(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "La revolución de Carranza y Maytorena. El interinato del Gral. Huerta"

1^ 





^íte 



r; 



ü^ 






M 



LB eomciDn DE wmm y iimuoBEHfl 

€[ Jutcrinato bel (B^ral. t)ucita 



ri^ 1 







± 






iMPRtNTA, I .^ HUMBOLIjT NUMERO 5. -MÉXICO, D. F. 

1913 



^^^^L^^^N^ ^^^^I^^^^C^^^^L/^^^^ - 



jáV.¿íVi^>4->Vi^ 



LA DlPieiL SITIIAGIOI 



Es de lamentarse que los políticos que surgen y crecen por 
las agitaciones del Partidarismo, aprovechen todas las ocasiones 
y las coyunturas, para extraviar y descarrear el espíritu público, 
aunque algunas veces se provoquen convulsiones nacionales per- 
judiciales á la Patria. 

Las efervescencias últimas han sido consecuencia natural ó 
ineludible del período de calma en que estuvo el Pueblo Mexica- 
no más de tr.^inta años. 

Se han despertado aspiraciones buenas y malas, rectas y tor- 
cidas, que laboran ya por ideales, ya por personalismos más ó me- 
nos francos ó encubiertos. 

La mayoría del pueblo, arruinado y exasperado en la cansada 
lucha nacional, no proahijalas impaciencias y ansiedades de los 
políticos. 

Después de la DECENA TRÁGICA, era lógico esperar algo 
de cahiia, que la tranquilidad y el orden vinieran á imperar otra 
vez en esta pobre nación, martirizada por las ambiciones y per- 
turbada por el partidarismo. 

Se creía que los hombres del movimiento revolucionario en 
su principio y los que habían contribuido á su finalidad, marcha- 
rían de acuerdo, obrarían unísonos é inspirados por el bien patrio. 

En el nuevo Gabinete presidencial se veía un núcleo de pa- 
triotas que en la brega contra el Gobierno pasado, se hubieran de 
presentar como animados de los principios salvadores de justicia 
y rectitud. 

No se aguardaba por cierto que en Coahuila, en Sonora y otros 
Estados encontrara nuevos combustibles la tea de la discordia. , 

Era natural esperar que los familiares é íntimos de los man- 
datarios desaparecidos, lloraran y se desesperasen sobre las tum- 

2209043 ' 



4 - 



bas de sus deudos y leaders, pero no era conseoueate suponer que 
la revolución acreciera, que bajo los pendones de una protesta sin 
orientación, se afiliaran los que habían sido también elementos y 
factores del derrocamiento del Régi!r.en maderista. 

Menos podría creerse que los leaders principales de ese derro- 
camiento comenzaran á dividirse, ostentando divergencias de for 
ma, puerilidades, se puede decir, que se van haciendo grandes ad- 
quiriendo seriedad, y forman en la política del dia una verdade- 
ra BOLA DE NIEVE. 

^ Desgraciamente, todo eso que no se sospechaba, que no se 
creía, que no se esperaba, está sucediendo; los hechos están allí 
de manifiesto: no se llega á la pacificación, y la Patria sigue san- 
grando, martirizada, angustiada por sus propios hijos, muchos 
conscientes de que la sacrifican despiadadamente. 

El remedio que se ponga en tan angustiada y penosa situa- 
ción, no lo vemos y sí se acrecienta el peligro internacional, el 
fantasma de la intervención. 

Sería doloroso que ayudáramos á ella, atropellando el patrio- 
tisnio, negando á los hombres del Poder el concurso debido para 
conjurar las perturbaciones políticas y revolucionarias. 

Necesitamos hombres para salvar á la Patria, que es una 
MATER DOLOROSa, empujada al abismo y á la desesperación: 
veamos si los hechos del nuevo Grobierno, expuestos' sin parciali- 
dad ni apasionamientos, se encaminan al salvamento nacional. 



1^^^^^^^^^^^^^^ 




Capítulo Piitnero. 



GOPIIEHZB EL PEVO BOBIEBUO 



I. 

Protesta ante la Cámara de Diputados 

Para la sucesión del poder de Madero á Lascuráiu, y de Lascuráin 
á Huerta, la Cámara estuvo en sesión permanente, reuniéndose el Con- 
greso general para la protesta de los dos Presidentes, Lascuráin y 
Huerta, qne se sucedieron en menos de uní» horn el día i9de Febrero. 

Hay que fijar los hechos: los diputados Escudero, Olaguíbel y No- 
velo fueron nombrados en comisión por la Cámara para hablar con Pi- 
no Suárez y Madero y convencerlos de que debían renunciar. 

A las 8.45 de la noche regresaron al edificio de la Cámara, acom- 
pañados del Ministro de Relaciones, Sr. Lascuráin. 

Leídos los documentos de la renuncia referida, se pasaron á Comi- 
sión y ésta dictaminó que se aprobara; por mayoría fué aceptado Las- 
curáin como Presidente, y después de nombrar al Gral. Huerta Minis- 
tro de Gobernación, renunció aquél, admitiéndose que le sucediera 
Huerta por ministerio de Ley y unanimidad de 126 votos emitidos 
por los diputados asistentes á la sesión. 

II. 

Sigue Febrero de 1913 

Se aprobó en la Cámara gestionar la libertad de los diputados de- 
tenidos por loa asuntos políticos, mandándose al efecto una comisión 
á que hablara con el Brigadier Díaz» y en viitud de que este Jefe dij o 



— G — 

que «e (¿ebía de \mcev !a gestión cerca del GraU Huerta, que había asu- 
Olido la autoridad suprema de la Nacióu, se le comisionó para que ha- 
blara sobre el particular con el Presidente interino. 

El Gabinete nombrado, de la Barra en Relaciones, García Grana- 
dos en Gobernación, Reyes en Justicia, de la Fuente en Comunicacio- 
nes, Robles Gil en Fomento, Esquivel Obregón en Hacienda, Gral. 
Mondragón en Guerra, y Vera Estafíol en Instrucción Pública, fué un 
núcleo de los elementos anti-maderistas, tres de ellos pertenecieron 
á la Liga de la Defensa Social. 

En cuanto á amistad íntima con el General Huerta, ninguno del 
ellos la cultivaba. 

Para Gobernador del Distrito fué designado un amigo personal 
del Presidente interino, el ingeniero D. Enrique Cepeda, pero encon- 
trándose ausente en otra comisión, lo substituyó el Gral. Yarza- 

m 

Otros sucesos 

Comenzaron á recibirse noticias del 20 de Febrero en adelante de 
los aprestos de guerra que se hacían en los Estados de Coabuila y So- 
nora, rumorándose lo mismo del territorio de Tepic y otros Estados. 

El Gral. Blanquet fué nombrado desde luego por el Gral. Huerta 
Comandante Militar de la Plaza y ascendido posteriormente. 

El 21 se tuvo noticia de que los buques de guerra americanos no se 
retirarían de Veracruz hasta que no se restableciera la paz en México 
por completo. 

El desfile de la Cindadela á Palacio, encabezado por los Grales. 
Díaz y Mondragón, se compuso de pelotones de Aspirantes de la Es- 
cuela de Tiálpam á vanguardia y retaguardia, 1er. regimiento, 29 ba. 
tallón. Cuerpos rurales. Gendarmería montada, y artilleros de cam- 
paña. 

En Palacio, el Presidente saludó cordialmente á Félix Díaz, dicién- 
dolé que ojalá esta mauif estación cerrara para siempie las luchas fra- 
tricidas. 

De la Barra tuvo que pedir licencia al Senado para el desempeño 
de la Secretaría de Relaciones, y por eso protestó después de que lo 
hicieron los otros iMlnistros. 

La vigilancia en la Frontera impide que los filibusteros invadan 
la Baja California. 



— 7 — 



Los alzados de Durango se componen de maderistas siempre in- 
sumisos, indígenas que piden el reparto de tierras, y bandidos. 

Se telegrafía de Puebla que han sido detenidos los diputados 
Urueta y Sánchez Azcona. 

Pascual Orozco felicita desde el Norte á los Grales. Huerta y Díaz. 

Se habla de los amagos á Naco y Cananea y de que se halla en pe- 
ligro Guaymas. 

FUSILADO EN COLIMA 





CARLOS SOLORZANO MOR- 
FIN, PROF. Y PERIODISTA. 



IV. 



Vientos de Fronda 



Ya nos ocuparemos de las diligencias originadas con motivo de la 
muerte de los Sres. Madero y Pino Suárez. 

Ahora debemos consignar que el advenimiento del Gobierno in- 



-- 8 — 

terino del Gral. Huerta, fué moldeado en la le}^ suprema de la Nación 
y que se vio en el Gabinete instituido una esperanza de pacificación. 

Desde luego en la Cámara de Diputados se apuntó una minoría 
obstrucciojista y entre los amigos del régimen derrocado alientos de 
revancha. 

Como factores de discordia contra la fórmula Díaz -De la Barra se 
enbozaban otras candidaturas para la Presidencia y Vicepresidencia 
de la República, que luego se esfumaron por inspiraciones de pruden- 
cia y patriotismo, pero han quedado rescoldos de ese fuego tácitamen- 
te conservados y ampliados subterráneamente. 

Eu los Estados eí Gobierno estuvo oportuno á fin de evitar que fue- 
ra mayor la coalición de Gobernadores intentada por Maytoreua y Ca- 
rranza que desde un principio se lanzaron á la rebelión contra el Gral, 
Huerta, amparados con el pomposo título de "constitucionalistas". 

Entre algunos amigos de los principales jefes del movimiento que 
derrocó á Madero ó inició su caída, no hubo conformidad, queriéndose 
que desde luego se adueñase del poder el Gral. Félix Díaz. 

V 

La situación 

Se atribuye al Lie Rodolfo Reyes, hoy Ministro de Justicia y en 
parte al Lie. D. Francisco León de la Barra el papel de amigables com- 
ponedores entre los Grales. Huerta y Díaz. 

Se ha creído ver en la formación del nuevo orden de cosas como fac- 
tores principales á estos generales, á su cabeza el Gral. D. Manuel Mon- 
dragón y á los Lies. Reyes y de la Barra, teniendo participación tam- 
bién eu segunda escala los demás miembros del Gabinete. 

Las Cámaras no hicieron oposición á los arreglos llev ados á cabo 
y apenas si cubiertos con escrúpulos que no se compadecían con las di- 
ficultades de la situación, pocos senadores y una mínima porción de di. 
putados, se mantuvieron pasivamente inconformes. 

Se vio también que algunos mandatarios de los Estados que aca- 
baban de proclamar su incondicionalismo al Sr. Madero, se sometían al 
Gobierno federal interino, no pocos para ganar tiempo, conservar el 
poder y llegar á comprender cuál era la carta en puerta. 

Esto no era proceder por amor á los principios ni afección á parti- 
dos ni á personas, sino por salva! se de la caída que presumieron casi 
inevitable. 

Así tenemos que el Gobierno federal se veía obligado á desechar 



presunciones de cierta deslealtad, máxime cuando se propuso llevar 
una política de conciliación, de transacción que, hasta cierto punto, 
era la indicada aun con peligro de su firmeza y consolidación. 

VI. 

La personalidad de Huerta 

No vamos á hacer biografías ni menos panegíricos, pero en la la- 
bor que nos hemos impuesto cabe estudiar las personalidades destaca- 
das en la política militante, para fijar antecedentes como determinantes 
del diagnóstico y el pronóstico de su gestión en el poder público. 

El Gral. D. Victoriano Huerta, no es un soldado que pudiéramos 
llamar de fortuna. 

Lo vemos comenzarse á destacar modesto, disciplinado y estricto 
en la comisión que se le confiara de escoltar hasta Veracruz al ex-pre- 
sidente Gral. D. Porfirio Díaz, á raíz de su renuncia en Mayo de 1911. 

Cumplió delicadamente el encargo; fué un escrupuloso represen- 
tante del Ejército que veló por su viejo caudillo y lo despidió solemne- 
mente. 

Después el Gral. Herta estuvo encargado de la persecución al za- 
patismo en el Estado de Morelos, cuando el Atila del Sur crecía con- 
sentido y comenzaba á ostentarse como un verdadero peligro nacional. 

Huerta quiso hacer la tarea encomendada con diligencia y eficacia 
y sólo tuvo contrariedades en quienes debían ayudarle y facilitarle los 
medios de llegar al éxito indicado. 

Se separó de Morelos dejando al integórrimo que tomara vuelos 
con las protecciones recibidas. 

VII 

Huerta en servicio 

Herido el soldado en sus fibras más delicadas, quiso retirarse el 
Gral. Huerta del servicio militar al entrar el Sr. Madero á la Presiden- 
cia, pero éste ya mandatario le hizo explicaciones sobre sus influencias 
cerca de Zapata y le satisfizo acerca de prejuicios que había tenido de 
su persona. 

Posteriormente y después del desastre del Gral. González Salas en 
Rellano, fué escogido el Gral. Huerta para suceder al vencido ex-minis 
tro de la Guerra. 

Aquel cargo de extrema confianza de parte del Presidente Madero 
se dio á Huerta que antes había sido sospechado y mal juzgado por el 



— 10 ~ 

propio Gobernante que así demostraba su volubilidad y hasta incons- 
ciencia y se esperaba no aceptara el Gral. Huerta. 

La situación era no sólo dific'l, sino gravísima para el Gobierno. 

La revolución del Norte se hallaba poderosa y comenzaba á contar 
con la opinión en todas partes de la República, viéndose un probable 
triunfo de Pascual Orozco y sus hombres, ya que se anhelaba acabara 
la pelea que no traía ningún beneficio. 

Huerta organizó sus fuerzas sin precipitación, con serenidad y 
calma, avanzando sobre el enemigo hasta que se consideró capaz de la 
victoria por los elementos que coordinara y el plan que híibía madura- 
do y estudiado seriamente. 

VIII 

La artillería 

Comprendió que la artillería le daría el triunfo, encontró la parte 
vulnerable del enemigo y ese elemento, ese factor puso eü juego para 
el logro de sus propósitos y venció, salvó á Madero de la estrepitosa 
caída que le preparaban los revolucionarios del Norte y que ya anhe- 
laba la mayoría de la nación, pues reaccionaba el pueblo mexicano con- 
tra el llamado leader de la Democracia, porque su exaltación al poder 
sólo traía desaciertos y perjuicios que nos llevaban al abismo. 

El Gral. Huerta en la organización del Cuerpo de Ejército á su 
mando, en sus operaciones, tuvo que luchar con obstáculos y remoras, 
pues no todos los contingentes de que dispuso, eran homogéneos, ni se 
aunaban á los disciplinados concursos que llevaba procedentes de las 
milicias regulares. 

Las brigadas de Emilio Madero y Francisco Villa, le dieron mucho 
quehacer y acaso sin ellas hubiera tenido más facilidades en su avance 
y en sus operaciones. 

Eran contingente de la revolución de 1910, elementos disímbolos, 
de desorden y no unidades que pudieran sumarse. 

IX. 

Huerta contrariado 

Después del triunfo en Conejos, Rellano y Bachimba, ya Villa en la 
prisión, las envidias, los despechos y los enconos urdían contra el Gene- 
ral vencedor combinaciones, enredos ó intrigas que tenían que dominar 
en el espíritu débil, suspicaz y versátil del Gobernante, pues venían 



—11 



Pablo Lavín, 2 ^ de Cheche Campos, revoluciona- 
rio de La Laguna, Coah* 




~-> 1^ ~ 

amparados con recomendacioaes de familia y estimulados con el conse- 
jo á la desconfianza y al recelo. 

De allí vino que se tratara de hacer Ministro de la Guerra al 
Gral. Huerta ó de darle una corpisión en -el extranjero. 

Había cierta resistencia, algo como remordimiento para no se- 
parar al Gral. Huerta de manera completa, creyéndose con toda ra- 
zón que se vería en ese procedimiento la mayor ingratitud y absolu 
' ta injusticia. 

Huerta penetró en esa maraña tejida por sus enemigos y como 
militar disciplinado, se mantuvo á la espectativa, defendiéndose 
con s'j cora za de impasibilidad. 

El 9 de Febrero 

Todavía se le quiso enviar á combatir contra Feliz Díaz en Vera- 
cruz, y cuando Madero no sabía qué partido tomar, el 9 de Febrero, 
Huerta fué llamado y quiso amparar al Gobernante constituido cuan- 
do todo le era contrario, presentándosele de-bulto la Patria dolorida 
por las angustias que sufría en esta lucha fratricida. 

La solución que el Gral. Huerta dio á la comprometida situación, 
no podemos juzgarla porque militando en el auti-maderismo, podíamos 
no ser imparciales, aunque si la creemos algo tardía. 

La historia vendrá á aquilatar los hechos y dará su fallo. 

Ahora bien: el Gral. Huerta nunca ha revelado condiciones de es- 
tadista, sus antecedentes se contraen á la vida militar que dejamos 
delineada y los que no opinaban por su ascenso a la Presidencia, bus- 
caban un hombre de energías, de amplias dotes intelectuales, capaz 
de dominar las dificultades exteriores, los escollos hacendarlos y las 
discordias intestinas por medio de la conciliación. 

Uu civil, decían los amigos de De la Barra y García Granados, Huer- 
ta que vaya al Ministerio de la Guerra. 

Los felixistas impacientes clamaban á su Jefe, pidiendo á de la 
Barra para Relaciones y para los demás Ministerios á personajes ido- 
neos en cada ramo. 

Esto último también alegaban los huertistas. 

Sigamos ahora en el esbozo de los sucesos. 



— 13 



XI 

Los insumisos 

Ya en los últimos días de Febrero, se trató del proyecto de ley de 
amnistía para los reos políticos, que fué presentada y se aprobó unáni- 
memente. 

So llevó á cabo la orgiinizacióu de la administración de Justicia 
que estaba en suspenso, se puede decir, desde la Decena Trágica y á con- 
secuencia de las depredaciones que los presos fugados cometieron en 
los archivos y mobiliarios de los Juzgados de Belem. 

Se habló mucho de la rendición de Zapata y sus secuaces, pero és- 
tos siguen cometiendo atentados como en la jurisdicción de Atlixco, 
siendo fusilado Ireneo Vázquez por sus desmanes. 

Se ratifica que solo la Cruz Blanca atendió 2,354 heridos durante 
la Decena Trágica, 








-. 14 — 

Los rebeldes iil Gral. Huerta, ex-Gobernador Hidalgo y rural Ra- 
fael Tapia, estuvieron por Tlaxco, Tlaxcala, cometiendo exacciones, 

En Puebla fueron capturados los diputados maderistas Jesús Urue- 
ta y Juan Sánchez Azcona, saliendo primero el ex-divino Chucho 
y posteriormente el ex secretario presidencial. 

Se dijo que cargaban con documentos reservados y mucho dinero, 

pero nada se comprobó. 

El ex-comisario Agustín Pardo es acusado de haber fusilado en la 

I? demarcación de policía, más de 30 personas consignadas por la Po- 
rra. 

XII 

En los Estados 

El 24 quedó reanudado por completo el servicio de tranvías eléctri- 
cos en la capital y poblaciones cercanas.' 

Se cuentan muchos detalles de la rendición de cabecillas zapatistas 
y de los propios hermanos Eufemio y Emiliano, pero esto último no se 
confirma. 

La mayor parte de los Estados reconocieron el nuevo Gobierno, 
hasta el mismo Carranza, de Coahuila, con algunas reticencias, no re- 
cibiéndose contestación del Gobierno de Sonora y algún otro Estado. 

Jesús Morales, el Tuerto, compadre é íntimo de Zapata, sometido 
al Gobierno, cree que Emiliano y Eufemio se rendirán y si no, se les 
puede perseguir con resultado favorable. 

Tomó posesión como SubSectretario de Instrucción Publica el Dr, 
y periodista Enrique González Martínez. 

XIII 

En Puebla 

Circulan diferentes versiones sobre las condiciones que pone Za- 
pata para rendirse, algunas imposible de ser aceptadas. 

Sobre la conducta del Coronel Pradillo en Puebla, se hacen aclara- 
ciones. 

Desconoció á Madero el 13 de Febrero haciéndose cargo del Go- 
bierno que le quitó al interino Lie. Barrientos. 

Puso presos a varios políticos connotados, entre ellos al Lie. Nico- 
lás Melendez, ex-Gcbernador, alojándolo eü su propio cuartel y allí en 



— T1&' 



Revolucionarios sometidos y que contribuyen á la 
pacificación 




— le -- -......■,..,-__ 

conversaciones logró el detenido con otras intrigas, convencer á Pradi- 
11o de que se había precipitado, llegando á atemorizarlo; voWió sobre 
sus pasos, repuso al Gobernador y quedó en el más espantoso ridícu- 
lo como soldado y en todos sentidos. 

Se gestionó y consiguió desde luego la libertad de los prisioneros 
por el movimiento de Veracruz, Sres. Coronel Díaz Ordaz, Zarate, Mi- 
goui, Lima, Remes, etc. 

El Ministro de Cuba en México, M. Márquez Sterling, puso á dis- 

' posición de la familia del fiuado ex-presidente Sr. Madero, el buque 

de guerra "Patria" en donde embarcó en el puerto de Veracruz con la 

Sra. Sara P. de Madero y algunos familiares del extinto ex Presidente, 

El Gobernador interino de Yucatín Sr. Fernando Solís, reconoció 
al Gral. Huerta y el propietario Sr. Nicolás Cámara Vales, cuñado del 
finado Pino Suárez, renunció el cargo. 

Cámara Vales estuvo en la capital durante los sangrientos sucesos 
y hasta en Palacio con su pariente y tan luego como pudo, escapó á su 
Estado muy impresionado de la Decena Trágica. 

XIV. 

La lucha electoral 

Rodolfo Reyes declara que no es candidato á la Presidencia de la 
República. 

Se instala el primer Club Felicista organizado para presentarla 
candidatura del Gral. Félix Díaz. 

Es nombrado Embajador de México en los Estados Unidos el Lie, 
D. Emilio Rabaza. 

Fué traído á la Penitenciaria de México el ex-gobernador de Tlax* 
cala, Antonio Hidalgo derrotado y preso por las fuerzas del Gobierno. 

Es resuelta la creación de un Ministerio de Agricultura, de que se 
encargará el Lie. Manuel Garza Aldape, significado revolucionario de 
la frontera. 

Se exigieron cuentas al cónsul Llórente, quien en el Paso, Texas, 
fué un podero¿!0 auxiliar de los Sres. Madero, contando con diligente 
policía mexicana y del país vecino, además de dinero á manos llenas. 

XV. 

Maytorena y socios 
Representantes de 8 cantones de Veracruz piden la separación del 



^ — Í7 — ______________ 

Gobernador D. Antonio Pérez Rivera y que se encargue del Poder el 
Coronel Gaudencio González de la Llave. 

Gabriel Hernández, la victima posteriormente del Gobernador En- 
rique Cepeda, fué capturado con dos de sus hermanos, acusados de 
grandes tropelías en varias partes de la República, donde tuvo el man- 
do de fuerzas. 

Es sospechado muy fundadamente de estar de acuerdo con Mayto. 
fena y Carranza, el Gobernador de San Luis Potosí, Rafael Cepeda, íuti. 
mo de la Porra y se decide traerlo á la capital de la República. 

Maytorena se separa del Gobierno de Sonora, nombrándose i nteri- 
ñámente para el puesto á don Ignacio Pesqueira. 

Este Gobierno trabaja por rebelarse ensanchando el Partido Cons- 
titucional, instado por Carranza, que sigue queriendo engañara! Cen- 
tro con evasivas y subterfugios, habiendo enviado hasta comisionados 
que conferenciaran con el Gral. Huerta. 

El candidato porrista al Gobierno de Hidalgo dice que ha sido elec- 
to con toda legalidad. 

En la Secretaría de Relaciones se verificó una cordial recepción al 
Cuerpo Diplomático, entendiéndose por este acto que se tenía recono- 
cido al Gobierno dc^ Gral. Huerta, por lo menos como Gobierno cIp 
farfo. 






^¡■ú 









I 







Capítulo Segundo 



LA mUEYA REBEUOK 



-©)- 



I. 

El levantamien- ^^ 

to de Carranza í^^- 

y Maytorena 







^^L.VENbSTlAKO OAKRÍIN^;^ ' 




^- 19 — 

II. 

Optimismos de paeifieaeión 

En Marzo se continúa la obra de pacificación, y el Gobierno de 
Gral. Huerta, comienza á caer en optimismos respecto de Zapata, cuya 
sumisión se trabaja, no obstante que los hombres del Atila continúan 
en los excesos y tropelías. 

Se extraña que el Sr. García Granados, Ministro de Gobernaciór 
que tenía bien definida su opinión de que para Zapata no cabía consi- 
deración ni concordia, deja hacer á emisarios de paz una labor infruc 
tuosa. 

Se establece una Liga Obrera de la República. 

A principios del mes llegaron noticias del primer encuentro entre 
las fuerzas del Gobierno del Gral. Huerta y los rebeldes carrancistas. 

Los Grales. F. Díaz, Huerta, Mondragón y otras personas pusie- 
ron varios mensajes al Gral. D. Porfirio Díaz pidiéndole que vuelva a, 
servicio militar, participándole los últimos acontecimientos é indicán- 
dole que regrese al país. 

El ilustre proscripto, con gratitud y cortesía contestó, haciendo 
votos por la paz y felicidad de la Patria, pero rehusando volver al ser- 
vicio y regresar al país, protestando que en caso de guerra extranjer? 
su vida pertenecía á su Patria. 

III. 

Resabios del pasado 

El Gral. Angeles, que con el de igual clase Dn. José Delgado, es 
tuvo detenido á raíz de la caída de Madero, fué i-eaprehendido, acusa 
do de graves atentados. 

Aclárase que durante la Decena Trágica, el Gobernador del Distri 
tOj'González Garza, ordenó que se aprehendiera á la mayor parte de loí 
actuales Ministros que tenían su residencia en jurisdicción de lá 7c 
demarcación de policía, y se les hiciera fuego si para ello daban lugar. 

Como el Comisario respectivo no cumpliera con la última orden 
se le mandó destituir y fusilar, escapándose por una mera casualidad 

Fué aprehendido el ex-ministro Manuel Bonilla en el puerto d( 
Manzanillo. 

Los comisionados de Carranza, Lies. Arispe y Elizondo, insisteij (m 
que aquél recoüooe al Gobierno del Gral. Huerta. 



20 



Los rebeldes de Oaxaca sometidos^ Pedro León, Jí- 
mene^ Fígueroa. etc. 




— 21 



Militares y pacificadores empeñados en esa labor de 
patriotismo y humanídadt 




^ 22 — _ 

Se sabe que á la llegada de la familia Madero y amigos del finado 
ex- presidente á ia. Habana, se hicieron manifestaciones, se verificaron 
juntas y publicaron artículos en los periódicos de aquella ciudad, adul- 
terando los sucesos de la Decena Trágica en México, calificando de 
feroz asesinato político la muerte de Madero y Pino Suárez, elevando 
á éstos á la categoría de mártires y recibiendo á sus deudos y amigos 
como víctimas de salvajes persecuciones, 

IV. 

Pavor, pánico y maldad. 

Algunos mexicanos que creyeron correr peligro en su Patria, of us. 
cados, llenos de pánico, con sus discursos é informaciones, contribu- 
yeron á generalizar censuras acres contra el Gobieroo del Gral. Huer- 
ta y basta contra el mismo pueblo mexicano, no menos que la labor 
acti\^a y franca de un ex-ministro en México, Sr. Loynás del Castillo, 
y la semi- pasiva del que también fué representante de Cuba, Sr. Mar- 
quéz Sterling, quien acompañó en su viaje en el "Patria" á la familia 
Madero. Se reunieron en la Habana la esposa y hermanas de Madero, 
su tío D. Ernesto, el de Hacienda, su primo Rafael Hernández, el Sr. 
Francisco Madero, sénior con su espo^, y otros miembros de la fa- 
milia. 

Algunos diputados, varios de los filibusteros de la Prensa, poli- 
cías reservados y otros individuos, creyéndose figuras de importancia, 
sip'uificados miembros de la Porra á quienes se debiera temer, echaron 
á correr, se agregaron á los bagajes del "Patria" é "Ipiranga" para 
hacer tarea anti-mexicana, pero al ver que sus patrones no ios toma* 
ban en cuenta, y los vencedores de México no se ocupaban de ellos, y 
hasta ignoraban su existencia, con sus miedos y pánicos comenzaron á 
desbandarse, á regresar llenos de fervor en pro de Félix Díaz, del Gral. 
Huerta y de los nuevos Ministros. 

Sin embargo, dejaron algo allá en Cuba, mucha simiente en contra 
de la nación, que por desgracia los tiene que llamar sus hijos. 

Y las conspiraciones, las expediciones contra México, están ter- 
minando en coma en la capital de la más grande de las Antillas. 

El Ministro de México en aquel país, Sr. Lie. Dn. José F. Godoy, 
debe haber laborado contra estas pequeneces del despecho político, 
pero en público no se hau trascendido sus trabajos. 



^...■, ,. .- . ~^^ -^ __ ,.^,.... .- 

V ~~ 

Emisarios de Paz 

jí 

El reconocimiento por Orozco y otros Jefes del Norte^ del Gobier- 
no del Gral. Huerta, se da como un hecho, y aun antes del viaje de la 
Comisión pacificadora que tuvo una tourneé divertida con pocos re- 
sultados prácticos. 

A propósito de emisarios de paz, no ha dejado de comentarse la 
misión encomendada al Lie. Emeterio de la Garza, júnior, para visitar 
á los Gobernadores de varios Estados y hacerles reconocer al Gobierno. 

Ningún resultado favorable á su cometido pudo conseguir el Sr. 
de la Garza, pues que la mayor parte de esos funcionarios, por telógra 
fo significaron su reconocimiento al Gral. Huerta. 

Sólo sí pudieron ratificarle su compromiso, y el Sr. de la Garza, 
observar si sa lealtad era de creerse ó había que desconfiar, pues el co- 
misionado tiene buen olfato político y de averiguación. 

Por otra parte, habiendo sido de la Garza primero un Porfirista- 
corralista neto, un reyista radical, un maderista ultra, debía tener re- 
lacií-nes políticas con aquellos sus visitados é inspeccionados y así po- 
der llenar debidamente su comisión. 

Cuentan que á un alto funcionario público se decía que D. Emete- 
rio no podía ser tan pronto un inconforme con el maderismo, cuando 
aealniba de hacer giras, negocios y combinaciones políticas con el Ben- 
jamín de los Ministros maderistas, Rafael Hernández, hubo de estar 
con él de gran camarada en el Norte y era su inseparable compañero y 
visita asidua de otros leaders del régimen derrocado. 

El personaje contestó serenamente: 

— Precisamente es práctico en esas cosas y además quien se halle 
limpio de cambios y de protestas y aun de hechos maderistas, que tire 
la prinura piedra 

Sin embargo, D. Emeterio de la Garza nada hizo por la Paz con 
Carranza y Maytorena, pero sí le dieron grandes banquetes los Gober- 
nadores del Oriente para festejar en su persona al Gral. Huerta, que 
representaba. 

Contra todo lo que se suponía, J. Inés Salazar manifiesta tenden- 
cias á someterse. 

El timo de los complots 
Se informa con persistencia que el Gobernador de Sonora, Sr. May- 



1K 



HOMBRES ÜEL DÍA 





que tué Gomisionado cerca de Za- 
pata joara la pacificación. 

toreua, marcha para Estados Unidos á arreglos de la revolución sepa- 
ratista que intenta ensanchar con elementos de ese Estado, de Sina- 
loa, Baja California, Coahuila, Durango, Chihuahua, vSan Luis Potosí, 
etc. 

Fué nombrado Gobernador interino de Sonora Don Ignoclo Pes- 
queira. 

El ingeniero Dn. Francisco Naranjo, ex-gobernador de Morelos, 
que decíase haberse rebelado, demuestra ser leal al Gral. Huerta, com- 
batiendo contra los rebeldes separatistas. 

Es un hecho que Argumedo, Cheche Campos y otros rebeldes del 
Norte se han sometido. 

El asesinato de Antonio Villavicencio parece que se confirma, fué 
un policía arbitrario, de perversos instintos, que servía á Tirios y Tro- 
yanos. 

Se dice que había un complot contra la vida de Félix Díaz, más 
tarde otro contra Moudragón, luego contra Huerta, y no parece sino 
que se revive el timo de los planes, conspiraciones y complots. 

El periodista Castillo Tapia fué reducido á prisión por orden del 
Gobernador del Distrito, habiéndose registrado ciertas divergencias 
por este hecho en la esfera oficial. 



— 28 — 




VII 

En Jauja 

Se teme mucho del Goberna^íor de Michoacán Dr. Silva por susafi- 
nidíide'í con Ja Porra, más todavía que del de Gruauajuato y del de 
Campeche, que protestaron su iDcondicionalidad al Régimen derrocado. 

José Córdova, el Secretario de Pascual Orozco, júnior, en sus visi- 
tas a los Grates. Huerta, Díaz, Mondragón y Blanquet y demás perso. 
■ ajes del G'^^ iorno y fuera de él, se ha captado muchas simpatías. 

Es optimista respecto de la pacificación j¿ p i Mca. 

Con entusiasmo y decisión se habla de la supresión en nuestra or- 
ganización política de la Vicepresidencia de la República. 

D. Venustiano Carranza, dejando toda hipocresía, se declara en 
abierta rebelión. 



Dícese que se sometería sólo que renunciara el Gral. Huerta, fuera 
desterrado Félix Díaz y se encargara de la Presidencia el Lie. D. Pe- 
dro Lascuráin, exigiendo apoyar la candidatura del Dr. Vázquez Gó- 
mez para Presidente Constitucional. 

En Consejo de Ministros se trata de los perjuicios ocasionados por 
el bombardeo de la Ciudadpla y de las indemnizaciones que había que 
acordar. 

El llamado Tuerto Morales visita á los altos funcionarios del Go- 
bierno. 

• Salen fuerzas federales para Saltillo, en donde son derrotados 
los carrancistas. 

Se trata de honrar la memoria del Gral. Bernardo Reyes, presen- 
tándose al efecto varios proyectos. 

El Gral. Félix Díaz acepta solemnemente su candidatura á la Pre- 
sidencia y su postulación se completa con la del Lie. P. León de la Ba- 
rra para Vicepresidente. 

Se propone que todas las clases sociales de la Nación ayuden al 
empréstito de $100 millones que necesita el Erario federal, y surgen di- 
versas iniciativas para esa cooperación, dal comercio (en varios ramos) 
de los profesionistas, de los empleados y hasta de las damas y niños. 

Algunos prácticos temen que tan bellas inspiraciones queden sólo 
en proyecto. '^ 

VIH 

En Yucatán 

El Lie, Delio Moreno, que ha sido candidato popular al Gobierno 
de Yucatán, salió para aquel Estado con el fin de arreglar la pacifica- 
ción y que en el Gobierno local estuviera persona leal y de confianza. 

Nada pudo hacer porque no le concedieron personalidad las auto- 
ridades supremas de aquella entidad federativa. 

Al surgir el Gobierno del Gral. Huerta, el hermano político del 
S'r. Pino Suárez, Dr. Cámara Vales, que era el Gobernador, creyó de 
su deber separarse y renunció, como ya lo expusimos. 

Sus amigos, pensando en los medios para que no se les arrebatara 
el poder, maduraron el plau'de poner en el Gobierno á persona que los 
sostuviera, escogiendo al eíecto al rico henequenero Da. Arcadio Esco- 
bedo. 

Este señor había tenido una política activa hacía años, pero des- 



27 



pues, ya rico, se dedicó á sus negocios, ostentando pasivas simpatías 
por el Gral. Reyes y nada más. 

Moreno Cantón fué entusiastamente recibido en Yucatán, y muchos 
de sus partidarios lo fueron á visitar al Palacio del Ejecutivo, creyendo 
que ya se había instalado allí. 

No pudo hacer nada, conferenció con varias personas, tuvo muchos 
halagos y algunos desengaños, y regresó á la Metrópoli. 

Este fracaso causó algunas deserciones en el Partido Moreuista y 
iiientó á sus enemigos. 

IX. 

El fantasma otra vez. 
A mediados del mes de Marzo el Lie. M. Anda y Silíceo, en repre- 
sentación de la viuda del Sr. F. I. Madero, deaunció el intestado del ti- 
nado mandatario en el Juzgado 19 de lo civi'. 




f/frn. t>£i 7/7/>^/7 




^^W^^ £i^6ffóf¿^Á¿^ 



_ — 28 — 

En Texas, según se informa, el Gobernador Colquit labora por la 
intervención y ya oficial como privadamente aprovecha toda ocasión fa- 
vorable á sus propósitos. 

Cándido Navarro, el profesor guanujuatense que fué sepultado en 
una celda de la Penitenciaría porque soñó despierto en libertades demo- 
cráticas, se desespera en su prisión. Le han hablado altos personajes de 
que saldrá libre y no resulta cierto. 

El Presidente de Niearagun, Adolfo Díaz, aconseja a los Estados 
Unidos que intervengan en México. 

Es censurado en toda la América Latina y en Europa el consejo 
salvaje del mandatario nicaragüense. 

En Puebla cunde el descontento. 

Fuerzas competentes se destinarcín á batir á Carranza. 

vSe dice que los amigos del Gral. Huerta trabajarán por su candida- 
tura para la Presidencia. 

La muerte de Camerino Mendoza en Sta. Rosa (Veracruz), por las 
fuerzas del CoruLitíl Gaudencio de la Llave, es objeto do varias coujetu 
ras; uaos dicen que el autiguo Jefe maderista se rebeló y resistió «n su 
casa de aquella localidad» 

X 

Diplomacia 

El Gral. Huerta visita la Embajada Americana, el Casino Español 
y oti'os centros de importancia, haciendo declaraciones de paz y con- 
cordia. 

Se noticia que los carrancistas han tomado varios poblados de la 
Frontera y amagan otros de importancia. 

Las acusaciones contra el Gobernador de San Luis Potosí, Dr. Ce- 
peda, recluso en la Penitenciaría por rebelión, se definen por venta de 
edificios, valor de $125,000, y otras exacciones de dinero. 

El Gral Ojeda, que defiende Agua Prieta, es amagado por los rebel- 
des carrancistas y se halla en graves compromisos, por ser frontera 
aquel punto y pasar los proyectiles del combate á Douglas, Arizona, te 
rritorio americano. 

Los hacendados de Morelos ofrecen al Gobierno dinero para la ex- 
tinción del Zapatismo, 

Parece un hecho que los maytorenistas instigan á los rebeldes ya- 
quis contra el Gobierno iuteriuo. 



-s 29 — 

Los buques americaDos en nuestros puertos y las guarniciones de 
aquella nación cerca de la Frontera, destacadas por el expresidente 
Taft, seguirán en los mismos puntos, por decisión del Presidente Wil- 
son.' 

El Gobernador de Guanajuato, Lie. J, V. Lizardi, llega á ponerse á 
las órdenes del Gral. Huerta y á retractar un telegrama en que ofreció 
al Sr. Madero que el Estado le ayudaría incondicionalraente. 

De sabios es cambiar de opinión, y Lizardi es sabio. 

XI 

Cal y Arena 

En Mórida la Legislatura votó un subsidio de (§'30,000 para la viu- 
da del Sr, Lie. Pino Suárez; el Gobernador observó el decreto, hubo es- 
cándalo y hasta golpes en la Cámara, pero de hecho se revocó la doua- 
cióu. 

El Gral. Higinio x\guilar, sometido al Gobierno, se prepara á coo- 
perar á la pacificación y de la O. insiste en continuar la rebelión, mien- 
tras que otros revolucionarios del Estado de México, el Distrito Fede- 
ral, Puebla, Veracruz, Oaxaca y el mismo Morelos, reconocen al Gral. 
Huerta. 

Se considera grave el movimiento de Sonora; desaparecidos los Po- 
deres locales, el Senado nombra Gobernador interino al Sr. Francisco 
H. Garcia. 

En la Cámara de diputados se discute la amnistía propuesta y bu- 
bo incidentes desagradables. 

El punto objetivo de los carrancistas, según noticias llegadas á me- 
diados de Marzo, es Nuevo Laredo, para adueñarse de la Aduana. 

Continúan yendo y viniendo Comisionados de Paz para varios pun- 
tos y todavía se piensa en la sumisión de los hermanos Zapata. 

Por Michoacán y otros Estados, se inicia algún movimiento huel- 
guista entre los peones, pero no perdura ni se propaga. 

Llegó una Comisión de Oaxaqueños con la banda del Estado á feli- 
citar á su paisano y candidato, Dn. Félix Díaz, siendo muy agasajada 
en las visitas que hizo á los hombres prominentes de la política actual. 

El Gral. Alberto Yarza, que había dejado á Cepeda el Gobierno 
del Distrito, fué á Tlaxcala con igual encargo, siendo muy bien acep- 
tado. 



— 30- 

XII 

Los Carraneistas 

Sumando los emi)réstitos hechos por Carrauza á los Bancos y Co- 
mercio de Saltillo, obtuvo en números redondos $400,000. 

Por fin, salieron los reos políticos amparados por la amnistía. 

David de la Fuente hace declaraciones sobre los rebeldes del Nor- 
te, muy favorables á José Inés Salazar, que causan mala impresióa, 
pues no debía herir las susceptibilidades de Orozco y demás cámara- 
das, menos con su carácter de Ministro. 

Informaciones de Coahuila aclaran que el Dr. Cepeda, ex-goberna- 
dor de San Luis Potosí, estuvo por el día 20 de Febrero á conferenciar 
con Carranza, so pretexto de asistir á una cacería. 

En la capital coahuilense, antes de salir, ya los declarados franca- 
mente rebeldes Carranza, Garfias y demás, dirigieron discursos al pue* 
blo desde los balcones del Palacio de Gobierno, insultando á los Grales* 
Huerta, Díaz, Moudragón, y demás ministros. 

Se tienen noticias que comienzan á tener vacilaciones y divergen- 
cias los carraneistas. 

En Tlaxcala es desaforado el diputado Antonio Machorro, 

No causa buena impresión la información de que los Estados Uni- 
dos ofrecen que no reclamarán indemnizaciones por los muertos y he- 
ridos en Douglas y el Paso, en la revolución de 1910, si México renun- 
cia todo derecho sobre el Chamizal. 

Se notan reticencias en los Vázquez Gómez. 

Eutre los diputados comienza una especie de peregrinación tras la 
familia Madero, es decir entre los más exaltados renovadores. 

En Campeche es indicada la candidatura Huerta-García Granados, 
pero tanto ésta como las de Huerta- Vera Estaüol, DíazMondragón, 
Díaz-Dehesa, etc., no se toman en consideración por los centros políti- 
cos, á pesar de lo cual indican algunos exaltados que la fórmula Díaz- 
De la Barra comienza á perder terreno. 

Se trabaja sin éxito inmediato por la libertad de Cándido Navarro. 

Se dí^ñende el Coronel Julián Pacheco del cargo de haber manda- 
do asesinar á un Sr, Martínez, siendo -Jefe de las armas en Cuautla; di- 
ce que fué fiel á Madero, y que hubiera podido fusilar á quien se tiene 
cojio su víctim a, porque andaba seduciendo la fuerza á sus órdenes. 



- 31 - 

XIII 

Pascual Orozco padre 

Naco, en Sonora es el más constante de los objetivos de los rebel- 
des Maytorenistas. 

Asegúrase que Carranza y Maytorena desde la frontera de Es. 
tados Unidos dirigen el movimiento de sus respectivos Estados. 

Los rebeldes dejan en paz al Gral. Ojeda y se dirijen de Naco sobre 
Cananea con 2.0000 hombres al mando de Obregón. 

Salieron para Cuernavaca, de donde seguirán hasta encontrar á Za- 
pata, Pascual Orozco, sénior, los hermanos Beltrán, antiguos subalternos 
del Atila, Alamillo y dos más. 

Entre otros de los muchos rebeldes sometidos, llega á México el 
cabecilla jalisciense Francisco dsl Toro que se pronunció en su Estado 
por Salvador Gómez y contra Madero. 

Fué abandonado por su candidato, quien por una curul en el Sena- 
do cedió lo que podía "creer" su promegiaitura para el Gobierno de 
Jalisco. 

Se establecen 10 divisiones militares con residencia del cuartel 
general de cada una de ellas en México, Puebla, Iguala, León, Guada- 
lajara, Torín, Chihuahua, Torreón, Monterrey y Marida. 

Tomó posesión del gobierno de Coahuila Ignacio Alcocer enviado 
por el Senado. 

El Gobernador de Sinaloa es aprehendido por complicidad con los 
rebeldes de Sonora. 

Los revolucionarios Calixto Contreras y Orestes Pereyra ganan te- 
rreno en Durango. 

XIV. 

Los anti-rreeleecionistas 

El Partido Antirreelecciouista publicó un manifiesto en que sinte- 
tiza su programa, proclamando Democracia, Justicia ó Instrucción. Es- 
te grupo se formó en Mayo de 1909, proclamó la fórmula Madero- Váz- 
quez Gómez y desconoció al primero por la imposición de Pino Suárez. 

Los rebeldes carrancistas que atacaron Saltillo fueron derrotados 
por el Gral. Casso López. 

Gerald Brandon, corresponsal de «fuerra, fué capturado en Cuer- 
vaca y desterrado de la República. 



;-á S - _ 

Jesús Carranza hermauo de Don Vennstiano, es el Jefe más activo 
de los rebeldes de Coahuila. 

El rebelde Andrew Álmazán sometido al gobierno, trabaja por la 
pacificación en el Estado de Guerrero. 

El Presidente Huerta pide á la preosa su ayuda para lograr la paz. 

Llama la atención que se incendiaran en Pachuca los expedientes 
electorales, atribuyéndolo el candidato de la Porra, Rosales, á sus ene- 
migos. 

Tramítase en la Cámara de Diputados la acusación del Sr. Zaldivar 
contra los diputados Alvarez y García de la Cadena. 

A 90 kilómetros de Monterrey, Truey Aubert bate á los Carrancis- 
tas y en Potrero también. 

El Corl. Rasgado derrotó al famoso Genovevo de la O. en Tlaltiza- 
pan. Mor. 

XV. 

La locura de Cepeda 

Casi á fines de Marzo la Capital de la Nación se estremeció de es- 
panto por el asesinato llevado á cabo en el interior de la cárcel, orde. 
nado en la persona del preso Gabriel Hernández, por el Gobernador 
del Distrito Feder.il, Enrique Cepeda. 

En la madrugada del 25 fué ese funcionario á la Penitenciaría 
pretendieudo se le entregaran los presos políticos para fusilarlos, espe- 
cialmente los Gobernadores de Aguascaiientes, Tlaxcala y San Luis 
Potosí. 

El Director del establecimiento penal, Sr. Liceaga, fué detenido 
por el Gobernador Cepeda con motivo de que se resistió á esa entrega 
y llevado á la cárcel de Belem, en donde Cepeda ordenó que Hernán- 
dez allí recluso por rebelión, fuera fusilado, llevándosela cab© la ejecu- 
ción con crueldad, hasta incinerar el cadáver. 

Se quiere hacer pasar por un acceso de locura este acto del Gober 
uador Cepeda, como el epílogo de una parranda en la que abusó el cri- 
minal funcionario del aguardiente y la marihuana. 

Circulan versiones siniestras sobre Pascual Orozco padre y compa. 
ñeros que salieron á conferenciar con Zapata asegurándose que fue- 
ron fusilados. 

Llegó á México el Gral. Gerónimo Treviño después de entregar el 
Gobierno de Nuevo León que había renunciado, Desde Monterrey s e 



dijo que salía preso, pero el Gral. Huerta y los Ministros desmintie 
ron 1a noticia. 

El paradero de Gustavo Garmendia es objeto de fábula y noticias 
contradictorias: unos lo creen con Zapata, otros conspirando en la Ha- 
bana, en Nueva Orleans, etc. 

En las elecciones de Presidente y Vice-presidente para Abril, en 
la Cámara de Diputados, resultaron electos los candidatos de los Parti- 
dos Católico, ex-renovador y liberal unidos. 

Se preparan 10.000 federales para ir sobre los rebeldes de Sonora* 

Antonio Rojas ex-revolucionrtrio se aprestó á auxiliar al Gral. 
Ojeda que se hayaba rodeado de rebeldes al mando de Obregón, Calle 
Broca montes etc., en la frontera de Sonora. 

Con beneplácito se recibió el nombramiento del nuevo Goberna- 
dor del Distrito, Gral. García Cuéllar. 



^^J)©N ^ 







>r:i^>r>^>^iy 



Capítulo Tercero. 



LA m \ 





i 



El Congreso de la Unión 

El nuevo presidente, señor Malo Juvera, declaró abierta la sesión 
de la Cámara de Diputados. La Secretaría da lectura á vaiias comunica- 
ciones. Las Comisiones, por boca de sus respectivos jefes, informan 
acerca del resultado de aquéllas para que fueron nombrados. Se nombra 
otra comisión, compuesta por los señores Carlos Corona, Tamariz, De- 
lorme y Campos, Vidal y Flor, y secretario Silva Herrera, para recibir 
al Ejecutivo, y se levantó la sesión p^ra proceder en su oportunidad á 
abrir la del Congreso. Eran las cinco y veinte. A las seis menos cuarto 
se abrió la sesión para recibir una comisión del Senado, presidida por el 
señor Julio García, quien desde la tribuna participa á la Cámara que el 
Alto Cuerpo ha abierto el segundo período anual de sus sesiones ordi- 
narias. Se levanta la sesión. Miniitos antes de las seis de la tarde, el 
presidente formula declaratoria de que el Congreso de la Unión ha 
:vbieito el segundo período anual de sus sesiones ordinarias. En dichos 
momentot?, el aspecto de la Cámara es realmente indescriptible; las tri- 
bunas rebosantes; el Cuerpo Diplomático acreditado, en lá suya, y en 
nuo de los intercolumnios, de riguroso luto, el jefe revolucionario Pas- 
cual Orozco. A los marciales acordes del Himno N uñonal haop su apa- 
ricjój el Jefe del Estado con todo su Ministerio, siendo ovacionado á 
s u entrada en la Cámara. 



— 35 — 
II. 

El mensaje 

Son las seis en punto p. m. En un ligero preámbulo dice el P.iebi- 
dente de la República á la Cámara, que hoy más que nunca, penetrada 
la Cámara de sus altos debeies, sabrá sacar provecho, para la Patria, 
de los datos contenidos en el Mensaje, que califica de documento neta- 
mente constitucional, anunciando que, á causa de su ^rau extensión, 
no podrá personalmente darle lectura, haciéndolo en su lugar un señor 
secretario de la Cámara. Luego añade:" — Quiero decir algo que no es. 
tá en el Mensaje, pero que es altamente patriótico y de verdadera ne- 
cesidad." Pasa á explicar su gestión de las cinco semanas de su gobier- 
no, del que dice que no es revolucionario, pero sí toma y hace suyos 
los ideales revolucionarios. Extiéndese en sólidas conclusiones sobre la 
instrucción rudimentaria del elemento indígena, del que dice, ha de so- 
meter la nacionalidad, necesitándose para ello cinco mil escuelas. En 
seguida pasa, uno á uno revista á los distintos departamentos minis. 
terialts, en los que anuncia reformas de consideración, y la división, en 
dos, del antiguo denominado de Fomento. En el de Guerra, después 
de un elogio al señor General Mondragón, aboga por el mejoramiento 
de las comunicaciones. Terminado su discurso la Presidencia designa 
al señor secretario Silva Herrera para que proceda á dar lectura al 
Mensaje, cuya lectura termina á las ocho menos veinticinco minutos. 
El presidente de la Cámara contesta al Mensaje, ampliamente, impo- 
niéndose de su contenido, y termina con los siguientes párrafos: 

III. 

Contestación 

"Complace ver que, para poner el final á ese cuadro de tragedia 
vuestro gobierno no apelará solamente á las medidas militares de re- 
presión, por que la paz, que estriba únicamente en la fuerza del ven- 
cedor, ni es sólida ni es verdadera. La adopción ráj-ida de medidas 
que dentro del respeto al derecho de propiedad, condición escencial 
para la vida de un pueblo culto, pongan en circulación y movilicen la 
enorme riqueza que constituyen tierras, que hoy la avaricia y la iucul- 
ria vuelven improductivas; la creación del pequeño crédito territoria- 
la^ supresión de obstáculos que las leyes civiles y fiscales amontonan 
para impedir las transacciones que se refieren al dominio é hipótesis 



- 36 — 

de inmuebles, en breve tiempo, sin mermar ia riqueza de los de arriba, 
calmarán las torturas de los de abajo, que ya no verán en la vida una 
madrastra despiadada que reservó para ellos todas las miserias y todos 
los dolores. 

"La Nación aplaudirá con entusiasmo vuestro patriótico progra- 
ma, que es un llamamiento á la concordia 3' una invitación á todos los 
buenos mexicanos, para que vengan á trabajar con energía en la gran 
obra de reconstrución nacional valiéndose de elocuente y memorable 
frase; *'sin rencores para el pasaáo, ni temores para el porvenir". 

IV. 

Conmovedoras palabras 

Después de haber escucliado atentamente la contestación al men» 
saje, el Sr. Presidente se levanta y dice: 

Ha concluido la ceremonia oficial, voy á pediros me concedáis el 
tiempo necesario para deciros dos palabras tan sólo .... [Conmovidí- 
simo] ¡Hermanos . . . ! ¡ Estamos en presencia de la República, de la Pa- 

ti ia, me atrevería á decir que en presencia de Dios «gran ovación» 

Yu, el último de los hijos del Pueblo, soy liberal, pero soy también ex- 
traordinariamente religioso, porque conceptúo que sólo el nombre de 
Dios es el único capaz de dar al hombre verdaderas fuerzas morales. . . 
(ovación estruendosa; el entusiasmo es indescriptible, durando losj; 
aplausos varios minutos) .... Cuando por fin consigue el Ejecutivo 
hacer uso de la palabra, termina su vibrante elocución exhortando a 
todos á que, deponiendo consideraciones y ambiciones personales, lle- 
guen hasta el sacrificio por la Patria. "Yo garantizo con mi vida — 
exclamó, — á la República, y á la representación nacional, conseguir la 
paz, CUESTE LO QUE COSTARE, instas palabras determinan el 
período álgido del entusiasmo en el auditorio» que vitorea y aclama 
al señor Presidente, que abandona, acto seguido, el salón. Eran las 
ocho de la noche. 

V 

Comienza Abril 

Nuevamente fué reducido á prisión el Gral. Angeles, concretándo- 
los cargos contra él, de que ya hemos hablado. 

Naco sigue amagado al comenzar el mes de Abril. 

Los rurales sublevados en Tlalnepantla tomaron el rumbo de Que- 
rétaro, 



- - 37 --• _^ 

Marcelo Caraveo llegó á la Metrópoli con sus hombres siu saber á 
donde irá á parar. 

Se han continuado las diligencias en el proceso del ex-gobernddor 
Cepeda, esclareciéndose la culpabilidad del acusado, que si no está con- 
feso porque dice no recordar nada, sí se halla convicto. 

Los defensores y el reo parece que apelaron á presentar los hechos 
como emanados de la locura que atacó á Cepeda la noche de los suic- 
sos. 

Hay empeño en agasajar al Gral. Treviño y se preparan banquetes, 
condecoraciones y otras raanifiestaciones en su honor. 

El 2 de Abiil se celebró con algunos festejos en varias poblaciones 
de la República. 

El Gral. Zoyaya, Gobernador de Guerrero, comienza su administra 
ción con algunas dificultades. 

Se comenzó á hablar de un levantamiento en Colima. 

Los Sres. Nicéforo Zambrauo, Manuel ^Lmayay Alfredo Pérez, quo 
fueron traídos de Monterrey, de donde era Ah'alde el primero, se de- 
iienden vivamente de la acusación que por sedición se les hace. 

VI. 

Lo de siempre 

El Sr. Ministro Vera y Estañol hace una excursión con varias da- 
mas y caballeros á las Pirámides de San Juan Teotihuacán, regresando 
de la gira muy satisfechos de la comida, el paisaje y todo lo derals. 

En Marida se resolvió al ñn por la Legislatura del Estado que no 
ha lugar á proceder contra el ex-gobernador D. Enrique Muñoz Arís- 
tegui, á quien se le quería sacar un poco de dinero á guisa de indemni- 
zación por actos oficiales. 

Otra vez es aprehendido en Veracruz Sánchez Azcona, que parecía 
huir fuera de la República, pero se le puso en libertad. 

Se asegura que en Puebla no gobierna el Lie. Juan B. Carrasco, 
electo y declarado Gobernador, por la Legislatura, sino los hermanos 
Espinosa y Bravo, que han logrado el control de empleos públicos. 

VII 

Atropellos é intransigencias 

El Mayor xVrturo Delgadiüo, que fué mandado fusilar por el rebol • 
de Garfias, refiere que escapó de ser ejecutado, para lo cual tenía órde- 



— 38 — 

ues uua escolta ;il mando del italiauo Aldo Baroni, declarado carraucista' 

Bauehe Alcalde, en los periódicos de Texas, refiere que fué en este 
país víctima de grandes persecucioües, y dirige iusultos á los hombres 
del Gobierno interino. 

Por haberlo solicitado, sale el Dr. Cepeda, ex-gobernador de San 
Luis Potosí al Norte con el fin de intentar la sumisión de los rebeldes. 

Los alzados de Sonora estrechaíi el sitio sobre Naco, que defiende 
el Gral. Ojeda. 

El movimiento en Colima es local y contra el Gobernador Alami- 
Uo, que fué uu maderista incondicional. 

Regresa el Gral. Treviño á Nuevo León. 

El Gobernador Rosales, que impuso la Porra en Hidalgo, inicia una 
política de intransigencias. 

A diario se denuncian atentados del Jefe político de Montul, Yuc, 
Gualberto Salazar, hacendado que fomenta sus fincas sacrificando al 
pueblo. 

Dos ministros resultaron triunfantes como diputados en dos dis- 
tritos electorales, lo que oo deja de causar mala impresión y sospechas 
de que no ha}^ libertad electoral, por más estimados que sean los Lies. 
Rodolfo Reyes y Jorge Vera Estañol, que son los aludidos. 

Vlll 

Declara el Sr. Cecilio Ocpn 

El Sr. Cecilio Ocón, leader del Partido felixista, declara que el Gral. 
FéllN: Díaz no va á la campaña contra los revolucionarios, porque sus 
'^migos y partidarios no quieren que vaya, porque consideran que su 
puesto es en la capital de la República, en el centro del movimiento 
político. 

Creen, dicen otros felixistas, que debe, por el pacto de 18 de Fe- 
brero en la Ciudadela, que ayudar al Gral. Huerta, por lo menos con su 
consejo en la marcha del Gobierno. 

El candidato presidencial ha demostrado en Veracruz y en México 
que no tiene miedo, que no escatima su vida cuando se trata de la de 
tensa de la Patria, y no es preciso que vaya á la guerra para ha'3er nue- 
vas demostraciones de valor quien fué el primero al enfrentarse con 
Madero en Veracruz, rodeado de traidores y desleales, y en México, 
cuando sobraban de unos y otros y también surgían las acomodaticios, 
los oportunistas y los que á última hora se aprovechan de la labor 
egena. 



^^ - ^9 - _ ^ . 

IX 

Movimiento Consular 

La Secretaría de Relaciones hace un movimiento coosular, haoien. 
do cambios en beneficio del servicio. 

Lampazos ha estado en poder de los rebeldes y al fin se ha recu- 
perado por los federales. 

X. 

Acusación del Lie. Don L. M. Rojas 

Se comienza á hablar de la acusación que presentó al pueblo ame- 
ricano el diputado al Congreso de México, Luis Manuel Rojas, contra 
el Embajador de los Estados L^nidos, Mr. Wilson. 

El documento respectivo dice así: 

Yo acuso á Mr. Henry Wilson, embajador de los Estados Unidos en México, 
ante el honrado criterio del gran pueblo americano, como responsable moral de la 
muerte de los señores Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, que fueron 
electos por el pueblo, Presidente' y Vicepresidente de la República Mexicana 
en 1911. 

Yo acuso ai Embajador Wilson de haber echado en la balanza de los destinos 
de México, todo el peso de su influencia como representante del gobierno de Was- 
hington, para inclinarla en el sentido de los gobiernos de la fuerza. 

Yo acuso al embajador Wilson'de haber esgrimido en contra del gobierno de 
la legalidad, representado por el Presidente Madero y por el Vicepresidente Pino 
Suárez, la amenaza de una inminente intervención armada por el ejército de los 
Estados Unidos, durante los dias de combate en las calles de la capital, y cuando 
por lo contrario todos los liberales y demócratas mexicanos esperábamos contar 
con la simpatía y el apoyo moral de ios liberales y republicanos de aquél pueblo 
que es uno de los más libres y demócratas de la tierra. 

Yo acuso al embajador Wilson de haber tenido conocimiento oportuno del gol- 
pe de estado contra el orden constituido, y de haber recibido en la Embajada á los 
enviados de los jefes de la revolución, que aca-í? deseabn contir con su apjyo, an 
tes de consumar su ataque á la legalidad. 

Yo acuso al Embajador Wilson de haber mostrado parcialidad en favor de la- 
reacción, desde la primera vez que don Félix Díaz se levantó en armas en Vera- 
cruz, pues entonces el Sr. Wilson concedió entrevistas á la prensa americana, ala- 
bando francamente al jefe rebelde; pero faltando así á la conducta normal de un 
Embajador y dando pruebas de no ser digno de tan alta misió:^. 

Yo acuso al Embajador Wilson de que por un resentimiento personal hacia el 
Presidente Madero, de que dio pruebas claras en algunas ocasiones, no haya hecho 
uso de su gran poder moral ante los hombres del nuevo orden de cosas en ayuda 



— 4Ó — 

ni-rt-ri it-r— — ■■ ■ ■■- - •.',/.. 

de los prisioneros. Es evidente que los hombres de la nueva situación no se 
habrían negado á una petición franca y verdadera del Embajador Wilson, lo cual 
era el único medio de salvar las vidas de los señores Madero y Pino Suárez. Y no 
hizo ésto á pesar de las instrucciones cablegráficas de Washington; á pesar de las 
apasionadas y dolientes súplicas de las señoras de Madero y Pino Suárez; á pesar 
del manifiesto deseo de varios otros representantes diplomáticos; á pesar di la 
formal petición que yo le hice en la Embajada como Gran Maestre de la Logia del 
Valle de México, y á pesar de los clamores de clemencia del pueblo en general. 

Yo acuso al Embajador Wilson de haber presumido que los señores Madero 
y Pino Suárez, podían ser sacrificados por el pretexto de una imperiosa necesidad 
pol'rtica, dados los apasionamientos y contingencias del momento, sin embargo de 
que los generales Huerta y Félix Diaz, en presencia del Sr. Wilson y de otros re- 
presentantes diplomáticos, habían hecho la promesa de respetar las vidas de los 
prisioneros, siempre que consintieran en firmar su renuncia, permitiéndoles salir 
inmediatamente al extranjero. 

Yo acuso al embajador Wilson de haberse lavado las manos como Pilatos 
cuando ya firmadas y aceptadas por la Cámara, las renuncias de los señores Ma- 
dero y Pino Suárez, no se les permitió i los prisioneros salir inmediatamente rum- 
bo á Europa, haciendo esperar en vano ásus esposas y familiares, que los espera- 
raban en la estación del Ferrocarril de Veracruz, fiados en las seguridades que les 

había dado el mismo señor Wilson. 

Yo acuso al Embajador Wilson, de que ni por un natural sentimiento de huma- 
nidad, se le ocurrió en el último extremo amparar á los prisioneros bajo la bande- 
ra americana, a pretexto de que no quería cargar con la responsabilidad de lo que 
después hicieran los señores Madero y Pino Suárez. 

Yo acuso al Embajador Wilson de haber observado una doble conducta pues, 
una fué su actitud efectiva cerca de los nuevos poderes, y otra la que aparentó an- 
te las señoras de Madero y Pino Suárez. 

Yo acuso al Embajador Wilson, de no haber informado exactamente á su go- 
bierno, de lo que aconteció en México, y de haber justificado en todo y por todo 
la necesidad de un cambio de poderes. 

Yo acuso al Embajador Wilson, de haberse inmiscuido personalmente en la 
política de México habiendo contribuido de manera poderosa á la caída de los Go- 
biernos del Presidente Díaz y del Presidente Madero, v al contestar una comuni- 
cación del Gral. Huerta, le aconsejó que se hiciera autorizar poi el Congreso de 
la Unión para legalizar el nuevo orden de cosas. 

Yo acuso al Embajador Wilson, de estar valiéndose de algunos miembros de 
la colonia americana en la capilal de México, para que el Gobierno de Washing. 
ton lo conserve en su elevado puesto por más que esto n3 seria grato para la ma- 
yoría de los mexicanos, después del papel asumido por el señor Wilson en la últi- 
ma tragedia política de nuestra patria. 

Yo hago estos cargos concretos al Embajador Wilson^ bajo mi fe de hombre 
honrado y con peligro de mi vida, esperando justicia del pueblo americano. 



^ -kl-- ^ 

«»>■--- ■■-■"-• I.. I I , ^ I ■ .1 I ■ ' '■' "^^ 

XI 

El artículo 33 

Loreto Baak, revolucionario del Sur de Yucatán, después de am- 
nistiado fué reducido á prisión. 

El conocido español Pedro González Blanco es acusado de injurias 
al Presidente Huerta y se dice que gerá victima del artículo 33 como 
extranjero pernicioso. 

El rebelde Gertrudis Sánchez tomó Huetamo y su invasión al Esta- 
do de Michoacán se juzga grave. 

Varias juntas han celebrado los diputados del Block liberal. Entre 
los asuntos que han tratado, se indicad de la supresión de la Vice-pre- 
sidencia de la República. 

XIL 

Sumisiones.— Pacificación 

Se trata de la sumisión del ex-tenieute coronel Garfias, el brazo 
derecho de Carranza. 

El revolucionario anti-maderista José Pérez Castro llega de Palo- 
mas á Torreón á hacer labor de paz en comisión del Gobierno interino* 

Al discutirse la supresión de la vice- presidencia hubo un gran es- 
cándalo en la Cámara de Diputados. 

La iniciativa fué presentada por los diputados del cuadrilátero lu- 
minoso Moheno, Olaguibel, Lozano y García Naranjo y fué tramitada eu 
ías Comisiones de Puntos Constitucionales después de largo debate. 

Hablaron en pro Moheno y Olaguibel 3'- solo en contra Encude- 
ro. Hubo insultos, alusiones personales y de partido etc., etc. 

XIII 

Se fuga el Dr. Vázquez Gómez 

La salida de V^ázquez Gómez para Veracruz es comentada; se sabe 
que se le quiere aprehender en el puerto y que conferencia con el Mi- 
nistro de Comunicaciones produciéndose cou estos hechos diversas in* 
formaciones. Reina gran misterio en las esferas oficiales. 

Los rebeldes de Sonora lanzan $5.000.000 en papel moneda. 

Se trata de establecer escuelas navales en Tabasco y Mazatlán. 

La convocatoria para elecciones tiene partidarios en pro y en con- 
tra considerándose generalmente que la iniciativa de Gobernación so- 
bre el particular no será aprobada en la Cámara de Diputados, lo que 
produce una tensión de reproche en el partido felixista. 



Comienza en Puebla el jurado de los asaltantes de la Covadonga. 

XIV 

Heroísmo del Gral. Ojeda. 

Las escasas fuer&as que comanda el General Ojeda en Naco han 
resistido bizarramente á los maytorenistas que en diversos asaltos 
intentaron apoderarse de la población. Ojeda cuenta con 3oo hombres 
y los federales con 1.5oo 

Durante la noche del día 8 el fuego no cesó ni un momento por 
ambas partes. 

El día 9 tuvo lugar una de las fases mas sangrientas del combate 
Desde los primeros albores de la mañana se recrudeció el fuego notán- 
dose inusitado movimiento por parte de los rebeldes que tomaban dis- 
posiciones para el avance, pero esto se hizo imposible porque los fe- 
derales arrojaban desde sus posiciones una verdadera lluvia de plomo. 

Tres horas largas duró el duelo, acallándose al fin el fuego de los 
separatistas. Hubo una tregua que fué aprovechada para e| descanso 
por los combatientes. 

i^l fin á las once de la mañana el General Ojeda viendo la activi- 
dad del enemigo hizo una salida hacia las posiciones de los rebeldes, 
llevando parte de sus tropas y algunos cañones y ametralladoras. El 
cabecilla Bracamontes se dá cuenta del movimiento y ordena el ataque. 
Los fuegos se rompen nuevamente, pero el Gral. Ojeda no se detiene» 
sigue adelante sembrando la muerte en ias filas del enemigo apoyado 
por los cañones que había emplazados en sus posisiónes de la ciudad y 
los que lleva consigo. Las granadas inutilizan las ametralladoras que 
manejan hábilmente los rebeldes, el fuego terrible de la fusilería los 
acosa, se desconciertan, huyen en desorden hacia las montañas. Los 
cañones siguen funcionando, con calma, ya sin furor y los tiros son 
más precisos, casi matemáticos. 

El General Ojeda después de avanzar un kilómetro, retorna á sus 
posiciones. Rápidamente se recojen los heridos y se levantan los 
muertos — .... 

El Capitán Mendoza que ha dado durante el combate pruebas de 
valor temerario, está herido y se le lleva al Hospital, donde queda con- 
finado y fallece poco después. 

Las bajas de los rebeldes se calculan en doscientas. Los federales 
tuvieron 22 muertos, y 50 heridos. El Gral. Ojeda será ascendido á Bri- 
gadier y su oficialidad será recompensada. 



- 43- 

lY 

Carranza y sus hombres 

Poi- telegramas recibidos del Consulado de San Antonio Texas se 
sabe que don Venustianó Can'anza no ha cruzado la frontera pues se 
ejerce estricta vigilancia. 

El Cónsul del Paso telegrafía á la Secretaría de Relaciones que 
cerca dé Brownsville se descubrió un depósito de armas destinado á 
los carrancistas. Dos de ellos han sido aprehendidos encontrándoseles 
cartuchos para armamento 3o — 3o que ha sido decomisado. 

Se asegura que muchos de los rebeldes separatistas están desmo- 
ralizados y ofrecen rendirse incondicionalmente. 

Llegan noticias de Tam pico respecto á la aprehensión de varias 
personas que se dice están inodadas en un complot contra el Gobierno 
del Centro. Los prisioneros son traídos á la capital por orden del Co- 
mandante de la Plaza y son los siguientes: Señores P. Grual, Manuel 
Caballero, Teodoro y Ceferino Capistrán, Indalecio L, Cantú, Heliodo- 
ro Paredes, Amador González, Zenaido Hernández y Matilde Monte- 
longo; Licenciados Alberto Aragón y Fernando de Leija. Estos son 
puestos luego en libertad. 

XVI 

La suerte de Orozco, Sr. 

Sobre la excursión de Orozco Sénior para tratar la paz con el Ati- 
la suriano se siguen haciendo comentarios. 

Uno de sus acompañantes el Sr. Treviño trae la noticia de que 
el padre del Gral. Orozco se encuentra bueno y sano, aunque prisionero 
en un tugurio del pueblo de Temilpa. 

Dice que efectivamente como lo anunciara el Coronel Alatriste, 
fueron internados en una cueva tanto el coronel Orozco como el y de* 
más acompañantes y luego sacados de allí, llevados al lugar antes ci- 
tado y de donde Treviño logró escapar ayudado por un indígena que 
le presto su ropa para que no fuera reconocido. 

En publicóse juzga comprometida la situación de Orozco sénior 
y se le compadece, pues el guerrillero es hombre ya entrsdo en años 
y padece una enfermedad crónica. 

En tanto los zápatistas se aprovechan estando á sus anchas, puesto 
que el gobierno con motivo de las neguciacioaes do paz solo tiene es- 
casas fuerzas en Morelos. 



— 44 — 

Fué muy lamentado el descarrilamieuto cerca de Tala, de un tren 
de pasajeros que conducía peregrinos. Llegaron á 26 los muertos, sien- \ 
do numerosos los heridos. j 

En el transcurso del día 11, el Ministro de Relaciones Don Fran* 
cisco León de la Barra tuvo una entrevista coa el Embajador Heury \ 
Lañe Wilsou, versando sobre asuntos pendientes entre ambos Gobier- 
nos. 

La entrevista fué cordial y no tuvo el carácter que algunos comen- 
tarios públicos le atribuyeran. 

XVII i 

La sublevación en Tabasco 

El día 12 se confirma que ha terminado la rebelión en Tabasco en- 
cabezada por el teniente Ignacio Rodríguez que asesinó al capitán Ro- 
sado Osorno al sublevarse. 

El Gral. Don Agustín Valdós que con cien hombres se dirigió en el 
cañonero Veracruz, someter á los rebeldes se halla ya de retorno. Rodrí- 
guez Ignacio murió ahogado- en el vaporcito "Macuspana" junto con los 
44 soldados que secundaron el movimiento. Rafael Campo que tomó 
parte en el levantamiento y se disparó un tiro mortal al ser capturado, 
se encuentra ya convaleciente. 

—Varios Jefes y Oficiales del 18o. Regimiento obsequiaron al Gral. 
Blanquet un espadín de oro. 

XVIII 

Siguen las depredaciones 

—Fueron destruidos varios puentes entre Matamoros y Monterrey 
cerca de Aldama, quedando interrumpida la comunicación férrea con 
los Estados Unidos; se cree que pronto serán reconstruidos, pues los 
desperfectos no son de gran importancia. ^ 

El General Felipe Olivarez, que fué en auxilio de Tenancingo llegó 
al lugar después de sostener ligeras escaramusas en el camino, Al saber 
los zapatistas la proximidad de las fuerzas abandonaron el campo. 

El citado General rindió parte al Gobierno sobre el resultado del 
combate declarando que según los informes de civiles y autoridades 
los alzados atacaron la población en número de mil quinientos hom- 
bres por tres rumbos dejando 110 muertos. Los heridos los llevaron 
consigo. 

Las tropas federales tuvieroa 1 oficial y 14 soldados muertos y 2 



— 45 — 

oficiales y 18 de tropa heridos T lOibiéa el Jefe Político, Capitán En- 
rique Montenegio murió. 




XIX 

Noticias del campo zapatista 

Resulta un canard la relación que hizo Treviño, respecto á su es- 
capatoria, puesto que salió del feudo zapatista con la venia del Ati- 
la y en compañía del Sr, Ignacio Ocampo Amezcua, quien es portador 
do los documentos relativos á las conferencias que celebrara el Coro" 
nel Orozco sénior y sus acompañantes, con Emiliano Zapata. 

Ocampo se mantiene un tanto reservado cnn la prensa, prometien- 
do dar á conocer los datos preciosos que posee» después de entregar los 
documentos que trae, 



— 46- 

No obstante da á conocer las cartas dirigidas por Pascual OrozcO 
sénior al Presidente de la República Gral. Victoriano Huerta y al Sr. 
Ministro de Gobernación. 

En esos documentos se habla de conferencias habidas el 30 de Mar- 
zo, y el 2o. 3 de Abril con Emiliano Zapata y Otilio Montaño/indicando 
dificultades insuperables para llegar á un arreglo, pero asegurando 
que el zapatismo tiene la razón. 

Orozco da por concluida su misión y pide su relevo. 

Se comprende que los zapatistas ejercieron presión en el ánimo 
del Coronel Orozco cuando escribió esas cartas. 

XX 

La caída de Naco 

La situación comprometida del General Ojeda y sus valientes 
soldados preocupa hondamente á la República 

El día diez, los separatistas habían reaaudado el combate sobre 
Naco y lo continúan encarnizado hasta el doce. 

Después de varios intentos para tomar la plaza, de día y de noche, 
los rebeldes sa retiran haciendo correr la versión de que mientras no 
les llegue artillería no reanudarán la lucha. Muéstranse desmoralizados. 

Levantado el campo por los rebeldes se tranquiliza el Gral. Ojeda 
cuya situación era comprometidísima, pues sólo cuenta con trescien- 
tos hombres escasos y que han tenido que luchar sin descanso contra 
un enemigo cinco veces mayor. El Gral. Ojeda carece ya de parque y 
no ha recibido ningún refuerzo como oficialmente se dijo á la prensa. 

Los primeros albores de la mañana rasgaban las sombras de la no- 
che. El campamento entero dormía, se entregaban al descanso después 
de tantas noches de insomnio, después de una brega tan penosa y cruel- 

Sólo los centinelas con el arma al hombro vigilaban. 

De pronto, los alzados aparecieron nuevamente posesionándose de 
las barrancas y haciendo terrible fuego de fusilería sobre los defenso- 
res de Naco. Estos, prevenidos por el ¡quien vive! del centinela ya están 
de pie y repelen el ataque vigorosamente. El enemigo lo forman los 
yaquis al mando del cabecilla Bule que avanzan denodadamente lan- 
zando bombas de mano. No obstante, el empuje de la escasa guarni* 
ción es formidable y los yaquis, aunque sin retroceder, se detienen va- 
cilantes. Súbitamente por la parte oriente se presenta Obregóu con 
Jas tropas á su mando y ataca furiosamente el Cuartel General donde 
se haya Ojeda con su estado ma3^or. 



Acusaciónipor traiciona la Patria 




Los artilleros federales nada pueden hacer contra los alzados que 
atacan por el Oriente por temor de causar daños del lado americano y 
buscar un conflicto á la Nación. En número abrumador avanzan los 



^48 - 

rebeldes y ya cerca de las nueve de la mañana se inicia el fuego en al- 
gunos edificios. Media hora mas tarde la ciudad es una hoguera. La 
Aduana Mexicana fué tomada por los alzados é incendiada después, 
la plaza de toros que defendía el capitán Cordero cayó también en po- 
der de los rebeldes tras de encarnizada lucha. 

XXI 

Cruzan la frontera 

Ojeda se defiende en el Cuartel General único reducto que le que. 
da. Su situación es delicada: acosado por todas partes y ya casi sin 
pertrechos de guerra. Al fin el fuego que se propaga rápidamente lle- 
ga hasta ellos. Entonces se deciden á quemar el último cartucho, pues- 
to que es inútil ya la resistencia. El puñado de valientes sale dándo- 
le la cara á la muerte y cruza la línea divisoria después de inutilizar 
los cañones y destruir el armamento. 

El capitán Figueroa con 15 hombres cubre la retirada, los solda- 
dos llegan al lado americano y se entregan. Ojeda los ve marchar y 
paso á paso, con la cabeza descubierta, se presenta en el lado america- 
no, donde es recibido con admiración. 

Mientras tanto Figueroa cae en su puesto acribillado por las balas 
junto con los 15 valientes que cubrían con él la retirada. 

Allá en Naco los rebeldes sonorenses celebran la victoria alegre- 
mente, y Obregón, ebrio de entusiasmo, declara: 

"Ahora estamos listos para expulsar á las tropas del General Huer- 
ta y Sonora será nuestra." 

Los heridos federales son atendidos en "La Opera House." 

XXII 

Desaparición de Vázquez Gómez 

La sigilosa desaparición del Dr. Vázquez Gómez dio mucho que 
pensar, hablándose de su persecución por las autoridades del Puerto» 
infructuosa porque el Dr. citado no fué encontrado á bordo del Morro 
Castle, según se d:ce. Coincide la desaparición del Sr. Gómez con la de 
Francisco Huizar, Comandante de la policía de Veracruz, quien se em- 
barcó eo el vapor francés "La Champagne." Se dice que por orden de 
las autoridades fueron registrados tanto este barco como el "Morro 
Castle," donde se suponía al Dr. Vázquez Gómez. 



-46- 

V i -íl i r ,. J . - .I lili I !■ I . . ■ ■ ■ ■ ■ I II ' " ■ . 

El Gobierno del Centro niega toda participación en la persecución 
á Vázquez Gómez y atribuye á error ó á demasiado celo de las autori- 
dades locales las pesquizas policiacas. 

El Secretario de Comunicaciones, señor David de la Fuente, decla- 
ra haber eonfereneiado con el Sr. Vázquez Gómez, pero dice que sólo 
de asantes puramente personales. 

Fueron tantos los comentarios que se hicieron, que ya se hacía á 
Don David saliendo por tierra, siendo que muy tranquilo estaba al otro 
día en su flamante Ministerio de la calle de Tacuba, en la Metrópoli. 

XXIII 

Felicitaciones y conflicto 

El General Ojeda recibe las felicitaciones de la Colonia mexicana 
de Naco Ariz; varios oficiales del Ejército Americano elogian su biza- 
rría. 

CJn periódico ataca al Gral. Mondragón por no haberle mandado 
fuerzas á tiempo. 

Aclarado el incidente entre la policía municipal del puerto de Guay. 
mas y la marinería del crucero americano "California" resultan culpa* 
bles algunos marinos ebrios del citado barco, quienes agredieron á un 
paisano en la vía pública y luego al Jefe de la policía que trató de re- 
ducirlos al orden. 

El funcionario fué acosado á palos y puñetazos y ya casi agotado 
hizo un esfuerzo, sacó su revolver y se defendió haciendo fuego. 

Dos marinos quedaron muertos. Al ruido de los disparos acudie- 
ron los oficiales del acorazado evitando que el resto de lus marineros 
ciegos de ira lincharan al Jefe de la policía. 

Se ratificó en el senado el nombramiento hecho en favor del Lie. 
Luis Peres Verdía para Ministro de México en Guatemala y el agracia- 
do prepara su viaje. 

XXIV 

Zapata no se rinde 

Tode el mundo se pregunta si por fin se ha perdido toda esperan, 
za de que Zapata se rinda y no cabe creer otra cosa. 

Por lo acaecido al coronel Orozco, por hi actitud que guardan los re. 
beldes surianos, por las noticias que circulan y la campaña qne se ini- 
cia. 

Las fuerzas de Jesús Morales, ex-rebelde sometido al Gobierno, 
baten en Cuaxtlihuacán, Gro., á los alzados de Carmona, Luna y Vizo- 
so, persiguiéndolos tenazmente. 



-Só- 

De Bravos, Gro., informan que sólo quedan estos cabecillas, pues 
los demás se han ido sometiendo. 

Confírmase la noticia de que el día 12 las fuerzas al mando del Ge- 
neral Emilio Campa recuperan Mapimí, Dgo., después de rudo comba- 
te. Los rebeldes derrotados emprenden precipitada fuga. 

El día trece salió la primera expedición al Estado de Morelos for- 
mada de 730 hombres de tropa de las tres armas con su respectiva ofi. 
cialidad. Comanda esta Columna militar el Gral. Brigadier Alberto L. 
Rasgado. 

La artillería la forman dos secciones de ametralladoras y dos de 
morteros y algunos cañones. 

La tropa se embarcó en 26 furgones llevando á la vanguardia del 
convoy algunas plataformas con exploradores y ametralladoras para 
evitar una sorpresa. Los techos de los carros fueron ocupados por pelo- 
tones de soldados. 

^ XXV 

Préstamos forzosos 

Estas fuerzas van directamente á Cuernavaca y al llegar allí serán 
distribuidas convenientemente en el Estado. 

Cerca de la Estación de Aldama, N. L. fueron volados por fuerzas 
del Gobierno dos trenes militares de los rebeldes. 

Cerralvo, Parras, Agualeguas, General Bravo y China fueron to- 
mados simultáneamente por partidas de rebeldes, sin resistencia 
por no tener ninguna de esas poblaciones guarnición. Los alzados 
exigieron préstamos forzosos por valor de algunos miles de pesos y se 
armaron de los mejorcitos caballos. 

Los ex-revolucionarios Campos y Lavín ofrecen organizar 4.000 
hombres para la pacificación del Estado de Durango. 

El General Ju venció Robles, nombrr do Jefe de Zona en Morelos, 
salió para Cuernavaca escoltado por 200 zapadores, sobre los techos de 
los carros van algunos pelotones con las armas preparadas para evitar 
cualquier sorpresa. Van también 50 artilleros llevando morteros, ame- 
tralladoras y parque en abundancia. 




p 



"^'^'^^^ --— m..- ^r^^r^^^^^^^^ 




Capítulo Cuarto. 



LA GOlVOGATOeíA PARA 




-f-íg-h 



I. 

En la segunda quincena de Abril 

A mediados de Abril se aseguraba que cerca de Huautla, los zaparatisttas tie- 
en una fábrica de cartuchos para Mausser donde utilizan los casquillos que dejan, 
abandonados los federales después de los combates. La fábrica se halla establecida 
en una cueva y emplean pólvora negra. 

La Virgen de los Remedios fué traída, pidiéndosele por los creyentes la reali- 
zación, en nuestra Patria del milagro de la Paz. La función verificada en la Cate- 
dral Metropolitana fué solemne. 

Los alzados del Norte fracasan con los billetes que han lanzado á la circulación 
y tratan de allegarse fondos por medio de la emisión de bonos. 

La cantidad fijada es un mülónde pesos. Los bonos, se pretende enagenarlos á 
los capitalistas sonorenses, con el descuento del lo o/o. 

Linares fué tomada por una partida de rebeldes. 

Los separatistas que avanzaban sobre el puerto de Guay mas llegan hasta Em- 
palme el sábado 19 al medio día, 

II. 

Guaymas y Empalme 

Las vanguardias federales comienzan á tirotearse con el enemigo y horas des- 
pués el fuego es nutrido. 

El día 20 se presentó el cabecilla Obregón con r^uerzos y parque suficiente, 
sumando ya el efectivo de los alzados más de 3,500 hombres. 



o< 



Los federales han hecho funcionar con éxito sus ametralladoras y los rebeldes 
emplazaron 4 cañones. 

Por su parte, los cañoneros "Tampico" y "Guerrero" dirigen las bocas de 
sus cañones hacia Empalme, esperando el momento oportuno de entrar en acción* 
Las banderas rojas están izadas y los artilleros, en sus puestos, esperan órdenes. 

En los círculos oficiales no se dá importancia al bombardeo que anuncian los 
rebeldes con todo énfasis, porque dicen que no cuentan más que con dos ó tres ca- 
ñones y malos. 

En las mismas fuentes se manifiesta que Guaymas está en perfecto estado de 
defensa, contando con 3,000 soldados además de las avanzadas, que contienen á 
los asaltantes de Empalme. 

Respecto al armamento, cuenta la plaza con buenos elementos, especialmente 
artilleria. 

A la caída de la tarde, los alzados intentan un mcvimiento de avance, pero 
son rechazados con grandes pérdidas. No obstante, logran llegar hasta el puente 
minero, de donde son deesalojados por tropas Je refresco que llegan de Guaymas» 

Los alzados pierden terreno y se retiran alguna distancia de sus primitivas po- 
siciones. Eí revés ha sido tremendo y han dejado en el campo más de 200 cadáveres. 

III. 

Rebeldes derrotados 

Los alzados son batidos en El Fuerte, Sin y en General Terán, N. L. por fuer* 
zas federales causándoseles bajas. 

Sufren serio descalabro los "Colorados" al intentar el ataque de Iguala. 

Jonacatepec es atacado por les zapatistas, resistiendo la guarnición las furiosas 
embestidas. 

Rebeldes procede.ites de Colima se someten en Guadalajara á las autoridades 

José María Barrera dueño de una tienda en el rancho* de "Vista Hermosi." 
Orizaba, fué asesinado y robado por una gavilla de bandoleros. 

Son traídos á la capital 112 hombres de Jesús Morales acusados de rebelión, 
pero Morales vindica á su gente y consigue la pongan libre. 

El ex-rebelde reitira su adhesión y promete que se someterán 300 zapatistas. 

Tacámbaro, Mich., cayó en poder de los alzados que encabeza Gertrudis Sán- 
chez. Los "vencedores" celebraron su fácil victoria saqueando al comercio. 

No hubo combate porque la escasa guarnición abandonó el lugar, no pudiendo 
defenderlo. 

Los rco¿ de la prisión de Santiago que se fugaron en Febrero, y que no sean 
responsables de graves delitos, serán indultados, según declaraciones atribuidas al 
Gra!. Huerta. 

Noticias recibidas de Washington aseguran que el Secretario de Guerra Sindley 
M. Oarrison, libró órdenes el día 17 para que §§?^n puestas en libertadlos soldados 



- 53 - ___ 

mexicanos que están presos en los campamentos americanos por haber cruzado la 
linea divisoria. 

IV. 

Programa del brigadier Díaz 

El ló se publicó profusamente el programa politice que lanzara el Gral. Diaz, 
y en. que condensa sus propósitos y anhelos en la justicia, la instrucción y la inte- 
gridad nacional, creyendo que bajo estas bases será el Ejecutivo un centro de co- 
hesión que laborará en bien de la Patria. 

La Prensa pide á los ministros que sigan el ejemplo que ella se ha trazado á 
indicaciones de¡ Presidente de la República, QUE NO HAGAN POLÍTICA. 

El público, ese gran Galeote, murmura que hay en el Gabinete varios candi- 
datos, aunque sean de sí mismos, á la Presidencia de la República ^y, así es cómo 
quieren hacer obra de concordia, con ambiciones hipócritas, intrigas y trabajos sub- 
terráneos? 

Decididamente la Nación se pierde con hijos tan cultos, pero interesados en 
personalismos. 

AI tratarse en la Cámara de Diputados de la convocatoria para elecciones de 
Presidente y Vice-presidente de la República, fué muy censurada la iniciativa del 
Ministro de Gobernación á quien el Sr. Moheno llamó "político torpe" '^Ministro 
abominable" y "Canciller de Hier-'o." Como fuera siseado en el período más ál- 
gido de su discurso, se enfrenta con las galerías y dice "Es posible que haya porra 
de gobernación porque los porras suelen cambiar de sitio. " 

Lozano sube á la tribuna impugnando el trámite y disculpa á. Moheno por su 
alusión á las galerías, á quienes elogia y termina entre ruidosos aplausos. 



Éxodo de la convocatoria para elecciones 

La convocatoria para esas elecciones extraordinarias se mandó por goberna- 
ción primero á la Comisión Permanente sin resultado, luego á la Cámara de Dipu- 
tados donde se pasó á dictamen de las Comisiones la. de Puntos Constitucionales 
y 3a. de Gobernación. 

La mayoría de estas comisiones opinó porque no se convocara á elecciones 
hasta que se expidiera la ley electoral reglamentaria del artículo 76 de la Consti- 
tución. 

En la sesión del día 17 del mes de Abril da que nos venimos ocupando, se aca- 
loraron extraordinariamente los señores diputados. 

Abierta la sesión bajo la presidencia del ¿eñor licenciado Malo Juvera, la Se- 
cretaría leyó la iniciativa en cuestión, firmada por el señor Ministro de Goberna- 
ción, y precedida de una leve exposición de motivos, 



— 5 4 - 

Consta la ley de quince artículos, en los cuales, además de repetirse la con- 
vocatoria á elecciones extraordinarias, se pormenoriza cómo debe obrarse para lle- 
varlas á la práctica, conforme á los artículos 76 y 79 de la Constitución Federal de 
la República, el domingo 2^ de Julio próximo, al mismo tiempo que se haga la de- 
dignación de electores para Ministro de la Suprema Corte de Justicia. 

Se observará, en lo conducente, la ley de 19 de Diciembre de 191 1, con las 
modificaciones que establecen los artículos subsiguientes de la iniciativa de refe- 
rencia, relativos á la designación de escrutadores, registro de candidatos, depósito 
de las cédulas, computación de votos, juntas de escrutinio, etc., etc. 

La Mesa acordó el trámite de: pase á las Comisiones que tienen antecedentes 
y á la 2a. de Puntos Constitucionales, que se agregará á aquéllas para hacer el 
dictamen correspondiente. 

Pero el diputado Moheno se apresuró á reclamar el trámite. 

Allí fué Troya como queda dicho lineas arriba y el trámite de la mesa fué ree 
vocado, acordándose que pasará la nueva iniciativa de Gobernación á la 4a. de 
Puntos Constitucionales y la 3a. de Gobernación. 

t El dictamen sobre la convocatoria á elecciones presentado en la misma se- 
sión, termina así. 

Primera.- -La Cámara de Diputados convocará á elecciones extraordinarias 
de Presidente y Vicepresidente de la República, cuando se expida la ley orgánica 
del artículo 76 de la Constitución. 

Segunda — Resérvese por ahora la iniciativa de la Secretaría de Gobernación, 
en que se solicita la expedición de convocatoria electoral para Presidente y Vice- 
presidente de la República. 

Sala de Comisiones de la Cámara de Diputados del Congreso General. 
— México Abril 17 de 191 3 

José María Lozano, Jesús Camarena, A. Ostos, Ignacio Borrego. 



VI. 



El voto particular 

Terminada la lectura, el diputado Hernández Jáuregui, miembro de la minoría 
dictaminadora, interpela á la Secretaría para que informe si ya terminó el plazo que 
tienen las comisiones para rendir el dictamen que se acaba de presentar y como 
se le notifica que no, puesto que á partir del día 4 de Abril á la fecha, no han 
transcurrido los quince días de reglamento, pide en apoyo del articulo 94 que no se 
mande imprimir sino hasta que se presente el voto particular que subscribirán él 
y el licenciado Castellot jr. 

El presidente de la Cámara opina que no puede hacerlo: Hernández Jáuregiu 
protesta porque dice que se trata de cerrar el plazo á la minoría y el licenciado Os- 
tos sosteniendo el trámite de: "primera lectura é imprímase" hace constar que es- 
U perfectamente fundado. 



Rebate este opinión el Lie. Castellot, jr., lamentando laque él llama intransi 
gencia de la mayoría. 

Se suscita una confusión ruidosa en la que hacen uso de la palabra, tomando 
participación el público con demostraciones en pro y en contra, los señores Lozano 
y Ostos y Hernández Jáuregui y Castellot jr,, aquellos apoyando el trámite y los 
segundos impugnándolo. Se aprobó al fin por la Cámara 

VIII 

Golpe de Estado en Morelos 

Carrancistas y federales se baten en Cepeda, Rayón y Estación Terán. 

Matamoros es amenazado por los alzados. 

El Gobernador interino de Morelos y varios miembros de la Legislatura hacen 
declaraciones que se juzgan subversivas y son capturados por orden del General Ro- 
bles así como el Presidente Municipal de Cuernavaca. 

En un carro especial, agregado al tren ordinario que vino de la capital more- 
lense, arribaron los señores Benito Tajonar, Gobernador del Estado; Felipe Escar- 
za, Presidente Municipal de Cuernavaca; Leopoldo Fandiño, Presidente de la Cá- 
mara, y Octavio Gutiérrez, Nicacio M Sánchez, Francisco Balbuena, Mariano Ce- 
deño, Domingo Diez, León Sastresana y Julio L. Segura, todos ellos diputados á 
la Legislatura local, custodiados por sesenta hombres del 30 Batallón que venian 
al mando del coronel Fortino Dávila, del capitán José María López, del teniente Je- 
sús Hurtado y un subteniente. Dos ametralladoras venian colocadas en la plata- 
forma trasera del carro especial, á fin de evitar cualquier atentado de los zapa- 
tistas. 

El carro en que venían los prisioneros fué desenganchado antes de entrar al 
anden y de allí se les condujo en cuatro carretelas y un coche cerrado de bandera 
roja á la Comandancia Militar, para dar cuenta al Gral. Blanquet. A las siete de la 
noche llegaron á Palacio los prisioneros, é inmediatamente pasó el coronel Dávila 
á conferenciar con el Comandante de la Plaza y más tarde, acompañado del licencia- 
do Vidaurrázaga, dio cuenta al Sr Ministro de Guerra, el que dispuso que fueran 
conducidos al cuartel de san Ildefonso; pero en vista de que todos los calabozos 
se encontraban ocupados, se acordó llevarlos á la Penitenciaría, en donde quedaron 
alojados. 

Esta noticia cayó como una bomba en la Cámara de Diputados, hablándose de 
ataques á la soberanía dt los Estados, y abusos de la autoridad. 

El Diputado ,don Patricio Ley va Gobernador Constitucional de Morelos de 
quien se dice tiene cierta culpabilidad en el desarrollo del zapatismo, manifestó á 
un repórter que á pesar de todo volvería á encargarse del Gobierno de Morelos. 

VIH 

El Senado y las Elecciones 

Mientras tanto los Senadores no duerman y 15 miembros de esa alti Gimira 



-56- ___„_^ 

■■-...> -.JO-; , »., a ■•.,,,.11, — — ■ I ■ .1 .li b r . V .. - >^ 

presentan una iniciativa, proponiendo se fije el 27 de Julio para la.junta electoral 
manifestando que este es plazo más acertado para poner término á las difíciles cir- 
cunstancias porque atraviesa la Nación y para conjurar la situación precaria que 
amenaza al Comercio y al Erario Nacional. Dice el proyecto de ley: 

Art. 10. Se convoca al pueblo mexicano á elecciones extraordinarias de Presi- 
dente y Vicepresidente de la República. 

Art. 2?. Las elecciones serán directas y se verificarán el día 27 de Julio del 
año en curso, conforme alas disposiciones de las leyes de 19 de Diciembre de 191 1 
y de 22 de Mayo de 191 2, fijándose las fechas de los actos electorales previos, se- 
gún los plazos que ellas señalan con relación al día de las elecciones. 

Art. 3 ?. Esas leyes se aplicarán siempre que el Congreso no las haya derogado 
ó njodificado antes de las elecciones, en uso de sus facultades constitucionales. 

Sala de Sesiones del Senado, México abril 17 de 191 3. Sebastian Camacho 

Eduardo Novoa, Rodolfo J. Elorduy, Manuel Bonilla, Modesto R. Martínez, Francis- 
co Bracho, Gumercindo Eriquez, Alejandro Prieto, Luis C. Curiel, Juan C. Fernán- 
dez, la. Diputación de Querétaro: Tomás Macanús y Manuel Gutiérrez Zavala, 
Ricardo R. Guzmán, José Castellot y Francisco P. Azpe. 

IX 

Sigue la tempestad 

Se presentó á la Cámara por algunos diputados una moción interpelando á los 
Ministros de Gobernación y Guerra sobre los asuntos de Morelos. 

Esta moción fué muy discutida en la Cámara. 

En escencia se dijo que era preciso saber que el Gral. Robles tuvo un ges- 
to pretoriano, un rasgo de impulsivismo al obrar en contra de la Legislatura y e| 
Gobernador de Morelos, para que si esto se comprobaba se le aplicara el castigo 
conducente. Durante el debate hubo alocuciones candentes. 

El día 21 se envió á la Cámara el informe pedido al Ejecutivo y rendido por los 
Ministros citados y entonces se vio que la tempestad parlamentaria se aplacaba y 
que al mar agitado de la oratoria tornaba la calma hasta quedar como una balsa de 
aceite. En el informe se habló de que los funcionarios de Morelos manifestaron no ser 
fieles al Gobierno Federal. 

Lo de la convocatoria para elecciones iniciado en el senado, originó protestas 
en la cámara de diputados, manifestándose que no había razón para que se tomara 
atribuciones que no tenía éxito. 

Sobre los aspirantes que fueron pensionados para hacer estudios militares en 
el viejo Continente, se sabe que se encuentran en la casa Bleriot de Francia estu- 
diando aviación pues se trata de agregar el Ejército esta milicia. 

La embajada americana recibe noticias de que Tampico está amagado. Oficial- 
mente se dice que no hay peligro por contar ese puerto con magníficas obras de 
defensa. 

De Eagle País, Texas llegan informes referentes á que los delegados de la 



GOBERNADORES EN EL INTERINATO. 

Nombrado para el Estado De TabaSCO 

de Guerrero y en posesión 
ya del cargo. 




iGRALZDZAV'A^PUETaMD 
'parte EN LA TOMA DE 

7VERAi;_Rli^ 



DE CHIHUAHUA 






Gral. Antonio Rábago rL^N/í^^poTrüíCYte 



- 88 - 

revolución por Chihuahua, Sonora y Coahuila reconocerán el plan de Guadalupe, 
nombrando Presidente provisional á don Venustiano Carranza, mientras toman la 
capital de la República y se hacen nuevas elecciones. 

Esto se comentó como un plan descabellado, aunque algunos dicen: ¡quien qui- 
ta! se han visto tantas cosas que no sorprendería ver á Don Venustiano de Presi- 
dente. 

X 

Paz en dos meses 

Suntuoso resultó el banquete celebrado en el salón comedor del Jockey Club 
en honor de los Generales Huerta, Díaz y Blanquet. El menú fué delicado, el ser- 
vicio esmeradísimo, la concurrencia selecta, pero más que los apetitosos manjares 
y los vinos espumosos, llamaron la atención el brindis en pro de la paz del Gral. 
Díaz y las palabras del Sr. Presidente Huerta, quien dijo que mientras en aquel 
momento soboreaban el champagne, nuestros hermanos se mataban; que era indis- 
pensable, necesario que lo ayudaran á realizar la paz, que esperaba el concurso 
de todos los presentes, no monetario sino moral. Que él solo tenía dos brazos y una 
cabeza y la tarea que se había echado á cuestas, era obra de muchos brazos y 
muchas cabezas. 

Ofreció solemnemente que dentro de dos meses se convocaría á elecciones, 
pues tiene fundadas esperanzas en que para ese plazo se habría consolidado la paz^ 
Al terminar se dirigió súbitamente al General Díaz que se encontraba ásu derecha. 

— Y qué haremos Sr. General sí estos señores no nos ayudan?. . . .Pues los 
obligaremos/ 

Aclamaciones y aplausos acogieron las últimas palabras del Sr. Presidente. 

XI 

Aumento de haberes 

Por acuerdo del Presidente de la República se aumentan, á los haberes de la 
tropa cincuenta centavos diarios, haciéndose extensiva á los cabos y sargentos y á 
los oficiales y jefes en su gratificación de campaña. Esta disposición comenzó á 
regir desde el pri iiíro ii IWayo. 

Se nace el cálculo de que los 80.000 hombres á que se llevará el efectivo del 
Ejército costará diariamente ^ 480.000, al mes cerca de 15 millones, y al año 200 

millones. 

La Secretaría de Comunicaciones suspenderá los trabajos de varias obras. 
Hay alarma entre obreros y empleados que quedarán cesantes. 

Los trabajos que se paralizarán son los del puerto de Mazatlán, desecación del 
lago de Texcoco y canal de Tuxpam. 

B. Tajonar y socios traídos prisioneros de Cuernavaca, piden amparo. 

El Gobierno del Centro participa al Senado la desaparición de los poderes en 
Morelos. 



HOMBRES DEL DÍA 





M/iinm lOJJ^^O 



:;^_. 



FUE JEFE DE LA ZONA MILITAR EN MONTERREY, UNOS 
días, NOMBRADO EN SUBSTITUCIÓN DEL GRAL. TRE- 
VIÑO Y PRECISAMENTE CUANDO SE DIJO INFUNDADA- 
DAMENTE QUE ESTE AMERITADO JEFE HABÍA SIDO 
APREHENDIDO Y SE LE CONDUCÍA PRESO A LA ME- 
TRÓPOLI. 



-60- 

XIL 

En el campo rebelde 

Informaciones de buena fuente dicen que los rebeldes derrotados en Monclo- 
va se reconcentran en Cuatro Ciénegas. 

Cheche Campos el famoso ex-rebelde, marchará sobre Durango con mil qui- 
nientos hombres. 

Santiago Papasquiaro fué recobrado por tropas federales. 

Les zapatistas son batidos en Tejalpa. 

En Consejo de Ministros con asistencia del Presidente Interino, se discuten 
las campañas que van á desarrollarse a! Norte y Sur de la República, llegándose á 
un acuerdo colectivo. 

Sábese que el Gobierno ha hecho un pedido de sesenta baterías de cañones 
Sairt-Chaumond, dos cientos mil Mausser, una buena cantidad de ametralladoras y 
un millón de cartuchos. 

También se han encargado á New York 20 aereoplanos por la Secretaria de 
Guerr^i, de tipo Bleriot, que se espera prestarán útiles servicios al ejército en las 
campañas. Estas naves aereas llegarán dentro de algunos días. 

Además se ha decidido mandar construir en los mejores astilleros, dos caño* 
ñeros del tamaño del "Morelos", 

Hablase de que el Lie. Don Emilio Vázquez Gómez manifestó terminante- 
mente á la Comisión de Paz que fué al Paso que de ninguna manera vendrá á México. 

Se tramita la rendición de Rómulo Figueroa que se levantó en armas el día 
10 con varios cuerpos de rurales en Huitzuco, Gro. 

Llegan informes de que tras rudo combate fué recobrado Huimanguillo, (^a- 
basco) que estaba ocupado por una de las gavillas de rebeldes que hay en ese 
Estado. 

XIII 

Estafa y asalto 

La prensa capitalina publica el relato de cómo estafó á los vecinos de Cutza- 
malá Gro., doscientos mil pesos, el cabecilla rebelde Gertrudis Sánchez que se 
levantó últimamente. Sánchez para cometer el robo tomó el nombre del Gobierno 
Federal diciando que éste les imponía un préstamo forzoso, y lusgo de conseguir áu 
intento huyó á la Sierra con su gente. 

E! 16 salieron de Filadelfra los acorazados americanos "Minessota" é "Idahe'' 
y se anuncia también la salida del "conecticut". Estos tres barcos vienen á vi- 
sitar nuestros puertos y á reemplazar á otros que se hallan surtos en aguas me- 
xicanas y que retrasaron su permanencia. 

Telegramas llegados de Washington y que publica la prensa informan que en 
breve será reconocido el Gobierno del Gr^l. Huerta por el de los Estados Unidos- 



-61- 




— 62 — 

XIV ~ 

Si se mueve lo matamos! 

Con sensación en los corrillos y visible disgusto en las esferas oficiales, fué 
recibida la noticia de que el Cónsul de Italia en Lerdo, Sr. Kaparellí, nab'a sido 
asaltado recientemente en su "chalet" situado cerca de Gómez Palacio 

Refiriérese que la noche del asalto como á las once hallábase el Sr Papare* 
lli platicando con su señora esposa y su hijo, un joven de 22 años, cuando sonaron 
tres golpes en la puerta, 

Quién llami? — dijo el Cónsul sorprendido de que alguien tocará á esa ho- 
ra. 

Por toda respuesta >e escuchó un "Vó" breve y seco. El h'jo del Cónsul va. 
ciló un instante, pero luego abrió resueltamente el postigo de la puerta. 

Acto continuo por el nueco aparecieron amenazantes las bocas de dos rifles y 
una voz agu^rdientosa gritó: 

¡Quieto! Si se mue^e usted lo matamos, 

XV 

Escapó el Cónsul 

El jóvc^n s ¡rprendido de la amenaz , per naneció iii'iiov'ii como una estatua, no 
así el Cón^ul que requirió á los asaltantes, preguntándoK^s qué era lo que deseaban 
Aquellos pedían se les entregaran dos mil pesos y en caso de no hacerlo ofrecían 
matar a! Sr. Paparellí 

El Cónsul tratando de disuadirlos de su empeño y manifestándoles que no 
tenia allí el dinero que pedian, les abrió la puerta, penetrando los bandidos al inte- 
rior de la casa. 

AI ver que no encontraron el dinero, fuera de sí, intentaron arrojarse sobre e' 
Cónsul, pero la esposa de este con súplica los entretuvo mientras el Sr. Cónsul 
escapó. 

Furiosos los asaltantes se llevaron al hij>del Sr. Paparellí y después de una 
farsa, en que simularon que lo iban u fusilar, lo dejaron libre, retirándose del lugar 

Al tener conocimiento las autoridades correspondientes, se dictaron las medi- 
das necesarias para la aprehensión de los culpables y por la declaración que un 
periódico pone en boca del mismo Cónsul, se sabe que uno de los asaltan- 
tes fué preso y fusilado luego de haber confesado su delito, aunque se negó á de- 
cir los nombres de sus cómplices. 

XVI 

Atentados en Colima 

La Estación de Cárdenas S. L. P. en el ramal de Tampico, fué asaltada y ba- 
laceada poi la gente de Cedillo. 



REVOLUCIONARIOS DEL NORTE 

<^^ — 



A]vrTiGüo Estado Mayor de don Venfstiano Ca- 
rranza, COMO Jefe Maderista de unazoka militar 




1 ^ M. Blanco, 2 ^. José P. Hernández, 3 ^^ E. Aguirre Be- 
cavidez, 4*^ Julio Madero y 5^. S. Carranza. 



-é4 - 

Ojuela, Dgo. ha sido recuperada por el ex-rebelde Emilio Campa. 

A pesar de que ya estamos un tanto acostumbrados á ver impasibles él desa- 
rrollo de sucesos sangrientos y nuestros oidos no se sorprenden al escuchar el 
clamor de las victimas y las imprecaciones del verdugo, los acontecimientos re. 
gistrados en Colima han causado dolorosa impresión. 

La verdad tadavia no se abre paso con toda su claridad meridiana, hay que 
esperar que se haga completa luz y sean exhibido^ los culpables. 

Contra Alamiilo se levanta una tempestad, se le atribuyen delitos que de ser 
ciertos, debe purgarlos con el castigo á que se haya hecho acreedor. 

Los rebeldes derrotados por fuerzas de Alamiilo, fueron diezmados y sus jefes 
fusilados, entre ellos Carlos Solórzano Morfin, periodista; se pasearon los cadáve- 
res por las calles y al fin fueron escarnecidos en el cuartel de policía, desistiéndose 
de colgarlos en el Kiosko de la Plaza de la "Libertad". 

Se hizo una manifestación de protesta contra el mandatario porrista, que resul- 
tó soberbia, alentada por más de loo señoras que dieron ejemplo de virilidad, y ha- 
blaron sobre los hechos sensacionales al señor General Morales. 

Trinidad Alamiilo en la conferencia que tuvo con el Presidente Interino Gral. 
Don Victoriano Huerta, atribuyó la responsabilidad de los sucesos á sus enemigos 
políticos. 

Antes de hacer viaje á esta Capital consiguió del Congreso local de aquella en- 
tidad, licencia por seis meses para separarse del Gobierno del Estado. 

El del Centro dudando naturalmente de las declaraciones de Alamilo, envió á 
personas competentes para que hicieran una averiguación á fin de que los hechos 
sean depurados y parece que Alamiilo no volverá al Gobierno de aquella entidad, á 
pesar de que hace esfuerzos para conseguir ser repuesto. 









Capítulo Quinto 



Lll PSZ I ms ELEGCiOHES 



I. 



Presidente Provisional. 

El 22 de Abril llega la noticia de que algunos peones de Colima 
piden el pago de jornales á pedradas. 

Menudean en la Presidencia y Secretarías de Estado las comisio- 
nes contia Alamillo, y se dice que hace política oposicionista á este 
mandatario suspenso, el profesor Torres Quinteros, alto empleado del 
Ministerio de Instrucción Pública. 

Al Senado se participó la desaparición de los Poderes del Estado 
de Morelos. 

El Cónsul americano en Veraeruz explica su actitud en el asunto 
Vázquez Gómez, defendiéndose de los cargos que se le hacen y se ha- 
bla de la multa de $500, aplicada al capitán del Morre Castlé que no 
entregó al susodiclio Doctor. 

El Jockey Club dio un suntuoso banquete á losGrales. Huerta y Díaz, 
á los Ministros y á otros significados políticos, ofreciendo el Presidente 
interino que en dos meses hará la paz y se verificarán las elecciones. 

Siguen las aprehensiones de empleados ]t)úblicosen Morelos. 

Los Delegados revolucionarios reunidos en Monclova aceptan el 
plan de Guadalupe y designan á Carranza Presidente provisional. 

El diputado Hernández Jauregui dijo en la cámara al tratarse de 
la convocatoria á elecciones "Estamos á-la altura de los cafres y los 
hoten totes. " 

Se sabe que los rebeldes de G. Sánchez dominan en gran parte de 
Michoacán. 

Son rechazados en C. Victoria los rurales rebeldes, muriendo el 
Coronel Garza, defensor de la plaza. 

El diputado José Castellot di(!e que el Gral. Huerta pretende se- 
guir en la Presidencia. 



— 66 - ^ 

- j¿j. 

lí 

El pacto de la Ciudadela. 

Medina Barrón sale con ima columna para Sonora. 

El 25 de Abril se pu'oli<3an cartas del Grai. Feliz Díaz en que pide 
á sus partidarios aplacen sus trabajos, en virtud de la decisión 
de la Cámara de diputados sobre la convocatoria á elecciones. 

El Dr. Rafael Cepeda, ex-gobernador de San Luis Potosí, regresó 
del Norte después de fracasar én su intento de arreglar ia sumisión de 
Carranza. 

El Lie. Rodolfo Reyes declara que él y el Gral. Mondragón re- 
presentan en el gabinete los intereses de la revolución y no se sepa- 
rarán mientras se respete el Pacto de la Ciudadela. 

Contra la locura interminente del ex-gobernador del Distrito, En- 
rique Zepeda, se presentó un dictamen pericial. 

Continúan las aprebensiopes por el movimiento sedicioso de es- 
tudiantes en Xochimilco. 

El Gral. Ojeda regresa al país por los Estados Unidos. 

El Senado declara que pueden estar en aguas nacionales buques 
de guerra de otros países hasta 6 meses. 

Otra vez se levanta en armas Jesús H. Salgado en Guerrero. 

Comienzan á llegar detalles de la derrota que infligieron Jos zapa- 
tistas al Gral. Aguilar en Jouacatepec. 

Sigue el Gobernador de Texas, Colquit, manifestándose enemigo 
del Gobierno del Gral. Huerta. 

Se dice que el Dr. Vázquez Gómez se fué porque inspiraba descon- 
fianza al Gobierno . 

III 

Política honrada 

Parece que el Gral. Aguilar de gradó ó simuladamente se unió á 
Zapata. 

DeclarA el Sr. de la Barra que no es candidato á Presideote y su 
política es honrada. 

En la cámara de diputados se rechaza el aumento de sueldo al Se- 
cretario particular del Presidente de la República. 

Sigue tratándose en el iSenado sobre la convocatoria á elecciones. 

"La Bt'igada des^ialza" de GdUQvevo de la O. amenaza á Tenango, 
diciéndose que son 2.000 rebeldes. 

Hay actividad zapatista en Morelos. 

En Guaymas están batiéndose al finalizar Abril y se distinguen los 
cuerpos federales 14, 50, 27 y la artillería. 



- 67 j^ 

Con estos sucesos conciuyó el mes de Abril de 1913, eJ segundo 
mes del interinato del Gral. Huerta. 

La resolución tomada en la que se llamó "Junta de notables" so- 
bre q'^elas elecciones se verifiquen hasta el 26 de Octubre, es comen- 
tada favorablemente en lo general. 

A esa Junta asistieron el Gral. Félix Díaz, el Presidente y su Ga- 
binete, algunos Senacore^ y diputados, representantes de grupos po- 
líticos, menos del Partido Católico que no fué invitado. 

Siguen los comentarios acerca del Gral. Trucy Aubert á quien se 
dice que derrotaron los carrancistas, que ha sido llamado etc. 

Los diputados Faustino Estrada, José Castellot y F. Verdugo sa- 
lieron electos por mayoría para Presidente y Vice-presidentes de la cá- 
mara de diputados. ' 

IV. 

El Estado de Yucatán 

Se ha hablado de la tranquilidad reinante en nuestra Península 
Oriental y especialmente en el Estado de Yucatán, no obstante la 
labor de algunos políticos agitadores. 

El Partido Liberal se halla en el Gobierno de ese Estado, siendo 
combatido por el Conservador estérilmente. 

El Gobernador interino de Yucatán fué nombrado por la Legisla- 
tura del Estado, á raiz del derrocamiento del Gobierno maderista y ra- 
tificado" su nombramiento al aceptarse la renuncia del Gobernador 
Constitucional del Estado, Sr. Dr. Nicolás Cámara Vales, hermano po- 
lítico del extinto Vicepresidente señor Lie. Pino Suárez. 

El señor Escobedo significado liberal, militó en los círculos deesa 
partido desde su debut en la política militante de Yucatán y ha ocupa- 
do algunos puestos de importancia, como Contador mayor de Hacienda, 
diputado, etc. 

Fué partidario constante y resuelto del Gral. D. Bernardo Reyes, 
figurando en las Juntas Directivas como Presidente y leader empe- 
ñoso. 

El Gobernador interino de Yucatán goza de ana posición desaho- 
gada, es un rico henequenero, de los priacipales exportadores de la fi- 
bra, "minero de las vetas verdes" de la Península, en cuya explotación 
con rudo trabajo y constancia ejemplar, ha hecho su fortuna, teniendo 
posesiones valiosas en los partidos de Mórida, Tixkokok, Maxcanú, Es- 
pita, etc. 

Es modesto en su trato, afable con todo el mundo y tronco de una 
familia que ocupa distinguido lugar en la sociedad meridana. 

Ha seguido en su interinato una marcha tranquila y serena, por lo 
cual los círculos políticos lo respetan. 



68 



Mwm iiTEBüi) DE \nm 




St. Don Arcadío Escobedo* 

De esa mauera ha sabido conservar el orden y.la;paz en el Estado, 



no obstante las agitaciones que se han querido provocar por los políti- 
cos impacientes y las ansiedades del partidarismo. 

El Sr. Escobedo tiene un fuerte capital que le asegura rentas y 
rendimientos de cuantía, es de hábito trabajador y raorig-erado, no pu- 
diendo guiarse en tales condiciones por medro pecuniario en el Poder. 

Sus inquebrantables afecciones liberales lo han obligado en la ac- 
tualidad á prestar sus servicios en lapiirnera magistratuia de Yucatán, 
respetuoso de la ley y de los derechos ajenos. 

Marcha de acuerdo con el Grobierno del cerítro, secundando las mi- 
ras pacifistas y de cordialidad que animan al señor Gral. Hueita y .su 
Gabinete. 



Traje típico de las 
clases populares 
de Yucatán. 




Lfl 




Capítulo Sexto^ 



y 





Junta en Nueva Orleans 

Los felixistas se declaran francamente contra eJ Lie. J. M. Lozano 
como él lo hizo contra el Pacto de la Cindadela. 

En Durango son rechazados los rebeldes. 

El Gobernador Tajonar y diputados de Morelos son puestos en li- 
bertad cancional. 

Se habla de fusilamientos de federales por el maderista Francisco 
Villa en Santa Rosalía. 

El ganado que avanzaron en Sonora los Maytorenistas, ya no 
lo pueden pasará los Estados Unidos. 

Se informa que en Nueva Orleans hubo Junta de revolucionarios 
convocados por el Dr. Vázquez Gómez. 

En el Senado ya no se trató del ascenso del bri^-adier José Delga- 
do por haT^er retirado la instancia la Secretaría de Guerra. 

El combateen Empalme Son., resultó adverso para los rebeldes. 

Eu Guerrero Jesús H. Salgado, Laguna, Capistrán, Fuentes, Ro- 
dríguez y Valle se conducen peor que Zapata en sus correrías. 

Con ayuda de los "Colorados" esos rebeldes pasaron á cuchillo á 
la» mujeres de Balsas, quemando á algunas con leña verde. 

El Coronel Olea conocido por el "Cólera Morbus" no les puede dar 
alcance. 

Oceguera el rebelde de Oaxaca hoy amnistiado, mañana preso, 
luego libre, etc., sigue en sus trece. 

Murieron los cabefíillas zapatistas Alberto Estrada y Herminio 
Barberi en el combate de Rancho Nuevo. 

li. 

No fenece el zapatismo 

14 zapatistas fueron fusilados y colgados en los límites de íbs Es- 
tad os de Puebla y Tlaxcala. 



El rey Jorge de Inglaterra mandó autógrafo reconociendo al Pre- 
sidente Huerta, y se dice lo mismo de España. 

Los asesinatos de Isabel Hans en la Avenida de los Hombres 
Ilustres y de la viuda de Ramírez en la Villa de Guadalupe, causaron 
sensacional alarma. 

Los Coroneles Gamboa, Cartón y Alatriste derrotan varias veces 
á las hordas zapatistas de Morelos. 

El ex-Cónsul Llórente, del Paso, dice que los dos millones de pe- 
sos que manejó en su consulado, están comprobados ante la Secretaría 
de Hacienda, con los justificantes respectivos. 

No volverá Alamillo á Colima de Gobernador. 

En Nepi\ntla los zapatistas aniquilaron la escolta de un tren y los 
pasajeros estuvieron en peligro. 

El desfile del 5 de Mayn estuvo mejor de lo que se esperaba. 

Marcharon los institutos militares y navales, caballería, rurales, 
infantería y magnífico contingente de artillería. 

Los rebeldes tomaron Matehuala, matando al Jefe Político, Mayor 
Mariano Zúñiga y á otros defensores de la plaza. 

La concentración de los habitantes del Estado de Morelos en 
Cuernavaca, Cuantía y Jojutla, es objeto de comentarios en pro y en 
contra. 

III. 

El Herradero 

Hay una racha de protesta contra el pago de dietas á los diputa- 
dos que no van á la Cámara y se hallan en ♦*! Extranjero ó en las filas 
rebeldes. 

Los estudiantes de Medicina protestan porque en e! presupuesto 
de su Escuela se rebajan ciertos gastos indispensables. 

Los complots de sedición en Guadalajara y Monterrey no tienen 
importancia. 

En la Cámara de Diputados se suscitó un .escándalo por los dis- 
cursos de los renovadores en defensa del representante Enrique Bor- 
des Mangel, detenido en San Luis Potosí y acusado de sedición. 

El Sr. F. Escudero pronunció un discurso declarándose abierta- 
mente maderista y comparando al ex-presidente con alguuos de nues- 
tros grandes héroes y reformadores, lo que le atrajo el siseo de parte 
de las tribunas y de la misma Cámara. 

Bordes Mangel ya había sido puesto en libertad en San Luis Po- 
tosí. 

También fué motivo de ataques contra el Gobierno la clausura de 
las oficinas de Jí'l Voto y La Voz de Juárez^ acusados de incitar á la ro- 
bellón y por el arresto de operarios y empleados de esos periódicos. 



-72- 

lY. 

La concentración en Morelos 

Los sublevados de Michoacán no'se someten. 

El decreto para el reclutamiento del Ejército por medio de sorteos 
y eiigauches car.sa alarma. 

Se obtienen informes de que los zapatistas fueron rechazados no 
solo en Cuernavaca sino en otros puntos del Estado de Morelos^. 

En la Capital morolense no hubo 1200 bajas zapatistas, como se 
había dicho, sino relativamente pocas y es notorio que aumenta la ac- 
tividad de los rebeldes del Atila, sin duda, por lo que se dice de la 
concentración en Cuernavaca, Cuantía y Jojutla, creyéndose que se- 
rán destruidos los demás poblados de Moreíos. 

El Gral. Gustavo Maas, con su contingente de fuerzas ha seguido 
de Guadalajara á Manzanillo y de allí irá á Sonora, 

Rumorase que so i candidatos á la Secretaría de Gobernación los 
Sres. Gral. Félix Díaz y Lies. M. Calero y M. Lozano, discutiéndo- 
se las tres personalidades. 

Se discute sobre la inconveniencia de los blocks parlamentarios 
y el Liberal acuerda hasta suspender las sesiones si no se respeta el 
fuero de los diputados y se continúa deteniéndolos cuando son acusa- 
dos, p 

V 

Anomalías diplomáticas 

Los federales son batidos en Villaldama y los zapatistas derrotados 
en Santa Catarina y Ahuetepec. 

El Gral. F. Díaz no admite ei Ministerio de Goberiaación y se ase- 
gura que lo aceptará Lozano. 

Iglesias Calderón vuelve á soñar en reorganizar su difunto partido. 

Se comenta' la actitud arrogante de la Cámara de Diputados, con 
el Poder Judicial, negando á los Jueces de Distrito la facultad de pedir- 
le informes. 

Al Embajador Americano hace el Presidente Huerta observacio- 
nes sobre la irregularidad de su misión en México, sin que su gobierno 
reconozca al nuestro, asegurándole que México seguirá su^actitud dis- 
creta y justiciera. 

Se activa la campaña en Sonora. 

Se asegura que están de acuerdo Carranza y Vázquez Gómez. 

La primera decena de Mayo termina con la voladura de un tren en 
los límites de Sonora y Sinaloa, pereciendo 200 federales que iban de 
San Blas. 



^ ^3 - _..., 

Al llegará la Metrópoli fué reapreheüdido el diputado Bordes Man- 
gel. 

El Senado ratifica el ascenso del brigadier F. Díaz á General de 
Brigada, oponiéndose los senadores Domínguez ó Iglesias Calderón. 

En el desfalco de algunos miles de pesos descubierto en la Escue- 
la Industrial de Huérfanos, cuya, averiguación radica en el Juzgado 
lo. de Distrito, le resultan responsabilidades al diputado Palavicini. 

Los zapatistas vuelven á atacar i Cuernavaca. 

Haj^ juntas revolucionarias en Nueva Orleans, BroDswille, San 
Antonio, eJ Paso, los Angeles, la Habf na, etc. 

VI 



Conflicto en puerta 

La credencial de diputado propietario obtenida por el Ministro 
Vera y Estañol, fué aprobada en la Cámara. 

El Senado declaró desaparecidos los poderes de Morelos. 

Renuncia el ingeniero Patricio Leyva, Gobernador constitucional 
del Estado de Morelos. 

Catarino Esquivel, herido en la Decena Trágica, murió en el Hos- 
pital Béistegui. 

Austria-Hungría reconoció al Gral. Huerta. 

Se habla de que sucumbió el yaqui Bulle en el ataque á Guaymas. 

Carranza declara que la guerra seguirá hasta el fin y no entrará en 
ningún arreglo. 

Se hacen 700 prisioneros zapatistas y 3 mujeres espías. 

Francia. Japón y Guatemala reconocen al actual Gobierno. 

Con motivo de que el Subsecretario de Gobernación presentó en 
Consejo de Ministros una opinión sobre que los sueldos de los diputa- 
dos faltistas y en rebelión, debían dejarse de pagar, la Cámara respec- 
tiva al publicarse esa opinión como acuerdo del Gabinete, declaró que 
no tenía facultades el Ejecutivo en ese particular. 

El Presidente hizo explicaciones respecto á que esa no era más 
que una opinión y protestaba su respeto á la soberanía del Poder Le- 
gislativo. 

Siguen los zapatistas amagando á Cuernavaca. 

XIL 

^ El boycotaje 

También Italia, Alemania y Bélgica reconocen al Gral. Huerta. 
Se habla de que el Gral. F. Díaz va á la campaña á Guerrero ó al 
Norte, 



^ — 74 -^ ___ _^ 

Se protesta contra The Mexican Herald que amenaza con la inter- 
vención americana. 

Se censura que en los Estados Unidos se entregue la corresponden- 
cia á los rebeldes. 

En la Cámara se discute la inspección sanitaria y con ese motivo 
se dice que las sesiones son "solo para hombres." 

Se comenta la conferencia del Presidente Huerta con el Embaja- 
dor Wilson. 

Salió al fin Pascual Orozco, hijo, para e] Norte. 

Se sublevó la guarnición de la fábrica *'E1 Progreso Industrial." 

Se borran del Presupuesto los gastos de la inspección de Sanidad. 

Moheno habla contra los pingües honorarios de los Administrado- 
res del Timbre y el Ministro de Hacienda defiende las dotaciones res- 
pectivas, porque son menos crecidas para el erario que si se establecen 
empleados con sueldos fijos. 

Se presenta el dictamen favorable al empréstito. 

El baycotaje contra mercancías de procedencia americana surge 
por iniciativa de varias damas. 

VIII 

Telegrama de V, Carranza 

El Ministro Reyes declara que se echará al suelo la Cárcel de 
Bélen. 

Carranza manda el siguiente mensaje á algunos periódicos: 

"Procedente ds Eagle Pass, y por la vía de Galveston. 

Hoy he expedido un decreto poniendo en vigor la ley de 25 de 
enero de 1862, por lo cual serán juzgados Huerta y sus cómplices en las 
asonadas militares, así como los sostenedores de'su llamado gobierno. 
Suplico á usted que publique en su periódico la ley expresada para 
que los comprendidos en ella sepan las penas en que han incurrido. 

El primer jefe del ejército constitucionalista, 

V. CARRANZA." 

Hay noticias contradictorias sobre el combate entre federales y re- 
beldes en Sta. Rosa, Son. 

Ambos combatientes se atribuyen el triunfo y lo cierto es que hubo 
muchas bajas de una y otra parte. 

Se habla de que disminuye la potencia de las aguas de Necaxa y 
México puede quedarse sin luz y fuerza eléctrica. 

Asegurase que en Londres se arregla el empréstito de $150,000.000. 

A mediados de Mayo se acentúa la salida de americanos á la Ha- 
bana y á su país por Veracruz. . . • 

Los revolucionarios quieren tener Poder Legislativo, llamando á 
su lado á los diputados renovadores. 

El número de los americanos que se dice han salido del país, pasa 
de 8,000. 



- 75 





T). ABRAHAM GONZÁLEZ 

DE CHIHUAHUA. 





JUAN M. BANDERAS. 

DE SINALOA. 



- 76 - 

'El boycotaje antiaraeri<'ano so extiende. 

Se labora eu Washinpcton {x)r eouseguir la Beligerancia para los re- 
beldes. Vázquez Gómez, Barróü H., yPesqueira R. la trabajan. 

El Gral Fernando González derrotó á los carrancistas en Monclo- 
va, N. L. 

IX 

Siguen desertando 

El diputudo Francisco Escudero se embarcó en Veracruz para 
Nueva Orleans. 

Hay quejas contra cierta Prensa de los Estados Unidos que no deja 
trabajar como corresponde al Embajador Wilson. 

Los artículos de primera necesidad escasean por las interrupciones 
del tráfico. 

Hubo bronca en la cámara de diputados porque se pide que el 
empréstito sea de $200,000.000 y no de $150,000.000. - 

Pronunciaron discursos los diputados Moheno, Lerdo de Tejada 
y el Ministro de Hacienda. 

Moheno habló de intrigas, atacando á Esquivel Obregón y éste 
se defendió. 

Entre 243 zapatistys prisioneros llegó Eusebio, sobrino de Emilia- 
no y Eufemio Zapata. 

Se afirma que el famoso "Generad fué desalojado de Chinameca, en 
donde tenía su cuartel principal. 

Ea la última decena de Mayo se confirmó la sumisión del ex- tenien- 
te coronel Garfias que no vino á la capital desde luego, entendiéndose 
con el Gobierno mexicaco en los Estados Unidos. 

Se habló de la candidatura para Presidente de la República del 
diputado Tomás Braniíf, pero este señor se apresuró á desmentir la 
especie. 

So confirma el reconocimiento del Gral. Huerta por el gobierno de 
Hóigica. 

X. 

Complot yankee 

La correspondencia es arrebatada en Douglas al Administrador de 
correos de Agua Prieta que se había refugiado con ella, en territorio 
americano. Se la quitaron empleados del ramo en aquella nación. 

El Gral. Dorantes es propuesto Gobernador de Michoacán, en sus- 
titución del Dr. Máximo Silva que pidió licencia. 

Discútese todavía la procedencia del dinero empleado en la revo- 
lución de ]910. 

Moheno es m^\ recibido por las tribunas de la cámara al hacer 



^ 



'¿^ 



^--mr^ 



. .. - , j<S> 




'^Ev?ító,Q\J/Ll, QRO^CO 



~ 78 -~ 

lo que llama revelaciones sobre la política tenebrosa, seguida en el 
empréstito. 

Se afirma que aodriba bras de un empleo; quiere poner dificulta- 
des al emptéstito y pretende enemistar á los Ministros de Guerra y Ha- 
cienda, lo que no logra. 

Al fin, el empréstito es elevado á la suma de 200 millones y apro- 
bado por las cámaras. / 

Coa motivo de que se llamó al suplente del diputado Escudero, se 
registra en la cámara uno de los escandalitos de costumbre. 

El diputado Enrique García de la Cadena se fué con Carranca. 

El Sr. Lie. Don Francisco León de la Barra insiste en que se va 
al Extranjero y deja la política, á consecuencia de contrariedades que 
hat'^nidoy por las cuales se halla enfermo. 

Los renovadot-HS iní^iste^n en la <íáma»'a d»^ diputados, eu m omple- 
tar el quorum 3^^ liay el propósito de que se con e "que á los >,uplen'es, 
en cas" de qu^ lo propietarios falten durante diez días seguidos. 

XI 

El cadáver del Sr. G. Madero 

Para acabar con el Zapatismo se reunirán en Morelos diez mil 
hombres y cincuenta cañones. 

Pascual Orozco. jnni(jr, batió á los rebeldes en Villanueva, Zac. 

Llega áToluca Higinio Aguilar con su Estado Mayor, diciendo que 
se ha fugado del campo zapatista y pasado mil penalidades y con- 
tratiempos. 

Noruega reconoce á Huerta. 

Se discute en el Senado el ascenso del Gral. Manuel Mondragón, 
que al fin es aprobado. 

El sindicato que por conducto del diputado Aspe hacía propor- 
ciones desde París para el empréstito, salió apócrifo. 

Én la cámara, Moheno hizo alusiones personales, trayendo á cola- 
ción la muerte de Don Gustavo Madero cuyo cadáver vieron en la Cin- 
dadela los diputados Malo Juvera, Braniff y el representante de Chia- 
pas citado. 

No se confirma el duelo entre los Sres. Querido Moheno y Cecilio 
Ocón por las declaraciones del primero en la cámara de diputados al 
referirse á la muerte de Don Gustavo Madero. 

Moheno dijo que el Sr. Ooón se había ostentado como partícipe en 
aquel asesinato y el aludido en la prensa negó tal hecho, atribuyendo á 
Moheno que ante el cadáver de Madero expresó que así debía de pro- 
cederse, aprobando aquella muerte. 

Los renovadores en la camarade diputados han tratado- de orga- 
nizarse y tener mayoría para ganar la Diputación Permanente. 

El Gral, Rábago activa la campaña en Chihuahua. 



— 79 




CORONEL MIGDNl 



hoy ascendido á Brigadier, 
Jefe Político de Tepic. 



KEFUGIO 




Manuel Romero Palafox, 
candidato á la Cámara de Di- 
putados por Quintana Roo. 




Coronel Ignacio Lara, 
de Yucatán. 



~ 8D- 

Colquit, Gobernador de Texas, ha permitido á Carraii^a que para 
ir á Soüora pase por territoiio de su jiirisdiccióu. 

íáe tratb de expulsar del país al poeta José Santos Chocano, atri- 
buyéndole ideas sediciosas. 

Sigue á discusión el Gral. Trucy Aubert, llegándose á asegurar 
que sucumbió en el camino á esta capital. 

XII 

Versiones tristes 

Los rebeldes fundan el Banco Nacional de Sonora, según Junta 
de los cabecillas revolucionarios en Agua Prieta. 

En Cananea establecen los rebeldes la capital de Sonora. 

Se afirma que el tren en que venía el Gral. Trucy Aubert fué asal- 
tado y muerto este Jefe militar. 

El Gral. García Cuéllar, Gobernador del Distrito, dice que no te- 
me nada respecto á la acusación que en su contra se presentó, con mo- 
tivo de las aprehensiones ordenadas por el mitin socialista de la Ala- 
meda. 

El Gral. Ojeda en Sonora marcha sobre los rebeldes. 

Se comenta la difícil situación del Estado deMichoacán. 

Quedaron aprobadas la Ley electoral y la convocatoria á eleccio- 
nes de Presidente y Vicepresidente de la República. 

Renunció el Gobernador Carrasco de Puebla, y será nombrado pa- 
ra substituirlo el General Joaquín Maas. 

El Gral. Manuel Mondragón declara que los Grales. Huerta, Díaz 
y él, se hallan en completa armonía y acuerdo, como si fueran una mis- 
ma persona. 

Los rurales de la vanguardia de la División del Norte se pasaron 
con Francisco Villa. 

Recibió el Gobierno 40 millones á cuenta del empréstito que ya 
está contratado. 



ví^S/ 



Capitulo Séptimo 



Lfl GflMflRfl DE DIPUTADOS 



El sueño del Justo 

En el balance de los actos de la cámara baja del Congreso de la 
Unión durante los últimos tres meses de sesiones, Marzo, Abril y Mayo» 
resulta que se decretó la amnistía para los rebeldes durante Marzo, que 
fué de sesiones extraordinarias. 

El 28 .de Marzo se dio por terminado el período extraordinario de 
sesiones y se eligió la mesa directiva para abril. Por mayoría, habien- 
do decidido la votaoión el Partido Católico, triunfó la candidatura libe- 
ral, resultando electos: para la presidencia, el señor Malo Juvera, y pa- 
ra la vicepresidencia, los señores José Mariano Pontón y José M. Puig. 

Se abrió el nuevo período el 19 de abril, leyendo el señor Presiden, 
te Huerta su mensaje ante las Cámaras. 

En la sesión del 4 de abril presentan los diputados Moheno, Lozano, 
García Naranjo, Maldonado y de la Llave, un proyecto para la supre. 
sióu de la Vicepresidencia. Se discute en la sesión del día 7; Moheno 
la apoyó y Escudero la combatió, y al fin quedó sin resolución en el se- 
no de las comisiones primera y segunda de Puntos Constitucionales. 

El 5 de abril, subscrita por el licenciado Eduardo J. Correa y apo- 
yada por el diputado Ramón Morales, se presentó una iniciativa para 
el descanso dominical. 

En la mi^ma sesión se presentó otro proyecto con el mismo objeto, 
subscrito por los diputados García Naranjo, Moheno, González Rubio 
Olaguíbel y Jasso. Ambos quedan de primera lectura. 

II 

En pro y en contra 
Los acaparadores de oro habían puesto en condiciones imposibles 



- 82 -- 

á la Comisión de Cambios y Moneda, haciendo sumamente difícil nues- 
tra situación financiera, y para remediar estos males la Secretaría de 
Hacienda presentó, con fecha 9 de abril, una iniciativa, que quedó de 
primera lectura en la sesión del día 10. 

Puesta á discusión la iniciativa sobre la exportación del oro en la 
sesión del 11 de abril, hablaron en pro los diputados Braniff, Zubiría^ 
Lozano, Moheno y Carrillo, y en contra, Palavicini, Fabela, Navarro y 
Nieto. 

Lá sesión del día 14 fué tempestuosa. En ella íes diputados reno- 
vadores extremaron su virulencia; pero á pesar de eso, la iniciativa 
fué aprobada por mayoría. 

El 10 de abril fué presentada ^por la Secretaría de Relaciones una 
iniciativa para la creación del Ministerio de Agricultura. Esa inicia- 
tiva pasó á las comisiones de Hacienda, Fomento y Relaciones, donde 
<j[uedó olvidada, pues no volvió á ser discutida. 

El Ejecutivo, por conducto de la Secretaría de Gobernación, pre.- 
sentó el 17 de abril un proyecto de ley sobre convocatoria á elecciones 
para Presidente y Vicepresidente de la República y un Magistrado de 
la Suprema Corte. 

Fueron impugnadores del proj^ecto los diputados Moheno y Loza, 
no, que alegaron la falta de una ley electoral. 

Pasó el citado proyecto á las Comisiones Unidas de Gobernación y 
Puntos Constitucionales, que rindieron un dictamen negativo, y, por 
fin, en la sesión del día 22, tras grandes discusiones, fué desechada la 
iniciativa por 97 votos contra 68. 

III 

Convocatoria para elecciones 

Con fecha 31 del mismo mes de abril, el Ejecutivo presentó una 
iniciativa para el aumento del efectivo del ejército á ochenta mil hom- 
bres. Pasó á las comisiones primera de Guerra y segunda de Hacien- 
da, que hacen un estudio de ella, y nuevamente la devuelven el 28 de 
mayo, en cuya fecha es aprobada por mayoría. 

Para presidir las sesiones del mes de mayo, que fué en el que más 
trabajó la Cámarr, fue el»*Gta la mesa directiva, resultando triunfantes: 
para la presidencia, el señor Faustino Estrada, y para la vicepresiden- 
cia, los señores licenciado José Castellot, jr., y licenciado Verdugo 
Fálquez. 

El licenciado Castellot presidió la mayor parte de las sesiones. 



- 83- 

A principios de mayo el licenciado Escudero, el más conspicuo de 
los "renovadores," enarboló la bandera de la rebelión en la Cámara, y 
poco después desaparecía para ir á ingresar á las filas de los enemigos 
del actual Gobierno. 

Este mes fué en el que más trabajó la Cámara, porque en él se dis- 
cutieron los Presupuestos, la Ley Electoral y la cuestión del Emprés- 
tito. 

El señor diputado licenciado Armando Ostos, presentó poco des- 
pués una ley electoral, que se juzgó razonada y aceptable. 

Fué puesta á discusión el 28 de mayo, hablando en pro de la inicia- 
tiva el autor de ella, y el diputado Lozano, que hicieron ver la conve- 
niencia de que cuanto antes se convocara á elecciones para calmar los 
ánimos exaltados y como una medida para la terminación de la revuelta. 

En contra del proyecto hablaron los señores Ancona, de la Peña, 
ügarte y Rodríguez Mauiau, y la ley fué aprobada por una mayoría 
de 123 votos. 

Votada por artículos, éstos se aprobaron por una mayoría abruma- 
dora, lanzando la Cámara la convocaría á elecciones, que deberán efec 
tuarse'el 26 del entrante octubre. 

IV. 

No hubo conflicto 

Con fecha 11 de mayo, la Cámara se erigió en Colegio Elecloral pa- 
ra discutir las credenciales de los candidatos por el 59 distrito electo- 
ral. Hecha la revisión de credenciales, puede verse que obtuvieron 
el triunfo los señores Jorge Vera Estañol y Antonio Maza. 

A las diez y media de la mañana del día siguiente vuelve i reunir- 
se la Cámara, aprobándose primeramente las credenciales de los seño- 
res Panfilo Méndez Padilla y Arcadio Dávalos, propietario y suplente» 
respectivamente, por el 159 distrito electoral de Michoacán. 

Se pone á discusión el acta del señor licenciado Rodolfo Reyes- 
Ataca de una manera ruidosa esa credencial el diputado Delhorme y 
Campos, censurando al Partido Católico, Impugna la misma credencial 
el diputado de la Mora, A ambos contesta de manera enérgica el se- 
ñor diputado don Francisco Elguero, que demuestra la falsedad de 
sus argumentos. 

Se pone á votación el asunto y resulta aprobado por 123 votos. 



-- 84 - 

En Consejo de Ministros, e) 12 de mayo, se acuerda que no se pa- 
guen dietas á los diputados que falten por tres veces consecutivas á las 
sesiones de la Cámara. Este acuerdo se publica en el "Diario Oficial" 
subscrito por el Subsecretario de Gobernacióu. La medida ofende á 
los señores diputados en lo general, pero es acogida por el señor dipu- 
tado Aquiles Elorduy, que en la sesión del día 13 presenta una iniciati. 
va á la Cámara en términos análogos. 

Se pone á discusión en sesión secreta y es retirada para que el ci- 
tado diputado la reforme y presente de otrr» modo, como en efecto lo 
hace, pasando á las comisiones para su estudio. 

Queda pendiente para discutirse en el próximo período. 

Como algunos diputados juzgan anticonstitucional la medida y así 
lo expresan á la prensa, la Secretaría de Gobernación hizo saber á la 
Cámara que el deseo del Ejecutivo no fué interpretado con exactitud, 
por la manera de considerar la cuestión. 

Con esto se da por terminado el asunto. 

V 

El Empréstito 

La difícil situación económica en que nos encontrábamos hasta ha- 
ce pocos días, dio motivo á que la Secretaría de Hacienda presentara 
á la Cámara una iniciativa para la contratación de un empréstito por 
quince millones de libras esterlinas, á fin de que solucione nuestras di- 
ficultades. 

La iniciativa fué bien recibida por la Cámara, puesto que se veía 
la urgente necesidad de cubrir nuestros compromisos; así es que varios 
diputados, entre ellos los señores Moheno, Lozano, Delhorme Campos 
y Zetina presentaron una iniciativa favorable al proyecto, que fué apro- 
bado en lo general en la sesión habida el día 20 del mes pasado. 

De las diversas proposiciones presentadas al Gobierno, se aceptó? 
por más ventajosa, la del Banco de París y los Países Bajos, lo que dio 
motivo á una tormentosa sesión el día 23, dado que el diputado .^spe. 
"representante" del Sindicato de Bancos de Provincia, impugna al se- 
ñor Ministro de Hacienda, queriendo convencerlo de que las condicio- 
nes del Sindicato que el señor Aspe representa son más ventajosas que 
Jas que se han aceptado. 

Se 4escubr3 que uo tjay tal Sindicato y el señor Ministro rechaza 



- 85 




Gral. Blanquet y Teniente 
Coronel Jiménez Rivei'oll 
muerto por el ex-presidente Madero 
en el Palacio Nacional el t8 de Febre- 
ro de 191 3. 



airosaraente los cargos de Aspe y los deMoheno, que aprovecha la oca- 
sión para entregarse á desahogos. 

Las sesiones siguen tormentosas al discutirse cada uno de los ar- 
tículos, hasta que al fin el 28 de mayo la iniciativa es aprobada por ma- 
yoría abrumadora. 

Tercian en los debates numerosos diputados, entre ellos Rendón, 
Pulaviciui, Lozano, Delhorme y Campos. 

VI. 

Los Presupuestos 

Son aprobados en lo general el 25 de abril y continúa su discusión 
durante casi todo el mes de mayo, por ramos. 

En la sesión del 9 de mayo, Moheno aboga por la supresión del Ser- 
vicio de Sanidad y obtiene que sea rechazada esa partida, que es por 
la suma de cuarenta y siete mil pesos- 
Numerosas autoridades médicas han opinado en sentido contrario» 
haciendo ver la inconveniencia de la supresión de esa partida, pues se' 
guramente se resentirá la salubridad pública. 

En la discusión de los diversos ramos se presentan á informar to- 
dos los Ministros. 

Las discusiones, en las que tercian casi todos los diputados, dis- 
tinguiéndose Moheno, Lozano, Palavicini, Macías, Castelazo Fuentes, 
Rendón, Elorduy, Elguero, Zetina, de la Hoz y Zavala, son muy acalo- 
radas, hasta que al fin esos presupuestos son aprobados en su totali- 
dad en la última sesión de la Cámara. 

Uno de los puntos qué fueron objeto de mayores discusiones, fué 
el que se refiere á la creación de las escuelas rudimentarias, que con- 
tribuirán á la instrucción del pueblo rural. 

Esta partida es objeto de grandes discusiones en la última sesión, 
efectuada el 31 de mayo, y se le aprueba por 136 votos contra 7. 

Hablaron en pro de la creación de esos planteles, los diputados 
Castellanos y Palavicini y el señor Ministro Vera Estañol, que varias 
veces fué interpelado. 

En contra, los diputados López de Llergo, Macías y Ortiz Rodrí- 
guez. 



Capítulo Octavo 



LOS SOGESOS DE JUHIO 



Sesión de once horas 

Cierra Mayo coa algunos asuntos sensacionales. 

El senador Magaloni pide que se invite á los grupos revoluciona- 
rios para que concurran á los comicios electorales. 

El Gral. Rábas^o se separa del Gobierno de Chihuahua, substitu- 
yéndolo el Gral. Mercado. 

Se habla de derrotas sufridas por Francisco Villa. 

El diputado Branilf, Don Tomás, tiene polémicas periodísticas. 

La familia Madero, presidida por Don Francisco sénior, sigue ha- 
ciendo política revolucionaria. 

Las interrupciones en el tráfico de Monterrey, Tampico y C. Vic- 
toria causan graves perjuicios y trastornos. 

La Comisión Permanente en la Cámara de diputados fué designa- 
da con representantes de todos los grupos políticos. 

La cámara alta designó para esa comisión senadores de reconoci- 
da independencia. 

La caída de Zamora en poder de los rebeldes se confirma. 

En la Cámara de diputados la sesión del último de Mayo fué de 11 
horas. 

Ya no cabe duda alguna de que el Gobierno tiene á su disposición 
los 360 millones del empréstito y se cree que mejorará la situación. 

En la Cámara popular el Ministro Vera y Estañol deff^ndió el Pre- 
supuesto de Instrucción Pública, especialmente las partidas relativas 
á escuelas rudimentarias y al fin fueron aprobadas y hasta aplaudido 
el Ministro, quien dedicó frases laudatorias á los principios de la re- 
volución de 1910 y á su caudillo el Sr. Madero, 



— 88 








II. 



Comienza Junio 

Se insiste en que se someterán los rebeldes de Guerrero. 

Los complots de que tanto se hablaba, descubiertos en Puebla, 
Monterrey y Guadalajara resultaron el Parto de los Montes. 

El mes de Junio comenzó con rumores sensacionales sobre graves 
sucesos acaecidos en Monterrey, que á la postre se desmintieron. 

El Lie. Manuel de la Hoz funge como Presidente de la Comisión 
Permanente. 

Los zapatistas sufren serias derrotas en el Estado de Morelos y se 



- 86 — 

informa que también los rebeldes del Norte han sufrido descalabros. 

Los zapatistas llegan hasta cerca de Tlalpam, Distrito Federal. 

Roberto Pesqueiraque fué álos Estados Unidos en comisión de los 
rebeldes, volvió desairado y atribuye el fracaso á D. Francisco Made- 
ro, sénior, que no sabe proceder en el asunto discretamente. 

Al fin J. S. Chocano, el poeta peruano, sale expulsado del país. 

Un carro loco es enviado á chocar con el tren de Uruapan á More- 
lia, por los rebeldes de Michoacán. 

III. 

El Gobierno militar 

Existen los siguientes Gobernadores militares: 

Sonora Coronel Francisco H. García, Gral. Ojeda, Chihuahua Gral. 
Antonio Rábugo, Colima Gral. Julián Jaramillo, Aguascalientes Gral. 
Carlos García Hidalgo, San Luis Potosí Gral. Agustín García Hernán- 
dez, Michoacán Gral. Alberto Dorantes, Gral. Alberto Yarza, Morelos 
Gral. Jnvencio Robles, Guerrero Gral. Manuel Zozaya, Tabasco Gral. 
Agustín Valdez, Coahuila Coronel Alcocer, Distrito Federal Gral. Sa- 
muel García Cuellar, Territorio de Tepic Gral. A. Migon i, Puebla Gral. 
Joaquín Maas, Sinaloa Gral R. Díaz, Territorio Quintana Roo Gral. 
Rafael Eguía Lisy los dos Territorios Norte y Sur de la Baja Cilifor- 
nia también tienen autoridades supremas militares. 

Se asegura que serán también gobernados, en breve, militarmen- 
te, los Estados de Campeche, Veracruz, Tamaulipas, Guanajuato, Za- 
catecas, Durango, Chiapas ó Hidalgo. 

En ese concepto de los 27 Estados, 4 territorios y el Distrito Fe- 
deral, solo tendrán Gobernadores civiles siete de esas entidades. 

Se desarroHan intrigas para evitar que el Gobierno mexicano le 
compre fusiles al Japón, cuya superioridad se ha demostrado. 

Causan sorpresa los ataques del Independie nte al Sr. Limantour, en 
su labor financiera. 

Se asegura que las Líneas Nacionales consiguieron un empréstito 
de $55.000,000. 

Se discute en la Prensa la conveniencia de que se reúna una Con- 
vención nacional antes de las elecciones. 



-ÓQ - 

IV 

Un libro sobre México 

En Ecatzingo 2,000 zapatistas entraron y cometieron varios ase- 
sinatos. 

En Zamora los rebeldes impusieron préstamos por 7alor de $50,000. 

En el Estado de Zacatecas Jos rebeldes se muestran activos lo 
mismo que en Durango, tomando algunos pueblos. 

De Oaxaca fueron enviados para México algunos periodistas de 
oposición, obligándolos á caminar á pie parte del trayecto. 

Manuel Máaquez Sterling prepara un libro sobre México, que se 
supone tendrá desahogos, porque fué maderista, siendo Ministro de 
Cuba en nuestro país. 

Funciona con regularidad la Junta Militar Pacificadora. 

Causa alarma la información del ataque y toma de Matamoros por 
los rebeldes. 

El Ejecutivo pide á la Comisión Permanente que coavoque al Con- 
greso de la Unión á sesiones extraordinarias para tratar algunos asun- 
tos pendientes, como el pago de la indemnización china, aclaraciones 
al Presupuesto, etc. 

El famoso Francisco Viíla fué herido en un combate en Saucillo. 

En la tumba de Madero ei^el Panteón Francés se siguen deposi- 
tando ofrendas florales. 

Surgió en Puebla el proyecto délos industriales de cerrar las fá- 
bricas durante dos semanas porque los obreros, sin previo aviso, falta- 
ron al trabajo un día, instigados para asistir á unas honras fúnebres 
en honor de Madero y Pino Suárez, preparadas en un templo. 

Se insiste en que de Mixcoac se llevan recursos á los zapatistas. 

V 

La orisis ministerial 

Otra vez está sobre el tapete la crisis ministerial y la designación 
del Lie. José María Lozano para el Ministerio de Gobernación. 

Zapata se ha desmoralizado por las últimas derrotas de sus hordas. 

En un cinematógrafo metropolitano se comenzaban á exhibir vis- 
tas de fuerzas americanas, alistándose para la invasión á México y el 
público protestó ruidosamente, retirándose la película. 



^ -91 — 

Se triplicará la artillería del Ejército mexicano para asegurar la 
paz, según declaración del Gral Huerta, 

El malestar en la zona de Tampico, Monterrey y C. Victoria es 
evidente por las interrupciones de las vías férreas y hasta telegráficas. 

Pascual Orozco sigue su marcha al Norte para reparar y custodiar 
las vías férreas. ^ 

El diputado Moheno no opina por las sesiones extraordinarias, dice 
que son propicias á las agitaciones. 

En Progreso, Yucatán, la huelg'a de trabajadores de los muelles 
asume caracteres de gravedad. 

Uruapam en Michoacán es objetivo de los rebeldes. 

Los rumores de renuncias de los Ministros Vera Estaño í y Esqui- 
vel Obregón se acentúa, pero sólo se confirmó la dimisión del segundo 
que no es admitida. 

Volvió á salir para Morelos á combatir el zapatismo el Gral. lías- 
gado con una poderosa columna, especialmente dotada de elementos 
importantes de artillería. 

La Casa Pearson invertirá cerca de 100 millones en exploraciones 
petrolíferas y otras empresas en México. 

Se hace subir á 300 cañones los q[ue va á tener el Ejónjito. 

Muchos viajeros del Norte están llegando por el Este, desembar- 
caHdo en Veracruz después de enorme recorrido de Chihuahua á New 
York, etc. 

VI 

Pascual Orozco, padre 

El Lie. Manuel Garza Aldape parece que proyecta una conferencia 
con D. Venustiano Carranza. 

Para Zacatecas salen refuerzos, una columna de las tres armas, al 
mando del coronel Romualdo Sánchez. 

Se asegura que fuerzas del general TóUez derrotaron en Candela á 
los cari'áncistas. 

El Gobierno del Estado de Hidalgo informa que han desaparecido 
las partidas de rebeldes que allí merodeaban. 

El Cubo, importante mineral de Guanajuato, fué asaltado por re- 
beldes. 

Se conmemora el fusilamiento del coronel Luis G. Morelos, cuya 
responsabilidad se ha atribuido á Banderas, Bonilla, Iturbe, etc. 



— 92 — 



PEUSOUBJES OE gCTDHLlDIlD 




ANTONIO KXSGUDEI^O 



De Cuernavaca comunican nuevamente el fusilamiento del coronel 
Pascual Orozco, padre, habiendo quienes aseguren que vieron el cadá- 
ver colgado. 

Fué descubierto un desfalco de $120,000 en el Montepío Luz Savi. 



~ 93 — 

ñon, siendo acusados el Director y dos altos empleados del estableci- 
miento. 

Los soldados mexicanos refugiados en los Estados Unidos, volve- 
rán al país según gestiones hechas cerca del Gobierno Americano. 

Se espera un combate entre Maytorenistas 3^ federales, los prime- 
ros al mando de O bregón y los segundos comandados por el general 
Ojeda, en Sonora. 

VII, 



Sesiones extraordinarias 

El empréstito fué firmado en París por el Agente Financiero de 
México en Londres y el Presidente del Sindicato de Banqueros que lle- 
vó á cabo la operación. 

Se desmintieron las noticias sobre el regreso del Gral. Díaz a la pa- 
tria, quien reitera que por ahora solo vendrá á prestar sus servicios en 
caso de guerra extranjera. 

No se dispensaron los trámites á la convocatoria á sesiones extra- 
ordinarias del Congreso en la Comisión Permanente. 

También se habla de la renuncia del Ministro de Comunicaciones, 
ingeniero David de la Fuente. 

El brigadier Emilio Campa salió á operar contra los rebeldes en la 
zona de Torreón. 

Habiendo ya dinero, se reanudarán las obras materiales que había 
suspendido el Gobierno. 

El Lie. Jesús M. Rábago, Director del extinto Mañana^ tomó pose- 
sión del empleo de Secretario General de Gobierno en el Estado de 
Puebla. 

Varios estudiantes fueron á unirse á los rebeldes del Norte y á los 
zapátistas. 

VIH 

La sumisión de Garñas 

Los rebeldes de Jalisco se manifiestan activos. 

El teniente coronel Luis G. Garfias, sometido al Gobierno, dirige 
al Gral. Huerta, desde Nueva Orleans, una carta explicatoria de los su- 
cesos, dando como motivo principal de su actitud, la falta de notician 



— 94 -^ 

exactas sobre los acontecimientos de la Decena Trágica y sucesión del 
Gral. Huerta en el Gobierno. 

Los carrancistas fueron derrotados en Gloria, cerca de Moncíova. 

Ya se desmiente la ejecución de Orozco, ¿enior, llegándose á la cen- 
tésima resurrección del guerrillero. 

Se vuelve á insistir en que los rebeldes evacuaron Hermosillo. 

Los empleados ferrocarrileros están descontentos con la disminución 
de sueldos porque los Jefes que poco ó nada trabajan, siguen beneficia- 
dos con crecidos emolumentos, y á los que verdaderamente tienen que 
desempeñar ardua labor, se les rebajan las dotaciones. 

Ei banquete dado al Ministrx) de Hacienda fué una nota brillante, 
de la Banca, el Comercio y la intelectualidad capitalina. El señor Lie 
Esquivel Obregóu recibió así un agasajo digno, justo y delicado. 

Se publican algunos informes sobre el complot tramado en la pri- 
sión militar de Santiago por el "Tuerto Morales," que resultan falsos. 

Al antiguo zapatista se le recogieron unos $1,800 en billetes. 

Parral, Santa Rosalía y Jiménez; son recuperados por los federales 

Se ha convocado á los hacendados de Morelos para que seleccionen 
á sus peones á fin de que solo se queden en las fincas los de confianza, 
y los demás sean enviados á distintos lugares y ya no ayuden á los za- 
patistas. 

Miedo en la Capita) 

Hubo alarma por la persecución hecha á un automóvil en que se su- 
ponía iban conspiradores que llevaban armamento, se le hicieron dispa- 
ros Y resultó que era un chauffer que paseaba á un amigo, aprovechan- 
do que el dueño del auto estaba en el Teatro. 

Los zapatistas de Morelos se dirigen á los Estados limítrofes, hu- 
yendo de la persecución del general Robles. 

En el Norte de Veracruz sigue la revuelta. 

El crucero alemán "Berumen" llegado á Veracruz, trae la misión 
de felicitar al Presidente Gral. Huerta por su elevación al Poder. 

Se acordó en Consejo de Ministros que la Secretaría de Goberna- 
ción dirigiera varias circulares á los Gobernadores de los Estados y Je ■ 
fes Políticos de los Territorios, acei*ca de las elecciones de Presidente y 
Vice-Presidente de la República, que deben verificarse en octubre 
próximo. 



--■ 9 8 ->- 

Quedó suprimido el presidio de SaQ Juan de Uiúa. 
Se ha comentado mucho la modestia con que dijo el señor Lie. Es- 
quivel Obregón ©n el banquete que le fué ofrecido: 

'*E1 empréstito no lo hice yo, sino el crédito de la Nación." 

X 

Más vientos de Fronda 

Se habla nuevamente del complot de Coyoacán, siendo muy repe- 
tidas ya las conspiraciones en los pueblos del Distrito Federal. 

De Zacatecas llegan noticias alarmantes sobre depredaciones de los 
rebeldes que ocuparon la plaza, entre otras, el fusilamiento del Obispo 
Monseñor Miguel de la Mora, que no se conñrmó. 

Hasta 4,000 se hace llegar el número de rebeldes que atacaron la 
plaza, defendida por escasa guarnición. 

El Dr. Rafael Cepeda, ex Gobernador de San Luis Potosí, fué nue- 
vamente capturado en la Capital acusado de sedición y de ser Agente 
confidencial de don Venustiano Carranza, asegurándose que en su via- 
je al Norte, emprendido para persuadir á Carranza de que se sometiera 
al Gral. Huerta, no trabajó por este fin y se puso de acuerdo con el ex- 
gobernador de Coahuila para fomentar la rebelión. 

El teniente Abren y algunos de sus hermanos, fueron aprehendi- 
dos por conspirar contra el Gobierno interino de la República. 

Se trata de un plan de campaña para exterminar violentamente el 
Zapatismo. 

XI 

De cal y de arena 

Hay el propósito de construir un barrio obrero con casas de habi- 
tación, ácuyo efecto se destinarán $800,000. 

Se dice que el rebelde Jesús H. Salgado, fué batido y herido en un 
combate. 

El señor Lie. de la Barra ha convocado á todas las agrupaciones 
políticas para tratar de llegar á la pacificación nacional. 

Se afirma que Cándido Navarro se ha vuelto á levantar en armas, 
llevando gente y otros elementos al campo siapatista. 

Persiste el rumor de que el Gobernador de Oaxaca consignó al ser- 
vicio de las armas á varios periodistas de oposición, y al fin el Lie. 3o- 



1 años Cacho dijo q'ie les había tocado ea sorteo ir á servir al Ejéraito. 

Una ouda de indignación y protesta se levantó contra ese arbitra- 
rio Gobernante. 

Jesús Morales, "El Tuerto," que perteneció á las hordas zapatis. 
tas y se sometió al Gral. Huerta, siendo después reducido á prisión por- 
pvje se juzgó que seguía de acuerdo con Zapata, publica una carta sin- 
cerándose del cargo y niega haber querido sublevar la Prisión de San- 
tiago, diciendo que carece de elementos para hacerlo. 

En Consejo de Ministros se acordó que se haga una enérgica cam- 
paña contra los revolucionarios. 

Se rumora que un comisionado del Presidente Americano Wilson 
estudiará las condiciones de la revuelta en Sonora y Coahuila, visitan- 
do los campamentos de los combatientes. 

El Gral. José Delgado salió á recuperar la plaza de Zacatecas, ase- 
gurándose que lleva 1,500 soldados. 

En el Partido Felixista surgen como candidatos á la Vicepresiden- 
cia, el Gral. don Manuel Moudragón y el Lie. don Emilio Rabasa. 

XII 

Pánico capitalino 

tina riña de soldados de distintos cuerpos, alojados en el cuartel de 
Peralvillo, hizo que hubiera gran pánico en la capital de la República, 
pues se creyó que se trataba de otra "decena trágica." 

Lo ocurrido fué que, unos voluntarios hacían ejercicios y de ellos 
se burlaron algunos rurales: los cuerpos de ambos tomaron luego la 
cuestión colectivamente y hubo disparos. 

El escándalo fué sofocado inmediatamente, presentándose en el 
cuartel el Gral. Blanquet con fuerzas y habiendo desarmado á los ru. 
rales, se les llevó á otro cuartel. 

Los generales Téllez y Peña derrotaron á los carrancistas, manda- 
dos por un pariente de don Venustiano, en las cercanías de Monclova. 

Desde el día 8 de Junio se baten los federales y maytorenistas al 
sur de Hermosillo, siguiendo el combate todavía el 11 del propio mes. 

Para mandar la división militar de la Península Yucateca, fué de- 
signado el Gral. don Luis del Carmen Curiel. 

Se publicaron la renuncia del Ministro de Hacienda, Lie. Toribio 
Esquivel Obregón y la contestación del Ministro de Relaciones en que 
no se le acepta y le reitera su confianza el Presidente Huerta. 



Capitulo Noveno 



SURGEN CANDIDATOS 

I. 

Combate en Chiautla. 

Cerca de Cuajomulco, en la cueva llamada de la Concha, tienen los 
zapatistas un depósito de parque y dinamita al cuidado de la partida 
de Amador Salar. 

Entre zapatistas y federales hubo un fuerte combate en Chiautla. 

Aquellos eran mandados por Eufemio Zapata, Francisco Mendoza 
y Felipe Neri. 

El coronel Saviñón fué en auxilio de la plaza, batiendo á los rebel- 
des por la retaguardia. 

El Ministro don Manuel Garza Aldape declara que no quiere ha- 
cer política. 

En Aguascalientes se resistirá á los i"«beldes con grandes ele- 
mentos. 

El Gobernador de Oaxaca trata despectivamente á los periodistas 
Carlos Díaz Castillo, Bibiano Cha veros y José C Medinillas, á quienes 
mandó de soldados porque le hacían la oposición. 

La fórmula Vázquez Gómez-Flores Map'ón, se propone al Centro 
Antirreleccionista de México, á fin de sostenerla en la próxima campaña 
electoral para Presidente y Vicepresidente de la República. 

Otro tren federal fué volado cerca de Guaymas, según noticias de 
la Frontera. 

Se asegura que en el Estado de Hidalgo hay partidas de rebeldes 
que llegan á 1,500 hombres. 

Ciento veinte empleados de las líneas nacionales quedaron cesantes. 



^ — 98 — _ 

II 

La Liga Cívica. 

Querido Moheno juzga de "mascarada política" la junta convoca- 
da por el Lie. de la Barra para tratar de mejorar la situación. 

El pueblo de Jicotepec, en el lago de Chápala, fué asaltado por re- 
beldes, muriendo el Presidente Municipal, Ladislao Balcázar y otras 
personas. 

El señor de la Barra, en la junta que convocó, entre otras cosas 
expresó que, el Presidente haría efectivas las garantías en las eleccio- 
nes que se aproximan y propuso estudiar si se puede establecer una "Li- 
ga Cívica Nacional," que ejerza una vigilancia discreta en la función 
del voto. 

Se afirma que el Gral. Díaz (D. Porfirio) envía de París al Lie Lo- 
renzo Elízaga para arreglar su regreso á la Patria, poniendo por con- 
dición irrevocable que no se mezclara en política. 

III. 

Desapariciones 

Corren diversas versiones sobre la desaparición del diputado Ed- 
mundo Pastelín y el ex-revolucionario Adame Maclas, estando en la 
mayor aflicción los deudos de ambos. 

No se convocará á sesiones extraordinarias al Congreso de la Unión 
por evitar perturbaciones de los agitadores. 

Se resuelve el Lie. de la Barra ir al Estado de México, quedando 
el Ministerio de Relaciones Exteriores á cargo del sub- secretario, Lie 
Carlos Pereyra. 

Se cree ahora sea un hecho el reparto justo y equitativo de los terre- 
nos nacionales, dando así comienzo á resolverse la cuestión agraria. 

El señor diputado Moheno, sigue atacando al Ministro de Hacien- 
da, y éste defendiéndose, resultando de la polémica que del empréstito 
de dieciseis millones de libras esterlinas, seis se tomaron en firme, des- 
de luego, por los banqueros contratistas y diecinueve quedaron á opción. 

Esto atrae numerosos y diversos comentarios y conjeturas, pues 
unos creen que el empréstito no se ha realizado en doüüitiva y otros, 
que ha fracasado. 



¿Cf 

Se asegura 
para someterse i 
Gral. Huerta. 

Se comprará 
mentó allí adci' 

Para el < 
de fronda. 

Se conj?^ 
pales la deT 
quez Góm 
tañol, así 

Tam 
nerales ,' 

El ' 
menz? 



r 



deG 



ti'' 



ías férreas, 
lilia Madero, 
^ jQJeturándose 

trucción Públi- 

quet y licencia- 

que dimiten los 

elaciones, lo que 

^squivel O bre- 
ado los otros 



^émicas, 

isados. 

pare- 

esión 

^í eo- 



- l oi- 

declaraciones honrosas para el Cuarto Poder, los generales Huerta, 
Díaz, Mondragón, etc. 

Esta fiesta fué un revés en pleno rostro al Grobernador de Oaxaca, 
Bolaños Cacho. 

El Gobierno pagará el cinco por ciento que de los sueldos de los 
empleados ferrocarrileros, se iba á rebajar para los cesantes. 

Se habla de una junta secreta y misteriosa, en la casa del diputado 
don Tomás Braniff, haciéndose muchas conjeturas, hasta llegar á supo- 
ner que se trata de algo gordo, como la dimisión del Gral. Huerta. 

La despedida ai general Manuel Mondragón, que marcha á Bélgica 
en comisión del Gobierno, fué afectuosa, asistiendo los generales Huer- 
ta y Díaz y casi todos los Ministros, 

Castilla Brito fué llamado á México y no quiso ocurrir, temiendo 
se le quitara el Gobierno de su Estado, consumando por fin su rebelión- 
Están apareciendo más periodistas sorteados, en Oaxaca, todos 
oposicionistas al Gobernador Bolaños Cacho, entre ellos, algunos que 
trabajaron por su candidatura y fueron recompensados de ese modo. 

VIII 

Excitativa al Sr. de la Barra 

Se pide al señor Lie. de la Barra, que opte por el cargo de Minis- 
tro de Relaciones ó por el de Gobernador en el Estado de México. 

Se dice que el general Legorreta, Gobernador de Sinaloa, no tra- 
baja de acuerdo con el Jefe de las armas, coronel Reynaldo Díaz, para 
abreviar la pacificación. 

Por fin, las fuerzas del general G. de la Llave, dejaron á Drizaba 
para prestar sus servicios contra los zapatistas. 

El Dr. Krum Keller, prominente maderista y espiritista, fué cap- 
turado en Guanajuato. 

Se autoriza á los hacendados para formar cuerpos rurales, en de- 
fensa de sus intereses, sujetándose á las prescripciones acordadas por 
la Secretaría de Guerra. 

En Morelos se resiente falta de peones. 

En San Luis Potosí, entra al Gobierno local el general Francisco 
Romero. 



~ 102 — 

IX 

Junta y Manifiesto 

La Asociación Unificadora Nacional, quedó constituida y lanzó un 
manifiesto á la nación, firmado por los señores signientes: 

A?aonio Alonso, TOMAS BRANÍFF, MANUEL CALERO, José 
Castellot, jr., Reginaldo Cepeda, Francisco Elgxiew, Aquiles Elordvy^ 
Gabriel Fernández Somellera, JESÚS FLORES MAGON, Ahraham 
Franco, Fernando González Roa, Antonio Herrejón López, Miguel Lanz 
Duret, Armando Ostos, Juan Sarabia, JORGE VERA ESTAS O L. 

Entre los cuáles se advierte los nombres de cuatro candidatos pre- 
sidenciales: Braniff, Calero, Flores Magón y Vera Estañol. 

En dicho documento, que lleva la fecha del 24 de junio, se indica 
la necesidad de seleccionar un candidato á la Presidencia de la Repú- 
blica, que produjera concordia hasta entre los revolucionarios y demás 
elementos políticos, comprendiendo que los factores principales serían, 
para llegar á esa solución, el Gobierno, los revolucionarios y los partidos. 

Para solucionar el conflicto armado y las desmedradas ambiciones, 
se piensa que ese es el único camino. 

En el manifiesto se notan vacilaciones y hasta desilusiones y des- 
esperanzas, pero se indica que los signatarios van á trabajar en ese sen- 
tido, y oportunamente darán cuenta de la fórmula seleccionada para las 
elecciones próximas, á fin de que se discuta y tome en consideración y 
acepte ó rechace por los elementos políticos de la nación. 

Advierten también los mismos firmantes, que no prescinden de 
sus convicciones personales ó de partidarios, y sólo aceptan trabajos 
en el sentido indicado, para ver si se armoniza una candidatura común 
que, en programa halagador, ofrezca las garantías necesarias á todos 
los factores de la cosa pública. 

Esta Junta se le ha viato como imposible de subsistir y llegar á 
una orientación práctica, por los abismos que hay entre sus leaders y 
demás componentes, unos del Partido Católico, otros del Liberal Radi- 
cal, del Moderado y no pocos personalistas, que encontrarán únicamen- 
te en el YO, el candidato ideal que se busca, con la linterna, no de Dió- 
genes, sino de la intriga. 



Capítulo Décimo 



ñ BEBELIÜII COITBfi EL mi PEBTP. 

I. 

Los Gobernadores de Coahuila y Sonora. 

A raíz de la caída de Madero, algunos gobernadores de los Estados 
del Norte y del Centro, entre ellos los de Sonora y Coahuila, se decla- 
raron en abierta rebelión contra el Gobierno del Gral. Huerta. 

En connivencia con éstos, se aseguraba que estaban los de San Luis 
Potosí, Sinaloa, Agua scali entes y otros más. 

El de Sonora, señor J. M. Maytorena, dejó el cargo á Pesqueira y 
se fué á los Estados Unidos á propagar el movimiento, buscándole sim- 
patías, no faltando quienes aseguren que á proponer que el movimiento 
sería separatista, formando una nueva República con Sonora, Chihua- 
hua, etc. 

Carranza en Saltillo, después de reticencias en el reconocimiento 
del Gral. Huerta, se declaró en abierta rebelión, secundado por algu- 
nos jefes militares y sus amigos personales é incondicionales. 

Después del ex- teniente coronel Garfias, el más fuerte apoyo de 
Carranza ha sido su hermano Jesús Carranza y otros maderistas de se- 
gundo orden como Cándido Aguilar, Orestes Pereyra, Contreras, etc. 

Maytorena contaba con los cabecillas, maderistas también, Obro. 
góu, Cabral, Calles, Bracamontes y el yaqui Bulle. 



-.104 — 

IL 

Los demás conspiradores. 

Fueron capturados oportunamente: Fuentes Alberto D., goberna- 
dor de Aguascalientes, Cepeda Rafael, de San Luis Potosí y Riveros 
Felipe, de Sinaloa: contra quienes no hubo pruebas completas, prime* 
ro, pero luego que salieron en libertad siguieron conspirando y casi 
todos están con los rebeldes. 

De los diputados llamados "renovadores" se hallan en el campo 
rebelde, Pedro A. de los Santos, R. González Garza, Malvaez, Escude- 
ro, Fabela, etc. 

Los íntimos de la familia Madero allí fueron también, como Bau- 
che Alcalde, Solón Arguello, Meza Gutiérrez, etc. 

Don Francisco Madero, padre, don Ernesto Madero, que fué Mi- 
nistro de Hacienda, los Aguirre Benavídez, Rafael Hernández, la viu- 
da, señora Sara Pérez de Madero y otros, han formado juntas revolu- 
cionarias, aunque algunos han negado tener parte en estos trabajos. 

III 

Otros elementos 

Se ha tratado y conseguido atraerse para la revuelta, contingente 
de capitalistas americanos y personal de filibusteros. 

Se han introducido algunos cuantiosos contrabandos de armas; y 
parientes del extinto Vicepresidente Pino Suárez, se asegura que co- 
laboran en la revolución. 

México, Monterrey, Saltillo, Campeche, C. Victoria, San Luis 
Potosí, Aguascalientes, Morelia, Guanajuato, Tabasco, Torreón, Pa- 
chuca y Veracruz, se han considerado como focos de la rebelión, no fal' 
tando partidarios de ésta en el Senado y otros centros oficiales, ampa- 
rados por la concilaeión de las autoridades que han querido de buen 
agrado inutilizar estos gérmenes contra la paz. 

Entre los revolucionarios que peleaban contra Madero, ha habi- 
do contingente para la rebelión, además del Zapatismo y el Salga- 
dismo que anduvieron reticentes en la sumisión al Gral. Huerta. 

La bandera que invocan es el constitucionalismo y venganza con- 
tra la muerte de Madero y Pino Suárez. 



— 105 — 

IV. 

La actitud de Estados Unidos 

Se cree que cuentan los rebeldes con la ayuda de americanos con- 
cesionarios del Gobierno maderista, y les ha prestado apoyo moral el 
Gobierno de la Casa Blanca con su abstención de no reconocer al Pre- 
sidente Interino, aun ya relacionado oficialmente con los Gobiernos 
europeos y muchos de la América latina. 

Esto último ha sido un descalabro para la doctrina Monroe y los 
intereses de los banqueros de los Estados Unidos, principalmente por 
la contratación del último empréstito, conseguido por el Gobierno me- 
xicano con banqueros europeos. 

Se traduce este último hecho como una verdadera repulsa de la tu- 
tela yankee en asuntos financieros, y aun de la preponderancia de la 
política de los hombres de la Casa Blanca que ostentaban ya una intro- 
misión descarada en nuestros asuntos interiores. 

Los yankees han soportado las consecuencias de su acción inter- 
vencionista y no se dan por entendidos de ese papel desairado que han 
cosechado. 

V 

Triunfos de los rebeldes 

Los rebeldes han volado algunos trenes militares, causando gran- 
des pérdidas en las tropas del Gobierno, y han logrado ciertos triunfos 
sobre los federales, ocupando las plazas de Agua Prieta, Naco, Cana- 
nea, después de combates de más ó menos importancia, así como las 
de Monclova, Lampazos, Matamoros, Zacatecas, etc. 

Han retenido las de Hermosillo, Piedras Negras ó C. Porfirio Díaz. 

Sin embargo, algunos de sus objetivos, como era, conservar Salti- 
llo, hacerse de Monterrey, Guaymas, Mazatlán, Torreón, etc., no han 
podido lograr. 

VI. 

Combates notables 

Los combates que se sostuvieron contra los generales Ojeda, Medi- 
na Barrón y Gil, en territorio de Sonora; contra los generales Téllez, Pe- 



- 106 - 

' — — • 

ña, González Fernando, en jurisdicción de Nuevo León, Tamaulipas y 
Coahuila, han sido de importancia» sangrientos, llamando la atención 
de los soldados del Gobierno de Washington la bravura y denuedo de 
los combatientes mexicanos, cuando se han batido cerca de la fronte- 
ra del norte donde aquéllos hacen el servicio de vigilancia, para evitar 
contrabandos de armas y municiones. 

El general Ojeda que se refugió en territorio americano con su 
fuerza, después del descalabro de Naco, fué muy agasajado. 

La revuelta se ha registrado con mayor ó menor intensidad en los 
Estados de Sonora, Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, 
Dnrango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guaaajuato, 
Jalisco, Michoacáú, Morelos, Tabasco, Chiapas, Veracruz, Sinaloa, Co- 
lima, Tepic, Hidalgo, México, Puebla y Guerrero. 

VII 

Contradicciones 

Las derrotas de los rebeldes Carrancistas y Maytorenistas, menu- 
dean en la segunda quincena de junio. 

El general Téllez (don Joaquín) llegó á Laredo después de recupe- 
rar Lampazos y batir siete veces á las fuerzas sublevadas, siendo fuer 
te el descalabro que sufriera la partida al ruando del hermano de don 
Venustiano Carranza. ^ 

El general Ojeda, en Sonora, se apoderó de Ortiz, haciendo gran- 
des bajas á los revolucionarios. 

En Chihuahua se toman providencias para rechazar á las partidas 
de Chao y CJrbina, que se sabe quieren atacar aquella ciudad. 

En Michoacán, Gertrudis Sánchez resucita, y la revuelta va en 
decadencia. 

En la serranía de Puebla se hace propaganda revolucionaria, ha- 
biéndose levantado los hermanos Márquez. 

Se habla contradictoriamente sobre el resultado de las operacio- 
nes del cabecilla Alvaro Obregón y el general Ojeda, unos decían que 
aquél había cortado la retirada á su enemigo y otros informes eran que 
Ojeda había derrotado á Obregón. 

La pretendida rebelión del torero y millonario Vicente Segura, 
fué un^ íábiil^.. 



_^ ^..._,.. „ ^ 15? ^ „ . ,. .;...■,...,... ... 

VIII 

En Jalisco é Hidalgo 

Zacatecas fué recuperada por el Gobierno después de que la eva- 
cuaron los rebeldes. 

Mejora el Estado de Morelos, aunque lentamente, por las derrotas 
sufridas por los zapatistas, al grado de que algunos piensan en la su- 
misión. 

El licenciado Roque Estrada dice ser inoc3nte del delito de sedi- 
ción de que se le acusa, en connivencia con otros vecinos de Guadala- 
jara y por lo cual se baila internado en la prisión militar de la Capi- 
tal, rigurosamente incomunicado. 

Varias poblaciones de Jalisco han sido amagadas y no pocas toma- 
das por los revolucionarios. 

Del Estado de Hidalgo se dice que varios diputados serán consig- 
nados al Gran Jurado, pues hay documentos que los comprometen co- 
mo sediciosos en aquellas regiones. 

Cerca de dos mil zapatistas han sido capturados á mediados de junio. 

En Aguascalientes no cesa la alarma, y aunque se asegura que to- 
do está tranquilo, no parece que sea cierto. 

IX 

Én Zacatecas 

Desde el 4 de junio se interrumpió la comunicación con Zacatecas. 

Después de un descalabro de los federales en Palmira, comenzó el 
ataque á Zacatecas. 

Los cabecillas Natera, Robles, Caloca, Villegas, Manzano, Pes- 
queira, Jasso, Galván, García y otros, hasta llegar á veinticinco, con 
más de 2,000 rebeldes, avanzaron sobre la ciudad destruyendo tramos 
de vía férrea, iniciando el tiroteo por la zona que comprende la Bufa 
y el Grillo, posiciones ventajosas en la cañada que ocupa la población. 

El día 5, en los cerros referidos (Bufa y Grillo), resistieron los de- 
fensores de la plaza enérgicamente. 

Suspensa la luz eléctrica, los rebeldes avanzaron al centro y logra- 
ron incendiar varias casas cerca de la Jefatura de A^rmat?. 

El día 6, se tomó el cerro del Grillo y continuaron los incendios de 



~~ lÓB - 

casas comerciales, hasta que por fin los federales abandonaron la ciu- 
dad, juzgando imposible la resistencia. 

El 7, tomaron posesión de la ciudad los rebeldes, ocupando gran- 
des cantidades de armamento y parque. 

Los montepíos del Gobierno fueron saqueados por rebeldes y gen- 
te del pueblo, especialmente mujeres. 

X 

Mas saqueos 

Fueron saqueadas y quemadas las casas comerciales: de Antonio 
Soto y "El Progreso," de A. Jacques; "La Primavera," '*La Palma," 
"El Trébol," "La Violeta," "La Moda," varias residencias particula- 
res, entre ellas la del iGobernador, Lie. Ceniceros y Villarreal y la del 
general Aréchiga. 

El préstamo impuesto fué de unos cien mil pesos, que en «1 acto se 
recaudaron, ocupando también los revolucionarios los fondos de todas 
las oficinas públicas del Estado, la Federación y el Municipio. 

Los presos fueron puestos en libertad y quemados los archivos de 
las cárceles de hombres y mujeres. 

Las pérdidas totales se hacen ascender á más de un millón de 
pesos. 

Júzgase que la junta revolucionaria' establecida en la ciudad, exci- 
tó á los rebeldes á dirigirse sobre la plaza, y á tomarla, dándoles toda 
clase de informes. 

Las fuerzas federales llegaron á la plaza el 16, habiendo derrotado 
el 15 á los rebeldes de Natera, entre Palmira y San Gerónimo, que que- 
rían impedir el avance. 

Los defensores de Zacatecas eran menos de 400, incluyendo hasta 
la policía. Los rebeldes en el ataque tuvieron cerca de 200 bajas y los 
gobiernistas como 50. 

El Club Moya, de maderistas recalcitrantes, ha sido el inspirador 
de esta revuelta y por ella trabaja sin descanso. 

XI 

Muere el Coronel Téllez 

Los rebeldes, posesionados de Charcas, en San Luis Potosí, aban- 
donaron el rico mineral al acercarse los federales. 



En la Cruz de Piedra, Estado de Morelos, cayó en una emboscada 
el coronel Téllez Girón, pereciendo á manos de los zapatistas. Con ese 
motivo se corrió la especie de la muerte del general Téllez Joaquín que 
opera en el Norte. 

Del Valle, á quien se cree futuro Embajador de la Casa Blanca en 
México, y que se halla en investigaciones cerca délos rebeldes del Nor- 
te, dícese que propondrá uij armisticio, sobre el cual no quieren opi- 
nar algunos personajes del Gobierno. 

El ex-Gobercador de Sinaloa, señor Felipe Rivero, se manifiesta 
muy activo en la revolución del Norte. * 

El gran negocio se juzga que hacen militares y civiles con motivo 
de la revolución, especialmente con la suplantación de plazas, vinien- 
do de alJí que, el efectivo de las fuerzas del Gobierno no sea el que se 
pague, y se indica que ese es el origen de la fortuna de muchos nuevos 
capitalistas. 

San Pablo Ostotepec, presa de los zapatistas y que pertenece al 
Distrito Federal, sufrió, pero no al grado de otros pueblos asaltados. 

XII 

Rebelión en Campeche 

El Gobernador de Campeche, Manuel Castilla Brito, que con otros 
mandatarios de la República tenía compromiso de revelarse para ven- 
gar á Madero y Pino Suárez, lo hizo al fin, matando á los capitanes 
Bañuelos y Bonilla, de la Federación, saqueando las sucursales de los 
Bancos, hasta juntar trescientos mil pesos, vejó i varios particulares, 
incendió maquinaria de las haciendas y se internó en la serranía del 
Estado escapando de las columna? destacadas en su contra. 

Saltillo fué atacada por fuerzas rebeldes que fueron rechazadas. 

El Dr. Vázquez Gómez publica una carta en M Imparcial^ en que 
dice que si hubiera habido unión revolucionaria, México no marcharía 
á la anarquía y alude á las excelencias del Plan de Ayala. 

La columna del general R. Navarrete, fuerte en dos mil hombres de 
las tres armas, con cinco millones de cartuchos y treinta mi! ametralla- 
doras, continúa su marcha hacia Matamoros sin dificultad alguna, sien- 
do muy bien recibida en Tampico y otras partes. 

El coroniel Gamboa, en Morelos, se ha convertido en el azote de 
los zapatistas y especialmente de las partidas de Pacheco y Felipe 
Neri. 



- lio ^ _ 

En Morelos los contingentes de los generales Rasgado y EscudQ- 
ro, determinan el fin del Zapatismo. 

Apesar de que el Gobernador de Guanajuato hace protestas de 
lealtad al Gral. Huerta, persiste la desconfianza con ese mandatario 
que telegrafió al Presidente Madero su adhesión incondicional. 

XIII 

m 

En Durango 

Durango ha sufrido mucho con las re\roluciones, desde la maderista. 

Posteriormente 62 haciendas fueron aniquiladas, destruyéndose 
casas, trojes y hasta implementos. Los hombres del campo han sido 
asesinados y las mujeres violadas. Fábricas y pueblos han desapare- 
cido. 

La gente reconcentrada en la capital del Estado, se unió á los 
federales para defenderse de más de 8,000 rebeldes que atacaban, 
constituyendo un cuerpo de 1,500 voluntarios que con los 700 soldados 
del Gobierno, resistieron más de noventa días, teniendo enemigo 
denEro y fuera de la ciudad y sin recibir refuerzos ni provisiones de 
boca y guerra, estando en condiciones aflictivas por el aislamiento ó 
incomunicación. 

La ocupación de Durango por los revolucionarios, que práctica, 
mente estaba sitiada hace tres meses, se continuaba dudando. 

La guarnición, al mando del general Luis G. Anaya, contaba con 
pocos, aunque buenos elementos. 

Se ratificó y confirmó la ocupación de Durango por los rebeldes, 
que en número de 8,000 atacaron rudamente, el día 17, al mando de 
Orestes Pereyra, logrando entrar el 18 de junio. 

Fueron muertos, el Gobernador Perera, los generales Escudero y 
Anaya, el coronel Morelos Zaragoza y otros jefes federales. 

Se decía que el general de irregulares, José de Jesús Campos, que 
iba en auxilio de la plaza, había sido derrotado. 

XIV 

Cándido Navarro y otros rebeldes 

Al saberse la muerte del ex-secretario de Zapata, Abraham Martí- 
nez, el "integórrimo" dijo que ya le había dicho no anduviera entre loa 
federales que se lo habían de "fumar." • 



- 111 .- 

Cáudidü Navarro se pronunció, y se le hacía ea Morelos, en Guana- 
juato, en el Norte, etc. No aparecía en ninguna parte. 

Corren versiones de que ba sido copado, en Sonora el general Oje- 
da, por más de 8,000 rebeldes. 

De Monterrey llega la noticia de haber sido derrotados los cabeci- 
llas Pérez, Treviño, Maza, Guerra y Osorio. 

El complot descubierto en Guanajuato, tenía alguna importancia 
y estaban inmiscuidos empleados del Gobierno. 

Por el sur de Campeche, se encuentran el coronel Lara (Ignacio) 
con 400 federales y Castilla Brito con 600 rebsldes, esperándose el cho- 
que de un momento á otro. 

La división del Bravo se dice que tiene 11,000 soldados. 

Asegúrase que fué evacuada por los rebeldes la plaza de Matamoros. 

Cándido Navarro y un hermano de Genovevo de la O., se refiere 
que fueron derrotados en Salvatierra. 

XV 

Sánchez Azeona en oann^aña 

Merodean cerca de Mascota revolucionarios, y Teocaltiche, del mis- 
mo Estado de Jalisco, ha sido tomado. 

Atribuyese á los rebeldes que trataln de volar el gran puente de 
Encarnación de Díaz. 

De Tehuacán son llevadas á Oaxaca, personas honorables califica- 
das de rebeldes. 

En la Paz se descubrió buena cantidad de dinamita, acaparada por 
el Ayuntamiento. 

El general Rábago informa que hay 8,000 soldados en el Estado 
de Chihuahua. Los rebeldes son mandados por Herrán, Villa, Chao y 
ürbina y todos cometen atropellos y depredaciones, teniendo el bando- 
lerismo por bandera. 

Juan Sánchez Azcona, con instrucciones de la familia Madero, fué 
de Washington á San Antonio Texas. 

Dos mil carrancistas esperaban en la Candela á la columna de Ru- 
bio Navarrete, que iba rumbo á Laredo. 

Castilla Brito, sigue á la desbandada, perseguido muy de cerca por 
el coronel Ignacio Lara, que fué uno de los que derrotaron á los prime- 
ros revolucionarios de Yucatán, en 1910. 

Los diputados "renovadores" irán á Hermosillo á formar un reine- 
do de Congreso. 



A 2,500 hombres se hacen ascender los rebeldes que se rendirán en 
Sinaloa, al mando de Molina, Moreno y Cabanillas. 

XVI 

Banqueteo.— Otra vez Zapata 

Mientras la revolución sigue feroz en el Norte, Sur y hasta en el 
centro de la República, en la Capital se manifiesta por los personajes 
del Gobierno completa fe en el triunfo de los federales, y estás en auge 
el banqueteo y los brindis, con arranques optimistas. 

La muerte del general Miguel Girón, en una emboscada de los may- 
torenistas, cerca de Empalme, causó amarga impresión entre los fede- 
rales que combaten por el Norte. 

Se anuncia que habrá Gobernadores militares, en Oaxaca, Guana- 
juato y otros Estadoí| asegurándose que irá á Yucatán, como Jefe de 
la División, el general Eugenio Rascón, y que el licenciado Delio Mo- 
reno Cantón, va comisionado de paz cerca de don Venustiano Carranza. 

La columna del general Eguía Lis, refuerza la del general Robles, 
en Morelos. 

Resucitan la rendición de Emiliano Zapata, sobre la cual tratan 
sus allegados y hasta su propia familia, cerca del Ministro de Goberna- 
ción, cuyo optimismo acrece. 

Se asegura que Emiliano en persona tratará en la Capital, con el 
Gobierno, para lo cual se le extenderá salvo conducto. 

En Milpa Alta volvieron á ser derrotados los zapatistas. 

Todo el pueblo de Juchitepec, considerado como zapatista, fué con- 
signado al servieio de las armas. 

XVII 

¿Más complots? 

Novecientos hombres de Tabasco y Palizada, al mando de Felipe 
del Ángel y de Luis Felipe Domínguez, se unieron á Castilla Brito. 

En la 4a. calle de Degollado y en la 3a. de Arteaga, fueron captu- 
rados, hombres, armas y parque por la policía, á la que se había denun- 
ciado un complot. Hubo resistencia y balazos que produjeron alarma, 
pero no se registró ninguna desgracia. 

Se asegura que en el viaje á Europa del general Félix Díaz, median 
influencias de los ex- partidarios que se retiraron del felixismo última- 
mente, y de los que trabajan por la conciliación con los rebeldes. 







Capítulo Undécimo 



LOS GOBERNADORES MILITARES 

I- 

Elementos "Revolucionarios 

La instalación de la Asociación Unificadora Electoral, ha dado 
nuevos alientos á los rebeldes, por el llamamiento que á ellos se hace y 
la versión circulada de que se ha tratado de gestionar la renuncia del 
Gral. Huerta. 

Algunos diarios aseguran que el diputado Edmundo Pastelín, co- 
mo el revolucionario Adame, fueron fusilados por sospechas de estar 
conspirando. 

Se continúa afirmando que Francisco Villa se empeña en atacar 
C. Juárez, contra las órdenes de Carranza. 

Corre otra versión sobre el viaje de Delio Moreno, y es referente 
á que solo se encamina á la Habana para evitar que se toleren buques 
que vengan á aguas mexicanas, con expediciones filibusteras y contra- 
bando de armas y parque. 

* 
Aumenta y deGreee la Revuelta 

En Morelos, la actividad militar ha producido desaliento entre 
los zapatistas, y algunos cabecillas» determinan por fin rendirse, esti- 
mulados también por lo acogida benévola que les ofrece el Ministro de 
Gobernación. 

En Hidalgo, los rebeldes que expedicionan por el Distrito de Jaca- 
la, aniquilaron á las fuerzas del Gobierno local, y por tal razón se man- 



114 

dó una columna federal á batir á los pronunciados. Se esperaba tam- 
bién un gobierno militar, así fué. 

El descontento, en Pachuca sobre todo, era general contra el Go- 
bernador Rosales. 

Durango estuvo incomunicado 69 días, y los efectos de primera ne- 
cesidad alcanzaron precios fabulosos. 

Concluye junio, con la desolación y ruina de Durango. 

Cerca de Guaymas se reanudó el combate, atacando á los federales 
6,000 rebeldes. 

Otra vez Uruápam cayó en poder de los revolucionarios. 

III. 

La renuncia del Gral* -Huerta 

La principal condición que para la paz pone Carranza, es la renun- 
cia del Gral. Huerta y que, en una convención «e elija candidato á la 
Presidencia. 

Se aclara que de Canadá viene parque á los rebeldes. 

El Ministro de Gobernación, no hace caso de los ataques de la Aso- 
ciación ünificadora Electoral, de los señores Braniíf, Vera Estañol, etc. 
Dice que se ocupa de algo más interesante: la pacificación. 

Se asegura, con visos de verdad, que ha sido adquirido El Impar- 
rial por el Gobierno del Gral. Huerta, siendo la quinta evolución de 
ese diario, en dos años. 

Un grupo de diecinueve individuos, en su mayoría obreros, fueron 
detenidos por sedición. 

Del complot de Guanajuato se habla, conteniendo ramificaciones 
entre empleados del Estado. 

El parque de los zapatistas procedía de los cuarteles: las soldade- 
ras lo vendían á los proveedores de las huestes del Atila. 

IV 
Desastres en Junio 

Otra vez se habla de Zapata, quien en lugar de rendirse activa 
también la campaña y se reconcentra para atacar Cuernavaca, y sólo 
se sostiene que el profesor EJmilio Montano, secretario del Atila, quie- 
re retirarse á Guatemala, 



liB 

Guanajuato, Veracruz, Yucatán, Campeche, etc., serán gobernados 
militarmente. 

El mes de junio fué tremendo para el Gobierno, cayó primero el día 
4 Matamoros, luego el 7 Zacatecas, el 18 Durango, hubo contratiempos 
en Sonora y se amaga en seguida á Guadalajara por el cabecilla Panfilo 
Natera, á la par que Orestes, Pereyra y Calixto Contreras, forman con 
Tomás Urbina, gruesas partidas. 

Elias Maitín Castrejón, se declaró Gobernador de Michoacán, te- 
niendo por capital Pátzcuaro. 

V 

» 

Fusilamientos 

El mes de julio comenzó con noticias contradictorias de la revolu- 
ción en Sonora y el descubrimiento del complot en C Juárez, en don- 
de fueron fusilados varios rebeldes. 

Hablase de que serán procesados los Jefes de las guarniciones de 
Zacatecas y Durango, no habiéndose confirmado el fusilamiento de los 
generales Anaya, Escudero, etc. 

Los Unificadores desisten de la convención proyectada por don 
Tomás Braniff, 

Se acentúa la oposición de los alumnos de la Escuela N. Preparato- 
ria, hacia el régimen militar y organizan protestas y manifestaciones. 

Las columnas de Rubio Navarrete y. Maas, se ponen en contaetp 
con los rebeldes, combatiendo la primera en Candelas. 

Se insiste en que Félix Díaz será enviado al Japón para alejarlo 
de México. 

Las damas detenidas por sedición, Susana Barrios y Felisa Jimé- 
nez de Muro, pidieron amparo. 

VI. 

Cambios en el Correo 

En el Correo fué cambiado el Director del ramo señor Javier La- 
rrea, por el ingeniero J. Acevedo, sucitándose un escándalo porque el 
primero se negaba á entregar. 

Fué muy deficiente y censurada la labor de Larrea. 



lié 

VII 

V 

El ultraje á la Bandera 

Para recuperar Duraügo, salió poderosa columna militar, comen- 
táodose en el público, por qué no se auxilió oportunamente esa plaza. 

El 4 de julio lo pasó el Embajador Wilson en Veraeruz, á bordo de 
los acorazados, donde se celebró esa fecha. 

Otra columna de 2,200 hombres salió para Guáymas el día 6, al 
mando del general Garza González. 

Gran indignación causó la noticia de haber sido ultrajada la ban- 
dera nacional en Tucson, Arizona. 

Se habla de grandes éxitos alcanzados por el empréstito mexicano 
en París, pero se duda de la veracidad de estas noticias. 

A mediados de la primera decena de julio, llegó á Yucatán el ge- 
neral don Eugenio Rascón, para ser Jefe de la División Peninsular y 
Gobernador del Estado, en lugar de don Arcadio Escobedo que había 
sido nombrado por la Legislatura. 

VIH 

La familia de Zapata 

Objeto de gran curiosidad han sido en el cuartel de San Ildefonso, 
la suegra de Emiliano Zapata, varias de sus hermanas y otras mujeres, 
que fueron traídas de Morelos. La esposa de Emiliano, Dolores Espe- 
jo, no fué capturada, aunque se creyó que también estaba arrestada, 
pues se halla con su marido. 

El senador Reginaldo P. del Valle llegó á la capital, y se asegura 
que entrevistó á los jefes revolucionarios y aquí verá á personajes del 
Gobierno, creyéndose que trae misión secreta y confidencial del Presi- 
dente WiJsou. 

Está confirmado que el ingeniero F. C Palavicini salió desfalcado 
en las cuentas de la Escuela Industrial de Santiago- 

El total de las mujeres zapatistas presas, es de 40, entre ellas Gua- 
dalupe S. viuda de Espejo, sus hijas María, Ignacia, Felicitas, Carlo- 
ta y Juana. 

El último complot, fué organizado por un diputado y tres regido* 
res de la Capital . 



117 

IX 

Más renuncias 

Por fie, se confirmó la renuncia de los señores Robles Gil y de la 
Barra, Ministros de Fomento y Relaciones. Ocupará el puesto del se- 
ñor licenciado de la Barra, Federico Gamboa, que se ha distinguido en 
la carrera diplomática. 

Se ha desvanecido la tempestad que se anunciaba contra los fir- 
mantes de un manifiesto fraguado por el senador Iglesias Calderón. 

Se decretó la supresión de la Escuela Militar de Aspirantes. 

En julio, había ya veinte Gobernadores militares, y sólo quedaban 
siete civiles, á saber: los de Oaxaca, Coahuila, Jalisco, Nuevo León^ 
Querétaro, Tamaulipas y Tlaxcala, 

Se atribuye al ex-revolucionario José Pérez Castro, que mandó fu- 
silar al mayor de rurales Benito Ramírez, y será procesado. 

Da grima las especies contradictorias y falsas que se publican y son 
relativas al fusilamiento de los generales Ojeda, Medina Barrón, Nava- 
rrete, etc., á la captura de Carranza, á la muerte de Obregón, etc., etc.j 
noticiando cada quien, conforme á sus deseos y á su gusto. 

X 

La campaña 

En el extranjero se juzga que el Gobierno tiene que combatir tres 
devoluciones, hacer tres campañas principales: la primera es la del Sur, 
la segunda en el Estado ^e Sonora y la tercera en los Estados de Chi- 
huahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, hallándose en estado de 
rebelión la mayoría de los Estados y teniendo otras operaciones pen- 
dientes y las de prevención contra los complots. 

Muy suntuosas se verificaron las fiestas del 14 de Julio. 

El moviviento preparado por Néstor Monroy, Teodoro Salgado, 
Jesús A. Vázquez y Trinidad Z. Castillo, fué descubierto por la policía 
á tiempo, para evitar que se llevara á cabo. Se cree que algunos de 
los comprometidos fueron fusilados. 

40 cañones, 15 ametralladoras y 6,000 hombres, forman el contin- 
gente federal con que el general Ojeda irá sobre Hermosillo y atacará 
á los rebeldes hasta exterminarlos. 



ilé 

XI 

Los sin trabajo 

A mediados de julio se concedió licencia al Sr. Lie. F. L. de la Barra 
para dejar el Gobierno del Estado de México y se nombró para substi- 
tuirlo al Gral. José Refugio Velasco. 

Se asegura que Pesqueira y Maytorena intentan rendirse. 

El descanso dominical queda acordado por el Gobierno y se hace 
efectivo desde el 20 de Julio. 

El Gral. Ojeda fué ascendido á Gral. de División. 

Muchos comentarios se hacen por el viaje de Mr. Henry Wilson, 
Embajador americano, y Mr. Reginaldo del Valle, cr-e^'-endo unos que 
se trata ya de reconocer al Gral. Huerta y otros suponen viene la in- 
tervención. 

Se calculan en 25,000 los hombres sin trabajo en el Estado de Coa- 
huila. 

La ceremonia en honor de Juárez se celebró el 18 de Julio con la 
solemnidad de costumbre. 

XII 

F. Díaz y Dehesa 

Los allegados al Sr. Gral. Félix Díaz consienten por fim en que le 
conviene ir de Embajador al Japón, para donde parte el 19 en ia noche 
acompañado del personal de la Embajada. 

En visita que á la Suprema Corte de Justicia hizo el Gral. Díaz, 
para despedirse de los Magistrados, no estuvo presente el Lie. Jesús 
González, pariente cercano de la familia Madero, pues se retiró apenas 
tuvo conocimiento de la llegada del visitante. 

El arribo á esta capital del Sr. D. Teodoro Dehesa y su conferencia 
con el Presidente de la República, es el tema de las conversaciones de 
los políticos. 

El Sr. Dehesa, apesar da ser amigo del ex- Presidente D. Porfirio 
Diaz, no fué del Partido Científico y es un hombre probo en toda la ex- 
tensión de la palabra que gobernó lo mejor posible en el Estado de Ve- 
racruz. 

Pasaron de Chapultepec á Tlálpan 280 cadetes y seguirán en el 
Colegio Militar 80 alumnos. 

La Escuela de Aspirantes queda como colegio preparatorio y el de 
Chapultepec como superior ó de altos estudios. 

Los aspirantes que estaban en la extinta escuela, pasaron á dife- 
rentes cuerpos de la guarnición. 



119 



XIII 

El Separatismo 

Se aclara que además de Pesqueira y Maytorena los cabecillas Al- 
varo Obregóo, Eduardo Hay, Benjamín G. Gil,* Elias Calles y Juan F. 
Cabral saben que el movimiento tiene tendencias separatistas de Sono- 
ra y otros Estados, lo que ocultan á los demás rebeldes. 

Se va aclarando que el Gral. Escudero se retiró de Durango con la 
caballería y artillería, sin avisará nadie, que los rebeldes eran 6,000, 
de los cuales salieron ya 5,000 quedando de guarnición solo ],000, 

Los revolucionarios se calcula que se hicieron en aquella plaza de 
tres millones de pesos y el rescate del señor Arzobispo al que se exi- 
gía no menos de medio millón, se disminuyó hasta $6,000. 

Va apareciendo que el incidente de Tucson respecto de la bandera 
fué travesura de unos muchachos. 

En la manifestación de dependientes hubo mucho orden y al pre- 
sentarse en Palacio hicieron patente su reconocimiento á los señores 
Presidente interino de la República, al Ministro de Gobernación y al 
Gobernador del Distrito, por haber acordado el descanso dominical de- 
cretando enérgicamente el cierre del comercio. 

XIV 

Contra el Cierre 

Los comerciantes, especialmente pulque ros y cantineros en lo ge- 
neral, se hallan rehacios al cumplimiento de la disposición, alegando que 
se lesionan sus intereses y las ventas de cada domingo implican para 
ellos la reducción de una tercera parte de lo que vendan á la semana 

Algunos periódicos insisten en que la credencial del Gral. Díaz, D 
Félix, como Embajador, es su acta de Defunción política. 

Ismael Padilla, ex-secretario de Maytorena, declarado agente revo 
lucionario peligroso, está detenido, no logrando acreditarse ante el Go 
bierno como enviado de paz. 

El famoso cabecilla Gertrudis Sánchez, al que mataron los periódi 
eos varias veces, funge en Michoacán como Jefe de la División del Sur 

El nuevo Lázaro está gordo y rechoncho. 

El Ministro del Japón fué entusiásticamente recibido en varias po 
blaeionea del tránsito de Manzanillo á esta capital, donde los estudian 
tes y el pueblo hicieron luidosas manifestaciones. 

Desde el 20 comenzó el ataque de 8,000 rebeldes sobre Torreón. 



120 

XV 

Orozco derrota á los rebeldes 

Pascual Orozco ha derrotado varias veces á los rebeldes de Villa, 
cuya cabeza persigue el guerrillero. 

En Dolores, en Jiménez, en Santa Rosalía y en otras poblaciones 
del trayecto recorrido hacia Chihuahua, el Gral. Orozco ha logrado to- 
mar contacto con los revolucionarios y batirlos. 

Llegan detalles horripilantes del motín y fuga de presos en Te- 
huantepec. ^ 

Las destrucciones de las vías férreas siguen por diversos puntos del 
país, herencia tristísima de la revolución de 1910. 

XVI 

Otros cambios en el Gabinete 

Debemos por hoy poner punto final á este folleto,, con la informa- 
ción de que al finalizar Julio el Ministerio de Hacienda quedó á cargo 
del Subsecretario, Sr. Lie. D. Francisco de P. Cardona, pues dimitió el 
Secretario Lie. Toribio Esquivel Obregón, por indicaciones del Presi- 
dente, Gral. Huerta, el de Relaciones á cargo del Lie. Manuel Garza Al- 
dape y el de Fomento á carg*o del Subsecretario por no nombrarse to- 
davía Ministro. 

Se comenta en el público el hecho de que los Ministros del Sr. Ma- 
dero sin intelectualidad, era natural que fracasaran, no así los que se 
juzgaban potencias en la formidable oposición al Gobierno de la porra, 
como los Sres. García Granados, de la Barra, Esquivel Obregón, Robles 
Gil, Gral. Mondragón y Vera y Estañol, qué no perduraron en las car- 
teras del Gabinete presidencial. 

De casi toda la Liga de la Defensa Social el único que desplegó tac- 
to y no ha ido al desastre, haciendo bancarrota política, es el Lie. D. 
Carlos Pereyra, que patrióticamente se condujo en la Subsecretaría de 
Relacioues, siendo promovido á Ministro Plenipotenciario y Enviado 
extraordinario de México en Bélgica y Holanda. 

¡Cuánto lamenta Ja Patria que no todos los Ministros hayan salido 
por las puertas de Palacio, sino arrojados por los balcones! 



" • «»9mm w i nmm.^" 











.^í£ 



>_ 





UC SOUTHERN REGIONAL . 



A 000 057 382 4 



•-ír*í(* 




w^ 



~ VAS :Av'HK^>Í»