , al principio ovoides , después 
se alargan en forma de trompo ó de porrita. Algunas veces tam- 
bién una dilatación de su medio les hace parecer ventrudas. Su 
consistencia es correosa, y su tejido , bastante. delgado, está 
cubierto de numerosas vellosidades de color de orin. El borde 
del orificio es inflejo ó volcado hacia dentro , y el disco es ur- 
ceolado y blanquizco. Las tecas tienen la forma de porrita 
corta y contienen seis esporidias. Estas son muy menudas , 
óvale8K)blongas , continuas y hialinas. 

Esta especie viene en las cortezas de los árboles y no es rara. 

14. Peziza cerina. 



P, s^ástfpitatat kemisphíBricaf furfuraceo^villosa, luteieentí-olivacea: 
disco MmJÜUo lúteo, 

P.CEBIKA Pers., Syn, Fung,^ 651. — Fríes, Sytt. myc, 11,92. - Nees, Syst,^ 
. 283. — Hootag., Fl. J, Fern., n. 27. 

Cúpulas globulosas, turbinadas ó hemisféricas, sésiles ó pro- 
vistas de un pedículo corto , espeso y glabro Cubiertas por 
fuera de una vellosidad amarillenta muy abundante. Su disco , 
* poco aparente en el estado de desecación , se bac^ tal , cuando 



406 FLOAA CHILENA. 

la planta es viviente ó está huniectada , y es de un amarillo de 
cera ó aceitunado. Las tecas son de las mas pequeñas, pues so 
longitud no escede de tres á cuatro centesimos deuiilím.; 
tienen la forma de una porrila y encierran ocho esporidias 
hialinas, continuas, á penas visibles con un aumento de 
cuatrocientos diámetros, tal es su exiguedad. Estas espo- 
ridias ovoides -oblongas, miden tres á cuatro milésimos de 
milim. 

Esta Petiza crece por tropas en maderas muertas. Bertero la halló en la 
isla de Juan Fernandez. También se encuentra en el continente. 

15. JPe^ixa pwneiifowwnÍ9. 

P, sessilis, nivea^ perexigua^ punctiformit^ villosa^ ore connivente. 
P. PuifCTiFORMis Fries , Sytt. myc, II , 105. 

Las cúpulas vienen c» grupos sobre las hojas y los tallos 
anuales. Su forma es la ék.W cono volcado, y su color de un 
blanco de nieve. Todas son vellosas y sésiles. Es tal vez la mas 
pequeña especie conocida, ó á lo menos una de las mas 
exiguas. 

Se halla bastante comunmente en las hojas de los árboles ó en tallos her- 
báceos de las Romasas , etc. 

ZV. HBLOCZO. — HEI.OTZUM. 

Discus semper apertus, primo punctiformis dein dilatatus^ con'^ 
vexus vel concavus, nudus^ excipulo (cúpula) ceraceo libero mar^ 
ginato extus nudo, Asci haud dehiscentes^ hinc nec sporas elastice 
ejicientes, 

Hglotium Fríes, Reform. in Summa Veget, Scandin., para post., p. 354;» 
Pbkiza spec. AucU. 

Ciípiias que tienen la consistencia de la cera, libres, 
marginadas y glabras , y ofrecen un disco ,j(i^pre 
abierto, convexo ó cóncavo, originariamente puntiforme, 
después estendido. Tecas indehiscentes de donde las es- 
poridias no salen por vastagos intermitentes y elásticos 
como en el ¿fenero precedente. 

Este género incloye muchas e$peci^ de íimbos mundos. ^ 



HONGOS. 407 

1. JV^iofltfttt €Btfugéno9Utn. 

H, cBruginosum; cúpula turbinata dein explánala, suhflexuota: diteo 
albicante; stipile brevi. 

H. íeruginosum Fríes, I. c, p. 355. — Peziza jerüginosá, Fl. Dan., tab. 1260, 
fig. 1 el AucU. 

Cúpulas de color de cardenillo , enteramente sésiles y planas 
ó provistas de un pedicelo muy corto, que ensanchándose hacia 
el vértice , les da al fin la forma de un trompo. Disco ó hime- 
nio concolóreo, blanquizco en nuestros ejemplares de Chile, 
tendido y ílexuoso en su borde. Tecas de forma de porrita 
corta, largas de cerca de 0,06 millm., y que encierran ocho 
esporidias lineares, continuas, hialinas, largan de 0,007 milim., 
y de un diámetro tres veces menor; fructificación idéntica- 
mente la misma que la que se encuentra en los ejemplares eu* 
ropeos publicados por mi amigo el reverendo M, J. Berkeley en 
sus Brüish Fungi exsiccati^ n° 281. 

Esta especie vegeta en la madera muerta , que tiñe de su propiD color en 
una grande estension y muy hondamente. 

2. BeMaiiuwn iirMutn. f 

H. hypophyllwn^ erumpens; cúpula subsessili tándem explánala^ 
marginata^ extus glabra, fuscescente; disco pallido tándem livido-fusco; 
atcis sporidiisque prioris, 

H. LiviDUU Montag., Mu.j in Herh, Mut, Parit. 

Cúpulas que rasga^ el epidermis de la hoja y se muestran al 
principio globulosas , como abriéndose por un poro en el vér- 
tice , pero ensanchándose en seguida poco á poco , y hacién- 
dose , al fin de su desarrollo , enteramente ^nas , bien que no 
obstante el borde algo realzado , les dé la apariencia escuteli- 
formo. Son delgadas, lo mas frecuentemente sésiles, prendjubA 
solamente por el centro; pero se encuentran algunas eü la 
misma hoja , y en el mismo grupo , que están provistas de un 
muy corto pediculp. Su faz inferior se pone morena , pero la 
superior ó el disco , que al principio es blanquizco , toma con 
el tiempo un semblante amoratado. Su diámetro varia entre un 
octavo de linea y un poco ma^ de media linea 9 y su consisten- 



tf' 



/|08 FLOBA CHILENA. 

cía es la de la cera. La fructificación es ,-.0C|P'C0rtÍ8Íma diferen- 
cia , la misma que en la especie precedente. 

Esta Peziza crece en las proyincias del sur sobre la faz Inferior de las hojas 
del yExtoxicum punctatum, 

3. J7elof lifttt iiiuban», f 

( AiUf bolánico. — CriptogamU, lám. 8, flg. 6.) 

H> amphigenum, gregarium; cúpula minutula^ planiuseula^ ápice 
stipitis attenuati atrati inflexo ñútante ; disco umbrino. 

H. TiTCBAMS Montag., Hm., in Herb, Mut. Paris. 

Sus cúpulas, esparcidas ó reunidas en tropas, son un poco con- 
formadas como un trompo , en su juventud , y no tienen «nton*- 
ces mas de una vigésima parte de linea de diámetro ; poco á poco 
se ensanchan como un vaso, y toman la misma forma por encima 
como por debajo , y este diámetro adquiere una dimensión tres 
veces mayor. El disco es de un rojo amoratado ó fuliginoso , y 
por lo demás muy delgado. El pedículo es largo de 0,60 milim., 
espeso y negro en la base , en donde su diámetro no tiene me- 
nos de 0,15 milím., y va , en seguida, adelgazándose hacia el 
vértice en donde su tinte está también menos cargado y se 
aproxima al viso de la cúpula ; es reflejo un poco mas arriba de 
la mitad de su longitud , de suerte que la cúpula está pendiente 
y su disco inclinado hacia el suelo. Este pedículo está consti- 
tuido todo entero por fibras longitudinales íntimamente unidas 
entre ellas, las cuales, vistas por el microscopio, ofrecen un 
color aceitunado subido. El himenio está compuesto de tecas 
de forma de porrita y de paráfisas, las unas y las otras largas 
de cerca de 0,07 á 0,08 milim. Las esporidias son continuas, 
oblongns-fusiformes hialinas, largas de 0,01 milim., sobre un 
diámetro tres veoA menor. 

Se observa este lindo honguito en las dos faces de las hojas correosas ; 
^f^ es tan pequeño que se necesita , á lo menos , un lente para percibirlo. 

Etplicaeion de la lámina, 

Lám. 8 , fig. 6. Helotium Hlubant.— 6a Milad de una hoja correosa sobre la cual 
numerosos individuos de esta especie se liallan de grandor natural.~6¿, 66, 66 Tres 
eopiíias desprendidas y aumenladas de cerca veinte y cinco veces, vistas en dife« 
rentes posiciones y en estado de desecación. — 6c Algunas paráfisas filirornaef 
entre las cuales se percibe un teca en forma de porrita , la cual encierra ocho espo- 
ridias.— ñd Tres eaporidías aisladas. Las figuras 9ey 6d están aumentadat seo/i. 



HONGOS. ^ A09 

4. BeMoiiuwn eUwi9%uwn. 

H. gregariunif eonfertuiñy citrinum; cupulis plano-concavis eum <«- 
pite brevi erasso pallidiore obconicis. 

H. ciTRiNDH Fríes, Sum, Veg. Seand. teet. pott., p. 355.— Pezizá citrina, fiatscb, 
Cont.f 2 , fig. 218.— OcTOSPORA CITRINA Hedw., Muse, frond., II , p. 28, tab. 8, f. B. 
— Monlag., FL J. Fern., n. 29. 

Sus cúpulas están reunidas en gran número ; son hemisféri- 
cas ó turbinadas , cóncavas y delgadas , con el borde frecuente- 
mente flexuoso. El pedículo es fnuy corto ó alargado , de un 
viso mas pálido, que, en nuestros ejemplares, pasa también en- 
teramen te al blanco, cuando lo humedecen . Las tecas y las espori- 
dias de estas mismas muestras son casi de mitad mas pequeñas 
que los mismos órganos que se encuentran en los del Peziza citrina 
Pers. de las SCirpes Foge$iac(Jd n» 784 de Mougeot y Nestler. 
Longitud de las tecas, 0,075 milim.; espesor de las tecas y 
longitud de las esporidiasoblongas-fusiformes : 0^005 milim. 

Esta especie está muy esparcida por el globo y es casi cosmopolita; así 
también es muy polimorfa, como sucede con las plantas inferiores que se 
hallan en el mismo caso. Su color es igualmente muy variable, y entre los 
ejemplares mismos de Chile hemos hallado las gradaciones entre el amarillo 
ocráceo y pálido y el amarillo del oro. Crece en las cortezas ó en madera 
muerta, no solo en la isla de Juan Fernandez, sino también en el conti- 
nente , en Valdivia , etc. 

5. J7eloflum Jfurelttai. 

H, majuseulum^ iñfundibuliformey obscure flavum; ttipUe inercusalú 
striato tubineurvo, 

H. fiucciNA Fríes, I. c— PazizA BucciifA Pers., Syn. Fung., p. 659. 

La cúpula es cóncava ^ tendida, amarilla, bastante delgada; 
el pedículo es corto, mas pálido y surcado de numerosas es- 
trías longitudinales , que le hacen parecer como plegado. Toda 
la planta tiene cerca de tres líneas de altura , y la cúpula dos 
líneas de diámetro. Es preciso confesar que la fructificación es 
mucho mas bien la de una Peziza^ aunque las muestras de mi 
herbario, recibidas del mismo Persoon , no me dejen duda al- 
guna sobre la determinación del único ejemplte* de Chile que 
be visto en la colección. Las tecas, circundadas de numero^ei 



410 ^ PLOEA GH1LBNA. 

paráñsas , son cilindricas , largas de 0,028 milim., y de un diá- 
metro de cerca de 0,01 milím. Las esporidias , en número 
de 8, son elípticas, hialinas, continuas , granulosas, con epís- 
poro distante del endósporo; su longitud esde0,02á0,03mi]im., 
sobre un espesor dos ó tres veces menor. 

Ksta especie crece en maderas muertas , cerca de Valdivia , etc. 

6. HeMoiiwwn ieueapwm. t 

H. hypophyllum, erumpens , $parsum, glabrum; cupulúB obeonieO' 
turbinata fulvcB disco planiusculo ¡ stipiíe breviutculo pallido btui sub^ 
bulbosa byssina alba. 

H. LEDCopcs Montag., Jfff., in Herb, Mus. Par. 

El bongo entero tiene menos de una linea de alto. Las cúpu- 
las son algo en forma de trompo y presentan un disco plano, 
poco ó nada marginado , cuyo diámetro no escede un cuarto de 
linea. Las tecas son proporcionadamente muy grandes , en 
forma de porrita, superadas de un apéndice truncado j contie- 
nen de seis á ocho esporidias fusiformes y transparentes , im- 
bricadas en una ó dos ringleras , y en las cualc^s se pueden 
contar basta seis nucléolos ó esporidiolas. 

Esta especie es vecina del Helotiumpallescensy sobretodo del H. nigripes^ 
que viene también sobre las hojas muertas, pero del cual no tengo ejemplar 
auténtico para compararlo. En todo caso , nuestra planta siempre difiriria de 
él por su pedículo , que, lejos de ser negro, está rodeado, al contrario, en 
su base un poco hinchada , de una copa de filamentos bisóides blancos. Se 
halla en la faz inferior de las hojas de la Persea lingue Nees ab Es. 

7. HeMoiiu&n JPer90onii. 

H. sessile^ subtremellosum ^ (jlabrum^ fulvum aut rufulum, junius 
globoso-cavum^ dein applanatum^ centro depresso, 

H. Persootiu Montag., Herb. Mut. Parú.— Peziza adrea Pers., Ohs., i, p. 4i ! — 
P. cnRYSOcoMA Sowerby, non Frief, qum verus Dacrymyces, an Bull. cujus mibi 
fpecimina aulhenlica deOciunt? 

Cúpulas sésiles , gelatinosas, muy delgadas, tendida<^, aunque 
deprimidas en el centro, en edad aduUaycuandolas humectan, de 
borde realzado y flexuoso en estado de desecación ; de un diáme- 
tro que varia ^gfFe un cuarto de linea y una linea. Su color es 
de up aleonado tirando al rojo. El hinnenio está compuesto de nur 



HONGOS. 411 

merosas paráfísas y de tecas cilindricas , que no tienen mas de 
una vigésima-quyita parte de milímetro de largo. Las espori- 
dias son tan difíciles de percibir, que no me atrevo á lison- 
jearme de haber reconocido su verdadera forma. Estoy cierto 
^el nombre de Persoon por la razón de que tengo una muestra 
de él nombrada por di mismo ; pero por falta de un tipo de la 
Peziza chrysocoma de Builiard , no puedo decidir si la primera 
es sinónima de la segunda. El análisis del ejemplar del jK 
chrysocoma de los Sclerom, Suec. me ha mostrado la fructifi- 
cación de un Dacrymyces. 

Nuestra especie crece en maderas muertas confusamente con el Dacty^ 
myces candidus Nob., especie nueva muy notable por sus esporóforas. 

TRIBU \\.— BÜLGARIEAS. 

Reoeptáoalo gelatinoso j tecas qae hacen salida sobre el liSmenio. 

V. BUXiOAaZA. — BULGARIA. 

Beceptaculum orbiculatum ^ marginatum, primo venlricoso-' 
turbinaíum et clausum^ mox apertum et explanatum^ iníus gela- 
tinosum, extus rugosum. Hymenium leve^ persistens, dücoideum^ 
nudunif glabrum, ex ascis amplis paraphysibus ramosis anthe- 
ridiisque (?) compositum, Sporidia quaterna octonavey Simplicia, 
Substantia iremelloso - gelatinosa. 

Bulgaria Fríes , Sytt. myc, II, p. 166. — Trehellje, Pezizje, Ascoboli spec. 
Aaclt. 

Himenóforo 6 receptáculo orbicular, marginado , pri- 
mitivamenle cerrado , después abierto y tendido , no- 
table por su forma de trompo ó ventruda hacia el medio ; 
gelatinoso, tremelóideo por dentro, rugoso por fuera. 
Himenio supero , liso , persistente , discoideo, desnudo, 
compuesto de tecas, de paráfisás y de anteridias? Espo- 
ridias continuas , pardas 4incolóreas , cuatro á ocho en 
cada teca. 

Este género es intermediario entre los Exidia, cuyo receptáculo 
tiene , y las Fezizas , de las cuales lleva la fructifiltoeioD. Sus espe- 
cia crecen en árboles muertos. ¡ 

# 



H3 FLOAA CHILBNA. 

B. turbinata, firma ^ extus rugulosa^ furfuraeea^ ufnbrina¡ disto 
planiusculo nigricante; asds teírasporis^ sporidiis fuscit, 

B. iXQciMAifS Fríes , 1. c, p. 167.-*Peziza nigra Bull., Champ.^ tab. 460, fig. i. 
P. iHQCiNANS Pers., 5yn., p. 631.^ Ascobolcs inquinans Nees, Syti. der Pilx,y 
flg. 29. — Gay, le. piel, ined., n. 69. 

En la juventud de este hongo , el receptáculo está en forma 
de huevo volcado , después ensanchado conoo un trompo y en- 
fin, eslendido como cúpula casi plana. Se perciben algunas 
rugosidades en su faz inferior. Su grueso iguala algunas veces el 
del pulgar. Es de un pardo oscuro por fuera y su disco , entera- 
mente negro y pulv^rulenle , mancha la mano que lo toca. Las 
tecas son de forma de porrita corta , rodeadas de numerosas 
paráñsas, y encerrando cuatro esporidias pardas, continuas , 
rara vez mas. 

Debemos al señor Gay la figura de esta especie , y la del B, sareoidet , 
que no existen en la colección. 

2. BwMgurin eHiMet%9Í9, t 

B» fijueiMUraf cupulcBformis, sessilis^ mox explanata^ margine revo' 
{ufa, subiusvenulosoreticulata, villosulOy supra (an exsiccatione?) 
rimulosa; ascis ociosporis; sporidiis hyalinis ; antheridiit ? granulosis» 

B. CHiLENSis Montag., Mst,, Herb, Uut. Pari$. 

En estado perfecto de desarrollo , esta especie presenta un 
receptáculo bástanle semejante al de la precedente. Ablandada 
en el agua, la substancia que la forma es correosa-lremelóide , 
pero esta es córnea y como cartilaginosa cuando está seca. Su 
superflcie himeneal está también resquebrajada por la deseca- 
ción , al paso que la inferior, estéril , es como reticulada por 
venas salientes, y cubierta , ademas , de un vello pardo bas- 
tante abundante. Las tecas son cilindricas , tienen un tercio de 
milimetro de largo, y encierran en una sola ringlera ocho es- 
poridias elípticas, largas deO^tf ^lim., sobre algo mas de 
0,01 milim. de diámetro. Estas esporidias contienen un núcleus 
granuloso incolóreo, y el epísporo eslá separado del endósporo 
por un espacie ¿astante grande. Las tecas están situadas entre 
paráfísas numerosas de la mayor tenuidad , y tan Ikrffm cope 



HCOHKlft»' 415 

ellas. A su lado se observan ademas otros órganos que tienen 
poco mas ó menos la misma conformación , pero cuya cavidad 
encierra cuerpos granulosos de granulillos cúbicos seriados , 
semejantes ó análogos á los que Corda halló y figuró en su 
análisis del Geoglossum hirsutum, y que él consideraba como 
anteridias. 

Este hongo crece en las cortezas cerca de ValdiYia , etc. No habiéndolo se- 
guido en su mórfosis, no puedo decir las diversas formas que toma en sus 
diferentes edades. He indicado ya su mucha semejanza con el B. inquinans , 
semejanza tan grande, que sin un examen analítico, nadie dejaría de creer 
en su identidad y por consiguiente de confundirlos. En todo caso , los ca- 
racteres microscópicos muestran diferencias demasiado esenciales para que 
estos dos hongos puedan pertenecer á un solo y mismo tipo. También se le 
podria confundir, tal vez, con el J5. nigrita Fries {EL Fung,^ II, p. 16), 
si el autor no advirtiese que el himenio de este último es idéntico al del 
B. inquinans. 

B. caspitosay polymorpha , firmula , incarnato-rubra vinosaque, extui 
siibvenosay disco excavaio, 

B. SARCOiDEs Fries, 1. c, p. 168. — Peziza SARCoiDSsPers. — Hilvilla BoU.— 
PszizA TRBMELLOiDES Bull., Champ.f tab. 410, f. 1. — Gay, Ic. piet. ined.,n, 70. 

Las cúpulas, de un rojo encarnado, tienen basta seis líneas de 
diámetro, y están marcadas de venas por debajo. En nuestras 
muestras de Europa, el himenio está compuesto de tecas cilindri- 
cas, alargadas y que encierran ocho esporidias en forma de lan- 
zadera , hialinas , cuyo nucleus es , de ordinario , continuo. 
Hay algunas en las cuales este mismo nucleus está dividido en 
cuatro esporidiolos. Las esporidias tienen una longitud de 
0,02 milim., sobre un diámetro (ll^alro veces menor. 

Esta especie es efectivamente muy polimorfa y varia mucho sobretodo en 
grandor. Los individuos figurados por el señor Gay, pues falta en naturaleza 
en la colección , tienen la forma de una Peziza de figura de trompo y como 
pedicelada. Evítese cuidadosamente el confundir este Discomicete con el 
Tremella sarcoides , que toma algunas veces el mismo falso semblante. 
Siempre se les distinguirá fácilmente por la fructificación , que es endóspora 
en el Bulgaria y exóspora en el Tremella. Como sus congéneros , nuestra 
especia se complace encima de las cortezas ó de las ramas de árboleí 
¿m^rtAs. 



TI. AHOOBOSiO. — ÁÉCOBO&U8. 

jReceptaculum orbiculatum submarginatum, disco patelldeformi, 
Hymenium discoideum^ persistens. Asci ampli, cylindrici aut 
clavad^ demum elastice prosilientes. Sporidia heterogénea , cotí' 
iinua, atra. Paraphyses simplices « evanescentes Fríes. » 

AscoBOLUS Pers., Syn. Fung., p. 676. — Fries , Sytt, myc, II, p. 161. — Link. — 
Nees ab Esenb. — Peuim spec. AucU. Teter. 

Receptáculo orbicular, marginado, notable por su 
disco patelario. Himenio compuesto de paráfisas sim- 
ples , entre las cuales se ven tecas muy voluminosas que 
acaban haciendo salida sobre el disco y manchándolo 
con puntos negros. Esporidias heterogéneas , continuas, 
de un pardo negruzco. La cúpula es sésil ó pédiceleada, 
algunas veces conoide , otras veces plana. 

Este género encierra hongos que crecen por tropas en el estiércol 
de aniíDfties herbívoros. Son pequeños , blandos y se desarrollan 
después de las lluvias en todas las estaciones » pero sobretodo en 
otoño. 

1. AscoboiiM9 fwtrfumceu9. 

A. gregarius, tessilis^ subconcavus^ fuscus aut virescens^ extus fur- 
furaceus. 

A. FURFURACED8 Pers., Obt., I, p. 33, tab. 4, fig. 3-6. >- Fríes, SysL myc, U, 
p. i63.~ P£zizA STERCORARiA fiull., Champ., p. 256, tab. 376 et 438, fig. 4. 

Las cúpulas están reunidas por grupos mas ó menos aproxi- 
mados, ó aun también confluentes; sésiles, ahondados en forma 
de platillo 5 de un pardo negruzco por encima , blanquizcos y 
como harinosos por debajo; del diámetro de una linea y mas. 
Las tecas son largas , cilindráceas , rodeadas de numerosas pa- 
ráfisas, y encierran , cada una , ocho esporidias pardas , que , 
como todas las de la misma naturaleza, se hacen frágiles en la 
madurez. 

£riste en la colección del Museo , mezclada , en el mismo estiércol , con 
el Peziza stercorea. Nuestras muestras de Valdivia y de Santiago son con- 
formes á la segunda figura citada de Bulliard. 



HONGOS. Iii5 

vzi. ÑzPTBíLA. ~ MinimA. 

Beceptaculum tremellosum , hemisphcericum , suhconcavum , 
intus floccis (sporophoris) compositum. 

NiPTERA Fríes, 5um. Veg. Scandin, sed. potL^ p. 359.— Peziz^ spec. Auctt. 

Receptáculo gelatinoso , tremelóide , hemisférico , 
algo ahondado en forma de cúpula en el centro , y com- 
puesto de esporóforas ó de copos terminados por es- 
poras. 

Tenemos aquí un diminutivo del género Bulgaria, del cual diGere 
principalmente por fibras enderezadas, simples ó ramosas, religadas 
por mucílago y haciendo oOcio de esporóforas. Este género, que no 
DOS parece suGcíenlemente caracterizado , y que no sabríamos como 
distinguir del Catinula Lev., se desarrolla en las ramas muertas de 
los árboles. En Chile , no está representado mas que por la especie 
siguiente, de la cual damos una Ogura analítica. Su nombre es 
sacado de vixcr^po;^ que eo griego quiere decir un vaso para lavarse 
las manos. 

1. IVipiera ro9ea, t 

(Atlas botánico. — Criptogamia , lám. lo, fig. 7.) 

iV^. cúpula rosella, varice formis, turbinata áut obovata, supra plano^ 
eoncavay submarginata^ margine tenui vel crassiusculo» 

N. ROSEA Montag., Bft., Herí, Müt. Parii. 

Cúpulas que salen de las hendijas de la nsadera y dispuestas 
por series longitudinales ; son sésiles , bastante variables de 
forma y de grandor, y , salvo el modo de fruclificacion , que es 
muy diferente, podrian ser fácilmente atribuidas como forma 
al Bulgaria sarcoides. En efecto , el himeniQ^» está aquí com- 
puesto de fibras enderezadas, ramosas, de famo^fasciculados , 
las cuales hacen oficio de esporóforas. Las ei^oras, que ocupan 
su vértice , son ovoides y sumamente pequeñas. 

Este hongo fué descubierto en Valdivia , eii^onde crece en las ramas 
muertas despojadas de corteza. 

Etplicacion de la lámina. 

LÁM. 10, fig. 7. Niptera rotea, — la Cañuto que contiene en sus hendeduras cú' 
pulas de lamañonatural. — 76 Una cúpula aumentada ocho veces y vista de eos- 



/|16 FLORA CHILENA. 

udo.— le Otra Yifta de faz y del mifino aamento. •— id Varios filamentos ramofoi 
que lleTan las esyoraf en el ápice, aamentadof 380 veces , lo mismo que los poros 
aislados y libres sefialados en el u, 

TRIBU \IL — DERMATE0S. 

Aeoeptáoulo suberoso i tecas ▼aríables. 
VJOZ. TUBEaCUI.AaZA —TUBSaCUIíAaZA. 

Beeeptaculum innatum^ capitatum, e paraphysibus sporisque 
seriatis stipatum. Discus convexusy induratus^ floccosus^ sporis 
inspersis , vel pulveraceo-fatiscens. 

Tdbercclariá Tode. — Link. — Fries. — Nees , etc. •* Teemellje spec. Linn. — 
SPBi£aii£ spec. Bolt. 

Receptáculo innato , que sale de la corteza bajo la 
forma de una cabecita de clavo colorado y redondeado, 
y compuesto de paráfisas aglomeradas entre las cuales 
se ven esporas dispuestas por series moniliformes. 
Disco convexo , colore9.do de rojo y rara vez de pardo. 

Estos hongos son muy pequeños y se crian sobre los troncos. Por 
DO apartarnos del plan que hemos adoptado , los dejamos en esta 
tribu , bien que no le corresponden. 

1. !Fif6errffflat*la rtfl^arl». 

T, erumpens^ strato sporarum rubro^ margine nudo. 
T. vuLGARis Tode.— Pers. — Fries , Sytt. myc, III , p. 464. 
Var. aurantio- flava Montag., Mss.^ Uerb. Mus. Parts. 

Nuestra varieálff^lo mismo que el tipo, rompe la corteza de 
las ramas p#<[ué^ para mostrarse afuera. Es ensanchada 
como un vaso , '«i principio, en su base, después cilindrácea 
y troncada en el vértice. Las esporas son oblongas , hialinas y 
largas de un centésima» de milímetro. Su color es de un ama- 
rillo anaranjado , carácter muy secundario , que solo puede ha- 
cerla distinguir del tipo al cual la atribuyo. 

Muy común sobre los árboles muertos. 



•i* 



'-'S^ 



HONGOS. 417 

T. «nimpenf, tmmar^tnota, depressa, demum convexa^ nigra; jporif 
magnis ovatO'globosis, 

T. DEPRESSA Lev., Champ. Mut, Parit., n. 37i. 

En SU juventud , su superficie es deprimida , pero con el 
ticnipo , se pone convexa. El clinodo se compone de largos 
filamentos ramosos , que soportan en su estremidad una espora 
casi esférica. 

Esta especie, que yo no he visto, pero que está establecida por el sei^or 
Léveillé , crece en las ramas muertas caídas , cerca de Valdivia , y se parece , 
dice el autor, al Tubercularia nigricans. 



Beceptaeulum obsoletum. Diseus immersugy excipulo annulari 
subero-friabili heterogéneo discreto substellatim dehiscente cinctuSf 
primo ascigerus f dein in globulum gelatinoso -ceraceum floccosum 
e sporidiis numerosissimis bacillaribus multiseptatis factum coa- 
gulatus , deciduus, 

ScHHiTzoHU Friei , Sum, Veg, Seandin, pan pott.f p. 363. — SriCTif Pera, pro 
parte. 

Receptáculo poco aparente y reducido á un excipulum 
anular, friable , heterogéneo , separable, que rodea á un 
disco inmergido en la corteza ó la madera , y se abre 
por el vértice en lacíneas radiadas ó por rasgones irre- 
gulares. Disco caduco, formado por una aglomeración 
esférica de esporidias en forma de varillas multiseptea- 
das , primitivamente contenidas en tecas delitescentes^ 

Chile ofrece la especie siguiente de este género. 

1. Sehwniixotnia w^aétiaia. 

S. immersa^ orbieularis^ limbo niveo suhlacero pulverulento. 

S. RADiATÁ Frief , 1. o.— Stíctis Pen.— Psziza íecidioides Nees, SffsL áer Pilx,^ 
flg. 263(ndn294). / 

Las cúpulas reducidas á una suerte de anillo rasgado en el 

VIL BoTAmcA. 27 



&i8 FLOKA CHILENA. 

vértice y ciigfQi^ f^j^pnea se vuelcan en forma de estrella, estáo 
esparcidali por 1& tallos de las yerbas grandes y por las ramas 
de los árboles. No se les ve mas que el orificio, que es como 
harinoso. Para percibir el disco ó el núcleusdel fruto, es preciso 
dar un corle vertical que pasa por su eje. Entonces este disco 
aparece como un globulillo ó un cono truncado. Las tecas no 
existen en él sino es en sus tiernos años; con el tiempo, no se 
le encuentra mas que una masa de la consistencia de la cera , 
enteramente formada por esporidias lineares ó en forma de va- 
rillas largas de un décimo de milímetro , y sumamente delga- 
das. Son hialinas y están divididas tranversalmente por tabi- 
ques , en una multitud de esporidiolas truncadas en los dos 
cabos y que se separan en la madurez. 

Este honguillo es tan común en Chile como en Europa ; forma sobre las 
plantas 6 los palos manchas blanquiscas que no tienen dos lineas de diá- 
metro. 

TRIBU IV. — PATELARUCEOS. 

Heceptáoulo correoso , orbicular y que se abre ciroalannente. 
Z« CSNASTGZO. — OXHrANGIUM. 

Receptaeulum coriaceum, primitus clausum demum apertum^ 
marginaium, epidérmide discolori. Jlymenium persisiens, ex ascis 
paraphysibus immtxtis constans, Sporidia varia. 

Cenangium Fríes, Sytl. mye.f II, p. 177. — Peziz^ , Sphíeri^ et Htsterii spec. 
Áoctt. 

Excipulum {cúpula) correoso, al principio cerrado, 
después abierto , provisto de un borde y entapizado por 
un himenio discolor, delgado , urceolado , ascígero y 
persistente. 

Hongos que crecen sobre las cortezas de los árboles, cuyo epider- 
mis rompen para mostrarse afuera. Cúpulas solitarias ó aglomeradas, 
sésiles ó pedículeadas , formadas de dos capas, la una eslerior, 
correosa, la otra interior, grumelosa. 

Este género difíere de las Pezizas por su cúpula correosa y hecha 
de dos sustancias diferentes, como asi también por su modo de des- 
arrollo. 



HONGOS. Iii9 

1. CemmmgéU9n pmMvmrmmemwn. 

C. gregarium, nigrieanSj junius floceoso-pulveraceum cinermim, cum 
stipiíe turbinatum; cúpula subglohosa» 

C. FULTERACBÜM FfíeS, 1. 6., p. 187.— PeZÍZA FÜLTERAGBA Alb. Ct SchWZ., Coñtp., 
p. 842,Ub.Yl]l,ilg. 2. 

Las cúpulas son pediceladas, altas de una linea á lo mas; 
redondeadas y negruzcas en la vejez, es decir, cuando los copos 
pulverulentos del velum de la edad tierna ban caido ; cenicien- 
tas cuando estos existen aun. El pedículo es proporcionadamente 
bastante grueso ^ algunas veces es ramoso y soporta dos á tres 
cúpulas que entonces están como fasciculadas. Estas están cer- 
radas por la sequedad, y se abren bajo el influjo de la humedad. 
Las tecas son cilindráceas , muy pequeñas , largas á todo mas 
de 0,045 milim., y encierran ocbo esporidias hialinas, conti- 
nuas, que tienen cerca de 0,0035 milim. de largo sobre un diá- 
metro dos veces menor. 

Esta especie, que, en Europa, crece casi esdusivamente en los Abedules, 
se halla también en Valdivia. 

ZZ. FATBI.AaiA. — VATS&&A&ZA. 

Receptaculum coriaceo-corneum , nudum^ airum^ primitus 
apertum; disco punctiformi sensim dilatato ascigero. Jsci per-- 
sistemes paraphysibus mixti. Sporiéié fusiformia septata hete^ 
rogenea. 

Patellaria Fríes, Sytt, myc, II , p. 138, etSum, Veg, Seandinavio , part pott, 
p. 866.^BeilL— > Gorda.— De Notarís aliique. 

Cúpulas correosas y córneas , ordinariamente negras, 
nudas , es decir, glabras , escuteliformes. Disco conco- 
lóreo ó discolóreo. Himenio formado por tecas y pará- 
fisas persistentes. Esporidias fusiformes, entabicadas 
transversalmente y heterogéneas. 

Las especies de este género solo crecen sobre maderas viejas ; sa 
cúpula, primilivamente abierta , se dilata insensiblemente. La pre- 
sencia de un tallo las baria parecer Leddeas. Las dos siguientes 
le TmWen á hallar en Europa ; pero la tercera es propia da^Ghile, 



420 FLORA CttlLBNA. 

P> gregaria, iuberumpens ^ iubeoriaeea, patelhBformis^ iessilis^ exíus 
umbrinO' fusca; hymenio eeraceo, eerino-luteseente, 

P. DiscoLOR Montag. et Friet , «n Ann. Se. nat., mai 1836 , p. 290. — Berk. — 
Detmai. — Pbziza cinbria Montag., FL J. F^fn,, ii'> 30, non Batsch. — Gay, ieon, 
piet. ined.f n. 55. 

Esta especie sale de las hendijas del epidermis y se muestra 
afuera bajo la forma de cúpulas pardai» y algo convexas por de- 
bajo; sésiles, esparcidas ó confluentes; tienen á penas una 
lioea de diftmetro y su borde realzado es bicolor. Su disco, le- 
vemente ahondado y plano, es de un amarillo de cera y pálido. 
Las tecas, en forma de porrita , contienen ocho esporidias fu- 
siformes y hialinas, que están divididas transversal mente por 
tres , después por cinco tabiques , lo cual os como decir que se 
le ven cuatro ó seis nlicléolos (sporidia tetra-hexablasta Fw.). 

Crece en Valdivia, etc., sobre las cortezas de los ramos. 

2. JPafef lar la puMia. 

P» gregaria; cúpula coriácea^ sessilis, glabra, applanata, dein eon^ 
vexa^ olivcuieO'atra ; disco gelatinoso^ pruinoto-pulverulento. 

P. POLLA Fríes, Sytí, myc, II, p. i6o. ~ Montag., FL J. Fernandez, n. 3i. 

Las cúpulas son gelatinosas, á lo menos en su faz superior, 
como en ciertos Exidia$. §pu, un poco deprimidas en forma de 
escudilla, en su juventud , pero muy pronto se hacen planas y 
aun también convexas. Su diámetro es de una á cuatro lineas, 
y su color negruzco tirando un poco al verde aceitunado, 
cuando se mojan; su borde es algunas veces ondeado. Las 
tecas están conformadas como porritas muy alargadas; son 
largas de 0,14 milim., y encierran siete á ocho esporidias hia- 
linas, fusiformes, de tres tabiques transversales. 

Hallada en Juan Fernandez por Bertero, después en Concepción, Chlloe,etc.; 
Tiene en grupo sobre las maderas viejas desnudas de corteza. . 

(Atlaf botánico. ^ Criptogamia , lám. S, flg. 7.) 
P»a§gr9gata^ tubereulariaformis^ atra^ süpitata; cúpula coriácea, 



■* 



HONGOS. 421 

sicca margínala, madida convexa, papUlosa; stipitB brevisiimo erasMo; 
sporidiis anomalis, 

P. RHizoGENA MonUg., Mu,, Herb. Muí, Parit. 

£1 receptáculo , provisto de un pediculo corto y espeso , que 
le da alguna semejanza á una tubercularia , es redondeado, 
correoso , bastante espeso , de un negro caído , con borde un 
poco saliente en los individuos secos, borde que desaparece 
con la humedad. Entonces , haciéndose convexo el disco , toda 
la planta recuerda la forma de ciertos Boletas vistos en minia- 
tura. Este disco está compuesto de numerosas paráfisas y de 
tecas de forma de porrita, de tez un poco parda las unas y 
las otras. Estas encierran ocho esporidias elípticas de dos nu- 
cléolos , que me han parecido dividirse , con el tiempo , en 
otros dos. 

No he visto mas que tres indivlMÑ de este hongo singular que tiene á lo 
mas tres cuartos de linea de alto, comprendido el pedículo. Su cúpula varia , 
según la edad , entre un tercio de línea y cerca de una linea de diámetro. 
Sale sobre las raices cabelludas de una planta. 

BtpHcacion de la lámina, 

LÁM. 8 , fig. 7. Patellaria rhixogena, — la Filamentos radicelaríos de una planta 
fanerógama sobre la cual se ven dos receptáculos de diferente edad y de grandor 
natural. — ib Los mismos dos receptáculos aumentados ocho veces. — ic Porción 
del himenio ó disco, compuesta de cinco paráfisas puntuadas, Te', y de una teca 76". 
— En Id se ven tres esporidias entabicadas y aisladas, aumentadas, como la pre« 
cedente figura , de cerca cuatrocientas veces. 

TRIBU V. — FACIDIACEOS. 

Periteeíof (reoeptáoulot) regulares ó ditf ormet , qae ae abreii j« 
por hendidarai determinadoa , ya de an modo'irregiilar. 



ZII. HX8TEBXO. — BTSTEaZirit, r 

PeHthedum innatumy erumpens aut superficiales simplex, 
memhranaceum^ corneum carbonaceumve , ovale aut elongatum^ 
rima longiíudinali dehiscens^ laMis approximatis vel plus minus 
discreiiSs núcleo lineari ceraceo persistente, Sporidia ascis recepta^ 
continua vel septata imo cellulosa (Sp, muralia Fw.). 

Hysteridh Tode. — Fries. ^ Duby . ^ Endl., ele. '. 

Perítecios innatos ó superficiales» simples, membra- 



'-Í 



^ 



&Sá FLORA CHILENA. 

nosos 6 carbonáceos , con la mayor frecuencia oblongos 
ó alargados y lineares, abriéndose en dos labios (coni- 
ventes ó apartados) por unahendija longitudinal. Nucleus 
compuesto de parausas y de tecas de forma de porrita. 
Esporidias variables. 

Estas plantas no parecen ser comunes en Chile , paesto qae las 
coleccionen reunidas de Bertero y del señor Gay no nos han ofrecida 
de ellas mas qae una sola especie. 

H, innatum^t sparsum, eWpticum, obtusum^ tumidulum, l<Bve^ ntidum, 
nigrum, rima longitudinali depresta. 

H. FOLiicOLUM Fríes, Sytl. myc, II, p. 592. 

Peritecíos óvalos-oblongos j'ilR^ros , marcados de un sulco 
longitudinal , formado por el aproxímamiento de dos labios por 
los cuales tiene lugar la dehiscencia. Hay algunas veces muchos 
de ellos que confluyen en series lineares. Su longitud media es 
de un cuarto de linea, y se parecen bastante bien á un grano 
de café. Las tecas son de forma de porrita y encierran ocho 
esporidias filiformes, largas de 0,04 milim., y entabicadas 
Iransversalmente. 

Esta especie crece en las dos faces de las hojas, y principalmrate, en 
Chile , en las que son coriáceas. 

ZZZI. PIXJBZO. — PZZ.ZDXnM. 

Perithecittm iimph^i^ innatum^ eonvewo'hemisphcmcufnf suhtut 
scutelliforme , initft) integrum , tándem rimis pluribus a centro 
ruptum, SffartB continu(B , fusiformes , e fundo eupulw erectcB , 
sporophoris fullee et in stratum discoideum airum aut fuscam 
conglutinatCB. 

PiLiDicM Kanze, Mycol. HefL, II, p. 92. — Fríes, El. Fung.^ II, p. i36, dein 
Phacidii spec. Summa Veget. Scandin. — DR. et Montag., FL Alg.^ I , p. 597. 

Peritecio simple , convexo-hemisférico , que se desar- 
rolla debajo del epidermis, al principio entero, abrién- 
dose , después , irreguIarsMBte dd eentro ár lA di^i&uiife-' 



I 



■i 



HONGOS. Ü2S 

renda en muchas ladkiias triangulares. Entonces se ve 
^ un disco escuteliformé, que resulta de la aglomeración de 
las esporas. Estas las llevan filamentos cortos que parten 
de un placenta basilario {CUnode Lev.). 

El género Pílidío es un Facidío sin tecas. Las especies, poco na- 
merosas, ^íven en Europa, en África y en América, siempre en las 
hojas y en las zonas templadas. 

1. J^lfldfltfm itttrrfiMtfm. 

P, perithedis amphigenis^ sparsis, orbicularibus, pezixoide<heollaben- 
tibui, badiis, tándem epidermide radiatim recepta revolutaque nudis; 
jpom innumeris minutis futiformibus eurvulis, 

P. MTRTnicif DR. et Monlag., FL Alg.^l^ p. 598, tab. 26, flg. 8. 

Las pústulas que forma esta especie en la superficie de las 
hojas, son pardas, orbiculares, lucientes , algunas veces ir- 
regulares por confluencia. Son convexas al principio , deprimi- 
das después y, enfin , cscuteliformes. La dehiscencia tiene lugar 
l^muchas hendijas que se estienden , ó, por mejor decir, que 
irradian del centro á la periferia. El fondo del peritecio ó el 
disco es negro y formado por numerosas esporas que soportan 
básidas nacidas de un placenta basilario. Estas esporas son fu- 
siformes ó lineares, un poco encorvadas y largas de 0,02 milim. 

En Chile, esta especie se desarrolla, sobretodo, en la faz superior de las 
hojas de una roirtácea, y es idéntica á la de los ejemplares argdinos. 

XZV. QUSIX.ABZA. — OHSI&AAZA. 

Perithecia minutissima^ e globoso-oblonga aut subdeformia^ 
rima dehiscentia. Nucleus gelátinosus^ albus. Sporce simpliceSj 
varice^ hyalince. 

Cheilaria Lib., CrypU Arden, Ext., I.— Desmaz.— Lev.— Septoriíe spec. Fríe% 
Swn. Yeg, Scandin. 

Peritecios muy pequeños, redondos ú oblongos, que 
labren por una hendija longitudinal. Nucleus gelatinoso, 
blanquizco , conteniendo esporas de forma bastante va- 
riable , pero nunca encerradas en tecas. 



■ •^ ■> 






iÍ2& FLOEA CHILENA»,. 



Este género es al Septoria lo que j^MPIlMl^''^ ^^ ^^ Leptos- 
trama. £1 modo de deblscencia lo hace «Dl^^erencíar del Septo^ 
fia , al cual pretende Fríes atribuirlo. El género Aulacographa 
(jáylographa Lib. male) , que se abre de la misma manera , se dis- 
tingue de él al pronto por la presencia de las tecas. 

1. CheiMmria puiiearis. f 

(Atlaft botánico.— Griptogamia, lám. 8, fig. 0.) 

C atnphigena; peritheciis minimis^ punetiformi-oblongis, 0iris, rima 
hiantibutt inhu albis; sporis linearihus tUrinque cicutis. 

C. POLiciais Montag., Mu,, Berb, Muí. Paris, 

Esta especie es infinitamente pequeña y no puede perci* 
birse bien sin un lente. Con este auxiliar se ve en la una y otra 
faz de la hoja una grande cantidad de puntos negros, cuyo vér- 
tice hendido deja entrever un nucleus blanco. Como sucede en 
los flysierium y en las Opegrafas , y por los mismos motivos , 
algunos peritecios se abren en tres válvulas. Las esporas son 
de forma de agujas, largas de un quinquagésimo delinea, 
rectas y encorvadas , hialinas , sumamente delgadas y agi|dbp 
en los dos cabos. 

Vecina del Cheilaria Arhuti ^ difiere de este por sus esporas, que son 
ovoides en la especie de Europa. Crece en Chile sobre las hojas de la Lapa^ 
geria, Embothriumf etc. 

Etplicaeion de la lámina. 

LÁM. 8, fig 9. Cheilaria pulicarit.^ 9a Porción de hoja de Smbofryutn cubierta 
de este parásita , yista de grandor natural. — 96 Un receptáculo elíptico , ó regular 
con su hendidura longitudinal , aumentado cincuenta Teces. — 9c Otro receptáculo 
triangular visto con el mismo aumento. — 9d Tres esporas aisladas , aumenta- 
das 380/1. 

^ TRIBU VI. — ESTICTEOS. 

Beoeptáoalo obliterado ó nulo. 
'^ ZV. PAOPOX.IS. ~ PAOPOU8. 

üecepíaculum obsoletum aut omnino defidens. Discus difformU^ 
immersus^ ceraceus, planus , margine accessorio dncius^demfm 
fatiscens. Mci clavati^ amplL Sporidia bacilliformia. 

pROPOLis Fríes , Syit, myc. II, p. 192 et Sum. Veg. Seand. partpo$Ur,t P- 372.— 
Corda , le. Pung., II, tah. XV, fig. 133.— Stictidis spec. Auott. 



HONGOS. ^ ¿25 

Cúpula obliterada 6 nula. Disco inmergido , plano , 
disforme , circundado de un borde accesorio , de la 
consistencia de la cera , y formado de tecas muy amplias 
en las cuales están contenidas esporidias de forma de 
varetas. 

EstQ género crece en las maderas viejas y en hojas mnertas. A este 
se deben atribuir en lo sacesivo los Stictis PsychotricB Montag., 
S. Olew y Fanizzei DNlrs., y el Sphwria Craterium DC, que 
pertenecen á la segunda sección. 

(Atlas botánico. ^Críptogamia, lám. 8, fig. 8.) 

P. hypophylla^ sparsaaut gregaria f disco innato erumpente tumidulo 
giauco'pruinoso epidermidem stellatim ruptam discutiente ; laciniis re- 
volutis subquaternis obtusis incequalibuSs 

P. QCADRiFiDÁ Montag., Hit»'- Stictis qdadrifidá Lev., Ann, Scnat,^ avril 1846, 
p. 255. 

Este honguillo se desarrolla debajo del epidermis de la faz 
inferior de las hojas. El disco es orbicular, ancho de un buen 
tercio, poco mas ó menos, de linea, plano, de un glauco 
cenizo y como pulverulento. Para abrirse paso y mostrarse, le- 
vanta y hiende el epidermis en cuatro ó cinco lacinias obtusas 
que se reflejan hacía atrás. Está compuesto de paráQsas y de 
tecas de forma de porrita alargada , que encierran ocho espori- 
dias lineares, filiformes, hialinas, largas de 0,02 milim.,y 
llevan de cinco á siete tabiques transversales. 

El P. quadrifida crece sobre hojas coriáceas, y se le distinguirá del 
P, PsychotricB por el color de su disco , que es de un negro caido en este. 

Etplieaeion de la lámina, 

LÁM. 8 . fig. 8. PropoUi quadrifida, — 8a Mitad de hojas en la faz inferior, de U 
cual viven como parásitas los individuos de este Ditcomicete, — 86, bb Dos discos 
aislados , rodeados de tres ¿ cinco lacinias reflejas (con mas frecuencia cuatro) 
que resultan del rasgón y del alzamiento del epidermis, y vistos con un aumento 
de cerca de diez veces-^l^iámetro.— En 8c se ven tres paráfisas, i&, y una teca nf', 
aumentadas 380/1. -^ S^^Tres esporidias aisladas, vistascon el mismo aumento. 



kÜñ FLOiU GEULBNA« 

sn. zuioaaJjPA. -- mrñmnuLwmA 

líeeeptaculum ohliteralum. Discus subtinearis, primitus aper- 
tu$^ eeraceo-moHis , siecus corneus, excipulo annulari nigro 
marginatui, A$ci fixi persistentes, Sporidia varia. 

Xtlograpda Fríes , Sytí. myc, 11 , p. 107. 

Disco linear, rara vez puntiforme ó elíptico , que sale 
de las hendijas de la madera ; de consistencia córnea en 
estado seco , tremelóide cuando húmedo. Tecas cilindrá- 
ceas ó claviformes, persistentes. Esporidias bastante 
variables en cuanto éi, la forma. 

Las especies de este género no se desarrollan tino es en madera 
mnerla desnuda de corteza , y, con la mayor frecuencia , en el qae 
ha blanqueado de ^ejez. La que voy é describir es coman en Earopa, 

en donde se encuenlra con las mismas condiciones. 

é 

1. XyMogsrlwpha aHeiieu, 

X immersa^ puneíiformis , oblonga^ nigra; disco Umtissimoy hu^ 
mectato fuscescente; aséis linearibus sporidia globosa uniseriata fo^ 
ventibus, 

. X. STiCTicá Fries, Sum. Veg. Scand., 1. c, p. 372. — Stictis Ejusd., Syit. myc, 
I. c. 

Estos son puntitos negros poco aparentes que no se pueden 
ver sino es con un buen lente en madera privada de corteza 
después de mucho tiempo. Estos puntos se hacen oblongos, 
pero permanecen muy estrechos. Son formados por el hime- 
nio, que, en esta especie, está compuesto de lecas lineares, 
muy delicadas y cortas, en las cuales están dispuestas, en una 
aola ringlera, esporidias globulosas sumamente pequeñas. 
Estas tecas son persistentes. 

FAMILIA m. pmc:i\OMIGETES. 

En esta familia , el receptáculo , derrado ú ostio- 
lado , toma el fl^mbre de peritecio , del empleo que 
llena rodeando al nucleus ó á las tecas. Los perite- 




HONGOS. " 427 

cios son membranosos , carnudos , córneos 6 carbo- 
náceos , con la Boayor frecuencia negros , rara vejs 
de color claro ; solitarios ó agregados , y aun tam- 
bién , algunas veces, reunidos en un estroma común. 
Son ademas muy variables en cuanto á la forma , 
que puede ser, según loa casos, cilindrica, ovoide, 
cupuliforme, mas ordinariamente globulosa ; enteros 
dimidiados , abriéndose tan pronto por un ostiolo 
asó menos alargado, tan pronto por un simple poro, 
an pronto enfin como una jabonera , y compues- 
tos ya de celdillas poliedras reunidas en una mem- 
brana más ó menos espesa , ya , lo que es mas raro, 
de fibras paralelamente aproximadas. El estroma, 
cuando existe , es sumamente variable en su natura- 
leza y en las formas de que se reviste. Así es aquí 
vertical (fruticuloso) , simple ó ramoso , ovoide ó de 
forma de porrita ; allá horizontal , pMno t cohvexo , 
hemisférico , casi globuloso, pezizóidÉ, leñoso, su- 
beroso, fibroso 6 celuloso-carnudo, 6 aun también 
coposo , como bisaceado. El nucleus es con la mayor 
frecuehcia muallaginóso , ansioso de agua (bibulus) , 
compuesto ya Ób tecas persistentes ó difluentes {de^ 
liquescentes) y que encierran esporidias; yá de esporas 
desnudas sésiles ó llevadas por esporóforas. Las tecas 
son cilindricas, piriformes ó en forma de porrita, 
hialinas, enderezadas del fondo de la celdilla con 
paráfisas ó sin ellas ; nacen algunas veces de una 
columela céntralo se dirigen de las paredes al centro. 
Las esporidias son hialiias ú opacas , dispuestas en 
las tecas en una 6 dos ringleras , algunas veces sin 
orden alguno. Las esporas son continúas ^mples) 6 
en ap9rienci^ tatHCücfes (mono-, ó pleio¿iFeoiea6) , 



/t28 FLOfiA CHILENA. 

hialinas ó coloradas de pardo, llevadas primitiva- 
mente por esporóforas, y desechadtis con frecuencia, 
en la madurez, con el mucilago, bajo la forma de 
un zarcillo ó de un glóbulo. 






Ptrenomtcktbs Fríes, Moniag. — Ascomtcetbs spHjtaiACBi Berk. — Mteloht- 
CETE8 Corda pro parte.— Thécasporís bndotbéqoes Lér.— Htpoxtla DC^Cfr.— 
DR. et Moniag., Fl, Alg.^ 1, p. 443-446 , obsenr. 

Esla familia, la mas numerosa de la clase de los bongos, y vero- 
símilmente de todo el reino vegetal , presenta un porte díslÍDt0 
que depende de su organización. Se compone de bong<ÍL 
anuales ó vivaces , rara vez terrestres ó entomogéneos , con la 
mayor frecuencia, al contrario epífitos, xilo-fleo-caulo-filo- 
géneos, esparcidos por toda la superficie del globo, pero cuyo 
centro está en las regiones temperadas de los dos hemisferios. 

A. AscOFOROS. Esporidias encerradas cu tecas. 
TRIBU 1. -^ ESFERUCEjÍS. 

Voríteeio globalaeo , oerrado , of tíolado , oftiolo papiliforme. Is- 
porídiaa varíadaí , prímitívamente encerradas en lai tecas. Bttroma 
variable 6 nalo. 

El género Sphcsria Hall, habiendo sido ya desmembrado muchas veces, y 
no siendo los que han resultado de este desmembramiento aun generalmente 
admitidos, yo mismo no adoptaré aquí mas que aquellos acerca de cuyo 
valor hay bastante acuerdo. Me serviré de los otros como de nombres de 
secciones , para reemplazar las antiguas secciones de Fries , en la esposicion 
de las especies del género Sphosria conservado. 

X. yn«ARTA. — XTXiAniA. 

Stroma verticale^ clavatum subramosumve^ supra fertile, ear^ 
noso-lignosum suberosumve , initio velo farináceo heterogéneo 
obduclum, dein nudumvel hirsutum^ atrum, intus albo-pallidum. 
Periihecia cornea^ approximaia vel regulariter dispersa, stromati 
immersa , callo brevi ostiolatfl* Nucleus gelatinosus , ex ascis 
convergentibus aut e columella centrali radiantibus^ cylindricis^ 
ocíosporis paraphysibusque compositus. Sporidia cornea, fragilia^ 
fusca , continua^ guitulas oleosas intus sccpe foventia. 

Xylaria (|Éfrank. ~ Fríes, Sytt, Orb. Veg., p. 106. — Corda.* Grey. — DR. «4 
MonUg., Fl.wg.y I, p. 44S.— SfumuM spec. Fríes, 5ysl. mye., et Auctt. 



HON6oa«.. 429 



* 



Estroma centrípeto ó vertical , ramoso ó frutescente , 
alguna vez simple y entonces conformado como porrita , 
6 terminado por una cabecita , lo mas frecuentemente 
fértil hacia el vértice , pero otras veces cargado de fruc- 
tificación en lo largo de la clávula ó de las divisiones , 
quedando estéril sola la base; primitivamente cubierto 
de un polvo harinoso heterogéneo , que es el residuo del 
velum; después, desnudo y velloso, casi siempre de color 
negro al esterior y de un blanco pálido en el interior. 
Peritecios córneos, esparcidos ó dispuestos con cierta 
regularidad , inmergidos en el estroma , rara vez super- 
ficiales ( como en nuestra primera especie ^e Chile ) , 
provistos de un ^iolo corto y en forma de cuello. Nu- 
cleus muciRiginoso , compuesto de tecas convergentes 6 
radiando de una columela central, cilindráceas , octós- 
poras y de un número mayor ó menor de paráfisas. Es- 
posidias córneas , frágiles , negras ó pardas , continuas , 
f¿e parecen algunas veces tabicadas por el arrimo de 
los nucléolos ó de las gotitas oleaginosas que encierran. 

Este género parece poco rico de especies en Chile, en donde está 
representado por la mas bella y mas desarrollada qae jarnos á des- 
cribir y que hemos hecho figurar. 

1. XyMaria porienio9a, 

( Atlas botánico. — Criptogamia , lám. 9 , flg. l.) 

JT. lignosa; stipite basi ramoso- suh fasciculato ; clavuUs elongato^ 
linguiformibus, atris^ intus eaviSy undique perithecia magna superfi^ 
dalia, ovato-globosa crassa papillata gerentibus; sporidiis navicularibus 
binucleatis, 

X. PORTENTOSA Moiitag., t» Alc. (fOrblg. Voy. Amér. mérid. Florul. Boliv., p.46 
et i«^ Ceniur., n. 33, Ann, 5c. nat.^ I837, p. 358. — Spb^ria antilopea Lóv., 
Champ, Muí. Parii,, n» 294, in eodem Diario, 1846. 

El estroma es ramoso desde la base, y los estipes, como 
fasciculados , son muy cortos y se terminan cerca de su origen 
por una clávula en forma de cuerno ó de lengua, pues los hay 



4S0 FLtflUk CHILENA. 

ciUadríooe j olroi oonipriaiidos , coya loDgiiiid varía aiitre 
dos y cuatro pulgadas y el grosor entre dos y cuatro lí- 
neas. Estos receptáculos comunes son negros por fuera y por 
dentro, y están cubiertos, de la base al vértice, por peri- 
tecios salientes de tal manera que son enteramente superfl- 
eiales , ovoides ó globulosos , muy cercanos los unos de los 
otros y revestidos de paredes espesas y de un ostiolo , que 
ocupa su vértice. Al rededor de este ostiolo, luciente y en 
forma de pápula , se nota un sulco poco hondo. Las tecas están 
conformadas como porritas, casi pediceleadas, y encierran cada 
una ocho esporidias en forma de lanzadera de tejedor, pardas , 
dispuestas en dos ringleras, y en apariencia tabicadas trans- 
versalmente , lo cual proviene de la disposición de los dos nu^ 
cléolosóesporidiolas. .;. .-j'^/h 

Este magnífico Esferiáceo fué traído por el seM^ dUctdé- d'Orbigny, de 
€^Ue en donde crece en madera muerta. £1 señor í nnrmlnHr lo envió tamr 
bien de la Guadalupe al Museo de París. 

Etplicadon de la lámina. 

LAm. 9, flg. t,\JLylaria portentota de tamaño natural. — ia Corte transTetsit 
del medio de una clávula, aumentada del doble, para señalar en un tiem||^4|iie 
esta es ligeramente comprimida, y que las celdas son salientes y aun sésilei tm lá 
periferia. — ib Una de las mismas celdas aun mas aumentada , señalando me)#.4ki 
disposición que acabo de mencionar.— ic Dos tecas aumentadas 380/1 é inclf^fend* 
en dos tilas ocbo esporidias biloculares. — id Tres de dichas esporidias aísÉdas y 
vistas del mismo aumento. 

2. XyMaria MiypaoDyMon. 

X, suberosa,, simplex ramosaque^ compressa^ primo albo^ulverulenia, 
deinnuda nigra; stipite fusco-tomontoso, 

X. Hypoxylon Grev.— Fries.— Clavaria Htpoxylon Línn.— Uolmsk., Oíia, I, 
, p. 72 cum icone eximia. — C. cornuta DC, FL Fr. — Bull., Champ., tab. lao. — 

SPHiBKIA CORNUTA Hoffm. 

Var. 1. Gupressíformis : elavula discreta, cylindracea, cinereo^pruinosa 
dein nuda nigra ^ poritheciis prominulis scabra; ápice sterili cónica^ 
acuminato y stipite elavula breviore ; peritheciis majusculis, ostiolo prO' 
minuto punctiformi papillatis ; ascis longis^ cylindricis sporidia cotona 
ellipsoidsa , continua , uniserialia foventibus. SphíEria cupressiforhis 
Wood^., ex Fríes. — Montag., Fl. 7. Fern.^ n» 34.— Bertcro, CoU. n. 1723. 
— DR. et Montag., Fl. Alg.^ I, p. 448. 

Var. 2. Uniformís Montag., Mss. .* peritheciis majoribus magisque pro- 
fMnulis; stipite glabro tereti. 



HONGOS. ¿31 

Var. 8. Pedata Montag., » Fríes ; glabru, nigra; elavula subdistréta 
pedaío-incisa ; stipite tomentoso. — Sphíeria htpoxtlon var. pedata Fríes 
V. A. H. et Syst. myc, II, p. 338. 

El estroma de esta especie es subei'bso , casi plano , como 
listonado y muy ramoso desde la base en el tipo, de ramos con 
frecuencia dilatados en forma de cuernos de rezno , y tendidos 
como de abanico ; negro por fuera, escepto en la juventud de la 
planta y en el vértice, en donde esta cubierta de un polvo blan- 
co , que es el residuo del velum ; al principio velloso en la 
parte inferior ó estéril , después liso y glabro hacia el fin de la 
vida ; blanco por dentro , y tuberculoso hacia lo alto en sus 
dos faces , y en la madurez, por la salida que hacen los perite- 
cios. Estos son globulosos , negros , encajados en el estroma 
y provistos de ostiolos papiliformes. Las tecas son cilindricas y 
encierran en una sola ringlera ocho esporidias elípticas , sim- 
ples y de un bayo oscuro. 

En la primera variedad , el estroma es simple y se compone de un pedí- 
culo corto, hinchado en una clávula cuya forma es la de un cipresito, de 
donde le viene su nomhre , ó la de una rueca guarnecida , por causa de la 
punta acuminada que la termina. Los peritecios hacen una leve salida 
sohre el estroma. Toda la planta es negra , como tiznada de carbón y frágil. 

La segunda variedad , que crece en Juan Fernandez sobre la Spliigerbera 
fornandesiana G., no difiere de la variedad cupressiformis que por la mayor 
proeminencia de los peritecios, lo cual da á los individuos mucha semejanza 
con estas reuniones de projectiles para metralla que se emplean , sobre todo , 
á bordo de los navios de guerra. Knfin , en la tercera variedad , el pedículo 
se divide temprano en tres ó cuatro ramas comprimidas que parten del 
mismo punto y dispuestas como un abanico; su vértice está terminado por 
un borde estéril y membranoso en forma de cresta. No hay otra diferencia 
alguna. La fructiñcacion es la misma en las tres formas. 

3. XyMmtria nMutÜpieop. 

X» ccBspitosa, Buberosat fusco-cUra; clavuUs iúriti-compressis subdi- 
visis IcBvibus intus álbis; stipitibus elongatis íisproso-villosis, 

X. MCLTiPLEx Runze in Weig., Coll., sub Sph^ria— Fries, Ecl.Fung, inLinnísa^ 
p. 536. — Monlag., FL J. Fern., n. 35. 

A primera vista se podria creer estar aun de observación de 
alguna forma de la precedente , pero no es asi y la especie es 
muy distinta y muy legitima. Los pedículos, con todo , son poco 
diferentes. La clávula es mas larga y llega , algunas veces , á 



433 FLORA CHILENA. 

dos pulgadas de altura. El estroma es blanco al interior, del- 
gado y de un pardo negruzco debajo de la corteza , que es casi 
negra. Los peri léelos están inmergidos , nunca salientes , es- 
féricos , muy delgados , negros por dentro. Solo los ostiolos 
hacen una leve salida afuera y siguen en su arreglo unas lineas 
negras con que el estroma está recorrido longitudinalmente^ 
son , al principio , muy pequeños y puntiformes , pero en la 
madurez se dilatan y forman especies de pápulas aplastadas, 
rodeadas de un borde poco sensible y Toradas en el centro. 

Esta especie crece , en Juan Fernandez , en maderas muertas , y es muy 
común en el continente á Valdivia, Chiloe, etc. 

X nigra; elavulü torulosis^ elongaiis, mucronatis; stipite graeili 
elongato acruposo^elutino, deorsum attenuato, sursum bifido f perUhe' 
eiis semi'immersis; osliolis obsoletis. n. v. 

X. TENDissiM A MoDtag., Mit. — Speüria (Cordyceps) TcnmssiMA Lét., Champ, 
exot., n. 237. 

Esta especie se parece , á primera vista , al Sphcsria multi- 
pleXy pero difiere de él por la forma de los pedículos, que tienen 
tres centímetros de largo , son atenuados en su cstremidad in- 
ferior, y cubiertos de un tejido bisóide negro , que desaparece 
en una edad avanzada; están comprimidos, se dividen (se ahor- 
quillan ) en su estremidad superior, y soportan cada uno una 
clávula alargada , lorulosa , estéril en el vértice ; los receptá- 
culos (perilhecia) son globulosos y hacen una salida muy mar- 
cada á fuera; los ostiolos son puntiformes, á penas visibles. 

Esta especie, que describimos según el señor Léveillé, fué recogida en las 
provincias australes de Chile. 

5. Xyfnfia wkieiroeephaMa. t 

(Atlas botánico. — Criptogamia , lám. 9, fig. 2. ) 

X. ccBspitosa, minuta; stipitibus teretibus ramosis fusco-tomentosU; 
capitulo globoso depresso ctfncolori; peritheciis paucis immersis irUus 
albis. 

X. MiCROCEPHALA Moiitag., Herb. 

En su juventud, á penas se ve esta especie , enteramente 



HONGOS. &S3 

sepultada en medio de ud micelj^4H|bo60 , pardo, muy 
abundante. Entonces, la ^^^^^^^^^ff^^^gíAl^ desarrollada y 
parece como un punto blanco en ^^ VBi^ ^^^ estipe muy 
velloso. Poco á poco, este se deslía del esiroma bisóide que lo 
envolvía , y produce en sus estreraidades libres , pues hemos 
anunciado que era ramoso, una cabecilla un poco deprimida y 
glabra. La planta entera no tiene mas de dos lineas de alto , y el 
receptáculo de los perilecios. ofrece apenas media línea de 
diámetro. Los perilecios son en número de dos ó tres, pequeños 
á proporción , y amarillos ó pálidos cuando los enlaman. 

No he podido hallar la fructificación , hien que haya sacrificado , buscán- 
dola , muchos individuos del único ejemplar que poseo. Vecina por su forma 
del X peduncUlata , esta especie es ambigua y podria , con igual título , 
tal vez ser inscrita entre los Hypoxylon , pues asi se burla la naturaleza de 
nuestras clasificaciones y las hace con mucha frecuencia ilusorias creando 
formas transitoilas. Ademas, en sus diferentes edades, ei X microcephala 
és muy diferente de sí misma. Tiene también alguna analogía con nuestro 
Sphceria Heliscus, del cual difiere por su forma y por la ramificación de su 
pedículo. 

Etplicaeion de la lámina. 

Lám. 9, fig. 2. Xylaria microcephala,-^ 2a Reunión de muchos individjMip i4f§ 
tamaño natural. — 2b Un solo aislado y aumentado de cinco ¿ seis veces en jjufi^^ 
metro.-- 2c Corte longiludinai de un receptáculo para señalar las celdas d,é^Smk9 
ocupan su periferia , ocultas en el eslroma ; esta figura es aumentada como la qu« 
antecede. , 

ZZ. RHZZOXORFA. — RHtZOMO&PHA. 

Stroma cylindrictílm.iiSr" c^^P^^^^^^^ crínale auí rhizomor- 
plium^ iníus stuppeurñj $i0us coriicaium, Icevigatum, Perilhecia 
superficialia, subconica^ lateralia^ heterogénea, Sporoe [ex Léveillé) 
ovoideO'triquelrcB y continuce, in sirato celluloso parietali nidu- 
lantes. 

Rhizomorpua Roth , Catal, Bol., I, p. 232.— Escbweiler. — Fríes, Fl. Scaniea, 
p. 346 et Sum. Yeg, Seand, pan pott, p. 382. — Sehmitz in Linnaa, — Chosmo- 
CARPus Rebent. — Lev., Ánn, Se, nat, 2' ser., XIX, p. 226 , lab. 7, f. lí. -- Usnea 
Dill. 

Receptáculo filiforme ó comprimido , ramoso con ra- 
mos libres ó anastomosados ; filamentoso en el interior, 
cubierto de una corteza lisa, muchas veces luciente, 
parda ó negra. Perilecios laterales, superficiales, leve- 

VII. BOTAWICA. 28 



Ilik FLORA CHILENA. 

mente cónicos 3Hll|tt{k naturaleza diferente del recep- 
táculo. EsporáMnju|liB ó simples, ovoides y como 
comprimidas en^lp faces , nacidas en la capa celular 
interior de la pared del peritecio. 

V .^*' Estas plantas, cuya fracliíicacion ha quedado largo tiempo igoo- , 
;..'^.;<%^7 rada y enteramente desconocida, vegetan al aire libre ó, como la 
' V ' especie siguiente, debajo de las cortezas de los árboles podridos. 

Este género díGere del Thamnophora , género tropical , por la 
ausencia de tecas , segon M. Léveillé , y por sas peritecios laterales, 
y no terminales , según Fríes. 

h* magna; Mtromate eompresso fiise<Miif/rieanU demum eorftcole, 
nitido; fibris primariU paralMU fibras trantvertales hiñe inde mbm- 
rentibus et in retieulum irregulartm eoharentibus ¡ peritheeiU (a m§ imá 
visis) conicis 

R. ftCBCoancALis Pera., Syn. FUng.^ p. 704.— Aeh.— Fríes.— R. FRAdiUs Rotb.— 
PL Dan.t lab. 713.— Micb., Gen., tab. 66, fig. 3. 

Yar. Tsniata: fibris-lutéseentíbus* 

tift especie , de dimensión gigantesca, nace entre la corteza 
)ura de árboles viejos. Las fibras del estroma ó recépta- 
lo rastrean en el sentido de su longitud ; son dicótomas , pla- 
nas , ó solamente comprimidas , anchas de una á tres líneas y 
dan nacimiento por cada lado á otras fibras , que hacen de esta 
vegetación una suerte de enrejado mÉ(j iitipgular. La corteza es 
frágil y parda ; cae en muchos puntí* J.aeja desnudo el tejido 
esponjoso interior^ absolutamente conüó sucede en las Usneas de 
la familia de los liqúenes. No he visto los peritecios , que dicen 
cónicos. 

El tipo de esta especie fué recogido por Bertero (Goleec., no 1716) , en la 
isla de Juan Fernandez; pero la variedad es mas eomnn en el oontinenteda 
la República chilena. 




Síroma carnosum aut byssinum, pulvinatum effusumtBy late 
coloratum. Perithecia membranácea, pallida^ peripherica, osiio^ 
lata. Asci elongati, sporidia plurimaj uni-aut pluriseriata hyalina 
eaniinua et globuli üd instar prorumpentia. 

m 



HONGOS. &35 

Btpocrea Fríes, ^yf(. Orb. Yeg., p. io4. — MontAg., CWé4, Cr%pl. ad. fr., 
p. 334 et Ann, Se, nat., 2' ser., XIII , lab. 6 (non 16), fig. 4. 

El estroma es variable por su naturaleza, y efectiva- 
mente se le encuentra carnudo ó bisóide , pulvinulado ó 
tendido , pero siempre de un color vivo y claro , es 
decir, nunca negro. Los peritiBcios son membranosos y 
pálidos, sepultados en el Itmnentum del receptáculo 6 
anidados en una capa particular á su periferia ; alguna 
vez hundidos en la propia substancia del estroma, rara 
vez salientes en su superficie. Las tecas alargadas , fili- 
formes , cilindricas , acompañadas de numerosas para- 
fisas incolóreas , que encierran esporidias simples , 
globulosas , ordinariamente uniseriadas , ó colocadas en 
una sola ringlera. Estas, después de la ruptura de las 
tecas , están frecuentemente reunidas como un rosario y 
se escapan del peritecio bajo la forma de un glóbulo. 

Este género es intermediario entre el Cordyceps^ qoeann no tiene 
representante en Chile , y el Nectria , que tiene muchos , entre los 
cuales , dos le son propios. Se halla ser al Hypoxylon lo que el Cor- 
dyceps es al Xylaria , y difíere principalmente del primero por la 
naturaleza carnuda y colorada de su receptáculo, pues, en el uno 
como en el otro, los peritecios están enderezados y periféricos, 
y las esporidias unitabicadas. En todo caso , en el uno , son pardas, 
al paso que en el otro son incolóreas^. Las especies crecen en las 
cortezas de ramas caidas |%n madera muerta , rara vez en las hojas. 

1. Miypaewea rufa. 

JET. carnosa, eonvexo^lana, irregularis, rufa^ intus ablida; ostiolis 
prominulis. 

H. RUFA Montag., Hitt, naL Cañar, Boi. pan «/<., p. 83. — Spharu Fríes. — 
Pers.— Fl. Dan.^ ub. 1781 , fig. 2. 

El estroma es convexo , deprimido, carnudo, bermejo tirando 
al color del tabaco de España , blanquizco por encima cuando 
lo entaman ; con la mayor freci|eDcia orbicular, pero también , 
áiguDas veces, irregalar, jpdik causa de la confluencia y de 




¿36 FLORA CHILENA. 

la soldadura de dos ó tres individuos ; es adenadis muy variable 
entre una y tres lineas de diámetro. Los peritecios son pálidos, 
después rojos , sumamente pequeños é imposibles de distinguir 
sin el auxilio del lente. Los esliólos hacen una leve salida mas 
colorada por la parte de afuera. Las tecas , rodeadas de paráft- 
sas, son alargadas, filiformes v^ncierran , en una sola ringlera, 
diez y seis esporidias globu^w , simples é incolóreas. 

Esta especie es común en Chile ; crece en el Fagus obliqua , como la 
siguiente y de la cual, tal vez, no es mas que una variedad ó un estado 
adelantado. 

2. Bíffpoerea geiaüno^a. 

H. carnosa, convexa, CBqtuiUSy opaca, inttts albida; peritheeiis pro- 
ffit'nenlf 6u5 obscurioribiu. 

H. GELATINOSA Tode, MeckL, 2 , p. 48 , sub Spbjbria. — Fríes , Sum, Veg, Seand. 
partpott., p. 383. 

Esta especie , que también varia en las gradaciones de su 
coloración , es tan semejante á la precedente , que me limitaré 
á indicar las principales diferencias que existen entre ellas. Así, 
su receptáculo ó estroma queda pálido ó de mezclilla, como 
gelatinoso , de manera que deja ver los peritecios por transpa- 
rencia. Estos tienen un ostiolo mas fuerte y mas saliente. La 
fructificación es la misma. 

Crece en los mismos lugares. 

3. Hypacwem afro<-r<reti#; 

(AUas botánico. — Gríptogamia^m. 9, fig. 4.) 

H. carnosa, convexa, placentiformis^ confluens, olivaceo-nigrescens, 
mador e aira; peritheeiis periphericis, globosis, minutiSy stromati paUido 
immersis concoloribusque, 

H. ATRO-viRENS Monlag., 4* Centur., n. 90, in Ánn. Se. naL, décembre 1843. — 
Sphíeria contorta Sctiwz? — S. RiGENS Fríes ? 

Esta esferiácea singular viene en tropa en madera muerta 
desnuda de corteza. El estroma es carnudo, ancho de una á dos lí- 
neas, plano ó levemente convexo, libre debajo por su borde, que 
es ondeado y de un color que pasa del verde aceitunado al verde 
botella; es blanco por dentro; eLfie entama, se ven los perite» 

X*' 



HONGOS. 437 

cios ordenados en la periferia, en un mismo plano ; son pequeños, 
muy pálidos , redondeados , del todo inmergentes en el recep* 
táculo general ; su diámetro no escede un veinte avo de linea. 

No he podido encontrar en mis muestras ni tecas ni esporidias. Berterohabia 
tomado esta planta por una Tremella, He recibido, en seguida, del señor 
Berkeley, bajo el nombre de Sphtsria contorta Schwz., una Sphtsriacea que 
me parece idéntica á esta. Por otro lado , Fries ha descrito , en el Elenchui 
Fungorum , II , un SphcBria rigens^ que me parece también poco diferente* 
Sin esta disidencia , no hubiera dudado yo en dar á mi especie el nombre 
de Hypocrea rigen» , que llevará sin duda algún dia , si la identidad de los 
tipos se verifica. 

Fué enviada por Bertero, que la encontró cerca de Rancagua. 

Esplieaeion de la lámina. 

LÁM. 9, fig. 4. Hypocrea atro-virent. — 4a Fragmento de madera vieja cargado 
de varios individuos de esta Hipoxilea vistos de tamaño natural. — 4b Un individuo 
aislado y aumentado cinco á seis veces eñ 4||nvtro. — 4e Corte vertical de otro 
individuo aumentado ochenta veces para señalar la disposición de las celdillas en 
la faz superior.— id Cinco celdillas aumentadas 25/i. 

ZT. HZPOXZLOir. — HTPOZTZéOBT. 

Stroma cupuliforme marginatum vel pulviniforme effusum he- 
terogoneum et a matrice discretum, Perithecia in stromate peri- 
pherica, cornea, primitus velo pulveraceo conspersa aut carbo- 
nacea matricique innata. Aid tubuloso-clavati , sporidia octona 
uniserialia fusca continua^ raro ad speciem seplata et ad instar 
pulveris atri explodenda, episporio fragili (!) insignita inclu^ 
dentes, 

Htpoxtlon Bull., pro|)arfo. — Fries.— DR. et Montag., Fl, Alg., I, p. 448» 
exel, tpee. atiromatieis. 



Receptáculo conformado ya como ciijpÍÉ!a y por con- 
siguiente marginado , ya coma cojinete , 6 aun también 
del todo estendido sobre la matriz , de la cual se le 
puede separar constantemente. Su vegetación es muy di- 
ferente de la de las Xilarias y su naturaleza heterogénea 
en la matriz. Peritecios córneos 6 carbonáceos, enca- 
jados en la capa periférica del estroma , primitivamente 

iertos y como polvoreados de un velum pulverulente. 

cas tubulosas ó claviformes que encierran ocho espo- 




&S8 FLORA CHILENA. 

rídias. Estas son pardas , simples ó en apariencia pro- 
vistas de un tabique transverso, lo cual proviene ordi- 
nariamente de la presencia de dos gotitas oleaginosas ó 
de dos esporidiolas ; su color es pardo ó de pulga , y su 
epísporo frágil ; están colocadas en una sola ringlera eo 
la teca, y se escapan de ella con elasticidad bajo la 
forma de un polvo negro. 

Este género ocupa el medio entre las Xílarias y hs Esferías pro- 
piamente dichas. Difiere de los géneros sus yecinos no solo por las 
esporidías opacas y de color pardo, sino también por sus perite- 
cios dispuestos en la periferia de ua esiroma horizontal, entera- 
meule eslraño á la matriz ; en una palabra , por saa caracteres de 
vegetación. 

Las especies halladas en 'Cftte son bastante numerosas y lo seráa 
aun mucho mas á medida que se busquen con particular cuidada. 
£1 número, incomparablemente mayor, que M. Leprieur ha reco- 
gido de ellas en la Goiana permite sospechar que un micólogo esperto 
triplicaría ó cuadruplicaria fácilmente la lista. 

1. HypoxyMon BerMerii. 

(Alias botánico.— Criptogamia , lám. 9, fig. }. ) 

U* orbiculares subsesüle; perUhedis globosis prominútU^ papHUatk 
in stromate crasso albo plano-convexo undulato atro-coríicato itnmm'$iii 

H. fiEutERii Mont^g., MI, J. Fern,, p. 7, n. S8, Bub Sphjbru. 

Esta especMjMlparece un poco aun herrete catalán* El estcoma 
es orbicular, canwdo, blanco en lo interior, revestido de una cor- 
teza negra, en la cual, cuando se entama, se encuentran k)s 
peritecios ; su diámetro no escede casi nada tres Haeas^4ii su es- 
pesor dos. Por estar el centro deprimido, está él eomsoí QoargÍQada 
por la salida de un realce ondeado y obtuso. Sle bailan niuchos 
de ellos , mas de una vez , aproximados ó estipech^^u^ente reuoí- 
dos , pero de ningún modo confluentes. Los peritecios ocupan 
la periferia; son esféricos, delgados, negrofe, y su ostiolo 
hace una salida sobre el receptáculo. Lad tecas^, como po 
alargadas, contienen enma sota hueca, peca mníiblemú 





HONGOS. /ÍS9 

irobrícada^PlpRi^^poridías pardas, cimbiformes y continuas ^ 
es decir, ^tí iifttg|Da traza de tabique. 

Nuestra especie, vecina del H. repandum Fríes, difiere de este por sus 
dimensiones, por su modo de vegetación, mas análogo al de la siguiente; 
por sus peritecios globulosos , jamás oblongos ni lineares , anidados en la 
carne blanca del estroma. Bertero la descubrió en la isla de Juan Fernandez , 
^ donde crece sobre las maderas viejas. 

Etplieacion de la lámina, 

LÁM . 9 , fig. 3. Uypoxylon Berterii, — 3a Dos individaos enteros y de tamafio 
nalqral.— 36Uno de los dos aumentado y cortado en su mitad y longitudinalmente 
para señalar en c, c, c la posición de las celdillas y la carne blanca interior d de 
8u eslroma. — 3e Una teca aumentada 380/1 incluyendo ocho esporidias. » Zf Tres 
esporidias libres y del mismo aumento. 

2. Jffupoopyion uHuMaiuan. 

H, effusum, crassum, undulato-^ugosum^ primitus carnosum, ci'nereo- 
cUbidum^ pulvsrulentum^ tándem carbbnaceum, friabile, nigrurriy a ^ 
matrice separabile ; peritheciis ovoideis magnis fuscis, osíiolo mamillaA 
prominulis, 

H. csTULATUM Bull., Champ., tab. 487, ftg. i. — Montag., 2« Cen^ur. — Friei, 
Sum. Veg, Scand.-^ Spuaria deusta HofTm.— Nees ab Esenbeck, Sytt der Pt/s., 
flg, 316.— Montag., FL J. Fern., n® 37.— Bert., Coll., n. 4i4. 

Esta especie empieza á crecer por la primavera. Su estroma 
tendido , carnudo , lacio , como salpicado de polvo blanco , que 
le da un color cenizo , se abotaga , bC pone poco á poco negro 
y muy frágil á la menor presión. Las placas que forma son 
grandes , orbiculares ú oblongas por confluencia ; rugosas , on- 
deadas y mas espesas en el medio que por los bordes , que son 
notablemente sinuosos. Los peritecios son ovoides , visibles i 
la simple vista , tan pronto como se entama el estroma y vienen 
á terminar en )a superficie de este, horadeándola con ^u eslió- 
lo protuberante. Las tecas son largas, cilindricas, muy delga- 
das y soldadas juntas; contienen cad^ una ocho esporidias 
pardas, naviculares ó fusiformes, como jorobadas , porque 
uno de sus lados es recto al paso que el otro es convexo. 

Fríes dice que esta espeeie tiene las esporidias biloculares; una gota olea- 
ginosa les da esta apariencia , pero en realidad , son simples y continuas. En 
nuestro H, mauritanieum (Fl, Mg,y p. 454), hay dos gotitas. En este 
particular las figuras de los MycologUéhñ Heften están erradas y el error 
m debido á una Uaftion de dptica. Lo que nadie ha dicho hasta ahora, 




bkO FLORA CHILENA. 

legun^creo , es que las esporidias del H, ti<m/a(tii#^HpMPteida8 como 
granos \da lino, á los cuales se parecen bastante biefe ^A'^lpl^no observase 
este hongo en todas las fases de su evolución estaría ^puesf o4 hacer de él 
muchais especies, y lo que es mas, á atribuirlo á otros géneros , á otra fa:- 
milia. Asi me sucedió á mi mismo , cuando entregado sin guia al estudio de 
estos vegetales inferiores , no había adquirido aun el hábito de las observa- 
ciones microscópicas , ni , consiguientemente , ninguna esperiencia , figurán- 
dome que esta Uipoxilea, en su primera edad, era una Telé f ora; y en 
efecto , tiene entonces un poco su porte y apariencia. De aqui , las palabras 
del diagnosis dado por Wallroth , hablando del estroma « griseo-cinwroi' 
eeniibus tubcarnotit thelephoroideis» » 
Bertero la halló en marzo en los troncos del Citharexylon cyanocarpon. 

3. HypostyMow^ paeliiyloiMa. 

H. orbieulare aut elliptieumy planumf cutícula scissa sublevata mar' 
ginatum, extus et intus afrtim, opaeum¡ peritheeiis immersis sphafricii 
tMytisculiSf otliolo vix exserto instructit; tpotidia minutissima, 

H. PACBTLOM A MonUg., Mu» — SPBiEaiA PACHTLOMA Lév., Chatnp, Mut, Parii , 
p. 259, n. 309. 

Esta especie , muy distinta de todas sus cogenéricas , se pa- 
rece mucho mas á los H. nummularium DC. y H. Micraspis 
Monlag., que al Diatrype Stigma. Fríes, Los perilecios, que no 
hacen ninguna salida sobre el estroma , son mas bien redon- 
deados y globulosos que ovoides , ó se hacen tales sino es por 
un efecto de su presión mutua. El estroma forma placas orbi- 
culares del ancho de una pieza de veinte sueldos , perfectamente 
planas y como engastadas en la corteza. La fructificación , de 
que no habla M. Léveillé, es lo que sobretodo presenta esta 
Hipoxilea de mas notable. Las esporidias , pardas , encerradas, 
en número de ocho , en tecas cilindricas y hialinas, son ademas 
las mas pequeñas tal vez de todo el género ; vistas de plano , 
son amigdaliformes , pero parecen reniformes, cuando se 
examinan de perfil. Su longitud escede á penas de un cua- 
tro centesimo de milímetro. 

Greo'que el árbol sobre cuya corteza se encuentra es un laurel. 

4. MfypojDyion eone^w^itricuwu. ^ 

H. máximum, glohoso-difforme^ turbinaíum vel hemisphofricumy extus 
crustaceum subcorticatum carbonace<hatrumt intus cinereo^fuscum stra^ 
tisque concentricis eellulis verlicalibus sejunctis xonatum; peritheeiis 



HONGOS. liíl 

oblongit ampUi monoitichis immersis eortice carbonaceo démum dustduo 
tectiSf nigro-farctis ; ottiolis conicis non aut vix prominulis. 

U. coifCENTRiCDH Moiilag., 2' CefituT., Ánn. Se. nat., juin 1840. — Fríes, Sum. 
Veg. Scand., parspoiL, p. 384.— SphíEria concéntrica Bollón , lab. 180. — Fries, 
Syst. myc, 11 , p. 33i. — Valsa Scop., Carn.f II, p. 399. 

En SU juventud, el estroma es liso, turbinado, salpicado 
como de crin , pero creciendo , se acerca á la forma esférica ó 
hemisférica, y se pone rugoso , cubriéndose de una corteza 
luciente y friable , parda y después negra. Corlándolo en sen- 
tido veriical ó según su eje, se observa que está compuesto 
de zonas celulosas sobrepuestas y de color cenizo ó fuliginoso. 
Como en todas las congenericas , los peritecios ocupan la peri- 
feria ; son oblongos , enderezados y tan apretados el uno contra 
el otro , que toman muchas veces la forma lanceolada. A penas 
se distingue el ostiolo. Las tecas contienen esporidias pardas , 
simples y que tienen la forma de semilla de melón. 

Esta especie varia mucho en cuanto á su dimensión. Tenemos de ella in- 
dividuos adultos de Argel gruesos como una avellana , pero adquiere ordina- 
riamente el volumen de una manzanita. 

Bertero recogió sus ejemplares por mayo, en la isla de Juan Fernandez, y 
los envió bajo el n" 413. 

5. BíypoapyMon eoccin^uwu, 

H. mediocre^ subglobosum^ confluens, primó miniato-rubiginoto^ de- 
mum ferrugineo-nigrescens intus fibroso-radiatum, atto-nitenM , peri- 
theciorum minutorum ovoideorum periphericorum ostiolis prominulis 
tuberculosum , fragi forme. 

H. coccraEDM Ball., Champ., tab. 495, fig. 2 — Sphjeria fragiformis Pers., 
Syn. Fung., lab. i , fig. i el 2.— Nees, Syii, der Pili-, fig. 309.— Schm. el Eunze, 
Myc. BefL, II, tab. i, fig. 20, bona. — S. bicolor DC— S. radians Tode. — 
Ltcop£rdon variolosum Linn. 

Los botones que constituyen esta especie son superficiales , 
globulosos ó hemisféricos , del grueso de una avellana ; bas- 
tante parecidos á una fresa ^ cuya semejanza es mucho mas 
evidente aun en los años tiernos , en que el estroma está como 
salpicado de bermellón. R|f(Q.á poco, este polvo cae y se ven 
montones de individuos nías ó menos aproxima^ps, alguna 
vez confluentes , cuyo color pasa á rojo de ladrillo; después, 
se pone negruzco y la periferia se carga de tubérculos debi- 



> 



¡UlSí FLOBA CHILENA. 

do9 á la salida de los ostiolos. El interior del receptáculo es 
luciente, sedoso, de un pardo fuliginoso y parece formado 
de ñbras que radian de la base. Los peritecios son ovoides y 
están anidados en la capa cortezuda del esiroma; caen algunas 
veces con ella , pues ella es muy friable. Los órganos de la 
fructificación difieren á penas de los del precedente. 

Bertero y el señor Gay recogieron esta Hipoxilea sobre las cortezas de 
árboles en Chile, en donde parece tan común como en Europa. Nuestros 
ejemplares viven sobre el Fagut obliqua, 

6. XíypoapyMon rtf^rletMifits. 

(Atlas botánico. — Criptogamia, lám, lo, fig. 2.) 

H, iuperfieiaU aut per epidermidem erumpens, iubereulosum^ rimosfH 
earrugatum^ ruhrieosum; perilheciis ovoideit periphericis atris^ intui 
albis , stromate oliváceo- fuliginas^ente [albido-cinereo Fríes) immersis^ 

H. BUDRicosuM Fríes, Sum, Veg, Secmd.f 1. c, p. 394. — SPHJitiA rubucosa 
EJusd., Elench. Fung., II, p. 63.— DR. e^ Montag., FL Álg., 1 , p. 4M. 

Se distinguirá á primera vista este Hipoxilon por las manr 
chas vinosas ó de un púrpura violado que produce en la corteza 
de los árboles. Primitivamente desarrollado debajo de esta , su 
estroma la ronape para mostrarse afuera y queda rodeado de los 
pedazos que levantó. Este estroma es, en general, mucho mas 
pequeño que el del precedente y su forma es diferente de la 
suya. El vértice es muy convexo , pero al mismo tiempo es de- 
primido; es rugoso, resquebrajado y de un color de ladrillo, 
de donde le viene su nombre especifico. En nuestras muestras, 
el interior es de un color aceitunado sucio, que se acerca del 
del hollin. Los peritecios son ovoides, pequeños y provistos de 
un cuello muy corto , terminado por un ostiolo , que concluye 
haciendo una pequeña salida sobre el estroma, sobre todo visible 
cuando este está despojado de su velum ,- su cavidad está enta- 
pizada de una capa blanca. Las tecas son cortas , cilindricas , 
no soldadas entre ellas, como en las demás especies que 
acabo de describir; están acompalíHIs de paráfisas numerosas 
y encierran , cada una , ocho esporwiás dispuestas en una sola 
ringlera. Estas esporidias son pardas, elípticas, biioculares, es 
decir, ^iyi^i^lss en dos celdillas distintas, por. un tabique 



4 

#■ 



HONGOS. \tt. .. &4S 



i 






transversal. Se ve por esto, que se apartan del tipo. Con todo, 
tal vez este tabique no es mas que aparente y el resultado del 
arrimo de dos esporidiolas ó gotitas oleaginosas. 

El H. rubricosum es commtft Chile; crece sóbrelas cortezas de los ár- 
boles , y principalmente sobnRjjii^l Fagus obliqua^ en Taldivia. 

Egplieaeion de la Idmina» 

LÁv. íO, fig. 2. Hypoxylon ruhrieotum. ~' ia ParCe de laeéseara con machos 
grupos de esta especie vista de tamaño natural. — 2b Corle vertical pasando por 
el medio de los dos , esiroma aumentado ocho veces para señalar la disposición 
de las celdas ó periiecios 2c-2c en la periferia. — sd Una teca aumentada ssoijhi 
^ acompañada de algunas paráfisas 2e é incluyendo ocho esporídias biloculares. — 
2^ Tres de dichas esporidias aisladas y del mismo aumento. 

7. Xíypoapyton eroealtfm. t 

H, late effusum^ tenue^ planum, superficiales pulvere (velo) eroceo tee- 
tum; p^rWíeeiU oblongii vel obovatis vii99rominulii, estiúlo minutUsivio 
airo papiilatii* 

H. CROCATDH Montag., Berb. 

El estroma, largo de seis pulgadas, delgado, ancIiQ^de dos 
y superficial , no tiene media linea de espásor ; és negro, como 
tiznado de carbón por dentro y parece , eñ sos tiernos años , 
como salpicado de un polvo azafranado, qué^su^a sin duda 
por desaparecer. Los peritecios son oblongos , muy apretados 
uno contra el otro , negros por dentro y poco salientes á la su- 
■* perflcie, á no ser por su ostiolo , que visto por el lente , hace al 
estroma panidttdo de negro. Las tecas son cilindricas , algo en- 
cogidas en Ibrina de pediculos por la base , y acompañadas de 
paráñsas filiformes y sencillas ; contienen ocho esporidias cada 
una, dispuestas en una sola ringlera, las cuales son oblongas, 
de un pardo que tira al negro, desiguales, es decir, que uno 
de sus lados es easi recto y el otro convexo , circunstancia que 
las hace parecer jorobadas ; en el centro se ve una gota gruesa 
oleaginosa. 

Bertero halló esta especie en Monte la Leona, en madera muerta, en la 
que forma placas irregulares de un bello color de azafrán. Yo la habla al 
principio considerado como una yariedad del Uupoxylon rubiginoeum, cuyo 
yelum pulverulento , en razón del clima ,. había adquirida una gradación de 
color mas aproximada al color del azafrán que al del orin. Con todo , después 
de haberla estudiado á fondo, y con toda la atención que pude, mé he con- 



1^ 

M/t ^ . nOBA CHILENA. 

Yenddo de que no podia pertencceile ni aun tampoco como yariedad. Si se 
pudiese imaginar un Uypoxylon coccíneum perfectamente estendido, no 
fragi forme , se hallaría tanta mas analogia entre esta especie y la nuestra , 
que sus peritecios tienen poco mas ó menos la misma configuración. Por con* 
siguiente , difiere por la forma estendida ^wi¡^iante del estroma, ])or tecas 
separables y no soldadas ó aglutinadas ettfi^ M, persistentes ademas , acom- 
pañadas de paráfísas distintas y de espóriiuas mas chiquitas de un buen 
tercio. Los micólogos juzgarán si estos caracteres bastan para autorizar, como 
yo lo creo, la separación de estos dos Hipoxilones, ó bien, si á pesar de la 
diferencia manifiesta de la forma de los peritecios y de su salida á penas 
sensible, se la puede reputar simplemente, como yo lohabia hecho al prin« ^ 
dpio , como una variedad ó forma del Hypoxylon rubiginosum. wt 

8. KypoacyMon 9erpen9. 

H, effutum, tenue, applaruUum, nigrum; peritkeeiis iubgloboiis prth 
minulis papiüatis, 

H. SERPBN8 Priet, 5iiiii. Veg. Seamd.^ !. c— Sphíbiiá sbrvbits Pers^-^r». Fwag,, 

p. 20— Nees, Sytt.^ fí%. 317.— Montag.. PL J. Femand,, ii<»S6.— 8. MAnusroaMis 
Hoffin. (non Pers.)» Veg. Crypt.^ lab. 3 , f. i. 

Sumaioente variable en cuanto á su forma y á sus dioaensio- 
nes, es^ hípoxilea o(«ce un estroma oblongo, irregular, con fre- 
cuencia muy alargado por la confluencia de ODuchas placas, n 
aplastado, primero cubierto de un velo pulverulento cenizo , 
luego desnudo y de un negro opaco , en la superficie del cual , 
hacen una salida bastante espresada peritecios que lo ponen 
coliculoso. Estos son bastante grandes , globulosos , lisos y ne- « 
gros por dentro; su vértice proeminente está fiqperado de un 
ostiolo en forma de papilla. Las tecas son de fomift <fe porrita ó 
cilindricas, y encierran de seis á ocho esporidiai oblongas, 
descoloridas , con dos nucléolos ó esporidiolas. 

Nuestras muestras fueron recogidas en las cortezas de ramas de árboles; 
las de Bertero (Colecc, n« 1691), en madera muerta desnuda de corteza, en 
Juan Fernandez. 

9. KypoacyMon HypowniMMuwn, 

H, convexo'deplanatuniy orbicular e aut effuso^onfluens, atro-purpu- 
reum; peritheciis ovoideo-ohlongis nigris pulvere rubiginoso interpersii 
prominulis vértice collabentibut, 

H. hypomilti;m Montag., Ánn- Se. naf., juin 1840 , 2' Cénlur.y n. 45. 



4. 



HONGOS. &&5 

* 

Estroma convexo muy deprimido, casi plano , orbicular ó 
irregular por la confluencia de muchas placas, muy finamente 
granuloso , mirándolo por el lente , de un color púrpura-negro 
que se esparce al rededor y tiñe la madera de un viso de orin. 
Peritecios enderezados, monósticos , ovoides ú oblongos , pro- 
minentes á la superficie del estroma , haciéndolo asi tubercu- 
loso; son negros por dentro, y presentan en los intervalos que 
separan el uno del otro, un polvo de un encarnado ferruginoso ; 
su vértice está superado de un ostiolo puntiforme á penas vi- 
sible , y se hunde en forma de cepilla , á consecuencia de su 
blandura natural. No he hallado teca alguna , porque sin duda 
estaban absorvidos de nuevo. Esporidias ovoides ó semejantes 
á las pepitas de uvas , pardas , cercadas de un limbo transpa- 
rente ; seJ|a|an dispersas sin orden en la masa celujosa del 
niirlriii|[ra|iiMl|k| me han parecido biloculares. 

En cuflnjl pMe , este üypoxylon semeja bastante al precedente , pero 
el color d^oRroma se aproxima mas al del H, rubricosum. Por otra parte , 
los peritecios, que hacen una salida manifiesta á la superficie, están hundidos 
formando copiUa en su vértice, lo cual denota una blandura que contrasta 

^ con la rigidez de las del H» serpens. Cito esta especie según el señor Lé- 

^fi^eillé. 

f4' 10. MíypooDyMon mnnuMmiww^. 

^ *'4r (Atlas botánico.— Criptogamia, lám. lO, fig. 3.) 

JET. convex(hhem%sph(Bricum aut irregulariter effusum, confluens^ eras^ 
.:r Husculum f nigricans intut concolor ¡ peritheciis globosis, tándem subtus 

.. ^ ^íMiberiSt in disco deplanato annulato-marginato papillari-ottiolatis, 

■■• ■ * ir 

H. ANNDLATCM Montag. — Sph^ria Fríes, El. Fung.y II, p. 64. — S. marginata 
Schwz., Fung, Amer., p. 190, n. U76, non Fríes. — Hypoxyloii ophthalmidioii 
Montag., Herh. 

Var. p. Depressum Montag., 2» Centur., in Ann, Se, naf., 2" ser., XW, 
p. 352. — Fríes, 1. c. — Sph^ria trüncata Schwz. {in litt. ad cel, Friej, non 
Syn, CaroL) : irregulariter effusum innato-pruinosum purpurascenti- 
nigrum; peritheciis prominulis dein ápice lato depresso^runcato mctr- 
ginato papillatis. 

Los hay de dos formas ó de dos variedades bien distintas. En 
el tipo , los peritecios son dos veces mas gruesos y hacen una 
salida mas espresada sobre el estroma , el cual es hemisférico, 
al paso que está deprimido , y con frecuencia , es plano en la 



j& 



khS FLOEA CHILENA. 

Tariedad $ es ancho de dos á cuatro lineas y bastante regular ; 
pero deja de serlo cuando muchas pústulas llegan á confluir 
juntas. Al principio, su color es amarillento , luego se cubre 
de un polvo pardo, que cae y deja desnuda su corteza negra y 
opaca. Los pcritecios son espesos , bastante grandes , globulo- 
sos y algunas veces oblongos á consecuencia de su mutua pre- 
sión ; están encajados en el estroma basta la mitad de su al- 
tura, y aun hay muchos, que en la madurez, parecen no 
estar prendidos mas que por la base. En la variedad , están 
tan intimamente soldados, que no se les ve mas que el vértice. 
Lo que distingue sobretodo esta hípoxílea , es que este vértice 
ofrece una área plana y marginada , en el centro de la cual se 
nota un ostiolo papiliforme. La fructificación es semejante á la 
del H, pachyloma. é 

Esta especie crece sobre la corteza de los árboles y flV^iHBpte en el 
Fagut obliqua. No existe de ella mas que un solo indMdaoJup Variedad 
en la colección del Museo de Paris ; pero Bertero habia enviiPHambien f\ 
tipo de las mismas comarcas. Una circunstancia muy digna de ser notada, 
es la grande semejanza del H. annulatum á otra planta de una serie paralela, 
quiero decir el Trypethelium madreporiforme Eschw. Es tal en efecto esta 
semejanza , que seguramente no se podrán distinguir á no ser comparand^A^ 
su fructificación. .^^' 

Etplicaeion de ¡a lámina. *) 

Lám. 10 , fig. 3.— 3a Hongo de tamaño natural sobre una cascara. — 3& Tres pe-^i 
rilecios aumentados de ocho veces, enteros y vistos de Taz para señalar el disoé ^y 
marginado en el centro del cual se ve el ostiolo.— En el mismo grupo y del mismo 
lamento se ve en Se un e&arlo perilecio desprovisto de su emisfero superior ^ara; 
señalar su concavidad y su fondo. — 3d Una teca acompañada de parausas, 
mentado 380/1 é incluyendo ocho esporidias sencillas. — 86 Varias de dichaéj 
poridías libres, de las cuales algunas vistas de lado tienen la forma de granos' 
café. 

2r. mbeffusum^ conft^tim, leve^ aterrimum; stromate carbonaceo; 
peritheciis irregularibus ; ostiolis minimis punctiformibus, 

H. AMTHRACODBS Fríes , Ecloge Fung,, p. 544 , sub Spharia.— Montag., FL Jwm 
Fernand., n. 39. 

Receptáculos estendidos sobre la corteza cuya cutícula han 
levantado , y formando placas mas ó menos estendidas y con- 
fluentes , lisas, negras, y puntuadas por la leve salida de los 
ostiolos. Peritecios oblongos ú obovóides , mono-ó polistícQS , 




.r 



HONGOS. hhl 

muchas veces irregulares por efecto de su mutua presión. Es- 
poridias naviculares ó amígdaliformes ^ bastante grandes (un 
centesimo de línea), pardas y cuyo endósporo es continuo ó se- 
parado. INo be podido bailar teca alguna , porque sin duda son 
reabsorvidas temprano. 

^ Esta especie crece 9obre el Xánthoxylon Mayu, Las muestras de Juan 
Femaqdez enviadas por Bertero soii algo diferentes de aspecto de las de la 
GuyanAj pero ambas concuerdan por los caracteres arriba señalados. 

V. ttZATRZPO. — DIATR-rPE. 

StToma erumpens, e matrice ui plurimum formatum nec unquam 
ab eadem discretum. Periíhecia demersa , in collum rectum elon- 
gata et scepius in rostrum producía, Asci et sporidia variabiles, 

DiATaiPE Fríes , jS>um. Vey. Scand., tee. posL, p. 384. 

Receptáculo formado por la matriz , mostrándose 
afuera, í)ero no separándose nunca de ella. Peritecios 
inmergidos en el estroma , que es también mas 6 menos 
colorado , prolongados en forma de un cuello derecho ó 
(le pico. Las tecas y las esporidias varían. 

Este género se distingue al punto del precedente por su estroma 
y sus peritecios terminados por un cuello ó un pico : diíiere del 
Fq.Ua por sus ostiolos no convergentes y su fructfíicacion. Sus espe- 
^cieSy bastante raras en Chile, se desarrollan sobretodo en el tejido 
mismo de la corteza. Para dar una idea de su estructura , Fries la 
compara al género Trypethelium de la familia de los Liqúenes ; el 
género Falsa es también, según él, mas análogo al Pyrenasírum 
{Parmentaria Fée). 

D, inaquáliSy suborbicularis {in nostris exempl. transversim erumpens , 
Bublanceolata) intus aureo-pulverulenta; disco rugoso nigro ; peritheciii 
atriSf oblongo -ovoideis ; ostiolis prominulis punctiformibus, 

D. enteroxautha Berk., Dec. ofFung.^ n» uo , sub Sph^riá. 

Disco negro, transversal, lanceolado y no redondeado, lo 
cual es siq duda debido á la naturaleza diferente de la corteza. 
Estroma de un bello amarillo vitelin en lo interior. Peritecios 



■y- 



ft&8 ^sH&BA CHILENA. 



en número de diez á quince, ovoides ú oblongos , enderezados, 
negros , encogidos fonnan^o un cuello corto que va á finalizar 
en el disco por un ostioio del mismo color y un poco saliente. 
Tecas (que son los de nuestro género f^alm,^.fl Alg. ) colifor- 
mes ó en forma de rucea, muy pequ^M^ encerrando ocho 
esporidias hialinas como ellas, cortas , oblongas y algo encor-^ 
vadas en forma de riñon; tienen 0^0065 milim. de largo. ,..., 

Esta especie es vecina del Diatrype flavovirens , del cual se dht$b||gae 
sobretodo por el color de su estroma. He podido comparar mis muestran con 
las de mi amigo el señor Berlieley, originarias déla Guyana, y no he hallado 
entre ellas mas que leves diferencias en la forma de las pústulas, las cuales 
no autorizan á separarlas. 

2. MBimirype rlfell^fta. t 

(Atlas botánico. — Criptogamia, lám. lO, fig. 4.) 

D, erumpens^ irregularis; peritheciis sphcBricis atris, nigro^faretis, 
stromati carnoso vitellino immertis^ ostioio brevi crasso prominulo in- 
structis, 

D. (Spbsria) vitellina Montag., Mss,^ in Uerb, Mus. Parit* 

El estroma amarillo de esta especie se desarrolla debajo del 
epidermis de las cañas ó pajas, y después de haberlo levantado, 
se muestra á fuera bajo una forma muy irregular. Las pústulas 
son chiquitas y se reúnen algunas veces en estrias prolongadas. 
Los peritecios , globulosos , negros , de un ocho á un cuarto de ^ 
linea de diámetro, no dejan aparecer mas que su ostioio corto y 
espeso que disuena por su color diferente del del estroma ama- 
rillo en el cual están anidadas. Las tecas son cilindricas, adel- 
gazadas en forma de pedicelo en la base, largas de 0,15 milim., 
y encerrando ocho esporidias en una sola ringlera. Estas , del 
todo semejantes á las del Sphttria herbarum^ están tabicadas 
en todos sentidos y semejan bastante á un muro hecho de piedra 
sillar, de donde nace el epiteto feliz de sporidia muralia^ que 
un botánico alemán les ha dado en la familia de los liqúenes. 
Por lo demás , son oblongas y fuliginosas. 

Esta especie, bien que cogida en un estado bastante imperfecto y en corta 
cantidad , me ha parecido noobstante muy distinta de las S, S, gyrosa et 
radicalis, á las cuales semeja solamente por su estroma. Crece en Valdivia, 
en las cañas del Golligue. 



!^ 






S.p,icac^ - "^-^^k 



LiM. 10, fig. 4. Dtatrypa vUeUina,^4a ^\M¡^Lá90Í¡llf^ niiuré] parásita sobre 



ana especie de ChuMquea. — ib Grupo de per^iHHNftn lados diez veces, con 
ano abierto en e , para señalar el color interior (tiHHReoio. >- 4d Otro Krupo de 
periiecios del mismo anmeniD, con el hemisferio superior eaido. — 4eUna teoa 
con ocho esporidías aiiiilléi| del grueso de 380/i y 4f tres esporidias libres para 
mejor señalar sus tabiques transversales y verticales. 

* 

▼X. OOTZBBA. — DOTHZBBA. 

Periíheciam proprium nullum, vel cum slromate celluloso eon^ 
fusum^ raro íenuissime membravaceum. Cellulce subroiunda^ 
núcleo globoso ceraceo firmo, rarius gelatinoso diu farcíce, quau' 
doqae ostiolo papillato instructcBy scepius vero ore siinplici apertm. 
Asci erecti, paraphysibus immixtú Sporidia simplidáj continua 
aut subbitocularia* 

DoTHiDBA Fríes, Obt.j II, p. 347 et 5«iii. Veg, Seand., teet, pott., p. 386. 

Peritecio nulo , ó confundido con un estroma celuloso, 
6 en algunos raros casos , forníado de una membrana de 
la mayor tenuidad. Celdillas redondeadas ^ Henas dMdl 
núcleus globuloso , de consistencia corácea ó' gelatd^É|:|r 
abriéndose , lo mas comunmente , por un simple pSé^ , 
pero provistas también algunas veces de un ostiolo en 
forma de papilla. Tecas enderezadas , entremezcladas 
con paráfisas. Ej||klzidUas continuas ó , en apariencia , 
biloculares. 



La ausencia de peritecio propio ; los núcíens anidados en no e^ 
troma discreto ; tecas encerirando esporidias incolóreas, con la mayor 
frecaencia sencillas ; un cuello que va á parar en la superficie del 
estroma por un simple poro , ó se prolonga un poco en forma de 
ostiolo, tales son los caracteres que distinguen este género de les 
precedentes y de los siguientes. Convengo en que no hay traza alguna 
de periiecios en el D, Berberidis DNtrs. que Fríes da de él hoy día 
(1850) por tipo ; pero en la níiayor parle de las demás especies sé halla 
uno membranoso cuya textura es evidentemente diferente de la del 
estroma en que está envuelto. 



vil. BOTAMIPA. 



29 



A50 fLOAA CfilLBNA. 



( fltlrfligiipifi» • fripí ngimiB , lám. 9, fig. 5.) 

Z>. amphiffena, mwíf^^, globoga, rugulo»a^ otra, apaeai eélMi» p%- 
riphericit §phmrieis nUnmtiif ostioli* obioletU. 

D. Drtmidis Lev., Champ, exot,f n. 285. 

Naeidos debajo de la cutícula de la hoja , los estromas de esta ' 
especie la rompen y se muestrao bajo la forma de globulillos 
negros y opacos , del tamaño de un grano de cañamón. Las 
celdillas son chiquitas, no teniendo las mas amplias mas que un 
vigésimo de linea de diámetro , anidadas en lo interior de la 
periferia de un estroma negro y rellenas de un núcleus blanco. 
M. Léveillé dice las lecas ovoides alongadas , y las esporidias 
elípticas , sencillas, hialinas y dispuestas en dos filas ; en cuanto 
á mí , no he podido hallarlas , sin duda porque no he tenido un 
número suficiente de individuos para hacer mis indagaciones. 

Este hoDgo crece esparcido por anüM» fooes de las faojai del Drymit 
ehilensis, y semeja á un Sclirotium, 

* . E$ptíeaeion de la lámima, 

• Lte 9i fig- 5. Dothidea Drymidit bajo la forma de granos negros en la superficie 
« de wwboja del Canelo (Drymig) figurada solo su estremidad y de tamafio natural. 
— ft^ Un corte vertical pasando por el centro del estroou , aumemado %$ veces y 
sefialando las celdas de su periferia. No he podido ver los órganos de la repro- 
ducción. 

2. M0oiHéélen 4»ott#ptft*eafa. 

D, amphigena^ tuperficialis ; stromate^^mmlttanaceo plano maeulat 
orbiculares piceas eff armante; cellulis rarii hwíisphcBriciM poro pertuiis» 

D. CONSPURCATA Berk., Deter, of Exoi. Fung, in Lond, Journ, of Bot., tom. V, 
p. 39». 

Su estroma forma sobre las dos faces de las hojas del Myrtus 
Luma manchitas pardas redondeadas^ que M. Berkeley com- 
para, y con razón, á suciedades de mosca. Consiste en una 
simple capa de celdillas radiando de un centro común , como 
en el género Micropeltis. Se ve aquí y allá sobresalir algunas 
casillas hemisféricas , perforadas de un poro en el vértice. £1 
núcleus , que es blanco , descansa á descubierto sobre el pa- 
renquima de la hoja. La fructificación, sin duda irregular, con- 
siste en una multitud de esporas seaieia&tes á las de muchos 



HONGOS. , kSti 

Sphcermema , io cual hace dudar del puesto .que flebe ocupar 
esta especie. 

Ha sido hallada por Bertero en la isla de Juaa Fernandez. 

3. jOoihiélea ^raftiflo^ci. 

Z>. hypophylla, erumpens; cettulis constipaiis punctiformibus inttu 
albis in erustam atram opaeam orbioutarmn vel , ob eonfluentiam, irré'- 
gularem minutissime granulosatn connatis, * 

D. GRANULOSA Klotzsch, Mu. tn Hb, Hook., S9cund. el, Berkeley, i. o. ^ Hook. 
et Arn., Beeehey's Voy., t. II, p. 54. 

Las'celdillas , sumamente chiquitas, nacen debajo de la cutí- 
cula de la faz inferior de las hojas del Eugenia Temo. Aisladas 
en el principio j bien que aproximadas en crecido número en el 
mismo punto , concluyen soldándose por el vértice en una cor-> 
teza frágil y de un negro opaco , la cual , mirada por el lente , 
parece como ligada. Las plaquitas se agrandan y se hacen , por 
confluencia , irregulares en su contorno. Como de la superficie 
del estroma no baja tabique alguno que separe los núcleus » 
sucede que estos se reúnen á la estremidad en una sola capa 
blanca, compuesta de tecas enderezadas. Estas tecas son iguales 
en longitud al espesor de las placas 9 que es de un vigésimo de 
linea; son de forma de porrita y encierran cada una ocho espo- 
ridias ovoides , transparentes, conteniendo dos nucleolillos ó 
esporidiolas desiguales. No hay paráfisa alguna. 

Esia especie fué cojida en Valparaíso por Bertero y otros viajeros; crece 
en las hojas. da una es|ieoie de Baech^is, y en las de un Mirto^ Ya hobia 
analizado yo veinte vecéif^ta planta para ver su fructificación , pero siempre 
sin buen éxito , basta que recientemente , hice una última tentativa con 
fruto. Es preciso no confundir esta Dotidea con la planta homónima del 
s^or LéveUló, y cuyo nombre debe de ser cambiado. 

TIZ. NECTBZA. — M3E0TBLIA. 

PerUhecia libera^ membranácea^ flaccida^ Imte colorata^ papilla 
fallida insimkcta^ stromate tubereularifermi^ byssaceo aut passim 
Qblitterato eircumpo$ita aut semi-immersa, Nucleus fluocilis palli^ 
4u$ guUce vel floccorum alborum instar expulsus. Asci sporidia 
octona hyalina subbinucleata includentes. Ad cortices et ligua. 

Morau Fries^ Suü, Orb. fHÍJI^ ^06 «( Sum, Veg. Seatid,^ p. pott,, p. 98v. 



t5t PLOBA CHIUNA. 

Perítecios membranosos ó carnudos , libres , blandos, 
nunca negros , lo mas frecuente encarnados, amarillos 
6 naranjados , provistos en el vértice de una papilla en 
manera de ostiolo , y sobrepuestos & un estroma del 
mismo color, carnudo ó bisói^e , rara vez obliterado , ¿ 
medio encajados en su substancia. Núcleus aguisado 
en la madurez en forma de gotitas ó de copos blanquiz- 
cos. Tecas encerrando ocho esporidias hialinas , y en 
apariencia , divididas por un tabique transversal. 

Este géoero , en la primera de las obras citadas de Fries , formaba 
una sección del ffypocrea, y asi lo babia considerarlo yo en mis 
Criptogamias de las Canarias y de Cuba. En la Flora de ArgA^ 
M. Durieu y yo lo habíamos propuesto con el nombre de CucurbUiír 
ria Grev. ; pero en el dia, convengo en que el nombre de Fries tiene 
la prioridad. Diflere de las Ef ferias propiamente dichas por el color 
y la consistencia de sos peritecíos , y casi nada se distingue del Hy^ 
pocrea sino es por su posición en la superficie del estroma, y por la 
fructificación. 

1. JVeei»*im 0eh§*aeem. 

Bí. erump9n$; ttroniate tubnullo; peritheeiis sphiBrUsit, Usté oehraegéSt 
furfuraeeis, ostiolo papiUaformi impressqi a$ei$ elavatit iporiHa ki* 
trinucleolata foventibus, 

N. 0CJIRACB4 Fríes , 5i«iii. Veg. Scandj^ SS7. •- Spiurru Grtftii #Í^I<II. ad Fries, 
£L Fung.t U , p. 79.- Monlag., FL J. Fwn., n. 4l.-i- lALét M., Fi, Aig.,, I, p. 476. 

OS perítecios de esta especie salen del epidermis en forma de 
globulillos granulosos de color de ocre. €ada grano representa 
una celdilla ó peritecio soldado por la base con su vecino. Este 
peritecio está superado de un ostiolo poco aparente , en forma 
de papilla y rodeado de un surquito. Las tecas están en forma 
deporrita y contienen ocho esporidias oblongas » en las cuale9 
se pueden distinguir dos ó tres esporidiolas, las unas y las otras 
inculoreas y muy pelúcidas. 

Esta especie es común en Chile , sobre lasjgrtezas , y parece poco distiiita 
de la siguiente, eon la cual se hiÁla m6sel4|«jfisa>i^ v^^es; 



^» 



r%% 



aONGOS* , ^Q 

2. ¡¥eeirim einnmhmHnm. 

IV. eaipitosñ; stromate tubereulari(Bformi:perith€ciit globosis 9inne^ 
barinis eorrugatis decolorantibus; ostiolo papilla formi ; qjfsis br^vibuM 
ventrieosis sporidia elliptica bi-4r<annulata foventibus, 

N. ciNNABARiiiA Fríef , I. c, p. «88. — Sphjsria Tode. -^ Grev., Swt. Cfypi, FL, 
tab. 136 — S. DECOLORAMs Pers.— S. fragiformis Sow. wm Peri . , 

Aquí tenemos un estroma aparente , de un amarillo naraiyado, 
saliente de la corteza en forma de tubérculo del gmeso de un 
guisante, y en k periferia del cual están situados los periiecios, 
en crecido número. Estos son esféricos , grandes como cabcízas 
de alfiler, primero de un bello encamado , luego parduscos, 
muy rugosos, ahondados en forma de cúpula en el vértice, y 
provistos en el centro de un ostiolo papiliforme. Las tecas ^ 
mayores que en el precedente, bien que conformadas lo mismo, 
encierran ocho esporidias oblongas , transparentes y marcadas 
por un tabique transversal , rara vez por dos. 

Indico esta especie según el señor Léveiilé, que la ha coufandido» tal vei 
con alguna razón , con el iV. ochraeea. 

3. Ufeeiiria eoeeinen, 

N» c(Bspito$a i ttromate tubereulariformi kite$€mte;peritheeiis ovoideit 
UBvibus IcBte rúbris} ostiolo papilla formi; iporidiis oblongis Iransvwsim 
uniseptatis. 

Var. Sanguinella? peritheciii subsolitariit erumpentibus; itromate vim 
ullo, 

N. coccni^A Fríes , 1. c— Sphjbria Pen., Syn., p. 49 et leim. et Detar, Fuñg.^ 
lab. 12 , fig. 3.^ Monlag., Fl, J. Fem., ii« 40. 

La variedad es notable por la ausenciaSB completa de un 
estroma. Los peritecios salen aisladamente^ ó en grupo sobre 
un mismo plan, de las hendijas de la corteza y su forma ovoide 
queda algo alterada por el collapsus que resulta de la flaqueza, 
de la blandura de su pared membranosa. En todo caso , este 
collapsus no es regular como sucede en los Ñ. N. cinnaharina 
y Cucurbitula , y tiene lugar en todos sentidos. 

La especie difiere de la precedente por el c^lor y el pulido de sus perite- 
cios , que, por lo demás , no se ahondan de un modo regular. Los órganos 
la fructificación son los mismos, en cuanto á las formas , pero mas. th\- 
itos casi de la mitad. La |f|Mad crece en Valdivia , m las eorlaivs^ 



&jKA FLOBA CmtBNÁ. 

(Atlas botánico. — Criptogamia , lám. 9, fig. 6.) 

iV. easpitom^ sir órnate oblitterato; peritheciis globosis magnis leetihui 
rubro-fuscis, ostiolo in centro disci planiuículi eximie orbicularis papil" 
Imformi; <i$eis deliqttescentibus sporidia oblonga medio transvenim sep* 
tata foventibus. 

N. BiscoFtootA MoBtag., Pl. J. Pem., n» 4a , sab Spbjbria. — Ltcogalá Bertero, 

Esta especie es análoga, por el disco de su vértice, al Rypo-^ 
acylon annulatum ñvr'xhB. descrito. Los perítecios salen por gni- 
pitos (de cinco á ocho) de las hendijás de la corteza; son lisos, 
mas abultados que los de las precedentes, y notables no solo 
por su color, que se pone pardo castaño con la edad, sino tam- 
bién y sobre todo por el disco orbicular y plano que corona sn 
vértice , y en el medio del cual se ve ol ostiolo. Su grande es- 
pesor, y la rigidez que resulta de ella son causa de que no se 
ahonden. Algunas veces, se hallan quebrados al Qn de su vida. 
El eslroma está escondido debajo de la corteza, y poco apár- 
rente. Las tecas parecen deber ser absorbidas de nuevo pron- 
tamente , pues aun en los individuos jóvenes no se hallan ya. 
Las esporidiaa oblongas ó naviculares , algunas veces en forma 
de 8 , están en apariencia tabicadas transversalmente y como 
angostadas al nivel del punto de contacto de los dos nucléolos 
6 esporidiolas. 

Esta especie , eminentemente distinta, fué enviada por Bertero., guíenla 
había cojido en la isla de Juan Fernandez , por el mes de mayo, en las cotr 
tezas de los árboles d^^iéll-bosques de las montanas. 

''' * Esplieacion de la lámina, 

LÁM. 9, fig. 6. JNectria diseophora. — ña Corteja coi\ varios gropfs de ipdividuoa 
y otros esparcidos.— 66 Dos individuos aislados y aumentados 25 veces. — 6c Por- 
ción de la periferia de un corle transversal de un peritecio para señalar en d la 
disposición de Las celdillas conlóales y en a el espesor y la estructura de la pared 
de este mismo peritecio, de un aumento de 380 veces el diámetro. — 6/" Cuatro es- 
poridias del mismo aumento y primitivamente incluidas en una de las tecas que se 
resuelven muy temprano. 

5. I¥eeiria auwaniia. 

JV. bfftsiseda; peritheciis gregariis subrotundis papiUatif auranti^fj^ . 
rtdfrii'é $ubieiU6 9ffu¿o auranHo énUríféf^itkM* 



HONGOS. /Í55 

N. AURANTii^frj|l^i5i«mma Veget Seand.^ p. JMS.^— Sphjsria Pers., Syn. Fung., 
p. 68 et Icón, et JDe4j|£|n^., tab. 12, fig. 4. — Grey., 1. c, tab. 78. 

Estroma tumetoso , naranjado , irregularmente estendido so- 
bre el himenio del bongo, en donde esta especie vive par»* 
sita. Peritecios carnudos , numerosos^ aj[)roximados , redondea- 
dos, de un encamado-naranjado, provistos de un ostiolo obtuso^ 
saliente, por donde se escapa una herbilla blanca. Por un tiempo 
húmedo, el núcleas gelatinoso es et que s6 tíeva tras si á las 
esporidias en el momento de su madurez. En la sequedjad, estas 
mismas esporidias elípticas, transparentes ^ tabicadas, primiti- 
vamente encerradas en tecas cillndraceas ^ forman un polvo 
blanco sobre el estroma y al rededor de loftostiolos. 

Esta especie faé hallada en Valdivia sobre el htmenio del Púlyportif 
versicolor» ... 

6. IVee$iria awsimMis. t 

(AUas botánico.— Críptoganúa, lám. 10, fig. i.) 

iV. byssiseda; peritheciis gregariis ovoideis epapillatis cupulari-colla- 
béntibus furnia, e suhiculo byssaeeo effuso patUdo erfíffrgetitíbus. 

* % jrenKALif MdvMt-» ¿ffi^ t«f Beth. Hm, Parit. 

De una eapa espesa de fllam^entos bisd^os , irregularmenté 
eátendida sobre la corteza, se ve salir on crecidos número de 
peritecios , que por el hundimiento cupuliforme de su vértice , 
podrían ser considerados , á primera vista, como pertenecientes 
i una Peziza de la tribu de M* Taptxicí. Estos peritecios son 
membranosos , delicados , negruzcos cnando están secos , ovoi- 
des ó rara vez globuTosos, lijados , altos poco mas ó menos de 
ún sexto de linea, hundidos, hasta el medio en un subiculum blan- 
quizco, y desprovistos de osiiolos ó de papillas. Vistos por eí 
microscopio, su pared es de un amarillo sucio y fuliginoso^ 
pero tto es ni negra ni carbooácea. i^slá forinada de filantentos 
como confervóides,. k) mismo que la precedente, pero de o» 
tejido ntenos apretado^ La» tecas sofH cUindric&s , estrecbaaí^ 
largas de 0,15 miiiffy., sin paráfi^as. Las esporidias que e»^ 
cierran, en número de seis á echo, sonde forma de lanzadera, 
fargas de 0,02 á 0,025 milirti., tabicadáít en apariencia ó con- 
teniendo dos esporidiolas oblongas. 

Esta especie crece en Chile sobre la corteza de los árboles. 



/|56 FLOBA GHILBNA. 







Btptkaekm ¿f im lámina^ 

LÁM. 10, fig. 1.— ta Porción de cortexa en la caal se ^nfíhet^fm auitralU de 
tamaffo natural. — tb Un perítecio separado , ahondado basta la mitad de sa altara 
en el vello algodonado y blanco en ic— td Una teca aislada , aumentada 3S0/1 con 
seis esporidias — la Dos de dicbas esporidias del mismo aumento, todavía jóvenes 
y íf otras dos de mas edad y cuya aproximación de los dos nucléolos simula un 
tabique mediano. 



Peritheeia atra^ earbonaeea^ superfieialia áut immersa et oh^ 
teeta^ tune $(Bpe hieortieata^ tune lenuioray papillata^ ostiolata vei 
rostrata. A$e% oetospori paraphysibus immixtL Sporidia septata^ 
mcucime caterum varia, interdum Hmplicia seu continua^ puhe-' 
ris ad imtar explota. 

SraiBEíA Fríes , 5«iiii. Veg. Scand., p. Sts. — Sphjbeia Áuett. pro parte. 

Peritecios carbonáceos , negros, frágiles , superficiales 
6 inmergidos en la matriz, cuyo tejido rompen para 
salir á fuera , provistos en su vértice de una papilla ó de 
un ostiolo en forma de pico mas ó menos alongado, 
enderezado y no convergente. Tecas conteniendo ocho 
esporidias sencillas ó mas ó menos compuestas , es decir 
tabicadas. 

Gomo el agárico en los bimenomícetes • este género es el mas nu- 
meroso en especies de lodos los de la familia que nos ocupa en este 
momento. Y todavía, adoptando aqui las ^nuevas divisiones introduci- 
das por Fries en la citada obra , se baila considerablemente reducido. 
Tal cual eslá establecido en el dia, encierra nada menos que siete á 
ochocientas especies. Por eso mucbos distinguidos micólogos se em- 
plean incesantemente de su desmembramiento. Los hongos que lo 
constituyen nacen todos en maderas muertas, cortesas de árboles, 
yerbas annoales ó Ti?aces, cañas ó pajas, hojas y su tejido, cuyas 
fibras ó la cutícula acaban de rasgar para salir al aire libre y disemi- 
nar sus seminulas. Chile no ofrece aun un número muy grande de 
ellas ; pero un botánico , que empleándose en ello especialmente las 
buscase con cuidado , no podría menos de duplicarlo ó triplicarlo en 
poco tiempo. 






HONGOS. &57 



SECCIÓN I. Superficiales. 

S. vinosa; peritheciis ovaideis subtubereulosiSy nigris, pilis ilriffosis 
e<meoloribu8 tectis ; ostiolo suhelongato. 

S. BIF0RHI8 Pera., 5yfi. Fung,. p. 5«, tab. 2, flg. 14. — Fríes, Sytt, myc, II * 

p. 448. 

Las casillas ó peritecios son libres, ovoides, esparcidos ó mas 
ó menos aproximados , negros , adelgazados por el vértice en 
forma de un pico corlo y anguloso , y cubiertos de pelos con- 
colóreos y articulados. Bien que las casillas estuviesen vacias, 
y que no pudiese yo, por consiguiente, describir su contenido, 
no dudo que sea esta la planta de Persoon , pues la figura que 
be citado de ella parece becha por el patrón mismo de mi 
muestra. 

He hallado esta hipoxilea en un pedazo de madera muerta enviado por 
Bertero con el n" 196, habiendo sido cojida cerca de Rancagua. 

2. SpHmwia JRuívíhuíu». 

S* villosa, erufnpens¡ peritheciis sphcBricis tándem coUabenti'depressis 
Oitomis hirsutis atrie; sporidiis cymbiformibtu multicellulosis. 

S. Pdltiiiülüs Berk., Dee. o f Fungí , n. 72. 

Peritecios redondeados , del grosor de una grana de amapola, 
saliendo de lasbendijas del epidermis, ya aisladas, ya en hilera 
una tras otra; son tan chiquitos que se necesita recurrir al lente 
para distinguirlos , lo mismo que en el S. exilis^ con el cual 
nuestra especie tiene mas relación. Medidos en la camera liícida^ 
su diámetro es de un sexto de linea ; son negros , ovoides , es 
decir, mas anchos por el vértice que por la base, y enteramente 
cubiertos de una vellosidad corta y apretada, formada de pelos 
sencillos , no tabicados , cuya longitud no depasa 0,04 milim. 
El núcleus , de un hermoso blanco, se compone de tecas en 
forma de porrita, acompañadas de paráfisas, y conteniendo 
ocho esporidias en foMMí de lanzadera , divididas , en todos 
sentidos , en un creci<)ailAmero de celdillas análogas á las de 
nuestro Phragmispora herbarum. 

Es bastante digno de curiosidad el encontnar en Chile ésta Esléria de la 



#. 



ft58 FLORA GHILBNÁ. 

Nuera Holanda. Gomo he podido eompararki con un ejemplar auténtico , 
estoy cierto de la identidad. Nuestra planta crece en las ramas caídas y en 
los troncos ; Bertero la hallé sobre d del BéUaiaMieriii G. 

3. SpUmriu ^^ina. 

S* viUosa; peritheciis sparsii awt aggregatis subglobosis ovoideisque 
vilio mueidoalbo tectis; ostiolo nudo papillaio nigricante; sporidiis Ion- 
gii linearibus, 

S. OVINA Pers., Sfm> Fung., p. 71. — Fries, Syst. mye., 11 , p. 446. 

En nuestros ejemplares , bailamos los peritecios tambiea 
sobre madera desnuda como sobre la corteza de ramas de árbol. 
Estos peritecios son globulosos ú ovoides , esparcidos ó aproxi- 
mados , cubiertos^ escepto el ostiolo cónico » que es negro , de 
un vello blanco , cotonado y muy apretado. La fructificación , 
semejante á la del Sphceria Montagnei Fries , consiste en tecas 
lanceoladas , encogidas por la base en un largo pedicelo , y no 
acompañadas de paráfisas. Estas tecas encierran ocho espori- 
dias lineares, largas de un quinto de linea, ó poco mas ó me- 
nos, anchas de 0,0036 oiUisi., divisas por muchos tabiques 
transversales , que probablemente no son mas que el punto de 
contacto de las ocho esporidiolas que contienen. 

Esta especie crece en Gbiie. 

S, fasciculata, nigro-fusca; peritheciis majusculis oblongis ventricosis 
mollibus; ostiolo papilla' formi nigro deciduo; sporidiis utinprióri. 

S. Bombarda Batsch , Cont., I , p. 217, f. 181. — Nees, Syst, d. Pilz.y flg. 357. — 
Ifontag., 2* Centur,, n. 54, pl. 1», f. 5. 

En los ejemplares de Chile, los peritecios aun no adultos, 
son flojos y hundidos en sí mismos ; los he visto en el mismo 
estado en una muestra de los Scleromycetes Suecice. En el es- 
tado regular, están enderezados , son oblongos y algo ventru- 
dos , negros , lisos, obtusos por el vértice , en donde se ve un 
ostiolo muy chiquito en forma de papilla; su pared es muyes- 
pesa y como carbonácea. Encierran ^'núcleus compuesto de 
tecas y de esporidias semejantes á laí tfel S. ovina. Estos ór- 
ganos en la figura citada de Nees , son diferentes de los que he 
representado en mi segunda centuria. 



i 



HONGOS. . *' 159 

La planta chilena no tenia esporidias , no habiendo llegado >á madurez ; 
crece en maderas viejas medio pudridas. 

S, denudata^ major, aira; pkfIMtiis gregariis IcBVibtu subconfluen-- 
UhuM; ottiolo papillcBformi ; Mpojffétm cymbiformibwf eoníkélfi spa" 

4iCBÍt, 

S. HAHHfPOEMis Pefs., Sj/n. Fung,, p. 84. — Fries, S^t.nH^e., 11, p. 455. — 
Montag., ]Fl. J. Fern,, n. 43. — Bertero , ColU, n. 1725. ~ Htpoxtlon globulark 
Bull., Champ.j tab. 444, flg. 2; rectius quoad fructiflcatíonem. 

^ Los perilecios están aislados ó aproximados en corto número 
(dos á cuatro) ; son globulosos , sésiles , de un negro opaco y 
del grosor de un grano de cáñamo > con paredes delgadas y frá- 
giles, y provistos en el vértice de un ostiolo en forma de papilla, 
k) cnal les da una grande semejanza á una teta, étjfíMMie ihene 
su nombré especifico. Las tecas se sueldan entré^'sf,' y se fiiHan 
la^ esporidias seriadas^ en medio del núcleus asi transformado. 
Estas esporidias , en nuestra planta, son de un buen tercio mas 
gruesas que en el ejemplar de los Scleromycetes Suecice 6 en in- 
dividuos bien fructificados que yo he cojido en el bosque de 
Itfeiídon , junto á París. 

■i 

Esta especie no difiere del S. aquila Fries mas que por la ausencia del 
subiculum; á lo menos la fructificación es idéntica en una y otra especie , y 
eata Inietificaeion es la de los hipoxUimes , entre los euales Btdliard la ha 
cokMado* Nuestras i^iiiei^raft vienen de Bectero , (ffie la» hiúiia cojido en loa 
ramoa de un miM. w lium Fernandez. 

"9^ MpHwria 9uhMiwnhnta. 

S» denudata, gregaria (compositaque)^ superficialis ; peritheciis rigidis 
alHá,.ba9Í eapansa heíní$pheBricihtruncati$ Meoriicatit; ostiola papiücB^ 
fuTVki; tporidii* oblongi$ eoHtinuU inaquilateris fuui*» 

S. scBLiMBATA DR. et Montag., Pl. Álg., I, p. 499. 

Peritecios superficiales , aislados, esparcidos 6 reunidos por 
aplroiíimacion , cubiertos de una suerte de corteza crustácea que 
encierra algunas veces muchos de ellos. Son hemisféricos , an- 
chos de media linea por la base , como truncados en el vértice, es 
decir, representando un cono rebajado , de un negro opaco , 
lereoiente rugoso , provistos de un osfíelo papilifonaM en ei 



460 I nODKA CHILBIfl. 

ceatro.'La tutse de la corteza esterior ó falso eatroma , ya sea 



en las casillas sencillas, ya en las puslulilias confluentes, se 
tiende en un limbo sobre la caña. Las tecas cilindráceas , pron- 
tamente reabsorbidas , dejan las esporídias seriadas en el nú- 
cleus. Estas, en número de ofiM^en cada teca, son pardas, 
sencMlp 4 continuas, casi renifo|pne8, ó á lo menos jorobadas, 
permaneciendo uno de sus bordes recto , al paso que el otro es 
convexo. No hagr mas paráñsas que los jóvenes tecas. He visto 
en la colección una variedad compuesta , es decir , cayo es- 
troma cortical reúne muchos peritecips. 

Crece en los tallos del Chtuquea Cumingii. 

7, MphmnHm nppMatMiim. 

• S.^ipétm^ 4Mf^* opaca; peritheeiii orbieulaHs knibui eanv$xÍM^ Jnftfiíf 
ñppküuíUii 99Íi$to simplici pertuso ; sporidiis mímHÍMiimi$ globoiU.. 

S. ÁPPLAKATA Fríes , Obg., I, p. 181 et Sffst, myeol., lí , p. 463.— KloUseb, Nmí» 
Áeia Aead, Iftítwr. Curiosor.^ tom. XIX, suppl. 1 , p. 242. 

Peritecios saliendo de las hebras leñosas, rugosos, aplastados 
en la base , convexos por encima , luego hundidos formando 
cúpula y casi planos. No sé si mi ejemplar de los Scleromycetet 
Suecicd es regular, pero la fructificación que le he encontrado 
pertenece mas bien al SphoBronema ó al jáposphceria. 

Esta especie no existe ni en la colección de Bertero , ni en la del señor 
Gay ; por consiguiente , la cito aquí por la autoridad^do el señor Klotisch , 
que anuncia en la citada obra que fué cojida por IfefOi ^ las pendientes 
del Tingulririca, en Chile; crece sobre las cortezas. 

8. Sphwtfim 9orda§*Í€^. 

S. denudata^ subefnergms, gregaria, aira; périthecUi globoHs moUibui 
eollabentibui ruguloiis etim oitiolo obsoleto confluenHbus; iporidiiseym» 
biformibus continuis brunneit. 

S. S0RD4RIA Fríes, Syit, mye., II,.p. 458. 

La madera muerta descortezada y blanqueada por la vetustez 
parece estar cubierta de un polvo negro opaco, cuando se halla 
invadida por esta especie. Los peritecios son muy chiquitos, 
globulosos, negros, muy aproximados en sitios^ y salen de 
entre las liebras leñosas; por lo deraas , son opacos y frágiles , 



fiONGOSi ' &61 

bien que muelles y blandos , por causa de la delgadei de sa 
pared. Por ser los esliólos confluentes con el vértice de los 
peritecios , estos toman la forma algo cónica. La fructificación 
es semejante á la del S. mammwfarmis. 

Esta especie crece también en C3iile. 

SECCIÓN n. Emergentes. 

9. Stphwria eacea^ata. 

S. obturata, erumpens, iparsa; peritheeiis planis atris demum colla^ 
bescenti-eupuliformibu»; ostiolo papilla formi prominente ¡ ipwidiis 
oblongis muUicellulosis, 

S. EXC4VATA Fríes , £1, Fung., II , p. loi. 

Los periteciofl^alén de debajo de la corteza 3 son aplastados , 
orbiculares, IíscMp^ desnudos y glabros. Tan pronto como el 
núcleus está ^vagiiido , se hunden por el centro y representan 
una cúpula de Lecidea , cuyo borde fuese aun adelgazado. La 
fructificación es, poco mas ó menos, la del Sphíeria herbarum^ 
de la cual hemos hecho {FL Alg.^ p. 447] el tipo de nuestro 
género Phragmispora , y se aproxima también, por consi* 
gaiente, de la del S. Pulvinulus, arriba descrita. 

Bertero ha cogido esta especie en Quintero , en la cortesa del Bellota 
Miersii G., y la envió con el m 658. 

10. SpHwria anguBtata. 

S- tparta; peritheeiis ligno nigrescente immersis tándem promintUis 
globosis atriSy albo'faretisi ostiolo cequali lineari angurtissimo; sporidiis 
fMginosis elliptieis multiseptatit, 

8. ANGüSTATA Pers., Syn, Fmng,^ p. 55.— Fríes, Syst. Mfc., U , p. 470.— Schmidt 
•t Kanze , Myc. HefL, II , tab. 1 , íig. 8. 

Las casillas negras , esféricas , del grosor de un grano de 
migo,. están hundidas en la corteza ó en la madera y no domi* 
nao hasta muy larde ; su interior es blanco, como cotonado, y 
su ostiolo lineal , del ancho del pcritecio é igual. Al principio, 
solo él hace salida á fuera y no se ve mas que él ; no se parccQ 
poco á un Hysterium , cuyos dos labios estuviesen muy aproxi- 
mados. El núcleus eslá compuesto de tecas cilindricas muy 
largas en las cuales están encerradas , en una sola ringlera , 



463 fWKk CBOENA. 

ocho eaporíditB elipticaft, al principio iacolóreas j de iré» glo- 
bulillos , poniéndose luego poco á poco de color de oUin y di« 
▼ididas en celdillas por tabiques transversales (tres á cinco) , y 
algunos otros longitudinales. Nada semejante se ve en la figura 
citada, que me parece errónea con respecto al fruto, pero 
exacta por lo demás. 

Esta especie fué bailada en Coquimbo por el señor Gaudicbaud , sobre ra- 
mitas mezcladas con usneas. 

11. Sphmriu mpim^p^rm. 

S. erumpens^ Unearis, atra; peritheeiis globotis uniserialibiu albo- 
farctis, stromate fusco connexis; ostiolú hemisphcBricis umbilieatis ; spo^ 
ridiis ovaio^blongia appendiculato-pyrifbrmibus, 

'% 8. APiostOEA DR. et Montag., Fl, Alger,, I, p. 482 , Ub. 4^^flB. i ; fractns. 

Esta esferia forma sobre las cañas estrías^' jídearp-Ianceola- 
das , muy estrechas y paralelas , de un n^^tt) ^ardo, mas ó 
menos alai^das por confluencia. Los peritecios son globulosos, 
deprimidos , uniseriados , rodeados y reunidos por una suerte 
de estroma bisáceo pardusco , y llenos de un núcleus blanco. 
Los ostiolos , dispuestos en linea en las hendijas de la caña , á 
penas son salientes, hemisféricos y ombilicados por el centro. 
Las tecas tienen la forma de una porrila y encierran ocho es- 
poridias colocadas en dos ringleras. Estas son hialinas, obo- 
vóides ó piriformes , algo combadas en forma de una virgulilla 
y llevan en su parle inferior adelgazada una especie de apén- 
dice que las hace parecer articuladas en este sitio. 

Crece en las canas, al mediodía de la Francia, en tiena de Argel y en 
Chile. 

12. Stphwria 9piewMa9». 

S. subeffusa^ itromate tenuissimo subcorticali nuUricem atro-inqui- 
nante; peritheeiU globotis ligno immutato profunde immersis, airis; 
ostiolU erumpentibus longU teretibus tenuissimis; a sporidiU minutis 
ellipticooblongis triseptatis, n 

S. 8P1CUL0SA Pers., Syn. Fung,^ p. 33. — Fríes, Syit. mye., II, p. 369. — DR. et 
MoDUg., Fl, Alg.f I, p. 459. 

Yar. Medusina Montag., Mss. : stromate erumpente radiato-fibroso» 

Los peritecios están anidados en la madera \ son esféricos, 



fiCÜNOOS» biSi 

negros por fuera y por dentro ; del grosor de uoa seipiU^^ de 
amapola, y superados de un ostiolq de fornuí de pico muy alari- 
gado , áspero , frágil y concolóreo. Se encuentra debajo de la 
corteza, cuando esta no está aun desprendida y caida , un es- 
troma pardo , hebroso , el cual , en mi variedad medtmna , 
sale al mismo tiempo que el ostiolo y le forma una suerte de 
gargantilla franjeada. Las tecas, que no se presentan en el 
tipo 9t tampoco en la variedad de Chile , forman una porrita 
dorta y contienen , en dos ringleras, ocho esporidias muy chi- 
quitas , oblongas , hialinas y de tres tabiques transversales. 

El tipo y la Yariedad crecen cerca de Valdivia sobre las ramas muertas de 
los árboleSf 

13. SpHwria fasaa. 

S. epiphylla, teda, ovcUa, nigra , maculis pallidis insidens; peritheciis 
solitariis, glohoni^ nigriii oHiolis fumeHfitrmibus ; sporidiis ovoideis 
continuis hyalinis^ nucleum opacum foventibus, 

S. FOEDA Lev., Champ. Mus. Paris,, n. 32i. n. v. 

Las hojas de las gramíneas , que dan nacimiento á esta es- 
feria, son pálidas , descoloridas, y presentan receptáculos ne- 
gros , alargados , encerrando en su espesor conceptaculillos 
( perilecios ) redondeados , cuyo ostiolo es puntiforme. Las 
tecas, alargadas, cilindricas, sin paráflsas, están ocupadas por 
ocho esporidias ovalas, sencillas, transparentes, dispuestas en 
una sola serie; su parte media presenta un núcleus opaco, re- 
dondeado , análogo á una csporidiola. Lev. 

Esta especie , que no he podido hallar en la colección del Museo de Paris , 
crece sobré las hojas de las gramíneas como la siguiente. 

SECCIÓN m. Erráticas. 

14. SpHwria €lran%i§^Í9, 

* 

S» tecta^ inaqualiSy rugulota, prominula, nigra nitens vel opaca, pa«- 
$im confluens ; perithecii» subglobosis^ primo pallidis, mollibns, tándem 
atri9i parenchymate folii immersis; ostiolis latentibus; sporidiis majus- 
culis ex oblongo fusiformibus trisepíatis» 

S. Graminis Perg.y Obi. myc, I, p. 18, tab. i , flg. 2. ^Fries, Syst, mye,, II, 
p. 434. — Neii, Syit. d, Pilx., f. 3i4. — ?Dothideá Gríjuhis Fries, Sum, V«%* 
Setmd.f pwTi pott^ p. 3S7, 



46& PLOAA CHILENA. 

Las manchas negras , que esta especie forma en la hoja , son 
muy variables en cuanto á la forma y al tamaño, pues á menudo 
se reúnen muchos grupos por confluencia ; pero por lo común , 
son oblongas ó lineales , negras , glabras , opacas ó lucientes 
indiferentemente, un poco desiguales » rugosas y aparentes de 
ambos lados de la hoja. Los peritecios están anidados en el 
paranquima de esta , alterado, como he dicho, globuloso*, pá- 
lidos al principio , bastante aproximados, y luego se^^pmíen 
negros. Su ostiolo es poco saliente. Las tecas , formando pepita 
corta, encierran ocho esporidias oblongas', hialinas y oscura- 
mente tabicadas. 

Esta planta no es rara en las hojas tfe las Gramíneas. Fries está incierto 
si debe reuniría con las Dotideas. Lo cierto es que varia mucho en las dife- 
rentes fases de su evolución. 

(Atlas botánico. — Criptogtmia , lám. 9, fig. 8.) 

ó\ hypophyUa\ piritheciis globosis^ endophyllis, atri$¡ ostiolo eumor- 
pho prominulo; tporidiis oblongis, simplicibus^ fuscis, altero fine ungui' 
culo hyalino instructii. 

S. CNGUiCüLATA MoDlag., Jf<f., Berb. Mus, Parts, 

Los peritecios ocupan la mitad del espesor de la hoja y son 
aparentes en su faz inferior; son globulosos, de cerG$i.de un 
décimo de linea de diámetro^ negros y provistos de un ostiolo 
corto que va á finalizar al medio de una mancha negra , igual 
á la mitad del grosor de la casilla. El ostiolo está horadado de 
un poro visible por el lente. La fructificación es singular; son 
tecas perfectamente cilindricas, largas de 0,10milim., anchas 
de 0,005 milim., conteniendo ocho esporidias en una sola rin- 
glera. Estas son elipticas , largas de menos de un centesimo de 
milímetro , jMirdas, y en el centro de las cuales se percibe un 
grueso globulillo , que no es tal vez mas que una gotita oleagi- 
nosa. Pero es por donde difieren de todas sus vecinas, sin 
dejar de acercarse de las S. S. apiospora, Collinsiif f^irgulto- 
rum^ esto es, por la presencia de un apéndice chiquito hiálito 
^n el eslremo superior, mientras que en la primejn^ de estas 
tres especies 9 el apéndice análogo ocupa el estremo ioferíor. 






HONGOS. &65 

He hallado algnn individuo de esta notable especie ti examinar las hojas 
de una planta que creo pertenece al género Deifonilaínia, 

Eiplieacion de la lámina, 

LÁM. 9, flg- 8. — 8a Hoja señalando en su Taz inrerior pnntitos negros que son 
los peritecios de. la Sphwria ungíUculata de tamaño natural. — 86 Uno de estos 
peritecios separados y aumentado de como 50 veces , pero cubierto todavía por el 
epidermis de la hoja, cuyos pedazos de la rotura se ven al rededor del ostiolo.— > 
Se Otro peritecio del mismo aumento y corlado veriicalmente con la tioja para 
señalar el sitio que ocupa en el parenquima. — En d se ve su ostiolo que ba roto el 
epidermis, de las franjas del cual es rodeado en la figura que antecede. — 8e Una 
teca aumentada 380 veces, con ocbo esporidias en una sola fila.— S/'Dos de dichas 
esporidias aisladas y aumentadas 780 veces. 

16. Sphwria (Jierfto) wnotriforwnis. 

S. denudata; peritheciis maximiseonferiis rigidis obovatis earrugato^ 
tuberculaiis atris; ostiolo vix manifestó; sporidiis lineari-fusiformibus 
obtusiuseulis incurvis uni-triseptatis hyalinis, 

S. MORiFORMis Tode, Fung. Ueckl., II , p. 22 , tab. xi, fig. 90.— Fríes, SytU myc, 
11, p. 458. — S. TOBEKCDLATA Grcv., Scot, Ctypt. Flora, tab. 39. — Bertia DNtrs. 
Ctnno iulla írib, dei Pirenom, sfer