(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Introduccion A La Ergonomia Forestal Para Paises En Desarrollo Estudio Fao 100"

Introducciôn 

a la ergonomi'a forestal 

para paises en desarrollo 



Las denominadones emploadaB en esta pubUcadôn y la forma en 
que apareœn presentados loe dalos que oontiene no implican, de 
parte de la Organlzadôn de las Madones Unidas para la Agricultura 
y la Allntentadôn. Juido atguno sobre ta oondidôn jurfdica de pafses. 
terrltorios, cKidades o zonas, o de sus auloridades. ni respecio de la 
deiimitadôn de sus Ironteras o Ifniites. 



M-39 
ISBN 92-5-303177-8 



Reservados todos los deredK». No se podrà reprodudr ninguna parte de esta 
put>llcadôn, ni almaoenarla en un sistema de recuperadôn de dates o transmitirla 
en cualquier formao por cualquier procedimiento (electrônico, mecànico, fotocopia. 
etc.), sinautorizadônpreviadeltitulardelosderechosdeautor. Laspetidonespara 
obtener tal autorizadôn, espedficando ta extension de lo que se desea reproducir 
yelpropôsitoqueconellosepersioue.deberAnerviarsealDirectordePublicadones, 
Organlzadôn de las Madones Unidas para la Agricultura y la Allmentadôn, Viale 
dette Ternie di Caracalla, 00100 Roma. Italie. 



FAO 1993 



PROLOGO 



La Ergonomfa es la cienda que estudia la efidenda de las personas en su 
ambiente laboral. Su implementaciôn ha sido relativamente limitada en paises en 
desan'ollo. Las causas de esta situaciôn estân reladonadas tanto con la falta de 
recursos humanos y financieros, como tamblén, en el caso de la ergonomfa forestat, 
con el reducido prestigio del trabajo forestal y la consideraclôn generalizada, que la 
capacitaciôn en este campo significa un gasto en vez de una inversion provechosa. 

Esto es lamentable, al ser la ergonomfa uno de los elementos esenciales de las 
estrategias hacia la reducciôn de costos asociados con el tiempo muerto de 
maquinarlas, capacidad de procesamiento suboptimal y la subutilizaciôn como 
tamblén sobreexplotaclôn de recursos forestales, y los problèmes asociados. 

El trabajo forestal generaimente exige esfuerzo ffsico y, a veces, es peligroso. 
Ademâs, la provision de alimente de alto contenido energético, los servicios de satud, 
de atenciôn médica y otros, son a menudo limitados para obreros forestales. Todos 
ellos, y muchas otras deficiencias, apuntan liacia la necesidad de una mayor 
conciencia, capacitaciôn y extension en materias de la ergonomfa forestal. 

Este documente, dirigido hacia la instrucciôn a nivel técnico y laboral y a 
extensionistas forestales, describe los multiples aspectos del trabajo forestal y de su 
ambiente de trabajo en paises en desarrollo y propone las medidas que se deberfan 
tomar a nivel de empresas y nacional para majorer la seguridad de trabajo y para 
proveer a los obreros forestales - que pertenecen en la mayorfa a comunidades 
rurales - con la alimentaciôn adecuada, servicios de salud, de atenciôn médica y 
otros. 

La mecanizaciôn, y el constante crecimiento de la utilizaciôn de maquinaria 
costosa y sofisticada, exigen un aumento paralelo de la seguridad laboral y servicios 
de salud y atenciôn médica, a fin de garantizar que el trabajo forestal sea una 
ocupaciôn altamente productive, progresiva y segura. 




J.P.Lanly / 

Director 
Direcciôn de Recursos Forestales 
Departamento de Montes 



- n - 



Este documento se basa en el trabajo de Usbet 
Bostrand con sqx>rtes de Bengt Frykman, Bemdt 
StrehlkB, Frits Staudt, EUas Apud y Pertti Harstella. 

Los dibujos scm de Nils Forshed. 

£. Apud ejecuté la adaptaciôn a las condiciones 
forestales de Latino America. 

El Manuscrito fue editado por F.M. Schlegel con la ayuda 
de liza Giriing. 



m - 



1. INTRODUCCION 1 

1.1 Introduccidn a la Ergonomfa 1 

1.2 Un Modelo para la &gonomfa Forestal 4 

2. EL TRABAJADOR Y EL TRABAJO 7 

2.1 El Cuerpo Humano 7 

2.2 Requerimientos Energéticos y Carga Ffsica de Trabajo 1 1 

2.3 Posturas de Trabajo 20 

2.4 Nutriciôn 28 

2.5 Fatiga 32 

2.6 Perfodos de Descanso y Programacidn de las Horas de Trabajo 34 

2.7 Carga de Trabajo Mental y Stress 38 

2.8 Caracterfsticas Individuales del Trabajador 39 

2.9 Aspectos socio-culturales 41 

3. AMBIENTE DE TRABAJO 43 

3.1 Factores Ffsicos y Biolôgicos 43 

3.1.1 Clima 43 

3.1.2 Topograffa 49 

3.1.3 Plantas, maderas, animales, serpientes e insectos daninos, 
infecciones, etc. SI 

3.2 Factores Tecnolôgicos y de Organizaciôn 62 

3.2.1 Diseno, uso y mantenciôn de herramientas y maquinas 62 

3.2.2 Ruido 64 

3.2.3 Vibraciôn 70 

3.2.4 Substancias nocivas: productos qufmicos, 

solventes, gases, humo y polvo 74 

3.2.5 Ventilaciôn y corrientes de aire 80 

3.2.6 Iluminaciôn 82 

4. ACCIDENTES Y ENFERMEDADES OCUPACIONALES 83 

4. 1 Estadfsticas de Accidentes 85 

4.2 Investigaciàn de Accidentes 87 

4.3 Casi Accidentes 87 

4.4 Anâlisis de Sistemas 87 

5. MEDIDAS A NIVEL NACIONAL Y EMPRESARIAL 88 

5.1 Medidas a Nivel Nacional 89 

5.2 Medidas a Nivel Empresarial 96 

5.2.1 Medidas técnicas 96 

5.2.2 Enfoque conductal 102 

5.2.3 Medidas de organizaciôn 104 

5.2.4 Salud ocupacional y organizaciôn de la seguridad 105 

5.2.5 Servicios de salud ocupacional 108 



IV 



5.2.6 Primeros auxilios y tratamientos de emergencia 111 

5.2.7 Estudio del trabajo 112 

6. PROBLEMAS ERGONOMICOS EN DIFERENTES 

ACnVIDADES FORESTALES 114 

6. 1 Condiciones de Vida y de Trabajo de los Trabajadores 

Forestales en General 1 14 

6.2 Trabajo en Viveros 114 

6.3 Actividades de Plantaciôn 118 

6.4 Operadones de Madereo 123 

6.5 Carga y Descarga 136 

6.6 Otras Actividades Forestales 139 

6.6.1 Combate de incendios forestales 139 

6.6.2 Flotaciôn de trcmcos 140 

6.7 Procesamiento de Madera 141 

6.7.1 Riesgos de accidentes y medidas preventivas 141 

6.7.2 Riesgos de salud y medidas de prevenciôn 146 

6.7.3 Otros factore^ ergonômicos 148 

7. EL USO DE LAS LISTAS DE VERIFICACION ERGONOMICA 149 

7. 1 Antécédentes y Objetivos 149 

7.2 Condiciones requeridas 150 

7.3 Como usar la Lista de Verificacidn 151 

7.4 Lista de Verificaciôn Ergonômica de un Lugar de Trabajo 152 

BIBLIOGRAFIA 175 



1. INTRODUCCION 

1.1 ïntrpdtfcci^n a la Ergongmfe 

Por le gênerai, en la mayorfa de los pafses del mundo, las condiciones de vida y trabajo de los 
trabajadores forestales son pobres; muy a menudo, la eficiencia es tambien baja. El trabajo ffsico 
pesado y losmétodos, técnicas, herramientas y equipos inadecuados causan no solo accidentes, 
enfermedades y fatiga innecesaria, sino que también baja productividad. En los pafses donde se 
dispone de registros de accidentes, el trabajo forestal aparece como una de las ocupaciones mâs 
peligrosas, con accidentes frecuentes y severos ocasionando también muchas enfermedades. 

Mejorar la seguridad, la salud, el bienestar y la eficiencia laboral es una condiciôn bàsica para 
la prosperidad y para éstos fines la Ergonomfa es una herramienta importante. 

zOtfg gs la Ergonpmia? 

La palabra Ergonomfa es relativamente nueva; fue acunada hace unos treinta anos. Hoy dfa, se 
refiere al estudio de los trabajadores y su ambiente de trabajo. Esto significa fundamentalmente 
adaptar el trabajo al trabajador y la optimizaciôn del sistema hombre*trabajo-ambiente, con la 
debida atenciôn a la eficiencia, seguridad, salud y bienestar del trabajador. Esto también quiere 
decir ** adaptar el trabajador a su trabajo**; por ejemplo, dàndole el entrenamiento apropiado, 
proporcionandole la alimentaciôn adecuada y servicios médicos. Otros términos utilizados como 
sinônimos incluyen "Ingenierfa Humana** y *'Factores Humanos**, 

El campo de la ergonomfa es relativamente joven y el término ergonomfa es aûn desconocido 
para muchos. Sin embargo, esto no significa que los problemas y sus soluciones en el campo de 
la ergonomfa sean nuevos. El hombre siempre se ha esforzado por hacer mâs fâcil su trabajo. 
De hecho la mayorfa de las sofisticadas màquinas actuales se han desarrollado de las simples 
herramientas del pasado. 

Muy a menudo, en el transcurso de este desarrollo no se le ha dado la debida importancia a 
la seguridad, salud, bienestar y eficiencia del trabajador. Màs aûn, las maquinarias y 
herramientas accionadas por motor utilizadas hoy dfa, a menudo son disenadas sin considerar las 
capacidades y limitaciones del trabajador. De esta manera, la poblaciôn laboral continua 
arriesgando su seguridad, salud y bienestar en la forma que se ilustra en la Figura 1 . La 
altemativa a la mecanizaciôn es en gênerai el empleo de herramientas tradicionales, las que han 
permanecido sin variaciôn a través de los anos, a pesar de que sus disenos y métodos de 
utilizaciôn no son ôptimos. 

Una razôn para ésto, es que los hàbitos impiden descubrir soluciones simples a los problemas, 
por ejemplo, cambios menores en el diseno de herramientas y métodos de trabajo. 

En lugar de ver si las herramientas y métodos usados actualmente pueden ser modificados, 
existe una tendencia a aceptar las cosas como estàn, porque **asf es como han estado siempre**. 

ElemgntQS dg la grgonomfa 

La ergonomfa consta de dos elementos principales, estos son: 

1) Una parte técnica que se refiere a los aspectos pràcticos de optimizacidn de puestos de 
trabajo, màquinas, herramientas, etc., llamada también **Ergonomfa Aplicada**; 




Figura 1 . Màqtiinas y herramientas de uso actual acx^ionadas por motor 
exponen a los trabajadores a muchos riesgos. 



3 

2) Una parte humana . rrïacionada con la descripciôn y el conocimiento de las caracterfsticas 

fîsicas y fisiolégicas del hombre, en términos de medidas, reacciones, necesidades, 

ctptcidâdes y limitaciones. 

De acuerdo a eslo, la orgonomla no es una cienda simple, sino la sqilicaciôn de muchas 
disciplinas cientfficas, taies como anatomfa, antropometrfa, fisiologia, psicologia experimmtal 
y conductual, medicina e higiene ocupacional, sociologûi, patologfa, técnicas de aprandizaje, 
ingenieria y economià. 

Al principio, la ergonomfo fiie defmida como todos los pasos y medidas que se tomaban para 
adaptar el trabajo a las habilidades y limitaciones del individuo. El término "trabajo" era usado 
en un sratido màs amplio. Ademàs del trabajo mismo, inclufa localidades, posturas de tialxijo 
y todo aquello del ambiente laboral que fuera de importancia para el trabajador. En una etapa 
posterior, se dié a la defmiciôn de ergonomfa un sentido aûn mas amplio. Se hsm disefta^ 
métodos para analizar y mejorar el sistema completo hombre-trabajo-ambiente y la interrelacidn 
entre las diferentes partes dentro de este sistema. Esto se denomina anâlisis de sistemas o 
ergonomfa de sistemas (ver secciôn 4.4). 

En la aplicacidn de la ergonomia es también necesario incluir la interacciôn de este sistema 
con los sistemas sociales, polfticos y econômicos existentes. 

Para resumir, el principal objetivo de todos los esfuerzos de la ergonomfa es adaptar el trabajo 
a las necesidades, capacidades y limitaciones del hombre ajustando la tecnologia y organizacidn 
del trabajo, o ajustar el hombre al trabajo a través de entrenamiento e informacidn adecuados, 
ademàs de la entrega de alimentacidn y servicios de salud apropiados. 

Al evaluar si uria tarea es o no aceptable desde un punto de vista ergonômico, se deben 
considerar ciertos criterios, algunos de los cuales son, por ejemplo: 

a. Seguridad (proteccién de danos relacionados con accidentes del trabajo); 

b. Salud (ausencia o protecciôn de enfermedades relacionadas con el trabajo); 

c. Fatiga e incomodidad (la carga ffsica y mental de trabajo ûéberi ser ajustada a factores 
taies como edad del trabajador, sexo, condiciàn nutricional, capacidad ffsica); 

d. Seguridad de empleo; 

e. Satisfacciôn con el trabajo (encontrar el trabajo util e interesante, teniendo oportunidades 
de usar y desarrollar habilidades existentes y desarroUar otras nuevas en el trabajo); 

f. Remuneraciôn, seguro social y bienestar; 

g. Eficiencia (cantidad y calidad de producciôn). 

De los criterios antes mencionados los màs importantes son seguridad, salud y £sitiga. Si el 
trabajo no cumple con los estandares para estos très criterios, no es aceptable desde un punto de 
vista ergonômico. Los criterios de eficiencia deben ser logrados solo doitro de los limites de 
estas très consideraciones fundamentales. Afortunadamente, por lo gmeral, la eficiencia mejora 
cuando un trabajo se realiza en forma ergondmica, usando las herramientas y métodos 
adecuados. Un anâlisis de costo-beneficio, tomando en cuenta la economfa total de un pafs y no 
solamente limitada a empresas individuales, generalmente mostrarà las ventajas de la aplicacidn 
de la ergonomfa en la vida Is^ral. 

En algunas oportunidades los efectos negativos del trabajo forestal en la salud son indirectos, 
y por lo tanto diffciles de demostrar. Las enfermedades ocupacionales como las de la e^Kdda o 
las pérdidas auditivas demoran en desairoUarse; en taies casos se hace mâs diffcil tomar medidas 
preventivas. El mejoramiento de la eficiencia laboral como resultado de la aplicacidn de la 
ergonomfa también es, en muchos casos, diffcil de demostrar. No es fàcil cuantificar los 
beneficios econômicos si por ejemplo: 



* La producciôn es la misma, pero ios trabajadores la producen con menos esfuerzo, energik 
yriesgos; 

* la calidad mejora, pero no se mide; 

- d ausendsmo causado por accidentes y mfennedades relacionadas con el trabajo 
disminuye; 

- la salis&ccién de Ios trabajadores con su trabajo mejora, Uevando a una reduccién en la 
rotaciôn laboral; 

*- la imagen de la empresa mejora, haciendo màs fâcil el reclutamiento de trabajadores. 

Generalmente se tiende a medir fiactores faciles de cuantificar, como tambien poner màs 
en£aisis en las cosas que son mensurables. Esto Ueva generalmente a que otros fiactores, que 
tienen un impacto decisivo en Ios resultados, sean subestimados o se les de una prioridad mucho 
menor. Esta ha sido una de las mayores dificultades en la promocién de la ergonomfa. 

1.2 Un moddo para la ^rgQnçmk forestal 

La meta màs importante para la ergonomfa es ajustar el ambiente laboral al trabajador. El 
ambiente laboral puede ser definido como todas las condiciones, influencias y circunstancias que 
rodean y afectan al trabajador. 

H modelo presentado en esta publicaciôn intenta dar una estructura a Ios factores màs 
comunes e importantes. Es claro y fàcil de entender. No obstante, se darà un ejemplo para 
ilustrar como funciona. 

En la Figura 2 . Ios ** factores que afectan** estàn a la izquierda. Los factores en sus diferentes 
combinaciones constituyen el ambiente laboral. Existe una diferencia fundamental entre Ios 
factores originados en la naturaleza misma, como son dimension de Ios àrboles, terreno o clima 
y Ios factores creados por el hombre taies como herramientas, maquinarias, metodos de trabajo 
y organizacién. Los factores que se originan en la naturaleza propiamente tal son, por lo gênerai, 
màs dificiles de controlar. Esto es particularmente verdadero para las actividades forestales, en 
que Ios trabajadores realizan su trabajo al aire libre. 

Por este motivo, estos factores han sido puestos en un casillero separado: (1) Factores ffsicos 
y biolégicos . Los factores creados por el hombre se ponen en el casillero (2) Factores 
tecnolôgicos y de organizacién , Ejemplos de cada uno de Ios factores se muestran en la Figura 
2. Algunos de ellos pueden calzar en ambos casilleros (1) y (2), por ejemplo: animales usados 
para carga, forman parte del metodo utilizado; insectos bacterias y virus, generalmente son el 
resultado de condiciones sanitarias pobres, debido a deficiencias tecnolôgicas y de organizacién. 
A pesar de este y otros ejemplos, cada factor se ha puesto en un sélo casillero. 

Todos Ios factores en Ios casilleros (1) y (2) afectaràn al trabajador de una forma u otra. Esto 
esta indicado por la flécha. Hay sélo una flécha desde todos Ios factores. Es importante recordar 
que la combinaciôn de todos Ios factores conforma el ambiente de trabajo. Algunos de ellos 
pueden ser màs bien inofensivos cuando se considéra el efecto aislado de cada uno de ellos. 

Cuando se combinan con otros factores el resultado puede ser muy peligroso. Por ejemplo, 
d pago a trato puede ser ventajoso para algunos trabajos tanto para el trabajador como para el 
empleador. Cuando el sistema se aplica a trabajos peligrosos, que requieren de gran habilidad, 
expaienda y decisiones dificiles, como voltear arboles con motosierra, el resultado va a ser, por 
lo gênerai, un mayor numéro de accidentes y fotiga del trsOiajador. 

Otro qemplo es la exposicién a diferentes contaminantes ambientales d mismo tiempo, lo que 
darà como nêniltado nuevos efectos dd)idos a la combinacién de substancias dafiinas. El efecto 
total puede ser la suma de Ios efectos individuales de Ios diferentes contaminantes (1 + 1 »2), o 
puede ser mayor que la suma (l-hl==3); en este liltimo caso el efecto de las substancias se 
potencia, lo que se conoce como sinergismo. 



Factores que afectan: 



Factores 
Ffsicos y 
Biolôglcos 



^ ^ ^ Factores 
Técnicos y de 
Organlzaciôn 



Medidas a: 



Efectos en: 



Caracter- 

fsticas 

Indlvlduales 



Nivel 
Nacional 



Trabajador 



Producclon 



I 
I 



Sisteaa de retroallnentacion 



Nivel 
Eopresarlal 



Figura 2. Modelo para los problemas ergonômicos en el trabajo forestal. 




O 

a 

E 



O 

c 

00 



O 



u 



3 



Ei efecto finsd en d trabajador también (tepende de diferentes f^ffl^^ffaticas itldîYidffiriW 'tiites 
oomo edad, sexo, taUa y salud, por mencionar algunos. Por ejemido, muchas substandas 
qufmicas dafiinas tienen un ^ecto aûn màs nocivo en un fumador! 

Los efectos en el trabiyador, pued«(i tener distintos grados de severidad, desde sensaciôn de 
nudestar gênerai, hasta muerte. Los efpçtes CT gï trabaJador van a tener efectos en la producciiSn. 
La mayorb de éstos soa muy dificiles de cuantifîcar. También es diftcil establecer la rdaddn, 
por ejemplo, «itre la rotacidn laboral, la baja calidad o ineficiencia y la fatiga o stress mental 
causados pw factores tecnolôgicos y de organizadôn. 

Llegar a la conclusion de que algo difïcil de medir no es importante de estudiar séria un grave 
error. Por el contrario, es muy necesario évaluai y controlar los efectos de las malas condiciones 
de trabajo. 

El modelo tiene tambiâi dos casilleros que indican medidas para el mejoramiento de las 
condiciones de trabajo; en el casillero de la izquierda, aparecen algunas de las mflJidaf} ^\K iW 
deben tomar a nivel nacional. taies como legislaciôn, seguridad social y educacidn. En el 
casillero de la derecha, se incluyen las medidas que deben ser tomadas a nivel de empresa. taies 
como salud ocupacional, la organizaciôn de la seguridad, los sistemas de pago y el entrenamiento 
en el trabajo. Muchas de estas medidas deben ser tomadas tanto a nivel nacional como 
empresarial. Es necesaria una estrecha colaboracién entre los diversos cuerpos gubemamentales, 
asociaciones, instituciones educacionales y los représentantes de las industrias y diferentes 
empresas. 

En el modelo en la Figura 2 también hay una flécha marcada con lineas quebradas desde los 
casilleros "trabajador y producciôn", hasta los casilleros "nivel nacional y empresarial". Estas 
fléchas indican la posibilidad de obtener retroalimentacién de los trabajadores afectados por el 
ambiente de trabajo. 

La mayor parte del ambiente de trabajo es creado por el hombre. La flécha indica cémo los 
trabajadores, ya sea individual o colectivamente, pueden tener un impacto en su ambiente de 
trabajo. 

En las secciones siguientes, se discutirân casi todos estos factores. Algunos de los temas van 
a ser discutidos brevemente, ya que existe una gran cantidad de material escrito al respecto. 
También se necesitaria mucho espacio para tratarlos en forma significativa. Ejemplos de estos 
temas son: diseno, uso y mantenciôn de herramientas y maquinarias, técnicas de volteo y 
primeros auxflios. 

Los capftulos no estàn estructurados de la misma forma en que se han organizado los factores 
en el modelo. No tendria sentido enumerar todos los factores que intervienen, sin una 
descripciôn simultânea de cômo afectan al trabajador y la producciôn y cuales son las medidas 
de prevenciôn. Por ejemplo, los "factores de organizaciôn" no serân tratados en un capftulo 
aparté pero, cuando sea necesario, se discutirân en varios capftulos y muy a menudo como 
medidas de prevenciôn. 

El modelo también puede servir como ayuda para introducir la eigonomia por primera vez 
a nuevos grupos. 

2. EL TRABAJADOR Y EL TRABAJO 

2.1 El cuerpo humano 

Para entende; las interrelaciones entre el hombre, su trabajo y su medio ambi»ite, es necesario 
tener algdn conocimiento bâsico de anatomfa, que es el estudio de la forma y estructura dd 
cuerpo. Ademàs se requieren conocimientos sobre fisiologfa, que trata sobre los im>cesos 



fundonales dd orgamsmo. En esta introduccsôn a la ergonomia, se discuâràn brev^nénte 
algunos aspectos de estos temas, principalmente aquellos rdacionados coa d esc^d^o, 
articuladones, mûsculos y aparatos respiratorio y drculatorio. 

A. El esqudeto 

Aliededor dd 17% dd cueipo humano esté ccmstituido por d esqudeto, que consta 
de unos 200 huesos. De todas las diferentes partes que forman el esqueleto, es 
particularmente la columna vertébral la que esta sometida a mayor esfuerzo ftsico 
durante d brabajo. En términos générales, una de cada très personas sufrirà 
prd»lemas de espalda al moios una vez durante su vida. Problemas comunes son: 
dâtica (dolores espasmôdicos o persistentes del nervio ciàtico ubicado en la région 
de la cadera) y lumbago (una condiddn dolorosa de los mûsculos de la regidn 
lumbar). 

La columna vertébral (ilustrada en la Figura 4) esta constitufda por 24 vértd)ras. 
Entre las vértebras hay discos elàsticos cartilaginosos, que sirven como 
amortiguadores y que también dan la flexibilidad necesaria para doblar la espalda. 
Los discos tienoi un nikleo blando rodeado de un anillo fibroso. 



Pipita 4 . Columna vertébral. 



Cuando se levanta o Ueva una carga con la espalda derecha, los discos son 
presionados levemente en forma simultànea. De esta forma, la presidn en la espalda 
se distribuye en una mayor superficie. Eventualmente los discos recuperan «i forma 
original dêspues de abandonar la carga (ver Figura 5) . Los discos son n^ sensibles 
a la presidn cuando la espalda esta doblada que cuando esta recta. Si la presidn es 
muy grande o iiecuente, los aniUos fibrosos se puedm gastiur e incluso destrufr, con 



9 



io que d nâcleo gdatinoso puede salirse parcialmente. La persona pteatatsai 
eittxmoes d corrimiento de un disco, lo que es muy doloroso y causa laipui ausendas 
laborales. Cuando esta ruptura provoca presii^ de un nervio, se produdfà la dâtica. 
La forma de disminufr el riesgo de lesiones a la columna se discutirà posterioraiente 
en la Secciôn 2.3 "Postulas de tiabajo". 






igura S. Cuando se levanta o lleva una carga, los discos se comprimen 
suavemente en forma simultànea. De esta forma, la presién en los 
discos se distribuye en una superficie mayor y durante un perfodo 
de tiempo màs prolongado. Los discos eventualmente vuelven a su 
forma original, despues que se ha dejado la carga. 



B. Las articuiaciones 

Las articuiaciones hacen posible que diferoites partes del esqueleto se muevan. Los 
extremos del hueso en una articulacién estàn cubiertos por cartflago. Como no existen 
vasos sangufneos en el cartilago, este no se régénéra facilmente. Por esta razôn puede 
gastarse si se somete a un esfuerzo excesivo, que es el caso en la mayorfa de los trabajos 
pesados como el trabajo forestal. Las articuiaciones de la rodilla espedalmente, estàn 
sometidas a sobrecarga. La movilidad de las articuiaciones, generalmente disminuye cchi 
los anos. 



C. Los mûsculos 

Existe un gran numéro de mûsculos con diferentes funciones. Juntos constituyen alrededor 
de un 40% de la masa corporal. Los Usunados mûsculos esqueléticos, sobre los cuales 
trataremos aquf, son utilizados para los movimientos corpondes. Los mdsculos estàn 
fbrmados por fibras de células alargadas. Los mûsculos tienen la prc^iedad de contraerse 
hasta la mitad de su largo total. La capacidad de trabajo del mûsciûo esta directamente 
relaci(Hiada a su largo y grosor (numéro de células). 

En los mûsculos, la eneigfa qufmica se convierte en energCa mecànica y se libéra calor. 
Se necesitan oxfgeno y nutrientes, especialmente glucosa para el trabajo muscular, y éstos 



}0 



son ipntados al mâsculo por capilares sangufneos. Al mismo tiempo, ios capilaies sacan 
anhklrido caibônico y otras substancias de desecho taies como àcido Ucûco, El mûaoulo 
tiene ima capacidad inuy limitada de almacenami^to de oxigeno y nutrientes; dépende 
entonces de un suministro oontfnuo a través de la sangre. 

El niimero de vasos sangufneos, el grosor del miisculo y hasta cierto punto su longitud, 
puedoi ser aumoitados si el mûsculo se usa m forma continua y por perfodos prolongados. 
Mûsculos bien desarrollados van a facilitar el trabajo y también a fortalecer y sostener la 
columna vertd^ral y las articulacicmes. 

Si d mùsculo se contiae y lelaja en forma rftmica, el trabajo es dinàmico, pero cuando 
esta en tension por perfodos largos de tiempo, se habla de trabajo estàtico. El trabajo 
estàtico es màs cansador que el trabajo dinàmicx). Cuando el mdsculo esta en tension la 
sangle no fluye a través de él. El mùsculo entonces no tendra un aporte suficiente de 
oxfgeno y nutrientes, ni podrà eliminar desechos como âcido làctico, que tiene efectos 
tdxicos sobre el musculo. La acumulacidn de àcido làctico causarà fatiga muscular local 
dolorosa. El dolor no cesarâ hasta que el musculo se relaje y permita nuevamente el flujo 
de sangre. Ejemplos de trabajo estàtico son: mantener las manos alzadas sobre la altura de 
Ios hombros o tomar una carga pesada en las manos como una motosierra, un canasto con 
plantas o una cubeta de agua, por un perfodo de tiempo prolongado. Ejemplos de trabajo 
dinàmico son, andar en bicicleta, descortezar un tronco con una herramienta manual o 
caminar en el bosque. 

Cuando el trabajo es dinàmico y las necesidades y aporte de nutrientes y oxfgeno estàn 
en balance en el mùsculo, el trabajo puede continuar por periodos largos sin fatiga 
acumulada. 

D. Circulaciôn sangufnea y respiraciôn 

Los nutrientes que se necesitan en el mùsculo son absorbidos por la sangre cuandopasa a 

través del hfgado y es oxigenada en Ios pulmones. El corazén bombéa la sangre hacia la 

aorta (gran arteria que sale desde el ventrfculo izquierdo del corazén). La presiôn 

sangufnea aumenta durante el trabajo ffsico pesado, de otro modo, la carga para el corazôn 

séria muy grande. La gente mayor tiene generalmente presiôn arterial màs aùta que la gente 

joven. 

En reposo, el corazén bombea oitre 3 y 6 litros de sangre por minuto, pero en gente 
fteicamente bien entrenada que hace trabajo muscular pesado, puede bombear sobre 35 
litros por minuto. El pulso de reposo de una persona entrenada puede ser de menos de 55 
pulsacicmes por minuto, mientras que un individuo promedio tiene entre 60 u 80 
pulsaciones por minuto. Cuando una persona esta realizando un trabajo ffsico pesado el 
pulso aumentarà, lo mismo que el consumo de oxfgeno en Ios mûsculos. Si no estàn 
entrenados, el pulso aumentarà màs y con mayor rapidez. Por esto es posible usar el pulso 
de una persona como una medida relativa de su condicién ffsica y también para evaluar que 
tan pe^da es una carga de trabajo. Esto se discutirà màs ampliamente en la Seccién 2.2 
"Requoimientos energéticos y carga ffsica de trabajo". 

Adonàs de proveer a Ios mûsculos con nutrientes y oxfgeno y eliminar productos de 
desecho, la sangre también régula la temperatura del cuerpo y su balance de agua y sales. 

El oxfjgeno se obtiene del aire ambiental a través de Ios pulmones, desde donde difunde 
a la sangre cuando esta pasa a través de dlos. Al mismo tiempo se élimina anhfdrido 
cafbénico. La "potencia aeiébica** o consumo miximo de oxfgeno es laeapacidad màxima 



il 

de una persona de consumir oxfgeno en los mâsculos en tiabajo durante un t^eicicio 
exhaustivo. 

Cuando al mûsculo se le sportz. la cantidad de oxfgeno que este neceàta, ci tralM^ es 
"aerébico". Esto quiere decir que el azucar (1), junto con d oxfgeno (2) se convierte en 
agua (3), didxido de caitxmo (4) y energia mecànica mâs calor (S) de la siguiente foima: 

Trab^o aerdbico: 

Cj H,2 Oé + 6 O2 6 HjO + CO2 + energia libre 

(1) (2) (3) (4) (5) 

Cuando se realiza una actividad fïsica muy pesada, d aporte y requerimioito de oxfgeno 
no estân en equilibrio. En este caso los mûsculos obtienen la enogfa a través de "procesos 
anaerdbicos". Cuando el trabajo es anaerdbico, la pequeîla cantidad es oxfgoio almacenada 
en elmùsculo se usa râpidamente, produciendose insufienda de oxfgeno. El azûcar (1) sin 
el ox^eno es convertida en àddo làctico (2) y energfa mecànica y caldrica (3) de la 
siguiente forma: 

Trabqjo anaerébico: 

Ce H,2 Oé 2 C3 Hé O3 + energfa libre 

(1) (2) (3) 

El trabajo estàtico es anaerôbico y lleva a un aumento en el rftmo cardfaco y a un mayor 
consumo de energfa que el trabajo aerôbico dinàmico. Se necesitan también mayores pausas 
de trabajo para suplir la defidenda de oxfgeno. El trabajo estàtico y anaerdbico es por lo 
tanto poco econômico y deberfa evitarse siempre que sea posible. Las razones màs 
comunes de trabajo estàtico son: puestos de trabajo, herramientas y equipos mal disenados. 

2.2 Requerimientos Energéticos y Carga Ffsica de Trab^io 

El consumo de energfa qufmica a través de la ingesta de alimentos y el gasto de energfa 
mecànica se expresan en kilocalorfas (kcal) o Joules (J). Una kcal equivaîe a 4. 18 kJ. Una kcal 
es la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura de un kilo de agua en un grado 
cmtfgrado desde 14.5 a 15.5 grados. Un kJ rq>resenta la oiergfa necesaria para de^^lazar un 
kilôgramo de peso, un métro, con una fuerza de un Newton. El uso de la kcal esÂà siendo 
reemplazado por la unidad joule. 

Mgtabolismo 

El término usado para defmir los procesos qufmicos que ocurren ccmtinuamente en la célula para 
sus actividades y supervivencia es "metabolismo" y se ha discutido brevemmte en el csphulo 
anterior. Estos procesos se ilustran en la Figura 6 . 

Mtiafffîlliinffî \nm} 

Cuando no se realiza ninguna actividad ffsica y se esta recostado con estômago vacfo, aén se 
requière una mfnima cantidad de energfa para el "metabolismo basai". Esto significa que se 
necesita energfa para la mantencidn de los procesos vitales como bombéo de sangre, metabolismo 



n ^^^ 

celular, re^Nfadén, actividad glandular' y negulacién de la temperatura cofporal. La eaergia 
basai requerida dependerâ dd tamaAo cocponl, aexo, edad, temperatura dd cuerpo, toi^wnitura 
ambiental y embarazo. Vaiik entre 4180-8360 kJ (1000 a 2000 Iccal) para k» adattos. 




Figura 6 . El término "metabolismo" se usa para describir los procesos quimicos que ocurren 
continuamente en la célula para sus actividades y supervivencia. 

fingrgfa para el trabajg 

Ademâs de la energfa requerida para el metabolismo basai, las necesidades energéticas aumentan 
cuando se realiza cualquier actividad ffsica. La magnitud del aumento dependerâ de lo pesado 
que sea el trabajo. 

Es posible estimar indirectamente el gasto de energia, midiendo el consumo de oxfgeno. Cada 
litro de oxlgeno consumido por el cuerpo, es équivalente a 20. 1 kJ (4.8 kcal) de energfa, lo cual 
corresponde al "valor calôrico" del oxfgeno. Cuando se calcula el consumo de oxfgeno se édbc 
establecer la diferencia enbe la concentraciôn de oxfgeno en el aire ini^irado y la del aire 
e^ûrado. Esta diferencia, multiplicada por el volumen de aire espirado, corresponde al oxfgeno 
que ha sido consumido. 

Cuando se discute la carga fisica de trabajo, algunas veces es de cierta utilidad categorizar 
los tiabajos de acuerdo a cuanta energfa extra se requière para 8 horas de trs^o diario de la 
«iguioite fKMmia: 



' Glândula: Un drgano o grupo de células que secretan y extràen ciertas substancias de 
la sangre y la transforman en nuevos compuestos. 



13 

< 4180 kJ (< 1000 calorfas de trabajo 

por 8 hrs. diarias trabajo liviano 

' 4180-6680 kJ (1000-1600 calorfas de trabajo) 

por 8 hrs. diarias trabajo moderadamente pesado 

6680-8360 kJ (1600-2000 calorias de trabajo) 

por 8 hrs. diarias trabajo pesado 

> 8360 kJ ( > 2000 calorfas de trabajo) 

por 8 hrs. diarias trabajo muy pesado 

Estas cffras son muy générales y dependen de la capacidad aerdbica de la persona. 

Las cffras pertenecen a hombres y se sugiere que se bajen en un 25 a un 30% para mujeres. 

La energfa consumida por el metabolismo basai y en cualquier otra actividad que no sea el 
trabajo debe ser sumada para obtener la energfa total consumida en 24 horas. 

Estudiando el consumo energético es posible determinar el esfiierzo ffsico de un trabajo. El 
conocimiento del consumo de energfa es util, por ejemplo, cuando se compara la eficiencia de 
las herramientas y métodos de trabajo, cuando se programan las pausas y cuando se establecen 
los requerimientos nutricionales de los trabajadores. Sin embargo, no provee informaciôn sobre 
el stress u otro factor ambiental que afecte al trabajador. 



Rgçrgaçi^n y gngrgfa 

La vida no es s61o trabajo y descanso. Fuera de las actividades de trabajo se requière energfa 
que algunas veces -es llamada "calorias de recreaciôn". La Figura 7 résume los diferentes tipos 
de requerimiento energético. La figura esta simplificada y da la impresién de que las difer^Kias 




1000 1600 

. Moderada- 



2000 



3000 Calorias de trabajo 
por 2A h 



Nivel de trabajo Liviano 



nnente 
pesado 



Pesado 



Muy 
pesado 



4200 6700 8400 12600 kiloJoules 

por 24 h 

Figura 7 . Resunien dd consumo total de eneiifa de un hombre, compuada con su consumo 
de trabajo. 
Fuente: Hettinger en Grandjean (1982). 



14 



lablaJ.. Gasto energétioo en el trabajo forestal* 



TRABAJO EN VIVERO FORESTAL 

- trabajar con azadon 

- desmalezar 

- botar y transportar caigas de maleza 

PLANTAR 

- excavar surcos de drenaje con herramientas 

- plantar numualmente 
" plantar con mâquina 

- manejar tractor y arar sentado 

- manejar tractor y arar parado 



Peso cabeza del hacha cortes/ min. 
1.25 kg. 20 

0.65-1.25 kg. 35 

2.0 kg. 35 

VOLTEO, DESRRAME, ETC. 

- volteo 

- desrrame 

- descortezado 

- cortar madera 

- arrastrar madera 

- apilamiento de madera 

- transporte de rollizos 

- apilamiento de rollizos 

TRABAJO CON SIERRA EN EL BOSQUE 

- afilar la siora 

- transportar motosierra 

- trozado con sierra manual 

- aserrado horizontal con sierra manual 

- trozado con motosierra 

- aserrado horizontal con motosierra 



*£uaile: Adaptacidn Watt de Dumin* J.V.G.A. y Passmoie, R. "Energfo Trabajo y 

Recreaciôn" Hdnemann, Londres, 1967. 
** para kJ multiplicarpor 4.18. 



kcal^^/min/ hombre 65 kg 


Rango 


Promedio 






5.9 






4.7 






4.2 






8.0 


5.5- 


11.2 


6.5 
2.8 


3.4- 


5.4 


4.6 


5.6- 


7.5 


6.6 


PERPENDICULARES 








5.5 


9.1- 


10.6 


9.8 
10.0 


6.8- 


12.7 


8.6 


5.2- 


11.6 


8.4 


5.2- 


12.0 


8.0 


8.6- 


9.7 


8.8 


7.8- 


9.8 


8.8 


5.1- 


6.4 


5.7 


9.9- 


14.4 


12.1 


8.3- 


15.9 


12.1 

3.2 
6.5 


6.4- 


10.5 


8.6 


6.8- 


7.7 


7.2 


2.9- 


5.0 


4.3 


3.6- 


6.4 


5.4 



15 

— ■- ^--^-^-^. |. ^^ i.iiiiiiii 1.1 [Hiiiiiiiii n--[ - -■■ 'I ■■ .... I . . .. , ■,, ,„. ,,,,„ „. , ...1 ,. .- .,..,., /...Mut. 

en cl gasto energético diario se deboi solo al trabajo. Esta no es completamente verdadero y 
algunas personas gastan considérable cantidad de energâi en recreaciôn. Muchas pasan tambi^ 
su **tiempo de recreacién"* trabajando en forma informai. 

Gasto energético y carga fifsica de trabaio 

Para ilustrar como puede variar la carga ffsica de trabajo, en la Tabla 1 se présenta una série de 
actividades ffsicas y el gasto energético por minuto correspondiente* Sin embargo, las cifras 
anotadas deben ser consideradas solo en forma relativa, ya que varian dependiendo del tamailo 
corporal, sexo, edad, estado ffsico, ritmo de trabajo y herramientas y técnicas utilizadas. 



El consumo de energfa cuando se trabaja con una herramienta como un hacha, una sierra de 
mano, una pala o carretilla, varia considerablemente dependiendo del tipo, diseno y 
mantenciôn de la herramienta. La Figura 8 muestra un ejemplo de esta diferencia de gasto 
energético cuando se utilizan très tipos de sierra diferentes para volteo de àrboles (sal). En este 
estudio realizado en India, se observé al comparar el gasto energético por métro cuadrado, que 
la sierra de arco (Raker 2:1) era una altemativa mâs econômica que la sierra de trozado 
accionada por dos hombres (Raker 2: 1) y que la sierra de trozado operada por un solo trabajador 
(Peg-tooth). 

I 2xSD 

1 sierra de trozado de dos hombres (Raker 2:1) (n=7) 

2 sierra de arco (Raker 2:1) (n = 8) 

3 sierra de trozado de un hombre (Peg-tooth) (n=8) 



kcal/min 



7.5 1 



cm^/min 



kcal/m^ 



2s ' 



1D0 



100 



50- 



à: 



\o:<i 



Irh 



000 



too- 



^00 



Carga Rendimiento Oasto energético 

Fisiolôgica de trabajo por m. cuadrado 

Figura 8 , Comparaciôn de très tipos de sierras en volteo de àrboles (sal) en India. Fuente: 
Hansson, Lindholm, Birath (1966). 

En otro estudio se demostré que redisefiando o ajustando el diàmetro de las ruedas de una 
carretilla de mano, la presiôn de los neumàticos, la altura de los mangos sobre d nivel del suelo 
y la distribucidn de la carga entre el eje de la rueda y los mangos, se podfa aumentar la 
capacidad de carga en un 40 %, sin aumentar la carga fisiolôgica de trabajo. 

La Figura 9 nos da otro ejemjrio de! mismo estudio. En ella se destaca la importancia àc la 
mantenciôn de herramientas. El valor promedio del gasto en^gético por métro cuadrado de 
madera aserrada fué 120% màs alto cuando se utilizaron sierras con una mantenciôn inadecuada. 



16 



Sqw Na l-S.Siecra dp litinr do6 opérai 

usadtts y maotenidas localoieiite (Dicntcs Cjos) 

Sqw No. &. Sierra de trozar dos operarioa 

tccnicameote bieii mantenidas (Dientes fîjos) 



cm /min 
800 



600 • 



W) 



200 



! 

/A 



kcal/m* 
600 



(»00 



«0 



200 





1 


l 


3 


W 


5 




1 

!2: 



Gasto de Enerva 
por m^ 



Rendimiento 
del Trabajo 

Figura 9 . El signifîcado de la mantenciôn de herramientas 
Fuente: Hansson, Lindholm, Birath (1966). 



APORTE: 100% Energfa Qufmica 

Pér^idas 




Gases de 
combustion 35% 

Agua de 
refrigeraciôn 30% 

Radiaciôn 6% 

Aparatos 4% 




\ U tf i I Ltfc ^ '^tl^ . \iék\kSS^ 



P^rcli<}as 

Calor 70% 

al estado de: 

. evaporaciôn 

. conducciôn 

. convecciôn 

. radiaciôn 

Otras pérdidas 
5% CO2, orina 



RENDIMIENTO: 25% energfa util 



25% energfa dtil (maxime) 
B. Métabolisme del cuei^x) 

liumaQfi 



Figura 10 . La eficiencia de i;/^vemiii!^ dç enei^gfa del métabolisme del cuerpo humane 
comparade cen una màquina de combustion. 
Fuente: Ingemsr Eile -èxonoïw\ Hennods, 1973. 



Algunas veces se compara el métabolisme dd cuopo humano oon una méquina de combustiâii 
intnna, dd>ido a la semejanza eatxt ambos para convertir la energfa qujfmica en energia 
mecànica. Esto esta ilustrado en los dos diagramas de la Figura 10 . 

Cuando se compara el consumo de energfa (aporte) con la en^gfa mecànica medible 
(rendimiento) es exddente que solo una pequefia porciôn es utilizada para trabajo mecànico. En 
el cuerpo humano, la pérdida de calor Uega aproximadamente al 70%. 

Si el trabajo se lealiza en la forma màs eficiente, usando los mùsculos largos de las piemas, 
realizando movimientos dinàmicos y con un rftmo que permita a los mûsculos trabajar en forma 
aerébica, entonces es posible obtener un 25% de energfa util. Bajo condiciones menos 
favorables, con esfuerzo completamente estàtico, la eficiencia sera cero. La Figura U ilu^ra 
algunos ejemplos de eficiencia en diferentes actividades. 



^'"^> 






Sentado 



Parado 
a - 101 



Arrodlllado 
30 - AOl 



Inclinado 
50-601 



Figura 11 . Aumento relativo en el consumo de energia en diferentes posturas 

Al observar la Figura 11 se deduce que la eficiencia puede aumentar en forma considérable 
evitando arrodillarse o doblarse hacia adelante, siempre que esto sea posible (por ejemplo cuando 
se Uena una maceta con tierra.) 

Considerando el numéro de trabajadores que sufren de malnutricidn y que al mismo tiempo 
gastan su escasa energfa por malas posiciones, se hace évidente la importancia del mejonuniento 
de los lugares de trabajo y herramientas que favorezcan posiciones ergondmicamente faivorables. 



Temperatura dei cueroo 

La temperatura éptima para los drganos intemos del cueipo humano es de alrededor de 37 grados 
C. Fluctua desde aproximadamente de 36.5 grados C durante la noche a 37.5 grados C durante 
el dia. Es mes baja temprano en la maAana. Una variacién de temperatura entre 36 y 40 grados 
esta dentro del rango normal. La temperatura varfa entre las diferentes partes dd cuerpo. Por 



m 

ejemplo, biyo oondidones normales y oonforlables alcanza 30 grados en la punta de los dedos 
de maïKM y pies, pevo alrededor de 35 grados en el tronoo. 

froduccién de calor 

En toda odula viviente, al menos 70% del aporte eneigético se convierte en calor oomo resultado 
dd metabdismo. En leposo, la maycH' parte de este calor (70%) es producido en los intestinos 
y en d sistema novioso central que poseen un alto inetadx>lismo. El 20 % restante se produce 
en los mûsculos. 

Cuando se realiza una actividad ffsica, la produccidn de calor aumoita principalmente en los 
mûsculos. Durante d trabajo fifsico muy pesado puede diez veces mayor, e incluso màs, que en 
r^oso. 

Control dd balance de çaior 

El cuerpo humano bàsicammte sigue las mismas leyes fïsicas que cualquier otro objeto. El 
principio es que el calor siempre fluye desde un area màs caliente a una mis frfa. 

En d cerebro hay un centro para el control de los mecanismos que regulan la temperatura del 
cuerpo. Para mantener la temperatura corporal, especialmente de los organos intemos, el exceso 
de calor producido debe ser eliminado y emitido al medio ambiente. 

La mayor parte del transporte del calor intemo es realizado por la sangre. El calor es emitido 
prindpalmente a través de los vasos sanguineos dilatados en la piel. Desde la piel el calor se 
élimina parcialmente en "forma seca", vale decir por radiaciôn y convecciôn, una parte mfnima 
por conducciôn y una parte en "forma mojada" por evaporaciôn de agua. 

La velocidad del aire y la diferencia de temperatura entre el aire y la piel, son factores 
déterminantes para la convecciôn. El factor decisivo para la radiaciôn es la diferaicia de 
temperatura entre la piel y las superficies adyacentes. La conducci(te de calor ocurre cuando hay 
cmitacto directo con el medio que rodea al cuerpo. Desde el punto de vista ergonômico la 
conducciôn es de menos importanda, excepto aquella que se produce desde y hacia los pies y 
manos. De la evaporaciôn total, 2/5 del calor es eliminado por el aire espirado y 3/5 por 
eliminaciôn de sudor por la piel. 

Si la pid se calienta, como por ejemplo cuando se toma un baiîo caliente, el transporte de 
calor va a ser a la inversa. 

La temperatura ambiental idéal para los seres humanos, estando desnudos, es de 28 grados 
C. En rq)oso a esta temperatura, d calor producido por los procesos metabôlicos estarà en 
equilibrio con d calor perdido por convecciôn, radiaciôn y evaporaciôn. Bajo estas condiciones, 
alrededor dd 75% se élimina por convecdôn y radiadôn y 25% a través de evaporaciôn. 

El control de la circulaciôn sangufnea y la sudoraciôn de la piel son los mecanismos màs 
iflqxMTtantes de regulaciôn de calor del cuopo en caso de una sobrecarga calôrica. Hay 
alrededor de dos millones de glàndulas sudorfparas en la piel. Son activadas en un orden 
determinado, empezando con las grandes superfides dd tronco y las piemas. Si d sudor se 
evs^pora de la pid, esto la enfriarà. Cuando todo el cuerpo se moja, el enfriamiento es mucho 
màs efidonte. 

Para permitir un mayor transporte de calor a la piel, el ritmo cardfaco y la presiôn aumentan. 
Màs sangre fluirà a 1 1 piel y se darà una menor prioridad al flujo sangu&ieo a los mdsculos y 
ôfganos digestivos* Esto se traducirà en una disminuciôn de la actividad muscular y de la 
efidenda y en una reducciôn de los procesos digestivos. 

Los efectos dd calor y otros factores dimàticos en d cueipo humano y la capaddad de 
trabajo, se discotifàn màs adelante en la Secciôn 3.1.1. "Clima" . 



19 

Ritmo CMidfaco 

El consumo de oxigeno es una medida de consumo de energià. Biyo dertas «ondiciones tiene una 

rdaciôn lineal con d ritmo caidiaco. Esto se puede ver en la Figura 12 (curva D). 



i 



?^ando bajo 
diciones 
caiurosas 



Trabajo muscular 
estatico 



o dinamico 
iQvolucrando pocos 
nusculos 



a 



2 

o 

o 

•8 

•H 
iJ 




Trabajo dlnanico. 
iQvoIucrando muchos 
nusculos 



Energia consumido con stress credente 



Figura 12 . Aumento del ritmo cardiaco asociado con variados tipos de stress. 
Fuente: Grandjean (1982). 



Sin embargo, a veces, el consumo de oxfgeno (energia) subestima el stress en el corazôn y 
el ritmo cardfaco aumenta màs rapidamente que el consumo de oxfgeno. Esto ocurre cuando por 
ejemplo se trabaja en un ambiente muy caluroso (ver curva A), cuando el trabajo es estatico (ver 
curva B), o cuando sélo unos pocos mûsculos estàn involucrados en un trab^o dinàmico (ver 
curva C). Por supuesto, la combinaciôn de estos factores aumentarà adn màs el stress en d 
corazôn. 

Medir el ritmo cardfaco (pulso) es, por lo tanto, una forma util de establecer la verdadera 
carga de trabajo. Es también la forma màs simple de estableco' el esfuerzb del trs^ador. 

Cuando se controlan factores taies como temperatura dd aire, mdsculos usados, tipo de 
trabajo, consumo de alimento, café, etc. o fumar inmediatamente antes del estudio, hay una 
relaci<^ entre carga de trabajo, consumo de oxfgeno, ritmo cardiaco, ventiladdn pulmonar y 
temperatura del cuerpo, como se muestra en la lalzla^. 



20 



XdziaJl. Metabdlismo» ttapinàén, temperatoia y ritmo caidiaco, como iadicadoies de 
csfsft <te tralHyo. 



Carga de trabajo Consumo de VentUaciâi Temperatura Ritmo card. 

oxfgmo pulnumar rectaJ *C Puls./min 

litn^min. litro/min. 



"Muy bajo" 


0.25-0.30 


(descansando) 




•Bajo" 


0.50-1.00 


"Modeiado" 


1.00-1.50 


"Alto" 


1.50-2.00 


"Muy alto" 


2.00-2.50 


'Extremadamente 




alto" 


2.40-4.00 


(déporte) 





6-7 



37.5 



60-70 



11 


-20 


37.5 


75-100 


20 


-31 


37.5-38.0 


100-125 


31 


-43 


38.0-38.5 


125-150 


43 


-56 


38.5-39.0 


150-175 


60 


-100 


sobie39 


sobre 175 



Fuehte: E.H.Christensen en Grandjean (1982). 

2.3 Posturas de trab^o 

EL tiabajo muscular estàtico, las enfermedades de la espalda y los problemas articulares causados 

por posturas de trabajo defidentes ya han sido mencionados en las Secciones 2. 1 y 2.2. Estos 

y otros aspectos relacionados con posturas de trabajo seràn discutidos màs adelante en esta 

secciôn. 



A. Manipulacién de cargas 

UvantamtgntQ de carga 

En el tn^ajo forestal, el levantamioito manual y tranqwrte de cai^as es muy comùn, pero édbe 
evitarse o limitarse tanto como sea posible, especialmente cuando la carga es pesada y/o fkbt 
ser alzada desde un nivel b^o. Es difïcil dar cifras para el peso ôptimo o mâximo de una carga 
que va a ser levantada, debido a que existen muchos otros factores que consid«rar, taies como 
forma y tamafio, numgos, ayudas para levantar y la frecuencia de levantamiento. En cualquier 
caso, el levantamiento de c^jeios muy pesados debe evitarse. En algunas ocasiones, por razones 
I^àcticas, se han establectdo los Umites superimes de carga. 

Si levantar im objeto es inevit^le, se deben tomar todas las precaudones posibles para 
£adlitar d tr^nyo, de modo de evitar problemas de dolores de espalda y ausentismo i»^olongado. 

Si el levantamiento se realiza en forma firecuente, el puesto de trs^jo puede ser equipado con 
ayuda mecénica como, por ^emplo, una gnia. En lugares de trabajo permanoite, la caiga puede 
ponorae en una rampa espeâsl, de modo que permita levantar el objeto desde una altura 
convenimte. Esta deberia tener al menos 40 cm. sobre d nivel del piso. Deberâ haber suficiente 
espaào para los pies bsyo la rampa, de modo que el trabajador pueda pararse cerca de la carga 
cus»do la levante. 



21 

Si la carga no tiene asid^os, el trabajador puede usar un arnés o una cuerda^ Por «jeaii^, 
cuando se levantan trozos desde d &uelo, las biazos puoden extenderse usando ganchos o pînzas^ 
esto perniitii q\» la espalda se mantenga erguida (ver Figura 13V 






Figura 13 . Para permitir a la espalda permanecer derecha cuando se levanta un tronco desde 
el suelo, los brazos se pueden alargar mediante el uso de ganchos, pinzas, etc. 

Muchos problemas de espalda pueden evitarse usando técnicas apropiadas para levantar la 
carga. Cuando se levanta con la espalda doblada hacia adelante y las piemas estiradas como se 
muestra en la Fi gura 14A . la presiôn en las vértebras inferiores se concentrari solo en una 
pequena parte de los discos. Si los discos son muy sensibles a presiones desiguales, el riesgo de 
lésion sera muy grande. 

El levantamiento deberia ser hecho como se muestra en la Figura 14B : 

. la espalda derecha en una posiciôn erecta 

. las rodillas dobladas 

. los pies ligeramente separados con un buen apoyo de pies 

De esta forma la presiôn en los discos va a estar distribuida uniformemente y el riesgo de 
dolor de espalda disminuirà. 
Ademàs: 
. la carga debe ser mantenida cerca del centro del cuerpo. Sostener 10 kg. a una 

distancia de 80 cm. del cuerpo es un esfuerzo équivalente a sostener 50 kg. 

cerca del cuerpo; 
. el cuerpo se debe usar lo mâs simetricamente posible. Levantar carga en una posicidn 

torpida va a aumentar el riesgo de lesiones en los mûsculos y las articulaci(mes. 

No es sélo la presiôn de las cargas pesadas lo que causa dano, sino màs a menudo los tirones 
en los discos résultantes de movimientos daninos repetitivos. (ver Figura \51 

Como ya se ha establecido, una de cada très personas sufrirà dolOT de eqialda al mènes m& 
vez en m vida. El ausentismo causado por lesiones en la espalda es paiticulannente alto en k» 
trabajadores que realizan trabajo fïsico, ya que una espalda lesionada va a ser intyor 
in^edimento para ellos que para alguien que no dq>ende de su aptitud fitsica pan Uevar a eabo 



22 



El taoapottt decargAi es un tramo estâtico que produce efectos musculares locales debido a 
que difkulta la diculaddii produdendo fttiga pot acumulad^ki de àddo lâctico. Eventualmente, 
t^ condidones extremas puede pioducir inflamacidn de articulacicmes y otras lesiones. 
Uevar una caiga en una mochila en la e^da o en un amés disdiado especialnrante, 
disminuiri la sobreca:^ fbica y cl consume erœrgético. El acarreo de carga en los hombros o 
en las manos es un tcabajo mis pesado, dd>ido a la alta carga estàdca que se produce en este 
ûltimocaso. 




Figura 14 . La distribuciôn de la presién en los discos intervertébrales cuando se levanta 
una carga con la espalda doblada (A) y con espalda derecha (B). 

Tranaportar caigas usamk» un yugo es generalmente màs liviano porque el trabajador consume 
menos energia que cuaodo acarrea por otros medios manuales. Un estudio demostrô que una 
persona podûi cargar 20 kg. por 4.S km. consumiendo 104S kJ (2S0 kcal) si usaba un yugo. Al 
Uevar la carga en la espalda sdlo podfa avanzar 3.9 km. 

H principe dg palanca 

En el cuerpo, kn huesos del esqudieto sirven como palancas oon las cuales . trabajan los 

miSscttlos; Usar palancas fiiera del cuerpo, es también de gran utilidad cuando se manejan cargas 

Cuando se manegan caigas manualmente, se puede ahorrar una oanëdad de energfa importante 
y se puede aumentar la eficiencia nradiante el uso de herramioitas simples y baratas y equipo 
con diseîio ergonômico. También se evitarân muchas lesiones, lo que Uevari a un menor 
ausentismo. 



23 




B 



Figura 15 . La presiôn en los discos entre la tercera y cuarta vértd>ra lumbar (ta kg. por 
unidad de superficie) cuando se levantan cargas con diferentes posturas. 
Fuente:Nachemson and Elfstrom en Grandjean (1982). 



B. De pie o de pie/caminando 

Muchos trabajos son realizados en posiciôn de pie o de pie/caminando. Esta puede ser la 
ùnica forma de realizar un determinado trabajo o al nœnos la forma mes ag(mômica. Para podter 
desarrollar suficioite fuerza muscular, el trabajo ffsico muy pesado se hace generalmoite en 
posiciôn de pie. 

Si el trabajo no es fisicamente pesado y el trabajador puede moverse libremente determinando 
su propio ritmo y si ademàs se puede sentar de vez en cuwdo, las amdidones son muy 
favorables desde un punto de vista fisidôgico. Sin embargo, el trabajo liviano y dinàmioo no es 
comùn en el bosque ni en las industrias forestales. En el bosque d tndMyo dirôlmico a iMnudo 
es muy pesado y en las industrias forestales muchos trabajadores tienen que trabajar en una 
posicidn de pie mâs o menos fija, realizando movimientos de brazos repetitivos y a menudo hacia 
unsotolado. 

Cuando se esta restringido a una posiciôn de jné, la circulaciôn sanguâiea en las piemis 
disminuye y causa un aumento de la presi<^ sanguûiea en las venas, lo que deipues de un tiempo 
produce ddor. También puede causar enfermedades taies como venas varicosas (las venas se 
agrandan) si la persona debe estar de pié por perfodos muy laigos. 



24 






M'ét:^: 






.^ 



■f ||>ra^r'^*^''iJ(V hm: 




Figura 16 . Operador de una sierra déctrica en una posicidn inconfortable y peligrosa en una 
I^ta de pandes contrachapados. 

En el txatKyo de pie, muchas partes dd cuerpo permanecen estàticas, lo que es cansador, 
espedalmoite para la espaldai. El esfiierzo de la espalda puede ser disminuido en forma 
considérable si hay eq>acio suficiente para mover un pie hacia adelante y de esta forma cambiar 
d coitro de gravedad del cueipo. 

Sin embargo, esto no es posible cuando un pie debe controlar un pedal porque, en ese caso, 
todo d peso dd cuerpo recae en la otra piema. El pedal puede estar ubicado bastante mâs arriba 
dd nivd dd piso, fbrzando al operador a levantar el peso de la piema cada vez que el pedal 
û&ae que ser presionado. H pedal también puede estar ubicado muy lejos o en un ângulo 
equivocado re^)ecto al lugar que ocupan las manos. El resultado sera entonces una posiciôn 
torcida o una postura de trabajo hada un lado, lo que no sélo es incdmodo y cansador, sino que 
también poco saludable. La Figura 16 muestra un trabajador en una postura algo acrobàtica al 
opeiar una siora déctrica para trozado m una planta de tableros contrachapados. 

Cuando el trabajador tiene que estàr de pie, debe haber siempre una silla en un lugar 
de fôcil acceso, para descansar durante las pausas. 

C. Sentado o sentado/parado 

Muchos trabajos se podrfan hacer total o parcialmente en una posicidn sentada o sentado/parado 

realizando pequdios cambios en d diserio del puesto de trabajo. 

Un tabuideiyto, que permita una posicitSn semisoitada, puede ser un término medio acq>table 
que éaii dgo de rdajaddn a las piemas y a la e^da. El alcance aiin sera bastante bueno y 
penmtiri pararse rilpido cuauido, por razones de tr^jo o de seguridad, sea necesario (ver Figura 

m . ■ ■■ ■ • ■ ■ 

Sin eflibai^go, ^tsbesit» es ima «oluddn de emergencia para el trabajador que de otra fàntoi 
esttifB permanentementede pie. Una posiciôn sentada permanente es pmktiblc si el trabajo no 
requiei« un esfiierzo muscuter fnuy grande. La posicidn sentada elinvînari una gran cantidad de 
tnÂMyo estàtico siempre que: 



.B 




Figura 17 . Un tabur^ alto que permite una posici6n semisentada. 

- la silla tenga unà altura adecuada, pennitiendo a los pies descansar en el sudo con 
las rodillas dobladas casi en ângulo recto. Por lo tanto, la altura de la silla dd>erîa 
ser ajustable; 

- haya suficiente espacio para las rodillas bajo el mesén de trabajo; 

- la silla tenga respaldo; 

- el objeto de trabajo esté a la altura adecuada, de modo que los brazos y hombros no 
se expongan a un esfuerzo estàtico innecesario y para evitar trabajar con d cuello 
doblado para ver el objeto en forma adecuada; 

- la silla sea funcional. No existe la "silla idéal". La silla sera ergondmicamente 
adecuada si esta bien disei!lada para un trabajador y un trabajo det^minado. 

D. Pisgno de puestos de trabajo y antropomgtrfa 



Diseno de puesto de trabaio 

Cuando se planifîca un lugar de trabajo hay un cierto ndmero de reglas simples para el disdto 
del puesto de trabajo que deben tenerse en mente, para protéger al trabajador de situadones 
inconfortables, cansadoras, peligrosas y poco saludid>les. La primera régla es que "ninguna 
postura es lo suficientemmte buena para ser mantenida por un perfo(k> de tiempo largo sin 
variaciôn". A continuacidn aparece una lista con las condiciones bâsicas ya sea para fomentai 
o para evitar: 

Fomentar: 

a) an trab^ ffsicamente liviano y dinâmico que permita al trabajador moverse 
libremente y cambiar entre las poâciones de pie/caminando y sentado; 

h\ iMia posici<Sn acntada si d trabajo es liviano. pero las condid(Mies de a^ no se fwcden 

lograr; 
c) «m diaeao de silla aprooiado . tomando en cuenta la estatura dd trabajadcv, la altura 



dd olsgeto de trabiyo, la neoesidad de movimientos lalieaciâes o loporte fan los brazos 
o la eapiÉia; 

d) un appypÉ tilM ttbmiete. pmi ûu vosààùn mai acntado cuando ei txabs^ debe ser 

realizado {MÔdalflieiite en posicida de pie; 

e) una silïa dé fifcjl aHmcg pua cualquier pausa que se produzca, en trabsyos que deben 
lealizarse de pie; 

f) «paciQ wficîCDle pua movimientos confortables y seguros; 

ft>ubicacidn d^ objetp de trabfl|o. contrôles, indicadores. etc. que son usados 
frecucntemcnte dcntro de wn alcancc C^modO para evitar cualquier movimlento 
inadecuado o cansador; 

h) tener un disefto claro y légico de los indicadores para evitar los errores. 

Evitan 

- trabaio fîaw pcsado; 

- poàçiQncs torcidas. aâmftricaSt repgtitivas 9 fiias; 

- una combinacién de requerimientos detrab^io de précision y fuerza muscular: 

- trab^^o estâtico como: 

. manteiKT un alto nivd de esfasno por 10 s^s. o mis; 

. mantener un esfiierzo moderado por un minuto o màs; 

. mantmer un esfuerzo ligero (alrededor de un tercio de la fuerza mâxima) por 
4 minutos o màs. 
Ejen^los comunes de taies esfuerzos son: 

. doblar la espalda hada adelante o hacia atràs frecuentemente; 

. sostener objetos tn los brazos; 

. mantener los brazos estirados hacia adelante en forma horizontal; 

. mantener los brazos sobre la altura de los hombros; 

. poner el peso en una piema mientrasla otra manipula un pedal; 

. pararse en un lugar por un perfodo prolongado; 

. empujar y tirar objetos pesados; 

. sentado oi posid<^ ciecta sin re^ialdo; 

. doblar el cudlo excesivamente hacia adelante y hacia atràs; 

. asir en forma forzada una herramienta. 

(Adaptaddn libre de Grandjean, E., 1982) 
La solucidn no es siempre tan simple como se indica aquf y sera necesario un anàlisis màs 
profimdo. Si se pr^ende aplicar principios erg(Hu5micos cuando se planifica y organiza el 
trabigo, se compra honamientas y equipos, etc., ésto se traducirà probablemente en una 
reduociéa âgnificativa de acddentes y enfermedades ocupacionales, del ausentismo y rotaciôn 
IdxMai, éd consumo de enogfa, ademâs de un aumento en la eficioicia. 

Aittroiporatiife 

Paia diaefiar y construiir henamientas, mâquinas y lugares de trabajo que se adapten al 
mb^ador» se leqtâeie conodmientos de las medidas y movimientos de las partes éd cuerpo que 
son decitivai paia un tnibiyo en particular. Este estudio se conoce como "antropometrât". 

Cuando se trata de adafitar, por gen^lo, herramientas al trabajador con la ayuda de la 
antropoRietria, se deben considêrar las énormes variaciones de tamaîk> corporal entre las 
diferêntes lazas, entre hombres y mujeres, e incluso entre individuos dd mismo sexo y laza. 

Disejiar un lugar de tiabisopaia que acomode al trabiyador promedio, lendri en mochos casos 



27 



oonsecaeiidas inaoeptabtef tamo para las personas mâs altas como pan las mis btiu o pan 
ambas. Esto se ilustra en la Figurâ 18 . 

Obviamente, d lugar de tiabajo debe en algunos ouos ser disefiado tenief^ 
màs altos en mente y en otros casos a k» mâs biyos. Por ejemplo, es mtfs fàaï proveer ayuda 
a una penona tuga, mediante un i^yo para poner los pies bajo un escritorio, que ftaoer un 
hueoo en d suelo, para daiie sufidente espado a una penona con piemas laifas. 

Como todas las personas son diferentes, los puestos de trabajo deberin ser de preferenda 
ajustables para ser utiles a trabsyadores de variados tamaitos; en algunos casos esto puede 
lograrse, pero esto no ocurre muy a menudo. 

En los pafses industrializados, los &biicantes de herramientas, maquinarias y equipos, disdlan 
sus productos utilizando medidas antropométricas de personas de su propio pa(s. Sin embaiigo, 
estos productos pueden sor vendidos a otros pafses y ser usados por trabajadores de tunaito 
corporal muy diferente. 

En pafses en vias de desarroUo, la aplicaciôn de informacidn antropométrica snia de utilidad 
en caso de fabricaciôn local de herramientas y equipos, en d disefio de puestos de trabajo y 
cuando se compran màquinas y herramientas de otros pafses. 






Figura 18 . DiseAar un lugar de trabajo para acomodar al trab^ador promedio en mudios 
casos tendra consecuencias inaceptsd>les ya sea para las personas màs altas o mâs 
bajas o para ambas. 

Técnicas de trabaio 

La mayor parte del trabajo forestal pesado se realiza en posidôn de pie/caminando o en cudillas 
y prefermtemente moviendo el cuerpo entero, de modo que se hace uso de grandes mUsculos dd 
cuerpo. En algunas tareas, taies como aserrar con sierra de mano, plantar con un azadôn, 
descoitezar con una pala plana o cortar con un hadia, la técnica de trd>^o aprofriada requière 
que los movimientos sean rftmicos, amplios y ondulantes y que se empleen los mdsculos fîiertes 
de los miembros infericnes, cuando esto sea posible. 

En la técnica de la "rueda volante" , se utiliza la energfa dnética de un objeto en movimiento. 
Este principio también se puede aplicar al trabajo manual, por qemplo cuando se lanza un d>jeto 
pesado de un nivd inferior a uno superior. Si primero se pone al objeto en movimiento osdlante 
y luego en d momento oportuno se déjà ir, este continuarâ su movimiento hada arriba por si 
mismo, ahorrando la energfa dd trabajador. 

Otio Qemplo es cortar con un hacha. Si para cortar se déjà caer d peso de los brazos y d 



n 

iiacha h8cni«biB90, usando lafuerza de gmvedad êd cmtpo M hacha, ei lestdtado xsi un golpe 
fiieite» sin esforzar en exceso los mûsculos de los brazos. 

2.4 tiiittifiiâa 

La nutridôn etti lelacionada con la ingesta y utilizaicidn de los alimentos en d organismo. 
Alimento es cualquier elemento que al ser imxirpondo al cnganismo nos nutre. La carenda de 
alimentos détermina ima moKir reststencia a las enfermedades y nos lleva a una mayor tasa et 
acddentes y ausentismo, como también a bajos rendimientos. 

Valor de la cnwgfa 

Para determiaar la ingesta de alimentos, es escendal saber cuanta energia requière un trabajador 
para Uevar a cabo un determinado trabajo. El contenido energético de los alimentos consumidos 
por un tFabajadOT, tiene efecto directo ai la o^Hundad de realizar un trabajo muscular. Si, por 
ejemplo, d trabajo requière 8360 kJ (2000 kcal) y se necesitan 8360 kJ (2000 kcal) para d 
metabolismo basai y para las actividades realizadas en periodos de descanso, d requerimiento 
diario total sera de 16720 kJ (4000 kcal.). Si la ingesta provée sdlo 12540 kJ (3000 kcal), ésto 
afectarà la capacidad de trabajo, ya que quedaràn solo 4180 kJ (1000 kcal) disponibles para el 
trabajo. El trabajador solucionarà esta situacidn ya sea trabajando a un rftmo màs lento o 
reduciendo el tiempo efectivo de trabajo, tomando pausas màs largas y màs frecuentes o una 
combinaciôn de ambos. Si solo el 50% de la energia necesaria para el trabajo esta disponible, 
es évidente que también el rendimiento sera sélo de un 50%. 

Si la persona no reduce su rendimiento para ajustarlo a la energia disponible, el resultado va 
a ser una pérdida de peso corporal. Por lo tanto, ads^tarse a la ingesta es una necesidad 
bioldgica para la supervivencia y no tiene que ver con poca motivacidn o flojera. H gasto 
energético y la ingesta no tienen que estar ai balance diario, sino a través del tiempo. 

No es solo la cantidad de oiergfa lo ûnico que afectarà la salud y capacidad dd trabajador 
para llevar a cabo un trabajo fïsico, sino también d valor nutritivo de los alimentos. Hay seis 
categorîas inincipales de nutrientes, los cuales son indispensables para nutrir al organismo: para 
formar y renovar tejidos, aportar energfa y régulai los procesos corporales. 
Estas son: 

1. Hidratos de carbono . k)s cuales son la mayor fuente de energia. Los hidratos de 
caibono se necesitan en grandes cantidades o en mayor cantidad que otros nutrientes. 
Generalmente se encuentran en los alimentos màs baratos. Ejemplos de alimentos 
ricos en hidratos de carbono son arroz, mafz, céréales, papas, mandioca, tapioca y 
arbol del pan. Algunos de éstos también contienen proteînas. Sin embargo otros, 
como la tï^ioca, contienen muy poca protefna. 

El azdcar es otra fuente de hidratos de carbono. Sin embargo, comparativamente, 
a menudo es màs cara. El azùcar pura entrega s61o las llamadas "calorias vacias", 
aportando solamente enorgk, sin proveer ningûn otro nutriente, pero como el cuerpo 
convierte d azucar muy ràpidamente en eneigia lista para ser usada, su aporte puede 
ser importante para los trabajadores involucrados en trabajo ffsico muy pesado. Sin 
embargo, d anicar es danino para los dieates, causando caries dentales, las cuales 
afectan a muchos trabi^adoies forestalesi 

El valor eoergétioo de los hidratos de carbono es de alrededor de 17 kJ (4 kcal) 
por gramo. 



2. nr««i» y Wfïiiim los cuales tienen d valor energético màs alto, aliededor de 38 kJ 
<9lQcal) ppr giamo. Las giasas son una fîiente importante de eneigla y son 
poiticulannaite escenôales para las personas conq>ioiiietidas en tiabsgo fifsioo pesado 
y que, por lo tanto, neceàtan grandes cantidades de energla. Las grasas pioveen 
parte de la energûi en la dieta sin ser demasiado voluminosas. También las grasas 
permanecien mis ttempo aa, di estomago que los hidratos de caibono y las proteùias, 
dando sensaddn de saciedad màs prolongada. Fuentes de grasas comunes son acdtes, 
mantequilla, margarina, manteca y nueces. 

3. Proteinas . tienen el mismo valor energético que los hidratos de caibono, alrededor 
de 17 kJ (4 kcal) por gramo. El roi de las protefnas es formar y ntantener el tqido 
muscular. Ademâs de ello, las protefnas son necesarias para la fbnnaci<to de 
oompuestos escenciales para d organismo, taies como enzimas, hormonas y 
anticuerpos y para la r^ulaciôn del balance hfdrico. Las protdnas pueden 
eventualmente aportar energfa si los hidratos de carbono y las grasas sm 
insuficientes. Sin embargo, esto es hacer un mal uso de protefnas caras y valiosas. 

Fuentes de protefna animal son la lèche, huevos, cames de pescado y 
aves. La protefna végétal es aportada prindpalmente por Mjoles y otras 
leguminosas que son màs baratas. Constituyen la principal fuente de 
protefna de una gran parte de la fuerza trabajadora de los pafses en 
desarroUo. La calidad de la protefna en la dieta esta determinada por su 
digestibilidad o su contenido de aminoâcidos. 
El cuerpo humano requière un aporte diario de protefnas. Generalmente la ingesta 
diaria de protefnas para un adulto es de 0.7S gr. por kg de peso corporal por dfa. 
Los adolescentes requiers màs protefnas que los adultos. 

La ingesta de protefnas difiere mucho en los distintos pafses, dependiendo de 
factores socio-culturales, econômicos y de su disponibilidad. En muchos pafses en 
vfas de desarroUo la gente tiene un consumo muy bajo de protefnas. Algunas veces 
esta carencia es superada mediante una adaptaciôn metabôlica a la baja ingesta. Por 
adaptaddn se producirà una disminucidn dd desdoblamiaito de las protefnas 
coiporales, para facilitar la mantenciôn del equilibrio entre el consumo de protdnas 
y su desdoblamiento. Para no romper este delicado estado de equilibrio, las personas 
que se han adaptado a bajo consumo, deberàn evitar esfuerzos musculares pesados 
y prolongados. Si estas personas van a realizar trabajos ffsicos pesados, se les édbe 
dar primero, por un tiempo, una dieta rica en protefnas y energfa. 

4. Minérales , son necesarios para el crecimiento y funcionamiento normal del cuerpo. 
^emplos son calcio y fôsforo, los cuales se encuentran en huesos y dientes. El calcio 
es también necesario para el normal funcionamiento de los nervios. El fierro es un 
constituyente de la hemoglobina de la sangre, la cual transporta el oxfgeno. Una 
defidencia de fierro, puede causar anémia. Hay evidencias que demuestran que la 
anémia por deficiencia de fierro reducirà la capaddad aerôbica màxima de la 
persona. Los trabajadores que sufren de malaria o alguna otra enfermedad tn^kal 
que también cause anémia, tendràn un mayor requerimiento de fierro. 

Las fuentes de minérales son lèche, huevos, quesos, came, pescados, mariscos y 
végétales. 
Los minérales no tienen valor energético. 

5. Vitaminas . son necesarias en pequeffas cantidades porque regulan los procesos vitales 
y ayudan a mantener una buena salud. La deficiencia de ciertas vitaminas produce 



30 

enfermedades, por c^emplo, la ialta de vitamina A gênera afecciones a tos ojos (en casos 
severos causa incluso cegueia). La de^ctoicia de Vitamina Bl (tiamina) produce d beri- 
beii que se manifiesta a través de altoradxmes canUacas, nerviosas y neuromwKulaces. Es 
évidente que estas enfermedades también afectaràn la d^ciencia en el trabajo. 

Las grasas i^rtan vitaminas liposolubks A, D, E y K. Las fuentes principales 
de vitaminas hidrosolubles C y complejo B son finitas y végétales, los que édbaim 
ser consumidos preferentemrate cnidos o lig^iamente codnados, para no de^niirla 
vitamina C. La vitamina C es particularmente importante ya que mejora la capaddad 
dd cuerpo para absorber tambi^i otros nutrientes de los alimentos. 

Los requerimientos vitamfnicos no varian con el trabajo pesado. La ùnica 
exc^xnôn es la vitamina B, cuya defîciencia es comûn en el lejano oriente. Esto 
puede ser solucionado, en parte al menos, mediante el uso de arroz semi cocido, no 
refinado o enriquecido, en lugar del arroz blanco que es generalmente màs a^reciado. 
El arroz "café", tiene un valor nutricional superior en hidratos de carbono, calcio, 
fosfatos, fierro, potasio y también en vitaminas que el arroz blanco. Ademàs, el 
contenido de fibra del arroz no refmado es mucho màs alto que el del arroz blanco. 
Las vitaminas no tienen valor energético. 
6. Agua. es d mayor constituyente de cada célula del cuerpo. El agua es indispensable 
por un gran numéro de razones: es un solvente, un lubricante y un transportador de 
otros nutrientes y productos de desecho metabôlico y también ayuda a regular la 
temperatura corporal. Para los adultos, se recomienda el consumo de un litro de agua 
por cada 4180 kJ (1000 kcal) en la dieta. La mayor parte de esta sera cubierta por 
los alimentos que contienen mucha agua. Las necesidades de agua son individuales 
y dependen mucho del ritmo respiratorio. Trabajo ffsico pesado y altas temperaturas 
aumentaràn considerablemente la necesidad de agua. Esto se discutirà con màs detalle 
en la Secciôn 3.1.1."Clima". 

Las pérdidas de agua deben ser recuperadas bd}iendola (hervida si es necesario). 
Reemplazar pérdidas moderadas de agua ingiriendo té o café puede ser recomendable 
en casos en que el agua no sea apta para la bebida si no ha sido antes hervida. Los 
Ifquidos no s51o deben ser tomados a la hora de las comidas o cuando se siente sed, 
sino màs frecuentemente, ya que la sed generalmente subestima las necesidades de 
agua del cuerpo. 
El c(Hisumo de alcohol es dafiino y deberîa estar estrictamente prohibido antes o durante las 
horas de trabajo. El alcdiol afecta el funcionamiento del cerebro, disminuye la velocidad de 
reacciôn y produce cansancio. Una persona bajo la influencia del alcohol puede causar acddentes 
y es un riesgo para sus compaî^eros y para si mismo. El alcohol mismo tiene poco valor nutritivo 
y ademàs produce deshidrataciôn. 

Es importante que la dieta sea variada y bien balanceada para prévenir la desnutriciôn (lo cual 
significa un estado menos que ôfHimo de salud y bienestar y la carencia de energia, résultante 
del consumo de cantidadesinadecuadas de alimento) y la malnutricidn, Oo que significa una 
deficienda lelativa o exceso de uno o màs nutrientes). 

La deaiutricién no solo afecta la salud y la eficimcia en el trabajo, sino que también puede 
causar cambios mentales, taies como depresidn junto con fsdta de interés y <te iniciativa. 



Fadipres ecomSmioQg 

Hay mucbos foctores que àebea ser considerados cuando se discuten medidas para m^orar d 

estâkdo nutricional de los ttabajadoies. Los primeros son los factures econdmioos. 

El salario de. los trabajadoies puede set fàcilmente comparado con el costo de iiiia di^ 
adecuada, calculada de los piecios locales de los alimentos. Esto àaxi una indicacién de si las 
ganancias dd trabajadbr son suficientes para cubrir la dieta diaria de el y de su grupo femiliar. 
Sin embaigo, el presupuesto también debe pennitir otros gastos taies como arriendo, vestuaiio, 
tarifas de colegio y transporte. Los estudios en los paises en vias de desarrollo han inostrado 
casos en los cuales los trab^ijadores de bajos ingresos, que realizan trabajo ftsico pesado, no 
ganan suficiente ni para proveerse una dieta adecuada para ellos mismos. Su ûnica posibilidad 
de manten» un estado fîsico adecuado para el trabajo, es autoabasteciendose de alimentos bâsicos 
cultivados por ellos mismos o por sus £unilias. 

En otros casos, los alimentos nutritives simplemente no estàn dû^nibles. Este es a menudo 
el caso de los trabajadores forestales que se quedan en los lugares de trabajo por semanas o 
incluso perfodos mâs largos. Ellos pueden estar restringidos sdlo a aqudlos alimcmtos que se 
pueden conservar en forma segura en el bosque, a menudo en climas càlidos y hûmedos y sin 
ningun lugar para almacenamiento. Estos alimentos pueden ser tubérculos, mafz, arroz y otros 
alimentos secos o en conservas. Esta dieta puede ser suplementada con cualquia" comestible que 
los trabajadores puedan encontrar en el bosque, taies como rafces frescas, frutas, nueces y en 
casos excepcionales aves, peces o animales. 

Cuando los nivelés de salario son insuficientes, los trabajadores deberian poder cultivar su 
propio alimento cerca del campamento o de la aldea. Ademàs de darle la tierra apropiada, las 
horas de trabajo también deberian ser programadas para dar tiempo suficiente a estas actividades. 

Los empleadores que han reconocido la relaciôn entre la alimentacién y la eficiencia laboral 
han comenzado programas de alimentacidn de los trabajadores y han establecido almacenes que 
venden sus productos al costo en los lugares de trabajo. 

Entregar una dieta o una colaciôn importante, sin costo o subsidiada, que esté lista para ser 
consumida por el trabajador, ya sea en o cerca del lugar de trabajo, es màs fécil de organizar 
en operaciones forestales a gran escala, concentradas en un lugar, que para trabajadores dispc^sos 
en grandes àreas. Sin embargo, se puede hacer mucho con métodos muy simples, para mejorar 
la situaciôn de alimentacidn también a los trabajadores aislados. Esto es, en gran medida un 
problema de organizacién. El trabajo se puede programar de modo de dar tiempo, durante las 
horas laborales, a uno de los trabajadores para preparar una comida adecuada para el resto del 
grupo. Una altemativa es contratar a una persona del lugar para que prépare los alimentos. 
Comida fresca y variada puede ser Uevada frecuentemente al lugar de trabajo mediante d uso 
de transportes taies como camiones para traslado de trozas. Cuando parte de la alimentacidn es 
provista por d empleador deberia no sélo cubrir la ingesta merg^ca necesaria, sino ademàs 
estàr pfeparada para cubrir todas las necesidades nutridonales. Ademàs, el objetivo dd>eria ser 
mejorar los hàbitos alimentarios, estimular la produccidn de alimentos y ensdiar nutridiki a toda 
la poblaciôn. Las emjnesas forestales, especialmente en àreas remotas, también pueden 
beneficiarse al comenzar una produccidn agricola y acufcola para la alimentacidn de ks 
trabajadores. 

Factores socio-cuïturales 

Ademàs de los factores econdmicos y de la disponibilidad de alimentos, los factores sodo- 
culturales tambiài tienen una influencia importante en los hàbitos de alimoitacidn. Los alimentos 
tienen valoies sin[d>dlicos y pueden ser utilizados para expresar reladones sociales, econdmicas, 



32 

emocioiiales, religiosas y culturales. La forma de seleccionar, preparar y consuniir k» àUmenlx» 
dépende en gian medida dei roi que tiene la eomida en una sitiacidn determinada. El valor 
nutrictonal dd alimento obvûffliente es nulo hasta que es consumido por d tiabajador. Bor lo 
tanto, es necesuio considefar los hàbitos locales cuando se entiega alimentos o cuando se ensefia 
nutricién; de modo que éstos sean nutiitivos* peio también aceptables y agradables para d 
trab^ador. 

Distribudén de las comidas 

El vator nutiidcHial de los alimoitos, no dépende solo de su composidôn y cantidad, sino 
también de su distribucidn. Especialmente oon d trab^o ffsico pesado, que requière grandes 
cantidades de alimentos, es necesario distribuer la ingesta preferuitemente en cuatro o dnco 
comidas diarias, para no ratorpecer el proceso digestivo. Idealmente, al menos un cuarto de la 
en&cgÙL diaria necesaria ddbedà ser consumida al desayuno. Despues de cada eomida el nivel de 
azucar ea la sangre y la efidencia de los miîsculos aumentarà notablemmte. De ahf en adelante 
caeri en forma regular. Désunies de très a cuatro horas Uegarâ a nivelés muy bajos, lo cual es 
acompaiiado muy a menudo por sfntomas de fatiga. Si una pequdia eomida o una colacidn 
importante es consumida cada dos horas, nunca se alcanzarà un nivel tan bajo. El trabajador 
permanecerâ ocm un nivel de azucar en la sangre màs alto y màs parejo y por lo tanto con mayor 
efidaida durmite el dfa. 

Estudios de accidentes y errores humanos han demostrado también una mayor incidencia justo 
antes de las pausas para el almuerzo y al final del dfa de trabajo. Si se consume una eomida 
voluminosa y no se otorga un perfodo suficiente para los procesos de digestion, también 
disminuye la efidencia. 

Pkuiijfiear la distribuddn de la ingesta de eomida y las pausas de descanso, es una de las 
medidas importantes para prévenir accidentes. Distribufr los alimentos en cineo comidas diarias 
(très comidas principales y dos colaeiones) es idéal para la salud y la efidencia. En este easo, 
los hâbitos locales también deben ser considerados. Pero cualesquiera sean los hâbitos, se deberâ 
sugerir a los trabajadores que tomen un desayuno abundante antes del trabajo y nunca trabajar 
todo d d£a, sin realizar al menos una pausa para alimentacidn. 

Ademàs de la necesidad nutricional de las horas de eomida, estas también tioien un valor 
social, que no debe ser meno^reciado. 

Cuando los trabajadores comen solamente una o dos veces al dia, no se puede esperar un 
rendimiento normal. El peor easo es cuando se ingiere solo una eomida después de la jomada. 
Bajo taies circunstancias d trabajo fîsico no es aconsejable. 

2.S Fatiga 

Todos satotin intuitivamente y por experiencia, lo que quiere decir fatiga. Al describirla o tratar 
de definiria, es posible hacer una numerosa lista de los diferentes tipos de fatiga. El operador 
de motosierra, puede pensar en fatiga como un dolor en la espalda, brazos y manos causados por 
d esfuozo estâtico al maniobrar la pesada motosierra, por trabajar en posiddn indinada y por 
ios e£edos de la vibracidn. El chofer de un tractor, puecte describirla como una sensacidn de 
cansando geaeal, causada por d ruido, la vibracidn y el calor en la cs^ina y d supervisor 
puede estar cansado como resultado de muchas demandas conflictivas de los jefes, eolegas y 
trabajadores y de largas horas de viaje por malos caminos. El jefe también puede tener 
feqxms^ilidades muy grandes o reuniones aburridas y d cajero puede estar mentalmente 
cansado debido a su gran concentradôn en los dUculos y a la tensidn que le produce saber que 
cualipiio' erR»* que cometa puede tener s»ias ccmsecuendas. Alguien puede estar cansado 



33 



</5 


O 


o 


en 


H 


c 


O 


CO 


M 


U 


(u 


U) 


U3 


w 




•D 


U) 




O 


0) 


f— 1 


•O 


Q) 


CO 


•O 


<u 




•— 1 


U) 


« 


o 


u^ 


*^ 




ÛL 


<0 


E 




Q> 




••— » 


<D 


U3 


-O 







#-< . 




















(0 




















i4 




















o 




















>> -o 




















<« 




















i- 




















Vi c 




















•H ^O 




















•• 4J '^ 




















^4 c u 




















o 0) ce 




















>> V) 4J 




















10 O O 




















j: < cti 




















'■ 1 


















c 


cd 












u 






^o 


•o 


C 










<0 






N 


*»-i 


Q> 










.r-ï 






O <0 


3 












«e 


•« 




Où }-< 


C 


CA 










JD 


o 


ce 


flj o 


»f-i 


tt> 






( 


!0 


«0 


E 


N 


E o 


E 


•D 






i 


ïC 


M 


O 


Q) 


*o 


M 


«0 




co 


t 


-4 


4J 


o 


J3 


u Q) 


•t-l 


•D 




u 


4 


J 






co 


w no 


•O 


a> 




•«H 


i 


« 


CO 


co 


O 


0) 




E 




c 


V. 


-4 


l-l 


0) 




M 


<0 


(^ 




tA ^O 






«0 


T> 


Q) 


a; fO 


•r-J 


0) 




a> ^ 


{ 


k> 


Ou C 


<0 


•O 


•o E 


U 


y*-4 




i-» u 


" 


3 


*o 


•o 




a> 


C 


C 




us c 






O *M 


0) 


V4 


u *-^ 


0) 


0)-^ 


• • 


V a; f<B 


4 


il .. 


C U) 


Ë 


O 


O JD 


4J 


(T9 


U) 


)^ -o âO 


' 


<0 


«Q 0) 


u 


v«i4 


♦^ O 


M 


CA M 


o 


o *H ««H 




E o 


Où U 


Û) 


O 


O }^ 


*M 


l« 0> 


4J 


V^ U 4J 




-^ 


U) (XU^ 


•o 


•O ex 


CA 


r-4 C 


U 


V4 o <tï 


4 


-» c 


a> 0/ 


c 






a; 


CJ 


0) 


• • • 





s ^0 

o 


•o X) 


0) 


1 


4 1 


}^ 


(0 01 



lA 00 

C ^ 

Ou (0 





ns 






o 






.-H 






•a 






QJ 






4J 






T3 






o 

0) 


CA 
O 




C 


o 




E 


N 




^O 






3 


Q) 


^^ 


•w 


c 




CO 


4J 


cq 


U 


*o 






CA 


U 


O 


f-« 




C 


O 


.. o 


c 


u 




^o 


Xi 


U) 


•-H 


•r-< 


Û. 




•H 




O 




E 


(J 




o 


• 


> 


^- 


CA 


o 




o 




•H 


to 


•H 


u 




fl) 


•—4 


4^ 


r-l 


-O 


Qi 




Q) 


CO 


Ù) 


3 




CL. 




U 


3 




U 


O 








CA 


-û 


(A 




•» 


T> 


Q> 


•r-l 


O 


D 


CQ 


c 


<0 


•O 


> 




E 


•^ 


*o 


T3 






(A 




O 


•r-l 


•H 


O 


CO 


«0 


u 


C 


o 


U 


o. 


OO 


E 


O 


0) 


o 


<d 


E 


1-I 


O 


«-• 


kl 


q; 


> 


a; 


4J 


AJ 


o 


10 


4J 


•f-i 


•H 


CO 


C 


•o 


o 


CD 


> 


4-1 


u-t 


s-t 














to 


• 


" 






• 


• 







c 














^3 














00 














C 








O 






•r-l 








•o 






C 




r- < 




CO 






Ui 




CQ 




.r-4 






Q} 




>-i 




M 






O 




3 




K4 






CO 




4J 




•H 


CA 






M 




(A 






O 










O 




1 


> 






Q) 




a 






•iH 






'O 










4J 










•o 




O 


q; 






CA 




CO 




o u 


•^-- 






O 




T3 




-o c 


^ 




O 


Q> 


O 


•H 


o 


CO a> 


3 


.. 


"O 


CA 


^3 


-O 


•o 


M -H 


(A 


Q> 


•r-l 


eu 


u 


O 


CO 


1^4 ^ 




CA 


i4 


T3 


0) 


h 


00 


O o 


CA 


W4 


U 




3 


O 


•H 


•o c 


CO 


fH 


3 


C 


U.4 


u 


4J 


o 6 


E 


XJ 


^ 


•H 


CA 


c 


CO 


E o 


O 


C 


CO 


CA 


O 




VM 


(Q (A 


4J 


Q) 














O 


CA 


1 


1 




1 


1 


1 1 


*H 
















CO 


• 















p <o 

H 00 

O -H 

< *J 

*o c 

«0 

CA «A 

o 3 



4» 0» 
"-» 3 
UJ or 



•> 


CO 


u 


3 


4J 


t-4 


•^ CO 


<0 


M 


3 C 


*J *o 


(0 .H 


U u 


Q» <0 


D* U 


B Xi 


a> «^ 


4J > 


8 


4 


•r^ 


•^ o 


«A 


3 IS 


v«i 


U 0) 


U^ 


OO 




•» ^H 


Q> 


c K 


4J 


%o o 


d 


•H 


Q) 


o 0* 


•r4 


10 -o 


uo 


c 


1 


e 4j 


3 -* 


• «-H (0 


< ««M V4-I 





•^ 






O 




>• 


4^ 




CO 




C 




u 




Q) 


1 


•r-l 




•r^ 


0) 


CA 


o 


E 


M 


*H 


o 


CO 


JH 


VM 


•*-l 


r-4 


o 




CA 


CA 


CA 


>> 


^••4 


•H 






M~t 


CO 


•> 


v^ 






O 


CO 


O 


• 


•o 


4J 


•♦-> 


O 


CO 


C 


(0 


c 


u 


« 


JO 


o 


u 


E 


<0 


AJ 


G 




V4 


%o 


09 en 


O 


^ 


c 


U O 


•»- 




i 


C -^ 


fO 


m, 


o o 


x> 


O 




u 


« 


u 


o 


lA 


Ut 


•H 


••-1 


^ O 


4J 


4J 


CO 


CO *-^ 




MO 


J> 


4J 


o; 


4J 


CO 


C <y 


*o 


(A 


u 


Q) *0 




Q) 


4J 


E 


CO 






o 


0( 


O 


•> 


o C4 


V4 


•*-> 


o 


"-1 l-l 


CO 


CO 


•o 


CO 0) 


o 


J3 


CO 


JD 3 


CO 


CA 


CO u^ 


• Wi 


9) 


Wi CA 


pû u 


a. 


^ 0) 



•^ M 


—1 Û) 


O E 


1 x: o 


•r^ o o 


u^ u 


a> r-l a> 


Tî CO TD 


•^ Q> CA 


C T3 *« 


*0 3 


hH O, 
U E <A 


•^3 0» 


Ui CO T? 


4J c 


3 o CA 


C O O 


CA > 


0) «^ -rH 


•^«0 4-» 


3 «A 


,. 00 V 


C 


(0 00 


*o 


•r^ 


•r-l 


o> •© 


O 


-o 


•^ 


CA 


Ui 


«0 o 


4J 


•H CA 


3 


O O 


Z 


C u 


0> O 


. «H »•« 


o u a. 



«« 




Q) 




Ul 




rO 




Q) 




1-1 




M.I 




#k 




CA 


CA 


Q) 


o; 


-O 


•O 


CO 


CO 


•O 


•O 


0) 


•r^ 


E 


U 


u 


« 


a> 


O. 


iM 


fO 


c 


c» 


0> 


c 




•H 


•o 


^ 


3 


CA 


•-4 


0) 


CO 


)-i 


in 


O 




r-4 


• 


O 


Q 


•o 





'O 


CO 


•o 


o; 


•H 


CA 


C 


fO 


(A 




o 


CA 


o 


«» 


•«H 


c 


oc 


o 


*o 


•r^ 


f--4 


w 


o 


«« 


u 


00 


•«-4 


•w 


CA 


*^ 


a 


JO 




o 


CD 




§ 


CA 


0> 


o 


^■4 


4-i 


rO 


u 


o 


•*i4 


u 


•—1 


UN 


VM 


c 


. o 


U4 u 





o 


••-» 


CO 


JD 


CO 


U 


u 


" CA 


O 


O 


c 


C 


CO 


Ui 


-M 


3 


tî 


<u 


ce 




u 


« 


i4 


•^ 


•H 




U 


>* 


i 


o 

C 


4J 


V4 


•H 


3 


OS 


4U 


o 


• o 


bu C 



>* 




O) 




'«-♦ 




bO 




MU 




O 


O 


T3 


ti 


3 


é 


S 


S 


O 


X) 


•<-» 




C 


d^ 


"CfS TJ 


< 


s 


Oi) 


r:a 


1 


^ 


cet 






s 


JS 


i/i 


TD 


i 


O 
^3 




Cd 


4> 


■♦-» 




1 


O 




^ 


O 


2 


a 


J 


8 




1 


o 


€ 


D, 


,v. 


a 


$ 


4> 


^ 




CL. 


a> 


5î 


T3 


o 


d 


=j 


S 


cr 


c^ 


</î 


& 


^ 



OH 

a 



K 

deipuei de un dût con muy poco tratugo o P^'' ^^^^ efectuado un trabayo muy monétono, etc. 

Uaa ikfiiâdén muy gênerai de &tîga podrlà ser "cansando debido a un esfiierzo flsico o 
mental extremo". 

En muchos casos la sensaddn de âitiga debe ser considetada una funcidn global y también 
una forma en que el orgamsmo se protège dd sobreesfiierzo. 

Si se logra d descanso necesario» puede ser una sensaddn mâs bien agradable, la de sentirse 
cansado déçues de un dia de trabajo. Para evitar una acumulacidn de fatiga poco saludable, es 
necesario (ter tiempo de recuperacidn en cada ddo de 24 horas. La mayor parte de la 
recuperadôn ocurre durante d sudio en la noche. Pausas de ^scanso cortas y laigas durante d 
dia de trabajo también pueden ser necesarias para mantener el balance entre el descanso y el 
esfueizo. 

La Mga causa accidentes y errores en los lugares de trabajo. Muchos de éstos pueden 
evitarse, si a los trabajadores se les dan suficientes pausas de descanso y si el trabajo se planifica 
y organiza de manera de evitar la acumulacidn de &tiga. 

Si se acumula fi&tiga durante un perfodo muy largo debido a descanso diario insuficiente, la 
persona sufrïrà de fetiga crônica. Esta a menudo se acompana de sfntomas de enfermedad, taies 
oomo dolor de cabeza y problemas digestivos. Inestabilidad moital y tendencia a la depresiôn, 
scm otras consecuendas comunes. El resultado puede ser un aumento del ausentismo y de la tasa 
de accidentes. 

En la Figura 19 se dan ejemplos de factores que causan fatiga, sûitomas de esta y las 
consecuendas que pueden tener para d trabajador si no descansa lo sufïciente diariamente. 

Là fiitiga es un fendmeno muy complejo, sin medios directos para medirla. Sin embargo, es 
posible cuantificarla indirectamente, midiendo diferentes indicadores de fatiga, taies como logros 
cualitativos y cuantitativos, actividad dectrica dd cerebro y sensacidn subjetiva de fatiga. 

2.6 FcriodQS de Pgscanso y Hotarig <te TrabiùP 

Si se quiere prevmir los acddentes, enfermedades, incomodidad y baja eficiencia, causadas por 
&tiga acumulada, debe haber posibilidades de recuperacidn durante el dfa. Existen varias formas 
de obtenor parte dd descanso necesario fiiera de las pausas programadas de diferentes longitudes 
y frecuencia. Por ejemplo, cuando la razôn de estar cansado es haber realizado un esfuerzo 
estàtico inévitable de sdlo unos pocos mùsculos, el método màs efîciente para recuperarse, no 
es sentarse a no hacer nada, sino realizar algunos movimientos dinàmicos. Esto mejora la 
circulacidn sangufnea, lo que reestablece d balance de oxfgeno y nutrientes en los mûscuios y 
remueve los desechos acumulados. En esta forma ffsicamente activa, la recuperacidn es màs 
r^ida que durante el descanso pasivo. Preferentemente, el trabajo deberfa estar organizado en 
tal forma, que una cantidad de esfuerzo dinàmico sufïciente, sea parte natural dd trabajo. 

En oUos casos, cuando la fatiga es causada por un sobreesfiierzo ffsico del cuerpo total, sera 
necesario un descanso completo, ya sea sentado o recostado. 

Motivos para tener pausas de descanso durante el dia: 

Las pausas durante d diia se necesitan por una série de razones, de las cuales las mâs 
imputantes son: 

a) trabî^o estàtico • para reestablecer d balance del oxfgeno y los nutrientes en los 
mùsculos y para remover productos de desecho, especialmente d àcido lâctico; 

b) tiabiyo fîsico pesado - para recobrar la respiracidn y la circulacidn; para reestablecer 
la energla y evitar los bajos nivdes de azucar a través de la distribucidn de los 
nutrientes; también para remover d icido làctico o pagar la deuda de oxfgeno; 



3i 

€) tiabiyo de pie - paia reactivar la drculadân sanguinea en las piemas y piei; , 

d) tntbi^ en dUinas ctflidos • paxa refrescar et cuerpo, para leen^plazar ngakmaieffÊe 
la p6pdt<la de agua; 

e) cuando se esta expuesto a vibraciàn - para Umitar d tienq» de exposiciàii; 

f) cuando se esta expuesto a altos nivelés de ruido - para descansar en stlencio (para 
mes detaUes ver la seccidn 3.2.2. "Ruido"); 

g) trabi^o mondtono y repetitivo - para romper lamonotonia; 
h) trabayo aislado - para permitir contacto social; 

i) trabajo peligroso - para prévenir accidentes causados por fatiga. 
Diversos estudios han demostrado que es economicamente conveniente dar pausas de descanso 
bien planificadas, ya que tienen un efecto positivo en el rendimiento. El mejoramiento en el 
rendimiento va a compensar en forma màs que suficiente la pérdida de tiempo de tcabajo. 

Piistintos tipos de pausas de trabaio 

En términos générales, es preferible permitir al trabajador controlar su rftmo de trab^o, de modo 
que tomen pausas.natjuiilss, cuando ellos sientan la necesidad. 

Es particularmente ventajoso si el trabajador puede cambiar libremente a otras actividades, 
taies como mantenciôn de herramientas y maquinarias, o consultas con sus compafteros de 
trabajo o supervisores. El trabajador puede en taies casos llevar a cabo este tipo de actixyad 
liviaaa, cuando necesita un pequeno descanso, como una altemativa a detenor d tralnyo pot 
completo. "Un cambio de actividad es a menudo tan bueno como un descanso" es una vodad 
de aceptaciôn generalizada. Para trabajadores mayores, que tienen capacidades limitadas para 
enfrentar los "peaks" de carga ffsica de trabî^o, la libertad de controlar sus propias pausas y 
rftmo de trabajo puede ser decisiva para que ellos puedan continuar con sus trabajos. Si d 
trabajo incluye elementos muy pesados, como el transporte de trozos, este ddbt estai organizado 
de tal manera, que la duracién de taies elementos sea lo màs corta posible y que en los intravalos 
se Ueve a cabo trabajo màs liviano, de modo que los "peak" de esfuerzo se mantengan bajos y 
la necesidad de recuperaciôn también. 

Muy a menudo, los trabajadores tienen oportunidad de descansar durante d éiz, édbiéo a la 
naturaleza del trabajo, su organizacidn o màs bien su falta de organizaciôn. Por ejemplo, un 
problema con una màquina, Ueva a largos perfodos de espéra pasiva entre la llegada de un 
repuesto y la ejecucidn de la reparaciôn. Este tipo de paujafi inllyeficiadas po£ d .tiabaÙiZ» pueden 
o no ser un sistema eficiente de descanso, dependiendo de si en el momento qiw ocurren d 
trabajador necesita o no una pausa. 

Cuando no es posible hacer una pausa natural ni descansar haciendo trab^o liviano, ni 
tampoco se pueden esperar pausas influenciadas por el trabajo, entonces los jefes detoen 
establecer lioia]jiQsj>iogramadQs.dfi pausas.dg descanso. La duracidn y frecuenda de estas pausas 
dqpenderà de numerosos factores, taies como carga fitsica de trabajo, condidones climàticas, d 
estado nutricional del trabajador, estado ffsico, edad y la longitud del dia de trabajo. 

Programacidn de las pausas ^fî ftffr«"*" 

G«usralmente, la primera parte de cualquier pausa de descanso es rnudu» màs efidente que la 
lîltima. Por este motivo, realizar muchas pausas cortas es una forma màs eficiente deevitar la 
aoumulacidn de fatiga, que efectuar pocas pausas màs largas; aùn cuando las pausas oortas 
sumadas tengan la misma duraciôn de una pausa larga. Muchas investigaciones han donostnuk» 
que las pausas de descanso tienden a aumentar la eficiencia en vez de disminuirla. 

Si se requière d 50% de la capacidad màxima de trabajo de una persona, lo que es comiSn 



36 

en d traiMyo foicstai^ d tien^ aeoesano paia descanso seii de aliededor de un 70% dd total 
dd tieffli^de tnbajo. Bsio signiiica que se debeila dar un descanso de 20 min. por cada hoia 
de trab^. Si d trabajo es mâs liviano.las pausas seràn màs cortas o moios frecuenles. Si el 
trabajo nquieie un 75% de la capacidad mâxima dd trabajador (lo cual es un trabi^o 
exttemadamente pesado) d liempo para las pausas de descanso debe aumentar a un 60%. 
Resolver los problemas de trabajo flfsico pesado y pobres condiciones de trabajo, mediante pausas 
de descanso extralargas o ftecuentes, debe ser la ûttima aitemativa posible. Considenuido que 
las pausas son por lo gênerai inproductivas, séria mâs eftdente cambiar el trabajo, para redudr 
la necesidad de las pausas al mfnimo. 

Incluso cuando el trabajo es liviano y confortable, siempie habri necesidad de descansos màs 
cortos, ya que no hay posturas de trabajo tan perfectas como para mantenerlas durante periodos 
muy lai^ de tiempo sin que la incomodidad aumente. Incluso durante el sueflo, si la cama es 
incomoda, es necesario cambiar de posiciôn frecuentemente. 

Para un dfa de trabajo de 8 horas, es aconsejable tener un jiescanso.m^_lai:go en la mafiana, de 
alrededor de 15 minutos, y a menudo en la tarde también. En especial si el trabajo es pesado, 
sni necesario distribuir la ingesta de alimoitos de manera que los organos digestivos no se 
recarguen con una sôla comida grande. 

Tambien debe darse un descanso j)ara fioio^ de alrededor de très cuartos de hora a una hora. 
Es tambioi necesario un perfodo de unos 15 minutos de reposo después de comer una comida 
importante, para dar tiempo a los procesos digestivos. 

Si d trabajo es ffsicamente pesado o peligroso, o el trabajador es viejo o no esta en buenas 
condidones ffsicas, son escendales algunas pausas programadas. De otro modo, cuando las 
pausas sdlo son optativas, existe el riesgo de que el trabajador décida trabajar todo el dfa sin 
parar, para poder irse antes. Cuando el pago es a trato, los trabajadores pueden trabajar 
petfodos muy largos sin pausas suficientes. Esto conduce a la acumulaciôn de fatiga, a una baja 
efidencia y un aumento de la tasa de accidentes. El trabajo pesado en climas càlidos, requière 
consideradones especiales, las que se discutiràn màs extensamente en la Secciôn 3.1.1 "Clima". 

Horas de trab^o ppr dfe 

Es un error comdn créer que hay una relacidn lineal entre la eficiencia en el trabajo y la 
duradôn de la jomada. Esto se ilustra en la Figura 20 . curva A . La experiencia ha demostrado, 
que dei^ués de algunas horas, el rendimiento por hora comenzarà a caer, como k) ilustra la 
curva B . En muchos casos el rendimiento por hora es màs bajo a lo largo dd dfa, porque el 
trab^ador se adaptarà automàticamente a un bajo ritmo de trabajo. A menudo es necesario 
prévenir la sd>recarga debida a la falta de energfa, ilustrada en la curva C . 

En lugar de trabajar sobretiempo, séria màs efidente emplear trabajadores adicionales. Otra 
razôn para evitar los sobretiempos, es que éstos Uevan a un mayor ausentismo causado por 
enfermedad y acddentes. 

Dfas de trabqjo a la semana y vacadones aniiales 

Efectos similares a los descritos antes también se han observado cuando se cambia el niSmero de 

di^as de trabajo. Se debe dar al menos un dia de descanso por semana, no solo por razones de 

seguridad, salud y eficienda, sino también por motivos sodales. Las mismas razones son v^idas 

para las vacadones anuales. Debe ser una polftica evitar el pago de vacadones que el trabajador 

nohatomado. 



Trafa^o de noche o por tumos 

Ei tFÉbaijo noctuino o par tumos es muy poco comdn en las operadones forestales en los paisÊs 

en vias de desarrollo. Es màs comûn en las industrias madereras. 

Los trabajadoies que lealizan sus actividades de noche o por tumos se qugan genoalmente 
de alteraciones en el suefto durante el dia. Esto se atribuye en parte al ruido, que es mucho 
mayor durante el dia que la noche. De acuerdo a muchos trsd>ayadores, otros âtctoies que alteran 
sudescanso, son la sensaciôn de ansiedad cuando tratan de dormir durante el dia y d hecbo de 
que d suefio diumo no es lo suficientemente rq>aTador. Se ha demostrado que, en piomedio, d 
suefto diumo es niàs corto que d noctumo. Por lo tanto, la mayoria de las personas que trabajan 
de noche o por tumos, suMrtfn de una deficiencia de sueito acumulada o una "deuda de suefto". 
La calidad dd suefto diumo es inferior. 

TRABAJO 
PRODUCIDO 




^ HORAS DE TRABAJO 



Figura 20 . Relaci6n entre el numéro de horas de trabajo y rendimimto. A. indica una 
relaciôn lineal, lo que es una suposiciôn idealizada. B y C indican lo que sucede 
en condiciones reaies de trabajo. 

Tanto las funciones mentales como fisiolôgicas, taies como el cansancio, la (tescarga de 
adrenalina (una hormona que también se conoce como "hormona del stress**), ritmo cardiaoo, 
presiôn sangufnea, volumen respiratorio, temperatura corporal y digestion, muestran 
fluctuaciones caracteristicas en un ciclo de 24 horas. Esto se Uantia ritmo drcadiano. 

De acuerdo al ritmo circadiano, el condicionamimto màximo para el trabajo es durante las 
horas pievias al mediodia y las horas inmediatamente posteriores. De ahi en addante empieza 
a disminuir, declinando aûn màs en la noche y Uega eventualmente a su punto mis bajo en las 
primeras horas dd dia (entre las 2 y las 4 de la manana). 

Una productividad menor y accidentes mâs frecuentes, son consecuencias eqserables durante 
los trabsgos noctumos. Las condiciones que rodean al trabajador durante la noche son por lo 
gênerai tan diiieientes a las condidones del trabajo diumo, que cualquier comparacién de 
lendimento y accidentes se debe hacer con réservas. Ejemplos de £actotes que a iiienudo varian 
considerablemente entre d dia y la noche son el numéro de p^^nas que trabajan (menos en la 
noche), d ritmo de trabajo (màs lento en la noche), el tipo de trabajo (muchos trab^jos 
pdigrosos taies como mantenddn y reparacidn se realizan solo en el dia) y la supervisidn <hay 



meaoB wtpemaoïm en la aoche). EsK» son foctores que tienen un impado Importanie en la 
eicieiieia y la se^nidad labcnal y que puedcn encubrir e&otos de rftmos orgàmcos altnados en 
ios tn^biyadcwes. 

Bs ^iên sabido^ie Ids tiabaladoret qa» fealkan sus actividades labomles de noche o por 
tmoMt suften a meniKlo de nak sahid. For esta lazcm» muchos éebem idiandonar los tumos. Los 
tnibajadonei que fcimanecen en tumos noctuinos, puedm entonces ser ccmsidoados como ima 
"aelecddn fMMttiw* de aquellos que tienen buena salud y gran adaptabilidad. Debido a la fidta 
de otios teabs^ aitemativos, o poique los tumos noctumos tienen incentivos econdmicos, 
muchos tiabi^adoies se mantienen xealizando tumos de noche ocultando sus problemas de salud. 

Alisccknies comunes entre trabajadoies iKMtumos o que realizan tumos, son las ùlcoas, los 
desordoies nerviosos, los problemas estomacales, los desordenes intestinales y la faitiga cnkiica. 

En d largo plazo, la gmte generalmente no se acostumbra al trabajo noctumo, sino por el 
contrario, se hacm cada vez màs suscq>tibles a diferentes enfermedades. Los trabajadores 
mayores, que no ûeaea experiencia en tumos noctumos, no édoerian incorporarse a este tipo de 
trabajo. 

Intimamente rdacionado con la salud ffsica esta el bimestar social. En muchos casos, hay 
quejas entre los trabajadores noctumos y de tumos por problemas relacionados con su vida 
social. Estas quejas son aûn mâs firecuentes que aquellas relacionados con salud. Estos problemas 
involucran principalmente la vida familiar, cuidado de los nifios, aislamiento social de amigos 
y parioites y poca o ninguna participacidn en actividades de gmpo. 

Los tumos o d trabajo noctumo ddbcrian ser evitados siempre que sea posible. Si son 
inévitables, se dd>erà hacer un gran esfuerzo para minimizar las desventajas impuestas sobre los 
trabajadores. 

2.7 Carga de trab^o mental y Stress 

El stress se puede définir como "un estado de estimulaciôn ffsica y mental, causado por un 
desequilibrio entre las demandas ambientales y la cî^>acidad del individuo de lograr esas 
demandas". El stress ocurre entonces, cuando un individuo se adapta mal al ambiente. 

Tanto las funciones sicoldgicas como fisidôgicas son afectadas por el stress. Ejemplos de 
"medidas" directas de stress son d rftmo cardiaco, la varis^ilidad del rftmo cardfaco y los 
nivdes de adrenalina y noradr^ialina (hormonas de stress) en la sangre o en la orina. 
Alteradones de algunas de estas funciones pueden Uevar a enfermedades sicosomàticas 
(enfermedad fîsica que tiene un origen mental) y enfermedades al corazôn y los vasos 
sanguûieos. 

Factores de stress (wtresantes) 

En cualquier trabajo, hay un gran numéro de fuoites ambientales de stress, taies como las 
caïaderfsticas propias dd trabajo, las rdadones interpersonales, d roi dd trabajador en su lugar 
de trabiyo (ej: supervisor), "clima" y estructura de la organizaciôn de trabajo y problemas 
asociados con k>s contactos mtn la organizacidn y d mundo exterior (ej: trabajar en una 
GompsâiaL de madereo, que tiene una rdacidn déficiente con la poblacidn local, puette ser causa 
de stiess). 

En la sis^iente seodén, se dirigirà la atoickin a los estresantes reladcmados con el trabajo 
nûsmo. ^emplos de éstos son d teaer mudio o muy poco tiabajo, presiones de tiempo o plazos, 
madias o muy difïciles dedsiones que tomar, fatiga por desgaste fîsico o por fioctores ffsicos en 
d anilnente de trabajo, taies como ruido, muchos vi^, laigas horas de trabajo, soportar 
cambîoi en d tiabigo y el costo de comder encaes (monetarios o de^idos). 



__„^ 39 

En las industrias ^restâtes donde ha habido un aumento de la mecanizacién y aittomatizactén, 
como también una tendencia a (tividir el tiabajo en varias operaciones simples y lo mds limitadas 
pos^le, les tsÉbajos se lum transfonnado en algo mtiy especializado y r^etttivo. En las 
operadcHies Ibiestales taies como volteo y transporte, esto no es tm problema tan serio como en 
las industrias de procesamioito de madoa taies como los asoiadeios, {dantas de endu^pes y 
madera prensada y £Sbricas <te pulpa y papd. 

El trabajo en estas illtimas industrias esta a menudo muy defînido, de modo que pemûte poca 
innovactdn. Algunas veces d trabajador realiza solo una simple opondén en una peqpidSa parte 
del pioducto total final y al ritmo determinado por la vdocidad de un conea transpoitedora. Por 
esta razdn, d trabajador tiene poco o ningûn control en la forma que se ejecuta d trabajo. El 
trabajo se ha transformado en algo monôtono y repetitivo. 

Se ha demostrado, tanto m experimentos en terrmo como en el laboratorio, que d trabago 
monôtono y repetitivo en condidones industriales produce sfntomas fïsioldgicos y sicoldgioos 
negativos. Un estudio en un aserradero demostrô que un grupo de trab^adoies, que tenûui 
trabajos mondtonos y répétitives, pero que al mismo tiempo les demandabs mudta 
responsabilidad, secretaban mucho màs adrenalina (hormona del stress) que otros grupos de 
trabajadores del asnradero. Estos tenfan también una mayor incidoicia de enfi^medades 
sicosomâticas y màs ausentismo. 

Las capaddades ffsicas y mentales subutilizadas caracterizan un estado llamado de *'subcaiga", 
mientras que la "sobrecarga" significa tener mucho que hac^ o hacer un trabajo demaàado 
diffcil (sobrecarga cualitativa o cuantitativa). Tanto la subcarga como la sobrecarga, se reladonan 
con sfntomas de stress. Por otra parte una carga de trabajo moderada, en las cuales las 
demandas del trabajo se aproximan mucho a las capacidades del trabajador, darà d mfoimo stress 
y la màxima eficiencia. 

2.8 Caracterfstica s individuales del trabajador 

En la descripciôn de los diferentes aspectos del trabajo y el trabajador, realizado en las secdones 
previas, se ha mencionado a los trabajadores sin considerar las diferencias individuales y sus 
capacidades y limitaciones. En esta secciôn se discutiràn, algunas de las caracterfsticas 
individuales màs importantes de los trabajadores, taies como edad, tamaAo corporal y sexo. 

A. Edad 

La edad afecta un sinûmero de factores de importancia tanto para la capacidad de trabajo ftsico 

como mental. 

Personas Mavores 

Algunos a^)ectos de la capacidad de trabajo disminuyen progiesivammte con la edad ddiido a: 
. un consumo de oxfgeno màximo o capacidad aerébica màs bajos; 
. una masa muscular disminufda. La màxima fiierza muscular tanto en hombies oomo 

mujeres se logra entre los 25 y 35 aifos. Las personas mayores tienen una fiierza 

muscular considerablemente màs baja; 
. menor adaptaciôn al calor ambiental; 
. menor adi^rtaeiôn para cambiarpatrones de sueik); 
. disiiûnud<ii de la aqMc^ad visual dd>ido a: a) una menor dastiddad dd knte, que 

détermina una inca^xiddad de aconuxlo del ojo; b) mcesidad de mayor nivd de 

iluminacidn; 
. deterioro de Ja ca^ncidad auditiva, particularmente de las ftecuendas màs altas; 



40 

. dismifiuciéa île la vdoddad ]wn xodkar operadones mentales y mayor ttempo de 
fcaociàii; 

. incqncidad de tecotàax por un pofodo de tiempo laigo lo que se acaba de s^render. 
Sin «nAMurgo» hay una leducckto muy pequelia, si es que la hay, en la capaddad de 
mnnorizaciôn mmediata. 

Todo esto puede dar un cuadro poco fevorable, pero tambiâi hay algunos aspectos positivos. 
La cantidad y variedad de experioicias y recuentos aunu»itarân con la edad. En muchas 
âtuaciones esto compensari la disminuciôn de la capaddad ffsica y m«ital. Las perscMias 
mayores puedm ser capaoes de mantener el mismo rendimioito que la gente jovoi por lo moios 
por un tiempo. También algunas personas oivejecen fïsica y mmtalmente màs lentamente que 
d promedio. 

Sm «nbargo, U^arà d dût en que la capacidad de trabajo fitsico décline a un nivd en que no 
ddwda realizarse ningûn tipo de trabajo pesado. El trabajactor de edad avanzada deb^a «ntcmces 
aex transfaido a un trabajo fisicamente liviano, pero que requiera experienda. Por ejemplo, el 
trabjyador mayor puede entregar un derto grado de liderazgo y estabilidad a grupos de 
trabajadores nû&s jdvenes. 

Transferir a un trabajador mayor a un trabajo que requiera operar una nueva màquina, puede 
no ser aconsejable, si el trabajador no tiene experienda previa en maquinarias, aiSn cuando el 
motivo sea dsurle un trabajo ffsicamrate mâs liviano. El trabajador puede encontrar dificultades 
para ^nmder a manejar la raàquina en forma apropiada y segura. 

Es también muy impcHtante para los trabajadores mayores, tener la libertad de trabajar a su 
propio ritmo y tomar pausas cuando sea necesario. Los "peaks" de carga ffsica deben evitarse, 
ya que podrÊm s^ la causa decisiva para que la persona no pueda permanecer en d trabajo. 

En la mayorfa de los pafses occidentales, la edad de alrededor de 40-50 aAos es considerada 
como la edad a la cual la capaciâad de trabajo empieza a decaer. Para muchos trabajadores de 
paises ai vlas de desarrollo que sufiren de malnutriciôn, enfermedades y viven en climas câlidos, 
esta et^ia puede Uegar mucho antes. 

El tiempo de recuperacidn despues de las enfermedades y accidentes es también màs largo 
para una po'sona mayor que para una po-sona màs joven. 

Personas jdvenes 

Las perscMias muy jôvenes también merecen atencidn especial en su vida de trabajo. La mayorfa 
de los pafses tienen leyes y regulaciones para la edad mfnima dt empleo en la industria. Los IS 
affos es la mfnima edad comunmente requerida para el empleo industrial, con una limitacidn màs 
estricta de 18 aAos si d trabajo es ftsicamente pesado, peligroso o involucra operaciôn de 
maquinarias. También existen estandares adicionales en varios pafses que regulan, por ejemplo, 
d ndmero màximo de horas a trabajar por dfa o por semana, tumos o trabajo noctumo o peso 
màximo para cargar o tevantar. La razdn para este tratamiento espedal de adolescentes, es 
protéger al trabajador jdvoi de enfm-medades o accidentes ocupadonales. Sobrecargar el cuerpo 
antes que esté comjrietamente desarrollado, mediante el trabajo ffsico pesado, puede causar 
lesiones permanentes. La espalda debe ser especialmente pro^ida del levantamiento y traslado 
de caigas pesadas. 

Tofia tiempo desarrollar fiierza, habilidades y experienda y se debe aceptar que durante este 
fien^ d tndsôgador joven no puede produdr lo mismo que un trabaja<k)r adulto con experiencià 
y halnlîdades. 

Los trabajadores jdvenes no dd>en ser expuestos a presiôn de producdôn, ya que pueden 
asumir riesgos que pueden causar acddentes, dd>ido a su iSdta de experiencia y habiHdad. Hlos 
àttoen ser guiados y supervisados de cerca cuando son entrenados en cualquier trabajo que 
involucre riesgos. 



41 

Contar con leyes estrictas y estandai«s para trabajadcnes jdvenes y darJe on ptùÊmâo 
conociiniento éd tnâMÔo oon gaa énfiuis en aspectos de seguridad y técnkas i]e tiabajo, es una 
p(^tica intdigoite que daià buenas ganandas. 

Los tnbiyadoies jdvenes necesitan mucha gufa y comprensidn, lo (}ue en muchos casos te 
puede lograr nMSzdando tiabi^adores jôvoies y mayoïes en el mismo grupo. 

B. TamafiQ corporal 

Los problemas relacicmados con diferencias en el tamaflo corporal mtre razas, sou» e 
individuos, cuando se disdian los lugares de trabajo, henamiratas y maquinarias ya han sido 
mencionadas ai la Secciôn 2.3 "Posturas de trabajo". 

Hay alguna evidencia dada por estudios realizados en algunos palses, sobie una estredia 
relacidn entre d peso corporal y la capacidad de Uevar a cabo tnd>ajo fïsico pesado. Un estudio 
realizado en India (1966) da un ejemplo de esta relacidn, mostrando que un grupo de 
trabajadores forestales, cuyo peso era solo alrededor de un 70% del peso de- trabajadores 
forestales escandinavos, tenfan un rendimiento durante el trabajo muscular que correspondia 
tambiâi a alrededor de un 65% del rendimiento de los trabajadores escandinavos. 

La mayor parte de la literatura en ergonomfa proviene de estudios realizados en paises 
occidentales. Cuando estos estudios se refieren al "trabajador promedio", generalmoite quiœ 
decir un trabajador masculino, de alrededor de 25 a 30 anos y con un peso corporal de ^ kg. 
Como el peso corporal promedio, en gênerai, es màs bajo en los paises en desairoUo, los 
resultados de los paises occidentales no son siempre aplicables a los trabajadores de otras partes 
del mundo. 

C. SfiSfi 

En los paises occidentales la mujer promedio tiene un peso corporal un 25% màs bajo que el 
hombre promedio. Su caq>acidad ffsica de trabajo es 25 a 30% màs baja. Sin embargo, oi 
muchos paises en vias de desarroUo esta relaciôn no es la misma. 

Muchos paises tienen leyes especiales para el empleo de muj^es en la industria. Se le édbt 
dar particular atenciôn a las mujeres embarazadas o amamantando. Elias no éetoen ser expuestas 
a substancias dafiinas, aire contaminado, trabajo de noche, trabajo ffsico pesado o levantamiento 
y transporte de cargas pesadas. Mujeres con ninos pequenos pueden necesitar a menudo horas 
de trabajo especial y arreglos para el cuidado de los niilos. 

Hay muchos ejemplos de leyes especiales, arreglos y estandares que se dice protegen a la 
mujer en gênerai, siendo derogadas cuando es necesario que las mujoies mantengan la 
pioducciito industrial, por ejemplo durante o justo después de la guerra, donde se ocupaba a los 
hombres. Cuando las leyes se introducen nuevamente son màs utiles como una herramioita para 
mantener a las mujeres fuera de los trabajos mejor pagados en la industria. 

En goieral, las condiciones de trabajo que no son saludables y son peligrosas para las mujeres 
son igualmente malas para el hombre. El objetivo àdbe ser entonces mejorar las condicicmes de 
trabajo para acomodar a tantas personas como sea posible, ya sean hombres, mujeres, jévaies 
o viejos, grandes o pequefios. 

2.9 Aspectos sodo-culturales 

La mayor parte de lo que se ha dicho hasta ahora, es que todos 1(» seres humanos tittien 
neoesidades bisicas, requerimientos y limitaciones similares. En la ùltima seoci6n (2.S), se 
mendonaron algunos de los fectores que, a pesar de todas las similitudes, hacen necesario àai 
consideractén especial a dertos grupos de trabajadores taies como trabajadores de edad avanzada, 
mujeres embarazadas y trabajadores muy jôvenes. 



jfâ 

Otros «ipeelos que a meatiâo <ioben tainlMéii ser considerados, son los a^iectos sodo- 
cultmalcs y eooQdmioos. Por qen^ hiliitos, creencias, tradidones, letigién y oondtciones 
sodo-eootidniiGas pueden diferir entre dos iieas dd mismo pafs. Los ttatH^adores en foima 
individiial o pequdios gnqx» de ttibagadores, pueden lener un origen sodo^cultural divergente. 
EnmudiosGasoséstonocausaiAnii^ûnpiDbleniaespedalendlugardetrabajo. En otros casos 
puede ser neoesaria mudui atenddn a las consecuendas de ésto en la etapa de planificaddn de 
cualquier tipo de actividad forestal. La lista de gemplos puede ser muy larga, pero solo se 
mendonartfn algunas con inqdicandas ergondmicas. 

No es pooo oonuik que d trabajador forestal sea tanto un asalariado como un agricultor de 
un pequ^ pedazo et tierra. La combinacicto para obtei^r algo de alimmto a expensas de un 
poco de trabajo agifcola privai y de ser neoesariam«ite asalariado, puede ser la forma optima 
de sobrevivenda. Si 8 horas diarias de trab^o regular en el bosque se introducoi en este tipo 
de sodedad, puede interfoir con las actividades agrfcolas. El trabajador podrfa necesitar comprar 
mis todo d alimento necesario en d mercado. Esto podrfa afectar la ingesta de alimentos tanto 
de los trabajadores como de sus familias. 

Otro ejemplo que también tiene que ver con la nutriciôn, son los diferentes hâbitos de 
aMmentadôn. Los trabajadores pueden tener el hàbito de tomar solo una taza de café o té en la 
mailana antes dd trabajo y e^ïerar hasta la tarde para la comida prindpal. Como cônsecuencia, 
su d^Kicidad de realizar trabajo ftsico pesado en el bosque va a estar notoriamente disminufda. 
Su prôductividad, seguridad y salud sufriràn. Déberià en este caso ser una taréa dd empleador, 
influendar a los trabajadores para que adopten mejores hàbitos de alimentaciôn. Una soluciôn 
podria ser dar una comida gratis durante la primera mitad del dfa de trabajo. Esto serfa una 
buoia inversidn en muchos paises en vias de desarroUo, sin tomar en cuenta los hâbitos de 
alimentaddn que el trabajador tenga. 

Otros faibitos pueden ser dififciles o imposibles de influenciar. Por ejemplo, aquellos que estàn 
rdadonados con creencias religiosas, taies como largos perfodos de ayuno o el rechazo a sacarse 
algûn adomo especial de la cabeza para poiwrse un casco de seguridad. 

A moiudo los valores culturales no scm tan expKcitos como los antes mencionados. Esto puede 
ilustrarse mediante las siguimtes dtas que se refieren a la interacciôn de los valores culturales 
entre los trab^adores Filipinos: "Valores como el utang-na-loob (deuda de gratitud) a su 
empleador, d fiierte lazo fomiliar o sistemas de familia o la actitud bahala-na (que sea lo que sea 
o fe m Dios) podria explicar por que los trabajadores se conforman con sus condiciones de vida 
y de trabsgo". (Efîciencia q)eracional, estudio de trabajo y ergonomfa forestal. ILO, 1986.) 

Va màs alla et las intendcmes de este trabajo discutir los ilimitados aspectos socio-culturales 
que deben ser oonsiderados en la administraddn forestal en variadas sociedades alrededor del 
mundo. El mens^e es màs bioi recordar los a^iectos socio-culturales y econémicos en gênerai. 
Ellos pueden jugv un roi defmitivo en el éxito o fracaso de un proyecto. 

Otrô t^emplo que también tiene que ver con la nutriddn, son los diferentes hàbitos de 
alimentadén. Los trabajadores pueden tener el hébito de tomar solo una taza de café o té en la 
nttfiana antes dd trabajo y esperar hasta la tarde para la comida principal. Como consecuenda, 
su caçêââaà de realizar trabajo fïsico pesado en el bosque va a estar notoriamente disminufda. 
Su productividad, seguridad y salud sufriràn. Deberla en este caso ser una taréa del empleador, 
influendar a los trabajadores para que adopten mejores hàbitos de alimentacidn. Una soluddn 
podila ser dar una oonôda gratis durante la primera mitad dd dia de trabajo. Esto serfo una 
buena Inversién en mudic» paises en vias de desarroUo, sin tonar en cuotta los hàbitos de 
atimeataddfi que d trabajador tenga. 



43 

OtrosMntos puedoi ser difidies o imposiblesde influendar. Por gemplo, aqudlûs ^le^ 
œlacionados oon cfoeapias idigiosas» taies oomo laigos perfodos de ayuno o di reohazo a sacane 
algiin adocno espedal de la cabeza para ponerse un casco de s^uridad. 

A menudo los valones culturales no son tan explfdtos como los antes mencionados. fisto puede 
ilustrarse mediante las siguientes citas que se refieren a la interaccidn de los valoies cultuiks 
entre los trabiô*<^k»es Filipmos: "Valores como el utany-na-lpob (deuda de gratitud) « su 
empleador, el fuerte lazo £Ûniliar o sistemas de familia o la actitud |>alia!fii!i (que sea lo que sea 
o fe en Dios) podrùi explicar por que los trabajadores se conforman con sus ccmdiciones^e vida 
y de trabsgo". (Eficiencia q)eracional, estudio de trabajo y eigmiomia forestal. ILO, 1986.) 

Va mis alla de las intenciones de este trabajo discutir los iliniitados aspectos sodo-culturales 
que debtti ser c(msidaados en la administracidn forestal en variadas sociedades aliededor dd 
mundo. H mensaje es màs bien recordar los aspectos socio-culturales y eomdmicos en g«u»al. 
Ellos pueden jugar un roi definitivo en el éxito o fracaso de un proyecto. 



3. AMBIENTE DE TRABAJO 

3.1 Factores flcos y bioldpicos 

3.1.1 Oima 

La mayor parte del trabajo forestal se realiza en exteriores, con posibilidades muy limitadas de 

protegerse del clima. 

Desde un punto de vista ergonémico, los factores climàticos màs importantes S(m: 
temperaturas extremas; humedad relativa alta; vientos fuertes, Uuvia y nieve. Cuando uno tiene 
que trabajar bajo condiciones climàticas desfavorables, no se puede esperar que el rmdimiento 
sea d mismo que cuando se trabaja en un ambiente de trabajo ôptimo. 

Detener el trabajo o ajustar los métodos de trabajo cuando el viento es muy fuerte o cae 
mucha lluvia, para permitir que el trabajo se realice en forma segura, es màs aceptado que el 
tomar las mismas precauciones por temperaturas o humedad ^trémas. 

Clima cflido 

Normalmente es màs fàcil prévenir el malestar derivado de las bajas temperaturas que de las 
altas. El calor o el calor con humedad son los màs grandes problemas climàticM en muchos de 
los paises en desarroUo y por lo tanto se les dedicarà màs espacio en esta publicaddn que a los 

climas frios. 

Generalmente se subestima la severa sobrecarga térmica causada por el calor, especialmente 
cuando se combina con la humedad. Esto es muy probablemente por fîdta de conodmientoi en 
relacidn a los efectos nocivos dd stress térmico. 

La sobrecarga térmica no solo es un problema para los trab^adores forestdes en un clima 
càlido, sino también para los combatientes de incendios forestales. 

Conociendo como se gênera d calor intemo, como se contrôla d balance caldrico en d 
cucrpo humano y c6mo el clima afecta al hombre, se pueden tomar medidas prcventivas para 
enti^ar alguna protecdôn indirecta. Estas medidas pueden ser de difetentes tipos, taies como 
ajustar los horarios y los métodos de trabigo, el vestuario, la disponibilidad de agua para bdw 
y los refiigios para piot^erse. 

En laSecciôn 2.2 "Requerimientos cnergéticos y carga fïsica de trabnjo" se diacutieron Um 
mecanismos de regulaccidn de la temperatura corporal, en «spécial la impoilaiicia de la 



4nMÉMIÉHMMW«lMM«MaMMMklMlMMMHaMMMM«WMMMi^^ 

tmapmàéa. Un pfoblflina otnsân en k» tràpioos es que cœuido la huniedad fdioiva dd aire 
et alta» se puede evapoiar ineiMM aïklor y por k> fiuito defedo et eiiMamienio se ve inqtodiik». 

Otro foctor impoilsiite que eonsideiar, adeiatfs de la t ei npenftu ra y la humedad 4el'j^ es 
ta velocidad de ésle. En un ambiente càlido y hdmedo, los movimientos dd aire van a 
aumentar la evapoiacidn dd sudor. Si la ten^eranoa dd aire es mis baja que la tempentuia de 
la pid, d aire enjfiriaii la pid por conveodôn y pw lo tanto se redudrà la cttitidad de sudor. 

La fengieisQtfA ikl ailc afecta la conveoddîi. La foitna màs fidi de mediiia, es isediante un 
termdnietro comiin, d cual sin embargo deberà ser protegido si es que esté cerca de radiaddn. 
Tan^ién hay temxknetros dectrdnicos y digitales dis^xMiibles. 

LSw liU]liedad-<^ aijoe. La alta humedad del aire reduœ la evapcmicidn dd sudor y de esta 
forma oonstituye un stress térmico para el tr^ador. Puede medirse con un sicrémetro. Un 
âcp(^nietro esta constibiido por dos tenndmetros y una pieza que assura la ventitoddn de ambos 
termômetros a una veloddad mùiima del aire. El primero es uno comûn que mide la tempen^ra 
"seca", d otro termômetro esta rodeado por una mecha mojada, gen^almente hecha de muselina 
o seda y da la temperatura hdmeda. La diferencia entit ambas temperaturas détermina la 
humedad. 

Yfilo&Ùà^ dei aiie afecta tanto la cœvecciôn como la evaporacidn. Generalmente se mide con 
un anemémetro. La velocidad del aire es diffcil de medir debido a sus ràpidas fluctuaciones en 
d tiempo y en intensidad y direccién. 

Xemp^ltuia i^dianie es la diferencia de temperaturas de superficies adyacentes. Se puede 
medir con un termdmetro de globo, que es un termômetro corriente, puesto en el centro de un 
globo pintado de color negro hecho de cobre. 

Indice çlinWitiw 

Ha hdiido muchos intentos pc»* resolver la forma de combinar las diversas variables 
mend(madas, buscando un solo fhdice que sdUde la sobrecarga térmica producida por la 
combinaddn de estas. 

Uno de los ûidices mis usados de los disponibles es el WBGT (wet bulb-globe température). 
Lo que la mayorfa de los ùidices no considéra, es la tasa metabélica dd ser humano. 

Cuando el clima es muy desfavorable (càlido, hdmedo, vdocidad del aire baja) y/o el trabajo es 
muy pesado, para qtœ d cuopo pueda diminar el exceso de calor, d ritmo cardfaco aumoita 
y eventualrocnte la temperatura «tel cueipo si^. 

Mis absyo, en la Xabla.!» un ejemplo simplificado ilustra cômo la cs^cidad de trabajo es 
afedada por la temperatura y la humedad del aire. 

Como se ilustra en la tabla, es posible realizar tr^>ajo bastante pesado cuando la temperatura 
es de alrededor de 2SK: y la humedad llega a un 100%. A 3S*<: y la misma humedad, el cuerpo 
no puede diàpar mis calor que d producido durante el rqioso. La consecuencia sera 
acumuladdn de calor en d cuerpo. 

La mayoria de las personas empiezw a sentirse oifermas cuando la temperatura del cuerpo 
aiunaita; mtottétàcmmiHc dismunuirà su ritmo de trabajo. La baja intensidad de trabi^ que se 
«l>serva en alguftos pafses de climas téMos no debe ser considerada m signo de âqjera, âno 
tnia bien una forma fisioldgica lazànaible para evitar la sdbrecarga lérmica. 

Si esto no ocurriera, la temperatura seguirfi aumentando y la peraoïiii se l^idiapsaiïa. Cuando 
ie ani^za la 68f!ga de tn^alo es uticesario dttotices mo séto consideiar d gasto tenéttéticd; sino 
también UMnar en cnenia d'c^ma. 



45 



I^îlaJ- Rdactân entfe capaddad de trabajo, temperatura dd aire y humedad. 



Humedad del Aire 


Temperatura del Aire 


Capacidad de trabajo 
sobre reposo 


100% 


25*>C (77°?) 


17 kJ/min (4 kcal/min) 


100% 


aO^'C (86°F) 


6 kJ/rain (1.5 kcal/min) 


100% 


35°C (95«F) 


kJ/min 



Fuente : Guia para la Seguridad y Salud en el Trabajo Forestal, ILO Ginebra, Cuarta 
impresiôn, 1979. 

Reemplazo de la pérdida de agua 

Cuando se transpira, el cuerpo pierde volùmenes considérables de agua. El agua deba ser 
reemplazada continuamente, para no causar deshidrataciôn. La concentraciôn de sal m el cuerpo 
régula la sed. Sin embargo, la sed puede ser insuficiente para cubrir las pérdidas de Kquido, 
especialmente en trabajo pesado. 

La reposiciôn inadecuada de lîquido puede ser descubierta mediante el simple control de la 
pérdida de peso. Una reducciôn de peso de 1 a 2 por ciento, causada por pérdida de agua, 
Uevarà a una capacidad de trabajo disminuida. Cada 1% de pérdida de peso corporal por 
deshidrataciôn, provocarà un alza de 0.2T y las pulsaciones van a aumentar en alrededor de 10 
latidos por minuto. Si el peso corporal disminuye en un 5%, habrà riesgo de agotamiento y 
colapso. De preferencia el agua d^ rqx)nerse tomando pequefias cantidades varias veces por 
hora. Algunas veces se pueden necesitar 5 a 6 litros por tumo o incluso mâs. El sudor también 
implica pérdidas de sal, la cual debe ser reemplazada. Si fueran necesarias cantidades mayores 
de agua y el contenido de sal de los alimentos fuera insuficiente, estos elementos pueden ser 
aportados otorg^do agua con una concentraciôn de sal de 0. 1 %. Cabe destacar que la sal débe 
ser ingerida junto con el Ifquido. 

Problemas por stress calôrico 

Las reacciones al calor son consecuencia tanto de factores intemos como extemos y no se 
traducirân solo en reacciones fisiolôgicas, sino también en reacciones psico-fisiolôgicas, las 
cuales pueden afectar la capacidad de trabajo y aumentar el riesgo de accidentes. El rendimiento 
mental puede disminuir y ocurrirân trastomos conductuales, taies como agresividad, histeria y 
apatfa o pueden perderse las inhibiciones sociales. 

A continuaciôn se discutiràn très de las afecciones màs comunes de acuerdo a sus causas, 
sfntomas y tratamiento; estas son: calambres por calor, agotamiento por calor y golpe calôrico. 

Las personas mayores, aquellas con sobrepeso, los alcoholicos, los invâlidos crônicos y los 
niîlos pequeflos, son en gênerai mâs susceptibles a las reacciones por calor que las demâs 
personas. 



m 

A. Calambres pot «Iot 

Los calambiei por calor pueden oeuifir cuando hay de^t tanto de agua como de sal; por 
ejemplo si la persona ha transpirado mucho y toma grandes cantidades 4e agua, pero no 
compensa la pérdida de sal. Esta condiciôn se caracteriza por espâsmos dolorosos en los 
mfisculos esqudéticos. Las piernas y d abdomen tienden a ser k>s primeros en verse afectados. 
Los tratamientos de primeros auxilios incluyen lo siguiente: 

1. Dar a la vfctima soibos de agua salada - una cucharaditade té de sai por cada vaso de agua 
- medio vaso cada 15 minutos por un perfodo de una hora. 

2. Ejercer presiôn con las manos sobre los mûsculos acalambrados o masajearlos suavemente, 
para aliviar el espasmo. 

Los calambres por calor son a menudo una etapa temprana del agotamiento por calor. 

B. Agotamiento por calor 

Generalmente el agotamiento por calor se produce por pérdida de agua, pérdida de sal o ambos. 
La vfctima esta muy débil, sufre nauseas, mareos y quizàs dolores de cabeza y calambres. El 
cuerpo trata de eliminar calor, enviando màs sangre a los capilares de la piel. Esto se traduce 
en un flujo de sangre a los ôrganos vitales, taies como el cer^ro, corazôn y pulmones. 

La piel se pone blanca o pàlida. Ma y hûmeda. La persona se puede desmayar si esta de pié, 
pero probablemente se recuperarâ si se baja su cabeza y se mejora el flujo sangufneo al cerebro. 

Los primeros auxilios correspondientes incluyen: 

1. Dar a la vfctima soibos de agua con sa! - una cudiaradita de té por vaso- medio vaso cada 
15 minutos por un perfodo de alrededor de una hora. 

2. Acostar a la vfctima con los pies ligeramente elevados. 

3. Soltar su ropa. 

4. Mover a la vfctima a un lugar màs Mo o a la sombra y aplicar un pano frfo y hûmedo 
ademâs de ventilarla. 

5. Dénués de este episodio la vfctima deberâ descansar durante varios dfas y no exponerse 
a tempoaturas anormalmente altas. 

El agotamiento por deshidrataciôn, es una forma de desorden térmico que puede ocurrir 
después de varios dfas de trabajar en el calor. Si las pérdidas de agua no son reemplazadas a 
diario, la deshidrataciôn progresiva puede disminuir severamente la capacidad de trabsyo. 

C. Golpe calérico 

El golpe calôrico es una de las alteraciones màs sérias, pudiendo ser fatal. Este ocurre cuando 
Mlan los mecanismos de control de la temperatura en el organismo. 

Los sfntomas son: piel caliente, roja y seca, la temperatura es de alrededor de 41T con 
tendenda subiendo, el pulso es ràpido y Aierte, puede haber signos de alteraciones cérébrales, 
taies como confusion mental, delirio, convulsiones o inconciencia. £1 golpe caldrico es una 
emergencia médica inmediata y la tasa de mortalidad es alta. Los tratamientos deben comenzar 
inmediatamente, sin esperar la llegada a un centro médico. 

Los tratamientos de primeros auxilios incluyen lo siguiente: 
1. EnMar él dierpo ripidamente, sin embargo se debe prévenir el enfriamtento una vez que 

la temperatura descienda bsyo 39°C. 

Siempre que la temperatura de una persona Uegue a 40*t:, se deben tomar las siguientes 

medidas de primeros auxilios: 



- Desvestir a la vfctima y sumergirla contfnuamente en agua frla o fhccionarla oon 
idoohol hasta que la temperatuia baje. 

- Aumentar la evaporaciôn y convecciôn mediante la ventilaciôn. < 

- No dar estimulantes a la vfctima. 

• Dar tiatamiento para shock (de acuerdo a los tratamientos de emergencia y primeros 
auxilios). 

Prevencion (je los desordenes por stress calérico 

Un ambiente c^ido y hûmedo cx)n baja velocidad del viento, da como resultado una b^a 
eviqx>racùkt dd sudor. Es necesario entonces evitar el stress calôrico excesivo, disminuyendo 
la rêalizacién de trabajos pesados tanto como sea posible. La soluciôn debe ser preferentemente 
la reducciôn de la carga fîsica de trabajo, el aumento de los perfodos de descanso y cuando sea 
posible organizar el trabajo en un lugar màs firesco durante las horas de màximo calor, en lugar 
de disminufr las horas de trabajo diario. 

l^emplos de como adaptar el trabajo al trabajador en relacidn al calor son: programaciôn de 
horas de trabajo, proveer refugio, disponibilidad de agua potable (y sal): 

1. Proveer lefugifi siempre que sea posible, por ejemplo en los viveros, para protéger al 
trabajador de los rayos directos del sol durante el trabajo, o hacer uso de sombra natural, 
por ejemplo en el bosque natural dejar unos pocos àrboles de copas grandes para refugios, 
en las àreas de carga y para actividades futuras de plantaciôn. 

2. Permitir perfQdss.dg descanso frecuente para darla posibilidad de que la temperatura del 
cuerpo baje, preferentemente bajo la sombra, cerca del lugar de trabajo. 

3. Asegurarse de que siempre haya agua para_bfibÊr disponible. Se debe alentar a los 
trabajadores a beber pequenas cantidades en forma frecuente. 

4. Organizar el paîrs^n.dg îiibaJQ, de modo que el trabajo màs pesado pueda ser realizado 
temprano en la manana, mientras el aire esta mâs frio y cambiar a trabajo mâs liviano a 
medida que el calor aumenta. En condiciones extremascambiar a una sola sesidn de trabajo 
temprano en la manana o dividir las sesiones de trabajo en la maîîana y en la tarde en el 
crepùsculo. 

Hasta cierto punto, también es posible mejorar la capacidad de trabajo del trabajador en un 
clima câlido a través del vestuario apropiado, aclimataciôn y estado ffsico. 

- Vestuario 

El vestuario debe tener disenos diferentes para climas secos, con o sin calor radiante excesivo, 

y para climas hûmedos y câlidos, como por ejemplo en la selva. 

En primer lugar, la ropa debe protéger del calor radiante del sol, pero no debe reducir la 
evaporaciôn y convecciôn por aislamiento. Generalmente se recomienda ropa suelta y de colores 
brillantes. El matcrial debe ser liviano. Cuando se Ueva a cabo trabajo pesado, puede incluso ser 
mejor usar ropa estrecha que râpidamente se empaparâ con el sudor, aumentando de esta manera 
el enfriamiento por evaporaciôn. 

Si la carga de calor radiante es baja, el principio es usar tan poca rq» como sea posible. 
Cuando se trabaja en el bosque o se manejan substancias quf micas en los viveros, etc., la ropa 
es neccsaria para protecciôn. Esto puede reducir considerablemente la capacidad de trabajo y 
aumentar el riesgo de stress por calor especialmente en un clima hûmedo y câlido. 

Proporcionando las ropas adecuadas, el empleador puede ayudar al trabajador a adaptarse 
tanto como sea posible a las condiciones climâticas. 



A baves de un proceso fisiolôgico una persona puede adaptarse ai tidba^o b^o streis o^drico. 
Estos procesos se llaman aclimatadén. 

La fonna mâs importante del cuerpo de petder calor es mediante la transpiracidn. Durante 
las pnmefas semanas y especiaimente los pimeros 2 a 4 dias de trabajo en un clima càlido, esta 
habilidad va a aumentar. El grado de aclimatacién àepeaàsri entonces de \o que transpiien las 
personas. 

El aumento de la sudoracidn parece producirse cuando las glândulas sudoripaïas se ban 
"entrenado" para comenzar a sudar. El sudor va a tener también una conceotiacidn de sal mâs 
baja cuimdo las glândulas se aclimatan. La aclimatadén también va acompafiada de una 
disminudôn del pulso y la temperatura corpoial, para una determinada carga de trabajo, en un 
clima dUido. 

Despues de dos semanas de descanso en el trabajo, la aclimatacién se pierde. Esto debe ser 
considerado cuando, por ejemplo, un trabajador comienza a trabajar después de un peribdo de 
vacaciones o de una licencia médica, ya que no se puede esperar capacidad productiva compléta 
durante la primera semana. 



Una penxma con buena capacidad fïsica, tiene una capacidad circulatoria bien desarrollada y un 
volumen sangufneo aumentado y comienza a sudar a una temperatura corporal mâs baja, lo que 
es escencial para regular la temperatura corporal. El proceso de aclimatacidn es también màs 
râpido para la persona con buena cspaciàià que para aquella con mala condiciôn ffsica. 

Los problemas de salud en el sistema cardiovascular o en los rifiones, se supone que reducen 
la tolerancia al calor. Las personas con sobrepeso parecen ser también vfctimas màs frecuentes 
de altoraciones por stress calérico, como es el golpe caldrico. 

-Climas frios y nîeve 

El otio extremo que generalmente causa problemas al trabajador forestal, es el clima frfo, 
especiaimente combinado con la nieve. Los operadores de motosierra en particular sufren las 
conseci^idas del frio, el que provoca sfntomas de dedos blancos inducidos por vibraciones (ver 
Secciôn 3.2.3 "Vibraciôn"). 

Como ya se mencionô, la temperatura ôptima para el cuerpo humano vestido es de alrededor 
de 28^. Cuando la temperatura del aire es màs baja, el cuerpo perderà calor por radiaciôn y 
conveccidn hacia el ambiente. Para disminufr esta pérdida, los capilares periféricos se contrà^i 
para reducir el flujo sangufneo. De este modo el efecto aislante de la piel puede aumentar hasta 
6 veces. Otro efecto es un aumento del metabolismo, causado por el temblor automàtico de los 
nràsculos esqueléticos. Como la eficiencia mecànica va a ser de 0%, la produccion de calor es 
alta. De esta forma el metabolismo puede aumentar 3 a 4 veces por sobre el metabolismo basai. 

Una forma de prots^erx contra el frfo es usando vestuario apropiado. También se debe 
organizar el trabajo, de manera de evitar todas las actividades innecesarias en àieas abiertas 
cuando hay viento. El efecto de enfriamiento a 0°C y una velocidad del aire de 5 m/seg., es el 
mismo que a -8°C sin viento. No se debe realizar trabajo ffsico muy liviano ni muy pesado en 
climas muy frios, pero se debe mantener una actividad ffsica ôptima. Se debe evitar trabajo en 
nieves profiindas. 







Ekmt es wt mai conductor del calor y por lo tanto un excdente aislaitte. La mayoïia 4t k» 
^bdantes eficientes oonàsten en mateiiales que encierran aiie en câmaras pequdSias. Este es 
también un imnctpio que se aplica a la vestimenta. La capaddad aislante de una prenda dqiende 
de su grosor, k» que generalmente significa d grosor de la capa de aire. Entre las dtferentes 
capas de tela también hay aire encerrado. Por esta lazén, mâs capss aumentaràn la lesistencia 
a la tiansfeiencia ténnica desde el cueipo. 

3-1.2 Topografia 

Esta secci<ki tratarâ los problemas relacionados con el trdb&io en altuias, en terrenos escarpados 
y en lugares de trabajo remotos, donde la madera tiene que ser transportada grandes distandas 
para llegar a los caminos, rios o fnrocarnl. También se refiere al trabajo a grandes distandas 
de las residencias y de los servidos sociales. 

Alturas 

La capaddad aerdbica disminuye a grandes alturas, debido a la baja presién de oxigeno del aire 

atmosuTérico. Una capacidad aerébica reducida implica una capacidad de trabajo disminu&la. 

Cuando una perscma vive a nivel del mar y se va a una mayor altura, su consumo mâximo 
de oxfgeno va a disminufr alrededor de un 5% o màs a aproximadamoite 2000 m sabK el nivel 
del mar. A los 3000 - 3500 m se reducirà en un 10 a un 15% . A 4000 m, la capaddad aerôbica 
se encuentra reducida en un 30% aproximadamente. Sin embargo, las diferencias individuales 
pueden ser conâderables. Gradualmente uno se aclimatarà y la reducciôn sera solo de la mitad. 
El problema se mantendrà para los trabajadores forestales que ocasionalmente tienoi que trabajar 
a gran altura, mientras permanecen vivendo a bajas altura. El trabajo forestal, que es muy pesado 
bajo condiciones normales, va a resultar extremadamente pesado para estos trabajadores que no 
estân adaptados a mayores alturas. 

Se puede presentar otro problema cuando el trabajo se realiza en un clima càlido a baja 
presidn de aire. Hasta alrededor de los 3000 m sobre el nivel del mar, la presién del aire no 
deberia tener mayor influencia en el stress calérico, pero la competencia entre las demandas de 
oxigeno y el transporte de calor, sera mayor cuando la concentracidn de oxfgeno disminuye. 
(Axelson, 1979). 

Pendientes escarpadas v terrenos diffciles 

Tn^syar en pendientes escarpadas y terrenos diffciles muy a menudo aumentarà 

considerablemente el consumo energético, especialmente si se tiene que transportar cargas 

pesadas, taies como herramientas pesadas o tirar de cables. 

Se puede necesitar equipos especiales, taies como: 

- Azaddn para plantar con un asa màs corta cuando se planta en pmdientes escarpadas. 

- Las plàntulas édben ser Uevadas empaquetadas de preferencia en la e^da, en lugar 
de los canastos Uevados en la mano. 

- Cuando se trabaja en lugares escarpados o si el terreno es resbaladizo, se deben usar 
zapatos que se afirmen muy bien. 

Existm muclios otros riesgos adicionales cuando se trabsya en pendientes utilizando animales 
talM como caballost burros, mulas o bueyes, para acarrear o deslizar las maderas o caigas. 
Cuando los animales se usan para trabsyos peligrosos en taies terrenos, éstos d^>ai estar bien 
entienados y tener buen temperamento, ademàs de ser guiados solo por personas ocperimentadas. 
Se debe mantener una distancia segura de las cargas tiradas por animales. 



2 

Cuando se trab^'a con tractores en tenenos escaipados o iifegulaies, hay fieigo de 
votcaaiieato faada atrfte o liada los lados. A menudo este âpo de acradentes es final y debe ser 
miiaào a toda oosta. Sdlo chofeces de tractor muy experimentados, con conodmientos técnioos 
y «Riy hlNles debettfn ser empleados en tiabajos peligmsos, taies como conducir en pendientes 
o etiando se tranqKMrta cargas muy pesadas; eq>ecialiiierate cuando la superficie del suelo es 
fwtfyatadfaa o suelta. 

Si el tractor tiene una cabina o un marco lo suficientemente fuerte para resistir la destniociôn, 
las posibilidades de sobrevida del diofer aumentarân considerablemente. Muchos accidentes 
podrian evitarse si se hace una mantenciôn regular y un chequeo diario de los fienos. 

Otros tiabajos, especialmoite riesgosos en pendientes o toienos irregulares, en los cuales se 
debe poner eq>ecial atencidn a los problenuis de s^uridad son: voltéo de madera coro i6ajo, 
d uso de cables, instalaciones de gruas y transportadores y el deslizamiento de tronoos. Sdlo 
trabajadores y sup^^sores experimentados deb^îan tener a su cargo las actividades màs 
peligrosas; equipo y material de buena calidad dd)erfa ser usado; dd^erià realizarse chequeos y 
mantenci<to periôdica y frecuente; los cables deberian tener claramente destacadas las cargas 
màximas y édbcttim cumplirse estrictamente las normas de seguridad en el lugar de trabajo. 

Las operaciones deberian estar planificadas de tal forma que nadie trabaje en zonas de peligro. 
Por qemplo, ningân trabajador deberfa estàr màs abajo que otro en un cerro cuando hay riesgo 
de que ruede o lesbale material. 

Muchas qxsaciones requieren comunicaciôn entre los trabajadores, pero debido a las largas 
distandas o a la poca visibilidad, la comunicaciôn puede estar obstrufda. En los lugares en los 
que este problema no se resuelve mediante comunicaciones de radio, son comunes las seffales 
de movimientos de brazos y manos y sdiales de sonido mediante silvatos y cometas. Muchos 
malos entendidos fatales se pueden evitar si se emplea un sistema de sefiales simple y conocido 
pOT lodos los trabajad(n«s. Ningùn trabajador deberi incluirse en taies operaciones antes de que 
se familiaricen con el uso prâctico del sistema. 

Existen muchas dificultades adicionales y riesgos que considerar y prévenir cuando se trabaja 
en toreno diffcil y escarpado; pero esta fiiera del (^jetivo de este trabajo entrar en mayores 
detalles al respecto. 

Trab^o en àreas algjadas 

Muchas operaciones forestales involucran transporte a través de largas distancias. Los 
trabajadores deb«i moverse a àreas de madereo o plantaciones diariamente, semanalmente o por 
perfodos màs largos. Cuando los tn^jadores viven cerca de los lugares de trabajo, es comdn 
para dlos usar una parte considérable de su d(a laboral para caminar entre sus residencias y 
lugares de trabajo. Esto no solo es una pérdida de tiempo, sino que ademàs puede requérir un 
alto un gasto de energfa. También es comûn que viajoi en transportes de carga de madera que 
no estàn equipados o adaptados para transporte de pasajeros. Muchos accidentes ocurren durante 
estos traslados. En la Secciôn 6.1 "Condiciones de Vida y de Trabajo de los Trabajadores 
F<Hestales &i General", se tratarân en màs detalle los problemas relacionados cm la estadia en 
àreas kyanas o en campamoitos. 

Troncos pesados provenientes de àreas lejanas deben ser transportados por terreno irregular 
haatta caminos {nindpeles, rios o ferrocarriles. H riesgo de accidentes es alto cuando se arr^lan 
caifas pesadas, taies como troncos en movimiento, bajo cmdiciones que son difîciles de 
controlar. Se requière de mucho trabajo manual agotador, algunas veces con ayuda de animales. 
Los problemas especiales en relacidn al transporte y carga se discutiràn màs en detalle en la 
Seccién 6.5 "Tnnsporte y Carga". 



TuAbiéfi ks plÉitulas4eben ser transpoiiadas a i^ 
aoerca de plantacién se puede encontrar en la Seccidn 6.3 "Activtdades de Plantaciéii*. 

3.1.5 Plantas, maderas. animâtes, aerpientes e inaectos dafiinos. infecdones. etc. 
Cnalquiera que pase mucho tiempo trabajando en el bosque probablemente se encontiaià oon 
algunos problemas taies como heridas, infecdones o reacciones alérgicas, debido al contacto «m 
plantas con e^nas y astillas, plantas venenosas, insectos e induso algunas veces animales. 
El tipo de problemas va a variar notablemente con el clima, vegetacidn, condidones de vida y 
estandaies de higiene. 

Debido a que las condidones varfan mucho en las diferentes ix^iones, a continuackto se 
discutirin sdlo los problemas muy générales o muy severos. 

En gênerai los trabajadores que viven en la misma zona donde trabajan, conocen las 
condidones locales y saben como discriminar entre las plantas o animales daftinos e inofnisivos, 
etc. y como comportarse en caso de lesidn. Los trabajadores de otras regiones o con experioida 
urbana tienen que aprender esto y adaptarse a las condiciones locales. 

A. Plantas v maderas dailinas 

No es mucho lo que se ha escrito acerca del efecto de las plantas dafiinas sobre los tr^iajadores 
forestales, ya sea por lesiones por astillas, bordes filudos y espinas o reacdones alérgicas por 
contacto con estas plantas. 

Se pueden presentar problemas, cuando se reclutan trabajadores sin experienda rural, o de 
otras regiones. En estos casos se debe dar atenciôn especial a estos trabajadores, de modo que 
ellos estén ooncientes de los riesgos y ademàs sean capaces de reconocer las plantas, los sfntomas 
de enfermedad y aprendan los tratamientos elementales. El supervisor puede tener dibujos o 
especfmenes a disposicidn de los trabajadores. 

La forma màs efidente de aprender a reconocer una planta, es ai su propio ambiente. Dibujos 
y fotograffas, a pesar de ser substitutos pobres, son ampliamente utilizados. Los dibujos, no solo 
deben mostrar la morfologfa y colores de la planta, sino también sus alrededores naturales; los 
cambios estacionales importantes también deben estar ilustrados. 

Ademàs deberfa haber una lista de todas las plantas dafUnas, frutas y bayas del àrea. Los 
hongos venenosos, bayas y frutas son fàcilmente confundibles con los comestibles. 

Cercano a las aldeas, campamentos y otras âreas, donde los trabajadores (y sus familias) se 
reunen, las plantas venenosas deberfan, en lo posible, ser destrufdas. Si son quemadas, ésto 
deberfa hacerse en un àiea aislada y se deberîa evitar el contacto con d humo ya que se pueden 
desprender vapores tôxicos. 

La mayoria de las reacciones con plantas venenosas son de tipo alérgico y se caracterizan por 
enrojecimiento, picazén, irritaciôn de la piel, dolor de cabeza y fiebre. Algunas veces se pueden 
produdr ampoUas e hinchazôn y la vfctima puede estar enferma por varios dfas e incluso màs. 
Los sfntomas normalmente aparecen a las pocas horas, pero puedoi retrasarse hasta 24 o 48 
horas. La piel expuesta debe lavarse cuidadosamente con abundante agua firia. La ropa y 
herramientas que han estado en contacto con las plantas venenosas deben ser lavadas con }ab6ti 

y agua. 

Tipos muy comunes de lesiones entre los trabsyadores forestales son cortaduras, heridas 
punzantes, rasgufios o raspaduras debidas al contacto o manejo de plantas eiq>inosas o {rfantas que 
se quiebran, con extremos punzantes y filudos. 



SoiNi^tie i^uste tnoi» de matenal gnieso cou los bonles de k>s pantalones y mangii de las 
cmâsas ammadas sobre zapatos y guantes respectivamente; o guantes largos y piDtectoces de 
pienias, van a protéger al trabajador de contacto accidentai con plantas daîUnas. 

H equipo de primeros auxilios deberi tener pinzas para remover astillas y e^nnas. Cuando 
se podan o se coitan éiboles e^inosos, son también escendales las herramieotas adeciiadas para 
evitar lesiones. 

M aserraderos, industrias de chapas, carpinteria, etc., residuos de renna, savia y otros 
Gonstttuyentes de la madera pueden producir leacciones alérgicas despues de tocarlos o 
re^irarîos. Los trab^adores suscq>tibles deben ser transferidos a trsdujos con d moior contacto 
podble con la nuidera. Los lugaxes de trabajo deben ser bien ventilados. 

Exposiciôn a madeias venenosas y polvo de madera se discute màs ampliamente en la Seccidn 
6.7 "Procesamioito de madera". 

B. Animale 

Animglfis.diîmfisiifios 

Un gran numéro de animales son usados en cl trabajo forestal para tirar y acarrear las cargas, 
porc^emplo mulas, cabaUos, burros, camellos, bueyes, bufalos y elefantes. Existe un alto riesgo 
de acddentes, si d animal no es tratado con cuidado. Sôio personas paci^tes, calmadas y con 
experiencia édbaian ser contratadas para cuidar y trabajar con los animales. Incluso los animales 
bie^ entrenados y de buen temperamento se pueden echar a perder en un perfodo corto si son 
mal tratados por personas nerviosas y desequilibardas, creando asf situaciones peligrosas. 

Skmpre se àdbe tener en mente estar en una posicién segura y mantener un espacio de 
segundad cuando se esta cerca de un animal, de modo de evitar ser empujado contra una pared 
o estar en medio de movimientos repentinos de las patas o la cabeza del animal. En especial, 
cuando d animal es molestado por insectos o calor, sus movimientos son imprévisibles. 

Entrenar a los animales para tareas diffciles y peligrosas, que son comunes en el tr^jo 
forestal, demanda un tiempo considérable, esfuerzo y experiencia. Despues de periodos de 
vacaciones, los animales édben ser tratados con mucho cuidado y paciencia al hacerlos trabajar 
de nuevo. Ameses, mcmturas, bridas y otras ayudas deberfan estar adaptadas tanto para el 
trabiyador como para el animal y ser mantenidas en buenas condiciones. Las riendas nunca deben 
enroUarse en la mufleca o en d cuerpo, sino que deben ser mantenidas firmemente en las manos. 

Cuando los animales estân atados, se debe evitar que estén muy sueltos, ya que el animal 
puede enredarse con alambres de puas o alambres sueltos. El animal debe estar protegido de los 
insectos tanto como sea posible. 

Muchos animales salvajes y domésticos le traen rafermedades al hombre, taies como 
bruseiosis, tulareoûa, pestes, malaria y rabia. La forma de transmiciôn de las infecciones varia 
en las diferentes enfomedades. Por ejemplo se pueden transmitir a través de contacto directo, 
l»caduras de inse^os o monteduras de los mismos animales o por consumo de came infectada. 
La limpieza es siempre la medida preventiva màs importante. 

Aniniaifis.salx^es 

Los animales salviyes grandes son generalmente escasos en el bosque y rara vez cresui problemas 

a los ixsdMiiadoreSi 

Monos y simios pueden en algunas ocasiones ser pdigrosos y a menudo su comportamienio 
es impradedble. Pueden morder si estân irritados. Hay riesgo de infeccidn en todas las mordidas 
de animales y tambiâi hay riesgo de tétano. Muchos monos y simios pueden estar rabiosos, de 



n 

modo que no es acons^able estimularlos a visitar los alrededoies de los campomeatos daadoles 
aiimoito. 

gai2ia 

La nâ>ia es una enfermedad infecciosa, causada por un gran numéro de animales en la mayra- 
pane del mundo. En primer término es transmitida por los perros, pero muchos otros animales 
pueden estai afectados y transmitirla, por ejemplo los gatos, el ganado, las tatas, los 
murcielagos, comadrejas, zorros, lobos, zorrillos y venados. La rabia es producida por lui virus 
que se encuentra en la saliva del animal enfermo. Este puede ingresar al organismo humano a 
través de heridas en la pid, labios o conjuntiva. El virus puede encontrarse en la saliva del p^ro 
dos d(as antes de presentar cualquier sfntoma de rabia. 

El virus se destruirà fâcilmente a la luz, con el calor y con la desinfecddn fuera dd animal 
rabioso o en objetos inanimados. Por esta razén no es necesario destruir las vestimentas. 

Los primeros sfntomas aparecen 2 a 5 semanas despues de la infecciôn. El animal puede 
cambiar completamente su comportamiento y puede presentar conducta agresiva sin 
provocacién. Màs tarde puede presentarse paralisis parcial, dificultades para beber y caminar 
tambaleante. Paralisis compléta, convulsiones y muerte sobrevendrà en pocos dfas. 

Al ser mordido por un animal que se sospeche que tiene rabia, la vfctima deberâ lavar sus 
heridas inmediatamente con abundante cantidad de agua jabonosa o détergente, de manera de 
remover tanto como sea posible el virus de la rabia. Se deberà evitar el movimiento hasta 
después que se ha obtenido atencidn médica. Se buscarà consejo médico tan pronto como sea 
posible, ya que no hay curaciôn una vez que aparecen los sfntomas fmales. 

Serpientgs 

La mayoria de las personas temen a las serpientes, pero en gênerai estas causan pocos problemas 
a los trabajadores forestales. Las serpientes buscan cubrirse cuando son molestadas, en la 
mayoria de los casos atacan s61o cuando se les toca, se les pisa, o no pueden escapar. 

Inciuso, las mordeduras de las serpientes màs venenosas generalmente no ocasionan la muerte. 
La mortalidad ha sido estimada en menos de un 10%, principalmente porque muy rara vez la 
serpiente Uega a inyectar una dosis compléta de veneno. Los venenos de diferentes serpientes 
afectan a las vfctimas en distintas formas, pudiendo producir efectos en el sistema nervioso, 
sistema circulatorio, destruccién de los gldbulos rojos y problemas de coagulacién. Las 
mordeduras de serpiente ocurren generalmente en las extremidades, especialmente en losies y 
piemas. 

En âreas con serpientes venenosas, los trabajadores deben usar botas altas o protectores de 
piemas y el grupo de trabajo deberâ estàr equipado con un set para mordeduras de serpientes. 
El empleador debe tener disponible un suero anti mordeduras de serpiente. 

Cuando se trabaja en el bosque, uno debe ver donde va a pisar, especialmenteen los lugares 
donde las serpientes podrian estar descansando, como entre las rocas, troncos, pilas de madera 
o escondidas por el follaje. Materiales apilados taies como madera aserrada, sdlo deben moverse 
con aparatos como barras y nunca con las manos. 

Aigunas serpientes venenosas viven en los àrboles y pueden atacar cuando uno pasa por 
debajo, lo que es otra razén para usar cascos de seguridad en el bosque. 

Tener algun conocimiento de tratamientos de primeros auxilios, es una ventaja cuando alguien 
es mordido por una serpiente. Si es posible, la serpiente debe ser muerta e identificada como 
venenosa o inofensiva. Un examen minucioso de la mordedura puede también contestar esta 
duda: marcas de dos filas de dientes continues indican que es una serpiente inofensiva; dos 



H 

mavcaside ooimillD paeden indicé qiiek sei|»efite «a venenosa. Algunas veces hay maicas de 
s^ un oolmiUo y algunas veoes très p ouatro, dependiendo de cuantos colmiUos hayan penetiado 
lapida 

Al ser moidido por una serpiente venenosa, d tiatamiento es urgente y se debe dar primeios 
auxîlioaen fonna inmediata. El tratamtento de pnmeios auxilios busca ledudr la drculacién 
sanguôiea a ^vés de la mordida, # manera de disminufr la absorcién del veneno. La vfctima 
debe descansar y no mover la parte dd cueipo involucrada. La parte involucrada debe estar en 
una posiddn mÀ baja, si es posible bajo la posiddn del corazôn. La mordedura debe ser lavada 
abundantemente con agua y jab<5n o cualquier Uquido disponible. No restregar. Aplicar un 
vendaje Ugeramenteconstrictivo, alrededor de 5 a 10 cm sobre la mordedura, entre la mordedura 
y d corazôn dd individuo. El vendaje debe protéger, pero no debe quedar muy apretado. No 
dar alcoliol o morfina a la vfotima. 

En gênerai, no se recomienda hacer incisiones seguidas por succion. La incision va a ser un 
probtema mayor que la mordedura en si misma. Es mejor llevar a la vfctima a un hospital tan 
pronto como sea posible para una inyeccién de antfdoto. 

ËscoipioQies,.a£aâas y saQgulJMelas 

Hay diferentes espedes de escorpiones . Algunos pueden ser peligrosos. Su picadura mediante 
su cola, ranunente causa la muerte, pero en gênerai produce nausea, vômito, dolor abdominal, 
shock, convulsiones y en algunos casos coma. En un àrea de escorpiones, es una buena 
cosUimbre golpear los zapatos antes de usarlos. Los escorpiones se esconden durante el dfa 
generalmente bajo piedras, ramas cafdas, etc. 

La mayorfa de las araiîas tienen glândulas venenosas, pero muy pocas son peligrosas. Las 
tarantulas tipo arafla no son venenosas, pero sus picadas provocan heridas severas. 

Las sanguijudas a menudo son un problema para los trabajadores forestales, especialmente 
en bosques hûmedos, cerca de arroyos o en àreas pantanosas. Incluso cuando ios trabajadores 
usan pantalones y protecciones o botas altas, las pequenas sanguijuelas terrestres pueden llegar 
a la piel. Las picadas no dan una sensacién de dolor, pero a menudo sangran por algùn tiempo. 
Dd>ido a que las picaduras pueden causar infecciones, deberàn ser tratadas con cuidado. 

Si la sanguijuela es arrancada o tirada de la piel, su aparato de succion puede quedar en ella 
y causar inflamacién o supuraciôn. Para sacar la sanguijuela se puede usar sal o vinagre. Una 
aguja caliente o un cigarrillo encendido, también pueden ser de gran ayuda. 

El uso de un repelente de insectos en las piemas y en la ropa évita las mordeduras de las 
sanguijuelas. 

InsectQS 

Varias enfermedades, especialmente en los climas câlidos, son propagadas por diferentes 
insectos. Los insectos pueden tener un roi de portador directo de la enfermedad, del hombre al 
homlH«, de animal a hombre o puede ser un huesped en el cual el organismo causal se 
multiplica o cumple parte de su ciclo vital. 

La transferencia directa puede ser mecànica como cuando el organismo causal se adhiere a 
las patas de los insectos o a otras partes de su cuerpo. El insecto puede entonces infectar, por 
ejempio, los alimentos. En la tabla siguiente se incluye una lista de aigunas enfermedades 
comunes y los insectos que las propagan. 



m 



lablLl* Algunos ^eini»los de insectes y de la enfennedad que pueden transmitir. 





Enfermedade^ 


Mosquitos: 

Anophèles 

Culex 

Aedes 


Malaria, Tularemia 

Filariasis 

Fiebre amarilla, fid>re dengue 


Moscas 


Loa-Loa 

Enfermedad africana del suefio 
(tripanosomiasis) por moscas tse-tse 
Leishmaniasis, disenterfa 


Acaros 


Costras, comezôn, pasatifus 


Pulgas 


Plaga (de la rata al hombre) 


Piojos 


Fiebre récurrente, tifus epidémico 



Una de las enfermedades màs importantes entre los trabajadores forestales en muchos de los 
paises en vfas de desarroUo, especialmente en los trôpicos, es la malaria. La malaria es causada 
por ciertas especies de mosquitos que pertenecen al grupo de los anophèles de vuelo noctumo. 
Desde los ûltimos aîtos de la década del 70, la incidencia de malaria ha aumoitado 
dramàticam^ite debido a que los paràsitos se han hecho resistentes a muchas medicinas 
preventivas. 

La vfctima tendra fiebre por algunos dfas, lo que ocurre cuando los gldbulos royos se rompen 
y liberan a los paràsitos (ver el ciclo vital del paràsito de la malaria en la Figura 2U. Se 
presentarà anémia debido a la pérdida repetida de hemoglobina. El bazo se agrandarà al hacerse 
cargo de las câulas destrufdas. La vfctima puede recuperarse, morir o sobrevivir con un cierto 
numéro de paràsitos en su cuerpo, lo que le causarà una mala salud. 

Los ^ntomas de malaria son màs o menos los mismos que para muchas otras fid>res éd 
trépico. Sin embargo, es fàcil identificar al paràsito de la malaria al microscopio en células 
sangufneas. Se puede matar al paràsito en la sangre con drogas anti malaria. Las drogas anti 
malaria tambien se pueden utilizar como profilaxis. Otras medidas preventivas son: usar lopa 
protectora oitre el œpdsculo y d amanecer, que es la hora en que los mosquitos anoi^ides 
generalmente pican. El uso de repelentes de insectos y de un nuraquitero dwante d suefto son 
medidas que édben tomiffse. 

De todas las enfermedades pnqiagadas por los insectos, que aprobieman a los trabigadoces 
forestales, aquf se ha dtscutido brevemente s61o la malaria. 



m 



El parâ&lto malaria 
es transmltldo por la 
picadura del mosquito 



El parâslto es transmltldo a la 
persona siguiente y se repite 




parasite 
netra al hfgado 




El parasite pénétra en los glôbulos rojos 
donde se multipllca en tal monto que los 
glôbulos rojos revientan llberando veneno 
al torrente sangufneo y causando flebre y 
ataques de escalofrfo 



Pifimll . Lu tiei iises dd cick> vital del mosquito de la malaria. 

Existm muchas otias enfennedades propagadas por los insectos, no tan comunes o difundidas 
como la nudaria, pero que sin embargo pueden ser serios problemas locales o régionales. Los 
trabigadores forestales y otro personal dd)erfan estar concientes y tener conocimiento acerca de 
medidas ixrevailivas y tratamientos simples. 

Infecctenfis 

Las ùifiecdoties y la salud precaria son comunes entre los trabajadores forestales de muchos 
pg^ses en v&s de desanollo. Las condiciones de vida son generalmente pobres con facilidades 
sanitarias y de higene insuficientes. La dieta habitualmente es déficiente en protefnas y vitaminas, 
ademtf» de tener un contenido caldrico bajo« el agi» potable suele ests* contaminada, los 
aervidos médicos, si es que los hay, son por lo gênerai pobies y el vestuario es inapropiado. 
Mudias enfennedades son endémicas en el trdpico. Los trabajadores forestales pueden estar 
sufinendo de un mala salud, lo cual defmitivamente afectarà la ehcioicia y rendimiento, ademàs 
de causar ausentismo frecuente. 



5t 



Reservorio 


1 \ 


Fuentes 


de infeccion 


) 


Modo de transmisiÔn 


a) horobre 

b) animales 

c) tierra 




Sangre 
de los 


y excreciones 
reservorios 




1. 
2. 


Contacte 

a) directe 

b) indirecte 

Vehfculo 




















a) agua (o tierra) 

b) alimentes 












c) sangre y preductos 
de esta 










3. 


Vectores 

(insectos taies como 

raosquitos , moscas , 

âcaros) 










k. 


Aire 














a) polvo 

b) bruma 



Figura 22 .ReservOTios. fiientes de infecci<k) y diferentes formas de transmisiôn de 
infecciones. 



Enfermedades comunes entre los trabajadores forestales son: fiebres como la malaria, 
afecciones al tracto respiratorio que producen tos, resfrfos, tuberculosis e infecciones a la 
garganta, infecciones intestinales e infecciones a la piel como furûnculos y lesiones por gusanos 
paràsitos y otras enfermedades como tétano y dlceras tropicales, résultantes de algunas lesiones 
triviales taies como rasgufios y cortaduras. 
Ee5ecv2rio5,.fîientÊS^_mfidQS.dÊ transmisida jieJûfÊCCiQnfis 

Eesprvûrioi de infeccion, ver Figura 22 . son el hombre, los animales o la tierra. Estos savirân 
sobre todo como garantfa de sobrevida y multiplicaciôn del organismo causal, de modo que este 
pueda ser transmitido al huesped apropiado. 

Eugnies de infecciones son el hombre y los animales que excretan al organismo causal y 
contaminan objetos, alimentos, agua, aire, etc. 

Formas de transmisiôn son por ejemplo coûtaPto fîfiico directe entre la persona infectada (o 
animal) y la no infectada; ^n^toJndirscto cuando el organismo causal se propaga via objetos 
contaminados o una tercera persona. El tiempo que los difn<rates organismos causales pueden 
sobrevivir fuera del huesped, varfa considerablemente, desde por ejemplo unas pocas horas hasta 
algunos meses. Buena higiene, en especial de las manos, es una medida preventiva escencial. 
Otios medios de transmisi^ son yia agl^, alimi^ios fi mSB^x 

Ejemplos de enfermedades propagadas por el agua y los alimentos son: tifus, paratifus y 
disenteria amebiana. Una enfermedad tal como la schistosomtasis, es propagada por gusanos en 
el agua.cuando el individuo se ba^a o camina descalzo en pasto mojado. Puede causar problemas 
de piel, htgado o riflones. 



M 

El organismo causal también puede ser propagado por YfîCtQifis.talfisjCQinQ mosqui|o&,.inQSfiaft 
X ÉPVQ^' I^ ciertas enfennedactes d vector también sirve como leservono y no sélo como 
trin^ortador. 

Finalmente, d aire también transmite infecciones, entonces estas se piopagan por al polvo o 
la bnima. La medida preventiva séria aislar a las personas susceptibles de las fuentes de 
infeccidn. transmisiàn 

La lista que se incluye a continuacién contiene las enfermedades màs comunes, sus causas, 
fînecuencia y comentarios para su prevencidn. 



ENFERMEPAP: ANEMIA 



FreçuCTcia: Comùn 



Causa : 



Comcntarigs: 



Mala nutriciôn. El àcido fôlico es destrufdo por la 
cocci(to prolongada. Carencia de protefnas. Malaria: 
destruye las réservas de àcido fôlico. 
Pérdîda de sangre: Nemàtodos y otros paràsitos. 

Educaciôn en nutriciôn. 

Bradicaciôn de la malaria. 

Himinaddn apropiada de las heces. 

Los nemàtodos eliminados en las heces, ingresan al 

organismo a fravés de los pies de quienes pasan por el 

lugar. 



ENFERMEPAP: PIARREA 



Muy comùn 



Caiu^: 



Disoitorfa amd>iana y bacilar: Agua y alimentos 
contaminados, moscas. 



Comentarios : Letrinas apropiadas, lavado de manos. Hervir el agua 

potable. 
Causas: Envenenamiento por alimento: Recalentar la comida 

cocinada. 



Comentarioi : 
Causa; 



Educadôn para la preservaciôn y pnqMiacién de tos 
alimentos. 

Tlfoidea: Fuentes de agua infectadas o contaminacidn 

directa de ilimenios a tiavés de las manos. 

En gênerai: tayar veniuras y Irutas sin codnar en aguas 

contaminadas. 



m 



Comentariosi Letrinas i^iropiadas, lavarse las manos y hervir d agua 
potable. 



ENFERMEDAP: GUSANO DE GUINEA 

Frecucncia: ComUn 

Causa: Ingestion de Cyclops; hueq)ed intermediario 

contaminado (pulga de agua). Ruptuia de la piel y 
salida de los gusanos adultos 12-18 meses de^niés de la 
infecciôn. El trabajador queda incapacitado cuando el 
gusano se transfonna en adulto. 

Comentario : Si el gusano muere o se rompe durante la extracciôn, se 
puede producir severa inflamaciôn de los tejidos, 
septicemia o artritis infecciosa. 
El tétano es una bien conocida complicaciôn del gusano 
de Guinea. 



ENFERMEDADi HIPERTENSION 

Frecuencia : Muy comùn en las mujeres y relativamente comùn en 
los hombres 



Causa: 



çpipcntarios: 



De dos tipos; el tipo comùn es benigno, de causa 
desconocida, pero se piensa que transportar cargas en 
la cabeza es un factor causal (muy serio en hombres 
jôvenes que bordean los 20 afios). 

No àdbc excederse el Ifmite légal de carga en la cabeza, 
e^)ecialmente para la gente jdven. 



ENFERMEPAD: MALARIA 

Frecucncia: 



Causa: 



Endémica en ciertas regiones. Gran parte de los 
trabajadores afectados en ciertos pafses. 

El mosquito anophèles pica humanos infectados y 
transmite la enfermedad. 



Comentarios : Fumigar las casas de los trab^adores, drenar las aguas 
estancadas. Uso regular de Quinina. 



€0 



ENPERMEDAD: ENFERMEDA0ES MIÎSCULARES 



Frecumda: 

Causa : 
Comentarios: 



Bastante comiSn 

El clima es un factor impoftaiite. El lumbago y los 
dolores de espalda en gênerai son causados por el clima 
y el levîmtamiento de pesos. 

No debe usarse rc^ hiîmeda, al llegar a la casa se debe 
cambiar a ropa seca. Se deben enfatizar las formas 
correctas de levantar peso. 



ENFERMEDAD : FILARIASIS 
Frecuencia: 



Causa : 



Comentarios: 



Bastante comûn en Africa tropic£d y Centro y Sud 
America. 

Una enfermedad crônica no fatal causada por un 
nemàtodo transmitido por la mosca simulium. Se 
producen nôdulos fibrosos en la piel. También causa 
c^uera. 

Se di i»incipalmaite entre los 10 y 20 grados de latitud 
Norte en Africa Occidental, en las âreas de sabana. 
Evitar la picadura y control del vector. 



ENFERMEDAD : INFECCIONES DEL TRACTO RESPIRATORIO 



Frecuencia : Muy OMnilnes, especialmente la sinusitis y bronquitis 

Causas: H clima favorece estas enfermedades, en especial las 

selvas tropicales. 



ENFERMEPAP: SCHISTOSOMIASIS (BILHARZIA) 
Frecuencia: ComOn 



QUiSA' 



Tremâtodo piano, entra a través de la piel mientras la 
victima esta samergida m aguas infectadas por orina o 
heces contaminadas. Algunos arroyos y estanques son 
conocidos reservorios. También hay muchos otros. 



61 



Cpinentarios: 



Son tsunbién causa <ie anémia por la pâxlida de sangre 
en las deposidones y orina. Pievencién: no contaminar 
el agua. Hempo brève en el agua y luego una fricciôn 
vigorosa con una toalla aspera de toda la superficie 
corporal. Educaci<^ sanitaria. 



ENFERMEPAP: TETANO 



FrecuCTcia: 



Comentarios: 



Endémico 

Clostridium tetani . Los reservorios son los animales y 
hombres infectados. Fuente inmediata de infecciôn: 
tierra, polvo, heces animales y humanas. Ingresa al 
cuerpo a través de una lésion a menudo sin importancia. 

De importancia para los trabajadores forestales que 
estân expuestos a punciones y otras heridas porque ellos 
pueden estàr en àreas infectadas. Prevencién: toxoide 
antitetànico y tratamiento si las heridas se contaminan 
con tierra o heces. 



ENFERMEPAP : ULCERAS TROPICALES 

Frecuencia: Comùn 

Causa : Raspaduras y cortes. 

Comentario : Las raspaduras deberfan ser limpiadas y cubiertas tan 
pronto como sea posible (entrega de una buena dieta, 
facilidades de agua y servicios de primeros auxilios, 
eliminan las ulcéras tropicales de las fuerzas laborales 
de los passes bien organizados). 



ENFERMEPAP: TUBERCULOSIS 



Frecuencia: 

Causa : 

Comaitario: 



Muy comiin 

Infecciôn propagada por gotas y polvo contaminado y 
por la tos, esputos, y alojamientos pobres (muchas 
personas en una sola pieza). 

Educaciôn sanitaria. Cubrirse la boca al toser, evitar 
escupir. Tratamiento si se sospecha dolor de pecho. La 
orradicaciôn masiva es muy difïcil. 



m 

Fuente : Oseni y Waid, 1972 en PAO, 1976: "Harvestkig man-made forests in developing 
countries". 

3.2 Façteres tcçngtfgiws y ^ organiaci^ 

En la Secciôn 3.1 "Factores ffsicos y biolôgicos" se enfocaron los ûictores que se originaban 
principalmente en la naturaleza misma. En esta seccidn, se tratarân los Stores "hechos por el 
hombre" que son de gran importancia para el ambiente de trabajo forestal. En particular se 
describirân los efectos fîsicos dafiinos de diferentes tecnologfas comunes, taies como d niido y 
la vibraciôn de las motosierras. La organizaciôn del trabajo (no en todos, pero en muchos casos) 
es el resultado de una determinada tecnologfa. Al menos nunca es independiente de la tecnolog^a. 
Los factores organizacionales, sin embargo, serân discutidos solo breveniente, principalmente 
cuando la organizaciôn del trabajo podrfa ser el ejemplo de una medida preventiva contra 
problemas de salud. 

3.2.1 Disefio. uso y mantencién de herramientas y maquinas 

En la Secciôn 2, se mencioné la importancia del disefio, las técnicas de trabajo y mantenciôn 
apropiada de las herramientas, como una forma de reducir la carga ffsica de trabajo y los 
requerimientos energéticos y evitar las posturas de trabajo estàtico. 

Empezando con el disefio, el primer requerimiento deberfa ser que este sea tanto seguro como 
eficiente, no deberfan haber riesgos évidentes de accidentes y enfermedades ocupacionales o de 
fatiga innecesaria. Podemos tomar un ejemplo simple, el mango de madera de una herramienta, 
como el de un hacha o de un azadôn para plantar. Para evitar accidentes se deberfa considerar 
lo siguiente: 

. el mango debe calzar en tal forma con la cabeza del hacha o el elemento cortante 

para que este no se caiga durante el trabajo; 
. el mango debe tener un levantamiento en el extremo, para poder asirlo mejor y evitar 

que resbale; 
. el material deberà ser lo suficientemente fuerte, para soportar el stress y no quebrarse 

con facilidad. 
Para evitar trabajo estàtico y posturas de trabajo incômodas e ineficientes: 
. la forma del mango debe calzar con la forma de asir de la mano humana, por 

ejemplo tener una forma oval; 
. el mango deberfa absorver golpes que surgen del contacto del hacha contra el àrbol 
el azadôn contra el suelo. Con una forma de S los golpes seràn transmitidos solo 
parcialmente a las manos y mufiecas; 
. la longitud y peso del mango deben ser apropiados para el tipo de trabajo a realizarse 

y para la estatura del trabajador. 
Las herramientas también debsn ser usadas en la forma correcta, utilizando la técnica de 
trabajo apropiada. Esto se discutiri en màs detalle en la Secciôn S.2. 1. A, Tecnologfa Apropiada. 
Lo mismo se aplica a la mantenciôn. Una herramienta diseîlada eigonômicamente y usada por 
el trabajador con la técnica adecuada, aiin sera una mala herramienta si su mantenciôn es 
inadecuada. Una sierra de marco, cuyo hc^a no esta bien afîlada o esta afîlada en mala forma, 
va a ocupar mucha màs de la energfa y tiempo del trabajador que una sierra bien mantenida, al 
realizar el mismo trabajo. En muchos casos una herramienta mal mantenida, aumenta los riesgos 
de accidentes y tambiât los problemas de salud. 



fô 

No seci. posible entrar en màs detalles en relaciôn al disefto y la mantencidn de las variadas 
henamiefitas, maquinarias y otros equipos usados en diferentes actividades foiestales. La 
intmciiki en este ^caso es rdoizar la importancia de estos a^iectos y recomendar màs estudk» 
y «ntrenamiento de los siôetos. Existen buenos libros sobre mantenddn de henamientas oonio 
por eâemirio las referencias 22 y 57. 






Fiyuta23 . Diseik) etgonômioo de un mango para hacha. La forma de S ayuda a absorber k» 
golpes, la forma oval calza con la empuftadura de la mano, el levantamiento évita que 
se resbale y el largo es apropiado para ese usuario en particular. 



64 

£i desanoUo de la tecnologCa usada «n d trabajo forestal ha ido acompafiada por un aumemo en 
d numéro de fiientes de niido asf oomo de nivdes màs altos de ruido. En muchos pafses donde 
se ban introduddo métodos mecànicos de madereo, se ve al ruido como uno de los problemas 
màs s^os del ambiente de trabajo para quienes laboran en él. 

Los efectos dafiinos del ruido, se relacionan no solo con una pérdida fisiolôgica de la 
audiciôn, sino también con un aumento de los riesgos de accidentes y efectos psico-fisiolôgicos. 

Las reacciones individuales a exactamoite el mismo ruido, pueden variar mtre individuos, 
depoidiendo de sus actitudes diferentes a una fiioite de ruido en particular. No importa si el 
sonido se percibe o no, pero puede causar pérdida de audiciôn cuando el nivel es muy alto y la 
exposiciôn muy larga. Por lo tanto, es necesario hacer mediciones objetivas del ruido, para ss^r 
si este es nocivo o no y cuando deberfan tomarse medidas de prevencidn. 

Sonido 

El sonido es una alteraciôn mecànica propagada como una onda de movimiento longitudinal en 

el aire u otro medio elàstico o mecânico, como el agua o el acero. 

Ëuids 

A continuaciôn se usarà la defmicién de la convenciôn No. 148 de la OIT para la proteccién de 
los trabajadores contra los peligros ocupacionales en el ambiente de trabajo debido al ruido, 
vibracién y contaminaciôn del aire: "el término "ruido" cubre todos los sonidos que pueden dar 
como resultado pérdida de la audiciôn, ser nocivos para la salud o de cualquier otra forma 
peligrosos". 

El pfdo hymano 

Los drganos de la audiciôn y el equilibrio estàn localizados en el oido. 

Las ondas sonoras son captadas por el oi'do extemo (Fig. 24 A) y viajan a través del canal 
auditivo. Este canal es la parte mâs interna del oido extemo y termina en el tfmpano (Fig.24B) . 
Las ondas hacen vibrar el tfmpano. Desde el timpano las ondas son llevadas a très huesos 
amplificadores: martillo, yunque y estribo (Fig.240 . Las vibraciones pasan a través de la côclea 
(Fig.24D ). El Ifquido de la côclea afecta las células ciliadas. Hay miles de células ciliadas y se 
encuentran al comienzo del nervio auditivo (Fig.24E ^. El nervio auditivo transmite las sefîales 
a la corteza cérébral, donde son interpretadas como sonidos. 

Cuando las células ciliadas son sometidas a movimientos muy fuertes, se pueden daflar 
temporal o permanentemente. La forma en que el ruido afecta a los seres humanos se discutirâ 
màs adelante, pero antes, se describirân las caracterfsticas ffsicas del sonido. 

Caracterfsticas Fisicas del Sonido 

Hay dos caracterfsticas bàsicas del sonido, estas son: la presiôn sonora y frecuencia o tono. 
£i^iô& 

El sonido se props^a como movimientos ondulantes, por ejonplo, por el aire. Las partfculas de 
aire màs cercanas a la fuente de sonido son las primeras ^ se ponen en movimiento. 
Posteriormente el movimiento se propaga a las partfculas màs alejadas de la fuente. De esta 
forma, el tfmpano se verà afectado con fluctuaciones regulares y pequenas de la presiôn del aire. 
Las fluctuaciones de la presiôn del aire se llaman "presiôn sonora" y esta liitima es susceptible 
de ser medida. ' 



65 



^ Oldo 
extemi 



r Martillo 

Estrlbc 



Orsano de 
Balance 



,, Nervlo 
t-î £ auditive 




' A Coclea 

1* . •^' 



Figura 24 . El ofdo humano 



Para medir esta presiôn es escencial describir el nivel de sonido. La mediciôn de la presiôn 
del sonido (Pascal, Pa), no da una idéa de como las variaciones del nivel son percibidas por el 
ofdo humano. La audiciôn sigue una curva de intensidad logarftmica, hecho habituai en muchas 
otras sensaciones fisiolôgicas. Por lo tanto se ha establecido una unidad logarftmica: el décibel 
(dB). 

El numéro de decibeles dà el nivel de presiôn sonora, comparado con un nivel de referencia, 
cero dB. -s 

Como la escala es logaritmica, un sonido con una intensidad 10 veces mâs fuerte que d nivel 
de referencia (0 dB) es un sonido de 20 dB. A 100 dB la presiôn sonora es 100 000 (cien mil) 
veces màs fuerte que el sonido audible màs bajo (0 dB). 

La escala logaritmica provoca problemas cuando se suman o restan diferentes nivelés de 
presiôn sonora. Por ejemplo, si el numéro de fuentes de ruido se duplica, el nivel de presiôn va 
a subir en + 3 dB. Si el numéro aumenta 10 veces, el nivel de presiôn va a subir en + 10 dB. 
En consecuencia, si una màquina con un nivel de presiôn sonora de 70 dB se duplica en numéro, 
el nivel aumentarà a 73 dB y no a 140 dB. 

Sin importar cual sea el nivel de presiôn inicial del sonido, un cambio de 3 dB va a tener un 
efecto similar a aquel en que el ofdo humano percibe la magnitud del cambio. Un aumento de 
10 dB, da la impresiôn subjetiva de aproximadamente una duplicaciôn del nivel de pr^iito 
sonora. Sin embai^o, el voldmen es funciôn tanto de la intensidad como de la frecuencia del 
sonido (numéro de vibraciones por segundo). 
Erficueocia 

El ndtnero de fluctuaciones por segundo de la presiôn de aire da el tono del sonido, y es 
expresado en Hertz Hz). (Antes se daba en ciclo/seg.) 



€6 

Frecuendas entre 16-20 000 Hz son los rangos de audiciôn normales. El ofdo humano en 
oondkiones nonnales, puede detectar sonidos dentio de ese rango. Frecuencias iMyo 20 Hz se 
oonocen oonr» infrasonido y sobre 20.000 Hz ultrasonido. 

Ndrmalmente, un sonido es ura^ mezcla de mucbas frecuencias y puede ser clasificado como 
de banda ancha (que incorpora una amplia gama de frecuencias) o de banda angosta (que 
incorpora 8<Ho unas pocas firecuencias). La combinacidn de frecuencias se conoce como espectro 
dd sonido. Un sonido de cierto volumen, es percibido en forma mâs suave por d ofdo humano 
cuando la ûecuencia es bj^a. 

Los nivelés de presién sonora se miden en dB, y los nivelés de sonido se miden en dB(A), 
dB(B) dB(C). Los indicés A3 y C indican para que frecuencias se ha medido el nivel de 
jnesidn sonora. Esto es evaluado mediante el uso de un fîltro en el instrumente de mediciôn, 
filtrando de esta forma ciertas frecuencias. Cuando se mide ruido en los lugares de trabajo, e usa 
d filtro (A). ruido se mide en una forma similar a cômo afecta el ofdo humano. Como se 
sefiald anteriormente, el ofdo es menos sensible a ciertas frecuencias. 

El voldmen en dB(A) y el efecto de algunos sonidos comunes sobre el ser humano se 
muestran en la labial. 

Como se puede observar en la Tabla 5, el umbral para el dolor teniendo audiciôn normal, esta 
en d rango de los 1 10-130 dB. Sin embargo, el dolor no es una senal de advertencia que permita 
evitar el dafio auditivo. 

El nivel crftico para el daflo auditivo, cuando se esta expuesto por 8 horas al dfa por varios 
afios, es de 80 dB(A). Exposiciones a nivelés iguales o mas bajos a 80 dB(A) no Uevaràn a una 
pérdida de la audiciôn. A un nivel estimado mayor de 80 dB(A), se espéra un dai^o en la 
audidôn por exposiciôn diaria de 8 horas o menos. 

No es posible "acostumbrarse al ruido", en el sentido de que un alto nivel de ruido no va a 
siN nodvo en d largo plazo. Los oidos deben estar protegidos contra el ruido, de otro modo 
puede haber pérdida de la audiciôn. 

Efectos dd Ruido en los Sgres HwmanQS 

El ruido puede afectar a los seres humanos en numerosas formas y no solo en su capacidad 
auditiva. Los efectos se pueden dividir en très gnipos: 

(a) efectos en la capacidad auditiva - efectos temporales o permanentes 

(b) efectos en otras partes del cuerpo - efectos directos o indirectos 

(c) efectos mentales o sociales - efectos en la seguridad y eficiencia. 

(a) La pérdida de la audiciôn dépende de la intensidad del ruido, de su frecuencia y de 

la duraciôn de la exposidôn 
La pérdida auditiva es la diferencia entre el umbral de audiciôn y la diferencia estandar de cero 
en cada frecuencia, segdn defmiciôn Standard Intemacional ISO 389-197S. Audiciôn disminuida 
se considéra cuando la pérdida excède un criterio defmido, comunmente 25dB, promediado de 
los nivelés umbrales de 500, 1000 y 2000 Hz. 

Cuando la pérdida auditiva es d resultado de exposiciôn prolongada al ruido, las cdulas 
ciliadas del ofdo intemo han sido dafiadas y la lésion es, en términos générales, irréversible. 

La pérdida de la audiciôn también puede ser el resultado de sonidos muy intensos o 
explosivos. En taies casos puede haber una niptura dd tfmpano. Las estructuras del ofdo medio 
y d ofdo intemo también pueden sufrir daflo. 



l]y2iiJi. Nivdes de ruido, ejempios de fuentes de niido y d efecto «n los jffiet Imamm, 



Nivelés de ejempios de fuente Efectos en d hombre 
ruido dB(A) de ruido 



- Umbral de audidén 

10 Crujir de las hojas 

30 Susurro 

50 Conversaciôn suave 

60 Conversaciôn normal 

70 Automdvil privado Enmascara la conversaciôn 



80 


Grito fuerte - 
1 métro 


Umbral de incomodidad ftsica 


90 


Sierra de bastidor 


Dano en la audiciôn 
(exposiciôn de 8 hrs./dfa) 


100-110 


Motosierra 


Dano de la audiciôn (a 4 min-1 hr/d£a 
de exposiciôn) 



1 10-130 Màquina astilladora, Umbral de dolor para ofdos normales 
avion a propulsion 



Sobre 130 



Riesgo de dai^o mecânico 



La pérdida de la audiciôn también puede ser temporal; lo que se conoce como "cambio dd 
umbral temporal" inducido por ruido. En este caso, una pérdida auditiva puede résulter de la 
exposiciôn a ruidos intensos, pero la capacidad auditiva se récupéra despues de un perfodo de 
tiempo en silencio. La magnitud de la recuperaciôn auditiva vaiia. Los factores que afectan la 
recuperaciôn son las diferencias individuales y d tipo de exposidôn. 
(b) Efectos en otras partes del cuerpo 

En d rdno animal, el sentido de la audiciôn es un sentido "despierto". Esta funciôn bisica 
permanece en los seres humanos. El sentido acdstico se agudiza cuando se esta deapoto. 

Los test de laboratorio han demostrado que el ruido también afecta al sistema nervioso 
autônomo. Ejempios de taies efectos son: aumento de la presiôn sanguûiea, dd pulso y de la 
tensi<ki muscular y dilataciôn de las pupilas. Los intestinos y las glândulas endocrinas también 
se ven afectados. Estas reacciones estàn reladonadas con el stress. Son ejempios de respuestas 



^68 

leflijfts ipieintentui prefMuw ai organismo pa» «nfxenAar posibles pdigios, estando alertas para 
pdear, eacapar o defenderse. Estas reaçdones estân también influenciadas por iactores culturales. 
<c) Efectos mentales y sociales y efiectos en la s^uridad y la eficiencia 
Ademàs de las respuestas reflejas dd sistema nervioso autônomo y de la pâdida de la audickSn, 
el niido time otros efectos que son mâs dififciles de piobar. Efectos taies como fatiga, 
abummioito, desordenes de salud inespecffîcos y problemas de salud mental, tambiâi son 
influendados por £actores sociales, culturales y subjetivos que afectarân las reacdones 
individuales frente al mismo ruido. El nivel de sonido no es lo Unico importante, sino también 
las caracterfsticas y el contenido, es decir, si el sonido tiae un mmsaje, si es prévisible o 
meqierado, si es un ruido permanente. Los ruidos con pequefias fluctuacicmes imperceptibles 
durante el perfodo de exposicidn, son ruidos persistentes. Los ruidos no persistentes tienen 
variadcmes signifîcativas, por ejemplo los ruido fluctuantes, intermitentes o pulsàtiles. El ruido 
pulsàtil en eqwcid (de muy corta duracidn, a un nivel significativamente sobre el ruido de fondo 
y sqnrado por cortos intervalos) debe ser considerado como danino. 

Cuando el nivel de ruido interfiere la comunicaciôn entre los compafleros de trabajo, se cae 
en el aislamioito social. 

Las investigaciones han demostrado que una reduccién del ruido, esta acompaflada 
normalmente de una disminuciôn en los errores y de un aumento de la producciôn. Sin embargo, 
los efectos en la eficiencia son difîciles de medir y pueden variar segùn la situaciôn y también 
por factores subjetivos incontroUd>les. Generalmente los ruidos son mâs molestos, incluso a 
nivelés infieiiores, cuando se realiza actividad mental, que cuando se realiza trabajo ffsico. 

El ruido también puede interferir la comunicaciôn veibal. Cuando los nivelés de conversaciôn 
exceden d nivel de ruido en 10 dB, no habrà interferencia. Cuando. la diferencia es menor, la 
voz debe devarse, lo que es cansador y iniede llevar a malas interpretaciones. Cuando el nivel 
de ruido es tan alto que los gritos de advertencia o seiîales son enmascarados, pueden producirse 
acddentes. 

Çgntrgl de ruido 

El principio gênerai para el control del ruido, es que las medidas preventivas deben tenerse 
présentes desde la etaqNi de disefio de los lugares de trabajo incluyendo mâquinas, herramientas 
y equipos. Corregir posteriormente, es por lo gênerai mâs caro, menos eficiente y puede incluso 
provocar nuevos problemas en el proceso de producciôn. 
Las siguientes son algunas formas de control: 

Eliminar o minimizar la producciôn de ruido eligiendo métodos, disenos, equipos y 
materiales altemativos. (Usar una sierra de bastidor en lugar de motosierra cuando los 
àrboles son de diâmetro pequefio). Antes de comprar, deberfan discutirse con los 
fabricantes los nivelés requeridos de ruido. 

Evitar la prQPa£addn. amolificacién v reverberacié n del ruido . Muchas fiientes de ruido, 
taies como motores en fundonamiento no solo producen ruido que es conducido por el 
aire, sino que lo pue(ten transmitir por todo d edifido a través de diferentes vfas. Taies 
fueatts de ruido deben ser instaladas con bases antivibradones, separadas de las paredes 
y del fHso. Cuando se planifica el disefto de los edificios, se debe tomar en cuenta la 
pfevoiddii de la propagacidn de los ruidos transmitidos por el aire y las estructuras, 
ademàs de piantlicar ios espados y distribucidn de k» lugares de trabajo. Por e^emplo, 
tacBieié» ntido que son inévitables, pueden ser ubicadas en una pieza aislada o en un érea 
en donde d nâmero de trabajadoîes expuestos sea mfnimo. La prevencidn de la 
pn^pagacidn de ruido édbe ser hecha cerca de la fuente. El ruido puede encerrarse parcial 



m 

' I I I ) I l' " 

o completamente. Barreras, recubrimientos o paneles que absorven ruido se puoden ihsbâar 
en d tedio para redudr en parte, su réflexion o efecto de eco. 

Una peraona que trabaja cerca de una fiiente de ruido, es afectada prindpalinente par 
el ruido proveniente directamente de la fuente. For lo tanto, la forma màs efidente de 
reducir d ruido es en la propia fuente. 

Mantencién adecuada de nrfquinarias y équipe también puede reducir considerablemente 
el nivd de nûdo. 

Cuando folian todos los esfuerzos para controlar el ruido, ya sea usando técnicas y 
métodos altemativos, diseîiando apropiadamente los edificios y equipos, instalando y 
manteniendo adecuadamente las maquinarias o cuando ninguno de estos métodos son 
aplicables, los trabajadores necesitan usar permanentem^ite protectores auditives y el 

tiffmpQ de cxppsicién al ruido dcbe limitarsc- 

Las lUtimas dos altemativas son los linicos medios de pnMecci(5n para los operadores de 
motosierra. En la actualidad, todas las motosierras tienen un nivel de ruido que supera con 
creces los 85 dB(A). Es muy posible que esta situacién se mantenga en el futuro prôximo. 

La duraciôn de la exposiciôn puede limitarse modificando la organizaciôn de las actividades 
y aplicando rotaciôn en el trabajo. Se deberâ mantener un ambiente silencioso durante los 
descansos y las horas de comida. 

Audiometrfa - Mediciôn de la audicién: 

Como ya se establecié, el oido humano es màs sensible a nivelés de sonido de ciertas 
frecuencias. Es màs sensible en el rango de los 1000 - 4000 Hz. Esta es también la 
frecuencia màs importante en la interpretacién del lenguaje. Un factor crftico para 
interpretar el lenguaje es la percepciôn correcta de las consonantes. Los tonos de las 
consonantes tienen frecuencias màs altas que los de las vocales, las cuales tienen 
tonalidades inferiores a los 1000 Hz. 

El dailo auditivo puede demorar entre 10 y 15 anos en aparecer, a menos que este baya sido 
causado, por ejemplo, por una explosion o el disparo de un rifle cerca del ofdo. En las primoas 
etapas de la sordera causada por ruido industrial, se afectan sélo las frecuencias màs altas (ea 
el rango de los 4000 Hz.). Aûn cuando practicamente el individuo no percibe la pérdida de 
audicién, esta puede ser medida. Si la exposiciôn diaria continiSa, la pérdida progresiva llegarà 
eventualmente a las frecuencias bajas crfticas. Se produciràn difîcultades para eatenéa una 
conversacién en el rango de los 300 - 3000 Hz. 

La técnica para medir la audicién (cémo el ofdo y el cerebro perciben el ruido) se llama 
audiometrfa. 

Los trabajadores expuestos diariamente a altos nivelés de ruido, deberian ser sometidos en 
forma legular a exàmenes audiométricos. El objetivo de los exàmenes audiométricos es: 

- idmtiflcar a los individuos que muestran signos de pérdida auditiva; 

- tener una visién del estado de la audicién del grupo de trabajadores y sus cambios 
en el tiempo; 

- establecer la efectividad de las medidas de control del ruido. 

Las mediciones audiométricas deberian ser de preferenda parte de un programa de control 
de ruido, e inclufr evaluaciones detalladas de todos los lugares de trabajo como también 
una medicién de la dosis de ruido individual (dosimetria). Establecer las condidones de 
ruido puede Uevar a tomar diferentes medidas, taies como aplicar distintos métodos 
admiaistrativos o de ingenieria, entregar protectores auditives e informaddn a k» 
trabajadores expuestos. 



7P 

La viluaoidn, al igual que d ruido, a k ti«iisiiii«ôa de 

oadlaiitei. Citaiidoae iiabiade *^ôl»aciones'', itno se reâere aosdlaciones de tal fitcuenda 

y amplitiid, que se pefdben oomo ima sensaddn. 

La vibnickSii se describe por su aoeleracidn (m/scg2), su frecuencia (osdlaciones por 
segundo « Ikrtz (Hz» y tipo de vilmciôo, por qein|>lo» vitiracicMies sinuKndales. 

Las vibraciones transmitidas al cueipo humano estan divididas pou lo gênerai tn dos 
gnipos: vibraduki de todo el cuerpo o vibracitHies locales (piincipalmente vibracioiws mano 

- biazo) depemUendo del punto de transmistôn hacia d cueqx> y la fiecuenda de la 
vibraddn. Sin emba^o, a in«iudo es muy difitcil establecer d iïmite entre los dos gnipos. 

Los efeâos de las vUuadcmes en d hombre pueden variar» desde sentirse ligoamente 
mareado, hasta presentar severas lesiones fifsicas (espasmos vasculares, jMroblemas de 
espaUÉ). Los problemas puedm empezar induso despuési de cortos perfodos de exposiciito. 

Las vibiaciones, ccm sus difermtes firecuoicias, causan un fenômeno de resonancia ta 
disdntas partes dd cuerpo. 

Yibracionci de todo d cHcn» 

A altas firecuencias las vibraciones causan los problemas màs severos. Estos, a menudo se 
agrupan de la siguimte forma: 

- malestar (fisico y/o psicolôgioo) 

- alloaciones de las capacidades funcionales 

- lesiones (réversibles y/o ineversU>les). 

Ademàs de los desoidenes fisioU^icos, las vibraciones pueden det»-minar cansancio y bajo 
readinniento ea d tiabayo. 

La naturaleza y magnitud de los efectos dq)ende prindpalmente de la frecuencia, de la 
intensidad y direccikto de las vibradones, de la duraddn de la exposiciôn, de la postura y de la 
parte (tel cuerpo en omtacto ccm la fuente de vibracidn. 

Vibruâcmes de todo d cu^po pueden afectar a una persona que esté sentada a través de los 
gldteos, por qemplo, mientras se opéra un tractor. Esto también ocurre cuando la persona esta 
de pié en d sudo o sobre una base que vibra, por ejemplo, en un aserradero. 

Las vibraciones entre 1 y 20 Hz son especialmente cansadoras y molestas y estas son las 
£recuencias dominantes en los vehfculos y la industria. 

La vibradén pasari a través de todo el cueipo, cas sin disminucién de la intensidad, sin 
impcxrtar d punto de apUcaciôn de la vibracidn en el cuerpo. Las frecuencias de 4 a S Hz y de 
8 a 12 Hz, también causan un fendmeno de resonancia, lo que las hace especialmente nodvas. 

En la induMria forestal, los apeaàores de màquinas se quejan frecuentemente de problemas 
de cudlo y espalda en reladdn a las vibraciones de todo el cuerpo. Otras quejas comunes son 
dolor en d pecho y d estômago, calambres musculares y dificultades respiratorias. 

La exposiddn a vibraciones de todo el cuerpo, también afecta el sistema nervioso central y 
puede alterar los procesos metabôlicos aumentando las pérdidas de energfa del organismo. Altos 
nivdes de vibraciones de todo el cuerpo también pueden daî!iar organos int^nos. Induso la 
visidii puede ler afectada. 

Yitifafiiolic» maiMHffaza 

Las vibiadones mano-brazo son vibraciones de alta frecuencia, transmitidas al trabajador desde 
hemmientas acdonadas por motor hacia la mano. En el trab^o forestal, ésto se refiere a 
molostenas. 



71 



Cabesa 
Aprox. 25 Hz 



Hond>ros 
4 ~ 5 Hz 



Colmma Vertébral 
10 - 12 Hz 



Manos 
50 - 200 Hz 




Globe ocular 
30 - 90 Hz 



Pecho 
Aprox. 60 Hz 



Dlafragma 
10 - 12 Hz 



Abdomen 
4 - 8 Hz 



Plernas 
varfa des de aprox* 2 Hz 
con las rodillas dobladas 
a nis de 20 Hz con las 
piemas derechas 



Figura 25 . Frecuencias para la resonancia en distintas partes dd cuerpo en difeccién Z 



t2 

Las vibiacûmes afectan d sentido dd tacto de los dedos y manos. El fendmeno se conooe 
oomo "dedos blancos induddos por vibiackSii'' (VWF), con sfntomas similares al fetuSmeno de 
Raynaiid y a la enfermedad tiaumâtica vasosespkstica (ETV). 

Lospeqoeftoseintrincadoscapilaiesdelapœlsecontiaeny lasangreiK)puededrc^ Esto 
detennina la decdoraddn de los dedos y puedç HlSk^én dar como resultado una p^ida temporal 
dd sentido dd tacto. Otro efecto de las vibraciones son las lesi(Mies en los nervios. Esto se 
manifestari como una sensacidn de adormedmiento y hormigueo, por lo gttieral en la noche. 
Los huesos, aiticulacicmes e incluso los mdsculos se puedea ver afectados. Las lesiones apaiecen 
como pequefios huecos en los huesos de los dedos y las lesiones de las articulaciones aparecen 
como inflamadôn. Por lo gênerai, pasarân varios aîtos antes de que aparezcan los daiios. 

Los sûitomas iniciales son triviales, comenzando con hormigueo y/o adormedmiento en la 
punta de los dedos. POsteriormente se produce emblanquecimiento, adormecimiento y dolor en 
uno o màs dedos, espedalmoite durante d tiempo Mo. En las etapas mâs tard(as estos ataques 
ocurrirân frecuoitemente, induso cuando no hace frfo. 

Durante las ùltimas etapas, estos episodios se presentan acompanados por una reduccidn en 
la habilidad para sostener y manejar objetos, taies como una herramienta o el volante de un 
automdvil. La mayorfa de las personas que Uegan a las ùltimas etapas deben dejar cualquier 
trahajo o actividad que involucre herramientas manuales vibradoras. En casos extremos puede 
producirse ulceracidn de las puntas de los dedos, algunas veces acompanada de gangrena. 

Goieralmmte, el primer sfntoma de dedos blancos ocurre después de exposiciônes regulares 
a vibradones, por perfodos prolongados de tiempo (desde semanas a muchos anos). Las 
investigaciones muestran gnmdes diferaicias individuales en la sensibilidad. También se ha 
observado que el hàbito de fumar puede tener inluoicia. 

Estos sfntomas puedcm graduarse de acuerdo a una escala, que se ilustra a continuacién, 
asociada a los sfntomas dd femSmeno de Raynaud, segûn Taylor y Palmear (1975). 

Combatiendo las vibradones 

Como en el caso del ruido, la fwevmciôn de los efectos daninos de las vibraciones incluye 

diferentes medidas, las que son principalmoite técnicas y orgîmizacionales. 

El fuima' paso para la soluciôn del problema, édberîà estâr dirigido a la diminacién de las 
vibradones, por ejemplo, eligioido métodos altemativos y màquinas o herramientas que no 
genomi vibradcmes. 

Cuando ésto no es posible, se deberia intentar una reducciôn de la fuente de vibradén . por 
c^emplo, tratando de redisefUu* o de efectuar una mejor mantencidn de la herramienta o mâquina. 

Otra altemativa es evitar que las vibraciones sean transmitidas de la mâquina o herramienta 
al hombre, ya sea mediante control remoto, por absorciôn o cortando la vibraciôn. La vibraciôn 
que es transmitida al trab^ador, puede ser reducida con diferentes sistemas de absorciôn. En el 
caso de las motosierras, los deroentos absorventes (gomas) se ponen entre la mâquina y el 
mango. Ademâs, los mangos deben estar recubiertos con goma. 

Adn en los casos en que se han tomado medidas para reducir las vibradones en la fiiente de 
transmisidn al hombre, puede haber necesidad de usar eguipo de protecdén personal . 

H eqi%o de protecdôn personal, como por ejemplo los guantes (de buena calidad), se puede 
ooiisidenr oomo un demento dslante, pero insuftciente, entre las manos del trabajador y el 
mu^p de las toramiaitas. En un clfma frfo, es importante mantener las manos calientes y 
aecas. (fin ^gtmas motosienas que se usan en climas firids, los gases de la combusti6n se hacen 
paiar por los man^ para mantener las manos calientes.) 



73 



ETAPA 
VWF 



CC»fl>ICION DE LOS DEDOS TRABAJO E INTERFERENCIA 



O 
O" 



Sin blanqueo de dedos 
Hormigueo intennitente 

Adonnecimiento intennitente 



Blanqueami«ito de una o 
màs puntas de los dedos 
con o sin hormigueo y 
adormecimiento 

Blanqueamiento de une o 
màs dedos çon adonnecimiento. 
Generalmoite restringida al 
inviemo. 



No hay quejas 

No interfiere con las 
actividades 

No interfiere con las 
actividades 

No interfiere con las 
actividades 



Ligera interferencia con 
las actividades caseras 
y sociales. Sin interferaicia 
en el trabajo. 



Blanqueo extenso. Episodios 
frecuentes. Inviemo 
y también verano. 



Blanqueo extensivo a la 
mayoria de los dedos, 
episodios frecuente en 
verano e inviemo. 



Interferencia definitiva 

con el trabajo, en el 

hogar y m las actividades sociales. 

sociales. 

Cambio de ocupaciôn para 
evitar exposiciôn a 
vibraciones, por la severidad 
de los sfntomas. 



Hay evidencias, respecto a que la introduccién de motosierras con sistemas anti- vibiacidn, 
ha mejorado notablemente la situaciôn. Sin embargo, ninguna motosierra disponible &i la 
actualidad (1987), se puede clasificar como "segura" en lo que a "Dedos Blancos inducidos por 
Vibraciôn" (VWF) se refiere. Por esta razôn, pero también por la naturaleza de la enfermedad, 
las vibraciones mano-brazo continuarân siendo un problema para muchos operadores de 
motosioras. 

La enfermedad de los Dedos Blancos se conoce desde hace décadas en k» paises 
industrializados y de climas templados. En contraste, no hay informacién respecto a si k» 
operadores de motosierra en los trôpicos sufren la enfermedad. Como se sabe que el firfo produoe 
d problema de VWF, la enfermedad se ha considerado como un proldema particidar de k» 
p^ses et cUma frio. Sin embargo, un estudio realizado en Filipinas (1984/8S) vevelô que este 
problema también se di en pafses tropicales. 



n 

,»ii I I I « I III I II I II 

Dtààio «1 riesgo de que las medidas pieventivas, induyendo los dementos absorventes y 
guttites, leafi InaufideiitM, {wede ser aèoesirio aplicar un Itoite diario de éxpû^dân. Esto ya 
se lia intiodiicido en algunos passes como Japon, Holanda y Checoslovaquia. Al ^licar estos 
lûniles jNiede ser necesario cambiar las rutinas de trabayo e introducir lotaciân de funciones, para 
dismkiufr el tiempo de exposicidn. 

Cuando se va a contratar a alguien en un ttat>ajo donde va a estar txpuesta a vibraciones, se 
le deberfa pioporcionar informacidn acerca de tos riesyos. Como otra medida de prevencién, se 
deberûi también efectuar seguimientos fegulaxes. 

Algtmas advertmcias para los uaiaiios de màquinas que vibran: 

. Usar guantes (y mantener las manos calientes y secas en climas Mos). 

- Dejar que la herramienta ha^ d trabiyo afirmandola sin i^retar en exceso y sin 
penter d control de los movimientos de ella. Por ejemplo, la motosierra ddbc 
descansar lo mâs posible en d tronco. 

- Evitar o disminufr d consumo de tabaco, ya que la nicotina va a disminufr el flujo 
sanguiheo a las manos y dedos, haciendo peor el problema. 

- Buscar asistenda médica si se presentan q>isodios de dedos blancos o azulados y si 
hay Tperioéos largos de sensacidn de hormigueo o adormecimiento de los dedos. 

- Informar al supervisor de cualquier vibraciôn anormal. 

3.2.4 Substandas nodvas: productos qufmicos.solventes. gases. humo y polvo. 
En esta secdôn se aiudizari c6mo las substandas nocivas, présentes en d ambiente de trabajo, 
pueden afectar al hombre. Ejemplos de taies substandas son los productos qufmicos, solventes, 
gases, humo, vapores y polvo. Cada dfa se introducen nuevas substandas en los lugares de 
trabsyo. En muchos casos ni siquiera se ha evaluado si es que son o no daninas. Muy a menudo, 
las investigadones empiezan dénués que los trabajadores muestran sfntomas de oifermedad. Por 
esta raasôn, todas estas substandas édb&iui ser manejadas con el màximo cuidado, teniendo 
sten^m présente que ellas pueden ser nodvas. 

Cuando d cuerpo es expuesto a substandas daîlinas, por perfodos de tiempo prolongados o 
cuando la concmtracidn es muy alta, la capacidad del cuerpo de eliminarlos sera insuficiente. 

Los tioctoi puedoi ser agudQf (desapaieoer deqniés de derto perlodo de tionpo) o cnSnico 
(pernstente). Sihtomas comunes de efedos agudos son dolor de cabeza, mareos y vômitos. Esto 
puede ocurrir cuando se usan varios solventes. La exposicidn a los solventes también puede tener 
efectos crônicos en d si^ma nervioso, causando fatiga excesiva y deterioro del tiempo de 
reacdén y de la capaddad de memorizaddn. Cantidades mayores de solventes se almacenarân 
en d oerdxto, por qemplo cuando: 

. la conoeotraddn en d aire es alta 

. la caiga ffsica de trabiyo es alta (aumenta el volumen de aire respirado) 

. d aolvenie difiinde en d aire ràpidamente 

. d tiempo de exposcién es largo. 

Comoae litistn en ia Bgliai^» hay très formas en que una substancia pdigrosa puede entrar 
alofganiimo. 
^ *> puedetar absorvida a trawét de la lâd 



Las iiibstaiidas pueden tener un efecto Jfiol o jûË^ûfîQ (orgànico), lo que ocurre cuando la 
sttbstanda es dilîmdida por la sangre a través dd cuerpo, con lo que se pueden afectar otros 
àtffÊnoi. 



75 






Insplrando 



'tontacto de 
piel 



Ingestién 



Figura 26 . Très formas diferentes en que los productos qufmicos pueden imxiucir dafto. 



Contocto con la piel 

El contacto directo con la piel de substancias corrosivas, taies como àcido o anumiiaco pueden 
producir lesiones câusticas . En tal situacidn, la piel debe lavarse inmediatamente con mudia 
agua. Otras substancias pueden no causar reacciones tan Tipiûà&. Por ejemplo, si la i»d es 
expuesta a solventes, détergentes o réfrigérantes por algùn tiempo, se producirà irritacidn y 
eczéma no alérgico . La piel se enrqjece y pica. Se puede poner escamosa, tambi<^ se pueden 
producir ampollas y lesiones. El eczéma puede desaparecer si se trata adecuadamente o ^ la piel 
déjà de exponerse al irritante. El proceso de cicatrizaciôn puede tomar largo tiempo, hasta varios 
meses. 

Algunas personas adquieren hipersensibilidad a ciertas substancias. Solo después de un corto 
perfodo de exposicidn (algunas semanas) o después de muchos afios, se desarrolla un fifizfiOia 
alérgico . Una vez que este se desarrolla, la persona lo presentarà siempre que se exponga a esa 
substancia en particular, incluso cuando la cantidad sea pequeîU. Uno no puede decir quién va 
a tener eczéma ni en cuanto tiempo lo va a desarrollaûr. Las substancias que pueden causar 
eczéma alérgico son: Cromo (se encuentra por ejemplo en el cemento, cuero y agentes anti- 
ôxido), nfquel (se puede encontrar en muchos objetos como llaves, herramientas y monedas que 
son enchapadas en niquel) y cobalto (en détergentes y pigmentos de colores). 

Si el eczéma es de tipo alérgico, el trabajador, de ninguna manera deberi exponerse a las 
substancias nocivas. Si no es eczéma alérgico, puede ser suiïciente d uso de equipo pnotector. 

La goma no debe utilizarse para protecciones faciales ni para guantes ya que dicho mateiial 
a menudo causa eczéma alérgico. No asf los guantes plâsticos. 

En los lugares de trabajo donde se usan substancias que causan eczéma alérgico, es importante 
contar con las condiciones y elementos para lavarse y limpiar d equipo protector déçues que 
este ha sido usado. 
Inhfllactén 
Como se describié en la Secciôn 2.1, los pulmones incorporan oxlgeno y lo translîeren a la 

sangre. 



76 

Cuando en d aire hay substandas tôxicas como gases, humo y polvo, estas también se 
lespiiaQ. 

M efecto puede ser local (que aliecta sôio a los pulmones) o sistânico/oigânico, que se 
présenta cuando las sobstancias difunden a otxos organos con la sangre. 

El polvia, qac es un problema comûn en las industnas que trabajim con madera, puede 
producir directamente, sdlo efectos locales. Sin embargo, algunas veces, hay otras substandas 
en d polvo que pueden entrar a la sangre y causar efectos oigànicos. Algunas espedes de 
niad«as, especialmente en los tr6picos, pueden causar reacciones alérgicas de los pulmones, con 
tos y dtécultades respiratorias, similaies a los s£ntomas dd asma y fiebre de heno. 

Mientras mâs pequefias son las partfculas de polvo, noâs pdigrosas. Sdlo d polvo muy fino 
puede penetrar y permanec^ en los sacos aâ'eos ea los pulmones. Tambiâi es mâs difitcil 
proteg«% de las particulas màs pequtôas. No scm tan irritantes como las partfculas mâs grandes 
y la persona no se da cuenta de que las esta inhalando. For esta razdn los equipos de proteccidn 
respiratoria dd>en ser de ôptima calidad. 

La bronquitis crdnica puede ser el resultado de trabajar en un ambiente polvoriento. La 
vfctima sufrirà fiierte tos en las mafianas. Si la persona ademâs fuma, el problema puede ser muy 
severo. Como régla gênerai, las substancias dafiinas, son peores, cuando estàn en combinaciôn 
con el hâbito de fumar. 

Otras substancias peligrosas en el aire, son los gases nocivos como, por ejemplo, el amoniaco 
y los vapores de âcidos, que pueden ser irritantes y producir tos. También pueden afectar los 
qyos. 
lOg^tii^Il 

La tercera forma en que una substancia puede ingresar al cuerpo humano es a través de la boca. 
Substancias pdigrosas manipuladas por d trabajador y que quedan en las manos, pueden oitrar 
al (Mganismo cuando se come o se fuma. Se debe poner énfasis en la higiene personal y otorgar 
£acilidades para que las personas puedan lavarse. 

Algunos tipos de substancias dafiinas 

Rasta d momento, la discusidn se ha centrado en como puede el trabajador verse afectado por 
una substancia. Se ha descrito cuando el efecto es agudo o crdnico, si es local o 
sistémico/orgânico y c6mo una substanda puede incorporarse al organismo (a través de la piel, 
{Hilmones o boca>. 

Para ayudar a reconocer los riesgos en el lugar de trabajo, esta seccidn se dedicarâ a la 
descripdâi de substancias nocivas y algunas de sus caracteristicas. Las substancias pueden 
dividirse en ues grupos prindpales: 

1) substancias nocivs^ su^ïendidas en el aire: polvo, humo y gases; 

2) Uquidos, aoeites y vapores: solventes, àcidos y bases; 

3) metales: niquel, cromo y plomo. 

En d bosque y en las ûidustrias procesadoras de madera, la mayorfa de las substancias 
dafiinas se encuentran en los grupos 1) y 2), como liiquidos, polvos, aceites, gases de combustion 
y vapores. El gmpo 3) no esta cubierto en esta publicacién. 
n Substandas dafiinas suspendidas en d aire: polvo. humo y gases 

Como ya se mendond, el cuerpo humano puede, en cierta medida, protegerse contta el dafto 
causado por estos dementos. Esta capaddad dqpende del tamafio, la faluniifia fJà 
«MMMtaaeidB délit PM^^ 

Si las poiticulas no son miiy pequefias, pueden ser leduzadas o flkradaten la nariz^^^ 



77 

Algunas paitfculas son de naturaksza muy pdigrosa y ptieden causar un dafk> ^ve a k» 
tk^anos intemos. Este es d caso de algunos metales y aleacicMies como, por cgemplo, d pkHiK> 
y d cnMno. Tanto la concentradén de substandas m el aire, como el tiempo de exposiddn al 
aire contaminado, son a menudo fiactores dedsivos. 

Polvo 

Bi las industrias madereras, la prindpal partfcula aérea que causa problemas de saiud es d 
aserrfn, que puede sa* de diferentes tamaiîos y corresponder a distintas especies. El polvo puede 
causar reacciones alérgicas, efectos tôxicos, enfermedades respiratorias y cancer. Una discusiôn 
màs detallada sobre el polvo como un peligro para la salud, se encontrarà ai la secdôn 6.7 
"Procesamioito de madera". 

Gases 

Los gases pueden afectar al cuerpo de diferentes mandas. Algunos gases irritan los drganos 
respiratorios o tienen un efecto corrosivo-irritante. Otros gases son transportados por la sangre 
y afectan a varios érganos intemos. Cuando se respiran, algunos gases dan una sefial de 
advertencia por su olor fuerte y por la irritaciôn que producen. Otros gases no tienen ni olor ni 
color. Estos ûltimos son especialmente insidiosos, ya que gradualmente disminuyoi la conciencia 
de peligro. Uno de estos gases es el monôxido de caibono, proveniente dd escape de los gases 
de vehfculos motorizados y motosierras. Cuando se esta expuesto a estos gases en condidones 
normales en exteriores, con cantidades ilimitadas de aire fresco, el trabajador no se ve muy 
afectado. Bajo ciertas circunstancias, como cuando se usa una motosierra en un bosque muy 
denso, con una vdocidad dd aire muy baja o en nieves profundas, existe riesgo de que se 
alcance altas concentraciones, lo que causa efectos taies como dolor de cabeza y mareos. 

En los gases de la combustion de la motosierra también hay otras substandas que pueden 
afectar al trabajador. No todas las substandas ni los efectos se conocen completamente. Tambiài 
los gases del aceite de la cadena, contienen substandas nocivas, cuando son inhaladas por los 
operadores de motosierras. 

2) UQHïdos. accites y vapores 

En muchos lugares de trabajo, incluidos el bosque y las industrias forestales se usan solventes 
por su capacidad para destrufr y disolver grasas. El solvente se évapora y los vapores son 
inhalados. Debido a la capacidad del solvente de ser disudto en o de disolver otras substandas, 
este puede también disolverse en la sangre. De esta forma puede ser transportado a distintos 
drganos. Especialmente el cerebro y el sistema nervioso central, que poseen una alta cantidad 
de grasas, atraen a los solventes que disudven las grasas. Los sintomas son mareos, dolores de 
cabeza, cansancio y disminuciôn de la habilidad para comprender y para reaccionar râpido. 
Todos estos sfntomas pueden ser factores que aumentan el riesgo de accidentes. 

Los solventes de baja viscosidad son mâs peligrosos, porque difunden r^idamente en 
ambimtes cerrados. Mientras màs alta sea la concentracidn en el aire, mâs altos seràn los 
riesgos, los que aumentaràn cm el tiempo. 

Un trabajo fïsico pesado que lleve a un aumento del volumen de aire respirado, también 
aumentaii d rie^o de lestones. 

Lot sotweittes ingresan al organisme de diferentes maneras <ver Fi8ma27)- 

Otiis tubstancias nodvas que pertenecen a este grupo (2) son los ^sàâSSi y las tias^. Soû de 
natuialeza oonosiva y pueden daîiar la piel y los ojos por oontacto directe. También pueden 
causar lesiones en k» fmlmones cuando se re^^iran «i forma de vapor. 

En la industria foiestal un gran numéro de aceites diferentes, taies como aceites hidràulicos, 
se utilizan para engrasar y otros propôsitos. El aceite puede entrar al organisme cuando se 



78 




Fipiia 27 . Los solventes no s61o entran al <»ganisino a través de los pulmones. También 
puedrni entrar peu* las células de la pid. 

respira en forma de vzpor o humo, por ingestion cuando la higirae personal es pobre y por 
contacto directo con la {nel. Los aceites pueden causar diversas lesiones en los pulmones y en 
la piel. Entre ellas, eczémas, alergias y cancer. También los trabajadores forestales que usan 
motosierras, tractores y otras maquinarias, estàn expuestos a diferentes tipos de aceites. A los 
md)ajadores que realizan acdvidades de re^aiaciôn y servicios, les résulta particularmente diffcil 
protegerse. Por esta razôn, muchos desarroUan eczémas y alergias. 

Existen razones fundadas para evitar el contacto con aceites. En muchos lugares de trabajo, 
es posible usar aceites menos daflinos que los que se emplean en la actualidad. Los lugares de 
tn^jo, las mâquinas, los métodos de trabajo y la voitilacién dd>erian ser modificados de 
manera tal que se évite cualquier contacto innecesario con los aceites. El trabajador no édberii 
pono'se jamâs trapos empai»dos en aceite en los bolsillos. Los lugares para lavarse ddbedan 
estai en un lugar de fecil acceso y los trabajadores deberfan estar informados acerca de la 
nece»idad de lavarse manos y brazos antes de las comidas o de fumar y cada vez que tengan 
acdte en la piel. Cuando se esta en contacto con aceite, cualquier herida o corte débet ser 
atoidido lo mâs pronto pcmble para evitar las inflamaciones. 

Hay otras substancias qufmicas que se emplean en la actividad forestal, taies como pesticidas . 
^ue cumplen fiindones de insecticidas, heibicidas y fiingicidas. Los pesticidas se usan a menudo 
«1 los viveros forestales, para el tratamiento <te las {dântulas, en el tiatamioito de las smiillas 
y €» la oonservactdn de madera descortezada. 

En el trabigo forestal, los pesticidas se usan habitualmente diluidos en agua o en forma de 
"spray" en polvo. A menudo los métodos de aplicaciôn son manuales, empleftndose diferentes 
sistemas poctatUes para tranqportar d pesticida, que d trabajador generalmente Ueva en la 
espoida. CTambiéa es posible apticar los pesticidas desde aviones o con tractoret). Cuando se 



79 

usan métodos manuales, la exposicidn ocurre principalmente por el tcado ffes{»raloiio <lo8 
pulmones), pero a veces, también a través de la piel. El empleo de tractoies generalmeiite leduœ 
la exposicidn. 

Los trabajadoies que manipulan pesticidas, pueden estàr expuestos a altas concentradones. 
Algunos qemplos de situadones de alto riesgo son: pesar y mezdar los pesticidas y lienar los 
rodadores. En taies casos d trabajador estarà expuesto a polvos y salpicaduras. Durante la 
aplicaddn, el nesgo de inhidadôn de vapores y de salpicaduras en la pid es alto. AiSn cuando 
se use equipo de proteccién, los pestiddas pueden penetrar la ropa. Cuando se usan rociadc»es 
portàtiles, los trabajadores estân muy cerca de estas peligrosas substancias. Es muy importante 
que se emplee un método correcto de aplicacién ya que esto reduce el riesgo considerablemente. 

Como se moiciond antes, los( pesticidas también pueden ser distribuidos en forma de polvo. 
Este puede entrar al cuerpo por los pulmones. Si estos productos qufmicos se fabrican en forma 
de gninulos, "calugas" o "pellets", los riesgos de inhalaciôn se reducen notoriamente. 

Muchos pesticidas son ligeramente toxicos. Se sabe que el riesgo de envenmamioito agudo 
es muy alto con algunos pestiddas. EUos también pueden causar sfntomas alérgicos en la piel, 
como también irritaciôn de las membranas mucosas. El conocimiento de los efectos a largo 
plazo, taies como el cancer o las alteraciones genéticas, es todavfa insuficimte. Sin embargo, 
las observaciones expérimentales realizadas para determinar si los pesticidas danan al feto o 
afectan el embarazo, Uaman a la cautela. Como muchos de los trabajadores empleados en viveros 
y para efectuar plantaciones son mujeres, es recomendable evitar que las mujeres embarazadas 
y las que se encuentren amamantando estén expuestas. 

Mcdidas de prgvCTçi^n 

A Uiyel nacifinal 

Algunos pafses, taies como Estados Unidos, la Union Soviética y la mayoria de los pafses 
Europeos, han aceptado Ifmites maximes para la exposicidn a productos qufmicos durante la vida 
laborâl. No esta permitido que la concentraciôn de una substancia peligrosa en el aire excéda los 
Ifmites permisibles. El uso de algunos productos qufmicos de alto riesgo, como por ejemplo d 
DDT, esta totalmente prohibido. 

Mientras mes peligrosa es una substancia, màs bajos son los limites permisibles. De acuerdo 
a investigaciones cientfficas, si estos "umbrales de referencia" (TLV) se exceden, hay grandes 
riesgos para la salud del trabajador. 

Deberfa ser responsabilidad a nivel nacional: 

- seguir d desarroUo de los productos qufmicos que se usan en la vida laboral; 

- controlar a los fabricantes, importadores y otros proveedores de substancias 
pdigrosas que se usan en el pafs; 

- desarrollar y difundir un registre de los productos qufmicos y otras substancias 
peligrosas que se usan en el pafs; 

- investigar y documentar los riesgos de estos productos para la salud y d ambi^te; 

- proporcionar informadôn a los usuarios fmales sobre el riesgo de las substancias 
qufmicas peligrosas. 

La inf(»înaciôn esconcial para los usuarios deberia contener: 

- nombre comercial del imKiucto; 

- clasificacidn de acuerdo al peligro que encierra el producto; 

- riesgos para la salud a corto y largo plazo; 



- inedidas preventivas; 

- equipo de piotacci6n pttwnal a lisar, 

- medidas a tomar en caso de emei:gencias o accidentes, por ejemplo, fuego; 

• fnanipiiladdn de desechos; 

- nombre y conœntfaciôn de ia substanda activa; 

- nombre y direcddn dd proveedor o importador que tiene la responsabilidad por d 
oontenido del producto. 

A niï^ de.eiQprfisa 

Los trabajadores que manipulan productos qufmioos u otras substancias peligrosas deberfan 

redbir informaciôn acerca de: 

- riesgos para la salud; 

- como protegerse, por ejemplo, que vestuario y equipo de protecciôn usar, como 
usarlo y como mantenerlo limpio; 

• que hacer en caso de accidente o emergencia; 

- como almanecer y transportât estas substancias; 

- como eliminar los desechos. 

Ademas de la informaciôn individual, que debe ser entregada ai forma verbal y escrita (en 
un lenguaje simple y con ilustraciones), deberia también haber informaciôn en los lugares de 
trabajo, fàcilmente visible, como por ejemplo posters y panfletos. 

Los lugares de trabajo deben estâr equipados con todos los elementos técnicos necesarios para 
eliminar o reducir los riesgos, taies como ventilaciôn apropiada, lugares para lavarse y servido 
médico. El trabajador deberà disponer también de elementos de protecciôn personal, como 
guantes, zapatos, pechoas y protecciôn respiratoria. 

No hay duda, que la primera y mâs importante acciôn es averiguar si la substancia peligrosa 
puede ser reemplazada por otra menos danina. 

3.2.5 Ventiladôn y corrientes de aire 

La ventilaciôn y las corrientes de aire no son problema en las actividades forestales normales 

efectuadas en exteriores. Sin embargo, pueden ser un problema, por ejemplo, en las industrias 

procesadoras de madera o en cabinas de tractores. Por esta razôn, esta secciôn tratarà sobre 

factores tecnolôgicos. El clima exterior fue analizado en la Secciôn 3. 1 "Factores Biolôgicos y 

Ffsicos". 

Y^ililacîj^ 

La razôn prinwrdial para ventilar un lugar de trabajo es asegurar que el aire de la pieza sea de 
tal calidad, que évite cualquier efecto adverso en la salud, bienestar o capacidad de trabajo de 
la pobladôn laboral. La composiciôn del aire en una habitaciôn es afectada por el numéro de 
personas que la ocupan y por las actividades y procesos que se desarrollan en ella. 

Por qemplo, el ser humano consume oxigeno, évapora humedad y también puede propagar 
bacterias al aire desde sus vfas aéreas, cuando estomuda, tose o habla; también desde la pid, 
cabellos y ropa. 

Otras fuentes de contaminaciôn del aire son los procesos qufimcos y iifsicos que se Uevan a 
cabo en la habitaciôn. Estos procesos son déterminantes para decidir el tipo de ventiladôn y la 
forma en que esta debe ser disefiada. 



^ 81. 

Las grandes ventanas de vidrio que enfientan d sol pueden agregar calor a la habiticiâii, al 
extremo ^le la ventilaci6n puede ser necesaria para enfiiar d aiie. Cuando se ventila una 
habitadôn, se le iittroduce sufîdente aire fresco para diluir d aire contaminado o caliei^. 

La ventiladdn se puede obtener mediante el movimiento dd aire, usando las dif<neiicias de 
temperatura extema e interna y la fiierza propulsera dd viento. Por lo tanto, la ventiladdn varia 
con d clima. Durante el verano o en un dinna càlido» los efectos del viento son dedsivos. 
Cuando se construye un edifido, se àébt considerar la diiecciôn dd viento para determinar que 
partes de d éetoen quedar expuestas al viento. Se puedm emplear diverses disdios para hacer 
uso de las corrientes naturales. A menudo se emplean canales en el techo. 

La ventiladén también puede obtenerse con ventiladores mecânicos para aspirar o expdo* d 
aire. Es posible enfonces tener extnusàôa local. De esta forma, los ccmtaminantes son atr^ndos, 
en el momento de ser liberados, por las corrientes de aire que se mueven hacia el sistema de 
extraccién. Esto a menudo es una necesidad en las industrias que usan substancias tôxicas. El 
sistema de extracddn édb& ser revisado periédicamente (semanalmente o con mayor frecuoicia) 
y la nuuitencidn debe ser hecha por alguien que conozca muy bien cômo ftmciona. Es firecuente 
que los sistemas sin la mantenciôn adecuada se deterioren a tal inmto, que solo den una Êilsa 
sensaciôn de seguridad. 

Corrientes de airg 

Corriente de aire puede definirse como la sensacién de una persona de enfriamiento desigual 
provocado por la velocidad del aire y/o intercambio de radiaciôn con el ambiente. Si el sistema 
de ventilaci<te ha sido àjustado en forma incorrecta y el aire que pasa a través de la pieza es 
demasiado r^ido, se producirà una corriente de aire. 

Ventanas y paredes frias pueden también causar COTrientes de aire. £1 aire que se enfria por 
contacte con ellas, baja y al mismo tiempo, empuja hacia arriba el aire adyacente. Las corrientes 
résultantes pueden causar incomodidad. 

Ademàs de ser desagradables, las corrientes de aire pueden causar rigidez muscular, dolores 
reumâticos y problemas similares. 

Cuando se realiza trabajo fTsico pesado, la velocidad del aire asegura una disminucidn dd 
stress calérico en el cuerpo. En la Tabla 6 . abajo, se muestra la relaciôn acq>table entre la 
velocidad dd aire y la temperatura. 

En realidad esta relaciôn dépende también del tipo de trabajo que se realice 



Tabla 6 . Reladdn entre la velocidad y temperatura dd aire. 



Velocidad del aire (m/seg) 0.2 0.4 0.6 



Tenq)eratura dd aire CC) 20 21 22.5 24-26 
(a 50% de humedad) 



82 

%JLé, HHnrifMfîiiltll 

En laimyorCi de las operaciones forestates, las coodidones de iluminaddo son sufideiites. Sin 
embaiso, hay situaciones en que la luz dd dfà no basta. Por gemido, en una aeiva muy densa, 
donde casi no 11^ luz de dià al sueto. 

Las malas condiciones de iluminackki son comunes en las industrias de procesamiento de 
madeta. La mak Uuminacidn y la poca visibilidad, aumentan el riesgo de accidentes y reducen 
la productividad. Tambtén generan fatiga, dolor de cabeza, dolor e initacidn de k» ojos, stress, 
postulas de trabiyo incômodas y disnônucidn de la capacidad de enfoque visual. 

Hay très factoies decisivos en la visidn, estos son l&iuz (aftifidal o natund), elobjeto y la 
fonna en que este leflcsja la luz y los colores y, por supuesto, sLoifi y su capacidad de ver luz, 
dbscuridad, color, etc. Estos très &ctores interactdan en un sistema. 

ELsJfi 

A menudo se compara el ojo con una càmaïa. Cuando la cantidad de luz varia, d ojoe ajusta. 
La pupila se dena cuando hay mis luz y se abre cuando esta mâs obscuro, para permitir el paso 
de mayOT cantidad de luz hacia el ojo. La pupila puede ser comparada con el diafragma de la 
càmara fotogrifica. Esta habilidad del ojo de ajustarse se Uama ada ptacién . La habilidad de ver 
en la obscuridad déclina con el envejecimiento, debido a que la màxima apertura de la pupila 
disminuye con la edad. 

El ojo tiene una gran habilidad para enfocar (4>jeto$ a diferentes distancias. Esta capaddad 
se llama jCfîmudadtfn y también déclina con la edad. La acomodadôn y la disminucidn de la 
adaptaddn de las personas mayores, hace especialmente importante d mejorar las condiciones 
de iluminaddn de manera de alcanzar los requerimientos individuales de cada uno. Induso en 
los jovenes, los qjos se cansan si son forzados a cambiar su foco en forma râpida y frecuente a 
objetos ubicados a distintas distancias. 



Cuando el ojo tiene que mirar directamente a una luz que es màs brillante que la luz a la esta 
ajustado, se produce encandilamiento. El encandilamiento también puede ser causado por luz 
indirecta, por ejemplo, cuando la luz es reflejada desde una superficie pulida, como un vidrio 
una superficie muy brillante. El fenômeno también puede ocurrir cuando la diferencia 
(contraste) entre la luz y la obscuridad es muy grande. 

El «ncandilamiento dificulta la visidn e irrita los qjos. Este es un problema comùn y al mismo 
tiempo difïcil de solucionar. Por lo tanto, es uno de los problemas màs complejos relacionados 
con la iluminaciôn. 

Algunas de las medidas que se pueden tomar para evitar el encandilamiento son: poner 
pantallas en las làmparas ubicadas directamente en el campo de vision; pintar los techos y 
superficies alrededor de las ventanas con colores brillantes; evitar superficies resplandecientes. 

Requerimientos de iluminacidn 

Hay numerosos factores que considerar cuando se planifica la iluminaciôn de un lugar de trab^yo. 
Los requerimientos de iluminaciôn dependen de la naturaleza del trabajo (se requière menos 
iluminaddn en un aserradero que en una sala de operaciones), del contraste entre d objeto y d 
entomo, de los colores dd techo, paredes y màquinas, de la distanda del objeto, de la vision dd 
txibs^adott etc. Se sabe muy bien que las condiciones de iluminaddn tienen un gran impacto en 



83 




Figura 28 . Iluminacidn gênerai y local del àrea de trabajo. 

Habitualmente es necesario diqx>ner de iluminacién gênerai en todo el lugar de trabajo, 
proveniente de làmparas en el techo o en las murallas, e iluminackSn local , dirigida hada la 
màquina o el objeto con el cual la persona esta trabajando. Una buma iluminacidn gênerai puede 
evitar el contraste excesivo. 

Tipos de fuentes luminosas 

Como ya se mencionô,'la luz natural (luz de dfa) es la luz màs eficiente, pero como varia con 
la hora del dia, la estaciôn y el tiempo, la mayorfa de las industrias dq>enden de la iluminacidn 
artificial. Los tipos màs comunes de làmparas eléctricas son las ampolletas (lâmpara brillante) 
con bajo poder efectivo y corta vida. La ampoUeta es màs indicada para la iluminacidn local. El 
otro tipo es el tubo fluorescente, con una eficiencia y duracidn mucho màs larga. El tubo 
fluorescente no produce tanto calor como la ampolleta, lo que es una ventaja en pafses de clima 
càlido. 

Mantencién 

Incluso despues de instalar la iluminacidn apropiada, esta sera insuficiente si no se quita el polvo 
de las làmparas, superficies de la habitaciôn, reflectores, «paiSiVos anti-encandilanùento, etc. 
Especialmente en las industrias de procesamiento de madeias, ^nde se iMXxiuce mudio polvo, 
la limpieza regular y frecuente seii muy efectiva. Tambiâi se àdbtn revisar las làmparas en 
forma rpgular. 

4. ACCIDENTES Y ENFERMEDADES OCUPACIONALES 



Accidentes ocupacionales 

Como se detacd en la Secciôn 1, el objetivo de la ergonomfa es optimizar d sistema hombie- 

trabigo-ambiente, desde el punto de vista de la seguridad, salud, bienestar y efidencia dd 

trabigador. Una de las amenazas màs obvias para la seguridad y la salud es resultar lesionado 

en lin accidente. Por lo tanto, una de las principales tareas de la ergonomia es la pievencidn et 

accidentes. 

^Que signifka un acddente? Se pueden encontriff numerosas definicioiies. Para enqwzaTj hs 
palabru accidente y lesidn, se usan por lo gênerai como sinénimo, lo que puede causar alguna 
cbnfusidn. ^ 



m a 

Un aaààemtt es lui evoito generalmoite i]ies9)erado, imprevisto, no planificado y no deseado 
que inteiïliinpe o entaeepeot d progmw de cualqiûer actividad y puede dar conio resultado: 

- ksién (a las pecsonas) 

- daJIo (a la piopiedad) y/o 

- demom (tiempo). 

Un accidente ocupacicmal puede mtonces ser definido como: " Un incidente inespeiado o 
influenda ext»na durante el trabajo, que da como resultado una lésion, daiio o dentora". 

Hay mudias buenas lazones para esforzarse en prevoiir los accidentes ocupacionales. Las 
principales son la "supavivoKia" y la mantencidn de la buena salud, pero también hay otras 
razones taies como: 

- lespcmsabilictedes l^ales 

- obligaciones sociales 

- ventajas econémicas 

- conservadôn de recursos. 

Un accidrate Ueva a diferentes tipos de pérdidas. Estas pérdidas no se relacionan solo con el 
tratamiento médico y los costos de compensacidn por lesiones, sino que también con las p^didas 
ddMdas a la disminuciôn de la produccién causada por las demoras. La piopiedad daiûtda, las 
rqiaradones, los repuestos o el mantenimiento prematuro, también pueden tener un alto costo. 
El ausoitismo, el entrenamiento de alguien para reemplazar al trabajador lesionado y la pérdida 
de la buena di^wsicidn del trabajador, son algunos de los costos indirectos. 

Antes de que uno esté en condiciones de efectuar acciohes para evitar los accidentes, se 
ddbeiià saber la lespuesta a pi^untas taies como DONDE, POR QUE y CUANDO ocurren los 
accidentes mâs frecuoitœ y severos. Las siguientes herramientas son utiles de usar o anali2ar, 
para dar re^uestas a estas preguntas: 

(1) estadfsticas de accidmtes 

(2) investigaciones espedales realizadas inmediatamente después de un accidente 

(3) cm accidentes (o caâ fallas) 

(4) anâlisis de sistemas (o ergonomfa de sistemas). 

A continuaciôn se analizarân estos aspectos, pero antes, se harà un brève comentario del 
pioblema de las enfermedades ocupacionales. 
Ënfq[mfida4i^_0£upa£ifinalfis 

Es bien sabido que si uno se expone diariamente a agentes nocivos taies como polvo, ruido, 
vibracicmes, emisidn et gases de combustion, substancias quf micas, posturas de tnd)ajo 
agofiômicamente desfiivorables, carga ffsica de trabajo muy pesada, etc., tal exposici(te va a 
causai difîventes tipos de problemas de salud, denominados enfermedades ocupacionales o 
enfintnedades del trabajo. Ejemplos de enfermedades ocupacionales son algunas reacciones 
sdérgicas, los dedos blancos inducidos por vibraciôn, la p^ida de la audiciôn y los desdrdenes 
en el sistema mùsculo-esqueletico. 

Sin embargo, la mayoïîa de los pafses, carecen de estadfsticas confiables (si es que las tienen) 
s(4MPe enliermedades ocupacionales. Existen muchas razones para esta falta de informaciôn 
estadfstica, taies ccnno: exàmenes de salud regulares y encuestas q>idemiolôgica8 insuiïdcmtes. 
For esta iaz6n, se requière una estrecfaa relacién entre los especialistas en seguridad y los 
servûâot médicos. Ambas partes neceûtim un boen conocimtento de las condiciones reaies de 
traba|o. Mâs aûn, los criterios para el diagndstico varian y tambiâi d oriterio légal para la 
daslàcacidii de ias enfermedades ocupacionales. A menudo puede ser difïdl ligar una cierta 
a£BQ0idit a una condicidn de tnàta^o delmninada, espedalmeate porque puede tomar un laigo 
tienqw antes de que la afecciôn se desarrolle y los sfntomas se hagan évidentes. 



K 

En d caso de las estadfsticas de accidentes, este tipo de problemas es menor. La informaddii 
sobre accidentés se disaite oi detalle mis adelante. 

4.1 Egtadfstica^ de acddentes 

Si las estadfaticas de accidentes se planifican cuidadosa y detalladamente, pueden prop(ncionar 
informadôn muy util acerca de las medidas preventivas que se deben tomar y también contribuir 
a orientar las acciones prioritarias. 

Los reqiœrimientos mlnimos para las estadfsticas de accidoites son estableca* cuantos, cuan 
seguidos y cuan severos son éstos. Esta infonnaciôn àdbt estai expiesada de tal fonna que se 
pueda con^Kuar con la de otras faenas forestales, con estadfsticas similares de difeientes pafses 
y tambiâi para ver la evolucidn de los accidentes en distintos porfodos. Para podo- planificar 
medidas preventivas, las estadfsticas también deben permitir la clasificacidn de los accidentes 
de diferentes formas. 

Se usan dos tipos de fndices para indicar la magnitud del prc^lema de los accidoites 
ocupadcMiales. Los dos fndices son tasa 4^ ffgfîWCTÇJîl y tasa de severidad y ambos se rdacionan 
al nùnwx) de horas-hombre trabajadas. 

De acuerdo a recomendaciones intemacionales, la tasa de frecuencia, para un perfodo de 
tiempo especificado, dd>erfa ser calculada dividiendo el numéro total de accidentes (multiplicado 
por un millôn) por el numéro total de horas hombre trabajadas, por todas las posonas expi^stas 
al riesgo, durante el mismo perfodo. 

Tasadefiecuencia- Numéro total de accidentes x 1 millén 

numéro total de horas-hombre trabajadas 

Los accidentes fatales deben poder distinguirse de otros accidentes, al igual que los accidentes 
que llevan a una incapacidad total permanente. 

Puede haber una mala interpretaciôn si solo se enfocan los esfuerzos de prevencidn de 
accidentes en las actividades y en los lugares de trabajo con las frecuencias mâs altas. Por 
ejemplo, los accidentes pueden ser en su mayorfa heridas menores, etc. Por lo tanto, la tasa de 
frecuencia se ddot complementar con un fndice de severidad. 

Este otro fndice, que indica la severidad de las lesiones, deberfa calcularse, de acuerdo a las 
mismas recomendaciones intemacionales, dividiendo el numéro total de dfas de tn^ajo perdidos 
debido a las lesiones (multiplicado por 1000) por el numéro total de horas-hombre trabajadas por 
todas las personas expuestas durante el perfodo. 

Tasa de severidad « Ntfmero total de dfas perdidos x IWQ 

Niîmero total de horas-hombre trabajadas 

En caso de un accidente fatal o que lleve a una incapacidad total permanente, algunos paises 
industrializados suponen que el numéro de dfas perdidos es 7500. Cuando la lésion Ueva a 
incapacidad permanoite parcial, la tasa de severidad se puede calcular de acuerdo a las escalas 
de incapacidad usada en diferentes pafses. Si la incapacidad parcial permanente se expresa en 
porcentige, es obvio que cada unidad pcMcentual sera équivalente a 75 dias de trabajo. 

La tasa de sev^dad para otras k^ones se puede calcular ea base al numéro de dfas de 
licencia, convertidos a dfas de trabajo multiplicandolos por 300/365. 

Si los accidentes se clasifîcan de manera sistemàtica, los registros son màs utiles para la 
planificacidn de lugares y métodos de trabajo seguros. A continuaciôn se enumeran algunos 
ejemplos de factores que d^>en considoarse al clasificar los accidentes: 

- Tipo de TOCTici^ actividad (v.g. volteo, trozado, carga, caminar en el bosque) 

- aamifi la que esti mis fdadonada con la lesidn (v.g. horamienta, mtfquina, eqiiipo) 

- condiciones peligrosas (v.g defectos de los agentes, falta de equipo de seguridad) 



^* IdQUfiii&BUQS <v.g. negligaicta €oo<lu nonius àt seguiidad) 

^ tiPO (te acCMteac <v.g. cakla, golpe contn an «b}eto, tropirao con un objett^ 

- MftmlttB <te la tesitfn (v.g. laceradén, cortes o ftacturas) 

- parte dd cnerpQ tesionada (v.g. manos, dedos, qfos) 

- caiacÉeri:#«j g peffiffllito ^ la victima (v.g. edad, experiencia en d trabajo, 
coixenaiiiienloi ocupacûSn) 

- JâOQBQ (v.g. duiante el d(a en reiaddn al horario de trabajo; horas después de 
empezar d trabsgo o después de una comida; dia de la semana; época del aîlo) 

. oteM condidones que contribuyen al acddente (v.g clima, terreno, sistema de pago). 

Una advertenda: antes de empezar a reunir datos para cualquier tipo de estadfsticas daias, 
se ddie tmer un plan bastauite detallado para d anâlisis y la piesentaciôn de los resuUados como 
paza la aplicadôn de la estadistica. iPor qirf hacerk), como hacerlo, cuando o cuan a menudo 
hacerlo, quiâl deberiia hacerlo y para quién ??? 

La informacién que se puede juntar es ilimitada, pero su conveniencia de use no lo es. 
Eqwdalmente, la di^onibilidad de computadores, puede Uevar a la superficialidad de las tablas 
y tabuladones cruzadas, mimtias que el trabajo diffdl y demoroso, poo d)solutaniente 
neoesario, dd antfiiàs de la informaddn y de las acdones preventivas puede permanecer 
descddado. 

Cuando las estadfsticas de acddentes est^ bien planifîcadas, pueden ser una herramienta de 
gran valor en los esfuerzos por crear condiciones de trabajo mâs seguras. 

Si se analizan las estadfsticas de acddentes de los pafses industrializados, se puede ver que 
en la mayoria de ellos, el tidjajo foiestal, comparado con casi cualquier otra industria, tiene 
fiecuendas y tasas de severidad màs altas. Existe evidencia que estas tasas son hasta 10 veces 
màs altas en algunos pafses tn^cales. 

Exii^en varias razones para ésto, algunas de las cuales se enumeran a continuacién: 

- los trsd>ajadores en muchos pafses tropicales a menudo no estân capadtados porque 
no se les da d aitrenami<»ito apropiado; 

- poca conciencia de los riesgos de seguridad entre el personal involucrado en las 
opoaciones foœstales (y como ccMisecuencia poca e inadecuada supervision y 
cmtrol); 

- no dt^;}onra de equipo de protecdôn personal o no lo usan; 

- mala mantenddn de las herramientas, motosierras, mâquinas y equipos; 

- horramientas, màquinas, equipos y métodos y técnicas de trabajo pobres o 
inapiDpiados; 

<• iK> hay diapcRiibilidad de primeim auxilios en el lugar de trabajo (ni equipo, ni 
penonal entienado); 

- largas distandas y malos sistemas de txmspottt para tratamioitos médicos en caso de 
ledones. 

Estas defîdendas, que son mis de un caràcter técnico y organizacional, estàn combinadas 
muy a menudo con otros &ctores que aumentarin los riesgos, taies como: 

- desnutriddn y trabajadoies poco saludables 

- dimas Mmsàos y câiidQS 

- gnut densidad de âibotes pequetos 
> tencfio cicafpado e iin^ulark 

Lai e s t adfs t i c as de JK^identes ayudan a descubrir algunos de éstos foctores, pero no todos. 



4.2 Imeeniga^ihute fa» icddcntiBi 

Las estad fat icas de accidentés pueden no ser «draïadas pam descUbrir las veidadens oaiMas de 
un accidente. Un accidente es d resultado de algunos enoits en el ststema hombne^iabi^o 
hemaiiienta/nUkiuina/eqttô)o-an^iei^. 

£1 o los erroies puedoi sor la causa del accidente en fonna directa o ii^ixecta, a tiavés de 
una cadena de evoitos. El accidente tanri>ién puede ser el resultado de una acumulacidn de 
erroies en d sistema. 

Paia enoontiar d o los eriores se deben analizar todas las partes dd sistema y su integiMidn. 
Esto significa que los fsictores involuciados pueden ser técnicos, de oiganizaddn, sodoldgioos, 
psicoldgioos y/o fif«Gos. 

Una forma de lograr una mejor comprensidn de las situaciones reaies que existen tras las 
estadfsticas de accidentes, es realizar investigaciones especiales. Esto deberla Uevarse a cabo tan 
pronto como sea posible después de ocurrido el accidente, cuando los recuerdos estàn aûn firescos 
y la motivacidn para efectuar cambios preventivos (técnicos de organizaciôn, conductuales, etc.) 
es probablemente mis alta, en todos los nivelés de la organizaciôn. 

Estas investigaciones no deben mezclarse con ningun tipo de anâlisis para encontrar un 
culpable (chivo expiatorio). Las personas involucradas en la investigacidn àdben tener total 
confîanza en el investigador. 

Muy a menudo se piensa que la causa de la mayorÊi de los accidentes se édbe a "factores 
humanos". Sin embargo, el comportamiento humano esta determinado por factcnes ergonômicos, 
taies como las caracterfsticas del lugar de trabajo, la instrucd(ki e infbrmadiki sobre la actividad, 
los factores de organizàcidn y también los ûictores individuales. Estos a menudo explican por 
que la goite se arriesga en sus trabajos. 

Normalmente, un anâlisis cuidadoso révéla unos 10 a 15 factores que cmtribuyen a un 
accidente. Por lo tanto, no dd>e buscarse una causa especffica o una sola causa principal, sino 
màs bien buscar tantas causas contribuyentes como sea posible. Probablemente, es imposible 
detectarlas todas, p^o la prevenciôn de algunas de ellas puede reducir la probabilidad de que 
ocurra un accidente. 

4.3 Casi agçidcntgs 

Un casi accidente (o una estrecha escapada) es "un evento repentino que pudo haber terminado 
en una lésion" Un estudio canadiense demostrô que en promedio, por cada lesidn scm, hab£a 
diez lesiones menores, treinta casos de daAo de propiedad y 600 casi accidentes o inddentes que, 
en condiciones ligersunoite diferentes, habrCan terminado en lesidn (ver refinencia 29). Un 
estudio sueco demostrô que hay una alta corrdaciôn entre las causas de los casi accidentes y las 
causas de los acddentes propiamente taies (ver referencia 53). 

Por lo tanto, estudiar las causas de los casi acddentes, en lugar de los accidentes reaies, 
podria ser un método màs £teil de obtener una gran cantidad de matoial, sufidente para on 
anâlisis estadfstico. Otro beneficio dd método de los casi acddentes, es que las personas 
mvoluanctes ai d estudio van a tener mâs concienda de s^uridad. Cuando se les pida leportar 
cada uno de k» cas acddentes que dlos han experimentado en un pertodo de tiempo Unùtado, 
ittduyendo las causas, tienen que empezar a analizar las condiciones txiba^ y de esta focma 
tomar mâs eondeneia de los riesgos. 

4.4 Anjflisis de «stemas 

El método enfadza la prevenciôn mâs que la correcciôn de los problemas. Es un método que se 
puede aplicar en las etapas iniciales de disefio y durante la planificadôn y organizadôn de una 



actividad. Se deben considerar todos los aspectos incluyenclo los acddentes» la p}amfi6aci6n> 
ébdtovdesutoio, iUiikadda pnieba» mstalacidn, laaflteaciàn, opeiadàn y evakiacidn final dd 
sitiBim àcxabieiliÉbi^o-amlHente. ^ ^^^ 

Como los accidentes se pueden considerar el resultado de erroies dentro del sisteraa hombre- 
tnàMyo-ambiaile, d anâlisis de los ern»es es uno mâs de les métodos que ayudan a prévenir 
aockieiites. Este criteiio ta sido llamado "ergonomia de los emnes". 

Los errores se ven como fenonoenos de interacciôn. Son fallas en las transacdones entre d 
hombre y otras partes dd sistema. Por lo tanto, en gênerai no es posible comprender los errores 
acddentes, estudiando cada componente dd sistema separadamente. Con este método se 
selecdona un evento no deseado. Después se analiza en detalle todas las poables ocurrencias que 
pueden contribua al evento. 



5. MEDIDAS A NIVEL NACIONAL Y EMPRESARIAL 

Para promover diariamente la salud y la seguridad ocupacional y para facilitar la aplicacidn de 
concq>tos eigonômicos, se deben tomar medidas a nivel de las numerosas partes e instituciones 
involucradas, incluyendo acciones a nivel empresarial, nacional e intemacional. 

Algunos ejemplos de esta red de medidas en relaciôn a las partes y las instituciones son: 
investigaci^i, educdciôn y mtrenamiento en ^gonomia, leyes y reglamentos, inspecciones de 
salud y s^uridad, amendas de seguros contra accidentes, sindicatos o asociaciones de 
tndïajadcffes, comités de seguridad, ingniieros de seguridad, servicios médicos, lugares de 
fiabricaddn y prueba de herramientas y maquinarias y declaraciones y acuerdos intemacionales. 

Medidas a nivd emfHesarial y nacional se discutirân en detalle en las Secddnes SA y S. 2 
màs adelante, pero primero unas pocas palabras acerca de las medidas a nivd intemacional. 

Diferentes organizadones de las Nadones Unidas, como la Organizacidn Intemadonal de! 
Trabajo (OIT) y la Organizaddn Mundial de la Salud (OMS) han logrado acuerdos 
intemadonales, declaradones y programas para el ambiente de trabajo. La mayorfa de los pafses 
los han adq)tado. Acuerdos de la OIT y otras oiganizaciones intemacionales han sido firmados 
por un gran numéro de pafses, pero no todos los que han fîrmado las cumplen. 

Otras agendas intonacionales, que también cumplen un roi escencial son el Comité conjunto 
FAO/ECE/OIT en Técnicas de Trabajo y Entrenamiento de Trabajadores Forestales, la Union 
Intemacional de Organizadones de Investigaciôn Forestal (lUFRO) y la Organizaddn 
Intemadonal para la Estandarizaddn (ISO). La actividad de estas organizadones, contribuye a 
haoer de la ergonomûi una disdplina de mayor aplicaciôn. 

La transferencia de tecnologùi desde los paises industrializados a los paises en desarrollo es 
oifo aspecto intemadonal que se debe contenu*. Mucho se ha logrado en los paises 
iadustiiaiizados en reladdn a la efgonomia en d trabiyo forestal. Sin embargo, estos avances han 
tenido ima tendencia a mantenerse en el mundo industrializado. La transferencia de tecnologfa 
i» sienqMe significa también transferencia de ergonomia. Los fabricantes generalmente ofrecen 
a losfsto en desarrdle maquinarias, herramientas y equipos que no cumplen con los estàndares 
ie léigiaidad ycooiodidad eidstentes en sus piopios paises. También es posible que el comprador 
no obtenga la informadén de cuales son los estàndares y que es lo que âdta en la versida que 
ienfteoeii, o que no se peicate si a una miquina se le han sacado los dispositivos escenciales de 
sefufidad poiqac se vende me^or. La maquinaria deberia también tener lodasiai iniUttcdoiies 
« liliddn II USD, legaridad y mant^ tnuluddt dd idioma dd lri>itegnteii dd opeiador 



«9 

En muchos casos, la (tivisidn en Medklas a Nivel I*^uâonal y a Ifivd Emi»esarial no es «na 
clasificadàn muy exacta, pen>otoigaunaestnictuii geneialpaia bdiscusiàn. A nivd nadon^ti, 
las modidas que se disctitixàn son aqudlas planificadas y controladas por partes o institu 
filera de la emfnesa y que tienen una fimciôn genersd en la sodedad, taies oomo leyes y 
itglamentos, instttuciones para la educacidn, entienamiento, investigaciôn y extensién, cueipos 
gubemamentales, taies como el Ministeno del Trabajo, Ministerio de Salud y servidos de 
inspecciôn de salud y seguridad, sindicatos de empresas y asociadones de seguridad. 

Leyes v regïamentos 

Las leyes y reglamentos deberfan ser la base y el maico de trabajo para las medidas preventivas 

oontra enfermedades y accidentes ocupacionales. Algunos ejemplos son los reglanœntos 

obligatorios en relaciôn a asuntos taies como condidones genersdes de trabajo, el distôo, 

construcddn, mantencidn, inspecciôn, pnieba y operaciôn de maquinarias y equipos y los deberes 

de los empl&ulores. 

Los sistemas de inspecccién también son necesarios para reforzar las leyes y reglamoitos 

obligatorios. 

. Muchos pafses en vfas de desarroUo carecen de parte o de todos los elementos 
bàsicos para implementar la ergonomfa usando medidas legislativas o acuerdos 
colectivos oitre empleadores y empleados. 
. Por otra parte, algunos pafses tienen las leyes y r^lamentos nadonales necesarios, 
pero por diversos motivos éstos no se cumplen en la pràctica. Una razôn para esto 
puede ser que estos r^lamentos son la transcripciôn de la legislacién de un pafs 
industrializado con condiciones completamente diferentes y por lo tanto no son 
relevantes para el pafs en cuestién. Otra razôn puede ser la falta de conocimiento de 
las personas involucradas, en relaciôn a cômo reforzar y cumplir estas reglas y 
recomendaciones. 
. Algunos otros pafses han tomado sus leyes, acuerdos y reglamentos bâsicamoite ccm 
la intenciôn y la idéa de que la cooperaciôn entre las partes involucradas (empleados 
y empleadores) es necesaria para la organizaciôn de la salud y la seguridad en d 
trabiyo, siendo el empleador el principal responsable. 
Como parte dd sistema, debe haber alguna forma de inspecciôn organizada por el gobiemo 

para reforzar los reglamentos obligatorios. Muchos pafses û&iea un servicio especial de 

inspecciôn de sa 

lud y seguridad. 

Asociadones de seguridad e instituciones de sepuros contra acddentes 
Las asociadones de seguridad son ejemplos de instituciones extemas a la compaflfa. Estas 
podrfan manejar asuntos ergonômicos y de seguridad que son de interés gênerai para la industria, 
pero que para una pequeîUi empresa son caros o diffciles de organizar, taies como recuraos de 
capadtadôn, material de informadôn, etc. Las asodaciones de seguridad podrian ser finandadas 
por ejemplo, a través de cuotas pagadas por sus miembros, o mediante la reduccién 4e un 
porcentige para un seguro obligatorio oontra accidentes. 

Las instituciones de seguros contra accidentes pueden cumplir una misiôn de cueipo modvador 
y finanden» en las medidas de seguridad y salud. 



90 

'' i l N iii' W i rtu twdupwiii-i i I nw m vM i ii m i ui i i i ii ii w iw mmmmmmmmmmmmmmmmimmmmm 

FabrifiMitei. comcffciantes c inuriîticionfin <te nnid» 

IdQs liibikiiilici, ios xomeiCf^ y las iastltiickmes et pnieba de maquinarias, henarnîMitas y 
QQi^pQi JlKitales, fuoden lener tm gian inqjacto en las oondidones ergondmicas de la prtettca 
Ibeettal. Su piitidpaddii en las actividades y proyectos ergonémicos ha dado muy buenos 
fesakados «a algimos paises industiialîiados. Por «^emplo, se han mc^oiado consider^lemente 
kM ertandaies île segtoidad y comodidad para los tiactoces y motosierras y d desam^o de 
eqti^K» de pioteccidn Personal. 

Educacidn. entrenamiento vocacional y extensién 

La educaciôn, d entrenamiento y la extension, son canales para compartir d conocimiento. Esto 
es neoesaiio para piopagar las ideas exislentes y también para generar nuevos conocimientos a 
través de la investigaci<to. La recuperaddn relativamente r^ida de la inversidn, es una buena 
iBzân para dar primera prioridad a la capacitaciôn en ergonomia. 

En términos générales, todos los que estén realizando un entrenamiento en escuelas forestales 
de diversos nivelés, aqudlos que lêalicen trabajo forestal, que planifiquen o administren d 
trabiôo de otras personas, o que de alguna forma afecten directamente las condidones del trabajo 
fbre^, debra recibir capadtaciôn en ergonomfa de la manera màs conveniente para su tipo de 
trabsyo en particular. 

Al prindpio, la £alta de profesores e instructores que estén £!uniliarizados con la ergonomfa 
es un impedimento y constituye el mayor obstàculo para la introduccidn del tema en gran escala. 

Es escendal concentiarse en los aspectos prâcticos del entrenamiento en ergonomia y ésto 
implica una aka propord6n de instructores por estudiantes. El entrenamiento de los instructores 
y la actualizaddn de sus aptitudes son dos problemas serios bien conocidos que aùn no han 
redbido la atenddn apropiada. Si hay pocas oportunidades de entrenamiento adecuado en 
ergonomia para los instructores, habrà escasez de recursos humanos entrenados a nivd de la 
empresa. 

Ademâs dd entrenamiento espedal de los profesores de ergonomfa, muchos instructores o 
profesores de otros temas necesitan entrenamiento bàsico o una puesta al dfa en ergonomfa, para 
posibilitar la "ergonomizaddn" apropiada de todos los temas forestales. 

Por lo gênerai se distinguen los siguientes nivelés de educaciôn bàsica: 

1. Nivd vocacional: entrenamiento pràctico de trabajadores forestales, operadores de 
méquinarias y silvicultores, en escuelas vocacionales y en cursos especiaies para capataces 
y personas que organizan y gufan a otras. 

2. Nivd técnico: entrenamiento de guardias, técnicos y supervisores, en escudas técnicas y 
en cursos. 

3. Nivd universitario: educacidn profesional y cursos de postgrado en las universidades, para 
las personas involucradas en trabiyo de enseflanza, investigacidn, administraciôn, disdk) 
y diieocidn, con reaponsabilidad de desarrollar y organizar trabajo pràctico en grandes 
Ofrgaiiizacioiies y empresas. 

l^ iKtor que debe ser conaiderado en la ci^wcitacidn, es la influencia que tendrin los 
idunuK» m sus ociq»dones foturas* tanto en los iactores escenciales de su piopio ambiente de 

Ijos olgetivos eqwcfficos, al igual que lot programas y métodos de entrenamiento^ virlan 
^QÉiiD loi démîtes Jiiwdes. Fara cada curao o progran» de entrenamiento los ob|etivos se deben 
apaâBaatt de acueido a las necesidades y experienda pr^ca, de la sigutente forma: 



91 

pan un tnbsjo con d cual se pueda ganar la vida. Por lo tant» debe aprender a: 

- nalizar d trabi^o en forma eigonémicamente adecuada; 

- evitar los riesgos, infhioidas daAinas, fotiga y errores; 

- Ipgrar efidenda y calidad lazonable. 

Igualmente inqxnrtanle pan el estudtante es desanollar una actitud que lo haga desear actuar 
de acuerdo al comportamiento iq»iendido. El objetivo es que d estudiante incluya en su conccpto 
de destreza las pràcticas ergonémicas como parte del trabajo poique "un trabajador con qytittides 
es vtn tnb^ador seguro". La preocupadôn no debe induûr solo la seguridad y salud dd 
trabsyador, sino también la seguridad y salud de (Hros, ademâs dd desarroUo de un ambiente de 
trabajo seguro. El estudiante dd>e por lo tanto adquirir un conocimiento y compioisiito gênerai 
de los diferentes aspectos del ambiente de trabsyo, taies como efectos y riesgos de distintos 
factores flfsicos (por ejemplo ruido, substancias qufmicas, calor) y los reglamoitos ofidales 
existentes en relacién a la ergonomla. El trabajador dd>erfa desarrollar las habilidades pràcticas 
pan ser cxpaz de detectar y mejorar la situacidn de trabajo, de manen de evitar cualquio' liesgo 
de salud o seguridad. El trabajador también deberia ser capaz de dar primoros auxilk». Una 
situacidn idéal séria que los trabajadores tengan la posibilidad de obtener educadôn bà»ca en una 
escuela vocacional y después realizar cursos de actualizaciôn y capacitadôn en d trsdMgo con 
instructores bien prqtarados. Por esto, el entrenamiento de instructores deberia ser parte de la 
educacidn vocacional. 

2. A nivel técnico una vez que termina su entrenamiento, el estudiante deberia ser capaz de fijar 
condiciones de trabajo para otras personas y detectar problemas ergonémicos. La persona dd>e 
saber como manejar problemas ambientales, ftsicos y psicosodales, de modo que esté en 
condiciones de contribuer al diseno ergonômico dd lugar de trabajo y de las mâquinas y a la 
organizacién del ambiente iaboral. Ademàs del conocimimto geneial dd hombre y su ambimte 
de trabajo, el estudismte dd)e obtener conocimiento prâctico. Bâsicamente debe saber fîjar, 
controlar y ajustar los factores ambientales, ademàs de adquirir habilidades prâcticas pan aplicar 
principios de ergonomfa y primeros auxilios. En esta categoria, son especialmente importantes 
los conocimientos sobre leyes y reglamentos relacionados con asuntos de s^uridad Iaboral. 

En muchos pafses en v(as de desarrollo no existen suficientes fadlidades para d entrenamiento 
vocacional. Una tarea importante para los graduados a nivel técnico, sera oiseîlar a los 
trabajadores como realizar sus trabajos (capacitaciôn en d trabajo). En la capacitacidn a nivd 
técnico, se le dd» prestar la mayor atencién a la importante habilidad para capadtar 
apropiadamente a los trabajadores en su puesto de trabajo, pcmiendo énfasis en el empleo dt 
técnicas efidentes y seguras. Para poder instruir a otros, el profesor dd>e ser capaz de realizar 
el trabajo en forma segura y eficiente. Puede ser necesario un cambio de actitud hada d trabajo 
manual de parte de los estudiantes, de modo que ellos estén prqiarados pan afoendei cémo se 
realiza en la prtfctica el mismo trabs^o que realizan los tnbs^jadores. Los supervisores de primoa 
linea también deberian dar un buen ejemplo a los trabajadores y esto tendra una influenda 
decisiva en cdmo se cumplan los reglamentos de seguridad en el lugar de trabajo. Se éebexîà 
enfatizar durante d entrenamiento, que la funcidn del técnico o el supervisor no esta sdlo ligada 
a la produccidn, sino que debe considerar también los aspectos ergondmicos y de s^uridad como 
partes escenciales del tnbajo. Incluso en los casos en que se ha logiado una oonducta de tndMijo 
segun y apropiada durante d entrenamiento vocacional, puede ser que no se mantenga duruite 
la produccidn normal, debido a que la seguridad se ve como una funddn subordhiada a nivd de 
supervisidn. Cuando las prâdicas ins^uras son aoeptadas por la administradôn, d tralMyador 



92 

tamfaiài tciminaii acqHanck» riesgos 

Para k» nivdes 1. y 2. d contanido dtl entsenainieitio estarà deteFoùnado por su fitiidén« la 
cual es obtoier hadbilidades y conoctmieatos ipte ptiedan pooerse oi pcàctica diiectainente. 

3. A nivel universitario . se debe considnar la influencia fiitura que tendiin los giaduados en el 
desairollo e implementadiSai de los pnncipios ei^om^ioos en la educadàn, investigadén, diseîk) 
y administradôn. Su actitud positiva hada d tema y la motivadc^ para promover la ergcHUHnla 
«1 d secu»^ forestal, son objetivos inqwitantes dd entienamiento. 

Ademàs dd conocimiento gênerai, de los concq>tos y de la filosofïa de la ergonomûi, se 
dd>erfa d>tener una visidn mes profunda de las intendadones entre el hombre, d trabajo y d 
ambioite» iq>licando criterios de anâlisis de sistemas. Aiin màs, como parte escencial dd 
oitrenamknto en eigonomia, se dd>aia otoigar informacidn acerca del desanollo cimtffico en 
d campo de esta espedalidad, conocimiento e^>ecializado y habilidades con respecto a diferoites 
factores ergondmicos, instruccidn acerca de los métodos y las técnicas de mediciôn y también 
métodos para el anâlisis, evaluadôn y ccmtrol de estos factores. Finalmoite, el programa éeberf& 
incluûr informacidn acerca de las normas y legislacidn nacional e intemadonal. 

La ergonomfa no deberia ensenarse sdlo en la educaciôn forestal bàsica, sino también a través 
de actividades de extension y programas de continuaciôn de la educaciôn porque: 

- Tomarâ mucho tiempo antes que se pueda adoptar un enfoque ergonômico en la 
prâctica forestal, ya que los primeros alumnos que reciben entrenamiento ergonômico 
durante su educaciôn bàsica deben graduarse y obtener un empleo antes de comenzar 
a aplicar lo que han aprendido. 

- EqMcialmente en los sistemas donde la jerarqufa y antigûedad juegan un roi 
importante, tomarà mucho tiempo antes que los redén llegados, que traen nuevas 
haÛlidades e idéas al sistema, logren tener la influencia suficiente como para que 
estas se puedan introdudr. 

- Los cursos y actividades de extension pueden pavimentar el camino hacia nuevas 
idéas y ser una medida preventiva contra la resistencia causada por la falta de 
conocimientos en d sistema. Esto darà a los redén llegados y a los que ya trabajaban 
en la organizaciôn un lenguaje comûn. 

• Los cambios ergcmômicos pueden interferir con los procesos de producciôn y tener 
implicancias fmanderas y podrfan, por lo tanto, encontrar resistencia de parte de la 
administraciôn. Hay neceâdades educacionales y necesidad de cambios de actitud 
entre los empleadores y los administrativos que tienen a su cargo la responsabilidad 
de polfticas y programas efectivos. Este grupo debe tomar conciencia en forma 
permanente del ccmcepto de ergonomfa, de los requerimientos legislativos y de las 
fuentes de informaciôn. 

- Si se usan los métodos de ensefianza aprq)iados, la efîciencia de la ^tension y la 
educaciôn sera alta. Debido a su experiencia pràctica en la vida laboral, los 
estudiantes estaràn en condiciones de obtener grandes beneficios de este 
entraïamiento. 

Los d)fetivo8 générales (tel oitrenamiento (todas las categorfas) son: 

- que d estudiante desarroUe una actiîud positiva hada la ergonomfa y un interés por 
entender los ooncepiDS sobre d tema; 

» que d estudiante tome condenda de los grandes problemas eigonômtcoi dd tiabc^ 
■•...' fioRstal;; ''^ ■■ . - 

f que d estudiante dytengaioÊzoïaciÉl y conodmientn sulidcnte y que semotivfe para 



w 

liaoer estudios posteriores, de manoa que sea capaz de contribuir a la saiudàa de los 

- que d estudiaiUe logre las habilidades que coneqxniden a su nivel. 

Stn embargo, el objetivo fondamental deberfa estar en el dominio afectivo. Logiar ese objetivo 
tan inqxtrtante, como es el cambio de la motivaciôn y la actitud del esbidiante hacia la 
tecnologfo, el trabajo y los trabajadores, sera muy a menudo necesario. 

Algunos temas dd>en ser considerados bàsicos en todos los cursos de ergonomia. Ejemplos 
de taies temas scm: seguridad y primeros auxilios; carga ffsica y sicolégica de trabajo; gasto 
energético, nutriciôn, diseflo de puestos de trabajo, higiene ambiental y legislaci<to aplicable. 
Todos estos temas édberizn ensefiarse destacando su relevancia ea situaciones prâcticas. 

Métodos de ensefianza 

El disdio, los métodos y los contenidos del curso variaràn dependiendo no sdlo de las diferentes 
categorfas del estudiante, sino también de los diferentes sistemas y ambientes dentro de los cuales 
ellos se desenvuelven normalmente. Naturalmente, la disponibilidad de recursos en términos de 
Personal, equipos y otras posibilidades de entrenamiento tendra impacto importante en el diseflo, 
el contenido y los métodos. 

Métodos apropiados para el entrenamiento en ergonomfa son las clases, demostraciones, 
trabajo de laboratorio, excursiones, pràctica en terreno, seminarios, trabajos en grupos, sesiones 
de discusidn, programas de autoensdianza, tareas espedales y estudio de casos que incluyan 
soluciones prîcticas de problemas. Esto ûltimo se deberia realizar durante los perfodos de 
entrenamiento prâctico, para ser discutidos posteriormente en clases. Serfa posible planificar taies 
perfodos en actividades de extension, pero por lo gênerai es dificil incluirlos en d sistema 
educacional bàsico. 

Sin embargo, existen otros métodos que permiten al estudiante enfrentarse a situadones donde 
la teorfa se intégra con la pràctica. El uso de listas de veriiïcaciôn, complementadas am 
entrevistas a los trabs^ores y a las otras partes involucradas, es una forma efidoite de analizv 
distintas feenas y lugares de tîabajo. El ejercido le darà a muchos una visidn ergonômica. Estas 
partes pràcticas del entrenamiento son esc»iciales para aquellos estudiantes que no han tenido 
experienda ni han estado expuestos al trabajo forestal. En gênerai, los estudiantes obtendràn 
mejores resultados de la enseîianza si son estimulados a buscar el conocimiento, en lugar de 
restringirlos a escuchar en forma pasiva. Cualquiera sea el método elegido, es importante que 
el material usado corresponda, tanto como sea posible, a las condiciones reaies bajo las cuales 
el estudiante va a a^licar lo que ha ^rendido. 

La escasez de textos de estudio, manuales, apuntes, sets de diapositivas o pdfculas sobre 
trabajo forestal en gênerai y paxh. pafses en vias de desarrollo en particular, es un serio obstàculo 
para incorporar la ergonomfa al entrenamiento forestal. Hay un sinnûmero de textos de 
ergonomia gênerai, que discuten principalmente los problemas industriales. Habitudmente, d 
material sobre ergonomfo forestal, se prépara para pafses industrializados que tienoi otra realidad 
culturd y socio-eccmômica. Màs aûn, para los nivelés educacionales màs bajos, el matarid dstot 
estar en el lenguaje locd. 

Ademâs de los textos de ergonomia, se puede usar otro materid para la ensefianza, taies como 
tXttactm de Icfgislacidn kbord, estândares naciondes e intemacionales, umbrdes de vdores 
Umites, manudes y libros sobre herramientas y màquinarias, listas de verificacidn, moddosde 
diseltoSy partes dd cuerpo» instrumentos para mediciones ergonémkas y henamientas y equipos 
para pficticar métodos y técnicas de trabajo. 

Ya se ha destacado que iniddmente la escasez de profiesores e instnictotes entrenados, stxi 



m 

probabieniente uno de los pdnciptdes obstâculos. Una forma de superarlo es compmnieter 
profesores de organizadones ajenas al sistema de educackki forestal, peio con conodmieatos de 
determiiiados aspectos de la ergonomûi, que son aplicables al trabajo forestal. Ejemplos de estos 
piofeskHiales sent: 

• médicos (medicina prevoitiva, csoga ffsica de trabajo, stress fïsico, enfemiedades, 
rehabilitaddn, audiometria, etc); 

- nutridonistas (nutridôn, gasto energético, etc); 

- instnictores de primeros auxilios de la Cruz Roja nacicmal o de organizadones 
similares; 

- fînoterapeutas (posturas de trabajo, etc); 

- abogados (legislaciôn laboral e industrial, sistemas de seguro social, etc.); 

- personas de empresas forestales que representen a administradores, supovisores, 
sindicatos de trabajadores, departamentos médico y de s^uridad, los que pueden dar 
infomoiâôn de su experiencia pràctica; 

- rqpresentantes de autoridades relevantes del gobiemo (Ministerio del Trabajo, 
Ministerio de Salud, Comité de Inspecddn de Seguridad, etc.); y 

- rq)resentantes de disdUadores y fabricantes de herramientas, maquinaria y equipos 
forestales. 

Cuando se comprometen profesores extemos, que pueden ser exp«tos en campos 
rdativaniOTte estrechos, el lider del curso dd>eri enfatizar la necesidad de que s61o se traten los 
aspectos dd tema que son rdevantes para los estudiantes. Para aquellos que impartan materias 
sin toier expmencia en el trabajo forestal, es vital que se les entregue un resumen muy completo 
de las condidones de trabajo en el campo forestal. 

Otra medida para ayudar a superar el problema de la falta de profesores es formar un equipo 
de ensefianza. Un buen profesor, puede ser ayudado por personas que no tengan entrenamiento 
formai como educadores. Por ejemplo, un equipo de este tipo puede ser utilizado durante las 
sesi(Hies jM^ticas de un curso de ergonomfo. Los trabajadores especializados o los supervisores 
que han tenido màs entrenamiento pueden ayudar al profesor dando demostradones, instrucciones 
y supervisando a los estudiantes cuando practican técnicas y métodos apropiados de trabajo. 

Las empresas privadas, los fabricantes de maquinarias y herramientas, etc., pueden algunas 
veces coli^rar en la enseîianza. Bios pueden dar cursos cortos para ciertos grupos de 
empleados y opo^ores de mâquinas o herramientas espedficas. Sin embargo, sus objetivos 
pueden ser muy limitados como para otorgar aptitudes y conocimientos ergonômicos suficientes. 
Con la ayuda de escuelas forestales, se puede realizar cursos disenados para cubrir los propôsitos 
espodfvcos de empresas forestales privadas o estatales. 

En otras palabras, la ensefianza de la ergonomfa, gana notablemente de la colab<Hadôn con 
la investigaciôn y la pràctica forestal. En los pafses industrializados, los resultados de la 
investigi^iôn ^gonômica y de los estudios pràcticos son utilizados como herramientas muy 
inqxvtantes para la ensefianza. En la mayoria de los pafses en vias de desarrollo, hay una 
mancada caraicia de resultados de investigadones y estiKlios de este tipo. 

Invest^fadàn 

Desde hace bastante tiempo, en muchos pafses industrializados se ha realizado una cantidad 
considenÉble de investigacidn en varias actividades forestales. Nueva legislaciôn y demandas mis 
fitettfêt tanto de los emi^eadores como de los trabajadores, han incrementado la cantidad y la 
calidad de la investigacidn en ergonomfa y la aplicacidn de sus restdtidos. Ejemplos de 
probtemas ei^gondmicm donde k» esfuerzos de investigadôn han sido espedalmente 



95 

significativos son: causas de accidentes ocupadonales y su prevencuki en ténRinos de medidas 
tecnoliSgicas (dtseiio y funcionamiento de henamientas y màquinas, equipos de proteocién 
Personal, etc.) medidas administiativas y de organizaciôn (sistemas de pago, lotadén de 
funciones,etc.), medidas conductuales (entrenamioito, informacidn, motivacién, etc.), problemas 
reladonados con la motosiemi (ruido, vibiacidn, gases de combustion, etc.), estudios 
epidemiol6gicos en problemas especfficos de salud ocupacional y rehabilitacién y prevenddn de 
«ifermedades del trabajo. 

Ejemplos de investigaciôn realizada en varias disciplinas son: 

- Investigaciôn técnica, que incluye estudios sobre caracterfsticas y propiedades de 
nfiateriales nocivos, dispositivos de seguridad de màquinas, disefio de màquinas, etc. 

- Investigaciôn médica, que incluye especialmente investigaciones de los efectos 
fisiolôgicos y patolôgicos de los factores ambientales, tecnolôgicos y circunstancias 
flsicas que conducen a accidentes. 

- Investigaciôn sicolôgica, como investigaciones de patrones sicolôgicos que conducen 
a accidentes, aspectos de motivaciôn, reacciones de stress, etc. 

- Investigaciôn estadistica relacionada con accidentes ocupacionales. 

Por lo gênerai, taies investigaciones han sido realizadas en estrecha colaboradôn con la 
pràctica y la educaciôn forestal. Los servicios forestales estatales, las empresas pequrî^ y 
grandes, los médicos, los sindicatos, las asociaciones de empleados, las asociaciones de 
seguridad, las autoridades de gobiemo, los fabricantes, etc, han estado involucrados 
frecuentemente en el proceso completo de investigaciôn, desde la planificaciôn a la publicaciôn 
y aplicaciôn de los iesultados. Profesores y estudiantes han tomado parte activa en la 
investigaciôn. Ha habido una extensa colsd)oraciôn intemacional a través de agencias 
mencionadas anteriormente (ISO,IUFRO,FAO/ECE/OIT). 

Muchos de los hallazgos de los pafses industrializados, son de interés para los pafses en vfas 
de desarroUo. Sin embargo, debido a las diferencias en el ambiente ffsico y tecnolôgico, a las 
condiciones socioculturales, educacionales, nutricionaies, a las enfermedades endémicas, eu:., 
parte de la experiencia lograda en los pafses industrializados, no es aplicable a las naciones en 
vfas de desarroUo. Los problemas ergonômicos que se derivan de las condiciones de trabajo en 
pafses tropicales son, en gran medida, desconocidos. Se ha realizado muy poca investigaciôn 
hasta el momento en los pafses en vfas de desarroUo. 

Existe una gran necesidad de obtener mayor informaciôn acerca de la situaciôn ergonômica 
de los pafses en vfas de desarroUo. Sin embargo, la recopilaciôn de datos y los j^oyectos de 
investigaciôn, édbcn estar disenados de acuerdo a las necesidades y recursos del pafs, razén por 
la cual se ddbc analizar cuidadosamente los objetivos y métodos de investigaciôn a utilizar. 

Un obstàculo importante, ademàs de las Umitaciones de recursos fmancieros, es la £alta de 
investigadores con experiencia y de calidad para realizar los estudios. 

Para que profesionales nacionales realicen investigaciôn ergonômica en un futuro cercano, se 
debe dar màs (»ifasis al tema a nivel universitario. 

La enseflanza de la ergonomfa en pregrado, ddbc disenarse teniendo en mente que es de este 
gmpo de estudiantes desde donde se va a reclutar a los futuros expertos. D^ hab«r una 
flexibilidad considérable en el sistema educacional, permitiendo a los estudiantes especializarse 
en diferentes subtemas, de acuerdo a sus propios intereses y a los requerimientos especfficos de 
la comunidad. Tareas especiales, trabajos de investigaciôn y desarroUo de programas de estudios 
de post-grado deben scr componentes estrechamente interrelacionados con los sistemas de 
educaciôn-investigaciôn. El desarroUo cientffico reciente en d campo de la ergonomfa que ha 
aportado conocimientos especializados y habilidades en relaciôn a difemites factores 



96 

tn^mômooB^ tates como métodos y técnicas paah laediciàii, antflisis, evaluaddn y conteol de 
est!» fadoies y la tegisladôn y estàadaies inteniaciofiales, debe ser parte eseendal del 
entrenamiento. Màs aiîn, los estudiantes deben xecibir bastante instrucctôn en planificaciâii de 
pfoyeotos y anâlisis crftioo y evaluacidn de los resultados de investigadàn. 

Los estudiantes de postgrado y los investigadores deberfan participar en los cursos 
internadcHiales de <»gonomfo, talleres y seminarios, para intercambiar experiencias e idéas. Sin 
embargo, hay una necesidad inmediata de mayor entrenamiento en el exterior, en ptogamas de 
doctorado o maestria, en pafses con pràctica e investigacidn avanzada «n ergonomfa. Sera de 
mutuo ben^cio un mayor intotambio de informaci<te y de investigadores y estudiantes 
universitarios o de organizadones de investigacidn oitre jMifses industializados y en vias de 
desarrolk). 

5.2. Medidas a Nivel Empresarial 

5.2.1. Mgdidas técnicas 

Cuando se enfrenta un problema ergondmico en la producciôn, hay numerosas altemativas o 
medidas suplemoitarias que se pueden tomar. La Figura 29 ilustra taies altemativas, empezando 
por la medida màs efectiva que es prévenir accidentes y enfermedades. 

1. Alejar el peligro dd hombre. Un ejemplo es reemplazar el método, la mâquina, la 
herramienta, la substancia qufmica peligrosa, etc., por una que sea màs segura para el 
tiabajador. 

2. Alejar al hombre del peligro. Un ejemplo es organizar la actividad o disefiar el lugar de 
trabajo, de manera que ningiin trabajador quede dentro de la zona de peligro, por ejemplo, 
al estar expuesto al riesgo de que le caiga una carga desde una grua sobre su puesto de 
trabajo. 

3. Encerrar o aislar el peligro. El uso de dispositivos de seguridad es la medida preventiva 
màs frecuentemente usada. Sin embargo, muy a menudo es cara, comparada con los 
aq)ectos de seguridad que se consideran y se incluyen cuando se construye la màquina. El 
efecto de seguridad puede también reducirse, e incluso desî^jarecer, si el trabajador tioie 
que haoo' un esfuerzo adicional o si el trabajo le produce algùn malestsu*. 

4. Encerrar o aislar al trabajador. Un ejemplo es el uso de equipo de protecciôn personal. 
Esta dd>e ser la ûltima medida que se debe tomar, cuando todas las otras acciones se han 
investigado y se décide que no son s^licables. El uso de equipos de protecciôn personal 
siempre causarà algo de incomodidad al trabîyador y sera un obstàculo para su 
rendimiento. Desgraciadamente, en muchos casos y especialmente en las operaciones 
forestales, esta sera la ûnica altemativa. (Distintos tipos de equipo de protecciôn personal 
se discutiràn màs adelante en la Secdôn 5.2. l.B.) 

5.2.I.A. Tecnologfa apropiada 

Durante los Ultimos 10 a 15 aJios expresiones taies como "tecnologfa bàsica" y "tecnologfa 

apropiada" se han hecho comunes cuando se analiza la selecciôn de tecnologùi para diferentes 

operadones forestales, especialmente para los pafses en vfas de desarroUo. Se ha criticado 

enfitâcanœnte la transferencia de tecnologfas muy sofisticadas y caras desde pafses 

industmlizados. 



9Î 





1. Alejar d pdigro del hombre 




2. Alejar al hombre del pdigro 




3. Bicerrar o aislar el peligro 





equipo de protecdôn personal 



Figura 29 . Medidas para prévenir acddentes y enfermedades. 



De acuento a un documento (FAO, 1982) *la tecnologia debe ser 'aprofriada' en rdaââa a 
kl condicMMiM locales y a los efectos oombinados sobre: 

- produocûSn, cantidad y calidad 

- empleo 

- eigonoinia, salud y seguridad ocupacional 

- condidones sodo-econdmicas 

- ecdogûi 

- energûi 

- diqxMiibilidad de hernumentas y equipo. " 

Las oondiciones mencionadas arriba difieren de pafs en pafs. En muchos pafses en vias de 
desanollo, la llamada tecnologia bàsica, sera la elecciàn apropiada para diversas actividades 
fcnestaks. La "tecnolc^Ca bàsica** utiliza trabajo intensivo y equipos qperados manualmente. A 
moiudo, la tecnologia tradicional no es eficiente, si se compara con los estândares actuales. El 
mejoramiento de la tecnologia tradicional requière un mayor desanoUo, en Ifnea con la 
dispcmibilidad de nuevos materiales, diseftos, etc. y con la intenciôn de reducir el gasto de 
energia y mejorar la productividad. 

Es evidmte que la eleccién de tecnologia tiene implicaciones directas para las condiciones 
ogondmicas. Por lo tanto, la eleccidn de tecnologia puede ser usada como herramienta para 
mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores forestales. 

La capacitaciôn se reccmoce generalmoite como importante cuando se introducen tecnologias 
avanzadas, pero es subestimada cuando se introducen nuevas formas de tecnologia bàsica. 
También para d uso de horamientas manuales, taies como la sierra de arco, se necesita bastante 
entrmamiento antes de que el trabajador sepa la técnica de trabajo correcta y la mantenciôn 
adecuada de la herramienta. Ninguna herramienta sera eficiente si se usa en forma inapropiada. 
En consecuenda, sera muy diffdl convencer a un trabajador acerca de la conveniencia de 
introdudr ima nueva herramienta y una nueva técnica, si ésto no va acompafiado de la 
capadtacidn adecuada. 

5.2.I.B. Equipo de Ptoteccién Personal (EPP^ 

Cuando han follado toéos los esfiierzos posibles para eliminar o controlar todos los riesgos de 
seguridad y para la salud, se debe considerar el uso de EPP. Este equipo cumple una funciôn 
muy importante, especialmente en d bosque. 

El anàlisis de los registros de accidentes durante d madereo, ha demostrado que d uso 
obligatorio de EPP y dispositivos de seguridad en las motosierras, reduce significativamente 
ciertos ttpos de lesiones y accidentes. 

Existe un gran variedad de equipos de proteccidn personal, taies como: cascos, guantes, 
protectores de oidos, ojos y rodillas, botas, pantalones de seguridad, etc. Algunos estân mal 
disefiados y son de mala calidad, mientras que otros son muy buenos y deberian ser de gran 
ayuda para prévenir accidentes y enfermedades ocupacionales ^ son utilizados por el trabajador. 
Sin embargo, exbten obstàculos que salvar antes de que los EPP sean utilizados por el posible 
usuario. 

Los EPP deben proveerseles al trabajador. Por lo gênerai demandan un gasto que, en muchos 
paises, d trabsyador no quiere o no puede hacer. 

Para ciertos tipos o lugares de trabajo, los reglamentos de seguridad establecen d tipo de EPP 
que dd)e usar d trabajador. Una de las primeras tareas de seguridad que la administracidn debe 
en^iender, es proveer los EPP para que se pueda cumplir con los reglamentos. En lo posible, 
los EPP se dd>en entregar a ûxios los trabajadores y considerarse como parte dd equipo 



m 

necesaiio pum poder fealizar el tialHyo. Si no se entrega sin costo, debe eslar disponS»!» i 
bi^o pndo. Uk tâmxfâstiméR tainbién debe âdlitar la lim|»eza ngular de alpiooi EPP, 
espedahnente de aqueUot^que se usan para manipular substancias qirfiBicas o i^ ton 
compadidos par varias pefsonas. 

AiSn^ie los EFP ae entiegiien sin costo, no sienqne se usan como se debeiiùL Es k^oftanle 
que los supervisoi«s estén concientes de la importancia del EPP y estén niotivados paxa informar 
y persuadir a los trabajadores para que los usen. Deberia ser psîrte de las re^nsabilidades dd 
supervisor, observai en forma estricta el cumplimiento de los reglamentos de seguridad. 

Sin dudtei, una de las nuxMies para que los EPP no sean aceptados por los trabiyadores, es d 
diseAo de estos artfculos. La mejor protecciôn se logra cuando el trabsyador usft d equipo de 
protecciôn. Las ropas que dificultan d trabajo o que son incômodas, son usadas coo cierta 
lesistenda. Espedalmente en un cUma càlido y hùmedo, los trabajadores habitualmente se qucsjan 
de los cascos, de los protectores de ofdos y de los guantes que les causan incomodidad y otros 
problemas taies como dolores de cabeza y eczémas. Mientras no ocistan nuevos disdios 
apropiados para dfmas câlidos y humedos, los EPP actualmente dispraibles ddben seguir 
usandose. 

Cascos de seguridad 

La parte superior del craneo humano time un grosor de unos pocos milimetros. Si una rama que 
cae fractura el craneo, la lésion por lo gênerai significa la muerte. El EPP aprc^iado ccmtra la 
caida de objetos es un gorro o casco duro. Cuando se trabaja en el bosque, un casoo de 
seguridad normalmente puede ser considerado la parte mes importante del EPP. 

Los requerimientos para un casco de trabajadores forestales son: 

£ul2ifirta 

Los cascos deben cumplir con estandares reconocidos nacionales e intemadonales ea relacidn 
a la resistencia al impacto, penetraciôn y fuego. 

Generalmente los cascos estàn hechos de poiietileno, un termoplàstico, que es econdmico y 
proporciona buena protecciôn contra el impacto y la penetraciôn. Cuando se expone diariammte 
al OÊdor y a la luz del sol, eventualmente se deterioraui, ponioidose tieso y qudnadizo. Por esta 
razôn, es necesario efectuar una révision periôdica para ver si aparece resquebngamioito, cambio 
de color o pulverizaciôn. Debe ser reemplazado cada 4 aîlos. Este casco no debe ser usado por 
bomberos, ya que se ablanda a altas temperaturas. 

Los cascos confeccionados con fibra de vidrio son resistentes al calor y a los productos 
qufmicos, pero son bastante caros. Necesitan inspecciôn para ôbservar signos de 
resquebrajamiento y dam de la caparazon como, por Qemplo, grietas profundas o saltaduras. 

Los cascos pueden tener un canal para la Uuvia, alrededor dd borde, a los lados y por detràs 
de la cubierta, cerca de la parte superior del casco. Debe haber orifîcios especiales para 
ventilaciôn incorporados en el diseîfo por d fabricante. Si los orifîcios son hechos después, éstos 
debilitaran d casco. El casco dd)e ser disefiado de tal manera que pueda ser usado goù 
protectores de ofdos y ojos. 

Ames 

La cubierta dd casco esté sujeta por un amés. Entre la cubierta y d amés debe haber un 
espmo de 2.5 cm. que sirve para amortiguar ea caso de impacto. Ddbc ser posibte para d 
usuario lyustar £adlmente el amés al tamaîlo de la cabeza. El ajuste debe poder hacerse tanto 
vertical como lateralmente. El material de la banda que rodea la cabeza no debe produdr 
irritaciôn de la piel y debe ser resistente al calor y la humedad y a prueba de encogimiento. 



100 

Q eanoo ooiiq>lelo oon ameses, pen> Siiii inddr fm^e^cnes de oyos y oldos^ dd)e tmer un 
peso mixinio (te 300 gr. El trabj^ador a menudo, antt» de acostumbiarse a usar un casco, 
encuentta que es muy pesado y que le produce dolores de cabeza. Sin embaigo, incluso en 
condictones tit)|»cales, estos problemas œsan (termes (te algiîn tiempo, cuando el trab^adcM' se 
acostumbia a ttsario. 

Pmtectom Auditives 

Si no ae puede eliminar d nûdo y d nivd sobi:q)asa los 85 dB(A), el trabajador dd>erà usar 

protectores individuales laies (x>mo: 

X^iOQes dfisec4iai2l£s 

Esta es la proteœiôn de oiéos mâs ecot^micA. Por lo gênerai, también es la menos efectiva. 
Pueden estar hechos de fibra acûstica (una fibra de vidrio muy fma) o de una substancia dd tipo 
de la siliccma que se moldea cuando se coloca en d o£do de la persona. Una ventaja (te los 
tiqx>nes desech^les es que d problema (te infecciones causado por la sudedad en los ofdos 
disminuye. uso de simple algodôn o filtros de cigarrillos, lo que algunas veces se ha visto, 
es conq>letamente ineficaz. 

XaïK^ies no.dfiSfichaiîlfiS 

Hay mu(^os tapcmes de este tipo diqxmibles. Uno muy efectivo esta hecho de espuma 
expansible y esta diseftado como un pequeîlo cilindro. Antes de la inserdôn en el ofdo, el 
dlindro se presiona entre los dedos. Se ddbe afirmar en el canal auditivo por un minuto para 
darle ttempo a que se expanda suficientemente. 

La (tesventaja (te todos los tapones no desechables, es el riesgo de infecciiSn, cuando éstos no 
se mantienen limpios e higiénicos. Especialmrate cuando se hace trabajo forestal o en industrias 
forestales, esto puede causar problemas. 

EOQOS U srgifiiis 

En gomal los fonos son mâs efectivos que los tapones. Desgraciadamente, también son 
mucho mâs caros e incômodos para el que los usa, especialmente en clfmas câlidos y hûmedos. 

Los f(Hios est^ montados en una banda que se coloca sobre o ddràs de la cabeza, o montados 
en d casco de s^uridad. Cuando estàn unidos al casco, ésto debe estar hecho en tal forma que 
puedan ser letrafdos fôdlmoite. El peso combinado de los cobertores de las (H-ejas y de la banda 
del dispositivo para afirmarlos al casco, no debe excéder los 200 gr. 

Los anillos sellantes de los cobertores de las orejas, deben estar hechos de material suave y 
elâstico para que no produzcan irritaciiki de la pid. Ddben haber disponibles repuestos de los 
anillos de sdlo y de los cojines absorventes de ruido. Estos âdben sot faciles de reemplazar. 
Todos ios materiates plâsticos, incluymdo los anillos y cojines se deterioran c(mi el uso diario. 
Por lo tanto, deben ser Umpiados y reemplazados con facilidad. Para evitar distorsion innecesaria 
de los sdlos, los cobortores de las orejas no deberian tocar el casco cuando se levantan. Ademàs, 
d disdk) y la imidn (te las piezas al casco, deberia impedir que ramas u otros obstâculos se 
engamihen en ellas. 

GtUfido se intM^a con motosienas, cuando se podan irboles por sobre d nivel de los ojos o 
cuando ae tUâMôa ceica de méquinas madereras, puede saltar astillas o aserrfn a los ojos si no 
ae asi mni fitoieodôR adbcuada. Por lo gênerai, esto no ocasiona tesiones severas, pero iwoduce 
iniiadoii^eloi csos y entoipece d desarrollo dd trabajo. Sin embargo, stempre hay rte$go de 
tesiones tan aerias, como la pérdida de la vision. 



m 

Ësto se puede evitar si se usa un escudo peobtctoTo visor^ que es mejor que las gafiu ponpie 
protegen no sâlo k» cgos, sûio también parte de la can. Este escudo puede estar hecfeo de malla 
de aceiD o pULstico. Sus {macipales inoonvementes son d resplandor dd s(d y la dâsminucidn de 
la visibilidad bajo la Ikviao en la obscuridad. 

Este i»otector visual debe estar montado en d casco de sqguridad de tal forma que pueda seàr 
movido con fodlidad desde y hacia la posicién "de uso". El peso totad del casco de s^uridad 
con los protectores de cjos y ofdos no dd>e ser superior a 600 gr. 

Otros tn^jos en los que se necesita proteccidn en los ojos son soldar y afilar herramientas. 
Estos y otros trabajos requieren diferentes tipos de protecciones para los cjos. 

Protectores de piemas 

En d tnd>ajo forestal, eqxscialmente cuando se usan hachas o motosierras, ocurren mudws 

accidentes que afectan a las piemas. 

Los buenos protectores de piemas, que evitan lesicmes por contacte accidentai entre la ipiema. 
y la cadena de la motosierra, deben tener un efecto trabador de la cadena y un tiempo de corte 
lo màs largo posible. Pueden estar hechos de muchas capas de cuerda de nylon o de otra tela. 

Los protectores de piemas disponibles no dan un 100% de proteccidn, pero protegen 
parcialmente al que los usa y reducen el riesgo de lesiones severas. 

Los protectores deben ser livianos y flexibles, para no entorpecer d movimioito de las 
piemas. £>eben estar cosidos a los pantalones y quedar bien ajustados. Si no es asf, puedai 
re^alar y dejar parte de la piema desprotegida. Dd>en ser faciles de lavar y secar y no encoger 
ni deformarse. También dd)en estàr recubiertos con tela imperméable. 

En los pafses industrializados, el uso obligatorio de pantalones de segiuidad para los 
motosierristas, ha reducido notablemente las lesiones en las piemas. 

Almohadillas para las rodillas, deben usarse cuando se trabaja por perfodos largos en posidén 
arrodillada y cuando el peso del cuerpo se carga sobre una rodilla en una superfide dura, por 
ejemplo, cuando se trabaja con sierras manuales. 

Botas de seguridad 

Nadie debe trabajar descalzo en el bosque o en las industrias de procesamiento de madera. 

Cualquier tipo de calzado, es mejor que no usar zapatos. 

Sin embargo, en muchos pafses, las botas adecuadas son muy caras para que el trabajador las 
compre. Un buen calzado ayuda a evitar algunos accidentes ocupacicmales (ej. resbalones y 
cafdas, cortes, mordeduras de serpientes, penetradôn de objetos sobresalientes, etc.) y 
enfomedades <ej. infecciôn de heridas y penetraciôn de parâsitos) que pueden causar ausentismo 
prolongado. También se reducirà el problema de las sanguijudas. Considerando estos factores 
y la mejorfa de la eficiencia laboral, se deben proporcionar al trabajador botas qiropiadas 
subsidiadas por el empleador. 

Para asegurar la protecciôn adecuada contra superficies àsperas, impacto, la penetraciôn de 
objetos punzantes y sobresalientes, golpes, cortes, aplastamiento, etc., hay ciertos requerimimtos 
que debe cumplir la bota idéal. Se necesita una suela imperméable, flexible y antideslizante. Para 
que el calzado se sujete bien, d dibujo de la suela debe ser profiindo y limpiarse solo. 

Si se usa molosiena, u otras herramientas cortantes oomo hachas, los zapatos deben tener un 
cobertor de aceco sobre los dedos, ademâs de un forro espedal para protéger d ftente y los lados 
dd pié de cortaduras y punciones. Este forro, puede estar hecho de malerid inqx»ineaft)teconio 
nyUmo una mezcla especial de goma. Los cobertores de acero son necesarios cuando hay riesgos 
de que objetos pesados caigan o rueden sobre los pies, por ejemplo, cuando se caigan o 



m 

tmà^aiantmmi. Los materiales y d disdiode las botasdeberiJan pennitir unalnioia ventiladdn 
7 1er afmeba deigiuu La caîiade la bota también debe tepeUerci ^gua. Dunnte lesestadones 
lliiwk»a»ie puede usar goroa, cuefo cobieito oon foma u otio material stntético impemieable. 
Duxante los perfodos seoos y calurosos, es {MieferiUed cuero o la kxia idbfzada. Las botas no 
debenserimiypesadas. Para calzar en forma cômoda, la caila de la bota debe ser ajustable. Los 
oonkmes deben amanaise de prefesencia atias. 

En d trabsyo con motosierra, la altuia de la caAa de la bota de seguridad ddie pennitir que 
no quede ninguna parte de la piema sin protecdénw 

Las botas deben dar apoyo al arco del pie para evitar problemas de espalda. 

Qyantgs dg seguridad 

Las maoos y los dedos son las partes dd cuerpo mâs firecuentemente lesionadas. Existen muy 
pocos trabajos fbrestales o en la industria maderera en que no se necesiten guantes. Sin embargo, 
los (tiifefentes trabajos requieren distintos tipos de guantes para protéger al trabajador de 
cortes y raa^uilos con la madera, alambres, astillas, espinas de âiboles y plantas venenosas, 
substandas qufmicas peligrosas, polvo, vibradones, calor y Mo. Aûn cuando al prindpio los 
trabs^adores se resistra a emplear guantes, su uso ûdb&isL promovo^ con firmeza para reducir 
los accidentes y las enfermedades ocupacionales. 

Los guantes para motosierristas deben estar hechos de cuero suave o de lona reforzada con 
pafanas sin costuras. En un clima Mo, los guantes pueden ser disefiados como mitones, pero en 
tal caso los dedos y la parte posterior de la mano izquierda édb&i estar cubiertos por una c^ 
de matoial de proteccidn,, por ejemplo cuerdas de nylon o goma. El guante debe ser lo 
sufideotemente flexible como para pomitir una empuîladura cômoda del mango ft'ontal. 

Cuando se manipulan substandas qufmicas^ por ^emplo en los viveros, ai trabajos de 
plantadôn o en las industrias de procesamiento de madera, se deben usar guantes hechos de 
goma o pléstico resistente. Cuando se manipulan cables o alambres, los guantes debd>en iener 
palmas reforzadas con capas internas protectoras como cuerdas de nylon. El material débt ser 
flexible para poder sujetar con firmeza. 

QtrosEPP 

En esta secciôn se ha discutido los EPP necesarios para algunos trabajos forestales. En el trabajo 
forestal y en la industria de procesamiento de madera hay numerosas faenas en las cuales se 
necesita otro tipo de EPP. Por ejemplo, en dertos trabajos de elaboracidn de madera, los 
trabipdoies que manipulan substandas qufmicas nocivas, dd)en usar respiradores y ddantales; 
loi bomberos necesitan cascos, protectores de ojos y guantes resistentes al fu^o y al calor; en 
las operadones de flotaddn y almacenamiento de troncos en agua, se deben usar chaquetas 
salvavidas. 

5.2.2 Enfoqw condtfctvtai 

^ Piippayanda y persuacién 

Cainpaiias de motivadôn, competencias, posters, etc. son ejemplos de fbmento de la s^uridad 
que se mm frecoentemente. Igual que con toda la propaganda, es dîfïdl estd>Ieoer cuanto 
Mea^éBmdL efecto* Por lo gênerai, hay una disminucidn ea û tasa de accidentes, pero la 
jii8^iliiiK:C»«dlo temporal. Esto no significa que d método no sea âtil, muy por d contrario. 




Piyiwm 30 . Equipo de Protecciàn (EPP) persomd pan opeiadons de moiosiem 



Sin embargo, una campafia motivacional debc ir mâs alla de decirle al trabajador que ttabajc 
en forma legura; pw ejemplo, promoviendo técnicas de trab^o mâs scguras y motivando a 
k» tialMiiadores para que cUos mismos hagan proposidoiies sobre cômo mqotar d anibteale 
deiralMio. 



m 

Cuando se usa un enfoque 4e propaganda y persuasion, es necesario que estas se realicen 
en fimna continua. Posters sobre asuntos de seguridad desteîlidos, viegos y polvcnientc» 
inieden teno* efecto opue^o en los trabajadores, ya que se daràn curata que a nivel de la 
administradén no se le presta mucha atendôn a la seguridad. 

' Sdflcddn y ubicacidn de los trab^adores 

No se puede recomendar un criterio gênerai para la selecciôn de postulantes a un trabajo. Sin 
«nbargo, para redudr los ernnes humanos, es necesario un anilisis especial del tipo de 
trabajo en cuestién. Los requerimientos del trabajo obtenidos de tal anàlisis también deben 
utilizarse como criterios de selecciôn. El "perfil de demandas del trabajo" debe emplearse 
junto con el correspondiente "perfU de cq>acidad'' del trabajador. El principio de estos perfiles 
es obtener un lenguaje comiîn para el anàlisis de las capacidades del trabajador y de las 
demandas del trabajo. Si esto se usa en forma apropiada, asegurarâ una mejor adaptacidn del 
trabajador a su actividad. 

La evaluacién ergondmica del trabajo requière de un anâlisis sistemàtico, completo y 
exhaustivo de la situaciôn de trabajo. Esto a menudo puede consistir de variados y complejos 
aspectos y elementos que examinar. Hay muchos ejemplos sobre cémo realizar tal anàlisis en 
forma âstemâtica. Un simple diagrama del lugar de trsd>ajo y del operador, puede Servir como 
punto de partida para una diseccidn sistemàtica de los foctores ergonômicos relevantes del 
trabajo. Otra altemativa es usar una lista de verificacidn (ver Secciôn 7). 

- EntrenamicntQ 

Durante el mtrenamiento bâsico, se d^>e fomentar en el trabajador una actitud positiva hacia 
la seguridad. El objetivo éAe ser entrenar al trabajador considerando que la habilidad para 
desarrollar un trabajo àdt» incluù- pràcticas seguras. 

Aécmii los trabajadmes dd>erfan recibir entre»iamiento para actualizar los aspectos de 
s^uridad y técnicas de trab^o apropiadas. Este entrenamiento dd>eria realizarse cada ciertos 
interval<^, antes que d trabiyador vudva a adoptar hàbitos inseguros. Actualizaciôn de este 
tipo también se requière cuando se introducen nuevos métodos de trabajo o equipos. Los 
instructores bien capacttados son muy valiosos para el entrenamiento en el puesto trabajo. 

La introduccidn a la s^uridad no s61o es necesaria para los nuevos postulantes, sino 
tambiâi cada vez que un tn^ajador sea transferido a otra actividad. Esto puede ser realizado 
por trabajadmes om experiencia o instructores cs^iacitados, que ayuden y supervisen al 
trabajador nuevo. A los recién U^ados no deberfa pagârseles a trato, hasta que estén lo 
wfici«itemenie capadtados para trabajar en forma segura. 

Muchos estudios tuui dnnostrado que el factor que mis contribuye a los accidentes es la 
inexperiencia de la victima. La iniciaciôn en un nuevo trabajo dd>e ser bioi planificada e 
incluir seguimiento por un perfodo de tiempo. 

Los sindicatos, servicios médicos y las organizaciones de seguridad, cuando existen, deben 
comprometerse en la seguridad. Debe proveerse informaciôn clara ac^ca de los d^eres y 
deiechos de los trabajadores. 

Tanrinén se debeda dar d trab^ador oitrenamiento bàsico en primo-os auxilios durante d 
periiddo de inidaddn. 

tjp «eiSdw dr^^*'f^^ fdidonadas, por ^empki, con It planifkaeidil de la 

produoddn, oon los tistemas de remuneracién, supervision e inspeccidn y oon d cunqiimiento 



^ î^ 

de k» icglimentos obligatorios. 

Las medidas de organizacidn para la prevencidn de accidentes, no ion efectivas si ao estân 
bien phmificadas. For q«nplo, en Suecia, la introduocidn de nuevas «ormas de seguridad para 
el volteo, que prcritiboi al trabajador usar algunos métodos muy peligrosos (cg. mélodoi para 
bajar iiboles siv^pendidos) no aumentd en forma significativa d uso de técnicas nwnos 
pdigrosas. Un estudio demostrô que la principal razdn para ésto fue que los métodos |MxrfiU>idos 
se considaaban màs ripidos y con menor demanda ffsica. Ahorrar tiempo era sindnimo de 
mayor gananda, ya que en esos tiempos se usaba el sistema de pago a trato. Sin enUïaigo, la tasa 
de accidentes disnûnuyé cuando se introdujo un sistema de pago basado en d ti«npo trabiyado. 
Esto estimulaba a los trabajadores a usar métodos màs s^uros y a ayudarse entre ellos en 
situaciones pdigrosas, taies como bajar àrboles suspendidos. 

El enfoque tradicional de la prevenciôn de accidentes ha estado prindpalmmte orientado hada 
d trabajador, desestimandose la importancia de todos los demàs factores dd ambioite de tnd>ajo 
que contribuyen a causarlos, algunos de los cuales ya han sido discutidos. 

5.2.4 Salud ocupadonal y organizacidn de la seguridad 

Las medidas de seguridad de cualquier empresa, deberfan por principio, ser parte de las 

operaciones normales y por k) tanto no deberian manejarse como algo sqàrado. 

El empleador tiene la principal responsabilidad respecto a la salud ocupacional y a las medidas 
de eguridad. Es deber dd empleador dar y mantener las condiciones que exige la legisladôn 
vigente, establedda por las autoridades de salud y seguridad dd pais. Normalmente, las mismas 
autoridades o algùn otro servicio de gobiemo, controlan el cumplimiento de las leyes realizando 
inspecciones. En muchos pafses en vfas de desarroUo, no existe legislaciôn espedal para las 
industrias forestales o de procesamiento de madera. Por esta razdn, las propias empresas y los 
empleadores, deben tomar la iniciativa y liderazgo en las medidas de seguridad y salud. Es 
importante que los ejecutivos muestren un sincero interés tomando realmente las medidas 
correspondientes. Muchas grandes empresas han establecido sus propios r^lamentos y servidos. 
Pueden haber grandes difœncias entre las empresas con estàndares altos y aqudlas con 
estândares inadecuadoî 

En gênerai todas las medidas de seguridad y salud, requieren colaboraciôn entre la 
administraciôn y los trabajadores. Primero, el empleador dd)e asegurarse que d trabajador 
conozca y sqn como aplicar las medidas de seguridad establecidas. Por otra parte, se requière 
que los trabajadores cooperen siguiendo las prescripciones dadas y reportando las situadones 
inseguras. 

Se necesita tambidi colaboraciôn de otras partes involucradas, taies como csqiataces o 
supervisons, personas responsables dd disefio y de la organizacidn dd trabajo, de la compra de 
equipos y de otras materias relacionadas con las condiciones de trabajo. 

Existen algunos problemas muy especiales cuando se organiza la salud ocupadonal y los 
servidos de seguridad dentro del sector forestal. Dd>ido al hecho que los trabâjadcMres estin 
disp^^s en âreas remotas y que muchos de los factcnes de riesgo estàn rdacionados cotk la 
naturaleza misma, como el clima, terrmo, vegetaciôn, animales e insectos, por lo gênerai, es 
màs difïcil encontrar una forma efidente de organizar los servidos de seguridad y salud en d 
àrea forestal, que en la mayorfa de las otias industrias. 

Qbjedvosdfe la salud ocupadonal y trabaio seeuro 

Los obfetivos anales son piomover y mantener la salud, la seguridad y d bienestar dd 

trabajador. Para lograr ésto sera necesaria* 



m 

. identificar k» hc^ams de tie^o en d amtnente de trabajo que oonstituyen una amenaza 

paît la lÉlud y aegtiridad del tcÉb^lador; 
. aâtiiiir k» ÙKtam de riesgo, la forma en que afectan dl tnbàjaéor y la manera 4e 

ptewâfiir sus efectos; 
. aiudizar medidas preventivas para as^urarse de no introducir nuevos riesgos; 
. iitipleinentar las mqona necesarias; 
. infomiar todo lo refexente a riesgos y su prevenddn; y 
. verificar de ahf en adelante que las medidas tomadas tsngan ios efectos esperados. 
Todas Itt medidas antes mencionadas buscan la prevenddn de cualquier liesgo para la salud. 

Orgamiacidi^ y fiincién de la salud ocupacional v trabaio seeuro 

Aunque k» aspectos de salud y seguridad deberùui ser parte de la pioduccù^ normal, como se 
mendond antes, «ciste la necesidad de una organizaciito sqiarada doitro de las empresas mâs 
grandes para manejar estos asuntos. 

Los individuos comprometidos en Ios servicios de salud y seguridad, se transformaràn en Ios 
expeitos, pero al mismo tiempo ellos édbca estar comprometidos estrechamente con la 
piôdiicci6i diaria. De no ser asf, se corre el riesgo de que estos sovicios se aislen en la 
organizaddn, con poca influencia o poder en las decisiones que afectan las condiciones de 
trabajo. 

Una fimciân muy importante de las personas a cargo de Ios asuntos de s^uridad y salud es 
Uamar la atenddn sobre estos aspectc» y dar la informaciôn a la* administracidn sobre las 
medidas que se did>en tomar. 



lidadci individyalgs 

En d texio preoectente, se ha destacado que el mejoramiento de las condiciones de salud y 
s^undad debe ser preocupad(to de todos en la empresa. En la introduccidn se discutieron las 
responsabilidades de la administracién. Aquf se comentari las responsabilidades y las fiinciones 
dd perscmal asignado para controlar Ios aspectos de salud y seguridad. 

La organizackte de Ios sovicios de salud y s^uridad en las empresas puede variar de acuerdo 
a, por ejempk), d numéro total de trabajadoies, el numéro de ellos por lugar de trabajo y Ios 
riesgos invduorados ta la produccidn. 

En cualquior empnsa. que sea lo sufîdentemoite grande, se puede s^ïlicar Ios siguimte 
criterios: 

1) Los trabsyadores y sus représentantes 

L4» tcd)ajaécnes deben estsff condentes de Ios riesgos a que se enfrentan y de la forma de 
redudcic». Es debor de la admintstracidn crear y mantener ^te interés entre Ios trabajadores, 
an importai* d tamaflo de la en^piesa. De preferencia, se ddwrfa degir un delegado de seguridad 
entre k» tzabatjadores, d que teaàxi oomo tarea prmdpal, preociqxuise pcn* mejorar la seguridad 
en kM It^afes de tiabttfo. El ddegado de seguridad deberà servir oomo moddo, motivar a k» 
ttalMÔadaiei aiiar hâittos de trab^ aeguios y eiigoBdmkx», velar por d cumplinûento de k» 
ng^ûnenlos y dar apoyoa Ios recién Uegadosen relacién a Ios asuntos de salud y seguridad. En 
«810 ÉBScddeme, d ddegado debe estar invohicfado en la investigaddn. 

PaÉa cumplir estas importantes fundones, es necesario que k» ddegados tengan apoyo de la 
administnekito. La administradôn dd>e darles la informaddn que puedan necesitar, taies como 
las esiaditôcas de accklentes, el fundamento de la nueva leghuneiitaddn, etc. Ellos también 
ddMaptftk;^ ea lu ifiipBcd«3i)es de seguridad reÉKzadai por autoridades cxiemas, taies como 
Imm^/ilài^ét^a^BiBÈdaât seguridad nackmal. Debid^a las oUifadonei de tot ddegados de 



107 

s^miâad, et neœsuîo que se tes dé capadtadôn sobre fundamentos de eigonomÛL Si la 
empiesa tiene eapocitadotet, ésios deberfui tndNyar en estrecho contacto cou lot delcfadoi. 

Los delegados de seguridad deberiaa ser compensados por cualquter péidtda de salario que 
pudieraa suftir debido a sus obligacùmes adicionales. El ddegado de lot trabajadoies tambiéii 
déberûi ser miembio dd comité de seguridad, tema que sera discutido mâs adelante en esta 
secctdn. 

2) Capataces y supervisores 

La forma màs comûn en que los capataces o supervisores evaltian d tndnjo es dandcde 
prioridad a los asuntos reladonados directamente con la producciôn. Oeneralmente consideian 
que los aspectos de seguridad y saiud no son parte de sus responsabilidades. El cambio de esta 
peligxDsa e ineiîciente actitud, es dedsivo si la meta es mejorar las condidones de tndMyo. La 
administraciôn debe establecer claramente que los asuntos de salud y seguridad ddien tomarse 
con seriedad y darle primera prioridad. 

El capataz, los supervisores o instructores y los ddegados de seguridad, deberiian oolaborar 
estrechamente y tener una visidn cmgruente. Si la empresa no time capacitadores, una tarea muy 
importante de los cs^taces o supervisores es instruir y dar a los redâi llegados capaàiaciéai 
en el lugar de trabajo. Por lo tanto, es necesario que dlos estén en condidones de realizar los 
trabajos, en forma ergonômica y segura, de manera de ser un buen ejemfrio para d resto. 

3) Especialista o ingeniero de s^uridad 

En las empresas mâs grandes, la administraciôn necesitarà la ayuda de un expnto para 
organizar y conducir la seguridad. El especialista/ingoiiero de seguridad, édbe ser miembro del 
comité de seguridad y, como norma, debe ser apoyado por un dqpartamento de s^uridad que 
cuente con recursos suficientes para cumplir todas sus fimciones, taies como: 

- preparacidn y evaluaci<^ de las reuniones del comité de seguridad; 

- junto con los demàs miembros del comité de seguridad, hacer los planes anuales y evaluar 
los lianes y actividades al fmal del aRo; 

' realizar las inspecciones de seguridad y el seguimioito de las modificaciones y 
mejcnamioitos sugeridos; 

- cooperar en la planificaciôn y realizaciôn de los programas de c^>adtadôn; 

- Uevar las estadfsticas de accidentes e investigarlos; 

- organizar campafias de motivaciôn, exhibiciones, posters, material de informacidn, de.; 

- cooperar con y recopilar informacidn de asociaciones de seguridad extemas, compajilas de 
seguros contra accidentes, organisnK>s gubemamentales, (Ministeriodd Trabajo, Ministerio 
de Salud), etc.; 

- tener una colaboradén muy estrecha con los dq;>artamentos técnicos, d dqnrtamento 
médico y la asociadôn de trabajadores o sindicato; y 

- organizar la compra, distribucidn e inspeccidn de equipo de protecciôn personal. 

Para tener éxito en estas y otras tareas, el ingeniero o especialista en seguridad debe tener, 
ademâs de altas calificaciones técnicas y en ergonomia, la capacidad de cooperar con d aq»taz, 
supervisor, trabayadores, etc. y d don para convencer y mottvar a todo d personal, induidos los 
altos ejecutivos. 

El comité de aef uridad 

Las empresas que tienen 50 o mâs trabajadores, deben formar un comité de seguridad. En 
prindpio, un comité de seguridad debe tener igual numéro de miembros de los trabajadores y 
de los empleadores. Esto sin mendonar al ddegado de los trabajadores, d ingeniero, un 



«p«««,«ito 4e te adminismicidn y un médico y/o enfenneia ^J™J^^ 
empi«iii« si es ^ue lo hay, quienes lambiâi deberian scr micmbros dd <ïoiiiiie « jqgunaaa. 
Ottos imcmbios iKxliÉm ser ofidates de segimdad y ft^^ 

de tiempo paicial o tiempo oompleto. El director potMà ser alguien de geiencia para demostrar 
te irapoitaiida que se te da a k>s asuntos de segmidad. 

Es importante que el comité tenga teuniones peri<5dicas. Las reuniones deben ser significativas 
y por lo tanto requieren preparacidn cuidadosa. 

El comité de seguridad tiene muchos objetivos, taies como: 

- canalizar d trabajo de seguridad y salud de modo que todos persigan objetivos comunes, 
los cuales deben estar claramente establecidos en los programas de seguridad; 

- dar te oportumdad necesaria para intercambiar experiencias, ideas e mformacidn entre los 
diferentes dq>aitamentos y expertos dmtro de te empresa. Pc»' lo tanto» tes oHuiiciones 
reaies de te empresa deben ser del conocimiento de todos sus miembros; 

- planiftcar actividades conjuntas para promover te seguridad y te salud; 

- invitar como consultores a especialistas extemos, los cuales pueden contribuir a te soluciôn 
de los problemas de salud y seguridad; y 

- manejar labores especiales, taies como la inspecciôn de seguridad: planificar, conducir y 
evaluar las inspecciones, haciendo sugerencias acerca de las medidas para corregir las 
condiciones poco satisfactorias. 

Inspwcwmcs de acguridad 

Estas inspecciones pueden ser de difo'aites tipos de acuerdo a sus propôsitos, por ejemplo: 

a) inspeccicMies générales de s^uridad, una o dos veces al afto, tes cuales apuntan a una 
inspeccidn gênerai de todas las oondicicmes estàndares del ambioite de trabajo; 

b) inspecciones de seguridad detalladas se pueden realizar regularm(»ite« pero en forma mâs 
firecuente que las inspecciones générales. Estas ééxn apuntar a la verificacién de las 
condiciones en àreas especfficas de te empresa; y 

c) inspecciones de seguridad especiales que se realizan cuando hay un problema especffico 
que resolver. Por ejemjdo, estas inq)ecciones podrian realizarse para obtener informacién 
de los problemas rdacionados con el ruido, las vibracicmes mano-brazo, los horarios de 
trabajo, muiipuladdn de substancias, etc. 

Sea cual sea el tipo, la investigacidn se dd>e realizar en forma sistemàtica, generalmente con 
te ayuda de una liste de comprobaciôn. Se debe tomar nota detallada de las observaciones 
durante te inspecciôn y de las medidas sugeridas para corregir las condiciones desfavorables. 
Todos los antécédentes y las listas complétas de verificaciôn àsben conservarse. Este deberia ser 
tarea dd ingoiiero de seguridad, el cûalddbt actuar como secretario del comité. 

S.2.5 SciTiciM de salud wipagional 

Es in^poftante, especialmoite en d sector forestal, que los trateijadores tei^an acceso al servido 
médico de te conqxuUa, ya qt» pw lo gennal trdsajan en âreas donde no hay servido médico 
(o es muy pobre). 

Ademàs de todas las enfermedades tropicales comunes, de tes cuales muchas son endémicas, 
k» trabigadores fore^ales estàn expuestos a un gran niim»ro de riesgos ocupadonaks, que 
pittdai «feciv su sahid y seguridad. 



f A fanménite toi servkâQg de saïud ocupadonaj 

Los aervidos de salud de una empresa tienen varias funciones, ks ouates se pueden e\uà&cm 

de acuegdo a si las rocdidas tendrân un efecto oreventivo. cu rativn o t«hahmta<v%^ 

Indepouliente de la activtdad que se realice, es necesaiio que los servidos médicos coUdmren 
activamente con los oficiales de seguridad y otios miembros dd comité de seguridad. 

En Junio de 198S, se révisé la recomendadôn previa de la OIT en lelaciôn a los Sovidos de 
Salud Ocupadcmal. En la lecomoidadi^ nueva 171 se establece que: 

El roi de los servidos de salud ocupacional dd)eria s» escmdalmente {Mreventivo. Los 
servidos de salud ocupadonal ddbedzn establecer un programa de actividades adaptado a la taiea 
o tareas para las que estan planificados, tomando en cuenta los peligros ocupacionales 
partioilares para un determinado ambiente de trabajo y los problemas especfficos que conci^noi 
a las ramas de la activiihul econémica involucradas. 
Se pueden mendonar las siguimtes fitndones générales: 

1. Sup«vigilanda del ambifin^.dfi îrabiys» lo que también implica que los servidos de salud 
ocupacional deberfan: 

a) realizar monitoreo de la exposiciôn de los trabajadores a riesgos especiales para la salud 
cuando sea necesario; 

b) supervisar las instalaciones sanitarias y otras facilidades para los trabajadores, taies como 
el agua potable, casino o lugares de vivienda, cuando estas son aportadas por el empteador; 

c) advertir sobre e) posible impacto del uso de tecnologfas sobre la salud de los trabajadores; 

d) participar en la selecciôn y adquisicidn de equipo de protecd<to personal. 

e) colaborar en los estudios del trabajo con miras a una mejor adaptacidn del trabajo a los 
trabajadores; 

f) partidpar en el anàlisis de los accidentes y enfermedades ocupacionales y en los programas 
de prevenciôn de accidentes. 

2. Supervigilancia de la.salud-dfil îilb^ddQr^ lo que debe inclufr: 

a) evaluadôn del estado de salud del trabajador antes de asignarlo a una tarea que involucre 
riesgos para su salud o la de otros. Para poder ubicar al trabajador correctamente, sus 
capaddades ftsica y mental deben ser cot^adas con los requerimientos del trabajo; 

b) evaluacidn dd estado de salud a intervalos periédicos en empleos que involucren 
exposiciôn a determinados riesgos. Por ejemplo, perdida de audiciôn, sfntomas pulmonares 
u (Hras enfermedades relacionadas con el trabajo en cuestiôn. Los trabajadores muy jovenes 
o de edad avanzada dd>erfan ser examinados con mayor frecuencia; 

c) evaluadôn del estado de salud al reasumir un trabajo después de una ausenda prolongada 
por enfnrmedad con el objeto de: detorminar las posibles causas ocupacionales, recomendar 
las acciones ajKt^adas para protéger a los trabajadores, evaluar las capacidades dd 
trabajador para determinar si es necesario reasignarle fiteciones, rehabilitark), etc.; y 

d) evaluad<to dd estado de salud durante y después de tnminar una tarea que involucre 
riesgos que puedan causar o contribuir a futuras incs^iaddades. 

3. Infoimacié]i..capacitaeiÔQ,.edu£a£ijin^ £00sdQ 

Estas actividades son de caractnr preventivo, algunos qemplos son: 

- edttcadôn de los trabayadores en salud e higiene, ea un esfuerzo para cambiar el 

comportamioito y la actitud relacionada con los hâbitos de salud, higiene y alimentaddn. 

Esto, que parece un programa fàcil, puede inclufr los siguientes pasos: 



mmmmiÊtmiÊÊmmimmmmÊmÊÊmmmKmmÉmlmmÊiÊmtÊiitmmmmmmÊmaÊmmmÊmÊÊm^ 

a) dagnôstko social, como oondiciones de vida induyendo habitacidn, almaoenamieiito de 
aguas, aervick» santtarios; 

b) diagnôsiiooepâeimolâgico, pomdetectar los probiemas de salud queptiedan estar ligados 
a las oondicioiies sociales y de tiabajo; 

c) dia^iôstioo conductual: ^oiales hâ>Hos estân Itgados qndemiolôgicamente a los probtemas 
de sidud?; y 

d) diagnôstico educacional; para establecer que iactores facilitarân o complicaràn la educaddn 
para la salud como, por ejemplo, aoitudes y conodm^tos. 

- aq>adtaci<ki en primeros auxilios y ccmtinuaciôn de la c^Muâtacidn dd personal que 
oontribuye a la seguridad y salud ocupacional. 

Es importante que d personal dd servicio de salud de la compaîlfa, por ejemplo, d médico, 
d fîâotenq;)oita, y la enfotnera estén familiarizados con las crnididones dd lugar de trabajo. 
Visitas regulares a terreno son dedsivas si se quiere determinar las causas de lesiones y 
enfermedades rdacionadas con el trabajo. Para poder participar en el mejoramiento de las 
OMuiidmies de trabajo y proponer soluciones al comité de seguridad, las condiciones reaies 
ddben ser conocidas en detalle por el personal médico. 

4. ErimfiTQs auîilifiSj, iratamieotQS £[e smgrgqicia y progiamas de.salud 

La recomendaciôn 171 de la OIT dice ademàs: tomando en cuenta las leyes y pràcticas 
nadonales, los servkios de salud ocupacicmal deberfan 

- entr^ar primeros auxilios y tratami^itos de emergenda en caso de accidmte o 
indiq)osiciôn de los trabajadores; 

- realizar vacunaddn y colaborar con las autoridades de salud en los programas de salud 
pûblica; y 

- conqHometerse en otras actividades de salud rdacionadas con el trabajador y sus familias. 

5. Otias fiijîcioiies 

Los s^vicios de salud de las companfas también pueden, por ejemplo: 

- Planificar a intovalos regulares sus actividades e informar sobre las condiciones de salud 
de los trabajadores de la empresa. El empleador, los rq)resentantes de los trabajadores y 
d comité de salud y seguridad deberian tener acceso a estos programas e informes. 

- dentro de sus posibilidades de recursos, el servicio de salud de una compania deberfa 
contribuir a la investigad<to mediante la ejecucidn de estudios o la aplicadôn de 
cuestionarios. 

La OTganiaffi^ de los semÂPs de salml ogypacional 

De acuodo a la recomendad6n 171 de la OIT, los servidos de salud ocupacicmal ddbtrim, en 
lo posible, estar localizados cerca o dentro dd lugar de empleo, o dd)erfan estar organizados de 
tal maneta de asegurar que sus funciones se cumpkui dentro dd lugar de trabajo. 

En concoidancia oon las oondiciones y pràcticas nadonales, los servicios de salud ocupacional 
pueden ser oiganizados por. 

a) las aiq>resas o grupos de empresas involucradas; 

b) las autoridades pdblicas o servicios ofîciates; 

c) instituciones de sovipo sodsd; 

<^ cu^uier otio ofgimismo autorizado por la autoridad compétente; 

e) una combinadén de todos los anteriores. 



m 

Comiciofics de gpciiàiiiii 

Los servicios de salud ocupadonal deboi estai fonnados por equipoi multidisc^diiianos, oomo 
por cgempk», penonal técidoo eapecializado y con experienda eo campos tates €Oiiio medicûia 
ociipacional, higieae ociqncional, eisonomia, enfennôia ocupackmal y otios campos ntevantes: 
En lo posiUe deben mantener actuaiizado el conodmiento sobre los progresos dentfficos y 
técnicos necesarios para cumplir sus fiinciones. Se les édbedà dar la qx>rtuiiidad de haoerio, sin 
reductrle sus ingresos. Los servicios de salud ocupacional ddbea ademàs tema d personal 
administrativo necesario para su fiincionamienU). 

Dentro del marco de trabajo de un enfoque multidisciplinaiio, los servicios de salud 
ocupacional deben oolaborar con: 

a) aqudlos servicios reqxmsabies de la s^uridad de los trabajadores de la «npresa; 

b) los distintos departamoitos o unidades de producci<te o departamentos, con el propdsito de 
ayudaiios a formular e implementar programas preventivos de relevancia; 

c) el dqxutamento de personal y otros departamentos relacionados; y 

d) los dirigentes de los trabajadores, los représentantes de seguridad de los trabajadores y el 
comité de salud y seguridad, cuando éstos existan. 

S.2.6 Primeros auxilios y tratamientos de emergencia 

Los primeros auxilios, se definen como el tratamiento inmediato que se la da a alguien que se 
lesiona o que rq)entinamente se enferma de seriedad, cuando no hay asistencia médica calificada 
(médico, enfermera o personal de ambulancia). Los primeros auxilios incluy«i no sélo d 
tratamiento médico de la lésion o enfermedad, sino también s^yo psicoldgico a la vfctima. La 
persona que proporciona los primeros auxilios, maneja la situaciôn total, incluyendo la lésion y 
la vfctima. 

El conodmiento y la habilidad para dar los tratamientos de primeros auxilios, aumenta las 
posibilidades de supervivencia en casos de lesiones graves o puede revertir una incapacidad 
permanente en temporal. Puede también facilitar una recuperaciôn ràpida evitando una larga 
hospitalizaciôn. 

El conodmiento de primeros auxilios ayuda también a crear conciencia de seguridad y 
conduce a hibitos màs seguros de trabajo, ayudando por lo tanto a prévenir accidentes. 

Los beneficios de los primeros auxilios son especialmente évidentes en las operaciones 
forestales, las que a menudo se efectùan en âreas remotas, sin ningûn tipo de servicio médico 
y con muy poco transporte. En taies casos y cuando hay muchos trabajadores empleados, es 
necesario tener equipo adecuado y personal bien entrenado en primeros auxilios. 

A lo menos dos personas, como el capataz o supervisor y uno màs, con profundos 
conocimientos y pràctica en primeros auxilios deberia estar disponible en el lugar de trabajo o 
en el campamento fiMestal. En muchas situaciones las posibilidades de realizar un tratamiento 
efectivo de primeros auxilios aumentan si este lo efectiîan dos personas, por ejemplo, cuando se 
necesita respiracién artifîcial. Los encargados de los primeros auxilios deber£an ser capadtados 
periôdicamente y ademâs tener conocimientos de los tratamientos zpro^Bdos para algunas 
enfntnedades agudas, como por ejemplo apoidicitis, problemas cardiacos, dolores de muelas, 
fiebre, etc. 

En los lugares de trabajo estacionarios y en los campamentos forestales, édb&îà haber una 
pieza de primeros auxilios. En terreno se debe disponer de un botiqufn bien equipado. El 
contenido de este debe cumplir ccm los requerimientos espedficos para el lugar de trabajo. El 
médico o enfermera de la compaAfa deberian ser consultados sobre los items y d ndmero en que 
ddberian estar en el botiqufn. Lt» requerimioitos varfan dependiendo del tipo de trabajo 



112 

realizado, de lo aislado dd lugar de trabi^o, del numéro de trabiôadores y de los pefigros 
esped^es, taies oonio seipientes venenosas. 

Todos los tiabajadores forestales deben ledbir entrenaimento bàsico en primeios auxilios. 
Rpef eg e n tei n ente cada tndMyador àdberfai estai equ^»do con un botiquùi de bolsillo. Osmo 
mùiimo^ édbt habo* on botiqdh por cada gnipo de tnd»^ad(»e8 que estibi trabajando juntos o 
muy préximos mtre st. 

De prrferenda todos los vdi^culos motorizados éebea tener botiquin; si el vehfoulo es 
utilizado paxa transporte de trabajadores, el equipo debe ser ccHnpleto e induir una gu& ilustrada 
de inrimeros auxilios. 

El entrenamiento en primeros auxilios es una de las actividades màs importantes del servicio 
médico de la oompaAia. Las personas que se capadtan deben ser motivadas para aiMender. Se 
les édbc explicar la utilidad y los benefidos de los conocimientos de primeros auxilios, la fcvma 
de tratar lesiones menores, como poner o transportar ai camillas a personas lesionadas 
seriammte y como evaluar cuando una lesidn dd>e ser tratada por un médico. Todos los 
batamientos de primeros auxilios ddbea estar dirigidos hacia la adquiâcidn de habilidades 
pràcticas. Se debe enfatizar el tratamiento de estas lesiones en el lugar de trabajo de la persona 
que esta capacitandose. 

A cada estudiante se le deberfa pedir que demostrara sus habilidades; la observadôn pasiva 
no permite desarroliar las habilidades necesarias. La actualizaciôn de conocimientos ddbc ser 
regular y realizarse a lo menos cada dos o très aAos. Todos los capataces o supovisores ddserfan 
ser capacitados por personal con conocimientos avanzados en primeros auxilios. 

En este capftulo no se darân màs instrucciones sobre tratamientos de primeros auxilios 
inmediatos. Se recomimda al lector que adquiera conocimiento y habilidades sobre el tema 
mediante una capacitaciôn especial. Serfa subestimar la necesidad de pràctica y conocimiento 
profundo si en unas pocas paginas se resumiera e ilustraran algunas pautas générales sobre el 
tema. Lo mismo se cumple para sugerencias respecto al contenido de los botiquines y al tipo de 
equipos de primeros auxilios. 

5.2.7 EstudJQ dd traNo 

Esta secciôn se basa en dos publicaciones denominadas "Introducciôn a los estudios de trabajo", 
3a.edicidn, OIT, Ginebra, 1979 y "Nomenclatura del trabajo forestal en Dinamarca, Finlandia, 
NcHTuega y Suecia", Ctmsejo de Estudios del Trabajo de los Bôsques Nôrdicos. Boletfn No.l, 
1963. El texto contiene partes y resùmenes de estas dos publicaciones. El objetivo es 
proporcionar al lector una brève introducciôn a los estudios del trabajo y destacar su aplicacidn 
en la actividad forestal. También se prétende ilustrar la importancia de los estudios del tndïajo 
como una herramienta util en d marco de la ergonomia. Al lector interesado se le recomienda 
que realice estudios sobre d tema. Se daràn brèves respuestas a las preguntas: ^QUE es un 
estudio del trabajo? y ^POR QUE, CUANDO y COMO utilizarlos? 

EsiiidiQ dd Tr^^p es un término gef^rico para doiominar aquellas técnicas, especialmente 
los fistudifîsjdfi ffl^iodos X 1^ Wfiàf&Ù^&àfi tiabsia. que se utilizan para examinar d trs^o 
humano en todos sus contextos y que Ueva sistemâticamente a la investigacién de todos los 
factores que afectan la eficiencia y la economfa de la situacién que esta siendo estudiada, para 
«ealizar ]iiej(»amiefâos.' 

El «tudio dd trab^^ > es nstemtftico y otajetivo, tanto en ki investigadôn <tel problema 



' La definiciôn àBéat fué aàoptada. de "Institucidn de Estàndares Britànicos: glosario de 
términos usados en estudios de trabajo" (Londres 1969). 



113 



ttÈÊÊÉÊÈmÊtttÊÊIÊim 



coawêeaào como «n la implementaciôn de su sotudén. Ademis de apmxu al métoéo tais 
léâoaaïéb lealtzar d txabajo, el «studio dd trabajo sirve como base a los planes de pftgo de 
salarios. Sin embaifo» para asçgurar la integridad cientffica del estudio dd traibajo, es de gran 
impoitamda sepantflo de la discusidn de los nivelés de salario. Hay una diferenda fundamental 
entre los estudios del trabajo y la tasaddn dd trabajo. Este ûltimo punto no se discutirft aquf. 
La mayorfa de los problemas que son enfocados usando estudios del trabayo requi^en una 
sfntesis de los sistemas de medidén y también experiencia ganada de campos de tnvestigacidn 
taies como ergonomia, tecnologfa, médidna, climatologfa, sociok^ y otros. Entonces, ^cuales 
son las técnicas denominadas fistudîQ j|e mélodos y medifiiân.dsl.txat^" mexvàoaààas antes en 
la defmiddn? 

Estudio de métodos 

El esfaidio de método s es un registro sistemàtico y el exâm^i crftico de las formas existâtes y 
propuestas para hacer el trabajo, como un medio de desarrollar y aplicar métodos màs faciles 
y efectivos y redudr los costos. Los objetivos son: 

- mejorar los procesos y procedimientos; 

- mejorar la di^K>sici6n del lugar de trabajo y el diseîio de la planta, mâquinas, herramientas 
y equipo; 

- economizar esfuerzo humano y reducir la fatiga innecesaria; 

- mejorar el uso de materiales, màquinas y de la mano de obra; y 

- desarrollar un mejor ambiente de trabajo. 
Mediciones del trabajo 

Como se mencionô en la defînicidn de estudios del trabajo, el estudio de método s. es una de las 
técnicas usadas en el estudio del trabajo. Otra técnica, también mencionada en la defînicidn es 
la medicién del traba|o. 

La medicién del trabî^io es la aplicaciôn de técnicas disenadas para establecer el tiempo que 
un trabajador califlcado se demora m realizar un trabajo especifico, a un nivd de rendimioito 
defmido. 

Asf, si el estudio de métodos es la principal técnica para reducir el trabajo, ya sea por 
cUminacidn .ds moyimifin^i innegesaDCS en la parte material u operativa o por substitucidn de 
métodos malos por buenos, la medicién del trabaj o. se relaciona con la investigacién, reducddn 
y posterior sUminsciôn del tismpojnefectivs, vale decir, tiempo durante el cual no se realiza 
trabajo efectivo, sea cual sea la causa. 
Aplicaciôn en el trabi^io forestal 

En el campo industrial, los estudios del trabajo han sido mucho màs usados que en la actividad 
forestal. Los requisitos y también los problemas industriales y forestales son muy diforentes. En 
muchos aspectos importantes, estas diferencias también se producen en las técnicas de medicidn. 

Los estudios dd trabajo propiamente taies, a menudo se aplican en la industria en qperad<mes 
idativamente cortas y, por lo gênerai, màs o menos automatizadas, donde las ccmdiciones de 
trabajo son ejttables y màs influenciadas por la administracidn que en el trabajo forestal. En lo 
forestal, las condiciones de trabajo varfan en gran medida tanto en el tiempo como en d espado 
y los métodos también son màs dinàmicos. Por lo tanto, los estudios de métodos en d trabajo 
forestal han requerido otros sistanas para medir el trabajo. Estos se basan por lo général, en 
expaimentos lêaltzados en terreno y en anàlisis estadfstico. Para propôâtos eigtmdmicos, los 
^udios del trab^o àdb&ï combinarse con estudios fisioldgicos. 



114 

WietasilM de investigactonea eo los oiales los estudios dd tratHyo se han usido «omo una 
Ipenainieftta pam evaltiar lo apropiado de diversas teciuHQgfias y d diselio y mantcaicida de 
hecEiiiiieiitas son: "Sdeocidade Tecndogla Forestal. Un Estudio del Caso Filifàno" <OIT,1981) 
y *Hoinbies y H»nimientas en Qperaciones de Volteo en India. Un estudio pUoto de ergonomia" 
(Hansson et al., 1966). 

6. FROBLEMAS ERGONONQCOS EN DIFERENTES ACTIVIDADES FORESTALES 

6.1 CondJdones de Vi^a y de Trab^^o de los Trab^jadores Forestales en General 

En muchos pafses el trabajo forestal es visto como una ocupacién de bajo nivel. Los salarios S(Mi 
infimores a los de muchos otros asalariados. Numerosos trabajadores forestales son trabajadores 
ocasicmales, sin empleos pennanentes y seguros. La capacitaciôn vocacional para los trabsûadores 
forestales no es frecuente en los pafses en vias de desarroUo. Diversos estudios realizados en 
difnentes pafses alrededor del mundo, han confirmado que el trabajo forestal esta dentro de los 
mâs pesados de todas las industrias. Proveer alimentacién de buena calidad y en cantidad 
adecuada es por lo tanto especialmente importante. Debido a los bajos salarios y los lugares de 
trabayo remotos y disperses en âreas con mala infraestructura, muchos trabajadores forestales 
tienen dificultades para obtener alimento suficiente. Sufren de una escasa ingésta calôrica y a 
menudo el valor nutritivo esta lejos de lo ôptimo. Realizar trabajo ffsico pesado y peligroso, 
estando malnutrido, es muy probable que ocasione problemas de salud. 

Los servicios médicos, de salud y los otros servicios sociales, en âreas donde se realiza 
actividad forestal, son por lo gênerai pobres o no existen. Cuando se dan condiciones como las 
descritas, lo que es la régla màs que la excepcién, la productividad disminuye. Como resultado 
de la baja productividad, d salario también sera bajo. De esta forma, los trabajadores forestales 
se ven atrapados en un cfrculo vicioso como se ilustra en la Figura 31 . 

Las condidones de trabajo y de vida también afectan a las familias de los trabajadores 
forestales. En muchos lugares, los nifios son privados de servicio médico e incluso de educaciôn, 
lo que les dâ pocas oportunidades de una mejor vida futura. No es poco frecuente que los 
sindicatos o asociadones de trabajadores, si es que existen entre los trabajadores forestales, sean 
ign(»adas. Donde son aceptadas, aùn puede haber una obstaculizacidn en las actividades que 
apuntm al mejoramiento de las condiciones de vida o de trabajo. 

El hecho de que las condiciones de los trabajadores forestales y sus familias sean tan 
extremadamente pobres en casi todos los pafses y que la mejoria sea tan lenta en los pafses en 
vfas de desarrollo, no debe ser una razôn para aceptar este estado de cosas, jmuy por d 
ccmtrario!. 

6.2 Trab^fo en viveros 

Por lo gênerai, los trabajos en viveros se pueden clasifîcar como trabajo ffsico liviano y con bajo 
nesgo de accidentes serios. En muchos pafses es comùn que este trabajo lo realicen mujeres. Sin 
embaigo, en los viveros hay también actividades pesadas y peligrosas. Algunas de ellas se 
dificutirân aquf. 
PiseparaciiSn del vivefo 

Aiîn cuando d trab^o comiin de un vivero se puede clasificar como seguro y liviano, esto no 
e« asf para la pr^iaradàn dd lugar del vivero. Los trabajadores comprometidos en esta actividad 
puedoi ser contratados localmoite y no tener experiencia previa. A menudo sera necesario 
extraér àrboles y d^entorar troncos pesados. Esto invoiucra muchos riesgos, especialmente 
cuando se usan maquinarias taies como tractores, bulldozers, grûas o se efectdan explosiones. 



115 





Baja productlvldad 




Baja capacidad 
de trabajo 



Mala salud 



Mala alinentaciôn, 
casa y educaciôn 






Ba jos (l> : ,1 »^ 
ingresos \-H 




Figura 31 . El cfrculo vicioso de la baja productividad y mala salud. 

También el cultivo de la tierra y la remocién de ârboles pequeAos o de poco crecimioito, con 
herramientas manuales, pueden causar accidentes cuando los tr^Myadores no tienen experienda. 
Ellos pueden no tener conciencia de varios riesgos taies oomo plantas daninas, insectos o 
serpientes. 

Es importante la planificaciôn cuidadosa, la capacitacidn y la supervisiez. El uso de buen 
calzado y de guantes adecuados, la mantenciôn de una distancia s^ura entre los trabajadores, 
la mantenciôn correcta de las herramientas y la provision de refiigios contra el vimto, la 
Uuvia y el sol, son algunas de las medidas para mejorar las condiciones de trabajo. 

Cercar el vivero, es otra actividad que puede ser riesgosa, dependiendo del tipo de cerco: 

- El uso de alambres de piias requière guantes apropiados y buenas botas. En especial, 
estirar los alambres, debe ser hecho con gran cuidado y manteniendo la distancia adecuada 
cuando se corta el cable en tension. Los alambres y clavos no édo&i ser dc^ados en d 
suelo, de otra forma hay peligro de tropezar o clavarselos en los pies. 

- Una pared de piedra es durable, pero consume una gran cantidad de energfa construirla. 
Usando palancas, montacargas o trineos, la carga de trabs^o puede disminuirse mucho. Se 
deben usar guantes y buenas botas. 

- Un o«co de bambû combinado con uno de espinas no causarâ gran riesgo, ni d mâNyo 
de construirlo sera muy pesado si d trabajador esta equipado en forma adecuada. 



né 

Entre las actividades diarias de un vivero, cieitos trabajos son pesados, taies como transportar 
nu^eriales en distandas ccnlas, «specialmente si no se usan los equipos y herramientas 
adecuados. 

- Se necesita una gran cantidad de tierra o arena, particularmente si las plàntulas se hacen 
crecer en macetas. Excavar sera mucho màs liviano si se utilizan las herramioitas 
diseîladas para este propôâto. Por e|emplo, cuando se amontona tiena suelta en el vivoo, 
una pala plana sera la herramienta apropiada, pero cuando se carga materiales duros, taies 
como piedra, oitcmces sera necesaria una pala con borde redondeado o con punta, lo que 
sari ta^or que una de borde cuadrado. Ciertos tnd>ajos se facilitan con el uso de una 
iKnqueta ya que esta es vais fâiai de oiterrar en el suelo que una pala plana. Calzado con 
una buena suela es indispmsable cuando se excava. Là tierra y la arena édbtn ser 
tranqx>rtadas desde la fuente hasta el lugar donde sera usada. Esto es preferible hacerlo 
c(Mi una carretilla. El disefto y el material pueden variar mucho. Si el terr»io es blando, 
una vfa hecha de tablones angostos, colocados sobre durmientes, sera suficiente para una 
carretilla de una rueda. Otra solucidn puede ser el uso de trineo o yugo si no existe 
disponibilidad de fuerza animal. 

- En un vivero, tambiâi se necesita mucha agua. &i viveros grandes, el regadfo de las 
plântulas puede ser hecho, por ejemplo, con un sistema de rociadores o irrigando por 
inundaciôn o por fîltracidn. Ba viveros pequdUos es màs frecuente hacerlo a mano. Regar 
con una manguera requière mmos esfuerzo que usar un tarro. 

. Cuando en los viveros se producen plantas en macetas, habrà mucho trabajo moviendolas 
por cortas distancias. Nuevamente, una carretilla o un trineo pueden facilitar la tarea 
oiormemente. 

Ademàs de todo el trabajo que significa el transporte a cortas distancias de, por ejemplo, 
tierra, arena, agua o plantas, la mayor parte del tiempo en el vivero se pasa desmalezando, 
nivelando, transplantando y llenando las macetas. Ninguna de estas actividades es fïsicamente 
pesada, pero pueden ser cansadoras debido a las malas posturas de trabajo y/o falta de refugio 
contra d sol, viento o Uuvia. El uso de un piso bajo, en lugar del trabajo encuclillado, le darà 
idgiSn deacanso a la e^nlda, piemas y rodillas. Si se esta arrodillado, una pequefla alfombra o 
rodilloas, ptoteg&cén las rodillas. Un refugio contra el sol portàtil y liviano, puede ser una 
altemativa al uso de un sombrero de ala ancha (ver Figura 32^ 

Aûn en los trôpicos, los invemadax>s pueden usarse para germinaciôn y crecimiento de las 
semillas. La temperatura puede ser muy alta a menos que se arregle una buena ventilaciôn 
dunmte las horas de trabajo. Puede también ser necesario hacer rotaciônes en el trabajo u 
otorgar largas pausas de descanso fuera del vivero. 

Quizàs el factor màs peligroso en los viveros es la manipulacidn de diferentes substancias 
qufmicas. Todos los pesticidas son tôxicos. En los viv^os, los pesticidas taies como los 
Âuigictdas, herbicidas e insectiddas, se utilizan contra las enfermedades de las plantas, las 
makeoM y los insec^os. 

A menudo, los pesticidas se usan solo durante peribdos cortos cada aAo. No se puede esperar 
que trabi^attores an educaci<ki estén conclûtes de los riesgos o que recuerden todas las normas 
de segtttidad desde un perfodo de udlizacidn hasta el siguiente. Los supervisores tienen la 
nMpo n Mibtlîdad de aseguxarse que ningûn trabajador se éxponga a riesgos. Se ha otorgado 
informacidn al respecto cuando se analizd el tema " Substancias daîlinas^ v.g. substancias 
qnàiiicas, adventes, gases, humo y polvo" (3.2.4). A pesaf de ésto, una brève repeticidn puede 
ser neoesaxia. 



117 




v,5'"/' 



Figura 32 . Un piso bajo, una alfombra suave o rodilleras, refugio contra d sol y cairetillas, 
son ejemplos de elementos simples que pueden facilitar el trabajo en un vivero. 



Lo siguiente ha sido tomado del folleto "Viveros para àrboles forestales; como montarlos y 
manejarlos": 

- Guardar los venenos en una caja, lejos de los alimentos y del alcance de los ninos. 
Mantener las substancias qufmicas en sus envases originales. Nunca ponga las substancias 
en envases sin étiquetas. Asegurese que el envase del veneno tenga una étiqueta clara: 
VENENO y también un signo que pueda ser entendido con facilidad por alguien 
analfabeto. 

- Asegurese que cuando use, almacene o descarte algiîn pesticida, esté siguiendo las leyes 
del pafs. Confirme la ley sobre pesticidas. 

- Lea siempre las étiquetas y siga las instrucciones de cômo usar los venenos. Asegurese de 
que todos los trabajadores entiendan c6mo se usan. La étiqueta indica que es el veneno, 
sus usos, cuanto debe usarse (dosis) y cuân a menudo. También dice cômo aplicar el 
veneno en la forma màs segura posible. Le indica que hacer antes de usarlo. También 
seîlala los primeros auxilios: que hacer si algo sale mal. Si la étiqueta no esta clara, trate 
de conseguir un panfleto acerca del veneno. Nunca compre o use substancias qufmicas que 
vengan en sacos o en botellas sin étiquetas. 

- Cuando el envase de un veneno esta vacfo, hagale perforaciones, aplanelo y entierrelo 
profundo. Entierrelo en un ârea alejada de poblados y campos y lejos de cualquier fiiente 
de agua. No use un envase vacfo con ningûn otro propdsito. 

- Use siempre equipo de proteccidn y vestuario de seguridad cuando trabaje ccm substancias 
quimicas. 

- Nunca fume, coma o beba mientras usa un veneno. Lâvese con agua y jabdn antes de los 
perfodos de descanso y cuando haya terminado el trabajo. 



lis 



- Después de usarlo lave d equipo de fumigaciôn y cualquior otra herramienta que haya 
onpleado omi abiindante agua y jalkki. Cuando esté lavando, lleve el agua a lugares 
aeguios, pan no oontaminar las fiientes de agua. 

- Sea eapedalmente cuidadoso con venmos concmtrados. Cuando mezcle soluci<mes de 
pesticidas, trate de no salpicar. Si derrama algo dd vmoio, cubralo oon aserrfo o tierra 
y luego entiendos. 

- Si cualquier persona desanoUa sûitomas de oivnienainiento, saquda dd lugar de trabajo 
y Ibune a un médico de inmediato. 

6.3. Afftivirta^IfffS <tg plantaffi^n 

La plantaddn de âiboles se esta transformando en una actividad cada vez màs importante en 
muchos pafses en v£as de desarrollo. Hasta la fecha se ha demostrado poco interés en mejorar 
las oondidones de trabajo, métodos, técnicas, herramtoitas y equipos para plantar àiboles. 







i^«*33. Cuando lat pUntulas se tnuisportan laigas distandas y cuando d terreno es 
escarpado y ispcm, un transportador tipo mochila £acilitarà la tarea. 



119 

La plantadôn de âiboles es por lo gênerai realizada en forma manual, con hemunientas 
simples, a menudo por mujeres o trabi^adores sin entrenamiento. El incentivo y los benefidos 
de mejorar las operaciones de plantacidn de àrboles no siempre son perdbidos por los 
administradores ni por aqudlos que toman las decisiones. En gênerai, también es difCcil 
mecanizar las op«:aciones de plantadôn. Pero hay muchas posibilidades de mejorarlas en 
términos de calidad y cantidad. Tambiài hay numerosas actividades asociadas a la plantaddn, 
muchas de las cuales pueden ser mejoradas. Ejemplos de taies actividades son: transporte de 
plântulas desde el vivero al àrea de plantaciôn y traslado desde el camino al sitio de plantaciôn 
prq>iamaite tal, limpieza dd ârea de plantaciôn, marcacién de hileras, desmalezado y cuidado 
después de plantar y transplante cuando sea necesario. 

Muy a menudo, las actividades de plantaciôn se realizan en terrenos diftdles y con malos 
accesos. Los trabajadores pueden tener que caminar largas distancias antes de Uegar al ârea de 
plantaci(te. Normalmente tienen que Uevar las plantas a pie desde d camino al lugar de 
plantaciôn. Cuando se usan plantas «i macetas en lugar de plantas con raices desnudas, también 
se transportan grandes cantidades de tierra pesada. El peso total que àébt ser transportado 
durante un dfa de trabajo puede ser considérable. 

Mejorar los elementos para el transporte de plantulas, es una forma de facilitar esta tarea. 
Cuando se debe transportar las plantas por largas distancias y especialmente cuando el terreno 
es escarpado y àspero, es preferible un modelo tipo mochila (ver Figura 33 ^ o un animal de 
carga. 

Para efectuar la plantadôn, las plantulas pueden colocarse en una bandeja que se lleva en la 
mano y se pone en el suelo al momento de hacer la plantaciôn. (Figura 34a) . o en un apsaaio que 
se acarrea colgado dd hombro (Figura 34M . 




Figura 34a . Una bandeja de plantas llevada en la mano entre los lugares de plantadôn, que 
se pone en d suelo cuando se planta, también ayudari a evitar la deaecaciôn 
de las plantas. 

Idealmente k>s trabajadores deberfan estar equipados con azadôn de plantar dd tipo i^nojnado 
para d terreno o sudo en que estân plantando en ese momento. Por ^emplo, si d lugar de 
plantadôn es pedregoso y muy diffcil, deberûm tener d Uamado "azahacha de desmonte"; ver 
Figura 35 (Guia de Planificadôn de Equipo Forestal de la OIT; p. 121) y si d sitio de jdantidôn 
es una pendiente escarpada, la herramienta para plantar deberâ tener un mango mis corto que 
cuando se tn^ja en un terreno piano. En Filipinas, en un estudio de la OIT se evaluaron 
diferentes herramientas manuales para plantar. 



t^ 




Fif uia 3ib . Sistema pan acanear plintulas colgando del hombro. 

Se realizaron dos estudios dd trs^jo que tenfan relaciôn con plantaciôn de àrt>oles en un 
contexto de plantacidn industrial y un proyecto gubemamental de reforestacién.' En ambos 
estudios se conqnnS difmntes hemunientas manuales para plantar; en uno de ellos también se 
estudid d efedo de utUixar canastos de oompiBs corrientes para aumentar d numéro de plàntulas 
que pueden ser llevadas dcsde la orilla del camino hasta d lugar de plantaciidn. 

La herramimta de plantaddn mis satisfactoria para propdsitos générales era un azadôn de hoja 
Of¥al (Pifusu 36^ . El azaddn de hç|a oval pénétra la tierra mâs fadlmente que la hoja de borde 
devBct». A difeienda de la pala plantadora de nmdera (Fifura 371 . no dqa un hueco de aiie 
debi^o de lapUntuia ni «MqNMtta la tierra en todos k» lados del hueco para plantar. Finalmente 
los bontés fikMos dd aasMldii de hpl^ oval se curvan en los lados de la hoja para fiidlitar la 
lin^nBia depaslo rauy deaaow 



' latiidtos dd Trabi^ 6 y 7. "Heccidn de una Tecnologia Apropiada en d Tiabigo 
Foiestal Filipino", (1981). 



121 






Figura 35 . Diferentes tipos de azadones para plantar disdiados para terrenos y suelos 
variados. Cuando se planta en una pendiente escarpada, es preferible una 
herramienta de mango corto (azadôn superior). Cuando el sitio de plantacidn es 
pedregoso y diffcil, se deberà usar un "azahacha de desmonte" (herramienta 
inferior). 



En el proyecto de reforestacién del gobiemo, el azadôn de hoja oval aumentô la tasa de 
plantacién en un 22% sobre la pala dd tipo militar, en terreno £kil, y en un 35% sobre la dd 
azadôn de hoja angosta en terreno difidl. 

La limpieza dd àrea de plantaciôn y las actividades de desmalezado y cuidado también pued«i 
ser mejoradas y facilitadas por la introducciôn de las herramientas adecuadas. 

£1 machete, bolo o cuchillo de selva para todo uso, a menudo hecho de materiales de poca 
calidad, es la herramienta usada también para las actividades mend(Huulas antoiormente. La 
herramienta de asa corta àdbc ser usada en una postura de tnbsijo doblada e inconveniente. 

Cada taiea por sq)arado, por lo gênerai se realizarà con menos esfiierzo, màs ràjùdo, mejor 
y en forma màs segura, cuando se usan herramientas (tisefiadas especialmmte para esa tarea. Los 
trabajadores mismos no pueden comprar très, cuatro o mâs herramientas diferentes. Pero las 
empresas d pueden enfrentar el costo, especialmente consido'ando los benefîcios. 

La Figura 38 muestra algunas herramientas diferentes usadas para limpieza, desmalezado y 
cuidado dd terreno. Guando se comparan las herramientas tradidonales, oon otxas de diaeJk» 
nuevos que se aocionan en forma diferente a aqudlas que los trabajadores est^ aoostmiriisMk» 
a usar, es évidente que dlos deberiln ftmiliaiizarse con las ntievas herramientas. La o^ndtadâii 
en d uso y maniraciôa de estas sera dectsivo para lograr aumentos de inoducdôn como tunlnén 



122 





Figura 36 . Removiendo la capa de pasto y humus con el azadôn de hoja oval para plantar. 



para que los tnd)ajadores empieen una técnica segura sin sobreesfuerzo. A menudo a esto no se 
le da la importancia dd>ida. 

Pi«valece el criterio de que las henamientas manuales son faciles de usar y no se necesita 
capadtaciôn. 

La pUuitacidn de àiboles es una actividad que por lo gênerai no se considéra ni pesada ni 
peligrosa, pero d tnUisûo en terreno irregular y escarpado, el caminar distancias largas, el 
tran^pcMte de cargas pesadas y las posturas de trabajo cansadoras y poco ergondmicas por el mal 
diaeito àt las henramientas, a menudo hacen del trabajo de plantaci6n, una actividad pesada. 
Estas ccHididones de trabajo, oombinadas con un clima càlido y a menudo exposici(to directa a 
calor radiante^ aumcmta el riesgo de stress por calor. Es importante organizar el trabajo de 
maneia tal de evitar todos estos riesgo». 

Se d e bepro vcer nefi^ios. Debe hatoex agua poti^le u otros Uquidos di^xmibles. Se debe evitar 
«1 ti9d»iio dwime las iMwas màs calurosas del dûi y las activîdades deberin concentrarse durante 
las IxMns màs frescas de la mafiana. En lo pcmble se dd>e fnroveer tranq^orte entre las âreas de 
deacanso y las de plantadén, lo q»e le permile a los trabajadoies r^^var energias. Ellos édben 
usar wt calzado que los protesfa de csûklas, mordeduras de seepkntei o contacto con objetos 
ocMtaiites. Las lierramientas dd>en ténor una mantencidn adecuaria. Por e^emplo, deben ser 
ii^adÉs y iôf*s(sne los mangos sueltos. Los trabajadores no ddxsn tratmjar muy cerca uno de 
otio. 



123 




Figura 37 , Plantacidn de àrboles ccm plantador de madera. 

6.4 Operaciones de Madereo 

Las c^raciones de madereo incluyen una variedad de elementos de trabajo taies como: 

(1) Caminar en el bosque con o sin herramientas. 

(2) Uso de herramientas manuales y motosierras. 

(3) Mantenciôn y reparaciôn de herrami^itas, equipos y maquinarias. 

(4) Limpieza de vlas, rutas de escape y las bases de los àrboles de los renuevos y otras 
obstnicciones. 

(5) Operaciones de volteo incluyendo la bajada de àrboles suspendidos, desname, trozado 
y movimiento y apilamiento de trozas. 

Las funciones màs peligrosas son voltéo y desrrame, especialmente cuando se hacen con 
motosierra. 



(1) CmÛDM 

Los traba^adores estàn expuestos a ciertos peligros cuando caminan por el bosque y al llq^ 
o salir desde su lugar de trabajo, especialmente si tienen que trani^rtar hnramientas, una 
motosierra o cargu pesadas. Caminar largas distancias en clfmas càlidos y en tenenos 
irregulares, édbedsi limitarse tanto como sea postble, de manera de no provocar fatlga 
iniiecesaria al trabiyador. Este no édbarta caminar solo. Al menos uno de los tiabiilaxtoces 
édbcdA tenw un botiquûi de primeros auxilios. 

Las vfas y los lugans de trabs^o deberiàn mantenerse libres de obstàculos para prévenir 
los tropiezos y cafdas. El trabiyador debe usar botas apropiadas para protéger sus {«es de 
lesiones en caso de pararse en objetos sobresalientes o punzantes y para evitar resbalar y caer. 
Un buen calzado también protégera de las mordeduras de serpientes y de sanguijudas. 



124 




^//' ../.^jZ^ 









%««»^- Diferenies lieminientis con variados diaefios pm ler utiKzadis en iitiqneza y 
dcsRialezado. 



m 

Las vfasét uso Ireeoeiite ilebea timpiarse de nmas y plantas, las cuales pueden gf^>ear 
al trabajador. &i eqpeciai, se deben sacar las plantas ei^inosas o vmaiosas. 

Se dd>eri usar siempie tui casco proteotor, paxa protegor la cabeza dd peligio de rainas 
quecaea. 

Cuando se trasladan herramientas de bordes filudos o puntiagudas, estas deben estar 
equtpadas con cubieitas protectoras. Si no se cubie, la herramioita édbt ser transp(»tada &i 
la foima màs segura posible. Por lo gênerai, debe tomarse cerca de la parte que corta y 
mantniida cerca del cuerpo, con el borde filudo paralelo a la piema o con el borde apuntando 
haciaafuera. 

Cuando se transporta una motosierra, el motor se debe detener y la cadena cubrirse con 
un forro, excepto para cortas distancias, como cuando se esta trabajando en trozado o 
desrrame o cuando la distancia entre los àrboles que se voltearân es muy pequena. 

Las herramientas para la mantencidn de la motosierra deben ser Uevadas preferentemente 
en un cinturôn. 

Para ahorrar energfa y desocupar las manos, las cargas deben, cuando sea posible, ser 
Uevadas en la espalda, por ejemplo en una mochila. 

(2) El uso de herramientas manuales v motosierras 

Una gran parte de las lesiones que se producen en el trabajo forestal ocurren cuando se 
manipulan herramientas manuales y motosierras. Muchos de estos accidentes son causados por 
contacto accidentai directo entre el cuerpo humano y la herramienta o motosierra. El 
trabajador puede, por ejemplo, golpearse con el machete o hacha porque la herramienta se le 
resbala. Las técnicas seguras de trabajo son cruciales para evitar los accidentes y el esfuerzo 
ffsico innecesario. Màs adelante se indican algunas precauciones muy g^ierales para usar las 
herramientas manuales y la motosierra. Para mayor informaciôn sobre uso y mantenciôn de 
motosierras y técnicas de voltéo, se recomienda a los lectores revisar las referencias numéro 
4, 22, 37 y 39. 

- Herramientas manuales 

Siempre se debe utilizar la herramienta adecuada para el trabajo. Por ejemplo, un hacha no 
puede ser usada como cufia o para arrastrar troncos. Cuando sea posible, las herramientas 
peligrosas deben ser reemplazadas por otras màs seguras. Una sierra manual, por ejemplo, 
es màs apropiada que un hacha para voltear àrboles (y ahorra energfa humana y pérdidas de 
madera). 

Herramientas peligrosas, taies como hachas, machetes, sierras y descortezadores deben 
tener el diseno màs seguro posible. Los cuchillos, machetes y herramientas similares para 
cortar dd>en tener mangos con proyecciones, para eNdtar que la mano resbale a la hoja. Una 
mango de hacha correctamente diserlado se ilustra en la Seccidn 3.2.1, Figura 23. 

Los trabajadores ddbtn estar entrenados para usar la herramienta o motosierra exi la forma 
actecuada, de manera de evitar malas posiciones y disminuir el trabajo estàtico y el 
levantamiento de peso. 

Ellos dd>en iniciarse en condiciones de trabajo faciles, hasta que logren una ci^>acitaciôn 
adecuada en el uso de estas herramientas. Se debe poner énfasis en conductas seguras, taies 
como: 

- nunca cortar con una herramienta afîlada hacia el cuerpo; 

- mantener el àrbol entre la herramienta y las piemas (por ejemplo, cuando se desnama con 
hacha o motosierra o cuando se extrae la corteza con un descortezador) y mantener âempre 
una distancia segura de los demàs; 



126 



- nunca tire una henamienta a otra peraona, sino que entregueki en las manos, en forma 
segura; 

- mantenga siempie las herramientas en tm lugar seguio cuando no estén en uso, <le manera 
de evitar pararse en ellas o caer sobre ellas. Por la misma razôn, las herramientas» o al 
menos sus mangos, dében estar pintados de colores diferentes a los dd medk> ambiente; 

- nunca use una henamienta o motosiena si no esta en buenas condiciones; usdas siempre 
siguiendo las recomendaciones del £abricante, esto es especialmente importante cuando se 
usa uoa motosierra; 

- durante d trans^rte y también al guardar h^ramientas filosas cubralas con un protector. 




Figura 39 . Trabajo con el tronco entre la henamienta y el individuo! 



- Motosierras 

Las motosierras pueden causar accidentes y enfermedades ocupacionales frecuentes y severas. 
Los pdigros mâs comunes, directamente relacionados con la motosierra, son: 
' d trabajador se corta, generalmente las manos, dedos, pies o piemas; 

- rebotes que causan cortaduras severas o llevan a lesiones directas, como por ejemplo, el 
trabajador cae por d rebotes y se hiere con un objeto punzante; 

- la cadena se corta, lesionando generalmente la nano derecha, pero los eslabones que se 
sudtan también pueden incrustarse en d cuerpo, Uevando incluso a lesiones fatales. Una 
cadena bien mantenida, afilada en forma apropiada, tensada y lubricada, reducirà 
considerablemente el riesgo de una ruptura de cadena; 

- niido (va secddn 5.2.2). 

- vibraciite (ver secdôn 3.2.3). 



127 



Antes de encender la motosi^rai esta débe ser retirada del lugar donde se Uenô de 
combustible. Pam evitar que resbale, debe ponerse en sudo fmnt antes de haoeria psrtir. El 
tudo debe estar limpio, sin obstàculos que puedan eniedarse en la cadena y provocar lebotes. 
No 6dbc haber ninguna persona a menos et 2 m^ros de distancia dd opendor. 
iM figuras 40li y ^ Uustian las diferentes técnicas de enoendido de la motosiema. 





Figura 40a . Como encender la motosiena en el suelo. 




Figura 40b . Como encender la motosierra sosteniéiMMa entre las nxlillas. 



m 



Cuando se usa la motosierra, d operador debepararse con las piemas bien sepaïadas y un 
pié màs allante que d oto. Una posiciôn firme reduciii el rie^o de resbaiar, k> c^ue es una 
causa comùn de acddentes. La rootosiena debe mantenerse ceica dd cueipo y apoyarse en 
las piemas o d âfbol (ver Figura 4n. 




Figura 41 . La sierra dd>e mantenerse cerca del cuerpo y apoyarse ra las piemas o en el 
àrbol. 




Figura 42 . Para redudr d riesgo de rebotes, no se debe usar la parte superior de la bana de 
gufa. 



Para redudr el riesgo de rebotes, no se debe usar la parte superior de la barra de gufa (ver 
Figura 42). 



129 

Para prévenir lesiones soias, d operador de motpsiena debe usar casoo de s^guridad, 
protectoies de qjos y oidos« botas, guantes y pantalones de aegtindad. Elementos de primefos 
auxilios ddbea incMrse en el equipo de protecccién perscMial. 

(3) Mantenci6n y repaiackki de herramientas. equipos y maquinarias 

Es pooo pnsbable que las hmainientas y equipos bien mantenidos causen acddentes. Tambiâi 
demandsûi menos esfueno fifàoo que las que estàn &i malas condiciones. Regularmente se 
édbca lealizar inqiecciones para constatar las condiciones goierales y didencia <te las 
herramientas. Los mangos de las horamientas, rotos o sueltos, dd>en ser leemplazados tan 
pronto como sea posible, para evitar accidentes innecesarios, perd frecuentes. Las 
herramioitas cortantes ddien mantenerse afiladas, de modo que el trabajador pueda confiar 
en ellas y utilizar técnicas de trabajo efîcientes y seguras. 

En un estudio en India (Hansson et al. , 1966) se demostré la importancia de la mantencûSn 
de herramientas, al comparar la eficiencia y el gasto de energfa de una sierra de corte 
transversal acdonada por dos hombres, bien mantenida, con cinco herrami^itas similares con 
mala mantenciàn. La eficiencia usando la sierra con buena mantenciôn foe màs del 100% 
superior y el gasto energético mâs de 120% inferior. 

Las motosieiras deben recibir mantenciôn regular, (diaria y semanal), siguirado las 
recomendaciones del fabricante. 

A cada usuario de herramientas, motosierras, equipos o maquinarias, se le debe otorgar 
capacitacién para que puedan realizar la mantenciôn de la herramienta y reparaciones simples. 
Hacer trabajos de mantenciôn darà al trabajador una pausa de descanso en una actividad 
ffsicamente pesada, mientras al mismo tiempo esta siendo productivo. Romperà la monotonia 
y harà a los trabajadores màs independientes de los servicios de reparaciôn para la 
planificaciôn de su trabajo. 

Despues del uso, las herramientas deberfan ser limpiadas y guardadas cuidadosamente en 
un lugar seguro. Las responsabilidades de mantenciôn, limpieza y reparaciôn deben estar 
claramente establecidas entre los trabajadores. 

Muchos accidentes ocurren durante el trabajo de reparaciôn. A menudo se darân situaciones 
nuevas para el trabajador. Algunas causas de accidentes frecuentes durante el trabajo de 
mantenciôn son: 

- falta de experiencia y conciencia de los riesgos de seguridad; 

- las herramientas o ayudas apropiadas no estan disponibles o no se usan; 

- apuro. 

(4) Limpieza de vfas. rutas de escape v de la base de los àrboles (renuevos u otros obstaculos) 

que seriin voltcadQS 
Estas actividades pueden ser trabajos ffsicamente pesados, especialmente si se realizan en un 
clima càlido, en terreno abrupto y con renuevos densos. El trabajador estarâ expuesto a a los 
mismos peligros que se mencionaron en (1) y (2). 

Para protegerse de las sanguijuelas, serpientes y de plantas venenosas, o que causan 
reacciones alérgicas al ser tocadas, los trabajadores deben usar ropa de tela gniesa, con 
mangas y pantalones largos, la parte superior de las botas debe sobreponerse con los 
pantalones. Se dd)en usar guantes para protéger las manos de astillas de las plantas, bordes 
afilados y espinas. 

Los trabi^ores deben estar informados acerca de las plantas locales, animales e insectos 
peligfosos. Dd>en saber identificarlos y i^licar los primeros auxilios si se ven afectados. 



130 

(5) OgancfeiiM éùwIwo, induyttmto Im Élwtei aMpfflKlIdoii. (teramc. trwado-^ 
mfflvimiciniiii y aiwiflinicmo <te trasGEn 

Seacualiea lahemuniefita utUiiadt pamlts<iperaci^^ relacionadas, 

taies como desnaine y tiozado, a los trabiyadores se les debe dar capacitacidn sufidente, iKyo 

estrecha supervisidn, sobie I6cnicas de traiMyo efidentes y segunts. 

Los voheadc»es tienen uno de los trabiyos màs pdigrosos de todas las actividades 

forestaies. El volteo de àiboles causa aoddentes ftecuoites cada aîio. Muchos de ellos s(m 

seven» o âlales. Esto es independiente del nivd de mecanizaciôn, dd clima, dd terreno y 

de otros fiacti»es importantes dd ambiente de trabajo. 

Un trabajador cî^bcitado que esta condente de los riesgos, que trabaja oon herramientas bien 
mantenidas y que usa equipo de protecciôn personal adecuado, esta menos expuesto a sufrir 
aoddentes y enfermedades ocupacicmales. Los tipos de acddoites mis comunes son: que d àrbol 
caiga hada d lado equivocado o hacia atrâs. Esto generalmente ocurre por aserrar a través del 
cotte de diieodôn o por un mal corte de cafda. También es comdn que la punta de la troza se 
levante, golpeando al trabajador. Esto ocurre generalmente porque d motosierrista esta parado 
muy cerca dd àrbol deqniés de terminar d corte de cafda o debido a malas vlas de cscapt. 

También es comùn que los volteadores sufhui de dolores de espalda, cuello y otras 
articuladones debido a su tndMyo pesado y agotador. En muchos casos, el trabajador puede 
ayudarse aplicando técnicas connectas para levantar y transportar cargas. El uso de palancas, 
gauchos y otras herramientas, facilitan el trabajo cuando se cortan àrboles de pequeAo diàmetro 






Figura 43. En muchos casos d trabajador podrta evitar los dolores de espalda, cuello y 
articulaciofies, aplteando meures técnicas para levantar... (ver pégina siguentc^ 



131 



Piyufa 43 (cont.) ,..y traniportar cusss. El uao de palancss y gandiot también âidiita d 

tnâMQo* 





•t.ô*w" 



-»^oi»4' 



132 

Bi^ k» itbcks suspendidos es el tiabajo mâs pdigroso que realiza un volteador. Por lo 
tanto, mi le debe dir especul atendôo duiante la capadtacidn de trabajadoies foiestales. 

Un iibol suspendido que se déjà asf , es una trampa mortal y se débe hacer cualquier intente 
por Ixyario sin demora. Mucbos tnâï^adores forestales han sufrido accidentes severos o fatales 
d^ido al uso de métodos inseguros al bajar àrboles suqiendidos, taies como: 

- vdtear d âitxïl en d cual esti suspmdido d otro; 
• voltear otro àrbol sobre el éxbcA Ki^wndido; 

- coitar trozos cortos de la parte inferior del àibol que esta suspendido. 

Estos métodos se ptactican gmeralmente porque son màs ràpidos que las técnicas màs 
seguras. Sin embargo, cuando no logran el lesultado deseado se puede producir un acddente 
fatal. 

Un àibol su^)endido es siempre extremadamente peligroso. El trabajo de bajarlo, solo dd)e 
oomenzar dénués que la situaci<te ha sido evaluada con ddenciôn, de nuuiera de utilizar la 
técnica mis segura. 



A. 



C' 




Pifurt44. Diferaiies henamientas que se pueden usar para rodar àiboles pequdtos. 
A. Oancho para levantar; B. Palanca de voltéo; C. Cueida de rotacién; 
D. Palanca de gancho. 



Despiiés de ooitar todas las ramas que quedaron, preferentemente con un hacha, el método 
a propiado puede sèr uno de los ^guienles: 



133 

» d àitiol es pequeflo, hacwlo rodar para IMserarlo, mediante d uso 4e herraniientas taies 
como ganchos para levantar, palancas para vçiUso (con palanca de gaucho), elc. (FifiMa 

44). 

con la ayuda de un carretilla de saca, lev^tar el àibol descte el muflén y bajarlo (Figura 

45). 

tirar el «ctremo grueso de la tioza hacia atiis, usando un poste para «npujar, û es que d 

àrtxd es pequefto (ver Figura 46a). 




Figura 45 . Un carretilla de saca liboando un àrbol suspendido. 




Fi gura 46a . Cuando d àiiiol es pequeilo: use un po^ para empujar y tire d extremo 
grueso dda troza hacia atràs. 



134 

I III Ma—W laÉiMÉiÉI— ÉMMWII H IIIIII 1 ■—■èw»— ^lÉÉÉllM— iMlMil— ÉlMtM— 1 1 ,^^,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,^,^,,,,,,,,,,^,^1^^ ^ 

Ciniido«l iMxd es mai gtaade, un amnud de tiïo, on cable montado en un tiactor, o uno 
pmrftil. pncdtti aer k atAudén fver Pifuras 46b. c y é\. 





Figuras 46 b y c. Cuando el àrbol es mâs grande, use un cable montado en un tractor o uno 
transportable. 

Para un trabajo seguro y eficiente, se necesitan las siguientes herramientas: 

- un bdo machete con cubierta protectora 

- cufias de métal blando o madera 

- martillos para poner las cuiias en los âiboles grandes 

- hachas con cid>iertas {niotectoras 

- palanca de gancho 

- palanca de volteo con palanca de gancho )para àrboles 

- ganchos y tenazas ) pequeflos 



m 




Figura 46 d . No dcge nunca un âibol suiq)endido sin delimitar claïammte la asona de pdigro. 



La motosierra debe tener elementos de seguridad taies como: 

- protector frontal del mango, con freno de la cadena para protéger la mano izquierda y 
detener la sierra en caso de rd>ote (1) 

- atrapador de cadena, para atraparla si se corta (2) 

- protector posterior, para protéger la mano derecha si se corta la cadena (3) 

- cohtrol trabador para evitar que la cadena funcicme en forma accidentai (4) 

- elementos antivibracidn, para reducir la vibraciôn que se transmite a las manos (S) 

- protector dd riel de guia para evitar lesicMies (cortaduras) al tnnspoTtar, guardar o caminar 
con la motosierra (6) (ver Figura 47^ . 




Fif ma 47 . Apaiatot de seguridad en la motoiierfa. (1) Mango firoiitid depnHeGcidii oon fireno 
de cadena; (2) atiiQMuior de cadena; (3) p rolectpr posterior; (4) seguro trabador; 
5) proteccidn antivibracidn; (6) protector de la barra de gufo. 



m ___ 

6.5 Caffa y descarya 

ffl apilar, d extraer y el cargar y descaisar maitualniente, son actividades pesadas y peligrosas, 

oon rieagos ob>dos de accidentes y enfennedades ocupactonales. 

Causas comunes de accidentes s(mi resbal(xies, caidas y tiopiezos con obstàculos. Por esta 
razôn, las vais y las canchas de almacenamiento de madera, deben mantenerse libres de 
obstàculos, hoyos, ramas sobiesalioites, etc. Los trabsyadores édiyen usar botas aprq>iadas. 

Otras causas de accid«ites son las herramientas y ayudas utilizadas, a veces no empleadas o 
usadas en fonna inadecuada. El uso correcto de las herramientas y del equipo y técnicas de 
trabiyo apropiados (ej. eqnlda derecha al levantar cargas), facilitaràn el trs^ajo y disminuirân 
el riesgo de ptobkmis de e^da, el sobreesfuerzo muscular, la bursitis, la fatiga innecesaria 
y la pérdida de energ(a. 

En cambio, el uso de herramientas inadecuadas, taies como hachas para tirar o levantar, o 
en malas condiciones (una herramienta roma en lugar de una afilada o herramientas con mangos 
rotos), ocasionarâ accidentes (cortaduras en piemas o pies o cargas que caen sobre los pies 
porque la herramienta se resbsda). 

La manipulacién de cargas pesadas, se debe evitar siempre que sea posible, especialmente 
cuando se esta expuesto a un clima câlido y hùmedo, a la radiaciôn solar, a largas jomadas 
laborales y también cuando los trabajadores estàn desnutridos o malnutridos. En màs 
recomendable usar ayuda mecànica para levantar, cargar y descargar. Cuando se organiza una 
actividad, se cteben hacer esfuorzos para hacerla mâs fàcil. Se debe planifîcar el ritmo de trabajo- 
pausas y efectuar rotacidn de funciones en los casos en que no es posible evitar por completo el 
transporte y levantamiento manual de cargas (v^ Figura 48) . 

Aunque la carga y descarga mecânica disminuye en forma considérable la carga ffsica de 
trabajo y el riesgo de accidentes y enfermedades ocupacionales, en ciertas tareas aparecerân 
nuevos riesgos que pueden ocasionar serios accidentes. Los accidentes causados por pérdida de 
estabilidad y ^las de los componentes mecànicos del sistema son muy comunes. La 
mecanizadôn de casi cualquier actividad requière mayor capacitaciôn de los trabajadores, màs 
planificaciôn de los supervisores y de la administraciôn y un reforzamiento estricto de las normas 
de seguridad. Por ejemplo, cuando se realizan operaciones de carga y descarga, las personas que 
no estàn directammte involucradas deben mantenerse a distancias prudentes. Nunca una carga 
dd)e pasar sobre ninguna persona. Los lugares de almacenamiento y movimiento de trozos deben 
tener suficiente espacio y mantenerse libres de obstàculos para que las operaciones que se 
ejecutm sean seguras. 

Todos los trabajadores dében entender claramente los sistemas de sefiales. Los equipos que 
puedan causar accidentes porque estàn desgastados, datïados o funcionando mal, dd>en ser 
considerados un riesgo de seguridad y nunca confiarse en ellos. 

H equipo se debe revisar regularmente para detectar desgaste o danos. Las responsabilidades 
de mantener el equipo y los materiales en condiciones seguras deben estàr claramente 
establecidas. Por ejemplo, los anclayes y los frenos de los gûinches y otros materiales taies como 
cables, cadenas y estrobos, se édbesa revisar regularmente. 

Tranqxwte 

Cuando varios trabajadores transportan trozos en conjunto, la técnica de trab^o y las sefiales 
usadas para levantar y soltar la carga o caminar y dejar de caminar, debe especificarse antes de 
empezar d trabsyo. Los nuevos miembros de una cuadrilla, deben ser advertidos de las sefiales. 
Las sefidesdebc^ ser dadas por d trabajadôr que esta màs kjos en la parte >(^^ 



137 



mKSSÏ 



\i ii%Am\ 




màÊÊJ 
MMMUiïÊSSD 






WESBS 



IMSSM 



wss 



Mis 



UikMtf 



OEM 



BQHSJ 




[lâàSâân 



Essar 



mnmrii 



mssi 



UMSdJQyDSSr 



nMMi&méMi&n 



\2EEiE55 






mnngn- 










/yi/^^ ÇliipfciSX 




lUMdUmittdidi 



QZSM 



DGOBI 



léMMJ 



liiJtjfcj 



ftiiiSUikitfl 



BiSlT 



03211 




ttj^jUlUAjTMl 



VESsm 



UMM \ 



t^SKKf^ 



flamarr 



Figura 48, Diferentes formas de cargar, descargar y mover cargas. 



m 

Como ya se <Hjo, d manejo manual de caigas pesadas debe restringirse. Los "suUdes", para 
d amstie de tranoos, son iina soluddn razonable para d transporte manual en cortas distandas. 

Tractores y camiones oon distintos nivdes de mecamzaddn y con difeientes equipos se usan 
fireciieiMenMiile en las operadones de tran^rte en d trab^jo forestal. La carga fîska de trab^ 
pan d oonductOT de la màquina es, por b gênerai, de moderada a liviana. Sin embargo, un 
ayudante puede gastar hasta 5 veces màs eneigia que el conductor, cuando dd>e tirar dd cable 
de un tractor por laigas distandas en terreno escaipado e irregular, para alcanzar un tronco. El 
ttabajo dd conductor involucra muchos pdigros de seguridad y salud que no existen en el trabajo 
manual. Ruido, vibraci(te, calor y gases de combustidn son algunos de los problemas 
eigondmioos comunes que acompaîian a la mecanizacidn. 

Los trab{^ de rqxuaciôn y mantencidn son especialmente peligrosos y causan un nûm«io 
considérable de accidentes en operaciones de mâquinas. Ademâs de los riesgos de accidentes que 
afectan al qperador, es necesario considerar también los riesgos para otras personas que trabajan 
cerca de la màquina y el equipo, los que a menudo aumentan en operaciones mecanizadas. 

Cuando se opéra un tractor, el conductor deberfa estar protegido en caso de volcamientos, 
caidas de troncos, ramas, cables sueltos u otros obstàculos que puedan venir desde arriba o de 
los lados hacia la cabina. Una cabina con marco, techo y ventanas con protecciones de métal, 
k) suficientemente resistente como para soportar los impactos, disminuye el riesgo de lesidnes 
si ocurren taies acddentes. Màs aùn, dd>erfa ser fâcil subir y bajar del tractor por lo que debe 
tener pddaitos antideslizantes, plataformas y pasamanos. La cabina debe ser espaciosa y el 
asioito debe estar bien ubicado. Cuando d operador dd)e trabajar dentro y fuera de la cabina, 
por ejempk) si esta operando un gûinche y, por lo tanto, requière constatemente entrar y salir 
de dla, un acceso fâcil es de suma importancia. También lo es para emergencias de seguridad 
como, por ejemplo, un incendio causado por la màquina. 

El asiento dd)e ser cémodo y estar firmemente asentado. También deberla absorver 
osdlaciones de diferentes frecuencias. El asiento, los pédales, contrôles e instrumentos deberfan 
e^ar disdiados y ubicados como para dar al operador una posiciôn de trabajo cômoda, con 
posibilidades de ajuste, para calzar a la mayoria de las personas que pudieran operar la màquina. 

La resistencia al movimiento de los contrôles édôerià adecuarse a la posiciôn de trabajo y la 
masa muscular involucrada, para evitar la fatiga y d sobreesfuerzo de los mùsculos. 

Los instrumentos deberfan ser del tipo adecuado, dando toda la informaciôn necesaria. 

La mala visibilidad dd àrea de trabsyo desde la posiciôn del operador puede causar accidentes. 
También piwde causar fatiga y dolor si el operador es forzado a adoptar posiciones incômodas 
para obtener mejor visibilidad. 

El trdMJador deberia estar lo suficientemente entrenado, no sdlo para operar la màquina en 
forma efidente y s^ura, sino también para realizar la mantenciôn y reparaciones menores. La 
ccmdidén de los frenos, gûinches, cables, cuerdas, transmisiôn, embrague y otras partes debe 
ser levisada en forma regular. Los equipos y herramientas apropiadas para esto deben estar 
iiempie disponibles. 

S tamador también debe estar capacitado para planificar sus tareas y estar familiarizado con 
listes de veiificacidn simples, para no descuidar ningûn factor. En el trabajo, el operador debe 
mnumcasco de seguridad, protectores de ofdos, botas con sudas antideslizantes, vestimenta 
^ustada y guantes si manipula cables, alambres o cordeles. Las lesiones en las manos causadas 
por alambres rotos pueden produdr septicemia. 

No se deberian acqytar pasajoos en el tractor o remolque, si éstos no disponen de asientos 
seguios. Los camiones para d transporte de trozos, que cubren largas distandas en vias pdblicas, 



m 

debea iamiptir con la coglamentaciéii nadonal en rdadôn a a^iectos como luoet^ seiSalet 4e 
advatmcia y seilalizadén. 

6.6 Qtras Actividades Forestales 

En las Secciones 6.1 a la 6.S, se ha discutido algunas de las actividades f<Miesta]es màs 
importantes, desde un punto de vista ergondmico. Sin embargo, d tiabiyo fbcestd indoye 
tmbiétt una série de otas actividades. Algunas de dlas enderran riesgos muy e^wddes, por 
ejemplo d combate de incendios forestales y la flotadite de trcmcos, de los cuales trataiemos 
brevenwnte a continuaddn. 

6.6.1 Çgmbalc de Incendios Forestales 

El combate de incendios forestales es un trabajo sumamente exigente. El fuçgo a menudo dd>e 
combatirse en àreas remotas y aisladas y en terrenos irregulares, donde las condiciones pueden 
ser muy pobres y donde las soluciones apropiadas para situadones de emergencia (como atend<hi 
médica) deben ser buscadas. 

Sdlo trabajadores saludables y en buenas cmidiciones fTsicas ûdben sdeccionarse para este 
trabajo. Necesitan entrenamiento ffsico y también capacitaciôn e^)ecializada en primearos 
auxilios. A este respecto, debe enfatizarse los riesgos eq>eciales del combate dd fi:^o, por 
ejemplo: quemaduras, sobrecarga térmica, stress calorico, deshidrataciclto, enven«iamiento por 
monoxido de carbono. También deben ser capaces de reconocer conductas, en sus compaileros 
de trabajo, que pudieran indicar que estàn afectados en forma nociva por calor, nsonôxido de 
carbono o fatiga. Deben tener conciencia de la importancia de los porfodos de descanso y de la 
ingesta adecuada de Uquidos y de alimentos para mantener su capacidad de trabayo. 

Los trabajadores deben ser capaces de comprender los prindpios bàsicos dd comportamiento 
de los incendios forestales. Deben tener muy claro cuales son los factores y condiciones que 
pueden determinar cambios repentinos en d comportamiento dd l^go. A menudo, son estos 
cambios los que causan los accidentes (tambiài accidentes fsUales) y las situaciones de casi 
accidentes. 

Vestimenta 

Los bomberos forestales deben usar ropa y equipo que les de proteccidn contra el fu^o y el 
calor. Si no se dispone de esta, se debe utilizar ropa de algodôn, lana o lonn. No dd>en utilizarse 
telas sintéticas o de material mezclado si contimra màs de un 1S% de poliester. Siempre existe 
el riesgo de que esta tela se derrita con el calor y cause quemaduras. Nunca se debe usar 
vestimentas impregnadas o manchadas con aceite. Las camisas dd>en ser de mangas largas y las 
piemas de los pantalones, deben Uegar a la parte superior de las botas, de manera et no dejar 
ninguna parte de los brazos y piemas sin protéger. El casco de s^uridad y el calzado deben 
estar hechos de un material resistente al fuego. Se recomienda d uso de guantes. 

Qrganizaçién 

La c»rganizacién del control del fuego ûdbt ser eficiente y requiœ de personal expmmentado 
y con una mentalidad dirigida a la s^uridad. Las v(as de escape y las islas de s^uridad dd»en 
ser pluiifîcadas y dadas a oonocer. Se dd>e seftalizar en forma «q)ecial las zonas de alto riesgo. 
Toda la oomunicacidn debe s^ ripida y clara, verifieando que haya sido entendida. 
Interpretaciones equivocadas pueden ser fatales. Los jefes de cuadrillas deben conocer d terreno, 
lo que es especialmente importante cuando hay pendientes escaipedas, vaUes estredios y zaï^as. 
Este tipo de topografifa puede crear situadones de peligro ya que el fti^o puede avanzar 



140 

i^damçRte y ai^apar a un bombero. Otias condidones impuedecililes y, por k> tanto, pdigiosas 
ocunen cuando aixlen iieas altamente inflamables y cuando hay vientos variables. Ornuk) se 
orsaniza d contiol del fiiçgo, se debe tener présente ei riesgo de desordenes provocados por 
stress calôrico y por monéxido de caibono. 

SteessCaldrico 

En la Seccién 3.1.1. "Clima" , se describieron los desordenes por stress caldrico y los bomberos 

se mencionaron como un grupo de alto riesgo. 

La sobrecarga térmica tiene un intervalo màs corto que el golpe de calor (descrito en esa 
seccidn), pen> puede llevar a la persona a una incapacidad total en el lapso de un minuto. La 
organizacidn del trabajo en condidones tan agotadoras éehe adaptarse, por ejemplo, con un 
st^ma et rotadôn de los trabajadores màs expuestos. 

MongMdo de Cat^no 

El sistema de rotacidn es especialmente importante para evitar el envenenamiento por monoxido 
de carbono. Los efectos dd monoxido de carbono son insidiosos y los trabajadores no se dan 
Gumta del deterioro de su capacidad mental. 

Es escendal que d lider de la cuadrilla tenga mucha experiencia y conozca muy bien los 
riesgos involucrados en el control de incendios forestales. 

6.6.2 FlQtaçj^n de trpnws 

En muchos pafses, las vfas acuâticas han sido usadas por largo tiempo para transportar madera. 
Se utilizan diferentes métodos y técnicas para flotar troncos sueltos o agrupados (balsas) en nos, 
lagos o mar. 

Algunos lugares de trabajo, taies como los sitios de almacenamiento de trozas, son 
permanentes. Otros, como los lugares de oonstrucciôn de balsas a lo largo de las riveras de las 
vus acuàticas o en d agua y la flotacidn y gufa de troncos sueltos o balsas, son môviles. Las 
condiciones de vida son variadas. 

Todos los trabajadores relacionados con esta actividad, desempenandose en lugares môviles 
permanentes, deberian saber nadar y efectuar respiraciôn artificial. Nunca deberfan trabajar 
filera dd alcance visual o auditivo de otros trabajadores. 

Los trabajadores àdôtrim usar chaquetas de seguridad y calzado con suelas antideslizantes. 

Los botes deb«i estar en buenas condiciones y bien mantenidos y deben ser manejados solo 
POT trabajadores ccm experiencia. 

El numéro mâximo de personas y la carga permitida, debe estar claramente establecido y 
nunca excederio. I>d>e haber equipo salvavida adecuado. Los trabajadores debtrisn estar 
capacitados para salvar a alguien que cae por la borda. Deben saber que hacer si el bote se 
vuelca, como por ejemplo, sacarse el vestuario màs pesado y las botas. Por lo gênerai, es màs 
seguro mantenerse tomado del bote u otro objeto flotante que tratar de nadar una distancia larga, 
especialmente en aguas tempestuosas, Mas o correntosas. 

Otras con^rwciones como barreras, puentes y caminos altemativos, dd>m estar disefiados 
de tal forma que permitan realizar d trabajo en forma segura. Por ejemplo, debe haber espacio 
suficiente para moverse y para que dos tn^bi^adores pueden cruzarse. Las superfides deben ser 
paiejas, sin objetos sobresalientes. Deberia haber sopoites para afîrmarse en las partes 
pdigiosas. £1 equipo salvavida debe estar ubicado en lugares estratégicos, oi àreas de âidl 
acpeso, y estar disponible en sixième cantidad. 



141 

6.7 ProoegMiiieitto de madera 

Los temas ergon<Sinico& que se discutiràn brevemmte en esta seoddn, se leibiicàn eafKciahnefHe 

al aserrfo, a la elaboradôn de paneles y a la caipinterfa, ensamblsye y fabricacidn et madrés. 

Un ampUo rango de tecnologfas se utilizan en el procesamiento de la madera. Esto incluye, 
desde las industrias màs avanzadas de paneles en base a madera y modemos asefiaderos de 
diferaites tamafios, hasta pequefios fosos de aserrado y artesanos que solo usan herramieiitas 
manuales para fabricar muebtes. Los problenuis erg<mômicos que se disoiten mâs adelante, no 
cubren un anàlisis completo de los riesgos de estas industrias, pero sirvm de ejemplo para 
ilustrar algunos de los problemas màs comunes de seguridad y salud. 

Ademàs de los riesgos frecuentes de accidentes, muchos trabajos en las industrias de 
procesamiento involucran serios riesgos de enfermedades ocupadonales. Por ejemplo, el uso de 
pegamentos, pinturas y substancias qufmicas en las industrias de la madera involilcran peligros 
para la salud. También el polvo y otros productos téxicos que se originan en la madera, son 
posibles agentes de enfermedad. Se e^ prestando una atencién creciente en los pafses 
industrializados a las enfermedades relacionadas con el trabajo. Pero en muchos pafses aûn hay 
despreocupacidn por estos problemas. 




Figura 49 . Aserrado en foso. 



6.7.1 Riesgos de accidentes y medidas preventivas 

MjJqHJMi madcrcras 

Las màqtimas constituyeo uno de los principales agentes de accidentes oci^acionales en la 
industria de procesamiento de madera, causando alrededor de un lercio de todas las lesiones 
(Filipinas, 1977-1981). 



142 

La mayoda de las lesiones ocunidas en d trabajo maderero involucia a mas pocas méquinas 
bàsicas, ocMao las stonas circulares, sierras de huindui, miquinas para hacer molduras, cq»illos 
y moto^oras. 

1. Sierras circulares 

Puede producirse ccmtacto accidentai entre la mano y la siena y reiïotes de la madera, k) que da 

oomo res^tado accidentes severos, si las hc^as de la nerra no esttfn deindaniente jKOt^das. 




Figura SOa . Las hqjas de la sierra no deben estar desprotegidas. 

Para las mâquinas de aserrado longitudinal, la cubierta de la hoja de la sierra debe ser 
ajustable. La sierra también dd>e ten^ protector de hoja bajo la mesa, para evitar contacte 
accidentai con ella. Las contrôles, pédales y volantes deben estar a una distancia mfnima o al 
menos a medio métro de las hojas de la sierra y de los rodillos alimentadores. 

La mantenciân apropiada de las hojas de la sierra y la velocidad de alimentacidn, también 
mejoran la seguridad. El tipo de sierra mâs comtin para el trozado es la de péndulo montada 
sobre la mesa de aserrado. La hoja de la sierra debe estar protegida con una cubierta 
autoajustable. Después del trozado, un contrapeso ddberia. devolver la hoja de la sierra a una 
posicidn segura detrâs del cerco gufa. Los contrôles de encendido y apagado deben estar al 
alcance de la mano, pero a una distancia segura de la hoja de la sierra. 

2. Sierra dg huinsba 

Las mHrmas de seguridad son similares a las descritas para la sierra circular. Tanto la ruedas de 

la bauida superiw como las de la inferior deben estar cubiertas, al igual que el lado posterior de 

la hqja. Las gulas dd)en ser ajustables en altura y la cubierta dd^e seguir el ajuste de altura. 

Debe haber âcil acceso a un iireno para parar la hoja cuando se apaga la sierra. La mantencién 

y las revisiones frecuentes, por posibles defectos en la hoja de la sierra, son importantes medidas 

preventivas. 



143 




Figura SOb . Las hojas de la sierra deben estar siempre protegidas. 

3. Miquinas para fabricar molduras 

El objetivo del uso de estas màquinas es dar fonna a los bordes de la madera con variados 
disenos. La cortadora trabaja a gran velocidad y debe por lo tanto estar cercada, para evitar el 
contacte del trabajador con la herramienta y la exposiciôn a aserrûi y astillas. La mâquina 
también debe estar equipada con protecciôn contra rebotes de la madera. £>ebe haber fàcil acceso 
a un freno para parar la cortadora despues de apagarla. 

4. Cepillos 

Los cepillos màs peligrosos son aquellos de superficie, alimentados a mano. Una protecciôn 
ajustable de la mesa deberfa protéger la mano del contacto con la herramienta cortante. 



Comentarios générales 

Existen numerosas màquinas madereras que no se han mencionado en este texto. Sin embargo, 

las normas générales de seguridad para todas ellas, son las siguirates: 

- las partes que se mueven o se proyectan deben ser provistas con protecciôn; 

- en caso de emergencia, debe haber un freno al alcance para parar las partes môviles, 
después de detener la màquina; 

• se debe reconocer la importancia de la mantenciôn adeciiada de las herramientas y piezas, 
la tension apropiada y afilado, como también la importancia del manejo de las màquinas 
a las velocidiMles aprc^iadas; 

- solo personas ccm el oitrenamiento adecuado y familiarizados con la maquinaria édixn 
estar autorizados para manejarlas; 

- los operadores nuevos deben recibir capacitaciôn de personas experimentadas y con 
mentalidad orientada hacia la seguridad; 



144 

- la mantenciân y reparaciôn debe efectuarse solo dermes de detener la màquina y ciiando 
no hay ninguna parte en movimiento; 

- equipo de protecciôn personal como guantes, cascos, protectores de ojos y ofdos, 
delantales, botas y otros, édben usarse cuando sea s^ropiado. 

Diqx>sici6n de la planta, mantenciôn v maneio de materiales 

Un alto poicentaje de accidentes se produce al manipulât los bi^ies y transportar los materiales. 
" Caidas", "pararse o golpearse contra algo" y "golpes por objetos que caen" son las causas 
inmediatas mâs comunes de accidentes. Sin embargo, las causas rrâles de taies accidentes 
generalmente tienen su origen en una mala diqwsiciôn de los lugares de trabajo y de almacenaje 
en una mala mantenciôn. 

Para lograr un flujo de trabajo fâcil y seguro la sucesiôn de opaadones dd)e ser planifîcada 
cuidadosamoite. Se debe destinar espacio suficiente a todas las operaciones de trabajo. La 
disposiciôn de la planta deberia permitir a las personas, vehfculos y otros medios de transporte 
de material, moverse libremente y sin riesgos de colisiôn. Estos movimientos deben estar 
separados unos de otros. Cuando esto no es posible, las senales de advertencia deben indicar las 
pistas de transportes y los vehfculos deberfan tener alarmas de apoyo, para cubrir los puntos 
ciegos del conductor. Los equipos para levantar cargas debe tener indicada la carga màxima. 

Todas las herramientas, equipos y maquinarias utilizadas para el manejo de materiales deben 
inspeccionarse regularmente para detectar danos, desgastes y rupturas y para realizarles una 
mantenciôn adecuada. 

Para evitar resbalones y caidas, se debe mantener despejadas las escaleras, los cruces y las 
plataformas. Las medidas de las escaleras, plataformas y pasamanos, deben ser adecuadas para 
los movimientos corporales y de los pies. El suelo debe ser hecho de material antideslizante y 
àstoe mantenerse libre de obstàculos. 

El àrea de trabajo debe estâr limpia y sin tablones sueltos, recortes, aserrin o grasa. La 
mantenciôn no se debe dejar al azar. Las responsabilidades y la organizaciôn deben ser bien 
planificadas y cumplidas estrictamente. Una buena mantenciôn es una forma econômica de 
prévenir accidentes, como también de mejorar la productividad. Otras àreas donde la 
planifîcaciôn cuidadosa mejorarà la productividad y seguridad es en las canchas de trozado y de 
acopio de madera aserrada. Por ejemplo, las pilas deben ser estables para evitar que los trozos 
rueden o que las tablas se caigan. 

Para evitar el fuego, también es necesaria una buena mantenciôn. En todas las industrias de 
procesamiento de madera hay riesgos de incendio, especialmente por la presencia de partfculas 
taies como aserrfn, viruta o astillas. En estos materiales hay riesgo de autoigniciôn debido al 
sobrecalentamiento intemo. Las maquinarias también se pueden sobrecalentar si se cubren de 
polvo. Se deben seguir reglas estrictas en relaciôn a orden y limpieza, al hàbito de fumar y al 
uso de fuego y materiales o substancias qufmicas inilamables. 

La organizaciôn del combate del fiiego dd)e estar planifîcada cuidadosamente en lo que 
Teq)ecta a la capacitaciiki y reqwnsabilidad de los empleados, a la ubicaciôn de los equipos de 
c»ctinci<ki dd fiiego y a la mantenciôn de éstos. 

La instalaciôn, mantmciôn y reparaciôn de mâquinas eléctricas de procesamiento de madera 
y otras màquinas, equipos y tendidos eléctricos deben ser realizadas por electricistas calificados. 



145 




FifuraSl . Para evilar lesbalones y caidas debe haber pasos sobre nivd y plataformas en 

lugares estratégicos. 



m 

Natandea dt las ïesiones v |Mrte8 del cuerpo Iftsioiwdas 

De acuodo a las estadf^icas de Fillj^Hnas, las lesicMws prédominantes son laceraciones («i mâs 
dd 50% de los casos), contusiones y hematomas (fia cm un terdo de los casos). Las le^ones 
mâs comunes ocurren en los dedos, pies y cabeza. Ceica dd 40% de ellas afectan los dedos, las 
manos y los brazos. Alrededor de un 25% los pies, los dedos de los pies y las piemas y mâs de 
un 10% la cabeza. Si se hubiera utilizado el equipo de proteccidn personal adecuado, vale decir 
guantes, botas y cascos, gran parte de este 75% de accidentes podrfa haberse evitado por 
oompleto, o al menos las Ïesiones podrûui haber sido menos severas. 

6.7.2 Riesgos de salud y medidas de prevencidn 

Las estadfsticas de diferentes paises revelan que, en las industrias de procesamiento de madera, 
las enfermedades ocupacionales son mucho menos frecuentes que los accidentes. Por otra parte, 
de acuerdo a las mismas fuentes, estas son mucho mâs graves. Sin embargo, esto no 
necesariamente refleja la realidad. La defmicidn de enfermedades ocupacionales es por lo gênerai 
vaga y variable. Ademâs, muy a menudo la relacidn entre estas enfermedades y algunos factores 
ambientales es aùn desconocida. Es necesario considerar también que toma mâs tiempo 
desarroUar una enfermedad ocupacional. 

Ruido y Vibracién 

La disminucidn de la audiciôn causada por el ruido, tiene una defînicidn clara y puede ser 
atribuida fâcilmente a los nivelés de ruido demasiado altos en el lugar de trabajo. De acuerdo 
a estadfsticas de distintos pafses, el dafio auditivo es también la enfermedad ocupacional mâs 
ftecuente en las industrias de procesamiento de madera. 

La mayorfa de las mâquinas madereras producen un elevado nivel de ruido. Las herramientas 
cortadoras de alta velocidad producen por lo génial ruido muy daiîino de alta frecuencia. 
También hay otras fuentes de ruido taies como los sistemas de transportes, tablones que caen, 
material duro que se golpéa entre si, plaças vibradoras, sistemas de ventilacidn y compresores. 

Las enfermedades por vibraciôn de mano y brazo, no parecen ser un problema muy comùn 
en la industria de procesamiento de madera. Sin embargo, cuando se usan motosierras hay riesgo 
de dedos blancos inducidos por vibraciôn. Se ha observado que las vibraciones de todo el cuerpo 
son un problema para los trabajadores de aserraderos. Las vibraciones mâs comunes estân en el 
rango de 1-20 Hz y pueden provocar mareos, nauseas y dolores de cabeza. Una persona que 
trabaje de pie y esté expuesta a vibraciones puede verse afectada por venas varicosas. 

En las Secciones 3.2.2 y 3.2.3, se describieron en forma mâs detallada las enfermedades 
ocupacionales producidas por ruido y vibraciones y las formas de prevenirlas. 

PpIyp y constitoyentes tf xicos de la madera 

Como se menciond antes, el polvo de madera aumenta el riesgo de incendios y explosiones. 
También puede causar irritaciones de la piel, reacciones alérgicas, efectos tdxicos, enfermedades 
respiratorias y cancer. 

- Las irritaciones de la piel pueden ser provocadas por savia, aceites, résinas, trementina, 
bacterias u hongos propios de la madera. Si el polvo toma contacto con los ojos, nariz o 
garganta, puede provocar lâgrimas, estomudos, o sfntomas de tipo asmâtioo. 

- Las reacciones alérgicas pueden aparecer después de exposicidn repetida, lo que causa 
reacciones similares a las mencionadas mâs arriba, o picazôn en la garganta, fiebre alta y 
dolor de cabeza. 



147 

« Efectos téxiooSf taie» coino initaciones locales €|e la pid y ojos, ptuxten ser dL nsiiUido 
de contacto con maderas que contienen ciotas auiislaiiciis venenosas. Los efeeto» mtfs 
severos en la salnd por la inhalacién del polvo de estas madezas aon anémia, enfennedades 
al hfgado, actividad cardfaca deprimida, nauseas y véintto. La mayoria de estas maderas 
son de origen tropical. 

- Lasoifermedadesiespiiatonassonespecialmenlecomttnesentreempteadosdelaiiidustria 
de mudiles. Polvo muy fino, que es extiemadamente irritante para d tiacto ref^niatorio, 
se pmduGG en grandes cantidades cuando se lija la madera. La exposiddn a una variedad 
de polvos de madera puede producir enfermedades taies como asma bronquial y pulmon 
fibrosado. 

- Cancer al pulmén, amfgdalas, lengua, vfas nasales y laringe, debidos probablemente a la 
exposici<te al polvo de madera, han sido comunicados inincipalmente en la industria de 
muebles. 

Las medidas preventivas son la limpieza del polvo y sistemas eficientes de ventilaci<kt ccm 
aspiracidn en las opeiaciones o màquinas que producen polvo de madera. Cuando esto no es 
posible, el trabajador debe usar equipo de protecciôn respiratoria. Los empleados que estàn 
expuestos a este polvo, deben someterse exàmenes médicos regulares. 

Substancias qufmiças. pcgamcntos y solvgntgs 

Se utiliza una gran variedad de substancias quimicas para prot^er la madera de la (testruccidn 
por hongos e insectos. Estos productos pueden ser aplicados con brochas o por fumigaddn, 
inmersiôn, osmosis o inyecciôn. Debido a que el uso de estas substancias involucra distintos 
riesgos para la salud, se debe evitar el contacto directo c(Mi ellos. Se ha comunicado irritacidn 
de los ojos y piel, bronquitis, reacciones alergicas y envenenamiento severo en los trabajadores 
que manipulan estas substancias. La î^licaciôn de estos productos siempre debe seac lealizada en 
sistemas cerrados. Incluso con el uso de estos sistemas cerrados, todavâi es posible el contacto 
entre el trabajador y la substancia debido a filtraciones de vapores o derrames de envases 
defectuosos. 

Nuevas substancias qufmicas son introducidas cada ano al mercado. Muy a menudo d efecto 
de estas sobre la salud es desconocido. Todas estas substancias deben ser manejadas con d 
mayor cuidado. 

Otro factor que causa problemas de salud, especialmente en la £tibricaci<5n de chapas, madera 
aglomerada y madera enchapada es el uso de pegamentos, particularmente los artifîdales. La 
mayoria de ellos son adhesivos sintéticos en base a formaldehido y adhesivos de neoprén. 
Ademàs de las enfermedades a la piel, reacciones alergicas y eczéma crdnico derivado dd 
contacto directo, estos pegamentos pueden causar intoxicaciôn sistémica. A bajas concentradones 
de formaldehido en el aire, los ojos y d tracto respiratorio superior se irritan. Si la concentiacidn 
aumenta, el problema se hace mâs severo. Arden los ojos, la nariz y la traquea. Los ojos 
comienzan a lagrimear. La persona expuesta tiene dificultades para respirar y puede sufrir tos 
espasmddica severa. Si se respiran altas concentradones, puede ser Êital. 

Junto con d empleo de pegamentos, pinturas y bamices, en las industrias de prooesamiento 
también se usan numerosos solventes taies como alcohdes, eter, derivados dd glicol, aguanis, 
etc. La irritadtto de las muoosas y de la piel es un problema comiin. Algunos solvoites tanri>ién 
producen reaccicMies alergicas y eczémas e incluso pueden afectar d sistema nervioso central. 
La bencina, el tetracloroetano y d tetracloruro de caitono, son ejemplos de solventes altamente 
tdxicos, los cuales no deberfan ser utilizados. 



148 

Litts medtdas pneventivas, para prote^r a los trabajactores de enfermedades ocupacionales 
camadas par productos qufmksos tékioDS, son: 

- cambiar las substancias pdigrosas por ùtxas que sean menos perjudidales para la salud; 
^ aislar los prooesos dcmde se usan substancias daiiinas; 

- instalar ventilaciôn eficiente y otorgar facilidades para lavarse. 

A todos los trabiyadoies exiNiestos a substancias qufmicas pdigrosas, se les debe dar 
informaddn i^rofnada, instnicciones y entrenamiento para la manipulacién de estas substancias, 
destacando la necesidad de la higiene personal, del uso de equipo de proteccién y el tratamiento 
de emergencia en caso de exposicién accidentai. Se debe usar equipo y vestuario de proteccién 
Personal, como botas de goma, delantales y guantes, protectores faciales, mascaras respiratorias 
y cualquio: otro implemento que sea necesario. Se ddbc organizar la entrega y la mantenciôn del 
equipo de proteccién personal. Respecto a la mantencién, se debe poner enfasis en la limpieza 
y en la révision regular de danos o filtraciones. El equipo de primeros auxilios debe estar 
siempre disponible, al igual que los implementos para el tratamiento en caso de intoxicacién. Los 
trabajadores expuestos deben ser examinados periodicamente por un médico. 

MQVJTT^jgntQs y pQsturas dç trabaJQ 

Por lo gênerai, los trabajadores en la industria de procesamiento de madera, deben realizar sus 
actividades en posicién de pié o caminando. M uy a menudo, sin ninguna posibilidad de sentarse 
aunque sea por un perfodo corto. Muchos trabajos, especialmente en plantas pequeflas o antiguas 
son ffsicamente pesados. Pero incluso cuando los trabajos no son pesados, una mala posicién de 
trabajo puede provocar enfermedades ocupacionales severâs taies como la tendosinovitis 
(inflamacién de los tendones). Debido a los ciclos cortos de trabajo, con movimientos ràpidos 
y lepetitivos y en lugares de trabajo con diseiîos antiergonémicos, la tendosinovitis ocurre con 
firecuencia en las manos, munecas y antd)razos. Los dolores de la espalda baja y de cabeza, son 
otros pr(^lemas comunes. 

Otro efecto inflamatorio es la bursitis. En este caso, las partes del cuerpo màs comunmente 
afectadas son las articulaciones del hombro y de las rodillas debido a las presiones repetidas en 
ellas. Si A'ecuentemente se transportan cargas pesadas, como maderas aserradas o vigas, los 
trabajadores pueden tener bursitis en los hombros. 

Los lugares de trabajo ergonémicamente disenados, con las alturas de trabajo apropiadas, con 
paneles y contrôles bien ubicados, con suficiente espacio y la disponibilidad de herramientas, 
mâquinas y otras ayudas apropiadas, pueden resolver muchos de estos problemas. 

6.7.3 Qtros factores grgonéffîiços 

Es comiSn la iluminacién insuficiente en las industrias de procesamiento de madera. Ademâs de 
la mala iluminacién, el resplandor de làmparas sin pantallas y la mala ubicacién de làmparas y 
ventanas pueden incomodar al trabajador. Aunque la persona puede no estar conciente, la fialta 
de Ittz puede producir fatiga, dolores de cabeza e incapacidad para concentrarse. La iluminacién 
inadecuada puede dar como resultado un trabajo de mala calidad, menor rendimiento y mayores 
fie^gos de accidentes. Medidas tan simples como limpiar el polvo de las làmparas y ventanas 
puede mejorar las condiciones de iluminacién en forma notable. 

Clima 

Cuando el clima es hiimedo y càlido, la ventilacién puede ser necesaria para reducir el stress 
calérico. El agua potable deberla estar siempre al alcance de los trabajadores, de manera que 
no tengan que esperar los perfodos de descanso para poder beber. 



m 

dittabaio 

Q tnfaoLJo monàtono y repetitlvo, sin que el tiabaia(k>r tin^ la po»bilidad de controlar su profiio 
ritmo o método et tnA»^, el omtacto limitado con los oc^^as, debido al niido, la distanda, 
éL ritmo de trabajo o el airîamiento y el tndiajo noctumo o por tumos» son algunos de los 
fa<^ofes <]ue pueden causar "prcbiemBS pucosomàticos'' . Camfoios en la organizaciôn y ti diseiio 
del trabo^o, pueden ayudar a mejorar los efectos p^x)sociales dd ambiente de trabs^o. 



7. EL USO DE LAS LISTAS DE VERIFICACION ERGONOMICA 

7.1 Antécédentes y Qbjetivos 

Una lista de verificaciôn no substituye el conocimiento. Màs aùn, ha demostrado sa màs 
efectiva, mientras mayor es la experiencia de la persona que la usa. No importa cuanto 
conocimiento y experiencia tenga una persona, la lista de verificacidn es indiqiensable para el 
anâlisis y la evaluaciôn ergonômica. El uso de la lista de verificaciôn, evitarà subestimar 
cualquier aspecto ergonômico de importancia para la evaluacidn. También entregarà datos 
comparables de estudios y anâlisis realizados por diferentes personas, en oportunidades difeientes 
y con objetivos diferentes. 

Una lista de verificacidn es Util cuando: 

- se evalùan nuevos disenos de herramientas, mâquinas, equipos, etc.; 

- se evaliian organizaciones y técnicas nuevas de trabajo; 

- se evalùan lugares de trabajo completos, incluyendo herramientas, mâquinas, equipos, 
organizaciôn del trabajo, métodos y técnicas; 

- se compran herramientas maquinarias, equipo, etc.; 

- se realizan inspecciones de seguridad; 

- cuando se ensefia ergonomfa. 

En algunos casos, sera necesario llevar a cabo mediciones suplementarias, usando métodos 
e instrumentos màs sofisticados, por ejemplo, cuando se analiza la exposiciôn a ruido, la 
carga fîsica de trabajo o las condiciones nutricionales. Sin embargo, muy a menudo, las listas 
de verificaciôn bien preparadas y bien disenadas, que incluyen entrevistas, entregaràn 
informaciôn suficiente acerca de las condiciones de trabajo que se evalùan. 

Los objetivos de una lista de verificaciôn o^onômica, cuando es usada para la investigaciôn 
de problemas o en los procesos de planificaciôn y disefio son: 

- asegurar un estudio sistemâtico y lôgico del problema a resolver; 

- maximizar las posibilidades de reunir solo los datos relevantes, ademàs de los antecedantes 
importantes; 

^ minimizar los riesgos de perder informaciôn; 

- ayudar en los procesos de toma de decisiones. 



li@ 

Pam la adininistzaciôn operactonal, una lista de verificadôn se usa para leunir <)atoSv <)e tàpo 
met faêen ctiaiilBtivos ^le am^tativot. £1 oliyctivo entonces, no es feunir mfofmaddn para un 
antOists estadistioo, sino obtener tma visién genecal de las condidones de tratMgo, ^ue le penntta 
al evaltoukir aefialar ai iDima jMecisa tes condicùMies crfticas. Las ccmdiciones identifîcadas como 
sidM^ytimas o inacq^bles, ddien ser objeto de mayores estudios. Puede ser neœsario «mtratar 
expertes pan la lealizacidn de inveiràgaciones deddladas y para la bûsqueda de soludoœs a los 
problemas. 

Br gênerai, todas las listas de voificacidn édbaizn incluir entrevistas con las partes 
involucradas. Los trabajadorra estudiados y los supervisons, dd>en s^ considerados como 
expotos en sus prc^ias condiciones de trabajo. Si las entrevistas se realizan cuidadosamente, en 
forma reqïetuosa y con amplitud de criterio, se verà que siempre son una fiiente de informaciôn 
valiosa. También evitaràn la mala interpretaciito de informaciôn recopilada con otros métodos 
y técnicas. 

7,2 CondickMWS Rcqtfwidas 

Para d}taier los mejores resultados al usar una lista de verificaciôn, se éeben cumplir los 
siguientes requiâtos: 

- el usuario de la lista de verificaciôn debe traer conocimientos, experiencia y estar bien 
preparado; 

- el usuario debe buscar la objetividad y de preferencia tener una relaciôn de independencia 
con las partes involucradas; 

- Se ddbe otorgar una introduccién detallada a todas las personas involucradas, o a sus 
iq>resentantes (ejecutivos, empleados, miembros de los dq>artamentos médico y de 
seguridad, etc.), en relaciôn a los antécédentes, objetivos y prooedimientos del estudio, por 
ejemplo, métodos que se usaràn, como se presentarân y utilizarân los resultados y cômo 
se harà el seguimiento del estudio; 

- la aprobaciôn de todas las partes debe obtenerse antes de comenzar la evaluaciôn; 

- la décision de las personas que no aceptan participar en el estudio, especialmente en una 
entrevista, debe ser respetada y completamente aceptada; 

- se debe dar tiempo suficiente para las observaciones y entrevistas y para tomar notas 
adicionales, comentarios, fotografCas o dibujos relacionados con los temas cubiertos en la 
lista de verificaciôn; 

- se debe as^urar un ambioite tranquilo y una atmôsfera relajada durante las entrevistas; 

- no debe haber observadores durante la entrevista; 

- de ineferenda el entrevistadcM' y el entrevistado deben hablar el mismo idioma, de manera 
de evitar la presencia de una tercera persona, un interprète, durante la entrevista; 

- de^iMies de completar la entrevista, al entrevistado se le debe entregar la direcciôn, para 
que se contacte oi caso de que quiera cambiar o agregar algo a lo dicho durante la 
entrevista; 

- cualquio* actividad de retroalimoitaciôn o de seguimiento que se haya prometido durante 
la introducci<te o la entrevista debe realizarse. De otra manera no se puede esperar 
cohdx>raci<ki futura de las partes involucradas; 

- se debe dejar tiempo suficiente para el anàlisis de la informaciôn, el cual debe hacerse tan 
pronto como sea posible. Las notas, esquemas y, en especial, las respuestas a las 
entrevistas, siempre deben ser interpretadas por la persona que las realizô; 



m 

^ las entrevistas a grupos debaâa ser fealizadas solo por penonas con experienda, ya que 
sieiiq»e se coixe d riesgo de obtener unkamenie la opinion ofidal, o la opinién dd 
"lider", que no lefleja necesariamoite la opinion dd grupo. 

Como se mendoné anteriormente, una lista de verificacién, también puede ser una ayuda util 
para la capadtaciôn ea ergonomfa. De preferencia, la lista de verificadôn se usarà hada d final 
de la capacitaddn. £1 ejercido daià a los estudiantes la oportunidad de aplicar las teoria 
spendida en situackmes reaies. El ejerddo tambiâi servira como evaluaddn para instructores 
y estudiantes. En otras palabras, permite detectar lo que se ha aprendido o lo que se ha 
malinterpretado. Darà una vision dd tipo de entrenamimto posterior que puede ser necesario. 

En este manual se induye un ejemplo de una lista de verificacién ergondmica, que 
originalmente se desarrolld con fines de capacitacidn. 

La lista de verificacién es bastante detallada, motivo por el cual, puede ser utilizada tambiâi 
para los otros propôsitos mencionados anteriormente. Puede ser empleada siguiendo las 
"instrucciones" générales discutidas en esta secciôn. Sin embargo, se daràn algunas 
"instrucciones" adicionales que pueden ser utiles cuando se emplee esta lista en particular. 

7.3 Como Utilizar la Lista de Verificadôn 

La lista de verificacién esta disenada para ser utilizada sélo para un trabajador o trabajo a la vez. 
No hay que olvidar que cada trabajador con un trabajo especffico es ûnico. De modo que debe 
haber una lista de verificacién para cada trabajador o trabajo que se évalue. 

Antes de comenzar a usar la lista: 

- haga un esquema del fiujo total del proceso. Indique donde estàn localizados los lugares 
de trabajo. El esquema familiarizarà al usuario de la lista de verificacién con el proceso 
de produccién y también sera util para el informe del estudio; 

- haga un dibujo simple o tome fotografias de los trabajadores y su lugar de trabajo; 

- las fotograffas de las posturas de trabajo, herramientas, ayudas, etc. también pueden 
resultar utiles; 

- escriba una descripcién de la actividad que hace el trabajador estudiado; 

- antes de cada pregunta, indique si esta puede ser respcmdida sélo mediante observaciones, 
si las observaciones deben ser complementadas con una entrevista o si la pregunta debe ser 
respondida con la informacién obtenida en la entrevista. 

Los sfmbolos utilizados son: 

ER = entrevista recomendable para complementar las observaciones 
EN - entrevista necesaria 

- Comience con las observadones, contestando todas las preguntas sin marcar. Esto éébe 
hacerse de preferencia sin molestar al trab^ador. Continde con la entrevista y req)onda 
todas las preguntas marcadas ER y EN. 

- En la mayorfa de los casos se puede usar la lista compléta, ya que los temas que no son 
aplicables se eliminarân al seguir las instrucciones que seftalan "si es Ijû ver..." o "si es 
Si ver...". 



1S2 

- Siempie se necesituà informacién adidonal de la admtiiistiicidn, de h» departameiitos 
médioos y de seguridad y de ios représentantes de los sindica^os o asodac^ies de 
txabajadcrâs. 

- De^Niés de cada secci<ki hay un espacio para "Comoitarios", que dd>e ser utilizado para 
cualquier acotacidn o comentario rdevante para cada seociôn en partioilar. Las mqoras 
que son necessuias o recxMnendi^les se deben anotar. Soluciones nuevas o pooo frecuoites 
que tian sido iq)licadas ya con éxito, pueden citarse como buenos ejemplos. 

- Marque cada item para los cuales se édbca tomar medidas para meforar las condiciones. 
Enderre en un d^rculo el numéro dd item. Aquellos que requieren medidas urgentes, debm 
destacarse, por ejemplo, marcândolos con un color notorio. 

7.4 Lista de Verificacién Ergon6mica de un Lugar de Traba,jo 



Trabsyo 


Empresa 


Lugar de trabajo 


Ocupaciôn principal 


Nombre 


Edad 


Nombre evaluador 


Fecha 



No. empleados 


Hombres 


Mujeres 


Oficina 






Produccidn 







PIBUJO PEL LVQAR PB TRABAJO. 

(Realice una descripciôn simple del lugar de trabajo en estudio. Marque la posiciôn del 

trabajador y la ubicacién de màquinas/equipos/materiales). 



1S3 



PESCRIPCIOW PEL TEABAJQ 

(lista de actividades que realiza el trab^adcnr estudiado y tiempo estimado en poicentsye 

dedicado a las diferentes actividades.) 



N OT A: 

HR = Se recomienda entrevista para complementar las observaciones 
EN = Entrevista necesaria 



1. POSTURAS DE TRABAJO SI NO 

1.1. Sentado 

1.2. Sentado/de pie 

1.3. Depie _ _ 

1.3.1. ^se puede realizar el trabajo sentado 

o sentado/de pie? 

1.3.2. ^Existe una silla disponible para 

pausas cortas? 

1.4. De pie/caminando 

1.4.1. ^Existe una silla disponible para 

pausas cortas? 

1.5. Sillas: 

1.5.1. ihà silla esta bien disenada? 

(En relaciôn a la altura,asiento,apoyo 

de brazos y espalda). 

1.5.2. ^La silla es ajustable? 

1.5-3. ^Existe algo para apoyar los pies? 



w 

L6. El tramo imidica: 

1.6.1. ^Una decciôn libre de la posiciôn de 
trabajo? 

1.6.2. ^Una posicidn ^a? 

1.6.3. ^Trabajo muscular estàtico? 

1.6.4. ^Movimientos asimétricos o hacia un 
solo lado? 

1.6.5. iMovimientos frecuentemente rq)etidos 
sin variedad? 

1.6.6. ^Esquemas complicados de trabajo? 

1.6.7. ^Movimientos incômodos o cansadores? 
(£j: trabajar con los brazos por sobre 

los hombros, cabeza, girando, doblandose, 
inclinàndose) 

(EN) 1.7 Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn 
a los items 1.1 - 1.6) 



2. HERRAMÏENTA(S) Y EQUIPQS 

2.1 ^Utiliza el trabajador alguna herramienta 

equipo? 

Si la respuesta es NO continue en 3 
Si la respuesta es SI responda a las 
preguntas 2.2 a 2.8. 

2.2 ^Que herramienta(s)/equipos se usan y en que trabajo? 



ISS 



IPP^»"Wli^flli»P«pWWBW|l^^(|^piWWiiifiiW|p||(W|«(i||^^ 



(ER) 2.3 ^Con <|ue frecuenda se utilizan la o las lierminiaita(8)/ 

equipo? (continuamente, a moiudo, en ocasiones, lara vez). 



(ER) 2.4 ^Las herramientas/equipo scm las mâs 
adecuadas para realizar el trab^o? 

Si la re^uesta es n^ativa explique p(»que 
(ej: muy pesada, diseffo inapiopiado» ^c.) 

(ER) 2.5 ^Tienen las herramientas mangos adecuados? 

2.6 ^Tienen las herramientas buena mant^ciôn? 

(ER) 2.7 ^Es posible realizar el trabajo en mejor 

forma o mâs eficientemente si se utiliza alguna 
herramienta o equipo adicional? 

Si la re^Miesta es afirmativa seiUde que herramienta/ 
equipo y para que faena 



(EN) 2.8 Sugerencias para mejorar las condiciones 
(relacionadas a items 2.1-2.7) 



INDICADQRES Y CONTROLES 

3.1. ^Utiliza el operador algùn indicador 
o control? 

Si la respuesta es NO continue en 4 

Si la respuesta es SI responda de 3.2 a 3.9 



3.2 Cuales: 

^Contrôles?... 
^Indicadores?. 



1S6 

(ER) 3.3 ^Con que frecuenda se utiihBan los controles/indicadores? 



(EN) 3.4 ^Es fôcil operar los contrôles? 

(ER) 3.5 ^Està indicada la funcidn de los controles/indicadores 
en forma clara y comprensible? 

3.6 ^Està el operador claramente informado cerca de las 

funciones de los indicadores/controles? 

3.7 iLa. ubicaciôn de los contrôles es Idgica y adecuada? 

3.8 ^Podrfa realizarse el trabajo en forma mâs fiîcil/eficiente si se 

utilizara algûn control o indicadores adicionales? 

(EN) 3.9 Sugerencias para mejoramientos (en relaciôn a los items 
3.1-3.8) 



4. CARGA FISICA DE TRABAJO (de preferencia deberfa estar 
apoyséa. con mediciones) 

4. 1 ^Es el trabajo realizado muy pesado durante la mayor 

parte del tiempo? 

4.2 ^Es el trabajo moderado durante la mayor parte del tiempo, 

pero con algunos momentos muy pesados? 

4.3 Mencione las actividades màs pesadas 



4.4 ^Es el trabajo liviano la mayor parte del 
tiempo? 

(EN) 4.S Opinion de los trabîyadores acerca de la carga ffsica 
de trabajo (4.1 -4.5) 



157 



(EN) 4.6 Sugeiencias para mejorainiento (en relaciito a los 
items 4.1 - 4.5) 



5. LEVANTAfi, TRANSPORTAR, EMPUJAR Y TIRAR EN FORMA MANUAL 

5.1 Implica el trabajo: 

5.1.1 iLevantar manualmente? 

5.1.2 iTransportar manualmente? 

5.1.3 ^Empujar manualmente? 

5.1.4 ^Tirar manualmente? 

Si la respuesta es NO vaya a 6 

Si la respuesta es SI conteste 5.2 y 5.3 

5.2 Haga una descripciôn brève de las cargas 

Peso: 

Forma: 

Frecuencia de traslado (por hora) 

Distancia de traslado: 



(EN) 5.3 Sugerencias de mejoramiento (en relaciôn a los items 5.1 
y 5.2) 



6. VISIBILIDAD E ILUMINACION 

(EN) 6. 1 (.Existe visibilidad adecuada? (en relaciôn a postura 
de trabajo, scguridad, fatiga, eficiencia) 

6.2 ^El lugar de trabajo tiene luz 
artificial o natural? 



158 

mmmÊmmmmmmitmmmmmmmÊtimmmmmmmÊmÊmmmmmtimméim 

6.3 ^Qué tipo de luz artifidal existe? 



6.4 iSi el lugar de trabajo tiene luz artiilcial, le molesta 
al trabajador: 

(ER) 6.4. 1 ^Parpadeo de la lampant? 

(ER) 6.4.2 ^Demasiado contraste? 

(ER) 6.4.3 ^Fluctuaciones claro obscuro dentro de 
su campo visual? 

(ER) 6.4.4 ^Deslumbramiento o reflejos? 

(EN) 6.5 Segdn el trabajador, ^està el lugar bien iluminado? 

(EN) 6.6 ^Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a los 
items 6.1-6.5) 



7. RUIDO (de preferencia debe complementarse con mediciones) 

7. 1 ^Està el trabajador expuesto a ruido? 

Si la respuesta es NO continue en 8 
Si la respuesta es SI conteste 7.2 - 7. 1 1 

(ER) 7.2 ^Cual es (son) la fuente(s) de ruido? 



(ER) 7.3 ^Durante cuanto tiempo por dfa el trabajador esta 
expuesto al ruido? 

Horas/dfa 

7.4 ^Es el ruido continuo o intermitente? 



7.5 iHay niidos impulsivos? 



159 



(ER) 7.6 Segûn d trabiyador ^el ruido es molesto? 
Si la re^uesta es SI, ^de que maner? 

7.7 ^Puede eliminarse la(s) fuente(s) de ruido? 

Si la respuesta es SI, ^de que manera? 

7.8 ^Puede aislarse la fuente de ruido? 

Si la respuesta es SI, ^de que manera? 



7.9 iE\ trabajador usa protectores? 

Si la respuesta es SI ^de que tipo? 

(EN) Si la respuesta es NO, ^porqué no los usa? 



(ER) 7. 10 ^Existe alguna senal de advertencia u otra comunicacién auditiva 
necesaria para realizar el trabajo? 

(EN) Si la respuesta es SI, ^puede oirlas el trabajador? 

(EN) 7. 1 1 Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a los 
items 7.2 - 7.3) 



8. VIBRACIQNES 

8. 1 ^El trabajador esta expuesto a vibracidn? 

Si la respuesta es NO, continue en 9 

Si la respuesta es SI, responda de 8.2 a 8.9 



160 



8.2 ^Qué tipo de vibiadén? 

8.2.1 iVibraciôn mano-brazo? 

8.2.2 ^Vibracidn de todo el cueipo? 

8.3 ^Cual es (son) la(s) fuente(s) de vibracidn? 

(EN) 8.4 ^Durante cuânto tiempo al dia debe estar el trabajador 
expuesto a vibracidn? 

Hs/dfa 

(EN) 8.5 ^Segun el trabajador la vibraciôn es molesta? 

8.6 iPuede eliminarse la fuente de vibraciôn? 

Si la respuesta es SI, ^de que manera? 

8.7 ^Puede aislarse la(s) fuente(s)? 

Si la respuesta es SI, ^de que manera? 



(EN) Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a los items 
8.2 - 8.7) 



9. POLVO. HUMQ. GAS. AGENTES OUIMICOS. ETC 
(ER) 9. 1 Esta el trabajador expuesto a: 

9.1.1 iPolvo? Fuente 

9.1.2 iHumo? Fuente 

9.1.3 iGas? Fuente 



l«t 



9.1.4 ^Sustancias Qufmicas? 

porejemplo 

9.1. 5 ^Otras sustancias de riesgo? 

porejemplo 

(ER) 9.2 ^La ventilaciôn es adecuada? 

(ER) 9.3 Si el trabajador esta expuesto a aserrfn 

^se extrae este adecuadamente del lugar de trabajo? 

(ER) 9.4 Si el trabajor esta expuesto a gas, 
^usa mascara? 

(ER) 9.5 Si el trabajador esta expuesto a agentes qufmicos, 
^usa ropa protectora (guantes, zapatos, delantal) 
o mascara antigases? 

(ER) 9.6 ^Sufre el trabajador algùn problema médico relacionado con aserrfn, 
humo, gas, productos qufmicos (irritaciôn de ojos, piel, ronquera, 
eczéma, asma? 

(EN) 9.7 Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a los items 9.2 - 9.6) 



10. FACTORES CLIMATICOS 
(EN) 10. 1 Esta el trabajador expuesto a: 

10.1.1 Frfo 

10.1.2 Calor 

10.1.3 Humedad 

10.1.4 Corrientes de aire 
(EN) 10.2 Sugerencias para mejoramiento 



i«2 

U. STRES55. CARGA MENTAL DE TRABAJQ 

(EN) 11.1 ^Es d ritmo de tratnyo controlado por d 
trabajador? 

Si la reiq)uesta es SI, continue a 11.2 

Si la respuesta es NO, d ritmo esta controlado por: 

11.1.1 ^La mâquina que d trabajador esta 
opennéof 

11.1.2 60tra(s) màquina(s) o trabajador(es) antes o 
después de éi en d proceso de produccidn? 

11.1.3 ^Otros factoies? 

Si la respuesta es SI, descrfba 



(EN) 1 1.2 ^Puede d trabajador determinar cuàndo hacer una pausa corta? 

11.3 ^Es d trabajo muy rq)etitivo? 

^Con que frecuencia se rq)iten los mismos dementos de trabajo 
en un perfodo de 10 minutos? 



(ER) 11.4 ^Puede d trabajador degir los métodos, herramientas y 
técnicas? 

11.5 ^Tiene supervision directa? 

(ER) 11.6 ^Implica d trabajo interacddn social o 
cooperacidn de otras personas? 

11.7 ^Està el trabajador aislado la mayor parte del tiempo? 
(excepto durante pausas largas) 

(EN) 11.8 ^Rotael trabajador entre diferentes tareas? 

(EN) 11.9 Sugerencias para mejoramiento (en relad<to 
a los items 11.1 - 11.8) 



1«3 



12. lORNADA DE TRABAJQ 

12. 1 La persona trabaja: 

12.1.1 ^Sôlo de dfa? (no antes de las ô.a.m., 
ni después de las 6 p. m) 

12.1.2 ^Dostumos? 

12.1.3 iTres tumos? 

12.1.4 ^Otro horario de trabajo? 

(por ej. cuando se cambian tumos) 

12.2 El trabajo 

Comienza a las hrs. 

Termina a las hrs. 

12.3 El trabajo dura: 

^Cuantos dfas por semana? dfas. 

^Cuantos meses por ano? meses. 

(EN) 12.4 ^Hay pausa(s) para colaciôn? 

Si la respuesta es SI: 

Desde las a las hrs. 

Desde las a las hrs. 

^Donde se toma la colaciôn?: 

(EN) 12.5 ^Toma el trabajador otras pausas? 

Si la respuesta es SI: 

iCon que frecuencia?: 

iCuanto tiempo cada vez? min. 

iEn que lugar?: 

(EN) Sugerencias para mejoramiento 



164 



13. ASPECTQS GENERALES PB SEGURÏPAD Y SALUP 
(EN) 13. 1 ^Se ha accidentado alguna vez en su trabajo? 

Si la respuesta es SI àé detalles 



(EN) 13.2 ^Recuerda de algùn accidente fatal u otros que 

Ueven a la pérdida de trabajo de alguno de sus compaAeros? 

Si la respuesta es SI proporcione detalles 



(EN) 13.3 ^Esta el trabajador expuesto a riesgos 
obvios de accidente? 

Si la respuesta es SI ^cual? 



13.4 ^Expone el trabajadora otras personas 
a riesgo de accidentes? 



Si la respuesta es SI ^cômo y a quienes? 



(EN) 13.5 ^Hay normas de seguridad en el trabajo? 

Si la respuesta es SI ^son adecuadas? 

(EN) 13.6 ^Es adecuado el equipo de primeros 
auxilios disponible? 

(EN) 13.7 ^Hay alguien en el lugar de trabajo 

capacitado para dar primeros auxilios? 



I6S 



(EN) 13.8 ^Se qtieja el trabsijador de algiSn problema de salud? 
Si la re^uesta es SI, dé detalles 



(EN) 13.9 ^Sabe el trabajador de algûn compafiero 
de trabajo que haya abandonado el 
empleo por problemas de salud? 



Si la respuesta es SI, dé detalles. 



13.10 ^Està el trabajador expuesto a algùn 
riesgo obvio de salud? 

Si la respuesta es SI, ^cual? 



(EN) 13.11 ^Tiene aœeso el trabajador a un servicio 
médico adecuado? 

(EN) 13.12 Comentarios y sugerencias 



14. h Q ÇM Y FAÇILIPAPES 

14.1 ^El trabajador puede ingresar y abandonar 

el lugar de trabajo en forma fàcil y segura? 

14.2 iExisten vfas marcadas en forma 

Clara, con signos de advertencia? 

14.3 ^Existen apoyos auxiliares suficientes? 

(escalones, manillas, barandas, etc.) 

Si la respuesta es SI, ^es el lugar y disefio adecuado? 

14.4 ^Son las cabinas, plataformas y otras 

construcciones seguras? 

14.5 ^Estâ el piso libre de obstrucciones 

o riesgo de resbalar? 



1^ 



14.6 ^Hay sufkâente espado de irabi^ oomo 

para des^lazar se en forma libre y s^ura? 

14.7 ^Estàn los componentes mdviles, peligrosos de las mâquinas debidamente 

protegidos? 

14.8 ^Està el equipo contra incendios ubicado en forma 

adecuada y listo para ser utilizado? 

14.9 ^Exist^i facilidades higiénicas y sanitarias? 

(baflos,duchas) 

14. 10 ^Existe mantencidn adecuada del lugar 

(almacenamiento adecuado de herramientas, 
materias primas y productos, limpieza, 
botado de basura, mantencidn del lugar 
y equipo)? 

14.11 ^Se mantienen y revisan las mâquinas y 
equipos en forma regular? 

14. 12 ^Son seguras las instalaciones eléctricas 

y revisadas y mantenidas en forma regular? 



14. 13 Otras observaciones. 



(EN) 14.14 Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a los 
items 14.1 - 14.13) 



m 



15. EQUIPQ DE PRQTECaOW PERSONAL 



Equipo 


No 
necesario 


Necesario 


No 
usado 


USMIO 


No 
entnsigado 


Entn^ado 


FfOCIMICta 

de 

nempUao 

equipo 


IS.lCascode 
seguridad 
















1S.2 Pfotoctûr 
deoidos 
















15.3 Protector 
de ojo8 
















15.4 Ouantes de 
se^ridad 
















15.5 Pantalon 
de seguridad 
















15.6 Botas de 
seguridad 
















15.7 Mascara 
anti gas/polvo 
















15.8 Ropa 
protectora 
















15.9 Otros 
equipos de 
protecciôn 
Personal. 
Por favor 
especifique 

























(EN) 15. 10 6Se mantiene el equipo de protecciôn personal 
limpio y en fonna apropiada? 

Si la respuesta es SI ^quien lo hace? 



^Con cuanta frecuencia?. 



(EN) 15.11 Sugerencias para el mejoramiento del equipo de 
proteccidn personal 



im 



16. HERRAMnSTfTAS PB AYUPA PARA VOLTEQ. PESRRAME Y TROZAPQ 

SEGURO DE ARBOLES 



Hémunientas de ayuda 


No 
necesario 


Necesario 


No 
usado 


Usado 


No 
entregado 


Entiegado 


16.1 Palanca de volteo 
Tipo 














16.2Cufia8 

Tipos .... 














16.3 Aparatoft para 
levantar (gauchos* 
lenazas, elc.) 
Tipos 














16.4 Hemunientas de 
ayuda para sacar 
irboles suspendidos 
Tipos 














16.SOtra8 

henramientas de ayuda 
Tipo 















(EN) 16.6 Sugerencias para el mejoramiento de las herramientas 
de ayuda 



m 



17. ELEMENTQS PE SEC?URIPAP 04 MCyroSIBRRAS (ER) 



Elemenlos de 


No 
disponible 


Disponible 


No 
funciona 


Funciona 


17.1 Protecciàn del mango 
anterior 










17.2 Protecciôn del ixuuigo 
posterior 










17.3 Freno autoinâtico de 
cadena 










17.4 Atrapador de cadena 










17. S Control regulador 










17.6 Sistema anti vibraciôn 
(elementos absorventes) 










17.7 Parachoques metâlico 








» 


17.8 Protector de la barra de 
jufa 











(EN) 17.9 ^Cômo esta organizada la mantencidn? (horarios, 
responsabilidades, lugar) 



(EN) 17.10 Sugerencias para mejoramiento de seguridad con la moto-sierra 



18. INFORMACIQN ACERCA DE LA SEGURIDAD SOCIAL. JUBILACIQN Y 
NUTRICIQN DEL TRABAJADOR 

18.1 ^Cual es la compensacién en caso de accidente? 



18.2 ^Cual es la compensaciôn en caso de enfermedad? 



18.3 ^Cual es la conqxnsacién en caso de invalidez? 



18.4 ^Cual es la compensaciôn en caso de jubilaciôn? 



18.5 ^Cuantos dfas al ano tiene cl trabajador de 
vacaclones pagadas? 



.dfas 



18.6 ^A cuantos dfas de permiso natal tiene derecho 
la trabajadora? 

dfas 

(EN) 18.7 iSe dâ alojamiento? 

Si es asf , ^de que tipo? 

(EN) 18.8 iSt provee transporte hacia y desde el trabajo? 
Si es asf, ^como esta organizado? 



(EN) 18.9 ^Qué tan lejos y por cuanto tiempo camina el trabajador 
diariamente hacia y desde el lugar de trabajo? 



(EN) 18. 10 iSt da al trabajador el refugio necesario en el lugar 
de trabajo? (de la Uuvia, el calor, el viento) 

18.11 ^Existai lugares de campamento? 

Si la re^uesta es SI, ^son apropiados? 

(EN) 18.12 ^cuales son las principales actividades del trabajador 
fuera de su trad>ajo? 



171 



(EN) 18. 13 ^Cuando y donde toma ei trabajador sus oamidas 
principales? 



(EN) 18.14 iQuién prépara las comidas? 



18.15 ^Hay entrega o subsidio de alimentos por parte 
del empleador? 

Si es asf.^qué tipo de alimento? 



icuanto? 

^Con que frecuencia?. 



(EN) 18.16 iConsume el trabajador los siguientes alimentos 
diarianiente, semanalmente? 



Alimentos 


Diario 


Semanal 


Arroz, maiz, pan, mandioca, papas u otros 
hidratos de carbono 






Came, pescado, huevos, productos 
lâcteos, frijoles 






Végétales, fruta 







(EN) 18.17 ^Como es la disponibilidad y cantidad de agua potable? 



(EN) 18.18 Sugerencias para mejoramiento (en relaciôn a 
los items 18.1 - 18.17) 



19. ANTECEDENTES mi TRABAJAPQR 

19. 1 Tiempo que el trabajador trabaja en la empresa 
aftos 



19.2 Tiempo trabiyado en d ttsbiôo actuai 

aftos 

19.3 Tipo de empleo (permanente, estacional, casual) 

(EN) 19.4 Educaciôn: 

19.4.1 Aiios de escolaridad aflos 

19.4.2 iSabe leer y escribir? 

19.5 Capacitaciôn: 

(EN) 19.5.1 ^Se le dieron instrucciones iniciales al trabajador 

al comanzai su trabajo? 



Si la respuesta es SI, describa 



19.5.2 ^Son necesarios los manuales de 
instrucciôn? 



Si es asf, estàn disponibles y los 
entienden los trabajadores 

(EN) 19.5.3 ^Se le ha dado capacitaciôn bâsica 

para su trabajo? 

Si la respuesta es Si, describa 



(EN) 19.5.4 El trabajador, ^tiene experiencia 

o capacitaciôn pràctica en otros trabajos 

Si la respuesta es SI, ^en cuales? 



173 



19.6 ^Como se pagan los sueldos? 

19.6. 1 ipor tiempo? 

19.6.2 ipoT trabajo? 

19.6.3 ia trato? 

19.6.4 ^por tiempo, màs bono de producciôn? 

(EN) 19.7 Sindicatos: 

19.7.1 iEs miembro de un sindicato o 
asociaciôn de trabajadores? 

Si es asf, ^cual? 



19.7.2 ^Tiene el sindicato un contrato colectivo con 
el empleador del trabajador? 

(EN) 19.8 Sugerencias hechas por el trabajador para cualquier 
tipo de mejoramiento 



(EN) 19.9 iQue es lo que mâs le gusta al trabajador 
de su trabajo? 



(EN) 19. 10 iQue es lo que menos le gusta al trabajador de su trabajo? 



19.11 Comentarios 



1Î4 



^ m 

BIBLIOGRAFIA 

1. Anon. Advanced First Aid and Energenq^ Care. 1973. fhe Atterican 

National Red Cross. First Edition. Dot^sleday fi Compara, Inc., 
USA. 

2. Anon. Bullerbek&npning. Principer och tillSopning. 

1977 Arbetarskyddsfonden. (In Swedish). 

3. Anon. Préservation o£ personal health in warm clinates. The 

1973 Ross Institute o£ Tropical Hygiène. Published by E.G. Berrynan 
& Sons Limited. Greenwich, London, U.K. 

4. Anoi. Hie Chainsaw - use and maintenance. Ttie National Board o£ 
1982 Forestry. Sweden. 

5. fcpoâ, E. , Elgstrand K. and Tsljsted, H. An Outline for the Initiation 
1972 o£ Activities o£ Ergonomics and Occupational Health within 

Chilean Forestry. Department of Operational E££iciency. 
Research Notes no. 53. Royal Collège o£ Forestry, Stockholm, 
Sweden. 

6. Axelson, 0. Heat Stress in Forest Work. An Attenpt to Evaluate the 

1974 Physical Vtork Capacity o£ Forest Workers as In£luenced by a Hot 
Climate. FAO, Rome, Italy. 

7. Bostrand, L. and Fryicman B. A short review o£ behavioural research in 

1975 the £ield o£ £orest opérations in the NOrdic countries. 
Vik T. II. A short review o£ ergonomie research in forest 
opérations carried out in the NOrdic countries in the years 
1969-1973. Royal Collège o£ Forestry. Department o£ 
Qperational Efficiency. Research Notes 83. Garpenberg, Sweden. 

8. Bostrand, L. Women in Forestry. FAO 8th WOrld Forestry Congress. 

1978 Jakarta, Indc»iesia, 16-28 October 1978. Royal Collège of 
Forestry, Garpenberg, Sweden. 

9. Bostrand, L. Adaptation of forestry work to man's qualifications. 

1979 The Swedish University of Agricultural Sciences. Department of 
Operational Efficiency. Report NO. 128. Garpenberg, Sweden. 

( In Swedish with English sxmiDary) . 

10. Bostrand, L. Production techniques and work envirtxunent - A study 
1984 on forest machine operator's work conditions 1969-81. "Aie 

Swedish University of Agricultural Sciences. Department of 
Operational Efficiency. Report No. 159. Garpenberg, Sweden. 
(In Swedish with English sunmary). 

11. Bostrand, L. Living and working oxidi tiens for forestry workers in 
1986 Vietnam: a follow-up report. SIDA, Sweden. 

12. Brown, D.B. Systems Analysi s & Design For Safety. Prentice-Hall 

1976 International Séries in Industriel and Systems Engineering. 
Aubum university, USA. 



176 



13. Davidsson, H. & Nilsson 6. Etgontmi fër jordbruk, skogt^ruk odi 
1985 trSdg&rd. LT's fôrlag. Stockholm, Sweden (In Si«edish). 



14. Ourain, J.V.G.A. and Passaore, R. Bnergy, work and laisùre. 
1967. Heineoannv London. 

15. Edholm, O.G. The Biology o£ Wbrk (Arbetets biologi M&miskan 
1967 och arbetsnil jfin) . Aldusunlversitetet. 1967. (In Swedish). 

16. Elle, I. ArbetsmiljSn. Arbetarskydd - Ergonood - Arbetshygien. 
1977 Llhei: LKromedel. MalnS. (In Svfedish). 

Nutriticm and Working Efficiency. Freedcm frooi Runger 
Canpaign. Basic Stucfy No. 5. Rome, Italy. 

Enplpyment in Forestry. Report an the FAO/ILO/SID^ 
Consiiltation on Enplc^ment in Forestry held in Chiang Mai, 
Ihailand, 10 February - 1 March 1974. FAO/SWE/TF 126. Rome, 
Italy. 

Annex to the report o£ the FAO/ILO/SIEA Consiiltation on 
Eïnployment in Forestry. Chiang Mai, ihailand. 10 February - 1 
March 1974. FA0/SWE;/TF 126. Rome, Italy. 

Ihe £eeding o£ vrorkers in developing countries. FAO Food 
and Nutrition Paper No. 6, Rome, Italy. 

Harvesting man-made £orests in developing countries. Rome, 
Italy. 

22. FAO/ILO Chainsaws in trc^ical £orests. FAO Training Séries No. 2. 
1980 FAO and ILO. Rome, Italy. 

23. FAO Appropriate Technology in Forestry. Report o£ the 

1982 Consultation on Intermediate Technology in Forestry held in New 
Delhi and Dehra Dun 18 October - 7 November 1981. FAO Forestry 
Paper NO. 31. Rome, Italy. 

24. FAO Basic Technology in Forest Opérations. FAO Forestry Paper 
1982 No. 36. Rome, Italy. 

25. FAO Technical and Vocational Forestry and Forest Industries 
1986 Training. Introduction to Forest Pire Management. Training 

Manual prepared £or the Government o£ Burma by FAO and UNDP 
based on the work o£ J.G. Goldanmer. FOtDP/MJVBl/OOl. Field 
Document No. 6. Rome, Italy. 

26. FAO A systematic model £or identi£ying research, training and 
1986 extension needs in ergononics by B. Frykman. Rome, Italy. 

27. rtiO/ECE/lXXi, Symposium on Ergcxiomics J^lied to Forestry. 

1971 Volume 1 A. Joint Comnittee cm Forest t90cklng Techniques 
and Training o£ Forest Workers. FU>/ECE/WG 243. Geneva, 
S«ritserland. 



17. 


FAO 
1962 


18. 


FAO 
1974 


19. 


FAO 
1974 


20. 


FAO 
1976 


21. 


FAO 
1976 



177 

28. EMVBCl/XLO,. Oçcupational Hsalth lund BehablUtation o£ vforM^ 

19$i JKsrkf es. Prococdings o£ the Saninar on QccupuUçnal Bnilth and 
Bshabilitatioh o€ Forest Workers held at Ruôplo^ Finland, 3->7 
Jtne 1985. Itie Joint FAO/ECE/ILO Conmlttee on Forest Mbrking 
Techniques and Training o£ ForestWorkers. Helsinki, Finlaixl. 

29. FAO/BC^LO Ergonoi&ics Applied to Forestry. Proceedings, 17-22 October 
1983 1983. Vienne and Ossiach, Austria. Econcmic Coonission for 

Europe. 

30. FTP Sawmilling in develc^ing countries. Proceedings of the 

1980 Soninar on Sawsiilling for Developing Countries, 15 Septonber - 
3 October 1980, Kotka, Finland. National Board of Vocational 
Educaticm. Forestry Training Programme for Developing 
Countries. Helsinki, Finland. 

31. Grandjean, E. Fitting the task to the Nan. An ergtxiomic approach. 
1982 Taylor & Francis Ltd. 

32. Hanlon, J. Does A.T. walk on plastic sandals? New Scientist, 26 Nay. 
1977 

33. Hansson, J.E., Lindholm, A. and Birath, H. N»i and Tools in Indien 
1966 Logging Opérations - A pilot study in ergonomics. Department 

of Operational Efficiency. Research Notes NO. 29. Stockholm, 
Sweiden. 

Documents: Health and safety in the building, wood and 
forestry industries. Geneva, 14 - 18 Nay 1984. International 
Fédération of Building and Vkyod Workers. (IFBNW). 

Guide to Safety and Health in Forestry Work. Geneva, 
Switzerland. 

Safety and Health in Forestry Work. ILO Codes of Practice. 
Geneva, Switzerland. 

Sélection and Maintenance of Logging Hand Tools. An 
illustrated training manuel for foresters, loggers, foronen and 
workers. D 9. Geneva, Switzerland. 

Protection of workers against noise and vibration in the 
working environment. 1977. ILO Codes of Practice. Geneva, 
Switzerland. 

Safe design and use of chain saws. Geneva, Switzerland. 

Introduction to Wbrk Study. Ihird (revised) Edition. 
Geneva, Switzerland. 

Technology to iaprove working conditions in Asie. Geneva, 
Switzerland. 



34. 


IFBWW 
1984 


35. 


ILO 
1968 


36. 


ILO 
1969 


37. 


ILO 
1970 


38. 


ILO 
1977 


39. 


ILO 
1978 


40. 


ILO 
1978 


41. 


ILO 
1979 



178 



42. 


110 
1980 


43. 


ZLO 
1981 


44. 


ILO 
1981 


45. 


ILO 
1981 


46. 


ILO 
1981 


47. 


ILO 
1981 


48. 


ILO 
1981 


49. 


ILO 
1983 


50. 


ILO 
1985 


51. 


ILO 
1985 


52. 


IMP 
1980 


53. 


lUFBO 
1971 


54. 


lUFRO 
1974 


55. 


lUFRO 
1976 



ftBaêt, T;n. BrgoniMe Ptlnciples in the Design àt moA 
1?ool»i Ocoipati^Élil Safsty ànd Health Séries. NO. 44. Genève, 
Sidtserland. 

Laànon, J., Virtanen, K. and Jurvelius, M. 1981. Choice 
of Tedinology in Forestry. A Hiilic^ine Case Study. Geneva, 
Switzerland. 

Tool Brodiure. Catalogue of apprc^riate tools for Philippine 
labour-based £orestry. Qeneva, Svritzerland. 

Field Bandbook. Choice of appropriate technology in 
Philippine forestry. Geneva, Swltzerland. 

Bqtuipnent planning guide for vocational and technical 
training and éducation programnes. Geneva, Svritzerland. 

Programne of Industriel Activities. Employaient promotion 
and vocational training in the tinber industry, with particular 
référence to <teveloping countries. Report III. Geneva, 
Sidtzerland. 

Programne of Industriel Activities. Occupational safety 
and health problems in the tinber industry. ihird Triparti te 
Tedinical Neeting for the Tinber Industry. Report II. Geneva, 
Switzerland. 

Occi;qpational safety and health in the vrood and wood products 
industries. Sectoral Working Paper Séries. No. 9. Sectoral 
Studies Branch. Division for Industriel Studies. Geneva, 
Switzerland. 

Working, Living and Social Conditions in Forestry. 
Progranme of Industrial Activities. Forestry and Wood 
Industries Coonittee. First Session. Report III. Geneva, 
Switzerland. 

Operational Efficiency, ?90rk Stxidy and Ergonomics in Forestry. 
Proceedings of an International WOrkshop held at Olmotonyi, the 
united Republic of Tanzanie, 14-27 January 1985, Geneva, 
Switzerland. 

Better working environnent. IMF - The Joint Industrial 
Safety Council. Stockholn, Sweden. 

Hethods in Ergononic Research in Forestry. lUFRO Seninar. 
Silvifuturun. ilurdal, NOrway. Septenber 1971. lUFRO Division 
No. 3 "Forest Opérations and Techniques". Publication NO. 2 

Ergononics in Sawaills and woodworking Industries. 
Proceedings of lUFBO Joint Meeting, Division 3 and 5. 
8yap08i\m in Sweden, 26 - 30 August, 1974. 

xsn Morld Congress. Division III. Proceedings - Referate - 
Exposés. 



m 

56. lUFBO 3^11 World Congress. Division 3. Forest C3ptr«tiant and, 
1986 Ttduilqtws. Yugoftlavia, 7-21 SepUnter. PtooMdlng*. 

Be£«r«ta - Exposés. 

57. Kantola, M. and virtanen, X. Handbook on Apprppriate Technology for 
1986 Forestry Opérations in Developing Countries. Part 1. Tree 

£elling and conversion clearing o£ £orest plantations. Forestry 
Training Progranne. Publication 16. National Board o£ 
Vocational Bducation o£ the Government o£ Finland. 

58. Larsson, S. G. Advanced training and éducation in ergononics and 8a£ety 
1976 at the State Collège £or Forest Engineers. Spécial paper 

prepared £or the International Colloguium at Baden near Vienna, 
Austria 17 - 20 Kay. Report NO. 1. 

59. Loon, J.H.van, Staudt, F.J. and Zander, J. Ergononics in tropical 
1979 agriculture and forestry. Proceedings o£ the Fifth Joint 

Ergonomie Symposium organized by the Ergonomie Commissions o£ 
lAAHRH, CIGR and lUFPO. Wageningen, Netherlands, Hay 14-18, 
1979. 

60. Nagnusson, M. and Nilsson, C. Att arbeta pa obekv&n arbetstid. 

1979 Arbetarskyddsfonden. (In Swedish). 

61. Martinez, G.R. understanding the Filipino People. Instruction 

1982 Department o£ Social Sciences CAS, UPIB Laguna, Philippines. 

62. Nilsson, M. The Farm Tracter in the Forest. The Naticmal Board o£ 
1964 Forestry, Sweden. 

63. Nordenborg, M. Arbetskunskap. LT's fôrlag. Stockholm, Sweden 
1974 (in Swedish). 

64. Pettersson B., Aminoff S., Gustafsscm L., Lindstrëm K-G and 

1983 Sundstrcm-Frisk, C. Bnhanced Sa£ety in Forestry - a Campaign 
o£ action for one branch of industry. The Logging Research 
Foundatioi. Bulletin No. 14, Stockholm, Sweden. 

65. Sharkey, B.J. Work, Rest and Fatigue - A review of factors 

1980 influencing performance and fatigue during prolonged work. 
USD^. Spécial report. Nissoula, Montana, U.S.A. 

66. SIDA Swedish forest techniques with possible applications in the 

1983 third world. A project sponsored by SIDA. Forest Opérations 
Institute. Stockholm, Sweden. 

67. SID^ Village nurseries for forest trees - how to set thm \xp and 

1984 how to run them. SIDA. Swedforest Consulting AB, Stockholm, 
Sweden. 

68. SIO^ A Handbook on basic logging and transport nethods adu^ed 
1986 to typical conditions in India. A project sponsored oy SID^. 

Forest Opérations Institute. Stockholm, Sweden. 



110 

69. Sj^flot, L. Design of the Work Environment, international 

1976 Synposixjra on Ergonomics and Safety in Education and Training in 
Agriculture and Porestry. Baden, Austria, 17-20 May, 1976. 

70. Taylor and Palinear 
1975 

71. USDA Protect Your Hearingl Equip. Tips. Révision NO. 2. USDA. 

1979 U.S. Department of Agriculture - Forest Service Equiproent 
Development Center. San Dimas, California, U.S.A. 

72. U5DA Hardhats... use, care, replacement. Nedc '60. Project 

1980 record. Porest Service. U.S. Department of Agriculture, 
Bquipment Development Center. Missoula, Montana, U.S.A. 

73. Vloodson, W.E. Fluman Engineering Guide for Eguipment Designers. 

1956 Uhiversity of Califomia Press. Berkeley, Los Angeles, U.S.A. 



CUADERNOS TO0I9QOS DE lA mO 
ESTUMOS FAO: IMONTIS 



boaquM tn liifiis pûMott, 1977 (E F 28 

2 Plantfioaoi6û«toocfi«lifitfCMiMMityti«lti^ 
•prov«ohami«filo» 1078 ^ F 9 29 

3 Usta mundiikl ôê momImi lorMlalM» 1977 (E/F/l) 

3 Rtv. 1. Utta muncRal ûê MOiMta lomMm, 1981 (E/F/Q 30 

3 Rev. 2. iJteta mundiâl 6ê MOutlM lomliriM» 1986 (E/F/l) 31 

4/1 U demanda, la ofarta y tl oomarok) dt patta y 32 

papal an al immdo -^ Vol 1. 1977 (E F I) 
4/2 La damanda, la ofarta y al oomanolo da patta y 33 

papal an al nmmdo - Vol. 2, 1978 (E F 

5 La oomarolaNzaoiôn da laa nnadaraa tropioalas. 1977 34 
(EO 35 

6 National parka planning, 1978 (E«* F 38 

7 AotMdadaaforaatalaa an al daaarroNoda 
oomunidadas looalaa, 1984 (Ar E F I) 37 

8 Téonioa da aatabladmianlo da plantadonas 

foraatalaa. 1978 (Ar C E F l«) 38 

9 Lat astillas da madara: tu producdôn y transporta, 

1978 (CEI) 39 

10/1 Evaluadôn da los oottot àê axtraodôn a partir da 40 

invantarios foraatalas an los trôpioos - 1. Prindpios 41 

y matodologra, 1978 (E F I) 
10/2 Evaluation da los oostos da axtraoolôn a partir da 42 

invantarios forastalas an los trôpioos - 2. 

Raoolaociôn da datos y o&loulos, 1978 (E F I) 43 

1 1 Savanna afforattation in Afrioa, 1977 (F I) 

12 China: forastry support for agrioultura, 1978 (I) 44/1 

13 Praoios da produotos forastalas 1980-1977, 1979 
(E/F/l) 

14 Mountain forast roads and han^asting, 1979 (I) 44/2 

14 Rav. 1. Logging and transport In ataap larraln, 1986 (I) 

15 AGRIS forastal: catàlogo mundiat da los sarvicios da 
informaciôn y documantadôn, 1979 (E/F/l) 44/3 

16 China: industrias intagradas da alaboraciôn da la 
madara, 1979 (E F I) 

17 Anàlisis aoonômioo da proyactos forastalas, 1980 45 
(EFI) 46 

17 Sup. 1. AnAlisis acon6mioo da proyaotos forastalas: 

astudios monogràfioos, 1982 (E I) 47 

17 Sup. 2. Economie analysis of forastùry projacts: raadings, 48 

1980 (C I) 

18 Prados da produotos forastalas 1960-1978, 1980 49 
(E/F/0 

19/1 Pulping and papar-making propartias of fast^growing 50 

plantation \MOOd spadas - Vol. 1, 1980 (I) 50/1 

19/2 Pulping and papar-nmking propartias of fast-growing 

plantation wood spadas - Vbl. 2, 1980 (I) 51/1 

20 Majora ganética da àrt)olas forastalas, 1980 (C E F I) 

20/2 Gula para la manipuladôn da aamitlas forastalas, 52/1 

1991 (E I) 

21 SuakM da las raglonas tropioalaa hûmadas da tian'as 52/2 
ba|as - afaotos oausadoa por las aspadas da 
cradmkinto rApkSo. 1984 (E F 53 

22/1 Estimadôn dal vduman foraatal y pradtod6n dal 

randimianto - Vd. 1. Estimadôn dal vokiman, 1980 54 

(CEFI) 85 

22/2 Estimadôn dal vduman forastal y pradicdôn dal 

randimianto • Vd, 2. Pradicdôn dd randimianto, 58 

1980 (C E F I) 57 

23 Prados da produotos forastalas 198M980, 1981 

(E/F/l) 58 

24 Câbla k>gging syslams, 1981 (C I) 59 

25 Public forastry administrations ki Latin Amarica. 1981 60 

(I) 

26 UsiMoulturayddasam}lk)rural,1981 (EFQ 



Manual of forast Invantory, 1981 (F I) 

I paquaAoa y madianoa an toa pafsas an 
I2<EQ 

Produotoa foraatalaa: ofarta y danumla mundial 1990 
yaOOa 1982 (EFI) 

Los raoursos forastalas tropioalaa, 1982 (EFI) 
Appropriala laohnology ki loraatiy, 1982 (I) 
OasHicadôn y daUnidonaa da tos produotos 
foraatalas, 1982 (Ar/E/F/I) 
La axplotadôn madarara d^ bosquaa da montaAa, 
1984 (EFI) 
Espadaa frutalaa foraatalaa, 1982 (EFI) 

Fèraatry kl Chkia, 1962 (C 9 

Taonologla bàsloa %n oparsîdonaa forastalas, 1983 

(EFI) 

Consarvadô n y dasarrollo da loa raouraos forastalas 

troptoalas, 1983 (E F I) 

Prados da produotoa forastalas 1962-1981, 1962 

(E/F/l) 

Frama 9tm manual. 1982 (I) 

Orcular aaw manual, 1983 (I) 

Métodoa dmplas para fabrioar oart)ôn vagatal, 1983 

(EFI) 

t)isponit>indadas da kiAa ^rt los pafsas an dasarrdio, 

1983 (Ar E F I) 

kigrasos fiscalas prooadantas da ioê montas 9n k>s 

paiaaa an dasarrdk), 1987 (EFI) 

Espadas forastalas productoras da frutas y otros 

alimantos - 1. ^mpk>s da Africa oriantal, 1984 

(EFI) 

Espadaa forastalas productoras da frutas y otros 

alimantoa - 2. I^niplos dal Asia audoriantal, 1985 

(EFO 

Espadas forastalas productoras da frutas y otros 

alimantos - 3. ^famplos de Anr>érica Latina, 1987 

(El) 

Establishing pulp and papar mllla, 1983 (0 

Prados da productoa forastalas 1963-1982, 1983 

(E/F/l) 

U anaananza téontoa torastai, 1991 (EFI) 

Evaluation da tianras con finas forastolas, 1985 

(CEFI) 

Extraction da trozas madianta tniayas y tractoras 

agrfcolaa, 1984 (EFI) 

Changaa ki shifUng oultivalton ki Africa, 1984 (F I) 

Changas in shifting cuHivatkm In Africa - savan 

casa-atudiaa, 1985 (I) 

Studias on tha voluma and ylald of tropical forast 

atanda - 1. Dry forast formationa, 1989 (F I) 

Cost astknaUng \n ssMvmlIlIng kwiustriaa: guiddinas, 

1984(0 

Flald manual on cost astknation ki sawmiliing 

kKlustriaa, 1985 0) 

Ordanadôn kitanalva ûê montas para use mûltipla 

m\ Karala, 1985 (EFI) 

PlanHIcadôn dd daaarrollo lorastd, 1984 (E) 

Ordanadôn forastal da los trôpicos para use mûltipla 

a MÊMk^^ 1985 (EFO 

Braadkig poplars for disaaaa radstanca, 1986 (i) 

La madara da 0000 • Baboradôny 

aprovachamianto, 1986 (E 

Ouidado y manlanimianto 4ê darraa, 1 989 (E 

Efactos aodôgtoos da los aucdiptos, 1987 (C E F 

Saguknianto y avahiatiôn da proyadoa foraatalas da 

partteipadôn, 1991 (EFO 



No: VIS** 



^ 



iH Pfiioios ds pfoduolos foiMlilcii 190B*t964i 1066 

62 Uiia muiwM €!• kMlftuotofiM qut rMliztn 
t ii¥H tl Qi io i on n totwf boiQuii y produolot 
formMm. 1666 (f^/Q 

63 Mutlrial oNfOoai malilno, 1666 A 

64 CuWvod^ArMMportmpobtedôn rural. 1968 
(ArEF9 

66 FdTMt ta»oislation In • t to olt d Afriotn countriM, 1966 

(FO 

66 OrganlEMidn cto te wHÊffMn lomtel, 1968 (CEO 

67 8om«m9dioinaJfor«ttplanliorMlûa«ndLitin 
Amarioa, 1966 0) 

68 Appropriai» foraat lodualriaa, 1966 (I) 

69 Manaoamant of foraat Muatriaa, 1966 (I) 

70 TarminoloQfa cM oontrol da InoarKHoa an Harraa 
Inoultaa. 1966 (E/F/i) 

71 Rapartorio immdlal da inaUtudonaa da invastigaolôn 
aobra boaquaa y produotoa foraatalat, 1966 (E/F/I) 
B gaa da madaim oomo oombuaUbla para motoraa, 
1993 (El) 

Prodiioloa foiaatalaar proyacoionaa da laa 
parapaotivas mundialaa 1965-2000. 1986 (E/F/I) 

74 Quidallnas for foraatry infbrmalk>n prooassinQ. 1966 

(I) 

75 An oparatkmal guida to tha nnoniloring and 
avaluation of aodal foraatry in India. 1986 (I) 

76 Wood praaanmtfion manual. 1966 (I) 

77 Databook on andangarad traa and atmib apadaa and 
pit)vananoaa« 1986(0 

78 Appropriala wood harvaating in plantation foraats, 
1987(0 

79 PaquaAaa ampraaaa da alai>oraoiôn da productos dal 
boaqua. 1990 (E F 

80 Fbraatry axtanaion nnattioda. 1967 (0 

81 Quidalinaa fbr foraat polloy formulation. 1967 (C 

82 Praoioa da produotoa fbraatalaa 1967-1986. 1988 

(e/F/0 

83 Trada In foraat produota: a atudy of tha barriara faoad 
by tha davaloping oountriaa. 1988 (0 

84 Produotoa foraatalaa: proyaooionaa da las 
parapaetiyaa mundialaa 1967-200a 1988 (E/F/0 

85 Programaa da aatudioa para ouraoa da axtansiôn 
foraatal, 1968 (E/F/Q 

86 Fdraatry poUdaa In Europa, 1968 (0 

87 Exploti»i6n 1% paquaAa aacala ôê produotoa 
forattalaa madaiaroa y no madararoa oon 
parttdpadôn da ta pobladôn niral, 1990 (E F I) 

88 Managanriafit of troploal noolat foraata In Afrioa. 1969 

(F<P) 

89 Ravlaw of foraat managamant ayalanna of tropical 
Aala. 1969 (0 

90 SHviouHura y aaguridad aHmantaria. 1991 (Ar E 

91 Manual da lacnologte bâtiea para al 
aprovachamlanlo da la madara. 1990 (E F 
(Publieado aolamanla en la Oolaooiôn FAO: 
Capadtadôn. ht 18) 

92 Foraatry poHoiaa in Eiiropa - an analyala. 1969 (0 

93 Conaarvaci6n da anargfa an laa Induatriaa maoànlcaa 
foraatalaa, 1991 (E 

94 Manual on aawmM oparaUonai maimananca, 1990 (Q 
96 Praoioa da produotoa foiaalalaa 1969*1966. 1990 

(^/9 

06 Planning and managing foivalry laaaanoh: guldaNnaa 
formanagara, 1900(0 

07 Produoloaforattalaanoiiiadaraioa:poaM)liidadaa 

futuraa, 1902 (E 
96 ijiaplantallona à ¥Ooalio«idabola délivra an 

Afriqua Inlartropioala humkla« 1001 # F) 



00 Coat oontrol In foiaatharvaallne and fdad 

oonatniotlon. 1002 (0 

100 Introduooiôn a la argonomfa foraaial para paiaaa mt 
daaanoNo. 1003 (E 

101 Ordanaoiônyoonaafvaoiôndaloaboaquaadanaoa 
da Améfloa tropioal, 1003 (E F) 

102 Rtaaarah managannant In foraatry, 1001 (E) 

103 Mixad and pura foraat plantationa In Iha tropica and 
aubtroploa, 1002 (E) 

104 Fèraat produota prioaa 1O7M000. 1002 (E) 

105 Compandium of pulp and papar tralning and 
raaaaroh inatitutiona, 1002 (^ 

106 Eoonomio aaaaaamant of fbraatry profaot impacts. 
1002(0 

107 Conaarvation of ganatic raaouroaa in tropical fbraat 
managamant: prinoiplaa and oonoapta. 1093 (E) 

108 A daoada of wood anargy within tha Nairobi 
programma of action, 1993 (0 

109 FAO/iUFROdiractoryof foraatry raaaaroh 
organizatlona. 1993 (E) 

110 Dallt)aracionaa da la rauniôn da axpartos sobra 
invastigadôn foraatal. 1903 (A/E/F) 

Disponibiiidad: agosto da 1993 



Ar 


- Araba 


MuHil 


-Multilingua 


C 


- Chine 


* 


Agotado 


E 


- EapaAol 


** 


En praparadôn 


F 
1 


Francéa 
" Ingléa 






P 


Portuguaa 







Los ctmdwnoB técnhoê (h la FAO puéden obt^nérse an ioa 
punto9 de venta autorizadoe de la FAO, o directamente en la 
Secciàn de DIetribuclàn y Ventaa, FAO, Viate délie Terme dl 
CaraoaÊla, 00100 Ftoma, Italia.