(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "La Ilustración Guatemalteca"

REVJSTAOmNttN^ 



Año II. 



No. 27 



SUMARIO 




PAGINA 
Platístas A DEFENHERSR 2g 

Ca CaRa, j. Selgas 3^-3, 

El rjíOBNio De Azúcar. Francisco H. «aliado 32 

El Doctor Koch 33-34 

Pinacotea : Alina tle Fango. Vargas Vila 34-37 

EL Lie. Don WahUBL Kamikkz : í'n Recuerdo 38 
La Lika del Trabajo. Juan Ramón Molina... 39 
J-'.smi bi.a di; AZUR. José C. Mixco y 1... 
Nuestros Grabados 

El Organillo. José Luis Vega n 

America Latina 

RESUMÍ 

Revista ut-rsath 



La Nueva Industria en la Exposición. Dr. Roberto 
Koch. Catedral Nueva, Sa inte." 

Liviogeton. Lulo Doo Manuel Ramireí y Santa 
Cruz. Vistas del Kerrocan indígena de 

..... 
cado de Guate mal 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Industria Nacional 



1)K 



Síguere, Guirola & Cía, 



JUEGOS DE LIBROS EX BLANCO 



Diario, Mayor y Caja, de $4.50 á $60 el juego. 

Libros de Planillas para Fincas, de diez dife- 
rentes tamaños y diseños. 

Libretos para Mozos, de $5 á $10 el ciento, 
según diseño. 

Libros de Actas, de todos tamaños y precios 
y en papel español. 

Libros para Vencimientos. 

Mayores Especiales para Fincas. 

Juegos de Contabilidad para las Escuelas de 
Comercio: Diario. Mayor y Caja, a % 
el juego. 

Libros Recetarios para Farmacéuticos. 

Libros para órdenes de Fotógrafos. 

Cuadernos para Ingenieros Topógrafos. 



índices de diferentes tamaños y especíales para 

Registro y bolsillo. 
Cuadernos en Blanco para uso de las Escuelas. 
Letras de Cambio en Talonarios : l'nicas y 

para r' 2? y 3? 
Talonarios para Recibos, Envíos y Repastajes 

y en Blanco. 

Cartapacios linos y corrientes - . 

Carteras para Cobradores y distribución de 

Billetes de Banco. 
Blocks de lino, en cuarto, con margen ó sin él 

á $1.25 cada uno. 
Papelería en Resmas. Rayados para Facturas, 

Actas. Cartas, Oficio, y Ministro da lino 

y algodón. 



RAYADOS I Se lineen ñ In orden // ni 

IMPRESIONES .... gusto fiel interesado. 
ENCUADEBNACIONES . ) Talleres: 4n Ave. Sur Nú. 1. 

Papelería de Síguere, Guirola & Cía. 



$15 ejemplar 



Agentes de " La Ilustración del Pacifico" 



Rain,',,, Guzmáfl ¡ ■.,. raltenango 

Se vende un número limitado de ejem- (Peluquería de Londi 

piares del primer tomo de José G * H «tf* ...Antigua 

Licdo. Manuel N'umv . obáu 

LandeUno Gonsález LivingBton 

Antonio Pont ,s a n José de Costa Rica 

San Salvador 

Antonio Tejeda A., Agente Viajante. 



La Ilustración Guatemalteca 

elegantemente encuadernado. 

Papelería de Síguere. Guirola & Cía. 





1a Ilustración del Pacifico 




gíRiA-T; 



Mfc 






Año II. 



Guatemala, i de Septiembre de 1897. 



No. 27 



REVISTA QUINCENAL 

SÍGUERE, Guirola & CÍA., Editores Propietarios 

Oficinas y Talleres: 4a. Avenida Sur No. i. 



SUSCRIPCIÓN : Un año en la República, pago adelantado.. ..$10. 00 

" en el Exterior " " .... 12.00 

Número suelto 50 centavos. 

I.a Suscripción puede comenzar en cualquier época. 

Todo pago prensilmente adelantado. 

Correspondencia : Para todo lo relativo á la Redacción y Ad- 
ministración económica, dirigirse á los Editores, 

SÍGUKRE, GriROLA &. CÍA. 

Apartado de Correo No. 12. Guatemala, C. A. 

No se devuelven los originales que se nos remitan. 

[Pleitistas á befenberse! 

■sr/r-s-A baja de la plata se acentúa de día en 
1L día, merced á diversas causas, entre las 
^f" cuales figuran en primer término los pro- 
gresos de la química, ya abaratando la extrac- 
ción del metal, ya facilitando á las artes susti- 
tutos valiosos como el nikel. 

Quizá en cualquier momento se descubran 
nuevas é inmensas minas de oro que vengan á 
establecer la antigua proporción entre los me- 
tales, que el uso ha consagrado para ser utili- 
zados como signo de cambio, en tanto que eso 
sucede, los países que tienen el patrón plata, 
necesitan establecer una fuerte tarifa protec- 
cionista para poner á salvo sus intereses. 

En los Estados Unidos mismos, donde el oro 
sirve de base, porexi-tir la necesidad de utilizar 
enormes capitales europeos, se sufren terribles 
crisis por las exportaciones de metal amarillo. 

Un estudio detenido y acabado de las tarifas 
aduaneras, que vtuiera por único objeto ana- 
lizar partida por partida, para deducir las mo- 
dificaciones que conviniera hacer en el pago 
de los derechos fiscales, 'á fin de gravar fuerte- 



mente los productos manufacturados y dejar 
libre de pago, y hasta quizá con prima de im- 
portación, aquellas substancias útiles para las 
industrias más necesarias, sería el medio de 
hacer bajar de una manera positiva los cambios. 

Los Gobiernos de las Repúblicas del Pacífico 
estudian el problema con la importancia que 
el caso requiere, pero no adoptan medidas sal- 
vadoras, como serían de apetecer. 

Supongamos una pequeña rebaja en el aran- 
cel, ésta origina otra mínima en los precios, 
más no la bastante para que el comerciante se 
sienta halagado á comprar al contado el pro- 
ducto nacional, en competencia con el extran- 
jero que le da plazos inverosímiles por su 
extensión, y probabilidades de futuras rebajas 
en los precios si por cualquier causa justifica- 
ble se hiciera necesaria. 

En Méjico es donde se ha seguido más el sis- 
tema proteccionista, y merced á él, la industria 
nacional constituye hoy día una fuente de ri- 
queza para el país y una renta para el Fisco. 

Aquellos que profesan la teoría de no hacer 
nada, encuentran en su imaginación recursos 
para defender la inercia que los atrofia. 

! Quién quita que las ruinas de Alaska no 
produzcan oro suficiente para normalizar el 
mercado monetario ! 

Quién quita, decimos nosotros, que por la 
inclemencia, del clima, lo pequeño del filón, 
etc., no se produzca la cantidad necesaria para 
conseguir el fin ambicionado. 

Aún suponiendo que toda la región de 
Dawson City fuera oro <_n polvo, no si i 
dería nada con favorecer la industria, pues 
siempre con oro 6 sin él, serán necesarios los 
productos de- aquella. 



3o 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



£a dará. 



E aquí una cosa en la que todos tenemos 
puestos los ojos. 

V, sin embargo, no hay quien pueda 
verse la cara si no acude al recurso de mirarse 
en un espejo. 

Nadie se hace cargo del sentimiento de curio- 
sidad que nos impulsa á buscar al otro lado de 
esos pedazos de cristal, sin cuya previa con- 
sulta apenas nos atreveríamos a salir á la calle. 

Parece que tomamos ese apunte para poder 
distinguirnos entre los demás. 

Todo el que se acerca á un espejo dice inte- 
riormente: "Voy á ver quién soy yo." 

"Conócete á tí mismo," ha dicho la anti- 
güedad, con la voz de la filosofía. 

Y esto nos ha parecido profundo. 

Xada hay más superficial que un espejo, y 
sin embargo, antes que la antigüedad y que la 
filosofía, había dicho al hombre: "mírate." 

La cara y el espejo son dos cosas estrecha- 
mente unidas por ese vínculo mi terioso que 
une el tacto á la mano. 

El tacto es el que continuamente nos está 
diciendo: "esta es tu mano, este es tu brazo, 
este es tu cuerpo." 

O en términos más breves : 

" Aquí estás." 

Los espejos son los que todos los día-; se nos 
ponen delante para repetirnos: "esta es tu 
frente, estos son tus ojos, esta tu boca." 

O de otro modo más completo : 

"Este eres tú." 

Suprímanse los espejos y cada uno tendrá de 
su cara, esa idea confusa que nos queda de las 
cosas que hemos perdido. 

La cara es una especie de contraseña que es 
preciso comprobar todos los días á la luz de los 
espejos para no confundirnos con los demás. 

Un hombre sin cara vendría á ser un anó- 
nimo, una carta sin firma, una especie de ser 
clandestino. 

La cara es un agente de policía que nos va 
denunciando por todas partes. 

l'n hombre sin cara, sería una cosa impo- 
sible ; por ejemplo seria una moneda sin ;u ti- 
fiar, una i sin punto 

Ese espacio comprendido entre la frente y la 
barba, nos sirve como de título por medio del 



que acreditamos la propiedad legítima del resto 
de nuestro individuo. 

La cara es un estorbo indispensable. 

El carnaval es una época del año en la que 
debe suceder algo muy vergonzoso, puesto que 
todos mostramos particular empeño en tapar- 
nos la cara. 

Parece como que el placer, semejante á Eva, 
cae en la averiguación de que ha perdido la 
vergüenza y se apresura á ocultarse detrás de 
una careta. 

Nada más curioso que ese espectáculo de la 
multitud en que cada cual quiere mostrarse 
sin ser visto. 

Dios ha puesto el pudor en la cara como la 
mirada en los ojos, la sonrisa en los labios, el 
sol en el cielo. 

Cubrirse la cara es lo mismo que echar un 
velo sobre el pudor. 

El gran pjligro que hay para una mujer que 
se cubre la cara está en que se olvide de quién es. 

En medio de estas consideraciones nos sale- 
ai paso un contrasentido que dice así: 

Para nada necesita una mujer tanta cara, 
como para ser descarada. 

Ese palmo de tierra que no se verá nunca 
libre del dominio de las facciones, es el lugar 
que ha elegido la vergüenza para vivir. 

Xo tener vergüenza es casi no tener cara. 

El mundo es una aduana: el hombre un 
fardo y la cara es la marca." 

Dicen que- la cara es el espejo del alma. 

lista es una idea que- sólo le lia podido ocu- 
rrir á las mujeres hermosas. 

Equivaldría á decir : ningún tarro primoro- 
samente labrado puede contener veneno. 

¿En qué consiste la belleza de una cara? 

lis posible que nos lo diga un pintor trazando 
sobre el papel unas cuantas lineas puras y 
correctas. 

Pero esta es la belleza que los pintores ven 
por la punta de los pinceles. 

Cada uno de ellos tiene otro tnodi lo, otra 
cara llena tal vez de incorrecciones, que por 
medio de una maravillosa fotografía ha ido á 
grabárseles en el corazón. 

Para una madre no hay nada más bello (nie- 
la cara de su hijo. 

La cara de la mujer más hermosa no vale 
tanto como la cara de- la mujer mas querida. 






2. « 
c X 

n 5 



n 

s r - 

= « 

o z 




LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



3i 



Repase cada uno su memoria y es posible 
que todos encontremos algún recuerdo perdido 
en el fondo de nuestro corazón, que puede ser- 
vir de testigo en este momento. 

Hay mujeres que no serían tan bellas sino 
tuvieran algunos defectos. 

He llegado á sospechar, y aún creo que 
alguna vez lo he dicho, que de una suma de 
imperfecciones, puede resultar un conjunto 
bello. 

Todos los niños son chatos, no tienen dientes, 
apenas tienen barba, la cara casi no es masque 
la reunión de dos mejillas. Pues bien, yo no 
he encontrado nada más bello que un niño. 

¿No habéis visto alguna vez, mujeres muy 
hermosas que tienen alguna facción muy fea? 

Por eso un lunar en una obra de arte es un 
defecto y en una mujer es una perfección. 

Hay quien dice que las mujeres feas no son 
mujeres, de lo cual debe inferirse, que una 
mujer fea es todo lo contrario de la mujer. 

La Providencia debió comprender á tiempo 
la dificultad que esto opondría á la corriente 
fugitiva de las generaciones humanas y puso 
en el hombre esa inclinación constante hacia la 
mujer, no por ser hermosa sino por ser mujer. 

Resolvió las dificultades de mujeres feas, 
haciendo una belleza del simple hecho de ser 
mujer. 

Por eso, verdaderamente caras, no son más 
que las de las mujeres. 

Nosotros sólo sabemos lo que cuestan. 

Supongamos que el alma es un pensamiento ; 
pues bien : la cara es la palabra de ese pensa- 
miento y la naturaleza no acierta siempre á 
expresarlo. 

Así es que Sócrates no tuvo cara de Sócra- 
tes, ni Nerón cara de tigre. 

Así es, que Damóstenes nació tartamudo y 
Esopo contrahecho. 

Pero al fin la cara es un libro en el que cada 
uno lee á su manera. 

Se nos obliga á llevar pegado en la frente 
esta especie de anuncio que nos va pregonando 
por todos los sitios que atravesamos ; más á 
cada uno se nos permite el uso especial de una 
colección de caras de que nos servimos según 
el caso y las circunstancias. 

Tomad una cara cualquiera : es indiferente 
que tenga la boca grande ó pequeña, la frente 



ancha ó estrecha, la nariz larga ó corta, los 
ojos obscuros ó claros. 

L,o que importa es que esta cara pertenezca 
á un hombre que no sepa qué hacerse ; que se 
encuentre en ese momento en que todos los 
libros son incípidos, todas las mujeres insus- 
tanciales, todos los amigos impertinentes. 

Mírese bien, y se verá una cara de fastidio. 

Pero llaman á la puerta, ésta se abre y en- 
tran una carta. 

La carta contiene un sólo renglón que dice : 
"Amigo mío: nos ha caído la lotería." 

Estas palabras tienen una virtud química, 
pues entrando por los ojos como un rayo de 
luz por el cañón de una chimenea, convierte 
la cara de fastidio en una cara de pascua. 

Otra vez llaman á la puerta y otra carta 
penetra en la habitación : es una carta que 
debiera estar escrita en el respaldo de la otra. 

Es casi la misma carta, solamente que viene 
vuelta del revés. 

Es una carta de otro amigo que pide dinero 
para salir de un apuro. 

La cara de pascua se va transformando poco 
á poco en cara de perro. 

También podemos hacer uso de las caras de 
piedra: éstas sirven como las murallas, para 
cerrar el paso á todo. 

Las más útiles son las caras de baqueta ; 
éstas son caras curtidas. 

Decid si hay manera de confundir la cara 
del que pide, con la cara del que da. 

Coloqúese á una niña de quince años entre 
su padre y su novio ; obsérvese bien y veremos 
que tiene una cara para mirar á su padre, y 
otra distinta para mirar á su novio. 

La cara que la doncella encuentra todas las 
mañanas en el lecho perfumado de su opulenta 
señora : ¿es la misma cara que todas las noches 
vemos nosotros en el teatro? 

La cara no es más que un efecto de pers- 
pectiva; una superficie sobre la que se refleja 
más ó menos bellamente la luz del sol, ó la luz 
del gas. 

Solamente es una gran cosa, cuando aparece 
interiormente iluminada por la luz de los sen- 
timientos puros, por los rayos de una alma 
bella, por los reflejos de un corazón hermoso. 

Entonces la cara es el cielo. 

J. Ski.gas. 



3= 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



£1 3ngento &e adúcar. 

, l'RIO la madre anciana ! A sus cinco 

hijos, que en sus mocedades amaman- 

f"tara en sus pechos y educara para el 
trabajo, dejó pingüe patrimonio. 

Numerosas suertes de caña, hornos y pero- 
les para los caldos, casa de todo abastecida para 
la fabricación del azúcar, mascabado y panela, 
pilas para las mieles, y hermosa máquina de 
tres cilindros férreos, movida por enorme rueda, 
sobre la cual caía potente chorro de agua, des- 
prendido de elevada acequia. He allí la he- 
rencia de la anciana. . . . 

Los cinco huérfanos, llenos de vida y de ilu- 
siones, pero faltos de experiencia, continuaron 
trabajando algunos días y el ingenio siguió 
rindiendo abundantes productos. 

Pero vinieron los abogados y en pos de ellos 
el juez y el escribano. Hablaron los primeros 
del tuyo y el mío ; y habló el segundo de la 
distribución de la herencia : y habló el tercero 
del papel sellado y de las costas. 

Y los jóvenes herederos les oyeron y quisie- 
ron dividir sus haberes. Pero dividirlos 
sin ventaja para ninguno : con igualdad abso- 
luta 

Hubo grandes, interminables disputas. Uno 
quería la tierra, otro quería la caña ; el tercero 
alegaba exclusivo derecho á la casa ; el cuarto 
á los utensilios, y el quinto á la máquina hi- 
dráulica. 

Pero pensaron que la tierra y la caña y la 
casa y los utensilios de fabricación, nada valían 
sin la máquina ; y que aquel á quien ésta to- 
cara, impondría la ley á los otros. 

Los abogados entonces transigieron: divi- 
dieron la finca en cinco lotes, y los herederos 
se llenaron de regocijo, viéndose ya cada cual 
propietario. 

V tu cuanto á la máquina, al mayor le tocó 
la ru da hidráulica, al segundo la atarjea y el 
agua, y los tres ni ;nor S 52 distribuyeron los 

indros fé 



Mientras la máquina asi dividida por dere- 
cho, estuvo armada d la finca siguió 
producú ndo. 



Pero un día se suscitó acalorada disputa en- 
tre los cinco. El dueño de la rueda pretendió 
que su pieza era la más importante, puesto que 
sin ella no se moverían los cilindros. El de la 
atarjea sostuvo llevar á todos la ventaja, puesto 
que el agua era el motor y sin ella el ingenio 
quedaría paralizado. El dueño del gran cilin- 
dro fué y lo quitó para probar que sin su pro- 
piedad de nada serviría lo demás V el de 
la rueda la zafó del eje. Y los dueños de 
los cilindros inferiores, quitaron sus piezas. 
Y el de la acequia puso la compuerta , . . . V 
cada uno se creyó vencedor en la disputa 

* * 

Ya la finca cesó de producir. La maleza fué 
invadiendo los cañales. El tiempo y el aban- 
dono hicieron su obra en la casa. 

Y entre tanto, cada heredero se empeñaba 
en probar que sin su parte de máquina, los 
otros se arruinaban ; y que debían todos en 
consecuencia darle en la sociedad dividendos 
diferenciales . . . 

Y en el calor de la disputa á veces cada 
dueño se armaba de lo sino contra los otros ; 
y los cilindros rodaban por el suelo para ma- 
chucar los pies de los enemigos ; y la rueda 
caminaba también como máquina de guerra ; 
y llovía el agua y caían los pedazos de atari a 
sobre todos y se hacía grande alboroto. 

*** 
Había unos vecinos cánidos ; d ■ cabellos ru- 
bios y de ojos azules. Fueron por el juez nom- 
brados tutores de los lotos. Y un día se pre- 
sentaron en la baci nda, re stabU cu ndoel orden 
á puñetazos y patadas. Y ellos armaron la 
máquina; reedificaron la casa; desyerbaron 
los cañales ; repararon la atarjea y quitaron la 
compuerta ; y siguió la linca produciendo > los 
locos vivieron presos . n el hospital : y los tu- 
tores de los cabelléis rubios y de- los ojos azull S 

hicieron suya la hacienda y para ellos fué el 

azúcar, el mascabado, l:i pan( la y las mieles.... 

¡ Ay ele vosotros, eih ! pueblos centro amerí 
canos, que si tenéis ingenio es un ingenio d 

azúcar ! ! ! 

Francisco E. Galindo. 
QMUtoUMMH 1MMU¡ fSi * . 

I. as mejores tintas importadas en la Repv 
blica. Papelería de Siguere, Guirola i Cía 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



33 



£1 2>octor Jvobcrto £ocb; 

k I'VO Hombrees hoy universalmente cono- 
M eido en el mundo científico, y á quien se 
7" tiene por una de las glorias más legítimas 
de la ciencia alemana contemporánea, fué du- 
rante mucho tiempo un oscuro médico rural, y 
solo á fuerza de continuos y perseverantes tra- 
bajos de extraordinaria energía y de completa 



el tiempo que el cumplimiento de sus deberes 
profesionales le dejaba libre. Por entonces 
sus investigaciones tuvieron por objetivo el car- 
bunclo, é hizo descubrimientos muy importan- 
tes acerca del desarrollo de esta enfermedad; 
pero no publicó nada en el espacio de cinco años, 
y continuó entregado con ardor á sus arduas 
experiencias. El primer trabajo suyo que le 
dio á conocer en 1876, fué sus " Nuevas inves- 




Doctor Ro 
consagración á la ciencia, ha podido elevarse á 
la envidiable posición de que hoy, tras largos 
años de lucha, disfruta merecidamente en el 
mundo científico. Nacido cu [843 en Klaus- 
thal, en las montañas de Harz, hizo sus estudios 
médicos en la Universidad de Goetinge, de 
1862 á 1866. Obligado á ejercer su profesión 
para vivir, se estableció primero en Lagenha- 
gen y después en Rackwitz, en el Ducado de 
Posen. En 1872 fué nombrado kreisphisicus, 
es decir, médico sanitario en Wolsteiu. Desde 
esta época el joven doctor comenzó á consa- 
grarse con el mayor ahinco á investigaciones 
científicas que requerían no solamente un ar- 
senal complicado y costoso, sino una paciente 
consagración, y á tales labores dedicaba todo 



UERTO KOCH. 

tigaciones sobre los micro-organismos de las 
complicaciones infecciosas de las llagas" 1 1 ,s - ,- 
Poco después obtuvo una cáttdra en la Uni- 
versidad de Breslau, y en 1 880 fué nombrado 
miembro ordinario del Comité imperial de 
salubridad en Berlín. 

lis curioso el hecho de que en un principio 
Koch se declaró adversario decidido de- las 
primeras tentativas de- vacunación y de- ate 
nuación de los virus inauguradas por Pasteui 
á propósito del carbunclo. Sabido escomo de- 
piles volvió sobre sus pasos, y ron qué atreví 
miento ha marchado sobre las huellas del 
maestro ilustre de la bactereología. Sus ]k» 

tenores investigaciones y descubrimientos en 

esta ciencia han sido de- los más fecundos en 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



resultados que se hallan hecho últimamente. 
En 1SS2 anunció su descubrimiento del bacilo 
de la tuberculosis que hoy lleva su nombre, 
bacillus Koch. En 1883, después de una peli- 
grosa misión á las orillas del Ganges, al foco 
mismo de la terrible epidemia del cólera, des- 
cubrió el bacilo de esta enfermedad, el famoso 
bacilo-vírgula. Vuelto á Alemania y nom- 
brado profesor de higiene de la Universidad 
de Berlín, no ha cesado de dedicarse desde en- 
tonces á investigaciones y trabajos cuyo resul- 
tado ha sido una casi completa transformación 
de la técnica de la bacteriología, ciencia que le 
debe no pocos de sus actuales adelantos. 

Los trabajos y descubrimientos enumerados 
bastarían por sí solos para inmortalizar á un 
hombre de ciencia ; pero lo que ha venido á 
colmar la reputación de este ilustre sabio y á 
hacer su nombre umversalmente conocido aún 
por personas agenas á la profesión médica, es 
su descubrimiento de la tuberculina y sus lau- 
dables y perseverantes tentativas para inmu- 
nizar el organismo contra el terrible microbio 
de la tuberculosis y para obtener la curación 
de esta enfermedad, que tantas víctimas hace 
día á día en el mundo entero. La primera 
tuberculina de Koch fué dada á conocer por él 
en una comunicación que data de Noviembre 
de 1890, y sabidas son las grandes esperanzas 
que entonces se concibieron y el poco éxito 
que por entonces obtuvieron los trabajos del 
sabio alemán ; p;ro Koch no se desalentó por 
aquella primera derrota y desde entonces ha 
continuado luchando sin tregua contra el terri- 
ble bacilo. 

El reciente trabajo del Doctor Koch, " Ueber 
neue Tub_»reulinpreparate," 1? de Abril de 
1.X97, ha hecho dar un gran paso á la cuestión, 
y es probable, como sostiene el autor, que este 
paso sea decisivo. Mientras llegan los expe- 
rimentos de comprobación, puede afirmarse 
desde luego que el rigor científico y los nume- 
rosos detalles que suministra el autor, permiten 
augurar un gran descubrimiento. 

La gran autoridad de Koch garantiza el 
valor de su procedimiento desde el punto de 
vista científico. A los clínicos corresponde 
ensayarlo con prudencia, para conocer las in- 
dicaciones y contraindicaciones del nuevo re- 
medio. 



ptnacoíca. 



ALMAS DK FANGO, 

Corruptio optimí péssima. 

,=: j* AV épocas menguadas, en que uno 
■|kn| como viento de oprobio pasa envene- 
¡ J' naudo las conciencias y reduciendo a 
la asfixia los más fuertes caracteres. 

Como el simoun es ardiente ; como el mala- 
ria es aleve. Y, son las caravanas sepultadas, 
pueblos enteros que caen bajo él. Se diría 
aquel que sepultó los persas ambiciosos que 
iban á conquistar el amonita. 

Del mismo silencio del desierto se reviste y 
del mismo rumor de insectos sepultados, bajo 
su ala cálida de arena. 

¡ Son momentos de asfixia abrumadora ! 

En las regiones altas se hace el silencio : el 
silencio de la nieve y de las cimas. 

Abajo surge el rumor : el rumor de los valles 
y el pantano. 

Se diría un fangal que empezara á secar el 
sol de estío. 

Mudos por el asombro, por la cólera, ó por 
el desdén, los grandes pensadores pliegan las 
alas gigantescas de su espíritu y se refugian 
en la cima absortos en no sé qué muda con- 
templación amenazante . . . 

Y, aquel silencio parece poblado de gritos ; 
de gritos de cólera. 

Parece que dialogaran con la posteridad y la 
presión extraña de la atmósfera, apagara las 
voces, como enmudece el trueno en las tormen- 
tas polares. 

El relámpago brilla ; el trueno calla ; y, la 
región de nieve se enrojece como si el cielo se 
tíñese en sangre. 

Así en aquellas altas regiones donde medita 
el pensamiento hosco, y como grandes águilas 
heridas que mancharan la nieve inmaculada 
arrastrando sobre ella sus alas sangrientas 
y rompidas, se ven las grandes almas refugia- 
das, llenas de ardientes protestas, de insonda- 
bles nostalgias de venganza, de sangrientos 
ensueños de- pasión. 

¡ Sueño, trágico sueño de- cóndores heridos. 

Las grandes almas callan. 

Desconcertadas, tímidas, miedosas, las almas 
débiles se refugian en el pavor, se abrazan á la 

esperanza, y tiemblan, aguardando que sople 



í 




Catedral Nueva, San Salvador. 

(Fotografía de Manuel D. Chavea.) 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



35 



sobre ellas el viento del prodigio, ó estalle el 
cielo incendiado por el rayo del milagro. 

*** 

Animas Memmissc Horret. 

Sí, Horror, santo horror se apodera del áni- 
mo pensando en estos momentos de oprobio. 

Horrorizaos, dice el Poeta. 

Ensoberbeceos, dice la Escritura. 

El horror puede ser sagrado. Pero la cóle- 
ra es santa. La cólera es divina, dice el Texto. 
Dios se indigna con frecuencia y fulmina y 
ruge en el fondo de ese abismo que se llama 
la Escritura. 

La cólera es alta. Está en la cima. Se 
adivina en Jehová, se mira en Isaías, se escu- 
cha en Prometeo. Del Cáucaso al Sinaí se apo- 
ya en el horror. Está entre dos fulminaciones. 
No envilezcamos la cólera. 

Contemplemos la saturnal de los histriones. 

*** 

Eseritorzuelos intrusos, ignorantes é ignora- 
dos asaltan las columnas de los diarios. Con- 
torsionan, vociferan, escupan el dicterio. Tie- 
nen de la serpiente el veneno, y d el mono la 
mueca y la impudicia. 

Diaristas, que apenas pueden deletrear sus 
diarios ; grafómanos estultos ; cacógrafos cha- 
fallones ; seres cuasi idiotas, á quienes el mi- 
crobio de la publicidad les trabaja las menin- 
ges ; surgen como por encanto, para ser en esa 
comedia dolorosa, el triste espectáculo de la 
impotencia demente, de la torpeza en acción, 
de la ignorancia primitiva aspirando á bal- 
bucir alguna frase, y seres que apenas se 
esbozan de la animalidad, son en este templo 
del escándalo los doctores de la ley. 

Y, viene luego la cínica y oscura turbamulta : 
los hambreados ; perros de presa del honor aje- 
no. Los soldados del insulto. La pálida le- 
gión de la calumnia. Hombres sin honor, hi- 
jos de la audacia, trogloditas de la prensa, 
tribu nómade y traidora, corsarios del periodis- 
mo que dan la caza al honor en los mares tem- 
pestuosos de las democracias. 

Seres sin nombre propio ; fanáticos del men- 
drugo, insectos fugitivos que pasan dejando 
su baba en las hojas de un diario, oscuros, des- 
cuidados, sensuales, que cruzan por la vida sin 
saberlo, repitiendo el Carpe Diem de Horacio. 



Swinton fué su antecesor y lo harían enro- 
jecerse. Pellepor les volvería la espalda, y to- 
dos como Morande ante la espada desnuda de 
Lauregais, serían capaces de firmar como aquel ; 
Soy un infame. 

Escribidores de albañal, llevan por todas 
partes el olor de la cloaca. Se agitan en el 
fango soberbios contra el mérito y alzan uno 
como rumoroso diálogo de insectos contra el 
águila que pasa, majestuosa, imponente, sober- 
bia, en la imperturbable serenidad del hori- 
zonte. 

Vegetando en tan fangosa madrépora, ins- 
pirando el desprecio, explotando su bajeza, 
viven en el escándalo y mueren en el silencio, 
teniendo una vida de mariposas del lodo, estas 
libélulas de la infamia. 

Sometidos á la horrible tortura de ver que el 
envilecimiento no es infinito, desesperan. 

Ver que el abismo tiene fondo, eso daña la 
voluptuosidad de su bajeza. 

Sus insultos van á caer á los pies del insul- 
tado más como un homenaje que como un 
agravio. 

Diómedes lo dijo á Paris : no tiene fuerza el 
dardo del cobarde. 

Ellos saben bien que el infame es invulnera- 
ble y su iuvulnerabilidad es más legítima que 
la de los héroes de Ariosto. 

Los laureles de Erostrato no los dejaban dor- 
mir, y se agitan en la impotencia sin producir 
la catástrofe. 

No hay leviataues en el fango. 

De sus palabras puede decirse con el Deute- 
ronomio : 

Las uvas de ellos son uvas ponzoñosas: raci- 
mos de amargura tienen. 

I 'ene no de dragones es su tino v ponzoña cruel 
de áspides. 

Pican y no matan. Tienen hasta la impo- 
tencia del veneno. 

Phianos que sueñan con manejar el arco del 
rey de Etiopia. 

Bufones sin talento, á quienes Tribuid hu- 
biera repudiado de su gremio. 

Liliputienses del escándalo, que creen en su 
vanidad de caboíin, ejue basta haber murmura- 
do sus infamias en torno á una alta personali- 
dad ó al pie de una gran reputación, para que 
éstas vacilen y vengan a tierra come 1. B 



36 



LA ILUSTRACIÓN DEL PAC//- ICO 



muros de Jericó al sonido de las trompetas 
bíblicas. 

Oscuros mirmidones de la prensa, que creen 
poder manejar la clava de Hércules, embrazar 
el escudo de Aquiles, golpear con el martillo 
de Encelado, y esperan que triunfe Ulises, para 
insultar á Polífemo vencido. 

No saben en su torpeza, que hay que recla- 
mar para ellos con Juan Crisóstomo para 
Eutropio : la inviolabilidad del menosprecio. 



Son los zapadores del despotismo, 

■:.'-■: 

Sombrío momento que hace enrojecer la His- 
toria. Ella también tiene su pudor. Refiere 
el crimen ; no lo comete. Relata la violación, 
no la sufre. Por eso es eternamente pura. V, 
solloza á la vista de aquellos histriones insu- 
rrectos. 

El Paládium roto, ¿ qué será de la Victoria ? 

Cuando en una democracia se lia corrompí- 



v»— .**" 




CASA BLANCA EN SAN SALVADOR. 



Los dioses y los hombres, los griegos de la 
fábula, y el acento severo de la Historia, todo 
lo remedan, todo lo imitan, todo lo envilecen 
en su mimología salvaje los nómades titirite- 
ros de la prensa. 

La inmensa mueca del clown lo llena todo. 

Y, hablan de Libertad! . . . 

i El sagrado vocablo sufre también su viola 
ción ! 

¡ Se dicen sus apóstoles ! 

No saben estos desesperados del oprobio que 
como dijo Douglas Jerold : la locura de la pren- 
sa engendra la locura de la espada. 



do el Poder, se puede aún salvar la Libertad. 
Cuando se ha corrompido el Parlamento se pue- 
de aún salvar la Ley. Cuando se han corrom- 
pido los Jueces se puede aún salvar la Justicia. 
Mas, cuando se ha corrompido la Prensa, ¿có- 
mo salvar á un Pueblo? 

Corruptio optimi pessima. 

Prostituida la Vestal, ¿qué vale el culto? 

Mas, no! Las sacerdotisas verdaderas no 
sufren la mancilla. El tumulto ocupa el tem- 
plo, profana el atrium, rompe los vasos sagra- 
dos, lleva sus mallos al altar. Las vírgenes 
.veladoras como parvada mística, envueltas en 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



37 



sus velos intocados escapan á la caricia del si- 
cario. 

Llevan consigo el fuego sagrado. 

El culto cesa, no muere. 

*** 
Amanece en los cielos y en los Pueblos. 
Pasa la ribazón de la barbarie. 
Vuelve el fuego al ara profanada y las vesta- 
les á cuidar de él. 

La tempestad ahoga los insectos, vuelven 



ve á alzarse y sobre ella de nuevo la Elocuen- 
cia con sus grandes acentos de victoria, sus 
severas lecciones de virtud. Torna otra vez 
la dignidad proscrita 

No queda ya un gitano en el Pretorio. 

Entonces la Prensa asoma su severa faz. 

Y, se pierde allá en el horizonte la proyecta- 
ción del carro de la feria, tras la mueca del 
último bufón . . , 

Vargas Vila. 




"LA PUNTA" — LIVINGSTON. 



las aves á entonar sus cantos ; el águila á cer- 
nerse en el espacio ; la llanura á sentirse revi- 
vida ; la montaña á poblarle d? rumores . . . 

Así en la prensa. 

Sopla una tempestad, y nuevo Hércules ; del 
establo de Augias no queda nada. 

Huyen los histriones de la prensa como los 
esclavos scytas, ante el foete levantado de sus 
amos vencedores. 

Tornan los grandes espíritus al combate. 

Vuelven los grandes pensadores á la lucha. 

El I'eróo vuelve luminoso y rudo á despertar 
el pueblo envilecido. La tribuna derruida vuel- 



El record de la edad en los árboles, hasta 
ahora, lo baten los americanos. Un Taxo- 
dium, situado en el Cementerio de Tulle, pe- 
queña ciudad edificada entre Yaxala v Guate- 
mala, se calcula que tendrá 2,000 años de ex- 
istencia. 

A un metro del suelo, el tronco mide 44 
metros de circunferencia : su mayor diámetro 
es de 12 metros, y el menor de seis : la altura 
es de 50 metros, y el ramaje se extiende á 
igual distancia del t roí ICO 

Libros en blanco al costo, Sfgnere, Gnirola A cía. 



3? 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



t & £bo. Pon 2Hanucl Hamírez. 



Publicamos hoy el retrato del Ldo. Don Manuel 
Ramírez y Santa Cruz, que á los 54 años de edad falle- 
ció en esta ciudad el 5 de Junio de isss, cordial mente 
sentido de cuantas personas le conocieron. 

Fué el señor Ramírez uno de los hombres más cons- 
picuos de Guatemala, su patria, porque reunía en su 
persona gran talento, gran corazón \ gran carácter. 
Su ilustración era poco común. Ocupó con aplauso 
los más altos puestos; en el foro, en la magistratura, 
en la política y en el magisterio. Vivió siempre pobre 
y murió en la miseria, dejando de su existencia un 
recu rdo gratísimo y respetable v un ejemplo de ver- 
dadero liberal. 

En su juventud el señor Ramírez cultivó la poesía, 
pero después 110 quiso figurar en la Galería de los 
poetas centro-americanos porque estimaba en poco sus 
producciones. Inédita es la que ahora publicamos, 
escrita por el señor Ramírez en Costa Rica, en 1865, 
estando desterrado por cosas políticas. 



UN RECUERDO. 

A MI MALOGRADO AMIGO DüN AGUSTÍN VlDAURRE. 

Va que no puedo en la escondida fosa, 
De tu cadáver yace aún no frío, 
Depositar la ofrenda dolorosa 
I )el sentimiento mío ; 
Ven, oh sombra querida ! 
]>esciende al fértil valle que guarece 
El alto Tizingal de entrañas de oro, 
Desciende á consolar mi amargo lloro. 

¿Quién como tú, feliz? Rompiste la cadena 
Que amarra al hombre al enlodado suelo ; 

V en apasible vuelo 
Traspusiste los límites del mundo. 
Tu espíritu inmortal en la serena 
Inmensidad se mece; 

V no se compadece 

De nuestra cruel tortura 

Xi los gemidos llegan á su altura. 

¿Quién, como yo, infeliz? En el tormento 
Retuércese mi espíritu rebelde. 
Cuando del ponto las ¡ungientes olas, 
Estrellando á mi planta 
Sus blancas aureolas, 
Me repitieron el adió*, postrero. 
Que exhaló tu garganta 
En el convulso horror de la agonía, 
Temblé y sentí que al corazón anuía 
I, a sangre toda en un raudal de fuego 

V allí inflamaba rencorosa zana ; 

V delirante y ciego, 

Ouise arrancar la requemada entraña 

Para arrojarla, provocando al fíelo 

De negra sangre vaporoso velo 
Obscureció mi frente 

V en los ensueños de la fiebre ardiente 

Yo ví tus miembros rojos palpitantes (*) 

Inmensas ruedas negras reclinantes 

En tardo movimiento 

Prensaban y prensaban mi cabeza 

Con paso incierto, desmayado, lento, 
Apoyada en dos ángeles que el cielo 
Encomendó á tu fraternal terneza, 
V11 ví á tu santa madre recogiendo 

(*) Alude á la muerte troica de su amigo, estrujado por la 
rueda de un trapiche movido por agua, en cuyo ci ayí en 

presencin dr su señora madre y de sus hermanas. 



Los descarnados tni/os de un Cadáver, 

V los acariciaba y los unía, 

V rehacer á su hijo no podía 

¿Cual Numen cruel, cual furia vengadora 

I\l Corazón de la mujer devora 
Con ese amor frenético, infinito, 
Para que sufra como un ser precito 
Los hórridos tormentos del infierno; 

V sufra una vez y otra v mil sin tregua ? 
; Piedad de la mujer ! ser débil, tierno, 

Xas., de amor do anidan los amores. 
¿Porqué la muerte con furor insano 
lia de meter allí la ruda mano 
Para quebrarlo entre ansias y dolores? 



La ley se cumple que los mundos rije ; 
V muere el hombre : el animal perece, 




t Uno. Don Manokl RamIrbz \ Santa Cruz. 

La Bor sobre su tallo languidece, 

Y el huracán despoja 
Su cáliz abatido, 
Arrastrando cada hoja 

.- v 1 insondable abismo del olvido. 
L.i ley se cumple y ¡ ay ! lan sólo el hombre 
Que siente vislumbrar en su cabeza, 
Entre sombras fantásticas sin nombre, 

Una Mama inmortal ; v allá en su s« no 

Sufre el fuego voraz del sentimiento, 
Alzase altivo, de amargura lleno ¡ 

Y maldice la ley bárbara, impía, 
Que devorando seres noche v día, 
Envenena la fuente de ternura 

Con que la vida fecundó natura. 

La ley se cumple ; y el dolor agudo 

Se embuta con la sangre de la herida. 

; Afuere el dolor también ! Silencio mudo 
Sucede á los lamentos ; 

Y de los fijos en la cuenca hundida 
También se agota el manantial de llanto. 

El alma entonces, de luchar cansada 

1 (oí mita en la indolencia. 

Del antiguo dolor la sombra helada 

Eternamente pesará sobre ella, 

Más va borrando la sangrienta huella ; 

Y bajo su fatídica inllueucia 

Pierden los goces bu viva/, dulzura 

Y hasta las penas su íntima amargura. 
San José Dfi Costa Rjca, Mayo de 1S05. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



39 




Vista del Ferrocarril Verapaz. 

$a 'Uva oel (Trabajo. 

Á UN HERRERO. 

Buen herrero : sobre el yunque 
con tu martillo golpea, 
aplastando el rojo hierro 
que la tenaza sujeta, 
y haciendo surgir al choque 
un aguacero de estrellas. 
Pláceme verte en tu fragua, 
en tu ciclópea caverna, 
al resplandor del incendio 
que lime tu faz morena, 
enseñando esos dos bíceps 
que envidiaran los atletas, 
y ese pecho de centauro 
por la camisa entreabierta. 
Forja el arado potente 
que rompe la virgen tierra, 
para que caiga en su seno 
el germen de la cosecha ; 
forja la hoz que abate á tiempo 
las rubias mieses que ondean, 
mieses que irán á hacinarse 
en las trojes opulentas ; 
forja la aguda cuchilla 
que al bravo toro degüella, 
haciendo saltar á chorros 



la sangre de sus arterias; 

forja la sierra dentada 

que en los bosques y en las selvas, 

derriba los grandes árboles 

donde el rayo culebrea ; 

forja el hacha poderosa 

para que los troncos muerda, 

y saque de sus entrañas 

el techo de una vivienda; 

forja la espada terrible 

que en la lucha ardiente y fiera, 

los agravios nacionales 

lanzando reflejos venga ; 

forja el puñal mas no forjes 

esa arma aleve y siniestra, 
sí se ha de volver un día 
una amenaza perpetua, 
de corazones honrados 
y de espaldas indefensas. 

Juan Ramón Molina. 

Vn ricachón quiere casar á su hija, pero ha de ser 
con un aristócrata, un título ilustre. 

— Tengo lo que te conviene — le dice un amigo ; — 
se trata de un joven muy distinguido. 

— ¿ De nobleza auténtica? 

— Casi, casi. 

— No comprendo. 

— Sí, hombre; procede de una familia establecida 
en las islas " Marquesas." 




Vista ni i ltiuknc \kkii. Vi 



4o 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



(Esquela be djur. 



Hucstros (Srabae.os. 



(A.. 



ti' blancura lilial y casta, que esplende 
con fulgores de infinita pureza — ¡ oh mi 
adorada musa ! — tiene la atracción de lo 
que es bello en plena idealidad, del misticismo, 
embriagante de virtud, de la hostia santa. Eres 
pálida- ¡oh mi novia del alma! — color de 
adolescencia que comienza á despuntar ; leve- 
mente pálida, con palidez que encanta, porque 
en las megillas es rosa múdente y en los labios, 
nubil rojor que seduce como en las imágenes 

murillescas Tus perfiles correctos y suaves 

te hacen aparecer reina ; y tu cabellera undosa 
y negra — como son brunos tus dulces ojos — 
cayendo en trenzas blondas, que contrastan 
con la albura de tu garganta escultórica, tiene 
tonos de noche chiclayana, como tus obscuras 
pupilas irradiaciones avasallantes y excelsas .... 

¡ Oh mi virgencita de alabastro ! yo te rindo 
un culto : culto á tu hermosura esplendente y 
á tu virtud inmaculada. Tu silueta adorable 
hace alborear en mi corazón, entenebrecido 
por el tedio de las esperanzas mustias ; y tu 
mirada dominadora enciende dentro de mi pe- 
cho el fuego de los erotismos juveniles 

Tal eres para mí — vestida de blanco — la 
aspiración amorosa de mi alma enferma de 
nostalgia incurable. Así, ¡ oh amada mía ! 
llevo á tu altar mis gardenias eflorescientes, 
mis lirios eucarísticos, mis rosas encendidas, 

mis violetas azules, mis mirtilos simbólicos 

en tributo á la que es diosa-reina para mí, la 
Blanca de Nieve del bosque primaveral de mis 
ensueños de felicidad eterna. Di : ¿ recibirás 

mi ofrenda ? 

José C. Mixco y L. 



Ferrocarril de Ykrapaz. 
Para que puedan darse cuenta nuestros lec- 
tores de los trabajos del Ferrocarril de Vela- 
paz, damos unas vistas alusivas al movimiento 
de sus trenes. 

Roberto Koch. 

Seguido de unos apuntos biográficos damos 
el retrato del Doctor Roberto Koch. 

Casa Blanca de San Salvador. 
Bonito palacio presidencial sencillo y ele- 
gante. 

Catedral de San Salvador. 

Edificio antiguo y de no escaso mérito arqui- 
tectónico, muy frecuentado por la buena socie- 
dad de la vecina República. 

Bella India. 
Sin duda dirán todos, al ver el retrato de la 
joven que presentamos, natural deTotonicapám. 

La Nueva Industria. 
Imagen exacta de la instalación de "La 
Nueva Industria " en la Exposición Centro- 
Amerieana. 

La Punta, Livingston. 
Bello paisaje cuando se vislumbra desde el 
vapor, á la entrada del puerto. 



I, as personas que una vez prueban los exce- 
lentes vinos de la casa de Juan P. Mark, de 
Jerez de la Frontera, quedan satisfechísimos 
por la calidad y precio de ellos. 

Aquellos enfermos á quienes los doctores 
recomiendan vinos tónicos y estimulantes para 
acelerar el restablecimiento de la salud no de- 
ben tomar otra marca sino la citada. 

En los principales laboratorios de Europa y 
América han sido analizados y los dictámenes 
emitidos por químicos han sido muy brillantes. 



€1 (Dtvvünillo. 



Que triste suena la voz delgada del organillo 
En las nocturnas horas, serenas, llora su son ; 
Traspasa el alma ! ....Toda la inmmda de un bien 
sencillo, 
Como el que mueve nuestros recuerdos 
De cosas tristes del corazón ! 

Cómo gime y suspira, llora y se alegra 
El tono de sus voces como de amor ; 
Si está triste la noche, triste y muy m-gra, 
Allí suena más honda, lejos, su voz 

La niña que suspira, que aguarda al novio amante 
Que despreciando riesgos la cita cumplirá, 
V extrañas aventuras en ronda ya distante, 
Recuerda su sonido cual eco de otra edad ! 

¡ Organillo doliente ! Suene y me abrume 
La tenaz armonía de tu cordaje : 
Así quiere mi alma que se consume, 
Que se hunde en las tinieblas de su brumaje I 

JoSK I.t'IS VKGA II. 




Indígena de San Cristóbal, Totonicapam. 

(Fotografía de Piggoty Lesher.) 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



4i 




COLOMBIA. 

Al embarcarse el Presidente Alfaro y su 
familia en un vapor que salía para Quito, se 
rompió el muelle en el que se habían reunido 
miles de personas para despedirlo, y cayeron 
al agua más de doscientas. Entre los allí con- 
gregados se encontraban muchos funcionarios 
del gobierno y personas prominentes de Gua- 
yaquil y del interior. Muchas de éstas caye- 
ron al agua, y sufrieron heridas, pero como no 
pereció ninguna, el Presidente y sus acompa- 
ñantes emprendieron su viaje. 

— El norteamericano Carlos Radford ha sido 
condenado á muerte por haber asesinado hace 
meses al rico comerciante de Cali, Charles A. 
Simmonds. Es probable que esa sentencia se 
conmute por la de cadena perpetua. 

En la celebración del aniversario de la bata- 
lla de Boyacá muchas personas que presencia- 
ban las maniobras de los soldados, quedaron 
heridas por los tacos de los disparos que aquellos 
hicieron en salvas. 

VENEZUELA. 

El Ejecutivo ha publicado un decreto por el 
cual previene á los extranjeros que 110 se mez- 
clen en la próxima elección. Este paso se ha 
dado porque la administración teme se hayan 
formado planes dirigidos por aquellos, que si 
se llevan á cabo afectarían el resultado de la 
votación. 

— El Presidente señor Crespo se encuentra 
en cama á consecuencia de las lesiones doloro- 
sas pero no graves que sufrió al caerse de un 
caballo. Este resbaló al cruzar los carriles de 
una línea férrea. 

BRASIL. 
Los últimos avisos oficiales de Canudos, 
anuncian que en la última batalla murieron 
2,000 soldados, lo que fija en 1,000 el de rebel- 
des que perecieron, No se conoce aún el nú- 
mero de heridos, pues los refuerzos que van 
llegando encuentran todavía y recogen muchos 
de aquellos. 



— No es empresa fácil sofocar el movimiento 
revolucionario de la provincia brasileña de 
Bahía, capitaneado por el fanático Conselheiro. 
Anuncióse, es verdad, que las tropas del go- 
bierno babíau tomado á Canudos, el baluarte 
de estos insurgentes, pero posteriormente se 
supo que éstos habían infligido á aquellas una 
seria derrota. Podrá haber inexactitud en esta 
noticia, pero es evidente que el General Osear, 
jefe del ejéteito expedicionario de 8,000 hom- 
bres, enviados á combatir á los facciosos, ha 
pedido refuerzos. 

CHILE. 
La Cámara de Diputados dio un voto de 
confianza al Ministerio, por 39 contra 34. 
Este resultado ocasionó sorpresa, pues desde 
hace algún tiempo el Congreso combatía vio- 
lentamente al Gobierno. 

— El Ministerio ha dimitido y el presidente 
de la Cámara de Diputados ha presentado su 
renuncia. 

Dícese que el Presidente ha declarado ser 
imposible gobernar al país en las actuales con- 
diciones. Espérase que se disuelva la coalición. 
-*- 
PERÚ. 
El señor Piérola ha sometido al Ministerio 
un plan para reformar inmediatamente el sis- 
tema monetario del Perú y establecer la base 
de oro. Espera que el plan puede llevarse á 
buen fin antes de fin de año. El Gobierno ha 
decidido presentarlo al Congreso. 
-*• 
URUGUAY. 
El comité revolucionariouruguayo de Buenos 
Aires ha enviado comisionados á Montevideo 
para tratar directamente sobre la paz, con el 
Presidente señor Borda. Al primero se le dijo 
que el Presidente había decidido aceptar ese 
método para conseguirla. 

— El Presidente de la Cámara de Diputados 
del Uruguay ha aprobado se aumente el número 
de representantes de las provincias y aprobado 
también un proyecto de ley con objeto de dis- 
minuir el sueldo á los diputados. 

•*. 
COSTA RICA. 
En el Congreso se han discutido los medios 
más apropiados para fomentar la industria vi- 
nícola en el Guanacaste. 



42 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Hesumcn Quincenal. 



Se ha clausurado la Exposición Centro-Americana. 
& 

Entre los artículos reformados por la Asamblea 
Constituyente figura el 50 en el sentido de que prorro- 
gue el período presidencial del señor General don José 
María Reina Barrios hasta el 15 de marzo de 1902. 

Votaron á favor de la enmienda los señores : J. Antonio Man- 
dujano, Manuel K. Vega, Larraondo, González Campo. Carlos 
Herrera, Ignacio G. Saravia, García I,eón, Jorge Velez, Juan P, 
F. Padilla, Contreras, Neri Prado, Enrique Martínez Sobral, 
Eduardo Girón, Federico de la Peña, Antonio Batres J., Vicente 
Sáenz. Gálvez Portocarrero. Miguel Ángel l'rrutia. Avala, Duar- 
te. Romero, Quintana. Fuentes, Marroquín, Godoy, Ramos, Sosa, 
Osorio, Jorge Arrióla, Luis Molina, Simón Aguirre, Manuel 
Posadas, Rodríguez, Francisco Ainado, Emilio Ubico, Manuel 
M. Aguilar, Antonio González Saravia y Mariano Cruz. Total 42. 

Votaron en contra los Diputados : Antonio Barrios, José María 
Molina H-, Lobos Pinto, Serapio Santiago Mérida, Juárez Ba- 
rrios, Figueroa, Auleu, Aniceto Aguilar, Rivera Paz, Urbizo, 
Hernández y Barrios Reyna. Total 12. 

La cuestión del cambio de billetes preocupa grande- 
mente al público, cambiar es una operación difícil por 
la escasez de sencillo ; los Bancos debían adoptar 
alguna determinación para tener billetes de á peso y 
fraccionarios porque sino cada cantina emite fichas, y 
como son muchos los establecimientos de este género, 
resultará que tenemos un sistema monetario comple- 
jísimo y fuera de la ley. 

La Tesorería Nacional sin tener obligación, cambia, 
repetimos nuevamente. 

A pesar de los esfuerzos llevados á cabo para educar 
á la clase indígena, entre los cuales figura en primer 
término la fundación del Instituto de Indígenas, mer- 
ced á la iniciativa del General Reyna Barrios, no se 
ha podido elevar el nivel intelectual de la misma, en 
un corto tiempo, lo bastante para que comprenda la 
necesidad de la circulación fiduciaria en ciertos perío- 
dos económicos, por lo que es necesario pagar á los 
muzos en pura plata, si no se quiere que éstos se huyan 
de las fincas, y vayan á las fronteras donde les abona- 
rán sus jornales en pesetas, reales, medios y cuartillos, 
que son las piezas que necesitan para sus modestas 
transacciones. 

He aquí porqué muchos finqueros honrados á carta 
cabal, pagan por conseguir moneda fraccionaria para 
el abono de las planillas de sus fincas sin que por esto 
merezcan el calificativo de " usureros sin conciencia " 
que les asigna un diario. En último caso quien mere- 
cería este título sería el que aprovechándose de la 
oportunidad vende, no el que compra. 

Lo que verdaderamente es escandaloso, inaudito y 

sorprendente es que los Bancos exporten plata este 

caso es el mismo de aquel avaro que pensaba si sería 
bueno cortarse una pierna para no gastar en carne. 

Notable es la obra que sobre Teneduría de Libros, 
ha publicado el señor Don Jacinto Galdámez. 
& 

El Juzgado Segundo de Primera Instancia, ápetíción 
del señor Don Miguel Beltranena, ha señalado día 
para sacar á remate la Fábrica de Calzado Nacional 



que tiene más de #190,000 de capital suscrito, por la 
suma de setenta y tantos mil pesos que adeuda. 

Los que confiaban en la inteligencia, diplomacia y 
capital del nuevo Gerente, señor Don Juan de Dios 
Ocaña, para el engrandecimiento de la Fábrica, han 
visto dolorosamente sorprendidos por la ejecución, que 
se hubiera evitado valiéndose de cualquier sencilla 
combinación bancaria, hecha ya en el país, ya en el 
extranjero. 

Un periódico, por creerlo sin duda de oportunidad, 
ha publicado una lista de los hombres, que sin tener 
gran altura han logrado pasar á la Historia, tales como 
Nelson, Thiers, Napoleón, Kant, Balsac, etc. 

No hubiera estado demás haber añadido un apén- 
dice á la lista, completándola con los nombres de 
guatemaltecos ilustres. 

Continúan con actividad los trabajos del Ferrocarril 
Occidental de Guatemala, á juzgar por los datos publi- 
cados en la última memoria 

Se han concluido magníficas estaciones en Cliam- 
perico y Retalhuleu. 

Durante el año pasado se trasportaron 328,454 sacos 
de café. 

La ganancia lograda por la empresa después de can- 
celadas las cuentas de sueldos, gastos generales y ho- 
norarios de la Dirección, asciende á $204,029.43. Por 
tal motivo se distribuyó un dividendo de seis pesos 
por acción y se depositó en los Bancos $104,029.43. 

Está en camino todo el material para la línea férrea 
de Mazatenango. El empréstito de $200.000 oro, acor- 
dado por la Junta General, para hacer frente á los 
gastos de esta nueva línea, se consiguió en Europa 
hipotecando el Ferrocarril en explotación, de acuerdo 
con lo dispuesto por los señores accionistas. 

Ferrocarril á la Costa Cuca. — El Ingeniero señor 
Griffiths que hizo el trazo de la línea de Mazatenango, 
ha formado ya un provisional de la línea de Caballo 
Blanco á la Costa Cuca. 



Un joven llamado Guillermo Flores disparó en Que- 
zeltenango un tiro de revólver en el pecho á la seño-» 
rita Encarnación de León. El agresor después de ver 
á su víctima en el suelo se disparó otro en la cara. 

Gentes que no temen ni á Dios ni á la ley «le la 
pena de muerte. 

O 

De esperimentos llevados á cabo por un " repórter," 
se ha demostrado (pie los tranvías tirados por ocho 
pierna^ de caballo, no llegan á obtener la velocidad de 
un paseante de regulares condiciones físicas. 

Se debía obligar á la Empresa á poner dobles vías 
para evitar las demoras eternas y repetidas de los cruces. 


Lo próspero de los negocios, sin duda del Banco 
Colombiano, le han decidido á emitir trescientas trece 
acciones más, que se venderán en plaza al tipo de 
5i .426, de los cuales se aplicarán $1 ,OO0a] aumento del 
capital del establecimiento y $426 al fondo de reserva. 
A. Macías del Real. 




1% 


J¡> 


1 M 




> S 




- B 




•■• 7¡ 




-. n 




¡B > 




s 2 


1 


% 3 




S M 




? 9 





LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 

REMISTH BURSHTIU 



Banco Internacional 

de Guatemala 

Americano 

" Agrícola Hipotecario . 

de Occidente 

Colombiano 



i ,000 
2,500 
1,000 

2,000 
15,000 
1,687 



CAPITAL 
POR ACCIÓN 



$2,000 

1,000 

. I.OOO 

4,000 

IO0 

1,000 



DESEMBOLSO 
POR ACCIÓN 



$1 ,400 

600 

600 

2,000 

100 

1,000 



ÚLTIMO 
DIVIDENDO 



«2S0 
IOO 

55 
140 
12 



VENTA 
ÚLTIMA 



$3.900 
1,025 

800 
2.IOO 

150 
1.350 



Compañía del Muelle de San José 

" " " " Champerico.. 

de Agencias 

la Nueva Industria ... 

" Ferrocarril Urbano 

Agencia Marítima Nacional 



6,000 
6,000 
5.000 
134 
400 
2,200 



$ 100 
100 
100 
1,000 
50 
100 



$ 87 

33 
66 
1,000 
50 
100 



$2.00 
4.00 
7.92 
200 
0000 
12 



$ 150 

200 

55 
1,300 

48 
90 



VALORES DEL GOBIERNO 



Bonos de los tres millones 

Deuda flotante 

Bonos del Ferrocarril del Norte .. 

Exposición ( 1 o) 

Exposición (2?) 

Acatan 

Deuda Externa 



$2,845,900 
1.307.300 

1,481,900 
1,500,000 

775,000 
^f 1 ,600,000 



$i,459.Soo 
949,400 



736.000 



211, Soo 
.¿"50,060 



1% 

>A'A 
1% 



1% 
M% 



$50,000 
25,000 



.¿"1.250 



VENTA 
ÚLTIMA 



»70 
95 
31 
68 
67 



GIROS (ESCASÍSIMOS) 


A VISTA 


BOLSAS EXTRANJERAS 




I78.OO 

173 00 
168.00 
120.00 
173-0° 
0.00 
185.00 
185.00 
3400 
00.00 


Perú. 


PRECIO 


México. 

Acc. Banco Nac. Mexicano 


PRECIO 




10K £ 
44 Ks 

52.50% 

67.50% 

83% 
85 
87 
91 
88.75 

25.50% 


".75 




Nicaragua. 
Empréstito 6/ 1S86 

Salvador. 
Empréstito 6% 18S6 


82 






36 




Empréstito 6% 1S8S 












Costa Rica. 






28,25 




Chile. 


" B 




Honduras. 

Enip. de lus cain. de hierro 

1870 








. 


" m% 1886 










. . 


" 5% 1892 




" 1869 


9 




Colombia. 













Nota. — Estas cotizaciones son el promedio de las habidas en la primera quincena de Agosto de [897. 



MAGIAS, Comisionista. 10a. Calle Oriente No. II, Bajos del Banco de Guatemala. 
Apartado No. 151. Cable : " Amacias," ABC Code. 



GANGA! Se venden terrenos en la parte más sana de la capital. 

Informarán en la Redacción de LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Juan P. Marks 



Exportador de Vinos 



JEREZ DE LA FRONTERA, ESPAÑA. 



London House: W. H. MARKS & CO., 

62 y 63 Mark Lañe, E. C. 



MARCAS DE VENTA: 

JEREZ 

Jerez Pálido. Jerez Oloroso. Jerez Fino. Jerez Raya. Jerez Amoroso. 

7uíhnzhnillhs 

Manzanilla. Manzanilla Olorosa. Manzanilla Superior. 

hmontillkdos 

Amontillado Fino. Amontillado Superior. Amontillado Superior. 

selectos 

Palo Cortado. Dos Cortados. Tres Cortados. India ( Navegado). 

DULCES 

Moscatel Fino. Moscatel Superior. Pedro Ximénez. Pedro Ximénez Superior. 

COGNKC 

Una + Dos * * Tres * * • 

ESPECIKLIDKDBS 

San Jorge (Raya gorda). Infanta (Amontillado). El Alguacil (Oloroso fino). 

Elixir Exquisito (Amontillado). Vino para Enfermos. 

Vino para Consagrar. Victoria Regina (Solera Vieja). 

Pedro Ximénez (Viejísimo). Non Plus Ultra. 



ios pedidos se harán á la casa de Jerez. 

Estos vinos se hallan de venta en todo almacén de importancia. 



Ángel J. Espert, 



Agente General. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



"E^JsIGLO X\¡ * 

Gran taller de fotografía. 



Que cuenta con los mejores y más modernos elementos 
del Arte, escogidos exprofesa mente por el propietario en 
los Estados Unidos de América y Europa, ofrece á su 
mime rosa clientela los más acabados en 



de todos tamaños en papel, avisto, avisto platino, platino 
tipo, etc., etc. Iluminaciones artísticas y caprichosas. 
Vistas de los mejores edificios de la República, ruinas, 
paisajes panorámicos, retratos de indios, etc., etc. 

Las Galerías del Establecimiento son lujosas y elegantes. 

9a. Calle Oriente No. 9, Teléfono No. 729. 

Alberto G. Valdeavellano. 

Artículos para Escritorio 




m 



-¿^¡■y Brochas para Copiadores 



Salva Puntas Borradores de Goma 

.Surtido de novedades en este ramo. 

Síguere, Guirola & Cía. 




LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Emporio de 



El almacén más grande de la Capital 





APARADORES DE COMEDOR 

Durante este mes realizamos á precios sumamente 
bajos toda la existencia de aparadores y demás 
muebles y en condiciones muy favorables para el 
pago. 



A PRECIO DE COSTO 

Vendemos el gran surtido de Artículos de Fanta- 
sía, Lámparas d; Mesa y de Colgar, Arañas de 
Cristal y una infinidad de objetos propios para 
regalos. 

J. A. DOUGHERTY & CÍA. 

ga. Calle Oriente No. i, Guatemala. 



Baratísima! Se vende 



LICEO GUATEMALTECO 



La casa número 57, situada en la parte más alta y 
más saludable de la capital — 8^ Calle Poniente. — 
Estilo moderno ; cuarto de baño, artesa y recadera ; 
inodoro y toda clase de comodidades. Tiene doce 
habitaciones; los cielos rasos, inclusive corredores, 
son de madera machiembrada, y toda la casa está 
lujosamente pintada y tapizada. — Agua de Acatan. 

Condiciones y plazos de venta sumamente ron ve- 
nientes para familias de modesta fortuna. 



Establecimiento de Instrucción Primaria, 

Secundaria, Agrícola, Comercial y 

Prcpa ra t orí a pa ra ca rre ra s 

especiales. 



DIRIGIDO POR 



Santiago de Guardiola 



12a Avenida Sur, No, 31 



Teléfono No. 108 



Informarán 



Síguere. Guirola & Cía. 



LA YARA. Se vende un lote 
de terreno de 6,900 varas cua- 
dradas situado en la esquina de 
la Calle del Incienso y la Ave. 
Elena ; continuación de la gran avenida del 
proyectado Barrio Cervantes. Precio y condi- 
ciones muy favorables. 




SIGUERE. GUIROLA &. CÍA. 



Enseñanza sólida y profundamente moral; 

local de moderna construcción, con salones y 
dormitorios amplios y bien ventilados ; alum- 
brado eléctrico ; baños, gimnasio, patios de 
recreo ; material de enseñanza completo y pro- 
fesores de reconocida competencia. 

Clases especiales de Religión, Dibujo. Mú- 
sica, Gimnástica, Esgrima, Ejercicios militares. 
Inglés, Francés y I.atín. 

Se admiten alumnos internos, medio inter- 
nos y externos. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



BANCO DE OCCIDENTE UNION FARMACÉUTICA 



SUCURSAL EN GUATEMALA 

Capitel pagado fi, 650,000.00 

Fondo para dividendos 280,000.00 

Fon. lo para eventualidades 60,998.50 

jyyserva 700,000.00 

' AGENCIAS: 

Retalhuleu K. Ascqli & Cía. 

San Felipe K, Weísseiiberg 

Mazatenanga Gabriel E. Monzón 

Huefaüeienango Manuel Pérez 



Capital total..., {12,690,998.50 



1 toda clase de operaciones báncarías. Compra 
y expide ,i;iros sobre los Estados Unidos y Europa. 

Abona por depósitos á 3 meses 5, anual 

" 6 " 6 

DIRECCIÓN: 

J. F. Ponoiano. Baltasar Estupinián. 

J. V. Aparicio, Gerente. 

BANCO DE GUATEMALA 



ESTABLECIDO JULIO 15 DE 1895 



DIRECTORES: 



Capital Autorizado $10,000,000.00 

Capital Suscrito 2,500,000.00 

Capital Pagado 1,500,000.00 

Fondo de Reserva 990,000.00 

Fondo para Dividendos 15,000.00 

dirección : 

ADOLFO STAIIL, FünCISCO ('AMACHO, ANTONIO CARRERA, 

CARLOS GALLUSSER, Gerente. 

AGENTES : 

Quezaltenango Banco de Guatemala 

Antigua Julián López C. 

Cuban Ricardo Sapper 

Escuintla Herrera & Cía. 

Patulul Ricardo Muñoz 

Retal buleu Guillermo García Salas 

Santa Lucia Hesse & Dahll 




J. Saturnino Tinoco, Felipe Márquez, Carlos Novela Damerio 
C. B. PULLIN, Gerente. 



Lanquetin y Argueta 



Productos Químicos, Drogas. Medicinas, 
Accesorios de Farmacia, 



Especialidades. 

Perfumería y Aguas Minerales. 

Pinturas, Barnices, etc. 

Representantes de varias casas de 
Europa y los Estados Unidos. 



Apartado No. 45 ----- Teléfono No. 231 
GUATEMALA, C. A. 



.. 



LA PRINCESA" 



Capital Pagado $1,400,000.00 

Fondo de Reserva 1,380,000.00 

Fondo para Dividendos 192,717.80 

Fondo para Eventualidades 75."23-58 

Capital total fe ,048,441.38 j 

El Banco abona por depósitos á 3 meses 5 anual 
6 " 6 " 



Surtido completo de artículos para Señoras y Caballeros, 

Recibe novedades por todos los Vapores. 

En PERFUMERÍA y objetos para REGALOS, tiene un 

variado surtido, DE LO MEJOR, todo fabricado 

especialmente para esta casa. 

BPCJOS DEL HOTEL. UISIOIS 

GUKTEKBLR O. K. 

Se Vende "La Miniatura" 

Situada en la Avenida Elena, entre la 8a. y 9a. 
Calle Poniente, detrás del Santuario de Guadalupe. 
Para informes y condiciones dirigirse & 

Signere, Guirola «fe Cía. 

" Guatemala Photo - Engraving Co." 

Taller completo de Fotograbados 

irganios ue hacer diseños á la orden y lomar fotografías, 
entregando el grabado listo para la pi 

Síguere, Guirola & Cia. 



LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO 



Relojería y Joyería del Instituto 

9a Calle Oriente y 9a Ave. Sur, 

Esquina del Instituto Nacional, Guatemala, C. A. 



Relojes de LA MAISONNETTE garantizado; 

Por su exactitud y solidez, de Oro, Plata, Acero y Nikel. 

Brillantes ? Joyería de París + Anteojos. 

Composturas de todas clases baratas y garantizadas. 



Dr. Salvador Ortega. 

DE LAS FACULTADES DE PARÍS T GUATEMALA, 

Ofrece sus servicios al público, especialmente en lo 
que se refiere á enfermedades del oído, de la garganta, 
de la laringe y de las fosas nasales y sus anexos. 

Consulta todos los días de 1 á 4 p. m. 
Dirección: 1 1 Calle Oriente, No. 40. 



Literatura Nacional 



En la Librería de J. M. Lardizábal y Cía., 
y la Librería Centro- Americana de Mejía & 
Benard, se encuentran 

" Alma Enferma " y " El Tiempo Viejo," 

Memorias de mi Juventud - - obras del Doctor 
don Ramón A. Salazar. 



3oyma y Hclojerta-^ 

"LA PERLA" 

8a Ave. Sur y 9a Calle Oriente - Esquina frente al Oran Hotel 

GUATEMALA, C A. 



Relojes Longines y Waltham, aneroides 
ingleses, termómetros para médicos, brillantes 
de primera agua, joyas de última novedad, 
anteojos para teatro, reguladores y desperta- 
dores de la Ansonia Clock Co. 



Composturas garantizadas. 



Souvenir Spoons - - - Native Jewelry 
GERMÁN PORCHER. 



oooo 
ooqo 

ioo'cdcí 



o 



C/J 

03 



O 



tí 

a ■■ 
u 

M 

. *« - 

B 
u 

a> 
vi tn 

2 o g o 

<o * <o s 
S «S£ i 

ceStnD 



¿ Llénense los espacios de este talón y remítase con la suma de suscripción á 

"LA ILUSTRACIÓN DEL PACIFICO" 

Síguere, Guirola & Cía., Editores, Guatemala, 

■o 

a 
E 

co 

Les incluyo la suma de S por suscripción á La Ilustración 
i del Pacífico, y"/- meses prvnoipia/ñdo con el Núm. 

= Residencia del suscriptor 

S Sombre .... 






El pago puede hacerse cu Iñllrtcs ./<■ cimíuuicr ¡Íntico.