(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia fisica y politica de Chile : segun documentos adquiridos en esta republica durante doze años de residencia en ella"

HISTORIA 



física y política 



DE CHILE. 



ZOOLOGÍA. 



f 



TOMO SESTO. 



PARÍS, -imprenta DE MACLI1E Y RENOn, 

caücBailleul, 9, cerca del Louvre. 



HISTORIA 



física y política 



DE CHILE 



SEGÚN DOCUMENTOS ADQUIRIDOS EH ESTA REPÚBLICA 
DURANTE DOCE AÑOS DE RESIDENCIA EN ELLA 



Y PUBLICADA 



BAJO LOS AUSPICIOS DEL SUPREMO GOBIERNO 



POR CLAUDIO GAY 

CIUDADANO CHILENO, 

INDIVIDUO BE VARIAS SOCIEDADES CIENTÍFICAS NACIONALES Y ESTRANOBRAS 
CABALLERO DE LA LEGIÓN DE HONOR. 



ZOOLOGÍA. 

TOMO SESTO. 




PARÍS 

EN GASA DEL AUTOR, 
CHILE 

EN ÉL MUSEO I>E HISTORIA NATURAL BE SANTIAG® 

MDCGCLÍ 



FAUNA 



CHILENA 



INSECTOS. 



ORDEN IV. 



ORTÓPTEROS 



Insectos cuya boca tiene piezas sólidas : un labro 
superior ancho ; las mandíbulas muy gruesas y con 
fuertes dentelladuras ; las quijadas con el lóbulo es- 
temo presentando la forma de un palpo, y un labio 
inferior profundamente dividido en su mitad. Cuatro 
alas: las anteriores, designadas por los naturalistas, 
como las de los Coleópteros, bajo el nombre ele 
Élitros, son coriáceas en toda su estension, y se 
cruzan una con otra durante el reposo ; las poste- 
riores son membranosas, muy venosas, y plegadas 
longitudinalmente á modo de abanico mientras 
descansan, Las antenas y las patas varían de forma 
según las familias. 

Este orden es uno de los menos estendidos de la clase de 



ML 



tf£H) 



6 



FAUNA CHILENA. 



los Insectos; pero comprende las mayores especies, y par- 
ticularmente las que tienen formas singulares y anomales. 

Los Ortópteros no difieren tanto de los Coleópteros, 
como podría creerse según su muy diferente aspecto. Las 
partes de la boca son exactamente semejantes cuanto á su 
disposición y aun á su desarrollo proporcional. Las mandí- 
bulas, las quijadas, los dos labios, siempre bien desar- 
rollados, anuncian insectos esencialmente moledores, y 
muestran completamente lo que se observa en los Coleóp- 
teros que tienen las partes de la boca muy desenvueltas. 

Las alas presentan uno de sus principales caracteres 
distintivos : las anteriores, á las cuales los entomólogos 
conservan aun el nombre de Élitros, como en los Coleóp- 
teros, son de una testura mucho menos sólida, y solo 
medio coriácea : además, en el mayor número de estos 
Insectos se cruzan una sobre otra cuando descansan, 
mientras que en los Coleópteros se aproximan exactamente 
por sus bordes sobre la línea del medio del cuerpo, sin 
jamás sobreponerse; aun, las segundas alas de íos Ortóp- 
teros, durante e! reposo, se pliegan longitudinalmente lo 
mismo que un abanico : caracteres que no se encuentran 
en íos demás órdenes de los Insectos. 

Los Ortópteros difieren mucho aun de los Coleópteros, 
de los Himenópteros, de los Lepidópteros, etc., por su 
modo de desarrollo. Mientras que estos últimos se meta- 
morfosean completamente, es decir, que en varios casos de 
su existencia, cuyos límites están perfectamente desig- 
nados, y entre los cuales, en el estado de ninfo quedan 
inmóviles, los Ortópteros no ofrecen sino cambios muy 
cortos desde su salida del huevo hasta el de formarse 
como completos Insectos. 



INSECTOS. 7 

El Insecto que acaba de nacer se asemeja completa- 
mente á su progenitor, diferenciándose solo por su tamaño 
y no tener alas. No es, pues, una especie de gusano, como 
los Coleópteros que salen del huevo. 

Después de tres ó cuatro mudas ó cambios del pellejo, 
el Ortóptero llega á las dimensiones que debe conservar 
durante su vida. Comunmente, después de la quinta muda 
las alas principian á salir ; pero solo son rudimentos en- 
vueltos por una membrana. Esta forma se llama el estado 
de Ninfo, mientras que se denominan Larvas á los indi- 
viduos que no tienen alas aun. Después de la última muda 
las alas se hallan desembarazadas de su cubierta, se es- 
tienden al instante y se encuentra un Insecto perfecto. 

Los Ortópteros están mucho mas esparcidos en los cli- 
mas cálidos que en las regiones frias y templadas del globo. 
Son herbívoros, escepto los representantes de una sola 
familia, en los cuales se encuentran costumbres carnívoras. 
Ciertas especies son tan abundantes en algunos paises, 
que la vejetacion desaparece inmediatamente. 

Este orden está distribuido en siete familias naturales, 
reunidas en dos secciones, á causa de la importancia de 
los caracteres que separan un grupo de los demás. 

SECCIÓN I. 



EUPLEXOPTEROS. 

Élitros muy cortos , sin cubrirse uno con otro , pero aproximados 
exactamente á ia linea mediana del cuerpo. Alas primero plegadas como 
un abanico en su longitud, y después dobladas á la inversa, de modoá 
colocarse debajo de los élitros. 

Esta sección comprende solo una familia, la cual muestra en 
la formación de los órganos del vuelo tales particularidades, que 



m£m 



8 



FAUNA CÜiLENA. 



varios entomólogos han intentado hacer con ella un nuevo 
orden en la clase de los Insectos. En efecto, los élitros y las 
alas presentan ciertas semejanzas con Jos de los Coleópteros ; 
pero los demás caracteres de los Euplexópteros y su modo de 
desarrollo, no permiten separarlos de los Ortópteros. 

I. FORFICULÍAIWS. 

Antenas filiformes ó moniliformes, mas ó menos 
largas, insertas delante de los ojos. Cabeza pequeña, 
casi triangular. Ojos laterales mas ó menos sale- 
dizos. Ocelos nulos. Mandíbulas bidentadas en su es- 
tremidad. Quijadas córneas, con los pal pos filiformes. 
Élitros córneos, cortos, sin cubrir el abdomen, no 
metidos uno sobre otro, pero exactamente aproxi- 
mados á la línea mediana, lo mismo que en los Co- 
leópteros. Alas primero plegadas á modo de abanico 
en su longitud, y después dobladas á la inversa para 
colocarse debajo de ios élitros. Abdomen terminado 
por una pinza, compuesta de dos divisiones. 

Esta familia es una de las mas naturales. Los Insectos que la 
componen se hallan esparcidos en las diferentes regiones del 
globo. Comunmente las dan el nombre de Tijereta, lo cual ha 
hecho suponer á varias personas que estos Insectos, tenían la 
costumbre de introducirse en los oidos; pero es un error, 
pues los Forficulianos son muy inofensivos, y es probable 
que solo les hayan dado este apodo vulgar á causa de la 
pinza de su abdomen, que según dicen es parecida á la que anti- 
guamente empleaban los joyeros para agujerear las orejas 
cuando ponían los pendientes. Estos Insectos se hallan siempre 
en los lugares húmedos, bajo las cortezas, las piedras, y entre 
los restos vejetales. 



INSECTOS. 



I. FORFÍCULA. — FORFÍCULA, 

Corpas elongatum. Caput cordiforme, sub depressum. Mandibulm 
parvee, acules. Palpi maxillares elongati, cylindrici, ápice alle- 
nuati. Oculi parvi, laterales. Antennce submoniliformes, articulis 
numerosis. Prothorax quadratus, planus. Elytra parva, scepe 
rudimentaria. Pedes mediocres, tarsorum articulo primo elon- 
gato, secundo brevi. Abdomen elongatum, forcipibus plus minusve 
curvatis. 

Forfícula Linneo, y Auct. 

Cuerpo bastante largo. Cabeza casi cordiforme y leve- 
mente deprimida. Mandíbulas pequeñas y agudas. Palpos 
maxilares largos, cilindricos, y terminados en punta : los 
labiales tienen la misma forma, pero son mas cortos. Ojos 
pequeños, bastante saledizos, y situados en las partes late- 
rales de la cabeza. Antenas compuestas á lo menos de 
diez artículos, aunque mas frecuentemente de catorce ó 
quince, bastante prolongados, un poco moniliformes , y 
muy distintos entre ellos. Prolórax cuadrado y casi llano. 
Élitros muy cortos, con frecuencia muy pequeños, y á 
veces nulos, lo mismo que las alas. Patas de mediana 
longitud, bastante delgadas, puesto que los tarsos tienen 
su primer artículo alargado, el segundo pequeño, bilobu- 
lado, mas ó menos dilatado, y el tercero casi tan largo 
como el primero. Abdomen alargado, con los segmentos 
dorsales muy distintos, y uno sobre otro ; las pinzas ter- 
minales están mas ó menos derechas, ó encorvadas. 

Las Forfículas se hallan distribuidas en todo el globo. Las especies 
observadas en Chile son notables por la pequenez ó sea el abortamiento 
de sus élitros ; ninguna de ellas se habia descrito hasta ahora. Son 
animales muy dañosas en los jardines por su grande abundancia. 



SI 



10 



FAUNA CHILENA. 



4. JFarfieMia chitensis» "f 

(Alias zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 1, fig. i.) 

F. castanea, palpis pallidis; antennis articulatis, articulo primo pallide 
fulvo, alteris fuscis; prothorace brevi, postice paulo dilátalo, punáis dorsalibus 
tribus impressis; ab domine fusco , forcipibns curvatis, acutis ; pedibus pallide 
flavo-fulvis. — Long., 5 Un.; lat., 1 Un. -Z/4. 

Cuerpo poco alargado, bastante ancho, y de color castaño ; 
cabeza casi lisa, y levemente elevada entre los ojos ; palpos de 
un flavo muy pálido ; antenas bastante gruesas, y con once artí- 
culos : el primero de un flavo claro; los siguientes morenuzcos, 
y los últimos muy oscuros; protórax corto, ensanchado gradual- 
mente de delante á atrás, poco alzado lateralmente, casi liso 
por cima, con un puntito hundido en la delantera, y otros dos 
mas traseros ; élitros y alas completamente nulos ; abdomen 
ancho, muy finamente puntuado, y con el borde posterior de 
los segmentos mas rojizo que su porción basilar ; pinzas grandes, 
muy apartadas, sumamente encorvadas, agudas, y cruzadas una 
sobre otra en la estremidad; patas completamente de un ama- 
rillo-flavo muy pálido. 

Esta especie pertenece á la división de las Forfículas ápteras, designa- 
das con el nombre de Quelidura. Se encuentra en la República. La lámina 
la representa aumentada, con la escala de su tamaño natural al lado. 

2. #'oí , |IciiI« annwHcornis* f 

F. elongata, sal augusta, omnino castanea, nítida; capite levi; labio palpis- 
que ferrugincis; antennis fuscis, basi ferrugineis, articulis duobus ultimis 
albidis, ultimo ápice fusco; prothorace lateribus depresso el testaceo ; elylris 
parvulis; abdominis forcipibus crassis, rcctis, intus subcrenulatis. — Lon- 
git.,6 Un.; lat., i Un. i\%. 

Cuerpo alargado, bastante angosto por delante, y de un cas- 
taño brillante; cabeza lisa, reluciente, de un moreno mas ó 
menos bermejo, con el labro y las otras piezas de la boca de un 
testaceo ferruginoso ; antenas poco gruesas, compuestas de 
quince artículos : los tres ó cuatro primeros de un matiz ferru- 
ginoso bastante claro, y los otros de un moreno oscuro, escepto 



-raP" — eagrí 



INSECTOS. 

los dos últimos, que son de un blanco sucio, con solo la estre- 
midad del final morena - oscura ; protórax algo mas largo 
que ancho, con los bordes laterales sensiblemente deprimidos y 
de un moreno ferruginoso, los lados mas pálidos, y un surco 
longitudinal angosto y poco aparente en medio; élitros rudimen- 
tarios, en forma de escamas ; patas de un amarillo sucio, muy 
pálido, con los muslos bastante gruesos, presentando por cima 
una manchita morenuzca y mal terminada; abdomen alargado, 
poco ensanchado por atrás, completamente de un moreno ferru- 
ginoso y reluciente, con las pinzas terminales muy gruesas, 
contiguas, casi derechas, aquilladas por cima, muy levemente 
almenadas en el borde interno, encorvadas, y un poco alzadas 
en su estremidad. 

Esta especie se halla en la República. 




3. W®r$í<owta iestaeeieornis* f 

F. subelongata, caslanea ; capite fusco, labio ¡wlpis testaceis ; antennis conco- 
loribus undecim articulatis; prothorace fere quadrato, postice paulo dilatato, 
fusco-testaceo, subgranulalo , bipunctalo; elylris nullis ; pedibus pallide flaves- 
cenlibus; ábdominis forcipibusparvis, depressis, ápice curvatis. — Long., cum 
forcipibus, 5 Un.; lat., 4 Un, 

Cuerpo medianamente alargado y completamente de color de 
castaña ; cabeza casi triangular, de un moreno como empañado, 
con el labro y las otras piezas de la boca de un testáceo oscuro ; 
antenas bastante gruesas, de igual color que los palpos, y com- 
puestas de solo once artículos, muy distintos unos de otros; 
protórax á lo menos tan ancho como largo, un poco ensanchado 
de delante á atrás., algo ribeteado lateralmente, con su super- 
ficie de un moreno testáceo bastante reluciente, cubierta por 
una fina granulación y presentando por detrás dos puntos hun- 
didos sobre la línea mediana; élitros nulos; patas de un amarillo- 
sucio y muy pálido, con los muslos algo mas morenos en medio ; 
abdomen oblongo, de un moreno bastante oscuro por cima, 
mucho mas claro por bajo, y cubierto en toda su estension por 
una finísima granulación bastante regular; pinzas terminales 
pequeñas , deprimidas , bastante anchas en la base , contí- 



12 



FAUNA CHILENA 



guas y encorvadas en la punta , con el borde interno sin al- 
menaduras. 

Esta especie, que se asemeja un poco á la precedente por su forma ge- 
neral, difiere totalmente por las antenas, por la falta de los élitros, y por 
la configuración del abdomen. 

SECCIÓN II. 

DERMAPTEROS. 

Élitros cruzándose oblicuamente uno sobre otro durante el reposo. 
Alas plegadas sencillamente en su longitud. 

Esta sección comprende la totalidad de los Ortópteros, escepto 
la familia precedente. Está dividida en seis familias muy na- 
turales, teniendo todos sus limites perfectamente marcados. 



Ií. BLATfANOS. 

Cuerpo ancho y llano. Cabeza casi triangular, muy 
inclinada, y con frecuencia oculta debajo del pro- 
tórax. Labio superior corto y trasversal. Mandíbulas 
robustas, comprimidas, y denticuladas en el lado in- 
terno. Quijadas pestañosas, terminadas en punía, y 
con una gruesa granulación casi aovada, con los pal- 
pos muy grandes, compuestos de cinco artículos, el 
último de ellos securiforme. Labio inferior membra- 
noso, allanado y profundamente bífido: sus palpos 
tienen tres artículos, y el último de ellos casi cónico. 
Ojos laterales. 

Los Blatianos son por la mayor parte Insectos omnívoros, des- 
truyendo todas las sustancias muertas, vejetales ó animales: 
devoran los comestibles, y á veces abundan en varias casas, 
principalmente en las cocinas y en las panaderías. Con frecuen- 



INSECTOS. 



~1 



cia son una epidemia en los barcos comerciales, acometiendo 
no solo las comidas, sino aun los cueros, los vestidos, etc.: 
llegan aun á reblandecer las maderas, por medio de un líquido 
que tienen la facultad de secretar. Su cuerpo llano les permite 
introducirse fácilmente por las mas pequeñas rajas de los ca- 
jones, y por los mas angostos intervalos de los barriles; así 
sucede algunas veces que las cajas que contienen comestibles se 
hallan llenas de ellos, devorando prontamente su contenido. 
Animales tan perjudiciales, no es estraño que abunden en todos 
los países. 

Son sumamente ágiles, y corren con la mayor vivacidad? 
exhalan un olor nauseoso muy repugnante, que con frecuencia 
conservan los objetos en que estos Insectos han habitado. La 
mayor parte son nocturnos, y jamás se muestran de dia, lo que 
les valió la denominación de Lucífugos que les dieron nuestros 
antepasados, pues las Blatas se conocen desde los tiempos 
mas antiguos. 

Lo mismo que todos los Insectos omnívoros, y sobre todo los 
que se alimentan con objetos trasportados por los buques, los 
Blatianos son los mas cosmopólitos de todos. Así hay ciertas 
especies muy comunes, á las cuales en su oríjen les han dado 
los nombres de varios países, pero absolutamente ignoramos su 
patria primitiva : vulgarmente los llaman Kakerlacs, Kanker- 
lacos, Cancre latos, Navecillos, Negrillos, Cucaracha, etc. 

Estos Ortópteros ponen sus huevos envueltos en una cascara 
de consistencia mas ó menos coriácea, para lo cual tienen una 
glándula serífica, aparejo que consiste en numerosos vasos, los 
cuales secretan la materia propia para forma esta cubierta ó 
especie de cápsula, con la forma de una haba ó de una habi- 
chuela , con cortas diferencias en su forma, según las es- 
pecies: se halla dividida interiormente en dos válvulas, que 
se apartan en un cierto número de separaciones , conteniendo 
cada cual un huevo ; al esterior presenta una serie de dentella- 
duras muy pegadas á una de las espinas, por la cual se opera 
la abertura de la salida de las larvillas. 



14 



FAUNA CHILENAe 



I. BLATA. 



BLATTA. 



Corpus oblongum, plus minusve depressum. Palpi maxillares 
ápice valde düatati, obligue truncati. Autentice cylindricce, sai 
gráciles, glabrce, velparum pubescentes. Prolliorax postice rotun- 
datus. Elytra elongata. Pedes mediocres, femoribus depressis, iner- 
mibus, tarsis articulo guarto minuto, emarginato, ultimogue 
vesícula inslructo. 

Blatta Linneo, y Auct. 

Cuerpo alargado, oblongo ó linear, y mas ó menos de- 
primido por cima. Palpos maxilares con su último artí- 
culo truncado oblicuamente. Antenas setáceas, cilindricas, 
glabras, ó muy distintas unas de otras. Protórax con su 
borde posterior redondeado y deprimido. Élitros largos, 
presentando en su base una estria arqueada y sumamente 
aparente. Patas de mediana longitud, con los muslos casi 
siempre inermes, los tarsos delgados y cilindricos, teniendo 
su cuarto artículo comunmente muy pequeño y bilobulado, 
y una pelota membranosa en la estremidad del quinto, 
entre los dos ganchos. Abdomen alargado, con el último 
segmento grande, un poco aovado, levemente sinuado en 
la estremidad en la hembra, y el último de los machos 
con frecuencia escotado en medio de su borde posterior. 

Las Blatas propiamente dichas están esparcidas en los diferentes puntos 
del globo. En Chile se han hallado cuatro especies, que hasta ahora no 
habían sido observadas. En España se les da el nombre de Cucaracha, 



1. JBleeiits ovatsu f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 1, fig.5.) 

B. fusca; capite fusco, antice latcribusque flavo; antennis fuscis, obscurite, 
parce pilosis; prolhorace supra impresso, fusco, antice laieribusque pallide 
flavescenti; elytris basi margineque fuscescentibus, sirigis transversalibus 
fuscis, medio diaphanis; pedibus fusco-tesiaceis. — Long., 9 Un.; enverg. 
alar., 23 Un. 



INSECTOS. 1S 

Cuerpo oblongo, bastante alargado cuando los élitros y las 
alas no lo cubren, y de color morenuzco ; cabeza morena, de- 
jando ver un poco su estremidad por delante del corselete, 
con los lados y el interior amarillentos, lo mismo que todas las 
partes de la boca ; antenas de un moreno muy oscuro ; sus ar- 
tículos son muy abundantes, sumamente apretados, y con pelos 
muy cortos; protórax pequeño, algo mas ancho que largo, re- 
dondeado en los lados y por atrás, y con depresiones irregu- 
lares y muy marcadas por cima : toda su superficie es de un mo- 
reno oscuro, bastante reluciente, con el borde anterior y los 
lados amarillentos; estos presentan una pequeña línea morena, 
la cual atraviesa el color amarillo; élitros largos y angostos, le- 
vemente bañados de morenuzco en la base y á la orilla del borde 
costal, trasparentes en el resto de su estension, con las nervio- 
sidades morenas y un gran número de pequeñas líneas trasver- 
sales de este último matiz, divididas por pequeños espacios 
descoloridos y diáfanos; alas grandes, trasparentes, muy le- 
vemente bañadas de morenuzco, con las nerviosidades bastante 
coloreadas; patas de un moreno testáceo, con los muslos bas- 
tante delgados y muy espinosos ¡ abdomen moreno, mas pálido 
por cima, con el alrededor de los estigmas mas coloreados. 
Esta especie se halla en Chile. 

% Btatta reticuiar¡8, f 

B. angusta, elongata, iota pallideflavo-cinerascens; capite pallido, maculis 
duabus inter oculos fuscis; antennis elongatis, concolor itws, parce villosis; 
prothorace plano, brevi, supra fusco -punctato ; elytris diaphanis, pallide 
luteis, reticulatis, nervulis testaceis; pedibus pallidis, tibiarum spinis elon- 
gatis, gracüibus. — Long. corp., S Un. ; enverg. alar., 13 Un. 114. 

Cuerpo estrecho, alargado, muy deprimido, enteramente de 
un pardo amarillento y muy claro ; cabeza oculta del todo bajo 
del protórax, amarilla, y con dos manchas morenas situadas 
entre los ojos ; antenas largas, medianamente gruesas, con los 
artículos muy apretados, un poco vellosos, y del mismo color 
que el cuerpo ; protórax corto, casi el doble mas ancho que 
largo, redondeado en los lados, cortado casi derechamente por 
atrás, muy deprimido por cima, muy pálido, reluciente, traslu- 



16 



FAUNA CHILENA 



cido, y con varios puntitos morenuzcos dispuestos irregular- 
mente; élitros trasparentes, muy levemente bañados de un 
pardo amarillento, con las nerviosidades muy juntas y de un 
matiz testáceo ; alas semejantes á los élitros en cuanto á su color; 
patas bastante largas, muy pálidas, con los muslos sumamente 
deprimidos, y las piernas presentando varias espinas largas y 
muy finas ; abdomen sumamente allanado, y todo él de un pardo- 
amarillento claro. 

Esta especie se halla en el sur de la República. 

3. Btatffa germánica. 

B. oblonga, flavescens; capite fusco, supra flavo; prothorace fere orbiculari 
lote nigro-bilineato ; elytris diaphanis, valde reticulatis; pedibus pallidis, 
tibiis femoribusque spinosis. — Long. , 6 Un. ; enverg. alar., 9 Un. 

B. germánica Linn., Syst. nat., p. 688. — Fabr., Ent. Syst.,t. n, p. 10.— Oliv ., 
Ene. méth., t. iv, p. 320- — Blanch., Hist. des An. art , t. m, p. 5. - Servil., His¡., 
des Ins. orthopt., p. 107. 

Cuerpo oblongo y de un amarillo flavo por cima; cabeza de 
un moreno testáceo, con toda la porción de entre los ojos de un 
amarillo bastante claro; antenas delgadas, morenuzcas, á lo 
menos de la longitud del cuerpo, y casi enteramente glabras; 
protórax casi orbicular, muy finamente ribeteado en los lados, 
liso, reluciente, de un amarillo testáceo y bastante vivo por 
cima, con dos anchas listas negras y longitudinales mas ó menos 
aproximadas una á otra, según su anchura ; élitros oblongos, 
encojidos acia su estremidad, escediendo poco la punta del ab- 
domen, completamente de un amarillo muy pálido, y con una 
reticulación muy junta ; alas mas pálidas que los élitros, de la 
misma longitud que ellos, estriadas longitudinalmente, con la 
estremidad reticulada y presentando anchas mallas ; palas de un 
amarillo testáceo, con las rodillas á veces morenuzcas, las piernas 
cubiertas de largas espinas muy delgadas, y los muslos también 
con varias espinas semejantes; abdomen de un amarillo tes- 
táceo é uniforme. 

Esta especie se halla hoy esparcida en la mayor parte del globo: es 
común en Europa, en África, en Asia, en ambas Américas, y también se 
encuentra en Chile. 



S&WA 



INSECTOS. 



h. BMatta strigata. f 

(Atlas zoológico. -Entomología, Ortópteros, lám. l,fig. 4.) 

B. ovata, pallide flavescens; capite fusco; antennis parce villosis, florescen- 
tibus; prothorace lato, antice attenuato, supra levi, subnitido, bifossulato; 
elytris ovatis, nervulis longitudinalibus elevalis ; pedibus pallidis, femoribus 
tibiisque spinosis. — Long., 7 Un. 

Cuerpo aovado, bastante corto, todo de un amarillo pálido y 
lívido; cabeza morena, bastante brillante, con los palpos ama- 
rillentos; antenas bastante largas, pestañosas, del color general 
del cuerpo ; pro tórax grande, ensanchado de delante á atrás, 
redondeado en los lados, cortado casi derechamente por detrás, 
un poco convexo por cima, liso y reluciente, con dos hoyuelos 
oblongos y un poco oblicuos, que se juntan cerca del borde 
basilar ; élitros cortos, aovados, del color del cuerpo, mediana- 
mente trasparentes, con las nerviosidades longitudinales muy 
saledizas, y las pequeñas nerviosidades trasversales poco ele- 
vadas ; alas diáfanas y del matiz de los élitros ; patas también de 
un amarillo pálido, con los muslos anchos, muy comprimidos, 
teniendo espinas agudas por bajo, y las piernas también con 
largas espinas, pero poco abundantes ; abdomen de un amarillo 
pardusco, con los lados morenuzcos. 
Habita en la República. 

II. CAQUEBXACO. — KAKERX.AC. 

Corpus depressum. Antennce glabros, elongatissimae. Prothorax 
/ere orbicularis. Pedes gráciles, elongati, femoribus spinosis, tarsis 
mediis etposticis articulo primo elongalissimo. Abdomen femina- 
rum segmento ultimo convexo, bivalvo. 
Kakerlac Latreille. — Blatta Linneo. 

Cuerpo deprimido. Antenas glabras, y á lo menos de la 
longitud del cuerpo. Protórax casi orbicular. Élitros á 
veces mas largos que el cuerpo, con una estria arqueada y 
muy aparente, con frecuencia muy cortos y aun rudimen- 

ZOOLOGÍA. VI. 2 



18 



FAUNA CHILENA. 



tarios. Patas delgadas, alargadas, sobre todo las poste- 
riores, con los muslos espinosos por bajo, los tarsos inter- 
medios y posteriores presentando su primer artículo tan 
largo como los otros cuatro reunidos, y el último con una 
pelota situada entre los ganchos. Abdomen ancho, con el 
segmento inferior del anillo final abovedado ó dividido en 
dos válvulas en las hembras. 

Los Caqueiiacos difieren poco de las Blatas: su principal carácter se 
halla en la forma del último segmento del abdomen de las hembras, el 
cual queda aplastado y entero en las Blatas, y al contrario abovedado y 
bivalvulado en este género. Entre todos los Blatianos , los Caquerlacos 
son acaso los mas perjudiciales, abundando en los navios y en las casas, 
en donde causan grandes perjuicios. Solo se ha encontrado en Chile 
hasta ahora una especie de este género, muy parecida al Kakerlac 
orientalis de Europa, pero evidentemente distinta. 

(Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 1, fig.2.) 

K. fusca, plus minusve rufescens ; capile levi, nítido, oris appendicibits rufis; 
antennis concoloribus, parce villosis; prothorace nítido, levi; elytris maris 
brevissimis, ínter nervulos punclalis; pcdibus rufis, spinosis. — Long. maris, 
6-7 Un. ; femince, 9 Un. 

Cuerpo de un moreno mas ó menos bermejo; cabeza de un 
moreno oscuro, liso, reluciente, y con las patas y la boca mucho 
mas bermejas ; antenas levemente vellosas, y del mismo color 
que los palpos ; protórax sensiblemente ensanchado de delante 
á atrás, un poco convexo por cima, liso, reluciente, y de un 
moreno mas ó menos oscuro ; élitros aproximados uno á otro en 
los machos, pero sin cubrir como el tercio de la longitud del 
abdomen, del color del cuerpo, con las nerviosidades muy juntas, 
y -varios punlitos hundidos en los intervalos: los élitros de las 
hembras son mas cortos, sobre todo muy angostos, aovados, y 
muy separados uno de otro; alas completamente rudimentarias, 
y aun nulas en las hembras; patas de un color bermejo mas pá- 
lido que el del cuerpo, teniendo en los muslos y las piernas 



INSECTOS, 19 

varias espinas muy finas ; abdomen de un moreno oscuro por 
cima, y de un moreno rojo por bajo. 

Este Insecto es muy vecino del K. orientalis de Europa, pero se distingue 
fácilmente por sus élitros mucho mas cortos en los machos y de forma muy 
diferente. No es raro en Chile, sobre todo en Santa Rosa , Coquimbo, etc. 
La figura del Atlas está aumentada, y tiene al lado la escala de su ta- 
maño natural. 

IIL MANTIANOS. 

Cuerpo alargado. Cabeza ancha, muy inclinada, 
vertical, con los ojos muy grandes, redondeados ó 
cónicos, ocupando siempre los lados de ella. Labio 
superior entero. Mandíbulas córneas, puntiagudas, 
cortas, y frecuentemente bidentadas en la estremidad. 
Quijadas pestañosas por dentro, con los palpos ci- 
lindricos , y compuestos de cinco artículos. Tres 
ocelos distintos, dispuestos en triángulo, y colocados 
en la frente ó por cima de las antenas. Estas son se- 
táceas, comunmente delgadas, y compuestas de un 
gran número de artículos, á veces bipectinados en 
los machos. Protórax mucho mas ancho que los otros 
dos segmentos toráxicos, casi siempre ribeteado la- 
teralmente, y aquillado en medio. Élitros horizon- 
tales, alargados, poco gruesos, cubriéndose uno con 
otro mientras el reposo, poco espinosos, coriáceos, 
opacos ó medio trasparentes, siempre muy articu- 
lados, y con una grande nerviosidad cerca de su borde 
anterior, la cual sale de la base y va hasta la estre- 
midad. Alas mas ó menos grandes y muy venosas, 
Patas anteriores raptoras. Ancas muy grandes. Mus- 
los gruesos, comprimidos, acanalados por bajo para 
poder recibir la pierna, que viene así á formar una 
especie de pinza. El muslo tiene dos hileras de espinas, 



"^ 



» 



20 



FAUNA CHILENA 



y las piernas presentan también otras mas apretadas, 
y se terminan por un grueso gancho. Las patas in- 
termedias y las posteriores son largas y delgadas, 
solo propias para andar. Todos los tarsos se componen 
comunmente de cinco artículos. Abdomen terminado 
por varios filetes articulados. 

Con los Mantianos se han formado quince á veinte géneros, 
cuyas especies están esparcidas en las diferentes partes del globo, 
pero solo en las regiones cálidas, desapareciendo completamente 
en el norte de Europa y de América. 

Entre los Ortópteros son acaso los que tienen las formas mas 
elegantes y los mas vivos colores. También son los únicos car- 
nívoros, puesto que los Mantianos solo se alimentan con las 
presas vivas que cojen de paso. 

Se encuentran comunmente sobre los arbustos y las malezas, 
inmóviles durante muchas horas, para no espantar los otros In- 
sectos, á los cuales pillan alargando sus patas anteriores, tan 
admirablemente formadas para cojer una presa. 

Diversas supersticiones se han esparcido en ciertos países res- 
pecto á los Mantianos. La actitud quieta y como meditativa de 
estos Insectos, que tienen sus patas anteriores levantadas como 
los brazos de un suplicante, les hicieron dar el nombre áeFrailes, 
ú otros equivalentes, en diferentes comarcas. 

Lo mismo que los Blatianos, los Mantianos ponen sus huevos 
encerrados en una especie de concha de consistencia desmenu- 
zare, cubierta de una materia gomosa y blanquizca. Esta concha 
varía de forma según las especies : á veces es casi redonda, y 
con frecuencia aovada, ó prolongada en punta en un lado. Los 
huevos están hilerados en el interior, y cada cual en una cel- 
dilla aparte. Las hembras pegan su concha ovífera al rededor 
de los tallos de los arbustos por medio de un anillo, el cual les 
impide caer. Los jóvenes Mantos nacen mas ó menos tarde, 
según las comarcas. 

Solo se han hallado en Chile dos especies, una de ellas muy 
abundante. 



INSECTOS. 



21 



I. MANTO. — MAHTTIS. 

Corpus elongatum. Capuí latum, vértice plano. Oculi grossi, ro- 
tundati. Aniennce elongatce, filiformes in utroque seccu. Prolhorax 
elongalus, antice vix dilatatus, laleribus marginatus. Pedes sim- 
plices. Abdomen inerme, foliis posticis nullis. 

Mantis Linneo, ele. 

Cuerpo medianamente largo, pero siempre bastante aba- 
lanzado. Cabeza ancha, triangular, mas ó menos gruesa, 
y unida en su estremidad. Ojos gruesos y redondeados. 
Antenas largas, filiformes ó setáceas, sencillas en ambos 
sexos, pero siempre mas gruesas en los machos. Protórax 
angosto, un poco dilatado en su parte anterior, y ribe- 
teado en los lados. Élitros opacos ó semitrasparentes. Alas 
generalmente muy ampias. Patas largas : las intermedias 
y las posteriores sencillas y sin foliólas. Abdomen mas ó 
menos dilatado, y sencillo en la estremidad. 

Los machos de este género tienen siempre el cuerpo mas delgado y 
mas esvelto que el de las hembras, con los miembros también mas del- 
gados, los élitros y las alas frecuentemente mas ampios, y casi siempre 
de una mayor trasparencia. Los verdaderos Mantos se distinguen fácil- 
mente de los otros géneros de esta familia por su protórax poco dilatado, 
por sus ojos redondeados, por su cabeza llana por cima, y por el abdo- 
men sin espinas ni láminas foliáceas en su estremidad. Las especies de 
estos Ortópteros son bastante numerosas, y se hallan esparcidas en las 
regiones cálidas de las diferentes partes del mundo. 

1. Mantis ےayi, f 

Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 1, 6g. 5.) 

M.pallide virescens , an tennis gracilibus, testaceis; prothorace pallide vi- 
ridi-fusco, augusto, antice paulo dilatato; elytris diaphanis, margine antico 
nervulisque fuscis, nervulisque transversalibus albidis; alia fuscis, margine 
antico roseo-violaceo, nervulis transversalibus albis; pedibus pallide virescen- 
tibus; femorutn anlicorum spinis cum ápice spinarum tibiarum fusco-nigris. 
— Long. corp., 22-24 Un. ; snverg. alar., 48 Un. 

Vulgarmente Caballo del diablo. 




mzm 



FAUNA CHILENA. 

Cuerpo alargado, completamente de un verde claro tirando 
un poco al bermejo ; cabeza corta, ancha y de un verde de man- 
zana ; antenas delgadas, mucho mas cortas que el cuerpo, y de 
un testáceo verdoso; protórax largo y angosto, muy mediana- 
mente dilatado en su porción anterior, de un verde claro ti- 
rando al flavo ó al violáceo, débilmente aquillado por cima, y 
con un pequeño surco trasversal en su parte dilatada; élitros 
escediendo mucho el abdomen, diáfanos, numerosos, bañados 
levemente de un moreno-violáceo muy pálido, con el borde 
costal y las nerviosidades de este último color, y todas las pe- 
queñas nerviosidades trasversales ribeteadas de blanco; alas 
anchas, casi tan largas como los élitros, de un moreno vinoso 
bastante claro, con el borde anterior de un rosa-violáceo, las 
nerviosidades de un moreno oscuro, y todas las pequeñas ner- 
viosidades de un blanco puro ; patas de un verde de manzana 
opaco, con las espinas de los muslos negruzcas, y las de las 
piernas verdes, presentando su estremidad de un moreno ne- 
gruzco ; las patas intermedias y las posteriores son delgadas y 
muy largas ? abdomen completamente de un verde pálido. 

Esta bonita especie se halla muy esparcida en Chile. 



2, Métnti* erenaiieolUg. f 

M. omnino paüide virescens; antennis concoloribus , gracüibus, brevibus; 
prothorace envínalo, iateribus spinis numerosis instructo; elytris brevissimis, 
supra ciñereis, infra, basi fusco-violaceis, nitidis; pedibus anticis robuslis, 
spinosis. — Long., 22 Un. 

Cuerpo completamente de un verde de manzana muy claro; 
cabeza ancha, con dos pequeños puntos longitudinales en su es- 
tremidad ; antenas delgadas, cortas,, setáceas, y del color general 
del cuerpo; protórax largo, bastante ancho, un poco dilatado en 
su porción anterior, con una quilla mediana, muy salediza, un 
surco trasversal muy aparente en su parte ensanchada, y los 
lados ribeteados y guarnecidos en toda su longitud por espinas 
agudas y bastante fuertes, pero alternativamente cortas y largas ; 
élitros sumamente cortos, aovados, parduscos por cima, muy 
reticulados, y de un moreno-violáceo reluciente por bajo, desde 



INSECTOS. 



23 



1 



la base hasta los dos tercios de su longitud; alas nulas; patas 
de un verde opaco, como el resto del cuerpo : las anteriores 
bastante gruesas, con las espinas verdes, teniendo solo su estre- 
midad morenuzca ; ancas anchas, aquilladas, mostrando también 
dos hileras de espinas; las patas intermedias y posteriores com- 
pletamente sencillas ; abdomen bastante ancho y de un verde 
opaco, como las demás partes del animal. 

Este Insecto es notable por la pequenez de sus élitros, pero es posible 
que no lo tengamos adulto ¿Además, la especie será siempre distinguida 
por sus otros caracteres, principalmente por su protórax, el cual tiene 
los bordes con una armadura particular. Parece raro en Chile. 

IV. FASMSANOS. 

Cuerpo mas ó menos alargado. Cabeza combada en 
las hembras, y siempre mas pequeña en los machos. 
Labio superior mas ó menos escotado. Mandíbulas 
gruesas, con el borde interno romo. Quijadas cortas, 
con una pequeña galeta, y los palpos gruesos, un poco 
llanos, y compuestos de cinco artículos. Labio in- 
ferior formando dos lóbulos alargados, y sus paípos 
con tres artículos. Ojos pequeños y redondeados. An- 
tenas setáceas, multiarliculadas, y comunmente alar- 
gadas. Protórax siempre muy corto. Metatórax fre- 
cuentemente muy largo. Élitros cortos, cubriendo 
solo la base de las alas, y completamente nulos en 
ciertos géneros. Alas á veces muy grandes, pero con 
frecuencia nulas. Patas por lo regular muy largas, 
y propias para andar. Muslos anteriores casi siempre 
escotados en el lado interno de su base, de modo que 
puedan recibir la cabera. Tarsos con cinco artículos : 
el último terminado por una pelota vejigosa y dos 
ganchos comunmente muy robustos. Abdomen va- 
riando de forma, aunque por lo regular delgado y 



m 



24 



FAUNA CHILENA, 



cilindrico, terminado por dos laminillas delgadas y 
foliáceas. 

Durante largo tiempo los naturalistas han confundido en una 
sola familia los Mantianos y los Fasmianos ; sin embargo, son 
Insectos muy distintos, no solo por sus caracteres zoológicos, 
sino aun por sus costumbres. Los primeros son carnívoros, y 
los segundos esencialmente fitófagos. También las patas y los 
órganos del vuelo difieren completamente entre ambos tipos. 

Los Fasmianos pueden colocarse entre los Insectos de las mas 
bizarras formas. En general, son sumamente largos y del- 

( gados, y mas ó menos cilindricos. Los que no tienen alas, pre- 
sentan completamente el aspecto de los tallos de los árboles 
secos, de donde sale el nombre de Bastón ambulante, Hoja am- 
bulante, y otras denominaciones no menos singulares, que les 
dan en diversas partes de la América. 

La semejanza de estos Insectos con los tallos de los árboles es 
á veces tan grande, que se escapan fácilmente á la vista cuando 
se trata de buscarlos entre las malezas, donde comunmente se 
ocultan. Marchan con una pereza estrema, y se hallan frecuen- 
temente aislados ó apareados, alimentándose en particular con 
los retoños de los árboles resinosos. Ponen sus huevos por 
tierra, pero siempre apartados, y no reunidos en una cápsula, 
como hacen los Mantianos y los Blatianos. 

Estos Ortópteros habitan las regiones cálidas de las diferentes 
comarcas del mundo, lo mismo que los Mantianos ; pero en Nueva 
Holanda es donde se halla el mayor número. Algunos de ellos 
llegan á una longitud muy considerable, puesto que se conocen 
de doce á quince pulgadas de largo. En Chile se encuentran 

varios representantes de esta familia. 

I. BACTERIA. — BACTERIA. 

Corpus cylindricum, etongatum. Caput parvum. Oculi globulosi. 
Antenna: filiformes , eiongatce. Mesothorax elong atissimus . Elylra 
cum alis nulla. Pedes simplices, tarsorum articulo primo dilatato. 
Bacteria Latr. — Phasma Fabr. — Mantis Oliv., etc. 

Cuerpo cilindrico y muy alargado. Cabeza pequeña. Ojos 



INSECTOS. 



25 



1 



saledizos y globulosos. Ocelos nulos. Antenas muy largas, 
filiformes y multiarticuladas. Protórax corto. Mesotórax 
muy grande, á lo menos cinco ó seis veces mas largo que 
el protórax. Élitros y alas completamente nulos. Patas 
largas, iguales y sencillas, con los muslos anteriores muy 
escotados en el lado interno, las piernas inermes, los 
tarsos presentando su primer artículo dilatado, algo menor 
que los otros, el último un poco mas que este, y los tres 
intermedios pequeños y disminuyendo de longitud. Abdo- 
men como de la longitud del tórax, con el último segmento 
ventral de las hembras escediendo visiblemente la estre- 
midad superior á modo de óvalo alargado. 

Las Bacterias son completamente ápteras, y tienen por consecuencia 
el aspecto de los tallos de los árboles. Se hallan principalmente espar- 
cidas en América. 

1. JBacterif» sputmiettn, 

(Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 1, fig. tí.) 

B. omnino virescens ; capite oblongo, tuberculis robuslis, divergentihus 
duobus; mesothorace elongatissimo, cijlindrico, levi; pedibus carinatis, femo- 
ribus tibiisque mediis et poslicis ápice unifoliaceis ; foliis minutis. — Lon- 
git. 4 une, 3-6 Un. 

B. SPATCLA.TA. Berm,eister, Handb. der Entorno/., t. 2, p. S66. 
Vulgarmente Caballo del diablo. 

Cuerpo muy largo, y de un verdoso claro ; cabeza oblonga, 
teniendo en su estremidad dos gruesos tubérculos diverjentes, 
y entre ellos y sobre los lados presentando varías líneas pálidas; 
antenas del color general del cuerpo, con su primer artículo 
largo y allanado en los lados; protórax corto, cilindrico, con 
un delgado surco longitudinal en medio, y otro trasversal, for- 
mando una cruz ; mesotórax cinco ó seis veces mas largo que 
el protórax, casi cilindrico, un poco ensanchado de delante á 
atrás, y completamente liso en toda su superficie; metatórax 
apenas de los dos tercios de longitud del mesotórax ; patas muy 



J 



Zb FAUNA CHILENA» 

aquilladas, con las antenas sin ninguna dilatación; los muslos 
de las intermedias y de las posteriores presentando en su estre- 
midad una muy pequeña estension foliácea,, y las piernas también 
con una estension mucho mas chica ; abdomen cilindrico, y ter- 
minado por anchas hojuelas. 

Este Insecto habita en Coquimbo. 

2. Macteria gratiuiic&ltis. -J- 

B. anguslus, viridis; antennis testaceis, basi obscurioribus; mesothorace 
elongato, luberculis minutis, sparsis; femoribus posticis el mediis ápice uni- 
foliaceis, tibiis simplicibus. — Long. maris,3% Un. 

Cuerpo angosto, cilindrico, y completamente de un verde bas- 
tante oscuro; antenas testáceas, con su porción basilar mas 
oscura; cabeza oblonga, y un poco desigual por cima; protórax 
corto, y muy surcado cerca de los bordes laterales; mesotórax 
cinco veces mas largo que el protórax y algo mas angosto, poco 
convexo por cima, y mostrando varios tuberculitos amarillentos, 
bastante apartados unos de otros, y dispuestos irregularmente ; 
metatórax liso, y á lo menos un tercio mas corto que el pro- 
tórax; patas anteriores muy largas, y completamente sin dilata- 
ción : las intermedias y las posteriores con una pequeña estension 
foliácea en la estremidad superior de los muslos; las piernas 
son al contrario sencillas hasta su estremidad ; abdomen cilin- 
drico : el macho tiene en su estremidad dos pequeños apéndices 
cortos y gruesos. 

Solo hemos visto el macho de esta especie, hallado en Santa Rosa. 
3. Bacteria foliácea, f 

B. omnino virescens; capite oblongo; antennis gracilibus ; prolhorace cari- 
nato, lubei calato ; mesothorace tubcrculis minoribus; pedibus subannulatis, 
femoribus mediis et posticis basi apiceque foliaceis. — Longil. maris, 27 á 
28 Un. 

Cuerpo completameme verdoso ; cabeza un poco oblonga, y 
levemente encojida por atrás ; antenas muy delgadas, y como 
del color del cuerpo; protórax muy corto, y muy débilmente 



-ssrmí 



INSECTOS. 



%n 



surcado en medio ; mesotórax cuatro veces mas largo que el 
protórax,. cilindrico, aquillado en medio, con varias tubérculos 
muy saledizos y de diferente grosor; metatórax presentando 
también algunos tubérculos, pero mucho mas pequeños ; patas 
muy aquilladas, de un verde amarillento, con la base y la es- 
tremidad de los muslos y de las piernas un poco mas oscuras, 
á causa de que los muslos intermedios y los posteriores tienen 
por dentro y cerca de la base una estension foliácea, y otra en 
su estremidad y por cima; abdomen cilindrico, con varios tu- 
berculitos sobre el primero y el segundo anillo. 
Se encuentra con la precedente. 

II. AHTISOMOKFA. — AMISOMOR.PHA. 

Corpus crassum, mediocriter elongatum. Caput latum. Mandí- 
bula; obtusa:. Maxillce bidcnlatce, palpis crassis, cijlindricis, arti- 
culo ultimo ovalo, labium profunde divi&um, palpis sat elongatis, 
ápice obtuse acutis. Anlennce crassa? , cylindrico}. Prolhorax 
brevis, fere conicus. Elytra rudimentaria. Pedes crassi, mulici, 
tarsorum articulis brevibus, ultimo prwcedenlium longitudine ve- 
sícula inter ungues inslructo. 

Anisomorpha Gray, Synop- ofthe Phasmidce. 

Cuerpo grueso, medianamente alargado, y mucho mas 
ancho en las hembras. Cabeza gruesa y un poco cónica. 
Labio superior muy saledizo, muy levemente escotado, y 
redondeado en los lados. Mandíbulas cortas, obtusas, y un 
poco desiguales en el borde interno. Quijadas terminadas 
por dos puntas agudas; sus palpos son gruesos, casi cilin- 
dricos , y tienen el último artículo aovado y redondeado 
en la estremidad. Labio inferior angosto, y profundamente 
dividido en dos lóbulos : sus palpos son bastante largos, 
compuestos de tres artículos, el primero corto, el segundo 
alargado, y el tercero de la misma longitud y terminado 
por nna punta obtusa. Protórax mny corto, casi cónico, 
ó poco precipitadamente encojido por delante. Antenas 



1 



i 



28 FLORA CHILENA. 

gruesas, multiarticuladas, de la mitad de la longitud del 
cuerpo, y cilindricas. Órganos del vuelo nulos, ó comple- 
tamente rudimentarios. Élitros reducidos á la forma de 
sencillas escamas. Patas gruesas é inermes. Muslos redon- 
deados. Piernas terminadas por una pequeña espina. 
Tarsos gruesos, con el primer artículo corto, los tres si- 
guientes disminuyendo de longijud, sobre todo el cuarto, 
y el último tan largo con los cuatro reunidos, teniendo en 
su estremidad una pelota vejigosa y dos ganchos muy 
robustos. Abdomen muy grueso, casi cilindrico en los 
machos, muy ancho en la base en las hembras, y adelga- 
zado gradualmente hasta su estremidad. 

Las Anisomorfas difieren mucho de la mayor parte de los demás 
Fasmianos por el grosor de su cuerpo y por la pequenez del protórax. 
Solo se conoce un corto número de especies : dos de la América meri- 
dional han sido ya descritas, y otra nueva es bastante común en Chile. 

1. Anisotnorpha crassa, f 

(Alias zoológico. —Entomología, Ortópteros, lám. I,fig.7.) 

A. fusca, subnitida; capite punctato-gr anuíalo, prcesertim in mare; anlen- 
nis fusco-testaceis, basi obscurioribus ; mesothorace prothoracis longitudine; 
elytris squamiformibus , valde reticulatis ; pedibus crassis, carinatis , punc- 
tatis. — Long. maris, 18 Un. ; femince, M á 50 Un. 

Este Insecto es enteramente de un moreno oscuro, bastante 
reluciente : el macho casi cilindrico, y la hembra ensanchada y 
adelgazada en ambas estremidades ; cabeza puntuada y granu- 
losa, pero mucho mas en el macho que en la hembra, teniendo á 
veces una pequeña línea amarillenta en medio ; las partes de la 
boca son de un amarillento claro ; antenas gruesas, de un moreno 
testáceo, con la base mas oscura ; protórax un poco deprimido 
en su mitad, y puntuado en los lados; mesotórax apenas mas 
largo que el protórax; élitros á modo de escamas, muy reticu- 
lados, por tener sus nerviosidades muy elevadas; patas gruesas, 
del color general del cuerpo, á veces mas rojizas, con Jos muslos 



INSECTOS, 



29 



y las piernas aquillados y puntuados; abdomen cilindrico en los 
machos, y casi cónico en las hembras, liso y reluciente. 

Este Insecto, sumamente notable por el mal olor que exhala, habita 
bajo de las piedras y en corto número. En el sur se encuentra hasta cerca 
de la orilla del mar ; pero en el norte se halla principalmente en las cor- 
dilleras. Los indios lo molían, y su polvo lo empleaban para los tumores 
y heridas. También creían que metiendo uno en une avenida, las aguas 
volvían inmediatamente á su lecho, y para ello los conservaban en ca- 
nutos de caña. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 1, fig. 7. — Una hembra de tamaño natural.— A Labio superior. — 
S,B', Las dos mandíbulas. — C Las quijadas y el labio inferior. — a Quijadas. 
— b Palpos maxilares. — c Labio inferior. — d Palpos labiales. — D Porción basilar 
de la antena, para mostrar la forma de sus artículos. — E Estremidad de la pierna, 
y e tarso. 

V. GRILLIA1NOS. 

Cuerpo corto y encojido. Cabeza gruesa, y co- 
munmente globulosa. Labio superior sin escotadura. 
Mandíbulas mas ó menos gruesas, teniendo por den- 
tro varios dientes obtusos. Quijadas unidentadas, con 
su galeta larga y linear, palpos largos, con su úl- 
timo artículo truncado. Labio inferior cuadrífido, te- 
niendo también sus palpos con el artículo final trun- 
cado. Ojos redondeados ó aovados, siempre saledizos. 
Antenas apartadas en la base, comunmente muy lar- 
gas, finas, setáceas, con muchos artículos poco distin- 
tos unos de otros. Protórax casi siempre muy corto. 
Élitros tendidos horizontalmente sobre el abdomen,, 
llanos por cima, y rebajados en los lados. Alas co- 
munmente muy ampias, trasparentes, muy reticu» 
ladas, escediendo por lo regular los élitros mientras 
el reposo. Patas posteriores mucho mayores que las 
otras y formadas para saltar, con los muslos hin- 
chados, y las piernas aquilladas y con espinas sobre 



30 FAUNA CHILENA, 

las quillas. Tarsos por lo regular con tres artículos, 
y rara vez con cuatro. 

En las cuatro familias precedentes solo hemos descrito los 
Ortópteros cuyas patas están formadas para andar. Los Grillianos, 
como los Insectos de las familias siguientes, tienen las patas 
posteriores gruesas y mucho mas largas que las otras, lo cual 
les permite saltar considerablemente, y con la mayor facilidad ; 
así, cuando se quiere cojerlos, se escapan inmediatamente y van 
muy lejos. A causa de la desigualdad de sus patas, la mayor 
parte andan con mucha dificultad. 

Estos Ortópteros, á lo menos los machos, tienen la facultad de 
producir un canto, ó mas bien un grito sumamente penetrante, 
por lo cual en Europa los llaman Tris-chas, cuya significación se 
acuerda perfectamente con el ruido que hacen sus élitros, pues 
sus nerviosidades son sumamente gruesas, y el espacio que las 
separa es muy corto y está estendido como el pellejo de un tambor ; 
así cuando se frotan rápidamente uno con otro resulta un ruido, á 
veces muy agudo. Según dicen, por este medio los machos 
atraen las hembras, puesto que la mayor parte de estos Insectos 
se ocultan durante el dia. 

Entre los Grillianos hay varios que persisten sobre los arbustos 
y las malezas, pero son pocos : en general se hallan por tierra, 
horadando pequeñas rnaderigueras, en forma de agujeros cilin- 
dricos, en las tierras arenosas y las mas espuestas al sol. Con 
frecuencia se cojen introduciéndoles en la punta de una varita un 
Insecto, del cual se amparan ávidamente con sus mandíbulas, y 
esto los hace salir fuera de sus escondites. 

Las hembras ponen sus huevos por el verano en las madrigue- 
ras : sus hijuelos nacen , y quedan en ellas durante algunos 
meses; después salen, y cada cual escoje el lugar que le conviene 
para establecer su residencia. 

Una especie de esta familia vive en Europa en las casas, prin- 
cipalmente en las panaderías, ocultándose por lo regular en las 
rajas de las chimeneas, y se halla esparcida en gran parte del 
mundo, como sucede á todos los Insectos domésticos. 

Los Grillianos se alimentan con Insectos, pero parece que 



INSECTOS, 31 

también comen los vejetales. La barrena, ú Oviscapto, que tienen 
las hembras, les sirve para introducir los huevos en la tierra á 
una considerable profundidad; este instrumento es agudo y cor- 
tante, facilitándoles el agujerear el mas duro terreno. 

Estos Insectos constituyen una de las mas pequeñas familias 
del orden de los Ortópteros, y sin embargo presentan en su es- 
tructura y en sus costumbres mas diversidades que puedan 
encontrarse en las otras. Se hallan en casi todas partes : sus in- 
dividuos son á veces muy numerosas ; pero las especies perecen 
poco abundantes en todas las regiones, aunque las mas cálidas 
posean mas que las frias y aun las templadas. En Chile solo se 
ha descubierto un Grillo. 

X. GRXXAO. — GRYIAUS. 




Corpus crassum. Caput globulosum. Mandíbula crassos , pafpis 
elongatis, articulo ultimo obligue truncato. Labium in lobis gualuor 
divisum. Antennce longissimce, mulli articúlala, basi distantes. 
Prolhorax brevis, fere quadratus. Elytra abdominis longiludine, 
in maribus areolalis, in feminis nervis longitudinalibus obli- 
quis, elevatis. Ala scepe elylris longiores. Pedes robus ii, fe mor ibus 
posticis crassis, tibiis biseriatim spinosis, tarsisgue triar ticulatis, 
articulo primo longissimo. Abdomen crassum, ápice appendicibus 
duobus instructum; in feminis membra elongata. 

Gryllus Geoffroy, etc.—- Acheta Fabricius. 

Cuerpo corto, grueso y encojido. Cabeza gruesa, globu- 
losa y muy combada por delante. Labio superior grande 
y rdondeado. Mandíbulas muy gruesas y obtusas. Quijadas 
dentadas. Palpos muy largos, con el último artículo mas 
ó menos ensanchado, y truncado oblicuamente en la estre- 
midad. Labio inferior cuadríiido , con sus palpos cilin- 
dricos. Ojos gruesos y de forma poco oblonga. Ocelos 
situados sobre la frente. Antenas muy largas, muitiarticu- 
ladas, é insertas en los lados de la cabeza en una profunda 
cavidad. Protórax casi cuadrado, cortado derechamente 



32 



FAUNA CHILENA. 



por delante, con los lados repelidos, y sin ningún ribete. 
Élitros llegando comunmente á la estremidad del abdomen, 
con las nerviosidades casi siempre areoladas en los machos; 
las nerviosidades longitudinales oblicuas y muy saledizas 
en las hembras , y las trasversales mucho menos ele- 
vadas, pero siempre muy distintas. Alas frecuentemente 
mas largas que los élitros, y plegadas con tanta exactitud 
que parecen como grandes banderas. Patas robustas y de 
mediana longitud : las cuatro piernas anteriores formadas 
por dos espinas gruesas y puntiagudas, y las posteriores 
teniendo solo en su base y en el lado interno una depresión 
aovada, cubierta por una membrana trasparente ; los mus- 
los posteriores hinchados ; las piernas del mismo par con 
dos hileras de fuertes espinas, y otras cuatro espinas mas 
largas y móviles en la estremidad ; los tarsos se componen 
de solo tres artículos : el primero siempre muy largo. 
Abdomen grueso, terminado por dos apéndices laterales, 
largos, flexibles, mas ó menos velludos, y en la hembra 
por una barrena muy larga, derecha, y ensanchada acia la 
estremidad. 

Las especies de estos Insectos, conocidos generalmente con el nombre 
de Grillos, son muy abundantes, muy semejantes entre ellas, y se hallan 
esparcidas en todas las regiones del globo. 



1. Gr&llus fuMvipennis» f 

(Atlas zoológico . — Entomología, Ortópteros, lám. 1, fig. 8 y 9. ) 

G. fusco-niger, nitidus; capile crasso, levi, parte oris rubescentibus; pro- 
thorace rubro-bimacidato ; elytris testaceo-fnlvis, diaphanis; alis longioribus; 
femoribus posticis crassissimis, subtus rubescentibus; tfbiis tarsorumque arti- 
culo primo valde spinosis. — Long., 18 Un. 

Cuerpo de un moreno negruzco y reluciente ; cabeza muy 
gruesa, lisa, brillante, con el labio superior y los palpos tirando 
al rojizo; antenas mas cortas que el cuerpo, morenas, con el 



INSECTOS. 



33 



1 



primer artículo sumamente ancho; protórax casi cuadrado en 
las hembras, y un poco ensanchado por delante en los machos, 
de un moreno oscuro, liso, reluciente, con un surco mediano, el 
cual tiene cerca de los lados de su porción media una mancha 
rojiza y muy aparente: élitros de un testáceo morenuzco, bas- 
tante trasparentes, completamente areolados en el macho, y sen- 
cillamente reticulados en la hembra; alas mucho mas largas que 
los élitros; patas morenas, un poco sedosas, con los muslos 
posteriores sumamente gruesos, rojizos, sobre todo por bajo de 
las piernas, las cuales son de un moreno rojizo, y con tres 
gruesas espinas; los tarsos tienen su primer artículo muy largo, 
también con espinas agudas, y sus apéndices muy largos, par- 
duscos y sedosos. 

Esta especie se encuentra en Valparaíso, Coquimbo, etc. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. i, fig.8 y 9. - Macho y hembra de tamaño natural. 

VI. LOCtSTIANOS. 

Cuerpo robusto, y mas ó menos delgado. Cabeza 
gruesa alargada y muy inclinada. Labio superior 
muy grande, con una articulación trasversal. Man- 
díbulas comunmente muy robustas, y dentadas en su 
estremidad. Quijadas alargadas, terminadas por den- 
telladuras agudas, con la galeta casi trígona. Palpos 
muy largos, compuestos de cinco artículos, el último 
casi cónico, truncado en la estremidad, y casi veji- 
goso durante la vida del Insecto. Labio inferior cua- 
drífido, con las dos divisiones internas muy estre- 
chas, las esternas redondeadas en la punta, y los 
palpos formados por tres artículos. Ojos redondeados, 
y comunmente muy saledizos. Tres ocelos, á veces 
nulos. Antenas muy largas, con frecuencia mucho 

ZOOLOGÍA. VI. X 



34 



FAUNA CHILENA. 



mas que el cuerpo, muy delgadas, casi capilares, mul- 
tiarticuladas, é inserías en las cavidades laterales de 
la cabeza. Protórax por lo regular bastante corto, 
llano por cima, con sus lados rebajados, y el borde 
posterior redondeado y mas ó menos adelantado sobre 
los élitros. Estos son comunmente muy largos, an- 
gostos, y rebajados en los lados durante el reposo. 
Alas muy ampias, trasparentes, reticuladas, por lo 
regular tan largas como los élitros, á veces mas, y 
entonces su estremidad es coriácea como ellos. Pa- 
tas anteriores mas ó menos largas ; las posteriores 
muy grandes, formadas para saltar. Muslos hinchados. 
Piernas espinosas, terminadas siempre por espinas 
móviles. Todos los tarsos tienen cuatro artículos, 
los tres primeros triangulares. Abdomen bastante 
alargado, con dos apéndices en la estremidad, y las 
hembras presentando en ella una barrena muy ro- 
busta, ancha, derecha ó encorvada. 

Los Locuslianos son esencialmente saltadores, por lo cual se 
les ha dado el nombre vulgar de Langostas. La grande despro- 
porción de sus patas posteriores con las delanteras del medio, 
no les permiten andar sino difícilmente : así, solo por medio de 
saltos reiterados pueden adelantar, y con frecuencia ayudados 
por sus alas, cuya amplitud es considerable; sus muslos poste- 
riores, sobre todo, están hinchadas en la base, mas que la« de 
los Grillianos: inflan varios músculos muy fuertes, comunican 
su acción á las piernas, las cuales son muy largas y están apo- 
yadas sobre sus espinas por medio de la contracción muscular, 
y dan á las patas un movimiento elástico, que impulsa al cuerpo 
en el aire. 

Como los Grillianos, tienen la facultad de producir cierto ruido 
para llamar á las hembras, que no chillan; su instrumento es 
idéntico al de estos, pero mejor limitado: seformadeuna mem- 



INSECTOS. 




35 



brana trasparente, pelúcida, estendida, colocada en la base de los 
élitros, y esta parte se llama Espejo: está rodeada y atravesada 
por varias nerviosidades muy duras y muy saledizas. Cuando el 
Insecto frota mucho los élitros produce un grito intenso que se 
puede obtener aun después de muerto, estregando los élitros 
uno con otro. Su sonido varia según las especies, pero siempre 
es bastante agudo para oirlo de lejos. 

Solo se alimentan con vejetales, habitando entre las yerbas ó 
sobre las ramas de los árboles : se encuentran principalmente 
en los campos durante las bellas noches del verano. 

Sus huevos los introducen en la tierra por medio de la larga 
barrena que tiene el abdomen de la hembra, formada por dos 
hojas córneas, aproximadas, pero podiendo apartarse para dejar 
salir los huevos, y afectando diversas formas, según las espe- 
cies ; dicha barrena, comparada frecuentemente á un sable, es 
mucho mas gruesa que la de los Grillianos. 

Sus especies son muy numerosas, y se hallan esparcidas en 
diferentes partes del globo, desde las regiones ecuatoriales hasta 
las mas frias comarcas : algunas abundan á veces en ciertas lo- 
calidades, ocasionando destrozos mas ó menos considerables, 
aunque jamás puedan compararse á los que producen los Ortóp- 
teros de la siguiente familia. 

Chile posee una cierta cantidad de estos Insectos, que hasta 
ahora no se conocían. 

TRIBU I. — GRILLACRITOS. 

Antenas Insertas en la esfremidad de la frente. Palpos de mediana 
longitud. Cuerpo comunmente adelgazado. 

Los Locustianos que constituyen este pequeño grupo se asemejan 
mucho mas que todos los otros á los Grillianos. Su cuerpo está menos 
alargado que de costumbre, y con frecuencia no tienen órganos volátiles, 
lo cual es muy común en esta familia. 

X. SERVSE.IA. — SERVILLIA. f 



Corpus gibbum. Caput elongatum. Labrum rotunda tum. Maxilla 
e/ongalce, palpis tongissimis, articulo ultimo prcccedenii longiore, 



h 



36 



FAUNA CHILENA, 



■* 



ápice paulo incrassato, Iruncato. Labium angustum, palpis sal 
brevibus. Antennce crassce, longissimce, articulo primo crasso, 
ultimis pilosis. Prothorax convexus. Pedes elongatissimi, femo- 
ribus tibiisgue ómnibus calcar atis, tarsis articulo primo elongato, 
ultimo breviore. 

Cuerpo encorvado. Cabeza bastante larga y estrecha. 
Labio superior grande y redondeado. Mandíbulas largas, 
arqueadas en la estremidad, y dentadas por dentro. Qui- 
jadas alargadas. Palpos delgados, sumamente largos, con 
su último artículo mucho mas largo que el precedente, y 
un poco ensanchado y truncado en la estremidad. Labio 
inferior angosto, bilobulado, con los palpos cortos, bas- 
tante gruesos, y su último artículo truncado oblicuamente 
en la punta. Antenas muy aproximadas á su inserción, el 
doble mas largas que el cuerpo, muy gruesas, teniendo en 
sus últimos artículos varias mechitas de pelos : el primer 
artículo muy grueso, y el segundo mas corto y menos 
gordo. Protórax aboveado, muy robusto en los lados, 
pero no aquillado. Proesternon mútico, ó sea sin pelos. 
Órganos del vuelo nulos. Patas largas en eslremo, con los 
muslos, las piernas anteriores y las intermedias presen- 
tando por bajo varias espinas bastante fuertes y esparcidas ; 
los muslos posteriores están muy hinchados, teniendo por 
bajo dos hileras de espinas, y las piernas son bastante 
delgadas, muy largas, y tienen dos hileras de fuertes es- 
pinas por bajo. Tarsos gruesos : su primer artículo es muy 
largo, con dos espinas por cima, lo mismo que el segundo, 
el cual es mas corto ; el tercero es muy pequeño ; el cuarto 
aun mas chico, y el último mucho menor que el primero. 
Abdomen bastante corto, con sus apéndices laterales bas- 
tante grandes y multiarliculados. 

Este género parece apartarse mucho de todos los conocidos, á causa 



» --J*—- 



INSECTOS, 



37 



[^MH| 



del grosor de las antenas, del armazón de las patas, y de la forma ge- 
neral del cuerpo. Sus especies tienen algo la forma de varios Grillianos, 
pero sin duda esto depende de que solo poseemos individuos ápteros. 

1. ScrviMHa spinifert*. | 

(Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 1.) 

S. fusco-rufescens ; capite antice pallido, fusco-bidentato; antennis crassis f 
ápice piloso- fasciculatis ; prothorace convexo; pedibus rufo-testaceis, armatis. 

— Long. corp., 8-10 Un. 

Cuerpo de un moreno-bermejo opaco ; cabeza de un ama- 
rillento pálido por delante, con dos anchas listas morenuzcas 
por bajo de la inserción de las antenas : palpos de un testáceo 
claro; antenas morenas, gruesas, cilindricas, glabras en la base, 
levemente velludas acia el medio, y con varios ramilletes de 
pelos en todo el resto de su longitud; tórax morenuzco y leve- 
mente jaspeado ; patas un poco mas ferruginosas que las otras 
partes del cuerpo ; los muslos anteriores tienen solo cinco es- 
pinas en una hilera ; las intermedias dos ó tres en cada quilla 
acia su estremidad, y las posteriores con dos hileras bastante 
juntas; las piernas posteriores presentan varias espinas diver- 
jenles, agudas y muy gruesas en su base; abdomen con los 
apéndices laterales mas claros. 

Solo conocemos el macho de esta especie, hallado en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 2, fig. 1.— Animal de tamaño natural — a Labio superior. — b Mandíbula, 

— c Quijada.— d Labio inferior. 

II. CBATOHEiO. - CEATOMELÜS. f 

Corpus robustum. Capul crassum, eonvexum. Labrum latum, 
antice rotundalum. Mandibular crassw. Maxitla elongalw, palpis 
longissimis, cylindricis, ápice truncatis. Labium bifidum,, palpis 
sal brevibus. Prothorax convexus,postice rotundatus. Pedes robus- 
tissimi, tibiis anlicis el mediis spinosis, femoribus posticis crassis- 
simis, inermibus, tibiis biserialim calcaratis, tarsisque articulo 
primo clongato, secundo tertioque brevibus, ultimoque primi Ion- 



\ 






38 FAUNA CHILENA. 

g'dudine. Abdomen crassum. Terebra fe minar um sat brevis, pav lo 
incurvata, 

Cuerpo robusto. Cabeza gruesa, combada, y con la 
frente un poco salediza entre las antenas. Caperuza muy 
salida. Labro superior muy grande, redondeado por de- 
lante, y cubriendo completamente las mandíbulas. Estas 
son gruesas, y en su interior tienen dientes obtusos. Qui- 
jadas alargadas, espinosas en su estremidad, con su ló- 
bulo interno largo y angosto. Palpos sumamente largos; 
su primer artículo es el mas corto, y los otros tres como 
de la misma longitud ; el segundo levemente arqueado ; el 
tercero adelgazado en su base, y el último truncado en la 
punta. Labio inferior dividido en dos lóbulos angostos, y 
con sus palpos dos veces mas cortos que los maxilares. 
Ojoslacriformes, bastante saledizos y de mediano tamaño. 
Antenas bastante juntas en su inserción, un poco gruesas, 
multiarticüladas, con su primer artículo muy grueso, y el 
segundo algo menos. Protórax convexo, rebajado en los 
lados y redondeado por atrás. Patas robustas por delante: 
las cuatro piernas anteriores con varias espinas agudas ; 
los muslos posteriores inermosy sumamente gruesos; las 
piernas fuertes, con dos bileras de espinas muy gruesas y 
bastante espaciadas, y los tarsos con su primer artículo 
largo, los dos siguienles muy cortos, y el último como de 
la longitud del primero. Abdomen corlo, grueso, teniendo 
en su estremidad dos apéndices laterales un pocolevantados 
y levemente vellosos. Barrena délas hembras gruesa, bas- 
tante corta y un poco encorvada. 

Este género se aproxima por muchas razones á los Grillianos, sobre 
todo á los que se hallan en las regiones cálidas del antiguo continente ; 
sin embargo, tiene grandes diferencias. El cuerpo es mucho mas grueso ; 
las patas infinitamente mas robustas, y con varias puntas, lo que no se 



INSECTO!: 



39 



1 



halla en los Grillianos. En nuestra descripción nada decimos respecto á 
los órganos del vuelo. Estos Insectos no los tienen, escepto un individuo 
que presenta tres eliti itos muy reticulados ; pero podemos suponer, no 
teniendo Cratomelo . completamente adultos, que en tal caso los indivi 
dúos privados de alas serian larvas, y los que poseen órganos volátiles 
rudimentarios se hallarían en el estado de ninfos. Solo conocemos una 
especie hallada en la República. 

1. Vrato-tnetws anrnaiu*. f 

(Atlas zoológico— Entomología, Ortópteros , lám. 3, fig. 2,) 

C. fusep-rufescens ; capile levi, convexo, fronte carinala; antennis fusco- 
rufls, ápice paulo obscurioribus ; prothorace leti, convexo; elytris fuscis; 
pedibus crassis, femoribus póslicis lateribtts iransversim carinatis, carinis 
carina longitudinali inlerruptis. — Long. 

Cuerpo de un moreno - bermejo uniforme, bastante reluciente 
y mas ó menos oscuro ; cabeza perfectamente lisa por cima, con 
la frente formando una pequeña quilla salediza entre las ante- 
nas, las cuales son del color del cuerpo, pero volviéndose un 
poco mas pálidas cerca de la estremidad; protórax liso, relu- 
ciente, con los lados rebajados y perfectamente redondeados ; 
élitros morenuzcos, po-o trasparentes, con sus nerviosidades 
angostas y muy saledizas; patas del mismo color que las otras 
partes del cuerpo, ó un poco mas claras, á causa de que las 
piernas anteriores y las intermedias tienen por bajo dos hileras 
de grandes espinas, y algunas otras por cima, los muslos poste- 
riores son muy gruesos, presentando lateralmente una ancha quilla 
longitudinal y un gran número de quillas trasversales, las pier- 
nas son muy fuertes, con dos hileras de seis puntas gruesas, 
bastante cortas, y en su estremidad cuatro espinas mucho mas 
largas, y los tarsos gruesos, con sus ganchos robustos y arqueados; 
abdomen grueso y bastante corto ; la barrena de las hembras es 
menos larga y mas levemente encorvada á modo de sable. 

Esta especie se halla en Concepción, y tiene cierta semejanza con va- 
rios Grillos. 

Esplicacion de la lámina. 

La.m.2, fig. 2-- Hembra de tamaño natural.— a Labio superior. — b Mandí- 
bula . — c Quijada . - d Labio inferior. 



i 



i 




FAUNA CHILENA. 

XII. ANOSTOSTOMA. — ANOSTOSTOMA. 

Corpus crassum. Caput va/de grossum, dilatatum. Labrum elon- 
gatum. Mandíbula? robustissimce, ápice curvatce, dentatce. Maxillm 
ápice trispinosce, palpis cylindricis, elongatissimis. Labium bifi- 
dum. Prolhorax convexas. Prosternum cum mesosterno et meta- 
sterno bispinosum. Pedes robusíi, femoribus posticis crassissimis, 
spinosis, tibiis ómnibus biseriaíim calcar alis. 

Anostostoma Gray, Lond. Mag—Serv., etc. 

Cuerpo robusto. Cabeza sumamente gruesa, redondeada 
lateralmente, y dilatada en los lados. Labio superior su- 
mamente grande, cónico en la base, redondeado en la 
estremidad, y cubriendo gran parte de las mandíbulas. 
Estas se hallan considerablemente desarrolladas, aunque 
un poco angostas comparativamente á su longitud, ar- 
queadas, dilatadas en la estremidad, y con gruesas den- 
telladuras. Quijadas muy largas, acodadas en la base, con 
el lóbulo interno alargado y terminado por tres puntas, y 
el esterno mas largo aun y redondeado en su estremidad. 
Palpos maxilares sumamente largos, cilindricos, bastante 
delgados, con sus tres últimos artículos casi iguales. Labio 
inferior dividido en dos lóbulos muy alargados, y sus 
palpos insertos muy cerca de la porción basilar, y dos 
veces mas cortos que los maxilares. Ojos pequeños, aovados 
y bastante saledizos. Tres ocelos colocados en la región 
frontal. Antenas insertas entre los ojos, el doble mas largas 
que el cuerpo, multiarticuladas, delgadas, teniendo solo 
su último artículo grueso y alargado. Protórax un poco 
mas angosto que la cabeza, y algo en forma de silla redon- 
deada. Proeslernon teniendo en medio dos espinas juntas 
en su base. Mesoesternon y metaesternon cada cual con 
otras dos espinas apartadas en su base. Élitros y alas co- 



INSECTOS. 41 

munmente nulos. Patas robustas; sus ancas aquilladas y 
con una espina cerca de la base ; los muslos anteriores y 
los intermedios comprimidos, levemente arqueados y pre- 
sentando varias espinas; los muslos posteriores muy hin- 
chados, adelgazados acia la estremidad, canaliculados por 
bajo, y con algunas espinas en los bordes; piernas con dos 
hileras de fuertes espinas, y además terminadas por otras 
cuatro espinas mas largas ; sus tarsos tienen los dos pri- 
meros artículos iguales, el tercero muy pequeño, y el 
cuarto tan largo como los precedentes reunidos. Abdomen 
bastante alargado, terminado por dos apéndices laterales, 
gruesos y bastante cortos. 

Los Anostostomos son muy notables por la desproporción de su ca- 
beza, y por el enorme desarollo de las mandíbulas y de las quijadas. 
Solo seconoce un corto número de especies que habitan comarcas muy 
diferentes, y hasta ahora todas las que se hallan en nuestras colecciones 
carecen de alas y de élitros : sin embargo, según una figura publicada 
en la antigua obra de Stoll, parece que estos Ortópteros pueden adquirir 
órganos volátiles, y entonces ios élitros serian angostos, lineares y re- 
dondeados en la punta. 




1. Anostosiotmu cmssittens. 

(Alias zoológico— Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 3.) 



A. compressum, tcstaceo-fuscum ; capite convexo, fronte carinóla, antennts 
longissimis, leslaceis; prothorace angusto , medio transversim impresso et 
longitudinaliter subsulcato : pedibus testaceis , fusco - punctatis , femorihus 
posticis cum libiis aniicis parce spinosis; tibüs posticis biseriatim calcar alis; 
abdomine lestaceo, segmentorum margine postico fusco-nigro. 

Cuerpo un poco comprimido lateralmente, y de un moreno 
testáceo ; cabeza combada por cima, lisa, con la frente aquillada, 
y la cara anterior muy alargada ; antenas el doble mas largas 
que el cuerpo, y de un moreno testáceo y bastante claro ; pro- 
tórax angosto, sensiblemente encojido de delante á atrás, ahue- 
cado á modo de silla en medio, con una impresión trasversal y 




FAUNA CHILENA. 

un débil surco longitudinal; patas de un testáceo bastante claro, 
con los muslos presentando varios puntos morenos y muy juntos ; 
las piernas anteriores y las intermedias tienen por bajo algunas 
raras espinas bastante débiles; los muslos posteriores presentan 
también varias espinas ; piernas con diez puntos muy gruesos y 
dispuestos en dos hileras; abdomen muy convexo, comprimido 
lateralmente, de un moreno testáceo, con el borde posterior de 
cada segmento negruzco ; apéndices laterales gruesos, un poco 
elevados, testáceos, con su estremidad de un moreno negruzco 
por encima. 
Solo el macho de esta especie ha sido hallado en Concepción, 
Esplicacion de la lámina, 

Lam. 2, fig. 5. - Macho de tamaño natural. - « Labio superior.— 6 Mandíbula. 
— c Quijada . — d Labio inferior. 

TRIBU II. - LOCUS TITOS. 

Antenas insertas en la estremidad de la frente. Palpos maxilares 
muy grandes. 



Los Locustitos comprenden el mayor número de los repersantes de esta 
familia. Tienen el cuerpo adelgazado, y comunmente los órganos volátiles 
muy desarrollados , y sobre todo difieren de los Grillcritos por su 
cuerpo menos encojido, por sus palpos mas cortos, y por su general aspecto. 
Se componen de un gran número de géneros, y varios de ellos se 
hallan representados en Chile. 



IV. 3>ECTICO. 



BECTICUS. 



Corpus sal robustum. Capul laium, crassum. Lnbium aniiee 
rotundatum. Mandíbula robusta. Maxillce ápice dentales, palpis 
cytindricis, articulo ultimo elongatissimo, ápice trúncalo. Pro- 
htorax planus, lateribus carinaius. Prosternum mulicum. Elytra 
augusta, satbrcvia. Alai paulo brevior es . Pedes elongati, proBsertim 
posteriores, femoribus inermibus, tibiis biseriatim calcaratis, tarsis 
elongalis, articulo primo infra Joliolis duobus instructo. Terebra 
feminarum lata,fere recta. 

Decticus Serv., Rev. méth. de l'ord. des Orth. — Locusta Auct. 



~> «*•> — 



■ mi Tggmi 



INSECTO* 



43 



Cuerpo bastante robusto. Cabeza ancha, gruesa, con la 
frente convexa y formando una salida entre las antenas. 
Labio superior ancho, y redondeado por delante. Man- 
díbulas muy gruesas. Quijadas alargadas, dentadas, con 
los palpos bastante largos, cilindricos, teniendo su último 
artículo mucho mas largo que el precedente, un poco hin- 
chado en la punta y truncado derechamente. Labio infe- 
rior profundamente bilobulado, con sus palpos de igual 
forma que los maxilares, pero la mitad mas cortos. Ojos 
grandes, redondeados y poco saledizos. Antenas setáceas, 
muy delgadas, á lo menos de la longitud del cuerpo, pero 
frecuentemente mas largas, muy separadas en su inserción, 
con solo su último artículo grueso y corto. Protórax llano 
por cima, un poco encojido por delante, y aquillado en los 
lados. Proesternon mútico, lo mismo que el mesoesternon 
y el metaesternon. Élitros estrechos, á veces bastante 
cortos, redondeados en la punta, con el órgano de la es- 
tridulacion muy desarollado en los machos. Alas un poco 
mas cortas que los élitros. Patas largas : las posteriores 
muy grandes, con los muslos tan largos como!as piernas, 
todas múticas : las piernas anteriores y las intermedias 
tienen gruesas espinas •, las posteriores presentan espinas 
finas y muy apretadas, y están terminadas por otras es- 
pinas mas gruesas, diverjentes y ganchosas ; los tarsos 
están alargados, con el primer artículo de los poste- 
riores mostrando por bajo dos apéndices á modo de ho- 
juelas redondeadas. Abdomen grueso , bastante corto, 
y terminado por dos apéndices laterales y filiformes. 
Barrena de las hembras casi derecha y en forma de 
hoja de sable. 



Este género es uno de los mas homojéneos de la familia. Comprende 




FAUNA CHILENA. 

un corto número de especies europeas y otras cuantas de las diversas 
regiones del globo. En Chile se halla una muy vecina de otra europea, 
lo cual es un notable ejemplo de la analogía que existe entre la Fauna 
chilena y la de Europa. 

1. Decticus fuscescens. -j- 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 4.) 

D. ciñere o- fuscas ; capite fusco-lineato ; antennis testaceis , longissimis; 
prothorace testaceo, antice lateribusque fusco, supra transversim impresso; 
elytris sat brevibus, pallide fusco-cinereis, seriatim fasco-tessellatis; alis dia- 
phanis, fusco -r eticulalis ; pedibus pallidis, posticis fusco-maculatis. 

Cuerpo de un moreno pardusco ; cabeza lisa por delante, dé- 
bilmente combada por cima, con una pequeña linea mediana y 
morenuzca ; antenas setáceas y casi el doble mas largas que el 
cuerpo ; protórax testaceo, con su parte mediana y una porción 
de los lados morenuzcas, y mostrando también varias impre- 
siones trasversales ; élitros de un pardo -morenuzco claro, un 
poco mas cortos en el macho que en la hembra, presentando 
entre el borde anterior y la nerviosidad subcostal un gran nú- 
mero de pequeñas líneas morenuzcas, y por bajo de esta última 
una serie de manchitas también morenuzcas ; alas trasparentes 
y reticuladas de moreno ; patas de un pardo-morenuzco claro, 
con los muslos y las piernas posteriores manchadas de moreno : 
dichas piernas son muy largas y tienen dos hileras de finas es- 
pinas muy j untas ; abdomen morenuzco ; la barrena de las hembras 
es á lo menos tan larga como el abdomen, de color testaceo, y 
un poco encorvada acia la estremidad. 

Este Ortóptero es bastante vecino de la especie europea (Decticus verru- 
cirorus Linn.) ; pero es un poco mas delgado. Se encuentra en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 2, fig. 4. —Hembra de tamaño natural. — a Mandíbulas. — b Quijada. — 
c Labio inferior. 

V. LANGOSTA. — LOCUSTA. 

Corpus sat gracile. Caput obliquum , fronte luber culi forme. Man- 
díbula acutce, Maxilla dentatce, palpis sat elongatis, articulo 
ultimo leviler incrassalo, paulo obligue trúncalo. Prothorax sub- 



«srmí 



INSECTOS. 



45 



1 



planus. Prosternum bidentatum. Eíytra elong ata, nng usía, ápice 
rotundata. Alce aut cequales aut paulo longiores. Pedes gráciles, 
tibiis anticis et mediis forliter spinosis, posticis biseriatim spinu- 
losis. Terebra fe minar um recia, sat augusta. 
Locusta Fabr. - Latr., etc. 

Cuerpo bastante largo. Cabeza oblicua, con la frente 
avanzada entre las antenas en un tubérculo mas ó menos 
saledizo. Labio superior pequeño y redondeado en la es- 
tremidad. Mandíbulas largas, dentadas interiormente y 
agudas en la punta. Quijadas alargadas, espinosas en la 
estremidad. Palpos bastante largos, con el último artículo 
apenas mas corto que el precedente, levemente ensan- 
chado en la estremidad, y un poco truncado oblicuamente. 
Labio inferior dividido en dos lóbulos redondeados, con 
sus palpos mucho mas cortos que los maxilares, pero casi 
con la misma forma. Antenas multiarticuladas, capilares, 
mas largas que el cuerpo, bastante juntas en su inserción, 
y con el primer artículo grueso. Ojos globulosos y sale- 
dizos. Protórax llano por cima, ó poco convexo, con sus 
lados mas ó menos aquillados. Proesternon bidentado. 
Mesoesternon y metaesternon angostos y escotados. Élitros 
largos, bastante estrechos, redondeados en la punía, es- 
cediendo mucho el abdomen, con el órgano estridulalivo 
de los machos trasparente en el centro. Alas á lo menos 
tan largas como los élitros, ó algo mas. Patas largas y 
delgadas : las piernas anteriores y las intermedias muy 
espinosas por bajo ; las posteriores muy delgadas, y con 
finas espinas sumamente abundantes y juntas sobre sus 
dos quillas ; los tarsos son bastante cortos. Abdomen con 
sus apéndices laterales cortos y bastante gruesos. Barrena 
de las hembras larga, estrecha, derecha, y con las dos 
láminas un poco ahuecadas por cima. 



i 



46 



FAUNA CHILENA. 



El género Locusta de los antiguos autores, tal como lo han reducido 
los modernos entomólogos, comprende pocas especies. La que ha ser- 
vido de tipo es muy común en Europa : la de Chile, que incluimos en 
la misma división, difiere algo, pero tan poco, que no nos ha parecido 
suficiente para formar un nuevo género. Su mayor diferencia consiste 
en la longitud de las alas, que efectivamente esceden un poco los élitros, 
mientras que en el Insecto europeo son del mismo tamaño que ellos ; 
su protórax está también mas allanado por cima. 



1. JLocusta viiicoilis. 

(Alias zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 2, íig. 5.) 

L. omnino pallide fiaw-virescens; capite prothorace medio late fusco-uni- 
vellatis; elytris diaplwnis, flavescentibus ; alis elytris paulo longforibus ; libiis 
posticis spinosis, spinis minulis, ápice nigris. 

Cuerpo de un amarillo-verdoso claro, bastante reluciente y 
uniforme; cabeza cónica, adelantada en un tubérculo obtuso, 
que escede la punta del primer artículo de las antenas , y te- 
niendo en su estremidad una ancha línea longitudinal, de un 
moreno brillante, encojida acia delante, y la cara muy inclinada, 
presentando una línea morenuzca y poco marcada encima de su 
labio superior; antenas delgadas, amarillentas, con sus primeros 
artículos gruesos ; protórax bastante angosto, del color del cuerpo, 
con dos ó tres leves impresiones trasversales y una ancha lista 
longitudinal y morena, continuando la de la cabeza y ensan- 
chándose un poco de delante á atrás ; élitros casi diáfanos, de un 
matiz amarillento, uniforme y muy claro., con el espejo de los 
machos completamente trasparente; alas un poco mas largas que 
los élitros, enteramente diáfanas, y participando algo del matiz 
de estos últimos, sobre todo en la estremidad y en ei borde an- 
terior ; patas del color del cuerpo ; piernas posteriores con espi- 
nitas negras en la estremidad; abdomen bastante corto; barrena 
de las hembras casi derecha, muy levemente levantada y pun- 
tiaguda en la estremidad, y canaliculada por cima. 

Habita en la provincia de Coquimbo. 

Explicación de la lámina. 
L.vm 2, fig. 5.— l'na hembra de tamaño natural.- a Quijadas— b Labia inferior 



INSECTOS. 



VI. GXBEÜJOCEELA. — GMMOCERA. 



47 



LüM» 



Corpus sat angustum. Caput ovatum, fronte paulo prominente. 
Pa/pi maxillarss elongali, cylindrici, ápice leviter truncati. An- 
tennce setacece, multiarliculala:, elongatce, basi approximatoe, arti- 
culo primo crasso. Proihorax brevis, postice paulo lobatus. Elulra 
abdomine paulo longiora. Vedes sat elongali, tibiis anticis basi 
dilatatis, poslicis gracilibus, muttispinosis. Terebra feminarum 
brevis, latissima, incurvata. 
Gymnocera Brulle, Hist. des Insect. 

Cuerpo bastante angosto. Cabeza aovada, con la frente 
un poco salediza. Mandíbulas agudas y bastante estrechas. 
Quijadas delgadas, y terminadas por un diente agudo. 
Palpos cilindricos, con su último artículo muy largo, del- 
gado y débilmente truncado en la punta; los labiales son 
mucho mas cortos, aunque tengan la misma forma. Ojos 
globulosos y saledizos. Antenas largas, glabras, solaceas, 
multiarticuladas, muy aproximadas en su inserción, casi 
sobre la estremidad de la cabeza, con el primer artículo 
muy grueso, el segundo mas pequeño, pero aun bastante 
voluminoso, y los siguientes disminuyendo gradualmente 
de grosor. Protórax corto, casi llano por cima, muy re- 
bajado en los lados, con su borde posterior un poco ade- 
lantado sobre los élitros, y una grande escotadura en los 
lados. Proesternon mútico. Élitros alargados, angostos, 
redondeados en la punta, y escediendo poco la longitud 
del abdomen. Alas de la misma longitud de los élitros, ó 
apenas escediéndolos. Patas alargadas y bastante delgadas : 
las piernas anteriores tienen en su base una notable dila- 
tación, y con varias espinas sumamente linas ; las poste- 
riores son largas y plegadas, presentando pequeñas es- 
pinas agudas. Abdomen bastante robusto, con los filetes 



48 



FAUNA CHILENA. 



laterales gruesos en la base y concluyendo en punta. Bar- 
rena de las hembras corta, sumamente ancha, un poco 
encorvada y terminada en punta , con sus valvas aqui- 
lladas y levemente rugosas por cima. 

Este género fué establecido por una especie del Brasil ; después se 
ha descubierto otra en la parte meridional y oriental de la América del 
Sur, y hoy discribimos una tercera de Chile. 



1. Gymnocem ■u&oiii'Sita. 

(Alias zoológico.- Entomología, Ortópteros, lám. 2, íig. 6.) 

G. fusco-rufescens ; capile fusco, fronte lineis verticis duabus facieque ru- 
fescentibus ; antennis fuscis, nitidis; prothorace fusco-nigro, linea media ma- 
culisque rufo-rubris ; elytris fusco-teslaceis ¡ alis roseo-rubris; pedibus anticis 
et mediis lestaceo-rufis, femorum ápice, tibiarum basi apiceque tarsisque fusco- 
nigris. — Long., 7-8 Un. 

Cuerpo de un moreno rojizo ; cabeza morena, con la punta 
frontal y dos pequeñas líneas en la estremidad y en medio de su 
cara de color bermejo ; labio superior de un amarillento testáceo ; 
antenas morenuzcas, lisas y relucientes ; protórax de un moreno 
negruzco, teniendo por cima una pequeña línea mediana y va- 
rias manchas mal determinadas de color rojizo; élitros de un 
moreno-testáceo claro y uniforme, y semitrasparentes en toda 
su estension ; alas tan largas como los élitros, de un rosa rojizo - 
vinoso, pero mas pálidas y mas diáfanas en la base; las patas 
anteriores y las intermedias de un testáceo-bermejo, con la es- 
tremidad de las piernas y los tarsos de un moreno negruzco ; 
muslos posteriores morenos; piernas, lo mismo que los tarsos, 
de un testáceo-bermejo, con la estremidad de sus espinas negra ; 
abdomen bermejo; barrena de las hembras mas morena, ancha 
y bicarinada por cima. 

Esta especie se halla en Coquimbo. 



Lam. 2, fig. 6. 



Esplicacion de la lámina. 
Hembra de tamaiío natural.— a Quijada.— b Labio inferior. 



INSECTOS. 




VII. PANEROPTERA. — 5HANEROPTERA. 

Corpus gracile. Capul ovatum, angustum. Mandíbula; arcuata. 
Maxilloe elongatce, pafpis cylindricis, articulo ultimo elongato, 
ápice trúncalo. Antennce longissimce, tenues, articulo primo crasso. 
Prothorax supra planus. Elytra elongata, augusta. Alce longiores, 
Pedes gráciles, longissimi, spinis raris t minulis armali. Abdomen 
angustum. Terebra feminarum brevis, curvatá. 
Phaneroptera Serville, loe. cit.— Locusta Auct. 

Cuerpo alargado. Cabeza angosta y aovada. Mandíbu- 
las arqueadas en la punta. Quijadas bastante largas. 
Palpos con el último artículo mucho mas largo que el 
precedente, y truncado en la estremidad. Labio inferior bi- 
lobulado, con sus palpos la mitad mas cortos que los maxi- 
lares, y el último artículo también truncado en la punta. 
Ojos pequeños, globulosos y saledizos. Antenas muy jun- 
tas en su inserción, mas largas que el cuerpo, setáceas, 
multiarticuladas, capilares en casi toda su estension, con 
su primer artículo grande, y el segundo corto y casi es- 
férico. Protórax corto, con su disco llano, y el borde 
posterior á veces un poco levantado. Proesternon mútico. 
Mesoesternon y metaesternon poco cóncavos, con los bor- 
des laterales levantados. Élitros alargados, angostos, li- 
neares, escediendo mucho la estremidad del abdomen, 
con el espejo ú órgano estridulante de los machos á veces 
opaco, pero comunmente diáfano. Alas muy ampias, es- 
cediendo muy notablemente la estremidad de los élitros 
durante el reposo. Patas largas y delgadas, sobre todo 
las posteriores. Piernas con espinas raras y muy finas: 
las anteriores presentan una pequeña dilatación. Tarsos 
con el tercer artículo bilobulado. Abdomen bastante an- 
gosto, con el último segmento inferior bifurcado en los 

Zoología. VI. 4 




50 FAUNA CHILENA. 

machos. Barrena de las hembras corta, muy arqueada 
desde la base, redondeada en la punta, y con sus valvas 
lisas por cima. 

Las Fanerópteras son acaso las mas elegantes entre los Locustianos. 
Sus formas esveitas y adelgazadas, los élitros largos y angostos, las alas 
aun mas largas, y su color comunmente de un verde opaco, contribuyen 
á darles un aspecto particular y agradable. Además sus especies no son 
muy abundantes, y se hallan en muy distintas regiones del globo. 

1. JPhaneroptera athiéiieolMis* f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 3.) 

p.pallidevirescens; capite albido, leviter virescenti ; prothorace lateribus 
viridi, supra albido, linea media pallida; elytris ícete viridibus, margine ex- 
terno pallide flavo-rufescenti ; alis diaphanis, ápice viridibus; pedibus viri- 
dibus, femoribus anticis supra albidis. — Long., 42-13 Un. 



Cuerpo de un verdoso sumamente claro ; cabeza de un blanco 
levemente verdoso ; antenas de este último matiz ; protórax verde 
en los lados, blanquizo por cima, aunque un poco mas oscuro en 
medio, con una línea longitudinal blanca, y muy claramente 
marcada; élitros de un verde de manzana opaco, con el borde 
interno y el órgano de la estridulacion del macho de un amari- 
llento-ferruginoso muy claro; alas mucho mas largas que los 
élitros; patas del mismo matiz, con la parte superior de los 
muslos anteriores y de los intermedios blanquizca ; abdomen del 
color del cuerpo. 

Solo conocemos el macho de esta especie, hallado en Coquimbo . 

OOSMOFILO. — COSMOPHY1.X.UM. f 

Corpus breve. Caput ovatum, fronte fiaud prominente. Mandí- 
bula robusta:, ápice bifidce, intus dentatm. Maxillai elongalm, ob- 
tusa;, palpis elongatis, gracilibus. Labium bilobatum,palpis cylin- 
dricis, articulo ultimo obovato. Prolhorax brevis, svpra planus. 
Antennce longissimce, basi approximatce. Etytra lata, subtililer 
reticulata. Alas elylrorum longiludine. Pedes mediocres, libiis pos- 
ticis biserialim spinosis. Abdomen breve, sal crassum. Terebra fe- 
minarum brevis, lata, recúrvala* 




INSECTOS. 51 

Cuerpo corlo y bastante estrechado. Cabeza corta, ao- 
vada, y sin prolongación frontal. Labio superior grande y 
redondeado. Mandíbulas bastante gruesas, bífidas en la 
estremidad y dentadas interiormente. Quijadas largas, 
angostas, y obtusas en la estremidad. Palpos largos y 
delgados, con el último artículo mucho mayor que el pre- 
cedente, y poco hinchado en la punta. Labio inferior bi- 
lobulado, con sus palpos cilindricos, teniendo su primer 
artículo un poco aovado. Antenas insertas entre los ojos, 
capilares, el doble mas largas que el cuerpo, con sus dos 
primeros artículos muy gruesos. Protórax corto, muy llano 
por cima, rebajado de repente en los lados, y mostrando 
una escotadura en el borde lateral posterior. Proesternon 
mútico. Mesoesternon y metaesternon cortos y escotados. 
Élitros anchos, mas largos que el abdomen, con la apa- 
riencia de una hoja, y mostrando una reticulación muy fina 
y una nerviosidad longitudinal mediana muy salediza. 
Alas ampias y tan largas como los élitros. Patas bastante 
largas. Piernas anteriores con una pequeña dilatación 
aovada en la base, y las posteriores con dos hileras de 
espinas muy finas y juntas. Abdomen corto, bastante 
grueso, teniendo en los machos una chapa subanal, larga 
y encorvada por cima, y presentando las hembras una 
barrena muy corta, muy ancha, encorvada, con sus valvas 
surcadas por cima. 

Este género se aproxima por ciertos respectos á las Fanerópteras, y 
sobre todo á los Filópteros, los cuales carecen de representantes en 
Chile ; pero se distingue á primera vista por las alas, cuya longitud no 
escede la de los élitros ; además, estos últimos en los Cormófilos son 
mas anchos y mas cortos, de modo que su forma es casi aovada. En 
Chile se hallan dos especies. 






j 




FAUNA CHILENA. 



1. CosmopIíyMlMw* pnHiduitMM. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 4.) 

C. omnino pallide virescenti-flavesce?is ; fronte sulcata; prolhorace plano; 
ehjtrisvirescenti-flavescentibtis, opacis; alis hyalinis ; pedibus parce villosis, 
spinis tibiarum poslicarum ápice nigris; terebra feminarum sulcata, ápice 
crenala. — Lona., 7-9 Un. 

Cuerpo completamente de un verde - amarillento muy pálido; 
cabeza con un pequeño surco frontal ; antenas el doble mas largas 
que el cuerpo, del mismo matiz que él, y levemente velludas en 
la base; protórax liso por cima, un poco ensanchado gradual- 
mente de delante á atrás, y con el borde posterior redondeado; 
élitros del color del cuerpo, con el órgano musical de los machos 
grande, aovado, y tan opaco como sus otras partes ; alas ente- 
ramente trasparentes; patas de un verde-amarillento claro, y 
muy finamente velludas; piernas posteriores con tres espinitas 
negras en su estremidad ; abdomen bastante corto ; barrena de 
las hembras corta, ancha, surcada por cima, un poco rugosa, y 
con sus bordes muy almenados en su mitad terminal. 

Este Insecto se halla principalmente en el norte, Coquimbo, etc. 



Esplicacion de la lámina» 



Lam. 2, fig. i.— Hembra de tamaño natural. 
c Labio inferior— d Barrena. 



a Mandíbula. ~b Quijada. - 



'2. Voswt,ophyUntm oiiraeeum. f 

C. mridi-olivaceum, sat nitidum; fronte carinata; prothorace transrersim 
rngato medioque sulcato; elytris viridibus^ opacis, nitidis; alis diaphanis; 
pedibus subvillosis, spinis tibiarum poslicarum minulis, ápice nigris. — Lon- 
git., i% Un. 

Cuerpo de un verde bastante vivo y oscuro ; cabeza con un 
surquillo terminal ; antenas verdes ; protórax llano por cima, 
presentando varias arrugas trasversales é irregulares, y un es- 
trecho surco mediano muy aparente ; élitros de un verde uni- 
forme y bastante reluciente, con el órgano musical del macho 
tan opaco como el resto de ellos; alas enteramente trasparentes; 
patas verdes, muy levemente vellosas ; patas posteriores con 



INSECTOS. 



53 



tres espinitas negras en su estremidad : abdomen corto y bas- 
tante grueso. 

Esta especie es vecina de la precedente; pero difiere mucho por su 
mayor tamaño, por su color verde brillante, por las arrugas del pro- 
tórax, etc. Solo conocemos el macho. 



TRIBU III. — PTEROCBOZITOS. 

Antenas insertas delante de la frente. Cabeza con la estremidad 
cónica. Palpos de mediana longitud. 

Estos Ortópteros se apartan poco de los Locustianos; sin embargo, se 
distinguen fácilmente por sus antenas insertas sobre un plano inferior, y 
por la forma déla cabeza. Solo comprenden unos cuantos géneros, de los 
cuales uno se halla representado en Chile. 



IX. ACAKTOBO. 



ACANTHOSIS. 



Corpus subcrassum. Frons prominens, acula. Mandíbula; cras- 
soe t excávala:. Maxillce spinosce,palpis articulo ultimo prceccdenti 
longiore, ápice trúncalo. Antennce elongatce, gráciles. Prolhorax 
subconvexus, rugosus, vel spinosus. Elijlra elongata. Alm paulo 
breviores. Proslernum bidenlatum. Pedes robusti, spinosi. Abdomen 
crassum. Terebra /entinar um elongata, fere recta, ápice paulo 
recúrvala. 

Acanthodis Serville, toe. cit.— Locusta Auct. 

Cuerpo medianamente grueso. Cabeza mediana, la 
frente salida entre las antenas á modo de una puntita ho- 
rizontal. Mandíbulas gruesas y ahuecadas por dentro. Qui- 
jadas dentadas. Palpos con el último artículo mucho mas 
largo que el precedente, muy poco hinchado en la punta, 
y truncado derechamente. Ojos gruesos, saledizos y glo- 
bulosos. Antenas mas largas que el cuerpo, setáceas, muy 
linas, insertas cerca de los ojos, con el primer artículo 
muy grueso, presentando frecuentemente una espinilla en 
el lado interno, y el segundo casi cilindrico. Protórax en 
forma de albardilla, surcado trasvcrsalmente, rugoso ó 






I 



54 



FAUNA CHILENA. 



m 



espinoso, teniendo en el borde anterior una punta mediana, 
y el posterior mas ó menos salido y redondeado. Proes- 
ternon bidentado. Mesoesternon y metaesternon anchos y 
cortos. Élitros angostos, alargados, escediendo el abdomen, 
y con las nerviosidades gruesas y saledizas. Alas ampias, 
redondeadas, y mas cortas que los élitros. Patas bastante 
robustas, sobre todo las posteriores, y con frecuencia 
espinosas y velludas. Muslos posteriores muy anchos, y 
presentando por bajo fuertes espinas. Piernas anteriores 
con una dilatación, teniendo dos aberturitas oblongas, y 
las posteriores aquilladas por cima y con varias espinas en 
toda su longitud. Tarsos con el tercer artículo muy bilo- 
bulado. Abdomen grueso, aquillado por cima, con sus 
apéndices laterales cortos y pubescentes. Barrena de las 
hembras larga, ancha, casi derecha, solo un poco encor- 
vada por cima en su estremidad, y terminada por una 
punta aguda. 

Los Acantodos son bellos Ortópteros, esparcidos principalmente en la 
América meridional. En Chile se halla una especie, pero mucho mas 
pequeña que las del Brasil y de la Guyana. 

1. AcanUkoais ntiserabilis. f 

(Atlas zoológico — Entomología, Ortópteros, lám. 3, fig. 4.) 

A. omnino flavescens seu viridi-flavescens ; facie levi, fasciis nigris duabus, 
altera sub antennas, altera apicali ; proihorace rugoso, fusco- lineato, postice 
trispinoso ; pedibus villosis, testaceis, fusco-subannulatis ; abdomine cari- 
natOy lateribus fusco-vütato. — Long., 8-10 Un. 

Cuerpo bastante alargado, y todo de un amarillo pálido ó ver- 
doso; cabeza combada por cima, con la frente á modo de un 
pequeño triángulo, y la cara lisa, presentando una raya tras- 
versal y negra por cima del labio superior, y otra por bajo de 
las antenas; estas son del color del cuerpo, pero un poco mas 
bermejas por cima en la base; protórax levantado por delante y 



i ^ « 



INSECTOS. 55 

atrás, muy rugoso, surcado trasversamente, y con el borde 
superior muy espinoso; corselete amarillento, con una línea 
mediana, y una ancha lista de un moreno bastante oscuro; 
élitros morenuzcos y reticulados ; patas amarillentas, aquilladas, 
un poco velludas, con débiles anulaciones morenuzcas y bas- 
tante mal limitadas ; abdomen amarillento, con una ancha lista 
morena en los lados, muy aquillado por cima, y el borde poste- 
rior de los segmentos prolongado casi en forma de hojuelas en 
medio y en los lados ; barrena de las hembras á modo de sable, 
un poco levantada y puntiaguda en la punta, aquillada por cima, 
amarillenta, con laestremidad de un moreno rojizo. 

Solo conocemos este Insecto sin élitros, ó teniéndolos muy cortos; 
acaso no poseemos la especie con su última forma. Se halla en Santa Rosa 
sobre los árboles, en los lugares espesos. 

Esplicacion de la lamina* 

LAM. 5,flg.4.~ Hembra de tamaño natural.— fí Quijada. — ¿> Labio inferió*. 

VII. ACRIDIANOS. 

Cuerpo generalmente muy robusto. Cabeza por lo 
regular bastante gruesa, y con frecuencia cónica. 
Labio superior grande, con su borde anterior fre- 
cuentemente escotado. Mandíbulas muy gruesas y 
multidentadas. Quijadas tridentadas en la estremidad. 
Palpos con cinco artículos bastante cortos y cilin- 
dricos. Labio inferior comunmente bífido, á veces 
cuadrífido, con sus palpos compuestos de tres artículos. 
Ojos laterales, oblongos ó redondeados. Tres ocelos 
dispuestos en triángulo. Antenas bastante cortas, 
insertas en los lados de la cabeza en cavidades mas ó 
menos profundas, con formas mas ó menos variables, 
por lo regular filiformes, y á veces allanadas ó lan- 
ceoladas. Protórax de mediana longitud, con sus lados 
siempre rebajados. Mesoesternon y metaesternon 



56 FAUNA CHILENA. 

comunmente anchos. Élitros con frecuencia de la 
longitud del abdomen, rebajados en los lados del 
cuerpo durante el reposo, y á veces rudimentarios ó 
aun nulos. Alas tan largas como los élitros, y avor- 
tadas ó rudimentarias, como estos últimos. Las patas 
anteriores y las intermedias bastante cortas, y las 
posteriores casi siempre muy grandes. Muslos suma- 
mente hinchados, teniendo en sus lados varios surcos 
y quillas longitudinales. Piernas frecuentemente con 
dos hileras de espinas, y terminadas por otras espinas 
mas gruesas y móviles. Tarsos con tres artículos. 
Abdomen comunmente grande y grueso : su primer 
segmentó presentando en los lados, sobre todo en los 
machos, una pequeña cavidad cubierta por una mem- 
brana, su estremidad sin barrena en las hembras, y 
solo con cuatro piezas córneas, angulosas y cónicas. 

Los Acridianos constituyen la familia mas estendida de todos 
los Ortópteros, puesto que sus especies son, sin duda, tan nume- 
rosas como las de todas las demás familias reunidas : también 
son los Ortópteros mejor constituidos, tanto para saltar como 
para volar. Su cuerpo es mas robusto que el de los Locustianos, 
y sus muslos posteriores son comunmente mas gruesos. Además, 
difieren de ellos por otros muchos caracteres, aunque con 
frecuencia los hayan mezclado con dichos Ortópteros : sus an- 
tenas, en vez de ser largas y setáceas, como en las Langostas y 
los Grillos, son siempre bastante cortas, ya allanadas y unifor- 
mes, ya cilindricas y no poco gruesas, y en ciertos casos hin- 
chadas á modo de maza en su estremidad : las partes de la boca 
no presentan nada de particular ; sin embargo , los palpos se- 
rian cortos, si se comparasen á los de las especies de las dos 
familias precedentes. 

Las hembras carecen de la larga barrena que se halla en 
todos los Grillos y en los Locustianos ; los apéndices córneos del 




INSECTOS. 

aparejo genital femenino se reducen á cuatro piezas córneas, 
mas ó menos adelgazadas, dos superiores y dos inferiores. Por 
medio de estos órganos es como el Insecto introduce sus huevos 
en la tierra ; pero es cierto que con tal disposición no pueden 
hundirlos mucho, como es fácil hacerlo á los Locustianos con su 
larga barrena. Los machos poseen solo en la parte inferior y 
terminal del abdomen una chapa con dos filetes cónicos y cortos. 
Estos Insectos tienen también la facultad de producir una es- 
pecie de canto, ó mas bien una estridulacion muy aguda; pero 
es por medio de una particular disposición que emiten los sonidos, 
producida por el rozamiento de los muslos posteriores con los 
élitros : los muslos tienen por dentro varias estrias elevadas, su- 
mamente ásperas, de modo que ellos pasan con rapidez y fuerza 
sobre las nerviosidades de los élitros, las cuales están siempre 
muy salidas, produciendo así un sonido parecido al de un arco 
que pasa sobre las cuerdas de un violin. En los lados del cuerpo, 
y en la base del abdomen, como queda indicado en los carac- 
teres de la familia, tienen una profunda cavidad, cubierta por un 
pellejo ó membrana muy delgada. Varios entomólogos han pen- 
sado que este instrumento debia ejercer una influencia conside- 
rable, tanto para la estridulacion como para el vuelo ; pero 
creemos, lo mismo que el hábil observador el Sr. Goureau, el 
cual ha estudiado mucho la producción de los sonidos en los 
Insectos, que el rozamiento de los muslos con los élitros es la 
sola causa de la estridulacion. Aun nos parece que es muy fácil 
el convencerce de esto, puesto que aunque el animal esté muerto, 
si las partes se conservan flexibles, puede obtenerse el mismo 
ruido rozando dichas partes unas con otras. Este canto lo eje- 
cutan solo estregando uno de sus lados, ya sea el derecho, ya el 
izquierdo, y jamás los dos á la vez, pues en este caso el punto 
de apoyo no seria suficiente para el Insecto. 

Hemos dicho que en los Grillos y en los Locustianos los machos 
solo poseen órganos estridulantes ; pero en los Acridianos no 
existe diferencia alguna, y es cierto que las hembras tienen la 
facultad de producir los mismos sonidos que los machos, y prin- 
cipalmente por el otoño es cuando cantan para llamarse entre sí, 
oyéndolos de lejos, puesto que son muy comunes en los campos 






) 






I 






S8 



FAUNA CHILENA. 



y en las llanuras, y se hallan esparcidos en todas las partes del 
mundo, sobre todo en las regiones cálidas y templadas, abun- 
dando menos en las frias. Son esencialmente fitófagos, de una 
voracidad que rara vez se encuentra en los Insectos, y en parti- 
cular los adultos. Así, en las localidades donde son numerosos 
destrozan prontamente toda vejetacion, y cuando no hallan mas 
con que satisfacer su voraz apetito, emigran juntos, como si les 
diesen la señal, y van á buscar otros lugares mas abastecidos. 
Es aun notable la facilidad con que pueden hacer sus estensos 
viajes, pues nada es mas raro en los Insectos. Al parecer pesados 
cuando se ven saltaren los campos, ó volar á corta distancia, no 
obstante llegan á sostenerse durante largo tiempo en el aire y 
muy alto cuando sus órganos de la respiración están perfecta- 
mente hinchados. En sus emigraciones vuelan comunmente tan 
juntos que de lejos representan una nube, la cual intercepta los 
rayos del sol. 

En casi todas las partes del mundo se sienten los daños que 
ocasionan estos Insectos. La Europa, el África, y varios puntos 
de la América han sufrido frecuentemente sus estragos; la 
muerte de unos no impide la presencia de otros; sus cuerpos 
amontonados y calentados por el sol se corrompen, y á veces 
han ocasionado epidemias, de las cuales diversos pueblos con- 
servan memoria. Comunmente en los años en que los Acridianos 
se presentan en gran número, sus estragos son poco terribles, 
pues por lo regular, después de haber asolado todo, acaban por 
morir de hambre antes del momento de poner sus huevos. Ade- 
más , debemos decir que estas considerables apariciones de 
Acridianos, tan frecuentes en ciertas comarcas, son muy raras 
en otras. En varios países, y principalmente en el mediodía de 
la Francia, se emplea casi todos los años mucho dinero para des- 
truir estos terribles Insectos, como otras veces se hacia en varias 
partes de la Grecia. Sus destrozos son tales, que sus aparicio- 
nes están miradas en la Biblia como uno de los males con que 
antiguamente fué castigado Egipto. En Oriente y en varias partes 
de África comen los Acridianos, y los consideran como un plato 
esquisito ; por lo cual á cienos pueblos se les apellida Acridó- 
fagos. Además, todas las especies de esta familia no son suscep- 



p»« 



INSECTOS. 

tibies de multiplicarse escesivamente. Solo los representantes de 
los Acridios, propiamente dichos, y los de otros géneros vecinos 
ocasionan los grandes daños que hemos mencionado. 

Todos los Acridianos se dividen naturalmente en cuatro tribus, 
fáciles de distinguir por la constitución de sus antenas. 

TRIBU I. — PROSCOPIIDOS. 

Antenas muy cortas, y con seis ó siete artículos. Cuerpo largo, 
angosto, y siempre sin alas en ambos sexos. Rostro inclinado 
oblicuamente. 

Los Procospíidos se asemejan hasta cierto punto á la forma de varios 
Ortópteros de la familia de los Fasmianos, como los Bacterios, etc., por 
su cuerpo angosto y comunmente muy largo, por carecer de alas, por sus 
patas delgadas y alargadas, y por su color oscuro y uniforme. — Hasta 
ahora solo se incluye un género en esta tribu. 



I. PROSCOPXA. 



PROSCOPIA. 



Corpus angustissimum , valde elongatum. Caput pyramidale. 
Labium membranaceum, emarginaíum. Mandíbula crassce, trun- 
cala, intus dentalce. Maxillce bidentatce, palpis brevibus paulo 
compressis. Labium fere membranaceunx-, bifidum, palpis articulo 
ultimo pro3cedentibus longiore. Prolhorax elongatus. Mesolhorax 
et metathorax brevissimi. Elylra cum alis nulla. Pedes elongati, 
gráciles, prasertim postici, femoribus parum injlalis, tibiis bise- 
riatim spinosis. Abdomen elongatum, cylindricum. 

Proscopia Klug.— Latr., etc. 

Cuerpo muy alargado y muy estrecho. Cabeza grande, 
elevada en una especie de pirámide, y su parte anterior 
semejando como un rostro con cuatro ángulos mas ó me- 
nos aparentes. Labro grande, membranoso, y escotado en 
la punta. Mandíbulas gruesas , almenadas , truncadas 
en la estremidad, y teniendo por dentro varios dientes 
obtusos. Quijadas cortas, bidentadas : sus palpos son fili- 
formes y compuestos de cinco artículos un poco compri- 
midos. Labio inferior grande, casi membranoso, escotado.. 




FAUNA CHILENA. 

y sus palpos con tres artículos, el último de ellos mas largo 
que los precedentes. Ojos saledizos, laterales, oblongos ó 
esféricos. Tres ocelos colocados en la estremidad de la 
cabeza. Antenas delgadas, filiformes, mas cortas que la 
cabeza, insertas entre los ojos, compuestas de ocho artí- 
culos, el último mas largo que los otros, y terminado en 
punta. Protórax cilindrico y muy largo. Mesotórax y me- 
tatórax muy cortos. Élitros y alas nulos. Patas largas y 
delgadas, sobre todo las posteriores. Piernas un poco en- 
corvadas, aquilladas por cima, casi tan largas como los 
muslos, y teniendo en sus dos tercios inferiores dos hileras 
de finas espinas. Los muslos posteriores muy alargados 
y poco hinchados. Tarsos con el segundo artículo corto, 
y el último terminado por dos ganchos agudos, presen- 
tando entre ellos una pelota membranosa y muy grande. 
Abdomen cilindrico, muy alargado, y compuesto de ocho 
segmentos: los primeros mayores que los otros, y el úl- 
timo muy corto ; las piezas córneas de las hembras son 
bastante largas , fuertes , encorvadas en la estremidad, 
y puntiagudas. 

Las Proscópias difieren sumamente de los demás Acridianos, no solo 
por la forma general de su cuerpo, sino que la de las antenas, la de 
las partes de la boca y de las patas las aislan completamente, á pesar 
de que sus caracteres generales no permitan separarlas de esta familia. 
Habitan solo en la América meridional, y están representadas en Chile 
á lo menos por dos especies. 

1. uroscopia striata, f 

P. fusca; capite granúlalo, sublincato; rostro capitis longitudine, ápice 
obluse, acuto ; ihorace medio carinato, lateribus síriato, undique granulato; 
femoribus posticis valde carinalis ; abdomine síriato, granuloso.— Long.¡ 26- 
30 Un. 

Cuerpo largo, delgado, un poco deprimido por cima, comple- 




INSECTOS. 



61 



tamente de un matiz raorenuzco de madera añeja : cabeza có- 
nica, granulosa, con dos líneas longitudinales mas oscuras y 
bastante vagamente determinadas. Rostro tan largo como la ca- 
beza, rugoso, levemente ahuecado en su mitad, aquillado late- 
ralmente, y terminado en punta obtusa; antenas cortas, y de un 
moreno oscuro ; protórax rugoso, levemente aquillado en medio, 
teniendo en los lados dos líneas longitudinales elevadas y muy 
finas, de un moreno testáceo, con varias líneas mas oscuras y 
siempre mal determinadas ; mesoesternon y metaesternon es- 
triados como el protórax ; patas morenas, como el resto del 
cuerpo ; los muslos anteriores y los intermedios redondeados 
por cima; los posteriores aquilladospor cima y por bajo; piernas 
cubiertas por bajo de varias espinitas agudas y bastante juntas; 
abdomen estriado por cima, y con una fina granulación en toda 
su longitud; los pies córneos de la armadura genital femenina 
son anchos: los superiores denticulados en sus bordes, y los in- 
feriores dentellados. 
Habita principalmente en la provincia de Coquimbo. 



2. JRroseopia fgavirostris. f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 2, flg. 5.) 

P. viridi-olivacea ; capite depresso, leviter granuloso; rostro crasso¡ capite 
longiore, flavescente ; prothorace elongato, medio oliváceo, lateribus flaves- 
centi ; pedibus obscure diridibus, femoribus posticis leviter carina lis ; abdo- 
mine levi, fere cylindrico. — Long., 24-26 Un. 

Cuerpo de un verde oliváceo, bastante pálido; cabeza del 
mismo color, mas amarilla en los lados, allanada por cima, y 
finamente granulosa; rostro grueso, mas largo que la cabeza, 
obtuso en su estremidad, y completamente de un amarillento 
pálido ; antenas allanadas, negruzcas, y de la mitad de la lon- 
gitud del rostro; protórax largo, angosto, verdoso en medio, 
mas amarillento en los lados, apenas aquillado, y muy finamente 
granuloso ; patas delgadas y de un verde-oliváceo oscuro ; muslos 
posteriores muy débilmente aquillados; piernas posteriores con 
solo ocho á diez espinas finas y muy distantes en cada hilera ; 
abdomen angosto, casi cilindrico, bastante convexo por cima, 



i 



62 FAUNA CHILENA. 

liso* apenas con la traza de varias líneas elevadas en su borde ; 
apéndice terminal del macho largo y agudo en su estremidad. 

Se encuentra con la precedente. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam,-2, fig. 5.— Un macho de tamaño natural. 



3. JProsocopia arntattcottis, f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 6.) 

P.Omnino virescens; capile lato,ruguloso, subdepresso ; rostro brevi, lato, 
ápice rotundato ; antennis fuscis ; prothorace rugoso, antice bimucronalo ; 
metathorace bidentati ; femoribus carinatis, trausversim reticulatis ; abdomine 
tato, leviler carinato. — Long., 42-20 Un. 

Cuerpo bastante grueso, y completamente de un matiz verdoso , 
mas ó menos oscuro ; cabeza ancha en la base, encojida acia la 
estremidad, y granulosa por cima; rostro corto, ancho, depri- 
mido, granuloso superiormente, y teniendo apenas la mitad de 
la longitud de la cabeza; antenas morenuzcas, y el doble de 
largo que el rostro ; protórax corto, bastante ancho, muy leve- 
mente carenado en su mitad, un poco rugoso, surcado trasver- 
salmente acia los dos tercios de su longitud, y con dos gruesas 
puntas diverjentes cerca del borde anterior; mesotóraxy meta- 
tórax cortos y anchos : el último con una punta en cada lado, 
por cima de la inserción de las ancas ; las patas anteriores y las 
intermedias cortas y bastante gruesas ; muslos angulosos y es- 
triados trasversalmente : los posteriores robustos, con gruesas 
quillas por cima y por bajo, y varias estrias elevadas, trasversales 
y muy saledizas; piernas angulosas, con espinas bastante largas 
por bajo; abdomen ancho, bastante llano, y levemente aqui- 
llado en medio. 



También esta especie se halla en Coquimbo. 



Lam. 2, fig. 6. 
e Labio superior. 



Esplicacion de la lámina. 
Animal de tamaño natura). — a Mandíbula. — b Quijada. — 



1 



INSECTOS. 

U. JProscopia coniceps. f 

P.viridi-olivacea; capite lato, rugoso; rostro brevi, cónico; prothorace 
tnutico, rugoso, viridi, medio fusco-lineato ; mesothorace rugosis, planis ; áb- 
dotnine carinato, triangulan. — Long.¡ 16 Un. 

Cuerpo enteramente de un verdoso oliváceo ; cabeza ancha en 
su base, estrechada acia la estremidad, rugosa por cima, teniendo 
por bajo una línea morenuzca ; rostro muy corto, absolutamente 
cónico ; protórax corto, ancho, muy rugoso, mútico, verde, con 
una línea mediana mas morena: mesotórax y metatórax anchos, 
rugosos, llanos por cima, y múticos ; patasbastante robustas; los 
muslos anteriores y los intermedios aquillados ; los posteriores 
sumamente aquillados á lo largo, y estriados trasversalmente; 
abdomen verde, con el borde posterior de los anillos mas oscuro, 
muy aquillado por dentro, siendo así casi triangular. 

Esta especie es vecina de la precedente, á la cual se aproxima mucho 
por su forma general ; pero se distingue á primera vista por su tórax sin 
puntos, por su abdomen triangular, y por sus rugosidades. 

TRIBU II. — TRUXAL1DOS. 

Antenas mas 6 menos allanadas y ensiformes, adelgazadas en la es- 
tremidad, y siempre mas largas que la cabeza y el protórax reu- 
nidos. Rostro inclinado oblicuamente. 

Estos Ortópteros, aunque se aproximen algo á los Proscópios por la 
forma general de la cabeza, se apartan mucho por la constitución de sus 
antenas, lo cual permite siempre el distinguirlos con facilidad. Ya tienen 
alas, ya no, y el único Insecto traído de Chile carece de ellas. 

II. TXLOPIBTOTO. — tropinotus. 



Corpus robustum. Capul elongatum, antice quadricarinatum. 
Mandíbula latee, fortiler dentatce. Maxillw bidenlatas. Palpis 
truncatis. Oculi ovali. Antennce cornpressa?. Prothorax carinalus, 
transversim sulcalus, poslice productus. Elylra elongata. Pedes 
postici elongati, libiis supra biseriatim spinosis. Abdomen robus- 
tum carinatum. 

Tropinotus Serville, Rev. méthod. des Qrth.— GuTíLkus Linn. — Fabr — AeRí 
dium Latreille, etc. 




64 FAÜNi CHILENA. 

Cuerpo robusto. Cabeza gruesa, alargada, con el roslro 
vertical, presentando en medio dos quillas longitudinales 
muy aproximadas, y una lateral en cada lado; la frente 
se adelanta entre las antenas en forma de un cono grueso 
y mas ó menos ancho. Labio superior ancho y muy poco 
escotado. Mandíbulas anchas, y muy delgadas anterior- 
mente. Quijadas bidentadas en la estremidad, con la ga- 
leta ancha y redondeada, y los palpos cilindricos, teniendo 
el último artículo truncado. Labro inferior con sus dos 
lóbulos anchos y redondeados, y los palpos bastante cortos, 
y de la misma forma que los maxilares. Ojos aovados y 
medianamente saledizos. Antenas largas, filiformes, in- 
sertas en profundas cavidades por bajo de la prolongación 
frontal, y compuestas de veinte artículos, mas ó menos 
anos, á partir del tercero. Protórax grande, aquillado, 
con su borde anterior cortado oblicuamente en los lados ; 
su quilla longitudinal con frecuencia muy elevada ; sus 
surcos trasversales comunmente muy aparentes, y su 
borde posterior triangular y adelantado sobre los élitros. 
Proesternon con una especie de punta. Élitros tan largos ó 
mas que el abdomen. Las alas tienen también casi la misma 
longitud. Patas posteriores alargadas. Muslos mas ensan- 
chados. Piernas con dos hileras de espinas gruesas y bas- 
tante espaciadas. Ganchos de los tarsos con una pelotita. 
Abdomen grande, aquillado, con sus apéndices laterales 
cortos, y la chapa sabanal de ios machos grande, y levan- 
tada por cima de la estremidad del abdomen. 

Los Tropinotos pertenecen á la América meridional, y comunmente 
tienen coloros vivos y vanados. Hasta ahora todas las especies provenían 
del Brasil y de la Guyana ; pero hoy poseemos tres de Chile que á causa 
de cierta diferencia en la forma de. las antenas, de la frente, etc., se di- 
viden naturalmente en dos secciones. 



»■■■ 



INSECTOS. 



65 



SECCIÓN I. 
Antenas muy aplastadas. Frente ancha, y redondeada en la estremida d. 

1. Va'opinotws anffusticoilis. | 

(Alias zoológico.— Entomología, Ortópteros, lám. 3, fig. £¡.) 

T. fuscus, vel fusco-virescens , compressus; capí te angusto , fronte lata, 
plana, antice rotttndata ; antennis depressis; prothorace angusto, supra plano, 
postice haud producto; spinis tibiarum robustis, nigris ; abdomine angusto, 
elevato-carinato. — Long., 40-4S Un. 

Todo el Insecto está comprimido en los lados, y es completa- 
mente morenuzco ó de un verde moreno ; cabeza angosta , con 
la prolongación frontal muy grande, llana por cima y redondeada 
en la punta, y su rostro apenas aquillado ; antenas del color del 
cuerpo, bastante anchas y muy aplastadas : protórax muy com- 
primido lateralmente, muy angosto y llano por cima, con su 
borde posterior poco ó nada adelantado, completamente more- 
nuzco, teniendo varias jaspeaduras mas oscuras; patas del color 
del cuerpo ; muslos posteriores con algunas marcas mas oscuras, 
pero siempre mal señaladas ; espinas de las piernas gruesas y 
negruzcas; abdomen moreno, comprimido, y á modo de quilla 
muy elevada por cima. 

Solo tenemos esta especie en el estado áptero, es decir, casi de seguro 
en el de larva. Además, no solo presenta en la forma de las antenas 
de la frente, sino aun en la del proiórax, caracteres que parecen deberla 
apartar de los verdaderos Tropinotos; pero no poseyendo individuos con 
alas, no hemos creído deber formar un nuevo género. Se halla en Chile. 

Esplicacion de la lámina. 



H 



Lam. 3, fig. S — Animal de tamaño natural. 
- c Quijada.— rf Labio inferior.— e Antena. - 



—o Labio superior — b Mandíbula, 
/Tarso. 



SECCIÓN II. 

Antenas aplastadas, pero medianamente anchas. Prolongación frontal trian- 
gular. — A esta sección pertenece la mayor parte de las especies del 
género Tropinotus. 

Zoología. VI. 5 



i 






s 



v 1 



68 FAUNA CHILENA. 

2. Tropiwoküé sMicaticofiis. 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros, lana. 5, íig. 6.) 

T. ícete virescens; capile supra medio nigro-lineato : antennis nigris ; pro- 
thoraceviridi,carinato, transoersim profunde trisulcato, carina antice nigra, 
vittisque posticis duahus oWquis flaois wgro-marginatis; elylris viridibus 
margine interno fusco-maculato ; alis diaphanis, ápice vix virescentibus.— 
Mas: long., 9 Un.; enverg. alar., U Un. — Femina : long., 18 Un. en- 
verg. alar., 26-27 Un. 

Cuerpo completamente de un verde claro ; cabeza del mismo 
matiz, teniendo una línea longitudinal negra por cima, el rostro 
con sus dos quillas medianas muy juntas, y la frente gruesa y 
triangular; antenas negruzcas, aplastadas, pero bastante an- 
gostas en toda su longitud; protórax verde, con su quilla 
longitudinal muy elevada, é interrumpida por tres surcos tras- 
versales sumamente profundos : la quilla es negra en su mitad 
posterior, y las partes laterales del corselete adornadas por atrás 
con una línea amarilla, oblicua, y ribeteada de negro en los la- 
dos ; élitros de un verde de manzana claro en toda su longitud, 
con cuatro ó cinco manchitas morenuzcas cerca del borde in- 
terno y del lado de la porción basilar; alas diáfanas, bañadas 
da un leve matiz verdoso acia su estremidad ; patas del color del 
cuerpo ; las piernas posteriores tirando un poco al rosa, con las 
espinas muy pálidas, y la estremidad morenuzca ; abdomen 
verde, y bastante comprimido lateralmente. 

A veces este Insecto varia un poco en su color, tomando un general matiz 
amarillo. No es raro en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam.5, fig. 6. -Hembra de tamaño natural.— a Labio superior. — * Mandí- 
bula. — c Quijada.— d Labio inferior.— e Antena. 



3. Tropin-otM» ommlicoMiis. | 

r.onmino late virescens; capile supra, medio nigro-lineato ; antennis ni- 
gris; prothorace viridi, carena media parum elevata, antice nigra, suleis 
transversim parum profundis, vitlis duabus posticis obliquis, flavis, nigro~ 
marginatis; elylris brevibnt, viridibus, imwoculfiiis.— Long. fem., 45-16 Un. 



INSECTOS. 



67 



Cuerpo enteramente de un verde claro ,- cabeza del mismo 
matiz, con una línea mediana negra por cima; frente gruesa y 
triangular; antenas de un moreno negruzco, con solo el primer 
artículo verde; protórax grueso, con su quilla poco elevada, y 
tres surcos trasversales apenas aparentes : la quilla es negra en 
su mitad anterior, y en los lados del corselete , por atrás, tiene 
una línea amarilla, oblicua y ribeteada denegro; élitros cortos, 
completamente verdes, y sin manchas en el borde interno ; alas 
trasparentes; patas de un verde amarillento ; abdomen de este 
mismo color, y muy comprimidos lateralmente. 

Esta especie es vecina de la precedente, y se parece mucho á ella por 
su aspecto general y su coloración ; no obstante, presenta patentes dife- 
rencias: la quilla dorsal del prolórax, tan elevada en el T. angustie oliis, 
es muy débil aquí, lo mismo que los surcos trasversales y las listas ama- 
rillas laterales están mas echados sobre los lados y mas angostos ; en fln, 
los élitros son mucho mas cortos, y no tienen manchas morenas. Solo co- 
nocemos la hembra, hallada en Concepción. 



III. COMOMETOFO. — COBJOMETOPUS. f 

Corpus robustum. Caput convexvm, fronte producía, triangu- 
lan, facieque verlicati, quadricarinata. Oculi ovati, prominentes. 
AntenncB subdepressa. Prolhorax antice cristatas. Proslernum 
mucronatum. Elytra sat elongata. Pedibus robustis, posticis 
biseriaiim spinosis. 

Cuerpo bastante rechoncho. Cabeza convexa por cima, 
con la frente adelantada en forma de triángulo, y el rostro 
casi vertical y cuadriaquillado. Labro superior muy ancho. 
Mandíbulas muy dentadas. Quijadas dentadas, con los 
palpos cilindricos y truncados. Labio inferior bilobulado. 
Antenas bastante largas, un poco aplastadas, compuestas 
de mas de veinte artículos (21 ó 22), el primero grueso, 
el segundo globuloso, los cuatro siguientes bastante anchos 
y muy cortos, y todos un poco mas largos que anchos. 
Ojos aovados y muy saledizos. Protórax surcado trasver- 
salmente, mas ó menos á modo de círculo en su mitad 



68 



FAUNA CHILENA, 






anterior, sencillamente aquillado por atrás, y con su borde 
posterior triangular. Proesternon con una punta derecha. 
Élitros tan largos como el abdomen. Alas un poco mas 
cortas. Patas robustas. Muslos posteriores aquillados. 
Piernas teniendo gruesas espinas espaciadas con igualdad. 
Tarsos con una ancha paleta entre sus ganchos. Abdomen 
grueso y un poco aquillado. 

Este nuevo género es vecino del Acri&ium; pero al mismo tiempo 
se. aproxima sumamente á los Triponotus por la forma de la frente y 
aua por la de las antenas, la cual es intermedia entre la de los Acridium 
y la de los Triponotus. 

1. VomowietopMS oehrucews. j 

(Atlas zoológico — Entomología, Ortópteros , lám. 5, fig. 7.) 

C. omnino pallide fusco-ochraceus ; capile rugoso, vix medio linéalo; «n- 
tennis testaceis; prothorax supra pallide bivittato, anlice medioque crislato, 
crista interrupta ; elytris basi testaceis ; alis hyalinis ; pedibus fitsco-marmo- 
ratis. — Long. 40-44 Un.; enverg. alar., 15-46 Un. 

Cuerpo enteramente de un moreno ocráceo bastante claro ; 
cabeza rugosa por cima, y marcada en medio por una débil línea 
negruzca ; antenas de color testáceo y uniforme en toda su an- 
chura; protórax bastante reluciente, mostrando en su mitad 
anterior varias desigualdades de los surcos trasversales, y dos 
pequeñas crestas, una en seguida de otra, y la primera algo 
mayor ; todo el protórax es de un moreno ocráceo, con la parte 
mediana y los lados de un moreno mas oscuro y mas reluciente, 
teniendo una línea longitudinal un poco arqueada en cada lado 
de la porción dorsal, de un matiz mas pálido, lo mismo que va- 
rias líneas laterales; élitros casi trasparentes, y ocráceos en la 
base; ala-, diáfanas y descoloridas en toda su estension ; patas 
del color del cuerpo, anilladas y jaspeadas de moreno. 

Esta especie se encuentra en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 
l.4ii. 5, fig. ' ■ — Vn'imal lie tgmajño natural.— a Antena. 



INSECTOS. 



69 



2. € r ono*netf>f>n* cristaticottis, f 

C. obscure fusctts ; capite rugoso, fronte margínalo; antennis fuscis ; pro- 
thorace rugoso, antice tuberculato, sulcalo, bicristato, Cristis naide elevalis, 
poslice plano, carinato, margine subdentato ; pedibus ¡usco-marmoratis , tibiis 
posticis ápice cum tarsis rubris. — Long., 40 Un. 

Cuerpo de un moreno oscuro ; cabeza rugosa, con la prolon- 
gación frontal ribeteada ; antenas bastante aplastadas y de un 
moreno oscuro ; protórax muy rugoso en toda su ostensión, y 
aun tuberculado en su porción anterior, surcado acia delante, 
y presentando uno después de otro, aunque muy separadas, dos 
crestas muy elevadas, la primera situada en el borde anterior 
y mayor que Ja segunda, la cual se halla acia la mitad : toda la 
parte posterior del protórax es bastante llana, muy rugosa, 
aquillada en medio, y con el borde un poco dentellado; patas 
morenas y jaspeadas; piernas posteriores anilladas de pardo y 
de moreno acia su parte basilar, rojizas en lo demás de su lon- 
gitud, con la estremidad de las espinas roja, y completamente 
negruzcas en la punta ; abdomen moreno, jaspeado de un color 
mas claro. 

Solo poseemos un individuo de esta especie, ..que debemos mirar como 
un ninfo, por tener los órganos del vuelo completamente rudimentarios; 
pero los caracteres tan precisos que presenta la cabeza, el protórax, etc., 
la harán distinguir fácilmente de sus congéneres. Se encuentra en la 
provincia de Coquimbo. 



TRIBU nr. 



ACRÍDIDOS. 



Antenas Aliformes 6 h ; nchadas en forma de maza acia la punta. 
Rostro poco inclinado. 

Esta tribu comprende el mayor número de los representantes de la fa- 
milia de los Acridianos : los caracteres que presentan las antenas la sopa 
ran claramente de las dos precedentes, á pesar de las íntimas relacione* 
que tengan varios de sus géneros con otros de losTruxalidos. Los Acrídi- 
dos cuentan pocos géneros; pero algunos de ellos poseen una cantidad 
considerable de especies. 



FAUNA CHILENA, 



IV. ACRIDIO. 



ACRI&IUM. 



Corpus sat robustum. Caput crassvm,facie verlicali, guadrica- 
rinata. Mandibulce obluse dentaíce. Maxillce dentales. Pafpis cy- 
Uvdricis. Labiumfssum. AntenncefiHform.es, articulis cylindricis, 
pariimdistinclis. Prolhorax svpra medio carinatus et tramvcrsim 
sulcatus. Prostemvm mucronalum. Elylra elengata. Alce elylro- 
rum longitudine. Pedes robusti, libiis poslicis biseriatim spinosis. 
Abdomen elongatum, plus minusve crassum. 

Acridium Geoffr. — Oliv., etc. — Guyllus Linneo.— Fabr., etc. 

Cuerpo bastante robusto. Cabeza gruesa, con el rostro 
vertical ó casi vertical, mostrando cuatro quillas mas ó 
menos saledizas. Labio superior ancho y redondeado. 
Mandíbulas robustas, con dientes obtusos interiormente. 
Quijadas dentadas, y sus palpos cilindricos. Labio in- 
ferior formando dos anchos lóbulos. Ojos aovados, mas 
ó menos grandes. Comunmente un solo ocelo, situado 
entre los ojos. Antenas filiformes, medianamente largas, 
compuestas por lo regular de veinte y tantos artículos, 
todos muy cilindricos, y poco distintos unos de otros. 
Protórax sin elevación, bastante llano por cima, por lo 
común con profundos surcos trasversales , una quilla 
longitudinal y mediana, y un borde posterior redondeado, 
ó un poco triangular. Proesternon teniendo siempre en 
medio una punta muy gruesa y comunmente derecha. 
Élitros de variable tamaño, pero por lo regular bien de- 
senvueltos en el mayor número de casos, y cubriendo la 
estremidad del abdomen. Alas comunmente ampias y del 
tamaño de los élitros. Patas gruesas: las posteriores mu- 
cho mayores que las otras. Muslos alargados, y muy adel- 
gazados en la estremidad. Piernas angulosas, mostrando 
por cima, á lo menos en su porción inferior, dos hileras 



INSECTOS. ft 

de espinas. Tarsos con el primer artículo, y el último te- 
niendo una pelota entre los ganchos. Abdomen largo y 
mas ó menos grueso : las cuatro piezas de la armadura 
o-eniíal de las hembras son puntiagudas en la estremidad: 
la punta está enderezada por cima en las superiores, y 
encorvada acia bajo en las inferiores. 

Los Acridios constituyen uno de los géneros mas naturales y mas 
abundantes del orden de los Ortópteros. Se hallan esparcidos en todas 
las partes del mundo, y aun á veces ciertas especies se encuentran en 
re-iones muy diferentes, lo cual no es eslraño,pues siendo esencial- 
mente viajeros, se trasportan á inmensas distancias: esto no sucede al 
mayor número de los Insectos, que viven casi siempre en vanas loca- 
lidades poco estendidas. En Chile se encuentran algunas especies, que 
parecen serle propias : están conocidas con el nombre de Langostas, y 
á veces abundan tanto que devastan los campos y aun departamentos 
enteros. 

\. AcrUUmvn cancellatwtm. 

( Alias zoológico—Entomología, Ortópteros, lám. 2,fig.7.) 

A emita levi, fusco, medio lineaque oculari flavis, facie flava, carinis 
lineisque duabut fuscis; antennis flavescentes; prothorace rugoso flavo, 
vitta media lata maculaque laterali fuscis ; elytris Ivjalinis, nivro-clMhra- 
tis- alis diaphanis, disco interno pallide flavo-viresecnti ; pedibus virescen- 
tibus, femoribus extus maculis albis biseriatim dispositis , ornaus. - Lon- 
git.,%ílin. 

A.cakcellatum Serville, ttm.Mt. des lnsect.,Orthopt., p. «64. 

Cabeza lisa, morenuzca por cima, con una línea mediana y el 
rededor posterior de los ojos amarillento; rostro de este matiz, 
con sus quillas saledizas y morenas, lo mismo que una ra^a 
longitudinal que baja desde el ojo acia cada mandíbula; antenas 
amarillentas; protórax zapado por cima, amarillo, con una an- 
cha lista longitudinal morena, y en uno de los lados una mancha 
casi cuadrada y de esle último color, pero prolongada inferior- 
mente acia el ángulo posterior, y conteniendo en medio una pe- 
queña línea amarilla, interrumpida en su mitad, por presentar 
el alrededor posterior del corselete otra línea de tubercuhtos 






'■;;: : M : 






m 



72 FAUNA CHILENA. 

negruzcos; élitros mucho mas largos que el abdomen, traspa- 
rentes, descoloridos, con las nerviosidades longitudinales more- 
nuzcas, y un gran número de manchas mas negruzcas, formando 
como un enrejado sobre un fondo sin color; alas trasparentes, 
casi descoloridas, con el disco interno levemente bañado de ama- 
rillo-verdoso muy claro, y las nerviosidades negruzcas ; patas 
de un moreno verdoso ; muslos posteriores con el lado interno 
inferiormente blanco, las quillas puntuadas de negro, y el lado 
esterno presentando dos hileras de manchas blancas ; piernas con 
las espinas blanquizcas y su estremidad morena ; abdomen mo- 
renuzco y reluciente por cima, con un ribele lateral amarillo y 
muy angosto; todo lo de encima del cuerpo es amarillento. 
Esta especie se encuentra en casi todo Chile, y á veces con abundancia. 
Esplicacion de la lámina. 

Lam 3 fig. 7. -Hembra de tamaño natural.- a Cabeza.- b Ojos-- -c Ante- 
».».- «Ocelos.-, Caperuza.- fLabio superior.-,, Mandíbula.! h Quijada y 
palpo maxilar— i Palpos labiales. 



2. 



Aeriftiu»n rnacuiipenne. 



A. flavescens; cupite nigro-tessellato ; antennis testaceis ; prothorace sal 
lato, lemter sulcato, teslaceo-fulvo, medio fusco, macula laterali cuádrala 
fusca; ehjiris pallide fulois, fusco-maculatis ; pedibus testaceis, femoribus pos- 
tic'ssupranigro-maculalis,subtuslo3teflar,is, lato interno miniaceo-rubro ■ 
tibnssupra casrulescentibus. -Longit., 11 U n .; envenj. alar., U Un. 

Cuerpo amarillento; cabeza convexa por cima, sembrada de 
manchitas negruzcas, y presentando en los lados una ancha 
lista de este color, por detrás de los ojos; antenas de un tes- 
tdceo pálido ; protórax bastante ancho, un poco á modo de albar- 
dilla, débilmente trisurcado por delante, de un testáceo-flavo claro 
con toda su porción mediana de un moreno bastante oscuro' 
y temendo en cada lado una mancha cuadrada y del mismo 
color; élitros de un flavo claro, trasparentes en su estremidad 
con las nerviosidades muy morenas y un cierto número de man- 
chitas del mismo matiz, cuyas principales están dispuestas como 
en una sene longitudinal acia la mitad del élitro; alas traspa- 
rentes, descoloridas, y apenas bañadas de moreno en el borde en- 




INSECTOS. 



73 



tenor; patas de un amarillo testáceo : las anteriores y las in- 
termedias muy jaspeadas; muslos posteriores testáceos por cima 
con varias manchas negruzcas, una en la base, dos acia el me- 
dio, y otra en la estremidad : son de un amarillo vivo por bajo 
con el lado interno de un rojo de vermellon ; piernas un poco 
blanquizcas por bajo, escepto un corto espacio por bajo de su 
or/jen, el cual queda de un amarillo claro; espinas negruzcas en 
la estremidad ; abdomen amarillento, anillado de moreno ne- 
gruzco, sobre todo en la base. 

Habita principalmente en la provincia de Coquimbo, 
3. Acriaiutn vittifferMtn. f 

(Atlas zoológico— Entomología, Ortópteros, lám. 3, fig. 8.) 

A.pallidefuscum;capite íevi, vittis testaceis duabus vittisque laleralibus 
mgns ; antennis flavescentes; prothorace elongato, vixcarinato, fusco, mttü 
testaceisetnigris; elytrisbasi fusco-rufescenlibus, ápice diaphanh ; alis om- 
mno diaphanis, femoribus postice ápice utrinque Wgro-maculatis; tibiis »í- 
rescentibus. — Long., 40-1% Un.; enverg. alar., 48-49 Un. 

Cuerpo completamente de un moreno bastante claro ; cabeza 
gruesa, lisa, con dos listas amarillentas, y en los lados, por de- 
trás de los ojos, una línea negruzca; antenas delgadas y de un 
amarillo testáceo; protórax largo, liso por cima v bastante re- 
luciente, presentando una fina quilla poco salediza, y apenas 
vanas trazas de surcos trasversales de un color de chocolate 
claro, con dos listas longitudinales de un amarillo testáceo, con- 
tinuando las de la cabeza, y en los lados una ancha línea ne- 
gruzca y reluciente, siguiendo también la que existe por detrás 
de cada ojo ; élitros un poco mas largos que el abdomen, de un 
moreno-bermejo muy claro en su mitad anterior, trasparentes y 
casi descoloridos en el resto de su estension, con lasnerviosidades 
morenas, las principales sobre todo de un matiz negruzco ; alas 
un poco mas cortas que los élitros, completamente diáfanas, y 
con sus nerviosidades morenas; patas del color del cuerpo, con 
la estremidad de los muslos posteriores adornada por una man- 
cha negra en cada lado, y las piernas verdosas, teniendo varias 



M: 



t>, 



• 



74 FACNA CHILENA. 

espinas muy pálidas, con solo sn estremidad morena ; abdomen 
morenuzco, ó de un moreno verdoso. 
Se encuentra en Coquimbo, Santa Rosa, etc. 

4. Aeridium aemoeraliem». \ 

i obm»6 íuscum; tipia COWM», immncuMo; anlennü mtacel, ; WK 
.H^eZcuo, ¡Bm «»to<», «*•<• carimto, «ft «M». «M **JJ 

TsuZrutro-mLceü-. miUcun „t»is *m. f.^.n^us.-Lon- 
gil., 9 Un.; encirg. «lar., 4 3 Un. 

Cuerpo enteramente de un moreno sombrío; cabeza de este 
color, combada por cima, lisa, sin mancha, con el rostro nu poco 
„as claro v reluciente ; antenas bastante delgadas y de un a»a- 
X Solo ; protórax bastante largo, casi llano por cma, con 
una quiHa muy angosta, muy poco elevada, y vanos surcos 
trasversa.es apenas distintos : todo él es de un moreno sombrfo 
élitros bastante cortos, del mismo matiz, pero mas pahdos aua 
a esTremidad, donde las nerviosidades conservan su colorac.ou 
se a haciéudolos parecer reticulados; alas trasparentes sm 
color solo un poco bañadas de morenuzco fea su estremmad; 
Jas morenas, como el resto del cuerpo, pero un poco relu- 
cientes, con los muslos posteriores de uu rojo de vetmellon por 
bajo, vías piernas de dichas patas de nn moreno verdoso e ■ 
alendo sus espinas del mismo color ; abdomen comprimido la- 
teralmente y de un moreno bastante bollante. 

lpip la mavor pequenez de los órganos uei *uv, , ':„,„», 

porción ^¿rior de los mus.os posteriores, etc., to d.sungue» i pnnwr, 

vista. Se baila en Coquimbo, etc. 

V. FOMSMA. — POBISMA. 

(bqn.. ro<,us,«m. Capul crassum, convexum. «"^"Z 
s LiL. (WM Palpi «HMrW. l'rolkorax ******** 
tus E/yira «un ««' »" to "" l amentaría. Peles posta 
ZLLi,fe m orioasr.ari n at,s,Hms r ¡nisrobusUs nm nar m at^ 

Podisma Latreill». 




INSECTOS. 7g 

Cuerpo robusto. Cabeza gruesa. Labio inferior muy 
ancho. Mandíbulas muy gruesas y dentadas. Palpos ci- 
lindricos y truncados. Ojos aovados y muy saledizos. 
Antenas largas, filiformes, y compuestas de artículos 
bastante diferentes. Protórax débilmente aquillado y un 
poco rebajado, sobre todo en los lados. Proesternon te- 
niendo en medio una punta derecha. Élitros y alas nulos 
ó rudimentarios. Patas posteriores muy gruesas. Muslos 
posteriores muy aquillados por cima y por bajo. Piernas 
con espinas muy grandes. Tarsos teniendo entre los 
ganchos una pelota muy grande. 

Este género solo se distingue con claridad de los Acridium por el 
abonamiento de los órganos del vuelo. 

1. JPoiiisma virittis. f 

(Atlas zoológico — Entomología, Ortópteros, lám. 5, flg.8.) 

P. omnino ícele viridis; capite convexo, lato, medio subcarinato; anlennis 
virescenlibus; prothorace rugoso, medio elévalo, lateribus posticeque sili- 
cato; pedibus viridibus , femoribus posticis carinalis , cariáis subdcntaíis; 

tibiis ápice cum tarsis rubrescentibus, spinis robustis, elongalis armaiis. 

Long., 15-46 Un. 

Cuerpo completamente de un bello verde durante la vida, to- 
mando un matiz mas amarillento después de la muerte ; cabeza 
ancha, muy convexa por cima, débilmente aquillada en medio, 
y un poco rugosa ; antenas delgadas y verdosas ; protórax un 
poco levantado en su mitad, rebajado lateralmente, rugoso, con 
su borde anterior un poco adelantado en medio, y presentando 
un profundo surco trasversal, bastante aproximado al borde 
posterior, y mas adelante otro borrado por cima, pero muy dis- 
tinto en los lados; patas verdes, como las demás partes del 
cuerpo ; muslos posteriores aquillados por cima y en los lados, 
con las quillas un poco dentadas ; piernas rojizas en la estremi- 
dad, y con espinas gruesas, muy largas y negruzcas en la punta ; 
tarsos posteriores rojizos ; abdomen muy grande, sobre todo en 



I 



I 

1 



76 FAUNA CHILENA. 

la hembra, verde, con varias manchas laterales amarillas, y otra 
azul en la base, que desaparece después de la muerte del animal. 
Esta especie habita en Concepción, Coquimbo, etc. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam.5, Gg.8. - Hembra de tamaño natural. —« Quijada .—b Labio inferior.— 
c Antena. 

VI. EBIPODA. — OSDIPOBA. 

Corpus robustum. Caput crassum, facie verlicali, qundricari- 
nata. Mandíbula} obluse dentatce. Maxillce denlalce, palpis filifor- 
mibus. Anlenncecylindricce } satelongatai. Prothorax supraplanus, 
medio carinatus, antice tran&versim sulcalus. Prosternum muti- 
cum. Elytra eíongata. Alce elytrorum longitudine. Pedes robvsti, 
libas anticis plus minusve spinulosis, posticis biserialirn spinosis. 

QEdipoda Latr ~ Servil.— Guyllus Linn.— Fabr.- Acridium Oliv. 

Cuerpo robusto. Cabeza gruesa, vertical ó casi vertical, 
teniendo en el rostro cuatro quillas longitudinales. Labio 
superior ancho, con su borde anterior redondeado. Man- 
díbulas gruesas, con dientes obtusos por dentro. Quija- 
das dentadas, con los palpos filiformes y medianamente 
largos. Ojos grandes y comunmente aovados. Tres ocelos 
colocados en la estremidad de la cabeza. Antenas filifor- 
mes, bastante largas, multiarticuladas, con los artículos 
cilindricos y poco distintos. Protórax medianamente largo, 
llano y trasversal acia delante. Proesternon mútico. Élitros 
comunmente mas largos que el abdomen, y casi siempre 
opacos. Alas ampias y como de la longitud de los élitros. 
Patas bastante gruesas. Las piernas anteriores y las in- 
termedias mas ó menos espinosas : las posteriores tienen 
por cima dos hileras de espinas. Tarsos con el primer ar- 
tículo alargado , y el último mostrando una pelota muy 
pequeña entre los ganchos. Abdomen un poco compri- 
mido, terminado en las hembras por cuatro piezas juntas 



INSECTOS. 

en su estremidad , y los apéndices laterales, cortos y 
setáceos. 

Las Edípodas son muy vecinas de los verdaderos Acridios: se ase- 
mejan completamente á ellos por su aspecto general ; pero por lo común 
son mas pequeñas, y poseen un carácter que permite el diferenciarlas 
á primera vista, tal es la ausencia de punta en el proesternon. Además, 
las Edípodas, lo mismo que los Acridios, abundan en especies, y se 
encuentran igualmente diseminadas en todas las partes del mundo. Tam- 
bién son viajeras, y causan frecuentemente estrsgos considerables, como 
los verdaderos Acridium. Las especies de Chile son muy parecidas 
las europeas, siendo un nuevo ejemplo de la analogía que existe entre 
las Faunas de comarcas tan distantes. 

1. 4MJa¿ifi&fSn onfovaceipennis, 

(Atlas zoológico. -Entomología, Ortópteros, lám. 2, fig. 8.) 

.E. pallide cinereo-rufescens; capiíesupra fusco-bilineato ; antennis fusco- 
te, tacen; proihorace rugoso, antice cristato; elytris pallide rufesceniibus 
ap>cediaphanis,fusco-trifasciatis, basi apiceque maculalis; alis diaphanis 
¡asaa.arcuata fusca; pedibus pallide cinéreo- flavescentes , fusco-marmora- 
as femoribus posticis intus nigro-maculatis.- Long., 43-U Un • envera 
alar., M Un. " v " 

Cuerpo enteramente de un gris-bermejo bastante claro; cabeza 
del mismo color, con la parte inferior del rostro mucho mas 
pálida, y la estremidad adornada con dos pequeñas líneas lon- 
gitudinales morenas ; antenas de un moreno testáceo, mas largas 
que la cabeza y el corselete reunidos ; protórax corto, bastante 
ancho, de un pardo bermejo, rugoso por cima, aquillado en 
medio, con la quilla formando una pequeña cresta en el borde 
anterior, surcado trasversalmente, y teniendo sobre ios lados 
una pequeña mancha de un pardo claro ; élitros mas largos que 
el abdomen, de un matiz ferruginoso muy pálido, y trasparentes 
acia la punta, con tres anchas listas trasversales, espaciadas y 
mal limitadas, de un moreno claro, y un cierto número de man- 
cnitas irregulares del mismo color en la base y en la estremidad ; 
alas diafanas, muy levemente amarillentas, casi tan largas como 
los élitros, con una grande mancha cerca del borde anterior v 
acia el medio, continuándose con una lista trasversal , irregular 



78 



FAUNA CHILENA. 



1 



v arqueada; patas del color del cuerpo, jaspeadas de un moreno 
mas oscuro, con las espinas de las piernas posteriores negras 
en su estremidad, y los tarsos rosados ; abdomen de un pardo 
amarillento, bastante reluciente. 

Este Ortóptero se halla en Santiago, Santa Rosa, etc. 
Esplicacion de la lámina. 

LAM.2,fig.8.-Hembra de tamaño natural.- a Labio superior— * Quijada. 
_ c Labio inferior.— d Mandíbula- 

1. maipofte* einerascens. t 

M vallide cmerascms; capite büineato; antennis fusco-annulatis ; prothe- 
Je'rlZlnL carnet transversa sulcato; elytris ciñereis apee 
dapJnis, fusco-fmiatil et machis; alls diaphanis, fascia ^ «"*-■ 
pelibus plllide ciñereis, fusco- marmoralis, femaribu. postms intus fusco- 
maculatis.-Long., 10-11 ti>i.;enverg. alar., 16-17 Un. 

Cuerpo de un pardo-ceniciento claro ; cabeza muy convexa por 
cima, con dos pequeñas líneas longitudinales mas oscuras, y 
el rostro de un pardo blanquizco ; antenas de un pardo amari- 
llento con la estremidad de los artículos de un moreno negruzco, 
lo que las hace parecer anilladas; protórax corto, muy surcado 
trasversamente en su mitad anterior, y levantado en cresta en 
medio, solo en estaparte, llano, y únicamente rugoso en toda 
su porción posterior; élitros de un pardo muy claro, diáfanos 
acia la estremidad, con varias manchas trasversales y una ancha 
lista un poco oblicua de un pardo morenuzco acia la base, otra 
del mismo matiz acia el medio, y algunas manchas mas pálidas 
en el lado de su estension; alas diáfanas, muy levemente baña- 
das de amarillo verdoso, con una ancha lista trasversal morena 
y un poco arqueada, situada mas allá de los dos tercios de su 
longitud; palas de un pardo claro, jaspeadas y anilladas de 
pardo-morenuzco ; muslos posteriores adornados interiormente 
con manchas de un moreno reluciente en su base, en medio de 
la estremidad ; abdomen pardusco. 

Esta especie se parece mucho á la anlerior; sin embargo, es mas pe- 
queña, de un matiz diferente, con la quilla del corselete menos levantad 
en cresia en el borde anterior, y las listas y las manchas de los élitros y 
délas alas notablemente diferentes. Habita en la República. 



INSECTOS. 



79 



3. OSttipofla sS&nntipeneals» f 

jE. flavo-virescens; capite cónico, supra fusco-bilineato ; antennis testaceis ; 
prothorace vix sulcato, medio anguste cannato, testaceo , vida media lata, 
flava, vittis duabus fuscis carinisque angulosis, roseo-rufis; elytris b asi tes- 
taceis, medio serialim fusco-maculatis; alis hyálinis. — Long., 10 Un.; 
enverg. alar., 13-16 Un. 

Cuerpo de un amarillo verdoso muy pálido; cabeza un poco 
cónica, con el rostro convexo y oblicuo, teniendo en su estre- 
midad dos listas morenas que limitan una línea amarilla y me- 
diana; antenas bastante largas y de un testaceo bermejo; pro- 
tórax angosto, débilmente surcado y finamente aquillado en su 
mitad, de un color testaceo muy claro, con una ancha lista 
amarilla y mediana, ribeteada por una línea morena, que está 
limitada esteriormente por una angosta quilla angular y de un 
rosado bermejo : los lados del protórax tienen además una lista 
amarilla, limitada por un color moreno vivo ; élitros amarillen- 
tos en la base, trasparentes en el resto de su estension, presen- 
tando en medio una serie longitudinal de manchas morenuzcas 
bastante claras; alas enteramente diáfanas é incolores. Patas de 
un amarillo testaceo, un poco bermejo; abdomen del matiz 
general del cuerpo. 

Este Insecto se halla en las inmediaciones de Coquimbo, etc. 
U. OEtSipaila hutnitis. f 

,£. pallide cinereo-fusca ; capite cónico, fusco-vittato; antennis elongalis, 
testaceis ; prothorace leviter carinato, haud sulcato, vittis obsoletis; elytris 
basi fuscescentibus ; alis immaculatis; pedibus testaceis, femorum po'sticorum 
ápice tibiarumque basi nigris. — Long., 4-3 Un.; enverg. alar., 7-8 Un. 

Cuerpo de un pardo-morenuzco claro ; cabeza un poco cónica, 
con seis pequeñas líneas longitudinales de un moreno oscuro, 
dos sobre la estremidad, y dos en cada lado por detrás de los 
ojos ; antenas largas, cilindricas y de un moreno-testáceo claro ; 
protórax angosto, combado, sin surcos trasversales, presentando 
una pequeña quilla longitudinal y mediana, y en los lados otra 
quilla muy sensiblemente arqueada : todo el protórax es more- 



, 



■1 

VJÜÍ; 
■" , - í-: 



r 



Hlvi'» 



80 



FAUNA CHILENA. 



nuzco, con varias líneas longitudinales un poco mas oscuras, 
aunque poco marcadas, continuando las de la cabeza ; élitros 
como de la longitud del abdomen, casi diáfanos, con su porción 
basilar de un pardo-morenuzco muy claro; alas trasparentes, 
completamente incolores, y una idea mas cortas que los élitros; 
patas de un testáceo morenuzco, con la estremidad de los muslos 
y el oríjen de las piernas posteriores de un negro reluciente ; 
las espinas de las piernas son negras en la estremidad ; abdomen 
testáceo y bastante brillante. 
Esta especie se encuentra con la precedente. 

VII. EREMOBIO. — mEMOBIüS, 

Corpus latum. Capul lalum, supra conveocum. Antenna breves, 
filiformes, tenues, articulis subdepressis, parum dislinctis. Pro- 
thorax latus, anlice sulcatus, postice productus, oblusus. Elylra 
elongata. Pedes postici robusli, sal breves ; femoribus subtus dila- 
talis, foliaceis, plus minusve sinuosis, tibiis biseriatim spinosis. 

Eremobius Servilie. 

Cuerpo ancho. Cabeza vertical, ancha, con la estremi- 
dad un poco ahuecada entre las antenas, y el rostro aqui- 
llado. Mandíbulas muy gruesas.Palpos cilindricos, bastante 
cortos y truncados. Antenas filiformes, apartadas en su 
inserción, con los artículos algo deprimidos y poco dife- 
rentes. Protórax muy ancho, surcado anteriormente, ade- 
lantado por atrás sobre los élitros y terminado en punta 
obtusa. Élitros á lo menos de la longitud del abdomen. 
Alas casi tan largas como este último. Proesternon rnútico. 
Peto esternal sumamente ancho, casi cuadrado. Palas 
pubescentes y angulosas: las posteriores bastante cortas. 
Muslos anchos, comprimidos, con su parle inferior del- 
gada, dilatada, v mas ó menos sinuosa. Piernas con dos 
hileras de espinas. Tarsos con el primer artículo y el ter- 
cero casi iguales, el segundo muy pequeño, y la pelota 



INSECTOS. 8j 

situada entre Jos ganchos de los tarsos sumamente chica. 
Abdomen grueso y aquillado. 

Este género se distingue claramente de los precedentes, no solo por 
la forma ensanchada del cuerpo, sino sobre todo por la dilatación de 
los muslos posteriores. Ha sido formado por especies de África ó del 
mediodía de Europa, cuyo corselete está levantado en forma de cresta. 
En nuestra especie el protórax es llano, pero todos los demás caracteres 
son idénticos ; así es solo una pequeña división que debe formar el In- 
secto que se encuentra en Chile. 

1. Eretmothims iwteseems. -f- 

(Altas zoológico. — Enlomología, Ortópteros, lám. 2, íig. 9y 10.) 

E. laius, cinereo-luieus ; capite supra bivittato; antennis pallide ciñereis; 
prothorace plano, rugoso, haud carinato, antice transversim silicato ; elytris 
ciñereis, fiisco-marmoratis ; alisdiaphanis, nervulis fuscis; pedibus ciñereis, 
fusco-marmoratis, femoribns poslicis infra tibiisque supra ícele miniaceo- 
rubris.—Long., 43-U Un ; enverg. alar., 20-26 Un. 

Cuerpo ancho, sobre todo en la hembra, y completamente de 
un pardo terroso ; cabeza mas blanquizca acia delante, ancha y 
convexa en su estremidad, y con dos líneas moren uzeas, poco 
marcadas, y diverjentes por atrás : antenas bastante cortas y de 
un pardo claro ; prolórax muy ancho, notablemente mas en la 
hembra que en el macho, todo pardo, muy rugoso por cima, 
casi llano, sin quilla mediana, pero marcado en su mitad ante- 
rior por surcos bastante aparentes ; élitros á lo menos tan largos 
como el abdomen, completamente parduscos, como Jas otras 
partes del cuerpo, solo un poco mas pálidos y algo mas traspa- 
rentes en su estremidad, con manchitas irregulares y varios 
átomos morenuzcos, esparcidos en toda su superficie ; alas tras- 
parentes, levemente bañadas de moreno en el borde, y recor- 
ridas por nerviosidades de un moreno bastante oscuro ; patas 
de un pardo claro, jaspeadas de pardo morenuzco, con la parte 
inferior de los muslos posteriores y la superior de las pier- 
nas de un rojo de vermellon muy vivo; además, los muslos tienen 
por dentro medias manchas de un moreno reluciente, una en 
Zoología. VI. R 






. , 



í> ' i 



gCJ FAUNA CHILENA o 

la estremidad, y otra antes de ella. Abdomen pardusco, mas 
pálido por bajo que por cima. 
Se encuentra en varias partes, sobre todo en Coquimbo. 
Esplicacion de la lámina. 



La.m. %, fig. 9— Macho de tamaño natural. 
Fie 10. — Hembra de tamaño natural, 
inferior 



a Antena. - b Quijada. 
VIII. BATBACOPO.- B&TEACHOPUS. f 



• c Labio 



Corpus robustum. Capntconvexum, fronte ^nmU'Uasa 

Pr horox iJú, medio laleribnsgue carinatus, poshce naud pro- 
iuT Bl,J,ra clan atis nnUa. Veées robnslissinújemonous pos- 
ticis carmatis, libiis valde dentalis. 

Cuerno rechoncho. Cabeza convexa, con la frente un 
poco salida y truncada en la punta. Mandíbulas muy grue- 
sas y dentadas. Palpos cilindricos. Antenas bastante lar- 
cas, deprimidas, y con los artículos bastante distintos. 
Protórax corto, aquillado por delante y en los lados, 
surcado trasversamente, y no prolongado acia atrás. Fro- 
esternon con una pequeña punta. Órganos del vue o nulos. 
Patas muy robustas: las anteriores y las intermedias muy 
aruesas. Muslos posteriores muy gruesos, aquillados y 
dentellados sobre las quillas. Piernas con las espinas poco 
gruesas. Tarsos largos, con la pelota situada entre los 
ganchos sumamente ancha. Abdomen grueso y aquillado. 
Los Batracopos, por la forma de la cabeza, de las antenas y del pro- 
tórax se distinguen de los géneros vecinos, y se aproxtman ba o ctc^os 
aspectos ¿algunos Ortópteros, comolos Ommexecha ^que solo tienen 
representantes en la parte oriental de la América del Sur. 



1. Bniraeíéopws tibiniis» t 



(Alias 



rico. — Entomología, Ortópte 



ros.lám. 3, fig- 9.) 



B. virid i-flavescens; capite leviter rugoso, medio paulo , concern «i* can- 
nato; antennis elongatis, virescentibus; protkorace medeo valde connoto, 



INSECTOS. 



83 



carina postíce sulco transversali interrupta, carinis lateralibus valde dentatis; 
pedibus viridibus, tibiis posticis fusco-violaceis, basi apiceque cum tarsis ru- 
brescentibus ; abdomine trivittaío. — Long., 41-1% Un* 

Cuerpo enteramente de un verde amarillento; cabeza gruesa, 
levemente rugosa, un poco ahuecada en medio, y débilmente' 
aquillada ; antenas verdosas, y tan largas como la cabeza y el 
protórax reunidos: este último es corto, de un matiz rosado por 
cima, con su borde anterior un poco adelantado en punta en 
medio, su quilla mediana muy salediza, interrumpida bastante 
cerca del borde posterior por un profundo surco, y las quillas 
laterales muy dentadas y también interrumpidas acia atrás por 
el mismo surco ; patas verdes ; muslos posteriores con sus quillas 
muy dentelladas, y las partes laterales tirando al color rojizo ; 
piernas posteriores de un moreno violáceo, lo mismo que sus 
espinas, con su oríjen y la estremidad rojizos, lo mismo que los 
tarsos; abdomen verde, pubescente, con tres listas longitudi- 
nales de un moreno rojizo, una dorsal y otra en cada lado. 
Este Ortóptero habita en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. 3, fig. 9.— Animal de tamaño natural, — a Antena. 

TRIBU IV. - TETRICWITOS. 

Antenas filiformes, cortas, y compuestas solo de doce á catorce artí- 
culos. Protórax prolongado acia atrás, de modo á cubrir entera- 
mente el abdomen. 

Estos Ortópteros se distinguen fácilmente de todos los demás por su 
protórax, que se prolonga acia atrás hasta la estremidad del abdomen, de 
modo á cubrirlo, lo mismo que á los órganos del vuelo. Sus élitros son 
completamente rudimentarios, y afectan la forma de escamitas aovadas, 
echadas sobre los lados del cuerpo ; las alas, al contrario, conservan su 
común amplitud ■ el proesternon se adelanta por bajo de la boca, de modo 
á formar una especie de babera. — Los Tetriciditos son pequeños y saltan 
eon gran facilidad. Sus especies son poco numerosas. 



IX. T.ETB.IX. 



LI3C. f 



Corpus angustum. Caput parvum , facie convexa vd unicari- 
nata. Maxilla dentata, palpis brevibus, Mformibm. Antennce 



84 



FAUNA CHILENA. 






gráciles, tredecim vel quatuordecim articúlala. Prothorax scueh- 
formis, poslice productos usque abdominis extr emita tem. Efylra 

sguamiformia. Ala ampia, diaphana, reticulata. Pedes postín 
robusli, tibiis biserialim spinosis. Abdomen anguslum, ápice 

acutum. 

T E TRixLatren. ) etc.-G R VLL ü sLinn.-AcR ID i D MFabr. 

Cuerpo bastante angosto. Cabeza pequeña, estrechada 
en su parte superior, con su rostro anterior combado ó 
uniaquillado. Mandíbulas pequeñas y agudas. Quijadas 
dentadas, y sus palpos cortos y filiformes. Ojos globulosos 
y muy saledizos. Antenas delgadas, filiformes, compuestas 
de trece ó catorce artículos cilindricos y poco diferentes. 
Protórax muy largo, securiforme, estrechado acia delante, 
y prolongado en triángulo agudo hasta la estremidad del 
abdomen ó aun mas allá. Proesternon mútico, salido por 
bajo de la boca en forma de babera. Élitros rudimentarios, 
á modo de escamas. Alas grandes, comunmente tan lar- 
gas como el protórax, bajo del cual están ocultas durante 
el reposo, siempre trasparentes, reticuladas, con sus 
nerviosidades estriadas, formando mallas por lo regular 
cuadranglares. Patas de mediana longitud : las anterio- 
res un poco angulosas, y las posteriores robustas. Piernas 
con dos hileras de espinas muy finas. Tarsos sin pelota 
entre los ganchos. Abdomen comprimido, casi triangular, 
terminado en punta, con las cuatro piezas córneas de las 
hembras dentelladas en sus bordes, rugosas en el lado 
interno, y la chapa subanal de los machos prolongada en 
punta hasta mas allá de la estremidad del abdomen. 

Los Tétrix son muy pequeños Ortópteros, que se asemejan comun- 
mente por su forma general, y con frecuencia por su color sombrío y 
uniforme. Sus especies son poco abundantes, y sin embargo, se bailan 
esparcidas en casi todas las partes del mundo. En Chile se encuentra 
la siguiente. 



INSECTOS. 85 

l. Tetriap tniserahilis, f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Ortópteros , lám. 3, fig. 10.) 

T. brcvis, obscure-fuscus ; prothorace abdominis longitudine, rugoso, me- 
dio laieribusque carinaio. — Long., 3 Un. 

Cuerpo bastante corto y completamente de un moreno ter- 
roso; cabeza rugosa, con una quilla bííida acia atrás; protórax 
corto, sin esceder el abdomen, aquillado en medio, muy ru- 
goso, y mostrando también una quilla en cada lado ; patas y 
abdomen morenuzcos. 

Esta especie se encuentra en varias partes de Chile, Coquimbo, etc. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam-3, fig. 10.— Animal aumentado, y su tamaño natural. 



Emilio Blanchard. 



ORDEN V. 



I 



NEVROPTEñOS. 

Boca comunmente compuesta de piezas propias 
para moler, pero a veces suelen ser rudimentarias. 
Un labio superior. Mandíbulas gruesas, y casi siem- 
pre dentadas. Quijadas y labio inferior con formas 
muy variables. Antenas setáceas ó filiformes, á ve- 
ces pectinadas, á lo menos en los machos. Cuatro 
alas membranosas ; las anteriores de la misma tes- 
tura que las posteriores, y todas muy reticuladas. 

Los Nevrópteros se aproximan bajo muchos respectos á 
los Ortópteros; pero sus cuatro alas, por lo común bas- 
tante anchas, membranosas, y recorridas por una infinidad 



1 



86 



FAUNA CHILENA. 



de pequeñas nerviosidades trasversales, les dan un aspecto 
muy particular. Aunque este orden sea de una mediana 
estension, comparativamente á los demás de la clase, 
presenta modificaciones de forma muy variables, cuando 
se comparan entre sí las diversas familias que lo componen. 
Al mismo tiempo se nota una gran diversidad en sus cos- 
tumbres y modo de desarrollarse. Según estas diferencias, 
ciertos entomólogos no han titubeado en formar nuevos 
órdenes; pero es fácil convencerse de que estos grupos no 
tienen tal valor ; solo son mas que familias, formando 
un punto intermediario, como se ha notado en el orden 
de los Ortópteros. 

Comunmente son muy carnívoros, ya en el estado de 
larvas, ya en el de perfectos Insectos; y la mayor parte vi- 
ven en el agua durante su primera edad. 

Gomo todos no presentan metamorfosis iguales, es prin- 
cipalmente sobre esta diferencia que se han apoyado los 
autores para formar nuevos órdenes. En la mayor parte 
la metamorfosis es incompleta, mientras que en otros es 
entera. Los ninfos de los primeros andan y viven abso- 
lutamente como las larvas, lo mismo que se ve en los Or- 
tópteros; solo que al tiempo de la trasformacion en 
Insecto perfecto, el pellejo del ninfo se deseca, luego se 
abre, y el animal llegado al último periodo de su existen- 
cia, no tarda á tomar su libertad. En el segundo caso, al 
contrario, el ninfo está inactivo, corno en los Coleópteros y 
los Lepidópteros. Además, la grande semejanza que existe 
entre casi todos los Nevrópteros, á pesar de su diferente 
modo de desarollo, muestra que no se debe dar una grande 
importancia á sus diversas trasformaciones, aunque lo 
hallan hecho muchos zoólogos. 



INSECTOS. 

Los Nevrópteros se hallan esparcidos en todas las re- 
giones del mundo, pero con mucha desigualdad : la mayor 
parte viven en las aguas dulces estancadas durante sus 
primeros tiempos, y los países que poseen mas pantanos 
y mas estanques alimentan el mayor número. En las co- 
marcas secas y áridas solo se encuentran Nevrópteros 
terrestres, los cuales son poco abundantes. 

Dividimos, pues, este orden en dos secciones. 

sección i. 

HULOPTEROS. 

Alas anchas, membranosas, y recorridas por nerviosidades trasversales, 
mas ó menos numerosas. 

Esta sección comprende la mayor parte de los Nevrópteros. 
Se compone de ocho familias, de las cuales algunas no se hallan 
representadas en Chile. 

I. TERMIANOS. 

Cabeza gruesa, con tres ocelos en su estremidad. 
Alas teniendo sus nerviosidades trasversales rudi- 
mentarias. Tarsos con cuatro artículos. 

No comprendiendo esta familia sino un género, en la des- 
cripción de él y en sus observaciones deben hallarse las particula- 
ridades concernientes á estos Insectos. 

I. TESMITO. — TERIISS. 

Corpus mediocriter elongatum. Capul rotundatum. Mandíbulas 
elongatce, (tentalee, palpis cylindricis, articulo ultimo acato. La- 
bium quadriftdum. Oculi rotundali, parvi. Antennce filiformes, 




88 



FAUNA CHILENA. 






Mvl-Í? 



breves. Prothorax chjpeiformis. Alce elong atm, subopacce, nervuli 
duabus vel tribus crassis, alteris tenuibus. Pedes breves, vix cal- 
carali, tarsis quadriarticulatis, articulo ultimo etongato, ungui- 
bus simplicibus, sat elongatis. Abdomine breve, crasso. 

Termes Linneo, Auct. 

Cuerpo poco alargado. Cabeza redondeada y lisa. Labio 
superior ancho, con su borde anterior redondeado. Man- 
díbulas gruesas y dentadas. Quijadas alargadas, agudas, 
dentadas y ensanchadas en la base. Palpos de mediana 
longitud, con los dos primeros artículos muy cortos, y los 
dos últimos cilindricos y mas largos que el precedente. 
Labio inferior dividido hasta su base en cuatro lengüetas 
puntiagudas, y sus palpos con los dos últimos artículos 
bastante largos, y el final puntiagudo. Ojos pequeños y 
redondeados. Dos ocelos situados en la estremidad de la 
cabeza. Antenas cortas, filiformes y compuestas de un pe- 
queño número de artículos. Protórax corto, frecuente- 
mente á modo de escudo, y otras veces semilinear. Alas 
alargadas, de mediana anchura, poco trasparentes, siem- 
pre levemente opacas, articuladas sobre una especie de 
tronco, persistiendo aun cuando las alas caen, con dos 
ó tres nerviosidades longitudinales principales, una en el 
borde costal, otra por bajo, y además varias nerviosidades 
muy débiles, cuyo número varia según las especies, pero 
constantemente privadas de reticulaciones trasversales. 
Patas corlas, con puntos muy débiles. Tarsos compuestos 
de cuatro artículos, los tres primeros muy cortos y el úl- 
timo con varios ganchos sencillos y bastante largos. Ab- 
domen corto y grueso. — A estos caracteres debe añadirse 
otro de los individuos neutros, los cuales están siempre 
privados de alas, su cabeza es mucho mas gruesa, y sobre 




INSECTOS. 



89 



todo las mandíbulas son infinitamente mayores y mas 
robustas. 

Estos Insectos forman por su modo de vivir una anomalía en el orden 
de los Nevrópteros, en el cual los colocan naturalmente sus caracteres 
zoológicos. Por sus costumbres y hábitos recuerdan la historia de las 
Hormigas: como ellas viven en numerosas sociedades, y construyen ha- 
bitaciones muy estendidas. Se han observado cinco modificaciones ó 
mas bien cinco formas de especies en ios Nevrópteros. Primero, los 
machos y las hembras que tienen alas ; después los individuos que La- 
treille y otros naturalistas han llamado Neutros, á los cuales algunos 
entomólogos han dado el nombre de Soldados; estos no tienen alas: su 
cuerpo es mas grueso y mas robusto que el de los machos y de las hem- 
bras ; su cabeza es enorme, y con grandes mandíbulas cruzándose una 
sobre otra : estos seres tienen la ocupación especial de guardar la habi- 
tación ; se ponen en centinella, rechazan los agresores estranjeros, y en 
su trabajo imitan á los obreros. También se han nombrado así varios 
individuos pertenecientes á una cuarta clase, los cuales Latreille, Kirby 
y la mayor parte de los naturalistas miran como larvas. Estos, por su 
constitución general, á pesar de la falta de alas, son mas parecidos á 
los machos que á las hembras: también son mucho mas pequeños; su 
cuerpo es mas blando; su cabeza bastante ancha y redondeada, y los 
ojos y los ocelos parecen faltarles. Tales trabajadores construyen la 
mayor parte de la habitación, y son los arquitectos del nido: van á bus- 
car el alimento, pero teniendo cuidado de los huevos y de los hijuelos; 
en fin, llenan todas las funciones de neutros ü obreros entre las Hor- 
migas. — Primero Latreille, y después otros muchos entomólogos, han 
indicado los ninfos como sumamente parecidos á las larvas. En verdad, 
solo difieren por tener cuatro rudimentos de alas tuberculiformes; pero 
se ignora si estos ninfos trabajan como los obreros. Poco después de su 
aparición en el nido, se ven mostrarse los machos en abundancia y volar 
cerca de la noche, efectuándose así su cópula fuera de la habitación. 
Los machos y las hembras caen después por tierra., y según varios 
viajeros, las larvas los recojen y los colocan en habitaciones separadas. 
Además, se cree generalmente, y acaso con razón, que solo las hembras 
obtienen tales favores: ellas pierden sus alas después de la cópula, ya 
que caigan naturalmente, ya que los obreros se las arranquen, como su- 
cede en las Hormigas. Entonces su abdomen toma un enorme desarrollo, 
tal que su maza ha sido evaluada en el momento de poner los huevos, 
á mil veces mayor que la de un operario : los huevos que una hembra 
puede poner en veinte y cuatro horas, según se asegura, llegan á ochenta 



90 



FAUNA CHILENA. 



1 



;c 



m il. _ varias dudas se han manifestado sobre la naturaleza de las di- 
versas suertes de los individuos que componen las sociedades de estos 
Termitos. Se ha mirado como muy poco probable el que las larvas tra- 
bajen y cuiden de los individuos mas viejos, puesto que es opuesto á 
cuanto se conoce respecto de los otros Insectos que viven en sociedad, 
como las Abejas y las Hormigas. También se ha supuesto que podría 
haber dos clases de individuos Neutros : los designados coa este nom- 
bre y con el deSo-ldados en el mayor número de las obras, serian en esta 
hipótesis machos impropios para la reproducción, y los mirados siempre 
como Larvas se hallarían hembras en igual situación, como los neu- 
tros ú obreros entre las Hormigas y las Abejas. Pero es solo una mera 
conjetura, que no está fundada en la observación directa, ni sobre la 
anatomía, y que según las mayores probabilidades es contraria á la ver- 
dad, puesto que en el otoño se ven individuos muy semejantes á estas 
larvas, mostrando rudimentos alares. — Los Termitos se hallan prin- 
cipalmente muy esparcidos en las regiones cálidas del globo ; y en la 
mayor parte del mundo los distinguen con el nombre de. Hormigas 
blancas, á causa de sus numerosas sociedades y la común coloración de 
las larvas y de los ninfos. Con frecuencia forman inmensas reuniones, 
y construyen nidos de una dimensión colosal, comparativamenle á su 
talla ; pero añadiremos que el tamaño y la forma de estos domicilios va- 
rían mucho según las especies : el interior de los nidos está dividido en 
una infinidad de celdillas separadas unas de otras por medio de tabiques, 
comunicándose entre ellas por medio de galerías : son de tamaño di- 
ferente, y propias á las diversas clases de individuos. Lo mas notable es 
que jamás trabajan á descubierto : unos establecen su retiro en la tierra, 
otros en los árboles, con frecuencia en los encuadramientos de las ha- 
bitaciones, y algunos, al contrario, tienen nidos esteriores, pero siem- 
pre sin mostrar la entrada : estos nidos, á veces muy elevados sobre la 
tierra, tienen ya la forma de pirámides, ya de torrecillas, cubiertas por 
un sólido tejado. Tales montículos reunidos en gran número, presentan 
el aspecto de chozas salvajes. Cuantas veces los obreros tienen necesi- 
dad de tomar un lugar mas ó menos apartado de su nido, construyen en 
seguida una galería que comunique con el punto donde van á estable- 
cerse, no mostrándose jamás por fuera. Esta costumbre es común á 
todas las especies de este género. Los neutros ó soldados se hallan co- 
munmente pegados á las paredes internas de la superficie esterior, de 
modo á presentarse los primeros cuando hacen una brecha á su domi- 
cilio, y agarrar los agresorres con sus fuertes mandíbulas. Es cierto 
que su especial cargo es el velar á la defensa de la habitación. Se ha 
llegado hasta calcular que en cada nido había uno para cien operarios. 



INSECTOS. 



91 



— Solo veinte á treinta especies de este género se conocen hasta ahora ; 
pero es probable que su número sea considerablemente mayor, y que 
el poco zelo de los viajeros por estos Insectos, haya contribuido á no 
descubrir otras muchas, que sin duda se encuentran esparcidas en las 
diferentes regiones del globo. — Una especie existe en Chile ; pero sus 
costumbres no han sido suficientemente observadas, y hemos debido 
contentarnos con relatar las generalidades de todos los Termitos. Ade- 
más, no parece muy abundante, y no deben temerse sus destrozos, como 
se ve en la especie europea, tan abundante en los almacenes de made- 
ras para la navegación, y aun en las habitaciones, donde acaban por 
destruir cuantas maderas se emplean. 

1. T®v"*me® ci&iiem&is. f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Nevrópteros, lám. 1, fig. 1,2 y 5.) 

T. brevis, depressus, testaceo-rufescens, sai nitidus; capite levi, oculis ni- 
gris; prothorace brevissimo ; alis diaphanis , costa testacea; pedibus cum 
abdomine testaceo-rufis. — Long., 4 Un.; enverg. alar., 15 Un. 

Cuerpo corto, llano, deprimido, de un rojo-testáceo claro y 
bastante reluciente; cabeza perfectamente lisa por cima, con 
los ojos negruzcos ; antenas moniliformes, de un rojo-testáceo 
pálido, y un poco mas largas que la cabeza; protórax ancho, 
sumamente corto, y algo mas claro que la cabeza; alas diáfa- 
nas, con el borde costal de un testáceo pálido ; patas del mismo 
matiz que las antenas ; abdomen bastante ancho, muy depri- 
mido, redondeado acia la estremidad, y del mismo color que 
las demás partes del cuerpo. 

Esta descripción se aplica principalmente al macho, puesto que no co- 
nocemos la hembra: la larva es enteramente blanca, con la cabeza gruesa 
y redondeada, y los neutros un poco mayores, mucho mas robustos, tam- 
bién blanquizcos, pero con la cabeza gruesa, de un rojo bastante vivo, los 
anillos torácicos de este color, aunque mas pálidos, y las mandíbulas ne- 
gras, casi tan largas como la cabeza, encorvadas, y cruzadas una sobre 
otra antes de su estremidad. Sus nidos se hallan entre las maderas. — 
Este Insecto habita en muchas provincias de la República, pero en corto 
número, de modo que no dañan. Los machos vuelan al caer el dia, y 
pierden fácilmente sus alas. Sus costumbres deben ser muy interesantes, 
y seria conveniente que los naturalistas del pais los estudien con cuidado. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. d, fig. 1.— Macho aumentado, y su tamaño natural. 
Fig. 2. — Neutro, con su tamaño natural. 
Fig. 3. — Larva, id. 



I 



92 



FAUNA CHILENA. 



II. PSOCIAIVOS, 



. 



•• 



Cuerpo bastante corto. Cabeza gruesa, y siempre 
mas ó menos jibosa sobre la frente. Mandíbulas agu- 
das. Quijadas cortas, con sus palpos bastante grue- 
sos, cilindricos, compuestos de cinco artículos, el 
último y el tercero comunmente mas largos que los 
otros. Palpos labiales muy delgados. Ojos pequeños, 
situados en los lados de la cabeza. Antenas largas, 
setáceas, formadas por pocos artículos; los dos pri- 
meros cortos, y los demás muy largos. Protórax muy 
corto, y completamente metido en el mesotórax, 
Este es'ancho y grueso, lo mismo que el metatórax. 
Alas muy anchas, con solo tres nerviosidades basila- 
res muy saledizas, de modo que las pestañas supe- 
riores se hallan sencillamente divididas en doce á 
catorce grandes areolas, y aun á veces en muchas 
menos. Patas largas, sobre todo las piernas poste- 
riores. Tarsos compuestos de dos ó tres artículos, el 
primero muy largo. Abdomen corto, grueso y blando. 

Esta familia comprende los mas pequeños Nevrópteros cono- 
cidos. Son principalmente notables por su cabeza muy grande, 
comparativamente á la pequenez del cuerpo; sus patas son de 
una estrema tenuidad ; las antenas, muy largas y seiáceas, se 
componen como de unos diez á trece artículos; sus alas, ateja- 
das durante el reposo, están poco reticuladas ó solo venadas, 
y aun á veces completamente rudimentarias. Viven en los tron- 
cos de los árboles, sobre las viejas murallas y las piedras cu- 
biertas de Musgos y de Liqúenes. Son sumamente ágiles y corren 
con la mayor velocidad. Comunmente parece que evitan la luz, 
y buscan los lugares sombríos y húmedos. Ignoramos con que 
se alimentan la mayor parte de ellos; probablemente viven de 





INSECTOS. 

fragmentos de vejetales mas ó menos corrompidos, aunque es 
posible que también busquen animalillos muy pequeños. 

Las larvas y los ninfos solo difieren de los Insectos perfectos, 
las primeras por la falta de alas, y los segundos por tener sim- 
ples rudimentos de los órganos del vuelo. Además se hallan en 
iguales circunstancias de existencia, y no es raro encontrar al 
mismo tiempo una especie bajo los tres estados de larva, de 
ninfo y de Insecto perfecto, sobre todo al fin del verano. 

Los Psocianos abundan poco, y las especies de cada género 
no son numerosas. 

I. FSOCO. — PSOCUS. 

Corpus breve, crassum. Caput grossnm, fronte gibba. Oculiparvi. 
Palpi maxillares articulo ultimo obtuso, prcecedenti crassiore et 
longiore. Pedes gráciles, tarsis biarticulalis, articulo primo secundo 
multo longiore. 

Psocus Fabr.— Latr., etc.— Hemerobhjs Linneo. 

Cuerpo corto, blanducho y recojido. Cabeza gruesa, 
muy voluminosa, comparativamente á la dimensión del 
cuerpo, y con la frente jibosa. Labio superior grande y 
redondeado por delante. Mandíbulas pequeñas y agudas. 
Quijadas laminosas, con los palpos compuestos de cinco 
artículos, el último obtuso, mas largo y mas grueso que 
el precedente. Labio inferior escotado, con sus palpos 
cortos y muy delgados. Antenas largas, setáceas y muy 
delgadas. Ojos pequeños y globulosos. Alas anchas, mu- 
cho mas largas que el cuerpo, y divididas en un corto 
número de areolas. Patas muy delgadas, con ios tarsos 
mostrando solo dos artículos diferentes, el primero como 
el doble mas largo que el siguiente. 

Los Insectos que componen este género parecen muy abundantes y 
difíciles de distinguirse entre sí ; pero á causa de su pequenez y fragi- 
lidad, los viajeros los han descuidado, y hasta hoy casi solo las especies 
europeas han sido descritas; sin embargo, vamos á dar á conocer 
varias halladas en Chile. 



I 



9 FAUNA CHILENA. 

1. JPsocus aelicaiettaes» f 

(Atlas zoológico . - Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 1 •) 

P. cinéreo- flavescens; capite fusco-maculato ; antennis nigris piceisve, basi 
flavescentibus; prothorace fusco-quadrimaculato ; alis hyalinis, iridescenti- 
bus, nermlis pallide fusco-testaceis ; pedibus flavescentibus, geniculis, tarsis 
tibiarumque ápice infuscatis. — Long.,ZUn.; enverg. alar., 6 Un. 

Cuerpo de un pardo-amarillento pálido ; cabeza de este matiz, 
con varias manchas y algunas líneas de un morenuzco muy claro, 
mal determinadas, y un ocelo muy grueso, situado entre las 
antenas ; estas son muy delgadas, negruzcas, con sus dos ó tres 
primeros artículos de un pardo amarillento; protórax teniendo 
en cada lado dos impresiones trasversales y cuatro manchas 
morenas, dos en su porción anterior, y dos oblicuas, ocupando 
particularmente su porción mediana : dichas manchas dejan sen- 
cillamente entre ellas varias líneas angostas de color pálido ; 
mesotórax y metatórax también manchados de moreno; alas 
diáfanas, irisadas, el doble mas largas que el cuerpo, con sus 
nerviosidades de un moreno testáceo pálido ; patas del color del 
cuerpo, con las rodillas, los tarsos y la estremidad de las pier- 
nas morenuzcos ; abdomen corto, mezclado de moreno y de 
amarillento. 

Esta especie se halla en las provincias de Valdivia y San Carlos. 



Esplicacion de la lámina. 

Lam. 2, fig. 1. — Animal aumentado. ^- a Tamaño natural ■ 
bio inferior .— d Antena. 



b Quijada. — cLa- 



2. J»*©e««s ®o8taMs. f 

p. cinéreo- flavescens; capile thoraceque fusco-maculatis ; anlennis nigris, 
articulis duobus báseos testaceis; alis hyalinis, viridescentibus, costa fusca; 
pedibus pallide testaceis, tarsis femorum ápice, tibiarumque basi apiceque 
late infuscatis. — Long., 2 Un.; enverg. alar., 5-6 Un. 

Cuerpo de un pardo amarillento, como en la precedente es- 
pecie, con la cabeza y el tórax testaceados de moreno, y como 
del mismo modo ; antenas el doble mas largas que el cuerpo, 




INSECTOS. 

negras, con solo sus dos artículos basilares del matiz del cuerpo ; 
alas diáfanas, irisadas., con su ancho pterostigma y el borde 
costal morenos, lo mismo que las nerviosidades; patas de un 
pardo amarillento, con la estremidad de los muslos^ la base, y 
el ápice de las piernas mas oscuros que en el anterior Insecto. 

Esta especie tiene completamente el aspecto de la antecedente, pero se 
distingue fácilmente por sus antenas, cuyo tercer artículo es negro, lo 
mismo que los siguientes, por sus patas mas oscuras, y principalmente 
por las alas, cuyo borde costal es moreno. Se encuentra en Calbuco, etc. 

3. JRsocus ormntipemnis* -J- 

P. pallide flavus, sat nitidus, ocults nigris ; antennis nigris, basi flavescen- 
libas; prothorace flavo, alarum basi infúscalo ; alis anticis hyalinis, pallide 
fusco-maculatis, posticis immaculatis ; abdomine flavo, laieribus nigris. — 
Long., 1 Un.; enverg. alar., 3 4J2-4 Un. 

Cuerpo de un amarillo claro y bastante reluciente ; cabeza 
medianamente gruesa, toda lisa, con los ojos y el ocelo negruz- 
cos; antenas muy finas, levemente peludas, amarillentas en su 
base, y negras en el resto de la longitud; protórax amarillo, con 
la porción aproximada á la base de las alas mas oscura; alas 
anteriores bastante anchas, el doble mas largas que el abdomen, 
hialinas, poco irisadas, con sus nerviosidades y varias man- 
chitas, apenas limitadas, de un moreno muy claro : las posterio- 
res son mas cortas, completamente trasparentes, y sin manchas ; 
patas de un amarillo muy pálido; abdomen de este color, con 
una grande mancha en cada lado. 

Esta especie se encuentra en la provincia de Valdivia. 



P.brevis, fusco-castaneus, sal nitidus ; capite levi ; antennis tenuibus, basi 
tesiaceis, ápice infuscatis ; prothorace brevi, fusco; alis hyalinis, leviter in- 
fuscatis; pedibus pallide testaceis; abdomine fusco.' — Long., 3¡4lin.; enverg. 
alar., 3 Un. 

Cuerpo corto, recojido, y de un moreno bastante reluciente; 
cabeza brillante, con el labio superior testáceo, lo mismo que 
los palpos ; antenas sumamente finas, un poco velludas, testa- 






96 FAUNA CHILENA. 

ceas acia la base, pero mas oscuras cerca de la estremidad ; 
protórax corto, ancho, de un moreno-castaño reluciente, con 
las impresiones trasversales bastante profundas; alas mediana- 
mente largas, trasparentes, levemente ahumadas, y con las 
nerviosidades de un moreno pálido ; patas completamente de un 
amarillo testáceo claro; abdomen oblongo, morenuzco, y por 
cima mas claro. 
Este pequeño Nevróptero se halla con el precedente. 

5. JRsocus triangrutunv* f 

P testaceo-fusca; capite thoraceque marmoratis ; alis (estaceis, ápice infus- 
cáis; alis hyalinis, macula antica triangulan, plagaque interna , palhde 
fuscis. — Long., 5/4 Un.; enverg. alar., 3 Un. 

Cuerpo de un testáceo morenuzco ; cabeza y protórax jaspea- 
dos de moreno y de pardo-testáceo ; antenas de este último color, 
y oscuras en su estremidad; las anteriores anchas, diáfanas, 
con una mancha triangular en el borde costal, acia su mitad, y 
otra cerca del borde interno, ambas de un moreno muy pálido, 
lo mismo que las nerviosidades; alas inferiores completamente 
diáfanas; patas de un testáceo pálido, con las rodillas, la estre- 
midad de las piernas y los tarsos oscuros ; abdomen mezclado 
de moreno y amarillento. 

Esta pequeña especie habita en San Carlos. 



i 



III. PERUANOS. 

Cuerpo bastante abalanzado. Cabeza mas ó menos 
aplastada. Mandíbulas, quijadas y labios bien desar- 
rollados : las primeras pequeñas ; las segundas pre- 
sentando dos lóbulos, y los palpos cilindricos. Alas 
horizontales, poco reticuladas, plegadas al rededor 
del cuerpo durante el reposo, y las posteriores ar- 
rugadas y dobladas sobre sí mismas mientras des- 



INSECTOS. 97 

cansan. Patas delgadas , con los tarsos compuestos 
de tres artículos. 

Los Insectos de esta familia son notables por la forma de su 
boca, que hasta cierto punto recuerda la de los Ortópteros. 
Las quijadas tienen, como en estos últimos, un lóbulo esterno, 
el cual no existe en los otros Nevrópteros. Su cuerpo es llano y 
conserva la misma anchura en toda su estension. 

Los Peruanos se encuentran á la orilla de los arroyos, donde se 
mantienen sobre las piedras, las maderas, las plantas, etc. Las 
hembras llevan sus huevos, que son relucientes y negros, sus- 
pendidos en la estremidad del abdomen en una especie de sa- 
quillo. Durante los primeros tiempos de su existencia viven 
constantemente en el agua, y las larvas parecen preferir las cor- 
rientes á las estancadas. Por lo regular se encuentran en los 
riachuelos, donde la corriente es rápida y choca contra las 
piedras. Andan muy despacio, apoyando el vientre contra la 
tierra, y frecuentemente se ven fijarse á una piedra, balanceán- 
dose largo tiempo, sin que se sepa el objeto de tal movimiento. 
Son carnívoros, pero aunque falten de alimento viven muchos 
dias. Pasan varios meses en el estado de larvas, y solo al prin- 
cipio de la bella estación se vuelven ninfos, después de cambiar el 
pellejo, y en seguida pasan á su última trasformacion. Entonces 
dejan su retiro acuático, y van á la ribera á fijarse ya sobre una 
piedra, ya en una planta. Su pellejo se seca pronto y se abre 
por cima ; y después de algunos esfuerzos el Insecto perfecto 
sale y abandona esta vestidura. 

Las larvas tienen las mandíbulas y las quijadas aceradas, las 
antenas setáceas, los tarsos con dos artículos poco diferentes, 
terminados por dos ganchos, y su cuerpo se angosta acia la es- 
tremidad posterior : varias poseen tres pares de órganos respi- 
rantes estemos, situados en los lados del tórax, y otras no los 
tienen. 

Esta familia es poco numerosa, y hasta ahora pocas especies 
estranjeras á Europa han sido descritas. 



t 



Zoología. VI. 



98 



FAUNA CHILENA, 



I. FERIA. — FERIA. 

Corpus anguslum, depressum. Caput latum, depressum, clypei- 
forme. Mandíbula membranácea, ápice deniatm. Maxillm lobis 
duobus, externo elongato, lanceolato, palpis setaceis, quingue- 
ar ticulatis. Labium emarginatum, palpis gracilibus, triarticula- 
tis. Antenna; setaceai, multiarlknlatm. Prothorax fere quadratus. 
Alce augustas, parum reticulatw. Pedes gráciles, tarsis triarlkula- 
tis. Abdomen depressum, ápice slylis duobus elongalis instructum. 

Perla. Geoffroy.-De Geer. — Olivier. — Lalreille, etc.— PHRYGANEALinneo.- 
Semblis Fabricio. 

Cuerpo alargado, angosto y deprimido. Cabeza gruesa, 
allanada, y salediza á modo de escudo. Labio superior 
grande. Mandíbulas casi membranosas, muy deprimidas, 
medio trasparentes, con su estremidad escotada y for- 
mando tres ó cuatro dientes agudos. Quijadas con dos 
lóbulos muy comprimidos: el esterno largo, angosto y 
lanceolado, y el esterno trígono, mucho mas ancho y mas 
corto. Palpos setáceos, compuestos de cinco artículos: el 
último mas largo y mas delgado que el precedente. Labio 
inferior escotado, con sus palpos delgados y de tres artí- 
culos. Antenas setáceas, menores que el cuerpo, y for- 
madas por un gran número de artículos. Protórax casi 
cuadrado. Alas estendidas y cruzadas horizontalmente 
sobre el cuerpo, poco reticuladas, con las nerviosidades 
longitudinales y saledizas. Patas delgadas y bastante lar- 
gas. Tarsos con su último artículo mucho mas largo que 
los precedentes. Abdomen llano, y terminado por dos 
largos filetes setáceos. 

En Chile se encuentran las siguientes especies de este género. 




INSECTOS. 



99 



1. JRerla virescentipennis. f 

P. fusco-virescens ; capite lato, viridi-obscuro ; antennis pilosis, ícete viridi- 
bus, basi flavescentibus ; alis anticis ícete pallide viridibus, nervulis trans- 
versis fusco-marginatis, poslicis hyalinis, pallide rufescentibus; pedibus viri- 
dibus, maculatis. — Long., 9 Un.; enverg. alar., 30 Un. 



Cuerpo de un moreno verdoso ; cabeza muy ancha, de un 
verde oscuro, débilmente jaspeada, teniendo solo el borde de 
la cavidad anterior amarillento ; antenas pestañosas, verdosas, 
con su base de un amarillo sucio ; protórax corto, ancho, sobre 
todo por delante, rugoso y aun un pocoapezonado por cima, de 
un verde sucio, y con su porción mediana mas amarilla; meso- 
tórax y metatórax mas pálidos; alas anteriores trasparentes, 
levemente bañadas de verde claro, principalmente en su base, 
con las nerviosidades trasversales, y el borde de estas pequeñas 
nerviosidades, sobre todo en su ápice, de un moreno claro ; 
alas posteriores trasparentes y levemente bañadas de bermejo; 
patas llanas, de un verde bastante claro, y manchadas de verde 
negruzco. 

Esta bella especie se encuentra en San Carlos. 



I 



1. JRerta Gayi. 

(Atlas zoológico — Entomología, Nevrópteros,lám. 1, fig. 4.) 

P. flavo-testacea ; capite silicato ; antennis sat crassis,piceis vel nigris ; pro- 
thorace medio sulcato, testaceo, lateribus nigro; alis hyalinis, leviter infu*- 
catis; pedibus pallide testaceis, tibiarum basi apiceque cum tarsorum api 
nigris. — Longit., 5-6 Un.; enverg. alar., 16-18 Un. 

P. Gatti Pictet, Ins. NevropL.Perl., p. 23o, Iám.l0,fig.3 — P. Pictetii Blanch., 
Atlas JSevropt., lám. 1, fig. 4. 

Cuerpo de un amarillo testaceo; cabeza muy llana, testácea, 
y surcada longitudinalmente; antenas bastante gruesas, como 
de los dos tercios de la longitud del cuerpo, completamente de 
un moreno negruzco, pero un poco mas pálidas en la base ; pro- 
tórax casi cuadrado, levemente angostado acia atrás, como llano 
por cima, surcado longitudinalmente en medio, donde es de un 



100 



FAUNA CHILENA. 






testáceo flavo, con los lados negros; mesotórax y metatórax 
completamente de un amarillo-testáceo pálido ; alas trasparentes, 
levemente ahumadas, sobre todo las anteriores, con sus nervio- 
sidades testáceas ; patas de este último matiz, con la base y la 
estremidad de las piernas y de los tarsos negros ; abdomen ama- 
rillento ó negruzco, y sus filetes del mismo color, bastante 
cortos y gruesos. 
Habita principalmente en la provincia de Coquimbo. 

3. Perla 8 Hética, f 

p. nigro-cinerascens ; capite fere levi ; antennis nigris ; prothorace quadrato, 
subrugoso; alis hyalinis, anticis pallide fusco-maculatis, poslicis immacula- 
tis; pedibus testaceis, geniculis tarsisque nigris. — Longit., 3 Un.; enverg. 
alar., 8 Un. 

Cuerpo completamente de un pardo bastante oscuro; cabeza 
casi lisa, bastante achatada, pero poco ensanchada ; antenas ne- 
gruzcas, bastante delgadas, y mucho mas largas que el cuerpo; 
protórax casi cuadrado , de un pardo sombrío, y levemente 
rugoso; alas anteriores bastante angostas, largas, diáfanas, con 
sus nerviosidades y varias pequeñas manchas de un moreno muy 
claro : las posteriores no tienen manchas, y sus nerviosidades 
son muy pálidas; patas de un testáceo-flavo, con las rodillas, 
la estremidad de las piernas y los tarsos negros ; abdomen an- 
gosto, con sus dos filetes bastante cortos y de un pardo negruzco. 

Se encuentra en la provincia de Valdivia. 

k. Perla infúscala. \ 

p.cinereo-nigrescens; capite levi; antennis nigris; prothorace angusto, 
cinéreo-nigro, medio flavo-lineaio ; alis infuscatis, nervulis nigrescentibus; 
pedibus testaceo-rufis , geniculis, tibiarum ápice tarsisque nigris. — Lon- 
git., 3 Un.; enverg. alar., 8 Un. 

Cuerpo de un pardo negruzco; cabeza corta, achatada y 
casi lisa; antenas largas, delgadas y enteramente negruzcas; 
protórax corlo, mas angosto que la cabeza, con un surco tras- 
versal muy aparente cerca del borde anterior y del pos- 




INSECTOS. 



101 



terior , y mostrando en medio una línea longitudinal de un 
testáceo flavo; alas anteriores angostas, largas, trasparentes, un 
poco irisadas, muy notablemente ahumadas, y con sus nervio- 
sidades negruzcas : las posteriores son solo un poco mas diáfa- 
nas; patas bermejas, con las rodillas, la estremidad de las 
piernas y los tarsos negruzcos; abdomen del color del cuerpo, 
con los filetes cortos. 

Esta especie es muy parecida á la antecedente ; pero el color de su cor- 
selete y de sus alas la distinguen. Habita en Valdivia, etc. 

5. JPertft tineatoeottis. f 

p. nigrescens; capite plano, postice flavo-maculato ; antennis testaceis 
ápice obscurioribus; prolhorace plano, medio flavo-lineato ; alis hyalinis, paulo 
infuscatis ; pedibus pallidis, geniculis, libiarum ápice tarsisque infuscatis. — 
Long., 3 Un.; enverg. alar., 8 Un. 

Cuerpo negruzco ; cabeza muy allanada, de este matiz, con su 
porción posterior y mediana y el alrededor de los ojos de color 
amarillento ; antenas largas, delgadas, testáceas, aunque oscu- 
ras acia su estremidad; protórax negruzco, deprimido, sur- 
cado cerca del borde anterior y del posterior, y con una línea 
longitudinal y mediana amarillenta ; alas largas, trasparentes, 
levemente ahumadas, con sus nerviosidades morenuzcas ; patas 
de un testáceo pálido, con las rodillas y la estremidad de las 
piernas y de los tarsos levemente oscuras. 

Este Insecto tiene el aspecto de los precedentes ; pero se distingue fácil- 
mente por su coloración, y sobre todo por su protórax menos cuadrado, 
con los bordes laterales redondeados. Habita en la República. 

II. NEKUBA. — BffEMOURA. 

Corpus angustum. Caput laíum. Labrum latum. Mandíbula 

cornea, ápice dentatce. Maxillce cornea?, palpis cylindricis. An- 

' tennce setacece, corpore longiores, multiarticulatas. Ala parum 

reliculatce. Pedes gráciles, tarsis triarüculatis , articulo primo 

ultimo longiore. Abdomen angustum, ápice absque stylis setaceis. 

Nemoura Latr.,etc— Perla. Geoff.— De Geer. - Semblis Fabr. 

Cuerpo muy angosto. Cabeza bastante gruesa. Labio 



102 



FAUNA CHILENA. 






I 



superior muy aparente. Mandíbulas córneas, terminadas 
por cuatro ó cinco dientes agudos, Quijadas córneas, bi- 
lobuladas, con sus palpos cilindricos, compuestos de cinco 
artículos, el último aovado. Labio inferior escotado, con 
sus palpos cortos. Antenas setáceas, y mas largas que el 
cuerpo. Protórax angosto. Alas cruzadas mientras el des- 
canso, angostas, y poco reticuladas. Patas delgadas, con 
los tarsos alargados, teniendo su primer artículo mas 
largo que el último. Abdomen delgado, deprimido, an- 
gostado acia su estremidad, y sin filetes, ó solo presen- 
tando varios vestigios. 

Este género es muy vecino del precedente : pero se diferencia con 
facilidad por el labro saledizo de las mandíbulas, las quijadas córneas, 
y la falta de filetes en la estremidad del abdomen. Además las Nemu- 
ras y las Perlas se asemejan mucho por su general aspecto. Entre las 
pocas especies conocidas de este género, una se encuentra en Chile. 



1. Wemn&Mrn rwfescems. f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Nevrópteros, lám. 1, 



BO 



N. depressa, rufescens; capite lato, levi, margine oculorum pallidiore ; an- 
tennis nigris; prothorace brevi, lateribus rolundato, levi; alis leviter infus- 
catis; pedibus pallide rufls, femoribus tibiarumque ápice tarsisque nigris. — 
Long., 2 H%-3 Un.; enverg. alar., 7 Un. 

Cuerpo muy deprimido, de un rojo bastante vivo, á veces 
mas oscuro ; cabeza lisa, achatada, de un moreno bermejo, con 
el rededor interno de los ojos mas rojo; antenas muy delgadas 
y completamente negras; protórax muy llano, redondeado en 
los lados, de un rojo bermejo en medio, pero mas oscuro al 
rededor ; mesotórax y metatórax mas anchos y del mismo color; 
alas oblongas, diáfanas, irisadas, un poco mas ó menos ahuma- 
das de una manera uniforme; patas de un bermejo claro: Jas 
intermedias y las posteriores con la estremidad de los muslos, 
de las piernas y de los tarsos negra ; abdomen del color de las 
otras partes del cuerpo. 

Habita en las provincias de Valdivia y San Carlos. 



INSECTOS. 



IV. EFIMEEIANOS, 



Cuerpo muy delgado, blando y angostado en su 
estremidad posterior. Partes de la boca completa- 
mente blandas y sumamente obliteradas. Ojos por lo 
regular gruesos, globulosos, y situados en los lados 
del cuerpo. Antenas setáceas y muy pequeñas. Alas 
muy desiguales : las anteriores bastante grandes, 
casi triangulares, con varias nerviosidades longitu- 
dinales, y otras trasversales mas ó menos numerosas ; 
las posteriores muy pequeñas, aveces completamente 
rudimentarias. Patas delgadas, con los tarsos com- 
puestos de tres, cuatro ó cinco artículos. Abdomen 
terminado por dos ó tres filetes muy largos y mul- 
tiarticulados. 

Esta familia presenta caracteres que la distinguen de los 
demás Nevrópteros. Sus antenas son estremamente pequeñas ; 
las partes de la boca membranosas y completamente impropias 
para la masticación, y las alas anteriores grandes, mientras que 
las posteriores son pequeñas ó aun abortan completamente. 

El nombre de Efímeros dado á estos Insectos, indica el corto 
tiempo de su existencia. En efecto, en ciertas épocas del año se 
ven aparecer en gran cantidad ; su nacimiento se opera al po- 
nerse el sol, y han tenido el tiempo de juntarse y poner sus 
huevos mientras dura el sol : entonces perecen, y las orillas 
de los aroyos, de los estanques, y los lagos donde se vieron 
nacer, se encuentran cubiertos de sus cuerpos inanimados. Su 
número es á veces tan abundante, que la tierra parece en cier- 
tos lugares cubierta de nieve. 

Los Eíimerianos llegan á su perfecto estado solo para repro- 
ducirse; la forma de su boca les impide el alimentarse. Apenas 
nacidos vuelan en el aire, se juntan, y los sexos se reúnen. Los 



104 



FAUNA CHILENA. 



machos tienen en la estremidad del abdomen dos ganchos, que 
les sirven para agarrar á las hembras y llevarlas sobre los ár- 
boles ó las plantas, donde efectúan su cópula. En estas épocas 
vuelan por miriadas en los lugares acuáticos, y entonces su 
vuelo elegante los hacen frecuentemente notables: suben y bajan 
continuamente : se levantan agitando sus alas; pero cuando las 
dejan esplayadas, lo mismo que los filetes del abdomen, caen 
por tierra. 

Las hembras ponen sus huevos en una masa, voleteando por 
cima del agua, y los dejan caer de un golpe. 

Ya hemos dicho que estos Nevrópteros solo viven algunas 
horas, lo cual sucede á la mayor parte de los individuos ; pero 
los que no han podido hallar medio de obtener una hembra 
pueden vivir varios dias. Además, si la duración de su existen- 
cia es muy corta en el estado perfecto, en el de larvas es muy 
larga, puesto que llega á tres años. Las larvas viven constan- 
temente en el agua, con frecuencia ocultas bajo de las piedras 
ó en los agujeros que practican : su agilidad es estrema, y nadan 
con la mayor facilidad : todas sus formas muestran las del In- 
secto perfecto, aunque se noten esenciales diferencias en algunas 
de sus partes : en ellas no se encuentran los ocelos que existen 
en los adultos; sus antenas, aunque cortas, son mas largas; su 
boca tiene pequeñas mandíbulas ; los lados del abdomen mues- 
tran varios tubos respirantes muy franjeados , los cuales les 
sirven no solo para respirar el aire disuelto en el agua, sino aun 
para nadar : estos órganos están colocados en una serie longitu- 
dinal á los lados del abdomen, el cual tiene en su estremidad 
dos ó tres largos filetes, como en los Insectos perfectos ; los 
tarsos están terminados por un solo gancho. 

Los ninfos difieren solo de las larvas por los rudimentos de 
las alas. Al tiempo de su trasformacion en Insectos perfectos 
salen del agua y se adhieren á las plantas ó las piedras : su 
pellejo se abre después de seco, y los adultos salen ; pero á 
causa de una verdadera escepcion entre los Insectos, les queda 
aun pasar á una última muda, puesto que su cuerpo y las alas 
se hallan envueltos de un pellejo muy delgado, del cual solo se 
desprenden cuando son aptos para la reproducción : antes de 




INSECTOS. 

esta muda, sus alas parecen opacas; y en tal estado los llaman 
Pseudimago; sus alas se vuelven trasparentes cuando se des- 
pojan de dicho pellejo. 

No se conocen exactamente sus alimentos ; pero se supone 
que consisten principalmente en el fango; sin embargo, es 
casi cierto que los despojos vejetales y animales forman su 
mayor parte. 

Estos Nevrópteros se conservan difícilmente en las colecciones : 
la blandura de su cuerpo es tal, que en la desecación pierden 
sus formas, y la fragilidad de sus miembros es tan grande, que 
se quiebran al mas mínimo choque. 

Hasta ahora casi solo las especies indíjenashan sido recojidas. 




I. EFÍMERA. — EFHEMERá. 

Corpus gracile. Caput rotundatum, ocellis duobus vel tribus. 
Mandíbula vix distinctce. Maxillce cum labio membranácea, p a Ipis 
sat brevibus. Antennce styliformes, triar ticulalce, articulis báseos 
duobus brevibus, crassis, ultimo selaceo. Prolhorax Jere cylinúri- 
cus. Ala valdereticulatce. Pedes gráciles, tarsis quadri vel quinqué 
articulatis. Abdomen conicum, ápice setis articulatis, longissimis, 
duabus vel tribus instructum. 

Ephemera Linn.— Fabr — Lalr., etc. 

Cuerpo delgado y medianamente largo. Cabeza tan larga 
como el tórax, con dos ó tres ocelos sobre su estremidad, 
y en el último caso formando un triángulo. Mandíbulas 
completamente rudimentarias. Quijadas y labio inferior 
muyblandos, con los palpos cortos. Antenas estiliformes, 
insertas en el borde anterior de la cabeza, cerca del borde 
interno de los ojos, compuestas aparentemente de solo 
tres artículos, los dos primeros muy cortos y bastante 
gruesos, y el último alargado á modo de un filete cónico. 
Tórax casi cilindrico. Protórax muy corto. Alas con una 
infinidad de nerviosidades trasversales. Patas muy delga- 
das, con las piernas cortas : las anteriores mucho mas lar- 




106 FAUNA CHILENA. 

gas que las otras, insertas completamente en la parte 
anterior del protórax, casi bajo de la cabeza. Tarsos poco 
diferentes de la pierna, y compuestos de cuatro ó cinco 
artículos. Abdomen bastante largo, cónico, mostrando en 
su estremidad dos ó tres filetes articulados. 

Las Efímeras forman un grupo sumamente natural; pero ha sido 
gubdividido á causa de varios caracteres comunmente poco aparentes. 
Las dos especies observadas en Chile pertenecen ádos secciones distintas. 

SECCIÓN I. — BAETIS. 

Ojos sencillos en ambos sexos, pero mucho mas gruesos en los machos, 
donde solo están separados por un corlo intervalo. Alas con infinitas 
nerviosidades trasversales: las anteriores largas y angostas, y las pos- 
teriores como de la cuarta parte de estas, teniendo también su nerviosi- 
dad completa, y el borde costal anguloso. Abdomen terminado por 
varios ganchos grandes y bien arqueados, y por solo dos hilos caudales. 

1. EpUewieru guttatu. 

(Atlas zoológico. — Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 2.) 

E. capite thoraceque fuscis, flavo-variegatis; alis hyalinis, costa infuscata, 
nervulis nigris; pedibus pallide flavis, tibiarum femorumque ápice macula- 
que femorali nigris; abdomine flavo, nigro-maculato ; setis flavescentibus, 
nigro-annulatis. 

Bjltis guttata Pictet, Hist. nat. des Nevropt. éphém., p. 187, lám. 24, Gg. 3. 

Cuerpo de un pardo morenuzco; cabeza corta, trasversal, mo- 
rena, mezclada con manchitas amarillas y morenas; tórax tam- 
bién matizado de moreno y amarillo ; alas trasparentes, con la 
región costal de un moreno claro, las nerviosidades negras y 
delgadas, aunque mas gruesas en la parte morena, donde son 
irregulares; patas flavas, con la estremidad de los muslos y de 
las piernas y una mancha sobre las primeras de un negro mo- 
renuzco ; abdomen amarillento, con los anillos ribeteados de 
negro, y mostrando en sus lados una raya oblicua del mismo 
color, y además en toda su longitud por cima y por bajo dos lí- 
neas harinosas, con una continuación de manchas; los hilos 




1 



í 



INSECTOS. J07 

caudales de un amarillo pálido, teniendo alternativamente un 
anillo negro y angosto, y otro mas ancho. 
Esta especie se halla en las inmediaciones de Valdivia, etc. 
Esplicacion de la lámina. 

La». «,8*2.- Animal aumentado.- a Tamaño natural. - b Boca vista por 
bajo; Qmjada; * Palpos maxilares ; *« Labio inferior.- c Anlena.-d Tarso 

SECCIÓN II. - CLOE. 

Ojos comunes, dominados en los machos por un gran ojo reticulado á 
modo de turban ó sea sostenido por una especie de anillo. Cuatro alas ó 
solo dos : las anteriores tienen solo un corto número de nerviosidades 
trasversales, que comunmente forman dos líneas curbas; las posterio- 
res, cuando existen, son rudimentarias, y presentan una nerviosidad 
mas o menos Completa. Abdomen con varios y grandes ganchos encorva- 
dos, y terminado por dos hilos caudales, con un pequeño rudimento 
del mediano. 

• 2. EphemertE vitrlpenmis. f 

(Atlas zoológico.- Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 5.) 

E.fuseo-rufescens; capite supra flavo-rufo; alis hyalinis iridescentibus • 
postias nullis; pedibus pallide testaceis, fernorum medio apiceque plus minusve 

Cuerpo de un moreno mas ó menos bermejo ; cabeza mas 
amarilla en su estremidad ; alas anteriores grandes, completa- 
tamente hialinas é irisadas, y ¡as posteriores enteramente nulas • 
patas de un testáceo pálido, con la estremidad y el medio de 
los muslos mas ó menos oscuros : abdomen de un moreno-ber- 
mejo claro, con los hilos caudales anillados de moreno y de 
blanquizco. 

Se encuentra en la República. 

V. LIBELULIANOS. 

Cuerpo grande y abalanzado. Cabeza gruesa, casi 
siempre separada encima por una profunda muesca, 
con los ojos por lo regular muy desarrollados y co~ 









J0g FAUNA CHILENA. 

munmente contiguos, con dos ó tres ocelos. Mandí- 
bulas gruesas y muy dentadas. Quijadas anchas, con 
seis largos dientes, sus palpos cortos, formando una 
pieza muy ancha y sirviendo á cerrar la boca. Labio 
inferior ancho, y metido entre sus palpos inarticu- 
lados. Antenas muy cortas y estiliformes. Alas gran- 
des casi iguales, y sumamente reticuladas. Fatas 
delgadas, bastante cortas, con los tarsos compuestos 
de tres artículos. Abdomen muy largo, cilindrico o 
deprimido, ó un poco triangular. 

Los Libelulianos conocidos generalmente en Chile con el nom- 
bre de Matapiojos, se aproximan de los Eíimenanos por la pe- 
quenez de sus antenas, que se hallan insertas en la frente detó 
de una elevación vejigosa. Las especies son tan semejantes que 
¡tos insectos han sido reunidos largo tiempo en la rmsm 
familia. Su cuerpo es largo, y su consistencia bastante sol.da . 
T normes ojos ocupan la mayor parte de la cabeza y pe- 
sentan á simple vista ó con un leve aumento una redecilla, 
u boca se compone de piezas muy sólidas: un labio supeno r, 
mandíbulas mu gruesas; las quijadas solo tienen un :M > o 
dentado, espinoso, y pestañoso ene lado interno o ^u palpo 
muy corto, compuesto por un articulo y un ancho labio inferior 
que cierra completamente la boca; las alas son grandes las 
Deteriores casi semejantes í las anteriores, y ambas ret - 
culadas por pequeñas nerviosidades trasversales, sumamente 

"tactos son en parte los Nevrópteros típicos y ios mas 
bellos del orden. Siempre tienen un gran tamaño y vanos 
Presentan vivos colores metálicos, tanto 6 mas hermosos 
que o de los Lepidópteros ; sus alas son sumamente delicadas, 
siempre lisas y relucientes, teniendo con frecuencia colores va- 
riados ó ya son totalmente trasparentes y agradablemente iri- 
sadas Varios machos y hembras presentan una co oración muy 
d tinta. Durante el ardor del sol vuelan á la orilla de los nos 



INSECTOS. 109 

con la mayor rapidez y agilidad, tocando el agua por intervalos, 
y escapándose fácilmente cuando se quiere cojerlos. 

Se hallan esparcidos en todo el universo , por lo cual las 
especies son sumamente numerosas. En los machos el ori- 
ficio de los órganos de la generación está situado en el segundo 
anillo del abdomen, lo que les exije una singular maniobra para 
su cópula : revolotean al rededor de las hembras, y las cojen 
entre la cabeza y el corselete , con la ayuda de las pinzas 
que terminan su abdomen, llevándolas así captivas hasta que se 
prestan á sus deseos, bajando su abdomen para aplicar la estre- 
midad á la base del suyo. La hembra pone sus huevos en el 
agua, ya dejándolos caer en el fondo, ya sobre las plantas su- 
merjidas. Las larvas viven siempre en el agua, y tienen un 
poco el aspecto del Insecto adulto ; pero su cuerpo está mucho 
mas angostado, su cabeza mas aplastada, y los ojos menos 
grandes y mas apartados. 

Lo mas notable en los Libelulianos es el desarollo enorme de 
su labio inferior, que les permite el cojer una presa á una gran 
distancia: dicho labio, articulado sobre la barba, que también es 
muy larga, forma un codo y se abaja sobre el protórax, de 
modo que siendo cóncavo y estando terminado por un par de 
palpos triangulares, dentados como una sierra y articulados en 
los ángulos, cierra completamente la boca ; pero el Insecto puede 
estenderla á su voluntad, y entonces su longitud iguala á la del 
cuerdo : la presa se halla naturalmente detenida entre sus palpos, 
y plegando sus labios la lleva á la boca. 

Los ninfos son mas largos que las larvas, y muestran rudi- 
mentos de alas. En ambos las antenas son muy pequeñas, y la 
estremidad del abdomen presenta comunmente varias espinas. 
Su respiración se efectúa de un modo singular durante sus pri- 
meros tiempos; el abdomen se halla terminado por cinco apén- 
dices, de los cuales tres son mayores que los otros; el animal 
tiene la facultad de apartarlos, los abre por intervalos, y deja 
penetrar cierta cantidad de agua en su rectum ; poco después 
la arroja, pero el aire que contenia se halla absorvido por varios 
órganos que comunican con las tráqueas. 

Las larvas y los ninfos andan despacio y como con dificultad : 






110 



FAXJNA CHILENA. 



son de un color pardo mas ó menos morenuzco ó verdoso. Los 
ninfos dejan el agua para pasar su metamorfosis; se fijan á cual- 
quier planta ; el sol seca pronto su pellejo, que se abre longitu- 
dinalmente sobre el dorso, y el Insecto sale desde luego, y toma 
su vuelo cuando sus tegumentos se bailan consolidados. Son 
sumamente carnívoros en sus diferentes formas. 

Esta familia se encuentra representada en Chile por un cierto 
número de especies, divididas en cuatro tribus. 

TRIBU I. — LIBELÚLIDOS. 

Palpos labiales compuestos de dos artículos. Ojos casi siempre com- 
pletamente contiguos. Cuerpo bastante grueso. 

Esta tribu comprende el mayor número de los representantes de los 
Libelulianos. 

S. X.X£Z3iUX>A. — IiIBElíXfÜXA. 

Caput globulosum, fronte vesiculosa. Oculi contigui. MaxillcB 
sexdentatce. Labium semicircular?, palpisbasi emarginatis, ápice 
bidcntatis. Alce margine antico integro, rete plus minusve an- 
gusto. Ungues tarsorum ñssi,dentibus inaqualibus. Abdomen basi 
paulo injlatum. 

Libellula. Linneo, etc. 

Cabeza casi globulosa, con la frente vejigosa, y teniendo 
en su estremidad tres ocelos, uno en cada lado, y otro 
por atrás. Ojos muy grandes, y por lo regular reunidos. 
Quijadas mostrando en su lado interno cinco ó seis grue- 
sas espinas. Labio inferior casi semicircular, con sus 
palpos escotados en la base, y presentando en la estre- 
midad dos dientecillos. Alas con el borde costal entero, y 
su redecilla mas ó menos cerrada. Tarsos con los gan- 
chos bíiidos, y un diente mucho mas corto que el otro. 
Abdomen mas ó menos hinchado en su base. 

Este género es muy abundante en especies ; pero solo conocemos dos 
de Chile. 







INSECTOS. 
1. Mtibeltula communis. 

(Atlas zoológico. - Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 4.) 

rut fl ™:™ feSC 2 S! ^ kyalÍm ' S ' maCula basali flavi da, pterostiamate obs- 
aTÍZr * bdminis ! i * ea **»* f«°cia q ue lateral nigrl - Loi 
gil., U-18 Un.; etaerg. alar., 24-26 Un. 

t. comukis Ramb., Bl,l. des Xevropt., p. 93. 

Cuerpo de un amarillo bermejo; cabeza pequeña con la cara 
amarilla, el labio superior y la orilla de los lóbulos negruzco 

v ontuTs' „ m " y ? ,edi2a y be ™ eja ; ° jOS a "^<» P-cima 
" nT, k C ° rt0 eSpaC '° ; tórax de un aiMril '° bermejo, 

con el lóbulo posterior del protórax estrecho, apenas escotado 

ÍZZÍT a ' aS T S ' traSParenteS ' - P-«— S 
de amarillo-bermejo en la base, con su redecilla muy apretada • 

pterostigma grande y de un amarillo-bermejo , patas oeg uzeas' 
con e lado esteruo y el interno de los musios anteriore de un 

"a" es rt; f ÓmeD lde0a °' ateDUad0 "-nsiblemlu 
nea LJ, , ■ 6J °' ten¡end0 P ° r cima * detrfa ™ "- 

» ta 1 feral Ir 3 ' "" *T 6 " ' a ° ri " a de IoS s ^ eu[os » ™» 
£ de lo" lados"' 1 " ° ° r ' qU<Í " eStieDde P ° r dma y P ° r 

tlago tó etc. PeCie Se enCUentra e " gra " paMe de CMe ' *° Va 'P«»^«, &>?- 



Esplicacion de la lámim 









Lam. 2, fig. 4. — Tamaño natural, 
jada — d Labio inferior.— e Antena 



-a Labio superior. 
- f Tarso- 



Mandíbula.— cQui- 



2. EsibeSimlf* &Mef»e¿n. 

L flavo-rufescens ;alis hyalinis, anticis immaculatis, posticis macula basali 
nandatpedibusnigris, femoribus anticis intus flalL; abdZZslTa 
macuUslateralibus nigris ornato.- Long. y 44-46 Un, lai, uZZ 

L. plebeja Ramb., loe. cit., p. 107. 

v ntTpf " n amard,0 - be ™^o; cabeza con la cara amarilla 
un nnen n enaS ° bre 9 ' '^ infe ™^ '^rax de un amarillo 
un poco oscuro por cima, amarillo en los lados, con dos líneas 



112 



FAUNA CHILENA. 



* ■ 



trasversales negras y otra apenas principiada; lóbulo posterior 
de p axpoeoellvado, semicircular, sin escotadura, mos- 
trando un pequeño hundimiento en medio, bastante cerca de 
bo de ; alas trasparentes : las anteriores descolon as. co dos 
nerviosidades en la base y el borde costal aman s y el pte 
rostigma de un amarillo rojo; las postenores bastante anchas 
2 endo en su base una mancha de un amarillo bermejo, pata, 
negras conTa parte interna de los muslos anteriores y una 
peo ena nea esterna amarillas, lo mismo que la per* .tas. la 
reUdo interno de los muslos intermedios ; abd men bast nte 
corto grueso, sin hinchazón en su base, un poco trígono, de un 
ama no bermejo, con los bordes de los segmentos, la espma 
dTs las lat rales, dos series de manchas ventrales aproxi- 
madas á sn lado interno, y además dos senes de manchas ^to- 
cadas en los lados, volviéndose confluentes con la me de en 
cima sobre los dos ó tres penúltimos segmentos : eK ulümo sm 
mancha: todas estas manchas son negras, pero mas o menos 
borradas en muchos individuos. 
Esta especie es sobre todo vecina de la L. mlgata de Europa. 
II. COBDDI.IA. — COHDBIIA. 

Capul mediocre. Laorum latum. Oculi conti g ui,postice panto 
vroducti Alce lata,, postica, ángulo basilar, interno sal lato. Atdo 
ZeTfen tylindricuí, naui carinalum, s.pe suodepressum. 

0, M lu te.d--I.UK".>.» Un „._ F abr.-E I 0PaTH.« 4 Bunn. 

Cabeza mediana. Labio superior muy ancho. Quijadas 
v labio inferior formados como en las verdaderas Libélu- 
las. Ojos contiguos, teniendo acia la m.tad del borde 
posterior un hoyuelo y una pequeña prolongación. Alas 
bastante anchas, con una redecilla clara: las posteriores 
tienen el ángulo de atrás é interno bastante saledizo Ab- 
domen cilindrico ó un poco deprimido, sin espma dorsal, 
y su borde lateral con los dos ó tres antepenúltimos seg- 
mentos frecuentemente dilatados. 



INSECTOS. 



113 



zon no hemos repetido los caracteres comunes á ambos géneros, y solo 
mencionado los que los distinguen. Se conoce un cierto número de es- 
pecies, la mayor parte europeas, y generalmente de un verde ó de un 
azul metálico: en Chile se encuentra la siguiente, 



\ 



1. VortiuMia viltosa» 



2. 



(Atlas zoológico. — Entomología, Nevrópteros, lám. 3, fig. 5.) 

C. fusco-rufescens ; thorace viridi-aneo, villosissimo; alis hyalinis, fascia 
basilari flavida, pierostigmate parvo; abdominc rufescente, medio obscuriori, 
maculis flavo - rufescentibus seriatim dispositis. — Longit.,45 Un.; enverg. 
alar., M Un. 

C. villosa Ramb., loe. cit., p. 144. 

Cuerpo bermejo ; cabeza gruesa, velluda, con la cara de un 
amarillo rojo, la frente profundamente escavada, y la estremi- 
dad grande, convexa, mas roja en el borde posterior que por 
delante; tórax cubierto por un vello espeso, completamente de 
un verde-metálico un poco bermejo, sobre todo por bajo ; alas 
cortas, trasparentes, con la redecilla bastante clara, y una lista 
amarillenta que se estiende desde la base hasta la mitad de 
las a'as posteriores; pterostigma pequeño, de un rojo oscuro, 
y la membrana morena y bastante larga; patas negruzcas, con 
una porción de los muslos bermeja; abdomen bastante largo 
y un poco grueso, muy deprimido, de un bermejo oscuro, con 
la mitad de la porción dorsal mas oscura, ribeteado por una lí- 
nea negruzca, poco aparente, y con una serie de manchas for- 
mando una lista de un amarillo rojo; apéndices terminales largos, 
completamente cilindricos, y un poco agudos en la punta; borde 
valvar prolongado en un apéndice angosto, deprimido y pro- 
fundamente bifurcado. 

Esta especie se halla en las inmediaciones de Valparaíso, Santiago, etc. 

Esplicacion de la lámina. 

bÍM.p, fig. 5. - Animal de tamaño natural.— a Mandíbula, —b Quijada.— 
c Labio inferior.. 



Zoología. VI. 



114 



ll 



FAUNA CHILENA. 
TRIBU II. - GONFIDOS, 



Palpos labiales formados de tres articulo* y apartados. Ojo. un poco 
separados. Cuerpo bastante robusto, 

Estepequeñogrupo esel menos abundante en especies de ílafamüia ; sin 
embargo, comprende varios géneros, de los cuales uno se halla en Chile. 



III 



PJEKTO. — PHENES. 



Corpus robustum. Caput mediocre. Palpi articulo secundo de- 
presso, ápice emarginato, angulis spiniferis. Lábium breve,latum, 
fissum, lobis ovatis, ápice spiniferis. Ocuüparvi, remolí Thorax 
inferné spiniferus. Alce hyalinw, ampia. Abdomen elongatum, 
segmento secundo tuberculato. 

Phenes Rambur. 

Cuerpo grande. Cabeza medianamente gruesa, redon- 
deada en la estremidad, con su borde posterior á lo me- 
nos tan grueso como ancbo, y el epistoma teniendo los 
lados muy saledizos, en parte avanzados sobre el labio su- 
perior, el cual es ancho. Palpos con su segundo artículo 
casi aovado, escotado por cima, con una espina curva, 
muy larga, que sale del ángulo interno de la escotadura, 
una muy pequeña punta naciendo del ángulo esterno, y 
el tercer artículo aplastado, cultriforme, y apenas de dos 
tercios de la longitud del precedente. Labio inferior mas 
corto que el segundo artículo de los palpos, bilobulado, 
con sus dos porciones aovadas, escamosas, y teniendo una 
espina en su estremidad. Ojos pequeños y apartados. 
Ocelos muy juntos y dispuestos á modo de triángulo. To 
rax con una espina corta y muy gruesa en su parte ante 
rior é inferior. Alas diáfanas, anchas y muy grandes 
Abdomen mostrando en el segundo segmento de los ma 
cbos un tubérculo saledizo, y con los apéndices termina- 
les superiores mas cortos que los inferiores. 

La única especie conocida de este género pertenece á Chile. 



INSECTOS. 



115 



1, M* frenes raptor» 

(Atlas zoológico. — Entomología, Nevrópteros,lám. 1, flg.6.) 

Ph. cinereo-flavescens, villosa; capite antice pallide flavo; ihorace supra 
anticeque atomis elevatis maculisque lateralibus nigris; abdomine nigro 
macúlalo. 

Ph. raptor Ramb., loe. cit., p. 176. 

Cuerpo de un pardo amarillento ; cabeza mediana, con la cara 
de un amarillo-pálido testáceo, el borde inferior de la frente y 
el labio superior negruzcos, la porción superior de la frente sa- 
lediza y débilmente escotada ; la estremidad de la cabeza ne- 
gruzca, y amarilla por atrás ; ojos pequeños, comparativamente 
al tamaño del Insecto, con el borde posterior saledizo y un poco 
espinoso ; tórax con un vello pardo-amarillento ; protórax ne- 
gro, deprimido, mostrando lateralmente un ángulo saledizo, y 
cubierto de una brocha de espesos pelos ; mesotórax y metató- 
rax con pequeños puntos negros realzados, grandes manchas 
negruzcas, y en los lados dos ó tres manchas poco marcadas ; 
alas trasparentes, con un leve matiz amarillento en la base : las 
posteriores con el ángulo interno saledizo, y obtusas en los ma- 
chos; pterostigma largo y muy angosto, negro en los machos, 
y de un rojo oscuro en las hembras; abdomen casi cilindrico, 
un poco comprimido, apenas hinchado en el macho, y cubierto 
por un corto vello. 
Esta especie se encuentra en las cercanías de Valparaíso, etc. 



í 



TRIBU III. — ESCHNWOS. 

Palpos labiales compuestos de tres articulo». Ojos muy anchamente 
contiguos. Cuerpo muy robusto, 

Esta tribu comprende un gran número de especies, entre las cuales se 
encuentran principalmente los Libelulianos del mayor tamaño. 



IV. ESC3HWA, — JESCHNA. 

Corpus robustum. Caput grossum, oculis contiguis, postice si" 
nuosis. Palpi labiales articulo secundo sat angusto, tertio cylin- 



116 



FAUNA CHILENA. 



drico, multo breviore.Alce elongatce, posticarum margine abdonvi- 
nali sinuoso. Abdomen elongalum, segmenti secundi lateribus tu- 
bérculo compresso, denliculato, instructum. 
jEschna Fabr .— Libellula. Linn. 

Cuerpo robusto. Cabeza muy gruesa. Ojos mas ó menos 
contiguos, y casi siempre muy sinuados posteriormente. 
Palpos labiales con su segundo artículo mas angosto que 
el labio inferior, y el tercero cilindrico, y á lo menos la 
mitad mas corto que el precedente. Antenas insertas en 
la misma línea que el ocelo del medio. Alas grandes y 
largas ; las posteriores con su borde abdominal sinuoso. 
Abdomen con el segundo segmento presentando en los 
lados un tubérculo mas ó menos saledizo, comprimido y 
denticulado; el borde valvar de las hembras se prolonga 
en una punta córnea, formada por cuatro piezas íntima- 
mente unidas, y envueltas por dos valvas saledizas. 

Este género comprende un gran número de especies de varias regio- 
nes del mundo : solo conocemos una de Chile. 

1. JEselma tÜffinis. 

(Atlas zoológico. — Entomología, Nevrópleros, lám. 2, fig. 6.) 

M.rufescens;lhoracefasciisduabusobliquis, flavis; alis hyalinis, mem- 
branula fusca, ápice alba; abdomine brevi, post basim angustato, flavo- 
maculaio. — Longit., 22-24 Un.; enverg. alar., 36 Un. 

JE. diffinis Ramb., loe cit., p.203. 

Cuerpo bermejo ; cabeza amarilla por delante, con una línea 
negra trasversal en la parte anterior de la frente, por cima una 
mancha bien marcada en forma de T, y su estremidad negra, 
lo mismo que el rededor posterior de los ojos; tórax testáceo, 
con un punlito por delante y dos listas amarillas y muy oblicuas, 
la posterior pareciendo continuar la porción amarilla de los la- 
dos del abdomen ; alas trasparentes : las posteriores anchas en 
Ja base, con sus dos nerviosidades anteriores y otras varias 
mas pequeñas, trasversales y bermejas, lo mismo que el pteros- 




INSECTOS. Ü7 

tigma, el cual es muy pequeño: patas negras, rayadas de ama- 
rillo en el lado esterno de los muslos ; abdomen hinchado en 
la base, después muy angostado, y bermejo : su primer seg- 
mento de un amarillo blanquizco por cima, con una mancha 
amarilla en los lados ; el segundo azulado en su mitad posterior, 
con los lados amarillos, y los demás segmentos mostrando dos 
rayitas antes de su mitad, dos manchas laterales anteriores, y 
otras dos posteriores, que bajan sobre las lados, de color ama- 
rillo, ó de un amarillo azulado. 

Se encuentra en los alrededores de Valparaíso. 
Esplicacion de la lámina. 
Lam. 2, fig.6.- Animal de tamaño natural— a Quijada.— b Labio inferior. 



\ 



TRIBU IV. 



AGRIONIDOS. 



Palpos labiales compuestos de tres artículos. Ojos muy separados ó 
pedicelados, Cuerpo muy delgado. Abdomen baciliforme. 

Esta tribu comprende Libelulianos de la mayor elegancia: su cabeza 
completamente deprimida y trasversal, el tórax delgado y alargado, su 
largo abdomen muy estrecho y cilindrico, les dan un aspecto sumamente 
particular. 



V. AGRIÓN. 



AGRIÓN. 



Corpus angustissimum. Caput breve, depressum. Labium ova- 
tum, palporum articulo secando brevi, ángulo interno producto, 
spinoso, lertio cylindrico, prcecedenii multo breviore. Oculi parvi, 
remoti, pedicellati. Thorax angustus , elongatus. Alce nervulis 
numerosis, areolisfere quadratis. Pedes ciliati vel spinosi. 
Agrión Fabr.— Lalr.,etc 

Cuerpo muy delgado, cabeza corta, deprimida, con la 
boca salediza acia delante. Labio inferior casi oval, pro- 
fundamente escotado, con las divisiones redondeadas ó un 
poco puntiagudas, puesto que sus palpos tienen el segundo 
artículo la mitad mas ancho que él y mas corto, con su án- 
gulo interno muy prolongado y terminado en espina, y ei 



US FAUNA CHILENA. 

último artículo pequeño, cilindrico y el doble ó triple mas 
corto que el precedente. Ojos muy pequeños, apartados, 
y como pedicelados. Ocelos dispuestos en triángnlo. An- 
tenas insertas por bajo de los ocelos, con su primer 
artículo tendido y pegado á la cabeza, y el segundo ende- 
rezado y comunmente muy largo. Tórax largo y angosto, 
con la inserción de las alas completamente posterior. 
Alas pediceladas, con la mayor parte de sus areolas cua- 
driláteras, y el pterostigma á modo de losanje. Patas 
poco largas, pestañosas ó espinosas. Abdomen terminado 
en los machos por cuatro apéndices. 
Este género abunda en especies, y se halla representado en Chile. 

1. Agrión, viridivittatwvn. i* 

(Atlas zoológico. -Entomología, Nevrópteros,lám. 2,fig. 7.) 

A fulvescens; capite fascia lata viridi; prothorace fuho, vittis duabus 
áorsalibus approximatis lineaque laterali virídibus; alis hyalinis, nervulis 
nigris; aUomine testaceo, supra obscure viridi. 

Cuerpo abalanzado y de un flavo un poco bermejo, cabeza 
con una ancha lista trasversal amarilla, que ocupa la mayor 
parte del espacio comprendido entre los ojos; antenas negruz- 
cas, con el primer artículo bermejo acia delante ; tórax testáceo 
por bajo, de un flavo rojo por cima, con dos líneas dorsales 
verdes, muy juntas, y una pequeña lista del mismo color en cada 
lado; alas completamente hialinas, irisadas, con el pterostigma 
grande y de un moreno-bermejo claro, y las nerviosidades ne- 
gras; patas testáceas, con lo superior de los muslos y de las 
piernas, sus pelos y los tarsos negros; abdomen bermejo, con 
toda la porción dorsal de un verde-oscuro metálico. 

Habita en la República. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 2, fig. 7. - Animal de tamaño natural— a Mandíbula— Quijada.- c La- 

io inferior.— d Antena.— c Tarsos. 



INSECTOS. 



119 



VI. MIRMELEONIANOS, 

Cuerpo medianamente alargado. Cabeza corta y 
bastante ensanchada. Mandíbulas córneas. Quijadas 
y labio inferior bien desarrollados. Antenas largas 
y multiarticuladas. Alas lianas y casi iguales. Tarsos 
compuestos de cinco artículos. 

Los Mirmeleonianos tienen algo el aspecto de los Libelulianos ; 
pero la forma de las partes de la boca y el desarollo de sus an- 
tenas, los distinguen á primera vista. El número de los artículos 
de los tarsos y la reticulación de sus alas, los separan también 
de los Psocianos, con los cuales tienen varias relaciones. 

Abundan en especies, pues comprenden diversos tipos muy 
distintos, pero que no pueden separarse. Son terrestres y carní- 
voros en el estado de larvas, las cuales son cortas, estendidas, 
con una ancha cabeza, que sostiene largas mandíbulas: se ali- 
mentan con Insectos, á los cuales cojen de diversos modos, según 
las especies. Al momento detrasformarse en ninfos tejen un capu- 
llito sedoso al cual añaden otras materias : su tamaño es muy 
pequeño, comparado al de los Insectos perfectos, y al ver su ca- 
pullo piluliforme, se admira el que salga de él tan grande animal. 

Se encuentran esparcidos en todas la regiones del globo, aun- 
que en mayor número en los países cálidos. 

Están distribuidos de un modo natural en varias tribus, de 
las cuales en Chile se encuentran los representantes de las 
siguientes. 

TRIBU I. - MIRMELEONWOS. 

Antenas como de la longitud de la cabeza y del corselete reunidos, é 
hinchadas gradualmente acia su estremidad. Alas grandes, alarga- 
das, con un cierto número de nerviosidades longitudinales y una re- 
decilla muy cerrada. 

Esta tribu comprende principalmente el género Mirmeleon y otros va- 
rios, que los modernos entomólogos han separado de él. 



I 



120 



FAUNA CHILENA. 



I. HORMIGAX.EOHT. — MTEMELEON. 



Corpus mediocriler elongalum. Capul laium, oculis prominen- 
tibus. Mandíbula acula. Maxülce denlalce. Labium fere quadra- 
lum; palpis maxillaribus longioribus, articulo ultimo inflato. 
Prothorax brevis. Alce elongatce, sal anguslce. Pedes breves; tibiis 
calcaratis, calcar ibus fere rectis, tarsis quinque-articulalis, arti- 
culo primo sequenlibus longiore. 

Myrmeleon Linn.— De Geer.— Fabr.— Latr., ele 

Cuerpo bastante delgado, medianamente alargado y 
casi glabro. Cabeza gruesa, con los ojos gordos y sin se- 
paración alguna. Mandíbulas agudas. Quijadas dentadas, 
con los palpos medianamente alargados. Labio inferior 
casi cuadrilátero, con sus palpos mas largos que los maxi- 
lares, y el último artículo muy grueso en medio, y á 
veces en forma de maza. Antenas casi fusiformes, con su 
estremidad ganchosa. Protórax corto, y un poco á modo 
de albardilla. Alas grandes y bastante angostas. Patas 
cortas, con las piernas presentando espolones, ó un poco 
encorvadas, y los tarsos con cinco artículos, el primero 
casi tan largo como los tres siguientes reunidos; los gan- 
chos muy largos y poco encorvados. Abdomen alargado y 
casi cilindrico. 

Este género comprende un gran número de especies, esparcidas en 
las diferentes comarcas del globo, y sobre todo en el antiguo continente, 
puesto que la América posee pocos representantes, y en Chile solo se 
halla una especie. — Dichas especies son principalmente notables por 
sus costumbres en el estado de larvas. Estas tienen una cabeza y un 
sorselete angostos; el abdomen ancho y muy voluminoso; las mandí- 
bulas mas largas que la cabeza, delgadas y un poco encorvadas, for- 
mando dos largas pinzas, propias para agarrar las presas ; las patas 
delgadas y bastante largas, con los tarsos posteriores soldados á las 
piernas y siempre dirij idos acia atrás. — Se mantienen constantemente 
en los lugares arenosos, los mas espuestos al ardor del sol, y allí cons- 




INSECTOS. 



1-21 



truye cada cual una especie de embudo en la arena, moviéndose y an- 
dando acia atrás, describiendo vueltas de espira , cuyo diámetro 
disminuye gradualmente. Con la ayuda de sus patas cargan la arena 
sobre la cabeza, que es llana, para lanzarla á lo lejos. Comunmente en 
el espacio de media hora todo su trabajo está concluido. Entonces se 
colocan en lo hondo del agujero, con el abdomen hundido en la arena, 
y solo la cabeza afuera. En tal posición aguardan pacientemente, y á 
veces durante largo tiempo, que un Insecto al pesar caiga en su embudo: 
luego que conocen su presencia le echan arena con su cabeza para 
aturdirlo y hacerle bajar á lo hondo de su retiro, lo cual sucede en al- 
gunos instantes : cuando la larva se ampara de la víctima, la chupa para 
solver las partes fluidas de su cuerpo, y en seguida arroja lejos los res- 
tos. Las Hormigas sufren mas que los otros Insectos la persecución de 
los Hormigaleones, á causa de ser muy comunes y tener la costumbre 
de correr por tierra, lo cual les ha valido el nombre que llevan. — 
Cuando las larvas han llegado á todo su desarollo, se construyen unca- 
pullito sedoso, mezclado con granos de arena, y en el cual se metamor- 
fosan en ninfos. 



I 



1. Jflyrtwteleon, *noeiesiM»m. f 

( Atlas zoológico.— Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 



M. testaceo-nigro-variegalum ; capite picea, ore linea frontali maculisqac 
verticis minulis flavescentibus ; prothorace flavo-trilinealo ; mesolhorace et 
melathorace flavo-maculalis ; alis hyalinis, nervulis albidis, fusco-maculatis ; 
abdomine piloso, testaceo, supra lateribmque piceo. 

Cuerpo de un amarillo testaceo, manchado de negro; cabeza 
con toda la porción bocal de un amarillo claro, el espacio entre 
los ojos de un moreno negruzco , una línea trasversal sobre 
la frente de un amarillo rojo, y lo superior de la cabeza ne- 
gruzco, una línea trasversal sobre la frente de un amarillo rojo, 
y lo superior de la cabeza negruzco , un poco mezclado de 
amarillo; protórax angosto, algo pestañeado de un negro mo- 
renuzco, con una línea en medio derecha, amarillenta, y en 
cada lado otra línea ondeada y del mismo color; mesotórax y 
metatórax manchados de amarillo ; alas hialinas, con sus ner- 
viosidades anilladas de blanco y moreno, y presentando man- 
cbitas morenas, que esceden algo las nerviosidades; patas 
pestañosas y testáceas, con las piernas y los tarsos anillados por 



122 FAUNA CHILENA. 

cima de negro y amarillo ; abdomen testáceo, con una línea 
longitudinal en medio, y una ancha lista lateral de un moreno 
negruzco. 

Esta especie se asemeja por su tamaño y aspecto general al M. fórmica- 
rium de Europa ; pero sus colores y sus manchas son muy diferentes. 



Esplicacion de la lamina. 
Animal de tamaño natural.— a Quijada. 



■ b Labio inferior. 



TRIBU II. — HEMEROBHDOS. 

Cuerpo delgado, bastante corto, y comunmente de consistencia algo 
blanda. Cabeza pequeña y redondeada. Mandíbulas agudas. Quija- 
das membranosas, con sus palpos bastante largos, cilindricos, y 
compuestos de cinco artículos. Labio inferior redondeado, sin esco- 
tadura, y con los palpos formados por tres artículos. Ojos pequeños 
y globulosos. Antenas filiformes ó 6etáceas, alargadas, y compues- 
tas de numerosos artículos. Tórax tan ancho como la cabeza, ó un 
poco mas angosto. Alas grandes, redondeadas, casi iguales, y muy 
reticuladas. Patas delgadas, con los tarsos cortos, teniendo una 
pelotilla entre sus ganchos. Abdomen como de la longitud de la 
cabeza y el tórax reunidos. 

Los Hemerobiidos son bastante pequeños, y se hallan esparcidos en el 
antiguo continente y sobre todo en Europa. Las hembras ponen sus huevos, 
y los fijan por un pedículo muy largo y delgado á las hojas y los tallos : 
su forma es oblonga, y así atados tienen una apariencia vejetal, que otras 
veces los hizo mirar como plantas criptógamas. — Las larvas son oblon- 
gas, y viven entre los Pulgones, á los cuales devoran considerablemente, 
por lo cual el célebre Reaumur les dio el nombre de Leones de los Pulgones. 
Los cojen con sus largas mandíbulas y los chupan en pocos instantes. 
También persiguen á las Orugas. Para efectuar su metamorfosis en ninfos 
fabrican un capullito sedoso y perfectamente redondeado : el ninfo solo 
queda unos quince dias, y el Insecto perfecto sale después de este corto 
intervalo. — Esta tribu comprende varios géneros. 

II. HEMEROBIO. — HEMEROBIUS. 

Palpi manillares articulo ultimo compresso, ápice attenuato, 
prcecedenti breviore. Ocelli nulli. Antennm setacem. Álm lata, 
hyalince, nervulis transversalibus numerosis, seriatim disposüis. 
Pedes gráciles, tarsis quinque-articulatis , articulo primo et ultimo 



INSECTOS. 123 

alteris multo longioribus , unguibus minutis , remotis , subtus 
dilatatis. 

Hemerobius Linn.— Fabr.— Latr., etc. 

Boca un poco salediza. Palpos maxilares con el último 
articulo angostado en la estremidad, levemente compri- 
mido y mas largo que el precedente. Ocelos nulos. An- 
tenas largas y setiformes. Alas ampias, redondeadas, 
trasparentes, relucientes, rara vez manchadas, con unas 
cuantas nerviosidades longitudinales, pero las trasversales 
muy multiplicadas y dispuestas en hileras longitudinales : 
su redecilla es pestañosa. Patas delgadas, teniendo los 
tarsos cinco artículos, el primero y el último casi de la 
misma longitud, y los tres intermedios muy cortos : los 
ganchos muy pequeños, muy apartados, dilatados por bajo, 
y con una escotadura entre la dilatación y la estremidad. 

Solo se conoce un corto número de especies de este género, y en 
Chile se halla una muy vecina de las europeas. 

1. JBevnerohius ftavescens* f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig.9.) 

H. patlide ftavo-virescens ; capite levi ; antennis nigris, articulis duobus 
baséis, testaceis; proihorace transversim striato; alis hyalinis, iridescen~ 
tibus, nervulis pterostigmateque elongatis, pallidissime fuscis; pedibus flavo- 
viridibus, parce cilialis. —Long., 4 Un. 1J2; enverg. alar., 40 Un. 

Cuerpo de un verde -amarillento muy pálido; cabeza lisa, sin 
manchas, y con una pequeña quilla muy estrecha entre los 
ojos; antenas como de la longitud del cuerpo, negruzcas, con 
solo los dos primeros artículos de un amarillo testáceo, sin duda 
un poco verdosos durante su existencia ; protórax muy corto y 
estriado tras versal mente; mesotórax muy combado; alas hiali- 
nas, descoloridas, sumamente irisadas, con el pterostigma muy 
largo, de un matiz moreno muy pálido, lo mismo que las ner- 
viosidades ; patas del color del cuerpo, y con varios pelitos su- 



\ 



124 



FAUNA CHILENA. 



mámente finos; abdomen delgado, bastante alargado, de un 
amarillo-verdoso claro, con el borde posterior de los segmentos 
levemente oscuro. 

Esta especie se asemeja por su aspecto general á los Hemeróbios de 
Europa, diferiendo de ellos solo por su coloración y la forma del tórax. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. S, fig. 9.— Animal aumentado- — c Tamaño natural, —b Mandíbula.— 
c Quijada.— d Labio inferior. — e Tarso. 

III. MEGALOMO. — MEGALOMÜS. 

Palpi manillares articulo ultimo compresso, ápice acuto, prce- 
cedentium longitudine. Ocelli nulli. Antennat filiformes vel paulo 
monilif armes . Alce anticce lato3,nervulis longitudinalibus obligáis, 
numerosis , posticce nervula antica crassa, setis instructis. Pedes 
gráciles, larsis guingue-articulatis , articulo primo ultimo paulo 
longiore, unguibus recurvatis, subtus haud dilatatis. 

Megalomüs Ramb — Hemerobius Auct. 

Boca muy poco salediza. Palpos maxilares mucho mas 
largos que los labiales, teniendo como ellos el último ar- 
tículo casi de la longitud de los precedentes, comprimido, 
un poco ensanchado á modo de hoja de cuchillo y termi- 
nado en punta. Ocelos nulos. Antenas medianamente 
largas, filiformes ó un poco moniliformes. Protórax corto. 
Alas anteriores recorridas por numerosas nerviosidades 
sobre el disco, y en su borde anterior y basilar una ner- 
viosidad salediza, formando una escotadura en el borde 
del ala, y con varias sedas. Patas delgadas, con los tarsos 
compuestos de cinco artículos, el primero un poco mas 
largo que el último, el cual es grueso, con varios ganchos 
muy encorvados, no dilatados, pero teniendo su base 
salediza, y acompañada de una pelota. 

Los Megalomos se aproximan mucho á los verdaderos Hemeróbios ; 
pero difieren por sus tarsos, y sobre todo por las nerviosidades de las 
alas. Chile posee varias especies. 



INSECTOS. 



125 



1. Megaiotnws faicatus. j 

(Atlas zoológico.— Entomología, Nevrópteros, lám. 1, fig. 8.) 

M. griseo-lutescens ; antennis tes tacéis vel piceis; alís anticis falcatis, pal- 
Ude-luteis, punctis fuscis irroratis; alis posticis hyalinis, paulo iridescenti- 
bus, leviter lutescentibus ; pedibus concolor ibus. — Long., i Un.; enverg. 
«lar., 9-iO Un. 

Cuerpo enteramente de un pardo amarillento ; cabeza pequeña, 
redondeada y muy levemente peluda ; antenas testáceas ó rao- 
renuzcas, y como de la longitud del cuerpo ; protórax muy corto 
y un poco desigual por cima ; mesotórax muy combado ; alas 
anteriores grandes, falcadas, es decir, puntiagudas, con el borde 
apical entrante, medio trasparentes, pero matizadas de pardo 
amarillento en toda su estension, sobre todo en la base y en los 
bordes, con su nerviosidad mediana mas oscura, y varios pun- 
titos morenos esparcidos, aunque mas abundantes en el borde 
costal y en el apical; alas posteriores mas pequeñas que las an- 
teriores, asemejándose á estas por la forma, pero siempre mu- 
cho menos puntiagudas en la estremidad , completamente 
trasparentes, un poco irisadas y muy levemente bañadas de 
pardo-amarillento, sobre todo acia los bordes; patas del color 
del cuerpo, con las piernas posteriores muy allanadas ; abdomen 
oblongo, y estrechado en su estremidad. 

Esta especie, que ha de colocarse cerca del M.phalcenoides Linn, de 
Europa, se encuentra en las inmediaciones de Calbuco. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. 1, fig. 8. — Animal aumentado, y su tamaño natural. 

2. JlMegalosnus sUcticws* f 

(Atlas zoológico. —Entomología, Nevrópteros, lám. l, fig. 9.) 

M. cinéreo- fiavescens; alis anticis latis, ápice obliquis, paulo lutescentibus, 
pallide fusco-marmoratis, nervulis fusco-punctatis, pnnctis costa; et nervulce 
media; majoribus; alis posticis ovatis, hyalinis, marginibus leviter coloratis. 
— Long., sub 3 Un. i\%; enverg. alar., 1-8 Un. 

Cuerpo de un pardo flavo ; cabeza pequeña y peluda ; antenas 



126 



FAUNA CHILENA. 









testáceas ; protórax angosto y combado ; alas anteriores gran- 
des, anchas, con el borde apical cortado oblicuamente, aunque 
un poco redondeado , medio trasparentes , muy levemente 
matizadas de pardusco, con varias jaspeaduras morenas en su 
mitad posterior, otras muchas mas pequeñas acia su base, y 
todas las nerviosidades puntuadas de un moreno mas oscuro : 
estos puntos son mas gruesos que los otros en la longitud del 
borde costal y en la nerviosidad del medio ; alas posteriores 
completamente ovales, hialinas, irisadas, un poco bañadas de 
morenuzco acia sus bordes, y con las nerviosidades de este úl- 
timo color; patas de un amarillo-testáceo pálido ; abdomen del 
color general del cuerpo. 

Esta especie se halla en varios puntos de la República. 
Esplicacion de la lámina. 

Lam. 1, fig. 9.- Animal aumentado, y su tamaño natural. 

3. jUTegal&mus paMMaus» f 

M.pallide flavescens; capite supra thoraceque lateribus infuscatis; alis 
anticis ovatis, hyalinis, iridescenlibus, nervulis fusco-punctalis; alis posticis 
omnino hyalinis, nervulis pallide cinereo-flavis. — Longit., % Un.; enverg. 
alar. , 6 Un. 

Cuerpo todo de un amarillo pálido ; cabeza un poco mas os- 
cura por cima; antenas de un testáceo claro, y como de la lon- 
gitud del cuerpo ; tórax angosto, un poco peludo, amarillento, 
con los lados mas morenos ; alas anteriores aovadas, hialinas, 
irisidas con mucha gracia, y apenas un poco amarillentas acia 
sus bordes, con las nerviosidades pálidas y puntuadas de moreno : 
los puntos son comunmente muy pequeños y están separados : 
los de los bordes y de la nerviosidad del medio un poco mas 
gruesos que los otros; alas posteriores ovales, completamente 
hialinas, con las nerviosidades de un amarillo-perdusco muy 
pálido, y sus bordes pestañeados de pelos sumamente finos; 
abdomen aovado. 

Esta especie es mucho mas pequeña que la precedente : sus alas ante- 
riores son menos anchas, mas ovales y de un colorido muy diferente. Se 
encuentra en las cercanías de Chesque, provincia de Valdivia. 




INSECTOS. 127 

h. JttegaMotnu» ps&chottoides. f 

M.fuscescens; capite levi, fusco, nítido; antennis testaceis; alis anticis 
hyalinis, fusco-marmoratis , nervulis marginibusque dense fusco-punctatis, 
punctis omnino {ere wqualibus; alis posticis hyalinis, iridescentibus ; pedibus 
pallide testaceis. — Long., 4 Un. 1¡%; enverg. alar., sub 8 Un. 

Cuerpo morenuzco; cabeza lisa, reluciente, mas clara en 
medio que en los lados; antenas mas cortas que el cuerpo ; tó- 
rax moreno , mas bermejo en medio, con las impresiones 
trasversales muy aparentes ; alas anteriores aovadas muy pes- 
tañosas en los bordes, trasparentes, jaspeadas de moreno pálido 
en toda su longitud, sobre todo acia la estremidad, con sus 
nerviosidades y los bordes cubiertos de puntitos morenos muy 
juntos, y todos del mismo grosor; alas posteriores aovadas, 
hialinas, sin manchas, y con las nerviosidades pálidas; patas 
de un amarillo-testáceo claro ; abdomen corto, y morenuzco 
por encima. 

Esta especie es vecina de la antecedente, pero mucho mas pequeña, 
tiene colores diferentes, y sobre todo difiere por las alas anteriores que 
presentan un aspecto muy particular. Se halla en las cordilleras de Elquí. 

5. JfMeguMotnMS wiarmoratipemmis* f 

M. fuscescens; capite levi, sat nítido ; antennis fusco- testaceis; alis testa« 
ceisovatis, hyalinis, pallide fusco-marmoratis, nervulis concoloribus, haud 
punctatis; alis posticis hyalinis, vix coloratis; pedibus pallide testaceis.— 
Long., i Un. 4\%; enverg. alar., 4 Un. 

Cuerpo morenuzco ; cabeza combada, morena, bastante relu- 
ciente y levemente peluda; antenas de un moreno testáceo; 
protórax muy convexo, brillante y de un moreno rojo; alas an- 
teriores aovadas, trasparentes, irisadas, jaspeadas de moreno 
claro, con las jaspeaduras mas aparentes ó mas coloreadas acia 
los bordes y en la porción mediana cerca de las nerviosidades 
trasversales: todas las nerviosidades son de un moreno pálido, 
sin apariencia alguna de puntuación : los bordes de las alas 
tienen finas pestañas bastante largas ; alas posteriores traspa- 



i 






: 



128 FAUNA CHILENA. 

rentes y muy levemente matizadas de morenuzco ; patas de un 
testáceo pálido ; abdomen morenuzco. 

Esta especie tiene el tamaño de la precedente y el mismo aspecto ; pero 
se distingue desde luego por sus alas anteriores, sobre las cuales las ner- 
viosidades no presentan puntuación. 

IV. ORMISCOCERO. — ORMISCOCERUS. f 

Corpus angustum. Caput oblongo-ovatum. Mandíbula acuta. 
Maxillm gráciles, palpis cylindricis, articulo ultimo aculo. Palpt 
labiales breviores. Prolhorax angustus, elongatus. Alo? agúales, 
anticce ovala, ápice rotundatce. Alce posteriores angustiores. Pedes 
simplices, tarsis quinqué- articulatis. 

Cuerpo angosto y abalanzado. Cabeza aovada y un poco 
salediza. Mandíbulas agudas. Quijadas delgadas, con los 
palpos cilindricos teniendo su último artículo puntiagudo. 
Palpos labiales mas cortos que los maxilares, pero con la 
misma forma. Ojos aovados y situados en los lados de la 
cabeza. Antenas insertas por delante, mucho mas cortas 
que el cuerpo, un poco engrosadas acia la punta, monili- 
formes, y compuestas de varios artículos muy separados. 
Protórax angosto, alargado, y algo ensanchado de delante 
á atrás. Mesotórax y metatórax muy cortos. Alas iguales 
y poco largas: las anteriores perfectamente aovadas, re- 
dondeadas en la punta, y las posteriores mas angostas. 
Patas bastante cortas, sencillas, inermes, con los tarsos 
compuestos de cinco artículos. Abdomen pequeño y aovado. 

No hay duda que este género se aproxima mucho al Megalomo; sin 
embargo, se observan varias diferencias, tales como la longitud del 
protórax y su corta anchura, la forma mas redondeada de las alas, la 
de la cabeza, y los artículos de las antenas completamente filiformes. 
Lo fundamos por la sola especie hallada en Chile. 




INSECTOS. 



1. Or*n£scocerM8 nítiaipennis. f 

(Atlas zoológico. -Entomología, Nevrópteros, lám.2,fig. n.) 

O. fusco-nigrescens, nitidus; dntennis nigris, cilialis, albido-maculalis ■ 
prothorace medio linéalo; alis anticis nüidis, iridescentibus,parum coloralii 
nervuhsfusco-lessellatis; alis posticis hyalinis, ápice leviler infuscatis,ner- 
vulisfusco-lessellaiis; pedibus lestaceis. - Long., 2 Un.; enverg. alar., Uin. 

Cuerpo de un moreno negruzco reluciente ; cabeza del mismo 
color, con algunos pelos esparcidos; antenas pestañadas, negras 
y anilladas de blanco; protórax liso, doble mas largo que 
ancho, con las impresiones trasversales muy profundas y una 
línea bermeja en su mitad ; alas anteriores hialinas, muy lele- 
mente bañadas de pardusco, completamente ¡risadas, 'en es- 
tremo brillantes, con todas sus nerviosidades cruzadas de 
moreno, y su borde costillar presentando una serie de linitas 
transversales, sumamente regulares y de un moreno oscuro • 
los bordes tienen pestañas bastante largas; alas posteriores' 
hialinas, un poco coloradas hacia su estremidad, con las ner- 
viosidades también cruzadas de moreno ; patas testáceas y pe- 
ludas ; abdomen pardusco. 

Hemos hallado esta linda y pequeña especie en la provincia de Co- 
quimbo sobre una especie de Senecio, por el mes de setiembre. 

Esplicacion de ¡alamina. 

Lam. 2, fig.n.- Animal aumentado.- a Tamaño natural, 
bula; " Quijada; '"Labio inferior.- c Antena.- d Tarso. 



b Boca ; • Mandí 



VIL BAFIDIANOS. 

Cabeza casi siempre con ocelos. Boca un poco 
salediza, compuesta de piezas sólidas. Antenas bas- 
tante largas, setáceas, y formadas de un gran nú- 
mero de artículos. Protórax largo. Alas casi igua- 
les, recorridas por unas pocas nerviosidades. Patas 
de diversas formas, con los tarsos compuestos de 
cinco artículos. 

ZOOLOCÍA. V{. 



\ 



130 



FAUNA CHILENA, 



};. 



Hiü 



m 



Esta familia se halla distribuida de un modo muy natural en 
varias tribus, puesto que comprende tipos bastante diferentes, 
aunque no es posible separarlos, y además, dichos grupos cuen- 
tan un corto número de representantes, diseminados en casi 
todas las partes del mundo, bien que poco abundantes. 

Las larvas tienen una forma alargada, y su género de vida es 
muy distinto del de los Mirmeleonianos : unas habitan entre los 
musgos húmedos, y otras son completamente acuáticas. 

De las tres tribus en que se halla dividida, solo dos están re- 
presentadas en Chile. 

TRIBU I. — MANTISPIDOS. 

Cabeza corta, bastante ancha, con los ojos muy saledizos en los 
lados. Antenas bastante cortas y un poco monüiformes. Protórax 
angosto y bastante largo. Alas largas y medianamente anclias. 
Patas anteriores rapaces. Muslos y piernas muy hinchados, y estas 
últimas con varias espinas : los tarsos se doblan sobre ellas de 
modo que forman una pinza prehensil. Patas intermedias y poste- 
riores sencillas, bastante delgadas, y solo propias para andar. 

Los Mantispidos representan en este orden á los Mantianos de los Or- 
tópteros. Como ellos, tienen las patas rapaces, y admirablemente consti- 
tuidas para cojer una presa al pasar. Asi, este solo carácter, que los dis- 
tingue tan completamente de los demás Insectos del orden, los muestra 
como los mas carnívoros. - Esta tribu se funda principalmente en el 
género Mantispo, del cual solo se conocen varias especies. En el Brasil 
existe un tipo peculiar, y ahora vamos á describir otro de Chile, que 
hasta hoy no ha sido observado. 



I. BREFANICO. 



DREFANICUS. T 



Corpus sat angustum. Caput breve, latum. Mandíbula; acula. 
Maxillce gráciles, elongatce. Palpi filiformes, gráciles, articulo 
ultimo aculo. Labium elongatum, angustum, palporum articulo 
ultimo pracedentibus multo longiore. Antennw breves, monüifor- 
mes. Prothorax angustus, sai brevis. Ala ampia, ápice obliqua, 
anticce subcoriacece. Pedes antici prehensiles, femoribus crassis, 
biseriatim dentatis, tibiis paulo curvatis. 

Cuerpo bastante angosto. Cabeza corta y ancha. Labio 



INSECTOS. jgj 

superior saledizo y redondeado. Mandíbulas agudas. Qui- 
jadas largas, delgadas, pestañadas, con los palpos largos 
y filiformes, su artículo basilar corto, los siguientes como 
de Ja misma longitud, y el último delgado y terminado en 
punta. Labio inferior largo, angosto, cortado derecha- 
mente en su estremidad, con ios palpos casi tan lardos 
como los maxilares, y su último artículo mucho mas lar^o 
que el precedente y terminado en punta. Ojos globulosos, 
sa edizos, muy apartados, y situados en los lados de la 
cabeza Antenas un poco moniliformes, angostadas en su 
estremidad, y un poco mayores que la cabeza y el cose- 
lete reunidos. Protórax bastante corto, angosto, y es- 
trechado de delante á atrás. Mesotórax y metatórax 
anchos y muy cortos. Alas anteriores grandes , con el 
borde terminal cortado oblicuamente, y presentando 
gruesas nerviosidades longitudinales, una de ellas ahorqui- 
llada, y un cierto número de otras secundarias, parale- 
las con otras menores transversales. Alas posteriores 
oblongas, delgadas, trasparentes, con la porción anterior un 
poco correosa, como las primeras alas, y su sistema de ner- 
viosidad idéntico al de ellas. Patas bastante gruesas: lasan» 
tenores rapaces, los muslos hinchados y teniendo por de 
ba j0 dos hileras de gruesas espinas, las de la inferior interna 
y mucho mas grande que las otras; las piernas un poco 
encorvadas, veniendo á adaptarse á la muesca inferior de 
os muslos, entre las dos hileras de espinas; las patas in- 
termedias y las posteriores son largas, sobre todo las 
ultimas, y completamente inermes ; cada tarso se com- 
pone de cinco artículos : el primero largo, los tres siguien- 
tes muy cortos é iguales, un poco escotados, y el último 
casi tan largo como el primero; los ganchos muy aparta- 
dos, bastante delgados y encorvados, con una pelota entre 



i 



' 



132 



FAUNA CHILENA. 



ellos. Abdomen oblongo, combado, con los segmentos 
muy saledizos por cima, pareciendo cubrirse uno con otro. 

Este género es muy allegado á los Mantispos ; pero se diferencia por 
el protórax mucho mas corto, y por las pestañas de diferente forma y 
de otra testura. Solo conocemos la especie siguiente. 



1. Eirepamicws &eiyi. i* 

(Alias zoológico. - Entomología, Nevrópleros, lám 



l.fig- 7.) 



n pallide-virescens, seu flavescens; capile levi; mandibulis ápice fuscis ; 
antennis brembus, flavescentes; prothorace postice attenuato, supra leviter 
bisulcato antice transversim silicato; alis amias foliiformibus, corpons co- 
lore nervularum limbis pallidioribus ; alis poslicis hyalinis, nituhs , ner- 
vuli's costaque(lavescentibus;pedibus concolor i bus; abdomine lateribus fusco- 
viitato.—Long., 8 Un.; enverg. alar., M-oOlin. 

Cuerpo completamente de un verde claro durante su exis- 
tencia, y de un matiz amarillento después de la muerte, á causa 
de la disecación ; cabeza lisa por encima, con solo una crestecita 
sobro cada ante a ; mandíbulas de un moreno reluciente en 
su eslremidad; ojos globulosos y muy brillantes; antenas 
apenas tan largas como la cabeza y el coselete reunidos, y de 
'color del cuerpo ; protórax mas angosto que la cabeza, estre- 
chado por detrás, un poco rugoso por encima, con un surco 
transversal cerca del borde anterior, y otros dos mas pequeños 
y longitudinales, apenas aparentes, en su porción dorsal; alas 
anteriores en forma de hojas, relucientes, del matiz del cuerpo, 
adelgazadas hacia la punta, con el borde anterior levemente si- 
nuoso, las nerviosidades mas oscuras que el fondo del ala, y 
los bordes mas pálid os ; alas posteriores igualmente alargadas, 
terminadas en punta obtusa, hialinas, lustradas, con sus nervio- 
sidades v el borde costillar pajizo ó de un verde claro; patas 

del color del cuerpo., con las espinas de los muslos anteriores 

del mismo matiz ; abdomen bastante hinchado en el medio, 

con una lista pardusca en cada lado. 



Esta especie muy escasa se halla en las inmediacioi 
Esplicacion de la lámina. 



de Cauquenes. 



IXM 1 fig 7 .__Animal de tamaño nalural.-r/ Cabeza vista por debajo, para 
mostrar la forma y la disposición de las partes de la boca. - b Antena. 




INSECTOS. 

TRIBU II. — SEMBLIDOS. 

Cabeza corta y convexa, con los ojos globulosos. Antenas setáceas 
á veces pectinadas. Protórax muy corto. Alas grandes y anchas 
Patas anteriores sencillas, como las posteriores, y solo dispuesta 8 
para marchar. 

La tribu de los Semblidos forma un pequeño grupo muy natural. Sus 
quijadas tienen dos lóbulos sumamente pequeños, y las antenas se 
componen de un gran número de artículos; todos habitan lugares 
pantanosos. — Sus larvas son acuáticas : tienen la cabeza escamosa, 
con ojos, y las antenas corlas, compuestas de cuatro artículos, el úl- 
timo setiforme ; sus mandíbulas están arqueadas, con uno ó dos dientes 
en el lado interno ; el abdomen tiene órganos respirantes estemos, con 
sistiendo en filetes articulados, dispuestos en ambos lados: dichos fíleles 
que representan los de las larvas de los Efímeros, son muy notables por 
sus articulaciones. Al tiempo de su metamorfosis en ninfas salen del agua 
se alejan á veces mucho, y comunmente van á trasformarse al pié de los 
árboles, donde fabrican en la tierra una cavidad aovada, para alojarse 
mientras quedan en el estado de ninfas, y entonces todas las partes del 
cuerpo son muy distintas, y cada anillo del abdomen presenta un círculo 
de pelos redondos. — Cuando sale el Insecto perfecto, deja su despojo de 
ninfa completamente intacto. — Las hembras ponen sus huevos en forma 
de chapas sobre las plantas acuáticas, las rocas ó en las piedras. — 
Solo tenemos de Chile un representante de está tribu. 



í 



IX. COXiXODO. 



CHAUX.IOBES. 



Corpus sal angustum. Capul latum. Mandíbula acula*. Maxillce 
breves, palpis cylindricis. Prothorax capite anguslior, paulo lon- 
gior quam lalius. Alce ampia?, mediocriter relieulatee, nervulis 
transversis, raris, margine costali excepto. Pedes simplices y tarsis 
quinque-articulatis, unguibus gracilibus. 

Chaüliodes Latreille, etc. 

Cuerpo bastante angosto. Cabeza ancha. Labio superior 
saledizo y redondeado. Quijadas cortas, con sus palpos 
cilindricos, teniendo el último artículo bastante largo y 
angostado en la punta. Palpos labiales mas cortos que los 
maxilares, pero de la misma forma. Antenas bastante 






y-: :*. ■'.• 

iü: ¡ ■!.. 






134 



FAUNA CB1LE1NA» 



cortas, multiarticuladas, y pectinadas en un lado en los 
machos. Protórax pequeño, mas angosto que la cabeza, y 
apenas mas largo que ancho. Mesotórax y metatórax muy 
cortos. Alas muy amplias, con pocas nerviosidades, y aun 
menos trasversales, escepto sobre el borde costillar, que 
es muy ancho. Patas sencillas, bastante delgadas, con los 
tarsos compuestos de cinco artículos, sin pelota aparente 
en la estremidad, y los ganchos delgados y medianamente 
encorvados. 

Hasta ahora solo se conocían especies de este género de la América 
del Norte; otra se halla en Chile, y como sus individuos han perdido las 
antenas, no podemos compararla á sus congéneres. 

1. €7I&aMÍ$&táes cineraseetis. -j- 

( Alias zoológico — Entomología, Nevrópteros, lám. 2, fig. 10.) 

Ch. omnino cinerascens; capite pallido-variegato ; prolhorace rugoso, linea 
postica pallida; alis ciñereis, anticis undique fasco-maculatis, maculis mi- 
nutis margine costali obscurioribus, nonnullis majoribus; alisposticis leviter 
maculatis; pedibus abdomineque concoloribus. —Longit., corpor. 40 Un.; en- 
verg. alar., 30 Un. 

Cuerpo enteramente de un pardo oscuro ; cabeza ancha, parda, 
con varias débiles líneas mas pálidas en la estremidad, y la ca- 
peruza amarillenta; ojos globulosos y muy saledizos; protórax 
mucho mas angosto que la cabeza, paralelo, un poco rugoso por 
encima, con un surco fino mediano, varias elevacioncitas longi- 
tudinales, y por atrás una línea amarillenta poco marcada: alas 
el doble mas largas que el abdomen : las anteriores semitraspa- 
rentes, completamente parduscas, con las nerviosidades more- 
nas, y un gran número de manchitas trasversales del mismo 
color : las mas cercanas del borde costillar mucho mas marcadas 
y mas oscuras, y algunas mayores á lo largo de dicho borde, 
mas allá de los dos tercios de la longitud de las alas ; las poste- 
riores de estas enteramente pardas, con manchitas poco apa- 
rentes ; patas del color del cuerpo, lo mismo que el abdomen. 
Esta especie parece rara en Chile, 



INSECTOS, 



135 



Esplicacion de la lamina, 

a Mandíbula. 



Lam. 2, fig. 10. - Animal de tamaño natural 
c Labio inferior.— d Tarso. 



SECCIÓN II. 



■b Quijada. 



TRICOPTEROS. 

Alas membranosas : las anteriores peludas, con las nerviosidades ramo- 
sas, y sin reticulaciones trasversales. Boca impropia para la masticación. 
Mandíbulas muy rudimentales. 

Varios autores han considerado los Tricópteros como un 
orden particular en la clase de los Insectos ; sin embargo, sus 
íntimas relaciones con los demás tipos de los Nevrópteros no 
permiten tal separación. Además, establecen un paso éntrelos 
Nevrópteros y los Lepidópteros, aproximándose á estos últimos 
por el estado rudimental de las partes de la boca, por sus 
alas sin reticulaciones y acompañadas de pelos fijados como las 
escamitas de las Mariposas. 

Esta sección comprende solo una familia. 

VIII. FMGANIANOS. 






Cabeza pequeña, mas ó menos erizada de pelos, con 
frecuencia colocados sobre tubérculos y como hace- 
cillados. Ojos esféricos, saledizos, gruesos, y situados 
en los lados de la cabeza. Tres ocelos : dos sobre la 
misma línea entre los ojos, y el tercero en medio de 
las antenas. Estas se hallan aproximadas en su in- 
serción, se laceas, á lo menos tan largas como el 
cuerpo, y á veces mucho más, compuestas de nume- 
rosos artículos, el primero comunmente muy largo. 
Quijadas reducidas á un lóbulo muy delgado. Palpos 
maxilares variables, siempre compuestos de cinco 



■ 



> 'S I 1 ' 



■ 



136 FAUNA CHILENA. 

artículos en las hembras, y solo de dos á cuatro en 
los machos ; los labiales formados solo de tres artí- 
culos. Alas alargadas, aovadas «acia la estremidad, 
recorridas por un cierto número de nerviosidades no 
reticuladas, aunque algunas anastomosadas , de 
modo que forman varias areolas grandes y alargadas. 
Patas bástanle largas, con los tarsos compuestos de 
cinco artículos. Abdomen corto, bastante grueso, y 
terminado por piececitas córneas, variables en sus 
formas, según las especies. 

Estos Nevrópteros tienen casi completamente el aspecto de 
ciertos Lepidópteros de la familia de los Faleoníanos : por lo 
comun, sus colores son parduscos y bastante sombríos; las an- 
tenas largas y filiformes, y las partes de la boca impropias 
para la masticación y la succión. Como varios Lepidópteros, no 
toman ningún alimento en el estado de Insecto perfecto : sus 
mandíbulas son totalmente rudimentales, y las quijadas lo son 
también. 

Los Friganianos parecen esparcidos en todas las regiones del 
globo; pero se ha recojido una gran cantidad principalmente en 
Europa. Habitan los lugares cenagosos, en la orilla de los es- 
tanques, de las charcas y las riveras. Vuelan en gran número 
durante los bellos dias del verano. 

Sus larvas son esencialmente acuáticas, con la cabeza esca- 
mosa., los tres primeros anillos del cuerpo, ó los toráquicos, tam- 
bién correosos, los otros sumamente blandos, y el último 
constantemente con dos ganchos ; las partes laterales del abdo- 
men tienen sacos respiratorios, cuya forma y disposición varían 
según los géneros y las especies. Como la mayor parte de su 
cuerpo es muy blanda, fácilmente serian devoradas por los 
Insectos carnívoros si no supiesen resguardarse: así se cons- 
truyen estuches ó vainas sedosas, cubiertas de materias estra- 
ñas, como fragmentos de maderas, piedrecitas, Conchitas, etc. 
Cada especie emplea casi siempre los mismos materiales, á 
menos que no pueda obtenerlos, y entonces usa de otros. Co- 



INSECTOS. 1 37 

ilumínenle arrastran su estuche al andar, Jo misino que un 
caracol lleva su concha; pero algunas se construyen sus retiros 
inmudables. 

Las ninfas no cambian de sitio : quedan inmóviles, como los 
de los Lepidópteros y Coleópteros, trasformándose en la vaina 
construida por las larvas; su cabeza lleva dos ganchos por 
delante: tienen apéndices respiratorios, como las larvas, y 
sobre los anillos del abdomen, escepto el primero y el último, 
presentan dos pequeños trechos llenos de puntas encorvadas. 

Al tiempo de nacer abre longitudinalmente su pellejo sobre 
el dorso, y el Insecto perfecto después de fortalecerse un poco 
toma el vuelo. 

Sus huevos están siempre envueltos en bolas de una especie 
de gelatina trasparente, que se pega á las piedras y plantas 
acuáticas hasta que salen las pequeñas larvas : la forma de sus 
estuches varía mucho, según los diversos materiales con que las 
construyen; sinembargo, cuando se despojan de los cuerpos 
estraños que las cubren, son siempre regulares y cilindricos : 
los vastagos de las yerbas, los pedazos de madera y las conchas 
dispuestas y entrelazadas de diferente modo, prestan á estos 
estuches las formas mas irregulares y variadas. 

Los Friganianos, aunque sus especies sean muy numerosas, 
se asemejan mucho; pero esto no ha impedido á los entomó- 
logos el formar infinitos géneros. Conocemos pocas especies de 
Chile; no obstante ninguna hasta ahora habia sido descrita, 
puesto que es muy difícil el cojerlas. 

Estos Nevrópteros se hallan distribuidos en varios grupos 
muy naturales. 



i 



TRIBU J. — HIDROPSIQUITOS. 

Palpos maxilares sencillos en ambos sexos. Antenas setáceas. Alas 
sin nerviosidades trasversales. 



Esta tribu comprende muchas especies, la mayor parle europeas, pues 
en los otros paises no se han buscado con esmero. 



138 



FAUNA CHILENA. 



I. MACaOSfEMA. — MACROBTEIsaA. 

Interina longissimce, articulo primo crasso. Palpi manillares 
quinque-articulati, articulo primo brevi, secundo, tertio quar toque 
/ere cequalibus, ultimo prcecedentibus multo longiore. Palpi labia- 
les articulis duobus ultimis dilatatis. Alce parce pilosce. Tibias 
media et posticce valde calcaratat. 
Mackqnema Pictet- Monog. des Friganides. 

Antenas eí doble ó triple mas largas que el cuerpo, 
con eí primer artículo grande y grueso. Palpos maxilares 
con el primer artículo corto, los tres siguientes casi 
iguales, y el último mucho mas largo que los otros cuatro 
reunidos; los labiales tienen sus dos últimos artículos muy 
dilatados y casi redondeados. Alas oblongas: las ante- 
riores poco velludas. Patas largas y delgadas, con las 
piernas intermedias y las posteriores presentando varios 
espolones muy desarrollados. 

Solo una especie de este género hasta ahora ha sido encuentrada en 
Chile. 

i. Iftacrowietnu w&w'ientfli» \ 

(Atlas zoológico. —Entomología, Nevrópteros, h'im. 1, fig. 10) 

M.fusco-cinerascens; capite supra levi, medio paulo elévalo; palpis testa- 
ceis, longe ciliatis; antennis fusco-testaceis ; alis anticis fuscescenlibus, 
dense pilosis: posticis ciñereis; pedibus flavo-testaceis. — Longit., 3 Un,; 
enverg. alar., 10 Un, 

Cuerpo de un moreno pardusco; cabeza corta, ancha, lisa 
por cima, y presentando en medio una pequeña elevación; 
palpos muy largos y sumamente pestañados; antenas largas, 
setáceas, y morenas por encima; alas anteriores anchas, corta- 
das oblicuamente en su estremidad, completamente de un matiz 
ahumado, y teniendo en toda su estension pelos parducos 
bastante largos, sobre Lodo en el borde terminal ; alas posterio- 
res mucho mas cortas, redondeadas, de un matiz mas pardusco, 
con los pelos mas largos, sobre todo los de la franja; patas lar- 




INSECTOS. 

gas, delgadas, enteramente de un amarillo testáceo, y finamente 
peludas; piernas anteriores mucho mas cortas que las otras, 
con solo un espolón en su estremidad; las intermedias tienen 
dos muy largos, uno en medio y otro en la punta, y las poste- 
riores también con dos espolones, uno terminal y el otro muy 
cerca de la estremidad; abdomen corto, bastante grueso, te- 
niendo por encima, hacia su base, largos pelos parduscos. 
Esta especie se encuentra en Calbuco. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. í, fig. 10. -Animal aumentado, con su tamaño natural. — a Pierna y 
tarso posterior. 

II. HIDS5.0PSICO. — HYSaOPSYCHE. 

Caput breve, transversum. Palpí maxillares articulo ultimo 
attenuato , pracedentium longiludine; labiales articulis ultimis 
dilatatis. Antenna filiformes, gráciles. Alce augusta. Pedes gráci- 
les, tibiis inlermediis etposticis bicalcaratis, tarsis cylindricis. 

Hyduopsyche Pictet. — Phryganea, Latr., ele. 

Cuerpo delgado. Cabeza corta y ancha. Palpos maxila- 
res con el primer artículo corto, el segundo mas largo 
que los siguientes, y el último muy largo, disminuyendo 
hacíala estremidad y casi igualando los otros cuatro reuni- 
dos. Palpos labiales con los dos últimos artículos dilatados. 
Antenas muy filiformes, mas ó menos largas, pero comun- 
mente mucho mas que el cuerpo. Ojos gruesos y muy 
saledizos. Tórax corto. Alas delgadas, bastante angostas, 
con su nerviosidad trasversal distinta, aunque muy del- 
gada. Patas muy delgadas y sin espinas; las piernas in- 
termedias y las posteriores tienen solo dos pares de espo- 
lones, y los tarsos son muy delgados, cilindricos, con el 
primer artículo casi tan largo como los otros reunidos. 

Varias especies europeas de esle género han sido descritas, y en Chile 
se encuentra la siguiente. 






FAUNA CHILENA. 




tfytta'opsycHe fsmMw$i®®s**9,is. f 



H. pallide-fuscescens; antenniselóngatis, (/racilibus, pallide tesiaceis, arti- 
culorum omnium ápice fusco ; alis anticis pallide-cinereis, fusco-impluviatis, 
adapicem prresertim ; alis posticis Jiyalinis, iridescentibus, parum infuscatis ; 
pedibus pallide -testareis, tarsis fusco-annulalis. — Longit., 3 Un.; enverg. 
alar., 8 Un. 

Cuerpo de un pardo testáceo pálido ; cabeza un poco desi- 
gual por encima, y peluda ; palpos de un amarillento pálido ; an- 
tenas mucho mas largas que el cuerpo, de un testáceo muy 
claro, con la estremidad de cada artículo marcada de pardo, 
lo que las hace parecer anilladas; tórax apezonado irregular- 
mente y teniendo en los lados varias mechas de pelos ; alas an- 
teriores bastante largas, angostas, casi transparentes, irisadas, 
levemente parduscas, medianamente vellosas, y presentando, 
sobre todo hacia la eslremidad, un gran número de manchitas 
de un pardo pálido y mas ó menos marcadas : sin embargo, 
en el borde anterior del ala se notan varias mayores y mas os- 
curas que las otras; alas posteriores trasparentes, sin manchas, 
un poco irisadas y levemente ahumadas ; patas de un amarillo- 
pardusco muy pálido y peludas; piernas intermedias y poste- 
riores con :-us espolones muy delgados : un par es terminal, y 
el otro se halla muy cerca de la estremidad; tarsos mas pálidos 
que las otras partes de los miembros, y sus artículos muy mar- 
cados de pardo en la punta ; abdomen pequeño y aovado. 

Habita en la provincia de Valdivia. 



TRIBU II. — FRIGANEITOS. 



Palpos casi glabros, mucho mas largos que los labiales, y com- 
puestos de cuatro artículos en los machos Alas con nerviosidades 
trasversales. 

Esta tribu es una de las mas numerosas de la familia de los Frigania 
nos, y la que comprende las mayores especies del grupo. Sin embargo 
estos Nevrópteros, que han sido muy buscados en Europa, apenas lo han 
sido en las otras parles del mundo. 



* 



INSECTOS. 



141 



III. FRIGABIEA. 



EHBTjSANEA. 



Caput breve. Palpi manillares in maribus quadriarticulati, 
articulo primo brevissimo , alleris longioribus , fere cequalibus. 
Palpi labiales brevissimi, articulo secundo triangulan* Antenna 
selacea, basi approximatce. Alce pilosa:. Pedes elongati, tibiis tar- 
sisque spinosis, tibiis mediis et posticis bicalcaratis. 
Phryganea Linneo, ele 

Cuerpo mas robusto que en la mayor parte de los otros 
tipos de la familia. Cabeza corta. Palpos maxilares de 
cuatro artículos en los machos, el primero muy corto, los 
siguientes mas largos y casi iguales ; en la hembra el se- 
gundo y el tercero mas largos que los últimos. Palpos 
labiales muy pequeños, con el segundo artículo, casi trian- 
gular, y redondeado en la estremidad. Ojos globulosos 
y muy saledizos. Antenas largas, setáceas, bastante grue- 
sas y muy aproximadas á su inserción. Alas bastante 
alargadas, con muchos pelos, y las anastomosis de las 
areolas discoidales, poco aparentes, emitiendo cada una 
solo una rama que sale como de su mitad. Patas largas, 
sobre todo las posteriores; las piernas y los tarsos con 
espinas agudas y apartadas; las piernas intermedias y las 
posteriores, teniendo dos pares de espolones mas largos 
que las espinas. 

Este género, tal como hoy se halla limitado por los entomólogos, 
contiene un mediano número de especies. 



I 



1. S*Hrygameu ivnptMv>iwͫs. f 

Ph. flavo-cinerascens; capite dense hirió; antennis pallide-ciliatis, articu- 
lorum ápice paulo infuse al o ; alis anticis hyalinis, pallide-flavescenlibus, 
nilidis, maculis mi)iutis,pallide-flavo-fuscis, inOTaíis; alis postice hyalinis; 
pedibus corpore concoloribus, tibiis larsisque nigro-spinosis. — Long.,4lin.; 
enverg. alar., 40-1 1 Un. 

Cuerpo de un amarillo-pardusco muy pálido ; cabeza con pe- 



FAUNA CHILENA. 



142 

los mechosos; antenas del mismo color que el cuerpo, pesta- 
ñadas, bastante gruesas, con la estremidad de cada artículo 
muy levemente oscurecida ; protórax cubierto de pelos ásperos, 
como la cabeza ; alas anteriores largas, medianamente anchas, 
trasparentes, casi lisas, un poco relucientes, muy levemente 
ahumadas, sembradas de un gran número de manchitas irregu- 
lares y de un pardo-testáceo pálido; alas posteriores entera- 
mente diáfanas, irisadas, con sus nerviosidades y la franja de 
un testáceo muy pálido ; patas del color del cuerpo, con las 
piernas y los tarsos guarnecidos de espinas negras : las inter- 
medias y las posteriores tienen dos pares de espolones del color 
de la pata, uno situado en la estremidad, y el otro un poco por 
encima; abdomen oblongo. 

Se encuentra en la provincia de Valdivia. 



Emilio Blanchard. 



INSECTOS. 



ORDEN VI. 



TISANOPTEROS. 

Cuerpo bastante angosto, alargado y siempre de- 
primido; cabeza oblonga y mas estrecha que el 
tórax. Boca con dos mandíbulas casi á modo de 
sedas; dos quijadas muy pequeñas sosteniendo un 
palpo triarticulado, y un labio inferior presentando 
palpos biarticulados. Ojos anchos, muy granulosos 
y ocupando los lados de la cabeza. Ocelos comun- 
mente en número de tres y situados entre los ojos. 
Antenas filiformes, mas largas que la cabeza, y 
compuestas de un número de artículos variable se- 
gún los géneros y las especies. Protórax deprimido, 
encojido por delante. Cuatro alas : las anteriores 
y las posteriores casi semejantes, y unas y otras 
sumamente angostas, alargadas, sin nerviosidades, 
y teniendo al rededor largas pestañas. Patas cortas : 
las anteriores con frecuencia hinchadas ; las piernas 
sencillas ; los tarsos compuestos solo de diez artícu- 
los, y terminados por uta vijiguilla, pero siempre 
sin ganchos. Abdomen adelgazado posteriormente 
y terminado por un anillo tubuliforme, y en las 
hembras por una especie de taladro. 



Los Tisanópteros son muy comunes en la mayor parte 
de las regiones del mundo, y por consiguiente muy cono- 
cidos de los entomologistas; pero sin embargo, no han 



144 FAUNA CHILENA. 

sido bastante bien estudiados hasta estos últimos años. 
Son todos, sin excepción, de una talla diminuta, motivo 
por el cual sus caracteres difíciles de ver, y aun también 
imposibles de comprender sin el auxilio del microscopio, 
han sido ignorados de los naturalistas en la antigüedad. 
Rara vez tienen mas de una línea de largo, y con frecuen- 
cia tienen mucho menos ; las partes de la boca construi- 
das como las de los insectos moledores, son sin embargo 
muy delgadas y aproximadísimas á otras, de manera que 
simulan una especie de pico; el labro situado superior- 
mente afecta una forma cónica alargada, las mandíbulas 
situadas un poco mas abajo, son lineares con su porción 
basilar aplastada y ensanchadas; las quijadas igualmente 
alargadas, aplastadas, triangulares y terminadas en de- 
clive, sin traza de divisiones, sosteniendo un palpo dedos 
á tres artículos insertos en el borde esterno acia el me- 
dio; el labio inferior es casi membranoso, mas ó menos 
adelgazado por delante, y sostiene dos palpos sumamente 
cortos, compuestos de dos ó tres artículos. El protorax es 
ancho, deprimido y mas ó menos encogido por delante, 
pero su parte posterior siempre es mucho mas ancha que 
la cabeza ; el mesotóraxy el metatórax están íntimamente 
soldados uno con otro. Las cuatro alas son casi semejantes 
y poco mas ó menos de la misma dimensión, las ante- 
riores un poco mas anchas alguna vez que las posterio- 
res, pero siempre angostas las unas y las otras, membra- 
nosas, desprovistas de nerviosidades, cruzándose unas 
sobre otras, y quedándose echadas horizonlalmente sobre 
la espalda ; estas alas están guarnecidas en su contorno 
de pestañas largas que forman una franja sumamente de- 
licada. En algunas especies se nota la falta de estas alas, á 
lómenos en los machos. 



INSECTOS. j 45 

Los Tisnnópteros presentan caracteres tan singulares, 
y que los separan tan netamente de los demás órdenes de 
la clase de los insectos, que es útil presentarlos aquí con 
pormenores. Los naturalistas antiguos colocaban estos in- 
sectos entre los Hemipteros mas bien, tal vez, por causa 
de sus formas generales masque por otra consideración, 
y tal vez por la forma del pico que afecta tener la reu- 
nión de las partes de su boca. Con todo, durante el último 
siglo, el célebre De Geer había ya hecho constar la pre- 
sencia de sus palpos maxilares; mucho mas reciente- 
mente M. Straus-Durckheim dio á conocer las formas de 
las mandíbulas, y Latreille, referiéndose á las observa- 
ciones de estos naturalistas, sospechó ya las relaciones que 
ligan á los Tisanópteros con los Ortópteros ; pero no obs- 
tante, no se atrevió á operar la aproximación, pensando 
aun que el todo de su organización los ligaba mas á ¡os 
Hemipteros. Sin embargo, GeoíTroy los había clasificado 
entre los Ortópteros, lo mismo que lo hizo después M. Bur- 
meister. Pero hace pocos años un naturalista inglés, 
M. Haiiday, habiendo estudiado con muchísima atención 
los Tisanópteros que habitan la Europa, fijó sus carac- 
teres y formó para estos insectos un orden particular, con 
la denominación hoy día generalmente adoptada. En efecto, 
estos insectos no pueden ser colocados ni con los Hemip- 
teros ni con los Ortópteros, pues difieren de ellos muchí- 
simo, como lo han hecho constar ya muchos entomolo- 
gistas, no solamente por las piezas de su boca, sino tam- 
bién por la estructura de sus alas y de sus palpos. Pero 
al mismo tiempo se ha hecho manifiesto que se acercan 
sobre todo á estos últimos por el conjunto de su organi- 
zación, y que se alejan, al contrario, de una manera com- 
píela de los Hemipteros, con los cuales los habían aso- 

ZOOLOGIA. VI. 1Q 



i 




FAUNA CHILENA. 

ciado durante tanto tiempo. Por consiguiente, ya no 
queda duda acerca de las afinidades zoológicas de los 
Tisanópteros. 

Gomo los Ortópteros, estos insectos tienen metamor- 
fosis incompletas; las ninfas son activas, y no difieren de 
ios adultos mas que por el desarrollo de las a'as. Se 
encuentran ordinariamente junios durante el verano las 
larvas, las ninfas y los insectos perfectos; las primeras 
difieren también muy poco de los últimos en cuanto á la 
forma, solamente, como todas las larvas, estas carecen 
de alas, y su color es de un amarillo pálido ó de un en- 
carnado vermellon. Después de muchas mudas ó cam- 
bios de piel, se hacen ninfas, toman rudimentos de alas, 
y entonces su color se pone negro ó negruzco, que es or- 
dinariamente el tinte de estos entecillos en el estado adulto. 
Después de la última muda, las alas parecen con todo el 
desarrollo que deben tener, y entonces el animal es adulto. 

Los Tisanópteros son esencialmente fitófagos, todos 
viven sobre los vegetales, tanto en su estado perfecto, como 
en su estado de larva; pican la planta con las mandíbulas, 
se alimentan con los jugos de los vegetales, y así, cuando 
se multiplican en una proporción considerable, se hacen 
muy dañosos y ocasionan pérdidas enormes, propias a 
causar sorpresa por la pequenez de estos insectos. Un 
hecho digno de atención, es que cada especie gusta de un 
vegetal particular, ó de los vegetales del mismo género, 
ó á lo menos de la misma familia. Los cereales, y princi- 
palmente el trigo, se ven asaltados por una especie de 
Tisanópteros que muchas veces es perjudicial , y bien 
que sus estragos hayan sido notados en Europa, creemos 
oportuno asentar aquí este hecho, pues muy ciertamente 
debe suceder lo mismo en Chile, y en todo pays de ce- 



insectos, 147 

reales. El insecto se oculta entre la válvula interna de la 
gluma y el grano, é introduce su pico en la base para 
exprimir la parte fluida, y el grano aborta y se seca. 
Los olivos también se ven atacados por estos insectos. La 
mayor parte de las especies se ponen sobre las hojas, y 
es fácil notar en estas partes manchas mas ó menos gran- 
des, que no son otra cosa mas que porciones roidas; pues 
estos animales roen á veces asi las hojas en toda su esten- 
sion sin entamarlas nunca; particularidad fácil de compren- 
der, en atención á lo diminuto de las partes de su boca. 

Los Tisanópteros deben incluir numerosas especies; 
pero todas ellas pertenecen seguramente á un mismo tipo. 
No hallamos en este orden, como en los demás de Ja 
clase de los insectos, Ja serie mas ó menos numerosa de 
tipos que constituyen las familias naturales; durante mu- 
cho tiempo no se admitía mas que un solo género, el gé- 
nero Trips, pero entonces apenas se habían distinguido 
algunas especies; ahora ya se han descrito un crecido 
número de ellas, y al mismo tiempo que se lian estu- 
diado mas minuciosamente, se han reconocido caracteres 
que han servido á agruparlas en diferentes géneros, re- 
partidos entre dos familias, las cuales solo se distinguen 
la una de la otra por la presencia ó la ausencia de una 
taladra aparente en las hembras. 

Estos insectos han sido muy buscados, y muy estudia- 
dos ya en Europa, como hemos dicho ; sinembargo, es 
muy cierto que en esta comarca existe aun una gran can- 
tidad de especies inéditas, y en las demás partes del 
mundo, en donde según las apariencias, los Tisanópteros 
no han sido observados, no son estos menos numerosos; 
pero se comprende que los viageros, por ia mayor parte, 
no se hayan ocupado eo recoger estos insectos tan peque- 



I 




148 FAUNA CHILENA. 

ños, difíciles de coger, mas difíciles de conservar, y que 
se presentan tan poco dignos de interés. En Chile, mu- 
chas plantas alimentan Tisanópteros, de los cuales des- 
cribimos algunas ; son los primeros estrangeros para la Eu- 
ropa, que se havan dado á conocer hasta ahora. 

Este pequeño orden de la clase de los insectos se divide 
de un modo muy natural en dos familias, una, los Pleotp- 
rides, no comprende mas que un corto número de espe- 
cies; __. la otra, ios Trípsides, encierra la generalidad de 
os Tisanópteros. Los primeros caracterizados por palpos 
de dos artículos solamente* y por alas completamente sin 
nerviosidades. Los otros, al contrario, caracterizados por 
palpos maxilares de tres artículos, y por alas anteriores 
peludas, provistas de dos nerviosidades longitudinales. Los 
Tisanópteros que conocemos actualmente pertenecen á la 
familia de los Trípsides. 

T&XSS. — - THR.TEPS. 

Capul elongatum. P'alpi maxillares triarticulati, cylmdrici. 
ÁntenncB ápice cnpüis insería?, octo-arliculatce üculi ovati. Pro- 
Ihorax postice dilatatus, basi transversim sulcütas. Aloe sapius 
elongatce, nervulis duobus longiludinalibus, simplicibus. Pedes, 
femoribus anticis paulo incrassatis, tibiis rectis, inermibus, tar- 
sisquc biarticulalis. 

Thiups Linneo, Lalreüle, ele , etc. 

Cabeza alargada, paralela. Ojos ovalares, situados en 
su extremidad. Antenas insertadas delante de ios ojos, 
¿supuestas de ocho artículos que van disminuyendo de 
longitud desde el tercero, los dos últimos ínfimamente 
unidos el uno al otro. Palpos maxilares cilindricos, forma- 
dos de tres artículos. Protórax muy ensanchado de de- 
lante á atrás, con sus ángulos posteriores redondeados, pre- 
sentando un hondo surco cerca de su base. Alas ordina- 
riamente bien desenvueltas, que presentan solamente dos 



INSECTOS.. 149 

nerviosidades delgadas longitudinales ; patas bastante lar- 
gas con los muslos anteriores un poco hinchados, todas las 
piernas derechas y los tarsos biarticulados. Abdomen largo, 
terminado, en las hembras, por una taladra tubulosa. 

Este género comprende un número bastante crecido de especies eu- 
ropeas, y según todas las apariencias, tiene también numerosos repre- 
sentantes en Chile. 

(Atlas zoológico. — Entomología, INevropteros, lám. 2, Og. p¿.) 

T. niger; capite elongato, transversim siriolato ; aniennis fuscis, articulo er- 
lio flavido, ápice infúscalo, quarto testaceo-fusco ; alis paulo infuscatis, basi 
flavidis; pcdibus nigris, tibiis anticis fuscis. Long. •/ Un. 

Cuerpo enteramente negro, cabeza una vez mas larga que 
ancha, guarnecida de estrias transversales muy pronunciadas 
las unas contra las otras. Antenas con sus dos primeros artícu- 
los pardos; el tercero amarillo, pero un poco mas oscurecido 
en su extremidad: el cuarto de un testáceo tirando á moreno, 
y los siguientes enteramente pardos como los primeros. Protó- 
rax un poco convexo, muy finamente estriolado transversal- 
mente. Alas levemente ahumadas, poco transparentes, con un 
pequeño viso de amarillo en su base. Patas negras finamente 
pestañadas, con las piernas anteriores solas de un testáceo ti- 
rando á moreno, los muslos muy poco hinchados. Abdomen me- 
dianamente ensanchado, negro y guarnecido lateralmente de 
pelos largos y tiesos. 
Esta especie se encuentra en las plantas, en las cordilleras de Ovalíe . 

4.3 Esplicacion de la lámina. 

Fig.^£ — Animal aumentado.— a Tamaño natural. — b Antena. — c Pata anterior. 

T. niger, capite striolato; antennis fuscis; prothorace strioUílo, profunde 
lateque transversim silicato ; alis infuscatis, longis, fimbriatis ; pedibus nigris, 
tibiis anticis fuscis. Long. i Un. <//4. 

Cuerpo ancho, enteramente negro. Cabeza larga estriada, 
transversalmente, pero con las es trias menos apretadas que en 
la especie precedente. Antenas tirando á ¡nortino. .Protórax an- 



■■: 



% 



m 

tm 



150 



FAUNA CHILENA. 



cho eslriolado transversalmente, y que presenta un hondo sulco 
irregular que le hace parecer divido en tres rodetes. Alas muy 
ahumadas guarnecidas de franjas sumamente largas. Patas ne- 
gras un poco peludas, con las piernas anteriores pardas. Abdo- 
men muy ancho y velludo. 

Esta especie difiere notablemente de la precedente por su protórax, 
por la anchura de su abdomen y por las alas mas ahumadas, los muslos 
anteriores mas hinchados. Parece encontrarse en las mismas localidades. 

T. sai angitslus, niger, capitc slriolato, areolato ; antennis fuscis ; prolho- 
race Icevi, nilido, vix striolalo, medio foveolato posticcque sulcalo ; alis infus- 
catis; pedibus nigris, libiis aulicis flavo-rufis, femoribus valde inflatis. Long. 
4 Un. 4¡S. 

Cuerpo bastante angosto, enteramente negro y brillante. Ca- 
beza muy estriada, formando las estrias un enrejado areo- 
lado. Antenas que tiran á moreno. Protórax espeso, convexo, 
delicadamente estriolado, brillante, con un hoyuelo ancho en el 
medio, y atrás un sulco transversal. Alas ahumadas franjeadas. 
Patas negras, muslos anteriores muy gruesos, muy hinchados, 
piernas anteriores de un amarillo tirando á encarnado. Abdo- 
men alargado, paralelo, poco ensanchado, ciliado lateralmente. 

Esta especie se distingue fácilmente de las precedentes por su coselete 
mas estrecho, mas convexo, mas brillante y marcado de impresiones dife- 
rentes, y sobre todo por lo grueso de Jos muslos anteriores. Se encuentra 
en la provincia de Valdivia. 

4. Thrigts annwHcomis. | 

T. niger, Icevis, sai nitidus; capite elongaío, strialo; antennis fuscis, articulo 
terlio flavo, ápice fusco; prothorace convexo, lateribus foveolato; pedibus fus- 
cis, femoribus anticis valde incrassatis, nigris, tibiis flavidis. Long. 4 Un. 4 ¡4 
a 4 lig. 4\%. 

Cuerpo negro, liso y brillante. Cabeza larga fuertemente es- 
triada transversalmente. Antenas pardas ciliadas, guarnecidas 
de pelos tiesos, con todos sus artículos muy adelgazados en su 
base. El tercero solo amarillo con su estremidad parda. Protó- 
rax muy combado, medianamente ancho, muy finamente es- 
triado, presentando de cada lado un hoyuelo longitudinal, alar- 
gado. Alas completamente rudimentales. Patas de un pardo 



« 



INSECTOS. 



151 



marchitado con las piernas anteriores muy gruesas, mas negras, 
con sus patas tirando á moreno, Abdomen negro pestañado. 

Esta especie fué hallada sobre plantas en Calbuco. No la conocemos ma 
que en estado áptero. 

5. TPhrips Ubialis. f 

r. niger, antennis nigris, articulo secundo tolo tertioque ápice excepto /7a- 
vidis; prothorace transversim stdcato; pedibus nigris, tibiis anticis totis, me- 
diis et posticis basi excepta poMide testaceis. Long. 4 Un. 

Cuerpo negro. Cabeza estriada. Antenas negras peludas con 
su segundo artículo en totalidad, y el tercero, con escepcion de 
la estremidad, de un amarillo pálido. Protórax muy ensanchado 
de delante atrás, desigual por encima, y surcado transversal- 
mente. Alas nulas, patas con muslos hinchados, sobre todo las 
anteriores,, negras con las piernas anteriores en totalidad, y las 
piernas intermedias y posteriores,, con esception de su origen, 
de un color testáceo bastante claro. 

Tampoco conocemos este insecto mas que en estado áptero. Se halla en 
Valdivia. 

6. Tñrips twvieoitis, | 

T. niger, capite valde elongato; antennis fuscis, articulis secundo tertio ultí- 
misque testaceis; .prothorace la>vi, convexo postice depresso, striolato ; pedi- 
bus piceis, tibiis testaceis. Long. 1 Un. 

Esta especie se parece mucho á la precedente, pero se dis- 
tingue fácilmente de ella por la coloración de sus antenas y de 
sus patas, y sobre todo por el coselete. Cabeza estrecha, muy 
larga, estriada transversalmente. Antenas pardas con su segundo 
artículo, la mayor parte del tercero y los tres últimos testáceos. 
Protórax convexo, muy liso por debajo con borde posterior re- 
bajado, aplastado y delicadamente estriado. Alas nulas. Patas 
de un pardo negruzco con todos los muslos hinchados, pero 
sobre todo las anteriores. Las piernas testáceas, las anteriores 
provistas de una espina corta junto á su estremidad. 

Esta especie fué hallada en San Carlos de Chiloé. 

.SÜ.OTMPS. — JESS.OTHÜXFS. 

Corpus satelongatum. Capul breve. Oculi ovati. Antenna eylin- 
dricce. Palpi maxiltares bt-arliculati. Prothorax fere guadratus. 



\ 



! 



152 



FAUNA CHILENA 






Almümgatm nervulis longitudinalibus duoóus, nervulisguetrans- 
versahbus nonnullis. P edíS mediocres, femoribus anticis paulo 
inflalis. 

jElothrips líaliday. Burm.-Blanch. 

Cuerpo angosto bástanle alargado. Cabeza corta, mas 
ancha que larga. Ojos ovalares. Antenas compuestas de 
nueve artículos, lodos perfectamente cilindricos," partiendo 
de! tercero, y por consiguiente poco distintos ios unos de 
los otros, los dos últimos casi reunidos. Palpos maxilares 
de tres artículos. Protórax corto, casi cuadrado. Alas lar- 
gas, frangeadas, que tienen, ademas de sus dos nerviosida- 
des longitudinales, algunas oirás trasversales formando 
celdillas. Patas medianas con los muslos anteriores media- 
namente hinchados, las piernas un poco aplastadas y los 
tarsos Particulados. Abdomen ovalar.' 

Este género se distingue netamente de les verdaderos Trips, no sola- 
mente por las formas ya muy características de Ja cabeza, de las ante- 
nas y del tórax, sino también, y sobre todo por las reticulaciones de las 
alas. Se conocen algunas especies europeas; daremos á conocer una de 
Chile. 

A. fuscus ; capite brevi, lémur strlolato ¡ antennü fuscis, arliculis secundo 
cuerno paUideflavidis; pro thoracesat nüido,fere larvi, paulo slriolato ; alis 
hyahms basi fasciaque media lata puW.de fuscis; pedibus testacco-fuscis, Ubiis 
anuas ddatioribus. Long. 3/4 Un. 

Cuerpo pardo, bastante brillante. Cabeza finamente estrio- 
lada. Antenas pardas, con sus segundo y tercer artículos de un 
amarillo claro. Protórax igual, liso, guarnecido solamente de 
estrías pequeñas sumamente delicadas. Alas diáfanas, con su 
base y una faja ancha mediana de un pardo pálido. Patas de un 
pardo testáceo, con las piernas anteriores un poco mas pálidas 
que las otras partes. Abdomen do una gradación de color ti- 
rando á moreno, uniforme, mas clara que la porción anterior 
del cuerpo. 
Esta pequeña especie se encuentra en la provincia de Valdivia. 

Em. Blanchard. 



INSECTOS. 



ORDEN VI!. 




HIMENOP TEROS. 

Cuatro alas cruzadas horizontalmente sobre el 
cuerpo : las superiores mayores que las inferiores, 
y todas membranosas, enteramente desnudas, no 
reticuladas, pero con un mayor ó menor número de 
nerviosidades. Boca compuesta de mandíbulas, qui- 
jadas y labios mas propios para chupar que para 
masticar. Tres ocelos. Abdomen de las hembras 
terminado por una talabra 6 un aguijón. Metamor- 
fosis completa. 

Los Himenópteros se distinguen fácilmente de ios otros 
órdenes por sus cuatro alas trasparentes, desnudas, no 
reticuladas corno en los Neurópteros, pero teniendo casi 



(1) EL trabajo que publicamos sobre los Himenópteros y los íiemipteros 
de Chile, es la parte descriptiva de una memoria mas estensa y mucho 
mas importante, que el Sr. marqués de Spinola habia tenido á bien 
componer para nuestra Fauna. Este ilustre sabio, que ha estudiado tan 
especialmente estos dos grandes órdenes y que, sin contradicción, es 
uno de los entomólogos que mas han contribuido á darlos bien á conocer, 
no estando al corriente del plan de nuestra obra , habia creído poder 
entrar en discusiones de clasificación y crítica, lo cual habría dado á 
este trabajo un mérito mucho mayor, y contribuido altamente á realzar 
la obra. Sin embargo , como esta importante memoria debe publicarse 
aparte, hemos tenido, aunque con pesar, que suprimir ó abreviar muchos 
de los detalles para no destruir el plan seguido hasta ahora, y conservar 
en cuanto es posible esta simplicidad, que es uno de los mayores méritos 






154 



FAUNA CHILENA. 



siempre nerviosidades derechas ó mas ó menos oblicuas, 
y entonces reuniéndose á veces de modo que forman celdi- 
llas que varían de forma y tamaño, según el género al cual 
la especie pertenece. El abdomen de las hembras está ter- 
minado por una taladra propia para horadar ciertas sus- 
tancias ó á lo menos para introducir sus huevos; otras 
veces §oIo poseen un sencillo aguijón retráctil, casi siem- 
pre acompañado de una vejiguilla de veneno que les sirve 
como arma de defensa, ó para acometer y matar los ani- 
males que deben servir de alimento á sus larvas. Estas 
provienen de una metamorfosis completa , y se presentan 
á veces enteramente apodas, pero por lo común con seis 
patas escamosas, y entonces tienen la apariencia de una 



-iíii 






de esta clase de obras. Por otro lado, el Sr. de Spinola creia escribir solo 
para los entomólogos europeos, siempre poseedores de un gran número 
de obras sobre esta materia, y por este motivo se ha abstenido de hacer 
ias descripciones de las familias, y de los géneros y especies conocidos, 
contentándose con describir los nuevos, sin dar á unos ni á otros, ni aun á 
las nuevas especies, estas frases diagnósticas latinas que todos los botá- 
nicos y un gran número de zoólogos tienen la costumbre de poner á la 
cabeza de cada descripción. Para conformarme con este uso y sobre todo 
ser consecuente con el plan que he seguido al tratar las otras partes de 
esta Fauna, he debido hacer yo mismo las frases latinas, tomando solo 
en consideración el color del Insecto, y haciéndolas comparativas solo 
con las especies chilenas, y dar también una descripción un poco deta- 
llada de las familias y de los géneros, lo cual es muy necesario para seguir 
los preceptos de una Fauna, obra destinada no solo á los sabios, sino 
también á los habitantes de los países á los cuales se destina esta publi- 
cación. Por el mismo motivo me he tomado la libertad de dar la descrip- 
ción de las especies ya conocidas, y que el Sr. Spinola no ha hecho sino 
indicar, aunque á vecescon caracteres suplementarios ó detalles de crítica, 
y he añadido algunas nociones sobre las costumbres tan particulares de 
estos Insectos, valiéndome de los autores que han hecho de ellas el objeto 
de sus estudios, como son los señores Huber Blancbard y sobretodo el 
Sr.Lepelletier de Saint-Fargeau, autor de una grande obra sobre este orden; 



INSECTOS. 



5 5 



oruo-a, lo que ha hecho darles el nombre de Falsa Oruga. 
En ambos casos, presentan una cabeza escamosa, y una 
boca compuesta de mandíbulas, de quijadas, y un labio, 
en cuya punta se halla una terraja que da paso á esta 
materia sedosa, de la cual se sirven para construir su 
capullo cuando pasan al estado de ninfa. 

Estos Insectos en el estado perfecto se alimentan con 
el jugo de vejetales ; pero en el de larva unos se sostienen 
con animales y otros con vejetales en el estado natural ó 
sin una consistencia mas ó menos elaborada. Los primeros, 
casi siempre apodos, no pueden ir á buscar su alimento, 
y la madre tiene gran cuidado en colocar sus huevos 
en el cuerpo de las orugas, ú otros insectos, y aun en el 



pero no puedo menos de repetir cuan sensible mees que un equivocado 
concepto haya impedido al Sr. de Spinola hacer este trabajo; esta Fauna 
hubiera considerablemente ganado, porque una diagnosis, que solo es la 
mas sencilla espresion del género ó de la especie, no puede estar bien 
hecha sino por el zoólogo que los lia estudiado en todos sus pormenores 
y porque las nociones generales de las costumbres hubieran sido mejor 
escojidas, y sin duda aumentadas con una infinidad de nuevas é intere- 
santes observaciones, que este digno sabio ha podido hacer en el curso 
de su gloriosa carrera. Obligado, pues, á cumplir con esta penosa tarea, 
declararo que solo á mí deben atribuirse las faltas que hayan podido 
cometerse. 

Otro sentimiento que también debo espresar, es la imposibilidad en que 
el Sr. de Spinola se ha hallado describir un gran número de espe- 
cies, que ya por su mal estado de conservación, ó ya por su pequenez, 
no han podido someterse á sus hábiles disecciones; siento tanto mas 
esta omisión, cuanto uno de los principales méritos de una Fauna es el 
describir la mayor cantidad de especies de la comarca que quiere darse 
á conocer, y aunque hayamos podido añadir un corto número, ya inédi- 
tas, ya descritas por variosy muy sabios entomólogos, las mas veces según 
nuestras colecciones, sinembargo solo los futuros viajeros y principal- 
mente los zoólogos del pais podrán hacer desaparecer esta pequpüa 
laguna. 



Cl. Gay. 



Í56 



FAUNA CHILENA 






V ¡,/T^ 



'■í \i "í 



de las arañas, y luego que nacen principian á roerlos 
hasta matarlos, lo cual sucede cuando la larva llega á todo 
su crecimiento. Los que deben alimentarse con vejetales 
en el estado natural, están colocados sobre las plantas 
que les convienen, mientras que los que tienen necesidad 
de una sustancia mas delicada se ponen en nidos mas 
ó menos complicados y su madre los alimenta, ó por lo 
regular individuos neutros que desempeñan este deber 
con el mayor cuidado y solicitud. 

Estos insectos están muy esparcidos por la superficie 
del globo; se encuentran en todas partes y á veces con 
abundancia, pero generalmente prefieren los países cá- 
lidos y secos. Se ven volar sobre las flores mientras dura 
el calor, tratando de cojer el néctar, que chupan por 
medio de su trompa móvil y flexible. Unos viven solita- 
rios, y otros se reúnen en numerosas sociedades, y en- 
tonces construyen nidos tan notables por la regularidad 
como por la disposición de sus celdillas. Con un nuevo es- 
píritu de curiosidad y admiración investigamos siempre las 
Abispas, las Abejas, las Hormigas, etc., y si por la obser- 
vación de sus construcciones, apoyadas en los principios 
mas severos de la geometría , tratamos de conocer sus 
costumbres, armas, astucia, y en fin, todas esas acciones 
mecánicas que se han llamado inslinclo, y que en algunos 
se desarrolla de la manera la mas perfecta, no es estraño 
que desde mucho tiempo estos Insectos hayan llamado 
la atención de muchos observadores de talento y de 
habilidad. 

Este orden lo estableció Linneo, y le dio el nombre que 
hasta ahora lleva. Después, varios célebres entomólogos 
se han ocupado de ellos con la mayor ventaja : así, Fa- 
bricio, siempre fiel ai plan, demasiado esclusivo, de su sis- 



INSECTOS. 



157 



tema bocal, los dividió según la diversas modificaciones 
que presentan los diferentes órganos de la boca ; pero ni su 
sistema, ni el nombre de Pieza ta que impuso al orden, 
han sido adoptados. Después, en 1808, Jurine, mé- 
dico de Genova, propuso otra clasificación fundada en la 
distribución de las nerviosidades alares y la forma de las 
celdillas que engendran. Este sistema, mas artificial aun, 
no es seguido sino para la determinación de los géneros, 
los cuales separa por caracteres fáciles de observar. En 
fin, otros muchos entomólogos, contándose en primera 
línea Latreille y de Saint-Fargeau, han contribuido consi- 
derablemente al adelantamiento de esta parte de la Ento- 
mología, sobre todo el primero, cuyo método completa- 
mente natural es aun seguido por la generalidad de los 
entomólogos; también lo adoptaremos, aunque sin obser- 
var sus divisiones por secciones y tribus, porque están en 
contradicción con nuestras ideas, lo cual no podemos es- 
píicar ahora á causa de la naturaleza de esta obra. Así 
vamos á pasar en seguida y sin ninguna división á la des- 
cripción de las familias que se hallan en Chile. De las 
diez y ocho que admitimos para todas las especies de 
Himenópteros conocidas, solo tres no han ofrecido hasta 
ahora representante alguno ; tales son : los Masaríteos, 
que no comprenden sino un corto número de especies del 
antiguo continente; los Proctotrupíteos y los Sirecíteos, 
que pertenecen mas particularmente al norte de Europa. 
Fuera de estas tres familias, todas las demás están repre- 
sentadas en Chile por un número mas ó menos mayor de 
especies, que vamos á dar á conocer. 



I 



i'..: 



168 



FAUNA CHILENA. 



\ 




I. API SÍTEOS. 

Abdomen bruscamente angostado cerca de la 
base, en el punto de reunión con el coselete. El 
artículo primero y el segundo de los palpos labiales 
envainantes y señalando un hueco á modo de semi- 
tubo ; los siguientes muy pequeños y enteramente 
distintos de los primeros. Abdomen de las hembras 
con un aguijón en su estremidad. Primer artículo 
de los tarsos posteriores casi siempre muy grande, 
muy comprimido, manifestando la forma de un cua- 
dro alargado ó de un triángulo trasvuelto, lo que le 
da la facultad de recojer el polen de los estambres y 
llevarlo á su destino. Alas estendidas mientras el 
descanso. * 

Esta familia, establecida por Latreille, y que comprende los 
Ápiáríeos, Podilegídeos, Gastrilegídeos, Psitirídeos y Dimorfídeos 
de Lepelletier de Saint-Fargeau, se halla perfectamente carac- 
terizada por la diferencia que presentan entre sí los artículos 
de los palpos labiales. Muchas especies son también muy nota- 
bles por sus patas posteriores, cuyo primer artículo de los tarsos, 
llamado Pieza cuadrada, es bastante ancho y liso en el lado es- 
tenio, pero en el interno presenta varias hileras de pelos tiesos. 

Todas las especies de esta familia, lo mismo que las de la si- 
guiente, se alimentan esclusivamente con sustancias vejetales, y 
son constantemente fitófagas. Las larvas comen una pasta hecha 
con la miel de la flores y del polen de las antenas, que las ma- 
dres les preparan : este género de alimento exije una lengua 
bastante larga para penetrar fácilmente en el tubo de las flores; 
pero cuando dicho órgano ha adquirido para este objeto una 
longitud desmedida por decirlo así, pues hay especies en que 
escede á ia del cuerpo, le es necesario tener sobre un apoyo só- 



INSECTOS. 



159 



lido, aun mas allá del punto donde se detiene la verdadera 
quijada inferior, la pieza llamada Barba, y á la cual conserva- 
remos este nombre impropio por respeto á la lengua. El se 
«lindo punto de apoyo les es suministrado entonces por los 
dos primeros artículos de los apéndices, denominados Pal- 
pos labiales, que toman ía forma de dos valvas envainantes, 
colocdas punta con punta. En este estado sirven solo para prestar 
un socorro sólido á la lengua, mientras que los dos últimos ar- 
tículos cilindricos ú obcónicos, y no envainantes, ejercen solos 
el empleo común de los palpos : de aquí proviene el nombre de 
disformes, dado á los que tienen todos los artículos de la misma 
forma y semejantes á los palpos maxilares. Los Palpos labiales 
disformes serán para nosotros el carácter común y esclusivo que 
aislará los Apísiteos. Esta particularidad de la boca me parece 
un carácter natural de primera clase, puesto que constituye 
uno de los casos menos numerosos que se suponen, y donde la 
diferencia de formas en los órganos de la manducación mues- 
tra la necesidad de una diversidad en el mecanismo de sus fun- 
ciones. 

La mayor parte de las hembras tienen abundantes órganos 
propios para recojer los materiales necesarios para alimentar y 
criar su progenitura. Otras carecen de ellos, y les es preciso 
introducirse furtivamente en los nidos de otros Apisíteos, y 
poner sus huevos al lado de la pasta que la propietaria del lugar 
habia preparado para sus propios animalillos. De aquí una pri- 
mera división de la familia en dos ramos : los Apisíteos coseche- 
ros, que comprenden los Apiarídeos, Gastrilegídeos y Podilegi- 
deos (Saint-Fargeau), y los Apisüeos parásitos, que contienen 
los Psitirídeos y Monomorfídeos del mismo autor. 

Estas dos grandes divisiones pueden aun subdividirse ; la pri 
mera, ó los Cosocheros, según la composición de sus tarsos 
posteriores, y la segunda, ó los Parásitos, á causa de la posición 
del labro relativamente á la caperuza, lo cual nos da aun cinco 
subdivisiones, que establecemos como subfamilias, según los 
caracteres que pondremos al principio de cada una de ellas. 



» 



¡i ¡kí 



160 



FAUNA CHILENA. 



¡-¡Üi! 
líSll 



I a SUBFAMILIA. 



APiSOIDEOS. 



insectos himenópteros con órganos cosecheros, y al mismo 
tiempo instrumentos, unos propios para recojer las sustancias 
compactas, y otros las desmenuzables. 

En esta subfamilia se hallan las especies mas notables por el gran de- 
sarrollo de su instincto, y por la habilidad con que construyen sus nidos. 



I. AI5EJA. 



APIS. 



I 




Lingua subcytindrica , in quiete inflexa. Autentice filiformes. 
Tibias postica ad apicem inermes, tnrsorvm articulas primus án- 
gulo externo dilata tus. 

Apis Linn., y Auct. 

Cuerpo o\al-trígono, mas alargado en las hembras, y 
teniendo un aguijón. Lengua subcilíndrica, mas larga que 
ia cabeza, y mas corta que el cuerpo. Antenas filiformes, 
con el segundo artículo subglobuloso y mas corto que el 
tercero, que es cónico. Piernas posteriores sin espinasen 
su estremidad. Patas medianas, acompañadas de un diente 
en la base del primer artículo de Jos tarsos posteriores, y 
los ganchos Infidos. 

Todas las especies de este género pertenecen al antiguo mundo; la 
América solo posee Meliponos, los cuales no se hallan sino en las co- 
marcas ecuatoriales, y se distinguen de los primeros particularmente 
por tener una especie de peine en el ángulo interno de las piernas pos- 
teriores. Pero á causa de la grande utilidad de la Abeja doméstica, va- 
rias comarcas se han dado en para procurársela, y si hoy Chile está 
privado de ella, parece, según un manuscrito que poseemos, que hace 
tiempo se criaron varios enjambres en la provincia de la Ligua ; ade- 
más, este ramo de la industria ha llamado repetidas veces la s'olícit 
atención de la Sociedad de Agricultura, y si hasta ahora no ha podido 
lograr sus deseos en un pais que presenta todas las ventajas posibles 
para una grande propagación, es indudable que dicha introducción se 
efectuará pronto. Por este motivo, hemos creído oportuno describirla 
en nuestra Fauna. 




FNSECTOS. 



1. Apis tnettifica 

A. pubescens ; pilis in thorace densioribus; abdominis segmentorttm tertii 
quarli quintique basi cinereo-vi llosa; alis hyalinis, nervuris piceis. 

A. MELLIF1CA LÍIM V AuCt. 

Cuerpo de un moreno negruzco, cubierto de pelos de un 
pardo-bermejo, mas abundantes en el corselete ; abdomen con 
una lista transversal de pelos parduscos en la base del tercer 
anillo y de los siguientes; alas trasparentes; nerviosidades 
morenas. 

Las Abejas, orijinarias del mediodía de Europa, y probablemente de la 
Grecia, se conocen desde los tiempos mas lejanos á causa de la miel y 
de la cera que producen. Eminentemente sociales, viven en número de 
veinte á treinta mil en cajas de corcho, llamadas Colmenas, bajo la direc- 
ción de una Reina. Al contrario de casi todos los demás animales, se ha- 
llan tres clases de individuos : los machos ó zánganos, las hembras y los 
neutros ú obreros. Los primeros se distinguen por el primer artículo de 
los tarsos, que es impropio para el trabajo, y por no tener aguijón en la 
extremidad del abdomen. Las hembras poseen <m aguijón ; pero el artí- 
culo de los tarsos es también impropio para trabajar; ademas, su cuerpo 
es mayor que el de los otros individuos, y sus alas son mas cortas En 
fin, los neutros ú obreros son los mas pequeños, tienen también un agui- 
jón, y presentan en la disposición de las patas posteriores una admirable 
organización para ejecutar los trabajos á que la naturaleza los ha desti- 
nado. Las partes de las patas así conformadas han tomado diferentes 
nombres, según su empleo: así, la pierna se llama Paleta triangular* 
causa de su forma, y muestra en su cara esterna una pequeña cavidad que 
los entomólogos denominan Cesta, para con ella trasportar el producto de 
sus cosechas; nómbrase Pieza cuadrada al primer artículo del tarso el 
cual efectivamente se halla dilatado á modo de cuadro y presenta 
ademasen su cara interna varios pelos dispuestos paralelamente de modo 
a recojer el Polen de los estambres. Dichos pelos, así combinados se ase- 
mejan mucho á un Cepillo, por lo cual han tomado este nombre Los neu- 
tros presentan aun la singular particularidad de estar unos destinados 
a la construcción de las colmenas, y otros á alimentar las larvas: los 
primeros, algo mas gruesos, se llaman cereros, y los segundos se deno- 
minan Sustentadores. 

El estudio de las costumbres de las Abejas es tan interesante, que en 
todo tiempo ha llamado la atención de los observadores. Nuestros ante- 
pasados nos han dejado varias nociones de ellas; pero á los modernos de- 
bemos cuanto sabemos de curioso, principalmente á Swarmerdam, Reau- 
mur, Hunter, y sobre todo á un ciego, el sabio Hubert de Ginebra. 
Zoología. VI. i4 









1 : 



16£ FAUNA CHÍLENÁ. 

Privado de la vista desde su infancia, y sin embargo entusiasta de las 
maravillosas obras del Criador, este infatigable sabio no temió emprender 
las mas delicadas esperiencias, valiéndose para ello de los ojos de un fiel 
criado, á quien también la naturaleza habia dotado de intelijencia y de 
la misma idea de curiosidad. Asociados en sus trabajos, los dos laboriosos 
observadores pasaron toda su vida en el estudio de estos animales, mul- 
tiplicando de mil modos sus investigaciones, y así llegaron á reunir todos 
los materiales necesarios para escribir su historia, de la cual vamos á 
dar un corto resumen. 

Lo que primero admira en una colmena es la construcción tan regular 
y sabia de sus panales- Los obreros encargados de este trabajo lo ejecutan 
con tal zelo, que en un dia pueden fabricar uno de ocho á nueve pulgadas. 
Antiguamente se creía que la materia con que construían sus celdillas, y 
que es cera vírjen, provenia de una parte del polen elaborado en el e*. 
tómago; pero hoy se sabe que esta materia la secretan á modo de lami- 
nillas delgadas por los últimos anillos del vientre; en efecto, de allí la 
sacan con sus patas y la llevan á la boca, donde la amasan y ablandan para 
construir sus celdillas. Estas son exágonas, perfectamente regulares, y 
bañadas con un barniz llamado Fiopolis, el cual también sirve para cer- 
rarlas cuando el Insecto pasa al estado de ninfo. Dichas celdillas tienen 
tres formas : unas son pequeñas, destinadas á las larvas de las obreras; 
otras son medianas para los machos, y las mayores están destinadas á las 
hembras : un gran número de ellas las reservan para la provisión de la 
miel que debe servir para alimentar las larvas, y las obreras las preparan 
con un principio de dijestion, ó jugo que traen en el vientre, sacado de 
las flores, el cual derraman después en las celdillas. 

Las hembras son aptas á recibir el macho seis dias después de su na 
cimiento, y la cópula se ejecuta en la atmósfera, probablemente á una 
altura bastante grande; hasta hoy no se ha podido obtener en un cuarto 
ni aun menos en la colmena; así su cópula jamás se ha visto, lo cual es- 
plica las singulares ideas que tenían los antiguos respecto á su reproduc- 
ción. Cuando se forma una nueva colmena, el dia siguiente la Reina se 
ausenta y no vuelve sino al otro dia con los síntomas no equívocos de su 
cópula : entonces las obreras le prodigan los mayores cuidados, sobre 
todo al momento de poner, que principia el segundo dia ; pronto se ven 
acariciarla, presentarle la miel que poseen, y seguirla cuando pone sus 
huevos en los panales, para retirar y destruir los que suelen caer de 
mas en una celdilla, puesto qne cada cual solo debe contener uno, y la 
hembra conoce ya si será un neutro, un macho ó una hembra, colocán- 
dolos en la celdilla que le conviene. No obstante, los primeros huevos son 
siempre los neutros, y solo al cabo de quince dias pone los de la hembra, 
lo cual tiene cuidado de hacerlo por intervalos, de modo que no lleguen 
al mismo tiempo á su estado perfecto. Cuanto á los machos, siendo inútiles 
después de la cópula, las obreras los matan con sus aguijones para no 
estar obligados de sustentarlos. 

Los huevos principian á abrirse tres dias después de ponerlos, y pasan 



INSECTOS. 



i 63 



ai cuidado de ía¿ obreras sustentadores, las cuales lo hacen con la mayor 
solicitud. Las larvas de los machos y de los neutros reciben el mismo 
alimento; pero las hembras están sustentadas con un pastel completa- 
mente diferente, y que tiene la singular propiedad de escitar el desarrollo 
délos órganos genitales. Este hecho al parecer algo estraordinario, es 
indudable, según las observaciones de Riem y de Schirach, repetidas por 
Hubert, y prueba que si por casualidad un enjambre se halla sin hembras, 
los sustentadores tienen cuidado de dar este pastel prolífieo á una larva 
neutra, que solo es una hembra cuyos órganos genitales quedan en el es- 
tado de embrión, y al instante dichos órganos se desarrollan, y la larva 
neutra se vuelve hembra, capaz de ejercer las funciones de una Reina. 
Pero parece que no puede producir sino machos, sobre todo si solo ha 
recibido una corta porción del pastel de las hembras, lo cual se observa 
también en las verdaderas Reinas si dejan pasar una veintena de días des- 
pués de su nacimiento antes de la cópula. 

Las iarvas son apodas y sufren varias mudas antes de llegar al estado de 
ninfo, lo que sucede seis ó siete dias después de su nacimiento. Su ca~ 
pullo lo forman en las celdillas, y las obreras tienen cuidado de cerrar 
herméticamente la abertura, para que la metamorfosis no padezca acci- 
dente alguno. Esta operación dura unos doce días, y entonces el Insecto 
llegado á su perfecto estado, abre un agujero con sus mandíbulas, y se 
presenta para reunirse á los otros , su número es tan considerable que es 
necesario emigrar, lo cual operan luego que una Reina se presenta. Esta, 
escitada por la envidia contra las otras hembras y no podiendo reñir, pues 
se hallan bajo la protección de los neutros, pone en movimiento los nuevos 
machos y neutros, y cuando el tumulto es estremo toma su vuelo, se- 
guida de sus sectarios, y va á formar un enjambre, lijándose á los arboles, 
de modo á formar una masa cónica y pendiente, ¡o cual procede de la 
costumbre que tienen estos Insectos de agarrarse unos á otros con sus 
patas; este es el momento de eojerios para formar una nueva colmena. Pero 
si comunmente esto sucede así, también otras veces varias hembras na- 
cen casi en el mismo dia, á pesar de que la madre ha ya dado ciertos 
intervalos en poner sus huevos; entonces estas hembras, siempre escita- 
das por la mayor antipatía, se declaran una guerra á muerte, la cual miran 
con cierta indiferencia los neutros y los machos : algunas veces una emi- 
gración comprende varias hembras; pero apenas descansadas se pelean 
hasta que solo quede una. 

Sin embargo, sí las Abejas llaman nuestra atención por la singulari- 
dad de sus costumbres y hábitos, mas deben interesarnos por los pro- 
ductos que procuran á la sociedad, y los beneficios que prometen al 
cultivador intelijente. Se ha calculado que una colmena puede dar diez y 
seis libras de miel, y casi otra tanta de cera al año, y si se reflexiona que 
todos estos productos noexijen casi ningún cuidado ni gastos, pidiendo 
solo una comarca florida, veremos que es un gran interés general que ha 
movido la Sociedad de Agricultura á manifestar en varias ocasiones el 
deseo de verlas introducir en el seno de la República. 



I 



H : 



164 



FAUNA CHILENA. 



II. ABEJÓN. 



BOMBUS. 



Lingua subcylindrica, inquiete in/lexa. Autentice filiformes. 
T íbice postica! ápice bispinosce, tarsorum articulas primus latere 
externo dilatatus. 



Rom bus Fab. — Latreille. 



Apis Lino-, etr. 



Cuerpo bastante grueso y velludo. Lengua subcilíndrica, 
de la longitud de la cabeza en su posición natural, y de la 
del cuerpo cuando funciona. Antenas filiformes, con el 
segundo artículo subglobuloso y mas corto que el tercero, 
el cual es un poco cónico. Piernas posteriores biespinosas 
con el primer artículo de los tarsos dilatado en la base. 

Los Abejones se hallan en todas las partes del mundo, pero mas 
particularmente en el mediodía de Europa. Sus costumbres son casi 
las mismas que las de ¡as Abejas. Presentan como ellas tres clases de 
individuos, los neutros, los machos y las hembras ; pero como estas 
tienen necesidad de proveer en parte al alimento de su progenitura, 
su lengua y las patas de atrás están formadas sobre el mismo plan que 
las de los neutros, para poder preparar la miel, recojer ei polen y lle- 
varlo á su destinación. Los enjambres de los Abejones se componen solo 
de unos cincuenta individuos. También hay solo una hembra, la cual 
resiste á los inviernos que pasa ya en los huecos de los árboles, ya en 
los agujeros de las murallas, ó aun á veces en la tierra, y en un estado 
completamente letárgico; pero cuando los calores de la primavera rea- 
niman sus fuerzas y le presentan plantas floridas, entonces toma su 
vuelo, y va en seguida á buscar un lugar conveniente para poner sus 
huevos, cuya fecundación data del año precedente. A veces encuentra 
un agujero adecuado, en el cual solo tiene que pulir las paredes; pero 
frecuentemente ella lo construye, practicando una angosta y larga ga- 
lería de entrada. En esle agujero, tapizado casi siempre con musgo, 
fabrica su nido, que consiste en diferentes bolas de polen amasado con 
miel ; en cada bola pone varios huevos, á veces hasta treinta, que no 
tardan á abrirse, y las larvas que nacen se alimentan con esta pasta, 
que la madre tiene cuidado de renovar, ó al menos de traer otra cuando 
les falta. Al cabo de algunos dias, las larvas se fabrican un capullo se- 
doso en medio de las bolas, y en él se metauíorfosan en ninfo, para 
pasar pronto al estado perfecto. Los primeros que nacen son siempre 
los neutros, verdaderos operarios destinados á cuidar de las nuevas 



[INSECTOS. 



165 



larvas, ayudando á la madre, que no podría ocuparse de un número 
tan grande. Desde luego se emplean en agrandar Ja habitación, cuando 
esta se halla en la tierra, y en formar una segunda bóveda con las pa- 
redes de cera, bajo el musgo y á lo largo de los lados : dicha cera está 
preparada del mismo modo que la de las abejas; como ella sale de los 
últimos anillos del abdomen, pero tiene diferentes propiedades : el calor 
no puede derretirla, ni casi ablandarla, lo cual la hace poco útil para 
nuestros menesteres, apesarde que Molina diga que en la isla de Chiloe 
no se emplea otra cera que la de la Abeja melífera, que no puede ser otra 
sino nuestro Bombas chilensis. Con esta cera preparan también vasi- 
tos, que llenan de miel para el uso de las larvas, y aun acaso está 
destinada esclusivamente para el de las hembras, y en este caso tendría 
la propiedad de desenvolver los órganos genitales, como sucede en las 
Abejas hembras. Después de poner los neutros, y tan pronto como estos 
llegados al estado perfecto, se hallan capaces de bastar para los menes- 
teres de la colonia : la hembra principia á poner de nuevo, y entonces 
solo son machos y hembras, que producen otros individuos, los cuak j s 
llegan al estado adulto solo al fin ó en medio del otoño. En esta época se 
forma el enjambre, y la cópula se efectúa : los machos y los neutros 
mueren, mientras que las hembras, así fecundadas, van á pasar el 
invierno en cualquier agujero, para procrear cada una una nueva colonia 
tan pronto como la primavera vuelve. La miel que producen es muy 
poca, y hasta ahora no se ha creído oportuno el ponerlas en colmenas, 
lo que seria además muy difícil, y aun acaso imposible, según la opinión 
de las pocas personas que lo han ensayado. Sus panales tienen una forma 
muy irregular, y á veces son muy buscados por los muchachos y pol- 
las gentes del campo : las zorras y otros cuadrúpedos son también 
muy golosos de ellos, y cuando pueden pillarlos no tardan en apro- 
piárselos; pero entre tantos enemigos de los Abejones, son los mayores 
ciertas especies de Insectos que por su forma y color se introducen 
impugnemente en sus nidos para colocar su progenitura, la cual se 
alimenta á espensas de las larvas de los Bombus. 



\ 



i. Batnbws cHUensis. f 



B. hirsulus, niyer ; pilis longis, supra copiosis, fulvis, aut rufis, vare fia- 
viusculis: in ventre raris, nigris. — Long., H Un., lat., 6 Un. 

Podemos mirar esta especie como el pendiente en Chile del 
B. halicus Fabr., tan común en el mediodía de Europa y aun en 
toda la hoya del Mediterráneo; las tres clases de individuos, las 
hembras, losneutmsv los machos, tienen las antenas, el cuerpo 



i] h 



■■ 



166 



FAUNA CHILENA. 



y las patas negros ; la delantera de la cabeza, el dofsd del cor- 
selete y del abdomen cubiertos de una gran cantidad de pelos 
largos y erizados, de un matiz flavo, con frecuencia bermejo, y 
rara vez pálido y amarillo de limón. 

Esta especie difiere constantemente por el pelaje del vientre todo ne- 
gro, y por su tamaño proporcionalmente mayor, pues los neutros y los 
machos son iguales á las hembras fecundas del B. Italicus, y los indi- 
viduos de esta suerte tienen en el B. Chilensis catorce líneas de longitud 
y seis de ancho. Es muy común en la mayor parte de la República, y hace 
en un hueco de la tierra, algo mas ancho que alto, un nido de forma 
casi redonda, desigual, y de consistencia de la cera, compuesto de cel- 
dillas irregulares, mas ó menos grandes; en el lado esterior de dichas 
celdillas se ven unos vasos líenos de miel y provisiones de cera reunida 
en masa redonda, uno de estos nidos me ha dado cerca de una botella de 
miel muy dulce y por tanto muy apetecida de las gentes del campo. 

2 a subfamilia. — AINTOFOROIDEOS. 

Himenópteros con solo instrumentos propios para recojer sus- 
tancias desmenuzables, y teniendo estos órganos acaparadores 
en las patas, principalmente en las posteriores. 

En esta subfamilia y las siguientes solo existen dos clases de individuos, 
y la hembra está encargada de hacer el nido y de alimentar las larvas. 

III. HEBSISIA. — HEMISIA. 

Mandíbula lalere interno quadridentatce , ad extremitatem 
dilatatm.Palpi mancillares quadriarticulati. Tibios postinee bispi- 
nosce, spinis peclinatis. 

Hemisia Klug. Mus. Ber.-CENTRis, Lepelletier de Saint-Fargeau, ele 

Mandíbulas cuadridentadas en su lado interno. Palpos 
maxilares con cuatro artículos. Ocelo casi en triángulo. 
Piernas del medio con una sola espina sencilla, las poste- 
riores con dos, la interior muy pectinada, y la esterior 
mucho menos. Ganchos de los tarsos bífidos. Radial 
bastante ancha en medio, apartada en la estremidad de 
su borde esterior, y llevando un largo apéndice que se 



INSECTOS. i 67 

acerca á la punta del ala. Cuatro cubitales de diversos 
tamaños. 

Fabricio, autor del género Centris, ha descrito como el tipo la Apis 
drmidialade su Ent. Si/st. El Sr. de Saint-Fargeau ha colocado esta 
especie en su género Eulcenia, y ha compuesto su género Centris con 
otras especies que Latreille había lomado para tipos del suyo, pero 
que no pueden quedar en el mismo grupo que la A. dimidiatd, como 
lo piensan el Dr. Klay y el Sr. de Saint-Fargeau. Prefiriéndolas deno- 
minaciones empleadas por el primero á las del segundo, hemos creído 
observar la ley de la prioridad en cuanto tiene de mas respetable. 

1. Memvisiiv c^it&msis. f 

H. nigra; ab domine supra nítido, subglabro; thorace indorsum pUi'scopip-- 
sisconffrtis,albo-luteis:alis KydUnís, nervuris obscuri$. — Longit.,6 Un.; 
lalü.,2lin. i\%. 

Hembra : antenas, cuerpo y patas negros ; dorso del abdo- 
men reluciente y casi glabro; bordes posteriores de las dos úl- 
timas chapas dorsales y de las cinco primeras ventrales, con 
una lista negra, lo mismo que el pelaje de la delantera de la 
cabeza, de las patas y de por bajo del corselete ; secobillas de las 
tibias y de los tarsos muy gruesas, pero compuestas esclusiva- 
mente de largos pelos sueltos y flexibles ; dorso del corselete 
cubierto de una capa gruesa y afelpada de pelos blanco-ama- 
rillentos; alas hialinas; nerviosidades obscuras.— Macho no 
conocido. 

Se encuentra en las cordilleras de Coquimbo. 

2. Hesnisia n&gerriwiu* f 



I i 



H. prceceüenli a f finís, differt thoracis pilis nigris ut in abdomme.— 
Longit., 6 Un.; lat., % Un. i\%. 

Hembra : difiere solo déla anterior por el manto dorsal del 
corselete negro como el resto del pelaje. — Macho : semejante 
á la hembra, con el labro y la caperuza blancos. 

Esta especie se halla en Coquimbo, etc. ¿Será una variedad de la 
precedente? 



168 



FAUNA CHILENA. 



IV. DIFAGX.QSA. - BIPHAGIOSSA f 

Mandíbula lalere interno tridentalce. Lingua bipartita ■ Jila- 
mentís Itneanbus, omnino ñmbrialis. Tibia unispinosre. 

Antenas de doce artículos en la hembra, y trece en 
e! macho : el primero llegando á lo alto de la frente, mayor 
que todos, cilindrico ó muy débilmente obcdnico; el se- 
gundo muy corto y subglobuloso; el tercero dos veces 
mas largo que el precedente y claramente obcdnico; el 
cuarto y los siguientes hasta el antepenúltimo cilindricos, 
no angostados cerca de las articulaciones, y disminuyendo 
gradualmente de longitud, sin aumentar de grosor; la es- 
tremidad del último redondeada en el macho, y truncada 
oblicuamente en la hembra. Vértex muy corto. Frente 
llana ó aun un poco cóncava, aunque sin hoyuelos en el 
orijen de las antenas. Ojos laterales, distantes, saledizos, 
en ovales longitudinales: órbitas iniernas en línea corta' 
entrante y con una débil encorvadura. Ocelos dispuestos 
en triángulo : ángulo anterior del triángulo ocelar muy 
obtuso. Cara propiamente dicha muy corta por delante 
de la cabeza, confundiéndose lateralmente con los car- 
rillos : estos son muy prolongados, y forman con la 
caperuza una especie de hocico prolongado hacia de- 
lante. Caperuza prominente, muy grande, escediendo 
visiblemente el orijen de las mandíbulas, en rectángulo 
transversal, y á lo menos dos veces mas larga que aiicha : 
borde anterior (runcado. Labro pequeño, en rectángulo 
transversal, y perpendicular en la caperuza durante el re- 
poso de la boca. Mandíbulas de mediano tamaño : cara 
esterna profundamente surcada cerca de la base : borde 
interno con tres dientes cerca de la eslrernidad , com- 
prendiendo el apical : dientes obtusos, el último mas 



INSECTOS. 



169 



grueso que los otros. Quijadas envainantes y valviformes, 
débilmente escotadas un poco mas allá de la mitad por la 
inserción de los palpos maxilares : eslremidad redondeada 
y no dilatada : borde terminal pestañeado. Palpos maxi- 
lares largos, delgados, filiformes, de seis artículos subci- 
líndricosycasi iguales: articulaciones muy distintas. Palpos 
labiales de cuatro artículos : los dos primeros valviformes 
y envainantes como las quijadas ; el segundo la mitad ó 
menos mas corlo que el primero, y terminado en punta; 
el tercero inserto en el borde esterior del segundo, muy 
cerca de su eslremidad , subcilíndrico y semejante á los 
artículos de los palpos maxilares ; el cuarto y último con 
la forma y el tamaño del precedente, y articulado punta 
á punta con él. Parausos tan largos como los dos últimos 
artículos de los palpos labiales juntos, deprimidos y pes- 
tañeados en los dos lados de la primera mitad de su lon- 
gitud, glabros mas allá, lineares y terminados en punta. 
Lengua propiamente dicha (Labium) llana primero, y en- 
sanchándose después para dividirse muy cerca de su orijen 
en dos filetes lineares tan largos como lo restante del apa- 
rejo bocal, y magníficamente franjeados por fuera y por den- 
tro, desde el punto de división hasta su estremidad. Cuerpo 
pesado y velludo: pelaje mas espeso en las hembras que 
en los machos. Abdomen con seis anillos en el macho, y 
siete en la hembra : el último redondeado posteriormente 
en ambos sexos: una lista bastante ancha de pelos largos 
y espesos en el borde posterior de cada una de las cinco 
primeras chapas ventrales del macho. Patas de las hembras 
de mediano tamaño, y ricamente provistas de órganos para 
recojerel polen; fémuros con menos pelos, pero presen- 
tando en su ángulo inferior una lista espesa y varias hileras, 
iguales á las que se encuentran en !a mayor parte de las 






i; • 



170 FAUNA CHILENA. 

AndreníteaSy por lo que el Sr. de Saint-Fargeau los ha 
nombrado Merilegídeas ; tibias y tarsos muy velludos: 
los primeros un poco aplastados ; los posteriores dilata- 
dos, cubiertos de largos pelos sedosos, muy apretados y 
dirijidos acia atrás; primer artículo de los tarsos posterio- 
res, tan ancho como la tibia, mas corto y mas aplastado; 
cepillo tarsal semejante al tibial ; espinas tibiales sencillas; 
uñas de los tarsos bífidas. Palas de los machos mas delga- 
das y menos velludas, sin listas femorales ni cepillos tar- 
sales ó tibiales ; varios pelos alargados y claros en las 
caras de las diferentes uñas, y mas apretados á lo largo 
de sus espinas. Una celdilla radiante, muy larga y muy 
angosta, redondeada en su estremidad, terminada por un 
apéndice rudimentario y débilmente trazado. Cuatro cel- 
dillas cubitales : la primera mas grande que la segunda, la 
cual está en cuadrilátero irregular, y recibe la primera ner- 
viosidad recurrente como hacia la mitad de su longitud ; 
la tercera no angostada hacia la radiante, en rectángulo 
un poco mas ancho que largo, y recibe la segunda recur- 
rente un poco mas allá de la mitad ; la cuarta apenas prin- 
cipiada. 

Este género, particular hasta ahora de Chile, comprende solo una 
especie. Es notable por la estructura particular de la lengua, lo que 
le ha valido el nombre de Diphaglossa, que quiere decir Lengua 
bipartida. 

&lpS^s$plos«n €ítMyi. | 

(Atlas zoológico. — Himenópteros, lám. l.fig. !■) 

I), hirsuta; pilis fulveis; antennis, mandibulis. thordceque nigris; abdo- 
mine pedibusque rufis, Long. 7 Un., lat. % i 12 Un. 

Antenas, cabeza y corselete negros; mandíbulas morenas; 
labro, otras partes de la boca y abdomen de un flavo bermejo : 
dos puntos negros en la base de la primera chapa dorsal, y 
bastante cerca líe los bordes laterales; patas flavas; ancas, tro- 



INSECTOS. 



canteros y base de los fémuros negros ; todo ei pelaje de! color 
flavo-bermejo del fondo; alas hialinas y un poco ahumadas; 
nerviosidades negras. 
Se halla en el norte, Santa Rosa, Coquimbo, etc. 
Explicación de la lamina. 

Lam. i, fig. 1. — Animal aumentado — l a Tamaño natural. — Ib Órganos de 
la boca vislos por cima.— a Palcos maxilares y quijadas. — 3-Y Palpos labiales,— 
8-s La lengua con sus dos apéndices, — le Los mismos órganos vislos por bajo. 
— 1 d Pata posterior, — le Ala superior. — 1 /' Antena. 



V. ANTOFORA. 



AHTBOFEORA. T 



Mandibulce unideníaicé. Palpi maxilares arliculis sex. Autentice 
in utroque sexu breves^ filiformes. '('Íbice posteriores unüpinosce. 

Mandíbulas con un solo diente. Palpos maxilares de 
seis artículos y los labiales de dos. Antenas filiformes, 
como del largo de la mitad del cuerpo en ambos sexos. 
Ocelos dispuestos en triángulo» Corselete óvalo. Alas con 
la radial bastante ancha, y cuatro cubitales. Patas poste- 
riores con una sola espina. 

Las Anfóforas aparecen con los primeros calores de la primavera. Se 
ven volar entonces con la mayor rapidez sobre las flores, produciendo 
un zumbido continuo. Hacen su nido en la tierra arenosa, en las viejas 
murallas espuestas al mediodía, y particularmente en los terrenos ca- 
vados; pero prefieren las arenas finas y gredosas. El nido se compone 
de una ó dos celdillas en forma de dedal , perfectamente pulidas, y aun 
lustrosas en el interior : en cada una, dispuestas con frecuencia varias 
juntas á modo de tubo, la hembra mete un pastel de polen y de miel , 
después pone un huevo, y la larva se alimenta con dicho pastel. Los 
Insectos perfectos se alimentan de preferencia con el néctar de las 
Labiadas, Borragíneas y otras flores que tienen la corola infundibuli- 
forme ; frecuentemente los machos tienen colores un poco diferentes de 
los de las hembras, lo cual puede causar equivocaciones y aumentar el 
número de las especies. 

1. AntHophora íristri^mlfs, f 

A , nigra ; pilis facie , segmento primo el ihoracis dorso albidis, capite, clgpeo 
suprá pedibus el ventre ni gris ; abdomine fasciis 3, pilosis, niveis. Long. f 
5 Un. ; lat., 1, 4j2 Un. 

Hembra : antenas negras, como el fondo dei cuerpo y de las 



• 



172 



FAUNA CHILENA. 



patas; pelos erizados y blancos por delante de la cabeza, un pri- 
mer anillo del abdomen y sobre el dorso del corselete, y negros 
en el vértice, en la caperuza, en las patas y por bajo del cuerpo ; 
listas de los dos últimos anillos negras; tres rayas trasversales 
de pelos rasos y tendidos hacia atrás en los bordes posteriores 
del segundo, tercero, y cuarto palpos dorsales, y de un blanco de 
nieve; alas hialinas; nerviosidades negras. —Macho desconocido: 

Vive en el centro de la República, y es algo parecida á otra especie del 
Brasil que he llamado A. Buquetii. 

2. Antit&tfiltom eHHemuin* 7 

A. hirta, cinérea; in femineis tarsis testaceis ; pilis in capite, thoracc, ab- 
dominis primo segmento, pedibus,ventre ciñereis; pancis pilis niyris secundi 
segmenti basim; abdomine fasciis pilosis albidis. Long., S Un.; lat. 1 <//4 Un. 

Hembra : cuerpo negro ; tarsos testáceos ; pelos erizados de 
Ja cabeza, del corselete, del primer anillo del abdomen, de las 
patas y de debajo del cuerpo parduscos: varios pelos negros en 
la base del segundo anillo : una lista de pelos rasos y tendidos 
hacia atrás, blanquizcos en el borde posterior de cada una de 
las cuatro chapas dorsales intermedias : dichas listas aumentan 
progresivamente su anchura de la segunda á la quinta, que es 
casi del todo blanquizca : la última cubierta de pelos amarillen- 
tos muy apretados, con un espacio triangular y desnudo en 
medio; alas hialinas; nerviosidades negras.— Macho : un poco 
mas pequeño que la hembra (4 lín. de long.), con los mismos 
colores en el fondo ; labro y caperuza de un amarillo de paja ; 
patas sencillas; pelaje unicolor, pardusco, también erizado, aun 
en los últimos anillos del abdomen. 

Muy común en todo Chile. La diferencia de colores en los dos sexos, 
prueba la poca confianza que se ha de dar en las divisiones del Sr. de 
Saint-Fargeau. 



3. Antiéoptiora ineertn. f 

A. hirsuta; anlennis, >abdomine, pedibusque nigris; pilis capite, Ihoracc, 
supra primo segmento albido-fulvis; nervuris nigris, radiali apéndice martji- 
nem exleriorem atlingenle. Long., 6 Un. ; lat., 2 i\2 Un. 

Antenas, cuerpo y patas negros ; pelaje erizado, flavo en \¿ 



INSECTOS. 



173 



cabeza, el dorso del corselete y del primer anilio, y negro en 
todo lo demás; por cima del segundo, tercero y cuarto anillos 
Unamente pubescente ; alas hialinas; nerviosidades negras ; el 
apéndice de la radical llega al borde esterior, y la segunda y 
¡ ercera cubitales no angostadas cerca de la radical. —Macho 
desconocido. 

La inervación particular de las alas me hace temer no haber puesto 
esta especie en su verdadero género ; tampoco no he podido bien observar 
las partes de la boca del solo individuo que tengo y que proviene de Val- 
divia. 



4. Anthoptiora €¿fi-&i. f 

A. nigra ;pilis ciñereis, antennis hiléis, articulo primo nigro ; clypeo, labro 
laleribus faciei albidis ; femoribus posterioribus lurgidis, tarsis adjacentibus 
primo articulo dilalato, ápice bispinoso. Long., 4 Un.; lat., 4 4¡2 Un 

Macho : antenas amarillas, con el primer artículo negro; ca- 
beza negra ; caperuza, labro y ángulos anteriores de la cara 
blancos ; corselete y abdomen negros, cubiertos de pelos eriza- 
dos y parduscos, mas raros por bajo del vientre; patas también 
negras ; tarsos rojizos ; fémuros posteriores hinchados ; primer 
articulo del tarso adyacente aplastado, dilatado y terminado por 
dos espinitas ; alas hialinas ; nerviosidades negras ; apéndice de 
la celdilla radical apenas principiado : el primero y el segundo 
cubitales casi iguales : el tercero mas angostado cerca de la ra- 
dical; boca del género. — Hembra desconocida. 

Se halla en el norte déla República, Santa Rosa, etc. 



H 



5. Anih&phora ilistSuffMeneta. f 

A. precedenti afíinis; labro, laleribus faciei, antennis suprá nigris ¡femori- 
bus posterioribus lurgidis, sed primo articulo tarsorum simplici. Long., 4 Un.; 
lat., 1 4\% Un. 



Macho : E c ta especie la hubiésemos reunido á la precedente, 
apesar de varias diferencias de color, si no presentase ademas 
diversidades de formas, cuyo valor no sabremos apreciar según 
el examen de un solo individuo ; fémuros posteriores también 
hinchados, pero el primer artículo de los tarsos del mismo par 
tiene la forma común ; la segunda cubital es la mitad mas pe- 



1 - 

im í 




i 
i 





IB 


■11 


lili 



!74 



FAUNA CHILENA, 



quena que la tercera, y también muy angostada hacia la radical ; 
por cima de las antenas, el labro y los ángulos anteriores de la 
cara negros. — Hembra desconocida. 
Se halla en los mismos lugares que el precedente. 

I1T. TETRALONXA — TETB.AS.OMIA. f 

Mandíbula; qnguslce, a cutas, unídentatce. Antmnm in másculis 
tongissima;. Palpi maxillares quinqué arliculali. 

Cuerpo grueso. Mandíbulas con un diente en el íado 
interno. Palpos maxilares de cinco artículos. Ocelos en 
línea trasversal. Antenas filiformes, las de los machos 
mas largas que las dos terceras parles del cuerpo. Radiai 
angostándose después de la tercera cubital hasta la punta 
que es redonda y apartada de la costa. Cuatro celdillas 
cubitales, la tercera muy angostada hacia la radial, reci- 
biendo la segunda nerviosidad recurrente muy cerca de 
la base de la cuarta, esta apenas principiada. Espinas de 
las piernas posteriores largas, agudas, sencillas. Ganchos 
de los tarsos bíñdos. 

Estos insectos tienen las mismas costumbres que las especies del gé- 
nero que antecede. Poi la facultad que tiene el forro ventral de reco- 
ger el polen, sucede que estos insectos, lo mismo que nuestro Difa- 
gloso, podrían ser colocados sea entre los Gastrüogideos, sea entre los 
Podilegideos ; á lo menos hacen el tránsito de las Antoforideas á las 
Megaquiloideas, y si los dejamos entre las primeras, es I o porque el 
servicio de las patas es mejor probado por la esperiencia que el de lana 
ventral; y 2 o poique la caperuza prominente y haciendo ángulo con 
el labro, los acercan de las antoforas. 

T. hirsuta, fulva ; antennis corpore, pedibus, nigris; tarsis, alaram squa- 
mis subrubris ; abdomine fasciis tres pilosis, (tibiáis ; in mascnlis antennis 
cprpuris lonaitudine. Lona., 4 1¡2 Un. ; lat., 2 lin. 

Hembra : antenas, cuerpo y patas negros; tarsos y escamas 
alares rojizos; pelaje de la cabeza y de! corselete espeso, largo, 



II 



INSECTOS, 



175 



drizado y flavo ; varios pelos del mismo color sobre el primer 
anillo del abdomen; tres lisias transversales de pelos rasos y 
tendidos hacia atrás, blancos, las dos primeras en la base del se- 
gundo y del tercer anillo, y la tercera cubriendo todo el dorso 
de! quinto; franjas marjinales de las dos últimas y forro ven- 
tral negros; este último largo, grueso, y visiblemente tan apto 
para recojer el polen como los cepillos de las patas posteriores; 
pelos de las patas flavos; cepillos tibiales posteriores morenos; 
cepillos tarsales posteriores negros; alas hialinas; radio testa- 
ceo cerca del oríjen ; otras raras nerviosidades. — Macho : talla 
de la hembra, de la cual diíiere poco por los colores ; antenas 
tan largas como el cuerpo, negras por cima, y amarillas por 
bajo; segundo artículo enteramente negro; labro amarillo; ca- 
peruza del mismo color, con dos puntos negros cerca de los 
ángulos posteriores : pelaje leonado y masclaro : el de las patas 
blanquizco ; lista rasa del tercero rodeando solo el borde pos- 
terior. 

Vive en Santa Rosa, Santiago, etc. 

r. hirsuta, nigra ; antennis, corpore pedí busque niyris; thoracis dorso et 
primo secundoque abdominis segmentis albidis; in masculis antennis corporis 
longiludine. Long., 5 Un. ; lat-, 2 1¡% Un. 



Hembra : antenas^ cuerpo y patas negros ; pelaje erizado y 
comunmente negro, solo blanquizco sobre el dorso del corselete 
y de los dos primeros anillos; una lista blanca de pelos rasos y 
tendidos hacia atrás en la base del tercer artículo ; alas hialinas, 
nerviosidades negras; las dos recurrentes rigorosamente intersti- 
ciales, la primera entre la primera y la segunda celdillas cubita- 
les, y la segunda éntrela segunda y la tercera.— Macho : del ta- 
maño de la hembra, y proporcionalmente un poco mas angosto; 
antenas de la longitud del cuerpo; una lista trasversal, amarilla, 
y unidentada por atrás, cerca del borde anterior de la caperuza : 
pelos de las patas, de la frente, de los flancos y de encima del 
cuerpo blanquizcos ; lista rasa del tercer anillo poco aparente. 
Se encuentra en las provincias del norte, Coquimbo, etc. 



176 



FAUNA CHILENA, 



3. Tetralonia Gayi. j 



T. hirsuta, al bida; labro, centre pedibusque nigris; in masculis antennis 
corpore brevioribus, Long., S Un. ; lat., 2 11*1 Un. 

Macho : muy parecido al precedente, pero distinto por las 
formas y los colores; antenas mas cortas que el cuerpo; artícu- 
los del sétimo al onceno débilmente arqueados; segunda celdilla 
cubital notablemente angostada cerca de la radial , recibiendo 
la primera recurrente un poco mas allá de la mitad : sus nervio- 
sidades transversales arqueadas, y la anterior sinuosa ; segunda 
recurrente llegando á la tercera cubital cerca de su estremidad, 
pero no exactamente intersticial ; pelaje erizado, comunmente 
blanquizco y bastante espeso, mas raro sobre el dorso de los 
cinco primeros anillos, negro en el labro, en el rededor de la 
boca, en las patas y por bajo del cuerpo; varios pelos morenos 
en la cara esterior de las tibias; alas hialinas; nerviosidades 
negras. 

Esta se halla en los mismos lugares que la que antecede. 

4. TetraSonia tneicena. f 

T. hirsuta, omnino nigra; alis hyalinis, nerouris nigris. Long., 5 Un.; 
latit., 2 Un., i\%. 

Hembra: enteramente negra; pelaje concolor; alas hialinas; 
nerviosidades negras; recurrentes no intersticiales como en la 
T. Gayi (macho), pero la segunda cubital mas pequeña, entra- 
pecio angostado hacia la radial , con sus nerviosidades trans- 
versales y derechas. 

Especie muy escasa y también del norte de la República. Las diferen- 
cias en la nerviosidad de las alas me han impedido reunir esta hembra al 
macho precedente, porque no hay duda que las particularidades secun- 
darias no bastan para caracterizar un género bien que un sabio autor 
haya pensado lo contrario ; pero tienen bastante importancia para justifi- 
car la presunción de una diferencia específica. 



INSECTOS. 



177 



3« subfamilia. — MEG AQUILOÍDEAS. 

Himenópteros solo con instrumentos propios para la cosecha de 
las sustancias desmenuzables, los cuales están colocados bajo 
del vientre. 

En esta subfamilia que corresponde á la familia de los Gastrilegideos de 
Saint-Fargeau no se ve tampoco mas que dos clases de individuos muy no- 
tables por su modo de recoger el polen con sus palas de detrás para amon- 
tonarlo después debajo del abdomen en donde está detenido por pelos 
dispuestos á modo de cepillos. 



V. MEGAQUIIíA. — MEOACHIS.B. 

Palpi maxülares articulis duobus. Mandíbula quadridentaia. 
Abdomen infceminis suprá planum. Tres areola; cubitales. Tarsi 
unguibus in fcem. simplicibus, in mase, bifidis. 

Megacoile. Lat.— Spin. — Antboptaora. Fab., etc. — Trachusa Jur. , etc. 

Cuerpo corto, bastante ancho. Mandíbulas anchas, de 
cuatro dientes. Palpos maxilares muy cortos, compuestos 
solo de dos artículos. Corselete convexo. Alas superiores 
con una celdilla larga sin apéndices y tres cubitales, la 
primera algo mas grande que la segunda que recibe los 
dos nervios recurrentes, y la tercera apenas principiada. 
Abdomen de las hembras algo plano por cima, mas con- 
vexo que lo regular por bajo, y el aguijón dirigido por 
arriba. Las uñas de los tarsos sencillas en las hembras y 
bífidos en los machos. 

Las Megáquilas, cuyo nombre griego significa Grande Labio, se 
encuentran en casi todas las partes del universo. Son notables por el 
lugar que ocupa bajo del vientre la paleta ó instrumento destinado á 
recoger la miel, lo cual solo se ve eo esta familia. Fabrican su nido en 
la tierra que cavan en una larga galería cilindrica, y después la entapizan 
con fragmentos de hojas, las cuales cortan con una maña sumamente 
particular, dándole estrictamente una figura redonda ó elíptica. Varias 
de estas hojas sobrepuestas y reunidas en un tubito, con la forma de un 
dedal, están colocadas en el fondo de ía galería, y el insecto ¡a llena de 
miel; luego construye otra igual, que pone encima, demodoquesu base 
Zoología. VI. 12 




ma^^mm 



178 



FAUNA CHILENA. 



sirve de tapadera á Ja primera ; después otra, etc. : todas están dispues- 
tas una en seguida de otra, formando un largo tubo, compuesto de un 
corto número de celdillas, en cada una de Jas cuales la hembra pon- 
mi huevo, que pronto debe pasar al estado de larva, y luego al de in- 
secto perfecto. 

1. MegacMne chitensis. 

M. fetn. nigra ; pilis longte, densis, in capilis vértice, ihoracis dorso abdn- 
mimspnmis segmemis alhidh, cceterisnigris.—Long.,4á8 Un.; lai.ÚoUn. 

Hembra : antenas, cuerpo y patas negros ; cabeza, corselete 
y abdomen muy velludos; pelaje largo, espeso y erizado, blanco 
sobre el vértice, el dorso del corselete y los primeros anillos, 
y negro en lo demás ; lámina ventral de este último color; alas 
hialinas; nerviosidades negras. — Macho : comunmente del ta- 
maño de las mas pequeñas hembras ; patas sencillas ; ancas an- 
teriores múticas; sesta chapa dorsal terminada por dos dientes 
derechos, horizontales y bastante distintos ; espacio intermedio 
en semicírculo ; séptima chapa rara vez en evidencia, y termi- 
nada también por dos dientecitos mas aproximados; pelos de la 
cabeza, del dorso del corselete, de las cuatro chapas dorsales 
de las ancas y de los fémures blancos : resto del pelaje negro. 

Esta especie es muy común en toda la República. En las hembras el 
pelaje parece estenderse por e D cima del abdomen en razón inversa de! 
tamaño del individuo; se concluye al segundo anillo en los mayores 
mientras que se estiende hasta al cuarto en los que tienen el tamaño 
regular de los machos ; pasages intermedios de unos á otros se obser- 
van entre los muchos ejemplares que tenemos á la vista; también leñe- 
mos algunos individuos machos y hembras, cuyo color blanquizo del pe- 
laje ha pasado al leonado-amariliento. 

2. Jffeg aeftite potiittosa. | 

M. fem. nigra, pilis in capiic,pedibus, thoracequesubtus et ad latera nigris 
Ihoracis dorso et primo segmento albidis ; aliis segmentis glabris, lucidis\ 
margine posiieo albido cWato; lana ventrali rufa; sculcllo ad médium an- 
ticum integro. — Long., 6 Un.; lat. 2 Un. 

M. pollinos* Klug ., 3Jus. Berol in litteris. 

Hembra : antenas, cuerpo y patas negros; borde anterior de 
la caperuza sin escotadura mediana, derecho ó muy débilmente 
aparente; mandíbulas cuadridentadas ; 



arqueado; labro no 



INSECTOS. 



179 



dientes obtusos y redondeados; abdomen apenas tan largo 
como la cabeza y el corselete reunidos ; pelos erizados, negros 
en la cabeza, las patas, los flancos y por debajo del corselete, 
blanquizcos sobre el dorso de este último y en el primer 
anillo del abdomen: los cuatro anillos siguientes glabros y relu- 
cientes, con una hilera de pestañas blancas y tendidas hacia atrás 
en la longitud del borde posterior; sesta chapa dorsal negra ; 
lana ventral enteramente bermeja; alas hialinas ; nerviosidades 
negras. — Macho : no conocido. 

Esta especie se halla en el centro de la República y también vive en el 
Brasil, según dos ejemplares que he recibido del Señor Klug con el nom- 
bre que le he conservado. Se asemeja mucho á otras Megaquilasde lana 
ventral vermeja, indígenas y exóticas ; pero difiere de todas las que co- 
nozco por el pelaje, siempre negro, de la cabeza, de las patas, de los flan- 
cos y de debajo del corselete. 

3. MegaeHiie wielatrowicHn, f 

M. fcem. omninó nigra ; pilis nigris ; scutello Inte, leviíerque emarginato, 
lana ventrali nigra. — Long. 3 lía.; lal. ■/ Un. 



Hembra : caperuza ancha y débilmente escotada, dejando 
desnudo el borde anterior del labro ; borde interno de las man- 
díbulas anchamente escotado; diente intermedio corto y agudo ; 
forro del dorso del abdomen tan largo y grueso como el de la 
cabeza y del corselete : ambos enteramente negros, lo mismo 
que la lana ventral; alas un poco ahumadas; nerviosidades ne- 
gras. — Macho : del tamaño de la hembra y muy semejante á 
ella; pelos de la cara de los forros anteriores blancos; sesta 
chapa dorsal terminada por dos prolongaciones anchas y biden- 
tadas ; dientes obtusos : el exterior mas angosto y mas corto ; 
espacio intermedio rectangular; séptima chapa no aparente. 

Se halla en el norte de la República, Santa Rosa, etc. No podríamos 
colocar esta especie y la chilensis en las divisiones del género que e¡ 
señor Saint-Fargeau ha establecido según el color de la lana ventral, pues 
ha olvidado todas las que la tienen enteramente negra, y sin embargo 
conocemos á lo menos siete especies que se hallan en el mismo caso. 



I 



180 



FAUNA CHILENA. 



ZI. ANTIDXO. 



ANTHIDXUM. 



Mandíbula bidentatce. Palpi maxillares uniarticulati ; abdo- 
men breve, supra convexum. 
Antbidium. Fabricius; Lat., ele. 

Mandíbulas bidentadas. Palpos maxilares solo con un 
artículo, y el tercero de los labiales inserto en el lado del 
segundo. Antenas filiformes. Corselete redondo, convexo. 
Abdomen corto, convexo por encima. Celdilla radial re- 
donda en la punta y sin apéndices. Tres, cubitales, la se- 
gunda y la tercera que es poco formada, reciben cada una 
una nerviosidad recurrente. Patas fuertes sin cepillo ni 
paleta. 

Las especies de este género tienen por lo común el abdomen ador- 
nado de fajas ó manchas amarillentas en un fondo moreno ó negro. El 
nido está compuesto de doce á quince celdillas guarnecidas de un vello 
lanudo que establecen las mas veces en el pié de los árboles, y que en- 
vuelven en musgos. Dichas celdillas contienen cada una un huevo y una 
provisión de miel destinada á alimentar á las larvas. Las especies viven 
comunmente en las regiones cálidas. 

1. AnShiaiwstn Gtsyi. f 

A. fem. pilosa; antennis, pedibus, alarum squamis luteo-rubellis ; articull s 
ullimis antennarum subnigris. Capile, thoraceque nigris, immaculatis ; lana 
venirali nigra. — Long., 8 Un. ; lat., 2 Un. 

Hembra : antenas, patas y escamas alares de un amarillo ber- 
mejo ; los cuatro últimos artículos de las antenas bañados de ne- 
gro por cima ; cabeza y corselete negros, sin manchas y velludos ; 
pelaje largo, espeso y erizado, negro en la cara y por bajo del 
antecuerpo, flavo en la frente, al vientre y sobre el dorso del 
corselete, y de un matiz mas claro en los flancos; escudo mú- 
tico y sin prolongación posterior; dorso del abdomen finamente 
pubescente; una mancha amarilla, trasversal y escotada hacia 
atrás en cada lado de los primero, segundo, tercero y cuarto 



versales, formando una especie de lista interrumpida en el me- 




INSECTOS. 

dio, mas aproximadas sobre el quinto ; el último redondeado y 
enteramente negro ; lana ventral amarilla ; alas hialinas, bañadas 
de amarillo; nerviosidades testáceas en la región capilar, y obs- 
curas en las otras. — Macho : del tamaño de la hembra, de la 
cual difiere, ademas de los caracteres sexuales, por el pelaje 
blanco de la delantera de la cabeza, de los flancos del corselete, 
délas patas y de debajo del cuerpo, lo mismo que por las man- 
chas amarillas de la quinta chapa dorsal, iguales á las de las 
cuatro primeras : las dos últimas enteramente negras, la sesta 
con dos espinitas laterales y dirijidas hacia atrás, y la séptima 
tridentada posteriormente ; dientes pequeños y aproximados : 
el mediano mas corto que los otros. 
Esta especie vive en los alrededores de Coquimbo, etc. 

2. Antfiitlium cfaiMemse* t 




A. fem. pilosa; antennis, pedibus, alarum squamis falvfs ; thorace nigro^ 
maculato; lana ventrali albida. — Long., i Un.; lat., 4 Un. í[2. 

Hembra : tiene cuatro líneas de largo y una y media de an- 
cho. Antenas, patas y escamas alares leonadas; ancas y trocan- 
teros negros; cabeza y corselete negros y menos vellosos que 
en la especie que antecede ; pelos blanquizos ; capirote y ángu- 
los anteriores de la cara blancos ; dos líneas transversales en el 
protórax y una banda interrumpida en el escudo, amarillas ; este 
mútico y sin prolongamiento por detrás ; dorso del abdomen ne- 
gro, lustroso, casi glabro ; una banda amarilla dilatada cerca de los 
bordes laterales y anchamente interrumpida en el medio, sobre 
los cuatro primeros anillos; otra semejante en el quinto, entera 
y cuando mas provista de una pequeña escotadura en el medio 
de su borde anterior; sesta chapa dorsal negra, fuertemente 
puntuada; borde posterior anchamente bisinuoso, terminado en 
punta roma; lana ventral blanquiza; ala como en la especie 
que antecede. —Macho : un tanto mayor que la hembra, de la 
cual difiere ademas por una mancha blanquiza en la parte exte- 
rior de las mandíbulas, por la falta del amarillo en el protórax 
y en el escudo y por las cuatro primeras bandas del abdomen 
mas angostas y mas anchamente interrumpidas; sesta chapa 
dorsal redondeada y armada en ambos lados de una espina 



182 






FAUNA CHILENA. 



aguda y dirijida hacia atrás; la séptima anchamente escotada á 
modo de creciente, el cual tiene sus cuernos divergentes y 
obtusos. 
Se encuentra en el norte, Santa Rosa, Coquimbo, etc. 

3. JLmtfoif&inatm sletoiUea. f 

A. fem. tenuiter villosa; anlennís ferrugineis ápice supra subnigris; capite, 
thoraceque nigris, maculatis; lana venlrali nigra. — Long., 4 Un. ; lat 
1 Un. 4\Z. 

Hembra : de cuatro líneas de largo y una y tercia de ancho. 
Antenas ferruginosas, con algo de negro por cima de los últimos 
artículos; cuerpo finamente velloso y los pelos escasos, cortos 
y del color del fondo ; escudo como en las especies que ante- 
ceden. Cabeza, corselete y abdomen negros; una banda ancha 
y ferruginosa llenando el vértex y la parte de detras de la ca- 
beza ; dos pequeñas manchas en el escudo; dos bandas transver- 
sales, la primera en el primer anillo no alcanzando á los bordes 
laterales, la segunda en el cuarto y á modo de arco, cuya con- 
vexidad está dirijida por detras, otras dos manchas laterales 
en los segundo y tercero amarillas; borde posterior del último 
redondo; lana ventral negra; alas amarillas en su base y obscu- 
ras ó ahumadas hacia su punta ; nerviosidades testáceas en la re- 
gión clara, y negras en la región obscura.— Macho : del tamaño 
de la hembra, pero algo mas delgado; antenas negras, solo los 
primeros artículos ferruginosos, algunos pelos blancos delante 
de la cabeza, en las patas y en los lados del corselete ; manchas 
amarillas del escudo y primera banda del abdomen en parte 
borradas ; últimos anillos múticos ; el séptimo muy poco escotado. 
Se halla en el departamento de Coquimbo. 

4 a subfamilia. — ■ NOMADOIDEAS. 



Himenópteros desprovistos enteramente de órganos cosecheros. 
Capirote prominente. Labro haciendo un ángulo obtuso con 
el capirote. 

Los entomologistas miran como parásitas todas las Apisitas que creen 
desprovistas de órgano^ cosecheros. En efecto, ninguna posee el análogo 



INSECTOS. 

ó equivalente de la Paleta que es propio á nuestros Apisoideos ; pero mu- 
chas de ellas tienen á las patas ó en el abdomen bastantes pelos para cose- 
char el polen y aun con mas abundancia que ciertas cosecheras, verbi- 
gracia, las Ceratinas cuya industria es ademas bien probada. Sin embargo 
la espériencia ha manifestado el verdadero parasitismo de varias especies 
europeas de los géneros Melena, Crosisa, Epeolus, etc. No conocemos las 
costumbres de las Nomadoideas exóticas, pero siendo la analogía la 
mejor guía cuando la experiencia y la observación no vienen á nuestra 
ayuda, no hay inconveniente en seguir las inducciones con tal que se sepa 
de antemano que todas las especies que colocamos en esta subfamilia y 
en la que sigue son para nosotros ó parásitas conjeturadas ó parásitas 
probadas. 

I. EPIC&OPO. — XFIOZiOFUS. f 

Ocelliin linea recta dispositi. Scutellum rotundum, muttcum. 
Cellulce cubitales quatuor. Tarsi unguibus siinplicibus. 

Ocelos en número de tres y dispuestos en una línea 
recta y transversal. Escudo redondo, desprovisto de dila- 
tación lamelliforme, tubérculos y espinas. Una celdilla 
radial de mediana longitud, angosta, redonda en su punta, 
acompañada de un pequeño apéndice que no alcanza el 
borde del ala. Cuatro celdillas cubitales, las dos pri- 
meras casi del mismo tamaño, la segunda en forma de 
cuadrilátero poco angostado hacia la radial, mientras que 
la tercera lo es mucho, y esla tiene ademas su borde 
posterior reflejo por dentro, é hinchado; la cuarta tiene 
visiblemente un principio de formación. Primera nervio- 
sidad recurrente exactamente intersticial, entre la se- 
gunda y la tercera, segunda recurrente alcanzando á la 
tercera celdilla cubital bastante cerca de su punta. 

Por no hechar á perder uno de los pocos ejemplares que tengo á mi 
disposición, no me he atrevido á estudiar las partes de la boca para 
completar la descripción de este nuevo género; pero en todo caso 
difiere de los Fuéremos, Ammobates y Pasites por sus cuatro celdi- 
llas cubitales, de los Aglaes y Nómades por sus tres ocelos en línea 
recta y transversal en la punta del vértex: de los Mesoqueiros, Meso- 
piias, Hopliforos y Mesonyquios por tener todas sus espinas tibiales 
sencillas; de los Epeolos, Melecios y Crocisos, por su escudo redondo 




í 



~*m 



18-1 



FAUNA CHILENA 





sin prolongamiento lameliforme, ni tubérculos ni espinas, y por que 
los ganchos de sus tarsos son sencillos y no bífidos. Se aisla aun mucho 
mas por las particularidades secundarias de las nerviosidades de las 
alas. Sin duda todos estos caracteres parecen artificiales, pero tampoco 
no se puede esperar encontrar en una subfamilia, cuyas especies todas 
están consideradas parásitas, y á las cuales se rehusa, por esta suposi- 
ción, toda especie de costumbre industriosa, los caracteres que miramos 
como esencialmente naturales, los que manifiestan alguna particulari- 
dad en la libertad de los movimientos. 

I. S¡iBÍ<ssi&pws €£<?$$$$. -j- 
(Atlas zoológico. — Himenópteros, lám. 1, flg. 7.} 

E fem. agilis; aniennis, corpore, pedibus nigris. Capitis mítico ccendeo, 
albidovariegaio; thoracis dorso, segmentis primo et secundo, pilisque albidis 
villosis, alus ut in capite cesruleis. — Long., 6 Un. ; lat.,2¡lin. 112. 

Hembra : de seis líneas de largo y dos y media de ancho, y 
muy parecida á un Melecies. Antenas negras, el primer artículo 
alcanzando apenas á lo alto de la frente, el segundo muy corto, 
obeónico, del tercero al onceno subeilíndricos, no angostados 
cerca de las articulaciones y casi iguales entre sí; el último re- 
dondo en su punta. Cuerpo y patas negros; delantera de la ca- 
beza cubierta de un vello sedoso azulado, tendido por de- 
lante ; algunos pelos erizados reunidos en el medio de la cara 
y por detras de las antenas ; labro haciendo un ángulo recto 
con el capirote, ribeteado al exterior en semicírculo con una 
pequeña escotadura en el medio, superficie vellosa, borde guar- 
necido de una franja formada de una sola hilera de pelos negros, 
tiesos, dirijidos por delante; escamas alarias glabras y lustro- 
sas; dorso del corselete y de los dos primeros anillos del ab- 
domen cubiertos por una gruesa capa de pelos blancos, alarga- 
dos é inclinados pero no tendidos por detrás; los cuatro últimos 
anillos entapizados de un vello azulado parecido al de la ca- 
beza ; sedas rasas y tendidas por detrás; el último concluye algo 
en punta; sexta chapa ventral algo mas larga que la que le cor- 
responde en el dorso, á lo menos cuando está en evidencia el 
aguijón ; pelaje de debajo del cuerpo negro, un tanto menos es- 
peso debajo del vientre; patas de un tamaño mediano, cubier- 
tas de un vello azul entremezclado de pelos mas largos en la 



INSECTOS. 

cara inferior de todos los muslos y á la cara exterior de los tar- 
sos y tibias de la tercera parte ; primer artículo de los tarsos del 
largo de los otros cuatro reunidos, un tanto aplastado pero no 
dilatado; último artículo tan largo como los tres intermedios 
reunidos ; alas hialinas con la extremidad ahumada y las nervio- 
sidades negras. — Macho : parecido á la hembra, solo se dis- 
tingue por tener un arlículo mas en las antenas, y un séptimo 
anillo pequeño y redondo : los lios de pelos blancos son mas 
abundantes por delante de la cabeza, al contrario de los pelos 
erizados que faltan casi enteramente á las patas y sobretodo á 
los muslos, lo que da á sospechar que no están sin destino en el 
otro sexo. 

Este insecto se halla en varias provincias de la República; en el mo- 
mento de los grandes calores, vuela de flor en flor con mucha agilidad. 

Explicación de la lámina. 
Lam. 1; fig. 7. — Tamaño natural. — a Ala superior. — b Abdomen del macho. 

II. MESiEOTA. — MII.EÜTA. 

Mandíbula: unidentatoe. Palpi maxillares articults sex et gua- 
tuor in labialibus. Scutellum magis longum quam amplum, biden- 
tatum, ad médium inerme. 

Melecta Latr. ; Fabr. ; St-Fargeau; — Crocisa Jur. 

Cuerpo corto y grueso. Palpos maxilares de seis artí- 
culos y solo de cuatro los labiales. Ocelos dispuestos en 
una línea transversal. Antenas dobladas después de su 
primer artículo. Escudo prolongado, bidentado en sus 
lados y sin tubérculos en su medio. Una celdilla radial 
apartada de la costa en su punta, y cuatro cubitales, la 
segunda y la tercera con una nerviosidad recurrente y la 
cuarta muy poco marcada. Patas fuertes, las piernas in- 
termedias terminadas por una sola espina y las posterio- 
res por dos. Ganchos de los tarsos bífidos, hinchados en su 
base. 

Las Melectas son insectos parásitos como los demás Himenópterosde 
esta subfamilia. En los días de grande calor, las hembras buscan en 




_ 



180 



FAUNA CHILENA. 



I 



los declives de los terrenos nidos de oirás Apisitas para depositar sus 
huevos en las celdillas que estas Apisitas han construido y llenado de 
miel. Las larvas de las Melectas se mantienen asi del miel ajeno, y con 
frecuencia á costa de la vida de las propietarias, que perecen por no en- 
contrar la cantidad de alimento necesaria para su desarrollo. Chile nos 
ha ofrecido una sola especie de este género, y aun no estamos bien se- 
guros que le pertenezca. 



1. 



JM&ieeías septean noiata. f 



M. mase, antennis, corpore, pedibus que ntgris ; püis longis, capí te et tho- 
racis dorso albidis, lateribus et venlre nigris; alis hyalinis ; nerouris ni gris. 
*~ long., 3 Un. ; lat., i Un. 

Macho : de tres líneas de largo y una y cuarta de ancho. An- 
tenas, cuerpo y patas negros; pelaje largo y erizado en las patas 
y en la parte anterior del cuerpo, blanquizo en la cara y en el 
dorso del corselete, y negro á las patas, al vértex, en los flancos y 
por debajo; abdomen finamente velloso; siete espacios en el 
dorso entapizados de sedas rasas y tendidas por detrás, blancas, 
á saber : dos distantes, redondas y maculiformes en cada uno de 
los dos primeros anillos, otros dos mas acercados lineares y 
transversales en el borde posterior del cuarto, un séptimo tam- 
bién linear y transversal en el medio del borde posterior del 
quinto; alas hialinas, nerviosidades negras. Fácies y capa de las 
especies europeas del género Melecta; ocelos en triángulo, cuyo 
ángulo anterior es obtuso y de cien á ciento diez grados; iner- 
vación de las alas mas vecina de la del género Epiclopus; cel- 
dilla radial, igualmente subapendiceada, pero menos angosta; 
segunda cubital, visiblemente mas pequeña que la primera, mas 
angosta cerca de la radial, pero mucho menos que en las ver- 
daderas Melectas ; primera recurrente exactamente intersticial 
como en el Epiclopus, y segunda reunida á la tercera cubital lo 
mismo, á poca distancia de su extremidad ; cuarta cubital seña- 
lada por una pequeña hinchazón del cúbitus y casi no princi- 
piada; primer artículo de las antenas grueso, cilindrico, velloso, 
no alcanzando al alto de la frente ; segundo artículo igualmente 
velloso y muy corto, el tercero delgado, obeónico, tan largo 
como los tres que siguen reunidos ; del cuarto al doce formando 
juntos una especie de porra fusiforme con las articulaciones 



INSECTOS. 



187 



bastante distintas y cuyo máximum de anchura corresponde al 
décimo artículo ; el tercero y último redondo en su punta ; es- 
cudo redondo y mútico ; espinas tibiales sencillas como en el 
Epiclopus; uñas de los tarsos bífidos como en las Melectas. 

Por no conocer la hembra y por no haber podido estudiar la organiza- 
ción bocal en el único ejemplar que tenemos de esta especie, no me he 
atrevido á establecer un nuevo género con ella, apesar de que sus formas 
en general no pertenecen á ninguna Nomadoidea conocida. Vive en las 
provincias meridionales, en la Araucania, IUapel, etc. 

Sil. EPEOLO. — EPEOX.US. 

Mandíbula unidenlalce. Palpi maxillares uniarliculati. Ocelti 
in linea curva. Antmncefractce. Scutellum in lalcribus spinosum 
et ad médium büuberculatum. 

Epeohjs Latr. ; Fab.; Jurine; St-Fargeau, ele. 

Palpos maxilares solo con un artículo y los labiales con 
cuatro. Ocelos dispuestos en una línea curva. Antenas 
dobladas. Escudo armado de una espina en cada lado y 
de dos tubérculos en su medio. Una sola celdilla radial y 
cuatro cubitales, la segunda la mas chica, y ia cuarta ape- 
nas principiada. Piernas de las palas intermedias y pos- 
teriores con una espina. Ganchos de los tarsos sencillos. 

Este género incluye unas pocas especies de ambos mundos, y por lo 
común algo elegantes por la variación de sus colores. Como las demás 
de la subfamilia las larvas viven parásitas en los nidos de las otras 
Apisitas. 

1. JEpeotus gigas. f 

E. fem. granáis; labro, antennis, alarum squamis rubellis ; capite, thorace, 
abdomineqite nigris, punctatis, villosis,pilis striatis, cilrinis maculalis ; pedi- 
bus nigris, libiis, tarsisque ferrugineis; alis hyalinis ; nervuris obscuris, ad 
regionem basilarem testaceis. — Long., 6 Un.; lat., % Un. 

Hembra : de seis líneas de largo y dos de ancho. Antenas ber- 
mejizas ; primer artículo negro, de forma ordinaria ; patas, cor- 
selete y abdomen negros, puntuados, vellosos y ademas cubier- 
tos en espacios determinados de un vello raso, tendido y de 
color de limón ; vello de la parte anterior de la cabeza dirijido 









188 



FAUNA CHILENA. 



. 



". ; ■ 



por delante ; algunos pelos erizados por detrás de los ojos ; la- 
bros y escamas alarias bermejizas ; vello del dorso del corse- 
lete tendido por detrás como el del abdomen, cubriendo todo el 
protórax, envolviendo el disco del mesotórax, bordeando la 
parte posterior del escudo y llenando el surco que separa los dos 
tubérculos escutelarios ; vello del abdomen dejando solo dos es- 
pacios desnudos en cada uno de los dos primeros anillos, á sa- 
ber : dos angostos y laterales, el otro mediano, ancho, en forma 
de trapecio angostado por delante, siguiendo el borde posterior 
de los tercero y cuarto, y cubriendo del todo el quinto ; pelos 
del mesótorax, de las patas, de los flancos y de la parte inferior 
del cuerpo blanquizos ; palas negras ; tibias y tarsos ferrugino- 
sos ; alas hialinas con las nerviosidades testáceas en la región 
basilar, y obscuras en las demás regiones. — Macho : á veces 
algo mayor que la hembra ; primer artículo de las antenas á 
modo de espátula, con el mango muy corto y la cabeza ovalada, 
convexa por delante y cóncava por detrás ; espacio desnudo del 
segundo anillo mayor que en el otro sexo ; séptimo y último 
anillo bermejizo, lo demás como en la hembra. 

Se encuentra en las inmediaciones de Santa Rosa, Coquimbo, etc. 



2. JEpeoius Gayi. f 

E. fem. fasciatus; antennis nigris, primero, secundo articulo rubello; tne- 
tathorace ad médium glabro; abdominis lateribus pilis raris; pcdum parte 
inferiors rubella ; nervuris ut in pracedenti, — Long., 5 Un. ; lat., 1 Un. 4¡2¡, 

Hembra : de cinco líneas de largo y una y media de ancho. 
Antenas negras, primero y segundo artículos bermejizos. Ca- 
beza, corselete y abdomen negros, cubiertos por espacios de un 
vello blanco-amarillo como en la que antecede, pero menos 
abundante; dos pequeñas manchas solo en el borde anterior del 
mesotórax, lista posterior muy angosta ; una banda transversal 
en el borde posterior de los cuatro primeros segmentos, la pri- 
mera mas ancha y anchamente escotada, las tres que siguen 
progresivamente mas angostas y menos profundamente esco- 
tadas ; quinta placa dorsal negra con un poco de vello blan- 
quizco en ambos lados ; la sexta poco aparente y enteramente ne- 
gra lo mismo que el vientre ; pelos erizados de los flancos raros ; 



INSECTOS. 

medio del metatórax glabro ; patas rojizas ; ancas, trocanteros y 
bajo de los muslos negros ; alas y escamas alarias como en el E. 
gigas. — Macho : del tamaño de la hembra de la cual difiere muy 
poco ; antenas bermejizas ; primer artículo negro y de la forma 
ordinaria; pelaje de los flancos y de la parte inferior del cuerpo 
mas largo y mas apretado ; bandas marginales y sedosas de los 
tercero, cuarto, quinto y sexto segmentos iguales en anchura 
y sin escotadura mediana ; séptimo anillo negro. 
Se halla en las provincias del norte, Coquimbo, etc. 




3. JSpeoSws SweSuo8us, f 

E. fem. minutus; anlennis nigris; aríiculis 3-10 subtus rubellis; abáomine 
maculen o ; pedibus nigris, tibiis albido-biannulatis ; alis Injalinis ; nervuris 
nigris. — Long., 3 lin.¡ lat„ 1 Un. 

Hembra: de tres líneas de largo y una de ancho ; antenas ne- 
gras; artículos tercero al diez bermejizos por debajo; cabeza y 
corselete negros y cubiertos de pelos erizados ; pelos blancos en 
la cara, en la frente y por cima del corselete, excepto sobre el 
disco del mesotórax, en donde es negro lo mismo en el capi- 
rote, en el vértex y por bajo de la parte anterior del cuerpo; 
abdomen cubierto en general de un vello negro raso y tendido 
por detrás ; algunos pelos erizados blancos en la base del pri- 
mer anillo ; dos manchas disformes de vello blanco de nieve en 
cada una de las cuatro primeras placas dorsales ; las dos pri- 
meras transversales y escotadas por detrás, las dos que siguen 
mayores, acompañadas de un puntito negro en el medio, las 
del tercero anillo laterales y escotadas por detrás, las del cuarto 
mas pequeñas, igualmente con un puntito negro ; patas ne- 
gras ; tibias bianillados ; alas hialinas ; nerviosidades negras. — 
Macho : del tamaño ó mayor que la hembra ; artículos tres á 
trece de las antenas bermejizos y apenas algo teñidos de negro 
por debajo ; manchas del vello blanco en el dorso del abdomen 
mas pequeñas, las de los segundo, tercero, cuarto y quinto 
anillos interrumpidas en el medio y divididas en dos manchitas 
puntiformes bastante distantes; una banda del mismo vello en 
el borde posterior del sexto, á veces interrumpido en el medio ; 



i 90 



FAUNA CHILENA. 



• 



;;■« ; 



patas mas fuertes que en los demás machos del mismo género \ 
muslos posteriores hinchados. 
Se baila en los mismos lugares que la especie que antecede. 



5 a SUBFAMILIA. 



CELIOXOIDEAS. 



Himenópteros desprovistos de órganos para la cosecha. Capi- 
rote llano, y labro dispuesto en el mismo plan. 

Las larvas son parásitas como las de la subfamilia que antecede. 
I. CEUOXXS. — CXUOXTS. 

Mandíbulas triangulares grosse dentatce ; palpi maxitlares art¡- 
culis duobus el guatuor in labialibus. Scutellum in latere uniden- 
tatum. 
C¿ELiorrs Latr.; Sl-Fargeau. — Anthophora esp. Fab.. — Tracrusa esp. Jur. 

Cabeza bastante gruesa , con las mandíbulas triangu- 
lares fuertemente dentadas. Palpos maxilares de dos artí- 
culos, los labiales de cuatro. Ocelos dispuestos en trian- 
gulo. Corselete globuloso. Escudo prominente, armado 
de un diente en cada lado. Celdilla radial angostándose 
del medio á la punta, que es redonda y apartada de la 
costa. Tres cubitales, la segunda casi igual á la primera, 
recibiendo dos nerviosidades recurrentes, la tercera ape- 
nas principiada. Una sola espina en las piernas interme- 
dias y posteriores. Ganchos de los tarsos sencillos en 
las hembras y buidos en los machos. 

Este género incluye unas pocas especies de ambos mundos; la que 
vamos á describir se halla en varias partes del América meridional. 

C. cont'co-acutus , tenuiler pttnciatus ; antennis cnrporeque nigris ; abdo- 
minis primo segmento ferrugi'neo, caler is nigris, albido-annulatis ; pcdibus, 
alarum squamis ferrugineis, coxis nigris; pilis albidis. — Long. y 5 Un.; 
1<U., 2 Un. 

C. CATENNENSis Spin., Ann. Soc entom., t. x, p. 144. 

Cuerpo con finos puntitos ; dorso del escutelo unicarenado en 



INSECTOS. 




191 



su medio, sin escotadura en la parte posterior; espinas laterales 
derechas, diverjentes ; segmentos del dorso del abdomen con 
los puntitos mas fuertes á su base ; bordes posteriores depri- 
midos; ángulo interno de las ancas interiores prominentes, y la 
prominencia aguda y espiniforme. Colores. Cuerpo y antenas 
negros; escamas de las alas, primer anillo del abdomen y patas 
ferruginosos; ancas negras; pelaje blanco, plateado; pelos he- 
rizados en la cabeza y en el corselete, escasos y tendidos por de- 
trás á lo largo de los bordes posteriores de los cinco primeros 
anillos ; dos bandas transversales y paralelas de pelos igualmente 
escasos y tendidos por detrás, en el hueco de dos surcos sutu- 
rales que separan el disco del mesotórax, del protórax y del 
escudo ; alas hialinas ; nerviosidades y el punto grueso negros. 
El macho parecido á la hembra en sus colores y en la forma de 
la cabeza del corselete y de los primeros anillos del abdomen ; 
la quinta chapa ventral con dos espinitas laterales dirijidas por 
detrás, y sobrepujando apenas la franja de pelos marginales ; la 
sexta, muy grande por lo común y envolviendo la séptima, tiene 
seis de dichas espinas, dos laterales parecidas á las de arriba, 
dos apicales superiores, horizontales y obtusas, dos apicales in- 
feriores con la misma dirección, mas largas que las superiores, 
anchas en su base, bruscamente angostadas y terminadas en 
punta sencilla. 

Esta especie hallada ya en Cayena por Leprieur, no es muy escasa en 
el norte de Chile, Coquimbo, etc. En algunos machos, el primer anillo del 
abdomen es negro como los demás: pero las patas y las escamas alarias 
son bermejizas. 

O. ANDRENFTAS. 

Primero y segundo artículos de los palpos labiales 
de forma ordinaria y semejantes á los palpos. Abdo- 
men bruscamente angostado en su unión al corselete. 
Hembras armadas de un aguijón en la parte poste- 
rior de su cuerpo. Patas casi siempre dispuestas para 
la cosecha del polen. 

Nuestras Andrenitas que ofrecen solo y constantemente dos 



H i 



192 



FAUNA CHILENA 



. 



ciases de individuos, son Apisitas con palpos conformes. Esta 
definición que señala lo que tienen de común con la familia la 
mas vecina, y lo que tienen de propio y de esclusivo, basta para 
aislarlas de los demás himenópteros. Como sus vecinas, unas 
tienen órganos cosecheros y otras no, de aqui una primera di- 
visión de la familia. Las cosecheras siempre desprovistas de pa- 
letas, están compensadas con una superabundancia de piezas 
igualmente propias para la cosecha del polen ; lanas ventrales 
asociánse frecuentemente con cepillos y franjas en las patas, de 
donde se ve la imposibilidad de una subdivisión fundada sobre 
las diferentes posiciones de los órganos cosecheros. Las parti- 
cularidades de forma de la lengua propiamente dicha nos ofre- 
cerán, en recompensa, un carácter bien marcado y sin duda bien 
racional. En las unas, esta lengua mas ó menos alargada, se an- 
gosta masó menos rápidamente y concluye siempre en punta: 
en las demás se ensancha por delante en corazón ó en triángulo, 
y termina en dos lóbulos apartados, redondos ó angulosos. Las 
primeras parecen tener ya su lengua replegada por encima y ya 
doblada por debajo, de aqui una última subdivisión que hemos 
señalado en el curso de las descripciones, porque no hay lugar 
en estas observaciones para discutir su exactitud, de la cual, lo 
confieso, no tengo una completa convicción. 

i» subfamilia. - PANURGOIDEAS. 

Hymenópteros provistos de órganos para cosechar el polen ; 
lengua terminada en punta y doblada por debajo. 



I. CAMPTOFEOU. — CABIPTOP-EUM. 

Mandíbula simplices, elongatce, arcuata, Mere interno integro, 
ápice acuminalo. Palpi manillares arliculissex, labiales quatuor. 
Para gima membranosa, glabra, elongata, lingua breviores,acu- 
mine obtuso termínala. Lingua carnosa, proboscidea , cuspi- 
dala, infierna, a latere ciliata, ápice vi/losa, Labrum sapissime in 
masculis planum, infaminis turgidum aut tuberculosum. Cellula 
radial ovala, oblonga, rotunda, appendiculata. 

Camptop^dm Spin., Aun. Soc. eníom.,l. i». 

Antenas de doce artículos ó de trece, tan distantes la 



INSECTOS. 

una de la olra como del ojo compuesto del mismo lado, 
naciendo delante del medio de la cabeza , sin hoyuelo* 
en su origen : primer artículo, el mayor de todos, cilin- 
drico, mas ó menos largo según las especies, sin exceder 
nunca lo alto de la frente ; segundo corto y fuertemente 
obcónico ; tercero mas largo y también obcónico ; el cuarto 
al doce, cilindricos, poco mas ó menos iguales entre sí, 
con articulación un poco mas apretada en los machos que 
en las hembras; extremidad del último redondeada en 
ambos sexos. Ocelos en triángulo; ángulo anterior del 
triángulo ocelar muy obtuso, de ciento y trenta á ciento 
y cuarenta grados. Otros autores han podido decir tres 
ocelos en línea curva, pero esta frase me parece implicar 
contradicion. Vértex corto. Frente plana y un poco incli- 
nada adelante. Faz prominente en el medio. Caperuza 
continuando la salida mediana de la faz, en trapecio en- 
sanchado hacia delante. Labro en ángulo recto con el 
plan de la caperuza en rectángulo transversal de faz 
mas frecuentemente plana en los machos, ordinariamente 
hinchada y tuberculosa en las hembras. Ojos compuestos 
distantes, laterales, en óvalos longitudinales; órbitas in- 
ternas, rectas ó levemente arqueadas y no entrantes. Man- 
díbulas sencillas, largas, arqueadas; borde interno sin 
dientes, extremidad en punta aguda. Quijadas envainantes 
defendiendo la faz superior del aparejo bucal, un poco 
escotadas muy cerca de su origen en el nacimiento de los 
palpos, terminadas en punta. Palpos maxilares, poco mas 
ó menos tan largos como las quijadas, filiformes, de seis 
artículos subcilíndricos, con articulaciones bien distintas. 
Barba de forma de medio canuto ahondado superiormente, 
redondeado en su extremidad, de mitad mas corto que las 
quijadas. Palpos labiales de cuatro artículos : el primero 

Zoología, VI. 




' 



194 



FAUNA CHILENA. 






tan largo frecuentemente como la barba, notablemente 
aplastado, lameliforme pero no ahondado como canuto, y 
no envainante, pestañado en sus bordes; los otros tres 
reunidos no igualan la longitud del primero, algunas veces 
son de mitad mas cortos, de la misma forma que los artí- 
culos de los palpos maxilares. Paraglosas membranosas, 
glabras, largas, estrechas, un poco ahuecadas por dentro, 
pudiendo pegarse á la lengua, mas cortas de mitad que 
esta, terminadas en punta roma. Lengua carnuda, muscu- 
losa, larga y estrecha en forma de trompa, como doblada 
por debajo, terminada en punta, ciliada lateralmente y ade- 
mas cubierta cerca de su extremidad de vellosidades filifor- 
mes dirigidas por delante. Corselete y abdomen como en el 
G. Panurgus, con el cual nuestros Camptopeos tienen 
mucha mas relación que con los Prosopes. Borde posterior 
de todos los anillos por debajo y del quinto por encima, 
constantemente provistos de pelos aptos á la cosecha en las 
hembras. Patas medianas , sencillas en los machos, pro- 
vistas de franjas y de cepillos en las hembras. Canillas y 
tarsos mas ó menos largos según las especies. Primer artí- 
culo de los tarsos posteriores siempre aplastado en las 
hembras, pero sin estar siempre dilatado en las mismas 
proporciones. Espinas de las canillas intermediarias y pos- 
teriores dentadas. Ultimo artículo de los tarsos, revestido 
de una pelota mas corta que los ganchos, estos buidos. Una 
celdilla radial, ovalada, oblonga, redondeada y apendiceada 
en su extremidad ; apéndice aparente recto y sin llegar al 
borde del ala. Tres celdillas cubitales : la primera un poco 
mas grande que ¡a segunda, esta fuertemente encogida 
hacia la radial, recibiendo dos nerviosidades recurrentes; 
la tercera apenas comenzada. Nerviosidades recurrentes, 
distantes entre ellas, en su punto de unión con la radial. 



INSECTOS. 



La inervación de las alas separa los Camptopeos de los Panurgos 
cuya celdilla radial está truncada en línea recta, y de las Dufurreas 
en ias cuales no está apendiceada. Muchas especies se distinguen tam- 
bién por los hermosos colores de su capa. Se nota también que sus ór- 
ganos cosecheros están compuestos de pelos menos largos y menos es- 
pesos, y que hay ademas una disminución gradual de las dos especies 
europeas á las últimas exóticas. Pero las mas pobres entre ellas son 
auo ricas comparativamente á los Ceratinos, que sin embargo son es- 
pecies Cosecheros. 

1. Caanptopmumo Gayi. -j- 

C. fm-.; antennis nigris sublus luteis, articulo primo vix ocellum anticum 
attingente; labro prominente, convexo, ad médium luberculato ; macula pos- 
tice angusiala ad médium fasciis, in ventre et segmento sexto rubellis; pedibus 
subtus teslaceis ; nervuris tesiaceis. — Long. 4 Un. ; lat., 4 Un. 4\i. 

Hembra : de largo cuatro líneas, de ancho un cuarto de línea. 
Primer artículo de las antenas remontando apenas á la altura 
del ocelo anterior. Antenas negras por encima, amarillas por 
debajo ; segundo artículo enteramente negro. Cabeza y corse- 
selete negros y cubiertos de pelos blanquizcos ; una mancha 
estrechada hacia atrás en medio de la faz, otras dos lineares y 
sinuosas en las extremidades de sus prolongamientos laterales. 
Caperuza del mismo color con una mancha mediana cerca del 
borde posterior y dos puntitos laterales negros. Labro saliente, 
convexo con un tuberculillo en el medio, de un color griso 
mas obscuro cerca de los bordes y casi blanco en el vértice del 
tubérculo mediano. Escamas alares testáceas. Dorso de los 
cinco primeros anillos negruzco; borde posterior deprimido 
y descolorido, dos grandes manchas en medio del primer anillo, 
otras dos mas distantes en el segundo, una faja transversal y 
escotada adelante sobre los tres siguientes de color pajizo, 
franja del quinto blanca. Vientre y sexto anillo rojizos. Patas 
testáceas ; caderas, trocánteres y base de los fémures negros ; 
pelos blancos en la porción negra, y del color del fondo en la 
porción clara, mas largos y mas espesos que en la mayor parte 
de las especies siguientes; primer artículo de los tarsos poste- 
riores comparativamente corto y dilatado. Alas hialinas; ner- 
viosidades testáceas ; radius y estigma negros. 

Este Himenóptero se halla en las provincias centrales de la República. 
No conocemos el macho. 




, 



196 



FAUNA CFI1LENA, 



2. Cavnptopteutn notnudo'iaes . f 

(Atlas zoológico.— Hymenópteros, lám. 1, fig- 3.) 

C. fcem.; antennis nigris, 3á1Z subtus luteis, primo ocello anlico longiora 
labro postice glabro, convexo, leevigato, antice villoso, depresso, grosse pune- 
tato ; pedibus subtus rubellis; nervuris nigris. — Long., 3 Un. ; lat., 1 Un. 

Hembra : tres líneas de largo, una línea de ancho ; primer 
artículo de las antenas excediendo la altura del ocelo anterior. 
Labro glabro, liso y convexo cerca de la caperuza, pubescente, 
deprimido y fuertemente puntuado por delante. Dos pequeñas 
hinchazones tuberculiformes en la faz, entre la caperuza y las 
mejillas. Pelaje de las patas mas raro que en el C. Gayi. Primer 
artículo de los tarsos posteriores mas estrecho. Antenas ne- 
gras; artículos tres á doce, amarillos por debajo. Cabeza y cor- 
selete negros, pubescentes, pelos blancos. Una manchita en 
medio de la faz y borde exterior de la caperuza blanquizcas. 
Labro pardo en su mitad convexa, amarillento en la mitad de- 
primida. Una mancha triangular blanca en la base de las man- 
díbulas. Abdomen encarnado ; dos manchas amarillas, distantes 
y casi laterales en cada uno de los tres primeros anillos, las dos 
primeras un poco mas aproximadas. Franja del quinto blaiv 
quizca. Patas encarnadinas, caderas, trocanteros, base de los 
fémures y el medio de las canillas negros, alas hialinas; ner- 
viosidades negras. —Macho : un poco mas grande que la hem- 
bra, de la cual no difiere, por lo demás, que en el corto nú- 
mero de caracteres siguientes. Labro plano, sin depresión y sin 
hinchazón, depasado por delante por el realce de la caperuza, 
blanco. Primer artículo de las antenas amarillo por debajo. Dos 
manchas blancas en los ángulos anteriores de la faz. Faja trans- 
versal de la caperuza dos veces mas ancha. Séptima placa dor- 
sal pequeña, levemente convexa y sin realce, en triángulo s con 
el vértice posterior agudo. Pubescencia mas rara. 
Se halla también en las provincias centrales y del norte. 

Esplicacion de la lámina. 
L\m. 1 fig. 3. - Anima', aumentado. - 3a Su tamaño natural. - 3/; parle su- 
perior délos órganos de la boca. - a Palpos maxilares. - p Quijadas. - Y Pala 
pos labiales. - e Lengua. - 3c Un palpo labial. - ód Pata posterior. - a Espm- 
tibial interna. - 3 La misma extema.- 3c Las mismas representadas mas gran- 
des. — 5/" Ala superior. —3a Antena. 



INSECTOS. 



Í97 



3. Vatnptopt&um »nacuiatu»n. f 

C. fem,; etntennis, corpore pedibusque nigris, medio fuciei macúlalo; abdo ■ 
mine nigro, 1-2-3-4-5 segmenüs basi alindo -Mmaculatis. — Long., 3 Un. ; 
lal. , 1 Un. 

Hembra : tallas y formas de la hembra precedente de la cual 
la hubiera yo creído una variedad si no hubiese sido por la dis- 
posición diferente de las manchas abdominales. Antenas, cuerpo 
y patas negros ; una mancha en medio de la mejilla, borde an- 
terior de la caperuza dilatado lateralmente, porción convexa y 
lisa del labro, una mancha triangular en la base de las mandí- 
bulas, blanquizcas. Abdomen negro. Dos manchas blancas, algo 
verdosas en la base de cada una de las cinco primeras placas 
dorsales ; las dos primeras tan distantes entre sí como los pares 
siguientes. —Macho : igualmente semejante al macho prece- 
dente, salvo que todo lo que es encarnado en el Nomadoides es 
negro en el Maculatum. Manchas dorsales del abdomen como 
en la hembra. 

Se halla en los mismos lugares que los precedentes. 



4. Camptopivuní trifascintmtm. f 

C. mase; anlennis primo articulo nigro, cwteris supra nigris, subtus luicts ; 
clypeo, labro, faciei angulis anticis helwlis; alis hyalinis ; nervuris obscuris. 
— Long., 3 Un. 1¡2 ; lal., 2 Un. 

Macho : largo de tres líneas y media ; ancho de una línea. 
Labro plano como en los machos precedentes. Primer artículo 
de las antenas negro, los demás negros por encima, amarillos 
por debajo. Cabeza, corselete y abdomen negros y cubiertos de 
pelos herizados que no dejan percibir el fondo del ante-cuerpo 
mas raros en el borde del abdomen, negros en los cuatro pri- 
meros anillos, amarillos ó leonados en lo restante. Caperuza, 
labro y ángulos anteriores de la faz pajizos. Una faja blanquizca 
transversal, lisa, interrumpida en el medio y que no llega á los 
bordes laterales, en el dorso de los tres primeros anillos. Patas 
negras, pubescentes; extremidades tibiales, los fémures, faz 
exterior de los tarsos y de las canillas en el primer par, rodillas 
y faz exterior del primer artículo de los tarsos en la segunda, 









198 FAUNA CHILENA. 

también pajizos ; pelos blancos, pestañas hialinas; nerviosidades 
obscuras ; las de la región basilar un poco mas claras. 
No conocemos la hembra de este Hymenópiero. 

5. Camptopíewm*, sMbvneiwMiemvn. f 

C.fem. lucidus; antennis articulo pruno vix ocellum anlicum attingente; 
labro prominentissimo subdiedro; abdominis dorso cerúleo, lucido submetal- 
lico; pilis albidis; alis hyalinis, nervuris nigris. — Long., 4 Un. i\%\ lal„ 
1 Un. 4¡5. 

Hembra : cuatro líneas y media de largo, una y un tercio de 
ancho. Primer artículo de las antenas apenas remonta á la 
altura del ocelo anterior. Labro muy saliente, como en las hem- 
bras de las especies europeas, diedro como en el C. Interruptum, 
y dividido en dos faces oblicuas desiguales, la una mas grande, 
inclinada de atrás adelante en contacto con la caperuza, la otra 
inclinada de delante atrás, en todos casos con el aparejo bucal; 
arista intermedia costiforme, en línea curva, cuya convexidad, 
está hacia delante. Ninguna protuberancia en la faz, entre las 
mejillas y la caperuza. Patas bastante fuertes. Canillas un poco 
mas largas que en el frontal, pero del mismo ancho; primer 
artículo de los tarsos posteriores tan corLo y tan dilatado como 
ellos ; franjas femorales, cepillos tibiales y tarsales también con- 
formados para la cosecha del polen. Antenas, cabeza y corselete 
negros. Ante-cuerpo velloso ; pelos largos, poco espesos, heri- 
zados, blanquizcos. Dorso del abdomen azul, glabro, luciente, de 
un brillo casi metálico ; una faja de pelos blancos, rasos y echa- 
dos hacia atrás, en el borde posterior de cada uno de los cuatro 
primeros anillos ; franja del quinto blanca. Patas negras ; tarsos 
leonados ó encarnadinos; pelos blancos. Alas hialinas; nervio- 
sidades negras. — Macho : semejante a la hembra. Difiere de ella 
por las antenas blancas debajo y en sus extremidades, por la 
faz y la caperuza enteramente blancas, por el labro también de 
este mismo color, plano y no saliente, por una faja de pelos 
rasos en el borde posterior de los quinto y sexto anillos, igual 
á la de los cuatro primeros, y por las canillas del primer par 
blanquizcas delante. 
Se halla en varias partes de la Re p.ública. 



INSECTOS. 



C. €?a»mp&o$»wwiM Mpsmímíwsm. f 




199 



C. in masculis ; antennis articulo primo aculo antico longiore ; labro plano; 
facie prominentiis in laieribus destituía; corpore hirsulissimo ; clypeo acl mé- 
dium unimaculato ; nervuris testaceis. — Long., 4 Un. ; lat., 4 Un. 

Macho : cuatro líneas de largo, una de ancho. Primer artículo 
de las antenas excediendo la altura del ocelo anterior. Labro 
plano. Faz sin protuberancias laterales. Antenas, cuerpo y patas 
negros. Una mancha en medio de la caperuza, faz exterior de 
los tibias anteriores., extremidades tarsianas de las intermedias 
y de las posteriores blancas amarillentas. Cuerpo muy velludo ; 
pelos herizados, pardillos. Pelaje del dorso tan espeso en el 
abdomen como en el ante-cuerpo. Alas hialinas ; nerviosidades 
testáceas; radius mas obscuro. 

No conocemos la hembra de esta especie. 

7. Vez'inpí®pt&m»M Miffrwmt. f 

C. fem.; aniennis nigris, primo articulo ocellum anticum vix atlingenie; facie 
prominentiis destituía; labro plano; corpore antice grosse punctato; pilis raris, 
griseis; nervuris nigris. — Long., % Un. ; lat., 4\% Un. 

Hembra : dos líneas de largo, media línea de ancho. Primer 
artículo de las antenas que no remonta por encima del ocelo 
anterior. Faz sin protuberancias. Labro plano como en los ma- 
chos de las especies precedentes. Antenas, cuerpo y patas ne- 
gros. Ante-cuerpo fuertemente puntuado ; pelos herizados, raros 
y pardillos. Patas proporcionalmente mas delgadas que en los 
precedentes; canillas y tarsos posteriores mas largos y mas 
angostos, menos velludos y con todo eso no desprovistos de 
cepillos canillares y tarsales. Extremidad inferior del primer 
artículo de los tarsos posteriores cortada oblicuamente, de den- 
tro á fuera, y terminada exterior mente en punta aguda y espi- 
niforme. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho : alia de 
la hembra, de la cual difiere por su caperuza amarilla. Pelaje de 
las tres últimas placas dorsales negro ; la séptima convexa y 
truncada en línea recta. 

Se halla en las provincias centrales de la República. 



í 



200 



FAUNA CHILENA 



8. Ctnnpi&peeutn varipes* f 

C. fem.; facic, clypeo, labro ut. in prcecedenti ; antennis nigris 3-12 arli- 
culis subtus rubellis, primo articulo occllum anticam vix attingente ; capile, 
ikorace abdomineque nigris, immaculatis, tenuiler pune tn lis et villosis; seg- 
mentis 1-2-3 -4 margine poslice decoloratis, depressis; nervuris nigris. — 
Longit., 2 Un. ; lat., 4 ¡2 Un. 

Hembra : dos líneas de largo, media línea de ancho. Antenas 
negras; primer artículo como en el Nigrum. Artículos tres á doce 
encarnadinos por debajo. Faz, caperuza y labro como en la 
hembra precedente. Cabeza, corselete y abdomen negros sin 
manchas, finamente puntuados y pubescentes; pelaje fino, sedoso, 
blanco. Borde posterior de las cuatro primeras placas dorsales 
deprimido y descolorado, como en el Gayi. Patas negras; rodillas 
y primer artículo de todos los tarsos amarillos. Canillas y primer 
artículo de los tarsos posteriores, mas cortos y mas anchos que 
en la hembra del Nigrum. Artículo tarsal cortado menos obli- 
cuamente, terminado también en punta, pero menos agudo y no 
espiniforme. Alas hialinas ; nerviosidades negras. 

No conocemos el macho de esta especie. 

II. ANDRENOIDEAS. 

Hymenópteros provistos de instrumentos propios 
para Sa cosecha del polen. Lengua terminada en punta 
y doblada por encima. 

II. SSA&IGTO. — HALICTUS- 



Antcnnm filiformes sal longos, in masculis longiores quam in 
fminis; ocelli in linea curva disposiíi. Alarum superarum legula 
in ómnibus medioerw. 

Hamctus, Latr., Saint-Fargeau. — Uyleus, sp., Fabr. — Andhena y melitta., 
Jar. 

Abdomen ovalado-díptico en las hembras, casi cilin- 
drico en los machos. Ocelos dispuestos en línea corva. 
Antenas filiformes, bástanle largas, en los machos mas 



INSECTOS. 

largas que en las hembras. Una radial terminada en punta 
en ambas extremidades. Cuatro cubitales, la primera casi 
tan grande como las dos que siguen, la segunda mas chica 
que la tercera la cual se angosta mas de la mitad hacia 
la radial, y mas arriba de la mitad, recibe la segunda 
nerviosidad recurrente, la cuarta solo está principiada. 

Los Halietos son notables por el cuerpo de los machos, que es cilin- 
drico y mas grueso que el de la hembra, y por sus antenas mas lar- 
gas. Las hembras construyen sus nidos á lo largo de ¡os caminos, en 
los lugares en declives y expuestos al sol. Allí forman un hueco que á 
veces tiene cerca de un pié de profundidad y a un lado otros varios-tu- 
bos de como una pulgada de largo, cuya entrada está dentro del hueco 
principal y que tapa herméticamente con arena, luego que cada uno ha 
recibido su provisión de miel y de polen, y el huevo que á su salida ha 
de alimentarse con dicha provisión para pasar al estado de ninfa. Se 
conocen ya muchas especies y todas viven en las regiones cálidas de 
ambos mundos; en Chile hemos encontrado las especies que siguen. 

§ I. Metatorax partido ea dos compartí míen tos, cuyo primero (faz su- 
perior) llano y horizontal, y el otro vertical, posterior y perpendicular 
al otro. 

1. Halictws efollemsis. f 

H. fem. niger; anlennis luleis articulo primo basi nigro; capile, thorace 
abdomineque coeruleis, tenniler punctatis et villosis, fascia transversa sat 
lata, albida ant decolórala ad 4%-5 scgmenlorum marginen* poslcriorem ; 
pedibus nigris; tibiis, tarsis luteis. — Long., 4 Un.; lat., 1 Un. 

Hembra : cuatro líneas de largo y una de ancho. Antenas 
amarillas. Base del primer artículo negro. Cabeza, corselete y 
abdomen azules, finamente puntuados y pubescentes. Metatórax 
mas liso y mas luciente, dividido netamente en dos faces, la 
una anterior, mas horizontal y posteriormente redondeada, la 
otra vertical y un poco convexa. Caperuza, labro y mandíbulas 
negros; extremidades de estas pardas. Azul del dorso del abdo- 
men un poco mas cargado; una faja transversal bastante ancha, 
blanca ó descolorida en el borde posterior de cada uno de los 
tres primeros anillos ; franjas de los últimos, pelaje de los flancos 
y de debajo del cuerpo blanquizcos. Pelos del dorso raros, 
cortos y negruzcos. Alas amarillas; en las superiores, una grande 







202 



FAUNA CHILENA, 



íi 



mancha obscura en el borde exterior, partiendo del medio de 
la celdilla radial y llegando al borde posterior. Patas negras; 
canillas y tarsos amarillos; pelos blancos. — Macho : tan largo 
como la hembra, visiblemente mas angosto, colorado poco mas 
ó menos lo mismo. Encima de las antenas negro. Pelaje de la 
cabeza y del corselete mas espeso, blanco. Fajas marjinales de 
los cuarlo, quinto y sexto anillos semejantes á las de los tres 
primeros, un poco encarnadinas ; último anillo encarnado. Faz 
anterior de las patas amarilla; faz posterior negra ; tarsos de 
los dos primeros pares enteramente amarillos. 
Se halla en varias partes de la República. 



2. Mmlieiw® chioris, -j- 

H. mase; mclallico-viridis ; abdomine subtus tenuiler punctato ; metatho- 
race ad médium redundo, longitudinal iter rugoso, rugís divergenlibus mar- 
gine posteriori brevioribus. — Long., 3 Un. 4\í\ lat., 4\% Un. 

Cabeza, corselete y abdomen verde-metálico. Ninguna faja de 
pelos rasos y echados atrás en la base ó en el borde posterior 
de los segmentos abdominales. La parte de encima del cuerpo 
muy finamente puntuada. Faz superior del mesatórax redon- 
deada, arrugada longitudinalmente con arrugas divergentes que 
no llegan al borde posterior. Patas, fuera de Jos tarsos, negras 
ó del color del cuerpo. Nerviosidades recurrentes, sin ser 
nunca exactamente intersticiales. — Hembra : tres líneas y un 
cuarto de largo y media de ancho. Antenas, labro y patas ne- 
gros. Mandíbulas pardas. Pelos pocos y blanquizcos. Alas hia- 
linas. Nerviosidades negras. — Macho : tres líneas de largo y 
dos tercios de ancho. Antenas negras por encima, amarillas por 
debajo. Primero y segundo artículos verdes-metálicos. Patas del 
color brillante del cuerpo ; tarsos amarillos. Nerviosidades de 
las alas menos cargadas que en la hembra. 

Este Halieto parece común á muchas comarcas del América meridio- 
nal. Ya lo habia tenido del Brasil y de Cayena y en Chile sa halla en todas 
partes en Coquimbo, Santa Rosa, Santiago, Concepción y Valdivia. Esta 
multitud de ejemplares ofrece, á la verdad, muchas variedades que pa- 
recen darlugar á alguna incertidumbre acerca de los límites reales y ver- 
daderos déla especie. Sinembargo, pienso que siempre se podrá cono- 
cer por los caracteres que le hemos señalado, que creo constantes y co- 



Ní "' 







INSECTOS. 



203 



muñes á los machos y á las hembras. Las variedades de ambos sexos se 
señalan, I o por la talla del cuerpo que es de tres á cuatro líneas; 2 o por 
la intensidad del color general, que pasa por gradaciones insensibles del 
verde dorado al verde azul, y aun también al azul verdoso ; o» por el cam- 
bio del tinte, que es con muclia frecuencia mas subido en el borde pos- 
terior de las placas dorsales que en su base; 4 o por la cantidad de pelos 
que parecen mas abundantes en los jóvenes que en los viejos; 5 o por el 
empréstito accidental de una de los sexos de los colores que, regular- 
mente, son del otro. En los niacbos, las nerviosidades de las alas pasan 
gradualmente del negro al pardo, después al encarnado ferruginoso, al 
leonado rojizo, y enfln, al amarillo testáceo. Presumo que M. de Saint- 
Fargeau ha descrito un Hal. viridis por un ejemplar de esta variedad ex- 
trema. Este sabio tiene ademas mucha razón cuando dice que su Viridis 
no es el macho de su Diversipennis. Poseo actualmente los dos sexos de esta 
segunda especie, y puedo decir qne el macho tiene la misma inervación 
alar que la hembra descripta. También puedo decir lo mismo de una ter- 
cera especie de Méjico, Hal. mexicanus, M. in Coll. Los dos sexos tienen 
igualmente la primera recurrente intersticial ; pero no sucede lo mismo 
con una cuarta, Hal. cubensis, M. in Coll., que M. Poey me ha enviado de 
la Habana; la hembra tiene también la primera recurrente intersticial, 
al paso que el macho no la tiene. Esta excepción bien evidente me inclina 
á creer quesería dar demasiada importancia á esta particularidad secun- 
daria el querer hacer de ella un carácter del género. 

3. MaiieSms migrú-Wkargin,ts.tws. f 

H. fem.; precedenli afiláis differí precipue carina longiludinali ad médium 
faciei. 

Hembra : muy semejante á la hembra precedente por la talla 
y por el color general de un hermoso verde-melálico ; sin em- 
bargo, difiere de ella bastante por una carenita longitudinal 
situada en el medio de la faz, inmediatamente debajo del origen 
de las antenas; por la puntuación del corselete igualmente fina, 
aunque mas confusa; de suerte que los espacios elevados inter- 
medios se parecen á granitos disformes; por la faz superior del 
mesatórax no arrugada longitudinalmente y tan confusamente 
puntuada que el dorso del mesotóraxy del escudo, y enfin, por la 
mitad posterior de las primeras placas, que contrasta brusca- 
mente con la base por una fuerte depresión y por una diferencia 
de color. Alas hialinas; nerviosidades negras*; área del estigma 
testáceo. Los dos sexos varían por el color de la depresión mar- 
ginal de las placas dorsales. En los unos, es enteramente ne- 



i 






204 



FAUNA CHILENA, 



gra ; en los otros, es aun negruzca con su borde posterior des- 
colorido. — Macho : distinto del H. Cloris por las mismas fac- 
ciones específicas. Difiere de su hembra por las patas entera- 
mente negras, por el pelaje mas espeso y por el color general 
mas subido y tirando al azul. 
Se halla en las provincias centrales. 

k. MaMieius nigro-cceruleus, f 

H. fem.; ni gro-cwruleus ; antennis nigris 3-12 arliculis subtus luleis ; cor- 
pore supra nigro-caruleo , sublevigato, lucido, mctathoracc supra punctato ; 
clypeo fiúw-fimbriato ; maculis duabus ad basim 2-3 se g mentor am. —Long. 
3 Un.; lat., 1 Un. 

Hembra. Tres líneas de largo, una de ancho. Antenas ne- 
gras ; artículos tres á doce amarillos por debajo. El encima del 
cuerpo negro-azulado, casi liso, luciente. Parte de delante de la 
cabeza y faz superior del mesotórax mas fuertemente puntuados 
que lo restante del dorso , opacos. La última redondeada pos- 
teriormente. Ninguna carena longitudinal en medio de la faz. 
Caperuza franjeada ; franja leonada , carenando el labro. Dos 
manchas blancas bastante distantes formadas de pelos rasos y 
echadas hacia atrás, en la base de los segundo y tercer anillos. 
Patas y debajo del cuerpo negros. PeJaje blanco; pelos de los 
últimos anillos y del circuito del ano leonados. Alas hialinas; 
radius negruzco ; otras nerviosidades y estigma testáceos. 

Se halla en Coquimbo. Macho desconocido. 



5. MtalietMS inr&apiumms* -J" 

//. fem.; precedenti afflnts sed metathorace omninb levigato, cmarginato 
íateribns redondis. — Long., 3 Un. 112; lat., 1 Un. 1\2. 

Hembra : tres líneas y media de largo y una y tercio de an- 
cho. Faz, caperuza y labro como en el H. nigro-cceruleus. Parte 
de delante de la cabeza y dorso del corselete igualmente lisos 
y lucientes. Faz superior del mesotórax tan lisa y tan luciente 
como lo restante del dorso, posteriormente redondeado, con 
una pequeñísima escotadura en el medio. Dorso del abdomen lo 
mismo ; dos espacios bastante distantes, cubiertos de pelos ra- 



INSECTOS. 




205 



sos y echados hacia atrás, en la base de las segunda, tercera y 
cuarta placas dorsales. Antenas negras ; artículos doce y trece 
encarnadinos por debajo. Cabeza, corselete y abdomen negros. 
Pelos herizados de encima del ante-cuerpo, grises-amarillentos; 
de los flancos y de debajo del cuerpo, blancos. Franjas de los 
anillos posteriores, aleonados. Pelos rasos de las manchas abdo- 
minales blancos de nieve. Patas amarillas; caderas y trocan- 
teros negros ; pelos amarillos sobre el fondo del mismo color. 
Escamas alares encarnadinas. Alas hialinas ; nerviosidades y 
estigma testáceos — Macho desconocido. 

El nombre de Próximas que hemos impuesto á esta especie, exprime 
cuan vecina nos ha parecido de otras muchas especies conocidas, y nota- 
blemente de las que M. de Saint-Fargeau ha comprendido en su divi- 
sión I. B. del G.Halictus. La superficie lisa y el contorno redondeado 
con una pequeña escotadura en la faz superior del mesotórax impedirá se 
confunda con ninguna de las que han sido descritas. 

6. HaUctms anutaffitis. y 

H. fem.; antennis, clypeo, labro nigris ; capite, thorace cenéis aut viridi- 
ceneis; ab domine rubro ; segmento primo basi nigro; pcdibus nigris, tarsis 
rubellis; pilis albidis ; mclathorace integro. — Long., 4 Un.; lat., 4 Un. 4¡3. 

Hembra : cuatro líneas de largo y una línea y un tercio de 
ancho. Formas semejantes á las de la especie precedente. Ante- 
cuerpo finamente puntuado y pubescente, luciente sin embargo, 
con el pelaje de cierto brillo metálico; superficie superior 
del mesotórax igual á la de lo restante del dorso; borde pos- 
terior redondeado y no escotado. Pelaje herizado, fino y alar, 
gado. Parte de delante de la cabeza mas fuertemente puntuada. 
Abdomen liso, sin fajas ó manchas de pelos rasos, algunas sedas 
raras y herizadas. Antenas, caperuza, labro y patas:, fuera de 
los tarsos, negros. Cabeza y corselete azules, ó azul verdosos. 
Abdomen encarnado. Base del primer anillo negra. Tarsos en- 
carnadinos. Pelaje blanquizco ; franjas de los últimos anillos y 
del circuito del ano leonadas. Alas hialinas; nerviosidades y 
estigma testáceos. — Macho : del grandor de la hembra. Cuerpo 
proporcionalmente mas angosto. Costados del abdomen para- 
lelos. Parte de debajo de las antenas pajizo en los dos primeros 
artículos, encarnadino en los once siguientes. Caperuza, labro, 



I 



206 



FAUNA CHILENA. 



- 



base de las mandíbulas, faz exterior de las patas, fuera de los 
tarsos (estos enteramente blancos) un poco amarillentos. Pelaje 
del ante-cuerpo frecuentemente bastante espeso para quitarle 
todo brillo metálico. Patas sencillas. 

Se baila enloda la República, Santiago, Valdivia, etc. Los machos nos han 
ofrecido muchas variedades que se apartan tanto mas del tipo, cuando 
el negro sobresale mas á los otros colores, y que forman por decirlo 
asi una serie progresiva de melanismas. Nos contentaremos con indicar 
las mas marcadas. 

Var. a semejante al tipo; los tres últimos anillos del abdomen negro. 

— Var. (3 semejante á la var. a; base de los anillos intermedios negra. 

— Var. v semejante á la var. ¡5 ; abdomen enteramente negro. M. de Saint 
Fargeau, que ha creído poder subdividir sus Halietos según los colores de 
su abdomen, se habria visto obligado á colocar el tipo macho del //. mu- 
tabilisy su var. en subdivisiones diferentes. 



7. JBfaiiclMS e-im€$rgimí$tMS. f 

H. mase; preceden! i a films ; séptimo segmento late emarginato-arcitalo; 
pedibus el antennis sabius omnino luteis ; clypeo bipunciato ; squamis alarum 
rubellis; nervuris obscuris. — Long.,5 Un. ; lai,, 1 Un. 4 [4, 

Macho : cinco líneas de largo y una y un cuarto de ancho. 
Formas del macho precedente, pero la séptima placa dorsal an- 
chamente estocada en arco de círculo ; vértices de la estocadura 
agudos, color del tipo macho del H. Mutabilis, salvo las cortas 
diferencias que siguen. Patas y debajo de las antenas entera- 
mente amarillos, dos puntitas negras en el fondo blanquizco de 
la caperuza; ante-cuerpo negro, opaco; forro del dorso leo- 
nado. Escamas alares encarnadinas s y nerviosidades de las alas 
obsemas, solo el estigma testáceo. 

Se halla en las provincias centrales. Hembra desconocida. 

Mativtws eorimoffesster, f 

H. in masculis ; antennis nigris, longis; capite, thorace melallico-viridi ; 
abdomine rubro, leviter macalato ad médium primi el in laleribus segundi 
el terlii segmentorum. — Long., S Un ; laL, 4 Un. 

Macho : cinco líneas de largo y una de ancho. Antenas tan 
largas como la cabeza y el corselete juntos. Parte de delante de 
la cabeza y dorso del corselete distintamente puntuados ; puntos 




INSECTOS, 

de mediano grandor, bastante acercados, pero no confluentes, 
unipiligeros; pelaje fino y herizado. Faz superior del mesotórax 
menos velluda, mas fuertemente puntuada ; puntuación con- 
fluente y rugosa; borde posterior redondeado. Abdomen de 
forma de porrita angosta y alargada con sus tres primeros ani- 
llos en trapecio, estrechada delante, llegando su máximum de 
anchura al medio del cuarto solamente; los siguientes dismi- 
nuyen muy pronto en longitud; el último, corto y posterior- 
mente redondeado. Antenas negras. Cabeza y corselete de un 
bello verde-metálico. Pelaje gris-amarillento, dejando percibir 
el color del fondo. Abdomen encarnado ; un poco de negro en 
medio del primer anillo, y en los costados de los dos siguientes. 
Patas negras; extremidades canillares de los fémures, canillas 
y tarsos encarnadinos. Escamas alares pardas. Alas hialinas y un 
poco ahumadas ; nerviosidades negras ; área del estigma obscura. 
Hemos encontrado un solo individuo macho de esta especie. 




9. Síeiiietms mnimmtiss. 

H. niger; antennis subíus a quarto articulo tesiaceis; thorace subnudo; 
abdomine lucido; pedibus nigris albido hirtis. — Long., 1 Un. -//#; lat., 
i ¡4 Un. 

H. Minutus, Saint-Fargeau, Hist. des Hym., 1. u, p. 277,17? 

Antenas testáceas por bajo desde el cuarto artículo hasta el 
último. Corselete casi desnudo. Abdomen lustroso; borde infe- 
rior de los segmentos un tanto descolorido; los lados del quinto 
y el anus vestidos de pelos blanquizcos lo mismo que sus patas 
que son negras ; alas transparentes; nerviosidades y punto mar- 
ginal de un testáceo pálido. 

Este Halieto, que acabamos de describir según Saint-Fargeau, no di- 
fiere de su H- minutus que en cuanto su ante-cuerpo es siempre de un azul 
muy cargado, al paso que los individuos de Europa son ordinariamente 
negros. Pero me cuesta mucho el creer que este accidente de color ais- 
lado tenga al valor de un buen carácter especifico. Las alas de la hembra 
tienen las nerviosidades y el estigma testáceos, como M. de Saint-Fargeau 
lo dice de su minutus en oposición á lo que dice M. Kirby de su Melilta 
la>vis. El macho, en desquite, tiene las mismas nerviosidades obscuras y 
el área del estigma solamente teslácea. Se halla en Coquimbo y otras 
partes de la República, y en Valdivia hemos encontrado otra especie que 
no difiere en nada dal //. minutissimus de Kirby. 



208 



FAUNA CHILENA 



§ II Mesotorax uniformemente convexo y ligeramente inclinado por 
detrás, esta Igualmente partido en dos compartimientos separados por 
un surco sutural. 

10. Malee tus Guyi. f 

H. fem.; nigro ; labro túrgido, villosissimo ; antennis, clypeo, pedibusque 
nigris; capite thorace abdomineque cenéis; pilis griseis paululum in labris, 
el ullimis segmenlis fulvis; nervuris nigris. -Long., 3 Un. i ¡2; lat.,1 Un. 1/4. 

Hembra : tres líneas y media de largo y una y cuarto de an- 
cho. Labro hinchado, muy velludo, pelos bastantes largos y di- 
rigidos hacia delante ; un espacio triangular desnudo en su base. 
La parte de delante de la cabeza plana ; dos hoyuelos redon- 
deados en el origen de las antenas. Encima del cuerpo luciente, 
puntuado, pubescente ; puntuación distinta ; pubescencia rara y 
que deja percibir el color del fondo; un poco mas espesa en el 
compartimiento posterior del rhesotórax. Abdomen ovalado, ob- 
tuso con su máximum de anchura hacia el medio de su longi- 
tud, en el borde posterior del tercer anillo; el quinto velludo; 
espacio mediano desnudo, muy estrecho, linear. El sexto corto 
y redondeado. Extremidad de la celdilla radial redondeada y 
distante del borde del ala. Antenas y patas negras. Cabeza, cor- 
selete y abdomen azules. Pelaje pardusco, un poco leonado en 
el labro, en los últimos anillos del abdomen y en los cepillos de 
las patas posteriores. Alas hialinas; nerviosidades negras.— 
Macho : talla y color de la hembra. Contorno del abdomen igual- 
mente ovalado y regular ; vientre un poco convexo ; séptimo 
anillo corto y redondeado. Caperuza y labro blancos-amarillen- 
tos, un poco de negro en la base del primero; el segundo glabro 
y plano. 

Se halla en VaWivia, etc. 

MnMíetws postscms. i" 

H. fem. prccedenli afíinis ; labro túrgido transverse profunde silicato ; an- 
tennis, corpore pedibusque nigris, immaculalis; duobus ultimis stgmentis 
rubris. — Long., 5 Un. 1¡2; lau, 1 Un. 

Hembra : tres líneas y media de largo, una línea de ancho. 
Facies de la especie precedente. Labro hinchado y hondamente 
surcado á sesgo ; surco ancho, velludo, interrumpido. Puntúa- 





INSECTOS. 



209 



cion y pubescencia del cuerpo como en el Gayi. Inervación de 
las alas lo mismo. Antenas, cuerpo y patas negros sin manchas, 
dos últimos anillos del abdomen encarnados. Alas hialinas ; ner- 
viosidades negras. — Macho : facies del H. Gayi d\ Talla y co- 
lor del otro sexo. Labro glabro, plano ó levemente convexo. 
Ángulos anteriores de la faz, caperuza y labro blancos- amari- 
llentos. Cuatro últimos anillos del abdomen encarnados. 

Esta especie algo común ¿no seria tal vez una variedad del H. Gayil 
Las manchas blancas de la faz, el encarnado de los últimos anillos, el 
azul mas cargado del cuerpo son accidentes de color que no bastarían 
para determinar dos especies, sin estar apoyadas en otros caracteres mas 
importantes, y no hay ninguno en los machos. Las hembras parecen di- 
ferir por la forma de su labro; pero esta diferencia no está igualmente 
bien pronunciada en todos los individuos. El surco velludo aumenta algu- 
nas veces de anchura, y entonces el labro de las hembras del H. posticus 
se parece mucho al de la hembra del H. Gayi. 

12, MtsHetus Gesyatiwus, j- 

11. fem. precedentes forma afíinis; labro plano, velloso; abdomine supra 
subglabro; abdomine quinto segmento pilis destitulo sicut precedenlis ; an- 
teimis, corpore, pedibus nigris ; nervuris obscuris. — Long., 2 Un.; lat., 
4JS Un. 

Hembra : dos líneas de largo, media línea de ancho. For- 
mas de las dos hembras precedentes. Labro plano, pubescente. 
Encima del cuerpo, casi glabro, liso á la simple vista, luciente, 
muy finamente puntuado, visto por el lente. Quinto anillo que 
parece tan desprovisto de pelos como los cuatro precedentes. 
Antenas, cuerpo y patas negros. Alas hialinas; nerviosidades 
obscuras. — Macho desconocido. 

Si el espacio longitudinal lineario, desnudo sobre el quinto segmento 
del abdomen fuese el carácter esencial del género Halictus, claro está que 
nuestro II. Cayatinus, que tiene un segmento enteramente desnudo, no 
seria un Halictus, y ni siquiera seria del género Presbia, lllig , pues que 
este tiene el mismo segmento enteramente velludo. ¿Hásede fundar por 
eso un tercer género para él solo ? No veo que sea necesario. Este espacio 
desnudo no hace mas que un papel muy secundario en los hábitos de los 
Halictus, y sobretodo tiene poca influencia en el juego del aparejo 
ofensivo. 



14 



I 



%íú 



FAUNA tiíIíLE'KA. 



SU. CHI&ICOBA. — CHIIICOLA. f 

J/íb tupirá áuabus arcolis submarginaübus, posteriore ñervos 
daos recurrentes excipiente; pedes vilosissimi, pollinigeri. 

Una radia! un tanto apendiculada. Tres cubitales; la 
primera mayor que la segunda, recibiendo la primera 
nerviosidad recurrente cerca de la unión con la segunda, 
esta un tanto angostada hacia la radial, recibiendo la 
segunda nerviosidad; la tercera alcanzando casi ala punta 
del ala. Patas muy vellosas. No hay paletas pero se ven 
franjas rudimentadas en las piernas, y cepillos bien guar- 
necidos en los tarsos y en los tibias del tercer par. 

Alas de los Prosopos, palas de los Halietos. Tal es la sola defi- 
nición que puedo dar de un género que coloco con las Andrenoides, 
por pura inducción, y del cual no he verificado ninguna particularidad 
bocal. En toda la minoridad de las Apisitas y de los Andrinüas, cuyas 
alas superiores no tienen mas que tres celdillas cubitales, al paso que la 
mayoría tiene cuatro, no había mas que el género Prosopis Fab. , en 
el que la disposición de una celdilla pareciese provenir de la oblitera- 
ción de la primera ele las dos nerviosidades transversales que se anas- 
tomosan con el radius y el cubitus inferiores, y en donde haya reunión 
de la segunda cubital á la primera. En los otros, la segunda nerviosidad 
transversal es la que ha desaparecido, y hay reunión de la segunda cu- 
bital á Ja tercera. Porto mismo, el género Prosopis era lo solo de esta 
minoridad, en donde la primera de las cubitales fuese el doble de la 
segunda. Nuestro género Chilicola llega para participar de todas las 
particularidades de esta inervación exclusiva ; pero los verdaderos Pro- 
sopos no tienen órgano alguno cosechero manifiesto, ni paleta, ni fran- 
jas, ni lanas ventrales , ni cepillos en los tarsos y en las canillas, sus 
patas parecen lisas y glabras. Esta conformación indicaba un parasi- 
tismo y ja esperiencia lo ha probado. En efecto, según Saint-Fargeau 
los Prosopos son parásitas, y particularmente de las Coletas. LasCki- 
licolcis, al contrario, tienen palas muy velludas; les falta una paleta, 
pero tienen franjas rudimentales en los fémures y cepillos bien provis- 
tos en los tarsos y en las canillas del tercer par. Respecto á esto están 
dolados tan ricamente como los Halietos. Por consiguiente podían 
ser comparados á los Prosopos; pero no ser puestos en el mismo 
génjro. Era absolutamente preciso aislarlos, yes lo que yo hice. Rueroá 



LNSfcCTOíi. 




Mí 



os que tienen la mano mas segura y la vista menos cansada, disequen 
las partes de su boca y lijen el verdadero lugar de un género, del cual 
me he limitado á hacer constar la existencia. Conocemos tres especies 
de este género propio de Chile. 

1. Vftilieola vmffriventris» f 

(Atlas zoológico. — Hymenópteros, !ám. 1, fig.5). 

C. fem. tarsis posterioribus articulo primo complánate, dilátalo; antennis 
nigris; articulis A-4% subtus rubellis; capite tlwrace pedibusque nigris ; vil- 
losis; pilis albidis; abdomine rubro; alis hyalinis paululum bruneis. — 
Long.,2linr 4\%; lat., 5¡5 Un. 

Hembra : dos líneas y media de largo, dos quintos de línea 
.de ancho. Facies de una prosopa del mismo sexo. Cabeza mas 
redondeada, frente un poco mas ancha. Borde posterior de los 
cinco primeros segmentos abdominales ciliados por encima y 
por debajo. Órganos cosecheros mejor provistos que en las es- 
pecies siguientes. Canillas posteriores bastante fuertes; primer 
artículo de los tarsos del mismo par, aplastado y dilatado ; forro 
de los cepillos espeso. Primera nerviosidad recurrente, inters- 
ticial. Antenas negras. Artículos cuarto y doce encarnadinos 
por debajo. Cabeza, corselete y patas negros y velludos; pelaje 
blanco ; abdomen encarnado; fajas de pestañas marjinales blan- 
cas. Alas hialinas un poco ahumadas; nerviosidades y estigma 
negros. — Macho desconocido. 
Se halla en las provincias del sur. 

Explicación de la lámina. 

Lam. l,fig- . 8— Animal de tamaño natural. — 5a Pata posterior del Chuleóla. 
— aa Pata posterior del Prosopis. — SO Ala superior del Chilicola. — bb id. del 
Prosopis. 

2. Vititic&Sa %t>Me&eim. \ 

C. fem. tarsis posterioribus articulo primo complánalo non dilátalo; an- 
tennis nigris, idtimis articulis subtus rubellis. — Long., 5 Un.; lat., 3 Un. 

Hembra : tres líneas de largo, tres cuartos de línea de ancho. 
Parte de delante de la cabeza un poco mas alargada que en la 
precedente, y mas conforme al tipo del G. Malicias. Patas pro- 
porcionalmente mas largas y mas delgadas. Pelos de los cepillos 
largos y poco herizados. Primer artículo d,e los tarsos poslerio- 



■: 









212 FAUNA CHILENA. 

res aplastado, pero no dilatado, mas corto que la canilla adya- 
cente. Primera recurrente no exactamente intersticial. Ante- 
nas, cuerpo y patas negros ; parte de debajo de los últimos 
artículos de las antenas, encarnadina; extremidades de los tar- 
sos tesláceas. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho 
desconocido. 
Se halla en las mismas provincias. 

3. VhiMeotn ionffétarsa. f 

C fem. pi ccedcnli a finís ; tarsis posterioribus articulo primo exili, com- 
plánalo, tibtce adjacenlis Inngiludine ; alís non bi uncís. — Long., 1 Un. i ¡2; 
lat., 1¡2 Un. 

Hembra : mitad mas pequeña que la precedente, cuyas propor- 
ciones y cuyas colores tiene, y de la cual la habria yo creído una 
simple variedad, si no me hubiese ofrecido un ejemplo de menor 
desarrollo en los órganos cosecheros. Franjas femorales, iguales 
á las de las otras dos especies. Canillas posteriores como en la 
plebeya; pelos de los cepillos canillares menos alargados. Primer 
artículo de los tnrsos posteriores tan largo como la canilla adya- 
cente, delgado y aplastado. Faces lisas y pareciendo glabras á 
la simple vista; aristas franjeadas con franja apretada y alar- 
gada. Fémures tirando á moreno. Alas no ahumadas. -- - Macho 
desconocido. 

So lialla en los mismos lugares y en Valdivia, etc. 

IW. CAUFOS.ICANA. — CAUPOLICAKTA. f 

Antennce faciei medio insertce ; articulo tertio exiíi, obconico, 
tam longo quam 4 sequenlibas. Linguce lobulis acutis, dioergen- 
tibus. Lana ventrali in feminis et in inaris. 

Antenas que nacen en el medio de delante de la ea 
beza, de doce artículos $, de trece ¿ : el primero espeso 
cilindrico, remontando á la altura del ocelo anterior 
segundo artículo muy pequeño, subglohuloso; tercer artí 
culo lan largo como los cuatro siguientes, delgado, oS>có 
nico ; cuarto artículo y siguientes hasta c! penúltimo 



¡NSECXOS. 



213 



poco mas ó menos iguales entre sí, mas anchos que largos 
y sin encojimiento junto á las articulaciones $ , mas lar- 
gos que anchos y de articulaciones bien distintas <$ ; el 
último tan grande como el precedente, redondeado en su 
extremidad. Ojos compuestos grandes, laterales, en óvalos 
longitudinales. Órbitas internas rectas. Ocelos en trián- 
gulo equilateral. Vértex muy corlo. Frente plana. Faz y 
caperuza un poco prominentes. Labro inclinado hacia 
abajo, pasando en parte, por debajo de las mandíbulas 
cuando estas están cruzadas, en trapecio estrechado por 
delante, plano <¡>, hinchado en su base y deprimido en 
la extremidad <?. Mandíbulas arqueadas de mediano es- 
pesor, terminadas por dos dientes obtusos. Borde interno 
poco cortante. Palpos maxilares filiformes, de seis artí- 
culos obcónicos de articulación bien distinta, iguales de 
espesor; el primero y el último mas largos que los otros. 
Palpos labiales también filiformes, de cuatro artículos 
situados cabo á cabo, semejantes á los de los palpos maxi- 
lares, un poco mas aplastados y mas fuertemente obcó- 
nicos. Paraglosis planos, membranosos y transparentes, 
angostos, proporcionalmente á su longitud, pero no linea- 
res. Extremidad truncada en línea recta. Bordes ciliados. 
Lengua carnuda y musculosa, ensanchándose rápidamente 
hacia delante y terminada por dos lóbulos agudos y diver- 
gentes. Borde anterior escotado y franjeado. Corselete 
como en las Coletas. Cuerpo mas ancho y mas pesado. 
Semejanza falsa á los antoforos. En la hembra, bordes 
posteriores de las cinco primeras placas ventrales y de la 
quinta dorsal cubiertos de pelos poliníjeros espesos y alar- 
gados. Sexta dorsal triedra. Faces laterales vellosas. Faz 
media triangular, desnuda y realzada. En el macho, una 
lana ventral en los cuatro primeros anillos, igual á la de 



; 



214 



FAUNA CHILENA. 



las apisilas megaquiloides. Pelage de la quinta placa dor- 
sal semejante al de las otras, la sexta uniformemente con- 
vexa, su borde posterior derecho ; ía séptima pequeña, 
monoedra ó plana, redondeada posteriormente. En la 
hembra, patas ricamente provistas para la cosecha. Franjas 
femorales largas y espesas en todos Jos pares, las poste- 
riores mas coposas. Cepillos anillares y tarsales hechos de 
pelos finos, muy apretados, de mediana longitud, inclina- 
dos, y no echados atrás. Primer artículo de los tarsos 
posteriores aplastado, dilatado, tan largo como los otros 
cuatros juntos. Los tres siguientes disminuyendo progre- 
sivamente de longitud. El último mas largo que cada uno 
de los precedentes, pero mas corto que los tres reunidos. 
Pelotas cortas, üñitas Midas, la espina interna mas corta 
que ía apical. Todas las espinas de las canillas sencillas. 
En el macho, patas desprovistas de franjas y de cepillos, 
finamente pubescentes ; primer artículo de los tarsos pos- 
teriores trígono poco aplastado, de ningún modo dila- 
tado; uñitas mas alargadas que en el otro sexo ; diente 
interno poco aparente. Una celdilla radial oblonga y un 
poco acuminada, truncada y apendiceada en su extremi- 
dad. Apéndice alargado con la parte corva acercándose 
insensiblemente del borde exterior del ala, sin alcanzarla. 
Cuatro celdillas cubitales; la primera tan grande como 
las dos siguientes reunidas ; estas encogidas hacia la ra- 
dial; la segunda mas pequeña, en trapecio ; la tercera con 
su borde posterior sinuoso é hinchado ; la cuarta muy 
grande, mas levemente trazada que las otras, pero casi 
completa. Las dos nerviosidades recurrentes, intersticia- 
les; la primera entre la primera y la segunda cubital; la 
segunda entre la tercera y la cuarta. 

He dado á este género el nombre de Cavpolkana en honor de 



INSECTOS. 



215 



Canpolican, el mas célebre de los Chilenos que haya osado resistir á 
las invasiones de los estrangeros y que se haya sacrificado por la inde- 
pendencia de su tribu. Lo creo bastante fácil de distinguir de todas las 
demás Colelóideas por lo largo del tercer artículo de las antenas, poi los 
lóbulos agudos y divergentes de su lengua y por la disposición singu- 
lar desús nerviosidades recurrentes. Pero el carácter el mas particu- 
lar de las Caupolicanas es, á mi parecer, la lama ventral de los ma- 
chos. ¿ Cual es su empleo ? Parece increíble que sirvan á la cosecln de 
provistos: ¡ara la progenitura, bien que se parezca ala de las he abras 
Metjaquiloides, las cuales se sirven de este medio para cor. tguir el 
mismo fin. Si la hembra tuviese que recurir al macho en su ayuda, esto 
no sucederia en un género en el cual ella se encuentra tan bien pro- 
vista de todo cuanto necesita. Por consiguiente debe de haber en esta 
circunstancia ó identidad de medio ó diversidad de fin. Pero si esta 
circunstancia es real, y aunque no fuese sino posible, ¿ que deberemos 
pensar de un método que se mira como natural, porque pone el fin en 
primer lugar trayendo en su séquito al carácter exterior, reputado ser el 
medio para alcanzarlo ? Hasta ahora no conocemos mas que tres espe- 
cies de este género, cuyas costumbres merecen ser estudiadas con cui 
dado por los naturalistas del pais. 

i. Vawpoiiewnu &ce$pi, ~\ 

(Atlas zoológico. — Hymenóptcros,, lám. 1, fig. 2.,) 

C. fem. antennis, corpore pedibusque nigris ; capile, thorace villosisstmis ; 
melathorace fascia negra, salíala; alis hyalinis, lana venlrali in maris ni- 
vea. —> Long., 7 Un. ; tal., 3 Un. 

Hembra : siele líneas de largo, tres líneas ele ancho. Antenas, 
cuerpo y patas negros. Cabeza y corselete ocultos bajo una capa 
forrada que no deja percibir el fondo ; pelaje largo y lierizado, 
blanquizco, atravesado sobre el dorso del mesatórax, entre los 
orígenes de las alas, por una faja negra bastante ancha. Dorso 
del primer anillo igualmente cubierto de pelos espesos, heri- 
zados en la base, progresivamente inclinados atrás, y eníin, 
echados en el mismo sentido á lo largo del borde posterior. Una 
faja de pelos rasos y echados en el borde posterior de las se- 
gunda, tercera y cuarta placas dorsales. Pelaje de las dos úl- 
timas y del vientre negro. Franjas femorales blancas. Forro de 
los tarsos y de las canillas negro. Alas hialinas; nerviosidades 



\ 



216 FAUNA CHILENA 

obscuras. — Macho : semejante á la hembra. Ninguna faja negra 
en el dorso del mesotórax. Lana ventral blanca como nieve. 

Se halla en las provincias del norte, Santa Rosa, Coquimbo, etc. 
Esplicacion de la lámina. 

Lam. l,fig.2. —Animal aumenüado. - a Tamaño natural. — 2 b Aparejo bocal 
vislo por cima. - a Palpos maxilares. - p Quijadas. - y Palpos labiales. - 8 Pa- 
raplosos.— e Lengua. -2e Id. vista por debajo. —2d Ala superior.- 2e Antena. - 
2/P la posterior. — 2 g Abdomen del macho. 

2. €?aupoticana fuivieotíi», + 

C.fem. precedemi afflnü ; thorace villosissimo, fuho, immaculato ; pilis 
segmenti primi fulvis. — Long., 9 Un. ; lat., 3 Un. 1¡2. 

Hembra : nueve líneas de largo, tres líneas y media de ancho. 
Esta no difiere de la Gayi mas que por la talla, por la capa leo- 
nada, sin faja negra del corselete, y por el pelaje del primer 
anillo del mismo color. ¿No será, tal vez, una variedad de la 
otra? 

Conocemos muchas hembras y ningún macho de esta especie. Esta 
ausencia de un sexo, cuando el otro parece tan común, confirma mi sos- 
pecha de que las Caup. Gayi y fulvicollis no son mas que variedades de 
una misma y única especie. 



3. CV»?í^<® Jlc»féí®<fí F&i&*s$$$eg. 



C. fem. thorace pilis in dorso griseis, lateribus el subtus alhidis ; meta- 
thoracc fasciis iransversis din bus nigris, abdominis dorso patdulum viUoso ; 
alis bruneis; lana vcnlrali in masculis nigra —Long., 7 Un; lat., 5 Un. ' 

Hembra : talla de la Caup. Gayi hembra. Antenas, cuerpo 
y patas igualmente negros. Vértex negro, velludo. Pelos de de- 
lante de la cabeza blancos. Forro del corselete pardusco en el 
dorso, blanco en los flancos y por debajo. Dos fajas transver- 
sales negras en el mesotórax, la primera delante de las escamas 
alares, la segunda inmediatamente detrás ds las mismas. Dorso 
del abdomen poco velludo ; una faja frecuentemente interrum- 
pida en medio de pelos blancos, largos y herizados en el borde 
posterior de cada uno de los cuatro primeros segmentos. Nin- 
gunos pelos rasos y echados airas. Pelaje del vientre, de las 
patas y de los dos últimos anillos, como en la Gayi ?. Alas 



INSECTOS. 



217 



ahumadas ; nerviosidades negras. — Macho : semejante al otro 
sexo. Ninguna faja en el dorso del corselete. Forro gris. Lana 
ventral negra. 
Algo común en Concepción, Valdivia, etc. 



\ 



■W. GOLE7SS. — COK&ET&S. 

Corpus villosum. Palpi labiales articulis quatuor. Lingua brevis 
trilobata, parle intermedia cordiformi. Ántcnnce articulo lertio 
secundo longiore. Primas articulas tarsorum posterior um sat lon- 
gus, pilis longis destitutus. 
Colletes, Lat)'., Saint-Fargeau — Andp.kna, Fabrichis. etc. 

Cuerpo velludo. Palpos labiales de cuatro artículos 
parecidos á los de los palpos maxilares. Lengua corta, 
partida en tres lóbulos el del medio acorazonado. An- 
tenas filiformes, el tercero artículo mas largo que el se- 
gundo. Cuatro cubitales; la primera mayor que la se- 
gunda que es casi igual á la tercera, la cuarta apenas 
principiada. Primer artículo del tarso posterior bastante 
largo, provisto de unos pocos pelos é inútil para la cose- 
cha del polen. 

Las Coleles forman sus habitaciones en las murallas y 
en los lugares espuestos al sol. Sus nidos consisten en 
varios tubos cilindricos partidos en varias celdillas, cada 
una de forma de un dedal y compuesta de una substancia 
membranosa que la hembra tiene la propiedad de secretar 
después de haber comido ciertas parles de algunos vege- 
tales. Cada celdilla de cuatro á cinco líneas de profundidad 
y dos de diámetro, contiene la cantidad de miel necesaria 
para mantener la larva que ha de nacer del huevo que la 
hembra deposita en ella. 

Las especies que bailamos reunidas bajo esta denominación genérica 
nos ofrecen algunas modificaciones que tendremos que examinar a 
hablar de cada una de ellas. Las unas son concernientes á la riqueza 
de los órganos cosecberos. Muchos pasajes graduales me lian probado 



218 



FAUNA CHILENA 



■'. 



que este carácter no está bien marcado. Las otras pertenecen á la forma 
délos lóbulos terminales de la lengua. Las he desatendido porque no les 
he reconocido influjo alguno apreciable en los oficios de esta especie. 
Todas las Coletas $ de Chile tienen franjas femorales y cepillos ca- 
nillares y tarsales, pero no tienen todas órganos cosecheros en su ab- 
domen. Las unas tienen esta parte del cuerpo tan pobre de pelaje por 
encima como debajo, lisa, luciente y casi glabra, ó muy finamente 
pubescente. Otras tienen solamente los bordes posteriores de las placas 
ventrales ciliados. En otras, estas pestañas marginales forman fajas es- 
pesas y bastante anchas, de pelos inclinados atrás. En otras enfin, estas 
fajas se apoderan de toda la superficie del vientre y de! dorso de los 
dos últimos anillos. Provistas entonces de una verdadera lana ventral, 
no hay razón para que sean de las Podilegideas mas bien que de las 
Gastrüeg ideas. Pero bien se vé, en todo esto, no se trata mas que de 
gradaciones en mas ó en menos, y no hay línea alguna de demarcación 
que trazar entre las especies de vientre desnudo y las especies de 
vientre velloso. Las primeras se aproximan mas á las Coletas europeas. 
Las segundas ligan el G. Coñetes con los G. Caupalicana y Pasifae, 
entre los cuales lo hemos colocado. Ciertas Coletas tienen como las 
Caupolicanas, que las preceden, los lóbulos terminales de la lengua 
estrechos, angulosos y agudos ; otras los tienen como las especies de 
Europa, y como las Pasifaes, que van á seguir, mas ó menos redon- 
deados. Aun cuando este carácter hubiese sido bien marcado, lo cual 
ciertamente no es exacto, no lo hubiera yo querido por carácter del 
género, porque siendo puramente artificial, tiene el inconveniente de 
no ser constantemente exterior. He notado ya en otra parte que las 
formas de las partes de la boca no suministran caracteres natu- 
rales sino es cuando estas formas exprimen una ley relativa al 
escogimiento de la comida o al mecanismo de la manducación. Si 
estas partes sirven á otros empleos; entonces el lugar que ocupan en la 
boca no quita ni pone á su importancia, y ya no deben de ser juzgadas 
como órganos mandúcatenos. Examinemos ahora cuai es la importancia 
que podemos razonablemente conceder, no digo yo á la existencia de 
estos lóbulos, sino á la forma de sus contornos. Pero para hacernos 
una justa idea de ella, tenemos que conocer la estructura verdadera de 
esta pieza y añadir algunos pormenores á las mejores descripciones 
que han sido hechas de ella, y notablemente á la de Reaumur, repro- 
ducida y copiada por M. de Saint-Fargeau. En primer lugar, es muy 
cierto que esta lengua se ensancha y se termina por una parte mas 
ancha que lo restante; que se observan muchas rayas transversales por 
encima; que estas rayas son formadas por íiaces transparentes de libras 
musculares; que las puntas de estos haces tienen pelos muy cortos que 



INSECTOS. 



219 






pueden ser titiles ea el acto de la deglución, que esta lengua se pliega 
en gotera, que puede retener en ella un licor viscoso, y que esta gotera 
puede favorecer su derramamiento tanto por fuera como por dentro; pero 
no se sigue de aquí que esta lengua haga oficio de una trulla, y aun 
menos que sea semejante á la de una Polislide. Puedo dispensarme de 
describir esla, y me bastará enviar el lector á la página 478, t. o de 
la EisL de ¡os Hym, por M. de Sainl-Fargeau, en la cual este i-espec- 
table sabio, tan feliz en la elección de hechos instructivos que desgra- 
ciado en sus tentativas revolucionarias contra el buen método, hadado 
una descripción de ella que no deja nada que desear. Pero he aquí lo 
que tengo que añadir sobre la lengua de las Coletas. En todas las espe- 
cies del género, en particular y en general, en todas las Coíetideas, la 
lengua está cercada por delante y por los dos lados, de un realce mas 
consistente y que se alza poco mas ó menos como una nerviosidad alai- 
sobre el fondo membranoso del ala. Este realce parece algunas veces 
ciliado ; pero estas pestañas marginales son tan pequeñas y tan débiles 
como las de las rayas transversales de la lengua. La escotadura del en- 
sanche anterior es tanto mas obtusa, cuanto la lengua es mas dilatada^ 
y aun creo que puede esconderse enteramente en el punto del máximum 
de la dilatación. Los ángulos antero-externos son, ai contrario, tanto 
mas agudos cuanto se aproximan mas al mismo punto. Pero siempre 
son enteros, bien que M. Kirby haya creido ver lo contrario. De la 
parte de allá del realce y en todo el largo del borde anterior, la len- 
gua está acompañada, ademas, de una membrana corla, delgada, trans- 
parente, desprovista de rayas transversales, plegada longitudinalmente, 
durante el estado de su contracción, y ribeteada ella misma con una 
franja espesa de pelos largos y flexibles. Este apéndice membranoso y 
franjeado puede alzarse y bajarse á voluntad sin que la lengua tendida 
que le sirve de soporte, tenga que moverse, y vice versa, este soporte 
puede obrar por sí mismo á voluntad sin que su apéndice franjeado 
tenga que cambiar de posición respecto á él. Esta independencia recí- 
proca prueba que el apéndice es un instrumento á parte, y que este 
instrumento tiene una misión particular. Pero ¿ cual es el oficio par- 
ticular de este apéndice ? Para asegurarse de esto, seria preciso pene- 
trar en los conductos subterráneos en donde las Coletas construyen sus 
nidos y ejecutan sus obras. No podemos lisonjearnos de conseguirlo, 
cuando un observador de tanta paciencia y de tantas luces como M. de 
Saint-Fargeau ha desesperado de ello. Pero entretanto, nos aprovecha- 
remos de los datos que tenemos para aventurar una conjetura que no 
carece enteramente de probabilidad. Se admite generalmente que las 
películas delgadas, lucientes y gomosas, que entapizan lo interior de 
hs nidos de las Coletas, provienen de mi licor viscoso elaborado inte- 



■■■■ ■ 



220 



FAUNA CHILENA. 



nórmente por -la madre, arrojada de su boca, estendida inmediatamente 
después del vómito y secada en donde cae. Estas elaboraciones del licor 
no nos importan, su vómito es una operación de la lengua propiamente 
dicha, que tiene todo cuanto necesita para ello. Pero no está también 
conformado para la distribución del licor arrojado, y para su aplica- 
ción á las paredes de la habitación. La conservación de Ja gotera nece- 
saria para el desagüe se opondría al aplatamiento completo que conven- 
dría al empleo de la trulla. Estas dos acciones se excluyen reciproca- 
mente, y seria necesario que las dos operaciones fuesen sucesivas una á 
otra ; pero esta alternativa de tareas acarreada pérdida de tiempo en 
el conjunto de la obra. Durante este tiempo perdido, el licor depositado 
en gotas podría ser menos blando, porque debe de tener mucha tenden- 
cia á secarse inmediatamente. Todos estos inconvenientes se evitarían si 
el aparejo bocal estuviese provisto de un instrumento análogo al que em- 
plea el albañil para blanquear las paredes, y el pintor para adornar los 
salones, en una palabra, una especie dcpinccl Pero este pincel existe en 
todas las Colctoides, é yo la hallo en la franja terminal de su boca, 
como hallo su musgo en la membrana móvil á la cual adieren los pelos 
del pincel. En cuanto á la mano que lo maneja, la encuentro en la len- 
gua que le da el movimiento. En esta hipótesis, que me parece, admisi- 
ble, mientras un hecho inesperado nos dé pruebas perentorias de lo 
contrario, la franja no seria en rigor un órgano manducaiorio, y el ser- 
vicio auxiliar que hiciese el pincel permanecería el mismo, ya sea que el 
contorno de la membrana adérente, que no dejaría por eso de tener 
la forma de un mango de peine fuese estrecha y lineal ó algo mas ancha 
y redondeada. Tales son los motivos que me han decidido á dejar las 
doce especies siguientes en el mismo grupo Genérico. 



1. V&iieSes &Fs,¿ie»tsés. | 



C. fem. linguce lobulis angnlaús, acutis ; antennis, corpore ptdihusqac 
nigris; pilis fulvis, in ihorace copiosissimis ; abdomine primo segmento te- 
nuiler villoso; alis bruneis ; nervuris nigris. — Long., 7 Un.; lal., % Un. 4¡2. 

Hembra : siele líneas de largo y dos y media de ancho. An- 
tenas, cuerpo y palas negros; pelaje aleonado. Pelos de delante 
de la cabeza, inclinados hacia débanle. Vértex desnudo. Pelaje 
del corselete muy espeso, largo y herizado. Primeros anillos del 
dorso del abdomen (mámenle pubescentes. Franjas de los dos 
últimos y fajas marginales de los segmentos del vientre anchos, 



INSECTOS. 




221 



largos y espesos. Alas ahumadas; nerviosidades negras. Lóbulos 
de la lengua angulosos y agudos. —Macho : talla de la hembra. 
Pelaje gris. Todo el dorso del abdomen finamente pubescente ; 
bordes posteriores de los seis primeros anillos un poco des- 
coloridos. 
Esta especie es común en Chile. 



1 



2. Coi 'te tes nigr&vewitsris. f 

C. precedenti aflinis; fronte íhoraceque griseis, pedibus abdomineque nigris. 

Hembra y macho : respectivamente semejantes á los indivi- 
duos de la Chilensis del mismo sexo. Las diferencias específicas 
solo consisten en los colores. Esta es la misma en los dos sexos 
de las Nigroventris, gris delante de la cabeza y en el corselete, 
negra en las patas y en el abdomen. 

Esta es igualmente muy común. 



3. Volletes tetra, f 



C. fem. precedentis aflinis; fronte, íhoraceque, pedibus abdomineque nigris; 
pilis raris tibiis, tarsisque posta ioribus. — Lona., 6 Un.; lat., 2 Un. 4\4. 

Hembra : seis líneas de largo, dos líneas y media de ancho. 
También muy vecina de las dos precedentes, de las cuales di- 
fiere por la talla un poco mas pequeña, y por el pelaje del cor- 
selete y de delante de la cabeza, que es negro corno el de las 
patas y del abdomen. Se notan algunos pelos pardos en los 
tibias y tarsos posteriores. Diez hembras ; macho desconocido. 

¿ Puédese sospechar que esta especie y la precedente no son otra 
cosa mas que variedades de la O. chile nsis ? 

k. €7&$v-efes se&s&i-efjess&ees* f 

C. fem. angusta; lobulis linguce rotundis ; aniennis nigris, ultimis subías 
vubellis; ábdómine cárnico ; üioracc ci segmentis tres primis pilis sórdido- 
albidis; cceteris nigris; alis hyalinis; nervuris nigris. — Long., 6 Un.; Int., 
4 Un. 4 72 Un. 



222 



FAUNA CHILENA. 



Hembra : seis líneas de largo, línea y media de ancho. Bien 
distinta de las tres precedentes por su cuerpo mas angosto, y 
por su dorso menos alzado. Lóbulos terminales de la lengua 
redondeados como en las especies europeas. Abdomen tan rico 
de órganos cosecheros como el de la Chilensis. Pelaje del ante- 
cuerpo igualmente poblado y herizado. Cuatro primeras placas 
dorsales también cubiertas de pelos herizados, pero mas raros 
y dejando percibir el color del fondo ; una faja de pelos mas 
apretados y poblados detrás, en lo largo de su borde posterior. 
Pelaje de las dos últimas tan espesa como la lana ventral. An- 
tenas, patas y ante-cuerpo negros; tres últimos artículos de las 
antenas encarnadinos por debajo. Abdomen azul. Pelaje del 
dorso, del corselete de los tres primeros anillos, de un blanco 
sucio; fajas marginales de estos blancos como nieve; restante 
del pelaje negro. Alas hialinas ; nerviosidades negras.-— Macho : 
un poco mas pequeño que la hembra, á la cual se parece mucho, 
salvo los caracteres sexuales. Pelos blancos en la frente, en las 
patas y en los flancos del corselete. 
Se halla en las provincias centrales. 



5. €?&Mi®íes ai&opíSosa, f 

C. fem. precedenti aflinis; antennis omnind nigris; pilis in corpore álbi- 
dis,uliimis segmentis exceptis; fasciis ,marginalibus interruplis; larsorum 
posieriorum frangiis luteolis. — Long., 6 Un. ; lat., i\% Un. 

Hembra : talla y formas de la precedente ; la misma riqueza 
de órganos cosecheros; lóbulos terminales de la lengua igual- 
mente redondeados. Difiere por las antenas enteramente ne- 
gras; por su pelaje blanquizco en todas partes, menos en los 
últimos anillos; por los cuatro primeros no tan velludos y sen- 
cillamente pubescentes ; por sus fajas marginales interrumpidas 
y por las franjas amarillentas de los fémures posteriores. —Ma- 
cho : semejante á la hembra, un poco mas velludo ; fajas mar- 
ginales de los segmentos abdominales no interrumpidas ; pelaje 
de los últimos anillos blanquizco, como el de lo restante del 
cuerpo. 
Algo escasa en ios contornos de Santiago. 



INSECTOS. 



223 



6. C'®$ 'Befes mfftr piñata, f 

C. fcm. Unguee lobulis roiundis\ anlennis, corpore pedibus quatuor antcrio- 
ribus ni gris , posterior ibus fcrrugineis; thorace pilis fulvo-albidis; abdominis 
dorso lucido ienuiter villoso; alis kyalinis ; ncrvuris nigris. — Long. y 6 Un.; 
lat.,4lin.4¡%. 

Hembra : seis líneas de largo, línea y media de ancho. Em- 
pezando á aproximarse por sus formas y por sus colores de las 
especies europeas. Lana ventral que no consiste mas que en 
fajas marginales distantes entre sí, pero también propias á la 
cosecha del polen. Pelaje dorsal de los últimos anillos tan es- 
peso como en las hembras precedentes. Lóbulos terminales de 
la lengua redondeados. Antenas, cuerpo y cuatro patas ante- 
riores negros; patas posteriores ferruginosas. Pelaje del ante- 
cuerpo y de las patas blanquizco. Una faja blanca como nieve, 
bastante ancha, de pelos rasos echados atrás, en el borde pos- 
terior de cada uno de los cuatro primeros anillos. Alas hialinas ; 
nerviosidades negras. — Macho : difiere del otro sexo por el 
dorso del abdomen mas velludo ; por el pelaje de los quinto y 
sexto anillos semejante al de los cuatro precedentes. Séptima 
placa dorsal negra, con pelos negros, truncada en línea recta. 

Cuatro hembras y dos machos de Coquimbo. 

Se halla en el norte, en Coquimbo, etc. 

7. €?oi$eies e&gwitt§a* -j- 

C. corpore nigro rafesecnti villoso; segmento primo et secundo puncl 'alis , 
sttbniidis ; pedibus nigris albido villosis. — Long., 4 Un. ; lat., 1 Un. ij5. 

Este insecto es enteramente negro y cubierto de pelos berme- 
jos, á escepcion de la frente y de las piernas que son blanquiz- 
tas. El primero y el segundo segmentos del abdomen puntuados 
y desnudos, los otros con una faja bastante ancha de pelos blan- 
cos cortos y tendidos en el borde posterior. Ano cubierto de los 
mismos pelos. Alas transparentes ; nerviosidades, punto margi- 
nal y costas negras, escamas morenas. 

Esla especie se acerca mucho de la Col. succincta, Saint-Fargeau, y 
solo difiere en que la base del segundo anulo es desnudo y no tiene la 
faja de pelos tendida por detrás, Quizas este carácter negativo, que señala 



1 



224 



FAUNA CHILENA. 





el único individuo que tenemos, es solo accidental. El macho también es 
parecido al de la C. succincta, y difiere del de la C. marginita por su me- 
nor tamaño, y sobretodo por la séptima placa dorsal que es redonda por 
detrás. El color de los pelos es variable; son ya bermejos, gris-amari- 
llentos ó de un blanco sórdido; las del corselete son á veces de un tinte 
mas subido. Se halla en diferentes partes de la República. Esta especie y 
las que siguen no tienen órganos cosecheros en el abdomen. 

8. C&íi&Ses foirite. 

C. nigra, omnind rufo-hirta; pilis clliquot intírmixis nigris. — Long., 
4 Un.; Int., 4\% Un. 
C. IIir.TA, Saint Fargeau, hist. des Iiymenopt, t. u, p. 29ü. 

Esta especie es tal vez mas parecida á la Coll. hiria de Eu- 
ropa que la C. cognataá la C. succincta; difiere solo por su talla 
que es de una tercera parle mas chica; pero esta diferencia no 
basta para hacer una nueva especie, asi como la distancia que 
las separa una de otra. 

Se halla en las provincias centrales. 

9. €?®He§e® eyismi-veniris. f 

C.fem. capite thoraceque pilosissimis ; anlennis, pedibusque nigris ; nbdo- 
mine subglabro, levi, nítido, meiallico-cyaneo ; nervuris nigris. — Long., 
Slin.; lal., % Un. 

Hembra : cinco líneas de largo, dos líneas de ancho. Antenas, 
ante-cuerpo y patas negros ; pelaje de las mismas partes del 
mismo color; pelaje de la cabeza y del corselete tan espeso 
como en el Chüensis, del cual se aproxima ademas por los ló- 
bulos de la lengua angulosos y agudos. Abdomen casi glabro, 
liso, luciente, de un hermoso azul metálico. Vientre totalmente 
desprovisto de óiganos cosecheros. Alas hialinas; nerviosidades 
negras. —Macho : mas pequeño que la hembra. Pelos de de- 
lante de la cabeza blancos. Otros pelos de mezclilla mezclados 
con los negros en los flancos del corselete y en las patas. Ab- 
domen azul metálico, tan luciente como en el otro sexo, pero 
un poco mas velludo; pubescencia obscura, mas espesa en los 
últimos anillos. Séptima placa dorsal negra mate, levemente 
convexa, redondeada. 
Se lialla en las provincias centrales. 



INSECTOS. 




2m 



10, CoUeten aiwiimata. f 



C. fem. antennis, corpore, pedibusque nigris ; pilis ad ihoracis dorsum el 
abdominis primum segmenium, fulvis aut fulvo-rubellis in reliquis nigris ; 
abdomine, segmento primo supra excepto, levi, nítido subglabro; nervurís 
nigris. — Long., 4 Un. ; lat., 1 Un. 4\%. 

Hembra : cuatro líneas de largo, una y media de ancho. An- 
tenas, cuerpo y patas negros. Pelaje leonado rojizo en el dorso 
del corselete y del primer segmento del abdomen ; negro en lo 
restante. Pelaje del ante-cuerpo largo, espeso y herizado. Ab- 
domen, menos encima del primer anillo, liso, luciente, casi 
glabro. Vientre desprovisto de órganos cosecheros, como en el 
cyamventris. Alas hialinas; nerviosidades negras. — Macho : 
semejante á la hembra. Pelaje del ante-cuerpo blanquizco. 

Se halla en Coquimbo, etc. En algunos ejemplares el dorso del abdo- 
men es negro-azulado. 

11. €?ol Metes fulvipcs. f 

C. masc.prcecedentisaflinismbdominecceruleo-nigro, nitido;alis hyalinis; 
regionis basilaris nervurís testaceis, caneris obscuris. — Long. , 3 Un. 4¡%. 

Macho : muy vecino del precedente, con el cual lo había yo 
confundido al principio. Mas pequeño ; tres líneas y media de 
largo. Extremidades tibiales de los fémures, tibias y tarsos de 
un color de fondo leonado, y cubiertos de pelos del mismo 
color. Pelos herizados, blancos en la faz, en la caperuza y en 
las porciones negras de las patas ; de mezclilla en la frente, en 
los flancos del corselete y debajo del ante-cuerpo, leonados en 
el dorso del corselete y del primer anillo. Sinembargo, los lí- 
mites de estos colores no están bien marcados, y muchas veces 
hay pelos mixtos en los pasajes del uno al otro. Abdomen negro- 
azulado, luciente. Alas hialinas; nerviosidades de la región ba- 
silar y estigma testáceos, los otros obscuros. —Hembra desco- 
nocida. 

Especie muy escasa de las provincias centrales. 

12. C f ©Ifefe® sewni-witiaa. + 

C. fem. antennis, capite, thoracegue nigris; pilis copiosis, longis, hirtñ 
vulgo albuhs, in thoracis dorso griseis saturatioribus ; dorso abdominis ca>- 

ZOOIOGÍA VI. /]5 



2 



226 



FAUNA CHILENA. 



' 



ruleo submetallico-nitido ; alis hyalinis, nervuris nigris. — Long., S Un. ; 
Int., 2 Un. 

Hembra : cinco líneas de largo, dos líneas de ancho conforme 
al tipo común á la Cijaniventris y á las dos precedentes, pero 
bien distinta. Antenas, cabeza y corselete negros, cubiertos de 
pelos espesos, largos y herizados, generalmente blanquizcos, 
de un pardillo mas cargado en el dorso del corselete. Dorso del 
abdomen azul, brillante también de cierto brillo metálico; base 
de los segundo, tercero, cuarto y quinto anillos, violado; su- 
perficie, vista por el lente, muy finamente puntuada con pun- 
tuación confluente y rugosa; algunos pelos blancos, rasos y 
echados atrás, dispersados á distancia, dejando ver el fondo lu- 
ciente y sub-metálico ; otros pelos negros también, mas raros, 
largos y herizados, interpolados con los primeros. Patas propor- 
cionalmente mas largas y mas delgadas que en la Cyaniveniris. 
Cepillos tibiales y tarsales mas angostos y mas alargados. Pe- 
laje de las patas gris un poco rojiza en la faz anterior, blanco 
en la posterior. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho 
desconocido. 

Observando los pelos de esta Coleta con un lente Chevalier, no 3, me 
lie convencido de que no son sencillos y si plumados ó barbudos. Estos 
tienen el tallo negro y las barbas blancas, lo cual les bace parecer par- 
duscos. 

VI. PASZFAE. — FASIFHAE. f 

Palpi filiformes; articulis in maxillaribus sex, in labialibus 
quatuor. Alce superes tribus areolis cubitalibus. Pedes pos lid el 
venter feminarum pollinigeri. 

Mandíbulas bidentadas. Palpos filiformes compuestos 
de seis artículos en los maxilares y solo de cuatro en los 
labiales reunidos punta con punta. Dos paraglosas angos- 
tas y llanas. Lengua anchamente dilatada por delante, 
terminada por un pincel partido en dos lóbulos obtusos ó 
redondos. Alas superiores con una celdilla radial ovalada, 
redonda en su punta, la cual es algo distante del borde de 
la ala y con apéndice aparente y solo tres cubitales, las 



INSECTOS. 227 

ilos primeras casi del mismo tamaño, la segunda angos- 
tada hacia la radial, recibiendo las dos nerviosidades re- 
currentes; á saber la primera cerca de su origen, la se- 
gunda muy cerca de su extremidad y la tercera incom- 
pleta. Las femininas ricamente provistas de los órganos 
cosecheros en las patas posteriores y también en el vien- 
tre. Espinas tibiales intermediadas y posteriores dente- 
lladas, á lo menos en las hembras ; uñas de los tarsos 
bííidas, diente interno mas corto y mas distante de la 
extremidad en las hembras que en los machos, á veces 
poco aparentes; pelotas en los mismos sexos mas ó menos 
largas según las espinas. 

Este género se acerca muchísimo de las Coletas ; su diferencia con- 
siste en las alas superiores que solo tienen tres cubitales. Este carác- 
ter puramente artificial, puesto que no tiene influencia alguna apre- 
ciable en los hábitos del insecto. Pero para nosotros tiene un valor de 
conveniencia, que ciertamente es arbitraria. En la familia que nos 
ocupa hay un excelente guía para el reconocimiento de las especies; y 
si este reconocimiento no es el objeto principal de nuestros estudios, es 
á lo menos uno de los primeros pasos que debemos dar, pues antes de 
juzgar de lo que se pasa, tenemos que asegurarnos de lo que es. No sé 
en virtud de que derecho desecharíamos este ausilio, y creo que el que 
se atreviese a hacerlo tendría mucho trabajo en suplir su falta. La 
existencia de Coletoides de tres celdillas cubitales, es un hecho nuevo 
que merecía ser señalado, y lo que es mas, de una excepción tan no- 
table, que hubiera yo podido dar á este grupo el nombre de Excmrefis 
ó Excepción. Pero hace algunos años que había dispuesto de este nom- 
bre para otro grupo de Apisitas megaguiloides, que también hacen 
excepción en esta subfamilia, porque tienen cuatro celdillas cubitales. 
Este género inédito comprende ya dos especies, la Exccer. Dregei del 
cabo ó Megachileambigua., Dr. y la Éxcmri Wesiermani de la costa 
de Guinea, dada por el difunto Cristofori, el cual la había recibido de 
M. de Westermann. El nombre mito-heróico de Pasiphaé no es tan 
significativo. Pero ¿ es realmente un defecto ? ¿ No será tal vez mas bien 
un mérito? 





tm 



FAUNA CHILENA. 



■Í\ A 



i 



1 




1. JPnsipHae vmvwlesvenn. \ 

(Atlas zoológico, — Himenópteros. lám . 1, fig. 4.) 

E.fem. corpus villosum ; antennis nigris, alarum origine brevioribus ; pilis 
ad thoraci dorsum et in quatuor primin segmentis albidis, reliquis nigris; 
abdominis tribus primis segmentis cceruleis ; nervuris nigris. — Long., 5 Un.; 
lat., 1 Un. 1j2. 

Hembra : cinco líneas de largo, línea y inedia de ancho. An- 
tenas que no llegan al origen de las alas. Caperuza mas ancha 
que en las Coletas, separada de la faz por una línea sutural mas 
levemente trazada, en trapecio ensanchado hacia adelante, án- 
gulos anteriores que llegan al origen de las mandíbulas, borde 
anterior redondeado y realzado. Dentellón de las espinas tibia- 
les, fino, agudo y espiniforme. Diente interno de las imitas 
tarsianos poco aparente. Pelotas medianas y bilobeadas. Lana 
ventral espesa. Cuerpo velludo ; pelaje herizado en todas par- 
tes, menos espeso en la base de los cuatro primeros anillos. 
Antenas, ante-cuerpo y patas negros. Pelos herizados, blancos 
en el dorso del corselete y de los cuatro primeros anillos, ne- 
gros en todo lo restante. Tres primeros anillos del abdomen 
azules. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho : talla de 
la hembra. Antenas proporcionalmente mas largas, pudiendo 
depasar el origen de las alas; articulaciones mejor expresadas; 
último artículo del espesor del precedente, encorvado como 
un gancho. Séptima placa dorsal rectangular y truncada. Vértex 
y últimos anillos del abdomen azules como los tres primeros. 
Pelos herizados mas numerosos detrás de la cabeza, en los tar- 
sos y en los tibias. 

Se halla en las provincias del norte, Santa Rosa, etc. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. 1 fig. 4. — Animal aumentado. — 4a Tamaño natural. — 4b Sistema bo- 
cal visto por encima. - a Palpos maxilares — 8 Quijadas. — y Palpos labiales. — 
£ Lengüeta. — 4c Ala superior. - Ad Pata posterior. — 4e Abdomen. 

2. JPasipftese finvécomis. j 

P.fem. antennis, alarum squamis, tibiarum, tarsorum, femorumque basí 
lulvis; cupite, thorace, ábdomineque nigris; tibia' spinis luteis, serratis; 
fronte albido pilosa. — Long., 4 Un ; lat., 1 Un. 



INSECTOS. 



229 



Hembra : cuatro lineas de largo, una de ancho. Antenas, es- 
camas alares, extremidades tibiales de los fémures, tibias y tarsos 
aleonados. Cabeza, corselete, abdomen, caderas, trocánteros y 
fémures, fuera sus extremidades tibiales, negros. Espinas de los 
tibias amarillos, dentellados en sierra. Delante de la cabeza cu- 
bierto de pelos blancos, tan apretados que no me han permitido 
asegurarme del contorno de la caperuza. Su borde anterior 
recto y no realzado. Pelaje del ante-cuerpo, fuera del dorso del 
mesotórax y pelos de la porción leonada de las patas, leona- 
dos. Dos de los cuatro primeros anillos negros, finamente pu- 
bescentes; pubescencia rara y blanquizca; una faja blanca bas- 
tante ancha de pelos rasos y echados atrás, en lo largo del 
borde posterior de los segundo, tercero y cuarto anillos. Uñitas 
de los tarsos bífidas ; diente interno bien expresado. Pelotas 
de mitad mas cortas que las uñitas. Alas hialinas lavadas de 
amarillo ; una mancha obscura á lo largo de su borde anterior, 
cerca de la extremidad ; nerviosidades y estigma testáceos. — 
Macho : tan grande corno la hembra, proporcionalmente mas 
angosto. Antenas alcanzando cuando mas las escamas alares : 
último artículo redondeado y de la forma ordinaria. Pelos raros 
del vientre blanquizcos. Fajas rasas del abdomen de un blanco 
un poco amarillento ; algunas veces una faja semejante en el 
borde posterior de los primero, quinto y sexto anillos. Séptima 
placa dorsal como en el macho precedente. Séptima ventral en 
paralelógramo estrecho y longitudinal. 

Se halla también en Santa Rosa, etc. 

3. S*<usipfoae rmfivemtris* f 

P. fem. antcnnis, pedibus, corporis antico nigris; pilis hirtis, albidis. Ab do- 
mine rubro parum villoso; lana venlrali albida ; alarwn nervuris nigris. — 
Long., 4 Un. ; lau, 1 Un. 4¡4. 

Hembra : cuatro líneas de largo, una y un cuarto de ancho. 
Caperuza mas estrecha que en el Coerulescens , y tirando de 
nuevo al tipo del G. Coletas. Uñitas de los tarsos, ciertamente 
bífidas en las patas anteriores, pareciendo sencillas en las pos- 
teriores. Dentellón de las espinas tibiales barbudo ó plumado. 
Antenas, palas y ante-cuerpo negros: pelos herizados blau- 



1 



I 




.. 




230 



FAUNA CHILENA. 



quizóos. Abdomen encarnado, poco velludo ; franjas de los dos 
últimos anillos negras. Lana ventral blanca. Espinas tibiales 
amarillas. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho desco- 
nocido. 
Vive en los contornos de Santiago. 

U. JRasipHac triséis. -J 

P. fem. antennis, corpore, pedibusque nigrts ; tribus primis segmentis 
margine postica depressa, decolórala ; pilis hirtis nigris aut bruneis, pilis pal- 
lidis intermixtis; alis lujalinis; nervuris nigris. — Lona., 3 Un • lat 
3(4 Un. '' 

Hembra : tres líneas de largo, tres cuartos de líneas de an- 
cho. Esta hembra tiene la particularidad de ser menos rica que 
sus congenéricas, en órganos cosecheros. Las franjas femorales 
están también muy provistas ; pero los tarsos y los tibias poste- 
riores solo tienen pelos cortos y rasos en sus faces, y algunas 
ringleras de pelos herizados en sus aristas. El primer artículo 
de los tarsos es también poco aplastado y no dilatado. La lana 
ventral no consiste mas que en algunas fajas marginales bas- 
tante estrechas, y las dos últimas placas dorsales son también 
menos velludas. En desquite, el pelaje del ante-cuerpo es tan 
espeso como en la Flavicomis, y el de la faz me ha impedido 
igualmente de percibir el contorno de la caperuza. Espinas ti- 
biales finamente dentadas como sierra. Uñitas bífidas. Pelotas 
imperceptiblemente mas cortas que las uñitas, delgadas en su 
origen, dilatadas y bilobeadas en su extremidad. Antenas, cuerpo 
y patas negros. Borde posterior de las tres primeras placas dor- 
sales, deprimido y decolorado. Pelos herizados negros ó par- 
dos entremezclados con otros pelos semejantes de un tinte mas 
claro. Alas hialinas ; nerviosidades negras. — Macho : un poco 
mas pequeño que la hembra. Pelage mas claro, pardusco. De- 
presiones marginales de los tres primeros anillos mas fuerte- 
mente expresadas. 

Se halla en las provincias centrales. 

4 a SUBFAMILIA. — PARÁSITAS. 

Himenópteros desprovistos, á lo menos al parecer, de órganos 
propios para la cosecha del polen. 



INSECTOS. 



231 



I. ESFEQOBES. — SPHECOBES. 

AntenncB fuminarum breviores, in angulum flexm, mnsculorum 
arcuatce. Scutellum muticum. Tarsce unguibus bifidis. 
Sphecodes latreille, Saint-Fargeaa, etc. - Dichroa. illijer. 

Cuerpo poco velloso. Labro trígono, obtuso ó trun- 
cado en la punta, sin carena ni escotadura en los ma- 
chos, pero con frecuencia escotado en ¡as hembras. Pal- 
pos maxilares de seis artículos, y los labiales de cuatro ; 
escutelo poco prominente y mútico. Ocelos dispuestos 
en triángulo. Radial angostada en su medio y truncada 
por la punta. Cuatro cubitales ; la primera la mayor ; la 
segunda la menor y la cuarta muy grande y no alcanzando 
á la punta de la cola. Ganchos de los tarsos bífidos. 

De este género se conocen muy pocas especies, peculiares casi todas 
de la Europa. Por lo general las hembras depositan sus huevos en los 
nidos de las Andrenas y de los Halietos. 



SpMee^eies cfoiEemsis» f 

Sph. fem., anlenis in ápice sublus rubellis ; abdomine rubro, in lateribus 
macúlalo; alis hyalinis ; nervuris nigris. — Long. 3 Un.; lat. 3¡4 Un. 

Hembra : tres líneas de largo, tres cuartos de línea de ancho. 
Antenas^ ante-cuerpo y patas negros. Debajo de los últimos ar- 
tículos de las antenas y tarsos encarnadino. Faz superior del 
mesotórax estriada longitudinalmente hacia delante, lisa hacia 
atrás. Abdomen encarnado; base del primer anillo parda; una 
mancha negruzca de cada lado de los segundo, tercero y Cuarto. 
Pelaje de los dos últimos leonado. Alas hialinas; nerviosidades 
negras; segunda celdilla cubital muy pequeña, dos veces, á lo 
menos, mas ancha que larga. — Macho : mitad mas pequeño que 
la hembra. Tres primeros anillos del abdomen encarnados. 
Base del primero y borde posterior del tercero pardos. Los 
cuatro últimos negros. 

No se puede negar que esta especie tenga grande semejanza con mu- 
chos Esfccodes de Europa; pero no he visto en ninguna de estas la faz 





232 



FAUNA CHILENA. 



superior del mesotórax mitad lisa y mitad estriada. ¿ Es este carácter 
constante en la Sp. chilensis ? No se puede saber cuando no he visto mas 
que un solo individuo de cada sexo, encontrado en los alrededores de 
Valdivia. 

III. FORMICITAS. 

Cuerpo generalmente glabro. Cabeza triangular. 
Labro grande sobretodo en los neutros. Lengua re- 
donda, mas corta que la cabeza. Antenas siempre 
dobladas el primer artículo formando la tercera 
parte de su largo. Abdomen reunido al corselete por 
un pedículo angosto. Patas bastante largas y senci- 
llas. Tres clases de individuos. 

El estudio de las Hormigas no es menos digno de nuestra 
admiración que el de las Apiadas. Ofrecen como en la primera 
división de esta última familia tres clases de individuos; hem- 
bras que pierden sus alas luego que están fecundadas ; machos 
que pierden igualmente sus alas á cierta época de su vida y 
cuyo cuerpo es mas chico y mas alongado ; enfin Obreras siem- 
pre desprovistas de alas y solo destinadas á las necesidades de 
la República, y al cuidado de sus habitantes ; como las Obreras 
no tienen sexo ninguno se les da también el nombre de Neutras. 
Ya se sabe que estos insectos son sumamente comunes ; no hay 
comarca en donde no se hallen infinitos, y en las que están situadas 
bajo los trópicos, cubiertas de una feraz vegetación se ven le- 
giones de ellos correr durante el dia, por todas partes, y reti- 
rarse por la noche á sus nidos. Estos nidos están construidos de 
diferentes maneras, y situados también en sitios diversos, según 
la especie ó el género respectivos de cada individuo. Los hay 
que se construyen en tierra una especie de castillo cuyos alre- 
dedores, perfectamente alisados, están cercados de fosos, de 
muros y de fragosidades que hacen muy difícil su acceso ; otros 
se contentan con reunir una infinidad de leñitos que redondean 
con mas ó menos arte; pero lo mas frecuentemente, estos in- 
sectos se alojan en árboles viejos y en lo interior de la tierra. 
En el primer caso, escojen un árbol ya horadado por gusanos y 
sirviéndose de una especie de gluten ó secreción que le es pro- 



INSECTOS. 



233 



pia, consiguen reunir los muy pequeñitos fragmentos y hacerse 
multiplicadas casillas. Guando se alojan en lierra, buscan un 
terreno algo duro y sobretodo que no esté labrado, en donde 
al punto se ponen á cavarse infinitas galerías sobrepuestas unas 
á otras, de formas bastante irregulares y comunicándose por 
especies de corredores. Hecho esto, transportan encima de estas 
galerías la tierra excavada, la cual, juntándosele diversos ob- 
jetos, tales como pajas, pedacitos de madera, piedrecitas, gra- 
nos y hojas, sirve á formar otras galerías que la lluvia conso- 
lida, contribuyendo á amalgamar estos diferentes materiales. 
En los nidos de las especies que Hubert ha nombrado Albañiles, 
las partes interior y exterior del edificio no contienen cuerpo 
alguno estraño, dicho nido no se compone mas que de la tierra 
que las trabajadoras tienen cuidado en sacar, como en las otras, 
de los pisos inferiores para llevarla á fuera, construyendo con 
ella estas nuevas galerías en un dia lluvioso., para que el agua, 
como acabamos de decir, amalgame y consolide las paredes. 
Estas galerías exteriores son en todo semejantes á las del inte- 
rior de la tierra y están igualmente dispuestas por altos de modo 
que las superiores cubren las inferiores, y así suceesivamente. 
En estas suertes de nidos es en donde las hormigas establecen 
su morada, y viven con la mayor armonía, bien que las hem- 
bras sean muy numerosas algunas veces. En efecto, no se ve 
allí la guerra á muerte que hacen las obreras de las Apiarias á 
los machos luego que disfrutan de su fecundación. Aquí todo se 
pasa con orden, trabajando sin descanso en cuidar de ios recien 
nacidos, por los cuales muestran tener la mas tierna solicitud. 
Pero estos cuidados no se reducen, como sucede con las Apia- 
rias, solamente á nutrir las larvas, pues las hormigas tienen 
otras muchas atenciones, tales como mucha mas limpieza y el 
mantenimiento de un calor constante, para la cual las obreras 
tienen que mudarlas de un sitio á otro muchas veces al dia, 
sacándolas tan pronto á fuera para que tomen el sol, tan pronto 
entrándolos en las galerías mas ó menos aproximadas á la su- 
perficie de la tierra, según el calor del dia; su nutrición da 
también un trabajo incesante á las trabajadoras, pues no ha- 
ciendo cosecha de miel, están obligadas á ir continuamente á 
buscar víveres que algunas veces trahen en su estado natural ; 



"! 



! 





FAUNA CHILENA. 

pero con mas frecuencia ya tragados para cebar las larvas ar- 
rogándosolos de su propia boca. Este cebo ó jugo se efectúa 
después de cierta elaboración que las trabajadoras han produ- 
cido en las substancias vegetales ó animales, después de haber- 
as comido ellas mismas, ó chupado los jugos azucarados que 
salen por secreción de los prolongamientos posteriores de los 
pulgones. Las obreras tienen el arte de sacar de estos insectos 
mucho partido, para lo cual se establecen en medio de ellos, 
escitan sus órganos de secreción con sus antenas, y obtienen 
por infinitos medios el jugo tan deseado, que el pulgón les 
suministra con cierta complacencia, sirviéndoles, por decirlo 
así, como cabezas de rebaño, con el cual las hormigas tienen 
mucho provecho. Habiendo llegado el estado de ninfas, las lar- 
vas se hilan, algunas veces, un capullo sedoso y tan sólido, 
comparativamente á la debilidad de sus mandíbulas, que sién- 
doles imposible el romperlo, la naturaleza ha dado el instinto 
de este deber á las obreras, las cuales lo llenan con la misma 
solicitud que han empleado en criarlas, rasgando la segunda 
cubierta mas inmediata de su cuerpo, y aun también alimen- 
tándolas todavía muchos dias, en razón de la debilidad del in- 
secto y de su impotencia á satisfacer por sí misma á sus nece- 
sidades. Después que han llegada así á su estado perfecto, las 
hormigas toman diferentes direcciones, según los oficios que la 
naturaleza les ha dado ; las obreras permanecen en el hormi- 
guero, empleándose en los cuidados domésticos; los machos 
se van poco á poco, seguidos de las hembras, que ya no se se- 
paran mas de ellos, y se van así juntos á las plantas á arbustos 
vecinos en compañía solamente de un corto número de obreras, 
siempre prontos á tenerlos limpios y suministrarles la nutrición 
de que necesitan; pero muy luego los machos y las hembras 
toman su vuelo y se van á cumplir en el aire las voluntades de 
la naturaleza. Entonces, los machos incapaces de existir por sí 
mismos y de volver á sus nidos, mueren de desfallecimiento, 
después de haber perdido las alas ; las hembras consiguen al- 
guna vez regresar á su morada, y en este caso, son recibidas 
con anxiosa ternura; todas las obreras se esmeran en prodi- 
garles atenciones y cuidados los mas cariñosos ; pero todo esto 
lo hacen mas bien por la generación futura que por la reina 



INSECTOS. 



235 



misma, pues por temor de que se les escape, la guardan como 
si estuviese prisionera, la bajan á lo inferior de las galerías, y 
solo la dejan subir por intervalos para que pueda recobrar el 
calor necesario para la salud, poniéndola bajo la custodia de 
guardas, y aun arrancándole las alas, cuando estas no caen na- 
turalmente, ó la hembra no se les ha quitado ella misma. Las 
obreras llevan la previsión hasta el punto de arrestar un cierto 
número de hembras, que hacen fecundar en el nido mismo, 
temiendo que las que salen á fuera para este acto, no vuelvan al 
alojamiento. 

HORMIGA. — FÓRMICA. 

Mandíbulas trígonas dentalas. Antennas faciei medio insertas. Áh- 
dominis pediculus ex articulo único effeclus. Neulria et feminas 
acúleo destiluti. 

Fórmica linn. Latrcillc, Jurin,elc. 

Mandíbulas triangulares, muy dentadas. Antenas in- 
sertas cerca de la frente. Pedículo del abdomen solo for- 
mado de una escama ó de un nudo. Aguijón nulo en las 
tres clases de individuos. Palpos maxilares alargados, fili 
formes, de seis artículos. 

Este género, reducido á Jas especies de Linneo que tienen los carac- 
teres que acabamos de indicar, se halla representado en casi todos ios 
países del mundo. 




1. Fonwící* e$isiito$piMeM€la. f 

F. nigra; dorso continuo et arcuato ; squama depressa ct cmarginata ; an~ 
tennis, pedibus corporeque nigris. — Long. Neat., 3 Un. 

Obrera. — Tres líneas de largo. Anchura del borde posterior 
de la cabeza una línea. Id. del medio del abdomen la misma. En- 
cima de la cabeza y del corselete mate y visiblemente marcados 
de puntuación fina y apretada ; pelos herizados, cortos y claros. 
Dorso del abdomen luciente, muy finamente puntuado y pare- 
ciendo liso á la simple vista ; pelos rasos y finos mas alargados 
en lo largo del borde posterior de cada anillo. Cabeza trian- 
gular. Vértex hondamente escotado hacia atrás. Ángulos poste- 




! 






, 







236 



FAUNA CHILENA 



riores salientes, tuberculiformes, lisos y lucientes. Frente con- 
vexa. Espacio inter-antenario combado. Faz confundiéndose in- 
sensiblemente con la caperuza, con dos hoyuelos laterales y una 
carena longitudinal á lo largo de la línea mediana, su borde 
anterior recto. Mandíbulas triangulares. Faz exterior fuerte- 
mente puntuada, arista intermedia cuadri-dentada. Ocelos nulos. 
Dorso del corselete continuo, arqueado, estrechándose insensi- 
blemente hacia atrás, sin estar comprimido lateralmente. Borde 
anterior redondeado, de un tercio mas estrecho que el borde 
posterior de la cabeza. Costra del primer segmento abdomi- 
nal en lámela delgada, también deprimida por delante como 
por detrás, glabra, luciente, ensanchándose por arriba, ángulos 
superiores redondeados, borde superior muy delgado y fina- 
mente escotado. Abdomen propiamente dicho, ovalar. Antenas, 
cuerpo y patas negros. Pelos blanquizcos. — Hembra: cuatro 
líneas de largo, de ancho una línea. Alada. Cabeza y corselete 
menos opacos y mas finamente puntuados que en la obrera. La 
primera ovalar, sin ser mas ancha que el corselete, sin escota- 
dura detrás y sin salida tuberculiforme en los ángulos poste- 
riores. Ojos proporción almente mas grandes, ovalados y fuer- 
temente granudos. Tres ocelos bien aparentes, Corselete evi- 
dentemente dividido en tres segmentos, como en todas las For- 
micideas aladas. Segmento intermedio ó mesotórax, en donde las 
alas tienen su origen, engrandecido á expensas délos otros dos. 
Coslra abdominal como en la obrera. Abdomen muy luciente. 
Puntuación inaparenie. Pelaje muy raro. Ninguna celdilla dis- 
coidal cerrada en las alas superiores. Mismos colores que los de 
la obrera. Escamas alares y nerviosidades pardas. — Macho. 
Alado, poco mas ó menos del grandor de la obrera, proporcio- 
nalmente más angosto. Cabeza pequeña, redondeada por atrás, 
proporcionalmente mas corta que en el otro sexo, visiblemente 
menos ancha que el corselete. Ojos laterales y muy afuera. Oce- 
los por lo menos tan aparentes como en la hembra. Encima de 
la cabeza y del corselete tan liso en apariencia y tan luciente 
como el dorso del abdomen. Pelaje muy raro. Escama espesa y 
nodiforme. Abdomen propiamente dicho mas estrecho y mas 
deprimido que en la hembra. Inervaciones de las alas y estruc- 
tura del corselete los mismos. Antenas, cuerpo y patas negros. 



INSECTOS. 

Alas hialinas; nerviosidades testáceas. Estigma y escamas ala- 
res obscuros. 

Esta hormiga fué cogida en Coquimbo, en Sania Rosa, etc. Tiene al- 
guna semejanza con la F. pubescens Latr., especie de Europa, y con ia 
F. pensilvanica, especie de América que Latreille mira como una variedad 
de la Pubescens ; pero la obrera de nuestra F. disiinguenda difiere de 
otros dos individuos de la misma suerte" por un contraste mejor espre- 
sado entre lo mate de la mitad anterior del cuerpo y lo liso luciente del 
abdomen, por la costra abdominal mas delgada y mas escotada, y enfin por 
el pelage mas fino y mas raro. En Santa Rosa hay una variedad que difiere 
por los tarsos y por los artículos 2-11 de las antenas que son pardos-ferru- 
ginosos. 

2. JFortniea cfoiMemsis, f 

F.vülosa; dorso continuo et arcuato ; sqitama antice convexa, integra; 
antennis, pedibus corporeque nigris ; abdomine sedoso-villoso. — Long [3 Un. 
lat., 4/5. 

Obrera. — Tres líneas de largo y cuatro quintos de ancho, 
medida hacia al medio del abdomen. Áptera. Cabeza triangular. 
Borde posterior recto. Ángulos redondeados y sin salida. Faz 
superior finamente puntuada y levemente pubescente ; una carena 
longitudinal y mediana poco sensible, en el espacio ínter-antenar 
y mejor expresada en la faz. Borde anterior casi recto ó muy 
levemente arqueado. Mandíbulas fuertes, triangulares. Arista in- 
terna armada de cinco dientes estrechos, agudos, aproximados 
y equidistantes. Ojos (listantes, pero no rigorosamente latera- 
les, pequeños, poco salientes, finamente granulosos, en óvalos 
longitudi ales. Dorso del corselete continuo, arqueado y mú- 
tico, insensiblemente encogido hacia atrás, como en la obrera 
precedente. Mesotórax suavemente inclinado hacia abajo. Escama 
abdominal en forma de lenteja, situada detrás y convexa de- 
lante, mas alta que ancha. Costados rectos y poco divergentes. 
Borde superior entero, redondeado y cercado de una ringlera 
en redondo de pelos herizados. Abdomen propiamente dicho, 
ovoide. Dorso cubierto de un vello espeso de pelos sedosos, 
rasos y echados atrás. Antenas, cuerpo y patas negros. Vello 
dorsal del abdomen dorado ; otros pelos esparcidos blanquizcos. 
— Hembra: Cuatro líneas de largo, una de ancho. Alada. Ca- 
beza proporcionalmente mas pequeña y mas alargada que en la 





i 



238 



FAUNA CHILENA. 



obrera. Borde anterior de la faz recto. Mandíbulas mas fuertes 
y mas alargadas. Arista interna, armada de siete dientes fuertes 
y agudos. Los seis primeros iguales poco mas ó menos y equi- 
distantes, el externo ó apical, mas largo que los otros y encor- 
vado por dentro. Ojos como en la hembra de la F. Dislinguenda. 
Tres ocelos bien aparentes en el medio del vértex. Ángulo ante- 
rior del triángulo ocelar obtuso. Encima de la cabeza y del cor- 
selete lucientes, casi glabros, finamente granulosos. El último 
conformado como en laF. Distinguencla del mismo sexo. Escama 
abdominal semejante á la de la obrera, proporcionalmente mas 
grande y mas ensanchada hacia arriba. Restante del abdomen 
igualmente entapizado por encima de un vello espeso, raso y 
echado atrás. Colores del cuerpo de las antenas, de las patas, 
del vello sedoso y de lo restante del pelaje como en la obrera. 
Alas hialinas; nerviosidades y escamas alares testáceas. — Ma- 
cho desconocido. 

Esta especíese halla en las cercanías de Santiago, etc. Latreille hades 
cripto otras dos del antiguo continente que tienen algunos caráteres de 
esta, las Form. cruéntala y sericea, de las cuales tengo algunos mulos en 
mi gabinete. Pero el de la primera me parece bastante distinto, no solo 
por el color encarnadino ó ferruginoso de su costra y de los tres primeros 
anillos de su abdomen, sino también por el pelaje dorsal de este : en parte 
es tiesa y herizada. El muslo de la F. sericea se aproxima mas á la F. chi- 
lensis por sus colores y por su pelaje, pero se aleja de ella mas brusca- 
mente por la faz superior de su mesotórax decididamente vertical en tér- 
minos que Latreille pudo decir que esta porción del corselete está cortada 
oblicuamente. 



3. Worniica ovuiiceps. -j- 

F. dorso continuo el arcuato ; squama antice convexa, integra ; antennis 
pedibus corporequc nigris ; abdomine villo sedoso destitulo. —Long., 2 Un,; 
lat.,1¡%lin. 

Obrera. — Dos líneas de largo, media línea de ancho. Áptera. 
Cabeza ovalada, no escotada hacia atrás, sin ser mas ancha que 
el corselete. Parte de arriba del cuerpo finamente puntuada y 
bastante luciente. Pelaje raro, fino y herizado. Corselete que 
se estrecha por detrás mas que en las dos obreras precedentes. 
Mesotórax inclinado lo mismo insensiblemente de arriba abajo 
y de delante atrás. Escama abdominal entera, estrecha, alzada, 




INSECTOS. 



239 



bastante espesa, mas convexa por delante. Borde superior en 
arco de curva con encorvadura bastante fuerte. Espolón de los 
tibias anteriores, proporcionalmente mas grandes que en las 
dos precedentes; primer artículo del tarso adyacente, mas fuer- 
temente arqueado. Antenas, cuerpo y palas negros. Pelos blan- 
quizcos. — Hembra y macho desconocidos. 
Se halla en las cercanías de Valdivia. 

h. Worwnica nigriverntris, -J- 



F. rubra; dorso in medio depresso ; capí te, thorare, abdominali esquama 
rubris ; anlennis pedibusque pallidioribus ; abdominenigro. — Long. Neut., 
i Un. 4\%. 

Obrera. — Línea y media de largo. Áptera. Antenas redondea- 
das, largas, engrosándose insensiblemente hacia la extremidad. 
Primer artículo que depasa visiblemente el borde posterior de 
la cabeza. Cabeza comprendidas las mandíbulas , triangular. 
Borde posterior no escotado. Ángulos posteriores redondeados. 
Frente y vértex uniformemente convexos, lisos y lucientes; 
espacio inter-antenar ancho y convexo. Faz insensiblemente 
confundida con la caperuza, poco combada y sin carena ; borde 
anterior recto. Ocelos nulos. Mandíbulas estrechas alargadas, 
sin poder cruzarse ni juntarse, á no ser á cierta distancia de la 
base, encorvadas por dentro y dobladas por debajo. Arista in- 
terior mas dentada. Punta apical, corva, larga y aguda. Pelaje 
raro, fino y herizado. Corselete liso, luciente y levemente pu- 
bescente como la cabeza. Dorso, como un hueco notable en la 
sutura del segundo y del tercer segmentos, como en todas las 
Hormigas Camellos Latr. Sutura de los primero y segundo, 
inaparente obliterada. Protórax combado, mas estrecho que la 
cabeza. Mesotórax alzado al mismo nivel que el protórax, brus- 
camente encogido desde el origen. Flancos rectos y sub-para- 
lelos. Mesotórax convexo, remontando insensiblemente tan ar- 
riba como los dos segmentos anteriores, tan estrecho como el 
segundo, suavemente inclinado hacia atrás. Escama abdominal 
delgada, lameliforme, igualmente deprimida en sus dos faces 
opuestas, tari alta á lo menos como ancha, su contorno elíptico 





240 



FAUNA CHILENA. 



con vértice escotado. Escotadura estrecha y aguda. Abdomen, 
propiamente dicho en ovalo alargado, mas finamente puntuado 
mas liso y mas luciente que el dorso del ante-cuerpo. Patas 
medianas. Tibias del primer par proporcionalmente mas anchos 
que en las hormigas arqueadas. Cabeza, corselete, escama ab- 
dominal encarnados. Antenas y patas de un tinte mas claro 
tirando al leonado. Abdomen negro; pelos blancos. Hembra : 
alada, dos veces mas grande que la obrera. Antenas pro- 
porcionalmente mas cortas. Cabeza semejante, pero mas pe- 
queña. Ojos un poco mas salientes. Tres ocelos verticales, en 
triángulo equilateral. Mandíbulas no encorvadas por debajo, 
mas cortas y mas anchas que en la obrera; punta apical menos 
alargada. Corselete tan ancho como la cabeza, sin hueco dorsal 
y uniformemente convexo, de la forma ordinaria en los indivi- 
duos alados. Sutura de todas las piezas igualmente bien expre- 
sada. Escama abdominal igualmente lameliforme, mas estre- 
cha, mas alzada, menos ovalada y mas fuertemente escotada. 
Escotadura ancha y angulosa. Tibias delgados. Una celdilla dis- 
coidal cerrada en las alas superiores. El color negro domina y 
se estiende en los diez últimos artículos de las antenas, en el 
vértex, en el medio de la frente y en el disco del mesotórax. 
Alas hialinas ; nerviosidades obscuras ; pelos blanquizcos. — 
Macho : dos líneas de largo. Alado. Cabeza proporcionalmente 
mas corta y mas redondeada que en la hembra. Ocelos tan bien 
expresados. Ojos mas grandes, mas salientes, fuertemente gra- 
nudos y rigorosamente laterales. Mandíbulas estrechas y alar- 
gadas dejando un gran vacio entre sí y sin poder juntarse hasta 
su extremidad. Esta cuadridentada. Dientes extremos mas fuer- 
tes y mas agudos. Corselete, alas y patas como en la hembra, 
salvo las diferencias de talla. Escama abdominal mas espesa, 
visiblemente mas alta que ancha. Costados rectos. Borde supe- 
rior redondeado y entero. Antenas, cabeza, corselete y abdo- 
men negros y lucientes. Mandíbulas testáceas. Palpos pálidos. 
Patas pardas. Rodillas, tarsos y extremidades tarsianas de los 
tibias un poco mas claros. Alas hialinas ; nerviosidades testá- 
ceas. 

Esta es muy común en varias provincias de la República. 



INSECTOS. 



1 



IX. M1HMICA. 



m^iimiCA 



Mandíbula trígona; ; palpi maxillares elongati, ariiculis s -,r ; 
abúominis peálenlas binoüosis. Neufrtce etfemince aculeakr. 

Cabeza triangular, sin espinas. Mandíbulas triangulares. 
Palpos maxilares largos, de seis artículos. Pedículo del 
abdomen compuesto de dos anuloso nudos. Dos celdillas 
cubitales; la primera discoidal sola cerrada. 

Estas especies de hormigas hacen sus nidos en la tierra, debajo de 
las piedras, etc. Según M. de Saint-Fargcau tienen tres celdillas cubi- 
tales, Historia délos Hymenopteros, tom. [, pag. 180. Esta aserción 
esta en contradicción con todos los hechos de mi conocimiento, pues 
jamas he visto mas que dos. Sin duda hay un error de imprenta en 
el citado pasage. 

1. -W&B'&sdíefj M&mcets, f 

M. nigra ; segmento secundo semi-cawpanvlalo, ocellis in neulria, anim- 
áis, corpore pedibusque, nigris, pilis tdbidis. — Long., 2 Un. ; !at., i\% Un. 

Obrera. — Dos líneas de largo y un tercio de ancho. Aplera. 
Origen de las antenas en un hoyuelo longitudinal de ia frente. 
Antenas poco distantes, cortas y espesas, depasando apenas el 
borde posterior de la cabeza. Primer artículo no alcanzando á 
lo alto de los ojos. Artículos segundo á once moniliformes 
engrosando insensiblemente hacia la extremidad, ei último dos 
veces mas largo que el precedente. Cabeza ovalar. Borde poste- 
rior no escotado. Frente y vértex uniformemente convexos. 
Espacio inter-antenar estrecho y costiforme; Faz confundida 
con la caperuza, mas plana, sin carena longitudinal, cortada 
anteriormente en línea recta. Mandíbulas cortas y anchas. Arista 
interna armada con cuatro ó cinco dientecitos, los internos 
poco aparentes. Ojos distantes, laterales, en óvalos longitudi- 
nales, finamente granudos y poco salientes, pero bastante 
grandes y ocupando el tercio de la longitud de la cabeza. Tres 
ocelos bien aparentes en la orilla anterior del vértex. Triángulo 
ocelar pequeño y equilateral. Dorso del corselete fuertemente 
puntuado, visiblemente dividido en tres segmentos. Los dos 
Zoología, VI. 16 



\ 




242 



FAUNA CHíLENA 



primeros planos de igual anchura, el segundo un poco mas 
coito que el primero. Sutura intermedia consistiendo en un 
surco transversal estrecho y poco ahuecado ; tercera pieza ó 
mesotórax separada por un hueco ancho y profundo, como en 
los mulos de las hormigas camellos, insensiblemente inclinada 
y encogida hacia atrás. Primer anillo del abdomen en forma de 
nudo, mas largo que ancho, alcanzando su máximum de an- 
chura y su altura hacia los tres cuartos de la longitud, plano 
por debajo, poco enganchado hacia atrás. Segundo anillo en 
forma de campana, plano por debajo, convexo por encima late- 
ralmente redondeado, alcanzando su máximum de anchura y su 
altura á poca distancia del borde posterior. Cuatro últimos ani- 
llos ó abdomen propiamente dicho, formando insensiblemente 
un óvalo terminado en punta. El primero mas grande que los 
otros tres juntos. Cima de la cabeza finamente puntuada. 
Dorso del abdomen aun mas liso y mas luciente. Pelos cortos, 
raros y herizados, mas largos y mas apretados en los últimos 
anillos. Patas de la forma ordinaria. Antenas, cuerpo y patas 
negros. Pelaje blanquizco. — Hembra : los ejemplares que yo 
he visto semejan mucho á la obrera por la talla como tam- 
bién por las formas de las antenas, de la cabeza, del abdomen 
y de las patas. Sus alas han desaparecido; pero su corselete ha 
adquirido todo el desarrollo que debe tener en los individuos 
alados, y las trazas de ia inserción de las alas están aun vi i- 
bles. Colores de la obrera. — Macho : desconocido. 
Se halla en Coquimbo, Santa Rosa, etc. 




2. ffllyjm&w&fs. £ía$fS. J f 

M. obscure fulvus; abdominis secundo segmento nodoso; orclUsin neuírís nul- 
li<¡; antennis, corpore pedilmsque obscure fulvis. — Long., 3/tn.; Un., 4 ¡3 Un 

Obrera. — Dos líneas de largo y un tercio do ancho. Áptera. 
Antenas mas distantes en su origen y proporcionalmente mas 
largas que en la M. lyncea. Primer artículo haciendo casi, por 
sí solo, la mitad de ia longitud y pudiendo alcanzar al borde 
posterior de la cabeza. Esta proporcionalmente menos alargada 
y mas redondeada, partida en la línea mediana por un surco 
hundido que parte del borde anterior de la faz, y que desapa- 



1 



INSECTOS. 



'Wá 



rece á cierta distancia del borde posterior del vértex. Ojos re- 
dondos, muy pequeños, distantes y laterales. Ocelos nulos. Cor- 
selete como en la obrera precedente. Primero y segundo anillos 
del abdomen nudiformes, el primero mas largo que el siguiente, 
pediculado, no ensanchado hacia atrás, plano por debajo, ter- 
minado por detrás en un tubérculo dorsal espeso y lenticular ; 
el segundo de la misma anchura que el precedente igualmente 
plano debajo, en forma de nudo medio globuloso. Abdomen y 
patas como en la M. lyncea. Cima del cuerpo luciente y finamente 
puntuada. Pelaje herizado, largo y raro, un poco roas abundante 
en los últimos anillos del abdomen. Antenas, cuerpo y patas 
leonados subido. Mitad anterior de la cabeza, mandíbulas y 
tarsos, de un tinte un poco mas claro. Pelos blanquizcos. — 
Hembra : alada, un poco mas grande que la obrera, á la cual se 
parece mucho. Cuerpo mas glabro y mas luciente. Cabeza pro- 
porcionalmente mas pequeña y mas estrecha. Ojos laterales en 
óvalos longitudinales de mediano grandor, mas visiblemente 
granudos y bastante salientes. Tres ocelos bien aparentes. Ángulo 
anterior del triángulo ocelar obtuso. Corselete tal como es en 
general, en los individuos alados de esta familia. Abdomen como 
en la obrera. Patas un poco mas delgadas. Dos celdillas cubi- 
tales en las alas superiores; la primera discoidal, sola cerrada 
pequeña y casi cuadrada. Color general del cuerpo, el leonado 
cargado. Antenas y patas de un tinte mas claro. Cuatro últimos 
anillos del abdomen negruzcos. Alas hialinas ; nerviosidades 
testáceas. - Macho : alado, del grandor de la obrera. Antenas 
momhformes sin parecer sensiblemente codeadas. Primer artí 
culo corto y que no sube á lo alto de los ojos. Cabeza pequeña 
de un tercio mas estrecha que el corselete, muy convexa y casi 
redonda. Ojos muy salientes á fuera, fuertemente granudos y 
ocupando mas de un tercio del contorno lateral. Ocelos como 
en la hembra. Mesotórax proporcionaimente mas grande y mas 
combado. Metatórax mas corto y mas rápidamente inclinado 
hacia atrás, Abdomen, alas y patas como en el otro sexo Color 
general del cuerpo, el negro luciente. Artículos de las antenas 
pardos. Alas hialinas; nerviosidades testáceas. 
De Santa Rosa y de Coquimbo. 



\ 



%u 



FAUNA CHILENA, 



III. ATA, — ATTA. 

Palpi brevissimi, maxillaribus 4-5 articulatis. Thorax inerme. 
Ábdominis pediculus binodosus. 

Atta, Lalr , Lepelletier, ele. - Formic/e, esp. Fabr., ele. 

Cabeza algo gruesa. Palpos muy corlos, los maxilares 
de cuatro ó cinco artículos. Antenas descubiertas. Corse- 
lete sin espinas. Tres celdillas cubitales. 

Las Atas son hormigas que por lo común tienen una cabeza algo 
gruesa, las mas se hallan en Europa. 

1. ALtla bispinosa. f 

A. antennis, corpore, pedibusque rubro ferrugineis;pilis ciñereis.— Long., 
% Un. 4¡5; lat.,1¡2lin. 

Obrera. — Dos líneas y un tercio de largo, media línea de 
ancho. Áptera. Antenas codeadas, engruesando insensiblemente 
hacia la extremidad, bastante largas para alcanzar al dorso del 
corselete. Primer artículo depasando los ojos compuestos pero 
sin alcanzar al borde posterior de la cabeza. Esta, sin com- 
prender las mandíbulas, casi cuadrada. Faz superior uniforme- 
mente convexa y fuertemente arrugada. Arrugas rectas y longi- 
tudinales hacia al medio, un poco oblicuas y convergentes de 
atrás adelante en los costados. Borde posterior recto. Ángulos 
posteriores redondeados ; espacio inter-antenar, bastante an- 
cho, escotado por delante, escotadura, angulosa y honda. Faz 
mas ¡¡lana, confundiéndose insensiblemente con la caperuza, su 
borde anterior recto. Mandíbulas cortas, triangulares. Arista 
interna, armada de cinco dientecitos, el externo ó el apical 
siendo el mas ancho y mas obtuso. Ojos muy distantes, late- 
rales, poco sállenles, casi redondos. Ocelos nulos. Corselete 
mas estrecho que la cabeza, tan fuertemente arrugado como la 
cima de la frente y del vértex, no pareciendo compuesto mas que 
de ana sola pieza á la simple vista. Arrugas dorsales arquea- 
das, concéntricas. Flancos bruscamente encogidos hacia el 
primer tercio y paralelos mas alia de la faz posterior, plana y 
vertical. Dos espinillas dorsales, rectas é igualmente verticales, 






INSECTOS. 



245 



un poco delante del borde posterior. Segmentos nudiformes del 
abdomen, muy fuertemente puntuados. El primero dos veces 
mas largo que el segundo, pediculado, terminado por una cos- 
tra lenticular bastante espesa, mas alta que ancha, sin escola- 
dura, inclinada mas suavemente hacia atrás que delante; el 
segundo, de la anchura del precedente, en semi-globo plano 
por debajo y convexo por encima. Abdomen propiamente dicho 
ovoide, no terminado en punta, liso y luciente. El primero de 
los cuatro anillos mas grande que los otros tres reunidos. Pelos 
raros, largos y herizados. Antenas, cuerpo y patas encarnados, 
ferruginosos. Pelos cenizos. Un solo ejemplar de Santa Rosa. 
— Hembra : tres líneas y media de largo, dos tercios de línea 
de ancho. Alada. Independientemente de la talla y de la pre- 
sencia de las alas, difiere también de la obrera por los carac- 
teres siguientes. Ojos proporcionalmente mas grandes y mas 
alargados. Tres ocelos en el vértex. Ángulo anterior del trián- 
gulo ocelar, recto. Segmentos del corselete bien distintos. El 
intermedio agrandado á expensas de los otros dos. Dorso muy 
combado. Metatórax no cortado verticalmente hacia atrás, sua- 
vemente inclinado de arriba abajo. Espinas del corselete per- 
pendiculares al plano oblicuo del metatórax y casi horizontales. 
Tres celdillas cubitales en las alas superiores. La intermedia 
estrecha, alargada y triangular. Formas de las otras partes del 
cuerpo semejantes á las de la obrera. Una sola celdilla discoi- 
dal cerrada en rectángulo alargado. En la mayor parte de los 
ejemplares, el color general es el mismo que en los mulos. En 
algunos oíros, el tinte de los últimos anillos del abdomen se 
pone mas cargado y pasa al negruzco. Las alas son hialinas y 
sus nerviosidades, siempre mas fuertes que en las especies de 
los dos géneros precedentes, son obscuras. — Macho : alado, 
de la taila de la hembra. Antenas largas, delgadas filiformes, 
sin estar sensiblemente codeadas. Primer artículo corto y no 
alcanzando á lo alto de los ojos. Cabeza pequeña y redondeada. 
Faz superior tan convexa pero menos fuertemente arrugada 
que en el otro sexo. Ocelos mas gruesos y mas salientes. Ojos 
compuestos, grandes, fuertemente granudos, y lo que es bas- 
tante notable, en óvalos transversales no longitudinales. Man- 
díbulas aplastadas f estrechas, sin poder ni cruzarse ni jun- 



1 



\ 





246 



FAUNA CHILENA. 



tarso en su origen, y dejando necesariamente el labro á descu- 
bierto. Extremidad obtusa é inerme. Labro ancho, corto. Borde 
anterior entero y redondeado. Corselete también desarrollado 
como el de la hembra, proporcionalmente mas alzado. Arrugas 
dorsales mas estrechas y menos ahondadas. Alas, patas, dos 
primeros anillos del abdomen propiamente dicho, menos ovoide. 
Dorso mas deprimido, Flancos menos redondeados. Costados 
sub-paralelos. Partes genitales con la mayor frecuencia descu- 
biertas. Pelaje mas apretado. Antenas fuera del primer artículo 
de las antenas y tarsos pardas. Alas hialinas; nerviosidades 
obscuras. 

El señor Gayha cogido en Tucapel un gran número de individuos alados 
de los dos sexos. Es probable que los haya sorprendido cuando se colum- 
piaban en el aire preludiando sus amores. Pero debe haber descubierto 
el hormiguero, pues no ha cogido mas que una sola obrera, y otra en 
Sania Rosa, bastante lejos de Tucapel. Las cosecheras del mismo viagero 
contenían también ¡os restos informes de otra especie de ata de la di- 
visión de que Latreille ha hecho después su G. cccodonna. Es una hembra 
cuyo mal estado no nos permite describirla, y sobre la cual no podríamos 
formar congetura alguna plausible. 

IV. VESPITAS. 

Mandíbulas fuertes y dentadas. Ojos escotados. An- 
tenas de doce artículos en las hembras, y de trece en 
los machos. Alas superiores dobladas en su largo. 
Abdomen bruscamente angostado al juntarse con el 
corselete. Patas medianas, con las piernas posteriores 
provistas de dos espinas en su punta, y el primer 
artículo de los tarsos posteriores sin dilatación. 

Nuestra cuarta familia comprenderá todos los Hymenopteros 
que habiendo llegado al estado perfecto, y no teniendo la facul- 
tad de rollarse eu bola, tienen sin embargo la de alzar á volun- 
tad su abdomen por encima del nivel de sus alas, sin tener ne- 
cesidad de estenderlas y de hacerlas salir de su posición de des- 
canso regular. El carácter exterior de esta familia consiste en la 
plegadura longitudinal de las alas que ha hecho dar á nuestros 






INSECTOS. 



247 



1 



Vespitas el nombre espresivo de Diplopteras, nombre que con- 
servaríamos de buenísima gana si no fuese demasiado general, 
y si no conviniese igualmente á Hymenópteros de otras fami- 
lias (1). Habiendo Latreille tomado otro punto de vista, reunió á 
sus Gaepiareas, análogas á nuestras Vespitas, muchos géneros 
cuyas alas no tienen el pliegue característico, tales como los 
G. Ceramius Latr., G. Gnaiho kl. y Trachypus kl., las devolve- 
remos á las familias délas Crabronitas. El G. Ceramius sirve de 
tránsito de esta á la de las Bembicitas, y el G. Trachypus, si 
merece ser conservado, es demasiado vecino del G. Phüantus, 
para no permanecer en las Crabronitas Filanthioideas. Las 
Vespitas se componen frecuentemente de tres suertes de indi- 
viduos que viven en sociedad llenando cada uno los oficios para 
los cuales la naturaleza los ha hecho. Los nidos están en 
tierra, ó en árboles ó en partes huecas, y aun también en las 
casas, variando asi según la especie del individuo. Su alimento 
varía también mucho; en el estado perfecto viven con jugos 
chupados á la flores; pero en estado de larvas se nutren tan 
pronto de miel, tan pronto con insectos que las madres ó los 
neutros les llevan, ó de que hacen provisión en sus nidos. Todas 
las Vespitas de Chile pertenecen á los géneros Epipona, Ody- 
nerus y Eumenes. Sin embargo, hemos hallado una verdadera 
Polistes vecina del P. cayennensis, Fabr. ; pero la muestra que 
poseemos está en demasiado mal estado para poder describirla. 



(1) Tales son las Masaritas que tienen ademas la facultad de rollarse 
en bolla. Véanse nuestras Osserv. sopra i caralt. nat. di tre famiglie d' in- 
settt imenotieri, leidas en el congreso científico de Pádua en 1842, é 
impresas en Genova en 1843. Añadámosles algunas Dilolépites, entre 
otras el G. Leucospis, que no puede ni rollarse en bola ni alzar su abdo- 
men por encima de sus alas, pero cuyas hembras tienen su oviscapto ex- 
terior encorvado sobre el dorso del abdomen, y que no podrían ni vol- 
carlo hacia abajo, ni estenderlo horizon talmente sin abrir sus alas du- 
rante la estación laboriosa, si estas no tuviesen un pliegue longitudinal, 
y si el espacio comprendido entre los dos pliegues no fuese bastante an- 
cho para dejar la libertad necesaria á la pieza que debe ser puesta en 
acción. 





m '<?■¥■■', : 



V ' 



I 



FAUNA CHILENA. 



>IT-®IZA. 



EPIPOWA, 



Mandíbula} quadr angulas, vix longiores quam laliores, spina 
inleriori apicali mullo longioñ. Abdomen segmento primo pedi- 
cuíato. 

Epipona, et Discaelius Lalr. — Polybia, Agelaia, Epipona, etc., Saint-Earg. 

Extremidades déla lengua y délos paraglosis provistas 
de callosidades. Mandíbulas cuadrangulares , casi nada 
mas largas que anchas, con la arista interna casi tan larga 
como la externa, y mucho mas que la apical. Primer seg- 
mento del abdomen pediculado. 

Este género, según la extensión que le damos, incluye los géneros 
lolybia, Agelaia, Rhopalidia, Apoira y Epipona, de Saint-Fargeau; 
pero de las tres especies encontradas en Chile, ni una pertenece rigu- 
rosamente al género Epipona de este 'autor. Difieren de él por la es- 
pinila apical de las mandíbulas simplemente tridentada y por la ausen- 
cia tolal de un cuarto diente interno. La primera parece un Discceüus 
Lat, la segunda una Dydimogastra Petry. Ambas se apartan de las 
verdaderas Epipona, Saint -Fargeau, por el segundo anillo del abdomen 
visiblemente pediculado, y por la tercera celdilla cubital tan vecina de 
la punta del ala como la extremidad de la radial. La tercera se aleja to- 
davía mas de sus congéneras por sus palpos labiales tan velludos como 
los de los Pterochileos, pero netamente cuadriarticulados. 

1. JE^Sp&Eíiffe cñ¿¡í&£>£8¿8. "J" 

E. anlenws, capite, ihorabe abdomineque m'yris ; fascia segmentarían I, 2, 
postice oblíqua, helvola mu albida; pcdibus ferrugineis; alis luteolis, ncr- 
vuris rubellis. 

Hembra ; largura del cuerpo partiendo del borde anterior de 
la cabeza hasta el borde posterior del segundo anillo del abdo- 
men (1), seis líneas, — id. de la cabeza, una línea, — id. del 
corselete, dos líneas y media, — id. del primer anillo, línea y 



, (1) Véase en la Aun. de la Soc. en!, x. X, p. 126, nota a, los motivos 
que me han decidido á detenerme en el borde posterior del segundo ani- 
llo, en la medida longitudinal del cuerpo de todas las Vespitas. 






INSECTOS. 



249 



media, — id. del segundo, una línea. — Anchura de la cabeza 
en su máximum, línea y media, — id. del corselete, tomando 
en el origen de las alas superiores, la misma, — id. del pedí- 
culo del primer anillo, un cuarto de línea, — id. del borde pos- 
terior del mismo, media línea, — id. del pedículo del segnndo, 
un tercio de línea, — id. del borde posterior del mismo anillo, 
una á una y media línea. — Formas : fuerte y distintamente 
puntuada ; ángulos posteriores redondeados ; vértex transversal 
no encogido hacia atrás ; ocelos aproximados, ángulo anterior 
del triángulo ocelar recto , frente y espacio inter-antenar in- 
clinados hacia delante y levemente convexos; caperuza visible- 
mente mas ancha que larga; ángulos romos, borde anterior re- 
dondeado, con una escotadura pequeña en el medio. Ojos com- 
puestos y antenas de la forma ordinaria. Mandíbulas cuadrangu- 
lares. Arista interna apenas un poco mas corta que la externa 
y mucho mas larga que la apical : esta tridentada, dientes an- 
chos, triangulares y equidistantes : faz exterior tricarenada como 
en la mayor parte de sus congéneras ; carenas convergentes y 
reuniéndose á la punta del diente externo. Palpos glabros. Dorso 
del corselete tan fuertemente puntuado como el delante de la 
cabeza : borde anterior del protórax redondeado y sin realce ; 
disco del metatórax dividido visiblemente en tres compartimien- 
tos por dos surcos rectos y paralelos que le atraviesan en toda 
su longitud; escudo en rectángulo transversal suavemente incli- 
nado hacia atrás; pos-escudo de la misma forma, un poco me- 
nos ancho, mitad mas corto, su borde posterior recto ; metató- 
rax mas rápidamente pero siempre insensiblemente inclinado 
hacia atrás, dividido en tres compartimientos por surcos ahon- 
dados; pieza mediana muy pequeña, plana, triangular, lisa y 
luciente ; piezas laterales grandes, en medio cono truncados, 
matas, mas fuertemente puntuadas y masvelludas que lo restante 
del corselete. Escamas alares oblicuas, redondeadas hacia de- 
lante, acuminadas hacia atrás, sin sinuosidades laterales. Pedí- 
culo del primer anillo del abdomen igualando poco mas ó menos 
el tercio de la longitud total subcilíndrico, hinchazón poste- 
rior, brusca en su origen y alcanzando al máximum de su an- 
chura hacia el medio de la longitud : costados rectos en la 
segunda mitad y no tuberculados; un hoyuelito ó hendida Ion- 



250 



FAUNA CHILENA. 



gitudinal en medio del dorso, muy cerca del borde posterior; 
placa inferior plana ó muy levemente convexa. Pedículo del 
segundo anillo cilindrico y muy corto : hinchazón posterior me- 
nos brusca, redondeada, cupuliforme y no alcanzando al máxi- 
mum mas que en el borde posterior; placa inferior uniforme- 
mente convexa. Dorso del abdomen luciente y finamente pun- 
tuada. Pelaje corto raro y herizado. Celdilla radial apendiceada, 
tan distante de la punta del ala como la tercera cubital ; apén- 
dice corto, no alcanzando al borde exterior. Tercera cubital un 
poco dilatada hacia atrás, su borde externo inflejo muy cerca de la 
radial. Patas medianas y de la forma ordinaria. — Colores : an- 
tenas, cabeza, corselete y abdomen negros; una faja transver- 
sal pajiza ó blanquizca en el borde posterior de cada una de los 
dos primeros anillos ; la segunda prolongándose solamente de- 
bajo del vientre. Patas ferruginosas; caderas, trocanteros y base 
de los fémures negros. Alas amarillas con nerviosidades encar- 
nadinas : extremidad obscura con las nerviosidades negruzcas. 
Pelos de la cabeza y del corselete negros.— Var. En un individuo 
semejante al tipo de la especie , el negro domina mas. La faja 
amarilla del segundo anillo es mas delgada é interrumpida en el 
medio del dorso, y no se prolonga bajo del vientre; y la del 
primero está enteramente borrada. Macho desconocido. 
Se halla en varias partes de la República. 



2. Spip&au fiieatnbotim. f 

E.antennis, corpore pedibusqae nigris; prothorace anticc helvúlo, meia- 
thorace longitudinaliter bimaadato : abdominis segmentis /, 2, bifascialis. 

Hembra : largo del cuerpo, cinco líneas y media. Id. del pri- 
mer anillo del abdomen una línea. Id. del segundo, línea y me- 
dia. Largo de la cabeza, una línea y tres cuartos. Id. del corse- 
lete en el origen de las alas, el mismo. Id. del primer anillo en 
su máximum, dos quintos de línea. Id. del pedículo del segundo, 
un cuarto de línea y un tercio. Formas : cabeza, antenas y man- 
díbulas semejantes á las de la Chüensis. Caperuza igualmente 
mas ancha que larga en óvalo transversal, netamente separada 
del espacio inter-antenar por un surco arqueado cuya convexi- 



INSECTOS. 



251 



1 



dad mira delante, borde anterior entero, arista apical de las 
mandíbulas igualmente tridentada. Dientes menos agudos é 
inequidistantes, el interno mas apartado del intermedio que este 
del extremo. Vértex un poco mas ensanchado delante y sus cos- 
tados mas redondeados. Borde anterior del protórax ribeteado. 
Ribete recto delgado y cortante, pudiendo pasar por encima 
del borde posterior de la cabeza. Ángulos rectos. Disco del me- 
sotórax no estando visiblemente dividido en tres piezas por 
dos surcos longitudinales. Escudo, pos-escudo y metatórax como 
en la especie que antecede ; borde anterior del pos-escudo un 
tanto mas redondeado. Pieza mediana del metatórax mas pe- 
queña y poco aparente. Primer anillo del abdomen al principio 
muy estrecho, empezando á ensancharse á muy poca distancia 
de su origen, plano debajo, convexo encima. Costados inflejos 
cerca de la base, dilatados mas alia en arco de curva cuyo má- 
ximum se halla un poco atrás del medio de la longitud total. 
Segundo anillo pedículado y campanuliforme. Pedículo cilin- 
drico , igualando poco mas ó menos el tercio de la longitud del 
anillo. Costados inflejos en la extremidad posterior del pedículo, 
dilatados mas alia en arco de curva continua cuyo máximum se 
halla un poco atrás del medio. Placa ventral uniformemente 
convexa. Dorso del ante-cuerpo y del primer segmento abdo- 
minal fuerte y distintamente puntuados. Algunas arrugas trans- 
versales en el centro de la faz posterior del metatórax. Patas, 
alas y pelaje como en la Chilensis. Escamas proporcionalmente 
mas estrechas y mas acuminadas. Borde posterior de la tercera 
celdilla cubital, inflejo hacia la mitad de su longitud. Colores : 
antenas, cuerpo y patas negros. Borde anterior del protórax, 
pos-escudo, dos manchas longitudinales en el metatórax, dos 
fajas transversales de las cuales la segunda solamente paea de- 
bajo del vientre á los bordes posteriores de los dos primeros 
anillos pajizos ó blanquizcos. Pelos blancos. Alas amarillas, con 
nerviosidades rojizas. Extremidad posterior ahumada. — Macho : 
difiere del otro sexo por los dos últimos artículos de sus antenas 
en forma de gancho, por la mitad anterior de la caperuza 
blanquizca y por dos manchas del mismo color en el dorso de 
segundo, inmediatamente detrás la. extremidad del pedículo. 
Macho y hembra de Santa Rosa. 




252 



FAUNA CHILENA. 



Epipona pitipaipa. f 

E. capite, thoracn abdomineque nigris ; antennis ferrugineis, arüculis 
6-11 obscuris; obdumine quadrifasciato; alce hyalince lúteo diluí ce ; nervuris 
rubellis. 

Esta especie, de la cual no he visto mas que un solo ejemplar, 
sera tal vez con el tiempo el tipo de alguno nuevo género. Se 
podra juzgar por los pormenores siguientes. Hembra : largo del 
cuerpo, cuatro líneas. Id. del primer anillo del abdomen, tres 
cuartos de línea. Id. del segundo, una línea. Anchura de la ca- 
beza, una línea y un cuarto. Id. de los bordes anteriores del 
protórax, una línea. Id. del corselete en su máximum, una línea. 
Id. del pedículo del primer anillo, un sexto de línea. Id. del 
mismo en su máximum, un tercio de línea. Id. del segundo en 
su máximum, una línea y un séptimo de línea. Formas : antenas, 
distantes, espesas, pudiendo apenas alcanzar al origen de las 
alas superiores. Primer artículo no depasando el borde poste- 
rior de los ojos compuestos. Vértex levemente convexo, incli- 
nado hacia atrás, en trapecio ensanchado hacia delante. Ángulos 
posteriores romos. Ocelos aproximados. Ángulo anterior del 
triángulo ocelar recto ó un poco agudo. Frente levemente con- 
vexa. Espacio inter-antenar mas ancho que los espacios com- 
prendidos entre las antenas y los ojos mas elevado que la frente, 
no carenado, netamente separado de la caperuza por un surco 
recto y transversal. Este exágono, visiblemente mas ancho que 
largo. Ángulos posteriores romos, laterales muy obtusos, ante- 
riores salientes y espini formes; costado mediano posterior re- 
dondeado, laterales anteriores no siendo mas largos que el me- 
diano anterior, este recto entre las dos salidas espiniformes de 
los ángulos. Superficie distintamente puntuada y pubescente. 
Pelaje alargado y dirigido adelante, mas espeso cerca del borde 
anterior. Mandíbulas estrechas, bastante largas y apesar de eso 
cuadrangulares. Ángulo entero interno, obtuso. Arista apical 
cortada oblicuamente de atrás adelante y de dentro afuera, tri- 
dentada ¡ dientes en semi-óvalos de vértice redondeado, iguales 
y equidistantes. Arista externa franjeada en toda su longitud, 
franja compuesta de una sola ringlera de pelos alargados y di- 
rigidos hacia bajo. Palpos labiales velludos y mas grandes que 



_a¿.. — 



INSECTOS*, $53 

los maxilares, como en el Pterochilus phaleratus Kl. pero dis- 
tintamente cuadri-articulados ; primer artículo dilatado y cor- 
tado oblicuamente en su extremidad ; los siguientes filiformes; 
el segundo el mas largo de todos, sensiblemente arqueado; el 
cuarto mitad mas corto y mitad mas delgado que el tercero. 
Otras partes de la boca inobservadas. Borde anterior del pro- 
tórax triescotado y ribeteado. Escotadura mediana estrecha y 
aguda. Escotaduras laterales mas anchas y levemente arquea- 
das. Ribete delgado, prolongado adelante y pudiendo pasar por 
encima de la cabeza. Ángulos salientes en puntas romas. Cos- 
tados un poco entrantes inmediatamente después. Disco del me- 
sotórax distintamente dividido en tres piezas por dos surcos 
longitudinales, rectos y paralelos, mejor expresados hacia el 
medio del dorso . disimulados cerca del borde anterior. Escudo 
plano, divido por un surco mediano y longitudinal. Pos-escudo 
inclinado hacia atrás. Faz posterior del metatórax inobser- 
vada (1). Primer anulo del abdomen estrecho, pedículado, con- 
vexo por encima, plano por debajo. Pedículo cilindrico, igua- 
lando poco mas ó menos el tercio de la longitud del anillo. 
Máximum de la anchura de este en los dos tercios de la longitud. 
Segundo anillo mas grande que los cuatro siguientes reunidos, 
tan estrecho en su origen como en el borde posterior del pri- 
mero, comenzando por un pedículo muy corto y de costados un 
poco entrantes, ensanchándose en seguida con rapidez y for- 
mando con lo restante del abdomen una especie de ovoide mas 
ancho y mas corto que en la mayor parte de las otras vespitas 
de abdomen pedículado. Puntuación del ante-cuerpo y del pri- 
mer anillo, fuerte y apretada, pero siempre distinta. Pelaje he- 
rizado raro y corto. Superficie de lo restante del abdomen mas 
lisa y mas luciente. Escamas alares mas estrechas que en las 
dos precedentes. Celdilla radial no estando mas aproximada 
de la punta que la tercera. Borde posterior de esta recto y sin 



í 



(1) No me he creído autorizado á romper este ejemplar en tres pedazos, 
como hubiera habido que hacerlo para observar la parte inferior de la 
cabeza que está volcada y pegada por debajo del prosternum, y para 
poner de manifiesto la faz posterior del mesotórax que se oculta á la vista 
por el enderezamiento hacia arriba del primer anillo del abdomen. 




* 



254 



FAUNA CHILENA 



inflexión aparente. Colores : antenas ferruginosas. Artículos seis 
á once negros. Cabeza, corselete y abdomen de este último co- 
lor. Medio de la caperuza y palpos labiales leonados. Dorso del 
protórax fuera de un pequeño espacio cerca de la raiz de las 
alas, escamas alares, una mancha redonda en los flancos delme- 
sotórax, bordes posteriores del escudo y del pos-escndo, cuatro 
fajas transversales al abdomen, á saber, tres en el borde poste- 
rior de los tres primeros anillos de las cuales la segunda sola- 
mente se prolonga debajo del vientre, una cuarta en el dorso 
del segundo anillo detrás de la extremidad del pedículo blan- 
quizcos. Patas leonadas ó ferruginosas. Caderas y trocanteros 
negros. Alas hialinas, lavadas de amarillo ; nerviosidades encar- 
nadinas, las de la extremidad obscuras. — Macho desconocido. 
De las partes centrales de la República. 

II. ©BIM^^O. — ODYTCEmrS. 

Mandíbulas triangules mullo loncjiores quam latiores. Abdomen 
segmento primo subsessili. 
Odynerüs Lai., Wesm., - Yespa Fab., Oliv., etc. 

Palpos maxilares alargados, de cuatro artículos; lo 
mismo los labiales cuyos segundo y tercero llevan hacia la 
punta interior un pelo arqueado en manera de espina. 
Mandíbulas triangulares, mocho mas largas que anchas. 
Corselete ovalar. Abdomen óvalo-cónico ; el primer seg- 
mento corto, campaniforme, un tanto angostado en su 
unión, lo mismo el segundo. Alas con una radial y tres 
cubitales sésiles. 

Casi todas las especies de este género son negras, con el abdomen 
glabro o poco peludo, luciente y adornado de una ó dos fajas amarillas. 
Las hembras hacen sus nidos en tierra y á veces en los tallos de los 
arbustos y alimentan las larvas con insectos, y sobretodo con orugas 
que nenen cuidado de poner cerca de los huevos. Son muy comunes 
en todas Jas regiones del globo y no lo son menos en Chile. Fuera de 
las especies que vamos á describir, el catálogo que nos ha mandado 
el señor de Spinola señala otras tres especies que sentimos mucho no 
poder añadir en esta Fauna por no encontrarlas descritas en el manus- 
crito ; dichas especies son O.gigas, armatus y subpetiolalus. 



INSECTOS. 



255 



CE. fem. aniennis fulvis aut ferrugineis, arliculis S-11 nigris; mandibulis 
fcrrugineis; palpis subrubris; capite, üwrace nigris; prolhorace, alarum 
squamis, pedibusque fcrrugineis; abdomine nigro, segmenlorum primo et 
secundo, poslice supra helvolo-fascialis; alis superioribus violaceis, nermtris 
nigris, inferioribus fuliginosís. 

Largo del cuerpo siete líneas. Anchura de la cabeza dos 
líneas. Id. del corselete en el origen de las alas superiores, dos 
líneas y media. Id. del abdomen en el borde posterior del pri- 
mer anillo, dos líneas. Id. del segundo en su máximum, dos 
líneas y un cuarto. Formas : cabeza finamente puntuada, pu- 
bescente. Pelaje herizado. Vértex corto, en rectángulo trans- 
versal. Ángulo anterior del triángulo obtuso. Frente vertical. 
Espacio inter-antenar carenado, sin ser mas ancho que cada 
uno de los espacios comprendidos entre las antenas y los ojos. 
Gaperuza glabra, lisa y luciente, mas larga que ancha. Borde 
anterior estrecho y entero. Dorso del corselete mate y fuerte- 
mente puntuado, puntuación confusa y confluente. Borde ante- 
rior del protórax sin realce, entero y lateralmente redondeado. 
Disco del mesotórax no estando dividido en tres piezas en toda 
su longitud, surcos longitudinales partiendo del borde posterior 
y desapareciendo hacia el medio. Escudo horizontal, levemente 
convexo. Pos-escudo inclinado atrás. Borde posterior redon- 
deado. Faz posterior del metatórax arrugada transversalmente, 
vertical, cóncava, hecha de dos piezas separadas por una sutura 
longitudinal y careniforme. Ángulos laterales obtusos y múticos. 
Escamas alares oblongas, proporcionalmente mas anchas que en 
las Epiponas precedentes, igualmente terminadas en punta. 
Bordes externos é internos inftejos y entrantes un poco detrás 
del medio. Primer anillo del abdomen subsesil y sin sutura dor- 
sal. Faz anterior en triángulo ensanchado hacia atrás, leve- 
mente convexo, habitual mente vertical y puciiendo pegarse á la 
faz "óncava del metatórax. Faz posterior ó dorsal propiamente 
dicha, en medio cilindro. Faz inferior plana, segundo anido, 
uniformemente convexo por encima y debajo, ensanchándose 
inmediatamente partiendo de la liase. Costado levemente ar- 
queado y alcanzando al máximum de la longitud hacia el medio 




1 



ñ 






256 



FAUNA CHILENA. 



de la longitud. Celdilla radial no apendiceada, mas aproximada 
á la punta del ala que la tercera cubital ; segunda cubital enco- 
gida delante, pero no pedunculada. Colores : antenas aleonadas 
ó ferruginosas. Artículos cinco á once negros. Mandíbulas fer- 
ruginosas. Palpos encarnadinos. Quijadas negras. Cabeza, cor- 
selete y abdomen negros. Protórax y escarnas alares ferrugino- 
sos. Dos fajas pajizas ó blanquizcas en los bordes posteriores de 
los dos primeros anillos del abdomen, prolongándose solamente 
la segunda bajo del vientre. Patas ferruginosas. Caderas y tro- 
centeros negros. Alas inferiores ahumadas. Alas superiores vio- 
ladas con las nerviosidades negras. Región basilar amarilla con 
las nerviosidades rojizas. Estigmata de este último color. Macho : 
difiere de la hembra por el leonado de las antenas que se es- 
tiende á los quinto y sexto artículos, por la caperuza mas fuer- 
temente escotada, enteramente blanquizca y cubierta de un 
vello plateado, raso y echado adelante. 

M. de Saint-Fargeau no ha conocido el macho de esta especie muy 
notable por lo grande de su talla. El Señor Gay ha traído muchos indivi- 
duos de este sexo, y he reconocido que los dos últimos artículos de sus 
antenas tienen la forma de gancho. Por consiguiente este Odinero es déla 
subdivisión I. B. Saint-Fargeau y del S. G. Auisirocerus Wesm. Se halla 
en varias parles de la República. 

2. O&yneriMS tnnrgimie&Itis. 

OE. fem.eapite nigro; anicnnis, clypeo mandibulisque ferrugincis , ihoraee 
nigro,subliliier punctato, antice fascia helvola emarginata; metaihorace ru- 
goso, lateralibtts ro tundís, inermís. — Long., 3 Un. ; lat., -/ Un. i\%. 

Hembra : ancho del cuerpo, cinco líneas. Ancho de la cabeza, 
línea y media. — Relación de las dimensiones de sus diferentes 
partes, la misma que en la Chüensis. — Formas : semejantes 
también á las del precedente. Cabeza, protórax y disco del me- 
sotórax menos pubescentes y mas finamente puntuados : pun- 
tos siempre distintos, sin ser mas grandes que los espacios in- 
termedios ; estos planos, puntuación del escudo y del pos-es- 
cudo mas fuerte y mas apretada, pero no confluente y rugi- 
forme : faz posterior del metatórax mate, confusamente pun- 
tuada y rugosa, sus bordes laterales redondeados é inermes. — 
Colores: cabeza negra, antenas, caperuza y mandíbulas ferru- 



INSECTOS. 



257 



ginosos. Corselete negro : una faja de un blanco amarillento, 
dilatado lateralmente, costeando el borde anterior del protórax.' 
Escamas alares, abdomen, alas y patas colorados como en el 
chilensis. — Macho : mas pequeño que la hembra, á la cual se 
parece mucho. Antenas terminando en ganchos Particulados. 
Caperuza proporcionalmente mas estrecha y mas hondamente 
escotada, blanca-amarillenta y cubierta de un vello plateado 
como en el macho del chilensis. 

De Santa Rosa y de Coquimbo, en donde esta especie parece ser tan co- 
mún como la precedente, de la cual la hubiera creído yo una variedad, 
apesar de los accidentes de los colores, si las diferencias constantes de la 
talla, de la puntuación del corselete y del contorno del mesotórax no hu- 
biesen decidido lo contrario. Pertenece ciertamente al s. G. Ancistrocems, 
JVesm. y á la división I. Saint-Fargcau ; pero rigorosamente no se halla 
en su lugar en ninguna de las subdivisiones de este autor. El pasage de 
la faz lateral es demasiado repentino sin ser realzado, para que se pueda 
decir que sus bordes son llanos y convexos. Su contorno lateral es redon- 
deado y no anguloso. Enfin, no es mas lisa en el centro que cerca de los 
costados. Por consiguiente, se halla fuera de su lugar igualmente en cada 
una de las subdivisiones IA, IB et IG., Saint-Far¿eau, colocada entre Ja 
primera y la segunda, nos prueba la necesidad de dar otras divisiones 
en el G. Odynerus, ó lo que valdria mas, de no dar ninguna. 

3. Ofi&uenis folrsMUsIms. + 



OE. fem. corpore subliliter punctato, pilis hirsutis, clongatis, ledo; antennis 
ferrugineis; capite, thorace ábdomineque nigris ; fronte mandato; prolhorace 
fascia helvola augusta. 

Hembra : el cuerpo, cinco líneas y media de iargo ; cabeza, 
una línea y tres cuartos de ancho. — Id. del corselete en su 
máximum, dos líneas. — Id. del abdomen , igualmente en el 
máximum, la misma. — Formas : fina y distintamente pun- 
tuado, cubierto de pelos largos herizados y bastante distantes 
para dejar ver el fondo; puntuación mas fuerte en el escudo y 
en el metatórax, mas fina en el dorso del abdomen. Borde an- 
terior de la caperuza estrecho y escotado en arco de círculo. 
Espacio inter-antenal carenado. Escamas alares oblongas y pos- 
teriormente acuminadas, borde externo inflejo y entrante desde 
el medio de la longitud ; borde interno recto. Formas de las otras 
Zoología. VI. 17 



* 






258 



FAUNA CHILENA. 



partes del cuerpo como en las precedentes. — Colores : Ante- 
nas ferruginosas. Cabeza, corselete y abdomen negros. Una 
manchita detrás del espacio inter-antenal , borde posterior del 
dorso del protórax, una faja dorsal en el borde posterior de 
cada uno de los dos primeros anillos, otra vertical en el segundo 
solamente, amarillos-blanquizcos. Escamas alares ferruginosas. 
Patas y alas coloradas como en las dos precedentes. — Macho : 
semejante á la hembra, no difiere mas que por los caracteres 
análogos á los que distinguen los machos del Chüensis y del 
Marginicollis. Dos últimos artículos de las antenas en forma de 
gancho. Caperuza hondamente escotadas, sedosa y amarilla : 
vello plateado. — Variedades : las formas son constantes, pero 
los colores ofrecen muchos accidentes notables. Asi, la mancha 
amarillenta de la frente desaparece con bastante frecuencia. Lo 
mismo sucede en todo ó en parte con las fajas abdominales del 
mismo color. En algunos individuos la faja que costea el borde 
posterior del protórax es obliterada. Mas raramente, la caperuza 
es ferruginosa $ , y la extremidad de las antenas es negra. 

De Santa Rosa y de Coquimbo. Se distingue por los pelos bastante nu- 
merosos que salen en la cabeza y en el corselete. Si hubiésemos de seguir 
todas las subdivisiones de M. de Saint-Fargeau, nos hallaríamos tan em- 
barazados para esta especie como para la precedente, y tal vez, lo que 
mas es, tendríamos que crear para ella un nuevo corte. La faz posterior 
del metatórax es plana, vertical, separándose bruscamente de sus faces 
laterales y es compuesta de tres piezas distintas, como en nuestras dos 
primeras Epiponas, una mediana, muy pequeña, triangular, dos lateral- 
mente redondeadas y sin realces. La superficie de las tres piezas es igual- 
mente mate, puntuada y pubescente. De aqui se sigue que la faz ante- 
rior del primer segmento abdominal que debe pegarse á la faz posterior 
del metatórax, no teniendo que penetrar en una concavidad, y es sin in- 
conveniente tan ancha como él. Esto es lo que se ve en nuestro O. hirsu- 
tulus, el cual difiere, bajo este respecto, de la mayor parte de los Odine- 
ros conocidos, y cuyo facies semeja mas bien á la de las Avispas propia- 
mente dichas. 



INSKCTOS. 



259 



ft'. Oaynerns vltscuripetMis* f 

OE. fem. subglaber; an tennis nigris , articulo primo ferrugineo ; thorace 
nigro, immaculato, punctato, rugoso ; alis violaceis. 

Hembra : muy semejante por sus formas á la hembra del 
hirsululus, y haciendo con todo eso uno de los pasajes de esta 
especie á nuestro marginicollis, por la faz posterior del meta- 
tórax un poco mas entrante á lo largo de su línea mediana, por la 
curvatura mas fuerte de su contorno y por el primer segmento 
abdominal, proporcionalmente mas estrecho. Difiere también de 
él y de una manera mas clara, por la puntuación del corselete, 
que es en todas partes tan fuerte confluente y rugosa como en 
el chilensis, por el abdomen finamente puntuado, cuyo brillo 
contrasta con el mate del ante-cuerpo, al paso que la rareza de 
su pelaje contrasta con el pelaje espeso de la cabeza y del cor- 
selete. Colores : antenas negras ; primer artículo ferruginoso. 
Mandíbulas de este último color. Corselete negro, inmaculado. 
Alas violadas, otras partes del cuerpo coloradas como en la 
hembra precedente. — Macho desconocido. 

Hemos visto un solo exemplar encontrado en las cordilleras bajas de 
Coquimbo. 

5. Ofifjnerws rwfie&iUs. -j- 

OE. mase, niger, clypeo subrotundo ferrugineo, antice nigro, emarginato ; 
antennis, prothorace, alarum squamis, femoribus, tibiis tarsisque ferrugi- 
neis; abdomine bifasciato, fascia postica lata. — Long., 4 Un.; lat., 4 Un. 

Hembra : Cuerpo, cuatro líneas de largo. Anchura del mismo 
en su máximum, una línea. Formas : semejantes á las del hir- 
sutulus. Estructura del metatórax idéntica. Puntuación del dorso 
del ante-cuerpo mas apretada pero mas fina y siempre distinta. 
Pubescencia muy rara. Caperuza á lo menos tan ancha como 
larga. Borde anterior estrecho y levemente escotado. Mandí- 
bulas también triangulares, pero proporcionalmente mas cortas 
y menos prolongadas en forma de pico que en las cuatro pre- 
cedentes. Escamas alares mas anchas que en el hirsutulus. 
Borde exterior sin inflexión. Extremidad también en ángulo 
agudo, pero no acuminada. Colores : antenas, caperuza, fuera 
del borde anterior, protórax entero, escamas alares, fémures, 



260 



FAUNA CHILENA. 



tibias y tarsos ferruginosos. Borde anterior de la caperuza, 
corselete fuera del protórax, caderas y trocanteros negros. Alas 
y abdomen colorados como en el O. hirsululus. — Macho des- 
conocido. 

He visto igualmente un solo ejemplar que creo de Santa Rosa. 



6. Oetymerus Gayi, f 

QE. mase, niger, punctatus ; antennarum articulo primo subtits, maculis 
tribus frontis, clypeo, thorace anlice et poslice helvolis ; abdomine bifasciato; 
alis hyalinis, nervuris testaceis. — Long., 3 Un. 4\i; lat., 1 Un. 1¡3. 

Macho : Cuerpo tres líneas y un cuarto de largo. Anchura 
de la cabeza, una línea y un tercio. Id. del corselete y del ab- 
domen en su máximum, poco mas ó menos la misma. Formas : 
antenas sencillas, sin ser los últimos artículos de forma de 
gancho. Cabeza ancha, fuerte y distintamente puntuada. Vér- 
tex en rectángulo transversal proporcionalmente mas largo que 
en los precedentes. Ángulos posteriores romos y escondidos 
bajo el borde del protórax. Espacio inter-antenar combado y 
carenado. Caperuza luciente, lisa y glabra á la simple vista, 
también mas larga que ancha, pero menos prolongada hacia 
delante que en los precedentes, fuera del ruficollis. Su borde 
anterior menos estrecho, mas levemente y mas anchamente 
escotado. Mandíbulas estrechas, triangulares y prolongadas en 
forma de pico. Dorso del corselete mate, tan fuertemente pun- 
tuado como la cabeza ó aun mas. Borde anterior del protórax 
recto, entero y realzado; realce delgado, plano, prolongado 
adelante, pudiendo pasar por encima de la cabeza. Ángulos an- 
teriores rectos y bien expresados. Flancos no hinchados y sub- 
paralelos. Escudo combado , horizontal. Pos-escudo plano al 
principio, luego repentinamente inclinado hacia atrás, su borde 
posterior recio. Faz posterior del metatórax vertical, uniforme- 
menle cóncava, ancha, glabra, lisa y luciente, visiblemente 
compuesta de tres piezas; la mediana pequeña, triangular, con 
vértice posterior obtuso, sin arrugas y sin puntos aparentes, los 
dos laterales exteriormente redondeadas, muy grandes, arru- 
gadas transversalmente, separadas por una sutura recta y cos- 
tiforme. Orilla superior de su color, saliente hacia atrás y 




INSECTOS. 9(y\ 

casi cortante ; orilla inferior mejor surtida y mas suavemente 
redondeada. Escamas alares en media elipse. Borde externo no 
inflejo. Ángulo posterior obtuso. Abdomen finamente puntuado 
y luciente. Faz anterior del primer anillo ancha y bastante 
convexa para pegarse exactamente á la faz cóncava del meta- 
tórax. Pelaje corto y sedoso. Alas, antenas y patas como en las 
precedentes. Colores : antenas, cuerpo y patas negros. Primer 
artículo de las antenas por debajo, una mancha longitudinal 
en la faz externa de las mandíbulas , la caperuza entera, tres 
manchas transversales sobre la misma línea de la frente, la me- 
diana última, el espacio inter-antenar , los dos laterales en lo 
interior de las escotaduras oculares cuyos bordes anteriores 
costean, una faja transversal bastante ancha en el borde ante- 
rior del protórax, dos orillas estrechas partiendo de esta faja y 
alcanzando al origen de las alas, porción horizontal y anterior 
del pos-escudo, otras dos fajas transversales de las cuales la 
segunda solamente se prolonga bajo del vientre al borde pos- 
terior de cada uno de los dos primeros anillos, amarillos-blan- 
quizcos. Escamas amarillas con una mancha central ferruginosa. 
Alas hialinas, lavadas de amarillo, nerviosidades testáceas. 
Extremidad obscura, nerviosidades negras. — Hembra descono- 
cida. 

Esta especie es muy escasa y se halla en las provincias centrales ; per- 
tenece al S. G. Simmorphus, Wesm.. y á la div. I. Saint-Fargeau : pero tan 
poco admisible en cualquiera de las tres subdivisiones del mismo autor 
que nuestros Odijn. marginicollis, hirsutulus y ruficolVs. La estructura par- 
ticular de su mesotórax nos forzaría á hacer una división á parte, si no 
prefiriésemos renunciar al empleo de estos caracteres que nos parecen 
demasiado inciertos y no bastante marcados. 

GE. mase, niger subglaber ; antennis ferrugineis, articulo primo obscuro, 
macúlalo i clypco helvolo, latiore quam longiore; thorace rugoso, linea heivola 
subintegra circumdalo; abdomine bifasciato, fascia postica annularia, supra 
laca, subtus angusla. — Long., 3 Un. i\% ; lat., 1 Un. 

Macho : Cuerpo, tres líneas y media de largo y una de ancho, 
tan cilindrico como el del O. Gayi, proporcionalmente mas 
estrecho. Antenas terminadas por dos artículos en forma de 
ganchos. Vértex tan grande como en el precedente. Un tuber- 





262 



FAUNA CHILENA. 



culillo oblongo y longitudinal en medio del espacio inter-an- 
tenal. Caperuza visiblemente mas ancha que larga, en losanje 
transversal, ángulo posterior romo, vértice del ángulo anterior 
escotado. Mandíbulas triangulares, pero cortas como en el O. 
Ruficollis, poco prolongadas en forma de pico. Borde anterior 
del protórax como en el precedente. Disco del mesotórax leve- 
mente convexo , no pareciendo compuesto sino de una sola 
pieza. Escudo y pos-escudo horizontales y manteniéndose igual- 
mente á nivel del disco. Borde posterior del segundo en ángulo 
muy obtuso. Escamas alares estrechas y alargadas. Borde exte- 
rior arqueado y continuo. Borde interno fuertemente inflejo y 
entrante hacia atrás. Punta posterior muy aguda. Faz posterior 
del metatórax vertical, cóncava, luciente, lisa á la simple vista 
y no arrugada transversalmente, no pareciendo compuesta mas 
que de dos piezas separadas por una carenita longitudinal. 
Borde exterior redondeado y ribeteado ; ribete prolongado 
hacia atrás, igualmente expresado por todas partes. Cima del 
ante-cuerpo fuerte y distintamente puntuada. Pos-cuerpo liso y 
luciente. Abdomen como en el O. Gayi. Faz posterior y dorsal 
del primer anillo mas fuertemente puntuada que el dorso 
de los anillos siguientes. Colores : antenas y patas ferrugino- 
sas : una mancha encima del primer artículo de las antenas ; 
caderas, trocanteros y base de los fémures negros. Caperuza, 
una faja transversal dilatada lateralmente costeando el borde 
anterior del protórax, una mancha redonda debajo del origen 
de las alas, borde posterior del escudo, dos fajas anchas de las 
cuales solamente la segunda se prolonga por debajo del vientre 
á los bordes posteriores de los dos primeros anillos, blancos- 
amarillentos. Pelos muy raros, del color del fondo. Alas colo- 
radas como en el O. Gayi. — Hembra desconocida. 

Esta especie pertenece por la terminación de las antenas del macho al 
S. G. Ancistrocerus, Wesm., por el primer anillo de su abdomen, á la dio. I, 
Saint-Fargeau, y por la faz posterior de su mesotórax, á la misma subdi- 
visión que el O. Gayi. Se halla en las provincias centrales de la República. 

OE. fern. niger; an tennis nigris articulo primo subtus helvolo ; clypeo hel- 
voló, longiore quam ¡adore ; fronte maculis tribus luteo-albidis, intermedia 



INSECTOS. 



203 



1 



nutjuscula; thorace rugoso antice et postice albo-lineato, linea postica bre- 
viori; alarum origine subtus macúlala; alis hyalinis, nercuris nigris. — Long., 
% Un. i ¡2; lat., $¡¡S lin- 

Hembra ; Cuerpo, dos líneas y media de largo; anchura del 
mismo en su máximum, dos tercios de línea. Formas : cima 
del cuerpo mate y acribillado de gruesísimos puntos hundidos, 
mas apretados en el ante-cuerpo, mas distantes en los últimos 
anillos del abdomen. Vértex grande como en los dos prece- 
dentes. Frente mas convexa. Espacio inter-antenal carenado. 
Carena lisa. Caperuza visiblemente mas larga que ancha, exá- 
gona. Borde posterior arqueado ; borde anterior muy estrecho 
y levemente escotado. Mandíbulas tan estrechas y tan alargadas 
en forma de pico como en la grande mayoría de las especies 
congéneras y mucho mas que en nuestros Odyn. ruficollis y an- 
gulicollis. Borde anterior del protórax no ribeteado y no pu- 
diendo pasar por encima de la cabeza. Ángulos anteriores rectos 
y bien expresados. Disco del metatórax y escudo como en el 
O. angulicollis. Pos-escudo inclinado hacia bajo en su mitad pos- 
terior y terminado en ángulo obtuso. Escamas alares en seg- 
mento de círculo. Borde exterior redondeado. Borde opuesto 
levemente escotado hacia atrás. Ángulo posterior bien expre- 
sado, pero no prolongado en punta. Faz posterior del metatórax 
rápidamente inclinado hacia atrás, pero no vertical, un poco 
cóncava y finamente puntuada cerca de su centro, no estando 
compuesta mas que de dos piezas separadas poruña sutura longi- 
tudinal y costiforme. Costados rugosos, convexos, redondeados, 
pero armados, muy cerca de su extremidad posterior, de una 
espinilla recta, aguda y dirigida hacia atrás. Faz anterior del 
primer anillo del abdomen, muy cóncava. Pasaje de esta faz á 
la faz posterior y dorsal del mismo anillo, gradual é insensible 
como en los Odyn. sphúpes y reniformis. Últimos anillos, an- 
tenas, alas y patas negros. Una faja transversal bastante ancha 
costeando el borde anterior del protórax, porción anterior y 
dorsal del pos-escudo, dos fajas transversales de las cuales so- 
lamente la segunda se prolonga por debajo del vientre á los 
bordes posteriores de los dos primeros anillos blanquizcos. 
Escamas alares del mismo color con una mancha central negra. 







264 



FAUNA CHILENA. 



Alas hialinas y un poco ahumadas ; nerviosidades negras. — 
Macho : difiere de la hembra por los dos últimos artículos de 
las antenas en forma de ganchos, por la extensión del tinte alar 
que ocupa el dorso del primer artículo de las antenas, el borde 
anterior de las escotaduras oculares, toda la caperuza., un corto 
espacio detrás de las antenas, otro pequeño espacio debajo del 
origen de las alas, los ángulos posteriores del disco del meso- 
tórax y las faces exteriores de todos los tibias. 

Esta especie pertenece todavía al G. Ancistrocerus, Wesm y á los Odine- 
ros de la subdivisión I. C, Saint-Fargeau. Se halla en las provincias cen- 
trales. 

9. 0&&eteri€s atnbiffMws* f 

QE. fem. glaber; antennis nigris, articulis ultimis subtus rubro-bruneis ; 
capite, thorace, abdomine pedibusque nigris ; clypeo subrotundo, bimaculato; 
thorace anlice et postice helvolo-lineato ; alarían origine subtus maculata, 
alis hyalinis ápice subfuliginosis. — Long., 5 Un. ; lat., o\A Un. 

Hembra : cuerpo, tres líneas de largo; anchura del mismo en 
su máximum, tres cuartos de línea. Formas : poco distantes de 
las del scabriusculus. Ante-cuerpo menos mate, mas finamente 
puntuado, pero tan distintamente. Puntuación del segundo y de 
los últimos anillos del abdomen, poco aparente. Superficie lu- 
ciente. Cima del cuerpo casi glabra. Caperuza tan ancha á lo 
menos como larga. Ángulos romos. Bordes anterior y posterior 
como en el precedente. Mandíbulas estrechas y de mediana Jar- 
gura. Espacio inter-antenal combado, pero no carenado. Borde 
anterior del protórax recto y ribeteado. Ribete delgado, realzado 
verticalmente, y no pudiendo estenderse en sentido horizontal 
por cima del vértex. Disco del mesotórax de una sola pieza. 
Escudo plano. Pos-escudo repentinamente inclinado hacia atrás. 
Borde posterior anguloso. Faz posterior del metatórax cón- 
cava, de dos piezas solamente separadas por una sutura longi- 
tudinal poco alzada, lisas en el centro y rugosas hacia los cos- 
tados. Contorno exterior redondeado. Bordes delgados y cor- 
tantes hacia arriba, redondeándose gradualmente hacia abajo, 
armados de una espinilla dentiforme á peca distancia de la ex- 
tremidad posterior. Flancos del corselete poco hinchados. 
Escamas alares como en el precedente. Primer anillo del abdomen 



INSECTOS. 



265 



bipartido por medio de una línea transversal elevada bien apa- 
rente. Faz anterior lisa y convexa. Faz posterior y dorsal, fuer- 
temente puntuada con puntos redondos, gruesos y distintos. 
Colores : antenas, cuerpo y patas negros. Bajo de los últimos 
artículos de las antenas, faz posterior de las tibias, tarsos ente- 
ros, pardos encarnadinos. Cabeza, corselete y abdomen negros. 
Dos manchitas cerca de la caperuza, una faja bastante ancha 
en el borde anterior del protórax, otra semejante en el borde 
anterior del escudo, una mancha en los flancos bajo el origen 
de las alas, otras dos fajas transversales de las cuales solamente 
la segunda se prolonga por debajo del vientre á los bordes pos- 
teriores de los dos primeros anillos amarillos-blanquizcos. Alas 
hialinas un poco ahumadas hacia la extremidad : nerviosidades 
encarnadinas en la región hialina y obscura en la región ahu- 
mada. 

Esta especie teniendo el dorso del primer anillo del abdomen dividido 
netamente por una sutura transversal, bastante elevada pertenece á los 
Odyneros de la división II, Saint-Fargeau. Pero siendo el macho aun des- 
conocido, no podemos adivinar si es del S. G. Jncistrocerus, Westn. ó del 
S. G. Symmorphus, iVesm. El nombre, específico que hemo escogido, hace 
alusión á esta incertidumbre. Se halla en las provincias centrales. 



! 



III. EUMEBJES. 



EUMEBJES. 



Palpi mancillares, articulis primis duobus longitudine cequaii, 

paululum maxillis longioribus. Abdomen, primo segmento atte- 
nualo, longissimo, secundo sulrilo campanulato. 

Eumenes Latr., Fabr., St-Farg.-Vespa Oliv., etc. 

Labio con cuatro puntos glandulosos en la punta y par- 
tido en íres lobos; el del medio mas grande y bífido. 
Palpos glabros ; los labiales con los dos primeros artí- 
culos de igual largo entre sí ; los maxilares un tanto mas 
largos que las quijadas. Primer segmento del abdomen 
adelgazado, muy largo, pedunculiíbrme ; el segundo dila- 
tado súbitamente en campana. Alas plegadas en su largo. 
Cuatro celdillas cubitales todas sésiles. 



•266 



FAUNA CHILENA. 



Las dos Vespitas chilenas que he tenido que mirar como pertene- 
cientes al género E amenes, tienen en efecto un pedículo visible en el 
p imer anillo del abdomen, cuyos costados, en lugar de ensancharse 
desde el origen, padecen antes una inflexión á mas ó menos distancia. 
Pero esta distancia es tan corta en nuestras dos especies, y su facies 
es ademas tan semejante á la de los Odyneros, que á primera vista se 
podrían confundir con ellos y habría que recular después, al ver una 
separación apoyada en diferencias tan mínimas. Este modo de ver me 
parece muy plausible y pienso que nos conducirá tarde ó temprano á 
reconocer que los Odyneros y Eumenes, deben hallarse definitiva- 
mente reunidos por falta de un carácter bastante distintivo para sepa- 
rarlos. 

1. Eumeties e&cipienaa. f 



E. nigra; abdomine parce punctuato, levi, nítido, fasciis duabus hitéis ; 
squamis alarum ferrugineis, oblongis, obluse acuminalis ; pedibus ferrugi- 
neis; coxis, femoribusque basi nigris; alis luteis, nermris rubicundis, extre- 
miiate obscura nermris nigris. — Long., 4 Un.; lat., 1 Un. 4 '/4. 

Hembra : Cuerpo , cuatro líneas de largo ; anchura de la ca- 
beza una línea y un cuarto. Id. del corselete en el origen de 
las alas, línea y media. Id. del borde posterior del primer anillo 
del abdomen, dos tercios de línea. Id. del segundo en su máxi- 
mum, una línea y un tercio. Formas : vértex corto en rectán- 
gulo transversal no ensanchado adelante. Ángulos posteriores 
redondeados. Espacio inter-antenal plano. Caperuza mas larga 
que ancha, escotada por delante. Mandíbulas triangulares, pero 
de mediana longitud y tales que estando cruzadas, la extremidad 
de una no llega al origen de la otra. Borde anterior del pro- 
tórax recto, no ribeteado y no pudiendo pasar por encima de 
la cabeza. Ángulos anteriores un poco obtusos, pero bien seña- 
lados. Flancos del corselete un poco hinchados. Disco del me- 
sotórax convexo, de una sola pieza. Escudo y pos-escudo insen- 
siblemente inclinados hacia atrás. Borde posterior del último 
en ángulo obtuso. Metalórax muy poco inclinado y compuesto 
de dos piezas separadas por una sutura longitudinal en forma 
de costilla poco elevada. Cada pieza separadamente redon- 
deada y convexa en forma de cono truncado detrás como en los 
Odyn. spinipes y remformis. Pedículo del primer anillo no al- 



INSECTOS. 



267 



canzando al tercio de la longitud de la faz anterior. Inflexión 
lateral poco sensible. Faz anterior levemente convexa. Ante- 
cuerpo mate y pubescente. Puntuación del corselete mas fuerte 
y mas apretada que la de la cabeza. Abdomen finamente pun- 
tuado, liso y luciente á la simple vista. Antenas, alas y patas 
como en las primeras especies de nuestros Odyneros. Escamas 
alares oblongas, sin inflexiones laterales, posteriormente ter- 
minadas en punta roma. Colores : antenas, cabeza, corselete y 
abdomen negros. Una orilla estrecha y arqueada costeando el 
borde posterior del dorso del protórax y desapareciendo antes 
de llegar al origen de las alas. Dos fajas transversales de las 
cuales la segunda solamente se prolonga por debajo del vientre 
á los bordes posteriores de los dos primeros anillos amarillos. 
Patas y escamas alares ferruginosas. Caderas, trocanteros y 
base de los fémures negros. Pelaje negro. Alas amarillas con 
las nerviosidades rojizas. Extremidad obscura con los nervios 
negros. — Macho : difiere del otro sexo por su talla mas pe- 
queña y mas esbelta, por los dos últimos artículos de las an- 
tenas ferruginosas y en forma de ganchos por la caperuza 
blanquizca y sedosa y por dos líneas pequeñas amarillas que 
rodean las órbitas posteriores de los ojos. 

Esta especie se halla comunmente en varias partes de Chile y ofrece 
las variedades siguientes : Var. a ¿ . Semejante al tipo, protórax ente- 
ramente negro. — Var. p o Semejante á la var. a, protórax ferruginoso. 
— VARr. y ? • Semejante á las precedentes, una faja ancha amarilla 
costeando el borde anterior del protórax, ninguna faja de este color en 
su borde posterior. 



2. MüMmemes Su&ercwiivenSi'is. f 



E. nigra ; antennis fulvis aut ferrugineis, articulo secundo nigro-maculato; 
fronte inter antennas macula latea; abdominis primo et secundo segmento 
bifasciatis, fasciis hiléis, aut albidis; squamis alarum luteis in medio fulvo- 
maculatis; pedibus nigris, femoribus in ápice, tarsis tibiisque fulvis. 

Hembra : cuerpo, tres líneas de largo y anchura de la cabeza, 
tres cuartos de línea. Id, del corselete en el origen de las alas 
superiores, una línea. Id. del pedículo del primer anillo, un 
quinto de línea, Id. del borde posterior del mismo anillo, tres 
cuartos de línea. Id. del segundo en su máximum, una línea. 



268 



FAUNA CHILENA. 



Formas: antenas, alas y patas, de la forma ordinaria. Vértex, 
corto como en el precedente. Espacio inter-antenal, estrecho, 
carenado, y estando mas visiblemente separado de la caperuza 
por un surco transversal. Caperuza mas larga que ancha : borde 
anterior estrecho y un poco escotado. Mandíbulas triangulares, 
largas, estrechas y pudiendo formar una especie de pico bas- 
tante alargado. Borde anterior del protórax cortado en línea 
recta, ribeteado con ribete delgado, horizontal y pudiendo pasar 
por encima de la cabeza. Flancos del corselete convexos ; disco 
del mesotórax , de una sola pieza. Escudo y pos-escudo igual- 
mente inclinados hacia atrás : borde posterior del último en 
ángulo obtuso. Metatórax muy poco inclinado y compuesto 
de dos piezas separadas por una sutura longitudinal en forma 
de castillo poco elevado. Cada pieza, separadamente redon- 
deada y convexa en forma de cono truncado detras, como en 
el Odyn. scabriusculus. Faz anterior del primer anillo del abdo- 
men, semejante á su análoga en el excipiencla, proporcional- 
mente mas larga y mas estrecha : pedículo depasando el tercio 
de la longitud total ; inflexión rueños entrante. Segundo anillo 
tan ancho en su base como en el borde posterior del primero, 
comenzando á dilatarse en arco de curva continua desde su ori- 
gen, alcanzando el máximum de anchura un poco antes del 
medio, mas grande que los cuatro siguientes reunidos : dorso, 
uniformemente convexo : faz inferior mas combada por delante 
que hacia atrás y teniendo á poca distancia de su origen un 
tuberculillo lineal y transversal , dorso del cuerpo estando por 
todas partes finamente y distintamente puntado , levemente 
pubescente con pelos raros y cortos : algunas arrugas transver- 
sales en el centro de la faz posterior del metatórax. Colores : 
antenas leonadas ó ferruginosas ; una manchita negra encima 
del segundo articulo. Cabeza, corselete y abdomen, negros; 
una manchita detras del espacio inter-antenal , una faja ancha 
en el borde posterior del pos-escudo ; otras dos de las cuales 
solamente la segunda pasa por debajo del vientre á los bordes 
posteriores de los dos primeros anillos, amarillentas ó blan- 
quizcas. Escamas alares amarillas con una mancha central 
leonada. Patas negras; extremidades tibiales de los fémures, 
tarsos y tibias leonados. Alas coloradas como en la prece- 



INSECTOS. 



269 



dente. El macho difiere del otro sexo, en cuanto á las formas, 
por los dos últimos artículos de las antenas en forma de gan- 
chos, por la escotadura anterior de la caperuza mas honda y en 
arco de círculo, y por su talla frecuentemente mas pequeña, la 
longitud del cuerpo pudiendo variar de dos á dos líneas y media. 
Difiere, en cuanto á los colores, por la mayor extensión del 
color amarillo, la cual entapiza la parte de debajo del primer 
artículo de las antenas, la superficie de la caperuza, la faz ante- 
rior de las cuatro caderas posteriores y la faz exterior de todos 
los fémures. 
Se halla en Illapel, etc. 




V. MUTILLARIAS. 



Abdomen bruscamente angostado cerca de su base 
y á su inserción con el corselete y compuesto de seis 
ó mas segmentos. Antenas filiformes ó cetáceas, el 
primero y el tercero artículos alargados. Tarsos pos- 
teriores y alas superiores sencillos. Hembras ápte- 
ras. Insectos solitarios y solo de dos clases de indi- 
viduos, machos y hembras. 

El carácter principal de esta familia consiste en la presencia 
de dos individuos solamente machos y hembras en cada especie 
y en la ausencia de alas en las hembras. Este carácter que 
adoptamos de nuestros predecesores, no es con todo eso, ni 
común ni exclusivo. Ademas, la heterogeneidad de las alas no 
me parece suficiente para la determinación de las familias en 
este orden, porque, á mi parecer, los géneros que componen 
actualmente la familia de las Mutillarios deberían ser repartidas 
en diferentes familias, cuyos caracteres mereciesen mas con- 
fianza ; pero afin de no ponerme en contradicción con el plan 
que hemos adoptado desde el principio de este trabajo, me 
abstendré de seguir mi íntima convicción, esperando otra oca- 
sión para fijar los motivos que podrían moverme á hacer estas 
reformas. 



270 



FAUNA CHILENA. 



Las mutillarias están esparcidas por toda la superficie del 
globo, y principalmente en las partes cálidas. De los diez y siete 
géneros comprendidos en nuestra familia, los cinco que vamos 
á describir son los solos que hayan sido hallados en Chile. 



I. MUTIX.E.A. 



MUTIS, LA. 







MandibulcB infeminis unidentatce, in masculis tridentatce. An- 
tenna setaccce, in masculis simplices. Thorax integer. 
Mutilla. Linn., Lalr., St-Farg., etc. 

Cabeza, en los machos, ancha y comprimida y los ojos 
escotados, en las hembras suborbicular y los ojos redon- 
dos; estas tienen también las mandíbulas con un solo 
diente, mientras que hay tres en los primeros. Antenas 
cetáceas y sencillas en los machos. Tórax alargado, de 
una sola pieza. Alas superiores con una celdilla radial y 
tres cubitales casi iguales, recibiendo la segunda y la ter- 
cera una nerviosidad recurrente cada una. 

Las Mutillas son insectos que se hallan en todas ¡partes y principal- 
mente en lugares cálidos y secos. Las hembras están por lo común 
adornadas de varios colores distribuidos por fajas, y tienen los pies 
algo robustos y un aguijón un poco fuerte en la punta del abdomen. 

i. JfluliUa ehiiensis. f 

(Allas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 5, Gg. 1.) 

SI. fem. nigra; oculis bruneis nigro circumdatis ; pilis hirsutis ciñereis aul 
argentatis; abdomine maculis duabus granáis, nigro-villosis, pilis argentéis 
in linea longitudinali disjunctis; mase, nigro, hirsuto villoso; abdomine im- 
maculato aut hirsuto-fasciato. — Long., 3 Un.; lat., 3¡4 Un. 

Hembra : cuerpo, ocho líneas de largo. Id. de la cabeza, una 
línea y un tercio. Id. del corselete, dos líneas y dos tercios de 
línea. Anchura del cuerpo, en su máximum, es decir, en medio 
del segundo anillo tres líneas. Id. del borde posterior de la ca- 
beza, dos líneas y dos tercios de línea. Id. del corselete en su 
máximum, dos líneas. Formas : origen de las antenas, muy 






INSECTOS. 



271 



próximo al borde anterior de la cabeza. Hoyos antenarios an- 
chos y hondos. Cabeza fuertemente puntuada. Puntos gruesos, 
distintos y unipilijeros. Pelos espesos, largos, herizados é incli- 
nados hacia atrás. Vértex grande, convexo, confundiéndose in- 
sensiblemente con la frente, lateralmente redondeado, alcan- 
zando su máximum de anchura un poco hacia atrás de los ojos 
compuestos, con frecuencia un tuberculillo lineal y longitudinal 
en el sitio ordinario de los ocelos. Frente inclinada y estrechada 
adelante, mas ancha que larga. Espacio inter-antenal cóncavo 
y bidentado, dientes salienles y haciendo parte del contorno de 
los hoyos antenares. Ocelos nulos. Ojos compuestos pequeños, 
no salientes, distantes entre sí sin ser rigorosamente laterales, 
en óvalos longitudinales dirigidos un poco oblicuamente de atrás 
adelante y de dentro á fuera. Mandíbulas largas, estrechas y 
arqueadas. Arista interna bidentada. Dientes obtusos y dis- 
tantes. Corselete repentinamente deprimido y encogido hacia 
delante, deslizándose debajo del envés posterior de la cabeza. 
Dorso levemente en trapecio alargado, insensiblemente estre- 
chado hacia atrás. Puntuación y pelaje como encima de la ca- 
beza. Pelos herizados menos inclinados hacia atrás. Algunos 
tubérculos espiniformes en los espacios elevados. Faz posterior 
plana, vertical, lisa y luciente. Flancos bifoveolados. Hoyos an- 
chos y hondos; el posterior mas grande que el otro. Salida in- 
termedia recta, vertical y careniforme. Abdomen mas finamente 
puntuado que el ante-cuerpo y cubierto con todo eso de pelos 
tan espesos é inclinados hacia atrás que los de la cabeza. Primer 
anillo subsesil , empezando á ensancharse desde el origen. 
Placa dorsal plana ó muy levemente convexa, pegándose exac- 
tamente á la faz posterior del corselete, como en la Mut. coro- 
nata, Fab., no prolongándose atrás á nivel del segundo anillo y 
no haciendo ángulo entrante en su articulación con el segundo 
anillo, muy grande, tan largo como los cuatro siguientes reu- 
nidos, uniformemente convexo y comparable á una tajada ó 
zona ovoide cuyo máximum de anchura corresponde poco mas 
ó menos al medio de ln longitud. En el dorso, dos grandes es- 
pacios redondeados,, desprovistos de largos pelos herizados y 
entapizados con un vello raso y aterciopelado. Placa dorsal del 
sexto anillo glabra, distintamente puntuada, en trapecio estre- 






272 



FAUNA CHILENA. 






chado hacia atrás, lateralmente ribeteada. Borde posterior recto 
y redondeado. Patas velludas, de la forma ordinaria. Color : 
antenas, cuerpo y patas negros. Ojos parduscos, rodeados de 
un círculo negro. Pelos herizados de la cabeza, de los flancos 
del corselete, de las patas y de los segmentos abdominales, 
blancos-plateados. Pelaje dorsal del corselete y vello aterciope- 
lado del abdomen negro. Variedades : en los ejemplares los mas 
grandes, el pelaje dorsal del corselete es mixto de pelos negros 
y de pelos blancos. En otros de menos talla, los pelos herizados 
de los cuarto y quinto anillos son negros como los del corselete, 
y los espacios aterciopelados del segundo llegan á sus án- 
gulos postero-externos. Mas rara vez, la extremidad del abdomen 
es parda. Un solo individuo de Coquimbo notable ademas por la 
pequenez de su talla, solo es negro en los espacios aterciope- 
lados del segundo anillo. En todo lo restante, su color es de 
fondo y el pardo ferruginoso. — Macho : cuerpo, cuatro líneas 
de largo; anchura del mismo en su máximum, es decir en el 
origen de las alas superiores, una línea. Formas : antenas in- 
sertas delante de la cabeza, un poco encima del medio, filifor- 
mes. Artículos dos á diez cilindricos, articulaciones apretadas. 
Cabeza redondeada. Frente convexa. Hoyos antenares oblite- 
rados. Espacio inter-antenal plano y mútico. Borde anterior de 
la caperuza entero y redondeado. Tres ocelos aparentes. Ángulo 
anterior del triángulo ocelar muy obtuso. Ojos compuestos como 
en el otro sexo. Puntos de encima del cuerpo tan gruesos, pero 
mas distintos. Pelos igualmente mas raros y ademas menos in- 
clinados hacia atrás. Corselete visiblemente compuesto de tres 
segmentos separados por dos surcos tranversales. Depresión y 
encogimiento anterior, faz posterior como en la hembra. Meso- 
tórax agrandado á expensas de los otros dos segmentos. Disco 
convexo, dividido en tres compartimientos por dos surcos lon- 
gitudinales, rectos y paralelos. Escudo grande, poco sensible- 
blemente inclinado hacia abajo. Pos- escudo poco aparente. 
Flancos convexos y dilatados, llegando á su máximum de an- 
chura bajo el origen de las alas. Escamas alares muy rizadas, 
en medios-óvalos oblongos, su contorno exterior arqueado y no 
inflejo. Primer y segundo anillos del abdomen, como en la 
hembra. Tercero, cuarto, quinto y sexto cubiertos de pelos he- 






INSECTOS. 



273 



rizados ; placa dorsal del séptimo corta y redondeada. Alas «la- 
km. En las superiores, dos celdillas radiales, y cuatro cubita- 
les : segunda radial incompleta; segunda cubital recibiendo la 
pnmera nerviosidad recurrente : tercera cubital estrechada hacia 
delante y abierta al ángulo postero-extei no. Cuarta cubital fe! 
ompleta segunda recurrente rudimental y no alcanzando a 
tercera cubital. Colores : antenas, cuerpo y patas negros. Pelos 
esparados del mismo color. Pelos herizados del vértex, 1 1 po 
orax, del escudo, de los bordes posteriores de los tres primeros 
-dios, de los fémures, de los tibias y de los tarsos blancos 
Ojos como en el otro sexo. Alas hialinas, mas ó menos ahuma 
das; nerviosidades negras. menos anuía». 

Esta especie es bastante común en Chile Risn „„.. »i . , , . 
Explicación de la lámina. 

2. J9Muí¡Ua iunwtafn. f 

bZ'Íl °,T' S SUb ;r díS : tennis, capite^ inorare, segmento pruno r«- 
b UJpunUbuM pemusave oruneo-ferrugincis , aMomine ad me LZ linea 
arcuaia sul,co,npleta et pos.ice varii s inlenuplü. _ tong., 3 Hn; Z, 

Hembra : Cuerpo, tres líneas de largo ; ancho de la cabeza 
cuatro quintos de línea. Id. del abdomen en el medio del se- 
gundo anillo, el mismo. Id. del corselete en su máximum tres 
cuartos de línea. Formas : cima del ante-cuerpo cubierta de 
gruesos punios hundidos, redondos, distintos y con todo muy 
apretados Pelaje fino y herizado. Cabeza semejante á la de la 
thiensis ?. Borde posterior no escotado. Contorno superior 
de los hoyos antenares recto y ribeteado. Ribete delgado, liso 
Y luciente. Dos tuberculillos aproximados encima del espacio 

ZOOLOSM. vi. r 

48 




r '/ 




274 FAUNA CHILENA. 

inter-antenal; ninguna traza de tubérculos en el sitio ; ordinario 
de los ocelos. Ojos tan finamente granudos como en la hembra 
precedente, pero mas redondeados y mas salientes. Arista in- 
terna de las mandíbulas unidentada. Diente único, corto y ob- 
tuso. Depresión anterior del corselete cortada mas verüca - 
mente y menos prolongada por debajo de la cabeza que en la 
Chüensis ?. Borde posterior recto. Tarsos bruscamente enco- 
gidos en el primer tercio de su longitud, planos, sub-paralelos y 
tan fuertemente puntuados como el dorso. Tercio posterior ana- 
logo del metatórax, uniformemente convexo é insensiblemente 
inclinado de delante atrás. Cima del abdomen distintamente 
puntuada. Puntos redondos bien aparentes, mas pequeños y 
mas distantes que los del ante-cuerpo. Primero y segundo ani- 
llos del abdomen como en la Chüensis. Una faja transversal de 
sedas rasas y echadas atrás en cada uno de los cuatro segmentos 
intermedios. La primera estrecha en creciente interrumpido en 
el medio y cuya convexidad mira adelante. Las otras tres rec- 
tas, mas anchas y mas anchamente interrumpidas. Otros pelos 
herizados, finos y muy raros. Colores : antenas, cabeza corse- 
lete v primer anillo del abdomen encarnados. Cinco últimos 
anillo's y patas pardos ferruginosos. Pelos esparcidos, blan- 
quizcos. Sedas rasas y plateadas. 

De esta especie, como de las que sig^ea, solo conocemos las hembras. 
No es escasa en las provincias del norte. 

3. MutíS la ti&vior. f 

M fem. oculis bruneo-viridis ; antennís, corpore pedibusque fuUo-rufulis ¡ 
seglL primo secundo^ lateribus nigro fasciaüs ; «rüoquano el ^nto 
fiLbriismarginibus nigris. - Long., % Un. */*í IW., #* *■ 

Hembra : cuerpo, dos líneas y un cuarto de largo; anchura 
del mismo en su máximum, media línea. Formas : cima del 
cuerpo mas finamente puntuada, mas luciente y tan poco ve- 
lluda como en la precedente. Antenas proporcionalmente mas 
alargadas. Borde posterior de la cabeza redondeado. Frente y 
vértex uniformemente convexos. Ningún tubérculo encuna del 
espacio inter-antenal ; ningún ribete en el contorno de los hoyos 
laterales. Ojos pequeños, redondos y salientes. Dorso del cor- 



INSECTOS. 

selete muy levemente convexo. Ángulos anteriores romos Te 
presión anterior en plano inclinado como en la Chüemis 2 
Flancos dilatados y alcanzando el máximum de la ancn r a hacia 
el medio de Ja longitud, al principio planos y divergen! de 
pues cóncavos y convergentes TírL a» « ^8entes • dei >- 
QT u™ i ■ , " vej k emLS - Li nea de separación trazada 

entre la porcmn plana y la porción concava, recta y angulosa 
Faz pos tenor i™ y vertical como en la Chilensü. Primer am o 
del abdomen ,g„a mente subsesil, proporcionábante mas an lo 
y mas convexo. Segundo anillo visiblemente mas largo q e los 
cuatro stgmentes reunidos; tercero, cuarto y quinto cubiertos 
de pelos echados atrás y orlados posteriormente con o lo na 

SI"" tleS ° S , y maS heriZad0S ' U1Ü ™ P'-aventr o aar 

na, rT D ° Sa - GraD0S diSpUeSt ° S en " neas cu "as c 0I¡ - 

Una ■ . 7 S: amenaS ' cuer Poypatas leonados, rojizos 

Una faja dorsal negra en el borde posterior de cada uno Je los 

dosp r , meros an¡IIos de] aMómen Pelos ddos ^ t de, ° 

blancos y negros. Franjas marginales de los tercero coarto 
y^qumto ambos negras. Sedas rasas y pelos *?*%£ 

Se halla en las provincias centrales, Santiago, etc. 

4. Mutilla teiraff&mweiera. f 

gundoam o del abdomen el mismo. Anchura de la abe aun 

del 'a°b ¡I"; W - de ' CO r lete ,a m¡Sma - Id - dal -gnndo ani 
menos °Z T™' F °™ S ' ^ ' antenas P oc ° «»• * 
re to vn, f la P recede » te - Borde posterior de la primera 

¡o" oculta , eXaCtament6 a ' COrSdete <^ a ^^ 
din o Bn ' enteraBlente ^^S'do Y deprimido como de or- 

c mo el L h ten0r apareDte dd C ° rSelete recto i ta « ancho 
como el borde postenor de la cabeza. Dorso plano en rectán- 

fados ZTr 1 C ° StDd0S Pa ' ald0S - Fia "» s P>--, o I o- 
lados. Faz postenor vertical y un poco cóncava. Primer anillo 




mmt^mmmmmmr 




276 



FAUNA CHILENA. 



de! abdomen como en la precedente, comenzando a en achare 
de.de el origen y alcanzando en su borde postenor a la altera y a 
W> anchura del segundo anillo. Este cilindrico, muy grande dos 
veces á lo menos an largo como los cuatro siguientes reunidos 
U 1 laca ventral corta y ovalar. Puntuación de an ^-cuerpo 
fuerte v confluente. Abdomen finamente puntuado, liso a la 

mn e vist y luciente. Bordes posteriores de los cuco pnmeros 
Sos estelados. Pestañas alargadas y echadas haca .** 
Colores ¡ antenas, cuerpo y p»tas encarnados. Pnmeros y se 
gundos anillos del abdomen negros. Pelos blanquizcos. 

Encontrada en Coquimbo, lllapel, etc. 



5. mutilln «¡agí. 



(Atlas íoitlógico. 



Entomología, Uimenóplcros, lám. 3, «g- 2.) 



« fem cavile ,l,orac, q ,,e nigrU alMo-ullosi, ; pilU nlarls; aU„mí«e 
fJlállm, f» !«<«•(*«. majuuvlis. - Lon,., 3 !«. H*l ">'•• */» "»; 

Hembra : cuerpo, tres lineas y media de largo. Corselete, 
una y un tercio. Anchura ee la cabeza dos tercos de mea. 
id del segundo anillo del abdomen en su máximum una linea. 
Formas , cabeza proporciónateme mas estrecha que en lapre- 
cedente Dorso del ante-cuerpo cubierto de un pelaje espeso que 
cuitóla vista la superficie del fondo. Pelaje formado de pe os 
sedosos, alargados, echados hacia atrás y sembrados de otro 
pet menos tiesos y mas herizado. Corselete «*££%£ 
encogido hacia atrás. Faz posterior convexa y suavemente me 
nada hacia atrás, hoyos laterales casi borrados. Prime an lo 
del abdomen corto, estrecho, pedunonliforme, convexo W 
Plano encima, posteriormente dilatado. Segundo anillo muy 
í ande t res v ees mas ancho qne el primero, mucho mas largo 
que os cuatro siguientes reunidos, comenzando á ensancharse 
tapidamente desde su origen, alcanzando el ■»«»«»*££ 
chura á poca distancia del borde postenor, en ovoide ala, gado 
vZncado Dors , de los cinco primeros anillos finamente , pun- 
luado cubierto de un vello raso y echado, entremezclado de 
a Is pelos esparcidos, finos y herizados. Ultima placa ven- 



INSECTOS. 



277 



tral glabra, redondeada posteriormente, poco sensiblemente 
ribeteada, unidentada de cada lado é irregularmente puntuada. 
Puntuación confesa y formando algunas arrugas longitudinales. 
Colores : antenas, cuerpo y patas negros. Pelos esparcidos y 
herizidos de todo el cuerpo del mismo color. Pelaje aterciope- 
lado de la cabeza del tercio anterior y de los flancos del corse- 
lete, blanco-plateado; otras porciones del pelaje del corselete y 
vello raso del abdomen negros. Un corto espacio mediano en el 
borde posterior del primer anillo, otros cuatro en la misma 
línea transversal del segundo, á saber, dos pequeños y punti- 
formes en el medio del dorso y dos grandes en óvalos oblongos 
en los costados; otros tres sobre cada uno de los tercero, cuatro 
y quinto anillos cubiertos de un vello plateado. 
Exemplar único. de las provincias del norle. 

Esplicacion de la lámina, 

La.m, 3, fig. 2. - Como se ha dicho en la esplicacion de la Mutilla chitensts «1 
gravador, por equivocación, ha puesto en esta especie el n» i en lugar del no 2 y 
señala una hembra aumentada, vista por encima. - 2a La mi<ma vista de perfil - 
2¿> Su tamaño natural. « 




6. 



MmtiiSeu tslripennís. f 



M. mase, unicolor; antennis, corpore, pedibus al'sque o m ni no nkjris ; vello 
nigro ; segmento secundo, quinqué sequentibus conjunctis sublongitudine. — 
Long., 6 Un.; lat-, 2 Un. 

Macho : largo del cuerpo, seis líneas; largo del mismo en su 
máximum, dos líneas. Formas : antenas pndiendo alcanzar y la 
extremidad posterior del corselete; artículos dos á diez cilin- 
dricos. Cuerpo puntuado y pubescente. Puntuación del ante- 
cuerpo fuerte, confusa y confluente ; la misma en el abdomen 
fina y distinta. Pelos largos y herízados por todas partes, mas 
espesos en la cabeza, en el corselete y en los bordes posteriores 
de los segmentos abdominales, pero sin serlo bastante en nin- 
guna parte para ocultar á la vista la superficie del fondo. Ca- 
beza como en la Chiiemis é , proporcionalmente mas pequeña. 
Hoyos antenales igualmente borrados. Borde anterior de la ca- 
peruza escotado en el medio, escotadura estrecha y angulosa. 
Espacio inter-antenal un poco convexo. Tres ocelos aparentes y 






278 



FAUNA CHILENA 



aproximados. Ángulo anterior del triángulo ocelar recto. Corse- 
lete visiblemente formado de tres segmentos. Mesotórax agran- 
dado á expensas de los otros dos. Disco dividido en cinco com- 
partimientos por cuatro surcos lisos, longitudinales, rectos y 
paralelos, partiendo del . borde del escudo y desapareciendo á 
una distancia del protórax. Escudo combado y no estrechado 
hacia atrás. Pos-escudo corto, poco aparente, en creciente trans- 
versal cuyos cuernos miran adelante. Faz posterior del meta- 
tórax tan finamente puntuada como lo restante del ante-cuerpo, 
plana, suavemente inclinada hacia atrás, atravesada en toda su 
longitud por una costilla mediana cuyo dorso esta visiblemente 
surcado. Primer anillo del abdomen mas estrecho y mas com- 
bado que en la Chilensis <S ; segundo anillo poco mas ó menos 
de la longitud de los cinco siguientes reunidos. Ultima placa 
dorsal corta y redondeada. Inervación de las alas superiores 
como en la Chilensis é. Colores : antenas, cuerpo, patas y alas 
enteramente negros. Pelaje del mismo color. Ojos pardos, uni- 
colores. 

* El macho no parece raro en el norte de Chile, y se halla sobretodo en 
la Cocoloba. Con los anillos de su abdomen hace un ruido semejante al 
que producen los Longicornos con el rozamiento de su ante-cuerpo con- 
tra su pos-cuerpo. Solo conocemos los machos de esta especie asi como 
de las siguientes que vamos á describir. 

7. fltfaslitta spHegea. 

M. hirta, cinérea ; thoracis dorso, abdominis fascia, anoque atris. 

Cabeza negra cubierta de un vello ceniciento. Antenas ne- 
gras. Tórax ceniciento por delante y por detrás y negro en el 
medio. Abdomen ceniciento, una faja ancha y el ano negro. 
Alas pálidas, un tanto negras á la punta. 

Esta especie encontrada en las provincias centrales, parece ser bas- 
tante común en toda la América equinoccial. Se sabe que existe en el 
Brasil y en México. ¿ Como puede ser que la hembra sea aun desconocida? 

8. Mutiflf* aUcM^atn, f 

(Alias zoológico. — Entomología, Hímenópteros, lám- 5, fig. 3.) 
M mase, nítida; antennis corpore pedibusque nigris; capite rubro ;pilis 
varis albidis ; alis hyalinis, nermiris nigris. - Long., 3 Un. ; lat, W «*. 






INSECTOS. 



279 



Macho : cuerpo, tres líneas de largo; anchura del mismo en 
su máximum dos tercios de línea. Id. del primer anillo en su 
borde posterior, un cuarto de línea. Formas : antenas como en 
el macho precedente. Puntuación del ante-cuerpo menos fuerte 
y mas distinta. Pelaje mas raro. Pelos herizados, alargados, 
finos y claros. Frente y vértex mas convexos que en el Atri- 
pennis. Espacio inter-antenal plano. Ninguna escotadura apa- 
rente en el borde anterior de la caperuza. Ocelos aproximados. 
Ángulo anterior del triángulo ocelar agudo. Ojos compuestos, 
redondos, proporcionalmente mas grandes y mas salientes por 
los lados que en el macho precedente. Disco del mesotórax ne- 
tamente dividido en tres compartimientos por dos surcos longi- 
tudinales rectos, paralelos y alcanzando á los dos bordes opues- 
tos. Compartimiento del medio mas ancho que los laterales; en 
cada uno de estos otro surco longitudinal partiendo del borde 
posterior y no alcanzando al anterior. Escudo en plano incli- 
nado, estrechado hacia atrás. Borde posterior recto. Pos-escudo 
aparente, muy corto, no consistiendo mas que en una costilla 
transversal, paralela al borde posterior del escudo y de la misma 
longitud que él. Faz posterior del metatórax ancha y profun- 
damente reticulada con mallas redondeadas , uniformemente 
convexa y suavemente inclinada hacia atrás, proporcionalmente 
mas larga que en las especies precedentes, su longitud propia 
siendo poco mas ó menos el tercio de la longitud total del cor- 
selete. Primer anillo del abdomen en forma de pedículo, con- 
vexo encima, plano debajo, muy estrecho en su base, un poco 
dilatado por detrás. Costados rectos y divergentes. Segundo 
anillo apenas un poco mas largo que el primero y visiblemente 
mas corto que los cinco siguientes reunidos, comenzando á en- 
sancharse rápidamente desde su origen, uniformemente con- 
vexo. Costados redondeados y sin inflexión, llegando á su máxi- 
mum un poco mas allá del medio. Ultima placa dorsal estrecha, 
triangular y terminada en punta. Dos radiales y cuatro cubi- 
tales completas en las alas superiores. Segunda cubital reci- 
biendo la nerviosidad recurrente única. Colores : en el ejem-, 
piar tipo, antenas, cuerpo y patas negros. Cabeza encarnada. 
Pelos blanquizcos. Alas hialinas; nerviosidades negras. Varie- 
dad: en un segundo ejemplar, en peor estado, talla mas 




280 FAUNA CHILENA. 

grande. Longitud del cuerpo, cuatro líneas, reticulación del 
metatórax menos profunda. Cabeza negra como lo restante del 
cuerpo. Caderas y trocanteros amarillos-pálidos. 

Explicación de la lamina. 

LAM. 3, <ig. 5. — Macho aumentado — 3a Su tamaño natural . — 5¿> Su abdomen 
visto de perfil. — 3c Ala superior. 

9. Mfwtittn tenuiveniris. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 3, fig. 4.) 

M. mase, nilida fulva; capite ai médium macula nigra; pilis raris, albi- 
dis ; abdomine segmento primo aut petiolo, angusto, elongato, sequentibus 
postice albido- fimbriatis; alis hyalinis, nervuris lesiaceis. — Long., 7 Un.; 
lat.,2lin. 1¡%. 

Macho : largo del cuerpo, siete líneas. Id. del corselete dos. 
Id. del metatórax, una línea. Id. del pedúnculo ó del primer 
anillo del abdomen, una línea y un tercio de línea. Id. del 
segundo anillo, una línea. Anchura de la cabeza, dos tercios 
de línea. Id. del corselete en el origen de las alas, una línea. 
Id. del pedúnculo en su origen, un sexto de línea. Id. del mismo 
en su borde posterior, un cuarto de línea. Id. del segundo anillo 
en su máximum, una línea. Formas : comparables á las de la 
Attenuata. Ojos compuestos mas grandes y tomando ellos solos 
el tercio de los lados de la cabeza. Protórax no elevándose á la 
altura del mesotórax, suavemente inclinado adelante, redon- 
deado lateralmente. Disco del mesotórax proporciona! mente mas 
corto que en la mayor parte de las especies congéneras, dividido 
en tres compartimientos como en la Attenuata, surcos supernu- 
merarios de los compartimientos laterales mas cortos y menos 
hundidos. Escudo proporcionalmente redondeado. Pos-escudo 
mas aparente, en creciente como en el Atripennis. MeLatórax 
mas largo, igualando su longitud propia la mitad á lo menos de 
la longitud total del corselete, uniformemente convexo y muy 
suavemente inclinado atrás. Primer anillo del peciolo del abdo- 
men muy estrecho y muy estirado. Dorso plano en su origen, 
no comenzando á elevarse y á tomar cierta convexidad mas que 
hacia el medio de su longitud. Costados rectos y divergentes 
como en la precedente, pero haciendo entre sí un ángulo mas 






INSECTOS. 281 



agudo. Segundo anillo visiblemente mas corto que el primero y 
tan largo como los tres siguientes reunidos. Ultima placa dorsal 
menos estrechada hacia atrás. Borde posterior redondeado. Alas 
pubescentes. Dos celdillas radiales completas y dos cubitales 
cerradas en las alas superiores. Segunda cubital no depasando 
el tercio anterior de la primera radial y recibiendo la nerviosi- 
dad recurrente única. Colores : antenas, cuerpo y patas leo- 
nados ó testáceos. Una mancha negra en el sitio del triángulo 
ocelar. Pelaje blanco. Alas hialinas ; nerviosidades testáceas. 

En algunos individuos de esta especie que viven en Coquimbo, etc., la 
segunda radial está menos expresada aunque siempre completa. En otros 
las patas y el abdomen son pardos ó negruzcos. Es mucha lástima que no 
conozcamos las hembras de estas dos últimas especies que hemos tratado 
como si fuesen Mutillas, porque los machos no nos han ofrecido carac- 
teres bastante distintivos para aislarlos sistemáticamente. Las singula- 
ridades de la inervación alar son, á la verdad, bastante notables ; pero 
este carácter no tiene, en las Mutillas, el mismo valor que en otros mu- 
chos Hymenópteros. Yo daria mucha mas importancia á la forma de los 
dos primeros segmentos abdominales, porque es sabido que en todas las 
especies del G. Mutilla, cuyos machos y hembras han sido descubiertos, 
los dos primeros anillos tienen las mismas formas y las mismas dimensio- 
nes en los dos sexos. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 3, Og. 4. — Macho aumentado. — 4a Su tamaño natural. — ib Su abdomen 
risto de perfil. — 4c Ala superior. 

II. BRABIMOBESTO. — BKABXIfi'OB.SJia'US. f 

Mandíbula longos, arcual®. Pa/pi filiformes; maxillares sai 
perspicui, triarlicnlali; labiales brevissimi, biarliculali. Thorax 
biparlitus. 

Antenas teniendo su origen cerca del borde anterior de 
la cabeza, cortas, espesas de once artículos; el primero 
velludo, tan largo como los tres siguientes reunidos y dos 
veces mas espeso que cada uno de ellos, glandiforme, un 
poco aplastado, truncado en su extremidad, teniendo su 
máximum de anchura á poca distancia de su origen, colo- 
cado sobre una radiculilla bastante aparente ; artículos 







282 FAUNA CHILENA. 

dos á diez glabros, fuertemente obcónicos y con todo un 
poco mas largos que anchos, disminuyendo progresiva- 
mente de longitud y de anchura; el último mas delgado 



y mas alargado que el penúltimo 



sub-ciiíndrico ; extre- 
midad redondeada. Cabeza muy grande, horizontal. Vér- 
tex levemente convexo, considerablemente agrandado á 
expensas de las otras partes de la cabeza, confundiéndose 
insensiblemente con la frente. Esta muy corta y visible- 
mente mas ancha que larga. Espacio inter-antenal no 
siendo ni el tercio de la longitud total de la cabeza, brus- 
camente truncado por delante. Faz vertical muy corta y 
muy ancha, confundiéndose con la caperuza y con los 
hoyos antenales. Borde anterior anchamente escotado; 
lóbulo mediano entero, cortado en línea recta. Ocelos 
nulos. Ojos compuestos, redondos, muy pequeños y poco 
salientes, vecinos de los ángulos anteriores de la cabeza, 
pero no rigorosamente laterales. Labro enteramente cu- 
bierto por la caperuza. Mandíbulas largas, delgadas, ar- 
queadas, terminadas en punta roma muy distantes entre 
ellas en su origen y cruzándose apenas muy cerca de sus 
extremidades." Arista interna, bidentada ó tridentada, 
dientes perpendiculares al eje longitudinal de la mandí- 
bula, aproximados entre sí y poco distantes de la punta 
apical, el último mucho mas fuerte que los otros dos. Al- 
veolos mandibulares visiblemente separados de la aber- 
tura bucal, la cual es bastante pequeña y en medio óvalo 
longitudinal (1). Labro de la anchura de la abertura bucal, 



(1) Este nuevo hecho que no es único en la familia délas Mutilliias,es\ma. 
nueva confirmación de la verdad que hemos enunciado en otra parte. Las 
piezas que han llamado mandíbulas en los insectos, no hacen en ellos ge- 
neralmente parte de los órganos manducatorios, y solo en casos para- 
lares concurren á la elaboración de la substancia alimentaria. 



llNSECTOS. 



283 




muy corto, en rectángulo transversal. Borde anterior en- 
tero. Palpos filiformes. Maxilares bastante aparentes, de 
tres artículos. Labiales sumamente cortos, de dos artícu- 
los; el primero espeso; el segundo terminado en punta. 
Barba córnea, plana, ensancbada y truncada en su extre- 
midad. Lengua membranosa, pequeña, redondeada, depa- 
sando apenas la barba. Paraglosis en hilitos muy delgados, 
terminados en punta. Quijadas córneas planas, pegadas á 
la faz inferior de la barba, pero no envainándola, ensan- 
chadas y redondeadas hacia la extremidad. Limbo apical 
membranoso. Corselete aplastado, sin ser compuesto mas 
que de dos segmentos netamente separados por un surco 
transversal, sencillo y bien aparente. Dorso plano. Primer 
segmento ó protórax, no siendo compuesto mas que de 
dos piezas, una superior ó tergum, la otra inferior ó pros- 
ternum. La primera en rectángulo transversal elevado 
al mismo nivel que el dorso del segundo segmento y que 
al frente y el vértex, deprimida por delante y deslizán- 
dose debajo de la cabeza que oculta enteramente á la vista 
toda esta porción , insensiblemente volcada sobre los 
flancos sin trazas de una solución de continuidad. Estos 
uniformemente convexos y sin excavaciones aptas á re- 
cibir las patas del primer par, separados del prosternum 
por dos surcos longitudinales. Prosternum hinchado, poco 
escotado delante, profundamente surcado en toda su lon- 
gitud, terminado en punta entre las caderas posteriores. 
Borde posterior bi-escotado. Escotaduras semi-circulares, 
siguiendo el contorno anterior de los hoyos de las caderas 
que están muy aproximadas la uno de la otra. Segundo 
segmento formado de tres piezas separadas igualmente 
por suturas sulciformes, la primera dorsal, la segunda 
inferior y lateral, la tercera posterior y vertical. La pri- 



■ ' Ü: 









284 FAUNA CHILENA, 

mera mitad mas pequeña que la segunda, levemente con- 
vexa, casi cuadrada; la segunda formada por la reunión 
del mesosternum y del metasternum, dividida en dos 
planos inclinados por una soldadura careniforme trans- 
versal hacia los dos tercios de su longitud, remontando 
sobre el dorso, ocupando los flancos que son uniforme- 
mente convexos. Bordes posterior é inferior anchamente 
tri-escotados , escotaduras laterales angulosas situadas 
entre las faces de las caderas intermedias, que están muy 
apartadas, y las posteriores que están muy aproximadas. 
Escotadura mediana ancha y en arco de círculo. La ter- 
cera pieza que podemos considerar como la análoga de la 
faz posterior del metatórax, presenta de cada lado, un 
hundimiento ancho y poco hondo al cual los fémures de 
los dos últimos pares se retiran en los intervalos del re- 
poso. El espacio intermedio es estrecho, plano y vertical. 
Abdomen óvalo, oblongo, de seis anillos. El primero con- 
vexo por encima, plano debajo, pedúnculo estrecho, ci- 
lindrico, haciendo poco mas ó menos el tercio de la lon- 
gitud total del anillo; porción posterior remontando á la 
altura del ante-cuerpo; su faz anterior triangular, plana 
y vertical ; su faz superior uniformemente convexa. Los 
cuatro segmentos intermedios igualmente convexos en- 
cima y debajo. Dorso manteniéndose á la altura del cor- 
selete y de la porción posterior del primer anillo. Bordes 
posteriores rectos y enteros. Costado en arcos de elipse 
sin inflexiones entrantes en sus articulaciones, correspon- 
diendo el máximum de la anchura al medio del tercero. 
Placa dorsal del sexto plana, ribeteada lateralmente, in- 
clinada hacia abajo, encogida hacia atrás; su borde pos- 
terior redondeado. Placa ventral correspondiente igual- 
mente inclinada hacia abajo, insensiblemente encogida 






INSECTOS. 285 

hacia atrás, un poco cóncava, su borde posterior esco- 
tado. Potas cortas, fuertes y poderosamente armadas. 
Hoyos de ¡as caderas no estando en la misma línea longitu- 
dinal, los intermedios mucho mas distantes que los otros, 
y los posteriores, lo que mas es, un poco mas aproxima- 
dos que los anteriores. Caderas largas, fuertes y sub-cilín- 
dricas. Trocanteros uni-articulados, mas delgados y mas 
cortos que las caderas, encorvados hacia afuera y engrue- 
sando hacia su extremidad femoral. Fémures en óvalos 
un poco comprimidos, no ahondados en forma de goteras 
para la recepción de los libias, pubescentes y múticos. 
Tibias mas corlas que los fémures, igualmente compri- 
midas y dilatadas; las anteriores provistas de una espina 
interna, espesa y de punta roma, situada cerca de la extre- 
midad, fuertemente arqueada y vuelta hacia el primer 
artículo del tarso adyacente, mitad mas corta que él. Ex- 
tremidades tarsianas de los otros rodeadas de una corona 
de espinas rectas, agudas y prolongadas hacia abajo ó 
hacia atrás. Tarsos dos veces á lo menos mas largos que 
las tibias, de cinco artículos. El primero de los anteriores 
en paleta triangular y dilatado posteriormente. Arista pos- 
terior escotada y mútica. Nueve á diez apéndices radiantes 
y dirigidos adelante, rectos, córneos, tiesos, como brasos 
ae peine largos y aplastados, redondeados en su extre- 
midad, teniendo su origen eo la faz interna del artículo 
cerca de su arista anterior. Un apéndice semejante al 
ángulo postero-inferior. Otros dos apéndices semejantes 
solamente á !a extremidad de los tres artículos del mismo 
tarso (1). Cuatro primeros artículos de los intermedios y 



m 



(1) En el atlas de la Expedición de Egypto, se ve Ins., pl. 19, n» 26, v, el 
tarso anterior de una Mutillita, con la extremidad tarsiana de la tibia 



286 FAUNA CHILENA. 

posteriores terminados como las tibias adyacentes , por 
una corona de espinas largas y agudas. Últimos artículos 
de todos los tarsos delgados, múticos, desprovistos de 
pelotas y provistos de sencillos y levemente arqueados. 
Este nuevo género es particular de Chile. 



1. jBratfymobten'US ےftyi. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Hímenópleros, lám. 5, fig. S) 

B. capite, antennis, thorace ábdominisque primo ullimoque segmento fui- 
vis et rubellis; anlennarum articulo primo, pedibus, segmenlis cceteris bru- 
neis. — Long., 5 Un. 4\%; Ult., 1 Un. 1¡3. 

Hembra : largo del cuerpo, cinco líneas y media. Id. de la 
cabeza, una línea. Id. del corselete no comprendida la depre- 
sión anterior que se hunde debajo de la cabeza, línea y media. 
Id. del abdomen enderezado y tal que el primer anillo está pe- 
gado á la faz posterior del melatórax, tres líneas. Anchura de 
la cabeza, una línea y un tercio. Id. del corselete, la misma. Id. 
del abdomen en su máximum. Estas proporciones son constan- 
tes, aunque el grandor sea variable. Las medidas fueron toma- 
das á individuos de mayor talla. Los pigmeos de la especie 
tienen apenas tres líneas de largo. Formas : antenas, cuerpo y 
patas generalmente glabros, lisos y lucientes. Pelos del primer 
artículo de las antenas espesos y herizados; algunos otros pelos 
esparcidos en las patas y debajo del cuerpo. Una ringlera de 
pelos paralelos y horizontales, corriendo por los lados de la 
cabeza y del corselete. Otras dos ringleras semejantes en el 
borde posterior de la cabeza ; la primera compuesta de pelos 
mas estirados, siempre aparente y vertical ; la otra compuesta 
de pelos mas cortos y constantemente echados hacia atrás, solo 
és visible cuando la cabeza está inclinada adelante y cuando 



adyacente. M. Audouin afirma que los de los detalles comprendidos bajo 
este número pertenecen al G. Apterogyna, en este caso dependen del 
n° 26, 2 2, pues el n° 26, 1 2 no es de este género. Esta pata ofrece 
algunas caderas peciiniformes semejantes á las de nuestro Bradinobeno. 
Pero los demás detalles no ofrecen otro carácter alguno de semejanza. 




INSECTOS. 




287 



deja á descubierto la depresión anterior del corselete. Otras 
tres ringleras de pelos largos y verticales sobre el dorso del 
segundo segmento. Dos longitudinales entre la pieza dorsal y la 
pieza vertical posterior. Borde anterior de la cabeza ribeteado y 
carenado. Costados rectos. Ángulos posteriores redondeados. 
Surco transversal que separa los dos siguientes del corselete en 
arco de curva cuya convexidad esta vuelta hacia delante. Án- 
gulos posteriores del protórax redondeados y prolongados atrás. 
Algunos puntos y algunos pelos esparcidos por la salida me- 
diana del metatórax y del dorso del abdomen. Una pequeña 
escotadura en medio de la carena inferior de la segunda pieza 
del corselete. Bordes posteriores de las cinco primeras placas 
dorsales franjeados. Franjas de pelos rasos, apretados y echados 
hacia atrás. Ultima placa dorsal arrugada longitudinalmente y 
lateralmente escotada. Colores : antenas, cabeza, corselete, 
primero y último anillos del abdomen, leonados-rojizos. Pri- 
mer artículo de las antenas, patas y cuatro anillos intermedios 
pardos. Caderas, trocanteros y cuatro últimos artículos de los 
tarsos de un tinte mas claro. Pelos esparcidos de debajo del 
cuerpo, franjas laterales de la cabeza y del corselete, pestañas 
marginales de los cuatro anillos intermedios del abdomen, blan- 
quizcos. Otras porciones del pelaje del color del fondo. 

Encontrado en Coquimbo. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 3,fig. 5. — Hembra aumentada. — 5a Tamaño natural. — Sa Pata de de- 
lante. - bb Pata intermedia. - 5c Pata posterior. - 5e Antena. - 5f Corselete 
visto por debajo. - a Proslernum. - b Hoyuelos de las ancas anteriores. - i 
Flancos del tergum prolorácico. - d Metapectus. - e Hoyuelos de las ancas inter- 
medias. — f Hoyuelos de las ancas anteriores. — g Pedúnculo del primero seg- 
mento abdominal. 



III. TIMO. — THYBI2ffUS. 

Palpi maxillares articulo quarto cceteris conjunctis breviores, 
Thorax tripartitas. Ultima lamina ventralis in masculis mulica. 
Areola; cubitales terlia et quarta longiores quam laliores. 

Thynnos Latr., etc. 

Cuerpo alagardo. Cabezn algo mas angosta que el tórax. 
Mandíbulas estrechas, bidentadas. Labro trífido. Cuatro 








288 FAUNA CHILENA. 

palpos maxilares, el último mas corto en ambos sexos 
que los demás reunidos. Antenas casi cetáceas, delgadas. 
Tórax cónico ovalado, tripartido. Alas superiores con una 
celdilla radial angosta, muy alagarda, y cuatro cubitales 
completas, la tercera y la cuarta mas largas que anchas en 
los machos. Patas cortas. Abdomen oval, truncado en su 
base. 

Tal como lo hemos circunscrito este género comprende aun, ade- 
mas de los Tinos del señor Guérin, sus Tinnoides y sus Elafropteros 
entre los machos, y sus Ammodromas, entre las hembras. El señor 
Gay ha tenido ocasión de hallar los dos sexos acoplados, y esto ha pro- 
bado definitivamente la verdad de lo que antes no era mas que una 
presunción. El doctor Klug nos habia dado el ejemplo de esta reunión, 
fundado en que los Myrmecodes Latr. no son efectivamente mas que 
hembras de Tinos austrolasianos. Las diferencias secundarias de las 
partes de la boca le han parecido, como á nosotros mismos, minucio- 
sas y sobretodo demasiado particulares al uno de los dos sexos para que 
tengan el valor de buenos caracteres genéricos. Sin embargo, de las 
cuatro divisiones de su G. Thynnus, no dejamos en el nuestro mas 
que la primera y la cuarta. La segunda corresponde al G. Agmmya 
üuér. cuyas hembras no se conocen y que es tal vez de otra familia. La 
tercera corresponde al G. Rhagigaster Gaer., cuyos sexos son ambos 
conocidos, pero cuyos machos tienen el abdomen terminado por una 
espina encorvada arriba, medio de acción cuya utilidad debemos suponer, 
bien que ignoremos su empleo. Las especies de este género habitan el he- 
misferio sud, la Australia, la América meridional y en Chile, en donde son 
bastante comunes. Las hembras siempre son ápteras, y el señor Gay las 
he visto constantemente con el macho, llevándolas este de flor en flor, 
y sobretodo por los ambelíferos en donde hallan substancias propias á 
su alimento Cuando el macho toma el vuelo, la hembra se encorva de 
bajo de su vientre al cual se ase con sus mandíbulas, y así reunidos por 
el extremo del abdomen, pueden fácilmente volar de una planta á otra 
sin desunirse ; metidas en una botella, las parejas se separaron teme 
rosas por un instante : pero muy pronto la hembra volvió á pegarse 
de nuevo al macho, del cual no volvió á despegarse. Donde se hallan 
principalmente estos Himenópteros es en las provincias del norte, y casi 
siempre por parejas, pues, bien que sean bastante comunes, nunca he 
visto hembras solas, y rara ver machos; ¿ será esto asi, porque después 
del ayuntamiento, tiene el macho que llevar á la hembra hasta que esta, 



289 
él al lugar en 



INSECTOS. 

pronta á poner sus huevos, ha de ser transportada poi 
donde debe poner? 

1. Thynnms tt&tus. 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 3, fig.9.) 
T. antennis, corpore, pedibusque nigro-brunneis ; antennarum articulis 2-6 
genuis et tarsorum ápice rubro-brunneis ; abdominis segmento secundo postice 
supra fulvo-rubro; primero, quarto et quinto decoloratis; pilis albidis — 
Long., 3 Un. ; lat., 3/4 Un. 
T. LjEtus Klug. loe. cit. p. 41, no 58, fig, 10. 

Hembra : descubierta por el señor Gay. Largo del cuerpo, tres 
líneas. Anchura del mismo, tres cuartos de línea. Formas : an- 
tenas, cabeza, corselete y patas como en el T. quadñzonatus 
? . Abdomen subsesi!, de seis anillos. Dorso del primero dividido 
en partes poco mas ó menos iguales por un surco transversal 
bien expresado, lateralmente sinuoso y anchamente escotado en 
el medio. Porción anterior luciente y sembrada de puntos re- 
dondos, distantes y de mediano grandor. Porción posterior mate 
y acribillada de puntitos muy aproximados. Placa dorsal del 
segundo anillo igualmente dividida en dos porciones semejantes 
á las del primero por un surco uniformemente arqueado y cuya 
convexidad esta vuelta hacia atrás. Tercero, cuarto y quinto 
también divididos por un surco tortuoso y escotado en dos por- 
ciones visiblemente desiguales; la anterior mas grande, distin- 
tamente puntuada; la segunda un poco deprimida, lisa, luciente 
y translúcida. La quinta terminada por una pequeña escotadura 
estrecha y aguda, á través de la cual se ve la extremidad pos- 
terior de la sexta. Esta ordinariamente escondida debajo de la 
precedente, estrecha, alargada, triangular y termina en punta. 
Vientre plano ó cóncavo. Penúltima placa ventral anchamente 
escotada hacia atrás. La sexta alargada y depasando la dorsal 
correspondiente, muy estrecha y en medio tubo ahondado por 
encima, dilatada por su extremidad; dilatación terminal ende- 
rezada arriba y formando una especie de medio disco en forma 
de creciente plano y vertical, cuyo borde superior es el diámetro 
y cuyo centro esta también cavado paralelamente al contorno 
exterior. Pelos esparcidos raros y herizados; los de los bordes 
posteriores de los segmentos abdominales, echados atrás. Co- 
lores : antenas, cuerpo y patas pardos-negruzcos. Artículos dos 
Zoología, VI. 




• 






* 



290 



FAUNA CHILENA* 









á diez de las antenas, rodillas y extremidades de los tarsos par- 
dos-coloradinos. Porción posterior de la segunda placa dorsal 
encarnada-leonada ; la misma porción de las primera , cuarta 
y quinta descolorida. Pelos blanquizcos. 

Esta especie ofrece también una variedad cuya hembra es mas pequeña 
que el tipo, pero tiene fuera de eso las mismas formas y las mismas pro- 
porciones ; es enteramente testácea pálida. Sus pelos son blancos como 
nieve. Es un Albino. El macbo, fijado en el mismo alfiler, no me ha ofre- 
cido particularidad alguna. En otra hembra sorprendida, según las apa- 
riencias en un momento en que las partes genitales empezaban á entrar 
en acción, he percibido distintamente, lo un aparejo ofensivo que parecía 
hajar de la última placa dorsal y que terminaba realmente en la abertura 
semi-circular y posterior de la última ventral ; 2° un oviscapto bivalvo es- 
tendiéndose debajo del aparejo ofensivo, plano, horizontal y no alcanzando 
aun la extremidad posterior. El tipo y la variedad son bastante comunes 
en las regiones australes de la República; el macho es, sin contestación, 
el Thelephoromya ruflpes, de Guerin. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 3, fig. 9. - Hembra muy aumentada. — 9a Su tamaño natural. — 96 Ulti- 
mo segmento abdominal muy aumentado. 

2, THynwus eiiMiiciéatus. 

T niger; abdomine Icevigato, fulvo, nítido; capite el thorace tomentosis; 
alis'brunneis, subhyalinis. - Long., 9 á40 Un. - Env. alar. 4% á 15 Un. 

Th. dimidiatüs mase, et Th. scou^formis fem. Klug. ; p. 58, n»4S et SO. — Ela- 
phroptera dimidiata mase et Ammodromus scoliüformis Guér., Voy. de la 
Coquüle, p. 241 el24G. 

Cabeza negra finamente lijada, cubierta de pelos negros 
bastante apretados. Antenas negras. Ojos parduscos. Corselete 
finamente lijado, velloso. Mesotórax con dos pequeñas carenas 
laterales y un surco bastante profundo por dentro. Su escudo 
lleva, en el centro, una pequeña salida algo hundida en su medio. 
Alas semi-transparentes, de un pardo obscuro un tanto mas 
subido por el medio sobretodo en las superiores. Sus nerviosi- 
dades son casi negras. Patas grandes, enteramente negras, un 
tanto vellosas. Abdomen mas largo que la cabeza y el tórax, 
ensanchado en el medio y angostado en las puntas, achatado, 
liso y lustroso, sin pelos por encima, de un rojo leonado con la 
base del primer segmento negro ; cada uno de los dichos seg- 
mentos ofrece cerca del borde posterior, un pequeño pliego tras- 




INSECTOS» 

verso que parece partirlo en dos artículos» el último es brusca- 
mente encorvado por bajo y esta parte es en cuadro alargado, 
rayado en su largo, truncado por detrás y un tanto escotado 
por medio. El arco inferior terminado en punta que sobresale 
un tanto en el medio de la escotadura superior y da al ano una 
forma tridentada. La hembra que es áptera es de un negro obs- 
curo, cubierta sobre todo por bajo de un vello pálido con una 
banda en la frente y las antenas testáceas. Las espiritas de las 
tibias y las sedas de los tarsos de un pardo bermejo. Los dos 
himenópteros macho y hembra citados en la sinonimia pertenecen 
sin duda alguna á la misma especie, pues los hemos encontrado 
al momento de su cópula y están reunidos en la misma alfiler. 
El tinte de las alas no es constante en los machos. El negro 
violáceo que es el color típico pasa insensiblemente hasta al 
hialino apenas nebuloso-amarillento y solo tienen algo de violá- 
ceo en el borde posterior. 

La Elaphroptera pallicUpennis, Guer., parece una nueva variedad de 
esta especie distinta, solo, según el autor, por sus alas transparentes, 
ligeramente lavadas de amarillo dorado, lustroso y pálido, con reflejos 
violáceos en la punta, y cuyas nerviosidades son de un pardo amarillento. 
Es algo común en las provincias del sud. La lámina 3 de los Hymenópteros 
señala en la fig. 12, la cabeza de esta especie. 







3„ 



Thynnws Quaari&onatus. f 



T. antennis luteis, quatuor ultimis articulis nigris ; capite nigro; thorace, 
ábdomineque nigris, helvolo-maculatis ; pedibus, alarum squamis rufis. — 
Long., 4 Un.; lat., 4 Un. 4]4. 

Macho : largo del cuerpo, seis líneas ; anchura del mismo en 
el origen de las alas superiores, línea y media. Id. del mismo 
en medio del tercer anillo del abdomen, una línea y un tercio. 
Formas : antenas teniendo su origen en medio de la cabeza, un 
poco mas distantes entre sí que de la órbita interior de los ojos, 
visiblemente mas cortas que la cabeza y el corselete reunidos, 
filiformes, de doce artículos los cuales de dos á once son cilin- 
dricos. Caperuza muy levemente convexa, escotada de cada lado. 
Lóbulo mediano ancho, levemente escotado, no alcanzando la 
extremidad de las mandíbulas cruzadas. Espacio inter-antenal 
plano y separado de la faz, confundida con la caperuza por un 





FAUNA CHILENA. 

surco transversal un poco arqueado. Hoyos antenares redondea- 
dos, poco hundidos y vagamente circunscritos. Frente uniforme- 
mente convexa, confundiéndose insensiblemente con el vértex. 
Tres ocelos aparentes. Ángulo anterior del triángulo ocelar recto. 
Ojos compuestos distantes y rigorosamente laterales, en óvalos 
oblongos y enteros, ocupando los tres cuartos de la longitud de 
la cabeza, y con todo poco salientes y finamente granudos. Cima 
del cuerpo puntuado y pubescente. Puntuación distinta en todas 
partes, menos apretada en los espacios claros ó descoloridos. 
Pelos finos y bastante raros para dejar siempre percibir la su- 
perficie del fondo. Otras partes del cuerpo, como en el Dimi- 
diatus ¿. Placa dorsal del último segmento abdominal convexa 
y redondeada, mas corta que la correspondiente ventral. Esta 
estrecha, plana debajo, hundida encima, truncada en su extre- 
midad. Colores : antenas amarillas. Cuatro últimos artículos 
negros. Cabeza, corselete y abdomen negros. Borde anterior del 
protórax, una mancha grande en óvalo transversal encima del 
escudo. Pos-escudo, una faja transversal bastante ancha cerca 
de los bordes posteriores de las segunda, tercera, cuarta y 
quinta placas dorsales del abdomen, dos manchas redondas en 
las segunda, tercera y cuarta placas ventrales, amarillos-blan- 
quizcos. Escamas alares y patas rojizas ó encarnadinas. Caderas 
y trocanteros negros. Alas hialinas lavadas de amarillo; nervio- 
sidades rojizas. Celdilla radial de las superiores ahumada. — 
Hembra : grandor, variable. En los ejemplares mas grandes, 
largo del cuerpo, cuatro líneas. Ancho del mismo en su máxi- 
mum, una línea y un cuarto. En los pequeños, largo del cuerpo 
tres líneas. Formas : antenas cortas, no alcanzando el borde 
posterior de la cabeza, teniendo su origen muy cerca del borde 
anterior, de once artículos los cuales de dos á diez momliformes. 
Mandíbulas distantes, largas, estrechas, arqueadas y terminadas 
en punta, pudiendo apenas cruzarse muy cerca de sus extremi- 
dades. Alveolos mandibulares distantes de la abertura bucal. 
Esta en medio óvalo-oblongo abierto adelante, ocupando mas ó 
menos el tercio del ancho de la cabeza y los dos tercios de su 
longitud. Quijadas y barba como en la hembra del Dimidiatus. 
Lengua corta, membranosa, escotada adelante. Paráglosis ina- 
percibidos. Palpos como en el macho, proporcionalmente mas 




.1 




insectos, 293 

delgados y mas cortos. Cabeza uniformemente convexa, distin- 
tamente puntuada. Puntos distintos y unipilíjeros. Espacios 
intermedios planos y lucientes. Pelos raros y herizados. Borde 
posterior redondeado. Espacio inter-antenal mas ancho que el 
espacio comprendido entre el origen de la antena y la órbita 
interna del ojo del mismo lado, corto, escotado adelante, línea 
mediana hundida. Hoyos antenares nulos. Faz confundida con 
la caperuza, separada del frente por un surco transversal muy 
corto y muy ancho, su borde anterior ancha y levemente 
escotado en el medio. Escotadura redondeada. Ocelos nulos. 
Ojos compuestos pequeños, muy distantes y casi laterales, 
óvalo-oblongos, no salientes y con todo bastante fuertemente 
granudos. Dorso del corselete puntuado y pubescente como en- 
cima de la cabeza. Protórax deprimido y encogido adelante 
como en el Bradijnabus ? , pero menos prolongado por debajo 
de la cabeza. Límite posterior de esta depresión bruscamente 
marcado y cortado en línea recta transversal. Dorso del meso- 
tórax tan elevado como el de los otros dos segmentos, de los 
cuales está separado por dos surcos rectos y sub-paralelos en 
rectángulo transversal, un poco mas estrecho y mitad mas corto 
que el protórax. Cima del metatórax en trapecio ensanchado por 
atrás. Faz posterior plana y vertical. Abdomen subsesil de seis 
anillos. Segundo anillo tan grande como el tercero. Cinco pri- 
meras placas dorsales igualmente atravesadas por un surco hun- 
dido, levemente escotado y bastante aproximado del borde pos- 
terior. Superficie igualmente puntuada adelante y detrás del 
surco. Ultima placa dorsal en medio óvalo alargado, distinta- 
mente puntuado, mas ó menos inclinado hacia abajo. Ultima 
placa ventral en medio óvalo alargado, menos convexo debajo 
y cóncavo encima, rodeando y desbordando su correspondiente 
dorsal. Patas como en el Dimidiatus ?. Colores : antenas, ca- 
beza, protórax y patas ferruginosos. Mesotórax y metatórax, 
color de la pez. Abdomen negruzco. Segundo anillo, mitad pos- 
terior del primero y base del tercero encarnados ferruginosos. 
Pelos cenizos. ' 

Esta especie, algo común en el norte y en las partes centrales, ofrece 
muchas variedades cuyas principales son : Var. A ¿ y $ . Esta difiere 
del tipo por la pequenez de la talla y por el predominio del negro sobre 




FAUNA CHILENA, 

los demás colores. — é Largo del cuerpo, cuatro líneas y media. Antena 
y protórax enteramente negros. Manchas amarillas del escudo y del pos- 
escudo, mitad mas pequeñas que en el tipo ; fajas dorsales del abdomen 
interrumpidas en el medio. Celdilla radial hialina.— $ negra, parte supe- 
rior délas antenas y patas pardas encarnadinas.— Var. B. ¿ semejante al 
macho de la var. A, borde anterior del protórax amarillo como en el tipo.— 
Var. C. — é Semejante á la var. B. patas enteramente negras. — Var. 
D. $ , semejante á la hembra de la var. A : bordes posteriores de las cinco 
primeras piucas dorsales del abdomen descoloradas y translúcidas. — 
Var. E. ■ — é, antenas, cabeza y corselete como en el tipo : fajas dorsales 
amarillas del abdomen interrupidas en el medio como en la var. A, B y C 
del mismo sexo. Ninguna mancha amarilla debajo del vientre. De todas 
estas variedades el señor Gay trajo de Chile muchos individuos de ambos 
sexos, entre otras cinco parejas fijadas en las mismas alfileres. Sin em- 
bargo, no he reconocido en ellas hembra alguna de las var. B, C y E, ni 
macho ninguno de la var. D. Es una presunción de mas para reunirías al 
mismo tipo. 



k. Vhfjnnus tricolor* f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 3,üg. 10.) 

T. antennis, capite, thorace, abdomineque nigris; prothorace antice albido; 
abdominis 2-3-4- segmentis albido bimaculatis ; pedibus rufis ; alis hyalinis, 
flavescenlibus ; nervuris fulvis. — Long., 3 Un.; lat., 4 Un. 

Macho : largo del cuerpo, tres líneas y media. Id. anchura 
del mismo en el origen de las alas superiores, una línea. For- 
mas : no he notado diferencia alguna esencial entre estas y las 
del macho precedente, y habría reunido las dos especies á pesar 
de la diversidad de su capa, si la hembra de la pareja única 
fijada en la misma alfiler no me hubiese ofrecido caracteres mas 
expresivos. Colores : antenas, cabeza y corselete negros. Borde 
anterior del protórax blanquizco. Escudo y pos-escudo inmacu- 
lados. Abdomen igualmente negro. Dos manchas blanquizcas en 
el dorso de los segundo, tercero y cuarto anillos. Patas encar- 
nadinas. Caderas, trocanteros y fémures negros. Alas hialinas 
lavadas de amarillo ; nerviosidades negruzcas. — Hembra : 
grandor no depasando la de los mas pequeños individuos del 
Quadrizonatus. Formas : también muy semejantes á las de la 
misma hembra. Sin embargo cima del cuerpo lisa y luciente. 
Puntuación y pelaje inaparentes á la simple vista. Surcos trans- 
versales de las tercera, cuarta y quinta placas dorsales del ab- 




m*. 



INSECTOS. 




298 



domen rectos, muy aproximados del borde posterior, casi bor- 
rados. Ultima placa dorsal tan ancha como larga. Costados fuer- 
temente ribeteados. Borde posterior redondeado y alzado. Ul- 
tima placa ventral no envolviendo la correspondiente dorsal, 
mas estrecha, en medio óvalo oblongo. 

Esta especie se halla en las provincias del norte. Si de la pequenez de su 
talla se pudiese argüir la posibilidad de una parada de desarrollo, seria 
fácil el comprender porque la hembra del T. tricolor habia de tener las 
desigualdades de la superficie menos expresadas, y no seria mas que un 
accidente teratológico en la formación del último anillo. Entonces seria 
preciso reunir esta especie a la precedente. Esta sospecha me parece 
tanto mas fundada, cuanto he hallado en las cosechas del señor Gay mu- 
chos machos, sin hembras, que no difieren de nuestro Tricolor ¿ , mas 
que por el grandor de la talla, y por el predominio del color negro. 
Hay una variedad A & semejante al tipo. Largo del cuerpo, siete líneas, 
manchas amarillas de los tercero, cuarto y quinto anillos reunidos en 
fajas transversales un poco estrechadas en el medio como en el Quadri- 
zonatus 0. 

Explication de la lámina. 

Lam- 5, fig. 10. — Hembra muy aumentada- — lOe¡ Su tamaño natural. — 106 
Últimos anillos del abdomen muy aumentados y vistos de perfil. — 10c ídem visto 
por encima. 

5. WSiynnus ery/tforurus, -j- 

T. antennis, capite, thorace, segmentibusque abdominalibus quinqué primis 
nigris, posticis pedibusque aurantiaco-rubris ; alis hijalinis; nervuris nigris. 
— Long. t 7 Un.; lal„ 1 Un. 4\2. 

Macho : largo del cuerpo, siete líneas. Anchura de la cabeza, 
una línea y un tercio. Id. del abdomen en el borde posterior del 
segundo anillo, la misma. Id. del corselete en el origen de las 
alas superiores, una línea y tres cuartos. Formas : ante-cuerpo 
cubierto de pelos herizados mas largos y mas espesos que en 
los machos precedentes. Una protuberancia longitudinal aguda 
y cortante debajo del origen de las antenas, en lo alto de la 
caperuza. Borde anterior de esta como en el Quadrizonatus. 
Formas de las demás partes del cuerpo poco mas ó menos las 
mismas que en el macho de esta especie. Abdomen proporcio- 
nalmente mas angosto en todo su largo principalmente en su 
base. Primer segmento sub-peciolado. Placas dorsales unifor- 
memente convexas, surcos transversales y depresiones poste- 
riores inaparentes. Ultima ventral depasando por atrás su cor» 



■ 







' >'■ 










296 



FAUNA CHILENA. 




respondiente dorsal, estrecha en su base, dilatada y escotada 
en su extremidad. Pelos del dorso esparcidos, raros y herizados. 
Pelos laterales formando una especie de franja horizontal. 
Colores : antenas, cabeza, corselete y cinco primeros anillos 
del abdomen negros. Sexto y séptimo anillos encarnados naran- 
jados. Patas de este último color. Caderas y trocanteros negros. 
Pelos blancos sobre el fondo negro y leonados sobre el fondo 
encarnadino. Alas hialinas ; nerviosidades negras. 
Se halla en las provincias del norte. 

6. Thynmws hyaiinipennis» f 

T. niger; clypei lóbulo mediano antice recto, in medio Icevi et nítido, seg- 
mentibus 2, 3, 4, 5 et primo postice rubris; alis hijalinis flavescentibus ; ner- 
vuris nigris. —Long., 8 Un; lat.¡ 4 Un. 4\%. 

Macho : largo del cuerpo, ocho líneas. Anchura de la cabeza, 
una línea y tres cuartos. Id. del abdomen en su máximum, la 
misma. Id. del corselete en el origen de las alas superiores, dos 
líneas. Formas : estas no difieren de las del Dimidiatus <? , mas 
que por un solo rasgo. Pero este rasgo es un carácter que creo 
constante y que ciertamente esta bien marcado. En el Dimidia- 
tus, el lóbulo mediano de la caperuza es constantemente esco- 
tado en arco de círculo, su superficie es por todas partes igual- 
mente mate y velluda. En nuestro Hyalinnipennis el borde ante- 
rior del lóbulo mediano es recto, pero encima tiene un corto 
espacio triangular cuya superficie lisa y luciente contrasta neta- 
mente con lo mate y lo velludo de lo restante de la caperuza. 
Colores : antenas y patas, cabeza, corselete, sexto y séptimo 
anillos y base del primero negros; segundo, tercero, cuarto y 
quinto anillos, borde posterior del primero encarnados. Alas 
hialinas lavadas de amarillo ; nerviosidades negras. 

De las provincias centrales. La lámina 3 de los Himenópteros señala en 
la figura 12 d la cabeza de esta especie. 

IV. CORINÜRA. — CORYNDRA. f 

Palpi maxillares articulo quarto cozltris conjuntáis breviori. 
Thorax íripartitus. Ultima ¿amina venlralis inmasculis mutica. 
Areolce cubitales tertia, quarta latiores quam longiores. 



.*. 



INSECTOS. 

Macho : antenas teniendo su origen en medio de de- 
lante de la cabeza, visiblemente mas cortas que el cuerpo, 
depasando apenas la base del abdomen, filiformes, de doce 
artículos; el primero obcónico, del espesor del siguiente, 
remontando á lo alto de los ojos, el segundo muy corto, 
sub-globuloso; los tercero y cuarto cilindricos, iguales 
entre sí y tan largos como el primero ; artículos cinco á 
once, también iguales entre sí, pero mas cortos que los 
precedentes, un poco mas espesos, sensiblemente arquea- 
dos, articulaciones mejor expresadas; último artículo del 
grandor del penúltimo, menos arqueado y terminado en 
punta roma. Cabeza ovalar, casi tan ancha como el cor- 
selete. Vértex ancho y corto, notablemente dilatado ade- 
lante. Borde posterior recto. Ángulos borrados. Frente 
plana, vertical, visiblemente mas ancha que larga. Espacio 
inter-antenal igualmente plano, mas ancho que el espacio 
comprendido entre el origen de las antenas y las órbitas 
internas de los ojos, netamente separado de la faz por un 
surco transversal, sencillo y poco hundido. Esta faz divi- 
dida en tres piezas igualmente planas y verticales por dos 
surcos longitudinales que parten del origen de las antenas 
y que alcanzan al borde anterior de la cabeza, Pieza me- 
diana cuadrada. Piezas laterales análogas de las Mejillas 
mas avanzadas y terminadas en punta cerca del origen de 
las mandíbulas. Caperuza separada de la faz por una su- 
tura sulciforme, mas larga que ancha y pudiendo cubrir 
la punta de las mandíbulas cruzadas, plana y en trapecio 
estrechado detrás. Borde anterior entero y un poco redon- 
deado. Tres ocelos elevados y aproximados. Ángulo ante- 
rior del triángulo ocelar muy obtuso. Ojos compuestos dis- 
tantes, rigorosamente laterales, muy grandes y ocupando 
todo el espacio comprendido entre los ángulos anteriores 









298 FAUNA CHILENA. 

del vértice y los alvéolos mandibulares, en óvalos longi- 
tudinales. Órbitas internas profundamente escotadas hacia 
el medio de la frente. Labro y otras partes de la boca 
inobservados. Dorso del protórax sumamente corto y no 
remontando hacia el medio, á la altura del mesotórax. 
Ángulos anteriores aparentes y con todo menos elevados 
que el disco. Flancos muy inclinados de afuera a dentro, 
levemente cóncavos y no siéndolo bastante para alojar las 
patas anteriores. Mesotórax agrandado principalmente á 
expensas del protórax, su borde anterior pudiendo tocar 
al borde posterior de la cabeza. Disco uniforme y leve- 
mente convexo, no pareciendo compuesto mas que de 
una sola pieza. Borde anterior redondeado. Escudo grande, 
horizontal, en rectángulo transversal. Borde posterior 
redondeado. Pos-escudo tan ancho como el escudo, mitad 
mas corto, suavemente inclinado de delante atrás, en rec- 
tángulo transversal cuyos dos grandes lados son levemente 
arqueados y tienen su convexidad vuelta hacia atrás. Me- 
tatórax proporcionalmente mas grande que en el Gen. 
Thynnus, pareciendo á primera vista compuesto de dos 
piezas dorsales, la anterior convexa y horizontal, la pos- 
terior plana y vertical, pero no habiendo en realidad mas 
que una sola, porque no hay, entre las dos faces, ningún 
surco, ni carena alguna, en una palabra, ninguna traza de 
antigua solución de continuidad. Abdomen subsesil, es- 
trecho, mas largo que la cabeza y el corselete reunidos, 
engruesando insensiblemente hacia la extremidad, de 
donde el nombre de Corynura, que quiere decir cola en 
forma de porrita, de siete segmentos uniformemente 
convexos por encima, planos debajo y sin encogimiento 
en su borde posterior ; los tres primeros dos ó tres veces 
mas largos que anchos, en trapecios dilatados hacia atrás, 




íNSECTOSc 



299 



haciendo juntos los dos tercios de la longitud del abdomen; 
el cuarto correspondiendo al máximum de la longitud y á 
lo menos tan ancho como largo; los siguientes descre- 
ciendo rápidamente en todas las dimensiones, pero siem- 
pre mas en longitud que en anchura; el último muy pe- 
queño, mútico y posteriormente redondeado. Alas no al- 
canzando á la extremidad posterior del abdomen ; nervio- 
sidades de todas las regiones tan bien expresadas como en 
los Thynnus del mismo sexo. En las superiores una cel- 
dilla radial y cuatro cubitales. Radial ovaí-oblonga, sin 
apéndice, de mediano grandor y distante de la punta del 
ala; primera cubital en cuadrilátero estrecho y alargado, 
sin trazas de nerviosidad surnumeraria, tan larga como 
las dos siguientes reunidas ; segunda cubital mas pequeña 
que la tercera, de costados rectos, casi cuadrada ó un 
poco estrechada de delante, recibiendo la primera ner- 
viosidad recurrente tan cerca de su ángulo postero-ex- 
ternos (1) que esta nerviosidad parece casi intersticial ; la 
tercera también mas ancha que larga, no depasando el 
medio de la radial, visiblemente estrechada de adelante, 
recibiendo la segunda nerviosidad recurrente mas allá del 
medio, su borde externo sinuoso é hinchado ; la cuarta 
grande, abierta y completa. Patas pubescentes, bastante 
delgadas y de mediana longitud. Fémures múticos; una 
espina solamente en la faz interna de las tibias anteriores 
grande , recta, lameliforme , despegándose de la tibia á 
cierta distancia de su extremidad tarsiana. Dos espinas 



. 



(1) La posición de los ángulos ha sido tomada en la suposición de las 
alas estendidas. En la hipótesis contraria, el mismo ángulo habria sido el 
postero-interno. Igualmente los otros tres ángulos, á saber : el anterior- 
interno, el antero-externo y el postero-externo y a n tero-interno de las 
alas pegadas al dorso. 



300 



FAUNA CHILENA, 



rectas y sencillas en las mismas extremidades de las 
tibias de los otros dos pares. Tarsos velludos y múticos, de 
cinco artículos; primer artículo de los anteriores mas 
largo que cada uno de los siguientes, arqueado y cavado 
por debajo ; el mismo artículo en los otros dos pares tan 
largo como los cuatro siguientes reunidos, recto y no cana- 
liculado ; el quinto de los seis tarsos terminado por dos 
ganchos sencillos y provistos por debajo de una pelota 
carnuda mas corta que los ganchos. 

Hembras : de los dos ejemplares que el sñor Gay trajo de Chile, uno 
ha perdido la cabeza y el otro la tiene en un estado tan deteriorado, 
que no tendré casi nada que decir de sus órganos manducatorios. Los 
restos de sus palpos se aproximan al Thynnus, y los alejan de los 
JSluros. Sin embargo, su cuerpo es mas delgado y mas estirado que en 
estos géneros. Las antenas teniendo su origen muy cerca del borde an- 
terior de la cabeza están rolladas en aspiral y pueden alcanzar el borde 
anterior del corselete. La cabeza forma un rectángulo longitudinal tal 
que su anchura es á su largo como uno á dos : borde anterior y costa- 
dos rectos ; borde posterior redondeado, ángulos borrados. Ojos redon- 
dos, muy pequeños, situados muy cerca de los ángulos anteriores, sin 
salida y por decirlo asi rudimentales. Ocelos nulos. ¿ Este triste estado 
de los órganos de la visión no prueba tal vez que esta hembra vive ha- 
bitualmente sin el ausilio de la luz ? Dorso del corselete prismático, di- 
vidido en tres segmentos igualmente anchos é igualmente elevados; 
el primero bruscamente deprimido, estrechado y prolongado adelante ; 
el segundo cuadrado, el tercero en rectángulo con un hoyuelo un poco 
mas allá del medio, como en los ¿Eluros del mismo sexo; faz posterior 
vertical ; flancos planos, sin cavidades propias para alojar algunas de 
las patas; abdomen estrecho y alargado de seis anillos, el primero sub- 
sesil, ensanchándose insensiblemente al salir de su origen, remontando 
á la altura de los siguientes y llegando á la misma longitud, convexo 
por encima, plano ó cóncavo debajo, pudiendo su faz anterior pegarse 
exactamente á la faz posterior del metatórax; segundo, tercero, cuarto 
y quinto uniformemente convexos encima y debajo, poco mas ó menos 
iguales entre sí y tan anchos como largos ; placa dorsal del sesto mas 
alargada, levemente convexa, sin realces laterales, insensiblemente es- 
trechada atrás, extremidad redondeada, placa ventral correspondiente 
de la misma forma, mas ancha y mas aplastada. Patas como en los Ti- 
nos del mismo sexo, proporcionalmente mas cortas y menos espinosas, 




INSECTOS. 

no teniendo mas que algunas espinas muy cortas, siendo los tarsos en- 
teramente múticos. 

1. €?orymw ra €¡ay i, f 

(Atlas zoológico. - Entomología, Hímenópteros, lám. 3, fig. 6 y 7.) 

C, antennis, corpore pedibusque nigris ; abdominis tribus primis segmenlis y 
genibus, Ubiis, tarsisque rubris; dorso pilis nigris ; nervuris, alarum squamis 
nigris. — Long., 5 Un. ; lat.. 1 Un. 

xWacho : largo del cuerpo, cinco líneas. Id. de las antenas, dos 
y media. Id. del abdomen, tres líneas. Id. délas alas superiores, 
tres líneas y media. Ancho del corselete, cuatro quintos de línea. 
Id. del corselete en el origen de las alas, una línea. Id. de la 
base del abdomen, un tercio de línea. Id. del mismo en su máxi- 
mum, cuatro quintos de línea. Formas : antenas glabras. Dorso 
del ante-cuerpo revestido de un pelaje largo y espeso que le da 
un aspecto aterciopelado y que oculta á la vista la superficie 
del fondo. Ángulos anteriores del protórax redondeados. Faz 
anterior y horizontal del metatórax reticulada, glabra y luciente. 
Abdomen liso y glabro á la simple vista. Colores : antenas, 
cuerpo y patas negros. Tres primeros anillos del abdomen, ro- 
dillas, tibias y tarsos encarnados. Pelos del dorso negros. Alas 
hialinas ; nerviosidades y escamas alares negras. — Hembra : 
largo del cuerpo, tres líneas y media. Id. del abdomen dos 
líneas. Ancho de la cabeza, media línea. Id. del abdomen en su 
máximum, la misma. Id. del corselete, un tercio de línea. For- 
mas : cima del cuerpo estriado, puntuado y pubescente. Estrías 
longitudinales sencillas, muy finas, poco regulares y difícil- 
mente visibles á la simple vista. Puntos hundidos, redondos, 
claros y de mediano grandor. Pelos raros, finos y herizados. 
Frente un poco hinchada por encima desde el origen de las 
antenas. Un surco mediano á lo largo de la frente y del espacio 
inter-antenal. Colores : antenas, cabeza, corselete y patas en- 
carnados. Abdomen pardo., negruzco. Bordes posteriores de los 
cuatro anillos intermedios encarnadinos. Pelos blancos. 

Se halla en el norte de la República. La fig. 7 es sin duda la hembra de 
la fig. 6. Sin embargo, no estamos bien seguros de ello. 

Explicación de la lámina. 
Lam. 3, fig. 6 y 7. — Macho aumentado. — 6a Su tamaño natural. — ■ 6/> Ala su- 
perior. — 7 La hembra. — la Su tamaño natural. ■— 7¿> Su cabeza. 




I 



802 



••' .'c. !' • 



FAUNA CHILENA, 



2. Vor&nwpa flavofasciata, f 



C. antennis supra nigris stibtus luteis; primo articulo omnino nigro; cor- 
pore antice viridi cceruleo; pedibus testaceís; alarum squamis fulvis. — Long., 
S Un. ; lat. , 4 Un. 

Macho : poco mas ó menos las mismas que en el macho pre- 
cedente. Formas : semejantes. Ante-cuerpo mate, puntuado y 
pubescente. Puntuación confusa de puntos muy pequeños y muy 
juntos. Pubescencia rara debajo de las antenas y en los flancos 
del corselete. Ángulos anteriores del protórax rectos y bien 
expresados. Faz anterior y horizontal del metatórax mas lu- 
ciente y mas anchamente reticulada. Abdomen liso y glabro á 
la simple vista. Colores : antenas negras por encima y amarillas 
debajo ; primer artículo enteramente negro. Mandíbulas testá- 
ceas. Ante-cuerpo de un azul verdoso subido sin reflejos metá- 
licos. Pelos cenizos. Abdomen negro-azulado. Borde posterior 
de las cuatro primeras placas dorsales pajizo. Patas testáceas. 
Caderas, trocanteros y bases de los fémures del color del ante- 
cuerpo. Alas hialinas. Ecamas alares rojizas. — Hembra desco- 
nocida. 
Se halla en las provincias centrales. 






V. CELUB.O. — <££IJEÜS. 

Thorax tripartitus. Palpi maxillares in masculis articulo 
guarto coeteris conjunctis longiori. 

^Elurus Klug., Blanch., etc. 

Este género se distingue de los Tinos principalmente 

por el cuarto palpo maxilar de los machos mucho mas largo 

que los otros tres reunidos. Corselete partido en tres 

partes. Espinas de las piernas sencillas en las hembras. 

Klug nos ha dado á conocer la hembra de una especie del Brasil ; no 
he encontrado masque machos entre las de Chile. 



INSECTOS, 




i. iEluru8 trittens. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 3, fig. U.) 

JE. antennis, corpore, pedibusque nigrís, pilis albidis; alis hyaUnis, ner- 
vuris nigrís. — Long., 6 Un. ; lat., 4 Un. •//#. 

Macho : largo del cuerpo, seis líneas. Anchura de la cabeza, 
una línea. Id. del abdomen en su máximum, la misma. Id. del 
corselete en el origen de sus alas superiores, línea y media. 
Formas : vecinas sin duda de las del Nasuius kl. y sin em- 
bargo bien distintas. He aquí lo que el sabio nos ha dicho del 
macho de su especie brasiliana. Clypeus ad apicem angustatus, 
porrectus, ápice truncatus. Nada de esto conviene con nuestro 
Tridens <?. En este último, la caperuza tiene su borde anterior 
entero y redondeado, y está ademas superado de una protube- 
rancia lameliforme, convexa por encima, cóncava por debajo, 
despegándose del borde posterior y avanzando hasta el borde 
anterior, inclinada de arriba abajo y de atrás adelante, teniendo 
el dorso en carena y la extremidad tridentada. Diente del medio 
mas largo que los dos laterales. Mandíbulas estrechas, arquea- 
das, terminadas por dos dientes desiguales, distantes en su 
origen y no pudiendo cruzarse sino á poca distancia de la punta. 
Antenas, cabeza y corselete como en el Thynnus del mismo 
sexo. Ocelos aproximados. Ángulo anterior del triángulo ocelar 
recto. Metatórax suavemente inclinado hacia atrás. Dos surcos 
longitudinales cerca de la línea mediana y del borde posterior. 
Ante-cuerpo mate, puntuado y velludo. Superficie de la cape- 
ruza visible debajo de la protuberancia tridentada plana, lisa y 
luciente. Abdomen finamente puntuado, no teniendo mas que 
algunos pelos raros y herizados, subsesil ; primer anillo mas 
largo que ancho, en trapecio ensanchado atrás, como en los 
machos de los Corinuros. Los cuatro siguientes sensiblemente 
encogidos y deprimidos cerca de su borde posterior. Placa dor- 
sal del sexto en media elipse. Placa ventral del mismo mas 
estrecha y mas alargada que su correspondiente dorsal, termi- 
nada por una espina recta y horizontal. Alas y patas como en 
los verdaderos Tinos de la misma localidad. Colores : antenas, 



■ 



r 






304 



FAUNA CHILENA. 



cuerpo y patas negros. Pelos blanquizcos. Alas hialinas; ner- 
viosidades negras. 
Se halla en las provincias centrales. 

Esplicacion de la lámina. 

Lam. 3, fig. 11. — Esta especie ha sido figurada con el nombre de Thynnus 
íridens lám. 3, fig. 11. muy aumentada. — lia Su tamaño natural. — 11c Que 
por equivocación se ha gravado 12c, señala su cabeza vista en sus tres cuartas 
partes. 



2. GBiwrus €¿ayi -j- 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 3, fig. 12.) 

M. antennis, corpore antice nigris ; prothorace fasciis duabus interruptis, 
helvolis; alarum squamis, abdomine pedibusque rubris ; segmento primo ad 
dorsum macula basilari; alis lujalinis; nervuris obscuris. —Long., 4lin. ; 
long., %¡3 Un. 

Macho : largo del cuerpo, cuatro líneas. Anchura del mismo 
en su máximum, dos tercios de línea. Formas : cuerpo mas lu- 
ciente y mas delicado que el del precedente siendo la anchura 
del corselete en el origen de las alas superiores proporcional- 
mente menor que las de la cabeza y del medio del abdomen. 
Puntuación del ante-cuerpo fina. Pelaje raro y corto. Delante 
de la cabeza plano y vertical. Ninguna protuberancia en la ca- 
peruza; su borde anterior redondeado. Ningún surco longitu- 
dinal en la extremidad posterior del metatórax. Primer anillo 
del abdomen también en trapecio ensanchado hacia atrás, pero 
poco mas ó menos tan ancho como largo. Depresiones y enco- 
gimientos posteriores de los cuatro siguientes nulos; sexto 
anillo, alas y patas como en el Tridens 3 . Colores : antenas y 
ante-cuerpo negros. Faz posterior de las mandíbulas, dos fajas 
estrechas é interrumpidas en el medio sobre el dorso del protó- 
rax; la primera recta en el borde anterior; la segunda arqueada 
en el borde posterior pajizas ó blanquizcas. Escamas alares,' 
patas y abdomen encarnados. Una mancha basilar en el dorso 
del primer anillo. Caderas y trocanteros negros. Alas hialinas ; 
nerviosidades obscuias. 

Esta especie se halla en Illapel, Coquimbo, etc. Hay una variedad A ¿f 
semejante al tipo, un poco mas grande : protórax, primero, cuarto y 



INSECTOS. 



305 



quinto anillos negros, con frecuencia lo negro no toma mas que una parte 
de algunos de estos tres segmentos. Estos numerosos pasajes nos prueban 
que pertenecen en efecto á una misma y sola especie. 

Esplicacion de la lámina. 
Esta especie ha sido figurada bajo el nombre del Thynnus Gayi, lám. 5, (i;;. 12, 
y muy aumentada en el dibujo, la fig. J2a da la escala de su tamaño natural; las 
otras figuras con el n° 12 pertenecen á otros insectos como se ha dicho en sus 
descripciones respectivas. 



. 



VI. CHISTO. 



OHESTSTS. 



Autentice corpori niblongitudine. , duodecim articúlala; Mandí- 
bula breves. Thorax tripartitus, regionis proprice nervnri oblit- 
terati. 

Antenas teniendo su origen cerca del borde anterior 
de la cabeza, aproximadas, casi tan largas como el cuerpo, 
filiformes, de doce artículos. El primero espeso é hinchado 
en el medio, no remontando á lo alio de los ojos; el se*- 
gundo muy corto y mitad mas delgado que el precedente. 
Artículos de tres á once un poco arqueados, tan delgados 
como el segundo, dos ó tres veces mas largos, poco mas 
ó menos iguales entre sí, articulaciones bien sueltas; el 
último tan largo como el penúltimo, terminado en punta 
roma. Cabeza de mediano grandor, ovalar. Vértex corto, 
en rectángulo transversal, confundiéndose insensiblemente 
con la frente. Esta levemente convexa, inclinada hacia 
abajo y casi vertical. Espacio inter-anlenal plano, estre- 
cho, mas pequeño que el espacio comprendido entre el 
origen de la antena y la órbita interna del ojo del mismo 
lado. Faz plana confundiéndose con la caperuza. Esta 
corta, ancha y entera. Tres ocelos anchamente espaciados. 
Ángulo anterior del triángulo oceíar muy obtuso. Ojos 
compuestos de mediano grandor, distantes y rigorosa- 
mente laterales, en óvalos longitudinales. Órbitas internas 
sin escotadura y sin inflexión. Mandíbulas cortas, senci- 

ZooLoeÍA. Vi. 20 



306 



FAUNA CHILENA, 



i 



lias, cruzadas en la mitad de su longitud y pegadas al 
borde anterior de la cabeza durante el reposo. Labro es- 
condido entre las mandíbulas y la caperuza. Las otras 
partes de la boca inobservadas. Corselete visiblemente 
compuesto de tres segmentos. Protórax muy acortado en 
el medio del dorso, dilatado por los dos lados. Flancos 
entrantes y ahondados de manera que pueden alojar los 
fémures del primer par. Mesotórax agrandado á expensas 
de los otros dos segmentos. Disco uniformemente convexo 
y dividido en tres compartimientos por dos surcos longi- 
tudinales que alcanzan á los dos bordes opuestos. Com- 
partimiento del medio tres veces á lo menos mas ancho 
que cada uno de los otros dos. Escudo muy grande, enri- 
zado, tan elevado como el disco, redondeado hacia atrás 
y sobresaliendo superiormente al pos-escudo. Este poco 
aparente, muy corlo, plano y casi vertical. Metatórax no 
pareciendo compuesto mas que de una pieza levemente 
convexa y prolongada hacia atrás en el mismo plano in- 
clinado que el pos-escudo. Abdomen subsesil de siete ani- 
llos; el primero tan ancho como los siguientes. Séptima y 
última placa dorsal en trapecio encogido hacia atrás, cos- 
tados y borde posterior un poco arqueados. Placa ventral 
correspondiente prolongada hacia atrás mas allá de la 
dorsal y terminada por tres espinas rectas, paralelas y no 
encorvadas hacia arriba como en las Escolias é. Patas 
cortas y fuertes. Fémures bastante espesos proporcional- 
mente á su anchura. Tibias mitad mas cortas que los fé- 
mures. Espina interna de los del primer par tan larga 
como el primer artículo del tarso adyacente, fuertemente 
arqueada y vuelta contra la faz interna del inferno artículo. 
Extremidades tarsianas de las tibias intermedias y poste- 
riores teniendo su faz externa guarnecida de una ringlera 










INSECTOS. 

de espinas rectas y agudas, siendo las dos extremas mas 
grandes que las otras» Otras dos espinas mas largas y mas 
fuertes en la faz interna de la misma extremidad tarsiana, 
en el tercer par solamente. Tarsos delgados, mas largos 
que los fémures, filiformes, de cinco artículos que son 
todos mas largos que anchos. Los cuatro primeros de todos 
los pares dilatados en su extremidad y armados en cada 
uno de sus ángulos posteriores de dos espinas rectas y 
divergentes; el quinto mútico, desprovisto de pelotas, 
terminado por dos ganchos móviles, sencillos y levemente 
arqueados. Cuatro primeros artículos de los tarsos ante- 
riores teniendo de mas el largo de su arista exterior, una 
ringlera de espinas paralela, enteramente semejantes á las 
de muchas hembras de Himenópteros cavadores y que se 
han querido considerar como las condiciones necesarias á 
la facultad de cavar. Inervación de las alas superiores es- 
tando excesivamente expresada, y por decirlo así, hiper- 
trofiada en la región basilar y un punto espeso, al paso 
que es ó nula ó inaparente en lo restante. Cubitus mas 
espeso que el radius. 

Este género peculiar de Chile incluye una sola especie. 



(Alias zoológico. 



Che 8 tus GayL f 

■ Entomología, Himenópteros, lám. 3, 



G. tmtennis, capite, thorace, pedibusque nigris ; ábdomine pilisque fulms ; 
alis hyalinis nervuris testctceis aul fulvis. — Long., S Un, ; lat., 2 Un. 

Macho : largo del cuerpo, cinco líneas. Id. del corselete dos 
líneas. Id. del abdomen dos líneas y media. Anchura de la 
cabeza una línea y un tercio. Id. del corselete en el origen de 
las alas superiores, dos líneas. Id. del abdomen en su máximum, 
una línea y un tercio. Formas : antenas glabras, cima de la ca- 
beza, del protórax, del disco del mesotórax y del escudo, flan- 
eos no entrantes del corselete fuertemente mmtundos v cu- 




.308 



FAUNA CHILENA. 



biertos de pelos largos y espesos que no dejan percibir la su- 
períicie del fondo. Pos-escudo y metatórax lisos y lucientes. 
Abdomen distintamente puntuado y pubescente. Puntos redondos, 
gruesos y distantes. Pelos finos estirados, raros, no ocultando 
el fondo, inclinados y no echados atrás. Colores : antenas, cabeza 
y corselete negros. Pelaje rojo. Mandíbulas ferruginosas. Abdo- 
men leonado. Pelos del mismo color. Patas negras. Tarsos 
pardos. Espinas testáceas-pálidas. Pelos blanquizcos. Alas hiali- 
nas ; nerviosidades testáceas ó leonadas. Punto espeso y obscuro. 

Tenemos un solo ejemplar encontrado en el norte de la República. 
¿ Debemos ver en este el macho de nuestro Bradynobcenus ? El hecho es 
posible y tal vez también probable. Sin embargo hasta ahora no tiene en 
su favor mas que una suposición puramente gratuita. En el estado ac- 
tual de nuestros conocimientos, el Chesio es un macho que aun no tiene 



hembra conocidí 



Lam. 3, fig. 
del abdomen 



Esplicacion de la lámina. 

— Macho aumentado. — 8a Su tamaño natural. — üb Extremidad 
8c Ala superior. 




VI. ESGOLIITAS. 

Palpos maxilares cortos con los artículos casi 
iguales. Antenas gruesas, dobladas por lo común, 
mas cortas que la cabeza y el corsete reunidos. Pro- 
lórax de la misma altura que el metatórax. Patas 
posteriores robustas, cortas, y las piernas muy es- 
pinosas ó fuertemente pestañadas, comprimidas y ar- 
queadas hacia la punta. Cuerpo generalmente ro- 
busto. 

Las especies de esta familia no son raras en la America meri- 
dional ; se conocen de ellas muchos géneros diferentes y prin- 
cipalmente del G. Scolia, cogidas en el Brasil, en Cayena y en 
la Colombia. Esta riqueza contrasta singularmente con la po- 
breza de Chile. Las cosechas del señor Gay, tan copiosas ademas 
en Hymenópteros de otras familias, no me han ofrecido mas que 
una sola Escolüta, y hasta aquí solo se puede describir una 
sola especie conocida después de algún tiempo á esta parte. 




INSECTO.' 



309 



M. Guérin habia ya publicado la hembra, bajo el nombre de 
Scolia Chilensis, y la habia propuesto por tipo de su sub- 
género Cosila, cuyo carácter distintivo reside, según él, en la 
inervación de las alas superiores y consiste en la presencia de 
cuatro celdillas cubitales, alcanzando á la radial única y reci- 
biendo dos nerviosidades recurrentes. Siendo este carácter neto, 
constante y aparente, no habría bastado, aunque puramente 
artificial, para aceptar esta división como digno de ser nom- 
brado, y en consecuencia para considerarlo como un género bien 
admisible, y no como uno de estos sub-géneros que me parecen 
ser siempre estraños é intrusos. Pero este carácter no está ais- 
lado. El macho que poseemos, así como también los dos sexos 
que el señor Gay ha reunido, van á suministrarnos materiales 
para una descripción menos incompleta, y los pormenores en 
los cuales vamos á entrar, nos probarán no solamente que los 
Cosüos difieren de las Escolias, sino también que se alejan de 
ellas bastante para acercarse mas bien á las Tifias. 



I. COSXX.A. — COSIE.A. 

Antenna ad médium capitis insertes ; in masculis articulis 12, 
infern. 11. Abdominis segmenti ultimi mutici; alce superce areo- 
lis cubitalibus usque ad radialem prolongatis et ñervos dúos re- 
currentes eoccipientibus. 

Cosila. Guér., Voy. de la Coquilte, p. 247, sin. descripl. 

Antenas de once artículos, teniendo su origen hacia el 
medio de la cabeza $ y ¿ , espesas, rolladas en espirales 
y depasando apenas el borde posterior de la cabeza ?; de 
doce artículos rectos, filiformes y pudiendo alcanzar al 
borde posterior del escudo ¿\ primer artículo el mas 
grande de todos, espeso, cilindrico, no remontando á lo 
alto de la frente ? y d* ; segundo artículo muy corto, ob- 
cónico ? y d 1 ; artículos tres y diez sub-ciiíndricos, corta- 
dos oblicuamente á sus extremidades $ ; artículos tres y 
once cilindricos, poco mas ó menos iguales entre sí, ex- 
tremidades cortadas perpendicularmente ai eje longitudi- 




310 



FAUNA CHILENA. 



nal é\ último artículo déla misma forma y tan largo como 
el penúltimo, extremidad redondeada ? y ¿ . Cabeza ovalar 
como en las Escolias y en las Tifias. Vértex muy corto, muy 
encogido hacia atrás. Frente uniformemente convexa ; espa- 
cio inter-antenal del mismo largo que el espacio comprendido 
entre el origen de las antenas y la órbita ocular interna del 
mismo lado ?, visiblemente mas estrecha ¿. Borde ante- 
rior déla caperuza anchamente escotado en los dos lados; 
lóbulo mediano ancho y entero, recto ¿ 3 un poco redon- 
deado ? . Tres ocelos mas elevados en los machos que en 
las hembras; ángulo anterior del triángulo ocelar obtuso. 
Ojos distantes, rigorosamente laterales, en óvalos longi- 
tudinales; órbitas internas sin escotadura como en las 
Tifias. Mandíbulas bidentadas. Labro escondido entre las 
mandíbulas y la caperuza. Palpos filiformes, los maxilares 
dos veces mas largos que las quijadas, de seis artículos; 
los labiales mas cortos que los maxilares, de cuatro artícu- 
los, de los cuales el primero es el mas largo de todos. 
Barba truncada. Lengua carnuda, corta, ancha y escotada 
como en las Tifias. Paraglosis impercibida. Corselete 
y abdomen como en las Escolias propiamente dichas ; 
último anillo mútico en los dos sexos como en las Tifias. 
Patas medianas, fuertes y velludas. Espina interna de las 
tibias anteriores comprimida, levemente arqueada y ter- 
minada en punta aguda como en las Tifias. Cuatro prime- 
ros artículos de los tarsos teniendo su faz exterior guar- 
necida de una ringlera de espinas paralelas, rectas y tie- 
sas ?; el primero no dilatado <$ y ?, escotado ?, recto 
¿. Extremidades de los mismos artículos espinosas en 
todas las patas ; el primero de los dos últimos pares recto, 
y tan largo como los tres siguientes é y ¥.E1 quinto y úl- 
timo múticos, provistos por debajo de una pelotilla y arma- 



INSECTOS. 311 

dos de dos ganchos fuertes y bífidos 2 y ¿r* Una celdilla 
radial, cuatro cubitales y dos nerviosidades recurrentes en 
las alas superiores. Radial ovalada y no apendiceada ? y tf, 
terminada á cierta distancia del borde anterior 2 , en el 
borde mismo del ala y un poco en punta d\ Cubitales no 
pecioladas, ó en otros términos alcanzando á la radial, mas 
anchas que largas, suponiendo las alas extendidas ? y í; 
la primera mas grande que cada una de las dos siguientes 
$ y a»; la segunda encogida por delante ? y «?, recibiendo 
la primera recurrente solamente 2 , y las dos recurrentes 
é\ la tercera también encogida adelante y su borde ex- 
terior sinuoso é hinchado ? ye?, recibiendo la segunda 
recurrente , no recibiendo recurrente alguna é , la cuarta 
grande y cubierta 2 y «?, algunas veces incompleta 2, 
siempre completa <?. 

Si resumimos ahora estos diferentes caracteres, y nos detenemos de 
preferencia en ios ojos no escotados, en la lengua desprovista de fila- 
mentos plumosos, en el ano mútico de los machos, en la inervación de 
las alas superiores que no es conforme en los dos sexos, en las formas 
de las espinas tibiales y de los ganchos tarsianos, reconoceremos que 
este género es mas vecino de las Tifias que de las Escolias. El nombre 
Cosila es el anagrama de la palabra escolia, género principal de la fa- 
milia. Respeto á esto, felicito al señor Guerin de haber seguido el ejem- 
plo del difunto Leach, ejemplo que también yo he seguido en otro tiempo 
y que seguiré también yo cuando lo crea necesario ; pero siento, no obs- 
tante los que no haya desechado los nombres cuyas terminaciones no en 
traban en el genio de la lengua latina, verbi-gracia, los de Acvü y Liacosi, 
que no pueden exprimir en dicha lengua mas que plurales de la segunda 
declinación. No he recibido señas algunas sobre las costumbres de esta 
especie, pero las espinas de los tarsos anteriores prueban que la hem- 
bra tiene cuanto necesita para cavar la tierra, y otra circunstancia bien 
averiguada me parece probar que se aprovecha de esta facultad. He 
notado que en la mayor parte de los individuos de este sexo, el pelaje 
del dorso estando mas espuesto al rozamiento que el de debajo del 
cuerpo, y que las patas frecuentemente, en parle, es también el mas 
dañado. ¿Pero con que objeto la Cosila tiene recurso á este medio? 
¿ Es tal vez para abrirse camino en la tierra á fin de depositar su pro» 







312 



FAUNA CHILENA. 



genitura y las provisiones necesarias á su mantenimiento, ó bien para ir 
como la Escolia, á buscar sus víctimas, poner sus huevos en el medio 
de estas, y dejar á su antiguo poseedor por toda provisión á la larva 
carnívora que está para salir del huevo? Es una cosa que la analogía 
no puede enseñarnos. 



1. Vosila etiitewsis* 

(Atlas zoológico. - Entomología, Himenópteros, lám. 2 



é 2 



C.antenms articulo pruno excepto luteis ; tibiarum anticum spina interna 
albida translúcida ; articulo primo antennarum, corpore pedibusque nigris ; 
7¡in lT "un™™'' fUm ° SÍS Vi0lace °- micantihus '* ^asculis. - Long., 

Cchilensis $ Guér., Voy.delaCoquilie^nsectes, p.249. 

Largo del cuerpo siete líneas. Ancho de la cabeza media 
mea. id. del protórax en el origen de las alas superiores, dos 
lineas. Id. del abdomen en su máximum, el mismo. Formas : 
antenas glabras; primer artículo velludo; pelos herizados. Ante- 
cuerpo puntuado y velludo. Puntuación mediana y distinta. Pe- 
laje largo y herizado. Disco del mesotórax dividido en cinco com- 
partimientos por cuatro surcos longitudinales, rectos, paralelos 
y alcanzando á los dos bordes opuestos. Compartimiento del 
medio mas grande que cada uno de los cuatro laterales. Puntua- 
ción del dorso del abdomen aumentando en cada segmento de la 
base al borde posterior. Pelos herizados y echados atrás. Placas 
del último anillo posteriormente redondeadas en ambos sexos. La 
ventral rodeando y depasando á la dorsal, ribeteada de sedas ho- 
rizontales. Colores : antenas, fuera del primer artículo, amarillas. 
Espina interna de las tibias anteriores blanquizca, translúcida. 
Primer artículo de las antenas, cuerpo y patas negros. Pelaje de! 
mismo color. Alas violadas 2 , ahumadas con reflejos violados *. 
Muy común en Santiago, Petorca, Buasco, etc. 



Esplicacion de la lámina. 
Lam. 2, (ig. i . ¿. Aumentado. - la Tamaño natural 
le Ala superior muy aumentada. - Fi 
superior muy aumeniada. 



natural. - ib Ala 



ib Antena muy aumen- 
$ Muy aumentada. — la Tamaño 



1 iNSECTOS. 



313 



VIL BEMBECITAS, 

Labro enteramente descubierto y muy promi- 
nente. Mandíbulas agudas, unidentadas en la parte 
interna. Quijadas y labios prolongados. Antenas 
acercadas en su base, ligeramente acodadas en el se- 
gundo artículo y engrosándose hacia la punta. Pro- 
tórax mas corto y menos prominente que el me- 
ta tórax. 

Esta familia netamente caracterizada por la longitud absoluta 
del labro no se compone mas que de dos géneros, para mí. Los 
Estizos teniendo su labio del grandor ordinario, he tenido que 
dejarlos en la familia siguiente en donde su puesto natural debe 
de ser al lado de las Gorilas. Los dos géneros que restan en las 
Bembecitas se distinguen por los artículos de los palpos maxi- 
lares que son en número de seis en las Monedulas y solo de dos 
en los Bembex. Todas las especies son, por lo general, muy 
ágiles, bastante grandes y de colores negros y amarillos. Las 
hembras depositan sus huevos en huecos que hacen en los are- 
nales y mantienen las larvas con insectos que van á cazar. Casi 
todas viven en las regiones calidas de ambos mundos y varias 
de ellas despiden un olor bastante agradable. 



• 



I. mONEDÜIA. 



MOKTEBUXA. 



Mancilla el labii longissimi; palpi mancillares sal elongati, arti- 
cu/is 6, labiales arliculis 4. 

Monedüla Latr., Sl-Farg. etc. — Bembex Fab. — Vesp., Linn., ele. 

Quijadas y labios muy alargados y en forma de trompa. 
Labro en triángulo alargado. Palpos maxilares bastante 
largos, de seis artículos, y los labiales de cuatro. Cuatro cel- 
dillas cubitales, la primera en triángulo alargado, casi tan 
larga como las otras tres juntas; la segunda muy angos- 
tada hacia la radial y recibiendo las dos nerviosidades re- 



- 



314 FAUNA CHILENA. 

cúrrenles, la tercera algo distante de la radial, y la cuarta 
muy corta alcanzando á la punta de la ala. Todas las es» 
pecies de Monedula pertenecen al Nuevo Mundo. 
En Chile se encuentran las dos especies que siguen. 

1. JUonertwta chitensis. 

M. abdomine nigro, lucido subglabro, macalis subalbidis, rolundis, quan- 
doque conjimctis, in fasciis dispositis ; íhoracc villoso ad basim pilosiusculo. 
— Long., 9 Un. ; íat., 3 Un. 

Hembra : largo del cuerpo nueve líneas. Ancho id. tomado 
en el origen de las alas superiores, tres líneas. La misma an- 
chura contando la envergadura de las alas, catorce líneas. An- 
tenas negras. Delantera del primer artículo amarilla. Debajo de 
los tres últimos, frecuentemente pálido. Radiculilla amarillenta. 
Cabeza negra mate, cubierta de pelos herizados, blanquizcos. 
Caperuza y labro blancos-amarillentos y sin mancha ; la primera 
cubierta de un vello plateado, raso y echado adelante ; órbitas 
oculares anteriores cubiertas del mismo bello. Órbitas poste- 
riores blancas. Ocelos convexos y mas salientes que en la Pune- 
tata, en donde están algunas veces muy deprimidos. Mandíbulas 
amarillas. Extremidad parda. Corselete negro, mate y velludo 
como la cabeza. Borde superior y faz inferior del protórax, tres 
líneas transversales y oblicuas en los flancos de las cuales dos 
en el mesotórax y una en el metatórax. Borde lateral del disco 
mesotorácico cerca de la raiz de las alas., escamas alares y dos 
manchas distantes encima del escudo, amarillos. Abdomen ne- 
gro, luciente y casi glabro ; en el dorso de cada uno de los cinco , 
primeros anillos cuatro manchas blanquizcas dispuestas en la 
misma línea transversal; las del segundo y tercero muchas 
veces juntas de dos en dos y formando entonces dos fajas on- 
deadas interrumpidas en el medio ; dos manchas grandes late- 
rales del mismo color en las segunda, tercera, cuarta y quinta 
placas ventrales ; sexto anillo terminado por encima y por de- 
bajo por una grande mancha también blanquizca, cuerpo dis- 
forme y escotado por delante. Patas amarillas. Caderas, trocan- 
teros y bases de los fémures negros. Alas hialinas y sin mancha ; 






INSECTOS. 



315 



nerviosidades negras. — Macho : antenas de doce artículos ; los 
cuatro últimos oblicuamente insertos y mas ó menos escotados. 
Séptima placa dorsal trifida. Espina intermedia escotada. Inde- 
pendientemente de estos caracteres y de todos los que son ordi- 
nariamente sexuales, el macho difiere de la hembra por su talla 
un poco mas grande, por dos manchas negras en la base de la 
caperuza, por una faja amarilla escotada por delante, que ocupa 
toda la faz y el espacio inter-antenal, y enfm por las manchas 
coloradas del corselete siempre menos aparentes y frecuente- 
mente borradas del todo ó en parte. 

M. de Saint-Fargeau, á quien yo habia comunicado los ejemplares que 
me venían de M. Klug, me escribió que consideraba esta Monedula como 
una variedad de la Pwictata (Bembex), Fabr. No puedo ser de su parecer ; 
no porque las diferencias de colores me inspiren una excesiva confianza, 
sino porque hallo en las formas dos caracteres bien marcados. En los dos 
sexos de la chilensis, Kl., el pelaje de la cabeza y del corselete consiste 
en pelos herizados finos y estirados, bastante espesos para dar á todo el 
ante-cuerpo un aspecto pardusco, bien que el color del fondo sea negro- 
mate. En la Punctata, al contrario, hay también algunos pelos blanquizcos 
en el vértex, detras de la cabeza, en los flancos del corselete y en la faz 
posterior del metatórax, pero el disco dorsal, el escudo y el pos-escudo 
solo tienen pelos negros muy cortos que desaparecen con frecuencia en 
los individuos un poco entrados en edad, de suerte que estas partes pa- 
recen glabras en la mayor parte de los ejemplares de las colecciones. El 
segundo carácter está igualmente bien expresado. AI recorrer toda la 
región basilar de las alas superiores, el cubitus de la Chilensis es constan- 
temente dos veces mas espeso que el radius, al paso que en la Punctata 
estas dos nerviosidades son ordinariamente del mismo espesor, y si hay 
entre ellas alguna diferencia apreciable, esta diferencia es siempre ven- 
tajosa al radius. Bastante común en Sotaqui, Andacollo, etc. 



í 



2. M.omeU'Mln serieen. 

M. ábdomine nigro, subglabro, lúteo fasciato, fasciis ad médium inlerrup- 
tis; thorace subglabro; alis hyalinis. — Long., 8 Un.; lat., 2 Un. 4[4. 

Hembra : dada por M. Klug. Largo del cuerpo ocho líneas. 
Anchura de id. tomada en la raiz de las alas superiores, dos 
líneas y un cuarto. La misma contando la envergura de las 
alas, doce líneas. Antenas aumentando insensiblemente hacia la 
extremidad; primer artículo amarillo delante; radiculilla del 
mismo color. Cabeza negra, mate y pubescente. Vértex un poco 
cóncavo y menos elevado que los ojos compuestos. Ocelos muy 






316 



FAUNA CHILENA 



deprimidos, el anterior probablemente ciego y no consistiendo 
mas que en una hendija situada en el vértice de un tuberculillo 
lineal y transversal. Frente plana, cubierta como el vértex de 
pelos cortos, finos y visiblemente herizados. Órbitas oculares 
ferruginosas y entapizadas con vello sedoso plateado, raso y echa- 
do adelante. Espacio inter-antenal ferruginoso , sub-carenada. 
Faz muy corta como en las otras Bembecitas. Caperuza muy 
combada, ferruginosa con una mancha negra en su base y otra 
amarilla en su borde anterior. Mandíbulas amarillas. Extremi- 
dades pardas. Pelaje detrás de la cabeza mas raro y mas largo 
que el de delante. Corselete luciente, fina y uniformemente 
puntuado. Dorso del protórax amarillo con una línea transversal 
igualmente amarilla que se prolonga por los flancos. Cuatro 
rayas longitudinales del mismo color sobre el disco del meso- 
tórax, comenzando á poca distancia de su borde anterior; las 
dos laterales un poco arqueadas, costeando el borde exterior y 
alcanzando á los ángulos anteriores del escudo ; las dos media- 
nas rectas, sub-paralelas, desapareciendo hacia el medio del 
disco ; contorno de las escamas alares, una faja interrumpida 
en el borde anterior del escudo, otra arqueada y costeando el 
borde posterior del mismo, otra tercera en forma de creciente 
cuyos cuernos están vueltos adelante en el dorso del metatórax, 
costados de la faz posterior de este amarillos. Debajo del corselete 
amarillo ; tres lineas negras transversales en sus flancos, dos en 
el mesotórax, la tercera en el metatórax, la anterior mas ancha 
con una mancha negra enclavada. Abdomen negro, glabro, lu- 
ciente ; una faja encogida é interrumpida en el medio sobre el 
dorso de cada uno de los cinco primeros anillos, dos manchas 
laterales en el sexto amarillos. Vientre amarillo ó ferruginoso, 
una mancha grande negra en la base de cada una de las cinco 
primeras placas, la sexta negra, línea mediana mas ó menos 
elevada en carena. Patas amarillas. Caderas, trocan teros, faz 
superior de los fémures, faz posterior de los tibias negros. Alas 
hialinas ; nerviosidades negruzcas ; radius y cubkus del mismo 
espesor. Otra hembra que poseo mas tiempo hace sin acordarme 
de donde me viene me ha ofrecido algunas diferencias que la 
aproximan mas del macho recogido por el señor Gay. Talla mas 
pequeña. Largo del cuerpo seis líneas. El color negro predo- 



INSECTOS. 317 

minante ; rayas laterales del disco mesotorácico interrumpidas 
en frente de las escamas alares ; las líneas medianas reducidas 
á dos manchas amarillas de mediano grandor. Fajas del escudo 
anchamente interrumpidas y no consistiendo mas que en dos 
manchas distantes y marginales; el negro de las cinco primeras 
placas alcanzando á los bordes laterales. Carena de la sexta 
poco saliente. Tinte ferruginoso de la cabeza y del vientre pa- 
sando al pajizo. — Macho : antenas de doce artículos, de arti- 
culaciones rectas y paralelas, los cuatro últimos sin escotadura 
visible. Cabeza mas velluda que en el otro sexo ; pelos heriza- 
dos mas largos y mas apretados. Vértex convexo y tan elevado 
como los ojos de enrejado. Ocelos avortados. Caperuza ferru- 
ginosa, con una mancha grande negra y cuadrada. Debajo del 
corselete negro con una mancha triangular amarilla en la parte 
la mas hinchada de cada lado. Diseño del dorso como en la pri- 
mera hembra, todas las líneas y fajas amarillas mas delgadas y 
mas claras. Dorso del abdomen como en el mismo individuo. 
Una faja amarilla encogida é interrumpida en el medio del sexto 
anillo. El séptimo negro y sin mancha. Vientre como en la se- 
gunda hembra. Dos manchitas laterales amarillas en la sexta 
placa ; la séptima plana y entera. Alas y patas como en el otro 
sexo. 

El señor Gay no trajo mas que un macho. M. Klug me habia comuni- 
cado antes una hembra bajo el nombre que le he conservado, de suerte 
que podría yo describir los dos sexos de esta especie que creo inédita. 
Esta Monedula que tiene ademas la boca y todos los otros caracteres esen- 
ciales de sus congéneres, tiene un facies particular debido á la forma ir- 
regular de su metatórax cuya faz posterior es profundamente cóncava, 
los bordes laterales agudos y cortantes, y que es bastante ancha para 
abrazar el primer anillo del abdomen. En el macho la última placa abdo- 
minal es entera y acaba en media elipse. Si el G. monedula fuese mas nu- 
meroso, podríamos prevalemos de estos caracteres secundarios para for- 
mar un género aparte que no seria sin utilidad bien que enteramente 
artificial. 

II. BEMBEX. — E2EÍB22. 

MaxillcB et labii longissimi. Palpi brevissimi ; articuli 4 in 
maxillaribus, 2 in labialibus. 

Bembex Latr., St-Farg., Spin., etc. 

Mandíbulas largas y angostadas, cruzadas y unidentadas 





318 



FAUNA CHILENA, 



en la punta. Labro en triángulo alargado. Palpos cortos, 
los maxilares compuestos de cuatro artículos, y los la- 
biales de dos. Cuatro cubitales dispuestas como en el gé- 
nero que antecede, á excepción de la tercera que está 
reunida á la radial. Patas fuertes, piernas espinosas y 
tarsos anteriores pestañados. 

Este género se distingue de los Bembex por las quijadas y el labro que 
son cortos y no forman trompa ; el labro es pequeño y semi-circular ■ las 
alas tienen la segunda celdilla cubital casi triangular, y el abdomen ter- 
mina en una ó varias espinas. Las especies son algo gruesas y vuelan con 
mucha rapidez, deteniéndose poco sobre las flores. Las hembras hacen 
sus nidos en los arenales expuestos al sol, y mantienen las larvas con 
insectos muertos, y sobretodo del orden de los Dípteros, que acopian 
en grande cantidad. Se encuentra en casi todas las regiones del globo 
y de Chile conocemos varias especies, pero solo podemos describir la¡ 
dos que siguen. Igualmente nos veemos en la imposibilidad de describir 
una especie de Stizus por su mal estado de conservación. 

1. ttewtibeüe Mrmiiei. f 

B. abdomine nigro, glabro, nítido, tribus prhnis segmentis ad dorsum lúteo 
fasciatis; thorace nigro, immaculato; antennis articulo primo lúteo. - Lona 
6 Un. ■ lat., 2 Un. "'' 

B. Brullei Guér., Voy. de la Coquille, Insectes. 

Los dos sexos tienen constantemente las antenas negras con 
el primer artículo anteriormente amarillo, el labro y la caperuza 
blancos, la cabeza negra con las órbitas posteriores enteras, y 
los dos tercios inferiores de las posteriores blancos ó amarillen- 
tos, el corselete también negro y sin mancha fuera de un pun- 
tito blanquizco en el flanco del mesotórax, el ante-cuerpo ve- 
lludo, los pelos largos, finos y herizados, el abdomen negro, 
glabro y luciente con una faja amarilla en el dorso de cada uno 
de los tres primeros anillos, la primera recta, las otras dos bies- 
cotadas con escotaduras semi-circuíares, las patas amarillas con 
las caderas, los trocánteres y la base de los fémures negros una 
mancha del mismo color encima de las tibias, las alas hialinas 
las nerviosidades obscuras, el cubitus negro, el radius mas claro 
sobretodo cerca de su origen. La talla ordinaria es de seis lí- 



INSECTOS. 



319 



neas de largo sobre dos y un cuarto de ancho. En la hembra se 
vé muchas veces sobre el dorso de los cuarto y quinto anillos, 
una faja clara semejante á la de los segundo y tercero, una man- 
cha triangular en el sexto y dos manchas laterales mas grandes 
en las segunda, tercera, cuarta y quinta placas ventrales. En el 
macho el vientre es plano y sin protuberancias, como el de la 
hembra, y los fémures intermedios son múticos, al paso que ya 
se sabe que son dentados en los machos de los Bembex rostrata, 
glauca, etc. Pero el color negro domina mas. No hay mas que 
dos manchitas amarillentas sobre el dorso del primer anillo, los 
tres últimos son enteramente negros, las manchas ventrales se 
apequeñan y desaparecen en algunos individuos, de allí el nom- 
bre de Negriventris propuesto por M. Klug. Algunas veces la faz 
interna de las tibias y los fémures son también enteramente ne- 
gros. En un solo macho, de Coquimbo, las tercera y cuarta 
placas dorsales son negras como las tres últimas. 

Esta especie es bástame común en las partes centrales de la Repú- 
blica. Los muchos ejemplares de ambos sexos que tenemos á la vista me 
han permitido juzgar mejor de las diferencias sexuales y de los verda- 
deros límites de la especie. Hay algunas variedades cuyas fajas claras del 
abdomen pueden cargarse de color, pasar al amarillo, al naranjado y aun 
también al ferruginoso. Pero en parte solamente en este último caso, y 
entonces el tinte el mas cargado siempre está enclavado en el mas claro. 



Bamba® swMpfowrea* 



B. abdomine thoraceque luteoiis aut sulphureis; segmento primo ad basim 
et thorace subtus nigris; antennis omnino nigris. — Long., S Un • lat 

ilin.m. 



Largo del cuerpo cinco líneas. Anchura id. tomada en el 
origen de las alas superiores, dos líneas y media. La misma 
contando la envergura de las alas, diez líneas. Antenas entera- 
mente negras. Cabeza negra, mate y pubescente ; pubescencia 
del vértex del medio de la frente y de la faz posterior pardusca, 
larga, fina y herizada. Espacio inter-antenal, lados de la frente 
y órbitas internas entapizados con un vello raso y plateado. 
Vértex convexo y con todo no elevándose á la altura de los ojos 
compuestos. Ocelos inaparentes. Mandíbulas amarillas. Extre- 



320 



FAUNA CHILENA. 



midades pardas. Palpos pálidos. Barba y quijadas pardas. Cor- 
selete luciente, casi glabro, finamente puntuado, negro y va- 
riado de amarillo. Protórax amarillo por encima y negro por 
debajo. Disco del mesotórax negro con cuatro rayas longitudi- 
nales amarillas ; las dos exteriores comenzando cerca de los 
ángulos anteriores convergentes hacia atrás, costeando los bor- 
des exteriores en frente del origen de las alas y juntándose al 
escudo ; las dos medias mas cortas, paralelas, no alcanzando á 
ninguno de los bordes opuestos. Escudo amarillo, una mancha ne- 
gra en cada uno de sus ángulos posteriores. Pos-escudo negro 
con una faja ancha transversal amarilla. Faz superior del me- 
tatórax amarilla • mitad anterior de cada pieza lateral, una man- 
chita marginal cerca de cada ángulo anterior de la pieza me- 
diana negros; faz posterior amarilla con una mancha grande 
mediana y basilar negra. Debajo del corselete negro, una mancha 
grande triangular amarilla en el flanco del metatórax. Dorso 
del abdomen amarillo de azufre : base del primer anillo negra. 
Fémures intermedios múticos. Patas amarillas, caderas y trocan- 
teros negros, una mancha amarilla en la faz externa de cada ca- 
dera; una pequeñísima mancha negra en la base de cada fémur; 
último artículo de los tarsos tirando á pardo ; alas hialinas, ner- 
viosidades pardas, cubitus negruzco, radius amarillo. 
Especie escasa en las regiones centrales de la República. 



VIH. CRABROMTAS. 

Palpos maxilares compuestos de seis artículos, y 
los labiales de cuatro. Labro pequeño, oculto en 
parte ó enteramente debajo del caperucho. Antenas 
rotas ó geniculadas, engrosando hacia la punta. Pro- 
tórax mas corto y menos prominente que el meta- 
tórax. Patas cortas ó medianas. 

Estos Hymenópteros difieren de las Bembecitas que les prece- 
den por su labro, que es de tamaño ordinario, algunas veces 
oculto bajo la caperuza, y muchas veces poco descubierto, y de 
las Esfegitas que los siguen, por sus patas cortas ó medianas. 



INSECTOS. 
Corresponden exactamente á la familia de las Grato-taitas est7 
b.ectda, en 1807, por Latreille, en su Genera, y que postor- 
mente, por desgracia, ha vuelto á formar sobre estos caracteres 

demasiadoart.ncalesparaqnepndiésemosacIoptarestoscambTs 
Son estos «nos msectos generalmente muy vivos y muy á-iles 
cuyas hembras hacen el nido en agujeros que ahuecan en s ¡ 

meTdeír™ tr ° DC0S * árMeS ' ** "véndelo en 
To abtdn r C ' aS CaS ' POl,lidaS ' ya apachándose de agu- 
jeros abandonados por msectos de otro orden; las hay también 
que hacen mdo en tubos de plantas dicotiledónea ó en -W 
»eas. Las larvas que nacen de los huevos se crian con 1 <°i Z 
tos que sus madres les llevan. 

I. ASÍATi. ■ 

Jton^T, n m ""°- Mt ""»° ¿«firmes. M* priores Mlnts 
areohs cubüahbm semlibus, secunda ñervo, a/os r K ,Z 
apunte, tenia quairata, margine exteriori reeto """"■"" 
Ast.„a L ? ,r., spbe,., Sch,. ¡ „„ ss . , _ D „ 1() „ p „, ¡m ^ ^ 

Mandíbulas alargadas, arquearlas y cruzadas. Antenas 
filiformes en ambos sexos; el primer artículo corto obcó- 
mco. Ojos enteros, acercados por detras. Celdilla radial 
con u n apendice anc]|0í pr ¡ ncípiado fjei , o aocemáo ^ 

cubitales cerradas, , á veces una cuarta abierta, todas 
sesdes, recibiendo la segunda i las dos nerviosidades re- 
currentes, y la tercera cuadranglar con su borde exterior 
derecho. 

Chile ofrece una sola especie de Astata, peculiar también de Europa. 
1. Asumía, febtiomeintsiSs. 

se^Ze^n^:! P0Slke a T ¡ übd0mÍHe "**' Se ^ i»* 
q «e fusZ fenUgmeiS ; aUs hyalínis > *>«"* caracteristica ápice- 

A- ABD0MÍNAIjIS Lalr . , _ !)lM0(;pHA aed jur ; _ 4 Boops sp¡n _ _ ^^ 

Cabeza, antenas, corselete, ano y patas negros Pelos blan- 
quizcos por delante y n 0r detras L la ,,w T 

Zoo.ogí, vi ] tí ld Cdbtíí:a ' !o mismo W 

-21 





sobre el corselete, y otros negros sobre el vértex. Abdomen lu- 
ciente, el primero y el segundo segmentos ferruginosos ; base del 
tercero también ferruginosa, pero su parte posterior negra, y lo 
mismo el cuarto y el quinto. Alas transparentes en la base; la 
parte característica y la punta del ala brunas ó negruzcas. Ner- 
viosidades, punto marginal, costa y escamas de color negro. 

Los ejemplares de Chile me han parecido perfectamente semejantes á 
los de Italia y de la Francia meridional. La especie debe ser aun también 
común en esta parle del América como en Europa. El señor Gay ha recojido 
allí los dos sexos en «diferentes localidades, y principalmente en Santa 
Rosa, en Coquimbo y en Santiago. La hembra tiene ordinariamente el 
abdomen encarnado y unicolor. El macho tiene mas ó menos negro en su 
extremidad. Con frecuencia este color no ocupa mas que el sexto y quinto 
anillos. Algunas veces se extiende al quinto, al cuarto, y aun también al 
borde posterior del tercero. ¿ Era esta Anata indígena de Chile antes que 
los Europeos se hubiesen apoderado del pais? En este caso ¿ á que época 
geológica debemos hacer remontar su origen para deducir su presencia 
simultánea en los dos hemisferios y en las extremidades opuestas de am- 
bos continentes ? Sera tal vez el hombre quien la ha transportado de 
Europa á América ? Esta hipótesis seria mas que probable, si la larva de 
la Astuta fuese filófaga y si la planta nutritiva estuviese cultivada por la 
utilidad ó la conveniencia del hombre, ó aun también, si siendo carní- 
vora, fuese parásita al modo de los Ichnemones, y en general al de ios 
insectos pupívoros. Pero es mas difícil comprender si la hembra de la 
Asma que tiene en efecto tarsos bien apropiados para cavar, cava ella 
misma su nido en terreno, y si saca sus provisiones transportando a 
él los frutos de sus cazas matadoras. ¿En este caso, en que época de su 
vida, bajo que condición y con que fin ha podido la Astata irse con el hom- 
bre sin saberlo este, y atravesar el Océano con él ? 



II. 1ABSA. - I.A1KA. 

Antennm filiformes. Alce superiores areolis cubitalibus tribus 
sessilibus, secunda ñervos dúos recurrentes excipiente ; tertia semi- 
lunata, margine exteriori introrsum arcuato. 

Larra Fabr., Panz., Jur., etc. ; Lar. et Lyrops III. Latr., Blanch.;-TAcmrTES 
Vander-Lind.,St-Farg., etc. 

Cabeza algo mas ancha que el corselete. Ojos ovalares. 
Ocelos dispuestos en triángulo alargado, el anterior re- 
dondo, los dos posteriores muy acercados uno de otro y 
poco distintos. Antenas filiformes en ambos sexos. Tres 



insectos, 323 

celdillas cubitales de las alas superiores cerradas, sésiles, 
recibiendo, la segunda, las dos nerviosidades recurrentes! 
la tercera lunulada, con su borde exterior arqueado é in- 
trorso. Piernas espinosas, mas cortas que los tarsos. 

Este género, asi caracterizado, comprende también los géneros Liris 
Fabr., y Lyrops, Latr., ó Tachytes, Panz. Esta reunión me ha pare- 
cido indispensable, después de haberme convencido de que los diver- 
sos caracteres propuestos para separarlos, no eran bastante sobresa- 
lientes, como es fácil asegurarse de ello estudiando un gran número 
de especies. Las costumbres de estos insectos son poco mas ó menos 
las mismas que las de los demás Crabronitas; las hembras hacen tam- 
bién su nido en terreno arenoso, y satisfacen con insectos las necesida- 
des de las larvas. 

1. M^arra rufitarttis. 

L. frente bituberculato, tuberculis minutis, levigatis, nitidis ; abdomine 
tarsorum articulis quatuor exlremis, femoribus duobus posticis, alarum scamis 
rubris; alis hyalinis, nermris obscuris. — Long., 4 Un.; lat., 1 Un. 

Largo, cuatro líneas. Ancho, una línea. Dos tubercuüllos lisos 
y lucientes en la base del espacio inter-antenal. Protuberancia 
de la región ocelar ovalar. Ocelos posteriores muy deprimidos 
y tal vez ciegos, redondeados con un realce mate v saliente, 
aproximados en su origen en óvalo alargado, un poco" escotados' 
de delante, y costeando el borde posterior de la protuberancia 
ocelar. Ocelos anteriores redondos, salientes y bien desarrolla- 
dos, situados en la extremidad anterior de la misma protube- 
rancia. Diente inferior de las mandíbulas bien expresado, en 
ángulo recto, situado un poco mas cerca de la extremidad que 
de la base. Extremidad de la celdilla radial redondeada, apén- 
dice muy corto. Antenas, cabeza, mandíbulas, palpos y otras 
piezas córneas de la boca, corselete y patas, fuera de los últimos 
artículos de los tarsos, negros. Un vello raso y plateado en la faz 
y a lo largo de la mitad anterior de las órbitas internas Abdo- 
men, cuatro últimos artículos de ios tarsos y de las escamas ala- 
res encarnados. Pelotas negras. Uñitas pardas. Alas hialinas, 
nerviosidades obscuras. 

Esta especie tiene alguna relación con la especie europea que yo habia 
temdo hasta ahora por la verdadera Pomptttfomis,, pero de la cual 



1 




324 



FAUNA CHILENA. 



M. Dahlbom ha hecho una especie aparte nombrándola Cachytes pectini- 
pes, al paso que M. Irnhoff la ha puesto en su catalogo bajo el nombre de 
Lyrops neglecius. Independientemente del color encarnado constante en el 
abdomen y en los cuatro últimos artículos de los tarsos, nuestro Rufüar- 
sis diüere por la ausencia total de vello en el dorso del pos-cuerpo, y por 
la obliteración del apéndice radial que alcanza casi al borde del ala en la 
Pectinipes Dahlbous. 

2. E»as'»*u efoiiensis» f 



L. obsoleta affinis: fem., abdomine rubro, fasciis transversis, sericeis nullis ; 
pedibus nigris tarsis ferrugineis. 

Esta especie tiene aun mas semejanza con la Sphex tricolor, 
Fabr., Tachytes obsoleta, Dahlb., que es tal vez el Apis obsoleta, 
Lin. La misma talla en los individuos americanos que en los 
europeos. Mismos caracteres y gran similitud en los colores. La 
hembra de la Chilensis tiene solamente su abdomen entera- 
mente encarnado y sin fajas transversales sedosas. ¿ Son estos 
accidentes suficientes para admitir la existencia de una especie 
distinta ? 

Hemos visto una sola hembra que no difiere del tipo mas que por las 
cuatro patas anteriores y por los tarsos posteriores negros. No he encon- 
trado machos en las cosechas del señor Gay. 



3. Wjtwva Gay i, | 

L. niger, abdomine, tribus primis segmenlis base sericeo-fasciatis ; pedibus 
ferrugineis, trochanteribus nigris. — Long., 4 lin. 4,2; lat., 4 lin. 4¡3. 

Macho : largo, cuatro líneas y.media. Anchura, una línea y un 
tercio. Protuberancia ocelar en óvalo poco excéntrico. Ocelos pos- 
teriores evidentemente avortados, no consistiendo mas que en 
dos callosidades estrechas, reniformes y sin realce , recorriendo 
hacia atrás el tercio de la protuberancia ocelar. Diente inferior 
de las mandíbulas mas vecinas de la base que de la extremidad, 
corto, haciendo un ángulo con el ramal apical. Séptima placa 
dorsal del abdomen trígono y encogido por detrás ; la faz me- 
diana truncada ; las dos laterales triangulares, terminadas en 
punta y mas largas que la mediana, de suerte que si se qui- 
siese usar del lenguaje inexacto de algunos sabios, respetables 
en todo caso, se podría abreviar la descripción, diciendo anus 
bidentado. Extremidad de la celdilla radial aguda y distante del 



h "I 



insectos, 325 

borde del ola; apéndice recto y muy corto; tercera cubital es- 
trecha y lunulada. Antenas, cuerpo, palpos y otras piezas cór- 
neas de la boca negros. Pelaje del ante-cuerpo herizado blanco. 
Una faja ancha marginal sobre el dorso de cada uno de los tres 
primeros segmentos abdominales, faz mediana de la séptima 
placa dorsal cubierta de un vello plateado raso v echado atrás. 
Escamas alares pálidas, translúcidas. Patas negras, rodillas, ti- 
bias y tarsos amarillos rojizos. Alas hialinas, nerviosidades ¿ar- 
das, radius y cubitus negros. - Hembra semeianteal macho en 
todo lo que no es inerente al sexo y accidentalmente mitad mas 
pequeña. La sexta placa dorsal del abdomen tiene sus tres faces 
triangulares estrechas y con corta diferencia iguales entre sí Los 
ocelos posteriores son óvalos divergentes, y costean el borde 
posterior de la protuberancia ocelar. 

Un macho me ha ofrecido un ejemplo bastante notable de una anoma- 
lía teratológica. La inervación de Jas dos alas no es la misma. La ter- 
cera celdilla cubital de izquierda se aparta mas del tipo. No es rigorosa- 
mente lunulada. Su borde posterior es, á todo mas, vez y media mas largo 
que el anterior, el exterior es simplemente arqueado y no sinuoso. Se halla 
en Coquimbo, Copiapo, etc. 

II. S»IS©N. — 3?IS©EJ. 

Oculi cmarginati. Antennw filiformes. Mes superiores areolis 
cubüahbus tribus, sessilibus, secunda nervum secundum recur- 
rentem excipiente. 
Pisón Spin., Latr., Blanch., etc. 

Cabeza del ancho del corselete. Ojos escotados ; ios 
ocelos distribuidos en triángulo sobre el vértex. Antenas 
filiformes en ambos sexos. Tres celdillas cubitales cerra- 
das, sésiles, recibiendo, la segunda, solo la segunda ner- 
viosidad recurrente, y siendo la primera intersticial. Tar- 
sos anteriores sin pestañas tiesas; piernas posteriores y 
sus tarsos desprovistos de pestañas y de espinas laterales. 

Este género incluye unas pocas especies, cuyas costumbres son poco 
conocidas. v 



326 



FAUNA CHILENA* 



1. Pisón, chilemsis, f 

(Atlas zoológico. —Entomología, Himenópteros, lám. l,fig. 6.) 

P. niger; dbdomine levigato, nítido, tribus primis segmentis ad basim seri- 
ceo fasciatis; alarum squamis rubris ; nervuris testaceis, — Long., 1 Un.; 
lat., 4 Un. 

Largo del cuerpo; cuatro líneas. — Anchura, id., una línea. 
— Antenas, cuerpo y patas negros. Ante-cuerpo puntuado y pu- 
bescente ; pubescencia herizada fina, rara, del color del fondo. 
Caperuza, labro., órbitas internas, dorso del protórax, borde pos- 
terior del disco del mesotórax, costados del escudo y del pos-es- 
cudo cubiertos de un vello raso blanco -plateado. Metatórax corto, 
y no siendo mas que la cuarta parte del corselete, pareciendo á 
primera vista confusamente puntuado, visiblemente arrugado, 
con el auxilio del lente Chevalier, n° 3, arrugas transverso-obli- 
cuas sobre el dorso, transversales y paralelas en la faz poste- 
rior ; pasaje de una faz á la otra insensiblemente economizado, 
la posterior suavemente inclinada hacia atrás ; línea mediana 
carenada por delante, casi borrada en un corto espacio hacia el 
medio, profundamente sulcada hacia atrás; abdomen liso y lu- 
ciente, una faja ancha y espesa de vello plateado, raso y echado 
atrás en el borde posterior de cada una de las tres primeras pla- 
cas dorsales. Patas cubiertas de un vello semejante, pero mas 
raro, y dejando percibir el color del fondo. Escamas alares en- 
carnadinas. Alas hialinas, un poco ahumadas hacia su extremi- 
dad; nerviosidades testáceas. Segunda celdilla cubital propor- 
cionalmente tan grande como en el Pisón ater, Latr. En la hem- 
bra, la sexta placa dorsal del abdomen es, como en la mayor 
parte de sus congéneres las mas conocidas, de una sola pieza uni- 
formemente convexa, levemente sinuadaensus bordes laterales, 
encogida hacia atrás y terminada en punta. En el macho las an- 
tenas son proporcionalmente mas cortas y mas espesas que en 
los machos de los P. ater, Spinola y argentatus, los solos con los 
cuales he podido compararlos. La séptima placa dorsal es plana, 
estrecha en trapecio encogido hacia atrás, siendo su borde pos- 
terior levemente escotado. En los machos del Spinola y del 
Argcnlatus, este borde posterior me ha parecido en línea recta ; 



INSECTOS. 



327 



ancha y posteriormente redon- 



en el Ater la placa es corta, 
deada. 

De Coquimbo y de Santiago. La posición de las dos nerviosidades re- 
currentes me ha parecido muy variable. En uno de los machos las dos son 
intersticiales. En otro individuo del mismo sexo, la segunda lo es tam- 
bién, pero la primera se junta á la segunda cubital á cierta distancia de 
su origen. En una hembra, ya no hay recurrente intersticial, la segunda 
cubital recibe la primera, y la tercera recibe la segunda. La observación 
de estos hechos es la que me ha inducido á concebir algunas dudas acerca 
del valor de las divisiones que M. Shuckard ha hecho en el G. Pisón. Trans. 
of íhe Ent. soc., t. 2, p. 75 y 79, y á no atreverme á aceptar su sub-género 
Pisonitus, bien que mi G. Dryadella solo haya sido propuesto bajo la fe de 
los mismos caracteres. Con respecto á este, he pensado que debia haber 
habido precipitación en concluir de un género á otro. Cada género tiene 
sus reglas particulares de crítica propia, y estas reglas no son mas que 
los datos directos déla experiencia. ¡ Es asi que no tenia yo hecho alguno 
que me autorizase á concluir de los Pisones á las Driadelas ! 



2, ^*®»©s® ureotutwst f 

P. fem, nigra ; areolis cubitalibus secunda tenia duplo ¡adore ; abdomine, 
alarum squamis el nervuris nigris. 

Esta especie que debe su nombre al gi andar de su areola, es 
mitad mas pequeña que la Chüensis. Las antenas, el ante-cuerpo 
y las patas son igualmente negros y pubescentes, con pelos he- 
rizados del color del fondo, ó velludos con vello raso y plateado. 
Este vello ocupa los mismos sitios fuera del dorso del mesotó* 
rax, del escudo y del pos-escudo, en donde no he percibido nin- 
guno, circunstancia probablemente accidental, y que se debe 
atribuir á la menor frescura del individuo. El melatórax es pro- 
porcional mente mas largo, puesto que forma poco mas ó menos 
el tercio de la longitud total del corselete. El pasaje de la faz 
superior á la posterior es mas brusca, la última es cóncava y 
casi vertical; la línea mediana está ancha y profundamente sur- 
cada en toda su longitud, y el hueco del surco eslá arrugado 
transversalmcnte. Las escamas y nerviosidades alares son ne- 
gras como lo restante del cuerpo. El abdomen es del mismo co- 
lor, liso y luciente. Las cinco primeras placas dorsales tienen 
fajas aterciopeladas y plateadas semejantes á las del Chüensis, 
pero proporcionalmente mas estrechas, 




328 



FAUNA CHILENA, 



La hembra única que hace el objeto de este artículo, está bien carac- 
terizada por el grandor notable de la segunda celdilla cubital, que es dos 
veces mas ancha que la tercera, y cuyo peciolo encogido no iguala la 

Z:tl e t f Ura ; Redbe laS6gUnda nmi0sidad —rente blci, 
tres cuartos de su longjtud, siendo la primera intersticial. 

III. GÁYELA. — GAYE1LA. f 

Facies longior quam latior. Oculi integri. Antennm ápice in- 
crassatm, faciei médium infra insería. Prolhorax angulis poste- 
nonbus rolundis, alaram superiorum originem alling entibas. 
Ala; superm areolis cubitalibm tribus, clausis, secunda et teriia 
sigülahm nervum recurrentem excipientibus. 

Antenas mas cortas que la cabeza y el corselete reuni- 
dos, insertas en medio delante de la cabeza un poco en- 
cima de la escotadura ocular, distantes en su origen, en- 
gruesando insensiblemente hacia su extremidad, de doce 
artículos ó de trece: el primero, el mayor de todos, es- 
peso, cilindrico, remontando á lo alto de la frente; el 
segundo mucho mas delgado, muy corto, sub-globulo'so; 
el tercero tan delgado como el precedente, tres veces* 
mas largo, levemente obeónico; el cuarto y siguientes, 
hasta el décimo ó hasta el undécimo, cortos, obeónicos,' 
pero sin encogimiento en su origen, aumentando insensi- 
blemente en longitud, el penúltimo en cono truncado, tan 
largo y tan ancho como el antepenúltimo ; el último en me- 
dia bellota, su extremidad redondeada; todas las articu- 
laciones rectas y paralelas entre sí, las dos primeras mas 
fuertemente expresadas que las otras ; radiculillas nulas ó 
inaparentes. Cabeza tan ancha como el corselete. Vértex 
horizontal, corto, en rectángulo transversal, confundién- 
dose insensiblemente con la frente. Esta mas larga que 
ancha, si se hace abstracción de los espacios comprendi- 
dos en las escotaduras oculares, tan ancha como larga, si 
se comprenden estos, y entonces casi pentagonal, leve- 



INSECTOS. 



329 



mente combada y bruscamente inclinada hacia abajo. Es- 
pacio inter-antenal mas ancho que el espacio comprendido 
entre cada antena y el ojo del mismo lado. Faz corta, con- 
fundiéndose por detrás con la frente y con el espacio in- 
ter-antenal, un poco encogida por delante y netamente 
separada de la caperuza por una sutura sulciforme; esta 
última dos veces mas larga que ancha, y con todo, ocu- 
pando toda la anchura de la cabeza comprendida entre los 
ojos, plana, vertical, un poco ensanchada adelante, su 
borde anterior redondeado y su borde posterior escotado. 
Ojos compuestos distantes, laterales, descendiendo del 
vértex hasta el origen de las mandíbulas, óvalo-reniformes, 
su borde interno profundamente escotado, delante del me- 
dio de la frente. Tres ocelos bien aparentes é igualmente 
bien desarrollados, situados en el paso del vértex á la 
frente; ángulo anterior del triángulo ocelar muy obtuso. 
Labro completamente oculto por la caperuza y por las 
mandíbulas. Estas largas, triangulares, pudiendo enca- 
jarse sin cruzarse y sin salir del plano de delante de la 
cabeza, formando entonces por su reunión un ángulo agudo 
que les da un aire falso de una especie de pico; faz 
externa levemente convexa, casi plana, arista interna, 
recta, larga, tridentada con dientes débiles y apartados. 
Barba córnea, estrecha, alargada en medio canuto ahon- 
dado encima, borde interior redondeado, línea mediana 
de la superficie inferior sulcada en toda su longitud. Qui- 
jadas mas anchas que la barba, abrazando á esta en su 
base, corneadas y terminadas por un lóbulo membranoso 
mas bien biarticulado; primer artículo dos ó tres veces 
mas grande que el segundo, córneo, plano ó muy leve- 
mente convexo por debajo, cóncavo por encima, ribeteado 
lateralmente, redondeado en su extremidad ; segundo ar- 



:ti 




330 



FAUNA CHILENA. 



ticuío vulgo lóbulo, terminal membranoso y pestañado 
plano estrecho y lineal. Me ha parecido mas grande y 
mas fuertemente pestañado en algunas hembras que en la 
mayor parte de los machos. Lengua carnuda y muscular 
mitad mas corta que la barba, anchamente ensanchada en 
forma de vaso, bífida ó bilobeada, pestañada en sus bor- 
des y no terminada por callosidades glandulosas. Ei dése- 
camiento de los cadáveres sometido á examen, no me 
permite explicarme de un modo positivo. Paraglosis no 
consistiendo mas que en dos filamentos mas cortos que la 
lengua, membranosos y poco aparentes. Palpos maxilares 
saliendo del punto de junción de los dos artículos de la qui- 
jada, tan largos como el segundo de estos ó mas, filifor- 
mes, de cinco artículos sub-cilíndricos, poco mas ó menos 
iguales de espesor y disminuyendo progresivamente de 
longitud del primero ai quinto. Palpos labiales mas cortos 
que los precedentes, igualmente filiformes, naciendo en 
la punta de la barba, al lado de los paraglosis, de cuatro 
artículos; el primero, el mas largo de todos, delgado y 
obconico, tan largo como los dos siguientes reunidos; estos 
fuertemente obcónicos, de articulaciones bien expresadas y 
un poco oblicuas ; el último recto, cilindrico, mas delgado 
y mas alargado que cada uno de los dos precedentes, su 
extremidad redondeada, dorso del protórax cortado ante- 
riormente en línea recta y no abrazando el borde posterior 
de la cabeza, escotado posteriormente y abrazando el disco 
del mesotórax. Ángulos posteriores agudos y alcanzando 
al origen de las alas, como en las Pespitas. Prosternum 
plano, corlo, escotado de adelante; línea mediana visi- 
blemente surcada. Disco del mesotórax levemente con- 
vexo, un tercio mas largo que ancho, no estando en el 
fondo compuesto mas que de una soia pieza, pero conser- 



INSECTOS. 331 

vando trazas de «na tripartición original á lo menos de 
dos surcos longitudinales, que salen del borde posterior y 
que se borran á poca distancia del anterior. Este en arco 
de elipse; costados partiendo de los ángulos posteriores 
del protórax, rectos y convergentes ; ángulos posteriores 
romos y un poco obtusos; bordes posteriores rectos. Es- 
cudo grande, plano, suavemente inclinado y redondeado 
hacia atrás. Surco que lo separa del disco mas hundido 
que el que lo separa del pos-escudo. Este manteniéndose 
en el mismo plano inclinado que el escudo, del mismo 
ancho que este, pero mucho mas corto, en arco transver- 
sal de muy leve curvatura y cuya convexidad esta vuelta 
hacia atrás. Flancos del mesotórax poco dilatados, unifor- 
memente convexos. Mesosternum ancho, convexo y pro- 
minente. Dorso del metatórax no estando visiblemente 
compuesto mas que de dos piezas muy grandes, muy con- 
vexas, uniformemente inclinadas hacia atrás y separadas 
por un surco ancho y profundo. Metosternum plano, muy 
corto y poco aparente. Abdomen de seis anillos ? y de 
siete <?; el primero articulado con el corselete en la extre- 
midad posterior y en el punto el mas bajo del metató- 
rax, no adiriendo á este mas que por un peciolo cilin- 
drico muy corto y de un diámetro muy pequeño, au- 
mentando" en seguida rápidamente, plano por debajo, 
convexo por encima, alcanzando el máximum de su an- 
chura hacia el medio de su longitud y siendo entonces 
mitad- menos ancho que el segundo anillo y que el corse- 
lete medidos en su máximum ; el segundo campanuli- 
forme, ahogado en su origen, bruscamente dilatado á 
poca distancia y componiendo él solo la mitad de la lon- 
gitud total del abdomen ; el tercero y los siguientes des- 
creciendo progresivamente en todas las dimensiones 



~ 




(AUNA CHILERA. 

diurna placa dorsal uniformemente convexa en los dos 
os redondeada, truncada y levemente « ^ 

tas sencllas y de mecano grandor, anmentando pro- 
g emente en l oug i tüd de la primera á la tercer ° a P ¿_ 
Jeras d.spuest.s sobre dos líneas longitudinales, recias v 

ralelas al eje del cnerpo, ffiU y aproximadas por pa 
no estando aun tampoco separadas mas que por una ar 2 
externa, que no es visible en «odas las porciones Tprimí 
par .stamedel segundo; las dos diurnas muv e ™ 
una de otra Fémur cilindrico y mútico. Tibiaste tos n 
sp.ua ateral, armadosen su extremidad tarsiana, a 'b 
los «tenores de una sola espina encorvada p„ d ntr„ 

Íne r a°I / d ° S * ""T **** k ¡ "' e ™ «£, 
sene la, la externa mas fuerte, arqueada y dentada Tar 

sos b o müti de cinco art ^ los r «h. T - 

d neo, tan largo eomo los tres siguientes reunidos; estos 
poco mas „ nrenos iguales entre sí, ensanchados y esc»! 
lados en su extrem.dad; el último mas largo que cada „„„ 
de los «res precedentes, pero menos que el priL o , er 
mmado por dos ganchos espolados y ¡Lvistls de una pt 
oi.II. mucho mas eorta que los ganehos. En las alas 
s penores „„ a celdilla radial grande, ovalo-oblong ap 
d eada. Apéndice cor.o, arqueado y alcanzado la 

íi da'sT: , r cui)iia,ess -'-- «- -priL;; 

ceratias, a coarta abierta y completa; la primera bas 

a ui e r gr :: d :; ; a5 r chaque,a ^ e » «*£?£ 

se un,J I ° ne " Í0SÍdad a '« una rec »re„te; la 

segunda, la mas pequeña de todas, notablemente encoida 
Por delante, recibiendo I, primera recurrente ápocTfc 
tanca de su ángulo postero-interno; la tercera poco mí 6 
menos del grandor de la prilnera , 1 , cib¡en(Jo ~ ° 
-cúrrente haca el medio de su borde posterior, su lo d 






INSECTOS. 



333 



exterior hinchado y bisinuoso, su ángulo postero-externo 
menos vecino de la punta del ala que la extremidad de la 
celdilla radial. Por las alas inferiores, envío el lector á la 
figura. Allí verá que el diseño de su inervación es parti- 
cular al género Gayella, que difiere tanto del délos Fi- 
lantes como del de las Vespitas y que mas bien se acerca 
de los Cerceris. 

La interesante especie que es el tipo de este género bien notable, pa- 
recerá á primera vista una Eumenes, pues se aproxima á ella, por 
el conjunto de su facies, muchísimo. Pero tan pronto como se observe 
con la atención concienciosa que se debe poner en el estudio de la na- 
turaleza, se adquirirá el conocimiento de que no solamente no es de este 
género, sino también que no es ni de la misma familia, ni de la misma 
tribu. Sus alas no tienen pliegue alguno longitudinal, ni lo han tenido 
nunca, por consiguiente las Gáyelas no son diplopteras. Su lengua no 
está ni prolongada en filamento, ni terminada por callosidades glandu- 
losas, su boca es pues bastante distinta de la de las Vespitas. Las segundas 
y terceras celdillas cubitales reciben cada una de las dos nerviosida- 
des recurrentes, su inervación alar es, según esto., bien diferente de la 
de las Éumenes. Ahora, si se observa que su abdomen no es sésil, que 
no pueden rollarse en forma de bola, que el aparejo ofensivo de la hem- 
bra entra en el tipo común de las Aguilloneas de Latreille, que no 
tienen órganos para la cosecha del polen, que no tienen mas que dos 
suertes de individuos, que los dos sexos son alados, que su boca no es 
promuscidiforme, que sus antenas no tienen mas que doce ó trece artí- 
culos y que sus patas son medianas, todo esto persuadirá que no tie- 
nen lugar mas que en la familia de las Crabronitas. He dedicado este 
género al señor Gay, porque lo considero como uno de sus mas bellos 
descubrimientos. 



•i 'i 



1. Gt$&eiia ewimemoities. -f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 2, fig. 2.) 

G. capite, Ihoraceque nigris; antennis, pedibus, alarum squamis f'ulvis aut 
rubellis; clypeo albido-luteolo nigro circumdato in fem., ferrugineo macúlalo 
in mase; abdomine nigro fasciis helvolis duabas ornato* 

Largo del cuerpo desde delante de la cabeza hasta el borde 
posterior del segundo anillo, cinco líneas. Ancho, id. dos líneas 



334 



FAUNA CHILENA. 



y media. Ante-cuerpo mate, fuerte y distintamente puntuado 
Pelaje raro y herizado. Medio de la frente protuberante ; protu- 
berancia prolongada de parte á parte por el espacio inter-ante- 
nal, y por la faz hasta el encuentro de la escotadura de la cape- 
ruza. Primer anillo tan fuertemente puntuado como el ante- 
cuerpo. Restante del abdomen liso y luciente. Antenas, patas y 
escamas alares aleonados ó coloradinos. Cabeza, corselete y ab- 
domen negros. Una mancha ferruginosa en la caperuza c? Ca- 
peruza blanca-amarillenta y cercada de negro ?. Una mancha 
en la faz exterior de las mandíbulas, una faja bastante ancha 
costeando el borde anterior del corselete, la mitad posterior del 
escudo de un amarillo muy claro ó blanquizco. Primer anillo 
del abdomen tan pronto negro y manchado de ferruginoso tan 
pronto ferruginoso. Dos fajas amarillas blanquizcas en el dorso 
del segundo ; la anterior mas ó menos anchamente interrumpida 
en el medio, y no consistiendo ordinariamente mas que en dos 
manchas óvalo-transversas, algunas veces bastante distintas- 
la posterior marginal entera y por todas partes de igual an- 
chura. Otra faja del mismo color constantemente encogida en el 
medio, en el borde posterior de la segunda placa ventral. Alas 
hialinas, lavadas de amarillo, un poco ahumadas hacia el centro 
celdilla radial y punta ó esquina exterior del ala obscuras, radius' 
cubitus y estigmata testáceos; otras nerviosidades pardas. 
Se halla en las provincias del norte y sobretodo en Santa Rosa. 
Esplicacion de la lámina, 

LAM. Mg-ld". - Var. con peciolo ferruginoso, vista de perfil y aumen- 
tada. - 2a ¿ Su tamaño natural. - 2 ? Var. con peciolo negro vista por enci- 
ma y aumentada. - 2 C Cabeza de la misma, vista de frente y muy aumentada. - 
2d Ala superior aumentada. 



IV. TRAQUIFO. — TRACHYPÜS. 

Oculi integri. Antenna ápice incrassatce, faciei médium infra 
inserta. Prothorax angulis posterior ibus rolundis, alarum supe- 
norum ongmem non attingentibus. Abdomen pediculatum, pedí- 
culo augusto, elongato. 
Trachypus Klug., etc. 

Parte anterior de la cabeza tan ancha como larga ó mas. 







INSECTOS. 

Antenas engrosando hacia la punta, á lo menos en las 
hembras, insertas abajo del medio de la cara. Cape- 
rucho corto, tan largo como la cara y la frente ó mas. 
Ángulos posteriores del protórax redondos, no alcanzando 
al origen de las alas superiores. Tres celdillas cubitales 
cerradas y sésiles ; la segunda y la tercera recibiendo una 
de las dos nerviosidades recurrentes. Abdomen llevado por 
un pedículo angosto y alargado. 

Cuando M. Klug propuso su Trachypus, preocupado de la longitud 
del peciolo abdominal y de la semejanza de facies con el de los Melli- 
nus, se contentó con hacer un parangón entre estos dos géneros, y le 
costó poco el demostrar que era preciso separarlos. He notado en otra 
parte que los Trachypus tienen, al contrario, muchas mas afinidades 
con los Filantes, y aun también que deben de ser considerados como 
Filantes de abdomen peciolado con peciolo estrecho y alargado. Solo 
bajo de esta condición he admitido este género. Pero lo declaro, este ca- 
rácter me parece puramente artificial, y temo que no sea siempre ad- 
misible aun en esta calidad, pues podría ser que fuese siempre bastante 
marcado. Estoy seguro que no lo es en muchos casos análogos. ¿Lo es 
tal vez en este? Me complazco en creerlo de confianza sin tener una 
íntima convicción de que asi sea. M. Dahlbom tiene mucha mas fe que 
yo en el valor de esta estructura del abdomen, pues los Traquipos se 
han hecho entre sus manos, Esfecidos que él ha colocado entre los 
G. Ámmophila, Latr., y Psammophila, Dahlb. El señor Gay no ha 
cogido en Chile mas que un corto número de Traquipos que pertenecen 
á dos especies distintas, la primera es notable por la forma singular 
de su prosternum. La creo inédita. La segunda me parece dudosa. 



1. Vraeh&pws aenticoilis. f 

T. antennis supra nigris infra testaceis; prosterno bidentato, denlibus 
robustis, tuberculiformibus, subtus carena terminalis. 

Largo del cuerpo, seis líneas y media. Id. de la cabeza, tres 
cuartos de línea. Id. del corselete, dos líneas y un cuarto. Id. del 
peciolo, una línea. Id. de lo restante del abdomen, dos líneas y 
media. Ancho de la cabeza, línea y media. Id. del corselete en 
el origen de las alas superiores, una línea. Id. de la base del pe- 
ciolo un cuarto de línea. Id. del mismo en su extremidad, un 



336 



FAUNA CHILENA 



emo de Linea. Id. del abdomen en su máximum, una línea 
Id. de cuerpo , comprendiendo la envergara de las alas' 
nueve lineas Antenas negras por encima, testíceta por debajo 
primer artículo mas pálido por debajo; segundo artícelo eZ¿ 
mente negro. Cuerpo negro, luciente, pareciendo liso y glabro á 
asimple vista, y no teniendo generalmente mas que algunos pun- 
tos distantes y un corto número de pelos erparcidos. Puntos 
mas apretados y pelaje mas espeso delante de la cabeza, en e 
metatorax y en los flancos del corselete. Prosterna* bidentado- 
dientes fuertes, tuberculiformes, perpendiculares y terminado 
Menormente en carenas paralelas al eje del cuerpo, faz interna 
concava, fazexternaplana. Disco del mesotórax como en el «S 
Gomesn, Klug. Un hoyuelo en el dorso de la pieza mediana de 
metatorax conocida en el mismo y como en muchos Filantes. 
Base de las mandíbulas, caperuza, ángulos anteriores de la faz 
una mancha transversal en el espacio inter-antenal, dos man- 
chas en el dorso del protórax, escamas alares, raices de las alas 
superiores, pos-escudo, cuatro manchas en cuadro sobre la mi- 
tad posterior del peciolo, tres fajas ondeadas, la primera á los 
dos tercios del segundo anillo, las otras dos en los bordes poste- 
riores de los cuarto y quinto, dos líneas chiquitas transversales 
y distantes cerca del borde posterior del tercero amarillas blan- 
quizcas. Patas negras, faz exterior de los tarsos anteriores y de 
todas las tibias amarilla blanquizca. Alas hialinas, lavadas de 
amarillo; radius, estigma y nerviosidades transversales de las 
superiores, inervación completa de las inferiores amarillos; cubi- 
tus y otras nerviosidades longitudinales de las superiores obscuros 
Una hembra difiere del tipo por la preeminencia del color que pasa 

g o a ; un r 0J s -l eXtendÍénd0 f m3S P ° r ^ anlenaS ' - d0 » de n no P hay 
negro a guno si no es encima de los quinto, sexto y séptimo artículos en 

sTas°' e C n 2"? * "7*" " C0Bfluiden C ° ü - ün * del ^ y n 
cuos I, ,n\ eemP,aZa t0d ° 6l negrüen loscuatro últimos artí- 

hal aP n. a S ° S mtermedios y Posteriores. Macho desconocido Se 

nalla en las provincias centrales. 

2. VmeHypUs imcerims. f 

T. facie clypeoque villosissimis; capite thoraceque immaculatis ■ prosterno 
parce ventricoso sed ñeque dentato ñeque tuberculoso. ' Pr ° Steim 

Longitud del cuerpo, cuatro líneas y media. En el ejemplar 





INSECTOS. 

único que tenemos, las antenas han desaparecido, la faz v \»Z 
perú» están cubiertas de una piel peluda, espe a y en r cana" 
que nnprde que se vea el color del fondo. La cabeza y el cor 
ete son negros y sm manchas. £1 prosternum está un fpoco bo- 
chado pero no es dentado ni tuberculoso. El abdomen liso v 

MZ^rStao^', e ° V¡S,a , de "" S0 '° «-W^ » d ° - 
■a reunión de™" 'ztt 3S"Sj£.T ,f 5 e0 ™" ***»"•'« 
colocan al contrario estas Z» I S denMS ««"sideraciones 

Tengo hembras SCh?"J2SSSi*?* d¡Sta " C¡a ™ "* «"• 
ciñas del ,«„•,„. De esle niaSo'T llT T' 6 " mCio masve - 
misina talla, la misma forma del J. , """""""'■ K1 - ■». B. ?. La 

Sin embargo la creo e "érij pr ,° S ' e ™ um - » «*» los mismos colores. 

loagi.ndinate rec „ .Zaío 1° che , T?' P ° rqUe * ¡ene d ° S Sureos 
í Plateado, qñe parten del Tona '• °° d ° S y " enos d <= vello sedoso 

escudo. No '£ ^ az a a ,„»' d^.f "* *? melatÓraX * «*»— al 
"¡achos decena Z?o ¿ÜZtuZ^l d'eT* ^ '^ 
distribución diferente del color claro 1S ., ' S '"° es por una 

rado para estudiarlo» „j™ eel fondo " e « ro > í 'os he sepa- 

nna misma especie J ' Per ° "° SOn maS " ae "**»<•• tales! 



V. HOÍIISO. — BOPUSVS. 

^tScSSriS C '~« fe recto, Za^sut 

Kra ' * Sa '»'- r «Seaa. - GoHÍIES lalrellle , ^ ^ ^ 

ch a P one r erÍ °r de '" Cab<!Za ta " ancha ó ,al ™ z •»» - 

hnealee Sa ' /T ^'^ M ' a P arte ame ™ «> 
": ; V CUllaDd0 en P a * «1 labro que es al «te- 



I 



I 




338 FAUNA CHILENA. 

rior lineal y transversal . Antenas insertas un poco mas 
abajo que el medio de la cara, en porra corta, muy obtusa 
en las hembras, engrosando poco á poco hacia la punta en 
los machos. Ángulos posteriores del protórax redondos 
no alcanzando al origen de las alas superiores. Tarsos an- 
teriores espinosos y pectinados á lo menos en las hembras. 
Cuatro celdillas cubitales, la segunda recibiendo las dos 
nerviosidades recurrentes, y la cuarta no alcanzando á la 
punta del ala. 

El G. Boplisus, tal como se halla aqui, es mas estendido que la di- 
visión para la cual M. de Saint-Fargeau lia propuesto este nombre, 
pues comprende también á los Euspongos, Psamecios y Lestiforos 
del mismo autor. Apesar de esta latitud, no he hallado en las colec- 
ciones de M. Gay mas que un solo individuo que pueda ser atribuido a 
este género, y aun se ha de notar que es un macho el que nos induce 
á dudar de su verdadero puesto. No habiendo visto la hembra, no sa- 
bré decir si sus tarsos anteriores son espinosos y pectineos ; pero lo su- 
pongo, porque el macho observado me parece mas distinto de las Go- 
rilas que de los HopUsos del mismo sexo. Pero si esta conjetura no 
se confirmase, seria preciso de volver esta especie al G. Gordas, dando 
á este una justa extensión, es decir, suprimiendo muchos de los carac- 
teres secundarios que M. de Saint-Fargeau ha introducido en su seña- 
lamiento. 

1. M&pMisms vetMiimws. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 2, fig. 3.) 

H. antennis basi rubris, ápice nigris ; abdomine nigro, helvolo fasciato; 
peliolo pedibusque rubris ; macula obscura in alis superioribus. 

Macho : longitud del cuerpo, cuatro líneas y media. Id. de la 
cabeza y del corselete reunidos, dos líneas. Id. del primer anillo 
ó peciolo del abdomen, tres cuartos de línea. Id. de las antenas, 
dos líneas. Altura de la frente, media línea. Ancho de la cabeza, 
una línea. Id. del corselete desde el origen de las alas superio- 
res, la misma. Id. del abdomen en su máximum, dos tercios de 
línea. Antenas no alcanzando al borde posterior del corselete, 
porque estando inserías muy abajo delante de la cabeza, tienen 
que andar toda la elevación de la frente que es necesario añadir 





INSECTOS 

á la longitud del ante-cuerpo, de trece artículos sin contar la 
raicilla que es globulosa y bien aparente ; el primer artículo es- 
peso, obcónico, no remontando hasta lo alto de la frente; el se- 
gundo mitad mas delgado y muy corto, el tercero tan del-ado 
como el precedente, cuatro veces mas largo, muy feblemente 
obcónico ; los artículos cuatro y cinco semejantes al tercero dis- 
minuyendo sucesivamente de longitud sin aumentaren anchura 
Los artículos ocho á doce poco mas ó menos del tamaño del 
séptimo, mas ó menos escotados por dentro, sus articulaciones 
oblicuas y no paralelas; el último artículo un poco mas largo 
que el penúltimo, igualmente escotado por dentro, su extremi- 
dad obtusa y redondeada. Ojos óvalos, laterales v no conver- 
gentes. Ángulo anterior del triángulo ocelar, obtuso. Espacio in- 
ter-antenal un poco mas ancho que el comprendido entre 
el origen de cada antena y el ojo del mismo lado. Caperuza 
casi plana o visiblemente menos convexa que en las demás Go- 
ruidas conocidas. Corselete de la forma ordinaria. Ante-cuerpo 
fuertemente puntuado y cubierto en general de un vello tercio- 
pelado, corto y espeso. Órbitas internas, espacio inter-antenal 
ángulos anteriores de la faz de la caperuza cubiertos de sedas 
mas alargadas é inclinadas hacia delante. Pieza triangular del 
metatórax netamente dividida en dos partes iguales por un surco 
longitudinal, ancho y hondo ; en cada mitad cuatro costas obli- 
cuas y divergentes. Abdomen peciolado, primer anillo ó peciolo 
largo, estrecho, subcilíndrico, ó á lo menos poco sensiblemente 
dilatado hacia atrás, convexo por encima, plano por debajo, los 
otros seis anillos de la forma ordinaria, formando juntos una es- 
pecie de ovoide alargado llegando á su máximum hacia el me- 
dio del tercer anillo, é insensiblemente acuminado hacia atrás- 
dorso terciopelado y muy finamente puntuado. Patas sencillas,' 
las posteriores mas largas que las otras; pelotas muy chiquitas 
en los dos primeros pares, grandes y tan largas como los in- 
gle tes en el tercero. Inervación de las alas superiores precisa- 
mente la misma que la del Hoplisus ñ-cinctus, compárese su 
diseño, Ann. de la Soc. Ent.,t. 1, lám. i, fig. 2a. Antenas fuera 
de los cuatro últimos artículos, patas y peciolo abdominal en - 
carnados. Raicilla y cuatro últimos artículos de las antenas ne- 
gros. Una faja transversal sobre el dorso del protórax : otras dos 



340 



FAUNA CHILENA 



anchas y enteras en las segunda y tercera placas dorsales, ama- 
rillas blanquizcas. Partes claras del dorso finamente pubescen- 
tes, pubescencia rara, corta y entrecana. Vello terciopelado, 
negro, sedas de delante de la cabeza plateadas. Alas hialinas en 
las superiores, una grande mancha obscura que ocupa toda la 
celdilla radial y los dos tercios anteriores de las cuatro cubitales; 
nerviosidades de la región basilar, radius, cubitus y estigma 
amarillos : otras nerviosidades obscuras ; inervación de las in- 
feriores clara cerca de la base, obscura hacia la extremidad. 
Hembra desconocida. 
Se halla en las provincias centrales. 



Esplicacion de la lámina. 
Lam. 2, fig. 3. — Hembra aumentada. — 3a Su tamaño natural, 
vista de frente. - 3c Abdomen visto de perfil. — 3d Pata posterior. 



3¿> Cabeza 



VI. ARPACTO. 



ARFACTVS. 



Labrum sub chjpeo antice recto partim ocullum. Ala¡ superas 
areolis cubitalibus quatuor, secunda ñervos dúos recurrentes exci- 
piente, quarta alce apicem atlingente. 

Arpactus Jur. et auct. 

Antenas mas gruesas arriba que abajo é insertas en la 
parte inferior del medio de la cara. Caperuza en línea 
recta por delante, y ocultando en parte el labro. Tarsos 
anteriores espinosos y pectinados, á lo menos en las hem- 
bras. Cuatro celdillas cubitales, la segunda recibiendo las 
dos nerviosidades recurrentes, y la cuarta alcanzando la 
punta del ala. 

Este género, creado por el señor Jurine, esta representado en Chile 
por las dos especies siguientes. 

Arpactws ےayi. f 

A. antennis, corpore pedibusque nigris, segmento secundo ad dorsum hel ■ 
voló bimaculato. 

Macho : longitud del corselete tres líneas. Anchura del mismo 
desde el origen de ias alas superiores tres cuartos de línea. 




INSECTOS. 341 

Cima del cuerpo bastante luciente, puntuada y cubierta de una 
pubescencia fina, rara y corta. Pieza mediana del metatórax 
triangular, estriada en su base, lisa hacia la punta posterior. 
Estrias variables, tan pronto longitudinales y paralelas, tan pronto 
oblicuas de adelante á atrás y de dentro á fuera. Las dos ner- 
viosidades recurrentes distantes entre sí. Antenas, cuerpo y 
patas negros. Gima del primer artículo de las antenas, caperuza, 
ribete superior del protórax, pos-escudo, dos manchas distantes 
y redondas sobre el dorso del segundo anillo, una mancha lineal 
en la faz externa de cada tibia, amarillos blanquizcos. Alas hia- 
linas ; nerviosidades y estigmas obscuros. 

Bien que de seis individuos cogidos por M. Gay ninguno sea hembra, 
tengo confianza en el lugar que he señalado á esta especie. En los tarsos 
anteriores de los machos se divisan espinas laterales rudimentales, y es 
de presumir que se hallan mas desarrolladas en el otro sexo. Por lo de- 
mas, estos individuos reúnen las formas, las dimensiones, el facies y la 
inervación alar de los otros Arpados machos. Solo no hay escotadura visi- 
ble en los últimos artículos de las antenas, y el décimo tercio no forma 
gancho. Sorprendido de la inervación alar, habia pensado yo, al princi- 
pio, en considerar este insecto como tipo de un nuevo género, al cual me 
habia parecido conveniente dar el nombre heroico é insignificante de 
Clitemnesira ; pero muchas buenas razones me han inducido luego á no 
seguir esta primera inspiración. Primero, el punto de encuentro de la pri- 
mera recurrente con la segunda celdilla cubital no es constante, y luego 
la separación de las dos nerviosidades no es mas que un carácter muy 
secundario, y que tampoco es bastante sobresaliente. Enfin, si se hubiesen 
de multiplicar los géneros en razón de consideraciones tan mínimas, se- 
ria forzoso, so pena de no ser consecuente, el añadir á las seis divisiones 
queM. de Saint-Fargeau ha establecido parala distribución délas catorce 
especies descritas por él, otros siete géneros á lo menos para otras tan- 
tas especies que no ha conocido. 



2. JLtrpuctus? MeerroisSes. j- 

A. antennis, capite, thoraceque nigris albido pilosis; abdomine rubro, 
tribus primis segmentis albido-fasciatis ; pedibus nigris; genuis, tarsisque 
rubellis. 

Hembra : longitud del cuerpo dos líneas. Anchura media línea. 
Antenas cortas, espesas, naciendo debajo del medio de la ca- 
beza y muy cerca de la boca, alcanzando apenas al borde ante- 
rior del protórax, engrosando insensiblemente hacía la extremi- 
dad y de doce artículos; el primero grande, espeso, cilindrico, 





'■i;;; 



no remontando mas que á la mitad de la altura de las órbitas 
internas, raicilla nula ó inaparente ; el segundo muy corto, sub- 
globuloso ; el tercero delgado, alargado, feblemente obcónico, 
mas corto que el primero, pero tan largo como los tres siguientes 
reunidos; los artículos cuatro á once, poco mas ó menos iguales 
en longitud, no encogidos en su origen, feblemente obcónicos, 
tan anchos, ó mas, como largos; sus articulaciones transversales 
paralelas y poco distintas á la simple vista ; el duodécimo y úl- 
timo un poco mas largo que el penúltimo, de la misma anchura 
en su origen, terminando en cúpula redonda. Ocelos avortados, 
ó poco aparentes. Vértex espacioso y transversal. Ángulos pos- 
teriores redondeados. Frente separada del vértex por un surco 
corvo cuya convexidad está terminada atrás, combada é insen- 
siblemente inclinada en su mitad superior, plana y vertical en 
su mitad inferior, mas larga que ancha y algo dilatada cerca de 
la caperuza. Espacio inter-antenal plano y tan ancho como el 
espacio comprendido entre cada antena y el ojo del mismo lado. 
Faz nula. Caperuza uniformemente convexa, netamente separada 
de la frente por un surco recto y transversal, muy corto y ocu- 
pando toda la anchura de delante de la cabeza, su borde ante- 
rior en arco de círculo. Mandíbulas cortas, tridentadas en el 
borde interno y desprovistas del diente exterior que existe en 
algunas Larras. Dorso del protórax muy acortado y apenas vi- 
sible hacia el medio. Costas dilatadas. Ángulos posteriores re- 
dondeados y no alcanzando al origen de las alas. Disco del me- 
sotórax muy feblemente convexo y no pareciendo compuesto 
mas que de una sola pieza. Escudo ancho, prolongado en el 
mismo plano que el disco, cortado posteriormente en línea recta. 
Pos-escudo menos alzado que el escudo, lineal y transversal. 
Metatórax muy corto, siendo á todo mas de la longitud del es- 
cudo ; pieza mediana del dorso ancha, estriada longitudinal- 
mente y posteriormente redondeada. Faz posterior vertical, 
convexa y abrazando la base del abdomen. Todo el ante-cuerpo 
fuertemente puntuado y pubescente. Pubescencia corta y sedosa, 
mas abundante sobre los flancos del corselete y delante de la 
cabeza, en donde está un poco inclinada hacia adelante. Abdo- 
men subsesil, glabro y luciente. Dorso convexo. Costas alcan- 
zando al máximum de la anchura desde el medio del primer 







INSECTOS. 

anillo, describiendo en seguida un arco de elipse bastante excén- 
trico, los últimos anillos han desaparecido, lo mismo que la 
antena de la izquierda. Vientre menos convexo que el dorso. 
Patas medianas. Tarsos anteriores espinosos y pectineos. Tibias 
posteriores múticos; ingletes sencillos ; pelotas rudimentales, 
mas cortas que los ingletes. Una celdilla radial en las alas su- 
periores, ó val-oblonga, no apendiceada y no alcanzando á la 
punta del ala. Tres celdillas cubitales cerradas* sin la menor 
traza de una cuarta principiada ; la segunda notablemente enco- 
gida por delante, recibiendo las dos nerviosidades recurrentes, 
la primera cerca de su origen, la segunda cerca de su extremi. 
dad, la tercera, en cuadrilátero oblicuo, un poco mas ancha que 
larga, su borde exterior sinuoso, su ángulo postero-externo tan 
distante de la punta del ala como la extremidad de la radial. 
Antenas, cabeza y corselete negros. Pelos blanquizcos. Vello de 
delante de la cabeza y franja que rodea el dorso del protórax, 
plateados. Pos-escudo amarillo. Abdomen encarnado. Una faja 
estrecha y ondeada en el borde posterior de cada una de las 
primera, segunda y tercera placas dorsales, blanquizca. Ner- 
viosidades y estigmas obscuros. — Macho desconocido. 

No sé si M. de Saint-Fargeau habría dejado esta especie en su G. Arpac- 
tus. Solo puedo afirmar que atribuyéndola al antiguo G. Gorilas, era im- 
posible el colocarla en otra parte, pues tiene tarsos anteriores propios á 
escavar, y no ofrece traza alguna de una cuarta celdilla cubital. No puedo, 
con todo eso, disimular que muchos de sus caracteres parecen convenir 
mas bien á las Larras que á las Gorilas. Estos caracteres son los ojos ya un 
poco convergentes en la hembra, y que pueden serlo algo mas en el ma- 
cho, que no hemos visto, el principio de una protuberancia ocelar que se 
borra á la verdad, por delante, y el avorto de las celdillas. La estructura 
de las mandíbulas, ¿1 conjunto del facies aproximan, al contrario, esta 
especie de las Gorilas en general, y de los Arpados en particular. La peque- 
nez del metatórax pertenece sin embargo á los Lnrroides, y le da una 
forma típica que le es propia. Los que tengan la felicidad de descubrir el 
otro sexo, y de ver un cierto número de individuos frescos y enteros, de- 
cidirán sobre las cuestiones que tengo que dejar indecisas. Entretanto, 
el nombre específico de Larroides les indica la posibilidad de una transla- 
ción de la especie, y el punto interrogante puesto al nombre del género, 
les advertirá de la conveniencia de una nueva división. Se halla en varias 
partes de la República y principalmente en los lugares cálidos de las 
provincias centrales. 




344 



FAUNA CHILENA, 



VII. CE1&CERIS, — CERCEBIS. 



Mandíbula tridentatce. Antennoe basi approximatce «•»*«*• 
crassiores. Pedes s P inosi. Ata supera arel Z7t2uZZ7a 

la1Tau7^~ — «WP*¿ Sí 

Cerceris Latr., St-Farg., Blanch., etc. 

Cabeza casi cuadrada mas ancha que el corselete An- 
tenas en porra, insertas hacia el medio de la cara v 
acercadas en su base. Caperuza trilobulada ocultando el 
labro. Cuerpo corlo y grueso. Vientre plano ó convexo 
Alas superiores con cuatro celdillas cubitales, la secunda 
y la tercera recibiendo, cada una, una nerviosidad recur- 
rente, y la cuarta alcanzando casi la punta del ala Patas 
tuertes y espinosas. 

Estos insectos se encuentran en ambos mundos. Las hembras hacen 
sus nidos a lo largo de los caminos y en otros lugares secos y pro 
veen a las larvas con diferentes clases de insectos. 

1. Verceris eñélcnsis. 

C. chilensis Klug, Mus. Berol. ined. 

Hembra : longitud del cuerpo siete líneas. Anchura de la ca- 
beza una linea y tres cuartos. Id. de todo el cuerpo comprendida 
la envergura de las alas, doce líneas. Antenas leonadas ó ro- 
jizas; pnmero y segundo artículos negros, con frecuencia cima 

nnntL Utl p 0S , artíCU, ° S ^ CabeZa "*" * distintamente 
puntuada. Puntuación de la frente algo mas apretada; espacio 

«itenal prominente y en costa longitudinal. Caperuza 
trilobeada. Lóbulo mediano combado, su vértice en punta diri- 
gida hacia abajo y descendiendo muy cerca del borde anterior. 
Ángulos anteriores de la faz y borde posterior ó caperuza ama- 
rillos. Corselete liso, luciente y tan distintamente puntuado 
como el vértex. Dos fajas transversales amarillas, la anterior 
mas ancha, costeando el borde posterior del protórax ; la otra 







INSECTOS. 

interrumpida con frecuencia en el borde posterior del escudo 
Metatórax mate y mas fuertemente puntuado. Puntuación con- 
fluente y rugosa. Pieza mediana del dorso triangular feble- 
mente surcada en la línea mediana y fuertemente estriada en 
^ sesgo. Los flancos y debajo del corselete mas fuertemente pun- 
tuados que el disco del mesolórax, pero mucho menos que el 
metatórax. Puntos siempre distintos. Abdomen negro y luciente 
Puntos hundidos tan gruesos como en las demás porciones del 
dorso, pero menos numerosos y mas distintos; una faja amarilla 
anchamente escotada en cada uno de los cinco primeros anillos 
a poca distancia de su borde posterior. Pelaje del cuerpo raro' 
corlo y blanquizco. Palas leonadas ó rojizas como las antenas' 
Caderas y trocánteres negros. Pubescencia de las partes leona- 
das, del color del fondo. Alas hialinas, lavadas de amarillo cerca 
de su origen, ahumadas hacia su extremidad. Celdilla radial 
obscura; nerviosidades amarillas en las partes claras, pardas en 
la parte ahumada. - Macho : difiere de la hembra por la cape- 
ruza plana y no trilobeada; por el color blanquizco de las ór- 
bitas internas de la faz y de la caperuza; por la segunda faja 
amarilla del escudo, mas estrecha, mas anchamente interrum- 
pida, reducida muchas veces á dos puntitos distantes y entera- 
mente borrados alguna vez ; por la puntuación dorsal del abdo- 
men tan fuerte como la del corselete, y por una faja amarilla en 
el sexto anillo semejante á la de los cinco primeros. 

Esta especie, cuyas formas son constantes, varía por la talla y los colo- 
co Iíir7r eñ0 ? ÍndÍVÍdU ° S Sonmachos ^eno tienen mas que 
cinco lineas de largo. Los accidentes de los colores los mas frecuentes 
dependen de la usurpación del negro sobre el amarillo del dorso. En al- 
gunas hembras, conformes par- lo demás con el tipo, la delantera de la 
cabeza, el escudo y el primer anillo del abdomen son enteramente negro 
a fajas amarillas de los cuatro primeros segmentos intermedios están 
t'dtw int( ™P idas y - reducen á dos manchas laterales De 
todas las cercens europeas, la sola que por sus colores se acerque de la 
Ctnhmis me parece la Cercerislata (Phüanthus) Fab. Sysr. Pie* 305 18 
Pero independientemente de la forma de la caperuza particular á lasíe": 

ales en TarA T*' ^ 80n lo ^ itudina1 ^ en la Lata, y transver- 

r?f« v en t IT™' *** ?"**"' qUe 6S P 0r ciert0 variabl * en las Go- 
mas y en os géneros vecinos, me ha parecido constante siempre y muy 

Íu n oTe nu^d r "T?' ** dert ° 6S ^ ** «™ *"' « «*£ 
J que no se puede concluir nada con certeza del uno al otro, cuando no 



•■. p 




346 



FAUNA CHILENA. 



hay mas datos que las inducciones de la analogía. Es muy común en todo 
Chile, Coquimbo, Santiago, Concepción, y le hemos conservado el nombre 
que le ha dado el señor Klug, de quien ya lo tenia. 

2. (terceres €¿ay$. -j- 

C. abdomine nigro nítido, segmentis, secundo, quarto et quinto ad dorsum 
fascia luteo-albida omatis; tibiis, tarsis anterioribus et inlertnediis helvolis. 
— Long., 4 Un. 4\%. 

Hembra : largo del cuerpo cuatro líneas y media. Anchura 
del mismo comprendida la envergara de las alas ocho líneas. 
Id. de la cabeza una línea y cuarta. Antenas leonadas, primero 
y segundo artículos negros. Cuerpo negro mate, finamente pun- 
tuado, casi glabro por encima. Pubescencia entrecana, corta y 
rara por todas partes, un poco mas abundante por debajo y 
sobre los flancos del corselete. Lóbulo mediano de la caperuza 
combado y superado, á poca distancia del borde anterior, por 
una carena transversal ancha y feblemente escotada. Puntuación 
del metatórax mas fuerte que la del dorso. Pieza triangular 
mediana bipartida por un surco longitudinal bien expresado, 
finamente estriada. Estrias principales partiendo del borde an- 
terior, sub-paralelas, oblicuamente dirigidas de delante á atrás 
y de afuera á dentro ; otras estrías secundarias partiendo del 
surco mediano y apartándose tanto mas de la dirección longi- 
tudinal cuanto están mas distantes de la base, de suerte que 
las últimas, las que están mas cercanas á la punta, parecen 
transversales cuando aun son visibles. Caperuza, ángulos ante- 
riores de la faz, órbitas internas, una faja ancha en el borde 
posterior del escudo, otra sobre el dorso, cada uno de los dos, 
cuatro y quinto anillos, escamas alares, amarillos blanquizcos. 
Patas negras. Extremidades tibiales de los fémures, tibias, tar- 
sos anteriores é intermedios, amarillos blanquizcos. Alas colo- 
radas como en la Chilenas. — Macho : independientemente de 
los caracteres comunes á todos los machos de este género, este 
difiere de su hembra por la ausencia de carena en la caperuza, 
por las arrugas del triángulo metatóracico y por los puntos del 
dorso del abdomen, mas fuertemente expresados. En algunos 
individuos, el negro predomina sobre lo amarillo del dorso ; 
entonces, las fajas de los cuarto y quinto anillos desaparecen, 






INSECTOS. 



347 



la del segundo es triplemente interrumpida, y se divide en cua- 
tro puntos situados sobre la misma línea transversal, la del pro- 
tórax no consiste tampoco mas que en dos manchas laterales 
distantes. M. Gay halló una hembra que parece pertenecer á 
esta variedad. El corselete y el abdomen tienen los colores del 
macho excepcional. La cabeza parece acercarse al tipo feme- 
nino ; pero el lóbulo médium de la caperuza es negro con una 
manchita amarilla en el medio. 

Esta especie debe de ser menos común que la precedente. De Santa Rosa 
y de Coquimbo. 



VIII. NYSOM. — MYSSOlff. 

Mandíbula arcuales, unidentatce. Autentice faciei médium infra 
insertan. Alw supera; areola cubitali secunda ñervos dúos recur- 
rentes excipiente. Venter convexus. Tarsi anteriores in utroque 
sexu mutici. 

Nysson Latr., St-Farg., Spin. ; — Ox-íbelus et Crebro Fabr., etc. 

Cabeza transversal casi del ancho del corselete. Mandí- 
bulas arqueadas é incidentadas. Antenas insertas en la 
parte inferior del medio de la cara ; el primer artículo sub- 
cónico ; el segundo globuloso ; los otros engrosando muy 
poco hacia la punta. Alas superiores con tres celdillas cu- 
bitales; la segunda recibiendo las dos nerviosidades re- 
currentes. Vientre convexo. Tarsos anteriores múticos en 
ambos sexos. 

Estos insectos, propios de ambos mundos, tienen las costumbres muy 
semejantes á las demás especies de la familia. Las hembras buscan 
también los lugares secos y arenosos para cavar sus nidos, en los cuales 
echan otros insectos para mantener las larvas. 

1. JV&98on Gay$. f 

N. niger parce albido vülosus; abdomine nítido, fasciis tribus luteolis in- 
terruptis adórnalo. — Long., 4 Un. 

Hembra : longitud del cuerpo cuatro líneas. Anchura id. desde 
el origen de las alas línea y cuarta. Esta especie es vecina de 





348 



FAUNA CHILENA. 



nuestro Nysson marginatus de Cayena. Véanse los Ann. de la 
Soc. Ent.,t. x, pág. 113, n. 68. Sin embargo, es muy distinta. 
El carácter mas sobresaliente consiste en la diferencia de sus 
dimensiones respectivas. Nuestro Gayi es claramente mas ancho 
proporcionalmente á su longitud. Las diferencias secundarias 
resultarán de la descripción siguiente. Antenas negras. Cabeza 
y corselete del mismo color, fuertemente puntuados y finamente 
terciopelados. Puntuación confluente y rugosa en el metatórax, 
y en los flancos del mesotórax. Vello terciopelado, generalmente 
corto, raro, blanquizco y dejando divisar el color fundamental, 
mas espeso, dorado y echado adelante en la delantera de la ca- 
beza, tan espeso, mas largo y plateado en la caperuza, en el 
pos-escudo y en la orilla posterior del dorso del protórax, en 
donde forma una fajita transversal. Frente protuberante ; pro- 
tuberancia mas fuerte que en la especie de Cayena y semejante 
á la del Nysson Dufourii Saint-Fargeau , ó Nyss. barbaius , 
Dufour. Pieza mediana del protórax fuerte y confusamente pun- 
tuada, sin traza de estrias longitudinales. Abdomen negro y 
cubierto de un vello blanquizco, muy corto y bastante raro para 
que se vea el color del fondo, que es tanto mas luciente cuanto 
es casi liso, y que no tiene mas que algunos puntos esparcidos 
de tamaño mediano. Borde posterior de cada una de las tres 
primeras chapas dorsales alzado en rodete. Este amarillo y cu- 
bierto de un vello espeso del mismo color, una faja amarilla 
anchamente interrumpida en el medio un poco delante de cada 
rodete. Bordes posteriores de los cuarto y quinto anillos igual- 
mente ribeteados pero dentellados y franjeados. Franjas platea- 
das. (En el Marginatus, estos dos segmentos son semejantes á 
los tres primeros.) Rodetes, dentellones, franjas y vello de los 
cuatro anillos intermedios igualmente continuados bajo el vien- 
tre. Sexto anillo de la forma ordinaria. Labro, palpos, base de 
las mandíbulas, patas anteriores é intermedias de un encarnado 
subido inclinado al ferruginoso. Caderas y trocanteros de todos 
los pares, base de los fémures anteriores, faz posterior de los 
fémures y de los tibias intermedios negros. Patas posteriores 
negras. Rodillas y últimos artículos de los tarsos ferruginosos. 
Ingletes testáceos. Pelotas negras. Escamas alares encarnadas. 
Alas hialinas algo ahumadas ; nerviosidades obscuras ó pardas y 



INSECTOS. 349 

pasando al ferruginoso, al acercarse á su origen. Segunda celdilla 
cubital recibiendo las dos nerviosidades recurrentes, (en mi 
ejemplar del Marginatus, la primera es casi intersticial. Esta 
particularidad puede ser accidental.) — Macho : siempre dejando 
aparte los caracteres propios á todos los machos , este difiere 
muy poco de su hembra. Es mas delgado y mas chiquito, sin ser, 
con todo eso, tan esbelto como la hembra del Marginatus. La 
puntuación del abdomen es algo mas fuerte. El sexto anillo es 
semejante al quinto. Es, como él, negro con su borde posterior 
ribeteado, con ribete dentellado y franjeado, con franjas platea- 
das. La última chapa dorsal es trígona. Su faz mediana es plana, 
en trapecio encogido por detrás, su borde posterior tri-espinoso, 
las tres espinas iguales, cortas, rectas y paralelas. 
Especie escasa y propia de las provincias centrales. 




IX. SOX.XERE&A. — SOI.XEREI.I.A. f 

Anlennm faciei médium infra insertos. Venter convexus. Tarsi 
anteriores in utroque sexu mutici. Alrn superce areolis cubüalibus 
tribus, prima et secunda sigillatim nervum recurreniem exci- 
pientibus. 

Antenas teniendo su origen muy cerca del borde pos- 
terior de la caperuza, cortas y pudiendo á todo mas al- 
canzar al origen de las alas superiores, no filiformes pero 
engrosando poco sensiblemente hacia la extremidad, de doce 
artículos $ (solo sexo conocido). Primer artículo, el mayor 
de todos, espeso, obcónico, no subiendo á lo alto de la 
frente; el segundo, mitad mas delgado que el precedente, 
cilindrico, algo mas corto que el tercero; artículos tres á 
cinco, poco mas ó menos iguales entre sí, como cuentas 
de rosario oblongas, teniendo su máximum de espesor á 
corta distancia de su extremidad, todas sus articulaciones 
bien distintas; artículos seis á diez mucho menos distintos, 
obcónicos , aumentando un poco en espesor y dismi- 
nuyendo en longitud; el undécimo siendo en su base del 



1 




3S0 



FAUNA CHILENA, 



espesor del décimo, adelgazando hacia la punta en forma 
de cono truncado; el último aun mas adelgazado, su ex- 
tremidad obtusa. Cabeza tan ancha como el corselete. 
Vértex en rectángulo transversal, confundiéndose insen- 
siblemente con la frente. Ángulos posteriores romos. 
Frente muy espaciosa, algo dilatada por delante, combada 
en el centro y suavemente inclinada abajo, ahuecada en 
forma de hoyuelo encima de cada agujero antenal. Órbitas 
internas planas. Espacio inter-antenal prominente, tan 
ancho como el espacio comprendido entre cada antena y 
el ojo del mismo lado. Faz nula. Caperuza feblemente 
convexa, muy corta y muy ancha. Borde posterior remon- 
tando en ángulo obtuso en el espacio inter-antenal. Borde 
anterior en arco de curva de muy feble encorvadura. Ojgs 
compuestos grandes, laterales, distantes, ovalares y en- 
teros. Tres ocelos aproximados en lo alto de la frente, 
en triángulo equilátera! ; el anterior mayor que los otros. 
Labro completamente ocultado por la caperuza y por las 
mandíbulas cruzadas. Estas sin diente exterior. Otras 
partes de la boca inobservadas. Dorso del protórax (1) 
muy corto, pero tan ancho como la cabeza. Sus ángulos 
posteriores redondeados y no alcanzando al origen de las 
alas. Disco del mesotórax ancho y casi plano, compuesto 



(1) Es tiempo que me explique sobre esta pieza que he atribuido hasta 
ahora al protórax por miramiento á la opinión, y que continuaré atri- 
buyéndole afin de no hablar un lenguaje desusado en un simple frag- 
mento de fauna local. Pero el hecho es que esta pieza está íntimamente 
soldada al disco del mesotórax ; que está separada del prosternum por un 
ligamento articular y que no toma parte activa en el movimiento del pri- 
mer par de patas. Por consiguiente, es una de las dependencias del meso- 
tórax, del cual es la pieza dorsal anterior ; el Proescutum del difunto Au- 
douin. Esta es, y no el escudo de los Himcnópieros, la que es, en estos, 
el verdadero análogo al escudo de los Coleópteros. 




INSECTOS. 35! 

de una sola pieza. Bordes opuestos, rectos y sub-para- 
lelos, el posterior algo mas estrecho que el anterior. 
Bordes laterales feblemente redondeados. Escudo grande, 
ancho, poco inclinado hacia atrás, pareciendo la continua- 
ción de la superficie del disco, su borde posterior redon- 
deado. Pos-escudo muy corto, recto, lineal, transversal y 
apartándose lateralmente del contorno posterior del es- 
cudo. Metatórax grande componiendo, él solo, el tercio, á 
lo menos, de la longitud total del corselete, distintamente 
compuesto de tres piezas; una mediana que pertenece 
exclusivamente á la faz superior, en semi-elipse tal que 
su grande arco corresponde á la línea mediana, y que el 
vértice del eje corresponde á la extremidad superior de la 
pieza, igualmente bipartida por un surco longitudinal que 
encierra en sí mismo una costa alzada siguiendo toda su 
longitud; dos laterales que abrazan á los flancos y se es- 
tienden por la faz posterior, muy estrechas en los ángulos 
anteriores de la faz superior, ensanchándose en seguida 
siguiendo el contorno de la pieza mediana, juntándose de- 
trás del vértice posterior de esta, y con todo eso sepa- 
radas todavía hasta la inserción del abdomen por el pro- 
longamiento del surco mediano ; faz posterior vertical, 
algo cóncava y pudiendo abrazar la base del abdomen. 
Abdomen subsesil, óvalo-oblongo, de seis anillos; los tres 
primeros poco mas ó menos de igual longitud ; los tres 
últimos son también del mismo tamaño, pero parecen mas 
cortos en el caso, muy frecuente, de que cada uno de 
ellos haya entrado, en parte, en el que le precede. Sexta 
chapa dorsal no teniendo mas que una sola faz en semi- 
cono y terminada en punta. Patas sencillas y de mediano 
tamaño. Tibias derechos y terminados por dos espinas 
desiguales y dirigidas hacia abajo. Tarsos inermes, filifor- 





FAUNA CHILENA. 

mes, de cinco artículos ; el primero tan largo como los 
tres siguientes reunidos; el último armado de dos gan- 
chos y provisto de un pelo bilobeado, tan largo como 
los ganchos, ó mas largo. En las alas superiores, una 
celdilla radial mediana, distante de la punta del ala, es- 
trecha, ovala-oblonga, apendiceada. Apéndice recto, alcan- 
zando al borde anterior del ala y formando así una segunda 
radial muy chiquita comparativamente á la primera, trian- 
gular y acuminada. Tres celdillas cubitales cerradas ; la 
primera mayor que las dos siguientes reunidas, recibiendo 
la primera nerviosidad recurrente á corta distancia de su 
extremidad; la segunda muy chiquita, peciolada, reci- 
biendo la segunda recurrente un poco mas allá del medio. 
Peciolo recto y poco mas ó menos igual en longitud á la 
altura de la celdilla; la tercera sésil, encogida por de- 
lante. Ninguna traza de una cuarta celdilla abierta. 

He dedicado este género á M. Solier, capitán de ingenieros, y uno 
de los cooperarios de esta Fauna. 

1. S&iier&tit» miise&piíuiíMes. -J- 

( Alias zoológico — Entomología, Himenópteros., lám. 2, fig. s.) 

S. aniennis, pedibus, corporeque antice nigris ; cltjpeo sericeo argéntalo; 
abdomine rubro, tribus ultimis segmentis ad dorsum nigris. 

Hembra : longitud del cuerpo, línea y media. Anchura id., un 
tercio de línea. Antenas, patas y ante-cuerpo, negros. Este úl- 
timo finamente puntuado y levemente pubescente ; pubescencia 
corta y blanquizca. Caperuza cubierta de un vello sedoso pla- 
teado. Base de las mandíbulas ferruginosa. Pos-escudo y borde 
posterior del protórax amarillos. Abdomen encarnado ; dorso de 
los tres últimos anillos negro. Alas hialinas ; nerviosidades obs- 
curas. 

M. Gay ha visto las dos hembras que ha cosechado en Chile, correr por 
medio de las gramíneas y volar rasando la tierra con cierta impaciencia. 
Es de presumir que estaban en caza de provisiones para sus nidos. Una de 



insectos. 353 

ellas tiene las rodillas y los tarsos ferruginosos. Si se han mirado con aten- 
ción los caracteres del tí. Solierella, se habrá adquirido la convicción de 
que es muy lejano del G. Nysson. En efecto, difiere de este por su cabeza, 
proporcionalmente mas ancha, por su vértex mas espacioso, por su cape- 
ruza mas ancha y mas corta, por el origen de las antenas mas vecino de la 
boca, por el ángulo anterior del triángulo ocelario mas agudo, por el 
dorso del corselete menos convexo, por el escudo y por el pos-escudo me- 
nos inclinados hacia atrás, por el metatórax mayor y tan largo como en 
algunas Larras. El conjunto de estos caracteres da á la especie conocida el 
faciesde un Miscofe, mas bien que el de un Nysson. Por lo mismo el nom- 
bre trivial que le he dado está destinado á recordar esta semejanza. 

Esplicacion de la lámina. 
Lam. 2, fig. 5. — Hembra aumentada. — Sa Cabeza visla de faz. — 5¿> Extremi- 
dad posterior del abdomen visla de perfil. — 5c Ala superior aumentada. 

X. FODAGEITO. — IO®AGRITUS. f 

Fronte antice augusto. Autentice in masculis arliculis 13, infe- 
minis 12. Prothorax angulis posterior ibus rotundis, originem ala- 
rum non attingentibus. Areola cubitales duce. Abdomen pctiolatum. 
Pedes posteriores turgidi. Tarsi anteriores in feminis spmosi et 
pectinati. 

Hembra : antenas pudiendo alcanzar apenas á los ángulos 
posteriores de la cabeza, de doce adíenlos, el primero 
largo, sub-cilíndrico, no pudiendo remontar hasta el ocelo 
anterior ; artículos dos á ocho delgados, obeónicos, visi- 
blemente mas largos que anchos, aumentando primero en 
longitud del segundo al cuarto, disminuyendo después 
progresivamente del quinto al octavo, sin aumentar en 
espesor. Todas sus articulaciones transversales, paralelas 
y bien desprendidas; artículos nueve á once casi tan an- 
chos como largos, sub-cilíndricos, con articulaciones me- 
nos aparentes; el último del tamaño del penúltimo, su 
extremidad redondeada. En los machos de trece artículos 
y con todo esto mas cortas que en el otro sexo, y no pu- 
diendo alcanzar al borde posterior de la cabeza ; todos los 
artículos del látigo (Scapus) siendo proporcionalmente mas 
espesos y mas cortos; artículos seis á trece visiblemente 

Zoología. VI. 2!í 







354 



FAUNA CHILENA» 



mas anchos que largos, sin ser ninguno de ellos sin embargo 
ni dilatado, ni desformado, y siendo los dos últimos seme- 
jantes á los últimos del otro sexo. Cabeza grande. Vértex 
en rectángulo transversal tal que su longitud es á su 
anchura en razón de tres á cuatro. Borde posterior ancha- 
mente escotado en arco de círculo. Ángulos posteriores 
obtusos, pero bien expresados. Ocelos en triángulo rec- 
tángulo, tal que el centro del ocelo anterior corresponde 
al vértice del ángulo recto. Dorso del protórax deprimido, 
encogido y prolongado adelante, en donde forma una es- 
pecie de cuello que se oculta, en parte, debajo de la 
cabeza, pero que siempre es aparente por poco que esta 
esté algo inclinada hacia delante, bipartido en apariencia 
por un surco transversal bastante hondo. Borde anterior 
deprimido y redondeado. Ángulos posteriores no alcan- 
zando al origen de las alas. La estructura de esta pieza es 
poco mas ó menos la misma en todas las especies del an- 
tiguo G. Crabro, y causa sorpresa el ver en las Con- 
sidera sur l'ord. des Crust. des Arachn. et des Vi- 
séeles en la pág. 289 , Latreille constituir su familia de 
las Crabronitas por un carácter que él expresa en los 
términos siguientes : Primer segmento del corselete no 
formando mas que un simple ribete transversal, lineal 
y distante por encima del origen de las alas. Mesoíórax 
y metaiórax amoldados sobre el tipo conocido del antiguo 
G. Crabro. Flancos ahuecados para la retirada de los fé- 
mures posteriores. Canal de recepción oblicuo, yendo de 
adelante atrás, y de arriba á abajo, empezando detrás del 
origen de las alas inferiores, y terminando en la de las 
patas posteriores. Dorso del metatórax no estando com- 
puesto visiblemente mas que de una sola pieza. Pasaje de 
la faz superior á la posterior suavemente preparado ; la 



INSECTOS, 35$ 

última fuertemente inclinada hacia abajo, pero no vertical, 
no teniendo mas que un hoyuelito cerca de su extremidad 
posterior. Abdomen peciolado, una vez y media mas largo 
que el ante-cuerpo, mitad mas estrecho que este, de seis 
anillos ?, de siete ¿. Primer anillo, ó peciolo propia- 
mente dicho, piriforme si se quiere, tan largo como los 
dos siguientes reunidos, estrecho, lineal é igualmente 
plano por encima y por debajo en los dos primeros tercios 
de su longitud, dilatado, también plano debajo, convexo y 
combado por encima en el último tercio. Anillos siguientes 
formando juntos una especie de porrita oblonga y compri- 
mida lateralmente, cuyo máximum de longitud corres- 
ponde, en ambos sexos, al borde posterior del cuarto seg- 
mento. Ultima chapa dorsal triedra, no estando prolon- 
gada la faz mediana en forma de gotera ? . Patas de los 
dos primeros pares de la forma y del tamaño ordinario. 
Tibias y tarsos anteriores, espinosos y péctineos $ ; al- 
gunas espinas semejantes en la faz interna de las tibias 
intermedias. Patas posteriores mayores que las otras, dis- 
formes y menos propias para andar. Caderas y trocanteros 
reunidos tan largos como los fémures, ó mas largos (1). 
(M. de Saint-Fargeau ha tomado probablemente el tro- 
cantero por una parte de la cadera, cuando dijo, hablando 
de otras Crabronitas, caderas de las patas posteriores, 
mas largas que los muslos. Este modo de ver no me pa- 
rece muy plausible, y seria embarazoso, si los trocante- 
ros fuesen pluri-articulados, como en los Eimenópteros 
ditrocos del doctor Hartig, como también seria falso en el 
caso de que el trocan tero fuese una dependencia de los 



l 



(1) Estos caracteres, bien que aparentes, no han sido bien expresados 
en el diseño. 



356 FAUNA CHILENA. 

fémures, como en la grande mayoría de los Coleópteros). 
Fémures cortos, espesos y múdeos. Tibias de lalongitudde 
los fémures, muy hinchadas pero no en forma de porrita, 
engruesando insensiblemente de su extremidad femoral á 
su extremidad tarsiana; su faz exterior espinosa. Tarsos 
sin espinas laterales, algunos dentellones marginales, so- 
lamente á la extremidad del primer artículo, siendo este 
en todas las patas tan largo como los tres siguientes reu- 
nidos ; dos espinas largas, rectas y agudas en la extre- 
midad tarsiana de cada tibia, aumentando progresivamente 
del primero al tercer par ; ingletes sencillos; pelotas mitad 
mas cortas que los ingletes. Alas alcanzando apenas á la 
extremidad del cuerpo, cuando están cruzadas. Inerva- 
ción de las superiores como en el G. Crabro. Véase la 
figura. Apéndice de la radial bien aparente, aunque menos 
fuertemente expresado que las demás nerviosidades de 
la parte característica, recto, alcanzando al borde del ala 
y formando una segunda radial triangular y completa. 

Bien que deseche yo ¡a mayor parte de los géneros formados en este 
grupo por M. de Saint-Fargeau, propongo no obstante uno nuevo que 
no es mas que la consecuencia rigorosa de los principios seguidos en la 
elección de los caracteres. Solo he querido rechazar todos los que, 
siendo artificiales, no convenían mas que á uno de los dos sexos, tales 
como las formas variadas de la última placa dorsal del abdomen, tan 
impropiamente nombrada el anus, y las disformidades de las patas an- 
teriores ; el primero no conviene mas que á las hembras, y el segundo 
á los machos. Pero he mantenido todos los caracteres naturales, ya 
fuese que conviniesen á ambos sexos, como las hinchazones de las 
patas posteriores, ya que perteneciesen solo á las hembras, como la 
armadura variada de los tarsos anteriores. He aceptado también 
algunos caracteres artificiales comunes á ambos sexos, porque me han 
parecido netos, constantes y aparentes, tales como el numero de los 
artículos délas antenas, y la estructura de los primeros segmen- 
tos abdominales. Pero sean el número de los caracteres mantenidos, 
el número de los géneros posibles será 2 n , por consiguiente aqui ó 
n = h el número de los géneros podría ascender á diez y seis. Sin 



INSECTOS. 



357 



embargo, después de la adición del G. Podagritus, mi cuadro no 
cuenta todavía mas que siete. Se pueden pues concebir otras nueve 
combinaciones de formas, cuyos tipos no conocemos. ¿ No es verdad 
que en este ejemplo volvemos á ver uno de los numerosos casos en que 
los descubrimientos ulteriores que operan algunos cambios en nuestros 
métodos nos han de probar que habrá mucho mas que añadir que 
quitar ? Comparemos ahora los caracteres de nuestro Podagritus con 
los diversos géneros ó sub-géneros propuestos por M. de Saint-Fargeau. 
El Podagritus difiere de los Crabro, Solenius, Blepharipus, Thy- 
reopus, Crassocerus y Thyreus reunidos, Lindenius y Dasyproctus, 
por sus fémures, cuya longitud no excede á la de las caderas y trocan- 
teros reunidos. Difiere de los G. Corynopus y Physoscelus por los 
tarsos anteriores de sus hembras, espinosos ypectíneos, y del G. Cory- 
nopus en particular, por un artículo mas en cada antena, en los dos 
sexos. 

1. X*oflagritM8 €tayí. J f 

(Alias zoológico. —Entomología, Himenópteros, lám, 2, fig. 6.) 

P. capite, antennis, thorace pedibusque nigrís; abdomine rubro, petiolo 
basinigro; alis hyalinis, nervuris ohscuris. 

Hembra : Longitud del cuerpo cinco líneas y inedia. Id. de la 
cabeza tres cuartos de línea. Id. del corselete una línea y tres 
cuartos. Id. del primer segmento una línea. Id. de lo restante 
del abdomen dos líneas. Ancho de la cabeza una línea. Id. deí 
corselete en el origen de las alas superiores, la misma. Id. de! 
primer segmento en su origen, un sexto de línea. Id. del mismo 
en su máximum, un cuarto de línea. Id. de! abdomen en su 
máximum, media línea. Cabeza finamente puntuada; puntos chi- 
quitos y muy aproximados, piligeros ; pelos muy cortos y tercio- 
pelados en general, sedosos y enteramente echados detrás de los 
ojos, en las órbitas internas, en el espacio inter-antenal y sobre 
la caperuza. Medio de la caperuza protuberante ; protuberancia 
partiendo del origen de las antenas, convexa y velluda por en- 
cima, cóncava, glabra y luciente debajo, superada de una ca- 
rena transversal en forma de creciente, abierta por delante y 
pareciendo bidentada. Borde anterior del mismo cuadri-escotado; 
escotadura exterior feblemente arqueada y poco entrante, su 
centro respectivo situado hacia el tercio de la anchura total : los 




1 



358 



FAUNA CHILENA. 



dos lóbulos intermedios angulosos ; el médium cortado en línea 
recta, prominente, pero no cubriéndola extremidad délas man- 
díbulas cruzadas. Espacio inter-antenal combado. Línea mediana 
de la frente hundida. Otras dos impresiones partiendo de las 
órbitas internas, dilatándose hacia atrás, remontando hacia la 
región ocelaria, y desapareciendo á corta distancia del ocelo an- 
terior. Porción del pro tórax atrás del surco transversal, plana y 
tan alzada como el disco del mesotórax, encojida y ribeteada por 
delante, arrugada en sesgo y redondeada por ambos lados. Dorso 
y flancos del mesotórax, escudo y base del pos-escudo finamente 
puntuados y terciopelados como la cabeza. Una ringlera de grue- 
sos puntos cuadrados y hundidos, costeando el borde posterior 
del pos-escudo. Metatórax mate y fuertemente reticulado, algu- 
nos pelos sedosos sobre los lados de su faz posterior. Cavidades 
laterales cavadas para la retirada de los fémures posteriores, 
arrugadas, pero glabras y lucientes. Abdomen pareciendo liso á 
la vista, aunque sea con un poderoso auxiliar, y con todo eso 
cubierto de un vello bastante raro para que se pueda ver el co- 
lor del fondo, muy corto, echado enteramente é inclinado hacia 
atrás. Puntuación y pelaje de las patas mas aparentes. Antenas 
negras por encima , pálidas debajo ; primer artículo amarillo. 
Cabeza y corselete negros ; base de las mandíbulas y ángulos 
posteriores del protórax amarillos; vello sedoso, plateado; 
vello terciopelado del color del fondo. Pelage de los flancos 
blanquizco. Abdomen encarnado, base del peciolo negra; vello 
blanco. Patas negras; rodillas anteriores é intermedias, faz 
externa de las tibias anteriores amarillas; rodillas posterio- 
res y extremidades tarsianas de todas las tibias, encarnadas ; 
espinas é ingletes pálidos; pelotas negras. Alas hialinas; nervio- 
sidades obscuras. El macho difiere de la hembra por su menor 
talla (proporción guardada, largo del cuerpo, cuatro líneas), por 
la ausencia de una protuberancia en medio de la caperuza, por 
el lóbulo mediano de este, redondeado y bastante avanzado para 
depasar la extremidad de las mandíbulas cruzadas, por los tar- 
sos de los dos primeros pares amarillos, por las extremidades tar 
sianas délas tibias, amarillas también en los dos primeros pares 
y negras en el tercero, por una manchita amarilla en la rodilla 
de este, por el dorso de los quinto y sexto anillos negros, y en fin 






INSECTOS. 



359 



por la última chapa dorsal mas chiquita, redondeada en su ex- 
midad, y tal que su faz mediana se ha agrandado á expensas de 
las dos laterales. 

Esta especie algo escasa, vive en el norte, en Coquimbo, etc. 
Esplicacion de la lamina. 

Lam. 2, fig. 6. - Hembra aumentada. — 6a Su tamaño natural. —66 Antena. — 
6c Pata posterior. 

XI. FISOSCE&0. — PHYSOSCE1US. 

Antennce articulis 13 in masculis, 12 in feminis. Areola cubi- 
tales duce. Abdomen petiolatum. Pedes posteriores turgidi. Tarsi 
anteriores in utroqne sexu mutici. 
Physoscelüs St-Farg. etBrulIé. — Crabro Panz., Vander-Lind., etc. 

Frente angostada por delante. Ojos convergentes en 
ambos sexos. Ocelos en triángulo equilateral. Antenas 
engrosando ligeramente hacia la punta, de trece artículos 
en los machos y de once á doce en las hembras. Protórax 
mútico. Solo dos celdillas cubitales. Abdomen peciolado. 
Patas posteriores hinchadas. Tarsos anteriores espinosos y 
pestañados. 

Este género creado por el señor Pelletier de Saint-Fargeau incluye 
unas pocas especies de ambos mundos. 

1. JRhysogceius lomgimattus. f 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 2, fig. 7.) 

P. capite, thorace pedibusque Icevigatis, glabris, nitidis ; clypeo sericeo 
argéntalo ; petiolo abdominis tertiam partem allingente. — Long., S Un. 

Hembra algo mas chiquita que la del Podagrhus Gayi , á 
la cual semeja mucho en apariencia, pero de la que se aleja en 
realidad por su carácter de género siendo los tarsos anteriores 
franjeados y múticos en ambos sexos. Artículos de cinco á 
doce de las antenas mas cortos, sus articulaciones mas apreta- 
das. Vértex en rectángulo transversal, cuya longitud es á la an- 
chura en razón de dos á tres; borde posterior recto; ángulos 
posteriores borrados. Triángulo ocelario equilateral. Frente como 





i': 



360 



FAUNA CHILENA 



en el Podagriio; impresiones laterales divergentes y subiendo 
á lo largo de las órbitas internas. Espacio inter-antenal plano. 
Caperuza uniforme y feblemente convexa, sin protuberancia; su 
borde anterior insensiblemente bisinuado ; lóbulo mediano, re- 
dondeado, poco avanzado, sin poder alcanzar á la extremidad 
de las mandíbulas cruzadas. Dorso del protórax como en el Po- 
dagrito, algo mas corto; porción detrás del surco transversal* 
sin arrugas ni ribete. Cabeza, corselete y patas pareciendo igual- 
mente lisos, glabros y lucientes, la caperuza sola cubierta de 
sedas plateadas, echadas enteramente é inclinadas hacia delante. 
Cavidades laterales del corselete, que se reputan servir de reti- 
rada á los fémures posteriores, poco hundidas. Dorso del meta- 
lórax alargado, uniformemente convexo, suavemente inclinado 
de delante á atrás, dividido en dos piezas iguales por un surco 
longitudinal que se hunde y se ensancha hacia atrás para desa- 
parecer bruscamente á cierta distancia del borde posterior. Pe- 
ciolo poco mas ó nienos de la misma forma que en nuestro Po- 
dagrito, mas delgado al principio, mas bruscamente hinchado 
á menor distancia de su origen, componiendo mas del tercio de 
la longitud total del abdomen. Cinco últimos segmentos formando 
también una especie de porrita comprimida, cuyo máximum de 
anchura no depasa el medio del cuarto. Ultima placa dorsal tri- 
edra ; su faz mediana de la forma ordinaria. Patas de los dos 
primeros pares medianas; fémures hinchados; tibias sin espinas 
laterales; primer artículo de los tarsos mas largo que los se- 
gundo y tercero reunidos, pero mas corto que los tres siguientes 
juntos. Patas posteriores mas alargadas que las demás • fémures 
espesos y visiblemente mas cortos que las caderas y los trocan- 
teros reunidos ; tibias delgadas en su origen, bruscamente hin- 
chadas en forma de porrita hacia el primer tercio de su longitud. 
Espinas apicales de todas las tibias rectas, agudas, proporcio- 
nalmente mas fuertes y mas cortas que en el Podagrito. Iner- 
vación de las alas superiores como en este. Antenas, cuerpo y 
patas negros; látigo de las antenas pálido debajo; primer artí- 
culo amarillo; mandíbulas pardas con una mancha blanquizca 
en su faz exterior ; ángulos anteriores del protórax, faz externa 
de las tibias anteriores, una mancha en la base de las tibias, y 
primer artículo tarsal de los cuatro posteriores blanquizcos. Alas 




INSECTOS. 



361 



hialinas, nerviosidades negras. El macho es muy notable por la 
forma de sus antenas que contrastan singularmente con las del 
Podagrims «f. Aunque de trece artículos, son no solamente mas 
cortas que las de la hembra, sino que están ademas aplastadas 
y dilatadas. Artículos dos á cuatro en trapecio, ensanchados hacia 
adelante y con articulaciones bien desprendidas ; el segundo tan 
ancho á lo menos como largo, los tercero y cuarto mas largos 
que anchos, el cuarto el mayor de todos, y tan largo como los 
tres siguientes reunidos ; artículos cinco á once en trapecios en- 
cogidos hacia delante y con las articulaciones mas apretadas, 
tan anchos como largos, progresivamente menos aplastados y 
volviendo á tomar poco á poco la forma típica ; los dos últimos 
semejantes á los dos últimos del otro sexo. Ultima chapa dorsal 
del abdomen engrandada á expensas de las dos laterales que son 
poco aparentes; extremidad obtusa. En punto á los colores, el 
macho no difiere de la hembra mas que por las extremidades de 
los artículos intermedios de las antenas, tan pálidos encima que 
debajo, y por sus tarsos anteriores amarillos-blanquizcos. 
Esle insecto se halla en el norte, en Saturno, Elqui, etc. 
Esplicacion de la lámina. 

Lam. 2, fig. 7. — Macho aumentado y visto de perfil. — la Su tamaüo natural- 
— "Ib El meta tórax y peciolo muy aumentados— 7c Antena. 




2. 3*h&si»seeMvis brevinotSws. t 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám.2, fig. 8.) 

P. pedibus anterioribus pallidis ; coxis, trochanteribus femoribusqne nigro- 
maculatis; petiolo ábdominis quarlam partem attingente. — Long., 3 Un. 

Hembra : el ejemplar único que tenemos semeja mucho á la 
hembra de la especie precedente. Pero independientemente de 
su talla mas chiquita, no siendo la longitud escasamente mas que 
de tres líneas, y de los colores de las patas y de las antenas, es 
muy distinta de ella por el encogimiento de su peciolo, que no 
compone mas que la cuarta parte de la longitud total del abdo- 
men, el cual, por otra parte, es mas espeso en su origen y brus- 
camente dilatado hacia el medio de su longitud. Las otras dife- 
rencias en las formas son poco importantes. Las de los colores 
se reducen á esto : látigo de las antenas negro también por 



362 



FAUNA CHILENA, 



debajo; mandíbulas blanquizcas, extremidad parda, patas ante- 
riores pálidas, base de las caderas, una muy diminuta man- 
chita en el dorso de los trocánteres, otra mayor en el de los 
fémures, negras; patas intermedias negras, extremidades de las 
caderas y de los trocánteres, rodillas y 'primeros artículos de 
los tarsos, pálidos: patas posteriores, negras; una mancha lineal 
pálida en la base de cada tibia. Macho desconocido. 

Se halla en las provincias centrales. 

Esplicacion de la lámina. 

tkv¡. 2, fig. 8. — Animal aumentado desprovisto de los últimos anillos del abdo- 
men. - 8a Su tamaño natural. — 8b Metatórax y peciolo muy aumentados. — 
%c Antena. 

3. JRhyaoseclws ? erassinoaws. f 

(Atlas zoológico.— Entomología, Himenópteros, lám. 2,fig. 9.) 

P. nitidus ; saleo ad médium thoracis sai profundo ; tarsis anterioribus in 
feminis parce spinoiis; spinis sal brevibus sed rigidis pectinatis; peliolo 
subcylindríco subtus plano supra basi foveolato. — Long., 3 Un. 4\%. 

Hembra : longitud del cuerpo tres líneas y media. Id. de la 
cabeza media línea. Id. del corselete una línea. Id. del peciolo 
dos tercios de línea. Id. del abdomen tres líneas. Anchura de la 
cabeza tres cuartos de línea. Id. del corselete en el origen de 
las alas superiores, la misma. Id. del abdomen en su máximum, 
tres cuartos de línea. Antenas sin poder alcanzar al borde pos- 
terior de la cabeza, de doce artículos, el último tan largo como 
los dos precedentes reunidos. Delantera de la cabeza y triángulo 
ocelario como en los Physosc. longinodus y brevinodus; vértex 
proporcionalmente mayor; impresiones laterales partiendo de 
las órbitas internas rectas, paralelas, no dilatadas por atrás y 
borrándose insensiblemente sobre la línea transversal que está 
considerada en la base del triángulo ocelario. Cuerpo y patas 
igualmente lucientes pareciendo lisos y glabros á la simple vista, 
pero siendo en realidad puntuados y pubescentes, pubescencia 
corta y sedosa. Uti surco bastante hondo en el dorso del corse- 
lete siguiendo su línea mediana, partiendo del borde anterior del 
protórax y prolongándose sobre el disco del mesotórax, sin al- 
canzar á su borde posterior. Metatórax semejante al de los dos 
Fisoscebs precedentes, también uniformemente convexo, pero 



INSECTOS. 



363 



proporcionalmente mas corto y mas fuertemente inclinado ha- 
cia atrás, claramente compuesto de tres piezas distintas, una 
mediana y dos laterales; pieza mediana, corta, triangular y 
terminada posteriormente en ángulo muy obtuso, subdividida 
ella misma en otras dos piezas triangulares por un surco me- 
diano y longitudinal; surcos que la separan del pos-escudo, de 
las dos piezas laterales y que la dividen á ella misma en dos par- 
tes anchas, hondos y almenados; el surco mediano longitudinal, 
prolongado y dilatado por detrás de la pieza mediana, formando 
mas allá un hoyuelo triangular terminado en ángulo agudo, inte- 
rior del hoyuelo mate y rugoso en el medio, almenado en los 
costados ; piezas laterales distantes en su origen, acercándose 
bastante de priesa, siguiendo los contornos de la pieza mediana, 
volviendo á juntarse detras del hoyuelo, y no siendo ya dis- 
tintas desde este punto hasta la extremidad posterior, si no es 
por una sutura careniforme, recta y bastante alzada. Peciolo 
subcilíndrico, debajo plano ; dorso leonado en su base, uniforme- 
mente convexo mas allá, y aumentando insensiblemente de al- 
tura; costados rectos y subparalelos. Cinco últimos anillos for- 
mando juntos un ovoide oblongo y no comprimido, cuyo máxi- 
mum de longitud corresponde á la base del cuarto segmento ; el 
primero de los cinco mas largo que los siguientes, cónico ; los 
tres siguientes Ó bien los tercero, cuarto y quinto del abdomen 
poco mas ó menos iguales en longitud ; última placa dorsal tri- 
edra; su faz mediana, estrecha, alargada, con lados ribeteados, 
arqueados y entrantes, con todo eso plana, truncada y no ahon- 
dada en forma de gotera. Patas é inervaciones de las alas como 
en los otros Fisoscelos. Espinas terminales de las tibias mas lar- 
gas y algo arqueadas ; pelotas posteriores tan largas como los 
ingletes. Macho desconocido. 

Observando atentamente los tarsos anteriores de esta hembra, se verá 
que, aunque franjeados como los de los Fisoscelos,' tienen de mas que es- 
tos, espinas bastante cortas, pero tiesas ;y dispuestas como dientes de 
peine. ¿ Serán tal vez estos tarsos franjeados y pectíneos al mismo tiempo? 
I Esta nueva complicación podrá acaso justificar el establecimiento de un 
nuevo género? No me he atrevido á decidirme en estas dos cuestiones por 
no tener mas datos que un solo sexo y que un solo individuo. Mientras no 
tenga nuevos materiales, he dejado esta especie en el género que me ha 
parecido mas vecino de él. 









364 



FAUNA CHILENA. 

Esplicacion de la lámina. 



Lam. 2, íig. 9. - Animal aumentado.— 9a Su tamaño natura!. - 9c Metalórax 
peciolo muy aumentados. 



XII. OXIBEIO, 



OZTBELUS. 



Mandibula; acula, subedentulce, valde arcuatce. Antennce clypei 
basi inserta. Oculi subparalelli. Fronte non antice angustalo. 
Areola cubitalis única, nervum recurrentem ad originis basim 
excipiente. Tibia spinosa. 
Oxtbelds Latr., Fabr-, Panz., Jur.. Spin. — Crabro Oliv., ele. 

Cabeza transversal, del ancho del corselete. Mandíbulas 
agudas y fuertemente arqueadas. Ojos ovalares, muy pro- 
minentes, Antenas gruesas, filiformes ó mas gruesas hacia 
la punta. Corselete redondo, metatórax terminado por uno 
ó tres dientes. Alas superiores con una celdilla radial 
apendiculada, y una sola cubital que recibe la sola ner- 
viosidad recurrente que existe. Abdomen acorazonado; 
el primer segmento no angostado en peciolo pero casi 
emarginado para recibir el corselete. Piernas y tarsos pes- 
tañosos y espinosos. 
Las especies de este género viven en ambos mundos. 

1. Oacybelus corctatus. -j- 

O. clypeo plano, antice in fem. recto subtiliter denticidato ; inflalione me- 
tatlioracica postice producía, cordiformi, largiter emarginata.—Long ., 2 Un. ; 
lat., 2¡3 Un. 

Macho y hembra : largo del cuerpo dos líneas. Anchura del 
mismo dos tercios de línea. Cuerpo negro mate, fuertemente 
puntuado y pubescente. Caperuza plana; borde anterior recto, 
finamente dentellado $ ; los dientes laterales extremos mas apa- 
rentes que los otros, y aun también los solos visibles á la simple 
vista é. Escudo plano y sin ribete. Pos-escudo dilatado lateral- 
mente, escotado posteriormente en arco de círculo; dilataciones 
laterales planas, redondeadas, translúcidas y aliformes. Protu- 
berancia metatorácica prolongada hacia atrás, cuerpo disforme, 



INSECTOS 



365 



cóncavo por encima, delgado en las costas, anchamente escotado 
por atrás. Puntuación del abdomen menos fuerte que la del ante- 
cuerpo. Pubescencia rara y corta, mas abundante y enteramente 
echada por delante de la cabeza, en el borde posterior del dorso 
del protórax, sobre los flancos del corselete y en el borde pos- 
terior de las cinco primeras chapas dorsales del abdomen. Alas 
y patas de la forma ordinaria. Ningún copo sedoso en el vientre 
del macho. Antenas negras; últimos artículos encarnados. Cuerpo 
negro ; una mancha grande en la faz exterior de las mandíbu- 
las, un punto redondeado en los ángulos posteriores del protó- 
rax, las escamas alares, una faja transversal anchamente inter- 
rumpida en el borde posterior de cada una de las cuatro primeras 
placas dorsales, amarillas. Los dos últimos anillos ? y los tres 
últimos é encarnados. Dilataciones aliformes del pos-escudo y 
contornos exteriores de la protuberancia metatorácica, blancos 
y nacarados. Patas amarillas ; caderas, trocanteros y base de 
los fémures negros. Pelaje entrecano ; vello echado y plateado. 
Alas hialinas ; nerviosidades negras. 

Esta especie tiene alguna semejanza con mi Oxyb. americanos, Ann. 
de la Soc. en/., t. 10, p. 114, n<> 69. Pero las formas diferentes del pos-es- 
cudo y de la protuberancia metatorácica no permiten confundirlas. Es 
fácil convencerse de ello comparando sus descripciones respectivas, Se 
halla en las provincias del norte, en Coquimbo, etc. 




2. ®.vy?&eiws wmr&imeitws» f 

O. chjpeb plano antke rotundo el integro; inflalione melathoracica arcuata 
postice integra et obtusa. — Long., % Un. ; lat., 2j3 Un. 

Macho : talla del macho precedente, al cual semeja, pero 
bien distinto, tanto por el adorno de la capa como por las 
particularidades de las formas características. Caperuza igual- 
mente plana, pero con su borde anterior redondeado y en- 
tero. Vello de la delantera de la cabeza sedoso y plateado. Pu- 
bescencia de lo restante del cuerpo mas igualmente esparcida 
que en el Cordatus, corta, rara, blanquizca y sin brillo metálico. 
Pos-escudo también dilatado lateralmente, pero estas dilatacio- 
nes mas pequeñas que el Cordatus, truncadas oblicuamente de 
delante á atrás, y de afuera á dentro, terminando posteriormente 




366 



FAUNA CHILENA 



en ángulo agudo. Protuberancia metatorácica menos horizontal, 
no dilatada, simplemente arqueada y ahuecada en semi-tubo 
abierto por encima, su extremidad posterior entera y obtusa. 
Antenas, cuerpo y patas negros; extremidades de las antenas y 
últimos anillos del abdomen encarnados. Orillas posteriores 
de las seis primeras chapas dorsales, faz anterior de las tibias 
del primer par, rodillas de ias patas intermedias y posteriores 
amarillas-blanquizcas. Dilataciones laterales del pos-escudo in- 
coloros y traslucidas. — Hembra : el único ejemplar que tene- 
mos no difiere del macho mas que por el último artículo de su 
abdomen, que es negro como lo restante del cuerpo. El látigo 
de las antenas habia desaparecido. 

Se podría comparar esta especie con los Oxyb. miglumis, Fab • y Ha- 
morrhoidalis, Oliy. Creo qne difiere específicamente de ellos por la forma 
de su pos-escudo. Se halla con el precedente. 




XIII. 0Ma1*0. — OMAAUft. 

Caputoblongum, complanatum, thorace inplerisque latius. An- 
tennce fractce 12-articulalce, ultimü subcequalíbus, brevibus. Alce 
subenerves auí areolis brachialibus et radiali instructce. 

Omalus Jur., Nees ab Esenb. - Bbthylds Latr., Blanch., etc. 

Cabeza oblonga, achatada, por lo regular mas ancha 
que el corselete. Mandíbulas mas ó menos dentadas por 
dentro. Palpos maxilares alargados, de seis artículos, los 
labiales de tres ó de cuatro. Antenas filiformes, codeadas 
y compuestas de doce artículos, ios últimos casi iguales y 
mas cortos y un tanto mas angostos en la base. Corselete 
plano filiforme, con el protórax y el mesolórax muy gran- 
des. Abdomen óvalo con el peciolo corto. Alas con las 
celdillas mas ó menos distintas. Patas fuertes, Jas ante- 
riores mas cortas que las demás. 

Los doce individuos de este género cosechado en Chile por M Gav 
pueden ser repartidos en dos especies, mas bien según su color que 
según su forma. La incertidumbre del carácter específico no es la sola 
dificultad para su clasificación. Los tipos de estas dos especies difieren 



INSECTOS, 



36T 



poco de los ejemplares de los Órnalos los mas comunes. ¿ Se sigue que 
debamos concluir que las mismas especies se hallan en el norte del anti- 
guo continente y en el medio dia del nuevo? No titubeada en respon- 
der afirmativamente si el G. ümalus hubiese sido mas estudiado, y si 
los límites de estas especies hubieren sido mejor determinados. Pero 
fuera de algunas descripciones aisladas y no comparativas, diseminadas 
en obras en las que el G. Omalus solo está tratado como objeto secun- 
dario, y por decirlo asi á vuelo, no podemos consultar útilmente mas 
que la excelente monografía del doctor Nees Von Esenbeck, Eyme- 
nopt. Ichneum. affinium monogr., t. 2, p. 390. No se trata alli mas 
que de siete especies europeas que están, á la verdad, perfectamente 
descriptas, pero cuyos diagnosis tienen principalmente por objeto las 
patas, las antenas y el desarrollo de las alas. Ora, el primer carácter 
es esencialmente variable y merece muy poca confianza ; el segundo es 
con frecuencia sexual, y en este caso., no puede ser constante. En mu- 
chas especies el macho solo es alado, y la hembra áptera ; pero la au- 
sencia de las alas que se encuentra con el sexo femenino ordinaria- 
mente, no siendo una de sus partes integrantes, no puede ser una con- 
dición necesaria. Este carácter es esencialmente variable, y se concibe 
fácilmente porque puede haber entre individuos de la misma especie, 
hembra sin alas, otras con alas rudimentales ó mas ó menos imperfec- 
tas, y otras, enfin, con estas mismas partes completamente desarrolla- 
das. He aqui porqué, bien que esté yo muy persuadido de la identidad 
de los Órnalos europeos y americanos, no he citado los primeros sino 
dando señas de duda. 




1. @&M<mMws fortniefferius ? 

O. alalus, niger; antennis medio, libiis íarsisque pallidis; stigmate obso- 
leto. — Long., 4 Un. 4\%\ 
O. FORMicARits Jur., Nees. - Bethylus formicariüs Latr.,Blancb., etc. 

Negro. Cabeza del largo del corselete, convexa, lisa, negra y 
opaca. Mandíbulas pálidas, casi enteras. Antenas mas largas que 
la cabeza, con los artículos del azote amarillos los de la parte 
inferior, y un tanto mas cortos y delgados que los de arriba que 
son negros y obcónicos. Corselete enteramente negro y liso, el 
protórax es ovalado y mas angosto por delante y el .metatórax 
ovalado sub-cuadrado, ancho, truncado subestriado. Abdomen 
del largo y del ancho del corselete, ovalado, negro y brillante; 
el primer segmento angostado en peciolo. Pies cortos; las 



;í! 




368 



FAUNA CHILENA. 



piernas lanceoladas en porra ; las tibias gruesas á la punta y los 
tarsos testáceos. Alas hialinas, duras, irisadas ; nerviosidades 
distintas, formando una celdilla en el medio muy angosta dos 
braquiales alargadas obcónicas, de igual largo y una radial in- 
completa. Estigma poco formado. 

La descripción que damos según el señor Nees ab Esenbeck, conviene 
bastante a los ejemplares de Chile, y estos semejan mucho á los de la 
Europa que halle en la antigua colección Latreille. Sin embargo me han 
parecido mas chiquitos en general. En algunos predomina lo negro -En 
as hembras no hay mas que los segundo, tercero y cuarto artículos de las 
antenas testáceos. En algunos machos los artículos del segundo al octavo 
son de este mismo color. Las tibias intermedias y posteriores son pardas 
o ne gr a S con su base mas clara. Las nerviosidades de las alas superiores 
son indiferentemente leonadas, pardas ó negras. - De Valdivia - Los 

Net'lT e V° S CUa,eS predoraina l0 «egro se aproximan al Nigrícornis, 
Nees ab Es loe. cu., 2. pag. 392, 2, que miro también como una variedad 
hembra del Formicarius. 

2. Omalws fwseieomis ? 

O. fem. alalus niger; anlennarum flagello, tibiis el tarsis teslaceis - 
tong., 1 Un. 3J4. 

O. fuscicornis Jur., Nees. - Bethylus fuscicornis Latr., Spin., etc. 

Cuerpo enteramente negro, liso y brillante. Cabeza hori- 
zontal, orbiculada cuadrada, con la frente convexa y las mandí- 
bulas bidentadas y dilatadas por dentro. Antenas apenas del 
doble mas largas que la cabeza. Corselete, protórax cilíndraceo- 
comcos, subtruncados por delante con los ángulos redondos, trun- 
cados por detrás y lisos; tórax mediano, corto, transversal é igual- 
metatórax mayor que el tórax ovato-cónico, obtuso en la punta' 
un tanto estriado en el dorso. Abdomen del largo y del ancho 
del corselete, oblongo, convexo, agudo en ambas puntas y liso 
Piernas filiformes; tibias y tarsos testáceos. Alas hialinas ceni- 
cientas y vellosas ; nerviosidades y estigma, que es algo grueso, 
negros ; celdillas braquiales y radiales distintas. 

Esta especie me parece muy distante de la primera por la cabeza propor- 
cíonalmente menos alargada y por sus ojos mas prominentes. La hembra 
es muy bien conforme con la descripción del señor Nees que acabamos de 
dar E macho único es de la misma talla, tiene el abdomen mas corto 
y elultnno anillo redondeado; sus caderas, trocánteres y fémures son 






INSECTOS. 



3 ti 9 




del misino color testáeeo que los tarsos y las tibias. Pero los dos sexos 
ofrecen un carácter muy notable que parece separar los ejemplares chile- 
nos de todos los demás Órnalos conocidos. Se trata de la existencia de tres 
ocelos bien aparentes, bastante aproximados y formando un triángulo 
equilateral en medio del vértex y muy cerca del borde posterior de la 
cabeza. Ya se sabe que M. Nees dijo al exponer el Character naiuralis del 
G. úmalus, Ocelli nulli. Considero esta circunstancia como simple acci- 
dente ó como una menor suspensión de desarrollo, debida sin duda á 
la temperatura mas elevada del clima. Si pudiésemos adquirir la certeza 
de lo contrario, tendríamos una nueva especie que podríamos llámal- 
os. oc£¿taíi<s. Estoy, sin embargo, fundado para no admitirlo, lo porque 
hallé entre los ejemplares chilenos una hembra sin ocelos ; 2 o porque 
poseo ejemplares suizos que tienen ocelos rudimentales. Se halla en el 
norte, Petorca, Illapel, Guamalata, etc. 



X. ESFEGITEA8. 

Mandíbulas alargadas, angostas, arqueadas y agu- 
das. Labro siempre prominente. Quijadas y labio 
algo cortos. Antenas filiformes ó subseíáceas, del 
largo poco mas ó menos del corselete, formadas de 
artículos alargados, algo flojos y con frecuencia con- 
torneados en las hembras. Abdomen pegado al cor- 
selete por un pedículo bien distinto. Patas alargadas, 
las posteriores una vez mas largas que la cabeza y 
el tronco reunidos, Tibias y tarsos con frecuencia 
espinosos. 

Esta familia corresponde á ¡a de las Esfigitas que Latreille 
ha propuesto en su Genera, y que, en sus Consideraciones, ha di- 
vidido en seguida en dos los Potnpilianos y las Esfegüas. Muy 
lejos de admitir esta multiplicación de grandes cortes, hubiera 
preferido yo no admitir mas que una sola que habría compren- 
dido, ademas de las Esfegüas y los Pompilianos, las Crabronitas, 
las Bembecidas, las Escoliitas y las Mutilarías del mismo autor. 
Todas mis observaciones han concurrido para probarme que 
hay un pasaje insensible de uno de estos grupos al otro, y que 
es imposible circunscribirlos rigorosamente por medio de un 
carácter natural, común y exclusivo. Se puede creer que Latreille 
Zoología. VI. 24 






" 



, 



370 



FAUNA CHILENA, 



se ha visto inducido mas adelante á acercarse á este modo dever, 
pues que en estas familias naturales, ha tomado el sabio partido 
de reunir, en su cuarta familia de los Himenópteros, todas las 
que acabamos de nombrar fuera de las Mutilarías, que no ha 
tenido ninguna razón para colocar al lado de sus formicarias. 
Pero estas antiguas familias no han sido suprimidas como hu- 
bieran debido serlo, y han sido mantenidas bajo el título de 
Tribus, y estos grupos, también muy estendidos, fueron seña- 
lados de una manera vaga é inexacta por la grande razón que 
era imposible obrar diferentemente. En efecto, los caracteres 
comunes á los Pompilianos y á los Esfegimos, en otro tiempo 
Esf egidas, son, según Latreille, I o los dos pies posteriores una 
vez mas largos que la cabeza y el tórax ; 2° las antenas, á lo 
menos las de las hembras, formadas de artículos alargados, poco 
apretados y con frecuencia contorneados. Pero de estos dos ca- 
racteres, el primero no es exclusivo, y el segundo no es ni 
exclusivo ni general, pues no conviene muchas veces mas que 
á uno de los sexos. En cuanto á sus costumbres son poco mas 
ó menos las mismas que las de la familia que antecede ; son 
generalmente de talla algo grande, de forma elegante y se ha- 
llan en todas las regiones del globo, principalmente en las cá- 
lidas. Las hembras de muchas especies cazan arañas , oru- 
gas, etc., para alimentar sus larvas, y á veces insectos cinco á 
seis veces mayores y mas pesados que ellas, lo que les cuesta 
muchos esfuerzos para llevarlos ásus nidos, colocados por lo re- 
gular en lugares arenosos. 



I. PLAítflCEPS. 



PkAKTICEPS. 



Caput complanatum . Mandíbula; dental®. Abdomen subsessíle. 
Pedes anteriores turgidi, raptores. Áreolce cubitales duce, clausw. 
Plamceps Latr., Vand.-Lind., Spin., St-Farg., etc. 

Cuerpo alargado. Cabeza achatada. Mandíbulas uni- 
dentadas en la parte interna. Ojos laterales muy largos. 
Antenas filiformes insertas hacia la parte superior del 
medio de la cara. Corselete achatado por encima. Alas 
superiores con una celdilla radial y dos cubitales com- 



INSECTOS, 371 

pletas y otra sola principiada, las dos cerradas recibiendo 
cada una, una nerviosidad recurrente. Pies anteriores muy 
apartados de los demás, cortos, encorvados por dentro, 
con las caderas y los muslos largos. Las piernas y los tarsos 
cortos; estos no pectinados. 

Este género incluye unas pocas especies de ambos mundos. Si se com- 
paran los dos sexos con otros de algunos Pompi/ios, se adquiere una 
nueva prueba de los errores que se cometen con frecuencia cuando uno 
quiere deducir por analogía de un género á otro. En élPlaniceps el pro- 
tórax de las hembras adquiere un tamaño anormal, mientras que el de 
los machos conserva las proporciones ordinarias, lo que es lo contrario 
en varios Pompilios. 

1. I*§esMÍ$}&jt®8 véspip&mwiég, 

(Atlas zoológico.— Entomología, Himenópleros, lám. í, íig. 4.) 

P. clypeo antice rotundo, faciei sulco transversali aperle dijuncto ; fronte 
bifoveolato; antennis, corpore, pedibusque nigris ; ab domine maculis quinqué 
albidis; alis nigris albo maculatis. — Long., 7 Un. 

P. varipennis Periy, Ins. Bras., p. 143, pl. 26, íig. 9. 

Hembra ; Longitud del cuerpo siete líneas. Anchura del 
mismo tomada en el origen de las alas superiores, una línea. 
Formas generales semejantes á las del Planiceps Latreillii $ . 
Cabeza igualmente ovalaría, pero proporcionalmente menos 
oblonga. Origen de las antenas mas distante de la boca. Cape- 
ruza netamente separada de la faz por un surco transversal, re- 
dondeado por delante. Frente bifoveolada; hoyuelos oblongos 
terminados adelante por los agugeros antenales é insensible- 
mente borrados por detrás. Dorso del protórax y del mesotórax 
terciopelado. Otras partes del dorso glabras á la simple vista. 
Cima del mesotórax cubierto de un vello sedoso, echado ente- 
ramente é inclinado hacia atrás. Una orilla de un vello seme- 
jante costeando el borde posterior del disco mesotorácico. 
Alas superiores cubiertas de pelos escamosos y colorados que 
las ponen opacas; la segunda celdilla cubital recibiendo las 
dos nerviosidades recurrentes. Alas inferiores finamente pu- 
bescentes y traslucidas. Patas anteriores hinchadas y raptó- 
ras como en el Latreillii $ , pero proporcionalmente algo 







•</\ 




FAUNA CHILENA. 



menos fuertes. Antenas, cuerpo y patas negros; cinco manchas 
blancas en el dorso del abdomen, dos en el segundo anillo, dos 
en el tercero, una mediana en el sexto. Terciopelo del corselete 
negro mate. Terciopelo de la orilla posterior del disco mesoto- 
rácico y de debajo del mesotórax plateado. Escamas colora- 
das de las alas superiores pardas ó negruzcas ; una faja trans- 
versal blanca en frente al estigma, una mancha marginal del 
mismo color hacia la mitad de la región basilaria. Pubescencia 
de las alas inferiores cenicienta. Otros pelos esparcidos del co- 
lor del fondo. — Macho : El único ejemplar ha perdido la punta 
de sus antenas. Difiere de su hembra, independientemente de 
los caracteres normales y comunes á todos los individuos de su 
sexo, por su talla mas chiquita, siendo la longitud del cuerpo 
de cuatro líneas, por sus antenas mas alargadas, y cuyos diez 
artículos existentes pueden alcanzar fácilmente al borde poste- 
rior del mesotórax; por su protórax que es apenas algo mayor 
que el disco del mesotórax, al paso que es el doble del mismo 
disco en la hembra de esta especie, como asi también en la del 
Latreillii; por las cuatro primeras manchas blancas del abdomen 
mas chiquitas y puntiformes, por la quinta obliterada, por sus 
alas menos opacas, por sus escamas menos apretadas y de un 
tinte mas claro, por las patas anteriores no hinchadas y de la 
forma ordinaria, y enfin por el conjunto del facies igual al délos 
Pompüios y de los Aporos propiamente dichos. 

El doctor Perty lia dado una figura de esta especie en sus insectos del 
Brasil, pero la descripción que lia hecho de la hembra de un individuo de 
aquel pais deja que desear, y los detalles que acabamos de dar de ella no 
serán inútiles para la determinación de la especie. Se halla en el norte y 
en el sud de toda la República, Coquimbo, Concepción, etc. 

Explicación de la lámina. 
Lam. 4, fig. 4. — c? Macho aumentado. — 4a <$ Su tamaño natural. —4 $ 
Hembra aumentada. — 4a Q Su tamaño natural. 



II. PEPSES. — PEPSIS. 

Palpi maxillares vix labialibus longiores. Mandíbula don gatee 
curva;, parce unidentatce. Abdomen subsessile. Alce superas, tribus 
areolis cubila libus clausis, areolas radíalis ápice exleriori ala su- 
perioris margine remólo. Tarsi anteriores peciinati. 
Pepsis Fahr., T.alr.. Spin., St-Farg. — Pompiúis Jur , II!., etc. 



insectos. 373 

Cabeza gruesa. Palpos maxilares poco mas largos que 
los labiales, prolongados; los artículos casi iguales. Man- 
díbulas largas, corvas, débilmente unidentadas. Antenas 
largas casi derechas en los machos, enroscadas en las 
hembras, con los artículos apretados. Protórax ancho sin 
angostamiento. Las alas superiores tienen tres celdillas 
cubitales cerradas y una radial cuya punta exterior está 
algo distante del borde del ala superior. Tarsos anteriores 
pectinados. 

Las especies de este género se hallan en ambos mundos ; de Chile 
solo conocemos la especie que vamos á describir. 

1. M*ep&is Haai&ata. 

P. niger cosruleo aut violaceo-pubescens ; metalhorace pilis hirtis léelo ; 
abdomine, ultimis duobus segmentis subtus glabris, ante penúltimo pilis hirtis 
congestis,cceierisvilloso-sericeis; alis rufis, ápice fuscis. — Long., 15 a%0 Un. 

P. limbata Guér., Voy. de la Coq., Ins., p, 256, $ f¡> . 

Negro azuleado ó violáceo, cubierto de un vello muy corto 
compuesto de sedas rasas y enteramente echadas hacia atrás ; 
dorso del metatórax también cubierto por todas partes de pelos 
espesos, largos y herizados. Abdomen glabro por debajo de los 
dos últimos segmentos, adornado de pelos herizados y reunidos 
por pequeños atados en el penúltimo, y vello-sedosos en las 
demás partes. Alas bermejas con la punta obscura. 

No voy á infirmar el juicio hecho por M. Guériu, que mira, con razón, 
esta especie como bien distinta de la Pepsis margínala (Sphex). Pal. de 
Beauv. de Santo-Domingo. Pero las cosechas de M. Gay me han ofrecido 
mas de ciento y cuarenta individuos de la especie chilena, y creo tener 
mejores datos para fijar definitivamente los límites de la especie. — Hem- 
bra : La determinación de la Limbata seria mas difícil si no tuviésemos 
mas que este sexo á nuestra disposición. En primer lugar, la talla es va- 
riable. Los mayores individuos no tienen menos de pulgada y media de 
longitud é igualan en tamaño la Margínala del mismo sexo, queM.Poeyme 
envió de Cuba. Los mas pequeños tienen menos de una pulgada. El color 
del fondo siempre es negro. El tinte azulado ó violado del dorso es debido 
exclusivamente á un vello muy corto de sedas rasas y enteramente echa- 
das, y en algunas partes este vello es negro como el fondo; en otras ha 
eaido por accidente ó por un efecto de ia edad. De donde se sigue que hay 




■-i 



374 



FAUNA CHILENA. 



hembras de la Limbata que tienen poco ó ningún azul. Estos ejemplares 
semejan entonces á los individuos negros de la Margínala, y seria impo- 
sible distinguir las dos especies, dejándose guiar por las apariencias de 
los colores. La caperuza está escotada en ambos en arco de círculo Pero 
la encorvadura de este arco tiene sin duda muy poca importancia' en la 
Limbata, pues varia mucho en los individuos de esta especie, sin que sus 
variedades tengan relación constante con la talla ó con los colores Ten- 
go á la vista hembras cuya caperuza es tan escotada como la de la Mar- 
ginata del mismo sexo. El pelaje del vértex del dorso del protórax del 
disco del mesotórax, del escudo y su pos-escudo no es ni mas largo ni'mas 
henzado en la Limbata que en la Marginata, y se reduce igualmente en las 
dos especies, á un vello raso y terciopelado, muchas veces azulado en la 
primera, ordinariamente negro, y otras veces violado en la segunda En 
esto no veo todavía carácter alguno específico. Tampoco lo veo en las 
formas del protórax. Su longitud excede, en ambas especies, el tercio 
de la del corselete, su superficie está mas ó menos arrugada atravesada- 
mente, su línea mediana es mas ó menos hundida, y su faz posterior 
igualmente vertical. Pero en la Margínala todos estos caracteres están 
constantemente á descubierto, porque el pelaje del dorso no es otra cosa 
mas que un vello muy corto, igual al de lo restante del ante-cuerpo, al 
paso que en la Limbata, están en parte ocultos á la vista por los pelos es- 
pesos, largos y herizados que cubren todo el dorso del mesotórax. Esta piel 
particular á la Limbata es constante y común á los dos sexos. Es este 
un carácter absoluto, y creo que es el único que merece nuestra confianza 
en el reconocimiento de las hembras. En los mas grandes individuos de 
las dos Pepsis, cuya talla es por otra parte tan variable, las arrugas 
transversales del metatórax son mas hondas, y entonces la de las costas 
intermedias que corresponden al pasaje de la faz superior á la posterior, 
es algunas veces desigual ; si está hinchada en frente á la línea mediana! 
forma la crestita alzada que M. Guérin ha notado en el ejemplar tipo de' 
la Marginata, Pal. de Beauv., conservado en la colección Serville; si está 
hinchada lateralmente, el metatórax puede parecer biespinoso ó bituber- 
culado. No veo en estas particularidades mas que accidentes individuales. 
Lo mismo sucede con el pelaje del último segmento abdominal. También 
es preciso tomar en cuenta las pérdidas accidentales respecto á aque- 
llos en los que es mas corto y mas raro. Lo mismo diré de la faja obscura 
y apical de las alas superiores. Es cierto que en general esta es mas es- 
trecha en la Limbata que en la Marginata. Pero su anchura y su tinte no 
son constantes en ninguna de las dos. Creo, enfin, que se han creido li- 
mitadas á localidades demasiado restrintas, pues he recibido la primera 
del Brasil, y la segunda de Cuba y de Nueva-Orleans. — Macho : Ya se 
sabe que en el género Pepsis estos difieren de las hembras por antenas 
mas alargadas, fusiformes y teniendo un artículo mas, y por un anillo 
igualmente de mas en su abdomen. Pero el de la Limbata difiere de Jos 
otros machos sus congéneres por otro carácter bien sobresaliente, y que 
no ha sido observado, bien que sea constante y común, en sesenta y ocho 



INSECTOS. 



375 



individuos chilenos que M. Gay ha cogido. Lastres últimas placas ven- 
trales están desprovistas del vello sedoso esparcido por el dorso y en los 
cuatro primeros anillos del abdomen, las dos últimas son glabras, y en la 
quinta se ven dos copos de pelos largos, herizados, flexibles é inclinados 
hacia dentro, dispuestos en dos ringleras longitudinales y paralelas. En el 
mucho de te Margínala, te cuarta chapa ventral está herizada de pelos, 
las tres siguientes son glabras, la penúltima es triescotada, las extremi- 
dades laterales de estas escotaduras están mas ó menos prolongadas ha- 
cia atrás, y son algunas veces espiniformes. Por lo demás, la piel herizada 
del metatórax, que miro como el carácter especiQco por excelencia, es la 
misma que en la hembra ; al paso que las demás formas y los accidentes 
de colores varían también en los mismos límites. Su talla sola es ordi- 
nariamente mas chiquita, pues los individuos mas grandes tienen una 
pulgada á todo mas, y los mas chiquitos no tienen mas que seis líneas de 
longitud. Se halla en toda la República. 

III. POMPII.O. — POMPII.US. 

Palpi masillares labialibus manifestó longiorcs, pendulú Man- 
díbula} Mdentalce. Abdomen subsessüe. Tres areola; cubilali clausi, 
radiali ápice anteriori ales superiori marginem attingente. Tarsi 
anteriores pectinati. 

Pompilüs Fabr., Latr., Vander Lind, St-Farg., etc. 

Cabeza corta del ancho del corselete. Mandíbulas biden- 
tadas. Palpos maxilares visiblemente mas largos que los 
labiales. Antenas largas, setáceas, enroscadas sobretodo 
en las hembras, con el primer artículo grueso; el se- 
gundo grueso y corto y los demás cilindricos y tanto mas 
cortos cuanto se acercan mas de la punta. Corselete giboso, 
casi cilindrico. Tres celdillas cubitales cerradas en las 
alas superiores, y una radial cuya punta exterior alcanza el 
borde del ala. Piernas posteriores é intermedias denta- 
das, y los tarsos anteriores pectinados. 

Los Pompilos, bastante numerosos en especies, son insectos muy 
atrevidos, y cuyas hembras están armadas de un aguijón muy fuerte 
que les sirve para hacerse dueños de las arañas las mas grandes ; casi 
todas usan de estos ápteros para alimentar sus larvas, cuyos huevos 
están depositados en algunos agujeros formados por otros insectos 
en la madera ó la leña ; hay especies que cavan también sus nidos en 
los lugares arenosos, expuestos al sol. 




m 






».*& 




I 



376 



FAUNA CHILENA. 



1. JP&VnpitMS 6gw%M®8W8. 



P. nigcr; antennis hitéis, ariiculis duobus 



pnmis nigris; fronte bifido 



tuberculato ; areólibus cubitalibus % et 3 latioribus quam longioribus, alis 
fulms ápice fuscis. — Long., 6 á 8 Un. 
P. dumosus Slug., Mus. Berol, ined. 

La talla varía de seis á ocho líneas de longitud. Los mayores 
individuos son ordinariamente hembras. Las antenas son ama- 
rillas con los dos primeros artículos negros. El espacio inter- 
antenal está hinchado y superado por un tuberculillo bifido. Las 
segunda y tercera celdillas cubitales son notablemente mas an- 
chas que largas; la segunda, en cuadrilátero irregular, recibe 
la primera nerviosidad recurrente á corta distancia del vértice 
de su ángulo postero-externo ; la tercera, en trapecio curvilíneo 
encogido por delante, recibe la segunda recurrente hacia el 
medio del borde posterior; este dos veces mas largo que el 
borde opuesto ; el vértice del ángulo postero-externo mas ve- 
cino á la punta del ala que el vértice exterior de la radial. Los 
ingletes están espolonados, y las pelotas son de un tamaño me- 
diano. En las hembras, las espinas del peine tarsal son cortas, 
aproximadas, y forman una especie de sierra, como en la mayor 
parte de los Pompüos que M. Dahlbora ha atribuido á su género 
Priocnemis. Sin embargo, los machos conservan aquí el faciés 
de las hembras. Su protórax y su metatórax no salen de las 
proporciones ordinarias. La extremidad del séptimo anillo es 
ancha y redondeada. El cuerpo negro sin reflejo azulado. Las 
alas amarillas con la extremidad obscura. 

Esta especie habita en el Brasil. Eos ejemplares que M. Klug me dio 
provenían de aquella comarca ; pero también debe de ser bastante común 
en el norte de Chile, Coquimbo, etc., pues M. Cay trajo de alli mas de 
ochenta individuos, de los cuales las tres cuartas partes son machos. 

2. PompiMtMs Hirticeps. 

P. nigro-cyaneus, nitidus; capite thoraceque nigro-pilosis ; antennis flavo- 
rufis, basiapiccque nigris; alis nigro-fuscis, violáceo cyaneoque micantibus. 
— Long., 6 Un.; envcrg. alar., 4% á 15 Un. 

P. hirticeps Guér., Yoy.de la Coq., Ins., p. 239. 



Añadamos algunos detalles á la descripción de M. G 



uérin. La 



INSECTOS. 



377 



talla de esta especie es aun mas variable que la de la prece- 
dente. Las mas grandes hembras tienen mas de una pulgada de 
largo sobre dos líneas y media de ancho, al paso que hay ma- 
chos que tienen á todo mas seis líneas de largo sobre una de 
ancho. Estos últimos son los que tienen mas negro en las ante- 
nas, que son de un amarillo naranjo , y probablemente es una 
variedad de estos la que M. Guérin ha tenido delante de los ojos. 
Creo, sin embargo, que el tipo macho tiene las antenas amarillas 
con los tres últimos artículos negros, y que el tipo hembra los 
tiene enteramente amarillos. El pelaje herizado y principal- 
mente el de la cabeza, es menos abundante en las hembras, de 
suerte que el nombre de Hirticeps, en rigor, solo conviene al 
otro sexo. La frente es plana, y no hay ni tubérculo ni hin- 
chazón en el espacio inter-antenal. La faz superior del meta- 
tórax no ofrece arrugas aparentes; pero se ven algunas en su 
faz posterior. Los ingletes están espolonados como en el Dumo- 
sus ; las pelotas son mas chiquitas y no exceden á los espolones 
de los ingletes. El peine tarsal de la hembra es como en el pre- 
cedente. La inervación alaria entra también en el mismo tipo ; 
pero la tercera celdilla cubital se halla considerablemente agran- 
dada á expensas de la segunda, y está mucho menos encogida 
por delante, siendo su borde anterior al posterior en razón, á 
lo menos, de tres á cuatro, y algunas veces de cuatro á cinco. 
Los facies de ambos sexos reunidos no ofrecen contraste alguno. 
El abdomen del macho es aun proporcionalmente mas corto que 
en el Dumosus. Es enteramente negro con bellos reflejos azules 
en la cabeza, el protórax, mesotórax en las patas y en el abdo- 
men. Alas de un pardo cargado con reflejos violados y azules 
muy lucientes y vivos. 
Vive en el norte de Chile, Sotaqui, Combarbala, etc. 




3. P&vmpHms mUisimims. 



P. nigro omnino coeruleo micante; mesothorace subconvexo, tenuiter pune - 
tato; alis fuscis, violáceo nitidis. — Long.,5 Un.; lat., 4 4\t Un. 
P. nitidülus Guér., Voij. de la Coq., Ins., p. 2G1. 

Su talla no varía sino es entre cinco y seis líneas de longitud. 
Los machos me han parecido proporcionalmente mas ctelgaditos, 




378 



FAUNA CHILENA 



El corselete tiene la misma forma en ambos sexos. El metatórax 
es feblemente convexo, finamente puntuado, no arrugado trans- 
versamente y surcado á lo largo de su línea mediana. Los in- 
gletes están espolonados como en los precedentes, pero las pe- 
lotas son mayores y exceden constantemente el diente del es- 
polón. En las hembras, las de las patas anteriores son tan 
grandes como los ingletes, y están terminadas por una ringlera 
de clines tiesos, que podrían muy bien no ser estraños al trabajo 
de excavación. En el mismo sexo, el peine tarsal exterior esta 
compuesto de espinas tiesas y alargadas, casi transversales, es 
decir haciendo un ángulo casi recto con el eje longitudinal del 
artículo. Las segunda y tercera celdillas cubitales están en forma 
de trapecio notablemente encogido por delante, tan largo como 
ancho, ó mas. El borde anterior de la tercera es muy corto, 
pero no me ha parecido todavía exactamente triangular, como 
lo es normalmente en el P. Viaticus. La primera recurrente 
parece intersticial ; la segunda se junta á la tercera cubital hacia 
el medio de su borde posterior ; el vértice exterior de la radial 
y el ángulo postero-externo de la tercera cubital están poco 
mas ó menos á la misma distancia de la punta del ala; la cuarta 
cubital es incompleta siempre. 

M. Guérin compara este PompUo al p. captivus, Fabr., Syst. Piez., 199, 
61, y cree que el color blanco del Nitidulus basta para distinguir las dos 
especies. No lo creo. Los tintes tirando al azul no son constantes en el 
Nitidulus, son menos aparentes en las hembras que en los machos, y desa- 
parecen también en algunos individuos de este sexo. Digamos mas bien 
que el Pomp. captivus es una de las especies obscuras que tan frecuente- 
mente encontramos en el sistema Piezatorum, que es imposible reconocer 
sin el ausilio de la tradición y cuyo nombre no tiene autoridad, porque 
no ha sido esclarecido por un buen diagnosis y por una buena descripción. 
M. Guenn me parece ser el primero que haya hablado de esta especie de 
manera que se recomiende, y como los nombres han sido creados para 
seguir y no para proceder al conocimiento de las cosas, el de Niiidulus 
es el primero que me parece bien adquirido por la ciencia. Se halla en 
Santiago, Valdivia, etc. 



U. 



M B &»»t,^iims im&oMspiessws, 



t 



P. niger; antennis füiformibus, capite, ihoraceque conjunctis brevioribus; 
areola secunda subquadrala primum nervum recurre&lem ad médium exci- 
piente; areola quarta perfecta, — Long., & Un.; lat., i Un. 



INSECTOS. 



379 



A primera vista, había yo confundido este macho poco notable 
con el del Nitidulus, y lo habia creído ser una variedad de un 
negro uniforme sin reflejos azulados y con alas hialinas ó inco- 
loreas. El estudio de las formas me ha probado que me engañaba 
y que las dos especies debían estar separadas. — Macho : largo 
cuatro líneas. Anchura desde el origen de las alas, una línea. 
Antenas mas cortas que la cabeza y el corselete reunidos, fili- 
formes. Articulaciones intermedias del látigo bien distintas y 
algo oblicuas. Cuerpo menos velludo que en el Nitidulus. Meta- 
tórax proporción almente mas corto y mas uniformemente con- 
vexo; línea mediana no hundida. Pelotas espesas y tan largas 
como los ingletes. Estos sin espolones aparentes. Segunda cel- 
dilla cubital casi cuadrada, recibiendo la primera nerviosidad 
recurrente hacia el medio de su longitud; la segunda mas ancha 
que larga, si se toma su medida en su borde posterior, encogida 
por delante, siendo el borde anterior al posterior en razón de 
uno á dos ; cuarta cubital completa. — La hembra nos es desco- 
nocida. 

Es posible que sus tarsos anteriores sean náuticos. Si se consigue la 
certeza de este hecho, será preciso restituir esta especie al género Age- 
nta, y colocarla al lado del Ag. carbonario, Dahlb., Hym. eur., p. 90, n. 13. 
De las provincias centrales. 




5. E»o-mp$Mm& &&&s i 'imm8* f 

P. subglaber; capite, antennis pedibusque nigris; thorace nigro cceruleo 
micanle; abdomine rubro ápice cceruleo-nigro ; coxis ca?rulescentibus ; alis 
fuscis ápice pallidioribus. — Long., 6 Un. ; lát., 1 Un. 

Hembra : Me parece muy difícil el distinguirla del Pomp. 
Gibbus, $ á lo cual semeja considerablemente por las particu- 
laridades de las formas, ó por las dimensiones de la talla. Las 
diferencias de colores son mas sobresalientes. El ante-cuerpo 
es negro-azulado y finamente pubescente. Los tres primeros 
anillos son encarnados, pero de un tinte mas claro que en el 
Gibbus, y tirando al amarillo-rojo. Las alas son obscuras y uni- 
colores. — Macho : las antenas me han parecido proporcional- 
mente mas espesas que en el Gihbus, y aproximarse mas á las 
del Pomp. pectinipes Dahlb. é Loe. cit. 68, 33. Estos colores 
son los mismos que los del otro sexo, salvo un poco de negro 




380 



FAUNA CHILENA 



en la base del primer anillo, y una orilla parda y pubescente 
en el borde posterior de los segundo y tercero. Lo que he dicho 
sobre los colores variables de las Pepsis debe dar á presumir 
que no habría yo titubeado en reunir el Sobrinus de Chile al 
Gibbus de Europa, si las antenas de los machos no me hubiesen 
inducido á la duda que propongo á los Himenópterologistas, 
capaces de formarse un juicio racional de ello, sin dejar de con- 
fesarles que esta particularidad de las antenas de un solo sexo 
no me parece bien sobresaliente, y que probablemente es acci- 
dental. 

El nombre de Sobrinus ha sido empleado para recordar la proximidad 
de esta especie, y por decirlo asi, su parentesco con otro Pompilo mas 
conocido y muy común en toda Europa. Se trata del Pomp. Gibbus de 
Panzer, de Vander Linden y M. Shuckard, etc., etc., y tal vez de Fabri- 
cius, Sist. Piez., 193, 27, que cita el sinónimo de Panzer, bien que cite 
también la Sphex gibba de su Ent. sist., que ni es, según nos asegu- 
ran, del G. Pompilus ó del Pompilus trivialis, del museo de Berlín v de 
M. Dahlbom. 



6. 



JRoutpilws ffemtv-icms. 



P subvillosus niger; labro integro, ciliato, sub clypeo in parle occulto ; 
abdomine rubro, nitido; larsis mide pectinatis; areola quarta imperfecta - 
Long., S Un.; lat., 1 Un. 

P. GASTRICUS, Klug., MUS. BerOl. 

Hembra : longitud del cuerpo cinco líneas. Anchura id. to- 
mada en el origen de las alas superiores, una línea. Antenas, 
cuerpo y patas negros, lucientes, pareciendo glabros á la simple* 
vista, pero en realidad pubescentes. Pubescencia sedosa, fina, 
corta y del color del fondo. Labro entero, pestañado, casi escon- 
dido debajo de la caperuza. Esta cortada en línea recta. Meta- 
tórax como en el hiconspicuus. Abdomen encarnado, tan lu- 
ciente como el ante-cuerpo, pero no mas. Pubescencia seme- 
jante y plateada. Tarsos anteriores tan fuertemente pectíneos 
como en el Nitidulus. Cabos del peine igualmente largos, tiesos y 
casi transversales ; los de los artículos intermedios visiblemente 
mas largos que los mismos artículos. Ingletes espolonados. Pe- 
lotas chiquitas, ribeteadas con pestañas febles y sedosas. Alas 
obscuras y unicoloreas. Segunda y tercera celdillas cubitales 
recibiendo cada una una de las dos nerviosidades recurrentes un 



1 



INSECTOS. 



381 




poco mas allá del medio; la segunda mas ancha que larga, 
apenas encogida por delante ; la tercera, al contrario, fuerte- 
mente encogida, pero aun trapezoide y no triangular; la cuarta 
incompleta. —Macho desconocido. 

El tipo de esta especie es una hembra del Brasil que M. Klug me habia 
enviado con el nombre que le he conservado. Los individuos de Chile que 
le he juntado, me han parecido enteramente semejantes á este tipo por 
su talla, por sus formas y por sus colores. Lo mismo que el Nüidulus y el 
Sobrinas, el Gasiricus Kl., pertenece á los Pompitos propiamente dichos de 
M. Dahlbom. Debe, lo que es mas, entrar en la división III del mismo au- 
tor, división que es supuesta comprender todas las especies negras con 
el abdomen encarnado en el todo ó en parte, en donde forma con el Pomp. 
turcicus y pruinosus una pequeña subdivisión en la que el abdomen es 
juzgado enteramente encarnado. Cito estas divisiones y subdivisiones sin 
aprobarlas y sin obligarme á seguirlas. Lejos de eso, miro su carácter 
fundamental como variable y engañoso, y creo poder afirmar que en mu- 
chos Pompilos muy comunes en Europa, los anillos del abdomen son tan 
pronto encarnados tan pronto negros. 

7. S^&smpiims «SiphouieHws* t 

P. fem. capite thoraceque nigris, lanugine nigra suboccultis ; abdomine 
rubro; segmento primo basi nigro-maculato ; dorso albido villoso ; tarsis 
parum spinosis ; alis fuscis. — Long.. 7 Un. 4\%\ lat., 1 Un. 4\A. 

Hembra : mayor que la hembra del Gastricus. Largo del 
cuerpo siete líneas y media. Anchura id. desde el origen de las 
alas, una línea y un cuarto. Cabeza y corselete mates, cubiertos 
enteramente de un vello negro, echado y bastante espeso para 
ocultar el fondo. Abdomen encarnado. Una mancha negra en la 
base del primer anillo; pubescencia dorsal blanquizca. Espinas 
tarsales medianas, es decir en cabos de peine casi transversales, 
pero menos largos que los artículos en donde toman nacimiento. 
Espolones de cada inglete prolongado paralelamente adelante á 
la punta apical, é igualmente en forma de lamas cortas y trin- 
chantes, aumentando progresivamente de tamaño de la primera 
á la tercera, de suerte que en esta, se puede decir aunque im- 
propiamente, que el inglete es bífido, de donde se aplica el 
nombre de Diphonychus á este Pompilo. Alas ahumadas; una 
faja mas obscura costeando su extremidad. Inervación de las 
superiores como en el Gastricus. 





382 



FAUNA CHILENA, 



No tengo la certidumbre de que los machos que he asociado á esta hem- 
bra sean realmente de la misma especie. Difieren mucho de ella por 
la talla, siendo la longitud del cuerpo de tres á cuatro líneas. También 
difieren por su ante-cuerpo tan glabro y tan luciente como el del Gastri- 
cus Pero estos individuos no están muy frescos, y pueden haber per- 
dido una porción de su pelaje. Sus alas y su cuerpo son por lo demás 
colorados como en la hembra del Biphonychus, y sus ingleles son lo mismo 
bilidos en apariencia. 

8. JPompiltts mnethygginua. 

P. subglabro cerúleo quandoque viridi micante ; antennis tarsisque nigris- 
fronte augusto., Ungióte quam latiore; clypeo late emarginato; alis fuscis. - 
Long., 6 Un. ; lat., 1 Un. 1¡2. 

P^amethystínüs DabJb., Himenopt., P . 48. - P. amethystinos Fabr., Sy.U., 

En ambos sexos, 3as antenas son delgadas v sus articulaciones 
bien desprendidas, siendo Jos artículos del látigo tres ó cuatro 
veces mas largos que anchos. Los ojos compuestos converjan 
un poco hacia lo alto de la frente. Esta mas estrecha que en la 
mayor parte de los congeneres, es mas larga que ancha. La 
caperuza es anchamente escotada en arco de círculo. El meta- 
tórax es á lo menos tan largo como el escudo y el pos-escudo 
reunidos. Su faz posterior, suavemente inclinada hacia atrás, 
puede tener un hoyuelito mediano, pero este hoyuelo nunca es 
bastante ancho ni cóncavo para abrazar la base del abdomen. 
La inervación de las alas superiores es como en el Pomp. du- 
mosus. 

Los individuos de esta especie no me han ofrecido diferencia alguna 
aprec.able, comparados á los de Cuba y del Brasil, á no ser que el color 
azul de su dorso tiene muchas veces mas tendencia al violado. Algunas 
hembras tienen el cuerpo mas delgadito, su cabeza mas estrecha que el 
protorax, el disco de su mesotórax mas aplastado y sus alas algo acorta- 
das. Las considero como hembras masculiniformes. y pienso que han expe- 
rimentado uno de los desarrollos anormales, en los cuales la tendencia 
especifica que mantiene las similitudes, ha sobrepujado á la tendencia 
sexual que ocasiona las desemejanzas. Es muy común en la República. 



< 



INSECTOS. 



9. Pompíiws miffr&'C^amems. 



383 



' 



P. fem. ater, sericeus, opacas ; thorace valde devalo; ábdomine subcyaneo, 
Icevigato ; alis nigro-bruneis cyaneo nitentibus. — Long., 8 Un. ; enverg. alar., 
46 Un. 

P. nígro-cyaneüs Guér., Yoij. Dup. part. eníom., p. 261. 

Hembra : largo del cuerpo cinco líneas. Anchura id. una 
línea y un cuarto. Antenas cortas sin poder alcanzar al origen 
de las alas, espesas y con articulaciones muy apretadas, aumen- 
tando insensiblemente del tercero al sexto artículo, disminuyendo 
los siguientes insensiblemente en longitud y espesor. Todos los 
artículos desde el cuarto son a todo mas dos veces mas largos 
que anchos. Ojos no convergentes hacia atrás. Frente de la an- 
chura ordinaria. Borde anterior de la caperuza entero. Metatórax 
mas corto que el escudo y el pos-escudo reunidos, bruscamente 
inclinado hacia atrás, con su faz posterior casi vertical, cóncavo 
y pudiendo abrazar la base del abdomen. Inervación alaria, 
como en el Pomp. Nitidulus n. 3. Bajo todos los demás as- 
pectos, el Amethystinus y el Nigro-Cyaneus no me han ofrecido 
diferencia alguna sobresaliente. — Macho : perfectamente seme- 
jante á la hembra en todos los caracteres generales que contrastan 
con los del Amethystinus. Antenas proporcionalmente algo mas 
largas. Vello terciopelado del dorso pasando indiferentemente 
del azul subido al violado y al negro. Algunos pelos herizados, 
ordinariamente negros, esparcidos detrás de la cabeza y en los 
flancos del corselete. 

Este insecto no es menos común en Chile, desde Coquimbo hasta Val- 
divia. 

IV. AGINIA. — ■ AG1HIA. 

Ántennce filiformes , Alce superes cellulis cubitalibus tribus, se- 
cunda tertiaque nervum recurreníem sigülalim excipieníibus . 
Tarsi anterior •es&integr -i . 

Agenia Dahlbom ele. 

Este género tiene mucha afinidad con el que antecede, 
pero sus tarsos son enteros y no pectinados ; difiere igual- 
mente de los que lo aproximan por las nerviosidades de sus 
alas superiores, cuyas cubitales, en número de tres, reci- 









ZM 



FAUNA CHILENA 



benla segunda y la tercera separadamente, una de las dos 
nerviosidades recurrentes, y la primera transverso-cuhital 
esinapendiculada. Tienen también las antenas filiformes y 
no filiformes como en el género que sigue. 

Chile ofrece varias especies de este género, pero es probable que el 
número aumentará mucho buscándolas con empeño. 

1. A&ew,i<& Gayi. f 

A. aniennis, palpis, capí te, abdominis quatuor ultimis segmcntis, coxis 
trochanteribusque nigris ; pedibus et segmentis primis rubro-fulvis ; alis 
obscuris, nervurts nigris. — Long., 4 Un. ; lat., 1 Un. 

Hembra : largo del cuerpo cuatro líneas. Anchura id., to- 
mada en el origen de las alas. Antenas delgadas, filiformes, con- 
torneadas en el descanso, pero bastante largas para alcanzar 
fácilmente al borde anterior del metatórax. Ante-cuerpo mate y 
pubescente ; pubescencia fina, corta, pero herizada. Cabeza tan 
ancha como el corselete, frente feblemente convexa, algo enco- 
gida por atrás; órbitas internas arqueadas ; ojos algo conver- 
gentes hacia arriba de la frente. Dorso del corselete uniforme y 
feblemente convexo ; protórax corto, ángulos anteriores redon- 
deados; borde posterior derecho ; disco del mesotórax mas largo 
que el protórax; dorso del metatórax algo mas largo que el es- 
cudo y el pos-escudo reunidos, de una sola pieza, uniforme- 
mente convexo y suavemente inclinado hacia atrás. Abdomen 
luciente, glabro á la simple vista, muy finamente pubescente á 
la vista ausiliada por un lente; pubescencia rara y muy corta; 
algunos pelos herizados esparcidos bajo del vientre y en el 
dorso del sexto anillo. Espinas laterales de las tibias y tarsos 
intermedios y posteriores febles y rudimentales. Tarsos ante- 
riores franjeados y no pectíneos. Pelos de la franja exterior 
apretados y flexibles. Ingletes cortos y espolonados. Pelotas de 
tamaño mediano; pestañas marginales sedosas. Tercera celdilla 
cubital en trapecio curvilíneo encogido por delante, recibiendo 
la segunda recurrente mas acá del medio; el borde posterior es 
á todo mas el doble del borde opuesto. Cuarta cubital com- 
pleta. Antenas, palpos, cabeza, corselete, cuatro últimos anillos 



INSECTOS. 385 

del abdomen, caderas y trocanteros negros ; pelaje del color del 
fondo. Patas, fuera délas caderas y de los trocanteros, primero y 
segundo anillos del abdomen encamados-leonados ; pubescen- 
cia blanquizca; alas obscuras; nerviosidades negras. Macho 
desconocido. 
Se halla en las provincias centrales. 

2. Agemies wfsmiñ&pms. -}- 

A. antemis fulvis articulis ultimis nigris-, palpis, pcdibus, coxis exceptuis, 
fulvis; capite, thorace, abdomine et coxis nigris ; alis obscuris, concoloribus; 
nervuris nigris. — - Long., 6 Un.; lat., i Un. 4¡3. 

Hembra : largo del cuerpo seis líneas, id. del corselete línea 
y media. Id. del abdomen tres líneas. Anchura del mismo en el 
origen de las alas superiores, una línea y un tercio, id. del abdo- 
men en su máximum, la misma. Antenas como en la precedente. 
Cuerpo igualmente luciente y glabro en apariencia. Cabeza de 
la anchura del protórax; caperuza plana ó poco sensiblemente 
convexa, su borde anterior anchamente escotado en arco de 
curva con feble encorvadura, y dejando á descubierto la extre- 
midad del labro que es ancho y entero. Órbitas internas no en- 
trantes. Ojos no convergentes hacia lo alto de la frente. Protó- 
rax mitad mas corto que el disco del mesotórax, su borde 
anterior en arco de círculo, cuya convexidad mira adelante. Es- 
cudo y pos-escudo reunidos, mas cortos de un tercio que el me- 
tatórax. Este menos luciente que lo restante del dorso, de una 
sola pieza mas ó menos combada y suavemente inclinada hacia 
atrás ; línea mediana profundamente surcada en su mitad ante- 
rior. Abdomen no teniendo mas que algunos pelos largos y he- 
rizados, esparcidos por el vientre y por el contorno del ano ; 
primer anillo encogido en su origen y ofreciendo rudimentos de 
una especie de peciolo. Patas del género ; ingletes anchos en su 
origen, terminados en punta corva y trinchante, provista hacia 
el medio de su longitud de un diente agudo dirigido hacia abajo 
perpendicularmente al eje longitudinal del inglete ; inervación 
de las alas superiores como en la Gayi; la tercera celdilla cubi- 
tal menos encogida por delante, su borde anterior siendo al 
opuesto en razón de dos á tres, /intenas fuera de la extremidad, 
Zoología. VI. 25 




■M 




386 



FAUNA CHILENA 




palpos y patas, fuera de las caderas, leonados. Tres últimos artí- 
culos de las antenas, caderas, cabeza, corselete y abdomen ne- 
gros; pelaje del color del fondo. Alas obscuras, unicolores; ner- 
viosidades negras. — Macho : difiere de la hembra por su talla 
ordinariamente menor, y por las antenas mas alargadas que 
pueden alcanzar á la extremidad posterior del corselete. Los ar- 
tículos del quinto al once están un poco arqueados. La última 
placa ventral es plana, escotada y bidentada. 

Se halla en varias partes de Chile, y sobretodo en el norte, en las 
cordilleras bajas de Monte-Grande, Sotaqui, Combarbala, etc. La talla es 
variable; ¡os individuos los mas chiquitos parecen ser los más esbeltos. 

3. Affeuia €trgemteo~sif0nat€í. + 

A. aryenteo-villosa; aniennis, corpore, pedibus nigris; alis hyalinis obs- 
curo unifasciatis, fascia grada tim angustiori. 

Hembra : tamaño, dimensiones y formas del cuerpo semejan- 
tes á los de la Agenta bifasciata [Pompilus), Fabr., Syst. Piez., 
193, 26, $. Antenas y patas del género. Cuerpo mate'y fina- 
mente pubescente ; pubescencia fina, rara y herizada. Una alfom- 
bra espesa de sedas mas alargadas y con todo echadas entera- 
mente y dirijidas hacia atrás, en los ángulos posteriores del me- 
tatórax y en la faz exterior de las caderas de los dos últimos pares. 
Otros dos espacios distantes, bien circunscritos y maculiformes 
en el dorso del segundo aniüo del abdomen, cubiertos de un 
vello semejante. Caperuza plana ; borde anterior recto y visi- 
blemente ribeteado. Antenas, cuerpo y patas negros. Pelaje he- 
rizadoy blanquizco; sedas enteramente echadas y plateadas. 
Alas hialinas no teniendo masque una sola faja transversal, obs- 
cura y bastante ancha enfrente de la celdilla radial, y disminu- 
yendo insensiblemente de anchura á medida que se aleja de 
ella. Macho desconocido. 

M. Dahlbom habría colocado esta Agento en su primera división, cuyo 
carácter está expresado en estos términos i Alce rmro-fosdaiw, fascüs ¿ 
scepius obsoJetis aut obliiteratis. Nos hemos prevalecido de este carácter 
para abreviar lo que hemos dicho de esta especie sin habernos obligado á 
dar, sin embargo, tanta importancia á un accidente de color que puede 
no existir en uno de los dos sexos, y variar en el otro. Es del Norte Co- 
quimbo, etc. 



INSECTOS. 



387 




4. Affenia ? Hirsutula. f 



A. antennis, capite, thorace, abdomine, coxis, trochanteribus, femoribus 
basi nigris; tibiis tarsisque fulvis; alis villosis, fumosis, concoloribus ; 
nervuris nigris. — Long., 7 Un. ; lat., 4 Un. Z¡3. 

Esta Pompilóide me parece formar el pasagedela^em'aálos 
Ceropales, teniendo, como ellos, el labro descubierto. Pero tam- 
bién tiene, como los Pompilos, este labro en el mismo plano 
que la caperuza, las antenas filiformes, las patas intermedias es- 
pinosas, la vaina del oviducto enteramente entrada, y enfin, el 
facies de las Agentas. Degémosla entre ellas sin prejuzgar acerca 
de sus hábitos que nos son desconocidos. — Hembra : largo del 
cuerpo siete líneas. Ancho del corselete en el origen de las 
alas superiores, una línea y dos tercios. Id. del abdomen en su 
máximum, el mismo. Antenas delgadas, filiformes, contorneadas 
en el descanso, pudiendo alcanzar al metatórax. Cuerpo luciente 
pero velludo; pelaje largo, herizado y bastante abundante, pero 
que deja ver fácilmente la superficie luciente del fondo. Cabeza 
mas estrecha que el corselete; vértex muy corto, y aun también 
desapareciendo por poco que la cabeza esté alzada ; frente como 
en la precedente; caperuza también recta y plana, pero no ri- 
beteada. Labro enteramente cubierto, tan largo como la cape- 
ruza y en el mismo plano que él; borde anterior redondeado. 
Protórax mitad mas corto que el disco del mesotórax, su borde 
posterior en arco de curva de bastante encorvadura, cuya con- 
vexidad está vuelta adelante. Metatórax mate y rugoso, de una 
sola pieza como en las precedentes, pero proporcionalmente 
mas corto, mas combado y mas bruscamente echado hacia atrás; 
surco mediano nulo por delante, hondo y dilatado por atrás, 
formando entonces un hoyuelo que puede abrazar en parte la 
base del abdomen. Este subsesil, ovoide y terminado en punta, 
alcanzando el máximum de su anchura hacia el medio del se- 
gundo anillo. Patas del género Agenta; ingletes tarsales espio- 
nados; segunda y tercera celdillas cubitales visiblemente mas 
anchas que largas, la segunda un poco encogida por delante, 
recibiendo la primera recurrente un poco mas allá del medio ; 
la tercera muy grande, recibiendo la segunda recurrente mas acá 
del medio, su borde radial es á lo menos los dos tercios del borde 



I 






388 



FAUNA CHILENA. 



cubital. Antenas, cabeza, corselete, abdomen, caderas, trocan- 
teros y fémures, fuera de su extremidad Libia!, negros; pelagedel 
color del fondo. Extremidades tibiales de ¡os fémures, tibias y 
tarsos leonados. Alas velludas, ahumadas y unicoloreas ; pelos 
claros, obscuros é inclinados hacia atrás; nerviosidades negras. 
En algunos individuos la faz externa de los fémures anteriores 
es leonada. Macho desconocido. 
Vive en los lugares secos del norte, Andacollo, Arqueros, etc. 



5. Anemia, Sis&ciosft» + 

(Atlas zoológico. — Entomología, Hímenópleros, lái 



4, fig. 1.) 



A.aurata; antennis ferruginosis, articulis uliimis obscurís; corpore fusco, 
aurato-villoso ; alis hitéis, superioribus maculis cluabus magnis, nigris. — 
Long., S ad 9 Un.; lat., 2 Un. 

Hembra : tamaño muy variable, teniendo los mayores indivi- 
duos nueve líneas de largo sobre dos, máximum de su anchura, 
tomada en el medio del segundo anillo ; y teniendo los mas chi- 
quitos á todo mas cuatro líneas y media de largo sobre dos ter- 
cios de anchura. Antenas algo contorneadas y alcanzando ape- 
nas á la extremidad posterior del metatórax. Cuerpo cubierto 
de un vello raso y cambiante; protórax corto, deprimido, esco- 
tado circularmente por atrás. Disco del mesotórax muy combado. 
Flancos del mesosternum salientes y angulosos. Metatórax mas 
largo que el escudo y el pos-escudo reunidos, de una sola pieza 
al principio uniformemente convexa, luego cortada bruscamente 
por atrás, su faz posterior plana y vertical. Patas del género. 
Alas que no llegan nunca á la extremidad del abdomen, muchas 
veces mas ó menos avortadas, y entonces evidentemente impro- 
pias á volar ; las segunda y tercera cubitales reciben una de las 
dos nerviosidades recurrentes hacia el medio de su borde cubi- 
tal, la segunda chiquita y mas larga que ancha, poco sensible- 
mente encogida por delante, la tercera dos veces mayor á lo 
menos, en trapecio curvilíneo ensanchando por atrás, siendo su 
borde radial al cubital en razón de dos á tres. Antenas ferrugi- 
nosas. Últimos artículos obscuros. Cuerpo pardo ; vello dorado. 
Alas amarillas, dos grandes manchas negras en las superiores. 
En los pigmeos de la especie, en aquellos cuyas alas están me- 



INSECTOS. 



389 



nos desarrolladas, el vello es mas raro, varias partes del dorso 
están desnudas, los ángulos del mesosternum son menos salien- 
tes, y el metatórax está menos bruscamente cortado por atrás; 
el unte del fondo es mas claro, el segundo y el tercer anillos son 
encarnadinos y ribeteados de negro, las alas, menos fuertemente 
coloradas, no tienen manchas discoides negras, y solo tienen su 
extremidad mas ó menos obscura. — Macho : ejemplar único. 
De la talla de las hembras chiquitas, largo del cuerpo cinco 
líneas. Antenas filiformes de trece artículos mas largos que la 
cabeza y el corselete reunidos. Cabeza chiquita. Corselete muy 
combado y uniformemente convexo; protórax mayor que en el 
otro sexo, no deprimido, feblemente escotado por atrás; flan- 
cos del mesosternum múticos. Escudo hinchado y prominente, 
metatórax de la anchura del escudo y del pos-escudo reunidos. 
Abdomen delgado como en el macho de la Agenta carbonaria, 
Dahlb.5 {Ceropales punctum, Fab.). El máximum de la anchura 
del cuerpo está en el origen de las alas y no en el medio del 
segundo anillo. Alas desarrolladas como de ordinario, tan largas 
como el cuerpo, excediendo visiblemente á su extremidad poste- 
rior ; inervación de las superiores como en el otro sexo, segunda 
celdilla cubital proporcionalmente mayor y casi cuadrada. Co- 
lores poco mas ó menos como en las hembras; antenas negras, 
primer artículo testáceo ; tinte de las alas mas pálido ; manchas 
negruzcas de las superiores alcanzando á los dos bordes opues- 
tos, y formando dos fajas longitudinales cuando las alas están 
extendidas, ó dos transversales cuando están cruzadas ; limbo 
apical obscuro. 

Este insecto es muy común desde el norte hasta Chiloe. M. Gay ha ob- 
servado que las hembras vuelan poco, pero que corren á saltos y con 
grande actividad, de suerte que es difícil cojerlas. 
Esplicacion de la lámina. 

LA.M. 4, fig. 1. — Hembra aumentada. - 41-6 Hembra de tamaño natural. — 
4-lc Macho de tamaño natural. 

6. Agewim flavi&es, 

A. fem. nigva, opaca; alis brunncis, cyaneo nileniihas; abdomine glabro, 
subcyaneo nítido ; anlennis fusco-ferrugineis, articulis duobus pr imis nigris ; 
cruribus tarsisquc flavis. — Long.,6lin. i\%; enverg. alar., 1% ad iílin. 

Pompilus PLWiPES Guér., Voy. delaCoq., p.259. 



1 









•»-• 




r 



390 



FAUNA CHILENA. 






Cabeza y tórax de un negro poco lustroso y glabro; antenas 
de un ferruginoso bastante subido, con los dos primeros artí- 
culos negros ¡ metatórax estriado al través, pero las estrias no 
llegan hasta la inserción del abdomen. Alas de un pardo su- 
bido con hermosos reflejos violáceos y azules muy lustrosos : las 
patas son negras, lustrosas, con las piernas y los tarsos de un 
hermoso amarillo anaranjado, Abdomen negro, liso y lustroso 
con algunos reflejos azules. 

Con esta descripción que sacamos de la obra del señor Guérin, no es 
posible conocer el lugar que ha de ocupar este insecto, pues ei autor se 
calla sobre el sexo del animal y sobre el peine tarsal. Las arrugas trans 
versales del metatórax lo apartan mucho del Agenta zamhoput y -¿dto 
tinguen también de la hembra del Pomp. Mrticeps. * 

V. SEESM^g. — OEB.OFAZ.ES. 

Mandíbula ápice unidentata. Palpi maxülares labialibus multo 
longiores. Antenna fusiformes. Ala supera secunda el tertia siail- 
latim nervum recurrentem excipientes. Nervus primus trans- 
verso-cubitahs mapendieulatus. 
Ceropales Latr., Jur„, St-Farg.; - Evania Fabr., ete. 

Cabeza comprimida ó redonda. Mandíbulas con un 
diente en la punta. Palpos maxilares mdcho mas largos 
que los labiales y sus artículos desiguales. Antenas fusi- 
formes á lo menos en las hembras ; las de los machos casi 
derechas. Corselete de mediana longitud, con el metatórax 
del largo del protórax, y algo mas corto que otras dos 
partes del corselete reunidas. Escutelo muy prominente. 
Alas superiores con una celdilla radial y cuatro cubitales, 
la segunda y la tercera cada una con una nerviosidad re- 
currente, la cuarta alcanzando á la punta del ala. Piernas 
posteriores muy espinosas. Tarsos anteriores no pectinados. 
Se conocen muy pocas especies de este género, y de Chile poseemos 
solo una que es la que vamos á describir. 



INSECTOS. 391 

1. veropaiea ©Ikilte»»»!». f 

C antennis corpore pedibusque nigris ; fetnoribus, tibiis, tarsis posterio- 
ribús ruMs;'alishyalims,parcefutiginosis; nervuris nigris. 

Hembra : largo del cuerpo tres líneas y media, id. del cor- 
selete una y media. Id. del abdomen la misma. Anchura de la 
cabeza tres cuartos de línea. Id. del corselete en el origen de 
las alas superiores, la misma. Id. del abdomen en su máximum, la 
misma. Antenas naciendo en el medio delante de la cabeza, mas 
largas que esta y el corselete reunidos; el látigo engruesa in- 
sensiblemente hacia la extremidad tanto como en muchos Cra- 
bronitas, y aun mas los artículos sub-cilíndricos, las articulacio- 
nes muy apretadas. Cabeza redondeada ; vértex convexo, ancho 
y muy corto : frente encogida por delante; espacio inter-ante- 
nal estrecho y prominente; faz bien aparente, plana, casi cua- 
drada, escotada en redondo por delante, y cercando el borde pos- 
terior de la caperuza, esta feblemente convexa, redondeado por 
atrás, truncada por delante, de la longitud de la faz. Labro plano 
enteramente descubierto, echado por debajo y formando un án- 
gulo obtuso con el plano déla caperuza. Ojos de enrejado gran- 
des laterales, divergentes por atrás ; órbitas internas insensible- 
mente escotadas ó sinuadas hádalo alto de la frente. Dorso del 
corselete mas fuertemente convexo que en los Pompilos y en las 
Agenias. Protórax tres veces mas corto que el disco del mesotó- 
rax, inclinado hacia adelante; ángulos anteriores redondeados; 
borde posterior arqueado y cercando al anterior del mesotórax. 
Disco de una sola pieza. Escudo en paralelogramo alargado, 
convexo y mas ó menos prominente. Pos-escudo separado del 
escudo por un surco muy hondo, mas pequeño que él; en rec- 
tángulo transversal, combado é inclinado hacia atrás. Metatórax 
mas largo que el escudo y el pos-escudo reunidos, prolongado 
por atrás en el mismo plano, visiblemente dividido en dos pie- 
zas por un surco longitudinal que alcanza á los dos bordes 
opuestos. Ante-cuerpo mate y fuertemente puntuado ; puntua- 
ción bien distinta; el pos-escudo liso á la simple vista y tan lu- 
ciente como el abdomen. Este oviforme y terminado en punta : 
sus dos primeros anillos reunidos hacen por sí solos la mitad de 




r 



392 



FAUNA CHILENA 






sulonguud; ulüma placa dorsal pequeña, triangular y uniforme- 
méate convexa: vaina del oviducto levantada en alto y e™e 
Aendo la extremidad posterior del sexto anillo. Patas delgadas 
é mermes, las posteriores muy alargadas. Ingletes anteriores é 

r e n 1, ° S 6n aParienC¡a C ° m0 e " ~^f- s 
mchus a . 150 , los postenores grandes, sencillos, muy espesos 

en súbase, bruscamente encorvados por abajo hacia s/exreT 
dad y termmados en lamas agudas formando casi un ángulo 
recto con el eje de la base. Pelotas de tamaño mediano cub- 
as de pelos flexibles y sedosos, inervaciones alares como en 
lo Ceropaht , da Europa, y como en algunos Pompüos; segunda 
y tercera celdtllas cubitales en trapecios curvilíneos transver 
sales, algo encogtdas hacia adelante, la segunda recibe la pri- 
mera recurrente un poco mas allá del medio, y la tercera ecibe 
la segunda un poco mas acá del mismo medio! Aníenas cue^ 
y patas negros , fémures, tibias y tarsos posteriores ene ruados 
Alas htalmas un poco ahumadas; nerviosidades negras. -Mal 
che semejante á la hembra por la talla, por las formas y por los 
colores de conjunto. Sin embargo difiere de ella no sol men 
por todas las parncularidades que son propias á los machas de 
este genero, smo también por el debajo del primer artícub de 

ñas™ T i b ° rde am f ¡0r de !a CaperUZa ' bs órbitas me ! 
ñas de los ojos partiendo del borde posterior de la caperuza 
hasta a escotadura de lo alto de la cabeza, los bordes S 
rs del protorax y del segundo anillo del abdomen de un bel o 

S ü ™;: ¡ como tambien -'« «««¡S 

*SW-t 2^¿±; K •£* r ,amenle 

Z M£KSJ muchomas - *- ~í 



INSECTOS, 



393 




VI. AMOFIU, — ABfMOPHI&A. 

Mandíbula: longce, arcuales, tridentalce. Prothorax latior quam 
longior. Collum parum manifestum. Ala superes, areola secunda 
dúos ñervos recurrentes excipiente. Tarsi anteriores pectinati. 

Ajujophila Kirb., Latr., St-Farg. — Spíiex Linn., Jur., etc. 

Cuerpo largo y lineal. Cabeza un tanto mas ancha que el 
corselete. Palpos maxilares muy poco mas largos que los 
labiales. Mandíbulas largas, arqueadas y tridentadas. An- 
tenas colocadas en el medio déla cara, encorvadas en los 
machos, muy arqueadas en las hembras. Protórax mas 
ancho que largo ; el cuello poco aparente. Segunda ner- 
viosidad recibiendo las dos nerviosidades recurrentes; la 
tercera alcanzando á la radia!. Abdomen muy pedículado. 
Pies largos, piernas espinosas, tarsos anteriores fuerte- 
mente pestañados ó pectinados. 

El señor Dahlbom divide este género en dos secciones la primera con 
el nombre de Ammophila, comprende las especies cuyo peciolo, abdo- 
minal le ha parecido biarticulado, y la segunda, que llama Psammo- 
phila, incluye las especies que en su opinión tienen dicho abdomen 
uniarticulado. A mi modo de ver, este carácter es inexacto, pues no es 
absoluto, y por este motivo y otros varios, no hemos creído conservar 
sus divisiones. 

A. villosa ; vellis segmenti secandi el tertii rubris; radio stigmateque nigris. 
A. rufipes Guér., Voy. de la Coq., parí, entorno!. 

No es la Súbulosa con quien esta especie tiene mas relacio- 
nes, y mas bien se asemeja al Holoserices, que tiene también 
las escamas alares encarnadas y las patas, en totalidad ó en 
parte, del mismo color. Aun mas, no difieren de una manera 
bien sobresaliente mas que por el pelaje de los flancos del me- 
sotórax. En nuestro Rufipes, este pelaje es raro, fino, largo y 
herizado. En e! Holoserices, se vé constantemente una faja lon- 






I 



394 



FAUNA CHILENA. 



gitudinal de sedas plateadas, rasas, echadas y dirigidas hacia 
atrás. Creo que M. Guérin ha descrito la hembra, la cual varía 
por el color encarnado del abdomen que se extiende, de suerte 
que no hay mas que un poco de negro algunas veces sobre el 
dorso de los dos últimos anillos. El macho difiere por el pelaje 
herizado del ante-cuerpo, mas alargado y mas abundante, y por 
el vello plateado, raso y echado hacia adelante que cubre la 
frente, la faz y la caperuza. El primer anillo es proporcional- 
mente mas largo que en la hembra. Las alas cruzadas no exce- 
den su borde posterior. En ambos sexos, estas alas son hialinas, 
y las nerviosidades negras, las patas encarnadas con todas las 
caderas y los trocanteros posteriores negros. El pelaje entre- 
cano. En el macho, el negro domina mas, ios cuatro" últimos 
anillos son ordinariamente de este color, y se vé alguna vez una 
mancha obscura en el fémur posterior y sobre el dorso del 
tercer anillo. 

Se halla en las provincias centrales. 



2. AmanopMia rufíetegim, f 

nigris-, radio sligmatequc 



A. vülosa; vellis segmenti secundi et lerti 
nigro-lestaceis. 



Hembra : tamaño de la precedente á la cual semeja y de la 
que podría ser que no fuese mas que una simple variedad. Las 
diferencias de formas son tan poco importantes que no es posi- 
ble asegurar si son ó no son accidentes individuales. Las dife- 
rencias de colores consisten en una diversa distribución del 
encarnado y del negro. Por un lado, el pelaje de delante y los 
segundo y tercero anillos que son, el primero pardusco, los 
otros encarnados en la Rufipes, son negros en la Ruficosta; por 
otro lado, esta tiene el radius y el estigma encarnados-testá- 
ceos, al paso que todas las nerviosidades son negras en las Ru- 
fipes. — Macho desconocido. 

También de las provincias centrales. 



INSECTOS. 
VII. FELOPEO. — PEL0P.33US. 

Mandibular areuatce mediocriter unidentatce. Proihorax latior 
quam iongior. Alai supera? areola secunda dúos ñervos recurrentes 
excipiente. Tarsi anteriores non pectinati. 

Pelop.í£US Latr., Fabr., Spin. — Spdex Linn., Jur. — Sceliphrom Klug. 

Cuerpo largo y delgado. Cabeza trígona, suMiorizontah 
Antenas setáceas., insertas mas arriba del medio déla cara. 
Ocelos en triángulo y muy acercados unos de otros. Labro 
cuadridentado. Mandíbulas bastante largas casi sin dientes. 
Palpos maxilares sensiblemente mas largos que los la- 
biales; estos de tres artículos, los primeros de cinco. 
Protórax mas ancho que largo, y el cuello poco aparente. 
Abdomen corto, ovalado, llevado por un pedicelo muy 
largo. Segunda celdilla del ala superior recibiendo las 
dos nerviosidades recurrentes. Patas largas, delgadas. 
Tarsos anteriores no pectinados, los posteriores muy 
largos. 

Los Pelopeos son bastante comunes en las diferentes regiones del 
globo, sobretodo en las cálidas. Las hembras hacen nido en los peñas- 
cos, en las paredes y aun en las casas como las Avispas. Dichos nidos 
contienen varias celdillas, y cada una recibe un huevo y los insectos, 
arañas ú orugas que han de alimentar las larvas. 






1. felopmm® chiMen&is, -f 

P. antennis nigrís, articulo primo lúteo; capite, ihorace,pe.liolo abdomine° 
que nigris luteo-maculalis. 

No tengo dificultad en creer que este Pelópeo no sea mas que 
una variedad del Pelop. bimaculatus, III. M. Berol, especie de 
Cuba de la cual M. Klug me había dado un tipo hembra, y cuyo 
macho, de la misma localidad, hallé yo en una ramesa directa 
de M. Poey. Los ejemplares de Chile no difieren mas que por la 
preeminencia del color negro del fondo sobre algunas manchas 
y fajas amarillas. No he leido descripción alguna del Bimacula~ 



396 



'AURA CílíLENA, 



tus, y temo sea inédito. Lo que voy á decir del Chilensis servirá 
para darlo á conocer. - Hembra : largo del cuerpo nueve lí- 
neas. Id. del ante-cuerpo cuatro líneas. Id. del peciolo propia- 
mente dicho dos líneas. Ancho de la cabeza una línea y un ter- 
cio. Id. del corselete en su máximum la misma. Id. del peciolo 
un sexto de línea. Id. del abdomen en medio del segundo anillo 
una línea y un cuarto. Formas y dimensiones del Pelopaus Spi- 
nifex $. Antenas negras; primer artículo amarillo. Cabeza, cor- 
selete, peciolo y abdomen negros; una faja transversal en el 
dorso del protórax ; otra en el borde posterior del escudo, otra 
tercera sobre la placa dorsal del primer anillo encogida y, con 
frecuencia, mas ó menos anchamente interrumpida. Las escamas 
alares, una mancha en el flanco del mesotórax debajo del origen 
de las alas, amarillas. Pelaje esparcido y herizado del color del 
fondo. Vello raro y echado adelante de la caperuza, de la faz 
y de las órbitas internas plateado. Patas anteriores é interme- 
dias amarillas. Caderas, trocanteros, base de los fémures, extre- 
midades de los tarsos negros. Alas hialinas y lavadas de amarillo 
junto á la base. Nerviosidades pardas, su tinte se pone;mas car- 
gado á medida que se aleja del origen. — Macho : semejante á la 
hembra. Pos-escudo amarillo. Abdomen mas corto y redondeado 
posteriormente, lo cual hace parecer al peciolo proporcional- 
mente mas largo. 

La hembra del Bimaculatus, 111., difiere por su talla un poco mayor, largo 
del cuerpo once líneas, por el pos-escudo y por la faz posterior del metató- 
rax amarillos, y por dos manchas del mismo color en los ángulos anteriores 
de este. El macho es también semejante ala hembra, pero su talla es mu- 
cho mas chiquita, largo del cuerpo siete líneas. Saquemos de aqui la 
consecuencia de que el tamaño es en los Pclopa-us un carácter específico 
tan engañoso como en las Pcpsis. El Pelopceus lunatus, Fab., Sijsi. Piez., 
205, 4, difiere del chilensis por dos manchas amarillas de tamaño varia- 
ble situadas constantemente á la extremidad posterior del metatórax. La 
faja amarilla de la primera placa dorsal está también mas anchamente in- 
terrumpida, y no consiste, con grandefrecuencia, mas que en dos diminu- 
tos puntos que desaparecenaun algunas veces, todos los demás Pelopeosque 
pude estudiar me han parecido aun mas lejanos de nuestro chilensis, unos 
por su cuerpo azul ó violado y brillantes de un brillo metálico, otros por 
el peciolo abdominal amarillo ó encarnadino, otros enfin por su abdomen 
del color del peciolo, negro y sin mancha. 












INSECTOS. 



397 



viii. srax. — spiEx. 

Mandíbula lates, arcuata, tridentatce. Antenna faciei medio 
inserta. Clypeus longior quam latior. Alce supera areola secunda 
el tertia sigillatim nervum recurrentem excipientibus. Pedes postici 
prolongi. 

Sfhex Linn., Latr., Jur., St Farg. - Pepsis Fab., etc. 

Cuerpo alargado. Cabeza gruesa, ancha. Antenas fili- 
formes, delgadas, insertas en el medio de la cara. Mandí- 
bulas anchas, arqueadas, tridentadas. Caperucho del 
mismo largo ó mas largo que ancho. Corselete ovalario 
adelgazado por delante. Alas superiores con una celdilla 
radial y tres cubitales, la segunda y la tercera, cada una, 
con una nerviosidad recurrente. Patas bastante largas, las 
piernas intermedias y posteriores con una doble fila de 
espinas, los tarsos anteriores pectinados. Abdomen brus- 
camente pedículado. 

Las especies de este género son muy comunes en las regiones cálidas 
de ambos mundos. Las hembras cazan insectos y orugas á veces cinco 
á seis veces mas gruesos que ellas, y con grande fatiga consiguen llevar- 
los a sus nidos. 



1 



•1. ¡Spi&eae Miaireiitti. 

S. capite, antennis, ihoraceque nigris ; pedibus ferrugineis; ab domine sub™ 
peiiolato, rubro ; alis hyalinis, ápice fuscis. 

S. Latreillii mase. St-Farg., Magas, zool, l^ année, lam. 55, — S. Thun- 
bergm l'em , St-Farg., lam. 54. 

Cabeza negra; mandíbulas ferruginosas y negras en la punta; 
cara cubierta de un vello corto, tendido, apretado, de un ama- 
rillo dorado, mezclado con abundancia de pelos largos de un her- 
moso rojo ferruginoso, lo mismo en el vértex, por detrás de la 
cabeza y en el corselete. Antenas negras. Abdomen subpecio- 
lado ; primer segmento cubierto de pelos como el corselete, los 
otros cubiertos solamente de un vello del mismo color, muy 
corto y apretado, séptima placa dorsal semi-elipsoidea, surcada 




ñ 



398 



FAUNA CHILENA. 






en su largo y finamente marginada. Patas ferruginosas, caderas 
y piernas negras á excepción de la punta de estas. Alas transpa- 
rentes, la punta fuliginosa sobretodo echada hacia la costa. Se- 
gunda celdilla cubital no angostada por delante recibiendo la 
primera nerviosidad recurrente cerca de su ángulo postero-ex- 
terno. Nerviosidades, punto marginal y costa de color ferrugi- 
noso, escama del mismo color manchada de negro por detras 
Según como se mira el vello y los pelos que cubren este insecto 
parecen gris ceniciento ó amarillo dorado. Su largo es de 
diez y ocho líneas. La hembra, que es el Sph. Thunbergii del 
mismo autor, tiene el primer segmento del abdomen casi des- 
nudo ; su borde posterior solo guarnecido de vello muy corto y 
apretado, y de un rojo ferrugineo, lo mismo del segundo, el 
tercero y el quinto segmentos y el borde posterior del cua'rto 
cuya base es negra. Alas transparentes con la punta un tanto 
fulijinosa sobretodo hacia la costa. Nerviosidades, punto mar» 
ginal y costa negros; escama negra, su borde anterior un tanto 
ferruginoso. Por lo común algo mas chica que el macho. 

Este insecto es muy común en Chile. Sobre mas de cien individuos exa- 
minados, habia setenta machos, todos del sph. chilensis, de St-Fargeau 
y treinta hembras, todas del Sph. Thunbergii, del mismo autor, y como no 
hemos visto ninguna hembra del primero y ningún macho del segundo 
estamos algo fundados para creer que aquellas dos especies pertenecen á 
una sola, y con tanta mas razón que ios caracteres diferenciales estable- 
cidos por el señor Saint-Fargeau, están lejos de ser constantes 



2. %J#«<g£g? M®@@mM¿M. f 



S. aniennis, corpore, pedibusque nigris; alis hyalinis aut 
nervuris nigris. 



parce fumosis; 



Hembra : largo del cuerpo seis líneas y media. Id. del corse- 
lete tres líneas. Id. del abdomen, comprendido el peciolo el' 
mismo. Ancho de la cabeza línea y media. Id. del corselete en 
el origen de las alas superiores el mismo. Id. del abdomen en 
su máximum una línea y un tercio. Antenas no pudiendo apenas 
alcanzar al borde posterior del escudo. Ante-cuerpo mate pun- 
tuado y velludo. Pelaje largo y herizado. Abdomen luciente 
Peciolo delgado, recto y cilindrico, no haciendo la cuarta parte 
de la longitud total del abdomen; este mas estrecho y mas com- 



INSECTOS. 

bado que en la precedente ; última placa ventral acuminada y 
excediendo por atrás á su correspondiente dorsal. Las segunda 
y tercera celdillas cubitales reciben cada una una de las dos 
nerviosidades recurrentes mas acá del medio y mas ó menos 
cerca del vértice de su ángulo postero-interno ; la segunda en 
paralelogramo mas largo que ancho ; la tercera en trapecio fuer- 
temente encogido por delante, siendo el borde radial al cubital 
en razón, á lo menos, de uno á tres; el externum arqueado y 
sinuoso. Antenas, cuerpo y patas negros. Pelaje del color del 
fondo. Alas hialinas ó levemente ahumadas ; nerviosidades ne- 
gras. —Macho : semejante ala hembra por la talla, los fémures 
y los colores. Antenas derechas y proporcionalmente mas alar- 
gadas. Séptima placa dorsal pequeña, redondeada, tan larga 
como su correspondiente ventral ; esta plana. 
De las provincias centrales. 

3. Spfoeae eñiiemsis. f 

S. antennis, pedíbusque nigris; abdomine petiolato, rubro, glabro, nítido ; 
alis fumosis. — Long. corporis, 6 Un. 

Largo del cuerpo de cinco ó seis líneas. Ancho del mismo, 
tanto de la cabeza medida en lo alto de la frente como del cor- 
selete medido en el origen de las alas superiores, de una línea 
y un tercio á línea y media. Delantera de la cabeza cubierta de 
sedas plateadas, rasas y echadas hacia adelante. Otros pelos 
esparcidos del ante-cuerpo largos y herizados, mas abundantes 
por detrás y en los flancos del corselete. Antenas, patas y ante- 
cuerpo negros. Vértex, dorso del protórax y delmesotórax bas- 
tante lucientes, distintamente puntuados; puntos redondos, dis- 
tantes y de mediano tamaño ; un surquíto longitudinal partiendo 
del borde anterior del protórax y borrándose en el mesotórax 
antes de llegar al medio del disco. Metatórax alargado y ha- 
ciendo poco mas ó menos el tercio de la longitud total del cor- 
selete, mate y finamente puntuado. Costas velludas; medio 
del dorso plano y glabro. Peciolo delgado, derecho, cilindrico, 
haciendo el tercio ó el cuarto de la longitud del abdomen, se- 
gún están los últimos anillos mas ó menos visibles. Abdomen 
encarnado, glabro, luciente y de la misma forma que en la Sphex 




!■■': ífl 






400 



FAUNA CHILENA, 




Melcena. Celdilla radial corta, oblonga, redondeada en su extre- 
midad. Segunda celdilla cubital constantemente mas ancha que 
larga y recibiendo la primera nerviosidad recurrente á corta 
distancia del vértice del ángulo postero-interno. En la hembra, 
los tarsos anteriores son doblemente pectineos y tan fuerte- 
mente armados como en la Meloena. En el macho, los últimos 
anillos del abdomen son negros. Alas de ambos sexos obscuras, 
unicoloreas ; nerviosidades negras. 

Esta especie, algo común en el norte, Coquimbo, Limari, Petorca,etc, 
forma un crecido número de variedades que pasan las unas á las otras, lo 
cual me ha impedido de crear varias especies. Las mas notables de 
estas variedades son : — Var. a. — Pelos herizados de la cabeza y del 
corselete negros. Alas violadas; segunda celdilla cubital mas ó menos di- 
latada por delante 3 y % . Esta variedad contiene los mayores individuos 
de la especie. — Var. b. — Semejante á la variedad a. Alas ahumadas y 
sin reflejos violados. — Var. c. —Semejante á la variedad a. Segunda 
celdilla cubital no ensanchada por delante, su borde cubital igual al ra- 
dial £. — Var. d. — Semejante á la variedad c. Alas como en la varie- 
dad b. — Var. e. — Semejante á la variedad d. Pelos esparcidos entre- 
canos cj*. — Var. f. — Semejante á la variedad e. Segunda celdilla cubi- 
tal encogida por delante ; su borde cubital mas largo que el radial. Cada 
una de estas variedades es aun también divisible en sub-variedades, según 
sus tarsos intermedios posteriores son negros ó pardos. 

k. ^piteas? & ®ymMÍw>®mtr&8. 
(Atlas zoológico. — Entomología, Himenópteros, lám. 4, fig. S¡.) 

S. antcnnis, capite, thorace, pedibusque nígris; abdomine camlco-metaU 
tico; alis violaceis; nermrisnigris. — Long., 9 Un. 
S. cyaniventris Guér., Voy. de laCoq., part.entom. 

Hembra y macho : largo del cuerpo nueve líneas. Ancho del 
mismo dos líneas. Delantera de la cabeza visiblemente mas larga 
que ancha, cubierta de sedas rasas y echadas adelante. Cape- 
ruza avanzada. Mandíbulas del tamaño ordinario ; aparejo bucal 
del género Sphex. Vértex y corselete cubiertos de pelos largos 
y herizados, muchas veces bastante espesos para ocultar la su- 
perficie del fondo ; este mate y fuertemente puntuado en los 
espacios en donde es visible. Protórax mas angosto que el disco 
del mesotórax ; cuello muy corto ; borde posterior recto ; un 
surco mediano partiendo del borde anterior y prolongándose en 



INSECTOS. 

el mesotórax hasta el encuentro del pos-escudo. Faz superior 
del melatórax uniformemente convexa y en semi-cilindro ; faz 
posterior plana y vertical ; pasaje de una á otra faz brusco, pero 
sin arista y sin ribete. Peciolo derecho, delgado, cilindrico, 
siendo á la longitud total del abdomen en razón de dos á cinco. 
Abdomen luciente y brillante, aun también de cierto brillo me- 
tálico, pareciendo liso y glabro á la simple vista; algunos pelos 
herizados hacia su extremidad; última placa dorsal mas visi- 
blemente puntuada. Tarsos y tibias espinosos. Ingletes espolo- 
nados junto á su origen. Segunda celdilla cubital no encogida 
por delante, en paralelogramo mas largo que ancho, recibiendo 
la primera recurrente hacia el medio del borde cubital. Tercera 
cubital fuertemente encogida por delante, siendo el borde ante- 
rior al posterior en razón de uno á tres y recibiendo la segunda 
recurrente en el vértice del ángulo posterior interno. Cuarta cu- 
bital abierta, apenas empezada y feblemente trazada. Antenas, 
cabeza, corselete y patas negros ; pelaje herizado y del mismo 
color; vello raso, plateado; dorso del abdomen y tres primeros 
segmentos por debajo de un bello azul metálico. Alas violadas ; 
nerviosidades negras. — Hembra : antenas contorneadas sin 
poder llegar al borde posterior del mesotórax. Vientre tan lu- 
ciente y de un azul metálico tan brillante como el dorso del 
abdomen ; última placa ventral corta, subtriangular, feblemente 
convexa y fuertemente puntuada. Tarsos anteriores teniendo de 
cada lado una ringlera de espinas tiesas y propias á excavar, 
el interno serriforme , el externo pectiniforme ; cabos del peine 
formando un ángulo muy obtuso con el eje tarsal, los de los tres 
artículos intermedios tan largos como los otros artículos ó mas 
largos. — Macho : antenas no contorneadas y pudiendo exceder 
fácilmente al borde posterior del mesotórax. Cuarta, quinta y 
sexta placas ventrales planas ó cóncavas, mates y cubiertas de 
un vello negro, raso y terciopelado, que no deja distinguir la 
superficie del fondo. Tarsos anteriores semejantes á los de los 
demás pares. 

¿Es este Sphex, tan notable, el Pelopeus cyaniventris de 
M. Guérin? He debido dudarlo, pues no se explica sobre el sexo 
del individuo que ha descrito. Pero si hubiese tenido á la visia 
una hembra de otra especie, el peine tarsal dé las patas ante- 

ZOOÍ-OGÍA VI. 







402 



FAUNA CHILENA* 



ripies no le habría permitido de juzgarlo por un Pelopeo. Si ha 
tenido un macho, ¿ en que consiste que no diga nada del vello 
terciopelado de las últimas placas ventrales ? Este carácter cons- 
tante y bien sobresaliente, es único hasta ahora en la subfa- 
milia de los Esfegoides. Es muy poco probable que no tenga 
relación alguna con los hábitos déla especie. Si esta probabilidad 
llegase á ser certeza, el Cyaniventris debería formar un grupo á 
parte. Esto es lo que me ha decidido á añadir un punto interro- 
gante al nombre del género, al cual lo he atribuido provisional- 
mente. 

Este insecto lleva por un error el nombre de Sph. cyanipennis en la lá- 
mina, y se le debe substituir el de Cijaniventris. Se halla en Santa Rosa. 
Esplicacion de la lámina. 

Lam. 4, fig. S. — Hembra un poco aumentada. - Ser Su tamaño natural. 
Antena aumentada. - e Ala superior aumentada. — 5c Abdomen del m eho 
visto de perfil. — 5d Pata anterior muy aumentada. 



XI. CEISIDITÁS. 

Abdomen compuesto de menos de cinco segmentos, 
lo mas comunmente de tres, rara vez de cuatro, los 
demás solo rudimentales y reunidos en tubos á modo 
de larga-vista. Mandíbulas arqueadas y agudas. An- 
tenas acodadas, bastante cortos, generalmente fili- 
formes, compuestas de trece artículos, el primero el 
mas largo. Patas cortas, las intermedias y las poste- 
riores capaces de plegarse dentro de las cavidades 
laterales del metatórax, lo que da al cuerpo, doblado 
á modo de bola, un volumen muy disminuido. Alas 
sin pliegues longitudinales, con las nerviosidades 
rudimentales. 

Las Crisiditas son muy notables por el lustre de sus colores, 
que son metálicos ó á lo menos de un rojo verde ó azul muy 
brillante. Viven en lugares socos, y en tiempo de los calores se 
ven revolotean sobre las plantas y particularmente sobre las om- 



INSECTOS. 403 

belliferas. Las hembras tienen costumbres algo varias, según las 
especies; pero en general perteneciendo á la familia de los pa- 
rásitas, tienen que depositar los huevos en los nidos de otros 
himenópteros, sea que las larvas se acomodan de las substan- 
cias que la propietaria del nido ha reunido para su progenitura, 
sea qne dichas larvas se alimentan de estas mismas progenitu- 
ras, lo cual es mas común. Las especies son poco numerosas, 
pero se encuentran en casi todas las regiones del globo, bien 
que sean mucho mas abundantes en las cálidas, Las hembras 
tienen un aguijón que pica muy fuertemente, pero que no tiene 
líquido irritante como en otros muchos himenópteros. 




i. crisis. — céirysis. 

Palpi maxillares labialibus sublongiores . Mandíbulas dentatce. 
Antennce artículo tertio cceteris primo excepto longiores. Abdomen 
oblongum basi truncatum supra convexum marginatum. Ungues 
simplici. 
Chrysis Fabr., Latr., Spin-, etc. 

Cabeza casi igual al ancho del protórax. Palpos maxi- 
lares un poco mas largos que los labiales. Mandíbulas 
dentadas. Antenas de trece artículos en ambos sexos; el 
primero el mas grueso y mas largo, después viene el ter- 
cero, y los demás son tanto mas cortos cuanto se acercan 
mas de la punta. Caperuza y labro cortos y anchos. Alas 
superiores con una celdilla radial completa alcanzando 
casi la punta del ala, y dos celdillas cubitales alargadas. 
Patas poco largas con las uñas sencillas. Abdomen oblongo, 
semi-cilíndrico, con el vientre cóncavo mas ó menos abo- 
vedado ; el segundo segmento muy grande. 

Las especies de Crisis son bastante comunes en ambos mundos ; al 
momento del calor vuelan de flor en flor, y se distinguen fácilmente por el 
brillante color metálico de su abdomen reflectando el oro, el rubí, la 
esmeralda y todos los colores de las piedras preciosas. Las hembras de- 
positan sus huevos en los nidos de otros himenópteros, y las larvas han 
de alimentarse con las propietarias del nido, comiéndolas poco á poco 
para dejarlas vivir hasta el momento de su metamorfosis. 










£04 FAUNA CHILENA. 

i. VUvyéis chilemsis. 

(Atlas zoológico. — Entomología, Himenúpteros, lám. 4, fig. 6.) 

C. cyanca, rarius viridi-cyanea, nilida, punctata; pedibus antennisque ni- 
gris ; fronte ápice carinato ; abdominis linea dorsali elévala apicem non 
attingente; alis hyalinis; nervuris nigris. — Long., 6lin.; lat., 2 Un. 

C. chilensis Spin., fig. ( 1845.)— C grandis Brullé, Bymenopt., 1846. 

Hembra : largo del cuerpo seis líneas. Ancho de la cabeza 
línea y media. Id. del corselete en el origen de las alas supe- 
riores dos líneas. Id. del abdomen el mismo. Antenas, patas y 
alas del G. Chrysis. Las primeras mates; primer artículo, dorso 
de los segundo y tercero brillantes de un lustre metálico, el cuarto 
mas corto que el tercero. Ingletes de los tarsos sencillos. Cima 
del cuerpo igual y fuertemente puntuado. Puntos hundidos re- 
dondos, grandes y distantes, espacios intermedios finamente 
puntuados y pubescentes á la vista axiliada poderosamente; 
pubescencia fina, corta, rara y herizada. Debajo del cuerpo liso 
y luciente. Alto de la frente horizontal y en el mismo plano que 
el vértex, bruscamente separado de su porción anterior y ver- 
tical por una carena transversal que está algo sinuada en los 
dos cabos, y que sin embargo no llega al borde interno de los 
ojos. Faz y caperuza visiblemente mas anchas que largas. Borde 
posterior de la cabeza feblemente redondeado. Protórax corto 
igualando á todo mas en longitud el tercio de la pieza mediana 
del disco mesotorácico ; borde anterior anchamente escotado y 
pudiendo abrazar el borde posterior de la cabeza. Escudo y pos- 
escudo uniformemente convexos é insensiblemente inclinados 
hacia atrás. Base de la primera placa dorsal del abdomen trifo- 
veolada; hoyuelos no ribeteados, imperfectamente circunscritos 
y borrándose insensiblemente hacia el medio del dorso ; la me- 
diana mayor y aproximándose mas del borde posterior. Segunda 
placa dorsal carenada ; carena longitudinal y mediana no lle- 
gando á ninguno de los dos bordes opuestos ; ángulos posteriores 
agudos, espiniformes. Tercera placa dorsal plana ó cóncava de 
la base hasta el rodete; línea mediana lisa y alzada en este in- 
tervalo, elevación en costa aplastada y dilatada junto á la base; 
bordes laterales rectos y convergentes hacia atrás ; rodete en 



INSECTOS. 




405 



semi-círculo, cuya convexidad eslá vuellaá atrás, muy hinchado 
y prolongado hacia atrás en términos de exceder la ringlera or- 
dinaria de puntos hundidos ; esta compuesta de quince ó diez y 
seis puntos gruesos, sin ser visibles á no ser poniendo al in- 
secto sobre los costados ; borde posterior (anus según algunos 
autores) cuadridentado ; dientes agudos, iguales y equidistan- 
tes ; escotaduras intermedias redondeadas. Porciones del cuerpo 
brillantes de lustre metálico, generalmente azules-verdosas de- 
lante de la cabeza y sobre el dorso del corselete, azules-viola- 
das en el abdomen. Patas y artículos mates de las antenas ne- 
gros; pelosdel mismo color. Restante delpelage blanquizco. Alas 
hialinas , nerviosidades negras. Macho semejante á la hembra, 
ordinariamente mas chiquito. Algunos individuos no tienen casi 
mas que tres líneas de longitud. Sus formas entonces están me- 
nos espresadas que las de las hembras. Las carenas del abdomen 
se borran, y la porción de la tercera placa dorsal que está por 
delante del rodete, se pone absolutamente plana. A menudo el 
color metálico se hace al mismo tiempo mas subido, y todo el 
dorso toma entonces un tinte violado uniforme. 

Esta especie es bastante común en Chile y principalmente en las cerca- 
nías de Coquimbo, Illapel, etc. Las hembras mas chiquitas se aproximan á 
los machos por sus formas y colores ; pero en general, la especie ofrece 
pocas variedades. La mas importante por las formas reside en el dentellón 
apical del abdomen. En un corto número de individuos de chiquita talla, la 
escotadura mediana es mas estrecha que las laterales, y las dos espinas 
intermedias son mas largas que las otras dos. Otro ejemplar único que 
se deja notar por su color-metálico verde con reflejos dorados, el sexo 
no está de manifiesto. Lo creo de Santa Rosa, ó á lo menos de Jas pro- 
vincias del norte. 

Esplicacion de la lámina. 

LA.M. 4, fig. 6- - Chrysis chilensis muy aumentada. — 6 a Su tamaño natural. 
— 6 b Abdomen muy aumentado y visto de perfil. 

2. Chrysis swbfoveotafa f 

C. mase, viridi-cyanea, dense punctala; abdomine postice bifoveolato, 4- 
dentato; alis hyalinis. — Long., 3 Un. 4\%. 
C. suefoveolata Brullé, Himciiopt. in St-Farg., t. iv, p. 51. 

Cuerpo de un verde azulado y acribillado de gruesos puntos 
separados unos de otros por espacios finamente puntuados. Una 







406 



FAUNA CHILENA. 



línea prominente y sinuosa separa el vértex de la cara. Pro- 
tórax con una depresión bastante señalada. Las líneas inter- 
lobularias del mesotórax mas finamente puntuadas que los ló- 
bulos mismos. Abdomen con tres escotaduras en su base ; la 
línea mediana de su dorso es apenas indicada ; el rodete del tercer 
segmento grueso y precedido de dos boches cortos y largos; los 
puntos escondidos por detras del boche, son tanto mas gruesos 
cuanto están mas cerca del medio ; el borde posterior está ar- 
mado de cuatro dientes agudos, los dos intermedios los mas 
apartados; el borde lateral del tercer segmento es sinuoso, mien- 
tras que es derecho ó con poca diferencia en el precedente. 
Alas transparentes. 

Esta es la descripción que el señor Brullé ha dado, según una especie 
que hemos encontrado en las provincias del norte de la República. 

3. CHrysia &€sw%< f 

C. fronte non carinato ; abdominis segmento secundo late et profunde 
emarginato; carina nulla; tertio 3 aut i-dentado, dentibus incequalibus - 
Long., í Un. ¡ lat., 4 Un. 1 '¡2. 

Hembra : largo del cuerpo cuatro lineas. Ancho del mismo 
una línea y un cuarto. Como los colores de esta segunda espe- 
cie son los mismos que los de la primera, y sus formas se 
aproximan mucho, podemos limitarnos á una descripción com- 
parativa. Pasaje de la faz posterior y horizontal de la frente á su 
anterior y vertical insensiblemente preparada; carena interme- 
dia nula. Borde posterior de la cabeza recto. Protórax propor- 
cionalmente mayor, excediendo en longitud á la mitad de la 
pieza mediana del disco mesotorácico ; base de la primera placa 
dorsal ancha y profundamente escotada. Gima de los segundo y 
tercer anillos uniformemente convexa y sin carenas longitudi- 
nales ; ángulos posteriores del segundo múticos y borrados, nin- 
gún rodete en el tercero, y en su lugar un surco en semi-cír- 
culo que vuelve su convexidad hacia airas, y en la faz del canal 
se pueden contar doce ó trece puntos hundidos, los del medio 
mayores que los demás. Borde posterior muy escotado ó cuadri- 
dentado ; escotaduras en arcos de curvas de muy febles encor- 
vaduras; dientes exteriores cortos y angulosos, dientes interme- 
dios mas anchos, obtusos y redondeados. Macho desconocido. 



INSECTOS. 



407 



Esta especie, cuyos colores la acercan á las Ch. violácea, Panz., y cya- 
nea, Fabr., que habitan en Europa, difiere de ellas por la mayor talla, 
por'el contorno del último segmento abdominal, y aun mas por la forma 
de la frente. Estos mismos caracieres la distinguen igualmente de una es- 
pecie inédita de Coromandel, que me dio M. Reiche, y que creo distinta, 
bien que tenga mucha semejanza con la Violácea, Panz., y de mi Episco* 
palis, Ann. de la Soc. ení-, t. 7, p. 440. m. IV, que, por lo demás, está 
mas ricamente engalanada. La existencia de un surco semicircular apa- 
rente en el tercer anillo, y de una ringlera de puntos hundidos, visible en 
el hueco del surco, la distingue también de ma Punctalissima, loe. cit., 
t. 9, p. 200, n° 48. 

C. mase, cyanea, dense punctata ; thorace postice gibbo ; abdominis seg- 
mento tertio cequali, 4-denlaío; alis hyalinis. — Long., 4- Un. 4 ¡2. 
C. gibba Brullé, Hist. des Himenopt., in St-Farg,, t. iv, p 31. 

Cuerpo azul, salpicado de puntos hundidos muy aproximados 
y casi contiguos en la cabeza y en el tórax, y algo apartados 
en el abdomen. Cabeza sin línea sobresaliente por cima de la 
cara. Protórax con una depresión poco visible en su medio. 
Primera región del metatórax con una salida obtusa y sin espi- 
nas. Abdomen con tres escotaduras en su base; la línea media 
de su dorso está apenas indicada y puntuada ; el tercer seg- 
mento no tiene rodete y sí solo una fila de puntos de los cuales 
los medianos son los mas gruesos ; borde lateral del tercer seg- 
mento sinuoso, y el posterior partido en cuatro dentelladuras 
redondas é igualmente distantes. Alas transparentes. 

Esta especie que hemos encontrado en la parte central de la Repú- 
blica, se halla igualmente descrita en la obra del señor Rrullé. ? Sera 
por acaso una variedad de la que antecede? 

C. hirsuta pilosa ; abdominis segmenlis tribus similiter convexis, carina 
nulla. — Long., 2 Un. ; lat., 4\% Un. 

Hembra : largo del cuerpo dos líneas. Ancho del mismo media 
línea. El único ejemplar que es el objeto de este artículo, no 
tiene de común con las dos especies precedentes mas que el 
color azul y uniforme de su manto dorsal, y es notable por lo 
largo de sus pelos berizados. Esta circunstancia le valió e 











408 



FAUNA CHILENA. 



nombre de Puberula, bien que sea de naturaleza variable con el 
tiempo, y que no me inspire grande confianza. Las formas re- 
hechas de nuestra especie chilena y el contorno de su último 
anillo la colocan al lado de una Versicolor, Ins. lig t 2 
p. 241, n. lxxxv, á la cual me remito para mas amplios por- 
menores , y notablemente respecto á la grande diferencia de 
colores. He aquí algunas aclaraciones relativas á las formas 
Las dos especies tienen la carena transversa de la frente igual! 
mente bien expresada; pero en la Versicolor, esta carena llega 
al borne de los ojos y parece formada por la reunión de tres 
lineas rectas que hacen entre sí ángulos muy obtusos y abiertos 
por delante; en la Puberula, es muy feblemente arqueada y 
no alcanza al borde de los ojos. En ambas la longitud relativa 
de las diferentes piezas integrantes del corselete son las mismas 
que en la Gayí, pero cada una de ellas es mas ancha propor- 
ciona mente á su longitud. Los tres segmentos abdominales de 
k Pubenda son uniformemente convexos y sin trazas de carenas 
medianas. La base del primero no tiene escotadura y no se ve 
mas que un hoyuelito poco hundido. El contorno interior y el 
postenor del tercero son continuos en semi-elipse, precedidos 
de un surco ancho, fuertemente puntuado, encorvado en e 
mismo sentido que el borde, pero de mas feble encorvadura en 
el arco. — Macho desconocido. 
De las provincias centrales. 

21. PSEIROcmá. - P1EUROOERA. 
tiñ Á ZTr Ínf 7 ÍnÍS Saltem tredeCÍm ^iculatce;articuUs lev, 

t uZTz atmimis > compressis > se « uenm ™ — - **£- 

tts ulñmis extremo excipuo subrotundis ; tarsi posteriores arti- 
culo primo catcris crassiore et longissimo. 
Pleurocera Guér., Rev. zool., !8í2. - Brullé, etc. 

Este género es muy a fi„ de las Clmjsis y tiene las an- 
tenas compuestas, á lo menos en las hembras, de trece ar- 
tículos , el primero largo, hinchado, un tanto compri- 
mido y el segundo mas corto que el que signe ; el tercero 
y los demás, hasta el séptimo, son muy anchos, comprimí- 



INSECTOS. 



409 



dos, cortados en cuadro, ó mas bien algo oblicuamente en 
el lado, los que siguen se angostan mas, y los últimos son 
mas bien redondos qus truncados en los lados, á excep- 
ción del tercero que es un poco comprimido. Patas ante- 
riores cortas; el primer artículo de sus tarsos es escotado 
por debajo de la base ; la espuela délas piernas contorneada 
y comprimida, sin punta lateral ni escotadura sensible , es 
arqueada y en seguida tranqueada en el ápice; los artí- 
culos medianos de los tarsos son cortos y acorazonados; 
los cuatro primeros artículos un tanto ensanchados y muy 
vellosos por bajo. Las cuatro patas de detrás tienen los 
tarsos el doble mas largos que las piernas y están com- 
puestos de artículos largos y angostos; el primero de los 
tarsos posteriores es mas grueso que los demás y notable 
por su largo ; último arco del vientre partido en dos lóbu- 
los mucho mayores que en los Chrysis. 
Este género incluye la sola especie que sigue. 










1. M*E@wr<895<B®*fg> viviéíis» 

pl. viridis, dense punctata; antennarum dimidio flavo ; alis hyalinis; me- 
tathoracis basi carinata; abdominis segmento tertio quadridentato. — Long,, 
4 Un. t\Í. 

Pl. viridis Guér., Rev. zool., 1842, Brullé in St-Farg., t. iv, p. 49. 

Es de un verde ligeramente matizado de azul con los prime- 
ros artículos de las antenas verdes, lo mismo que la base 
del tercero, lo restante y los cuatro que siguen son amarillen- 
tos y sus bordes negros, y los seis últimos enteramente ne- 
gros. Patas verdes con los tarsos negros reflectando lo verde 
en algunas partes. Alas transparentes con las nerviosidades ne- 
gras y el borde de la radial ligeramente pardusco. Cuerpo acri- 
billado de puntos gruesos y apretados. Hoyuelo de la cara cón- 
cavo, presentando una línea sobresaliente al medio , y por 
detras un reborde algo arqueado. Protórax surcado en su largo, 
y los surcos interlobularios del mesotórax bien marcados. Base 




410 



FAUNA CHILENA. 



del abdomen marcada de una escotadura muy ancha v poco 
profunda ; la línea mediana bastante distinta, un tanto promi- 
nente y muy finamente puntuada. Ei tercer segmento del abdo- 
men superado de un rodete poco prominente, seguido de una 
ringlera de gruesos puntos ahondados; la parte que sigue á esta 
fila de puntos está también puntuada, y el borde recortado en 
cuatro dentellones sin incluir los dos ángulos que salen menos 
que ellas. Cabeza, corselete y bajo de las piernas cargados de 
un vello bianquizco, largo y grueso. 

Esta especie que describimos según los señores Guérin y Brutlé se halla 
en la República. 

IIS. HESICRO. — HEBYCHaUM. 
Palpi mamilares labiali multum longiores. Mandibulce triden* 
tala. Abdomen subhemisphericum integrum. Tingues unidentati. 
Heqychrum Latr-, Brullé, etc. 

Cuerpo mas corto, mas ancho y mas achatado que en 
las Chrysis. Palpos maxilares mucho mas largos que los 
labiales. Mandíbulas tridentadas. Abdomen ancho, sub- 
emisférico, sin dientes en la punta. Alas superiores con 
las nerviosidades de la segunda mitad casi completamente 
atrofiadas, y las que existen se manifestan por detrás de 
la celdilla radial y de las dos cubitales posteriores, y aun 
la nerviosidad de la radial es muy corta. Las demás ner- 
viosidades solo están indicadas y la que sale del ángulo 
externo de la celdilla discoidal anterior ó central, se di- 
vide muy pronto en tres ramos, de los cuales los dos ex- 
tenores se apartan mas y mas. Pies terminados por uñas 
dentadas. 

Las pocas especies conocidas de este género pertenecen á las varias 
regiones de ambos mundos ; en Chile solo conocemos las dos especies 
que siguen. 

1. Heaycfcrmm aifficile. f 

H. fem. antennis basi candéis, ápice nigris ; capüe, thorace, abdominis 
dorso cceruleis; venlre tarsisque nigris; lanugine grísea; metathorace postice 
Plano ; alis fuliginosis, nervuris nigris, — Long.,% Un, 4\%; lat., 4 Un, 



INSECTOS» 



411 



Hembra : largo dos líneas y media. Ancho una línea. Cuerpo 
brillante de un bello lustre metálico, finamente pubescente. 
Dorso distintamente puntuado; puntuación mas fina y mas 
apretada en la cabeza, mediana en el protórax, en el disco del 
mesotórax, en el escudo y en los flancos del corselete, muy 
fuerte en el pos-escudo y en el metatórax, marrara y menos 
honda en el abdomen. Debajo del cuerpo pareciendo liso á la 
simple vista. Alto de la frente convexo y sin carena trans- 
versal. Delantera de la cabeza plana ; borde posterior ancho 
y feblemente escotado. Dorso del protórax tan largo como el 
disco del mesotórax, en trapecio ensanchado posteriormente; 
borde anterior algo arqueado ; ángulos anteriores bien expresa- 
dos ; bordes laterales rectos. Escudo y pos-escudo no hinchados 
y uniformemente convexos ; borde posterior del segundo sin ri- 
bete ; pieza mediana y posterior del metatórax plana. Dorso del 
tercer segmento abdominal uniformemente convexo ; borde pos- 
terior redondeado y entero. Primer artículo de las antenas, ca- 
beza, corselete y dorso del abdomen azules. Látigo de las ante- 
nas, tarsos y vientre negros. Pelaje entrecano; alas ahumadas; 
nerviosidades negras. — Macho dudoso. El sexo de los Hedicros 
es muy difícil de discernir cuando las partes genitales no están 
manifiestas. Uno solo de los individuos cojidos por M. Gay está 
en este caso, ¿ Es tal vez macho ? Porque no difiere por lo de- 
mas de las hembras cuyo oviducto es aparente. 

He dado el nombre de Difflcile á este Hediera para advertir al observa- 
dor que se encontrará con difficultades cuando tenga que separar esta es- 
pecie de sus vecinas. Aqui, los colores en los cuales se pone muchas veces 
mas confianza de la que merecen, no probarían nada. Conozco otros seis 
Hedicros, de los cuales dos son europeos y cuatro exóticos, que tienen poco 
mas ó menos el mismo manto que el Dificile, y que no se pueden distinguir 
sin recurrir á un examen minucioso de sus formas. 

2. Me^^eikrmmi, eáríniwiaiuné. f 

H. mase, precedenti afiinis sed metathorace postice mide carinato ; carina 
media, longitudinali et acula; tarsis testaceis. 

Macho : talla, brillo metálico, tinte uniforme y puntuación del 
dorso como en el Diffictle, con el cual lo habia yo confundido 
al principio. Delantera de la cabeza convexa ? medio de la frente 






412 



FAUNA CHILENA. 



liso, luciente y sin tener mas que algunas arrugas transversales 
poco aparentes. Borde posterior de la cabeza recto. Protórax 
proporcionalmente algo mas largo que en el Difficile, borde ante- 
rior recto. Escudo y pos-escudo no hinchados y suavemente incli- 
nados ; el segundo cortado posteriormente en línea recta y visible- 
mente ribeteado. Pieza mediana de la faz posterior del metatórax 
fuertemente carenada; carenamediana longitudinal y trinchante 
(Es lo que me ha sugerido el nombre específico que he empleado ) 
Abdomen como en el Difficile; borde posterior del último anillo 
igualmente redondeado y entero; una feble depresión visible á 
poca distancia del borde y simulando el surco que existe en las 
especies del G. Chrysis (y aun mas aparente que en nuestro Ch 
episcopahs). Colores del Difficile, tarsos testáceos. 

conodda. VÍSt0 " n SOl ° 6JemPlar de eSta eSpede CUya hembra nos es des ~ 
IV. S3LAMP0. — E1AMPDS. 

Palpi maxillares labialibus paululum longiores. Mandíbula; 
bidentatm. Abdomen convexum postice emarginatum. Unqucs den- 
tati aut serrati. 

Elampus Spin., Latr., Blanch., Brullé, etc. 

Este género es muy parecido al que antecede; sus pal- 
pos maxilares son un poco mas largos que los labiales 
Las mandíbulas son bidentadas. Metatórax á veces pro- 
longado en forma de espina. El abdomen es convexo, esco- 
tado en la punía. Las alas superiores tienen las nerviosi- 
dades mas rudimentales, pues no existe ninguna seña de 
celdillas discoidales y si solo en la nerviosidad posterior- 
as! es que están privadas de celdillas cubitales. Las patas' 
semejantes á las de los Hedychrum, pero las uñas son 
denticuladas ó aserradas. 
Este género incluye unas pocas especies casi todas europeas. 



INSECTOS. 



415 



i. JBEatnpua €¡a&i. j- 



E. corpore pedibusque molaceo-cceruleis, nitidis; aniennis ápice et ventre 
nigris; tarsis testaceis; alis hyalinis; nervuris nigris. — Long., i Un. i¡2; 
Íat.,4¡2lin. 

Este nuevo Elampo debe de ser puesto al lado del Panzeri, 
del cual difiere mas bien por sus colores que por sus formas. 
Mas chiquito que él, largo línea y media, y ancho media línea, 
su adorno tiene menos brillo. Cuerpo y patas en general de un 
azul violado metálico. Látigo de las antenas y vientre negros. 
Tarsos testáceos; alas hialinas; nerviosidades negras. Dorso del 
corselete uniformemente convexo partiendo del borde anterior 
del protórax hasta el pos-escudo ; encorvadura de la superficie 
continúa y ni aun estando visiblemente interrumpida por las su- 
turas sulciformes de sus piezas integrantes. Pos-escudo promi- 
nente y prolongado hacia atrás, netamente dividido en dos pie- 
zas por medio de una sutura careniforme ; la primera superior, 
plana y horizontal, en semi-óvalo longitudinal; la segunda in- 
ferior y posterior vertical, ó también inclinada oblicuamente de 
arriba á abajo y de afuera á dentro. Abdomen sin carena dorsal, 
mas luciente y mas finamente puntuado que el ante-cuerpo ; 
bordes laterales arqueados, sin escotaduras ni sinuosidades; 
extremidad truncada verticalmente ; contorno del corte vertical 
en semi-elipse abierta por debajo. Sexo dudoso. 

De Santa Rosa y de la Ligua. 

Xlí. PROCTOTRUPIBEOS. 

Esta familia llamada también Oxiúreos tiene las 
alas á veces sin nerviosidades ó solo adornadas de 
una que es bifurcada. El cuerpo es oblongo ; las qui- 
jadas algo largas con el lóbulo terminal muy grande 
y membranoso, los palpos maxilares muy cortos, 
filiformes, compuestos de tres á seis artículos, y los 
labiales de tres. Antenas compuestas de diez a quince 
artículos mas ó menos largos, jamas acodadas desde 




■. ;, 






414 



FAUNA CHILENA» 



el segundo artículo como en la familia que sigue, la 
frente no presenta tampoco hoyuelos para recibir sus 
primeros artículos, y los tres últimos no están reuni- 
dos á modo de porra ; á veces en las hembras dichos 
últimos artículos son mas gruesos pero no apretados. 
Ultimo segmento del abdomen en cono alargado 
sirviendo de estuche al oviducto. Patas largas, con 
los muslos frecuentemente algo en porra, y los tarsos 
casi siempre de cinco artículos. 

Los Proctotrupideos son himenópteros muy pequeños, algunos 
casi imperceptibles pero de forma algo elegante y á veces de un 
color brillante por el iris que reflejan sus alas. Todos son pará- 
sitos, y las hembras depositan sus huevos en varias especies de 
Lepidópteros, Dípteros, y otros insectos. 

1. CIMBTO. — CISffETUS. 

Ánlennm in mase, articulis 14, longis, gracilibus ; in/em. 15 
ápice crassionbus. Areola radiali distincta, triangularis, acuta 
parva. 

Cwetus Jur., Nees ab Essenb., Bruüé, etc. 

Cabeza mas angosta que el corselete. Antenas com- 
puestas, en los machos, de catorce artículos cilindricos, 
largos y delgados, y en las hembras de quince, y ma¡ 
gruesos en la punta. Corselete ovalado, convexo redondo 
por delante. Abdomen sostenido por un peciolo angosto, 
subcilíndrico, estriado , á veces arqueado. Alas sin es- 
tigma ; la celdilla radial distinta, triangular y pequeña ; no 
hay cubital, pero la braquial es completa y única. Tala'dro 
no saliente. 

Este género incluye solo algunas especies muy pequeñas, 



INSECTOS, 



415 




1. CíM®tms Sahidws* f 

C. arttennis, corpore, pedibusque testaceis; capite, prothoraceque nigro- 
fuscis; petiolo arcualo abdominis longitudine. — Long., % Un. 4¡4. 

Hembra : antenas, cuerpo y patas testáceos ; cabeza y dorso 
del protórax pardos-negruzcos. Alas hialinas; nerviosidades 
claras. Peciolo como lo restante del abdomen, delgado y feble- 
mente arqueado; dorso deprimido y ahorquillado, surcos sub- 
marginales. Ultimo anillo cónico, corto, recto y horizontal. 
Hembra única. 

Esta especie algo menor que el Gin. Jurini, N. ab Ess. Sch. aff., t. i, 
p. 348. Se halla cerca de Santa Rosa de los Andes. 

IX. BIAPRXA. — DIA*BXAt 

Mandíbulas crassa, tridentaíw. ÁntenncB in fem. articulis 12, 
in mase. 14, verticillatce. Caput subglobosum, et versus parum 
contractum. Alce enerves. Stigmate subnullo, 

Diapria. Latr.. Nees; - Psiujs Jur., Panz. ; — Chalcidis Spin., Fabr. 

Cabeza subglobosa , pequeña comparada al resto del 
cuerpo. Labro corto, subtransverso. Mandíbulas fuertes, 
unisurcadas, tridentadas. Antenas insertas sobre la cape- 
ruza , verticiladas, de catorce artículos y solo de doce 
en las hembras, con la punta mas gruesa ó en porra. Cor» 
selete muy angostado por delante. Abdomen del largo ó 
un tanto mas largo que la cabeza y el corselete reunidos, 
oblongo ó cónico agudo. Las alas sin nerviosidades, ó si 
las tienen son muy obliteradas, y el estigma está reducido 
á un puntito calloso. Patas delgadas, bastante largas. 

Los Diaprias son himenópteros muy pequeños, de forma muy ele- 
gante, y bastante comunes en varias regiones del globo. 

1. MMiapwíia eimiem&is* f 

D. niger, vülosus, pilis albidis; antennis pedibusque rubro- testaceis ; alis 
hyalinis; stigmate perspicuo, testaceo. — Long., 1 Un. 

Hembra : largo del cuerpo una línea. Antenas mas cortas que 





416 



FAUNA CHILENA. 



el ante-cuerpo, de quince artículos, el primero cilindrico, de la 
longitud de un cuarto del antena ; el segundo también mas largo 
que ancho, feblemente obcónico; artículos del tercero al catorce 
en cuentas de rosario bien separadas, aumentando insensible- 
mente en espesor y disminuyendo en longitud; el último ovalo- 
oblongo, tan grande como los precedentes reunidos. Cuerpo 
bastante luciente, pero finamente puntuado y pubescente ; pu- 
bescencia rara y herizada; peciolo mate, puntuado, estrecho, 
cilindrico, poco mas ó menos de la cuarta parte de la longitud 
del abdomen, Dorso deprimido, surcado (no estoy seguro de 
haber contado bien el número de los surcos). Nerviosidades de 
la región basilar y estigma bien expresados en las alas supe- 
riores ; otras trazas de la inervación alar obliteradas. Antenas 
y patas testáceas encarnadinas. Cabeza, corselete y abdomen 
negros. Pelaje blanquizco. Alas hialinas; nerviosidades y estig- 
ma testáceos-claros. — Macho : algo mas chiquito que la hem- 
bra. Antenas negras, filiformes, tan largas como el cuerpo ó 
mas; primer artículo de la misma longitud que en la hembra, 
comparativamente á la longitud del cuerpo, pero proporcional- 
mente mas corto comparativamente al látigo, sin ser tan largo 
como los tres siguientes reunidos ; artículos dos á quince poco 
mas ó menos iguales entre sí, delgados, cilindricos, bien des- 
prendidos, no aumentando sensiblemente en espesor ni dis- 
minuyendo en longitud. 

Especie vecina de las Diapria Picicornis y Brunnipes N. ab Es.; pero bien 
distinta de una y de otra, si los ejemplares que tengo con 'estos dos 
nombres están bien nombrados. Se halla en las provincias centrales. 

IIS. OMAIOBEKO. — OMAX.OMSÍÍS. 

ÁntenncB gráciles, moni lifor mes, thorace non longiores, 14-arti- 
culata; articuius 1 validas, 2 minar, 3 et sequenles usgue ad 
14 parví, breves, subaquales. Thorax ovato-elongatum. Abdomen 
longi-ovatum. Pedes simplices, subcequales, tarsis articuli 1 ad 6 
curiantes. 

Omaloderds Halid. Mss., Walk., Aun. and magaz. nal. Iiist., t. u, p. 188. 

Cuerpo angosto. Cabeza un tanto mas ancha que el 
tórax. Anlenas no mas largas que el tórax, de catorce 



INSECTOS, 417 

artículos? moniliformes, el primero fuerte, ei segundo 
pequeño, el tercero y los demás hasta el último pequeños, 
cortos, subiguales. Tórax largo-ovado. Protórax bastante 
grande, cónico, encorvado por detras. Abdomen un tanto 
mas corto que el tórax. Pies sencillos, subiguales. Alas 
angostas. Tres areolas cubitales y dos subcubitales. 
Este género, vecino de los Belilos, contiene una sola especie. 

1. Otnagoaerms intrepidus, 

O. niger ; antennis fuscis; pedibus fuscis; alis limpiáis. — Long., 4 Un. 4 /4; 
lat., alar., 4 Un. 3¡i. 
O, intrepidüs Walk., Magaz., p. 188. 

Cuerpo angosto, sublíneal, negro, plano, liso, brillante, casi 
glabro. Cabeza oblonga. Ojos de un moreno obscuro, laterales, 
anteriores, bastante grandes ; ocelos de color de la pez colocados 
á la parte posterior de la cabeza, acercados, presentando un 
triángulo. Antenas morenas de catorce artículos, delgados, moni- 
liformes ; el último pequeño, corto, subigual. Tórax largo-ovado. 
Protórax bastante grande, cónico, encorvado por detras. Escudo 
del mesotórax muy corto, mas del doble mas ancho que largo. 
Suturas de los parapsidios bien determinadas, paralelas. Escudo 
obcónico, pequeño. Metatórax grande, obcónico. Peciolo corto. 
Abdomen largo-ovado, un tanto mas corto que el tórax. Los 
segmentos transversos subiguales. Pies morenos, sencillos, sub- 
iguales. Caderas negras ; el primer artículo hasta al quinto siem- 
pre mas cortos. Alas angostas, sin manchas. Escamitas de un 
bruno obscuro ; las nerviosidades vermejas, presentando tres 
areolas cubitales y dos subcubitales. 

Se halla en la provincia de Coquimbo, cerca de la Serena. 



IV. EOMIOO. — HOBOXIUS. 

Antennce gráciles, subclavatm, prope os insertes, thorace non 

breviores ; art. i longus, subfusiforrnis, 2 long o-cyathifor mis, 3 et 

4 longi, lineares, 5 et sequentes ad 10 breves, approximati, da- 

vam /ingentes longi fusiformem. Thorax longiovatus ; prothorax 

Zoología, VI. 27 



^* 8 FAUNA CHILENA, 

brevissimus postice excavatus. Abdomen longifusiforme, thoraee 
multo longius; segmentum 1 breve, 2 el 3 magna, 4 et 5 paullo 
breviora, 6 adhuc brevius. 
Romilius Walk., Ann. and Magaz. na\. hist., t. x, p. 274. 

Cuerpo largo y angosto. Cabeza corta subredonda. An- 
tenas delgadas, subclaviformes, inserías cerca de la boca, 
no mas cortas que el tórax; artículo primero largo, sub- 
fusiforme, leonado; el segundo largo-ciatiforme, el ter- 
cero y el cuarto largos, lineales, el quinto hasta el dé- 
cimo cortos, acercados á modo de porra largamente fu- 
siforme. Tórax largo-ovalado. Pies largos, subiguales; el 
primer artículo de los tarsos largo, el segundo mucho mas 
corto, el tercero mas corto todavía, y el quinto un poco mas 
largo que el cuarto. Alas mediocres, sin manchas, no al- 
canzando la punta del abdomen. Nervio subcostal dirijido 
hacia la base del ala, alcanzando el medio de la costa y 
corriendo casi hasta la punta del ala ; el segundo dirijido 
igualmente hacia la base , llegando al disco, y entonces 
partido en dos horcas, una anterior simulando un triángulo 
con el nervio subcostal, y la posterior corriendo á la margen 
posterior del ala; nervio cubital recto, bastante largo, 
dirijido hacia el nervio subcostal, en donde alcanza á la 
costa, y terminado por un pequeño estigma. 
Se conoce una sola especie, que describimos según Walker. 

R.fem. atra; antennis nigris, basi fulvis ; pedibus fulvis ; alis limpiáis. — 
long., 4 Un. 3¡A ; alar., 2 Un. S¡4. 
R. Zotale Walk., Ann. and. Mag., i. x. 

Cuerpo largo, angosto, sublíneal, negro, apenas convexo, 
obscuro, puboso, marcado de puntitos muy finos y agrupados. 
Cabeza transversa, corta, subredonda, apenas mas ancha que 
el tórax. Vértex ancho. Frente convexa, no ahondada. Ojos pe- 
queños, no prominentes. Antenas negras; el primer artículo leo- 



INSECTOS. 



419 



nado. Tórax largo-ovalado. Protórax muy corto, ahondado por de- 
tras. Escudo del mesotórax grande, trisulcado, apenas mas ancho 
que largo. Los surcos laterales acercados por detrás. Escutelo pe- 
queño, simulando un semi-círculo. Metatórax mediocre, obcó- 
nico. Peciolo muy corto. Abdomen largamente fusiforme, con- 
vexo por bajo, puntiagudo en la punta, mucho mas largo que el 
tórax. Primer segmento corto, el segundo y el tercero grandes, 
el cuarto y el quinto un poco mas cortos, el sexto mas corto 
todavía. Pies leonados, largos, delgados, sencillos, subiguales ; 
primer artículo de los tarsos largo , el segundo mucho mas 
corto, el tercero mas corto todavía, el cuarto mas corto que el 
tercero, y el quinto un poco mas largo que el cuarto. Alas me- 
diocres, sin manchas , no alcanzando la punta del abdomen 
cuando esta en su descanso. Escamitas leonadas., lo mismo los 
nervios. 

El señor Darwin encontró este insecto en la provincia de Valdivia 
cerca del Corral, etc. 




V. F1ATIGA8TAO. — PI.ATTGASTEB. 

AntenncB decem-articulatce. Prothorax brevis, rotundatus. Ab- 
domen petiolatum, subspathulatum, planum ; petiolo brevi, subcy- 
lindrico, secundo segmento máximo. 

Pla.tygaster Latr., Spin., "YValk.; Epimeces Westw. 

Antenas de diez artículos en ambos sexos, el primero y 

el tercero muy alargados y los últimos mas gruesos que los 

demás en las hembras. Mandíbulas bidentadas en la punta. 

Palpos maxilares y labiales muy cortos y de dos artículos. 

Alas sin celdillas ni nerviosidades, y provistas solo de un 

nervio subcostal paralelo á la costa y casi contigua á ella. 

Pies muy delgados, con las piernas muy delgadas en la 

base, un tanto hinchadas en la punta. Abdomen muy chato, 

alargado y en forma de espátula, pegado al tórax por un 

pedúnculo muy corto. 

Las especies de este género son muy abundantes, hasta ahora todas 
las conocidas son casi indígenas de la Europa, las que vamos á descri- 
bir, según Walker, han sido encon iradas en Chile por el señor Darwin. 





iza 



FAUNA CHILENA, 



i. tPiaty ff áster gtumñes* 



P.masc. etfem. alri; antennis nigris ; pedibus ni gris ; tarsis piceis; aíis 
subfuscis. ■— Long., 1j2 Un ; alar. % 3¡í Un. 

Macho : cuerpo convexo, negro, brillante, liso, casi glabro. 
Cabeza transversa, corta, apenas mas ancha que el tórax. Vér- 
tex bastante ancho. Frente bruscamente declive. Ojos de color 
de la pez, pequeños, no prominentes. Antenas negras. Tórax 
ovado. Prolórax muy corto, apenas aparente por cima. Escudo 
del mesotórax mas ancho que largo. Suturas de los parapsidios 
no bien determinadas. Escutelo subredondo, no prolongado. 
Metatórax pequeño, obcónico, declive. Peciolo corto. Abdomen 
largo-ovalado, un tanto mas angosto, no mas largo que el tórax. 
Primer segmento grande, el segundo y los que siguen mas cor- 
tos. Pies negros, subiguales. Fémures en porra. Rodillas mora- 
das. Tibias claviformes. Tarsos de color de la pez. Alas submo- 
renas. Escamitas brunas. — Hembra : cabeza del ancho del 
tórax. Antenas subclaviformes. Abdomen largo-ovalado, puntia- 
gudo en la punta, mas angosto y un poco mas Sargo que el tórax. 

De la provincia de Valdivia. 

2. M*ta$ifff usier ss/lea* 

P. fem. atra; antennis nigris; pedibus nigris ¿ tarsis piceis; aíis subfuscis. 
— Long., 3¡4 Un.; alar., 4 Un. 1¡4. 
P. sylea Walk., Magaz., t. h, p. 188. 

Cuerpo convexo, negro, brillante, ligeramente herizado. Ca- 
beza transversa corta, del ancho del tórax. Vértex ancho. Frente 
bruscamente declive, no escavada. Ojos de un bruno obscuro, 
pequeños, no prominentes. Antenas negras, subfiliformes, del- 
gadas, insertas cerca de la boca, mucho mas largas que el tó- 
rax; el primer artículo largo, subclavado, el segundo longo- 
ciatiforme, el tercero y el cuarto largos, subiguales, el quinto y 
los siguientes hasta el décimo cortos, subredondos. Tórax longo- 
ovado. Protórax muy corto, apenas visible por cima. Escudo 
del mesotórax no mas ancho que largo. Suturas de los parapsi- 
dios apenas aparentes. Escuüo subredondo, no prolongado. Me- 



INSECTOS. 421 

tatórax mediocre, obcónico, declive. Peciolo muy corto. Abdo- 
men subfusiforme, mas largo y mas angosto que el tórax. El 
primer segmento grande, el segundo y ios demás cortos. Pies 
negros, sencillos, subiguales, las piernas y las tibias clavadas ; 
los trocánteres, las rodillas y los tarsos de un moreno obscuro. 
Alas subbrunas. Escamitas de color de la pez. 
Se halla en los alrededores de Coquimbo. 

3. JPMatygaster arypetis. 

pl.fem. aira; antennis nigris; pedibus piceis, anterioribus ferrugineít ; 
alis fuscis. — Long., 1 Un. ; alar., 4 Un. %¡3. 
P. drypetis Walk., Monoy. chalcid, t. n,p. 92. 

Negro. Ojos y ocelos de color de la pez. Antenas negras. 
Pies morenos. Piernas negras. Rodillas ferruginosas. Pies ante- 
riores ferrugineos. Alas morenas. 

En las islas de Chiloe. 




■.;■" 



VI. IKIOSTEaiA. — INOSTIMMA. 

Corpus sublineare.convexum. Anlennm capitata, corporis di- 
mitió paullo longiores; articulas 1 gracilis, sublinearis; 2 longi- 
cyathiformis ; 3, 4, 5, 6 minimi; 7, 5, 9 et 10 magni ; clavam 
./ingentes fusiformem. Prothorax minimus supra vix conspkuus. 
Pedes gráciles, subcequales ; fernora clavata ; tibia subclavatm. 
Aloe mediocres 

Inostemma Halid., Waik., etc. 

Cuerpo sublíneal, convexo. Cabeza transversa, corta 
del ancho del tórax. Ojos pequeños, no prominentes. 
Antenas en cabeza, un poco mas largas que la mitad del 
cuerpo; el primer artículo delgado, sublíneal; el segundo 
largo, ciatiforme; los tres, cuatro, cinco y seis muy chi- 
cos, los demás hasta el décimo grandes simulando una 
porra fusiforme. Tórax largo-ovalado. Protórax pequeño, 
apenas aparente por cima. Peciolo corto. Abdomen largo- 
ovado, puntiagudo en la extremidad, un poco ma* corto y 




^"^ FAUNA CHILENA. 

angosto que ei tórax. Pies delgados, casi iguales; fémures 
claviformes y casi también las tibias. Alas mediocres; ner- 
vio del ala anterior corto, en cabecita. 
Este género incluye una sola especie. 

1. Mnoatetntna tg^hetSf!. 

I. fem. aira ; antennis flavis, apiee fuscis; pedibus flavis; alis limpiáis — 
Long., i\% Un.; alar., 1 Un. 
I. quinda Walk., Ann. and Magaz., t. x, p. 273. 

Cuerpo negro, angosto, sublíneal, convexo, liso, brillante, 
puboso. Cabeza transversa, subredonda, apenas mas ancha que 
el tórax. Vértex ancho. Frente bruscamente declive. Ojos pe- 
queños, no prominentes. Antenas subclaviformes, amarillas, 
morenas en la punta. Tórax ovado. Protórax muy corto, apenas 
aparente por cima. Escudo del mesotórax transverso, con dos 
surcos poco distintos, acercados por detras. Suturas de los pa- 
rapsidios no bien determinados. Escutelo obeónico, no prolon- 
gado. Metatórax corto-obeónico, declive. Peciolo grueso, muy 
corto. Abdomen largo-ovalado, glabro, puntiagudo en la punta, 
un poco mas largo, pero no mas angosto que el tórax. Primer 
segmento muy grande. Pies amarillos, sencillos, subiguales. 
Alas sin manchas, mediocres. Escarnitas de color de la pez.' 
Nervios leonados; el subcostal dirigido hacia la base del ala", 
echando un nervito en el disco y concluyendo á un corto es- 
pacio, antes del medio de la costa, en un estigma subbifurcado. 
El nervio falso dirigido también á la base del ala, llegando al 
disco y simulando un triángulo con el nervio subcostal y el 
nervito. 

Este insecto que describimos según Walker, lia sido encontrado en 
Chile por el sabio naturalista Darwin. 

XIII. DIPLOLEPITEOS. 

Cuerpo oblongo, mas ó menos grueso. Cabeza 
transversal, con la cara grande, por lo común asur- 
cada en su largo para recibir el primer artículo de 



INSECTOS. -"* 

las antenas. Estas son cortas, sobretodo en las hem- 
bras, con frecuencia mas gruesas en la punta, ar- 
queadas y compuestas de seis á trece artículos. Alas 
poco propias para el vuelo, las superiores casi siem- 
pre desprovistas de nerviosidades, olas hay muy im- 
perfectas y la sola que esté bien marcada es paralela á 
la costa, y se estiende sobre la primera mitad del ala 
para reunirse después á dicha costa, en donde se bi- 
furca para dirigir un ramo corto y mas grueso á la 
punta. Ultimo anillo del abdomen ni cónico, ni 
alargado. 

Los Diplolepíteos llamados también Calcidianos son himenóp- 
terosmuy pequeños de forma algo elegante, con las alas risadas 
por reflejo é impropias para el vuelo, así es que muchos de ellos 
son mas bien saltadores y hay varios enteramente ápteros. Las 
especies son muy abundantes y viven sobre ios arbustos, las 
plantas, etc. Las hembras ponen sus huevos en las larvas de 
otros insectos, y los gusanos se alimentan primeramente de 
la parte crasa de la larva sin perjudicar á los órganos los mas 
esenciales á su existencia ; solo lo hacen cuando liega la época de 
su metamorfosis. Chile ofrece un sin número de insectos de esta 
grande familia, pero desgraciadamente, el señor de Spinola ha 
encontrado las muchas especies que hemos traido tan pequeñas 
y muchas de ellas en tan mal estado de conservación que re- 
nunciando á su revisión, se ha contentado solo de describir 
un Chaléis, un Eurüoma, un Monodontomerus y un Leucophis. 
Afín de no dejar esta parte de nuestra Fauna tan incompleta, 
hemos aprovechado del trabajo del señor Walker, añadiendo 
á estas pocas descripciones, todas las que este sabio entomolo- 
gista ha dado de las especies traídas por el señor Darwin. Aun- 
que el número sea algo crecido, sin embargo se puede predecir, 
sin exageración alguna, que no es ni la tricésima parte de las 
que se descubrirán en adelante en las diferentes provincias de la 
República. 




m 



:} % 




424 



FAUNA CHILENA. 



X- TETKáSriCO. - TETHASTICHOS. 

Antenna 8 -articula!*, aríiculis 2-5 mqualibm gradatim cra< 
nonous. Aoaomen sessUe, IHorace semelataue itJmtngTor 

TETR.ST.CHÜS walk. ; APnosTocETüs Wesw., Clwspili «„. „„„. 

Cabeza escotada entre los ojos. Antenas de ocho artí- 
culos, el segundo y los que siguen, hasta al quinto ¡«na- 
les y engrosando insensiblemente. Abdomen sésil,' „°„ a ó 
dos veces tan largo como el tórax, con el taladro saliente 
Por no haber dado el señor Walker los caracteres de esle nuevo sé- 
mi™ TI ' 0S dd gé " e ''° ^PWfcírt». de Weswood oue el 
mismo Walker mira como verdaderos Tetraslicos. 

1. TelrasUcñus seaMn». 

T.fm.,lridi,; m ,mnl,p¡cel 1; peiibus fiaiis ; feMribm vlridl, ■ alí. 
b*pid»—lMi,.,mit*.,aUr.,flsii n . "mau.tu, 

T. scABits Walk., Magaz. 1848, p. 116. 

Cuerpo grueso, convexo, de un verde obscuro, muy fina- 
mente escamoso, poco brillante y ligeramente vello». Cabeza 
transversa, corta, del ancho del tórax. Vértex bastante ancho 
Frente bruscamente declive. Ojos vermejos, mediocres, no pro' 
«.mentes. Antenas morenas, en porra, vellosas, un tanto mas 
■o tas que e tórax. Porra inarticulada, ovada, acuminada, m 
ancha que el artícnlo precedente y mas larga del doble. Tórax 

anho S^r: a d t r nSVerS0 ' med¡ ° Cre - EsCudo <W"»eeoUb»x 
ancho. Suturas de los parapsidios bien determinadas. Metatórax 
corto, obcomco, declive. Peciolo muy corto. Abdomen de un 
argo ovado, brillante, convexo por cima, carenado por bajo 
acuminado a la punta, un poco mas longo y mas angosto que e 
tórax segmentos transversos, casi iguales. Pies vermejos. Ca- 
deras verdes. Trocanteros de color de pez. Piernas verdes 

rda a d So PUDta - TarS ° S m ° re " 0S ¡ h ^ 4-nS 
"dad. Escamas morenas. Nerviosidades vermejas, la braquial 
mucho mas larga que la humeral, la radial nula, ,a cubital^- 
tante larga. Estigma pequeño. 
Se halla en los campos de Valparaíso, etc 



vn 



insecto*;. 



425 



2. Tetrnstivftu* nauctes. 

T. fetn. atra; abdomine nigro-ceneo ; antcnnis piceis ; peñibus fulvis ; femó- 
rís nigris; melatibiis fusco-cinctis ; alis sublimpidis. — Long., i Un. ; alar., 
1 Un. 4\%. 

T. naucles Walk., Ann. and Magaz. ofnat. hist., t. x, p. 32. 

Cuerpo fuerte, convexo, negro, brillante, liso, poco herizado. 
Cabeza transversa, muy corta, del ancho del tórax. Vértex bas- 
tante ancho. Frente escavada, bruscamente declive. Ojos ver- 
mejos, mediocres, no prominentes. Antenas de color de la pez, 
subclavadas, apenas mas largas que el tórax que es ovado. Pro- 
tórax muy corto, apenas visible por encima. Escudo del mesotó- 
rax grande, no mas ancho que largo. Suturas de los parapsidios 
bien determinadas, apartadas, acercadas por detras. Escutelo 
bisurcado, presentando un semicírculo. Metatórax corto, trans- 
verso, declive. Peciolo muy corto. Abdomen ovado, de un negro 
bronceado, plano por encima, carenado por debajo, acuminado 
á la punta, un tanto mas largo que el tórax. Pies leonados, senci- 
llos, subiguales. Caderas negras. Piernas negras con la punta 
aleonada. Tarsos morenos á la punta. Metatibias rodeadas de mo- 
reno. Alas casi sin manchas, vellosas. Escamitas de color de la 
pez. Nervios morenos ; el braquial casi el doble mas largo que el 
radial, no hay humeral y el cubital es bastante largo. Estigma 
pequeño. 

Se halla en Concepción, etc. 

3. TetrasticHws noraae. 

T.fem. atra; antennis piceis; pedibus flavis ; femoribus nigris ; alis limpi- 
dis. — Long., 3 ¡4 Un. ; alar., 4 Un. 4 ¡4. 
T. norax Walk-, Ann. and Magaz. hist. nat.,t. xi, p. 32. 

Mas delgado que el precedente. Cuerpo sublíneal, convexo, 
negro, brillante, liso, poco herizado. Cabeza transversa, muy 
corta, del ancho del tórax. Vértex bastante ancho. Frente esca- 
vada, bruscamente declive. Ojos vermejos, mediocres, no pro- 
minentes. Antenas brunas, subclavadas no mas largas que el 
tórax ; el primer artículo negro. Tórax ovado. Protórax muy 
corto, apenas visible por encima. Escudo del mesotórax no nías 




I 



426 



FAUNA CHILENA. 



ancho que largo. Suturas de los parapsidios apartadas, bien 
determinadas, aproximadas por detras. Escutelo bisurcado pre- 
sentando un semicírculo. Metatórax corto, declive. Peciolo' muy 
corto. Abdomen ovado, plano por encima, carenado por debajo 
acuminado á la punta, no mas largo que el tórax. Pies amari- 
líos, sencillos, subíguales. Caderas negras. Piernas negras ama- 
dlas á la punta. Tarsos morenos á la punta. Alas limpias Es- 
camitas morenas. Nervios amarillos; el braquial el doble mas 
argo que el humeral , no hay radial, y el cubital es bastante 
largo. Estigma pequeño. 
Se halla en los contornos de Talcahuano, etc. 

4. Teirastichms potyhea, 

T mase etfem. atri; antennis nigris, pedibus nigro-fuscis, flavo-cinciis ; 
ahs limpiáis. - Long., */J Un. ad */ff Un. , alar., 3/4 Un. al Un. 
T. poltbea Walk., Magaz., t. x, p. U6, 1842. 

Cuerpo sublíneal, convexo, negro, brillante, liso, casi gla- 
bro. Cabeza transversa, muy corta, un poco mas ancha que el 
tórax. Vértex ancho. Frente bruscamente declive. Ojos me- 
diocres, no prominentes. Antenas filiformes, negras, delgadas 
mas largas que el tórax que es ovado. Protórax muy corto' 
no aparente por cima. Escudo del mesotórax ancho. Suturas 
de los parapsidios apartadas, bien determinadas, acercadas 
por detras. Escudo obeónico, mediocre, bisurcado. Metatórax 
declive, obeónico. Peciolo muy corto. Abdomen sublíneal de- 
primido mas angosto que el tórax y no mas largo. Pies delga- 
dos, subíguales, negros. Tibias moradas. Tarsos amarillentos 
morenos a la punta. Protibias amarillentas. Alas casi sin obscu- 
ridad, anchas, pestañosas. Escamas del color de la pez. Nervio- 
sidades morenas, la humeral mucho mas corta que la braquial 
la radial nula, la cubital bastante larga. Estigma pequeño La 
hembra tiene la cabeza del largo del tórax. El abdomen de un 
argo ovado, carenado por debajo, acuminado á la punta y mas 
largo que el tórax. 

Se halla en las provincias centrales, Valparaíso, etc. 



INSECTOS. 



427 



5. Wetrnst&efiMS aeenocíes. 



T. fem. viridis mneo-mria ; aniennis pkeis ; pedibus fulvis; femoribus viri- 
dibus, íibiis fusco cinctis; alis sublimpidis. 

T. xenoci.es, Cat. Mus. Brit.; Cirrospilüs xenocles Walk., Monog. chalcid., 
1. ii, p. 90. 

Su largo es de una línea y el de las alas de una y tres cuartos. 
Cuerpo de un verde obscuro, variando al bronceado. Ojos y 
ocelos vermejos. Antenas de color de la pez. Pies leonados, 
caderas y fémures verdes, tibias rodeadas de bruno, tarsos par- 
duscos en la punta. Alas casi sin manchas. Escamitas de color 
de la pez. Nervios brunos. — Hembra : cuerpo sublíneal, con- 
vexo, brillante, muy finamente escamoso y poco herizado. Ca- 
beza transversa, muy corta, un tanto mas angosta que el tórax. 
Vértex ancho. Frente ahondada, bruscamente declive. Ojos 
pequeños no prominentes. Antenas subsetáceas, delgadas, pu- 
bosas, algo mas largas que el tórax ; el primer artículo largo, 
delgado, el segundo largo-ciatiforme , el tercero largo, el 
cuarto y los demás cortos. Porra alargada-cónica, aguda. Tórax 
largo-ovalado. Protórax grande, transverso, mas angosto por 
delante. Escudo del mesotórax mucho mas ancho que largo. 
Suturas de los parapsidios perfectamente determinadas. Escutelo 
subcuadrado. Metatórax mediocre, obcónico. Peciolo muy corto. 
Abdomen largo-ovalado, liso, deprimido por encima, carenado 
por debajo, acuminado en la punta, algo mas corto y mas ancho 
que el tórax. Pies delgados, sencillos, subiguales. Alas grandes, 
pubosas. Nervio braquial mucho mas largo que el humeral, el 
radial un tanto mas corto que el humeral y tres veces mas largo 
que el cubital que es corto. Estigma pequeño. 

El señor Darwin lo encontró en Chile. 




■i 



6. Tetrasiieñus maraeus. 

T. fem. nigra ; antennis nigris; pedibus flavis ; femoribus pkeis ; alis íi»n- 
pidis. — Long., 3¡¿; alar., 1 Un. 4\%. 
T. narc^üs Walk., Magaz-, t. n, p. 188. 

Cuerpo bastante ancho, convexo, negro, brillante, liso, lige- 
ramente herizado. Cabeza transversa, muy corta , apenas del 




428 



FAUNA CHILENA 



ancho del tórax. Vértex bastante ancho. Frente excavada, brus- 
camente declive. Ojos vermejos, mediocres, no prominentes 
Antenas negras subclavadas, no mas largas que el tórax. Tórax 
ovado. Prolórax transverso, no aparente por cima. Escudo del 
mesotorax apenas mas ancho que largo. Suturas de los parapsi- 
dios alejadas, bien determinadas, acercadas por detras. Escudo 
obcomco, bisurcado. Metatdrax transverso, corto, angosto por 
detras. Peciolo muy corto. Abdomen largo-ovado, plano por 
encima, carenado por debajo, acuminado á la punta, un poco mas 
angosto y mucho mas largo que el tórax. Pies amarillos, senci- 
llos, subiguales. Caderas negras; las piernas de color de la pez 
amarillas a la punta. Tarsos brunos á ¡a punta. Alas anchas, sin 
obscuridad. Nerviosidades vermejas; la braquial el doble mas 
larga que la humeral, la radial apenas nula, la cubital" larga. 
Estigma pequeño. 8 

Se halla en el norte cerca de Coquimbo. 

II. BSS.I.IE0, — BE£X,EBLUS. 
Antmnm 12 - articúlate ? gráciles moniliformes, vertiallato- 
pilosas, corpore paullo breviores ; articulus 1 longus, 2 brevis 3 el 
iequentesusque addverticillo selarum omati, 5 et sequenlium us- 
que ad 9 gracillimi, lineares, ápice ubi seta* insident in clavara alo- 
hosam laúcenles; clava triarticulata , fusiformis , acuminata. 
Thorax longiovatus; prothorax transversus, sai magnas, antice 
angustus. 
Bellerüs Haüd., Mss. Walk., Aun. nat. hist., t. xi, p.32. 

Cuerpo delgado, sublíneal, convexo. Cabeza transversa 
muy corta, apenas mas ancha que el tórax. Antenas de" 
doce artículos, delgadas, moniliformes, un tanto mas cortas 
que el cuerpo; artículo primero largo, el segundo corto, 
los tres á nueve adornados de verticilos de pelos, los 
cinco á nueve muy delgados, lineales, ensanchados en la 
punta. Porra fusiforme y puntiaguda. Tórax ovalar; pro- 
tdrax transversal y angostado por delante. Abdomen sub- 
líneal, mas angosto y mucho mas corto que el tórax. 
Pedículo muy corto. 
Este genero incluye una mh especie de Chile. 




1 JNSECTOs. 



42y 



t. MteHerw* amaUti** 

S. m asc.viridi9i«ntennisnigris;psdibus viridis; tarsts fuscis ; atis $ub- 
fuscis. 

B. AN.UTIS Walk., Aun. and Magas, hist. nal., 1845, t. Ú, p. 5a. 

Cuerpo delgado, sublíneal , convexo, verde, brillante, ele- 
gantemente escamoso, poco herizado; cabeza transversa, muy 
corta, apenas mas ancha que el tórax; vértex bastante ancho; 
frente escavada, bruscamente declive; ojos vermejos, medio- 
cres, no prominentes ; antenas de doce artículos , delgadas, mo- 
niliformes, nudosas, verticilado-pilosas, un tanto mas cortas que 
el cuerpo ; el primer artículo largo, sublíneal, el segundo corto, 
el tercero y los que siguen hasta el nono, ornados de un ver- 
ticilo de pelos, el quinto y cada uno de los siguientes hasta el 
nono muy delgados, lineales , ensanchándose en porra globosa 
á la punta; porra Inarticulada, fusiforme, acuminada; tórax de 
un largo ovado ; protórax transverso, bastante grande, angosto 
por delante ; escudo del mesotórax mas ancho que largo; sutu- 
ras de los parapsidios perfectamente determinadas, acercadas 
por detras ; parapteros y epimeros grandes ; escutelo subovado; 
metatórax mediocre, obcónico, declive ; peciolo muy corto ; ab- 
domen sublíneal, plano, liso, mas angosto y mucho mas corto 
que el tórax; pies verdes, sencillos, subiguales ; trocanteros de 
color de la pez ; rodillas brunas , tarsos cuadriarticulados, mo- 
renos; protarsos amarillos ala base; alas submorenas, escamitas 
de color de la pez ; nervios morenos, el braquial mucho mas largo 
que el humeral ; el radial un tanto mas corto que el humeral 
y mas del doble mas largo que el cubital. Estigma pequeño. 
Se halla en los alrededores de Concepción. 

III. EUI.QFO. — BUX.0PHUS. 

AntenncB 7-10 articúlales, triramosa, suhclavatat, corpore bre~ 
viores. Parapsidum sutura non bene determináis Nervus cubi- 
talis longus. Tarsi quatuor. 

Eulophus Geoff., Latr., Spin., Walk., Blanch. 

Cuerpo delgado y bastante largo. Cabeza corta, con» 







i 



i 



''AUNA CHILENA. 

vexa, un tanto mas ancha que el corselete sobretodo en 
la hembras. Antenas compuestas de siete á diez artículos 
J terminad., en porra; el primer artículo fusiforme ; el 

egundo muy pequeño, el tercero, cuarto y quinto echando 
de su base, en los machos, un ramo alargado y velloso. 
Corselete corto y convexo. Patas medianas, sencillas, de- 
re has, cas. lg u a les: los tarsos cou los tres primeros artí- 
culos m t , Cüarlo mas ^^ Ab(j , men 

cubt, C C eal ' a,80maSa ^^«-'t ó ra,Ner P vio 

Este género incluye muchas especies repartidas en varios géneros 
po algunos entomólogos. Al ejemplo de los señeros wXr B „ 
chard, etc., los hemos reunido en uno solo. ' 

1. Bttlophus rlrtimtts. 

4:!Tk%7' mm! pemm ímcii: * "»*•«* - 'im* i «»•■• 

E. rhianus Walk., Magaz., p. na. 

Cuerpo sublíneal, convexo, de un negro bronceado, brillante 
elegantemente escamoso, ligeramente velloso. Cab za ££ 
versa 1 corta, del largo de! tórax. Vértex bastante anclo. O os 
vermejos mediocres, no prominentes. Tórax de un largo ovado 
Protora, transvers0i mas angQsto d ^^ ¿ovad 

mesotorax mas ancho que largo. Suturas del parapsidio bastante 

pTd^rz? 8 • E r;'° sraade - sab ™ d ^ "* 

corto AMn!, I 60 ''™' ° bCdniC0 ' mediocre - Peci °>° "W 
nad 'nn Hh e »"e un largo ovado, liso, plano por encima, care- 
nado por debajo, agudo ala punta, apenas mas largo que el tó. 

«sTa '° S ' "" T* m ° ren0S - &deraS -gral rodi,': 
I^X , T Sm 0bscuridad ' h. escamas de color de la 
pez. Nervosidades vermejas; la braquiai mas larga que la hu- 

obbi E S d : al ,MS C -° rta C,Ue lahumera '' y-a?,a q rga ue a 

cuoitaL estigma pequeño. 

Se halla en las proviucias centrales, Valparaíso, etc. 



INSECTOS» 



43i 



2. JSmi&pItms ? inonatne, 

E.fem. cyaneo-viridis, ceneo-varia; antennis nigris; pedibus fulvis;ali$ 
limpiáis. 
E. laonome Walk., Monog. chalcid., t. n, p. 90. 

Su largo es de una línea y cuarto, y el ancho de las alas dos 
líneas y cuarto ; cuerpo de un verde azulado, y de un bron- 
ceado vario por detras ; ojos y ocelos vermejos ; antenas negras ; 
el primero y segundo artículos verdes ; disco del abdomen de 
un verde bronceado; oviducto leonado, vainas negras ; pies leo- 
nados ; caderas verdes ; tarsos brunos en la punta ; alas sin 
manchas ; escamitas leonadas, nervios leonados en las alas su- 
periores y amarillentos en los inferiores. 

El señor Darwin encontró esta especie en los lugares marítimos de la 
República. 

IV. lOrOCOMO. — LOFHOCOMUS. 

Antennce in mase. 10-articulaíce nodosce, $ubclavat(B, pilis ver- 
ticilis ornatce ; in fem. articulis 9. 
Lophocomus Halid., Walck.. etc. 

Cuerpo sublíneal, brillante, elegantemente escamoso, 
poco herizado. Cabeza transversa, muy corta, apenas del 
ancho del tórax. Vértex convexo, bastante ancho. Frente 
ahondada bruscamente declive. Ojos mediocres, no pro- 
minentes. Antenas delgadas, sub-clavadas, un tanto mas 
largas que el tórax. Este ovado, apenas convexo. Protórax 
pequeño, no visible por encima. Escudo del mesotórax no 
mas ancho que largo, obscuramente unisurcado. Suturas 
de los parapsidios apartadas, bien determinadas; escutelo 
bisurcado, obeónico. Metatórax transverso, muy corto. 
Peciolo casi nulo. Abdomen largo-ovado, liso, llano por 
encima, carenado por debajo, agudo en la punta, un tanto 
mas largo que el tórax, abenas angosto. Pies delgados sen- 
cillos, subiguales ; alas grandes ; nervio mucho mas largo 



i 





4 ^* FAUNA CHILENA. 

que el humeral, el radial nulo, el cubital largo; estigma 
pequeño. 

Este género Jo estableció Haliday con la especie siguiente. 
1. Mioplttícotnús ftataítis. 

^Z'^i^ cupreo; amennis ni9Hs; pedibus piceü 4#p 

p. L 91 ANA,TIS ' Cüt ' MUS ' Br¿L: ClRFl0SPI ^ s an ait IS Walk., Monog. chalcid., t. „, 

De una línea de largo y una y tres cuartos de ancho ; cuerpo 
de un verde gai ; cabeza de color de cobre ; ojos y ocelos ver- 
mejos ; antenas negras, el primer artículo del mismo color que 
la cabeza, pero mas negro; abdomen cobrizo ; pies color de la 
pez, con las caderas verdes, los fémures amarillentos en la 
punta, tarsos del mismo color en la base ; alas sublimpias • es- 
camitas de color de la pez, y las nerviosidades brunas. 
Se halla en varias partes de la República. 

V. IMTESOM. — SSffTEDOlí. 

Antenna setacew 7-9 articúlala, sat longce , acuminatcB, in 
mase, simphces; nervus cubüalis brevissimus . Tarsi quatuor. 

J^TmTTv, W f er ' eV " Parte - ; EüL0PLüS ' Latr ' - E "™ s et el °- 
Westw e^c ' CL0ST0CERÜS smaragmtes, Derostenüs, etc. Halid., 

Cuerpo por lo común algo corto. Cabeza mas ancha 
que el corselete. Antenas sencillas, largas, filiformes, 
terminadas en puntas y compuestas de siete á nueve artí- 
culos. Alas grandes, con el nervio subcostal mas largo que 
la tercera parte del ala y el nervio cubital mas corto. 
Abdomen lineal, deprimido, mas angosto que el tórax. 
Cuatro tarsos á los pies, los tres primeros cortos, el cuarto 
mas largo. 

Este género contiene muchas especies que Westwood ha dividido en 
otros varios, distintos sobretodo por la forma de las antenas y el número 
de sus artículos, 



INSECTOS. 



433 



1. Münte&on rifen*, 

E. fem. viridis; abdomine nigro-purpureo : anlennis nigris; pedibus ftdvis , 
fusco cinctis ; femoribus viridis ; alis sublimpidis. 
E. rifens Walk., Magaz., p- 184. 

Cuerpo sublíneal, convexo, verde, brillante, elegantemente 
escamoso, lijeramente herizado ; cabeza transversa, corta, del 
ancho del tórax; vértex ancho, frente escavada, bruscamente 
declive; los ojos vermejos, mediocres, no prominentes; ante- 
nas negras, tórax ovado, protórax transverso y corto ; escudo 
del mesotórax mas ancho que largo ; suturas de los parapsidios 
bien determinadas, acercadas por detras ; escudo subcónico ; 
metatórax mediocre, obcónico, declive ; peciolo corto, abdomen 
corto ovado, liso, deprimido por encima, carenado por debajo, 
acuminado á la punta, mucho mas corto que el tórax ; disco de 
un negro purpúreo, el primer segmento bastante grande, el se- 
gundo y los demás mas cortos, subiguales; pies vermejos, senci- 
llos, subiguales; caderas verdes, piernas verdes, tarsos morenos 
ala punta, tibias de los dos últimos pares de ¡os pies morenos á la 
punta, alas casi sin obscuridad, escamitas morenas, las nerviosi- 
dades vermejas, la braquial mas larga que la humeral, la radial mas 
corta que la braquial, y la cubital muy corta. Estigma pequeño. 

En las islas de los Chonos. 

E. mase, ceneo-viridis ; abdomine basi viridi cyaneo; anlennis nigris; pe- 
dibus flavis; alis flavescentibus, — Long., 1 Un. ; alar., 2 Un. 
E. bediüs Walk., Magaz., p. 115. 

Cuerpo convexo, de un bonito verde, medio bronceado, bri- 
llante, elegantemente escamoso, lijeramente velloso. Cabeza 
transversa, corta, un poco mas ancha que el tórax. Vértex bas- 
tante ancho, frente ahondada, bruscamente declive ; los ojos 
vermejos, mediocres, no prominentes ; antenas negras herizadas, 
setáceas, no mas largas que el tórax. Artículo primero largo» 
delgado, el segundo y los que siguen mas cortos, lineares ; tó- 
rax ovado, protórax muy corto, apenas aparente por encima; 
escudo del mesotórax mas ancho que largo ; suturas de los pa- 
rapsidios bien determinadas, acercadas por detrás: escudo 
Zooi.oo.ia. vi. -s 





454 



FAUNA CHILENA. 




grande, subovado; metatórax grande, obcónico, declive; pe- 
ciolo largo, cilindrico ; abdomen corto-ovado, liso, glabro, sub- 
contractado, de un verde azulejo en la base, convexo por encima, 
mas corto que el tórax. Segmento primero muy grande, el se- 
gundo y los demás cortos; pies delgados, sencillos, subiguales, 
de un amarillo pálido; caderas verdes, tarsos brunos ala punta; 
alas de un viso amarillento, bastante anchas ; esca millas brunas, 
nerviosidades amarillentas, la braquial casi el doble mas larga 
que la humeral, y esta mas larga que la radial; la cubital muy 
corta. Estigma pequeño. 
Se halla en Valparaíso, etc. 

3. lSutedon ¿gaeiiia. 

E. mase, viridis, cyanco aut cupreo vario; antennis nigris, pedibus flavis ; 
alis flavo-limpidis. 

E. flacilla Walk., Magaz., p. il5 

Cuerpo convexo, de un verde gai, brillante, elegantemente 
escamoso, lijeramente velloso. Cabeza transversa, corta, de un 
verde bronceado, un poco mas ancho que el tórax. Vértex bas- 
tante ancho, frente bruscamente declive; ojos vermejos, medio- 
cres, no prominentes : antenas negras, delgadas, subfiliformes, 
un poco mas cortas que el tórax. Primer artículo delgado, sub- 
lineaí; el segundo y los demás, hasta el quinto, mas cortos, 
casi iguales; porra fusiforme, aguda, el quinto artículo mucho 
mas largo ; tórax ovado, protórax muy corto, apenas aparente 
por encima ; escudo delmesotórax mas ancho que largo ; las su- 
turas de los parapsidios bien determinadas; escudo de un verde 
bronceado, subovado; metatórax grande, declive, obcónico; 
peciolo bastante largo; abdomen corto-ovado, iiso, casi glabro, 
convexo por debajo, de un verde azulado en la base, mas corto 
que el tórax ; pies de un amarillo pálido, delgados, sencillos, 
casi iguales ; caderas verdes, tarsos morenos ala punta, alas ape- 
nas amarillentas, escamas brunas, las nerviosidades vermejas, 
la braquial mucho mas larga que la humeral, la radial corta y 
la cubital mucho mas. Estigma pequeño. 

Esta especie se halla en varias partes de la República, Valparaíso, Val- 
divia, etc. Hay dos variedades, una con las alas y la base del primer artí- 
culo de las antenas amarillentas, y la otra con el cuerpo cobrizo. 




INSECTOS, 



438 




E. (Dryinus) mase, niger ; capile ferrugineo; antemis fulvis; prothorace 
ferrugineo; pedibus flavis; alis limpiáis, — Long.¡ 1 Un. 2¡S ; alar., 3 Un. 
Dryinus ./Erias Walk., Monog. chalcid., 1. n, p. 92. 

Negro, cabeza ferruginosa, amarilla por debajo; ojos y oce- 
los vermejos; antenas leonadas, mas obscuras en la punta; 
protórax ferruginoso, pies amarillos, alas sin manchas, escami- 
tas leonadas, nervios amarillos. Largura del cuerpo una línea y 
dos terceras partes, de las alas tres líneas. 

Se halla en las islas de Chiloe. 

5. ESmieilon, cercims* 

E. {Closterocerus) fem. viridis; abdominis disco purpureo, antennis nigris; 
pedibus nigris; tdrsis flavis; alis fusco-nebulosis. — Long., 5 ¡4 Un.; alar., 
4 Un. 4¡A. 

E. cerciüs Walk., Ann and Magaz., 1843, t. xi, p. 51. 

Cuerpo sublíneal, casi plano, de un verde gai, brillante, ele- 
gantemente escamoso, poco herizado; cabeza transversa, muy 
corta, escavada, no mas ancha que el tórax ; frente bruscamente 
declive; ojos vermejos, mediocres, no prominentes; antenas 
negras, delgadas, submoniliformes, acuminadas ala punta, un 
poco mas cortas que el tórax ; artículo primero largo, sublíneal, 
el segundo y los siguientes cortos hasta la porra, subiguales ; 
tórax ovado ; protórax muy corto, no visible por encima ; escudo 
del mesotórax mas ancho que largo, suturas de los parapsidios 
no bien determinadas, peciolo muy corto; abdomen ovado, ca- 
renado por debajo, mas corto que el tórax, no mas ancho ; disco 
purpúreo ; pies negros, sencillos, subiguales; caderas verdes, las 
rodillas leonadas ; tibias amarillas á la punta, tarsos amarillos, 
brunos á la punta, alas sublimpias, pestañosas, obscuramente 
nebulosas de bruno ; escantillas de color de la pez, nervios leona- 
dos, el braquial mucho mas largo que el humeral, el radial ape- 
nas visible, el cubital muy corto, bruscamente declive en el disco 
del ala. Estigma pequeño. 

Se halla en los contornos de Taleahuano 



^Wl"? 



4S6 




FAUNA CHILENA 



JEmte<¡M®m pei&r* 



E. (Closterocerus) mase, virldis ; abdomine purpureo, 
pedibus flavo-fulvis ; femoribus nigris ; alis sublimpidis. - 
alar.) / Un. 

E. pelor Walk., Magaz., t. xi, p. 183. 



antennis nigris; 
Long., 412 Un.; 



Cuerpo angosto, sublíneal, convexo, verde, brillante, elegan- 
temente escamoso, un tanto mas ancho que el tórax; vértex an- 
cho; frente bruscamente declive; ojos de color de la pez, me- 
diocres, no prominentes; antenas negras, subfilíformes, heriza- 
das, delgadas, no mas largas que el tórax ; porra fusiforme, 
acuminada, mas del doble mas larga que el artículo precedente; 
tórax ovado, protórax muy corto, apenas visible por encima ; 
escudo del mesotórax mas ancho que largo, suturas de los parap- 
sidios bien determinadas, acercadas por detras ; escudo subeó- 
nico ; metatórax mediocre , declive , obeónico ; peciolo muy 
corto, abdomen sublíneal, deprimido, liso, purpúreo, verde 
á la base, un poco mas corto y mas angosto que el tórax ; pies 
vermejos delgados, subiguales ; caderas negras, piernas negras, 
vermejas á la punta; tarsos amarillos, brunos á la punta ; alas 
casi sin obscuridad, escamíllas de un bruno obscuro, nerviosi- 
dades vermejas, la braquial el doble mas larga que la humeral ; 
la radial casi nula, la cubital muy corta, bruscamente decli- 
ves al disco del ala. Estigma pequeño. 
En las islas de los Chonos. 

7. JEwteaaw üeemndic@. 

E. {Closterocerus) mase, el fem. viridis cyaneo-varius; abdomine cupreo; 
antennis nigris; pedibus flavis; femoribus viridiis ; tibiis fusco-cinctis; alis 
fusco-macutaiis. — Long., 1¡$ Un. ad 2/3 Un. ; alar., 1¡2¡ Un. ad 1 Un. 

E. xenodice Walk,. Ann. el Magaz., t. x, p. 275. 

Macho : cuerpo sublíneal, angosto, deprimido, de un verde gai, 
brillante, liso, mediocremente herizado ; cabeza transversa, muy 
corla, ahondada entre los ojos ; vértex bastante ancho, frente 
bruscamente declive, ojos mediocres, antenas subcetáceas, ne- 
gras, herizadas, no mas largas que el tórax ; este ovado, pro- 
tórax muy corto, escudo del mesotórax apenas mas ancho que 
largo, suturas de ¡os parapsidios apenas aparentes, escutelo sub- 



INSECTOS. 



43' 



ovado, raetatórax obcónico, declive, mediocre; peciolo muy 
corto, abdomen sublíneal, cobrizo, de un verde azuleado en la 
base, mas angosto y no mas largo que el tórax ; pies amarillen- 
tos, piernas y fémures verdes, tibias rodeadas de moreno, tar- 
sos morenos en la punta, alas mediocres, pestañosas, teñidas de 
leonado, obscuramente manchadas de moreno en el disco; es- 
camitas de color de la pez, nervios leonados ; nervio braquial 
mucho mas largo que el humeral, radial casi nulo, el cubital 
muy corto, bruscamente declive en el disco del ala. Estigma 
pequeño. 
Se halla en la provincia de Valdivia. 

8. Mmieíiom aiectas* 

E. (Deroslenus) mase, mridis; antennis nigris ; pedibus flavis ; alis fulw- 
tinctis. — Long., %¡5 Un, ; alar., i Un. 4¡4. 
E. alectas Walk,, Ann. and Magaz. ofnat. hist., 1845, t. xi, p. 31. 

Cuerpo corto, convexo, verde, brillante, elegantemente esca- 
moso, un poco herizado ; cabeza transversa, corta, mas ancha 
que el tórax; vértex ancho, frente escavada, bruscamente declive, 
ojos vermejos, mediocres, no prominentes ; antenas delgadas, 
submoniliformes, negras, acuminadas á la punta, no mas largas 
que el tórax ; el primer artículo largo , sublíneal, el segundo y 
los que siguen, hasta la porra, cortos; tórax ovado, cobrizo; 
protórax muy corto, no visible por encima ; escudo del mesotó- 
rax mas ancho que largo; suturas de los parapsidiosbien deter- 
minadas, acercadas por detras; escutelo obcónico, metatórax 
grande, declive, obcónico ; peciolo bastante largo, abdomen de 
un ovado corto, liso, casi plano, mucho mas corto que el tórax ; 
pies de un amarillo pálido, delgados, subiguales ; caderas verdes ; 
uñas brunas, alas teñidas de leonado, anchas ; escamitas pardus- 
cas; nervios amarillos, el braquial mucho mas largo que el hu- 
meral, el radial casi nulo, el cubital muy corto. 

Se halla cerca de Concepción. 

VI. füATlTEEMA. — BJbATf TERMEA. 

Mesothoracis suturen incompkuw. Antenna tredecim articuláis, 
lerlio quartoque minutissimis. 

Platyterma Walk. ; Prosopon ejusd. 




| 




¡ 



%3$ FAUNA CHfLENA. 

Mandíbulas bidentadas. Palpos maxilares bastante lar- 
gos, de cuatro artículos, los labiales de tres. Antenas 
compuestas de trece artículos, los tercero y cuarto muy 
pequeños. Suturas del mesotórax no visibles. 
Se conoce una sola especie de este género en Chile. 

i. J*Baiy9er»na me pítele. 

P. mase, viriáis; abdomine cupreo-a>neo ■ antennis flavis; pedibus flavis ■ 
alis limpiáis. — Long., 8¡& Un. ad 1 Un. ; alar., 4 Un. 1¡3 a i Un 34 

^™™-' MagaZ -' m3 ' * "' P - '*' P — S -W — 

Cuerpo sublíneal, bastante angosto, convexo, de un verde 
gai, brillante, elegantemente escamoso, lijeramente herizado; 
cabeza transversa, corta, un poco mas ancha que el tórax; vér- 
tex ancho, frente bruscamente declive, ojos vermejos, medio- 
cres, no prominentes, antenas subclavadas, amarillas, un poco 
mas largas que el tórax; el primer artículo largo, delgado, el 
segundo largo-ciatiforme, el tercero y el cuarto pequeños, el 
quinto y los que siguen cortos, acercados y siempre mas cortos 
hasta el décimo; porra ovada, el artículo décimo mucho mas 
ancho y mas largo del doble; tórax ovado, protórax transverso, 
muy corto; escudo del mesotórax un poco mas ancho que largo ] 
suturas del parapsidio apenas aparentes, escudo subeónico me- 
tatórax verde, declive, mas angosto por detras; peciolo muy 
corto, abdomen deprimido, liso, sublíneal, de un cobrizo bron- 
ceado, un tanto mas corto y angosto que el tórax; pies amari- 
llos, sencillos, subiguales ; caderas verdes, tarsos brunos á la 
punta, alas sin obscuridad, escamas vermejas, las nerviosidades 
amarillas, la humeral mucho mas larga y la radial apenas mas 
larga que la braquial; la radial mucho mas larga que la cubital. 
Estigma pequeño. 
Se halla en los alrededores de Coquimbo. 

VII. PTEHOMAIO, — PTEROMAIÍTS. 

Ántenna undecim-articulatw . Prothorax brevis , antice non 
productus. Pedes simplici. 
Pterohalüs Swed., Nees ab Es., Walk ; - Clwwtkm Lair., Blanch., etc. 



ÍNSKCTOS. i39 

Cuerpo alargado, deprimido. Antenas insertas cerca de 
la boca y compuestas de once artículos ; el segundo largo, 
el quinto prolongado por afuera. Corselete alargado y an- 
gostado por delante. Mandíbulas bidentadas en el lado 
interno. Palpos maxilares de cuatro artículos, los labiales 
de tres. Alas con el ramo estigmático encorvado. Patas 
intermedias mas largas que las demás. Las piernas con 
una fuerte espina en el lado interno. Abdomen ovalado» 
alargado, chato, con los lados casi paralelos y su pedún- 
culo muy corto. Terebro de la hembra oculto. 

Los Pleromalos son insectos muy comunes en ambos mundos. Las 
larvas viven por lo regular en el cuerpo de las orugas. 




1. t*i&ro»»iatMg unyréioa*. 

p.fem. viridis, ceneowrim; antennis nigris ; pcdibus hitéis, femoribas 
basi viriüibus ; alis sublimpidis. 
P. mydou Walk., Slonogr. Chalcid-, t. h, p. 87- 

De una línea y tercio de largo y de dos líneas y un cuarto en 
las alas. Cuerpo verde, variando al bronceado; ojos y ocelos 
vermejos, antenas negras, primer y segundo artículos verdes, 
pies amarillos, caderas verdes, fémures verdosos en la base, 
tarsos brunos en la punta, alas sublímpidas, escamitas leonadas, 
nervios de las alas superiores leonados, las de las inferiores 
amarillas. — Hembra : tórax ovado, convexo, elegantemente es- 
camoso, poco herizado; proiórax transverso, muy corto ; escudo 
delmesotórax mas ancho que largo, suturas de los parapsidios 
apenas aparentes, escutelo cónico ; metatórax transverso, me- 
diocre; peciolo muy corto, abdomen fusiforme, liso, deprimido 
por encima, carenado por debajo, acuminado en la punta, mu- 
cho mas largo que el tórax y un tanto mas angosto, pies sen- 
cillos, subíguales; alas mediocres, nervio humeral casi el doble 
mas largo que el braquial, el cual es apenas mas largo que el 
radial, y este mas largo que el cubital. 
Encontrado en las islas de Chiloe, 



:;W !: 






440 



FAUNA CHILENA. 



I 



2. fíeromialws protftous. 

P. fem ameus, mridi-mrim ; antennis nigris; abdomine ceneo-cupreo • m- 
dibus fulvis; alis sublimpidis. 
P. prothous Walk , Monogr. chalcld., t. u, p . 87. 

De dos líneas de largo y de tres y media de anchura en las 
alas. Cuerpo bronceado, variando al verde; cabeza verde ojos 
y ocelos vermejos, antenas negras, primer y segundo artículos 
verdes, abdomen de un cobre bronceado y verde-azulado en la 
base; pies leonados, caderas verdes, tarsos brunos en la punta 
alas casi sin nebulosidad, escamitas ferruginosas, nervios délas 
alas superiores leonados, los de las inferiores amarillos - 
Hembra : cuerpo sublíneal, convexo, brillante, elegantemente 
escamoso, poco herizado; cabeza transversa, corta, apenas mas 
ancha que el tórax ; vértex ancho, frente abrupta, declive; ojos 
mediocres, no prominentes ; antenas mas gruesas, apenas mas 
largas que el tórax; primer artículo delgado, lineal, el segundo 
alongado ciatiforme, los tercero y cuarto pequeños, el quinto 
y los siguientes, hasta el décimo, poco á poco adelgazados ; tó- 
rax ovado, protórax muy corto, mas angosto por delante; escudo 
del mesotórax mucho mas ancho que largo, suturas de los pa- 
rapsidios bastante bien determinadas; parapteros y epimeros 
grandes, escutelo cónico, metatórax transverso, corto-obcónico • 
pecólo muy corto, abdomen largo-ovado, liso, llano por encima' 
Inertemente carenado por debajo, adelgazado y acuminado en lá 
punta, mas largo y mas angosto que el tórax; pies sencillos, 
subiguales; alas mediocres, nervio humeral casi el doble mas 
largo que el braquial, el cual no es mas largo que el radial y 
este el doble mas largo que el cubital. Estigma pequeño. 
Se halla en Chiloe; hay una variedad con la cabeza bronceada. 

P.fem viridis; abdominis disco cupreo; pedibus fulvis; femoribus viridL 
aneis; tibus fusco-cinctis; alis sublimpidis. 
P. traülüs Walk., Monogr. cha/cid., t. ir, p. 88. 

De una línea de largo y las alas de una y tres cuartas partes 
de ancho. Cuerpo verde. Disco del abdomen color de cobre. 



INSECTOS. 



411 



Pies leonados. Caderas verdes. Fémures de un verde bronceado, 
leonado en la punta. Tibias rodeadas de bruno. Alas casi sin 
manchas. Escandías ferruginosas. Nervios del ala anterior ver- 
mejos, los de la posterior amarillos. Estigma pardusco. — 
Hembra : tórax ovado, convexo^ un poco brillante, elegante- 
mente escamoso. Protórax transverso, muy corto, mas angosto 
por delante. Escudo del mesotórax mas ancho que largo. Su- 
turas de los parapsidios bastante bien determinadas. Parapteros 
y epimeros grandes. Escutelo corto-cónico. Metatórax trans- 
verso, mediocre. Peciolo muy corlo. Abdomen largo-ovalado, 
liso, brillante, llano por encima, fuertemente carenado por de- 
bajo, agudo en la punta, mas largo y un poco mas angosto que el 
tórax. Pies sencillos, subiguales. Alas mediocres. Nervio hu- 
meral casi el doble mas largo que el braquial que es apenas 
mas largo que el radial y este mucho mas largo que el cubital. 
Estigma pequeño. 
Se halla en las islas de Chiloe, etc. 



P. fem. ceneo-viridis ; pedibus fulvis ; femaribus viridibus ; tarsis flavés ; 
alis limpiáis. 
P. rh«o Walk., Monogr. chalad ., t, n, p. 88. 

De una línea y cuarta de largo, y dos líneas de ancho las alas. 
Cuerpo verde variando al bronceado. Pies leonados. Caderas 
verdes. Fémures verdes, leonados en la punta. Rodillas amari- 
llas. Tarsos amarillos, brunos en la punta. Alas casi sin man- 
chas. Escamitas de color de la pez. Nervios de las alas ante- 
riores brunos, los de las posteriores leonados. — Hembra : cuerpo 
pequeño, convexo, brillante, elegantemente escamoso, poco 
herizado. Cabeza transversa, corta, mas ancha que el tórax. 
Vértex ancho. Frente bruscamente declive. Ojos mediocres, no 
prominentes. Antenas subclavadas, mas largas que el tórax; 
primer artículo delgado, sublíneal ; el segundo alargado-ciati- 
forme ■ el tercero y el cuarto pequeños ; el quinto y los que 
siguen hasta el diez poco á poco mas cortos y mas anchos. 
Porra fusiforme, aguda, el doble mas larga que el décimo artí- 
culo. Tórax corto-ovalado. Protórax transverso, muy corto, 




442 



FAUNA CHfLENA. 




I 



Escudo del mesotórax mucho mas ancho que largo. Suturas de 
los parapsidios apenas aparentes. Escutelo subcónico. Meta- 
tórax transverso, corto. Peciolo muy corto. Abdomen sublíneal, 
llano, liso, un poco mas corto y mucho mas angosto que el tó- 
rax. Pies sencillos, subiguales. Alas mediocres. Nervio humeral 
mas largo que el braquial que es mas largo que el radial y este 
mas largo que el cubital. Estigma pequeño. 
Se baila en la provincia de Chiloe. 

5. JPfea'oaeealws fgrytoeto,». 

P.fem. cupreus; antennis piceis ; pedihus flavis ¡ alis limpiáis. - Lona 
1 Un. ; alar., 4 Un. 4\%. 

P. gryneds Walk., Magas., p. lis. 

Cuerpo color de cobre, convexo, elegantemente escamoso, 
poco brillante ; cabeza apenas mas ancha que el tórax, de un 
bronce verde por debajo ; vértex bastante ancho, frente brusca- 
mente declive, escavada ; ojos morenos, mediocres, no prominen- 
tes. Antenas de color de la pez, subclavadas, no mas largas que 
el tórax; este ovado, protórax muy corto, apenas aparentes por 
encima ; escudo del mesotórax transverso, suturas délos parap- 
sidios apenas aparentes, escudo bastante grande, subredondo • 
metatórax corto, declive, angosto por detrás ; peciolo muy corto' 
Abdomen ovado, brillante, liso, casi glabro, plano por encima 
carenado por debajo, agudo á la punta, un tanto mas angosto que 
el tórax y apenas mas largo ; pies amarillentos, caderas verdes, 
tarsos brunos á la punta, alas limpias, escamillas vermejas, ner- 
viosidades amarillentas, la humeral mucho mas larga que la 
braquial, la radial mucho mas larga que la cubital, esta no mas 
corta que la braquial. Estigma pequeño. 
Se halla en varias partes de la República, Valparaíso, etc. 

6. t*ter&»tif*lM8 ¡rñmSfUS. 

P. fem. niger.; abdomine nigro-aneo; antennis nigris ; pedibus fúfeís • 
femoribus nigris; alis limpidis. - Long., i Un, ; alar., / Un. 3/4. 
T. rh«bus Walk., Magas., t. ti, p. 187. 

Cuerpo convexo, negro, elegantemente escamoso, poco bri- 



INSECTOS. 



443 



liante, ligeramente herizado ; cabeza transversa, corta, un poco 
mas ancha que el tórax, vértex ancho, frente escavada, brus- 
camente declive; ojos de un brun negro, mediocres, no promi- 
nentes; antenas negras, tórax ovado, protórax transverso, muy 
corto ; escudo del mesotórax mas ancho que largo, las suturas 
de los parapsidios apenas aparentes, escudo corto-cónico, me- 
tatórax corto, declive, mas angosto por detrás ; peciolo muy 
corto, abdomen ovado, de un negro bronceado, brillante, liso, 
deprimido por encima, carenado por debajo, un tanto mas largo 
que el tórax, piésvermejos, sencillos, subiguales ; caderas negras, 
piernas negras, vermejas á la punta; tarsos brunos á la punta, 
alas sin obscuridad, escamas de color de la pez, nerviosidades 
vermejas. 
Se halla en los mismos lugares que el precedente. 




.;$ 



7. l*&@r&3MfsÍMS sertiws* 

p. fem. niger; abdomine cupreo; antennis nigris ; pedibus fulvis; femoribus 
nigris ; alis limpiáis. 
P. sertius Walk., Magaz., 1. 11, p. 185. 

Cuerpo robusto, convexo, negro, poco brillante, elegante- 
mente escamoso, ligeramente herizado; cabeza transversa, 
corta, un poco mas ancha que el tórax ; vértex ancho, frente 
escavada, bruscamente declive ; ojos mediocres, morenos, no 
prominentes ; antenas negras, subclavadas, no mas largas que 
el tórax ; primer artículo largo, delgado, el segundo largo cia- 
tiforme, el tercero y el cuarto pequeños, el quinto y los siguien- 
tes, hasta el décimo, cortos, acercados ; porra cónica, aguda, 
comprimida, mas ancha y mucho mas larga que el artículo dé- 
cimo ; tórax ovado, protórax transverso, muy corto ; escudo del 
mesotórax mas ancho que largo, suturas de los parapsidios bas- 
tante bien determinadas, mas angostas por detras, peciolo muy 
corto, abdomen largo-ovado, cobrizo, brillante, liso, deprimido 
por encima, carenado por debajo, agudo en la punta, un tanto 
mas largo y angosto que el tórax ; pies vermejos, sencillos, sub- 
iguales, las caderas negras, transversales, trocanteros brunos, las 
piernas negras, la punta vermeja, los tarsos morenos á la extre- 
midad, alas sin obscuridad, escamas brunas, nerviosidades de 




444 



FAUNA CHil.ENA 



color de la pez, Ja humeral el doble mas larga que la braquial 
y la radial no mas corta que la braquial, y mucho mas larga 
que la cubital. Estigma pequeño. 
Se halla cerca de la Serena, etc. 







8. MPierontalus vituia. 

P. mase, cupreus; abdomine viridi ; disco purpureo , antennis piceis ■ pedi- 
bus mgris; tarsis fulvis ■ alis limpiáis. - Long., 3¡i Un. ; alar., 4 Un. 4¡4. 
P. vitula Walk., Magaz., p. 187. 

Cuerpo cobrizo, convexo, poco brillante, elegantemente esca- 
moso, ligeramente herizado. Cabeza transversa, corta, mas an- 
cha que el tórax, vértex ancho, frente bruscamente dec'live, ojos 
de color de la pez, mediocres, no prominentes ; antenas brunas- 
obscuras, subclavadas, no mas largas que el tórax; el primer 
artículo delgado, el segundo largo-ciatiforme, el tercero y el 
cuarto pequeños, el quinto y los que siguen cortos, acercados, 
mas y mas cortos y ensanchados hasta el décimo; porra cónica' 
aguda, mas ancha y el doble mas larga que el décimo artículo;' 
tórax ovado, protórax transverso, muy corto; escudo del meso- 
tórax mas ancho que largo, suturas de los parapsidios bastante 
bien determinadas, escudo subeónico, roetatórax corto, declive 
angosto por detras; peciolo muy corto, abdomen sublíneal, de' 
pnmido, brillante, liso, verde, mas angosto que el tórax, y un 
tanto mas corto; disco obscuramente purpúreo, pies negros 
trocanteros de un bruno obscuro, rodillas morenas, tibias ver- 
mejas á la punta, tarsos vermejos, morenos á la punta; alas sin 
obscuridad, escamas de color de la pez, nerviosidades vermejas, 
la humeral casi el doble mas larga que la braquial, la radial no 
mas corta que la braquial y mucho mas larga que la cubital, 
Estigma pequeño. 
Se halla en las provincias del norte. 

9. M*iero§natus GEm&e. 

P.fem. nigro-ceneus ; abdomine ce neo ; antennis nigris ; pedibus ni gris ; 
larsis flavis; alis limpidis. —Long., 1 Un. 4\4\ alar., 2 Un. 
P oenoe Walk., Maga:. 1845, l- n, p. 187. 

Cuerpo grueso, convexo, de un negro bronceado, elegante- 



»^i 




INSECTOS. 



44! 



mente escamoso, ligeramente herizado; cabeza transversa, 
corta, negra, un tanto mas ancha que el tórax; vértex ancho, 
frente escavada, bruscamente declive ; ojos de un bruno obscuro, 
mediocres, no prominentes ; antenas negras, en porra, no mas 
largas que el tórax; el primer arLículo largo, delgado; el se- 
gundo largo, ciatiforme ; el tercero y el cuarto pequeños, el 
quinto y los que siguen cortos, y tanto mas cortos y mas anchos 
que se acercan mas del décimo artículo ; porra ovada, mucho 
mas ancha y mas del doble mas larga que el artículo décimo ; 
tórax ovado, protórax muy corto, escudo del mesotórax mas an- 
cho que largo, suturas de los parapsidios apenas aparentes, es- 
cudo obcónico, metatórax corto, declive, angosto por detrás ; 
peciolo muy corto, abdomen largo-ovado, bronceado, liso, plano 
por encima, profundamente . carenado por debajo, agudo en la 
punta, un tanto mas largo y angosto que el tórax, el primer seg- 
mento bastante grande, el segundo y los demás cortos, los pies 
negros, sencillos, subiguales ; trocanteros de un bruno obscuro, 
rodillas vermejas, tibias amarillas á la punta, tarsos amarillen- 
tos, brunos ala punta; alas sin obscuridad, mediocres; esca- 
mas de un brun negro, nerviosidades amarillas, la humeral el 
doble mas larga que la braquial, la cual es mas larga que la ra- 
dial, y esta mas que la cubital. 
Se halla en los contornos de Coquimbo. 

10. ^terovaiaSvis catenws. 




P. mase, ameo-viridis ; abdomine cupreo ; aníennis nigris, pedibus fulvis ; 
femoribusviridis; alis limpidis. — Long., 1 Un.; alar., 4 Un. 5¡4. 
P. calenus Fr. Walk.. p. 31. 

Cuerpo convexo, de un verde bronceado, brillante, elegante- 
mente escamoso, un poco herizado; cabeza transversa, corta, 
mas ancha que el tórax ; vértex ancho, frente escavada, brusca- 
mente declive ; ojos vermejos, mediocres, no prominentes; an- 
tenas negras, subclavadas, un poco mas largas que el tórax; 
el primer artículo largo, delgado, el segundo de un largo ciati- 
forme, el tercero y el cuarto pequeños ; el quinto y los siguien- 
tes, hasta el décimo, subiguales; porra cónica, mucho mas larga 
que el décimo artículo ; tórax ovado, protórax transverso, muy 








446 



fAUHA ÜIIILENA. 



corto, abdomen cobrizo, sublíneal, deprimido, liso, casi glabro 
mucho mas angosto y mas corto que el tórax; pies vermejos' 
sencillos, subiguales ; caderas verdes, piernas verdosas, vermejas' 
a la punta; tarsos parduscos á la punta; mesotibias brunas 
metatibiasde color de la pez, alas limpias, escamitas brunas! 
nervios parduscos, el humeral el doble mas largo que el braquial 
e radial no mas corto que el braquial, y un poco mas largo que 
el cubital. Estigma pequeño. 
Se halla en Concepción. 

11. PíeramaMus? ooD&mtñes 

P. fem. ater ; anlennis nigris ; pedibus nigris ; tarsis fuscis ; alis tubfuscis 
— Long., 4 Un.; alar., 1 Un. 4\%. 
P. oxvnthes Walk., Magaz., t. u, p. J84. 

Cuerpo angosto, convexo, negro, brillante, muy finamente 
escamoso y ligeramente herizado; cabeza transversa, corta, 
apenas mas ancha que el tórax ; vértex ancho, frente escavada' 
bruscamente declive; ojos de un brun negro, mediocres, no pro- 
minentes; antenas negras, subclavadas, delgadas, no mas lar- 
gas que el tórax ; primer artículo lineal, el segundo largo cia- 
tiforme, el tercero y el cuarto pequeños, el quinto y los que 
siguen cortos , mas y mas hasta el décimo ; porra larga-có- 
nica, aguda ; el artículo décimo mas del doble mas largo, tórax 
ovado, protórax transverso, muy corto ; escudo del mesotórax 
mas ancho que largo, suturas de los parapsidios no bien deter- 
minadas, parapteros y epimeros grandes, escudo subcónico, me- 
tatorax corto, declive, angosto por detras; peciolo muy corto, 
abdomen rusiforme, liso, plano por encima, carenado por debajo, 
acuminado á la punta, mucho mas largo que el tórax; pies ne- 
gros, sencillos, subiguales; trocanteros obscuros, lo mismo las 
rodillas y los tarsos, alas submorenas, escamitas mas obscuras, 
nerviosidades vermejas, la humeral mucho mas larga que la 
braquial, la radial no mas corta que la braquial, y mucho mas 
larga que la cubital. Estigma pequeño. 
En las islas de Chiloe. 




INSECTOS, 



12. SPteromaiws to&ewtt* 



447 




P.fem. cupreus; antennis nigris; peáibus fulvis; femoribus ni gris ; alis 
limpiáis. — Long., 1 Un. 4¡2; alar., % Un. 4¡4. 
P. toxeus Walk., Magaz., t. h, p. 186. 

Cuerpo robusto, convexo, cobrizo, poco brillante, elegante- 
mente escamoso, ligeramente herizado ; cabeza transversa, corta, 
del ancho del tórax, vértex ancho, frente ahondada, brusca- 
mente declive ; ojos morenos, mediocres, no prominentes ; an- 
tenas negras, subclavadas, no mas largas que el tórax , el pri- 
mer artículo largo, sublíneal ; el segundo largo ciatiforme, el 
tercero y el cuarto pequeños, el quinto y los demás, hasta el 
décimo, cortos, acercados ; porra cónica, aguda, mas larga del 
doble que el artículo décimo ; tórax ovado, protórax muy corto; 
escudo del mesotórax mas ancho que largo, suturas de los pa- 
rapsidios apenas aparentes, escudo eorto-obcónico, metatórax 
corto, declive, angosto por detras; abdomen cobrizo, pies 
vermejos, caderas y piernas negras, la punta vermeja; tarsos 
morenos á la punta, alas sin obscuridad, escamas brunas, nervio- 
sidades vermejas, la humeral mas larga del doble que la bra- 
quial, la radial no mas corta que la braquial, y mucho mas larga 
que la cubital. Estigma pequeño. 

Se halla en los campos de la Serena, etc. 






13. JPierotnulws iM&ggwtrews* 



P. fem. viridi-ceneus ; antennis nigris; pedibus flavis ; femoribus viridiis, 
U'biis fusco-cinctis ; alis limpiáis. — Long., 4 Un.; alar., 1 Un. 1¡%. 
P. megareus Walk., Ann. and Magaz. ofnat hist. 

Cuerpo de un verde bronceado, convexo, poco brillante, ele- 
gantemente escamoso, mediocremente puboso. Cabeza trans- 
versa, corta, un tanto mas ancha que el tórax. Vértex bastante 
ancho. Frente bruscamente declive, ahondada. Ojos morenos, 
mediocres, no prominentes. Antenas negras, subclaviformes, 
pubosas, bastante delgadas, no mas largas que el tórax; el pri- 
mer artículo verde. Tórax corto-ovado. Protórax muy corto, 
apenas visible por encima. Escudo del mesotórax ancho. Suturas 



448 



FAUNA CHILENA. 



de los parapsidios no bien determinadas. Escutelo subredondo, 
mediocre. Metatórax corto, declive, obcónico. Peciolo muy 
corto. Abdomen alargado-ovado, brillante, liso, casi glabro, 
llano por encima, carenado por debajo, agudo en la punta, mas 
largo y mas angosto que el tórax. Pies amarillos. Piernas verdes. 
Fémures verdes, amarillos en la punta. Tibias rodeadas de mo- 
reno. Tarsos morenos á la extremidad. Alas sin manchas. Es- 
camitas de color de la pez. Nervios leonados. El nervio humeral 
mucho mas largo que el braquial, el cubital mucho mas corto 
que el radial. 
De la provincia de Valdivia. 

P. mase, viridis; antennis nigris ; abdominis disco cupreo , pedibus viri- 
dibus ; larsis falvis; alis sublimpidis. 
P. vulso Walk., Monogr. cha/cid., t. n, p. 8í¡. 

De tres cuartos de línea de largo y las alas de una y tercio de 
ancho. Cuerpo verde. Ojos y ocelos vermejos. Antenas negras ; 
primer y segundo artículos verdes. Disco del abdomen color de 
cobre. Pies verdes. Trocánteres color de la pez. Rodillas leo- 
nadas, lo mismo las tibias en la punta. Tarsos también leonados 
y brunos en la punta. Alas sin nebulosidad. Escamitas color de 
la pez. Nervios de las alas superiores morenos y los de las infe- 
riores leonados. 

Encontrado en la provincia de Cbiloe. 



VIII. SÜU1ERMA. — SÜLADEBMA. 

Corpus angustum, sublineare. Antennce elavatee, thorace non 
longiores; articulus 1 sublinearis, sat gracilis, 2 longicyathi- 
formis, 3, 4 minimi, 5 el sequenles approximati, vsque ad 10 cúr- 
tanles el lalescentes ; clava ovala articulo 10 plus duplo longior. 
Prolhorax brevissimus, supra vixconspicuus. Abdomen fusiforme, 
thorace dimidio longius. Oviductos subexertus. Alce mediocres. 

Seladerma Walk., Monogr. chalcid. 

Hembra : cuerpo angosto, sublínea!, convexo, brillante, 
herizado. elegantemente escamoso. Cabeza transversa, 






INSECTOS. 



449 



corta del largo del toras, Vértex ancho. Frente brusca* 
mente declive. Ojos mediocres, no prominentes. Antenas 
en porra no mas largas que el tórax ; el primer artículo sub- 
lineal, bastante delgado ; el segundo alargado, ciatiforme ; 
el tercero y el cuarto pequeños ; el quinto y los que si- 
guen acercados, hasta el décimo, mas y mas angostos y 
anchos. Porra ovada, mas del doble mas larga que el dé- 
cimo artículo. Tórax largo-ovalado. Protórax apenas visi- 
ble por encima. Escudo del mesotórax un poco mas largo 
que ancho. Suturas de los parapsidios bien determinadas. 
Escutelo ovado, angosto. Metatórax transverso, mediocre. 
Peciolo muy corto. Abdomen fusiforme, subcomprimido, 
llanopor encima, carenado por debajo, agudo enia punta, la 
mitad mas largo que el tórax. Oviducto subinserto. Pies 
sencillos, subiguales. Alas mediocres. Nervio humeral 
mucho mas largo que el braquial, el radial un poco mas 
corto que el braquial y mucho mas largo que el cubital. 
Se conoce en Chile una sola especie de este género. 



¡' i ¡I 



i. Sela&evmu epwio. 

S. fem. virtáis; antennis nigris ; pedibus fulvis ; alis sublimpidis. 
S. epulo Walk., ñlonocjr. chalcirt., t. u, p. 86. 



De una línea y cuarto de largo y dos las alas. Cuerpo verde. 
Ojos y ocelos vermejos. Antenas negras; primer y segundo ar- 
tículos leonados lo mismo los pies. Alas casi sin manchas. Esca- 
mitas ferruginosas. Nervios de las alas anteriores morenos y los 
de las posteriores leonados. 

Darwin encontró este insecto en las costas de Chile. 



IX. I.AMFEOTATO. — IABIFSOTATÜS. 

Antennce subfiliformes, thorace non longiores ; articutus i lon- 
gus, gracilis ; 2 longicya¿hiformis> 3 et 4 brevissimi, 5 et sequen- 
tes nsque ad 10 breves aproximati, subcequales ; lava longico- 

ZOOLOGU. Vi. "¿9 



450 



FAUNA CHILENA, 



nica, eompressa, acurninata, articulo 10 duplo longior Thorax 
ovatus, prothorax brevisstmus. Corpus breve, convexum. 
Lamprotatus Weslw., Walk,, Ann. nal. hist., t. x, p.30. 

Cuerpo corto, robusto, convexo, brillante. Cabeza 
transversa, corta, un tanto mas ancha que el tórax y este 
ovado y mas ancho que el abdomen en los machos. An- 
tenas largas, filiformes, de trece artículos; el primero 
largo, delgado, el segundo largo-ciatiforme, el tercero y 
el cuarto muy cortos, el quinto y los demás hasta el dé- 
cimo cortos, acercados, subiguales. Porra larga-cónica 
comprimida, aguda, el doble mas larga que el artículo dé- 
cimo. Protórax muy corto, en cuadro transversal. Abdo- 
men corto-ovado, mucho mas corto que el tórax, el primer 
segmento grande, los demás cortos. Pedículo corto y 
grueso. 

Este género incluye muchas especies de ambos mundos. 



i 



i. &f*mprotatus tubero. 

L. fem. ater; abdomine nigro-purpurco ; antennis fuscis ; pedibus Mvis 
femonbus piceis ; alis limpiáis. - Long., 4 Un. 4\A ; alar., 2 Un. 4\%. ' 

L. tubero Walk., Magaz., 1845, t. ,r, p. 18S. 

Cuerpo corto, robusto, convexo, negro, brillante, elegante- 
mente escamoso, muy poco herizado. Cabeza transversa, corta 
mas ancha que el tórax. Vértex ancho. Frente bruscamente de- 
clive. Ojos morenos, mediocres, no prominentes. Antenas mo- 
renas, no mas largas que el tórax; el primer artículo negro 
longo, delgado, el segundo bruno, longo-ciatiforme, el tercero 
y el cuarto pequeños, el quinto y los siguientes hasta el décimo 
cortos, acercados. Porra cónica, acuminada, el doble mas larga 
que el décimo. Tórax ovado. Prolórax transverso, mediocre, 
angosto por delante. Escudo del mesotórax mucho mas ancho 
que largo. Suturas de los parapsidios bastante bien determi- 
nadas. Escudo sub-obcónico. Paraptero y epimero grandes. Me- 
tatorax obcómco, grande, declive. Peciolo bastante largo. Ab- 



INSECTOS* 



áH 



domen subrombiforme, liso, de un purpúreo negro, plano por 
encima, carenado por debajo, apenas mas largo que la mitad del 
tórax. Pies vermejos, sencillos, subiguales. Caderas negras. Pier- 
nas morenas, vermejas en las dos puntas. Tarsos morenos en la 
punta. Alas sin obscuridad. Escamas color de pez. Nerviosidades 
vermejas ; la humeral mucho mas larga que la braquial, la cual 
es apenas mas larga qije la radial y esta mucho mas larga que 
la cubital. Estigma pequeño. 

Esta se halla en el norte, cerca de Coquimbo, etc. ; hay una variedad 
con el primer artículo de las antenas verde ; el abdomen bronceado, las 
piernas negras y las tibias morenas. 




2. Raanproiatws Siisges. 

L. mase, atneo-viridis ; antennis nigris ; pedibus luteis; femoribus viri- 
dibus ; ális subfulvis. 

L.hages, Catal. Mus. brit.; Micogaster bages Walfc, Monogr. chalcid., t, 11, 
p.83. 

Cuerpo de una línea de largo, y anchura de las alas una línea 
y tres cuarto, de un verde bronceado. Ojos y ocelos vermejos. 
Boca amarilla. Antenas negras; primero y segundo artículos 
verdes. Pies amarillas. Caderas verdes. Fémures verdes, amari- 
llentos en la punta. Rodillas amarillas. Tarsos pardos en la 
punta. Alas subleonadas, lo mismo las escamitas. Nervios de las 
alas superiores leonados, los de las inferiores amarillos. — Hem- 
bra : cuerpo corto, convexo, poco brillante, elegantemente es- 
camoso, poco herizado. Cabeza transversa, corta, mas ancha que 
el tórax. Vértex ancho. Frente bruscamente declive. Ojos me- 
diocres, no prominentes ; primer artículo de las antenas del- 
gado, lineal; el segundo largo-ciatiforme. Tórax largo-ovado. 
Protórax transverso, corto. Escudo del mesotórax mucho mas 
ancho que largo. Suturas de los parapsidios no bien determina- 
das. Escutelo cónico. Metatórax obeónico, bastante grande. Pe- 
ciolo corto. Abdomen cortamente ovado, liso, brillante, llano 
por encima, carenado por debajo, acuminado en la punta, mucho 
mas corto que el tórax. Pies sencillos, subiguales. Alas medio- 
cres. Nervio humeral mucho mas largo que el braquial, al con- 



451 



FAUNA CHILENA. 






trano del radial que es mucho mas corto y mas largo que el 
cubital. Estigma pequeño. 
Se halla en Chiloe. 

3. £<it»i|iro¿altf« filcanaer. 

L. mase, ameo-viridis cupreo et cyaneo varius ; antennis, pedibusque fuhiy 
alta limpidis. — Long., 4 Un. ; alar., 2 Un. 
L alcance* Fr. Walk., The Ann. and Magaz. of nat. Hist., 1843, t. xi, p. 30. 

Cuerpo corto, robusto, convexo, de un verde azulado, bri- 
llante, elegantemente escamoso, un poco herizado. Cabeza trans- 
versa, corta, verde, un tanto mas ancha que el tórax. Vértex ancho. 
Frente escavada, bruscamente declive. Ojos vermejos, medio- 
cres, no prominentes. Antenas vermejas, subfiliformes, no mas 
largas que el tórax ; el primer artículo de un verde negro, largo, 
delgado; el segundo de un largo ciatiforme; el tercero y el 
cuarto muy cortos; el quinto y los que siguen hasta el décimo 
cortos, acercados, subiguales; la porra de un largo cónico, com- 
primida, acuminada, doblemente mas larga que el artículo 
décimo. Tórax ovado, de un azul cobrizo. Protórax muy corto. 
Escudo del mesotórax de un verde azulado, mas ancho qué 
largo. Suturas de los parapsidios bien determinadas, acercadas 
por detrás. Escutelo subredondo. Parapteros y epimeros gran- 
des. Metatórax mediocre, obcónico, declive. Peciolo bastante 
largo. Abdomen de un ovado corto, cobrizo, plano por encima, 
de un verde azulado á la base, mucho mas corto que el tórax; 
primer segmento grande, el segundo y los demás cortos. Pies 
vermejos, sencillos, subiguales. Piernas verdes. Tarsos parduscos 
á la punta. Alas grandes sin manchas. Escamitas brunas. Ner- 
viosidades vermejas. Nervio humeral casi el doble mas largo 
que el braquial, el radial no mas corto que el braquial, mucho 
mas largo que el cubital. Estigma pequeño. 
Se halla en los alrededores de Concepción. 

4. JLatnproiatms eaecina. 

h. fem. cyaneus, antennis nigris. pedibus flavis ; femoribus fusco-tinctít 
oh$ hmpidis. — Long., 4 Un ; alar., 4 Un. 5 ¡4. 

L. emmm Ff. Wilk., Magaz., p. un 




INSECTOS* 



453 






Cuerpo convexo, azul, elegantemente escamoso, un poco bri- 
llante, ligeramente velloso. Cabeza transversa, corla, del ancho 
del tórax! Vértex bastante ancho. Frente ahondada, bruscamente 
declive. Ojos mediocres. Antenas negras. Tórax ovado. Protó- 
rax corto, mas angosto por delante. Escudo del mesotórax trans- 
verso. Suturas de los parapsidios bastante bien determinadas. 
Metatórax declive, mediocre, obcónico. Peciolo bastante largo. 
Abdomen o vado, brillante, liso, casi glabro, convexo por encima, 
carenado por debajo, mas corto que el tórax. Pies sencillos, casi 
iguales, amarillos. Caderas cobrizas. Piernas cercadas de negro. 
Tarsos brunos en la punta. Mesotibias y metatibias de un bruno 
pálido. Alas limpias. Escamas de color de la pez. Nerviosidades 
moradas ; la humeral mucho mas larga que la braquiaí , la radial 
mas corta que la braquiaí y mas larga que la cubital. Estigma 
pequeño. 

Se halla cerca de Valparaíso. 

5. JLavnprotatMS tmimmtmm, 

L. mase, niger; abdomine asneo: anlennis nígris; pedibus fuhis ; femo- 
ribus nigris; alis sublimpidis. — Long., •/ Un. 4¡S ; alar., 2 Un. 1¡4. 
L. minctus Walk., Mqgaz.J 1845, t. n, p 184. 

Cuerpo corto, convexo, negro, poco brillante, elegantemente 
escamoso, ligeramente herizado. Cabeza transversa, corta, del 
ancho del tórax. Vértex ancho. Frente escavada, bruscamente 
declive. Ojos vermejos, mediocres, no prominentes. Antenas 
negras, delgadas, filiformes, no mas largas que el tórax; primer 
artículo largo, delgado; el segundo largo ciatiforme; el tercero 
y el cuarto pequeños; el quinto y los que siguen cortos y un 
tanto mas pequeños cuanto se acercan mas del décimo. Escudo 
del mesotórax mas ancho que largo. Suturas de los parapsidios 
bien determinadas, acercadas por detrás, parapteros y epimeros 
grandes. Escudo subeónico. Metatórax corto, declive, angosto 
por detrás. Peciolo corto. Abdomen bronceado, corto-ovado, 
brillante, liso, glabro, mucho mas corto que el tórax ; el primer 
segmento grande; el segundo y los demás muy cortos. Pies 
vermejos, sencillos, subiguales. Escamitas de un bruno obs- 
curo. Nerviosidades brunas, morenas; la humeral casi del 






4S4 FAUP?A CHILENA. 

doble mas larga que la braquial, la radial no mas corta que la 
braquial y mucho mas larga que la cubital. Estigma mediocre 
Se halla en las islas de Chiloe. 

L fem virtáis, cupreo-varius ; antennis nigris ; pedibus rufis ; femoribm 
b<m mndns;aUs limpiáis. -Long.,1 Un. 4¡í; lat atar., ¿Un. í/4 
L. orobia Walk., in Ann. and 31aaaz. nat. Hist., t, x, p. 273. 

Cuerpo verde, convexo, brillante, elegantemente escamoso 
mediocremente puboso. Cabeza transversa, mediocre, del ancho 
del tórax. Vértex bastante ancho. Frente bruscamente declive 
ahondada en la inserción de las antenas. Ojos de color de la 
pez, mediocres, no prominentes. Antenas subfiliformes, negras 
delgadas, pubosas, no mas largas que el tórax; el primer artí- 
culo largo, delgado, el segundo largo-ciatiforme ; el tercero v 
el cuarto apenas visibles; el quinto como el segundo ; el sexto 
y los demás mas cortos. Tórax largo-ovalado. Protórax medio- 
cre, transverso, algo anguloso en los dos lados de delante no 
mas angosto. Escudo del mesotórax apenas mas ancho que 
largo Suturas de los parapsidios bien determinadas, acercadas 
por detrás. Parapteros y epimeros grandes. Escutelo mediocre, 
comeo. Metatórax mediocre, declive, obeónico. Peciolo corto 
Abdomen ovado, brillante, liso, casi glabro, puntiagudo en e¡ 
ápice un tanto mas corto que el tórax. Segmentos anteriores 
grandes, los posteriores mas cortos. Oviducto no inserto. Pies 
delgados, rectos, subiguales, de un vermejo pálido, pubosos. 
Piernas verdes. Trocanteros morenos. Fémures verdes en la 
base. Nervios morenos; el nervio braquial casi el doble mas 
corto que el humeral y el cubital mas corto que el radial. 

Jk ÍÜÜ! G V a Pr0VÍ f " de VaIdÍVÍa ' hay una variedad P con el vértex 
de la cabeza de un verde bronceado; el disco del tórax de color debronce 
cobrizo y el abdomen cobrizo-variado. 

7. M,a*np r otaMws MsaMes. 

bus. alis limpiáis. — Long., 1 Un.; alar., 1 Un. 3¡4. 
L. Bisaltes, Walker, in Ann. and Mag., t. x. 

Su largo es de una línea y el de las alas una y tres cuartos 



INSECTOS- *°° 

Cuerpo convexo, de un verde bronceado, brillante, elegante- 
nene escamoso, mediocremente hartad* Cabeza transversa, 
corta del ancho del tórax. Vértex ancho. Frente ahondada, 
bruscamente declive. Ojos vermejos, mediocres, no prommen- 
tes. Antenas negras. Tórax ovado. Protórax transverso, muy 
corto Escudo del mesotórax mas ancho que largo. Suturas de 
los párapsidios bien determinadas, acercadas por detras. Parap- 
teros y epimeros grandes. Escutelo cónico, mediocre. Metatorax 
corto-obcónico, declive. Peciolo muy corto. Abdomen subhneal 
liso glabro, casi llano, mas angosto y mucho mas corto que el 
tórax; primer segmento muy grande. Pies amarillos, .sencillos, 
subiguales. Piernas verdes, fémures verdosos, amarillos en la 
punta. Tarsos morenos en la extremidad. Alas sin manchas 
Escamitas de color déla pez. Nervios morenos ; nervio braqmal 
casi el doble mas corto que el humeral y un poco mas largo 
que el radial, y este un poco mas largo que el cubital. 

De la provincia de Valdivia. 

8. Jjntwiproíntms meetta. 

L. mase, viridi-cyaneus; antennis nigris; pedibus flavis , alis Umptdi». - 
Long.,4Un., alar., 1 Un. 1¡2. 

L. nattA, Walker, l- c. 

De una línea de largo. Cuerpo angosto, subllueal. convexo, 
de un verde azulado, brillante, elegantemente escamoso, me- 
dociemente herido. Cabeza transversa, corta, verde mas 
ancha que el tórax. Vértex ancho, bronceado. Frente ahondada, 
bruscamente declive. Ojos vermejos, mediocres, no prominen- 
tes Antenas negras, delgadas, subfiliformes, apenas mas cortas 
que dtórax; el primer articulo largo, sublíneal; el segundo 
alargad -ciatlforme; el tercero y el cuarto pequeños; el qum o 
y o demás hasta el décimo subiguales, acercados Porra arga- 
Lnte ovalada, aguda, mucho mas larga que el arUcnk , dec^ 
Tórax largo-subovalado. Protórax transverso, mediocre, un 
tanto mas angosto por delante. Escudo de! -sotórax mas ancho 
que largo. Suturas de los párapsidios bien **»*■** «£ 
cadas por detrás. Parapteros y epimeros grandes. Escuél sub 
cónico! mediocre. Metatorax grande, declive, obcomco. Pe olo 
bastante largo. Abdomen corto-ovalado, Uso, glabro, mucho 






t'AUNA CH1LLNA. 

Escalas m^^^Z^' "" * manch - 
Se halla en Ja provincia de Valdivia. 

9. Xtam&rotatus? nwvoiws. 

L. f mtoiüs Walk., Magaz., luz, p. i 85 . 

Guerpo angosto, convexo, verde brillante . 
escamoso, ligeramente heri/adn r i bnIlante ' intérnente 
ancha que el "tórax Verte nc ho F "f ^^ C ° rta ' maS 
Antenas suMliformel ?^^^ I T« dec,i - 

cho que largo Sutura. dt\ , mesotorax mas an- 

Se halla en ios alrededores de Coquimbo. 



X ' ^^SCSO. - DICYCÜUS. 



Drcyetua Walk.-¡ Brullé, ett. 



INSECTOS. 



457 



Abdomen alargado-ovado ó casi redondo , con el se- 
gundo segmento muy grande y los demás chicos. Cabeza 
mas ancha que el tórax. Antenas de trece artículos ; e! 
primero alongado, el segundo longo-ciatiíbrme, los tercero 
y cuarto muy chicos, el quinto y los que siguen hasta al 
décimo iguales y cortos. Porra alargada igual á los artícu- 
los nueve y diez. Tórax corto. Escutelo del protórax pe- 
queño. Escudo del mesotórax grande. Suturas laterales 
apenas aparentes. Escutelo del metatórax pequeño, cana- 
liculado. Peciolo corto. Abdomen alargado-ovado ó casi 
redondo. Segundo segmento muy grande, los que siguen 
pequeños. Pies delgados, tibias rectas. 

Se conoce en Chile una sola especie de este género. 

1. Bicyciws tynnsies» 

D. fem. viridi-ceneus ; anlennis nigris; pedibus fulvis , femoribus cenéis ; 
alis limpidis. — Long., 3¡4 Un. ; lat., i Un, 4 ¡2. 
D. lynastes Walk., Ann. and Magas, ofnai. hisl., 1. x, p. Til. 

De tres cuartos de línea de largo, y las alas una y media de 
ancho. Cuerpo corto, convexo, de un verde bronceado, brillante, 
elegantemente escamoso, mediocremente herizado; cabeza 
transversa, corta, un tanto mas ancha que el tórax; vértex an- 
cho, frente ahondada, bruscamente decliva, ojos vermejos, me- 
diocres, no prominentes; antenas negras, delgadas, subclavi- 
formes, y apenas mas largas que el tórax ; el primer artículo 
largo, el segundo ciatiforme, el tercero y el cuarto peque- 
ños, el quinto y los que siguen, hasta el décimo, subiguales, 
acercados; porra cónica, comprimida, puntiaguda, mucho mas 
larga que el décimo artículo ; tórax ovado, protórax transverso, 
corto, angosto por delante : escudo del mesotórax mas ancho 
que largo ; suturas de los parapsidios apartadas, bastante bien 
determinadas, acercadas por detras; parapteros y epimeros 
grandes; escutelo subcónico, mediocre; metatórax corto-obcó- 
nico, declivo ; peciolo corto, abdomen subredondo, casi llano 




1 



458 



FAUNA CHILENA, 






por encima, carenado por debajo, agudo en la punta, mas corto 
que el tórax; primer segmento grande; pies leonados, sencillos, 
subiguales ; piernas bronceadas lo mismo los fémures que son 
leonados en la punta, tarsos morenos en la extremidad, alas 
sin manchas, escamitas de color de la pez ; nervios leonados, el 
braquial mucho mas corto que el humeral, apenas mas largo que 
el radial, que es mas largo que el cubital. Estigma pequeño. 
De la provincia de Valdivia. 

XI. PACEILAMEO. — FACHYIAETHRUS. 

Corpus breve, convexum. Antennoe extrorsum crassiorcs, dava- 
la, thorace non longiores; articulus 1 linearis, gracilis, 2 longi- 
cyathiformis,3,4minimi,5etsequentes usque ad 10 paullatim 
curtantes et lalescentes; ctava longiovala acuminata infem. arti- 
culo 40 duplo longlor, et plus duplo in mase Frothorax trans- 
versus, brevis, antice angustior. Petiolus brevis. Abdomen brevi- 
ovatum, depressum, Imve, thoracis dimidio vix longius. 
Pachylarthrus Westw., Walk., etc. 

Cuerpo corto, convexo. Cabeza transversa, un poco 
mas ancha que el tórax. Ojos mediocres no prominentes. 
Antenas de trece artículos claviformes, no mas largas 
que el tórax; artículo primero lineal, delgado; el segundo 
ciatiforme; los tercero y cuarto muy chicos; el quinto y 
los que siguen hasta el décimo poco á poco mas cortos y 
mas anchos. Porra larga-ovada, acuminada, mas del doble 
mas larga que el artículo décimo en los machos, y solo 
del doble en las hembras. Peciolo corto. Pies sencillos, 
subiguales. Alas mediocres. Nervio braquial mas corto 
que el cubital y un poco mas largo que el radial. Este 
mucho mas largo que el cubital. 
Se conoce una sola especie de este género en Chile. 






INSECTOS* 



489 



1. M*acHyM(*wtl&ii"9M8 smriaster» 

P mase, viridis; aniennis luteis ; pedibus {lavis ; alis limpiáis ; fem. cu- 
preús ; antennis nigris ; pedibus fulvis; femoribus viridibus. 
P. sa.ria.ster Walk., in Ann. and Magaz. ofnat. hist., i.x, p. 271. 

Macho : cuerpo grueso, convexo, brillante, de un verde que 
varía al bronce, elegantemente escamoso, poco velloso ; cabeza 
o-rande, transversa, corta, verde, mas ancha que el tórax. Vér- 
tex ancho, bronceado ; frente ahondada, bastante declive; ojos 
vermejos, mediocres, no prominentes; boca amarilla, palpos 
maxilares en porra, antenas amarillas, delgadas, subfiliformes, 
de trece artículos, un tanto mas largas que el tórax-, el primero 
largo, delgado, el segundo alongado-ciatiforme, el tercero y el 
cuarto pequeños, el quinto y los demás, hasta el décimo, me- 
diocres, casi iguales; porra alongada-cónica, puntiaguda, casi 
el doble mas larga que el artículo décimo ; tórax ovado, ro- 
busto; protórax transverso, corto, angosto por delante; escudo 
del mesotórax mas ancho que largo, suturas de los parapsidios 
bien determinadas, acercadas por detras; parapteros y epime- 
ros grandes, escutelo subeónico, bastante grande ; metatórax 
mediocre, obeónico, declive; peciolo bastante largo, abdomen 
rombiforme, liso, glabro no mas largo que ancho y alcanzando 
la mitad del largo del tórax ; primer segmento muy grande, cu- 
briendo el dorso; pies amarillos, sencillos, subiguales; piernas 
verdes, alas sin nebulosidad ; escamitas amarillas, nervios leo- 
nados, el humeral mucho mas largo que el braquial, el radial 
apenas mas corto que el braquial, y el doble mas largo que el 
cubital. — Hembra : cobriza, poco brillante ; cabeza apenas mas 
ancha que el tórax, palpos maxilares sencillos, antenas negras, 
subfiliformes, no mas largas que el tórax ; artículo segundo cia- 
tiforme, el quinto y los que siguen, hasta el décimo, casi gua- 
les, acercados; porra cónica, mas larga que el décimo artículo; 
peciolo corto ; abdomen ovado, casi llano por encima, carenado 
por debajo, agudo y adelgazado en la punta, apenas mas largo 
que el tórax ; el primer segmento grande, el segundo y los de- 
mas cortos ; pies leonados, piernas verdes, fémures verdes, leo- 
nados en la punta. 
De la provincia de Valdivia, 



.-■' 



r 









460 



FAUNA CHILENA, 






XIX. GASTaAHrciSTHO. - QASTRAKTOISTRUS. 

Capul transversum, thorace latius. Antennm mediocres ame, 
crassiores, 13-arti cu latee. Abdomen elonaato-ovaTumZZ^T 
infem. corniculis duobus recurvis. 9 ™' de P ressi(m > 

Gastrancistrus West., Walt., Nees ab Es., etc. 

Cabeza transversa mas ancha que el tórax. Antenas 
medmeres, crasas en la p U „ ía , compuestas de trece artí- 
culos en ambos sexos, el tercio y el cuarto anuliformes el 
quinto hasta el noveno ciatiformes. Abdomen ovado-alar- 
gado, deprmudo ; la hembra provista de dos cuernos en la 
punta. Ala con el ramo estigmatice largo, clavado. Tarsos 
pentameros, todos sencillos. 

n mL SéBem ' a "° de ' ° rm0ler0 - " e " e re <>^«- e„ ambos 
i. Gasirancistrws ftoites. 

6. fem viridis; abdomine nigro-cupreo; pedibus piceo-viridibus • tanis 
fHlvis; ahs limpidis. - Long., 5¡4 Un. ; alar., i Un . // 4 . *" """ 

G. polles, Magaz., t. n, p. 186. 

h e ST an f St0 ; COnVeX0, VGrde ' brÍllante ' lis0 ' ñeramente 
henzado ; cabeza transversa, corta, un poco mas ancha que el 
tórax; vértex ancho, frente escavada, bruscamente declive- 
ojos vermejos, mediocres, no prominentes; antenas negras' 
clavadas, submoniliformes, no mas largas que el tórax; el pri- 
mer articulo largo, delgado, el segundo largo-ciatiforme, el ter- 
cero y el cuarto pequeños, el quinto y los siguientes cortos 
acercados, ensanchándose hasta el décimo ; tórax ovado, protó- 
rax transverso, muy corto; escudo del mesotórax mas ancho 
que largo, suturas de los parapsidios bien determinadas, aproxi- 
madas por detrás , escudo subeónico, metatórax mediocre, ob- 
cónico, declive; peciolo muy corto, abdomen fusiforme, de un 
negro acbmado, verde á la base, deprimido por encima, ca- 
renado por debajo, acuminado á la punta, un poco mas largo 
que el tórax y mucho mas angosto; pies verdes, sencillos, casi 
'guales; trocánteres brunos, rodillas vermejas, tibias brunas 



INSECTOS, 



461 



vermejas á la punta ; tarsos vermejos, brunos á la punta; alas 
sin manchas, escamas morenas, nerviosidades vermejas, la hu- 
meral mucho mas larga que la braquial, la radial no mas corta 
que la braquial, mucho mas larga que la cubital. Estigma bas- 
tante grande. 
Se halla en las provincias del norte, Coquimbo, etc. 




2. €rasiran,ci8tñ'ws eepfoaMon. 

G- fem. cupreus; antennis nigrís ; pedibus luteis ; femoris basi nigris ; alit 
limpiáis. — Long.y S¡4; alar., 4 Un. 4 ¡4. 
G. cephalon' Walk., 1845, t. xi, p. 30. 

Cuerpo cobrizo, convexo, brillante, elegantemente escamoso, 
poco herizado ; cabeza transversa, corta, mas ancha que el tó- 
rax ; vértex ancho , frente escavada , bruscamente declive ; 
ojos vermejos, mediocres, no prominentes ; antenas subclava- 
das, negras, bastante delgadas, submoniliformes, no mas largas 
que el tórax; el primer artículo largo, sublíneal, el segundo 
ciatiforme, el tercero y el cuarto pequeños, el quinto y los si- 
guientes, hasta el décimo, cortos, aproximados, subiguales; 
porra de un largo cónico, acuminada, mas del doble mas larga 
que el décimo artículo; tórax ovado, protórax transverso, me- 
diocre, angosto por delante ; escudo del mesotórax mas ancho 
que largo, suturas de los parapsidios bien determinadas, aproxi- 
madas por detras ; escutelo subcónico, metatórax corto, angosto 
por detras ; peciolo muy corto, abdomen ovado, liso, plano por 
encima, carenado por debajo, acuminado á la punta, un tanto 
mas corto que el tórax; pies amarillos, sencillos, subiguales; 
caderas verdes, fémures negros en la base, tarsos parduscos á 
la punta, alas limpias, escamitas de color de la pez, nervios 
vermejos, el humeral mucho mas largo que el braquial, el ra- 
dial un tanto mas corto que el braquial y mucho mas largo que 
el cubital. Estigma pequeño. 

Se halla en los alrededores de Concepción. 



' 



• 




4Í>2 FAUNA CHILENA. 

XIII. ASAFES. — ASAFHES, 

Mandíbula arcuatce bidentatce. Palpi maxülares biarliculati. 
Antennw clavatce, duodecim articulatce, infem. breviores. 

Asaphes Walk. ; Chrysolampus Nees ab Es. 

Cabeza corta apenas mas ancha que el tórax. Mandí- 
bulas arqueadas, bidentadas en la parte interna. Palpos 
maxilares de dos artículos. Antenas en porra, compuestas 
de doce artículos, las de las hembras algo mas cortas. 
Corselete ovalado, bastante convexo. Alas angostas, con 
un solo nervio echando un ramo bastante largo. Patas 
delgadas, con las piernas derechas armadas de espinas en 
la punta. Abdomen ovalado, carenado en las hembras. 
Este género ofrece hasta ahora una sola especie de Chile. 

1. ¿&®espñe& vuMgaris. 

A. fem. eeneus, abdomine airo; antennis nigris ; pedibus fusco-flavis ; femó- 
ribus nigro-cinctis , alis limpiáis. — Long., 3/4 Un.; alar., 1 Un. 4¡4. 
A. vulgaris Fr. Walk., Ann. and Magaz., t. x, p. 114. 

Cuerpo convexo, bronceado, brillante, casi liso, ligeramente 
velloso ; cabeza transversa, corta, un poco mas ancha que el 
tórax; vértex ancho, frente ahondada, bruscamente declive; 
ojos morenos, mediocres, no prominentes; antenas negras, tó- 
rax de un largo obcónico, protórax transverso, mediocre; es- 
cudo del metatórax mas ancho que largo, suturas de los para- 
psidios bien determinadas, acercadas por detras, casi coniventes, 
metatórax obcónico, declive, mediocre ; peciolo delgado, abdo- 
men de un largo ovalado, negro, liso, glabro, carenado por de- 
bajo, acuminado en la punta, del largo del tórax; pies sencillos, 
casi iguales, amarillos ; caderas bronceadas, piernas rodeadas de 
negro, tarsos morenos á la punta, mesotibias y metatibias de un 
bruno pálido, alas sin nebulosidad, escamas de color de la pez, 
nerviosidades vermejas, la humeral mucho mas larga que la 
braquial, y esta mucho mas larga que la radial, y mas corta que 
la cubital. Estigma pequeño. 

Se halla en los campos de Valparaíso. 



INSECTOS, 



3£IV. CA1.XSSOBSE. 



caiximome. 




Abdomen in mase, breve, sessüe. Antennce valides plus minusve 
clavata?. Thorax longiovatus ; prothorax brevis. Abdominis seg- 
mentum primum ebngatum. 

Cíllimome Spinola, etc. 

Cuerpo corto, pequeño, convexo, sublineal. Cabeza un 
tanto mas ancha que el tórax. Antenas filiformes, fuertes, 
mas ó menos claviformes, no mas largas que el tórax. 
Este largo-ovalado. Protórax corto. Escudo del mesotórax 
casi tan largo como ancho. Suturas de los parapsidios 
aparentes. Parápteros y epímeros bien señalados. Meta- 
tórax mediocre. Peciolo grueso y muy corto. Alas bas- 
tante anchas. 

Se conocen varias especies de este género en ambos mundos. 



i . ValHtnome nonueris» 

C. fem. viridi-cyaneus ; antennis nigris ; pedibus fuscis, femoribus viridis , 
alis sublimpidis. — Long., 4 Un-; alar., 1 Un. 3¡4. 
C. nonaeris Fr. Walk , Ann. and Magaz. ofnat. hist., t. x. p. 113. 

Cuerpo de un verde azulado, bronceado, convexo, elegante- 
mente escamo, poco brillante, ligeramente velloso ; cabeza trans- 
versa, corta, del ancho del tórax ; vértex bastante ancho, frente 
bruscamente declive, ojos vermejos, mediocres, no prominen- 
tes; antenas negras, fuertes, clavadas, vellosas, no mas largas 
que el tórax, este largo-ovalado; protórax bastante grande, un 
poco mas ancho que largo, mas angosto por delante ; escutelo 
del mesotórax un tanto mas largo que ancho; suturas de los pa- 
rapsidios bien determinadas, acercadas por detras ; escutelo sub- 
ovalado, metatórax mediocre, declive, obeónico ; peciolo muy 
corto, abdomen ovalado, subcomprimido, brillante, carenado 
por debajo, un tanto mas corto y mas angosto que el tórax ; 
oviducto vermejo, vaginas negras, del largo del abdomen ; pies 
brunos, caderas verdes, piernas verdes, tarsos de un bruno 
verde, alas casi sin nebulosidad, escamitas verdes, nerviosida- 



; 



46 * FAUNA CHILENA. 

des morenas, la humeral mas larga que la braquial, la radia; 
mucho mas corta que la braquial. la cubital muy corta. Estigma 
pequeño. 

Darwin encontró esta especie en Valparaíso. 

2. VaUimome euntetis* 

C. mase, viridi-cyaneus ; antennis nigris, pedibus nigro-fuscis ; femoribut 
viridibus, alis sublimpidis. — Long., 3 Un. //4; alar., 4 Un. 1¡3. 
C. eumelis Fr. Walk., Ana. and Maga:, ofnat. hist., t. x, p. 114. 

Cuerpo sublíneal, convexo, de un verde azulado, elegante- 
mente escamoso, poco brillante, ligeramente velloso; cabeza 
transversa, corta, un poco mas ancha que el tórax; vértex bas- 
tante ancho, frente bruscamente declive; ojos vermejos, medio- 
cres, no prominentes ; antenas negras, gruesas, apenas mas lar- 
gas que el tórax; tórax de un largo ovalado, protórax trans- 
verso, corto; escudo delmesotórax apenas mas ancho que largo, 
suturas de los parapsidios bastante bien determinadas, metató- 
rax obeónico, mediocre, declive: peciolo muy corto, abdomen 
sublíneal, plano por encima, mas corto que el tórax; pies sen- 
cillos, casi iguales, verdes; trocanteros de un brun obscuro, ro- 
dillas morenas, tibias negras, tarsos brunos, alas sin nebulosi- 
dad, escamitas morenas con las nerviosidades brunas, la hume- 
ral mucho mas larga que la braquial, y esta mas larga que la 
radial, la cubital muy corta. Estigma pequeño. 
Se halla también en Valparaíso. 

XV. MONODOKTOMEaO. — HONODONTOHFBUS. 

Anttnna in fern. tredecimartieulatee , clávala, Ihorace bvt- 
viores; pedes coxis posticis prmertim crassiusculis , conicis; 
femoribus compressis, posticis validioribus onte apicem acule uni- 
spinosis. 

Monodontomercs Walk-, Spin. ; Torymi spec. Nees ab Es., etc. 

Hembras. Antenas formadas de trece artículos, en porra, 
mas corta que el tórax, con el primero delgado, el se- 
gundo ciatiforme, mediocre, el tercero muy pequeño, el 




fifeícíos, 465 

cuarto hasta al décimo iguales, casi cuadrados, acercados - 
la porra es oval, mas corta que los dos artículos anteceden-* 
tes. Tórax alargado, convexo ; dorso del protórax grande 
cas. cuadrado, el del mesotórax y los parapsidios mas gran-' 
des todav.a, y el metatórax mediocre. Abdomen sésil 
comprnmdo, como del largo del tórax, con el primer segl 
mentó grande, y los que signen mas cortos. Taladra sit- 
úente. 
Las pocas especies de este género pertenecen á ambos mmdoi . 

1. Monoanntomeru» obsoletu*. 

Cuerpo negro con un reflejo metálico subvioláceo, tirando i 
veces sobre e verde ; segmentos del abdomen bordados d pe- 
los blancos, el pnmero escamiforme, entero; el teredro déla 
hembra mas corto que el abdomen; pies de un negro violáceo 
con las uta., negruzcas y los tarsos mas pálidos en amba 7£ 
trem.dades; alas blanquizcas, un tanto nebulosas cerca del amo 
esugmíuco, y marcadas de un punto negro distinto en la punm! 
El macho muy pareado i la hembra, el abdomen un poco ma 
obscuro, convexmsculo, el ano agudo y el vientre derecho 

Esta es la descripción del ir. obsolcim de Europa el de rhil» f 

variedad ma s ehiq-Ua, , es de un verde mas ™£ J ^ tZZ 
1» hembra es mas corto ,„e el abdomen. Coman en AconcaTna ete 

XVI. ToaiMO, _ IOSTKIS. 
Mandmia, acule tridenta^. Palpi inwquato. A«t mna tr€it . 

T«« M Peto., N« s ,„ Es . _ Tm „ a „ CilluO!I0s Wa|]¡ 

Mandíbulas tridentadas. Palpos maxilares largos, de 

Zoología, Vi 5 ' 

30 




466 



FAUNA CHILENA. 



cuatro artículos, los labiales cortos y solo de tres. Antenas 

insertas en el medio de la frente, fusiformes, de doce á 

trece artículos. Tórax algo angostado por detras. Abdomen 

sésil, con el dorso rara vez plano. Patas bastante largas, 

con las piernas casi siempre en porra. Tarsos delgados, 

alargados, de cinco artículos. 

Los Torimos son insectos muy comunes ; las hembras depositan sus 
huevos en el cuerpo de las larvas de los Cynips, etc. 



1. 'WorymMS pHorvnio. 

T. fem. viridi-ceneus, antennis nigris ; pedtbus rufis ; femoribus viridibus ; 
alís sublimpidis. — Long., 4 Un. 4¡%; alar., 2 Un. 3¡A. 
T. phobmio Fr. Walk., Ann. and Magaz. of nal. hist., 1842, t. x, p. 115. 

Cuerpo de un verde bronceado, convexo, brillante, un poco 
velloso; cabeza transversa, corta, apenas mas ancha que el tó- 
rax ; vértex bastante ancho, frente bruscamente declive, ahon- 
dada ; ojos vermejos, mediocres ; antenas negras, subclavadas, 
vellosas un poco mas cortas que el corselete; los artículos 
aproximados; tórax de un largo ovalado, protórax transverso, 
mediocre, no mas angosto por delante ; escutelo del mesotórax 
un tanto mas largo que ancho ; suturas de los parapsidios bien 
determinadas, acercadas por detras; escutelo subovalado, meta- 
tórax mediocre, declive, obcónico ; peciolo muy corto ; abdomen 
de un largo ovalado, subcomprimido, carenado por debajo, un 
poco mas corto que el tórax. Oviducto exserto , vermejo ; las 
vaginas negras, apenas mas cortas que el abdomen ; pies de un 
vermejo pálido, caderas y piernas verdes; uñas brunas, metafé- 
mures unidentados por debajo ; metatibias de un moreno pálido, 
armadas en la punta de una espina larga y arqueada ; alas casi 
sin nebulosidad, escamas de color de la pez, las nerviosidades 
morenas, la humeral casi del doble mas larga que la braquial, 
esta mas larga que la radial, y la cubital muy corta. Estigma pe- 
queño. 

Se halla cerca de Valparaíso, 



INSECTOS. 




XVII. EURITOMA — EÜRYTOMí. 

Anknnw dscem-articulaice medio fronti insertes ; in masculis 
setaceis, articulis elongatis, piloso-verticillatis ; in feminis villosn 
siibrnoniliformibus et clavatis. 

Eurytoma Latr., Dalm. — DiPLOLEPrnis Spin., Fabr., etc. 

Cuerpo bastante alargado. Cabeza grande. Mandíbulas 
gruesas, tridentadas á la punta. Palpos maxilares com- 
puestos de cuatro ó cinco artículos, los de la base muy 
pequeños. Antenas insertas en el medio de la frente ; en 
los machos son setáceas, adornadas de verticilos de pelos, 
compuestas de diez á once artículos; el primero alargado» 
el segundo corto, el tercero y el cuarto muy cortos, eí 
quinto y el sexto apartados y disminuyendo succesivamente 
de anchura, En las hembras son vellosas, casi monilí- 
formes y en porra, con un artículo mas. Corselete plano, 
cortado en cuadro por delante. Patas sin hinchamiento. 
Abdomen pediculado bastante largo. 

Este género incluye también ranchas especies particulares á todas las 
regiones del globo ; hablaremos solo de la siguiente, aunque en Chile 
las especies no sean menos numerosas que en otras partes. 



1. JEuryrioinn puiHsticeps. f 

E.nigra; capite testaceo , thorace ad médium ceneo ; alarum escarnís pro* 
thoracis lateribus et pedibus testaceis ; coxis nigris; alis hyalinis, i mina- 
culatis. 

Macho del tamaño de los individuos medianos de la Euryt. 
abrotani, N. ab Es. loe. cit.,p. 40, n. 2, á los cuales semeja mucho 
por las formas, bien que difiera de ellos no menos por los colores 
muy sobresalientes, y con la que tendremos que compararla. 
Antenas de diez artículos, el último soldado al penúltimo, cónico, 
alargado y terminado en punta. Abdomen proporcionalmente 
mas corto y menos comprimido. Aparejo ofensivo inaparente. 
Antenas negras. Cabeza testácea ; vértex, frente y alto de la faz 
negros. Corselete negro, con un reflejo bronceado en el disco 



II 






468 



FAUNA CHILENA. 



del mesotórax ; escamas alares, flancos del protórax y proster- 
nara testáceos. Abdomen negro. Patas testáceas; caderas de los 
dos últimos pares y medio de los fémures posteriores negros. 
Alas hialinas, sin manchas. Hembra única. Macho desconocido. 
Del nort® de ía República. 






XVIII. CAX.CIS. — CHAZ.CIS. 

Capul breve, transversum. Antennm ad médium frontis inserta, 
13-articulatce; pedes anteriores ápice spina valida arcuata. Alce 
enerves. Abdomen ovale, segmenlum primum magnum. 
Chalcis Fabr. f et auct. 

Cabeza corta y transversa. Palpos maxilares de cuatro 
artículos, con el penúltimo mas corto que el segundo y 
los labiales de tres. Antenas colocadas en el medio de la 
frente, compuestas de trece artículos mas ó menos fusi- 
formes; el primero largo, el cuarto hasta el décimo grue- 
sos, subiguales ; la porra es de tres artículos y mas corta 
que los dos que la preceden. Protórax mas ancho que 
largo con su borde posterior arqueado. Palas anteriores 
acompañadas en su punta de una fuerte espina arqueada, 
la cual es mas corta y mas delgada en las intermedias. 
El primer segmento tiene la mitad del largo de esta parte 
del cuerpo, y su pedículo es muy corto. 

Estos insectos, muy pequeños, se hallan en todas las regiones del 
globo. Chile nos ha ofrecido varias especies, pero solo podemos men- 
cionar la que sigue. 

1. Chaléis rmémMta. 

C. aira ; tibiis posierioribus luteis ; pedibus anterioribua subrubeüis ; scmo 
parum emarginato, segmenlis ultimis margine sericeo argéntalo. 

C. minuta Linn. s Fabr. et auct. 

Cuerpo y tórax negros y muy fuertemente puntuados, ante- 
nas negras. Alas hialinas marcadas á su origen de un punto ama- 
rillo; escudo poco escotado, las cuatro patas anteriores un tanto 



INSECTOS, 

rojizas, tibias de las posteriores amarillas y una mancha re» 
donda y del mismo color en la pierna. Abdomen de un negro 
brillante con los últimos segmentos bordados de sedas plateada? 
tendidas por detras. 

Esta especie propia á todas las regiones de! globo, se halla también 
en Chile, á donde ha sido transportada probablemente por el hombre. 
Varia mucho de color, asi es que se han descrito algunas especies que son 
simples variedades de ella. 




xxx. x.£ireopsxs. 



&EUCOFSXS, 



Antennm ápice incrassatm, tredecim vel quatuordecim arlicu* 
latee. Alce superiores longüudinaliler duplicatm. Terebra rejlexa 
abdominis dorso incumbens. 

Leücopsis Latr., Spin., Nees ab Esenb., eíc. 

Antenas insertas en el medio de la frente y compuestas 
de trece á catorce artículos; el primero es alargado, eí 
segundo, que principia á dar una especie de corvadura á 
la antena, es corto y cíatiforme, el tercero alargado y de 
la misma forma, el cuarto hasta al once mas anchos y mas 
cortos, y los dos últimos muy pequeños. Tórax muy con» 
vexo. Alas dobladas en su largo ; solo las superiores seña- 
lan una celdilla radial. Patas posteriores con los muslos 
muy hinchados y espinosos, y las piernas arqueadas y ar» 
madas de una fuerte punta y canaliculadas por debajo. Ab- 
domen subsésil, redondo ú obtuso en la punta ó compri- 
mido en sus lados. Teredro de la hembra dirigido sobre 
el dorso. 

Este género incluye tas especies las mas grandes de esta familia, y es 
muy fácil de reconocer por la dirección del leredro encima del abdomen . 
Los muslos de detras son siempre muy hinchados, y el abdomen de la» 
hembras mas comprimido. Las alas superiores están dobladas como en 
las Avispas* 



470 



FAUNA CHILENA.. 






1. M^eucopsis ñapeé, 

(Atlas zoológico.— Entomología, Himenópteros, lám. 4, fig. 3.) 

/,. niaer helvolo fasciatus; antennis luteo-rubellis ; alarum scatnis rubris 
pedibus rubris; coxis trochanteribus et femoribus basi nigrís; coslis postkh 
macula albida ampia ad dorsum notatis ; alis obscuris. — Long., $ Un. 

L. Hopei Wert., Ent. mag.; 2,215; Germar Zeitch., Ent. 1,238. 

Hembra : largo del cuerpo, cinco líneas. Ancho déla cabeza, 
línea y media. Id. del corselete, en el origen de las alas, una 
línea y tres cuartos. Id. del abdomen en su base, línea y media, 
id. del mismo en su máximum, una línea y tercio. — Formas: 
cuerpo mate, acribillado de gruesos puntos hundidos, redon- 
dos y distintos, aunque muchas veces muy aproximados ; espa- 
cios intermedios finamente puntuados y pubescentes; pelos 
finos y herizados, mas raros y mas cortos en el abdomen. Cape- 
ruza feblemente escotada. Dorso del abdomen plano, línea me- 
diana canaliculada ; primer anillo cilindrico sin inflexión lateral 
sensible en su junción con el segundo (demasiado marcado en el 
diseño), los siguientes describen una elipse truncada por delante, 
poco dilatada y alcanzando el máximum de su longitud hacia el 
medio del tercer anillo. Aparejo ofensivo echado sobre el dorso 
deja longitud del abdomen y pudiendo alcanzar al borde pos- 
terior del metatórax. Fémures posteriores armados con siete 
espinas fuertes y distantes, costeando el cana! posterior que sirve 
de retirada á la canilla, y de otras cinco en su extremidad cani-- 
llar mas pequeñas, muy aproximadas y menos distintas. — 
Colorea : antenas amarillas-encarnadinas. Cabeza, corselete y 
abdomen negros, una faja bastante ancha costeando el borde 
posterior del protórax, otra mas angosta y lineal en el borde 
posterior del escudo, otras dos mas anchas que la primera en el 
dorso del abdomen, la una en medio del primer anillo, la otra 
en el borde posterior del tercero amarillas-blanquizcas. Esca- 
mas alares encarnadas. Patas de este mismo color; caderas, tro- 
canteros y base de los fémures negros; una mancha grande 
blanquizca en el dorso de las caderas posteriores. Alas obscu- 
ras, base mas clara y lavada de encarnadino ; inervación parda. 
Pelage del color del fondo. — Macho : semejante á la hembra. 




INSECTOS. 

fajas claras del abdomen mas estrechas y no interrumpida* en 
el medio; otra tercera faja semejante á las otras dos en el borde 
posterior del segundo. 

MM. Wertwood et Germar, que han publicado esta especie, no han 
conocido la hembra. El segundo nos dice que los machos llevan el nom- 
bre de Leucopsis ruftpes, Klug., en el museo de Berlin. Es común en las 
provincias centrales de Chile, Santiago, Santa Rosa, Petorca, etc. 
Esplicacion de la lámina. 

Iam. -f.fig.S. — Hembra.— 5 $ a Su tamaño natural. — b bu abdomen. — 
e Un ala anterior. — 3 ¿» Macho aumentado. — 3 ¿< a Su tamaño natural. 



. Í % 



XIV. ICNEUMONITOS. 

Antenas por lo común del largo del cuerpo, seta- 
ceas, vibrátiles, muy aproximadas en la base, com- 
puestas de diez y ocho á sesenta artículos, el primero 
el mas largo y mas grueso, los dos que siguen son 
al contrario los mas pequeños y rudimentales. 
Abdomen mas ó menos ancho en su base, pegado 
por un pedículo á la punta inferior del metatórax, y 
generalmente compuesto de mas de seis segmentos 
aparentes en las hembras y mas de siete en los machos, 
v las mas veces terminados por un taladro de un 
largo muy vario. Alas muy propias para el vuelo ; 
las superiores presentan siempre una gran celdilla 
formada de la reunión de la cubital y de la primera 
discoidal ; la tercera ó la discoidal exterior es siem- 
pre cerrada y tiene dos nerviosidades recurrentes. 

Esta familia es una de las mas numerosas de la clase de los 
insectos. Las especies se hallan esparcidas en todas las regio- 
nes del globo, y se hacen notables por su grande agilidad en el 
vuelo y en la marcha, y por la costumbre de tener siempre sus 
antenas en movimiento. Las hembras, armadas de taladro á 
veces muy largo, frecuentan las flores ó los troncos de los árbo- 
les, buscando las orugas para depositar en ellas sus huevos; 




471 

FAUNA CHILENA. 

estos quedan á veces al exterior de su víctima v np , 
su cuerpo luego oup naron ~ 7 !Cüma ' y penetran en 

adentro! y .X'vas eZ«!Z 7° C °" m " 6Stan cotod - 
cacando L drgan solo "do ,í " Par,e Sns " de ,a o™ga. 
ninfa, en ta, * so ° ^ "* ^T "^ U .* M <» de ' 
ichneumonito se s¡rve de f„ "¡ S Z* «w. Y á veces el 
concluir sn metamorfosis. Esta o tambre^ "" CapU "° pars 
con orugas ó gusanos hace aZ 7 t de manle "^ las larvas 

trumentosdedltrucci;"^; ¡,; l0 /,a aT Ó r r ° S ^ ÍnS " 
gran cantidad de estos insectos hnh' asncuUura - P u « una 

^sementeras, sea en eTdo de a ll^t f T * 
y en este particular la providenc a e , ,f„ „ ° PerfeC '°' 
tras necesidades, que coando ui ' cu.dadosa por nues- 

cancon esceso, ZZ o de iXf "í" 1 " 05 " mU ' tip,Í - 
mente, de modo aue havl™ ,cnne <™omtos aumenta igual- 

nuestros ^^Z^Z^**** ^ 
grande familia en tres subfamilia. h^-T Partiremos esta 
cienes que el señor w^eTánbten H ™ í ' aS m ° dmca - 
de las mandíbulas. ble " ° bservado en la ferma 

*" sübf «iua. _ ICHNEUMONIDEOS 

1S^^ d * * -nandibulas' pueden 
superior se ha ¡a Te So T 1 "" T* *' y Su cara 
de la cabeza. Dos n"rv osMal? ^ k P " He delanlera 
ñores. nerviosidades recurrentes en las alas supe- 

I. ICNSOMoSr. -ICHKS0BKW. 

ÍCHSEfjMO.v Linn., Spin - í™» „. ^ 

.~....-,..., I ..jr,,~r™E;;;;;í,:r""-"~ 



INSECTOS. 

frecuencia cilindrico. Abdomen redondo ó ovalar, con 
el primer segmento angosto y redondeado en su origen y 
peciolado, terminado por un teredro mas ó menos largo. 
Alas medianas, las superiores con dos nerviosidades re- 
currentes en la celdilla cubital. Estas en número de tres. 

Este género, según el modo de ver del señor Spinola, incluye una gran 
parte de los Ichneumones y Criptas de Fabricius y de Gravenhorst, 
el género Tryphon de este autor, el género Trogus, de Panzer, y el 
género Polycyrtus que el autor propuso en I8Z1O. Con esta reunión, 
este grupo, como lo confiesa el señor Spinola, contiene un numero de 
especies prodigioso, pero con gran dificultad se podrán hacer buenas 
divisiones, pues Gravenhorst él mismo, apesar de sus muchos trabajos, 
no ha podido conseguirlas. Las especies se hallan esparcidas en todas 
las regiones del globo. Su nombre hace allusion al cuadrúpedo que los 
antiguos Egipcios llamaban Ichneumon, y que habían consagrado á sus 
dioses, porque creian que mataban una gran cantidad de cocodrilos» 
entrando en su estómago para devorar sus entrañas. 

$ I. ICHNECMON Grav.; Teredro del largo del ano á lo samo. 

1. JTeftMeuMton «t?4?e##e#»ie#*##. f 

/. niger, punctatm, villosus; antennis supra nigris, subiusluteolís; palpU 
maxillaribus articulis ullimis pautáis; scutello luteolo , abdomine helooto 
fasciato; pedibus luteolis, coxis, trochanteribus nigris i alis parce fuligi- 
nosis, nervuris nigris. — Lona., 6 Un. ; lat., 1 Un. 1¡í. 

Macho : iargo del cuerpo, seis líneas. Ancho del mismo desde 
el origen de las alas, una línea y un cuarto. Formas : cuerpo 
puntuado y pubescente. Puntuación distinta, mas fuerte en el 
metatórax, mas fina y menos aparente sobre el dorso del ab- 
domen. Pelaje herizado. Escudo y pos-escudo lisos y lucientes; 
el primero en trapecio encogido por atrás, feblemente convexo 
y no prominente ; el segundo plano, en rectángulo transversa!, 
el largo del metatórax es al del corselete entero poco mas Ó 
menos como uno á cuatro. Dorso netamente dividido en dos fa- 
ces; la superior subdividida en cuatro compartimientos; dos 
medios y dos laterales. Pieza mediana anterior chiquita, trans- 
verso-líneal ; mediana posterior grande» rectangular. Compartí» 




471 



FAUNA AHILEN A. 



míenlos laterales mas alargados que los medianos reunidos, sua= 
vemente inclinados de dentro á fuera. Ángulos posteriores 'agu- 
dos. Suturas circundantes careniformes; las que costean los 
flancos mas alargadas que las otras. Faz posterior plana, ver- 
tical y de una sola pieza. Peciolo abdominal recto, en cilindro 
algo deprimido, haciendo solo los dos tercios de la longitud del 
primer anillo. Tercio posterior dilatado insensiblemente hacia 
atrás, bisurcado lateralmente. Surcos laterales rectos y subpa- 
ralelos. Contornos exteriores de los segundos anillos v siguientes 
reunidos ovato-oblongos, llegando al máximum déla anchura 
en el borde posterior del tercero. Costa radial de la segunda 
celdilla cubital mas corta que cada costa cubital. Nerviosidades 
que separan la radial de la tercera cubital bisinuadas. Colores : 
antenas negras encima y amarillas debajo. Cabeza, corselete y 
abdomen negros. Últimos artículos de los palpos maxilares pá- 
lidos. Bordes laterales del protórax, escamas alares, una man- 
chita sobre el flanco del mesotórax, debajo del origen de las 
alas, escudo, pos-escudo, una faja angosta y biescotada delante 
en el borde posterior de la primera placa dorsal, otras seis fajas 
postero-marginales iguales entre sí, encogidas por el medio y 
dilatadas lateralmente á las seis placas siguientes amarillos- 
blanquizcos. Patas amarillas. Caderas y trocánteros negros. 
Tarsos posteriores del mismo color. Alas levemente ahumadas. 
Nerviosidades negras , una manchita clara en el origen del es- 
tigma. 

Si nos dejásemos inducir por los colores, tendríamos que poner este 
macho en la séptima sección del G. Ichneumon, fam. 1« Grav.; pero los 
individuos que van á seguir, cuyas formas son idénticas á las dé nuestro 
tipo, y que claramente son variedades de la misma especie, deberían es- 
tar dispersos en otras secciones. Sacaremos de aqui una nueva prueba de 
los defectos de este método.-V A R. A. ¿--La misma talla y las mismas for- 
mas que en el tipo. Flancos del corselete negros sin mancha. Bordes late- 
rales del protórax no teniendo mas que un poco de amarillo blanquizco 
junto al origen de las alas. Pos-escudo negro. — Var. B. ¿ . —Seme- 
jante á la var. A. Corselete, comprendido el escudo, enteramente negro. 
Primer artículo de los tarsos posteriores parduscos. — Var. G. 9 — Se- 
mejante al tipo macho. Patas negras, rodillas y tibias de los dos primeros 
pares amarillas. Única de Coquimbo. -Var. D. $. - Semejante á la 
var. C ; pero corselete enteramente negro, como en la var. B, patas negras, 
rodillas y tibias del primer par solamente amarillas, todos los tarsos par- 



INSECTOS 



47S 



duscos ; alas mas obscuras que en la variedad precedente, Única de Co- 
quimbo. 

2. Mchmewnámm tarttarems* f 

/. antennis nigris, articulis ultimis subtus rubellis ; capite, thorace, abdd' 
minis segmento primo, coxis, trochanteribus nigris; segmento secundo et 
sequentibus, femoribus, tibiis tarsisque rubris; alis obscuris, nervuris nigris, 
— Long., 6 Un. ; lat., 1 Un. 4¡3. 

Hembra : vecino del precedente, con el cual vamos á cote- 
jarlo, á pesar de las diferencias de colores. Cuerpo proporcio- 
nalmente mas estirado, largo seis líneas, ancho línea y tercio. 
Contorno del abdomen en óvalo menos excéntrico. Puntuación 
del metatórax mas fuerte, confusa, rugosa y contrastando mas 
con el brillo de lo restante del dorso. Faz superior dividida en 
un mismo número de compartimientos, pero el médium ante- 
rior posteriormente escotado, el médium posterior mas largo 
que ancho, su borde anterior en arco de elipse. Carenas que 
costean los flancos tan alzadas como las otras. Primer segmento 
mate. Surcos dorsales borrados; los siguientes muy lucidos y 
pareciendo lisos á la simple vista. Nerviosidad que separa la 
celdilla radial de la tercera cubital feblemente arqueada y sin 
inflexión. Colores : antenas negras. Debajo de los últimos artí- 
culos encarnadino. Cabeza, corselete, primer anillo del abdo- 
men, caderas y trocanteros negros ; segundo anillo y los si- 
guientes, fémures, canillas y tarsos encarnados. Alas obscuras. 
Nerviosidades y estigma negros. 

Var. A. $ , — Difiere mucho del tipo por su talla algo mas chica, por 
sus antenas enteramente negras, por la segunda pieza mediana del me- 
tatórax mas estrecha y por sus alas de un tinte mas claro y casi hialinas. 
Se halla en Santa Rosa. Seria preciso poner este Ichneumon en la novena 
sección de Gavenhorst. Entre las especies que ha descrito en dicha sec- 
ción, no hay ninguna que tenga exactamente los mismos colores, y pues 
este autor no se ha detenido formalmente mas que en este accidente se- 
cundario, no tenemos medio alguno para juzgar de lo que no hemos 
visto. El Ichneumon centrator, Fab., del cual he hallado individuos de Fi- 
ladelfia, en la antigua colección Latreille, tiene poco mas ó menos los 
mismos colores que nuestro Tartareus; pero es específicamente distinto de 
este por la segunda pieza mediana del metatórax, que es transversal ó 
visiblemente mas ancha que larga, con su borde anterior recto, ó muy 
feblemente arqueado. Se halla en las provincias del norte, en Co- 
quimbo, etc. Macho desconocido, 



íí 




476 



FACWA CHILENA. 




L 



3. féfinékeanon eonmatus. f 

T-antennitsuprabruneis, subius rubeüis. articulis duobus báseos niarl*> 

Macho : largo del cuerpo, cuatro líneas. Ancho del mismo 
tomado desde el origen de las alas, tres cuartos de línea For~ 
mas ; semejantes á las de la precedente. Ángulo anterior de! 
triangulo ocelario mas abierto, teniendo poco menos ciento 
cuarenta grados. Ante-cuerpo mate, fuertemente puntuado con 
puntuación distinta y mas velluda, de pelaje herizado. El largo 
del metatorax es á la del corselete entero en razón de uno á 
cinco. Faz superior no pareciendo compuesta mas que de una 
sola pieza, bien que con el auxilio de un buen lente se puedan 
divisar algunas trazas partidas é indecisas de una pieza me- 
diana de donde el nombre de Connatus asignado á la especie. 
Costado radial de la segunda celdilla cubital tan largo como su 
costado cubital exterior, el interior algo mas largo. Nerviosidad 
que separa la radial de la tercera cubital, suavemente infleja 
Colores : antenas pardas por encima, encarnadinas por debajo 
Primero y segundo artículos negros. Cabeza, corselete, primer 
anillo del abdomen, patas, fuera las rodillas del primer par 
negras; segundo anillo y siguientes encarnados. Rodillas ante- 
ñores blanquizcas. Alas hialinas. Nerviosidades v estigma ne- 
gros. — Hembra desconocida. 

ven! !ecdon GraVenh0rSt ^ P " eSt ° t2mbÍen 6Ste **"»* en s « ">- 



h. 



Wch§éeumon íoelopterus* 



ápice brunets , ahs molaceis, nervüris nigris. - Long., 6 Un. ; tai., 1 l¡ n . US. 
Hembra : como en nuestro Tonare*. El segundo difiere 

£ D S 10 V eIafreDte mas fuerte ^ ladelmeS 
mpnt P f gUndapieza mediana deI metatorax profunda- 
mente escotada por atrás, por los ángulos posteriores de las 
P'ezas laterales mas salientes y «piniformes, por la faz distin- 






■— 



Insectos. 



m 



lamente tripartida por medio de dos carenas rectas y escabro- 
sas. Colores : primero y segundo artículos de las antenas, base 
del tercero, vigésimo uno artículo y siguientes negros. Extre- 
midad del tercero artículo, cuatro á veinte, amarillos. Cabeza* 
corselete, patas de los dos últimos pares negros. Abdomen ne- 
gro-azul muy luciente. Patas anteriores amarillas. Caderas, tro- 
canteros y base de los fémures negros. Extremidades de los 
tarsos parduscas. Alas violadas. Nerviosidades y estigma ne- 
gros. —Macho : semejante á la hembra. Abdomen mas adel- 
gazado. Antenas negras y anilladas de amarillo claro ó blan- 
quizco, anillo compuesto de los artículos quince á veinte, cir- 
cunstancia notable porque sirve para probar cuan fácil seria 
equivocarse mirando este anillo de las antenas como un carácter 
propio de las hembras solas. Podría yo citar también otros ejem- 
plos de lo contrario. 
Se halla en las provincias centrales. 

I. antecedenti afflnis ; antennis nigris, articulis ultimis subtus rubeilis; 
abdomíne nigro, nítido. 

Esta especie que pertenece, como la precedente, á ¡a primera 
sección de Gravenhorst, es tan vecina de ella, que le habría 
creído yo ser una variedad, si un examen un poco atento no 
me hubiese desengañado pronto. Tiene esta el dorso del abdo- 
men mas luciente, pero tan negro como el ante-cuerpo y despro- 
visto de reflejos azulados. Las antenas son negras y no tienen 
color encarnado mas que debajo de los últimos artículos. Los 
bordes de las piezas diversas melatorácicas tienen poca salida; 
La segunda mediana está en forma de corazón truncado por 
atrás, dilatada y bilobeada por delante; los tres compartimien- 
tos de la faz posterior oo están separados por aristas salientes, 
la del medio sola está mas hundida que las otras dos, como se 
necesita para el enderezamiento y la retirada del peciolo abdo- 
minal. El costado radial de la segunda celdilla cubital es tan 
grande como en el Connatus, al paso que en el lodopterus 
3a celdilla está tan encogida por delante como en el Mquicinc- 
tus. Macho desconocido. 

De las provincias del norte. 



1 



478 



FAUNA CHILENA. 



6. McftMewnon eastígatar, 

Lmg'Tun™ "****" *"** " "^ É " < ™ V¡mCe ° ; mítSC ' " Í»' ~ 
I. casíigaíor Fab, Sysi. Piez, p. 68; Grav. Ich. Éur, t. i, p. 12í . 

Antenas negras, setáceas algo mas largas que la mitad del 
cuerpo, las del macho derechas, lasde las hembras un tanto mas 
cortas y encorvadas. Tórax corcovado, el metatórax armado 
de dos espinas, y sus bordes menos sobresalientes en los machos 
que en las hembras. Alas mediocres, de un hialino tirando al 
amarillo, rara vez un tanto bruna, y las mas subpurpurescentes 
en la punta; estigma y nerviosidades negros. Patas mediocres 
parduscas y los tarsos de los dos primeros pares rojos en las 
hembras. Abdomen del macho casi el doble mas largo que el tó- 
rax y mas angosto, brillante, Sos segmentos de dos á cinco casi 
iguales, el de muchas hembras es algo mas largo que su tórax 
rara vez mas largo que la cabeza y el tórax reunidos, ovado ú 
oblongo-ovado, la punta obtusa y subplana hacia el vientre el 
segundo segmento á veces con un ribete de color de castaña.' 

JbThiSf 6 qU ! ? haUa 6 " IaS pr ° vincías centrale *> es'> con toda 
probabdidad, una de las que los Europeos han introducido en Chile. 



7. 



Jfefmemnon vioiaceipemnis. f 



/. «ntennis, eorpore pedibusque nigris; antennarum árticulis 45-M, V edi- 
Aw anuas cm femoñbus, tibmque anlU, nétwlis; alis obscuris violáceo 
rmcantibus. - Long. , 4 Un. ; lat , SfS Un. 

Macho : largo del cuerpo once líneas. Máximum de la anchura 
dos tercios de línea. Formas: semejantes á las del Castigator 
Cuerpo mate, mas fuertemente puntuado; pelage mas espeso! 
Las dos piezas medianas de la faz superior del metatórax igua- 
les en longitud; la segunda cuadrada. Colores : antena, cuerpo 
y patas negros; artículos de quince á veinte de las antenas ór- 
bitas internas, faz anterior de los fémures y de las canillas del 
primer par amarillos claros ó blanquizcos. Alas obscuras con 
reflejos de un bello violado purpúreo. 

..str"*™ 01 " 1 Hay ia » ,we ° — - •«— 



INSECTOS. 



479. 



8. Mehwewmon ttmicinctua* | 

/. scutello triangulan, túrgido, gibboso; antennis basí lúteo testaceis, 
semsim fuscescentibus , ápice nigris; capile, thorace, abdomine, pedíbusque 
tuteo- testaceis; mesothoracis disco lineato-bimaculatis ; alis hyalinis, lúteo 
lavatis , unimaculatis ; nervuris luteis. — Long., 6 Un. ; lat., 4 Un. 

Hembra : largo del cuerpo seis líneas. Máximum de la an- 
chura una línea. Formas : cuerpo estirado, finamente puntuado, 
poco velludo, bastante luciente. Escudo triangular, hinchado y 
giboso, como en las grandes especies del antiguo 6?. Trogus, 
Panz. y Grav. Meta tórax no menos luciente ni mas fuertemente 
puntuado que lo restante del ante-cuerpo. Faz superior dividida 
en cuatro compartimientos dispuestos en dos ringleras transver- 
sales ; la primera tan ancha como las otras tres reunidas, mucho 
mas corta, anchamente escotada por atrás. Pieza mediana de la 
segunda ringlera en trapecio ensanchado por delante, borde 
anterior redondeado ; piezas laterales cuadranglares, ángulos 
posteriores agudos y salientes. Faz posterior plana y feblemente 
inclinada hacia atrás, haciendo un ángulo bastante abierto con 
la faz superior netamente dividida en tres compartimientos. 
Suturas intermedias salientes, aristas costiformes. Abdomen 
proporcionalmente mas estrecho y mas alargado que en los pre- 
cedentes; primer anillo ensanchándose insensiblemente por 
atrás, costados no inflejos, surcos sub-marginales anchos y pro- 
fundos, empezando hacia el medio y llegando al borde posterior. 
Segunda celdilla cubital pentagonal, bastante ancha, su costado 
radial igual, á lo menos, á cada uno de los dos costados cubi- 
tales, ángulo posterior muy obtuso. Nerviosida d que separa la 
celdilla radial de la tercera cubital, feblemente arqueada y no 
sinuada. Colores : antenas amarillas-testáceas en su base, ponién- 
dose insensiblemente pardas, extremidad negra. Cabeza, corse- 
lete, abdomen y patas amarillos-testáceos ; dos manchas lineales 
en el disco del mesotórax, otra mancha grande en medio del 
mesosternum. Segmento escutelar y pos-escutelar, excluyendo 
sin embargo el escudo y el pos-escudo, contorno inferior y pos- 
terior del metatórax, dorso del cuarto anillo negros. Alas hia- 
linas y lavadas de amarillo, una mancha ahumada al frente de 
la segunda celdilla cubital, otra mas pequeña en el origen de la 



ii ;, 5 



W ***'*» 



480 



KAONA CHILENA. 



segunda discoidal. Nervosidades y estigma amarillos; el ra- 
dios cerca del estigma y las nerviosidades que atraviesan por 
las manchas ahumadas, pardos y negruzcos. - Macho desco- 
nocido. 

do? u rA h ° rSt faUbIefa debÍd ° P ° Der 6Sta especie en ía UQdéci ™ **cio a 
do sus Icneumones papiamentos dichos. Sin embargo, su facies la acerca 
m>£ sus criptas, y notablemente a sus Póstenos, bien que bemb 
de los primeros tengan su aparejo ofensivo de manifiesto, y los segundos 
tengan con frecuencia la segunda celdilla cubital chiquita y cuadrangular 
Reproduzco aqui uno de los numerosos ejemplos que me pareS 
mar el método seguido por el docto monógrafo. 

9. Mchnewtnon macuiico&a. f 

/. scmello Mido, plano, nítido, lato, posUce redondo; corpore pedibusaue 
nigrts , macula albida linean in tibiis anticis el coxis posiicis , alis subM- 
gmosis, nervuris nigris. - Long. , 3 Un. ; /«/., 4¡% Un. 

Hembra : largo del cuerpo tres líneas. Máximum de la an- 
chura un cuarto de línea. Formas : Jas antiguas no existen ya 
Disco del mesotórax casi plano, mate y fuertemente pun- 
uado; pubescencia nula ó caduca. Escudo no hinchado, liso 
luciente, ancho, corto y redondeado posteriormente. Faz supe- 
rior del metatórax puntuado-rugosa, dividida en cinco comparti- 
mientos por aristas muy salientes. Pieza mediana única trun- 
cada por atrás, terminada en punta por delante y alcanzando al 
pos-escudo, subdiyidida en toda su longitud por una carena 
mediana tan alzada como las aristas laterales ; piezas laterales 
anteriores en trapecios irregulares y encogidos hacia atrás; la- 
terales posteriores en cuadriláteros igualmente irregulares, án- 
gulos posteriores agudos pero poco prolongados y no espini- 
formes. inervaciones alares como en el precedente. Colores • 
cuerpo y patas negros. Escudo, una mancha lineal en el borde 
interno de las tibias anteriores, una mancha en forma de ere» 
cíente sobre el dorso de las caderas posteriores blancas. Alas 
algo ahumadas. Nerviosidades y estigma negros. -Macho : di- 
fiere de la hembra por su mas chiquita talla, por su estatura 
mas esbelta, por las rugosidades de su metatórax mas fuerte- 
mente expresadas y por sus alas menos ahumadas. Sus antenas 
no están anilladas ; los dos primeros artículos son entera- 




«i 



INSECTOS. 



481 



mente negros, los demás son negros por encima y pardos- 
encarnadinos por debajo. 

Este Ichneumon es de la tercera sección de los Iclineumones de Graven- 
horst, y no juzgando mas que por los colores, se prodria creer que es 
una variedad de algunas de las especies que le lie atribuido. Sin em- 
bargo, es muy distinto, por las formas del escudo y del melalórax, de todas 
las que conozco. ¡ Que lástima que el laborioso profesor de Bre^lau no 
haya puesto su atención en estas importantes particularidades ! Se halla 
en las provincias del norte, Illapel, Combarbala, etc. Las hembras vuelan 
poco y con diQcultad, y frecuentan las plantas muertas. 

I. pratcedenti afflnis; scuteílo albido antice nigro; coxis posticis immacit- 
latís. 

Hembra : formas y colores : talla de la del precedente, del cual 
difiere respecto á las formas, por la puntuación del metatórax 
distinta y no rugiforme, por la pieza mediana de la faz supe- 
rior no bipartida, por una carena longitudinal no llegando al 
pos-escudo, bien que todavía mucho mas larga que ancha y re- 
dondeada por delante, por las dos laterales anteriores juntán- 
dose por delante de la mediana única y formando juntas una 
sote basilar que estuviese escotada en arco de círculo en el 
tercio mediano de su borde posterior ; respecto á los colores, 
por las caderas posteriores sin manchas blancas, y por el borde 
anterior del escudo negro. 
Encontrado en los campos de Valdivia. 

§ II. Í1BYPTUS Grav. ; Teredro siempre mas largo que el ano. 

11. Mchnewvnon iateriwnnewUt. f 

/. niger ; antennis rubris ; scuteílo helvollo ; thorace lateribus albido ma- 
cúlalo ; abdomine segmentis 3-4-5 margine postica luteola ; pedibus rubris, 
coxis nigris; alis fuliginosis, nervuris nigris. — Lona., S Un. 412: lat.< 
1 Un. ij4. 

Hembra: largo del cuerpo, cinco líneas y media. Id. del ante- 
cuerpo, una y un cuarto de línea. Largo del corselete en el ori- 
gen de las alas superiores, una línea. Máximum de anchura del 
abdomen, tres cuartos de línea. Formas : antenas rolladas en 

Zoología VI. g¿ 



1 






% 



I 








m± 



FAUNA CHILENA. 



espirales hacia su extremidad, no pudiendo alcanzar al origen 
del abdomen. Ante-cuerpo puntuado y velludo. Puntuación dis- 
tinta en la cabeza y sobre el disco del mesotórax. Este de una 
sola pieza uniformemente convexa, separada del escudo por un 
surco transversal feblemente trazado. Escudo plano é inclinado 
hacia atrás, liso y luciente, ancho y muy grande. Borde posterior 
en arco de círculo corno en el Maculicoxa. Flancos del corselete 
y del metatórax rugosos y lijados. Un espacio liso é hinchado de 
cada lado debajo del origen de las alas. Faz superior del meta- 
tórax sin trazas distintas de compartimientos, su borde poste- 
rior algo realzado. Faz posterior cóncava y vertical. Abdomen 
muy luciente, pareciendo liso y glabro á la simple vista, poco di- 
latado en el medio, alcanzando su máximum de anchura en el 
borde posterior del segundo anillo ; el primero peciolado como 
en los precedentes; el segundo en trapecio curvilíneo ensan- 
chado hacia atrás ; el tercero rectangular, costados rectos y pa- 
ralelos; el cuarto encogido posteriormente; el quinto y los si- 
guientes de mas en mas estrechados y comprimidos. Segunda 
celdilla cubital en pentágono muy estrechado por delante, siendo 
su lado radial apenas igual al cubital interno, el cual es mitad 
mas pequeño que el externo, ángulo posterior muy abierto. Co- 
lores : antenas encarnadinas. Cabeza, corselete y abdomen ne- 
gros. Una mancha cuadrada en el espacio liso de los flancos del 
corselete, el escudo y los bordes posteriores de las tercera, 
cuarta y quinta placas dorsales del abdomen blancos. Patas en- 
carnadas. Caderas negras. Alas ahumadas. Nerviosidades y es- 
tigma negros. — Macho desconocido. 
De las provincias del sud. 



12, 



¿é/mewmoft ielracétmíhus. 



i. niger; antennis filiformibus corporis longitudine, articulis 7-14, tarsis 
posticis 2-4 albidis ; alis violaceis, nervuris nigris. — Long., 8 Un.; lat., 
5 Un. 4\% ; terebra, 3 Un. langa. 

Hembra : largo del cuerpo, ocho líneas. Id. del ante-cuerpo, 
tres líneas y media. Id. del primer anillo del abdomen, una línea. 
Id. del aparejo ofensivo manifiesto, tres líneas. Ancho del corse- 
lete, en el origen de las alas, línea y media. Id. del abdomen en 



>S 



m 



INSECTOS. 



483 



su máximum una línea. Id. del primer anillo en su extremidad, 
media línea. Id. del mismo en su origen, un cuarto de línea. 
Formas : antenas filiformes, no rolladas en espirales, tan largas 
cómo el cuerpo, de treinta y seis artículos sub-cilíndricos y con 
articulaciones poco sueltas ; artículos tres á diez alargados, mas 
distintos, poco mas ó menos iguales entre sí, los siguientes dis- 
minuyen rápidamente en longitud, ios últimos muy apretados y 
muy difíciles de contar. Ángulo anterior del triángulo ocelario 
recto. Ante-cuerpo mate, puntuado y pubescente. Puntuación 
fina y apretada en la cabeza y en el dorso del corselete, par- 
tiendo de su borde anterior hasta el escudo ; dos surcos longi- 
tudinales rectos y sub-paralelos, partiendo del borde anterior del 
disco del mesotórax y no alcanzando á su borde posterior. Flancos 
del corselete estriados. Escudo liso , luciente y no hinchado. 
Metatórax mate y fuertemente puntuado, dividido al principio 
en dos compartimientos principales, el anterior anchamente es- 
cotado hacia el medio de su borde posterior, subdividido en tres 
piezas, la mediana mas corta que las laterales, en trapecio es- 
trechado por atrás; segundo compartimiento entero, rugoso ó 
lijado ; suturas longitudinales y transversales salientes ; las se- 
gundas mas alzadas que las otras, sinuosas y prolongadas lateral- 
mente en especies de codillos espiriformes, de donde viene el 
nombre Tetracanthm aplicado á la especie. Abdomen finamente 
puntuado, luciente como el escudo. Peciolo propiamente dicho, 
deprimido, en prisma de tres lados y con aristas borradas, no 
depasando la mitad del primer anillo. Este bruscamente dilatado 
por atrás, siendo su borde posterior al del anillo siguiente en 
razón de dos á tres. Costados inflejos á la extremidad ; un tuber- 
culillo lateral encima del punto de inflexión. Segunda celdilla ra- 
dial grande, subcuadrangular, su costado radial apenas un poco 
mas corto que los dos cubitales reunidos, estos arqueados y for- 
mando entre sí un ángulo bastante abierto para simular un 
arco de curva continuo. Colores : antenas, cuerpo y patas ne- 
gros ; artículos siete á once de las antenas, dos á cuatro de los 
tarsos posteriores, blancos. Alas violadas. Nerviosidades y es- 
tigma negros. — Macho desconocido. 
Del norte de la República, Sotaqui, Saturno, etc. 



1 









H 



484 



FAUNA CHILENA. 



13, 



Wchnettimon vnaerocereu*. f 



/. niger, subglaber ; corpore nítido, sublevi; mesothoracis disco longitudina- 
titer bisulcato ; antennarum articulis 40-14 albidis; tarsis nigris, posticis 
articulis 2-4 albidis ; alis nigris cceruleo micanlibus. Long., 7 Un • lat 
S Un.; terebra, 24 Un. 

Largo del cuerpo, siete líneas. Id. del ante-cuerpo, tres líneas. 
Id. del primer anillo del abdomen, una línea. Id. del aparejo 
ofensivo manifiesto, dos pulgadas. Ancho del corselete en el 
origen de las alas, una línea. Id. del abdomen en su máximum, 
dos tercios de línea. Formas : antenas delgadas y filiformes, no 
rolladas en espiral, tan largas como el cuerpo ó mas, de veinte 
y cinco á treinta artículos, los últimos muy difíciles de contar. 
Cuerpo luciente, pareciendo liso y glabro ala simple vista, y con 
todo eso finamente puntuado y pubescente con el ausilio de un 
buen lente. Disco del mesotórax recorrido por dos surcos lon- 
gitudinales, rectos y paralelos, partiendo del borde anterior y 
no alcanzando al escudo. Este en plano inclinado, subtriangular 
y terminado en punta roma. Faz superior del metatórax divi- 
dida solo en dos compartimientos separados por una carena 
transversal bien expresada ; pieza anterior entera, lisa y luciente 
como el disco mesolorácico, su borde posterior escotado en el 
medio; escotadura enarco de círculo; pieza posterior mate, 
lijada, ribeteada posteriormente (con el ausilio de un lente de 
mucho aumento se distinguen en los dos compartimientos dos 
surcos obliterados, que pueden mirarse como trazas vestijiosas 
de una tripartición típica). Faz posterior entera, vertical, reti- 
culada con mallas bastante anchas ; flancos estriados. Primer 
anillo del abdomen una vez y media mas largo que la faz poste- 
rior y alzándose visiblemente por encima de él cuando se ende- 
reza hacia arriba, muy delgado, feblemente arqueado, aumen- 
tando insensiblemente en anchura de la base á la extremidad, 
su borde posterior es al del anillo siguiente como uno á tres; 
el segundo en cono deprimido, los tercero y cuarto subcilíndri- 
coí. Aparejo ofensivo notable por su excesiva longitud. Patas 
largas y afiladas ; la extremidad tibial de los fémures posteriores 
alcanza fácilmente á la extremidad del abdomen. Segunda ce¡- 



INSECTOS. 



485 



dilla cubital grande y ancha; costado radial á lo menos igual al 
mayor de los dos costados cubitales ; estos rectos, ángulo poste- 
rior también muy abierto, pero mejor expresado que en el Tetra- 
cantlins. Colores : antenas, cuerpo y palas negros ; órbitas in- 
ternas, artículos diez á catorce de las antenas, dos á cuatro de 
los tarsos posteriores, blancos. Alas negras con reflejos azules. 
Macho : bien que M. Gay haya traido muchas hembras de esta 
especie, la mayor parte de las cercanias de Santiago, no he ha- 
llado mas que un solo macho que pueda serles asociado. Ni si- 
quiera está en buen estado. El alfiler atraviesa el metatórax y 
nos oculta una parte de sus caracteres. Por lo demás, dejando 
aparte las particularidades comunes á todos los machos de este 
género, este individuo tiene exactamente los colores y las for- 
mas de los otros. 
Se halla en las provincias centrales, Santiago, etc. 



16. Mehn«t94»n<on pe«iise<gtMU9* f 

/. prcecedenti aflinis; thorace latiori, melathorace sulcis longüudinalibus 
disci latioribus, valde emarginatis ; abdomine segmentis ultimis alhido ma- 
culatis. — Long., 6 Un.; lat., 1 Un. 4j6 ; terebra, 9 Un. 

Hembra : largo del cuerpo, seis líneas. Id. del ante-cuerpo, 
dos líneas y media. Id. del peciolo propiamente dicho, una línea. 
Ancho del corselete, en el origen de las alas, una línea y un 
sexto. Id. del abdomen en su máximum, dos tercios de línea. 
Id. del aparejo ofensivo manifiesto, nueve líneas. Formas y co- 
lores : A primera vista, estos parecen tan semejantes unos y 
otros á los del Macrocercus, que esta segunda especie podría re- 
putarse una variedad con aparejo ofensivo menos desarrollado ; 
pero muy pronto se reconocerá el error observando que nuestro 
Pediseqims tiene el cuerpo mas rehecho y que su corselete es 
mas ancho, proporcionalmente á la longitud total, que su ante- 
cuerpo es de un color mas caido, que los dos surcos longitudina- 
les de su disco mesotorácico son mas anchos, mas hondos y fuer- 
temente almenados, que los dos compartimientos principales de 
su metatórax son igualmente mates, lijados y netamente tripar- 
tidos, que las suturas intermedias son salientes y no sulciformes, 
y que converjan por atrás, de suerte que las dos piezas media- 



486 



FAUNA CHILENA. 



lias son dos trapecios transversales ensanchados por delante que 
e peciolo propiamente dicho es mas largo, proporcionalmente 
a abdomen, que sus últimos artículos tienen manchas ó fajas 
blancas, á saber : dos pequeñas lineales postero-marginales en 
los tercero y séptimo, una faja sencilla, angosta y entera en el 
borde posterior del cuarto, del quinto y del s 3 sto • enfin que la 
segunda celdilla cubital es también mas ancha, siendo su cos- 
tado radial casi igual á los dos cubitales reunidos, estos rectos 
formando entre sí un ángulo muy abierto, de manera que la' 
celdilla parece casi cuadrángulas Macho semejante á la hembra 
Abdomen mas afilado, séptimo anillo y siguientes algo compri- 
dos. Debajo del primer artículo de las antenas, palpos, labro v 
caperuza, una mancha en el medio de la faz, bordes laterales 
del protorax, una línea encima del origen de las alas, otra mas 
larga debajo, una manchita en medio del escudo, una faja pos- 
tero-marginal en el tercero, igual á las de los cuarto y siguien- 
tes debajo de las caderas de los dos primeros pares, una mancha 
debajo del primer trocantero del segundo, un punto redondo en- 
cima de las caderas posteriores blancos. Otras partes del cuerpo 
coloreadas como en la hembra. 
Ambos sexos de Coquimbo. 



*:>, 



WehHeuwnojn tnetrinrus. 



I. pracedenti affinis, niger ; metathoracis dorso quinqué-partido; abdo- 

ZIZ T entÍS ^^ aim ° UneatÍS; UneÍS ad d0rsum l^doque 
mterruptis; tarsis poslms, secundo et tertio basi heívolUs ; nlis fuscis - 
Long., 5 Un. ; lat., 1 Un. ; terebra, 1 Un. 112. 

Hembra : largo del cuerpo, cinco líneas. Id. del abdomen 
comprendido el peciolo, tres líneas. Id. del aparejo ofensivo 
manifiesto, línea y media. Ancho del corselete en el origen de 
las alas, tres cuartos de línea. Formas y colores : también muy 
semejantes á los de las dos especies precedentes, y sobretodo 
a los del Pedisequus. Pero independientemente de la talla mas 
chiquita, y de la menor longitud del aparejo ofensivo, que es 
la mitad de la del abdomen, se distinguirá el Metriurus por los 
caracteres siguientes que me han parecido constantes. Faz supe- 
rior del metatorax netamente dividida en seis compartimienin. 



■ 




INSECTOS. 

dispuestos en dos líneas transversales, superficies de las seis 
piezas igualmente mates y fuertemente puntuadas; suturas lon- 
gitudinales y transversales, costiformes é igualmente alzadas, 
ángulos posteriores prolongados hacia atrás y condiliformes. Pri- 
mer anillo del abdomen bruscamente dilatado hacia los dos pri- 
meros tercios de su longitud; costados inflejos; un tubérculo 
submarginal encima del punto de inflexión ; siendo el borde pos- 
terior al del anillo siguiente en razón de uno á dos. Segunda 
c eldilla cubital visiblemente estrechada por delante, siendo su 
costado radial incontestablemente mas corto que los dos cubi- 
tales reunidos. Las diferencias de colores son menos importan- 
tes. Fajas blancas del abdomen mas anchas lateralmente, mas 
angostadas y algunas veces interrumpidas en el medio. Alas 
ahumadas, sin reflejos violados. Macho semejante á la hembra. 
Antenas, cabeza, palpos, protórax, flancos del mesotórax y pa- 
tas manchados de blanco como en eí macho del Pedisequus. Es- 
cudo negro. Alas hialinas. 

Var. A. — Macho: semejante al tipo, una mancha blanca en media 
del escudo. De las provincias centrales. 

16. Mchneuwnow rufitibia. f 

/. niger; ab domine nigro ; segmento tertio immaculat o ; ultimis fascialis; 
pedtbus nigris, anterioribus genuis, tibiisque rubris ; tibiis intermedüs ru- 
bris basi et ápice unimaculaüs ; macula minuta, nigra. — Long.,4 Un.; 
lal., 3\4 Un. ; terebra abdominis longitudine. 

Formas : Hembras : semejantes á las del precedente. Talla 
mas chiquita. Largo del cuerpo, cuatro líneas. Aparejo ofen- 
sivo manifiesto de la longitud del abdomen. Segunda pieza me- 
diana de la faz superior del metatórax ancha, pentagonal, su 
ángulo anterior agudo. Tercer anillo del abdomen negro y sin 
manchas. Fajas postero-marginales de los cuatro y siguientes de 
igual anchura y no interrumpidas en el medio. Patas negras. 
Rodillas y canillas anteriores, encarnadas; canillas intermedias 
del mismo color con una manchita negra en cada una de sus 
extremidades. 

Dos hembras de Coquimbo. Macho desconocido. 



488 



FAUNA CHILENA. 



17. 



MehneuÉnon tnetanoseetia. 



I. metathoracis dorso quinque-partito margine antica ¡titeara • - m hk» ■ 

JZ^r '* °7 VeCÍÜ0 al Precedente ' Segunda pieza mediana 
del metatorax hexagona. Borde anterior recto. Abdomen ente 
ramente negro. Patas negras; artículos intermedios dentar os 
posteriores blancos. - Macho desconocido. 
De las provincias centrales. 

18. Mchnemtmom Gíayi. f 

I. metathoracis dorso bipartito aut longitudinaUter bimJ^tn 

ñor del metatorax enteramente mate sin estar dividida ma aue 
en dos compartimientos como en el MacrocercnsflZlZ 
menos fuertemente puntuado que el otro, este sin imites po e 

-ores netamente trazados y confundiéndose tosensienfe ton 
la fax postenor, que de esta manera no es mas que una conti- 
nuacmn de la primera en un plano mas inclinado Primer anillo 
del abdomen sensiblemente ensanchado por atrás costado! 
no mflejos, tubérculos laterales borrados iLJ^' 
niflesto de la longitud del abdomen, cto %?£%£ 
y melónos». Colores : antenas, cuerpo v patas negros- art cu 
los once y doce de las antenas, órbitas anteriores y posler ™~ 
bordes laterales del protó.ax, una mancha lineal endm" 5 
ongen de las alas, otra en las escamas alares o "ncht 

■angulares en los ángulos posteriores de la tercera placa dor 
sal, una faja postero-marginal bastante ancha hacia los contados 

eos. Ala, obscuras, con reflejos violados. - Macho desconocido. 
De la Concepción. 






INSECTOS. 



489 



19. Ichneutnon supfoyrinws* f 

l.metallico-cccruleus, saturatior, nitidissimus; melathoracis dorso integro 
aut subbipartilo ; antennis Jiliformibus, omnino nigris, corpore brevioribus ; 
pedibus, genuis et tarsis anticis luteis; libiis, tarsis cteierum pedum fuscis ; 
alis violaceis. — Lony., 6 Un; lat., 4 Un. i¡í; terebra, 2 Un. i\%. 

Hembra : largo del cuerpo, seis líneas. Id. del abdomen, tres 
y media. Id. del aparejo ofensivo manifiesto, dos y media. Ancho 
del corselete en el origen de las alas, una línea y un cuarto. 
Máximum de la anchura del abdomen, una línea. Formas : an- 
tenas filiformes, un poco rolladas en espiral hacia la extremidad, 
mas cortas que el cuerpo, compuestas de mas de treinta artí- 
culos cilindricos y con articulaciones muy apretadas, los últimos 
muy difíciles de contar. Cuerpo brillante de un bello lustre me- 
tálico, pareciendo liso y glabro á la simple vista. Flancos del 
corselete estriados. Dorso del metatórax confusamente puntua