(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Manuscritos arabes y aljamiados de la Biblioteca de la Junta"
























«>*& i 



■.V3T 



JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS 

CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS 



MANUSCRITOS ÁRABES 

Y ALJAMIADOS DE LA 

BIBLIOTECA DE 

LA JUNTA 



NOTICIA Y EXTRACTOS POR LOS ALUMNOS DE LA SECCIÓN ÁRABE 
BAJO LA DIRECCIÓN DE 

J. RIBERA y M. ASÍN 



.q> 



*>/ 



V 3 



\ s * ;.» 



MADRID 
1912 



Imprenta Ibérica.— E. MRESTRE 
Calle de las Pozas, 12. Teléfono 3.854.— MADRID 



INTRODUCCIÓN 



El hallazgo de Almonacid.— La Colección Gil.— Su primera 
descripción. — Su adquisición por la Junta para ampliación 
de estudios. — Plan para su catalogación en el Centro de es- 
tudios históricos. — Carácter y materias de la colección. — 
Obras de oratoria sagrada y devoción. — Obras ascético- 
misticas.— Obras de polémica teológica.— Obras de derecho 
malequí. — Formularios de actas notariales. — Libros de 
magia y superstición.— Lexicología y gramática.— Nove- 
lística y poesía. — La lengua vulgar de los moriscos arago- 
neses.— Idea sumaria de los documentos contenidos en las 
Carpetas de papeles sueltos. — Explicación de los índices. — 
Doble sistema de transcripción. — Yalor paleográfico de la 
colección. 



En Agosto de 1884 apareció en el Boletín de 
la Real Academia de la Historia el siguiente 
suelto: 

«Nuestro correspondiente en Zaragoza, don 
Francisco Zapater y Gómez, ha dado noticia del 
feliz hallazgo de centenares de códices, acaecido 
recientemente en la villa de Almonacid de la 
Sierra, distrito de La Almunia, cerca de Cariñe- 
na. Gran parte de estos manuscritos son árabes.» 

Pocos meses después publicaba el mismo Bo- 



VI 



letín (1) un amplio informe del venerable maes- 
tro D. Francisco Codera, en que aparece des- 
crito el hecho en esta forma: 

«Los manuscritos aparecieron al derribar ó 
reparar una casa antigua, y hallábanse escon- 
didos en el espacio que mediaba entre un piso 
ordinario y un falso piso de madera, hábilmen- 
te sobrepuesto, de modo que los libros, muy 
bien acondicionados en ese espacio intermedio, 
han estado ocultos cerca de tres siglos, sin que 
nadie haya advertido su existencia.» 

«Por desgracia, al aparecer los manuscritos 
fueron creídos de ningún valor por los albañiles 
y peones y, arrojados entre los escombros ó de- 
jados á disposición del primero que llegaba, los 
muchachos se entretuvieron en romper las ho- 
jas y en hacer hogueras con ellas, destrozando 
más de ochenta volúmenes y quemando, quizá 
por completo, no pocos.» 

«No fué poca suerte el que al día siguiente, ó 
á los dos días del hallazgo, pasara por dicho 
pueblo el reverendo P. Fierro, de las Escuelas 
Pías de Zaragoza, el cual compró en el acto uno 
ó dos volúmenes que le presentaron, y esto fué 
causa de que ya se tuviera cuidado en no des- 
trozar lo que iba apareciendo ó de que se reco- 
giese lo que se habían llevado los chiquillos.» 

«Avisado del hallazgo nuestro correspondien- 
te D. Pablo Gil, se dirigió en el acto al punto 
del descubrimiento, y pudo adquirir una buena 



(1) Número del mes de Noviembre. 



VII 

parte de lo que no había sido quemado, consi- 
guiendo reunir un considerable número de ma- 
nuscritos.» 

* No es fácil saber el número de volúmenes 
que aparecieron, ni aun el de los que se salva- 
ron, pues de suponer es que algunos particula- 
res hayan conservado algo á pesar de las ges- 
tiones de mi amigo y del reverendo P. Fierro, 
quien en una nueva excursión á dicho pueblo, á 
instancia del reverendo P. Provincial, adquirió 
hasta 25 manuscritos. Gracias á la amabilidad 
de uno y otro adquirente he podido ver unos 140 
manuscritos, acerca de los cuales me propongo 
dar á la Academia una ligera idea, pues para 
hacer de ellos un estudio detenido., como mere- 
cen, necesitaba hacer este trabajo sumamente 
largo » 

«Como queda indicado al tratar de las cir- 
cunstancias del hallazgo, la mayor parte de los 
manuscritos están destrozados, resultando que, 
de algunos, una parte está en poder de los Pa- 
dres Escolapios y otra en el del Sr. D. Pablo 
Gil, y que sean pocos relativamente los volúme- 
nes completos, pues entre todos sólo he visto 
unos 50 que puedan considerarse tales, si bien de 
bastantes hay fragmentos muy considerables. > 

«El estado fragmentario de muchos de los 
manuscritos es causa de que no sea fácil decir 
su contenido y que los títulos de la mayor parte 
me sean desconocidos.» 



VIII 



cNo me ha sido posible examinar detenida- 
mente, leyendo por completo, cada uno de los 
muchos volúmenes aljamiados que he podido 
ver, y por cierto que sólo así podría tener segu- 
ridad de que no me hubiera pasado inadvertido 
quizá lo de más importancia, pues en cualquie- 
ra de esos libros, cuyos títulos nada especial re- 
velan, pueden encontrarse noticias muy intere- 
santes..., y debieran leerse desde el principio 
hasta él fin , si el Estado adquiriese dichos manus- 
critos, como fuera de desear.» 

Los votos del venerable maestro se han cum 
plido felizmente, al cabo de veintisiete años. La 
Junta paba ampliación de Estudios, en el mes 
de Junio de 1910, por mediación nuestra y la 
cooperación discretísima de D.Mariano de Paño, 
compró á la viuda de D. Pablo Gil la colección 
de casi todos los mss. árabes y aljamiados que su 
difunto marido obtuvo, procedentes de ese hallaz- 
go de Almonacid de la Sierra. Y decimos casi 
todos los mss., porque la colección había sufrido 
ligeros cambios que conviene recordar. 

Pocos años después del hallazgo, al ser exa- 
minada detenidamente por uno de nosotros la 
colección de D. Pablo Gil y la de los PP. Escola- 
pios, se vio que había algunas obras cuyos frag- 
mentos se habían descabalado, yendo á parar 
unos trozos á una colección, otros, á otra (1>. 
Por instigación nuestra convinieron ambos po- 



(1) Ya lo hizo constar, de uno de ellos, D. Francisco Co- 
dera en el Informe antes mencionado. Boletín de la Real 
Academia de la Historia. Noviembre, 1884, página 272. 



IX 



seedores en realizar el siguiente cambio: todos 
los pequeños fragmentos, que poseían los Padres 
Escolapios, de obras cuya parte principal estu- 
viese en la colección de D. Pablo Gil, se le ce- 
dieron á éste; y este señor, en compensación, 
cedió á los PP. Escolapios dos ó tres obras 
completas (1). Además, D. Pablo Gil, antes y 
después del hallazgo, había adquirido algu- 
nos pocos mss. aljamiados de otras proceden- 
cias. 

La colección ha sufrido sólo, que sepamos, una 
pequeña desmembración: al ocurrir la muerte 
del poseedor y saber un anticuario de Madrid que 
la viuda había puesto los mss. en venta, empezó 
éste las gestiones para ver si conseguía realizar 
negocio lucrativo; pero, poco experto para distin- 
guir el valor relativo de los mss. y guiado única- 
mente por apariencias externas (que suelen ser 
engañosas), enamoróse de un tomo de materias 
abigarradas que adquirió á precio excesivamen- 
te elevado para realizar ninguna ganancia. En 
resumen, lo más importante de la colección ha 
permanecido íntegro. 

La primera tarea de la sección árabe del Cen- 
tro de Estudios históricos, á la que han venido 
á parar, por fin, los mss., debe ser su estudio de- 



(1) Una breve noticia de los mss. aljamiados que forman 
hoy el fondo de la colección de los PP. Escolapios de Zara- 
goza nos ha sido comunicada por nuestro amigo Dr. García 
de Linares, profesor de árabe vulgar en la Escuela de Co- 
mercio de esta corte. La insertamos, á modo de apéndice, al 
fin de este libro (pág. 263), ya que de él es complemento. 



tenido y su catalogación (1). Esta tarea, en un 
centro de enseñanza como el nuestro, debía llenar 
dos fines: 1.°, constituir un excelente ejercicio 
para los jóvenes que ahora comienzan á amaes- 
trarse en las tareas de la investigación directa 
sobre las fuentes originales, pues les obliga, no 
sólo á la lectura y examen personal, detenido y 
minucioso de mss. de diferente mano y de dife- 
rentes materias, sino á toda la serie de averi- 
guaciones complementarias para identificación 
de cada una de las obras, los nombres de los 
autores, crítica de los datos biográficos y biblio- 
gráficos, etc.; 2.°, redactar índices de las materias 
que les puedan servir de asunto en futuras inves- 
tigaciones á que se presta el fondo de estos mss. 
Por tales motivos encomendamos á los alum- 
nos la formación del catálogo. Siendo varios los 



(1) Las noticias y catálogos parciales que se han publica- 
do de esta colección son todos fragmentarios, muy breves é 
incompletos. 

D. Eduardo de Saavedra hizo el catálogo de libros alja- 
miados de España (véase el índice general de la literatura al- 
jamiada, en su Discurso de recepción en la Real Academia 
Española. Madrid, 1878) antes del hallazgo de Almonacid, y 
no pudo, por lo tanto, describir en él más que los poquísi- 
mos que D. Pablo Gil entonces poseía (véanse los números 
CXXIX, CXXX y CXXXI del índice citado). 

D. Francisco Codera en su mencionado Informe, sólo se pro- 
puso dar una ligera noticia de los mss. árabes que, á primera 
vista, juzgó de más importancia. 

El difunto poseedor de la colección publicó en el Homena- 
je á D. Francisco Codera (Zaragoza, 1904, página 537), un 
trasunto breve de los apuntes que los estudiantes de Zara- 
goza le habían ido escribiendo en un cuaderno; trabajo so- 
mero y brevísimo. 



XI 



jóvenes que habían de intervenir, y poseyendo 
cada uno distinta preparación técnica, hemos 
tenido que consagrarles á distinta tarea. Los se- 
ñores Alarcón y Huici se dedicaron más espe- 
cialmente á los mss. arábigos; el Sr. González 
exclusivamente á los aljamiados (1). 

Hecho por tres manos distintas, no podía evi- 
tarse alguna variedad, pues aunque todos se 
atuviesen á una pauta única, siempre ha de apa- 
recer diversidad en la manera de ser interpre- 
tada. 

La pauta coTÚn ha sido la de consignar las 
siguientes indicaciones: 

1. a Título de la obra y nombre del autor. 
Cuando en el ms. no aparezca, averiguarle por 
otros medios. Si no se puede, se confiesa la ig- 
norancia ó se consigna el anónimo. 

2. a La descripción material del ms.: incipit, 
explicit, papel, letra, tamaño, fecha, proceden- 
cia, etc. (2). En esta parte convenía proceder 
con minuciosidad, porque, siendo esta colección 
compuesta de muchos libros destrozados ó in- 
completos, cabe la esperanza de que algún frag- 
mento pueda recobrarse, y se facilita la identi- 
ficación consignando todos esos pormenores. 



(1) Al pie de la descripción de cada ms. va la firma de su 
autor, mediante la inicial de su apellido: Aüarcón], D. Ma- 
ximiliano; Hfuici], D. Ambrosio; G[onzález], D. Gandido. 

(2) Respecto á la fecha, hemos indicado aun la de aquellos 
mss. que no la consignan. Hubiéramos podido evitarnos esa 
ocasión de error; pero preferimos consignarla, á título de 
aproximación, para que el lector pueda tener algún indicio 
de su antigüedad. 



XII 



3. a Las materias. También en este punto he- 
mos preferido pecar por exceso que por defecto. 
En la colección aparecen bastantes obras in- 
exploradas de autor español, de interesante ma- 
teria de estudio, de algunas de las cuales no se 
conserva en bibliotecas europeas ningún ejem- 
plar^, gr., los números II, XI, XIV, XXI, XXXI; 
otras, aunque escritas por autor oriental, son 
ejemplares únicos é inéditos, v. gr., el núme- 
ro XV; y, en general, era conveniente menu- 
dear las indicaciones para que los futuros alum- 
nos del Centro pudiesen manejar más cómoda- 
mente los mss., en su mayoría españoles, guia- 
dos por los índices de su contenido. Además, este 
es el mejor modo de que el público pueda apre- 
ciar la importancia de esta colección, la más 
rica en mss. arábigos que en estos tiempos se 
hallaba en manos de un particular en España. 

El morisco que ocultó esos libros y papeles en 
Almonacid de la Sierra, no debió de ser inteligen- 
te potentado que recogiese sistemáticamente los 
manuscritos de cierta clase ó valor; por los in- 
dicios, hubo de ser un modesto ganadero ó co- 
merciante (1) entre cuyos antepasados hubiese 
habido varios alfaquíes, alguno de los cuales tu- 
viera aficiones arqueológicas, que expliquen el 
que en la colección se encuentren, no sólo ma- 
nuscritos de obras devotas y de ritual, de uso 



(1) En la colección aparecen libros do cuentas de ganade- 
ros ó comerciantes de Medinaceli, de Almonacid, y otros lu- 
gares de Aragón. 



Till 



corriente, sino también viejísimos y apolillados 
códices que llevan la fecha de haber sido copia- 
dos en el siglo v y vi de la hégira (xr y xn de 
Jesucristo), v. gr. los números XI y XXXV. 

Pero estas preciosidades arqueológicas de su- 
bido valor, son las menos: la mayoría la consti- 
tuyen libros devotos, de lecturas alcoránicas, li- 
turgia, sermonarios, etc.; sin embargo, como la 
colección está formada de papeles exclusiva- 
mente españoles pertenecientes á una familia 
morisca de Aragón, sube de punto la importan- 
cia, pues permite su estudio el representarse vi- 
vamente y por entero la vida religiosa, las cos- 
tumbres, la lengua, las supersticiones, etc., de 
los moriscos aragoneses. Hasta la abundancia y 
repetición de la misma clase de libros nos indica 
el uso y el prestigio de las obras más corrientes 
entre ellos. 

Así, por ejemplo, en materia de sermonarios, 
nos indica claramente que seguían las pautas 
tradicionales de la oratoria sagrada oriental, de 
los sermones que Abennubata (ms. núm. XVII y 
otros) compuso para las distintas fiestas religio- 
sas del año; y además los sermones de misión, 
para los cuales tenían abundantísima materia en 
los libros de ascética (v. gr., el núm. VIII), los li- 
bros morales (v. gr., el núm. Lili) y los de homi- 
lética que contienen multitud de historietas y 
cuentos edificantes de tradición oriental (algu- 
nos de los cuales no son vulgares en las bibliote- 
cas europeas, v. gr., el núm. XXXVIII), en la que 
venían envueltas antiquísimas tradiciones de las 



XIV 



iglesias cristianas orientales, que penetraron en 
el islamismo por medio de la literatura mística, 
v. gr. el cuento del asceta y la mujer en car- 
nes (1), Jesús y la calavera (2), etc. 

El misticismo oriental ortodoxo, representado 
por el célebre Algazel, había echado tan hon- 
das raíces en la vida religiosa del islam espa- 
ñol, que aún influía en las ideas de los moriscos 
de los últimos tiempos. De este influjo aparecen 
algunos indicios, bastante probatorios, en nues- 
tra colección. 

Tales son, en primer lugar, la existencia de 
un compendio de su obra maestra el Ihia ó Vivi- 
ficación de las ciencias religiosas (ms. XXI), de- 
bido á la pluma de un alfaqui de Ubeda, Abul- 
hasán Alí, del todo desconocido hasta la fecha, 
que tuvo la idea de resumir, no muy hábilmen- 
te, en 163 folios las copiosas páginas del libro 
original, para uso de un esclarecido jefe militar, 



(1) Su traducción alj amiada existe en el ms. Lili de nuestra 
colección. El original árabe de que deriva, lo hemos encon- 
trado en un ms. de biografías, acéfalo ó incompleto, que se 
conserva en el Museo Jalduní de Túnez, español por el asun- 
to y la letra, y bastante antiguo. A su vez, la redacción árabe 
no es más que una adaptación islámica de cierto caso ejem~ 
piar de castidad heroica atribuido á un monje cristiano del 
Egipto, según puede verse en las Vitae Patrum, edición Ros- 
weyde, pág. 440 b. 

(2) Esta narración, tan repetida en los mss. aljamiados d e 
nuestra colección, deriva de un texto árabe cuyas redaccio- 
nes, variadísimas en la forma, arrancan todas á su vez de 
la leyenda cristiana del monje San Macario, á quien tam- 
bién se atribuye el milagro de hacer hablar á un cráneo. 
-Cfr. Bosweyde, op. cit., 408 b, 499 a, 503 b. 



XV 



el alcaide Abensanádid (1), dando á su compen- 
dio un título diverso del Ihía (2), pero conser- 
vando escrupulosamente el orden y las rúbricas 
de los 40 libros del texto que compendiaba. No- 
tas marginales en aljamiado denuncian á cada 
paso que nuestro ms. debió ser más tarde muy 
estudiado por los moriscos. 

Un fragmento del Ihía, también español por 
la letra, se contiene en algunos folios sueltos del 
num. XCVI, 1. Otro fragmento, bastante exten- 
so, de la teología dogmática de Algazel, titulada 
El justo medio en lo que se debe creer (3), encie- 
rra el número C, 6. El ms. D de la colección de 
los PP. Escolapios contiene extractos del opús- 



(1) Cfr. f. 1: ^i ^ Jf\ JaÍÍ J^l ¿^ ^~x>\ [^ 

En el Cartas (edic. Tornberg, págs. 147-9) se le llama á este 
alcaide Abuabdala Abensanádid y eo Abensanánid, como 
en nuestro manuscrito. Por lo demás, la identificación de su 
personalidad es indudable, pues no existe, en los repertorios 
onomásticos más copiosos que hemos consultado, ningún 
otro individuo de tal ni semejante nombre con quien con- 
fundirlo. Tal identificación da á este compendio del Ihía un 
valor histórico inesperado, ya que fué redactado para uso de 
un general tan famoso en los anales de nuestra historia, 
como Abensanádid, á cuya pericia en el arte de la guerra 
contra los cristianos debió el sultán Almohade Almansur 
Ya cub su victoria de Alarcos contraías huestes de Alfon- 
so VIII. Este mismo dato, á su vez, sírvenos para fechar la 
vida y obra del Ubedí hacia 1194, fecha de la batalla. 



(2) J&\ J»! ^ tf ■<***■'' *¿Íj§ 



(3) Editado en estos últimos años en El Cairo por Mustafá 
el Cabaní, sin fecha. 



XVI 



culo ascético de Algazel, Directorio de los devo- 
tos principiantes. 

Hasta en materias jurídicas se ve que nuestros 
alfaquíes prefirieron, á las veces, servirse de 
manuales de derecho que, como el de Abenxás, 
(cfr. ms. II), unían á su fondo malequí la venta- 
ja de estar redactados según el plan del Algua- 
chiz, de Algazel, aunque éste no profesó la doc- 
trina de Málic. 

Pero donde se muestra más evidente el pres- 
tigio que el nombre y las doctrinas místicas de 
Algazel llegaron á alcanzar en España, es en 
los nutridos folios de la Tafgira (ms. LXII) del 
Mancebo de Arévalo. Su ignorancia supina de 
la lengua árabe, la consiguiente imposibilidad 
de recurrir á las fuentes, la falta absoluta de ci- 
tas textuales de los libros de Algazel, todo esto 
da un valor singular á su prurito de invocar la 
autoridad de Algazel á cada paso en apoyo de 
sus obscuras y difusas disertaciones, porque es 
síntoma que denuncia cómo había llegado ya á 
hacerse entre los ignaros moriscos tan legenda- 
ria la fama del doctor musulmán, como el nom- 
bre del doctor de Aquino entre nuestros devotos 
iletrados, incapaces de descifrar su Summa. Y 
así se explica cómo puede asegurar el Mancebo 
que la Mora de Ubeda «xiguió mucho á Mo- 
hammed Algazel» (1), después de haber afirma- 
do que «no conogía lax letrax». 

Al lado de la mística ortodoxa y discreta de 



(1) Cfr. infra, p. 224. 



XVII 



Algazel, no dejan de estar representadas tam- 
bién otras corrientes de doctrinas orientales: 
unas puramente ascéticas, como la del libro del 
Samarcandí (ms. VI). cuya versión aljamiada, 
hecha en vísperas de la expulsión de los moris- 
cos (año 1601), prueba el gran prestigio de que 
entre ellos gozaba; otras, en cambio, como el 
ms. X, 1, y el tratado primero de los dos que 
contiene el ms. LXIII, entran casi en la mística 
.teosófica ú ocultista, aunque sin llegar á las exa- 
geraciones del iluminismo del murciano Abena- 
rabí, de quien por cierto vuelven á oírse en la 
Tafgira del Mancebo los últimos ecos, tan torpes 
como inconscientes. 

Fuera del elemento filosófico que va implicado 
en todas las obras teológicas y jurídicas, ni la 
filosofía propiamente dicha ni las ciencias ma- 
temáticas y físicas aparecen en nuestra colec- 
ción. 

La literatura polémica, tan abundante eo 
otras colecciones aljamiadas, está representada 
en la nuestra algo pobremente: sólo dos manus- 
critos (VIII y IX) contienen un tratado apologé- 
tico del islam contra los judíos, análogo por sus 
argumentos y plan á otro árabe-español, existen- 
te en la colección Gayangos de la Real Acade- 
mia de la Historia (1). 

Si, como arriba hemos consignado, Algazel 



(1) Cfr. Un tratado morisco de polémica contra los judíos: 
el códice arábigo número XXXI de la colección Gayangos: 

dX*)i J.\;o, por M. Asín, inserto en Melanges Rartwig De- 
renbourg ^París, Le-oux, 1909), págs. 343-866. 



XVIII 



dejó sentir su influencia hasta los postreros días 
del islam español, en su vida mística, en cam- 
bio en el dogma y en la liturgia, en la moral y 
en el derecho, aun era potente la tradición de 
la escuela malequí española. 

El libro de estas materias más corriente y del 
que hay más versiones y comentarios, ya en 
lengua árabe, ya en aljamiada, es el Epítome 
(Mojtásar) del Toledano; también era popular el 
Alquiteb segoviano, apellidado Breviario Suní; 
pero en medio de la preferencia que los moris- 
cos otorgaban á los libros malequíes españoles, 
no se desdeñaron de aceptar algunos otros de la 
misma escuela, bien de autores africanos (como 
el núm. II, que es una excelente obra de un pro- 
fesor de las escuelas de derecho de El Cairo, 
no citada por Brockelman), bien de orientales 
(como el núm. XXXIII, que es de un jurisconsul- 
to malequí de Basora) . 

Los mss. que verdaderamente avaloran esta 
colección y por sí solos merecían el desembolso 
hecho por el Estado para adquirirla, son dos có- 
dices de gran rareza é interés (núm. V y XI): 
dos formularios de actas notariales y judiciales, 
escritos para que los utilizaran los notarios y 
jueces musulmanes españoles. A pesar de ser in- 
completos y estar mal conservados, son precio- 
sísimos para el estudio de algunas instituciones 
jurídicas de la España musulmana. En estos for- 
mularios, aparte de las normas abstractas que 
aparecen en casi todos los códigos legales, nor- 
mas que solo suponen la voluntad expresa de un 



XIX 



legislador, sin que el hecho de ser promulgadas 
implique el de su obediencia y aplicación real á 
la vida de los pueblos, se encuentran precisa- 
mente las fórmulas más usuales y frecuentes, en 
su aplicación á casos concretos y ordinarios, y 
hasta se citan algunas costumbres jurídicas es- 
peciales de las regiones para las que han sido es- 
critas: son, por lo tanto, el derecho viviente. La 
importancia de su contenido ha sido causa de 
que nos decidiéramos inmediatamente á iniciar 
su estudio, el cual constituirá la labor casi exclu- 
siva de una de las secciones árabes del Centro 
de Estudios Históricos durante varios años. 

La instrucción teológica de nuestros moriscos 
había llegado ya á tal extremo de decadencia, 
que se mezclaron con ella un cúmulo inmenso 
de necias supersticiones; perdida entre ellos la 
tradición de ios estudios liberales, filosóficos y 
científicos, cayeron en lo más hondo de las abe- 
rraciones: los libros de supersticiones astrológi- 
cas, horóscopos, magia blanca, sortilegios, adi- 
vinaciones, prácticas espiritistas, encantos, en- 
salmos, amuletos y talismanes, son tan abundan- 
tes, que su estudio podría constituir la ocupa- 
ción de un especialista durante varios años (1) . 

En materia de lexicología árabe, siguieron los 
moriscos las tradiciones de las antiguas escue- 



(1) Un ligero esbozo de esta materia hizo uno de nosotros 
en una Conferencia publicada en la Remata critica de Histo- 
ria y Literatura, números VIII y IX del año 1899, página 436. 
Para esa conferencia aprovechamos especialmente los ma- 
nuscritos números XXII y XXVI de esta colección. 



XX 



las musulmanas de España, conservando y uti- 
lizando el epítome del Quitabalain del Zobaidí 
(núms. XXXV y XLIX), antiquísimo dicciona- 
rio del que no restan otros ejemplares conoci- 
dos que los cuatro ó cinco que se guardan en las 
actuales colecciones españolas (Escorial y Gra- 
nada). Y en cuanto á gramáticas, la más corrien- 
te fué el popularísimo epítome africano, la Aljo- 
rrumía, que aún se mantiene en mucha boga en 
el Norte de Africa. 

En obras de bella literatura no es rica esta 
colección: obras clásicas de importancia no las 
hay (1); pero respecto á la literatura popular 
árabe hay algunas obrillas que no pueden des- 
deñarse, v. gr., el número XXVII, que contiene 
varias novelas cuyo asunto está constituido por 
las aventuras y hazañas de Alejandro Magno, 
el cuento de la Ciudad del latón, el Alcázar del 
oro, etc., semejantes á los de Las mil y una no- 
ches; yen el ms. IV se halla la versión comple- 
ta de la novelita cordobesa titulada El baño de 
Zarieb, cuyos precedentes árabes hemos tenido 
la suerte de encontrar (2). 

En materia de poesía hay poco y malo: unas 



(1) Ni siquiera de historia narrativa española; sólo hay- 
unas hojitas de tradiciones populares sobre la conquista de 
España, atribuidas á Averroes, ms. número XLIII, 155. 

(2) Aunque hasta la fecha se había creído que este hadiz 
del baño de Zarieb era traducción aljamiada de un original 
árabe español, hoy podemos sospechar con algún'fundamen- 
to que se trata más bien de una mera adaptación española, 
de un cuento árabe de oriente, del cual existe publicado un 
breve compendio en el Mojtásar de la Tadsquira del Cortobi 



XXI 



moaxahas en árabe (1) y algunas canciones reli- 
giosas en castellano. Estas últimas, aunque de 
escaso mérito todas ellas, por lo menos demues- 
tran que aún se mantenían las formas poéticas 
de la tradición lírica genuinamente española, 
que llegó á su más alto grado de perfección ar- 
tística en la España musulmana (2). 

En cuanto á la lengua, ya se ha dicho repeti- 
damente que abundan los aljamiados, es decir, 
escritos en castellano con caracteres árabes. 
Los moriscos aragoneses creían que sus antepa- 
sados habían hablado en árabe y que después, 
perdida la memoria de la lengua arábiga, habla- 
ron en romance (3). Nosotros hemos llegado á 
sospechar que los musulmanes aragoneses jamás 
dejaron de usar el dialecto ó romance aragonés. 
Nos inducen á creerlo los hechos siguientes: 
queda, por una parte, la memoria de que en los 
últimos tiempos de ia dominación musulmana, 
en la provincia de Zaragoza el pueblo musul- 



por Axxarani (edic. Cairo, 1308, pág. 12), donde se consigna 
que la narración más extensa consta en el Quitab alaquiba 
de Aburnohámed Abdelhac el Sevillano (siglo xir de J. O.). 
De e*te libro hay mss. en Berlín (2652-4), Leiden (2008) y Cons- 
tantinopla (725). Cfr. Brockelmann, I, 371. 

(1) Véase páginas 234 y 256. 

(2) Véanse las cuartetas en honor de Mahoma, en aljamia- 
do con estribillo árabe, ins. número IX, página 50, y ms. nú- 
mero XIII, páginas 74, 75 y 76; y unas quintillas con estribi- 
llo, ms. número LII, 192. Como poesías en que los moriscos 
so apartan.de la tradición musulmana, para seguir la co- 
rriente literaria cristiana, pueden citarse las del ms. núme- 
ro XXXVII, página 139. 

<8) Véase página 1. 



XXII 



man hablaba en romance aragonés (1); hay, por 
otra parte, un hecho evidente: el que la obra 
más ant i# gua y perfecta que se conserva de la 
literatura aljamiada, destinada al pueblo moris- 
co, es del siglo xiv y está plagada de aragone- 
sismos, señal de que el pueblo morisco hablaba 
ese dialecto (2). ¿Habían ellos abandonado el ro- 
mance aragonés después de la reconquista, 
cuando antes, en pleno islamismo, lo habían con- 
servado durante cuatro centurias? ¿Se les podía 
ocurrir entonces la necesidad de hablar en ára- 
be, cuando anteriormente no la habían sentido? 
Y si tras la reconquista hubieran aprendido á 
hablar en árabe, olvidando el antiguo romance, 
¿cómo es que dos siglos después de aquélla se 
encuentran en disposición, no sólo de hablar el 
romance local, sino también el castellano, lo 
cual supone una ya vieja adaptación en el uso 
de las hablas romances?. A nuestro juicio, los mo- 
riscos aragoneses no tuvieron nunca, como len- 
gua familiar, el árabe. Lo contrario sería im- 
probable é inverosímil. Los moriscos de otras co- 
marcas españolas entre quienes llegó á genera- 
lizarse el uso de la lengua árabe durante la do- 
minación musulmana, lo conservaron después 
hasta el tiempo de su expulsión, v. gr., los moris- 
cos valencianos y granadinos (3). Los moriscos 



(1) Asi lo declara Abenbuclaris. Vide Glosario de Simo- 
net, pag. CVI. 

(2) Poema de Túsuf, publicado por D. Ramón Menéndez 
Pidal (Madrid, 1902), páginas 39 y siguientes. 

(3) Para intentar la conversión de los moriscos de Valen - 



XXill 



aragoneses, por el contrario, apenas la entien- 
den: el propio Mancebo de Arévalo tan instruí- 
do (autor de la obra que contiene el nis. núme- 
ro LXII de esta colección) entiende con mucha 
dificultad y torpeza el árabe literal; y las tra- 
ducciones aljamiadas hechas por los moriscos 
aragoneses indican, en la inmensa mayoría de 
los casos, que son arabistas pésimos, incapaces 
de entender con alguna claridad el árabe: son 
peores que las peores de los más malos arabistas 
actuales (1). 

El estudio de los documentos de esta colec- 
ción, nos ha sugerido cuestiones tales, y quizá 
pueda esclarecerlas, si no las resuelve definiti- 
vamente, un examen más hondo y detenido. 

Los moriscos aragoneses se dejaban influir por 
las corrientes castellanas: reciben de Castilla 
libros de derecho escritos en castellano, como el 
Breviario Suní de Benchébir de Segovia; las 
traducciones de libros arábigos que los moriscos 
aragoneses hacían, estaban escritas en castella- 
no; y las obras literarias, por decirlo así, origi- 



cia y Granada, tuvieron los catequistas que traducir al ára- 
be la Doctrina cristiana, como se ve en la obra de Pedro de 
Alcalá, y en la Doctrina de D. Martín de Ayala. 

(1) Esto no quiere decir que no hubiese entre ellos perso- 
nas entendidas que supiesen bien el árabe literal. En las es- 
cuelas moriscas de Zaragoza, donde se estudiaban, por lo 
visto, las obras de derecho malequi, varios siglos después de 
la reconquista, había estudiantes que escribían bien el árabe. 
Véase el Apéndice I de La enseñanza entre los musulmanes es. 
pañoles, por J. Ribera (Zaragoza 1893). Y en árabe redacta- 
ban las escrituras los notarios moriscos, según aparecen bas- 
tantes en esta colección y en otras. 



XXIV 



nales, en castellano estaban también. Esto de- 
muestra que ocurría entre moriscos aragoneses 
lo mismo que entre cristianos aragoneses: em- 
pleaban el castellano como idioma literario, 
como lengua noble, digna de ser escrita, mien- 
tras en el trato ordinario familiar empleaban 
el dialecto aragonés, como pasa ahora en Valen- 
cia donde todos escriben en castellano, hasta las 
cartas familiares, yen la intimidad suelen usar el 
dialecto local, en el que casi nadie sabe escribir. 
Pero como la instrucción del pueblo morisco 
no podía ser tan selecta como la de los cristia- 
nos, usaban de un lenguaje más vulgar, lleno de 
aragonesismos, que se les escapaban sin querer: 
un castellano de formas más groseras y más ar- 
caicas que el de los autores cristianos contem- 
poráneos. Y ése precisamente es un motivo por 
el que se prestan á más interesante estudio los 
textos aljamiados en general, y la colección 
presente en particular. El dialecto aragonés de 
estos manuscritos puede, en cierto modo, locali- 
zarse: hay poquísimos documentos de Guadala- 
jara, y esos casi todos en árabe; abundan los es- 
critos procedentes de Medinaceli, de Cosuenda, 
Calatorao, Alfamén y Almonacid; hay muy po- 
cos de Tarazona y Monzón. Evidentemente de 
entonces acá el dialecto aragonés ha ido per- 
diendo mucho terreno: hoy apenas se conserva 
encerrado en los altos valles pirenaicos (1). ¿No 



(1) Entre los documentos de esta colección hay unos pro- 
tocolos de notarios cristianos que permiten inferir que en 



XXV 



influiría en la desconsideración hacia el antiguo 
dialecto aragonés (desconsideración que expli- 
que el desuso) el hecho de haber sido el habla 
propia ó constante y familiar de los musulmanes 
aragoneses durante muchas centurias, antes y 
después de la reconquista del siglo xn? 

El arcaísmo de su lengua se explica también 
por la esquivez y hasta la aversión que los alfa- 
quíes y más celosos musulmanes solían inculcar 
en los moriscos contra los cristianos, para pre- 
servarlos de la infidelidad que con el trato de 
éstos se comunica. «El muslim que va en com- 
pañía de cristiano cuarenta días, si muere en 
esos cuarenta días, muere descreyente y va al 
infierno», les decían los alfaquíes (1), haciéndoles 
soñar en la restauración del poder musulmán, 
y poner su esperanza en los reyes granadinos, 
africanos y en los turcos, sucesivamente. En 
este particular hay algu ios documentos intere- 
santes en esta colección (2). 

Después de la descripción de los principales 
manuscritos (hasta el num. LXIII) hemos aña- 
dido un suplemento, titulado «Carpetas de pape- 
les sueltos», sobre los cuales debemos informar 
especialmente al lector. Cuando esta colección 
estaba aún en Zaragoza en poder de D. Pablo 
Gil, uno de nosotros hizo notar á éste que los 



Calatorao se hablaba el dialecto aragonés en el siglo xiv, y 
en Aranda (de Moncayo?) en el siglo xv (vide núms. LXVIII, 
LXX, LXXIII, LXXVI y XOVIII). 

(í) Véase pág. 11. 

(2) Véanse págs. 15, 259, etc. 



XXVI 



cartones de las encuademaciones moriscas de 
algunos manuscritos estaban formados con hojas 
de libros y con papeles de documentos más an- 
tiguos (1). El propietario se decidió á desencua- 
dernar los libros, extraer los cartones y desen- 
grudar las hojas; aparecieron entonces multitud 
de papeles de abigarrada procedencia, algunos 
de los cuales son curiosísimos: por ejemplo, las 
hojas del libro-registro de actas judiciales del 
juez musulmán de Zaragoza en el siglo xiv (nú- 
meros LXXXI y XCVII); fragmentos de un tra- 
tado de política de un autor murciano, respecto 
del cual no tenemos ninguna otra noticia (núme- 
ro XCVI); fragmentos de cuentas en aljamiado 
hebraico, en dialecto aragonés, de los judíos de 
Daroca (núm. XCVIII); un capítulo en caracte- 
res latinos sobre equivalencia fonética de los 
signos del alfabeto árabe (núm. XCVIII); una 
proclama política excitando á las aljamas mo- 
riscas para prestar ayuda al rey de Granada 
Yúsuf III, en guerra contra los cristianos (nú- 
mero CI, 159); un documento de la cancillería 
de Granada, expedido por Mohámed VIII; frag- 
mentos de libros de astronomía, medicina, ma- 
gia blanca, arte del titiritero, etc., etc. 

Molesta, pesada y poco lucida era la labor de 
catalogar estos trozos de papel, algunos de ellos 
muy borrosos, otros apolillados, casi todos des- 
hechos; pero hemos creído que, si bien no mere- 



(1) Era, sin duda, procedimiento corriente de los encua- 
dernadores moriscos. El Mancebo de Aróvalo (ms. LXII, fo- 
lio 190) vio en Sigüenza que un encuadernador lo hacía. 



XXVII 

cía cada uno de ellos un capítulo descriptivo, se 
les debía dedicar una breve noticia. Esta tarea, 
como más difípil, no la hemos encomendado á 
nuestros discípulos: los papeles árabes los hemos 
catalogado nosotros, y los documentos y pape- 
les sueltos escritos en caracteres latinos han 
sido catalogados por el joven y docto romanis- 
ta Sr. Navarro Tomás, que galantemente quiso 
prestarnos su colaboración en esta parte. 

El discreto lector comprenderá por esta sucinta 
idea de la colección, la dificultad de su cataloga- 
ción sistemática y regular, no sólo por lo abiga- 
rrado de las materias y lo fragmentario de los 
mss. , sino hasta por la naturaleza de los documen- 
tos. Por muchas pautas que á priori forjáramos, 
no podía unificarse el trabajo hasta el extremo de 
que no apareciesen repeticiones (1) y se echa- 
sen de menos referencias y llamadas oportunas 
á lugares en que apareciesen los mismos auto- 
res ó materias. Esto se ha procurado subsanar 
por medio de los varios índices que se publican 
al fin. 

La heterogeneidad de la lengua (árabe y alja- 
miada) nos ha obligado á incluir en índices ono- 
másticos separados, las palabras de unos y otros 
rass. Así, pues, publicamos: 1.° índice alfabéti- 
co de autores y, en general, de todos los nombres 



(1) Se hubieran podido reunir, por ejemplo, en un solo 
número y una sola descripción los fragmentos de obras de la 
misma clase, v. gr., los mss. alcoránicos; pero nos ha pareci- 
do mejor conservar la numeración anterior que los manus- 
critos tenían. 



xxvrn 

propios aun citados incidentalmente, pero es- 
critos con caracteres arábigos; 2.° índice alfa- 
bético de títulos de obras citadas en caracteres 
arábigos; 3.° índice toponomástico ó de nombres 
de lugar citados en caracteres arábigos; 4.° ín- 
dice de autores y nombres propios citados en 
caracteres latinos en este libro; 5.° índice de 
títulos de obras aljamiadas, de obras citadas en 
caracteres latinos y de materias; 6.° índice de 
nombres de lugar citados en caracteres latinos; 
7.° glosario de voces árabes transcritas en los 
textos aljamiados. 

En los índices de autores, obras y materias 
(1.°, 2.°, 4.° y 5.°) un asterisco (*) indica cuándo 
se trata de los autores ó títulos de los mss. cata- 
logados en este libro; en los demás casos se trata 
sólo de citas incidentales. Toda cita lleva una 
doble referencia: la del ms. á que corresponde, 
en números romanos, y la de la página de este 
libro en que se halla, en cifras arábigas (1). Las 
cifras que como exponente llevan los números 
romanos, se refieren á las varias partes que con- 
tiene cada ms. 

Respecto á la transcripción de palabras es- 
critas en caracteres árabes, hemos tenido que 
aceptar dos sistemas, por el distinto fin á que, en 
cada caso, va encaminada. Para las transcrip 
ciones de los textos aljamiados, que pueden te- 
ner interés filológico para los romanistas, se ha 



(1) Las referencias á las páginas de esta Introducción van 
en números también romanos, pero de tipo más negro. 



xxtx 



seguido un sistema análogo en lo esencial al 
que el eminente romanista D. Ramón Menéndez 
Pidal, en su «Poema de Yúsuf», ha considerado 
más conveniente, si bien prescindiendo de algu- 
nos pormenores técnicos que ya no se hacen 
precisos después de haber salido á luz tan docto 
trabajo; y en la transcripción de palabras ára- 
bes y nombres propios, hemos seguido el siste- 
ma preconizado por D. Eduardo de Saavedra, 
que es el aceptado por los arabistas españoles. 
Por fin, para que puedan los lectores apreciar 
más directamente la paleografía de algunos ma- 
nuscritos de la colección, hemos reproducido 
una página de cada uno de los más antiguos, de 
algunos fechados y de otros documentos curio- 
sos: en total, diez y ocho facsímiles. Se ha procu- 
rado que hubiese variedad de fechas y de pro- 
cedencias. La paleografía árabe española es 
asunto que aún está por estudiar á fondo y con- 
viene ir reuniendo selectos materiales. Como se 
puede ver por las indicaciones que se han pues- 
to á la cabeza y pie de cada facsímil, los hay 
desde el siglo xi de nuestra era, al siglo xvn; y 
desde los fechados en Granada, hasta los fecha- 
dos en Huesca. Un documento judío en aljamia- 
do hebraico, procedente, según creemos, de Da- 
roca, cierra la colección de facsímiles que ofre- 
cemos. 

Julián Ribera. Miguel Asín. 

Profesores del Centro de Estudios Históricos. 



MANUSCRITOS ÁRABES 



ALJAMIADOS 



TABLA DE ABREVIATURAS 



c. 

E. 
En. 


Caja. 

Época. 

Encuademación. 


Est. 


.Estante. 


F. 


Folios. 


Len. 
Let. 


Lengua. 
Letra. 


Lte. 


Líneas. 


p. 

Pro.. 


Papel. 
Procedencia. 


Tab. 


Tabla. 


Tam. 


Tamaño. 


Tin. 


Tinta. 



I 



Título: Alquiteb segobiano. Brebiarío puní. 

Autor: «El mufti alfaqui, de la Aljama de Sego- 
bia, lea de Gebir.» 

Comienza: Exte ex un memorial de lox prencipa- 
lex mandamientox y debedamientox, el... 

Acaba: ... Conbéngalo el xoherano á xu xanto xer- 
bicio, amín. Lacalá xobre Mohámmed el onrrado. 

P.: Hilo delgado, cristiano.— E.: Fechado, 1462.— Let.: Ma- 
grebí.— Tin.: Negra, con epígrafes rojos hasta el folio 75. Al 
margen de algunos folios se encuentran dibujos y correccio- 
nes de fecha posterior. — F.: 216 escritos y 3 de guardas en 
blanco.— Tam.: 0,22 X 16.— C: 0,17 X 0,09— Lln.: Unos folios 
á 17 y otros á 16.— En.: Cosido, sin tapas.— Pro.: Almonacid.— 
Len.: Aljamiada. 

Es un tratado de moral y derecho, ó sea una enu- 
meración de los deberes y obligaciones que todo 
muslim ha de cumplir. Está dividido en sesenta ca- 
pítulos y un prólogo. En éste explica el autor las ra- 
zones que le han movido á tratar las cosas del sagra- 
do Alcorán en la lengua de los infieles; y entre otras 
razones, dice que alguno x cardenalex me dixieron 
que le teníamox excondido como no oxado pare- 
cer. . . y añade la consideración de que habiendo ol- 
vidado los moriscos españoles la lengua de sus ante- 
pasados, era preciso explicarles su ley en la lengua 
que usaban entonces. 



2 



Desde el capítulo primero hasta el 27 trata de las 
obligaciones de carácter religioso y, en los restantes, 
de las concernientes al derecho civil y penal. 

Esta obra ha sido publicada en el Memorial histó- 
rico español, de la Heal Academia de la Historia, 
tomo V, Madrid, 1853, habiendo tomado como base 
un ejemplar que posee la citada Academia, de fecha 
posterior, á lo que parece, al códice que analizamos, 
según lo da á entender la mayor corrección de estilo 
y el aparecer en él modernizados ciertos giros y vo- 
cablos que el autor del ejemplar más antiguo trasla- 
dó sin traducir del árabe, ó se limitó á transcribir 
dando forma castellana á la palabra árabe. Se con- 
servan de esta obra dos ejemplares en la Biblioteca 
Nacional de Madrid, señalados con la signatura 
G. 138 y Q. 193; otro en la Real Academia de la His- 
toria, ya mencionado, y otro, transcripto con carac- 
teres latinos, que forma la primera parte del códice 
número LX de esta colección (1). 



G. 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, Zaragoza, 
1904, pág. 539. 



II 

Título: [lZ*J\ Jí* U&&^ *W^ J^j**! J&] 
Consta al folio 1.° verso, penúltima línea. 
Tratado de jurisprudencia según el rito malequí. 
Autor: f^Xi* ¡j> ast-O ¡j* A!t -X*c JUflTM jj| 
Comienza: V ¿r** tfl f^*j| f^T * **" ^*MI J^ 

... ó-iiJ^ ¿l, Je juu .üsJt 

Acaba: ajscs-* - ^* ac**>j h\$'¿ *j^ (¿y* v } jH *•* 

ftijl \+o ¿Je S-La)L> v >Uás=J| »'¿¿r\)j *.)!• *X*sritf **Ub« 

|^.¿*r==> L*£==3 L^aIw JL>¿ ¿.¿art*»* Jf Je* ¿.Je 

E.: Dice en el folio 163: ,jA¿ vj* ... Jj^ _.¿-Jl >* 

J«! ^ j¿»JÍ |.Xtt ^$& • ... 5¿U 3UJj ^^^á.^ ¿a; »I 
isr~nj ^> l^a^arU^ (SÍC) jj¿*Jl w>U$^dk|^)| ¿iía. 
L^'e d.JA5 J .j* ¥ 1~.JJ dii| l»*^ ÍXa^» asar**"* J iT^ 

d*¿ l^ tb w**> ^^Jl ^ J*¿. A la terminación del 



4 — 



libro dice: ú**!¡\ j*\¿aJ\ Afc &a s^JUJÍ ,¿J| J*T 



x¿ 



P.: Grueso. — Let.: Magrebí, tinta negra; epígrafes del 
mismo color, en letra gruesa. En el folio 85, v., hay un epí- 
grafe rojo, y dos en el folio 86, v.— F.: 331 escritos y numera- 
dos; uno en blanco entre los números 16á y 165, y dos de guar- 
das.— Tam.: 0,28 x 0,20.— C: 0,22 X 0,14.— Lín.: 29 hasta el fo- 
lio 268 inclusive; los demás á 30.— En.: Cosido; sin tapas.— 
Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 

El folio primero de las guardas tiene en la primera 
página unas sentencias escritas en letra de distinta 
mano de la del texto de la obra. En la segunda pá- 
gina hay un índice en forma de tabla con los epígra- 
fes encerrados en cuadritos; lo insertamos aquí: 

i 5 ; i$ui w>Lr 

7 . .Ls-uX*y J jU)lw;L)| 



^5 



10 



12 *♦$! uiS ¿ ^jL¿J| J^¿)J 

13 ^^1 Je '^\ j ^Ul w,Ul! 



K3r\¿.^ 



i6 íüui ^ur 

i8 u\ífj jiüt. ^j ^¿U)í v^yi 

20 *Ui W 4 á «.Jiyi w'LJ! 

24 ÜÜU| i^¿ ^ ¡J*^ vW 

30 kl^r 5 ! »^ ^ tfW\ v^Ul 

30 v^ Oli^» ^ vlJU)! J^áJl 

33 ^¿yL^)! siL* ¿ a^LxJi ^¿LJl w>U| 

35 ¿ao.zp 5 ) íiLo 9 ^bJ| v^UJl 

41 j^Ml wtó 

45 *t$jíl s^Lxs" 

56 ,la¿M ylij ^b 

59 >L^)| ^ur 

6i ^jLs^c^ ^isr 

62 ¿J] v^LT 

75 ¿1^1 sJ&? 

78 Í3^L C J)^ LjJl Jic ^Lf 

82 ^* v ur 

87 i Jtfíl v^ur 

90 UUr-VfcJl v^Ur 

92 Ju^Jl ^JSÍ 

94 jüj.)i wUf 



— 6 — 



,A;sr-\i,>¿> 










98 








c 


112 








^U,Ji ^ur 


118 










120 








JÁÍi\ ^Lí 


129 








Sa-íjjl w& 


129 








<V' cyUf 


131 








;Ut)| V UT 


133 








^UJi v lsf 


135 








"¿JllJl ^Lí 


139 








p i^5»]| v )UÍ 


140 








\0-£iJ| s^^Lí 


144 








A*^l v^/Uf 


165 






C* 51 


L7 O 


173 


Jjb 


\ 






¿liJ* 


w^J-' 


w ¿ wjWl ^ gipi r s)\ 


175 








£*JI ^ Wlkil 


176 








Lr^Ji ^ur 


177 












¿xjJwX*i 


^■■e 


¿u 


178 








JL¿.*)| 


180 








{ JOj&\} <\~^\ v J^jC^' 


185 








^»pl ^LXf 



— 7 — 



¿Larval 
189 

201 

202 

204 

205 

206 

207 

210 

214 

215 

216 

219 

222 

224 

227 

230 

234 

235 

238 

243 

245 

247 



> • 




J x ^\ ¿ÍíT 


sf-jfAJí ^ur 


xíi^ji ¿^,y 


; i/^ w,ur 


¿xOyi v^^Ljo 


6J \\j0\ i 
••y 


•• * 


_.^1 . 


i^lsT 


¿*.¿¿Ji 


t^W 


¿<s~Jí)| i 


Jü¿ 


Jl. íULJI .i 




iJUJI 


^ur 


Cl;,'l 'Wl 


^ur 


v— fts^l 


^ur 


W 


Utf 


¡Mí 


¿¿tf 


iU)i 


^Ixr 



248 L*** ^Ur 

255 OfclfcftJl w,LT 

268 o^Jt. j^ji s^ur 

272 ^l^f^Uí' 

278 olijJl v^ 

282 JX£)| í' ; l¿r ^UT 

, 283 ,jj| ^o ^Uf 

284 oIAá^I w>U£ 

286 u^ij^^ur 

288 ^J^\ ¿^ >*->\& 

289 y^Ji w»UT 

294 ^W S¿^j* v^lSf 

295 j£jj] C^Uf 
298 j t >S>)\ s±Á3Í 

300 ¿jUsji ^ur 

302 ^jV'C^t^lwlSí' 

303 LUjJl v^lXÍ 

309 jaJfy 1 ! wLxT 

324 «^i^t ^ur 

El manuscrito está cotejado con el original y co- 
rregido mediante notas y adiciones marginales. 
Tiene foliación cifrada coetánea de la letra del có- 
dice. 



No está citado en Brockelmann (1). La biografía 
del autor consta en el Dihach de Abenfarhún (edic. li- 
tográfica de Fez, 1316 hég.), página 146, línea 7. Ab- 
dala Abennácham Abenxas el Chodamí, apodado el 
Chalal, fué un célebre alfaqui de la escuela de Málic, 
profesor de derecho en la medersa del Cairo, con- 
tigua á la mezquita Alatic. Murió combatiendo con- 
tra los cruzados en la frontera de Damieta el año 610 
(1213 de J. C). Escribió varias obras, entre las cua- 
les se cita con elogio por todos los maliquíes este libro 
que hemos descrito, en que expuso los principios de la 
escuela jurídica que profesaba, según el método y 
plan seguidos por Algazel en su Alguachiz, que es de 
la escuela xafeí; y esto lo hizo, sin duda, porque el 
espíritu abierto y más liberal de esta escuela y, sobre 
todo, de Algazel, se armonizaba mejor con las ten- 
dencias jurídicas de A.benxas, poco aficionado á la 
rutina tradicionalista de los maliquíes de su tiempo, 
lo cual le acarreó no pocas contrariedades, como la 
de verse privado del derecho de dar fetwas en los 
últimos años de su vida. Esta adaptación de su libro 
al plan del Alguachiz de Algazel, está consignada 
por el autor en el prólogo (fol. 1.° verso, lín. 6 inf.). 
Cfr. Alguachiz, edición del Cairo, 1317 hégira, dos 
tomos. 



A. 



(1) Geschichte der Arabischen Litteratur, von Cari Brockel- 



Ill 



Título: [Códice de miscelánea]. A saber: Azoras al- 
coránicas, narraciones de carácter profano y cuestio- 
nes de jurisprudencia y de moral. 

Autor: Anónimo. 

Comienza: Lax loorex ad Allah xeñor de lax 
gente x ... 

Acaba: ... quiere decir: la xalbación de Allah xea 
xobre hoxotrox; ex decir: acalemo alaicum. 

P.: Hilo grueso.— E.: Siglo xvi.— Let.: Magrebí, clara. — 
Tin.: Negra, epígrafes rojos y amarillos. — F.: 236 de texto y 
uno de guardas.— Tam.: 0,31 X 0,21.— C: 0,23 x 0,14, hasta el 
folio 73; los restantes oscilan entre 0,25 X 0,15 y 0,26 X 0,18. 
Lín.: 14 hasta el folio 73; en los restantes oscilan entre 18 y 29. 
En.: En pergamino; tapas deterioradas por el fuego. El códi- 
ce está bien conservado.— Pro.: Almonacid. — Len.: Árabe y 
aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1-73). Azoras alcoránicas. Los 
siete primeros folios tienen traducción aljamiada in- 
terlineal. Siguen dos folios en blanco. 

2.° (Fol. 75-85). Recontamiento de la doncella Arca- 
yona, fija del rey Nachrab, con la paloma (1). 



(1) Incompleto. Publicado íntegro con variantes de esti- 
lo y redacción en Leyendas Moriscas, por F. Guillen Robles. 
Madrid, 1885, tomo I, páginas 181-221. 

Existen de esta obra las siguientes copias: Biblioteca Na- 
cional de Madrid, Ms. Gg. 47 (fol. 134 y sigs.); Oc. 174. Biblio- 
eca de Gayangos, ms. V, 4. (Vid. op. cit., pág. 43, nota). 



— 11 — 

3.° (Fol. 86 123). Capítuloxj caxox de derecho, 
de moral y de historia musulmana, algunos de ellos 
muy curiosos, como el que narra en qué circunstan- 
cias fué engendrado Málic. Según el autor, en cierta 
ocasión hicieron una sangría al Profeta, y al ir el pa- 
dre de Málic á tirar la sangre que había salido de 
ella, tuvo cierto escrúpulo, porque dijo en su inte- 
rior: xi la ito en el agua xe la conbran (sic) lox gu- 
xanos del agua y xi la ito en la tierra xe ye ori- 
nará alguno, y se la bebió; y aquella noche tubo par 
te con xu mujer y parió á Málic. Y dicen que fué en- 
gendrado de la xangre de Mohámed (fol. 119, v.). 

Inserta algunos caxox, tomados del Libro de Qa- 
mareandil (sic). 

4.° (Fol. 123-128). Un tratado de la bertud de 
Yacalá adebdecido y xux anefilax. En el texto de 
este tratado se inserta una serie de tradiciones del Pro- 
feta y los principales personajes del islam, desde Abu- 
béquer hasta Abuhoraira, referentes á dichos y he- 
chos de todos, á propósito de la oración. 

5.° (Fol. 128, v., al final). Siguen los caxox y ca- 
pítulox. Los hay de derecho referentes á herencias, 
uno de testamentos; los hay también de moral; sobre 
la oración y el mes de Ramadán. Hay algunos muy 
curiosos, como el que trata de la amistad con cristia- 
nos (fol. 134): el mucilim quel acompaña con el crix- 
tiano cuarenta diax por amixtad del, xi muere en 
extox cuarenta diax muere dexcreyente yvaá cha- 
hánam; el que dice que no heredará el moro al cris- 
tiano, ni viceversa; el que da la razón de que amen 
más los padres á los hijos que éstos á los padres (fo- 
lio 190, v.), y el del origen y razón de las barbas de 
Adán (fol. 113, v.). Abundan los casos de explicación 
de adoax y de tradiciones judías. Hay casos escritos 
por un tal Mohámmed escribano (fol. 138, V.-138), á 



— 12 — 

juzgar por el tipo de letra. En el folio 205 hay un 
abixo xaoado de la rícela de Abuzeidi, acerca de la 
fe. El folio 214 contiene una acalá para eljomúa. La 
mitad del folio 228, v., está escrita al revés y trata de 
gramática. El resto del libro se ocupa de casos seme- 
jantes á los ya mencionados (1). 



G. 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, pág. 



IV 



Título: [Códice de miscelánea]. 

Comienza: Exte ex el guacía, de Alí ... 

Acaba: En la cibdad de Córdoba y puexta por ex- 
criptura; y exto ex lo que fué del hadiz del baño de 
Zarieb. 

P.: Hilo, delgado.— E.: Fines del siglo xv ó principios 
del xvi, pues dice en el folio 180, v., que acababan de tomar a 
Granada los cristianos cuando escribía el libro.— Let.: Ma- 
grebí, clara.— Tin.: Negra con epígrafes rojos y cabeceras á 
varias tintas.— F.: 193. Guardas 4, escritos también.— Tama- 
ño: 0,27 x 0,19.— C: 0,20 X 0,13.— Lín.: 15.— En.: Piel roja de la 
época, sin cartón. Regularmente conservado.— Pro.: Almo- 
nacid.— Len.: Aljamiada. Hay páginas en árabe. 

En las guardas tiene algunos caxox, una oración 
en árabe, y ejercicios de escritura en caracteres la- 
tinos. En un caso de aquéllos, se dice que en el mun- 
do hay seis adines, cinco que obedecen á Satanás y 
la otra á Dios. 

Contiene: 1.° (Fol. 1-24). El guacía de Alí Abenabi- 
tálib (1). Lo expone como dando á entender que el 
Profeta lo ha revelado á Alí. En él enumera las seña- 
lex del creyente, del que tace sinrazón, del bien- 



al) Sobre las obras atribuidas á Alí Abenabitáleb, vide 
Brockelmann, op. cit. I, 43. 



— 14 — 

abenturado, del herdadero, etc., y de sus contrarios. 
Luego da consejos é instrucciones para que los mus- 
limes cumplan su ley y zuna. 

2.° (Fol. 24-51). El recontamiento del día del judicio. 
Trata de lo que ha de suceder el día del juicio. Quiere 
usar un lenguaje altisonante en relación con el asun- 
to. Tiene aragonesismos [filio, deballó, gmollo, muito] 
muy marcados. 

3.° (Fol. 51 67). Lo que fabló Muga con Allah, 
(tomado de una tradición de Caah). Dios elige á Moi- 
sés como uno de sus Profetas. Hace Moisés varias 
preguntas al Señor sobre diversos asuntos, y le con- 
testa prometiendo á Mahoma el dominie del mundo. 
Tienta el diablo á Moisés, y Dios, por insistir demasia- 
do en sus preguntas, le castiga con siete castigos, á 
saber: la acaiá y sus arracaex, el muito callar, el ser 
humilde, el honrar al vecino, etc. Explica Dios, por 
nueva pregunta de Moisés, el sentido de los castigos. 

4.° (Fol. 67-72). La alfadila de la adoa del arnex, 
que dio Gabriel al Profeta. 

5.° (Fol. 73-84). Falta un folio y cambia de mate- 
ria, de tintas y de lengua. Oraciones en árabe. 

6.° (Fol. 85-89). El adoa de la apedreada y ex xu al- 
fadila muy grande y marabilloxa. Es un conjuro contra 
el pedrisco. 

7.° (Fol. 89-99). Otras varias adoax. 

8.° (Fol. 99-145, v.). Exte ex alquiteb clamado 
Lalmohtásar trexladado de arabía en ajamía, capítulo 
enpuéx capítulo ... Dixo Alí ben lea ben Obaida 
(fol. 99, v.). Trata de las ceremonias y preceptos so- 
bre el alguado, la acalá, el ayuno, etc. 

9. (Fol. 145-146). Tradiciones de Ornar y Abon- 
abas. 

10. (Fol. 147, v.-156). El guacía del gran Turco, 
llamado Mohámmed el Otsmán ... el que ganó á Gox~ 



— 15 — 

tantinoble, fijo del gran Marat, xacado de un trexla- 
do que enbió el birrey de (¿ecilia Don Lope Xime- 
nee de Urrea á xu mujer quextaba en Aranda de 
Moncayo; y xu tenor y manera era que lo xabía, y 
decía: Caríximo ... Excita á su hijo á conquixtar á 
Roma, á Rodax, á Benecía, Italia, Lonbardía, todax 
lax Expañax, etc. Le da consejos para tratar con sus 
otros dos hermanos, Antiñor y Adriano, quienes por 
sus nombres y por sus dominios son creaciones de la 
literatura caballeresca. Termina (fol. 156): techo en 
Goxtantinoble año del gran Profeta Mohámmed ... 
ochocientox añox y ochenta y cuatro añox, del in- 
perio nuextro bintiocho. Expone después todos sus 
títulos y termina: lax caguerax y altax xaludes y le- 
trax nuextrax (1). 

11. (Fol. 157-175). Capítulo que tabla del prenci- 
pio de lox turcox y de qué gerenación (sic) bienen. 
Expone el origen de los turcos, haciéndolos descen- 
der de Héctor, el héroe de la guerra de Troya. Cuen- 
ta cómo se hicieron todos muslimes por casarse su 
jefe con Fátima, hija del Profeta. Narra las continuas 
victorias que obtuvieron sobre los cristianos, llegan- 
do á la toma de Constantinopla al fin de agoxto del 
año de mil y cuatrocientox y cincuenta y dox (fo- 
lio 175, v.) Mezcla la historia y la leyenda, pues con 
la toma de Constantinopla dice que la xangre de 
Troya fué muy bien bengada (fol. 175, v.). 

12. (Fol. 175, V.-180). Capítulo que tabla de lox 
poderex de lox mayorex rey ex de muclimex. Habla 
del Cam, del gran Turco, del gran Tamorlány de 
otros muchos con nombres árabes. Al tratar de Espa- 



(1) Este guagía esté, contenido en el número XCII del Ca- 
tálogo del Sr. Saavedra, Vid. Memorias de la Real Academia 
Española, tomo, VI, págs. 155 y 304. 



16 



ña nombra á Almanzor, rey de Marruecos y Tre- 
mecén y dice que ganó toda Expaña en trexmexex 
(fol. 179); y que de aquella generación de Marrue- 
cos pasaron á conquistar á Expaña, Muca y Táric. 
La más importante ciudad conquistada fué ^¿! (?), 
donde estuvieron hasta que el Infante D. Pedro la 
tomó con ayuda de lox Doce Parex de Francia, que 
conquistaron Nabarra, Oaxtilla y Cataluña. Aragón 
y Valencia fueron mucho tiempo de los moros, hasta 
que por fin los conquistaron los cristianos y agora, 
dice, á Granada á cabo de ochocientox añox. 

13. (Fol. 180-182.). Casos de Camarcandío (sic) y 
hadices del Profeta. 

14. (Fol. 182-193.). Una novelita cordobesa lla- 
mada El hadiz del baño de Zarieb (1). 

Termina el códice con una página en árabe, que es 
una oración, y con un folio de guarda, escrito en ca- 
racteres latinos, á modo de ejercicio caligráfico (2). 

G. 



(1) Publicada en los Textos Aljamiados, por D. J. Ribera, 
D. P. Gil y D. M. Sánchez. Zaragoza, 1888, pág. 97, y por 
D. Eduardo Saavedra en El mundo ilustrado, número 88. 
Barcelona, 1881. 

(2) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera. Zaragoza, 1904, 
página 539. 



Título: [3.**) I fjaisAj J >j*ár4\ ^W*-l!] Consta en 
la biografía que del autor incluye Abenalabar en su 
Tecmila, cuyo extracto daremos más abajo. 

Autor: *-UJ| ^ \c*^i rf J° ^^b?-l 

Comienza: A^- ^ o^rr^bM ¿r*^ ****^ J^ 

Acaba: i*¿X¿\ ¿Lib Xijf| ¿aj^I ^Lá>| OX¿ ,M¿ 

j.¿L i J| J.| .» loár-nj JAüc *¿)| ►■fc&U ... y^JÜi 
(El final de la página ... Xi*)\ Jjj J *¿¿ Otel^aJl 
ilegible por estar deteriorado el papel). 

P.: Grueso.— E.: Siglo xm. Sin fecha.— Let.: Magrebí.— Tin- 
ta: negra; epígrafes gruesos del mismo color. — F.: 125. — Tama- 
ño: 0,29 X 0,21.— C: 0,22 X 0,14— Lín.: 27.— En.: En piel de la 
época. Tapas sueltas. Es un tomo muy mal conservado. Está 
descosido; le faltan folios por el final; la humedad ha des- 
truido la parte inferior de todos los folios, y en algunos de 
ellos parte de lo escrito. — Pro.: Almonacid. — Len.: Árabe. 

Contenido: Formulario de actas notariales. Empie- 
za el libro con un prólogo en el cual explica el autor 
el método que ha seguido para el desarrollo de su 



18 



obra, procurando evitarlos inconvenientes de la pro- 
lijidad y los de la excesiva concisión. Signe luego 
un capítulo sobre las condiciones que ha de reunir el 
notario. En cada materia comienza por consignar los 
formularios más usuales; á continuación añade la ju- 
risprudencia especial para casos menos frecuentes, y 
las modificaciones que en consecuencia deben intro- 
ducirse en el formulario general. Para tener idea más 
cabal de la obra, puede leerse el siguiente índice: 

Fol. 1 |3$¿Jl j* ^xi 1**3 wA; 

JUJU 



1 




'2 




&, 


V. 


6 




7, 


V. 


8 




8 




6, 


V. 


9 




9 




9 




9, 


V. 






JiS*- 



2?<3 -X&C 



u 



3?\JJ 



10 





^ l5Ti i.~j -Xaí 

„ 153 v^M 




^yljws JüjlotJ 




.¿2J ji3" «^ l£j -X¿'c 


d°v~ 


jl ÍL¿,U ^j^ ^ IW JJfc 


v& 


Je LftSÍlT 51^1 gc 3 




... c^^-ji JJ 



*ij=^) f^ví*^ J- a J í«X-*Uj ^->»XÁJ| ^, : sr-\^£> 



— 19 — 

FoL 10, v. ^ ,1 

» 12 jLssrU IfrjJ) w^¿*M 

» 12, v. »jJjJ| L¿JU c 9 Jie 

» 12, V. *UjJ| J..V9 .aiU| Jift 

» 13 •laJj J^5 5ÍjU^ aüc 

» 13 -U*)I JLjü »t»lf> 

13 «1st*! ^JU SljL» 

» 13, V. j**«d\ **fl ,.»& J?^! ítjU/» 

» ■ 14 ¿)Lj *¿i~ .& »liL- 

» 14 Í^aJI <jtjüj ^c ^^ ¿aJlse* 

» 14 z\ér\ *aí ¿¿¿3 ^tU'l •! ¿jüa^ JsliL-l 

^ c r ■ 

» 14, v. 2U*J| «Jj^t 

» 14, v. ^jj-^ÜI 3.£c .9 *Xi'S L» ¿a¿ 

15 S»alpijejbefl^| ti'jjliU .ÜJUljl^l 

15 jJJJl >Lil 

jJL. »¿S |jjb s »^' iV¿¿¡U»| c"fc**¿ Jtfe 

17 LuftU 5 ! 

» 17 LUsLsr'l )| iüiOi aiJj JL.ce 

» 18 -**»»• a jUd ..** £xa>L*> J-AC 

» 18, v. ^jo ijj^ f^r* **^Im ■*& 

» 18, v. ÍA*)| J ¿t.¿6j«y r 5ó. i«qr¿U 

» 18, V. ^¿órdi ¿& 



- 20 — 

Poi. 19 ji-jtíy\Jjjk 

» 19 J^^' ^ ¿c 

» 20 ^!¿X3| c á JJb 

» 20 .Ul)| Aju jJjJb Ol/^VT Ató 

» 20 ¿a^j J**\ J Ja.pt jl^áit J -Up-t Ató 

» 20 t&Jx+A jV| v^ -LiXísí" Aic 

» 20 *3larfcL.| Ató 

21 ¿JUIÁj ¿*>UJj £*. ¿J* 

» 21, v. TJLr^ ^-r**** «s* jL * ft 

» 21, v. vlJJJ J ^^31 Ató 

» 22 viJUliiJ -^U)| J¿or\~J 

23 jV Xl Jy ^ A' fy-Jl J^l ^ Afi6 
L^ji* í'Síjl)! í|^-,Jl w-U» ^ x *¿ j Í* 

» 23 ^¿U 

» 23, V. .,a*J| AíC_. Ja.^ Ató 

» 23, V. s¿j)\ ¿j?V? JJb 

» 24 >A-- Jtíe, JUS | Ale 

» 24 3LJJ J\~JJU *£4¿H ¡jo r¿ 

» 24, v. y¿d| ¿» JJb 

» 25 t >.¿Jí J «U »a~| Aüc 

» 25, v. rrv -Wi Alie 

» 26 JL^' t L¿ Ató 

U" 7 ' 



— 21 — 

Fol. 26 ; t>*l^|jje 

» 27 vjXL a.^ <.» 

27, v. s-it»^' J c ^^ I 4r- ¿& 

» 29 .^ t s» Lxj I ¿& 
» 29, v. ¿Ja) I ¿^ J& WIS ^f¿ jtoUM pLXj| Jtie 

» 30 *~.Ia)| y>\ , ^a\L» Je v^i^Jl A¿ 

30 JoT 

» 30, V. „*jh> J| ^ Je .Lij^' J^fie A*¿& 

» 32 >A?x<s3| J,A*ÜX;b . '¿\xj i¿ ¿.'¿9 

33, v. SifJ)j 

» 33, v. J^-adi IÁ& ízi 

> 34 O^JaJj Je L\j «..V JjAC 

» 35 ¡JLütJufe 

» 35 kj*3 -^* c 

» 35, v. ^^ pU^! «Míe 

» 35, v. »Ua5 & LajCj] Jjfc 

» 36 L^»L i$ij# *t ^ wXac 
36 



^_A,ta' &LaX;J JJic JijAstaS 
36, v. ¿UjU i|^ c-l¿X>t <X8& 



36 >wAb' pU'Áj| JJÍC AjAsSTAS 



— 22 — 

Fol. 36, v. jLd. ,Je ajj ,\ift 

» 36, v. ,.iU¿¡sM ^3 AL. 

» 37 '¿¿o^lx* JlAC 

» 37 ^^ ^c^^y A¿£ 

» 37 ^ ¿jL?*^ ^»¿*e ^*f ^¿'& 

» 38 ujW (¿r* «r^Jr 8 " ^b**' £*. J »* 

» 38 oU=s|j.ac 

» 38, v. ^at^Jl *J vjXJÜ J*a> |i| ^'^1 £*J >5i 

» 38, v. ^iU %*#\ A¿aÍLv| ia^ J A-*?* 

» 39 £**¿ J^c 

v 39 ».jL*»\' p LCwo-3 i s %3y -x^Üi' 

«x*j ^«^1 jl^sv! ^c **¿¿Jl j-^ - ^ - * ¿< ffl 

» 39, v. JsJ^j^ait 

» 39, v. <U¿¿J| J aa¿ 

» 40, V. ^-*> J *L- 9 ¿AP 

> 41, v. ^jjJujUJI s^p-iXi.1 J sla. U 

42 frj-fJ' ^ J-a? 

» 42 j?^ ¿1 ¿v^ ^ ¿ >**J Aác 

» 42, v. íví&« «.¡o %X¿e 

» 42, v. £L<a£.» juJ ^¿& 



43 V >**dl ^ ¿JLJ 

44, v. jaSA^JIo \JS^ x a $■ U*jI wXib 

45 ioWj * i¿ 



-- 23 — 

Fol. f^j w^***i ¡¿J* ¿¿¿o S¿* ^¿^'1 *£* 

» 46 «I^X-T 

» 47 V^**^ *&*»* 

» 47 Aj*<Stí A¿t) ^^Jl^úyi jL'l ^¿ & 

> 47, v. i^¿-*. & Lxj| Ji& 

» 47, v. j\¿ l^S jic 

» 49 i-f^V "** s 

» 49, V. .jj'JsrL* » • {-T^*^ ^ ? 

» 49, v. j|¿«!jj"JÜb 

» 50 <!^£)1 %& ^ ¿-X33 U ¿ü* 

» 51 i I ^¿.^T i jujil 

» 51, V. SU3JI Ja»! ,.».* -|^£J| *5i 

» 51, v. ,J¿^ J¿ J * 



V 



J£ 



52 J*;'-* 1 ^M Ajf*** 

53 *&&• ^r wXüc 

53 awj «t^r ¿üs 
53, v OXJ¿ J -Xüc AaaÜjí 

54 U^*f SL* |3 *!^f j.£c 
54 ii^^fl/» «|p *^ c 
54 1*$*¿*J **s¿*- *|p A¿c 



24 — 



f.^°^' e>* cr ¿ ~^ s O*\ l l^*^ ^ l/*- 

«Les: Li. h LJa*«..3 *) O "■>•&£ 
J ,Lcw íj^í ¿¿té 

>¿Uk ü •lev! y¿z 

s J ' 

57, v. **le Jj> 



Fol. 


54 


> 


54, v. 


» 


55 


» 


56 


» 


56, v. 


» 


56, v. 


> 


57, v. 


» 


57, v. 


» 


57, v. 



58, 


V. 


59 




59 




59 




59, 


V. 


59, 


V. 


60 




60, 


V. 


61 




61 





jXÍ s\ La. I JÜfe 



25 



Fol. 


61 




&.AÍ.*¿> kAXJ ».». ) J.¿e 


» 


62 






x> 


63 




íUL^.^ j»ü& 


> 


63, v. 


;¿s^*)| ¿x} 'iiSAjt .! o j\ j íJu* y¿- 


» 


66 




£«. »li/» ÁSC 


» 


66, v, 




J»t^ *k 


» 


67, v. 




i*j¿j Aü- 


> 


68 




£*¿¿*J jK5! *X*e 


> 


68 




iLih Aj$\ A¿c 


» 


69 




l^ . Jl ¿L¿U! «i:> jüc 


» 


69 


^ 


^/»o ilíüJJt v &***& •*•*« 


» 


69 




£X)U)| Ío(a)Í AaJ -Xac 


» 


69, v.* 


s¿JUi 


Je £ ^La)| % JiPJi ^£ £ 


» 


69, v. 




¿jjlxJi ^c 


» 


69, v. 




£j , le Ju¿e 


» 


70 




£j|aJ| .£Á¿J ^ & 


» 


70 






» 


70, v. 




éXíJC ^C, y* x >\ p LaXj| J.£c 


» 


71 




i^sr-V/» J.AC 






OíL^'ij vJ^lSjl^jL wvUa.^r' J^£c 


» 


71 




*«?.=*. A.cc 


• 


72 




J >ar *w> le .¡^ j£ c 



— 26 — 

Fol. 72 j^Wj <J° ;'* o~-^ a£i 

» 11 »y¿¿ joj\ ^j Lrt A jut 

» 72 tfíjl* 3 ^ 

» 73, V. iT****^ áJi CrUOatU J-'it 

» 74 *VJ| JjJte 

» 74. v. ij**'^' **JJ jtr'l •*** 

75 ^T ^í J^. J . ■*** 

75 ^^ Ale 

» 75 t*\\¿, j x *J\ oLxjt-Xüfc 

» 75, v. ldX~c AjU 

•» 76, v. i}*» J^* 

» 77 JLxU *]>jl £** Jic 

» 77 t^J jJ> I^j íjJ 5 >Ut »a t 4jJ Ja.yJl ¿|/»l 

> 77, V. J-^' c? jp S^ **» ¿& 

» 77, v. WlC ¡Ua Jüc 

» 77, v. ^U¿c| A& 

» 78 Jfe^ 5 ¿J^**i J J^ Jl '" 

« 78, v. j \jft' • {fty} ; J -= sr ' .5' J^*~* 

« 79 , ^— ¿-a* 

» 79, v. ^-vJl w»*jj| ^lá. ■**? 

» 80 jU»J| -« f^^l w¿9£ ^1 -*& 

» 80 íJUUjí ^ ^ ; Jas 



— 27 - 

Fol. 80 ,0 ^ i\j¿ Xáz 

» 80, v. JI^í ..,1^ ASc 

» 81 *Okj .iU^í> Xic 

» 81, V. *J v >.lJa^ ¿st«j *! w-^*- 5 J , H^ ^Ua.-XÜC 

» 81, v. ,.v¿-^i J^*' **a*)i {•■**; ^^« sr 1 *¿- 9-y ^ 

*?\J mIV^ ^ *!/• "^ 6 

c 

83, V. *_>!/»*; ^Hí" ^ 'i\y\ Jí~c JJb 

84, v. S*^* J-^^J' jJ¿ 

84, v. ÜjtfF* ¿,jt¿ ^ Jlí^-0' Ale 
85 ^,L« 9 *LcjXw| j.üc 

85, V. SjJ 9 issr^&cs. J.Á'c 



82 




82 




82 




82 




82, 


V. 


82, 


V. 


82, 


V. 


82, 


V. 


82, 


V. 



28 



Fol. 


86, v. 


» 


87 


» 


88, v. 


» 


88, v. 


» 


89 


» 


89 


» 


89, v. 


» 


89, v. 


» 


90 


3 


90 


» 


90, v. 


» 


92, v. 


» 


92, v. 


> 


92, v. 


> 


93 


» 


93 


* 


93 


•» 


93, v. 


» 


93, v. 


» 


94 


» 


94 


» 


94 


> 


94 



ó.«*2 • J.5C 



'¿.X^^l SLfc^J J.AÁÁJ 

isr-\^ «j^t w» 5*1 ,J ¿AC 
-*» M , •• 









Fol. 


94, v. 


» 


94, v. 


» 


94, v. 


» 


94, v. 


» 


94, v. 


» 


94, v. 


» 


95 


» 


95 


» 


95, v. 


> 


95, v. 


» 


96 


a 


96, v. 


» 


96, v. 


» 


97 


» 


97, v. 


» 


97, v. 



— 29 — 

98, v. ¿*¿¿ c ? £>£$ JJw 

98, v. i ,¿© J kfi&j %Xee 

99 rd¡V>" w-*t*> ^ 

99 j .#* wA*$! -* c 

99 y^lj s^l^a t > ¿& 



Fol. 


99, v. 


» 


100 


> 


100 


» 


100 


» 


100, v. 


» 


100, v. 


» 


100, v. 


» 


101 


» 


101 


> 


103 


» 


103 


> 


103, v. 


» 


104, v. 


> 


105, v. 


» 


106 


» 


106, v. 


» 


107 


» 


107 


3» 


107, v. 


» 


107, v. 


» 


107, v. 



- 30 - 



íU§ jAíu Jjb 

íUS *ia¿b Jüc 

^->j~ w'1-Xa.Y JU Jáj JJfe 

^íjsarÍ\j i&jd\ ¿¿le 





4 


W v3 9 ¿^^ 






ij j*j-^ 2+fe 




JU 


c ^ 




*ír 


*'i w-^y -a* 5 


¿4¿. 


»J jJb 4) 


t y^XzSlf] ^ftÜ- 


\ 


^ ;fo 


¿ julio* 


¿a,* 


a>»J JU¿ »J -\ftfi 






LÍ Ui M 






'Lf~*LsB* jJifi 






lUXák! Jufe 



108 



*XV> /J¿2& J.ÜC 



Fol. 


109 


» 


110, v, 


» 


110, v 


» 


111 


» 


112, v 


» 


112, v. 


» 


112, v, 


» 


113 


y 


113 


» 


113 


» 


113 


> 


114 


» 


114, v. 


» 


115 


» 


115 


» 


115 


> 


115, v 


» 


115, v. 


» 


115, v, 



— 31 — 

J«J Jjac ¿& 

JU Je ^JjXs jjít 

I» LO JJÍC 

*«.¿Ü ^^OlXd.31 Ucsr-Vao JÜio 

.ILLJl JJLc ÍUcsr\*í AÜC 

s ,J>l£j| £*LtiU J>io 



kjc -'J-Ji í-r^** V -^9 L >' £*/•->• S A¿c 

tAJú\ ^s^" L. 

IJasrj £jv*».\3 -Vas 



^." 


¿acA^ 


Ja& 


<L/»^3 


tf 


'¿* 


J..CC 


¿3 c v.\Ji „ 




XÜ 


JLAC 


toJ , 


p.f* 


V=M 


Jlifi 



117 i^fcj 

118 >líkl *V^ Je J^U)| j)tí J^xáJj 



— 32 — 

Fol. 119 L^5 *jlá3 Oié^j ^Ua.bU 20_«x3 U~* 

» 119, v. JUJlj j\j9^" A**a3 

» 119, v. 0>W^| J JUD d^ij 

» 120 ,|j^ .9 JLv^" Ju>*S3 

» 120, v. ÁSsJf ^ ij¿ 



121 



^T ^ ^ 



» 121 ^JuL^J! J 
» 122 V á*3y Jjfe 

» 122 Xl£s JJc 

» 122, V. ^.O 9 ^olé Je jUfe a..«^j J^I^S 

» 123 ¿>i¿J\ i\jA >Ia9 .9 J*^-w 

» 124, V. Jjjssr't: *.JLx~é^x-J^ ¿JUL ol^jL Jh»s~UmJ 

» 125 a^Ui OA~¿ JL _i J*«w 

No está mencionado en Brockelmann. 

Abenalabar en su Tecmila (ms., fot., del Cairo, p¿\- 
gina 155), nos da noticias del autor. Dice que Abulha- 
san Ali ben Yahia ben Alcácim, el de Cinheja era 
originario de la región del Rif marroquí, frente á la 
tierra de Gomera y que fué á establecerse en Algeci- 
ras, donde se dedicó á la enseñanza del derecho y al 
oficio de notario; luego fué nombrado juez ó alcádi 
de Algeciras. Escribió un compendio de formulario 
de .Acias notariales, al que dio el título que hemos 
puesto á la cabeza de este número. Este libro fué uti- 
lizado por muchos que lo han considerado como obra 
excelente. Murió el autor en el año 585 de la hégira . 



33 



En otro lugar de la Tecmila (biog. 1631 de la edi- 
ción Codera), se dice que procedía de familia beréber 
de la cabila de Bottoya. 

La identificación de la obra nos parece evidente, 
por cuanto no sólo consta á la cabeza de este ma- 
nuscrito el nombre del autor, sino que cita alguna vez 
la ciudad de Algeciras en las fechas de los documen- 
tos, v. gr., en el folio 82, donde aparece uno fechado 
en la sala de audiencia del juzgado de Algeciras. 



VI 



Sin título. Es la traducción aljamiada de algunos 
capítulos del libro llamado ^kUJj ^\x3 por ^ *+&> 

¿f\üj+*J\ ^b\j>] rf ¿+sr* (1). 

Comienza: Capítulo. De lo que ex dexbiado de la 
perxona por cauxa del acadaque. Díxonox el xabio 
Abulaits ... 

Acaba: ... y once becex col houa allaho ahadon, y 
perdonará Allah á él y ad aquellox muertox lox ere- 
yentex con Allah. 

P.: Hilo flojo.— E.: Fechado (fol. 377) el año I601.-Let.: Ma- 
grebí.— F.: 399. Foliación de la época hasta el 257. 13 de guar- 
das en blanco y dos escritos al final.— Tam.: 0,28 X 0,20.— 
C: 0,21 y 0,13.— Un.: Unos folios á 24, otros á 23 y otros á 22. 
En.: Cosido sin tapas. Está bien conservado, aunque en mu- 
chos folios se ha pasado la tinta. — Pro.: Almonacid. 

La copia está hecha por Mohámed excribano ma- 
yor (2). 

De esta obra existe un manuscrito en la Biblioteca 
Nacional de Madrid (Gg. 1), del cual publicó el índice 



(1) Para los manuscritos y edic. de esta obra, véase Broc- 
kelmann, op. cit., 1, 196. 

(2) Fol. 377. 



35 



D. Eduardo Saavedra, en las Memorias de la Real 
Academia Española, tomo VI, página 243. El primer 
capítulo del manuscrito de nuestra colección es el que 
figura con el número 39 en el de la Biblioteca Nacio- 
nal. Le faltan los señalados con los números 54, 55 
56, 57, 89, 92 y 99 y tiene al final tres capítulos que 
no figuran en el índice de Saavedra (1). 

Los dos folios de guardas escritos contienen un ca 
pítulo en que explica quién fué el primero que habló 
la lengua arábiga de algarabía en el mundo. Dice 
que fué nuextro padre Adam. 

Insertamos á continuación uno de los cuentos de 
este libro, tomado del capítulo De recontacionex, fo- 
lio 313 (núm. 97 del índice de Saavedra), cuyo texto 
original árabe corresponde á la página 226, línea 10, 
inferior, de la edición del Cairo, año 1326 de la hégira. 

«Fué recontado por Abdallah ibno el Farach que 
dixo: Xalí un día á logar un obrero que me obraxe 
una obra; y bí un hombre de hermoxa cara. Logúelo 
por un adirhem y medio. Y fué con mí y hízome obra 
de trex díax. Y bino [vine] en el día xegundo y de- 
mandé por él y dixéronme: Exe hombre no xe be en- 
toda la xemana, xino un día xolo; no parece xino tal 
día. Y bine aquél día y bílo axentado y díxele: ¿Obra- 
rax para mi oy? Dixo: Xí, por un adirhem y medio. 

Y díxele: Lebántate. Y lebantóxe y obró para mí. Y 
cuando bino la ora de pagarle xu loguero, libréxelo 
y no le di xólo un adirhem y medio, y quíxelo pro 
bar [dándole doble de su salario] y dixo: ¿Qué ex 
exte? [esto]. Díxele: Un adirhem.— Dixo él: ¿No te 
dixe que me logaría por un adirhem y medio? Ya ax 
afollado xobre mí mi loguero y yo no lo tomaré de tí. 

Y pexéle adirhem y medio, y no lo quixo recebir. 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Coder a , pág. 540. 



— 36 — 

Dexpuéx reptóme mi mujer y díxome: ¿A hombre que 
. te obra en un día obra de trex díax af uellax xu lo- 
guero? — Y bine un día á demandar por él y dixéron- 
me que extaba enfermo. Y fué [fui] á xu caxa y de- 
mandé liQenc^ia para entrar; y diéronmela, y entré; y 
bí que le dolía el bientre de una ferida, y no abía en 
xu caxa coxa ninguna. Y di agalem sobre él y dí- 
xele: Yo he menexter á tí y cono9erax la ibantacha 
del que hace entrar la alegría xobre el enfermo. Yo 
quiero que bayax á mi caxa y que xea tu enfermedad 
eo ella. — Dixo: Yo iré con tí con trex condicionex. — 
Dixe yo: Pláceme. — Dixo: La una ex que no me dex 
ninguna bianda, xino que yo te la demande; y que 
cuando yo xea muerto que me mortajex en mix bex- 
tidox extox. — Y dixe: Pláceme.— Y la tercera, puex 
aún te la haré á xaber.— Y llebélo á mi caxa, á ora 
de adobar. Y cuando amaneció en la mañana, llamó- 
me: ¡Ye Abdallah! Yo te quiero hacer xaber por la 
negexidad tergera, porque yo ya me extoy pr exen- 
tado á la ora de mi muerte. Bex y abre una bolxa 
que extá en la manga de mi aljuha. Y abrila y bí que 
abía en ella una xorticha de plata, [con una piedra] 
berde. — Y dixo: Cuando yo xeré muerto y me abrax 
enterrado tomarax exta xorticha y darla ax á Harún 
Arraxid, rey de lox creyentex, y decirle ax: Dice á 
tí el dueño dexta xorticha que guay de tí que no mue- 
rax xobre tu embriaguecca éxta; xi no, que aun te 
arrepentirax mañana.- -Puex cuando lo ube enterrado 5 
excribí xu ixtoria en un pargamino y bine el día que 
acoxtumbraba xalir Harún y díxela. Puéx cuando 
entró á xu alcágar y leyó la carta, dixo: Haced que 
entre donde yo extoy el compañero [entiéndase autor] 
de exta ixtoria. Y entré á él y díxome: ¿Qué [ex] tu 
fecho?Yxaqué la xorticha y cuando la miró, dixo: ¿De 
dónde ax abido exta xorticha? — Dixe: Diómela el om- 



— 37 — 

bre que obraba para mí. Y agerquéme á él y dixe: 
¡Ye rey de lox creyentex! El me hizo alguacía que 
cuando llegaxe á tí exta xortieha, que te dixexe: Dice 
el compañero [entiéndase dueño] de ella que no mue- 
rax xobre tu embriagúela éxta; xi no, tú te repen- 
tirax mañana. — Y lebantóxe xobre xux piedex, y firió 
con xu perxona en el axiento, mexándoxe xu cabega 
y barba y dixo: ¡Ye hijo! Ya ax dexengañado á tu 
padre. — Y yo penxé que debía xer xu hijo y no lo 
xabía.— Y lloró fuerte lloro. Dexpuéx axentóxe y lim- 
pióxe xux barbax y labó xu cara y díxome: ¿Cómo 
lo cono§ixte?— Y recontóle la ixtoria y lloró; y dex- 
puéx dixo: Exe fué el primer hijo que tube; y fué que 
mi padre me caxó con Zibidata [Zobaida] y miré á 
una mujer y enamóreme de ella, y caxéme con ella 
á excondidax de mi padre, de xecreto; y parió á exte 
hijo; hice que la llebaxen ad Albagarata [Basora], exa 
§iudad, y dile exa xortieha y otrax coxax y díxele: 
Encubre tu perxona, y cuando te llegará [la nueva 
de] que yo extoy axentado en xer alhaliía, [léase al- 
jalifa], bendrax á mí. Y cuando fué [fui] axentado, 
demandé por ella y dixéronme que dambox xe abían 
muerto; y no é xabido que él extaba bibo . Puex dime 
en dónde lo ax enterrado. — Dixe: Elo enterrado en el 
almacabirde Abdollah ibno Máiic (1). — Dixo: Pues yo 
quiero que me aguar dex dexpuex del almagrih en tal 
parte, haxta que yo baya de xecreto y llebarme ax 
adonde extá xu fuexa, que lo quiero bixitar. — Y 



(1) El texto árabe (pág. 227, lín. 10, inf.) dice ^ £ j\ la* 

~ ) •< <¿rf '•' <en el cem enterio de Abdala hijo de Mo- 
bárek». Este cementerio estaba sitnado á la orilla occidental 
del Eufrates, en las afueras de Bagdad. Cfr. Tabacat asufía 
de Axxarani (edic. Cairo, 1317 heg.), tomo I, pág. 52 y Tacho- 

larÚ8 (sub voce w**&). 



— 38 — 

aguárdelo donde me dixo. Y cuando bino la ora, xa 
lió xecretamente y xux criadox detrax del; y tomóme 
de la mano y fuémox á xu fuexa. Y no Qexó de llorar 
aquella noche haxta que amaneció, y di [§iendo]: ¡Ye 
hijo, ya ax dexengañado á tu padre!— Y lloré yo por 
xu lloro, obiéndole piadad, haxta que xalió el alba. 
Dexpuéx bolbióxe y yo con él haxta que extube ?er- 
ca de la puerta de xu alcacer. Y díxome: Ya é man- 
dado á tí diez mil adirhemex, y é mandado que co- 
rran xobre tí y xobre lox tuyox mientrex yo biba; y 
cuando yo xeré muerto haré el alguagía á tí con aqué- 
llo, á quien xerá procurador del omenaje dexpuéx de 
mi, que á tí ay xobre mí [que tú tienes sobre mí] de- 
recho que no lo abatec^eré jamax.» 



G. 



VII 



Título: ^^li-J jl/Jou»^ s_AxT y* oLJ| j&*J\ 
^Ul jU» ^— LL-^Ji v—tó* *V*¿ ^La*»T «Ule 

¿U**^ jWiVij Jí ^3¿ z jh j¡Í^*j 

Tratado de jurisprudencia según el rito malequí. 
Autor: *Ü| JlaC ^ s^jUjJ ^ ^t Jáslet^l *¿&¿)| ^JÜ) 

Comienza: ^^r I J *-*>*pj*>\ v-^w=il^art ^l'-o 

... J*^ éJj) J^-*» 
Acaba: ^Jjá ^ silJi^? ¡^¿1^1 J¿ *UU)| ^li ... 

v^JJáj (final del último folio incorporado al tomo). 



P.: Grneso.— E.: Siglo xm próximamente. Sin feeha.— Le- 
tra: Magrebí, clara.— Tin.: Negra; epígrafes del mismo color 
en letra más gruesa.— F.: 118 útiles; uno cortado por una de 
las márgenes al cnal le falta el principio de las líneas en 
nna página y el fin en la otra; varios rotos y estropeados y 
tres de gnardas, de ellos dos en pergamino y uno en papel.— 



— 40 — 

Tarn.: 0,29 X 0,21.— C: 0,22 X 0,15—Lin.: A 21, 22 ó 23.— En.: En 
piel de la época. Tapas sueltas.— Pro.: Almonacid.— Lengua: 
Árabe. 

Los dos folios primeros de las guardas contienen 
unas tablas donde se indica el día de la semana con 
que principia cada uno de los meses musulmanes y 
sus correspondientes cristianos de los años 911 á 920 
de la hégira. Al final de cada uno de los años señala 
el día de la semana en que habrá de tener lugar el 
i$s¿ i&j y los días en que ocurrirán los eclipses de 
sol y de luna. 

La última hoja de las guardas es el modelo para la 
redacción de un documento jurídico. Comprende los 

siguientes tratados: x^aJi - Jb ¿Jl - LUrvaíj - ¿L^ ! 

já\jti\ y £M*)I 

índice de capítulos. 

Ful. 1.°, V. ¿l#?? J ! ^J w***/*" wA J 

» 8, V. jA*)| joj\ 

v 9 g¿\ 

14, v. jL**\j X*J\ J .U U ^b 

*^l S*h« J W¿ Ja-t ^^3 J**Jl w^Lj 

16 ¿m.. je 

17 2jii\ ^J JáJ) a^U ^Jii 







— 41 — 


Fol. 


21 


\j*g^\ *& w**2 ^ u v_Aj 


» 


21 


¡j**^ 1 Jas ¿K| ^^-*ü j J>=F» ^ V'o 


» 


22 


j-Xx'l v^La¿>| 


> 


24 




» 


28, v. 


j^s^t rf Ji¿M ^LJacj 9 .ta. U v^U 


» 


29, v. 


¿}*)1 c^ J-*^^ *—£)! wA? 


» 


31 


J¿U)| J *Lx U ^Ai 


» 


38, v. 


J^^& *Üt Jjja*- ^9 -UfcáJl s^íü 


» 


46 


zoI^aJI a*¿ ,^Cj L» v ,L> 


> 


47, v. 


•t^Jl J~¿ ^9 J^3I v^L» 


» 


49 




» 


53 


£*)Í ^9 


> 


58 


*.^t todJ) Ja>| ^* Awt^jt^l ^L 


» 


60, v. 




» 


63, v. 


oLaC-A^Jj ymt A.XC ^.¿J L> ^.Aj 


» 


65, v 


c/ » .... 



66 XVr 



— 42 - 

Fol. 69, v. ^al»** p^ 3 ;U¿1 v^b 

» 71, v. >V ! 

» 73 'i&yÜ\ ^ Mr»*" ^9 v^b 

» 74, v. ^ 5 ;^)! JL* J¿ «LTóJl ^ j 3 «ri U w>b 

» 77, V. ílTjJl ^ ksrvj jJl ^9 *j$t b v^b 

» 79 Átfr^jJ| (¿r L ^LíliT^b 



80 ^<F^b J^l^l J 5 * ^ J^' ^y ^r^ 
.Ji ?liJ^ 9j*¿\* ajaJI ¿¿c ^}^rO L w>b 

81 ¿usr'WsJ! 

83 J9U> C 

85, v. Owl ^^ v' f 

89 r 3 ^! ■***» <- 3 ' *' L ? k ^ V* . 

90 * LJ| ^ w>Ü ^5 JT jrt V^s-vS w>b 

93, v. w>!yJ| Jí | ^ *j& L. v^'b 

94, v. Sj^I ^la. 9 .U. U ^b 

97, V. ¿XyJi Ji jJa^aj t! »**' *«■ b w-b 

98, v. lsL&*)\ J ^ b. ^^b 



— 43 — 

Fol. 100, v. ¿V* 5 ! ^ J^i w>U 

» 102 wJUl v¿>U*. w>U 

» 104, V. 

» 104, v. 

>' 106, v. 

» 106, v. 

» 108, v. 

» 109, v. 

» 112, v. 

» 115 

» 117 
» 118 









■*? 


UJ 


t^aüJ. j¡ 


•¡* 3 


w/ár. 


Oj !_;«'' 


*A 




r" 


íí^^r 


«4^»» 


V 1 * 


Al- - 


-^ü 




^- , ) [»"!><* 


w»¿ 




¿SJ 


í «a* a 


*í-»l/*f 


S¿¡ 






Vi 


¡JSfll 


• • 




*» 


¿Q 


41 


V L ? 


.(i) 


ÍA^2* 


Jl fcUj, 







(1) Manuscritos y edic. de esta obra, vid. Brockelmann, 
op. cit., I, 368. 



VIII 

Título: Caxtigox para lax gentex. 

Comienza: Exte ex libro de grandex pedricacio- 
nex (sic) y caxtigox y dexenplos en el adín del al- 
iqlam para lax gentex. 

Acaba: ... porque era ya cunplido xu plazo y que 
no xe engrandegiexe con ello la piedad de Allah xea 
xob... [ilegible por estar quemado] . 

P.: Hilo, delgado.— E.: Siglo xvn (1).— Let.: Magrebí, clara. 
En algunos folios se pasa el sulfato y en otros está muy bo- 
rrosa.— Tin.: Negra, con los epígrafes en letra más gruesa. — 
F.: 491. Guardas: 4. El primero tiene una invocación en ára- 
be; los demás en blanco.— Tam.: 0,25 X 0,18. G.: 0, 19 X 0,13.— 
Lín.: 17. — En.: Cosido; sin tapas. Los folios están quemados en 
la parte inferior desde el 425.— Pro.: Almonacid.— Len.: Al- 
jamiada. 

Contiene: 1.° (Pol. 1). Tradición de Said, hijo de 
Ornar, sobre el nacimiento de Mahoma. 



(1) Dice en el folio 398, v.: El Alcorán paxa oy de xietegien- 
tox añox..., lo cual parece indicar que el ms. pertenece al 
siglo xiv; pero esto bien pudo ser que el traductor consigna- 
se la fecha que figuraba en el original que traducía y no 
aquella en que él escribía. Y es muy probable que así suce- 
diese, pues en otro ms. (núm. IX), indudablemente del si- 
glo xvii, aparece la misma indicación. De todos modos, la 
forma de letra no deja lugar á duda respecto de su fecha re- 
lativamente moderna. 



- 45 — 

2.° (Fol. 18). En el nombramiento de la aclara- 
ción del aliglam y de lo que conbiene al muglim que 
deprenda del fecho de xu adín. 

3.° (Fol. 21, v.). El hadiz de Ibrahim. 

4.° (Fol. 27). Dexenplo grande. Contado por Ma- 
lic ben Dinar (1). 

5.° (Fol. 33, v.). Lo que bino en la alíadila de la 
noche de leila alcadri. 

6.° (Fol. 37, v.). Capítulo de la alíadila de lox 
diec diax de la alhache de paxcua de carnerox. 

7.° (Fol. 42, v.). Capítulo de la alíadila del día de 
axura. 

8.° (Fol. 45). Exte ex el hadiz de Muga ... y lo que 
íué con él la ora de xu muerte. 

9.° (Fol. 54, v.). Díxonox rragonónox Málic ben 
Anas ... Acerca de los fundamentos del Islam. 

10. (Fol. 60, v.). A cuanto el comedor del logro 
y del algo del huertano. 

11. (Fol. 63). Tradición de Abenabás sobre el Pro- 
feta. 

12. (Fol. 65, v.). Exta ex declaragión de la carta 
de la muerte y xu muy grande alíadila para lox bue- 
nox en xux muertex ó en xux íuexax. (La carta está 
en árabe). Supersticiones moriscas según las cuales 
alcanzaría grandes bienes el que llevara consigo á 
la sepultura aquella carta. 

13. (Fol. 69). Cuentox de los sabios (hadices). 

14. (Fol. 73). Hadiz de Agad, ñjo de Muga. Tra- 
dición acerca de Noé. Explica el diluvio y la construc- 
ción del arca, que llama íusta. Llega hasta la entra- 
da de Noé y su familia en el arca. 

15. (Fol. 81). Capítulo de Boluquía (U<¿L) y de lo 
que íué de xu fecho. Tradición, según la cual, un 



(1) Publicado en los Textos Aljamiados, pág. 52- 



46 



personaje de los Beni Israel, llamado Osri, contem- 
poráneo de Salomón, descubrió en la atauraio [la 
Tora] la gragia de Mohámed. Consignó en nn escrito 
este descubrimiento y, á su muerte, al hallar su hijo 
Bóluquía este escrito entre los tesoros de su padre, 
resolvió marchar á tierra de Xam en busca del Pro- 
feta. Emprende el viaje y en él le ocurre una serie 
de acontecimientos extraordinarios y maravillosos, 
hasta que logra encontrar á Mahoma y se convierte 
al islamismo. Vuelve después á su país donde no dan 
crédito á lo que les cuenta de su viaje, hasta que los 
convence haciendo algunos milagros mediante cier- 
tos ungüentos que le habían dado los muslimes. 

16. (Fol. 108). Cuentox de los sabios, sobre supers- 
ticiones; y del Profeta, sobre moral. 

17. (Fol. 121, v.). Extox xon dicho x xacados de 
un alquiteb de arabio y que lox dixo el annabí Mo- 
hammed. Sobre la acalá. 

18. (Fol. 129). Cuentox de lox xabiox y del Nabí } 
sobre moral. 

19. (Fol. 156). Cuentox del atausir (tafsir) del 
Alcorán. Tradición acerca de Moisés que quiere bus- 
car á Mahoma y, al informarse de dónde lo podrá en- 
contrar, le dicen que se ponga en camino con las pro- 
visiones correspondientes, y en el sitio en que se las 
deje olvidadas, allí lo verá. Sale con su criado Josué; 
se ponen á comer junto á una fuente de agua dulce á 
orillas del mar, y de un pescado salado que llevaban 
se comen solo la meitad. Cáese al agua la otra mitad 
sin que ellos se diesen cuenta é inmediatamente se 
torna en bib o y se marcha al mar. Al echarlo de me- 
nos, van á la fuente á buscarlo y hallaron el rastro 
dejado al salirse al mar. Allí vieron que por donde 
quiera que pasaba quedaba el mar en seco; empeza- 
ron á caminar por aquella senda que el pez les abría 



— 47 — 

hasta que llegaron á una isla donde había un mance- 
bo que no era sino Aljádir(j^¡^}) el cual hizo varios 
milagros en presencia de los viajeros, para darles á 
conocer el poder de Alá. Por último Moisés se vuelve 
al sitio donde había dejado á su pueblo cuando em- 
prendió su viaje. No dice si encontró ó nó á Mahoma. 

20. (Fol. 160, v.). Dichox del Profeta. 

21. (Fol. 182, r. y v.). Recuéntaxe por Abuldar 
da... Acerca de la sabiduría. 

22. (Fol. 182). Capítulos: De la ventaja del pobre 
xobre el rico. — Del gualardón que ay en poxarxe 
con lox xabiox (1). (Fol. 185). — Que fabla de lax 
orax que xon exlitax (elegidas) para lonbrar ad Allah 
(fol. 188). — Del gualardón que xe oírece por atac- 
bíhar ad Allah (fol. 189, v.). — Del gualardón de quien 
dice »ii J-*sr 5 í (fol. 191). — Del gualardón de quien dice 
ynonbra el nonbramiento de Allah (fol. 195,v.). — Del 
gualardón de quien fage agalá xobre el annabí Mo- 
hammed (fol. 198). — Del gualardón de la rrogaria 
enta de Allah (fol. 201). — Del gualardón del Alcorán 
onrrado (fol. 202, v.). — Recontagión de Edam cuan- 
do decendió á la tierra y de cómo le tomó Allah orne- 
nage (fol. 216). 

23. (Fol. 224). Cuentox del Nabí y de lox xabiox. 

24. (Fol. 266). Capítulo de lax acadaquex por lox 
muertox y por lox bibox. 

25. (Fol. 268). Axiento en el dicho de Allah... que 
en eljalecamiento de lox gieloxyla tierra hay mila- 
gros para lox cuerdox. Explicación del texto citado. 
Explicación de otros textos del Alcorán. Historia de 
la creación del mundo. Descripción de la tierra en su 
interior y su medida exterior. 



(1) Publicado en los Textos Aljamiados, pág. 1, 



— 48 — 

26. (Fol. 290). Recontagión en el dicho de Allah...: 
dexpended del algo de Allah, aquel que ox da. 

27. (Fol. 296, v.). Exta ex monextación cunplida 
si quiere Allah. Es un sermón sobre las ventajas de 
la predicación. 

28. (Fol. 314, v.). Otra monextación de mucho cun- 
plimiento debaxo de Allah. Sobre el desprecio del 
mundo. 

29. (Fol. 327). Exto ex lo que bino en el dexador 
de la agalá. 

30. (Fol. 340, v.). Exta ex monextación que habla 
en la muerte. 

31» (Fol. 355). Capítulo del derecho que tiene el 
marido xobre la mujer. 

32. (Fol. 357). Capítulo del derecho que tiene la 
mujer xobre el marido. 

33. (Fol. 360, v.). Capítulos: En obedeger al pa- 
dre y á la madre. — En el derecho del fijo xobre el 
padre (fol. 369, v.). — En el derecho del begino (folio 
372, v.). — En la declaración de lox añox y tenpora- 
dax depuex del Annabí Mohámmed (fol. 377, v.). 

34. (Fol. 382). Capítulo: De una recontación muy 
hermoxa y de mucho exenplo ... Dixo Abuhamida 
Algazelío: por dox coxax fueron jalecadax todax lax 
coxax de lox gielox y de la tierra ... 

35. (Fol. 396, v.). Tratado polémico contra los ju- 
díos. Empieza así: Exte libro fizo un alfaqui xabidor 
del Alcorán de lox muglimex y en la Taura y en lox 
Abangeliox de judío x y crixtianox; el cual alíaquí 
xe llamaba Alí Algaribo ... y dixo que la fizo por 
¡aprobechar y defender la ley de Allah ... y de xu 
gran Profeta Mohámmed ... porqué axí lox judíox 
como lox crixtianox decían que lox morox que xon 
bordex; y que se probará por la Taura y por lox 
Abangeliox xer ligétimox (sic) y como Hajara fué 



— 49 - 

mujer de Ibrahim y que no íué manceba; y que axí 
mexmo xe probará que es Ismael el ñxo de la bendi- 
ción; y axí mexmo que Mohámmed ... íué el Annabí 
y menxagero enbiado de parte de Allah ... á todax 
lax gentex del mundo. Lo primero... Los argumentos 
que emplea están fundados casi todos en el Antiguo 
Testamento. 

36. (Fol. 418). Exta ex recontagión muy grande 
y maravilloxa. Sobre la creación. Origen de las ja- 
culatorias árabes. 

37. (Fol. 420, v.). Preguntas á Mahoma acerca del 
asiento de Dios antes de crear el mundo. 

38. (Fol. 425, v.). Exta ex una dexengañación 
grande para todo buen muclim ó muqlima para xal- 
bar xu alma de lox tormentox de la muerte. 

39. (Fol. 434). Dox recontagionex [máximas mo- 
rales]. 

40. (Fol. 454). Caso de derecho sobre el matrimo 
nio entre hermanos. 

41. Siguen recontagionex hasta el folio 458. 

42. (Fol. 458). Una pedricagión íermoxa por alea 
del Alcorán onrado. 

43. Siguen recontagionex y capítulox hasta el 
fin (1). 



G. 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, pág. 540. 



IX 



Miscelánea. 

Comienza: Fué raconado por Said ñjo de Ornar por 
xu padie; dixo: fué en la compaña de Caab el Ajbar. 

Acaba: ... máx Allah langa, entiéndexe, aquella 
tierra que langó en el roxtro. 

P.: Dos clases: hilo delgado y un poco más grueso.— E.: Si- 
glo xv (primera mitad), hasta el folio 167; lo' demás es del 
siglo xvii. — Let.: Magrebí, clara. En lo de adición poste- 
rior se pasa el sulfato y es de otra mano. — Tin.: Negra, con 
epígrafes rojos en la primera parte.— F.: 231; 41 en blanco. 
Guardas: 6, escrita sólo la primera con la fdtiha en árabe. — 
Tam.: 0,26 X 0,19.— C: 0,21 X 0,14.-Lín.: 21. La caja y las lí- 
neas están rayadas. — En.: En pergamino de época posterior, 
con algunos pliegos adicionados al recomponerlo. Está el 
pergamino deteriorado por el fuego. — Pro.: Almonacid. — Len- 
gua: Aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1). Tradición de Said ben Omar 
y Caab el Ajbar sobre el nacimiento y genealogía 
del Profeta. 

2.° (Fol. 16). Coplas en honor del Profeta en alja- 
miado, con estribillo árabe, de este tipo: 

Xeñor fac. tu azaiá xobre él 
Y fac, nox amar con él 
Xácanox en xu tropel 



— 51 — 
Xo la xeña de Mohammed (1). 

3.° (Fol. 17). Tradición de la ascensión de Maho- 
ma á los cielos. 

4.° (Fol. 38). Tradiciones de Abenabás y Abu- 
béquer sobre la vida y muerte de Mahoma. 

5.° (Fol. 40). ^1¿¿Uj j+aKse* ^Uf La primera 
página en árabe (2). Es traducción aljamiada de los 
capítulos de ese libro que tratan de la ablución, la 
oración y el ayuno. 

6.° (Fol. 71). El nombramiento de Allah, clara 
ción del aliclam y de lo que conhiene el muglim que 
deprenda del fecho de xu adín (3). 

7.° (Fol. 72). Exte ex el baño de como xe bañaba 
el annabí. 

8.° (Fol. 73). El alhadiz de Ibrahim (4). 

9.° (Fol. 78). El azalá de cobhi. 

10. (Fol. 79). El alhadiz del día deljudiqio. 

1 1 . (Fol. 101). 'i* IX». . Fue recontado por Málic ben 
Dinar .;. El cuento del mancebo beodo que insultó á 
su padre (5). 

12. (Fol. 106). Hadiz del nacimiento de Iga (6). 

13. (Fol. 132, v.). Oración en árabe y su traducción. 

14. (Fol. 133). Alíadila del mex de Recheb. 

15. (Fol. 135). Alíadila del mex de Xaabán. 



(1) Editadas por Müller, con el título Almadha de Ala- 
bandga al annabí Mohammed. Vid. Saavedra, op. cit., tomo VI, 
pág. 181 

(2) Cfr. mss. números XIV y XXXI. 

(3) Número 2 del ms. VIII. 

(4) Número 3 del ms. VIII. 

(5) Número 4 del ms. VIII. 

(6) Publicado por Guillen Robles, op. cit., tomo I, pági- 
na 117, con variantes que indican un traductor morisco más 
antiguo. 



— 52 — 

16. (Fol. 138, v.). Alfadila del mex de Ramadan. 

17. (Fol. 140). Alfadila de la noche de leilaal- 
cadri. 

18. (Fol. 143). Alíadila de lox dieg díax de pax- 
cua (1). 

19. (Fol. 148). Exte ex el hadiz de Muga (2). 

20. (Fol. 155). Dixo ragonónox Malic hen Anag 
ben Said ... (3). 

21. (Fol. 163). Dixo Abenabás... Sobre elProfeta(4). 

22. (Fol. 163, v.). Cuentos de lox xabiox. 

23. (Fol. 165). Hadiz de la cabega molida que la- 
bio con Iga. Incompleto (5). 

Siguen 26 folios en blanco hasta el 194. Este con 
una invocación. 

24. (Fol. 195, v.). Caxo para conoger lox díax 
neciadox. 

Cuatro folios en blanco. 

25. (Fol. 201, v.). El hadiz de cuando subid el 
nabí Mohammed á lox gielox. Incompleto (6). 

Dos folios en blanco. 

26. (Fol. 205, v.) Libro de polémica del alfaqui 
Algaribo. Exactamente igual que el del ms. núme- 
ro VIII. 

Termina con 8 folios en blanco (7). 

G. 



(1) Número 6 del ms. VIII. 

(2) Número 8 del ms. VIII. 

(3) Número 9 del ms. VIH. 

(4) Número 11 del ms. VIII. 

(5) Publicado íntegro por Guillen Robles, (op. cit., torn. I, 
pág. 161), según otro original más breve. 

(6) Un hadiz análogo, de redacción distinta, está publica- 
do por G. Robles, op. cit., tomo II, pág. 269. 

(7) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, pág. 540. 



Miscelánea. 

Contiene: l.* Un tratado de mística. 

2.° Un libro sobre crítica de hadices. 

3.° Un tratado sobre el nacimiento del Profeta. 

P.: Hilo.— E.: Fechado (fol. 60 y 93). año 846.— Let.: Magrebí; 
hasta el folio 60 un tipo, los restantes otro tipo diferente.— 
Tin.: Negra; epígrafes gruesos del mismo color. — F.: 93. — Ta- 
maño: 0,29 X 0,21.— C: Los sesenta primeros folios 0,25X0,16; 
los restantes 0,26 X 0,17.— Lín.: Hasta el folio 60 á 28, los de- 
más á 31.— En.: Cosido, sin tapas; no tiene guardas ni porta- 
da. Está completo, pero tiene muchos folios deteriorados; á 
todos ellos, desde el 61 en adelante, les falta parte de Ja mitad 
inferior por rotura ó por efecto de la humedad, quedando 
ilegible buena parte de muchos de ellos.— Pro.: Almonacid. 
Len.: Árabe. 

Primer tratado (fol. 1 á 60). Es un libro sin título 
ni nombre de autor. 

Comienza: já] & /¿^ *M Jjt ^ Jj^ & ¿o^í 
Acaba: JU^J *$«~¿¿t J iJUj _.a> L *JM ^f> tj?*~>? 

^Á JL? jij ^^Jfcj)! ^A *2$\ UJ JjSJ3 ^aJJ| ^a ¿i\ 
X^\ óÜ| Asxt *^t .a> J.23 *^t Jj.il-9 í^ll-i Vj&i¿j La¿)| 



54 



El prólogo es la exposición del credo musulmán que 
termina con la genealogía completa de Mahoma. 

Sigue un párrafo que trata de las cualidades del 
Profeta; después una oración y empieza el asunto de 
la obra. 

Es un tratado de mística especulativa y práctica 
desarrollado en forma de cuestiones. 

No tiene separación de capítulos. Las materias van 
unas tras otras, indicándose el principio de cada una 
de ellas con la frase ... ^1 J *»£sr'í L Jíw 

He aquí algunas: Jjí¿ *^| ^i J i£s?\ L Jtw 

;W J* 5 J4J! ?& ^ ^ J lSs " Ss L " &~ 
*M Jj^T «til x* ¿~~p J¿. JU .tí! ^1 ji j^t l* Js~ 

.(l)j&M M J*¿! ¿f-aíl -UlJl jbJU Jx~ 

Segundo tratado (fol. 61-83). 

Título: w*¿Jlcr*| v^áJlXsr' 9 ^*^¿J ¿,¿¿ ^l'XT 

Autor: ^$j^«jJl ifa*S ^ J— «^ *til ^^ J^ar* j*| 

^ U*J| 

Comienza: ¿lUa^ i&srU *jXai^ tXcLkj aíM O/j.*^! 



(1) La copia está hecha por »*j ® ¿vF** *^> ^*3Í ' <l ue I a 

terminó el jueves 6 de septiembre del año 846. (Vid. fol. 60, v., 
lín. 4, inf.). 



— 55 — 
Acaba: J^¿ Jja)| |Áa> <¿ ¿J ^j J ;Ja£3t !¿U ... 

^J J J^j ia r .¿J| J^j jJ ^¡¡j r sr¿ J-JJ-ft -*/» C^.U~9 

En el prólogo se lamenta el autor de la diversidad 
de sectas, opiniones y creencias falsas y contradicto- 
rias que habían surgido en el seno del islam y que 
habían llevado las cosas á un extremo, que los mu- 
sulmanes se habían convertido en enemigos unos de 
otros y se llamaban infieles entre sí; y como cada una 
de estas sectas aducía en apoyo de sus doctrinas el 
testimonio de los hadices, se imponía el trabajo de 
examinarlos y someterlos á una crítica severa para 
determinar el grado de autoridad que se les podía 
conceder. 

Es un ms. que se debe haber manejado y estu- 
diado mucho, pues todo él está lleno de notas, acla- 
raciones y llamadas marginales á los puntos intere- 
santes. 

No tiene indicación de fecha ni copista (1). 

Tercer tratado (fol. 84-93). 

Título: ¿Jy J JaiJl ;a)| s^lií ^ J.^ jLJ\ 

... ¿M J^ JmJ! ^jJI 



(1) Manuscritos de esta obra: Leiden, 1730. Berlín, 1262. 
Vid. Brockelmann, op. cit., II, 22. 



— 56 — 

Comienza: L^j ^aJ| Jípelo jU)1 2¿uJ| ju v*J.L JLj 
Acaba: ¿Urj** ^\-¿ ^ J J^£¿ ^| l^fc, 3fj| í^ 
Tiene una introducción y los siguientes capítulos: 

Ol^í! J¿*? ^Ij^y iíUr-J*- ft^l^l J ^w»lar | J^i)| 

A^sr* A**»^ w*->~> ¿9 #«oLJ| J.^ci)| 
CíLT^ v^Jj 8 ¿^ L^j .^LJj *JU ¿¿La . 5 J^3 

.(2) ^Sc^T. v^UaaÍÍ 

Entre los folios del ms. se encuentran papeles 
sueltos con la traducción en aljamiado de palabras 
árabes del texto. 



(1) Terminado de copiar el martes 5 de febrero que coin- 
cidió con el día 4 de xanal del año 846, por Mohámed ben 
Ali el faqui ó imam de Oalatorao. Véase el explicit del ms. 

(2) Existe de ésta obra nn manuscrito en el Museo Britá- 
nico, número 919. Vid. Brockelmann, op. cit., I, 366. 



XI 



Título: aoj+st**! JjLwJI^ Jfcwj'l ^ ^^t j*~¿\ 
«X*csr^ jfií'j ¿\ ^ AÜI -Xac ^ ±+sr* .L^ftiM s_^ ^ 

Autor: (l) ^>^)| Aa^)| J.^ ^ *iM¿,e J.*^^! ^¿¿}\ 
El nombre completo es: ^ ~ *^ ^ a^J j.ac j^cs:' 8 ^j| 
Jal ¿t* ^Sj*ü\ ^¿\ ■*** tf -J^h'fjt^ rf oT-^ 

Comienza: ***** ¡¿r* <H^2 p Lú. Jl «jIJI JjjiU iaJ^ 
Acaba: vjX)¿ Jo *Ü| ¿**l Ül* ^jttfljAJI >U ... 



(1) Así aparece tal como lo consignó el copista; pero en- 
tre líneas y al margen, en letra de tipo más pequeño, hay 
nna nota según la cual después de ^M *^ & hay que intercalar 
-^ v5^ rJ? <"?* <¿J? T 5 y * i¿tf ' ^ en esa nota constan 
además algunas noticias acerca del autor tomadas de la obra 
de J ijrfy t¿^ I * (Vid. Codera, Aben-Pascualis Assila, Madrid, 
18aS. Biografía número 611. Volumen I, página 276). 



58 






P.: Hilo grueso.— E.: Fechado año 534.— Let.: Magrebi. Su- 
prime frecuentemente los puntos diacríticos.— Tin.: Negra. — 
F.: 148 con foliación antigua y 4 de guardas. — Tam.: 0,28 por 
0,19.— C: 0,22 x 0,14— Lín.: 25.— En.: Cosido, sin tapas.— Pro- 
cedencia: Almonacid. — Len.: Árabe. 



Las guardas están llenas de anotaciones. También 
las hay en el folio 1.°, r., en el espacio que queda 
después del título y el nombre del autor y en el últi- 
mo folio desde donde termina el tratado hasta el final. 

Es un formulario de actas notariales y tratado de 
jurisprudencia. 

Nota de las materias de que trata : 
Fol. 1, v. plóLj! *jU)| j!jjl> ih'lj 

» 2, v. ¿rJj3\ c? Q?J 

» 2, v. Ij^^c ija *^j ¡¿y» é3\jé?Ü\j 

» 3, V. UsrlL*>li 



Fol. 



— 59 - 

5 ** V. í-r c c"0 ' i** y** 

5, v. ¿¿-¿ft Je «w^ JwéjU/» 

7 £*Á~ .ijUísru-l J J^or-uJ 

12 ' ■ ^i^sx 
A*fl¿Jlj ^a-T ^ «.XÜj o IaaJI < $xéy 

12, v. Of^l jt 

13 £*¿^ LUu-l» ¡UaÍj 

17, v. J.«~y ^-^j J=^j woj ^ aL« &:*j 

i8 v^j^b c^ x,í ^y r*~" 

18, V. >A*aJ ^j a*s^^ísr'| J *LJ| 

19 J¿l¿J| ^¿ JL)| 

19, V. 6l3í -XAC ,.y¡ J-d^V ¿*~ J JL 

19, V. Xjc«, .j A^.2v-í ^tiii, J A~, 

20 ¿j , La. j *lw jjL¿ . 

21 .^^aJl ^JJ| J v ¿L«)s 

21, V. J*^? U^U-^ ^/^ <;' s iJLJÜI 

22 S*^ J**! L^3 Le L j jl¿ ^aJ a¿j 
22 J^y-aiül c á v_iJLxM 



-- 60 — 

l\zij\ l£\¿\\ 9 v_¿U| 
*AAJU JaJjUk Íj¿3 ,9 Jit*.}! 

JJÍ ^ jJLJl 

*S i\Í C.AJ P^Aa)) »,. *£ftj« 

sL&» a.^ 3 ¿¿¿¿J 

J . .... A 

C f c • • * 

r|j.*X*ojl) ft.^oLAJ ¿jJ|j Ú tía, JtAAJ ¿ajo* 

l$&*¿ .yaasvl ¿Li' J £$**« pL¿X>U Íaajj 

39 ^tjS 
39, v. JL .OJsA-ljAjjJ^ ibMt^v^T^ JjAj aU^j 

40 ¿í jjJll Ji^a)! j| #£.»>•) I ^w» X^^T a^J '¿fi é S^ 

41, v. £juj©[yj| 

42 [•****. jW 9 JÜUU» Ü¿í 



Pol. 


22, v. 


■> 


23 


» 


23, v. 


» 


24 


» 


24, v. 


¡> 


25 


• 


25, v. 


» 


27 


>> 


27, v. 


9 


27, v. 


» 


31 


» 


32 


:•> 


36 


» 


36, v. 


» 


37, v. 


P 


38, v. 



Fol. 



— 61 — 

«.aJ| A¿'j JjU J.^^ *Jl?'l ?J^i ***2« 

43 ÜJi^Jl J ¿L^A,^ 

44 i3 <**? c* ***^«? 

44, v. ¿ll» J 

45 íA^xJ| J Jftí »* J *>h'jj 

*jlJ| Ifc^»j9 ¿kfiUJ^i **3 jíLSÍ AAC J fcÍ*$¿ 

51, v. ijt^sstji p**H ^LXjIj & LXa^Jí^ 

52, v. *a) ? J l$5| *&} J w jLa,. pl; ^jj ^j 

53, v. Jusvl 

54, V. v^ajJl ^» L^'l^v 

56, v. *0j ^jUjJI 

57, v. V^c ; it ¿Jtf 

58, v. J^l X^XJI 
58, v. olwx» J J-^Uj' SJLÍj 



— 62 — ' 
Fol. 59 OXL j\ j\¿ ^ í«aa. J Ís^Laa 

» 60 \Sj c ^ *■***? ****j 

» 60, V. U^tT ^ U^jrj *{/*'! iarLfii» Üfcíj 

&¿9 A¿*JL) bJ jrt| J*J I J *Lju-^f J.ÜC 

» 61 «UjjLY £ bjyJK LUl.| 

» 62 X.X.W ^J J^¡xY ast'L^* J .Le Ju*| &¿*¿j 

» 62 j ^sb .v3 ^ J*¿> fcfipj 

» 62, V. *¿flJUJ ^jtfl ¿*lc v ^óJ| 

1$¡. A Jj'U *a>lj¿_.| j*¿UJ ^jO J is- Lop 
» 62, v. wJLLJl *ejj Osl^ Jij J^l ^31 

» 63 v^fil.w A*ía J&Z J ¿¿+e ^c 

» 63, V. JL ^ AxL J,^ ^ ls$\>«a* 

» 64 J.jJlA¿j *•>_}&> ->-*-' S--»tj->» i±*~¿ *A*>j 

» 64, V. *Jj9J -XJO ¿©!^a)U v¿J-M *.~L£>0 A.CJOj 

» 65 LaJáJ J * Ac *oJl .1 w^' £*~l¿> 

>■ y^J? ^/ W (^_> ■> * 

' » 65, v. »\Z±ÍÍ 

» 66 jcx¡ u)bj J 

» 66. v. ,Lo , *w *c >iü-> £**«£) i ¿üuJí» 

» 66, V. AC*5 AAO. 



— 63 — 

Fol. 69 üLoUJl ^Jc Xícs. í x ~$ iü¿* 

» 69, v. Si¿' xJ ^j flj** "*J *^\y S*-** *£*>,$ 

» 70 *+*-* ^ t; v*«J ***>j 

» 70, v. jte'^fi-tj-'tk'fi 

^xd) C^*w *¿lj »>*¿ ^ »!^l C )^ ■** 
» 74, v. ¿¿¿ü wt^X^I ^»! ^ JL^S' 

w¿¿ .jL« J**3 ***$pl ^ Jy? A*». *JLa3 

» 75 Jaüj ^opí U^^tffj ^>^' 

» 76 ¿.Va-Ltf yA AA^2£S> 

^U\ joj] ^ Jxé A/ '¿'¿^ 



76, v. 




77 




78, v. 




80 




81 




82, v. 






1* 


82, v. 




83 




83, v. 





— 64 — 

Fol. 83, v. IsrAüJl ^U i t£¿$. 

» 83, v. *$jUelj j¡y Jt (w^} áJljj 

» 84 C^jAf jj^j-^ j-^^ *^* 

84, v. £»>!Ul jJLi 

85 .la^VT ¿JLü 

» 87, v. A*k)L -a^J| SJli 

87, V. ^\Jl ^ fc>;+<tt* ^|j3 »\yí\ 9 ¡*¿J¿ 

» 88 v.^jLaxj XjJ.5 *W!ó | J <¿«<o^ 

» 88, v. ^*'-*f *¿*¿*" *I»a5*Io £*■*$• 

» 89 U^*,-> *^¿¿» vj^ f ^v«, J^srf *¿'a$* 

» 89, v. w>L¿)| 

» 90, V. siL¿> jlqrn*jw| Ík£J_j 

> 94 J L^iLc-l jJta *¿¿ ioU. «lar-dX^j H¿j 

» 94 ¿¿i*" ^^ M** 

» 94, v. L¿L» |y| ^íx| 

J* J^i ^ ^¿J f*¿ tf w-^^3 £¿ 

» 95 \*jj*- f ^aaJI fj&\ jjt 



65 — 



Fol. 95, v. I.XXC »\yíY >Ji3' u*ji£] f±frj b^x 

«iLaJ a^[j ^^^ <-• J^t^l ?V*&» J^ 

» 96, V. L¿- L$*9 ^ji> r *¿*«> "V <¿*&y 

» 97 v^jSC^JJ .Lsr^A^t ¿U^ 

» 97, V. í^lsr*! 9 ola. jlss*£u«lj laJj 

» 98 ¿Ü^fe .UfJj jLr^M *Mj 

» 99 ^5°^ ij * ? ^5* aJUU,» ia\jj 

» 100 '¿x\~o s.£j Je »Lar-CJuc| 

» 100 y*J| 9 JjLJj Iñ-Jj 

^i)U J ^ ^1 Je J^ ; ^ ; |j> ^ 

» íoo ^^^ ijl **^ cWl v 1 .; J° io' J° **•• 

» 100, V. '^Wl '¿»J^ ^^tjLsrAÍA-j 

» 100, V. ^! *S3f J*y» «Utrt£u»| ¿¿^J* 

» 100, V. ÍAJ »C v^^-i jIstAaÁ^J ¿¿AJ« 

» 102 á)a>l> JwaJ J:sr~vt >¿U> «ls*£x~| *£**_• 

» 102, V. J&i w;^ Üjatlj ¿Uaj_. 

» 104 IfcXiLaa. 9^JUa)| L^iol $\jj\ 9ji^.\ Z'¿¿ ¿ 

» 104 SJ.*~> ^ Ju*)| jLar*v2xw| ¿2*¿j 

» 104, V. j^)| Jar>9 jLe<JLw| ¡jfcíj 

» 105 l$JL £>j Je l^j st^Ji J¿y 

» 105 ^UulTj, 



Fol. 







— 66 — 


107, v. 




JTa JJLfr ¿Jo 3 óJLfjj 


107, v. 




*j¿S¿)\ J^j*f ^^ 


108 


W* s¿ 


í ^J -^c .^a¿r J ^5*^J S¿J *Vj 


108 




fW ^ J*Ó* **& 


108, v. 




jjajjÁ^l sJL^. u*>j 


108, v. 




O^lijJl AA» ^ w>U 


110, v. 




ic;l> **éíj 




gpjjjl 


e, UjJ ¡Sjj*** JOj | j ¿&^ Ij.* *£*> j 


113 




IfjléC 


116, v. 




slJ^I Je fcjfj, X*¿j 


116, v. 




«JjJl Jo Xcjj^» XiJj 


117 




^.^i Jo lcj]y l&vj 


117 




^JuJl Je **j\j* *£*>J 


117 




***^ (JV^ ^"^ ^ 6 ;'j"* ^J 


117, v. 


¿» 


t fcxj Je Mul^Jl Je ^;!j> *£¿j 


118 


U M^J 


o^j l$^lo .U». c 3 íliLw» ííuj . 


121 




PjJl SlSL— * £**$$ 


121 




JUJI í!il~.* Wj 




S\J&A J0j\ ¡k*-úU ^.3 fol|á J*jZ~\ ^í 


121 ? v. 




Jajr-vi 


122 




J&j^ ^| r *X~! i*-¿U> *£*}; 


123 




SIjXAm »^^J J astajUx XaJj 


123, v. 




J^^oSJl '¿snjLa. ^ lí¿2 



— 67 — 

Fol. 123, v. s\j\Ld\ JjüJi ieervia* ^ £S*Íj 

» 124 ¿L¿;L .Ua»^.Aj «L, .L¿i£5 ¿stajL=x Í¿aSj 

> 124 hXlL^^j] J^sr^Jj -9 ¿Isr-uUv ii^Jj 

> 124, V. OyÜ <J)¿5 ^J> fcsrvL* ü*íj 

» 125 L$aXoj.XJJ ^| -x« 

» 125 IfcakX^^Jj ¿*; ^J;^J 



125, v. 




125, v. 


L^X. ¡«-ulcw isit'jj 


125, v. 


1 . -..A 




Y £ £ ilj*M j¡3="\3 »«> jJ»2 í'Uá,» ,w f ¿ i£¡Jj 


128 


L-jU*)| w>U .j* 


128 


JL^j ¡íy. iíuíj 




Uji & L^)| ^ ^xjYb J^jJ'ij X5\á, *¿J^ 


131 


JL» ^jA\ *<i ^'IdJUsj 


133 


^«•^«Jij ¿JYjJI J XTj¿, ¿Xo_j 




^3 ^UJ| Jo £ l*Ji Je S^f^l Üi^ 


133 


Lka¿^ ^¿U¿J| 'ÁeL«« 


133 


ftf'p j' fjj£> J* {J$*^) **J* **$* 


134 


^«Wl S^A ***íj 


134 


¡5j¿ .»* J^-arM XlJ. 



— 68 — 
Fol .134, v. je\j$ UJj 

» 135 js^t *ay ^Jc tfU* ****.• 

» 138 ¿JUO £*.0«, 9 ¿LÍaj. 

» 139 ixi^i j\j*\ c 9 la¡o^ 

» 139 ^XJjo 

a.9A9j.iiJ| ^9J* J **OjJ ^5 1 ^a9 ÜL¿> ¿ 
» 140 J jíj\ J| éSSj. ^XJS 

» 140, V. ¡kJadj ¿-*~¿j Je LnXlJl iL^Lb ¡UJ. 

» 141 í *A¿ AÁC L$¿U9jí_5 ÍJ.ÁC L^)fl> ^» 

» 141, v. [&j*** Jl XJaülJl LaxiJi aiJü XaJ. 

» 142, v. txftill Jo|jJl C.AJ 9 fcfcgjj 

* 143 ijfí^ í*"» J° --»U)| S**J* ¡ . *Mj 

» 143, V. ¿¿ tic í¿u$« 

y " * 

» 145 vjJU3 J Ul^i oÁ¿| 

» 145, v. ^£tj ^é U*U# 

» 146 'L+o ,c ¿L) jU íüajj 

* 146, v. 



69 



Abenabdelguáhed el Fihrí, fué natural de Alpuen- 
te (provincia de Valencia) y docto jurista y notario, 
que murió en el año 462 de la hégira (1). Su obra, 
formulario de actas notariales, de la que no se cono- 
ce actualmente otro ejemplar que el de esta colección 
(y aun éste, incompleto: es el tomo II), fué apreciada 
y utilizada por los notarios musulmanes. El autor, 
para componerla, aprovechó otros formularios más 
antiguos y autorizados, que corrían en España, escri- 
tos por distinguidísimos notarios que habían ejercido 
en Córdoba, á saber: Abenabizamanín (2), Abenala- 
tar (3), Abenalhindí (4) y Muza ben Ahmed (5), y los 
siguió como modelos. 

No está en Brockelmann. 



(1) Abenpascual, biog. 611. 

(2) Aunque nació en Elvira, vivió mucho tiempo en Cór- 
doba. Vid. Alfaradí, biog. 251; Abenjair, pág. 251. Historia- 
dores y geógrafos arábico-españoles, por Francisco Pons, nú- 
mero 64. 

(3) Alfaradí, biog. 1667. 

(4) Abenpascual, biog. 19; Abenjair, pág. 252. Obra citada 
de Pons, número 65. 

(5) Este autor debe ser el biografiado en Alfaradi, bio- 
grafía 1463. 



XII 



Miscelánea. 

Comienza: Dixo Abu Ornar y Otsmán ibno Said, 
fijo de Otsmán el Mocrí ... 

Acaba: ... Extá enlazado que el mexmo biene xin 
deñenxa que inalbertidamente xu pecado maniñexta. 



P.: Hilo delgado.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebi, 
clara. — Tin.: Negra. Los epígrafes en letra más gruesa. — 
Tam.: 0,26 X 0,19.— C: 0,19 X 0,13.— Lín.: 17— F.: 233.; 4 en blan- 
co. Guardas: 8 en blanco. — En.: Cosido, sin tapas. Regular- 
mente conservado. Los ángulos superior é inferior del mar- 
gen interno algo deteriorados; pero sin llegar al texto.— 
Pro.: Almonacid.— Len.: Aljamiada. 



Contiene: 1.° (Fol. 1-157). El quiteb que nombrará 
en él, xi querrá Allah, la raíz del leir de Abderra- 
mán Naíí. El autor del libro es Abu Said Otsmán, 
fijo de Said Guarx. Es un tratado acerca del modo de 
leer el Alcorán, según el método de Nafí. El título del 
libro puede encontrarse quizá en la terminación, fo- 
lio 157, que dice: «Acábaxe la contradiQión y deferen- 
cia que hay entre G-uarx y Calún» (1). 

Dos folios en blanco. 



(1) Vid. Brockelmann, op. cit., tomo I, pág. 189, nota. 



— 71 — 

2.° (Fol. 160-189). El aljorrumía con xu declara- 
gidn, xi querrá Allah (1). 

Dos folios en blanco. 

3.° (Fol. 192-232). Capítulox sobre la oración, li- 
mosna y ayuno. Es un compendio del Brebiario gua- 
ní, como consta en el folio 232: Y dexta manera lo 
hallamox también en el libro xogubiano (2) por xu 
autor del libro. Y anxí mexmo lo hallamox en otro 
libro en la Ribera que xe llama el brebe conpeño, 
que fué xacado de un mangebo (3) muy xabioyde un 
alfaqui con él, y fué corregido de loxxabios de Ara- 
gón y de lox alfa quíex por cuanto el autor del libro 
era caxtellano y de gran gengia en el adín del alis- 
lam. 

4.° (Fol. 232-233). Demanda respecto del Profeta; 
castigos del pecador. Muy breve (4). 



G 



(1) Es el tan conocido compendio de gramática árabe. 

(2) El quitab aegobiano, Ms. número I de la colección. 

(3) ¿El Mancebo de Arévalo? Número LXII. 

(4) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, pág. 541. 



XIII 



Miscelánea. 

En general trata de materia religiosa. 

Comienza: Exta ex íe y omenaje y carta que debe 
llebar cualquiera muerto... 

Acaba: Los creyentex y lax creyentax, que él ex 
perdonador piadoxo, amín. 

P.: Hilo de varias clases.— E.: Siglo xvi. Hay en las guardas 
indicaciones de fechas de 1572 á 1598.— Let.: Magrebi. De mu- 
chas manos.— Tin.: Negra y roja.— F.: 265. Guardas, 2.— Ta- 
maño: 0,22 X 0,13, aproximadamente. — C.: Oscila entre 0,18 
X 0,12 y 0,14 X 0,10.— Lin.: Oscila entre 18 y 8.— Encuader- 
naclón: De la época. En madera y piel, con relieves. Está he- 
cho el tomo con pliegos y papeles de diversos asuntos.— 
Pro.: Almonacid. — Len.: Aljamiada, en su mayor parte, y ára- 
be algunos pliegos. 

Contenido: 1.° En las guardas: En las dos primeras, 
de pergamino, anotaciones con las fechas de las en- 
tradas de las lunas, desde el año 1581 hasta el 1588. 
Entre ellas, cosido, un pliego de papel con fragmen- 
tos de textos alcoránicos y una anotación personal, 
escrita por Mohámmed excribano (1) en 1588, de ha- 



il) Este mismo Mohámmed escribano está citado en el 
ms. III, pág. 138. Parece el mismo que el de aquí por la letra 
y la época. Vid. Homenaje á D. francisco Codera, pág. 541. 



— 73 — 

ber hallado una coxa. En las finales una especie de 
efemérides donde constan las fechas de los matrimo- 
nios, nacimientos y muertes de individuos de la fa- 
milia de un tal Migel excribano menor. 

2.° (Fol. 7). Fe y omenaje y carta que debe lie- 
bar cualquiera muerto ó muerta. En árabe. 

3.° (Fol. 10). Caxox sobre materias religiosas. 

4.° (Fol. 13). Dias fastos entre los muslimes en las 
distintas épocas del año. 

5.° (Fol. 23). Lalhadiz de la dexengañación del 
Annabí. 

6.° (Fol. 41). Recuentox del Annabí. 

7.° (Fol. 46, v.). Capítulo x sobre la agalá. 

8.° (Fol. 50). Ejercicios caligráficos. 

9.° (Fol. 51). Caxox en la agalá. 

10. (Fol. 52). Un sermón. Acéfalo. 

11. (Fol. 67). Extax xon unax demandax que de- 
mandaron una compaña de judíox al Annabí Mo- 
hammed. Incompleto. 

12. (Fol. 79). Cinco rogativas en árabe para pe- 
dir agua. (1). La primera, acéfala, llega hasta el fo- 
lio 80, v. Invocación de los méritos de los Profetas. 
La segunda hasta el folio 88. Consta de unas doscien- 
tas invocaciones de los seres del mundo visible é invi- 
sible. La tercera, folio 88-93, v., termina siempre con el 
estribillo perdónanos, Señor (*)M L> Lu=* j 1). La cuarta, 
folio 90, v.-94, v., consiste en la invocación de los atri- 
butos divinos. La quinta es invocación de los diversos 
nombres alcoránicos de Dios (94, v.-97). Incompleta. 

13. (Fol. 98). Aquextox xon ditox del Menxagero 
de Allah, xacadox oYun alquiteb que fué recontado 
etcétera ... 



(1) Vid. Ms. XVII, folio 69, que tiene las mismas rogativas 
con distinta redacción. 



74 



14. (Fol. 104). Caxo en la agalá. Recuéntase por 
Obad ben Samit ... 

15. (Fol. 112). Caxo en la lengua guardar y lo 
que ex exquivo fablar. Tradición del Proí'eta. 

16. (Fol. 113, v.). Caxo en la guírengia de lox al- 
balaex y el apagamiento dellox. 

17. (Fol. 127). Capítulo de la ibantalla de la aga- 
lá en lox xiete díax de la xemanna. 

18. (Fol. 134). El hadiz del dab y del arab (1). 

19. (Fol. 144). Exte ex el recontamiento del bien 
abenturado Almicded con Almayega la hija de xu 
ami el rey Jébir, padre de Dirar, recontado por Abe- 
nabbás (2). 

20. (Fol. 174). Caxox sacados de varios libros. 

21. (Fol. 178). Alíadila de una adoa. 

22. (Fol. 180). Capítulo sobre el alguado. 

23. (Fol. 181). Recuentox por Abu Aderdeda (sic) 
sobre el Profeta. 

24. (Fol. 186, v.). Adoa perfecto. En árabe. 

25. (Fol. 188). Extax xon lax coplax del Annabí 
Mohammed. Tienen estribillo árabe; de la misma ex- 
tractara que las del ms. IX. He aquí una estrofa: 

«Como en la dunia fué xu xalida 
Falló la tierra excuregida 
Y luego fué exclarecida, 
Con la gracia de Mohámmed» 

Jl^s"* Lj ^Aa. u 

26. (Fol. 192, v.). Adoa en árabe. 



(1) Vid. Ms. Lili de esta colección. 

(2) Publicado en el Homenaje á D. Francisco Codera, pá- 
gina 38. 



— 75 — 

27. (Fol. 194). Lo que dice el Annabi. La alfadi- 
la del día de la axura. 

28. (Fol, 179). [ExtaxJ xon lax coplax [del alhi- 
chante de Puey] Moncon. A los dos primeros folios 
les falta la mitad. Dice en el folio 219, v.: Aquí xe 
acabanlax coplax del alhichante de Puey Moncón (1;. 

29. (Fol. 220). Capítulo claro y sin dudar. Sobre 
la agalá. 

30. (Fol. 221). Casos de derecho. 

31. (Fol. 221, v.). Lo que xe a de decir al cox- 
tado del muerto cuando lo an enterrado. 

32. (Fol. 222). Capítulos y casos. 

33. (Fol. 225). Adoa para la nube de la piedra 
En árabe. 

34. (Fol. 228, v.) Caso sobre los alharíes del Al- 
corán. Falta un folio. 

35. (Fol. 230). Oración árabe y traducción alja- 

v.). Caso sobre la fe. 
Preguntas de un cristiano á Abu- 

Caso sobre el tahor. 

v.). Capítulox. Uno sobre herencias- 

v.). Otras coplas en alabanza del 

He aquí una, como ejemplo: 
«Quien quiera buenabentura 

Y alcanzar durada de altura 

Porponga por delator, porponga en la noche excura 

Y faga la agalá sobre Mohámmed 



miada 
36. 


(Fol 


. 230, 


37. 


(Fol. 


231). 


béquer. Acéfalo. 


38. 


(Fol. 


241) 


39. 


(Fol. 


241, 


40. 


(Fol. 


244, 


Profeta. 





(1) Publicadas por D. Mariano Paño, Colección de estudios 
drqhes, tomo I, Zaragoza, 1897. 



— 76 — 

41. (Fol. 246, v.) Otras coplas. 

Ejemplo: 

«De xn olor fué la almi§que de grada 
Be relumbor la luna aclarada 
Y nació la roxa onrrada 
De la xudor de Mohámmed, 

42. (Fol. 250). Aquexte adoa ex expegialado. 

43. (Fol 251). Otras adoas. 

44. (Fol. 258). El hadiz de la muerte del Annabi 
Mohámmed (1). 



(1) Publicado, tomándolo de un original distinto, por Gui- 
llen Robles, op. cit. II, 359. 



XIV 

Título: w*U/ ^jjL ^Js j;A.)| ^Já-Í.* W>Ulf j 

.(1) [^aXárvJl 
AütOr: -'U^l ^Ur^)| .A**r' , ^J J.+ZX* dM Aa&jjjI 

Comienza: -\»t'Jl J*)l JUJJ ¿Lu^S* ¿~&¿)l j¡*Ü! J^ 
^ l C 

Acaba: ^Wl ^' jo^ ¿^i3 \.¿> ^*j ^ ... 

.(2) *j¿> 1*1 jjíS J L» k=p-v -i Ij J J-Á^aJíj 3y)|j 

P.: Hilo.— E.: Sin fecha; principios del siglo xvn.— Let.: Ma- 
grebí.— Tin.: Negra; epígrafes rojos. Los 26 primeros folios 
están vocalizados en tinta roja.— F.: 126 escritos y 23 en blan- 
co; 8 de guardas por el principio.— Tam.: 0,21 X 0,15.— C: 0,15 
X 0>09. — Lín.: 5 de texto árabe y 5 de aljamiado, los folios 1 
á 9, 22 á 54 y 79 á 102; 6 de texto árabe y 6 aljamiados, los 
folios 57 á 78 y 103 á 124; 7 en árabe y 7 en aljamiado, los 
folios 10 á 21, 55 á 56 y 125 á 139; los restantes, del folio 140 
al 196, á 7 líneas en árabe. — En.: En piel de la época; tapas 
sueltas.— Pro.: Almonacid. — Len.: Árabe y traducción alja- 
miada interlineal en los 139 primeros folios. 



(1) Este título no consta al frente del ms.; lo inferimos de 
la biografía de su autor inserta en el Dibach, pág. 270, lí- 
nea 9. 

(2) Copia hecha por Iqa, fijo de Ahmed y de Aixa. 



- 78 — 
Es un tratado de liturgia y jurisprudencia escrito 

(según declara el autor en fol. 1, v.) (1). 

Comprende los siguientes capítulos: 
Fol. 1, v. J^Ly**)! *yoJ\ J »L> U ^lj 

» 56, v. Í^LaJl JUU| ^9 *U> L» wíU 

^~J i^3y^ J a~9 ^^r¿ LJ ^~.| ^-» v^L 

» 62, V. A;>9 



64 



70 ix,j\ j L5Hb 

72 ^l^íl >! ji ,U L. s_.L 

74 -Wrfb ¿íO" fOl ^ -W t> s*J¿ 

99 ^U^ v.jd¿ jfc&)| ^b 

102 5ÍLJI J s_pU¿| ^b 



(1) Este Abulhasán Ali el Toledano, estudió en Córdoba y 
fué f aquí y tradicionista. Es antor de nn J-* ****v • ¿? j+a*-ár* 

(Compendio sobre casos de derecho maleqní) que se divulgó 
mucho en España. Fué hombre muy celoso y hasta impru- 
dente en la corrección pública de los vicios, tanto que la gen- 
te de Teledo se indispuso con él y tuvo que vivir solo en una 
alquería suya fuera de la ciudad, cuyo huerto él mismo tra- 
bajaba para mantenerse. Allí iban sus discípulos. Vid. Bi- 
bliotheca arábico-hispana, edición Codera y Ribera, Madrid- 
Zaragoza, 1883-1895, tomo VII, pág. 259, y Abenfarhún, Di 
bach, 196. 



— '79 



Fol. 


106 




a Xa) I v ¡p)j)\ p^j! wij 


» 


108 


t)&*c g jbj L$*~^ ÍjL¿> Si ¡¿y*** w>b 






*e* 




» 


112 


V^s-Vo 


» 


113, v. 




J*¿J¡ ¿Je ¿«*Jl^ ¡jy^F* I V* . 


» 


114, v. 




«Lúulíj (JsjLs^j 9 ^L 


» 


117, v. 




W»í^l^a)i wAJ.| J «W- L» v»-;l.J 






¿í>i f 


) <Uaj ¿ 9 J.^á? ,.»<* 9 ' 'Les- U Aj 


» 


128 




JcsrWl J íbLJl 


t> 


130, v. 




s¿>| XJi ¿j J v^U 


B 


132 




obji^Ji otjWj wA¿ 


• 


133, v. 




^J^*»£j| íbLJl w>b 


» 


137 




«1¿LJk.%- a á'X*aJi w>b 


¿ 


138, v. 




^>j)i íl¿^ i ;L 


» 


139, v. 




*\¿j)\ Ja/ s^b 


» 


140 




>UUi XÍSfj v^b 


> 


142 




; 1¿)I ílij w>b 


» 


143, v. 




+Xx)\ ¿lij w>l> 


» 


146 




•• A-0 i ¡s\£j v >b 


» 


146, v. 




JfjjHj s^áll ílfj v_,L 


» 


148, v. 




^&snr| ílij ^_>b 


> 


156 


J 


ar'l ~* 5*l5j)| A<¿ s^aCst-u U ^^b 


> 


157 




>¿)| íÍTj v^U 



Fol. 


159 


* 


161 


» 


163, v. 


» 


166, v. 


» 


168, v. 


» 


170, v. 


» 


171, v. 


» 


174 


» 


181 


» 


183, v. 



^L^a)! Ju«¿j Y L» v Ai 

jSU» ¿\ ¡J0J* ^a jíjaíw J *la. Im y^J 
gM¿\ jof S-^lj 

« 185 «^^ »A»j Y L»^ v Jo ^ Y l,» «^ v^Lj 

l^ : )&ft¿J A^a*J pU) .| jjqsr;! Y l*, s^jlj 

* ' 186, v. w'jr^j J^5¿ 

> 192, v. jU|^j^YL y b 

» 193, v. oÜJ| ]¿>jjf i L- *-A> 

» 196 ^t >i^r ^¿ .u L- Jj 

Elfajar era natural de Arcos y vivió en Málaga. Fué 
gran jurisconsulto, autor de treinta obras, y murió 
en 723. Ofr. Abenfarhún, Dibach (ed. lit. de Fez, 1316) 
pág. 269 y 70. 

Brockelmann no lo menciona. 



A. 



XV 



Título: ^j^i\ ijf&j ¿Jo4j 'ij+tíü w>Uf 
Autor: jfj&dl Jjsrv«.| ^ ^J& rf ¿ill ¿t¿ -\ x a?"^j| 
Comienza: ¿?j+~d\ Jjar^l rf ^ rf dJ) aac JLü 

... wAjo lÁ» 
Acaba: *iM -U A ^jX)S ^Jjc\¿ ^t¿¿a*.J U^fS l^T 

P.: Hilo, fuerte. — E.: Sin fecha; fines del siglo vi de la hegi- 
ra. — Let.: Magrebí, clara; hay después del primer folio inter- 
calados 4 folios de distinta mano. — Tin.: Negra; epígrafes ro- 
jos.— F.: 143 escritos; guardas: 1.— Tam.: 0,23 X 0,15.— C: 0,19 
X 0,12.— Lin.: 27.— En.: Cosido, sin tapas.— Pro.: Almonacid.— 
Len.: Árabe. 

Contenido: Es una gramática árabe de la cual tran- 
cribimos los títulos de los principales capítulos: 

Fol. 1, v. lu)) 3 w^c^T v>lí 

» 3, v. JUí^ i x J¿ ^b 

19, V. -Xajj J¿*¿,* j| ^A*X¿ ^jj| J*i) I ^[} 

25, r. J^^JcUJtwl^U 

32, v. L¿*érWÍ wb 





— 82 — 






Pol. 36, v. 






&«&&• J*¿| ^Aj¡ 


43, v. 






-fJúJI wU 


75, r. 


v^JJ^^axJ 


YL, 


a K^Pj^zXi L» >^^;U 


86, r. 






ij^L.yjai ^ 


» 91, v. 






^*«Xx)¡ *ys> s^b 


97, v. 






».-Ju¿aJüj v^b 


» 103, r. 


¡jai 


¿i 


¿| Jc v_ft3jJ| s-^U 


> 109, r. 






jM^oil aaXj| v^Lj 


» 116, r. 






.*Lsr' 3> s— >L> 


» 137, v. 






.U^^ v >L> 



Brock elmann coloca al autor de esta gramática 
tre los filólogos del Irac, siglo vi de la hégira (1). 



en- 



H 



(1) De esta obra hay otro manuscrito en París, núme- 
ro 4007. Vid. Brockelmann, tomo I, pág. 280. 



XVI 

Azoras del Alcorán. 

Comienza: ^i J^J^h ü° (**$ J^J^ ^ f~- 

c- 1. ^ • J 
Acaba: *-X*¿ ^^^ ... ^¿S&ü ... ^¿"f/ü ^ \j,¿ )\ 

(Lo sustituido con puntos, ilegible por deterioro 
del papel.) 

P.: Hilo, fuerte.— E.: Siglo xvi.— Let.: Magrebí, clara.— Tin- 
ta: Negra; vocales, rojas; epígrafes, amarillos.— Tam.: 0,20 X 
0,15.— C: 0,15 X 0,10.— Un.: 12.— F.: 137. Guardas: l.-En.: Co- 
sido, sin tapas. La última mitad algo deteriorada por la hu- 
medad; pero legible en su mayor parte.— Pro.: Almonacid.— 
Len.: Árabe. 

Contiene: 1.° En el folio de guardas un documento 
curioso, en que da cuenta de que en el año de mil 
quinientox y treinta y trex y medio, el rey Don Cal- 
rrox (sic) mandó que xe hiciesen lox morox del rei- 
no de Balancia y de Aragón crixtianox, ó xe fuexen 
de la tierra. Los morox no atorgaron deherxe de ha- 
cer crixtianox, xino aberxe de ir... dándolex buen 
paxo por Balangia y paxo franco, no dándolex paxo 



— 84 — 

por donde no xea ... qierto. Noxotrox no partiremox, 
antex morremos ... que por exte punto bamox(sic). 
Día deljemis á 23 de Febrero. Exto excribió Moham- 
med ... ñjo de Mohámmed ... el onrado y el bertuoxo. 

Después, en la misma guarda, contiene anotacio- 
nes del citado Mohámmed. 

2.° 39 azoras alcoránicas, desde la ¡j> Vjj~» (núme- 
ro 38), hasta la O^L-^-J! *jy> (num. 77) según el or- 
den del Alcorán; falta la 53. 



G 






XVII 

Título: 0¿¿'Ml 

Autor: rf J***~i ^ **** rf ft^jtt A?e.-jj«*á ¿I 

Comienza: *Ussr 5 l # ¿U^. Ouil l^j ^$Jj Z&& M** 

Acaba: ^9^-> --«¿3. # ¿\M ^be *£a^| Ljlé ,«aJax)' 
(Incompleto) ... j» ^i^ **!=*)! ii)| 



P.: Hilo, fuerte.— E.: Fines del siglo xiv. Sin fecha.— Let.: Ma- 
grebí de dos manos.— Tin.: Negra con epígrafes en letra más 
gruesa, del mismo color. — F.: 118 escritos; cuatro en blanco 
sin foliar, de los cuales dos se encuontran entre los folios 67 
y 68 y los otros dos entre los folios 76 y 77; uno de guardas; 
hay al fin restos de 16 folios más, que fueron cortados. — Ta- 
maño: 0,21 x 0,15.-C: 0,15 x 0,9 hasta el folio 75 y desde el 
75 hasta el fin 0,19 X 0,11.— Lín.: 20 hasta el folio 68; 19 desdo 
el folio 68 hasta el 74; 21 en los folios 75 y 76 y en los restan- 
tes, 16. — En.: En piel de la época. — Pro.: Almonacid. — Lengua: 
Árabe. 



Contenido: Aljotbas y rogativas. 

I. Figuran en primer término los sermones de Aben 



- 86 - 

Nubata (1) nacido en 335/946 en Miafaricain y muerto 
en su ciudad natal en 374/984. Fué predicador de 
Saifo-daula en Alepo, y sus sermones son considera- 
dos como modelos. El índice de éstos es: 

¿UJlj w^ji! I*** j>¿* ***& *^¿ 

Diez sermones de la misma materia-, folios 1 al 15. 

L\X4.£S> ^»¿M o.^la£Ñ. 

Tres con el mismo título; folios 15 al 19. 

¿Lit. o^ii ^rj> ^¿ ^áLi 

£; v .*^ yjCtd.1 iJkJaá. 

28, v. íj'Lj ^1 

X**^. ^j.á.| (XaL^ 

Dos del mismo título; folios 29, v., 30 y 31. 



Fol. 


20, r. 


» 


22, r. 


» 


23, v. 


» 


25, r. 


» 


26, r. 



(1) Los sermones de Aben Nubata, dice Slane, son por lo 
general cortos, pero aunque escritos en prosa rimada y con 
cierta afectación, son bastante claros y no parecen indignos 
de la gran reputación de que gozó su autor, llamado el pri- 
mer predicador del Islam. Constan siempre de tres partes: 
una invocación á Dios; una exhortación moral de tonos ge- 
nerales y el recitado de un trozo de azora alcoránica con que 
termina la plática. (Vid. Journal asiatique, serie III, tomo IX, 
página 6 i). 

Sobre los manuscritos que se conservan de Aben Nubata y 
ediciones que de él se han hecho, vide Brockelmann, tomo I, 
pág. 92 y 93. 



— 87 — 

» 32, r. - ^axJI U^ 

Cuatro del mismo título; folios 34, r. á 40, r. 
40, r. ^=eOJ >Sf*] kJLá. 

» 41 , r . t]j*¿l*) j^tx t £¿Ja¿ 

» 43, r. *■***?- ,j?r¡M ^Ja-á» 

&>*d¿ L$x9 .i i.; X**^ ,3^1 ¿Uis^ 

» 44, r. ^Mby^j'l 

í ja*- /jia*J 1^3 kb jj A^Ji^cv ^^awj ¿UJadk. 

» 45, r. «.í>rV^ 

• 46, V.-48, v., dos. h*¿?> j&^M ***** 

> 48, V. í^^Xsr* Lx^cv ^¿,j±\ mIjA 

» 49, v.-52, r., dos. w*9^ ^.Lá. w>'-^Ji 

52, r. ^vf«i» J^*-^ V^J p'^J ^y nJS^M 

• 53, v. ¿¿^ £& J ^jdÁ 

» 54, v.-57, r., dos. ,jU*¿J M 3 ^ oUjLv*¿J| 
57, r. -61, r., tres. O^Lx^)! 

61, r . iar^t ^¿J yuJ| >Lj i t ^J ¿Ukk 

• 62, v. y^*í| JjJj lijo J XaJs^ 

64-67, r., dos. wJ** J l 



— 88 — . 

II. Rogativas anónimas para pedir agua: 
Fol. 68 .LiUx^^r ¿¿o! 

1. a Invocación de los nombres alcoránicos de Dios, 
á. los que se responde con el estribillo socórrenos y 
ayúdanos ¡oh Dios! 

2. a (Fol. 69). Nuevas invocaciones y súplicas de 
misericordia en las que se mencionan las cualidades de 
todas las criaturas, por ejemplo: Por la dureza del 
hierro y la firmeza de las montañas, socórrenos con 
tu misericordia. 

3. a (Fol. 71, v.). Se invocan los méritos de los 
Profetas. 

4. a (Fol. 72). Se invocan los méritos de Mahoma 
y sus cuatro primeros sucesores. 

5. a (Fol. 72, v.). Se invoca de nuevo á los profetas, 
se pide á Dios gracias espirituales y al fin se descri- 
be la sequía y las angustias del hambre. 

III. Sermones anónimos; parecen ser de distinto 
autor que Aben Nubata. 



Fol. 


75, r. 




Jl»jJ| ¿Jüaá. 


» 


77, v. 




¡Wa »Í3¿)I A,**' <waá». 


» 


84, v. 






» 


88, r. 




A.^^ o..-.Jaá. 


» 


89, v. 




¿^csrVS^ A<jJ Jj^' lA¡sr\ 


» 


101, v. 




jJUxM c 9 <¿¿iü ¿U.Lá' 


» 


105, v. 




aJl)| ¿jJy L^J ¿Lia». 


» 


107, r.- 


112, v. 


, cuatro. ¿ *¿^ L.ia^ 


» 


113, r. 




ikjj '¿xká. 



— 39 — 
Fol. 114, v. íl^>^ ¿l*y Jo *$**?. L>k¿. 

» 116, V. £a*<s2u vJ?j=M ¿^laá' 

» . 118, V. jJU^Jl !¿! il^*- Je £**-*?> 2*i>£ 

H. 



XVIII 

Azoras alcoránicas. 

Comienza: ... *t*-j)\ ^b^l ¡j* ¿i}** 
Acaba: **t*J| ^^-Cj ~wL ^a.~¿ 

P.: Hilo, fuerte.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebí. 
La parte árabe más gruesa que la parte aljamiada. — Tin.: Ne- 
gra. Vocales, rojas. Epígrafes de las azoras, amarillos.— F.: 190. 
Guardas: 2, en blanco.— Tam.: 0,21 X 0,14.— C: 0,16 X 0,9.— 
Lín.: Oscila entre 14 y 21.— En.: Piel de Ja época. La tapa pri- 
mera está muy deteriorada. Del folio 180 al fin, apolillados. 
Pro.: Almonacid. — Len.: Árabe y aljamiada. 

Contiene quince azoras, desde la íX*e» Sjj~* (nú- 
mero 41), hasta la ^*»^ h )| *; j~* (núm. 55), con la tra- 
ducción aljamiada y algunas glosas de pasages del 
texto y tradiciones del Profeta, intercaladas (1). 



G. 



(1) Vid. Ms. número XXV de esta colección. 



XIX 

Título: \ja$\ ^J J^M w/lxf] 

Autor: c &.Lkpl Jjssru-I ^ ijx^J^ -** *~>Lü)| ^ 

Comienza: A¿>] ... .+^j)\ a^c ^\*)\ y\ JU 

¡&Í ,5531 
Acaba: í^y~ *¿~» r *> ^WJ| J^~> Us ^cliJl JU 
-Ul ^ Jgi-^j oXJ3 üjc -Uc (?) y^i .5Ü. 

P.: Hilo, grueso.— E.: Fechado: año 896 de la hégira.— Letra: 
Magrebí , clara; con vocales. — F.: 146 numerados, hasta el 94 
con cifras coetáneas de la letra del códice; lleva también re- 
clamos y signaturas de pliegos. Seis folios de guardas escri- 
tos ea parte.— Tam.: 0,21 X 0,15. -C: 0,16 X 0,10.— Lín.: 15 — 
En.: En piel de la época. — Pro.: Almonacid. — Len.: Árabe. 



índice de capítulos: 



Fol. l,v. 
» 4, v. 

50 
87 
89 



^J\j^ 


wk 


ju** 


s¿ 


¿A*) i 


sj» 


j$¿L¿a)| 


V 1 ? 


P^xJl 


U 



— 92 — 

Fol. 96 .U-v$)| ^Aj 

» 105 ^*¿\* SXs)\ w/lj 

» 115 wLWj w,L 

» 130 ~¿J| *>J| wb 

> 134 ,¿L¿j<>.)I <xaXj| ^;w 

» 139 oü^l ^>L? 

» 143 A¿¿T w>L> 

De esta obra se conserva otro ejemplar en la Biblio- 
teca del Escorial (1), en el cual aparece el título que 
aquí falta. 



H. 



(1) Vid. Derenbourg Les manuserits árabes de VEscurial, 
pá#. 21, número 30. 



XX 



Miscelánea. Son tres tratados diferentes sobre ma- 
teria religiosa. 

P.: Hilo.— E.: Siglo xv. En el último folio del ms. consta 
que se terminó de copiar el año 88 (¿888?).— Let.: Magrebí. 
Cada tratado, letra de distinta mano.— Tin.: Negra; hasta el 
folio 64, con epígrafes del mismo color en tipo más grueso; 
los restantes, hasta el final, vocalizados con tinta roja, y 
epígrafes rojo* y verdes. — F.: 136 escritos, excepto el folio 
35, y uno de guardas en blanco. — Tam.: 0,22 X 0,15 hasta 
el folio 34; 0,21 X 0,15 desde el 35 al 64; y 0,21 X 0,14 desde el 
65 hasta el fin.-C: 0,15 X 0,9 hasta el folio 34; 0,16 X 0,10 
hasta el folio 64; y 0,15 X 0,9 hasta el fin. — Lín.: 20 hasta el fo. 
lio 34; y 15 hasta el fin.— En.: En piel de la época; tapas suel- 
tas. Bien conservado, excepto de los folios 35 á 54 que están 
destruidos en parte por el fuego.— Pro.: Almonacid.— Lengua: 
Árabe y aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1-34). Tres sermones rimados 
en árabe, titulados: 

Fol. 1, v. '¿¿«.a. ^iaill Ju*J ¿Uk^ 

» 21, v. ^jJuJJXjüIj '¿A± 

» 24, v. *¿/»L*JJ ¿+=s>jVj> ¿L^sr-vjJb taxi ix***». '¡$X\/> 



— 94 — 

2.° (Fol. 36-64). Sin título ni nombre de autor. Es 
un tratado sobre la oración, escrito en forma de glo- 
sa ó comentario en aljamiado del texto árabe de las 
oraciones. 

Comienza: Xerá la prexente tema, xi querrá Allah, 
azza ua chal-la, de xolo de aher de fablar de la cala. 

Acaba: ... y debdox y todo aquexto por acatacion 
y memoria y plazer de nuexo anabi Mohámmed 
( % xl^¿>) y acabo mi pedric con ^t^^j .^s-y*. 

En lo que queda hasta terminar el folio hay escri- 
to un fragmento titulado: á^LJl <lfjl J &»l£k. 

3.° (Fol. 66-136). J¿L¿J^ J LjLjj ; \yf w>LT] 

.(1) [J^sr* ^¿-L^l V^UT ^ Í¿J\ 

Autor: c *l5fJ| ^j^ ^ A^vl ^ J.^ss^ ~^LaJ}^| 
Comienza: ¿y^ ^ -U=4 rf a*^ »~\l)\ ¿í\ JU 

Acaba: O^M 5 C**A5 L c ¿¿á¿U J^TL»> v*JUl¿... 

Es una sucinta compilación de hadices que el autor 
dedica á su hijo. En la introducción explica el méto- 
do que ha seguido y la selección que ha hecho de tra 
diciones (2). 



(1) Según consta en el explicit, copia hecha por LL )'"«^ C *jJ 



(2) Existe otro ms. de esta obra en Leiden. Vid. Brockel- 
mann, tomo II, pág. 264. 



XXI 

Título: /.y*^ fy~ *K^ y'w tLfi£á*| a^aw A¿í ,¿«, 
Autor: vjJl» ^ »^t AAt ^y) ^Jc >*«5rM ^! **¿UJ| 

Comienza: ^.>ü*)i ^j t^^cJ] t&\ a-s^ v_¿)yil J^ 
Acaba: l$¿e ¡Jiá3 V sJ^»[jcjJ| »j.^ *LL? 

P.: Hilo, grueso; cristiano. — E.: Fechado 891 de la hegira. — 
Let.: Magrebí, clara y fina. — F.: 163 escritos y foliados. — Ta- 
maño: 0,21 X 0,15.-C: 0,17 X 0,10.— Lín.: 17.— En.: En madera 
forrada de piel con clavos dorados y relieves. Restaurada en 
parte.Pro.: Almonacid. —Leo.: Árabe. 

Compendio breve de las cuatro partes del Ihía, de 
Algazel. 

índice de materias que aparece en el primer folio, r. -. 

Foi. i2 a^ji ^ur 

i4 juji ¿,is 

i7 sji íji ^ur 

17, v. XÜUl w'bí 

27 t\!íj)\ ^Lo' 



— 96 



¡va. 


29 


» 


31 


» 


32 


» 


33 


X» 


39 


» 


43 


» 


48 


» 


52 


» 


54 


» 


55 


» 


60 


» 


62 


» 


66 


» 


68 


J> 


70 


» 


75 


» 


78 


» 


81 


» 


84 


» 


88 


» 


92 


> 


94 


» 


99 



¿¿¿i* 

•t^jJtj j\íüír w^IaT 

jrvt v ur 
Uxii w,ur 

y^k cJ^Ji w*Uf 

j&*J\ ^\¿\ s^Li' 

U**ti w^tel wIjÍ 

wJüü] LaAj^ ^ur 



— 97 — 



Fol. 102 

» 105 

> 107 
» 115 
» 123 
» 127 

> 129 

> 133 
» 137 
* J40 
» 142 
» 155 



^1 ^ 


^jbS 


J^* 11 


¿Júí 


l)J¿\ 


W.ISÍ 


j&L)\¿ j++d\ 


J^ur 


^Jj^U -W 


v ur 


Jl»J.)Íj jiáM 


¿A¿ 


JíyJtj J^jSÍI 


w-LxT 


ti) £i=v4| 


v ur 


j^-wá. tf» £a¿J| 


v_,Lxr 


i r s! ►•![; <U~Ls"4! 


^ur 


JUX>1 


_>itf 



í aw l^ o^ji y¿ wA^ 



La última página y el interior de la tapa, contie- 
nen un texto teológico, de otra mano, acerca del j¿¿ 
y de su misterio. 

El ms. tiene explicit en que el copista, Ahmed ben 
Alí Xalón, consigna haber terminado la copia el jue- 
ves 30 de Marzo del año 891 de la hégira. 

No consta en Brockelmann este compendio del Ihía, 
ni hemos encontrado noticias de su autor, Abulhasán 
de Ubeda, en las obras biográficas de musulmanes 
españoles. 



H. 



XXII 



Título: Libro de dichox marabilloxox. 

Comienza: Exte el libro (sic) de dichox marabillo- 
xox y ex éxte el primero que lo dixo el Annabí. 

Acaba (fol. 562, v.): Ex eoxtunbre de lox de la 
siheba del Annabí Mohámmed. 



P.: Hilo, delgado.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— -Let: Magrebí. 
clara.— Tin.: Negra, con algunos epígrafes rojos. — F.: 573 y 3 
de guardas escritos.— Tam.: 0,19 X 0,13.— C: 0,13 X 0,08.— Lí- 
neas: La mayor parte 11; algunos folios á 12 y á 13.— En.: En 
piel de la época; restaurada.— Pro.: Almonacid.— Len.: Al- 
jamiada. 



Es un tratado de supersticiones moriscas. En las 
guardas del principio hay unos consejos acerca de 
lo que se ha de hacer para que el demonio no pueda 
entrar en las casas, y lo que se debe tener presente 
cuando se vaya á hacer alguna cosa. 

La obra está constituida por un conjunto de rece- 
tas mágicas, fórmulas y signos cabalísticos, conju- 
ros, adivinaciones, prácticas supersticiosas, etc., apli- 
cables á multitud de fines. 

Está dividida en capítulos, en cada uno de los cua- 
les se expone, ó bien el medio para conseguir alguna 



— 99 — 

cosa, ó la virtud de ciertas sustancias, fórmulas, prác- 
ticas, amuletos, etc. (1). 

He aquí el asunto de algunos de ellos: 

Acerca de lo que se ha de hacer para ver lo que uno 
desea durante el sueño (fol. 2). 

Para ver á los demás sin que lo vean á uno (fo- 
lio 3, v.). 

Propiedades maravillosas que poseen determinados 
órganos de ciertos animales, como la cabeza, los ojos, 
el corazón, la hiél, etc., del aljaxaf, el alhodhod, la 
paloma, el cuervo, el lobo, la liebre, etc. (fol. 4-7). 

Para vencer al contrarió en un pleito (fol. 7). 

Virtud de ciertas azoras para conseguir que no pue- 
da moverse de un sitio la persona que la lleva escrita 
hasta tanto que se la quiten de encima (fol. 8); para 
ver al Profeta, cosa que se logra recitando mil veces 
la que hay indicada para este efecto después de la 
oración de media noche (fol. 8, v.); para que Alá es- 
cuche las oraciones; para curar enfermedades, etc. 

Signos cabalísticos que debe llevar consigo el que 
vaya á pedir un préstamo (fol. 11). 

Otros que se llevarán en la mano para axujetar á 
quien querrás (fol. 11): ex marabilloxo y probado. 
Otros por los que consigue aquel que los lleva el que 
nunca le falte de comer, ni beber, ni vestir, ni cal- 
zar (fol. 13). 

Para el que quiera que lo siga la mujer (fol. 13, v.). 

Explicación de las propiedades del amuleto llama- 
do palma; cosas que con él se pueden conseguir, modo 
de utilizarlo y su figura (fol. 14-19). 

Manera de construir otros amuletos, y usos á que 
pueden destinarse (fol. 19, v.-25). 



(1) Algunos de estos capítulos están publicados en la Co- 
lección de texto» aljamiados, pág. 115. 



100 



Fórmula cabalística contra el poagre, para la pie- 
dra, para aborrecimiento y dexpartencia (fol. 26-28). 

Alherces para librarse de los genios; para la fiebre; 
para saber si el enfermo ha de morir ó si se salvará; 
para que te quieran todos los de la casa (fol. 28-30). 

Signos cabalísticos con los que se logra que nadie 
hable delante de tí; otros que meten abenencia entre 
(fox (fol. 30, v.); los que aprovechan para comprar y 
vender; para obligar á nuestro enemigo á reconci- 
liarse con nosotros (fol. 33); para el dolor de las ca- 
xerax (fol. 34) . 

.Recetas con que se cura á la bestia que no puede 
orinar; á la que tiene lombrices, etc. Se consigue li- 
brarla de ellas del modo siguiente: «toma una rana 
biba y lígala á la bextia y caérxe han todox los gu- 
xanos» (fol. 37). 

Modo de sanar á la persona á quien le tiemblan las 
manos; á la que le suenan los oídos; á las personas 
que tienen inflamada la cabeza ó cualquiera otra par • 
te de su cuerpo (fol. 37, v.). 

Alherce bueno para toda coxa y para tornamiento 
de ojo (fol. 41, v.). 

Signos cabalísticos para hacer caer lox guxanox 
de doquiera que extén; para cuando no puede dormir 
el enfermo (fol. 43); para cortar el frío ó la fiebre (fo- 
lio 43, v.). 

Cómo se ha de hacer para detener la sangre de las 
narices (fol. 48); para atar lax lenguax á todox en 
general (fol. 48, v.). 

Fórmulas contra el miedo; contra el dolor de cora- 
zón; contra lox aladebex (fol. 49 52, v.). 

Signos cabalísticos para la mujer, que no íaga al- 
ziné (fol. 55, v.); para amorío; para tornar el fuído 
(fol. 57). 

Recetas para cuando aborrece el marido á la mu- 



— 101 — 

jer (fol. 58); para saber secreto de mujer ú hombre 
(fol. 58, v.). 

Signos cabalísticos cuya virtud consiste en hacer 
que se amen marido y mujer ú otras personas cual- 
quiera (59, v.); signos con los que se consigue que no 
pueda comprar nadie antes que quien los lleve con- 
sigo (fol. 60); otros que curan el calambre (fol. 61); 
ó descubren quién tiene las cosas robadas (fol. 61, v.); 
ó sanan cualquier dolor (62, v.); ó hacen saber xiíace 
maldad tu mujer (fol. 65). 

Recetas para que quiera el hombre á la mujer (fo- 
lio 67); para la mujer que tiene miedo de malparir (fo- 
lio 67, v.); para poblar tienda y horno y baño (fol. 68). 

Oaxo para quemar á los genios ó á los espíritus y 
sanar los endemoniados (fol. 73, v.). 

Signos cabalísticos para el niño que no duerme (fo- 
lio 78); para el llanto del niño (fol. 78, v.); para los 
celos (fol. 79); para el que está pensativo (fol. 79, v.). 

El alherce de Salomón (fol. 81, v.); el alherce gran- 
de (fol. 84). 

Siguen varios capítulos sobre conjuros. 

Homenaje y juramento que prestaban los genios á 
Salomón (fol. 113, v.). 

Capítulo del homenaje de Xamhurox hijo de Dam- 
hurox (fol. 116); el homenaje de Alhim, hijo de Alhim 
(fol. 117); el de &brum (fol. 118); el de Zaubaa (fo- 
lio 119); el de Maimún, hijo de Calcayún (fol. 120). 

Cómo se hacen salir los malos espíritus del cuerpo 
de un endemoniado (fol. 122). 

Virtud mágica de ciertos nonbrex (agrupaciones 
caprichosas de los signos del alfabeto entre sí y con 
otros de figura extraña), engerradox, linpiox y xan- 
tox, que menciona enumerando las aplicaciones espe- 
ciales de cada uno de ellos (122, v.). 

Sigue una serie de alherce s aplicables á los mis- 



— 102 — 

mos asuntos que ya se han mencionado, y á conti- 
nuación: Capítulo para xoltamiento depuéx de todo 
conjuro (fol. 145). 

Exte ex el principio de lax anóxrax para toda 
coxa, xi querrá Allah (fol. 147). 

Explícanse una serie de fórmulas, recetas y prácti- 
cas mágicas aplicables á varios fines, que, ccn poca 
variación, son los mismos que ya se han venido indi- 
cando anteriormente: curación de enfermedades, lan- 
zamiento de espíritus, desvirtuar maleficios, etc. 

Alherce útil para soltar las lenguas y para entrar 
xobre xeñor o rey, para cerrar las bocas, para lim- 
piar las cosas nocientex, para detallar mal de ojo, 
para quien flaquea su vida, para desatar el atado, 
para librar de encantamientos, para aplegar el cora- 
Qon con amoran (sic) [cia?] perpetua^ para alcanzar 
las ciencias y para casamiento (fol. 198, v.). 

Refiérese el encuentro de Salomón con un genio 
maléfico llamado Alhabiba (ó Aljabiba, unas veces 
escribe ^**s^| y otras La*s^|) que le entrega unos 
alherces para impedir y remediar con ellos los males 
que aquel genio causaba á las criaturas (fol. 215, v.). 

Amuletos para preservarse de males de toda es- 
pecie (fol. 219, v.). 

Caxox para la mordedura del perro rabioso (fo- 
lio 222, v.); para guardar de las aves el sembrado 
(fol. 224); para destetar las criaturas (fol. 226, v.). 

Explicación de las propiedades, aplicaciones, cons- 
trucción, figura y modo de usar el amuleto llamado 
cerco (fol. 229). 

Conjuro para hacer acudir los genios (fol. 241). Ora- 
ción y fórmulas para ahuyentar los malos espíritus. 
Amuleto llamado xello de maimún (fol. 247); su figu- 
ra, virtud y modo de operar con él. 
Conjuros contra los genios (fol. 262, v.). 



— 103 — 

Libro de las suertes (fol. 291-331). 

Tratado en el cual se explica el medio de averiguar 
el resultado favorable ó adverso que tendrá cualquier 
asunto ó empresa que se va á emprender. 

El procedimiento es el siguiente: Se toma una va- 
rita cuadrada y se escriben en ella las letras ty*^ 

una en cada cara. Cuando se quiere consultar la suer- 
te, se deja caer tres veces la varita así preparada, y 
cada vez quedará en la parte superior una de las le- 
tras. Según las letras que sean y el orden con que 
salgan, resultará cualquiera de las varias combina- 
ciones que pueden formarse con tres de las cuatro le- 
tras mencionadas, v^t: - t wO - ¿ » tete. Pues 

bien, todas las combinaciones que pueden resultar, es- 
tán anotadas en el libro, con la indicación en cada una 
de ellas del sino bueno ó malo que predicen; no hay 
más que buscar la que haya salido, en el sitio corres- 
pondiente, y allí se encontrará lo que se desea saber. 

Influjo beneficioso ó perjudicial que ejerce cada uno 
de los días de la luna sobre determinados actos hu- 
manos (fol. 331, v.). 

Horas á propósito para hacer las cosas (fol. 345). 

Alherces, recetas, fórmulas y signos cabalísticos 
(fol. 347, v.). 

Tratado en el que se mencionan los nombres de las 
cuatro grandes potestades que rigen las estaciones 
del año. Cada estación tiene su genio tutelar, y cada 
uno de éstos á su vez tiene tres lugartenientes ó auxi- 
liares, que están en funciones sucesivamente en cada 
uno de los tres meses en que su jefe ejerce la autori- 
dad. Además, cada día está bajo la influencia de su 
estrella y de su genio peculiar, que son una especie de 
subalternos, dependientes de los de las estaciones y 
los meses. 



— 104 — 

Esta enumeración se hace con el fin de que quien 
quiera hacer alguna cosa, ó escribir un alherce, andx* 
ra ó alacima, sepa á quién ha de invocar para que 
favorezca con sus auxilios sobrenaturales la realiza- 
ción de lo que se propone (fol. 363). 

Días contrarios para sangrarse (fol. 437, v.), son: 
el primer lunes de Abril, porque nació en él Judas; 
el primer lunes de Agosto, porque en él fueron tundi- 
das las ciudades de Sodoma y Gomorra; y el primer 
lunes de Noviembre, porque fué cuando mató Caín 
[texto, Cahil] á su hermano Abel. 

Requisitos que han de cumplirse cuando se escri- 
ben los alherces, anóxras y alazimas para que sean 
eficaces (fol. 441, v.). 

Relación de los días y horas de cada mes que son 
propicios para realizar en ellos los actos que se men- 
cionan (fol. 447). 

Oraciones para cada uno de los días de la sema- 
na (fol. 479). 

Explicación de los grandes beneficios que se logra- 
rán con la lectura de una carta cuyo texto inserta; 
entre ellos, que quien la lea una vez cada día, le val- 
drá tatito como cien peregrinaciones ó como si resca- 
tase cien cautivos, y Dios le pondrá en su sepultura 
sesenta ángeles para que lo guarden, etc. (Folio 
493, v.). 

Tradición de Mahoma, en la que éste recomienda 
á su tío Abas la recitación de una oración como me- 
dio para conseguir la salvación eterna (fol. 497, v.). 

Beneficios de la oración en los siete días de la se- 
mana (fol. 499). 

Siguen algunos capítulos que tratan de cosas de 
religión (fol. 505, v.-516, v.). 

Signos cabalísticos para curar enfermedades; la 
Carta de la fuesa, de que ya se habla en el ms. nú- 



105 



mero VIII de esta colección, y oraciones (fol. 517-523). 
Amuletos, fórmulas cabalísticas y versículos alco- 
ránicos usados dándoles valor mágico (523, V.-529, v.). 
Tradición acerca de Moisés (fol. 532, v.). 
Receta para curar los malos granos [texto, entra- 
xex] (fol. 534, v.). 
Receta de un depilatorio (fol. 536). 
Oraciones en árabe y traducción aljamiada inter- 
lineal (tipo de letra distinto del resto de la obra) (fo- 
lio 537-542, v.). 

Recetas mágicas, fórmulas y signos cabalísticos, 
y amuletos para fines diversos, que son los ya repe- 
tidamente enumerados, y algunos nuevos, como uno 
que sirve para ir en una noche donde quiera que se 
desee, para averiguar si han robado alguna cosa y 
dónde está la cosa robada, etc. (fol. 543-558, v.). 

Modo de saber en qué hora del día nos encontra- 
mos (fol. 559-562, v.). 

Oraciones para el que está preso y para dormirse y 
despertarse cuando se quiera (fol. 563-569, v.). 

Palabras que dijo Adán al Señor para que lo per- 
donara (fol. 569, v.). 

Termina explicando las recetas y tratamiento para 
curar las almorranas, para hacer desaparecer las ve- 
rrugas, para que se aborrezca el comer sal, tierra, 
etc., y, por último, el dicho de unos sabios que de- 
claran que la persona que no se preserva con los 
alherces está á merced de los demonios, como una 
casa que no tiene puerta está á merced de todo el mun- 
do, que puede entrar en ella sin ninguna dificultad. 
El libro en realidad termina en el folio 562, como 
lo indica la palabra si**** escrita al final del mismo, 
y además el que los folios siguientes, hasta el final, 
son de tamaño más reducido, lo que da á entender 
que son parte de otro libro que se unió á éste al en- 



106 



cuadernario, por tratar de la misma materia. Por ésta 
razón, al hacer la exposición del contenido del ma- 
nuscrito, se ha considerado todo él como un solo tra- 
tado, pero en la descripción se pone como final del 
libro, el del folio 562 (1). 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera^ pág. 542. 



XXIII 



Letanía para pedir agua. 

Comienza: Exta ex rogaría para rogar por agua en 
tiempo de haberla menexter. 

Acaba: ... xeñor,por la alharaca que puxixte en la 
azora de ... (el resto ilegible). 

P.: Hilo, flojo, delgado.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Ma- 
grebí, clara.— Tin.: Negra; algunos epígrafes rojos.— F.: 85. 
Desde el 40 hasta el fin en blanco; 3 de guardas por el prin- 
cipio— Tam.: 0,20 X 0, 14.— C: 0,17 X 0,12.— Lín.: 15. Algunos 
á 12 y á 13.— En.: En pergamino, deteriorado por el fuego.— 
Pro.: Almonacid. — Len.: Aljamiada. 

Es rogativa en aljamiado. Da primero las reglas 
litúrgicas para hacer la rogaría. Sigue el principio de 
la rogaría en árabe (fol. 2), y después empieza la al- 
jamiada que es de la siguiente extructura: tti) b xe- 
ñor, por tu piedad ... (ó por cualquiera otro de los atri- 
butos de Dios, ó por sus nombres, ó por los méritos de 
los Profetas, etc.) ... perdónanox y apiádanox y oye 
nuextra rogaría y danox agua. Incompleta. 



G. 



XXIV 



Miscelánea. 

Comienza: Memoria de lax hextiax que Micero me 
debe a Billa Real. 

Acaba: Más lamora para Amárco en dox becex, 
ocho diner ox. 

P.: Hilo, delgado.— E.: Siglo xvl. Sin fecha.— Let.: Magrebí, 
de varias manos.— Tin.: Negra; parte del libro con vocales 
rojas. — F.: 88; el 8, y desde el 14 hasta el 20 inclusive, el 77 y 
el 79 están en blanco.— Tam.: 0,19 X 0,14.— C: 0,16 X 0,12.— 
Lín.: En los folios 21 á 46, que son los escritos con más regu- 
laridad, hay 12; desde el 47 al 57, tienen 11; los demás folios va- 
rían mucho; los hay á 5, á 8, á 16. — En.: En pergamino. — 
Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y aljamiada 

Contenido: En los folios 1 á 7 figuran unas cuentas 
de Juan Megod, que debía ser un arriero ó ganadero 
de Almonacid de la Sierra (1). 
En los folios 9 al 12, oraciones en árabe. 
En los folios 21 á 46, azoras alcoránicas: 1. a del al- 
corán; trozos de la 2. a y de la 3. a ; la 67; las tres últi- 
mas, y desde la 97 hasta la última, insertando las tres 
finales por segunda vez. 



(1) Vid. Colección de teoctos aljamiados, pág. XII. 



— 109 — 

El folio 46 contiene cinco oraciones reveladas por 
Gabriel. 

En el folio 48, r., comienza otra serie de azoras que 
son desde la 78 hasta la 86 inclusive. 

Desde el folio 59, v., al 62, nuevas oraciones. Sigue 
una exposición en aljamiado sobre la manera de ha- 
cer las cinco oraciones diarias, hasta el folio 67. 

En el folio 69, r., la carta para la fuesa. 

En el folio 70', capítulo de las ventajas de los días 
de la semana para la oración. Termina el ms. con 
otras cuentas de comerciante en aljamiado. 

En el folio 81 r., hay una página escrita en carac- 
teres latinos. 



H 



XXV 



Miscelánea. Azoras alcoránicas bilingües y predi- 
caciones en aljamiado. 

Comienza: En el nonbre de Allah piadoxo de pia- 
dad ... 

Acaba: ... y tememox tu aladeb el tuerte, que tu 
aladeb con lox dexcreyentex ex acoxiguiente. 

P.: Hilo, grueso. — E.: Siglo xvi. Sin fecha. — Let.: Magrebí, 
clara; tinta negra con vocales rojas y epígrafes amarillos 
hasta el folio 85; en los demás, epígrafes rojos.- F.: 184 y 2 de 
guardas.— Tam.: 0,20 X 0,18.— C: 0,15 X. 0,09— Lín.: 14— En,: En 
piel de la época; restaurada.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe 
y aljamiada. 

En el folio 1.°, r. de las guardas y vuelto en su prin- 
cipio, hay un fragmento de gramática árabe; el resto 
de éste y el folio 2.° tienen escritas unas reglas para 
determinar si el recien nacido tiene ó no derecho á ser 
heredero, según ciertos requisitos que se han de ob- 
servar al tiempo de su nacimiento. 

Después de las guardas viene: 1.° (Fol. 1-100). Azo- 
ras alcoránicas escritas en árabe con traducción alja- 
miada interlineal (1). (Son fragmentos de las núme- 



(1) Tres de ellas están reproducidas en la Colección de Tex- 
tos Aljamiados, pág. 153-163. 



Ill 



ro 1, 2, 3, 36 y 67 y completas desde la 78 á 114). 

2.» (Fol. 100, V.-148). Aljotba de la Pascua de los 
adahaes, colección de pláticas morales pronunciadas 
con motivo de la fiesta así llamada y cuyo objeto es 
ensalzar las grandezas y excelencias de Dios y su Pro- 
feta y de la religión musulmana, y exhortar á los fie- 
les al exacto cumplimiento de sus deberes religiosos. 

Intercálanse multitud de textos alcoránicos y tra- 
diciones del Profeta, y una de Abenabás sobre el sa- 
crificio de Abraham (fol. 130). 

3.° (Fol. 149). Aljotba para laljomúa que xe non- 
bra en ella la muerte y el día del judicio. 

4.° (Fol. 154). Aljotba de la Paxeua de Bamadán. 

5.° (Fol. 174). Pedricagión de la noche del leila- 
to el cadrí, en la que se inserta la parábola del Hijo 
Pródigo (fol. 175-176), narrada en forma casi exacta- 
mente igual que en el Evangelio de San Lucas, capí- 
tulo XV. 

Termina con dos oraciones en árabe con la expla- 
nación en aljamiado detrás de cada una de ellas. 



XXVI 



Título: Exte ex alquiteb quextá en él el contó de 
Du-1 carnáin. 

Autor: Anónimo. 

Comienza: Dixo Du-1-carnáin: cuando berná á tú 
algún demandante para demandarte alguna coxa de 
lax demand ax ... 

Acaba: Extox nonbrex dextax lunax con el cuento 
que enqima de cada nonbre beex, ex el cuento aquel 
que xe axenblan en lo ya dicho por lo que antex 
dello está excrito, lo cual mirarax en ello y lo en- 
tenderáx xi querrá Allah. 

P.: Hilo, delgado y fuerte.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Letra: 
Magrebí. — Tin.: Negra; epígrafes rojos.— F.: 131 y cuatro de 
guardas. Lleva numeración de pliegos en cifras árabes an- 
tiguas.— Tam.: 0,20 X 0,13.— C: 0,15 X 0,9.— Un.: 14.— En.: En 
piel restaurada.— Pro.: Almonacid.— Len.: Aljamiada. 

Es un tratado de sortilegios y pronósticos. 

En las guardas tiene escritos los nombres de los 
días de la semana, y una serie de nombres propios 
de personas. 

Comienza explicando el valor cabalístico de las 
letras según el jazmi chico, para resolver por ellas 
las consultas que se pueden hacer acerca del engen- 



113 



drar, casarse, enfermar, etc. (folios 1-31, r.); a con- 
tinuación se expone el jazmi major y los 12 al- 
borjex, ó sea la buena ó mala estrella del hombre (fo- 
lios 31, r.-67, r.) y de la mujer (fol. 67, r.-84, r.) y si- 
gue el quiteb quextán en él lax xuertex de Du~l- 
carnáin (fol. 84, r.). 

El autor explica así en qué consiste el jazmi chico, 
(folio 1): Cuando herná á tú algún demandante para 
demandarte alguna coxa de lax demandax aquellax 
que xe nonbraran dexpuex dexto xi querrá Allah, 
puex conta xu nonbre y el nonbre del día aquel que 
tu erex en él, por el jazmi chico, y crece á él la can- 
tidad de aquello y conoge lo conplegado y obra en 
lax demandax por cantidad de lo que te xerá xen- 
blancado xi querrá Allah...; alef, ye, fa, xin, cada 
alharíe vale uno; ba, kef, ra, cada alharíe vale 
dox, etc., y así pone el ejemplo primero: Primera de- 
manda: en el nacido, xi ex enjendrado ó no. Langa 
la cuenta conplegada de dox en dox, puex si queda 
uno, no ex enjendrado; y xi quedan dox, ex enjendra- 
do, y Allah ex max xabidor; y así continúa poniendo 
gran copia de ejemplos (fol. 1-31, r.). 

A continuación se expone el jazmi mayor y los 12 
alborjex, ó sea la buena ó mala estrella del hombre 
y de la mujer; después de dar á cada letra un valor 
numérico distinto del que le asigna en el jazmi chico. 
Dice así el autor: Cuando querrax xacar el alborje 
del honbre ó el alborje de la mujer, puex contar ax 
el nonbre del honbre y el nonbre de xu madre y así 
mexmo, xi ex mujer, contarax el nonbre de la mu- 
jer y el nonbre de xu madre della por exta cuenta, 
y pararax mientrex cuánto umerarán lox alharfex 
de lox nonbrex y todo lo que xubirá á tú la cuenta 
dellox, echar ax la cuenta de bintiocho en bintiocho; 
puex xi quedará uno o dox, puex ex en el cabxi, 

3 



— 114 — 

abril; y xi quedaran trex o quatro o cinco, puex ex 
en attaur quex mayo, etc., (folios 31, r.-67, r., para 
la estrella del hombre, y 67, r.-84, r., para la estre- 
lla de la mujer). 

Encuéntrase á continuación el quiieb quextan en 
él lax xuertex de Du-1-carnáin; explícalas así el 
autor: Puex tomarax para eeharlax un palo pequeño 
cuadrado á lo largo, que xea que aya en la una par- 
te del palico un punto y en la xegunda parte dox 
puntox y en la tercera trex puntox y en la cuarta 
parte cuatro puntox. Puex cuando herná á tú algún 
demandante que lax echex á él, puex dale el palo en 
xu mano y díle que nonbre xu menexter tuhiendo 
el palo en xu mano, y laora ruegarax tú con exta 
rogaría, y ferirax con el palo trex beeex no max ni 
menox. Puex lo que xálrrá á tú en la primera bez 
que lo echaraxy en la xegunda y en la tercera, puex 
ajunta lo que salrrá á tú xobre el caxo, y búxcalo 
en el quiteb exte, y tallarlo ax lo que buxcarax, xi 
querrá Allah, taála. Y no mirex en el menexter que 
te demandarán, max de una bez, y no tornex á echar 
la xuerte otra bez xobre aquel caxo; y ruegarax 
cuando tú tomar el palico de la mano del demandan- 
te con exta rogaría: Xeñor Allah; yo te demando, 
etcétera. 

Termina con un capítulo de oneiromancia y cinco 
de pronósticos sobre el tiempo, fundándose en los 
truenos, eclipses, entrada del año, auroras boreales 
y estrellas fugaces (fol. 113, r., al fin). 



H 



XXVII 



Miscelánea. Narraciones novelescas, varias de ellas 
incompletas. 

Comienza: ^ &] oXÍLU vjjjúo ¿JjLll JLa¿>« 

... ^r^ L 

Acaba: (fol. 180, v.) ... c ¿o& J ^ oXAXc t ^al| 

P.: Hilo, recio.— E.: Siglo xv. Sin fecha.— Let.: Magrebí.— 
Tin.: Negra, con epígrafes rojos.— F.: 180 escritos y foliados; 
faltan los folios números 1, 2, 3, 9, 10, 11, 12, 55, 69, 100, 101, 
167 á 179, y los del final. -Tam.: 0,22 X 0,14.— C: 0,19 X 0,10.— 
Lín.: Yaria de 22 á 26. — En.: Cosido, sin tapas. Mal conservados 
algunos folios; otros están sueltos y destruidos en parte. — 
Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 

Contenido: 1.° Narración novelesca incompleta de 
la campaña de Alejandro, convertido al islam, contra 
^J»yj U (sic) rey de Persia. Sólo hay cinco folios: 4, 
5, 6, 7, 8. 

2.° Acéfalo (fol. 13). Expediciones de Alejandro 
hasta su muerte. 

3.° (Fol. 47, v.). ^aaa^l £» ^j$\ ^ 1+** Histo- 
ria de Alejandro y AJjádir. 



— 116 — 

4.° (Fol. 51). ^Lsr-ÜI ¿&ji> vJU>^ Historia de la 
ciudad del latón (falta el folio 69 en que terminaba la 
narración). 

5.° Acéfalo (fol. 70, v.). Letra de distinta mano. 
Historia de j^j^ )\j*> y Jgfj reyes de la India. 
Cuento de viajes, guerras y prodigios por el estilo de 
los de las Mil y una noches. 

6.° (Fol. 108). ¿^Ijfttl ^^ ¿~*i^ Cuento en que 
interviene el profeta Mahoma. 

7.° (Fol. 127). ^Uj^Í l^9j ^,ajj| j^é ¿*£JU* • 
Otra narración fabulosa en la que también inter- 
viene Mahoma. 

8.° (Fol. 136, v.). ¿^sr^s^t vJU¿¿=v Jesús resucita 
á un muerto y hace que le cuente su condenación y 
tormentos. 

9.° (Fol. 139). ÍX& ^ v^UsrvlI ^v vJLo/a. 

•Ül Jj^j Cuenta Temim al califa Ornar las aventuras 
que le ocurrieron, arrebatado por un genio, á los ocho 
días de casarse. 

10. (Fol. 148, v.). ^Aiill tj^z. s^Jya. ¿a9 ^\jS 
¿Wa. Ja. JaMf 9.* Hadiz acerca de Jerusalem. 

11. (Fol. 156, v.). ^J¿ '¿¿j& Relación de una algara 
de Ali Abena bitálib. 

12. (Fol. 162). J$a. ^i| »- ^xx)\ <¡Aj*> JU>¿». 
Hadiz de una contienda entre el profeta Mahoma y 
el impostor Abucháhel. 



117 



Todos estos cuentos, ó historias novelescas, están 
escritos en estilo llano, corriente y, á veces, hasta 
vulgar. 



H 



xxvm 

Miscelánea. Azoras, preceptos religiosos, oracio- 
nes, etc. Sin título ni nombre de autor. 

Comienza: yj ^ ¿ x =r M **o^| ^Ua^Ji ^t *~o 

Acaba: Dixo ei nafa' Mohammed ... ei ¿uen cre- 
yente ex el que ama para xu hermano el creyente^ 
lo que ama para xí mexmo. 

P.: Hilo, grueso y fuerte.— E.: Siglo xvi. Sin fecha. — Letra: 
Magrebl, clara.— Tin.: Negra, con vocales rojas y epígrafes 
amarillos. Tam.: 0,16 X 0,11.— C: 0,11 X 0,08.— Lín.: 8.— F.: 152 
y uno de guardas en blanco.— En.: En piel, con relieves de la 
época. — Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1-84). En árabe. Las azoras nú- 
meros 1, 2, 3, 36, 67, 55, y de la 98 á la 114 corre- 
lativas. 

2.° (Fol. 85). Lox addoaex del alguado. Preceptos 
religiosos y oraciones que han de acompañar á la 
ablución con las cinco agaláes del ritual. 

3.° (Fol. 114, v.). Exte ex el regimiento de lax 
lunax y el cuento dellax para lox muclimex. 

4.° (Fol. 141, v.). El alíadila y gualardón del día 
del aljomúa, 

G. 



XXIX 

Título: ^IfráJi w.US' 

Autor: [1. ¡ji\]jt\ j**a. ^ A" ¡j? [^x^] ^ ^°jj| 

Comienza: J°^! ^á*?- <¿tf /J~» fjí *^l ^^í "*•*<* 



aj 



t, 



Acaba: ^¿sli ^« jsr* j*¿ \$j«} M* ***«j ^ muerte 
linpia y tornada no maldita ni fea vergüenca. 

P.: Hilo delgado, flojo.— E.: Siglo xvi. Sin fecha. En la últi- 
ma página hay nna canción castellana, y se dice que se hizo 
en 1591.— Let.: Magrebí, clara.— Tin.: Negra. Epigrafes rojos. 
Tam.: 0,18 X 0,13.-C: 0,14 X 0,09.— Lín,: 12; 6 árabes y 6 alja- 
miadas — F.: 142, con foliación de la época; 6 de gnardas. — 
En.: En piel roja de la época.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe, 
con traducción aljamiada interlineal. 

En la segunda guarda del principio tiene escrito en 
aljamiado el índice de los capítulos. La obra contiene 
un prólogo y 18 capítulos, cuyos títulos son los si- 
guientes: 
Capítulo de lax obrax con la boluntad. Fol. 5 



- 120 - 

s±Xdl> JUcW wb Fol. 
Capítulo de quien callara. » 29 

C++** c »- -^J 
Capítulo de bien, tiéngalo agerca » 37, v. 

Capítulo ex acercada el aljenna con lax 
gribiezax. » 59, v. 

8 ,1$>JL> ¡UspM ¡Us» w>^ 

Capítulo xed ruegadorex y habreix 
gualardón. » 66, v. 

Capítulo no enpobrecerá quien dex- 
penderá con lo [que] da [la] razón. » 82, v. 

Capítulo á ti xea que te guardex de lo 
que ex exculpado de ello. » 99 

Capítulo que en el declarar hay arte. » 99, v. 

Capítulo que no ex lo que oye como lo 
que bee. » 115, v. 

Capítulo que el mejor nonbramiento 

ex loncelado. » 117 ; v, 

Capítulo mala cabalgadura la del 

onbre. » 125, v. 

J.a^Ji ¿Ais,» ,j~.V *•— ~">? 



— 121 — 

Capítulo axixon lox de mi palacio como Fol. 
xegún el arca de Noé. » 126, v. 

Capítulo cuando quiere Alá con elxier- 

bo bien, adúlcalo. » 130 

íJLft^ídL A**; éÜ\ (sic) *j\ |¿| w>U 

Capítulo baxta con la xalbagion á lo que 
ex malabtia. » 131, v. 

Capítulo á lax de becex alguna manda- 
dera ex max entendido que el oidor. » 132 

Capítulo xi no que lox demandantex 
mienten, no xería bueno quien lox 
dextorna. » 133, v. 

Capítulo quexe contienen palabrax que 
lax recontó el menxajero de Aláh. » 135, v. 

Capítulo de la rogaría que xe acaba con 

ella el alquiteb. » 139 

w>U5Tj| W *Acir¿ ^jJi IcjJl w>l> tjj> 

En la numeración de los folios faltan 10 números, 
pues desde el 39 salta al 50 (1). 



G 



(1) Vid. en Brockelmann, I, 343, manuscritos do esta obra. 



XXX 



Título: El alquiteb del rogar por agua. 

Comienza: Exte ex alquiteb que extán en él lax 
leillehouax del ale oran y rogarías muy buenax de 
mucha alfadila ... 

Acaba: J|*j *>jQ\ ¿*¿s?* lu^ J¿ *Ü} ¿X^e^ ... 
¿jli'^b s ^ C J " ^ tH L**^ W*"* /J-j **art^ 



P.: Hilo, grueso y flojo.— E.: Fechado (en el último folio) 
año 1597. — Let.: Magrebí, clara. — Tin.: Negra; epígrafes rojos. 
Tam.: 0,24 X 0,17.— C: 0, 18 X 0,10.— Lin.: 16.-F.: 143, escritos; 
6 de guardas. — En.: En piel de la época; tapas sueltas. Está 
mal conservado, pero resulta legible casi en su totalidad, 
salvo algunos folios del final á los que falta algo de lo es- 
crito.— Pro.: Almonacid.— Len.: Aljamiada, 



Contiene: 1.° Prólogo. 

2.° (Fol. 9). Capítulo en que se mencionan los 
nombres de Dios. 

3.° (Fol. 11). Alabanzas á Dios. 

4.° (Fol. 15). Rogativas para pedir la lluvia. 

5.° (Fol. 75) Intrucciones acerca de la forma en 
que se han de hacer estas rogativas. 



— 123 — 

6.° (Fol. 82). Aljotbas que se han de pronunciar 
con motivo de estas ceremonias. 

7.° Desde el folio 109 hasta el final, siguen otras 
rogativas. (Véanse el ms. núm. 23, y el num. 17 del 
fol. 68 al 74). 



XXXI 



Título: v^AÓnr t ^AxT yj£* c? ))^ fr*** w"-** 

Autor: ^y]}^\ ;l=^í ^ X*x+ ^ o^ (¿^ ^^ 

[léase ^.UtacH] 
Comienza: ju*|J| Jü| JUJl ¿bu*^ ¿Jü)l l*¿JI J S 

Acaba: ~j.~ ^ *£#¿j?j *JM £*UL ¿lj*)l J-*-^ Ál¿ 
Je s%j\ 3 * 5>j|. í^t. dJU¿ Je ^ j¿¿>|¿ ^k)|. útil* 

sf. ^&}j'i\\ T l¿ U ¡k # .srWj *■)! J c j Nu.5TJt i JaJ| ¿J^» i Ji^ar' 8 

P.: Grueso.— E.: Fechado año 821(l).--Let.:Magrebí.~Tin.: Ne- 
gra.— F.: 80; uno de guardas.— Tam.: 0,22 X 0,15.— C: 0,16 por 
0,10.— Lín.: 19.— En.: En piel de la época; solo tiene una de las 
tapas. — Está bien conservado hasta el folio 60. Los restantes 
están algo deteriorados por causa de la humedad. — Pro.: Al- 
monacid. — Len.: Árabe. 

En las guardas hay unas cuestiones (o&~m) y el 



(1) Se acabó de escribir el sábado 12 de Moharrem que 
coincidió con el 19 de Febrero del año 821, en la ciudad de 
Huesca, por jí^=> <S¿ \¿f. ^'«^ rfi "' 



— 125 — 
último folio, verso, es el principio de una J¿ £*~sj 

El libro es un tratado sobre las obligaciones reli • 
giosas de los musulmanes, compuesto en forma de 
comentario sobre el JLJiaJl ,~£¿sr*. 

Contiene las materias siguientes: 

¿jLar'1 ^ J**.*)| 

aW^" w-^^jí L- 

9*á.^r «l¿U*)|j j^J¿\j ¿tyab\ 3^^ p t*S» » I 
aj^a. .J 6i3| **~ J .La. L. 

L «* é ^ ¿1 *•$ jwi W j-l ^ ^X> 

24 ¿*9 ^ 

24, v. Ja^l LJ^I J *U L 



Pol. 


l,v. 


» 


3,v. 


» 


5 


» 


6, v. 


» 


8, v. 


» 


11, V. 


» 


14 


» 


15 


» 


18, v. 


» 


19 


» 


20 


» 


20 


> 


22, v. 


» 


23 


» 


24 



Pol. 



126 



26 U; ; i j USi j ^*x*r ; ,t ¿*$* ; 

^¿ji^Jl 9 ^ } ]y)\ >L aJjüJl^é .let L 

26, v. tr^jP 1 

27 p ¿yi ^Lj| ^9 .U L 

28 *H¿¿J|^ «IJUtfJl ^9 ^Wl ^9 «U> U 

29, v. sXJ\ ^ >5U| ^9 Jte U 

30 LaLw ft$ a *J ft* A M ft* <r^ * . *•* 

31 >LT v_fil¿> tof&Jf 5 ' '^ ^ 

32 SbUl ^9 _$U,)| v^U 

33 giLJl v áo^Ji *li,| ^9 

33, v. üiL© Jj*¿ 1$ ; >~J »ü^9 t^5 ^u 

34, v. oXsr-ws jt lÜ jl L~li íbL* 9 Jft ^» 

35, V. ¿3jÁ;=v JU*. 9 .jÁar^l 

36 »Lm^l)|j ^JUt 5 ! i .U. U 

37 ^Ijl^lolU ¿*VU 

41, V. -Xsr~*tr 5 f ^9 

43 o!jU)i ¿U,| ^ .U l, 

44 óU>*~¿| C>*jLJi 

44, V. y^ySÍl S^sc J J*a9 







— 127 — 




Fol. 


45, v. 


.1 




» 


46, v. 




j'Jc,)\ *&*> 


» 


47 




íir^Ji j*,¿ 


» 


49 




>UUt 8Új v 1 ^ 


» 


50 






> 


50 






» 


50, v. 




jüJl áflij 


» 


51 




l3;^^ w-^I »lij 


» 


51, v. 




£\srtf\ íS\ 


» 


52 




j*<x¿\ ílSj 


» 


52, v. 




. ¿..ó íls^j !¿ L» 


» 


53 


1A 


^ £l5^)í Aa9 ^^ssrf, U 


» 


53, v. 




^i¿)| Slfj 


» 


55 


>¿)| *lij 


&¿lc W*^ S ^ «wAf 


» 


55, v. 


¿¿->*)í Jlj*t ^ w Sl5j b) U 


» 


56 




/•^^t ^y 


» 


59 




.^ssr*^i 3 Aa> L» 


» 


59, v. 




>L^2;| Ju«¿> L» 


» 


61 




jlft^)! jum¿j ií L» 


» 


62, v. 


y- , 


> ! <J*r c/J 1 ^ o¿ 


» 


64 




^ 5 ! wb 


» 


67 




\jj)\ J «La. 1» 


^ 


71 


y 


[/*■£$ Ji^ L» «.AÍ v^^Ij 



— 128 — 
Fol. 72 ^jH ^j S?jI Y l> £*J 

» 72, v. ^J^il 

73 ^Jjj^iYL 

» 74 *srULj ,l^s^l **) J *Lx L„ 

75 v di***3i ^ jj=FÍ ^ L-» w»l> 

» 76 V^&LJi -» jjsr^ U 

» 77 JOj ^ *)jí 9 «La. I, ^_Aj 

* 78 c/V~^ i 

Brockelmann no cita esta obra ni su autor. 

A. 



XXXII 



Miscelánea. Tradiciones, oraciones y preceptos reli- 
giosos. 

Comienza: Lax mejorex agcorax que xe leen en 
lax dox arracax del alba antex de la azalá de acobhi. 

Acaba: ...tomando dexenplo en xu perxona ex- 
críbele Allah ciento y bente y cuatro mil ahacanax 
y quien dice: ... í «Ülj «til S| *J| ^ «ti Jn.**l¿ «ti! ¿U*>- 
Incompleto. 

P.: Hilo, delgado y flojo.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Ma- 
grebí. — Tin.: Negra. Algunos trozos, vocales rojas. — Tamaño: 
0,16 y 0,11.— C: Varía. Oscila entre 0,14 v 0,10 y 0,10 X 0,08. 
Lin.: Varias. Oscilan entre 21 y 7.— F.: 150. 2 de guardas en 
blanco.— En.: En piel negra de la época. Algo deteriorado, 
aunque legible. — Pro.: Almonacid. — Len.: Aljamiada, en su 
mayor parte, y árabe. 

Es un volumen formado con pliegos de diverso ta- 
maño, caja de distintas dimensiones y distinto nú- 
mero de líneas. 

Trata sólo de materias religiosas; abundan las 
tradiciones del Profeta. Se dan en él los preceptos 
comunes para la agalá, la doctrina ordinaria del 
azaque y del tahor y del alguado. — Adoas y oraciones 
para todos los días y para todas las horas. La cere- 

9 



130 



monia que se hace con el recién nacido que llama 
para lax cria tur ax de las fadax (F. 112, v.). — Cuentos 
de los sabios, y alfadila de ciertas palabras muy usa- 
das por los muslimes. Todo ello con bastante des- 
orden. 



G 



xxxm 



Título: El quiteb de la Tafría. 

Autor: Abulcásim Obaidala, hijo de Alhosáin, hijo 
de Alhasán, hijo de Chalab, de Basora, el Maliquí. 

Comienza: 5 .l$la)| ^J\SÍ . Dixo el dotor y maextro 
y entendido Abulcácim... 

Acaba: ...Acábaxe el quiteb de la tafría con lax 
loorex ad Allah y la buena de xu ayuda y xu fabor 
y xu defíenxa. 

P.: Hilo delgado.— E.: Fechado año 993 de la hegira (1).— Le- 
tra: Magrebí, clara, fuera de algunos folios en los que se ha 
pasado la tinta. — Tin.: Negra, con epígrafes rojos y alguno 
amarillo. — F.: 992. Guardas 21: dos escritos al final con caxox 
y dos, al principio, que tienen el índice de la obra; los demás 



(1) Dice en el explicit, folio 592: ^^ £¿¿JjJ| J^i" 

(8ÍC) ¿"J i3j j$¿» ^ íj^AÜ*) ^Jji*.¿\ AJ ^c SjUamJj 



Está repetido este explicit con las mismas palabras en la 
misma página, con la diferencia del nombre del copista que 



— 132 — 

en blanco— Tam.: 0,26 X 0,20 — C: 0,18 X 0,13.— Lin.: 13.— En- 
cuademación: Pergamino. Descosido y comido de polilla, pero 
bastante bien conservado.— Pro.: Almonacid. -Len.: Aljamiada. 

Es un tratado de moral y derecho, parecido al 
Quitab segohiano (núm. I de esta colección). Está di- 
vidido en 48 capítulos ó libros. Los 22 primeros tra- 
tan de las obligaciones de carácter religioso (fo- 
lio 1-347) y los restantes, de jurisprudencia propia- 
mente dicha. 

Es de la secta malequí, según se infiere de las pa- 
labras puestas después del nombre del autor en ára- 
be y traducidas: dixo Málic...\ y también por un caso 
escrito en la guarda primera del final donde dice que 
el dicho de Malic, en disputa con los otros sabios, 
es el más firme. 

De esta misma obra hay otro manuscrito en la Bi- 
blioteca Nacional de Madrid señalado con la signa- 
tura Gg. 2 (1). Contiene los mismos capítulos, menos 
dos que le faltan y tiene el de esta colección, que 
son el del enpremio (XXV) y del itiquef (IV). Pare- 
ce que el de la Nacional ha de ser extracto de éste, 
por tener aquél 160 folios y éste 992, y figurar, no 
obstante, análogo contenido en los dos índices. 

Es traducción del ¿ii)| J ptj*d\ y^ del cual 
solamente conocemos dos manuscritos en árabe: uno 
en el Museo Británico, 2281, y otro en Argel, 1096 (2). 



G. 



(1) Vid. el estudio que acerca de él publica D. Eduardo 
Saavedra en las Memorias de la Real Academia de la Lengua, 
tomo VI, pág. 247. 

(2) Vid. Brockelmann, op. cit., I, 177. Vid. Homenaje á 
D. Francisco Codera^ pág. 539. 



XXXIV 

Azoras alcoránicas. 

Comienza: A*»yM ¡j* 3 *^ ^ f—J ^S^ *^ ^J-Ui 
Acaba: j^A^Jl ol^ a4 c *^J ^1 

P.: Hilo, grueso.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebí. 
Tin.: Negra, con vocales rojas hasta el folio 95. — F.: 133 escri- 
tos y dos de guardas en blanco por el principio. Los finales 
de pliego suelen llevar reclamos.— Tam.: 0,21 X 0,14.— C: 0,16 
por 0,9.— Lín.: 11 hasta el folio 95 y 10 en adelante.— En.: Ca- 
rece; son unos cuadernos sueltos.— Pro.: Almonacid. 

Es un fragmento de una copia del Alcorán que 
comienza en la azora 19. 



H 



XXXV 

Título: ^*J| ^Mí j^sr^ ¡y* ^¿^ J*~^ 

Autor: ^A^jil t ~=^ ^ ±+sr* 

Comienza: ^jÜI J-X*-ll ^ ^¿cLa-l! ^U¿3| ^U 

Acaba: l^ *2p^l -_4/^ j>U*} «VI v— ¿J** ^-^l 

P.: Lino grueso, flojo.— E.: Fechado, año 435 de la hógira (1). 
Let.: Magrebi.— Tin.: Negra, con epígrafes en letra más grue- 
sa del mismo color.— F.: 145 escritos, con foliación antigua 
aunque de fecha posterior al manuscrito, y dos de guardas 
de papel más moderno.— Tam.: 0,2b X 0,16.— C: 0,18 X 0,11.— 
Lin.: 25 por término medio.— En.: Cosido sin tapas y con los 
márgenes bastantes deteriorados por la humedad; los primeros 
folios están algo apolillados.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 



Contiénese en este volumen el segundo tomo del 
compendio del diccionario de El-Jalil, hecho por 
Mohámed ben Hasán el Zobaidí (2). 

Faltan las letras * ~ » y ¿. que corresponden al 



(1) Aparece la fecha en el explicit. 

(2) Acerca de este autor, vid. Brockelmann, I, 132. 






— 135 — 

primer tomo 5 éste comienza por el ¿ . El orden que si- 
gue es el de los órganos con que las letras se pronun- 
cian comenzando por las guturales y acabando por 
las labiales y las enfermas. 

En la primera guarda del libro se halla el índice 
alfabético del diccionario; es de mano antigua, aun- 
que posterior á la del que copió el manuscrito, casi 
seguramente del morisco dueño del libro; como suya 
es también la foliación que lleva. He aquí el índice: 

72 ... j»: 62 ... Jo: 44 ... ~: 29 ... <jS\ 5 ... J¡¡ 1 ... ¿ 

117 ...0: 109 ...>. 102 ... L: 97 ...j: 85 ... ^ 76... jo 

139 ... J. 135 ... J: 130 ... ; : 126 ... O: 123 ... X 121 ... ib 

.143 ... *: 143 ... w? 142 ... ^j 

Hay que agregar las letras t, folio 144, v., y ^5, fo- 
lio 145, r. Este orden es el adoptado en el libro que 
le sirvió de modelo. En un ejemplar de la obra ma- 
triz que se conserva en la Biblioteca Nacional (1), se 
explica en una nota que hay en la primera guarda, 
la razón por la cual Jalil adoptó ese orden tan ex- 
traño, del modo siguiente: cuando compuso su Kitab 
el ain, iba á comenzar por el t, pero vio que era so- 
cunado y enfermo, y que el w> que le sigue, se pro- 
nuncia con el extremo de los íabios, y por tanto debe 
ser considerada como la última letra, por articularse 
en la parte más exterior de la boca, debiendo ser las 
primeras las letras que se forman en los órganos más 
internos del aparato vocal; por lo cual adoptó el or- 
den con que se emiten, y puso la primera el & , des- 
pués el £ , etc. 



(1) G£. 5. Vid. Brockelmann, I, 100. 



XXXVI 



Tratado de Mística. Sin título. Es otro ejemplar 
acéfalo, y más antiguo, de la obra primera que con- 
tiene el manuscrito número X de esta colección. 

Comienza: ii»*j\ ^*ujl\ HW^ ^¿Ja^oit J^^. ía^c 

... ^Ui^Jb 

Acaba: ->^i tÜ\ .-a J.-H t&\ JpU tjL~J tjsrv J 

(blanco de dos palabras por rotura del papel) jJ^j J 

(El resto de la palabra es ilegible) f J { S» Jj 
Termina como el número X. 



P.: Hilo, grueso.— E.: Siglo xv. Sin fecha. — Let.: Magrebi. 
F.: 129 escritos; faltan nno ó dos folios al principio; uno entre 
los 13 y 14, otro entre los 14 y 15, y otro entre los 32 y 33.- - 
Tam.: 0,21 x 0,14.— C: 0,16 X 0,10.— Lín.: 18.-En.: Carece.— 
Pro.: Almonacid. 

Sobre su contenido, forma de exposición, etc., véa- 
se lo dicho en el número X. 



H 



XXXVII 



Legajo de miscelánea. Son varios cuadernos sueltos 
é independientes entre sí, de papeles, asuntos y épocas 
diversos que se han agrupado formando un solo vo- 
lumen con foliación correlativa. 

E.: Siglo xvi en general.— Let.: Magrebi, de muchas manos. 
Tin.: Negra.— F.: 294 en junto.— Tam.: En general 0,22 X 0,15.— 
Pro: Almonacid.— Len.: Árabe y aljamiada. 

Análisis detallado por cuadernos: 

N.° 1.° (Fol. 1-33). Es un cuaderno cosido, con ta- 
pas de pergamino, papel fino y bien conservado, que 
contiene El Alhadic (sic) de la calabera que encon- 
tró lea, (fol. 1-7, v) (1) y El Alhadix (sic) del rey 
Mohalhal y como fué conquixtado del Annahí y de 
xux conpañax (fol. 12-23) (2). Ambos están sin aca- 



(1) Comienza: Aquexte ex el alhadiq de la calabera que en- 
contró lea, etc., fijo de tyariem. Fué recontado por lox reconta- 
dor ex paxadox. 

Acaba: y trabajo y dixéronme para tí y para toda muche [r] 
que andará con miedo. 
Es distinta versión de la que figura en el ms. 9 núm. 23. 

(2) Comienza: Con el titulo. 

Acaba: y dixo á él: ye caballo, ¿no xabex que enta mí abe 
una carta que la excrebió Alé y la xilló el Annabí con xu xi- 
llo de..,? 



138 



bar de copiar. Los demás folios del cuaderno en 
blanco. 

N.° 2. (Fol. 34-41). Contiene: a). Capítulo [que] 
trata xi querrá Alláh de los dayunos y agaláes [de] 
debdo. b). (Fol. 35, v). La luna de Moharram y lo 
que xe contiene en ella. Dos folios en blanco, c). 
(fol. 38, v). Fragmento de gramática. Árabe. Com- 
prende los pronombres personales, sueltos y afijos, y 
el tratado del nombre singular y plural. 

N.° 3. (Fol. 42-157). Tratado de medicina en alja- 
miado. Acéfalo y casi totalmente destruido por la 
humedad. 

N.° 4. (Fol. 158 y 159). Un pliego de una obra de 
jurisprudencia en árabe. 

N.° 5. (Fol. 160 y 161). Un pliego que tiene escri- 
to un cómputo para la entrada de las lunas en el año 
1588, y una clave para saber lax gradax del xol y lo 
que a paxado. 

N.° 6. (Fol. 162-165). Un sermón en aljamiado. 
Acéfalo é incompleto. 

N.°7. (Fol. 166-181). Fragmento de gramática 
árabe. En el folio 177 hay dos dibujos de adorno. 

N.° 8. (Fol. 182-209). Libro de cuentas de un co- 
merciante que debía residir en Medinaceli, á juzgar 
por los pueblos que cita: Medina, Mezquitillas, Roma- 
nillos, Torrecilla, Arbojuelo, Pinilio, La Ventosa, 01- 
medilla, Bojarraba (?), Velilla, Fuencaliente, So des, 
Villaverde, Montuenga, Esteras, Conqueruela, To- 
rralba, Alcubillo, Miño, Villaseca, Las Cuevas, etc. 

N.° 9. (Fol. 210-219). Carta de partición de la he- 
rencia del Maestro Abulaits Ibrahim entre su mujer 
D. a Aixa y sus hijas Amina, viuda, y Fátima, repre- 
sentada por su esposo Farexben Alíben Abcar (sic) de 
Valencia. Árabe. Está redactada siguiendo el estilo y 
fórmulas corrientemente empleados en las españolas. 






139 



La fecha es de 1459, en Medinaceli. Consta de seis 
capítulos autorizado cada uno de ellos con el signo 
del Notario entre estas palabras: ^aáo vJU-3¿ ^ Wj 

^^w^ILj. Está otorgada ante el faquí de la aljama del 

arrabal de los musulmanes de Medinaceli ^ ^ 

c ^*~>\j)\ -Uar* y tiene suscripción de testigos, pero 

que no firman por sí. 

N.° 10. (Fol. 220-229). Primer cuaderno de un li- 
bro que se comenzaba á copiar. La obra es del maes- 
tro Abulcácim Mohámed ben Ahmed ben Chozay (1) 
Elquelbí. Trata de sentencias del Profeta. Dice en 
el prólogo, qne toma como tipo de imitación la obra 
Axxihab del cadi Abuabdala Elcodaí, corrigiéndo- 
la y arreglándola en otra forma. Véanse número 
XXXIX y el legajo número CI, letra D, número 4.° 

N.°ll. (Fol. 230-243). Tagbihes en aljamiado, 
de Jesús, Moisés, Noé, Abraham, Mahoma, etc. (230). 
Trozo alcoránico traducido (230). Tradición acerca 
de Fátima (236, v). Otra sobre Darío. (239, v). 

N.° 12. (Fol. 244-251). Lox adoaex para alguado. 

N.° 13. (Fol. 252-271). Caxox y capítulox. 

N.° 14. (Fol. 272-275). Coplas en aljamiado dirigi- 
das á Dios. He aquí la primera de ellas para dar idea 
de su estructura: 

«En el nombre xea de aquel 
Criador de toda coxa, 
Fuente clara y muy piadoxa, 
Muy máx dulce que la miel; 
Clarificado berger (sic) 
Donde el muslim reposa, 



(1) Véase, acerca de este autor granadino del siglo xiv, á 
Brockelmann, II, 264. 



r- 140 — 

Xegún lo dice la gloxa 
Del gran Profeta Daniel.» 

N.° 15. (Fol. 280 287). Un cuaderno sobre el aza- 
que. Acéfalo. Deteriorado por el fuego. 

N.° 16. (Fol. 288-294). Siete folios sueltos, escritos 
por una sola página, de época posterior al resto del 
manuscrito. Tradiciones del Profeta (1). 



G. 



(1) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, pág. 545. 



xxxvm 

Título: [ ,!ja^ í^l— ] Consta en el explicit de la 
1. a y 2. a parte del libro, folio 21 y 52. 

Autor: ^f| ^J ^a^l ¿*c ^j¿)\ y) ^¿3) J'^] 

Comienza: Acéfalo ... ^! ^j] *<ú*£)| Xi* ¿¿ 
Acaba: (Incompleto) ... j-~xj xa. ^J.**.^ Jj ^i.)| 

P.: Hilo, grueso.— E.: Del xv al xví. Sin fecha.— Let.: Ma- 
grebí.— Tin.: Negra; epígrafes gruesos del mismo color, y rojos 
en los folios 63 á 94.— Tam.: 0,20 y 0,13.— C: 0,16 X 0,10.— 
F.: 139 escritos y foliados de los cnales faltan los números 1, 
12, 13, 21, 64, 65, 66, 73 á 78, 81, 82, 84 á 90, 98 á 115, 124 á 137. 
Están repetidos los números 34 á 39. — Lín.: 20. — En.: Cosido, 
sin tapas. Mal conservado; sueltos la mayor parte de los 
cuadernos.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 

He aquí el índice de materias: 

Fol. 1 ^ai.Uj^¿ 



— 142 



Fol. 



1 
1 

1, v. 
l,v. 
l,v. 






J** j* 



SU* 



JÍ L') *'' - y w J$ ^ 



%J¿ 



2 

2, v. 
3 
3 

3, v. 



6,v. 



9 
9, v. 



9,v. 



1 yL* íss&Ü jí¿ 



_S 



^ 



10, v. 



¿««¿♦J úlsru- ¿AM *¿uj S¿ 

J>stAjJÍ L^3 

14, v. ^j.vJ.a)! sZ^ l/ 5 ;^ ^' ^—Ju ^jA^s 



14 
14 
14 

14. v. 



15 
15 



Uc cr. J ^ J 



*y J** u5^ v 



LxlJ ^^ U ¿*¿¡y*l,.wij 



— 143 — 

Fol. 15, V. ¿~y ^yaÁ^i ^>a> U vLO^sr 5 ! ^ 

» 16 lOjy^ ** ¿-J-J y^í> L» O-OJ^l ^j 

> 16 Í¿Í*J| ¿**ji»»> 'g.y ^j ^ ^yx L*j 

» 16, V. i^ 0>^*» s^OljSr 5 ! ^**j 

» 17 lS*^ *^J wOIjík-M ^^ 

i7 ^i ¿*> ^üi *L¿T y ^ir¿r 

» 17 >j|¿ jf$ 

» 17, V. ^Lüi >*|¿ ^j ^3 £*3 ^J 

17, v. ^lyL ^a3 ^ 



17, v. 

18 .Uj¿j 

18 ¿¿rf 



18 ^ J** w*~ •£? 

18 o^ ^j ^*«ac *L¿T ; Ur ^j 

18, V. ~ J ^J >Lu L^| ¿ó! ^Lsr-V»)! ^Aj 

19 ~j3 ^ >l=s. c** 4 ^ a U^t 

19 -*«ac j.a; S ¿ 

19, v. fc¿lj| Jj^3 ^f ^l,j ^3 ¿¿b¿J| ^j 

19, v. u*;^^ 1 ¿& /* 

20 iC~ 5 - c f *J J *f JüU*)| ^tól ji^i 







— 144 — 


Fol. 


20 




^ 


22 


v-Ji^i Ja| ¿-j^ 


» 


24, v. 


JíjJ^k^ ^AacA/^j J^oJux 


» 


26 




» 


26, v. 


» 


28 


La*». ¿v^2 


» 


28, v. 


L*x^¿> ¿Áok. Lf^í 


» 


29 


jU)| Jj,| J^¡j^ 


» 


30 


J¿5J| ¿*j** 


» 


30 


^.c^ p^^j t/V?^ "'vJL*¿>*ah 


» 


30, v. 


jU*í| v^JJ^. 


» 


31 


JLJJ v^JíL¿~Jl J^jAa. 


» 


31, v. 


J¿!/~1 .¿4 (¿J* JJ^"^ sJ^JAaw 


• 


32 


(1) *jUy^JL>l*)| ¿U¿->»> 


» 


33 


,L^j&j.3| .,» joU 


» 


33, v. 


JíW^y? cr cj^'c^ 1 * 


» 


34 


J^JI w ó ¿*o* 


» 


34, v. 


JjU~v| c ¿; xj J^¿Aa. 


í» 


35 


^c, vckt Ju ^¿Aa, 


» 


35 


**l*JI ^c *£Á> Uftte^ 



(1) Véase su traducción aljamiada en Textos aljamiados, 
pág. 73. 



— 145 — 

Fol. 36 J;l[r*' ^ v-^L*3 ^¿¿^ 

» 36 *&* ±S>j\* ¿JJU vJ^J^a. 

» 36, v. ^^ ¿aj'V» vlJ.U ^1 ^L-i^ 

^ 38, V. Jítf~l >> ¿W* ^i ^¿3) ÍJ^J y^O-Xa*. 

» 38, v. +%í* já>\ Jule w*¿¿c* 

39 -xA*)| -^ ¿s^ a 

» 39, v. J¿tr*l c^. j ^v;^ 

» 34, bis. »jLw L^J JUj Jo^-t ¿.i ¿s* fojlo 

» 35, bis, v. ^.^' (V^l ^¿¿>a> 

37, bis. ¿Wl ^=vU> A£ ^jS b^k|. JU' 

» 40, v. .M ►*«! Ju ,.h wob* ^u^ 

» 41 Jf.tr*' ,**f ^ ^ ^ w^-* 

» 41 ^sM JjU vj^o ¿»* 

41, v. J^l ^ J>|^1 ^ ¿pf)*M jíi 

» 41, v. Jf.tr* 1 ^5^ <? ■*?*? ^i' 1 ^ 

» 43 J^t^l J¿ ,.»* J^c JLo.X»> 

» 43 J>jU rf ¡j*¿~ £. ¿i>lj«*l wJJi* 

» 43, v. J¿tr*l L W4 .5' ^^ ívT-^' ***** 

» 44, v. J: , .i/ W t J^ ^W i¿y* *^ fr ¿^ 

* 45 Jf.tr*' .5*? ,c* ^jU^I l^é 

> 45 *¿f I «.*. . I^aU O»»* ¿^2* 



10 



— 146 — 

Fol. 46 *>j* ^ ^~*& wA»v©| JS3H-.3 Oj^ W» 

» 46, v. l<"í? /9 (f"*" lT - • ^-/^ *"*' 

47 -t^SAM J¿ 

» 47, v. **£tfJ^ c ci b ^'T ' ^^ *^ 

» 48, v. l$¿© w*a>i¿ üL^» Je >je *~**>\j *^* 

49 J¿íH ^ * 1 ^ <¿r o*'-' **** 

•> *iY IJ.» *s"ó J j^a.^¿>| J-a-j i*a» 

» 49 ***¿ Si v_Pj$Uj 

» 49 *^.a)| t * .^j JXj| AjLc ¿*¿5 

49, v. w*=^. J £l¿ *-** 

49, v. Jíl^'v^ (^^^k** 

» 50 » » » 

» 51 ÜJJUJU v^i^^i ^ Ju^j ¿l=sr\> 

» 51 J-^/--! jc^ (J 2 *^ V¿;»> h&F* **** 

^1 ^ JL J¿Ijh~l ^Jf ^ J^; ♦-«* 

» 51, v. ,oI ^o ^jw ci/ c ^L ? y:J! aj^ 

¿a «.$ Jjü> J,¿t^— t ¿^> ^ J^; *^ 

» 51, v. L**.¿3 ^j* mí j 

52 ají ^ ^^ u> ^ ^ ^~**J jyi 






— 147 - 

Fol. 53 o£b j|¿j i&iiyfj 

» 57 ^ayr-v^Jj s^J^a». 

» 61, v. Lxjsp J.^9 j£¿ 

90 »!y¿ ^¿ 

» 91 í^UI c ? *«>J¿J >& 

j4 ^i > -^ J¿1 ^ J° - w /* 

» 92 Jfu ^ 

» 94 w>Uasr*| ^J ^ J¿Ua9 v^U 

» 96 j+c .xaj 

> 96 ¿»¿o|y ^r¿ 
» 96, v. *.a\cjj a¿Uaa| k^ 
» 97 saltar* | -|j ^*c J.X¿.o »f¿ 
» 116, V. Jj^st* '¿¿oU M.jy jf¿ 

• 116, v. L^Laá^Ti 

» 117, v. OXjT sJU*A* 

120, V. Í^jU J*tt* Je J|Jl)| c,jj J si*JJi»> 

» 122 AÍ3| Jj.w • s^srv** .>» J.^aí 
» 122 43) i*Ut ^9 AjjjUÜI ,Jc ¿ larvJl ^ ^¿ 

> 123, v. i¿ (Jj,^ 1 .' cr'tT" ^ 
123, V. J^pr* h,\ J^ai j¿f¿ 

» 124 V^jL Je £*^íf 2Jj6 ¿ol$¿, yf¿ 



— 148 — 

Fol. 124 ; Jo 'i\jéjf¿ 

* 137 ; ^i)| 0* ^¿1 jS ¿ v_/b 

» 138 £ - 1¿£Í ) *¿> J y t ja*) jfí 

» 140 J^j* 3 ^ ¿* 

El autor de este libro, Chamaledín el Chauzí, no 
consta en el manuscrito, pero se infiere de su título 
( «JjawT ájL.) que sólo puede corresponder á la obra 
de dicho autor, titulada ^c.i> ^c ^.j l^j ,t^^V ¿^L, 
,Uj.x)| ? que Brockelmann cita (I, 505, núm. 48). De 
ella sólo conocemos otros dos manuscritos : uno en la 
Bodleiana de Oxford (I, 289) y otro en la Jedivíal del 
Cairo {II, 88). Nuestro manuscrito está cuidadosa- 
mente cotejado y corregido mediante notas margina- 
les; pero es acéfalo é incompleto. 

Chamaledín el Chauzí fué un célebre polígrafo 
oriental, nacido en Bagdad en 510 (1116) y autor de 
ochenta y tantas obras acerca de todas las materias 
de la enciclopedia musulmana; pero las más caracte- 
rísticas de su personalidad literaria son las de homi- 
lética y parénesis (más de cuarenta); orador sagrado, 
del género familiar, sus pláticas morales pronuncia- 
das no sólo en la mezquita, sino también en su casa 
y en medio de las calles de Meca y de Bagdad, le 
conquistaron enorme popularidad. Murió en 57 9 (1200). 
A este género homilético pertenece la obra que he- 
mos descrito: es una colección de narraciones y ejem- 
plos piadosos para mover á devoción, tomados ya de 
la historia sagrada de los profetas de la ley mosaica 
y del evangelio (parte 1. a ), ya de la literatura monás- 
tica cristiana oriental (parte 2. a ), ya de la historia de 
los primeros siglo del islam (parte 3. a ). 

A. 



XXXIX 



Legajo de miscelánea. Cuadernos sueltos con frag- 
mentos de obras diversas. 

P.: Hilo flojo.— E.: Siglo xvi; sin fecha.— Let.: Magrebí. — 
Tin.: Negra. En los folios 1 a 32 hay epígrafes y vocales en 
tinta roja —Tara.: 0,16 X 0,11 y 0,18 X 0,13.— C: Oscila entre 
0,11 X 0,18 y 0,12 X 0,07.— Lín.: Oscilan entre 14 y 7.— F.: 162.— 
En.: Cuadernos sueltos.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y al- 
jamiada. 

Contiene: 1.° (Fol. 1-24). Tres cuadernos no con- 
secutivos de la obra w^L$¿Jí wAa5" por *iM Xvc y] 
-cLañli J— ^j ¿ x sr* de que trata el ms. núm. 29 de 

esta colección. Texto árabe con la traducción alja- 
miada interlineal incompleta. 

2.° (Fol. 25 32). Las dos primeras azoras del Al- 
corán. 

3.° (Fol. 33-83). Cuatro cuadernos no consecuti- 
vos de un tratado dehadices en aljamiado. 

4.° (Fol. 84 al final). Seis cuadernos no consecu- 
tivos de azoras alcoránicas, con traducción aljamia- 
da interlineal. 



XL 



Legajo de miscelánea. 

1.° Un cuaderno de 8 folios, tamaño 0,20 x 0,08 
donde están anotadas las fechas cristianas en que 
apareció la luna de cada uno de los meses musulma- 
nes correspondientes á los años 1559 á 1602 de J. C. 

2.° j^xér^ ,jaj\jé ¡j* ^jL cuaderno de 8 folios 

escritos y 8 en blanco, tamaño 0,20 x 0,08. Contie- 
ne listas de palabras árabes sacadas del texto de la 
obra citada con la traducción aljamiada de algunas 
de ellas. Al principio de cada una de las listas, con- 
signa el título del capítulo de donde están tomadas. 
Explica con gran extensión el significado del térmi- 
no ^ UTA' (fol. 6). 

3.° 8 folios tamaño 0,30 x 0,11, 4 escritos y 4 en 
blanco. Contiene palabras del Alcorán y su interpre- 
tación en aljamiado. 

4.° Cuaderno de 20 folios, tamaño 0,30 x 0,11; 
de ellos 18 escritos y 2 en blanco. Contiene (fol. 1- 
3, v.), interpretación de términos del Alcorán, azoras 
alcoránicas con traducción aljamiada interlineal (fo- 
lio 4 á 17) y un escrito árabe que trata del Gualardón 
de bigmiílah. Es el borrador ó apuntes para una tra- 
ducción aljamiada del Alcorán. 

5.° Un cuaderno de 36 folios, tamaño 0,19 x 0,10, 



151 



de ellos 23 escritos y 13 en blanco; encuadernado con 
tapas de papel de estraza. Contiene el Alhadiz de 
Muga... cuando fahló con Allah; diálogo en el cual ex- 
plica el Señor á Moisés, respondiendo á preguntas de 
éste, el sitio donde se encontraba antes de la crea- 
ción, la manera como se formaron los cielos y la 
tierra, y le hace recomendaciones sobre la conducta 
que ha de observar (1). 



(1) Es el mismo asunto que el Recontamiento y razona- 
miento que hubo entre el noble Señor Allah y su mensajero Moi- 
sés, publicado por G. Robles en Leyendas Moriscas, torn. I, pá- 
gina 325, pero difiere de él: es más breve y tiene la redacción 
algo diferente viéndose claramente que proceden de origi- 
nales diversos. 



XL! 



Legajo de miscelánea. Fragmentos de devocionarios. 

P.: Hilo de varias clases. — E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Letra. 
Magrebí, clara.— Tin.: Negra y roja,— Tam.: Oscila entro 0,17 
X 0,11 y 0,13 X 0,10.- C: Oscila entro 0,13 X 0,07 y 0,10 X 0,06: 
Lín.: Oscilan entre 17 y 8— Fol.: 202. — En.: Cuadernos cosidos, 
sin tapas. — Pro. Almonacid.— Len.: Arabo y aljamiada. 

Contiene: 1. (Fol. 1-8). Las dos primeras azoras 
del Alcorán, transcritas en caracteres latinos. 

2. (Fol. 9-20). Rogaría del agua para cuando ha- 
hrá negexidad de rogar por agua. De la misma ex- 
tractara que la del ms. 23. Tiene cinco folios en 
blanco. 

3. (Fol. 21-122). Fragmento de un libro que con- 
tiene: Los siete alhaicalex; acéfalo. Empieza en el 
cuarto. (F. 21). Tacbihes y adoas, (F. 31). Fragmen- 
to alcoránico. (Fol. 92). 

4. (Fol. 123 al final). Azoras alcoránicas en árabe. 



G. 



XLII 



Legajo de miscelánea. Fragmentos de libros de ora- 
ciones. 

P.: Hilo fuerte.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Española, 
clara.— Tam.: 0,15 X 0,10 y 0,13 x 0,09.— C: Oscila entre 0,11 
X 0,08 y 0,09 X 0,06.— F. 215 —Lín.: 7 y 12— En.: Cuadernos cosi- 
dos. El primero tiene tapas de piel lisa.— Pro.: Almonacid.- 
Len.: Árabe y aljamiada. 

Contiene: 1. (Fol. 1-27). Fragmentos de devocio- 
nario formado con azoras alcoránicas. 

2. (Fol. 28 128). Otro fragmento de la misma ma- 
teria. 

3. (Fol. 129 al final). Otro con azoras y adoas en 
aljamiado. 



XLIII 



Legajo de miscelánea. Materia religiosa. 

P.: Hilo.— E.: Siglo xvr. Sin fecha.— Let.: Magrebí, de varias 
manos. — Tin.: Negra y roja.— Tam.: Oscila entre 0,15 X 0,11 
y 0,08 X 0,06.— C: Oscila entre 0,11 X 0,08 y 0,07 X 0,04.— 
Lin.: Oscilan entre 13 y 8.— F.: 241. — En.: Cuadernos sueltos. — 
Pro.: AJmonacid. — Len.: Árabe y aljamiada. 

Contiene: 1.° (Fol. 1-135). Doce cuadernos con 
fragmentos del Alcorán en árabe, restos de varios 
devocionarios. 

2.° (Fol. 136-189). Amuletos de tamaño pequeñí- 
simo con oraciones árabes. 

3.° (Fol. 190-201). Amuleto en que aparecen va- 
rias oraciones y un hadiz de Abu Mohámed ben Idrís. 

4.° (Fol. 202-215). Amuleto, azoras alcoránicas y 
la Adoa del arnex. 

5.° (Fol. 216-230). h¿J¿\ 0J*«*)|. Casida del Pro- 
feta, llamada Alborda (*¿j>>)\) de Abu Abdallah Mo- 
hammed ben Said el Busairí. Incompleta. Está hecha 
la copia por mano de Abdalah ben Sad ben Fatah 
ben Abizeid el Ansarí en Cuarte Ooj]y]) de la juris- 
dicción de Zaragoza (1). Un folio en blanco. 



(1) Vid. Brockelmann, op. cit., torn. I, pág. 264. 



— 155 — 



6.° (Fol. 231-242). ^-jUl^l ^ ? Xá v^Uf. Aparece 

adjudicada la narración, breve y fabulosa, á un tal 
Abdala ben Roxd (-*~;). Incompleto. 



G. 



XLIV 



Legajo de miscelánea: varios fragmentos de libros 
de oraciones. 

1.° Un tratado incompleto, sin principio ni fin, 
de 29 folios tamaño 0,10 X 0,07, á 10 líneas.— Del fo- 
lio 1 al 7 contiene el final de una oración que parece 
ser el prólogo del libro. — Del 7 al 10 una oración 
donde se mencionan los nombres de Dios. Empieza: 
«Extox xon lox nonbrex de Allah puex rogadlo con 
ellox». — Del 10 al 70, v., siete oraciones llamadas 
Los siete alhaicales. Todas ellas oraciones escritas 
en árabe con la traducción aljamiada interlineal. A 
dos tintas. 

En el folio 70, v., hay un alhadiz del Profeta referi- 
do por Abenabbás; en aljamiado. — Del folio 71 al 81, 
en árabe, con traducción aljamiada: la adoa llamada 
Doa essahifa.—Del 81, v., al 83, v., en aljamiado: enu- 
meración de los beneficios que se lograrán diciendo 
la oración precedente; y desde el folio 83, v. al final: 
oración revelada por Gabriel á Mahoma para apartar 
de su pueblo cualquier calamidad. 

2.° Fragmento de 13 fol. 0,10 X 0,07, á 10 líneas, 
tinta negra y roja intercaladas. Oraciones en árabe 
con traducción aljamiada. 

3.° Cuaderno de 10 folios, tamaño 0,11 X 0,08, á 



157 



6 lineas. El final de nna oración en árabe. La 1. a 
página del fol. 1.° lleva la traducción interlineal al- 
jamiada en tinta roja. Acaba: Trobarax Valfadila 
dexte addoa en la tercera íuella aprex d'éxta. 

4.° Cuaderno de 10* folios, 0,10 X 0,06, á 6 líneas, 
tinta negra. Oraciones en aljamiado. 

5.° Ocho folios, 6 escritos y 2 en blanco, tamaño 
0,11 X 0,08 á 9 líneas, en tinta negra. Contiene ora- 
ciones en árabe y parte en aljamiado. 

6.° Fragmento de 10 folios, tamaño 0,10 X 0,07-, 
caja 0,06 X 0,04, á 11 líneas, tinta negra, foliados 
con los números 11 al 20, con guarismos de la forma 
actual. Contiene el final de una oración en árabe 
(fol. 11 al 19, v.) y el principio de otra precedida de 
una explicación en aljamiado. Papel muy fino. 



XLV 



Miscelánea. Varios tratados de jurisprudencia y 
religión. 

P.: Hilo grueso.— E.: Fechado, año 834 de la hógira (1).— 
Let.: Magrebí.— Tin.: Negra; epígrafes del misino color en le- 
tra más gruesa.— Tam.: 0,30 X 0,22.— C: 0,23 X 0,17.— F.: 72; 1 
de guardas.— Lín.: 23.— En.: Cuadernos sueltos con señales de 
haber estado encuadernados. Bien conservado. — Pro.: Almo- 
nacid.— Len.: Árabe. 



Primer tratado. (Fol. 1-30). 

Título: J¿L*J| v^bo ^ isLjér^s J¿Lm wAaT 

No consta el nombre del autor. 

Comienza: l^J L> J^j yt &\ JU ->¿$Jl *lfj^ J~* 



Acaba: 



^' 



Lie 



vr*j 



\^j >¿&) w 



li JiUil^L «>! Ja> ,Jl L^j 



(1) Folio 65, r. 



— 159 — 

He aqní el índice de materias tal como se halla en 
los primeros folios. 



Fol. 



^9 .Lar 5 ! 9^ bj ^ ^Sjjj 1%| w T 

3 í^¿ ^ fft^il ¿ÜL| ^« r 1&J| 

¿>L| ¿w| tit J^W-i) 9^ d.^| ^» 4¿fw 
4 v 9 j.á)| Jj ^jSlj 

4, v. ^UJ\ J 3 ¿JbÜI 

4, v. f^.^ U* x ? v-2^M .,, «.a^j >"áf s ¿ 

lajJ,^ JXií ^9 a v^pIall^oLUar't J 



— 160 



Fol. 6, v. pdl J> 

*\j.Jo~\* j^&i ¿.he* ^J)J2?^\\ JaAsr'} 9 

> 7 .AX.v¿¿_)| 

Jj ^jXt U aj»~*^ .ib a.«¿3 Je JU .^ 

» 7 ^LJ\ Juc Ua>.\cví ¿j¿L¿ J^^y 

» 7, v. < ;|yJ| w*-b** .-.¿líi-JI 

-y.. £ -.. U .. 

> 8 t'Jj* 

» 8, V. j6>\ J.£sr-W*J 

» 9, v. (^LJJl £ ^jj^j jjüúJ) 

> 12, v. Jfyül ^ >L>^b 

3^ **¿jÜJ ¿Á/oL» UUi> UUat) ^a3 

» 14 *^>¿ J5^> ^)| 

U=e|^*3j U¿ 5« LaJ ^.laJal! Luj J?j&\ ,^9 



— 161 — 

Fol. 15 iLfilx* ^v-kar-JJ *~U_.| *aj|¿ 

8J.,. JU j\ éXx¿> j\ i.Zs\ ¿3 j\j*i&] (¿y+!>* 
» 16 iLjí 

X^ L$5^.a9* l^,*Ja¿J í^ar^ ^C^-í-l r% XÍ 
16 »^ jo; ) U ^ ^ij O^ 

» 16 UlXá.1 bl^^sfl^jii w"4¿ *&< Jj'iiyJl 

la>jye 3 L$la>! ?jljj¿ **!.H J^' ^ c* 

(J/ 2 *" e>'V ]i ^ ***** V^ tr***J 
» 18, v. ^| 

» 19 L^j Jft ^»*J ^9^ 

t¿yM'l $*? >í*-^) ^-^ aJI^I Í3wX/-5 J 
» 19, v. ^-¿W. v^JL/ 

¿ifi <j^ *j¿ o 3 ; 1 ^ **- ¿¿H c^ 

» 20, v. .U ^| í*¿U ^i, 

» 21, v. ~jj¿j 

«wáij J¿ £$" »aJ| Jl^J p U*J 8^=k^ a».| 9 

» 22 ^^¿j4I ^jj^Ji c ¿j p jj.)l ^9 iífjÜ! 

«¿)| ^íj Laa^> JXiu jl ijLsr J | í|^|| 9 

» 23 ifWfj 

11 



162 - 



Fol. 23, v. l^J&ai.U {j&J^J {j*h^ Jk^"*" 

-Jt ÓJ¿jÜ\) 'i^ji\* S&aHll j*~Ü ^i 
» 24, v. JíUil ¿UjU hY *ck| 

» 25 fjf^b V^l .Á **~' v^^ p^*?¡ <v;«*' 

» 25 UaüAjjI ió-X^Ji v^XJta i%3 J^Jlí J¿> 

» 27, v. . ^3 Lj^l ^|j L» Ja^)_j| ¿UarVf 

» 28 *Ju«j ¿i ^-¿LíjJl J**» Ji/-^ ¿=^^ J 

» 28, v. oIja)UoL>^U.XJ^I J 

» 28, v. ^UUl yj 

Segundo tratado. (Fol. 30-65, v.). 

Título: (1) ¡y USy ^.Jlj >l£a.T ^Lju a*í ^LT 

a^ ¿ ^j Jjk> ^^ ^*4í <j*M ^ oX3U 

Autor: (2) «A*aJ ¡jJ**)\ j*\ itjojí* ¿¿>U)| *a3í)| 



(1) Folio 33, r. 

(2) Folio 33, r. 



— 163 — 



Comienza: j3tt 3 .,l*J ^j alfrl ^f A& \S^ ^ ¿+¡s¿\ 

Acaba: (1) ^i^ j* i ^ [sic] i Asar* U Je ^^sr-^j 

índice de capítulos consignado en los tres primeros 
folios, ó sean los números 30, 31 y 32. 

Fol. LUasJi^ 0>L\^J w>U-*-d|j ¿jJ^o^" J> 

» 33, V. I^JjLccHao^ 

» 34, V. v*iXb ^a¿^ J^x^ 

UU— vjj-^lj ¿jyül ^y ^^U v *«S> L 

» 34, V. ^J+i ** v ^ 

» 34, v. *UJJ ¿O t¿í *¿UÍI 

XsáJl^ j$i\ **jjb ^^»j t<^^ ^^1 c* 



(1) Copia hecha por Mohárnmed el de Cosuenda, según 
consta en el explicit (fol. 65) que dice: S°" ■*x=^ w *■« Jv 
¿xli> a.*U> .,. ¿*& ^JJÍ^^ll Je ^j wX.a.s-' 9 ... ^-XJ 

¿V^j p> jr OXbj Ji^^J f^-"^' A ^i «JJ 



— 164 — 
Fol. 34, v. -Ufltj 

^jlar' wOT<f Ai'l^l *■* -^9y Aa^ iJ+¿ 
» 35 ^j^Uj^/j 

^¿4 1 ¿Je Jj&j ^| Je \j\¿ ^b ^J 
» 35, v. *?W 

» 35, v. ¿~¿¿) k»|A- J J# ^-1 ^ ^*~' 

35, v. »^j ¿r^i ^h 

A ¿$L. ^U Jsrv^j joYjJ a».! ^3| ^^ 
36 dk ^ p i«£| -^ ^*J 

» 36 ; j'Ulj ^^ 

##. <*r db* s */ *Vj J^ ^*? ^ 

» 36 C^i J* v^ÁS-Ji £&*l 

• 36, v. S f í ¿JJ| W 

aa9 ¿jjJ| Ia¿ pL^^-'j jáe *»>■%) -^>L»J ^¿t? 

» 36, V. *LLá. >y)í 9 laüJj Ja¿3' i'i^lt ^ 

» 36, v. ^|Á*x~| 






— 165 — 

Fol . fty?* ^J W*¿ w**^l ^^ & t ykd I ** 

» 36, v. ^¡LÍ\ 

» 37 JU^ss^l ^ ^jtf^'ij 

» 37, v. ^ X^U^ll ^9 ¿t JU ^J ^LT 

J.a.| ^ t -I y^lj jl ***- l^J fO LftJl *£k 9 
» 37, V. S-U- .¿.^sr 5 1 

» 38 y,US!^yj 

» 38, V. ^^1 ****! ^ w>ffl Xac'L^í* Jj 

» 39 ^jb* 3 ^ *^jle ^ ^ J 1 -^ 

» 39 »AXX**4| ft.,» ►**•!! v 9^2* -9« *J .l*)| 9 

» 39, v. jU*Jl *jJ« Je 

ú^JD Ja.jJ J.^^¿ w>sf -9^ ol»la>^f J 
» ' 40 ^^ J •] . yi-Xi ¿Jic ¿J Ju « 

40, v. ^V^J'J^ 



166 



Fol. w>U 9^ pj)\ JJíL- Jj jjk)\ &x) 



41 



j.a>l¿Jl «.* ^-hínJLj *Usa)| 



41, v. *j&j\ v-^^5^ ^ ^V.-^tj 

41, v. jj wjJl (^í-^ 



42 



42 



42 



42 



42, v. 



43 



v^j^iJI &¿A J 



t j lXsr\9 w^¿) I J^í I ^Sj'^i ) ^tor I *¿j 



^y j^I J £>U| 



43 



jj^U^^^ v^p^Xá.1 9^ 'i*S¿JS\ 
J\ ¿&\ w*~» ,ó***j ^j|>ib w^^»'I ^ 
43, v. -^ *** J& 



— 167 — 



Fol. 44 *ta.*'l ¿ * \SSS\ J- 

^■> C °* 

» 44, V. J -^T f**^ .5*-? w^"^ 2 *^ 

» 45 v_j5Á£)i ^ 

cjj.dí Jj AJÓ»j£». ^o *.»j ó* *>a. .j*^ 

45 j Ifi y ^3j ^LJ ! ^J¿ 

» 45 jL¿J) íjJ, JL, ^» jjyj a.9A¿ 

^í? f J .> jl í * 1 ^ tfb **í* ^ J^' J¿ 

45, v. (J?*& 

» 45, v. J»9 jV jj?^ ^ ^ 

» 46 ^jL&W 

46 s-^y?li V UUj 

gtj ^ Lj .^ j&jK ^¿r°¿t (JHjM 'Jffi 



— 168 - 



Fol. 46, v. *¿y j*j '¿jjj\ 

» 46, v. U^ \Jotty ***jti )lj*\ ch 

*¿j} ¿**\ j>\ H*>fjí ^4j J?^i )}y\ ^ 

» 46, v. sSJ Á ~i J ¿W 

» 47 ábL> j Lfcilá. ( ^J^l^ \jÍa)1 •) v5^ ¿j t¿.» 

~ l&) í ¿ **J ^) I vli \'¿„ I 3j í l J L. J } J 

» 47, V. £*J| ^ ^ *|j4l JiÍJ» ^ .v~UJ| 

» 48 ¿^Ui Je !> 

48 £&J| y j\#k)\ J¿ *J\ 

48, v. ^)! ^f^ ^ & ^jüXá.T ^ ^j]| ^J 

*^j^FÍ ^ ^j^» ^j> Lál-w &.>j .*J 

49, v. J^ J^i ^jUiT >|j f ^3 



49 



Fol. 



— 169 — 

50 i^^i? Jj>L*J| J¿ ¿ijjb >¿ ^T y\ « 
50, v. XSj~o ^ I ^ ^o| ^J 

50, v. vW' wM Íí|jJJ ***> 

p* ^f ^>« ^ ^1 ^ ^1 ^- ^ 

51 **2*ji. u"^ H^ *\J* ch fj*** 

51 ,UJ|Ja3^U jb k.Jt J. .,1x1)1 

51, v. j|Jo ¿L/o^Ji 9. sl^y j! *jJjJ 

51, V. ¿AíxLo .6 ijÓ^C -Xa.) v *+*■* Jj 

52 pWj 

^^O' ^ J*, J^\ J¿ v^Xb ^9 

52, V. w**or-\S ^¿(j 

^b vjl?° J~v^ ¿yj*** p> w*ü» ^ 

52, V. A^Cj AJo^fttj ^jjj „Xa>l¿J) 9 *\ 

4.xlo 5 [¿Aw ¿(jl ^«^ ^^)!^ ¡LSjJj^J 



— 170 — 






53, v. -t^íJt ^y ¿*¿¿> Jjfij 

53, v. w**fl* J-a^l 

53, V. íUaall >.LSk| 

54, V. ¿I^ijl ^9 SijJlj ^Uac¿| 
55 v *¿U s^Xj^aJj ¿J j&jI ^9 (y^ 

55 ^ii)| ^Uia.» ¿O \j\ 

55, v. iu^o'jUlt ít^it Jj l*j«J\ 

55, V. l$A* w^AaW L#j 

^ ^áüllj .\w¿ J^aJl >j Afj¿J\ J 

56 *¿d| J»t ^Jj ^ — pi.a)j^ JüJ| 

VjWt^j íjlWl JtKí f^t? £J*Jl 

56, v. v^U^tj v-^lyJJ 



57 
57 



Fol. JS¿¡*h ^ £ jJ^iJi Jj .LJ| *ijs?<> J 

Vj^^I £a j ^$*j »V^ í*¿4l ^9 

57, v. aJU¿ .Xajj J.£J .^^33^1 

57, v. -!j¿J| ^.9 W>jft*)| ^9j JL/pl ^jVj 
¿bl^á» Jp t*M¿)tj XÍJCaníl w y*)i 9 

58 £bL)| iol$¿Jl ^ ^jU^lj ; |^k^ 

^AjjL^xJ^ &U^)| .jU**» ¿9^ &U*J| 3 

58, v. ^Xxaí^JI ? t ¡yb-jil] Aj^<¿>\ ^Jj 
tjl^^é. ^tó)ij) Ol¿U¿Jl **U. 9 

59 ^v^^a-» V Uj •^♦"¿aJ L*j p U*d| 9^ 

9j UoL*¿ ^ S^LcaJt i^Ja)| ¿UrOl J 

59, v. p j; j)I v^t^Ü ¿L.á| 

60, v. pLjo^áT j "¿&¿ .) pljuj 

¿*9 j.^^ -* ^J **9 .U'¿> U_j ^5^*'0| 9 



172 — 



Fol. 61 



» 61, v. 






£j ,L**a)| &il?n .joLte'ÁSl J 



61, v. 



Jl 



^ ü* 



5*1 



61, v. 



62 



62, v. 



^^íoLa. j»j *~ij> j| pUí JL» ^tj ^w-. 9 
b\j\\ w&I .I? ^J*^ X-j5U| íjy¡J\ J 
W^aJ| J^ p^b ,5¿J| Ja^Jl ^0| ^9 

62, v. wJlkil >=^*J' ^ J J&> J¿ 

JlftJlj U¿Aft)| *JL» Jj i^^aá. lia. ^¿9 

LL*Ji <*~>j<& w*¿j c 9j 
¿/¡J f X¿j l J¿ ^5^ UU U ^ ^ >A ^ J 

1^3 Ja>¿ ^-^ Sfw *^¿J U- wJÍ> ^9 
íl^il (jaUsxSJ ^9, jjif^f 

63, v. Ji^aí»^ 

^¿jo U rt 9j ^iL> jl L^Lt wJL ^*aí 



63 



63 



63, v, 



r 



Aa^, .¿J j+XS J Ju& j 1*a— I ¡jt&j *J *»> a 



— 173 — 



Fol. ^¿Jf J U jí¡\ Jj 4»J\ ilUxíj 



64 i^^aá. ,| -^U)j Licv 



> 64 J¿)*Hj *ar¿ljdl folfci ^ülw .9 

» 64, v. La^ 

J*J5 ^ Ji \&% ^ V^ ^ ^5 é 
64, v. Ji53*j djttt 

A la terminación del libro encuéntrase una especie 
de tabla donde se indica el número de azotes con que 
se ha de castigar cada uno de los delitos que se van 
enumerando, como por ejemplo: al que discute con el 
cádi acerca de una sentencia, se le impondrán treinta 
azotes; al que insulte al cádi, treinta y nueve; al tes- 
tigo falso, cuarenta y nueve, como castigo ejemplar; 
cuatro al que monte en una caballería sin permiso de 
su dueño; nueve á quien arroje tierra al rostro del 
cádi; ochenta á quien llame á otro hijo de adúltera 
y no pueda probar que es verdad; veinte al que entre 
en una casa sin permiso de su dueño, etc. 



Tercer tratado. (Fol. 66-68, r.). 

No tiene título pero debe ser la ^^ i ¿JL>j 

,Lj^ j que menciona Brockelmann (II, 250), entre 

las obras del que figura como autor de este tratado. 

Autor: ^~a)¿¿)| dJ| ¿>* -> .l^a^Jl a.^0 jjj ^f 

Comienza: $> jj\ ¿.*\j)\ .^JLJl JUl ¿aHÜ j-*¿J| JU 

J ^^L.^ »\^ jp> t¡& «x^l ... ^^1 ^c Jo : ^j I 

¿La} &j f^+JÁ.*»^ js> c, JLJ| 



— 174 — 
Acaba: *i3!j ¿l-¿2¿> Lfcx,, ^ UlsrO üaj| ^Lc l^ijÁcj 

He aquí los puntos de que trata: 

^xá[Q\ JUá! 

tiUf 

Cuarto tratado. (Fol. 68, V.-69, r.). 

Una disquisición: \jX)¡^¡LMC J 

Comienza: ¿I J^«¿ U* 4¿» J-^jJ vilL.x—l ^^ J.3 

Acaba: jj-^i ¿j^* . AXS" ^ »jsk*w JÁ& \¿ * 

Quinto tratado. (Fol. 69, v.). 

Título: O^j^sr 5 ! .,» 0>LliU)| as:-^ 9 ^W^ 

Instrucciones y tres fórmulas para la redacción de 
íetuas y sentencias. En una de ellas dice ¿^ 



— 175 — 

Siguen dos folios, últimos del manuscrito, en los 
que se hallan unas consultas sobre casos de jurispru- 
dencia, y su resolución. 

En las márgenes del manuscrito hay muchas notas 
con correcciones, adiciones, aclaraciones y llamadas 
á los puntos interesantes. 



H 



XLVI 



Legajo de miscelánea. Fragmentos de un libro ascé- 
tico y del Alcorán. 

P.: Hilo, varias clases.— E.: Siglo 'xvi. Sin fecha.— Let.: Ma- 
grebí, clara.— Tam.: 0,28 X 0,21. -C: 0,21 X 0,15 y 0,15 X 0,14. 
Lin.: 19 y 22.— F.: 115; los primeros con foliación de la época. — 
En.: Cuadernos sueltos, bastante deteriorados algunos de ellos 
por efecto de la humedad.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y 
aljamiada. 



Son dos tratados distintos: 

1.° Tres cuadernos que comprenden los folios nú- 
meros 48 á 55 y 82 á 202, de una obra en aljamiado 
cuyo título no consta. Aparecen un Capítulo en aber 
temor ad Allah, y otro en lo que bino en el non- 
bramiento de Allah y varios hadices de asuntos di- 
versos. 

2.° Cuadernos, pliegos y folios sueltos con capí- 
tulos alcoránicos, correspondientes, al parecer, á di- 
versos ejemplares de copias del Alcorán. 



XLVII 



Sin título. Comentario del Alcorán en aljamiado. 

Comienza: Jura. Allah por el Alcorán el del non 
bramiento claro, que aquellox... 

Acaba: ...xux caxtillox de Allah; quiere decir que 
no cuidarán en que ellox xerían xaeadox... 

Incompleto. 

P.: Hilo fuerte, satinado. — E.: Siglo xvi. Sin fecha.-Let.: Ma- 
grebí, mny clara. La parte árabe en tipo más grueso.— 
Tin.: Negra.— Tam.: 0,25 X 0,18.— C: 0,13 X 0,12.— Lín.: 20.— 
F.: 132. 105 escritos; 27 en blanco.— En.: Cuadernos sueltos. 
Muy bien conservado.— Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y al- 
jamiada. 

Son 11 cuadernos que contienen las azoras del Al- 
corán, números 38,39, 40, 41, 57, 58, 87, 90 y 99, con 
el texto árabe, la traducción y el comentario en al- 
jamiado entre líneas. Algunos de los cuadernos no 
están terminados de escribir. 



G. 



ta 




XLVIII 



Acéfalo. Tratado de obligaciones religiosas. 
Comienza: >&\ J*~>j ^\ *j¿j* ^ ^ c ^^ ¡¿f ••• 

A.Á3 1 c 3 JjusrjJí ¿¿¿b*\ Ltoji" |¿l JU A L*. ¿Je étí) J^ 
Acaba: ^ ¿xa si^Wl l¿» -9 j^lorvlJl Jli ... 



Incompleto. 



P.: Hilo grueso muy flojo. — E.: Siglo vi de la hógira. Sin fe- 
cha.— Let.: Magrebi. — Tin.: Negra, con epígrafes gruesos del 
mismo color. — F.: 140, foliados. El número de cada uno repe- 
tido en las dos márgenes. La numeración es de época poste- 
rior á la fecha del libro; parece hecha en el siglo xvi. El pri- 
mer folio es el número 13 y el último el 211. Faltan los nú- 
meros 21 al 41, 63 al 71, 115, 124 y 125, 175 al 182, 185 al 93, 
204 al 210, y desde el 212 al final.— Tam.: 0,27 X 0/20.— C: 0,20 
X 0,14. — Lín.: 26. — En.: Carece. Todos los folios están sueltos, 
sin coser. — Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 



Los dos primeros folios contienen el final de un ca- 
pítulo sobre la ablución. Los restantes comprenden, 
íntegros ó incompletos, los siguientes capítulos: 



— 179 — 

Pol. 14, v. íS-Jl jJl fUl lit Jkl\ *¿cj 

» 17, v. *yoM ^A , s-¿ -* U 

» 17, v. jU)l sj^vw» U> *^j)| s^tT^i 

» 19 «J"5©^l ^-L^ 

» 42, v. í£LJ|_Ljüü| 

44 l^x)U s~>j*J\ ^J »|jd| 

» 45 SjjSll ¿J J**) I 

» 48, v. *** ^-^ L* e* /»L»T v^álá. »|^üJi Oiy 

» 49, v. ^L^" vJi ^k^J) c é «^ ' L * 

» 50, v. 5^3! c s Lr ^\ ^J J**)í 

» 52, v. La>l~ fji^j J JU ^v* J**'. ^ 
pj *U^f JlfCwIj v^lij)! Jzsr^Sj 3L*$J| 

» 62 ix^j 

» 62, v. J^J^ll^* 

» 63, v. l^ 3 *; ^J? *^*'' s* w*a¿¿Jl 

65 JJJta^U J.UL 

» 67, v. j'jJ\ J JLj «xvlc a\M J*© -a¿) i ,1^9 

» 69, v. y^Jl; ^„W 

» 70, V. j.SS-V¿)| ^&*' J J •l^. L» 

72 Á¿3) íiL> ^Jc 4fil^| íü* J^af 



180 — 



Fol. 


72, v. 


» 


73 


» 


74, v. 


» 


74, v. 


» 


76 


» 


76 


» 


77, v. 


» 


77, v. 


» 


79 


» 


81, v. 


» 


82 


» 


83, v. 


» 


84 


» 


85 


» 


85 


» 


86 


» 


86, v. 


» 


87, v. 


» 


88 


» 


89 


> 


94 



Jtfi 



U)i »^L© ei^ *jUJ| ¿^L* J.^3? 
^ I" 

JUJi JÍÁ¡ ^ ^ M \$\ J> ^.^! 



¿JíaAa* AJ »J 



^ d 






- 181 — 

Fol. 95 itíft « U4J .IjJIj ^-^ J~¿ «i J**^ 

» 97 -^J^' *^~" 

98, v. ^¿Ji \j¿~S' J J.**)\ 

» 100 ^Jj~Z)\ xl^e é mia. L 

101 JjUíJW ^J J.^)Í 

» 103 fj^^i AJo^LtW 

» 104, V. Uta'». Je ,L^3'.) ^ íIaíJ) Juvfl'x^l .c A\j| 

» 105 Jj) j\ kAx) ÜUjJI JLaX~| é Loa^Jl 

» 105, v. ¿Uü3| J ^ájL^Jt c C ^¿JJ 

106 iJU)| J .U> I» 

106, v. JL. <Jc *Üt C L¿> c jóJ| Asr-^ J ;U U 

107, V. Ja.LJ| Jl ,LJ| r ¿á J *la. U 

> 108, v, ^I^aJI ^ ^j^^ju^.^ 

» 109 ^i)l ^ -U U 

» 110 í!;£Íi ^51aí.I ^» jj^M^I *jV" ,<* ^ j^^ 

» 112 *l^ft5| ^sr- J ,U L 

> 113 Ao.| éJiJ y> Jj ÍUS 9 *U*. U 

» 114 _J*3j ¿Jjxj ^í ^r¿ - .La L- 

» 114, v. .IfijJ) j «U» L» 

» 117 .Uj)| ^9 J^JI 

» 118- V. ,^zx)\ ¿Xij ^**¿b\ Jl*J á£L¿J| r c ^Jt)| 

» 120, v. w^'l J~¿ j^U^Í ^itf 



— 182 — 



Fol. 121, v. 
» 122 

» 122, v, 



Jl 



,UL 



123, v. 



126 

127, v. 
128 

128, v. 
134 
137 
137 
138 
138 



138, v. 



139 
140 
141 
143 

153, v. 

154, v. 
158 
160 
160 






íli^Jl d*9 



J Kj 



V fScW * J.3TÁJI |l*J ^» ^OjSei U 2tL5J 

J-~jJ|« J*ár*lj ,Jf*5jJl X»Ju¿? ¿3 *W U 

v^LaXo » v^UO >L^¿íJ| v^LO 

¿LxCt S> *L¿a9 

jX'¿)\ áJÜ 9 -La. L> 



— 183 



Fol. 



162, v. 



164 
165, v, 
169 

171 



173 
174 
174, v. 

183, v. 
184 

184, v. 
194 
195, v. 

195, v. 

196, v. 
197 

197, v. 

198, v. 
198, v. 
200 



Jtól ^ 



j¡j¿J| 9 J¿.J| ft>U 









¿Al) J 



¿J l9_. Jju a*^ 

ít\X5| ^3 ata. L» 
'a »**'! 9 *Ls>. L^t *.*La, 

x^» >L^| ^u^^s» _9 «La. Lv 

vJ5 f •• \ " ^ ' 

¿9 je *y ^u-xs 



¿*9jJ| J . 



jsjs^ .5 Aa. L» 



^arÜ| ^9 J**J| 



— 184 



Fol. 200, v. 


jS**| 


J^srA*j\ aü^aJl t*+¿J&2 \+ 


^aaJ| j Í^L^Jl 


» 201 


íaL^i 


» 202, v. 


£¿taU! í^^» 



» 211 ^ S^Ls 

No hemos podido identificar esta obra ni su autor, 
que debe ser español, á juzgar por las frecuentes ci- 
tas que hace de jurisconsultos españoles, como Cásim 
ben Asbag y otros. 

El trabajo del autor ha consistido en recoger, ex- 
poner y analizar los hadices, textos y opiniones de 
los faquíes, referentes á cada una de las materias: 
ablución, oración, limosna legal, ayuno, guerra san- 
ta y peregrinación . 

Consigna datos biográficos de algunos de los auto- 
res que cita. 



XLIX 

Título: L>**^ ^r^J ^e infiere, del cotejo con el 
manuscrito número XXXV de esta colección y de am- 
bos con el Gg. 5 de la Biblioteca Nacional, que es otro 
ejemplar del compendio, que lleva ese título, hecho 
por Zobaidi. 

Autor: [j^XjjJI ^~ak ^ wUíst' 8 ] 

Comienza: [Es acéfalo]. ^.*=p-^ *Zs& y„ j#\ jfí ¿J¿ 

Acaba: **t S **\y jl« ü^s **¿|j Lj^**orO'j j]j j bj 

Época: Setecientos cuarenta y tantos de la hégira. 
Léese en el explicit: j ±s¿$\ *j> ¿^ ¿1^1 ..i^j 

P.: Hilo recio.— Let.: Magrebí, clara.— Tin.: Negra, con epí- 
grafes en letra más gruesa del mismo color.— F.: 137 escritos 
de los cuales faltan el 1, el 30 hasta el 38 inclusive, del39fal- 



— 186 — 

ta la mitad; el 40; desde el 42 al 59, ambos inclusive. Hay una 
guarda al fin.— Tam.: 0,30 X 0,20.— C.: 0,24 X 0,14.— Lín.: 30.— 
En.: Cosido, sin tapas. — Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe. 

Es otro ejemplar más moderno de la obra cuya se- 
gunda mitad se contiene en el manuscrito núme- 
ro XXXV ya examinado. El copista declara, en el 
explicit, que el original era mendoso. 



H. 



No consta el título. Es el comentario de una obra 
de derecho. 

Autor: j+fi rf y„)*>\ ¿*z ¡jf &\ ->**• iji AjQ *^íJl jj| 

<.£JUJ| [lege ^£j*s¿1\] ¿M+J\ según consta en el 

explicit (1). 

Comienza: Acéfalo. íü^)| J 3 ¿J^J oXJA-f »1¿^ 

Acaba: ^$9^)! J *;?^ W JÁ v¿XLb ^ ¿¿^Jj 
^¿u&u.| ¿L$Xa^' ^^.« ¡s-' [blanco de dos palabras por 

rotura del papel] Jet aíMj^JI ¿-¿*«* 

(1) He aquí el explicit donde se hallan las indicaciones 
acerca del nombre del autor, del copista, de la fecha del ma- 
nuscrito, etc. 

^*¿Jl <j>\ Je y$±l ¡Je ^JUl ^Á^jJl j4# ^\ 



— 188 — 

P.: Hilo grueso.— E.: Fechado año 925.-— Let.: Magrebí.— 
Tin.: Negra; epígrafes rojos y amarillos.— F.: 177 con reclamo 
en todos ellos. Faltan algunos tras los señalados con los nú- 
meros 60, 61, 93, 122, 131, 132, 168.— Tam.: 0,32 X 0,22.— C: 0,22 
X 0,15.— Lín.: 27.— En.: Cuadernos sueltos. Mal conservado; la 
mayor parte de los folios, desprendidos, y muchos deteriora- 
dos por la humedad. Sólo son legibles en su totalidad los 
comprendidos entre los números 1 y 166. Se ha señálalo con 
el número 1, el primer folio útil que aparece; antes de él hay 
un cuaderno completamente inutilizado. Pro.: Alinonacid.— 
Len.: Árabe. 

¿Será el comentario del Mojtasar de Sidi Jalil que 
Brockelmann (1) atribuye á este autor? 



(1) Op. cit.,11,84. 



LI 



Sin título. Comentario del Alcorán. 

Autor: l ,a*'J ¿\ c r; *^ ■*** &' -^ *^' -^ jjí 
Comienza: ^r. J *^í -M- ^ ^ ^ ■*** j^l **^' J^ 

Acaba: ~¿£ *a^ a ^-Nj /j' *^ <•** ?^í 
Xux xierbox ... Incompleto. 

P.: Hilo fuerte, satinado.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Letra: 
Magrebí, clara. — Tin.: Negra; la parte árabe en tipo más 
grueso.— Tam.: 0,29 X 0,22.— C: 0.21 X 0,13— Lin.: 22.-F.: 144. 
Lleva reclamos y numeración de pliegos. Falta el pliego 13. — 
En.: Cuadernos sueltos; bien conservado. — Pro.: Almonacid. — 
Len.: Árabe y aljamiada. 

Es la traducción aljamiada del comentario de las 
seis primeras azoras del Alcorán, que escribió el autor 
conforme á lo que le enseñó *)J| X* c>r J ^~. ^ U ¿j) 
^j.^V j^J| jLoJ| ,1-c^;' tomándolo del Taísir 
de jfj^M fü— ^ c >JC »> a * cua ^ toma como base, 
pero sin ceñirse á él en absoluto, por que, según de- 
clara en el prólogo, el Taísir de Yahya resultaba de- 
masiado extenso en algunas cuestiones y en cambio 



190 



en otras era conciso en demasía, además de tratarse 
en él cosas qne en la época en que esta obra se escri- 
bía, ya no interesaban á la generalidad. Estos incon- 
venientes los ha evitado en sn libro suprimiendo lo 
inútil, dando la amplitud suficiente á las materias que 
lo necesitaban y añadiendo aquello que en el modelo 
había dejado de consignarse (1). 



G. 



(1) Acerca de este autor y su obra, vid. Brock elm ami, 
op. cit., I, 191. 



LII 



Miscelánea. Cuadernos sueltos de obras ,di versas. 

P.: Hilo, fuerte.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebí, 
clara. Todo de la misma mano. —Tin.: Negra; la parte árabe 
con tipos más gruesos.— Tam.: 7.29 X 0,21.-C: 0,21 X 0,14.— 
Lin.: 21 y 22.— F.: 625.— En.: Cuadernos sueltos.— Pro.: Almona- 
cid.— Len.: Árabe y aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1-243). Otro ejemplar de la 
obra que contiene el ms. num. LI; más extenso, pero 
también incompleto. Muy deteriorado por el fuego, 
sobre todo los últimos cuadernos, que están casi por 
completo destruidos. 

2.° (Fol. 244-355). Varios cuadernos de una tra- 
ducción aljamiada del libro titulado ^^¡x-M ^^^ 

por Jl*»* ^ Júar" ^ X*x* ^ \¿sS j4S¿\ jj | 

JULrtll _>;>- 5 l (1). 

3.° (Fol. 356-482). Fragmento de un libro en alja- 
miado, que trata de las obligaciones religiosas de los 
musulmanes. Es una colección de tradiciones y sen- 
tencias de los sabios del islam y del Profeta, acerca 
de cada uno de estos deberes. 



(1) Mencionado por Brockelmann, op. cit. II, 201. Manus- 
critos y ed. del original, ibid. pág. 203. 



— 192 — 

Lo primero que refiere es que extando en Ahila la 
Real una conpaña de xabiox onradox tratando de 
cosas referentes á su religión, se presentó una mora 
que estuvo alternando con ellos y dando su parecer 
en las cosas que allí se trataron. 

4.° (Fol. 483 581). Otro ejemplar completo de la 
obra que se contiene en el ms. núm. XXX de esta 
colección, terminado de escribir el año 98, que debe 
ser el 1598, ó sea un año después que el núm. XXX. 
Está perfectamente conservado. Termina en el fo- 
lio 575, v. Después hay en el cuaderno con que ter- 
mina el libro unas Coplax en alabanca del adín del 
aliclam y del Annabí Mohammed y tres folios en 
blanco. He aquí las coplas más características: 

«Allah yarabí, 
Ye Mohamad darabí, 
Ye berdadero Annabí 
De arabí, de arabí. 



Ex Allah xolo y xeñero 
De xin ningún aparcero 

Y Mohamad xu menxajero 
Que todo fué berdadero 

Y el aliglam mi adín. 
Allah, yarabí, etc. 



Y ex Allah mi gran xeñor 
Altíximo y de balor 
De todax coxax criador 

Y dellax f enec^edor 

Y el aleaba ex mi alquibra 

Y el aliejam mi adín. 
Ye Allah, yarabí, etc.» 



— 193 — 

Después signen las mismas que figuran en el ma- 
nuscrito número XXXVII, 14. 

5.° (Pol. 582-605). Exte ex el primer libro del 
prado de preicagionex y otrox lo llamaron el prado 
del alma. Un sermón donde se narran algunos mila- 
gros del Profeta y se explican tradiciones acerca 
del mismo. 

6.° (Fol. 607 al final). Cuadernos sueltos de obras 
diversas, todas ellas de asunto religioso. 



G. 



19 



LIU 



Título: Alquiteb de preicax y exemplox y dotrinax 
para medecinar el alma y amar la otra bida y aborrecer 
exte mundo. 

Comienza: Dixo Allah J^ y^ en xu onrado Alco- 
rán: Preíca, que la preicación ex aprobechante á lox 
creyentex. 

Acaba: Y lox calladox y dixcretox pomo xer trex- 
talladorex de ninguno. Y el trextallar ex decir mal 
de ninguno en auxencia del; y el callar ex lo mejor 
de todo. 

P.: Hilo, fuerte. Satinado hasta el folio 211.— E.: Siglo xvi. 
Sin fecha. — Let.: Magrebí. — Tin.: Negra. Epígrafes en tipo 
más grueso.— Tam.: 0,23 X 0,17.— C: 0,18 X 0,12.— Lío.: 18 y 
19.— Fol.: 401: Foliados hasta el 207. 6 de guardas en blanco.— 
En.: Piel roja de la época, deteriorada. Algo atacado por la 
humedad pero sin destruir nada de lo escrito.— Pro.: Almo- 
nacid.— Len.: Aljamiada. 

Dice en el prólogo que la razón de escribir acerca 
de estas materias, es porque el que enseña, bien hace; 
y trata después, sin orden ninguno, de monextacio- 
nex, preicax y caxox encaminados todos á demostrar 
la necesidad de cumplir la ley. Entre estos casos 
está la alguacía de Iga ñjo de Mariam (fol. 94). Abun- 
dan los hadices, como los del alabid y la mengra- 



— 195 — 

na (1) (fol. 136), el del dab y el arab (2) (fol. 195), el 
de la muerte de Muga (fol. 94), el del Masih adachel. 
Hay multitud de recuentox del Profeta y de los tra- 
dicionistas; capítulos de supersticiones moriscas 
como el dotrinamiento de lox xabiox para lax fadax 
de lax criaturax (fol. 247) y oraciones como lox ac&~ 
laex del muerto y lax rogaríax que xe dicen dex- 
puex de la agala de deudo. 

En general, parece haber querido hacer una enci- 
clopedia de las principales doctrinas morales y ascé- 
ticas, para ponerlas al alcance de cualquier mu- 
sulmán (3). 



G. 



(1) Publicado en los Texto» aljamiados, p. 73. 

(2) Vid. ms. núm. XIII, 18. 

(3) Vid. Homenaje á D. Francisco Codera, Zaragoza, 1904, 
página 547. 



LIV 



Miscelánea. 



P.: Hilo, f uerte.— E.: Fechado al folio 8, v., año 911.— Let.: Es- 
pañola.— Tin.: Negra.— F.: 81. Los números 45, 46 y 47, en 
blanco.— Tarn.: 0,14 X 0,10.— C: 0,12 X 0,07.— Un.: 15.— En.: En 
piel de la época. Sólo le queda Ja primera tapa.— Pro.: Ahno- 
nacid.— Len.: Árabe. 



Contiene tres tratados: 1.° (Pol. 1-8, v.). Acéfalo. 
Sólo conserva 8 folios escritos y dos de guardas por 
el fin, con notas agenas al asunto de la obra. 

Comienza: ^ar¿j w^» 3 ' ,J C _Jj 2Ia.U-.JI ^^^íj 
Acaba: !■> ^ Lal '¿x^¿ *¿j*-»,iáu¿c vjJ.L I J\ *$] 

Consta de diez capítulos (s-A>) de los cuales sólo 
los dos últimos tienen título: 

Fol. aJJI Jj-j ^j* ^-^jj C^íij*** v^ . 

» 7 -O .J.3 vJl^Ls* ¿J i yO JL-^ ¿¿AC ¿i]! S*C> 

» 8 w>Uxj| ]ls> w *Ás-í ^jj| AejJj ^Lj 



197 



El nombre del autor no consta ni en el explicit ni 
en el cuerpo del opúsculo. A juzgar por el título del 
capítulo penúltimo, parece ser una colección de sen- 
tencias morales y religiosas atribuidas á Mahoma. 
Todas ellas, sin embargo, afectan el estilo propio de 
los proverbios ó refranes (1). 

2.°. (Fol. 11, V.-44, v.). 

Título: *3r*V*J^ s^,»J| J¿.w 3¿ \jj> *qrd| ^Uf 

Autor: J*^j ^ ¿»& ¡j? ¿-*<> ¡j* ¿■o??* {j*X+*j\j>\ 

.(2) £ .¿JU ,x ár j ^C\ 

Comienza: y^\ ^ <Ü\ -Usr;» ¿¿¿ |j¿o ü >ür J.S" 

*¿*J| Jlxj sJ^hj^J\ j^kj» JLü| silUl ¿ J^Lí 

Acaba: L^aIíIíí l^j ^^ OXX^J ^jíl¿ LJ*?>} ^Ut 

Consta de un prólogo y 10 capítulos. 

Es un compendio de hadices cortos, fáciles de re- 
cordar, redactado á imitación del Xihab del Codaí 
(Brockelmann, I, 343). Su autor Abulabás Mohámed 
ben Maad el Tochibí, nació en Denia, estudió en Va- 
lencia, residió en Uclés y murió en Egipto en 550 
(1155). De este opúsculo suyo existe una edición he- 



(1) Consta la fecha de Ja copia en el explicit (foJ. 8, v.) que 
áícetjij^j^» tf ÁA ***«d Ü)fo)\ *tf ti* ¿]j¿)\ Xí 

(2) Consta en el explicit. 



— 198 — 

cha en el Cairo, año 1302 de la hégira. Cfr. Brockel- 
mann, I, 370. 

3.° (Fol. 48, v., hasta el final). Incompleto por el fin. 

Carece de título y nombre de autor. 

La materia son sermones ó conferencias [wJaá.] 
para predicarse en los meses del año que se indican, 
seguida cada una de ellas de un capítulo donde se 
enumeran las excelencias del mes correspondiente. 

Comienza: ^¿¿w J ■*=• t ¿tf¡&* *& \^ I ¿t^j i?h¿. 

¿&5JI ^J JpUJl ¿$«Jb ^JjJl ±ar¿\ 

Acaba: fJUtó j]ai\ ** JlS &3| +x^ »\J| Jj~>j ^c 

Contiene las materias siguientes : 



Fol. 


48, v. 


<W~S- 1 JLllík 


» 


50, v. 


:yj| ^9^ ^¿- >U^ J^aá 


» 


53, v. 


,l**£J ¿LJbíi. 


» 


55, v. 


(j^ J**** S** 


» 


60 


^,J¡ix^\ .^j J iviadk. 


» 


62 


«Iáft+J| j.)^^ ^$~ £U-a3 


» 


69, v. 


yLxit >U| 9 £*Je¿ 


» 


71, v. 


£ar W i j3 Jlx *1a,¿i9 



75 *AJUJ| *'JÜj| 9 ¿vL^ 

77 ,^aL Vf _ boa ) . &-J | o |^ i*9 ^S\x> .Jisr' 9 
79, v. -jjj^lc p¿J iUÍ¿ 



— 199 — 

Fol. J^a¿i| rf UÍ -^ Lm »| s*tXc J^a5 J v^Aj 

No ha sido posible identificar el primero y último 
de los tres tratados de este manuscrito. 



LV 



Devocionario. 

Comienza: Aquexte ex el xueño que xoñó un galih 
en la gib dad de Tuneg. 

Acaba: ...y fegnox de lox mejorex de los de ella, 
en bida y en muerte. 

P.: Hilo, flojo.— -E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebí.— 
Tin.: Negra; roja en algnnos folios. Vocales rojas. — Tatn.: 0,11 
X 0,08.— C: 0,09 X 0,06.— Un.: 9, 8 y 7— F.: 109. Guardas: 1.— 
En.: En piel de la época, con relieves. — Pro.: Almonacid.— 
Len.: Árabe y aljamiado. 

Contiene: 1. (Fol. 1-21). El xueño que xoñó un 
galih en la gíbdad de Tuneg. Especie de amuleto. 

2. (Fol. 21, V.-44). El hadiz de Qilmen el Feregío 
cuando extaba en el artícul (sic) de la muerte. Cuen- 
ta como al estar Qilmen en la agonía, se le aparece, 
cumpliéndose una promesa de Dios, un amigo suyo 
que hacía tiempo había muerto y le cuenta cómo 
pasó él el trance de la muerte. 

3. (Fol. 44, v.-47). El hadiz de la muerte de Muga. 
Incompleto. Dos páginas en blanco. 

4. (Fol. 48, V.-52, v.). El agalá del muerto, xi 
xerá onbre. 

5. (Fol. 52, v.-56). El agalá del muerto, xi xerá 
mujer. 



— 201 — 

6. (Fol. 56, v. 58, v.)« El acalá de la criatura. In- 
completo. Parece faltar algún cuaderno. 

7. Acéfalo. (Fol. 59-72). Explicación de las fiestas 
y ceremonias religiosas que se han de celebrar en 
cada uno de los meses del año musulmán. 

8. (Fol. 72 v.-73). Lox nonbrex de lax lunax. 

9. (Fol. 73, v. 85). Fragmentos de textos alcorá- 
nicos. 

Un folio en blanco. 

10. (Fol. 87-49). La acalá del muerto y otras 
para varios casos. 



LVI 

Devocionario. 

Comienza: Y I ¡¿ Y. J^ Y^ *Já*)| .^¿31 J.*!^" 

Acaba: ^^ ¿Jd\ ^^ UJ^j Laa-, ^ »^| ^L^ 

^ I :?.. . \ ■ 

P.: Hilo, fuerte, satinado.— E.: Siglo xvi. Sin fecha.— Le- 
tra: Magrebí, clara.— Tin.: Negra y roja.— Tam.: 0,11 X 0,08.— 
C: 0,08 X 0,05. -Lín.: 8.— F.: 75. Guardas: 2. Entre el fol. 8 y 9, 
faltan 8 y entre el 12 y 13 algunos cuadernos.— En.: En piel 
de la época, con relieves; algo deteriorada por la humedad.— 
Pro.: Almonacid.— Len.: Árabe y aljamiada. 

Contiene: Jaculatorias, oraciones en árabe, algu- 
nas de ellas con traducción aljamiada interlineal, los 
siete alhaicales y alabanzas á los profetas. 



LVH 



Sin título. Hadices. 

Comienza: Hadicónox Agad fijo de Muga por Jalid 
fijo de Abdallah el Cufí por Guahbi fijo de Mun- 
nabah... 

Acaba: que no ay xeñor xino él y no ay plager 
ni gloria xino aquella que ex enfinita y para xiem- 

pre ^j-^JUJl ^jj t& j^jstM^. 

P.: Hilo, fuerte.— E.: Siglo xvi (1).— Let.: Magrebí, clara.— 
Tin.: Negra y roja.— Tam.: 0,28 X 0,21.— C: 0,22 X 0,16.— Li- 
neas: 17.— F.: 172 y uno de guardas con anotaciones en carac- 
teres latinos.— En.: Cosido, sin tapas. La mitad inferior ata- 
cada por la humedad, pero queda legible, excepto en los úl- 
timos folios y los del principio, en que ha desaparecido parte 
de Jo escrito.— Pro.: Almonacid.— Len.: Aljamiada. 

Contiene: 1.° (Fol. 1). Hadiz de Nuh. 

2.° (Fol. 9). Capítulo de Boluquía y lo que fué de 
xu fecho (2). 

3.° (Fol. 32). Recontamiento de la dongella Car- 
cayona fija del Rey Nachrab con la paloma (3). 



(1) En la última guarda dice con escritura en caracteres 
latinos: principióse á doce días de la luna de chumedi legual 
que se contaba á beinte y uno de abril de 1587. 

(2) Número 15 del ms. VIII. 

(3) Número 2, del ms. III. 



204 



4.° (Fol. 54). Hadiz del nacimiento de Jesús (1). 

5.° (Fol. 78, v.). Declaración del xuhimiento del 
Annabi á lox gielox. 

6.° (Fol. 95, v.). Alíadila del dayuno de Rachab y 
del hamis primero de él. 

7.° (Fol. 99). Alíadila del dayuno del mex de 
Xaahán. 

8.° (Fol. 112, v.j. El recontamiento de la cibdad 
del aranbre declarado en achamí. 

9.° (Fol. 145, v.). El hadiz del día del judicio (2). 



(1) Número 12 del ms. IX. 

(2) Número 2 del ms. IV. 






LVIII 



Miscelánea. Fragmentos del Alcorán y oraciones. 
Comienza: En elnonbre de Allah piadoso depiadad 

Acaba: Jí&at Lk^lj ^c^Uc 9 JáOli 

P.: Hilo, delgado, de dos clases. — E.: Siglo xvi ó xvn. Sin 
fecha.— Let.: Magrebí, de varias manos.—Tam.: 0,17 X 0,12; 
el último cuaderno 0,19 X 0,14.— C: 0,12 X 0,7; el último cua- 
derno 0,16 X 0,12.— F.: 98; los dos primeros y del 85 al 88 en 
blanco,— Un.: De 11 á 13.— En.: En pergamino.— Pro.: Almo- 
nacid. — Len.: Árabe y aljamiada. 



Contiene: 1.° (Fol. 3, v. 48, v.). Azoras del Al- 
corán, con traducción y comentario en aljamiado. 

2.° (Fol. 49-84). Fragmento de un tratado alja- 
miado sobre la oración y sus excelencias; es de otra 
mano y está en papel de otra clase. Cuatro folios en 
blanco. 

3.° (Fol. 89 al fin). Varias azoras del Alcorán en 
árabe; es también de mano distinta y en papel de 
otra clase y tamaño. 



H 



LIX 



Miscelánea. 

P.: Hilo, delgado. — E.: Siglo xvi. Sin fecha. — Let.: Magrebí. — 
Tinta: Negra.— Tam.: 0,21 X 0,15.— C: 0,16 X 0,11.— Lín.: Hasta 
el folio 103, á 18 y a 20. Los demás a 14. — F.: 230 y 4 de guardas. 
En.: Moderna, en piel azul.— Pro.: Almonaeid.— Len.: Árabe y 
aljamiada. 

Contiene: 1.° (Pol. 6, v. á 84). Un tratado de leyes 
moriscas sobre herencias. 

Título: Exte ex el quiteb de erenciax xacado de 
arabía en romance. 

Comienza: Dixo Allah en xu onrrado Alcorán 

Acaba: lax loorex ad Allah xeñor de todax lax 
coxas i la buena de xu ayuda bou— Je ^j L^ 

*\5 Jas: \j .*/»} UJL¿' JL-j ¿^arV¿>j ¿)| ^Jc¿ CÍJ^ "^ 

•ül * d| S^l iú! ^Ul ^ 

Escrito en aljamiado, intercalando algunos textos 
del Alcorán en árabe, traducidos, comentados y ex- 
plicados en aljamiado. Contiene los siguientes capí- 
tulos: 



207 



«Capítulo en lox vintiocho gradox de lox Folio, 
erederox.» » 8, v. 

«Capítulo que aclara que lax erencjax 
xon por dox cauxax.» » 12 

«Aora nonbraremox lox gradox de lox 
erederox aquellox que ai gradox á 
ellox.» » 12 

«Aora aclarar emox aquí qué coxa ex el 
xeñor de la gracia.» » 14, v. 

«Aora aclararemox la erencia de lax 
agüelax xi querrá Allah.» » 15 

«Capítulo de lax erengiax de lox pa- 
rientex de parte de madre.» » 15, v. 

«Exta erencia habla en la perxona que 
na^e con natura de onbre y de mujer. > » 16 

«Capítulo del juíqío que xe debe tener 
con lox erederox en el algo cuando 
muere el muerto.» » 16, v. 

«Aora aclararemox cómo an de eredar 
lox fijos.» » 18, v. 

«Aora aclararemox la érenla del mari- 
do y la mujer.» » 19, v. 

«Exta ex la erenc,ia de la mujer con lox 
hijox.» > 20, v. 

«Exta ex la erencia del marido de la 
mujer con los hijos y las hijas.» » 22, v. 

«Exta ex la érenla que ereda la mujer 
de xu marido con lax hijax.» 24, v. 

«Aora aclararemox lax erencjax de la 
mujer á el marido con el padre y la 
madre y lox hijox y lax hijax.» » 26 

«Aora aclararemox la erenQia que ere- 
da el marido de la mujer con el pa- 
dre y la madre y lax hijax.» » 31, v. 

«Aora aclararemox la erenQia de la mu- 



— 208 — 

jer con la madre y el agüelo y lax Folio, 
hijax.» N » 33, v. 

«Capítulo en lax erenciax del marido y 
el agüelo y lax hijax.» » 34, v. 

«Capítulo en lax erenciax del marido 
con la madre y el agüelo y lox hijox 
y lax hijax.» » 35, v. 

«Capítulo en lax erenciax de la mujer 
con la madre y el agüelo y lox hijox 
y lax hijax.» » 36, v. 

«Capítulo en lax erenciax del marido y 
de la mujer con el padre y la madre 
y con el agüelo y ex la erencia que 
xe llama elgarreona.» » 37 

«Capítulo en lax erenciax del padre y 
de la madre con lox hijox.» » 37, v. 

«Capítulo en lax erenciax del padre y 
de la madre con los hijos del hijo.» » 41 

«Capítulo en lax erenciax de lax erina- 
nax de padre con lax. ermanax de 
madre.» » 43 

«Capítulo en lax erenciax de lax erma- 
nax con lax hijax.» » 43 

«Capítulo de lax erenciax de lox fijox 
y fijax baxtardox.» » 44, v. 

«Capítulo de á quién xe puede dexar el 
tercio de la fazienda ó el cuarto ó el 
quinto ó el xeixeno de xu fazienda.» » 44, v. 

«Capítulo de la erencia de lox ermanox 
y ermanax de madre.» > 45, v. 

«Capítulo en lax erenciax de lax erma 
nax con lax hijax del hijo.» » 46 

«Capitulo de lax erenciax del padre y 
de la madre con lox ermanox.» » 46, v. 

«Capítulo en lax erenciax de lox erma- 



— 209 — 

nox de padre y madre.» Fol. 48 

«Capítulo en lax erenciax de lax erma- 
nax de padre con lax ermanax de pa- 
dre y madre.» » 49 

«Capítulo en lax erenciax de lax erma- 
nax de madre con las ermanax de pa- 
dre y madre.» 50 

«Capítulo de lax erenciax de láx erma- 
nax deferentex. » » 50, v. 

«Capítulo de lax erenciax de lox erma- 
nos y lax ermanax altax.» » 52 

«Capítulo de erenciax que no xe pueden 
partir.» » 53 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo 

con lox ermanox.» » 57, v. 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo 

con lox ermanox y lax ermanax. » » 59, y. 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo 
con el uno de marido y mujer y con 
lox ermanox y lax ermanas.» » 60, v. 

«Capitulo en lax erenciax del agüelo 
con el uno de marido y mujer y con 
la madre y con lax ermanax.» » 63, v. 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo 
con lox ermanox de padre y madre y 
lax ermanax de padre.» » 67, v. 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo 
con lax ermanax de padre y madre 
y lox ermanox de padre.» » 69, v. 

«Capítulo en lax erenQiax del agüelo 
con lox ermanox de padre y madre 
y con lax ermanax de padre y con el 
uno de marido y mujer.» » 70 

«Aora aclararemox la erenQia aquella 
que se llama la nobentina.» » 75 

14 



— 210 — 

«Capítulo en lax erenciax del agüelo Folio, 
coa el uno de marido y mujer y con 
alguna de lax hijax ó alguna de las 
hijax del hijo.» » 78 

«Capítulo en lax erenciax de la criatura 
que naQe cuando no chicla [chilla] bo- 
ceando hata [hasta] que muere.» » 79 
«Capítulo en la erengia que xe llama 

almoxtarica.» » 79, v. 

«Exta ex la erengia que le llaman lox 

partidorexdelaxerengiax aiaremi/a.» » 81, v. 
«Exta ex la erengia que xe llama aia- 
uia, aquella que la llaman lox parti- 
dorex alminbaría.» » 82 

«Capítulo de lox que no eredan de los 

parientex de madre.» » 82 

«Capítulo en lox arredramientox.» » 83 

Los folios 1 á 6 recto, colocados antes de este tra- 
tado y los números 84 v., á 104, r., contienen una 
serie de capítulos escritos con letra de distinto tipo 
que parece de época posterior. Tratan del mismo 
asunto y vienen á ser como la ampliación ó comple- 
mento de los que comprende la obra. 



2.° (Fol. 104, v.). 

Título: ¡L*j>scM v >Uf ^ kí. 

Autor: Jjj-U**^ w-Jté ^ »¿»Kf! • ¿¡¡■«H y % I 
Comienza: jj] J-=^' J^^\ ^»l **»jj*r) ^J^ ~jt* 



Acaba: í.srü, S-o. UU> U . L ,i Lfl , L ■■jXKií 
Es un comentario de la obra gramatical, así de- 



— 211 - 

nominada, escrito en árabe con traducción aljamia- 
da interlineal en los folios 1 á 130; los restantes no 
tienen traducción. 

3.° (Fol 138, v.). Sin título. Es el tratado de gra- 
mática anterior, pero sin comentario. 

Comienza: >^»Jl> j.*¿.J| . ^S y*i\ kh\j\ ^& ,>5A5ü| 

Acaba: ^Jc. A^ bjL*~ J-c >Ü| ^L¿>* JjAa. J¡U^ J.a 

Escrito en árabe con traducción aljamiada. 
4.° (Fol. 176-216). 

Título: ,-A~J| «A. .2S-\)| >U J íf^ar-viJl ^AaS" 

Autor: <r^y\ ^3/*^' ^ [J^** c^] ***í>?' Jf***^! 

Comienza: ^ L^jJt ^~J| ^t f**l^t Jp^ljjl $& 

Acaba: JL«j I i.» ^XJ \*M?j li-a> OXi ^j| .* 

Tratado gramatical escrito en árabe con la traduc- 
ción aljamiada interlineal. 

El tratado número 3 de este manuscrito es el epí- 
tome de gramática árabe, tan vulgarizado en todas 
las escuelas del Islam, obra de Abuabdala Mohámed 



212 



ben Daud ben Achurrum, de la tribn de Sin hecha, 
muerto en 723 (1323). Cfr. Brockelmann, II, 237. 

El tratado número 2 es un comentario de dicho 
epítome, debido á un gramático, cuyo nombre ni 
consta en Brockelmann ni hemos podido identificar. 

El tratado número 4 no consta en Brockelmann 
por su título; pero es seguramente obra del gramáti- 
co Ibrahim ben Sahl ben Asari Azachach , discípulo 
del célebre Almobarrad, y que floreció en Bagdad en 
el siglo ni de la hégira. Cfr. Brockelmann, I, 110. 

5.* Fol. 216, v., Fórmulas cabalísticas, amuletos, 

recetas mágicas, conjuros, etc., en lengua aljamiada. 

Al final tiene 8 folios de papel moderno en blanco. 



LX 



Miscelánea. 



P.: Hilo delgado.— E.: Mediados del siglo xvíi (1).— Let.: Es- 
pañola; caracteres latinos.— Tin.: Negra.— Tam.: 0,30 x 0,20. — 
C: 0,24 X 0,15.— Fol.: 184: hasta el 86 con paginación coetánea 
del libro.— Lín.: De 21 a 25.— En.: En rústica, de época recien- 
te. Tiene varios folios restaurados. — Pro.: Desconocida. — 
Len.: Castellana en caracteres latinos. 



Contiene: 1.° (Fol. 1-89, v.). 

Título: Brebario quubi (en el explicit dice cubbi). 

Autor: El alfaqui de la aljama de los mucilimes 
(sic) (fe la noble y muy leal ciudad de Segobia que 
se llamaba Hice de Xebir. 

Es la transcripción en caracteres latinos de la obra 
que contiene el manuscrito número I de esta colec- 



(1) Dice al final del primer tratado, fol. 89, v. Cumplóse 
de haqer y escrebir este libro... en el año de mil y quatrogientos 
y sesenta y dos años. Esta fecha, sin embargo, no es la del ma . 
nuscrito; es la que figuraría en el original que en él se trans- 
cribe. Las marcas que lleva el papel no aparecen en docu- 
mentos anteriores al último tercio del siglo xvi, según puede 
comprobarse en la colección de filigranas formada por el 
Secretario del Archivo Histórico Nacional, Sr. Campillo; 
la letra es del periodo comprendido entre los años 1625 á 1675. 



214 



ción. Al principio inserta el índice de materias, que no 
figura en el original. 

Hay un folio en blanco. 

2.° (Fol. 91-103, v.). El hadiz de Muge. 

Es la narración que figura en el manuscrito IV, nú- 
mero 3 con ligeras variantes. 

Un folio en blanco. 

3.° (Fol. 105-119, v.). Qapítulo en las erencias y 
los erederos y la partición entre los erederos. 

Explicación de la parte de herencia que corres- 
ponde á cada uno de los parientes del difunto. 

4.° (Fol. 119, v. 122). La regla de la lienda del 
Alcorán. 

Dictada por cuatro sabios para que pudiesen leer 
el libro santo las gentes de lenguas apartadas del 
Alcorán. 

Es una explicación muy confusa, acerca del uso y 
valor de las letras y signos auxiliares de la escritura. 

5.° (Fol. 122, v. 133, v.). Estas son unas deman- 
das que demandaron una conpaña de gudios (sic) al 
anabi Muchamad. 

Diálogo entre Mahoma y diez sabios judíos en el 
cual les explica porqué es de figura cuadrada el tem- 
plo de la Meca; la causa de que Alá impusiese á los 
musulmanes la obligación de orar cinco veces al día; 
la recompensa que alcanzan quienes cumplen esta 
obligación; razón de ser y beneficios que produce la 
ablución; qué cosas se consiguen con el ayuno de 
Ramadán, etc. Acaban los judíos por convertirse al 
islamismo. 

6.° (Fol. 133, v. 147, v.). El alhadiz del puya- 
miento del Anabi á los cielos (1). 



(1) La redacción difiere algo de la que tiene el número 5 
del manuscrito L VII. 



215 



7.° (Fol. 149, v. 170). Esti es el rigimiento délas 
lunas de todo Taño yas [días?] altádnosos y de da- 
yunó y lo que se a de acer en ellos de alibeda y to- 
dos los qunplimientos que qualquiere buen mucilim 
debe acer en ellas. 

Relación de las fiestas que hay en cada uno de los 
meses del año musulmán, con la indicación de las 
prácticas religiosas que en ellas han de verificarse. 

Al principio hay una figura formada por varios 
círculos concéntricos, en el interior de la cual están 
escritos los nombres de los meses. 

8.° (Fol. 170, v. al final). La desengañagion del 
Iblís maldito al anabí Muchamad. 

Diálogo de Mahoma con el demonio, en el cual 
éste declara cuáles son las criaturas á quienes más 
aborrece que, como es natural, son las personas que 
más se distinguen por su piedad, y las malas artes 
de que se vale para perder á la humanidad. 



A. 



LXI 



Título: Exte ex el dicho (?) del Moj tasar en lax 
partigionex y en lox alredr amiento x. 

Tam.: 0,82 X 0,58.— Pro.: Almonacid. — Len.: Aljamiada y 
algunos términos técnicos en árabe. 

Un gran folio de pergamino conteniendo un cuadro 
sinóptico, en el que se hace la enumeración délas per- 
sonas á quienes corresponde heredar y la parte de he- 
rencia que toca á cada una de ellas, según las re- 
glas jurídicas de la escuela malequí. 



LXII 



Título: [Tafcira]. 

Autor: El Mancebo de Arévalo. 

Comienza: Era un día de lox xiete del año, benti- 
cinqueno de Dulquiada; íueron ajuntadox en fara- 
goca una conpaña de onrradox muclimex... 

Acaba: (Fol. 445). Lo demáx allanaremox con la 
bixta, xi Allah nox dará gracia que nox axoletemox 
[solacemos] en alguna bacanca expiritual. 



P.: Hilo.— E.. Siglo xvi. Sin fecha.— Let.: Magrebí, muy cla- 
ra. — Tin.: Negra con epígrafes rojos y amarillos. — Tam.: 0,14 
X 0,23.— C: 0,26 x 0,16.— Lín.: 19.— Fol.: 472. Foliación de la 
época. 24 en blanco. — En.: En piel roja de la época. Muy bien 
conservado.— Pro.: Alcalá de Ebro.— Len.: Aljamiada. 



No consta el nombre del autor, pero se infiere que 
es el Mancebo de Arévalo, porque en el folio 153, vuel- 
to, dice: Aunque yo tengo la dixculpa muy á la mano 
que xoy moco de mandamiento y..., y en el índice 
del códice se da al prólogo el título de Anotación del 
Mancebo (fol. 466). 

También menciona al Mancebo en el folio 152 y 
otros muchos lugares. En el folio 192 y 192, v., dice 
Cuando yo xalí de Arébalo no era mi inunción en- 



218 



prender exta brebe taígira, xino por atender á la 
obligación mucliminada. 

Es un compendio de materias religiosas musulma- 
nas. En el prólogo (fol. 13) explica el autor las cau- 
sas que le han movido á escribir su obra, del modo 
siguiente: «Era un día de lox xiete del año, benti- 
cinqueno de Dulquiada. Fueron ajuntadoxen Qarago- 
9a una conpaña de onrradox muQlimex, adonde xe 
hallaron máx de beinte muglimex y entre ellox xiete 
alimex doctox y íadeladox; y depuéx del adobar 
comen9aron á tratar de nuextrox duelox y cada uno 
dixo xu arenera; y entre muchax coxax no faltó 
quien dixo cómo era grande nuextra pérdida y de 
cuan poca exencia era nuextra obra; y dixo otro 
alim que lox trabajox que teníamox, y lox que de 
cada día xe nox aparejaban, que todo xería para 
máx meritanga; y repugnaron xu dicho, digiendo 
que lox trabajox no cunplían para ningún menox- 
cabo de la obra precetada [preceptuada] y que fal- 
tando la médula pringipal, que ex el llamamiento 
para la acaiá, que la obra no podía xer grata, y que 
lox trabajox de exta addunia no pueden dejar de ser 
dexcanxo para la otra bida; pero que xin obrax no 
abría canbianga de egelengia; y de aquí xomobieron 
(sic) muchox contrechox anteponiendo pecadox y 
otrox diretox (sic) de lox paxadox y prexentex». 

«Y entre todox extox dixguxtox dixo otro alim 
una racón harto cruda y enpinada; á par de todox, 
dixo que cada uno puxiexe haldax en ginta y que 
aquellox que quixiexen xalbagión que la fuexen á 
buxcar. A todox paregió mal xu dicho, porque cau- 
xó grande fiega (sic) y no dio exenplo de muglim. 
Allí xe dixeron diferentex enantox (sic) y como cada 
uno de aquellox xentía el daño general como el pro- 
pio xuyo, no lo tube por mucho que cada uno dixe- 



219 



xe xu parecer, porque no extábamos de gogo para 
decir donairex y coxax dexaguixadax. Al fin, no 
cartearon ningún juigio aunque xe dio mucho trax- 
pied á nuestra merecida; porque dixeron que la obra 
xin alimem y xin llamador [á la oración], que era 
como la plubia de lax otoñadax, que lax regibe la 
tierra con poco fruto; y axí mexmo ex la acalá que 
xe hace fuera de xu ora. Plegué á xu dibina piedad 
darnox parcida (sic) contra tan fierox pertrechox, 
que aún no llegábamox á lox ocho añox de nuextra 
conberxión, cuando ya xe alcangaban lox dextinox 
unox á otrox. Allí hicimox alagar con ajuntamiento 
y fué adelantado Don Manrique de Xegobia que á la 
xagón extaba en Qaragoga con ciertax mercangíax; 
y como todox le dexeaban onrrar, adelantáronle con 
gragia y parabién de todox y yo dije el aljotba como 
criado y menor de todox; y como ya xe agercaba mi 
romeaje, que no faltaba xino llegar la conpañía que 
ya extaban á punto en Abila la Real y como el xeñor 
don Manrique entendió la cuita de mi biaje, reparó 
parte de mi negexidad y dióme dieg doblax morix- 
cax; y lox demáx alimex que allí xe hallaron, todox 
contrebuyeron en mi fabor. ¡Allah lex dé tal meregi- 
da como yo lex haísiré (sic), si Allah me hace gragia 
de llegar en Maca, engálgela Allah!* 

«Aquí me rogaron extox onrradox alimex, biendo 
la demengia xobredicha de nuextro adín, que en el 
intre de mi partida yo me ocupaxe en renumerar al- 
guna parte xuxtangial de xalhex [léase xarhex] de 
nuextro onrrado Alcorán, lo máx brebe y conpendio- 
xamente puxible. Yo ageté exte pequeño trabajo de 
exta Tafcira por xomelar (sic) á la obligazión mugli- 
liminada y por el ruego dextox onrradox alimex 
Plegué á xu inraenxa bondad caiga en aplago y pa- 
rabién de todox, haxta que aplegué otra Taí'eira más 



220 



granada con libertad dexta tierra. Puex no xe dex- 
feu9e (sic) ningún muglim, porque de menox nox 
hizo Allah y xuyox xomox; atendamox á xu dibina 
arrahma que ex mayor que todax lax jalecazio- 
nex juntax; que xi por nuextrox pecadox pade- 
gemox agora, tienpo bendrá que por xu enefable 
amorío nox hará gragia de cabernar (sic) el alca- 
fírino extado y tornar el trono del aliclam en greu 
(sic) y beneficio de lox muglimex dexta ixla; puex 
no gexemox de apellidar enta xu dibina bondad, 
porque máx nox tiene prometido que dado, como 
adim y poderoxo.» 

Trata de las materias siguientes, según consta en 
el índice de la obra (fol. 466-470), que á continuación 
transcribimos: 

«Tabla del prexente libro: 

Anotagión del Mancebo (1).— Qué coxa ex fé (4).— 
La forma de nuextra paxibilidad y rexurregión (8). — 
El innec y el annac (11).— Medida expiritual (14).— 
Puntox nahualex (16). — Pregebtox (18). — Abtox 
del alguado (19).— Agua para el alguado (21). — 
Atayamún (22). — Attahor (23). — Deroganga del 
tahor (25). — Inbocación de la agalá y orax (26). — 
Deudox y cunnax de la acalá (28). — Regla para 
el acalá (32). — El agalá del temeroxo (33). — El acalá 
del doliente (33). — Calgado para la acalá (38). — 
Deudo de Ramadán (39).— Ayunox de gragia (44).— 
Nobenax (46). — Alibedax (49) . — Arachab y Xa- 
aban (49). — El azaque (52). — En qué xe debe gax- 
tar el azaque (55). — Accadacax (58). — Fadax (65). — 
Accadacax en lax* fadax (70). — Oaxamientox (71). — 
Fábricax (72).— Repintengia (75).— Abdo Afán (78). 
Ayunox de alcaíarax (82). — Lox caxox que hazen 
dox egexox (87). — Allegancax y xux amahox(92). — 
Tenengiax apupiladax (95).— Deballagión del onrra- 



221 



do Alcorán (97).— Pregueno de Bilel (103). — Exorta- 
gión de Málic (105).— Orden de nuextra jalecación 
(110).— Extado birginal(113).--Abixox de cunna (US). 
Pecadox (120).— Pagiengia (123). — Ley y cunna 
(126).— Tiyabero cunnal (130).— Ordenaron (132).— 
El aziné (134). — Juigio final (135).— Caxox futurox y 
xux alcaíarax (140). — Cauxax nahualex (144). — 
Tahor (150).— El mangebo (152).— Arracax de media 
noche (154). — Pecadox (157).— Conxejerox (161).— 
Quima y acunnadorex (165). — Alquilerex (168). — 
La gobernación de la caxa (170). — Coxax haramex 
(174). — Terrestagión de Adam (176) .—• Accadacax 
(179).— Pregebtos (180).— Caxamientox (182).— Jale- 
cación de Adam y lugex (185). — Caída de lox ánge- 
lex (190).— Tahor (193).— Tobiata (199).— Muerte de 
Adam (207).— Ordenación (209). — Pagengia de Ayub 
(214).— Egelengiax de Mariam (228). — Caxamientog 
(229).— Yudat (235).— Yahya (240).— Nogaita Calde- 
rán (243).— Lenguajex del onrrado Alcorán (244). — 
Departengiax del onrrado Alcorán (247). — La carne 
(250).— Fornigiox (250).— Alexandre (251).— Pregeb- 
tox (254).— Pecadox (255). — Cauxax de lox pecadox 
(257).— Alíalahía (266).— Fieldahex (271).— Dextinox 
(272).— Extadox (273).— Catedat [castidad] (277).— 
Erengiax (279).— Trabaxadorex (280). — Cuerpo y 
alma (2S5).—Qalehía (287). — Pérdidax generalex 
(289).— Caída del Andalugía (292).— Inorantex (302). 
El cuento de la baca (304).— Tutelax (309).— Infie- 
lex (311).— Accadacax y exortanga (317). — Cabe- 
galerox (319).— Alhamax (320).— Conbeginox (324).— 
Repintengia (326).— Redemixión y dotrina (329).— 
Caxamientox (332). — Buenox uxox (334). — Jurax y 
xux alcaíarax (339).— Remediox de alcafarax (341). 
Juxtigiax (343).— Albalaex (345). — Dichox de nahuex 
(384). — Efetox jalelex (356).— Denuextox (359).— 



222 



Dedicacfonex (361).— Dedicaron de Idric (363).— 
Nuh (363).— Ibrahim (364).— Yacub (364).— Yucuf 
(365).— Muge (366).-Daud (368).— Ice (381).— Yah- 
ya (382). -Mohammed (385).— El mancebo (389).— 
Sulaimán (391).— Mu9e (396).— Yeremiax (396).— Lox 
xahidex (397).— Pre9ebtox (400).— Paciencia (403).— 
Forniciox (406).— Dotrina (408).— Accadacax (414).— 
Precebtox (420).— Tahor (422).— Alexandre (430).— 
Alfalahía (432;.— Alií xolo (437).— La bida de la Mora 
de Ubeda (440).— Carta de la Mora de Ubeda (442).» 

La obra es interesantísima para el conocimiento 
de la historia y las creencias religiosas de los moris- 
cos españoles en el último período de su permanen - 
cia en España (1). 

Apesar de la perfecta conservación del manuscrito 
y ser todas las palabras de clara lectura, aparecen al- 
gunas cuyo sentido resulta oscuro, sin que tal os- 
curidad pueda atribuirse á errata del copista, porque 
hay varias de ellas repetidas muchas veces en la mis - 
ma forma. 

Abundan en el libro las citas de autores musulma- 
nes, especialmente tradicionistas de los primeros si- 
glos, como ^PjAj! [,3-jaJI ? j|], LoU_f [frl&]-, 
\&z o|, y^Us'í s_^*r [ jUá.Yj ^*Z\, autores mís- 
ticos de universal renombre en el islam, como 
^J\j*)\ ¿£ y ^jjz ^| ^j ijj| ^¿r*,, Algazel y Abe- 
narabi; y hasta filósofos peripatéticos, como ^~>\ 
[Ua— , ,y t I] y ¡j*j} t .L> i [J-Vj ¡J* I] , Avicena y Averroes. 



(1) Vid. Discurso de ingreso en la Real Academia Española, 
por D. Eduardo Saavedra, Memorias de la Meal Academia 
Española, tomo VI, pág. 151 y sigs. 



223 



Insertamos á continuación los dos últimos capítu- 
los que la obra comprende: 

«Capítulo que trata de la bida de la Mora de 
Ubeda.» (Fol. 440). 

«La Mora de Ubeda, que tanto nombramox en exte 
Taíciry tan imentada en toda el Andalugía y en 
todax lax otrax partex, bibía en Granada, junto á la 
puerta Elbira. Yo la bixité día del nacimiento de 

nuextro Annabí Mohammed **.^ y era muy bieja; 

no conocía lax letrax, xino que argumentaba con 
tanto xentido y tino, que no xe puede contar de cómo 
daba tan grandex brincox xobre nuextro onrrado 
Alcorán, que aunque dextinaxe xu grande anciani- 
dad, yo no lo podía xobelar porque era grande xu 
poemanga. Ya corrían xobre ella nobenta y trex añox; 
y era tan grande xu cuerpo y tergiox, que expan- 
taba. No bí xu igual ni é oido á nadi (sic) que obie- 
xe bixto tan dexemejada mujer; y no digo nada de xu 
extrañega, xino que xu menique xubía máx que mi 
nequixco. Iba bextida de xarga y con alpargatax 
dexparto. Tenía xu dixpenxa muy xegurada; no te- 
nía erederox, que todox acabaron cuando la conquis- 
ta de Granada; tenía una xobrina, hija de una erma- 
na, á quien había dotado de xu tergio y no máx, 
porque degía que la mujer no podía dixpenxar en 
bida máx de xu tergio, extando xana, xi paxaba de 
ochenta añox; axí mixmo el barón que paxa de no- 
benta añox; dixo máx: que éxtox podían dexar xux 
algox á lox que xoportan excuelax. Y me rogó que 
xi quería quedar en xu conpañía, que me haría ere- 
dero de xux librox y de xux algox, y como mi codi- 
gia no era expañola, no quixe congeder. Puex en ton - 
cex me dixo: Hijo, xi acaxo alguno bibiexe tan dex- 
tinado que aya nelinquido (sic) contra xu alma 



— 224 — 



alaida ó muchax tenporadax, haga excomo (sic) 
de xu perxona y trueque xux nelincox por obrax 
buen ax, y por lox pecadox no conogidox haga aica- 
íara de cuatro lunax; y exto en cualquiera tenpo- 
rada que lo enplage xu dextino; y xerá el día del ju- 
diego enta la rahma de Allah *As-v.» 

«Por dicho dexta mora xe gobernaba Granada y 
toda xu comarca. Nunca fué caxada, ni por fama 
conoció barón. Decía la populanca de aquella tierra 
que tenía exta mora crédito en lax coxax de nuextra 
ley y cunna, máx que todox lox de xu tierra. Xiguió 
exta mora mucho á Mohámmed Algazel. Era muy 
conocida de todax lax nacionex, porque me enxeñó 
cartax de todox lox cuatro cabildox de nuextra ley, 
á menox de otrax de grandex moctiex [muftíes] y 
nahuex y nunca quixo dexar parar xu natural, por- 
que decía que no había máx alto alchihed que ex- 
plandir nuextro aladín en tierra de gribegax y lox 
trabaxox que xe padegen en caulebanga del adín to- 
dox xerán bextidurax naturalex; y el que en tal jde- 
fenxa muere, todox xux nelincox xerán nulox y xu 
alma en egelengia.» 

«Extube con exta mora hax[ta] doce de la luna de 
Rabia el ahar y depuéx me hallé arrepentido de no 
aber extado un año, porque xu digienda era har- 
to para abilitar á cualquiera arabiado. No tenía 
muy elegante decir , porque xux xentenciax eran 
muy rúxticax y gafiax para el tono bulgar; max 
para lox xentidox documentalex no ubo igual- 
danga en toda la armonía nahual. Exta mora ru- 
bricaba todox lox alquitebex de lox reyex de Gra- 
nada; y lox nahuex le daban xalba lox diax de lax 
paxcuax y otrox díax xeñaladox. Y lo que máx la 
engrandecía era la grande afición que á todox niox- 
traba; y exto no debía xer manantío natural, xino 



225 



probidengia dibina. Ya no dayunaba Ramadan, ni 
hacía agalá xino xentada, ni xalía de xu caxa por 
ninguna bía; y como el tienpo iba tan de caída xo- 
bre lox muglimex, exta Mora xe retraxo á la xonbra 
de xu megquindad, llorando la caída de lox mugli- 
mex, y me dixo: ¡Plegué á xu inmenxa bondad, hijo, 
que no duela exte hecho tan largo como á mí xe me 
reprexenta! Porque la edad poxtrera ex de mayor re- 
canbiamiento para hechox buenox; y para hechox 
traxgrexariox que en todo preceden á lo paxado; anxí 
lo dixo Daniel: Aun guxtarán lox fijox de Adam cor- 
tox plazox y largax prextamangax. ¡Plegué á xu in- 
menxa bondad que anxí como ex xu poderío, xea xu 
amahamento enta lox muglimex dexta dorada ixla, 
y que tornen lax agcumoax en fijox enpinamentox! 
Dixo máx: Hijo, exto no lo pongax en duda, que 
tanbien lo ximila nuextro onrrado Alcorán: que lox 
mismox lloradorex xon cauxa de la cauxa, porque 
xi lox paxadox dextinaron porque abían de padezer 
lox prexentex, xi f uexen acordex eDta xu divina bon- 
dad... Puex máx te digo, hijo, que todox temieron la 
prextamanga general; porque Ibrahim temió y Lut 
xe expantó y Yacub tenbló y Muga xe coxtriñó, y 
Tobiat lo padeció y Deud lo axinó y Sulaimen hizo 
parada é lea hizo parada; digo que lo enplagó y que 
lo padecerían con duelmax y Mohammad nox abixó 
que xi hacíamox detextancax, xeríamox coxteñidox; 
de modo que no hay plago que no traiga xu placo. 
¡Plegué á xu inmenxa bondad nox afage con xu di- 
vina arrahma como adím y poderoxo.» 

«Rexpuexta de una carta que enbió exta Mora al 
moro grande de Granada.» 

«Para nuextra paxibilidad demandaixme, Xeñor, 
que ox diga cuantax rigionex [léase ligionex] y mi- 
ls 



— 226 — 

llarex de almalaquex degendieron con la deballazión 
de nuextro onrrado Alcorán y qué alaidax tubo en 
la ginborial altura haxta que degendió la poxtrera 
aiea xobre nuextro annahí Mohammed.» 

«A todo me prefiero; máx no á exta poxtrera de- 
manda, porque se podría atancar mipoemanga y de- 
puéx no faltaría quien me caluniaxe. Lo que yo, Xe- 
ñor, en exta parte me atrebo á dezir ex que en nuex- 
tro onrrado Alcorán ay trex departengiax, y cada 
departengia a xiete mil tragendenziax, y cada tragen- 
dengia a xiete mil dichox, y cada dicho tiene xu mo- 
nextagión, y cada alharfe xu gragia, y cada alea 
xu expandió. Puex todo exte bolumen no pudo dexar 
de benir muy aconpañado.» 

«Lo demáx dexo para cuando axinemox algún xo- 
lene aj untamiento. A cuanto la xubigión de lax obrax, 
diremox lo que dicreta nuextro cabildo melequío, co- 
mengando por el acaiá, donde dize: Ye fijo de Adam! 
A tú xea el hazer la acaiá con alimem-, porque bale 
máx dox arraeaax de la acaiá con alimem que gien 
arracaax xin alimem; y que pexa máx dieg diax de 
la acaiá con alimem que gien arracaax de la acaiá 
xin alimem.-» 

«Exto, Xeñor, á box toca, porque degíx que por 
buextrax grandex ocupagionex dexaix muchax be- 
zex de xeguir el alimem, puex no lo hagaix de aquí 
adelante, porque ex grande dextorgida y abía de xer 
máx tenprano para redemir tan gran yerro. Y el aca- 
iá del aljomúa, pexa máx que dox asadacax; y la 
asadaca ordinaria ex que pexa máx que dox núme- 
rox; y un pecado de Romadán onrrado, pexa máx que 
gien pecadox fuera de Romadán onrrado.» 

«I quien en Romadán onrrado dá de comer á un da- 
yunante,ex como gien minxionex fuera de Romadán.Y 
el muglim que haze asadaca á lal Medina ó á Maca, ex 






227 



xu cantidad por númerox en Maca, xe dobla por núme- 
ro Qentenal por xer tierra de redemixión. Y quien lee 
el Alcorán con alguado, pexa por doblado que xin 
alguado. Y anxí todax lax coxax y minutax ban xu- 
perlando á medida de tal á tal fecho. Lax obrax min- 
guadax xon en muchas manerax: al dayuno lo dex- 
f allege el bexar, palpar, caminar á toda fuerca 
baldía, enxaguar la boca, tomar olorex y el xueño, 
mirar con deleite, ablar con deleite y toda coxa 9a- 
fioxa dixmengua el dayuno, cada coxa xegún xu con- 
paramento. Al alguado, el comer lo ajeno y la plática 
con el infiel; y maldezir con nonbre de Allah ¿¿arv 
y la ira, y negar la berdad y todo género de mentir 
ó fecho de baña gloria; porque lox que guardan el al- 
guado extán inbocando el preparamento, y aguardan 
un exordio el máx eminente y alto que nox comunicó 
xu real demedia. I por exta ragón no a Üe aber coxa 
á menox cantidad. Ay muchox que demandan: yo 
hize exte xer vigió dexta y dexta manera; pregunto 
xi ex paxadero; y no preguntan cuánto meritan ó 
dexmeritan. No hay xerbigio por dexfallegido que 
xea que dexe Allah de recebille; pero la obra pun- 
tual ex la que abunda. > 

«A cuanto lo que dezíxque careceix de gradox y que 
no teneix erederox por aberxe acabado el xolar de lox 
Mugax, y que de buextra madre y abuelox teneix gra- 
dox muy allegadox y ricox, á exo rexpondo que no 
extá la hep en xer ricox ó pobrex; á box, Xeñor, toca la 
coxtelación de buextra paxibilidad. Bien podeix, ex- 
tando xano, dixponer de buextrox algox, xegún buex- 
tra boluntad, pero a de xer cod debida executoria. Ya 
xabeix que todo muQlim que muere xin erederox, 
lleba préxtamo, porque adelantan á muchox finex, 
unox á malgaxtar, otrox á xer pródigos; otrox atan- 
can el aumento, otrox hazen asadacax, y xabe Allah 



— 228 — 

xi xon recibidas; á éxtax llaman lox arábigox asa- 
dacax uérlanax, porque xe hazen por antecipazión 
de xobrax, que xi obiexe arrizque de hijox, ex 
§ierto que no caldría añadir palabrax, ni buxcar xí- 
milex juxtox. Pox Xeñor, hazed lo que podaix con 
aquella atendencm baloroxa que xuelen hazer lox do- 
tumadox mucUmex, y guardad para buextro rey, o 
Xeñor, el fin de la demaxía; porque xi hazeix alar- 
dox y apocaix injuxtamente buextrox algox, ex cjer 
to que por ello abreix cauturic^ado. Lo demax alla- 
naremox con la bixta, xi Allah nox dará gracia que 
nox axoletemox en alguna b a canea expiritual 

G. 



LXIII 

Título: ¡ja--** s ^LXS^ 4u»j -UJ^ v ¿jLJaJ v AaT 

Autor: *~U)|jj| ¿U—^T A*Vf 

Comienza: **& *Ü! *^ *~»UJ| jj| ¿Iju-^T >L>^ JU 

Acaba: ^ J^y^ J*-' *>** <¿tf * ^ ^f- iHj^ J^ 

J&t j*j J^ é^Jj iUw ¿jU ,j~*^ (^r^e ^t ¡J& OMsrwaJl 

P.: Hilo, fuerte.— E.: Fechado año 803 de la hégira (1).— 
Tam.: 0,30 X 0,23.— C: 0,21 X 0,15.— F.: 124.— Lín.: 25.— En.: En 
piel de época anterior al manuscrito, con relieves artísticos; 
las tapas van reforzadas con pergamino y papeles, en los que 
hay escritos en árabe y en aljamiado hebraico.— Pro.: (?) 



(1) Dice en el explicit: 
*>l ^1 ^^ j~ad\ tf\ ... 6*»\£j l¿\¿ ¿¿¿J Je JtíL» 



— 230 — 

El índice que á continuación damos, pormenoriza 
bastante la materia contenida en este manuscrito: 

>¿| ¿LaS w¿AD J J3 J^sft)| 

.un ¿^\ 

.U)| J^¿)l 



\>1. 


l,v. 


> 


3, v. 


» 


5, r. 


> 


7, v. 


» 


8,v. 


» 


12, r. 


» 


13, r. 


» 


15, v. 


» 


16, v. 


» 


18, v. 


» 


19, v. 


» 


22, v. 



..-.«y» ¿k.o¿3* fi.*. 



¿C <J^9 



¿*? ¡Lo» ^¿»fc ^LasrM J^aiJi 

23 , r . oL> LW t s-Jb LW ^j ^JLc ¿Jlí) | . J^¿| 

> 24, r. [»>LJl. ^*ÜJ ^'] ^i*c Ajf^Jt j#¿áJl 
» 25, v. j**£Jl ^ /*-* (j-A^J J«a¿M 

> 30, r. ¿ 3 I¿ *waS [¿¡ft* ¡^JLJI y^i] 

» 51, r. ^ftJ A^Ü [^Ls ajUj •^!j 

» 57, v. .*£) ¿Lo 5 ¿La; [¿¿.e ,Ai)| *j.^í] 

64, v. ^¿)| l*xft,| ¡U? [ ; ¿c *AX)| yar^l] 

» 71, v. [U'jt &¿*] ^¿»*M *j^\ 



— 231 — 
Fol. 77, bis, r. g*HPj ftjf'i 

> 86, r. l^íjb^ 

> 95, r. f J ,;^ 

» 102, v. W*b ^ijfj 

» 111, V. w**Ul 

Como se ve por el índice y se confirma por el títu- 
lo de la obra, el tratado -L^J^ ^jAk) lleva como 
complemento otro titulado - L ;:í .3 ^ { ja^d. Ambos coin- 
ciden en el asunto: historia tradicional de los profe- 
tas hebreos, de Jesús y de Mahoma; pero difieren en 
el método; el segundo, más extenso, es propiamente 
narrativo, mientras que el primero es casi exclusiva- 
mente homilético, sirviéndose el autor, de los ejemplos 
de los profetas, como motivo de exhortación ascética 
y mística. Apesar de esta diferencia, ambos tratados 
constituyen una sola obra; así, al menos, lo hace sos- 
pechar la numeración consecutiva de sus partes ó ca- 
pítulos. 

Respecto del autor de esta obra, el manuscrito no 
consigna datos concretos ni en el título ni en el ex- 
plicit. Solamente al principio del primer tratado se 
nombra como autor á un tal imam y maestro Abul- 
cásem, cuya personalidad no ha podido ser identifi- 
cada mediante los repertorios biográficos así del 
oriente como de España. Tampoco el título de la obra 
se consigna en Brockelmann. 



232 



Lo único que puede inferirse con alguna probabi- 
lidad es que el autor debió ser un musulmán español, 
quizá cordobés, del siglo iv de la hégira. En efecto: 
en el capítulo 16 (1.° del tratado segundo), al referir 
una tradición sobre el profeta David (fol. 31, v., lí- 
nea 13), el autor asegura haberla recibido de un 
Abuabdala Mohámed ben Ahmed ben Yahya ben Mo- 
fárech. Ahora bien: consta en Adabí (Bibliotheca 
arábico hispana, III, b. 14), que este Abenmofárech 
fué un gran tradicionista español, autor de varias 
obras de este género compuestas para el califa de 
Córdoba Alháquem II, y que murió en 380 (990 de 
J. C.)- En consecuencia, el autor de nuestro manus- 
crito debió ser contemporáneo y discípulo de este 
Abenmofárech (1). 



H 



(1) El reverso del folio 124, que hace de guarda de este ma- 
nuscrito, contiene una a-)1~>j escrita en prosa rimada por un 
tal j»^*- habitante en el arrabal de Cinhecha, de Zaragoza, 

fechada el año 821 de la hégira (1418 de J. C.) y dirigida á la 
aljama morisca de Borja. En ella se nombran las ciudades de 
Málaga, Granada y Antequera. 



CARPETAS DE PAPELES SUELTOS 



LXIV 

Carpeta de varios folios sueltos. 

1) Dos folios en árabe; letra magrebí, granadina; 
contienen varias consultas jurídicas y su resolución 
por el alfaqui Mohámed Almouac. Comienza: \3¿>j 
^*jj&\ J\» Acaba: *iM *i¿« itfj*^ ^ w¿&V- 

^ 2) Tres folios en árabe, letra magrebí; contienen 
trozos de historia de los profetas. Comienza: *^| JU 
^jSjlx». Acaba: *^| jf¿j já.\ ¿hs- Los profetas de 
que se habla son Adán, Eva, Seth y Jesús; de este 
último se narra el hadiz de la calavera, cuya redac- 
ción, en prosa rimada, es más literaria que todas las 
conocidas. 

3) Un folio en árabe, prosa rimada, letra magre- 
bí; contiene, al parecer, fragmentos de oraciones. 

Comienza: 3 \\j* S^j^. Acaba: Xsr^ar^j J¿ fé^lí 
i > ^ — 

i 

4) Ocho folios cosidos; sólo escritos los dos prime- 
ros y el 3 r.°; en árabe, letra magrebí muy moderna; 
contiene trozos de versículos alcoránicos; algunas pa- 



234 



labras llevan transcripción en caracteres latinos, y al 
fin, de la misma mano, varias palabras castellanas 
entre adornos caligráficos, como ejercicios de escri- 
tura. Comienza: ,U^)| a\M *~.j. Acaba: ^«ar-ú 

5) Un folio en árabe, letra magrebí; contiene una 
breve SAJtc ó fórmula de fe, seguida de un verso re- 
ligioso en forma de moaxaha, con giros vulgares. 
Comienza: a*c^I ^jJI *^t *~o. Acaba: *)M_. JL:¿"0_, 

6) Un folio, en árabe, letra magrebí; contiene el 
principio de una plegaria. Comienza: ^^1 ^M a~*?. 
Acaba: ... ^-tJl j\S b. 

7) Un folio, en árabe, letra magrebí; contiene va- 
rios párrafos (J-^¿) de un tratado jurídico religioso, 
sobre la purificación ritual. Comienza: ^í k$c JJa)|¿ 

í iU^ÍI. Acaba: ... *^x)í Lo^l oU¿ O^ ^i. 

8) Un folio, en árabe, letra magrebí, vocalizada 
en rojo; contiene fragmento alcoránico. Comienza: 
JxLcé bUaa.. Acaba: ^ .1^ .1 L|«. 

9) Dos folios, en árabe y aljamiado, letra magre- 
bí; sólo dos páginas escritas; contienen notas de gra- 
mática árabe. Comienza: *L~^ ^ *Lx U. Acaba: 
\jSjZ»\ y. y no dexcreeré. 

10) Dos folios, árabe y aljamiado, letra magrebí. 
Contienen: Folio 1, r.: un fragmento de carta aljamia- 
da; Comienza: Al que guarde Allah é anpare; Acaba: 
enhiaré por ello *l3! *U ,|.— Al folio 1, v. y 2, r., 
fragmento de una escritura de donación inter vivos 
otorgada por Doña Xamci á favor de su hijo Mohá- 
med, ante el imam y notario de la aljama del arra- 
bal de los musulmanes de Medinaceli; sin fecha. Co- 



— 235 — 

mienza: w**L»* «$1 £¿l**J!. Acaba: ¡j&j *&-&> 
JL» ¿¡jljJ^j ,. r *«J-~ a) i.— Al folio 2, v., fragmento de 
jotba. Comienza: ¿v^ l^^ . Acaba: Ji ^j^j jd^|¿ 

11) Un folio, árabe, letra magrebí; contiene rece- 
tas supersticiosas para curar la epilepsia ó posesión 
demoniaca. Comienza: **3| t&»l£l. Acaba: ^~e>\ \¿&* 

12) Un folio, aljamiado, doblado por medio; con- 
tiene fragmentos de hadices de la historia del pro- 
feta Yunus, y otros. Comienza: Ex xu dezir y Yu- 
nuc fué de lox menxajerox. Acaba: ^>\ & J.+sJ\j 

->JL)|. Al dorso del folio, otro hadiz de Alhasán 

ibno Dinar, y ejercicios caligráficos. 

13) Un folio, árabe, letra magrebí; contiene cuen- 
tas de los gastos de la cosecha y créditos de un mo- 
risco aragonés del siglo xv, encabezados así: 1.°: 

AAV Ac ^ Sj^ií ^ C¿to}3 l>- 2.°: J lj?La3| ^jJ'l 

i/»Aá.; 3.°: i \j^ "A^x^, L .»¿fj J^ v^L^ai» 

14) Dos folios, en pliego, letra española, siglo xvi; 
contiene coplas de un morisco, asonantados los ver- 
sos pares. Comienza: «Altísimo protector — cuyas ma- 
ravillas canto.» Acaba: «frío, calor, noche y día — 
ora, mes, semana y año.» 

15) Un folio, árabe, escrito con agua de azafrán, 
casi ilegible; parece un amuleto . 

16) Un folio, en octavo, árabe, letra magrebí, vo- 
calizado en rojo; es fragmento alcoránico. Comienza: 

17) Un papelito, encontrado como registro dentro 
del manuscrito número VII; es una carta aljamiada, 
fechada en Tortoles; editada ya en la Colección de 



— 236 



textos aljamiados de Gil, Ribera y Sánchez (Zara- 
goza, 1888) página 134. 

18) Dos folios, en pliego, árabe, letra magrebí, 
vocalizada en rojo; es un fragmento de obra jurídico- 
religiosa; al folio 2>°, v., comienza un capítulo titu- 
lado: ... jl^)\jlx^\j { ijbUJl. l&)| i s^b. Co- 

mienza: ,L5" ¿^ ^Ax)l.. Acaba: ^ v»JilXsw| a¿j 
S&JuJl. 

19) Un folio, en octavo, árabe, con traducción in- 
terlineal aljamiada, en tinta roja; es un fragmento 
de oración. Comienza: De lax tachax. Acaba: Z+) ^*)|j. 

20) Un folio, aljamiado; fragmento de hadices. 
Comienza: Asadaca con parte del monte. Acaba: Y 
xobre tí extribo. 

21) Diez y nueve folios, en aljamiado, á dos tin- 
tas; el folio 18, v. y el 19, de otra letra. Contienen ha- 
dices de Jesús y oraciones. Comienza: Dixo lea: 
Engañadox xoex. Acaba: del máx piadoxo de lox 
piadosos. 



LXV 



Carpeta de varios folios sueltos, procedentes de las 
tapas de un manuscrito de esta colección, cuyo nú- 
mero se desconoce. 

1) Un folio, pergamino, lengua árabe, letra ma- 
grebí; contiene fragmento de una carta dotal otorga- 
da en Rueda (de Jalón?) ante el imam de la aljama 
musulmana, Lope, Ben Ibrahim, Ben Lope. Falta la 
fecha. Comienza: ~l&)| ¿*£ ^ . Acaba: C^>_j 

2) Tapas de piel con algunas notas árabes y al- 
jamiadas, de escasa importancia y casi ilegibles. 



— 237 — 

LXVI 

Carpeta de varios folios sueltos, procedentes de las 
tapas del manuscrito número I. 

1) Diez folios apolillados, lengua castellana, letra 
española, siglo xvi; contienen ejercicios caligráficos. 

2) Diez trozos de folios apolillados, impresos, le- 
tra tortis, lengua castellana; contienen fragmentos de 
romances, como el siguiente: 

«El Conde que esto oyera 
respuesta ninguna haze: 
da de espuelas al cavallo 
y empiega de caminar, 
la buelta va de París, 
como aquel que bien la sabe.» 

y de libros devotos, como el siguiente: 

«Segundo punto que habla figurado en nuestra 
madre Eva formada del lado del varón quando dor- 
mía. Ass/ la santa madre yglesia fue maravillosa- 
mente formada e santificada del lado de Cristo, etc.» 
y el siguiente: 

«Si amas la sabiduría, el solo es perfeta sabiduría. 
Si caridad, dios es caridad.» 

LXVII 

Carpeta de varios folios sueltos, procedentes de las 
tapas del manuscrito número II. 

1) Catorce trozos de papel, apolillados, lengua 
árabe y aljamiada, letra magrebí, tinta negra y roja; 
contienen fragmentos de un grande amuleto, casi 
ilegible. 

2) Borrador de una instancia dirigida por Martín 
Rubio al señor de la villa en que residía, del cual se 
dice vasallo, defendiendo cierta merced que el go- 



— 238 — 

bernador de dicha villa, Fabián de Salcedo, no le 
quería reconocer. 

LXVIII 

Carpeta de varios folión sueltos, procedentes de las 
tapas del manuscrito número III. 

1) Seis hojas de protocolos notariales, letra espa- 
ñola, dialecto aragonés; contienen: I: «Libro de re- 
cepta data et expensa feyta por Brany Dallacun, 
ministrador por la Senyoria en el lugar de Calato- 
rau», año 1388; II, III y IV: cuentas de la carnicería 
de Calatorao, presentadas al concejo por Rodrigo 
Beltran y Zallema en 1389; V: fragmento de una es- 
critura, por la cual se reconoce la independencia de 
los curtidores respecto á las ordenanzas de los zapa- 
teros; VI: fin de una escritura otorgada por Eximeno 
d' Alberuela, notario público de la ciudad de Zara- 
goza en el año de 1400, 31 de Julio. 

2) Siete folios, lengua árabe, letra magrebí; con- 
tienen fragmentos de cuentas; algunas atañen á la 
administración de los bienes de fundación piadosa 
adscritos á la mezquita mayor de Calatorao (£.*.LS 
t~*lj*H) en el año 801 de la hégira (1398 de J. C). 

LXIX 

Carpeta de varios folios sueltos, procedentes de las 
tapas del manuscrito número IV. 

1) Trece papeles, letra magrebí, lengua árabe; 
contienen, tres de ellos, fragmentos de una obra de 
sentencias ó proverbios; el resto, fragmentos de va- 
rias obras de tradiciones musulmanas, de ritos reli- 
giosos, áejotbas, etc. 

2) Doce papeles, lengua aljamiada, excepto cua- 



— 239 — 

tro en árabe; contienen apuntes para la traducción 
aljamiada de un libro de derecho musulmán; frag- 
mentos de cuentas; ídem de libros religiosos. 

LXX 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número V. 

1) Veinticuatro papeles de vario tamaño, restos 
de algún libro notarial, en latín, y la mayor parte en 
aragonés; los más legibles tratan de «recepta, data et 
expensa f eyta por Domingo Tierga et Brany Dalla- 
cun, procuradores [en Calatorao] de la Qut et Cequia 
del Rey>, año de 1386. Cfr. LXVIII, 1. 

2) Diez folios y varios fragmentos pequeños de 
papel, lengua árabe (excepto dos aljamiados); contie- 
nen contabilidad análoga á la del número LXVIII, 2. 

LXXI 

Carpeta de ocho folios árabes, procedentes de las 
tapas del manuscrito número VI. Letra magrebí. Con- 
tienen fragmentos del registro de actas judiciales del 
cadí de Zaragoza, fechadas algunas en 733 y 737 de 
la hégira (1332 y 1336 de J. C). Se cita en una el 
arrabal de Qinhecha, de Zaragoza, y en otra la alja- 
ma de Cuarte. Cfr. número XCVII. 

LXXII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número VIII. 

1) Doce papeles de vario tamaño, apolillados, al- 
jamiados y castellanos (siglo xvi), casi ilegibles. 

2) Doce papeles de vario tamaño, muy apolilla- 



— 240 — 
dos, árabes, ilegibles, excepto uno que trata de derecho. 

LXXIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número IX. 

1) Once folios y cuatro papelitos, lengua árabe y 
aljamiada, letra magrebí. Los nueve aljamiados con- 
tienen cuentas (sin fecha ni lugar); los dos árabes 
contienen fragmentos de dos libros de liturgia. 

2) Veintidós folios de libros de protocolos, letra 
española, siglo xv, en latín y en aragonés; contienen, 
la mayor parte, notas de cuentas de Brany Dallacun , 
«ministrador de las rendas de la Senyoria en el lu- 
gar de Calatorau», año de 1388; en dos folios se trata 
de una carta apostólica contra los cristianos de los 
«regnos del muy amado en Jhesu Christo, filio nues- 
tro, don Pedro, Rey illustre de Aragón, que á los ju- 
dios morantes en los ditos regnos et tierras, sin razón 
alguna los fieren, plagan, apedrehan et encara los 
matan, diziendo los ditos christianos que por los pec- 
cados de los judios vienen mortaldades, faltas de 
fruytos, et fendo los ditos males a los ditos judios que 
cessan las ditas pestilencias... Dada en Auinyon dot- 
zeno kalendas febrero, quatren anyo de nuestro pon- 
tificado». En otros dos folios se halla el fin de una 
copia hecha por Juan del Aldea, notario de Tarazo- 
na, de una carta signada por el Rey D. Juan «en la 
nuestra villa de Monreal dius nuestro siello secreto a 
quinze dias de janero en el anyo de la natiuidat de 
Nuestro Senyor mil quatrozientos cinquanta». Cfr. 
LXVII1, 1 y LXX, 1. 



LXXIV 
Carpeta de varios fragmentos, muy mal conserva- 



— 241 — 

dos, de unas tablas astronómicas, con algunos dibu- 
jos de las estrellas en rojo y azul; lengua árabe, letra 
magrebí; casi ilegible. 

LXXV 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XI. 

1) Doce papeles de vario tamaño, árabes y alja- 
miados, mal conservados, casi ilegibles. 

2) Cuatro papeles muy destruidos, en castellano, 
casi ilegibles; letra del siglo xv, de manos diferentes 
y sin aparente sentido, como ejercicios de escritura. 

LXXVI 

Carpeta de cinco folios, procedentes de las tapas del 
manuscrito número XII. Apolillados, casi ilegibles; 
árabes y aragoneses; uno de los árabes es fragmento 
de una escritura otorgada ante el imam de la aljama 
de los musulmanes de la ciudad de Toledo; otro, en 
aragonés, es parte de una escritura de tributación re- 
ferente á la villa de Aranda; letra del siglo xv. 

LXXV1I 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XIII . 

1) Treinta y tres papeles de vario tamaño, lengua 
árabe, letra magrebí. Contienen casi todos ellos frag- 
mentos del Alcorán, excepto dos, uno de los cuales es 
un trozo de libro religioso, y el otro, fragmento del 
registro de actas judiciales de un cadí, fechadas en el 
año 887 de la hégira (1482 de J. C). 

2) Once papeles , lengua aljamiada; contienen cuen- 
tas, ensayos de versión aljamiada, etc. 

16 



242 



3) Fragmento de un romance impreso, en caste- 
llano, letra tortis, de fundición distinta que la del 
LXVI, 2. 

«...Gavieros 
Salido de catiuidad, 
Con el estañan los doze 
Que a su mesa comen pan 
La missa dize un arc^bispo 
Respe ndia vn cardenal...» 

LXXVIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XIV. 

1) Siete papeles, lengua árabe, letra magrebí; con- 
tienen fragmentos de varias obras de religión, liturgia, 
sentencias, etc.; item, dos de cuentas de un morisco; 
uno de los árabes contiene una nota en aljamiado. 

2) Dos folios apolillados, lengua aljamiada; con- 
tienen cuentas de un morisco. 

LXXIX 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XV. 

1) Doce papeles, lengua árabe y aljamiada; con- 
tienen trozos de versión castellana de un libro reli- 
gioso, Alcorán, ejercicios de escritura, cuentas, etc. 

2) Cuatro papeles en castellano, letra de fines del 
siglo xv; uno de ellos es fragmento de unas cuentas, 
y otro es parte de una escritura de comanda ó prés- 
tamo de cierta cantidad en sueldos jaqueses. 

LXXX 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XVI. 






- 243 — 

1) Seis folios árabes, letra magrebí, que parecen 
ser de una casida en mim, en honor del Profeta. 

2) Ocho folios árabes, letra magrebí, que pare- 
cen ser de un libro de cuentos ó hadices. 

3) Un folio árabe, letra magrebí, fragmento de 
un libro de derecho. 

4) Un folio árabe, letra magrebí, fragmento de 
gramática árabe. 

5) Cuatro papelitos árabes, que parecen trozos de 
un devocionario, menos uno, de hadices. 

6) Ocho papeles muy apolillados; algunos con 
ensayos de dibujos caligráficos. 

7) Un papel muy apolillado, lengua aljamiada; 
trata de la excelencia del ayuno. 

8) Un papel en castellano, letra del siglo xvi; es 
fragmento de una súplica ó solicitud. 

LXXXI 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XVII. 

1) Un papelito árabe, letra magrebí; contiene par- 
te de una tabla de correspondencia de los meses cris- 
tianos y musulmanes. Ocho más, árabes, letra ma- 
grebí; fragmentos alcoránicos. Cinco más, aljamia- 
dos; fragmentos de cuentas de un morisco. 

2) Siete papelew pequeños, mal conservados, letra 
aragonesa del siglo xvi; contienen fragmentos de 
cuentas, y en uno de ellos se leen consejos para con- 
servarse en buena salud. 

LXXXII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XVIII. 
1) Un folio árabe, letra magrebí, muy apolillado; 



— 244 — 

parece fragmento de registro de actas judiciales. 
Otro, aljamiado; parece demanda judicial. Otro, al- 
jamiado; trozo de cuentas. Tres árabes, letra magre- 
bí; trozos alcoránicos. 

2) Ocho folios en castellano, con ejercicios cali- 
gráficos; una carta muy destruida, siglo xv; otra dada 
en Zaragoza á 10 de Febrero de 1592, y tres fragmen- 
tos de hojas impresas, en una de las cuales aparecen 
tres versos del romance del Conde Dirlos. 

LXXXIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XIX. 

1) Varios trozos, muy destruidos, de un tratado 
impreso sobre doctrina cristiana, y un fragmento, 
también impreso, del romance del Conde Dirlos. 

2) Varios folios, casi ilegibles, en letra aragone- 
sa del. siglo xvi, los cuales parecen borradores de 
cuentas. 

LXXXIV 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XX. 

1) Varios trozos, árabes y aljamiados, en tan mal 
estado, que son ilegibles. 

2) Un romance castellano, muy incompleto, ma- 
nuscrito, letra del siglo xvi, de carácter moral y re- 
ligioso. 

LXXXV 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXI. 
1) Muchos papeles deteriorados é ilegibles; en 



245 



árabe y aljamiado; algunos parecen ser cuentas mo- 
riscas. 

2) Cuatro papeles en castellano, siglo xvi, con 
notas de cuentas. 

LXXXVI 

Carpeta de varios folios, procedentes de la tapas 
del manuscrito número XXII. 

1) Seis folios deteriorados, lengua árabe, letra 
magrebí; contienen fragmentos de un libro de dere- 
cho malequí (peregrinación, guerra santa, ayuno, et- 
cétera). Cfr. números LXXXVII, 1 y LXXXVIII, 1. 
Un folio casi ilegible, árabe; parece de gramática. 
Cuatro folios deteriorados; árabes; materia religiosa. 
Ocho folios en 8.° menor, cosidos; legua árabe; pare- 
ce ser un amuleto. 

2) Dos folios muy deteriorados; lengua aljamiada; 
parecen ser fragmento de historia; léense los nombres 
«golfo de Venena», «isla de Chipre». 

3) Copia de una carta, en castellano, dirigida por 
el rey Felipe II al Duque de Medinaceli, sobre la de- 
fensa de las costas de Andalucía, año de 1596; al 
pie de la carta se lee la siguiente nota: «dicese que 
a stado en Costantinopla 25 semanas Antonio Perez 
con el turco a dar trac^a de las cosas de la gerra; di- 
cese que a salido o que sta para salir el turco con un 
poder que . . . los; los bolontarios vienen cinquenta mil 
ombres; toda la Eslavonia viene con el y las dos Ale- 
mañas alta i baxa, Escorcia, Yrlanda i Zelanda todo 
esto hecho liga para España». 



LXXXVII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXIII. 



— 246 — 

1) Siete folios, deteriorados, lengua árabe, letra 
magrebí; contienen fragmentos de un libro de derecho 
malequí (azaque, ayuno). Son de la misma mano que 
los de la carpeta números LXXXVI,1, y LXXX VIII, 1. 

2) Dos folios y varios trozos, muy deteriorados, 
lengua árabe, letra magrebí; parecen fragmentos al- 
coránicos. 



LXXXVIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXIV. 

Dos folios deteriorados, lengua árabe, letra magre- 
bí; contienen fragmentos de un libro de derecho ma- 
lequí (peregrinación). Cfr. números LXXXVI, 1, y 
LXXXVII, 1. Dos folios y muchos trozos pequeños, 
deteriorados, lengua árabe, letra magrebí; parecen 
fragmentos alcoránicos. 

LXXXIX 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXV. 

Diez y siete folios y varios trozos pequeños, algo 
deteriorados, lengua árabe y aljamiada indistinta- 
mente, letra magrebí. 

El folio primero contiene, al reverso, una copia 
del contrato otorgado entre la aljama morisca de Al- 
famén (A^l) en Aragón y Yúsuf Benalí Abenche- 

bla el Monastirí, el Valenciano, compiometiéndose 
éste á prestar sus servicios como maestro de niños, 
escribano público y jádim ó sacristán de su mezquita, 
durante un año, por 450 sueldos, fechado en 905 (1499 
de J. C). He aquí su texto: 



— 247 — 



^0 >U ^ ^JJl w^ [falta 1 pal.] j$¿ü *#!>• 

» Laws) I **l»£Jj ^Usr^l *jJb *-W k**M^ ^~jdJ| J 

£j«U^I ¿Ü£^" » |j.JLl ^*~*¿. IjJL ¿jL. *jo¿j oXJij 

JL¿? J^ ¿¿JÓ ÍcLjsj ¿.XfrLb Je ¿¿¿«¿Jf Jbü, v.t^iLp' tti\ 

íjáMT w^5fy^ yjj| n; 3 ^ (at* ^*-* a * J <j'j /»'-*^ *4 fi *^í 

Signe el registro de las sumas recibidas de los ve- 
cinos en pago de sns honorarios. 

En los folios signientes se consignan, en letra de 
varias manos, muchas anotaciones y cuentas, todas 
relativas á la aljama morisca de Alfamén, en árabe 
y aljamiado. He aquí algunas: 

(año 904/1498). 

*i¿>\~e ij* +&.* Ja |^ J.S Í**% J.JU ^5 „j-*Jt -X-^j 



— 248 - 

«Memoria xeya de lax condicionex que mete l'al- 
jama de Alhamem a lox carnicerox.» 

XC 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXVI. 

Tres folios y un trozo, lengua aljamiada, letra ma- 
grebí. Uno de ellos es fragmento de libro de medici- 
na que trata: «Qué provecho a en la buena ligadura 
de lax plagax.» Los dos restantes son fragmentos de 
un cuento del profeta Salomón y el demonio. El trozo 
carece de importancia. 

XCI 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXVII. 

1) Doce folios lengua árabe y aljamaida; cuentas 
de un morisco . 

2) Cuatro folios y dos trozos, lengua árabe, letra 
magrebí (tinta roja los títulos); fragmento de obra de 
derecho malequí (sobre la purificación). 

3) Tres folios y varios trozos, árabes, ilegibles. 



XCII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXVIII. 

Cinco folios y varios trozos, lengua árabe, letra 
magrebí, casi ilegibles. 



— 249 — 

XCIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXIX. 

1) Dos folios y varios trozos casi deshechos, len- 
gua árabe y aljamiada; inaprovechables. 

2) Varios fragmentos muy destruidos; escritura 
aragonesa del siglo xvi; ininteligibles. 

3) Cuatro trozos impresos, en castellano, siglo xvi, 
con romances y villancicos incompletos. 

XCIV 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXX. 

1) Once trozos con borradores de cuentas de gas- 
tos de cereales, vino, aceite, etc.; letra aragonesa del 
siglo XVI. 

2) Cuatro folios impresos de un tratado de doc- 
trina, y veinticuatro muy destruidos, impresos tam- 
bién, de una historia de la conquista de Eodas. 

XCV 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXXI. 

1) Tres folios y varios trozos muy mal conserva- 
dos, lengua árabe, letra magrebí; parecen de asunto 
religioso. 

2) Doce folios descabalados, en castellano, si- 
glo xvi; restos de cuentas y parte de un proceso con- 
tra cierto Miguel Estudiante. 

XCVI 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXXII. 



— 250 — 

1) Seis folios, lengua árabe, letra magrebí; son 
fragmento del Ihía de Algazel; el título de un capítu- 
lo es: ±3a &¿K)Lj ?.íbih .) jj^-ú Ja {jA¿~*^\ .j^J 
b) A jí S}\ (Sobre las tentaciones de Satán), correspon- 
diente á la 3. a parte de dicha obra (Cfr. edic. Cairo, 
1312 hég., III, 33). 

2) Dos folios, lengua árabe, vocalizados, letra 
magrebí; son fragmento de un libro de sermones; el 
título de uno es: '¿jaSKj UjJI S$ i§¿ <Sj^ h^ 

JJJl f Ui Je jcj[¿ 

3) Cinco folios, lengua árabe, letra magrebí; pa- 
recen fragmento de un libro de J^ ^ ¿J¿ r^L*)! y \ 
^Qy>x&\ (Falta en Brockelmann y no ha sido posible 
identificar su persona en los repertorios biográficos 
de autores españoles). Están muy deteriorados, pero 
parecen tratar de política, á juzgar por este título de 
capítulo: ¡kar^ai)lj £cUa¡| .,» ^^sri L.J jU)| wUl 

4) Nueve papelitos en 8.° menor, lengua, árabe, 
letra magrebí; parecen ser trozos alcoránicos, quizá 
empleados como amuleto. 

5) Tres folios y varios trozos muy deteriorados, 
árabes y aljamiados; sin importancia; en uno se ven 
vestigios de cuentas de un morisco . 

XCVII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXXIII. 

Ocho folios muy deteriorados, lengua árabe, letra 
magrebí, de la misma mano que los del número LXXI; 
son, como éstos, fragmentos del registro de actas ju- 



— 251 — 

diciales del cadi de Zaragoza, fechadas algunas en 
733 y 737 de la hégira (1332 y 1336 de J. C.). Se cita 
en una el arrabal de Qinhecha de Zaragoza. 

XOVIII 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXXIV. 

1) Tres folios no mal conservados, en aljamiado ra- 
bínico, dialecto aragonés, siglo xv (?); contienen cuen- 
tas de los gastos comunes de una judería, quizá la de 
Daroca. Hé aquí algunas partidas: «ítem, costaron 
reparar los cimientos del muro de la judería: cuaran- 
ta y siet sueldos y tres dineros.» — «ítem, daron y pa- 
garon á los jurados de la gibdad, que han censal so- 
bre la aljama en cascun anyo dogientos sueldos, des- 
de el anyo de la pisicugión de los judíos entacá, dá- 
ronles por el present anyo: 200.» — «ítem, daron y pa- 
garon para la limpia de la laguna: 10 florines ....» 
En algunas de las partidas se citan como acreedores 
de la aljama á D. Juan de Moncayo, D. Pero Ruiz 
d'Asín, D. Beltrán de Sabalsa, García de Montagut, 
D. Simó el Abad, D. Juan de Santa Cruz, Pedro de 
Gurrea, etc. 

2) Catorce folios de varios tamaños, lengua ára- 
be, letra magrebí. Son fragmentos de varias obras: 
uno de sentencias morales; tres de liturgia (ayuno, 
oración del sepelio, etc.); uno de proverbios; uno de 
sermones (jotba del mes de Ramadán); uno de ejercL 
cios gramaticales; cuatro, en 8.° menor, de devocio- 
nario (los títulos de algunas oraciones en aljamiado: 
«ac?oa pora entrar en la megquida»); uno con notas 
de varias manos, sin importancia; uno, con apuntes 
de traducción aljamiada de voces árabes; uno muy 
deteriorado, parece fragmento de acta notarial. 



252 



3) Cinco folios, de los cuales, tres aljamiados y dos 
castellanos. Uno de aquéllos es fragmento de una 
conversación de Mahoma y Fátima; los otros dos con- 
tienen un «capítulo para cuando querráx xaber cuán- 
do dentra cualxequiere luna del año». 

Los dos folios castellanos tratan de la equivalencia 
fonética de los signos árabes; letra del siglo xvi; di- 
cen así (1): 

«Capitulo en conocer las saludas de los alharfes y 
sus adelga9amientos y sus acercamientos y sus decla- 
ramientos y sus públicos y todo aquello de sus espejas. 

Pues los alharfes del alarabia son 29 alharfes, y es: 
el alhamca, y el alif , y el he, y el ayni, y el ha, y el 
gayni, y el ha, y el caf, y el quef, y el dad, y el 
chim, y el xin, y el pe, y el lem, y el Ra, y el non, y el 
da, y el del, y el te, y el pad, y el zeyn (2), y el cin (3), 
y el tta, y el del, y el 9e, y el fe, y el be, y el mim, y el 
gueu (4); y llegan a trenta y Qinco alharfes con los 
alharfes del enfermoseamiento semejante del non fe- 
lexo, y el alif del alo star, y ell alhamza de bey na 
beyna, y el alif del atafhimi, y el pad como el zey, 
y el xin como el chim; después son tornadas 42 alhar- 
fes con alharfes fuera de los alharfes del enfermo- 
seamiento, y no pertenece nonbrarlos en este brebe. 

Y las saludas de los | de los (sic) alharfes son dezi- 
seis sallidas; pues pues (sic) de la garganta son las 
tres sallidas, y de lo mas cabero della es la sallida 
del he y dell alhamza y el alif; y de medio della es la 
sallida del ayni y el ha; y los mas 9er canos de los al- 



(1) Las letras que en el original llevan nn punto interior, 
van impresas con un punto debajo. 

(2) Separadas por puntos las sílabas: el ze-yn- 

(3) Después de la n aparece borrada una letra. 

(4) Hay un punto entré las dos últimas letras: gue-u. 



- 253 — 

haríes de la garganta de la boca es el gayni y el ha; 
y de lo mas cabero de la lengua y lo ques sobrella 
de los paladares es el kaf ; y mas baxo de aquello vn 
poco es el quef ; y de en medio la lengua de lo ques 
entre ella y los paladares es el chim y el xin y el ye; 
y desde la primeria de la orilla de la lengua y lo mas 
cercano a ella fasta lo cabero de su punta es la salu- 
da del lem; y de enQima de aquello (1) mas | arribi- 
ca (2) de las caxeras es la saluda del non; y mas 
adentro de aquello fasta las cuestas de la lengua es 
la saluda del ra (3); y de la punta de la lengua y las 
rayzes de las caxeras es la sallida del tta y del del y 
el te; y de lo ques entre la punta de la lengua y de en- 
somico de los dientes baxeros es la sallida del zey y 
del cin y del pad; y de lo ques entre la punta de la 
lengua y la punta de los dientes altos es la sallida del 
da y el del y el cce; y del bientre de los rostros (4) 
baxeros y de la punta de los dientes someros es la sa- 
llida del fe; y de los rostros es la sallida del be y del 
mim y el gueu; y de los fornillos es la sallida del non 
flexo y blando. 

Y los alharíes \ del aflaquezer son 10 y son el he, 
ha, ha, quef, pin, xin, te, pad, cce, fe; pues estos son 
alharíes ques flaco su estribar sobrellos en su lugar y 
corra con ellos el aliento; y los alharíes del publica- 
miento y fuertes son 19 alharfes, y son los otros, 
amenos de aquestos del aflaquecer que abemos non- 
brado, y son alharfes que debiedan el aliento que no 
salle con ellos; y los alharfes del enperramiento son 



(1) Primeramente se escribió aquella, pero después se con- 
virtió la última a en o. 

(2) a Ribica. 

(3) delRa. 

(4) Rostros, 



— 254 — 

4 y es el 9ad, y el tta, y el dda, y el ddad; pero 
aquestos llamanse los alharíes del encerramiento, por- 
que tu quando asientas tu lengua en sus asientos de 
estos quatro alharf es fazente cerrar la lengua sobre lo 
que les confrenta de los paladares altos, y torna la 
boz entre la lengua y el paladar detubida; y todos 
los otros alharíes son obiertos que no ay encerramien- 
to en ellos; y el rechiflar es en el cad y en el cin y en 
el zey y es publicar (sic) y en el ddad; es el eslargar 
la boz y la boz en el mim y en el non que salle de los 
Tornillos . Acabo.» 
4) Restos de escrituras en castellano: 
a) Fragmento de una carta de franqueza á fa- 
vor de ciertos moros, otorgada por un concejo cuyo 
nombre falta; pergamino; año 1384; b) dos hojas in- 
completas sobre el uso del alif prepositivo en aljamia- 
do; papel, letra del siglo xvi; c un recibo de veinte 
escudos otorgado por Melchor Mediana, «jurado de 
Almonezir de la Sierra», á Luis Escribano, en Almo- 
nacid, á 21 de Septiembre de 1593; d) una hoja de pa- 
pel que empieza: «Memoria entre mí y mis parientes 
los Fermosos; desde el año de 1582 sin pasar cuen- 
tas,, y son las siguientes»; e) una súplica a Alá que 
ocupa las dos caras de un folio bien conservado; í) 
dos grandes folios y parte de otros dos, siglo xvi, nu- 
tridos de escritura según el estilo del siguiente trozo: 
« _j bil ^ ¡J}* »_« V j desobedencia con maldad, deso- 
bid[encia], malos y rrahezes— . desobidiente, malo — . 
escándalos, escandalicando — . los escándalos, escan- 
dalicara, escándalos, maldad, malo, rahez — . pues 
demandadlo, perdierase todo, escandalica[r], pues 
responde, pues respondió, pues demandádseles, es- 
candalizar, que hizieron maldades... >; á cada serie 
de signos árabes sigue una larga lista de interpreta- 
ciones tan inconexas como aquí se ve; g) varios tro- 



255 



zos de papel apolillado, entre los cuales se leen algu- 
nas formas aragonesas, como «feytas, dreyto... Leui 
e Habrán Leui, filio suyo, veyendo quel dito nuncio se 
leuaua la dita pendra, comencaron a ytar grandes 
bozes de apellido diziendo: aui, aui, fuerca, fuer 9a...» 



XCIX 

Carpeta de varios folios, procedentes de las tapas 
del manuscrito número XXXV. 

1) Un folio muy deteriorado, lengua árabe, letra 
magrebí; contiene un amuleto rodeado de orla, con 
dibujos á dos tintas. 

2) Un folio deteriorado, lengua aljamiada; es frag- 
mento de una carta familiar de un muchacho morisco, 
dirigida á sus padres, pidiendo dinero; sin fecha. 

3) Cuatro trozos de papel, tamaños varios, letra 
aljamiada de una misma mano; son fragmentos de 
copia de documento curialesco, fechado en 1495, en 
que parece se trata de una causa vista ante el tribu- 
nal de la Inquisición, en Sigüenza, contra unos mo- 
riscos de Molina de Aragón, acusados de haber invi- 
tado á apostatar á los cristianos. Comienza así: 
«íAa.j a\3 -X^ar'j En la gibdad de Qiguenga á dici- 
xiete diax del mex [de nojvienbre, año del nacimien- 
to de nuextro xalvador Jexuc[rixto] de mil y cuatro- 
gientox [noventa?] y ginco añox, extando [lox] reve- 
rendox xeñorex enquixidorex el ligengiado [dos nom- 
bres propios ilegibles] en prexencia de mí Pedro de 
Ledexma, notario del xecfretario] del ofigio de la 
xanta enquixigión en la dija gibdat y obixpado de 
Qiguenga, etc.» 



Carpeta de varios papeles sueltos y cuadernos 



— 256 — 

desglosados de varios códices; lengua árabe, letra 
magrebí. 

1) Un folio: Carta de Mohamed Calavera, publi- 
cada por D. Julián Ribera en «La enseñanza entre 
los musulmanes españoles», Zaragoza, 1893. 

2) Dos folios: Fragmento del hadiz de «La ciudad 
de latón». Cfr. manuscrito XXVII. 

3) Veinte folios: Fragmentos de varios sermones 
morales, el último de los cuales, incompleto, contie- 
ne esta frase, que indica fueron predicados en Es- 
paña: C^sr<> ¿ ji}^\ *¿¿> j U¿£*| ... ^c3j| t& Jlo^i 

y>S %¿L.^J "L^Cjo UJ|^/»'« LUxcsl» y \SL*¿£¡fi ^j,j*aX)\ »Xa. 

4) Ocho folios: Es una serie de moaxahas. 

5) Quince folios: Fragmentos de sermones de Aben 
Nubata. Cfr. manuscrito XVII. 

6) Veintiún folios: Es un fragmento del w>Uf 
¿UXa^C J ¿LaxSy de Algazel. 

7) Dieciséis folios: Fragmentos de sermones de 
Aben Nubata. Cfr. manuscrito XVII. 

8) Seis folios de una obra de consultas jurídicas. 

9) Un folio de un diccionario biográfico español. 

10) Seis folios de concordancias alcoránicas. 

11) Dos folios de hadices. 

12) Ocho folios: Fragmento de consultas jurídi- 
cas, cuyo título es: c Wvll w*Uf ; no se ha podido 
identificar. 

CI 

Legajo de papeles sueltos, encontrados, en su ma- 
yor parte, dentro de los códices de esta colección, ó 
procedentes, otros, de códices descabalados de la mis- 
ma. Pueden agruparse en varias categorías: 

A) Catorce amuletos, lengua árabe y aljamiada; 



— 257 — 

algunos á dos tintas: roja y negra; otros escritos, con 
tinta de azafrán; varios, circundados de orla orna- 
mental en colores; uno, en pergamino. Por su objeto 
y su forma son notables los titulados «La mano de 
Deud [David]» y «La llave de Musa», para conseguir 
buena acogida del Sultán y de los jueces; ambos lle- 
van dibujadas las correspondientes figuras de mano 
y llave. 

B) Catorce papeles de borrador, conteniendo ejer- 
cicios caligráficos, gramaticales y lexicográficos; al- 
gunos de ellos parecen ensayos de lectura y escritura 
del alfabeto árabe; otros son apuntes preparatorios 
de versión aljamiada de textos árabes; uno de ellos 
contiene tanteos de dibujo caligráfico. 

C) Dieciocho fragmentos de vario tamaño y asun- 
to, lengua árabe y aljamiada; muchos son folios des- 
cabalados de libros de hadices, de devocionarios, de 
obras jurídicas ó religiosas; uno, muy maltratado, 
parece de un diccionario de homónimos árabes; otro 
contiene una moaxaha. 

D) Varios pliegos y folios sueltos de obras desca- 
baladas, lengua árabe y aljamiada. 

1. Un folio aljamiado sobre el ayuno. 

2. Trece folios aljamiados; versión de azoras al- 
coránicas. 

3. Dieciséis folios aljamiados; versión de hadices 
sobre oraciones devotas. 

4. Diecisiete folios árabes; fragmento de una obra 
religiosa, preparada para intercalar entre líneas su 
versión aljamiada. Pertenecs al manuscrito XXXVII, 
número 10. 

5. Catorce folios aljamiados; fragmento de una 
colección de caxox ó cuentos de asunto religioso. Le- 
tra muy torpe. 

6. Seis folios árabes; fragmento de obra religiosa. 

17 



— 258 — 

7. Un folio árabe, letra magrebí antigua; parece 
de igual mano y asunto que los seis folios de la car- 
peta número XCVI, 1. 

8. Un folio árabe; fragmento de obra gramatical. 

9. Un folio árabe; fragmento de obra histórica 
oriental. 

10. Un folio árabe; fragmento de obra de medi- 
cina; trata de ^^1. 

11. Dos folios árabes; fragmento de historia del 
Profeta; contiene algunos versos. 

12. Dos folios árabes; comienzo de un ^J-^S 
lácljjl { joxí *.* t¿A¿.l£¿*|. Contiene dos breves narra- 
ciones seudoevangélicas sobre San Juan Bautista 
y Jesús. 

13. Dos folios aljamiados, en mal estado de con- 
servación. Contienen el principio de una obra de 
magia blanca ó física recreativa. He aquí los títulos 
de algunos de los juegos explicados: «Para hacer que 
dox cabecax ó carax pintadax en paper ó en la pa- 
red, la una mate una candela y la otra la encienda.» 
«Para letrax de oro de la color que tú querráx fa- 
zer. » «Para f azer que una coxa guigada, cuando ex 
bien guixada parecca xer toda xangre.» «Regebta 
para hazer leche marabilloxa.» «Para hazer juntar 
todox lox piojox en un lugar.» «Para que gruñan 
[sicj el lechón ó gallina cante.» «Para que vaya un 
guebo trax vox.» «Para que lox onbrex paregcan 
negrox.» 

E) Cinco documentos, lengua árabe y aljamiada, 
letra magrebí. 

1. Un pliego de papel, escrito solamente en el 
anverso de un folio y en el reverso del otro; lengua 
árabe, letra magrebí, siglo xv. Testamento otorgado 
por Adam, hijo del maestro Abdala el Zajardo de 



— 259 — 

Guadalajara, nombrando por fideicomisario al maes- 
tro Ibrahim Benyahya el Axirí de la misma ciudad, 
á 17 de Setiembre del año 844 (1440 de J. C). 

2. Medio folio de papel, lengua árabe, letra ma- 
grebí, siglo xv. Fragmento de proclama, dirigida 
desde Barcelona por un tal Alí el Barmuní á las al- 
jamas moriscas de toda España, excitando á todos 
Jos musulmanes á prestar su ayuda al rey de Grana- 
da, Yusuf 3.°, en la guerra contra los cristianos. 
Abulhachach An-Násir lidín Alá, Yúsuf, hijo de Yú> 
suf, hijo de Mohámed, reinó desde 810 á 820 (1407- 
1417). He aquí el texto de este documento incompleto: 

b^, (?) -L.jlJ| ¡j* áJJJj joj\ ^J ^U¿\ ¿^S)l 

*2>J.c *Ü¡ >|.5 c^yjLa.jg)| ¿tí I *V»40j /^ftJL^Jl Lüj^t icUa. 

U z XjJU J f&^.j *ty f* ! ?'3 (&J^ (vr* 3r ^^ .c* <^J-? 
SLbb*¿ ¿UjAp éi3| J_*.ar? X*ij^**Jl ótíí J^sr? Sjj^áJÍ 
J^aij ,jv«axj| v.lTjU.Jt O^L l$£L^ *tí|. ^X3 ¿L^jor-vit 
^Jj.aLxVl ^*L«Jl S-Xjuc ijlíj d)| Íj.a¿2J ja Jj&Lsrtfl ¿tít 

l¿^, (?) ^o 5 «tit .^^c ^^h.^ ¡tic jai ¿til J<a~> ^y 

^ rf V*jU.jJ¡ ^ sJU^i ¿tí! ^>->J^**U)| _.lgMorí */| 

Lo|^x| L> g*a«j «ti| Jjsr^ [Aquí se interrumpe el texto] 

¡je ¿jlar-Vw fttí| j»y J3] a^srv^i J S«Jlj\ .y.$3rC 



— 260 — 

^9 «u ur ist^ij u^ aJj jú- ^ **¿ íiii^ 

^jjjúül) JlÜ ¿j| >ÜLJ| ¿.Je U& ^arv^Ji J^u\ar*t 
,tiL»sJu| Líj.^c L^JI <J¡V*»J avjX» J^-$¿< lfr*fr*J wUx^. 1$*=^ 
v^pty 'ÍXJl^ ^J^| SU^ár^ J-J^f L^) ^¿J A3 Ur ^;U| 

*K vjXJJj A^i JaST? ^J-U (?) kUSj^Tj ^| ^ 

J* ,Jjj-¿*Ji c > ^^ l"» * ¿¿Jl l^a»j LáJL UÜ i J.^9 r p 

*4fi IÁJ «J3| [Media línea ilegible] *1/^ l&j ¡U¿3 

[Incompleto] ... *]}$)\ **ji) 

3. Un folio de pergamino, forma irregular, tamaño 
0,28 X 0,24, lengua árabe, letra magrebí (siglo xv), 
algo borrosa. Es una escritura de compraventa de un 
campo sito en la vega de Granada, otorgada por Abul- 
hachach Yúsuf ben Abilcásem el faquí (vendedor), 
en favor de Abuabdala Mohámed ben Alí el Babar 
(comprador), á 14 del mes de Rebía 2.°, año de 879 
(1474 de J. O.). Al pie se inserta otro documento del 
año siguiente, 880, relativo al pago del precio de la 
venta, en que interviene el comerciante Abucháfar 
Ahmed ben Fárech el Damasceno. Al reverso del do- 
cumento hay anotaciones muy borrosas, relativas al 
mismo contrato, fechadas todas dentro de la cente- 
na 800. 



— 261 — 

4. Un folio, cuyo anverso contiene un documen- 
to morisco sobre cierto negocio de partición de he- 
rencia, redactado en lengua aljamiada, cuyo sistema 
de transcripción es anormal y muy extraño. Al rever- 
so del folio se inserta una respuesta de un alfaqui 
anónimo á una consulta sobre el ayuno. Lengua ára- 
be, letra magrebí. 

5. Un folio, lengua aljamiada, escrito sólo por el 
anverso. Contiene una «profecía xacada por extrelo- 
gía por el xabio... Xante^drio [San Isidoro?]» anun- 
ciando la toma de Granada, la destrucción de la ley 
judaica y grandes calamidades en Biccaya y en toda 
España para el año de 1501. 

F) Doce folios bien conservados, en latín , siglo xvi, 
de un libro de actas de las causas y pleitos presenta- 
dos al consejo del Justicia de Aragón. — Otra hoja con 
recetas para fabricar colores, siglo xvni.— Un facsí- 
mil de un libramiento autorizado por el Almirante 
Cristobal Colón, cuyo texto es el siguiente: «Francis- 
co Morillo dad a Diego de Salsedo quinse pesos de 
oro por Sanches, de quinse cargos de pan quel tomo 
en el puerto del Brasil para dar de comer a la gente 
que venia en el caravelo de que el era capitán quan- 
do veníamos de Jamayca. Fecha IX de setiembre de 
MDIIII. — Xro. Feriens.» Hállase publicado este li- 
bramiento, con algunas variantes de lectura, entre 
los Documentos escogidos del Archivo de la Casa de 
Alba, por la Duquesa de Berwich, Madrid, 1891 ? pá- 
gina 204. 

G) Un folio, papel grueso, tamaño 0,27 X 0,20, 
lengua árabe, letra granadina, trece líneas, roto por 

dos de sus dobleces. Comienza: A^Jj J*J| j^ ^ 

f*j*b* Acaba: *&j>j tjr^J^** ^ ^~¿^ £ . Es una real 

orden emanada de la cancillería del Sultán de Gra- 



262 



nada Mohámed VIII (durante su segundo reinado: 
833-5), dirigida á los jeques y autoridades de Capi- 
leira, Jurbina y Pago, barrios de Berja (1), eximien- 
do de toda clase de impuestos á los bienes de funda- 
ción piadosa anejos á la mezquita de Berja. Fechada 
el 15 de rebía 2.°, año 833 (1429). 



(1) Al distrito de Berja (^j } , ) pertenecían, al tiempo de 
la reconquista de Granada, quince lugares, entre los cuales se 
citan Capileira (j?K-$), Pago (*¿w) y Julbina (>HJ~). Hoy 
día los dos primeros son barrios de Berja; el último es una 
rambla ó barranco á 300 metros al norte de la ciudad. 



APÉNDICE 



Noticia de los manuscritos aljamiados de la 

Biblioteca del Colegio de Padres Escolapios de 

Zaragoza (1). 

. A 

[Est. p. tab. V, n.° 1.] 

Sin título. Tratado de Predicaciones y reglas li- 
túrgicas. 

Autor: Anónimo. 

Comienza: Aljotba primera de la luna de moha- 
rram. Las loores son ad Allah que no tomó aparce- 
ro en su reícmo. 

P.: Hilo.— E.: Siglo xvi (2).— Let.: Magrebi.— Tin.: Negra.— 
F.: 392. Algunos con foliación antigua al margen.— C: 15 X 9. 
Lín.: 16. En.: En piel de la época. Bien conservado. Tiene agu- 
jeros de la polilla y en algunos folios se ha pasado la tinta, 
pero resulta legible en su totalidad.— Pro.: Almonacid. — Len- 
gua: Aljamiada. 

Contenido: 1.° (Fol. 1-6). Prólogo. 



(1) Redactada en vista de las notas comunicadas por el 
Dr. García de Linares. 

(2) Dice al folio 391: En el año de mil y quinientox y cin- 
cuenta y uno nací yo Luis Escribano fiyo de Luis Escribano 
y de María la Monja en lox caguerox diax del mex de xe- 
tiembre y fué bautizado a xeix diax del mex de octubre para 
lo que querrá Allah mi xeñor y fué mi padrina Cándida do 
Abocaque y mi padrino el maextro. 



— 264 — 

2.° (Fol. 6, V.-227). Colección de las aljotbas que 
se han de pronunciar en todos los viernes del año; 
una para cada viernes (1). 

3.° (Fol. 228, V.-304, v.). Enumeración de las fies- 
tas de los meses de racheb, xaabán y ramadán, con 
la indicación de las ceremonias religiosas de obliga- 
ción y devoción que en ellas han de practicarse, y al- 
gunas consideraciones y explicaciones acerca de su 
razón de ser y significación. 

4.° (Fol. 304, v., al final). Miscelánea de asunto 
religioso: plegarias, tradiciones, exhortaciones mora- 
les, oraciones; un capítulo xacado de un alquiteb y 
dichox de lox alfaquíex antigos del reino de Balen- 
cia (fol. 343). 



B 

[Est. p. tab. V, n.° 2.] 

Título: Exte alquiteb ex de axientox marabilloxox 
en el dicho de Allah y de xu menxajero Mohammad. 

Autor: Anónimo. 

Comienza: Exte ex alíadil de una acalá que xe tace 
en el dia de aljomua á menox de V acalá del debdo. 

P.: Hilo, de color blanco agarbanzado.— Let.: Magrebí; ti- 
pos algo diferentes, pero parece ser toda de nna misma mano» 
Tin.: Negra, con epígrafes y nombres propios en tinta roja. 
Los folios 218 y 219, tinta amarilla.— F.: 513.— C: Varía, osci- 
lando entre 17 X 9, 16 X 9, 16 X 10, 17 X 10, etc.— Un.: Va- 
ria de 14 á 20.— En.: En piel; bien conservado.— Pro.: Almo" 
nacid.— Len.: Aljamiada. 



(1) Escritas por Mohámed Escribano, según consta al fo- 
lio 227. 



265 



Contenido: Es nna compilación de tratados varios 
de devoción, liturgia, sermones, tradiciones, etc. En 
las guardas, varias azoras alcoránicas en árabe. 

El libro principia por un capítulo que explica el 
alíadil de una acalá que xe tace en el día de ai/o- 
mua á menox de Tagala del debdo (fol. 1-8). Sigue el 
axiento en el jalecamiento de Edam y xu raconta- 
gión con Haua (fol. 8, v.); otros axiento x en el dicho 
de Allah; en quien dexare Tagala; en el aziné; en lax 
agadacas, etc. (fol. 8, V.-173). Aquexto ex lo que 
debe íaeer moglim ó moglima cuándo xe le muere 
padre ó madre ó ermano ó mujer ó amigo (folio 
175, vuelto). 

El alfadil de alhamdu lillah (fol. 178); dichox xa- 
cadox del xarhe de la Recela (fol. 190, v.); una re- 
contagión muy hermoxa (fol. 206, v.); un amuleto, 
oraciones y una tradición de Alí. 

Aquí comienga dichox xacadox de arábigo en 
aljamía (fol. 218). 

Aljotbas que versan principalmente acerca del día 
del juicio (fol. 220, V.-263); aljotbas para los viernes; 
para despedida del mes de racheb y entrada de xa- 
abán, para el mes de ramadán, etc. (fol. 269-357). 
Entre ellas hay una (fol. 352, v.), por Aben Nubata. 

Monextación xacada por n^^ rfS L ¿~>j* ¿4* de 
xu buena gencia (fol. 370, v.). 

Siguen hasta el final tradiciones acerca de Maho- 
ma y otros profetas y personajes, sacadas del Taígir 
del Alcorán y de los tradicionistas. (En la hoja de 
guardas final hay una demanda de cómo ex el alga- 
zel [gacela]; á la cual se contesta que es como una 
eraba cou el cuello colorado y los cuernos negros). 



— 266 - 

c 

[Est. p. tab. V, n.° 25]. 

Título: Exte ex el xarhe de la ricala y xu decla- 
ración puexta de arabio en romance palabra depuéx 
palabra. 

Autor: Joj e A tf) &\ ^ ±g ¿A- 

Comienza: t&\ ^ x ^j ¿¿j ¿>\ ^¿\ &ÜI ¿+¿ ¿& ¿*\ Jl¿' 

P.: Hilo, blanco. — E.: Fechado en el explicit, año 901. — 
Let.: Magrebí, clara. — Tin.: Negra, con epígrafes rojos. — 
F.: 193 (aun cuando la numeración de los folios llega al 203; 
pero es que faltan los números comprendidos entre el 79 y el 
90); foliados hasta el 122; 5 de guardas— C.: 17 X 9.— Lín.: 18. 
En.: En piel; algo deteriorada. El manuscrito bien conserva- 
do.— Pro.: Almonacid.— Len.: Aljamiada. 

Contenido: Es la traducción aljamiada de la cono- 
cida Risala ó tratado de derecho malequí que escri- 
bió en árabe Abenabizeid (1). 

Parece seguir las materias mismas del jj¿.)\ pJ¿x^ 

de Abenalfajar (ms. XIV y XXXI), como éste, á su 
vez, siguió el orden del j^xér* del Tolaitolí, que es 
el de casi todos los tratadistas del mismo asunto. 

El nombre exacto del autor de la Risala lo da 
Brockelmann (I, 177) así: ^ u ^)í x¿> ^ *iM sX^ 

jIj^ü)! ajj >\. Natural de Nafza (España), donde 



(1) El autor de la traducción aljamiada ó, al menos, el co- 
pista es lea Escribano, según consta en el explicit. 



— 267 — 

nació en 316 (928), residió en Cairowán y murió en 
Fez á fines del siglo x de J. C. 

De la Risala hay muchos ejemplares manuscritos 
en las bibliotecas europeas, así como también comen- 
tarios y glosas. De uno de estos comentarios existe 
una edición publicada en el Cairo en 1864. 



D 

[Est. p. tab. V, n.° 26]. 

Título: [Disertaciones sobre escatología y otros te- 
mas morales]. 

Autor: Anónimo, aunque parece ser I$a Escribano, 
ú otro individuo de la misma familia. 

Comienza: Capítulo en la ibantalla del xabio y la 
ibantalla de quien xe le acompaña. 

P.: Hilo, blanco al principio y después algo agarbanzado. 
E.: Siglo xvi.— Let.: Magrebí; presenta tipos diversos.— Fo- 
lios: 500; de ellos 25 en blanco; 2 al principio; 3 al final y 20 
después del'número 330.— C: Varía; oscila entre 20 X 12 y 
23 X 14.— Un.: Varían; udos folios tienen 24, otros 15, 19, et- 
cétera.— En.: En piel agujereada por la polilla.— Pro.: Almo- 
nacid.— Len.: Aljamiada. 

Contenido: 1.° Capítulo acerca del mérito del hom- 
bre sabio y los beneficios de su trato y amistad. 

Exhortaciones, reflexiones y ejemplos: acerca del 
arrepentimiento (fol. 7, v.); de la muerte (fol. 12); de 
las cosas que han de ser objeto de la creencia y fun- 
damento de la misma (fol. 26, v.); creencia en la 
caxa de la fuexa (fol. 34); en la resurrección de la 
carne (fol. 42, v.); en el día del juicio (fol. 47, v.); en 
la balanza donde se pesarán las acciones (fol. 56). 



— 268 — 

Dichos sacados del libro llamado £¿¿1$)! h$\j (1) so- 
bre la obediencia (fol. 63); item sobre la rebelión del 
corazón ó pecados internos (fol. 70). Doctrina y litur- 
gia sobre la oración (fol. 77). Al final del folio 82 
dice: aÜI J^bH Ov'. 

2.° Tradiciones y casos sobre varios asuntos: El 
Alhadic de la calabera que encontró Aica (fol. 82, v.); 
Unax demandax que demandaron una conpaña de 
judíox á l'annabí Mohammad (fol. 100, v.); otranarra- 
ción acerca de Jesús (fol. 127), y un capítulo de lo 
que tiene de obligación de aguardar la mujer á xu 
marido cuando no xabe de él (fol. 151). 

3.° Comentarios sobre dichox del menxajero de 
Allah y textos alcoránicos (fol. 180-275). Entre ellos 
hay intercalados capítulos del mismo asunto que los 
que figuran al principio del manuscrito como el que 
trata acerca de el creer con el fínamiento del mun- 
do, y en la caxa de la íuexa (folios 186 y 197), y El 
recontamiento de Qlimán el Fereciyo cuando extaba 
en el artículo de la muerte (fol. 224). 

4.° Alhadices, recontacionex, demandas, exen- 
ploxy declaraciones, rogarías, etc. (fol. 288 al final). 



(1) Refiérese, sin duda, al opúsculo ascético de Algazel 

*¿'*H ' ^.'^ ó Directorio de los devotos principiantes, edi- 
tado repetidas veces en el Cairo. Ofr. Brockelmann, I, 422. 






INDICES 



ÍNDICE DE AUTORES 

y nombres propios de personas, aun citados incidental- 
mente, pero escritos en caracteres arábigos (I). 



LXIII-230, XXXVIII- 141 y 142 ¿Aji\ 

¿\ ^c.-3eáJ! r-L^J! >£j~¿\ ¡j> J- 3 ^ rf ^p\j>W 

LIX 4 -211 ^ar-I 
LIX*-210 JjlaH^I ^jLá^ _Jl¿ ^ ~a\j>W 

LXXXIX-247 JJ|y£Jl ^] j3 \ 
XXXVIII-146 ^U 



(1) Advertencias para este y sucesivos índices: 

1. a El asterisco (*) indica que se trata de un autor ó ma- 
nuscrito catalogados en este libro. 

2.* Los números romanos indican el del manuscrito res- 
pectivo; las cifras que los números romanos llevan como ex- 
ponente, las varias partes de cada manuscrito; los arábigos, 
las páginas de este libro; los romanos, más negros, las pági- 
nas de la Introducción. 

3. a Se han suprimido los nombres de pies de imprenta, los 
de bibliotecas donde hay manuscritos iguales á los de esta 
colección, el nombre de Alá y Mahoma, cuando evidente- 
mente no llevan las citas especial interés. 



— 272 - 



a. * 



XLV-162 <>W¿>I &JkJ*> ^>^\ ^-s^Jl 

XI-57, 59 y 62 ^-U$)| tf Ju*~ ^ ¿*ai 

X-56 ^oU)! ^¿| ^ ^Uli^l ^srJJl a^? ^ ^*# 



LXII1-229 ^j^l 

LXIII-230 f\ 

LXIII-230 Um i 

VI1-39~,^I 



-5/ 



XXXVIII-142, 144, 145 y 146 JjI^-I 

LXIII-230 JpL»| 

LXIII-230 ^\ k*M 

XXXVIII-144 ¿juXaAM s^Urwl 

XLVIII-178 ~¿K 

XXXVIII-143 ^LJl 

XXXVIII-145 ^LJl ^^3] 

XXXVIII-144 ; U)i >! 

XXXVIII-144 ol^Ol J»! 

LXIII-230, XXXVIII-142 ^1 

XXXVIII-148 j¿j 

LXIII-231, XXXVIII-144 U*^J 

XI-57 JUio ^t 

XLVIII-183, XXXVIII-147 J^^l^^l 

XXXVIII-145 J^Wl ¿ji 






— 273 — 

XXXVIII-142 UxL 

VIII-45 Lat 

XXXVIII-143 y*^ 

l-187-Uji^i ^jjgi 

XXVII-116 

X-55 Ufc4>b oM ;>1 

XXXVIII-147 J^^a, 

XXXVIII-144 s-^1^31 ^a, 

XXXIII-131 w>V ^'U 

. XXVII-116 J^^t 

LXIII229^^jcv 

XXXVIII-143 r ¿ ^ *U 

XXII- 102 w^I 

XXXVIII-Uós^l^í 

LI-189 jkjfl 
LXI1I-231 ,j^;t^t 
XXII 102 ¿w^ I 
XXXVIII-143, XXVII115, VIII-47^^1 

xxvn-ii5 -'(jfafrti 

LXIII-230, XXXVIII-143 '¿¿i 

XVIP-88 JUJi 

18 



— 274 — 

LXII-222 >£>j*ji) 

XXXVIII-144 Ja^Ily 

XXXVIII-142, XXVII-115 ^j^\ ¿ 

LXII-222, XLIII-155 JJLj rf]* 

X-56 ¡.vj-^ j 

XXXVIII-147 £jj J 

LXIII-230, XXXVIII-143 *l>/j 

vn-89 ¿lij)i^| 

XXXVIII-145 Ji^r-I;; <¿> cJ- ^^l !F J L - 

XXXVIII-143 r-? 5 ^ >L 

XX 3 -94 ^i^ jjI ^,u^| Jc ^ juu- 

LXIV-235jl^^*- 

LXIII-232 *5L. 

LXIII-230, XXXVIII-145 ^«JL 

LXII-222 U~ ^| 

XXXI 124 ; **x ^¿ ^ $\XL ^\ 

XXXVIII-142 wv^ 

XXXVIII-146 ¿IW¿J| 

LXIIL229 vj/LsrwJl 

XL VIII 178 ^Lrdül 

XXXVIII-147 'UtM 

LXIII-229 ^rU^i 

apéndice C, 266 ±g £ \ JjJ ¿ t ,vl *JÍ| Juc 



— 275 — 

X-56 _.iUt Juc ^j 4Ü| j^ 

XI-57 Jusr'jj) ^^¿3| JaJ^lt Jt£ ^j éÜt Juc* 

XV-49 ^ jj| ji/^-JI (J^H ¿J <J° ¿tf *^ "^ c * 

VI-37 JjLJl ^ dM Juo 

X-54 ¿¿? 

II, 3 J.^ o | ^Xju, j *sr-vj .J ^| *X*C$. 

xix-9i *~U)I ^| ^%Jl JflH ^ ' c j^il *w 

XXXVIII-141 ¿¿Oil Júa. ~y)| 
XLV-173 ^j_o| ^~J¿J| *JJ| Juc ^ .l¿*, ,)J Jo^* 

XVII-85 
apén- ^j}\jj$\ Juj ^\ ^ e^t^ ^ c e^ ^' A '« vc 

dice C, 266 

LXII-222 ¿Üvrf] 

CI-259 Jj*j$ ^ 

XXXVIII-147, XXVII-116 _JU= J>\ rf Jc 

XIV-78^^1^1 JUÜ.UI J* 

XXI-95 ¿¿j)1\ v5^*«4l v^XJU ¿> *Ü| juo ^ Jc* 

L "187 A,j Jjl ^ A^| ^ Jc ^ Jc* 

XXXVII-139 <r^4>>l ±& rf J* 

V-17 ^l^| r U)l ^ ¿pi ¿ Jc* 



— 276 — 

XXXVIII-147 ^Iksr 5 ! rfj** 
LXIII-230y §31,XXXVIII-143 y 146, ¿.ja ^ ^ c ~-*c 

XXXVIII-142 ,jUc ^ 3 o 
XLIX-185^J*)| Juc ^ -J ¡ji dM J^c ^ ^.y* 

XXXVIII-143 ^ ; U 

LXm-229iU.-i)| >US| ^UHj^l» 

LXII-222 ¡bU$ 

XIX-91 c -h^I 

LXII-222 ; W| _.*r 

LXIII-229^Jl jj I ^F*l ¿/* ^ ^1 ^t ^ wJ* 

LXIII-230, XXXVIII-143 y 145 Jt+*¡ 

XXXVIII-142 íj) 

LXIII-230, XXXVIII-146 y 147, X-56 ^-JÜ| ¿¿ 

XX 3 -94 .-U)|^i ¿4$! ^Jo> rf Jl**( ^ J^?* 

XI-57, 59 y 61 ; 11*11 rf <U±\ ^ J^? 

X-64*Ü| JLí*^l J^t ¿S^ 

LXXXIX-247 ^Ji JL^ 

XLIX-185, XXXV-134 j^^fi \j~>*> rf ¿&* 

XXXIX-119 y 149 *tf| 
XI-57, 59 y 62, •*)) ¿j» ¿j t ^j ^j ^ itit J^ ^ ¿^* 
¿ LI-189 

XV *\M Juc .j I JUU** ^ JiJl A*e ^ ¿£f 



— 277 — 
XLV-163 y 174 ^AjU^I Jo ^ j^* 

XXXI-124, XIV-77 
LXII-222 ^lji>l ¿£ 



LIM91 



j# 



jJi 



LIVM97 ^UJljfl 

LXIV-233 J,\j¿\ ±¿ 

LXII-222 j£>^l ^JJI ^sr^ 

LXIII-231, XXXVIII-143 y ^ 

XXXVIII-147 A.x. J 

XLV-162, X-56, VII-39 ^Jt ^ v^X-L 

LXIII-230, XXXVIII-Í42 ^- 

XI-57 Atfd ^3 ^.y 

apéndice B, 265, XXXIII- 131 j¿>j> ^y 

VI-34 ¿XX9j++J\ *>j*t¿»! ^y ¿¿g rf j*¿* 

XXXVIIM42 %j¿ 

LXIII-230, XXIX 121 -y 

XXXVIII-143 ¿ v * 

XLVIII-178, VII-39 *j>fj\ 

XCVI-250 ^V'l j?1 ^*X¿I j^ ^ ¿Jj 

L-187 yí^i 



— 278 — 

LXIII-229 aa¿¿ ^ w^»^ 

LXIII-230 y 231, XXXVIII-143 U/j ^ jt¡¿l 

LI-189 ,Sjuxx\\ A„ ^ ^¡ 

XXXIII-131 j^All ^ 

LXIII-230, XXXVIII-142 ^^jj 

II- 3 y 4 Jjj.<^J| **a^J ^3 ^¿~>j t 

VII 39 j*e^! \Sj^-'J¿\ *** etf ' *^ ^ (¿tf Oi*^» 
LXXXIX-247 ^~¿U| ^^«41 *Lá ^ Je ^ ^.^ 

CI-259 dM 
XXXVIII-143 fty 
LXIII-230, XXXVIII-143 ^j> 






II 

índice bibliográfico 

de obras citadas en caracteres arábigos. 



XXI-95 (w^UT ; U»a¿() ^¿M| „\c ,LxU 

XXIP-88 .U-JL^ %4isA\ 

VII-39 ; U^ ,LJU w^IjJ^LTjuL-^ 

C-256 dlÍS¿.Y' ^y ¿LaXST 

XX 3 -94 S*uJl iUJ^I ^ LjlJI jly^U 

apéndice D, 268 aj|Ji$)| JpfJü 

XLIII-154 *^J|* 

XV-81 ^]j S^rJtS^ ^Júuil S>**j3# 

XXXIII-131 y 132 ££/&)!? 
LIX 4 -211 ^ojiJU 
XLV-174 

vi-34 ^UJl A^jjur* 



— 280 — 



XLV-158 w->^l- w¿Á¿dl 
LIX 5 -211 i^jfijifi 

XXVIIVU6 «ti| ¿ Jr>) UjS ^ % _¿] a Wl péS w*¿¿* 

XXVII 8 -116 S*r*ae>| JU>J^ 

XXXI1 6 -116 \~i)j*)\ ^^cv ¿ulid. 

XXVII 10 -116 JÜ* Jo. J$Wj «^ ^Jilj f^ JU^ 

XXVII i2 -116 J^x ^i «.. ^.xí)| o ^ ¿*¿A* 

XXVIF-116 t) \¿S\ l^'ü ^*Si\j*a JL*JJ*x 

XXVIIM16 ^U-Ol fc¿*, ¿*¿A» 

LII-191 fj?*^] J***** 

XX*-94 ȆJ| vfTJ J uli^* 

LIV-198, XX«-93, XVH*y 5 -86 ^i^ 

X-55 r kit ^*J| >)y> J .kit j^JU 

XLV-173 Jt+^'j A~>^^J *JL-;» 

XXXVIIM41 ^f>:9l ¿¿JL* 

XV1II-90 ^♦a.y I Vjj*» 

XVP-84 jo ijj,** 

XVIII-90 ilwa» ijj,-* 

XVP-84 O^-lí íjj-* 

LIX 4 -211 js-01 Je ^J 9j^\jJ\¿ 

LIX 8 -210 S^j^l v^LxT jO.* 

XL-Í.50 j*4»s* J^Jj* j* r^~* 



— 281 — 
XXXIX-149, XXIX-119 v l^JU 

^£Ü| Jal ,^5" ^ ^üxáJ! "¿^áilé 

xxvii fl -ii6 Je i.jé 



XV 



XLIII-155 ^JJ^Jl ^x¿* 
XXVIP-lló^dr 5 ! ^ ¿H^l ¿P ft-M 

xxviiMie j*,* j[>» c - jjfc L¿¿ 

XLIII-154 ¡¿¿di íjl^sJU 

VIL40^^í ^LxT 

VII-42 -¿JUAB ^UT 

vn-42 Jv^)i ^ur 
vn-41 UUkJl ^Üf 

XLIX-185 ,.,**)! v^UT* 



tr 



XXXV-134 Q-A^ ^t v> l:<5 * 

VII-43 jbfyiJl w^txr 

XLV-162 ^JL >Ü^" ^í¿, Ls s^ltf* 

LXIII-229AaJ^ ^^s* 

LXIII-229 ,1*3*" v ¿JLtJ^ 



C-256 Jsr-Jl 

XLV-158^^Jt 

apéndice C, 266^aX¿r' 9 

IX-51 ^LMJJl jéj&!!* 

XLV-162 üjxj\j^k* 



g y«¿ké: fi 



*— 282 — 

XIV-78 JJL4! J 

XLV-158 SJ^J) 

XLV-158 '¿¿±jé?xí*~* JjL*¿# 

XLV-15* Lx;SsríU41 

XXXI-124,XIV-77^^t v ,1X5" JL ¿» jjjJl sjk+* 

apéndice C 5 226, XLV-174 

VII-39 It^ll 

XVII-85 oU¿VJI* 

LIV 2 -197 waruJfj w^Jl Jift- ^ ^A *srtfl# 

XI-57 k^sr^l JíL4|j Jd^i* 



Ill 

ÍNDICE DE NOMBRES DE LUGAR 
citados en caracteres arábigos. 



LXXXIX-247 dJ ¿j\ 

IV-16 wvi| 

XLIII-154ÍJÍJS! 

Cl-260, XLIII-155 ^1x3 ! 

CI 262 ¿¿b 

XXXVIIM48 ; Jü 

CI-259 ^jla^i 

CI-262 tów) 

XXXVIII-144 Uu* ¿a. 

XLV-162jL^| 

XXVII-116 C^*)l ^^ 

LXXXIX-247 y 248 Á^ 

XXXVIII-144 IxL 

X-56, II-3 &*~- 



— 284 — 

CI-262 K l*l¿ 

XLV-162 ii^ji* 

CI-259 y 260 lib ¿i 

XXIX-119^ tUL4 

CI-262 jjL'i 

XXXVIII-142, XXVII-116 ^aüÍI 

XXVII-116 ^i.)| j<£ 

XLV-163 ^J\j&\ ixti 

XXXVIII-141 ÍftSi\ 

XXVII-116 ^Ls^l S^J^. 

L-187 ( j^L.) ^t*^ 



IV 



ÍNDICE DE AUTORES 

y nombres propios de personas, citados 
en caracteres latinos. 



Abas, XXII-104. 

Abdala ben Roxd, XLIII-155. 

*Abdala ben Sad ben Fatah ben Abizeid el Ansari, 

XLIII-154. 
Abdala ben Nácham ben Xas el Chodamí, apodado 

el Chalal; vide Abenxás. 
Abdala ben el Farach, VI-35. 
Abderrahmen Nafi, XIP-70. 
Abdo Afán, LXII-220. 
Abdala ben Málic, Vl-37. 
Abel, XXII- 104. 
Abenabás, IV 9 -14, VIII ll -45, IX 4 -51, IX 2l -52, XIII 19 - 

74, XXV 2 111. 
*Abenabdelguáhed el Fihri, XI- 69. 
Abenabizamanin, XI- 69. 
Abenabizeid, apéndice 0, 266. 
Abenalabar, V-32. 
Abenalatar, XI-69. 
Abenalfajar, apéndice C, 266. 
Abenalhindi, XI-69. 



286 



Abenarabi, XVII, LXII-222. 
Abenbuclaris, XXII. 

Abenfarhun, 9, 77, 78, 80. 

♦Abenchébir de Segovia, XXIII, 1-1, LX-213. 

Abenmofárech, LXIII 232. 

Abennubata, XIII, XVII-86 y 88, C-256, apéndice 

B, 265. 
Abensanádid, XV. 
Abenxás, XVI, II-9. 
Abraham, vide Ibrahim. 
Abrum, XXII- 101. 

Abuabdala Abensanádid, vide Abensanádid. 
Abuabdala Elcodaí, XXXVII-139. 
Abuabdala Mohámed ben Ahmed ben Yahya ben 

Mofárech, vide Abenmofárech. 
Abuabdala Mohámed ben Ali el Babar, CI-260. 
* Abuabdala Mohámed ben Daud ben Achurrum, 

LIX-211y 212. 
*Abu Abdallah Mohammed ben Said el Busairi, 

XLIII-154. 
Abu Aderdeda, XIII 23 -74. 
Abubéquer, IH 4 -11, IX 4 -51, XIIP 7 -75. 
Abucháfar Ahmed ben Fárech el Damasceno, CI 260. 
Abucháhel, XXVII 14 -116. 
Abuhamida Algazelio, vide Algazel. 
Abuhoraira, UI*-11. 

*Abulabás Mohámed ben Maad el Tochibí, LIV-197. 
Abulaits Ibrahim, XXXVII-138. 
Abulcásem Mohámed ben Ahmed ben Chozay el 

Quelbi, XXXVII-139. 
Abulcásem, LXIII-231. 
Abulcásem Obaidala ben Alhosáin ben Alhasán ben 

Chalab, de Basora, el Malequi, XXXIII -131. 
Abulhachach Anasirlidinalá Yúsuf ben Yúsuf ben 

Mohámed, CI-259. 






287 



Abulhachach Yúsuf ben Abulcásem, CI-260. 
*Abulhasán Alí ben Yahia ben Alcásem, el de Cinhe- 

ja, V-32. 
Abnlhasán Alí el Toledano, XIV-78. 
Abnihasán de Ubeda, XXI-97. 
Abuldarda, VIII 21 -47. 
Abumohámed Abdelhac el Sevillano, XXI. 
Abumohámed ben Idrís, XLIII-154. 
*Abn Said Otmán ben Said Guarx, XII-70. 
*Abuzeidi, IIF-12. 

A$ad fijo de Muca, VIII"-45, LXII-203. 
Adam hijo de Abdala el Zajardo de Guadalajara, 

CI-259. 
Adán ó Adam, IIP-11, VI-35, VIII 22 -47, XXII-105, 

LXII-221, LXII-226, apéndice B/265. 
Adriano, IV 10 -15. 
Ahmed ben Alí Xalón, XXI-91. 
Aixa, XXXVII-138. 
Alarcón (M.), XI. 
Alcalá (Pedro de), XXIII. 
Alejandro Magno, XX, XXVI-112 y 114, XXVII-115, 

LXII-221, LXII-222. 
Alfonso VIII, XV. 
Algazel, XIV, XV, XVI, XVII, II-9, VIIP 4 -48, XXI-95, 

LXII-222 y 224, XCVI 250, C-256, apéndice D, 268. 
Alhabiba, XX1I-102. 
Alhasán ben Dinar, LXIV-235. 
Alhim hijo de Alhim, XXII- 101. 
Alí, apéndice B, 265. 
•All Abenabitálib, IV 1 -^, XXVH"-116. 
Alí Algaribo, VIII 55 -48, IX 26 -52. 
Alí el Barmuní, CI-259. 
*Alí ben 19a ben Obaida, IV 8 -14. 
Aljádir, VIII 19 -47, XXVIl 3 -115. 
Almansur Yacub, XV, IV 12 -16. 



— 288 — 

Almayeca, XIII 19 -74. 

Almicded, XIII 19 -74. 

Almobarrad, LIX 212. 

Amárco, XXIV-108. 

Amina, XXXVII-138. 

Antiflor, IV 10 - 15. 

Antonio Pérez, LXXXVI 245. 

Arcayona, vide Carcayona. 

Asín (M.), XVII, XXIX. 

Averroes, XX, LXII-222. 

Avicena, LXII-222. 

Axxarani XXI, VI-37. 

Ayala (Martín de), XXIII. 

Ayub, LXII-221. 

Beltrán de Sabalsa, XCVIII-251. 

Bilel, LXII-221. 

Boluquia, VIII 15 45, L VII 203. 

Brany Dallacnn, LXVIII-238, LXX-239, LXXIII- 

240. 
Brockelmann, 9, 13, 34, 43, 55, 56, 70, 82, 86, 94, 

121, 132, 134, 135, 139, 154, 188, 190, 191, 198, 212, 

apéndice C, 266, apéndice D, 268. 
Caab el Ajbar, IV 5 - 14, IX 50. 
Cabil (Caín), XXII-104. 
Calún, XIF-70. 
Cam, IV 14 15. 

Carcayona fija del rey Nachrab, IIF-10, LVII-203. 
Carlo 3 V, XVP-83. 
Cásim ben Asbag, XLVIII-184. 
*Chamaledín el Chauzí, XXXVIII-148. 
El Codaí, LIV-197. 
Codera (Francisco), VI, VIII, X. 
Conde Dirlos, LXXXII-244. 
Cristo, LXVI, 237. 
*Qamarcandil ó Qamarcandío, vide Samarcandí. 



289 



Qilmén el Ferecío, LV-200. apéndice D, 268. 

Daniel, LXII, 225. 

Daud (David), LXíI-222, LXIL225, CI-257. 

Derenbourg, 92. 

Diego de Salsedo, CI-261. 

Dirar, XIII 19 -74. 

Doce Parex de Francia, IV 1 *-16. 

Domingo Tierga, LXX-239. 

Dulcarnain, vide Alejandro Magno. 

Duque de Medinaceli, LXXXVI-245, 

Edam, vide Adán. 

Eximeno d'Alberuela, LXVIII 238. 

Eva, LXVI-237. 

Fabián de Salcedo, LXVII 238. 

Farex ben Alí ben Abcar, XXXVII-138. 

Fátima, IV 4i -15, XXXVII-138. 

Felipe II, LXXXVI 245. 

Fermosos (Los), XC VIII 254. 

Fierro (P.), VI y Vil. 

Francisco Morillo, CI-261. 

García de Linares (ít.), IX. 

García de Montagut, XCVIII-251. 

Gayangos, XVII. 

Gayferos, LXXVII-242. 

Gil (Pablo), V, VI, Vil, VIH, IX, X, XXV, 16, 45, 47, 

99, 108, 110, 144, 195. 
González (C), XI. 

Guahbi fijo de Munnábah, L VII 203. 
Guillen Robles (F.), 10, 51, 52, 76, 151. 
Habrán Leui, XCVIII-255. 
Hajara, VIIP 5 -48. 
Hana, apéndice B, 265. 
Héctor, IV 11 - 15. 

Hice de Xébir, vide Abenchébir de Segovia. 
Hijo Pródigo, XXVMll. 

19 



— 290 — 

Huici (A.), XI. 
Iblís, LX-215. 
Ibrahim, VIIF-45, VIII 35 -49, IX 8 -51, XXV 2 -1U, 

LXII-222 y 225. 
*Ibrahim ben Sahl ben Asari Azachach, LIX-212. 
Ibrahim ben Yahya el Axirí, CI-259. 
I 9 a, IX 12 51, IX 23 -52, LIII 194, LXII-222 y 225, 

LXIV-236. 
19a Escribano, apéndice C, 266, apéndice D, 267. 
*l9a de Gebir, vide Abenchébir de Segovia. 
19a, fijo de Ahmed y de Aixa, XIV-77. 
Idri9, LXII-221. 
Infante D. Pedro, IV 12 -16. 
Ismael, VIII 35 -49. 

Jálid fijo de Abdala el Cufí, LVII-203 
Jalil (El), XXXV-134 y 135. 
Jébir, padre de Dirar, XIII 19 -74. 
Jesús, XIV, LVII-204, vide 19a. 
Josué, VIII 19 -46. 

Don Juan (rey de Aragón), LXXIII-240. 
Juan del Aldea, LXXIII 240. 
Juan Me9od, XXIV-108. 
Juan de Moncayo, XCVIII-251. 
Juan de Santa Cruz, XCVIII-257. 
Judas, XXII-104. 
Leui, XCVIII-256. 

Lope ben Ibrahim ben Lope, LXV-236. 
Lope Ximene9 de Urrea, IV 10 -15. 
Lucas (San), XXV 5 111. 
Luis Escribano, XCVIII-254. 
Lut (Lot), LXII-225. 
Macario (San), XIV. 
Maimún hijo de Calcayún, XXII-101. 
Málic ben Anas, XVI, IIF-11, VIIP-45, IX 20 -52r 

XXXIIM32, LXII-221. 



— 291 — 

Málic ben Dinar, VIIP-45. 

Mancebo de Arévalo, XVI; XVII, XXIII, XXVI, XIP-71, 
LXI1-217 y 222. 

Manrique de Xegobia, LXII-219. 

Mariam, LXII-221. 

Martín Rubio, LXVII-237. 

Masih adachel, LIII-195. 

Melchor Mediana, XCVIII-254. 

Menéndez Pidal (R.), XXII, XXIX. 

Migel excribano menor, XIII 1 ^. 

Miguel Estudiante, XCV-249. 

Micero, XXIV-108. 

Mohalhal, XXXVII-137. 

Mohámed VIII, rey de Granada, XXVI, CI-262. 

Mohámmed Algazel, vide Algazel. 

^Mohámed Almouac, LXIV-233. 

Mohámed Calavera, C-256. 

*Mohámed ben Alí el faquí é imam de Calatorao, 
X-56. 

Mohámmed el de Cosuenda, XLV-163. 

Mohámed ben Hasán el Zobaidí, XXXV-134. 

*Mohámed excribano, IIP-11, VI-34, XIII 1 -72, apén- 
dice A, 264. 

Mohámmed... fijo de Mohámmed, XVT ! -84. 

*Mohámmed el Otsmán, I V 10 -14. 

Moisés, VIII ,9 -46 y 47, vide Muza. 

Mora de Ubeda, XVI, LXll-222 y 223. 

Muca, IV rt -16, Vlir 45, IX 19 -52, LIII-195, LIV-200, 
LX-214, LXII 222 y 225, CI-257. 

Mucax (los), LXII-227. 

Murat, IV 10 -15. 

Mustafá el Cabaní, XV. 

Muza ben Ahmed, XI-65. 

Nachrab, IIP-10, LVII-203. 

Navarro Tomás (T.), XXVII. 



— 292 — 

Nogaita Calderan, LXII 221. 

Nuh (Noó), LVII-203, LX1L221. 

Obad ben Samit, XIII 14 74. 

Omar, 1V 9 14, XXVII 9 -116. 

Osri, VIII 15 46. 

Pano (Mariano de), VIII. 

París, LXVI-237. 

Pedro de Gurrea, XCVIII-251. 

Pedro de Ledexma, XCIX-255. 

Pedro, Rey illustre de Aragón, LXXIII-240. 

Pero Ruiz d'Asin, XCVIII-251. 

Poema de Yúquí , XXIX. 

Pons (F.), 69. 

Ribera (J.), XXIII, XXIX, 16, 45, 47, 99, 108, 110, 

144, 195. 
Rodrigo Beltrán, LXVIII-238. 
Saavedra (E.), X, XXIX, 15, 51, 132, 222. 
Said fijo de Omar, VIII 1 44, IX- 50. 
Salomón, VIII 15 -46, XC-248, vide Sulaimán. 
Samarcandí, XVII, IIF-11, IV 13 -16. 
San ches, CI-261. 

Sánchez (M.), 16, 45, 47, 55, 108, 110, 144, 195. 
Sidi Jalil, L-188. 
Simó el Abad, XCVIII-251. 
Simonet, XXII. 
Sulaimán, LXII-222 y 225. 
Tamorlán, IV U -15. 
Táric, IV 18 -16. 
Temim, XXVIF-116. 
Tobiat ó Tobiata LXII-221 y 225. 
Tolaitolí, apéndice C, 226. 
Toledano (El), XVIII. 
Turco (El gran), IV 10 -14. 
übedí (El), XV. 
XamcJ (doña), LXIV-23Í. 



— 293 — 

Xamhurox hijo de Damhurox, XXIÍ-101. 

Xantecidrio [San Isidoro?], CI-261. 

Xro. Feriens, CI-261. 

Yacub, LXII-222, LXII-225. 

Yahya, LII-189, LXII-221 y 222. 

Yeremíax, LXII-222. 

Yncuf, LXII-222. 

Yncuf III, XXVI. 

Yudat, LXII-221. 

Yunus, LXIV-235. 

Yúsuf Benalí Abenchebla el Monastirí, el Valencia* 

no, LXXXIX-246. 
Zallema, LXVIII-238. 
Zanbaa, XXII 101. 
Zapater y Gómez (Francisco), V. 
Zarieb, IV- 13, IV U -16. 
Zibidata (Zobaida), VI 37. 
Zobaidí, XX, XLIX-185. 



ÍNDICE DE TÍTULOS 

de obras citadas en caracteres latinos y de materias (1). 



Abenjair (Bibliotheca arábico-hispana, X), 69. 
Aben-Pascualis Assila (Bibliotheca arábico-hispa- 
na, I y II), 57, 69. 
Ablución, XIIP*-74. 

— Oraciones para la, XXXVII 12 -138. Véase también 
Obligaciones religiosas. 

Abraham (Cuento de), VIIF-45, IX 8 51. 

Actas notariales, V-32. 

Alabid y la mengrana (Cuento del), LIII-194. 

Alborda, XLIIP-l 54. 

♦Alcorán (Azoras del), IIP-10, XVI-83, XVF-84, 
XVIII-90, XXIV-108 y 109, XXV^llO, XXVIII 1 - 
118, XXXIV-133, XXXIX a y 4 -149, XLI 1 y 4 -152, 
XLIF- 3 -153, XLVII-177, LI-189, L VIII 1 y 3 -205. 

— Comentario del, LI-189, LII-191. 



(1) Advertencia.— Los nombres técnicos más corrientes se 
dan bajo sn traducción castellana; así, aqald, adoa, bajo la 
rúbrica de oración; jotba, bajo la de sermón; hadices (recuen- 
tos, recontamientos, recontaciones , tradiciones), bajo la de 
cuentot. 



— 295 — 

Alcorán (Concordancias del), C 10 -256. 

— Explicación de textos del, VIIP 5 - í6 -47. 

— Fragmentos del, XL 3 - 4 -150, XLIM52, XLIII'y 4 - 
154, XLVP-176, LV 9 -201, LXIV 4 -233, LXIV 8 234, 
LXIV 16 -235, LXXVII 1 -241, LXXXI'-243, 
LXXXVIP-246. 

— Letras del, XIII 34 -75. 

— Kegla de la lectura del, LX 4 -214. 
Alejandro Magno (Expediciones de), XXVII 1 - 2 -115. 
Altavadí (Bibliotheca arábico-hispana, VII y VIII), 69. 
Alguachiz, XV, II-9. 

Alhaicales (Los siete), XLF-152, XLIV-156, LVI-202. 
Alí (Cuento de), apéndice B, 265. 
Aljorrumía, XX, XII 2 - 71. 

Almadha de Alabandga al annahí Mohámmed. (Edi- 
ción Müller), 51. 
Almicded y Almayesa (Cuento de), XIII <9 -74. 
*Alquiteb de axientos marahilloxox en el dicho de 

Allah y de xu menxajero Mohammad, apéndice 

B, 264. 
*— de preicax y exemplox y dotrinax para medeci- 

nar el alma y amar la otra vida y aborrecer exte 

mundo, LIII-194. 
*— del rogar por agua, XXX-122, LII 4 -192. 
*— segoviano, XVIII, 1-1, XXXIII-132. 
Amuletos, XLIIP- 3 - 4 -154, LIX 5 -212, LXIV 15 - 235, 

LXVII 1 -237, LXXXVP-245, XCVI 4 -250, XCIX 1 - 

255, CI ! -256, apéndice B, 265. 
Asuntos religiosos, LII 6 -193,LXXVIH , -242,LXXIX 1 - 

242, apéndice A, 264, apéndice B, 265. 
Axxihab, XXXVII-139. 
Ayuno, XXX Vil 2 - 138, LXXX 7 -243. Véase también 

Obligaciones religiosas. 
Baño de Zarieb, XX. 

— Cuento del, IV 14 -16. 



296 



Bihliotheca arábico-hispana (ed. Codera y Ribera, 

Madrid Zaragoza, 1883-1895), 78, 232. 
Boluquía (Cuento de), VIlI 15 -45, LVIP-203. 
*Brebario quubi, LX X -213. 
Breviario Suní, XVIII, XXIII. 
*Brebiario cuní, 1-1. 

— Compendio del, XIF-71. 

Calabera (Cuento de la), IX 23 -52, XXXY T IP-137 , 

LXIV 2 -233, apéndice D, 268. 
Calendario de 1559 á 1602, XL l -150. 
Capítulos, VIIF l -47, VIII 33 -48, XIII 39 -75. 
Cartas: aljamiada, LXIV i0 -234, LXIV 17 235. 

— apostólica contra los cristianos, LXXIIP-240. 

— de dote, LXV^e. 

— de Felipe II al Duque de Medinaceli, LXXXVF- 
245. 

— para la fuexa, XXIV- 109. 

— del rey JD. Juan (copia), LXXIIP-240. 

— de Mohámed Calavera, C*-256. 

— de la muerte, VIII 12 -45, XIIP-73. 

— de un muchacho morisco á sus padres, XCIX 2 -255. 

— de partición de herencia de Abulaits Ibrahim, en 
Medinaceli, XXXVIP-138. 

— varias, LXXXIF-244. 
Cartas (ed. Tornberg), XV. 

Casida en mim en honor del Profeta, LXXX*-243. 
Casos, IIF-11, IV 13 -16, XIIF-73, XIIP 9 -74, 

XIII 3 °y 32 -75, XXXVII 13 -139. 
*Caxtigox para lax gentex, VIII-44. 
Causa vista ante el tribunal de la Inquisición en Si- 

guenza, XCIX 3 -255. 
(¡Jumen el F erecto (Cuento de), LV 2 -200, apéndice 

D, 268. 
Ciudad del alambre (Cuento de la), LVIP-204. 
Ciudad de latón (Cuento de la), C*-256. 



— 297 — 

Colección de estudios árabes, tomo I. (Zaragoza, 

1897), 75. 
Cómputo de entrada de las lunas, XXXVIF-138. 
Contrato de un maestro de niños, LXXXIX-246. 
Coplas en alabanco del adín, LIP- 192. 

— del alhichante de Puey Monzón, XIII 28 -75. 

— en honor de Dios, XXXVII 14 - 139, LXIV 14 -235. 

— en honor de Mahoma, IX 2 -50, XIII 25 -74, XIIP°- 4i - 
75, LII 4 -192. 

Creación (Cuento sobre la), VIII 34 y 36 -48 y 49. 
Cuentas, XXXVIP-138, LXlV 13 -235, LXVIIP 238, 
LXX 2 -239, LXXIIP-240, LXXVII 2 -241, LXXVIIP- 2 - 

242, LXXIX 8 -242, LXXXP- 2 -243, LXXXIII 2 -244, 
LXXXV-244, XCI 1 -248, XCIV-249, XCV 2 -249, 
XCVP-250. 

— de la aljama de Alfamén, LXXXIX-247. 

— de Juan Megod, XXIV-108 y 109. 

— de la judería de Daroca, XCVIII ! -251. 
Cuentos, VI-35, VIIl 13 -45, VlII 4, y 43 49, XIII 23 -74, 

XXXII-129, XXXIX 3 -149, XLVP-176, LIII-195, 
LXIV 12 -235, LXIV 20 - 21 -236, LXIX 1 238, LXXX 2 - 

243, C u -256, apéndice B, 265, apéndice D, 268- 
Véase también Abraham, alabid y la mengrana, 
Alí, Almicded y Almayesa, baño de Zarieb, Bolu- 
quía, calavera, filmen el FereQÍo, ciudad del alam- 
bre, ciudad del latón, creación, día del juicio, don- 
cella Arcayona, Fátima y Darío, Harún Arraxid, 
Jesús, Mahoma, mancebo beodo, Masih adachel, 
Mohalhal, Moisés, Noé, Ornar y Abenabás, sabi- 
duría y sabios. 

— del Dab y del arab, XIII 18 -74, LIII-195. 
Derecho, IIP-11, XXXVIP-138, L-187, LXIV 1 233, 

LXlV 18 -236, LXIX 2 -239, LXXX 3 -243, LXXXVP- 
245, LXXXVIP-246, LXXXVI1I-246, C 8 -256. Véa- 
se también Carta de partición de herencia de Abu- 



— 298 — 



laits^ Ibrahim en Medinaceli, contrato de un maes- 
tro de niños, escrituras, herencias, matrimonio, 
registro de actas judiciales y testamento. 
Derechos del marido sobre la mujer, VM 31 -48, apén- 
dice D, 268. 

— de la mujer sobre el marido, VIII 3 s -48. 
Desengañación para salvar el alma de los tormentos 

de la muerte, VIU 38 -49. 
Devocionarios, XLII-153, LXXX 5 243. 
Día del juicio (Cuento del), IV 2 -14, IX 10 -51, LVH 9 -204. 

— de axura (Excelencia del), VIIF-45, XIII 27 -75. 

— del aljomúa (Excelencia del), XXVIII 4 -118. 
Días fastos, XIII 4 73. 

— neciados, IX 24 -52. 

Dibach (ed. lit. de Fez, 1316 hég.), 9, 77, 78 y 80. 
Diccionario biográfico español (Fragmento), C 9 -256. 
Dichos, apéndice B, 265 , apéndice D, 268. 
Diezmos, XXXVII 15 -! 40. 
Directorio de los devotos principiantes, apéndice 

D, 268. 
Doncella Arcayona (Cuento de la), IIF-10, LVIF-203. 
Enseñanza entre los musulmanes españoles (La) r 

Zaragoza, 1893, XXII!. 
Escatología, apéndice D, 267. 
Escrituras, LXXVI-241. 

— de donación inter vivos, LXIV 10 -234. 

— de préstamo, LXXIX 2 -242. 

— en castellano (Restos de), XCVIII 4 -254. 
Fátima y Darío (Cuento de), XXXVII 11 -139. 
Fe (Caso sobre la), XIII 36 -75. 

Fiestas religiosas, LV 7 -201, LX 7 -215, apéndice A, 264. 

Fonética morisca, XCVIIF-252-4. 

Geschichte der Arabischen Litteratur (Weimar, 
1898), 9, 13, 34, 43, 55, 56 70, 82, 86, 94, 121, 132, 
134-5, 139, 154, 188, 190, 191, 198, 212. 



— 299 — 

Glosario, XXII. 

Gramática, XXXVII* 7 - 138, LIX 3 -211, LXIV 9 -234 r 

LXXX 4 -243, LXXXVI 1 245. 
*Hadices, LVII-203. 
Harún Arraxid (Cuento de), VI-35-38. 
Herencias, LX 5 -214. 
*— Quiteb de, LIX 1 -206. 
Historia (Fragmento de), LXXXVI 2 -245. 

— de la conquista de Rodas (Fragmento), XCIV 2 -249~ 

— de los profetas, LXIV 2 -233. 

Historiadores y geógrafos arábigo-españoles (Ma- 
drid, 1898), 69. 

Homenaje á D. Francisco Codera (Zaragoza, 1904), X r 
2, 12, 16, 35, 49, 52, 71, 72, 74, 106, 132, 140, 195. 

Ihía, XIV, XV, 95. 

— Fragmento del, XCVP-250. 

índice general de la literatura aljamiada (Madrid t 

1878), X. 
Instancia: hecha por Martín Rubio (Borrador de una) r 

LXVII 2 237, LXXX 8 -243. 
Journal asiatique, serie III, tomo IX, 86. 
El justo medio en lo que se debe creer, XV. 
Islam (Fundamentos del), VIII 9 -45, IX 20 -52. Véase 

también Obligaciones religiosas. 
Jesús (Tradiciones sobre), LXIV 21 -236, apéndice 

D, 268- 

— El nacimiento de, IX 12 -51, LVII 4 -204. 

— Testamento de, LIII-194. 

Leyendas moriscas (Madrid, 1885), tres volúmenes, 

10, 51, 52, 76, 151. 
Libro: de Qamarcandil, IIP-11. 

— sobre la raíz del leir de Abderrahman Nafí, 
XII 1 -70. 

* — de dichox marabilloxox, XXII-98. 
*— de las suertes, XXII-103. 



— 300 — 

* Libro quextá en él el contó de Du-1-carnain, 
XXVI-112. 

— de las suertes de Dulcarnain, XXVI-114. 

— del prado de preicacjonex, L1P-193. 
Limosna, VIII s4 47. 

Lunas (Nombres de las), LV 8 -201. 

— Régimen de las, XXVIIP-118, LX 7 -215. 
Mahoma (Tradiciones de y sobre), VIIP-44, VIII n -45, 

VIII 16 , 18 -46, VIII 20 , 23 -47, IX 4 -51, lX 81 -52, XIII 6 - 13 -73, 
XXXVII 10 -139, XXXVII 16 -140, XLIV-156, apén- 
dice B, 265, apéndice D, 268. 

— Sobre el nacimiento de, IX'-óO. 

— De la desengañación de, XIII 5 -73, LX 8 -215. 

— Sobre la ascensióu de, IX 3 -51, IX 25 -52, LVIP-204, 
LX 6 -214. 

— Baño de, IX 7 -51. 

— Preguntas de unos judíos á, XIII 11 -73, LX 5 -214, 
apéndice D, 268. 

— Otras preguntas á, VIIP 7 -49, XU*-71. 

— Muerte de, XIIl 44 -76. 

Mancebo beodo (Cuento del), VIIP-45, IX"-51. 
Manuscrits árabes de FEscurial (Les), (Paris, Le- 

roux, 1884), 92. 
Masih adachel (Cuento del), LIII-195. 
Matrimonio (Caso sobre el), VIII 40 -49. 
Medicina, XXXVIP-138, XC-248. 
Melanges Hartwig Derenbourg, París, Leroux, 1909, 

XVII. 
Memorias de la Real Academia Española, tomo VI, 

15, 51, 132, 222. 
Mil y una noches (Las), XX. 
^Mística, X l -5Z, XXXVI-136. 
Moaxahax, C 4 256. 

Mohalhal (Cuento del rey), XXXVIP-137. 
Moharram (Luna de), XXXVIP-138. 



— 301 — 

Moisés (Tradiciones sobre), IV 5 -14, VlII 8 -45, IX l9 -52, 
XLM51, LX 2 -214. 

— Buscando á Mahoma, VIII 19 -46. 

— Muerte de, LIII-195, LV 3 -200. 
Mojtásar del Tolaitolí, XVIII, IV 8 -14, IX 5 -51. 

— deSidi Jalil(?;, L-188. 

* — en lax partigionex y en lox alredramientox, 
LXI 216. 

— de la Tadsquira del Cortobí (ed. Cairo, 1308), XX, 
Monextación que habla en la muerte, VIII 30 -48. 

— sacada por Musa ben Barbad, apéndice B, 265. 
Mora de Ubeda (Vida de la), LXII-223. 

Mundo ilustrado (El), num. 88 (Barcelona, 1884), 16. 
Noche de leila alcadri (Excelencia de la), VIII 5 - 45, 
IX 17 -52. 

— de leila alcadri (Sermón de la), XXV 5 -111. 
Noé (Tradiciones sobre), VIII 14 -45, LVII 1 -203. 
Obligaciones religiosas, VIIF-45, IX 6 -51, XXXII-129, 

XLVIII 178, LIP-191. Véase también ablución, 
ayuno, limosna, oración, oraciones y Ramadán. 

Ornar y Abenabás (Cuento de), IV 9 -14. 

Oración, IX 13 -51, XIII 21 » 24 y 26 -74, XIII 33 75, LXIV*- 
234, LXIV 19 -236. 

— Capítulo sobre la, XIII 29 -75. 

— Abandono de la, VIII 29 -48. 

— de la apedreada, IV 6 -14. 

— del arnés, IV 4 -14, XLIII 4 -154. 

— la que se ha de decir al costado del muerto, 
XIII 31 -75. 

— de la criatura, LV 6 ~201. 

— de Qobhi, IX 9 -51. 

— essahifa, XLIV 4 -156. 

— contra la nube de piedra, XIII 35 -75. 

— Casos sobre la, XIII 9 -73, XIII u -74. 

— Dichos sobre la, VIII 17 -46. 



— 302 — 

Oración (Tratado sobre la), XX 2 -94, LVIIP-205. 

— Ventaja de la, XIII 17 74. 

— Virtud de la obligatoria, IIIM1. 

— de Alhamdu lillah (Excelencia de la), apéndice 
B, 265. 

Oraciones, IV 5 y 7 -14, XIII 42 - 43 -75, XXIV-108 y 
109, XXV-111, XXXII-129, XLP-152, XL1F-153, 
XLIIP- 5 -154, XLIV- 6 -156, LIII-195, LVI-202, 
LVIII 205, LXIV 3 -233, apéndice B, 265, apéndice 
D, 268. 

— para el alguado, XXVIIP-118, XXXVII 12 -139. 

— del muerto, LV 4 - 5 y 10 -200 y 201. Véase también 
Tacbihes. 

Pascua de carneros (Excelencia de la), VIIF-45. 

— Excelencia de los diez días de, IX 18 -52. 

— de los Adahaes (Sermón déla), XXV 2 -111. 

— de Ramadán (Sermón de la), XXV 4 -111. 
Poderes de los mayores reyes de muslimes, IV I2 -15. 
Política, XCVP-250. 

Poema de Yúguf (Madrid, 1902), XXII. 
^Predicaciones y reglas litúrgicas, apéndice A, 263. 
Preguntas, apéndice D, 268. 

— de un cristiano á Abubéquer, XIIF 7 -75. 

— sobre la gacela, apéndice B, 265. 
Proceso contra Miguel Estudiante, XCV 2 -249. 
Protesta contra la expulsión de los moros por Car- 
los I, XVI 1 83. 

Protocolos notariales, LXVIII i -238, LXX 1 -239, 

LXXIIP-240. 
Purificación, XIIP 8 -75, LXIV 7 -234, XCP-248. 
Quitabalain, XX, XXXV-135. 
Quitab elaquiba, XXI. 
■*Quiteb de la Tafría (El), XXXIII-131. 

— que nonbrará en él... la raíz del leir de Abderrah- 
man Nafí, XIP-70. 



303 



Ramadan (Excelencia de), IX 16 -52. 

— Sermón del mes de, XCVIIP-251. 
Recheb (Excelencia de), IX 14 -51. 

— Excelencia del ayuno de, LVIP-204. 

Registro de actas judiciales, LXXVII ! -241, LXXXII 1 - 
244. 

— delCadí de Zaragoza, LXXI-239, XCVII-250. 
Revista crítica de Historia j Literatura (1899), XIX. 
*Ricela de Abuzeidi, 111-12, apéndice C, 266. 
^Rogativas para pedir agua, XIII 12 -73, XXIII-107, 

XLP 152. 
Romances, LXVP-237, LXXVIP-242, LXXXIV 2 -244, 
XCIIP 249. 

— del conde Dirlos, LXXXIIP-244. 
Sabiduría (Cuento sobre la), VIII 21 -47. 
Sabios (Cuentos de los), IX 22 -52. 

Sentencias morales, VIIP 9 -49, LIV*-197, XCVIIP-251. 
Sermones, VIII"-49¿ XIII 10 -73, XXXV1P-138, 

LXIV 10 -235, XCVP-250, C 3 -256, apéndice A, 264, 

apéndice B, 265. 

— sobre la predicación, VIII 27 -48. 

— sobre el desprecio del mundo, VIII 28 48. 

— de la muerte y del juicio, XXV 3 -111. 

— de Aben Nubata, C s y 7 -256. 
Silencio (Cuento sobre el), XIII 15 -74. 

Sueño de un calih en la ciudad de Túnez, LV*-200. 

Sufrimiento de los dolores, XIII 16 -74. 

Summa, XVI. 

Supersticiones moriscas, LIII-195, LIX 5 -212, 

LXIV ll -235. 
Tabacat assufía (ed. Cairo, 1317 hég.), 37. 
Tablas: astronómicas, LXXIV-240. 

— de la correspondencia de los meses cristianos y 
musulmanes, LXXXP-243. 

Tacholarús (ed. Cairo, 1306 hég.), 37. 



— 304 — 



Tagbihes, XXXVII"-139, XLF-152. Véase también 

Oraciones. 
Tafsir, LI-189. 

Tafgira, XVI, XVII, LXII-217, 218 y 219. 
Tecmila (ms. fot. del Cairo, 155), 32 y 33. 
Testamento de Alí Abenabitálib, IV 1 - 13. 

— del gran Turco, IV ,0 -14. 

Textos aljamiados (Zaragoza, 1888), 16, 45, 47, 99, 

108, 110, 144, 195. 
Tratado morisco de polémica contra los judíos (Un), 

el códice número XXXI de la colección Gayan- 

gos: *LJ| A*¿b, XVII. 

— polémico contra los judíos, VIH 35 -48, IX 26 -52. 
Turcos (orígenes de los), IV U -15. 

Vitad Patrum (ed. Eosweyde), XIV. 
Vivificación de las ciencias religiosas, XIV. 
Xaabán (Excelencia de), IX 15 -51. 

— Excelencia del ayuno de, LVII 7 -204. 
Xihab, LIV-197. 



VI 



índice de nombres de lugar 

citados en caracteres latinos. 



Abila la Real, LII-192, LXII-219. 

Africa, XX. 

Alarcos, XV. 

Alatic (mezquita), II-9. 

Albacjirata (Basora), VI-37. 

Alcabillo, XXXVII- 138. 

Alemana, LXXXVI-245. 

Alepo, XVII-86. 

Alfamén, XXIV, LXXXIX-246 y 247. 

Algeciras, V-32 y 33. 

Almonacid (ó Almonecir) de la Sierra, V, VIII , X, XII, 

XXIV, XXIV-108, XCVIII-254. 
Almunia (La), V. 
Al puente, XI- 69. 
Andalucía, LXII-221 y 223. 
Antequera, LXIII-232. 
Aragón, XII, XIII, IV 12 -16, XIF-71, XVI 1 83, 

LXXXIX-246. 
Aranda de Moncayo, IV 10 -15. 
— (de Moncayo?), XXV, LXXVí-241. 

20 



— 306 — 

Arbojuelo, XXXVIM38. 

Arébalo, LXII-217. 

Arcos, XIV 80. 

Auinyon, LXXIII-240. 

Bagdad, XXXVIII 148, L-212. 

Basora, XVIII. 

Berja, CI-262. 

Biccaya, CI-261. 

Billa Real, XXIV-108. 

Bojarraba (?), XXXVII-138. 

Borja, LXIII-232. 

Bottoya, V-33. 

Brasil, CI-261. 

Cairo, XVIII, II-9, LIV-198, apéndice C, 267, apéndi- 
ce D, 268. 

Cairowán, apéndice C, 267. 

Calatorao (ó Calatorau), XXIV, XXV, X-56, LXVIII- 
238, LXX-239, LXXIII-240. 

Capileira, CI-262. 

Cariñena, V. 

Castilla, XXIII, IV 12 -16. 

Cataluña, IV 12 -16. 

Chipre, LXXXVI-245. 

Cinheja (ó Qinhecha ó Sinhecha), V 32, L-212, LXIII- 
232, LXXI-239, XCVII-251. 

Conqueruela, XXXVII-138. 

Constantinopla (ó Goxtantinoble), IV 10 - 14 y 15/ 
LXXXVI245. 

Córdoba, IV-13, XI-69. 

Cosuenda, XXIV, XLV-163. 

Cuarte, XLIII-154, LXXI-239. 

Cuevas (Las), XXXVII-138. 

Qecüia (ó Sicilia), IV 10 -15. 

Qibdad del aranbre, LVII-204. 

Damieta, II 9. 



— 307 — 

Daroca, XXVI, XXIX, XCVIII-251. 

Denia, LI V-197. 

Egipto, XIV, LIV-197. 

Elvira (ó Elbira), XI-69, LXII-223. 

Escorcia, LXXXVI-245. 

Eslavonia, LXXXVI-245. 

España (ó Españax), XVI, XX, XXI, IV 10 -15, IV*M6, 
LXII1-231, LXXXVI-245. 

Esteras, XXXVII-138. 

Fez, apéndice O, 267. 

Francia, IV 12 -16. 

Euencaliente, XXXVII-138. 

Gomera, V-32. 

Gomorra, XXII-104. 

Granada, XXHI, XXVI, XXIX, IV-13, IV JS -16, LXII- 
223 y 224, LXIII-232, Ci-261. 

Huesca, XXIX, XXXI-124. 

India, XXVIP-116. 

Irac, XV-82. 

Italia, IV 10 -15. 

Jamayca, CI-261. 

Jerusalem, XXVII 10 -116. 

Julbina, CI 262. 

Lonbardia, IV l0 -15. 

Madrid, IX. 

Málaga, XIV-80, LXIII-232. 

Marruecos, IV 12 -16. 

Meca (ó Maca), XXXVIII-148, LXII-219, 226, 227. 

Medina (de Arabia), LXIÍ-226. 

Medinaceli (ó Medina), XII, XXIV, XXXVII-138 y 
139, LXIV 234. 

Mezquitillas, XXXVII-138. 

Miafaricain, XVII-86. 

Miño, XXXVII-138. 

Molina de Aragón, XCIX-255. 



308 



Monreal, LXXIH-240. 
Montuenga, XXXVIM38. 
Monzón, XXIV. 
Nabarra, IV 12 -16. 
Nafza, apéndice 0, 266. 
Olmedilla, XXXVII-138. 
Pago, CI-262. 
Paris, LXVI-237. 
Persia, XXVII- ,15. 
Pinillo, XXXVII-138. 
Puey Moncón, XIII 28 -75. 
Ribera (La), XIF-71. 
Rodas, IV 10 15, XCIV-249. 
Roma, IV 10 -15. 
Romanillos, XXXVII-138. 
Rueda (de Jalón?), LXV-236. 

Segobia, 1-1, LX-213. 

Siguenza (ó Qiguenca), XXVI, XCIX 255. 

Sodes, XXXVII-138. 

Sodoma, XXII-104. 

Tarazona, XXIV, LXXIII-240. 

Toledo, LXXVI-241. 

Torralba, XXXVII-138. 

Torrecilla, XXXVII-138. 

Tortoles, LXIV-235. 

Tremeeén, IV 1S -16. 

Troya, IV" 15. 

Túne9, LV-200. 

Ubeda, XIV, LXII-223. 

Uclés, LIV-197. 

Valencia (Balancia ó Balencia), XXII, IV 1¿ -16, XI-69, 
XVI 1 83, XXXVII-138, LIV-197, apéndice A, 264. 

Velilla, XXXVII-138. 

Venecia (ó Benecia), IV 10 -15, LXXXVI-245. 

Ventosa (La), XXXVII 138. 



— 309 — 

Villaseca, XXXVII-138. 

Villaverde, XXXVII-138. 

Xam (Siria), VIII ,5 -46. 

Yrianda, LXXXVI-245. 

Zaragoza (ó Qarag09a), VI, XXI, XXII, XXV, XXVI, 

XLIII-155, LXII-217, 218 y 219, LXIII-232, LXVIII- 

238, LXXI-239, LXXXII-244. 
Zelanda, LXXXVI-245. 



VII 

GLOSARIO DE 

voces árabes transcritas en los textos aljamiados. 



Acfllá. — Azalá. 

Acíúem. — El saludo. 

Acadaque. — Limosna . 

Accadaca. — Véase Acadaque. 

A§cumoa. — Alminar ó torre de mezquita . 

Achamí. — Extraño á la raza ó á la lengua árabe. 

A§obhi.— La aurora. 

AQunnadorex. — (Derivado de (Jan a). 

Adahaes. — Ovejas sacrificadas en la pascua así lla- 
mada, que se celebra el 10 de Dulhicha, duodéci- 
mo mes del año musulmán. UUrv&ll 

Addoaex. — Véase Adoax. 

Addunia.— Este mundo. 

Adín. — La religión. 

Adim.— Grande. 

Adirhem. — La moneda de plata. 

Adoax. — Las oraciones. 

Adohar. — La hora del medio día. 

Alcanas. — Buenas obras; por extensión, el mérito á 
ellas correspondiente. jU~*=tM 






— 311 — 

A j ami a.— Lengua extranjera. 

Alábid.— Monje, anacoreta. 

Alílcar. — Oración de media tarde. 

Alacima. — Conjuro, exorcismo. i+>jx*\ 

Aladebes . —Sufrimientos, tormentos . 

Aladín.— Véase A din. 

Alaida.— Varias veces. *-X*)i 

Alarabia.— Algarabía. 

Alarémila. — Las viudas pobres. Se emplea este tér- 
mino, en la jurisprudencia musulmana, para cierta 
especie de herencia que ha de ser dividida entre 
las tres viudas del testador, dos abuelas y doce 
hermanas. J*tj^ 

Alauía.— Propia de Alí, hijo de Abutálib, yerno de 
Mahoma. Se aplica este calificativo á cierta espe- 
cie de herencia cuya partición fué determinada 
por Alí, estando predicando en el almimbar de la 
mezquita. íuU)| [sic pro *¿_JU] 

Albalaex, —Infortunios. 

Alharaca.— Bendición, favor del cielo. 

Alborjex.— Constelaciones. 

Aleaba. — El templo de la Caaba. 

Alcafara. — Penitencia cumplida en expiación de los 
pecados. í^UxJí 

Alcafirino. — Impío. 

Alchihed. — La guerra santa; por extensión, se dice 
también del combate ascético. ^l$=s^l 

Alfadila. — La excelencia. 

Alfadiloso. — De alfadila. 

Alfalahía. — La obra de caridad que consiste en reco- 
ger y asistir á un enfermo contagioso, abandonado 
de los suyos. De ^ ^¿ liberación, salvación (?) 

Alguagía.— El encargo. 
Alguado. —Ablución. 



— 312 — 

Alhache. — La peregrinación. 

Alhadie,. — Véase Hadiz. 

Alhadix.— Véase Hadiz. 

Alhaicalex. — Fórmulas mágicas empleadas como 

amuleto contra todo mal. (Cfr. Dozy, Supplement, 

II, 775). J£a 
Alhaniax. — Véase Aljamax. 
Alharfex. — Las letras. 



Alher ees . — Amuletos . 



)f' 



Alhichante. — El peregrino. 

Alhodhod.— Abubilla. 

Alibeda. — Práctica de deberes religiosos; devoción. 

Alic,lam.— La religión musulmana. 

Alimes. — Sabios. 

Alimem. — El que preside ó dirige la oración en la 
mezquita. 

Aljalifa.— El califa. 

Aljamax. —Las comunidades ó ayuntamientos de los 
moriscos en las poblaciones cristianas. 

Aljaxaf. — La cría de la gacela. t ^dr 5 } 

Aljenna.— El paraíso. 

Aljomúa.— El viernes. 

Aljotba . — Predicación. 

Almacábir.— Los sepulcros, el cementerio. 

Almagrib.— La hora de la puesta del sol. 

Almalaquex.— Angeles. 

Alminbaría. — Propia del almimbar ó pulpito de la 
mezquita. Iíj\xJ\ Véase Alauía. 

Almoxtáraca.— Se dicede cierta especie de partición 
de herencia, en que dos hermanos de padre y ma- 
dre de la testadora entran á participar en común 
de la parte correspondiente á otros dos hermanos 
de madre solamente. í£jhlJ\ 

Alquibra. — Alquibla . 



313 



Alquiteb . —Libro . 
Alziné.— Véase Aziné. 
Ami. — Tío paterno. *& 

Amín. — Amén. 

Anéñlas.— Oraciones supererogatorias ó de simple 
devoción . 

Annabí.— Profeta. 

Anna9- — El sueño ó somnolencia espiritual, en sen- 
tido místico. ~I*.¿5l 

Anóxras. — xVnoxara. 

Arab. — Árabe. 

Arabio. -Lengua árabe. 

Arachab. — Véase Recheb. 

Arracaax.— Véase Arracaex. 

Arracaex. — Las diversas posturas que la liturgia 
manda adoptar en la oración; especialmente, incli- 
naciones ó reverencias. 

Arracax. Véase Arracaex. 

Arrahma. — Misericordia. 

Arrizque. — Medios de vida, víveres, bienes en gene- 
ral. Por extensión, se dice de toda gracia temporal 
que Dios otorga al hombre; v. gr.: la descendencia 
ó prole. Jíj^l 

Asadaca. — Véase Acadaque. 

Aeadacax.— Véase Acadaque. 

Asobhi. — Véase Acohhi. 

Atacbihar. — Alabar á Dios. Véase Tacbihex. 

Atanor.— Véase Tahor. 

AUafhimi. — La pronunciación de las letras árabes 
con cierta energía ó énfasis, cuando se lee el Alco- 
rán. *¿:¿^ÁX)| 
I 

Attahor. — Véase Tahor. 

Atauraio. — La Tora, la ley mosaica. 



314 



Atausir — Comentario , propiamente del Alcorán * 

Atayamún. — La ablución, ritual para la oración, he- 
cha con arena, á falta de agua. *-*--*)! 

Attaur.— Tauro, signo del zodíaco. 

Aui. — ¡Padre mío! c >\ 

Axura. — Axora. 

Azaque. — Diezmo, limosna legal. 

Aziné. — El pecado de adulterio. 

Azza ua challa.— Jaculatoria usual detrás del nom- 
bre de Alá, equivalente á «¡Glorificado y ensalza- 
do sea!» 

Beni Israel. — Los israelitas, judíos. 

Beyna beyna. — Se dice de la letra árabe hamza r 
cuando se pronuncia con mediana intensidad, ni 
fuerte ni suave. ^ r v 

BÍ9millah. — Jaculatoria que consiste en pronunciar 
las primeras palabras de la primera azora alco- 
ránica. ¿iM ~wli 

Cabxi. — Aries, signo del zodiaco. Ají 

Cádi.— Cadí. 

Qalehía. — Santidad, integridad moral, virtud. £*».5L» 

Qalih. Santo. JL¿> 

Casida.— Poema monorimado. 

Qunnax. — Ley, tradición, método, rito. 

Chahánam.— Infierno. 

Chumedi Jégual.— Chumada primero. Quinto mes del 

año musulmán. 
Qobhi. — Véase Acobhi. 
Col houa allaho áhadon. — «Di: El es un solo Dios.» 

(Palabras con que principia la azora número 112: 

A»|itilj» Ji). 
Quní. — Lo que es propio de la 9unna. 



— 315 — 

Dab.— Lagarto. w-w* 

Dunia. — Véase Addunia. 

Dulquiada. — Undécimo mes del año musulmán. 

Fadelado. — De alfadila. 

Fetuas.— Véase Fetwas. 

Fetwas . — Las respuestas jurídicas dadas por el 

muftí. 
Guagía.— Véase Alguagía. 
Hadiz. — Tradición . 
Hadigónox.— Refiriónos. Verbo derivado del nombre 

hadig. 
Halelex. — Lícitas, permitidas por la ley. 
Hamís. — Jueves. 
Haramex. — Ilícitas ó prohibidas. 
Ibno. — Hijo. 
Iblís. — El demonio. 
Imam. — Véase Alimem. 
Innec.— El despertar del alma, en sentido místico. 

Itiquef .— Retiro espiritual en la mezquita, ayunando 

y orando por devoción, v^plfiol 

Jalecagión. — Creación. 

Jalecamiento. — Véase Jalecación. 

Jalecadas . — Creadas . 

Jalelex.— Véase Háleles. 

Jazmi. — Sistema cabalístico de valoración de las le- 
tras arábigas para fines adivinatorios, sjsr '! 

Jemís. — Jueves. 

Jomúa. —Viernes. 

Jotba. — Véase Aljotba. 

Lalhadiz. — Véase Hadiz. 

Leila alcadri. — La noche del 27 del mes de ramadán. 

Leilato el cadri. — Véase leila alcadri. 

Leillehouax. — Oraciones breves ó jaculatorias que 



316 



comienzan por la primera parte de la profesión de 

fe. *)M ^ *~!,^: «No hay más que un solo Dios». 

Malequí.— De la escuela de Málic. 

Magrebí . — Occidental . 

Medersa. — Escuela. 

Melequío.— Véase Malequí. 

Moaxaha. — Poesía en estancias con doble rima. 

Moharrem. — Primer mes del año musulmán. 

Nabi. — Véase Annabí. 

Nahual. — Propio de los Nahues. 

Nahues. — Gramáticos; por extensión, se dice de los 

doctores versados en el sentido del Alcorán, ^^-'J 

Qnitab. — Véase Alquiteb. 

Quiteb. — Véase Alquiteb. 

Rabia el ahar. — Cuarto mes del año musulmán. 

Rachab.— Véase Recheb. 

Rahma. — Véase Anahma. 

Recheb.— Séptimo mes del año musulmán. w*»j 

Ri§ela. — Tratado. 

Romadán. — Ramadán. 

Siheba. —Los compañeros del Profeta. 

Taala. — Ensalzado sea. 

Tacbihex. —Jaculatorias en alabanza de Dios. ^ú?+¿ 

Tafcira — Véase Ataucir. ^ 

Tahor.— Purificación . 

Taura. — Véase Atauraio. 

Tiyabero cunnal. — Ciertas láminas metálicas en que, 
según afirma el Mancebo de Arévalo, se guarda- 
ban escritas algunas decisiones jurídicas, en el 
templo de la Caaba. Cfr. ms. LXI1, fol. 130. 

Xaabán. — Octavo mes del año musulmán. 

Xahidex.— Testigos verídicos de la revelación divi- 
na hecha al Profeta. Se dice exclusivamente, 
según el Mancebo de Arévalo, de los cuatro 



— 317 — 

primeros califas. Cfr. ms. LXII, fol. 397. ~\>£¿, 
Xam. — Siria. 
Xarhe. — Comentario . 
Yarabí [Ya Rabí].— ¡Oh señor mío! ¿j b 

Ye.- ¡Oh! 



FE DE ERRATAS 



Página. 


Linea. 
14 


Dice. 


Debe decir. 


25 


J.=v^ 


JaJ. 


33 


1 


1631 


1632 


46 


17 


arabio 


arábigo 


74 


27 


[j*** 


.^Af^ai 


78 


14 


Áf\ 


fsic por *lv»l) *l^J 


80 


16 


H 


(sic por »|^> ) >t^$ 


92 


5 


V )6>) 


w>L 


120 


8 


•¿ ; igb 


i^lXÍb 


» 


24 


lonc,elado 


lo'n§elado 


132 


20 


(IV) 


(V) 


159 


12 


^1J® 


¿¿^ 


160 


19 


^^'i)\ 


^>^H 


163 


22 


W A 


¿¿Vj 


179 


» 


{ jMj 


c xxíj 


183 


5 


.U 


<u 


187 


18 






196 


17 


207 


4 


12 


10, v.° 


» 


20 


los fijos 


las fijas 


209 


22 


marido y muger 


marido ó muger 


217 


» 


192 y 192, v.° 


193 y 193, v.° 


221 


30 


Alhamax 


Aljamax 


248 


18 


aljamaida 


aljamiada 


265 


11 


faeer 


facer 


» 


34 


cou 


con 


266 


4 


arabio 


arábigo 


Lámina 9. a 


en herencia 


de herencia 



índice general 



Introducción 

Tabla de abreviaturas 



v 

XXXII 



Manuscritos árabes y aljamados 



Números. 


Páginas. 
1 


Números, 
XXII 


Páginas. 
98 


Números. 


Páginas. 


I 


XLIII 


154 


II 


3 


XXIII 


107 


XLIV 


156 


III 


10 


XXIV 


108 


XLV 


153 


IV 


13 


XXV 


110 


XLVI 


176 


V 


17 


XXVI 


112 


XLVJI 


177 


VI 


31 


XXVII 


115 


XLVIII 


178 


VII 


39 


XXVIII 


118 


XLIX 


185 


VIII 


44 


XXIX 


119 


L 


187 


IX 


50 


XXX 


122 


LI 


189 


X 


53 


XXXI 


124 


LII 


191 


XI 


57 


XXXII 


129 


LIII 


194 


XII 


70 


XXXIII 


131 


LIV 


. 196 


XIII 


72 


XXXIV 


133 


LV 


2v0 


XIV 


77 


XXXV 


134 


LVI 


202 


XV 


81 


XXXVI 


136 


LVII 


203 


XVI 


83 


XXXVII 


137 


LVIII 


205 


XVII 


85 


XXXVIII 


141 


LIX 


206 


XVIII 


90 


XXXIX 


149 


LX 


213 


XIX 


91 


XL 


150 


LXI 


216 


XX 


93 


XLI 


152 


LXII 


217 


XXI 


95 


XL1I 


153 


LXIII 


229 


Carpetas de nanp 


les sueltos. . 






. 233 


Apéndice 










. 263 



320 — 

Páginas, 



índice árabe de personas 271 

> > de obras 279 

* > de lugares 283 

índice latino de personas 285 

> > de obras y de materias 294 

» > de lugar 335 

Glosario de voces árabes transcritas en los tsx- 

tos aljamiados 310 

Fe de erratas 318 

Facsímiles de algunos manuscritos (á continuación). 






FACSIMILES DE ALGUNOS MANUSCRITOS 



Lám. I. "-Ms. XXXV, f. 145, r.-Año 435 hég. = 1043 J. C. 



1.4 T 















Compendio del Diccionario de Ja/il por Azobaidí. 



Lám. 2. a - -Ms. XÍ, f. 20, v.-Ano 534 hég. = 1139 J. C. 








Formulario notarial por ilflhri de Alpuente. 



Lám. 3. a -Ms XLIX, f. 137, r. -Ano 740.. hég. = 1340.. J. Ó. 






^y^^h^iAjkjí 



'^^^í^^^hs 



i P^La^a^íaJJíó ij ¿^Úh^j^^ 



'é-J 1 






t&rw* 



k$k 






i, 



*.5 









-rp* 



J 






»«<« 
^ 

-':i'* 



«*.•£- C3r - 






•?*« 




'O , J-jL->^r^^ ishú **-:. *3 







Compendio del Diccionario de Jalil por Azobaidi. 



Lám. 4. a -Ms. XXXI, t. I, v.- Ano 821 hég. = 1418 J. C 




O 







WíÉ&m 

;lr hall . * ^ fZ^+J-m *¿> 




W*IP§ 



-/1A«¿ 










K 



^J^*^) 1 ^ 






Tratado de Abe nal fajar, copiado en Huesca . 



Lám. 5. a — Caja C!, letra G.-Ano 833 hég. = 1429 J. C. 




\ 



: /r, J: 



j.5. 







-V 






A^l 




<'c 






1 *, 






Car/a rea/ granadina á las autoridades de Berja. 



Lám. 6. a Ms XLV, f 65, r.— Año 834 hég. = 1430 J. C. 















é 






WM 

















¡k ^4c^^40MáM^ 



> 17 <JCa $ 



•«O 00 (50 



Tratado jurídico de un cadi de Tortosa, copiado por el alfaqui de lájaljama de Calatorao, 

natural de Cosuenda. 



Lám. 7. a — Caja Cl, letra E i.-Año 844 hég. = I44U J. U, 









\? 



EH^> 



^^ K% J J *" J 



Testamento otorgado por Adán el Zachardo en Guadalajara, (Pag. 1. a ) 



Lám 8. a -Caja CI, letra E l . Ano 844- hég. = 1440 J. JC. 
















,jj, <<: otpJJ / ^ J j 



«í 



Testamento otorgado r porAdán~elZachardo en Guadalajara, (Pig, 2. a ) 



Lám. 9. n — Ms. XXXVII, 9.— Año 863 hég. = I459£J. C. 

(y^^^y^- t¿***,V ^c>^ *^»> **£* 




dcte ote partición en herencia en Medinace/i. 




Lám. 10. a — Ms. XXI, t 163, r— Año 891 hég. = I486 J. C. 






Compendio deí Ihía ¿e Algazel, copia de Benali Xaión. 



Lám. 11. a -Ms. L, f. 177, r.-Año 925 hég. = 1519 I. C. 




Tratado jurídico, copia de Mi, de Rio de Murviedto 



Lám. 12. a — Vs. XXXIÜ, f. 592, v.- Año 993 hég. - 1585 J. C. 










H) v C/3^ 



j^y 



*JfawW ^ «^' W** J 






!>i^ ,**, ¿**j^~ *» ¿p 



'kr. 



^tf. 










ab 



J3 






7^ 



¿a Tafría, cop/a í/e A/wpa Barbado ó ¡ge Escribano, 



Lám. 13. a -Ms. XXX, f. 10, r.-Año 1597 J. C. 



■*€/ 



jjtt=3> 



• w 




ES! í.^ÍHUJvír 



















4». 




«£/ alquiteb ote/ rogar por agua.» 



Lñm. 14. a -Ms. VI, f. 377, r.-Ano 1601 J. C. 




/ # * "^ G* W^ * 1 %r ' '"■ 










^íáftíu¿> ^ 






. 



Taabih del Samarcandi, copia de Mohámed, escribano mayor. 



Lám. I5. a -Caja CÍ,Hetra A. -Siglo XVI (?). 















•%**% ^>^JL- iñj^ju 



|«w^4/.»¿ji^U 






¿\&^j£¿*SL 1 \3 









JS^bj 



•V' 



M 






J>^ 






=®5 






Sss^^s^ 



Amuleto morisco. 



r 



Lám. 16. n — Caja CI, letra A. -Siglo XVI (?). 




fs 



k^ 










jx.ip^>~-.y:-f 



W~£ 



m* 







£/ amuleto de la líano de David.. 




Lám. 17. a - Caja Cl, letra A.— Sijlo XVI (?). 




< 5 fa5£ElL^ 



^u^sxld '' 








£/ amuleto de la Llave de Moisés. 






\t 



4» 







*_/ 






S)#ppj&)>tp> fsP ; 










■ 






í" 



few/^SP^ 



# 



i , r 



& % 



■■ 




Documento aljamiado rabím'co de la judería de Daroca. 




"•LiEfe"--^*»-* Ü 



Sff§Í 



, S* ;U*«i 



^te¿ 






wm 






«^a 



^f&Mi 








University of Toronto 
Library 



DO NOT 

REMOVE 

THE 

CARD 

FROM 

THIS 

POCKET 



Acme Library Card Pocket 

Under Pat. "Ref. Index File" 

Made by LIBRARY BUREAU 














^!'s* ?*