(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Memoria anual correspondiente al curso académico de..."

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to disco ver. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página lhttp : / /books . google . com 



íduTR in^.^l 







MEMORIA ANUAL 



CORRESPONDIENTE AL CURSO ACADÉMICO 



DE 



I90Í Á 1902 



f 




HABA KA 
iMPItCNTA "avisador COMERCIAL" 

Amargura 30 

19 03 



INSTITUTO DE 2» ENSEÑANZA DE LA HABANA 

^-^tjr- 



Lit 



MEMORIA ANUAL 



CORRESPONDIENTE AL CURSO ACADÉMICO 



DE 



I90I Á Í902 




\mé\ 



HABANA 

IMPRENTA "AVISADOR COMERCIAL" 

AMARGURA 30 

1903 



^ 




'.;lj- -■■ .'."í'-'o,./ 



LA SEGUNDA LN^ERANZA EN CUBA, 
SU DESARROLLO É INFLUENCIA EN NUESTRA CULTURA 



DISCURSO INAUGURAL 

DEL 

OTJx^so SE a.@oa .a. leos 

POR EL DIRECTOR 

Dr. Eduardo F, Plá 




Jr. presidente de la l^epubliea: 

5e9oras y Señores: 



^ ON la creación del Distrito Universitario en 1880, con- 
cluyeron para este Instituto, las solemnes aperturas 
de sus cursos y la publicación anual de sus Memorias^ 
donde se exponían el estado y desenvolvimiento de la Segun- 
da Ensefíanza entre nosotros. 

Aquellas fiestas periódicas, con la distribución de premios 
entre los alumnos que más se hubiesen distinguido durante el 
año anterior, fueron siempre de una conveniencia extraordi- 
naria, porque estrechaban las relaciones de afecto y de intimi- 
dad entre maestros y discípulos; porque servían á los profeso- 
res, cuya labor se exponía ante el público, de justa compensa- 
ción á sus desvelos; porque alentaban á los premiados á 
proseguir sin desalientos su penosa tarea; porque estimulaban 
á los no laureados, á hacerse dignos de la consideración y del 
aplauso, y, porque atrayendo á los padres y á los amantes de la 
cultura patria, les interesaban en el progreso de la Institución. 
La utilidad práctica de esta fiesta no era, ni podía ser des- 
conocida del actual Secretario de Instrucción Pública, quien 
nos ha autorizado para celebrarla y para premiar á los alum- 
nos más distinguidos de cada grupo, ya que por las supresiones 



de los exámenes parciales y de las calificaciones, quedaban de 
hecho abolidas las oposiciones y los premios, señalados en el 
Reglamento antiguo, todavía vigente. 

A esta autorización debemos el reunimos esta noche, para 
inaugurar el curso de 1902 á 1903, del mismo modo que hace 
treinta y nueve afios se congregaban en este recinto para la 
inauguración de este Instituto y de los estudios de Segunda 
Enseñanza; pero ¡cuánta diferencia entre aquel acto y éste! 

En aquél, ocupaba el sillón presidencial el representante 
de un gobierno que siempre se mantuvo divorciado del país, 
cuyos ideales, pretendió ahogar, para quien los problemas de la 
educación de este pueblo fueron siempre secundarios: hoy, lo 
ocupa el primer Magistrado de la República de Cuba, encar- 
nación de aquel hermoso ideal ya triunfante, para quien, "en 
la instrucción pública se encierra el porvenir de la patria." (^^ 

En aquél, asistieron los que por deber oficial no pudieron 
prescindir de hacerlo: en éste, la escogida concurrencia de da- 
mas y caballeros muestra en la alegría del semblante, el rego- 
cijo y la satisfacción que les produce esta fiesta de la inteligen- 
cia y de la patria. 

En aquél, una juventud de un porvenir incierto y borras- 
coso se preparaba para el trabajo y para la lucha, sin fe en el 
éxito, sin esperanza en el triunfo: hoy, una juventud de por- 
venir brillante, se presta á comenzar, no la lucha, sino el tra- 
bajo, con la conciencia plena de sus deberes y con la convicción 
profunda de que, según sea su merecimiento, así será su re- 
compensa. 

En aquél, ocupó esta tribuna un esclarecido cubano que 
consagró toda su existencia al servicio de la patria y al mejo- 
ramiento de su cultura, con su enseñanza y con sus libros: (2) 
hoy, os dirige la palabra quien no tiene aquellos grandes me- 
recimientos, quien carece de historia: aquél no necesitó de la 
benevolencia de sus oyentes; éste suplicante os la demanda, 

(1) Estrada Palma, primer Mensaje Presidencial. — Habana, 1902. 

(2) Antonio Bachiller y Morales, primer Director de este Instituto desde 1863 
hasta 1868. 




MANUEL SANGUILY. 

Director desde el 19 de Diciembre de 18«J9 á 19 de Mayo df. Mm. 



7 

para exponeros algunos puntos de vista personales, acerca de la 
emeñanza secundariay de su desarrollo y de su influencia en 
nuestra cultura. 



* 
♦ ♦ 



La Segunda Enseñanza existe de hecho, como dice con so- 
brado fundamento Becerro de Bengoa, (i) en todas las nacio- 
nes, con todos los caracteres de una verdadera institución 
racional y no puede confundirse ni con la instrucción prima- 
ria, ni con la facultativa ó universitaria, ni con la especial. 

Su fin, no es sólo preparar para los estudios universitarios 
— como muchos creen todavía; — si así fuese, no tendría justifi- 
cación el excesivo gasto que demanda el sostenimiento de esos 
Institutos; bastaría con exigirles á los aspirantes para su ingre- 
so en la Universidad, como se hacía antiguamente, la posesión 
de esos conocimientos, que ya los interesados buscarían los me- 
dios de proporcionárselos. Los gobiernos no están en el deber 
de satisfacer los intereses personales: velan sólo por los intere- 
ses colectivos. La misión de la Segunda Enseñanza es mucho 
más trascendental, porque tiende á difundir la cultura nacional, 
no para formar sabios, sino ciudadanos; misión tanto más im- 
portante en un pueblo, como el nuestro, que nace á la vida de 
la libertad sin preparación bastante, después de tremendas con- 
vulsiones políticas y de un período de intervención extranjera, 
en el que la conciencia cubana estuvo á punto de nublarse. 

Una de las causas que en estos momentos embarazau la 
organización de nuestra nacionalidad, es la carencia de carac- 
teres, de hombres que, abandonando la superficie, siempre tur- 
l>ia, se eleven á las regiones puras de los principios, que sien- 
tan y piensen con la verdadera patria. La formación de esos 
caracteres es la obra esencial de la Segunda Enseñanza, si los 
encargados de darla se inspiran en su esencia, siguen su direc- 
ción y no olvidan su finalidad. 

Esa educación nacional se prepara en el hogar, se desen- 
vuelve en la Escuela y concluye aquí, donde el niño se trans- 

(1) La Enetíianza en a 8ÍgJo XX.^Maáñá, 1900. 



8 

forma en hombre, en loe momentos en que va á comenzar su 
lucha por la vida; aquí es, pues, donde ha de adquirir, por 
medio del desenvolvimiento armónico de sus facultades, las ar- 
mas mejor templadas para el combate. 

Considerada así la Segunda Enseñanza, no podemos meaos 
de estar de acuerdo y de apoyar á los que piden á las Cámaras 
Legislativas su declaración de gratuita, ya que no sería posible 
hacerla obligatoria. 

Los temores de que su generalización condujese al proleta- 
riado intelectual, como sucede actualmente en Francia, cuyas 
causas investigan y señalan eminentes filósofos en notables es- 
tudios sociológicos; (1) proletariado que ya aquí aflige á todas 
las carreras liberales, pudiera prevenirse con una radical trans- 
formación en los métodos de enseñanza, dirigiendo las activi- 
dades de los jóvenes, por otros derroteros, que le lleven á la 
explotación de las inmensas riquezas naturales encerradas en 
las entrañas de esta hermosa tierra. 



« 
^ * 



La enseñanza secundaria no existió oficialmente en Cuba 
hasta la promulgación del Real Decreto de 15 de Julio de 
1863. Por él, con algunas alteraciones se implantó la ley de 
Instrucción Pública de 1857, conocida en España con el nom- 
bre de Plan Moyano. 

Hasta entonces, la mayor parte de los que pretendían se- 
guir alguna de las tres carreras literarias, Derecho, Medicina ó 
Farmacia, únicos campos de acción que para el desenvolvi- 
miento de sus facultades mentales se le ofrecía á este pueblo 
inteligente y laborioso, llegaban á la Universidad sin más co- 
nocimientos que los de la enseñanza primaria elemental, muy 
rara vez con los de la superior, adquiridos en los establecimien- 
tos privados ó en los colegios religiosos. 

En este plan de estudios, coino en todos los que le sucedie- 
ron y en las modificaciones parciales que sucesivamente se le 



(1) Les proletairea intdlectueUes en France, par Berenger, Gabillard, Leblond, 
Mercel.— Paria, 1901. 







fiu 

-£ 

1 ^ 






fueron introduciendo; se daba mayor importancia á los estudio^ 
literarios que á los científicos. Como esta enseñanza, llamada 
clásica, sirvió de base á la educación de la actual generación, 
bien podemos atribuirle en gran parte y entre otras causas de 
distinto orden, el descenso que viene sufriendo en el nivel de 
su cultura intelectual desde hace algunos afios; hecho cierto, 
alarmante, que oportunamente señaló el Sr. Varona (^) y que 
pueden afirmar los que, con sereno juicio, estudian y contem- 
plan el estado actual de esta sociedad. 

La influencia perniciosa, y los inmensos daños que señala- 
mos, debidos al Plan de 1863, vinieron á acrecentarlas las fa- 
mosas reformas de Araistegui, en 1871. 

Estas malhadadas reformas, concebidas por un cerebro per- 
turbado, en un período turbulento y de pasiones desencadena- 
das, calcadas en las doctrinas filosóficas y religiosas de Balmes, 
establecían como fundamento "que la moralidad está en razón 
inversa de la instrucción" y como fin "españolizar en cuanto 
fuera posible las generaciones venideras para asegurar la do- 
minación de España en las Antillas." 

Con estos cimientos fácil es apreciar la solidez del edificio 
que sobre ellos se levantó. 

Por estaéí reformas se suprimieron los Institutos de Matan- 
zas y Puerto Príncipe, se cerró temporalmente también el de 
Santiago de Cuba, se declaró al de la Habana Central y se 
encargó de su sostenimiento el Estado, único beneficio que 
recibió este Establecimiento, pues se le segregó la Escuela Pro- 
fesional, que en Agosto de 1869 se le había incorporado; se fijó 
la edad de ingreso en los diez afios, se suprimió la enseñanza 
doméstica y también algunas asignaturas de ciencias, y se aña- 
dió una asignatura más, completamente inútil, con el título de 
"Fundamento de la Religión." 

Estas modificaciones, á pesar de no haber sido aprobadas 
por el Gobierno de Madrid, rigieron once años, hasta 188(). 
El entonces Ministro de Ultramar, señor Sánchez Bustillo, 



(1) Enrique Joaó Varona. Las Reformas en la Educación Superior. — Habana, 
1901. 



10 

hizo extensivo á Cuba el Decreto ó Plan de 1874, creando el 
Distrito Universitario del que se hizo depender á los Institu- 
tos, restableció los Suprimidos por Araistegui y la enseñanza 
domestica. 

Por Decreto de 1887 se estableció la enseñanza libre. 

Este plan, aunque más liberal que los anteriores, conservó 
inalterables los métodos, los procedimientos de exámenes y el 
predominio de los estudios literarios. No podía, por lo tanto, 
esperarse de él cambios radicales en la enseñanza, ni mejores 
frutos que con el anterior. 

En 1879 se inició un verdadero progreso, abriendo las 
puertas de los Institutos á la mujer y poniéndola en condi- 
ciones de dirigir mejor desde el hogar la educación de sus hijos, 
despertándole por otra parte el gusto por los estudios serios. 

El movimiento natural de progreso en las ideas sociales, 
que ensancha y eleva cada vez más el lugar de la mujer en la 
familia y en la sociedad, hizo necesaria esta reforma, que tres 
años antes sostuvimos y denjandamos desde la tribuna de la 
Universidad; estudiando los progresos de la Medicina en la 
primera mitad del siglo XIX y la influencia que en ellgs tuvo 
la mujer. 

Lástima que una reforma tan provechosa no hubiera sido 
acogida con más entusiasmo y que la falta de disciplina alejase 
de este establecimiento á muchas de nuestras jóvenes! 

El curso en que más alumnas se inscribieron fué el de 1897 
á 1898, que ascendió á 76. 

Bien puede gloriarse este Instituto de haber dotado á esta 
sociedad desde que esa reforma se introdujo, de quinientas 
quince jóvenes con una educación superior. 

La ley de presupuestos de 1892 encargó á las Diputaciones 
Provinciales del sostenimiento de los Institutos de 2^ Ense- 
ñanza; fué el período más perturbador para el de la Habana, 
pues se dejó de abonar sus haberes al profesorado, se suprimió 
la consignación del material científico, hasta el punto de que 
al cesar en 1898 la Diputación quedó debiendo al Instituto la 
suma de cincuenta y nueve mil pesos. 



SECaON DE LETRAS. 




rfVi, trini|£ic Miii&i y Uh!o>ii4ii. r>r. l.MrciiKó de KrbítL Dr, RmloUu It. Je Aruiiis, |Jr. Fniueiii" f> M. ( jisaJci. 



11 

El precepto de nuestra Constitución que pone la enseñanza 
secundaria j superior bajo el amparo del Estado, libra á los 
Institutos para el porvenir de un desastre semejante. 

Las reformas de Bosch, de 1895, se trajeron á Cuba el año 
siguieote y con ellas se restableció la asignatura de Religión, 
se suprimió la enseñanza del Griego y se redujeron la Física y 
la Química á un solo curso. 

En realidad estas modificaciones marcan un retroceso en 
los estudios de la enseñanza secundaria, comparándolas con L*is 
que anteriormente hemos indicado; á esto hay que agregar el 
período anómalo comprendido desde 1895, en que se inició la 
segunda Revolución, hasta 1898, en que tuvo lugar la inter- 
vención norte-americana; período en el que no sólo se detuvo 
^1 movimiento intelectual del país, como sucedió durante la 
década de la primera Revolución, sino que igualmente per- 
turbó la instrucción pública y en particular la Segunda En- 
señanza, que vio sus Institutos de provincias desiertos y clau- 
surados temporalmente los de Pinar del Río, Camagüey y 
Santa Clara. 

Al establecerse en 1898 el ensayo del gobierno autonómi- 
co que España perentoriamente se vio forzada á implantar, 
para satisfacer las exigencias norte-americanas, y como recurso 
temporario para dominar la revolución que se mantenía poten- 
te, á pesar de la ruda campaña de los dos años anteriores, el 
8r. Zayas, Secretario de Instrucción Pública, intentó hacer un 
plan definitivo y dirigió á los profesores de los Institutos un 
cu^tionario con el fin de esclarecer los siguientes puntos: cómo 
habían de organizarse en lo sucesivo los Institutos; las asigna- 
turas que debían ampliarse; cuáles establecerse y cuáles supri- 
mirse; su distribución en grupos ó cursos; duración del curso; 
clases que debían ser diarias y cuáles alternas; edad en que de- 
bían comenzar los estudios de Segunda Enseñanza y preparación 
necesaria para su ingreso; si convendría adaptar los estudios de 
Segunda Enseñanza á las diversas facultades de modo que las 
carreras pudieran distinguirse desde el período de Bachillerato; 
exámenes ó formas que podían sustituirlos con más ventajas 



ti 

para la aprobación de loe diversos cursos; del modo y condicio- 
nes necesarias para entrar en el Bachillerato; y, por último, 
del modo de ingresar en el profesorado de Segunda Enseñan- 
za, de los requisitos que debían llenarse, de los sueldos, pre- 
mios, categorías, ascensos y escalafón que debían establecerse. 

La invasión americana y la terminación del tardío gobierno 
autonómico hicieron imposible esa información, que de haberse 
llevado á cabo, pudo arrojar bastante luz sobre muchos proble- 
mas locales, referentes á la Segunda Enseñanza, que quedan 
aún por esclarecer, reclamando la atención y el estudio de los 
llamados á reorganizarla. 

A este intento siguió en 1899 el plan Lanuza. La situación 
transitoria del Gobierno interventor y la esperanza de la 
próxima constitución de la República, obligaron al ilustrado 
Secretario del General Brooke á no intentar alteraciones sus- 
tanciales en el plan que regía al terminarse la dominación 
española. Sus modificaciones se redujeron á la supresión de 
la asignatura de Religión, á sustituir la Historia de España 
por la de América y Cuba, á introducir la Instrucción cívica, 
á separar el estudio de la Aritmética y del Algebra, á prohibir 
el simultaneo de los cursos, á implantar ejercicios gimnásticos 
y calisténicos, y á fijar en doce años la edad de ingreso. 

A él se deben, en cambio, la regeneración moral del profe- 
sorado, la purificación del ambiente que aquí se respiraba, con 
el nombramiento de ese distinguido Claustro y el del Sr. San- 
guily para su dirección. Este eximio patriota imprimió á la 
marcha del establecimiento y a la disciplina escolar la integri- 
dad de su carácter, la sinceridad y la honradez de sus 
procedimientos, y, por eso, su breve paso por esta casa ha 
sido y será el período más brillante para el Instituto de la 
Habana. 

Entre todas las reformas de enseñanza secundaria, ninguna 
de más alcance y de más profunda penetración que las del 
Sr. Varona, porque desterraron de los Institutos la enseñanza 
clásica, cuyos inconvenientes hemos señalado; porque con ella 
vino á demandar á la ciencia moderna sus preciosos auxilios, 



SEGaON DE CIENCIAS 




Dr. Alejandro Mux6. Dr. Eduardo F. Plá. Sr. Bruno García Ayllón. 

Dr. Felipe García ('añ izares. Dr. Joaquín Rguez. Feo. Dr. Emilio Alamilla Requeijo. 



r 



13 

para mejorarlo todo en torno nuestro, y á la educación moder- 
na sus valiosos recursos para disciplinarnos. 

Estas modificaciones consistieron en fijar la edad de catorce 
años para el ingreso, en acreditar mediante un examen severo 
que se han cursado los estudios de la ensefianza elemental y 
superior, previniendo por medio de un curso preparatorio la 
deficiencia de la primera y la falta de organización de la supe- 
rior; en suprimir el latín; en reducir á un solo curso la Gra- 
mática Castellana; en trasladar para el curso preparatorio la 
Historia de América y de Cuba y la de Fisiología é Higiene; 
en aumentar un curso más de Física, y agregar otros de Fisio- 
logía, Biología y Cosmología. Alteró los procedimientos de 
exámenes de cada grupo, suprimió el examen de las asignatu- 
ras, reemplazándolo por los de grupo y modificó los ejercicios 
del grado de Bachiller en dos actos, uno oral y otro escrito. 

No es tiempo todavía para juzgar los resultados de este 
plan; sin embargo, si en él se introdujeran, conservando su 
elevado espíritu y sus tendencias, \ss alteraciones propuestas 
en sus dos informes anuales por el Sr. Sanguily, — en los que, 
como en todas sus obras, demuestra la plasticidad de su talento 
y su alteza de miras, — y otras que podrían indicar los profesores 
de los Institutos, que les haya sugerido su práctica, durante 
los dos afios que lleva de implantado, y se le imprimiese, en al- 
gunos puntos, el carácter pedagógico de que carece, no titu- 
bearíamos en afirmar que sus resultados habrían de superar al 
de todos los anteriores. 

Y podríamos esperar de él un verdadero y positivo pro- 
greso para nuestro país, como lo obtuvo Chile en 1875, con 
las reformas, que inspiradas en los mism'os principios introdujo 
Amunátegui, Ministro de Instrucción Pública, en los estudios 
de instrucción secundaria, dando mayor desarrollo á los cono- 
cimientos científicos. Desde esa fecha data el engrandecimiento 
de la república, que con la Argentina, se disputa la hegemo- 
nía de la América latina, á cuyo engrandecimiento, por nues- 
tra parte, debemos contribuir como valladar al predominio 
anglo-sajóu. 4, 



14 

La enseñanza secundaria atraviesa en la actualidad en al- 
gunos países, y especialmente en Francia, por una crisis muy 
alarmante para los gobiernos y para los pensadores. La po- 
blación escolar de los Liceos decrece de día en día y con ello 
resiéntese ya la cultura general, sobre todo en los departamen- 
tos y ciudades del interior. Con tal motivo, las Cámaras fran- 
cesas nombraron en 1899 una Comisión encargada de investi- 
gar la causa de esa decadencia y los medios de evitarla. 

Los ciento noventa y seis informes que recibió la Comisión 
de los hombres más eminentes de todos los partidos y de todas 
las profesiones, los notables trabajos y las discusiones del 
primer Congreso de la Segunda Enseñanza, celebrado en la 
Sorbona en 1900, demostraron que tal declinación obedece á 
causas de distintos órdenes políticos, administrativos y peda- 
gógicos. 

En Cuba pasa también la enseñanza secundaria por una 
crisis mucho más seria y más grave, por la falta de organiza- 
ción en la enseñanza primaria superior. Sus causas, más que 
de carácter político y pedagógico, son de orden administrativo 
y económico; pero el hecho es positivo, sus consecuencias cada 
día son más evidentes, y obligan de un modo imperioso á fijar 
en ellos la atención de nuestras Cámaras, llamadas á dar muy 
pronto una ley de Instrucción Pública. 

Estudiando el desenvolvimiento de la enseñanza de este 
Instituto desde su fundación, cotejando el número de alumnos 
inscriptos cada año con los de los- últimos cursos, encontramos 
estos hechos desconsoladores y significativos. 

Desde la fundación de este Instituto hasta la terminación 
del curso de 1901 á 1902, han pasado por él 49,430 alumnos; 
de los que obtuvieron el grado de Bachiller 6,690, el de Peri- 
tos Mercantiles 382, el de Profesores Mercantiles 3, Peritos 
Mecánicos 65, y de Peritos Químicos 78. 

El curso de mayor número de matriculados fué el de 1882 
á 83, que se elevó á 2,003, y el de menor fiíé el de 1899 á 1900, 
que se redujo á 298. 

En sus treinta y nueve años de funcionamiento, en catorce 



ESCUELA DE COMERaO. 




Dr. José Alfredo Bemal. 
Dr. Ignacio Remlrez. 



Dr. Antonio Mí Lazoaiio. 
Dr. José Garí'ia Baylleres. 



16 

riqueza agrícola, donde pudieran crearse industrias que á la 
larga acrecentaran su producción y su comercio. 

A la enseñanza comercial adscrita á este Instituto y refor- 
mada en 1900, pudiera agregársele una Escuela agrícola, una 
Escuela industrial, una Escuela náutica, una Escuela de mine- 
ría, y una Escuela normal, según las provincias, como se hizo 
en Septiembre de 1900 con las Escuelas de Agrimensura, es- 
tablecidas en los Institutos de Santiago de Cuba, Matanzas y 
Puerto Príncipe, utilizando los buenos y valiosos elementos de 
enseñanza que hoy tienen los Institutos^ lan asignaturas comu- 
nes y su actual personal docente. La supresión de algunos de 
los Institutos en estos momentos sería un paso hacia atrás dado 
en menoscabo de la República y en detrimento de su engran- 
decimiento y progreso. 

Réstanos indicar lo que por nuestra parte nos proponemos 
hacer en el próximo curso, para contener en cuanto sea posible 
esa crisis, despertar de nuevo la afición á los estudios serios 
entre nuestra juventud, y preparar una nueva generación de 
ciudadanos íntegros. 

La obra de la educación es una obra colectiva, en la que 
alumnos, padres y maestros tienen que aportar su contingente, 
y entre los cuales no debe faltar nunca la inteligencia, la soli- 
daridad y el afecto; cuando estas tres condiciones no se h^rma- 
manan, la labor para, los maestros es más difícil y sus resulta- 
dos menos seguros. 

Por desgracia, los padres se interesan poco en la educación 
de sus hijos, creen que cumplen su deber con proporcionarles 
el dinero para la inscripción, no se detienen nunca á p^n^aí la 
influencia beneficÍ€Éía que en el maestro, en todos lo^ aluppiuos, 
y en sus hijos sobre todo, habría dé producir su presencia en 
las aulas alguna que otra vez. 

Está por suceder la primera ocasión en que un padre haya 
concurrido á una aula, ó se haya acercado á la Dirección para en- 
terarse del adelanto de sus hijos; pocos son los que han visitado 
el Establecimiento y conocen sus elementos de enseñanza en lo 
que puede sostener la comparación, con los mejores de otros países. 



IDOIMAS, taquigrafía Y CAUSTENIA. 




Sr. I..eoMardo Jorrin. Sr. Ricardo Diago. Dr. Enrique M. Porto. 

Dr. Pedro V. Ragúes. Dr. Luis A. Baralt. Sr. Frank A. BeUucourt. 



17 

Para combatir esa indiferencia y asegurar la solidaridad de 
esa trinidad de padre, alumno y maestro, interesando a los pri- 
meros en la obra raeritísima de la educación, nos proponemos 
introducir los informes mensuales y las invitaciones persona- 
les á aquéllos, para que concurran á las lecciones teórico-prác- 
tieas de sus hijos. 

Con el apoyo del Secretario de Instrucción Pública conti- 
nuaremos las conferencias que tan brillantemente inició el se- 
ñor Sanguily, dando la preferencia á las ciencias de aplicación; 
abriremos cursos especiales nocturnos de Matemáticas, Física y 
Química para aquellos que sintieran necesidad de ampliar su 
instrucción, especialmente para los artesanos, como hacen en la 
actualidad en Francia las Universidades populares y en Ingla- 
terra la University extensión. 

Si con estos empeños lográsemos conjurar la crisis de la Se- 
gunda Enseñanza y sacarla de su marasmo actual, todos ha- 
bríamos cumplido nuestro deber y prestado un servicio á la 
patria. 



4i 
4c « 



Voy á terminar, Sr. Presidente de la República; pero no lo 
haré sin antes ofreceros en nombre de los profesores de este 
Instituto su concurso para la consolidación de las instituciones 
republicanas de nuestra patria, que más que de la habilidad é 
inteligencia de sus hijos, dependerá, como habéis dicho en 
vuestro primer Mensaje presidencial, de su educación física, in- 
telectual y moral, obra encomendada en primer término á la 
Escuela y despufe á los Institutos. 

Ellos, solemnemente prometen ante el altar de la patria, 
para que vuestra obra sea fecunda, para que el sol de la 
libertad ilumine eternamente en nuestro cielo y fecunde nues- 
tros campos, prepararos una generación de ciudadanos de espí- 
ritu justo, de conciencia recta, de voluntad fuerte y de corazón 
eminentemente cubano. 



MEMORIA DE LA SECRETARIA 



Curso de igoi á 1902 



POR EL SECRETARIO 



Enrique Hernández Miyares 



22 

En la Academia de Taquigrafía y Escritura en máquina, 
ingresaron en el curso á que nos referimos 72 alumnos, de loe 
cuales se examinaron en el mes de Junio, 29, incluidos ya en 
el número de actos verificados. 

Han verificado los ejercicios de grado de Bachiller en Letras 
y Ciencias durante el curso, 44 alumnos, y de Peritos taquí- 
grafos y Escribientes en máquina, 6. 

Han ingresado en el trascurso del año y procedentes de 
otros Institutos, 3 alumnos, y fueron trasladados de éste á 
otros, 3. 

Durante el año escolar se han expedido por Secretaría 26 
certificaciones oficiales y 12 personales, y se han proveído de 
sus correspondientes títulos á 69 alumnos, en esta forma: 29 de 
Bachiller en Letras y Ciencias, 26 de Bachiller del antiguo 
plan de estudios, 1 de Profesor Mercantil, 1 de Perito Químico, 
5 de Perito Mercantil, 1 de Piloto de Altura y 6 de Perito 
Taquígrafo y Escribiente en máquina. 

En el curso que ha terminado, la Biblioteca, que bien puede 
decirse que es una de las mejores de la Nación, ha tenido un 
aumento de 180 obras, de las cuales 20 han sido donadas y el 
resto adquiridas pol* el Establecimiento; y para el Gabinete de 
Física se han adquirido 34 aparatos de los más modernos. 

Por insuficiencia del local en que antes se hallaba, el Labo- 
ratorio de Química ha sido trasladado á una de las nuevas y 
más ventiladas aulas, en donde pueden con mayor luz y como- 
didad llevarse á cabo ahora los trabajos de experimentación. 

El Jardín Botánico ha sido atendido con todo esmero hasta 
el punto de embellecerlo y hacerlo más útil con la clásica y 
vulgar clasificación de sus variadas y numerosas plantas. 

Cuanto el edificio en que el Instituto se halla instalado, y 
que ya es estrecho é incómodo para el número de alumnos y el 
aumento de las cátedras, puede decirse con verdad, que, en 
cambio, ha sufrido grandes reformas para acondicionarlo á las 
mejores prescripciones higiénicas, y se le atiende, en lo que'á la 
limpieza y adorno se refiere, con todo esmero. 

Sólo me resta decir que el personal facultativo ha sufrido la 




^ .5 



'i i 



tí 



i 

m 

u 






> V, 

ll 



APÉNDICE 




nenoBMin db TnouiGRAPin 



jL cambio político que se inici6 con el cese de la soberanía de 
España y que había de culminar en la constitución de la 
República y en la creación de los organismos indispensables 
en todo Gobierno, para su ordenada marcha, abría un período 
de desenvolvimiento á la Taquigrafía, arte hasta entonces poco pro- 
dnctivo y al que no se había dado importancia alguna, & pesar de los 
esfuerzos que el Sr. Orellana hacía en su Academia particular. Así lo 
comprendió el Sr. Varona, Secretario de Instrucción Pública, y á su 
indicación se debió la orden número 107 publicada en la 0<u¡eta de 14 
de Marzo de 1900, por la que se creó en este Instituto una Academia 
de Taquigrafía y de Escritura en Máquina. 

Esta Academia está dividida en dos secciones: una de Taquigrafía 
á mano y en máquina; y otra de Máquina de escribir, en combina- 
ción con el Mimeógrafo de Edison. 

Los estudios se hacen en dos cursos, á los cuales precede un exa- 
men de ingreso, en el que los aspirantes han de demostrar que leen y 
escriben correctamente y que tienen conocimientos de Gramática Cas- 
tellana y en especial de Ortografía. ( Gaceta de 23 de Noviembre de 
1900.) Para ingresar en la Academia se exige tener catorce afios cum- 
plidos y menos de treinta y cinco. 

A la aprobación de los dos cursos se les expide el título correspon- 



2S 

diente, que ha de facilitarles el ingreso en las oficinas públicas y priva- 
das y que servirá á su vez á éstas, como garantía de idoneidad y capa- 
cidad del poseedor. 

La asistencia á la Academia es gratuita, los alumnos no tienen que 
abonar derecho alguno por la inscripción ni por los exámenes; hasta 
ahora la matrícula se ha limitado á cien alumnos por curso. Una dis- 
posición posterior hizo además obligatoria la asistencia á la Academia 
de Taquigrafía á los alumnos de la Escuela de Comercio. 

Desde el 1? de Abril de 1900, en que se inauguró, hasta la fecha 
ha tenido 334 alumnos, 128 del sexo femenino, 206 del sexo masculino 
y se han expedido 6 títulos. 

A pesar del poco tiempo de su creación, es tal el crédito de esta Aca- 
demia, que muchas oficinas particulares cuando necesitan jóvenes há- 
biles en la mecanografía, los solicitan del Director del Instituto, quien, 
como es natural, recomienda los más distinguidos de la referida Aca- 
demia y tiene ya colocados algunos. 

Sería muy conveniente, á fin de favorecer á las personas que por sus 
ocupaciones no pueden asistir á las clases de día, que se ampliara su 
enseñanza con una hora por la noche, por lo menos tree veces á la 
semana. 

La Academia se rige por el siguiente Reglamento: 

CAPITULO I 

OBJETO DE 1.A ACADEMIA 

Art. 1. La Academia de Taquigrafía y Escritura en máquina 
tiene por objeto facilitar gratuitamente la Enseñanza teórico-práctica 
del arte Taquigráfico y Escritura en máquina. 

Art. 2. La Academia de Taquigrafía y Escritura en máquina 
quedará instalada en el Instituto de Segunda Enseñanza de la ciudad 
de la Habana y constará de dos departamentos: uno para el curso de 
Taquigrafía á mano y Taquigrafía escrita en máquina, y el otro para 
el de máquina de escribir en combinación con el mimeógrafo de 
Edison. 

CAPITULO n 

DEL PROFESOR 

Art. 3. Corresponde al Profesor: 
Primero. Asistir con puntualidad á la Cátedra. 
Segundo. Conservar el orden y decoro debido entre sus discípulos. 
Terebro. Proponer al Director del Instituto cuantas mejoras y 
variaciones crea convenientes en favor de la Enseñanza y la Academia. 




s 



< 

D 






I 



29 

Art. 4. £1 Profesor estará á las órdenes del Director del Insti- 
tuto y ejecutará las que éste dicte en cuanto concierna á la ensefianza. 

Abt. 5. El Profesor podrá tomar en casos urgentes las providen- 
cias que juzgue oportunas relativas al buen orden y disciplina de la 
Academia poniéndolas inmediatamente en conocimiento del Director 
del Instituto. 

CAPITULO III 

DE LOS ALUMNOS 

Art. 6. El número de éstos no excederá de cien. 

Art. 7. Para ingresar en la Academia de Taquigrafía y Escritu- 
ra en máquina se necesita tener más de catorce años y menos de trein- 
ta y cinco y acreditar, mediante examen, los conocimientos siguientes: 

(a) Lectura. 

(b) Escritura. 

(c) Gramática Castellana y especialmente Ortografía. 
EBte examen se verificará ante el Profesor de la Academia. 

Abt. 8. Llenados todos estos requisitos, se proveerá al interesado 
de la matricula correspondiente, por la que no se exigirán derechos. 

Abt. 9. Para ser admitido como alumno de segundo año 6 prác- 
ticas, se necesita tener aprobado 6 aprobar el primero. 

Art. 10. La admisión de los alumnos de la Academia de Taqui- 
^íia tendrá lugar en la misma época que las de los demás alumnos 
del Instituto, á cuyo efecto se hará la convocatoria con la debida an- 
ticipación. 

Art. 11. Las solicitudes de los aspirantes deberán dirígii'se al 
Director del Instituto, escritas de su puño y letra, expresando en ella 
su nombre, apellidos y domicilio. Estas solicitudes, se admitirán en 
la Secretaría del Instituto de Segunda Enseñanza en el plazo fijado en 
el Art. 10. 

Art. 12. En dicha Secretaria se formarán hojas de matricula que 
86 unirán á los expedientes por años, sin perjuicio de trasladarlas á 
UB libro de "Rastro General/' 

Art. 13. Terminado el plazo para la admisión de solicitudes, el 
Krector del Instituto mandará extender al pie de una lista de los ma- 
triculados, acta formal do quedar cerrada la inscripción. De esta 
^8ta se sacarán tres copias autorizadas, que se entregarán una á la 
Secretaría de Instrucción Pública, otra al Profesor y otra quedará re- 
servada en la Secretaría del Instituto. 

Art. 14. Todos los alumnos deberán concurrir á la Academia á 
^ hora señalada. 

Art. 15. Todos los alumnos deben al Profesor obediencia y res- 



30 

peto y eetán obligados á cumplir exactamente sus 6rdeues, en cuanto 
concierne al buen oi*den de la clase y régimen de la Enseñanza. 

Art. 16. Ningún alumno podrá salir de la clase sin permiso del 
Profesor. 

Art. 17. El alumno que alterase el orden en la clase 6 cometiese 
alguna falta de respeto 6 obediencia al Profesor, será amonestado por 
éste. 

Art. 18. Si á pesar de la amonestación que el Profesor haga á los 
alumnos, hubiese alguno que tratase de alterar el orden ó relajar la 
disciplina de la Academia, quedará sujeto á las prescripciones de ca- 
rácter disciplinario que para los casos de faltas graves rijan en el 
Instituto. 

CAPITULO IV 

DEL ORDEN Y DURACIÓN DE LOS ESTUDIOS 

Atr. 19. Los cui-sos de Taquigrafía y Escritura en máquina en 
combinación con el M iraeógrafo Edison, serán dos, que empezarán el 
2 de Octubre y terminarán el 31 de Mayo. 

Art. 20. No se suspenderán las lecciones sino los domingos y 
días festivos. 

Art. 21. La clase será diaria y las lecciones durarán de dos á 
tres horas cada día y en la forma y con la distribución de tiempo que 
convenga al Profesor, poniéndose siempre de acuerdo con el Director 
del Instituto. 

CAPITULO V 

DE LOS EXÁMENES 

Art. 22. Al fin de cada año escolar y en los primeros días del 
mes de Junio, se celebi-arán exámenes de prueba de curso. Con la de- 
bida anticipación se señalarán el día y hora en que tendrán lugar. 
Este acto es público y por él no se exigirán derechos á los alumnos. 

Art. 23. Además de los alumnos de la Academia, serán admiti- 
dos á examen todos los que lo soliciten, á cuyo efecto deberán mani- 
festarlo así al Director del Instituto, por medio de una solicitud, en 
los últimos quince días del mes de Mayo. 

Art. 24. El Tribunal se compondrá del Profesor y dos personas 
entendidas en el art€ Taquigráfico y Escritura en máquina, que serán 
nombrados por el Secretario de Instrucción Pública. 

Art. 25. Los ejercicios de examen para los alumnos del primer 
año serán dos: uno teórico, y otro práctico. El primero consistiift 



31 

en contestar á las preguntas que el tribunal les dirija sobre la técnica 
Taquigráfica; y el segundo en escribir por espacio de cinco minutos en 
signos taquigráficos á mano y en la máquina taquigráfica lo que el 
Profesor ú otro individuo del tribunal les dictase, á una velocidad de 
sesenta y ochenta paliíbras por minuto. Para los de s^undo año 6 
práctica, el ejercicio será uno solo, que consistirá en escribir por es- 
pacio de diez minutos á una velocidad de ciento quince á ciento trein- 
ta palabras por minuto. 

Art. 26. Terminados los ejercicios de Escritura Taquigráfica, los 
examinandos procederán desde lu^o á traducir lo escrito, usando de 
la máquina de escribir, y estas traducciones, firmadas por los mismos, 
las irán entregando al Tribunal. 

Abt. 27. Además de los ejercicios á que se refieren los artículos 
anteriores, todos los examinandos están obligados á presentar al Tri- 
bunal algunos trabajos de escritura taquigráfica á mano y en la má- 
quina taquigráfica y escritura en máquina (de dos á tres folios), para 
que éste pueda formar mejor idea de sus conocimientos. 

Abt. 28. Terminados los exámenes, el Tribunal, en vista de la 
capacidad demostrada por los alumnos durante los ejercicios, resolverá 
si quedan aprobados (a), desaprobados (d), suspensos (s). 

Art. 29. A fin de que todos los taquígrafos y escribientes en má- 
quina puedan acreditar sus conocimientos y aptitud por medio de un 
documento fehaciente, se les proveerá de los correspondientes títulos 
de Perito Taquígrafo y escribiente en máquina, 6 de uno solo de ellos, 
si asi lo solicitaren, después de sufrir un examen general que consis- 
tirá, 8^:ún los casos, de uno solo ó de los dos ejercicios siguientes: 
en el primero, ó sea el taquigráfico, uno de los miembros del Tribunal 
recitará ó leerá en un libro por espacio de diez minutos lo que tenga 
por conveniente y sin más precipitación, ni pausa que las que de ordi- 
nario tenga por costumbre hacer. Después de tomar sus notas taqui- 
gráficas, el alumno será incomunicado por espacio de hora y media 
para que traduzca y ponga en escritura común dichas notas taqui- 
gráficas. 

£1 segundo ejercicio consistirá en escribir en máquina el alumno. 

Art. 30. Tanto el título de Perito taquígrafo como el de Escri- 
biente en máquina, 6 ambos á la vez, serán expedidos libre de derechos 
por el Director del Instituto. 

Art. 31. Podrán también obtener los títulos de Perito taquígrafo 
y Escribiente en máquina, 6 tan sólo el primero, todos los que sin ser 
alumnos de la Academia ni haber estudiado en ella lo solicitasen. No 
será obstáculo para ello tomar durante el examen las notas taquigrá- 
ficas por un sistema distinto al enseñado en la Academia. 



32 



CA PITILLO VI 

DISPOSICIÓN FINAL 

Art. 32. El Director del Instituto quedard encargado, como jefe 
del establecimiento al cnal está anexa la Academia, del exacto cumpli- 
miento de este Reglamento, consultando en los casos dudosos al Secreta- 
rio de Instrucción Pública. 

Habana 7 de Noviembre de 1900. — Enrique José Varona, Seere- 
tario de Instrueeión PuMiea. 



eoNPBRBNeins 

A fines del curso de 1900 & 1901, el 8r. Manuel Sanguily, que de- 
sempefiaba la dirección^ con el ñn de estimular y de completar la 
ensefianza de loe alumnos principiantes, así como de los más adelanta- 
dos, concibió el pensamiento de establecer conferencias una ve» 6 dos 
por semana, conñándofiíelas á personas competentes de fuera del Ins- 
tituto y también, naturalmente, á los profesores del mismo. • 

Para llevar á la práctica tan conveniente propósito, ocurrió al Se- 
cretario de Instrucción, Pública solicitando autorización para estable- 
cer las referidas conferencias á la que habfan de asistir los alumnos, 
suspendiéndose las clases el día en que aquellas tuvieran lugar, que 
á su juicio debieran ser los jueves, por. lo cual se le procuraba un ver- 
dadero descanso á los profesores y alumnos, sin perder éstos su tiempo 
ni dejar de concurrir al Establecimiento. 

El 8r. Sanguily, en apoyo de la conveniencia de la suspensión de 
las clases un día en la semana, recordaba que en los Estados Unidos, 
— ^al menos en las escuelas públicas- — además del domingo se suspen- 
dían las tareas escolares todos los sábados y que práctica semejante 
existía en nuestra Universidad con motivo de los ejercicios que se 
llamaban, por los días en que tenían lugar, juevinas y sahaivna». 

Igualmente pidió autorización para poder aplicar á los fondos del 
material científico asignado al Instituto, la cantidad correspondiente 
como remuneración al conferencista por sus trabajos; pues como con 
oportunidad decía, no sólo todo trabajo debe equitativamente retri- 
buirse, sino que fracasaría completamente quien intentase establecer 
con regularidad esas conferencias pretendiendo que se diesen gratis. 

El 9 de Abril de 1901 el Gobierno Militar le autorizó para estable- 
cer esa9 conferencias científicas y para que las gratificaciones, que no 
debían exceder de $15 moneda americana, figurasen en la nómina del 



38 

personal del iDstítiito y ee satieíacieseD con cargo al crédito consigna- 
do para material científico. 

Lae conferencias se inauguraron á principios del presente curso, — 
5 de Diciembre de 1901, — por el Sr. Varona, entonces Secretario de 
Instrucción Pública, y continuaron dándose con r^ularídad por los 
siguiente profesores: 

Dr. José A. González Lanuza: Origen natural del Derecho y factores 
principales de su evolución progresiva, 

Dr. Juan Guiteras: Los mosquitos y enfermedades que propagan. 

Dr. Aristides Agüero: Utüidadde la Química. 

Dr. Antonio Sánchez Bustamante: El dereeko de guerra moderno. 

Dr. Juan Yilaró: Conexiones morfológicas en los animales y las plantas. 

Dr. Tomás V. Coronado: Higiene escolar. 

Dr. Arístides Mestre: El eoncepU> de la especie en Biología y la doctri- 
na de Darmn, 

Dr. Eafael Pérez Vento: La célula nerviosa y la teoría de CajaL 

Dr. Emilio Alamilla: Telegrafía sin hilos. 

Dr. Tomás V. Coronado: Los infinitamente pequeños. 

Dr. Felipe García Cañizares: Estudio comparativo entre la vida de los 
animales y las plantas. 

Dr. Safael Montoro: La poesía liriea en el Siglo XIX. 

Con ésta terminó la serie de conferencias del curso de 1901 á 1902, 
que atrajeron al instituto á cuantas personas se interesan por el pro- 
greso del país y no niegan su concurso á todas las elevadas manifes- 
taciones de su cultura. 



GABINETE DE FÍSICA 

A fin de que la enseñanza de la Física, ciencia esencialmente expe- 
rimental, fuera una verdad, el primer Director de este Instituto, señor 
Bachiller y Morales, gestionó en 1864 la creación de este gabinete. A 
fuerza de grandes empeños consiguió dotarlo de ciento cincuenta y 
cuatro aparatos, que no tardaron en hacerse inservibles por la falta 
de cuidado. Cuando en 1888 el Dr. Claudio André se hizo cargo de 
)a cátedra de Física, llamó la atención del estado en que la mayor 
parte de aquellos se encontraba; así continuaron sin componerse ni 
repoperse hasta la época del Dr. Reynoso, en que se adquirieron, con 
nna parte de los derechos académicos, muchos de los que hoy contiene, 
se clasificaron, se colocaron en buenos anaqueles y se atendió con es- 
mero á su conservación, mediante el nombramiento de una persona 



34 

inteligente. En la actualidad desempeña el Sr. Arturo Cadaval el 
cargo de ayudante-conservador de este Gabinete. 

Durante el curso de 1901 á 1902 se adquirieron los siguientes apa- 
ratos: 

Un transformador Wydts-Bochefort número 4 con su condenBador 
seccionado reglable dando chispas de 50 centímetros. 
Un Interruptor rotativo Rochefort. 
Un Interruptor electrolítico Wehuelt. 
Un tubo sonoro de latón. 
Un tubo sonoro de harmónico, impares. 
Un tubo sonoro de harmónico, pares. 
Un aparato de Foucault. 
Un aparato de Kincque. 
Un resonador Oudin. 
Un tubo recto catódico. 
Un radio-conductor Branly. 
Un zócalo completo para idem. 
Un tubo Tesla. 
Un tubo de luz fría. 
Un radiómetro eléctrico. 
Veinticuatro tubos Cailletet. 
Veinticinco tubos para termómetros de mercurio. 
Veinticinco tubos para termómetros de alcohol. 
Seis prismas para líquido. 
Una Cámara clara de Wallaston. 
Trescientos sectores para máquina Wimchurst. 
Un Refractómetro Abbe. 
Un voltámetro de bolsillo. 
Un tubo vacío de Crookes. 
Un tubo vacío de Geissler. 
Un tubo de Crookes con cruz móvil. 
Un tubo de Puluj. 
Un reostato de tres polos. 
Un milliamperómetro de precisión. 
Un globo de vidrio para el esferómetro. 
Un aparato de Lavaud de Lestrade. 
Un aparato de Schwedoff. 
Un electrómetro Thomson Míu«H3art-Jouy. 
Un anillo Delezenne. 
Dos prismas de reflexión total. 
Un higrómetro Daniell. 



_ I 



35 

Diez metroB conductor de alta tensión. 
Cinco juegoa pesas cobre 100 gramos. 
Seis juegos pesas de aluminio de 1 gramo. 

MUSEO zeoLOGiee 

''ANTONIO MODESTO DEL VALLE B IZNAGA'' 

A las gestiones del señor Emilio Auber, catedrático que fué de 
Historia Natural y Vice-Director de este Instituto en los primeros 
años de su creación, se debió que en 27 de Febrero de 1868, el señor 
Antonio Modesto del Valle, cediese el magniñco gabinete de Historia 
Natural que poseía, y cuyo valor estimaba en diez mil pesos oro. 

Arrastrado por su patriotismo y por su amor al progreso intelec- 
tual de su país, el Sr. Valle sólo impuso como única condición, que 
los 480 pesos equivalentes al interés del capital, en que justipreciaba 
BU gabinete, se empleasen, durante veinte años, en costear el grado de 
Bachiller en artes, á los alumnos pobres que lo obtuviesen por opo- 
sición. 

En Mayo del mismo año, el Gobernador General de la Isla, aceptó 
esta cesión, haciéndose la traslación al local que ocupaba el Instituto 
inmediatamente, á reserva de lo que resolviera el Gobierno de Madrid. 

Por laB. O. de 25 de Agosto de 1868, la Reina no sólo admitió tan 
valioso presente, con las condiciones impaestas por el cesionario, sino 
que mandó que en lo sucesivo se denominase á este Museo Gabinete 
Vaile. Pero el Gobierno español no cumplió nunca lo pactado con 
el señor Valle, ni otorgó un solo grado de Bachiller libre de derechos, 
ni siquiera convocó á oposiciones. Con este motivo, en Octubre de 
1899, el señor Modesto del Valle y Duquesne, hijo del donante, ocu- 
rrió al Gobierno Interventor, para que cumpliese las condiciones de la 
donación, ya que todas sus gestiones cerca del Gobierno español ha- 
bían sido infructuosas. 

El Secretario de Instrucción Pública, señor Barreiro, dio oído á su 
justificada reclamación y mandó {Oaeeta del 3 de Abril de 1900) '*que 
por espacio de diez años^ el Instituto de la Habana concediera en cada 
uno de éstos, gratuitamente diez grados de Bachiller, cuyos títulos 
habían de recaer en escolares pobres y sobresalientes, mediante oposi- 
ción, y que se cambiase el nombre de Gabinete Valle, por el de An- 
tonio Modesto del Valle é Iznaga. 

Desde entonces cumple esta Dirección lo dispuesto en la referida 
Orden, y aunque se hizo á la terminación de los dos últimos cursos la 
convocatoria para las oposiciones entre los alumnos de Segunda Ense- 



36 

ñanza que habían terminado sas estudios, no se presentó ningün aspi- 
rante, quedando por lo tanto desiertos dichos ejercicios, como asi se 
hizo constar en las actas levantadas al efecto. 

Cuando el Museo de Valle se trasladó al Instituto, constaba de lo 
siguiente: 

Minerales, 800 ejemplares. 

Rocas, 600 idem. 

Colección tecnológica de minerales, 1,011. 

Piedras preciosas, 30 ejemplares. 

Piedra pulimentada, 50 idem. 

Fósiles, 600 idem. 

Un herbario compuesto de 800 plantas. 

Tres cajas con semillas de diferentes vegetales. 

250 ejemplares de mamíferos, aves y peces. 

Siete cajas de insectos. 

800 ejemplares de moluscos. 

38 zoófitos. 

Esqueletos de diferentes animales. 

La deficiencia del local por una parte, y la falta de una persona 
inteligente encargada de su cuidado, hicieron que muchos de esos 
ejemplares se destruyeran. 

Al Dr. Eéynoso se debió la traslación al amplio loóal en que hoy se 
encuentra, aunque deficiente todavía, y al Dr. Torralbas su clasifica- 
ción y conservación, durante algunos afios. A éste sustituyó en 1901 
el Dr. Eagués, quien, auxiliado por su ayudante Sr. Emiliano Mazón, 
y con sus conocimientos en los tres ramos de la Historia Natural, lo 
atienden y aumentan con nuevos ejemplares. Al presente consta de 
los siguientes objetos. 

Zoología 

Colección de mamíferos, 86 ejemplares. 

» de aves, 490 idem. 

» de reptiles, 30 idem. 

» de anfibios, 6 idem. 

» de peces, 44 idem. 

j> de insectos, 40 cajas. 

» de arácnidos, 1 idem. 

» de crustáceos, 45 idem. 

» de moluscos, 11,979 ejemplares. 
Animales varios en alcohol, 40 pomos. 
Colección de miriápodos, 1 caja. 

» de esqueletos, 30 ejemplares. 




o :^ 






S7 

Esqueleto humano, 1 ejemplar. 

Esqueletos de niños, 2 idem. 

Huevos de aves de gran tamafio, 3 idem. 

Dientes de mamíferos, 1 caja. 

Huesos de mamíferos, 2 idem. 

Cráneos humanos, 2. 

Cráneos de caribes (en yeso), 4. 

Columna vertebral de tiburón, 1. 

Espada del pez espada, 1. 

Sierra del pez espada, 3. 

Modelo de gran vértebra, 1. 

Colección de zoófitos, 150. 

Tenia en alcohol, 1. 

Erizo de mar en alcohol, 1. 

Dérmato esqueleto de insecto, 1. 

Crustáceo (macao en alcohol), 1. 

Cerebro humano en alcohol, 1. 

Mineralogía 

Colección de piedras preciosas, 1 caja. 

» de mineralogía, 1. 

» para enseñanza elemental, 1. 

» de rocas, 1. 

» de geología, 1. 

» de paleontología, 1. 
Estalactitas, 5 ejemplares. 
Maestra de sal gemma, 1. 
Maestra de arenas, 1. 

í^e 1899 á 1903, ha recibido las siguientes donaciones: 

Esqueleto humano (niño), donativo del señor Manuel Sanguily. 
Colección de esponjas cubanas, donativo del señor Pedro Ragúes. 
Colección de Minerales de Cuba, donativo del Sr. Emiliano Mazón. 
Tenia solium, donativo del señor G. Mendoza. 
Diadema antillarum (yeso), por el señor E. Mazón. 
Encéfalo humano en alcohol, por el Dr. Felipe García Cañizares. 
Microgaster flaviventris, por el Dr. Felipe García Cañizares. 
Clibanarius cubensis, por el Dr. Felipe García Cañizares. 

Desde 19 de Diciembre de 1899 á Enero de 1903, se adquirieron: 

Modelo de anñoxus, uno. 
» de aurelia aurita, una. 



38 

Modelo de estrella de mar, una« 
» de rana, una» 
9 de sanguijuela, una. 
» de crustáceo, uno. 
Colección de cuadros Deyolle, 23 cartoneSi 
» de anatomía humana, 12 idem. 

» de historia natural, 47 idem. 

» de enseñanza objetiva, 7 idem. 

Modelos en cera de anatomía, 2 ejemplares. 
Dermato esqueleto de insecto, 1 idem. 
Ejemplar de gato bicéfalo, 1 idem. 
Ejemplar de gato momiñcado por el calor, 1 idem. 

Modelos para la ciuefUima: 

Maniquí de hombre, pasta Auzoux. 
Maniquí de mujer, pasta Auzoux. 
Corazón humano, gran tamaño, uno. 
Oído humano, gran tamaño, uno. 
Lengua humana, gran tamaño, una. 
Fosas nasales, gran tamaño, una. 
Laringe, gran tamaño, una. 
Tronco, gran tamaño, uno. 
Aparato nervioso, uno. 
Cabeza frenológica en yeso, una. 
Maniquí de caballo, uno. 
Pata de caballo, una. 
Maniquí de pez, uno. 
Maniquí de gusano, uno. 
Maniquí de molusco, uno. 

Utileé para la enséñame^' 

Aparato Miguel, uno. 
Balanza de precisión, una. 
Colección de microbiología, una. 
Colección preparaciones idem, una. 
Colección de paleontología, una. 
Copas de cristal, 115. 
Frascos esmerilados, 112. 
Frascos de 18 litros capacidad, uno. 
Lactoscopio Donné, uno. 
Pomos cristal, sin tapa, cien. 



39 

Neceser Platner, uno. 

Neceser de preparaciones, uno. 

Caja de análisis, una. 

Caja de reactivos, una. 

Agnjas del aparato Ludovig, seis. 

Colección de tipos de cristales, dos. 

Goniómetro de Hauy, uno. 

Necesar de Fisiología Experimental, uno. 

MUSEO DB BOTANien 

Como la Biblioteca, fué fundado por su primer Director, Dr. Anto- 
nio Bachiller y Morales, en 1864, quien comenzó por reunir dos mil 
ejemplares, que después se aumentaron con 800 más y tres cajas de 
semillas de diferentes vegetales del Sr. Valle Iznaga. 

La separación de aquel ilustre cubano de su puesto dejó su obra 
incompleta; ni los que le siguieron en la Dirección, ni los que desem- 
peñaron la cátedra de Botánica, se ocuparon de clasificar los ejempla- 
res que formaban su rico herbario de plantas exóticas é indígenas. 

Hasta 1894 formó parte del Gabinete Valle, que comprendía los 
tres reinos de la Historia Natural; pero ese año el Dr. Reynoso lo se- 
paró, encargando al distinguido botánico cubano, Sr. Sebastián Mora- 
les, la restauración de las colecciones que yacían completamente aban- 
donadas, reclasifícándolas y supliendo con otros nuevos los ejemplares 
destniidoe por la acción del tiempo y del abandono. 

Cuando el Sr. Morales terminó su labor, quedó el Museo Botánico 
constituido de 25 muestrarios de flora exótica y 30 cajas de flora 
cubana. 

Ese mismo año, el Dr. Torralbas le agregó 180 ejemplares más, 
procedentes de dos herborizaciones que practicó en la finca Cacahual, 
cerca de Placetas, y en la del Arzobispo, en San Antonio de Río Blanco. 

Posteriormente el Dr. Torralbas obtuvo para este Museo, una co- 
lección de plantas preparadas por el Director del Kongl Botaniche 
Museum, de Berlín, compuesta de muchos ejemplares de la Flora de 
las demás Antillas, clasificadas por el citado Director, Dr. Urban y su 
compañero Sr. Crug, ratificada por otros especialistas de Europa y 
consideradas por esta circunstancia como prendas de verdadero mérito 
científico. 

En la actualidad consta de los siguientes objetos: 

Muestrario con plantas cubanas clasificadas, 32 cajas, 
ídem vacíos para idem, 24 idem. 



40 

Frutos cubanos en alcohol, 24 ejemplares. 

ídem ídem en cera, 183 ídem. 

Semillas de frutos cubanos, 105 pomos. 

Maderas cubanas, 7 ejemplares. 

Hoja de Palmera, 1 ídem. 

Hoja típica, 1 idem. 

Conos del pino, 5 idem. 

Colección de fósiles cubanos, 640 ejemplares. 

ídem de la ñora de Sajonia, 1 volumen. 

Muestrario con plantas exóticas, 1 caja. 

ídem con útiles varios, 31 cajas. 

ídem para llenar, 24 idem. 

Prensa para preparaciones, 1. 

Cuadros de paisajes cubanos, 2. 

Para este Museo se han recibido durante el afio las siguientes do- 
naciones: 

Pifia múltiple en alcohol (donación del SV. Coronel Scott). 

Fotografía de dicha pifia, 1. 

Fruto múltiple del maíz (donación del Sr. Carlos de la Ton-e). 

Muestra de cera vegetal (donación del Sr. E. Mazón), 1. 

Frutos y semillas cubanas conservadas en alcohol (donación del 
Dr. Felipe García Cafiizares). 

18 pomos pequefios. 

Colección de mangos en alcohol (donación del Dr. Felipe García 
Cafiizares). 

Semilla múltiple del mamey (donación del Dr. Felipe García Ca- 
ñizares). 

Álbum de la flora cubana (donación del Dr. José I. Torralbas). 

Muestra de Hongo natural (donación del Dr. Felipe G. Cafiizares). 

Teratología vegetal, hojas sepaloide (Rosa Centifolia), 1 ejempar 
(donación del Dr. F. G. Cafiizares). 




Dr. SEBASTIAN A* MORALES- 

Orgardzador del Museo Botánico. 



f 



41 
MUSBA GONDLAeH 

El 5 de Enero de 1889 arribó á las playas de Cuba la Comisión que 
envió la Sociedad de Historia Natural de Oassel á estudiar la flora y 
íaana de Surinam; componíanla el botánico Eduardo Otto, el médico 
Luis Pfeiffer y el zoólogo Juan Gundlach. Encantado éste con la 
espléndida naturaleza de Cuba, con la inmensa riqueza de su fauna, 
que clamaba por un paciente y sabio investigador, y seducido por la 
hospitalidad que generosamente le brindó el Sr. Simón de Cárdenas y 
continuó dispensándole el hijo político de aquél, Sr. Enrique Diago, 
decidió quedarse en esta Isla y comenzar sus estudios de Ornitología, 
rama de la Zool<^ía á la que consagró su especial dedicación. 

Se estableció en el ingenio Fermina^ dando principio á la colección 
que, cincuenta años después, había de ser el mejor y más completo 
museo zoológico de Cuba y que hoy muestra este Instituto con satis- 
facción inmensa al extranjero, como un elevado exponente de la cul- 
tura de nuestro país. 

Cuando el Dr. Gunlach vino á Cuba no era un desconocido para la 
ciencia. Joven aún, de 29 afíos, ya se había distinguido como estu- 
diante de la Universidad de Macburgo, la ciudad de su nacimiento, 
de cuyo museo fué durante algún tiempo conservador y preparador, 
donde se hizo un hábil taxidérmico y donde obtuvo, en 1838, el grado 
de Doctor en Filoeoña. 

Fruto del estudio y de la labor perseverante del Dr. Gundlach, 
además de este museo, calificado como el mejor de la Isla y como el 
ánico en su especie, porque la mayor parte de los ejemplares que en- 
cierra fueron los que sirvieron para la clasificación y descripción de 
las innumerables especies nuevas descubiertas por él, se cuentan los 
numerosos trabajos que publicó en castellano y en alemán, en revistas 
y periódicos. Primero aparecieron los catálogos de los mamíferos, 
aves y reptiles cubanos, en el Repertorio Físico Natural de la Isla de 
Cuba; más tarde sus Contribuciones á la Maminalogiay Ornüologia y 
BerpOologia Cubana, publicadas por la Academia de Ciencias de la Ha- 
bana, y los ApuTites para la Fauna de Puerto Rico, en los Analee de la 
Sociedad Española de Historia Natural, de cuyas Sociedades fué socio de 
mérito y corresponsal respectivamente. La mayor parte de las corpo- 
mciones extranjeras consagradas al estudio de las ciencias naturales le 
contaban entre sus miembros. 

El museo del Dr. Gundlach constituyó la parte principal de las co- 
lecciones cubanas que figuraron en la exposición de París de 1867, 
obteniendo en aquel certamen universal una medalla de oro y del Go- 
bierno español la Cruz de Carlos III. En los Anales de la Sociedad 



42 

Entomológica de Francia de aquella fecha se dijo de la colección de 
insectos del Dr. Gundlach, que era la más notable de cuantas se ex- 
pusieron. 

Conocedor el Dr. Femando Reynoso, Director entonces de este 
Instituto, de las valiosas colecciones de Gundlach, que fueron tasadas 
en diez mil pesos cuando se enviaron á la referida exposición, y sabe- 
dor, por otra parte, de que el Dr. Gundlach, deseoso de que su obra de 
cincuenta y dos años de constante labor, no se perdiese para la ciencia 
y para el país, habla resuelto cederla á algún establecimiento docente, 
hizo gestiones para que fuese el Instituto de Segunda Enseñanza el pre- 
ferido. Sus propósitos se vieron coronados del mayor éxito, mediante 
ciertas condiciones, que ponen de relieve la grandeza de mira, el alma 
pura y el corazón noble y generoso del extranjero que con su ciencia 
ilustró los anales de nuestra Historia. 

La primera y más precisa condición, fué que el Museo permanecie- 
se siempre en el Instituto de Segunda Enseñanza de la Habana con el 
camcter de Museo público y de la propiedad del Gobierno. Como el 
Dr. Gundlach deseaba terminar sus días en su museo, conservando y 
aumentando sus colecciones, pedía se le nombrase conservador de él, 
con la pensión ó sueldo que tuviese á bien señalársele, y queriendo al 
mismo tiempo satisfacer una deuda de gmtitud, quería que en caso de 
fallecer antes de devengar por sus sueldos la cantidad de $8,000 se le 
entregase la diferencia, entre éstos y los que hubiese cobrado por sus 
sueldos, á los herederos de don Enrique Diago y Zayas. 

El Director del Instituto, el Decano de la Facultad de Ciencias, 
D. Felipe Poey, y el Rector de la Universidad, Dr. Fernando Gonzá- 
lez del Valle, recomendaron con calor al Gobienio General la adquisi- 
ción del referido Museo. Este, antes de resolver comisionó á los doc- 
tores Joaquín E. Lastres, Decano de la Facultad de Farmacia, y D. 
Juan Vilaró y Díaz, Catedrático de Historia Natural de la Universi- 
dad, pai*a que previa inspección ocular del Museo, informasen del 
número de objetos que contenía, del estado de conservación en que se 
hallaba y de su valor aproximativo. 

Como no podía menos de esperarse, estos dos competentes y dis- 
tinguidos profesores de la Universidad, aconsejaron al Gobierno Ge- 
neral la adquisición de este Museo. Del extenso informe de los Doc- 
tores Lastres y Vilaró, que se conservan en el Archivo, tomamos la 
siguiente relación de los ejemplares que contenía y los cuales se con- 
servan con esmerada atención: 




Dr* JUAN GUNDLACH. 

(1810-1896.) 



43 

MAMÍFEROS 

Comprende 22 especies, representadas por 37 individuos, del modo 
siguiente: 

Quiroptero 6 MureiélagoSj las 16 especies conocidas, expresadas en 
24 individuos. 

Insectívoros, Cuenta en éstos el Solenodón Cubanus Petera. Dicho 
Almiqui de Poey. Tejón en Bayamo. Un macho y una hembra. Ejem- 
plares valiosísimos para la ciencia, que alcanzan precio muy alto por 
lo difícil de su adquisición. 

Roedorett. Su representación es completa, en esta forma: 

Hutía conga. Dicha también H. Valenzuela y H. Mandinga, 3 
ejemplares, 1 típico, 1 medio albino 1 variedad negra. 

Hutía earabalí. Nombrada también H. ratón, íj. mono, 3 ejempla- 
res, 2 típicos, 1 albino. 

Hutía andaraz. 1 ejemplar del tipo específico. 

Ratón. 2 ejemplares, 1 típico, normal, 1 albino. 

Gnayabito. También nombrado RatoncitiO. 2 ejemplares, 1 del 
tipo normal, 1 albino. 

AVES 

En esta vasta clase están representadas todas las especies cubanas 
que se conocen y han sido determinadas tanto las indígenas como las 
sedentarias y las de paso. 

ORDENES. FAMILIAS. ESPECIES. EJEMPLARES. 



r 1 Vulturidae. 1 3 

Rapaces < 2 Falconidae. 15 42 

( 3 Strigidae. 5 6 

4 Lanudae. 6 G 

5 Furdidae. 11 14 

6 Sylvudae. 2 2 

7 Sylvicolidae. 29 56 

8 Tanagridae. 3 8 

9 Tyrannidae. 11 16 
10 Muscicapidae. 2 2 

Paserinas 6 Pájaros ^11 Hirundinidae. 5 10 

12 Cypselidae. 3 9 

13 Caprimulgidae. 4 9 

14 Fringillidae. 10 25 

15 Icteridae. 11 22 

16 Corvidae. 2 2 

17 Dacnididae 1 3 
^18 Alcedinidae. 2 4 



44 



ORDENAS. 



VAMlLÍAfi. 



ESPECIES. EJEHPLABBft. 



Zumbadoras 19 Trochilidae. 

Trepadoroé 20 Picidae. 



Pneudotrepaditras . 



í 21 Cuculidae. 
( 22 Trogonidae. 

Prensoras 23 Psittacidae 

Columbinas 24 Columbidae. 

Gallináceas 25 Tretaonidse 



26 Gruüdae. 

27 Ardeidae. 

28 Plataleídae. 
< Zancudas \ 29 Tantalidae. 

30 Scoiopacidae. 

31 Charadridae. 

32 Rallidae. 






o 



v u. jí-j„ í 33 Colymbidae. 

ZamlmUtdoras. lo,!-»!. i. •> 

A„-,./.-,«.^„. ■{ 34 Phoenicopterulae. 

T . (36 Larídae. 

^'^V^^ {37 Procellaridae. 

, Totipalmas 38 Pelecanidae. 



3 

6 



3 

12 

1 

1 
14 

1 

3 
22 

9 
12 

2 

1 
22 
12 

2 

8 



13 
15 

13 
1 

15 
22 

8 

1 
23 

2 

7 

31 

16 

22 

11 
2 

41 

25 
2 

18 



Totales 263 



526 



A esta riqueza numérica, hay que agregar el valor de algunos ejem- 
plares adultos, jóvenes y poUuelos. Sirvan de caso, los 9 cernícalos, 
que muestran los tonos variados de su plumaje, desde el más claro al 
más oscuro, en ambos sexos; los ejemplos de Albinvftno en el Zorzal 
realy el Bobiio, el Tomeguin de la tierra, el Carpintero verde y particular- 
mente el Judio, que exhibe cuatro variedades albinas; los ejemplos de 
Melanismo, que muestran el Carpintero y la Cotorra, 

No imponen menor consideración los individuos de gran talla, que 
en cantidad también crecida, cuenta esta sección ornitológica. Así: 
en los Rapaces, entre Auras, Carairas, Gavilanes y Lechuzas, pasan de 
30; en las columbinas, de 20; en las zancudas y nadadoras, de 100, 
entre Grullas, Garzas, Flamencos, Patos, Cayamas, Guanana^s, Gaviotas, 
Pamperos, Alcatraces, Corúas, Rabihorcados, etc., etc. 

Los huevos suman 182, correspondientes á 105 especies, perfecta- 
mente determinados y conservados. 

Los nidos son 19, de los más curiosos. 

Una colección — no digamos igual, que no e^s posible — siquiera aná- 
loga en calidad y en número, no se obtendría por $10,000. 



45 

RBFTILE8 

Esta clase está representada por todas las especies cubanas cono- 
cidas—que suman 42 — dando un total de 70 individuos, conservados 
en alcohol 6 disecados; 7 huevos de Jicotea, Carey, Jubo, Cocodrilos, 
Iguana, 

ANFIBIOS 

Las 6 especies cubanas que corresponden á esta clase, están expre- 
sadas por 13 ejemplares, bien conservados. 

MOLUSCOS 

Esta rama está representada por 565 especies terrestres, 32 fluviá- 
tiles y 603 marinas, que dan un total de 1,200 especies. 

ABTBÓPODOS 

Todos los órdenes de la rama de articulados 6 Artrópodos, están 
ricamente representadas en la colección, en particular los Hexápodos 
ó Insectos. Tampoco podemos detallar y nos reducimos de presente 
al total de especies en cada orden. Así tenemos: 

Crustáceos S4^ 

Miriápodos 150 

Arácnidos 150 

Coleópteros 1,954 

Ortópteros 120-{ especies. 

Hemípteros 400 

Himenópteros 360 

lepidópteros 632 

Neurópteros 102^ 



Total 3,802 especies. 

En la gran mayoría de casos, están representados ambos sexos en 
<»<ia especie." 



El 22 de Abril de 1890 el Gobernador General acordó elevar el ex- 
pediente al Ministro de Ultramar para su resolución, pero vanándose 
la cláusula del contrato de manera que se reconociese en todo tiempo 
que el Museo sería propiedad del Gk)bierno cualquiera que fuesen las 
vicisitudes por que pudiera pasar el Instituto de la Habana, permane- 
ciendo, DO obstante, en él, mientras exista el Establecimiento y reser- 
vándose el Gobierno el derecho de trasladar el Museo á otro Cuerpo 
cientifíco si se efectuase en lo adelante alguna reforma en la enseñan- 
za y por razón de ella se suprimiese el Instituto, pero siempre con la 



46 

condición de que el Museo habla de conservar el car&cter de público 
con que se cede, donde quiera que por esa circunstancia se instalase. 

Como el Dr. Gundlach quería que ese monumento levantado á la 
ciencia por su único esfuerzo y por su amor, nunca inquebrantable al 
estudio, no saliere jamás de su patria adoptiva; aceptó esa modifica- 
ción siempre que en la escritura se estipulase que la colección se que- 
daría siempre en la Isla de Cuba. 

El 8 de Abril de 1892 el Gobierno Supremo aprobó la adquisición 
del Museo Gundlach, pero teniendo en cuenta que los derechos acadé- 
micos devengados por el Instituto desde el curso de 1880 al de 1892 
produjeron $103.785 y que la mitad de esa cantidad 6 sea $51,894-50 
que debieron quedar en beneficio de este Establecimiento después de 
repartida la otra mitad, entre los catedráticos como dispone el artículo 
151 del Reglamento, unida á la de $16,550, á que próximamente 
ascendió la consignación de material de Gabinetes y que figuró en to- 
dos los presupuestos desde el año 1880 hasta 1892, daban un total de 
$68,444-50, con los cuales pudo cubrirae con holgura las atencioues del 
Instituto, sin necesidad de acudir á recursos extraordinarios para la 
adquisición del Museo del Dr. Gundlach, mandó que éste se hiciese 
con los productos de los derechos de exámenes del curso de 1891 á 
1892. El 7 de Diciembre de 1892 se extendió la escritura de compra, 
que suscribieron por una parte el Dr. Gundlach y por otra los docto- 
res Juan Vilaró y Fernando Reynoso. 

A la muerte del Dr. Gundlach, el 15 de Marzo de 1896, le sucedió 
en el puesto de Conservador del Museo el Dr. José I. Tori*albas, que 
desde dos años antes venía siendo su auxiliar y es no sólo un distingui- 
do naturalista, sino igualmente uno de los más hábiles taxidérmicos. 

Al pasar éste en 1901, á la Universidad, como catedrático auxiliar 
de Ciencias y Director de su Museo de Historia Natural, se nombró 
para reemplazarle, al Dr. Pedro Acaldes Ragúes. 

El Museo contiene los siguiente» objetos, distribuidos del modo 
siguiente: 

Colección de mamíferos, 38 ejemplares. 

)) de aves, 580 idem. 

» de huevos de aves, 213 idem. 

» de nidos de aves, 19 idem. 

» de reptiles, 13 idem. 

» de reptiles en alcohol, 84 idem. 

» de anfibios en alcohol, 10 idem. 

» de huevos en alcohol, 8 idem, 

» de peces, 96 idem. 




í 



M 



S 






48 

Cuba; promovió relaciones con loe botánicos extranjeros y el cange mu- 
tuo de las especies, dando ast á conocer la Flora cubana en el exterior. 

A la Sagra sustituyó Pedro A. Auber y & éste su hijo Emilio, que 
fué m&s tarde profesor de Historia Natural de este" Instituto, reem> 
plazándole entonces en la dirección del Jardín otro botánico práctioo, 
el 8r. Fernando Ayunta; fruto de su provechosa labor fué la publica- 
ción del Catálogo de las plantas existentes en el Jardín en aquella 
época. 

Con la muerte de Ayunta y la traslación del Jardín á la Quinta de 
los Molinos en 1864 y su agregación á la Escuela Profesional, comenzó 
un período de decadencia y abandono tales, que convirtióse de centro 
de enseñanza en finca de explotación y de placer de las autoridades. 

Al incorporarse en Noviembre de 1870 la Escuela Profesional al 
Instituto de Segunda Enseñanza, dispuso el Grobemador Gtoneralque la 
cantidad que venía asignándose en el presupuesto de Estado para Jardín 
Botánico figurase en el del Municipio de esta ciudad. Como era natu- 
ral, esta Corporación se negó á aceptar esa obligación y entabló su 
recurso ante el Gobierno de Madrid; mientras éste resolvía, el Jardín 
continuó en el mayor desamparo, sin una persona inteligente que lo 
dirigiera y conservase por lo menos las especies ya sembradas. 

El 26 de Mayo de 1871 el Ministro de Ultramar, comunicó al Go- 
bernador General la Real Orden por la cual se resolvía que ni por el 
origen de su fundación, ni por las visicitudes que había experimenta- 
do su organización, ni por su aplicación, se podía considerar que co- 
rrespondiese á los fondos municipales su sostenimiento y que por ser 
un servicio de carácter general, era el Estado el obligado á sufragarlo. 
Por esa misma Real Orden se encargaba al Director del Instituto, que 
lo era antes de las Escuelas Profesionales, de la administración y go- 
bierno del referido Jardín y al catedrático de Historia Natural del 
Instituto y al de la Sección de Ciencias de los estudios de ampliación 
en la Universidad, para que juntos y de común acuerdo, se hicieran 
cargo de la dirección práctica, facultativa y científica, corriendo de su 
cargo la formación de los catálogos del Museo y herbarios, que habían 
de utilizar para la enseñanza práctica de sus respectivos discípulos. 

El 10 de Junio de 1871, al reunirse los profesores de la Universi- 
dad, doctores Caro y Aguilera, con el de este Instituto, 8r. Auber, 
para dar cumplimiento á esa Real Orden, acordaron exponer al Go- 
bierno, que la cantidad de 5,000 pesetas fijadas para los gastos de ma- 
terial era insuficiente pai-a la conservación y fomento del Jardín Bo- 
tánico, por lo que pidieron la duplicación de la referida asignación y 
la construcción de un edificio de mampostería para los herbarios, y 
otras mejoras indispensables para la enseñanza. 



49 

Asi continuó el Jardfn sin que las peticiones de sus nuevos Direc- 
tores fueran atendidas, y sin que en 61 se dieran los cursos prácticos 
de Botánica, hasta Octubre de 1874, en que el Poder Ejecutivo dispu- 
so se hiciera cargo de él el ingeniero de m9ntes del Distrito de la Ha- 
bana. En Junio del siguiente año los profesores de la Universidad y 
del Instituto pidieron al Gobernador General la derogación de esta 
Orden por ofrecer gravísimos inconvenientes para la enseñanza y por 
U íbIía de armonía entre dos direcciones técnicas de opuestos intereses. 
Se negó también esta petición, y desde entonces los profesores de 
ambos establecimientos docentes se desatendieron, por completo del 
cuidado del Jardín Botánico, y la enseñanza de la Botánica continuó 
siendo puramente teórica, sin que los alumnos concurriesen á él, ni 
cstadiasen una planta al natural. 

No era posible que así continuase la enseñanza, ni que el Claustro 
de la Facultad de Ciencias con su indiferencia, sancionase tal abando- 
no, que había de perjudicar á la educación científica de la juventud, 
precisamente en momentos en que la enseñanza de las Ciencias natu- 
rales en todas las universidades revestía un carácter eminentemente 
práctico y de observación; así fué que en Junio de 1886 ese Claustro 
solicitó del Grobiemo General, que el Jardín Botánico pasase á ser una 
dependencia del Claustro universitario. Esta vez, más feliz en sus 
gestiones, consiguió que el Gobierno accediese á sus deseos, y que para 
BU conservación, á más de la cantidad asignada en el presupuesto, 
86 le agregase la parte proporcional del material científico, de las res- 
pectivas facultades y del Instituto, que á juicio del Rectorado fuesen 
necesarias. 

Con este cambio mejoró, aunque temporalmente, la situación del 
Jardín. Se le colocó la reja de hierro que antes rodeaba el llamado 
Campo de Marte, cedida por el Ayuntamiento, pues completamente 
^bia perdido la reja de madera que le circundaba; con esta mejora se 
le puso á cubierto de violencias exteriores. 

No obstante, cada vez iba decayendo más y más el Jardín Botáni- 
co, & causa de los inconvenientes que á su administración y fomento 
ofrecían la dirección de distintas personas con atribuciones análogas 
^ne esterilizaban el esfuerzo de todas y mataban el estímulo de tan 
maravillosos resultados en todas las obras humanas. Así lo com- 
prendió el Dr. Femando Beynoso, Director entonces de este Instituto, 
y pidió en Mayo de 1897 se le cediese á este establecimiento de ense- 
ñanza la mitad del terreno que ocupaba el referido Jardín Botánico, 
para que pudiera organizarlo con entera independencia y pudiera de* 
arrollar con el criterio científico que creyera más procedente, á los 
finea de la enseñanza en primer lugar, y al mejor ornato de la ciudad. 



50 

El 10 de Mayo de 1897, el Gobierno General accedió á la solicitud 
del Director de este Instituto, trasmitiéndole por conducto del señor 
Rector la siguiente comunicación, que como fuente de derecho á la 
propiedad que tiene este Instituto, reproducimos ínt^ra, á fin de que, 
por ningún motivo, se le prive de lo que en justicia le corresponde y 
le es de todo punto indispensable para la enseñanza práctica de la 
Botánica. Dice así: **La Secretaría General, con fecha 10 del ac- 
tual, dice al Rector lo siguiente: Excmo. Sr. : En vista de la comu- 
nicación de V. E. de 19 de Abril próximo pasado, dando cuenta de 
haber cedido al Instituto de esta capital una parte del terreno que 
ocupa el Jardín Botánico, en armonía de lo resuelto en principio por 
este Gobierno y por acuerdo del 7 del actual, se ha servido aprobar 
todo lo actuado y declarar de la pertenencia de este Instituto de la 
Habana, la parcela de terreno señalado en el plano remitido por ese 
Rectorado y que obra en el expediente, pudiendo este último centro 
de enseñanza realizar las obras necesarias y adoptar cuantas medidas 
crea oportunas, para el fin á que se destina la nueva adquisición; y 
que corresponde al Jefe del Distrito Universitario, sobre todo los es- 
tablecimientos de enseñanza, conforme lo preceptuado en el R^la- 
mento. Lo que de orden de S. E. I. tengo el honor de trasladar á 
usted para su conocimiento y efectos procedentes. Dios guarde á 
usted muchos años. Habana, 17 de Mayo de 1897." 

Con el nombramiento del Dr. Felipe García Cañizares, para la cá- 
tedra de Historia Natural y Director del Jardín Botánico del Institu- 
to, entró éste en un período de renacimiento y prosperidad, como en 
los primeros tiempos de su fundación; así lo hacen esperar las reformas 
de que ha sido objeto. 

Con este distinguido profesor comenzáronse las clases prácticas de 
Botánica y hoy se encuentra ya más de la mitad del jardín con sus 
calles enarenadas y trazadas á cordel. Donde no había una sola clasifi- 
cación, se ven ya centenares de plantas clasificadas y rotuladas con 
arreglo á la Nomenclatura Botánica vigente, las cuales van agrupán- 
dose conforme lo reclaman la exigencias del estudio. 

El modesto jardín de este Instituto va cada día enriqueciéndose 
con plantas indígenas cedidas graciosamente por algunos campesinos 
á petición del Profesor, y es de esperarse que antes de la terminación 
del próximo curso, quedará concluida dicha obra de regeneración, si 
como confiamos la Secretaría de Intrucción Pública, viendo los esfuer- 
zos realizados, proporciona un pequeño crédito de $500 oro, necesarios 
para terminar en el breve plazo de cuatro meses los trabajos de repa- 
ración indispensables en la otra mitad del jardín no arreglada todavía. 

Está abierto para el público los sábados y domingos de 2 á 5 p. m. 




CALLE DE PALMAS EN EL JARDÍN BOTÁNICO DEL INSTITUTO* 



51 
BIBLIOTBen 

Débese la Biblioteca de este Instituto á la iniciativa de su primer 
Director, Sr. D. Antonio Bachiller y Morales. Comenzó su fomento 
en 1865; con los donativos de distintas corporaciones y particulares y 
fué paulatinamente enriqueciéndose con nuevos libros hasta contar 
hoy con 10,386 volúmenes. 

En 1900, el Sr. Sanguily, por sus gestiones personales con el Gene- 
ral Wood, obtuvo un crédito de $ 3,000 para comprar la Biblioteca del 
Sr. José María de Cárdenas, compuesta de 4,281 volúmenes encuader- 
nados y sobre 1,200 á la rústica de obras de Historia, Literatura y 
Filosofía, algunas de gran mérito, como la colección de libros sobre 
América, la de los clásicos griegos, latinos, españoles y franceses, la 
de diccionarios y no pocos libros raros y curiosos de inapreciable va- 
lor, entre éstos una edición del QuijotCy de 1605. El Instituto hizo 
una magnifica adquisición, y al Sr. Sanguily deben agradecérsele los es- 
fuerzos que realizó para que esta Biblioteca, fruto de la labor y la per- 
severancia de un cubano distinguido, se conservase para el país. 

En 1901, el Sr. Sanguily, con parte de la asignación del material 
científico, adquirió 322 volúmenes, de los que formaban la Biblioteca 
del que fué catedrático de este Instituto, Sr. Vilanova, después de un 
informe de los Dres. Bemal, Remírez y García Baylleres, en el que se 
recomendaba su adquisición. 

Entre las obras manuscritas que encierra esta Biblioteca, no pode- 
mos dejar de mencionar los primitivos originales de la Ictiología 
ctdnina, escrita por el eminente profesor, decano de la Facultad de 
Ciencias de nuestra Universidad, el inolvidable D. Felipe Poey. Se 
guardan como un valioso tesoro y se muestran con orgullo á los ex- 
tranjeros que visitan el establecimiento, coleccionados y bien encua- 
dernados en veinte tomos, de folio mayor, el Atlas, y en diez tomos, 
en cuarto menor, el texto. 

Las láminas del Atlas fueron puestas en limpio, formando diez to- 
mos de 450 milímetros de alto, por 324 de ancho y acompañadas de 
dos tomos folio español de texto, se enviaron en 1884 á la Exposición 
colonial de Amsterdan, donde mereció á su autor una medalla de oro 
y el título de Caballero de la Orden del León Nerlandés, otorga- 
do por su Majestad el Eey de los Países Bajos. 

En la obra se dan á conocer 800 especies de peces pertenecientes á 
las costas de Cuba, principalmente á las de las aguas de la Habana y 
Matanzas, exploradas por Poey, casi diariamente, en el curso de cin- 
cuenta años. 

Contiene mil cuarenta láminas, en la cual figuran 770 especies de- 



52 

lineadas con exactitud y presentadas en 1,300 individuos de todos ta- 
maños, sacados del natural por el autor. Contiene además numerosas 
ilusti'aciones de esqueletos y visceras. De las especies descritas 300 
fueron nuevas para la Ciencia. En 1884 el Gobierno español compró 
el manuscrito de esta obra, estipulando que los borradores del texto y 
las láminas permaneciesen en poder del autor los días que le quedasen 
de vida y que á su fallecimiento se depositasen en la Biblioteca de la 
Sociedad Económica de Amigos del Paf s, con la condición de no poder 
imprimirlos por ser un derecho reservado al Estado. 

En 1890, viendo el autor que la Sociedad Económica de Amigos 
del País no tenia recursos suñcientes para conservar en buen estado y 
encuadernar esos borradores, que son en realidad los primitivos origi- 
nales, aceptó en beneficio del público, la proposición del Director en- 
tonces de este Instituto, Sr. Dr. Fernando Reynoso, de encuadernar 
dignamente la obra, á costa del referido Establecimiento y conservarla 
como propiedad del Estado. 

Bien pudiera el Grobiemo de la República, con la intervención de 
su representante en Madrid, gestionar del Gobierno de España la com- 
petente autorización para publicar esta notable obra, la de más alcan- 
ce, entre las de carácter científico escrita en Cuba y por un cubano. 
Esta publicación debe hacerse con el cotejo del texto manuscrito en 
dos tomos en folio, depositado en la Biblioteca de la Sociedad de His- 
toria Natural de Madrid, porque el texto del ejemplar que existe en 
este Instituto lo consideraba el autor incompleto y falto de corrección. 

La Biblioteca está abierta para el público todos los días lectivos de 
8 á 11 a, m. y de 1 á 5 p. m. 

Durapte el curso de 1901 á 1902 esta Biblioteca se ha enriquecido 
con las siguientes obras : 

DONACIONES 

— Elementos de Historia Natural, por Ribera Gómez, 6?ed., Valencia 

1899, 1 tomo; donativo del Dr. Cañizares. 
— La Suéde, Son Peuple el Son Industre, 2 tomos; donativo de D. F. 

Caneda. 
— Les Chemins de Fer de VEtaJt Du Orand Duché de Finlande, 2 tomos; 

donativo de D. F. Caneda. 
— The Works of Charles DickenSj 2 tomos; donativo del Sr. M. Sanguily. 
— Les Chevaliers de la Oroixj por Sienkiewicz; donativo del Sr. M. San- 

— Terminología Farmacéuticaj por Melero, 1 tomo, donativo del Dr. E. Plá. 
— Memoria sobre d Outtivo del Tabaco^ por Fernández, Habana; donati- 
vo del Dr. E. Plá. 



63 

—Memoria sobre la IrUrodueeiin de ta Vaeunaj por Tomás Bcnnay, Haba- 
na, 1 tomo; donativo del Dr. E. Plá. 

—Memoria 9obre Lo9 Huracanes en la Isla de Cubay por Herrera, 1 tomo; 
donativo del Dr. E. Plá. 

— Organización de la Beneficencia en los Estados ünidoSj por el Dr. E. Plá; 
donativo de sa antor. 

—Odas y Sátiras^ por E. Blanchet, Matanzas, 1 tomo; donativo de su 
autor. 

—CorsarioSy Confyrabandigtas y FUibusieros, por E. Blanchet, Matanzas, 
1 tomo; donativo de su autor. 

-Htitoria de Oubay por E. Blanchet, 1 tomo; donativo de su antor. 

—Uunones y RealidadeSj por E. Blanchet, 1 tomo; donativo de su autor. 

—Boletin de la Secretaria de Fwnento, México, 1901-1902; donativo del 
Ministro de México. 

—México en la Exposidán de París, 1900; donativo del Cónsul de México. 

—Informe-Exposicí&n Pan-Americana celebrada en Buffaloy trabajo de la 
Comisión Mexicana, 1901; donativo del Cónsul de México. 

—Cuadro Sinóptico y Estadístico de la ReptíbUea Mexicana^ afio 1900, for- 
mado por A. Peñafiel, México, 1901; donativo del Cónsul de México. 

—Reglamento de la Exposición que se celebrará en 1903 para conmemorar la 
Compra de la Louisiana, México, 1902; donativo del Cónsul de México. 

—La Question Cubaine et le Confiit Hispano- Américain, Conférence par 
V. Mestre Amábile, París, 1896, 1 tomo; donativo de su autor. 

COMPRADAS POR EL INSTIUTO 

—OviÜines of Cosmic Philosophy, by John Fiske, Boston, 1900, 2 tomos. 

—The Psychic Factor^ by Charles Van Norden, New York, 1894, 1 tomo. 

—Elements of Inteüectual Philosophy, by Joseph Alden, New York, 1893, 
1 tomo. 

—Contemporary Evolution, by C. Mivart, New York, 1876, 1 tomo. 

—Magic and Religión^ by Andrew Laug, New York, 1901, 1 tomo. 

—Tkeology At The Davm ofihe Tiventieth Ceniury, edited by J. V. Mor- 
gan, Boston, 1901, 1 tomo. 

—A Course in Experimental Psychologyy by Edmund C. Sonford, Boston, 
1898, 1 tomo. 

—The Human Nature Club y by Edward Thomdike, New York, 1 tomo. 

-—Great Religioiis ofíhe World, New York, 1901, 1 tomo. 

Studies in Modem Socialism and Labor Problems, by T. E. Brown, New 
York, 1 tomo. 

—Principies of Western dvilisalion, by Benjamín Kidd, New York, 
1902, 1 tomo. 



54 

— Á Text, Book of Commerdal Oeography, by CyruB C. AdamB, New York, 

1901, 1 tomo. 
— Commercíal Oeography, by E. C. K. Gonner, London, 1900, 1 tomo. 
—Talks on Civics, by H. Holt, New York, 1901, 1 tomo. 

— El Oobiemo de los Estados Unidos, por W. J. Cocker, versión caste- 

llana, por Juan Rice Chandler, 2* ed., New York, 1900, 1 tomo. 
— Natural Philosophy for Oenerdl Eeaders and Young Persons, translated 

and edited from Cañotas, by E. Atkinson, New Y'ork, 1878, 1 tomo. 
— A Text, Book of Astronomy, by G. C. Comstock, New York, 1901, 1 

tomo. 
— Jrt The High Heavens, by Sir Robert S. Ball, London, 1901, 1 tomo. 

— Oreat Astronomers, by Sir Robert S. Ball, London, 1901, 1 tomo. 

— A Short Manual of Comparative Philology, by P. Giles, London, 1901, 

1 tomo. 
— The History of Andent Civilization, by J. Verschoyle, New York, 

1889, 1 tomo. 
— The History of Modem Civilization , A Handbook, New York, 1891, 

1 tomo. 
— A Brief History of Andent, Mediaeval, and Modem Peoples, by DormíMi 

Steel e, 1 tomo. 
— A History of Modem Europe, by Richard Lodge, New York, 1901, 1 

tomo. 
— The Transit of Civilization from England to America in the Seventeenih 

Century, by E. Eggleston, New Y'ork, 1901, 1 tomo. 
— The French Revolution and- Religiotis Reform, by William M. Sloane, 

London, 1901, 1 tomo. 
— A Manual of Mediaeval and Modem History, by M. E. Thalheimer, 

New York, 1 tomo. 
—Political HiJstory of Eeeent Times, 1816-1875, by W. MuUer, New 

York, 1 tomo. 
— Outline History of English and American Literature, by C. F. Johnson, 

New York, 1 tomo. 
— Estudies in English Literature, by William Swinton, New York, 1 

tomo. 
—A History of English Literature, 600-1900, by Engel, London, 1902. 
1 tomo. 

— The Statesman^s Year Book, Statistical and Historial Annual, etc., Lon- 
don, 1901-1902, 2 tomos. 

—American Public Schools, History and Pedagogics, by John Swett, New 

York, 1 tomo. 
— Methods of Teaching, A Hand Book, by John Swett, New Y'ork, 1 

tomo. 




Dr. FELIPE POEY, 

(1799-1891.) 



56 

—The Edueational Ideal, by Munroe, 1 tomo. 

— Manud de Pédagogie, par A. Dagnet, París, 1 tomo. 

—Direccián de loa EscuelaSj New York, 1899, 1 tomo. 

— Gmfereneiaa sobre Eneeñamae dadas en la Universidad de Cambridge, 

por Fitch, New York, 1892, 1 tomo. 
—Edueation et InstrucHon, Enseignement Prímaire, 3? ed., par Oct. 

Gréard, Paria, 1895, 1 tomo. 
— Edueation etlnstmcHon, Enseignement Secondaire, 2? ed., par Gréard, 

París, 1889, 2 tomos. 
—Edueation et Imtruction, Enseignement Supéríeur, 2* ed., Gréard, 

París, 1889, 1 tomo. 
—L Edueation, par P. Bonnier, París, 1901, 1 tomo. 
—La Reforme de L^ Enseignement Secondaire. par A. Bibot, P&ris, 1900, 

1 tomo. 
—The Seeondary School System of Oermany, by F. Bolton, New York, 

1900, 1 tomo. 
—The History and Science of Edueation, by Shoup, New York, 1 tomo. 
—The History of Modem Edueation, 3^ ed., by Williams, Syracuse, New 

York, 1899, 1 tomo. 
—An Introduction to the History of Edueation Theories, by Browning, 

New York, 1 tomo. 
—La Educación y Las Ciencias Naturales, por Th. Huxley, traducción 

por Luis Marco, Madrid, 1 tomo. 
—Historia de la Pedagogía, con un resumen de la Española, por E. Gar- 
cía y Barbarín, Madríd, 1901, 1 tomo. 
—La Educación, por Bunge, con un prólogo de M. Unamuno, Madrid, 

1 tomo. 
—L" Edueation NouvMe, VEeole des Roches, par Ed. Demolius, París, 

1 tomo. 
—Methods of Teaehing, A Hand Book of Principies, Directions, and 
Working Modele for a Shori History of Edueation, by Payne, Syracuse, 

1897, 1 tomo. 

—Contributions to The Science of Educatioii, by W. Payne, New York, 

1 tomo. 
—Historia de la Pedagogía, por Compayré, versión castellana de C. 

Roumagnac, 2^ ed. , 1 tomo. 
—Hhúoire Critique des Doctrines de U Edueation, par Compayré, París, 

1898, 2 tomos. 

—Varhos Españoles, Diccionario de la conjugación castellana, por E. D. 

Cortina, New York, 1 tomo. 
—Frunces en Veinte Lecciones, por R. D. Cortina, New York. 1901, 

1 tomo. 



6é 



m 






p- 



w 



— Inglés en Veinte LeeeioneSy por R. D. Cortina, New York, 1902, 1 

tomo. 
— Spanish in TwerUy Lessons, by R. D. Cortina, New York, 1902, 1 

tomo. 
—El Indiano, comedia en tres actos, en inglés y en espafiol, por R. D. 

Cortina, New York, 1902, 1 tomo. 
— Amparo, novela en espafiol y en inglés, por R. D. Cortina, N. York, 

1902, 1 tomo. 
— Episodios, serie 12, en espafiol y en inglés, por R. D. Cortina, 1 

tomo. 
— Narraciones, Fernán Caballero, El Escapulario, Una Madre, Flor de 

las Ruiíias, La Conciencia, en espafiol y en inglés, por R. D. Cor- 
tina, New York, 1901, 1 tomo. 
— Modelos para Cartas, en inglés y en espafiol, por R. D. Cortina, New 

York, 1902, 1 tomo. 
— Poetisas Americanas, Ramillete poético del Bello Sexo Hispano-Amerieano, 

por J. de Cortés, París, 1896, 1 tomo. 
— Diccionario de Modismos, por R. Caballero, con un prólogo por E. 

Benot, Madrid, 1 tomo. 
— Tirso de Molina, Investigaciones bio-bibliográfícas, por E. Cotarelo, 

Madrid, 1893, 1 tomo. 
— Iriarte y su Época, por E. Cotarelo, Madrid, 1897, 1 tomo. 
— Galería Histórica de Mujeres Celebres, por E. Castelar, Madrid, 1886- 

1889, 8 tomos. 

— Lihro de los Galicismos, por A. Castro, 1 tomo. 

— -Nociones de Microbiología, por H. W. Conn, traducida al espafiol por 

A. Soler, New York, 1902, 1 tomo. 

— Nociones de Biología, por H. W. Conn, traducida por A. Soler, New 

York, 1 tomo. 

— Nociones de Física, por B. Stewart, New York, 1901, 1 tomo. 

— Nociones de Fisiología, por M. Foster, traducida por A. Soler, New 

York, 1901, 1 tomo. 

— Nociones de Geografía Física, por A. Geikie, New York, 1901, 1 tomo. 
-Nociones de Geología, por A. Geikie, New York, 1900, 1 tomo. 

— Mociones de Astronomía, por J. N. Lockyer, New York, 1901, 1 tomo. 
— Nociones de Botánica, por J. D. Hooker, New York, 1900, 1 tomo. 
— Nociones de Química, por H. E. Roscoe, New York, 1901, 1 tomo. 
— Nociones de Geografía Antigua, por H. F. Tozer, New York, 1888, 

1 tomo. 
— Nociones de Lógica, por W. S. Jevons, New York, 1890, 1 tomo. 
— Nociones de Economía Política, por W. S. Jevons, New York, 1900, 

1 tomo. 




Busto del naturalista cubano Felipe Poey 

Que decora uno de los saloues del Instituto. Obra del escultor 
cubano VilcUta de Saavedra. 



58 

— Histoire OenercUe dea ArUüles haiüeea par les Francia, par le R. P. Dv 

Tertre, París, 1667-1671, 3 tomos. 
— Deacripdón de Loa lalaaj y Tierror-Firme, de el Mar Occeano, Que llaman 

Indiaa Occidentalea^ por Antonio de Herrera, dividida en 8 dét^adas, 

2? impresión, Madríd, 1730, en 4 volúmenes. 
— Histoire PolUique de la BevoltUion Fran^aiae, Origines et Dévelopjnmmí 

de la Démocratie et de la République 1789-180JÍ, par A. Aulard, Pa- 
rís, 1901, 1 tomo. 

llJ — Peregrinación de loa Aztecas y Nombrea Geográficos Indigenas'de ¿Siimlthi^ 

fj por Eustaquio Buelma, México, 1887, 1 tomo. 

— Liberty Doeuments, wOh Contemporary Exposüionj etc,, by M. Hillt 

Lfondon, 1901, 1 tomo. 
— Histoire du Développement InteUectuel de L^Europe, par J. W. Di'aper* 

París, 1887, 3 tomos. 
— La Mémoire, par J. J. Van Biervliet, París, 1902, 1 tomo. 
— La MordUj par G. L. Duprat, París, 1901, 1 tomo. 
if — UAudüion^ par P. Bonnier, París, 1901, 1 tomo. 

— Elementa d^une Paychologie Polüiqtie du Peuple Américainj |*ar K. 

Boutmy, París, 1902, 1 tomo. 
— La Civilisation Paienne et La Religión^ par P. Reynaud, Paris, 19M2, 

1 tomo. 
— Pages Choisies des Grands Ecrivains, Goethe^ avec Notices, eic^^ par 

Lasserre et Baret, Paris, 1901, 1 tomo. 
— Memorias de Goethe, Poeúa y Realidad, Madrid, 1 tomo. 
— Histoire et LiUérature, par F. Brunetiére, Paris, 1898, 3 tomos. 
— Le Mouvement Littéraire au XlXe Siécle, par G. Pellissier, 6e. ed., Pa- 
rís, 1900, 1 tomo. 
Le Théatre Frangaia Avant La Période Classíque, par Eu. Rigal, Paris^ 
i i 1901, 1 tomo. 

— Granda Ecrivaina D^ Outre- Manche, par M. Duclaux, París, 1 tumo. 
— La República de 1873, Apuntes para eacribir su Historia, por F. Pí y 

Margall, Madrid, 1874, 1 tomo. 
— Ixia Nacionalidades, por F. Pí y Margall, 39^ ed., Madrid, 1882, 1 t<*mo. 
— Las Luchaa de Nuestro» Diaa, por F. Pí y Margall, Madríd, 1890, 1 tomo. 
— El Progreao, su Ley y su Causa, por Herbert Spencer, traducción de 

M. de Unamuno, Madrid, 1 tomo. 
— Hiatoria de la Literatura Rusa, por K. Waliszewski, traducción por 

L. de Terán, Madrid, 1 tomo. 
— Hiatoria Antigua de Oriente, por el Abate Drioux, Paris, México, 

1899, 1 tomo. 
— Ourao Elemental de Física Moderna, por S. J. P. Marcolain, 2* edic, 

Zaragoza, 1900, 1 tomo. 



69 

—La Télégraphie mns FU et Les Ondes Me^triques, par J. Boulanger et 

O. Ferrié, París, 1902, 1 tomo. 
—Por el Campo de la Electricidad, por Jorge Dary, traducida por Roso 

de Luna, París, 1901, 1 tomo. 
—L'Ecole Romantique en Fraíice, par G. Brandes, traduit sur la 8e. éd. 

allemande, par A. Topin, Precede d^une introduction par V. BelscH, 

París, 1902, 1 tomo. 
— F^ehologie de La Croyuíice, par C* Bos, París, 1901, 1 tomo. 
—Ei Miedo, por A. Mosso, traducción por J. Madríd Moreno, con un 

prólogo de B. Balillas, Madrid, 1892, 1 tomo. 
La Fatiga, por A. Mosso, traducción por J. Madríd Moreno, con un 

prólogo de R. Salillas, Madrid, 1893, 1 tomo. 
— La Educación FUica de la Juventud, seguida de la Educación Física de la 

Mujer, traducción de J. M. Moreno, Madrid, 1894, 1 tomo. 
— Lu Fronteras de la Ijocura, por el Dr. A. Cullerre, versión española 

de A. Atienza y Medrano, Madrid, 1889, 1 tomo. 
— El Cerebro y sus Funciones, por J. Luys, traducción de J. Ortega y 

García, Madrid, 1878, 1 tomo. 
— Materia y Memoria, ensayo sobre la relación de cuerpo con el espíritu, 

por H. Bergson, traducción de Martín Navarro, Madrid, 1900, 1 

tomo. 
—Pages Choisies des Grands Ecrivains, Ernest Renán, París, 1899, 1 

tomo. 
—Dix-Neuviéme Siécle, Esquises Littéraire et Aíoralen, par R. P. G. 

Longhaye, París, 1900-1901, 2 tomos. 
—Drame Anden, Drame Modeme, par E. Faguet, París, 1898, 1 tomo. 
—Qitestions politiques, par E. Faguet, París, 1899, 1 tomo. 
—Quelques Considérations sur Notre Temps, par M. Jacquinet, París, 

1902, 1 tomo. 
—Les Etudes classiques et la Democratie, par A. Fouillée, París, 1898, 1 

tomo. 
—La Moral, El Arte y La Religión, según Guyau, por A. Fouillée, tra- 
ducción de R. Rubio, de la 3?" ed., Madríd, 1902, 1 tomo. 
—La Reforme de U Enseigneinent par la Philosophie, par A. Fouillée, 

París, 1901, 1 tomo. 
—Curso Histórico Critico de Literatura Española, por J. Fernández Es- 
pino, Sevilla, 1871, 1 tomo. 
— //i Jeune Amei-ique, Chile et Bolivie, par A. Bellessort, París, 1899, 

1 tomo. 
—VEnergie Frangaise, phv G. Hanotau)c, Paris, 1 tomo. 
^De Esclavo á Catedrático, por Booker Washington, del inglés al es- 
pañol, por A. Elias y Pujol, New- York, 1902, 1 tomo. 



1^ 

p 

ñ 



60 

--Eléments D^ Embryologie de VHcmme ei de» VertíhrU^ Embryoghite eí 

Organogénie, par le Dr. A. Pj^enant, París, 1891-1896, 2 tomos. 
— Traüé D^ Embryologie <m Histoire du DéveloppemerU de UH<mme ei de$ 

Vertebres, par Osear Hertwig, París, 1900, 1 tomo. 
— Manuel Te^nique D^Anatamie Vegetóle, guide pour UEtude de la Bo- 

tanique Micraseopique, par E. Strasburger, traduit de L'Allemand, 

par J. Godfrin, París, 1886, 1 tomo. 
— Gramáiiea de la Lengua Castellana, nueva ed., Madríd, 1901, 1 tomo. 
— ArimíHca Oeneral, por E. Benot, Madríd, 4 tomos. 
— Ciencia y Derecho ConstUueiorial, Naturaleza y Tendencia de las IfisiitU' 

dones Libres, por Federíoo Qrímke, traducida del inglés al español, 

por F. González, 2^ ed., París, 1887, 2 tomos. 

Resumeiy. 

Obras adquiridas por el Instituto 160 

Id. donadas al Instituto 20 

Total 180 

Para ilustración del Profesorado se reciben las siguientes Revistas 
y publicaciones, unas por suscrípción, otras como obsequio de sus edi- 
tores, que están también á disposición del público: 

— España Moderna, Madrid. 

— Cuba y América, Habana. 

— Revista de Instrucción Pública, Habana. 

— Revista Pedagógica Cubana, Habana. 

— La Escuela Moderna, Habana. 

— La Higiene, Habana. 

— Revista de la Asociación Médico-Farmacéutica, Habana. 

— Revista de Ciencias, Habana. 

— El Fígaro, Habana. 

— Journal de la Société de StatistiqíAe de Paris, Paris. 

— Remie D^Economie Politique, París. 

— Revue Philosophique, París. 

— Revue des Deux Mondes, Paria. 

— La Revue des Revues, París. 

— Revue Bleue, Paris. 

— R&oue Sdentifique, Paris. 

— La Nature, Paris. 

— Annales des Sciences Naturelles, Botanique, Paris. 

— AnTwles des Sciences Naturelles, Zoologie, Paris. 

— Archives de Biologie, Paris. 



61 

-Archives des Sciences Physiques et Naiurdles, Gtóneve 

-The American Journal of P^yckology, 

'The Ecommigt. 

-Edu^ational Review. 

-The Farum. 

-The Popular Science MonÜUy. 

-The NorÚi American Review. 

-Zja Jnstrucción iVtmaria, Habana. 

-Boletín de los Archivos de la República de Cuba, Habana. 

-El Agricultor Mexicano, México. 

-Gacet4i, Oficial, Habana. 

'Diario de Sesiones del Congreso de la República de Cuba, Habana. 



\j 



1": 



62 



RBLAeiON 
de los alumnos premiados en el curso de 1901 á 1902. 

GRAMÁTICA CASTELLANA 

Sr. Jesús Sarria y Fernández. — Diccionario Castellano Enciclopédico. 
Srta. María de J. Travieso y López. — Lectura Clásica en prosa y 
ver»o, 

LITERATURA PRECEPTIVA 

Sr. Braulio Sáenz y Ricart. — Historia de la Literatura Espafíola, por 
Fitzmaurice-Kelly. 

Sr. Leopoldo Mederos y Cabanas. — D, Quijote de la Mancha, de 
Cervantes. 

LITERATURA CASTELLANA (HISTÓRICA) 

Sr. Jorge Albarrán y Machín. — Histoina de la Literatura Española 
(2 tomos), por Revi lia. 

Sr. Carlos Genova y de Zayas. — Literatura, de Bejerano. 

Sr. Claudio Remirez de Estenoz y André. — Historia de la Literatura 
Oriegoy por G. Murray. 

Sr. Emilio del Junco y André. — Historia de la Literatura Española^ 
por Fitzmaurice-Kelly. 

geografía UNIVERSAL 
Sr. Jesús Sarria y Fernández. — Atlas ofthe World, por Bartholome. 

HISTORIA UNIVERSAL 

Sr. Braulio Sáenz y Ricart. — La Revolución de Yara, por F. Fi- 
gueredo. 

Sr. Ángel Pérez y Fariñas. — Las Civilizaciones de la India, por Gus- 
tavo Le-Bon. 

Sr. Carlos Varona y Castillo. — Oliverio Cromwell, su vida y su carác- 
ter, por Arturo Paterson. 

física (Jer. CURSO) 

Sr. Jorge Albarrán y Machín. — Manipulaciones de Física, por Enri- 
que Berignet. 

FÍSICA (2? CURSO) 

Sr. Luis de Sena y Freixas. — Por el Campo de la Electricidad, por 
Jorge Davy. 



J 



63 

8r. José María Lezama y Bodda. — Ourso ElemerUal de Física Moder- 
na, por Maix^lain. 

Br. José Ramírez de Arellano. — La Atmóéferay por Camilo Flam- 
maríón. 

Sr. Juan Ramírez de Arellano. —Elementos de Fisiea Moderna, por 
Marcolain San Jnan. 

química 

Sr. José María Lezama y Rodda. — Tratado Elemental de Química, 
por L. Troost. 

Sr. Rafael Zamora y Pérez. — Elements of Physics, por Woodhull. 
Sr. Luis de Sena y Freixa. — Química LangleberL 

LÓGICA Y NOaONES DE PSICOLOGÍA 

Sr. Adolfo Ramírez de Arellano. — Tratado de Filosofía, por Banet. 
Sr. Luis de Sena y Freixas. — Lógica, por Mercier. 

ENSEÑANZA CÍVICA 
Sr. Jorge Albarrán y Machín. — Lxstrucdones políticas, por Spencer. 

CURSO PREPARATORIO (INGLES) 

8r. Luis Suárez y Martín. — The Complete Poeticcd Works of Henry 
Longfellow. 

Sr. Oliverio Solís y Valdés. — A History ofthe American Nation. 

Sr. Francisco Solís y Valdés. — An Introduction to the Study of Ame- 
riean Literature. 

INGLES (2? CURSO) 

Sr. Gustavo Urrutia y Quirós. — The Works of Alfred Lord Tennison, 
Sr. Francisco Urefia y Heredia. — The Poetical Works of William 

Vordsworth's. 

Sr. Carlos Genova y de 2^yas. — Elem^entary Principies of Chomistry 

Young. 

FRANCÉS (íer. CURSO) 

Sr. Carlos Varona y Castillo. — Lectures Courántes, j>ar C. Fontaine. 
Srta. Elisa Várela de Armas. — PreparaUyry French Reader, by C. 
Super. 

FRANCÉS (2? CURSO) 

Sr. Gustavo Urrutia y Quirós. — Le Siége de Paris, por Francisco 

Sarcey. 

Sr, César Díaz y Carmona* — VAhhe Constantino par Ludovic Halevy. 



64 

geografía industrial y comercial 

Sr. Gustavo Urrutia y Quirós. — Oeography parnés^ 8. 

ESTADÍSTICA 

Sr. César Díaz y Carmona. — Manual de Estadística, por Filippo Yir- 
gili. 

ASIGNATURA *Tr (OOMEROO) 

Sr. Oliverio Solís y Valdés. — Ouriosidades eienüficaSy por C. Flam- 
marión. 
■ji-J Sr. Francisco Solís y Valdés. — Las Veladas de la Quinta, por Ma- 

dame Gents. 
ip Sr. Luis de Sena y Freixas. — Historia Romana, por Driows. 

MATEMÁTICAS 

Sr. Luis de Sena y Freixas. — Historia del Cielo, por C. Flammarión. 
Sr. Sebastián Martí y Fors. — Curso de Mecánica elemental. 
Sr. Vicente Cuervo y Noriega. — Estuche de Matemáticas. 

HISTORIA NATURAL 

Sr. José Ramírez de Arellano. — El Bufón de las Familias, por Au- 
gusto Dubois. 

Sr. José María Lezama y Bodda. — Elementos de Cietidas Físicas, 
Químicas y Naturales, por Manuel Pérez García. 

INTRODUCaON A LA BIOLOGÍA 
Sr. Emilio del Junco. — Antropología, por B. Tylor. 

NOaONES DE COSMOLOGLV 

Sr. Emilio del Junco.— Elementos de Botánica, por Manqui. 

LBGlSLAaON MERCANTIL 
Sr. Gustavo Urrutia y Quirós. 



65 



RBLAeiON 
de los alamnos matriculados en el 
I Instituto de la Habana para el curso de 1902 á 1903 

y sus domicilios. 



APELLIDOS 



NOMBRES 



AooBta y Espinosa Sr. Juan de 

Acosta y Espinosa Srta. Josefina de 

Acosta y Espinosa » Úrsula de 

Alfonso y Alvarez Sr. Federico 

Alvarez y Artiz » Julio 

Alvarez y Martínez » Valentín 

Alonso y Beveron... » Matías 

Alayeto y Cué » José L. 

Alonso y Martínez » Manuel 

Albantin y Machín » Jorge 

Alvarez y Artiz » Francisco 

Alvarez y Guanaga » Juan 

Aguiar y Ballori » Manuel 

Aguiary Ballori » Miguel A. de 

Aguiar y Jova » Manuel A. 

Andreu y Bassols » Porfirio 

Arango y Calderin » José B. 

Arango y del Pozo » Gustavo A. 

Arís86 y Rosabal » José 

Barron y Gómez » Bernardo 

Babe y Gutiérrez » Emilio 

Barona y Gisper » Gaspar 

Baró y Olivera » Eduardo 

Barinaga y Mestre » Osear 

Barbero y Romero » Francisco 

Baralty Zacharie Srta. Blanca 

Barrio y Nandin Sr. Augusto del 

Blanco y Guerra » Luis C. 

Bravo y León » Vicente 

BeciyRamos » Francisco 

Bello y Hernández » Amado 

Benltez y Cárdenas » Alfredo 

Bengoehea y Mantecón » Alfonso 

Bemal y Obregón » José M. 

Betancourt y Martínez » Adolfo 

Cabarrocas y Ayala » José 

Carrillo de Albornoz » Gonzalo 

Cepero y Mazón » Carlos 

Cruz y Ugarte » CarlosM. déla 



DOMICILIOS 

J. del Monte 536. 
» » » 535. 
» » » 535. 
» » » 18. 
Virtudes 95. 
Concordia 96. 
Tejadillo 8. 
Paula 2 

San Lázaro 237. 
Bernaza 58. 
Virtudes 95. 
Maceo 123 (Regla). 
Cárcel 17. 
» 17. 
San Rafael 39. 
Sta. Rosa 27 (Cerro). 
Habana 65^. 
Lealtad 157. 
Oficios 56. 
Aguiar 277. 
Sol 58. 

7^ n? 118 (Vedado). 
Tejadillo 43. 
J. del Monte 314. 
Compostela 124. 
O'ReiUy 73. 
A, n? 4 (Vedado). 
San Nicolás 88. 
» D 190. 

J. del Monte 368. 
Cárdenas 47. 
San Lázaro 122. 
O'Reilly 86. 
Jesús María 55. 
Neptuno 32. 
Compostela 22. 
Dragones 80. 
Animas 43. 
Escobar 156. 



66 



APELLIDOS 



NOMBRES 



:l 



i'.'^^' 



U 1 



Cabarrocas y Ayala Srta. Eugenia 

Cabarrocas y Ayala Sr. Félix 

Cabrera y Sánchez Segovia. » Domingo 

Calderln y Alcalá » Modesto 

Calvo y Figueroa » Carlos M. 

Carballo y Miyeres » César 

Cárdenas » Romualdo de 

Cardona y Gómez de Mo- 
lina » Félix 

Cartaya y Delgado » Pedro J. 

Carrera y Delgado » Raúl 

Castillo y Hernández » Antonio M. 

Castellanos y Mena j> Rogelio 

Castellanos y Villageliú. ... » Armando 

Coronado y Madan » Federico 

Coronado y Madan » Octavio 

Costa y Dilmé » Rogelio de la 

Cowley y Saavedra » Abraham 

Cué y González » Victorio 

Cuesta y Jiménez n Valentín 

Chomat y de la Cantera. ... » Roberto 

Díaz Albertini y Cárdenas. » Jorge 

Domínguez y Núfiez » Con rado 

Domínguez y Valdés » Pedro 

Dalmaa y Loredo » Carlos 

Delgado y Longa » Adolfo V. 

Demestre é Izquierdo » Joaquín 

Díaz y Albertini » Osear 

Díaz y Carmona » César 

Díaz j) Arturo 

Domenech y Graupera » Sabino 

Domínguez y Cabello » Eduvino 

Eleizegui y de la Costa » Joaquín 

Entralgo y Rodríguez » Juan Franc? 

Estivil y Portos * Emilio 

Escauriza y Aguabella » Lorenzo 

Esparsa y Morphy » Felipe 

Estivil y Portos » Alberto 

Fernández y Cabrera » Amado 

Fernández Al boñiga » Gustavo 

Fernández Mayor » Fausto 

Fernández Araoz » Manuel 

Fernández Larrinaga » Evelio 

Figueiras y Carballido » Daniel 

Figueredo y Aátúnez » Pedro 

Figueroa y Fernández de C. » Juan F. 

Fon tela y Hernández » Roberto 

Franca y Regueira » José Ramón 



DOMICILIOS 

Compostela 22. 
» 22. 

C. del Monte 463^. 
Vigía 22. 
C. del Cerro 777. 
Cárdenas 2 A. 
Cuba 40. 

Salud 37. 
Zanja 84. 
» 84. 
Plaza del Vapor 61. 
Reina 5. 
Escobar 174. 
Amistad 83. 
» 83. 
Tejadillo 22. 
Lagunas 62. 
Santa Clara 18. 
San Nicolás 203. 
Egido 2 B. 
Concepción 1 (Cerro). 
Gervasio 15. 
San Lázaro 101. 
Industria 88. 
Prado 5. 
Villegas 76. 
Concepción 1 (Cerro). 
Manrique 134. 
Reina 153. 
Corrales 17. 
Cárdenas 14. 
Águila 216. 
Concordia 123. 
San Nicolás 132. 
Damas 40. 
Belascoain 32 A. 
San Nicolás 132. 
Angeles 4. 
Villegas 114. 
Luz 39. 

Candelaria 4 (fiuoá). 
Belascoain 36|. 
San Rafael 155. 
Cuarteles 7. 
Belascoain 32 B. 
Venus 89 (Guanab.). 
Tejadillo 26. 



^M 


^^^P^^L ''^^'^^^^^1 


^sS 


ka 


^^V-^^bSBI 


Fff^^'^ 


1 


n 


^ 


T 


'- ái 


í\ 


^■fc_ 


-1 


• -y r- T • 


' j| 




l^^^^^^^^^^l 


1 


fe^eag 


'-!i 

-.^« 


\ ' 


^ 
_ < 




pr 




^^^^1 


^»*rá<- — ^ 


P 

i 

v 


WM 


i^ 


Pi 

ráJ 


vi 




i ^ *jt- iuX 






^"^^ ..^ 


^1»**-^ 


Ak' 






II 


^ffi'^ 


L. 



d 



£3 
S 






m 

,11 
m 

lili 



APELLIDOS 



Franchi Alfaro y Navarro. 

Pranqui y Verdes 

Freyre de Andrade y Veláz- 

quez 

Gómez y Morales 

González del Valle y Nú- 

fiez 

Gavaldáy Roselló 

Gramboa y Grúner 

García y Gutiérrez 

García Bacallao 

García y Gutiérrez 

Graravito y Pirez 

García y Perera 

Garrido y Arango 

Genova y de Zayas 

Guerra ySeguí 

Guerra y Estrada 

Gutiérrez y Hernández 

Gómez y Toro 

González de Mendoza 

González de Mendoza 

González de la V^a 

González y González 

González y Cué. 

González y Pascual 

González y Abreu 

Grande de Armas 

Grave de Peralta 

Grave de Peralta y Duque. 

Herrera y Estrada 

Hernández y Fernández 

Hernández y Fernández. . . . 

Hernández y Mesa 

Hernández Miró 

Hernández y Rodríguez. . . . 

Heymann y Fuentes 

Hevia y Prieto 

Hoya é Infante 

Interián y Rizo 

Iglesia y Balaguer 

Jiménez y López 

Jiménez y López 

Juan y Rodríguez 

Juncosa y Pujol 

Juncosa y Pujol 

Juncosa y Pujol 

Junco y André 







67 




NOMBRES 


DOMICILIOS 


8r. 


Rafael de 


San Nicolás 132. 


» 


Antonio 


San Rafael 42. 


» 


Leopoldo 


C. del Cerro 687. 


1) 


Manuel 


Acosta 86. 


» 


Manuel 


Empedrado 43. 


)) 


Arturo 


Industria 26. 


» 


Fausto 


Mercaderes 26. 


» 


Andrés A. 


San Lázaro 10. 


» 


Gumersindo 


Indio 14. 


» 


Juan M. 


San Lázaro 10. 


A 


Berardo 


Compostela 4. 


» 


Rafael 


Lealtad 32. 


» 


Fernando 


Campanario 47. 


N 


Carlos 


Reina 14. 


» 


Pedro 


Suárez 57. 


» 


Carlos M. 


San Miguel 111. 


» 


José Franc? 


San Nicolás 32. 


)) 


Andrés 


Neptuno 19. 


» 


Fernando 


Amargura 23. 


)> 


Luis 


« 23. 


» 


Juan 


Luz 26. 


)) 


José H. 


Águila 19. 


» 


José 


Acosta 66. 


J» 


Blas 


Industria 38. 


J> 


Botero 


San Rafael 36. 


» 


Claudio 


San Miguel 75. 


» 


Cándido 


Monte 302. 


)) 


Cándido 


» 302. 


J) 


Alfredo 


Virtudes 36 (altos). 


» 


Carlos 


Amistad 110 (altos). 


» 


Julio 


Lealtad 136. 


)} 


Ensebio A. 


Amargura 59. 


» 


Aurelio 


C. del Cerro 559". 


J» 


Cecilio 


Animas 24. 


J> 


Enrique 


Santa Clara 25. 


» 


Alberto 


Empedrado 19. 


» 


Tomás de la 


Reina 64. 


» 


Pedro 


Maloja 17. 


N 


Emilio 


Prado 123. 


)} 


Diego M. 


San Miguel 53. 


» 


Adalberto 


» » 53. 


» 


Alfonso de 


' Pocito. 


» 


Emilio 


2% n9 9 (Vedado). 


» 


Juan 


» » 9 n 


» 


Ramón 


» » 9 » 


J> 


Emilio 


Tejadillo 32. 



68 



APELLIDOS 



NOMBRES 



Lazcano y Mazón 8r. Antonio M. 

LamaryG&lyez » Carlos M. 

Lazaga y Castellanos » Virgilio 

Leceíff y Vázquez » Gastón 

Lima y Rosado » Alberto 

Loinaz del Castillo » Alfredo 

Loinaz del Castillo » Teodoro 

López y Morales » Pablo 

López y Posada » Ángel 

López Silvero y Ofla » Luis F. 

López Silvero y Ofia » José M. 

Loredo y Acosta » Francisco 

Mallol y Laguenhein » Miguel 

Maza y Martínez » Emilio 

Márquez y Romero » Facundo 

Márquez y Oria » Carlos 

Márquez y Oria » Luis 

Marti y Fors » Sebastián 

Martínez Fortún y Foyo... » Gonzalo 

Martín y Martín » Antonio 

Mederos y Cabanas » Leopoldo 

Mejías y Rivero » Norberto 

Morales y Pedroso » Agustín 

Morales y Pedroso » Juan 

Morales y Lujan ^. » Rogelio 

Morales y Valcárcel » José Rene 

Morales y Valdés » Arturo 

Moreno y Núñez » Alfredo 

Moreno y López » Julio 

Morejón y Puig » José J. 

Moreno y Díaz » Tomás 

Monteagudo y López » Humberto 

Montoro y González » Manuel 

Mojarrieta y Olazabal » Emilio 

Noa y Morales » Ramiro 

Nadal y Satorre » José 

Navarrete y Paula » Juan M. 

Núfiez y Mesa » Mario 

Núfíez de Castro » Moisés 

Nufio y Ubrbach » Miguel 

Obregón y Ferrer » Carlos 

Orella y Díaz » Pablo 

Organes y Duró » Francisco 

Orihuela y Sando val » Gustavo 

Orihuela y Sandoval » Rafael M. 

Puntonet y Dama... » Sebastián 

Parajón y Amaro » Armando 

Pardo y Fernández » Ramón 



DOMICILIOS 

Trocadero 103. 
Galiano 37. 
Reina 98. 
Belascoain. 
Prado 9. 
San Lázaro 336. 
» , » 336. 
Monte 38. 
Colón 33. 

C, n? 10 (Vedado). 
» » 10 > 

Jesús María 121. 
Manrique 216. 
San Lázaro 318 (ilt«). 
Virtudes 123. 
Neptuno 145. 

» 145. 
Monte 134. 
Amargura 81. 
Neptuno 57. 
Monte 195 (altos). 
Je<>(is María 32. 
Neptuno 72. 

» 72. 
San Ignacio 91. 
Manrique 40. 
Teniente-Rey 69. 
Habana 19. 

» 183. 
Capitanía del Puerto. 
J. del Monte 74. 
Consulado 82. 
Reina 14. 
C. del Cerro 480. 
Esperanza 101. 
Manrique 76. 
Aguiar 71. 
San Lázaro 83. 
Refugio 28. 
Cuba 31. 
Villegas 79. 
Corrales 32. 
Monte 120. 
2*, n? 16 (Vedado). 
)» » 16 » 

Lealtad 112. 
Línea 43 (Vedado). 
Águila 98. 




s 






i.t .i 



¡■; ■ 



1 



APELLIDOS 



KOMBBES 



PazoByBoada Sr. Bafael de 

PedroBoy Hernández » Jacinto 

Pedroso y Hernández » Bamiro 

Pérez y Bravo » Luis 

Pérez y Ferrer » Antonio 

Pérez y Fariñas » Ángel 

Pérez y Fariñas » Joaquín 

Pérez y Ferrer » Joaquín 

Pérezy López j> Femando 

Pérez Malo y Fernández. . . * Alfredo 

Planas y Valladares » Mario 

Porta y Bodríguez » Bafael 

Pórtela y Moller j» Guillermo 

Pórtela y Pórtela » José de J. 

Portillo y Plaseneia » Lorenzo M. 

Prieto y Martínez » Augusto 

Prieto y Alvarez » Juan 

Puente y García Tejada.... » Antonio M. 

Quiñones y Abren » Aurelio 

Ramírez de Arellano » Adolfo 

Remirez de Estenoz y An- 

dré » Claudio 

Ramón y Bemírez » Osear 

Ribas y Bermúdez » Antonio 

Rivas y Pujol » José M. 

Rosa y Hernández » Francisco 

Rodríguez Feo » José J. 

Rodríguez Aragón » Bafael 

Rodríguez y Martínez * Bicardo 

Rodríguez y U vals » Ensebio 

Rodríguez y A Iveniz » Leovigildo 

Rodríguez Morejón » Miguel 

Rodríguez y Muñiz » Jorge 

Rodríguez Maribona » Francisco 

RoigyMesa » Juan 

Romero y García » Tomás 

Ruiz y Comesañas » Gastón 

Ramírez de Arellano » José 

Rodríguez Ecay » Helio 

Sarracent y Pedro » Augusto 

Soler y Montes » Emilio 

Sáenzy Bicart » Braulio 

^n Martín y Sáenz » Bené 

Sarachaga y Gálvez » Baúl 

Sánchez y Zayas » Femando 

Sánchez y Alfonso » Alberto 

S&nchez y Penichet » Félix 

Sánchez y Sil veira » Manuel 



69 
DOMICILIOS 

Apodaca 71. 
San Bafael 88. 
» * 88. 
Beina 107 A. 
Aranguren 53. 
Inquisidor 54. 
» 54. 

Aranguren 53. 
C. del Cerro 672. 
Sol 95. 
Tejadillo 42. 
Amargura 57. 
Animas 107. 
C. del Cerro 556. 
Compostela 28. 
San Miguel 176. 
Monte 116. 
Habana 165. 
San Bafael 36. 
Empedrado 17. 

Cuba 29. 
Tejadillo 30. 
Habana 49. 
Carlos III 223. 
Baños 2 (Vedado). 
Industria 2 C. 
San Miguel 148. 
Trocadero 59. 
C. del Monte 400. 
J. del Monte 345. 
Neptuno 156. 
San Miguel 131. 
Sol 63. 

Campanario 172. 
Cuba 12. 

Santos Soám 53 (J. del lonte). 
Empedrado 16. 
Aguacate 138. 
Compostela 171. 
Corrales 3. 
C, n? 7 (Vedado). 
San Nicolás 76 A. 
Galiano 26. 
C. del Cerro 562. 
» » » 827. 
13^ n? 87 (Vedado). 
Campanario 1. 



70 



APELLIDOS 



NOMBRES 



t.iv: 



\ 



Sánchez y Reyes Sr. Juan F. 

Sánchez y Cañáis * Emilio 

Sansores y López Quintana. » Arturo 

Selles y Nokey » José 

Selles y Nokey » Leonardo 

Siberio y Méndez » Juan 

Sierra y Guen » Francisco 

Solís y Valdée » Francisco 

Solís y Valdés » Oliverio 

Stincer y González » Rogelio 

Suárez y Martín » Luis 

Suárez Solar y Lama » Leopoldo 

Taboadela y Pessino » Octavio 

Travieso y López Srta. Isabel M. 

Tejada y Lima Sr. Carlos M. 

Taboada y Bolofta » Carlos 

TarafayCruz » Luis E. 

Tejera y García » Diego V. 

Travieso y López Srta. María de J. 

Trujillo y Sequeira Sr. Andrés 

Urbizu y Martínez » Alejandro 

Ureña y Heredia » Francisco 

Urrutia y Quirós » Gustavo 

Várela de Armas » Mario 

Valdés Cataneo » Joaquín 

Valdés C. y Gómez » Juan 

Valdés y Pórtela » José M. 

Valdés y Sánchez » Rafael 

Valdés y Sigler » Guillermo 

Várela de Armas Srta. Elisa 

Várela y Nogueira Sr. Juan 

Varona y Arango » Gustavo 

Varona y Cárdenas » Francisco 

Varona y Castillo » Carlos 

Vega y Faura » Rene de la 

Velázquez y Blanco » Rafael 

Ventura y Fraga Srta. Clara M. 

Vesa y Sansaricq Sr. Nicolás 

Vey tia y Murías » Antonio. 

Vidal y Camps » Fidel 

Vidal y Camps » Jesús 

Vidal y Montero » Porfirio 

Vignier y Costa » Ramiro 

Vila y Colombo » Rafael 

Villamovo y Pérez » Ramón 

Villa verde y Ha va » Francisco 

Villavicencio y Martínez... » Eligió 
Zayas y Pórtela .'.. » José M. 



DOMICILIOS 

Reina 70. 
C. del Cerro 583. 
Corrales 2. 
Reina 68. 
» 68. 
7*, n?52 (Vedado). 
San Lázaro 168 A. 
Perseverancia 84 B. 
» 34 B. 

San Juan de Dios 3. 
Escobar 172. 
C. del Cerro 604. 
Prado 77. 
Escobar 117. 
Reina 71. 
Campanario 27. 
Domínguez 9 A (Cam). 
Lealtad 126. 
Escobar 117. 
San Rafael 155. 
Concepción 1 (Cerro). 
Merced 61. 
Lealtad 5. 
Consulado. 
Sol 86. 

Campanario 87. 
Virtudes 49. 
Galiano 36. 
J. del Monte 335. 
Consulado 65. 
Obrapía 26. 
Hospital 1. 
San Miguel 214. 
Manrique 4. 
San Nicolás 22. 
San Ignacio 108. 

C. García 63 (Cmik.) 
Maloja 117. 

Sto. Tomás 3 (Cerro). 
Sitios 11. 

» 11. 

» 11. 
Habana 108. 
Animas 53. 

D, nV 2 (Vedado). 
Amistad 102. 
Salud 24. 
Cañongo 2 (Cerro). 




M 
S 



Sr. 



12 

Torcuato Artola y Guerrero. 

Manuel Alvaro y Valdés. 

Antonio Blanco y Fernández. 

Baltasar Yelázquez. 

Andrés María Foxá. 

José García Arboleya. 

Pedro I. Selva. 

José de J. Q. García. 

Oayetano de Arazoza y Fon- 
tanella. 

Pedro Francisco Almanza. 

Pedro Arias y Avalo. 

Tomás Caballero y Heillin- 
ger. 

Bonifacio Avila y Hernández 

Adolfo Gallet y Duplesis. 

José Domenech y Sesé. 

Rafael Poyatos y García. 

Fermín Bosillo y Alquier. 

José Francisco Vergos. 

Ángel Oses y Villar. 

José García Baylleres. 

Femando J. Reynoso y Ro- 
mero. 

Segundo Sánchez Villarejo. 

Manuel Espinosa é Inés. 

Claudio André y Serpa. 

Ramón D'Meza y del Valle. 

Gonzalo Gómez de Mello. 

Benito José Riera. 

Francisco María Navarro. 

José Rosado y Cambriles. 

José García de Haro. 

Francisco Morales López. 



Sr. 



Enrique L. Orellana. 

Demetrio Espurz y Campo- 
darve. 

Eduardo Díaz y Martínez. 

Antonio Lora y Chávez. 

José Cadenas y Castaños. 

Pascual Navarro y Núñez. 

Francisco Guzmán y EMzaga. 

Luis Agüera y Hernández. 

Benito Conde y Valentín. 

Benjamín Rodríguez y Mar- 
tínez. 

Manuel Sanguily y Garrite. 

Manuel Valdés Rodríguez. 

Héctor de Saavedra y Rovira. 

Enrique Maza y Ledesma. 

Manuel Villanova. • 

Alejandro María López. 

Joaquín Rodríguez Feo. 

José Alfredo Bernal y Tovar. 

Antonio María Lazcanoy La- 
rrondo. 

Emilio del Junco y Pujadas. 

Emilio Alamilla y Requeijo. 

Felipe García Cañizares. 

Alejandro Muxó y Pablos. 

Eduardo Desvemine y Galdós 

José A. Rodríguez y García. 

Ricardo Diago y Ayestarán. 

Eduardo F. Plá. 

Luis A. Baralt. 

Ignacio Remírez de Estenoz. 

Enrique M. Porto. 

Frank A. Betancourt. 




I 






ss 






irív- 



73 



RBLAéie>N 

de los Sres. Catedráticos Auxiliares y Sapernnmerarios 

de este Instituto desde su creación hasta la techa 



Sr. Alfredo Bachiller y Govín. 

» Luis Abrisquela. 

B Miguel Gastón y Gastón. 

* Isaac Carrillo y O'Farrill. 

» Claudio Sabaurin. 

» Santiago Terán. 

» Emilio del Junco. 

» José Ant? Ortega y Barroso. 

» Lucio D. Pujadas. 

» Luis Febles y Miranda. 

» Pablo Eaíols y Balta. 

» Enrique Diago y Zayas. 

» Justo P. Parrilla y Pérez. 

» Francisco M. Casado. 

» Anselmo Alarcia. 

» Joaquín Cubero y García Na- 
varro. 

» José Alfredo Bernal. 

B Mariano Martínez y César. 

» José I. Torralbas y Manresa. 

)» Joaquín Rodríguez Feo. 



8r. Constantino Horta y Pardo. 

» Antonio M?* Lazcano. 

II Juan Alcalde y Ton i. 

» Manuel Maza y Ruíz. 

» Francisco Daniel Rodríguez. 

» Enrique M. Porto. 

» Juan Cornejo y Carvajal. 

» Eugenio Muñoz y Morato. 

» Manuel García y Ángulo. 

» Pablo Mimó y Jacas. 

» Gabriel Díaz y Martínez. 

II Rodolfo Rodríguez de Armas 

» Miguel Alfredo Lavastida. 

II Eugenio Cantero y Herrera. 

» Enrique Maza y Ledesma. 

II Martín León. 

» Carlos Pedroso y ScuU. 

» Pedro Valdés Ragúes. 

II Bruno García Ayllón. 

» Lorenzo de Erbiti y Cobos. 

j» Leonardo Jorrin. 



SBeRBTARieS 

qae ha tenido este Instituto desde su creación 

hasta la fecha 



NOMBRES 


FECHA DE 8Ü TOMA 
DE POSESIÓN 


FECHA EN QUE 
CBBABON 


Dr. Paulino Alvarez Aguifliga 

Ledo. Segundo Sánchez Villarejo 

Dr. Antonio M. Lazcano 


28 Sbre. 1863 
24 Abril 1882 
17 Mayo 1899 
19 Dbre. 1899 
11 Dbre. 1901 


24 Abril 1882 
17 Mayo 1899 
19 Dcbre. 1899 


Ledo. Héctor de Saavedra y Rovira. 
Sr. Enrique Hernández Miyares 


11 Dcbre. 1901 



L 



74 

. ALUMNOS MATRieULADOS 
en este Instituto en las distintas enseñanzas desde 
su fnndación 



CUR80S 



1863 á 

1864 á 

1865 á 

1866 á 

1867 á 

1868 á 

1869 & 

1870 á 

1871 á 

1872 á 

1873 á 

1874 á 

1875 á 

1876 á 

1877 á 

1878 á 

1879 á 

1880 á 

1881 á 

1882 á 

1883 4 

1884 á 

1885 á 

1886 á 

1887 á 

1888 á 

1889 á 

1890 á 

1891 á 

1892 á 

1893 á 

1894 á 

1895 á 

1896 á 

1897 á 

1898 á 

1899 á 

1900 á 

1901 á 



1864 
1865 
1866 
1867 
1868 
1869 
1870 
1871 
1872 
1873 
1874 
1875 
1876 
1877 
1878 
1879 
1880 
1881 
1882 
1883 
1884 
1885 
1886 
1887 
1888 
1889 
1890 
1891 
1892 
1898 
1894 
1895 
1896 
1897 
1898 
1899 
1900 
1901 
1902 



LIBKI 


OFICIAL 


PRivm 


Ml^CA 


Total 




368 
288 
124 
163 


275 
452 
410 
519 


20 

24 

7 

11 


663 




764 




541 




693 




199 


696 


29 


924 




106 
208 
141 
123 
663 
158 
393 
420 
229 
538 
422 
659 
391 
202 
347 


933 
588 
579 
597 
693 
583 
968 

1000 

10()2 
955 
979 
802 

1250 
131 

1429 




1039 






796 






720 






720 






1356 






741 






1361 




1420 






1291 






1493 






1401 






1461 




98 

189 

. 227 


1739 




522 




2003 




341 
283 
408 
424 
320 


963 
985 

987 

1068 

960 


213 
215 
300 
302 
318 


1517 




1483 




1693 




1794 


93 


1691 


198 


279 


997 


260 


1732 


216 


246 


1036 


276 


1774 


327 


366 


1056 


207 


1956 


363 


367 


1055 


171 


1956 


340 


246 


1043 


164 


1793 


452 


240 


1057 


175 


1924 


465 


235 


1045 


187 


1932 


425 


230 


934 


137 


1726 


575 


147 


644 


116 


1482 


521 


160 


686 


113 


1480 


471 


91 


278 


32 


872 


17 


202 


79 




298 


46 


202 


170 




418 


77 


192 
TO 


91 
TAL .... 




360 




49472 











75 



ALÜMNAS MATRieULADAS 

en este Instituto desde 1879 en los corsos que 

se mencionan 



NUMERO DE NUMERO DE 

CURSOS ALUMNA8 CURSOS ALUMNA8 



1879 41880 17 18914 1892 27 

1880 á 1881 10 1892 á 1893 27 

1881 á 1882 4 1893 á 1894 19 

1882ál883 17 1894 á 1895 23 

1883 á 1884 13 1895 á 1896 21 

1884 á 1885 22 1896 á 1897 18 

1885 á 1886 27 1897 á 1898 76 

1886 á 1887 26 1898 á 1899 8 

1887 á 1888 36 1899 á 1900 5 

1888ál889 24 1900 á 1901 2 

1889 á 1890 38 1901 á 1902 2 

189041891 33 



Total 495 



•I 



mí 



i 



76 



GRADOS 

habidos en este Bstablecimlento desde so fundación 
y durante los cursos que se mencionan 



\ 





DE BACHILLER 




CURSOS 


NUMERO DE 
ALUHNAS 


CURSOS 


NUMERO DE 
ALUMNA9 


1863 á 1864 


96 


1883 4 1884 


169 


1864 & 1865 


64 


1884 4 1885 


134 


1865 4 1866 


128 


1885 4 1886 


154 


1866 4 1867 

1867 4 1868 


67 
58 


1886 4 1887 

1887 4 1888 


196 

204 


1868 4 1869 


51 


1888 4 1889 


200 


1869 4 1870 


70 
84 


1889 4 1890 


219 


1870 4 1871 


1890 4 1891 


243 


1871 4 1872 


70 


1891 a 1892 

1892 4 1893 


237 


1872 4 1873 


138 


230 


1873 4 1874 


104 


1893 4 1894 


270 


1874 4 1875 


201 


1894 4 1895 

1895 4 1896 


243 


1875 4 1876 


152 


235 


1876 4 1877 


123 


1896 4 1897 


249 


1877 4 1878 


165 


1897 4 1898 


269 


1878 4 1879 


276 


1898 4 1899 

1899 4 1900 

1900 4 1901 


...... 149 


1879 4 1880 


255 


64 


1880 4 1881 


154 


15 


1881 4 1882 


252 

228 


1901 4 1902 


44 


1882 4 1883 













ti^ - 



77 



DE ESTUDIOS ESPECIALES 

PBBITOS MBB0ANTILB8 



CTJB80B 


MUMEBODE 
ALVMNA8 


CURSOS 


NUMERO DE 
ALUMNOS 


1883 41884 ..... 


19 


1893 á 1894 


32 


1884 41885 


9 

31 

18 


1894 á 1895 


26 


1885 41886 ... . 


1896 4 1896 


38 


1886 41887 .... 


1896 4 1897 


35 


1887 41888 


23 


1897 4 1898 


40 


1888 41889 


23 


1898 4 1899 


16 


1889 41890 


13 


1899 4 1900 


8 


1890 41891 


12 


1900 4 1901 





189141892 


15 


1901 4 1902 





1892 41893 


24 


MECÁNICOS 

1893 4 1894 




1886 4 1887 


PBBITOS : 

4 


3 


1887 4 1888 


3 


1894 4 1895 


1 


1888 4 1889 


8 


1895 4 1896 


7 


1889 4 1890 


• 6 


1896.4 1897 

1897 4 1898 


6 


1890 41891 


3 


5 


189141892 


9 


1898 4 1899 


7 


1892 4181)3 


2 


1899 4 1900 

QUÍMICOS 

1893 4 1894 

1894 4 1895 


1 


1886 4 1887 


PERITOS 

12 


12 


1887 41888 




7 

4 


5 


1888 41889 


1895 4 1896 


4 


1889 41890 


1896 4 1897 


9 


1890 41891 


1 


1897 4 1898 


6 


189141892 


6 


1898 4 1899 


4 


1892 41893 


7 


1899 4 1900 


1 




PROFESOR 

1900 á 1901 . 


MERCANTIL 

1 


• 






.. 



f8 



RBLAeiON 

nominal de los empleados de la Secretaría de este 
Instituto desde sn creación hasta la fecha 

ESCRIBIENTES 



:■! 



Sr. 

» 



Valentín Tapia y Valverde. 
Joaquín M. Leal y de la Torre 
Lino Carballo y Urdapilleta. 
Faustino Tapia y Valverde. 
Pablo Valdés. 
Mariano Andreu y Sirvent. 
Francisco Ramos Almeyda. 
Ramón Sicre y Jústiz. 
Manuel Fernández y Valdés. 
Andrés Arango y liamar. 
Blas Ariza. 

Francisco de P. Granados. 
Santiago Bonachea. 
Joaquín Ariza. 
Francisco García Cantos. 
Silvestre Bellón. 
José Granados. 
Antonio Veytia y Ortiz. 
Domingo Chaple y Gálvez. 
Silvestre Jiménez y Nftflez. 
Ignacio Garrido y Montero. 
Pablo Betancourt y Ronqui- 
llo. 
José de Rosalía. 
Justo G. Hernández Valdés. 
Ricardo Gastón y Ralló. 
Frc9de Cárdenas y O'Farrill. 



Sr. Juan Montalvo. 

D Luis G. Hernández. 

» José Antonio López y Paca- 
rrosa. 

» Ricardo Caamafío, 

» Arturo Sánchez y Rodríguez. 

» José Bache y Yapes. 

» Pedro Ortiz y Villanas. 

» Dionisio Vega y Aldndo. 

M José Ordóñez y Giraldo. 

» Luis Iglesias y Bauza. 

» José Marino y Fromesta. 

» Fernando González Veranes. 

» José Moreno y Hernández. 

i> Justo P. García y Menéndez. 

» Manuel González y Fernán- 
dez. 

» Manuel Bayo y García de 
Pardo. 

» Manuel Martínez y Martínez. 

» Aurelio Vidal y Recarey. 

» Emilio Núfiez y López. 

» Manuel G. Abreu y Núñez. 

I» Mariano del Portillo y Pla- 
sencia. 

» Julio Domínguez y Roma 3'. 

j) Manuel Hernández Miyares, 



OFICIALES DE LA SECRETARIA 



Sr. 



Cristóbal Mantilla y Peñalver 
Manuel N. Hernández y Val- 
dés. 
Arturo Sánchez y Rodríguez, 



Sr. Pedro Ortiz y Villarias. 
» Francisco G. Abreu y de 
Torre. 



la 



estadística del curso 

DE 

1901 á 1902 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



AÑO ACADÉMICO DE 1901 á 1902 
PERSONAL FACULTATIVO 



Qurso preparatorio 
Dr. Eduardo F. Plá. Dr. Emilio del Junco. 



SEGUNDA ENSEÑ ANZA 

Catedráticos titulares 



Dr. Alejandra Hnzd j Pablos. 
„ Felipe García Ocmizares. 
„ Emilio Alamilla j Beqne\jo. 
,, Lüíb a. Baralt. 



Dr. José A. Bodrígnei y García. 

„ Bicardo Diago y Ayestarán. 

„ BodcUo Bodrígaes de Armas. 

„ Eduardo Desyemine y GkJdós. 



-».-«•► . 



Sr. Joaquín Bodrígues Feo. 
„ Enriqne Masa y Ledesmau 
„ Bmno García Ayllón. 



Catedrátioo5 auxiliares 

Sr. Leonardo 8. Jorrín. 
ff Lorenso de Erbiti y Oobos. 
„ Francisco M. Casado (excedente). 



Sr. Miguel Alfredo Layastida (Snpemumerario de Letras). 

ESCUE LA DE COM ERCIO 

^Catedráticos titulares 

8r. José Alfredo Bemal y Toyar. i Sr. José García y Baylleres. 

„ Antonio M. Lasoauo. I „ Ignacio Bamíres de Estenos. 

• «•» . 

ACADEMI A DE t aquigrafía 

Jitular 
Sr. Frank A. Betanoourt. 



PROFESOR DE EJERCICIOS CALISTENICOS 

Jitular 
Sr. Enrique H. Porto. 

CONSERVA DOR DE LO S MUSEOS 

Sr. Pedro Yáldés Ba^éa, 



83 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



lRSONAI- FACUt-TATIVO 

ASIGNATURAS 



CURSO DC ISOl A isoa 



Gbcpo a. 



Curso Pbbpabatobio 
' Gramática castellana con ejercicios ' 

de composición y derivación 

Recitación de trozos selectos castella- 
nos en prosa y verso, con explica- 
ción de los mismos 

. Nociones de Geografía é Historia.... 
f Aritmética práctica hasta razones y ' 

I proporción es 
Dibnjo lineal y elemental de Geo- 

Gbufo B. -{ metría 

I Nociones de Higiene 

I Rudimentos de Finiologia, Zoología 

L y Botánica. 

Inglés 

Sbqünda Ejí.señanza 

{Gramática Castellana 
Literatura preceptiva 
Literatura Castellana Histórica 



CATEDRÁTICOS 



Dr. Emilio del Junco. 



Dr. Eduardo F. Plá. 



, Sr. Luis A. Baralt. 



}.. 



José A. Rodríguez García. 



E, 



G 



B. Inglés, 1? y 2? curso » 

C. Francés, 1? y 2? curso » 

j^ /Geografía Universal ^ 

* \ Historia universal 

' Aritmética 1 

Algebra I ^ 

Geometría j 

^Trigonometría J 

Física, IV y 2? cursi) 

L Química ..' 

{Nodones de Cosmología 
Introducción á la Biología 
Historia Natural 

{Lógica y Nociones de Psicología.. 
Introducción á la Sociología 
Enseñanza Cívica 

E^Jerdcios Calisténicos 

EaCUBLA DE COMEBCIO 

' Economía Política y Hacienda Pó- ^ 

blica. 

Legislación Mercantil 

, Derecho internacional Mercantil. . . . 

Cálculos Mercantiles 

Teneduría de Libros 

Práctica de Comercio 

Historia y Reconocimiento de pro- 
ductos Mercantiles 

Historia del Comercio 

Geografía Industrial y Comercial.., 

\ Estadística 

DE Taquigrafía y Escbituba 

EN MÁQUINA 

Taquigrafía y Escritura en Máquina. 

AUXILIARES 
De LErrBAs 
Enrique Maza y Ledesma. 
» Lorenzo de Erbiti y Cobos. 
Leonardo Jonríu. 

SUPERNUMERARIO: Sr. Miguel Alfredo Lavastida. 
AYUDANTES PREPARADORES 
Sr. Arturo Cadaval y Díaz Berrío. Sr. Emiliano Mazón y Norofia. 



Asio* C. 



B 
Academia 



8r. 



Luis A. Baralt. 

Ricardo Diago y Ayestarán. 

» Rodolfo Rodríguez de Armas. 

» Alejandro Muxó y Pablos. 

» Emilio Alamilla y Requeijo, 
n Felipe García Cafiizares. 

» Eduardo Desvemine y Galdós. 
n Enrique M. Porto. 

N José Alfredo Bemal y Tovar. 

» Antonio M^Lazoano y Larrondo. 

» José García y Baylleres. 
' I u Ignacio Remírez de Estenoz. 

Frank A. Betancourt. 

De Cencías 
Sr. Joaquín Rodríguez Feo. 
» Bruno García Ayllón. 



84 



< 

Z 
< 

< 



UJ 

Q 

< 

N 
Z 
< 

iZ 

UJ 
O) 

z 

Lü 

< 

Q 

Z 
3 
O 
Lü 
C/) 

UJ 

Q 



O 
H o 

M 

z 5 



1 



W 
O 



0> o* A 






Od o*A t" Od O) 9 Q ^ 
-H rs »^ 1-1 ^m r-i 04 C« C« 



iH iH eo e5 íi -íi S *í 






lili 



ssss 



I lili 



"< QO Q c/. :2 C í ' í 






ri 1^ ?H ri »H ^^ ^- T^ th 0« »— fH Cí T^í ti '?i C< 






s 
ó 

3 



I 

5 



.Q 
II 



k.« 






^S|Ó 






ll 



.2 5 



es 



asidla 



c S 1 



8§ 



5 ^ p2 i? Oí « 



<3 <í fe C5 "^^ 






fe-d 



Sec5 i 

i fl 9 e e 
V O ¿^ ij 



U Ñ (- i^ '^ t' 



II 

Ubi g.g 



3^ ^ Q 4^ á 



QG í:»- 




^ c c 

*^feO '^ 

I IS.^ I 

C . a. - - . o 

5^.22 T = i""f I 

« p c = g 5 S 

a a t s í s; c 



I 






te s 



I 



J 



r 



85 



C9 

o 



o 



O 

OQ 



O 
D S 

O 

cu 



1 

I 



^S S 2l 



£ £ 
o .2 g .2 i 1 
S^5 ^ i5- 






0--§.2 § ' 



fáccSwá 

» 5(1 Cí -^ C9o>o*o« (N C- CO 



I 



;S S S! 



«.2 
14 



I 

i .3 
1 § 



I 

a 



tH «H ^ » 






)aDC« ^ Oí »Oo.o.OI 



s 

5> 



I 

O o. 



^ esi ^' &' 






5- 



lí 

sssss|| 

'SI ¿?l 




m 
14 
E< 

H 
P 

% 

(4 
R 



t 

I 

i 






ílás 



£¿!>^0(íSS¿o 



8^S8^8íi8"22S 



iSSii 



i w A dS c 



I 

« fl p p 
^^ p g » « 



1-^ 
s ^ 

5 III 8 g 



« 3 






g-Ssss 



'O 



o 



i 

8- 

^«2 






Q< 



^^' 






S<g 



¿•Seo «^S 



'-^^liié 



Hjfe^l 



á^ o 
c c -jz 

.'2 5 g 



I? 



s s & a s s s 



86 



INSTITUTO DE SEGUNDIi ENSEIIIiNIli DE LA tmOmili 



Alumnos matriculados kv otros IvsTiTim» t trasladados á bbtb, durantk 

KL curso académico DE 1901 Á 1903. 



NOMBRES 



ASKl NATURAS 



INSTITUTOS 



Sr. Sixto YasoonoeloB y Alforaz.. 



Gminátioa Castellana. 
Geografía Uoi versal.— 
Aritmética. — Algebra. 
Inglés, ler. curso 



Sr. Humberto Monteagudo y López. 



Historia Universal. ~ Li- 
teratura precepti va. — 
Geometría.— Inglés, 2? 



► Puerto Príncipe. 



^ Santa Clara. 



Sr. Osear Barínaga y Mestre., 



Inglés, 3? curso— Geome- 
tría. — Literatura Caste- 
llana. — Lógica 



[santi 



Santiago de Cuba. 



87 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSENJiNIll DE U HADANIi 



Al.UMKOe MATRICULADOe EN SBrTE INSTITUTO Y TRASLADADOS Á OTROS, DURANTB 
EL OUBSO ACADÉMICO DB 1901 Á 1902. 



NOMBRES 



Sr. Santiago Verdeja y Neyra.. 



Sr. Gnillermo Mádan y González. 



....{ 



Sr. OKar Barinaf^ y Mestre.. 



ASIGNATURAS 



Lógica y Nociones de Psi 
oología. — B^rancés, 2? 
curso. —Física, 2? cnr- 
ao. — Química. — Histo- 
ria Natural. — Enseñan- 
za Cívica 

Lógica y Nociones de Psi- 
cología. — Inglés, 2? cur- 
so. — Enseñanza Cívica 

IngléS) 2? curso. — Geome- 
tría.— Lógica. — Litera- 
tura Castellana 



INSTITUTOS 



- Matanzas. 



- Matanzas. 






Santiago de Cnba. 



} 



88 



INSTITUTO DE SEGUfiO 



Alumnos apbobadob en los Ejebcicios del Grado df. Bachfllkk ex Lkj 

DOKDK HtCIKEOH Sm R^UDIOe. DB UÁ WBCHÁ T> 



N? 



HOMBRES 



1.... 
3..,. 

7.... 

a... 

m„. 

11.... 

12.... 
13.... 
14.... 
15.... 
16.... 
17.... 
18.... 
19.... 
20.... 
21.... 
22.... 
*?3.... 
24.... 
25.... 
26.... 
27.... 
28.... 
29.... 
30.... 
31.... 
32.... 

33 

34 

:í5.... 

•A6 

37.... 
3H.... 
39.... 
40.... 

41 

42 

43 

44 



8r. Carlo6 Rafael MoDtoro y Salad rij£as,,..„„„ „.„.,.„„...*..* ..*..„ 

» Eduardo RamfreK de Arellaiio y ÚiinKáles de Mendoza., ■.,^.,, <............,.,. 

• Patrido Cardín .V Pí^ñarredondn,,.....** *..........,.,,*„„,....- 

M LniadeHenay Freisaw „,. , ,.... ^ 

n Joíití M* Lezanin y lííxlda *,,,„„„,„,„„.„.,..,..... 

" €arlf)fl E. <»arriílf> y Aranígo..... .-.*....... ,..♦♦4.^**-»-, *»,*,,,..,,-.-, .,,.„*- 

f» Ricardo IJtpi'/. y 4ííí1h?I.»... *........,.. ..,^»,. ,.,»,.*., *,♦„„.,,,... 

" >laimel Aurelio SiTrn y P(,'rfx..,.,.,„ , ........................... 

" Lorensso Antonia HuniL^m ,, ,.„,„.„, 

" Antooio Sáuebe^ ílt^ líustjmiantí' y Pulido......*.. ,.,,.. ...„. 

» Juan Kamirez de Arellano y González de Mendoza. 

» Gustavo Ángulo y Mendiola , 

M Alberto Recio y Foms 

n Francisco J. Cabrera y de la Torre 

» César Muxó y Torres , 

» Coral io Se va 6 Hidalgo , 

» Eladio Romero y García ^ 

» Victorino Cabrera y de la Torre .*j 

» Nazario Celso Cuéílar y del Río ^ 

» Manuel Menéndez y Valdés J 

» Francisco Menéndez y Mejíaa k! 

» Mario Pulido y Sánchez de Bustamante ^ 

» Teófilo González Kadillo ^ 

» José L. Menocal y Cueto m 

» Romerico Seva é Hidalgo «. 

M Julio Batista y (ionzález de Mendoza h 

» Lorenzo Menéndez y Hernández n 

» Mario Giral y Moreno 

Srita. María Lotapier y Rengifo -i 

Sr. Gonzalo Freyre de Andrade y Velázquez « 

» Pablo Superviene y Betancourt 

» Armando Moreno y Quevedo ^ * 

n Pompilio de la Vega y Palorea « 

» Julio Villoldo y Bertrán 

« José M* Bilbao y Martínez 

» Ignacio Remírez de Estenoz y André « 

» Ramiro Hernández y Pórtela 

Srita. Asunción Borrero y Campos -I 

Sr. Amado Daniel del Valle y Alemán 

» Gonzalo Iturrioz y Font 

n César Ronco y García 

» Félix Jesús Lezama y Arritola 

» Luis A. Cabello y Mazorra 

» Gustavo López y Alarcón 



89 



¡nseRanza de la habana 



kXXCIAS EX El. CUBSO DE 1901 Á 1902, CON SXPBB8TÓN DK LOS ESTABLECJIMIBNTOH 
ITIMO EJJCBCICIO Y DK LA EXPEDICIÓN DEL TÍTULO. 



Esta blkcimiento 

EN DONDE HICIEBON SUS 
ESTUDIOS 


del 


Fecha 
ultimo ejebcicio 


DÍA 


mes 


AÑO 


Instituto de la Habana... 


28 


Janio 


1902 ... 


Id. 


28 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


28 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


2a.... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


28..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


28..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


30..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


30 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


30 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


30 


^.. Id. ... 


Id. ... 


Id. 
Id. 


16 

19 


Septiembre. 
... Id. ... 


Id. ... 
Id. 


Id. 


19..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


19 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


16 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


16 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


20 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


19 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


16 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


20 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


•29..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


29..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


20 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


29.. . 


... Id. ... 


Id. .. 


Id. 


29 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


29 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


2 


Ckjtnbre 


Id. . 


Id 


2 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


2 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


2 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. . . 


Id. ... 


Id. 


3 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


14 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


14 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


14... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


25 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


25..... 


... Id. ... 


Id. ... 


Id. 


25 


... Id. ... 


Id. ... 





Fecha 




DÉLA 


EXPEDICIÓN del Título 


DÍA 


MES 


año 


1?.. .. 
19 


Julio 


1902 


... Id. ... 


... Id. 


1?. ... 


... Id. ... 


... Id. 


2 


... Id. ... 


... Id. 


7 


Noviembre.. 


... Id. 


15 


Agosto 


... Id. 


2 

8..... 
22 


Julio 


1902. 


Septiembre. 
Julio 


... Id. 
... Id. 


25 

24 


Septiembre. 
... Id. ... 


... Id. 
... Id. 


26 


... Id. ... 


... Id. 


22 


... Id. ... 


... Id. 


26 


... Id. ... 


... Id. 


24 


... Id. ... 


... Id. 


22 


... Id. ... 


... Id. 


22 


... Id. ... 


... Id. 


20 


.. Id. ... 


... Id. 


2 


Octubre 


... Id. 


3 


... Id. ... 


... Id. 


4 


.. Id. ... 


... Id. 


24 

:iii 


Septiembre. 
... Id. ... 


... Id. 
... Id. 


2 


Octubre 


... Id. 


2 


... Id. ... 


... Id. 


4 


... Id. ... 


... Id. 


4 


... Id. ... 


... Id. 


3 


... Id. ... 


... Id. 


4 


... Id. ... 


... Id. 


6 


... Id. ... 


... Id. 


7 


... Id. ... 


... Id. 


*4.*.V.'.* 


Octubre 


i'902 


4 


... Id. ... 


... Id. 


4 


... Id. ... 


... Id. 


7 


... Id. ... 


... Id. 


6..... 


... Id. ... 


... Id. 


30 


... Id. ... 


... Id. 


17 


... Id. ... 


... Id. 


20 


... Id. ... 


... Id. 


28 


... Id. ... 


... Id. 


30 


... Id. ... 


... Id. 


7 


Noviembre.. 


... Id. 



«o 



INSTITUTO DE SEGÚN! 



Relación db los Títulos de Bachiller en Letras y Cibngia8,v 





NOMBRES 


NATURALEZA 


Ni 


Pueblo 


Provincia 


1 


Sr. Raúl Martínez y Prieto 


Habana 


Habana 


*í 


» Osear Solís y Valdés 


Id. 

Id. 
S. Diegodel Valle 
Sagua la Grande. 
Regla 


... Id. ... 
... Id. .. 

Santa Clara. 

... Id. ... 
Habana. 


3 


» Lorenzo Boch v Martínez 


4 


» Eduardo Albarrán y Machín 


5 


n Tomá« Machín é Iglesias 


H 


» Felioe Prieto v Faccioio 


7 


» JoM^. C^irhonell y Zarragoitia. 


Habana 


... Id. ... 
... Id. ... 
... Id. ... 
Stgo. de Cuba. 
Pinar del Río... 


8 


» José Barón y Valdés 


Id. 

Id. 

Manzanillo 

Artemisa 


9 


» Francisco del Castillo V Francés 


10 


» Manuel León y Meioochini 


11 


» Patricio Cardín y Pefiarredonda 


1? 


n Carlos Rafael Montero y Saladrigas 

» Eduardo Ramírez de A rellano y González 
de Mendoza 


Habana 


13 


Id. 
Keifla 


... Id. ... 
... Id. ... 
... Id. 
... Id. 

Santa Clara 

Honduras 

Matanzas 

Puerto Príncipe 
... Id. 

Habana. 

... Id. 
... Id. 
... Id. ... 

... Id. 
... Id. 
Matanzas. 


14 


» Manuel Aurelio Serra v Pérez 


15 


» Luis de Sena y Freixas 

» Antonio Sánchez de Bustamantc y Pulido... 
» Carlos E. Garrido v Arango 


Habana 


16 
17 


Id. 
Sagua la Grande. 

Amapala 

Colón 


18 


'» Lorenzo Antonio Romero 


19 


» Nazario Celso Cuellar y del Río 

»» Francisco Cabrera y de la Torre 


90 


Puerto Príncipe.. 
Id. 


91 


w Victorino Cabrera v de la Torre 


99 


u Eladio Romero y García 

» Cecilio Coralio Seva é Hidalgo 


913 


Id. 
Id. 
Id. 

Id. 

Id 

Cárdenas 


24 


M Gustavo Ángulo y Mendiola. 

n Teófilo González Radillo 


26 


u Juan Ramírez de Arellano y González de 
Mendoza. 


27 


» Alberto Recio y Forns 


28 


M César Muxó y Torres , 


29 


» José Menocal y Cueto 


Habana 







di 



ENSEÑANZA DE LA HABANA 



EXPKUIDOS DURANTE EL CuRSO ACAD¿MICO DE 1901 A 1902. 







FiEÜUA DEX ULTIMO EJERCICIO 


Fecha déla expedición del Título 


ASos 

DK KDAD 








DÍA 


MES 


AÑO 


DÍA 


MES 


AÑO 




15 


26 ... 


Septiembre 


1901 


5 ... 


Octubre 


1901. 


•>• 


17 


26 ... 


Id. 


... Id. ... 


6 ... 


Id. 


... Id. 




18 


26 ... 


Id. 


... Id. ... 


6 ... 


Id. 


... Id. 


.— 


16 


29 ... 


Junio 


... Id. ... 


7 ... 


Id. 


... Id. 


«.. 


14 


26 ... 


Septiembre 


... Id. ... 


4 ... 


Id. 


... Id. 


*.. 


15 


20 ... 


Id. 


... Id. ... 


8 ... 


Id. 


... Id. 




Irt 


30 . . 


Id. 


... Id. ... 


12 ... 


Id. 


... Id. 




18 


30 ... 


Id. 


... Id. ... 


12 ... 


Id. 


... Id. 


••. 


18 


12 ... 


Octubre 


...Id. .. 


14 ... 


Id. 


... Id. 


•». 


20 


28 ... 


Septiembre 


... Id. ... 


19 ... 


Noviembre 


... Id. 


... 


17 
19 


28 .. 
28 ... 


Junio 


1902 

... Id. .. 


IV ... 

1? ... 


Julio 

Id. 


1902. 


Id. 


... Id. 




16 . . 


28 ... 


Id. 


... Id. ... 


1? ... 


Id. 


... Id. 


... 


17 


30 ... 


Id. 


... Id. ... 


2 .. 


Id. 


... Id, 


... 


16 


28 ... 


Id. 


... Id. ... 


2 ... 


Id. 


... Id. 




16 ... 


30 ... 


Id. 


... Id. ... 


22 ... 


Id. 


... Id. 


... 


17 ... 


28 ... 


Id. 


... Id. ... 


15 ... 


Agosto 


... Id. 


... 


22 


30 ... 


Id. 


... Id. ... 


8 ... 


Septiembre 


... Id. 


... 


20 


16 ... 


Septiembre 


... Id. ... 


20 ... 


Id. 


... Id. 


... 


17 ... 


19 ... 


Id. 


... Id. ... 


22 ... 


Id. 


... Id. 




18 ... 


19 ... 


Id. 


... Id. ... 


22 ... 


Id. 


... Id. 


... 


18 ... 


20 ... 


Id. 


.. Id. ... 


22 ... 


Id. 


... Id. 




27 


16 .:. 


Id. 


... Id. ... 


24 ... 


Id. 


... Id. 




16 ... 


19 ... 


Id. 


... Id. ... 


24 ... 


Id. 


...Id. 


... 


18 ... 


20 ... 


Id. 


... Id. ... 


24 ... 


Id. 


... Id. 




17 ... 


16 ... 


Id. 


... Id. ... 


25 ... 


Id. 


... Id. 




17 ... 


19 ... 


Id. 


... Id. ... 


26 ... 


Id. 


... Id. 


... 


18 ... 


16 ... 


Id. 


... Id. . . 


26 ... 


Id. 


... Id. 


... 


18 ... 


29 ... 


... Id. 


... Id. ... 


30 ... 


Id. 


... Id. 



92 



mú 





tí 


^i 


i 








8 


< 


VH 




sl 












3 


i 




P 


a 


1 






s* 












< 


<í 


8" 


< 


00 


^ 


D 


h 






< 


O 


s 


1 


< 




b 5 


^ 


»H 


w 






< 


ii 


a 


1 


h^ 


H 


sa 






w 


fe 
< 


i 


•^ 


lO 


« 




1 h 


a 




< 


M 


l-l 




;zi 


Q 










< 




i 


-< 










í5 

(>3 


> 


c 

1 




H 


s 






ü 






: 


<i1 


^a 


p 




aj 


« 


^5 


H 

-< 


s 


B 


^^ 


O^ 


fe 

1 


s 


'2 




o 


I 

1 


O. 


i 


W 


S 

H 






p^ 


co 




— . — 


W 


P^ 








« 














i S 

i M 


o" 


:2; 


1- 


O 
fe 


o 


HH 


%> '^ 




.3 




S8 




1 




fe 












6 




^ 




ú 




1^ 




t» 




ü^ 




^ 




« 


1 


!^ 









N 



93 










ü 




NH 




^ 




^ 




Q 




^ 




ü 




< 




O 


-< 


g 


^ 


P 
^ 


< 




PQ 


H 


-< 


(x) 


w 


g 


^ 


Í5 


H^ 


A 




P 


w 


Q 


« 


OD 


<i 


HN 


^3 




;2i 


^ 


-íj 


>< 


í5z¡ 


» 


P=¿í 


l-í 


r/j 


1-^ 






W 


<; 




ü 


<l 


§ 


P 


s 


5zi 






g - 

5:3 


H 




w 


PLH 


W 


H 


fi 


P 


O 


O oí 




^ s> 


H 


£ -^ 


HH 


^ ^<í 


H 


co 


o rH 


)— 1 


^8 




ft w 




^ « 




vO 




M 




ü 




-< 




^ 




H 




« 



^ B 
H H 

s 



O 

S 






a 

9S 






O 






1^1 



< 



g 






SSÍ 



•P-S 



8SSS2 



.2 .2 .2 -a 2 
»3 c* s* -S rR 



C4 CQ ^ ^ CO 



CO p3 c5 9< CO 



•H ! 







«sw 




Jk< a s a a 



*-i Oí W "^ lO 



94 



O 

W 
Q 

O 
H 

P 

H 

H 



< 
< 
O 
» 

H 
<í 

Q 

'8 



H 
Ai 



2 



¡i 

2 th 



S 2§ 






1 


O 


fi 


II 




-< 


1-^ 




B 


1 


X 


tS 


5^ 










|. 


1 


;; 


s 


s 

-< 


1H 


S o 










»3 

2° 


S 

ai 


1 


nj 






s 


< 


„ 1 


:> 


'£ 


"^ 1 


i 

■*5 


*l 


S 




< 








■'^ 








y. 










C 1 


^ 


> 


E 


! NS 


íS 


J 


^ 




"a 


^ 




^^ 1 


^3 












^ 








H 








1 ^ 


3 






^ 


s 
» 


i i 




a. 


li 
= 1 






« 








1 












c^ 






►» 


1 


S 


1 




« 


Ps 




PQ 






O 


.0 


1 


5Z5 


1 

E 

02 




2^. 


r* 





MUSEO BOTÁNICO. 




Fruto mültiple del A un ruis Sativa, I'iña. 
(Dmmdo por el (Jnmvrl Seottj 



96 





á 




^ 




H 




}Z5 




^ 




oi 




► 




Q 


-*1 


-< 


¡2; 


fe 


< 


^ 


n 


*<1 


<i 


i^ 


W 


^ 


< 


W 


^ 


g 


fA 


fc 

PQ 


fi 


n 




M 


«1 


l3íS 


tsi 


á 


<1 


ÍH 


í|ZÍ 


P«; 


^ 


OQ 


^ 


!2i 


^ 


M 


O 




p 


<1 


^c4 


¡z; 




g 






P3 ^ 


W 


&3 


fi 


fi g 


g 




& 


B s 


H 


- 13 


hH 


H P 


H 


<: 


Iz; 


O < 


M 


o 




M i 




fi g 




fe " 




NO 




M 




ü 




;S 




Pú 




« 






I 



■< 



os 
es 

-«a 






l^i 






s 

H 

g 



e Q Q Q o o 
«S ^ liS U3 *¡^ *S 

fi 0'B 

»-Í »-Í Hj H, H> H> 



iH f f-i 00 QD OD 



O O g O O O 

•-í ►^ •-> Hj Hj l-> 



SJ^SiS^SiSi 



gJSSSSS 



llall. 



S 






i 
i 







11 a si I 

tlu * bJ u b! 

OODC OCOQCO 



rHCÍCQ'^iOíO 



96 





O 




ü 








53 




^ 




P 




<1 




O 




< 




Q 


< 


S 


^ 


P 

Cí 


< 


^ 


m 


< 




W 






íz; 


-< 


^ 


H^ 


(A 


w 


Q 


fi 


O 


< 


M 


SI 


§ 


:zi 


04 


<J 


^ 


«^ 




p^ 


-<J 


rA) 


(4 


íq 




M 


Hl 




<1 


< 




Q 


q 


1?; 




P 


o 


O 


o 


w 


t3 


OQ 


Oh 


W, 


H 


P 


Q 


O 


^ 


H 


H) 


P 


t3 


1— 1 




H 




Í2; 


s 


hH 






W 




Q 




í¿5 




nO 




i-< 




ü 




< 



o 

O) 



H 



Ü 
rt 



So 

"I 



i! 

w 



o 



o 






O 



o 

Ha 






1^1 









D 

&4 



(4 



o 



I 






08 



MUSEO BOTÁNICO. 




.;^'' 



Fruto múltiple del Auanas Sativa, Pina. 



i 



O 






p 
o 

Q 
O 



3 

Q 



O 



M 
» 

< 

H 



oS cIS 00 o: ^ < 



2£ 



!ll 



97 

) w w ^ C 



: o 



\S 



111 



W << t-^ n l-H ^ H-i HH l-H HH HH ■< hH hH hH íq 1-^ «^ hH •< l-M l-H l-H l-H OQ 1-^ 












D 
H 



2 S 






o 

H 
Q 

M 

O 

< 



O 

!2i 



aDQOQOaOXXGD 00 00 00 00 00 00X00 00 oS 00 00 00 00 00 00 X 00 00 




SS8S288 8SS888SS5SSS2S55S5SSS 



iS.:S. 



kSíS 



ci< s£ 



lili 




^^ ssiasaasláSiaasI 




es 

a 

I' 



"S 



o 

i 

«i: 



^a 

SO' 



s 



iUíúJiíUi 



S' 




x: - »^iSS^SBB a^jaa 




^ ao 



i 08 



: g ^ « p 

llliS 









s 

§1 



a J5 




g I iH <M CO «íf U5 ® l> X ^® "^^^^"^"^^^^^ g?5 íSSSSS 



98 



< 

< 

< 
CS3 

<Zi 

w 

á 

'A 
O 

w 

ce 

w 

O 

H 

ce 
¡z; 



2 



» 




H 



» 



■«•2 
«a o 

!i 



] 



I 



$ 

c 

3 



ágs&lá 







^ S I 



a ta s fl '^ 



S S X 4, ® 

i lili 
mil 



sss 



00 w I 



^SÍíRS 




99 



12; 

Q 

ce 

w 

O 
W 

Cfi. 

W 
H 

:2; 






^ 



Oi U H 



^ 








ii 


^ 




w 




Lí 




E 
u o 


ÍS3:5¿3 


X p 




< H 


.l.= 


iú 


= ^ 3 3 3 :h 


- 




< 


S^SÍmüoíc 


¡j 




^ 




^ 




ü 


> 






i 


3|3!HS3S 


^ w 


3 


" 


»J 


"s . * . - , • 


^ 


pT;T3'í?*dTÍ 


^ 


^. ^ 


-< 






S¥3SiS!?íSí 


tm. 




1 * 




55 


« 


«- 


s 


^ 






ü 


^ 


i gflQ 




ii ^ * 


-a 


' Hg 


Isssss 


1 X 9 


1 ^- 


1^ 


S 33 


% 


2 O 


13 


bS 


« 


E-o 


£ 




1 










N • 1 










« : 










m-* , 










15 : 




c 


^ 


¿II 1 


NOMBRES 


B S « a;W £ 1 








•^ as P^ üá^ 




^; f « u f u 




ODOD CCQDQC 


©• 


rH OICO"^ lO» 


« 








1 



100 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



Cbbtificaciones académicas Personales expedidas por la Secre- 
taría DURANTE EL CURSO ACADÉMICO DE 1901 1 1902. 



N? 

1 

2 

3 
4 
5 

6 
7 



9 
10 
11 

12 



NOMBRES 



Sr. Manuel León y Meroochini 

» Rafael Albear y Saint- JuBt | 

» Joeé Rnfz y Esoobedo 

M Luis Hernández y Manet 

n Miguel Pedro Várela y de la To- f 

rre \ 

>• Ramón Camacho y Rodríguez 

» Francisco Córdova y De vesa 

» Leopoldo Ramos y Parets < 

» Isidro Ferreiro y Castro 

» Ricardo Sendra y Sanz 

» José Roldan y Mayoz 

Srta. Dolores Riera y Pinelo I 



EXTRACTO DE LA CERTIFICACIÓN 



Ejercicios del Grado de Bachiller. 

Aritmética y Algebra-Geometría y Tri- 
gonometría-Física y Química. 

Estudios Segunda Enseñanza. 
Id. Id. Id. 

Ejercicios del Grado de Bachiller y ex- 
pedición del Título. 

Estudios de Segunda Ensefianza. 
Id. Id. Id. 

Kjercicios del Grado de Bachiller y ex- 
pedición del Título. 

Estudios de Segunda Ensefianza. 
Id. Id. Id. 

Id. Id. Id. 

Ejercicios del Grado de Bachiller y ex- 
pedición del Título. 



MUSEO BOTÁNICO 







Fruto múltiple del Zea MaU, Maiz. 
(Donado por el Dr. Carlos de la Torre.) 



101 



I 



o 

o 

H 



p 






Oí 

ü 

OQ 

"i 

H 



o 

M 






o 

Ü 

< 



Sí 



I 'O nd 'O 'Ü 'O 







d 



« ^O *0 ''O 'O ^3 *^ ^3 ^3 *0 'O "O *0 ^3 *0 *0 *0 ^3 ^3 tJ "^ "O ^3 "tí 





J^^g S i 

Br3-s- Pt^ p * c *^:7¡ 

:> O fe ^ O < ¿f s « ►^ O 




OQ 



» » 9 S 



iHOico^iOíOi^aooiOi-'WcO'^ic^r-aDOiQtHjico-í' 



SSSSSS^ 



• . ^ ' 



LEGISLACIÓN 

DE 



;¡ I 



LBGISLneiéN DB SEGUNDA ENSEÑANZA 




OMPL1STAMOS esta Memoria con las órdenes y disposiciones 
relativas á la Segunda Enseñanza, promulgadas desde la In- 
tervención hasta la terminación del curso, las que, además 

de contribuir á generalizar su conocimiento, serán de positiva utilidad 

á los profesores y padres de familia. 



Supresión de los derechos por la expedición de títulos académicos 

y profesionales. 

29 de Marzo de 1899, 

19 Quedan suprimidos los derechos que hasta la fecha se pagaban 
al Estado por la expedición de títulos académicos y profesionales, de 
cualquier clase que sean, los que en lo adelante se expedirán conforme 
al modelo que se acuerde, libre de gastos para el interesado. 

2? La Secretaría de Justicia é Instrucción Pública hará imprimir 
de manera conveniente los documentos en que tales títulos consten, 
con cargo á sus gastos de material. 

3? Pueden aprovechai'se de los beneficios de esta disposición todos 
aquellos que hubieren hecho anteriormente los exámenes generales que 
han de preceder á la expedición del título y á los que éste no se hubie- 
re expedido en la actualidad. 



106 

Pase de los Institutos de Segunda Enseñanza de las Diputación 
nes Provinciales al Estado. 

Orden S9.—1S de Abrü de 1899. 

1? Como consecuencia de la supresión de las Diputaciones Provin- 
ciales, los Institutos de Segunda Enseñanza, que dependían de los 
suprimidos organismos, quedarán á cargo del Estado. 

2? Los derechos de matriculas, examen y demás que se abonaban 
anteriormente á las expuestas Diputaciones, se considerarán como de- 
rechos del Estado. En tal concepto, la supresión de aquellos á que se 
refiere el articulo 1? del Decreto de 29 de Marzo próximo pasado, com- 
prenderá también á los títulos que se obtienen por examen en dichos 
Institutos. 

3? La Secretaría de Hacienda pagará todas las atenciones aproba- 
das de los referidos Institutos, desde el día 1? de Enero del año actual 
en lo adelante, en tanto que estuvieren pendientes de pago por no ha- 
berlo verificado las Diputaciones ya referidas. 



Tarifa para Derechos de Matriculas. 

i? de Mayo de 1899. 

En esta fecha y de orden del 8r. Gobernador Militar, se publicó 
una tarifa sobre derechos de matriculas, de inscripción, examen y de- 
más, tanto para la enseñanza oficial como para la privada, siendo la 
que se refiere á la Segunda Enseñanza, la siguiente: 

enseI^anza oficial 

Derechos de matricula, por asignatura $ 4.00 

Id. de inscripción por id >» 1.00 

Id. de examen (académico) por id » 2.00 

Id. de inscripción de grado » 10.00 

ENSEÑANZA PBIVADA 

Derechos de matrícula, por asignatura $ 2. 00 

Id. de inscripción por id » 1 . 00 

Id. de examen (académico) por id » 2.00 

Id. de expediente » 1.00 

Id. de inscripción de grado » 10.00 



107 

Validez de los títulos expedidos por los Institutos de Segunda 
Enseñanza de la Isla y de España, hasta la terminación del 
curso de 1898 á 1899. 

16 de Mayo de 1899. 

Art. 1? Se declaran admisibles en Caba y pudiendo surtir en ella 
todos los efectos que surten los títulos obtenidos en la Universidad de 
la Habana ó en cualquiera de los Institutos de Segunda Enseñanza de 
la Isla, aquellos que hubieren sido expedidos por el Gobierno español , 
6 que por el mismo se expidieren á consecuencia de estudios y grados 
hechos y obtenidos en Universidades 6 Institutos de España, hasta la 
terminación del presente curso académico. 

Art. 2? Los estudios hechos hasta dicha terminación del curso 
actual en Universidades ó Institutos de España, se abonarán á los in- 
teresados en la Universidad de la Habana como en los Institutos de la 
Isla, siempre que fueren debidamente comprobados, y los documentos 
por los cuales se acreditaren, vinieren legalizados en forma. 
I Art. 3? Los que hubieren aprobado en Universidades 6 Institutos 

españoles los ejercicios que le habilitan para la obtención de un grado 
académico y del correspondiente título profesional, podrán solicitar 
que dicho título se les expida por la Secretaría de Justicia é Instruc- 
ción P&blica de esta Isla, comprobando con la documentación que en 
el artículo anterior se expresa, que se encuentran en las enunciadas 
condiciones que los capacitan para obtenerlo. Este beneñcio uo alcan- 
zará sino á los cubanos ó á los que según el Tratado de París, que pu- 
so término á la guerra entre España y los Estados Unidos, estuvieren 
en condiciones de ser considerados legalmente como tales. 

Art. 4? Los individuos que se encontraren cursando estudios en la 
I Universidad de la Habana ó en cualquiera de los Institutos de la Isla 
i y que deseasen trasladar sus estudios á Universidades ó Institutos es- 
I pañoles, podrán solicitar se les expidan certificaciones personales de 

i los estudios hechos y de las matrículas obtenidas de asignaturas pen- 

I dientes de examen. Estas certificaciones, que se expedirán en la forma 

usual y por el funcionario correspondiente, se legalizarán y entregarán 
á los interesados para que las hagan valer donde por conveniente 
tuvieren. 

Art. 5? A partir de la publicación del presente Decreto, la Uni- 
versidad de la Habana, como los Institutos de la Isla, se abstendrán 
de mantener comunicaciones directas con Universidades é Institutos 
de España. 

Art. 69 Las disposiciones del presente Decreto se considerarán 
aplicables á los demás títulos profesionales que se expidieron ó expi« 






;'í 



108 

dan hasta la terminación del curso actual, por escuelas ó instituciones 
de enseñanza reconocidas legalmente por el Estado español, así como 
también & estudios hechos en las mismas. 

Las escuelas ó instituciones de esta índole existentes en Cuba, se 
regirán igualmente por estas disposiciones en todo lo relativo á trasla- 
do de estudios hechos en ellas para las correspondientes á España. 



Estudios de Segunda Enseñanza. 

Orden 212. — 4 de Noviembre de 1899. 

Desde el próximo curso académico en adelante constituirán los 
estudios generales de Segunda Enseñanza los que se determinan á 
continuación: 

I PRIMER CURSO 



Gramática Castellana (primer curso) Diaria. 

\ Gramática Latina » » » 

Geografía Universal » 

Aritmética razonada, Progresiones y Logaritmos » 



SEGUNDO CURSO 



j! \ Gramática Castellana (segundo curso) Diaria. 

;i Ü Gramática Latina » » » 

Historia Universal » 

Álgebra Alterna. 

Inglés ó Francés (primer curso) » 

, . TERCER CURSO 

II 

I i I Latín (Estudio gramatical de los clásicos, Traducción, No- 

ij ' cienes de Arte poética latina) Diaria. 

Retórica y Poética y noticias de los clásicos españoles » 

Historia de América y Cuba » 

Geometría » 

Inglés ó Francés (segundo curso) Alterna. 

CUARTO CURSO 

Trigonometría y Nociones de Agrimensura y Topografía. . . Alterna. 

Química ' Diaria. 

Historia Natural » 

Nociones de Anatomía, Fisiología é Higiene » 

Inglés ó Francés (tercer curso) Alterna. 



109 

QXHNTO 0ÜR80 

PíBica Diaria. 

Agricultura Alterna. 

Psicología, Lógica y Ética Diaria. 

Instrucción Cívica Alterna. 

Inglés 6 Francés (cuarto curso) /» 

1? Los cursos de Gramática Castellana y Latina, deberán preceder 
necesariamente á las asignaturas de Latín y Retórica y Poética del 
tercer curso. La Aritmética deberá preceder al Álgebra, ésta á la 
Geometría y ésta á la Trigonometría. Dichas cuatro asignaturas de 
Matemáticas, deberán preceder al estudio de la Física, y siempre las 
tres primeras al de Química é Historia Natural. Estas dos asignatu- 
ras últimas, deberán preceder á la Agricultura. La de Psicología, 
Lógica y Ética, deberá estudiarse después de aprobada la de Retórica 
y Peética y la de Fisiología é Higiene. La Geografía deberá preceder 
á la Historia Universal; ésta á la de Historia de Cuba y América, y 
todas á la Instrucción Cívica. Las asignaturas divididas en dos ó más 
cursos, deberán estudiarse sin simultaneo posible en los cursos en que 
se dividan. 

Los tres primeros cursos de Segunda Enseñanza, harán además 
ejercicios gimnásticos por media hora diaria. El cuarto y quinto cur- 
so adoptarán, como ejercicio físico, los ejercicios militares. 

2? No se admitirá á la matrícula en Segunda Enseñanza á ningún 
alumno que no acreditare tener doce años cumplidos. 

3? Para el ingreso en la Segunda Enseñanza se requerirá un exa- 
men de admisión tal como se establece en el artículo 124 del Regla- 
mento de los Institutos de Segunda Enseñanza. 

4? Los alumnos podrán optar entre el estudio del Francés ó del 
Inglés, ó estudiar ambas lengnas si quisieren. Una vez matriculados 
en el primer curso de una de estas lenguas, deberán continuar en es- 
tadio de la misma en los cursos segundo, tercero y cuarto. 

5? Los alunmos que tengan ya aprobada la asignatura de Aritmé- 
tica y Álgebra del Plan anterior, estarán exentos del estudio de la de 
Algebra que se establece en el segundo curso. Esta disposición se en- 
tenderá también aplicable á los que hubieren aprobado la de Geometría 
y Trigonometría, y en general á todas las asignaturas dobles que por 
el presente Plan se dividen. 

El que hubiere aprobado la de Latín y Castellano del Plan prece- 
dente en un solo curso, no tendrá que estudiarla separadamente; pero 
^1 qo? póJo haya aprobado el primero, quedará obligado á cursar el se- 



lio 

gundo, tal como se expresa en el presente Decreto. Los que hubieren 
aprobado los dos cursos de Latín y Castellano, no estarán obligados á 
cursar la asignatura de Latfn que se establece en el tercer curso. 

El que hubiere aprobado la asignatura de Historia de España, ten- 
drá derecho á pedir que le sirva para eximirlo del estudio de la His- 
toria de Amérií-a y Cuba; pero entendiéndose que esta concesión sólo 
se otorgará por el presente curso académico. 

Los que hubieren aprobado los cursos de Francés ó Inglés, antes 
establecidos, no están obligados á estudiar el tercer curso ni el cuarto 
que ahora se establecen. 

Los alumnos á quienes sólo falte el último grupo de asignaturas, se 
matricularán en aquellas que no tuviesen aprobada, en la forma que 
en este Plan se expresa. 

69 Se concede el plazo de un afio al que hubiere aprobado todas 
las asignaturas del Bachillerato, para que verifique los ejercicios de 
grado, con arreglo al Plan anterior. Pasado este tiempo, quedará su- 
jeto a] presente y en la obligación de examinar antes de dichos ejerci- 
cios las nuevas asignaturas en este Plan introducidas. 

Los alumnos que hubieren verificado sus estudios en pai*te por este 
Plan y en parte por el anterior, al vei-ificar los ejercicios del grado de 
Bachiller, lo harán ajustándose á cualquiera de los dos, á elección, si 
lo verificare antes de transcurrir un año contado desde el examen de 
sus últimas asignaturas. Pasado ese término, verificarán dichos ejer- 
cicios con arreglo al presente Plan. 

7? Los estudios de Peritaje Mercantil del Instituto de la Habana, 
se harán en la forma hasta ahora establecida; pero con las siguientes 
modificaciones. Primera: La asignatura de Álgebra, separada de la 
Aritmética, se estudiará en el segundo curso. Segunda: En cada uno 
de los tres cursos se estudiará uno de Inglés y otro de Francas. Ter- 
cera: Los que hubieren aprobado en los exámenes de Junio el tercer 
curso de ambos idiomas, podrán ser admitidos en Septiembre á los 
exámenes del cuarto en uno y otro, como alumnos libres, por excep- 
ción de la regla que impide el pertenecer en el período del mismo cur- 
so, á la clase de alumnos libres y á la de oficiales: en caso contrario, 
deberán seguir un cuarto curso de ambas idiomas. 

8? Se suprimen los estudios del Peritaje Mecánico y Peritaje Quí- 
mico que se estudian actualmente en el Instituto de la Habana. 

9? Quedan en vigor todas las demás disposiciones del Plan de 
Estudios referentes á la Segunda Enseñanza que no se opongan á lo 
prevenido en este Decreto. 

La tarifa de derechos de matricula, exámenes y grados^ publicada 
en 1? de Mayo, se entenderá asimismo vigente. 



111 

Modificación en el reparto de las asignaturas del Bachillerato. 

9 de Noffiembre de 1899, 

£1 Secretario de Justicia é Instmcción Pública, aatorizado debida- 
mente por el Grobiemo Militar, resolvió en esta fecha, modificando el 
reparto de las asignaturas del Bachillerato, lo siguiente: 

Primera. La asignatura de Física, que figura entre las del 5? cur- 
80; deberá estudiarse en el 4?, y en cuanto á la de Química que apa- 
rece en éste, se estudiará en el 5? Ambas asignaturas podrán estudiai'se 
simultáneamente si el alumno lo prefiere; pero nunca será admitido 
ninguno á la matrícula de Química previamente á la matrícula de 
Física. 

Segunda. La matrícula en la asignatura de Física se declara com- 
patible con la de la asignatura de Trigonometría y Nociones de Agri- 
mensura y Topografía. 



Abono de Asignaturas. 

9 de Noviembre de 1899, 

A virtud de una instancia presentada por el Ledo. Enrique Gil, 
Director del Colegio "La Gran Antilla," la Secretaría de Justicia é 
Instrucción Pública resolvió lo siguiente: 

Considerando: que la anterior distribución de dos cursos de las 
asignaturas de Inglés ó Francés en el Instituto, suponía el que cada 
uno de estos cursos comprendiese la mitad de la materia que debía es- 
tudiarse, por lo que parece lógiox> y resulta evidentemente equitativo 
el que por cada uno de los antiguos cursos se abonen dos de los actua- 
les, puesto que se ha duplicado la extensión de ambas asignaturas; 

Considerando: que reconocida la necesidad de separar el estudio 
de las asignaturas de Matemáticas, es evidente que deben reconocerse 
como legítimas las razones que tuvieron, en bien de la enseñanza, los 
que hicieron que ciertos alumnos dejasen para el tercer curso la ma- 
tricula de la asignatura, antes reunidas de Aritmética y Álgebra, por 
lo que no sería equitativo que este hecho redundase en su perjuicio; 

Considerando: que el espíritu general de las disposiciones transi- 
torias, encaminadas á adaptar el nuevo Plan á la situación de los 
alumnos que cursaron algunos años por el precedente, es el de que no 
se obligue á ninguno en virtud de los nuevos preceptos á estudiar un 
número de años superior al que le faltaba para concluir el período de 
estudios en que se encontrase; lo cual se evidencia atendiendo al con- 
tenido de la Regla tercera del Art. 79 de las disposiciones sobre se- 



I 



112 

gunda ensefianza, al sentido general de todas esas disposiciones y muy 
principalmente á lo ordenado eti la Regla 6 del Art. 3? de las disposi- 
ciones de los estudios Universitarios; se resuelve: 

1? Que se abone el primer curso aprobado de las asignaturas de 
Inglés y Francés del antiguo Plan como equivalente á los dos prime- 
ros de dichas asignaturas en el Plan actual, de modo que loe que tu- 
vieren aprobado dicho primer curso anterior se matriculen ahora en 
el tercero de las repetidas asignaturas, haciéndose asi constar por nota 
que se insertará en la papeleta de matrícula. 

2? Que á los alumnos que ingresaren ahora en el tercer año del 
Bachillerato se les permita para este curso que matriculen de un modo 
simultáneo las nuevas asignaturas de Aritmética y Álgebra; y ^ 

3? Que no ha llagar á resolver sobre la matricula simultánea de 
la Geometría y Trigonometría, en virtud de la disposición que se pu- 
blica en esta misma fecha enmendando algunos preceptos de los con- 
tenidos en el Plan de estudio de la Segunda Enseñanza relativo á esas 
asignaturas y á las de Física y de Química. 



Numero de Profesores y sus Asignaturas. 

9 de Diciembre de 1899. 

£1 Sr. Secretario de Justicia é Instrucción Publica con esta fecha, 
debidamente autorizado por el Gobierno Militar y con objeto de com- 
pletar las disposiciones contenidas en la orden 212, ha resuelto se ha- 
gan de conformidad con la Regla siguiente: 

Primera. Las asignaturas de lección diaria tendrán cada una un 
Profesor y cuando estuvieren divididas en varios cursos turnarán los 
Profesores de los diversos cursos de la misma asignatura. 

Segunda. Habrá dos Profesores para los cuatro cursos altemos 
de idioma Inglés y dos para los de Francés. £1 tumo entre ellos se 
hará explicando simultáneamente los cursos primero y tercero y el 
otro los cursos segundo y cuarto. 

Tercera. Las asignaturas alternas de Álgebra y Trigonometría y 
Nociones de Agrimensura y Topografía tendrán un solo Profesor. 

Cuarta. La asignatura de Instrucción Cívica se agregará al Pro- 
fesor de Historia Universal y la de Agricultura al Profesor de Histo- 
ria Natural. 

Quinta. Podrán asignarse á un mismo Profesor dos asignaturas 
de lección diaria, abonándosele por este trabajo una gratiñcación, que 
se determinará, además de su sueldo; pero se procurará que las dos 
asignaturas agregadas sean de estudios análogos ó pertenecientes á un 



113 

mismo grupo de asignatura. Para dicho efecto se dividirán éstas en 
asignaturas de Filosofía y Letras y asignaturas de Ciencias. 

Sexta. Se mantienen en vigor las disposiciones imperantes sobre 
agregación de asignaturas en el Peritaje Mercantil que se estudian en 
el Instituto de la Habana. 

Séptima. Para el desempeño de Cátedras de Filosofía y Letras se 
requerirán los títulos de Ledo, en Filosofía y Letras 6 en Derecho, y 
para desempeñar los grupos de Ciencias los de Ledo, en Ciencias, en 
Medicina 6 en Farmacia. Si se tratara de Matemáticas bastará el tí- 
tulo de Ingeniero. Respecto al Peritaje Mercantil continuarán rigien- 
do las disposiciones vigentes. 

DISPOSICIÓN GENERAL 

Cuando un Profesor por consecuencia de la agregación de Cátedras, 
tenga necesidad de explicar más de una asignatura de lección diaria ó 
más de dos de lección alterna, tendrá derecho á un aumento de ha- 
ber equivalente al 20 9r del sueldo correspondiente á un Profesor titu- 
lar si se les agregare una asignatura de lección alterna y al 40% si se 
les agregare *dos de lección alterna ó una de lección diaria. 



Modo de proveer las plazas de auxiliares de los Institutos. 

Orden JV? 52,-7 de Febrero de 1900. 

El Gobernador General de Cuba, á propuesta del Secretario de Ins- 
trucción Pública, ordena la publicación de lo siguiente: 

1? Las plazas de auxiliares de la Universidad é Institutos de la ! 

Isla se proveerán por la Secretaría de Instrucción Pública, mediante j 

propuesta de los Claustros de las respectivas facultades y de los Insti- ¡ 

tutos, expresándose en dicha propuesta el número de votos alcanzados | 

por los candidatos si no hubiere unanimidad y sin mencionar los nom- | 

bres de los votantes. 

2? Las plazas de Jefe de Laboratorios y de Clínicas se proveerán 
por la Secretaria de Instrucción Pública, mediante propuesta del Claus- 
tro de la Facultad de Medicina, teniendo ésta en cuenta el informe 
del Profesor de la asignatura. 

3? Las plazas de ayudantes preparadores de medicina se pro- 
veerán por el Claustro de dicha Facultad, mediante propuesta que haga 
el Profesor respectivo de un alumno que haya obtenido la nota de So- 
bresaliente en la asignatura para que se le propone. 

4? Los Jefes de Laboratorios y de Clínicas así como los ayudan- 
tes Facultativos de Ciencias y Farmacia, deberán poseer el título de 



114 

Licenciado 6 Doctor en la Facultad respectiva. Loe auxiliares de la 
Universidad deberán poseer el título de Doctor en la Facultad en que 
fueren nombrados y los de Institutos el de Licenciado 6 Doctor en Fi- 
losofía y Letras y en Ciencias 6 Ingeniero 6 Arquitecto, según la sec- 
ción á que deban corresponder. 

6? La antigüedad de los Profesores de la Universidad é Institu- 
tos se determinará por la fecha de la posesión, aceptando respecto de 
los confirmados, el escalafón aprobado en 29 de Enero de 1895, si en 
él figurasen y en su defecto por la de su confirmación, y en cuanto á 
los que, como los nombrados, han tomado posesión en la misma fecha, 
se tendró en cuenta la antigüedad en la expedición del título de Doc- 
tor y tratándose de Profesores con títulos de igual fecha, la antigüe- 
dad del grado, aplicándose igual criterio á los que al tomar posesión 
no eran más que Licenciados. 

6? La Secretaría de Instrucción Pública queda encargada de la 
formación del escalafón general de la Universidad y de los Institutos, 
conforme á las r^las precedentes y en la oportunidad que estime con- 
veniente. 



Reorganización de la Enseñanza Privada. 

9 de Marta de 1900, 

\l \\ 1? Los alumnos que ingresen en el tercer año en el presente curso 

matricularán y examinarán la Historia Universal, si no la hubiesen ya 
matriculado y aprobado, por no ser asignatura de nueva creación. 

i I I 2? Se aplicará á los que ingresen en el 2? año lo dispuesto en el 

caso segundo de la resolución de la Dirección de Instrucción Pública 
de nueve de Noviembre de 1899. 

3? Los que ingresen en el tercer curso y se matriculen en Aritmé- 
tica y Algebra estudiarán la Geometría en cuarto curso y la Trigono- 
metría y Nociones de Agrimensura y Topografía en el quinto curso. 

4? Los que al matricularse en el tercer curso no tuvieren aproba- 
do ningún curso de idioma, se matricularán en el primero y segundo 
curso, debiendo abonar por ambas matrículas alternas los derechos 
correspondientes á una diaria. 



Por la presente se reorganizan los estudios de la Enseñanza libre, 
con arreglo á las prescripciones siguientes: 

1. Los exámenes de asignaturas para los efectos de la Enseñanza 
privada, se verificarán en lo sucesivo en los mismos períodos de la ofi- 
cial ó sea en los meses de Junio y Septiembre. 



115 

2. Los aspirantes deberán solicitar su admisión por medio de una 
instancia dirigida al Jefe del Establecimiento que corresponda, expre- 
sando por su orden las asignaturas de que soliciten examen 6 loe gra- 
dos ó reválida cuyos ejercicios quisieran verificar, ofreciendo la iden- 
tidad personal que se les exija. 

La solicitud á que se refiere el párrafo anterior, se hará en los diez 
primeros días del mes de MJayo y Septiembre, respectivamente, acredi- 
tándose el pago de los derechos de matricula y examen en la forma ac- 
tualmente establecida. Los términos indicados serán improrrogables. 

3. Los Secretarios de los Establecimientos correspondientes, bajo 
su responsabilidad, serán los encargados de la instrucción de los expe- 
dient<es, identificación personal de los interesados y llenar los demás 
requisitos que sean necesarios para autorizar el examen. Todo esto se 
ultimará por los mismos, antes del día quince de los expresados meses 
de Mayo y Septiembre. 

Para la identificación del aspirante bastará la certificación del Se- 
cretario, por propio conocimiento, ó la declaración conteste de dos tes- 
tigos que garanticen la identidad, los cuales han de ser vecinos de la 
localidad y conocidos personalmente por el Secretario. 

4. Los Jefes de cada Establecimiento cuidarán de que los exáme- 
nes de los alumnos libres se celebren en sesiones distintas que los de 
los alumnos oficiales, aunque sometiéndose unos y otros á iguales re- 
glas de examen y á los mismos Tribunales. Esto ultimo será también 
aplicable á los ejercicios de grado y reválida de los alumnos libres. 

Los alumnos que no se presentaren ó fuesen suspensos en el mes de 
Junio, podrán examinarse sin nueva inscripción en el mes de Septiem- 
bre del mismo año, en cuya época caducarán todos sus derechos. 

5. Los alumnos libres quedan sometidos á la autoridad y discipli- 
na académicas en todos los actos que verificaren con ocasión de los 
exámenes y grados, ó en igualdad de los alumnos oficiales, debiendo 
ser juzgados como éstos. 

6. Dentro de cada convocatoria ningún alumno libre podrá exa- 
minarse de asignaturas pertenecientes al mismo período, en más de un 
Establecimiento de enseñanza. Si se comprobase lo contrario, serán 
nulos todos los exámenes verificados por el alumno en dicha convoca- 
toria. Los Jefes de dichos Establecimientos adoptarán las medidas 
más convenientes para obtener la referida comprobación. 

Los Secretarios de los Institutos estarán obligados á participarse 
mutuamente al siguiente día, las calificaciones de suspenso que merez- 
can los aspirantes respectivos, cuyos partes se inscribirán en un libro 
que bajo su responsabilidad, ha de tener el Secretario que los reciba, 
para impedir cualquier fraude. 



1; 



Li 



116 

7. Lofl Jefes de los Establecimientos remitirán á la Secretaria de 
Instrucción Pública, dentro del mes siguiente á la terminación de los 
exámenes de Enseñanza libre, uno ó varios estados con arreglo á los 
modelos que se circulen oportunamente con el objeto de conocer: 

Primero. El número de solicitantes y de los que se hubieren 
examinado. 

Segundo. La procedencia de los mismos, según la enseñanza 6 el 
Establecimiento. 

Tercero. Las calificaciones que hubieren obtenido. 

Cuarto. Las traslaciones de matricula que se hubieren hecho de 
una á otra enseñanza, ó de un Establecimiento á otro. 

Quinto. Los grados y reválidas de los alumnos que hayan apro- 
bado parte de las asignaturas por estudios libres, con expi*esión del 
número de éstas y de los Establecimientos donde hubiesen obtenido 
su aprobación. 

8. Quedan derogadas las disposiciones anteriores sobre esta ma- 
teria en todo lo que se oponga al presente Decreto. 



[' DISPOSICIONES TRANSITORIAS 

1 . Los alumnos suspensos ó no presentados á examen en la con- 
vocatoria de Enero del corriente año, serán admitidos sin nuevo abono 
de derechos y por virtud de dicha matricula, en los de Junio y Sep- 
tiembre del curso actual ó en los meses que se determinan en el núme- 
ro siguiente, según los casos. 

2. Por el presente curso en los Institutos de Santa Clara, Puerto 
i I Principe, Santiago de Cuba y Pinar del Río, la matrícula de los alum- 
nos librea se realizará en los diez primeros días del mes de Julio y Sep- 
tiembre, debiendo quedar ultimados los trabajos de la Secretaría el 
día 15 de los expresados meses. 

Los exámenes de los alumnos libres se verificarán en los Insti- 
tutos de Santa Clara, Puerto Príncipe y Santiago de Cuba, en la se- 
gunda quincena de Julio y en todo el mes de Septiembre, y en el de 
Pinar del Río, en la primera quincena de Agosto y en todo el mes de 
Septiembre. —Juan B. Hernández Barrbiro, Secretario. 



Academia de Taquigrafía. 

Orden N^ 107.— U de Marzo de 1900. 

1? Por la presente se establece en esta ciudad una Academia de 
Taquigrafía y de Escritura en Máquina bajo las siguientes reglas: 
2? Quedará instalada el 19 de Abril de 1900, en el Instituto de 



117 

Segunda Enseñanza de la Habana, estando el Profesor á las órdenes 
del Director de dicho Establecimiento. Ck)n8tará de dos departamen- 
tos: uno i)ara el curso de taquigrafía á mano y taquigrafía escrita en 
máquina y el otro para el de máquina de escribir en combinación con 
el mimeógrafo de Edison. 

3? La clase será diaria y su duración de dos ó tres horas cada 
día en la forma y con la distribución de tiempo que convenga al Pro- 
fesor y Director del Instituto. El número de alumnos no excederá 
de cien. 

4? La clase será pública y podrá asistir á ella todo el que quiera 
en calidad de oyente ó proveyéndose de la matrícula correspondiente. 
No se exigirán derechos por la inscripción de dicha matricula ni por 
los exámenes si llegaren éstos á celebrarse. 

5? La inscripción de la matricula se solicitará por medio de ins- 
tancia al Director del Instituto, para lo cual llevará un libro el Secre- 
tario de dicho Establecimiento entregando al peticionario la matrícula 
correspondiente y formando la lista de los matriculados, que autoriza* 
rá con el Vto. Bno. del Director para entregarla al Profesor. 

69 Se nombra Profesor de la expresada Academia con el sueldo 
anual de $1,500 en moneda de los Estados Unidos ó su equivalente, á 
Frank A. Betancourt. 

79 Se asigna un crédito de $600 moneda de los Estados Unidos ó 
su equivalente, para la adquisición de dos máquinas n9 1 de taquigra* 
fía, mil libretas, mil lápices, una pizarra grande, un mimeógrafo de 
Edison n9 4, cuatro máquinas de escribir de varios modelos, atriles, 
gomas, papel, prensa Stal, cintas y demás utensilios. 

89 La Secretaría de Instrucción Pública queda encargada del 
exacto cumplimiento de esta orden. 



Premio Antonio Modesto del Valle. 

S de Ahrü de 1900. 

19 A contar desde el presente curso académico y por espacio de 
diez años, el Instituto de la Habana concederá en cada uno de éstos 
gratuitamente diez grados de Bachiller, cuyos títulos han de recaer 
en escolares pobres y sobresalientes, previa oposición. 

29 El procedimiento para hacer efectiva esa concesión, será el es- 
tablecido en el capítulo 59, título cuatro del Reglamento de los Esta- 
blecimientos de Segunda Enseñanza en lo relativo á premios extraor- 
dinarios. 

39 Siendo la concesión de esos grados una consecuencia de la do- 



118 

nación hecha por Antonio Modesto del Valle é Iznaga de un gabinete 
de Historia Natural al Instituto de la Habana^ se hará constar en los 
títulos que se expidan en virtud de esta orden, que se han obtenidos 
como premios Yallb Ienaga. 

4? El gabinete de Historia Natural hasta ahora denominado Va- 
lle, se denominará en lo adelante, gabinete Antonio Modesto del 
Valle ¿ Iznaga, haciéndose la correspondiente sustitución de lápida. 

5? La Dirección del Instituto, en cada año, con la debida oportu- 
nidad, hará las convocatorias para las oposiciones y cuidará del exacto 
cumplimiento de esta disposición. 



Organización de la Escuela de Comercio. 

Ordm N^ 171.— U de Abril de 1900. 

El Gk>bemador General de Cuba, á propuesta del Secretario de 
Instrucción Pública, ordena la publicación de la siguiente orden: 

I. Desde el próximo curso académico ea adelante, constituirán los 
estudios de la Escuela de Comercio, en el Instituto de la Habana, los 
que se determinan á continuación: 

PRIMER CURSO 

Aritmética razonada Diaria. 

Geografía Universal » 

Inglés (1«^- curso) Alterna. 

Francés (1®'- curso) » 

Economía Política, aplicada al Comercio » 

SEGUNDO CITR80 

Aritmética y cálculos mercantiles Alterna. 

Teneduría de Libros y práctica de operaciones de Comercio. » 

Álgebra » 

Inglés (2? curso) » 

Francés (29 curso) » 

Taquigrafía y máquinas de escribir Diaria. 

TERCER CURSO 

Legislación mercantil y sistemas aduaneros Alterna. 

Historia del Comercio y Geografía económico-industrial.... » 

Materia mercantil « 

Inglés (39 y 49 cursos) Diaria. 

Francés ('39 y 49 cursos) » 



119 

II. Ko se admitirá en la matricala en la enseñanza comercial á 
nin^n alumno que no acreditare tener doce afioe cumplidos. 

III. Para el ingreso en los estudios de Comercio se requerirá un 
examen de admisión tal como se establece en el artículo 124 del Re- 
glamento de los Establecimientos de 2? Enseñanza. 

IV. Se nombran por la presente á las personas que & continuación 
se expresan, para el desempeño de las cátedras siguientes en el Insti- 
tuto de la Habana: 

Aritmética y Cálculos mercantiles; Teneduría de libros con práctica 
de operaciones de Comercio, Antonio M. Lazoano y Larrondo, 

Economía Política aplicada al Comercio; Legislación mercantil y 
sistemas aduaneros, José Alfredo Bernal y Tovar. 

Historia del Comercio y Geografía económico-industrial; Materia 
mercantil, José Oarda y Baylleres. 

Y. El sueldo anual de cada uno de estos profesores será el de mil 
quinientos pesos en moneda americana ó su equivalente. 

VI. Las asignaturas de Aritmética razonada, Geografía Univer- 
sal, Inglés y Francés, se cursarán en los estudios generales de Segunda 
Enseñanza. La de Taquigrafía y Máquinas de escribir se cursará en 
la forma establecida en la Orden N? 107, de 14 del mes de Marzo de 
1900, debiendo los alumnos de la Enseñanza Comercial gozar de prefe- 
rencia en la inscripción de matrícula respecto de los demás que no per- 
tenezcan á la carrera de Comercio. 

Vil. Qnedará suprimido el Titulo de Perito Mercantil, quedando 
sólo subsistente el de Profesor Mercantil, que se obtendrá mediante la 
práctica de los ejercicios que luego se especificarán, después de haber 
ganado y aprobado las asignaturas anteriormente mencionadas. 

VIII. Los ejercicios para alcanzar el Título de Profesor Mercan- 
til, serán tres: consistirá el primero eu un examen que durará una hora 
sobre los idiomas inglés y francés. Taquigrafía y Máquinas de escribir, 
agregándose al expediente los trabajos que en presencia del Tribunal 
haya realizado el candidato en todas esas materias; el segundo será un 
examen oral que durará una hora, sobre las asignaturas de la carrera, 
y el tercero consistirá en redactar en el término de tres horas, todos 
los trámites de una operación mercantil elegida por el examinando en- 
tre tres sacadas á la suerte, debiéndose agregar al expediente dicho 
trabajo. El tercer ejercicio podrá dejarse para el día siguiente al en 
que haya tenido lugar el segundo. Todos los años formularán los Pro- 
fesores cincuenta casos de los más frecuentes en el ejercicio de la 
profesión mercantil, para que sirvan de cuestionario para el tercer 
ejercicio. 



120 

IX. El primer ejercicio se verificará ante un Tribunal compuesto 
de un profesor de Inglés, otro de Francés y del de Taquigrafía y Má- 
quinas de escribir; y los otros dos actos ante otro Tribunal constituido 
por tres catedráticos de las demás asignaturas propias de la carrera, 
los cuales harán por turno este servicio. 

Terminado el primero, votarán los jueces secretamente si ha de ser 
aprobado el aspirante. 

Igual procedimiento se seguirá terminado el segundo acto. Des- 
pués del tercero, tendrá lugar la votación definitiva en la forma pres- 
crita para los grados de Bachiller. 

Para ser admitido al segundo 6 tercer ejercicio se necesita haber 
sido aprobado en el anterior inmediato. 

Los alumnos suspensos en cualquier ejercicio no podrán repetirlo 
hasta que hayan transcurrido seis meses desde la fecha de la suspensión, 
sin pagar más derechos, y si fracasaren en este examen, no podrán 
presentarse nuevamente hasta pasado un año después de la fecha de 
la segunda suspensión. 

X. Quedarán derogados el número VII de la Orden 212 de 4 de 
Noviembre de 1899 y demás disposiciones que se opongan á lo consig- 
nado anteriormente en este Decreto. 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS 

|j 1* Hasta el 30 de Septiembre de 1900, en cuyo día terminará el 

presente curso académico, continuai-án los profesores Antonio M. Laz- 
cano y José A. Bernal, desempeñando sin aumento de haber por las 
cátedras agregadas en el Instituto de la Habana, las que actualmente 
explican, debiéndose hacer cargo desde 19 de Octubre de 1900, de las 
que respectivamente se les asignan en el N? IV de la presente Orden. 
j I [ 2^ Desde 19 de Mayo de 1900 pasaní José García Baylleres á for- 

mar parte del prefesorado del Instituto de la Habana, con el sueldo 
anual de mil quinientos pesos moneda americana, desempeñando hasta 
30 de Septiembre, sin aumento de haber por las cátedras agregadas en 
dicho establecimiento, las que constituyen aún la carrera de Profesor 
Mercantil, según el artículo 83 del Plan de Estudios vigente de 7 de 
Diciembre de 1880, y haciéndose cargo desde 19 de Octubre de 1900, 
de las cátedras que se le asignan por el número IV de esta Orden. 

3* A contar desde 19 de Mayo de 1900, quedará suprimida en la 
Escuela Profesional, la carrera de Profesor Mercantil, la cual enseñan- 
za se traslada desde esa fecha en adelante al Instituto de la Habana, 
en donde se practicarán todos los actos relacionados con dichos estudios. 

4?^ El Director de la Escuela Profesional hará entrega oportuna- 
mente al del Instituto de la Habana, de los documentos relacionados 



L 



121 

con los estudios que por la presente se transfieren al establecimiento 
últimamente citado. 

5* Hasta 30 de Septiembre de 1900 se podrán obtener Títulos de 
Perito Mercantil y Profesor Mercantil en el Instituto de la Habana, 
en la forma y mediante examen de asignaturas prescritas en el Plan 
vigente de 1880; pei*o una vez abierto el curso académico entrante, sólo 
se concederán Títulos de Profesor Mercantil con arreglo á la nueva 
organización dada á esos estudios en la presente Orden. 

6* Los derechos de las asignaturas del Profesorado Mercantil cu- 
yas enseñanzas se trasladan por esta Orden al Instituto de la Habana, 
desde 19 de Mayo hasta 30 de Septiembre de 1900, se pagarán confor- 
me á la tarifa de la Escuela Profesional, inserta en el Decreto de la 
Secretaría de Justicia é Instrucción Pública de 1? de Mayo de 1899. 
Desde IV de Octubre de 1900 los derechos de todas las asignaturas que 
constituyen la carrera de Comercio, serán los fijados para los propios 
de la Segunda Enseñanza, según tarifa del Instituto publicada en la 
mencionada Orden. 

7* La Secretaría de Instrucción Pública queda encargada de re- 
solver las dudas y consultas que se formulen á consecuencia de esta 
Orden. 

DISPOSICIÓN FINAL 

La asignatura de Cosmografía, Pilotaje y Maniobra., que en la ac- 
tualidad constituye una cátedra establecida en la Escuela Profesional, 
continuará explicándose con cái'acter de alterna desde 19 de Mayo de 
1900, en el Instituto de la Habana. Dicha cátedra seguirá á cargo del 
que actualmente la desempeña, José García Baylleres, sin que por esto 
tenga derecho alguno á aumento del haber que se le ha asignado en 
esta Orden. 

En virtud de la transferencia á que se refiere el párrafo anterior, 
son aplicables á dicha cátedra las disposiciones consignadas en los nú- 
itleros 49, 69 y 79 de las transitorias de este Decreto. 



Dispensa de la edad durante dos años á los Bachilleres 
que ingresen en la Universidad. 

28 de Junio de 1900. 

La Secretaría de Instrucción Pública en esta fecha y teniendo en 

cuenta el gran número de estudiantes que en ese año recibieron el 

grado de Bachiller sin tener la edad de diez y ocho años y los perjui- 

I cios que sufrirían retardando su ingreso en la Universidad, resolvió 

¡ 



122 

que durante los dos años que terminaban en 3Ó de Septiembre deld02 
no se les exigiera el requisito de la edad siendo BachiUeres de los Ins- 
titutos de la Isla y que las Escuelas de la Universidad en que ingre- 
saran estos alumnos menores de diez y ocho afios podían retardarle el 
examen de prueba de curso hasta que hubieran aprobado las materias 
similares á las del Preparatorio del Plan anterior. 



Organización de la Segunda Enseñanza. 

Orden N9 267.— 30 de Junio de 1900, 

El Gobernador General de Cuba, á propuesta del Secretario de 
Instrucción Pública, ha tenido á bien disponer la publicación de la or- 
den siguiente para el gobierno de la Segunda Enseñanza. Las leyes, 
decretos, órdenes y reglamentos sobre Segunda Enseñanza en la Isla 
de Cuba, quedan modificados por la presente orden de la manera si- 
guiente: 

DE LA SEGUNDA ENSEÑANZA 

I. Se dará la Segunda Enseñanza en los Institutos Oficiales y en 
los Colegios incorporados á los Institutos. 

II. Para ingresar en la Segunda Enseñanza se necesita: 

1? Tener catorce años cumplidos ó autorización especial para ser 
admitido. 

29 Acreditar que se han cursado los estudios de la enseñanza 
primaría elemental y superior. 

Se acreditarán estos estudios mediante un examen en que demos- 
trará el candidato: 

(a) Que habla, lee y escribe correctamente el castellano. 

(6) Que lee y traduce suficientemente el inglés ó el francés. 

(c) Y los conocimientos siguientes: 

1. Aritmética práctica hasta la aplicación de las razones y pro- 
porciones. 

2. Dibujo lineal y elementos de Geometría. 

3. Geografía detallada de la Isla de Cuba. Nociones de Geogra- 
fía de América. Rudimentos de Geografía Universal. 

4. Nociones de Historia de Cuba y del resto de América. 

5. Nociones de Geografía Física. 

6. Nociones de Higiene. 

7. Rudimentos de Fisiología. 

8. Rudimentos de Zoología y Botánica. 



L 



123 
ni. Loe estudios de Segnnda Ensef&anza comprenden: 
Gramática y Literatura castellanas (preceptiva é histórica). 
Una lengua extranjera (inglés 6 francés). 
Geografía Universal. 
Historia Universal. 

Matemáticas hasta la Trigonometría inclusive. 
Física. 
Química. 

Nociones de Cosmología (Descripción física del mundo). 
Introducción á la Biología. Historia Natural. 
Lógica y Nociones de Psicología. 
Introducción á la Sociología. Enseñanza cívica. 
Estos estudios se harán por lo menos en cuatro afios. 

IV. La distribución de cursos de los distintos afios de estadios es 
potestativa de los Institutos, dentro de las realas siguientes: 

El primer curso de una lengua viva, se podrá dar en castellano. 
El siguiente precisamente en la lengua que se enseñe. 

El estudio de la Geografía precederá al de la Historia. 

El del Álgebra al de la Física y Química. El de la Geometría al 
de la Cosmología. 

El de la Cosmología al de la Biología, y el de éstos al de la So- 
ciología. 

Las Nociones de Cosmología y la Introducción á la Biología y So- 
ciol<^a, no son estudios obligatorios. 

En el diploma que se expida á la terminación de los estudios se 
hará constar si el alumno ha cursado algunos de los no obligatorios ó 
todos ellos. 

V. A la terminación del estudio de cada asignatura se acreditará 
la capacidad y aprovechamiento del alumno mediante los ejercicios 
siguientes: 

* EXAMEN DE GRAMÁTICA Y LITERATURA CASTELLANAS 

Se pedirá al candidato que escriba una ó dos párrafos sobre varios 
asuntos escogidos en una lista que preparará de antemano el Tribunal, 
tomándolos de obras modernas españolas ó hispano-americanas, de 
reconocida excelencia. 

Se le pedirán explicaciones orales de lo que haya escrito, que acre- 
diten su conocimiento de las reglas gramaticales y de literatura pre- 
ceptiva. 

Demostrará haber leído y estudiado varias obras clásicas (siglos 



L 



124 

XVI & XIX) de la literatura española, las cnaleB se enseñarán al prin- 
cipio del curso. 

El examen versará sobre el asunto, la forma literaria y clasifica- 
ción de la obra y del autor dentro del período literario á que perte- 
nezcan. 

El estudiante presentará además sus cuadernos de composición y 
anotaciones, certiñcados por su profesor. 

Las faltas graves en Ortografía, Sintaxis y Elocución invalidarán 
el examen. 

EXAMEN DE IDIOMA EXTRANJERO 

El candidato traducirá en correcto castellano pasajes de obras con- 
temporáneas de reconocida excelencia. Estas obras se señalarán pe- 
riódicamente por el Instituto. 

Traducirá al idioma de que se examine pasajes en castellano que 
se le señalen al efecto. 

Contestará en el idioma de que se examine á las preguntas que se le 
hagan sobre la lexicografía y sintaxis de los pasajes que haya traducido. 

EXAMEN DE GEOGRAFÍA 

El candidato resolverá una serie de problemas en el planisferio y 
en la esfera terrestre. 

Contestará á las preguntas que se le hagan sobre ellos, demostran- 
do que conoce los principios sobre que descansa el trazado de los mapas. 

Sufrirá un examen oral frente al mapa. 

Hará un ejercicio escrito sobre un tema de geografía descriptiva 
que le dará el Tribunal, en que demuestre sus conocimientos sobre el 
relieve del suelo, hidrografía, las razas, la nomenclatura física, políti- 
ca y económica de un país ó región determinados. Para este ejercicio 
se permitirá al candidato el uso de las obras de consulta que solicite. 

Presentará sus trabajos de notas y diseños durante el curso, certi- 
ficados por el profesor. 

EXAMEN DE HISTORIA 

Este constará de dos ejercicios, uno oral y otro escrito. 

El oral, que se hará delante del mapa, demostrará el conocimiento 
general del candidato de las principales épocas históricas y un conoci- 
miento más circunstanciado de un período de la historia moderna, es- 
cogido por el Tribu nal. 

El escrito consistirá en el dasarrollo de un tema histórico moderno, 
escogido por el Tribunal de una lista preparada de antemano, en que 



125 

el candidato acredite un conocimiento general del estado político y 
sedal del pueblo á que se refiera, en la época señalada. 8e le permi- 
tirá el uso de las obras de consulta que solicite. 

Presentará sus cuadernos de notas, en que acredite las lecturas de 
obras históricas que haya hecho y sus diseños de mapas históricos, 
certificados por el profesor. 

EXAMEN DE MATEMÁTICAS 

(Aritmética, Álgebra, Geometría y Trigonometría) 

Consistirá en la resolución de una serie de problemas, que no ba- 
jará de cinco para cada una de las cuatro divisiones, en que demues- 
tre el candidato su conocimiento razonado de los principios fundamen- 
tales de la ciencia matemática. 

El Tribunal atenderá á la precisión y claridad que emplee el alum- 
no en sus razonamientos y demostraciones; así como á la nitidez y 
el^ancia de las figuras. 

El candidato presentará sus cuadernos con los trabajos realizados 
durant-e el curso, certificados por el profesor. 

EXAMEN DE FÍSICA 

El candidato escogerá treinta ejercicios experimentales de una lista 
preparada de antemano por el Instituto. De éstos j diez corresponde- 
rán á la mecánica, y cinco respectivamente á la luz, calor, sonido y 
electricidad. El Tribunal le hai-á ejecutar el que ó los que estime con- 
venientes, pidiéndole la explicación de las teorías en que descansan. 
Para este ejercicio, el Tribunal se constituií'á en el Laboratorio. 

Desarrollará por escrito un tema elegido por el Tribunal y que verse 
sobre las aplicaciones de las leyes físicas á fenómenos corrientes. 

Presentará sus cuadernos con la descripción y resultado de sus tra- 
bajos en el Laboratorio, certificados por el profesor. 

El Secretario de Instrucción Pública dictará las instrucciones nece- 
sarias para que los alumnos que actualmente cursan en los Institutos 
puedan completar sus cursos. 

EXAMEN DE QUÍMICA 

El candidato escogerá veinte experiencias de una lista preparada 
de antemano por el Instituto. El Tribunal le hará ejecutar la que ó 
las que estime convenientes, pidiéndole las explicaciones adecuadas. 

Para este ejercicio el Tribunal se constituirá en el Laboratorio. 

El (iandidato desarrollará por escrito un tema elegido por el Tribu- 



ll 



n 



126 

nal, que demuestre su conocimiento de los fenómenos químicos y sus 
leyes. 

Presentará sus cuadernos con la descripción y resultado de sus tra- 
bajos en el Laboratorio, certifícadoe por el profesor. 

EXAMEN DE NOCIONES DE COSMOLOGÍA 

Constará de dos ejercicios, uno oral y otro escrito. 

El primero demostrará que el alumno posee conocimientos genera- 
les del mecanismo del Universo, y más especiales de la tierra, y su 
práctica en el manejo de los instrumentos más necesarios para las ob- 
servaciones elementales astronómicas y meteológicas. 

El segundo será el desarrollo de un tema escogido por el Tribunal. 
Se preferirán los temas de geología y geografía ff sica. 

El candidato presentará sus cuadernos con las notas y observacio- 
nes que haya hecho durante el curso, certificados por el profesor. 

EXAMEN DE BIOLOGÍA 

El candidato presentará una corta tesis sobre el tema designado 
por el Tribunal, que acredite un conocimiento sistemático de los fenó- 
menos vitales. 

Contestará á las preguntas que le hagan sobre su tesis. 

EXAMEN DE HISTORIA NATURAL 

( Minerálogia^ Botánica ^ Zoología,) 

Este examen tiene por objeto demostrar que el alumno conoce los 
fenómenos elementales de esas ciencias y que su estudio ha sido de 
observación inmediata. 

Sufrirá un examen oral sobre un ejemplar, por lo menos, de cada 
reino. 

Para este ejercicio el Tribunal se constituirá en el Museo. 

Presentará certificación del profesor de haber examinado durante 
el curso por lo menos veinte minerales, veinte plantas y veinte anima- 
les, y las descripciones y clasificaciones que haya hecho. 

EXAMEN DE LÓGICA Y NOCIONES DE PSICOLOGÍA 

El candidato demostrará que conoce las leyes fundamentales de la 
lógica en sus dos divisiones, inductiva y deductiva, y practicará ejer- 
cicios sobre las proposiciones, el silogismo y los sofismas. 

Desarrollará por escrito un tema señalado por el Tribunal sobre los 
datos psicológicos de la lógica. 



127 

PreBentará sus cuadernos de ejercicios y notas, certiñcados por el 
profesor. 

BXAMEN DE SOCIOLOGÍA 

El candidato presentará una corta tesis sobre el tema designado 
por el Tribunal, que acredite un conocimiento sistemático de los fenó- 
menos sociales. 

Contestará á las preguntas que se le hagan sobre su tesis. 

EXAMEN DK ENSEÑANZA CÍVICA 

En un examen oral el candidato demostrará que posee conocimien- 
tos generales acerca del Estado, la libertad individual y el Oobierno y 
sus funciones. 

Presentará una tesis en que aplique esos principios á la organiza- 
ción política de Cuba en alguno de los diversos períodos de su historia, 
á elección del Tribunal. 

Presentará sus cuadernos de notas certificados por el profesor. 



A la terminación de los ejercicios de cada examen, el Tribunal re- 
solverá si el alumno queda aprobado (A) desaprobado (D) ó suspenso 
(S) en la materia sobre que ha versado el examen. 

El Instituto puede prescribir exámenes interiores á la terminación 
de cada curso. 

Después de aprobado un alumno en los exámenes finales de estudios 
obligatorios, tiene derecho á pedir que se le admita á ejercicios para 
obtener el diploma de Bachiller en Letras y Ciencias. 

Los ejercicios serán dos, uno oral y otro escrito. 

El oral durará por lo menos una hora, y consistirá en contestar á 
satisfacción del Tribunal á las preguntas que éste le haga sobre las 
diversas materias de los estudios. 

El escrito consistirá en una tesis sobre un tema que se elegirá á la 
suerte, de una lista que tendrá preparada de antemano el Instituto. 
El Tribunal se reunirá para oir la lectura de la tesis y pedirá al can- 
didato las explicaciones que juzgue oportunas. 

El alumno pagará $10 por la inscripción á estos ejercicios. 

DE LOS CATEDRÁTICOS. 

VI Habrá Catedráticos titulares, auxiliares y supernumerarios. 
Para el servicio de las Cátedras del Instituto se tendrá en cuenta 
la siguiente clasificación: 

Asignatura A. — Gramática y Literatura castellanas. — 3 cursos. 
Asignaturas B. y O. — Inglés y Francés. — 2 cursos respectivamente. 



ñ 



128 



: n 



Asignatura D. — Geografía é Historia Universales. — 2 cursos. 

Asignatura E. — Matemáticas. -3 cursos. 

Asignatura F. — Física y Química. —3 cursos, dos de Física y uno 
de Química. 

Asignatura G. — Cosknología, Biología, Historia Natural. — 3 cursas. 

Asignatura H. — Lógica, Sociología y Enseñanza Cívica. — 2 cursos. 

Cada asignatura tendrá un catedrático titular, mientras el número 
de matriculados no exceda de cincuenta. 

Cuando exceda de 50 se le nombrará un auxiliar. Si el numero 
excede de 100 se le nombrará otro auxiliar, y así sucesivamente por 
cada 50 alumnos. 

El catedrático profesará todos los cursos de la asignatura. 

Por el primero cobrará el sueldo $1500 anuales; por el segundo una 
gratificación de un 40 por 100 del sueldo; por el tercero otra gratifica- 
ción del 20 por 100 del sueldo. 

El catedrático auxiliar cobrará $750 anuales, con las mismas grati- 
ficaciones en proporción á su sueldo. 

Siempre que el titular cese definitivamente en el desempeño de su 
cátedra, el auxiliar de la misma pasará á ser titular. 

Si hubiere más de un auxiliar sucederó el más antiguo. 

En cada Instituto habrá por lo menos dos catedráticos supernume- 
rarios, uno para el grupo de las asignaturas de Letras, y otro para el 
de Ciencias. Están encargados de suplir á los titulares ó auxiliares 
en sus ausencias justificadas. 

Estos catedráticos percibirán la cuarta parte del sueldo de un titu- 
lar. Si estuvieren supliendo más de un mes, en el siguiente ó siguien- 
tes se les abonará la mitad del sueldo de un titular. La diferencia, 
en el caso de este aumento de sueldo, se deducirá del sueldo del cate- 
drático titular. 

IjOS servicios prestados como catedrático supernumerario se ten- 
drán en cuenta para la provisión de las cátedras de auxiliares. 

Los sueldos en los Institutos de Provincia se rebajarán proporcio- 
nalmente en 10 por 100. 

DE LA PROVISIÓN DE CAT^ÍDRAS 

Para las cátedras que en lo adelante vacaren y no sean cubiertas 
por ascenso del auxiliar, y para la provisión de auxiliares se obedece- 
rán los preceptos siguientes: 

El candidato ha de ser Doctor en Letras ó Ciencias. Exhibirá 
relación documentada de sus obras ó trabajos. 

Preííentará ante el Tribunal, nombrado al efecto por la Secretaría 
de Instrucción Pública, una composición escrita sobre un asunto de la 



129 

cátedra á que aspire, elegido de una lista de temas previamente pre- 
pai-ada por el Tribunal. 

Dará ante el Tribunal una lección oral, y, si la asignatura lo re- 
quiere, experimental. 

L*a composición se escribirá en el término de seis horas, en lugar 
cerrado, con las obi*as de consulta que sean necesarias al candidato. 

La lección oral se hará después de 24 horas de preparación libre. 

Durará á lo menos tres cuartos de hora. 

Si hubiere un solo candidato, el Tribunal apreciando la aptitud 
demosti^da por sus obras ó trabajos y por los ejercicios anteriores, 
aprobará ó desaprobará su solicitud. La aprobación en este caso da 
derecho á la cátedra. 

Si hubiere más de un candidato, el Tribunal formará una lista de 
los aprobados por el orden de mayor á menor aptitud. El primer 
puesto en la lista da derecho á la cátedra. 

Pai-a ser catedrático de lenguas vivas no se requiere el título de 
Doctor en Letras ó Ciencias. 

Mientras haya catedráticos excedentes, se escogerán entre ellos los 
auxiliares. 

DE LAS MATRÍCULAS 

YII. Los alumnos que se admitan á los estudios de s^unda ense- 
ñanza, abonarán 25 pesos anuales en dos plazos. 

Esta matrícula da derecho á la asistencia á todos los cursos del 
Instituto. 

Cuando los alumnos asistan á cursos experimentales, abonarón tres 
pesos anuales en un solo plazo por el uso del laboratorio. 

Los alumnos de los colegios incorporados no pagarán matrícula en 
el Instituto sino un derecho de examen de diez pesos por cada asig- 
natura. 

Pueden presentarse á examen en el Instituto alumnos de enseñan- 
za privada, pagando los mismos derechos por asignatura. 

DE LOS MUSEOS T LABORATORIOS. 



VIII. Se fija en tres mil pesos anuales la consignación para el 
material científico del Instituto de la Habana. 

Se fija en dos mil pesos anuales la consignación para el material 
científico de los demás Institutos de la Isla. 

Esta consignación no se distribuirá proporcionalmente entre los 
distintos Museos y Laboratorios, sino á juicio del Director, con au- 
diencia de los catedráticos de las asignaturas respectivas. 



130 



Gmpo A. 



Grupo B.. 



GUB80 PBEPABATOBIO 

IX. Durante dos años, á partir del 1? de Octubre de 1900, se dar* 
en los Institutos un curso preparatorio, para el cual no se exigirá el 
requisito de la edad. 

Para ingresar en el curso preparatorio se necesita acreditar haber 
recibido la enseñanza primaria elemental. 
Los estudios del curso preparatorio serán: 

"Gramática castellana con ejercicios de composición y 
derivación. 

1 Recitación de trozos selectos castellanos en prosa y ver- 
so, con explicación de los mismos. 
Nociones de Geografía é Historia. 
Aritmética práctica hasta razones y proporciones. 
Dibujo lineal y elementos de Geometría. 
Nociones de higiene. 

Rudimentos de Fisiología, Zoología y Botánica. 
La distribución de estas clases y el tiempo de su duración serán 
regulados por el Instituto. 

Cada grupo será enseñado por un profesor, con asistencia de los 
auxiliares que necesite, en la misma proporción de cincuenta alumnos 
señalada para los catedráticos. 

El sueldo de estos profesores será de dos mil pesos. 
La matricula del curso preparatorio será de veinte pesos anuales, 
pagados en dos plazos. 

BJERCIOIOS CALISTE N^ICOS 

X. Son obligatorios para todos los alumnos del Instituto los ejer- 
cicios calisténicos. 

Habrá un gimnasio y un profesor de gimnasia en cada Instituto. 

XI. El Secretario de Instrucción Pública dictará las instruccio- 
nes necesarias para que los alumnos que actualmente cursan en los 
Institutos, puedan completar sus cursos. 

XII. Esta orden surtirá sus efectos desde la fecha de su public«i- 
ción en la Gaceta de la Habana, 



Reglamento de los ejercicios públicos para la provisión 
de Cátedras en los Institutos de la Isla. 

Artículo 1? Los ejercicios públicos para la provisión de Cátedras 
en los Institutos de la Isla se harán ante un Tribunal, compuesto de 
cinco miembros, designados por el Secretario de Instrucción Pública. 



131 

Arttculo 2? De estos miembros, uno al menos, será Catedrático 
de la Universidad y los otros personas de reconocida competencia. 
Presidirá el Catedrático de la Universidad. 

Articulo 3? Se formarán dos Tribunales para cada Instituto de 
la Isla. 

Articulo 4? El nombramiento de cada Tribunal se participará al 
Director del Instituto de la Habana, á fin de que ponga á su disposi- 
ción cuanto sea necesario para sus trabajos, asi como los empleados y 
dependientes que esto requiera. 

Los gastos que ocasionen estos ejercicios se cargarán á la consigna- 
ción para material. 

Articulo 5? Tan pronto como sea nombrado cada Tribunal, se 
constituirá en el Instituto de la Habana, sirviendo de credenciales á 
sus miembros las comunicaciones del Secretario de Instrucción Públi- 
ca en que les participe su nombramiento; elegirá un Secretario de su 
seno y comunicará su constitución al Secretario de Instrucción Pú- 
blica. 

Artículo 69 Cada Tribunal recibirá para su examen el expediente 
de los candidatos que les correspondan. Formará una lista de los te- 
mas que kan de ser desarrollados por escrito, y otra de los que han de 
ser materia de la lección oral. 

Articulo 79 Después de terminado el examen de las obras y tra- 
bajos de los candidatos, el Tribunal convocará por separado á cada 
uno de éstos para el ejercicio escrito, le presentará la lista de temas 
para que haga su elección, y procederá al encierro del candidato. 
Pasadas seis horas, el Tribunal se constituirá de nuevo y no se separa- 
rá basta no haber hecho la calificación del trabajo del candidato. 
Esta se mantendrá secreta. Inmediatamente después le presentará la 
lista de lecciones, para que el candidato haga su elección, y le señala- 
rá el día y hora del ejercicio oral. 

Terminado el ejercicio oral, el Tribunal se reunirá en sesión secre- 
ta, y aprobará ó desaprobará la aptitud del candidato. Hecha su ca- 
lificación, si no hubiere más que un candidato, la remitirá al Secretario 
de Instrucción Pública con las actas de ambos ejercicios. 

El Tribunal tomará como primer elemento de apreciación de la 
aptitud del candidato sus obras y trabajos anteriores. 

Artículo 89 Si hubiere más de un candidato, el Tribunal se reuni- 
rá en sesión secreta después de terminados los ejercicios todos, y for- 
mará la lista de los declarados aptos, en el orden de mayor á menor 
aptitud. Esta lista, con las actas de todos los ejercicios, se remitirá al 
Secretario de Instrucción Pública. 

Las actas serán firmadas por el Presidente y Secretario del Tribu- 



: ti 
Mí: 



í5i 



132 

nal, excepto el acta de aprobación 6 desaprobación y lo que contenga 
la lista de aprobados, que llevarán las firmas de los miembros del 
Tribunal. 

Cumplido el requisito de la remisión, puede el Tribunal hacer pú- 
blico su acuerdo. 

Artículo 9? La convocatoria á que se contrae el articulo 7? se 
hará por edictos, y se publicará en la Gaceta de la Habana y por oficio 
al candidato. 

Artículo 10? Para constituirse un Tribunal se requiere la presen- 
cia de todos sus miembros. Si alguno de éstos faltare por causa jus- 
tificada á uno ó más ejercicios, no podrá votar para la calificación de 
aptitud del candidato, ni para la formación de la lista de los declara- 
dos aptos. — Habana 30 de Julio de 1900. 



Reglas para la provisión por concurso de las Cátedras 

de los Profesores del Curso Preparatorio 

de los Institutos de la Isla. 

1* Vencido el plazo de la convocatoria, se remitirán los expedien- 
tes de los candidatos á los Tribunales respectivos, quienes deben emi- 
tir su informe dentro de los veinte días subsecuentes. 

2* En el examen de los méritos aducidos por los candidatos, el 
Tribunal, para apreciar su aptitud para la Cátedra objeto del concur- 
so, considerará: 

(a) Las obras escritas por el candidato, publicadas ó inéditas. 

(h) Sus disertaciones, discursos, artículos y trabajos científicos. 

(c) El tiempo que haya dedicado á la enseñanza y el concepto 
que en ella haya adquirido por su pericia y probidad. 

(d) Las comisiones facultativa.s que haya desempeñado. 

3^ Verificado el examen, el Tribunal declarará al candidato apro- 
bado ó desaprobado. 

4?* Si no hubiere más que un candidato, el Tribunal dará cuenta 
de su aprobación ó desaprobación al Secretario de Instrucción Pública. 

5* Si hubiere más de un candidato, el Tribunal formará una lista 
de los aprobados por el orden de mayor ó menor aptitud, y la remitirá 
al Secretario de Instrucción Pública. 

También le remitirá lista separada de los candidatos desapro- 
bados. 

Habana, 16 de Agosto de 1900. — El Secretario Enrique José Varona, 



133 

Dispensa de la edad á los alumnos ya matriculados. 

27 de Agosto de 1900. 

La Secretaría de Instrucción Pública, en virtud de lo dispuesto en 
el artículo II de la orden 267, dictó las siguientes instrucciones: 

Los alumnos que hubieren estado cursando la Segunda Enseñanza 
al publicarse la citada orden pueden matricularse sin atender á su 
edad y sin examen previo. 

No se le exigirá examen en la forma que prescribe la orden n? 267, 
de ningún estudio que tenga aprobado según los Planes vigentes an- 
teriores. 

Los que tengan aprobado un curso de Gramática sólo podrán pasar 
al de Literatura Preceptiva si el Catedrático los encuentra aptos; si 
no, re{>etirán el curso de Gramática. 

Los que tengan aprobado el de Retórica y Poética deberán estu- 
diar el tercer curso de la asignatura A. 

Los que tengan estudiado el primero y segundo curso de idioma 
podrán pasar al segundo curso del nuevo Plan si el Catedrático los en- 
cuentra aptos. 

Los que sólo tengan aprobado el primero continuarán en el prime- 
ro del nuevo Plan. 

Los alumnos habrán de cursar los estudios que no hayan hecho an- 
teriormente conforme á la orden n? 267. 



Reglas para Colegios incorporados. 

Los Directores de los colegios incorporados á los Institutos Provin- 
ciales, comunicarán al Director del Intituto de que dependan, dentro 
de los diez días posteriores al últiino habilitado para el pago de los 
derechos de matrícula, una lista de todos sus alumnos de Segunda 
Enseñanza. 

El Director del Instituto los hará inscribir en un registro especial, 
y expedirá á los Directores de cada colegio un certificado de la ins- 
cripción, con expresión nominal de los alumnos. 

Los Directores de esos mismos colegios están obligados á presen- 
tar en el Instituto respectivo una relación de los Profesores de Segun- 
da Enseñanza que empleen, con expresión de las asignaturas que 
enseñan, á fin de que tengan validez en los exámenes los cuadernos cer- 
tiñcados que presenten sus alumnos. Todo cambio de profesores debe 
ser participado oficialmente al Instituto, manifestando exactamente la 
fecha. 



134 

Los alumnos de los colegios incorporados podrán examinar los dis- 
tintos cursos de una asignatura, en la misma forma que lo hagan los 
del Instituto, siempi-e que paguen desde el primer examen los derechos 
correspondientes á toda la asignatura 6 grupo. 

Los Directores de los Institutos deben comunicar oficialmente á 
los colegios incorporados las listas de las obras que han de ser estu- 
diadas durante el curso de Literatura, las de temas y ejercicios de las 
asignaturas que lo requieran, y además un breve resumen, compuesto 
por cada catedrático, en que éste exprese los puntos fundamentales de 
su enseñanza durante el año. 

Habana 17 de Octubre de 1900. — Enrique José Varona, Secretario. 



Modificaciones á la Orden que reorganiza la Escuela de Comercio. 
% Orden N"^ 470.— 15 de Noviembre de 1900. 

El Gobernador General de Cuba, á propuesta del Secretario de Ins- 
trucción Pública, ha tenido á bien disponer la publicación de la si- 
guiente orden, que modifica la N9 171 de 24 de Abril de 1900: 

1. Los estudios que se cursan en la Escuela de Comercio, anexa al 
Instituto de la Habana, son: 

Cálculos Mercantiles. 

Teneduría de libros y Contabilidad aplicada al Comercio, Empresas 
y Oficinas Publicas. 

Práctica de Comercio. 

Geografía Industrial y Comercial. 

Economía Política y Nociones de Hacienda Pública. 

Estadística. 

Legislación Mercantil. 

Derecho Internacional Mercantil. 

Historia del Comercio. 

Historia y reconocimiento de los productos comerciales. 

2. Estos estudios se agruparán de la manera siguient-e: 

{Cálculos Mercantiles, medio curso. 
Teneduría de libros y Contabilidad, medio curso. 
Práctica de Comercio, medio curso. 

. . , r» I Estadística, medio curso. 

Asignatura u B », \ ,., *. t j . • i ^ 

( Geografía Industrial y Comercial, medio curso. 

( Economía Política y Hacienda Pública, medio curso. 

Asignatura « Cn. J Legishición Mercantil, medio curso. 

(^ Derecho Internacional Mercantil, medio curso. 



135 

{Historia del CJomercio, medio curso. 
Historia y reconocimiento de los productos comer- 
ciales, medio curso. 

3. La Escuela tendrá anexa una oficina para trabajos prácticos 
de escritorio, bancos, etc. , y un laboratorio y museo pam reconoci- 
miento y exposición de productos comerciales. 

4. Habrá exámenes finales de cada estudio, que serán por escrito 
y tendrán carácter práctico cuando la materia lo exija. 

5. El Instituto admitirá á los ejercicios para el grado de Profesor 
Mercantil, á los alumnos que hayan aprobado todos los estudios de la 
Escuela y además los siguientes: 

Aritmética y Álgebra. 

Geografía Universal. 

Taquigrafía y Escritura en Máquina. 

Inglés y Francés. 

Los ejercicios para el grado serán dos: uno escrito sobre un tema 
que elegirá el graduando de una lista preparada de antemano por el 
Tribunal, y otro práctico, que consistirá en redactar todos loa trámites 
de una operación mercantil, elegida entre tres sacadas á la suerte. Se 
concederán al candidato tres horas para este trabajo. 

6. Para ingresar en la Escuela, necesitará el alumno tener catorce 
años cumplidos y pasar el examen de admisión que se exige á los del 
Instituto. 

7. El estudio de Aritmética y Álgebra ha de preceder al de Cálcu- 
los Mercantiles y Teneduría de Libros, y éstos al de Práctica de Co- 
mercio. El de Geografía Universal y Estadística al de Geografía 
Industrial y Comercial. El de Legislación xVíereantil al de Derecho 
Mercantil Internacional. 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS 



El Profesor de la Cátedra ^^D'' continuará dando un medio curso 
de Náutica, Cosmografía y Pilotaje, mientras no se organice la Escue- 
la especial de Náutica. 

Los alumnos que en 30 de Septiembre último hubiesen hecho los 
estudios de las asignaturas que se exigen para el grado de Perito por 
el Plan de 1880, pueden graduarse de Profesores Mercantiles como 
estudien las asignaturas de Historia del Comercio, Historia y recono- 
cimiento de los productos comerciales y Derecho Mercantil Interna- 
cional, y examinen esas materias conforme á los ejercicios que se esta- 
blecen en la presente Orden. Los que en añg anterior hubiesen 
cursado solamente la asignatura de Aritmética razonada, tendrán que 



136 

aprobar la de Algebra para que puedan ser admitidos á los exámenes 
de Cálculos Mercantiles y Teneduría de Libros. Los que tuvieren 
aprobadas las asignaturas de Aritmética Mercantil y Teneduría de 
Libros y á tenor de la Orden número 171 se hubieran matriculado en 
las de Teneduría de Libros y Práctica de Comercio, se entenderán 
matriculados en esta segunda asignatura 6 clase en la forma estableci- 
da por el presente plan. 

Los que por el plan anterior hubiesen estudiado en una sola clase 
materias que por el presente han sido separadas, no tendrán necesidad 
de repetirlas. 



Edad y examen para el ingreso en la Academia de Taquigrafía. 

2S de Noviembre de 1900. 

En esta fecha la Secretaría de Instrucción Pública resolvió que 
para ingresar en la Academia de Taquigrafía y Escritura en máquina 
anexa al Instituto de la Habana, se necesitaba tener más de ca- 
torce años cumplidos y menos de treinta y cinco y acreditar mediante 
examen los conocimientos siguientes: Lectura, Escritura, Gramática 
Castellana, y en especial Ortografía; este examen tendrá lugar ante el 
Director de la Academia. 



;il 



Hahaiuij 79 Diciembre de 1900, 

Con esta fecha el Sr. Secretario de Instrucción Pública comunicó 
al Sr. Director del Instituto que el Sr. Gobernador Militar se había 
servido declarar que se continuaran aplicando á la Cátedra de Cosmo- 
grafía las disposiciones referentes á la Escuela de Comercio y por tan- 
to que la matrícula fuera también de diez pesos en oro americano. 



Validez de Titules que se expidan por los Directores 
de los Institutos. 

18 de Marzo de 1901. 

Los Títulos académicos que se expidan en virtud de los ejercicios 
practicados antes del 19 de Octubre de 1900, serán autorizados por los 
Jefes de los Establecimientos donde los aspirantes hayan comprobado 
su aptitud. 

Los Títulos de Agrimensores y Tasadores de Tierra y Maestro de 
Obras que soliciten los aspirantes, en virtud de los ejercicios prácticos 



137 

en la extinguida Escaela Profesional de la Habana, serán expedidos 
por el 8r. Rector de la Universidad. Los de Profesor Mercantil por el 
Sr. Director del Instituto de S^unda Enseñanza de la Habana. 

Los Títulos 6 diplomas á que tienen derecho los alumnos de las Es- 
cuelas anexas & los Institutos de la Isla, serán expedidos por los Di- 
rectores de estos Establecimientos de enseñanza. 

Lo que tengo el honor de comunicar á usted para su conocimento 
y demás efectos. — Enrique José Varona, Secretario de Instrucción 
Pública. 



Legalidad de los Titules de Pilotos expedidos 
por el Instituto de la Habana. 

2 de Abril de 1901, 

El Gobernador Militar en 1? del actual se ha servido declarar lega- 
les los títulos de Piloto, que se expidan por el Instituto de la Habana, 
y que sean reconocidos como tales por las Autoridades de ^Marina. — 
Enrique José Varona^ Secretario de Instrucción Pública. 



Sobre la dispensa de edad para el ingreso 
en la Segunda Enseftanza. 

La Secretada de Instrucción Pública, en 28 de Agosto de 1902, pa- 
só á los Institutos la siguiente circular: 

La orden n? 267 dispone que para ingresar en la Segunda Ense- 
ñanza se requiere tener catorce años cumplidos ó autorización especial 
para ser admitido. 

Invocando este último extremo, se presentan en esta Secretaría 
solicitudes de dispensa de edad, que aun cuando vengan acreditadas 
con el certificado por donde aparece que los alumnos han cursado la 
Primera Enseñanza con provecho, son, al fin y á la postre, ^a excepción 
de un requisito. 

Y como el fundamento de esta autorización, cuando sea concedida, 
descansa precisamente en la preparación suficiente del alumno favo- 
recido, es necesario que dicha aptitud aparezca perfectamente com- 
probada. 

En este concepto, tengo el honor de encargar á Vd. que en los ca- 
eos de la autorización aludida, recomiende á los Tribunales qne pro- 
cedan con la severidad conveniente, para dejar comprobada en el exa- 
men la preparación del candidato, sin que corra riesgo de menosca- 
barse el verdadero propósito de la ley. 



rii 



11 



138 



La asistencia á los diversos cursos. 



Circular de ¡a Secretaría de Instrucción Pública, de 13 de Enero de 1902, 

La facultad de asistir á los diversos curaos, concedida por la orden 
nV 267, serie de 1900, á los alumnos matriculados en los Institutos, ha 
dado lugar á cierta confusión; y se ha interpretado por algunos como 
derecho de simultanear los diversos cursos de una asignatura, con 
perjuicio manifiesto de los mismos alumnos y daño del buen orden 
pedagógico. 

A fin de evitar estos males, llamo la atención de Vd. sobre el ver- 
dadero espíritu de esa concesión. Esta tiene por objeto permitir á los 
alumnos ampliar sus conocimientos, sin acarrearles mayores gastos. 
Así á un alumno á quien basta el estudio del idioma Inglés para aspi- 
rar al título de Bachiller, que le abre las puertas de los estudios Uni- 
versitarios, esa concesión le permite estudiar también el Francés, sin 
pago de nueva matrícula. A un alumno de Segunda Enseñanza da 
derecho para asistir á las clases especiales; y viceversa á los alumnos 
de clases especiales da derecho para asistir á las de Segunda Ense- 
ñanza. 

Pero de ningún modo debe esta concesión impedir, ni perjudicar 
siquiera la distribución gradual de las materias de estudios. Daña al 
alumno asistir á la vez á curso de una misma asignatura, y le daña 
intentar simultáneamente el estudio de materias que requieren rela- 
ción ó que suponen mayor desarrollo de la capacidad mental y de los 
hábitos de investigación, que aquella á que está principalmente dedi- 
cado. Por tanto, el régimen interior del Instituto ha de ser tal, que 
haga sentir á los estudiantes el daño que se acarrean á sí mismos, al 
aplicar indebidamente un derecho de que deben usar con prudente 
parsimonia. 

A est^ fin, nada más conveniente que regular el tránsito de un 
cui-so á otro, y de una asignatura á otra, para todo lo cual están ple- 
namente autorizados los Institutos por la misma orden, de modo que 
el alumno no pueda pasar á ellos sin un atestado del Profesor respec- 
tivo, que lo declare suficientemente preparado; y sobre todo no admi- 
tir al examen final de cada asignatura, sino á los que hayan cumplido 
con ese requisito. El alumno dejará de asistir á cursos disímiles cuan- 
do comprenda que le es perjudicial y cuando vea además que le es 
inútil. 

El Instituto, á pesíir de su esfera más amplia de acción, está toda- 
vía demasiado cerca de la escuela, para que no sea indispensable en 
él un orden pedagógico riguroso. La delicada tarea encomendada en 
primer término á sus Directores es harmonizar, por medio de la per- 



139 



suasióii antes y después por su poder disciplinario, el beneficio que ha 
querido conceder la ley, con las necesidades de una sabia dirección de 
los alumnos. Es necesario que haga llegar hasta los padres su sana 
influencia, haciéndoles comprender los perjuicios de todo orden que re- 
sultan á sus hijos de un apresuramiento ineficaz en sus estudios. 

En resumen y concretando estas ideas, si no es posible impedir la 
asistencia á los cursos del Instituto, es posible y debe hacerse asi, 
quitar validez oficial á esa asistencia, cuando sea dañosa al alumno. 
Los alumnos que se inscriban en un curso á alguna asignatura, sin el 
atestado del Profesor respectivo que los capacite para seguir avanzan- 
do en sus estudios, serán considerados como meros oyentes; y para la 
admisión al examen final sólo se les tendrán en cuenta los estudios 
hechos según el orden establecido por el Instituto en que estén matri- 
culados. 

A fin de que este orden sea conocido, cada Instituto redactará un 
cuadro de asignaturas y cursos, en que se establezca claramente la re- 
lación que deben tener y su distribución en los cuatro afios que, como 
mínimum, señala la orden de referencia para completar los estudios 
de Segunda Enseñanza. 

Por la conexión que tiene con este grave asunto, transcribo á Vd. 
copia de la carta oficial que dirigí al Sr. Rector de la Universidad en 
18 de Octubre de 1900. 



«Habiendo sabido que el derecho de inscribirse en los distintos es- 
tudios de la Universidad se ha interpretado por varios alumnos como 
permiso para simultanear los distintos cursos de un solo estudio, lla- 
mo la atención de Vd. sobre el poder que tienen las Facultades de re- 
gular la época de sus exámenes y establecer las distancias que estimen 
convenientes entre los de cada curso. El examen final de que habla 
la Orden 266 no impide que las Facultades establezcan exámenes 
de prueba de cursos, ni que nieguen el examen de un segundo curso á 
alumnos que no hayan dejado transcurrir el tiempo suficiente desde 
que pasaron el primero. Habla la orden de exámenes finales, para 
distinguirlos de los exámenes parciales que cada Facultad estime con- 
veniente establecer para el mejor orden pedagógico de sus estudios; y 
poique esos finales son los que están obligados á pasar los alumnos 
(le cursos privados. La matrícula general tal como se practica en 
todas las Universidades alemanas y en grandes Universidades ameri- 
canas, tiene por objeto facilitar á los estudiantes el ampliar lo posible 
sus conocimientos, aun fuera del círculo de su carrera, sin aumento 
de gastos; pero no entronizar una licencia que sería al cabo contrapro- 
pueente para el mismo alumno. » 



141 



índice 



La Segunda Enseñanza en Cuba, Disoarso inangaral por el Director, Dr. 

Eduardo F. Plá 5 

Memoria de Sbcbetabía, por el Sr. Enríque Hernández Miyares 21 

Apéndice: 

Academia de Taquigrafía 27 

Conferencias 32 

Gabinete de Física 33 

Mnseo Zoológico Antonio Modesto dd Valle é Iznaga 35 

Moseo de Botánica 39 

Museo Gandlach 41 

Jardín Botánico 47 

Biblioteca 51 

AlnmnoB premiados en el cnrso de 1901 á 1902 62 

Alumnos matriculados en el curso de 1902 á 1903 65 

Directores del Instituto desde su fundación 71 

Catedráticos del Instituto desde su fundación 71 

Catedráticos auxiliares y supernumerarios del Instituto desde su fundación 73 

Secretarios del Instituto desde su fundación 73 

Alumnos matriculados en las distintas enseñanzas desde su fundación 74 

Alumnas matriculadas en este Instituto, desde 1879 75 

Grados de Bachiller desde su fundación, por afio 76 

Títulos de estudios especiales 77 

Relación nominal de los empleados de Secretaría, desde su creación 7H 

Estadística del Cubso de 1901 Á 1902 79 

Personal Facultativo 81 

Personal Facultativo. — Asignaturas 83 

Personal Facultativo. — Sus títulos y fecha de su nombramiento 84 

Personal Administrativo 85 

Dependientes H5 

Alumnos matriculados en otros Institutos y su traslación á éste 86 

Alumnos matriculados en este Instituto y traslación á otros 87 

Alumnos aprobados eu los ejercicios de grado de Bachiller en Letras y Ciencias. 88-89 

Título» de Bachiller expedidos 90 91 

Títulos de Peritos Químicos 92 

Títulos de Perito Mercantil 93 

Títulos de Profesor Mercantil '. 94 

Títulos de Perito Taquígrafo y Escribiente en máquina 95 

Títulos de Piloto de Altura 96 

Títulos de Bachiller, expedidos durante el curso de 1901 á U>02 97 

Colegios incorporados 98 

Alumnos aprobados en los ejercicios para obtener el diploma de Perito Taquí- 
grafo y Escribiente en máquina 99 

Certificaciones académicas personales expedidas por la Secretaría lüO 

Certificaciones académicas oficiales, expedidas por la Secretaría 101 



142 



Kgiías 



• I' ^ 

'. r 



!l!l 



Legislación deSicgunda Enseñanza 103 

Supresión de los derechos por la exped»ciÓB de tftnloe académicos y profesio- 

nalM. 105 

Pase de h>s Institutos de Segnnda Enseñanza de las Diputaciones Provinciales 

al Estado 106 

Tarifa para derechos de matrícula 106 

Validez de los títulos expedidos por los Institutos de Segunda Enseñanza de la 

Isla y de España 107 

Estadios de Segunda Enseñanza (Plan Lanuza) 108 

Modificación en el reparto de las asignaturas del Bachillerato 111 

Abono de asignaturas 111 

Número de profesores y sus asignaturas 112 

Mode de proveer las plazas de auxiliares de los Institutos 113 

Reorganización de la enseñanza privada 114 

Creaoión de la Academia de Taquigrafía . 116 

Premio Antonio Modesto del Valle. 117 

Organización de la Escuela de Comercio 118 

Dispensa de edad durante dos años á los Bachilleres que ingresen en la Uni- 
versidad 121 

Organización de la Segunda Enseñanza (Plan Varona) 122 

Reglamento de los ejercicios pübl\pos para la provisión de Cátedras en los Ins- 
titutos 130 

Reglas para la provisión por concurso de l&s Cátedras de los Profesores del Cur- 
so Preparatorio de los Institutos 132 

Dispensa de edad á los alumnos ya matriculados ^ 133 

Reglas para los Colegios incorporados 133 

Modificaciones á la orden que reorganiza la Escuela de Comercio 134 

Edad y examen para el ingreso en la Academia de Taquigrafía. 136 

Validez de los títulos que se expidan por los Directores de los Institutoe 136 

Legalidad de los títulos de Piloto expedidos por el Instituto de la Habana 137 

Sobre la dispensa de edad para el ingreso en la Segunda Enseñanza. 137 

De la asistencia álos diversos cursos 138 

índice 141-142 



i 

I 

li 



FIN 




\v 



-1— J- 






y^ 



05~^Ü¡Í^\3XO T>^ 2^ ENSEÍ5ANZA DE LA HAB^A'.-I 



llí-E^Ií/LO^lA. ANUAI 




CORRíBPOI*^^®^''^^ AL CURSO ACADÉMICO 



i>ii: 



1©©2 á 1903, 





HABANA 



-.eotipia y papelería la pluma de oro 

1904 




INSTITUTO DE 2^ ENSEJ^ANZA DE LA HABANA 



ffiBíesRifi j\mjih 



CORRESPONDIENTE AL CURSO ACADÉMICO 



I>K 



1982 á 19Q3. 




HABANA 

IMPRENTA CSTCRCOTIPIA Y PAPELERÍA LA PLUMA DE ORO 
•^^ 0*REILL.Y t¿i 

1904 



w. 







Gratis 



DISCURSO . INAUGURAL 

DEL 

CURSO DE 1903 A 1904 

POR EL DIRECTOR 

DR. EDUARDO F. PLA 



M 



<c 



i — ^--^r- — ~i 



Sr. Secretario de Snótruccíón Pública: 

Señoras y Señores:- 

^O corresponderé al alto honor que hacéis á esta Institución, 
dándole con vuestra presencia mayor solemnidad ásu fiesta 
anual, con una minuciosa relación de sus tareas, durante el 
último curso, porque faltaría á la cortesía, abusando de vuestra 
amabilidad; porque ya con el extenso Informe general que dirigí 
al Sr. Secretario de Instrucción Pública á la terminación del cur- 
so, cumplí con ese deber reglamentario, y, sobre todo, porque en- 
tiendo que los que hemos recibido del Gobierno de la República el 
honor de dirigir estos Establecimientos estamos en el deber de 
estudiar los importantes y trascendentales problemas sociales que 
más directamente se relacionan con la educación y especialmente 
con la instrucción secundaria de nuestro país. 

Ninguna mejor oportunidad que la presente para exponer 
ante nuestros conciudadanos el resultado de esos estudios; y los 
expondré con sinceridad, porque tengo el deber de decir honrada- 
mente cómo pienso y cómo siento. 

En mi discurso del año anterior, recorriendo la evolución de 
la segunda enseñanza y la influencia sobre nuestra cultura, seña- 
lé de paso como una de las múltiples causas que embarazan el 
deseuvolvimientode nuestra nacionalidad, la carencia de verda- 
deros caracteres. Paréceme oportuno insistir nuevamente, por la 
importancia que entraña para el porvenir de la República, en un 
particular que entonces toqué incidental méate y que no ha perdi- 
do su oportunidad ni su interés. 

Será el tema de mi disertación de esta noche la formación del 
carácter nacional por la educación y por la instrucción secunda- 






ría; en razón á que la formación de ese carácter es para nosotros 
uno de los más arduos problemas del presente, que reclama una 
rápida y patriótica solu(úón, pues no debe olvidarse el hermoso 
aforismo de Mad. Stael: ''Ningún pueblo seríi grande si no culti- 
va su propio carácter/' 

La tesis es basta y puede considerarse bajo distintos aspec- 
tos: la trataré de un modo general y procuraré concretarla lo 
más posible para no fatigaros. 

La heterogeneidad de las razas y de los individuos que forman 
la población de Cuba, la falta de solidaridad entre los elementos 
g^nuinamente cubanos, hicieron que nuestra patria viniera á la 
vida de la independencia sin un carácter propio, verdaderamente 
nacional, resultante del carácter individual de cada una de las 
unidades que lo forman. 

Cuando la mayoría de los individuos constituyentes de una 
colectividad no tiene cohesión y carece de una voluntad firme é 
independiente; que es el elemento sustancial del valor moral más 
elevado, esa colectividad crece débil tanto en el orden moral como 
en el ffsico, se desarrolla con lentitud y se halla expuesta é sucum- 
bir á l€U9 asechanzas de los más fuertes. 

A estos factores de acción constante é irresistible que conti- 
ntian y continuarán actuando sobre esta sociedad por mucho 
tiempo, agréganse las varias causas que provocaron la decaden- 
cia de su antigua metrópoli y que de un modo directo unas veces, 
é indirecto otras, obraron también sobre sus colonias. 

Los siglos de servidumbre fomentaron en ella tres grandes 
males morales que, cual desoladora epidemia, se extendieron con 
rapidez por el pueblo y dejaron esos gérmenes que, de cuando en 
cuando, y bajo la influencia del medio ambiente, brotan produ- 
ciendo esas profundas perturbaciones sociales, esas continuas lu- 
chas civiles, que si no causan la completa degeneración de su ca- 
rácter es por que son pueblos jóvenes; con fuerzas de resistencia 
bastantes para vencer y levantarse. 

Esos tres males que á nosotros también nos aquejan honda- 
mente y no cesan de manifestarse en todas las clases y en todos 
los órdenes de la vida son: el individualismo, la intolerancia y la 
indisciplina 

Añádanse á esto los hábitos de hipocresia y de recelo que por 
BU parte fomentaron las continuas persecuciones de los gobiernos 
coloniales. 

No pretendo hacer uu estudio psicológico del pueblo cubano; 



ai tal pretendiera bastaríame trasladar aquí con algunas varian- 
tes lo que de los argentinos ha escrito Bungen: [1] la pintura que 
de los pueblos hispano-americanos han hecho Ghild [2] y Grous 
' sac [3] y sobre todo la que en uno de sus más notables libros ha 
ce Fouillée [4] de los pueblos neo-latinos. 

Las naciones como los iudividuos sufren enfermedades más ó 
menos graves. Su patología es muy variada y obedece á causas 
de muy distintos órdenes. Limitóme á señalar hoy únicamenta 
esas porque son en mi concepto las más graves, las que originan 
otras no menos peligrosas, porque son y serán la causa de nuestra 
desgracia si á tiempo no tratamos de extirparlas por medio de la 
educación, que encierra para los males morales lo que la higiene 
para los males físicos, los más poderosos medios preventivos. 

La actual generación nacida cuando la esclavitud ejercía so- 
bre esta sociedad su maléfica influencia, que tocóle asistir á dos 
grandes revoluciones, perturbadoras, como toda revolución á pe- 
sar de la grandeza de su finalidad del sentido moral, tanto indi- 
vidual como colectivo, difícilmente podrá modificarse ni despertar 
sus energías para imprimir un carácter nacional á nuestra na- 
ciente República. 

La terapéutica hoy por hoy es impotente: pero mucho pode- 
mos y debemos esperar de la higiene. Preservemos con ella á la 
niñez que concurre á las escuelas, á la juventud que frecuenta es- 
tos Institutos, de esas tendencias, de esos hábitos, verdaderos 
fermentos de disolución social que la perturban. 

¿Tendrá la educación fuerza suficiente para modificar el ca- 
rácter individual y dotar á la nación de un alma, de un carácter 
que la retrate? 

Schopenhauer y su escuela sostienen con su fatalismo desalen- 
taflory estéril la inmutabilidad de los caracteres y por tanto la 
inutilidad de la educación como modificadores del carácter. 

Los ilustres filósofos Taine y Ribot creen igualmente que los 
verdaderos caracteres no cambian, no hacen más que desarrollar 
en su vida una especie de predisposición fisiológica que traen al 
nacer. 

Este error depende para Fouillé de que asimilan la evolución 
de los seres á la de los mecanismos inconscientes, porque despo- 

(1) Bungen — La Educación — Madrid, 1902. 

(2) Ghild — Repúblicas Hispano Americanas — New York, 1896. 

(3) Groussac — Del Plata al Niágara — Buenos Airea; 51897. 

(4) Fpuillé— Esquiss Psychilogie des peuples europens — París, 1903. 



8 



jan al carácter humano de un elemento superior que es la concien- 
cia y porque no admiten la influencia de la inteligencia sobre el 
carácter, del cual es uno de los factores primordiales. 

Los maestros que han ejercido su ministerio durante algún 
tiempo y han seguido muy de cerca las evoluciones de sus alum- 
nos; los médicos en su práctica han podido comprobar los cam- 
bios profundos de orden psíquico que se experimentan por la ac- 
ción de los agentes modificadores internos y externos. 

Si la tesis de esos filósofos no es cierta en todos los casos, 
como pudiera probarse ademas con muchos ejemplos conocidos 
en la Historia, claro es que la educación puede influir de una ma- 
ntara efectiva y directa sobre los caracteres y sacar de ellos todo 
el bien que son capaces de dar según su propia naturaleza. 

No será la educación por sí sola la panacea que cure todos 
nuestros males, la que haga. desaj)areeer todas nuestras desigual- 
dades sociales, la que transforme por arte de encantamiento las 
condiciones presentes de nuestro pueblo; su poder no será tan 
ilimitado como pretende el eflucanonisino; pero si tendrá, virtud 
bastante para modificar primero kus elementos componentes pa- 
ra m&ñ tarde mejorar el conjunto. 

La obra será lenta y ])eno8a, reclamará tales esfuerzos de ab- 
n^ación, que muchos se desalentarán, creyendo inútil su sacrifi- 
cio; pero para otros esa lucha será confortante, porque satisfará 
una necesidad de su espíritu. 

Los maestros cubanos llamados á ese Sficriflcio no deben li- 
mitarse á ser profesores en el sentido estricto de la palabra; de- 
ben ser al mismo tiemj)o edncadc^res, es decir, que á la par desa- 
rrollen la inteligencia, el corazón y la voluntad. 

Así lo entiende el (Claustro de este Instituto; i)or eso toma co- 
mo el fin más elevado de su misión el formar caracteres, modifi- 
cando y perfeccionando la índole de sus alumnos, afinando sus 
gustos, desarrollando sus facultades intelectuales, enseñándoles á 
utilizarlas, encarrilando la voluntad con el ejercicio de la virtud, 
elevando así su moralidad y haciéndole entrever un hermoso 
ideal, porque los pueblos sin ideales son i>ueblos muertos. 

De este modo suplen con sus lecciones orales, con su enseñan- 
za práctica, con su ejemplo personal, la deficiencia que se nota 
desde hace algunos años en nuestros planes de estudios, en la en- 
señanza de la moral, base de la instrucción de la clase directora 
en Inglaterra y de todas las clases sociales en Alemania. Fran- 
cia sintió igualniente la necesidad de su enseñanza y siguiendo el 



SECCIÓN DE LETRAS 




U^Kiiriqoe Maza y Ledesma. Dr. Lorenzo de Erbiti. Dr. Rodolfo R. de Armas. Dr. Frc® M. Casado 
1*^° Eduardo Desvernine. Ld° Miguel A. Lavastida. Dr José A. Rodríguez. Dr, Emilio del Junco. 



1 



9 

ejemplo de sus vecinas inauguró en Febrero de este año en la 
Sorbona una escuela de moral. 

En esa incruenta cruzada este Claustro lleva por divisa la 
sencilla pero elocuente frase de Michelet: "Hagamos hombres y to- 
do irá bien". 

No es solo la educación la que puede influir en la modificación 
de nuestro pueblo, la enseñanza primaria y secundaria, armóni- 
camente desarrollada, y siempre que estén conformes con los 
principios fundamentales de la nación y sus instituciones, coad- 
yuvarán con aquella á la formación de nuestro carácter nacional. 

Fouillé (1) justipreciando el valor de la enseñanza en ese sen- 
tido, escribe en uno de sus más sugestivos libros: "Por medio de 
la enseñanza, de esa alta educación del espíritu, se producen espí- 
ritus más amplios, más abiertos, más liberales, mejor iniciados 
en el culto de lo bello, de la verdad y del bien". 

J3os grandes sistemas de enseñanza predominan hoy en Euro- 
pa, uno aristocrático, democrático el otro; perfectamente limita- 
dos por el profesor M. Da Costa (2) en el interesante artículo que 
acerca de la Segunda Enseñanza en Alemania publicó, después de 
una larga excursión pedag^^gica por los tros más importantes es- 
tados del Imperio: Prusia, Sajonia y Baviera. 

Su juicio comparativo entre el valor de la enseñanza alemana 
y el de la francesa tiene para nosotros un marcadísimo interés por 
la predilección que hasta ahora hemos dado á la escuela francesa 
y por la influencia que sobre la nuestra ha ejercido hasta el punto 
de ser idénticos sus resultados. 

"Lo que caracteriza á la enseñanza alemana, dice, cuando se 
le considera desde el punto de vista de la práctica, es que está le- 
galmente adaptada á las masas. Todo, hasta en los más ligeros 
detalles de organización natural, revela un notable espíritu de 
igualdad, un cuidado constante en formar no unidades sino co 
lectividades instruidas y fuertemente armadas para la vida- 
Esto podrá parecer extraño, pero la escuela alemana es un modelo 
de organización democrática en el mejor sentido de la palabra." 

*'Reina entre el profesor y los alumnos y entre éstos un admi- 
rable espíritu de unidad, de solidaridad, por el que la escuela rea- 
liza allí plenamente su fin ideal, la de ser un paso natural una 

( 1 ) . Fouillé— La conception morale et civique de 1' enseignement — Pa- 
rís. 1903, 

(2) Da Costa — La culture nationale dans 1' enseignement secondaire en 
Alemagne— Rew Bleu, 1 Aout 1903. 



10 



evolución lenta y una forma restringida de colectividad más am- 
plia, que es la Nación ó el Estado, 

''La escuela francesa es aristocrática, forma escogidos con 
detrimeiito de las masas: muchas de sus instituciones escolares 
se hicieron i)ara crear divisiones y formar un es{)íritu poco pro- 
picio á la aproximación de las clases. En Francia la escuela crea 
con frecuencia al lado de conflictos económicos, conflictos inte- 
lectuales y morales, que son una fuente de peligro, si no para el 
orden al menos para la armonía social''. 

Si esto sucede allí, ¿qué no ocurrirá en Cuba si después del 
cambio radical en el orden político y social no se hace una trans- 
formación en los métodos y en el espíritu de su enseñanza? 

Los principios que informan la ley fundamental de la Repú- 
blica son y no pueden ser sino esencialmente democráticos. Para 
que esté en armonía con su estructura social, para que responda 
al fin de la revolución, para que satisfaga los propósitos de los 
legisladores que la acordaron y para que nuestras masas no la 
falseen, nuestro sistema de educación debe alejarse de la escuela 
francesa é inspirarse en la escuela altímana, donde el ideal de la 
patria es, si no el único, el más poderoso resorte de educación na- 
cional. 

Mr. Sadler haciendo un examen comparativo entre la enseñan- 
za inglesa y la alemana, aunque en la ])r i mera el maestro tiene más 
iniciativa, reconoce con Da Costa que Alenmnia con sus escuelas, 
con sus gimnacios, con sus escuelas reales y con sus Universida- 
des no solo hace sabios, si no que influ^-e más directamente sobre 
la vida entera de la nación. (1) 

A la superioridad de su enseñanza, más que á la superioridad 
de su ejército, debe Alemania,— decia Guillermo I— su sorprenden- 
te triunfo y su grandeza actual y la asombrosa competencia 
que está haciendo al comercio y á la industria de todo el mundo. 

A la superioridad de su enseñanza debe el socialismo alemán 
sus últimos triunfos electorales, sin que se hubiesen perturbado 
ni puesto en peligro las instituciones del Estado; antes al contra- 
rio, la reafirmaron, porque cuando la educación y la enseñanza se 
difunden en todas las clases, son las válvulas do seguridad que de- 
jan escapar los hirvientes vapores encerrados en la inmensa cal- 
dera social. 

La tendencia en nuestra educación debe ser, pues, hacer de la 

(i) Specíal Reports on Educational Subjects. Vcl. IX, 1902, London. 



SECCIÓN DE CIENCIAS. 




Dr. Alejandro Muxó. 
Dr, Felipe García Cañizares. 



Dr. Eduardo F. Plá. Sr. Bruno García Ayllón. 

Dr. Joaquín Rguez. Feo. Dr. Emilio Alamilla Requeijo. 



11 

generación actual hombres aptos para amar 'I Cuba y servirla en 
todos los órdenes en que puede servírsele en este período de re- 
construcción y mañana para afianzar las conquistas de la revo- 
lución, que son las de su propia personalidad. 

Tenemos que ilustrar y educar á nuestras masas, poseedoras 
de grandes virtudes, porque en sus manos ha puesto la ley la 
guarda de sus instituciones. 

*'I^ educación sobre todo, dice Pecaut, (1) es la llamada á 
transformar esa multitud obscura, anónima, inconsciente é ins- 
tintiva en un pueblo capaz de examinar y reflexionar, capaz de 
razón y de justicia, capaz por consecuencia de gobernarse." Ca- 
paz, agrego yo, de darse una educación severa y recta. 

"Es necesario para esto despertar en todos los niños con la 
inteligencia el sentimiento de la dignidad personal, unido al de la 
responsabilidad moral: disponerlo á pensar libremente, á pensar 
bien y á pensar de acuerdo entre sí en las cuestiones esenciales de 
la vida pública y privada; á respetar y amar las mismas cosas; á 
inclinarse ante la ley común." 

¡Ah señores, si nuestro pueblo busca la dirección de su crite- 
rio, la orientación de su conciencia nacional en las escuelas donde 
se forma al pueblo, en estos Institutos y en la Universidad, don- 
de se forma la clase directora, que establece y conserva el criterio 
moral de la nación, Cuba podrá concebir dulces esperanzan» de un 
esplendoroso porvenir. 

Sostienen algunos filósofos que en la enseñanza el concepto dé 
la nacionalidad debe reemplazarse por el de la humanidad. 

Entre nosotros este principio que encierra el summum del pro- 
greso moral no debe tomarse de una manera tan absoluta. 

Las naciones que han alcanzado su más completo desarrollo, 
que han llegado á la meta de su esplendor y de su grandeza y 
contemplan tranquilamente, sin temores, sus más hermosos idea- 
les, pueden dilatar su pensamiento y ensanchar su corazón; pero 
Cuba, en el período embrionario de su organización, necesita so- 
bretodo levantar su nacionalidad, afirmarla sobre bases incon- 
movibles, imprimirle una característica especial, que la aleje de su 
pasado, que la acerque y la identifique en ideas, en sentimiento, 
en riqueza y en grandeza moral con los pueblos superiores. 

Cuando con el transcurso del tiempo y con la labor regenera- 
dora de la educación, logre esos bienes, entonces deberá fundir sus 



(i) F, P^caut — L'Education Publique et la Vienationale — Paris, 1897. 



12 



pensamientos, íiondensar sus sentimientos enlos de la humanidad, 
porque ent^)nce8 se encontrará en un período avanzado de su evo- 
lución y habrá resuelto sus difíciles problemas locales, como esas 
grandes potencias solucionaron los suyos. 

Nuestra educación, por tanto, deberá ser por al^n tiempo 
exclusivamente nacional, y sobre todo moral, para que los de- 
tractores <1() la República, que no son pocos, no se jacten de decir 
que su triunfo es el predominio de las medianías y de los carac- 
teres vulgares. 

Los planes de estudio contribuyen también ala formación del 
carácter nacional por la conveniente y armónica combinación de 
las ciencias y de las letras, sin exclusión de unas y preferencia de 
otras, productora de esa superficialidad que de una manera tan 
directa inihiye sobre el carácter individual y colectivo. 

Dándolo en esos planes la importancia y el lugar que les co- 
rresponde al idioma, á la historia patria y á la enseñanza moral 
y civfca, coadyuvarán ])üdero8amente al fin social y político déla 
educación. 

Trátase por I.ik Cámaras de modificar radicalmente el actual 
plan que lo inspiró y lo alienta un elevado espíritu de patriotismo. 

No olviden los legisladores cubanos que todas las reformes en 
los planes de estudios deben obedecer á una necesidad de progre- 
so ó á una tendencia de carácter nacional. 

Un filósofo y educador argentino, autor de la obra mí1s nota- 
ble que sobre educación se ha escrito hasta el prei^ente en la Amé- 
rica latina y cuyo nombre he invocado ya, dice á [ese respecto: 
**No se forma el carácter nacional con diarias modificaciones en 
las leyes, c<m continuas reformas en la enseñanza, pues son las 
que más contribuyen á perturbarlo, como sucede en España, al 
par que la resistencia á esos cambios del que es un vivo ejemplo 
el pueblo inglés hacen máís firmes el carácter nacional.'' 

Con la cultura general que con el actual plan de estudios se 
da á nuestra juventud en estos Institutos, suficientes por sí para 
desarrollar el espíritu de investigación y de iniciatiya, puede ir 
preparándose una democracia inteligente, justa y fraternal unida 
por las mismas ideas esenciales y por los mismos sentimientos, 
con elementos suficientes para formarse por sí su propia persona- 
lidad. 

Vosotros, alumnos de este Instituto, que formáis parte esen- 
ciai de esta generosa juventud en cuyas manos está el porvenir de 
la patria, debéis identificaros con el espíritu de su enseñanza y 



ESCUELA DE COMERCIO 




Dr. Jo8^ Alfredo Berna! 
Dv. Ignacio Reniirez. 



Dr Antonio M} Lazoano. 
Dr. José G a I-cía BayllercH. 



13 

adquirir pJena conciencia de los sagrados deberes y de las gran- 
de responsabilidades que os aguardan. 

Podéis llenar aquéllas dignamente, y disminuir éstas si no ol- 
vidáis las lecciones de vuestros maestros, si tenéis confianza en la 
virtud del estudio y del saber, si procuráis adquirir esa triple po- 
tencia moral, física é intelectual, que en íntima comunión consti- 
tuye los caracteres elevados y los hombres fuertes; foi-taleza que 
en el trígono de nuestra bandera nacional, simbolizala voluntad, 
la virtud y la ciencia. 



MEMORIA DE LA SECRETARIA 






Con motivo de la licencia del Secretario Sr. Enrique Hernán- 
dez Miyares presentó el Oficial 1° de la Secretaría, encargado inte 
Finamente del despacho, los «iguientes datos estadísticos corres- 
pondientes al curso de 1902 á 1903. 

Señores: 

Durante el curso escolar que ha terminado se han verificado 
1569 actos de exámenes, correspondiendo 982 á los ordinarios y 
587 á los extraordinarios, en la forma siguiente* 

Exámenes ordinarios. 

Ingreso en la 2* enseñanza por alumnos libres 12 

Id. en la Academia de Taquigrafía „ „ 9 

De la Enseñanza oficial, de prueba de curso 479 

Academia de Taquigrafía ,, „ 27 

De enseñanza privada ,, ,, 206 

Deenseñanza libre ,, „ 203 

De la Aicademia de Tfiquigrafía de libre 22 

Del Curso preparatorio , , , , 24 

Calificaciones que obtuvieron los alumnos. 

En la enseñanza oficial 429 aprobados — 101 suspensos. 
En la ,, privada 108 ,, 38 ,, 

En la „ libre 202 „ 44 

Exámenes extraordinarios. 

Ingreso en el curso preparatorio para 1908 á 1904.. 53 

Id. en la 2*^ para id, 169 

Id. en la Academia de Taquigrafía para id 37 



18 



En la enseñanza oficial— de prueba de curso 145 

En la enseñanza privada „ „ „ „ 71 

En la enseñanza libre „ ,, ,, ,, 111 

En el Curso preparatorio „ ., „ „ 1 

Calificaciones obtenidas por los alumnos. 

En la enseñanza Oficial 337 aprobados. 65 suspensos. 

„ ,y 3 desaprobados. 

y, privada 47 aprobados, 24 suspensos. 
„ libre 94 „ 17 „ 

Orados verificados. 






De Bachiller en I^etras y Ciencias 37 

De Profesor Mercantil 1 

De Piloto de Altura 1 

Total 39 

Títulos expedidos. 

De Bachiller del Plan antig:uo 12 

De Bachiller en Letras y Ciencias 49 

De Perito Mercantil, Plan antiguo 1 

De Perito Mecánico, „ „ 1 

De Profesor Mercantil 1 

De Perito Taquígrafo 8 

De Escribientes en máquina 9 

De Perito taquígrafo y escribiente en máquina 1 

Total 82 

Se han expedido además por la Secretaría de estelnstitut(> 43 
certificaciones oficiales para continuar estudios en otros estable- 
cimientos y 45 personales y de carácter especial. 

Tocante al edificio en que se halla instalado el Establecimien- 
to ha recibido mayor amplitud con la concesión hecha por el Go- 
bierno, de dos departamentos de la casa que ocupóla Universi- 
dad, en donde, con más holgura}^ comodidad se establecerán nue- 
vas aulas, y cuya cesión se debió á las gestiones practicadas por 
el Sr. Director y (jue fueron atendidas por el Sr. Secretario de Ins- 
trucción Publica, en razón á la importancia y conveniencia que 
habría de proporcionarse á las clases. 




I - 



3 
J5 



S 






"35 b 
Íí3 



II 

c ^ 



a 






HISTORIA DEL INSTITUTO 

Y 

SUS ENSEÑANZAS 



I 






^^< rffv ^R ^K ^K ^K ^^ ^K ^K ^^ ^N ^^ ^K ^K ^^ ^^ ^K ^K ^^ ^K ^K ^K ^K ^K ^^ ^^ ' 



RESEÑA HISTÓRICA DEL INSTITUTO 



La Segunda Enseñanza adquirió cnrácter oficial en Cuba, con 
la promulgación del Real Decreto del 15 de Julio de 1863. Hasta 
entonces la mayor parte de los jóvenes que pretendían seguir al- 
guna de las tres carreras literarias, Derecho, Medicina y Fan aa- 
eia, única, que se les ofrecía para el desenvolvimiento de sus facul- 
tades mentales, llegaban á la Universidad sin más conocimientos 
que los de la Enseñanza primaria elemental, muy rara vez con los 
de la enseñanza primaria superior. Esta la adquirían en los esta- 
blecimientos privados ó en los colegios religiosos. 

En la Universidad sufrían previamente un examen de ingreso, 
que atin cuando comprendía todas las asignaturas de la Segunda 
Enseñanza no podían sustituirlas ni ofrecerles la garantía que ha- 
bría de obtenerse con un estudio ordenado y metódico bajo la di- 
rección de profesores competentes. 

El entonces Gobernador General de la Isla, D.Dommgo Dulce, 
después de oír á la Inspección general de Estudios, dispuso, para 
dar cumplimiento al referido Real decreto, la creación de Institu- 
tos públicos en la Habana, Santiago de Cuba, Matanzas y Puer- 
to Príncipe. 

Estos Institutos se dividieron en completos é incompletos. 
Los primeros comprendían los estudios generales y los de aplica- 
ción, los segundos limitábanse á los estudios generales déla Se- 
gunda Enseñanza. 

Los de la Habana y Santiago de Cuba se declararon completos 
y los de Matanzas y Puerto Príncipe incompletos. 

El Instituto de la Habana se mandó instalar inmediatamen- 
te, á fin de que pudiera comenzar sus tareas en el curso de 1836 á 
1864, en la parte Sur del antiguo convento de Santo Domingo. 



M 



Al principio y durante algunos añoft no pudo disponerse más 
que del primero y segundo piso, reservándose el tercero para ha- 
bitaciones de algunos sacerdotes, lo que fué causa de frecuentes 
desórdenes entre los alumnos. 

Con el mencionado Real Decreto se implantó en Cuba la Ley 
de Instrucción Pública de 1857 conocida en España con el nom- 
bre de Plan Moyano. 

Los estudios generales en este Plan se hacían en cinco años .y 
comprendía dos cursos de Gramática Latina y Castellana, de lec- 
ción diaria; uno de doctrina Cristianay de Historia Sagrada, prin- 
cipios y ejercicios de Aritmética, Nociones (le Geografía descriptiva, 
Principios y ejercicios de Geometría, Ejercicios de Análisis y de Tra- 
ducción Latina y Rudimentos de lengua griega; Nociones de His- 
toria general y particular de España, Aritmética y Algebra has- 
ta ecuaciones de segundo grado inclusive. Elementos de Retórica y 
Poética, con ejercicios de comparación de trozos selectos latinosy 
castellanos y composición castellana y latina, ejercicios de tra- 
ducción de lengua griega, elementos de Geometría y Trigonome- 
tría rectilínea. Psicología, Lógica y Filosofía iMoral, Física y Quí- 
mica (un curso), y Nociones de Historia Natural en tres lecciones 
semanales. 

A la terminación de estas asignaturas y de un curso de lengua 
francesa ó inglesa, que los alumnos estudiaban en cualquiera de 
los años, podían aspirar al grado de Bachiller en Artes. 

Los estudios de aplicación lo formaban una asignatura de 
Dibujo Lineal, Topográfico, de Adorno y de Figuras y de todas 
las de la carrera comercial. 

Conforme á las enseñanzas que determinaba el referido Real 
Decreto se refundieron en ella los estudios generales análogos 
que hasta entonces se cursaban en la Facultad de Filosofía de la 
Universidad y los de aplicación que constituía la Escuela General 
Preparatoria establecida en esta í/iudad. 

El Claustro quedó compuesto de un Director y de 17 Profeso- 
res, uno para cada asignatura. 

El 29 de Septiembre de 18G3 se publicó un Reglamento del 
Instituto que con el carácter de interino estuvo rigiendo hasta el 
5 de Abril de 1866 en que se aprobó defínitivamente. 

Con la mayor solemnidad se verificó el 10 de Octubre de 1863^ 
á la una y media de la tarde la instalación de este Instituto. El 
Dr. Antonio Bachiller y Morales, elegido Director leyó un discur- 
so como todos los suyos, nutrido de provechosa enseñanza ac«r- 



28 

ca de lo que debía hacer el Instituto y del espíritu que animaba 
la reforma que acababa de hsu^rse en los estudios; pero las clases 
no comenzaron hasta el 10 de Noviembre de ese año, sin locales 
con vjaientemente preparados y sin elementos materiales para 
la enseñanza. 

h:l 25 de Agosto de 1871 el Gobernador General de la Isla á 
propuesta de su Secretario, Sr. Ramón María de Araistegui, pu- 
blicó en la Gaceta de la Habana un Decreto reformando los Estu- 
dios de Segunda Enseñanza, con el '^fin de españolizar en cuanto 
fuera posible las generaciones venideras para asegurar la domi- 
nación de España en América'*. 

Por esta reforma se suprimieron los Institutos, de Matanzas y 
Puerto Príncipe, se cerró temporalmente' también el de Santiago 
de Cuba, se declaró al de la Habana central, encargándose de su 
sostenimiento el Estado; único beneficio que recibió este Estable- 
cimiento, pues se le segregó la Escuela Profesional, se suprimió 
la enseñanza doméstica y también algunas asignaturas de cien- 
cias, añadiéndole otra con el título de Fundamentos de Religión. 

Estas modificaciones á pesar de no haber sido aprobadas 
por el Gobierno de Madrid, rigieron 11 años, hasta el 18 de Junio 
de 1880. 

En esta fecha el Ministro de Ultramar hizo extensivo á Cuba 
el Decreto ó plan de 1874, creando el Distrito Universitario del 
que se hizo depender á los Institutos, se restablecieron los supri- 
midos por Araifttegui y además la Enseñanza doméstica. 

El 27 de Junio de 1881 se publicó una Real Orden restable- 
ciendo en este Instituto la Cátedra de Agricultura, en atención 
á la necesidad de que en Cuba se generalizaran los principios fun- 
damentales de su práctica. 

Por decreto de 1887 se estableció la enseñanza libre. 

La Ley de presupuestos de 1892 encargó á las Diputaciones 
Provinciales el sostenimiento de los Institutos de Segunda Ense- 
ñanza. Este fué el período más perturbador para el de la Habana, 
pues se dejó de abonar sus haberes al Profesorado, se suprimió la 
consignación del material científico hasta el punto de que al cesar 
la Diputación en 1898 quedó debiendo al Instituto la suma de 
59,000 pesos. 

Cumplo con gusto el grato deber al consignar que á pesar de 
todas esas dificultades durante la dirección del Sr. Fernando Rey- 
noso y Romero, se hicieron importantes mejoras materiales en el 
Establecimiento . 



24 

Las reformas de Bosoh de 1895 se trajeron á Cuba al año si- 
guiente y con ellas se restableció la asignatura de Religión, se su- 
primió la enseñanza del Griego y se redugeron la Física y (Quími- 
ca á un sólo curao. 

hik situación transitoria del Gobierno Interv^entor y la espe- 
ranza de la próxima constitución de la República obligaron al 
Secretario de Instrucción Pública, Dr. José Antonio G. Lanuza, ano 
intentar alteraciones sustanciales en el Plan que regía al terminar 
la dominación española. Las modificaciones se redugeron á la 
supresión de la asignatura de Religión, A sustituir la Historia de 
España por la de América y Cuba, á introducir la Instrucción Cí- 
vica, & separar el estudio de la Aritmética de la delAlgebra,á pro- 
hibir el simultaneo de los cursos, á implantar ejercicios gimnás- 
ticos y calisténicos y á fijar en doce años la edad de ingreso. 

Con estas reformas y con el nombramiento del Sr. Sanguily 
para la Dirección y del Sr. Héctor de Raavedra para la Secretaría, 
se inició un período de verdadero progreno para la enseñanza se- 
cundaria, en el orden, en la disciplina y en el embellecimiento del 
Instituto. 

El Gobernador General de Cuba, Sr. Leonardo Wood, á pro- 
puesta del Secretario de Instrucción Pública, Sr. Enrique José 
Varona, hizo publicar el 30 de Junio de 1900, la Orden N^ 267 
modificando los Estudios de Segunda Enseñanza, que es la que 
actualmente rige. 



SEGUNDA ESEÑANZA 



La Segunda Enseñanza que en la actualidad se dá en este 
Instituto según la Orden Militar número 267 y en los colegios 
incorporados á él, comprende las siguientes asignaturas: Gramár 
tica Castellana, y Literatura preceptiva y Castellana (Históri!a), 
Inglés ó Francés, Geografía Universal, HistoriaUni versal, Mate- 
máticas hasta Trigonometría inclusive, Física, Química, Nociones 
de Cosmología (Descripción Física del Mundo) Introducción á la 
Biología, Historia Natural, Lógica y Nociones de Psicología, In- 
troducción á la Sociología y Enseñanza Cívica. 

Estos estudios han de hacerse por lo menos en cuatro anos, 
distribuyéndose las asignaturas en ocho grupos. 

Cada grupo tiene un catedrático titular mientras el número 
no exceda de 60 y un auxiliar por cada 50 alumnos más. 



25 

Después de ai)robado en los exámenes finales de estudios obli- 
gatorios, tiene derecho á pedir que se le admita rt ejercicios para 
obtener el Diploma de Bachiller en Letras y Ciencias, sin el cuíil 
no puede comenzar los estudios en las distintas carreras que se 
cursan en la Universidad. 

Para ingresar en la 2*. enseñanza se necesita tener <;atorce 
años cumplidos y acreditar mediante un examen que han cursado 
los estudios de la enseñanza elemental y superior. 

A fin de preparar á los alumnos que han de ingresar en la 2* 
Enseñanza hay en el Instituto un curso especial, llamado Prepa- 
ratorio dividido en dos grupos en los cuales se estudian Gramá- 
tica Castellana con ejercicios de composición y derivíición, Recita- 
ción de trozos selectos castellanos en prosa y verso, con explica- 
ción de los mismos, Nociones de Geografía é Historia, Aritmética 
práctica hasta Razones y Proporciones, Dibujo Lineal y elemen- 
tos de Geometría, Nociones de Higiene, Rudimentos de Zoología, * 
Fisiología y Botánica. 

En la actualidad se hallan incorporados á este Instituto y 
autorizados para dar la Segunda Enseñanza, con carácter oficial 
los siguientes colegios: San Melitón, Escuelas Pías, San Francis- 
co de Paula y San Anacleto. 

ESCUELA DE COMERCIO 



La "Sociedad Económica de Amigos del País'* inició en 1835 
la creación de una Academia Mercantil pero hasta tres años des- 
pués no se logró su fundación encargándose de la Dirección el Pro- 
fesor alemán Jacobo Kruger, que la sostuvo, auxiliado de su hijo 
hasta 1849. 

La Enseñanza Comercial adquirió no carácter oficial hasta 
1855 con el establecimiento déla Escuela general Preparatoria, en 
ella se explicaban Aritmética, Algebra, Teneduría de libros, Arit- 
mética Mercantil y los idiomas Francés é Inglés, 

A la terminación de estos estudios los alumnos recibían los tí- 
tulos de Perito Mercantil. En 1869 se incorporó la Escuela Profe- 
sional á este Instituto donde continuaron haciéndose los estudios 
comerciales ampliándose con las asignaturas de Geografía y Es- 
tadística comercial. Economía política y Legislación Mercantil. 

Desde entonces figuró la Enseñanza Comercial en los pros- 
pectos de todos los colegios de se^goinda enseñanza y se crea- 



26 

ron academias especiales como las de los Sres. Herrera, Arcas y 
otros. 

En 1871 al reinstalarse In Escuela Preparatoria pasó 
nuevamente & ella la enseñanza comercial, hasta el 24 de Abril de 
1900 en que por la orden número 171 volvió á suprimirse la Es- 
cuela Profesional y fie trasladaron á este Instituto las asignatu- 
ras del Profesorado Mercantil. 

Esta Orden fué A su vez modificada por la Orden número 470 
del 1 6 de Noviembre de 1900, que es la que en la actualidad rige, 
y por la cual los estudios que se cursan en la Escuela de Comercio 
anexa al Instit uto de la Habana, son cálculos Mercantiles. Tene- 
duría de Libros y Contabilidad a{)licada al Comercio, Empresas y 
Oficinas públicas, Práctica de Comercio, Geografía Industrial y 
Comercial, Economía Polítiíía y Nociones de Hacienda Pública, 
Estadística, Legislación Mercantil, Derecho Internacional Mer- 
cantil, Historia del Comercio, Historia y Reconocimiento de tos 
productos Comerciales. 

Estos estudios se distribuyen en cuatro grupos y se hacen por 
lo menos en tres años, á la terminación de los cuales pueden as- 
pirar los alumnos al grado de profí^sor Mercantil. 

Para ingresar en la Escuela necesitan los alumnos tener 14 
años cumplidos y pasar por el examen de admisión que se exige 
para la Segunda Enseñanza. 



ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA 



El cambio político que se inició con el cese de la soberanía de 
España y que había de culminar en la Constitución de la Repú- 
blica y en la creación d^ los organismos indispensables en todo 
Gobierno, para su ordenada marcha, abría un período de desen- 
volvimiento á la Taquigrafía, arto hasta entonces poco producti- 
vo y al que no se había dado importancia alguna, á pesar de los 
esfuerzos que el Sr. Orellana hacía en su Academia particular. A8Í 
lo comprendió el Sr. Varona, Secretario de Instrucción Pública, 
y á su indicación se debió la Orden número 107 publicada en la 
Gaceta de 12 de Marzo de 1900, por la que se creó en este Insti- 
tuto una Academia de Taquigrafía y de Escritura en máquina, 

Esta Academia está divida en dos secciones: una de Taqui- 
grafía á mano y en máquina; y otra de Mecanografía 6 Dactilo- 
grafía, combinación con el Mimiógrafo de Edison. 




< 

z 

< 
S 



§ 



u 
(O 



< 

n 
o 

3 
o 
< 

H 

W 

Q 

< 

g 
S3 



2T 

Los estudios se hacen en dos cursos, á los cuales precede un 
oxámen de ingreso, en el que los aspirantes han de demostrar que 
leen y escriben correctamente y que tienen conocimientos de Gra- 
mática Castellana y en especial de Orfcografía. (Gaceta de 23 de 
Noviembre de 1900), Para ingresar en la Academia se exige te- 
ner catorce años cumplidos y menos de treinta y cinco. 

A la aprobación de los dos cursos se les expide el titulo corres- 
pondiente que ha de facilitarles el ingreso en las oficinas públicas 
y privadas y que servirá ásu vez á éstas, como garantía de ido- 
neidad y capacidad del poseedor. 

La asistencia á la Academia es gratuita, los alumnos no tie- 
nen que abonar derecho alguno por la inscripción ni por los exá- 
menes; hasta ahora la matrícula se ha limitado á cien alumnos 
por curso, La Orden número 470 serie de 1900 hizo además 
obligatoria la asistencia á la Academia de Taquigrafía á los 
alumnos de la Escuela de Comercio. 

Desde el 1^ de 1900, en que se inauguró, hasta la fecha, ha 
tenido 425 alumnos, 128 del sexo femenino, 246 del sexo mascu- 
lino y se han expedido seis títulos en el curso de 1902 á 1903. 

Apesar del poco tiempo de su creación, es tal el crédito de esta 
Academia, que muchas oficinas particulares cuando necesitan jó- 
venes hábiles en la mecanografía, lo solicitan del Director del Ins- 
tituto, quien, como es natural, recomienda los más distinguidos 
de la referida Academia. 

Sería muy conveniente, á fin de favorecer á las personas que 
por sus ocupaciones no pueden asistir á las clases de día, que se 
ampliara su enseñanza con una hora por la noche, por lo menos 
tres veces á la semana. 

Los Representantes Sres. Mendoza, Garmendia, Sobrado, Loi- 
naz del Castillo y Xiqués, presentaron á la Cámara el 22 de Junio 
de 1903, un proyecto de Ley autorizando al Ejecutivo para la 
inversión del crédito necesario para el establecimiento de una Aca- 
demia de Taquigrafía y Escritura en máquina en cada uno de los 
Institutos provinciales de Pinar del Rio, Matanzas, Santa Clara, 
Camagüey y Santiago de Cuba. 

El Reglamento porque se rige la Academia en este Instituto 
puede verse en la Memoria correspondiente al curso de 1901 á 
1902. 



MUSEOS. GABINETES. LABORATORIOS, 
BIBLIOTEOA Y JARDÍN BOTÁNICO. 



J 



MUSEO ZOOLÓGICO 

''7Inb6ñi6 ÍDedegto del ^alle é rzi^aga". 

A las gestiones del señor Emilio Aubt^r, Catedrático que fué 
de Historia Natural y Viee Director de este Instituto en los prime- 
ros anos de su creación, se debió que en 27 de Febrero de 1868 el 
Sr. Antonio Modesto del Valle, cediese el magnífico gabinete de 
Historia Natural que poseía y cuyo valor estimaba en diez mil 
pesos en oro. 

Arrastrado por su patriotismo y por su amor al progreso 
intelectual de su país, el Sr. Valle solo impuso como única condi- 
ción, que los 480 pesos equivalentes al interés del capital, en que 
justipreciaba su gabinete, se empleasen, durante veinte años, en 
costear el grado de Bachiller en artes, á los alumnos pobres que 
lo obtuviesen por oposición. 

En Mayo del mismo año, el Gobernador General de la Isla, 
aceptó esta cesión: haciéndose inmediatamente la traslación al 
local que ocupa el Instituto, á reserva de lo que resolviera el Go- 
bierno de Madrid. 

Por la R. O. de 25 de Agosto de 1868, la Reina no solo admi- 
tió tan valioso presente, con las condiciones impuestas por el ce- 
sionario, sino que mandó que en lo sucesivo se denominase á este 
Museo Gabinete Valle. Pero el Gobierno español no cumplió nun- 
ca lo pactado con el Sr. Valle, ni otorgó un sólo grado de Bachi- 
ller libre de derechos, ni siquiera convocó á oposiciones. Con este 
motivo, en Octubre de 1899 el Sr. Modesto del V^alle y Duquesne, 
hijo del donante, ocurrió al Gobierno Interveneor, para que cum- 
pliese las condiciones de la donación, ya que todas sus gestiones 
cerca del Gobierno español habían sido infructuosas. 



32 

El Secretario de Instrucción Pública, Sr. Barreiro, di6 oido á 
su justificada reclamación y mandó (Gaceta del 3 de Abril de 
1900) **que por espacio de diez años, el Instituto de la Habana 
concediera en cada uno de estos, gratuitamente diez grados de 
Bachiller, cuyos títulos habían de recaer en escolares pobres y 
sobresalientes, mediante oposición, y que se cambiase el nombre 
Gabinete Valle por el de ANTONIO MODESTO del VALLE e IZNAGA. 

Desde entonces cumple esta Dirección lo dispuesto en la refe- 
rida orden y aunque se hizo á la termhiación de los tres últimos 
cursos, la convocatoria para las oposiciones éntrelos alumnos de 
Segunda Enseñanza que habían terminado sus estudios, no se 
presentó ningún aspirante, quedando por lo tanto desiertos di 
chos ejercicios como así se hizo constar en las actas levantadas 
al efecto. 

Cuando el Museo de Valle se trasladó al Instituto constaba 
de lo siguiente: 

Minerales, 800 ejemplares. 

Rocas, 600 idem. 

Colección tecnológica de minerales 1,011. 

Piedras preciosas, 80 ejemplares. 

Riedras pulimentadas, 50 idem. 

Fósiles, 600 idem. 

Un herbario compuesto de 800 plantas. 

Tres cajas con semillas de diferentes vegetales. 

250 ejemplares de mámiferos, aves y peces. 

Siete cajas de insectos. 

SOOejemplares de moluscos. 

88 zoófitos. 

Esípieletos de diferentes aninmles. 

I^a deficiencia del local por una parte, y la falta de una per- 
sona inteligente encargada de su cuidado, hicieron que muchos de 
SUR ejemplares se destruyeran. 

Al Dp. Reynoso se debió la traslación al amplio local en que 
hoy se encuentra, aunque deficiente todavía, y al l)r. Torralbas 
su clasificación y conservación durante algunos anos. A este sus- 
tituyó en 1901 el Dr. Ragúes, quien, auxiliado ]>or su ayudante 
Sr. Emiliano Mazon y con sus conocimientos en los tres ramos de 
la IJLístoria Natural, lo atienden y aumentan con nuevos ejempla- 
res. Al presente consta de los siguientes objetos. 



33 



zoología 



Colección de mamíferos, 86 ejemplares. 

„ de aves, 490 ídem. 

„ de i'eptiles, 30 idem. 

„ de anfibios, 6 idem. 

„ de pecen, 44 idem. 

,, de insectos, 40 cajas. 

„ de arácnidos, 1 idem. 

„ de crustáiíeos, 45 idem. 

„ de moluscos, 11,979 ejemplares. 
Animales varios en alcohol, 40 pomos. 
Colección de miriápodos, una caja. 

„ de esqueletos, 30 ejemplares. 
Esqueleto humano, un ejemplar. 
Esqueletos de niños, 2 ejemplares. 
Huevos de aves de gran tamaño, 3 idem. 
Dientes de mamíferos, 1 caja. 
Huesos de mamíferos, 2 cajas. 
Cráneos humanos, 2. 
Cráneos de caribes (en yeso), 4. 
Columna vertebral de tiburón, 1. 
Espada del pez Espada, 1. 
SieiTas del pez Sierra, 3. 
Modelo de gran vértebra, 1 . 
Colección de zoófitos, 150. 
Erizo de mar, en alcohol, 1. • 

Dennato esqueleto de insecto, 1. 
Crustáceo (macao en alcohol), 1. 

Esqueleto humano, niño.— Donativo del Sr. Manuel Sanguily. 
Colección de esponjas cubanas. — Donativo del Sr. Pedro Raí^ués. 
Encéfalo humano en alcohol. — Doníitivo del Sr. Dr. Felipe G 

Cañizares. 
Tenia solium. — Donativo del señor (i. Mendoza- 
Diadema antillarum, en alcohol.— Donativo del señor E. Mazón. 
Microgaster flaviventris.— Donativo del Dr. f^elipe G. Cañizares. 
Clibanarius cubensis.— Donativo del Dr. Felipe ft. Cañizares. 

MINERALOGÍA 

Colección de piedras preciosas (imitación), 1 caja. 
,, de Mineralogía, 1 id. 
„ para enseñanza elemental. 



86 



DONACIONES 

Uu ejemplar de rana en al(M)hül (preparada en el museo). 
Cinco ejemplares de I^a^artijas vn alcohol. (Preparadas en el 

Museo). 
Tres ejemplares de gusanos en alcohol. (Donación del l)r. Felipe 

García Cañizares. 
Un ejemplar de Carey, pre|)arad() i)or el I)r. Manuel ('ampos, de 

Batabanó. 
Un ejemplar de araña. Donación del Dr. Manuel Campos de id. 
Tres muestras de minerales de las minns d(» Jura^z^uá. (Donación 

del Sr. Antonio). 
Un ejemplar de Dipho^losus Sa/^^rae. (Donnción del licenciado J 

H. Pazos. 
Ejemplares de fósiles humanos. Donación del Dr. Eduanlo Her 

nández. 
Una copia fotográfica del Dipho^ílosus Sat»'rae. (Donación del li 

cenciado J. H. Pazos. 
Ejemplar natural de **ni(pi(4 cristalizado" de Pinar del Río. (Do- 
nación del Dr. Pedro Valdes Rabiles). 
Tres ejemplnres de miii' "ales líípiidos cuban* »s. 
Ocho ejemplares de minerales cubanos. (Donación del Dr. Felii)i 

(larcia ('añ izares). 
Un ejemplar di* huevo abortado d<* j:allina. í Donación del Sr. Ju 

lio Hernández. 
Un ejemplar de Phrynus palinatus. Donacióndel Dr. J. II. Pazos. 
32 ejem[)lares de Lepidópteros [mariposas]. (Donación del Dr 

J. II. Pazos. 

MUSEO DE QUNDLACH 



El 5 de Enero de líS.'U) arribó á las playasde CubalaComisióc 
que envió la Sociedad d(» Historia Natural de Cassel á estudiai 
la flora 3' fauna de Suri lia ni: componíanla el botánico Eduard( 
Otto, el médico Luis Pféifr\»r y el zoó]o<i() Juan (lundlach. En 
cantado éste con la espléndida iiaturahv.a de (Alba, con la inmeii 
sa riqueza de su fauna, (pie» clamaba ])or un paciente y sabio iu 
vesti^ador. y seducido por la li{)s])itali(la(l qu(» <»:enerosaraente le 
brindó el señor Simón de Cáidenas, y coniinuó d¡si)ensándolí 
el hijo político de este, (»1 Sr. Knriíiue Diaj^o, dcvidió quedarse ei 
esta Isla y comenzar sus estudios <le Ornitología, rama de k 
Zoología á la que consatíró su especial «ledicacióu. 




X 



a 
z 

§ 

s 

i 

D 

s 

Q 
< 

tú 

I 

< 



37 

Se estableció en el Ingenio Fermina, dando principio á la co- 
lección que, cincnentíi años desjmí^H, había de ser el mejor y más 
completo museo zoológico de Cuba, y que hoy muestra este 
Instituto con satisfacción inmensa al extranjero, como un eleva- 
do expcmente de la cultura de nuestro i)ais. 

Cuando el Sr Gundlach vino á Cuba no era desconocido para 
la ciencia. Joven atín, de 29 años, ya se había distinguido como 
estudiante déla Universidad de Macburgo, la ciudad de su naci- 
miento, de cuyo museo fué durante al<run tiempo conservador y 
preparador, donde se hizo un hábil taxidérmico y donde obtuvo 
en 1839 el grado de I)r. en Filosofía. 

Fruto del estudio y de la labor perseverante del Dr.Gundlach, 
ademáiS de este museo, calificado como el mejor de la Isla, y como 
el único en su especie, porque la mayor parte de losejemplares que 
encierra fueron los que sirvieron para la clasificación y descripción 
délas innumerables especies nuevas descubiertas porél,se cuentan 
los numerosos trabajos que publicó en castellano y en alemán, en 
revistas y periódicos nacionales y extranjeros. Primero aparecie- 
ron los catálogos de los mamíferos, aves y reptiles cubanos, en el 
Repertorio Físico Natural uk la Isla df Cub4; más tarde sus 
Contribuciones A laMamm.\lo(jia, Ornitología y Herpetolooia 
Cubana, publicadas por la Academia de Ciencias de la Habana y 
los Apuntes para la Fauna de Puerto Rico, en los Anales de 
la Sociedad Española de Historia Natural, de cuyas socieda/de» 
fué socio de mérito y corresponsal respectivamente. La mayor 
parte délas corporaciones extrange/as consagradas al estudio de 
las ciencias naturales le contaban entre sus miembros. 

El Museo del Dr. Gundlach, constituyó la parte principal de 
las colecciones cubanas que figuraron en la Exposición de París 
en 1867, obteniendo en aqnel certamen universal una medalla de 
oro y del Gobierno español la Cruz de Carlos III: En los Anales 
de la Sociedad Entomológica de Francia de aquella fecha se dijo 
de la colección de insectos del Dr. Gundlach que era la más nota- 
ble de cuantas se expusieron. 

Conocedor el J)r. Femando Reynoso, Director entonces de es- 
te Instituto, de las valiosas colecciones de Gundlach que fueron 
tasadas en diez mil pesos cuando se enviaron á la referida exposi- 
ción, sabedor, por otra parte, de que el Dr. Gundlach deseoso da 
que su obra de 52 años de constante labor, no se perdiese para 
la ciencia y para el pais, había resuelto cederla á algún Estableci- 
miento docente, hizo gestiones para que fuese el Instituto de Se 



38 



gimda Enseñanza el preferido. Sus propósitoH se vieron corona- 
dos del mejor éxito, mediante ciertas condiciones que ponen de 
relieve la grandeza de mira, el alma pura y el corazón noble y ge- 
neroso del extrangero que con su ciencia ilustró loa anales de 
nuestra Historia. 

La primera y más precisa condición fué que el Museo perma- 
neciese siempre en el Instituto de Segunda Enseñanza de la Ha- 
bana, con carácter de Museo públiro y de la propiedad del Go- 
bierno. Como el Dr. Gundlach deseaba terminar sus días en su 
museo, conservando y aumentando sus colecciones, pedía se le 
nombrase conservador de él con la pensión ó sueldo que tuvie- 
sen á bien señalársele, y queriendo al mismo tiempo satisfacer 
una deuda de gratitud, pedía que en caso de fallecer antes de de- 
vengar por su sueldo la cantidad de IfS.OOO se le entregase la di- 
ferencia, entre éstos, y los que hubiese cobrado por sus sueldos, á 
los herederos de don Enrique Diago y Zayas. 

El Director del Instituto, el Decano ñe la Facultad de Ciencias, 
Dr. Felipe Poey, y el Rector de la Univereidad, D. Fernando Gon- 
zález del Valle, recomendaron con calor al Gobierno General la 
adquisición del referido Museo. Este, antes de resolver, comisio- 
nó á los Doctores Joaquín E. Lastres, Decano de la Facultad de 
Farmacia, y D. Juan Vilaró y Diaz, Catedrático de Historia Na- 
tural déla universidad para que previa inspección ocular del Mu- 
seo, informasen del número de objetos que contenía, del estado 
de conservación en que se hallaba y de su valor aproximativo. 

Como no podía menos de esperarse, estos dos competentes y 
distinguidos profesores de la Universidad, aconsejaron aJ Go- 
bierno General la adquisición de este Museo. De los extensos 
informes de los Dres. Lastres y Vilar<^, que se conservan en el 
Archivo, tomamos la siguiente relación de los ejemplares que 
contenía y los cuales se cuidan con esmerada atención: 

Mamíferos. Comprende 22 especies, representadas por 37 iudivi- 
duos del modo siguiente: 

Quirópteros ó wurciélafíos, las 16 especies conocidas, expresadas 
en 24 individuos. 

Insectívoros, Cueuta en estos el Solenodón Cubans Peters. Dicho 
Almiqui de Poey. Tejón en Bayanio. ün macho y una 
hembra. Ejemplares valiosísimOvS para la ciencia, que al- 
canzan precio muy alto por lo difícil de su adquisición. 

Roedores. Su representación es completa, en esta forma: 




u 

< 

o 

z 

D 
O 

w 
o 

o 

td 
t/i 

D 

s 

w 
Q 

s 

< 



39 

Batía conga. Dicha también H. Valenzuela y H. Man(linp:a, 3 
ejemplares, 1 típico, 1 medio albino, una variedad negra. 

Hutía Carabalí. Nombrada también H. ratón, IL mono, 3 ejem- 
plares, 2 típicos y uno albino. 

Hutía Andaraz* Un ejemplar del tipo específico. 

Ratón. 2 ejemplares, 1 típico normal, 1 albino, 

Guayabito. También nombrado ratoncito. 2 ejemplares, 1 del ti- 
po normal, 1 albino. 

AV ES 

En esta vasta clase están representadas todas las especies cu- 
banas que se conocen y han sido determinadas tanto las indígenas 
como las sedentarias y las de paso 



ORDBNBS 



FAMILIAS ISPBCIES 



BJBMPLARBS 



Rapaces.. 



Paserinas 6 Pájaros. 



1 Volturidfp. 

2 Falcónidas. 

3 StrigidíP. 

4 LanudíP. 

5 Turdida\ 

6 Silvuda^ 

7 SilvicolidíV. 

8 TanagridtV. 

9 Tirannidtp. 

10 MuscicapidíK 

11 Hirundinidie. 

12 CypselidíP. 

13 Caprimulgid¿e. 

14 Frmo^illidie. 

15 IcteridíP. 

16 CorvidíP- 

17 DacnididsB. 

18 AlcedinidiB. 



1 

15 

5 



3 

42 
6 



6 


6 


11 


14 


2 


2 


29 


55 


H 


8 


11 


16 


2 


2 


5 


10 


3 


9 


4 


9 


10 


25 


11 


22 


2 


2 


1 


3 


2 


4 



Zumbadoras 19 Trochilidae. 3 13 

Trepadoras 20 Picidae. 6 15 

«»"<"""'«'*"-• {i SogS». 1 '? 

Prensoras 23 Psittacidtp. 3 15 

Columbinas 24 Columbidie. 12 32 

Oaüinaceas 25 Tretaonidip. 1 1 



40 



ORDSNBS 



FAMILIAS 



B8PECIBS BJEMPLARSS 



I 



1 



O 



Zancudas. 



26 
27 
28 
29 
30 
31 
32 



Círuüdop. 

ArdeidiP. 

íMataleidíB. 

TantalidíP. 

Scolopa<;idíe. 

CharadridflR. 

Rallidfle. 



Zambullidonis. 
Lameliro8tH9..,, 



LoDgipeunas. 
Totipalmas .., 



r33 Colymbidtp. 

34 Phoenieopteridív. 

[35 Anatidí»^, 

Í36 Laridív. 

(37 Procellaridae. 

38 Pelecatúdttí. 



I 
14 

1 

3 
22 

9 
12 

2 
1 
22 
12 
2 
8 



Totales 263 



1 
23 
2 
7 
31 
16 
22 

]1 
2 

41 

25 
2 

18 

526 



A esta riqueza numérica, hay que agregar el valor de algunos 
ejemplos adultos, jóvenes y pollueloe. Sirvan de caso, las 9 cer- 
nícalos que muestran los tonos variados de su plumaje, desde el 
mas claro al mas oscuro, en ambos sexos; los ejemplos de ALBI- 
NISMO en el Zorzal, el Bobito, el Tomeguin de la tierra, el Carpin- 
tero verde y particularmente elJudío, que exibe cuatro varieda- 
des albinas; los ejemplos de Melanismo, que muestran el Carpinte_ 
ro y la Cotorra. 

No imponen menor consideración los individuos de gran talla, 
que en cantidad también crecida, cuenta esta sección ornitológi- 
ca. Asi: en los Rapaces, entre auras. Carairas, Gavilanes y Lechu- 
zas, pasan de 30; en las columbinas de 20; en las zancudas y na 
dadoras de 100, entre Grullas, Garzas, Flamencos, Patos, Caya- 
mas. Guananas, Gaviotas, Pamperos, Alcatraces, Corúas, Rabi- 
horcados, etc., etc., etc. 

Los huevos suman 182, correspondientes A 105 especies, per- 
fectamente determinados y conservados. 

Los nidos son 19, de los mas curiosos. 

Una colección — no digamos igual, que no es posible— siquiera 
análoga en calidad y en número, no se obtendría por íf 10,000. 

REPTILES 

Esta clase está representada por todas las especies cubanas 
conocidas, que suman 42, dando un total de 70 individuos, con- 
servados en alcohol ó disecados: 7 huevos de Jicotea, Carey, Ju- 
bo, Cocodrilos, Iguana, etc. 



41 
ANPIBI05 

La8 6 especies cubanas que corresponden á esta clase, están 
expresadíis por 14 ejemplares bien conservados. 

MOLUSCOS 

Esta rama está representada por 565 especies terrestres, 32 
fluviátiles y 603 marinas, que dan im total de 1200 especies, 

ANTROPODOS 

Todos los ordenes de hi rama de articulados ó Antrrtpodos, 
están ricamente rei)resent?idos en la colección, en particular los 
Hexápodos ó insectos. Tampoco podemos detallar y nos reduei- 
mos del presente al total de especies en cada orden. Así tenemos: 

Crustáceos , H4" 

Miiiápodos 150 

Arácnidos 150 

Coleópteros 1,944 

Ortópteros 120 J-espec*ies. 

Hemípteros 4^0 

Heminópteros 360 

I^epidópteros 632 

Neurópteros 102^ 



Total 3,802 especies. 

En la gran mayoría de casos, están representados ambos se- 
xos encada especie.^' 



El 22 de Abril 1 890 el Gobernador General acordó elevar el expe- 
diente al Ministro de ritramar para su resolución, pero variándo- 
se la cláusula del contrato de manera que se reconociese en todo 
tiempo que el Museo sería propiedad del Gobierno cualquiera que 
fuesen las vicisitudes porque pudiera pasar el Instituto de la Ha- 
bana, permaneciendo, no obstante, en él, mientras exista el Esta- 
blecimiento y reservándose el (Jobierno el derecho de trasladar el 
Museo á otro *'uerpo científico si se efectuase en lo adelante algu- 
na reforma en la enseñanza y por razón de ella se suprimiese ej 
Instituto, pero siempre con la condición de que el Muspo había de 
conservar el carácter de público con que se cede, dondequiera 
que por esa circunstancia se instalase. 



4d 



.i- 

ti 



I ^ 

I 



Pomo el Dr. Gundlach quería que ose monumento levantado á 
la cieneia por su fínico esfuerzo y por su amor, nunca inquebran- 
table al estudio, no saliere jamás de su patria adoptiva, aceptó 
esa modificación siempre que en la escritura se estipulare que la 
colección se quedaría en la Isla de Cuba. 

El 8 dtí Abril de 1892 el Gobierno Supremo aprobó la adquisi- 
ción del Museo Gundlach, pero teniendo en cuenta que los derechos 
académicos devengados por el Instituto desde el curso de 1880 al 
de 1892, produjeron f 108.785 y que la mitad de esa cantidad ó 
sea f 51.894-50 que debieron quedar imi beneficio de este Estable- 
cimiento después de repartida la otra mitad entre los catedráti- 
cos como dispone el artículo 151 del Reglamento, unida á la de 
f 16,550 pesos á que aproximadamente ascendió la consignación 
de material de Gabinetes yqueflguróeu todos los presupuestos 
desde el año 1880 hasta 1892, daban un total de 168,444-50 con 
los cuales pudo cubrirse con holgura las atenciones del Instituto, 
sin necesidad de acudir á recursos extraordinarios para la adqui- 
sición del Museo del Sr. Gundlach, mandó que este se hiciese con 
los productos de los derechos de exámenes del curso de 1891 á 
1892. El 7 de Diciembre de 1892 se extendió la escritura de com- 
pra, que suscribieron por una parte el Dr. Gundlach y por otra 
los Dres. Juan Vilaró y Fernández Keynoso. 

A la muerte del Dr. Gundlach, el 15 de Marzo de 1896, le su- 
cedió en el puesto de Conseivador del Museo el Dr. José I. Torral- 
bas que desde dos años antes venía siendo su auxiliar y es no sólo 
un distinguido naturalista, sino igualmente uno de los más hábi- 
les taxidérmicos. 

Al pasar este en 1901, á la üniversidaJ como Catedrático au- 
xiliar de Ciencias y Director del Museo de Historia Natural, se 
nombró para reemplazarle, al Dr. Pedro Valdés Ragúes. 

El Museo contiene los siguientes objetos, distribuidos en esta 
forma: 



Colección de mamíferos, 38 ejemplares. 

„ de aves 580 ejemplares. 

„ de huevos de aves, 213 id. 

,f de nidos de aves, 19 id 

,y de reptiles, 13 id. 

„ de reptiles en alcohol, 84 id. 

„ de anfibios en alcohol, 10. 

„ de huevos en alcohol, 8. 



<^tl 



43 



Colección de pecep, 96 id. 

de ciai8táceo8, 69 cajas. 

de moluscos, 86 id. 

de moluscos, 5 id. 

dé lepidópteros, 121 id. 

de heminópteros, 13 id. 

de neurópteros, 2)¿ id. 

de hemipteros, 1 1 id. 

de ortópteros, 21 id. 

de coleópteros. 40 id. 

de dípteros, 9 id. 

de merostomas, 2 id. 

de zoófitos, 30 ejemplares. 
Cráneos de cocodrilos, 2. 
Boca de tiburón, 1. 
Uma de colibríes, 1. 
Busto del Dr. Gundiach, 1, 
Eetrato al creyón del mismo, 1. 
Diploma al mismo, 
Vista fotográfica del Museo, 1. 



MUSEO DE BOTÁNICA 



Como la Biblioteca, fué fundado por su primer director, D. 
Antonio Bachiller y Morales, en 1864, quien comenzó por reunir 
dos mil ejemplares, que después se aumentaron con 800 mas y 
tres cajas de semillas de diferentes vegetales, procedentes del Mu- 
seo del Sr. Valle Iznaga. 

La separación de aquel ilustre cubano de su puesto, dejó su 
obra incompleta. Ni los que le siguieron en la Dirección, ni los que 
desempeñaron la cátedra de Botánica, se ocuparon en clasificar 
jOs ejemplares que formaban su rico herbario de plantas exóticas 

9 indígenas. 

Hasta 1894, formó parte del Gabinete Valle, que comprendía 
los tres reinos de la Historia Natural, pero ese año elDr.Reynoso 

10 separó, encargando al distinguido botánico cubano Sr. Sebas- 
tian Morales, la restauración de las colecciones que yacían com- 
pletamente abandonada reclasiflcándolas y supliendo con otros 
nuevos los ejemplares destruidos por la acción del tiempo y del 
abandono. 



44 



( 'uando el Sr. Morales terminó su labor, (}uedo el Mnse<^ Botá- 
nico constituido de 25 muestrarios de flora exótica y 30 cajas de 
flora cubana. 

Ese mismo año, el I)r. Torralbas le a«2:regó 180 ejemplares 
más, procedentes de dos herbor¡2neiones que practicó en la finca 
Cacahual , cerca de Placetas, ,v en la del Arzobispo, en San Anto- 
nio de Rio Blanco. 

Posteriormeute el I)r. Torralbas obtuvo para este Museo una 
colección de plantas ))reparadas por el Director del Kongl Botani- 
che Museum, de Berlin, compuesta de muchosejemplaresde la Flo- 
ra de las demás Antillas, clasificadas por el citado Director, Dr- 
Urban y su compañero Sr. Oug; ratificada por otros especialistas 
de Europa y consideradas por esta circunstancia eumo prendas 
de verdadero mérito científico. 

En la actualidad consta de los siguientes objetos: 
Muestrario coa plantas cubanas clasificadas, 32 cajas, 
ídem vacías para idem, 24- cajas. 
Frutos cubanos en alcohol, 24 ejemplares, 
dem idem en cera. 183 idem. 
Semillas de frutos cubanos, 105 pomos. 
Maderas cubanas, 7 ejemplares. 
Hoja de palmera, 1 idem. 
Hoja típica, 1 idem. 
Conos del pino, 5 idem. 

{•olección de fósiles cubanos, GiO ejemplares, 
ídem de la Flora de Sajonia, 1 volumen. 
Muestrario con plantas exóticas, 1 caja, 
ídem con iltiles varios, 31 cajas, 
ídem para llenar, 24 cajas. 
Prensa para preparaciones, 1 . 
Cuadros de paisajes cubanos, 2. 

Pina múltiple en alcohol (donación del Sr. ''ol. í^cott), 1. 
Fotografía de dicha pina, 1. 

Fruto múltiple del maíz (donación del Sr. Carlos de la Tori-e. 
Muestra de cera vegetal (donación del Sr. E. Mazón). 
Frutos y semillas cubanas conservadas en alcohol (donación del 

Sr. Felipe García Cañizares). 
18 pomos pequeños. 

Colección de mangos en alcohol (donación del Sr. Felipe García 
Cañizares. 




< 

u 

s 

M 

H 
W 



45 

Semilla múltiple del mamey (donación del Sr. Felipe García Ca- 

ñizareH.) 
Álbum déla Flora ( nbana (donación del I)r. José I. TorrallmH.) 
Muestra de hongo natural (donación del I)r. Felipe (í. ('añizares.) 
Teratología vegetal, hoja» sepaloide (Rosa t'entilolia) 1 ejemplar 

(dcmación del I)r. Feliiw G. Cañizares). 
Durante el curso de 1902-100;^, se recibieron las siguientes 

DON ACÓN ES, 

Dos ejemplares de naranja ( 'a jel (donación del Dr. Felii)e García 

Cañizares.) 
Un ejemplar de tomate gemelo (donación del Dr. F. (^anizares). 
Cn ejemplar del fruto delzaj)ote(d(macióndelDr. Eduardo F. Plá). 
Un ejemplar del '*fruto del Pan" moldeado en yeso (pi-eparación 

hecha en el Museo). 
Un ejemplar del fruto del tamarindo (donación del Sr. E. Mazón). 
Dos ejemplares del fruto del granado (donación del Sr. Emiliano 

Mazón). 
Un ejemplar del fruto del "Mangostán" (donación del Dr. Feli])e 

García ("añizares). 
Un ejemplar del fruto anómalo ZEA MAÍZ (donación del Dr. J. 

II. Pazos). 
Un ejem|)lar de madera labnida del SAIMCU (Lysiloma Sabicu 
(ires) (donación del Dr. Rene Morales). 

GABINETE DE FÍSICA 



A tin de que la enseñanza de la Física, ciencia esencialmente 
experimental, fuera una verdad, el primer Directordeeste Instituto, 
Sr. Bachiller y Morales, gestionó en ISO-i la creación de este Ga- 
binete. A fuerza de grandes ení])eños consiguió dotarlo de ciento 
cincuenta y cuatro a|)aratos. ipie no tardaron en hacerse inservi. 
bles por la falta de cuidado. Cuando en 18n8 el Dr.daudio André 
se hizo cargo de la ('?1.tedra de Física, llamó la atención acerca del 
mal estado en que la mayor parte de aquellas se hallaban. Asi 
continuaron, sin componerse ni reponerse, liasta la época del Dr. 
Reyno80,en que se compraron, con una parte de los derechos aca- 
démicos muchos de los que hoy contiene, se clasificaron, se colo- 
eanm en buenos anaqules, aunque mas propios para una exposi- 
ción que cómodos [uira el uso diario de los aparatos, y se atendió 
con esmero á su conservación, mediante el nombramiento de una 



46 

persona tan inteligente, como el Sr. Plácido Bíomcb* huv catedrá- 
tico de Física de la Universidad á cuya iniciativa fie debió la aJ- 
qiiisición de los aparatos. En la actualidad de^s+^mpefuié^l Sr. Artu- 
ro Cadavalel cargo de Ayudante conservador de ente Gabinete 
El locnl contiguo al Gabinete de Física, que hasta fines del 
curso anterior ocupó el Laboratorio de Químiea, se destinó para 
la colocación del dinamo de (Jrammer, con su inotor de gasolina, 
cuadro de distribución y batería de acumuladores y para un 
cuarto obscuro. 

Durante el curso de 1901 á 1902 se adquirieron los siguien- 
tes aparatos: 
1 Dinamo de Grammede 18 amperes y 110 voítn acoplado di- 
rectamente á 1 motor de gasolina de 4 caballos, de Dion 
Bouton. 
1 cuadro de distribución, para el anterior, compuesto de un 
voltraetro, un amperímetro, un reductor, B internip- 
tores, un conmutador, un reostato, 8 corta-circuitos y dos 
lámparas, todo montado sobre mármol blíuico. 
1 batería de acumuladores compuesto de 52 elementos á 7 pla^ 

cas de 4;") amp. horas. 
4 tubos bianódicos. 
1 crisol eléctrico pequeño modelo. 
4 copelas de carbón. 
6 id. de calcárea. 
1 Ídem de plombíigina. 

1 Ídem de magnesia. 

() termómetros de 5° á 110°. 

8 botellas condensadoras para el Resonador líudin. 

2 tubos Tesla sin electrodo. 
1 tubo para el Piezómetro. 
1 sirena Pellat. 

1 conmutador con base decbonita, doble polo, 
6 lámparas portátiles para gas. 

1 linterna de Newton para proyecciones foto-t^l^V-tricaíi. 
1 lámpara eléctrica de arco, modelo Oliver para la Utitenia* 
1 reostato para la misma. 
1 electro-motor pequeño. 
1 electro-motor de 1 [15 de caballo. 
8 pilas secas. 
4 copulas niqueladas. 
60 lámparas Edison de 16 bujías. 



1 




u 



m 



47 



12 rosetas con fusibles. 

1 chucho 20 amperes. 

1 Ídem 10 amperes. 
60 zócalos Edison. 
2o pantallas de porcelana. 
25 porta-pantallas de metal. 

1 depósito de cobre para bencina. 



LABORATORIO DE QUÍMICA. 



Contiguo al Gabinete de Física se estableció en 1864, en un re- 
ducidísimo local, que aj)ena8 podía contener diez alumnos, un La^ 
boratorio de Química, del cual no tenía máU< que el nombre, como lo 
prueba el hecho de (pie en 1 872 el Catedrático de la asignatura hi- 
zo presente al Director del Instituto que no podía realizarse nin- 
gún experimento en la (Cátedra de Química, por falta de un labo- 
ratoiio, pues el local que como tal existía, era solamente un redu- 
cido cuarto donde estaban almacenados, tubos, retortas, frascos 
y pomos. 

En vista de lo infonna<lo por la Dirección General de Obras 
Públicas, en el expediente promovido por la Dirección del Institu- 
to para la construcción de un T^a boratorio de Química en el local 
que ocupa el establecimiento, el Gobeniador General dispuso en 
1876 que la'^Dirección del Instituto adquiriera uua^'cocinilhi eco- 
nómica, que colocada en el laboratorio (}ue hoy existe, sirva para 
los experimentos que la enseñanza exigecon arreglo al programa''. 

He reproducido este párrafo del i'eferido expediente para que 
se vea como se enseñaba (iuímica en este Establecimiento hasta 
hace muy poco tiempo y en qué consistía su mal llamado Labora- 
torio. 

La cocinilla económica se sustituyó durante la dirección del 
l^r. Reynoso por una estufa que contribuyó á darle más aspec- 
to de laboratorio al local, pero que cuando el Dr. Alamilla se hizo 
cargo de la referida cátedra, en 1899, no pareció haberse estrenado 
todavia. 

Para ser más útil y práctica tan importante asignatura 
se construyó durante el periodo de vacaciones del presente curso 
en un departamento del 3'-^ piso el actual Laboratorio, 



48 



jardín botánico 



Kntre las nnichíiH obras de vitilifiad publica, que la Sociedad 
Patriótica de Amigos del í*aÍ8, inicio y llevó a caboduranteel flo- 
reciente periodo en que su iniciativa no tuvo bisa, la pri?nera mi- 
tad del si^lo XIX, una de las in As importantes fué la creación del 
Jardin Botánico. Se inau^iró el 30 de Mayo de 1817 en el te- 
rreno (jue el Intendente Alejandro Ramírez le cedió, en nombre del 
Rey y que aun ocupa el paradero del Ferrocarril de Villanueva. 
Al vender en 184:^ el Kstado á la compañía deFeiTocarrilesdeGüi- 
ne8,e808 terrenos no se hizo constar que el Jardin Botánico entrase 
en dicha venta por lo que continuó allí hasta 1864. LaSociedad Pa- 
triótica encargó de su dirección á José A. De la Ossa el mas com- 
petentede los aficionados de aquel tiempo á los estudios botánicos. 

Durante los siete años que Ossa estuvo al frente del Jardín 
Botánico se consagró al estudio y clasificación de los vegetales 
pi'opios de nuestro país y en reco.2:er todos los materiales necesa- 
rios para escribirla Flnn) HHimnensis, que publicó poco después en 
uno de los |)eriódos de esta ca[)ital. 

Kn 1824 le sustituyó {)or R. O. en la dirección del Jardín Bo- 
tánico el Sr. Ramón de la Sagra, que prosigió hi obra de Ossa y 
estableció en él una escuela de Botánica agrícola, primera de su 
clase en Cuba; promovió relaciones con los botánicos extrangeros 
y el cange mutuo de las especies, dando asi á conocer la Flora cu- 
bana en el exterior. 

A la Sagra sustituyó Pedro A. Auber y á este su hijo Emilio, 
que fué mas tarde j)rofesor de Historia Xatural de este Instituto, 
reem])lazándole entonces en la direí^ción del Jardi • otro botánico 
práctico el Sr. Fernando Ayunta. Fruto de su provechosa labor fué 
la ])iiblicación del < 'átalogo de las plantas existentes en el Janlin 
en aquella época. 

Con la muerte de Ayunta, con la trasladación del Jardín á la 
(Quinta de los Molinos en 1804 y su agregación á la Píscuela Pro- 
fesional, comenzó un periodo de decadencia y abandono tales, que 
convirtióse de centro de enseñanza en finca de explotación y de 
placer de las autoridades. 

Al incorporarse en Noviembre de 18701a Kscuala Profesional 
al Instituto de Segunda Enseñanza, di-pnso (»¡ (Jobernador Ge- 
neral (jue la cantidad (]ue venía asigníuiduse en el i)resupuesto de 
Estado para Jardin Botánico figurase en el del Municipio de esta 



N 




O 

H 
D 
H 

H 
co 

Z 



O 
u 

z 
< 

H 
O 



< 

1^ 
W 
Q 

< 

< 



N 



4r 

ciudad. Como era natural, esta Corporación 8e negó á aceptar 
esa obligación y entabló su recurso ante el Gobierno de Madrid. 
Mientras éste resolvía, el Jardín continuó en el mayor desamparo, 
sin una persona inteligente que lo dirigiera y conservase, por lo ' 
menos, las especies ya sembradas. * » 

El 26 de Mayo de 1871 el Ministro de Ultramar, comunicó al 
Gobernador General, la Real Orden por la cual se resolvía que ni ' 
por el origen de su fundación, ni por las vicisitudes que había ex-, 
perimentado su organización, ni por su aplicación, se podía coUt 
siderar que correspondiese á los fondos municipales su sosteni: '. 
miento y que por ser un servicio de carácter general, era el Estado 
el obligado á sufragarlo. Por esa misma R. O. se encargaba al ' 
Director del Instituto que lo era antes de las Escuelas Profesionan 
les, de la administración y gobierno del referido Jardín y al Cate- 
drático de Historia Natural del Instituto y al de la Sección de 
Ciencia de los estudios de ampliación en la Universidad, para que 
juntos y de común acuerdo, se hicieran cargo de la dirección prác- 
tica, facultativa y científica, corriendo de su cargo la formación 
de los catálogos del Museo y herbarios^ que habían de utilizar pa- 
ra la enseñanza práctica de sus respectivos discípulos. 

• kl 10 de Junio de 1871, al reunirse los Profesores de la Üni-- 
Tersidad, Doctores Caro y Aguilera con el de este Instituto, Sr., 
Auber, para dar cum])limiento á esa R. O., acordaron exponer al . 
Gobierno, que la cantidad de 5,000 pesetas fijada para los gastos 
de material, era insuficiente para la conservación y fomento del 
Jardín Botánico, por lo que pidieron la duplicación de la referida 
asignación y la construcción de un edificio de mami)ostería para 
los herbarios y otras mejoras indispensables para la enseñanza. 

Así continuó el Jardín sin que las peticiones de sus nuevos di^ 
rectores fueran atendidas, y sin que en él se dieran los cursos prác- . 
ticos de Botánica, hasta Octubre de 1874, en que el Poder Ejecu- ; 
tivo dispuso se hiciera cargo de él el ingeniero de montes del distri- 
to de la Habana. En Junio del siguiente ano los profesores de la 
Universidad y del Instituto pidieron al Gobernador General la de- 
rogación de esta Orden, por ofrecer gravísimos inconvenientes ^ 
para la enseñanza y por la falta de armonía entre dos direcciones 
técnicas de opuestos intereses. 

. Se negó también esta petición, y desde entonces los profesores 
de ambos establecimientos docentes se desatendieron por comple-- 
tp d^l cuidado del Jardín Botánico, y la enseñanza de la Botánica' 



50 



centiauó 8Íendo>pnnamente> teórica, erin que los alumnos concurrie- 
seni&ál, ni'estudiflBefnuna plantev al' natural! 

No era posible que así continuase la enseñanza, niqueel'Clkus- 
tro dd'la Facultad de Ciencias con su indiferencia, sancionase tal 
abandono, que había de perjudicar á la educación científica de la 
juventud, precisamente en momentos en que la enseñanza de las 
Ciencias naturales en. todas las Universidades, feevestía wm o^mác- 
ter eminentemente práctico y de observación; así. fué que 6n;tniiii0 
de 1886.ese Claustro solicitó del Gobierno General,, que d¿ JandfiL 
Botánico pasase á ser una depend^ioia delClausttio universitarioi 
Esta vex,.má8 feliz en. sus gestiones, consiguió queeL Gobierno. ae«- 
cediése á sus deseos, y que paj^asuiconservación^ ámás de^laioaa* 
ti'dad asignada en el presupuesto, se le a^^gase la parte propon- 
cional del material científico, de las respectivas faculDadesy^dalJ 
Instituto, que á juicio del Rectorado fuesen necesarias.. 

Con este cambio mejoró, aunque temporalmente, la situación 
déUardln. Se le colocó la reja de hiero que ante» rodeal^a el lla- 
mado Campo de Maitp, cedida por el Ayuntamiento, pues com- 
pletamente había perdido la reja de madera que le circundaba; 
con esta mejí ira se le puso á cubierto de violencias exteriores. 

No obstante, ctula vez iba decayendo más y más el Jardín Bo- 
tánico á causa de los inconvenientes que á su administración y fo^ 
mentó ofrecían la dirección de distintas personas con atribucionss* 
análogas que esterilizaban el esfuerzo de todas y mataban el estí- 
mulo de tan maravillosos resultados en todas la^s obraa humar 
ñas. Asf lo conprendió el Dr. Fernando Reynoso, Director entoOr 
ces de este Instituto y pidió en Mayo de 1897 se le cediese á ese 
Establecimiento de enseñanza la mitad del terreno que ocupaba 
el referido Jardín Botánico para que pudiera organizado con en- 
tera independencia y pudiera desarrollar con el criterio científico 
que creyera más procedente, á los fines de la enseñanza en primer 
lugar, y al mejor ornato de la ciudad. 

El 10 dp Mayo de 189T, el Gobierno General accedió á lersoli? 
citud del Director de este Instituto, trasmitiéndole por condueto 
del Sr. Rector, la siguiente eomunicacióu, qup como fuente de de- 
recho á la propiedad que tieiu^ este Instituto,, reproducimos ínte- 
gra á fin de que, por ningnn motivo, se le prive de lo que en justi- 
cia le corresponde y le es de todo punto indispensable para la en- 
smansa práctica de la Botánica. Dice a-í: **La Secn&tarfa Gene- 
ral, coo fecha 10 del actual, dice al Rector lo siguiente.' Excmo. 
Su; B» Tís*a de 14» comunicación- de- V. R. d^ T»*d^ Abi* píéxime- 




CALLE DE PALMAS EN EL JARDÍN BOTÁNICO DEL INSTITUTO 



*1 

)>a8ado, áando cuenta de haW;<^4o al Instituto de esta Capi- 
taJ una parte del terreno que ocupa el Jardín Botánico, en armo- 
nía de lo resuelto en principio por este Gobierno y por €U3uerdo del 
•Tídd acrtual, se ha servido aprobar todo lo actuado y declarar de 
•la pei^nencia de este Instituto de la Habana, la parcela de terre- 
no .flencdada en el platio remitido por ese rectorado y que obra 6n 
teliespediente, ptidiendo éste último centro de enseñanza, realizar 
ñas obras necesarias y adoptar cuantas medidas crea oportunas 
para el fin á que se destina la nueva adquisición; y que correspon- 
de al Jefe del Distrito Universitario, sobre todo los establecimien- 
*08 de enseñanza, conforme lo preceptuado en el Reglamento. Üo 
que de orden de su S. E. I. tengo el honor de trasladar á Vd. peira 
í«n conocimiento y efectos procedentes. Dios guarde á ¥d. mu- 
<cho8 años. Habana, 17 de Mayo de 1897." 

Ck)n el nombramiento del Dr. Felipe G. Cañizares, para la^Cér 
tedra de Historia Natural y Director del Jardín Botánico 'del Ine- 
tituto, entró éste en un período de ]*enacimiento y prosperidad, 
como en los primeros tiempos de su fundación; asi lo hacen espe- 
rar las reformas de que ha sido objeto. 

Con este distinguido profesor comenzáronse las clases prácti- 
eas de Botánica y hoy se encuentra ya más de la mitad del jardín 
con sus callas enarenadas y trazadas á cordel. Donde no había 
una sola clasificación, se ven ya centenares de plantas clasificadas 
y rotuladas con arreglo á la Nomenclatura Botánica vigente, l^.s 
cuales van agrupándose conforme lo reclaman las exigencias del 
estudio. 

Durante el curso de 1902 á 1903 se continuaron las obras de 
la otra parte del Jardín; para ellas el Sr. Manuel' Luciano Diaz, 
'Secretario de Obras Públicas, envió 60 carretas de piedras y ha 
prometido remitir las que falten para terminar la composición <le 
las calles y tanque. 

En mi nombre y en el de todo el Claustro, cumplo el grato4e- 
"ber de expresarle aquí nuestro agradecimiento por la valiosa coo- 
peración que nos ha prestado en el arreglo del Jardin Botánico, 
qoe dentro de poco podremos mostrar con satisfacción á los qx- 
tranjeros. 

El Sr. Santiago García Cañizares donó 30 ejemplares de plan- 
tas de Cuba y el Sr. Manuel Sanguily un ejemplar vivo del mon-^ 
gasta, rata de Faraón ó hurón. 

El Jardín está abierto para el público los sábados y domÍAgOí 
^e2á-6P.M. 



i 52 



BIBLIOTECA 



Débese la Biblioteca de este Instituto á la iniciativa de su pri- 
mer Director, Sr. D. Antonio Bachiller y Morales. Comenzó su fo- 
mento en 1865 con los donativos de distintas corporaciones y 
particulares y fué paulatinamente enriqueciéndose con nuevos li- 
bros hasta contar hoy con 11,1-^6 volúmenes, es decir, 1770 más 
que en el curso anterior. 

En 1900 el Sr. Sanguily, por sus gestiones personales con el 
General Wood, obtuvo un crédito de $3,000 para comprar la Bi- 
blioteca del Sr. José María de Cárdenas, compuesta de 4,281 vo- 
lúmenes encuadernados y sobre 1,200 h la rústica, de obraa de 
Historia, Literatura y Filosofía, algunas de gran mérito, como la 
colección de libros sobre América, la de los clásicos griegos, latinos, 
españoles y franceses, la de diccionarios y no pocos libros raros 
y curiosos de inapreciable valor, entre éstos una edición del Qui- 
jote, de 1605. El Instituto hizo una magnífica adquisición y al 
Sr. Sanguily deben agradecérsele los esfuerzos que realizó paira 
que esta Biblioteca, fruto de la labor y la perseverancia de un cu- 
bano distinguido, sí» conservase en el pais y en uno de sus prime- 
ros establecimientos docentes. 

En 1901 el Sr. Sanguily, con parte de la asignación del mate- 
rial científico, adquirió 322 volúmenes, de los que formaban la 
Biblioteca del que fué catedrático de este Instituto, Sr. Villanova, 
después de un informe de los Sres. Bernal, Remirez y García Bay- 
lleres, en el que recomendaban su adquisición. 

Entre las obras manuscritas que encierra esta Biblioteca, no 
podemos dejar de mencionar los primitivos originales de la Ictio- 
' loaría Cabana, escrita por el eminente profesor, decano de la Fa- 
cultad de Ciencias de nuestra Universidad, el inolvidable D. Felipe 
Poey. Se guarda como un valioso tesoro y se muestran con orgu- 
lio á los extrangeros que visitan el establecimiento, coleccionados 
y bien encuadernados en veinte tomos, de folio maj^or, el Atlas, y 
en diez tomos, en cuarto menor, el texto. 

Las lámhms del Atlas fueron puestas en limpio, formando 
diez tomos de -l^O milímetros de alto, por 324 de ancho y acom- 
l)afmdas de dos tomos folio español de texto, se enviaron en 1884: 
á la Esposieión colonial de Amsterdan, donde mereció á su autor 
una medalla de oro y el título Caballero de la Orden del León A>r- 
landés, otorgado por S. AI. el Rey de los Países Bajos. 




o 

H 

D 
H 

H 
co 

W 
Q 

O 
u 

Z 
< 
H 
O 
PQ 

Z 

Q 
M 

< 

M 

Q 

O 

s 

w 

h 



u 

l^n la obra se dan á conocer áOO especies pertenecientes á las 
costas de Cuba, principalmente á las de aguas de la Habana y 
Matanzas, exploradas por Poey, casi diariamente, en el curso de 
cincuenta años. 

Contiene mil cuarenta láminas, en la cual figuran 770 especies 
delineadas con exactitud y presentadas en 1,500 individuos de 
todos tamaños, sacados del natural por el autor. Contiene ciíde- 
. más numerosas ilustraciones de esqueletos y visceras* De las es« 
pecies descritas 300 fueron nuevas para la ciencia. En 4.884 el 
Gpbiemo español compró el manuscrito de esta obra, estipujfwi- 
do que los borradores del texto y las láminas permaneciesen en 
poder del autor los dias que le quedasen de vida y que á su falle- 
cimiento se depositasen en la Biblioteca de la Sociedad Económi- 
ca de Amigos del País, con la condición de no poder imprimirlos 
porsér uñ derecho reservado al Estado. 

En 1890 viendo el autor que la Sociedad Económica de Ami- 
gos del País no tenía recursos suficientes para conservar en buen 
estado y encuadernar esos borradores, que son en realidad lós 
primitivos originales, aceptó en beneficio del público, la proposi- 
ción del Director entonces de este Instituto, Sr. Femando Riño- 
so, de encuadernar dignamente la obra, á costa del referido Esta- 
blecimiento y conservarla como propiedad del Estado. 

Bien pudiera el Gobierno de la Kepúblíca con la intervención 
de su representante en Madrid, gestionar del Gobierno de España 
la competente autorización para publicar esta notable obra, la 
de máff alcance entre las de carácter científico escrita en Cuba 
y por un cubano. Esta publicación debe hacerse con el cotejo del 
texto manuscrito en dos tomos en folio, depositado en Ja Biblio- 
teca de la Sociedad de Historia Natural de Madrid, porque el 
texto del ejemplar que existe en este Instituto lo consideraba, él 
autor incompleto y falto de corrección. 

. Siguiendo estas indicaciones que hicimos en la Memoria del 
curso anterior, los representantes, Sres. Malberty, Maza y Arto- 
la, Pérez Abreu, Sirven y Feria, presentaron á las Cámaras nn 
proyecto de ley para que se concediera un crédito de J50;Q00 
para emplearlo en material de enseñanza, destinAndose una paír- 
te á la universidad, y la otra á fin de que por la representación di- 
plomática en Madrid se tratase de adquirir por retrocompra la 
obra de Ictiología Cubana de nuestro ilustre sabio D. Felipe Poey. 
L Este proyecto de ley pasó ala Comisión de Presupuestos üe 

ese Cuerpo Legislativo y está aún pendiente de discusí^p. J 
_ En apoyo de nuestras indicaciones, el Dr . Ca rlos de la Torr e, 
al terminar el elocuente discurso que en elogio de 13. Felipe Poey 



54 



proniínció en la Universidad, al descubrirse ei busto de este ilustre 
naturatiata, pidió al Honorable Presidente de la Hepñblica, que 
gestionara del Gobierno de España la autorización para publicar 
*tan notable obra por cuenta de la República. 

Naxla se ha hecho hasta ahora y es de lamontarse que la obra 
•qnefle sin priblicarse y pierda pu oportunidad. 

'Con él ihi de despertar la afición á la lectura y de eetimirtai 
4aK;c^iidum^ncia á la Biblioteca instituí dos premios para los doi 
«fthffnnos que 'hubieren asistido más tiempo ft ella, y huíbieren con- 
wAtedo'é leído mejores obras. Bl Bibliotecario llevó duranrte ^1 
^sateo, tm registro en el que diariamente agiotaba todosestas par 
<tÍ0tf)M*ee. A'lét termineeión del curso, él Tribunal de Literatura, 
««m-VH^adeda wferida información, discernió los dos premrids á 
toe^ahimnos Juan García y Gutiérrez y Pedro Guerra y Segdi. Í31 
^^estlltado^cori'espondió á nuestros deseos, ])Ues, como puede vene 
por el siguiente cuadro, én ninguno de los cursos anteriores.la^i- 
iyiioteca se vio más favorecida de alumnos. La conourr^nqía -de 
personas extrañas al Establecimiento, Jué también mimerosa,4K>- 
«DO.lotjufltifica él «iguiente estado: 
«ltoi4iiiiamo<de»la'BÍbli<rteoa'del hMtftiito'tftfrMPte él carao YfOe^lWJ 






«MOITADIIl- 



40,818 



HPpiQA 'I JACO» OT8TOA 



838, 



6+2, 



52 



CA 



247! 



1,562 



9^8 



OSRAS CaN,$CLX<A,DAS 



Xntronotnía 5 

'Amf€^prt\ogia. '9 

.«Av^tftMMÍA , 'V2 

Anuario 4 

Agricultura 28 

^rtm^Upgííi 1 

Bellas Artes 10 

íífologfa.*... 9 

S'\wniü»i.„.' 25 

TBibiiQ^raf(a 20 

C^áloff(i8...<...<..« 3 

CtwnioToíjría 1 

Co^mogvaffa 3 

Contiibilidad 26 

Derecho 20 

Diccionarios 270 

£Bcick»|>edia 42 

Economía^.. 34 

E8tadí8ti2a '24 



Electricidad 27 

'RvteiiOí^rafín 2 

Filología S 

FiloHoiía 14-fc- 

FÍHttra T23 

FisioUigfa.... ............ '11 

Geología .-. 4 

Geografía IfH 

Gramática 59 

Historia 268 

Historia Natural 159 

Higiene...... Q 

Hernldica 2 

Legislación 14 

Literatura 544 

Matemática 203 

Medicina 2 

Mecánica 1 

Memoria 16 

Métodos 1 



M«*teoroI<>gfR í 

Mineralo^a S 

Náotioa 7 

Novelas 4 

Pedngwgia '20 

PneBÍan 27 

Política., .,.. 28 

PiileíXntología ^, S 

•Prograiruis..... 9 

PsicHogia 28 

Química 'JSfl 

Religión 8 

Semiología 33 

Tí^legrafía 2 

Zoología 61 

Zootecnia 9 

Industria „ 50 

Kt^igtaaetc 350 



TOTAL D3 OBRáS. kS^ÍOe. 




Butto ád naturalista ctsbano Felipe Poey 

Qtie decora uno de los salones del Instituto. Obra M 

ewiiltor cubano ViJalta de Saavedra. 



w, 



^ 




55^ 

La Blbübteca está abierta para el público todos Ibs dTasIhc- 
tÍT08 dQ 8 á 11 de la mañana y de 1 á o por la tardte. 

IMnmite-el eurso de 1902' á? 1^903 la Biblioteca se^ Ha» 
cido con las siguientes obras: 

Donativos del Sr. Iiiil8ft»tf»l^0; 

— rip :s, Clnses y 0rdew8 de ¡Ht Zoq¡o*j[ííi de C7awiÉ;.-México.X863r 

por J. Ramírez,, 1 tomot 
^Pi'^p&r^món del Té del Japón &. México 18?^4, un tomo^ 
-—El cüitivo de lo^sEosnleSy Conferencia Se. por Carlota G.y Behm, 

1 tomo. 
— í7/ia revolución agtícohi ¿t. por E. Gautier, México 1893^, t tomo. 
SI Cüitivo d^l'Alj^dón, por A. del Valle, México. 
—Cultivo y beneñoio del Café, por G. Gómez, México 18í*0, I ^fol. 
--^^reis Apunte» 8obm (fi'Ctiitiva dé 1» Moremy ariñ ehl Swftíü*> 

de seda, México 1900, I volumen. 
— Í/A Siríewntífura en elJivpón, México 1898*, 1 voWmeoK 
--Lns Plagas de la Agrícultum, México 1902, doe^YtrfÍDifenflS; 
— &Y< s\fy,í¡s' pma^ss^f por J. M. García Mufloss, Méxifeo. 
—El Maíz Cop0»blifmn09¡&., porJ.M. García M^ifioe, Mé3iiiKV>897 
—La Vítmiibify sw cultiva y Bmieñnio, &.,^ovB;. Lópeí» y Fama, 

México 1900. 
— El AJo(9PBoque y /a tn^ikistria Taponera, por P: Artiga» y f exfc-- 

dori, México. 
—Wf Cíiuohos la plaato qiUe lo produce y su cultivo^ p0]^ Piittier. 
-'&Ssbmi6 Química Vegetal y & por Freirez, México» 1889». 
"Cultivo del Tabaco en México, Memoria, México 1885v poír Lxiis 

Lejaune. 
—La Filoxera, manera de combatirla en la R. ifexicana, por M. 

R: Vera, México 1895. 
—Memoria relativa á las enfermedades del Olivo, paír L. Xai^amro 

México, 1899, 
—Cultivo de la caña de azúcar, por L. F. del Campo, México 1901. 
—Cultivo y beneñcío del Cwnotero, por L. Martínez, México 1894. 
—Bt Cultivo del Lino, por G. Henzé, México 1898. 
—A vicultura práctica-. Apuntes sobre el origen de las aves de co- 
rral, por R. de Zayas Enriquez, México 1897. 
-^Quinientos siHe movimientos mecánicos, por H. T. Brown, Mé- 
xico 1900. 
^thálpgo sóbrela íüstona de la pintura en México; por B. Couto 



56- 

-^Reseña Históríca de la pintura Mexicana, en los siglos XII y 
Xni, por R. Lucio; México 1889. 

—Aportawientos para la Historia- del Monumento de Cuautbe- 
móCy por Sosa, México 1887. 

-^Nombres í^ofi^áñcos del Estado de Tabaseo, Estudio EJtimoló- 
gico &„ por J. M. Ro virosa, México 1888. 

--Nombres Geográficos de México. Catálogo alfabético &., Texto 
y Atlas por C. Pacheco, México 1885, 2 tomos. 

-dramática y Vocabulario Mexicanos, México 1885, por el Par- 
are A. del Rincón. 

^Gramática de la Lengua Zapoteca, por un autor Anónimo, Mé- 
xico 1886. 

—El Sr. General Porfirio Díaz, juzgado en el Extranjero, por M^ 
Parra, México 1900. 

—Proceso de la Historia, (Momento Supremo) Europa y Améri* 
ca, &., por J. Román I^al, México 1890. 

— Renseignements Commerciaux sur les Etats Unis Mexieains^ 
por R. B. Campos, México 1899. 

— Le Etats Unis Mexicains, Leurs Ressources Naturelles, I^urs 
Progréss, por R. de Zayas Enriquez, México 1899. ' 

—Breves Disertaciones sobre algunos puntos de Agricultura fe- 
gal &,, por M. Tellez Pizarro, México 1902. 

—^Cuadro Smóptico y Estadístico de la República Mexicana £., 
año 1900, por A. Peñafiel, México 1901. 

---'Apuntes de magnetismo terrestre, por Adolfo Díaz, México 1887; 

—Estadística de la aplicación de la Electricidad en la República 
Mexicana, por R. Arizpe. 

—El alumbrado público de la Ciudad de México, Estudio Históri- 
co, por R. Arizpe, México 1900. 

—Meteorognosio Local del Valle de México. Conferencia por B. 

Barba, México 1899. 
— Propolipos Nacionales de Metro y Kilogramo, Datos &., Secre: 

taría de Fomento, México 1901. 
— Estudio sobre la libertad del trabajo y sus restricciones bajo 

su aspecto Económico y Jurídico, Tesis por R. Gutiérrez Azciié, 

México 1897. 

— Cartilla Huastica con su Gramática, Diccionario. &.,porM. 

Alejandro, México 1890. 
— Eff^ctos dp la ñiJta. de forma lidadf^s externas en El Contrato de 

Sociedad Mercantil, Tesis, por K. Garza Cam[)os, ^éxáqo,19Ü0, 




< 

u 
m 

H 
O 

S 



— Informe que el Ina^niero de Mtnfts Santiaf^o Ramírez rinde á la 
SecivtíiriH de Fomento &,, México 1881. 

— Procedimiento para broncear &., por A. M. Villon, México, 1895. 

— Conferencia dada uor el Méiico Veterinario Sr. Ramón Pantoja 
el 9 de Octubre de 259A-5^ Concurso de Ganadería de Méxi- 
co 1899. 

— Nomenclatura de las enfermedades &., por el Dr, Jacquea Ber 
trillon, México 1899. 

— El Cultivo fie lis Camelias^ Conferencia por la Srta. Refugio 
González García, México, 1902. 

Donativos del Smithsoniam Institatlon, de Washington. 

—The Greatest Flying Cre¿iture, hy S. P. Langley, Washing- 
ton 1902. 
— The Lnws of Nature, by S. P. Langley, Washington 1902. 
— A Preliminary Acoount ofthe Solar Eclipse ofMay 28 1900, as 

observed by the Sinithsonian FJxpedition, by S. P. Langley, 

Washington 1901. 
— The New Spectrum by S. P. Langley, Washington 1901. 
— l^he Pire Walk C^r^mony In Tahitiy by S. P. Ij ingley, Washing 

ton 1901. 
—Report ofS. P. Langley, Secretary of the Smithsonian Institu- 

tion, Washington 1901. 
— Foj^est Destruction by G. Pinchot and C, H. Merrian, Washing-. 

ton 1992. 
— The Century's Greats Men of S?ience, by Charles S. Peirce 

Washington 1901. 

—History of Chronophotography, by Dr. J. Marey, Washing- 
ton 1902. 
—The Submarine Boat, by Rear Adiniral Gaorge W. Melville, ü 

S. N., Washington 1902. 
—Inigation, by F. H. Newell, Washington 1902. 
—The Growth ofBiology m the Nineteenth Century, by O. Hertwig, 

Washington 1901. 
—A Céntury ofGeology, by J. Le Co/ite, Washington 1901. 
—The Restoration of Extinct Animáis, by Frederick A. Lucas, 

Washington 1901. 
— Progress in Physics in The Nineteenth Century, by F. C. Mer- 

denhall, Washington 1901. 



58 

— Progress in Astronomy duríng tbe Nineteentb Centurj, by Sir 

Norman Lockyer, Washington 1901. 
—Lord Rayleigh on Fligbt, Washington 1901. 
—Progress id Chemhtry in tbeNineteenth Century, by W.Eamsay, 

Washington 1901. 
—Journal of Proceedings oftbeBoaid of Regents of tbe Sniith- 

sonian In^titntion etc., Washington 1901 
— The Langley Aerodrome, Washington 1901. 
— Wireless Telegraph, by G. Marconi, Washington 1902, 
—The Telephonography by W. J. Hammer, Washington lí>o2. 
—Sowe Recent Astronómica! Events, by C.G. Abbot, Washington 

1902. 
—The Pekin Observatory, Washington 1901. 
—Reminiscences ofHuxIey, by J. Fiske, Washington 1901. 
--Evolutional Geology, hy W. J. Solías, Washington 1901. 
—The Smithsonian Institution, Washington 1902. 
—Progr-ess of Medicine in the Nineteenth Century, by Dr. John S. 

Billings, Washington 1901. 
— The Use Kite to Obtain Meteorológica! Ohservations, by A. L. 

Rotch, Washington 1901. 
— The Photograpliy of Sound Wave$ and the Demonstrntion oí 

tbe Evolutions ofReñected Wá re fmnts witb theCinematogriíph, 

by W. Wood, Washington 1901. 
— On Bodies Snmller than Atonas, by J. J. Thomson, Waahingtoii 

1902. 
--Tbe National Zoo at Washington, A Study ofits animah in Re- 

lation to tlieir Natura! Environment, by E. Thonson Setor, 

Washington 1902. 
— Tbe ^^Yermak'^ ice Brealcer, by Vice-Admiial Makarof. Was- 
hington 1901. 
—Incandescent Mantles, by Vivian B. Lewes, Washington 1901- 
—Santos-üumont Grcling tlie Eiffe! Tower in an airsbip, by E, 

P. Lyle. 
—On Solar ChangeofTemperature and Variations in Rainfailin 

tbe Región Surrondingthe indian Ocean,hy Sir Horman Lockyer, 

1901. 
•—Psycbira! Reeearcb o f the Century, hy Auchevf Lang, Washiog* 

ton 1901. 
—Tbe Lesson ofthe Life ofHuxley, by W. K. Brooks, Washigton 

1901. 
—ünsuspected Radiations, by Prince Krapotin, Washington 190L 



59 

—The Okapi, by Sir Harry H. Johneton, Wanhington 190 2. 
— The Progresa ofAeivouautirs, by J. Janssen, Washington 1901. 
— Color Photography, by Sir William J. Herechel. 
— The Geographh* (bnquests of the Nineteenth Century, by G. 

H. Grosvenor. Washiiiprton 1901. 
— Through Afñca frow the Cape to (-airo, by E. S. tírogan, Wa»- 

hiiiírton 1901. 
— Automobile Races, b}' H. Founiier and others. 
— Eleetrícity duríng the Nineteenth Century, by Elihu Thomaon. 
— Liquid Hydrogen, by James Dewar. 
— Solid Hidrogen, by James Dewar. 
— Malaria, by J. M. Stermberg. 
— Bibliography ofthe Fishes ofthe Pacifíc Coast ofthe U. States , 

to the end ofl879, by F. Gilí, Washington 1882. 
— Bibliography of American Natiiralists, The Published Writings 

of Spencer FuUeiton Baird, 1848-1882, by (}. B. Gord. 
—sThe Published Writings ofDr. Charles Girard, by G. B. Good. 
—The Published Writings of Isaac Lea, H. l).,hy N. Pratt Scuder. 
—The Published Writings of George Newbold Lawrence, 1844^ 

1891, by L. !=i. Foster. 
— Bibliography of Publications etc, The Collection of Fossil Id- 

vertebrates in the U. States National Museum etc., by J. B. 

Marcou. 
—A Monograph of the North American Proctotripidae, W. H. 

Ashmeod, 
—Contributions to the Natural History ofthe Hawaii andFan- 

ning Island and Lower California etc. y by Thos H. Streets. 
— Guide to the Flora of Washington and Vicinity, by L. F. Ward. 
— Synopsis of the NoHh American Syrphidac, by Samuel W. 

Williston. 
— Contributions Toward a Monograph ofthe Insects ofthe Leph 

dopteros Family Noctuidae ofBoi'eaJ North America etc., hy 

J. B. Sraith. 
— Contributions to the Natural History of Herguelen Island etc. y 

by J. H. Kidder. 
—Cotributions to the Natural History ofKerguelen Island, Orni- 

tholf*gy, by J. Kidder. 
—The Fh^ra ofSt. Crtnx and the Virgin Lslands, by Barón H. F. 

A. Eggers. 
—Ofl the Znologieal Positions of Texas, by Ed. D. Cope. 



tíO 



—Á Pi^eliminary Catalogue ofthe Shell, Bearing Marine Mollusks 

and Brachiopods &., G. AV. H. Dalí. 
— Xomenclntuw ofNorth Ameríoan Birds <fe., G. Robart Ridgnay. 
—ExhihJt ofthe Fiy^heries and Fish Culture of th^ U. Sttte^ of 

America if., G. (í. B. (ioode. 
-—Check, Lint of North American Batrachiaand Reptilio &., by 

I). Cope. 
—A Mou':^mph of the Bats of North America, by G. Harrison 

Alien. 
—Avifauna Columbiana being a Li^t of Birds ífe., by Eliiott 

Cones. 
— dfissiñnatión ofthe Collectión to ilústrate the Anim'il Ressour- 

rf^s ofthe United States &,, by (}. B. Goode. 
— Catalogue ofthe CoUention to ilústrate the Anim^jl Resauives 

find the Fisheries ofthe United Stutes, &., by G B. Goode. 
— Indf'x tn the Ñames which have heen appUed to the Suhdivi. 
sións ofthf' Clnss Brachiopoda &, by W. H. Dalí. 
— A List ofthe Puhlications of the United Stfites National Mu- 

seuw 7Nr.7-7.WO &., by R. Y. Geare. 
— The Birds ofNorth and Mid^lle America; a. Descripiive Catalo- 
gue &., by Robert Ridvvay, 2 volúmenes. 
—/I List of North Anunícnn Lepidaptera ana Key to the Litera- 

ture ofthis order of Insf^cts, by Harrison G. Dyar. 
— Descrijttive Catalogue oftiíe (ollections sent from the United 

Stfites to the International Fisheries Exhihition LondoD, 

1883, &.,byG. B. Goode. 
^Annual R^port ofthe Bo^ird of Regents ofthe Smittlnstitution. 
—Proref^dings ofihe Unitf^d States National Museun hsionan. 

Donativo del International Burean of the American Repnblic-Wasbington. 

— F^ar¿)guíi\\ second edition, by José Segundo Decound, with 
a Chajípe on the Native Races by J. H. Porter, 

— Mf^xico, A Geographical Sketch. 

— TheRppuhlic ofGuntemahí 1897, 

— United State of Rrazil, a (ieographical Sketch. 

—.1 List ofBooks, Magazine Articles, and Maps Relating to Bra- 
zil 1800.1900, by P. Lee Phillips. 

—.1 List of Books, Magazine Article, ands maps Relatinh to Cen- 
tral America etc., 1800 1900, by P. Lee Phillips. 

— -1 List ofBooks \í¿igazine A rt ir les and Maps Relating to Chiley 
by P. Lee Phillips. 

-^Venezuela, dos tomos. 




w 

Q 

Z 

O 

< 

en 



61 

"Monthly BuUetin of the International Bnreau of the American 
Repuhlics 7903. 

Donativo of the War Department Wasbtngton. 

-Annuéil Eeporth of the Wnr Department for the físcnl year 

endedJuneSO, 79<^^, Report of the Military Governor of Cuba 

on Civil affaii-s, Washington 1901, 8 volúmenes. 
-Informe Civil del Brí<rn(iier General Leonard Wood, Goberna- 

don Militar de Culni. Enero 1° á 20 Mayo de 1902, 6 volóms. 
-Report on tlie Grolosxy ofthe Philipjúne Islands.hy Vi, F. Becker* 
-Annnal Re¡*(>rts of the War Oeptwtnient for the ñescal year 

EndedJuneHii 1002, \cta of the Philippine ("oinmisaion. 
-Repon on the Ri^ht of the Government of thp Philippine 

Ishinds etc, by ('h. (>. E. Magoon. 
-Public Laws and RHsohjfions passf^fl, by í!ie United States 

Philippine Comniission. 

-Report' ofthe Philipftine Commission to the President, Wash- 
ington 1901. 4 tomos. 
-Third Annnal Report of the Philippine, (bmmission 1902. 2 

tomos. 
'The Cf>al Measnres ofthe Phiüppines; a Rajúd Hisiory oí the 

Discovery etc., by Chnrles Bnrrit»:, 1904. 
-Report on Certain Economi,^ Qaestions in the En^rlish and Dutchn 

Coloniesin the Orient, by J. W. Jeiiks, 1902. 
-Report ofthe Chief ofthe Buivan o f Insular Affairs to the Secre- 

taryofWar 1902.1902. 
'Special Repori un Insular Affairs ofthe Provinces of Santiaf^o 

and Puerío Principe, Cuba, eto. by I^onard Wood, 1899. 
-Thelsle ofPines: (Caribbean Sea], its Situation &. Washing- 
ton i901. 
-Anmial Reports ofthe War Department forthe Fiscal Year en 

ded, June 30, 1900. Report of the Military Governor of Porto 

Rico on Ciril affairs. 
-Cnil Report ofMnjor, General J. R. Brookc, Military Governor 

IslandofCubal^OO. 

Donativo de la casa SllYer Bnrdett deRew-Tork. 

-Primeros Pasos en Alfcebra, por W. V. Boyder,New-York. 

-Business Law, by R. WUite. New York. 

-A Spanish Authology, by Ford. 

-The fírst year of Latín, by Gurmison and Harley. 



1 



— A List ofTbree tbousami Classic Greek Woki-s, by SaDford,New. 

York. 
— Tbe Eartb nnd its Story, by Heilfrin. 

DoiatlTos délos señores antores de las respectlTas obras. 

— BajATuo, 8u toma, posesión é incendio, por A. Alcover, Habana, 
1902. 

— Industria Azucarera en Cuba, por Gastón. 

^Tratado de Agricultura, Guanabacoa 1903;por F. V. Montee d^ 
Oca. 

— Gencias Naturales, por E. Diaz. 

—Ee vista do Museo Paulista, publicada por H. von Yhering, Sao 
Paulo 1902, Vol. V. un tomo. 

-^Boltini do Museu Paraense de Historia Natural éEtbuograpbi&t 
Para, Brazil 1903. 

—El Miscelánico, Colección de Producciones Científicas y Litera- 
rias por Francisco Javier Balmaseda, Habana 1894, 1 tomo. 

—Clementina, Novela, por Francisco Javier Balmaseda, Cartage- 
na de Indias 1897, 1 tomo. 

—Obras etc, por Francisco Javier Balmaseda, Cartagena de 
Colombia 1874. 

—Póesias, por Francisco Javier Balmaseda, Habana 1887, 1 tomo. 

—Ameliíi, Comedia en un acto y en prosa por Francisco Javier 
Balmaseda, 3 id.. Habana 1888, 1 tomo. 

-^'Carlos Manuel de Céspedes, por Francisco J. Balmaseda, Dra- 
ma histórico 2° id., Habana 1900, 1 tomo. 

— Fábulas Morales, New- York 1901, por Francisco Javier Balma- 
seda, 1 tomo. 

— Los confinados á Fernando Pao é Impresiones de un viaje á 
Guinea, por Francisco Javier Balmaseda 2* id.. Habana 1899, 
1 tomo. 

— Bases para los Estatutos de la Sociedad Política, Los Amantes 
de la Libertad etc., por Francisco Javier Balmaseda, Habana, 
1898, 1 tomo. 

— J?/ Libro de los Salvadores, Lectura para las líscuelas y para 
las familias etc., por Francisco Javier Balmaseda, Habana 1891 
1 tomo. 

— Sobre la curación de /« Lepra Griega y traslación de la Lepro- 
sería de la Sabana á un lugar aislado, por Francisco Javier 
Balmaseda, Habana 1900, 1 tomo. 

— Discurso de D, E. J. Varona, Leido en la Universidad de la Ha- 
bana 1903. 



\ 



63 

— Tesoro del A^^rícaltov Cühnno, por Franc¡8CO Javier Balrna«eda, 
Habana 1893, 3 tomos. 

— Enfermedades de las aves, 6 ensayo sohi'** Pat ornitología etc, 
por Francisco Javier Balma«eda, Habana 1889, 1 tomo. 

— Ingeniería Sanitaria, por Fipruerola Cowan. 

— La educación en Grecia, Tesis por la Srta. Julia Martínez, Ha- 
bana. 

— Tiatado de Aritmética, por Irioiido de la Vara, Habana, 1 vo- 
lumen. 

— Práctica de cálculoa meivantHes p¿ira el Comercio etc., por L. B, 
Corrales, Habana. 

— El libro de la salud del niño. [)or Groff, X. York. Donativo de 
la casa Silver; Burdette, N. York. 

DonatlYos de distintas personas. 

— Cuba, porJ. Martí, Habana 1901. Donativo de D. Gonzalo de 

Quesada. 
— Manual de conocimientos e higiene militar, por Valle. Dona- 
tivo de su autor; 
— Grujía de la guerra, por Ed. Moore, Chile, Donativo de su autor. 
— Botánica, por Maza. Donativo de su autor 
— Memoria de la Comisión de Higiene es¡}ecivL etc, del Dr. Uamon 

M. Alfonso. 
— Memoria del Presidíante de la Audieiiria de la Hfibana, 1902. 

Donativo de su autor. 
— Materia, ñierza e inteligencia, por F. Silva, Habana. Donativo 

de su autor, 
— i4rit77i¿f/Vv/, por Lares y Fernandez, Habana. Donativo de su 

autor. 
— Ahstract ofthe Twelñh Censu 1!H)0, \Va.^hinf¿:ton. Donativo 

del Departamento de Washinton. 
— UEvolution de la Poésie Lyrique en Franne por Brunetiére, 3 

tomos, París. Donativo de I). Emilio Feírery Pieabia. 
— Manuel Historique de Politi(¡ue Etrangéres, per Bourgeois, Pa,- 

ris, 2 tomos. Donativo de D. Emilio Ferrer y P¡í:abia. 
— Repertorio Alfabético de reformas le<j^ales. Habana, por Warron. 

Donativo de su autor. 
— Traite Genérale de Botanique drscriptive et analytique, per I^e 

Maout el Decaisne, París 187í>. J)onativo del Alumno D. An- 

írel López Posada. 
— Lri nv»ral f'n ejemi'Ins históricos, por (inrria Puion. I)< nativo 

de su autor. 



64: 

— Tbe Peekskill Militnry Amdemy, Donativo de su l)¡rect<ír. 
—Distríhution dns Prix de L'Alliance FranqH,Í8e de la ünvane^ 

II aniiée 1903. Donativo del Colléore Franjáis. 
— Cultivo del arroz etc., por F. Javier Balmaseda, Donativo de 

sn autor. 
—Agrimensura^ Obra de utilidad etc. Habana 1903- Donativo 

de su autor. 
— Ordenanzas de construcción para la Ciudad de la Habana pfr., 

por A. Sandoval y García. Denativo de 8U autor. 
— Segunda Conferencia Nacional de B^^nefícencia y Corrección etc., 

por el I)r. Ramón Alonso, Villaolara 1903. Donativo de su 

autor. 
— Canto A José Mai-tí, por José Pec^n y Tontreras, Habana 1903^ 

1 tomo. Donativo de su autor. 
— Memoria de la Junta Uirectiva del "Centro Gnllego,^' 1903, Do* 

nativo del Centro. 

Donativos del Sr. E. Qnesada.. 

— Discurso, por E. (¿uesada, Buenos Aires. 

— Nuestra raza. Discurso de E. (iuesada, Buenos Aires. 

— La f'nestion Femenina, Discurso ])()r E. Amador, Buenos Aires, 

— Lu Polit'icií Argf^ntina, Paraguay etc. por E. Quesada, Bueno» 

Aím'S. 

Donativos de la Casa de Appleton, New York. 

— Psyrliolo^y a])j)lied to the A.'i: ofTeacbing, by Baldwing'. New 

York, 
—Prartir¿íl Hints for the Tenclieis oí Public Schools,by Howlnnd, 

New York. 
—Schoors Supervisions, by Bickard N. Y, 
— Intpllectual and Moral development ofthe Cliild^ by Corapayré, 

New- York. 
— Educación del bombre, por Fróébel. New-Y^ork. 
— Princijnos y jn\ictira d'' hi Fnseñnnza, por >]ohonot, N. Yurk. 
— El niño y su naturaleza etc. por Bülow, New- York. 
^--Tratado Elemental d^ Algebra, por Celedón New York, 
— Geografí^f Universa i Superior; por Appleton, New-Y'ork. 
—■A First Latin Bnok, by Moore, New York. 
— History ofModern Europe, by Whiteomb, New York. 
— Business Law, Uy Burdick, New York. 
— A través de bi América del Sur etc, por los Hermanos Keye«, 

1 tomo. Donativo de los autores. 




o 

Q 

D 

G 

Z 

O 
-I 
< 



i! 



! ti 



lu 



05 

Donativo dtl SmithsoBian Instltntite, Washington. 

-Amevkan Hydroifh'Part, 2° The Plumularedac, 1901, 1 tomo. 

-The Zeppplin Air Ship, by T. E. ('iirtis. 

-Notes oii lUíirs, by Sir R. Ball. 

'Trfins¿itl¿intic Teleplionin^, \V. A. Anthoní?. 

-The C/íiUren's Rnoin in the Smithsoniam Institution, by A. Ri- 

gelow Paine. 

-TrHTjsmission ofYffIlow fever, by G. M. Steniberp. 
-The Imperial Physico, Technieal Institutioii in Charlottenburg, 

by H. S. (barbar. 

Obras Adquiridas por el Instituto dorante el Cnrso de 1902 á 1903. 



-Stpndhnl par Ed. Rod, París 18í)2, 1 tomo. 
—Mirabeau, par Edmond Rodsse, Paris 189(5, 1 tomo. 
—Diderofj par J. Reinach, Paris 18í)4, 1 tomo. 
-A. Thiers, par Paul de Rénmsat, Paris 1889, 1 tomo. 
- Bossuet, par A. Rébelliau, Paris 1900, 1 tomo. 
— J. ./. Rousseau, par A. Chuquet, 2^ id. Paris 1901 , 1 tomo. 
—Ruteheuf, par I^on Cledas, 2'- id., París 1898, 1 tomo. 
—Alfred de ÁJussf^t, par A. Barine, 3'^ Paris 1900, 1 tomo. 
—Georfre Sand, par E. Caro, Paris, 1 tomo. 
—Josef)h de Maistre, par (i. Cogordan, Paris 1834, 1 tomo. 
—Froissaii:, par M. Darmesteter, Paris 1894, 1 tomo, 
—MHrivaux, par G. Deschamps, Paris 1H97, 1 tomo. 
—Tíieophih Gnutier, par M. Du ('am[), 2" id., Paris 1895, 1 tomo. 
—LesHfce, par Eu. Lintilhac, Paris 1893. 1 tomo. 
—Lucordaire, par LeComte D'Haiissonville, Paris 1896, 4 tomos. 
—Montesqumu par A. 8orel, 2'^ id., Paris 1889, 1 tomo, 
-l/mr. f¡f^ ]^.¿ ¡uiyette, par Le Comte D'Haussonville. Paris 1896, 
1 tomo. 

—Carneille, par G. Lanson, Paris 1898, 1 tomo. 
^Beaüniarrhais, par A, Hallays, Paris 1897, 1 tomo. 
"^Ihsrnftes, par A Fouillée, Paris 1893, 1 tomo. 
—Merínwe, par A. Filón, Paris 1898, 1 tomo. 



ííí; 



-f'lmilK^it. i)nr E. Fii<:u».t, Pnris 1801». 
-Ámliv (hfiíiwr, par K. Fa^uet, París 1SÍ)Í). 
-(íiilzot. \)i\v M. A. Biinlonx, París 18í)4, 1 tomo. 
-Tur^ot, par I>»oii Say. 2'- id., París 181)1, 1 tomo. 
'f1í;iff^nhn¿iti(¡, par M. de FesíMire, París 11)01. 
"Riíñut-. (jar (J. Larroumet, l*ar¡s 1888, 1 tomo. 
-Alé^x/uifliv Dunws l'nf^, [)ar H. IVríp)t, París l9()8, 1 tomo. 
-VirtorCnnsin, par J. Simoii, ;V' ed., París 18í)l, 1 tomo. 
-Royrr ( filhird, par K. SpulkM-, París 18<)r>, 1 tomo. 
-Vnnvf'níiv^nt's^ par M. Paleolo<»U(\ París 1890, 1 fomo. 
-Vírtor flji<j^n, par 1^. Mabílleau. París 1902. 1 tomo. 
-S;iint Simón, par(i. Poíssí^t, 2'-' ed., I^aris 1899, 1 tomo. 
-Mnw. ih Se^x'iiif'f'. par (J. Boíssíer. "> ed.. París 1901, 1 tomo. 
-Mniitfii^iw, par Paul Sapfifer, París 1895, 1 tomo. 
-/>// FontHÍnt'. qar (i. Lat'enestre, París 1895, 1 tomo. 
-lioihítn, G. Lanson, 2 ed., París 1900, 1 tomo. 
-Miiw, (!(' St;wl, par A. Son^l. '» ed., París 19 1,1 tomo. 
-Ln RoHif^foukaufl, par J. Hourdean, París 1895, 1 tomo. 
-irAlf-Jiihf^rt. par J. Bertraiul, París 1889, 1 tomo. 
-.\hntf']'hf', par Le Duc de Broglie, I*aris 1897, 1 tomo. 
-BpriJéii-fHn (1p Snint PifiTe. par A. Baríne. París 1891, 1 tomo. 
-Los ¡íonil)n\s (Ip Pro, iV-^ edición, por J. María Pereda, Mndríí 

1899, 1 tomo. 
-El lhwys(wlto,\nn'.]. M. Pereda, :r-^ edición, Madrid 1899, : 

tomo. 
-Don iioiiznlo (jonznhz <1p ¡a (lonznhnn, \ícív J. M. Pereda, '^ 

edición, Madrid 1897. 
'Defíil Pulo luí Astilln, por J, M. Pereda, 8^ edición, Madrid 

1901. 
-Esrenns Moiiínrifsiis, por J. .M. IVreda, 8" edición, Madrid 1 891 

1 tomo. 
-Tipos y Pnisnjcs, \}ov J. M. Pereda, 2'* edición, Madrid 1897 

1 tomo. 
-Esbozos y Ríis^uñoSj {)or J. M. Pereda, 2"edición, Madrid 1898 

1 tomo. 
-Rocpfos al tPinpJp, Tipos Trashnmantes, por J. M. Pereda. 2 

edición, Madrid 1898, 1 tomo. 
-Sutileza, por .1. M. Pereda, a'^ ed., Madrid 1900, 1 tomo. 
-El Snhor íIp hi Tierruca, por J. M. Pereda. 2*^ edición, Madrid 

189(), 1 tomo. 
-La Pudiera, por J. M. Pereda, 2'^ ed., .Madrid 1901, 1 tomix 



()7 

—La Motitiilvf^z, por J. M. IVwln, 2'-* e^l., Maclnd 1900, 1 tomo. 
—PerJro Sánchez, por J. M. Pereda, Madrid 1891, 1 tomo. 
—Nubes de Estío, por J. M. Pereda, xMadrid 1894, 1 tomo. 
—Pewis íirriha, por J. M. Pereda, a''edici6n,Madrid 1901,1 tomo. 
—Al Primer Vuelo, por J. M. Pereda, Madrid 1896 
—La Philosophie IfAu^uste ('ointe, i)ar Levy Bruhl, París 1900, 
1 tomo. 

—Lettres Inédites de John Stunrf Mili ;i Au^usteComte, parl^vy 

Bruhl, París 1899, 1 tomo. 
—Ln Philosoplik (le Jíieohi, par Levy Bruhl, París 1894, 1 tomo, 
—Le Bonheur de Viviv, par J. Lubbock, 7ed., París 1902, 2 tomos, 
—VEniffloi de Ln V/e, par J. Lubbock, 3 ed.; París 3 90 1 , 1 tomo. 
—La Phifoso/ihie de Hobbes, par (í. Líon, París 1893, 1 tomo. 
—U Idéalisfne en Aughtenv nu XVIII Siécle, i)ar Lyon, París 

1888, 1 tomo. 
—f^f' La Solidarifé Morrüe, Essai de Psyehologíe par IL Marión, 

r)'> ed., París 1899, 1 tomo. 
— •/. LoL'ke, sa víeet son Oeuvre,parH, Marión, 2*' ed., París 1893, 

1 tomo. 
—Ln Philosophie Contení po mine en Italie, par R. Mariano, París 

1868, 1 tomo. 
—Lh Percejnion Exterieure et hi Science Positive, par F. Martín, 

l'aris 1x94, 1 tomo. 
—L* IJducntion ftar L'Instruition, \)ar M. Mauxion, Paris 1901, 

1 tomo. 
— Lps Llénients du (n meteré et ¡euis lois etc., par P. Mualapert, 

Paris 1897, 1 tomo. 
—Le Rntionnel, Etudes etc., par G. Milhaud, París 1898, 1 tomo. 
—Essni sur Lea Conditions et les Limites de la Certitude Logique, 

par tí. Milhaud, París 1898, 1 tomo. 
— ¿íi Pewr, Etude Psyeho-Physiologique, par A. Mosso, 2*^ ed., 

Paris 1902, 1 tomo. 
—Ln Fntigue Intellentue/le et Physique, par A. Mosso, 2" ed., Pa- 
rís 1903, 1 tomo, 
—Xftuvelles Etudes de Mythologie, Max-Mulíer, Paris 1888, 1 

tomo. 
— Vida y Escritos de Juan Clemente Zenen, por Enrique Piñeiro, 

I'arisl901, 1 tomo. 
—Hombres y Glorias r/p América, por Enriíjue Piñeiro, París 
1903, 1 tomo. 



Í)S 



-Alnuis y (Jf^ivln'os ^tc. , poi F]nri(|ue (lonicz Carrillo, Pari8 IHBÍK 

1 tomo. 
-lAterntuvíi Kxtrnnj^^rn. Estudio &», por Enrique (íomez Carrillo, 

Pnrisl «<)."), 1 tomo. 
'Esjmun ConiewjporáuPH, por Riibeu Díirio. Paris ]90l, 1 tomo. 
-HuPÜaR LilenuiHs, por Luis Bonafoux, Paris 1894, 1 tonio, 
'ppsfh el Molino é Impresiones <1p Artr &., por^^antia^o RusiñoK 

Paris, 1 tomo. 
"IjHffujn (¡^ varios tl'„ por VAm» Zerolo, Paris 1897, 1 tomo. 
-Entretenimientos Gríinmticnles ti'., por B. Rivodó, Paris 19()n, 

8 tomos. 
-TnitHflos délos Compuestos Oistelhtnos, 2^ id., Paris 1883* 

1 tomo. 
-Voces nuevíis en hi h'n^un ( nstelhuif}, (Jlosario de vo//es &.. 

Paris 1 889, 1 tomo. 
-Ln (riande Enryclo])efJie, Paris, \V2 tomos. 
-fíes Foissons Venfinnex, par Pellegria, Paris,! tomo. 
-Trnite de Zoologie, par Laiiessan, Paris, 1 tomo. 
-Le trnnsformisme, par Lanessan, Paris, 1 tomo. 
-I)u Protojms'un Ve<rf'tnl, Thése, par Lanessan, Paris 187»í, 

1 tomo. 
-La Lutte]}our L-Existencie et LWsoci¿ftion pour hi lutte, \n\v 

Lanessan, Paris 1881, 1 tomo. 
-Introductiond hi liotanujue, I.e Sai)in, par Lanessan, 2^ id., 

l*aris, 1 tomo. 
-Jjíi Mornledes l'^iIosof)hes (liinois, par I^anes^an, Paris 189J-. 

1 tomo. 
-Prinrij)es de (blonisation, par Lanessan, Paris, 1 tomo. 
-Dirtionnire des OrchideOs Ilybrides, ( hinj)iTnr'i nt hi Liste de tr}us 

les Hyhrides, par E. Bohunhof, Paris 1895, 1 tomo. 
-Guide Pn)rti(¡ue pour les Trnvnux de MicrogrHjphic etc.^ pav 

Beaurejücat et Galippe. Pai-is 1881, 1 tomo. 
-Flore Genérale des Clminjn^nons tt., par Otto Wunsche, Paris. 
-Dictionaiiv Pratique IVHorticulture et de Jnrdinnge ílusti^? 

Paris 1802-1899, 5 tomos. 
-Couis de Botnnique Fossiíe fnit nu Musemn líHistoire M/itu- 

r-elle, par Renault, Paris 1881, 4 tomos. 
-IjArts des Jiirdins. Traite Gen^n^ale de laCompositiondes Pares 

et ed Jardins par E. André, 1 tomo. 
-Les Merveilles du Cielj par Dallet, Paris 1880, 1 tomo. 




o 
S 

D 
H 

w 
Q 

Z 

O 



T 



, 



69 

— Manual de Anatomía Patología general, por R. Cajal, Madrid 

j iomo. 
— Elementos de Histología Normal y Técnica etc., por R. Cajal, 

Madrid, 1 tomo. 
— UHygiene Scolaíre, 4., par Labit et Polín, 2 tomos. 
— Ménento D' Higiene, par Bocquillon; París 1903, 1 tomo. 
— Almanaque de Gotha, año 1903, 1 tomo. 
— Histoire-Cours Superieui's, par Cazes, París, 1 tomo. 
— Sur les Princijyes fondamentaux des Theories des nombres et de 

la Géométrie, par Laurant, París, 1 tomo. 
— Conpte Itendu du deuxiéme Congres International, des Mathé- 

msticipns, tenu a París du 6 au 12 Aou. 19(>0, et par Duporcq 

1 tomo. 

— Nouveau Cours de dessin Géometrique etc. par V. Darchez, 3 

tomos* 
— Notions de Géographie Genérale etc., par Dupont, París, 

1 tomo. 
—De UEtíucatinn Moderne des Jeunes fíUes &., par Dugard, París 

1900, 1 tomo. 
"Livret d^ Enseignement Scientifíque, etc., par Brisset, 1 tomo. 
—Lii Matbématique, opinions et Guriosités, par Maufin, París, 2 

tomos. 
— Géométrie etc., par Chaiilan, París, 1 tomo. 
--Précis df Grammaire Comparée du Grec et du Lntin, par Víctor 

Henry, París 1894, 1 tomo, 
--Manuel de Znoteemie etc., par Majsisovies Edíer Von Mojsvas, 

1 tomo. 
— Traite de Geologíe, par Lapparent, París, 2 tomos. 
—Histoire Naturelle des Sirgf^, par Audebert, París 179T,1 tomo. 
—UEducaiion dans L^Univeivité, par Maríon, París, 1 tomo. 
—La Liberté de U Enseignement dev&nt la Chambre, par Aynard, 

París 1900, 1 tomo. 
—Plan d^Estudes et Programes. 

—Cours de Pbysiqufí etc., par Ghappuís et Berget, 1 tomo. 
—Literatura etc., 4a. ed., Madrid 1897, pr Revilla. 2 tomos. 
—Literatura Española, por Gil de Zarate, 1 tomo. 
— Geografía, por Monreal, 1 tomo. 

—Principios de Moral é Instrucción Cívica, por R. Montoro, Ha- 
bana 1902, 1 tomo. 
—Opúsculos Gramaticales, por Bello, Madríd, 2 tomos. 



ro 



^Mfiíitoir^s fie Krnu^r. Tradnit^ p.ir J. Moche, 1 tomo. 

-lYois nns fie GufTie, par Le (léiiéral Wet, I tomo. 

-Quf^lqnes Reformes tifíns les Erohs Primaires, par Hayen, Pari», 

1 tomo. 
-UEducnfiou ües Feínmes parles Femmes, par Gréard, pariM, 1 

tomo. 
'La Reforme de U Enseii^nement public en Francey par Fernewil, 

París, 1 tomo. 

-U EdncRtion de Sos filies, par Rochar J, 1 tomo. 
-Etudes sur U Enseiguement et sur U Edncntion, par Compavr^, 

Paris, 1 tomo. 
-(¿uelques Mots Sur UInstrucction Publique, par Bréal, Pari>«, 

1 tomo. 
'Au Ministére de Instnictiou Publique efe, par Spuller, Pam, 1 

tomo. 
-Cousfíils aux Méres surlf^s Moyen de diriger et d^ instruiré ¡purs 

fílles, par Thery, París, 1 tomo. 
-Ijlnstruetion Publique et La Démocratie, par Duruy, Psiiis, 1 

tomó: 
-L^PJducatiofi Publique el La Vie Nationale, par Pecaut, París, 

1 tomo. 
"U Educación Maternelle dans UEcole, par Kergomard, Paris, 

1 tomo. 

-Tratado Gramatical, por Ajifuíhir, 1 tomo. 
-dramcUim Castellana Razo na dá, por Pérez Barreiro, 1 torno, 
-Pn)cedimientosGramaticaleSy por López Pariza, Madrid, 1 toíiio, 
-(ñzaña del Lenguaje etCy por Orellana, 1 tomo. 
-Diccionario OrtoíJcrAfh^o de Apellidos etc., por Contó, 1 tomo» 
-Elementos de Literatura, por Coll y Wehi, 1 tomo. 
-Historia, de la Literatura, por P. (íener, 1 tomo. 
-Lecciones de Gramática, por Modino, 1 tomo. 

- Verbo Castellano, por Lanchetas, 1 tomo. 
-Diccionario OHográfico, etc., por Doce, 1 tomo. 

-Estudios Grnmatirales etc., 1 tomo. * 

'Análisis Lógico y Gramatical, por Parral, 1 tomo, 

-Gramática Castellana, por Guillen, 1 tomo. 

-Tratado de Análisis, por Blanco, 1 tomo. 

-Gramática Elemental Castellana, por Commelerán, 1 tomOi 

- En torno al Casticismo, por Unamuno, 1 tomo. 
-Colección de Reglas y Ejercicios, por Andréu, 1 tomo. 
-Gramática Lengua Española^ por Portes, 1 tomo. 



71 

— Análisis Gramatical por Monterde, 1 tomo. 

— Vocabulario de la Lengua Española^ por Faquineto, 1 torao. 
— Cowjyeodio de Ortogiafíay Prosodií^, por EHcamillo, 1 tomo. 

— Trozos Selectos de Autoivs Cubanos, por N. Heredia, 1 tomo. 
-^Tablas dr N¿íutica, por Mendoza, 1 tomo. 

— Tratado de Navegación, por Estrada y Agacino, 2 tomos. 

— Navega4H6n, por F. Fontecha, 3 tomos. 

— Luces, por Agacino, 1 tomo. 

— Tratado Elemental de Física, por Privad Deschanel, á tomo. - 

— Des bommes devant La Nature, par Mourey, 1 tomo. 

— Questions Constitutionnelles, par (\ Laboulaye, 1 tomo. 

— Le(;ons, Discoumet Conferences, par Best. 1 tomo. 

— L'Evolution Politique et Socfale de^UEspagne, píu* Ivés Guyot, 

1 tomo. . 

— La Electricidad al Alcance de todos, por Claiides, 1 tomo. 
— Manual de Enseñanza objetiva, por Calkins, 1 tomo. . 
— Quinze ans (T Educations, {jar Pocaut, 1 tomo. 
— La Conception Morale et Civique de U Enseignement, par A. 

Fouillee, París, 1 toiwo. 
— La Imaginación Civadora etc., por Ribot, 1 tomo. 
—El Arte desd^ el punto de vista Sociológico, por Guyan, 1 tomo. 
— El Superhombre etc., por Juan Valera, 1 tomo. 
— Apuntes para la Historia de la Filosofía etc., por Schopenhauer, 

1 tomo. 
— Principios de Psicolov^a, por Bunge, 1 tomo. 
— Les Etudes dans La Democratie, par Bertrand, París, 1 tomo. 
— Th. Carljsle etc„ par Barthelemy, 1 tomo. 
— La Préparation profesionnelle á U Enseignement Secondaire, 

par Longlois, París, 1 tomo, 
—La Pédagogie au Lycée, par Chabot, 1 tomo. 
—Les Graods Idees (f un Grand Peuple, etc., par Weiller, 1 tomo. 
— Inventores é Industriales, etc., por S. Smiles, 1 tomo. 
— El Ahorro, por S. Smiles.l tomo, 
— El Carácter, por S. Smiles, 1 tomo. 
—El Deber, por S. Smiles, 1 tomo. 
— Vida y Trabajo, por S. Smiles, 1 tomo. 
—¡Ayúdate! etc., por S, Smiles, 1 tomo. 
—La Pbilosophíe de M. Cousin, par J. E. Alaux, París ia64, 1 

tomo. 
—Dhi Années de Philosophie, par Arréat, París 1901, 1 tomo. 
—Les Cix>yances de Demam, par Arréat, Parie 18ft8, 1 tomo. 



72 



—Le Sentuneutlteligieüxen Frnnee^i^BX Arréat, París 1903, 1 

tomo. 
—Mérnorie et Inwf^nation etc., par Arréat, Parin 1895, 1 tomo. 
—L/i Moróle ásns Le Dranie, UEpo¡}ée et Le üomaíi, par Ariéat, 

París 1889, 1 tomo. 
—Psychoíofpe fin Peintre, p^r Arréat, París 1892. 1 tomo. 
—La Crise Iteli^ieuse, LitÚrAture and l>ogme, par Amoll, Parí 

1876, 1 tomo. 
— Z/A Philosi fíe en France, par Adam, París 1894, 1 tomo. 
— />e UEsfjéce et déla Vlassifícntion en Zoologie, par Agassiz, Pa- 
rís 1869, 1 tomo. 
—Essai Historíqae et Critique 8nr la Sociologie Chez Auipiste 

Cfmite^ par Alengry, París 1900. 
—La Contagión du Meurtre, Etude de Anthropologie, par Anbry, 

París 1896, 1 tomo. 
— Le LanffaMe Int'ériéurémeur et les di verses formes def Aphasic, 

par G. Ballet, París 1886, 1 tomo. 
—Lofnqne Déductire et Indactive, par A. Bain, París 1902, 4* ed. 

2 tomos. 
—Les Senset UIntel¡if^n<re, par A. Bain, 3*éd., París 1895, 3 tomo. 
—La Morale dans La Minot-ratie, par J. Barne, Paris 1868, 1 U mío. 
— Essai Snrles Donnée'^ imvifidint^s de La Cyooscience, par Bersg- 

son, 3^éd., París 1901. 
-Matifire et Méwoire. Essai etc., par Bergson, París 1900, 1 tomo 
—Le Rire, Essai Suretc,, par Bergson, Pnris 1901, 1 tomo- 
—Antécédents de U Héf^lianisme dans la Philosophie Franqaise^ 

par BeauHsíre, Pariw, 1 tomo. 
—De la Philosophie Sociale, Etudes Critiques, par Bertanld, Pa^ 

rís, 1898, 1 tomo. 
—U Enseignement Integral, par Bertrand, París 1898, 1 tomo. 
—La Ptívchologie du Raisonnement etc., par A. Bínet. 3^ éd., P»- 

rís 1903, 1 tomo. 
—Uldée du Phénoméne, Etude Analytique et Critique, par K. 

Boírac, París 1894, 1 tomo. 
—Psycholof^ie de la Croyauce, par C. Bos, París 1901, 1 tomo. 
—L'Expression des Emotions et des Tend&ucesd&ns le Langage^ 

par Bourdon, París 1892, 1 tomo. 
•-Essai Sur L^Hypcrespage, La, Matiéreetc,, par Boucher, Pari« 

1903, 1 tomo. 
—Les Sciences Sociales en Allemagne, Les Méthodes etc., par Bou- 
glé, Parid 1902, 1 tomo. 



7:\ 

— r^s Idees fJíC.ilitHiif^s, Etude SocJoloxÍQue, par Bouglé, Paria 

1899, 1 tomo. 
— Le Probleuie de LaVie, h^ssnu etc., par L.Bourdeau, ParislOOl, 

1 tomo. 
— Le Probléme déla Mort, etc., par L. Bourdeau, 2* ed., Parin 

1896, 1 tomo. 
— Les Etüdes diins la Democratie, par Bertrand, París 1900, 1 

tx^nio. 
— Etudes D'H'mtoire déla Philosophie,pav Em. Bourtroux, 2*^ ed., 

París 1901, 1 tomo. 
— De La ContiDf^ence des Loisde laNature, par Bourtroux, 4* ed., 

París 1902, 1 tomo. 
— Les ApproximntioDS de la Vérité, Etude etc.. par H. Blondel. 

F*arisl9(>0, 1 tomo. 
—Dfj liean, Essai sur UOvigine et UEvolution, etc., par Bray, 

París 1 902, 1 tomo. 
—De UErreur, par Broehand. 2* ed., París 1897, 1 tomo. 
— S/finozn, par Brunschwicf^, París 1894, 1 tomo. 
—La ModaUté du ./?7^wewf,parBrunschwicg:, París 1897, 1 tomo, 
— Intvoduction n la Vié de USprít, par Brunschwicg, París 1900, 

1 tomo. 
—La Pbilosophie de H. Taine, par Bargellotti, París 1900, 1 

tomo. 
—Les Fondements de í^a Métaphysipue, par B.Conta, París 1890, 

1 tomo. 
—Tliéoríe de VOndulation Universelle, Essai, etc., par B. Tonta, 

l*arís 1 895, 1 tomo. 
—Le Problénie de La Conscience du Moi, par P.Carus, París 18^3, 

1 tomo. 
—La Philosopbie Religieuse en Angleterre, par L. Carrau, París 

1888, 1 tomo. 
—L'AIternative, Contribution a la Psycholoff'ie, par Ed. Clay, 2^ 

ed., París 1892, 1 tomo. 
—Xa ture et Moralité, par Ch. Chabot, París 1896, 1 tomo. 
—La Sociologíe, par Au. (>omte, París 1897, 1 tomo. 
- Resume de la Philosophie de Herbert Spencer, par CoUius, 8^ 

ed., r^aris 1900, 1 tomo. 
—Les Principes d^une Sociologie objetive, par A. Coste, París 

1899, 1 tomo. 
-L'Ecrítureet Se Cavactéi-e, parCrépieux Jamin, 4* éd., París 

1896, 1 tomo. 



74 



M 



—La Morale de la R&Í8on Tbéoriqueetc, par A. Cresson, Parifi 

1903, 1 tomo. 
—La Afórale de Kant, Etude de Critique^ par A. Cresson, Pará 

1897, 1 tomo. 
— UExpéríruce des Penples, par A. Coste, París 1900, 1 tomo. 
—La Psjchologie de UAmour, par Danville, 3* éd., París 1903., 

1 tomo. 
—La Psycbolo^e dans VOjjéra FraiiQais, par L. Dauríac, Paria 

1897, 1 tomo. 
—Condillac et La Psychologie Anglaise Contemporaine, par L'- 

Dewanle. París 1892, 1 tomo. 
—Le Psittacisme et La Pensée Syinboliquej par L. Dugas, París 

1896. 1 tomo. 
—Théorie Psycholoffique de L'Espace, par Ch. Dunan, París 

1895, 1 tomo. 
— Les Causes Sociales de ln Folie, par G. L. Duprat, París lí^OO, 

1 tomo. 
—UInstahilité MenUile etc., par (í. L. Duprat, Parí8l899, 1 tomo. 
— Questions de Philosophie Monih et So(?ia/£í,parDurand deGros, 

París 1901, 1 tomo. 
—Apen^us de Taxinonüe GétiérHle,\)\XT Durand (de Gros), París 

1899, 1 tomo. 

— Varietés Pliilosopliiqnes, par Durand (de Gros), 2* éd., París 

1900, 1 tomo. 

— Noiivelles Itectterches sur U Estheliqueet La Morale, par Du- 
rand (de Gros), París 1900, 1 tomo. 
—Les Regles de ¡a Méthode Sociologique, par Durkheim, 2* éd,, 

París 1901, 1 tomo. 
— Le Suicide, Etude de Sociologie, par Durkheim, París 1897,1 

tomo. 
—Dé* la División du Trnvail Socia!, par Durkhim, 2* éd., París 

1902, 1 tomo. 
—Psychologie du Rire, par Dugas, París 1902, 1 tomo. 
—La. Timidité, Etude Psyc¡¡()1ogi(¡ne et Morale, par L. Dugas, 

París 1898, 1 tomo. 
— La Tristesse et La Joie, pav ü. Humas, París 1900, 1 tomo. 
— Kant et Fichte et Le Probléme de U Educatiou^ par Duproix, 

2* éd., París 1H97, 1 tomo. 
—Socialisme et Probléwes Sociaux, par D'Eichthal, París 1899, 

1 tomo. 



ÍH 



— L^ Philosophie Experiméntale en Italie^ par A. Espinas, París 

1880, 1 tomo, 
— La Philosophie Socialedu XVIIF Siéch et La Revolution^ par 

A. Etpinas, París 1898, 1 tomo. 
— L^Occültismeet Le Spirítualisme, par Encausse Papua, París 

1902, 1 tomo. 
— Lb Varíabilité des Espéces et ses limitéis, par E. Faivre, París 

1868, 1 tomo. 
— Sensation et Mouvement etc., par Ch. Feré, París 1900, 2* éd,. 

1 tomo. 
— Déffénérescence et Criminalité, Esshí etc.,^BxQ\\, Feré, 3* éd., 

Paría 1900, 1 tomo. 
— Les Lnis Psychologiques du Symbolisme. par Ferrero, Píiris 

1890, Itomo. 
— La Psychologie de LAssociationetc, ]mv L. Ferri, París 1883, 

1 tomo. 
— Essni sur LArt Contemporain, par Fierens, Gevaert, 2* éd., 

París 1903, 1 tomo. 
— Psycbologie dime Ville, Essai sur DrugoSy par Fierens Gevaert, 

2* éd., París 1992, 1 tomo. 
— La Philosophie de UHistoire en Allenuigne, par R. Flint, París 

1878, 1 tomo. 
—V Ame da Criminéis parln. Fleury, VwvU 1898, 1 tomo. 
—La Causante EfTwience^ par G. L. Fon segrí ve, I'aris 1893, 1 

tomo. 
—Essai sur le Librp Arbitre, sa Théorie etc, par ü. L, Fonse/Lcrive, 

2^ éd., París 1896, 1 tomo. 
—La France au poínt de Vie Moral par A. Foiiillée, 2"^ éd., París 

1900, 1 tomo. 
—U Avenir de la Métaphysique fondee sur L Exp^rifuce, par A. 

FouíUée, 1889, 1 tomo. 
—La Morale UAit et la Religión, A'aprvs Guynn, par A. Fonillée, 

4^ éd., París 1901, 1 tomo. 
—Critique des Systémes de Morale Con fein¡toniine, par A. Fouillés. 

4* éd., París 1899, 1 tomo. 
—Temperament et Caractére etc., par A. Fouilloe, París 1895. 

1 tomo. 
—E,squisso Psychologique des Peuples Ei¡ro]H\ins, par A. FouíUée, 

2* éd., París 1903, 1 tomo. 
—La Liberté et Le Determinisme, par A. Fouillée, 4* éd., París 

1895, 1 tomo. 



76 



^1 



— Le Mouvement Positivista et la Conception Sociologique du 
Monde, par A. Fouillée, 2*^ éd., París 1896, 1 tomo. 

—U Evolutionisme des Idees, Forp^es, par A. Fouillée, París 1890, 
1 tomo. 

Sietzsch et UlumoraUsme, par A. Fouillée, 2* éd., París 1902, 

1 tomo. 

^Lh Psycholof^ie des Idees, Forjes, par A. Fouiliée, Paris 1 893, 

2 tomos. 

— Ln Psychophysique, par Faucault, París 1901, 1 tomo. 

— Esshí sur Ulndividaalisine, par E. Fourmiére, París 1901,1 

tomo. 
— Pbilosophie du Droit Civil, parAd.jí'raiick, París 1886, 1 tomo. 
—LsL Philosophie Mystique en Frnnce a la fin du XVIIP Siéde, 

Saint Martin etc, par Ad. Franck, París 1866, 1 tomo. 
^Pbilosophie du Droit Penal, par Ad., Franek, ^*é(!., París 1899» 

1 tomo. 
—Pbilosophie du Droit Eeclésiastiqve etc, par Ad. Franek, Paris 

1864 1 tomo. 
—Essai sur L'Oblif^ation Morale, par Fulliquet, Paris 1898, i 

tomo. 
— La Superstitition Socialiste, par R. Garofalo, Paris 1895, 1 

tomo. 
— La Criniinolo^ie, Etude etc., ¡nw L. Garofalo, 4* éd., Paris 

1895, 1 tomo. 
— Le Deuu et son Histoire, par Pli. (Jauokler, Paris 1873, 1 tomo. 
— lyiffnoiance et L^ Irreflexión, Essai etc., par Gérard Varet, Paris 

1899, 4 tomo. 
--Justice et Liberte, par P]d. Goblet, Paris 1902, 1 tomo. 
—Essai surla Clasifícation des Sciences, i>ar Ed Goblot, Paris 

1898, 1 tomo. 
—Le Sentiment et La Pensée etc., Tbése, par Godfernaux, Paris 

1898, 1 tomo. 
— Ulwnianence de la Raison dans La (hnnaisance Sencible, par 

G. Gory, París 1896, 1 tomo. 
— Les Limites de la Biolo^ie, par Grasset, 2° éd., I^aris 1903, 1 

tomo. 
— De La Psycbolo^ie des Retiñió ns, par U. Grasserie, Paris 1899, 

1 tomo. 
— LesJeux des Animaux,\mT K. Groos, Paris 1902, 1 tomo. 

—Les Hallucinations Télé¡}athiquf;S etc., par Gurney M3'ers, etc., 
3* éd., París 1899, 1 tomo. 




o 

•i-s 

il 

t5 



MI 

« ^¿ 

< í :« 

a. T: ¿ 






5 ^ 



X -i: 



^ 



77 

—Les Problémes de L'Estbétique Contemporaine, pnr üuyan, 5* 
éd., París 1902,1 tomo. 

— La, Morale Anf^laise Contemporaine, psiv Guyan, 4* éd., Paria 
1900, 1 tomo. 

—Edneation et Hérédité, Etude Sociolos^ique, par Guyan, 6^ éd., 
París 1902, 1 tomo. 

— 1/ ÁTt au point de Vie Sociologiqüe, par Guyan, 5* éd., París 
1901, 1 tomo. 

—Esquisse d^une Morale sane obligation ni sanction, por Guyou, 

5 é'd: París 1900, tomo. 
—Lln-éli^ion de L\A venir-Stude Sonialogiquf, par Guyan, 7Yk1. 

París 1900, 1 tomo. 
—La Genése de UYdée de Temps, par Guyan. Pnria 1890, 1 tomo. 
—Le Darwinisme etc. par Hartmann, 7'éd. París lí^OO. 1 tomo. 
—La Religión de L Avenir, par Hartinann. 5'éd Pnais 1900, 

1 tomo. 
—La Jeunesse de Bentham, par E. Halévy. Paria 1901 , 1 tomo. 
—UEvolütion de la Doctrine Utilitaire de 1780 a ISlíí, pavE. 

Hélevy. Paría 1901, 1 tomo. 

—Essai Ciitique sur LHypothésedés Atomesptc, par Hannpquin 
2'ed. París 1899. 1 tomo. 

—Les Timide et la Tiinidité, par Hartenber*»-. París 1901 1 tomo 

-Problémes D^Esthétique et de Morale, par Herckenrath. Paria 

1898, 1 tomo. 
—Physiologie de UArt, par G. Hirth, Paria, 1892, 1 tomo. 
—La Musique et La Psychophysiohxrie, par Marie Jaell. Paria 

1896, 1 tomo. 
—La Pbilosophie de Lamennais, par P. Janet. Paria 1890 1 tomo. 
— Victor Cousin et son Oeuvre, par P. Jan(4. '-^'éd. Paria 1893, 1 

tomo. 
—Les Causes Finales, par P. Janet 4'éd. París 1901, 1 tomo. 
—La Théorie de L'Ewotion, par W. James, Paria 1 903, 1 tomo. 
—De La Réalité du Monde Sensible, par J. Jauréa, 2'éd. Paria 

1902, 1 tomo. 
—Essai de Critique et D^Histoire de Pbilosophie, par S. Karppe. 

París 1902, Itomo. 

—Mytlies, Cuites et Religión, par A. Ijixng, T\iris 1896, 1 torno. 



78 



— />8 EmotionS'Etude Psychophysiologique. par Lange, 2'éd. 
París 1902, 1 tomo. 

—La Responsabilité Pénale, par Ad. Landry, París 1902, 1 tomo. 
—Du Fondement de UInduction, par J. Lachelier, 4'éd. París 
1902, 1 tomo. 

—Le Ro/f? Sociéil de La Femme etr, par A. Lampéríére. París 1898, 

1 tomo. 
—La Morale des Philosophes Cbinoís, par Lanessan. París 1896, 

1 tomo. 
—La Disolntion etc. etc., par A. Lalande. París 1899, 1 tomo, 
— Losrique de la Volunté, par P. Lapie. Paris 902, 1 tomo. 
—L9,Justiee par UEtat-Etude etc., par P. Lapie. París 1890, 

1 tomo. 
—De la Propiteté et deses formes Primiti ves, par E. Laveleye. 

4'ed. PíuislWOl, 1 tomo. 
—Le Gouvenwinent dans La Democratie. par K. Ijavelleye 2'eá. 

París 1896, 2 tomos. 

—Pshyc.holngíe du Socialisme, par G. Le Bou. I^aris 19'»2, 1 tomo 
— Psyclíologie des Foules, par G. Le Bon. 6'ed. Paris 1902 1 tomo 
—Lois Psychologiques de U Evolution des Peuples, par G. Le Bon, 

5'éd. París 1902, 1 tomo. 
—L'Unité dnns U Etre Vivnnt-Ei>sni (ruñe Biolog'it^, par F. I^e 

Dant^. París 1902, 1 tomo, 
— Le deteritnnisme niologique etc., par F. Le Dantec-I'arís 1897, 

1 tomo. 
—Lnmarckietis et Darwiniens, par F. I^ Dantec.-Paris 1 899, 1 í<l. 
— U Individuante et UErreur Individualisie par F. Le Dantec 

París 1998, 1 tomo. 
—Etudessur UEspnce et le Temps, par (i. Luclmlas. París. 19i)2. 

1 tomo. 
—Etudes EstliHiques, par G. Léchalas. París 190-^, 1 tomo. 
— Obliga t ion Morale et Idealisme,par Lefevre, París, 1894, Itoino 
— Essai Critique sur Le Droit ITAffirmar, \niv A. Seclére. Paris 

1901, 1 tomo. 
—David Hume- Xíoraliste et Sociologue, par Lechartier, Paris 1900, 

1 tomo. 
—La Pbilosophie de Picbte etc., par X Ivéon París 1902, 1 tomo. 



79 

— Les Lofficiens Ancláis Contempornines etc, par L'Liard, 4éd. 
París 1901. 

— Des Définitions Géométriqíies et des Detinitiovs Empiríqves, 
par L. Liard. París 1888, 1 tomo. 

—La Sciencie positive et la Métaphisique, par L. Liard 4'ed. Pa- 
rís 1898, 1 tomo. 

—Richard Wagner, Poete et Penseur, por H. Lichtenberger, 3'é(l. 
París 1902, 1 tomo. 

— Oeii vres Philosophiques, par Tjeíbnitz, 2'ed. París ] 900, 2 tomos 

—Nouvelles Recherches de Psychiatríe et [f Antbropologie Crími- 
ne/Ie, por C. Lombroso. París 1892, 4 tomo. 

—Les Applications de U Anttiopologie Criminelle, par C. Lombro- 
so. París 1901, 1 tomo. 

—U Anthropologie Criminelle et ses Recents Proju^ii^s, par C, Lom- 
broso. París 1901, I tomo. 

—UHomme Criminelle^ par C. Lombroso, 2'él. París 1895, 3 to- 
mos. 

—Lfi Femme Criminelle et La Prostiruéf^, par Lombroso et Perre- 
ro. París 1890, 1 tomo. 

—Le Crhne Polítique et Les Revolutions, par Lombroso et Lachi. 
París 1892, 2 tomos. 

—Les Malndies du Sentim^^nt Relisxi^ux, ij ir E. Miirisier 2 éd. Pa- 
rís 1903, 1 tomo. 

—Le Libre Arbitre-Etude Philosopbiqae, par Ernest Navílle. 
París 1894, 1 tomo. 

—La Déñnition de la Philosophie, par E. Naville. París 1894, 
1 tomo. 

—Li Logique de U Hipothése, par E. Nav'^ille 2'éd. París 1895, 
1 tomo. 

—Les Philosophies Negatives, par E, Naville. París 1900 1 tomo. 

—La Phisique Moderne, par E. Naville 2'éd. París 1890. 1 tomo. 

—L' Avenir de la Race Bbinche, Critique du PeMmisme Contempo- 
raine, par J. Novicow. 2,éd. París 1902, 1 tomo. 

—T^s Gaspillages des Societés Modernes, par J. Novicow. 2'éd. 
París 1899, 1 tomo. 

—Les Luttes entre Societés Humaines ,par J. Nov¡c*ow, 2'éd. Pa- 
rís, 1896, 1 tomo. 



80 



N 



—Pnradoxes PsycIiolojB^queSy par Max Nordau 7'éd. París 1900, 
1 tomo. 

— Psycho-Physiolo^e du Genw et du Talent, par Max Nordau^ 
3'éd. París 1902, 1 tomo: 

—Les MensoBges Con vention neis de Nofre Civilisñtion, Max Vor- 
dau 7'éd. París 1901, 1 tomo. 

— Vusdu DeliorS'Essai de Critique Scientifíque et Philosophique etc; 
par Max Nordau. Pans 19(>3, 1 tomo. 

— Dégénérescence, par Max Nordau 6'éd. París 1903, 2 tomos. 
— Le Bouddha, sfi vie, sa dontrinr, sn Comunnité etc., par H. 

Oldenberg 2*éd. Paris 1903, 1 tomo. 

— Pensées de T< fistol d^ api-es les textos Russes, par Ossip-Lourié. 

París 1899, 1 tomo. 
—La Philosophie de Tolstoi parOssipI^onríé. Paris 1899, 1 tomo. 

— L/i Philosopbie Soc'mle dans Le Théatre D'Ibseu, par Ossip 

Louríé, Prtrís 1900, 2 tomo. 
—Nouvelles Pen<ées de Tolstoi, rPapivs les Textos Rnsses. Vari^ 

1903, 1 tomo. 
—La Philosophie Russe Contemporaine, par Onsip Lourie. Paris 

1902, 1 tomo. 

— Le8 formes Literaires de la Pensee Grecque par fí. Ouvré. Paris 

1900, 1 tomo. 
—Précis de Pliilosopliie, parG. Palante. París 1901 1 tomo. 
—Psychologie de Vln vention^ par F. Paulhan. París 1901. 1 tomo. 

—Annlystes et Esprits Syatbétiques, par F. Paulhan. París 1902. 
1 tomo. 

—Les Phénomenes Afíectifs et les Lois de leur Apparition-Essai Jt. 

par F. Paulhan, Paris 1901, 1 tomo. 
— Les Types Intellectiielles- Esprits Lo^ques et Esprits Faux, 

par F. Paulhan. París 1896, 1 tomo. 
—Les Caracteres, i)ar F. Paulhan 2'Ad. París 1992, 1 tomo. 
—UAotivite Mentale, f^t les Elements de L' Espr¡t.pa>TF. Paulhan, 
1 tomo. 
^L'Education de la Volontf', par Jul^í^ Payot 4'éd. f*ari8 1902, 

1 tomo. 
—De La Croyance, par J. Payot. París 1896, 1 tomo. 




£3 



O 

M 
a. 

s 

< 
< 



' i 



81 

L'Art et LeRéel'Essai de metapbysique fondea sur UEst be- 
que, par J. Peres. París 1898, 1 tomo. 

l,ea Trois Premieres annést de UEnfant, la Psychologie de 

UEnfant, par B. Peres. 1 torno. 
—UEducation Morale des" le berceaa, par B. Peres. 
—U Education Intellectuelle dea le berceau, par B. Peres. París 

1901, 1 tomo. 
—Ihstmée de Vflomme, par L'Abbé L. Piat, París 1898, 1 tomo, 
—La Personne Humaine, par L'Abbé C. Piat, París 1897, 1 

tomo. 
^Les Idéologues, EssaisurUHistotreetc.y par Fr. Picavet, Pa. 

ris 1891, 1 tomo. 
—La Mimique et La Pbysiognomonie, par Th. Piderít, París 

1888, 1 tomo. 
—La Philosopbie de Charles Secretan, par F. Pillon, París 1898, 

1 tomo. 
—UAnnée Philosophique, publíée sous la Díreotíon de F. Pillon, 

10 tomos. 
—Ln Vie et la Pensée. Essai de Conceptiou Experiméntale, par J. 

Pivgei!, París 1893, 1 tomo. 
—Ija Vie Sociale, La Morale et Le Progrés, Essni etc., par J. 

Pivger, París 1894, 1 tomo. 
—Le Monde Phyaique, Essai de Conceptiou Experiméntale, par 

J. Pivger, París 1892, 1 tomo. 
-UAine de La Enfant, par W. Preyer, París 1897, 1 tomo. 
—Eléments de Physiologie Genérale, par W. Preyer, París 1884, 

1 tomo. 
—La Criminante Politique, par L. Proal, París 1895, 1 tomo. 
—Le Crime et La Peine, par L. Proal, 1 tomo. 
—Le Crime et lá Suicide Passionnels, paiT L. Proal, París 1900, 

1 tomo. 
—La Phychologíe du Beáu et de UArt., par M. Pilo, Paris 1895, 

1 tomo, 
—Ulmagination et ses Varietés Cbez U Enfant, par F. Queyrat, 

2^ éd. Paris 1896, 1 tomo. 
-^-Les Caracteres et UEducation Morale, \i'eiT Y. Queyrat, 2^éd., 
París 1901, 1 tomo. 




82 

— L'AbatractioD et son Role daña 'LEduc&tion Intellectuelle, pa 

F. Queyrat, París 1895, 1 tomo. 
—La Logique Chez UEnfant et sa Culture, par F. Queyrat, Pari 

1902, 1 tomo. 
— JDe La Métbode daos la Psjchologie des SentimentSy par I 

Rouh, París 1899, 1 tomo. 
— Philoaopbie Religieuaehde la Theologie Naturelle en France i 

Angleterfe, par C. Rémusat, París 1897, 1 tomo. 
— Essai sur les Fondementa cfr» la Connaissance Mjstique, pílr í 

Récejat, París 1897, 1 tomo. 
-^LeRégime Soeialiste etc., par G. Renard, París 1898, 1 tomo. 
—La Métbode Scientifíque de UHistoire Littéraire, parG. Renard 

París 1900, 1 tomo. 
— CoTDinent Naisseut les Mytbes, par V. Renard, Paris 1897, 

tomo. 
— Histoireet Solution des Prohlémes Métaphysiques, par Ch 

Renouvíer, Puris 1901, 1 tomo. 
—Lfí Personnalisme, etc. etc.^etc, parCh. Renouvíer, Paris 1903 

1 tomo. 
—Les Dilemmes de la Métaphysique Pure^ par Ch. Renouvíer, Pa 

ris 1901, 1 tomo. 
-T^s Malad'ies de la Métnoire par Rihot, 5^ éd., Paris 1902, '. 

tomo. 
—Les Mahidies de la Personnalité^ par Ribot, Paris 1901, 1 tomo 
—Les Maladies de la Volonté, par Ribot, 17* éd., Paris 1903, \ 

tomo. 
—La I'hilosophie de SchopeDhauer, par Ribot, Paris 1903, '. 

tomo. 

-Psychologie de UAtteution, par Kihot, 6*éd., Paris 1902, ] 
tomo. 

—Essai sur U Imagination Cicatrice, par Ribot, Paris 1900, ] 
tomo. 

—VHét^dité Psychologique, par Ribot, 7* éd., París 1902, : 
tomo. 

—La Psychologie An^laise Contempornine, par Ribot, 3* éd. 

Paris 1901, 1 tomo. 
—La Psychologie Allemande Contemporaine, par Ribot, 5* éd 

Paris 1898, 1 tomo. 



83 

— La Psychologie de SeutimentSy par Ribot, 4* éd., París 1903. 
1 tomo. 

— UEvolution des Idees Genérales^ par Ribot, París 1897, 1 tomo. 

— De Uldéaly Etude Pbilosophqae, par A. Ricardon, París 1890, 
1 tomo. I 

— Uldée D'Evolution dans La Natureet UHistoire, par G. Rich- 
ard, París 1903, 1 tomo. 

— Le Socialisme et la Sciencie Sociale. par G. Richard. 2* éd., Pa- 
rís 1899, 1 tomo. 

— EnSfíi de Psjrcbologie Genérale, par Ch. Richet, 5* éd., París 
1903, 1 tomo. 

— [jEvolatioTi MentaleCliez L'Homme etc., par 6, J. Romanes, 
París 1891, 1 tomo. 

— UAncienne et la Nouvelle Philosophiey Essai etc., par E. Ro- 
berty, París 1887, 1 tomo. 

— La Pbilosophie du Suicide^ par E. Roberty, 2* éd., París 1892, 
1 tomo. 

— L' Incoanaissable, etc., par E. Roberty, París 1889, 1 tomo. 

— U Etbique, Le Bien et Le Mal, par E.- Roberty, 2* éd., París 
1896, 1 tomo. 

— U Etbique, Le Psycbisme Social, par Roberty, París 1896, 1 
tomo. 

— U Etbique, Les Fondements de V Etbique, par Roberty, París 
1898, 1 tomo. 

— L' Etbique, Coostitution de L^ Etbique, par Roberty, París 1900, 

1 tomo. 

— Ija ílecbercbe de U Unité, par Roberty, 2* éd., París 1894,1 
tomo. 

— Auguste Comte et Herbert Spencer, par Roberty, 2* éd., París, 
1895. 

— Agnosticisme, Essai etc., par Roberty, París 1892, 1 tomo. 

— L'Idée Spirítualiste, par Roísel, 2* éd., París 1901, 1 tomo. 

— La Substance, Essai de Pbilosopbie Rationnelle, par Roísel, 
París 1881, 1 tomo. 

— Z/a Pbilosophie dans ses Repports avec les Sciences et la Reli- 
gión, par Saint Hilaire, París 1889, 1 tomo. 

— Les Sciences au X. VlIP Siécle, La Pbisique de Voltaire, par Em. 
Saígey, París 1873, 1 tomo. 



S-k 



—Ijlndlvidu el hilléfornw Soaiale, par Ed* Sanss y Escartin, Pa^ 

ri8 1898,1 tomo. 
—LeFoutl^mt'nt de h% Morah, par Schopenhauer, 7^ éiL. París 

1900. 1 tomo, 
^EssHi sur If*Liíbrd Arbitre^ parBeIiopeiihaiier,8^ed.,FárÍ8 1900, 

1 tOTlH). 

--Pensf^t^s et Pm^ments, p:ir Selmpenhauer, IT'^éd*, F*arÍ3 1903, 

1 tomo* 
—ApborisFm sur bi Sa^sse duns hi Vie^ parSehopenhauer, 7* éd,, 

París 1901, 1 tOrno. 
—Le Monde Conmw Voloütfi. par ítehopenhauer, 3 tornoB, l^arisi. 
—Essaí sur ¡e Géuie dans L'Árt, pir üabrier 8eailles, 3* éd., Pa- 
rís 1902, 1 tomo. 
—Lh Fsvcholojírif* Physioht^iqnp, prtr G, Seigí, París 1888, 

1 tomo. 
—La Folie GiinineUe, Eí^mi d*' /V;n*/jo/f>^j> ÍTo/Zecí/rí^ipar Soipio 

Sighele, Parin 1901, 1 tí»mo. 
—P.<y€l}fdo^if^ de Í/Idiott^t dp U fít)hi%*iIfK par P, St>Ilier, 2* ^L, 

Paris 1901, 1 tomo.- 
— Le Prohlfnw dt* Ln MÑ¡¡t>¡¡f\ Essiíi df' PsyvhO'nmcanique^ par P 

Sollif^r, Pririí^ 1900 1 tomo, 
—L'Estbétiqíwdú Mouvement, par V. Sfnirían, París 18 8 91 

tomo. 
—La Sijggf?stioü daní^ VArt, par P. Sonrían, París 1893. 1 tomu. 
—UIiidividuContrBUEtat.imrH.HimxQer, 5* éd., París 1901, 

1 tomo* 
—Clansifieatíon deB Sdenrf-s. \kiv 11. S¡>eiic*>t', 7^ ed., Paris 1901, 

1 tomo. 
-- Principes de Híoíos^íp. \\i\v M* Spprit-f^r, 4' éd,, Pariw. 1908, 

1 tumo, 
— Principes de Somologie, par H. Speiicer, (i* écL, Í*arís, 1903. 

4 tomos. 
—PrínvifH'8 de pByiboíogw, par IL Spt^jieor, Parin, 1898,2 tt*mtK<. 
— />e U Eduontkyn Intefi^ctueUf^, Monde et Physnjue, par H, Spen- 

cer, It^^ M., París, 1902, 1 tomo, 
—Les Piviiitetvs Prinry/f-s [nir H. SptMiser, París, 1901, 1 tomo* 
—Essitis de Mótale, do Saieiwe et D^Estbétique^ Ei^sastí ¿ícientifí- 
que, par H. Spericer, 3* éd,, París, 1898,1 tomo* 



85 

-La Question Sociale au Point ele Vw Philosophiqne, par L. 
Stein, París IPOO, 1 tomo. 

'L'ütiritariswe, par J. Stuart Mili, 3* éd.. París 1903, 1 tomo. 
-Corrfspondance Inédite avficG. D'Eíchthal par Stuart Mili, 

1 tomo. 
-Aufi^nstp Comteet h ¡'ositivisme, par Stuart Mili, 7* éd., París 

1903, 1 tomo. 
-Afps Mfinioirs, ///sfo/zv» cJe rna vie, et de mes idfies, par Stuart 

Mili, 4* éd., París 1903, 1 tomo. 
'Essais sur La ReVifpon, par Stuart Mili, 4* éd., París 1901, 1 

tomo. 

-SysUme de Ln^que etr,, par Stuart Mili," París 1888, 2 tomos. 
-Da Langafi^ et de la Xfnsique, par S. Strícker, París 1885,1 

tomo. 
'Etndessur UEnfance, par James Sully, París 1898, 1 tomo. 
-Le Pessimisnie, Histoife Critique, par James Sully, 2* éd., Pa- 
rís 1893, 1 tomo. 

-/jes Transformatififis fin Droit, Etude Sociologique, par G. Tar- 
de, 3* éd., París 1900, 1 tomo. 
-La Criminante Comparee, par G. Tarde, 5* éd., París 1902, 1 

tomo. 
-/>s Lois de Ulmitation, Etude Sociologique, par G. Tarde, 3* 

éd., París 1900, 1 tomo. 
'U Opinión et La Foule, parG. Tarde, París 1898, 1 tomo. 
'La Logique Sociale, par G. Tarde, 2*éd., París 1898, 1 tomo, 
-L'Opposition Univprsf'lle, Essai d'une Théoríe des Contraires, 

parG. Tarde, I^aris 1S97, 1 tomo. 

-Psjchologié Econoniique, par G. Tarde, París 1902, 2 tomos. 
-L'Evolntinn du Droit ét La Conffcience Sociale, par L, Tanarij 

París 1900, 1 tomo. 

'Morale et Education, par P. F. Thomas. Paris 1898, 1 tomo. 
-La Suggestion, son Role dans 1/ Education, par P. F. Thomas, 

3* éd., París 1903, 1 tomo. 
' L^ Education des Sentiments par P. F. Thomas, Paris 1899, 1 

tomo, 
-Bducation et Positivisme, par R,Thamm, 2* ed., Paris 1895' 

1 tomo. 



8(5 



-Les Revfís, Pbysiologie et Patologie. par Ph. Tíssié, 2* éd., Paria, 
18fi8, 1 tomo. 

-Le ítArifisnif' Mfitipfiyshpw, Rtmie, par Emile Thoiiverez, París 
18ÍH, 1 tomo. 

'EssAi de PhiloHopbie Ciitiqne, par E. Vaeherot, París 1864, 1 
tomo. 

-La Religión, par E. Vaeherot, París 1869, 1 tomo. 

'VHomme selon le Tran8fonnÍ8rne,pekr Viajína de Lima, l*arís 
1888.1 tomo. 

'Hypnotísme et Suggestion, Etude Critipne, par W. Wendt, 2* 

éd., París, 1902, tomo. 
-La Queation Socmle est une Question Afórale, par Th. Siegler, 

8» éd., París, 1903, 1 tomo. 

SavantH, Penseurs et Artistm etc,,pa>r WecAniaioff, París 1 899 • 

1 tomo. 

-Qiristian Banret UEcole de Tubingue, par Zieller, París 1893, 
1 tomo. 

-Les LoÍ8 Sociales, par G. Tarde, , 1 tomo. 

-Fréderic Nietzsche, par Roberty, 1 tomo. 

-UOeuvre D'Art et UEvolution, par xMarjniery, París, 1 tomo. 

-Le Transformisme Social, par G. Greef, París 1901, 1 tomo. 

-LesLois Sociologiques, par G. Greef, París 1902, 1 tomo. 

-La Trístesse Contení poraine, par Gevaert, París 1900, 1 tomo. 

-Les Criminéis dans L^Art et la Lithératui'e, par Ferri, París» 
1 tomo. 

-Année Sociologique publiée sousla hirection de E. Ihirkliein, 

1896-1901, 5 tomos. 

-Les Aurores Polaires, par A. Angot, París 1895, 1 tomo. 
-Tjes Virus, par S. Arioing, París 1891, 1 tomo. 
-La Science de U Educatinn, par A. Bain, París 1899, 1 tomo. 
-UEsprit et Le Corps, par A. Bain, París 1896, 1 tomo. 
-Lois Scietifiques du Developpement des Xations, par W. Bage- 

hot, París 1894, 1 tomo. 
-Le Cervean Organe de la Pensée, par Bastían, París 1888,1 

tomo. 
-Les Sensations Internes, par Beaunis, París 1889. 1 tomo. 
-Les Altérations de Personnalité, par A. Brínet, París 1892, 



87 

— Le Magnéiisme Animal, par A. Brinet, et Fírí, 4* éd., Paiw 

1894, 1 tomo. 
— Le Son et la Musiqae, par Blaserma, Paria 1899, 1 tomo. 
— Príncipes Scientifíqnes des Beaux, Arts, par E. Briicke, Paria 

1S91, 1 tomí». 
— Le fhnti-e fie U A frique, Antour du Ti;had, par P. Brunache, Pa- 

liy^ 1894, 1 tomo. 
—JjH RevoUition Chimique Lavoisier, par Bérthelot, 2* éd., París 

1902, 1 tomo. 
— La trance Pvéhistoríque etc., par Cartailha^, París 1896, 1 

Tomo. 
Les Champignons, par Cooke, 2* éd., París 1889, 1 tomo. 
— Lefí Végétanx et les MilieuK Cosiuiques, par Costantin, París 

1898, 1 tomo. 
— La Sature Tmpicale, par Costantin, París 1899, 1 tomo. 
—L^sRégions Livisiblf^s da Globe et^c., par A. Daubreé, París 

1888,1 tomo. 
—¡/Evolution des Mondes et des Sociétés, par C. Dreyfus, París 

1893, 11 tomo. 
— UEvolution Régressive en Biologie, par Demoor, Massart, 

I*aríH, 1897. 1 tomo. 
—Les Volcans et Les Ti-emblements de Terre, par K. Fuchs, París 

1 89o, 1 tomo. 
—L'Audition et ses Organes, par E. Gellé, París 1890, 1 tomo. 
—Les Maladies de LOríentation etc., par Grasset, París 1901, 1 

tomo. 
—Les üebiits de LArt, par E. Grosse, París 1902, 1 tomo. 
—La Céramique Ancienne et Moderne, par Guigret, et Garnier, 

París 1899, 1 tomo. 
— I^tí Singes Anthopoides et leur Organisation, par B. Harmann, 

París 1886, 1 tomo. 
—Le Pétrole, UAsphalte et le Bitune, par A. Jaccart, París 1895, 

1 tomo. 
—Physiologie des Exercices du Corps, par F. Lagrange, París 

18ÍÍ2, 1 tomo. 
—Principes de Colonization, par Lanessau, París 1897, 1 tomo. 
—Les Races et les Sanguer, par A. Léfevre, París 1893, 1 tomo. 



88 

-^T/iPoríe Xonvplh ríe In Víp, par F. L^ Daatec,2* cd. París 1901, 

1 tomo. 

—Evolution Inriivi(luplle(*t Hf^wditfi et(% par F. Le Dantec, Pa- 
rís 1901, 1 tomo. 
—U Homue Pr^bistoríqut^ i*tc., par J. Snblock, 4 Ad. París 1897^ 

2 tomos. 

— /v^s Sens et V Instint cUph Jps Anittsitx, par L. Sublock, París. 

1891, 1 tomu. 
— jL' Eau dans U AVimeutHÜon, par Maiulslej', Parísl 902,1 tomo. 
— La, Physiononne et L' Expresión, ])jir Mant^^azza, París 1897, 
—Le Crime et La Folie, par H. (JriUídslp.v, 7'* éd. París 1901, 1 

tomo. 
— La Géolo^ie Experiméntale, par Meunier, París 1889, 1 tomo. 
—LaGéolo^ie Comparée, par Meunier, París 1895, 1 tomo. 
—Les Or/ranes fie la Parole ettí. par M^ver, P.irís 1885, 1 tomo. 
—Formation de la Nation Franraise, et(\, par J. Mortillet. París 

1900, 1 tomo. 

—La Géologie Genérale, par Meunier, París 1903, 1 tomo. 
—La Photographie et la Photorhimie, par Niewen^lowski, París, 
1897,1 tomo. 

—La Loeomotion Chez les Anirnaux, imv J.B. Petti^n^n. París, 
1 tomo. 

—Darwin et ses Precursenrs Fram^ais, par Qnatrefages, 3* éd. í^a- 

ris, 1892, 1 tomo. 
—Les Emules de Darwin, par (iuatrefa»res, París, 189-t, 2 tomos. 
— La EspAce Humaine, par Quatrefníres. 8* ed. 1901, 1 tomo. 
—La thaleur Anímale, par Bh Richet, I\nis, 1889, 1 tomo. 
— L' Intellifi^ence des Animaux. pnr (i. .1. Romanes, París 1887, 2 

tomos. 

—La Culture des Mni-s en Eni-ope, pnv (í. Roelié. París 1898. I 
tomo. 

—UEvolution du Iléfirne Yeo;éfnl, I^es Phanerofxames, par Sapor- 
te et Marión. París 1891, 1 tomo. 

—Les Mammifeies dans leurs Rappoi-ts aven leurs Ancetres Geolo- 
fiques, par O. Schmidt, París 1887, 1 tomo. 

— Le.s liases de la Morale Evolutiontiiste, par H. Si^encer, París 

1901. 1 tomo. 



89 

—Introduction á la Science Sociale. par H. Spencer, 12* M, Par¡8, 

1898, 1 tomo. 
— La Monmiie et le Mecanisme <1e \j Echnivj^, par Stanle y Jevots. 

Paris 1891, 1 tomo. 
—La Faraille Primitive, ses oríf^ines et son (lév^lopf}empnt, par 

C. N. Starche, 1 tomo. 
—La ConservatioD deUEnfirfrie, par Stevvart, ['ariH 1899, Itomo. 
—Histnuv de la Machine á V;i¡wur, par R. H. Xhuratoii, Pari8 

1882,2 lomos. 
— L' Honime dans la Natuiv, par Topinard, Icaria 1891. 1 tomo. 
—Les Microbes, Les ferments et les MoisslssureSy par Troussart, 

París 1891. 1 tomo. 
—Les Gracieis et les Transfonnutions de UEau^ par J. Tyuday, 

Paris 1901. 1 toms. 
—Les Commensanx et les Parasites dans le Re^ne Animal, par 

Van Beneden, 4 éd. Paris 1901 1 tomo. 
—La Vie duLanf^fíge, par W. D. Withney. París 1882, 1 tomo. 
—La Theorie Atomique, par Wurtz, Paris, 1898. 1 tomo. 



-.^rj 



tm 



BSTADISnOA DEL CURSO 

o E 

1902 A 1Q03 



Instituto de segunda enseñanza de lA liABAníA 



AÑO ACADÉMICO I>E1903 A 1003 

PmSONAL FACULTATIVO 

CURSO PREPARATORIO 



PROFESORES 

Dr, Eduardo F. Plá. Dr. Emilio del Junco. 

SEGUNDA ENSEÑANZA 



IITULARCS 

Ledo. Aleja Ti'Jro Muxó y Pablos Dr. José A. Rodrígaez GareÍH 

Dr. Felipfí García Cañizares Dr. Rodolfo Rodríguez de Armas 

Ldo. Emilio Alamilla y Requeijo Ledo. Eduardo Deaveraine j Galdó». 

Dr. Luis A. Baral. Sr. Ricardo Diagoy Ayeaterán. 

AUXILIARES 



LA:do. Joaquín RodrifCiJBz Feo 
„ Enrique Maza y Ledesma 



Ledo. Biuno Garda Ayllón 
Dr. Lorenzo de Erbiti y Cobez 



Sr. Leonardo L. Jorrin. 
SUPERNUMERARIOS 



I^ Leix3í8.-Lcdo. Miguel Alfredo Lavastida. De Cieacia8*-Irr/o. Martin C, de Lean 

Escuela de Comercio. 



TITULAR es 



Dr. José Alfredo Bernaly Tovar I Dr. José García Baylleres 

,, Antonio María Lazeano y Larrondo \ „ Ignacio Ramírez de Eatenóz. 

A^eademia. ele nrciqiiigfi*a.iía 

PROFESOR 

Sr. Frank A. Betancoart. 
EJERCICIOS CALISTENICOS 

PROFESOR 

Dr. Enrique M, Porto, 
CONSERVADOR DE LOS nU5E05 



Dr. Pedro Valdés Ragúes. 



ür3 
ínstituto de segunda enseñanza de la habana, 



C URSO DE 1903 á 1903 

CATCDR#^TtCOS 



PERSONAL FACULTATIVO 

ASIGNATURAS 
CURSO PREPARATORIO 

J Gramática Cafltellaoa con ejerci- 
cios de composicióu y derivación «... •. , » 
Recitación de trozos selectos cas- >i»r. Emilio del Juuco 

I teilanos en prosa y verso, con 

I explicación de los mismos 

Nociones de Geografía é Historia. 
Aritmética práctica hasta razones 



Gkcpo B, 



y proporciones.. 
Dibujo lineal 



AaiG* 



Amo* a 



B 



y elemental de Geo- 
metria 

Nociones de Higiene 

Rudimentos de Fisiología, Zoolo- 
gía, y Botánica Inglés 

SKOUNDA KNSKRaNZA 

Gramática Castelllana 

A. J Literatura preceptiva | 

i Literatura Castellana (Historia).. ' 

5* Inglés 1** y 2° Curso i 

C. Francés 1? y 2° Curso » 

jj i Geografía Universal \ 

' ) Historia Universal.. ^ * 

/ Aritmética , 

E. j Algebra 

j Geometria 

\ Trigonometría 

p f Física )'. y 2^ Curso -| 

' \ Química > 

Nociones de Cosmología 

^' J Introducción á la Biología.... 
I Historia Natura! 

{Introducción ala Sociología * 
Lógica y nociones de Psicología.... I 
Enseñanza cívica J »» 

Ejercicios Calisténicos.rK 

ESCUELA OC COMCRCIO 

{Economía política y Hacienda pu- 
blica 
Legislación mercantil 
Derecho Interncu:ional Mercantil. 
1 Cálculos Mercantiles 
Teneduría de Libros 
Práctica de Comercio , 

í Historia y reconocimiento de pro- 
•1 ductos comerciales .., 
( Historia del Comer.:io, 



„ Eduardo F. Plá 

Sr. Luis A. Baralt 

„ José A. Rodríguez García 

Luis A. Baralt 

Ricardo Diagoy Ayesterán. 

Rodolfo Rodríguez de Armas 

Alejandro Muxó y Pablos 

Emilio Alamilla y Requeijo 
Felipe García Cañizares 

Eduardo Desvernine y Galdós 
Enrique M. Porto 

José Alfredo Bernal y Tovar 
Ant°M?Lazcano y Larrondo 
José García Baylleres 



■]■■ 

I- 



^•{E^tfdS."!^.""*^^^^^^^^ " Ignacio Ramírez de Estenóz 



Escuela de Náutica, Cosmografía y pilotaje.. ,, 
Aeademia de Taqnigrafia y Escritora en Máquina 

CATCPWATICOS AUXILIA 
I>B CUBNCIAS 

8r. Joaquin Rodríguez Feo 
„ Bruno García AvUon 
, Martin C. de Leon-S|p[j|||i[||||||l| 
Ayüdantus preparadores.— Sr. Arturo 
Uadoval y Día Bcrrio.— Sr. Jesús Val- 
diTia y Espinosa. 



Sr 



Jone García Baylleres 

Sr. Frank A. Betancourt. 

DB 1.RTRAS 

. Enrique Maza y Ledesma 
Lorenzo de Erbiti y Cobos 
Leonardí) K. Jorrin 

sypEmoMEitiiio 

Miguel Alfredo Lavattida 



96 



o 
.o 



.000 0009 






g O 







c 
o 






r-4 OCO 






'O "ü "O 'n*D "ü 



^O 






U 



i ►. £ í^ i 

■ cr -^ S X C 

= tu c = 
o» . >* .u 

*»» y ^ > c — 

'.- i X "£ ^ '5 ^ K 






^5 

es :- 
C 



1^ 



^'S X 



« t 



t- — 



X X 
es CQ 



«^fc 



= ^' C O -O ^ ^• 

*^ c 7- '^ =5 c - 

^ 4/ ^¿ •.-: !« a: S 

c . c c ^ 



>-. >. >> 



.^á 



cí C 



ir -: 



.5 = •= S' 

— r « ^ 

'^ Se. 



¿ ?. ^ ¿ 



&UÍ*- 






j-:ca. 



00: 



*> Q es 

^ So 



1 C ^ 

u&*G 

= 3 c 

a; 4> ^ 



.C; C 



.- - o t- t^ C. IJ i. 



^ 






o 

(- 
c8 

>^ 

C 

c 
ce 

o 

N 

ce 



i5 c 



^'5 



03 ^ '— 

N X c: 



Sí 

es 

cí 

CO 

o 



có t 

^< 

o c te ? 
ca <-« ¿ ^ "o: 

c^ ^ C Ji 






C « 5: ?•= 
c 4^ = bc^J 

t: -^ ^ ^ o 



c cd 

vD > 






97 



% 

pq 



I 

tu 

o 

o 

tA 

a: 



P 

N 
< 

<J 

Q I 

12;! 

W 
CQ 

g I 






2 

o 
<: 

< 
z 

o 

u 
o. 



-- e^ (N th « iH ci X r-i C9 o o 
S ' oooo>9o®ocoo 



S I 









C3 B c 



-H r c = 



^ £,5 4 c o ¿ S c tú 



'M (M rH 1-H Í1 ^ T-i M (M ri 






1 Olr-lr-( 1-1 C^ rH rH <M íí (N 




l.i ill'é 






^ ce 



5 k 






y oí * 



>*^ ?>« J 






fc.* sis:: 



5 : o 

■. 2¿ 3 C (33 S 
^ ti rt « r 

I < .= £ '5 .<u 






H 



xX(35a>0i35C50J0ir:ci0i 



:3-§2o££o|£oOo 
^ ü a s oJ © a ^ ®^ * o 

OiO'^í'XOCDoO-^iffCOCO 



I 



** *- ** Si r^ o o 



0> o -^ X o CO o O'^iOWCO 
M íí ?! 'MrHCq rHgl rH 



^ O C 

•r»r-(íM 

« <u a. ¿i o 
C 0^ S O c 



cd 
O 

o 

N 

O 



o 

.y 

I 

•O c8 



tí -- - w >^ 3^ 

e x ^ £ - ^ 

-? = H r ^xc- 

Í-* í i í I : 
C/3 



C5ÍS 
o 






.-5.:=^- 



T3-5 
;5 



= = *^ X i 5 



Nca ^ ,rt c 



98 



Instituto de Segun(l3 Enseñanza déla Habana 



Alumnos MATRiciLAnos en otros Institittos v trasladados 

A ÉSTE, DURANTE EL CURflO ACADÉMICO DE 1902 A 1903 





1 


1 1 
1 


FECHA 




Asignaturas 


1 1 

' : 
Institntos 


del traslada. 


NOMBRES 


oía 


MK* 


A No 


/ 


Inglés 2o. Curso 


\ i 










Geometría 


i 








\ 


i 

Trigonometría 

] 


1 








Sr.fírliisGiiíea f Btiüll(ií:a..'i, 


Física 2o. Curso 

1 
Química 

Historia Natural 


1 Matanzas,... 


3 


Enero 


1903 


A 


F^useñanza Cívica 

1 


/ : 






=^»». 



99 



Instituto (le Segunda Enseñanza k la Habana 



Alumnos matriculados en este Instituto y trasladados 
a otros, durante el curso académico de 1902 a 1903 



NOMBRES 



Sr.Cárloí Okregóo j Femr. 




FECHA 
del trislaie 



Institutos 



'día > MC6 



luglés 2o. Curso... 

Física 2o. Curso.., 

I 

Química I 

Enseñanza Cívica. 



? Matanzas...., 29 

I 



Abril 



A No 



1903 



100 



INSTITUTO DE SEGU 



Alumnos apbobAdob en los Ejercicios del Grado de Bachiller bn let 

donde hicieron bus estudios, de la fech. 



NOMBRES 



•ÍH. 



1 Sr. Arturo Moreno y Valdés 

2 ,, Enrique GaHton .v Herrera 

3 ,. Adolfo Rainirez de Arellano y González de Mendoza.. 

4 ,. Leopoldo Frejre de Andrade y Velázquez 

^ ,. JoH^ Muria Herrera y Armenteros 

6 ,, Pablo Miguel y Merino 

7 ,, Emilio Maza y Martínez 

8 „ Fernando Fino Tiujillo 

9 ,, LoivnzoM.del Portillo y Plasencia 

10 ,, JoRé Lnis Pessino y Saavedra 

11 ,, Miguel Nnfio y Uhrhach , 

12 ,, Francisco Loredo y AeoHta ? : 

13 ,, Helio Rodriírucz Ecay y López de Quintana 

14 ,, Nicolás Vesa y Sausnrirq 

15 ,, Carlos (íéiiova y de Zayan 

16 ,, Jor^^e Alharran y Mnchin 

17 ,, Juan F. Fi^fueroa y Fernandez de Córdova 

18 ,, José Pérez y Rodiíiruez 

19 ,, Pedro Guerra y Scltuí 

20 „ Emilio del Junco y Andié 

21 ., Josc.Sixto Sola y B()l)adilla.. 

22 ,, Carlos Hernández y Fernández 

23 ,, Jojfquin Demestie ^ Izíjuieido 

24 ,, José Rarniíczde Aií'll.ino y González de Mendoza 

25 ,, Rafael Zamora y P«roz 

26 ,, Peinando Gonzj'ilezdí" Mendoza y Freyre de Andrade.. 

27 ,, Claudio Ramircz dcKstcnózy André 

28 ,, Félix Cabarrocas y Ayala 

2^ ,, Enrique Andino y Marino 

30 „ Jí)sé Maria Aian^o y Arando 

31 ,, Luis Aranero y Aranu'o 

32 ,, Manuel Alonsí» y Mai tínez 

33 ,, Ricardo Ant^el Oxaiiiend: y Oxamendi 

34 ,, Nicomedes Adán y Lastres 

35 ,, Aurelio Heiiiandez Miió 

36 ,, Pedio Pablo GMstt>M y Rosell 

37 ,, Eduardo Rodríguez Sigler 



101 



!f ^eNanza de la habana 



B?«OIAa EN EL CURSO DE 1002 A 1903. CON EXPRESIÓN DE LOH BsTABLECIMIBNTOS 
•TIAfO CMERCICIO Y DE EXPEDICIÓN DEL TlTULO. 



E«TABLEeiMIEATOrt 
IXJNDE HICIERON SUS 
ESTUDIOS. 



Fecha del ultimo 
Ejercicio. 



día 



H»t>&nA 




Junio 


Id. 


'21 


M. 


Id 


27 


M. 


Id. 


27 


Id. ' 


Id. 


29 1 


Id. 


Id. 


29 ' 


II. 


Id. 


29 ' 


Id. 


Id. 


29 


h\. 


Id. 


29 ! 


Id. 


d. 


29 


Id 


Id, 


29 ; 


Id 


Id. 


29 


Id. 


Id. 


80 ' 


Id. 


Id. 


ao 


Id. 


Id 


;io 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id- 


30 


1.1. 


líl. 


30 


Id. 


id. 


30 


Id. 


Id. 


2 


SeptH'iiibre. , 


Id. 


28 


Id. 


Id. 


28 


Id. ' 


Id. 


28 


Id. 


Id. 


28 


Id. 


Id. 


28 


Id. ' 


Id. i 


28 


Id. 


Id. 


29 


Id. 


Id. 


29 


Id. 1 


Id 


29 


Id. 


Id. 1 


, 29 


Id. ! 


Id. 


2 


Octubre ¡ 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


3 


Id 


Id. 


3 


Id. 



l.J. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id 

Id. 

II. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 



Pecha de la expedición 
DEL Titulo 

i.\ MEM I año 



29 

17 

24. 

18 

2 

9 

15 

7 

7 

2 

6 



1.M) 



21 

2 

4 

30 

30 

29 

12 

29 

30 

12 

30 

6 

6 

6 

5 

8 

"¿ 
5 



Junio 

Agosto 

St^fítiembre 

Agosto 

Julio 

Id. 
Septiembre 
Agosto 
Octubre 
Julio 

Id. 

Agosto 
Julio 

i.i. ¡ 

Julio I 

Id. 

Julio 

Id 
Septiembre' 

Id. 

Id. 

Id. 

Octubre i 
Septiembre 

Id. 
Octubre 
Septiembre 
Octubre 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 



Octubre 
Id. 



1903 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 

'Y903!* 
Id. 
Id. 

Id. 
1903. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 



1903. 
Id. 



F 



102 



INSTITUTO DR SEGI 



Relación de los Titulo» cte Baoliiller en letra» y Cic 



m 




1 
2 
3 

4 
5 
6 
7 
8 
9 
10 
11 
12 
13 
14 
15 
16 
17 
18 
J9 
20 
21 
22 
23 
24 
25 
26 
27 
28 
29 
30 
31 
32 
33 
34 
35 
36 
37 
38 
39 
40 
41 
42 
43 
44 
45 
46 
47 
48 
49 



Sr. Manuel Mcnendez y Valdés 

Máximo Emilio Romáriro Seva é Hidalgo 

Julio Batista .y González de Mendoza 

Srta. Maria Latapier y liengifo 

8r. FrencÍ8co Menendez y Megia , 

Julio Villoldo y Bertrán 

José M* Bilbao y Martinez 

Mario Pulido y Sánchez de Biistaniantc.... 

Lorenzo Menendez y Hernández 

Mario Guiral y Moreno ^ 

Gonzalo Fi*eyre de Andrade y Velázquez... 

Ignacio Ramirez de Estenozy André 

Pablo Superviene y Betancourt 

Srta. Asunción Borrero y Campos 

8r. José Ramón Amando Moreno y FL.Qaevd? 
Ramiro Hernández y Pórtela 

Gouzalo Iturrioz y Font 

Cesar Manuel Rííuco y García 

Félix Jenus Lezama y Arritola , 

Amado Daniel del Valle y Alemán 

Luis Alberto Isaac Cabello y Mazorra... 

José Maria Lezama y Rodda 

Gustavo López y Fernandez Alarcón 

Pompilio de la Vega y Palarea 

Arturo Eusebio Moreno y Valdés 

Juan Fermin de Figneroa y Fdez. de Cdva.. 

José Luis Pessino y Saavedra 

Victor Juan José IVI? Pérez y Rodnguez. 

José Maria Herrera y Armenteros 

Emilio del Junco v André 

Carlos Genova y ¿ayas 

Miguel Ñuño y L^hibach 

Pablo Miguel y Merino 

Nicolás Vesa y Sansaricq 

Pedro Guerra y Seguí 

Francisco Antcquera y L«)redo 

Enrique Gastón y Herrera 

Leopoldo Fi-eyre de Andraíle y Velázquez... 

Helio Rodríguez Ecay y López de Quintana 

José Sixto Juan Sola y Bobadiila 

Fernando J. Pino y Trujillo 

Emilio Maza y Martinez 

Adolfo Ramirez Arellanoy Glez.de Mendoza 

José Ant? Ramirez d»:» A rellano G. de Mdza. 

Fernando G. de Mdza. y Freyre de Andr de. 

Carlos Hernández y Fernandez 

Claudio Remirez de Eslenóz y Andr^ 

Joaquín Demestre é Izquierdo 

Enrique Andino y Masino 



Cabanas 
Habana 



Stgo. de Cuba 
Habana 



Aguacate 
Habana 



Alvarex 

Habana 

Guannjay 

Guanabacoa 

Habana 



Guanabacoa 
Fray Benito 
Habana 



S.Juan y M"" 

Candelaria 

Colon 

Habana 

8 At^delosBs, 

Habana 

Habana 

Bolondrón 

Habana 

Habana' 

Caraballo 

Habana 



Ptes, Grandes 
Habana 
P. del Rio 
Habana 



Güira de Mna 
Habana 



Pinar de 
Habana 

Stgo. de 
Habana 



Sta. Cía 
Habana 
Pinar d 
Habanj 



Stgo. de 
Habaní 



Pinar d< 

Matanz 
Habaufi 



Matanzj 
Habam 



Pinar d< 
Habaní 



103 



USENANZl DE LA HIBANA 



Pedidos durante el Curso Académico de 1902 


A 1003. 




1 




FECHA DEL ULTIMO 


FECHA DE LA EXPEDICIÓN 


.aJTos de edad 

4 1 




EJERCICIO 


. 


_ DEL TITDLO^ 




día ; 
20 ! 


MES 


AÑO 1 

1902 


día 
2 


MBH 


AÍ50 


37 


Septiembre 


Octubre 


1902 


¿8 


29 


id. 


id. 


2 


id. 


id. 


18 ' 


29 


id. 


id. 


2 


d. 


id. 


18 


2 , 


Octubre 


id. 


3 


id. 


id. 


16 


29 1 


Septiembre 


id. 


a 


id. 


id 


2Ü 


8 


Octubre 


id. 


4 


id- 


id. 


15 ; 


3 


id. 


id. 


4 


id. 


id. 


19 1 


29 


Septiembre 


id. 


4 


id. 


id. 


17 


2 


Octubre 


id. 


4 


id. 


id. 


20 


2 


id. 


id. 


4 


id. 


id. 


17 1 


2 


id. 


id. 


4 


id. 


id. 


1^ 1 


3 


id. 


id. 


4 


id. 


id. 


24 


8 


id 


id. 


6 


id. 


id. 


14 
16 


3 


id. 


id. 


6 


id. 1 


id. 


3 


id. 


id. 


7 


id. 


id. 


19 


3 


id. 


id. 


7 


id. 


id. 


16 


14 


id. 


id. 


17 


id. 


id. 


14 


14 


id. 


id. 


20 


id. 


id. 


21 1 


25 


id. 


id. 


28 


id. 


id. 


18 


14 


id. 


id. 


30 


id. 


id. 


18 


25 


id. 


id. 


30 


id. 


id. 


17 


28 


Junio 


id. 


7 


Noviembre 


id. 


18 


. 25 


Octubre 


id. 


7 


id. 


id. 


10 1 


i 3 


id. 


id. 


29 


Mayo 


1903 


IS 


27 


Junio 


1903 


29 


Junio 


id. 


16 ' 


30 


id. 


id. 


2 


Julio 


id. 


14 


29 


id. 


id. 


2 


id. 


id. 


17 


30 


id. 


id. 


2 


id. 


id. 


20 


29 


Id. 


id. 


2 


id. 


id. 


15 


30 


id. 


id. 


2 


id. 


iíi. 


18 


30 


id. 


id. 


2 


)d. 


id. 


18 


29 


id. 


id. 


6 


id. 


id. 


15 


29 


id. 


id. 


9 


id. 


id 


17 


30 


id. 


id. 


20 


id. 


id. 


16 


30 


id. 


id. 


21 


id. 


id. 


16 


29 


id. 


id. 


24 


id. 


id 


18 


27 


id. 


id. 


17 


Aiíoato 


Id 


18 


27 


id. 


id. 


18 


id. 


id 


16 


30 


id 


id. 


26 


id. 


id 


15 


o 


Septiembre 


id. 


4 


Septiembre 


id 


18 


29 


Junio 


id. 


7 


Apfosto 


id'. 


17 


¡29 


id. 


id. 


15 


Septiembre 


id 


16 


27 


id. 


id. 


24 


id. 


id' 


. 20 1 


28 


id. 


id. 


29 


id. 


id' 


17 


28 


id. 


id. 


29 


id. 


Id 


24 1 


28 


Id. 


id, 


30 


id. 


id' 


15 


29 


id. 


id. 


30 


id. 


id' 


16 


28 


id. 


id. 


30 


id. 


id' 


16 


29 


id. 


id. 


30 


id. 


id' 



r 



104 



s^ 



^ (I 



Cá3 



.OQ 



i) 




i) 




-p 




c 




03 




v< 




3 




•0 




(R 









•0 




•H 




V 




(U 




a 




X 




4; 




^H 




•F< 




•P 




c 


• 





j? 








u 


0^ 


i) 


H 


s 


^03 





N 

g 


u 


H 


p 


(U 


Q- 


TJ 


(U 





•0 





C 

1-H 


-1» 


3 


T) 


V 


CO 






53 


(R 


c 





£ 


(U 


3 


•0 


ü 


tí 




'0 




•H 




ü 




(0 




1-H 




4> 




(í: 





a 


o 


ce 


:2 


• « 


o 


lo 


^ 






O 


83 


S 


e 


¡ "H 


S 


03 


a> — 




^ 


"^ ^ 








08 


CD 


_-_ 


' a 


tH 


1 





iH 


o 


c 


S 


!5 


< 


00 
rH 


3> 1 






1^ 


4^ 


2 


^i 


s 




w 

^ 






1 C8~ 


t- 


•o 


s 




1 ' 1 


rH 


CO 


< ^ 




1 98 


• 


^ 


'3 


c3 


S2 





c3 
cd 


t 




s: 


: 


U) 


© 


có 


' ^ 


2 


p 

cd 


<í 


S 


^ 


"¡^ 


■» 


cá 




1 ^ 


55 




£^ 


> 








^«e 






1 


í»-. 


i c» 




1 W 


-^ 


ce? 


v^ 


s 


S 




<a^ 


' íí 


caá 


1 o 


.s 


Í2; 


^ 




^ 




tafl 








s 








5 




«3 




^ 




y * 




CO 


0* 






;z: 


1 





o«s 



^3 



^0 



1) 


a 


e 


ce 


II 




1 


d 
^ 


o 

H 


03 






*0 


S3 .■§ 
1 ? 


s 

s 


;2 


H 


4 


O* 




•v4 


Un 


1 s 


iH 


11 e 


CO 




1 ' 

i i 




O 
H 


a 




Q 


^ 




ce 


*s 


(U 


■o s 


s 


p 




« ST 


1 


►-S 


•1^ 


1 


08 


O 


C 




Q 


ce 


CQ 


_ 


1 


ü 


^ » i 


rH ! 




:§ ' 1 


(N 1 


1 ce 
1 "S 


^ 


1 


;, MS 


i < [ S 

N 1 > 


CD 

§ 1 


M 


H 1 2 


■2 1 


t 


1 1-3 . Oé 


W 1 


.3¿ 2^ 


1 ^ 




«« M 


' oq 






i |l 


., 


P 


i 




U D 


H 


1 




: .1 


X -0 


1 s 




c3 '1 
c3 


OS de 
étnico 


! 


1 ^ 


ce 1 






" 1 
I 


5 s 




I Si 


^H ü 




P i 






4^ I 
Í3 


Fi CQ 


^ 


^ |l 


-0 a> 


O 

2^ 


1 ! 


fl 




C3 


-0 




P 


•»^ 




O 





1 


tJ 


Q 


' 


CQ 


»-H 






(U 


1 •. 1 




K 


1 


iz; 


T- 


1 



105 



106 



E 

ñ 



o 



•< 


^"5 




K 






►< 


4> 






a 




W 


I 




•< 


L. 

3 




>-4 


•O 




U\ 


(A 




1=1 


O 
•O 




•<. 


•O 






>< 




•< 


v 




it^. 


Q 




W 


«^ 




C/3 


S^ 




íz: 






w 


•5 




•< 


2" 






í 




5=» 


O 




O 






w 






CA) 




U4 


di 




« 


■O 




n 






1- 

í=3 


UQ 

¿ 


2 


1- 

►—4 


3 


os 


H 


H 


^ 


C/J 






t2l 


tf) 


CM 


»— 4 


o 


O 






Os 




a> 


O 




•o 


•O 




c 






o 












o 






^ 












o 






Qí 





^-5 



•o ^ 
S a 

8-S 



-Sí; 






I- -- 



c . 






o 
•s^, 

-^ 



o 



o 
ce 



o 

Oi 



o 



O 

ce 



o 
ce 



c o Oi 
co co «1 



o 









be 

■♦-» 



I 5 



CQ 

o 



! VD 






na Oí 



-§ 



00 



X' o 

r- CI 



X O X QOl 

,-1 3^ r- r-' 



QQ 




Q 






O 


» 


< 


X 


tD 


1% 


n 


Q 


r^ 


Ti 


<J 




H 







r^ r- O CO X 

01 C<l CM T^ t'í 



c3 
«£= 

ST 

tí 



ce 

5 2 2 ¿, 





C 












-D 













3 










J 


u 
























^ 

TJ 


2 


p^ 


:= 


5 
















X 


£ 




¡< 


C3 



o 






O 

2 
ja 

es 

« 

ce 



c 

c3 



Oí 



:^ 5 



P -;; 









c3 
t 






4S 

E 

o 



3 
fe 



O 

fS : 

cd > 

Si 

'o 

SI 

r! 

S' 
es' 
t. 



H c^ 



107 






U4 

•< 

O 

u\ 

CD 

H 

t3 






I 

o 
< 

o 

O) 

3 
ü 

■^ 
O 

■M 

c 

3 
•O 

(O 

o 
*-5 

O) 

a 

X 

o 

■s s 

DQ - 



O 
T3 

O) 
O 



(O 
O 



(D 
•O 

C 
O 

'5 
JS 



o 

<u 

"O 

o 
u 

£ 
o 
•o 



II 



•o ■« 

I" 






3! 



o 
os 



fe 



s 



-«t c ;5 ce íT co 

f-i W TI 1-H CS| ,H 



5 "^ •O 



►^ -> 


* 






^ g 


«0 


05 


w 



X 

os 

00 



X rs X r: o c: o> c: 
xxxxxxxx 



5E 
% 



i' 



fe 

9 



£ c fe' c fe I 5 



JÜ •? JO 



¿ s 



jj -T^ jH t: »o -^ w .— 

« 5 1 S * I & B 



I? I*: O c iT co O r: 



1 s ^ 



M 05 



eo 






r-" 05 C» ^ r- I': 
W (N M ci C«l ?« 



M 

S 



2 ¿ 

I o. 









cí g -i 



w. ^ mw _, 

■^ .2 •*-' 5 

: ' : * : 

I i i ¿ 



5 '6 -C 5 ^ T3 'd TT 



^ tí 



■J] S 



QQ 
O 



te c 



"fe Ü~ 



í:; t = 



^ 5 «*: 



i 
^ 






r = cí 






^H ? •= = 



^ '' 


¿ 





2 > 



C/3 
>. 



te 



•— X ^ - 

S- -' S — 



e á J 






1 

I'/! 



5! 






— iS •— • 



2 < 



s ^. é 



¿ ^ fe I 






^ d «O ^ ir^ ^ 



X oi o -J w 



»8 



Instituto de Segunda Enseñanza déla Habana 



Alumnos matriculados en otros Institutos y trasladados 
A éste, durante el Curso acadíSmico de 1902 a 1903 





1 

i 


1 
1 


FECHA 




1 

Asiifnatttras 


1 

1 

Institutos 


del traslado. 


NOMBRES 


día 


MCS 


aHo 


/ 


Inglés 2°, Curso 


h i 










1 Geometría 


1 










1 

j Trigonometría 










Sr.fárksUea í B(iüllüsa..< 


1 

nsica 2o. Curso 

1 

Química i 

1 

Historia Natural ' 

Euseñanza Cívica 

1 1 


\ 

/ Matanzas,... 

) 


8 


Enero 


1903 



99 



Instituto (le Ses[un(la Enseñanza k la Habana 



Alumnos matriculados en este Instituto y trasladados 
A otros, durante el Curso Académico de 1902 a 1903 



NOMBRES 




Sr.CárloiObregóD jFerrer. 



Lógica y Nocio- 
nes de Psicología.. 

luglós 2o. Curso... 
Fisica 2°. Curso... 

Química 

Enseñanza Cívica. 




100 



INSTITUTO DE SEGU 



Alümnob aprobados en los Ejercicios del Grado de Bachiller bn leí 

DONDE hicieron 8D8 ESTUDIOS, DE LA FECH 



N* 



NOMBRES 



lií 



1 

2 

3 

4 

,S 

6 

7 

8 

9 

10 

11 

12 

13 

14 

15 

16 

17 

18 

19 

20 

21 

22 

23 

24 

25 

26 

27 

28 

29 

30 

31 

32 

33 

34 

35 

36 

37 



,T I 



Sr. Arturo Moreno j Valdés 

Enrií^ue GaHton .v Herrera 

Adolfo Rainirez de Altillano y (jonzález de Mendoza.. 

Leopoldo Frevre de Andrade y Velázquez 

José Maria Herrera y Ármentenos 

Pablo Mig^uel y Merino 

Emilio Maza y Martínez 

Fernando Pino Trnjillo 

Lorenzo M. del Portillo y Plasencia 

JoHé Lnis Pesslno y Saavedra 

Miguel Nnño y rhrhach ^ 

Francisco Lo red o y Acosta ? : 

Helio R()dní>:ncz Ecay y López de Quintana 

Nicolás Vesa y Sausnricq , 

Carlos (lénova y de Zayas , 

Jorj^ Albarran y Mnchin , 

Juan F. Fipfueroa y Fernandez de Córdova , 

José Pérez y Rodiítruez 

Pedro Guerra y Se^^íuí , 

Emilio del Junco y Andr^ 

Jost:;Sixto Sola y Bobadilla.. 

CArlosí Hernández y FtM-n.indez 

Jojtquin Deinestre é Izíjuierdo 

Jo.«é Ramírez de An'l!;inny González de Mendoza 

Rafael Zamora y P»mvz 

íVrnando GonzAloz (!♦» Mendoza y Freyre de Andrade.. 

Claudio Ramirez doEstenózy Andií^ 

Félix CabarrocíiH y .\yala 

Enrií^ne Andino y Mm^íiio 

Jos^ Maria Ai'anpo y Aran^fo 

Luis Arando y ArnnLro 

Manuel Ammiso y Martínez ". 

Ricai'ílo Ángel Oxaiin'nd: y OxaiiKMidi 

Nicí)mHdes Adán y Lastn's 

AuicHo Heinandtz Miró 

Pedro Pablo (lastnn y Rosell 

Eíluardo Rodri^^uez Sigler 



101 



ff ^eHanza de la habana 



DSíC^IAS EX KL CURSO DE 1002 A 1903, CON EXPRESIÓN DE LOH ESTABLECIMIENTOS 



jnriAifto KJURcicio y de 


EXPEDICIÓN DEL TlTULO. 






» 




¡ Fecha dkl ultimo 


Pucha de la expedición 


EWTABLECIMIEATOH 


' 


Kjekcicio. 




DEL Titulo 


I><jr«DE mCIERUN SUS 


, 


I 


— 




I 


^ — 


ICSTUDIOS. 


día 


' M KS 


ANO 


día 


1 

MRH 

1 


año 


Hnt>a>na 


! 27 


Junio 


, 1903 


29 


1 

' Junio 


1903 


Id. 


1 ^^ 


M. 


LJ. 


17 


Aposto 


Id. 


Id 


1 27 


Id. 


Id. 


24. 


j Septiembre 


Id. 


Id. 


■' 27 


Id. 


Id. 


18 


• Agosto 


Id. 


Id. 


1 29 


1 Id. 


Id. 


2 


Julio 


1 Id. 


Id. 


' 29 


II. 


I<I. 


9 


Id. 


Id. 


Id. 


i 29 


Id. 


Id. 


, 15 


Septiembre 


Id. 


Id. 


29 


W. 


I.l. 


t 


Agosto 


Id. 


Id. 


29 


M. 


id. 


7 


, Octubre 


Id. 


d. 


. 29 


M 


M. 





1 JllÜO 


Id. 


Id. 


29 


Ld 


Id 


6 


Id. 


] Id. 


Id. 


29 


Id. 
Id. 


Id 
Id. 


2'» 






Id. 


Agosto 


' 'vüoü;*** 


Id. 


;í() 


Id. 


II. 


20 


Juli(» 


Id. 


Id 


' ;jo 


Id. 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


Id. 


; 30 
30 


Id. 
Id. 


Id. 
I<1. 


2 






Id. 


! Julio 


" "üm"'" 


Id. 


30 


M. 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


Id. 


30 


M. 


Id. 


21 


Julio 


1903. 


Id. 


1 30 


Id. 


Id. 


2 


Id 


Id. 


Id. 


2 


SeptiíMiibie. 


Id. 


4 


Sí^ptiembre 


Id. 


Id. 


: 28 


Id. 


■ ^^^• 


30 


Id. 


Id. 


Id. 


1 28 


Id. 


' Id. 


30 


Id. 


Id. 


Id. 


1 28 


Id. 


Id. , 


29 


Id. 


Id, 


Id. 1 


28 


Id. 


Id. ! 


- i2 


Octubre 


Id. 


Id. 


• 28 


Id. 


Id. 


29 


Septiembre 


Id. 


Id. 1 


1 28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


Id. 


29 


Id. 


Id. ' 


12 


. Octubre 


Id. 


Id. 


; 29 


Id. 


Id. 


30 


S»»ptiembre 


Id. 


Id 


' 29 


Id. 


Id. 


6 


Octubre 


Id. 


Id. 


29 


Id. 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


Id. 


2 


Octiibr« 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


Id. 


2 


Id. 


Id. 


' 5 


Id. 


Id. 


Id. 


2 


Id 


Id. 


8 


Id. 


Id. 


Id. 


2 
3 


Id. 
Id 


Id. 
Id. 


"é 






Id. 


Octubre 


'"Í903."" 


Id. 


3 


Id. 


Id. 


5 


Id. 


Id. 



Il2 



GSi 



i .■ 



ata 



a»a 



os 



i) 

C 
u 

•O 

m 
o 
•o 






o 

o 

•IH 

c 

o O 



o 

0\ 






lU 



i) 



V 






1) 




•1H 


1^ 


•0 
03 


H 












(0 


4; 




•0 


1-1 


d 




-0 




•H 




ü 




03 




fH 




V 




p:; 








e 
< 



^ 

s 



a 



e 
S 



•a 



toí 



o a> 

IB «O 

< 






tí 
P 

H 



o 
0^ 



4^ 
0^ 



» 
fc 



o 



o 
9 



» 


o 


5 


05 
C30 




£ 


M 


^ 


^ 


O 


« 


<N 


a 


<M 






00 

c 
ce 



03 

§ 

ja 

03 

W 





^ 




O 




-§ 




bl) 








es 




0!2 


H 


►» 


ai 


fe4 

P 


>. 


? 


o 


S 


^; 


^ 




S 




íp 




« 




s 




u 




CQ 



118 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA. 



CeRTíPICACIONES Aí'APfeMICAS PERSONALES EXPEDIDAS POR LA SE- 
CUETAKIA DUHANTE EL CURSO DE 1902 A 1903 



No- 



10 
11 
12 
13 

U 
15 

16 
17 

18 
19 
20 

21 

22 

23 

U 
25 
26 
27 
28 
29 

30 
81 
32 
33 
U 
35 
86 
87 
88 
88 
89 



NOMBRES 



Sr, Isaac Gustavo Cué y El orza,., 
,. Jnlio Zubizarrcta y Cruces 



„ Joaquín Prieto y Raavcdra.., 
,, Juan Bta. Galle ti y Pinieiitel.. 

,, Enrique López y Rodrígp«^z.— 



„ Benjamín Ppfla y Hernández.... 

„ Arturo Tnrd a n y Liado 

,. Emilio Dihígo y Mewtre 

,. Arturo J. Diaz y Díaz 



. Federico Rnlcedo y AlvHrez 

., Alfonso iSaloedo y Alvarpz 

,. Marcos AntoniíiVilliers ySuárez 
,. Serafin Martínez y Maris , 



„ Frandsco Cuevas y López.. 
„ Julio Sanguily y Echarte 



„ Bnndilio Pl y Po'sada 

„ Carlos Cervtes. y Gmez.de Molina 



.. Manuel Fondevila 

., Juan Antonio Alonso v Mir... 
„ Manuel Fernandez y Trujillo.. 



„ Emilio Glez. Coya y Casanovn 



„ Francisco Medina y Ferrer.. 
. Miguel Antonio Herrera y Orne 

.. José Mana Mnrzan y Pinpda. 
„ Alberto Carnearte y Velazque?; 
.. Manuel de la Cuestñ y Herndez 
.José Joaquín Morejón y Pnijí.... 

„ Ricardo de la Toetn y Dilmé 

„ Emilio Maza y Martínez 



, José Rovíia de la Torre. ,. 

, Jorpre Gómez y Diaz 

, Ramón Oomezy Díaz 

, L/ízaro Crn reía Garrido 

. fVsareo Ta marero y Soto 

, Lui« Fernandez Valltn v Alfonsc 

, Ricardo Ferran y Sterlínc: 

, ((amon Ascanio y Suai-ez 

, -^rtqro Sansoresy López de Qn», 

El ii)i:«mo (Duplicado) , 

, Arturo de loa Reyes (3^a vían, y Cuoi 



EXTRACTO DE LA OBRTIPIOAOION 

Anrobacirtn de Francés y Alemán 1er. 
curno. 

EjercicioH )?rado de BMohiller y expe- 
dición del Título, 

RMtudioH 2n. enseñanza. 

Ejerrioios forado de Piloto y expedi- 
oión del t tnlo. 

Ef*l^U'h'ím 2a. EnppfSnnzay expedición 
del Título de Bachillpr. 

Estudios carrera de Náutica. 

Expí'dición dpi Tí t yin de Bachiller. 

M, Títulos de Bachiller y Perito Mer- 
antil. 

Ejprcieíos prnado de Bachiller y Expe- 
d eión del Título. 

Estudios 2a. Enseñanza. 

Id. id. 

Id. id. 

EjorriíM'os dr Grado de Bachiller y ex- 
pedición dpl Tltnlo. 

Rieroicií>s del Grado de Bachiller. 

Rjprcicios dfr»l erndo de Bachiller y ex- 
pedición del Titulo. 

R«tudtoR 2a Enseñanza. 

Ejercicios del srradf» de Bachiller y ex- 
pedición del Título. 

E^tudioH segunda Enseñanza. 
Id. II. 

Ejercicios del jrradode Bachiller y ex- 
pedición del título 

Estn''ios Hí»firunda Fn«pñanza y expe- 
dición del Título de Bachiller. 

Ejevcicioí» gt-ado de Bachiller y expe- 
dición dpl Título 

Aprobación dp ÍTiglé«, Francés y Ale- 
mán lo y 2o. cui-Hí). 

Estudios S^egunda Enseñanza 

Aprobación asignaturas de Pilotaje. 
Id. id. 

Id id. 

Aprobación dp Francés 1er. curso 

Estudio 2n. Enseñanza y ejercicios 
gdo. Bachillpr en Lf^tras y Ciencias. 

Estudios 2n. Enseñanza. 
Td. id. 

Rjprcicios grado de Bachiller. 

Estudfo de Pilotaje 

Id Va. Enspñanxa 

Exppdición titulo dp Bachiller. 

RicrciHos grado íle Bachiller. 

Estudios 2a. Enseñanza,, 

Id. id. 

Id. id. 

£:( pedición título de bachiller. 



m 



lU 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



CeBTIFICACIOXKK ACADIÍMICA8 OFICIALES KXI'KDIDAS POR L\ SeCRR- 
TAKÍA DURANTE EL CÜK80 I)K lOOá Á 1903. 







CXTRJkCTO 


ESTABLCCIMICNTCS 


r 


NOMBRES 


DC LA CCRTiriCAClON 


DONDE 8C HAN RCMITlDi 


1 


•>i . Cosme Vives y Ballenter. 


Ingres»» y IBasignutura^ 


Instituto de Matanzas 


2 


„ Ricardo Fernandez y Lo|mz 


id 4 id 


Escuela de Artes y Oficio 


8 


„ Franeinco Rd^uíe, j l'traM. 


id S id 


ínstitutíide P del Rio. 


4 


, Al-turo Vázquez 


id 4 id 


id 


5 


„ Benito Herreíay Vela 


id 12 id 


id 


6 


,. José María Nielo 


id 2 id 


id 


7 


., Edua-d" Garca Pulido... 


id 17 id 


¡dera de Puei to Prlncip 


8 


„ Erque: José Comas y Zvar: 


id 1 id 


id 


!) 


„ Raúl Capal»lanca y (liií-ra 
„ LuÍH Mestre y Fdt'Z Criad» » 


id 12 id 


ídem de Matanzas 


10 


id 10 id 


id 


11 


, Guillermo Lozano y Kivero 


id r> id 


Kscuela de Artes y Oflric 


lá 


. Antonio Guiral y Moreno 


Ingreso en ?a 2a. Enseza. 


Institntn de Santa Ciar 


in 


,, En rí<)Uf' Güira 1 y Morviio 


id y 4 asigturnfi. 


id 


u 


„ Carlos Obivgon y Ferivr 


id 18 id 


ídem de Matanzas 


ir. 


., Francisco Candía y I^eon 


id 11 id 


id 


i« 


,, Joiquin LI'UiuHa y \jn\H^z 


íngs<>entlC. P*>y2,Ea 


Ídem de Sai*ta Clara 


17 


./Aiik:*'! L1ai«U"«a y Loftez... 


Ingreso y 14 aMgna turas 


id 


18 


„ Franco M. I-ho. y GÍHi>e»t 


id 10 id 


Ídem de Matanzas 


19 


„ Jainie Roura y del Castillo 


id 7 id 


id 


20 


..'Eduardo Valdéx Infante... 


id 2 id 


Id 


21 


.. Arturo Gay y Martínez... 


id 10 id 


id 


22 


., José de Jesús Gay y M nez. 


id 7 id 


id 


28 


,. Raúl Crtrdova y QiiHsadn 


id 10 id 


id 


24 


,. Au>íUKto P. FedfZ Gruña 


id 12 id 


id 


25 


.Joaquín l^nstra y RoUifíos 


id 7 id 


id 


2« 


.. Enrique Gast^ui y Herrera 


id IB id 


id 


27 


1. Rogelio Santos y Alvai-e^ 


id 11 id 


id 


28 


Francisct» J. Rainirez de 








E^t^nos *v Molina 


id 7 Id 


id 


29 


„ JoséF. Ramirrzde E.yM. 


id 7 Id 


id 


30 


„ HilanoC.Britoy Deidad.. 


id 8 id 


id 


31 


„ J«»i«é Francisc») de la Torit? 








V de Varvla 


Ingr-eso 2a. Enseñanza 
id y 18 asignaturas 


Instituto de Pinar del B 


32 


., Vicente Miliany Milian... 


ídem de M tanzas 


38 


,, Rí»g» lío Stincer v Moiieno 
, Franc¡<coRHxachy TorivH 


id 7 id 


v\ 


84 


id 17 id 


id 


3") 


., Jone E- Jiménez yS. Jorjíe 


id 18 id 


id 


36 


,, Víctor Manuel Sasturio y 








Gouza^ez 


id 8 id 
id 2 id 


id 


87 


.. Enrique Pe ínoyM nendtz 


id 


38 


„ Rafael Gastón y García.... 


id 15 id 


id 


89 


,, Franci«:o Rjruez. y Oitii... 


id 11 id 


id 


40 


„ Gustavo Fernandez Albo- 








niga 


id 9 id 
id 2 id 


Instituto de Pinar del I 


41 


M Joaquín Pint;ido 


id 


42 


., José Antonio Cabai-couflr Y 




Llodrá :. 


id 6 id 


id 


43 „ Lui« Felipe Peí eirá 3* Ruiz 


Ingreso 2a Enseñanza 


Escuela de Ai tes y Oficj 



115 

Il,EIL.A.010IV 

le los alumnos premiados enelOurso de 1003 

A 1003. 

OE0OBA7IA ÜNIVEBSAL 



>r. José de J. Pórtela y Pórtela. — Tha Viotoria Regina, Atlas. 

„ Ensebio A. Hernández y Mesa j ^« '^'^11^^. ^^ ^"'"^!T' h *°"^' 

' por Federico de Hellwald. 

INSLES 

3r. GuiUermo Pórtela y MoUer. •[ The Spanisb American Bepublics 

"• by Theodore Childs. 

„ OscarDía^y Albertini. { ^''^f^'jT^' of Science, by Tjn- 

química 



Sr. Pedro Guerra y Seguí. — Química, de Gautier. 

EISTOBIA NATUSAL 



OT TíTTiJí r, f Anatomía humnna, por Testú, 

Sr. Juan José Valdés y Gómez \ T^ y 2° tomos. 

„ Pedro Guerra y Seguí / ^«^/^fío^^VíT^'' P'"' ^'■^''«''''''' 

•^ ° \ del ]° al 6° tomos. 

Introdnocion á la Biología 

Sr. Pedro Guerra y Seguí { ^^%'li^¡ftomor'' ^'^*"° "* 

T T T7 ijic /-I i Anatomía humnim, por Testfi, 

„ Juan J. Vaidés y Gómez { 39 y 49 tomos. 

NocioneB de Cosmología. 

8r. Pedro Guerra y Seguí — La Atmosfrm, por Flainaríón, 

„ Juan José Valdés y Gómez — La, Atmósfera ' por ídem. 

Por asistencia á la Biblioteca. 



Q „ , ^ c, - / Historia de la Literatura Esfm- 

Sr. Pedro Guerra ySegui \ ^^;^^ ^^^ ^^,,,7/.^. 

Ángel Pérez y Fariña j ^^omoT ' '"' *«^í^^"^^«' ^ 



Mi 



IIG 

RELACIÓN 
de los alumnos matriculados en el 
Instituto de la Habana para el curso de 1903 á 1904 
y sus domicilios. 



APELLIDOS 



NOMBRES 



Azcáratey Rosell Sr. Rafael 

Aniceto y González „ Rafael 

Aragón y del Pozo ,, (íustavo 

Alonso y Reverón „ Matías 

Alvarez y Guanaga ,, Juan 

Alonso y Alvarez ,, Federico 

Alvarez y Artiz ,, Francisco 

Alonso y Díaz „ Ensebio J. 

Alayeto y Cii^ ,, José L. 

Alvarez y Olivera ,, Rodolfo 

Alvarez y Diaz , Aurelio 

Arango y Mestre ,, Osear E. 

Acosta y Delabat ,, Enrique 0. 

Ángulo y Alvarez ,, Luis 

Alonso y García ,, Jos^ P, 

Andreu y Bassols ,, Porfirio 

AguiaryJova ,, Manuel A. 

Aguiar y Ballori ,, Manuel 

Aguiar y Ballori ,, Mijruel 

Alvarez de la Campa y A. ,, Ricardo 

Alonso Penichet y Calle.. ,, José 

Barrera y Capetillo ,, Luis 

Barinaga y Meste ,, Osear 

Betancourt y Martínez.. ,, Adolfo 

Bonichet y de la Puente. ,, Kmilio 

Bonichet y de la Puente. ., Juan 

Bemal y Obregón ,, José M. 

Bengochea y Mantecón.. ,, Alfonso 

Bailo y Hernández , Ain.ulo 

Bravo y León.. , Vicente 

BravoyPuig Leonardo 

Benetch V Martínez ,, Bienvenido 



DOMICILIOS 

Chacón 23. 

Obrapía 66. 

Lealtad 157. 

Tejadillo 8. 

Maceo 12 [Regla] 

J. del Monte 4. 

Virtudes 95. 

Stg*? de las Vegas. 

Paula 2. 

Calzada ni Umi 

San Miguel 144. 

M a zorra. 

Egído2 [a] 

San Lázaro 102. 

San Lázaro 292. 

Cuarteles 30. 

Manrique 78, 

Cárcel 1 7. 

Cárcel 17. 

7* 86 [Vedado]. 

Santa Teresa 12. 

Galiano 27. 

Jesús Monte 51. 

Neptuno 32. 
Lealtad 120. 
lealtad 120. 
Jestís María 55. 
()'Reílly86. 
Cárdenas 47. 
Industria 66. 
CíMTO (ilO. 
Cíenfuegos 80. 



117 



APELLIDOS NOMBRES 

Basterrechea y Ugarte... ,, Claudio 

BeciyRamos ,, Francisco 

Bustamante y Rábago.. ,, Isidoro 

Benitez y Cárdenas , , Alfredo 

Baró y Olivera ,, Eduardo 

Betancourty Maynold.. „ Mario 

Castillo y Francés , Femando 

Carbó y Morera „ Sergio 

Castillo y Hernández „ Antonio M. 

Cabello y Horstman „ Carlos 

Cabello y Horstman St* M. del Carmen 

Carrillo y Govin Sr. Félix A. 

Contreras y Moya ,, Osear 

Coronado y Madan ,, Octavio 

Coronado y Madán ,, Federico 

Cárdenas y Echarte.. „ Silvio. 

Costa y Dilmé „ Rigoberto 

CostayDilmé „ Rogelio 

Cancio y Sánchez ,, Leopoldo 

Cae y González ,, Victorio 

Cuesta y Jiménez , , Valentín 

CeperoyMazon „ Carlos 

Cocay Armenteros ,, Francisco 

Cartayay Cuningham... „ Osear 

Carrillo y Cárdenas ,, Gonzalo 

Castellanos y Mena „ Rogelio 

Cabarroca y Ayala Srita. Eugenia 

Cabarroca y AyaJa Sr. Mosé M. 

CanoyGuzmán ,, José 

Croza y Rojo „ Luiz 

Cuadra yAlemany „ Francisco 

CowleyyFdez. Saavedra ,, Abraham 

Cartaya y Delgado , , Pedro 

Diaz Albertini ,, Osear 

Diaz Albertini „ Jorge 

Diaz y Marcos „ José L. 

Domenech y Crampera... ,, Gabino 

Domínguez y Valdés „ Pedro J. 

Diaz..... „ Arturo M. 

Delgado y Longa „ Adolfo 



DOMICILIOS 

Galiaño 56. 
Jesús del Monte 368. 
Oficios 62. 
Calzada 101, Vedado 
Tejadillo 43. 
Jesús del Monte 266. 
Galiano 7. 
Jesús del Monte 57. 
Mercado Ta^ón 62. 
Bernaza 72. 
Bernaza 72. 
Cerro 612. 
Concordia 116. 
Amistad 83. 
Amistad 83. 
Habana 57. 
Tejadillo 22. 
Tejadillo 22 
Aguiar 71. 
Santa Clara 18. 
San Ignacio 42. 
Animas 43. 
Salud 55. 
Manrique 56. 
Compostela 152. 
Reina 5. 
Lamparilla 34. 
Lamparilla 34. 
Prado 16. 
Sol 70. 

Inquisidor 42. 
Jesús Maria 92. 
Vedado 2,1. 
Concepción 1, Cerro. 
Coocepción 1, Cerro. 
Virtudes 157. 
Corrales 17. 
San Lázaro 101. 
Reina 153. 
Prado 5. 



118 



APELLIDOS 



NOMBRES 



I 



LorainguezyNuñez ,, Conrado 

Domínguez y Cabello ,, Eduvino 

Díaz y Ramos „ Frandsco 

Demestre é Izquierdo „ Mario 

DiazyCarmona ,, Cesar 

Domínguez y Cabello „ Sera pió A. 

Domínguez y Cabello ,, Isidoro 

DíegoyRobbio „ Lucas 

Dírube y Carrera ,, Gustavo 

EcayyTovar ,, Manuel 

Esparza y Morphy „ Felipe 

Eleízehuí y delaCosta... „ Joaquín 
Entralgo yRodriguez.... „ Juan F. 
Eligió de la Puente y G.. „ Antonio M. 
Escaurízay Aguavella... ,, Lorenzo 
Erdman y Hortiguela.... ,, Juan 

Enriquez y Pérez ,, Roberto E. 

Freiré de Andrade y E... ,, Fernando 

Freiré de Andrade y E... ,, Juan 

Fernandez y Mederos.... ,, A^iustin R. 

Fertéy Goieuría ,.... „ Alfredo de la 

Franca y Regueira ,, José Ramón 

Franchi Alfaroy Nvarro ,, Rafael 

Fernandez de Castro ,, Antonio 

Fernandez de ('astro ,, Aurelio 

Fígueredoy Antunez.... ,, Pedro 

Franqui y Verdes ,, Antonio 

Fuentes y Duany ,, Laureano 

Fernandez y Realpozo.. ,, Hipólito 

Fígueiras y Carballido.. ,, Daniel 

Forcade y Jorrín ,, Alfonso 

Fernandez y del Junco. ,, Adolfo 

Fontelay Hernández... ,, Roberto 

Freixasy Lavaggie ,, (luillermo 

Freixas y Lavaggie , Carlos 

Fernández Mayor ,, Fausto 

Fernández Larrinaga... ,, Evelio 

Faes j' Fernandez ,, (>sar J. 

Gelabert y Ban-uete ,, Sebastián 



DOMICILIOS 

Vndado L:M06. 
Cárdenas 14. 
Empedrado 31. 
Manrique 73. 
Manrique 134- 
Cárdenas 14. 
Cárdenas 14. 
lOdeOctubi-e. Regla 
5*, 20 [Vedado]. 
Prado 123. 
Industria 72. 
Águila 216. 
Concordia 24. 
Perseverancia 67- 
Damas 40. 
Concordia 24. 
Compostela 23. 
Carlos III 2. 
Carlos III 2. 
Amistad 52 
Domínguez 2, Cerro. 
Compostela 2. 
San Nicolás 12. 
Egído 2. 
Egido 2. 

ll,ent.L.yM.(ei3[|) 
San Miguel 258. 

División 56 mmmi 

Estrella 103. 
San Rafael 172. 
Cerro 494. 
Manrique 120, 

Venus 87 [ímW 
Calle 9, 132 Vedada. 
Calle 9, 132 Vedado. 
Luz 39. 
Virtudes 102. 
Mango 2 J. del Monte 
San Lázaro 124, 



Í19 



APELLIDOS 


NOMBRES 


DOMICILIOS 


Giquel y Echevarría 


„ Evelio 


Escobar 67. 


González del Valle y N.. 


„ Manuel 


Empedrado 43. 


Guitard y Arburu 


„ Arturo 


Jesús del Monte 590. 


Garganta y Sibis 


„ Jorge 


Cuba 66. 


Gottardyy Franzi 


„ Amoldo 


Habana 96. 


García Bacallao 


„ Gumersindo 
„ (ylaudia 


Indio 14. 

San Miguel 75. 


Grande y de Armas 


Garabito y Pérez 


,, Berardo 


Campanario 126. 


Giquel y Echevarría 


„ Juan B. 


Escobar 67. 


Gutiérrez Sánchez 


,, Miffuel 


Estrella 53. 


González y Diaz 


„ Luis 


Tejadillo 10. 


Garciay Mesa 


„ Julio E. 


Marina 25 GISII ILUGl 


González y Jiménez 


„ Rafael 


PepeAtnnoC||«|lillCOÍ 


Grau y Triana 


,, Baldomcro 


Reina 87. 


Galán y Toñarely 


„ José María 


Calle 9, 54 Vedado. 


González y Abren 


„ So tero 


San Rafael 36. 


.Guerra y Arango 


,, Fernando 


Neptuno 175. 


Gil y Castellanos 


„ lívelio 


Aguiar 71. 


Gómez y Rivero 


,, Manuel Maria 


Aguiar 71. 


García y Hernándaz.... 


„ Osear 


Habana 184. 


García y Hernández.... 


„ Francisco 


Habana 184. 


García é Iznaga ,.. 


„ Ernesto 


Obispo 53. 


Guerra y Estrada 


,, Carlos M. 


San Miguel 111. 


Gómez y Morales 


„ Manuel 


Acosta 86. 


Gavaldáy Roselló 


„ Arturo 


Industria 26. 


Gili y González 


„ Baldomcro 


Neptuno 97. 


Grau y Triana 


„ Ramón 


Reina 89. 


González de Mendoza. 


„ Luis 


San Rafeel 14, 


González y Cué 


„ José M. 


Acosta 66. 


Hernández y Mesa 


„ Ensebio A. 


Amargura 59. 


Herrera y Leyte Vidal. 


„ Francisco 


Cuba 85. 


Hierro y Valdés 


„ Francisco 


Neptuno 193. 


Herrera y Luis 


„ Tulio 


Neptuno 155. 


Herrera y Estrada 


,. Alfredo 


Virtudes 36. 


Heviay Prieto 


„ Alberto 


Calle F, 16, Vedado, 


Hernández y Rodriguez 


„ Cecilio F. 


Animas 24. 


Haass Maier 


,, Enrique 
„ Federico 
„ Enrique 


Consulado 99 [a] 


Haass Maier 


Consulado 99 [a] 


Heymann y Fuentes... 


Calabazar 



120 

APELLIDOS NüM BREvS 

Hoya ¿Infante „ Tomás 

Interian y Rizo , Pedro 

Izaizos y Villar ,, Antonio 

Juncosa y Pnjol „ Uamon 

Jiménez y López „ Adalberto 

Jiménez y López „ Diego 

Juztiz y Valdés „ Juan F. 

Juncosa y Pujol „ Juan 

Juncosa y Pujol „ Emilio 

Juan y Rodríguez „ Alfonso de 

López y Carbajal Srit* María 

López y Carbajtil „ Laura 

Laúd erman y Martínez Sr. Seraftn 

Lauderman y Martínez „ Salvador 

López Sil vero y Oña. . „ José M. 

López Silvero y uña... „ Luis F. 

Larrieu y García M.... „ Igmicio 

Lamary (ialvez „ Oswaldo 

Lufriú y Alonso ,, Rene 

Lazcano y Mazón ,, Antonio 

Loinaz del Castillo ,, Alfredo 

Loinaz del Castillo „ Teodoro 

Lasagay Castellanos. ,, Virgilio 

López Chavez y R ,, Rafael 

LamaryGalvez „ Carlos 

Larrieu y Torre „ Rene 

Llanes y García ,, Carlos 

López Chavez y R „ Rafael 

López Chavez y R ,, Antonio 

LamaryGalvez ,, Carlos 

Moencky Peralta „ Miguel 

Moenck y Peralta „ Germán M. 

Medina y Fabián „ Alfonso 

Mederos y Cabanas.... „ Leopoldo 

Mbjarrieta y üiazabal ,, Emilio 

Méndez y Sánchez „ Carlos G. 

Méndez y Sánchez „ Femando 

Musiera y Jiménez ,, Benito 

Morales y Pedrozo „ Juan 



DOMICILIOS 

Reina t>4. 
Maloja 17. 
Amistad 156. 
Talle C. 5 Vedado. 
Calle 5* 58 Vedado. 
Calle 5* 58 Vedado. 
Refugio 29. 
Calle C. 5 Vedado. 
Calle C. 5 Vedado. 
Pocito lü. 
Paseo 1, Vedado. 
Paseo 1, Vedaxio. 
Jesús del Monte 380. 
Jesús del Monte 380. 
Calle C. 10 Vedado. 
Calle C. 10 Vedado. 
Rayo 42. 
Empedrado 21. 
Gervasio 105. 
Trocadero 103. 
San Lázaro 336. 
San Lázaro 336, 
Reina 98. 
Cerro 549. 

Empedrado 21. 

Zulueta 71. 

Habana 20. 

Cerro 549. 

C^rro;549. 

Empedrado 21. 

Animas 20. 

Animas 20. 

Amargura 15. 

Monte 159, 

Cerro 480. 

Refugio 24. 

Refugio 24. 

Peñalver 74. 

J.entr.9yll.Vedado 



121 



Al^ELLIDOS NOBMRES 

Mejias y Rivero ,, Norberto 

Mederos y Cabanas „ Tomas S. 

Márquez y Oria „ Luis 

Monteagudo y López.. „ Humberto 

Montero y González... „ Manuel 

Morales y Pedroso ,, Agustín 

Montero y Saladrigas „ José E. 

Montoro y Saladrigas „ Rafael 

Muxó y Torress ,, Alberto 

Martínez Fortun y F.. „ (lonzalo 

Marti y Fors ,, Sebastian 

Muñoz y Rodríguez ,, Luis 

Muñoz y Rodríguez ,, Rafael María 

Medina y Pérez „ Ramón 

Nuñez y Meza „ Rafael 

NuñezyMeza „ Delio 

Nadal y Rouvier ,, Florencio 

Nodarse y Nodarse „ Gaspar 

NuñezyMeza ,, Mario 

NovoyCasey ,, José 

Navarrete y Paula ,, Juan M. 

Ors y Bellido de Luna, „ José A. 

Orihuelay Sandoval.. „ Rafael A. 

Orihuelay Sandoval.. „ Gustavo 

OrellayDiaz „ Pablo 

OrganesyDuró „ Francisco 

OTarrill y Alvarez „ Arturo 

Oro y Vizcaíno „ Joaquín 

Obregón y Ferrer „ Armando 

Pereira y Montejo....-s „ Manuel R. . 

Pérez y Hernández „ Antonio 

Pérez y Bravo „ Luis 

Portas y Rodríguez.... ,, Rafael 

Pedroso y Hernández. „ Jacinto 

Pérez y Fariñas „ Ángel 

PuigFdez. deVelazco. „ Alfredo 

Pazos y Boada „ Rafuel 

Prieto y Martínez „ Augusto 

Pereira y Ruiz „ José M. 



DOMICILIOS 

Jesús María 32. 
Maloja 12. 
Neptuno 145. 
Tulipán 18. 
Reina 14. 

J. entr. 9 y 11. Vedado 
Neptuno 192. 
Neptuno 192. 
Cuba 124. 
Campanario 126, 
Neptuno 80. 
Escobar 80, 
Escobar 80. 
San Lázaro 28. 
Industria 2. 
Industria 2. 
Amistad 59. 
San Miguel 79. 
Industria 2. 
Cerro 606. 
Agiar 71. 
Sol 51. 

Calle 2, 16 Vedado. 
Calle 2, 16 Vedado. 
Maloja 13. 
Monte 120. 
Jesús María 64. 
St^ Lucía 2 Maríanao 
Villegas 79. 
Acosta 110. 
Consulado 15. 
Reina 107. 
Amargura 57. 
Escobar 98. 
Inquisidor 54. 
Habana 54. 
Apodaca 71. 
San Miguel 176. 
C. 17 n^. 19 Vedado 



122 
APELLIDOS 



NOMBRES 



Port^^la y Pórtela „ José de J. 

Perovani y Sequeira... ,, Rafael 

Pintonet y Darnia „ Sebastian 

Pórtela y MoUer ,, Guillermo 

Planas y Valladares.. „ Mario 

Pacheco y Alfonso „ Manuel 

Pardo y Fernandez... „ José R. 

Parajon y Amaro ,, Amando 

PerezyFerrer „ Ant(mio 

PerezyFerrer ,, Joaquín 

QuesadayDoy • ,, Luis 

Quiñones y Abreu ,, Aurelio 

Quijano y Riodo „ Victor 

QuijanoyBuxó ,, Ricardo 

Romero y Nussa „ José 

Rodríguez y Aragón. ,, Raúl 

Riva«yAbreu ,, Manuel 

Robert y Morlans „ Mario 

Rodríguez Corea y C. ,. Emilio 

Rodríguez Feo y R. A. ,, José J. 

Rodríguez y Martinez ,, Ricardo 

Rodríguez 3^ Muñiz.... ,, Jorge 

Rentoy Lanciríco ,, Alfredo 

Rivero y Pegudo „ José G. 

Rodríguez Aragón.... ,, Rafael 

Rosa Hernández ,, Francisco 

Rodríguez y Sigler... ,, Fernando 

Ruiz y Comesaña ,, Gastón 

RivasyBermudez ,, Antonio 

RecioyFors „ Alfredo 

Rodríguez Wals ,, Ensebio 

Reyes Gavilán y B.... „ José 

Robert Morlans Srt* María 

Santa María y Vilá.. Sr. Rafael 

San Martin y Saez Rene 

Saens y Ricart ,, Braulio 

Saensy Basarrate.... ,. Serafín 

Suarez Solar y Lamas ,, Leopoldo 

Suarez y Martin „ Luis 



DOMICILIOS 

Cerro 556. 
Águila 28. 
Lealtad 112. 
Animas 107. 
Cristo 16. 
Pinera 17 Cerro. 
Águila 92. 
C. 9, n^ 43 Vedado. 
M. Gómez 21 /Guana- 
M. Gómez 21 \ bacoa. 
Estrella 120. 
San Rafael 36. 
Campanario n' 66. 
Chacón 24. 
Estevez 45. 
San Miguel 148. 
Zanja 26. 
Peñón 8, Cerro. 

A. Castillo 64 Ga»n*b«»« 

Industria 10, 
Trocadero 59. 
San Miguel 131. 
Salud 13 
Manrique 113. 
San Miguel 148. 
Baños 2, Vedado. 
San Miguel 178. 
Suarez 53. 
Tejadillo 34. 
Aguiar 71. 
Monte 400. 
Industria 25. 
Peñón 8, Cerro. 
Aguiar 11. 
6* n^ 16 Vedado, 
6^^ n^ 94 Vedado. 
Manrique 47. 
Cerro 604. 
Escobar 172. 



APELLIDOS 



NOMBRES 



128 
DOMICILIOS 



Soler y Montes. „ Emilio 

Sánchez y Mauso ,, José A. 

Sarachaga y Galvez.. „ Raúl 

Sánchez y Mouso „ Joaquín 

Santa Mana y Vilá... „ Alfonso 

Santa Mana y Vilá... „ Rafael 

Suarez Solar y Lamas ,, Gabriel 

SolisyValdes Francisco 

SolisyValdés „ Oliverio 

Sánchez y Roig „ Mario 

Sánchez y Silveira „ Manuel 

Sánchez y Sayas „ Fernando 

San Martin y Saens... „ Olimpia 

Suarez y Gutienez.... ,, Rene 

Suarez y Gutiérrez.... „ Juan 

Sarracent y Pedro „ Augusto 

.Suarez y Roig „ Pablo 

Sánchez y Ganáis „ Emilio 

Sánchez y Penichet.... ,, Félix 

Sequeira y Figueroa.. „ Eduardo 

Sánchez y Alfonso „ Alberto 

SabourinyPoo „ Emilio 

Tarzenzki de Lipa y H „ Luis A. 

Tabemilla y Dolz „ Francisco 

Tejada y Lima „ Carlos M. 

Taboada y Boloña... „ Carlos 
ToñarelyyMendizabal ,. JoséR. 

Travieso y López Srt* Maria de J. 

Travieso y López „ Isabel 

Trujillo y Cuevas Sr. Miguel 

TarafayCruz „ Luis 

Trujillo y Zequeira.... „ Andrés 

Ürbizu y Martínez „ Alejandro 

Villar y Cruz „ Lorenzo 

Valdés Latorre „ Evelio 

Vesa y Sansariq .... „ Eugenio 

VillavicencioyMtnez. „ Eligió 

Varona y Arango „ Gustavo 

Varona y Castillo „ Carlos M, 



Corrales 3. 
Blanco 35. 
Águila 56. 
Blanco 15. 
Aguiar 11. 
Aguiar 11. 
Cerro 604. 
Escobar 82. 
Escobar 82. 
Cerro 827. 
Campanario 1. 
Cerro 560. 
6*, 16 Vedado, 
Monte 225. 
Monte 225. 
Compostela 172. 
12* n'? 6 Vedado. 
Cerro 685. 
C. 12 n^ 6 Vedado. 
S. Francisco 19 (a) 
Cerro 827. 
Reina 64. 
Santos Suarez 27. 
Habana 156. 
Cerro 479. 
J, del Monte 288. 
Linea 93. Vedado. 
Chacón 3. 
Chacón 3. 
Animas 13. 
Domínguez 9, Cerro 
San Lázaro 86. 
Concepción 1 Cerro. 
Vives 52. 
Animas 67. 
Maloja 117. 
Salud 24. 
Hospital N^ 1. 
Manrique 4, 



127 

DIRECTORES 

te lia tenido el Instituto de la Habana desde 
8u creaelón Itasta la feclta. 



NOMBRHS 



figOHA DB Sü TOMA 
DB P08B8I0N 



O. Antonio Bachiller y Morales 

, José Francisco Mantilla 

. Antonio Blanco y Fernandez.... 

> Manuel Espinosa é Inéa 

, Rafael Pollatosy García 

Fermin Rosillo y Alguier 

Ldo. José Domenech ySesé , 

Ricardo Parejo y Albadalejo , 

Fernando J. Kevnoso y Romero 

. José Rosado y Cambriles :...., 

lo. Manuel Sanguily y Garritte 

. Eduardo F. Plá 



28Spbre. 18»Í3 
3. Marzo 1869 
TSpbre. 1869 
Interino. 

19 Abril 1873 

29 Ocbre, 

10 Ocbre. 

11 Spbre. 
3 Enero 

Interino 
19 Dcbre. 1899 
19 Mayo 1902 



FBOHA 
BN QUB OBSARON. 



1^ 

7 

4 

16 

29 

1873 10 

18741 11 

1875 i 3 

1881 



18 
19 
19 



Marzo 

Spbre. 

Agsto. 

Abril 

Ocbre. 

Ocbre. 

Snbre. 

Enero 

Mayo 

Dcbre. 

Mayo 



1869 
1869 
1871 
1873 
1873 
1874 
1875 
1881 
1899 
1899 
1902 



reí. ACIÓN 

de los Catedráticos que ha teoido este Istituto desde sa creación 

hasta la fecha. 



Antonio Bachiller y Morales Sr. 

Emilio Auber ,, 

Antonio t'agle „ 

Manuel Fernandez de Castro „ 

José Ignacio Rodríguez ,, 

Paulino Alvarez Aguiiiiga ,, 

Joaquin (íarcia I^ebredo „ 

Manuel Felipe Tagle „ 

Fernando Pa^z „ 
Jesús Benigno Galvez y Alfonso ,, 

Cristóbal de Mendoza ,, 

José Lima y Parra „ 

Juan Domingo Laquirica ,, 

Fulgencio Ll(»rens ,, 

José Garcia Toledo ,, 

José Jofre de Maria Santísima ,, 

Manuel José (Jañizares „ 

Ramón Querol ,, 

Justo Lima y Maclas ,¡ 
Francisco de Armas y Martínez „ 



José Francisco Arango y La mar 
Torcuato Artola y Guerrero 
Manuel Alvarez y Valdés 
Antonio Blanco y Fernandez 
Baltnsar Velazquez 
Andrés Maria Foxá 
José García Arboleya 
Pedro Y. Selva 
José de J. García 
Cayetano de Arazoza y Fontani^ 
Pedro Francisco Almanza (lia. 
Pedro Arias y Avalos 
Tomás Caballero é Heillinger 
Bonifacio Avila y Hernández 
Adolfo Gallet y Duplesis 
José Domenech y Sesé 
Claudio Sabourin 
Rafael Poyalos y García 
Fermin Rosillo y Alquier 
José Francisco Berges 



180 



ILÜIIOS imiCULXDOS 
es este Instituto en las distintas ensefianias desde si fnndaciÓD. 



CURSOS 


IFUIIl 


Ntnu 


IIIK 


IIIESTItt 


TOTAL 


1863 A 1804 


368 
288 
124 
163 
199 
106 
208 
141 
123 
663 
158 
393 
420 
229 
538 
422 
659 
391 
202 
347 
341 
283 
408 
424 
320 
279 
246 
?66 
367 
246 
240 
235 
230 
147 
160 
91 
202 
202 i 
192 i 
364 


275 

452 

410 

519 

696 

933 

588 

579 

597 

693 

583 

968 
1000 
1062 

955 

979 

802 
1250 

131 
1429 

963 

985 

987 
1068 

960 

997 
1036 
1056 
1055 
1043 
1057 
1045 

934 

644 

686 

278 
79 

170 , 
91 ' 

117 [ 

1 

f 




20 
24 

7 
11 
29 


663 


1864 á 18()5 




764 


1865 á 1866 


541 


1866 á 1867 




693 


1867 á 1868 




924 


1868 á 1869 




1039 


1869 á 1870 






796 


1870 á 1871 






720 


1871 á 1872 







720 


1872 á 1873 




1356 


1873 A 1874 




741 


1874 á 1875 


1 


1361 


1875 á 1876 


.1 


1420 


1876 á 1877 






1291 


1877 á 1878 






1493 


1878 á 1879 






1401 


1879 á 1880 






1461 


1880 á 1881 




98 

189 

227 

213 

215 

300 

302 

318 

260 

276 

207 

171 

164 

175 

,187 

137 

116 

113 

32 


1739 


1881'á'1882 




522 


1882V1883 




2003 


1883 á 1884 




151T 


1884 á 1885 


1483 


1885 á 1886 




1693 


1886 á 1887 




1794 


1887 á 1888 


93 
198 
216 
327 
363 
340 
452 
465 
425 
575 
521 
471 

17 

46 

77 
116 

rOTAL. 


1691 


1888 á 1889 


1732 


1889 á 1890 


1774 


1890 á 1891 


1956 


1891 á 1892 


1956 


1892 á 1893 


1793 


1893 á 1894 


1924 


1894 á 1895 


1932 


1895 á 1896 


1726 


1896 á 1897 


1482 


1897 á 1898 


1480 


1898 á 1899 


872 


1899 á 1900 


29« 


1900 á 1901 




418 


1901 á 1902 




360 


1902 á 1903 




597 










50,1266. 









131 

ALOMNAS MATRICULADAS 
en este Institnto desde i879 hasta el Corso de 1902 á 1903. 



CURSOS 


NUM. 
DC ALUMNAS 


CURSOS 


NUM. OC 
ALUMNAS 


TOTAL 
QENCRAL. 


1879 á 1880 


17 

10 
4 
17 
13 
22 
27 
1 26 
8(5 
24 
88 
38 

267 


1891 á 1892 

1892 á 1893 

1893 á 1894 

1894 á 189.-) 

1895 á Í896 

1896 á 1897 

1897 á 1898 

1898 á 1899 

1899 á 1900 

1900 á 1901 

1901 á 1902 

1902 á 1908 


27 

27 
19 
23 
21 
18 
76 
8 
ñ 

2 
2 
6 

234 


44 


1880 á. 1881 


37 


1881 á 1882 


23 


1882 á 1883 


40 


1883 á 1884 


34 


1884 á 188.-) 


40 


188.=) á 1886 


1<»3 


1886 á 18S7 

188-, á 188^ 

1888 á Í8S9 

18.S9 á 18Ü0 

1890 á 1891 


34 
41 
26 
40 
1 39 








501 









132 



lia.bid.08 en este Instituto desde su fundación 



DE BACHILLER 



CURSOS 


r 

i' 


Núin. de 
AliiinnoN. 


CURSOS 


Núni. 
de Alunniuii. 


18()8 h 18(>4 


' 


9(5 i 1881 A 1882 

(54 , 1882 A 188;l 

128 ; 1883 A 1884 

(57 1 1884 á 1885 

58 ' 1885 A 188(5 

51 ' 188(5 A 1887 

70 . 1887 rt 1898 

84 ' 1888 A 1889 

70 . 1889 A 1890 

138 1890 A 1891 

104 ' 1891 A 1892 

201 ' 1892 A 1893 

152 : 1893 A 1894 

123 , 1894 A 1895 

1(55 ' 1895 A 189(5 

27(5 ! 189(5 A 1897 

2.'S5 1 1897 A 1898 

154 1 J898 A 1899 

1899 A 1900 




252 


18(54 a 18(55 


1, 


22!>i 


18(55 á 18(5(5 


1 
1 


l(i9 


18(56 á 18(57 




1.34 


1867 á 1868 


< 


1.--I 


18(58 á 18(59 




19(5 


18(59 ft 1870 

1870 á 1871 

1871 á 1872 


•; 


204 
200 
219 


1872 á 1878 




243 


1878 á 1874 

1874 á 1875 




2.37 
230 


1875 á 1876 

1876 á 1877 




270 
243 


1877 á 1878 

1878 á 1879 

1879 {\ 1880 




235 
249 
2(59 


1880 á 18ÍS1 




149 




' 


(54 


DE ija(;hiller en letras y CIENí^ 


lAS 




CX'IÍ 


sos 

1901 
1902 
1 90:{ 




ALIM 


NOS 






1 

i 
1 






1900 A 

1901 A 

1902 A 


15 
44 
37 







i.-w 





] 


DE peí 


UTO M 

AliininoH 


[ERCA 

Ciirs» 
1891 á 


NTIL 

>s Al 




CUJ 


á 


>S 1 




iimiioH 


1HS:3 


84 


_ 


19 


1892 


15 


iss-t 


n 


85 




9 


1892 á 


1893 


24 


ISKo 


á 


8<) 


31 


1893 íí 


1894 


32 


18S(> 


á 


87 1 


18 


1894 k 


1895 


26 


1NS7 


á 


88 V 


23 


1895 á 


1890 


38 


1.SS8 


á 


89 


23 


189(5 A 


1897 


35 


1.SS9 


á 


9t) 


13 


1897 á 


1 898 


40 


18<)() 


á 


91 

^1 


12 


1898 á 

1899 á 


1899 
1900, 


1(5 
5 








DE PERITO MECÁNICO 






1SS(> 


n 


87 


4- 


1893 i'i 


1894 


3 


1SM7 


á 


8S ' 


3 


1894 ñ 


1 895 


1 


1SS8 


á 


89 


8 


1895 i1 


189(5 


7 


ISSÍ) 


á 


9t> 


(> 


189() n 


1897 


(5 


ls<)() 


í1 


91 i| 


3 


2897 íi 


1 898 


5 


isíU 


á 


9.2 


9 


1898 á 


1 899 


7 


1n9l> 


á 


9.1 


2 


.1899 á 


1900, 


1 






DE PERITO químico 






iss(; 




87 


12 


1893 (\ 


1894i 


12 


iSsT 


a 


88 


00 


i 1894 á 


1895. 


5 


ISSH 


i1 


89 


7 


1895 A 


189(5! 


4 


18SÍ) 


á 


90 ¡ 


4 


189Ü á 


1897 


9 


18ÍK^ 


á 


91 


1 


1 


1897 á 


1898 


(> 


1S91 


á 


92 




() 


1898 á 


1 899 


4 


1SÍ)2 


á 


9;i 




7 


1899 á 


1900. 


1 






DE 


PROFESOR 


MERCANTIL 






Ciirso8. 






Aliiiiiiios. 




l.sí)Ü 




n 1 900 






(5 




1900 




á 1901 











1901 




á 1902 






1 




190:2 




)i 190.{ 






1 








DE 


PILOTO DE ALTURA 






JílOO 




a 1901 






1 




1901 




á 1902 






1 




1902 




á 1903 












i:u 



RELACIÓN 

nominal de los Oficiales y Escribientes que ha tenido la Secretaría 

de este Instituto desde su creación hasta la fecha. 

OFK lAI.ES PUIMP]R()S 
Sr.rriHtobnl Mantilla vl'eñalver Sr. Pedro Ortiz v Villanas. 



Manuel N. Hdez. v ValdeH. 



Francisco (i. Abren y de la 
Tori-e. 



,, Arturo Sánchez y Hodri^rnez. 

()Fl(ÍALi:S SKÍJFNDOS 
Kr. Enrique Hdez. Miyaifs. Sr. Aurelio Vidnl y IU^cíii-hv. 

i:S( RIBIKXTES 



Sr. Valentín Tapia y Valverde. 
,, Joaquín M. Leal y de la 

Torre. 
„ Lino Carballo y Fnlapilleta. 
,, Faustino Tapia v Valvenle. 
., Pablo Valdes. ^ 
,, Mariano Andreu y Sirvent. 
,, Francisco Ramos Aiineida. 
,, Ramón Sicre y Justiz. 
,, Manuel Fernández y Valdes. 
,. Andrés Arango y Lámar. 
,, Blas Ariza. 

,, Francisco de P. (iranados. 
„ Santiago Bonachea. 
,. Joaquín Ariza. 
., Francisco (iarcía ('nntos. 
,, Silvestre Bellón. 
,, José (iranados. 
,, Antonio Vevtia y Ortiz. 
,, Domingo Cliaple y (i al vez. 
,, Silvestre Jiménez y Xuñez. 
., Ignacio ííarrido y' Montero. 
,, Pablo Betancourt y Ron- 
quillo. 
„ José de Rosalía. 
,, Justo G. Hdez. y Valdes. 
,, Ricardo Gastón V Ralló. 



Sr. Francisco de Cárdenas v 

O'Farrill. 
., Juan Montalvo. 
,, Luis (i. Hernández. 
,, José Ant*' López y Pacarrossi 
,, Ricardo Gaamaño. 
,, Arturo Sánchez y Rodrig^iez. 
,, José Bache y Yapes. 
,, Pedro Ortiz y Villfirias. 
,, Dionisio Vega y Aldudo. 
,, José Ordoñez y (íiraldo. 
,, Luis Iglesias y' Bouza. 
,, José Marino y Fromesta. 
,, Fndo. González y Veranes. 
„ José Moreno y Hernández. 
,, Justo W (i.ircía Menéntiez. 
., Manuel (ionz^dezy Fdez. 
,, Manuel Bayo y García de 

Pardo. 
,, Manuel Mtnez. y Mtnez. 
„ Aurelio Vidal y Recai-ey. 
,, Emilio Xuñez y López. 
,, Manuel G. Abren y Nuñez. 
,, Mariano del Portillo y Pla- 

sencia. 
., Julio Domínguez y Roniay. 
,, Manuel Hdez. Mivai-es. 



INFORMES 






ESCUELA DE NÁUTICA 

El 8 de Octubre de 1902 el Sr. Luis García Carbonell, propie- 
tario y Director de una Academia Particular de náutica presentó 
al Sr. Secretario de Instrucción Pública una instancia pidién- 
dole la incorparación de la referida Academia al Instituto de Se- 
gunda Enseñanza de esta ciudad como lo están los Colegios de 
Segunda Enseñanza. 

El Sr. Secretario de Instrucción Póhlica envió la mencionaxia 
instancia al Director del Instituto para que reuniese el Claustro, 
discutiese ampliamente el asunto y emitiese su parecer fundado, 
en relación con la importancia que entraña la materia y los pre- 
cedentes legales que rigen en ese Instituto. 

A fin de que la Junta de Profesores tuviera exacto conoci- 
miento del asunto sobre el que había de resolver, el Director 
encargó al Sr. García Baylleres, Profesor de la asignatura de Cos- 
mografía y Pilotaje y de la antigua Escuela de Náutica, la redac- 
ción de un minucioso informe con todos los antecedentes que esti- 
mase necesario. 

Este informe se leyó en la sesión que celebró la Junta de Pro- 
fesores el dia 16 de Octubre del mismo año; en vista de la impor- 
tancia de la materia ésta acordó se diera á cada uno de los Sres. 
Profesores una copia del informe, á fin de que en la inmediata 
sesión se pudiera, con conocimiento y estudio del caso, informar 
lo que tuviera cada uno por conveniente. 

En la sesión de 4 de Noviembre se dio nuevamente lectura al 
informe del Sr. Baylleres. Después de la oportuna deliberación se 
acordó nombrar una Comisión compuesta de los Sres. Muxó,Ala- 
millá y el mismo Sr. Baylleres para que propusiera el plan que de- 
bía seguir se en esos estudios. 

En la sesión del 15 de Noviembre se aprobó el informe del Sr. 
Baylleres y el plan propuesto por la Comisión designada en la se- 
BÍón anterior, que es como sigue: 



138 

Rrhpetable Claustro. 

Designado por el Sr. Director de este Instituto de Segunda 
Enseñanza, para que en vista de una instancia presentada al Sr. 
Secretario de Instrucción Públicaen que se interesa la incorporación 
en este Instituto de una Academia particular de Náutica que se 
piensa establecer en esta ciudad; los precedentes legales que rijan 
en el Instituto y todo a(|ueIlo que sea i)ertinente al asunto de 
referencia; cumple á mi deber recordar ciertos ])nrticulares A este 
objeto, y proponer al reHi)etable Claustro de este Instituto para 
que, si á bien lo tiene, y después de am|)lia discusión, acepte lo 
que en esta se propone. 

Recordamos que existió en esta Ciudad déla Habana, una 
modesta Escuela de Náutica cuya fundación se debió á varios 
señores particulares que, abundosos en los mejores deseos, dignos 
de imitarse, proporcionaron con esta fundación á la juventud de 
esta Isla los medios de adquirir una profesión honrosa y al mismo 
tiempo de utilidad inmediata La enseñanza era deficiente, pero 
aun así la dicha Escuela adquirió tal i)restigio fuera de la Isla 
que sus alumnos, concluirla la practica sufrían el examen para 
aspirar al título de Piloto de Altura, examen que se verificaba en 
los diferentes apostaderos de España y más tarde en el de la Ha- 
bana, siempre obtenían las mejon*s notas, habiendo llegado el 
caso de que alguno de los Tribunales examinadores, compuesto 
de Oficiales de la Afarina Militar, enterados de la procedencia del 
candidato desistían dol examen, manifestando. ^^íjue era suficien- 
te garantía de ¡doneidT?d o\ certificado expedido por la Escuela de 
Náutica de la Habana". Así fue que teniendo necesidad, en cierta 
época, dicha Marina de Oficiales, fueron admitidos á ocupar pues- 
tos de tales, los alumnos déla escuela de la Habana, debiendo 
advertir, advehtentia mív skínificativa, qne para ello fueron 
postergados alumnos de las diferentes escuelas de la Península. 
Este hecho, y tantos otros, dan el mentís más completo á los que 
tan injusta y gratuitamente han negado, y por sistema siguen 
negrando á los hijos de Cuba aptitud para todo estudio serio. 

En dicha escuela eran admitidos como alumnos los jóvenes 
que teniendo cum])lidos catorce años de edad.ficreditaban, previo 
examen, el conocimiento de his sijjruíentes niatenas: 

1^ Doctrina fiistíana. 
2^ Lectura. 
3^ Escritura. 



4*^ Gramática Castellana con ejercicios de oi-tografía, 

5^ Principios de Aritmética. 

6° Nociones de Geografía Física y Política. 

En la Escuela se hacían los siguientes estudios: 

Primer Año. 

Prime/- .se227esf7v;—Aritmética y Algebra hasta ecuaciones dé 
2^ grado y teoría y aplicación de los logaritmos. 

Segundo íféí/üe.sí/'e:— Geometiia elemental y Trigonometría 
rectilínea y estericrt. 

Ses^undo Año. 

Primer Semestre:— -Vosmografía aplicada A la navegación. 
Segundo semestre .-—Vilotale y maniobra. 

Terminados estos estudios, examinado y aprobado el alumno, 
por un tribunal compuesto de dos miembros de la Junta de Fo- 
mento primero y posteriormente de dos de la Sociedad Económi- 
ca y del Director de la Escuela, se expedía por este último una 
certificación con el Vt"^ Hn*^ del Presidente de la Junta 6 el de la 
Sociedad antes dicha. La expresada certificación daba derecho 
al alumno para pasar á la práctica de la navegación, la 
cual efectuaba en clase de Agregado en los buques mercantes es- 
pañoles: el título de Piloto ya he dicho anteriormente como se 
obtenía. 

Los estudios eran completamente gratuitos. 

La decadencia de esta Escuela, entre otras muchas causas, 
fueron: la incautación por el Gobierno español de los bienes pro- 
pios de ella y también, en gran parte, por el porvenir oscuro y 
miserable que la profesión brindaba entonces á los hijos de Cuba. 

Por real orden comunicada al Gobernador de la Isla, con fe- 
cha 2 de Julio de 1866 fué aprobado el Reglamento de las Escue- 
las Profesionales y Preparatorias de la Habana para carreras 
superiores. Una de dichas Escuelas era la Profesional de Náutica, y 
para ingresar en esta Escuela se requería: 

1^ Tener catorce años de edad. 

3^ Haber estudiado académicamente: 

Elementos de Aritmética y Algebra, hasta ecuacionss de se- 
gundo grado inclusive y teoría y aplicación de los logaritmos; 
elementos de Geometría y Trigonometría rectilíneas; dibujo lineal 
hasta copiar los varios órdenes de aríjuitectura. 



140 

S*^ rfer aprobado en un examen de las materias anteriormen- 
te dichas. 

4^ Abonar quince escudos por la matricula. 

La carrera de Náutica comprendía dos secciones: 

1» La de Piloto. 

2* La de construcciones navales. 

La segunda sección no llegó á crearse. 

La primera seociñn se dividió en los siguientes años y asigna- 
turas: 

Primer Año. 

Geografía Física y Política. 
Física Experimental. 
Cosmografía. 

Ses:undo Año. 

Pilotaje y Maniobra. 

Estudio práctico en los buques. 

Terminados los estudio.^ anteriores», examinado y aprobado 
el alumno se le expedía una certificación por la Escuela. 

La práctica se hacía como anteriormente hemos dicho, y el 
título de Piloto se obtenía en uno de los Departamentos de Mari- 
na, ó apostaderos, facultados al efecto. 

Suprimida la Escuela General preparatoria, los estudios de la 
carrera de Náutica se d*íbieron refundir en los institutos de Segun- 
da Enseñanza, pero esto no llegó á realizarse, quedando de hecho 
suprimida esta carrera. 

Creada más tarde la escuela Profesional de la Isla de Cuba, 
debía haber quedado establecida en ella la Escuela de Náutica, 
pero tampoco así se hizo, y solo después de transcurridos algunos 
años se estableció en dicha Escuela una asignatura con el nombre 
oe Cosmografía, Pilotaje y Maniobra, encargándose de explicarla 
á uno de los profesores de esta Escuela, al que se le asignó una pe- 
queña gratificación. 

En este nuevo periodo los estudios se hacían de la manera si- 
guiente: 

1^ Examen de admisión [primera enseñanza superior] 

Primer Año. 

Aritmética, Algebra y Dibujo Lineal. 

2^ Preparatoria. 



14J 

Segundo Afio. 

Geometría, Trigonometría y Dibujo de Adorno; 

Tercer Afio. 

Geografía Física y Política: 
Física experimental: 
Dibujo Topográfico; 

Cuarto AfiOé 

Cosmografía, Pilotaje y Maniobra; 

El tercer año se estudiaba en el Instituco de Segunda Énse« 
ñanza, excepto la clase de Dibujo* 

Al cesar la soberanía española continuaron los estudios de 
esta carrera sin altera^ción alguna hasta que por la Orden n^ 171, 
de 24 de Abril de 1900, en su disposición final, se disponía que la 
asignatura de Cosmografía, Pilotaje y Maniobra que constituía 
una Cátedra establecida en la Escuela Profesional, continuara 
explicándose con carácter de alterna desde l^de Mayo de 1900 en 
el Instituto de la Habana. 

Como en la expresada orden no se alteraba el Plan de estu- 
dios, se ha continuado el que con anterioridad venia siguiéndose, 
constituyendo hoy los estudios de esta carrera los mismos que 
anteriormente se seguían ; debiendo advertir que todos los estu- 
dios se cursan hoy en este lnstituto,menosel deDibujo Lineal, que 
se aprueba en la Universidad 6 en la Escuela de Artes y Oficios. 

Desde luego salta á la vista menos perspicaz lo deficiente que 
son hoy estos estudios dada la importancia que ha adquirido esta 
carrera y el porvenir lisonjero y ¡quizas gloriosol que espera á la 
juventud cubana: ni Inglaterra, ni los Estados Unidos del Norte 
de América, serían hoy las dos primeras naciones del mundo sino 
contaran como cuentan,con tan poderosas Escuadras; y una y otra 
deben su numerosa Marina Militar á la potente savia de su mari, 
na Mercante. Hoy por hoy Cuba debe fomentar^ esta, para que 
en no lejanos tiempos surquen en todos los mares naves que os- 
tenten orguUosas la bandera de la estrella solitaria. 

En vista de lo anteriormente manifestado el que suscribe pro- 
pone á este respetable Claustro. 

1^ La crea<5Í6n en este Instituto de una Escuela de Náutica, 
2^ Que es prematuro conceder hoy la incorporación á este Ins- 
tituto de una Academia 6 Escuela de Náutica particular, por no 



142 

existir establecida dicha Escuela en este Instituto, por cuya ra* 
zún no debe acceilerse á la pretensión del Sr. Julio O. Carbonell. 

3^^ Que aprobados los artículos anterioivs se pr<)p<ui*:a al 
Secretario de Instrucción Publica el adjunto cuadro que consti- 
tuirá para lo sucesivo el estudio de la carrera de Piloto. 

Examen de admisión (el que se exi^re para ingreso en la Se- 
gunda Enseñanza]. 

Primer Año. 

Aritmética v Algebra 
Dibujo Lineal. 
Geografía Física y Política. 
Inglés 1er. curso. 

Se]i:undo Affo. 

Geometría. 

Física 1er. curso. 

Dibujo Geográfico e Hidrográfico. 

Inglés 2^ curso. 

Tercer A fio, 

Trigosometria rectilíneay Esférica (aplicada ala navegación) 

Cosmografía aplicada A la navegación. 

Fisica, 2'' curso. 

Nociones de Derecho marítimo internacional. 

Inglés 3*^ curso. 

Cuarto Año. 

Física especial (máquina de vapor, magnetismo y metereo- 
logía). 

Pilotaje y Maniobra de buques. 

Geografía del mar (estudio especial de las corrientes maríti- 
mas). 

Las asignaturas que han de estudiarse además délas que 
puedan aprovecharse de la Segunda Enseñanza son: Trigonome- 
tría rectilinea y esféiica aplicada í\ la navegación: Dibujo Lineal, 
Geográfico é Hidrográfico, Cosmografía aplicada á la navegación. 
Pilotaje y maniobra de buques; y un curso especial de Fisica y. 
Geografía del mar. 

4^ Que quede subsistente en todas sus partes cuanto se dis- 
pone en la comunicación que con fecha 2i> de Febrero de 1901 
dirigió al Sr. Director de este Instituto el Sr. Secretario de Ins- 
trucción Pública. 



U3 

n^ Que los ejercicios de grado para aspirar al título de Pilo- 
to debe te¡ier lugar precisameiisr) (»n í^Mí^ Instituto, siendo por 
coiisi;i:uÍHn te el expresado Instituto el único autorizado para la 
expetJi'ión de títulos de Piloto; quedando asi debidann^nte cum- 
plimentada la disposición del Sr. Secretario de Instrucción Públi- 
ca de fecha 6 de Junio de 1900 dirijida al Sr. Director de este 
Instituto. 

6^ Que para llenar cunipliadamen te lo que se propone en el 
número 3^ se creen en este Instituto dos nuevas Cátedras, una de 
Dibujo Lineal y Dibujo (ireogréflco é Hidiográñco, y otra de Pi- 
lotaje y maniobras de buques y Geografía del mnr. 

Es todo cuanto tenjro (lue hacer presente al respetable (laus- 
tro. — Habana, i*^ de Noviembre de 1902. — Firmado: — Dr. José 
Géircm Baylleivs. 






INFORME GENERAL DE LA ENSEÑANZA 

DURANTE EL CURSO DE I9O3 A I9O4 



Sr. Secreta kio dk Instrucción Publica. 
Señor: 

Tengo el honor de remitir á Vd. un informe general de la la. 
bor realizada en el Instituto déla Habana durante el curso de 
1902 á 1903, con el ñu de que pueda formarse una idea exacta 
del método que cada profesor siguió en la explicación de su res- 
pectiva asignatura, de los resultados que obtuvieron, del número 
de alumnos que á cada cátedra concurrió, su aplicación y 
aprovechamiento; así como de las modificaciones que á juicio del 
catedrático deben introducirse, para hacer más evidentes y segu- 
ros los frutos del actual plan de enseñanza. 

Tiene por fundamento este informe general los parciales que 
obtuve de los profesores, ampliados con otras muchas considera- 
ciones que me sugirieron la constante observación, el estudio y el 
cambio mutuo de impresiones con el Claustro. 



CURSO PREPARATORIO 

El Curso Preparatorio, dividido en dos grupos, uno de Letras 
(A) y otro de Ciencias (B), para cuyo ingreso no se exige edad, 
sinosolohaber recibido la enseñanza primaria elemental, consta 
de nueve asignaturas. Aun cuando de ellas no se estudian más 
que los rudimentos, siempre resulta muy recargado, para la edad 
de los alumnos que en él se matriculan, por lo general de 10 á 12 
años. 

Sería muy conveniente reducir el numero de dichas asignatu- 
ras, bien dividiendo el Curso Preparatorio en dos años, ó trasla- 



9 



146 

dando algunas á la 2* eiisefuin.ía, con laa que pudieran formarae 
uno ó dos grupos mas, como así lo indican alíennos profesores. 

En atención á la corta edad de esos alumnos y á otras consi- 
deraciones de orden fisiológico y ped¿igógico, mantuve la saluda- 
ble innovación de mi predecesor, Sr. Sanguily, de concederle media 
hora de descanso entre las clases de uno y otro grupo. 

Este curso, en mi opinión debe mantenerse hasta taoto se 
establezca la enseñanza primaria superior, ó de suprimirse llevar 
algunas asignaturas á la segunda Enseñanza aumentando un 
año de estudio y reduciendo la edad de ingreso á 12 años. 

Concurrieron á este curso 29 alumnos matriculados y 12 
oyentes. El numero de estos fué mayor que en los años anterio- 
res. La asistencia de unos y otros fué muy puntual y notable el 
aprovechamiento de la generalidad. 

El profesor del grupo A, ür. Emilio Junco, empieó tres cuar- 
tos de hora en las explicaciones de la Gramática Castellana y en 
los ejercicios prácticos de composicióny derivnrióny los otros tres 
cuartos de hora en Ins nociones de Historia de Cuba y del resto 
de la América. Reitera el ñltimo extremo de sus informes anterio- 
res, respecto á que los estudios de Historia de América y de Cuba 
debían hacerse eu dos cursos, agregando que ni la edad de muchos 
niños, ni los textos ni las condiciones especiales en que hacen los 
estudios de este grupo, permiten que el profesor se prometa gran 
aprovechamiento, por lo que estima un deber en beneficio de la 
enseñanza, indicar la conveniencia de que al menos, tan impor- 
tante materia constituya el estudio de una sola asignatura como 
se hacía en el plan anterior. 

Al Grupo B, á mi cargo, concurrieron el mismo número de 
alumnos y de oyentes que al Grupo A, 

Dividí el curso en dos periodos, de cuatro meses cada uno, á 
fin de no recargar á los alumnos con todas las asignaturas á un 
mismo tiempo. 

Durante el primer i)eriodo, desde Octubre A Fel)rero inclusive, 
expliqué Aritmética, Dibujo Lineal y Geometría en lecciones alter- 
nas, y los elementos de Anatomía y Fisiología en lecciones diariapS. 
En el segundo período dediíiué un día á la semana para repa- 
sar las asignaturas í^ue se estudiaron en el primer período, de este 
modo mantuvieron siempre fréseoslos conocimientos queen aquel 
adquirieron. 

En este, como en los años anteriores em])leé un método mix- 
to, es decir, que procuré hermanar estrei^lin mente la teoría y la 



147 

práctica, haciendo que los alumnos por sí mismos dedujernn las 
definiciones y las refalas, después de enseñarles la resolución de los 
problemas. 

Procuré que mis explicaciones no fueran continuadas para 
evitar en cuanto fuera posible. la (listraccion de los alumnos y su 
fatiga mental, indispensable en niños que aun no han cumplido 
los catorce años de edad. 

Alterné mis explicaciones, con interrogatorios sobre cuestiones 
que ya conocían por anteriores lecciones y en relación con la del 
día; sin desterrar por completo el libro, porcpie lo estimo un error 
pedagógico, les hacía (pie leyeran la lección para que después la 
explicaran con ideas y palabras propias. 

Procuré ademán imprimir á mi enseñanza un carácter nráctico 
en la Aritmética, Dibujo y Geometría por medio de (^e^cicios y 
problemas: resolvieron por si solos, en sus cuadernos, unos 800 
problemas, de los cuales 200 fueron de Aritmética y los restantes 
de Geometría. 

En las asignaturas de Fisiología, Zoología y Botánica les 
hice conocer y distinguir, en los mapas, cuadros y modelos que 
posee el Establecimiento, las clases, ordenes y géneros, asi de los 
vegetales como de los animales, y sus diversos órganos dándole 
al mismo tiempo nociones relativas á las funciones que desempe- 
ñan. 

Al terminar el curso los alumno» conocían perfectamente to- 
das las operaciones relativas á enteros, quebrados, decimales y 
denominados; los sistemas de medidas antiguo y moderno. En 
üpometria estudiaron desde la línea hasta los cuerj^os redondos 
inclusives. 

Si se atiende á la edad de los alumnos no puede calificarst^ de 
mala su conducta, pues, las faltas de atención son naturales en la 
infancia sobre todo después de algunas horas de un continuo tra- 
bajo mental. 

El ai-te del verdadero maestro está en sostener esa atención 
con explicaciones variadas y amenas, cambiando frecuentemente 
de procedimiento, pues nada hay que más los fali.rue como la 
rutina. 

La asignatura de Inglés del Curso Preparatorio e^^uvo, como 
los anos anteriores, á cargo del profesor titular, Dr. Luis Baralt, 
quien se consagró á pre[)arar á los alumnos enseñándoles la diñcil 
pronunciación inglesa por el método fonético, educándoles el oído, 
haiciendoles- hablar sobn^ los objetos y acciones ©n la sala y leer y - 



148 

traducir los trozos más fáciles é interesantes en prona y vereo áá 
4^ Lector Baldwin, á cuyo alrededor giró la enseñanza ^rama^ 
cal dfí lo más esencial en el estudio de la conjugación, declinación, 
grados délos adjetivos, partículas indeclinables etc. 

II 
SEGUNDA ENSEÑANZA 

ASIGNATURA **A" 

El número de alumnos de este grupo me obligó, ó tenor de to 
que previene la Orden n^ 267, á dividirlo en dos secciones, una á 
cargo del titular Dr. José A. Rodriguez y García y otra del Aujri- , 
liar, Dr. Enrique Maza y I^esma. 

Formaron la primera 66 alumnos oficiales, de estos 32 en 
Gramática. 17 en Preceptiva y 17 en Literatura Castellana ro 
oyentes. 2 en Gramática y 3 en Literatura. 

El profesor titular, á cuyo cargo estuvo la primera sección, 
comenzó por exponer primero los principios para confirnaarlod 
después en su explicación á los hechos, investigando luego sus le- 
yes. Con el fin de que sus jóvenes alumnos pudieran adquirir Ion 
conocimientos necesarios, variaba sus j)rocedimientos según los 
alumnos, la clase y la materia, pues preveía, con razón, que lo 
más pernicioso que existe en la enseñanza es ser exclusivista de 
método ó de sistema. 

Halló mayor estímulo para el estudio en la mayoría de los 
alumnos y preparación suficiente, no ya para el examen, fin se- 
cundario, sino para obtener más an>plios conocimientos en las 
asignaturas, que en los alumnos de los anos anteriores. 

Cree el referido profesor que en este grupo debieran estable- 
cerse dos cursos de Gramática, uno de Preceptiva, y otro de 
Literatura Castellana, haciendo una conveniente aplicación del 
l)rocedimiento cíclico. 

Yo iría más lejos que el profesor de la referida asignatura, y 
pckiiria que la lengua patria se estudiase profundamente durante 
los años que forman la segunda enseñanza; asi se hace en los 
¡íQSbleeecbulen alemanes equivalentes á nuestros Institutos. 

El auxiliar, encargado de la segunda sección, Dr. Maza y Le- 
ilesma, siguió Jen sus explicaciones uu método sintético analítico, 
porque no estimó prudente dejar al alumno la diñoil y penosa la- 



149 

loor de investigaciones, la que á su juicio conducje siempre al ^6\i- 
C€tTido por la senda del hastío euando no le lleva al desaliento. 

"Nadie, dice el Dr. Ma/a, de los que, con íé, se dedican al profe- 
sorado, pueden desconocer lo luminoso del aforismo, hoy casi 
axioma de la Luz y Caballero: ''Todos los sistemas y ningún siste- 
ma; be ahi el sistema. La imposición del criterio propio, equivale 
en la enseñanza á la supresión de la personalidad del operario do- 
cente y esteriliza los más decididos esfuerzos, quizás los más fruc- 
tíferos^ porque son los que nacen de la inspiración del momento, 
de la actividad exponte nea". Reproduzco este párrafo del infor- 
me parcial del Dr. Maza, porque es la expresión de mi modo 
de pensar. Entiendo como él, que al profesor debe dejársele en 
entera libertad para desenvolver sus iniciativas, cambiar sus 
métodos y procedimientos, adaptándolos á las circuntancias es- 
peciales de cada asignatura y más que todo á los distintos gra- 
dos de desarrollo mental de cada alumno. 

Consecuente con su pensamiento, el Dr. Maza empleó un pro- 
cedimiento de relación, entre las que hasta hoy se han considera- 
do asignaturas distintas y quizas diversas. 

En el primer curso no se limitó á enseñar los desnudos pre- 
ceptos gramaticales, comprobándolos con numerosos ejercicios 
práxjticos. procuró amenizar con noticias históricas los ejemplos 
propuestos para el análisis, tomados de los clásicos, haciendo ver 
las más salientes entre las bellezas que la Preceptiva estudia. En 
los dos cursos subsecuentes no abandonó las prácticas gramati- 
cales ni en el tercero la preceptiva literaria; de este modo los 
alumnos siempre recordaban lo que habían estudiado en los cur- 
sos anteriores. 

A esta segunda sección concurrieron 73 alumnos, distribuidos 
en esta forma: 39 en Gramática y 17 en cada una de las otras 
dos asignaturas y 3 oyentes. 

ASIGNATURA "B" 
iDglés. 

Este grupo tuve necesidad de dividirlo también en dos sec- 
ciones. A la primera, á cargo del catedrático titular Dr. Luis Ba- 
ralt, concurrieron en el primer curso 41 alumnos oficiales y 40 al 
segundo. En el primer curso leyeron, tradujeron, escribieran al 
dictado y analizaron los seis capítulos primeros del 5^ Lector 
Baldwin, é Jaici(?rou igualmente temas y composiciones sobre ellos. 



150 

Este año el Profesor profundizó alg'o más la [larte fonética y 
gramatical del idioma, estudió los vprbos irregulares v la Sinta- 
xis, sin descuidar los ejerciiúos prácticos recomendados por el mé- 
todo natural y el psicológico. 

En el segundo curso el profesor am¡>lió aun más estos cono- 
cimientos dedicando más tiempo en el ejercicio difícil de traducción 
del castelliino al inglés dando todas las reglas y explicac'iones en 
este idioniH Kn este curso los alumnos estudiaron con más ex- 
tensión los 10 capítulos del 5^ de Baldwin, conocieron los modis- 
mos y otras dificultades del idioma, por medio de nuirierosa*; 
com])08Íciones, y del estudio que con gran interés hicieron los 
alumnos, de varios trozos y escenas de Hamlet y otros dramas 
de Shakespeare. 

El Profesor de la asignatura recomienda para la enseñanza 
práctica > objetiva, además de los cuadros murales, con que 
cuenta el Instituto, el uso de una colección de fotografías y gra- 
bados, (]ue representan esjenas y caracteres de los dramas de 
ShHkespeare y asuntos característicos de lahistoria de Inglaterra 
y los Estados Unidos y de la vida de esos dos grandes paises don- 
se habla la lengua inglesa. 

Juzgíi asimismo provechosa la introducción liel fonógrafo en 
la enseñanza de los idiomas, como ya se hace en los colegios y 
Universidades extranjeras. 

De acuerdo con los profesores de idioma se harán los prime- 
ros ensayos en el próximo curso. 

A la segunda Sección, ñ cargo del Auxiliar, Sr. l-^ouardo Jo- 
rain concurrieron al primer curso 55 alumnos oficiales y 10 oyen- 
tes El dia de mayor asistencia fué iV¿ y el promedio de 40. 

Al segundo curso asistieron 43 alumnos oficiales y 3 oyentes. 
El promedio de asistencia fué de 20. 

liOS^alumnos de egta sección aprendieron en la** primeras lec- 
ciones la aplicación de los princi{)ios de la fónica y cuando á ^me- 
diadosde Noviembre se encontraron prácticos en estos ejercicios, 
comenzaron los de la lectura y traducción. 

La lección del dia, constaba'de. unos^T ó 9 renglones, que el 
profesor leía primero llamando la atención á las palabras de ma- 
yor dificultad y los hacíaieer A dos ó tres alumnos. 

Con la lectura les explicábanlas reglas generales de la Gramáti- 
ca, que hacía anotaren un cuaderno aparte titulado *^de Gramáti- 
ca''. Al terminar el año este cuaderno comprendía Un thitado' 



151 

completo de gramática elemental ingleRa, Las preguntas, ya fue- 
ra,n de gramática, yaljde lexicografía, las hacía en inglés y obliga- 
ba á los alumnos á que las respuestas se las diera<n en el mismo 
idioma. 

Por medio de los cartHl^s iluminados de Memhold, consiguió 
que los alumnos de este curso adquiriesen en el año el perfecto do- 
minio de 500 palabras. 

El orden de esta enseñanza objetiva, fué el siguiente: el profe- 
sor les indicaba con el puntero los objetos del cuadro, diciendo á 
la vez sus nombres; después de enumerarlos todos los repasaba por 
medio de preguntas. A los dos ó tres días de conversación sobre 
el cuadro, les hacía escribir las palabras, nombres sustantivos, 
adjetivos y verbos, formando de este modo un vocabulario com- 
pleto'de las palabras que surgían en la conversación acerca del 
cuadro.'^La traducción de cada día se las hacía escribir en una 
libreta, así como las de Gramática y los dictados. Estas libretas 
las revisaba el profesor cada semana, y las calificaba. 

Al final del curso, los alumnos que no hubieran presentado la 
libreta completa, ni pasaban al siguiente curso, ni les permitía 
presentarse á examen de la asignatura si eran del segundo. 

Además de esos ejercicios, todos los sábados les obligaba á 
hacer en clase im trabajo escrito, consistente algunas veces en 
una traducción, otras en una composición libre sobre algún car- 
tel, otras de contestaciones á prep:untas gramaticales. Estos tra- 
bajos los caliBcaba el profesor y se los devolvía á los alumnos á 
la siguiente semana. Lns calificaciones deestos trabajos reunidos 
con los de la libreta, les daban las calificaciones mensuales. 

Los principios generales que inspiran al Sr. Jorrín en 
su enseñanza se basan en los expuestos por Laurie en su obra 
Lecture on Laugusje y en cuanto á los especiales de la enseñanza 
de idiomas, en los de la moderna escuela alemana. 

Con razón me llama la atención el Sr. Jorrin de que la mayor 
parte de los alumnos que ingresaron en el primer curso, sin haber 
asistido al curso preparatorio del Instituto, no habían estudiado 
Inglés, ni sabían siquiera las letras del alfabeto. 

Cree que pudiera evitarse ese inconveniente haciendo requisito 
indispensable para el ingreso en la segunda enseñanza los cono- 
cimientos elementales de Inglés que se fijaran previamente en un 
programa, no permitiendo el ingreso á los que no lo llenasen, aun 
cuando supiesen y contestasen muy bien en el acto del examen á 
las otras asignaturas. 



.152 

En el cai90 de no determinarse y limitarse taxativamente k 
materia que ha de servir de base para el examen de ingreso pien- 
sa el Sr. Jorrin, debiera suprimirse el Inpjles corno requisita para 
la admisión á los estudios desegimdaenspfianza y en cambio eaf}- 
tablecer un curso más dentro de la misma se^^unda enseñanza 
de modo que en v«z de dos cursos como ahora, haya tres. 

Por mi parte, entiendo que el estudio de los idiomas vivos arf 
como el de la lengua nacional debiera njantenerse durante todos 
los años déla segunda enseñanza aun(|ue fuera en los tres últimos 
años por medio de dos ó tres lecciones spuianale-^. El I)r. Jorrin 
recomienda igualmente (jue debe suprimirse el ejercicio de traduc- 
ción del Castellano al ln<>]és en el examen de fin de curso por ser 
totalmente ccmtrario a los principios que rige actualmente la en 
señanza de los idiomas. 

ASIGNATURA ^C' 
Francés. 

Durante el ano concurrieron á esta asignatura 8 en el primer 
curso y 17 en el segundo, y un escaso niímero de oyentes cuya 
asistencia á clase fué muy regular. 

En el libro de Larive et P^leury titulado **La Tremiere Année 
de Grammaire" los alumnos estudiaron los preceptos elementales 
de la Gramática francesa para explicarlos ens^uida así como la 
composición de las frases que escribían al dictado. 

Los ejercicios de lectura y traducción los hicieron en el libro 
de G. Bruno, titulado: '*Le Tour de la Planee par DeuxEnfants". 

El Sr. Diago insiste en la conveniencia de que se establezcan 
los tres cursos de francés, en vez de los dos que hoy existen, es de- 
cir, que si el curso prei)aratorio, ha de subsistir, lo sea en realidad 
para la enseñanza del idioma francés como para la del inglés, y 
6Í ha de suprimirse dicho curso prei)aratorio, que se aumente uno 
más en la segunda enseñanza, de modo (pie sean siempre tres cur- 
sos y no dos los que constituyen esa asignatura. 

En verdad que resulta muy poco el tiempo concedido hoy 
para la enseñanza de los idiomas extranjeros si se tiene en cuenta 
que deduciendo de cada año los días de fiesta y el período de va" 
caciones sólo quedan unos ."» ó (> ines»'s de clasp. Esto hace un 
total de diez ó doce nies(»s para los dos cursos hay existentes, du- 
rante los cuales los alumnos no tienen más ocasión de oir hablar 
el francés que la hora de dase. 



Por otra parte, sucede con frecuencia que algunos alumnos 
hiacen el examen de ingresí) déla segunda enseñanza en ingl^ y 
después se matriculan en la asignatura de francés sin tener la 
preparación elemental necesaria; no pasa eso con los que concu- 
rrenal curso preparatorio del Instituto pues la Dirección Cuida de 
que los alumnos continúen en la segunda enseñanza estudiando' 
el idioma que coTienzaron en el preparatorio. De este tilodo, dui*- 
sarán los tres años que exige la ley. 

Si bien la conducta de los alumnos de esta clade fué muy bue- 
na, no a>í la aplii^ación y el aprovecha miento pues de 25 alumnoÉ 
solo 11 merecierím ganar el curso, i^iiede atribuirse en parte á las 
causas indicadas por el Sr. Diago y que pueden prevenirse aumen- 
tando como ya dejo dicho los cursos d;? las lenguas vivas durante 
todo el tiempo que dure su permanencia en este Instituto. 

ASIGNATURA **D'' 
í¿eo$>:r}iña é Historial UniverHHl. 

El número de alumnos matriculados en esta asignatura hizo 
Tiecesaria también su división en dos seccíioues: la primera \tí 
cargo del catedrático titular Dr. Rodolfo Rodríguez de Armas y 
la segunda explicada á principios del curso por el auxiliar Dr. 
Francisco M. (.asado, y desde el 27 de Marzo en que aquel renun- 
ció, por el supernumerario, Miguel A. Lavastida. 

Durante el curso estudiaron toda la Geografía astronómica y 
física, con la descripción de todos los paises del antiguo y nueva 
Continente, empleando constantemente los mapas, aparatos y 
globos de que dispone el Instituto, resolviendo en ellos numero- 
sos problemas. 

Propónese el profesor, de acuerdo con esta Dirección qtilizar 
en el próximo curso el magnífico aparato de proyecciones del ga- 
binete de Física para hacer el estudio de esta asignatura más 
ameno y sugestivo. 

De los 37 alumnos matriculados 35 asistieron con regularidad 
á la clase: 24 observaron buena conducta y 11 regular; 12 tuvie- 
ron bastante aprovechamiento. 

La segunda sección constó de 46 alumnos, asistieron diaria- 
mente á las clases 32 oyentes. 

Enlaciase de Historia á más de las nociones preliminares 
acerca del concepto de las fuentes de conocimientos, métotlo 



lr>4 

exposición etc., el profesor les dio algmias nociones de prehis- 
toria. 

Los estudios prehistóricos comprendieron las épocas terciaria 
cuaternaria y actual, con las de las razas humanas (jue apare- 
cieron en esos periodos y en las huella* que dejaron de su existen- 
cia. 

En la edad antigua estudiaron con algún detalle los sucesos 
más notables de los distintos pueblos (jue florecieron en aquella 
época para fijar principalmente la orgnnización social, política y 
religiosa y los caracteres de la civilización de cada uno de ellos. 

Como esta asignatura es tan extensa y es de todo punto im- 
posible explicarla en un solo curso, los profesores de ambas sec- 
ciones se vieron en la necesidad imperir>sa de pasar rápidamente 
por los sucesos de la edad media para explicar con más deteni- 
miento los de la edad moderna y aun de ésta quedó pendiente 
por falta material de tiempo toda la historia del siglo XIX. 

Es indispensable, pues, agregar un curso más á esta asignatu- 
ra; para que los alunnios que terminen sus estudios en el Bachi- 
llerato no salgan con los conocimientos incompletos en asignatu- 
ras tan importantes como las que forman este grupo. 

Son un poderoso auxiliar para la enseñanza objetiva de esta 
asignatura los mapas históricos, (^omo el Instituto .solo posee 
tres ó cuatro, he encargado unacompleta colección de esos mapas 
y cuantos más se necesiten para que los alumnos en el próximo 
curso los estudien ccm fruto. Hubo en Historia 58 alumnos ma- 
triírulados, de h)S que solo asistieron con regularidad 28 y 3 
oyentes. Tanto unos como otros observaron muy buena con- 
ducta, satisfactoria aplicación y bastante aprovechamiento. 

ASIGNATURA "E" 

MatemátioHM. 



Este grupo fué el mas numeroso, i^e inscribieron en él 271 
alumnos distribuidos de la siguiente manera: 91 en Aritmética, 
96 en Algebra 43 en üeometria y 41 en Trigonometria. 

Cumpliendo los preceptos de la ley, además del catedrático 
titular Sr. Dr. Alejandro Muxó entraron en función los dos auxL 
liares Dr. Joaquín Rodríguez í^eo y Dr. Bruno García Ayllon. 

La primera sección, á cargo del Dr. Muxó, se formó con 30 



155 

alumnos en Aritmética y Algebra, 19 en Geometría y 15 en Trip:o- 
nometiia. 

Kl profesor titular y los dos auxiliares procuraron en cuanto 
les fué posible explicar las tres asignaturas que constituyen el 
gr*d|)o de una manera completa, sin sujetarse en algunos casos á 
la distribución regular de los cursos, pues en el segundo tuvieron 
que continuar las explicaciones y el repaso de la Aritmética que 
corresponde al primero y en el tercero con la Geometría y Trigo- 
nometria ampliaron y repitieron sus lecciones de Algebra. Los 
tres profesores de ese grupo, están contestes en considerar insu- 
ficiente el tiempo señalado para el estudio de una asignatura tan 
importante como las .\1 aten i áticas. 

('on respecto a este pinito, el profesor titular me dice: '^Desde 
hace algunos años cada vez (jue la oportunidad se me presenta 
trato siempre de recomendar la conveniencia de dividir la ense- 
ñanza de las Matemáticas en cuatro cursos, de la manera siguien- 
te: Aritmética; Algebra, (íeometria y Trigonometría. Las tres 
primeras explicadas (I iariauR'nte con el fin de darles la mayor 
amplitud posible, dentro de los límites que las Matemáticas deben 
tener en esta clase de escuelas, sino también para que puedan te- 
ner tiempo suficiente para los ejercicios prácticos, ordenados por 
la ley; y aUí^rnando la última con un curso de complemento de 
Algebra en el cual los alumnos pueden estudiar la Teoría combi- 
natoria, el análisis indeterminado, las fracciones contínuns, los 
principios fnndamentales de las fu)iciones determinantes y adqui- 
rir un conocimiento completo de las propiedadesTle los polinomios 
en particular y de las ecuaciones de primero y segundo grado. 

Esta modificación que propone el Sr. Muxó se hace mas nece- 
saría cada día, tanto por que las ideas generales que despiertan 
las Matemáticas y sus procedimientos constantes tienen un carác- 
ter incontestablemente educativo, cuanto porque desde el curso 
se vienen concediendo autorizaciones para matricularse en la 2* 
enseñanza á niños de 12 y 13 años, cuando todavía, según las 
últimas conclusiones de psicología, el cerebro del niño no tiene con- 
sistencia y desai rollo suficiente para (Jue la atención pueda soste- 
nerse mas de quince minutos sobre un mismo objeto y cuando la 
experiencia de todos los más distinguidos profesores de Materna, 
ticas les hace afirmar que es imposible seguir un razonamiento 
geométrico antes esa de edad. 

Además dice el Dr. Muxó, la división que señalo no impide á 
los alumnos concluir en 4 años el Bachillerato, ni tampoco ma 



! 156 



tric'ilarse en las asignaturas de Física é Historia Natural que co- 
rresponden al 8° y 4^ ano, porque ya llevan los conocimientos 
indispensables de Aritmética, Algebra y Trigonometría par.i en- 
tender y verificar las t^xperiencias que le propongan sus respecti- 
vos catedrático-*. Antes ;í1 contrario acostumbrados á investigar 
y comprobar por un njétodo verdaderamense científico, las leyes 
a que están sujetos los feíióínenos naturales, raciocinarán siempre 
con rectitud y firmeza y spr In má-* rápidos los progresos que al- 
cancen en todos los pstud.os en que se empeñen." 

**Aun luchando con los obstácnilos que oponen las condiciones 
dentro de las cuales se estudian en nuestros Institutos las Mate- 
máticas, pero conformándome más con el esi)írituque con la letra 
de la legislación vigente, he procurado que los alumnos del tercer 
curso asistiesen á otro complementario de Algebra que he alter- 
nado con el de Trigonometría; de ese modo he podido dar á mis 
explicaciones una extensión que hasta ahora no se ha dado en 
ninguno de nuestros Institutos.' 

Los alunnios de la cIhsp de este grupo adquirieron nocionesde 
las diferentes teorías ya indicatlas y demostraron por distintos 
procedimientos, ya valién.iose de la superpiKsición délas fig-uras, 
de la igualdad ó semejanza de los triángulos, de las rectas anti- 
paralelas, de los lugcires geométricos, etc., las proposiciones de la 
Geometría elemental plana y del es[)aeio y estudiaron toda la 
Trigonometría rectilínea con aplicación á las resoluciones de 
triángulos, medición de alturas y distancias y el cálculo délas 
áreas de los polígonos. 

A la segunda seución asistieron ;J() alumnos á Aritmética, 38 
á Algebra, 17 á (Jeometríay 15 á Trigonometría. La asistencia 
á la tercera sección fué: 25 á Aritmética, 88 á Algebra, 17 á Geo- 
metría y 11 á Trigonometría. 

Los profesores auxiliares, Rodríguez Feo y García Ayllón, 
hacen suyas las consideraciones generales del Dr. Muxó y yo á 
mi vez llamo la atención de Vd. acerca de ellas para que las tenga 
presentes y las estime al tratarse de alguna modificación total ó 
parcial del actual })lan de estudios. 

ASIGNATURA 'F' 

Física y Qufniica. 

En la asignatura á cargo del titular Dr. Emilio Alamilla y 
Requeijo, se pudo comprobar en el último año de un modo más 



K7 



157 

claro y evidente aun que en el anterior el notable cambio que lis 
lluevas enseñanzas van imprimiendo en los estudiantes. 

En las clases A su carj^o, por ser de las que más necesitan que 
el alumno venga preparado con conocimientos previos y por co- 
rresponder el último año de estudio, es donde mejor se pudo apre- 
ciar esa diferenci?), siendo verdíideranipute alf»ntador — dice el Dr 
Alamilla — observar esn constante lt?vantar d(»l intelecto del niño 
que comprende mejor, se explica más. expone sus dudas, deduce 
leyes, se interesa en las materias objeto de estudio y hace con 
todo ello ^rata su tarea al profesor. 

El plan que siguió el Dr, Alamilla, en el desarrollo de las asig- 
naturas, que forman este grupo, fué en la parte teórica el mismo 
exactamente que en años anteriores, introduciendo desde luego 
aquellas nociones que corresponden á las más recientes adquisi- 
ciones de la ciencia. 

En la parte práctica adoptó un plan que le dio excelentes re- 
sultados, por lo cual se propone seguirlo en el curso venidero. 

Consistió este en dedicar dos dias en cada semana á ejercicios 
prácticos sobre las materias estufliadas en el mismo. Escogió 
como más convenientes pnra esas prácticas los sábados y lunes, 

porque esos dias por su proximidad al domingo, resultan ser 
para los alumnos los más pesados; aquellos en los cuales menos 
deseos tienen de estudiar y, por tanto, se encuentran en la .i)?í>res 
condiciones para comprender y asimilar nociones teóricas má.; ó 
menos áridas. 

En cambio, la« prácticas le ofrecen el incentivo de la novedad, 
les interesan dándoles el fruto de su propio esfuerzo y son- para 
ellos más que un trabajo, una agradable distracíción. 

Haciéndolas semanales se obtiene la ventaja de que los cono- 
cimientos teóricos necesarií^s los tienen bien presentes por haber- 
los explicados en esos mismos días. 

Este sistema le permitió este año tprminar losdoscursos com- 
pletos de Física y de Química en los viltimos dias de \bril y dedi- 
car los restantes de estemes y todo el de Mayo n repasar los 
puntos más difíciles á la resolución de losproblemasqueformaron 
en sus cuadernos. 

Cábele, al Dr. Alamila, la satisfacción de poder afirmar que 
los cursos de Químií»a inorgánica que se explicaron este año 
en el Instituto de la Habana fueron tan completos como los que 
pudieran darse en la Universidad y que los ejercicios prácticos que 



158 

8U8 aliimnoH realizaron, fueron aun mas difícilee que los qne sir- 
vieron para algunas o¡)osiciones á OíUedras, 

Pero esos resultados no hubiera sido posible obtenerlos, «i no 
contáramos con el ina<rnífieo jíabinete de Química que pc^see el 
Instituto, y sin las recientes adquisiciones y las que en el próximo 
curso me prometen para el material científico, jmes, a|)e8ar de lo 
mucho que se ha híH'ho este año para mejorar el referido gabinete, 
principnlnií^nte en lo (jue se refiere á electricidad no está aun ter. 
minada la tnrt a, aun cuando lo que pueda por hacer no es ni con 
mucho de hi importancin y costo de lo realizado. 

Este año se construyó un nuevo laboratorio de Química en un 
local más amplio, donde los alumnos pudieron hacer sus prácticas 
con másdesahogo y en mejores condiciones; fáltanle todavía algu- 
nos detalles que se realizarán en el próximo curso, como son la 
instalación del agua y la construcción de una estufa para dar sa- 
lida á los productos deletéreos que se desprenden de algunas 
reacciones. 

Esto último es cosa de poco precio y de fácil realización. En 
cuanto al agua, es obra de más importancia; pues á la altura en 
que se encuentra instalado el laboratorio iio llega el agua de Ven- 
to, la cual podría colocarse en el gabinete de Física y moverse por 
el mismo motor conque acciona el dinamo. 

Esto representa algún gasto, pero es indispensable realizarlo, 
pues sin agua corriente y abundante, es de todo punto imposible 
poder verificar manipulación algiuia en el laboratorio de Química. 

La falta de presión en el agua que recibe el Instituto, se va 
acentuando de día en día de tal manera, que no llega sino con 
gran dificultad al tercer ]úso donde se halla el gabinete de Física- 
dejando de afluir en cuanto se abre la más pequeña llave en el 
piso bajo. 

Aunque es un mal general en toda la ciudad, especialmente en 
estos barrios sobre el cual no cesa de llamar la atención la prensa 
diaria, procuraré por mi parte corregirlo en todo lo que al Insti- 
tuto se refiere, para que al iniciarse el curso próximo, esté todo 
en condiciones de normal funcionamiento. 

En los tres cursos á cargo del Dr. Alamilla hubo en conjunto 
150 alumnos, de los que correspondieron próximamente 50 á 
cada curso. De ese número asistieron pniitualmente el 80%. Se 
puede calcular en un 459r el número de alinnnos aprovechados, 
pr(^porción notablemente mejor qne la de años anteiiores. 

En vista de la importancia del gabinete de Física y del labo- 



159 

ratono de Química y del trabajo que se requiere constantemente 
para sn conservación le destiné un sirviente especial con lo que, 
áj juicio del catedrático, se satisfizo una verdadera necesidad. 

Otra necesidad que me indica el Dr. A lamilla y que yo á mi 
vez lo hago á VJ. por crsi^íHo por muchas razonen conveniente, es 
el nombramiento de un mecánico, con sueldo que pudiera ser de 
f 50, para que se ocupe exclusivamente de la reparación de apa- 
ratos, construcción de otros y arreglos que ocurren, no solo en 
los gabinetes, sino en todo el Instituto, cuyos trabajos se pagan 
hoy á precios muy altos y no se realizan siempre de un modo sa- 
tisfactorio. 

Con el material de mecánica que posee el Instituto y algo más 
que pudiera irse adquiriendo poco poco, puede perfectamente lle- 
varse á cabo cualquier trabnjo de la índole de los (|ue aquí se 
ofrecen, bien rápidamente y con gran economía para el Estado. 

No es ninguna novedad lo que pide el Profesor de o«te grupo, 
pues ya en otra ocasiói existía una plaza idéntica en el Instituto, 
y en la universidad hay en ia actualidad uu mecánico para el ser- 
vicio exclusivo del gabinete de Física. 

ASIGNATURA 'G; 

C'oHinologla, Biogrraña é Historia Natural. 

Kn este jirupo á cargo del Dr. Felipe García Cañizares se ma'^' 
tricularon 52 alumnos y concurrieron 5 oyentes que observaron 
durante todo el curso una conducta ejemplar, mucha aplicación y 
bastante aprovechamiento. 

A la asignatura de Cosmología asistieron puntualmente 3 de 
los 5 alumnos matriculados. Sus excelentes condiciones personales 
y la preparación conque vinieron le permitieron al Profesor ex- 
plicar con alguna extensión la Uranografía y la Geología, inclu- 
yendo en esta algunas nociones de Meteorología. 

Como en años anteriores, aunque el curso de Cosmología ter- 
minó oficialmente el dia último de Febrero, continuó dando á 
estos alumnos una hora semanal de clase, con el fin de que fijasen 
mejor las ideas adquiridas é hicieran mayor número de trabajos 
esctítos. 

En 1^ de Marzo comenzó las clames de Nociones de Biología, á 
la que asistieron los mismos alumnos que á la de Cosmología. 

JSn tres capítulos fundamentales dividió esta asignatura: Bio- 



166 

logia general, Biología especial (animal y vegetal) y Biología 
comparada. E3n la Biología general les hizo coiu^cer á sus alum- 
nos la anatomía y fisiología de la célula viviente, tomaiido como 
tipo animal el colpoda, (infusorios) y el Sacharomyces (hongos) 
en el i*eino vegetal. 

En Biología animal hizo disecciones y vivisecciones siemi»iie 
que lo creyó conveniente para explicarles y hacerles compremltT 
mejor cualquier punto de importancia. 

En Biología vegetal hizo un estudio comparativo de las í1c>s 
ramas fundamentales, Fanerógamas y Crifitó^amas, valiéndose 
del mismo sistema empleado en el estudio de la orpmizacióu ani- 
mal. 

Procuró hacerles conocer la Anatomía y Fisiología de los tipos 
fundamentales de ambos reinos, valiéndose j)ara ello de aniin;iles 
que adquirió personalmente ó le fueron proix^rcionados por t\sta 
Dirección y de plantas traidas de nuestro Jardín Botánico. 

De esta suerte los alumnos pudieron adquirir una idea dt* la 
vida animal y vegetal, noción ligera pero exacta a que debe aten- 
derse en la explicación de esta asignatura, y como obligado coro- 
lario le llevó á las dos últimas partes de su Cuestionario: *'La 
Vida en las Plantas y en los Animales'' y el **ronoepto de la Vida 
y de la Muerte en Biología." 

La asignatura de Historia Natural que comprende: Minera- 
logía, Bot/ñiiea y Zoología, la explicó durante todo el curso, si- 
giendo un método teórico práctico llevando á cabo y utilizando 
el microscopio piezas naturales y artiticiales, mapas de las colec- 
ciones Blanchard y Deyrolle, escpiemas y cuadros sinópticos. El 
mejor arreglo del Jardín Botánico les permitió obtener más apro- 
vechamiento en las clases de Botánica. Tanto en esta como en la^ 
otras dos asignaturas, los alumnos hicieron ejercicios de clasi- 
flca/ción. 

Como modificación que debe hacerse en este grupo, el Dr. Ca- 
ñizares indica, y yo í»stoy conforme con su modo de pensar, la 
necesidad de que se habrán obligatorias la Cosmología y la Biolo- 
gía. Sin el conocimiento de las materias que comprenden estns 
asignaturas no es posible tener la cultura general á que dol)e as- 
pirarse en la enseñanza secundaria. La experiencia de estos años 
basta para demostrar que nuestra juventud no estudia, salvo 
raras excepciones, para ad(]uinr conocimientos, sino para alcan- 
zar el título de Bachiller. Es harto senhible (jue nuestros Bachi- 
ller^ de. hoy desconozcan completamente fenómenos como loe 



i'ól 

trietereológicos, como el volcanismo y tantoH otros que por sú 
¡mpori anda y por el interés científico que despiertan en todo 
hombre medianamente pensador, debieran no haber quedado re- 
legados, como lo están ahora poco menos que al olvido. 

lis también necesario que los alumnos estudien en un curso 
anterior al de Zoología la Anatomía y Fisiología humanas, pues 
esas indispensables nociones preliminares le han hecho retardar 
siempre, dos mesps por lo menos las explicaciones de su verdadera 
asignatura. 

Estaes sin dudM la razón por la cual en ninguno ó casi en 
ninguno de los Institutos ó establecimientos similares del extran- 
jero, falta dicha asignatura de Fisiología y Anatomía bien con 
este nombre, bien con el más general y lato de Antropología. 

ASIGNATURA *H' 

Lógrica, Sociologria y lt^nsefi»nza Givica. 

El método que tanto el titular, Dr. Eduardo Desvernine. co- 
mo el auxiliar Dr. Lorenzo Erbiti, siguieron en la enseñanza de 
Ihs tres asisnaturas que forman el grupo ''H'' consistió en repeti- 
das explicaciones orales, de las <*uales obligaron á los estudian- 
t/es a tomar nota, exponiendo en ella los principios fundamentales 
de esta ciencia. Para mantener viva la atención de los alumnos 
interrumpiendo constantemente sus le(*ciones anales con frecuen- 
tes jjreguntas, por medio de las cuales hacía que explicaran á su 
manera lo que acababan de oir, de este modo tenían que esforzar^ 
se por comprender lo que se les explicaba y los obligaba á una 
viva atención en clase. Además dichas preguntas les servían para 
ampliar las explicaciones y aquellos particulares que descubrían 
hablan penetrado menos en el entendimiento de sus discípulos. 

Procuraron también los mencionados profesores, hasta donde 
se presta la índole de la referida asignatura enseñar de un modo 
práctico sus principios, valiéndose constantemente de la pizarra 
con lo cual observaron que muchos estudiantes no comprendían 
ciertos particulares sino cuando se los presentaban en forma al- 
go material. 

La importancia que en lógica tienen los ejercicios de proposi- 
ciones, silogismos y eefismas les llevaron á dedicar á sus alumnos 
en su práctica. 

Para desvanecer la prevención que contra la Lógica y la Psi- 
cología existen generalmente, procuraron amenizar su estudio 



162 

con ejemploí? y problemas ingeniosos é interesantes, tomaclos de 
las obras didácticas mas recientes. 

Es cuanto á los resultados de su método, cábele á pkos profe- 
sores la satisfacción «le haber despertado eni re sus alumnos, que 
forman un respetable número un vivo interés por las asigiiaruras 
mencioTiadas y si los frutos que se recogen aun no son muy 
ábundnntes, débese á inveterados hábitos mentales que coustiiu- 
yen una poderosa remora para el progreso de la enseñanza y á la 
preparación muy deficiente conque todavía llega la ca^^i totnlidad 
de los alumnos. 

El número de matriculados que asistió á este grupo fue de 58 
en Lógica, 82 en Enseñanza Cívica, y 3 en Sociología; con (5, 3 y 
dos oyentes respectivamente. 

Piensan, con sobrada razón qu»» seria conveniente dar un po- 
co mas de extensión á la Psicología ampliando su enseñanza de 
las nociones á los elementos de la ciencia, de tanto porvenir y que 
tan útil es para los estudfos de las demás ciencias morales 

Reconocida la importancia y la utilidíid que en la ens^^ñanza 
inoderna tiene la Sociología, su aprendizaje debe ser obligatorio, 
pues tratándose de alumnos demasiado jóvenes muy raros son 
los que por su propia voluntad se imponen ese trabajo del qne no 
van á obtener una utilidad inmediata. 

Aunque la Psicología es hoy una ciencia experimental que se 
estudia en los laboratorios, como solo se exige á los alumnos del 
Instituto las nociones de di'^ha ciencia indispensables para comen- 
zar la Lógica, hoy por hoy no se necesita de nn laboratorio psi- 
cológico en este Establecimiento docente. 

III 

ESCUELA DE COnERCIO 

ASIGNATURA "A" 

CÁlcuiOB Mercantiles- Teneduría de Libros y €oiital>hid>id 
Práctica de Comercio 

Esta asignatura, á cargo del Dr. Antonio M. Lazcano com- 
prende las tres asignaturas indicadas, las cuales explicó el profe- 
sor según la naturaleza de cada una así; en los Cálculos Mercan- 
tiles, comenzó por dar una explicación de las operaciones objeto 
del estudio, acudiendo á aquellas ciencias ó prácticas que facilita- 
sen su resolución; luego de conocida la operación les proponía el 



163 

problema, dándoles los datos necesaríoe para plantearlos mat»- 
máiticaraente; lo cual resultaba mas fácil para el alumno, dado el 
conocimiento de las relaciones que guardaban unas cantidades 
con otras. Una vez planteado el problema procedía á la simpli- 
ficación de la fórmula y á la discusión matemática de Ui misma, 
s^ún el valor de cada una de las cantidades que en ella entraban 
concluyendo por la resolución de los problemas prácticos. 

Páralos alumnos que por falta de conocimientos suficientes 
no comprendían sus explicaciones acudía el profesor á los casos 
y hechos de los más materiales, despojándolos de todo tecnicismo 
pues entiende que las Matemáticas aun que ciencia propia de los 
espíritus reflexivos, se encuentra al alcance de todo como las de- 
más ciencias, consistiendo el éxito en buscar la forma sencilla de 
hacerlas emprender procararido, sobre todo, con ínébodo comíín 
á toda enseñanza llevarlo de la mano de modo que el conocimien- 
to gradual le vaya iluminando el camino, con lo cnal se ve grata- 
mente impresionado y hasta satisfecho de resolver por si solo lo 
que le era desconocido evitándosele el cansancio que produce el 
estudio por el método sintécico. 

El resultado que obtuvo coii este método ha sido siempre fa- 
vorable 3i bien los pocos conocimientos de Aritmética y Algebra 
de algunos alumnos asi como su poca aplicación hicieron del ac- 
tual según me manifiesta uno de los peores curs-)s que ha tenido 
en diez años qurj hace desempeña esta cátedra. 

F]n cuanto á las reformas, cree de todo punto necesario para 
que la enseñanza de esta carrera sea una verdad, que se dé cum- 
plimiento sin pérdida de tiempo, á lo preceptuado en el Art. 3^ de 
la Orden Militar núm. 470 de 1900, que no obstante su fecha es- 
tá incumplida, estableciéndose para el próximo curso, la oficina 
anexa para trabajos de escritorios, bancos etc. y el laboratorio . 
museo que en él se expresa sobre todo y con mayor preferencia 
el laboratorio para reconocimiento de productos comerciales. 

(>pe también el Dr. Lazcano que debe ser objeto de reforma 
el tiemp') que se asigna al estudio de los Cálculos Mercantiles, 
que por su extensión es evidente que necesitan un curso completo 
ó sea la lección diaria. 

ASIGNATURA "B" 
estadística, Geograña Industrial y Conierial 

Esta asignatura está á cargo del Dr. Ignacio Reniirez quien 
procuró darle un aspecto práctico, por lo cual dejó toda la parte 



164 

histórica para laa leccioneH finales por 8¡ le alcanza el tiempo pa- 
ra ellíjs, lo que en e-^be cnrsj como en los anteriores no pado ha- 
cer pues la lección alterna por una parte y loa días laborables por 
otra apenas bastan pai"<i explicar lo más necesario. 

En las primeras lecciones explicó el concepto de la estadística 
procurando que el alumno se forme una idea de la asignatura v 
pasó luego á las operaciones j)ropias de esta ciencia, si<^iendo el 
método expuesto por el ihistre profesor Mayr. 

Concluido el proceso estadístico, conocedor el alumno ya del 
orden en que se verifican las operacfones estadísticas pasó á es- 
tudiar los medios que pueden utilizarse para obtener los resulta- 
dos en las referidas operaciones. 

Después de estos conocimientos, hiz'> que los alumnos es tu. 
diasen las operaciones del censo. En esta lección el discípulo con 
la parte teórica sobre los procedimientos que se siguieron, estu- 
diaron los resultados obtenidos en nuestro censo examinando 
asi la población cubana en sus diferentes aspectos. 

Esta fué la parte que rr»sulró más ínteres. inte para los alum- 
nos, pues vencidas las dificiiltacles técnicas empezaron á descubrir 
horizontes para ellos desconocidos. El análisis déla pobhición 
les dio á conocer aspectos de la vida social que antes no vislum- 
braban penetrándose asi de la utilidad de la estadística y adqui- 
riendo al pr.)p¡o tiempo, conocimientos del Estado y condición 
social de nuestro pueblo cuyas ventajas ó deficiencias pudieran 
apreciar comparándolas con las de otros paises. 

El movimiento de población, la mortalidad, el equilibrio de 
los sexos, la densidad de población, el alfabetismo y los demás 
])roblemas propios de esta asignatura lo estudiaron los alumnos 
examinando al propio tiempo nuestro censo y los datos estadís- 
ticos recocidos y publicados con posterioridad; de este modo ad- 
quirieron conocimietitos, no solo de la parte teórica sino también 
del estado social en lo que se refiere á esta cuestión. 

Cuando concluyó el estudio de la población les hizo estudiar 
los otros problemas económicos siguiendo el mismo método; dees- 
te modo pronto se dieron cuenta de la condición industrial, co- 
mercial y agrícola de Cuba comparándola con la de otros paises, 
haciéndoles apreciar las ventajas naturales, examinar los incon- 
venientes y enseñándoles á que mediten sobre los medios que pu- 
dieran utilizar para salvar aquellos. 

En esta asignatura de estadística tropezó el profesor con la 
dificultad de no tener un buen texto en castellano, pues el Manual 



163 

de Estadística de Filippo Vir^illi, traducido al castellano puv 
Adolfo A. Buylla y G. Alegre, que fué el texto que recomendó, aun- 
que es una obrita muy útil, carece,— dice el Dr. Remirez — de las 
condiciones necesarias al fin que se persigue en la carrera comer- 
cial, y sobre todo, exige conocimientos de ciencias sociales mate- 
máticas, que no tienen los alumnos de la Escuela de Comercio. 
Esto le obligó á suplir con explicaciones que hizo copiar á los 
alumnos las deficiencias del texto suprimiendo lo que no puede 
ser comprendido por los alumnos ó pudiera ser innecesario. 

Cree el Dr. Remirez que seria muy conveniente que esta asig- 
natura por las razones ya ex¡)uest as se estudiase después de la 
Economía, Hacienda y Cálculos Mercantiles. 

En la asignatura de Geografía industrial y Comercial tenien* 
do en cuenta la índole de esta, dio la preferencia y t^iguió en gran 
parte el método del Profesor H. Mili. 

El alunmo estudió el concepto de la asignatura y después la 
Geografía de los principales productos comerciales é industriales, 
las vías de comunicación y de trasporte, los principales sistemas 
de pesa ^ y medidas y los grandes centros industriales y comer- 
ciales. 

En la parte descriptiva de I o '^lugares de la tierra empezó por 
la Isla de Cuba; les hizo hacer un estudio detenido de su configu- 
ración, puertos, rios, medios de comunicación y de trasporte, sis- 
tema monetario, gobierno, producciones principales, un ligero 
estudio de su flora y de su fauna, artículos de importación y ex- 
portación con indicación de los paises con los cuales mantiene 
relaciones comerciales importantes. Después pasó al estudio y 
descripción de los demás lugares del globo haciéndoles que se de- 
tuvieran en aquellos paises que mantienen relaciones comerciales 
más frecuentes con nuestra patria. 

En una y otra asignatura exigió á los alumnos que tomasen 
nota de sus explicaciones y les obligó á presentar trabajos escri- 
tos sobre asuntos que ya conocian y de los cu iles podian formar 
opinión. 

ASIGNATURA "C" 

Ecoaomía Política y Hacienda Pública -Legrislacióii Mercantil 
Derecho Iiiteruacional Mercautil. 

La asignatura **C" de la Escuela de Comereio comprende trea 
estudios: 1*^ Economía Política y Hacienda Pública, 
á^ Legislación Mercantil, 



166 

3^ Derecho Internacional Mercantil diatribuidoej en medios 
cúreos por cuya razón corresponde á cada uno 3 horas de clase 
semanales. 

Durante el curso el profesor, Dr. José Alfredo Beinal, hizo es- 
tudiar á los alumnos 20 Jisuntos A cuestiones de Eiíouomía Poli- 
tica í'on 8 (le Hacienda Publica, 24 de Legislación ^íercantil y 26 
de Derecho Internacional Mercantil, todos ellos con la suficiente 
amplitud en r^^hición con la dura<*¡ón del cui-so y la capacidad de 
los alumu')^. 

Ca la uní de ea.is cuestiones las hizo preceder de una enseñan- 
sa preparatoria hasta hacer el estudio inteligible al alumno y 
aun contando con el carácter teórico de todo ese grupo de estu- 
dios, en el proceso detallado de la enseñansa de cada una de las 
cuestiones, empezó por lo que forma su parte prá^ítica continuan- 
d(í con los ;'jercicio8 especulativos, principios y demostraciones. 
El resultado de su método que fué el mismo qne empleó en los dos 
cursos anteriores con ligeras modificaciones, fué muy satisfac- 
torio. 

A Economía Política y Hacienda pública concurrieron 17 
alumnos de enseñansa oficial y 3 oyentes; en legislación Mercan- 
cantil 2 y 4 respectivamente y en Derecho Internacional Mercan- 
til 6 y 4 de igual modo. 

ASIGNATURA "D" 

Historia del Comercio— UínCorta y recotiocimieuto de productos 

comerciales. 

Este grupo está á cargo del Dr. José U. Baylleres. El méto- 
do que explicó en sus explicaciones consistió en tres actos intima 
y armónicamente relacionados; en el primero explicó la lección 
haciendo resaltar en cada una de ellas todo cuanto consideró 
de mayor interés; en el segundo y alternando los alumnos hi^o 
que uno disertase sobre un punto determinado haciéndole obser- 
vaciones á los demás y en el tercero impuso á los alumnos el des- 
arrollo, en sus respectivos cuadernos de los temas que estimó ne- 
cesarios para la completa inteligencia de la materia. 

Con este método dice el Sr. García Baylleres, que lleva 18 
aííos explicando la referida asignatura ha conseguido que el alum- 
no dotado de escasa inteligencia ó de ninguna aplicación aprove- 
che cuanto le sea posible su enseñanza. 

A esta asignatura concnrrierou 6 alumnos y 2 oyentes, 



167 

La extraordinaria extensión de la Historia del Comercio y la 
del Reconocimiento de productos comerciales, impidió completar 
su explicación al io'Ufil (]ne lo que venia sucediéndole en años an- 
teriores, indica j)ues, la conveniencia de que el estudio de esas 
materias sol)re todo de la ültimn, que puede considerarse quizás 
como la más importante de la carrera del Comercio, se explique 
en dos cursos completos como se hace en todas las escuelas ex- 
tranjeras. 

El profesor cree necesario se le provea de un museo de produc- 
tos y de un catedrático auxiliar encargado de ese museo y labo- 
ratorio. 

Como considero muy conveniente la petición del Sr. Catedrá- 
tico, para que pueda imprimir un carácter práctico á su enseñanza 
según el espíritu de la presante época y según lo requiere la im- 
portancia de la carrera comercial apoyo con calor dicha petición 
y ruego á usted haga lo mismo ante el Gobierno de la República. 
Hay otras dos reformas en esta escuela, que, á juicio de sus 
profesores son indispensables, son las sigult ntes: 1* Laasigna- 
tura **B" tiene dos estudios á saber: Estadística y Geografia 
industrial y í\)niercial y en la asignatura ^^(V tiene 3: sería una 
modificación de suma utilidad para la enseñanza en esta carrera 
que se encomendase al profesor de la asignatura '*B'* el estudio 
de la Hacienda Pública que explica el profesor de la Asignatura 
"C." De este modo se conseguiría que cada grupo ó asigna- 
tura contase igual número de estudios y que la Hacienda Pública 
se explicase durante un medio curso sin quebranto para el presu- 
puesto. 

2^ En todos los planes de estudios comerciales, tanto en los 
de carácter privado como en los de caracrter oficial jamás dejó de 
exigirse la enseñanza de la escritura ó caligrafía. Y sin emborgo 
en el que nos rige si bien se ha ocupado de la estenografía y de la 
mecanografía nada se ha Inveho para subsanar una omisión que 
tieae su origen en la que se padeció en España, al dictarse la Ley 
de Instrucción Pública en el año 1857 y que rigió en Cuba los 
años de 180*5 y 18S0; error que la misma España subsanó al 
reorganizar los estudios de comercio y restableííer sus escuelas 
por real decreto del 11 de Agosto de 1887, publicado en la Ga- 
ceta del 17 del mismo mes y año. En el estableció la enseñanza de 
la caligrafía que al lado de la máquina de escribir y de la meca- 
nografía ostentan los planes de estudios comerciales de los Esta- 
dos Unidos, Inglaterra, Francia, Italia, Alemi'iiay Austria. La 



168 

Importancia y la necesidad de la creación de esta enseñanza se 
encuentra justificada con solo considerar (jue, la edad en que ingre- 
san los alumnos en el Instituto .v en la Escuela de Comercio, gene- 
ralmente no han he(;ho un estudio (íoniplt^to íle esa materia. 

Recuerdo á usted {[W ya mi antoc.^sor en la Dirección de este 
Instituto hizo igual petición para todos los alumnos (jue ingre- 
sasen en él, en su informe de Marzo ;U de 1901. 

ASIGNATURA DE COSMOGRAFÍA, PILOTAJE Y MANIOBRA. 

A esta asignatura asistieron t\ ahnnnos oficiales y 4 oyentes- 
Cumpliendo la Orden 171 del Cuartel (leneral de Cuba, todavía 
vigente, esta asignatura se dá en l(H*ción alterna, tiempo insufi- 
ciente para poder explicarla totalnu-nte, por lo que se vio obli- 
gado el profesor á suprimir materias de gran utilidad. Con ante- 
rioridad á esa orden la asignatui'ii di» referencia era de lección 
diaria. Fué cuanto menos ])udo hacer (^1 Gobierno español en bene- 
ficio de esos estudios (|ue están hoy llamados á adquirir gran im- 
portancia con el fomento de la marina. iníM-cante nacional. 

Como usted y el (lobierno de la Uej)ublica están dis})uest08 á 
prestarles toda la protección (juemen^ce llamo su atención acerca 
del proyecto (jue discutido y a|)robad() por el Claustro de profe- 
sores para la creación de una Ksouela especial de Náutica está en 
esa Seci'etaria. 

En caso de que la referida Escuela no se establezca en las condi- 
ciones explicadas en el referido ])r()yect() sería muy conveniente 
para el próximo año flividir esta asignatura en dos cursos com- 
pletos; uno de Cosmografía y otro de navegación y que se pro- 
veyese al profesor de los siguientc^s elementos de enseñanza, 

1 modelo de Imcpie de vela 

1 modelo de buque de vapor 

1 taquímetro 

1 cronómetro marino 
Colecciones de cartas marinas 

1 horizonte artificial 

1 anteojo de tránsito 

1 cestante 

La construcción en la azotea de osU^ Instituto de una habita- 
ción preparada para observatorio y el nombramiento de un cate^ 
drático auxiliar con cátedra encargado del observatorio. 



169 

ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA Y MECANOGRAFÍA 

Esta Academia á cargo del Sr. Frank A. Betancourt, se halla 
dividida en dos cursos á los cuales concurrieron 91 alumnos; 41 
del sexo masculino y 50 del femenino. De ellos 78 al primer curso 
y 13 al segundo. 

El sistema que empleó el profesor en la enseñanza de la Tar 
quip^afía fué una adaptación por el usado por diferentes autores 
( Guillermo Parody, Marti-Pando, Hernández, Munson Entrerrios, 
Sleiter, Graham y Pitman) tomó de cada uno de ellos, lo que la 
experiencia como taquígrafo y como profesor de las Repúblicas 
de Centro y Sur América, los Estados Unidos, Santiago de Cuba 
y la Habana le dio á conocer como lo más práctico. 

El método que siguió fué el de la enseñanza oral haciendo co- ' 
piar á cada alumno en un cuaderno las lecciones que les dictaba 
comenzando por los signos ó letras, continuando después por la 
posición de las consonantes Uy S antes y después de una vocal, 
el enlace de la vocal i entre dos consonantes, el de las consonantes 
y vocales entre sí, el de las vocales y consonantes y vice-versa, las 
supresiones, terminaciones prefijos, abreviaturas, signos con- 
vencionales, terminaciones, patronímicas dobles y triples, con 
uno y dos pronombres, frases parlamentarias, numeración y 
puntuación ortográfica. 

Además de los cuadernos que usaron los alumnos para copiar 
las lecciones escribieron al dictado en otros con signos taquigrá- 
ficos que después tradujeron á la escritura común. En las horas 
de clase hicieron en la pizarra ejercicios de palabras con una ó dos 
terminaciones. 

El sistema que empieí en la Mecastenografía (Stenograph) 
fué una adaptación al castellano usada por el profesor Bartho- 

lome inventor de la Máquina Taquigráfica The Stenograph y 

consistió en enseñar á cada alumno lo siguiente: 

1^ Explicación general del aparato. 

2^ Modo de hacer el alfabeto. 

3^ Lectura de los signos. 

4^ Modo de colocar las manos sobre el teclado. 

5^ Colocación de la cinta y tira de papel cinta. 

6^ Cambio de movimiento de la cinta, 

7^ Ejercicios de palabras. 

8^ Supresión de las vocales e i. 



170 

9^ Prefijos, Terminaciones, Frases parlamentarias y Abre- 
viaturas. 

En la enseñanza de la escritura en niáíiuina comefiz(5 por ha- 
cerles conocer la diferencia (jue existe entre el teclado doble v el 
llamado teclado universal y todo cuanto á la colocación d^I pa- 
pel, movimiento, esi)acios etc. es indispensable conocer; despnéei 
les explicó el mecanismo de las diferentes máijuinas que tiene la 
Academia. 

Durante 15 dias les oblio-ó áemi)lear la mano izciuierda, u.-^-an- 
do los cuatro denlos y el pul<j:ar para los espacios: una vez (jue ad- 
quirieron cierta ngilidad les hizo em plegar durante diez dias la 
mano derecha quedando preparados ])ara usar á un mismo tiem- 
po ambas manos. Hizo que ejercitasen más tiempo la manoizquir- 
da que la derecha i)or ser con la (pie han de tener mayor numero 
de palabras. (Cuando adquirieron la practica necesaria les hizo 
escribir al dictado y así continuaron hasta la ternnnación del cur- 
so en que leian y traducían con facilidad los signos taquigráficos. 
A los alumnos del segundo curso les amplió la enseñanza, con la 
del Mimiógrafo Edisson, usando primeramente la pluma perfora- 
dor y luego en combhiación con la máijuina de escribir. 

A las clases destinadas á las alumnas, ccmcurrieron con bas- 
tante asiduidad las inscriptas asi como gran número de oyentes, 
demostrando durante el curso tanto a(]uellas como estos un ver- 
dadero empeño en adquirir los conocimientos necesarios para la 
práctica de la Taquigrafía y la Me(»anografía. Mayores progreso» 
hubieran realizado las alumnas del T-^ curso en la escritura en má 
quina y las del segundo curso (mi la mecanografía si se hubiera ac- 
cedido á la solicitud del j)r()fes()r y á las inias. comunicadas á esa 
Secretaría con fe(*ha Enero I 2 y Marzo 20 del corriente año para 
que se dotase á la Academia del numero de má(]uiníís necesarias 
pues es prácticamente ini})osible que 4í) alumnos (pie concurrieron 
diariamente á las clases pudieran verificar los ejercicios indispen- 
sables para obtener la velocidad y precisión (pie solo puede adqui- 
rirse con una larga práctica y emi)leando mayor tiempo del que 
por las razones expuestas pudieron dispc^ner. 

Respecto á los alumnos matriculados, aunque muchos asistie- 
ron con puntualidad á las ciaseis, en cambio otros apenas concu- 
rrieron á ellas, en particular los de la Escuela de Comercio, a«i 
mientras unos pocos se encontraron aptos parn recibir su grado 
de Perito Taquígrafo la mayor parte no pudieron presentarse á 
examen. 



171 

Esto se explica porque nui(»ho8 alumnos creen féwjil el aprendi- 
xit}e de la Tacjuigrafía encontrándose después decomenzar con las 
dificultades de este estudio y con la poca perseverancia para con- 
tinuar hasta el fin. 

CALISTENIA 

La clase de ejercicios Calisténicos tuvo efecto de 4i á 5i de la 
tarde en el patio de la Maestranza deArtillería y dado el gran nú- 
mero de alumnos matriculados fn^ necesario dividirlo en Sgrupos: 
el primero, compuesto de los alumnos de Preparatorio y 1° año 
que asistieron los lunes y miércoles; el seo-undo grupo compuesto 
de los alumnos de 2*- y 8" curso concurieron los martes y jueves y 
a,l tercer grupo los del 4" cursóle correspondió el viernes. El sába- 
do, como final de semana, se dedicó á ejercicios libres en los terre- 
nos del Club Almendares, cedido gratuitamente por su Adminis- 
ti-ador dedicándose todon ios grupos á ejercicios de sport bajo la 
inmediata vigilancia del ¡)rofes()r. 

El método empleado por este fué (4 mixto délos Profesores 
Harvey, de Londres y el del Sr. W. (5. Henderson, de los Estados 
Unidos. 

La hora la dividió en tres partes: la primera media al ejerci- 
cio sucesivo y parcial de cada una de las partes del cuerpo hasta 
el número de 1,000. Cada ejercicio fué acompañado de su expli- 
cación, modo de realizarlo con j)erfección y ventajas que reporta 
al cuerpo humano. 

Los aluniíHís (jue sufrían de alguna deformidad, por ejemplo 
de '*Genu--valnunr ' que fué muy frecuente fueron objeto de prefe- 
rente atención, indicándoles ejercicios especiales para correjir ese 
ú otro defecto físico. 

La segunda parte, duró un cuarto de hora, deshecho el cua- 
dro á la voz de mando se efectuaron ejercicios militares de diferen- 
tes formas de pasos, formación de líneas, de dos, de cuatro y de 
ocho en fondo de nuircha y contraniarcha etc. La tercera parte ó 
sea el cuarto de hora final se dedicó á ejercicios libres prefiriendo 
los alumnos el juego del Base Ball; el resultado para los alumnos 
que concurrieron ccm asiduidad no pudo ser más satisfactorio pues 
niños que al principio de curso apeiuis si sabian pararse y cami- 
nar con propiedad lo hacian ya al final con toda perfección; otro 
tanto resultó con su expansión toraxica, que si en un principio 
solo se obtenía una ó dos pulgadas de dilatación, fueron muchos 



173 

los que al final alcanzaron cuatro y algunos híista cinco , debido 
sin duda alguna á los ejercicios de inspiración y t»xpiraci6n que 
ejecutaban. 

La asistencia á clase no fué todo lo satisfactoria que debía es- 
perarse pero si se tiene en cuenta que está se dio en un lugarapar- 
tado del Instituto y por lo tanto fuera de la influencia benéfica del 
centro ef?colar, asi como la hora avanzada de la tarde en que ter 
minaron las clases, que hacen diflcil [)arn un gran número de alum- 
nos que viven en los barrios extremos déla ciudad, el regreso á sus 
hogares y finalmente el poco atractivo que resulta para los ma- 
yores el asistir á una chivse para ejecutar ejercicios propios de 
alumnos principiantes causas son suficientes para explicarse esas 
faltas de asistencia que tanto el profesor como esta Dirección se 
empeñaron en evitar por todos los medios posibles. 

Es preciso empezar por facilitar un lugar cerrado í\ la vista 
del público, con una parte cubierta donde el alumno pueda desnu- 
darse y guardar su ropa durante el tiempo de la clase, asi como 
instalar el suficiente número de duchas é inodoros. 

El patio donde se practiquen los ejercicios deben ser amplio 
capaz para 100 alumnos y el piso debe de ser de tierra nmerta cu- 
bierta de una ligera capa de arena y bien nivelada. Como útiles 
deben adquirirse los aparatos necesarios y que se indicarán cuan- 
do se provea la clase de local conveniente. 

En toda la extensión del patio se marcará con pequeños pos- 
tes con su baranda una pista para carreras de vefocidad y resis- 
tencia, á la cual pueden agregársele obstáculos movibles. 

Es de lamentar la poca importancia que hasta el dia se ha 
dado á la cultura física de los alumnos de este Instituto, pues á 
los de Santiago de Cuba el General L. Wood les facilitó los útiles 
necesarios y lesdió ()jr IjíiI el wIli') N iiifci.jo. 

En atender al desarrollo fisí'jo de nuestra débil y raquítica ju- 
ventud es un deber patriótico y el rt*;4t'nerarla por el ejercicio co- 
rrigiendo sus defectos físicos, es liaciala resistente á his fatigas, 
y la pone á cubierto de nuniei-osas e.iferiutMliules. Asi lo com- 
prendió el sabio legislador alemán Ministro de Instrucción Públi- 
ca Von Gossler quién des|>ues de coiajeer ios_acuerdos del 8^ Con- 
greso Gimnástico de Brunsvvisck dietó su famosa circular del 27 
de Octubre de 1882 en él disponía que todos los establecimientos 
de instrucción secundaria se introdujeran los ejercicios libres y de 
carrera. 

El muy competente A. Mosso catedrático de la Universidad de 



173 

Turin, al tratar en su obra ** La Educación Física de la Juventud*' 
de los ejercicios á que dan preferencia en las Universidades ingle- 
sas dice: "Esta juventud que pasa la mayor parte de su juventud 
al aire libre jugando y fati<>:ándose es dócil y obediente. Nadie 
recuerda haber oído hablar de desórdenes tan frecuentes en otras 
Universidades. El ejercicio físico ps útil y exutorio ala vitalidad exu- 
berante de la juventud, la fati,:j:a, unremedio eficaz á muchos ma- 
les y los juegos atlétiros, una gran escuela de disciplina. 

CONSIDERACIONES GENERALES 

Además de llamar la atención de Vd. acerca de las modifica- 
ciones que como resultado de su observación y experiencia perso- 
nal indica cada profesor en sus respectivasíisignaturas, voy á ha 
cerle igualmente otras indicaciones, de carácter más general 
tanto técnicas como adminitrativas. 

Los alumnos observaron en lo general dunmte todo el año 
tanto en las clases co mo fuera de ellas, una conducta ejemplar. 
Solo una vez hubo necesidad de constituir el Claustro en Consejo 
de disciplina para castigar una falta grave, en un alumno de la 
Escuela, de Comercio. 

El Consejo le condenó á la pérdida del curso en la asignatura 
en (}ue cometió la falta. Este fallo mereció la aprobación de Vd. 

El castigo fué tan saludable que el alumno continuó obser- 
vando durante todo el curso, una buena conducta y mejoró en su 
aplicación, razón que me mueve á impartir de su bondad el indul- 
to de la referida pena, en atención también á que quedándole so- 
lo esa asignatura le haria perder un año más en sus estudios, 
traspasando asi el alcance que el tribunal sentenciador le dio á la 
pena. 

La disciplina se conservó inalteral)le durante todo el curso, 
pues, si es cierto que á mediados del mes de Diciembre, incitados 
los alumnos por otros de distinto establecimiento docente, inten- 
taron de una manera violenta anticij)arlas vacaciones dePascuas. 
fueron suficientes mis amonestaciones y las de otros profesores de 
este Instituto, para que depusieran su actitud y continuasen las 
clases sin alteración alguna todos los dias lectivos señalados por 
la ley. 

El escogido Claustro de prof(\sores de este Instituto inspiran- 
do respeto y amor á sus alumnos, la disciplina, el ambiente de or- 
den y la moralidad, han contribuido y contribuirán en lo sucesízo al 



174 

buen comportamiento, piips como dice el Sr. Bernal en su informe 
la buena ó mala conducta de los alumnos en las aulas, no es ni 
debe considerarse como un hecho aislado ü o -isional sino todo 
lo contrario, como (»1 resultado de un sisteiua ajustado y eficiiz 
como el método de la enseñanza. 

Todos los informes de los profesores están contestes en afir- 
mar que la aplicación de K)s alumnc^s, á excepción de los de la tJs- 
cuela de Comercio, va en aumento de nño en año; y esto se agre- 
ga que vienen mejor jn-eparadas v hacen sus estudios vou la gra- 
dación y el orden conveniente. 

Hácenos esto concebir hi hala^^adora esperanza de qi:e muy 
pronto se obtendrán los miYs excf»leiites frutos de un plan que en 
mi concepto no debiera modificarse hasta tanto que el tiempo y 
la práctica permitan apreciar las ventajas ó deficencias de los sis- 
temas y métodos propuestos, A partí» d<? (^ue los cambios fret*uen- 
tes en los planes de estudio pertuban más ipie favorece á la ense- 
ñanza. Los resultados de esta nnls (pie de los ))lanes, depende 
del personal docente encrargado de su interpretación y dcvsenvol- 
vimiento. 

No quiero decir con esto (pie no si» intj'oduzcan en él aquellas 
alteraciones, que sin afectar |a-ofundainente su fondo y su espíritu 
la práctica ha indicado como convenientes. 

Entre estas citaré el ivstabl(^ciini(Mito de los (exámenes de pnie- 
ba de curso como garantía para el pase de la asignulura de un 
grupo al que le sigue en gradainón. Otra modificación í]ue unáni- 
memente piden todos los [)rof(»s()r(ís es el retablecimiento de las 
calificaciones en ttjdos los exain(Mi(,\s. 

Estas modificaciones no vulneran (mi nada la orden núm. 267 
y tiene en su apoyo la resolución de Vd.del 24 de Octubre de H)02 
por la que se restablecteu esos exámenes paia la rniversidad con 
la nota de SUSIM^^NSO y APROBADO para los exámenes ordina- 
rios de Junio y DESAPROBADO y Ai'KOBADO para los extraor- 
dinarios de Septiembre y la de SUSPENSO, APROBADO, AFRO. 
VECHADO Y SOBRESALIENTE para It^s exámenes finales ordi- 
narios de grupos y sustituyendo el susi)enso por el de desaproba- 
do, en los exámenes finales extraordinarios. 

Si esta modificación la juzgó el Claustro de la Tniversidad in- 
dispensable para los alumnos (jue pu ella cuisan, que por lo gene- 
ral son ya adolescentes, (pie no delM^iau tener más estimulo que 
su propia concic^iicia, ¿(jué no dirá el Claustro de este Instituto 
cuyas aulas las frecuentan solo nirii)s (¡ue carecen de aquellas con- 



1?5 

(liciones y neí^esítan de otros estímulos? Reitero pues, la súplica 
que en comunicación especial le hice para que hiciese extensivas á 
este Instituto las resoluciones adoptada» por Vd. en la referida 
comunicación de 24 de Octubre de 1902, dirigida al 8r. Rector de 
la Universidad. 

La asistencia de los alumnos á las aulas fué este afio más 
puntual que en los anteriores, debiéndose atribuir eso á los par- 
tes que mensualmente envié á los padres 6 encargados, dándoles 
cuenta de la asistencia, conducta y aplií'ación de cada alumno. 
Mucho me complace, el resultado de esta modificación, hecha por 
primera vez en estos establecimientos de instrucción secundaria. 

Interpretando sus patrióticos deseos y los del Gobierno que 
representa, de favorecer por cuantos medios fuesen posibles la di- 
fusión de la instrucción, usé con larga mano el derecho que me dá 
el Reglamento, y autoricé, para asistir como oyentes á las clases, 
á todos cuantos lo solicitaron. Por eso notará Vd. que el núme- 
ro de oyentes durante este curso fué muy supeiior al de los ante- 
riores. A la verdad que no tengo por qué arrepentirme de esa 
medida, pues según me comunicaron los profesores, todos esos 
oyentes observaron buena conducta, mucha aplicMción y bastan- 
te aprovechamiento. 

Lamento qne su antecesor no hubiercí autorizado las ccmfe- 
rencias en indénticas condiciones á las qne en h1 curso anterior 
concedió el Gobierno Militar, á mi preílecesor en esta Dirección: 
porque esas conferencias fueron y son un poderoso medio de cul- 
tura, del que se aprovechó, á más de los aluirmus, el numeroso 
público qne concurrió á ellas, compuesto especialmente de maes- 
tros de ambos sexos. 

Confío en que para el próximo curso obtendré de V. la corres- 
pondiente autorización para reanudar esas conferencias, que vie- 
nen á ser las veces de las Universidades populares de Frincia ó de 
los University Extensión de Inglaterra, que tan buenos resultados 
han dado. 

Partidario de las dos secciones escolares á fin de no fatigar á 
los filumnos con un trabajo mental muy continuado y de armoni- 
zar las conveniencias de los alumnos, que s»» matriculan en asig- 
naturas do distintos cursos y de la de los Sres. prof<*sore8, dividí 
las horas de laboren dos secciones: deTáll a.ni. la primera, y de 1 
á 5 p. m. la segunda de cuatro horas cada una, con dos horas de 
intermedio de absoluto receso para todos. 

Esta determinación tuvo y tiene en verdad, el inconveniente 



176 

en obligar á los alumnos á venir dos veces al Instituto situado de 
uno de los extremos de la ciudad y en uno de los barrios más in- 
adecuados para un establecimiento docente de esta clase; pero no 
podía ser de otro mod ), dado el escíiso número de profesores v el 
derecho que la Orden nuin. 2G7 serie de 1900 da á los alumnos 
matriculados» de fioder a-^istir á todos los cursos del Instituto. 

Sólo hice una excepclo I hu los alumnos del Ourso Preparato- 
rio en atención á que pors'i ctirta edad eran un peligro para ellos 
los dos viajes. La sesión fué única comenzando alas doce, y divi- 
dida en dos periodos con un descanso de media hora entre el gru- 
po A. y B. Seguí en esto lo instituido por mi antecesor que me 
pareció muy aceptable porque indudablemente obedece á razones 
de orden fisiológico y pedagógico. 

Creo que esta distribución contribuyó en parte al orden y la 
disciplina, porque evitó que en una misma hora se reunieran lt)S 
300 alumnos del Establecimiento, y, á su aprovechamiento por 
que se fatigaron menos íuentalmente 

La Orden núm. 2()7 serie de 1900, estiiblece de un modo ter- 
minante el derecho que tienen los alumnos de los Institutos de 2* 
enseñanza, para matricularse en una ó en todas las asignaturas, 
sin limitar su número, lo que queda á su libre y absoluta disposi- 
ción; y aunque po.-teriormenteen Octubre 1 5 de 1902 su antecesor 
en esa Secretaría dictó al^'unas reglas para ¿iríní^niz ir la niencio - 
nada libertad con la (jue tienen los Institutos para la regulación 
de los estudios, estas no fueron bastantes a evitar los perjuicios 
que á la enseñanza proporciona á cada momento el derecho con- 
cedido en la referida Orden núm. 2()7. 

Sería muy conveniente que reducféndolo á sus verdaderos li- 
mites dictase una disposición ])ara (jue no se admitiesen más ins- 
cripciones de matriculas que las correspondientes al curso que se 
estudia. 

La Orden núm. 171 de 24: de Abril de 1000 dispone en su Re- 
gla 8*^ que los ejercicios de gi-ado para [)rofesor mercantil sean 
tres, consistiendo el primero en un examen de una hora sobre idio- 
mas, Taquigrafía y Mecanografía; el segundo, de una hora, oral 
sobre líis asignaturas de la carrera, y el tercero práctica. 

Según la mencionada Orden deben constituir el Tribunal para 
el primer ejercicio los profesores de Inglés, Francés y de Taquigra- 
fía y para los otros dos ejercicios 3 catedráticos de la Escuela de 
Comercio. 

La Orden 470, del 15 de Noviembre de 1900, que modificó la 



177 

l7l, redujo á dos loe ejercicios para elgradode Profesor Mercantil 
pero como nada dice con respecto al numero de catedráticos que 
ha de constituir el referido Tribunal, dejó vigente en mi concepto 
lo preceptuado en la Orden 171. 

Posteriormente en las reglas para exámenes, aprobadas por 
el entonces Secretario de Instrucción Pública, en 28 de Mayo de 
1901 se dice: *íEl Tribunal para ejercicios del Grado de Profesor 
Mercantil, se compondrá de cinco catedráticos, turnando con los 
de la Escuela de Comercio los de la asignatura B. y C, los de la E 
y D. de la 2* Enseñanza y el de Taquigrafía. Como nada se dice en 
ellas acerca del número de ejercicios, claro es que dejó vigente lo 
dispuesto en la Orden -470. 

Aiqui me encuentro con unas reglas indicadas por mi antece- 
sor y aprobadas por el Secretario de Instrucción Pública en aque- 
lla fecha, que se hallan en abierta oposición con la Orden núm. 
470 y con cuyas reglas han venido celebrándose los exámenes, 
dando origen como era natural en el acto de estos á conflictos 
qne he resuelto en armonía con la última disposición hasta tanto 
Vd. aclare las dudas ó modifique esas reglas según lo estime mas 
conveniente. 

Otra dificultad se ha presentado en los exámenes de Taqui- 
grafía. El Reglamento de la Academia de Taquigrafía en su Art. 
29 dispone que para la expedición del titulo de Perito Taquígrafo 
y Escribiente en máquina, ó de uno de ellos, si asi lo solicitare, 
el candidato sufra un examen general consistente en uno ó dos 
ejercicios según los casos. 

Posteriormente y en una de las reglas para examen á que ha- 
go referencia en el párrafo anterior se dice que á los alumnos 
aprobados en los ejercicios de los dos cursos de la Academia, se 
les proveerá del titulo de Perito Taquígrafo, es decir, que no tie- 
nen necesidad del examen general prescripto en el Reglamento. 

Esta dualidad de preceptos en un particular tan importante 
suscita á cada paso algunas dificultades por lo que se hace indis- 
pensable la modificación del Reglamento de la Academia al tenor 
de lo que previenen las reglas de referencia, dictadas posterior- 
mente aquellas ó que aquella se amolde á lo preceptuado en el 
Reglamento. 

«Mando alguno de los profesores de la Escuela de Comercio, el 
de Taquigrafía ó el de Francés se en enferman, como sucedió con 
el último durantes algunos días, los alumnos se ven privados de 
sus lecciones, por falta de un catedrático auxiliar ó supernumera- 



178 



i t ft 



!■ i 



rio que lo sustituya en estos casos ímprevist^iH n hunitabltís: ur- 
ge, pues, el nombramiento dequien hnyn de rp**inplnxado8 a fin dt* 
que, ni los alumnos, ni la ensefuinzn. ni la <l¡wei[»ltna, «ufraii ¡»t*i"- 
juicio. 

Durante el último curso el Instituto recibió de distintas per- 
sonas, obsequios de libros para la Bibliot4?ca y de curiosos f inie- 
Tesantes objetos para su museo, A todos Uih domintos di las 
gracias en nombre de Vd. v del ChiUí^tro rt^servándome consitíiiar 
sus donaciones en 1h Menh-ria anual. 

A más de la visita con<jue el lun y HonorablB Pni*sidi^iite de la 
República honró al InstituU), se vio Jíiuulmonte pnaltíecidn con 
la de algunos Representantes diplornátícoH y sabio>í extraiijeroH 
cuyos nombres sería prolijo enurih-rar; linsti^ díH'irlp [janí su í^a- 
tisfacción y la del (íobi(irno, que todos exfjrasaron t^n el libro de 
visitas, su complacencia por el estado de ¡irogreso de f^sta liisri- 
tución. 

lias relaciones y correspondencia científicas con otros centros 
de igual índole, se acrecentaron este año con las del Instituto 
Smithsonian de Washington; el Museo Paraense, de Para, en el 
Brasil; con el Museo Nacional de í iiile y otros, 

lOstrts relaciones fueron sumamente benefieiosLiE para el Esta- 
blecimiento, cuya Biblioteca se enriqueció con publicaciones de 
gran mérito y sus museos con curioBos ejemplares. Ale propongo 
sostenerlas y aumentarlas con la reíi])arición en el })róximo año 
de los Anilles de este Instituto que pu otni eiítJt^a «e pul>licíiron. 

Con los departamentos alto y bajtj que del pdiíieit> que ocupó 
la Universidfíd cedió el Sr. Secretario de Hacienda y con los ^^500 
acordados por el Consejo de Secretáis m, para su arredilo, íiincUo 
ganará la enseñanza en el próximo curso, pues el edificio era ya 
pequeño para todas sus dependencias y aulas, en nlguiias de las 
cuales no pueden darse lecciones jíur su esti'echez y })or el tn^raen- 
do ruido de la calle. 

No quiero terminar este ya lai'go informe sirj llamar la aten- 
ción de Vd. acerca del perjuicio inmenHo que lial>rian de recibir los 
estudios de Segunda Enseñanza y 8u¡jeriores, si fuera aprobado 
por la Cámara el proyecto de Ley que en la sesión de '24 de Junio 
de 1903, presentaron varios Sres. Repre,sent¡Liites imvA que ne de- 
rogase el núm. l*-^ del Art. 30 de la Onlen Militar núni. 2i}l, del 
30 de Junio de 1900 que fija en catorce añow cumplidos la edad 
para poder ingresar en los estudios de la segunda enseñanza, ]>ra- 
poniendo que desde el próximo curso académicojsean admitidos á 



179 

los expresados estudios los alumnos que habiendo cumplido diez 
años de edad sean aprobados en el examen de ingreso que estable- 
ce el núm. 2 del Art. 2^ de la Orden de referencia. 

Razones de orden fisiológicas y pedagógicas y bastas so- 
ciales que no rae detendré i\ enumerar porque no han de escaparse 
á su recto criterio aconsejan (jue no se altere la edad fijada para 
el ingreso de la Segunda Ensefiauza en la mencionada orden» 
á menos que se suprima el Curso preparatorio y se traslade á este 
alguna de las asignaturas que lo forman, en cuyo caso podría re- 
ducirse la edad de ingreso á 13 años. 

Con su influencia, como Jefe Superior del Ramo, puede contri- 
buir para que tal modificación no se lleve á la práctica. 



I 



I 



M 



LEGISLACIÓN DE SEGUNDA ENSEÑANZA 



í^ 



LEGISLACIÓN DE 2í^ ENSEÑANZA 

Las iisposiciones y chculares reía ti vas á 1 1 Segunda EuseñanMi ' 
dictadas desde la Intervención hasta la terminación del curso- 
anterior, se encuentran en la Memoria anual correspondien- 
te al Curso Académico de 1901 á lf}Oi\ •- - 



CIRCULARES NUH. i. 
SOBRE LA KNSJEÑAKZA DE LA GRAMÁTICA 

Habana 4 de Marzo de 1902. 

Sr. Director DEL Lnstituto DE . . 

Señor: 

La falta casi completa de preparación adecuada, con que iur. 
fn*eBa\>an los alumnos de los Institutos, ha dificultado no poco, la 
tarea acometida con tau buena voluntad por sus profesores. Esa 
tarea no es otra que la de renovar los métodos y el espíritu de la 
2* enseñanza, de modo que, en cuanto á su dirección, corresponda 
4 los procedimientos por medio de los cuales se edifica la gran 
cultura coetánea, y, en cuanto á su contenido, ponga en posesión 
al estudiante de los resultados más positivos de las ciencias fun- 
damentales. 

La paulatina, pero segura renovación de nuestra enseñanza 
primaria, comenzada ya en toda la Isla, ha de facilitar de día eu 
díala obra de nuestros Institutos; y ha de permitirles circunscri-^ 
bireecada vez más á su verdadero campo de actividad. 

Por este motivo creo oportuno llamar la atención de Vd. som- 
bre el alcance que debe tener en esos Establecimientos la clase de 
Gramática Castellana, asi en el Curso Preparatorio, como en el 
I* de la asignatura, 'A". 



»fn 



184 



ir 



Habiendo llegado por lo ^neral los alumnos á estas c 
8in otro conocimiento de la lengua nativa que el muy imper 
adquirido en la conversación cuotidiana y sin las mpnores m 
nes del arte^aniatirnl, Ion proff^sorefí lian tenidív qiip d^^rlic; 
mayor parte del tiempo A echar hm cimientoíí de un ediflr^f o, 
estAn llamados en renlidnd á complf^tnr y decorar, 

flabií^ndose dado al eRtiidio de la leníruíi caRt^llana toe: 
importancia qup reípiiere en los míí^fíS piihlieados por Ihh . 
tas di* Superintendentes, para el uso dí^ n upst ni s Escuela.*^ v 
biendoí^e limitado en ellos con nrmU^nnin vsnfracidjid la parte 
raméate ^amatical de esa enseñanza. crHp esperar lefritirnaiiK 
que los alumnos que vayan inín^esandn ^n los Institutos estén 
bidnmente preparados para einnrender un estudio más sistein 
co j completo de su propio idioma. 

Desde entonces sin abandonar la parte prílctica, qu<' es i 
capital en el conocimipnto de la lensnia nativa como en una 
tranpfpra; el profeí^or pup^lp y d^bf^ dedicarse á dar á conocer p 
presiva y ordpna da mente las rp^rlas írramaticales en toda sn 
tensión y proceder df*í*pues á desentrañar, hasta donde sea pe 
ble, la. raz6n de estaí* roerlas. 

Se ha dicho atinadamente que hay tres pérfidos naturales 
la enseñanz.a írramatical de una lenpnm'el uso. las reírlas, la ra^' 
de las rpírlñs. Ton la práctica del castellano, por medio de fríisi 
conversaciones, recitan i(Sn de trozos selectos y escritura- aJ dici 
do, y el conoeiniíento d^las resrlas principales* vendrán los alunir 
al Tarso Fn*paratorin. Allí MPíríiirAn la práctir^a, y ampliarán ] 
realas: v al llej^nr al curso final de Gramática, podrán empreñe 
el estudio cieatífinn de su Ipninn, ]mr medio del método histórí 
que es el ánico capaz de cnndu^^ir a ese resultado, 

Gran tino han de necesitar los profesores para realizar 
transformar- i 6n que í^^^ \m\}or\^, si hem'>s de lot^rar que el estud 
de la Gramática. Castellana, se coloqtie al nivel en que hoy se e 
cuentra el de las otras lenguas romances. No es el objeto de es 
circular, oblitrarlns h lleírar de un Haltci á ese ftn dependo. Laúd 
bles esftierzoH han realizado mucho d** Iíís actuales profesores ] 
ra cambiar los viejos rní'^todos, y mi daseo es alHitarlos para q 
perseveren, y al misTuo tiempo poner luñ^ á 1^ vista elcarabio ] 
dical á que hay tpie aspirar. 

Los Profesores del Ourso Preparatorio deben dar í^Tan impt 
tancia h los ejercicios de composiciíin y derivnciún de palabn 
que lea exige la onlen 267; porque eí^tos «on lo^s dos procesos | 



I 



r 



185 

tíeradores de las lenguas; y. cuando se ha penetrado bien su me- 
caiüismo, la vida del lenguaje queda patente, es mas hacedero re^ 
8Í8tir á las influencias que desnaturalizan los idiomas y más fácil 
contribuir á su aumento y pprfección. 

A los drl curso de Gianiática corresponde dar á la formación 
de la« voces¡ á que acabo de referirme, su verdadero lugar entre 
laé demás divisiones déla Gramática, é irlas poniendo todas den- 
tro de los cánones de la lingüística moderna. Mientras no se.har> 
ya logrado esto, no habremos escapado al influjo déla rutina, 
que esteriliza el aprendizaje de la Gramática y la hacen repulsiva 
al estudiante por lo oscura, abstrusa y en muchas partes ilógica. 
Orden, sencillez, clasificaciones exactas, divisiones naturales, defi- 
niciones completas, solo pueden obtenerse en la Gramática á la 
luz del método histórico, queda la clave del desarrollo délas len- 
guas. 

Desde luego importa consignar que lo que nuestros profesores 
deben ofrecer á sus alumnos son los resultados de ese método, las^ 
adquisiciones ciertas; y (jue no deben perder nunca de vista el ob- 
jeto principal de su enseñanza; poner á sus discípulos en aptitud 
de hablar y de escril:)ir con propiedad nuestra lengua, y de com- 
prender las le\ es que han dirigido y continúan impulsando su 
desenvolvimiento. 

Muy pocos son hasta ahora los tratados en que se ha em- 
prendido el estudio del castellano por el método histórico; pero 
no faltan ya obras de mérito en que se ha comenzado esa labor 
meritoria; y que puede servir de guia á nuestros profesores. 

La primera vio la luz en las Antillas; sea recordado en honor 
nuestro. Es la Gramatiai hVosofíca Histórico Comparativa, de 
la Lengua Castrllana del Dr. Enrique Alvarez Pérez, impresa 
en Puerto Rico el año de 1893. A esta siguió la Gramática 
Castellana razonada, sef^im los actuales conocimientos lin- 
güísticos, del Dr. Rafael Pérez Barreiro, dada á la estampa en 
Madrid el año de 1898, y reimpresa con notables correcciones en 
1900. Las nueve lecciones que dedica este autor á las palabras 
derivadas 3^ compuestas serán de mucho auxilio á los profeso- 
res del curso preparatorio, que podrán completar con ellas la 
materia abundante, pero menos cientificamente presentada que 
ofrecen el Diccionario Etimológico y los Rudimentos de Étimo- 
logia de D. r*edro Felipe Monlau y el Tratado de los Compnestos 
Castellanos de B. Rivodó. Como fuente abundante, y primer libro 
de consulta, hay que considerar todavía la obra que ha sido el 



186 



i 






fundamento del estudio científico He laa lengimíi neo-latinas^ 
OramAtik der Rowanischen Spradu^n (Ip Frhdrhh I>hz, cuya 1 
ducción francesa por AugURto Braehet y Gaíitóo Paris es máe 
cesible á nuestros profesoreí?. 

Por lo que hace rt la enseñanza oficial, puede aeegnrare 
probarse que jamás se ha pit^sentado en Cuba atención tají < 
dadosa y bien encaminada al pstiuHn de la lengona nativa, co 
al presente. Desde la clasp de Primer Orado en las Esciie 
PíblicBí* hasta el curso dp (trámatiiía de lo» Institutos, ha-y 
establecido un orden convpnif^nf f», que bu ñ9 rouducir al alum 
paso á paso á la inteligencia cuba I y fñcil manejo de su idiotna 

Las indicaciones ccmteuidas f*n enta circular van encamíi 
das á poner más en claro cuul ha de n^r el coronamiento de « 
prolonirada disciplina. Su total af^licHción nn puede sh* matei 
de un día; poique de|)ende df* la difuniÓTi pn la?* Escuehis Pfibüc 
del método recomendado por la Junta df* Rupt*riutKid»^ntes; pe 
es necesario uí) perder de vif^ta íA Hm qup kp períiiííue; para qu€ 
SI se vayan ajustando los }>ruieíliiuientt>n y la doctrina. 
De \d. atentamente, 

Enrique José Varona ^ 
fieoi^tarírt de Instriicciíln Pdbliea 



ClftCULAft NUM. i 
Sobre la Ensefianza de la Literatura PreceptlTa 



Secretaría de Instrucción Pública.— Circular.— Habana 17 de 
Abril de 1902. 

Sr. Director del Instituto de la Habana. 
Señor: 

Los laudables esfuerzos de los profesores de ese Instituto, 
puestos una vez más en evidencia por el ftltimo informe de Vd. 
sirven para garantizar que no resultarán defraudadas las espe- 
ranzas que debe poner el pais en Kstableoiniientos como esos, que 
son la clave de todo sistema armónico de eiiseñaiiza pública. 

Demandan, por lo mismo, las clases de los Institutos el más 
especial cuidado tanto en la m^iteria como en la forma de la ense- 
ñanza. Casos hay en que la primera no es ya susceptible de gran 
aumento, pero en que la manera de exponerla al estudio de los 
alumnos se [)re8ta á felices innovaciones, que equivalen casi á una 
transformación. 

Deseo llamar la. atención de Vd. sobre el curso de Literatura 
Preceptiva, que viene á continuar loa de Gramática á que me refe- 
rí en mi circular anterior; por ser de aquellos á que se aplica por 
completo la observación que acabo de consignar. 

No hay estudio donde se corra más el riesgo de ahondar inde- 
flnitivamente los viejos surcos, convirtiéndose el maestro en mero 
repetidor de añejos preceptos sin sustancia y el alumno en pálido 
imitador de antiguas imitaciones. 

Es el lenguaje un instrumento sobre todos, útil pero que pue- 
de hacerse ademas precioso, si al adiestrar alaumno en su empleo 
se procuran despertar las aptitudes para la invención, de que no 
carece ninguna mente humana. Aquí está en germen todo lo sils 



188 

taucial del método que deseu r^Lícoiuendar sí iiuestros profeíM; 
de Literatura. 

Si He limitan á enseñarlos prerf^ptoa, aunque descarten 
muchos inútiles y á las veces pii*:^rilf>s que han amout onaiJo 
meros retóricos, locarán sólo fatigar á Husíihnnnos y flis^LTu^T 
los para siempre de un arte necesai"¡í> en íilto *ír;ulo para ¡luní 
tar la civilidad en las relacioní*s soeialt^s. Pero t>\ ilesdf* el vonii 
zo cultivan en ellos la falcultud de uIis^m'v ación, y I oh enseña] 
traducir sus descubrimienton en él lenguaje más adecuado, que 
cabo resulta el mas fácil, se hatinlii íi poderado de la gran pah 
cade todo esfuerzo: el iuteréM, el a^lim^''^ la satisfacción del trat 
jador acrecentados por cada inievo Axito. Por doseubriinien 
ha de entenderse en este caso, toilu lo ipje el ubservador ve poi 
mismo, y á que impriuie, aun nin darse cuenta, su sello person 

El más grave daño que pued^* hacera*** á un estudiante de Lit-ei 
tura es persuadirlo de que el <'?iítifio de su observación est?i en 1 
modelos. Tienen estos su pn fiel en la disciplina lireraria; pe 
no el único ni siquiera el priiuipaL No t*H ante todo á Wr á 
que se debe acostumbrar al estndianíe, si no á mirar en tomo í 
yo, á analizar lo que mira, y á reconstruirlo en su fantanía. Cus 
do el alumno sabe ver por si rnÍ8mo en el nuindo eireiitsstante ( 
tonces es cuando puede obtener fruto saponado délo que supier 
ver y expresar en bello y á las vkm?s divino leniruaje los grandes i 
critores. Para que sea útil y *^íicaz saber como se dice bien ii 
cosa, es necesario saber antes la nninera de hallar interesant* 
importante qué decir. 

El profesor debe suscitar en hus alumnon por todos los n: 
dios; el hábito de observar y meditar y hacerlos después que e 
presen porescrito el producto de su elaboración mental. To* 
asunto, por doméstico que sea, se presta á este ejercicio. La h 
bilidad del maestro consistirá en iiidocir á sus educandos á q 
amplíen más y más el campo de suí^ invewtigaciunps, luiciéndol 
pasar del círculo de lo familiar, á la ancha esfera de h) que tie 
importancia cívica y luego á la más atnplia de lo que reviste int 
res humano. 

El estudio de los preceptos ha de ser simultáneü, no preced 
.ói-ese ejercicio, el cual tiene que ser constante. Todo, menos eni 
ñar á hablar por hablar, que es lo q\u' se consigne, cnaudo solo 
jenseña á repetir. Además si se quiere que los preceptos se grav 
es preciso que se busque y desentrañe su conexión interna, hacie 



189 

dv^loíi derivar de los principios psicológicos ya intelectuales, ya 
emotivos, que son su raiz. 

La obra de nuestros profesores, en esta clase, tendrá que ser 
eminentemente personal, pues poco auxilio podrán encontrar en 
los textos corrientes de su asignatura. Libros aprecíables se han 
escrito en castellano, y por literatos de nota; pero los de más 
sustancia y peso son ya antiguos; sus autores, aunque humanis- 
tas doctos, teuian un concepto del arte literario que hoy resulta 
estéril. Pueden servir no más como punto de partida. Creo, sin 
embargo, que la dirección indicada puede ser seguida por todo 
profesor que tenga caudal de conocimientos propios, como se dé 
clara cuenta de que su propósito ha de ser, no enseñar reglas y 
recomendar autores, sino doctrinar hombres que sepan expresar 
o que descubren en el mundo ó en sí mismos su mirada interna; de 
tal suerte que los demás lo entiendan con facilidad y agrado, y venga 
& ser su palabra ó simiente de doctrina ó vínculo entre sus seme- 
jantes.— De Vd. Sbteiitamente.— Enrique José 7aron«.— Secretario 
de Instrucción Pública. 



LEGISLACIÓN DE SEGUNDA ENSEÑANZA 



*' /. 



r 



CIRCULAR NUM. 4- 
Regrulando el derecho de matricularse en varias aHÍ|ri> aturas. 

Habana, If) de Oct libro de 1902.— Sr. Director del Instituí 
de 2* Enseñanza de la Habfuia. —Señor:— La Orden número 26 
serie de 1900, eHtal)lece de un modo terminante el derecho que ti 
nen los alumnos d^l Instituto de 2^ Enseñanza para matricular 
en una ó en todas las asig-naturas, sin limitar su número, lo qi 
queda á la libre y absoluta disposición de los alumnos. 

Pero al mismo tiempo, la orden citada confiere á los Institi 
tos él derecho de distribución de cursos de los años de estudio 
dentro de las reglas señaladas en el artículo 4^. 

Este derecho de asistir á los diversos cursos, no autoriza p 
ra simultanear los distintos cursos de una asignatura, á cuj 
efecto los Institutos están facultados por la Orden 267 paraqu 
tar validez oficial á la asistencia á cursos de símiles y no admit 
á examen final de asignaturas sino á los que hayan hecho sus e 
tudios según el orden establecido en cada Instituto. 

Para armonizar 'la libre disposición que tiene el alumno ( 
matricularse en las asignaturas, sin limitación alguna, con la t 
cuitad concedida á los Institutos en la regulación de los estudio 
puede usted tener presente las siguientes reglas. 

1^ no pueden examinar dentro de un mismo año asignatun 
y cursos declarados incompatibles dentro del párrafo 4^ de la O 
den número 267. 

2^ El derecho de los alumnos para examinarsede asignatun 
que hubieren matriculado, está subordinado al arreglo quehagfi 
los Institutos en la fijación de las clases, horas de las mismas et 
siendo evidente que por virtud de este arreglo un alumno que r 
puede asistir á una clase por dispensarse al mismo tiempo qi 
otras no tendrá derecho al examen. 



1{)3 

3^ Los alumnos deben hacer sus estudios en una distribución 
tal que necesiten por lo menos cuatro años para hacer sus estu- 
dios ele 2*^ Enseñanza. 

i^ lia asistencia á clases es obligatoria, debiendo tomar la 
Dirección las medidas conducentes para asegurar ente objeto. 

Lo que tengo el honor de manifestar á Vd en contestación á 
la consulta formulada por Vd. en 13 del actual. De Vd. atenta- 
mente. — Eduardo lero,— Secretario de Instruccción Pública. 



•♦' 



I 



'i' 

•I 



CIRCULAR NUM. t. 
Sobre licencias 



Habana, Febrero de 1903. 
Sb. Dibegtor del Instituto de 2* Enreñanza de la Habaní 
Señor: 

En contestación á la consulta que con fecha 17 del actual 
ha servido Vd. hacer áesta Secretaria, tengo el honor de manif 
tarle que queda Vd* autorizado para conceder hasta un mes 
licencia con sueldo á los Catedráticos y empleado^ de este Ins 
tuto, dando cuenta á esta Secretaría. 

De Vd. atentamente, — Leopoldo Cando. — Secretario de Ii 
trucción Pública. 



CIRCULAR. NUM. 6. 
Reg^ulando Ioh exámenes de Matemáticas. 



Habana, Abril 24 de 1903.--Sr. Director del Instituto de 2* 
Enseñanza de la Habana. — Señor:— La Orden núm. 265 al referir- 
se al examen de matemáticas hace consistir éste, en la resolución 
de una serie de problemas que no bajará de cinco para cada una 
de las cuatro divisiones en que demuestre el candidato su conoci- 
miento razonado de los principios fundamentales de la ciencia , 
matemática. I 

Nada dice la Orden respecto á si estas pruebas deben realizar- 
se en uno 6 distintos fictos: pero los principios más elementales 
de la Pedagogía en sus relaciones con el trabajo y la fatiga men- 
tal, no son compatibles con la resolución de distintos problemas 
matemáticos en un solo acto, sin interrupción de descanso de 
ninguna especie. 

En este aentido, atento á las razones expuestas y al derecho 
qus tiene el alumno á sufrir su examen en condiciones proporcio- 
nadas á su actividad intelectual, he dispuesto que el referido exa- 
men, sin perder su carácter de final, se divida en dos ejercicios: 
para Aritmética y Algebra uno: para Geometría y Trigonometría 
otro, dentro de las reglas siguientes: 

jp E) Presidente del tribunal procederá á la determinación de 
lo8 20 problemas á que se refiere el articulo de la Lej^ cinco para 
cada ramo de los mencionados, 

2^ El Tribunal entregará al candidato los diez primeros, co- 
rrenpondientf'S por i)arte8 iguales á Aritmética y Algebra, man- 
teniendo en'seereto bajo sobre, los otros diez que corresponden á 
Geometría y Trigonometría, 



' 196 



í 

4 
I 

i/ 

r 3* Resueltos los problemas entregados, el TribuDal procede] 

•"i por medio del Secretario, á recogerlos, manteniéndolos en su p 

der, sin apreciarlos ni calificarlos. 

4^ Dentro de un plazo que no bnjará de 24 horas el Tribun 
procederá al 2^ ejercicio en que el candidato resolverá los oln 
diez problemas que fueron designados para Geometría y Trig 
nometria, y concluido que sea apreciará la totalidad de los tr 
bajos y cnliflcará al alumno. 

De este modo, ni se altera en nada el precepto de la Orden < 

tada, y se da»! m1 candidato las facilidades á que tiene derech 

4 ' cortándolos inconvenientes que, en la práctica, se derivan de i 

■ ejercicio sin el descanso necesario para los examinador. De V 

atentamente. — fjeopoldo Cando, — Secretario de Instrucción P 

blica. 



CIRCULAR NUM. 7. 
K«^^iilaiic1o liKs exáiiiiMies úr Qiifiiiica. 

Habana,Junio29del903.— Sr.Dr. del Instituto de 2" Kiiscñan-- 
za de la Habana.— Sr. Contestando á la atenta coniunieación que, 
en consulta, se ha servido Vd. diri«:irnie con fecha 1 9 del corriente 
tengo el honor de decir á Vd. que puede sejíair ob.servando la 
práctica de ese Instituto de no permitir el examen de Química á 
los alumnos que no hubieren apnjbado la Física ó que hubieren 
sido suspensos en ella, por entender (|ue así está ccmforme con 
el mejor orden pedag(5gici> de los estudios.T-De Vd. atentamente — 
Leopoldo Cando, —HecretniTio de Instru(»ción Pública. 



i 



r 



CIRCULAR 
Sobre ez&menes de infl^reso. 

Habana, Julio 3 de 1903.— Sr. Director del Instituto de 2 
Enseriaiíz.i de la Habana Señor:— Vista la consulta que en 2 de 
presente mes se ha servido Vd. diripirme, para que determine esU 
Secretaria la época en que deben verificarse los exámenes de in 
greso en la 2* Enseñanza, considerando que la matrícula se abr 
el día 1^ de Septiembre de cada año, he resuelto que confonm 
con la costumbre establecida, los expresados exámenes de ingres< 
no se celebren hasta el mes de Septiembre.— De Vd. atentamente 
Leopoldo Oancio.— SecretArio de Instnicción Pública, 



j^ASlíf \i-\iX- • ^"^ '^>^'^"^ — -^Ti>TS.T..T>'T^'TvT..I/r.'»\... .••^"•X.yv.X'"'" 



•• «:íK*° oíiBi^» «^lí^o o^rwRo «^^^ '^1^^ -^-^^ '^^^-'^^y^^Tíi^^TT^' '^ 






PAGINAS 



Formación del Carácter nacional por la educación y por la instruc- 
ción secundaria. Discurso inaugural del Curso de 1903 i 19C4... 7 

Memoria de la Secretaría ^^ 

HISTORIA DEL INSTITUTO T DE SUS EMSEHAIIZAS. 

Reseña histórica del Instituto ^^ 

Segunda Enseñanza ^^ 

Escuela deComercio ^^ 

Academia de Taquigrafía ^^ 

MUSEOS, GABIHETES, LABORATORIOS, BIBLIOTECA 
Y jardín BOTAHICO 

Museos Zoológico Antonio Modesto del Valle é Iznaga ^^ 

Museo de Gundlach *^^ 

Museo de Botánica ^^ 

Gabinete de Física ^^ 

Laboratorio de Química ^^ 

Jardín Botánico ^^ 

Biblioteca ^2 

ESTADÍSTICA DEL CORSO DE i902 A 1903. 

Personal facultativo 9^ 

Distribución de las asignaturas ^^ 

Títulos del personal facultativo 9^ 

Personal administrativo ^^ 

Alumnos matriculados en otros Institutos y trasladados á este 9B 

Alumnos matriculados en este Instituto y trasladados á otros 99 

Alumnos aprobados en los Ejercicios del Grado de Bachiller en Le- 
tras y Ciencias, con expresión de los Establecimientos donde hi- 
cieron sus estudios, de la fecha del último ejercicio y de expedición 

del título lOOylOl 

Relación de los titules de Bachiller en Letras y Ciencias, durante el 

Curso 102yl03 

Relación de los títulos de Perito Mercantil 104 

Relación de los tíiulos de Profesor Mercantil 105 



^ 



200 



P»GIW 



Relación de los títulos de Perito Taquígrafo i 

Relación de los títulos de Bachiller ^ 

Relación de los Colegios incorporados en este Establecimiento 

Relación de los alumnos aprobados en los ejercicios para obtener el 

Diploma de Perito Taquígrafo y Escribiente en Máquina 

Relación de los títulos de Escribientes en Máquina 

Relación de los títulos de Perito Mecánico 

Certificaciones académicas personales expedidas por la Secretaría... 

Certificaciones académicas oficiales expedidas por la Secretaría 

Relación de los alumnos premiados 

Relación de los alumnos matriculados en el instituto i 

DATOS GENERALES 

Directores que ha tenido el Instituto desde su creación 1: 

Catedráticos que ha tenido este Instituto desde su creación K 

Catedráticos auxiliares y supernumerarios que ha tenido este Insti- 
tuto desde sucreacion K 

Secretarios que ha tenido este Instituto desde su creación 1: 

Número de alumnos matriculados en las distintas enseñanzas desde 

su fundación 1, 

Señoritas matriculadas en este Instituto desde 1879 1; 

Grados habidos en este Instituto desde su fundación I; 

Relación nominal de los Oficiales y Escribientes que ha tenido la 

Secretaria desde su fundación 1, 

IHFORIES 

Escuela de Náutica 1^ 

Informe general de la enseñanza 1- 

LEGISLACIÓN DE LA SEGUNDA ENSEÑANZA 

Circular No. 1. — Sobre la enseñanza de la Gramática h 

Circular No. 2. — Sobre la enseñanza de la Literatura Preceptiva... L 

Circular No. 3. — Sobre la edad de ingreso y los exámenes I' 

Decreto No. 1. — Autorizando uu Cursillo I' 

Circular No. 4. — Regulando el derecho de matricularse en varias 

asignaturas i 

Circular No. 5. — Sobre licencias 1 

Circular No. 6. — Regulando los exámenes de Matemáticas i 

Circular No. 7.— Regulando los exámenes de Química i 

Circular No. 8. — Sobre exámenes de ingreso i 






J^ A. IVl I IV JL » 



PAGINAS 

Dirección 6 

Profesores de la Sección de Letras 8 

Profesores de la Seccicn de Ciencias lo 

Profesores de la Escuela de Comercio 12 

Profesores de Idlonnas, Taquigrafía yCalistenia 14 

Personal de la Secretaría 18 

Escuela de Taquigrafía y Escritura en Máquina 26 

Ala Izquierda del Museo de Gundlach 36 

Ala derecha del Museo de Gundlach 38 

Museo de Botánica 42 

Gabinete de Física 44 

Nuevo Laboratorio ee Químjca 46 

Entrada del Jardin Botánico del Instituto 48 

Calle de palnnasen el Jardin Botánico del Instituto 50 

Interior del Jardin Botánico del Instituto 52 

Busto del naturalista cubano Felipe Poey, que decora uno de los sa- 
lones del Instituto 54 

Biblioteca ^ 56 

Salón dé estudio 60 

Salón de estudio 64 

Salón de estudio 68 

Ayudantes, Typer-writer y estacianario de la Biblioteca 76 

Sala de Profesores 80 



I 

I 

! 
tí 



r 



FE DC BRRATAS 



PAGINAS 


LINEAS 


DICE 

Biografía 
lecciones anales 


DEBC DECIR 


'59 
161 


2l 

22 ! 


Biología 
lecciones orales 


1 66 
1 68 
170 
172 


27 
8 1 

19 ; 

25 


explico 

Cosmocrafia 

perforador 

vefocidad 


empleo 

Cosmografía 

perforadora 

velocidad 


l72 

.74 
I74 


38 

16 
16 


el disponía que 
pertuban 
favorece 


que' disponía que en 
perturban 
favorecen 


.74 


26 


retablecimiento 


restablecimiento 


'77 


35 1 


aquellas 


, a aquellas 








^ DE SEGUNDA 



;NSTITUTO 





S 



2 



-'¡^ 



ENSEÑANZA 



DE LA HABANA 



W 



■I i * ,^ u 



!«■;« ■'■TüTrai 



Itlemoría Jinual 



eorrespondiente 



al Curso Jicadémico 



""^0$ á \^^ 



e^ n 3 






Imp. F> FtntáHdez § Ca^^ Obíspn II.- lUii^miA. 



I 

1 



r 



~~ INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 

"e) — !•>©< — (9\5^ 



MEMORIA ANUAL 

CORRESPONDIENTE AL CURSO ACADÉMICO 



DE 



190^ á 190^. 




IMPRENTA 
P. FERNANDEZ Y COMPAÑÍA. 

17 OBIHPO 17 

10O4 



I 



r 




Graiia 



DISCURSO INAUGURAL 

leído en la apertura del curso de J904 A J905, 
POR EL DIRECTOR 

DR, EDUARDO R PLA. 



I- 



•1i 






Q/íonozaéw <¿>r. J^zeótaeníe cíe ta QyC^iyüoüca: 
Q^r- Cd>ecte/azto ae oJnohucown K/uoHca: 
Qjn4c^he (^uzuóézo: 




Qieñi 



enozaó^ 



cbeñi 



enozeó. 



^AS ESTRECHAS relaciones entre la educa- 
ción y la política, son á todas luces evi- 
dentes: según sean los principios en que 
aquella se base, las ideas y sentimientos 
que siembre el pueblo, así será la orien- 
tación más ó menos recta de la política. 
La educación, á su vez, se modifica por las tendencias 
predominantes, por los movimientos políticos y socia- 
les, por las aspiraciones y necesidades de la vida. De 
ahí, los cambios que la educación ha experimentado 
en sus fonnas y en sus fines en el transcurso del tiem- 
po y en los diferentes períodos de la Historia; de ahí, 
sus diferencias en los distintos pueblos. 






i 



En los siglos anteriores cuando la monarquía er\ 
la forma más común de gobierno y los destinos de lo: 
pueblos se hallaban casi exclusivamente en manos di 
un jefe iinico y la administración en la nobleza, qti* 
con aquel compartía las responsabilidades del podei 
central, todas las atenciones, todas las preocnpacioneí 
se concentraban en la educación del soberano y en h 
de esa casta privilegiada. 

Con el advenimiento de la democracia disminuye 
la preponderancia de la nobleza, el pueblo no solo im- 
puso su influencia en las elevadas esferas del Gobierno, 
sino que en algunos estados sustituyó al mismo sobe- 
rano. Con su exaltación se hizo sentir la necesidad <le 
difundir la instrucción y de atender con preferencia 
á la educación de esa gran masa que directamente con 
sus votos é indirectamente con sus representaciones 
en ambas Cámaras y en todas las corporaciones elec- 
tivas habría de influir en la marcha política de las na- 
ciones. La educación es un factor de tal valor que á 
ella dirigen los pueblos sus miradas al comenzar su 
vida nacional; que á ella acusan de sus grandes desas- 
tres y de ella demandan los recursos necesarios para 
su ro(»onstrucción y renacimiento. En la educación 
buscan casi siempre los pueblos la solución de sus pro- 
blemas políticos, económicos y sociales. 

Esto hizo Alemania en 1806 después de la derrota 
de Jena y de la entrada de Napoleón en Berlín; esto 
hizo Francia en 1871, después de haber ^ásto pasear 
por una gran parte de su territorio las armas triun- 




o 



r 



f antes de Alemania; esto hace actualmente España 
después del desastre que le ha hecho perder los últi- 
mos restos de su gran imperio colonial. 

Estos sucesos marcan una época en la historia de 
la educación de esos pueblos, y una radical transfor- 
mación en sus sistemas y en sus métodos. 

¿Qué extraño es, pues, que en nosotros despierten 
hoy tanto interés todos los problemas referentes á la 
educación de nuestro pueblo? 

En la apertura del curso anterior y desde este mis- 
mo sitio proclamábamos la necesidad de dar á nuestra 
enseñanza un carácter, un fundamento esencialmente 
democrático, para armonizarla con el espíritu de nues- 
tra Constitución, para poner al pueblo en condiciones 
de cxmíplir sus deberes cívicos con inteligencia y hon- 
radez y conjurar en cuanto fuera posible la anarquía, 
la indiferencia y los desfallecimientos de las volunta- 
des, males gravísimos en toda democracia, que la llevan 
á la inconsciencia de sus deberes y de sus derechos. 

Siguiendo la misma ruta, y desarrollando el plan 
que nos hemos propuesto, de indicar en estas solemni- 
dades los problemas de enseñanza que más atañen á 
Cuba en los momentos actuales, proponémonos hoy se- 
ñalar las bases en que debe descansar la educación de 
nuestra democracia y, como no nos será posible estu- 
diarla en siis distintas fases, indicaremos el fin que de- 
be perseguir y el lugar que en ella debe ocupar la en- 
señanza secundaria. 

Al proclamarse la República en Francia, después 



\ .^ B 

\ . 

de la derrota de Sedán y de los horrores de la Comuna^ 
^ surgió para ella el arduo problema de la educación del 

pueblo, á quien el sufragio encomendaba la dirección 
de los negocios públicos. La educación de la democra- 
cia fué para todos los pensadores el más grave de los 
problemas, todos se creyeron en el deber de estudiarlo 
^ ' y de darle solución. Los libros y las conferencias se 

multiplicaron. 

Idéntico problema se le ha planteado á CuHa al 
cambiar tan profundamente su estado político, al de- 
jar de ser colonia irresponsable para transfoniiai'se 
en Estado independiente. 

Este problema es para nosotros, quizás, y sin qui- 
zás, más difícil que para la República fraiiresa, porque 
allí no había que satisfacer más que las as|ñrneioné8 
de una raza, mientras que aquí la demorracia está 
constituida por dos razas antagónicas, de íis]>ivaeioiies 
diversas, dominadas ambas por prejuicios irrodiicibles 
y porque nuestro pueblo se encontraba niurhu menos 
preparado para recibir instantáneamente los benefi- 
cios de la libertad en su más amplia fornuL 

Si no tuviéramos razones de distintos «u-denes, si 
no existieran muchos hechos en que apoyar e^ta afir- 
mación, la estadística con la elocuencia dv los núme- 
ros, nos lo vendría á probar. 

El último censo general de la Isla, hecho en 1889, 
por el Gobierno Interventor, hizo patente que de los 
184,471 varones blancos, con edad electoral, 94,301, ó 
sea el 55%, no sabían leer ni escribir y que de los 



SECaON DE LETRAS 




Ldo. Enrique Maza y Ledesma. Dr. Lorenzo de Erbiti. Dr. Rodolfo R. de Armas. Dr. Francisco M. Casado. 
Ldo. Eduardo Desvernine. Ldo. Miguel A. Lavastida. Dr. José A. Rodríguez. Dr. Emilio del Junco. 



4^ 



106,214 varones de color 78, 297, ó sea el 74% con edad 
electoral, se hallaban en idénticas condiciones. 

Del total de los que saben leer y escribir, puede 
asegurarse que el 95% de los blancos y el 99% de los 
de color, tienen una educación muy superficial é ideas 
muy erróneas de sus deberes como ciudadanos. 

De entonces acá la educación general del pueblo 
no se ha mejorado, con más libertades y sin ninguna 
educación política, no tiene la virtud patriótica de 
sacrificar los mezquinos intereses particulares á los 
permanentes y generales de la nación. 

Es verdad que el Gobierno hace sacrificios para 
difundir la instrucción, dedicando 3.026,463 pesos de 
su Presupuesto general para el sostenimiento de tres 
mil cuatrocientas treinta y cuatro aulas y otros tantos 
profesores de instrucción primaria; es cierto que el 
número de los analfabetos ha disminuido considera- 
blemente, pero esto no es bastante para modificar la 
educación política del pueblo, en cuyas manos ha pues- 
to la Constitución la estabilidad de las instituciones 
republicanas. Con ese sacrificio se aumentará el núme- 
ro de votos, pero no se mejorará su calidad. La ley de 
Instrucción Pública vigente, obra del Gobierno Inter- 
' ventor, con sus deficiencias, contribuye por su parte 
á perpetuar los peligros de una democracia ignorante. 

La orden número 226, por la que se organizaron 
las escuelas elementales, fija el máximo de edad obli- 
gatoria para peimanecer en las escuelas en 14 años 
y en estas escuelas se enseña solo hasta el 3.' grado, es 



^ 



10 



decir, que el niño las abandona con la menos cantidad 
posible de instrucción, cuando apenas ha iniciado su 
educación, cuando empieza á desenvolver sus faculta- 
des mentales y afectivas. 

El último censo escolar de 1903, arroja la enorme 
suma de 98, 579 adolescentes de ambos sexos, de 15 á 18 
años, que se encuentran en esa lamentable situación. 

De ese número dentro de pocos años, las dos ter- 
ceras partes, por lo menos, influirá con sus votos en la 
suerte de su país. 

Toda democracia debe tender é que ese voto, de 
donde emanan los poderes públicos, sea la expresión 
de una conciencia recta y de una volimtad ñrme y esto 
no se obtiene sino mediante la educación moral y la 
mayor cantidad posible de cultura en los que han de 
ejercitar el sufragio. 

*'E1 peligro de la democracia, dice Fouillée en el 
prólogo de uno de sus libros, poniendo el poder en ma- 
nos del mayor número de aquellos que viven al día, es- 
tá en la sustitución del interés peraonal, inmediato, y 
material al bien general más ó menos lejano y sobre 
todo espiritual. 

El Gobierno considerando la instrucción no como 
el privilegio de unos, sino como un beneficio que debe 
llegar á todas las clases sociales se propone disminuir 
ese peligro elevando el nivel intelectual del mayor nú- 
mero con la ampliación de los grados de enseñanza en 
las escuelas públicas. 

Como ese interés personal puede avivarse ó mode- 



SECaON DE dENOAS 




Dr. Alejandro Mux6. 
D. Felipe í^arcía Cañizares. 



Dr. Eduardo F. Pía. 
Dr. Joaquín Rodríguez Feo. 



Sr. Bruno Garacía Ayiión. 
Dr. Emilio Alamilla Rac^ueijo 



r 



11 



rarse por la educación, claro es que entre sus varios 
sistemas serán los menos convenientes á la democracia 
los que más favorezcan el desarrollo de ese individua- 
lismo. Hay necesidad de infiltrar en el alma del pue- 
blo, por medios educadores nuevos, un gran desinte- 
rés, que tienda al bien general. 

Analizando los diversos sistemas pedagógicos en 
su esencia, en sus principios fundamentales, se ve que 
todos pueden colocarse en dos grandes grupos. En uno 
se toma la educación como el fin para adquirir los co- 
nocimientos de mayor utilidad y de más inmediata apli- 
cación. En el otro por el contrario, se considera la edu- 
cación como un medio para realizar un fin más elevado, 
para alcanzar ideales superiores á la satisfacción que 
producen las utilidades materiales. 

Todos los sistemas del primer grupo constituyen 
la llamada pedagogía utilitaria, en él pueden incluir- 
se la educación positiva de Compte y la científica de 
Bain. Los del segundo grupo forman la pedagogía li- 
beral. 

El aforismo de Bacon **el saber es poder" es el 
fundamento de la pedagogía utilitaria y el sistema de 
Herbert Spencer el de más valor entre los de este gru- 
po, por su clara exposición, por su lógica y por la soli- 
daridad existente en todas partes. Su fin es desarrollar 
al individuo llevándolo al máximo de sus energías para 
que pueda proporcionarse los medios de vivir bien ma- 
terialmente. Este sistema preponderante en la edu- 
cación anglo-sajona, al que se han aficionado los maes- 



r 



12 



tros cubanos, con la lectura casi exclusiva de las tra- 
ducciones de las obras de Spencer va infiltrándose y 
extendiéndose en nuestras escuelas con los peligros 
que tiene todo exclusivismo. 

Tiene el inconveniente de ser demasiado indivi- 
dualista, de fomentar el interés personal, iimiediato, 
y material para sobreponerlo al bien general; de pre- 
parar el reinado de la fuerza y el aniquilamiento de 
los más débiles. 

Muchas y muy respetables autoridades en distin- 
tas materias combaten el exagerado utilitarismo de 
este sistema. El expresidente de los Estados Unidos, 
Cleveland, cuya opinión en este caso es de gran valor, 
en un discurso acerca del espíritu de la educación nor- 
te-americana, dijo: ''La educación es cosa nuiy egoís- 
ta é inútil si no se considera más que como una i>ose- 
sión individual exclusivamente para el uso y provecho 
del que la posee". 

George Leygues, Ministro de Instrucción Pública 
y de Bellas Artes en Francia, en el gabinete de Wal- 
deck-Eousseau, autor de la célebre ley de Asociacio- 
nes que dio lugar á la supresión de la enseñanza con- 
gregacionista, á su vez escribe: ''La escuela corre el 
riesgo de hacerse ima maestra de quimera y de error, 
si después de haber exaltado al más alto grado la per- 
sonalidad del individuo no imprime fuertemente en su 
alma las grandes nociones de justicia, de libertad, de 
responsabilidad, de derecho y de deber que son el ñm- 
damento del orden democrático". 



ESCUELA DE COMERQO 




Dr. José Alfredo Bernal. 
Or. Ignacio Remirez. 



Dr. Antonio M* Lazcano. 

Dr. José Garaa Bay llores. 



r 



13 



Son por lo expuesto los sistemas utilitarios los me- 
nos convenientes para la educación de una democra- 
cia como la nuestra que por su educación anterior, por 
las convulsiones políticas y sociales que la conmovie- 
ron en los dos últimos tercios del siglo XIX; por sus 
hábitos pasados, por la influencia norte-americana es 
de por sí demasiado individualista; individualismo que 
fácilmente degenera en egoísmo, fuente de toda clase 
de corrupciones y que le lleva á posponer los intere- 
ses colectivos, á desconocer ó falsear el concepto de 
la justicia. 

La pedagogía liberal remonta su origen á los tiem- 
pos- de Montaigne, en Francia y Kant en Alemania. 
Fitche, la recomendaba en sus célebres discursos á la 
nación alemana y desde entonces es la preponderante 
en su educación. Cournot fué el primero en señalar en 
Francia los peligros de la pedagogía utilitaria que rá- 
pidamente iba extendiéndose por su país y la conve- 
niencia de sustituirla por la liberal que decía forma al- 
mas y disciplina el espíritu. Nosotros desde este si- 
tio, y sin la autoridad de un Cournot, damos el grito 
de alerta á nuestros entusiastas maestros. 

Pero corresponde á los escritores y filósofos con- 
temporáneos franceses el mérito de haber determina- 
do sus principios fundamentales, de haber precisado 
su naturaleza y su fin. 

Fouillée considera la nación como un organismo, 
con una conciencia colectÍA^a, formado por células ó 
elementos anatómicos, que son los individuos. Ni las 



14 
J 
-? — 



células que constituyen el individuo, ni las que foi 
)nan la nación pueden vivir disgregadas, están siem 
pre subordinadas al todo de que forman parte. 

Si la dirección de nuestro cuerpo, dice, so impon 
á las células cerebrales, no á las del estómago, es po 
que las primeras pueden obrar por utilidades distan 
tes é impersonales, mientras que las células del esto 
mago no tienen más que mi deber, absíu'her en un mo 
mentó el líquido nutricio que necesitan. 

En la nación hay células que dirigen, y células qu( 
se nutren. Al cerebro de la nación pertenece el hono: 
é incumbe la tarea, sobre todo en los períodos críticos 
de presentar y hacer prevalecer las más elevadas ideas 
proponer y realizar las mejores y más útiles obras. E 
fin de los estudios liberales para su más ardiente de 
fensor y para su más entusiasta propagandista, será 
pues, desarrollar el cerebro de la nación, con la forma 
ción de una clase superior por su cidtura, que se pre 
ocupe del porvenir y se halle dispuesta á salvar loí 
grandes intereses nacionales y á mantener el espíriti 
vivificador de la patria; es decir, que la tendencia d< 
la instrucción en todos sus grados y de la educación ei 
todas sus formas es hacer ciudadanos. 

De manera tan brillante sintetiza su teoría de 1í 
enseñanza liberal, que bien pudiéramos llamar la teo 
ría socialista de la educación. 

Vial, que es otro defensor de la pedagogía liberal 
estudia todos los sistemas educativos en relación cor 
la democracia y fija la libertad humana como centro 



IDIOMAS, taquigrafía Y CALISTENIA 




Sr. Leonardo Jorrin. 

Dr. Pedro V. Ragúes. 



Sr. Ricardo Diago. 

Dr. Luis A. Baralt. 



Dr. Enrique M. Porto 

Sr. Frank A. Betancourt. 



í ■ 



i 



15 



como foco hacia donde convergen todos los elementos 
de los estudios liberales. Como el fin de esto es formar 
hombres, y la libertad es la esencia del hombre, de ahí 
que para el profesor del Liceo Lacanan el fin de la 
educación es formar hombres libres, es decir, capaces 
de iniciativas y de acción personal. 

Sistema que tiende á grabar en el corazón de 1í. 
juventud el ideal democrático de la libertad y de la 
justicia, de dar á la nación un espíritu propio* y man- 
tenerlo, es en la hora presente el más útil, el más ne- 
cesario para nuestra democracia j en el que debe ins- 
pirarse la enseñanza secundaria. 

Hasta 1902 la enseñanza seeimdaria tuvo entre 
nosotros como único fin la preparación de jóvenes pa- 
ra su ingreso en la Universidad, pero con la proclama- 
ción de la República adquirió el papel político y social 
que le es propio y desempeña en todos los pueblos 
cultos. 

Tiene la enseñanza secundaria la misión de for- 
mar la clase directora, el cerebro de la nación, por me- 
dio de una cultura general y desinteresada del espíritu. 

El principio de la igualdad absoluta de todos los 
ciudadanos, proclamados por los convencionales de 
1789, no puede sostenerse en las democracias modernas 
donde no caben privilegios ni distinciones que hagan 
mejor la condición de unos ciudadanos, pero sí existen 
esas diferencias sociales que imponen una cultura su- 
perior y una virtud ejemplar; desigualdad qué crean 
por otra parte los tres factores biológicos, la heren- 



)í 16 
í 



cia, la diferenciación de los organismos, y la concu- 
rrencia de los individuos; la ciencia y la verdadera de- 
mocracia consagran hoy la igualdad de los derechos 
y sancionan la diferencia de aptitudes. No es limitan- 
do el horizonte de los menos, abatiendo sus energías, 
como se levanta y forma una democracia sana, es por 
el contrario estimulando á los más, despertando el an- 
sia de aspirar y alcanzar algo que está por encima de 
ellos y á donde pueden llegar por el propio esfuer- 
zo y por el estudio, con tanta más facilidad cuanto que 
el camino está llano y franco para todo. 

La labor de la democracia tiende, dice im escritor 
muy conocido de vosotros, Enrique Roújon, á prepa- 
rar ima sociedad en la cual el hombre sea solo conside- 
rado por el tesoro intelectual que aporte á ella. 

Esta labor es de tal importancia, que Rene Du- 
mié piensa que sin la enseñanza secundaria no podría 
pasarse ninguna democracia, pues aun cuando no sea 
accesible á todos, todos la aprovechan de alguna mane- 
ra; por su parte Vial cree que la prosperidad de las 
democracias, obra de las clases medias, está unida á 
una buena organización de la enseñanza secundaria. 

Para que esta responda á ese fin debe ser esencial- 
mente liberal, es decir, educadora, pues es la llamada á 
mantener en la juventud el equilibrio físico, intelec- 
tual y moral, para hacer de ella hombres normales per- 
fectamente equilibrados. 

Thucidide decía : *^En las democracias no todos son 
capaces enfrente de un problema, de encontrar la so- 




lución, pero debe ponerse al mayor número en condi- 
ciones de juzgar con conocimiento de causa la solución 
encontrada por los especialistas''. 

Pueden satisfacerse los deseos del historiador ate- 
niense por medio de la difusión de los conocimientos 
que forman la enseñanza secundaria, facilitando su ac- 
ceso al mayor número, dispensándole la misma pro- 
tección que á la enseñanza primaria, haciéndola gra- 
tuita para aquellos jóvenes que al salir de las escuelas 
primarias superiores se hubieren distinguido y se en- 
contrasen en aptitud de continuar sus estudios y de 
alcanzar esa cultura máxima. Esta selección parcial 
prepararía una clase directora procedente del mismo 
pueblo, contribuiría á mantener la solidaridad entre 
las dos únicas clases que forman nuestra sociedad, im- 
pediría el predominio de la cakistocracia, es decir, de 
los peores, de los espíritus estrechos y de las concien- 
cias utilitarias. 

Aunque el carácter esencial de la enseñanza se- 
cimdaria es inmutable, las materias que la componen 
cambian según los lugares y los tiempos; llamados to- 
dos los ciudadanos con el advenimiento de la democra- 
cia á tomar parte en los asuntos políticos de su país se 
le imponen algunos conocimientos políticos y econó- 
micos que deben adquirirse en la Segunda Enseñanza, 
donde podría formarse un nuevo grupo constituido por 
la Instrucción cívica. El Derecho y la Moral social, la 
Ciencia política ú organización política de la sociedad 
y la Economía política ú organización econónúca. 



■i. ü 



Innecesario creemos demostrar que la enseñan 
laica es la que más se adapta á las necesidades de 
democracia moderna. 

Para que esta pueda sacar de nuestro actual si 
tema de educación todos los beneficios dt ([lu^ t s eaps 
es indispensable introducir en todas mu s tras iiistit 
ciones sociales, especialmente en la prcMisa y en L 
partidos políticos, un espíritu nuevo, eon vertirlas i 
otras tantas escuelas de ciudadanos, hariendo que ti 
das se compenetren y se auxilien para formar un nn 
dio lo más educador y justo que sea posilíle. 

Las ciencias, la filosofía, la moral, tlehon ser Is 
bases de granito sobre las que se levantíii la educí 
ción de la democracia cubana. 

Las ciencias para que le proporcione los medie 
de acrecentar su riqueza, de aumentar su prosperida 
material y asegurar su bienestar, condiciones indis 
pensables al progreso y á la paz interior; la ciencia, qu 
ha de darles las fuerzas de resistencia que necesita opo 
ner á las que constantemente se dirigen á debilitar, ; 
aniquilar su personalidad. 

**La filosofía y la moral para habituar al indivi 
dúo, diremos con Leygues, á buscar las relaciones d< 
las ideas y de los hechos, á razonar sus opiniones y sui 
actos; á medir los fines morales y sociales, para hace] 
amar la justicia que es el lazo necesario de las socie 
dades y de los pueblos; para elevarlo á la concepciói 
superior de la humanidad, para enseñarle á conciliai 
sus deberes de hombre con sus deberes de ciudadano '* 




g 



ú 



1 

'4 



19 



**Para explicarle el sentido justo de la palabra *' li- 
bertad '^ I^ara explicarle que la lil>ertad no es sino la 
l)osesión de los dereclios naturales y el ejercicio de los 
derechos políticos que las sociedades organizadas re- 
conocn á los ciudadanos, que no consiste ni en la in- 
disciplina, ni en el desorden, ni en la violencia, como 
creía aquel insensato de que habla el filósofo antiguo, 
que corría por las calles de la ciudad armado de un ha- 
cha y gritando ¡yo soy libre! Para enseñarle á vivir 
de im espíritu ageno á toda secta, y á practicar amplia- 
mente la tolerancia que es una forma de la fraternidad 
y sin la cual no hay existencia colectiva posible. 

Si después de todo esto, que á nuestro modo de ver 
es la esencia, es la misión de la enseñanza secundaria, 
hubiera alguno que dominado todavía por un concep- 
to equivocado no quisiera ver su importancia y utilidad 
y á cada paso preguntase para qué sirve la Segimda 
enseñanza, le contestaríamos con Fouillée: '^ Sirve pa- 
ra salvar la democracia, sirve para mantener el ver- 
dadero espíritu liberal y la República'^ 



■i 



Memoria de la Secretaría. 



.y 



b*. ■ -^,->— -^x^ - ■ ■ 



f . 

I 



' i 



^^^^#-^*^^ 




^^{^^^ UEDE decirse en verdad, que una de las iusti- 
%^^ tuciones de la República que más la honran, 
es este Plantel de Enseñanza, que ha alcanza- 
do, desde que terminó la antigua dominación, 
un grado superior de progreso moral y material. El 
Instituto recibió de la Intervención norte-americana el 
impulso progresivo. El Gobierno de la República, des- 
pués, ha mantenido y aún ha mejorado aquellas ini- 
ciativas. 

La Intervención y la República han competido en 
favorecer al Instituto con el apoyo oficial, que dígase 
lo que se quiera, en las naciones nuevas, es el más efi- 
caz, porque es el más rápido ; así es que nuestros ga- 
binetes de Física y Química encierran todos los apa- 
ratos modernos para explicar los más nuevos descu- 
brimientos; nuestro museos se conserA^an en bun esta- 
do y merecen el elogio de los extranjeros que nos visi- 
tan; el Jardín Botánico tiene el aspecto de belleza y 
el material valor de lo bueno y lo útil, y nuestra Biblio- 
teca aumenta en número y en calidad, de tal modo, que 



-I' 



24 



de seguir en tal progresión será dentro de poco 
de las mejores de la República. 

Tan patentes son los progresos que se.vieiier 
teniendo, que en cada nuevo curso es extraordiE 
el aumento de alunmos matriculados, y los aeto 
exámenes que se verifican. 

En el curso de 1902 á 1903, hubo 364 alimiiins 
triculados en la enseñanza oficial, y en el aetua 
1903 á 1904, ha ascendido dicho número á 423 ahm 

En esté último curso se han efectuado 1353 s 
de exámenes, en la foiina siguiente: 

EXAMENES ORDINARIOS 

De ingreso en la Segunda Enseñanza por aliiii 
libres , . , 

De id. en la Academia de Taquigrafía id. id. - - 

Del curso Preparatorio.-Prueba de curso .... 

De la Enseñanza oficial. id. id 

De la id.^ libre. id. id 

De la id. privada id. id. ..... . 

De la Academia de Taquigrafía id. id. . . . 

De la id. id. libres 

Total 

CALIFICACIONES 

Kobretaltf. kfwteit. Aprobi^M Ssi¡ 

En la E. Oficial "85 "84 195 1 

En la E. libre 40 62 87 ¿ 

En la E. privada 16 22 43 ] 

Totales... 141 168 325 1^ 



'■<\ '<] 







g 



p 



II 



25 



EXAMENES EXTRAORDINARIOS 
Ingreso en el C. Preparatorio para 1904 á 1905. 61 

Id. en la Segunda Enseñanza para id. id 139 

Id. en la Academia de Taquigrafía para id. id. 68 

Del C. Preparatorio— prueba de curso 5 

De la Segunda Enseñanza id. id 148 

De la Enseñanza libre 92 

De la Enseñanza Privada 54 

De la Enseñanza de Taquigrafía-libres 3 

Total 570 

CALIFICACIONES 

Sobretalti. AproTeehf. Aprobidoi 8iip«iiios 

En la E. Oficial 7 13 358 43 

En la E. Libre 11 12 55 18 

En la E. Privada 3 13 28 10 

Totales.... 21 38 441 71 
Grados de Bachiller verificados durante el curso 38 
Id. de Piloto de Altura JL 

Total 39 

Además se han expedido por la Secretaría los si- 
guientes documentos: 

títulos 

De Bachiller en letras y Ciencias 42 

De Piloto de Altura 1 

De Perito Taquígrafo 4 

De Escribiente en Máquina 9 

De Bachiller (antiguo plan) 13 

De Perito Mercantil (id. id.) 2 

De Perito Mecánico (id. id.) 1 

Total 72 



4 
r ' 

\ 



28 

CERTIFICACIONES 

Ofiíriales 

Pereonales 

De partidas bautismales y de otras clases .... 

Total 

TRASLADOS DE MATRICULAS 

Alumnos de este Instituto trasladados á otros 
De otros Institutos trasladados á este 

Diferencia a favor 



-f' .r 



i 



HISTORIA DEL INSTITUTO 

Y 

SUS ENSEÑANZAS 



r 



f 



4^' 



Redeña histórica del Instituto 



^,fe 







I A Segunda Enseñanza adquirió carácter oficial en Cuba, 
con la promulgación del Real Decreto de 15 de Julio 
^%^§^ de 1863. Hasta entonces la mayor parte de los jóve- 
nes que pretendían seguir alguna de las tres carreras 
literarias, Derecho, Medicina y Farmacia, vínicas que 
se les ofrecía para el desenvolvimiento de sus facultades mentales, 
llegaban á la Universidad sin más conocimientos que los de la En- 
señanza primaria elemental, muy rara vez con los de la enseñanza 
primaria superior. Esta la adquirían en los establecimientos pri- 
vados ó en colegios religiosos. 

En la Universidad sufrían previamente un examen de ingreso, 
que aún cuando comprendía todas las asignaturas de la Segunda 
Enseñanza no podían sustituirlas ni ofrecerles la garantía que ha- 
bría de obtenerse con un estudio ordenado y metódico bajo la di- 
rección de profesores competentes. 

El entonces Gobernador General de la Isla, D. Domingo Dul- 
ce, después de oir á la Inspección general de Estudios, dispuso, pa- 
ra dar cumplimiento al Real Decreto, la creación de Institutos pú- 
blicos en la Habana, Santiago de Cuba, Matanzas y Puerto Prín- 
cipe. 

Estos Institutos se dividieron en completos é incompletos. Los 



\ 



30 



primeros comprendían los estudios generales y los de aplicj 
los segundos limitábanse á los estudios generales de la Se^ 
Enseñanza. 

Los de la Habana y Santiago (le Cuba se declararon eo] 
tos y los de Matanzas y Puerto Príncipe incompletos. 

El Instituto de la Habana se mandó instalar inmediatan 
á fin de que pudiera comenzar sus tareas en el curso de 1863 á 
en la parte Sur del antiguo convento de Santo Domingo. 

Al principio y durante algunos años no pudo disponerse 
que del primero y segundo piso, reservándose el tercero para 
taciones de algunos sacerdotes, lo que fué caiLsa de frecu< 
desórdenes entre los alumnos. 

Con el mencionado Real Decreto se implantó en Cuba la 
de instrucción pública de 1857. conocida en España con el noi 
de Plan Moyano. 

Los estudios generales en este Plan se hacían en cinco 
y comprendía dos cursos de Gramática Latina y Castellana, de 
ción diaria; uno de Doctrina Cristiana y de Historia Sagí 
principios y ejercicios de Aritmética, Nociones de Geografía 
criptiva. Principios y ejercicios de Geometría, Ejercicios de j 
lisis y de Traducción latina y Rudimentos de lengua griega; 
ciones de Historia general y particular de España, Aritméti 
Algebra hasta ecuaciones de segundo grado inclusive, Elem€ 
de Retórica y Poética, con ejercicios de comparación de trozo 
lectos latinos y castellanos y composición castellana y latina, < 
cicios de traducción de lengua griega, elementos de Geometr 
Trigonometría rectilínea, Psicología, Lógica y Filosofía M( 
Física y Química (un cui-so), y Nociones de Historia Natura 
tres lecciones semanalas. 

A la terminación de estas asignaturas y de un curso de 1er 
francesa é inglesa, que los alumnos estudiaban en cualquien 
los años, podían aspirar al grado de Bachiller en Artes. 

Los estudios de aplicación los formaban una asignaturf 



31 



Dibujo Lineal Topográfico, de Adorno y de Finirás y de todas 
las de la carrera comercial. 

Conforme á las enseñanzas que determinaba el referido Real 
Decreto, se refundieron en ella los estudios generales análogos 
que hasta entonces se cursaban en la Facultad de Filosofía de la 
Universidad y los de aplicación que constituían la Escuela Gene- 
ral Preparatoria establecida en esta Ciudad. 

El Claustro quedó compuesto de un Director y de 17 Profe- 
sores, imo para cada asignatura. 

El 29 de Septiembre de 1863 se publicó un Reglamento del 
Instituto, que con el carácter de interino estuvo rigiendo hasta ^1 
o de Abril de 1866, en que se aprobó definitivamente. 

Con la mayor solemnidad se verificó el 10 de Octubre de 1863, 
á la una y media de la tarde, la instalación de este Instituto. El 
Dr. Antonio Bachiller y Morales, elegido Director, leyó un discur- 
so, como todos los suyos, nutrido de provechosa enseñanza acerca 
de lo que debía hacer el Instituto y del espíritu que animaba la 
reforma que acababa de hacerse en los estudios : pero las clases no 
comenzaron hasta el 10 de Noviembre de ese año, sin locales con- 
venientemente preparados y sin elementos materiales para la en- 
señanza. 

Así como la Revolución francesa de 1789 fué hija de la filo- 
sofía del siglo XVIII, de igual manera los gobernantes de España 
consideraron la revolución de 1868, resultado de la enseñanza del 
profesorado cubano, de ahí las reformas del 25 de Agosto de 1871. 
El Gobernador de la Isla, á propuesta de su Secretario, Sr. Ramón 
María de Aráistegui, publicó en la Gaceta de la Habana un De- 
creto reformando los estudios de Segunda Enseñanza, '*con el fin 
de españolizar en cuanto fuera posible las generaciones venideras, 
para asegurar la dominación de España en América''. 

Por esta reforma se suprimieron los Institutos de Matanzas y 
Puerto Príncipe, se cerró temporalmente también el de Santiago 
de Cuba, se declaró al de la Habana central, encargándase de su 



^ 



\ 



32 



el D^Lr 'T'" f ■"'°''"'" * "'"""" "i» « 

Fiíin cíe KSí4, creando el Distritn í' 

que se h.z., de,>ender á ,.« Institutos, se Ü^i 

El _>. de J„n,<. de 1881 se publicó una Real < 
e.endo en este Instituto la Cátedra de A^iei^tJ 
a la ne.^ida. de ,ue en Cu,« .«. ^„en.li«^:l" 
danientales de su práctica. ' 

l'or det>ret.> de 18>7 se «tnhi^;- i 
r j , * establéelo la enseñanza 

L« I^y de pr«,„p„cst,« de 18!)_>. encarvó á las 
Pn.v.„..a,«. el .sostenimiento de l.« Institutos L " 

P- se dejo de a,.nar sas hal.r«, al Pn. f Irado . 
e..nM.n..,o„ de, ...atcrial .-ientíHco. hasta el puntó d^ 
5í>..m;,.^.. '• ■^- ''"-'" dehcndo al Lstituto 

A ,H^r ,le t.Klas es.« diricnltad^. durante la d 
Sr. feriando K.,„... ,- r,...,,, ^ '«^ 

La-s ref..r„.as de Bos.-!.. de Is,,. .^ ,,,j^^^ 
sánente y .„ .„,. .., ^,„,,,^.., ,^^ ^^.^^^^^ C 

M,pn.:. ,a cn.r.a,.... del <;ric.. ,- se relujen, la F 
nii«-a a un .si . i-nrs.. 

r.„,i"r ?"■"-' ""•■""•'••^* "^••' ''"•"■-.- Interventor 
«"za de la pn.xn..a ....n.i,....i.-.„ de la República ,^ 
S..-n.:.n. de I,.,.. ,.•;..„ P.,.,ica. I)r. .,.^ .,„,.„í;^ 



33 



"^ » intentar alteraciones sustanciales en el Plan que regía al ter- 

* * ' " ar la dominación española. Las modificaciones se redujeron á 

"' ■'- upresión de la asignatura de Religión, a sustituir la Historia 

" "' España por la de América y Cuba, á introducir la Instrucción 

' - - ' ica, á separar el estudio de la Aritmética de el del Algebra, á 

• '" - >hibir el simultáneo de los cursos, a implantar ejercicios gim- 

jticos y calisténicos y á fijar en doce años la edad de ingreso. 
' '" - Con estas reformas y con el nombramiento del Sr. Sanguily 

-'-"•* ra la Dirección y del Sr. Héctor de Saavedra para la Secretaría, 
•- "^". ' inició un período de verdadero progreso para la enseñanza se- 
^ indaria, en el orden, en la disciplina y en el embellecimiento 
, i.- 3l Instituto. 
._- - El Gobernador General de Cuba, Sr. Leonardo Wood, á pro- 

. — . - uesta del Secretario de Instrucción Pública, Sr Enrique José 
T'arona, hizo publicar el 30 de Junio de 1900, la Orden número 
-_^'¿_ 161 modificando los Estudios de Segunda Enseñanza que es la 
«. ^ iue actualmente rige. 

— ^ SEGUNDA ENSEÑANZA 



La Segunda Enseñanza que en la actualidad se dá en este 
Instituto, según la Orden Militar número 267, y en loe colegios 
incorporados á él comprende las siguientes asignaturas: Gramá- 
tica Castellana y Literatura preceptiva y Castellana (Histórica), 
Inglés ó Francés, Geografía Universal, Historia Universal, Matemá- 
ticas hasta Trigonometría inclusive, Física, Química, Nociones de 
Cosmología (Descripción Física del Mundo), Introducción á la 
Biología, Historia Natural, Lógica y Nociones de Psicología, In- 
troducción á la Sociología y Enseñanza Cívica. 

Estos estudios han de hacerse por lo menos en cuatro años, 
distribuyéndose las asignaturas en ocho grupos. 

Cada grupo tiene un catedrático titular mientras el número 
no exceda de 50 y xm auxiliar por cada 50 alumnos más. 

Después de aprobado en los exámenes finales de estudios obli- 



■f 



\ 



u 



gatorios tiene derecho á pedir que se le admita á ejercicios p 
obtener el Diploma de Bachiller en Letras y Ciencias, sin el < 
no puede comenzar los estudios en las distintas carreras que se < 
san en la Universidad. 

Para ingresar en los estudios oficiales se necesita tener 14 a 
cumplidos, y acreditar por medio de examen, los conocimientos 
la enseñanza primaria, elemental y superior, y que lee y trad 
el inglés ó francés. Por el acto del examen de ingreso, tanto 
esta enseñanza, como en lajs demás, no se exige derecho sAgw 
Este acto se verifica en el mes de Septiembre. 

La matrícula para estos estudios importa $2^, en mon 
americana, que se satisfacen en dos plazos. 

Los exámenes de los estudios libres se verifican en los 
ses de Junio y Septiembre, debiendo, los que deseen examina 
acudir á la Secretaría del Instituto en los días que oportunarae 
se señalan al publicar las convocatorias, con objeto de for] 
lizar su documentación. 

Los exámenes de ingreso en esta enseñanza se verifican ei 
misma forma que para los estudios de la enseñanza oficial, p 
solo pueden presentarse á ingreso por enseñanza libre los que 
ban aprobar seguidamente alguna asignatura. Los derechos de i 
tríenla se abonan al formalizar la soicitud en los días señala 
en la convocatoria y su importe es de $ 10, moneda america 
por cada grupo de asignaturas completas. 

A fin de pre[)arar á los alumnos que han de ingresar en la 
Enseñanza hay en el Instituto un curso especial, llamado Prepí 
torio, dividido en dos grupos, en los cuales se estudian Grama 
Castellana con ejercicios de composición y derivación, Recitac 
de trozos selectos castellanos en prosa y verso, con explicac 
de los mismos, Nociones de Geografía é Historia, Aritmética pi 
tica hasta Razones y Proporciones, Dibujo Lineal y elemei 
de Geometría, Nociones de Higiene, Rudimentos de Zoología, 
siología y Botánica. 



85 



Para el ingreso en el Curso Preparatorio no se exige el re- 
quisito de la edad. 

Los aspirantes á ingreso deben poseer los conocimientos de 
la enseñanza primaria elemental y de inglés ó francés, lo que acre- 
ditarán por medio de examen. Los derechos de matrículas para 
estos estudios son de $ 20, moneda americana, que se abonan en 
dos plazos. El examen á que se hace referencia se verifica en el 
mes de Septiembre. 

En la actualidad se hallan incorporados á este Instituto, y 
autorizados para dar la Segunda Enseñanza, con carácter oficial, 
los siguientes colegios: San Melitón, Escuelas Pías, San Francisco 
de Paula y San Anacleto. 

ESCUELA DE COMERCIO 



La ** Sociedad Económica de Amigos del País*' inició en 1835 
la creación de una Academia Mecantil, pero hasta tres años des- 
pués no se logró su fimdación, encargándose de la Dirección el 
Profesor alemán Jacobo Kruger, que la sostuvo, auxiliado de su 
hijo, hasta 1849. 

La Enseñanza Comercial no adquirió carácter oficial hasta 
1855 con el establecimiento de la Escuela general Preparatoria, 
en ella se explicaban Aritmética, Algebra, Teneduría de libros. 
Aritmética Mercantil y los idiomas Francés é Inglés. 

A la terminación de estos estudios los alumnos recibían los 
títulos de Perito Mercantil. En 1869 se incorporó la Escuela Profe- 
sional á este Instituto, donde continuaron haciéndose los estudios 
comerciales, ampliándose con las asignaturas de Geografía y Esta- 
dística comercial, Economía política y Legislación Mercantil. 

Desde entonces figuró la Enseñanza Comercial en los pros- 
pectos de todos los colegios de segunda enseñanza y se crearon 
academias especiales como las de los Sres. Herrera, Arcas y otros. 

En 1871 al reinstalarse la Escuela Preparatoria pasó nueva- 



36 



mente á ella la enseñanza comercial, hasta el 24 de Abril de 1£ 
en que por la orden número 171 volvió a suprimirse la Esoin 
Profesional y se trasladaron á este Instituto las asignaturíis i 
Profesorado Mercantil. 

Esta Orden fué á su vez modificada por la Orden número 4' 
del 16 de Noviembre de 1900, que es la que en la actualidad ri^e. 
por la cual loe estudios que se cursan en la Escuela de Comerí 
anexa al Instituto de la Habana, son Cálculos Mercantiles, Tenec 
ría de Libros y Contabilidad aplicada al Comercit>, Empresas 
Oficinas públicas, Práctica de Comercio, Geografía Indusítrial 
Comercial, Economía Política y Nociones de Hacienda Púhlif 
Estadística, Legislación Mercantil, Derecho ilnteniacioeal Me 
cantil, Historia del Comercio, Historia y Reconocimiento de 1 
productos Comerciales. 

Estos estudios se distribuyep en cuatro gnipos j se hacen p 
lo menos en tres años, á la terminación de los cuales pueden as| 
rar los alumnos al grado de Profesor Mercantil. 

Para ingresar en la Escuela necesitan los alumnos tener 1 
años cumplidos y pasar por el examen de admÍBión que se eJti| 
para la Segunda Enseñanza. El importe de loe derechos de matr 
cula oficial es el de $ 10, moneda americana, que se abonan en dí 
plazos. 

Los que estudien las materias de la Escuela de Comercio p 
enseñanza libre, se atendrán á lo dispuesto anteriormente pa 
aquella. 

ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA 

El cambio político que se inició con el cese de la soberanía 
España y que había de culminar en la Constitución de la Eep 
blica y en la creación de los organismos indispensables en todo G 
bierno, para su ordenada marcha, abría un período de d^enví 
vimiento á la Taquigrafía, arte hasta entonces poco productivo 



Jill 




I 



¡ 



^ 



37 



á'la que no se habia dado importancia alguna, á pesar de los esfuer- 
zos que el Sr. Orellana hacía desde 1892 en su Academia particu- 
lar y en la cátedra que bajo su dirección creó la Diputación Pro- 
vincial de la Habana en este Instituto en el curso de 1896 á 1897. 
Así lo comprendió el Sr. Varona, Secretario de Instrucción Públi- 
ca, y á su indicación se debió la Orden número 107, publicada en 
la Gaceta de 12 de Marzo de 1900, por la que se creó en este Ins- 
tituto una Academia de Taquigrafía y de Escritura en máquina. 

Esta Academia está dividida en dos secciones: una de Taqui- 
grafía á mano y en máquina; y otra de Mecanografía ó Dactilo- 
grafía, combinación con el Mimiógrafo de Edison. 

Los estudios se hacen en dos cursos, á los cuales precede un 
examen de ingreso, en- el que los aspirantes han de demostrar que 
leen y escriben correctamente y que tienen conocimientos de Gra- 
mática Castellana y en especial de Ortografía. (Gaceta de 23 de 
Noviembre de 1900). Para ingresar en la A<;ademia se exige tener 
catorce añcs cumplidos y menos de treinta y cinco. 

A la aprobación de los dos cursos se les expide el título co- 
rrespondiente que ha de facilitarles el ingreso en las oficinas pú- 
blicas y privadas y que servirá á su vez á éstas como garantía de 
idoneidad y capacidad del poseedor. 

La asistencia á la-*Academia es gratuita, los alumnos no tienen 
que abonar derecho alguno por la inscripción ni por los exámenes ; 
hasta ahora la matrícula se ha limitado á cien alumnos por curso. 
La Orden número 470, serie de 1900, hizo además obligatoria la 
asistencia á la Academia de Taquigrafía á los alumnos de la Es- 
cuela de Comercio. 

Desde el 1."* de 1900, en que se inauguró, hasta la fecha, ha 
tenido 425 alumnos, 128 del sexo femenino, 246 del sexo masculino 
y se han expedido seis títulos en el curso de 1902 á 1903. 

Apesar del poco tiemjK) de su creación, es tal el crédito de esta 
Academia, que muchas oficinas particulares cuando necesitan jó- 
venes hábiles en la mecanografía, lo solicitan del Director del Ins- 



* í 



i 



• I 




38 



tituto, quien, como es natural, recomienda los más distin^ruid 
de la referida Academia. 

Sería muy conveniente, á fin de favorecer á las personas qi 
por sus ocupaciones no pueden asistir ^ las clases de día, que 
■ ampliara su enseñanza con una hora por la noche, por lo men 

tres veces á la semana. 

11 Los Representantes Sres. ^lendoza, Garmendia, Sobrado, Ix 

" naz del Castillo y Xiquás, presentaron á la Cámara el 22 de Jun 

] de 1903, un proyecto de Ley autorizando al Ejecutivo para la ii 

I versión del crédito necesario para el establecimiento de una Acj 

I demia de Taquigrafía y Escritura en máquina en cada uno de le 

\ Institutos provinciales de Pinar del Río, Matanzas, Santa Clara 

Camagüey y Santiago de Cuba. 

Durante el año 1904 hubo en la Habana, á más de la Oficie 
de este Instituto, 13 Academias de Taquigrafía y 4 de Mecanc 
grafía. 

Para ingresar en esta Academia, que es completamente gra 
tiiita, necesita el aspirante tener más de 14 años y menos de 35, ; 
acreditar por medio de examen que posee los conocimientos siguien 
tes: Lectura, escritura, gramática castellana y especialmente orto 
grafía. 

El número de aumnos que se admiten en la Academia e 
el de 100. 

L(.s exámenes de prueba de curso se verifican en el mes d 

f Junio, pudiendo presentarse á ellos, alumnos de enseñanza libre 

los que harán sus solicitudes en la época señalada en las convoca 

torias de esa enseñanza, de su puño y letra y dirigidas al Sr. Di 

rector del Instituto. 

I Los exámenes de ingreso en la Academia se verifican pre 

I cisamente en el mes de Septiembre. 

El Reglamento porque se rige la Academia en este Institut 
puede verse en la Memoria correspondiente al curso de 1901 á 1902 



Museos^ Gabinetes^ Laboratorios^ 
Biblioteca y Jardín Botánico 



í 



ii 



^Ék.^^.^Ék.^Ék.A¿M&.^ák.^á^ 




)VIu9eo Zoológico 

"Antonio Modesto del Valle é Iznaga" 

LAS GESTIONES del señor Emilio Auber, Catedrático que 
fué de Historia Natural y Viee Director de este Insti- 
tuto en los primeros años de su creación, se debió que 
en 27 de Febrero de 1868 el Sr. Antonio Modesto del 
Valle, cediese el magnífico gabinete de Historia Natural que 
poseía y cuyo valor estimaba en diez mil pesos en oro. 

Arrastrado por su patriotismo y por su amor al progreso 
intelectual de su país, e\ Sr. Valle solo impuso como única condi- 
ción, que los 480 pesos equivalentes al interés del capital, en que 
justipreciaba su gabinete, se empleasen, durante veinte años, en 
costear el grado de Bachiller en artes, á los alumnos pobres que 
lo obtuviesen por oposición. 

En Mayo del mismo año, el Gobernador General de la Isla, 
aceptó esta cesión: haciéndose inmediatamente la traslación al 
local que ocupa el Instituto, á reserva de lo que resolviera el Go- 
bierno de Madrid. 

Por R. O. de 25 de Agosto de 1868, la Reina no solo admitió 
tan valioso presente, con las condiciones impuestas por el cesio- 
nario, sino que mandó que en lo sucesivo se denominase á este 
Museo Gabinete Valle. Pero el Gobierno español no cumplió nunca 
lo pactado con el Sr. Valle, ni otorgó un solo grado de Bachiller 



'f y 



42 



libre de derechos, ni siquiera convocó á oposiciones. Con este u 
vo, en Octubre de 1899, el Sr. Modesto del Valle y Duqueí!iiie, 
del donante, ocurrió al Gobierno Interventor, para que eiimp 
las condiciones de la donación, ya que todas sus gestiones e 
del Gobierno español habian sido infructuosas. 

El Secretario de Instrucción Pública, Sr. Barreiro, dio oí< 
su justificada reclamación y mandó (Gaceta del 3 de Abi*il 
1900) **que por espacio de diez años, el Instituto dtí la Hab 
concediera en cada uno de estos, gratuitamente, diez grados 
Bachiller, cuyos títulos habían de recaer en escolares pobres y 
bresalientes, mediante oposición, y que se cambiase el nombre 
bínete Valle por el de Antonio Modesto del Valle e Iznaga. 

Desde entonces cumple esta Dirección lo dispuesto en la n 
rida orden y aunque á la terminación de los cuatro últimos cui 
se hizo la convocatoria para las oposiciones entre los alumnos 
Segunda Enseñanza, que habían terminado sus estudios, no se f 
sentó ningún aspirante, quedando, por lo tanto, deaiertc^ die 
ejercicios, como así se hizo constar en las actas levantadas al efet 
Cuando el Museo de Valle se trasladó al Instituto^ constaba 
lo siguiente: 

Minerales, 800 ejemplares. 

Rocas, 600 idem. 

Colección tecnológica de minerales, 1.011. 

Piedras preciosas, 30 ejemplares. 

Piedras pulimentadas, 50 idem. 

Fósiles, 600 idem. 

Un herbario compuesto de 800 plantas. 

Tres cajas con semillas de diferentes vegetales. 

250 ejemplares de mamíferos, aves y peces. 

Siete cajas de insectos. 

800 ejemplares de moluscos. 

38 zoófitos. 

Esqueletos de diferentes animales. 



\m 



43 



La deficiencia del local por una parte, y la falta de una per- 
sona inteligente encargada de su cuidado, hicieron que muchos de 
sus ejemplares se destruyeran. 

Al Dr. Reynoso se debió la traslación al amplio local en que 
hoy se encuentra, aunque deficiente todavía, y al Dr. Torralbas su 
clasificación y conservación durante algunos años. A este sustituyó 
en 1091 el Dr. Ragúes, quien, auxiliado por su ayudante Sr. Val- 
divia y con sus conocimientos en los tres ramos de la Historia 
Natural, lo atienden y aumentan con nuevos ejemplares. 
Al presente consta de los siguientes objetos : 

Colección de mamíferos ejemplares 86 

„ de aves „ 490 

„ de reptiles „ 30 

„ de anfibios „ 6 

„ de peces „ 44 

„ de insectos cajas 40 

„ de arácnidos „ 1 

„ de moluscos ejemplares 11.979 

Animales vivos en alcohol : pomos 40 

Colección de miriápodos cajas 1 

„ de esqueletos ejemplares 30 

Esqueleto humano „ 1 

Esqueletos de niños „ 2 

Huevos de aves de gran tamaño „ 3 

Dientes de mamíferos cajas 1 

Huesos de mamíferos „ 2 

Cráneos humanos 2 

Cráneos de caribes, (en yeso) 4 

Coumna vertebral de tiburón 1 

Espada del pez Espada 1 

Sierras del pez Sierra 1 

Modelo de gran vértebra 1 

Colección de zoófitos 150 



« 



44 



>-• 



' - Erizo de mar, en akohol #..,.,- 

Dérmato esqueleto de insecto * .,,,.,,,>,...,. 

Crustáceo (maoao en alcohol) . . , .-,,,,_,.. 

Esqueleto humano, niño.-^Donativo del 8r. Mamie! Saiiíni: 
Colección de esinmjím cubanas?. —Id. del Br. Pedro Ragués 
Encéfalo humano en alcohoL— Id. del Sr. Dr.Pelipe G. Ca 
zares. 

Tenia solium. — Id. del Sr, O, Mendoza, 
Diadema antillarum, en alcohoL— Id. del Sr. E. Mazan, 
Microgaster flaviventris. — Id. del Dr, Felipe íi C.aüizares. 
Clibanarius cubensis. — Id, del Dr, Felipe G. Cañizares. 
1 ejemplar de Rana en alcohol (preparada en el Museo), 
5 ejemplares de Laíííirtija en alcnhal (preparadas en el Muse* 
3 ejemplares de Gusanos en alcohol (donación del Dr. Feli 

García Cañizareíi). 
1 ejemplar de Carey (donaeión del Dr, Slanuel Campos, 

Batabanó). 
1 ejemplar de araña (donación del Dr. Manuel Campos, de ic 
1 ejemplar de Diphoízlogufí sa^íe (donación del Dr. J. H. F 

zos, de San Antonio de los Baños), 

Ejemplares de fósilea humanos (donación del Dr. Ediiar 

Hernández)* 
Una copia fotoírráñea del diphocrloMUíi sátira* (donación c 

Dr. J. H. Pazos, de San Antonio de los Baños). 
1 ejemplar de huevo abortado de gallina (donación del Sr. -] 

lio Heniándeís). 
1 ejemplar de Phrynus palmatus (dofiaeión del Dr. J. H. F 
zos, de San Antonio de k>s Bañofí). 

32 ejemplares de Epidópteros, mariposas (donación del Dr. 

H. Pazos, de San Antonio de los Baños). 

Además existen en el Mitseo ** Valle *' los si^iientes model 



45 



y útiles para la enseñanza, adquiridos con posterioridad á su 
creación : 

Modelo de amphiocus 

„ de aurelia aurita 

„ de estrella de mar 

„ de rana 

„ de sanguijuela 

„ de crustáceo 

Colección de cuadros DeyoUe cartones 2\ 

„ de anatomía humana „ 12 

„ de Historia Natural „ 

„ de enseñanza objetiva „ 

Modelos en cera, de anatomía ejemplares 

Ejemplar de gato bicéfalo 

„ de gato momificado por el calor 

Maniquí de hombre, pasta A'nzoux 

de mujer „ „ 

Corazón humano, gran tamaño 

Oído humano, „ „ 

Lengua humana „ „ 

Fosas nasales „ „ 

Laringe „ „ 

Tronco „ „ 

Aparato nervioso 

Cabeza frenológica, en yeso 

Maniquí de caballo 

Pata de caballo 

Maniquí de pez ' 

„ de gusano 

„ de molusco 



i4K lí. 

I 



K 



46 



ÚTILES PARA LA ENSEÑANZA 

Aparato Miquel 

Balanza deprecisión 

Colección de microbiología 

Colección de preparaciones para id 

„ de paleontología 

Copas de cristal 

Frascos esmerilados 

„ de 18 litros capacidad 

Lactoscopio Donné 

Pomos de cristal, sin tapa 

Neceser Platner 

„ de preparaciones 

Caja de análisis 

„ de reactivos 

Agujas de un aparato Ludovich 

Colección de tipos de cristales 

Geniómetro de Hauy 

Neceser de Fisiología Experimental 

Tableros de madera para colocar ejemplares 

Aetobatus Narinari (Obispo ó Chucho) 

Leptecephalus Conger (L) (Congrio) 

Microscopio de Cari de Zeiss, gran platina con 1 obj.* a 2 

ídem Ídem A 

ídem Ídem E 

ídem ídem 1/12 

Oculares 2y4 

Revólver número 3 

Micrómetro 28/3 

Aparato para dibujo 

Mesa de cedro con cristales para trabajos de microscopía. 



47 



Pomos de cristal para depositar ejemjplares de Historia ' 

Natural 48 

Soporte de hierro para embudos 1 

Lámpara de alcohol 1 

Mortero porcelana, 120 milíms 1 

Espátula de cuatro pulgadas 1 

Embudos de cristal 4 

Vaso graduado de un litro 1 

„ „ de medio litro 1 

Durante el curso de 1903 á 1904, se recibieron las siguientes^ 
donaciones : 

Del Dr. J. H. Pazos. — San Antonio de los Baños. — 109 ejem- 
plares de Lepidópteros cubanos. 

31 ejemplares insectos sin clasificar. 

1 ejemplar de diente fósil del Charchariondon megalodon. 

Del Sr. Manuel Sanguily. — Habana. — 11 ejemplares Coleóp- 
teros- Anthonomus grandis (vulgo Picudo). 

Del Sr. M.M. Coronado. — Habana. — Fragmentos petrificados 
de una columna vertebral, sin clasificación. 

Del Ldo. Francisco García Hernández. — Habana. — 1 ejem- 
plar de esponja blanqueada, forma cónica, muy original. 

Del Sr. A. Melero. — Habana. — 1 medalla pequeña alto relieve 
en yeso, con el busto del Sr. Felipe Poey. 

Del Dr. Ernesto Cuervo Eligió. — Habana. — 6 ejemplares de 
insectos encontrados en los órganos digestivos del ganado caballar. 
(Gastrophilus equi). 

Durante el curso de 1903 á 1904, se adquirieron por compra: 

1 ejemplar del pez ** Obispo" ó ** Chucho'' (Aetos niriri) 
Poey {Aetobatus narinari) Emphoosen. 

1 ejemplar del pez ** Congrio^* iConger sculenius (Poey) Lep- 
tocephalus conger L). 



48 



MUSEO DE BOTÁNICA 

Como la Biblioteca, fué fundado por su primer Directc 
Antonio Bachiller y Morales, en 1864, quien comenzó por r 
dos mil ejemplares, que después se aumentaron con 800 más } 
cajas de semillas de diferentes vegetales, procedentes del ^ 
del Sr. Valle Iznaga. 

La separación de aquel ilustre cubano de su puesto, de 
obra incompleta. Ni los que le siguieron en la Dirección, ni lo 
desempeñaron la cátedra de Botánica, se ocuparon en cías 
los ejemplares que formaban su rico herbario de plantas ex< 
é indígenas. 

Hasta 1894, formó parte del Gabinete Valle, que compn 
los tres reinos de la Historia Natural, pero ese año el Dr. Rej 
lo separó, encargando al distinguido botánico cubano, Sr. S 
tián Morales, la restauración de las colecciones que yacían 
pletamente abandonadas, reclasificándolas y supliendo con 
nuevos los ejemplares destruidos por la acción del tiempo 3 
abandono. 

Cuando el Sr. Morales terminó su labor, quedó el Musec 
tánico constituido de 25 muestrarios de flora exótica y 30 < 
de flora cubana. 

Ese mismo año, el Dr. Torralbas le agregó 180 ejemplares 
procedentes de dos herborizaciones que practicó en la finca 
cahual, cerca de Placetas, y en la del Arzobispo, en San An1 
del Río Blanco. 

Posteriormente el Dr. Torralbas obtuvo para este Museo 
colección de plantas preparadas por el Director del Kongl Bo 
che Museum, de Berlín, compuesta de muchos ejemplares c 
Flora de las demás Antillas, clasificadas por el citado Diré 
Dr. Urban y su compañero Sr. Cinig; ratificada por otros esp 




iWI^« 



■/^m 



I 

1 



49 



listas de Europa y consideradas por esta circunstancia como pren- 
das de verdadero mérito científico. 

En la actualidad consta de los siguientes objetos : 

Muestrario con plantas cubanas clasificadas cajas 32. 

ídem vacías, para idem „ 24. 

Frutos cubanos, en alcohol ejemplares 24. 

ídem idem en cera „ 183. 

Semillas de frutos cubanos pomos 105. 

Maderas cubanas ejemplares 7. 

Hoja de palmera „ 1. 

Hoja típica „ 1. 

Conos de pino „ 5. 

Colección de fósiles cubanos „ 640. 

ídem de Flora de Sajonia volumen 1. 

Muestrario con plantas exóticas cajas 1. 

ídem con útiles varios „ . 31. 

ídem para llenar „ 24. 

Prensa para preparaciones 1. 

Cuadros de paisajes cubanos 1. 

Pina múltiple, en alcohol (donación del Sr. Col. Scott) . . 1. 

Fotografía de dicha pina 1. 

Fruto múltiple de maíz (donación del Sr. Carlos de la Torre). 

Muestra de cera vegetal (donación del Sr. E. Mazón). 

Frutos y semillas cubanas conservadas en alcohol (donación 
del Sr. Felipe García Cañizares). 

18 pomos pequeños. 

Colección de mangos, en alcohol (donación del Sr. Felipe Gar- 
cía Cañizares). 

Semilla múltiple de mamey (donación del Sr. Felipe García 
Cañizares) . 

Álbum de la Flora cubana (donación del Dr. J. I. Torralbas). 

Muestra de hongo natural (donación del Dr. F. G. Cañizares). 






50 



Teratolofría vep:etal, hojas sepaloide (Rosa Centilolia) 1 € 
piar (donación del Dr. Felipe G. Cañizares). 

Dos ejemplares de naranja Cajel (donación del Dn Felif 
Cañizares). 

Un ejemplar de tomate gemelo (donación del Dr. F. Cañiz? 

Un ejemplar del fruto del zapote (donación del Dr. Edu 
• * F. Plá). 

Un ejemplar del ** fruto del pan" moldeado en ye^o (prey 
ción hecha en el Museo). 

Un ejemplar del fruto del tamarindo (donación del Sr. E. 
II zon). 

Dos ejemplares del fruto del granado (donación del Sr, J 
liano Mazón). 

Un ejemplar del fruto del **Mango8tán" (donación del Dr 
lipe García Cañizares). 

Un ejemplar del fruto anómalo ZEA MATZ (donación 
Dr. J. H. Pazos), 
j Un ejemplar de madera labrada de SABICU (Lfjsiloma 

bicu Ores, donííción del Dr. Rene Morales). 

Durante el corso de 1903 á 1904, se recibieron para este M 
las sigfuientes donaciones : 

3 ejemplares del fruto **Rapok'' (edredón vegetal) {Fn 
ger) Eriodendron aufractuosum, vulgo *'pata de liebre'* (d 
ción del Sr. Germán Moenk). 

50 ejemplares del fruto de la ** Encina'' de Cuba (dona 
del Dr. Cuesta). 

20 ejemplares del fruto **Yuca dulce'* (donación del De 
I Cuesta. 

' 1 ejemplar **sincarpia congenial de la lima'** 

I 1 ejemplar **sincarpia congenial del naranjo Citrus auram 

¿ (donación del Dr. Diego Tamayo). 

i) 2 ejemplares del Solanum Mamosum (donación del Dr. Ciiej 



61 



1 ejemplar del fruto del ** cacao'' (donación del Sr. Antonio 
Arazosa). 

30 ejemplares, muestras de distintas maderas preciosas de Cu- 
ba, (donación del Dr. Felipe García Cañizares). 

MUSEO DE mineralogía 

Con las colecciones de minerales del Museo ** Valle" y con 
otras más, adquiridas por compra ó por donaciones, que contienen 
unos 19.000 ejemplares, se formó durante este curso este Museo, 
con el cual quedan completos y debidamente separados los Museos 
de los tres ramos de Historia Natural. Consta de los siguientes 
objetos : 

Colección de piedras preciosas (imitación) caja 1. 

Colección d© minerales „ 1. 

Colección de rocas „ 1. 

Colección de ejemplares de Geología „ 1. 

Colección de Paleontología „ 1. 

Estalactitas ejemplares 5. 

^luestra de Sal Gema 1. 

Muestra de arena 1. 

Colección de minerales de Cuba (donación del Sr. Emiliano 
Mazón). 

3 muestras de minerales de las minas de Curagua (donación 
del Sr. Antonio). 

1 ejemplar natural de níquel cristalizado de Pinar del Río (do- 
nación del Dr. Pedro Valdés Ragúes). / 

3 ejemplares de minerales líquidos cubanos. 

8 ejemplares de minerales cubanos (donación del Dr. Felipe 
García Cañizares). 

Durante el curso de 1903 á 1904, se recibieron para este Museo 
las siguientes donaciones : 

1 ejemplar muestra de mineral de asfalto endurecido, del Ldo. 
Rafael Cruz Pérez. 



f^ ^ 



I 

I' 






r 



62 



1 ejemplar de Mica de Cuba, del Dr. Arturo Tejada.— Ha 
50 ejemplares de minerales de Cuba, clasifieadnsi, del Di 
lipe ííarda CainEare«. 

1 ejemplar de Entalaetitag de las Cuevas de Bel lámar, de 
12 eeiitímetros de dimemíión, del Ür. Eduardo F- Plá. — Haba 

MUSEO DE GUNDLACH 

El 5 de Enerfi de 18:í9 arrilío á Iílh playas do Cuba la Con 
que envió la Soeiecirul de Ilistoria Natural de Cassel á estudi 
flora y fauna de Surinaui; componíanla el botánico Eduardo 
el médiro Luis PféiíTer y el ¡soólogo Juan Gunddlaeh. Ene^: 
éste con la esplendida naturaleza de (Juba, con la inmensa i 
za de nii fauna, «jue clamaba por un paciente y sabio investij^ 
y s^úncnUy por la hospitalidad que generosamente le brindo 
ñor Simón de Cárdenas, y cnntinufS dispensándole el hijo pti 
de éste, el Sr. Enrique Diago, decidió quedarse en esta Isla 
men5í;nr suíí estudíím de Ornitoloífía, rama de la Zoolofría á 1í 
consagró su especial detUeación. 

Se estableció en el Ingenio Fermina, dando principio á 1 
leeeión que, cincuenta ññm después, había de ser el mejor y 
completo museo zoológico de Cuba, y <jue hoy muestra este 
tuto con satisfacción inmensa al extranjero, como un eíevad 
ponente de la cultura de nuestro país. 

Cuando el Sr. íiundlach vino á Cuba, no era d^eonocido 
la ciencia. Joven aún, de 29 años, ya se había distinguido 
estudiante de la Univei-sidad de ilacbur^n, la ciudad de su 
miento, de cuyo museo fué durante aigiin tiempo conserva* 
preparador^ donde se hiíso un hábil taxidérmico y de donde oí 
en 1839 el grado de Doctor en Filosofía- 
Fruto del estudio y de la labor peníeverante del Dr. Gunc 
además de este miLseo, calificado como el mejor de la Isla, y 
el único en su especie, porque la mayor parte de los ejemplare 




< 



o 

Q 



i 



M 
Q 

< 
< 



■♦•. * 



i 



U-' 



53 



encierra fueron los que sirvieron para la clasificación y descrip- 
ción de las innumerables especies nuevas, descubiertas por él, se 
cuentan los numerosos trabajos que publicó en castellano y en ale- 
mán ,en revistas y periódicos nacionales y extranjeros. Primero 
aparecieron los catálogos de los mamíferos, aves y reptiles cubanos, 
en el Repertorio Físico Natural de la Isla de Cuba; más tarde sus 
Contribuciones á la Mammalogía, Ornitología y Herpetología Cu- 
batía, publicadas por la Academia de Ciencias de la Habana y los 
Apuntes para la Fauna de Puerto Rico, en los Anales de la Socie- 
dad Española de Historia Natural, de cuyas instituciones fué socio 
de mérito y corresponsal respectivamente. La mayor parte de las 
corporaciones extranjeras consagradas al estudio de las ciencias 
naturales, le contaban entre sus miembros. 

El IMuseo del Dr. Gundlach, constituyó parte principal de 
las colecciones cubanas que figuraron en la Exposición de París 
en 1867, obteniendo en aquél certamen universal una medalla de 
oro y del Gobierno español la Cruz de Carlos III. En los Anales 
de la Sociedad Entomológica de Francia, de aquella fecha, se dijo 
de la colección de insectos del Dr. Gundlach que era la más nota- 
ble de cuantas se expusieron. 

Conocedor el Dr. Fernando Reynoso, Director entonces de es- 
te Instituto, de las valiosas colecciones de Gundlach que fueron ta- 
sadas en diez mil pesos cuando se enviaron á la referida exposi 
ción, sabedor, por otra parte, de que el Dr. Gundlach deseoso de 
que su obra de 52 años de constante labor, no se perdiese para la 
ciencia y para el país, había resuelto cederla á algún Estableci- 
miento docente, hizo gestiones para que fuese el Instituto de Se- 
gunda Enseñanza el preferido. Sus propósitos se ^ieron coronados 
del mejor éxito, mediante ciertas condiciones que ponen de relieve 
la grandeza de mira, el alma pura y el corazón noble y generoso 
del extranjero que con su ciencia ilustró los anales de nuestra 
Historia. 

La primera y más precisa condición fué que el Museo perma- 



^4 



neciese siempre en el Instituto de Segunda Enseñanza de la 1 
na con carácter de Museo público y de la propiedad del Gobi 
Como el Dr. Gundlach deseaba terminar sus áím en su nuiíseo 
'. servando y aumentando sus colecciones, pedía se le nombrase 

^ serrador de él con la pensión ó sueldo que tuviesen á bien seí 

'i le, y queriendo al mismo tiempo satisfacer una deuda de í 

tud, pedía que en el caso de fallecer antes de devengar por su 
'f-: do la Cantidad de $ 8.000 se le entregase la diferencia, entre 

i f y los que hubiese cobrado por sus sueldos, á loa herederos di 

Enrique Diago y Zayas. 
,- El Director del Instituto, el Decano de la Facultad de 

cias, Dr. Felipe Poey, y el Rector de la Universidad, D. Pem 
González del Valle, recomendaron con calor al Gobierno G« 
la adquisición del referido Museo. Este, antea de resolver, etm 
nó á los Doctores Joaquín E. Lastres, Det-ano de la Faculta 
Farmacia, y D. Juan Vilaró y Díaz, Catedrútico de Historia ^ 
ral de la Universidad, para que previa inspección ocular del M 
• informasen del número de objetos que contenía, del estado de 
servación en que se hallaba y de su valor aproxiniativo. 

Como no podía menos de esperarse, c^nttís dos eompetenl 
distinguidos profesores de la Universidad, aC(>nsejarí>n al Go 
no General la adquisición de este Museo. En la memoria del < 
anterior se encuentran minuciosamente detalladla los ejemp 
que contenía y cuya relación tomamos de hm extensos inforra< 
los Dres. Lastres y Vilaró, que se conservan eo el Archive 
Establecimiento. 

El 22 de Abril de 1890 el Gobernador (íeneral acordó el 
el expediente al Ministro de Ultramar para sn i'esohicióu, peri 
riándose la cláusula del contrato de manera que se i^econocies 
todo tiempo que el Museo sería propiedad del Gobierno, cu 
quiera que fuesen las vicisitudes porque pudiera pasar el Inst 
de la Habana, permaneciendo, no obstante, en él, mientras e 
el Establecimiento y reservándose el Gobierno el derecho de 




5 



3 



< 



f 



55 



ladar el Museo á otro Cuerpo científico si se efectuase en lo adelan- 
te alguna reforma en la enseñanza y por razón de ella se supri- 
miese el Instituto, pero siempre con la condición de que el Museo 
había de conservar el carácter de público con que se cede, donde 
quiera que por esa circunstancia se instalase. 

Como el Dr.Gundlach quería que ese monumento levantado á 
la ciencia por su único esfuerzo y por su amor, nunca inquebran- 
table al estudio, no saliere jamás de su patria adoptiva, aceptó esa 
modificación, siempre que en la escritura se estipulase que la co- 
lección se quedaría en la Isla de Cuba. 

El 8 de Abril de 1892, el Gobierno Supremo aprobó la adqui- 
sición del Museo Gundlaoh, pero teniendo en cuenta que los dere- 
chos académicos devengados por el Instituto desde el curso de 1880 
al de 1892, produjeron $ 103.785, y que la mitad de esa catidad 
ó sea $ 51.894-50 que debieron quedar en beneficio de este Estable- 
cimiento después de repartida la otra mitad entre los catedráticos, 
como dispone el artículo 151 del Reglamento, unida á la de 16.550 
pesos á que aproximadamente ascendió la consignación de material 
de Gabinetes y que figuró en todos los presupuestos desde el año 
188Ó hasta 1892, daban un total de $ 68.444-50, con los cuales pudo 
cubrirse, con holgura, las atenciones del Instituto, sin necesidad 
de acudir á recursos extraordinarios para la adquisición del Museo 
del Sr. Gundlach; mandó que este se hiciese con los productos de 
los derechos de exámenes del curso de 1891 á 1892. El 7 de Diciem- 
bre de 1892 se extendió la escritura de compra, que suscribieron 
por una parte el Dr. Gundlach y por la otra los Dres. Juan Vilaró 
y Femando Reynoso. 

A la muerte del Dr. Gundlach, el 15 de Marzo de 1896, le su- 
cedió en el puesto de Conservador del Museo el Dr. José I. Torral- 
bas que desde dos años antes venía siendo su auxiliar y que fué no 
solo un distinguido naturalista, sino igualmente uno de los más 
hábiles taxidermos. 

Al pasar éste en 1891, á la Universidad, como Catedrático au- 



56 



xiliar de Ciencias y Director del Museo de Historia Natu 
nombró para reemplazarle, al Dr. Pedro Valdés Rugues. 

El Museo contiene los siguientes objetos, distribuidos i 
forma: 

Colección de mamíferos ejemplarc 

„ de aves „ 

„ de huevos de aves „ 

„ de nidos de aves „ 

„ de reptiles „ 

„ de reptiles en alcohol „ 

„ de anfibios en alcohol „ 

„ de huevos en alcohol „ 

„ de peces „ 

„ de crustáceos cajg 

„ de moluscos „ 

„ de moluscos „ 

„ de lepidópteros „ 

„ de heminópteros „ 

„ de neurópteros ,, 

„ de hemípteros v „ 

„ de ortópteros „ 

„ de coleópteros „ 

„ de dípteros „ 

„ de merostomas „ 

„ de zoófitos ejemplarí 

Cráneos de cocodrilos „ 

Boca de tiburón 

Urna de colibríes 

Busto del Dr. Gundlach 

Retrato al creyón del mismo 

Diploma al mismo 

Vista fotográfica del ^luseo 



1- • 



58 



Lámpara Edison , 

Mesas de pino '. 

Motor de un caballo de fuerza, 110 volts, 9 amperes, 15: 

revoluciones, de la Bobbins & Myers Co , 

Mesa de corredera para la linterna de proyecciones. . . . 

Círculos de madera 

Receptor con reíais para telegrafía sin hilos 

Receptor Morse, automático 

Estación portátil para telegrafía sin hilos 

Cineniatópirrafa para linterna mágica , . , , , 

Cristales vistas para el cinematógrafo . . . 

rúente de cuarzo _ , ...,,, 

Prismas de cuarzí* 

Balanzas hidrostátieas . . , .,,,.. 

Balanzas de laboratorio ............ ......,,.-,.,., 

Cajitas con pe^iis, división en ahuninio, 

PrascoH de densidad pa ra sólidus 

Esferómetro núm. Í):í90 . , . . 

Goniómetro de Babinet núm. 0440 

Ocular ñuoresc4?iite nimi. 22S5 , , , 

Traníiformador ,...,,.. ..._... 

Toe forjados, pulimentados, de 12 y 40 milímetros. . . . , 

Plato Universal de palanca 

Palmers para gruesos 20 milímetros , , 

Hileras 516 de 25 centímetros , . . 

Platillo fileteado - . . 

La paras de arco, de 9 á 15 íuii peres, con su reostato. . . . 

Jaula de Faraday, eu su pié , 

Kn^ala dividida, con su lámpara incand^eente. ....... 

Galvanómetro, con su cuadrante movible ............. 

Imán director núm. 1 ..-,... 

lluevo de la Rive 

]Motor de campo, rotatorio 




g 



h4 
P 



b! 



59 



Plancheta, con sus tres lámparas 2. 

Condensadores de máquina de Woss 2. 

Dinamo de corriente continua en trifásica núm. 9707 1. 

Bromuro de radio, Miligramos 50. 

LABORATORIO DE QUÍMICA 

Contiguo al Gabinete de Física se estableció en 1864,eu un redu- 
cidísimo local, que apenas podía contener diez alumnos, un Labora- 
torio de Química, del cual no tenía más que el nombre, como lo prue- 
ba el hecho de que en 1872 el Catedrático de la asignatura hizo pre- 
sente al Director del Instituto que no podía realizarse ningún expe- 
rimento en la Cátedra de Química, por falta de un laboratorio, pues 
el local que como tal existía, era solamente un reducido cuarto don- 
de estaban almacenados, tubos, retortas, frascos y pomos. 

En vista de lo intormado por la Dirección General de Obras Pú- 
blicas, en el expediente que promovió la Dirección del Instituto pa- 
ra la construcción de un Laboratorio de Química en el local que 
ocupa el establecimiento, el Gobernador General dispuso en 1876,. 
que la ** Dirección del Instituto adquiriera una cocinilla económica 
que colocada en el laboratorio que hoy existe, sirva para los experi- 
mentos que la enseñanza exige con arreglo al programa*'. 

He reproducido este párrafo del referido expediente para que 
se vea como se enseñaba Química en este Establecimiento hasta hace 
muy poco tiempo, y en qué consistía su mal llamado Laboratorio. 

La cocinilla económica se sustituyó durante la dirección del Dr. 
Reynoso por una estufa que contribuyó á darle más aspecto de labo- 
ratorio al local, pero que cuando el Dr. Alamilla se hizo cargo de la 
referida cátedra, en 1899, no pareció haberse estrenado todavía. 

Para ser más útil y práctica tan importante asignatura se cons- 
truyó durante el período de vacaciones del curso de 1902 á 1903, en 
un departamento del tercer piso, el actual Laboratorio. 



r 

{ 60 



ii 



BIBLIOTECA 



1 Débese la Biblioteca de este Instituto á la iniciativa de j 

raer Director, Sr. D. Antonio Bachiller y Morales. Corneo^ 
mentó en 1865 con los donativos de distintas coi-poraeíones 
ticulares, y fué paulatinamente enriqueciéndose erm nuevos 
hasta contar hoy con 11.401 volúmenes, es decir, 245 más i 
el curso anterior. 

En 1900, el Sr. Sanjjuily, por sus gestione*? personales 
General Wood, obtuvo un crédito de $ 3.000 pfi!*ii comprar 
blioteca del Sr. José María Cárdenas, compuesta lie 4.281 vt 
nes encuadernados y sobre 1.200 á la rústica, de (ibras de Hi 
Literatura y Filosofía, algunas de gran mérito, eonio la col 
de libros sobre América, la de los clásicos griegos, latinos, esp 
y franceses, la de diccionarios y no pocos libros raros y en 
de inapreciable valor, entre éstos una edición del Quijote, de 
El Instituto hizo una magniñca adquisición, y al Sr. Sangui 
ben agradecérsele los esfuerzos que realizó para que esta Bibli 
fruto de la labor y la perseverancia de un cubano distinguí 
conservase en el país,^.y en uno»de»su8íprimero8 establecim 
docentes. 

EJn 1901, el Sr. Sanguily, con parte de la asignación del 
rial científico, adquirió 322 volúmenes, de los que formaban 
blioteca del que fué Catedrático de este Instituto, Sr. Villi 
despué de un informe de los Sres. Bernal, Ramírez y García B 
res, en el que recomendaban su adquisición. 

Entre las obras manuscritas que encierra esta Bibliotec 
podemos dejar de mencionar los primitivos originales de la /( 
gía Cubana, escrita por el eminente profesor, Decano de la 1 
tad de Ciencias de nuestra Universidad, el inolvidable D. 1 
Poey. Se guarda como un valioso tesoro y se muestran con u 




e 



■i 



61 



á los extranjeros que visitan el establecimiento, coleccionados y bien 
encuadernados en veinte tomos, en cuarto menor, el texto. 

Las láminas del Atlas fueron puestas en limpio, formando diez 
tomos de 450 milímetros de alto, por 324 de ancho y acompañadas 
de dos tomos folio español de texto, se enviaron en 1884 á la Expo- 
sición colonial de Amsterdam, donde mereció á su autor una meda- 
lla de oro y el título de Caballero de la Orden del León Nerlandés, 
otorgado por S. M. el Rey de los Países Bajos. 

En la obra se dan á conocer 800 especies pertenecientes á las 
costas de Cuba, principalmente á las de aguas de la Habana y Ma- 
tanzas, exploradas por Poey, casi diariamente, en el curso de cin- 
cuenta años. 

Contiene mil cuarenta láminas, en la cual figuran 770 especies, 
delineadas con exactitud, y presentadas en 1.500 individuos de to- 
dos tamaños, sacados del natural por el autor. Contiene, además, 
numerosas ilustraciones de esqueletos y visceras. De las especies 
descritas, 300 fueron nuevas para la ciencia. En 1884, el Gobierno' 
español compró el manuscrito de esta obra, estipulando que los 
borradores del texto y las láminas permaneciesen en poder del au- 
tor los días que le quedasen de vida, y que á su fallecimiento se de- 
positasen en la Biblioteca de la Sociedad Económica de Amigos del 
País, con la condición de no poder imprimirlos, por ser un derecho 
reservado al Estado. 

En 1890, viendo el autor^que la Sociedad Económica de Ami- 
gos del País no tenía recursos suficientes para conservar en buen 
estado y encuadernar esos borradores, que son en realidad los pri- 
mitivos originales, aceptó en beneficio del público, la proposición 
del Director entonces de este Instituto, Sr. Fernando Reynoso, de 
encuadernar dignamente la obra, á costa del referido estableci- 
miento y conservarla como propiedad del Estado. 

Bien pudiera el Gobierno de la República, con la intervención 
de su Representante en Madrid, gestionar del Gobierno de España 
la competente autorización para publicar esta notable obra, la de 



62 



más alcance entre la*s de carácter científico escrita en Cuba ^ 
un cubano. Esta publicación debe hacerse con el cotejo del 
manuscrito en dos tomos en folio depositado en la Biblioteca 
Sociedad de Historia Natural de Madrid, porque el texto del ( 
piar que existe en este Instituto, lo consideraba el autor ineoí 
to y falto de corrección. 

SiíTuiendo estas indicaciones que hicimos en la Memorij 
curso de 1902 á 1903, los Representantes, Sres. Malberty, Mazi ; 
tola, Pérez Abreu, Sirven y Feria, presentaron á las Cámarí 
proyecto de ley para que se concediera un crédito de $50.000, 
emplearlo en material de enseñanza, destinándose una parte 
Universidad, y la otra á fin de que por la representación dipl 
tica en Madrid, se tratase de adquirir por retrocompra, la obi 
Ictiología Cubana de nuestro ilustre sabio D. Felipe Poey. 

Este proyecto de ley pasó á la Comisión de Presupueste 
ese Cuerpo Legislativo y está aún pendiente de discusión. 

En apoyo de nuestras indicaciones, el Dr. Carlos de la T 
al terminar el elocuente discurso que en honor de D. Felipe 
pronunció en la I universidad, al descubrirse el basto de este il 
naturalista, pidió al Honorable Presidente de la República, 
gestionara del Gobierno de España la autorización para pul] 
tan notable obra por cuenta de la República. 

Nada se ha hecho hasta ahora, y es de lamentarse que la 
quede sin publicarse y pierda su oportunidad. 

Con el fin de despertar la afición á la lectura y de estimul 
concurrencia á la Biblioteca, instituí en el curso anterior dos 
mios para los dos alumnos que hubieren asistido más tiempo á 
y hubieren consultado ó leído mejores obras. El Bibliotecario 1 
durante el curso, un registro, en el que diariamente anotaba 1 
estos particulares A la terminacóin del curso, el Tribunal de 
ratura, en vista de la referida información, discernió los dos 
mios á los alumnos. El resultado correspondió á nuestros di 
pues, como puede verse por el siguiente cuadro, en ninguno d 



cursos anteriores la Biblioteca se vio más favorecida de alumnos. 
La concurrencia de personas extrañas al Establecimiento, fué tam- 
bién numerosa, como lo justifica el siguiente estado : 



MOVIMIENTO DE LA BIBLIOTECA DEL INSTITUTO 
DURANTE EL CURSO DE 1903 A 1904, 





LIBROS EKISTEITES 


tOMPflJIDOS 


DOIÜDOS 


LECTORES 


UpuUlM 


Ríitict 


Ib^mUIn 


Kñtiei 


hputadw 


RÚtirl 


AImim 


PiUiM 


10.391 


1.010 


56 


78 


17 


99 


1.330 


688 



OBRAS CONSULTADAS 



Antropología 12 

Agricaitura 15 

Astronomía 11 

Anatomía 8 

Almanaques 7 

Agrimensura 1 

Biografías 16 

Biologías 3 

Botánica 36 

Catálogos 1 

Contabilidad 6 

Derecho 18 

Diccionarios V22 

Enciclopedias 56 

Economía '. 5 

Estadística 1 

Estética 3 



Electricidad 1 

Filología 9 

Filosofía 91 

Fisiología 3 

Física 67 

Geografías 134 

Geología 1 

Gramáticas ^.. 59 

Historias 277 

Historia natural 100 

Heráldica '... 1 

Higiene 2 

Legislación 22 

Literaturas 777 

Matemáticas 133 

Métodos 1 

Memorias U 



Medicina — 4 

Mitología 3 

Meteorología 3 

Mecánica 4 

Metafísica 1 

Nuvelas 20 

Náutica 3 

Pedagogía 12 

Poesías 25 

Política I 

Psicología 15 

Programas 2 

Química 46 

Religión 3 

Sociología 5 

Zoología 38 

Revista etc 313 



Toiai de obras 2,S05 



La Biblioteca está abierta para el público todos los días lec- 
tivos de 8 á 11 a. m. y de 1 á 5 p. m. 



I 



i 



ü 



Durante el Curso de 190;í á 1904, la Bibioteca se enrk 
con lȟ si^iiieutes obras: 

DONATIVOS CE LOS SRES. AUTORES 

DE LAS RESPECTIVAS OE 

Pronl Harto de Taquigrafia — por Frnnk Betaiicourt, — Hsbana, 
Texto y Atlas .......................... volumen 

Tliv Cuban American.— Trñiñáú analítico y Clave de vo- 
ealizaeirm y pronunciación del Idioma Inglés etc., 
por Lorenzo A. Ruiz. — Phiadelphiü, 1889 , 

El Sisóm4'tro y Cnafhntínj *'Monmlir". — Guía práetiea 
para el manejo y aplicaciñn de ambos instrumen- 
tos, etc., por Eurique Mtín áster.— Edición única. 
Habana, 190:í. , ,....,. 

El Lnignaje en aeeivn.—por Arturo R. Díaz. — Habana, 1904 ,, 

Cartilla de Cié netas Fisiean y yahiraleií. — por Artimi R. 
Díaz>— Habaim, 1903 .,....,. 

Las Ebrioi, 6 La Familia de Juan Candaya. — Novela. — por 
Pranciseii Javier Balmas^da, 2.* edición, — Haba- 
na, 19U3. , 

La Salud del Soldado. — por el Dr. G. Felier. Traducido 
por el Dr. Praneiseo Domínguez y Roldán.^ — Ha- 
bana. (Donativo del Traductor) .,..,.,.,,,. „ 

Pidiüea Agrícola de la República. — Nuevt) método de siem- 
bras y cultivo de la €'aña de azúcar, ptir el Doctor 
Francisco Zayas, — Habana, 1904, .......... ,, 

El Munieipia y log Extmnjeros.—Lm Españoles en Cuba. 

Por Francisco Carrera y Jiistiz.^Habana. 1904 ,, 

El Municipio i) la Cnesíién de Razas. — Por Francisco Ca- 
rrera y JústiK. — Habana, 19Ü4. „ 

La Ciiestióu de las Aefas. — Por ^liííuel íí. Pierra. --Habana, 
1904 ..,.,, ........ 



66 



Algo sobre Política Económica.'Tor A. Feria.-Habana, 1904. 

Cartilla Sanitaria. — Interesante y necesaria á los habitan- 
tes de Cuba, Residentes y Extranjeros transeún- 
tes. — Por el Dr. Adalberto R. Jordán. — Habana, 
1904 

Puericultura. — Discurso etc., por el Dr. Gonzalo Aróstegui. 
Habana, 1904 

Vivieiidas del Campesino, — La Vivienda en procomún, por 
los Sres. R. Alfonso y D. Tamayo, etc 

De las Excepciones en el Juicio Ejecutivo^ — su Concepto, 
sus Efectos, Modo de probarlas. Tesis para el Gra- 
do de Doctor en Derecho Civil. — Leidas el 5 de 
Julio de 1904, por Francisco Palma del Castillo. 

Habana, 1904 

La Difteria Aviaria en la Isla de Cuba, — Por el Dr. Juan 

N. DávaJos. — Habana, 1904 

Moral Médica. — Estudio crítico del Charlatanismo profe- 
sional, conferencia, por el Dr. José Antonio López 

del Valle.— Habana, 1904 

Xotice Historique sur la Bibliothéque Nati<nale d3 Santia- 
go de Chile, par Leus ^lontt. — Paris 1901 

DONATIVOS DE DISTINTAS PERSONAS 

Segunda Conferencia Nacional de Benefice^icia y Correc- 
ción de la Isla de Cuba, celebrada en Santa Clara, 
del 24 al 26 de Mayo de 1903. Publicada por el 
Comité de Publicación, Dres. J.A. G. Lanuza, Ju- 
lio San Martín y Adolfo Ñuño, con la colabora- 
ción voluntaria de los Dres. Emilio Martínez y 
Juan B. Valdés. — Habana, 1904. (Donativo del 
Dr. Eduardo F. Plá) 

Tercera Conferencia Nacional de Beneficencia y Correc- 
ción. — Memoria Oficial etc., celebrada en !Matan- 



^- t 



t 06 



|: 




VI; 


\ '^ 


1 


li 


1 


1 1 1„ 







zas del 2 al 4 de Abril de 1904. (Donativo delDr. 
Eduardo F. Plá) 

Nociones de Geografía Universal.-For John Monteith. Tra- 
ducción por Marcos Moré del Solar. N. Jak. (Do- 
nativo del Dr. Emilio del Junco 

La América. — Historia, etc., por R. Cronan. — Barcelona, 
1892. (incompleto) (donativo de la Sra. Viuda 
del Dr. Lluria 

La Guerra Franco- AI emana. Por Molke. — (Donativo de la 
Sra. del Dr. Lluria) ^ 

Tradiciones Peruanas. — Por R. Palma. (Incomípleto) (do- 
nativo de la Sra. del Dr. Lluria 

Historia de los Griegos, por Duruy (incompleto) (donativo 
de la Sra. del Dr. Lluria) 

Corona Poética á la memoria de Colón en el Cuarto Cente- 
nario, etc, por los Alumnos del Colegio de Belén. 
(Donativo de la Sra. del Dr. Lluria) 

Documentos relacionados con el baile dado por el General 
C. Castro y su señora á los Barcos de Venezuela y 
Caracas, en la noche del 31 de Octubre de 1903. 
Caracas, 1903. (Donativo del Sr. Emiliano Mazón, 
Cónsul de Venezuela en la Habana) 

Suplemento primero al Catcdogo general de la Librería de 
Eugenio García Rico. — Homo de la Mata, 18. — 
Madrid, 1904. (Donativo de dicha Casa) 

Anales de la Universidad de Oviedo, Año 2.**. 1902-1903. — 
Oviedo, 1904. (Donativo del Sr. Rector) 

Memoria del Colegio '^ María Luisa Doh.'* — Presentada en 
la distribución de Premios el 19 de Febrero de 
1904, en conmemoración del 25.° aniversario de su 
fundación, etc. (Donativo de su Directora M.* L. 
Dolz) 

The Peekskill Military Academy.—^. York, 1903-1904. 



67 



(Donativo de su Director) „ 1 

Memoria Anuario de la Univers^idad de la Habana, corres- 
pondiente al Curso de 1902 á Í5(?5.-Habana, 1904. 
(Donativo de la Secretaría) „ 1 

Comisión de Higiene Especial de la Isla de Cuba. — Memo- 
ria de los Trabajos, etc. (Donativo del Dr. Al- 
fonso) „ 1 

Informes de la Asociación de la Prensa de Cuba, sobre el 
convenio relativo á la Protección de la Propiedad 
Literaria y Artística entre Cuba y Francia, etc. 
Habana,1904. (Donativo del Sr. A. M. Morales) „ 1 

Memoria de Obras Públicas, Correspondiente al período de 
20 de IVBarzo 1902 á 30 de Junio de 1903, presen- 
tada aJ Honorable Presidente de la República, por 
M. L. Díaz.— Habana, 1904. (Donativo del Sr. Se- 
cretario del Ramo) „ 1 

Memoria de la Secretaria de Agricultura, Industria y Co- 
mercio, etc. Desde el 1.** de Mayo de 1902 hasta 
el 31 de Diciembre de 1903, presentada al Hono- 
rable Sr. Presidente de la República, por el se- 
ñor M. L. Díaz. (Donativo de dicho Sr. Díaz) . „ 1 

El Tratado de París. — Conferencias pronunciadas en el 
Círculo de la Unión Mercantil, por D. Eugenio 
Montero Ríos. — Madrid, 1904. (Donativo del se- 
ñor Secretario de Estado de Cuba) „ 1 

Boletín Oficial del Departamento de Estado de la Secreta- 
ría de Estado y Justicia. (Donativo del Sr. Se- 
cretario del Ramo) ....-". Cuadernos 6 

Revista de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas 
y Naturales de Madrid. Tomo 1.° números 1 al 4. 
Madrid, 1904. (Donativo de la Real Academia. 

Sociedad de Benefícericia de Naturales de Oalicia. Memoria 
de la Junta Directiva, presentada en 24 de Enero 



68 



de 1904. Habana. (Donativo de la Sociedad), volúmec 

Memoria de la Junta Direetiva del Centro Gallego.— Vve- 
sentiula el 7 de Febrero de 1904. Habana. (Dona- 
tivo del Sr. Presidente del Centro „ 

Sociedad Económica de Amigos del País de la Habana. — 
^lemoria del año 1903. Habana, 1904 (Dontitivo 
del Sr. Secretario) „ 

Memoria de la Junta Directiva del Colegio de Noinriús de 
la Habana, etc. — Habana, 1904. (Donativo del se- 
ñor Decano de la misma) „ 

Unión de Fabricantes de Tabacos ^ etc. — Memoria de hm 
Trabajos, etc. 1903-1904.— Habana, 1904, (Do- 
nativo del Sr. Presidente) „ 

Asociación de Empleados del Estado. — Memoria, etc. Ha- 
bana, 1094. (Donativo del Sr. Presidente) „ 

Centro General de Comerciantes, etc. — Memoria presenta- 
da en 18 de Abril de 1904. Habana. (Donativo 
del Sr. Presidente del Centro) .....,' „ 

Comité de Auj'ilios ú las Víctimas de Oriente, — ^Habaiia, 

1904. (Donativo del Sr. Tcvnxayo) ,, 

DONATIVOS DEL BE. CÓNSUL DEL PARAGUAY 
EN LA HABANA 

Elementos de Derecho Civil. — Lecciones, etc. por R. Zubizarret 
Asunción 1900 Volumen 

Cuestión de Límites entre Paraguay y Bolivia. — ^Articulos 
publicados en **La Democracia^' y en **El Pue- 
blo '^ por el Dr. Alejandro Audibert. — Asunción, 
1901 

El Paraguay y Bolivia, Cuestión de Límites. — Por el Dr. 

Francisco Rolón. — Asunción, 1903 „ 

Diplomacia Paraguaya-Boliviana. — Antecedentes de los 
tratados de límites y causa de su fracaso. Por 



69 



Fulgencio R. Moreno. AsiincuSn, 1903 , 1 

El Paraguay. — Estado comparativo de sii población. Ar- 
tículo del Dr. Manuel Benitez. Asunción, 1901. „ 1 
El Algodón. — Su producción en el Paraguay. Por Manuel 

Domínguez. Asunción, 1903 „ 1 

The Paraguay Review números 7 

Revista del Instituto Paraguayo „ 18 

Revista de Instrucción. 

Anales de la Universidad Nacional. — Asunción-Paraguay 1899-1903. 

DONATIVO DEL SB. CÓNSUL DE CHILE EN LA HABANA 

Breve DescHpción de la República de Chile. — Escrita según datos 
Oficiales con mapas y grabados. — Leipzig, 1903. 

DONATIVOS DE LA BIBLIOTECA NACIONAL 
DE SANTIAGO DE CHILE 

Anuario de la Prensa Chilena. — Santiago de Chile. . . Volúms. 11 
Boletín de la Biblioteca Nacional de Santiago de Chile. . „ 1 
Catalogo de Autores Griegos y Latinos. Biblioteca Nacional de Chile. 
Catálogo de la Sección Americana etc. Biblioteca Nacional de Chile. 
Catálogo de los manuscritos relativos á los Jesuítas de Chile. Biblio- 
teca Nacional de Chile. 
Catálogo del Archivo de la Real Audiencia de Santiago de Chilf. 

DONATIVOS DE LA BIBLIOTECA PUBLICA PROVINCIAL 
DE LA PLATA (República Argentina). 

Soberanía y Justicia. — Derecho Federal y Autonomía Provincial. 

Por Agustín de Vedia. Buenos Aires, 1903 .... Volúms. 1 
La Argentina en los Mares Antarticos. — Expedición de 

**La Uruguay etc.*' Buenos Aires, 1903 „ 1 

Chile en la Argentina. — Confraternidad Sud-Americana. 

(Edición especial, privada). B. Aires, 1903. ... „ 1 



t: 



■ i 



m 



,u- 



DONATIVOS DE THE SBOTHSONIAM INSTITUTIG 

Ajinual Report of the Smithsonian Institution 1901-1902. Toi 
Proceedings of the Uuited States National Míiseum. Volu- 
men XXXIL— Washington, 1904 

American Hydroids. — 2.'Part.The Sertulaiidae by Char- 
les Cleveland Mitting- Washington 1904 „ 

DONATIVOS DE THE FIELD COLÜHBIAN 
MUSEUM-CmCAaO 

The Oraibi Summer Snake Ceremony etc. hy U, R. Voth. Chi 

1903 Volú] 

The Oraibi Oagol Ceremony by H. R. Voth. Chicago, 1903. ,, 
Traditions of the Arapaho etc. by Dorsez and Kroeber. — 

Chicago, 1903 

Traditions of the Osage. byG. A. Dorsez Chicago, 1904.. „ 
Catalogue of Mammals CoUected, by E. Heller in Soutehrn. 

California, by D. G. EUiot. Chicago, 1904 

Descriptions of Apparently new species and subspecies of 

Mammals etc. by D. G. Elliot. Chicago, 1904. . „ 
Plantae Yucatanae, etc. Corapositae by Charles F. Mills- 

paugh. Chicago, 1904 „ 

Annual Report of the Director to the Board of Trusters for 

the year 1901-1902 „ 

DONATIVOS DEL INTERNATIONAL BUREAU 
OF AMERICAN REPUBUC— WASHIGTON 

Montlhy Bulletin of the International Burean of the -American 
publics. Año 1904 númepc 

DONATIVOS DEL lilUSEO PEDAGÓGICO DE BIADRI] 

Pensiones y Asociaciones Escolares. — Por Rafael Altamira, Ma( 
1903 volúi 




o 

S 

I- 



co 



71 



La Botánica y su Enseñanza. — Por Ricardo Rubio. Madrid, ■ 

1892 „ 1 

La Enseñanza Primaria en España. — Por Manuel B, Cossío 

Madrid, 1897 „ 1 

La Tercera Colonia Escolar de Madrid. (1889) „ 1 

La Cuarta Colonia Escolar de Madrid, (1890) „ 1 

Las Colonias escolares de Vacaciones^ etc., 1891, 1898, 

1899, 1900, 1901, 1902, 1903. Madrid „ 4 

Beport of the Commissioner of Education for the year 1902. — 
Washingiion 1903. (Donativo del Bureau of Education) 
dos volúmenes. 

Observaciones Meteorológicas etc., hechas en el Observatorio de Be- 
lén, en lá Habana, 1903. (Donativo de dicho Colegio). 

ADQUIRIDOS POR COMPRA 

L^Education de la Démocratie, Lecons, etc., par Lavisse, Croiset e1 

Seignobos. — Paris, 1903 Volúms 

Essai sur L' Education des Femmes, par Mrae. de Rémusat. 

Paris, 1903 

L'Ecole et la Vie, par Georges Leygues. — Paris „ 

De L'Education des FemmeSf etc., par Charles de Lacios. 

Paris, 1903 

L'Education Anglaise en France, etc., par Pierre de Cou- 

bertin. — Paris, 1901 „ 

Notes sur L'Education Publique, par Pierre de Coubertin. 

Paris, 1901 

TJniversités Trasatlantiques, par Pierre de Coubertin. — 

Paris, 1890 

La Universidad y la Escuela, etc., por Fernando Araujo y 

Gómez.— Madrid, 1903 

UEducation fondee sur la Sciencie, etc., par C. A. Laisart. 

Paris, 1904 



72 



Mccanisme et Educaiion des MouvemcntSy par G. Deniery. 

Paris, 1904 .., 

Les Bases Scientifiques de L'Education Physique. — 2.^ éd. 

par G. Demery. — Paris, 1903 „ 

Question d^Histoire et d^Enseignements, par Ch. Y. Lan- 

glois.— Paris, 1902 _ . . 

Questions de Pedagogie, Thtorique et Practique , rtc. par 

Brouard et Defodon. — Paris, 1890 ,, 

Conference sur L^Enseigneyn<;nt Intuitif,etc., par JI. Buis- 

son. — Paris, 1897 , , . . . ,^ 

Sotes sur L^Ensei{)nement secondaire, par Henry Michel. 

Paris, 1902 

L'Enseignement au point de vue nationaly par Alfred Foiii- 

llée.— Paris, 1891 

Traite de Pedagogie Seolairey etc., par Carré et Liquier. 

5.e édition.— Paris, 1092 ,, . 

La Pratiquc du Raiio Studiorum, pour Les CollégvH, par 

Le P. F. X. Passard.— Paris, 1896 

Conféreuccs pour les Adulte, Ire. et 2.e Serie, par Charles 

Dupiiy. 3.e édition.— Paris, 1900-1903 , , , „ 

The English Student etc., von Dr. Emil Ilaiiskiieelit^ 

Berlin, 1903 „ 

Englischcs Lesehuch Uíiterstufe, von Victor imd Di>rr — 

Leipzig. — Berlin, 1904 ,, 

English Lesson, After's Alge's Method, etc., St. GaUen, 

1903 by Sophie Hamburger ^^ 

Essai dhine Philosophie de La Solidarité. Conférc^utjes et 

Discussions, par Léon Bourgeois et A. Croiset — 

Paris, 1902 

Les Affirmations de la Consciencc Modenic, par tíabriel 

Séailles.— Paris, 1903. . . .• , , . „ 

Le Livre d'Or, de Ernest Rénan, Paris • j, 

La Philosophie de L'IIistoire, comme Science de L*Evúlu- 



M 



73 



tion, par Ch. Rappoport. — París 

Quelques Pensées $iir L^Edxication. Trad. avec préface de 
Compayré, par John Locke. — París, 1889 

Psychologie Comparée, par P. Plourens. 2.e édition. — Pa- 
rís, 1864 

La Psicología Contemporánea, por Guido Villa. Traducción 
por G. Serrano. — Madrid, 1902 

Bosquejo de una Psicología Basada en la Experiencia, por 
H. Hoflfding. Traduc. por Vaca. Madríd, 1904. 

UAme et L'Evolutio7i de la Littérature, des Origines a nos 
jours. — Par Georg^s Dnmesnil. — París, 1903.. 

Eludes de Littérature et d^Art, par Gustave Larroumet. 
3.me édition. — Paris, 1895 

Le Mouvement Poétique Francais, de 1867 á 1900, par Ca- 
tulle Mendés.— París, 1903 

Les Femmes de la Renaissance, par U, de Maulde de la Cla- 
viére. — París, 1904 

Figures Littéraires, — Renán, P. Bourget, Saint Beuve, Ed. 
Quinet, P. Dubois, Mignet, Didérot, Rabelais, par 
Paul Deschanel, 2me. édition. — París, 18889 . . 

La Littérature Francaise au Dix-septieme siecle, par Paul 
Albert. 2rae. édition.— Paris,l 901 

Portraits de Femmes, etc., par C. A. Saint Beuve, París. 

Nouveaux Lundis, par C. A. Sainte Beuve 

Les Maitres de L^Histoire, Renán Taine, Michelet, par Ga- 
briel Monod. 3me. édition. — Paris, 1896 

Lamartine, Precede d'une préface sur les incidents qu'ont 
empéché son éloge en séance publique de L'Aca- 
demie Francaise, par Emile Ollivier, Paris, 1874. 

Histoire de la Littérature Francaise, par Gustave Lanzon. 
7.me édition. — París, 1902 

Ames Dormantes, par Dora Melegarí. 2. me édition, Paris, 
1904 



r 



74 



Eistoire de la Littcrature Allemajide, par A. Bossert A. 

Paris, 1904 

Les Amerkaines chez elles, par Th. Bentzon, París 1901. „ 
Eistoire Conteynporaine, depuis 1789, par G. Ducouday. 

23.me édition.— Paris, 1902 

Histoire Anciome. — Orient et Gréce, par Ch. Normaiid. 

París, 1903 „ 

Histoire Contemporainc. 1789-1815, 2.e partie 1815-1902, 

par Driault et Monod. — París, 1903 ,, 

The Historical Geography of Europe, by Edward A. í're- 

man. 1903. Texto y Atlas ,, 

Cours de Géographie etc., par Cortambert. 20.e édition, 

París, 1894 

Comment la route cree le type social. — Les roiites de L'An- 

tiquité. Les routes modemes, par Edmond Denio- 

lins. — París ,, 

Etats et Nations de L^ Europe, autour de la F ranee, par P. 

Vidal Lablache. 3.e édition, París „ 

1815. — La Premiére Restauration, la retour de Tile d'Elhe, 

les Cent jours, par Henry Houssay. 42.e éditíon. 

París, 1904 „ 

1815. — Waterloo, par Henry Houssay. 42. éd. París, 1903 „ 
Nature et Science Naturelle, par Fréderic Houssay París „ 
Astronomie des Dames, par Camille Flammaríon, París. „ 
De L^Expérience en Géometrie, par C. de Freycinet, París, 

1903 

Le Matcrialisme et La Science, par E. Caro. 5.e édition. 

París, 1890 

La Science au XX siécle, etc. par Meneuvríer, París. . . , 
L'Automatisme Psychologique, Essai de Psycologie Expe- 
riméntale, etc., par Pierre Janet. 4.e édition,^ 

París, 1903 

La Lutte pour L'Existence et L^Evolution des Sociétés, 



»f 



19 



n 



i\ 



b 



par J. L. Lanescan, Paris, 1903 „ 1 

L'Idealisme Social, par Eugénie Foumiére. París, 1898. „ 1 
Le Mécanisme de la Vie Moderne, par Le Vicompte G. de 

Avenet. 3.e édition. Paris, 1902 „ 1 

Traite de Biologie, par Félix Le Dante. Paris, 1903 „ 1 

Traite D'Anatomie Comparée Pratique, par Vogt et Yung, 

Paris, 1904 '. „ 2 

Traite Pratique de Cultures Tropicales, par J. Dybowwcki, 

Paris, 1902 „ 1 

La Antropología Criminal, por Javier Francotte, Traduci- 
da por F. Olariz y J. Vila. Madrid, 1893 „ 1 

Física publicada por Appleton. N. York „ 1 

Vade-Mecum du Chimiste, Reeueil de Méthodes d'Analyse 

etc., par Aulard, Bilteryst, Crespo y otros. Paris, 

1903 „ 1 

Liquid air and the Liquefaction of Oases, by F. O Conor 

Sloane. 2.e ed. N. York, 1900 „ 1 

The Principies of Chemistry etc., by Mendeleeff, 1897. . „ 2 
A Text Book of organic Chemistry, etc, by A. F. Holleman. 

New York, 1903 „ 1 

Elementary Chemistry, by Robert Hart Bradbury N. York, 

1903 „ 1 

Experimental Science etc., and Phisics, by George M. Hop- 

kins. N. York, 1902 „ 2 

Traite Théorique et Pratique des Machines Dynamo-Elec- 

triques, par Silvanus P. Thompson. Trad. etc. 

4.e édition. Paris, 1900 „ 1 

Traite Pratique de Télecomunication Electri4ue. Telegra- 

phie, Telephonie, par Edouard Estaumé. Paris, 

1904 , 1 

Cofistructions Electromécaniques, Reeueil d'exemples de 

Constructions et Calculs de Machines dynamos et 

Appareils Electriques, par Gisbert Kapp. Trad. 



^ 



á 



76 



de L'Allemand par Diibsky et Qirault. Paris, 

' 1898 

Diccionario Español- Francés y Francés-Español, etc., por 

F. Corona Bustamante, Paris 1901 „ 

Nuevo Diccionario Español-Ingles é Inglés-Español, de 

Appleton etc., por Arturo Cuyas. N. York, 1904. „ 

Almanack de Gotha, etc. 1904 • „ 

An Almanack for ihe year lOQi, by Joseph Whitaker. 

London „ 

The American Almanack year-hook, Cyclopaedia and Atlas 

1904 

Curso de Estudios Elementales de Marina, Cosmografía, 

Pilotaje, por Gabriel Ciscar „ 

Gramática Histórica de la Lengua Castellana, por Salvador 

Padilla. Madrid, 1903 

Reglas de Prosodia y Ortografía, por Primitivo Sann^artí. 

Barcelona, 1902 „ 

Literaturas Malsanas. Estudios de Patología Contemporá- 
nea, por Pompeyo Gener. Barcelona, 1900. ... „ 
Amigos y Maestros. Contribución al Estudio del Espíritu 

Humano, etc. Siglo XIX, por Pompeyo Gener. 

Barcelona, 1^98 „ 

Cosas de España. Heregías Nacionales. El Renacimiento 

de Cataluña, por Pompeyo Gener. — Barcelona. . 

1903 

Españoles é Ingleses en el siglo XVI. Estudios Históricos, 

por Martín Humie. Madrid, 1903 „ 

La Reina Mártir. Apuntes históricos del siglo XVI, por 

Luis Coloma. Bilbao, 1901 „ 

Episodios Nacionales. Trafalgar, La Corte de Carlos IV, 

El 19 de Marzo y el 2 de Mayo, Bailen, Napoleón 

en Chamartín, Zaragoza, Gerona, Cádiz, Juaü 

]\rartín el Empecinado, La Batalla de los Arapi- 




P6 



i 

g 

< 



77 



les, El Equipaje del Rey José, Memorias de un 
Cortesano de 1815, La Seíoinda Casaca, El Gran- 
de Oriente, 7 de Julio, Los Cien mil hijos de San 
Luis, El Terror de 1824, Un Voluntario Realista, 
Los Apostólicos, Un Faccioso más y algunos Frai- 
les menos, Zumalacarregui, Mendizabal, De Oñate 
á la Granja, Luchana, La Campaña del Maes- 
trazgo, La Estafeta Romiántica, Vergara, Montes 
de Oca, Los Ayacuchos, Bodas Reales, Las Tor- 
mentas del 48, Narváez, por Benito Pérez Galdós. 
Madrid „ 16 

El Romanticismo en España, por Enrique Piñeiro. Paris. „ 

Historia de Puerto Rico, por Salvador Brau, New York, 
1904 

Esbozos de unn Moral sin obligacián ni sanción, por Gu- 

yán. Traducido por Rodríguez Casares. Madrid. „ 

Le Développement de la Constitution et de la Société po- 
litique en Anglaterre, par Emile Boutmy. 4.e éd. 
Paris, 1903 

L'Assamhlée Nationale de 1871. Gouvernement de M. 

Thiers, par M. Marcére. — Paris, 1904 „ 

Théories et Impresions, par Jules Lenmitre, París „ 

Conferences et Discours Littéraires, par Jules Favre. — Pa- 
ris, 1873 

Conferencias sobre el Fundamento de- la Moral, por Etiri- 

que José Varona. N. York, 1903 „ 

Le Japón, politique, économique et social, par Henry Du- 

molard, 3.e édition. — Paris, 1904 „ 

jardín botánico 

Entre las muchas obras de utilidad pública, que la Sociedad Par 
triótica de Amigos del País, inició y llevó á cabo durante el florecien- 
te período en que su iniciativa no tuvo tasa, la primera mitad del si- 



78 



glo XIX, una de las más importantes fué la creación del Jardín B 
tánico. Se inau^iró el 30 de Mayo de 1817 en el terreno que el I: 
tendente Alejandro Ramirez le cedió, en nombre del Rey y que aii 
ocupa el paradero del Ferrocarril de Villanueva. Al vender en 18^ 
el Estado á la compañía de Ferrocarriles de Güines, esos terrenos i 
se hizo constar que el Jardín Botánico entrase en dicha venta por j 
que continuó allí hasta 1864. La Sociedad Patriótica encargó de s 
dirección á José A. De la Ossa el más competente de los afícionadc 
de aquel tiempo á los estudios botánicos. 

Durante los siete años que Ossa estuvo al frente del Jardín B< 
tánico se consagró al estudio y clasificación de los vegetales propic 
de nuestro país y en recoger todos los materiales necesarios par 
escribir la Flora Habanensis, que publicó poco después en uno d 
los periódicos de esta capital. 

En 1824 le sustituyó por R. O. en la dirección del Jardín Botí 
nico el Sr. Ramón de la Sagra, que prosiguió la obra de Ossa y estí 
bleció en él una escuela de Botánica agrícola, primera de su cías 
en Cuba; promovió relaciones con los botánicos extranjeros y e 
canje mutuo de las especies, dando así á conocer la Plora cuban 
en el exterior. 

A la Sagra sustituyó Pedro A. Auber y á este su hijo Emili( 
que fué más tarde profesor de Historia Natural de este Institut( 
reemplazándole entonces en la dirección del Jardín otro boíáuie 
práctico, el S. Fernando Ayunta. Fruto de su provechosa labor fu 
la publicación del Catálogo de las plantas existentes en el Jardín e 
aquella época. 

Con la muerte de Ayunta, con la trasladación del Jardín á 1 
Quinta de los Molinos en 1864 y su agregación á la Escuela Profesic 
nal, comenzó un período de decadencia y abandono tales, que cnnvii 
tiose de centro de enseñanza en finca de explotación y de placer d 
las autoridades. 

Al incorporarse en Noviembre de 1870 la Escuela Profesiona 
al Instituto de Segunda Enseñanza, dispuso el Gobernador Genera 



i 



79 



que la cantidad que venía asignándose en el presupuesto de Estado 
para Jardín Botánico íigrurase en el del Municipio de esta ciudad. 
Como era natural, esta Corporación se negó á aceptar esa obliga- 
ción y entabló su recurso ante el Gobierno de Madrid. Mientras éste 
resolvía, el Jardín continuó en el mayor desamparo, sin una perso- 
na inteligente que lo dirigiera y conservase, por lo menos, las espe- 
cies ya sembradas. 

El 26 de Mayo de 1871 el Ministro de Ultramar, comunicó al 
Gobernador General, la Real Orden por la cual se resolvía que ni 
por el origen de su fundación, ni por las vicisitudes que había ex- 
perimentado su organización, ni por su aplicación, se podía consi- 
derar que correspondiese á los fondos municipales su sostenimiento 
y que por ser un servicio de carácter general, era el Estado el obli- 
gado á sufragarlo. Por esa misma R. O. se encargaba al Director 
del Instituto, que lo era antes de las Escuelas Profesionales, de la 
administración y gobierno del referido Jardín, y al Catedrático 
de Historia Natural del Instituto y al de la Sección de Ciencia de 
los estudios de ampliación en la Universidad, para que juntos y de 
común acuerdo, se hicieran cargo de la dirección práctica, faculta- 
tiva y científica, corriendo de su cargo la formación de los catálo- 
gos del Museo y herbarios, que habían de utilizar para la enseñan- 
za práctica de sus respectivos discípulos. 

El 10 de Junio de 1871, al reunirse los Profesores de la Uni- 
versidad, Dres. Caro y Aguilera, con el de este Instituto, Sr. Au- 
ber, para dar cumplimiento á esa R. O. acordaron exponer al Go- 
bierno, que la cantidad de 5.000 pesetas, fijada para los gastos de 
material, era insuficiente para la conservación y fomento del Jar- 
dín Botánico por lo que pidieron la duplicación de la referida asig- 
nación y la construcción de un edificio de mampostería para los 
herbarios y otras mejoras indispensables para la enseñanza. 

Así continuó el Jardín sin que las peticiones de sus nuevos di- 
rectores fueran atendidas, y sin que en él se dieran los cursos prác- 
ticos de Botánica, hasta Octubre de 1874, en que el Poder Ejecu- 



so 

tivo dispuso se hiciera cargo de él el Ingeniero de montes del 

trito de la Habana. En Junio del sijaoiiente año, los pirtte^ore^ 

la Universidad y del Instituto, pidieron al GrobeniHíli^r (ienera 

r! derogación de esta Orden, por ofrecer gravísimos ineoiiveniei 

1 para la enseñanza y por la falta de armonía entre dos direccii] 

íi / • -I . 

I técnicas de opuestos intereses. 

I Se negó también esta petición, y desde entonce^ ]nH fvmfpjic 

■ de ambos establecimientos docentes se desatendieron \mw eompi 

'*": del cuidado del Jardín Botánico, y la enseñanza de Ui Botan 

.[' continuó siendo puramente teórica, sin que los aliunnas eaneur 

sen á él, ni estudiasen una planta al natural. 

No era posible que así continuase la enseñanza, ni que el CIh 
tro de la Facultad de Ciencias, con su indiferencia, sancionase 
abandono, que había de perjudicar á la educación ciputífica áe 
juventud, precisamente en momentos en (jue la eih^iilanza de 
Ciencias naturales en todas las Universidades, revestía im carác 
eminentemente práctico y de observación ; así fue que en Jw 
de 1886, ese Claustro solicitó del Gobierno GeneraK ^nv el Jan 
Botánico pasase á ser una dependencia del Claustrtk miiversitai 
Esta vez, más feliz en sus gestiones, consiguió que el Gobierno 
cediese á sus deseos, y que para su conservación, adi'iiiiVs de la cj 
tidad asignada en el presupuesto, se le agregase bi piíríe pmp 
cional del material cientíHco, de las respectivas fín-nlíjuios y < 
Instituto, que á juicio del Rectorado fuesen necesíu-ius. 

Con este cambio mejoró, aunque temporalmenle. ht situael 
del Jardín. Se le colocó la reja de hierro que antes índenha el 1 
mado Campo de Marte, cedida por el Ayuntamieiiln, p\i^ cii 
pletamente había perdido la reja de madera que le eireundal 
con esta mejora se le puso á cubierto de violencias exterinreíí. 

No obstante, cada vez iba decayendo más y más 1 1 Jardín 1 
tánico á causa de los inconvenientes que á su administración y 
mentó ofrecían la dirección de distintas personas con atribueioi 
análogas, que esterilizaban el esfuerzo de todas y mataban el cí 




CALLE DE PALMAS EN EL JARDÍN BOTÁNICO DEL INSTITUTO 



81 



mulo de tan maravillosos resultados en todas las obras humanas. 
Así lo comprendió el Dr. Fernando Reynoso, Director entonces 
de este Instituto, y pidió, en Mayo de 1897, se le cediese á ese Es- 
tablecimiento de enseñanza la mitad del terreno que ocupaba el 
referido Jardín Botánico, para que pudiera organizarlo con ente- 
ra independencia y pudiera desarrollar en el criterio científico que 
creyera más procedente, á los ñnes de la enseñanza en primer lu- 
gar, y al mejor ornato de la ciudad. 

El 10 de Mayo de 1897, el Gobierno General accedió á la soli- 
citud del Director de este Instituto, transmitiéndole por conducto 
del Sr. Rector, la siguiente comunicación, que como fuente de de- 
recho á la propiedad que tiene este Instituto, reproducimos íntegra, 
á fin de que, por ningún motivo, se le prive de lo que en justicia 
le corresponde, y le es de todo punto indispensable para la ense- 
ñanza práctica de la Botánica. Dice así: — **La Secretaría General, 
con fecha 10 del actual, dice al Rector lo siguiente : — Excmo. señor : 
En vista de la comunicación de V. E. de 19 de Abril próximo pasa- 
do, dando cuenta de haber cedido al Instituto de esta Capital una 
parte del terreno que ocupa el Jardín Botánico, en armonía de lo 
resuelto en principio por este Gobierno, y por acuerdo del 7 del 
actual, se ha servido aprobar todo lo actuado y declarar de la per- 
tenencia de este Instituto de la Habana, la parcela de terreno seña- 
lada en el plano remitido por ese rectorado y que obra en el ex- 
pediente, pudiendo este último centro de enseñanza, realizar las 
obras necesarias y adoptar cuantas medidas crea oportunas para el 
fin que se destina la nueva adquisición ; y que corresponde al Jefe 
del Distrito Universitario, sobre todos los establecimintos de ense- 
ñanza, conforme lo preceptuado en el Reglamento. Lo que de orden 
de S. E. I. tengo el honor de trasladar á Vd. para su conocimiento 
y efectos procedentes. Dios guarde á Vd. muchos años. Habana, 17 
de Mayo de 1897 '\ 

Oon el nombramiento del Dr. Felipe G. Cañizares, para la Cá- 
tedra de Historia Natural y Director Técnico del Jardín Botáni- 



82 



co del Instituto, entró éste en un período de renacimiento y prospe- 
ridad, como en los primeros tiempos de su fundación ; asi lo hacen 
esperar las reformas de que ha sido objeto. 

Con este distinguido profesor comenzáronse las clases prácti- 
cas de Botánica. Donde no habia una sola clasificación, se ven ya 
centenares de plantas clasificadas y rotuladas con arreglo á la No- 
menclatura Botánica vigente, las cuales van agrupándose conforme 
lo reclaman las exigencias del estudio. 

Durante el curso de 1903 á 1904, se continuaron por el Depar- 
tamento de Ingenieros, las obras de arreglo del Jardín, que co- 
menzaron en el curso anterior. 

Cumplo el grato deber de expresarle aquí al Sr. Manuel Lucia- 
no Díaz, Secretario de Obras Públicas, mi agradecimiento y de 
todo el Claustro, por la valiosa cooperación que nos ha prestado 
en el arreglo del Jardín Botánico. Cuando esto se termine, el 
Dr. Felipe García Cañizares, Director Técnico, publicará un ín- 
dice de las plantas que contiene, debidamente clasificadas. 

Durante el curso de 1903 á 1904, se recibieron los siguientes 
donativos : 

Del Sr. José Calvet, un par de cocos y un par de flamencos. 

El Jardín está abierto para el público los sábados y domingos 
de dos á cinco P. M. 




fe 



8 



< 

t 

z 




i 






85 



INSTITUTO DE 2? ENSEÍTANZA DE LA HABANA. 



AÑO A CADÉMICO DE 1903 A 1904. 

PERSONAL FACUI.TATIVO 



PROFESORES 

Dr. Eduardo F. Plá. Dr. Luis A. Baralt. 

Dr. Emilio del Junco. Sr. Ricardo Diago y Ayestarán. 

SEGU NDA ENSEÑ A NZA 

CATEDRÁTICOS TITULARES 

Ledo. Alejandro Muxó y Pablos. Dr. José A. Rodríguez García. 

Dr. Felipe García Cañizares. Dr. Rodolfo Rodríguez de Armas. 

Ldo. Emilio Alamilla y Requeijo Ledo. Eduardo Desvernine j Galdós. 

Dr. Luis A. Baralt. Sr. Ricardo Diago y Ayestarán. 

CATEDRÁTICOS AUXILIARES 

Ldo. Joaquín Rodríguez Feo. Ldo. Bruno García Ayllóh. 

Ldo. Enrique Maza y Ledesma. Dr. Lorenzo de Erbiti y Cobos. 

Sr. Leonardo S. Jorrin. 

CATEDRÁTICOS SUPERNUMERARIOS 

DE LETRAS: DE CIENCIAS: 

Ledo. Miguel Alfredo Labastida. Ledo. Martín C. de León. 

ESCUELA DE COMERCIO 



CATEDRÁTICOS TITULARES 

Dr. José Alfredo Bernal y Tovar. Dr. José García Baylleres. 

Dr. Ant.° M.* Lazcano y Larrondo. Dr. Ignacio Remírez de Estenóz. 

A O A DEM I A DE TAQU IQRA FIA 

PROFESOR 

Sr. Frank A. Betancourt. 

EJEROI CIOS CAUSTE NIOOS 
PROFESOR 

Dr. Enrique M. Porto 

OONfBER VADOR DE LOS MUSEOS 

Dr. Pedro Valdés Ragúes. 



87 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



PEBS019AL FACULTATIYO 



CFRSO DE 1908 A 1904 



ASIGNATURAS 



Dr. Emilio del Junro 



Eduardo F. Plá 



CURSO PREPARATORIO 

f Gramfttlca Castellana con ejercicios de 

I composición y derivación ' 

Grupo A. á Recitación de trosos selectos castellanos 
en orosa y en verso, con explicación 

I délos mismos 

I Nociones de Geografía é Historia 

Aritmética práctica hasta razones y pro- 

1 porciones 

Grupo B. \ Dibujo lineal y elementos de Geometría 

Nociones de Hiffione 

I Rudimentos de Fisiología. Zooloéía y 

I BotAnica ?..... I 

luglés „ 

Francés Sr. 

SEGUNDA ENSEÑANZA 

( Gramática Castellana ) 

Asio* A. -{Literatura preceptiva VDr. José A. Bodrígues García 

i Literatura Castellana (Histórica) j 

■o i Inglés íer. Carso \ 

"l Inglés 2» Corso | 

Q j Francés 1er. Curso. 



Luis A. Baralt 

Ricardo Diago y Ayestarán. 



Luis A Baralt 



E 



F. 



G. 



Asió* 



lFrancés2« Cnrso f »» 

TI I Geografía Universal j 

^') Historia Universal f »» 

Aritmética 1 

Algebra : 

Geometría | »» 

Trigonometría i 

Física ler . Curso ) 

Física »" Curso >. „ 

Snímlca 
istoria Natural 

Nociones de Cosmología 

Introducción á la Biología 

Lógica y Nociones de Psicología. . . . 

Enseñanza Cívica 

, Introducción á la Sociología 

Ejercicios Callslénicos 

ESCUELA DE COMERCIO 

( Cálculos Mercantiles ) 

A. < Teneduría de Libros y Dr. Antonio M* Lazcano y Larrondo 

I Práctica de Comercio ) 

B í Estadística 

' i Gegrafía Indnstlral y Comercial. 
i Economía Política y Hacienda Pública. 

Q < Legislación Mercantil ) 

' ( Derecho Internad onsl Mercantil > 

( Historia y Reconocimiento de Produc- 

D . -i tos Comerciales 

( Historia del Comercio 



llénela de Náatiea.— Coimograffa y Pilotaje 

Academia de Taquigrafía j Cserltara en Máquina... 
CATEDRÁTICOS AUXILIARES DE 
DE CIENCIAS 

Dr. Joaquín Rodríguez Feo 
„ Bruno García Ayllón 



;}•• 






Ricardo Diago y Ayestarán 
Rodolfo Rodríguez de Armas 

Alejandro Muxó y Pablos 

Emilio AlamÜla y Requeljo 

Felipe García Caftiaares 

Eduardo Desvemlne y Galdós 
Enrique M. Porto 



Ignacio Remires de Estenos 



José Alfredo Bemal 



José García Baylleres 
José García Baylleres 
M Frank A. Betancourt 
SEGUNDA ENSEÑANZA 
DE LETRAS 

Ldo. Enrique Masa V Ledesma 
Dr. Lorenzo de Erbiti y Cobos 
Sr. Leonardo S. Jorrin 



LA 



GOKSEBTAnOR DR LOS MUSIOS Dr. Pedro Valdés Ragúes 

AYUDANTES PREPARADORES 

DK L08 1IUSF08 Sr. Jesús Valdivia y Espinosa 

DE LOS GABINETES , Arturo Cadaval y Díaz Berrio 



< 

z 

< 

(O 

< 

llJ * 

Pg 

No. 

Z. P 

.^° 

*Z. 0) 

(O g 

2: 



p 

Ü) 

tn 

UJ 
P 

O 

f- 
D 
h 

\- 

z 



z 

M 
O 

cu 

D 
O» 

(O 

o 

D 
h 



03 

06 
DQ 
S 
O 

z 






22!^!2.'2^ ts^si^ tsrs'S^rs ^IS^M' 



ü = ^í ¡s 



'T3T3'r':3'r> 






c ü 



í .= I 



c «s ru- 
bí ^.x 



*=-9!2!S ''^IS-S 






T3-P3 



(S-<i¿ s-á< 






-0*3 '^ -r -^ -3 '5 -3 t3 



5^122 SSSMs SSoM 



"S.'S.'S 






Ti£ 



<5 <^,6 ^ o"<; 



r>. t^ t^ iN. 1^ !>. t-. 1^ 1^ 1^ "^ 55 lO O — 00 O T W OO «D -««* « 






o 



S = o s o 

a> a; P e ^ 
ü 



c 

- c5 



"Z «9 



?«<"S 



; »- 5 •-• fl 



^ I s I s.-= 



^=5 

1£ c o 5 ¿ 
ís ü ü u e: 



3:S 

> I » 






o 

J8 

SI 

c S 

i- 

■*a — « 

es O 
O « o 



yo 

£á 

ti 

'B -^ 

'3 






co eS o 






=á. 



.s c c c c — 

^ di 9> 9} ^ ^ 
S u lT uiJO 



Bslgg 



S a> g o «^ o^ c 



ppá 



:sq^:¿:s^i 



"2 1.2 < 






U 



i7 



^ 

^ 



^ P o 






s 

= •0 3 



PQ .2 









1 



^-^ ^ 



5^ 

■o _<. 



I a 






«2 0.2 






— o** S 

c = g g 



£ S 



S es : 

5<ü 



o O) 



■se 



3 s¿l 



89 



(O 

< 
< 

P 
< 

N 
< 
lÜ 

z 
11] 

< 
p 

D 
(D 
lü 
(O 

UJ 
P 

O 

h 
D 

h 

h 
(O 



o 
o 
o» 

01 

p 
o 

0) 

9C 

3 



O 

> 

h 

h 
0) 



P 

J 

o 
di 















i2 s O s O ♦» Q^cí ^ s c 



©«^1-H -Mi-H^CíC^í^ 



•M C<l f-H ® CO ©í 00'— Cl 



o 
ü 

o 



co 

s 

o 

z 






»*'i-í/ 



P G 






gSSSS'^^StSS&S 



:t5 : : : & 
|9|| 2 

5!>lo 'á 






:£ 

. di 3 






= = ^ 3 b C 



^ C.i¿ C « Q 



-COM 



OOOOC 



I co ce ©< c^i i 



-OÍS c c¿¿ c 5:^.5 « c 



s 



o. ^ojo.-oo' O'^nOCCOQ 
1-í W i-H G^ —. W f- 



xooc 



) C^ C^ «.. C3 Od 02 03 C^ O) 






op82o?5£ooo 

2 « 2; S =^ i- ^»]^ O) 

/-, ^r ^ *l-^ 



*? C C^JD 3 



<|««||^o2Ss¿5 



oso. -^05 o- CCC- p'^iOCOCO 
W ^ C>1 f-" IM -• 55 r-i 









pS 



i i:2 

■^ 1:! 



J2 



t3 



cs^ 



o o o fe ,^, 



90 



< 

z 

< 

< 
u 

< 
N 
Z 
< 

Üi 

z 



Q 
Z 

O 

u 

O] 
Q 

i 

z 



H 
Z 
< 

o 

Q 

H 
co 



00 

O 
Q 

< 

co 



i 



GO 


tí 


O 


Q 


H 




D 


O 


H 


O 


M« 


»-4 








< 




O 


CO 

o 


< 


Q< 




f-i 


O 


O 


S 




z 

H 



00 

o 

D 
O 

H 

s 



O 
Z 

s 

D 



D 
U 



en 

< 

z 
o 



u 

o 
z 



I 



2- si 



t 


fr4 


> 


6 


►t 


>» 


2 


08 


£ 


'S 


£ 


(S 





«• 


-s 


^ 



c 
S 



o 

s 

(2 



S 



os 

•S" 



o 



l§ 



o 

s 

es 



O 



3 







^ 



91 



< 

z 
< 

< 
u 

< 
N 
Z 

< 

O] 
Vi 

z 
< 

Q 

Z 

O 
CU 

u 

a 



fe 

z 



H 

< 

D 
Q 

09 

O 

H 
O 



O 

Q 

5 < 



O 
H 

D 
H 

H 

U9 

Z 



H 
OO 



Z 



09 

O 

Q 

< 

D 
O 

< 



09 

O 

z 
s 

D 
< 



o 

Q 

< 

X < 

H 
Q 



•c 



S 



O 



cu 
u 

o 
z 



o 

z 



s 

s 




c 



2 

I 



c 









o 
> 

g 

8 



92 



INSTITUTO de Segunda 



/¡Luimos APROBADOS EM LOS EJERCICIOS DEL GRADO da BMCHI 
COR EXPRESIOR da LA FECHA en QUE LOS 



No. 


NOMBRES 


NATURALEZA 




PUEBLO 


PROVINCIA 


1 


Sr. JiiAQ Pino y Quintann 


Habana 


Habana 


2 
3 


,, I^opoldo Mederos y Cabanas 

.. Ñor DertiO Meiíaa v Rivero 


Key West, Fia.. 
Habana 


E. U. de iBéríet... 
Habana 


4 


,, Arturo O'Farrill y Alvarez 

, , Lu ¡8 González de Mendoza y Frey re. 
.. Braulio Saenz v Ricart 


San Jote d« lai Laju... 
Habana 


Id 


5 


Id 


{\ 


Id 


Id : 


7 


.. Osear Barrinasra v Mestre 


Id 


Id 

Id 


8 


,, Rafael Fdez. de Castro y Blanco... 
Ancrel Pérez v Fariña 


Id 


9 


Id 

Id 


Id 


10 


.. Osear García v Hernández 


Id 


11 


,, Francisco Becf v Ramos 


Id 


Id 


1?, 


Srta. Clara Mí Ventura y Fraga 

Sr. Armando Looez 


Güira de ieltii.. 
Habana 


Id 


18 


Id 


14 


.. Rene Carmona v Martínez 


Id 


Id 


Iñ 


,^ Cesar Andino y Massino 


Id 


Id 


16 


Francisco (larcía Hernández 


Id 

Id 


Id 


17 


, , Carlos Manuel Varona y Castillo. .. 
.. Alfonso Forcade v Jorrin 


Id 


18 


Id 


Id 


19 


,, Eladio Basterrecliea y Ugarte 

, , J uan de Jesús Sarria y Fernandez. 
„ Adolfo Ant° Betancourt y Mnez... 
,, Diego V Ícente Tejera y García..... 
.. Sebastián Martí v Fors 


Id 


Id 


?0 


Id 


Id 


?1 


Cien fuegos 

New York -. 

Habana 


Sta. Clara 


22 
?8 


£. U. de ABÓiea... 
Habana 


?4 


,, José Rene Morales y Valcarcel 

,, Rafael M* Orihuela y Sandoval.... 
.. Ramón Juncoso v Puiol 


Id 


Id 

Id 


?ñ 


Id 


?f> 


Id 


Id 


?7 


.. Rocrelio de la Costa v Dilmí^ 


Id 

Id 


Id 


?8 


,, Alfonso Martínez y Fabián i.. 

,, Bienvenido Benach y Martínez.... 

,, Silvio de Cárdenas y Echarte 

,- Aurelio Quiñones v Abren 


Id 

Id 


?9 


CaUliu de Güines. 
Marianao 


30 


Id 


31 


Cienfuegos 

Habana 

Id 


Sta. Clara. 

Habana 


3^ 


,, José Ramón Franca y Regueira.... 
., Juan José Felioe Valdes 


33 


Id 


34 


.. Antonio Quintana v Choca..... 


Id 


Id 


35 


.. Baldomero Gilí v González. 


Id 


Id 


36 


, . H um berto Mon teagudo y López . . . 
,, Luis E. Tarafa v Cruz 


Placetas 


Sta. Clara 

P. del Rio 

Habana 


37 


Artemisa •• 


38 


,, Rafael de Pazos'y Boada 


Habana 











9S 



Enseñanza de ¡a Habana 



LLER EN LETRAS Y CíEUCMS EM EL CURSO de 1903 A 1904 
VERIFICARON y de la EXPEDICIÓN de TITULO 



AÑOS 

DE 
EDAD 



15 

17 

16 

16 

16 

16 

16 

17 

20 

16 

18 

17 

17 

17 

14 

17 

18 

16 

16 

19 

20 

19 

15 

19 

19 

20 

18 

18 

18 

18 

19 

17 

19 

18 

17 

18 

18 

17 



FECHA DEL ULTIMO 
EJERCICIO 



día 



3 

29 
29 
29 
29 
29 
30 
29 
30 
30 
30 
30 
29 
30 
5 
5 
5 
28 
28 
28 
28 
28 
28 
28 
28 
28 
28 
29 
29 
28 
28 
29 
29 
28 
29 
2í) 
28 
28 



MES 



Octubre 
Junio 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Septiembre 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 



AÑO 



1903 

1904 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. . 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 



FECHA de la EXPEDICIÓN 
DEL TITULO 



día 



14 

11 

11 

11 

11 

14. 

15 

18 

5 
6 

14 

14 

19 

20 
6 
6 
6 

30 

30 

30 

3(» 

30 

30 

30 

30 

30 

30 

30 

30 
3 
3 
3 
3 
4 
4 
5 
7 
7 



MES 



Octubre 
Julio 
Id. 
Id. 
Id. 
Agosto 
Id. 
Id. 
Septiembre 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 

. Id. 
Id. 
Octubre 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 
Id. 



AÑO 



1903 
1904 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 



94 



INSTITUTO de Segunda 



Relación de los Títulos de Bachiller en Letras y Ciencias 



U 



1 
2 
3 
4 
5 
6 
7 
8 
9 
10 
11 
12 
13 
14 
15 
16 
17 
18 
19 
20 
21 
22 
23 
24 
25 
26 
27 
28 
29 
30 
31 
32 
33 
34 
35 
36 
37 
38 
39 
40 
41 
42 



NOMBRES 



Sr. Eduardo Rodríguez y Sigler 

Ricardo Ángel Oíaa^idi y Oíaaeidi 

Luis Arango y Arango 

José M* Arango y Arango 

Manuel Alonso Martínez 

Pedro Pablo Gastón y Rosell 

Jjorenzo Manuel del PórtilU y Pltmda. 

Nicomedes de Adán y Lastres 

Ant? Atanasio Rafael Zaion y Pern.. 

Félix Cabarroca >wAyala. 

Juan Pino y Quintana. 

Aurelio Jorge Bernabé Hdet. liró .... 

Jorge Henrique Albarranj Machín 

Leopoldo MederoH y Cabáfias 

Arturo 0*Farrill y Álvarez 

Luis Gonziez. de Mendoza y Freiré. 

Norberto Mejías y Rivero 

Braulio Saenz y Ricart 

Osear Barrinaga y Mestre 

Rafael Fedz. de Castro y Blanco... 

Ricardo Lopi'Z y Gobel 

Ángel Pérez y Fariña 

Francisco García Hernández 

Osear García Hernández 

Carlos Manjiel Varona y del Castillo... 

Cesar Andino y Massino 

Esteban Fiancisco Beci y Ramos.. 
Srta. Clara M* Ant* Ventura y Fraga. 
Sr. Armando I^pez 

Rene Carmona y Martínez 

Alfonso Forcade y Jorrin 

Adolfo Ant° Betencourt y Mnez... 

Clandio Basterrechea y Úgart^ 

Juan de Jesús Sinieon'Sama y Pdei... 

Diego Vicente Tejera y Garcia 

Sebastian Marti y Forp 

Alfonso Martínez y Fabián 

José Rene Morales y Valcarcel 

Bienvenido Benach y Martínez.... 

Rafael M^ Orí huela y Sandoval.... 

Ramón Juncopa y Pujol 

Rogelio de la Costa y Dilmé 



NATURALEZA 



PUEBLO 



Jovellanos 

Habana 

Id 

Id 

P. del Rio 

Habana 

Id 

Id 

Baracoa 

Santa Clara 

Habana 

Sabaiilla dal KicMidor. 

Amaro , 

Key West, Fia.. 
Sil Jmó delai Lijai... 
Habana 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Güira de Melena.. 
Habana 

Id 

Id 

Cienfuegos 

Habana 

Id 

New York 

Habana 

Id 

Id 

Catalina Güines. 
Habana 

Id 

Id 



PROVINCIA 



Matanzas 

Habana 

Id 

Id 

P. del Rio 

Habana 

Id 

Id 

Sgo. de Cuba . 

Sta. Clara 

Habana 

Matanzas. 

Sta. Clara 

E. E. ü. U.... 
Habana 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id 

Id :. 

Id 

Id 

Id 

Sta. Clara, 

Habana 

Id 

E. U. de 
Habana . 

Id. . 

Id. . 

Id. . 

Id. . 

Id. . 

Id. . 



95 



Enseñanza de la Habana 



expedidos durante el Curso Académico de 1903 á 1904. 



aRos 


FECHA DEL ULTIMO 


PECHA de la EXPEDICIÓN 


DE 
EDAD 




EJERCICIO 




DEL TITULO 


Dia 


Mes 


Afio 


Día 


Mes 


AAo 


15 


3 


Octubre 


1903 


5 


Octubre 


1903 


20 


2 


Id. 


Id. 


5 


Id. 


Id. 


16 


29 


Septiembre 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


14 


29 


Id. 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


17 


2 


Octubre 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


15 


3 


Id. 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


19 


29 


Junio 


Id. 


7 


Id. 


Id. 


20 


2 


Octubre 


Id. 


8 


Id. 


Id. 


22 


28 


Septiembre 


Id. 


12 


Id. 


Id. 


16 


29 


Id. 


Id. 


12 


Id. 


Id. 


15 


3 


Octubre 


Id. 


14 


Id. 


Id. 


18 


2 


Id. 


Id. 


26 


Octubre 


Id. 


16 


30 


Junio 


Id. 


17 


Junio 


1904 


17 


29 


Id. 


1904 


11 


Julio 


Id. 


16 


29 


Id. 


Id. 


11 


Id. 


Id. 


16 


29 


Id. 


Id. 


11 


Id. 


Id. 


16 


29 


Id. 


Id. 


u 


Id. 


Id. 


16 


39 


Id. 


Id. 




Agosto 
Id. 


Id. 


16 


20 


Jd. 


Id. 


15 


Id. 


17 


29 


Id. 


Id. 


18 


Id. 


Id. 


17 


30 


Junio 


1902 


25 


Id. 


Id. 


20 


30 


Id. 


1904 


5 


Septiembre 


Id. 


17 


5 


Septiembre 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


16 


30 


Junio 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


18 


5 


Septiembre 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


14 


5 


Id. 


Id. 


6 


Id. 


Id. 


17 


30 


Junio 


Id. 


14 


Id. 


Id. 


17 


30 


Id. 


Id. 


14 


Id. 


Id. 


17 


29 


Id. 


Id. 


19 


Id. 


Id. 


17 


30 


Id. 


Id. 


20 


Id. 


Id. 


16 


28 


Septiembre 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


20 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


16 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


19 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


19 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


15 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


18 


£9 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


19 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


18 


29 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


19 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


20 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 


18 


28 


Id. 


Id. 


30 


Id. 


Id. 



m 



< 
< 



< 



Q 

< 

N 

Z 
< 

Ui 

co 

z 
< 

Q 
z 

:d 

O 
tu 

C/5 



Q 
O 

fe 



tu 

o 



0^ 

3 

(tí 



< 
or 

=) 
o 

(A 

o 
o 

5 
tu 

X 

tu 

CU 

r 
o 

< 

fiQ 
(Ü 

(A 

O 



(A 

o 

Jl 

cu 

I 

o 

cu 



8-1 

M 9 

¿I 



Í3233SÍ3S3222 




Sg23S;2«2SS 



o 

I 
3 .2 

^ u 






g s s s ^ 

X 00 X ac 3C 



00 QC ao 

s s s 



P r: o 



o £ o o 






j: ^ 



=:gSSSS2?3S 



ro f* o co 



ec -« cv O 

el (M 04 C^ 





^ C^l co 



»o :o i>- X cD o «-*• c^' £2 



97 



PQ 



-ai 
k4 



Q 

-ai 
tSl 

ÍZ 

W 



o 



O 



O 
T5 

Tí 
(Ü 

(U 

o 
o 

c 

ü 



O 



•o 



o 



o 
Ql^ o 

H 

(U 
13 



<U 
•O 



O 
(R 



(U 

C 
es 

o 



11 


o 
< 




s 

s 


2 

-O 




lO 


Fecha del último 
ejercicio 


O 

< 


oc 


00 

s 




< 
5 


co 


aRos 

DB 
EDAD 


CO 


< 
N 

< 

D 

í; 

Z 


< 

u 

z 

i 

K 


O 


s 

QQ 
H 

D 

0« 


i 


CO 

id 

o 


Sr. José Cadenas y Castaner. 


1 ¿ 




" 1 



98 



< 

OQ 
< 



tu 
Q 

< 
N 



Z 

< 

Q 
Z 

o 

w 
co 

u 
Q 

O 

:d 

fe 



O 

O 



c 

Ih 

-O 
O 

•o 

Tí 

a 

X 
V 

< 

Oi 
O 
h 



o 



<i 



•a o 

Os 

o ^ 

QU 

4> 
•O 

O 

2 
H 

GO 
O 

V 

•o 

c 

;0 

cd 

•-H 



Fecha de la expe- 
dición del Titulo 




< 




s 


■ 2 

6 


< 

3 


O 


Pecha del último 
ejercicio 


o 

< 


¡^:' 


S 

5 


1 


Q 




! § ^ S 
1 1 ° S 


S 


< 



¡ < 
Z 

1 


< 
O 

z 

i 


J 


s 


"tí 
te 


NOMBRES 


i 

1 

efe 


1 4 




- 



fm 



03 
S 
CO 
JO 
CO 

CO 



•o 

CO 

c 

CO 

cs> 

OO 

B 
CáÚ 

CO 

•a 

s 

•O 

o 

:=) 

CO 



Os 



O 
Os 



Q 



§ 



H 

I 

< 



Fecha de la expedi- 
ción del Título 




1903 
1904 


s 

■i 


Nbre. 
Junio 


s 


o o 


Fecha del último 
ejercicio 


¿ 

•* 


1888 
1891 


m 


Junio 
Abril 


-« 


CO 


S s fS 


i 
(M lO 

CO CO 




2 

i 


■ i : 

1 2 


£ 


» 1 


03 

u 

n 
S 
o 

z 


■ i 

• • 3 

I J 

1 1 

efe - 


Á 




r-i <N 



100 



co 

s 
co 

co 

5: 

co 



•o 

co 

c 
co 

ta 

00 

c 

co 

c 

SO 

T3 

O 

.«^ 

co 



h 


d 


;§ 




o 




A 




é 


< 


< 




h 


CT) 




O 


O 


o\ 


g 


til 


0. 


Q 


w 




Q 





g 



< 







-t< 








íl 


i £ 




O 
05 


Tí 


2 2 1 


&5 




^* 






I 










ii 




s 


.2 


;§ 


1 


« •£ 


■ 


5 


Z3 


HH »— » 1 


ii 




•-5 


•-^ 




íi 










ii 


» * 


4 


o:» 


lO 


IC u^ íl 


¿ 


5 


CN 








= 






^s* 










,¿s 


8 


^' 


r¿ -O 11 




•4 


HH 


HH »—-* II 


s 




'■^ 








-1 












« E 




^o 






II 


11 


s 


/-• 


<i^ 


r¿ ^ 1 


& * 


■ 


5 
•-i 


hi 


HH '^1 


i 












■1 














«« 


S 


00 


QC 


) 00 íl 




5 


J^ 


"^ 




" 1 




« 




c^ 


CO o 11 


•5 - 


' - 


tM 


CM 




<M 




















2 


• 


• 




- 




-í 


^5 


•i 


- 




• 




fia 


i 


1 


2 




i 3 






=. .i 


• 




• 




1 

K 


Am 






• - 








«» 


«« 












-W 


"^ 












•i 






¿ 








«• 














k. 














¡^ 














!^. 






BB 




03 






1 










1 


S 


J 






OQ 




ss 


>-• 




1 




s 




«» 


.c 




2 








••«9 




m 


9 




O 

z 






%3 


J 

s 

«9 


JS 

-S 








§ 


i 


1 


ce 
'5 










». 


.5 


D ¿ 










. 




- 








hl 


^ 


8. 






1 




co 


«-«# 


WE 


«o 




1 ^- 




-- 


(N 


cí: 


-^ 





101 





tn 




■ 




'^ 




















- O 




•O ^ 


£ 


o rr 


'Tj 


nc -t; TU ^ 'TS nr 




Q 




S.5 
«5 


-* 


C^ 1— i 


►—1 


^ 


i t— 


i H- 


1 h- 


i t— 


í 1— t 


























Q 
(4 




:s 


^ 


o 


ni 


o 

;i5 r3 «^ "^ "^ "^ 




CU 






■ 


D l-^ 


HH 


p í-H K-i hH >-H 1— 1 


CO 

s 
es 


X 






•-:> 




•-5 










U 




t « 


^ 


o:> C^ 


G^ 


VO iC lO lO lit) lO ' 






^ 


S 


C^ (M 


<N 














,e-\ 


< 

z 

D 


























CO 






"Tf 


' 
















S 




g 


• 


O r^ 
C5 i-H 






J r-5 r^ r^ .^ ^ 
< HH ►— ( HH 1— ( hH 


CO 


O» 

< 




¿1 




O 

• (—< , 


















S 




1.2 






t-H 




; 'a no 't: 

< l-H ►— I H- 


< hH 


O 


z 

H 

Z 

OQ 




1 




^ 
















T3 






^ 


c 


) O 


O 


c 


c 


> O C 


^ c 


O 




• 




A 


(M 


<N 


(>a 


OJ 


(M 


(>í 


1 C 


es 


C<l 


CO 


S <x 


s 


X 


) c» 


. 


(N 


ce 


> O 1- 


r- 


• to 


< 


«5 *" 


' s 




• T-í 


(M 


es 




c^ 


t (M 


es 


(N 


CO 








€¿ 












: 


CO 

c 




M 




i 




J 




' 2 


' 2 


i ¡2 


-^ 


■^ 


Cáq 


CO 


H 






























s 
















CO 

•o 


Q 

09 
O 


U 
O 

CO 

06 
O 


P3 


0* 


1 
j 


P 

1 2 


1 

(3) 

-«5 


J 


1 
i 


; ^ 


! -« 


'^ 


; ^ 


í 


& 


D 
























00 








i 


I 
















o 




M 








»•-« 








E 


£ 


! t 






73 
O 


CO 
O 

U 
Q 


H 
H 

Z 


CO 






: -i 




1 


1 

D 


■ J 


! S 

j t 


! 1 




i 


B 

00 


< 

06 
D 
Q 


n 
o 




I 

■■c 


! .2 

i J 

i JS 




s 

0C 




-1 




L J 


1 




Z 
O 

u 




z 




S 


! "i 

: ^ 

.a 


1 


a. 


) g 


^ 

^J 


i J 

i 1 




f 
J 












0L. 

efe 






j 




j 




c 






U 




















































K 




;¿ 




r- 


cq 


00 


TlH 


iC 


ce 


i> 


• 00 


c: 


> 



102 





to 








gr 


> 






4 




o 




(A 


«# 


r 




1 




1 




u 


<2 


> 










Oí (/> 


» 


'• 




•1. 


1 


3 

1 


í 


tu G 

^ < 

a 




e 


3 
1 




j2 


1 


ce 

£1 


• 










o 


^ 


^ 




oc 




1 cé 


•s 


1 


1 


Q 


?3 


.5 


o: 


§ 
^ 




p 


tt] 


m 


t 


' i 


cí 


c3 


a 

ff 


^ 

^ 

2 


i 


0^ 






"a 

ce 


i ce 
! O 


ft 
















^ 


o 






oc 


) iC 


«— 


co • 


hJ 




z 


j» 


oc 


) zc 


c: 


t^ 


1 




*4 


< o 


ttB 


oc 


) 00 


oc 


oo 


1 


1 






'■" 


' ^^ 


'■" 


1-^ 


M 




p 


p o 

ce 05 


§ 


^ 


^ 


CD 


<M 


CD 


s 


! 


1 




s 




CN 




(M 


s §1 

U M S b 




O 


Tt 


< r- 


cS 


(J 


■ A ~ M 

S 1 i 


í: 


) Cl 




i (M 




i 


o 

i 


"■ 












ifuoáa;v3 


«(• 


i 1—1 


a- 


etf. 




UI 






, 








•4 


n) 






r2 








o 


o 


Uj 






', 'S 








^ 
3 




^ 
















o 


s 


S 




O) 
T5 








<0 


§ 


g 


S 


í: 


i 


s 


>i-^ 


{: 


^ 


S 


U 


.:S 


•s 


■^ 


^ 


M 


1 


í 


8 


'a 




cí 


J 




5 

■r 


S 




S 


(-4 


< 


9 




i 








1 


1 m 


1 


i 1 


i 1 



103 



INSTITUTO DE SEQUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



Certificaciones Académicas personales expedidas por 
LA Secretaria durante el Curso de 1903 Á 1904. 



NUMERO BE OBDEX Y XOMBRES 

1 Sr. Manuel Alvz. Flores y Gonz... 

2 „ Manuel Ferrer y Bravo 

3 „ Cándido G. de Peralta y Duque 

4 „ Carlos Hidalgo y Ferrán 

5 „ Jorge Aguirre y Serpa 

6 „ Justo Carrillo y Morales 

7 „ Serafín Sánchez y Govín 

8 „ José M.a Valdés y Fernández . . 

10 „ Pablo Miquel y Merino 

11 „ Mauricio Flores y Fernández 

12 Srta. Estela D 'Meza y Hernández 

13 Sr. Enrique Gálvez y García 

14 „ Alfredo Cervantes y Sánchez. 

15 „ Arturo Gálvez y García 

16 „ León Broch y O'Farrill 

17 ,y Mario Roldan y Salazar 

18 „ José M. del Portillo 

19 „ Miguel Ángel González Estra- 

da Mora 

20 „ Enrique Recio y Echarte 

21 „ Sebastián Moré y del Solar... 

22 ,f José J. Llerena y Seguí 

23 „ Eduardo Rodríguez y Sigler . . . 

23 (Duplicado) Al mismo 

24 „ Leonardo Morales y Pedroso . . 

25 „ Eduardo Laborde y Perera . . . 



EXTRACTO BE LA CERTIFICACtO^i 



Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza. 
Estudios de la Carrera de Náutica. 
Estudios de Segunda Enseñanza. 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza. 
Id. Id. Id. 

Estudios de Segunda Enseñanza y 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza. 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Ejercicios del grado de Bachiller. 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza. 

Id. Id. Id. 

Id. Id. Id. 

Id. Id. Id. 



Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 


Id. 



Estudios de Segunda Enseñanza y 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza y 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Aprobación de Latín y Castellano 

primero y segundo curso 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 



104 



NüVERo n nm y noibres 



20 „ Pablo Miquel y Merino 

27 ,, Jor^e A. de Zequeira 

28 „ Ezequiel Vieta y Ferro 

29 „ Moisés Nuñez de Castro y Hes- 

trees 

30 „ Arturo Figueiras y Carballido. 

31 „ Gustavo Giquel y Castañer. . . . 

32 „ José M." Conté y Mayolino. . . 

33 ,,Carlos Torre jón y Cadalso 

34 Srta. Clara M.* Ventura y Fraga. 

35 Sr. Fernando Sánchez de Fuentes 

y Peláez 

36 ,f Guillermo González Que vedo . . 

37 „ Homero Serís y Latorre 

38 „ Gonzalo Martz. Fortún y Foyo. 

39 „ Pablo Miquel y Merino 

40 „ Adolfo Font y Cuesta 



EXTRACTO BE LA CERTIFIClCm' 



Estudios de Segunda Enseñanza y 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Estudios de Segunda Enseñanza. 
Ejercicios del grado de bachiller. 

Estudios de Segunda Enseñanza. 
Estudios de la Carrera de Náutica. 
Estudios de la Carrera de Náutica. 

Id. Id. Id. 

Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 
Ejercicios del grado de Bachiller. 

Estudios de Segunda Enseñanza. 
Ejercs. Grafio Ber. y expn. del Título 

Id. Id. Id. 

Estudios de Segunda Enseñanza. 
Ejercs. Grado Ber. y expn. del Título 

Id. Id. Id. 



lOó 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 



Certificaciones Académicas oficiales expedidas por la 
Secretaría durante el Curso de 1903 Á 1904. 



NUMERO DE ORDEN ¥ NOMBRES 


de \i 


Extncto 
\ certificaeiÓB 


Establecimiento doade 
se hsB remitido 


1 Srta. Elisa Várela de Armas 


Ingr.° 


y 15 asigns. 


lust." 


do Matanzas 


2 Sr. Cándido G. de Peralta y Duque 


Ingr.*» 


y 19 asigns. 


Id. 


Id. 


3 „ Ricardo Mueientes y Ortíz. . 


Ingr.' 


y 15 asigns. 


Inst.« 


de P. del Río 


4 „ Ignacio Sánchez Quirós .... 


Ingr.° 


y 17 asigns. 


Inst." 


de Matanzas 


5 „ Juan Agustín Ledón y García. 


Ingr.° 


y 4 asigns. 


Id. 


Id. 


6 „ Pericles Serís de Latorre. . . . 


Ingr. 


y 6 asigns. 


Id. 


Id. 


7 „ Roberto Chomat y Cantera 


Ingreso 2." Ens.» 


Id. 


Id. 


8 „ Carlos Govea y Boullosa 


Ingr." 


y 19 asigns. 


Id. 


Id. 


9 „ Gonzalo González Nájera 


Ingr.*» 


y 2 asigns. 


J\, 


Ta. 


10 „ Arturo Sansores y L. Quintana 


Ingr.° 


y 19 asigns. 


Id. 


Id. 


11 „ Aquiles Rodríguez y Martínez. 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Inst.' 


de Pto. Ppe. 


12 „ Bernabé de la Torre y Agüero. 


Ingr." 


y 7 asigns. 


Id. 


Id. 


13 „ Joaquín Torralbas y Cruz 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


Id. 


14 „ Enrique Talavera y Céspedes. 


Ingr." 


y 11 asigns. 


Id. 


Id. 


15 „ Francisco Varona y Roura 


Ingr." 


y 9 asigns. 


Id. 


Id. 


16 „ Joaquín Varona y Roura 


Ingr." 


y 10 asigns. 


Id. 


Id. 


17 „ Enrique Vidal y Bautista 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 


18 „ José Vidal y Bautista 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


Id. 


19 „ Enrique Varona y Roura 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 


20 „ Osear Zaldivar y Peyrellade . . 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 


21 „ Miguel Alv.° Zaldivar Sánchez 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 


22 „ Humberto Rodríguez y Fernz. 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 


23 „ Manuel Revilla y Batista 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


Id. 


23 „ Manuel Revilla y Batista 


Ingr." 


y 10 asigns. 


Id. 


Id. 


24 „ Arquímdes Rodrz. y Martínez. 


Ingr." 


y 4 asigns. 


Id. 


Id. 


25 „ Manuel Pradas y de Latorre. . 


Ingr." 


y 16 asigns. 


7d. 


Id. 


26 „ Rafael Sosa y Jurado 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


Id. 


27 „ José Resurrn. Rodrz. García. . 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


IJ. 


28 „ Abelardo Porro y Adán 


Ingr." 


y 2 asigns. 


Id. 


Id. 


29 „ Osvaldo Rubio y López 


Ingr." 


y 15 asigns. 


Id. 


Id. 


30 „ Arturo de la Herran y Varona. 


Ingr." 


y 16 asigns. 


Id. 


Id. 



106 



MMERO n ORDEN Y NOSBRES 


Extnetd 
de U c«rtifi(iciói 


litiblecwieiU ¿Mié 
se bu remitido 


3i „ Félix Pagés y Rodríguez 


Ingr.« 


y 16 


asigna. 


Inst." 


de P. del Río 


32 Srta. Cándida Rufina Moran de 












Latorre 


Ingr." 
In«r.« 


y 16 
y 16 


asigns. 
asigns. 


Id. 


Id. 


33 Sr. Antonio de León y Miranda . . 


Id. 


Id. 


34 „ Luis Girond y Varona 


Ingr.» 


y J6 


asigns. 


Id. 


Id. 


35 „ Esteban José Herrero y Morató 


Ingr.» 


y 15 


asigns. 


Id. 


Id. 


36 „ Pedro Puig y Puig 


Ingr."» 


y 15 


asigns. 


Id. 


Id. 


37 „ Octavio Ulises Betancourt y 












Castillo 


Ingr.*» 
Ingr.*» 
Ingr.» 


y 15 
y 17 
y 20 


asigns. 


Id. 


Id. 


38 „ Manuel Alvz. Flores y González 

39 „ Vict.* Cabrera y de la Torre. . 


asigns. 
asigns. 


Id. 
Id. 


Id. 
Id. 


40 „ Franc.** J. Cabrera y de la Torre 


Ingr.» 


y 20 


asigns. 


Id. 


Id. 


41 „ FemandoGómez y Palacio 


Ingr.» 


y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


42 „ José Muñoz y Vizcaíno 


Ingr.» 


y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


43 „ Pedro Muñoz y Vizcaíno 


Ingr.» 


y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


44 „ Ed.* Moutonlieu y déla Torre. 


Ingr.» 


y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


45 „ José Ant.« Pulido y Viñals. . . 


Ingr.» 


y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


ÁR 1<lnpntn Otí»ro v Oños 


Ingr.» 
Ingr.» 


y 16 


asigns. 
asigns. 


Id. 


Id. 


47 Srta. Sofía Pradas y de Latorre. . 


y » 


Id. 


Id. 


48 Sr. Juan Paneque y Vázquez 

49 „ Vicente Peralta y Goicoechea. 


Ingr.» 
Ingr.» 


y 15 
y 15 


asigns. 
aaigna. 


Id. 
Id. 


Id. 
Id. 


50 „ Rafael Pulido y Rodríguez. . . 


Ingr.» 


y 7 


asigns. 


Id. 


Id. 


51 „ Armando Pradas y de la Torre 


Ingr.» 


y 9 


asigns. 


Id. 


Id. 


ñ9 TnH¿ dpl Pozo v Díaz 


Ingr.» 
Ingr.» 


y 4 
y 15 


asigns. 
asigns. 


Id. 


Id. 


53 „ Cirilo Rodríguez y Morel 


Id. 


Id. 


54 „ Alf.» Gonz. Anleo y Sandoval. 


Ingr.» 


y 11 


asigns. 


Id. 


Id. 


55 „ Pedro M. Guerrero y Betancourt 


Ingr.» 


y 10 


asigns. 


Id. 


Id. 


56 „ Ramón Virgilio Guerrero y Be- 
tancourt 


Ingr.» 
Ingr.» 


y 15 
y 11 


asigns. 


Id. 


Id. 


57 „ Lorenzo Hiriart y Rodríguez. 


asigns. 


Id. 


Id. 


58 „ José Hernández y Mranda 


Ingr.» 


y 7 


asigns. 


Id. 


Id. 


59 „ Agustín Alfredo Izquierdo y 
Tifita.ní»ourt '. 


Ingr.» 
Ingr.» 


y 11 

y 7 


asigns. 


Id. 


Id. 


J-VCIfCbUl. VUX w ................... 

60 „ Emilio Morilla y de la Torre. . 


asigns. 


Id. 


Id. 


61 „ Agustín Ledesma y Betancourt 


Ingr.» 


y 4 


asigns. 


Id. 


Id. . 


62 „ Francisco Morilla y de la Torre 


Ingr.» 


y 7 


asigns. 


Id. 


Id. 



107 



NIMERO M ORDEN Y NOÜBRES 


Extncto 
de li uMmm 


SstableciinieDlo doDde 
n han remitido 


63 , 


, Carlos Echagüe y Cobello .... 


Ingr.** y 9 


asigns. 


Inst.« 


de P. del Río 


64 , 


, Miguel Estrada y Xiqués 


Ingr.° y 7 


asigns. 


Id. 


Id. 


65 , 


, Enrique José Tomás y Zaldivar 


rngr.° y 10 


asigns. 


Id. 


Id. 


66 , 


, Francisco Agramonte y Serra. 


Ingr.° y 11 


asigns. 


' Id. 


Id. 


67 , 


, Venancio Abarroa y Garay 


Ingr.*» y 31 


asigns. 


]d. 


Id. 


68 , 


, Juan Agulló y Sánchez 


lngr.° y 16 


asigns. 


Id. 


Id. 


69 , 


, José Martínez Ibañez 


Ingr.** y 4 
Ingr.° y 4 


asigns. 
asigns. 


Id. 


Id. 


70 , 


, Francisco Márquez y Sánchez. 


Id. 


Id. 


71 , 


, Galeno Díaz y Pérez 


lngr.° y 7 
Ingr.'' y 8 


asigns. 
asigns. 


Id. 


Id. 


72 , 


, Francisco Rabelo y Pérez 


Lnst.« 


de Matanzas 


73 , 


, José Díaz y Pérez 


Ingr.** y 11 
Tngr.'» y 15 


asigns. 
asigns. 


Inst.' 


de Pto. Ppe. 
Id. 


74 , 


, Enrique Moran y de la Torre. 


Id. 


75 , 


, Carlos Arévalo,y Pérez 


Ingr.'» y 16 


usigns. 


Id. 


Id. 


76 , 


, José Fernández y Pichardo . . , 


lngr.° y 17 


asigns. 


Id. 


Id. 


77 , 


, Juan José Molina y López.... 


Ingr.^ y 16 


asigns. 


id. 


Id. 


78 , 


, Diego Gómez y Sedaño. 


Ingr.'' y 15 


asigns. 


Id. 


Id. 


79 , 


, Manuel Flores y Delmonte 


Tngr.*» v31 


asigns. 


Id. 


T'í- 


80 , 


, Enrique Adolfo Gil y Rodríguez 


Ingr.^ y 11 


asigns. 


Id. 


Id. 


81 , 


, Carlos Pihardo y Moya 


Ingr.° y 1 


asign.* 


Id. 


Id. 


82 , 


f Juan Franc.^ Leiseca y Sánchez 


Ingreso 2." 


Ens.» 


Inst.' 


de S.» Clara. 


83 , 


f Antonio Moleón 


Ingr. y 3 
Ingr.** y 13 


asi&fns. 


Xnst!" 


de P. del Río 


84 , 


, Jacinto Pedroso Hernández 


asigns. 


Inst.« 


de Matanzas 


85 , 


, Próspero Asensio Valdés 


Ingr.*» y 5 


asigns. 


Inst.?" 


de P. del Río 


86 , 


, Alberto Sánchez y Alfonso 


Ingr.« y 11 


asigns. 


Iiíst.« 


de Matanzas 


87 , 


, Manuel M.* Gómez y Rivero . . 


Ingr.*» y 13 


asigns. 


Id. 


Id. 


88 , 


, Evelio Gil y Castellanos 


Ingr.» y 12 


asigns. 


id. 


Id. 


89 , 


, Vicente Bravo y León 


Inírr.*» y 32 


asigns. 


Id. 


Id. 


90 , 


, Alvaro Rodríguez y Bazán 


Tngr.'' y 8 


asigns. 


Inst.* 


¡de Pto. Ppe. 


91 , 


, Antonio Bedia y Martell 


Ingr.*» y 16 


asigns. 


Tnst.'^ 


deMHtnnzas 


92 , 


, Tomás A. Recio y Heyman 


Ingreso 2." 


Ens.» 


Inst.* 


: de Pto. Ppe. 


93 , 


, Tomás A. Romero y García 


Ingr.« y 11 


asigns. 


Inst.*= 


de Matanzas 


94 , 


, Arturo Cañas y Perdomo 


Ingreso 2.' 


Ens.* 


Inst.* 


de P. del Río 


95 , 


, Alberto Diago y Cárdenas 


Ingr.° y 11 


asigns. 


Id. 


Id. 


96 , 


, Modesto Calderín y Alcalá 


Ingr.^ y 12 


asigns. 


Inst." 


de MatanzM 


97 , 


, Ángel Chirino y Rodríguez 


Ingreso 2." 


Ens.» 


Inst." 


de P. del Río 


98 , 


, Arturo Rossié y Giralt 


Ingr.° y 4 


asigns. 


lnst.« 


'de Matanzas 



IOS 



MIERO BE ORDK.\ Y NOXBRfiS 


IxtncU 
de li certilicaciii 


se bi reBitklt 


99 „ Antonio Verdes y Ferro 


Ingr." 


y il asigns. 


Inst.» de P. del Río 


100 „ Antonio Franqui y Verdes . . . 


Ingr. 


y 3 asigns. 


Inst.^ de S.* Clara. 


101 „ Serafín E. Sánchez y Govln.. 


Ingr.* 


y 11 asigns. 


Inst.» de Matanzas 


102,, Leovigildo Rodrz. y Alveniz.. 

103,, Gabriel Fina y Herrera 

104,, Guillermo González y Quevedo 
105,, Marcos Gottardi y Franzi 


Ingr.*» 
Ingr.» 
Ingr.*» 
Ingr.*» 


y 5 asigna, 
y 5 asigns. 
y 16 asigns. 
y 18 asigns. 


Id. Id. 
Id. Ici. 
Id. Id. 
Id. Id. 


106,, Francisco Bello y Martírfez. . 


Ingr.*» 


y 15 asigns. 


Inst." de S.* Clara. 


107,, Alfredo Pérez Malo y Fernz.. 


Ingr.» 


y 18 asigns. 


Inst.» de Matanzas 


108,, Miguel A. Rodríguez Morejón. 
109 „ Sotero Rodríguez Abren 


Ingr.» 
rngr.» 


y 16 asigns. 
y 11 asigns. 


Inst.*» de P. del Río 
Inst.» de Matanzas 


110,, Anselmo Dirychiti y Tinalés.. 
111 „ Roberto Fontela Hernández. . . 


Ingr. 
Ingr.» 


y 6 asigns. 
y 1 asign." 


Id. Id. 
Esc.» de A. y Ofics 


112 „ David Valdés de la Torre y 








Reyna 


Ingr.» 


y 4 asigns. 


Id. Id. 


113,, Aurelio Valdés de la Torre y 




Reyna 


Ingr.» 


y 4 asigns. 


Id. Id. 







109 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LA HABANA 

Relación de los Alumnos premiados en el Citrso 
DE 1903 Á 1904 

OUBSO PBEPASATOSIO 

Sr. Evelio Valdés y Latorre Viaje á un país maravilloflo. — S. W. 

Cozzens. 1 tomo. 

Sr. Miguel A Moenk Los viajes esolares. Itomo 

GBAMATIOA CASTELLANA 

Sr. Emilio R. Correa y Céspedes Diccionario Castellano. Itomo 

Gramática Castellana. Itomo. 
LITERATURA PRECEPTIVA 
Sr. Ricardo Rodríguez y Martínez.. Gil Blas de Santillana. 1 tomo. 

Sr. Ensebio Hernández Mesa El Quijote. 1 tomo. 

UTERATXTRA CASTELLANA (Histórica). 

Sr. Mario Núñez y Mesa Obras escogs. de Lope de Vega. 4 Ts. 

Sr. Osear Díaz y Albertini Obras Skaespeare. Stomos. 

INOLES. — Primer Curso. 
Sr. Emilio R. Correa y Céspedes Diccionario Español-Inglés, por Cu- 
yas. 1 tomo, 
INOLES. — SegnndoCurso. 

Sr. Fernando Sánchez y Zayas A Wonder-Book — Hanthorm. 1 tomo. 

Sr. Jorge Rodríguez y Muñiz The History of Modern Civilization. 

A. Randbook. 1 tomo. 
QEOGRAFIA UNIVERSAL 

Sr. José A. Sánchez y Mouso La Atmósfera, por Flammarion. 2 ts. 

Sr. Gabriel Suárez Solar Geografía Universal, por Gregoire. 

2 tomos. 
Sr. Alvaro E. Zaldivar y Cordero . . . Colección de Historia Universal, por 

Drieux. 5 tomos. 
HISTORIA UNIVERSAL 

Sr. Luis González y Díaz Colección de Historia Universal, por 

Drieux. 5 tomos. 

Sr. Eusebio Hernández y Mesa Historia de los Estados Unidos, por 

Spencer. 3 tomos. 



lio 



ABITBCBTIOA 

8r. JoHé E. Montoro y Saladrigas... Espacios celestes, por Flammarión. 

1 tomo. 
OBOMETBIA 
Sr. Antonio M." Eligió de la Puente.. Historia del Cielo, por Flammarión. 

1 tomo. 
física. — Segundo Curso. 

»Sr. Adolfo A. Betanoourt Hollerman Inorganic, por Chemis- 

try. 1 tomo. 

química 

Sr. Adolfo A. Betancourt Hollerman Organie, por Chemistry 

1 tomo. 
HISTORIA NATURAL 

Sr. Adolfo A. Betancourt Hist.' natural varios auts. 6 tomos 

NOCIONBS DE COSMOLOGÍA 
Sr. Adolfo A. Betancourt Tratado do análisis química cuali- 
tativa y cuantitativa, por Freae- 
nius. 1 tomo. 
Sr. José R. Franco y Regueira.... Trata.'lo elemental de Física, por Ga- 

not. 1 tomo. 
INTRODUCCIÓN A LA BIOLOGÍA 

Sr. Adolfo A. Betancourt Hist.' natural, varios auts. 7 tomos. 

Sr. José R. Franco y Regueira Elementos de Histología normal, por 

Cajal. 1 tomo. 

economía política y hacienda publica 

Sr. José de los Reyes Gavilán Economía Política, por Buylla, 1 t.** 

POR ASISTENCIA A LA BIBLIOTECA 

Sr. Enrique E. Montoro y Saladrigas Divina Comedia. 1 tomo. 
Sr. Antonio Iraizoz y del Villar.. Divina Comedia. 1 tomo. 




111 



DE LOS ALUMNOS MATRICULADOS EN EL 

INSTITUTO DE LA H4BANA, PARA EL CURSO DE 1904 A 1905. 

*^ ••» mm — 

APELLIDOS NOMBRES 

Alacán y Lastres Armando J 

Adler y Navarro Raúl 

Alfonso y Márquez ' Norberto 

Alacán y Berriel Osear 

Aragón y del Pozo Gustavo 

Alonso y Díaz Ensebio J 

Alfonso y Alvarez Federico 

Alvarez y Olivera Rodolfo 

Aruz. é Iznaga Leopoldo 

Acosta y Delabat Armando 

Alfonso y García José P 

Arango y Mestre Osear 

Ángulo y Alvarez Luis 

Aguiar y Ballory Miguel 

Alfonso y del Junco Eduardo 

Alayeto y Cué José L 

Alonso y Reverón Matías 

Ayala y Fernández Luis F. de 

Andreu y Bassols Porfirio 

Alacán y Pérez Abreu Joi^e 

Acoeta y Zayas Melánea 

Aladro y Carreras Providencia 

Alvarez y Jiménez Consuelo 

Arango y Castaño Apolonia M. 

Arredondo y Puig José Teófilo 

Ariza y Delance Elisa 

Barínaga y Ponce de León Alfonso 



112 



APELLIDOS NOM BRES 



Bustaniante y Rábago Domingo 

Bello y Hernández Amado 

Bugallo y Leiro Darío 

Bengochea y IViantecón ^Marino 

Bengochea y Mantecón Alfonso 

Betancoiirt y Maynoldi Mario 

Bonich y de la Puente Juan 

Bosch y García Pedro 

Bosch y García Ángel 

Barrera y Capetillo Luis 

Bustamante y Rábago Isidoro 

Barros y Gómez Bernardo 

Boot y Baldrich Jorge 

Bonich y de la Puente Emilio 

Bluhme y Sánchez , Femando 

Bernal y Obregón José María 

Bravo y Puig Lfconardo 

Barona y Gispert Gaspar 

Baró y Olivera Eduardo 

Bravo Timotea 

Brito y González Horacio 

Cabrera y Amézaga Adalberto 

Capetillo y Galvis Federico 

Cabrera y Sánchez Ignacio 

Casuso y Díaz Albertini Jorge 

Costa y Dilme Rigoberto 

Croza y Rojo Luis 

Coronado y Madan Octavio 

Cause y Cárdenas José 

Camps y Zuazo Gabriel 

Castillo y Hernández Antonio 

Corbera y Fernández Mo jardín Joaquín 



113 



.NPELLIDOS NOMBRES 



Castillo y Crowford Rafael C. del 

Cárdenas y Cárdenas Luis de 

Carrillo y Govín Félix A. 

Cortés y Selles Mario 

Caballín y Comesañas Alfredo 

Cabarrocas y AyaJa Eugenia 

Cabarrocas y Ayala José M. 

Cuesta y Jiménez Valentín 

Cadalso y Guiehard Pedro 

Cruz y Valdés Alberto de la 

Cancio y Sánchez Leopoldo 

Cruells y Reyes José R. 

Cepero y Mazón Carlos 

Cartaya y Delgado Pedro J. 

Céspedes y Serrano Narciso 

Cabrera y Sánchez Segovia Domingo 

Calderín y Alcalá Modesto 

Croza y Rojo Ricardo 

Cáceres y Carratalá Manuela 

Calvet y Plá José 

Calvo y Ramírez Rafaela M. 

Cárdenas Romualdo 

Casamayor Juana María 

Chacón y Marino Miguel A. 

Díaz Albertini y Cárdenas Ricardo 

Dávalos y Torices Ángel 

Díaz y Marcos José L. 

Domínguez y Aquino Felipe M. 

Delgado y Longa Adolfo 

Díaz Arturo M. 

Díaz Albertini Osear 

Díaz Albertini Jorge 



1J4 



APELLIDOS NOMBRES 



Díaz de la Barcena Clodomiro 

Domeñé y Graupera Sabino 

Diego y Robbio Lucas V. de 

Demestre é Izquierdo Mario 

Díaz y Ramos Francisco 

Domínguez y Núñez Conrado 

Dehoguez y Páez Julio A. 

Domínguez y Cabello Eduvino 

Domínguez y Cabello Serapio 

Domínguez y Cabello Isauro 

Dennes y Betancourt Alberto 

Domínguez y Romay Julio C. 

Domínguez y Romay • Plácido 

Echarte y Merello Roberto 

Eligió de la Puente y García Tejada Antonio M.* 

Eleizegui y de la Costa Joaquín 

Escauriza y Aguabella . .* Lorenzo 

Edreira y Rodríguez Pedro N. 

Edreira y Rodríguez Guillermo 

Enríquez y Pérez Roberto 

Esparza y Morphi Felipe 

Echarte y Merello Enrique 

Entralgo y Rodríguez Juan F. 

Entralgo y Rodríguez . . : Guillermo 

Echarte y Varcarcel Pedro P. 

Ecay y Tovar Manuel 

Echemendía y Susane Angélica 

Escámez y Gutiérrez Luis 

Franquiz Fernández Munilla Julio 

Fernández y Martínez Pedro 

Fernández de Castro y Vivas Aurelio 

Fernández de Castro y Vivas Antonio P. 



115 



APEU.IDOS NOMBRES 

Fernández y Zayaa Francisco 

Freiré de Andrade y Escardó Fernando 

Franquiz y Fernández Munilla Francisco 

Franquiz Fernández Munilla Hilario 

Ferte y Goicuría Alfredo 

Fernández y Navarro Bernardo 

Figueredo y Antúnez Pedro 

Fuste y Fuste Federico 

Franchi Alf aro y Navarro Rafael 

Figueiras y Carballido Daniel 

Franqui y García Juan F. 

Fernández y Junco Adolfo 

Fernández y García Lina 

Frión y Silveiro América 

Fuentes y Duany Laureano 

Grande y Armas Federico 

Giquel y Echeverría Evelio 

García y Casariego José M. 

Gelabert y Barruete Sebastián 

Galán y Toñarely José María 

González del Valle y Garriga Manuel 

Giquel y Echeverría Juan B. 

González y Barastro Rogelio 

González y Jiménez Rafael 

García y Mera Julio 

Guardia y Calvo Cristóbal de la 

González y Díaz Luis 

García y Bacallao Gumersindo 

García y Zaceta Angela 

Gutiérrez é Igualada Miguel A. 

Giró y Manzano Aureliano 

Grau y Triana Ramón 



11(5 



APELLIDOS NOMBRES 



Gran y Triana José 

Guichard y Arburo Arturo 

González y Gallardo Rodolfo 

Grau y Triana Baldomero 

Gavaldá y Roselló Arturo 

Gener y Bouillon Mi^el 

García Tuñón y Domínguez Segundo 

González de Mendoza Luis 

García é Iznaga Alejandro 

Guerra y Arango Fernando 

Guardia y Montalvo Antonio de la 

Garganta y Sibis Jorge 

Gutiérrez y Prada Francisco 

Gómez y Morales Manuel 

Galletti y Pimentel Rogelio 

Galletti y Pimentel Raúl 

Gastón y Pérez Julio 

Gorordo y Julia Luis A. 

García y Márquez José 

García y Fundora Cándida 

Gibert y Canella Juan 

Gómez y Baralt Teresa 

González y Henríquez Pura ' 

Gonzalo María Teresa 

Hermoso y Lerena Estanislao 

Hernández y Mesa Ensebio A. 

Haas y Maier Federico 

Haas y Maier Enrique 

Hernández y González Félix 

Heymann y Fuentes Enrique 

Herrera y Estrada Alfredo 

Hevia y Prieto Alberto 



117 



APELLIDOS NOMBRES 



Hiráldez de Acosta Wif redo 

Herrera y Reyes Julio 

Hernández de Alba y Fernández María Josefa 

Hernández y Pérez Concepción 

Hierro y Valdés Daniel 

*Iraizoz y de Villar Antonio 

Jacobsen y Fernández de Castro Rafael 

Jacobsen y Fernández de Castro Joaquín 

Jiménez y López Diego M. 

Juncosa y Pujol Juan 

Junco y Esparza Silvio 

Junco y Esparza Víctor 

Justiz y Valdés Juan Y. 

Juan y Rodríguez Alfonso 

Justiz y Díaz Manuel 

Lago y Ponce de León Abelardo 

Larrieu y Torres Rene 

López y Carbajal María 

Larrieu y García Menocal Ignacio 

López Silveiro y Oña José M. 

López Silveiro y Oña Luis F. 

López y Calleja Heraclio 

Lavandeira y Zaldo Francisco 

Laudermann y Martínez Serafín 

Lufriú y Alonso Rene 

López Chavez y Romagosa Rafael 

Lóp^z Chavez y Romagosa Antonio 

Longa y Ajuria Antonio 

Lámar y Gal vez Osvaldo 

Lazcano y Mazón Antonio María 

López Ignacio J. 

López Chavez y Romagosa Manuel 



118 



APELLIDOS NOMBRES 



León y García Linares Federico 

Lasasra y Castellanos Virgilio 

Lag:o y Arrón Angela 

León y Prieto María A de 

Loinaz Jorge 

Llanes y García Carlos 

Llanusa y López Joaquín 

Llanusa y López Ángel 

Moreno y Lastres Gustavo 

Martínez y Fernández Saavedra Enrique 

Martín y Escudero Manuel 

Morales y Díaz Virgilio 

Mimoz y Rodríguez Rafael 

Muñoz y Rodríguez Luis 

Malberti y Tejada José A 

Martos y Vallhonrat Joaquín 

Moenk y Peralta Germán 

Moenk y Peralta Miguel A 

Méndez y Sánchez Femando 

Méndez y Sánchez Carlos 

Musiera y Jiménez Benito 

Martínez y Betancourt Arturo R. 

Moran y Bebín Manuel 

Millas y Hernández José 

Marín y Hernández Rita María 

Menéndez y Verdes Arturo 

Muxó y Torres Alberto 

Morales y Ubeda Alfredo 

Monteverde y Fernández Criado Federico 

Montoro y González Manuel 

Marcelo y Herrera Juan 

Menéndez y Mejías Francisco 



119 



APELLIDOS NOMBRES 



Moreno y Díaz Tomás 

Mujica y Benet Emilio 

Miuíiz y Loys José 

Morales y Pedroso Juan 

Menéndez y Gibbnis Manuel 

Nuñez y Mesa Mario 

Novo y Casey José 

Nin y Rodríguez Edmundo 

Nadal y Rouvier Florencio 

Navarrete y Paula Juan M 

Ñuño y Fabre Silvio 

Nuñez de Castro y Hestrés Moisés 

Nogales Félix A 

Nuñez y Nuñez Carmen 

Onetti y Gonsé Narciso 

Ojeda y Román Antonio 

Organes y Duró Francisco 

Orihuela y Sandoval Gustavo 

Obregón y Ferrer Armando 

Pérez y Lerena Victor M 

Pardo y Castelló Vicente 

Piedra y Cuesta . . Orestes de 

Poveda y Calderín José M 

Pórtela José de Jesús 

Portuondo y Domenech Rafael 

Pereira y Ruiz José M 

Prieto y Martínez Augusto 

Pórtela y Moller Guillermo 

Pérez y Bravo Luis 

Puntonet y Dama Sebastián 

Puente y O Tarrill Jacobo 

Pérez Carrillo y Parajón Alfredo 



120 



APELLIDOS NOMBRES 



Pérez y Hernández Antonio J 

Pacheco y Alfonso Manuel 

Portas y Rodrí^ez Rafael E 

Paine y García Isaura M 

Pazos y Gorrín Juana 

Peña María A 

Peña y Ramírez Carmen 

Peñalver Mercedes 

Plá y Cartas Laura 

Puijf y Fernández Velazco Alfredo 

Quijano y Buxó Ricardo 

Quesada y Doy Luis F 

Rodríguez y Muñíz Guillermo 

Rodríguez y Muñíz Joaquín 

Ruz Luis Felipe 

Rodríguez y Muñíz Jorge 

Rivas y Abreu Manuel 

Rivero y Pegudo José G 

Ramírez Arellano y G. Mendoza Miguel 

Rodríguez Feo y Ramos Almeyda José J 

Rodríguez Feo y Ramos Almeyda José Antonio 

Rodríguez y Martínez Ricardo 

Rodríguez Correa y Céspedes Emilio 

Romagosa y Romagosa Manuel 

Ruiz y Comesaña Gastón 

Renté y Lancirica Alfredo 

Romaguera y Hornrdal Pompilio 

Rosa y Hernández Francisco G 

Romeu y Jaime Manuel E 

Reyes Gavilán y Barreras José de los 

Rodríguez y Uvals Ensebio 

Rodríguez y Aragón Raúl 



121 



APELLIDOS NOMBRES 



Rodríguez y Aragón Rafael 

Romero y García Tomás A 

Ribas y Bermúdez Antonio 

Rodríguez y Rodríguez Pablo N 

Rocha y del Castillo Federico 

Ramiro y de la Torre José 

Román y Ferrer * José 

Recio de Morales y Montalvo Pedro N 

Raboso y Lorenzo María P 

Ramos y Almeyda Rafael 

Raymat Enrique 

Rendón Evangelina 

Rdríguez y Sigler Eduardo 

Rdríguez y Sigler Manuel 

Romero y Nussa José 

San Martín y Saenz Rene 

Saiz y de la Mora Ceferino 

• Sánchez y Mouso Manuel 

Suárez y Martín Enrique 

Stincer y González .Abelardo 

Stincer y Gk>nzález Elpidio 

Suárez Solar y Lamas Leopoldo 

Saladrigas y Heredia Rafael 

Soler y Montes Emilio 

Sánchez y Mbuso José A 

Sanguily y Arizti Manuel 

Sousa y Valdés • Ignacio 

Suárez Solar y Lamas Gabriel 

Sánchez y Roig Mario 

Suárez y Mrtín Luis 

Santa María y Vilá Rafael 

Sanguily y Arizti Mario 



122 



APELLIDOS NOMBRES 



Suárez y Gutiérrez Juan M 

Sousa y García Juan 

Solís y Valdés Francisco 

Solís y Valdés Oliverio 

Sánchez y Silveira Mi^el 

Socarras y López Cayetano 

Segrera y Veranes Ricardo 

Suárez y Roig Pablo 

Sarracent y Pedro Augusto 

Saladrigas y Heredia Carlos 

Sáenz y Basarrate Serafín 

Sánchez y Zayas Femando 

Sarachaga y Gálvez Raúl 

Sequeira y Figueroa Eduardo 

Soto é Izquierdo Francisco 

Sierra y Guen Francisco J 

Snta Cruz de Oviedo y Divinó Claudio 

Santos y Muñoz María 

Segrera María Luisa 

Serra Leonarda 

Tabernilla y Dolz Francisco 

Taboada y Boloña Carlos 

Toñarely y Mendizabal José R 

Torricella é Iduarte Roland 

Travieso y López ' Isabel María 

Travieso y López .María de Jesús 

Tomé y Pórtela Esteban 

Tejedor y Cuerno Jesús 

Trujillo y Sequeira Andrés 

Testar y Llorens Ricardo 

Testar y Llorens José M 

Tarzenzki de Lipa y Hernández Luis 



123 



.VPELLIDOS NOMBRES 



Torre y Reiné : Rafael 

Urbizu y Martínez Alejandro 

Vander y Gucht José 

Villaniieva y Llamas Enrique 

Vovancos y Hernández Miguel A 

Velasco y Fales Isolina 

Villavieencio y Martínez Eligió 

Várela y Armas Mario 

Valdés y de Latorre Evelio 

Villuendas y Vázquez Carlos 

Varona y Arango Gustavo 

Ve>'tia y Murías Antonio de 

Vidal y de la Torre Ramón 

Vila y Blanco Segundo B 

Vidal y Camps Fidel 

Vesa y Sansaricq Rodrigo 

Valdés Balsinde y Arocha Ramón 

Vega y Faura Rene de la 

Villageliu y Azcue Emilio 

Villar y Cruz Lorenzo 

Valdés y Seigler Guillermo 

Villaverde y Hava Ernesto 

Villaverde y Hava Alberto 

Villaverde y Hava Armando 

Valdés Carlos Manuel 

Vignier y de la Costa Ramiro 

Velázquez y Blanco Osear 

Valdés y Dapena Isaac 

Valle y Alemán Pedro L. del 

Vega y Ramonteu Benjamín 

Villaverde y Hava Francisco 

Valdés Julián A 



124 



NOMBRES .VPELUDOS 



Valdés Torres y Díaz Eloísa 

Valverde María P* 

Villaverde y Ziegenhirt Agustín O 

Vinageras y Casabuena Osear A 

Virto y Martínez José 

Zayas Bazán Jaan 

Zayas Bazán Arturo 

Zayas y Pórtela , . . .José M 

Zayas y Estévez Raúl 

Zaldívar y Cordero Alvaro E 





Datos Generales 




127 



DIRECTORES que ha tenido el Instituto de la 
Habana desde su creación hasta la fecha. 



NOMBRES 


Fecha de su toma 
de posesión 


Fecha 
en que cesaron 


Ldc 
Dr. 


». Antonio Bachiller y Morales. . 

José tVancisco Mantilla 

Antonio Blanco y Fernndez 

Manuel Espinosa é Inés 

Rafael Pollatos y García 

Fermín Rosillo y Alguier 

Ldo. José Domenech v Sesé 

Ricardo Pareja y Albadalejo. . 

Fernando J. Reynoso y Romero. 

José Rosado y Cambriles 

>. Manuel Sanguily y Garritte. . 

Eduardo F. Plá 


28 Septbre . 

3 Marzo ... 

7 Septbre . 
Interino .... 


18Ü3 
1869 
18(59 


1? Marzo... 

7 Septbre . 

4 Agosto... 
16 Abril.... 
29 Octubre. 

10 Octubre. 

11 Septbre. 
3 Enero ... 

18 Mayo.... 

19 Dicbre... 
19 Mayo. ... 


1869 
1689 
1871 
1873 


Sr. 

7} 

Dr. 


19 Abril.... 
29 Octubre. 

10 Octubre. 

11 Septbre. 
8 Enero.... 

Interino 


1873 
1873 
1874 
1875 
1881 


1873 
1874 
1875 
1881 
1899 
1899 


Ld( 
Dr. 


19 Dicbre... 
19 Mayo 


1899 
1902 


1902 









RELACIÓN de los Catedráticos que ha tenido este instituto 
desde su creación liasta la fecha. 



Sr. Antonio Bachiller y Morales 
„ Antonio Auber 
,y Antnio Tagle 

yy Manuel Fernández de Castro 
„ José Ignacio Rodríguez 
„ Paulino Alvarez Aguiñaga 
„ Joaquín García Lebredo 
„ Manuel Felipe Tagle 
„ Fernando Páez 

„ Jesús Benigno Gálvez y Alfonso 
„ Cristóbal de Mendoza 
„ José Lima y Parra 
„ Juan Domingo Laquirica 
„ Fulgencio Llorens 
„ José García Toledo 
„ José Jofre de María Santísima 
jy Manuel José Cañizares 
„ Ramón Querol 
„ Justo Lima y Macías 
„ Francisco de Armas y Martínez 



Sr. José Francisco Arango y Lámar 
„ Torcnato Artola y Guerrero 
„ Manuel Alvarez y Valdés 
„ Antonio Blanco y Fernández 
„ Baltasar Velázquez 
;, Andrés María Foxá 
„ José García Arboleya 
„ Pedro Y. Selva 
„ José de J. García 
„ Cayet.° de Arazoza y Fontanilla 
„ Pedro Francisco Almanza 
„ Pedro Arias y Avales 
„ Tomás Caballero é Heillinger 
„ Bonifacio Avila y Hernández 
„ Adolfo Gallet y Duplesis 
„ José Domenech y Sesé 
^y Claudio Sabourín 
„ Rafael Poyatos y García 
„ Fermín Rosillo y Alquier 
„ José Francisco Berges 



128 



Sr. Ángel Oses y Villar 
„ Fernando J. Reynoao y Romero 
„ Segundo Sánchez Villarejo 
y, Manuel Espinosa é Inés 
„ Claudio André y Serpa 
„ Ramón D'Meza y del Valle 
„ Gonzalo Gómez de Mello 
„ Benito José Riera 
„ Francisco María Navarro 
„ José Rosado y Cambriles 
,y José García de Haro 
„ Francisco Morales López 
„ Domingo Viera y Montes de Oca 
„ Enrique Páez y Aguirre 
„ Fernando Aguado y Rico 
„ Nicolás Amat y Puertas 
„ Venancio Zorrilla y Casuso 
jy Manuel A. Romero y Menéndez 
yj Arturo Sánchez 
„ Manuel Caballeda y Pareja 
y, Francisco de Francisco y Díaz 
„ José María Morales y Minero 
„ Enrique L. Orellana 
„ Demetrio Espurz y Campodarve 
„ Eduardo Díaz y Martínez 
„ Antonio Lora y Chávez 



Sr. José Cauenas y Castaner 
„ Pascual Naarro y Núñez 
„ Francisco Guzman Elizaga 
„ Luis Agüero Hernández 
„ Benito Conde Valentín 
,, Máximo Abaunza y Cermeño 
„ Benjamín Rodríguez y Martínez 
„ Manuel Sanguily y Garrite 
„ Eduardo F. Plá 
,j Manuel Valdés Rodríguez 
„ Héctor de Saavedra y Rovira 
,y Manuel Villanova 
„ José Alfredo Bernal y Tovar 
„ Antonio M.» Lazcano y Larrondo 
„ Emilio del Junco y Pujadas 
„ Emilio Alamilla y Requeijo 
„ Felipe García Cañizares 
„ Alejandro Muxó y Pablos 
„ Rodolfo Rodríguez de Armas 
„ Eduardo Desvernine y Galdó& 
,, José A. Rodríguez y García 
yy Luis A. Barait 
yy Ricardo Diago y Ayestarán 
,, José García Baylleres 
y, Ignacio Remírez de Estenoz 




12í) 



RELACIÓN de los Sres. Catedráticos auxiliares y 
Supernumerarios que ha tenido este Instituto 
desde su creación hasta la fecha. 



Sr. Alfredo Bachiller y Govin 
„ Luis Abrispuela 
„ Miguel Gastón y Gastón 
,, Isaac Carrillo y O'Farrill 
., Claudio Sabaurín 
„ Santiago Terán 
,, Emilio del Junco 
„ José Antonio Ortega y Barroso 
„ Lucio D. Pujadas 
„ Luis Febles y Miranda 
„ Pablo Bafols y Balta 
„ Enrique Diago" y Zayas 
„ Justo P. Parrilla y Pérez 
„ Francisco M. Casado 
„ Anselmo Alarcia 
„ Joaquín Cuvero y G. Navarro 
„ José Alfredo Bernal 
„ Mariano Martínez y César 
„ José I. Torralbas y Manresa 
», Joaquín Rodríguez Feo 



Sr. Constantino Horta y Pardo 
„ Antonio María Lazcano 
„ Juan Alcalde y Toñi 
„ Manuel Maza y Ruiz 
„ Francisco Daniel Rodríguez 
„ Enrique M. Porto 
„ Juan Cornejo y Carvajal 
„ Eugenio Muñoz y Morato 
„ Manuel García y Ángulo 
„ Pablo Mimó y Jacas 
„ Gabriel Díaz y Martínez 
„ Rodolfo Rodríguez de Armas 
„ Miguel Alfredo Lavastida 
„ Eugenio Cantero y Herrera 
„ ónrique Maza y Ledesma 
„ Martín C. de León 
„ Carlos Pedroso Scull 
,, Pedro Valdés Ra^rués 
„ Bruno García Ayllón 
„ Lorenzo de Erbiti y Ceibos 
,, Leonardo Jorrín 



SECRETARIOS que ha tenido este Instituto des- 
de su creación hasta la fecha. 



NOMBRES 


FECHA DE KU TOMA 

DE PDsesios 


FECHA 
RR qi'E CEKAROH 


Dr Paulino Alvarez Asruíñicra 


28 Septbre. 1863 
24 Abril.... 1882 
17 Mayo.... 1899 
19 Dicbre... 1899 
11 Dicbre... 1901 


24 Abril 1882 


íjflo Sfcrundo Sancliez V¡Ilar(*io 


17 Mayo.... 1899 
19 Dicbre... 1899 


Dr. Antonio M^ Lnzcano 


Ldo. Héctor de Saavedra y Rovira 

Sr Enrifliie Hernández Mivares 


11 Dicbre... 1901 







lAO 



RELACIÓN nominal de los Ofíciales y Escribientes que 
ha tenido la Secretaria de este Instituto desde su 
creación hasta la fecha. 



OFICIALES PRIMEROS 



8r. Cristóbal Mantilla y Peñalver 
ff Manuel L. Hernández y Yaldés 
„ Arturo Sánchez y Rodríguez 



8r. Pedro Ortiz y Villarias 
„ Francisco G. Abreu y de la Torre 



OFICIALES SEGUNDOS 

Sr. Knrique Hernández Miyares. Sr. Aurelio Vidal y Recarey. 

8r. Luis F. Jomarrón y Habas. 

ESCRIBIENTES 



8r. Valentín Tapia y Valverde 
,f Joaquín M. Leal y de la Torre 
„ Lino ('arballo y Ürdapilleta 
„ Faustino Tapia y Valverde 
„ Pablo Valdés 
,, Mariano Andreu y Sirvent 
„ Francisco Ramos Almeida 
„ Ramón Sicre y Justiz 
„ Manuel Fernández y Valdés 
ff Andrés Arango y Lámar 
„ Blas Ariza 

„ Francisco García Cantos 
„ Francisco de P. Granados 
„ Santiago Bonachea 
,, Joaquín Ariza 
„ Silvestre Bellón 
„ José Granados 
„ Antonio Veytia y Ortiz 
„ Domingo Chaple y Gal vez 
„ Silvestre Jiménez y Núñez 
„ Ignacio Garrido y Montero 
yf José de Rosalía 
„ Justo G. Hernández y Valdés 
„ Ricardo Gastón y Ralló 



Sr. Francisco de Cárdenas O'FarriJJ 
Juan Montalvo 
Luis G. Hernández 
José Ant.' López y Pacarrosa 
Ricardo Caamaño 
Arturo Sánchez y Rodríguez 
José Bache y Yapes 
Pedro Ortiz y Villarias 
Dionisio Vega y Aldudo 
José Ordóñez y Giraldo 
Luis Iglesias y Bonza 
José Marino y Fromesta 
Fernando González y Veranes 
José Moeno y Hernández 
Justo P. García Menéndez 
Manuel González y Fernández 
Manuel Bayo y G. de Pardo 
Manuel Martínez y Martínez 
Aurelio Vidal y Recarey 
Emilio Núñez y López 
Manuel G Abreu y Núñez 
Mariano del Portillo y Plasencia 
Julio Domínguez y Romay 
Manuel Hernández Miyares 



131 



ALUMNOS lATRICULADOS en este Instiioto en las listiolas eDseiaDias desde su fuDdaciéD 



Curso» 


efícitl 


PrÍTida 


likn 


Naéitia 


TWAl 


18B3 A 1864 


368 


275 




20 


663 


1864 & 1866 


288 


452 




24 


764 


1865 A 1866 


124 


410 




7 


541 


1866 á 1867 


163 


519 




11 


693 


1867 A 1868 


199 


696 




29 


924 


1868 A 1869 


106 


933 






1039 


1869 A 1870. . . 


208 


588 






796 


1870 A 1871 


141 
123 


579 
597 






720 


1871 A 1872 






720 


1872 A 1873 . . . 


663 


693 






1356 


1873 A 1874 


158 


583 






741 


1874 á 1875 


393 


968 






1361 


1875 A 187H .. 


420 


lOüO 






1420 


1876 á 1877 


229 


1062 






1291 


1877 A 1878 


. 538 


955 






1493 


1878 A 1879 . . . 


422 


979 






1401 


1879 A 188() 


(>59 


' 802 






1461 


1880 A 1881 


391 


1250 




98 


1739 


1881 A 1882 


202 


131 




189 


522 


1882 A 1883 


347 


1429 




227 


2003 


1883 A 1884 ... 


MI 


963 




213 


1517 


1884 A 18K") 


283 


985 




215 


1483 


1885 A 188() 


408 


987 




300 


1695 


1886 A 1887 


424 


1068 




302 


1794 


1887 A 1888 


320 


960 


93 


318 


1691 


1888 A 1889 


279 


997 


198 


260 


1734 


1889 A 1890 


246 


1036 


216 


276 


1774 


1890 A 1891 .... 


366 


1056 


327 


207 


1956 


1891 A 1892 


367 


1056 


363 


171 


1956 


1892 A 1893 


246 


1043 


340 


164 


1793 


1893 A 1894 


240 


1067 


452 


175 


1924 


1894 A 1895 


235 


1045 


465 


187 


1932 


1895 A 1896 


230 


934 


425 


137 


1726 


1896 A 1897 


147 


644 


575 


116 


1482 


1897 A 1898 


160 


686 


521 


113 


1480 


1898 A 1899 


91 


278 


471 


32 


872 


1899 A 1900 


202 


79 


17 




298 


1900 A 1901 


202 


170 


46 




418 


1901 A 1902 


192 


91 


77 




360 


1902 A 1903 


364 


117 


116 




597 


190:3 A 1904 


428 


91 


155 




674 


Totales — 


11913 


30243 


4857 


3791 


50804 



132 



ALUMNAS MATRICULADAS en este Instituto 
desde 1879 hasta el Curso de 1903 á 1904. 









IDIIU 






1 


IDIKM 






CURSOS 1 


•1 


CURSOS 1 


>■ 


mu 








IIIIIM 








ILVHiS 


«KIBUl 


1879 


á 


1880 


17 


1891 


á 


1892 


27 


44 


1880 


& 


1881 


10 


1892 


á 


1893 


27 


37 


1881 


& 


1882 


4 


1893 


6. 


1894 


19 


23 


1882 


& 


1883 . ... 


17 


1894 


& 


18^ 


23 


40 


1883 


& 


1884 


13 


1895 


& 


1896 


21 


34 


1884 


& 


1885 


22 


1896 


& 


1897 


18 


40 


1885 


& 


1886 


27 


1897 


& 


1898 


76 


103 


1886 


A 


1887 


26 


1898 


& 


1899 


8 


34 


1887 


& 


1888 


36 


1899 


& 


1900 


5 


41 


1888 


& 


1889 


24 


1900 


á 


1901 


2 


26 


1889 


& 


1890 


38 


1901 


& 


1902 


2 


40 


1890 


& 


1891 


33 


1902 


& 


1903 


6 


39 










1903 


& 


1904 


67 


67 










267 




301 


568 









133 



GRADOS verificados en este Instituto desde su 
fundación. 



DE BACHILLER 



CÜBS08 


ICIEU 

lUWIM 


CURSOS 


ICIBt* 

DE 


1863 


& 
& 
& 
á 
& 
& 
á 
& 
& 
& 
& 
á 
á 
& 
& 
& 
& 
& 


1864 


96 

64 

128 

67 

58 

51 

70 

84 

70 

138 

104 

201 

152 

123 

165 

276 

256 

154 


1881 
1882 
1883 
1884 
1886 
1886 
1887 
1888 
1889 
1890 
1891 
1892 
1893 
1894 
1895 
1896 
1897 
1898 
1899 


á 
& 
& 
á 
á 
& 
& 
& 
& 
é. 
á 
á 
á 
á 
á 
á 
& 
& 
& 


1882 

1883 

1884 

1885 

1886 

1887 

1888 

1889 

1890 

1891 

1892 

1893 

1894 

1895 

1896 

1897 

1898 

1899 

1900 


262 


1864 
1865 


1865 

1866 


228 
169 


1866 


1867 


134 


1867 


1868 


154 


1868 
1869 


1969 

1870 


196 
204 


1870 
1871 


1871 

1872 


200 
219 


1872 
1873 


1873 

1874 


243 
237 


1874 


1875 


230 


1875 


1876 


270 


1876 
1877 


1877 

1878 


243 
235 


1878 


1879 


249 


1879 
1880 


1880 

1881 


269 
149 






64 



DB BACHILLER EN LETRAS Y CIENCIAS 



CURSOS 


ALDIKOS 


1900 


á 
á 
& 
& 


1901 . 
1902. 
1903. 
1904 




15 


1901 




44 


1902 




37 


1903 




38 









13t 



DE PERITO MERCANTIL 



1883 
1884 
1885 
1886 
1887 
1888 
1889 
1890 



CURSOS. 



á 

& 
(I 

á 
á 
á 
& 
& 



84. 

85. 

86 

87. 

88. 

89 

90. 

91. 



imiiM 



19 
9 
31 
18 
23 
23 
13 
12 



CURSOS 



1891 
1892 
1893 
1894 
1895 
1896 



1892. 
1893. 
1894. 
1895. 
1896. 
1897. 



1897 A 1898. 
1898* A 1899. 
1899 A 1900 



ALCSM 



15 

24 
32 
26 
38 
35 
40 
16 
5 



DE PERITO MECNAICO 



1886 
1887 
1888 
1889 
1890 
1891 
1892 



A 
A 
A 
A 
A 
A 
A 



87. 




4 


1893 


88. 




3 


1894 


89. 




8 


18aó 


90. 




6 


1896 


91. 




3 


1897 


92. 




9 


\ms 


93, 




2 


1899 



3 

I 
7 
6 
5 



DE PERITO químico 



1886 


A 


87 


12 


1893 A 1894 


12 


1887 


A 


88 


00 


1894 A 1895 


5 


1888 


A 


89 


7 


1895 A 1896 


4 


1889 


A 


90 


4 


1896 A 1897 


9 


1890 


A 


91 


1 


1897 A 1898 


6 


1891 


A 


92 


6 


1898 A 1899 


4 


1892 


A 


93 


7 


1899 A 1900 


1 





DE PROFESOR 


MERCANTIL 




1899 


á 1900 






6 


1900 


á 1901 









1901 


á 1902 . . 






1 


1902 


á 1903 






1 



DE PILOTO DE ALTURA 



1900 


á 1901 






1 


1901 


á 1902. . . . 






1 


1902 


A 1903 . . . 









1903 


á 1904 


...... 




1 




# # INFORMES # # # 




INFORME GENERAL DE LA ENSEÑANZA 



DURANTE EL CURSO DE i904 A Í90S 



QTÍ, Q/eeie^auo cCe oJ^tú^i 



lueeto^ 



QyuuUt 



tCiZ 



Habana, Octubre 24 de 1904. 



Señor : 



Cumplo con el grato deber de enviar á Vd. el informe gene- 
ral técnico de la marcha de este Instituto durante el curso de 
1903 á 1904, á fin de que pueda Vd. formarse un concepto exacto 
de la labor de los distinguidos profesores que componen su Claus- 
tro, de los adelantos efectivos alcanzados por sus alumnos, de 
las necesidades y reformas que reclama la enseñanza para que 
sus resultados sean mejores cada día. 



CURSO PREPARATORIO 



Esté curso creado por la Orden número 267, serie de 1900, 
y prorrogado dos años más por la Orden número 28, de la serie 
de 1902, debió terminar en el presente curso ; pero es tan eviden- 
te y positiva la utilidad que proporciona á los alumnos que van 
¿ ingresar en la Segunda Enseñanza, ó á seguir estudios espe- 



188 



cíales, que Vd. con muy buen criterio lo mantuvo en la ley del 
presupuesto de 1903. Para el Honorable Sr. Presidente de la Re- 
pública no pasó tampoco desapercibida su utilidad, pues en su 
Mensaje de Noviembre de 1903, llamó la atención del Congreso 
para que tomara algún acuerdo respecto á su continuación, lo 
cual no pudo realizarse por la situación anómala é irregular que 
atravesó la última legislatura. Ya á la terminación del Curso, el 
Congreso acordó su continuación hasta la promulgación de una 
nueva ley de Instrucción pública. 

Cada día se hacen más palpables la utilidad de este curso es- 
pecial y la conveniencia, como dije en mi informe anterior, de 
conservarlo hasta tanto se dicte una nueva ley de estudios que 
amplíe los grados de la enseñanza primaria ó reforme los estu- 
dios secundarios. 

En los exámenes de ingreso á la Segunda Enseñanza se nota 
una gran diferencia entre los alumnos que estudian el curso pre- 
paratorio en este Instituto y los que vienen preparados de los 
colegios ó por profesores particulares; los alumnos de este Ins- 
tituto tienen una instrucción más sólida y mayor cantidad de 
conocimientos. Esto tiene su natural explicación en los elementos 
de enseñanza, con que cuenta este Establecimiento y en el carác- 
ter eminentemente práctico y objetivo que se dá á todas sus 
enseñanzas. 

Como hice presente en mi informe anterior, este curso se en- 
cuentra demasiado recargado de asignaturas (9) para la capaci- 
dad mental de los niños que á él concurren, así es que cuando el 
curso es muy numeroso, como ocurrió este ¿ño, el tiempo es insu- 
ficiente para completar la enseñanza en alguna de sus asignaturas. 

El Dr. Emilio Junco, Profesor del Grupo **A", en vista de 
este hecho insiste en su informe parcial de este año, en la indi- 
cación que hizo en el del año anterior, de que los estudios de 
Historia de América y de Cuba debieran hacerse en dos cursos, 
porque á pesar de tratarse de nociones en el Preparatorio, no 



189 



resulta lo mismo que con la Gramática Castellana^ que se amplía 
en los grupos correspondientes de la Segunda Enseñanza; las 
nociones de Historia de América y de Cuba, uno de los estudios 
más interesantes y más necesarios para los niños cubanos, que- 
dan limitados, pues, á las nociones ligeras que puede dárseles 
en este Curso Preparatorio. 

Tanto el Dr. Junco como el que suscribe, Profesor del Gru- 
po **B'', y el Dr. Baralt, de la asignatura de Inglés, ^emplearon 
el mismo método indicado en el informe anterior, pues la expe- 
riencia les ha demostrado sus buenos resultados. 

Solo un alumno de este curso se inscribió en la asignatura 
de Francés, á cargo del Sr. Diago. 

Se matricularon en este curso 45 alumnos y autoricé la asis- 
tencia como oyentes á 37, que no pudieron hacerlo dentro del 
plazo legal para que pudieran ingresar en la Segunda enseñanza 
en el próximo Curso académico. De los primeros se presentaron 
á examen 42, que obtuvieron las siguientes calificaciones: 4 So- 
bresalientes, 7 Aprovechados, 27 Aprobados y 4 Suspensos. 

El número de oyentes aumentó considerablemente, sumados 
á los matriculados, llegaron á 82 los asistentes á clase, número 
excesivo para uli solo profesor; á pesar de esta dificultad, el 
resultado fué- bastante satisfactorio, pues en los exámenes y en 
los ejercicios de oposición a premios, realizaron trabajos escritos 
que merecieron la felicitación del Tribunal. 

II 
SEGUNDA ENSEÑANZA 

ASIGNATURA **A'' 

Como en el curso anterior, dividí este grupo en dos secciones. 
La primera á cargo del profesor titular, Dr. José A. Rodríguez y 
García, y la segunda del Auxiliar Dr. Enrique Maza. 

El total de alumnos de esta asignatura fué de 177, distribuí- 
dos según las materias que lo forman, del siguiente modo: Gra- 



140 



mática Castellana, 86, Literatura Preceptita, 54 y Literatura 
Castellana 37. 

Como oyentes concurrieron 48, de estos, 21 á Gramática Cas- 
tellana, 16 á Literatura Preceptiva y 11 á Literatura Castellana. 

De los alumnos oficiales que se presentaron á examen, obtu- 
vieron las sifi^uientes calificaciones: 73 aprobados en Gíaiiiática 
Castellana, 43 en Literatura Preceptiva, 15 en Historia y Literatu- 
ra Castellana, 3 aprovechados y 6 sobresalientes en esta asigrna- 
tura. Dejaron de examinarse 14 en Gramática Castellana, 12 en 
Literatura Preceptiva y 7 en Literatura Castellana. 

Los Dres. Rodríg^uez García y Maza no modificaron en nada 
ni el método ni los procedimientos que siguieron en los cursos 
precedentes. 

Por lo que hace á las modificaciones, el Dr. Rodríguez Gar- 
cía, como aclaración á lo que expuso en su anterior informe, cree 
que deben darse dos cursos de Gramática, de clase alterna y se- 
guir en cuanto sea posible el procedimiento cíclico en toda la 
cátedra, es decir, que cuando el alumno estudie Gramática, debe 
ser iniciado en la Literatura, y que al estudiar la Preceptiva y la 
Literatura española, debe aprovechar toda oportunidad que se 
presente para repasar y ampliar los estudios gramaticales; que 
en la Preceptiva se ha de iniciar el estudiante en la Historia Li- 
teraria y en esta finalmente, se han de completar los estudios 
hechos, por manera que ligados así los tres estudios, pase el pro- 
fesor de uno a otro, gradual y directamente, y el discípulo, al 
cursar el tercer año, pueda hacer el análisis total de un escrito, 
yendo del gramatical al retórico y en la iniciación de varias cues- 
tiones literarias y filológicas en las letras antiguas. De este modo 
se forma el hábito de analizarlo todo, se desarrollan las facultades 
mentales y se presenta, aunque sea como en visión, en toda su 
grandeza el estudio que comprende esta cátedra, para que el alum- 
no se dé siquiera cuenta de lo que és y tenga sólida preparación 
para ulteriores y más importantes estudios, ó á lo menos una 



141 



base firme de cultura literaria. Tal debe ser, á juicio del Dr. Ro- 
dríííuez García, el carácter de la enseñanza de este Grupo. 

El Dr. Maza, en el informe parcial de su sección, consigna 
un hecho que pudo comprobar en su clase y en los exámenes y 
fué la creciente afición con que los alumnos vienen dedicándose 
á las bellas letras, con un espíritu cada vez más observador y re- 
flexivo, como producto de buen gusto que en ellos va despertando 
la lectura y examen de las producciones literarias. Esta disposi- 
ción favorable del ánimo se hace tangible observando el esmero 
con que en su mayor parte los escolares recogen sus apuntes en 
cuadernos cuidadosamente escritos, orlados á veces de títulos 
de cada lección con tintas varias; detalles todos que revelan un 
trabajo espontáneo, no el mero cumplimiento de un penoso deber. 

El resultado de las oposiciones á premios, dice el Dr Maza, 
ha sido una palmaria confirmación de lo expuesto en el párrafo 
anterior. Los trabajos de los ejercicios de oposición sin auxilio 
de obras de consulta, han resultado con tendencias á la crítica 
literaria y no desprovistos de observaciones juiciosas, las cuales 
no suelen abundar en las producciones de los jóvenes alumnos. 
Y en este lugar merece el puesto de honor el distinguido opositor, 
Sr. Osear Díaz Albertini. Estos lisonjeros resultados inclinan al 
informante á la opinión de continuar con el método práctico teó- 
rico que sigue en sus trabajos de lección diaria. 

Cierto que con ser tan satisfactorias las pruebas solo pueden 
significar un cambio de dirección impreso en el objeto y forma 
del estudio; pero este cambio siempre es laborioso y lento; el 
Dr. Maza puede felicitarse de haber dado solución á tan difícil 
problema. 

Los alumnos de hoy, continúa diciendo el Dr. Maza en su in- 
teresante informe, familiarizándose con la lectura de los clásicos, 
sienten más amplio el horizonte de su pensamiento que les lleva 
á nuevos estudios, á la armonía con que el mundo intelectual une 



142 



las artes con las ciencias, el mundo moral, los derechos con los 
deberes y el mundo físico la materia con la fuerza. 

Como consecuencia de todo lo que lleva dicho, surge para él 
una reforma que ya han señalado algunas personalidades nota- 
bles en el cuerpo docente de la República; es la reforma que ha 
tiempo reclaman nuestros exámenes. 

Los exámenes llamados de prueba de curso, cree él que ca- 
recen de sentido para el profesor, el cual á diario está recibiendo 
pruebas reales.de la capacidad, carácter y dedicación de cada uno 
de los educandos que se le confian. 

¿Qué puede aumentar el concepto formado durante todo el 
tiempo de un curso de trabajo, de impresiones diarias que el pro- 
fesor recoge? ¿Qué puede aumentar á todo eso la respuesta impro- 
visada en el acto imponente que para el alumno representa un 
proceso ante el Tribunal, sin defensor, compuesto exclusivamen- 
te de ñscales? 

Los exámenes actuales, tales como son, pugnan con el con- 
cepto de la enseñanza moderna. Lejos de ser una comprobación, 
toman el carácter de severa y única investigación ; en ella el pro- 
fesor, el amigo del aula, se transforma como por encanto en juez 
impasible; las atinadas respuestas, los concienzudos trabajos de 
la clase no están en el Tribunal para defenderlo. 

El acto del examen es un momento angustioso ; de este solo 
momento depende, como del momento en juego del azar, la suerte 
de quien á él se somete ; es un acto de terrible disyuntiva : mo- 
mentos de inspiración ó de miedo. Si prevalece el segundo, el jus- 
to Tribunal lanzará al rostro del candidato la calificación de 
Suspenso, 

La reforma es una necesidad imperiosa; el Dr. Maza no se 
siente autorizado para proponer las bases. 

Esta Dirección no participa en absoluto de la opinión de este 
distinguido profesor acerca de los exámenes, medio de selección 



143 



necesario é indispensable. Los exámenes verdaderos son y serán la 
mejor medida de las capacidades de los alumnos y la mejor ga- 
rantía de sus derechos. 

Es cierto que los exámenes, desde el punto de vista pedagó- 
gico, encierran muchos y muy interesantes problemas, como son 
los siguientes : si deben ser de ingreso, de asignaturas ó de grado, 
ó si deben suprimirse algunas de estas pruebas; en qué deben 
consistir, de cuantos ejercicios deben constar; las garantías que 
deben exigirse para que tengan las condiciones necesarias de se- 
riedad y autenticidad; si deben ser iguales para toda clase de 
alumnos y para toda clase de materias; si los Tribunales deben 
estar constituidos exclusivamente por el profesorado especial ó 
por éste y el no oficial, 6 si debe dársele participación á personas 
extrañas al Cuerpo docente. 

Como se vé, el problema de los exámenes no es tan sencillo 
como á primera vista parece, no puede resolverse sin un minu- 
cioso estudio de cada una de las cuestiones que he indicado y otras 
que por no hacer demasiado extenso este informe no analizo, pe- 
ro (lue me propongo realizar en otra oportunidad. 

ASIGNATURA **B'\— INGLES. 

En esta asignatura se matricularon 196 alumnos, de estos, 
116 en el primer curso y 80 en el segundo. Concurrieron, además, 
como oyentes al primer curso 21 y 10 al segundo. 

Se examinaron solo 68, que obtuvieron las siguientes califi- 
caciones: 15 Sobresalientes, 8 Aprovechados, 29 Aprobados y 16 
Suspensos. 

El Catedrático titular de esta asignatura, Dr. Baralt, conti- 
núa empleando en sus explicaciones su método especial, que llama 
Armónico, por ser una combinación de los elementos que mejor 



144 



resultado han dado entre los sistemas llamados gramatical y de 
lectura entre los antií?uos, y el natural, el psicológico y el f ooético 
entre los modernos. 

Como todos los años se ajustó estrictamente al programa, ha- 
ciendo leer y traducir los trozos señalados del 4.' y 5.* libro de 
BaldwiUy y añadiendo en el 2." curso los trozos escogidos del Lec- 
tor Cubano, de Nicolás Heredia, para los ejercicios de versión 
del castellano al inglés que ordena la ley. Prestó particular aten- 
ción al estudio de la fonética de la lengua y á cultivar en los 
alumnos el hábito de pensar en inglés y formar sentencias ya ha- 
bladas, ya escritas, sobre todo lo leído y aprendido. 

Dio mucha importancia á la práctica de ilustrar las reg-las 
gramaticales y las principales reglas del idioma por medio de 
modelos. 

El resultado- de su enseñanza este año fué por lo general sa- 
tisfactorio, pero como hubo un número considerable de alumnos 
poco aplicados, tuvo necesidad de suspender algunos más que en 
los cursos anteriores, con cuya medida espera obtener mejores 
frutos en el entrante curso. 

El profesor indica la conveniencia de colocar mapas de Ingla- 
terra y los Estados Unidos, cuadros históricos de estas dos na- 
ciones y otros objetos, como retratos de sus hombres representa- 
tivos, escenas de la vida inglesa y americana, todo lo cual ser- 
viría eficazmente para la enseñanza objetiva y suministraría la 
atmósfera que es de desear y que los reformadores alemanes lla- 
man Realien, 

Por mi parte procuraré satisfacer los deseos de este distin- 
guido profesor, en cuanto sea posible, porque el excesivo número 
de alumnos mtriculados en los cursos de Inglés obliga á explicar 
la sección del Sr. Baralt en el Museo de Mineralogía, pues las 
demás aulas no tienen capacidad suficiente para este grupo. 

El Auxiliar de esta asignatura, Sr. Leonardo Jorrín, conti- 
nuó el método que di á conocer en mi informe anterior, siguiendo 



145 



en un todo el movimiento reformista que hoy se proclama en la 
enseñanza de las lenguas vivas en Alemania é Inglaterra. 

Los alumnos leyeron más de 86 páginas en el 5." libro de 
Baldwin, en los dos cursos. Llama la atención acerca del contras- 
te notable que presenta la clase del 2." curso de este año con la 
misma del año de 1900. Hicieron oposición al premio 6 de sus 
alumnos y todos se dieron á entender perfectamente en inglés en 
la lectura de sus trabajos y en las contestaciones que dieron á^ 
las preguntas que se les hicieron. 

Para el año próximo se han mandado á buscar nuevos carte- 
les de Holzel, de la serie moderna. 

El Sr. Jorrín está haciendo estudios de libros de lectura 
porque el que se usa hoy en día, tiene, á su juicio, algunos graves 
defectos. 

En su informe parcial, el Sr. Jorrín insiste en llamar la aten- " 
ción acerca del gravísimo y radical defecto del examen de ingre- 
so en lo que se refiere á idiomas. Ese examen no tiene para él 
valor alguno, pues se califica por mayoría de asignaturas y no 
por cada una de éstas, como cree él que debe hacerse ; pues se dá 
el caso de que un alumno, al hacer el examen de ingreso, no sepa 
ni la primera letra del alfabeto inglés y porque conteste muy bien 
en Geografía é Historia, Aritmética, Geometría y Fisiología, sea 
aprobado, de este modo los alumnos se presentan en el primer cur- 
so sin haber estudiado nunca el idioma inglés, y cuando la Orden 
núm. 267 supone que debía tener lo menos un año de preparación. 

Pudiera evitarse este inconveniente haciendo la votación co- 
mo se hace el examen, por signatura, pero esto á su vez tiene tam- 
bién otros inconvenientes. No está en mis atribuciones modificar 
los preceptos legales. La cuestión propuesta por el Sr. Jorrín está 
comprendida en las que señalé al ocuparme de la opinión del 
Dr. Maza, acerca de los exámenes y merece, como aquella, un 
estudio más detenido. 

El Sr. Jorrín propone que las páginas de que consta la tra- 



]4(S 



dueción se den á conocer desde principios de curso á los colegios, 
y que en los exámenes deben repartirse al azar en párrafos nu- 
merados, pues amenudo sucede que los alumnos de enseñanza 
privada no llenan todas las materias del examen. 

Xo me he creído autorizado á introducir esta modificación, 
porque el señalamiento previo de los pasajes de la obra que han de 
servir para la traducciíSn, está opuesto al espíritu y á la letra de 
4a Orden número 267. 

El 8r. Jorrín piensa que debe abolirse en el examen el ejer- 
cicio de traducción del español al inglés, pues no habiendo más 
que dos años de estudio, resulta muy difícil y de peligrosa apli- 
cación; su principal empeño es evitar que en los primeros años 
el alumno haga esa traducción, por eso se llama directo ese mé- 
todo, porque va de la idea á la palabra inglesa, directamente, sin 
mencionar para nada la correspondiente palabra española. 

En este particular la opinión del Sr. Jorrín está en oposición 
á lo que previene la referida Orden número 267, no obstante es de 
tenerse en cuenta la poderosa razón expuesta por el Sr. Jorrín; 
pudieran evitarse los inconvenientes que señala, manteniendo, 
como propuse en mi informe del año anterior, el estudio de las 
lenguas vivas, así como el de la nacional durante todos los años 
de la Segunda enseñanza, auque fueran los tres últimos, por me- 
dio de dos lecciones semanales. 

ASIGNATURA *'C^\— FRANGES. 

Se matricularon en esta asignatura 29 alumnos y concurrieron 
como oyentes 9. De los primeros, 21 pertenecientes al primer curso 
y 8 al segundo, y de los oyentes, 6 al primero y 3 al segundo. Solo 
se examinaron 4 alumnos oílciales que obtuvieron las calificaciones 
de Aprovechados, 3 y Aprobados, 1. 

Durante el presente año académico se sirvió el Sr. Diago del 
libro Darive y Fleuri titulado ** La prémiere Année de Grammaire*' 
en el cual los alumnos han ido estudiando los preceptos elementa- 



j 



147 



les de la Gramática francesa, para aplicarlos en seguida en los 
ejercicios prácticos de análisis gramaticales y traducción así co- 
mo en la composición de frases que escriben al dictado. Para la 
lectura y traducción empleó los trozos escogidos de Super. 

En cuanto á las modificaciones que cree deben introducirse 
en esta asignatura, repito ahora lo que manifesté á Vd.. por indi- 
caciones del Sr. Diago, en mi informe del año anterior. 

En aquella fecha llamé la atención de Vd. acerca de la conve- 
niencia de que se establecieran tres cursos de francés en vez de 
los dos que hoy existen; es decir, que si el llamado Curso Pre- 
paratorio ha de subsistir, se mantuviera en realidad para la en- 
señanza del idioma francés, como para la del inglés, y si ha de 
suprimirse dicho Curso preparatorio se aumente en uno más el 
estudio del francés, de modo que sean siempre tres cursos por 
lo menos y no dos los que constituyan esa asignatura; porque 
resulta en verdad muy corto el tiempo concedido á la enseñanza 
de ese idioma si se tiene en cuenta que deduciendo de cada año 
los días de fiesta y el período de vacaciones solo quedan cinco 
ó seis meses de clase. Esto hace un total de 10 ó 12 meses para los 
dos cursos hoy existentes, durante los cuales los alumnos no tie- 
nen más ocasión de oir hablar el francés que la que les brinda 
la hora que dura la clase. 

Llamo la atención de Vd. acerca de la decadencia de los estu- 
dios de la lengua francesa desde que el Gobierno interventor im- 
puso la enseñanza del inglés. Uno y otro idioma son de gran utili- 
dad como elementos de cultura general y de preparación para los 
estudios superiores; sería muy conveniente que ambas lenguas 
se hicieran obligatorias como lo son en la Escuela de Comercio 
y en la mayor parte de los Institutos y Liceos extranjeros. 

Para evitar que los alumnos se examinen de ingreso en in- 
glés y después se matriculen en francés, desde el próximo curso 
se le exigirá al aspirante la declaración del idioma que vá á estu- 
diar y en este se le examinará en los referidos exámenes de in- 



14K 



f?reso; de este modo se evitará en cuanto sea posible el mal que 
con razón señala el Sr. Diago. 

ASIGNATURA **D''.— GEOGRAFÍA UNIVERSAL. 

El excesivo número de alumnos matriculados en esta asigna- 
tura, 163, me oblifró á dividir la clase entre el Titular Sr. Rodrí- 
guez de Armas y el Supernumerario Sr. Miguel La vestida. A este 
curso concurrieron 22 oyentes. 

De los 97 matriculados en Geografía Universal, 13 obtuvie- 
ron la calificación de Sobresalientes, 18 Aprovechados, 36 Apro- 
bados, 8 Desaprobados y dejaron de presentarse á examen 22. 

Durante el curso se dieron nociones generales de Geoprrafía 
Astronómica, Física y Política, teniendo presentes las materias 
consignadas en el Elenco de esta asignatura y después una des- 
cripción general de los cinco continentes y de cada uno de los 
países en ellos comprendido, abarcando la situación astronómica, 
límites, extensión, población, orografía, hidrografía, clima, pro- 
ducciones, estado intelectual, militar y económico, en etnografía 
é idiomas, gobiernos, religiones, divisiones y topografía. 

En el curso de las explicaciones y al preguntarles diariamente 
á los alumnos, lo hicieron siempre ante los mapas, láminas y esfe- 
ras de que dispone el Profesor, enseñándoles su manejo. 

El promedio de la asistencia durante el año fué muy satis- 
factorio. 

No pudo utilizarse en este curso el aparato de proyecciones 
por no haberse recibido á tiempo las láminas encargadas á París. 

HISTORIA UNIVERSAL 

Se inscribieron en esta asignatura 66 alumnos, de los que 12 
la aprobaron con la nota de Sobresaliente, 11 con la de Aprove- 
chado, 22 con la de Aprobado, 1 con la de Desaprobado y dejaron 
de presentarse á examen 20. 

Los dos profesores de esta asignatura insisten, como lo hieie- 
ron en el informe del año anterior, en la necesidad de consagrar 



149 



un curso más á la enseñanza de esta asignatura. Cree el Profesor 
titular, Dr. Rodríguez de Armas, que pudiera dividirse la asig- 
natura en dos cursos, formados uno por la prehistoria y la Edad 
antigua y el otro por la Edad Media y Moderna. 

Los límites, dice el aludido Profesor, que hoy abraza la His- 
toria, son tan extensos que abarca el estudio de la vida humana 
en sus múltiples manifestaciones y procura reflejar la cultura 
de cada pueblo en los diversos períodos históricos, conjuntamen- 
te con su desenvolvimiento político, con tal extensión y compleji- 
dad resulta difícil para ambos profesores explicarla en un solo 
curso. Esta es la razón por qué no han podido dar ni siquiera una 
idea general de la interesantísima historia europea y americana 
del siglo XIX. 

El Dr. Rodríguez de Armas procura constantemente en sus 
explicaciones seguir los modernos derroteros de la enseñanza de 
la Historia preconizada en los Congresos Internacionales de Pa- 
rís, de 1900 y de Roma de 1903, aunque luchando con los incon- 
venientes de no disponer de un libro de texto adecuado. 

A este respecto, el Profesor auxiliar Sr. Miguel A. Lavastida, 
me dice en su informe que conociendo las dificultades que ofrecen 
los libros de texto de esta asignatura, tiene por costumbre expli- 
car las lecciones el día que las señala y entonces presentar los co- 
nocimientos bajo todos sus aspectos y relaciones, y como resumen, 
escribe en la pizarra en breves tesis ó les dicta á los alumnos los 
puntos esenciales de la lección. 

El Dr. Rodríguez de Armas cree muy conveniente organizar 
un Museo ó Gabinete para la enseñanza de la Historia lo mismo 
que existe en el Instituto para las asignaturas de Física é Histo- 
ria Natural y un Laboratorio para la de Química. En las princi- 
pales Universidades y Liceos extranjeros, dice, existen esos Ga- 
binetes para la enseñanza de la Historia, dándole así un carácter 
realista muy conveniente para hacerla comprensible á los alumnos. 
En ese Gabinete pueden reunirse cuadros, mapas, láminas, re- 



150 



producciones de monumentos y de cuantos objetos de arte y de 
arqueología den á conocer la vida humana y su desenvolvimiento ; 
de este modo se facüitaria su comprensión y la acción de la memo- 
ria al mismo tiempo que se despertarían asociaciones de ideas 
que no se podría hacer con una enseñanza meramente teórica ó 
especulativa. 

Este es el novísimo procedimiento para la enseñanza de la 
Historia recomendado y puesto en práctica en las principales na- 
ciones de Europa y que merece por su bondad y extraordinario 
alcance implantarse entre nosotros. 

El proyecto del Dr. Rodríguez de Armas me parece tan útil 
que desde luego lo acojo con agrado y le prestaré mi apoyo más 
entusiasta, el mismo que espero le dispensará Vd., pues además 
de la utilidad que proporcionará á los alumnos será un elemento 
más de cultura para el país. 

ASIGNATURA **E'— MATEMÁTICAS. 

Se matricularon en este Grupo 315 alumnos distribuidos del 
siguiente modo: Aritmética 110, Algebra 114, Geometría 59, Tri- 
gonometría 32. Concurrieron 91 oyentes ; de éstos, 29 de Aritmé- 
tica, 31 de Algebra, 17 de Geometría y 14 de Trigonometría. 

De los alumnos de Algebra 84 fueron Aprobados, 3 Desapro- 
bados y dejaron de presentarse á examen 23. De los de Algebra, 
66 fueron Aprobados y Desaprobados 3, y dejaron de examinarse 
45. De Geometría fueron aprobados 40 y dejaron de examinarse 
19. En Trigonometría 3 obtuvieron la caliñcación de Sobresalien- 
te, 5 la de Aprovechados, 10 Aprobados, y perdieron el curso, por 
no haberse presentado á examen, 14. 

El excesivo número de alumnos de este Grupo me obligó á di- 
vidirle entre el Catedrático titular, Sr. Alejandro Muxó y los dos 
auxiliares Sres. Rodríguez Feo y García Ayllón. 

Los tres profesores del Grupo insisten nuevamente en la con- 
veniencia de dividir la enseñanza de las Matemáticas en cuatro 



151 



cursos, de la manera siguiente: Aritmética, Algebra, Geometría 
y Trigonometría. Las tres primeras explicadas diariamente, con 
el fin de darles la mayor amplitud posible, dentro de los límites 
de las Matemáticas, que deben tener estos Institutos y tengan 
tiempo suficiente los alumnos para los ejercicios prácticos orde- 
nados por la Ley. La de Trigonometría debe ser alterna con un 
curso de complemento de Algebra, en el cual estudien la teoría 
combinatoria, el análisis indeterminado, las fracciones continuas, 
los principios fundamentales de las funciones determinadas y 
adquirir los conocimientos completos de las propiedades de los 
polinomios en particular y de las ecuaciones de primero y se- 
gundo grado. 

Esta modificación es tanto más indispensable, cuanto que uno 
de los Profesores auxiliares, el Dr. Rodríguez Feo, no pudo ter- 
minar el Algebra, llegó en sus explicaciones hasta las ecuaciones 
de primer grado con una incógnita, y el otro, el Sr. García Ayllon, 
aunque dio toda la asignatura, lo hizo muy ligeramente. 

A mi vez llamo la atención de Vd. acerca de este particular 
que juzgo de mucha importancia para que lo tome en conside- . 
ración cuando llegue el momento de modificar el actual plan de 
estudios ó haga que el Honorable Presidente de la República lo 
proponga al Congreso en un Mensaje especial. 

ASIGNATURA **F''.— FÍSICA Y QUÍMICA. 

Se matricularon en este Grupo 176 alumnos, distribuidos 
del siguiente modo : 54 en Física de primer curso, 59 del segundo 
y 63 en Química. 

Concurrieron 41 oyentes. De los alumnos de Física del pri- 
mer curso, 9 fueron Aprobados y 3 Desaprobados, dejando de 
examinarse 42. En Física, segundo curso, obtuvieron la califica- 
ción de Sobresaliente, 4, de Aprovechados 9, de Aprobados 3 y 
dejaron de presentarse 20. En Química, 3 obtuvieron la califi- 



152 



cación de Sobresaliente, 8 la de Aprovechados, 24 lá de Aproba- 
dos, y dejaron de examinarse 28. 

El Plan que siguió el Dr. Alamilla en el desarrollo de las 
asignaturas de este Grupo fué en la parte teórica y práctica el 
mismo exactamente que en los años anteriores, introduciendo, 
desde luego, aquellas nociones correspondientes á las nuevas ad- 
quisiciones de la ciencia. 

Ya en mi informe anterior, á propuesta del Sr. Alamilla, 
llamé la atención de Vd. acerca de la conveniencia de nombrar 
un mecánico con im sueldo de $ 50, para que se ocupase de 
las reparaciones de aparatos, construcción de otros y arreglos 
que á cada momento ocurren, no solo en los Gabinetes sino en to- 
do el Instituto, cuyos trabajos se pagan á precio muy alto y no 
siempre los hacen satisfactoriamente, por no estar presente el 
Profesor de Física para dirigirlos. Esto produciría evidentemente 
una economía. Si Vd. lo juzga conveniente podría autorizarme 
para incluirlo en el próximo Presupuesto. 

asignatura '*g'' 
cosmología, biología e historia natural 

Se matricularon en este Grupo 71 alumnos, distribuidos de 
la siguiente manera : En Historia Natural 55, en Cosmología 8 y 
en Introducción á la Biología, 8 ; concurrieron 14 oyentes. De los 
matriculados en Historia Natural, 11 obtuvieron la calificación 
de Sobresaliente, 8 la de Aprovechado, 14 la de Aprobado y de- 
jaron de presentarse 32. 

De los de Cosmología y Biología, obtuvieron la calificación 
de Sobresaliente 5 y dejaron de presentarse 3. El Dr. Felipe Gar- 
cía Cañizares, Profesor de este Grupo, siguió el mismo plan que 
indiqué á Vd. en mi informe del curso anterior. Las clases prác- 
ticas de Fitología se dieron en el Jardín Botánico. 

Como modificación que debe hacerse en este Grupo, el doc- 
tor Cañizares indica, y yo estoy conforme con su modo de pensar, 



153 



la necesidad de que se hagan obligatorias la Cosmología y Bio- 
logía. Sin el conocimiento de las materias que comprenden estas 
asignaturas, no es posible tener la cultura general a que debe as- 
pirarse en la enseñanza secundaria. La experiencia de estos años 
basta para demostrar que nuestra juventud no estudia, salvo ra- 
ras excepciones, para adquirir conocimientos, sino para alcan- 
zar el título de Bachiller. Es harto sensible que nuestros Bachi- 
lleres de hoy desconozcan completamente fenómenos como los 
meteorológicos, como el volcanismo y tantos otros que por su im- 
portancia y por el interés científico que despiertan en todo hom- 
bre medianamente pensador, debieran no haber quedado rele- 
gados, como lo están ahora, poco menos que al olvido. 

Es también necesario que los alumnos estudien en un curso 
anterior al de Zoología, la Anatomía y Fisiología humana, pues 
esas indispensables nociones preliminares le han hecho retardar 
de dos a tres meses las explicaciones de su verdadera asignatura, 
faltándole después tiempo para completarla. 

Esta es sin duda la razón por la cual en ninguno ó casi en 
ninguno de los establecimientos similares del extranjero falta 
dicha asignatura de Fisiología y Anatomía, bien con este nom- 
bre, bien con el más general y lato de Antropología. 

ASIGNATURA *^H^' 
LÓGICA, sociología Y ENSEÑANZA CÍVICA. 

Se matricularon en este Grupo 1-10 alumnos ; 73 en Lógica y 
Nociones de Psicología, 64 en Enseñanza Cívica y 3 en Introduc- 
ción á la Sociología. Concurrieron 9 oyentes. En Lógica y Nocio- 
nes de Psicología, obtuvieron la calificación de Sobresaliente 1, 
Aprovechado 1, Aprobados 17 y Desaprobados 8; dejaron de 
examinarse 46. En la Enseñanza Cívica hubo 5 Sobresalientes, 3 
Aprovechados, 14 Aprobados, 2 Desaprobados y 40 dejaron de 
presentarse á examen, lo mismo que los 3 que se habían matricu- 
lado en Introducción á la Sociología. 



154 



El número de alumnos me obligó á dividir la enseñanza de 
la Lógica y de la Cívica entre el Profesor titular Dr. Eduardo 
Desvemine y el Auxiliar Dr. Lorenzo Erbiti. 

La deficiencia más seria de que adolecen los alumnos del 
Instituto, me dicen ambos profesores en su informe, consiste en 
la propensión muy acentuada en casi todos ellos de estudiar sin 
pensar, es decir, aprendiéndose de memoria una serie de contes- 
taciones que usan después, pudiera decirse que mecánicamente, 
cuando creen llegada la ocasión. Muy pocas veces se les vé am- 
pliar sus conocimientos por sí mismos por medio del raciocinio; 
les cuesta un trabajo inmenso llegar aun á las más inmediatas 
consecuencias de lo que se les ha enseñado, y esto último, si lo 
que retienen es precisamente en la misma forma en que lo han 
aprendido. 

Todo esto indica una gran pereza intelectual y la carencia 
de interés en los cursos que siguen. El afán es ganar el año, en el 
expediente, en el papel, pasar el examen de cualquier modo, pre- 
ocupándose poco de todo lo demás. 

Los esfuerzos de los referidos profesores desde hace algún 
tiempo, van encaminados á corregir esos deplorables hábitos 
mentales, obligando al alumno á pensar, á resolver problemas 
constantemente, á llegar por sí mismos ó auxiliados por ellos, 
á las consecuencias de las premisas que se les explican. Y para 
ello han adoptado el sistema de las explicciones orales, interrum- 
pidas constantemente por frecuentes preguntas que obligan á sus 
alumnos á seguirlos con atención y á hacer esfuerzos por rete- 
ner ideas y teorías y no meras palabras. 

De este modo, cuando el alumno estudia en su casa una ma- 
teria que le ha sido explicada en clase, ya se le ha llamado la 
atención sobre sus dificultades, su importancia, su aplicación prác- 
tica y su alcance científico, antecedentes que sirven indudable- 
mente para* avivar su interés. Y como cuando al ser interrogado 
posteriormente sobre el mismo asunto se le prohibe que repita 



155 



las palabras textuales del texto ó de las explicaciones, se vé en- 
tonces de nuevo el discípulo en la necesidad de pensar á fin de 
traducir sus ideas en su propio lenguaje. 

Por último, en el estudio de la Lógica, fieles á las indicacio- 
nes del Plan de estudios, obligaron á sus discípulos á innumera- 
bles ejercicios prácticos. 

En los años anteriores, con este sistema lograron formar un 
núcleo de buenos estudiantes, que les llenó de esperanza; pero 
el curso actual no ha correspondido á los esfuerzos en la medida 
de los anteriores. 

En cuanto al examen de este Grupo, creen los mencionados 
profesoras (jue la esfera que se le ha señalado al escrito, de la 
asignatura Nociones de Psicología y Lógica es muy restringida á 
los datos psicológicos de la Lógica; y en cambio les parece de- 
masiado vasta la de la Enseñanza C^ica : aplicación de los prin- 
cipios generales del Estado, Gobierno y libertad individual, a la 
Historia política de Cuba en cualquiera de sus períodos. 

III 
ASIGNATURA **A" 

PRACTICA DE COMERCIO, TENEDURÍA DE LIBROS 
Y CONTABILIDAD. 

Se matricularon en esta asignatura 24 alumnos, 11 en Cálcu- 
los Mercantiles, 10 en Teneduría de Libros y 3 en Contabilidad. 
En Cálculos Mercantiles, 1 obtuvo la calificación de Aprovecha- 
do, 7 la de Aprobado y 3 dejaron de examinarse. En Teneduría 
de Libros, hubo 7 aprobados, dejando de examinarse 3, y en la 
Práctica de Comercio, 1 Sobresaliente y 2 Aprovechados. 

El Profesor de este Grupo, Sr. Antonio Lazcano, empleó el 
mismo método que le di á conocer en el informe anterior. Obser- 



156 



vó que los alumnos de este año vinieron mejor preparados, lo que 
le proporcionó mejores resultados en su enseñanza. 

Y llama desde luego la atención acerca del escaso tiempo de 
tres horas semanales para la enseñanza del Cálculo Mercantil. 
Cree necesaria la asignación en el Presupuesto de alguna canti- 
dad para el establecimiento de una oficina, laboratorio y Museo. 
que dispone el artículo 3 de la Orden número 470 de 1900. 

Por mi parte me propongo con las cantidades asignadas 
en el Presupuesto actual á material ordinario y científico y con 
otras iniciativas, que más tarde comunicaré á Vd., satisfacer los 
deseos de todos los profesores de la Escuela de Comercio en lo que 
á esos puntos se refiere. 

asignatura **b'^ 
estadística, geografía industrial y comercial. 

En esta asignatura se matricularon 14 alumnos. De estos, 9 
en la de Estadística y 5 en la de Geografía Industrial y Comercial. 

De los 9 alumnos de Estadística, 1 obtuvo la calificación de 
Sobresaliente, 5 la de Aprobados y dejaron de examinarse 3. En 
Geografía Industrial y Comercial obtuvieron la calificación de 
Aprovechados 2, 2 la de Aprobado y uno dejó de presentarse á 
examen. 

El Profesor, Dr. Ignacio Remírez, reproduce en todas sus 
partes el informe parcial del curso anterior, en todo lo referente 
al método de su enseñanza é insiste en la falta de preparación de 
los alumnos que asisten á esta clase, especialmente en Aritmética 
y Algebra, lo cual demuestra que es imposible en el tiempo regla- 
mentario adquirir los conocimientos más precisos en estas asig- 
naturas y que es de imperiosa necesidad que á los matriculados 
en la Escuela de Comercio se les den cursos completos de Arit- 
mética y Algebra. 

A fin de evitar este mal y que puedan adquirir los alumnos la 
preparación conveniente para el estudio provechoso de la Esta- 



157 



distica, me propongo en el próximo curso encomendar especial- 
mente á uno de los auxilares de Matemáticas la explicación de las 
asignaturas de Aritmética y Algebra á los alumnos de Comercio. 

Insiste igualmente el Sr. Remirez en la conveniencia de que 
el estudio de la Economía política preceda al de la Estadística. 

asignatura **c'' 

economía política y hacienda publica 

legislación mercantil 

derecho internacional mercantil 

En esta asignatura se matricularon 29 alumnos, 20 en Econo- 
mía política, 4 en Legislación Mercantil y 5 en Derecho Interna- 
cional Mercantil. En Economía política obtuvieron 2 la califica- 
ción de Sobresalientes, 2 la de Aprovechados, 8 la de Aprobados, 
1 la de Desaprobado y dejaron de presentarse 7. En Legislación 
Mercantil, hubo 2 Aprovechados y 2 Aprobados, y los 5 de Dere- 
cho Internacional dejaron de presentarse á examen. En nada mo- 
dificó el Dr. José Alfredo Bernal el método que empleó en los cur- 
sos anteriores, el resultado fué igualmente satisfactorio, pues la 
mayoría de los alumnos demostraron afición é interés á sus res- 
pectivos estudios practicaron todos los ejercicios posibles en ar- 
monía con el actual sentido de la enseñanza y justificaron su apro- 
vechamiento en los exámenes de prueba de curso. 

El Dr. Bernal apunta otras reformas de suma importancia y 
de cuyo encarecimiento nadie podrá dudar, y que yo á mi vez he 
defendido también en uno de mis cursos inaugurales, y es la 
incorporación de la enseñanza de la Economía política á los estu- 
dios secundarios. Muchos publicistas y profesores la piden sin ce- 
sar, con acopio de razones, á sus Gobiernos respectivos. El Doc- 
tor Bernal, como profesor de esa asignatura, no quiere restarse 
á ese movimiento, pues reconoce que el estudio de la Economía po- 
lítica ofrece un carácter general. Los hechos ó cuestiones, dice. 



158 



del dominio de la Economía Política son los que más preocupan, 
los que más interesan, y los que más convienen al hombre, porque 
se refieren á algo esencial de la vida y de idéntica manera que 
se prepara á los jóvenes en las leyes de la Física y la Geogrrafía. 
por ejemplo, no es comprensible se les deje en la ignorancia de 
esas otras leyes tan provechosas en la vida social moderna. 

ASIGNATURA **D" 

Se matricularon en este Grupo 5 alumnos, de los que fueron 
aprovechados 3 y aprobados 2. 

El Sr. (iarcía Baylleres, en su informe parcial, insiste en 
repetir lo imposible que se hace explicar en un medio curso, liis- 
toria y Reconocimiento de Productos comerciales, cree que cuan- 
do menos debe darse en im curso completo. Cree igualmente ne- 
ce>sario, para que su enseñanza sea práctica y objetiva, la forma- 
ción de un Museo de productos naturales é industriales y de un 
laboratorio para el reconocimiento de estos productos. 

Ya en otro lugar indico á Vd. mis gestiones para el fomento 
de ese ^luseo y Laboratorio. 

CALISTENIA. 

Sensible es repetir que respecto del local destinado para es- 
ta clase continúe en idénticas condiciones, por no ser el apropia- 
do y carecer de los medios apropiados al objeto de ella. La cul- 
tura física de la juventud, dice el Dr. Porto, Profesor de la asig- 
natura, tal como se entiende hoy en el mundo científico, es objeto 
de preferente atención de todos los gobiernos. Su fin es altamente 
higiénico y en Higiene, el ejercicio debe considerarse no como 
un fin, sino como un medio de obtener algo que es superior á to- 
das las cualidades físicas. 

Las consideraciones que me hace el referido Profesor, son de 
tal interés que voy á permitirme trancribirle á Vd. algunos de 
los párrafos de su luminoso informe. 



159 



** Según la opinión del laureado profesor del Instituto de 
Francia, Dr. Fernando Lagrange, la salud consiste en el perfecto 
equilibrio de todas las funciones vitales''. El único medio de man- 
tenerlas en perfecto equilibrio es por medio del ejercicio, pero 
no como lo realizan los alumnos á mi cargo, en silencio, inmóvi- 
les, en sus filas y moviendo órgano por órgano, al cansado com, 
pás de dos, tres, del profesor, empezando por el cuello y conti- 
nuando por los brazos, hombros, pecho, cintura y piernas, hasta 
el número de mil ó más movimientos. Rodeado el local donde se 
dá la clase por Oficinas del Estado, donde es indispensable el más 
absoluto silencio, con una Estación de Policía y las Oficinas de la 
Secreta al frente, parece que asiste el alumno á un lugar de pe- 
nitencia y corrección y no al de expansión, donde el grito como 
el ejercicio pulmonar es una necesidad. La inmovilización es el 
peor de los suplicios, y el someter á ella á los alumnos en silen- 
ciosa fila para realizar sus ejercicios, es hacerles repulsiva y anti- 
pática una clase cuyo fin es tan altamente higiénico y moral. 

El ejercicio debe ser recreativo, prefiriendo los naturales, por 
ser los que todos pueden realizar con más ó menos perfección, 
como resulta con la carrera. Todavía vivimos con la idea fija en 
el antiguo Maestro de Gimnasio, que con un par de campanas 
sordas (vulgo palanquetas) hacía realizar á los alumnos innume- 
rables ejercicios, hasta obtener brazos de 38 ó mas centímetros; 
6 bien ejercitándolos en ejercicios acrobáticos cual si se tratara 
de hacerlos competir con los atletas de los circos. Hoy el fin es 
distinto: la cultura física tiende á mejorar la especie corrigiendo 
sus defectos, haciendo hombres saludables y resistentes, y utili- 
zando para ello todas las funciones de su organismo y en particu- 
lar el corazón y los pulmones. 

En toda Inglaterra (donde el Estado no interviene en la edu- 
cación) sería difícil encontrar un profesor de Gimnasio, pero en 
cambio lo sustituye el '*Full blue'' ó sea el vencedor en carreras, 
en luchas, en natación y tiene tal importancia el alcanzar este 



160 



honor, que en los periódicos ingleses, al so^' „ar un ^esor de 

instrucción en un Colegio ó ITniversidad, cq..3igna entre sus mé- 
ritos el haber sido **Full blue*' en tal ó cual ramo de sport en 
las Universidades de Cambraidge ó de Oxford. 

Que la juventud cubana, de inteligencia tan precoz, necesita 
regenerarse físicamente, es una verdad que no deja lugar a du- 
das. También es verdad que mucho se ha ganado y buenos ejem- 
plos tenemos en nuestro Cuerpo de Artillería, así como en la mu- 
jer cubana, que por la libertad y respeto de que goza, y princi- 
palmente por el ejercicio de la calle, no se le escapara al más des- 
preocupado cuanto ha ganado en esbeltez y belleza. 

Al contestar cada una de las partes objeto de su comunica- 
ción, debo comenzar por el método que empleo en sus resultados. 
¿Cuál otro pudiera emplearse, dadas las condiciones del local 
descrito que es el de formación del Profesor P. J. Harvey, Di- 
rector del Exeter Hall, y del Colegio de Educación Física de 
Londres? Separados los alumnos á bastante distancia uno del 
otro, con el doble objeto de que realicen sus ejercicios con toda 
libertad, y el de vigilarlos para que los ejecuten con toda perfec- 
ción, descubriendo los defectos de posición y mejorando por ejer- 
cicios determinados algunos defectos físicos, que más tarde anota- 
dos he comunicado á Vd. para que á su vez lo pusiera en conoci- 
miento de los familiares del alumno invitando á pasar por mi 
consulta, donde, sin estipendio alguno, les indicaría los medios 
de corregirlos. 

** Reitero á Vd. lo que en año anterior le manifesté respecto 
á la asistencia de los alumnos, y al local. La asistencia á clase no 
es la que debía esperarse, pero si se tiene en cuenta que ésta se 
dá en un lugar apartado del Instituto, y por lo tanto fuera de la 
influencia benéfica del centro escolar, así como la hora avanzada 
de la tarde en que terminan las clases de los alumnos, se hace di- 
fícil para muchos de los que viven en los barrios extremos de la 
ciudad la asistencia, por lo tarde que regresan á sus hogares; y 



ICl 



finalmente' i' poco ai/'^Hivo que resulta para los de cursos supe- 
riores, asistiendo á uhk clase donde van á ejecutar ejercicios en 
silencio y propios de principiantes. 

**E1 local debe ser cerrado á la vista del público, con una 
parte cubierta donde se colocarán suficiente número de perchas 
para que el alumno pueda desnudarse y $?uardar su ropa de ejer- 
cicio. También deben colocarse duchas é inodoros suficientes. 
El patio donde se practiquen los ejercicios debe ser de tierra 
muerta, cubierto de arena bien pisada y nivelada. Como útiles 
bastarán dos escaleras verticales una espaldera sueca, seis de hom- 
bro y seis de pecho, cien pares de palanquetas de una y dos libras, 
un trampolín para saltos de distancia y de altura, un dinanóme- 
tro y un espirómetro", 

CONSIDERACIONES OENERALES. 

Amplío las indicaciones particulares de cada Profesor, con 
otras consideraciones de carácter más general, hijas de mi obser- 
vación y de mis deseos de mejorar la Enseñanza y de elevar este 
Instituto al puesto que por su utilidad y su importancia le co- 
rresponde. 

1. — Mi atención se fijó desde el curso anterior en los perjui- 
cios que los alumnos reciben no teniendo sej?uidas las horas de 
clase en un mismo curso, y he tratado por todos los medios posi- 
bles de evitarlo. Hasta ahora solo he logrado que se dieran las 
clases del 4.° curso y del Preparatorio seguidas, y eso comenzando 
las del primero, por ser las mayores, á las siete de la mañana. 

En los otros cursos no he podido hacer la distribución de las 
clases de cada año sin solución de continuidad por muy diversas 
causas, unas inherentes al actual plan de estudios que permite á 
los alumnos matricularse en asignaturas de varios cursos, otras, 
el tener algunos profesores que explicar dos ó tres asignaturas de 
distintos cursos. No deja también de tener alguna influencia la 



162 



situación del edificio, enclavado en uno de los barrios más co- 
merciales y extremos de la ciudad, el menos apropósito para una 
institución docente, y además las deficiencias del local. 

Este no tiene capacidad para los Museos, Gabinetes, Labo- 
ratorios, Bibliotecas y Aulas. Esa insuficiencia no permite, como 
es mi deseo, preparar un salón para estudio y otro para conver- 
sación y recreo, á fin de que los alumnos no se vayan á la calle 
y á los muelles inmediatos en el intermedio de las clases, como 
viene sucediendo. No puede olvidarse que la edad de los alumnos 
asistentes á este Establecimineto reclama una constante vigilan- 
cia y una cuidadosa atención. 

2. — Reitero á Vd. la necesidad del nombramiento de dos Ca- 
tedráticos supernumerarios, uno para la Escuela de Comercio, y 
otro para los cursos de idiomas, que suplan á los Profesores en 
caso de enfermedad y no pierdan los alumnos, con grandes per- 
juicios para la enseñanza, algrunos días de clase, como sucedió en 
el presente curso por no tener con quien reemplazarlos en ese caso. 

3. — Al propio tiempo llamo su atención acerca de la conve- 
niencia de consignar en el próximo Presupuesto cantidad suficien- 
te para los auxiliares, que en cumplimiento de la Ley habrán de 
nombrarse por cada 50 alumnos, pues como habrá Vd. observado 
por la Estadística, el número de alumnos va en aumento en cada 
nuevo curso. Durante el presente cada una de las secciones en 
(lue dividí la asignatura de Geografía, se explicó con más núme- 
ro de alumnos del consignado en la Ley. 

En mi concepto, uno de los puntos más esenciales del actual 
plan de estudios, es la fijación de 50 como máximo de alumnos con- 
currentes á cada clase. Un profesor, cumplidor de su deber, no 
puede humanamente posible, explicar y hacer trabajar á mayor 
número de alumnos. El incumplimiento de este precepto, funda- 
mental en la moderna pedagogía, convertiría de nuevo á los 
profesores de hoy en los conferencistas de ayer, y haría, por 



ir)3 



consiguiente, fracasar una reforma llamada á dar excelentes 
resultados en la enseñanza secundaria. 

4. — En los dos años que llevo al frente de este Estableci- 
miento, he observado que con el actual plan de estudios, la ense- 
ñanza privada, ó sea la que se dá en los colegios incorporados al 
Instituto, va decreciendo lentamente. 

En el presente curso abonaron los derechos de inscripción 
137 alumnos. En los 153 actos de examen que realizaron, fueron 
calificados de Sobresalientes 19, de Aprovechados 35, de Apro- 
bados 71 y de Suspensos 28. 

En cambio la enseñanza libre alcanza cada día mayor desen- 
volvimiento; en este curso se inscribieron en ella 233 alumnos. 
De los 307 actos de examen que éstos verificaron, 50 obtuvieron 
la calificación de Sobresaliente, 74 la de Aprovechados, 138 la de 
Aprobados y 45 la de Suspensos. 

5. — Con el fin de despertar la afición á los estudios mercan- 
tiles y de dar mayor desenvolvimiento á la Escuela de Comercio 
anexa á este Instituto, y de darle toda la importancia que debe 
tener en un país de tan grande vitalidad agrícola y comercial, 
cumpliendo con el deber que me señala el Reglamento de este 
Establecimiento, convoqué á Junta de Profesores de la mencio- 
nada Escuela para que según previene el propio Reglamento, me 
propusieran cuanto les indicase su experiencia, conducente al 
mejoramiento de su enseñanza. En varias sesiones que celebró 
esa Junta de Profesores tomaron los siguientes acuerdos : 

1.* — Solicitar del Centro de Comerciantes é Industriales de 
la Isla de Cuba que permitiera á los alumnos que cursan los últi- 
mos años de la Carrera, la asistencia á las casas de comercio y 
Bancas para que se pusiesen al corriente de los procedimientos 
más usuales en ellas, se habituaran al orden y al trabajo, adqui- 
riesen relaciones y se pusieran en condiciones de ejercer sin di- 
ficultades el comercio. 



1H4 



2.** — Solicitar del mismo Centro nos ayudasen á organizar y 
fomentar un Museo Comercial, que ha de ser de grandísima uti- 
lidad para la enseñaza. 

3.* — Orgranizar una serie de conferencias sobre asuntos de 
interés para el Comercio y los alumnos. 

4.* — Solicitar de Vd., para que á su vez lo hiciera del Hono- 
rable Sr. Presidente de la República, becas de viaje para los 
alumnos aprovechados previa oposición ante todo el profesorado 
de la Escuela. 

Solicitar ijoialmente (jue los alumnos de los últimos cursos 
fuesen admitidos á las prácticas en las Aduanas y Oficinas de 
Contabilidad del Estado. 

6." — Solicitar (|ue para el nombramiento de Cónsules y Can- 
cilleres, como asimismo para los empleados de Aduanas y Ofici- 
nas de Contabilidad del Estado, se prefiera á los Profesores 
Mercantiles. 

7.". — Encariñar á los profesores de la Escuela la redacción de 
un informe de las modificaciones y cambios pertinentes en todos 
los estudios de la carrera comercial. 

Para cumplimentar los tres primeros acuerdos que están den- 
tro de mis atribuciones me diri|?í al Sr. Presidente del Centro de 
Comerciantes é Industriales de la Isla, y para que vea Vd. las 
fjestiones que en unión de los Profesores de la mecionada Escuela 
practiqué, ten^^o el jj^usto de transcribir las comunicaciones que 
entre la Dirección de este Instituto y la Presidencia de aquel 
Centro se cruzaron. 

** Habana, 14 d Septiembre de 1904. — Sr. Presidente del Cen- 
tro de Comerciantes é Industriales de la Isla de Cuba. — Señor: 
En este Instituto á mi cargo, existe como institución anexa al 
Instituto, una Escuela Comercial, la cual está llamada á prestar 
íírandes servicios al país y muy especialmente á nuestro comer- 
cio, educando convenientemente á los que hayan de dedicarse al 
tráfico mercantil. Pero estos fines no habrán de alcanzarse cora- 



165 



pleta y rápidamente sin vuestro auxilio. La Escuela de Comercio 
no se propone crear burócratas, sino á hacer comerciantes, ilus- 
trando á sus alumnos y poniéndolos en condiciones de luchar 
ventajosamente con Iqs que reciban la más esmerada educación 
comercial en los países extranjeros. Y para que esto se realice es 
muy conveniente que el comercio cubano, que lucha con las es- 
periencias de la realidad y recibe enseñanza práctica que solo ad- 
quieren en el ejercicio profesional, nos auxilie con sus datos y sus 
observaciones y permita á los que cursan los iiltimos años de la 
carrera á que asistan á las casas de comercio y de banca, sin que 
esto signifique obligación de colocarlos ó retribuirlos. De esta 
manera, al par que los conocimientos teóricos y prácticos, pro- 
pios de la enseñanza mercantil que se dan en la Escuela, recibi- 
rán en las casas de comercio las más usuales de nuestro mercado, 
se habituarán al orden y al trabajo, adquirirán relaciones y es- 
tarán al recibir el título de Profesores Mercantiles en condiciones 
para ejercer sin dificultades el comercio.Desea además la Esccuela 
de Comercio organizar y fomentar un Museo Comercial, que ha de 
ser de grandísima utilidad para la enseñanza. Para este trabajo 
cuenta también con vuestro concurso. Esto no es obra de un día, 
ni tienen estas colecciones la permanencia de otras de diversa 
índole, pues los procedimientos industriales varían, cambian los 
gustos, se descubren sustancias nuevas, se combinan materiales 
que antes no se mezclaban, y es necesario seguir paso á paso estas 
transformaciones constantes, que son la eterna labor del progreso 
industrial. Para ello seréis excelentes auxiliares, atentos como 
estáis á éstas mudanzas por vuestra misma profesión. Desea tam- 
bién la Escuela de Comercio, para establecer las buenas relaciones 
que deben existir entre ella y vosotros, organizar una serie de 
conferencias sobre asuntos de interés para el comercio, en las cua- 
les al par que la enseñanza que reciben los alumnos, se estudien 
problemas que sean útiles á nuestro tráfico comercial. La Escuela 
de Comercio se propone, además, obtener del Estado sumas nece- 



166 



sarias para establecer becas de viajes que se otorgarán á aque- 
llos alumnos que por sus méritos sean acreedores á ellas y les 
sirvan para estudiar en los centros industriales extranjeros y 
perfeccionar conocimientos ó especializarlos en determinadas ma- 
terias. Espera esta Dirección que no sea desatendida la solicitud 
de la Escuela de Comercio y que sean cada vez más cordiales las 
relaciones entre ésta y los Centros mercantiles. — De Vd. atenta- 
mente,— Eduardo F. Plá.'' 

A esta comunicación contestó el Sr. Presidente del Centro 
de Comerciantes con la sif?uiente: 

** Habana, 28 de Septiembre de 1904. — Sr. Director del Ins- 
tituto de Segunda Enseñanza de la Habana. — Señor: — En sesión 
extraordinaria celebrada por la Directiva de este Centro el día 
26 del mes actual, fué aprobado por unanimidad, acordándose 
publicarlo en el Boletín de la ('orporación y trasladarlo á Vd. ín- 
tcfrramente el informe que por disposición de la misma, ha pro- 
ducido la Sección de Comercio, respecto á los extremos que abra- 
za su atenta comunicación del día 14 y el cual, copiado á la letra, 
dice : — Sr. Presidente : — El Sr. Director del Instituto de Segrunda 
Enseñanza de la Habana, Dr. D. Eduardo F. Plá, ha dirigido con 
fecha 14 del corriente mes, una atenta comunicación al Sr. Presi- 
dente del Centro General de Comerciantes é Industriales de la 
Isla de Cuba, solicitando su apoyo moral en beneficio de los alum- 
nos que estudian en la Escuela Comercial que se halla estable- 
cida en aquel Instituto: — El artículo cuarto del Reglamento que 
rige á esta Corporación, dice: ^'Este Centro tiene por objeto 
mantener la cohesión más perfecta entre sus asociados, promo- 
ver el desenvolvimiento de sus intereses, defenderlos por todos 
los medios legales y apoyar cuanto tienda al mejoramiento y ex- 
tensión del comercio é industrias de esta Isla'\ Se halla dentro 
de los fines de esta Corporación el auxilio que demanda el Sr. Di- 
rector del Instituto de Segunda Enseñanza de la Habana, y aun- 
que así no fuera, son tales los términos en que se ha redactado la 



1G7 



comunicación y revelan en el Sr. Dr.- Plá el más noble propósito 
de que la enseñanza que se dá en el Instituto resulte lo más pro- 
vechosa y práctica y por otro lado honra de tal manera á esta Cor- 
poración, por la confianza que en ella se deposita, el escrito á que 
nos referimos, que desde lueg-o proponemos que la Directiva otor- 
gue la ayuda que solicita el Sr. Director del Instituto en la mejor 
forma y dentro de las circunstancias, medios y relaciones de que 
pueda disponer. — ^Por la Orden 470 de 16 de Noviembre de 1900, 
quedó establecida en el Instituto de Segunda Enseñanza la Es- 
cuela de Comercio. En ella se estudian por lo menos en tres años 
y con el auxilio de 4 profesores; en la Asignatura A, Cálculos 
Mercantiles, Teneduría de Libros y Contabilidad práctica de Co- 
mercio; en la asignatura E, Estadística, Geografía Industrial y 
Comercial; en la Asignatura C, Economía política y Hacienda 
pública, Legislación mercantil y Derecho Internacional mercan- 
til, y en la asignatura D, Historia del Comercio é Historia y re- 
conocimiento de productos comerciales. Los alumnos necesitan 
tener 14 años cumplidos y sufrir el examen de admisión que se 
exige para pasar á la Segunda Enseñanza. Con el conocimiento 
de estas materias, los idiomas, taquigrafía y mecanografía, se 
halla cada alumno, previo examen, en aptitud de obtener el gra- 
do de Profesor Mercantil. Desde luego que un número tan gran- 
de de asignaturas no puede estudiarse con profundidad en un 
espacio breve de tiempo, con tanta más razón cuanto que muchas 
de ellas son explicadas en días alternos, pero desde luego, los 
alumnos aplicados pueden salir del Instituto dotados de conoci- 
mientos y de aptitud suficiente para el ejercicio del comercio, y 
como en la actualidad no han podido establecerse las oficinas 
para trabajos prácticos de escritorios, banca, etc., el Sr. Director 
del Instituto se propone llenar aquel vacío y proporcionar á los 
alumnos de los últimos cursos la práctica necesaria para comple- 
tar los estudios teóricos. — Cuatro puntos concretos abraza la co- 
municación del Dr. Plá: pide en el primero que esta Corporación 



16S 



auxilie con sus datos y observaciones á la Escuela de Comercio 
y permita á los que cursan los últimos años de la carrera, que 
asistan á las casas de comercio y de banca, sin que esto signifi- 
que oblií?aci6n de colocarlos ó retribuirlos. Sobre el primer par- 
ticular no hay óbice de ninguna clase, y la Secretaría de esta 
Corporación debe estar propicia á suministrar los datos que exis- 
tan en el archivo y que se refieran á informes comerciales, así co- 
mo á contestar á cualquier consulta de índole comercial ó indus- 
trial. En cuanto se refiere al segundo particular, lo que puede 
hacer gustoso el Centro es recomendar é influir, para con sus 
asociados, propietarios de casas de comecio y de banca, á los 
alumnos para que en horas determinadas que se convengan, pue- 
dan asistir y aprender el movimiento de las expresadas casas. 
Desde luego que el Centro no puede obligar ni imponer la acep- 
tación de dichos jóvenes; pero no duda que designando el Sr. Di- 
ector del Instituto un número limitado de ellos en cada curso 
que reúnan condiciones de aplicación y de buena conducta, las 
gestiones del Centro han de dar resultado, tratándose de un co- 
mercio extenso é ilustrado, como es el de la ciudad de la Habana. 
Igualmente puede el Centro emplear su influencia para que di- 
chos jóvenes concurran á la Lonja de Víveres y á otros lugares 
donde puedan adquirir los alumnos conocimientos prácticos. — 
El segundo punto que abraza la comunicación se refiere al pro- 
pósito de organizar y fomentar un Museo Comercial, para cuyo 
intento también solicita el concurso de esta Corporación. En la 
medida de sus fuerzas, desde luego que debe estar también este 
Centro propicio á secundar la idea, obteniendo ejemplares y 
muestrarios de artículos que pueden ser adquiridos entre sus aso- 
ciados de toda la Isla. Ya el Sr. Director dice en su escrito que 
esto no es obra de un día; pero de todos modos debe prestar el 
Centro su incondicional cooperación. Se refiere el punto tercero 
al propósito de organizar una serie de conferencias sobre asuntos 
de interés para el comercio, en los cuales, al par que la enseñan- 



109 



za que reciben los alumnos, se estudien problemas que sean útiles 
á nuestro tráfico comercial En este caso, como en el anterior el 
apoyo del Centro debe ser incondicional en cuanto al propósito 
estando dispuesto á ponerse de acuerdo con el Sr. Director sobre 
las circunstancias de oportunidad, temas, oradores y sitios donde 
han de ser pronunciadas las conferencias. El cuarto asunto y úl- 
timo, de la comunicación, alude al proyecto de obtener las sumas 
necesarias del Estado para establecer becas de viaje que se otor- 
garán á aquellos alumnos que por sus méritos sean acreedores á 
ellas, y les sirvan para estudiar los centros industriales extran- 
jeros y perfeccionar sus conocimientos ó especializarlos en de- 
terminadas materias. Loable como los anteriores es el tema refe- 
rido y para cuando lle^e este caso debe estar dispuesto el Centro 
á aprovechar sus relaciones mercantiles y de amistad personal 
dé los miembros de su directiva para recomendar á los alumnuM 
á los Centros y comerciantes del extranjero, á fin de que sean bien 
acogidos y puedan obtener del viaje el beneficio que se persigue. 
Si la Directiva acoge este informe y lo hace suyo significará la 
opinión de los miembros que en la actualidad la constituyen, no 
pudiendo obligar al parecer de hoy á las Directivas que se suce- 
dan en el futuro; pero como los vocales son electos de entre los 
asociados por mayoría y la elección recae por lo general, en per- 
sonas de buen criterio y entusiastas, no hay que temer que en nin- 
guna época pueda faltar al Instituto de Segunda Enseñanza de la 
Habana la cooperación y el apoyo del ** Centro de Comerciantes 
é Industriales''. Los hombres y las Corporaciones no deben traba- 
jar solo para el presente sino también para el porvenir, y el con- 
curso que el * * Centro de Comerciantes é Industriales ' ' pueda pres- 
tar y preste á los alumnos de la Escuela de Comercio del Instituto 
de Segunda Enseñanza de la Habana, contribuyendo á que salgan 
profesores Mercantiles inteligentes y prácticos, ha de redundar 
en beneficio de esas mismas clases industriales cuyos servicios es- 
tán llamados á aprovechar en el día de mañana. Tal es la opinión 



170 



de la sección de Comercio que somete al más competente criterio 
de la Directiva. — Habana 23 de Septiembre de 1904. — Firmado: 
José María Berriz. — ^Louis V. Place. — Antonio González. — ^Lío que 
tengo el gusto de poner en conocimiento de Vd. para su satisfac- 
ción y efectos consiguientes. — De Vd. atentamente, P. Oamba. 
A esta comunicación contesté con la siguiente: 
Habana, Octubre de 1904. — Sr. Presidente del Centro de Co- 
merciantes é Industriales de la Isla de Cuba. — Señor: — En junta 
celebrada bajo mi presidencia, con los profesores de la Escuela de 
Comercio, anexa á este Instituto, se dio lectura á la atenta comu- 
nicación de ese Centro de fecha 28 de Setpiembre último, que con- 
tiene la más cumplida contestación á la solicitud sobre el apoyo 
moral en beneficio de los alumnos que cursan la enseñanza mer- 
cantil, demostrándose por todos y por mi la mayor satisfacción 
por haber sido perfectamente entendidos por ambos Centros, los 
laudables propósitos de proporcionar al país, y especialmente á 
nuestro comercio, profesores mercantiles inteligentes y prácticos. 
Y, dispuesto á poner en ejecución los beneficiosos acuerdos que 
ese Centro, por el digno conducto de Vd. se ha servido comunicar, 
se designa á los alumnos Gastón Ruiz y Comesañas, Ensebio Ro- 
dríguez Uvals y Alfonso de Juan y Rodríguez, como los en que se 
reúnen las mejores condiciones, para que, con su recomendación, 
puedan asistir y aprender en las casas de comercio, de banca, lon- 
jas de víveres y otros lugares de contratación, á las horas de doce 
á dos, todos los días laborables. Asimismo, ha quedado autorizado 
el Dr. José García Baylleres, Catedrático de la Asignatura *'D" 
en la que se comprende el estudio de la Historia y reconocimiento 
de productos comerciales, para todo lo referente á recibir ejem- 
plares y muestrarios y organizar y fomentar el Museo Comercial. 
Y, finalmete, los profesores aceptan el apoyo de ese Centro, para 
la organización de conferencias, esperando que se sirva señalar 
los temas ó asuntos que considere de oportunidad para estudiar- 
los, pudiendo ser alternativamente el sitio en que han de ser aque- 



171 



lias pronunciadas, el local del Centro, y el de este Instituto. Y, 
contando con la idoneidad de los profesores de esta Escuela, que 
se esmeran en la enseñanza teórica y práctica de sus estudios y el 
auxilio que se le acaba de otorgar por ese ilustrado Centro, no 
abrigo duda del fecundo resultado de esas relaciones para obtener 
una armonía común y hombres científicos en el ejercicio profesio 
nal de la carrera mercantil y con aptitudes para mejorar y exten- 
der el comercio é industria de esta Isla. — ^De Vd. atentamente. — 
Dr. Eduardo F. Plá. 

8.° — Los avisos mensuales á los padres y tutores de la aplica- 
ción, conducta y asistencia de los alumnos, que establecí al hacer- 
me cargo de la Dirección, continuaron dando los resultados que 
me prometí, pues los estudiantes concurrían á la Secretaría del 
Instituto á enterarse de las calificaciones de sus respectivos pro- 
fesores antes de que se las remitieran a sus padres y éstos las re- 
clamaban cuando no las recibían ó visitaban el Establecimiento 
cuando no les satisfacían las calificaciones. 

Estos avisos contribuyeronj por otra parte, á que la asisten- 
cia á las clases fuera buena durante todo el curso y el promedio 
se mantuviese en todas entre 40 y 45 alumnos. 

Con los esfuerzos de los profesores que dan ejemplos de orden 
de moralidad y de fidelidad en el cumplimiento de sus deberes; 
con la limitación del número de 50 alumnos para cada clase, que 
marca la Orden número 267, con los lazos de afecto y de intimidad 
que por estas circunstancias se han establecido entre profesores 
y alumnos; con el interés que los trabajos prácticos despiertan 
entre los educandos, la disciplina del Establecimiento se mantuvo 
inalterable, hasta el punto de no haber tenido que lamentar nin- 
gún desorden ni presenciar aquellas huelgas escolares en los me- 
ses de vacaciones, tan comunes en épocas anteriores y que se in- 
tentaron promover en el curso anterior. 

Solo se celebró un Consejo de disciplina por una falta á un 
profesor cometida fuera del Establecimiento por un alumno de la 



172 



Escuela de Comercio. En razones á los descargos que en el juicio 
expuso el acusado, á las declaraciones de sus compañeros y á su 
billante hoja de estudios, el Consejo acordó como pena, una amo- 
nestación pública en clase, que la Dirección cumplió según lo pre- 
venido en el Reglamento. 

Aparte de este hecho, que no revistió gravedad, tanto en las 
clases como fuera de ellas, todos los alumnos observaron una con- 
ducta ejemplar, acompañada de gran respeto para los Catedrá- 
ticos y demás empleados del Establecimiento, prueba evidente del 
cambio radical que en la disciplina y en la educación han expe- 
rimentado en la actualidad los jóvenes concurrentes al Instituto. 

9.* — En mi discurso inaugural de 1902 á 1903, indiqué la con- 
veniencia de crear, en este Instituto, una Escuela especial de 
Agricultura, donde en un período de dos á tres años pudieran los 
alumnos adquirir los conocimientos indispensables para el ejer- 
cicio práctico' del cultivo de los campos, recibiendo á la conclusión 
un certificado ó título de Perito Agrónomo ; estudios que los que 
quisieran podrían extender y perfeccionar en la Escuela de Agro- 
nomía de la Universidad, como lo hacen hoy sin la suficiente pre- 
paración y donde obtendrían el título de Ingenieros Agrónomos. 
Esta Escuela podría sostenerse con muy poco costo pues el Ins- 
tituto cuenta con el material necesario de enseñanza y campo don- 
de hacer los estudios exeprimentales y de aplicación. Esta Escuela 
y la de Comercio son en mi concepto de inmensa utilidad en un 
país donde las condiciones de su suelo y de su situación geográfica 
hacen de sus campos y de su comercio fuentes inagotables de ri- 
queza. 

10. — En mi informe del año anterior llamé la atención de Vd. 
acerca de la conveniencia de crearse una cátedra de Dibujo ; pues 
aparte de la utilidad que ha de prestarles á todos los alumnos en 
cualquier clase de estudio y en los distintos órdenes de la vida, 
es un medio para ir formándoles el gusto por las obras del arte, 



173 



contribuyéndose así con la cultura estética en la educación gene- 
ral de los sentimientos. 

La estética, dada la psicología del pueblo cubano, ha de pro- 
ducir en la educación de nuestra juventud muy provechosos re- 
sultados, por esta razón he ido modificando las condiciones de 
las aulas y su decorado ; he reemplazado aquellas galerías incómo- 
das de las aulas, que aparte del espacio que ocupaban, le daban un 
aspecto de valla de gallos ó plaza de toros, por sillas con mesas de 
escribir, donde cómodamente puedan los alumnos tomar notas de 
las explicaciones. 

Me propongo colocar en los corredores retratos de los hom- 
bres de ciencias más eminentes y de cubanos más ilustres, á fin de 
despertar en los alumnos el deseo de conocer sus obras, de amar- 
les y de imitarles. 

11. — Complemento de la obra educadora de este Instituto se- 
ría la creación de cursos nocturnos para adultos que pudieran 
darse por los mismos profesores, mediante una gratificación; de 
este modo con un pequeño gasto se llenaría una necesidad sentida 
desde hace mucho tiempo, pues los adolescentes y adultos, que no 
son socios de alguna de las sociedades regionales de instrucción, 
carecen de centros donde aumentar su cultura y mejorar su edu- 
cación. Podrían darse en estos cursos Derecho usual. Economía 
política. Educación cívica, Historia de la civilización, Matemáti- 
cas,Cosmografía y Ciencias naturales, Lenguas y Literatura cas- 
tellana. 

12. — El restablecimiento de las conferencias que se dieron 
durante el Gobierno Interventor, y que pedí á Vd. en mi informe 
del año último, serían igualmente muy útiles para los alumnos y 
para la educación de nuestras clases populares. Estas obras de 
educación social han contribuido á los rápidos y extraordinarios 
progresos de las naciones donde hace tiempo se encuentran esta- 
blecidas, y no hay razón alguna para que entre nosotros no den 
idénticos resultados. 



174 



13. — Existia griiardada, por no tener donde colocarla, una 
riquísima colección de minerales, compuesta de unos diez y ocho 
mil ejemplares; durante la vacante hice quitar las graderías de 
una de las mejores aulas y construir los anaqueles suficientes para 
su exposición á los alumnos y al público. Con este Museo de Mi- 
neralofjfía queda completo en sus tres ramas el de Historia Xa tura 1. 
14. — ha importancia de los Museos y de la Biblioteca recla- 
man ya la publicación de sus catálogos ,no solo para tener una 
constancia de los ejemplares y libros de estas valiosas propiedades 
del Estado, como para satisfacer los deseos de todas las personas 
y especialmente los extranjeros que la visitan. 

Es una obra que me propongo comenzar en el próximo año, 
destinando parte de la cantidad consignada al material científico. 
15. — En la Biblioteca y en los museos de este Instituto exis- 
ten muchos libros y ejemplares por duplicado y triplicado, que 
pudieran canjearse con otros que en iguales condiciones existen 
en los Establecimientos de idéntica índole de esta República ó del 
Extranjero. El Museo y Biblioteca de Cárdenas, los de Buenos 
Aires en la Argentina y los de Santiago de Chile así lo han solici- 
tado, pero no he podido corresponder á sus deseos porque aún no 
he recibido la autorización que de Vd. solicité hace algunos meses. 
Este nuituo cambio sería muy útil para este Instituto, que podría 
así adquirir sin costo los libros y ejemplares de que carece. Es un 
medio cómodo para el fomento de las Bibliotecas y Museos y muy 
generalizado en el extranjero. 

16. — Tengo la satisfacción de informar á Vd. que durante el 
curso los Sres. profesores José Rodríguez García, Emilio del Jun- 
co, Luis Baralt y Frank Betancourt han dado á luz algunos tra- 
bajos que hacen honor, no solo á sus autores, sino igualmente 
al Claustro. 

El Dr. Rodríguez García, comenzó y continúa con regularidad 
la publicación de una Bibliografía de la Gramática y Lexicogra- 
fía Castellana y de sus estudios afines, obra de grandes alcances, 



175 



que demuestra la autoridad de su autor en la materia, que ha me- 
recido entusiastas elogios de gramáticos y lexicógrafos extran- 
jeros y que haya sido propuesto por el Sr. Méndez Pelayo para 
Correspondiente de la Academia Española. Igualmente dio prin- 
cipio a la publicación de un Teatro cubano, colección de interesan- 
tes artículos científicos y literarios. 

El Dr. Junco, profesor de la Sección de Letras del Curso Pre- 
paratorio, escribió la parte consagrada á Cuba de la Geografía 
Universal de John Monteith, con lo cual vino á satisfacer una 
necesidad, pues carecía de un texto para su asignatura, donde á 
la par de los conocimientos generales, se trataran los referentes 
á Cuba, con la extensión conveniente. 

El Dr. Baralt llevó á la prensa su Método armónico para 
aprender y enseñar el Inglés, y el Sr. Betancourt un Prontuario 
de Taquigrafía, obras que han sido bien recibidas y ensalzadas 
por la Prensa. 

17. — Durante el curso, el Establecimiento fué visitado por 
gran número de personas tanto nacionales como extranjeras; en- 
tre éstas el Sr. José M. Pons, Profesor mejicano, el Dr. Night, na- 
turalista inglés, el Padre Mirat, Provincial de las Escuelas Pías, 
el Sr. León Pomte, escritor venezolano, Mr. Paul Adams y su es- 
posa, literato francés, que en el libro de visitas del Establecimien- 
to dejó consignado este bello pensamiento: **Avec Tadmiration 
de deux francaises pour Toeuvre mentale des Cubains et leur no- 
ble effort a fin de conserver au monde des élites créatures dont 
celles d'ici sera parmi les plus grandes, certainemenf. 

18. — ^Los Museos y Bibliotecas recibieron durante el clirso mu- 
chas donaciones, algunas de gran mérito, de particulares y Corpo- 
raciones nacionales y extranjeras, que detallaré en la Memoria 
General. 

De Vd. atentamente, 

Eduardo F. Plá. 



J,^tM'^i^^ll^Í^>>!t. 



Dr. José I. Torralbas 




Dr. José L Torralbas, 



Dr. José I. Torralbas. 



Cumplimos un deber, y realizamos un acto de justicia, con- 
saf^rando en la Memoria de este curso un recuerdo al anti^íuo pro- 
fesor de este Instituto, Dr. José I. Torralbas, que falleció en esta 
ciudad el 5 de Diciembre de 1903. 

Aun cuando el Dr. Torralbas no formaba ya parte del Claus- 
tro de este Instituto, contribuyó tanto con su ciencia y con sus 
trabajos á su engrandecimiento y prestigio, que 'sería una cruel 
injusticia si con su desaparición desconociésemos sus méritos y 
olvidásemos su obra. 

No seguiremos al Dr. Torralbas en las múltiples y variadas 
manifestaciones de su actividad y de su talento, agenas por com- 
pleto al fin que nos proponemos, cual es dejar consignado cuanto 
hizo en beneficio de este Instituto y en pro del progreso de la en- 
señanza secundaria entre nosotros. 

Al año siguiente de establecerse en Cuba la Segunda Ense- 
ñanza, es decir, en 1864, salía de la Universidad, donde hizo sus 
estudios con notable aprovechamiento, para dedicanse en esta 
ciudad al ejercicio de su profesión médica ; pero bien pronto aban- 
donó la Isla complicado en el movimiento político que culminó 



180 



con la revolución de Yara en 1868. Se dirigió entonces á San Juan 
de Puerto Rico y contribuyó allí á la formación del Instituto de 
Segunda Enseñanza. 

En 1878, terminada la guerra, regresó á Cuba, y se dedicó á 
fomentar nuevamente su clientela, reingresó en todas las Corpo- 
raciones científicas é inició su labor como profesor de enseñanza 
secundaria en los colegios incorporados á este Instituto. 

Estas lecciones despertaron su afición A las ciencias natura- 
les, en las que tanto habría de distinguirse y en las que había de 
llegar á ser un excelente profesor. Expresión de esa enseñanza 
fué la publicación, en 1882, de una obra con el título de 'biseccio- 
nes de Historia Natural'', arregladas al programa del Instituto 
de Segunda Enseñanza de la Habana. 

Para poder aspirar á una cátedra en el Instituto, no contento 
con sus lecciones en colegios, obtuvo^ en 1890, en la Universidad, 
el grado de Dr. en Ciencias Naturales, con una interesante tesis; 
**Los insectos y la Selección natural de las plantas". 

El 17 de Agosto de 1892 vio en parte realizados sus anhelos 
con el nombramiento de Profesor auxiliar supernumerario de este 
Instituto. 

Dos años después recibió de la Dirección y del Claustro, el en- 
cargo de organizar una publicación que fuese órgano oficial del 
Instituto y que al mismo tiempo propendiese al progreso de la 
enseñanza secundaria y contribuyese al prestigio del profesorado 
y al desarrollo de la cultura intelectual del país. El Dr. Torral- 
bas puso inmediatamente manos á la obra, y en Julio de 1894 veía 
la luz el primer número de los Anales del Institato de Segunda 
Enseñanza, que dirigió durante dos cursos. 

Ese mismo año se encargó de la conservación de los Museos, 
y á la muerte del Dr. Gundlach, de quien venía siendo auxiliar, 
se le puso al frente del Museo Zoológico cubano. 

El Museo de Botánica le debe la reposicipn de muchos ejem- 
plares que se habían deteriorado por el tiempo y otros 180 ejem- 



181 

piares nuevos, procedentes de dos BJ^borizaciones que practicó en 
la finca Cacahual, cerca de Placetas y en la del Arzobispo, en San 
Antonio del Río Blanco. 

El Dr. Torralbas obtuvo para este Museo una colección de 
plantas preparadas por el Director del Kongl-Botanische Museum, 
de Berlín, y compuesta de muchos ejemplares de la flora de las 
demás Antillas, clasificadas por el Dr. Urban y ratificadas por 
otros especialistas de Europa, por lo cual se estima esa colección 
de gran mérito. 

Entre las plantas recogidas por el Dr. Torralbas, en una de 
sus escursiones científicas, halló una desconocida y sin clasifica- 
ción, que envió á los profesores Krug y Urban. Estos ilustres botá- 
nicos quisieron honrar el nombre de su descubridor, llamándola 
* * Torralbacea cuniforme*\ El grabado que acompaña está tomado 
del álbum á la acuarela que el Dr. Torralbas comenzó á formar, 
y se conserva en el Museo de este Instituto con el objeto de ex- 
poner las plantas de nuestra Flora con sus colores propios. 

En Mayo de 1896 sustituyó al Dr. Rosado en la Cátedra de 
Historia Natural, Fisiología é Higiene. En 1897 se le autorizó para 
pasar á los Estados Unidos, donde permaneció hasta la termina- 
ción de la guerra. A su regreso en 1899, volvió á hacerse cargo 
de su puesto de Catedrático supernumerario y Conservador de 
los Museos, plaza que desempeñó hasta 1901 en que pasó á la Uni- 
versidad como Catedrático auxiliar dq la Escuela de Ciencias. 

Tales fueron los trabajos del Dr. Torralbas en este Instituto, 
donde supo captarse el afecto de sus compañeros de Claustro y el 
amor y respeto de sus discípulos. 




Legislación de 2* Enseñanza 









LEQISLACiON DE SEGUNDA ENSEÑANZA 



DECRETO 

AUTORIZANDO A LOS ALX7MN0S FALTOS DE UNA O DOS 
ASIGNATURAS A EXAMINARSE EN NOVIEMBRE. 

En atención á las circunstancias transitorias cuyos efectos se 
dejan sentir aún, por virtud del nuevo régimen en los estudios, 
y de las disposiciones dictadas con tal motivo, á propuesta del 
Secretario de Instrucción Pública, vengo en decretar: 

1.** — Los alumnos de la Universidad, Institutos de 2.' ense- 
ñanza y Escuela de Artes y Oficios á quienes falten una ó dos asig- 
naturas para terminar sus estudios y estar en aptitud legal de 
obtener los diplomas ó títulos correspondientes en cada caso, que- 
dan por el presente Decreto autorizados para examinar dichas 
asignaturas, en la primera quincena de Noviembre próximo, siem- 
pre que por efecto de esta concesión no resulte terminada la ca- 
rrera en un número de cursos académicos menor que el exigido 
en las disposiciones vigentes. 

La concesión no alcanzará á aquellos alumnos que examina- 
dos de la única ó dos asignaturas restantes para completar la 
carrera, hubieren sido calificados de desaprobados en los últimos 
extraordinarios de Septiembre. 

2.* — ^La matrícula y el examen se solicitarán en la última de- 
cena de Octubre, mediante instancia dirigida al Jefe del Estable- 



186 



cimiento respectivo, debiendo abonar los estudiantes de la Uni- 
versidad $25 de derechos de examen por asignatura y $10 los de 
los Institutos. 

3/ — ^Los alumnos que en dicho examen obteng-an la nota de 
Suspenso, serán admitidos á examen en los extraordinarios del 
mes de Septiembre de 1904. 

El Rector de la Universidad y los Directores de Institutos 
y Escuela de Artes y Oficios, quedan encargados de Ja aplicación 
de este Decreto, previo el cómputo de los años de carrera de esiá^ 
alumno, dando cuenta á la Secretaría de Instrucción Pública. 

Ilabana 16 de Octubre de 1903. 
El Presidente, 
TOMAS ESTRADA F^AI-MA. 
í 

CIRCULAR 

DETERMINANDO EL VALOR DE LA CALIFICACIÓN DE SUSPENSO 
PARA LOS EFECTOS DEL CURSILLO. 

El Sr. Secretario de Instrucción Pública resolviendo una con- 
sulta de la Dirección del Instituto de la Habana de 26 de Octubre 
de 1903, declaró sin lu^ar la pretensión de un alumno, de acoger- 
se á los beneficios del Decreto Presidencial del 16 del mismo mes, 
examinándose de las asignaturas de Física y Química, en las cua- 
les fué suspenso, teniendo en cuenta que esa calificación y la de 
desaprobado surten el mismo efecto, es decir, la pérdida de la 
asignatura. 

CIRCULAR 
AMPLIACIÓN DEL PLAZO DE INSCRIPCIÓN. 

Habana, 1." de Octubre de 1903. 
En atención á que las enseñanzas de la Universidad é Insti- 
tutos de 2.' Enseñanza no pueden considerarse completamente 



187 



organizadas para dar comienzo á las tareas académicas del presen- 
te curso escolar se amplía hasta el 15 del actual, solamente, el pla- 
zo para la inscripción y pago de derechos de matrícula del curso 
de 1903 á 1904, en los citados establecimientos oficiales, cuya am- 
pliación no alcanzará al plazo para los exámenes de admisión en 
la 2.* enseñanza, cerrado el día de ayer en los Institutos. 

La Secretaría recomienda que se haga la inscripción y el pago 
de los derechos, dentro de la prórroga concedida, á fin de evitar 
á los alumnos ulteriores perjuicios. 

Leopoldo Cando. 
Secretario de Instrucción Pública. 



CIBCULAB SOBRE LOS EXAMENES Y CALIFICACIONES. 

Habana, Abril 11 de 1904. 

En atención á la solicitud de diferentes Directores de Institu- 
tos de Segunda Enseñanza, y en mérito de las consideraciones 
expuestas, he tenido á bien acceder á la petición relativa á algu- 
nos detalles de los exámenes y las calificaciones acordando, ade- 
más, hacer extensivo este acuerdo á todos los Institutos, recomen- 
dando la adopción de las siguientes bases: 

I.' — Solo los exámenes finales tendrán valor académico: los 
parciales son puramente de orden interior, no tienen más eficacia 
que la de una medida estrictamente pedagógica. 

2.* — Se considera subsistente en toda su fuerza todo lo que 
previene la Orden número 267, por lo que respecta á la reforma de 
los exámenes, las distintas asignaturas, y lo dispuesto en su opor- 
tunidad en los de Matemáticas. 

3.' — Conforme con la Orden expresada, deben considerarse 
finales los exámenes de las asignaturas que forman el contenido 
de cada Cátedra, según aparece de la clasificación consignada en 
el artículo VI de la Orden, con la única aclaración de que la Písi- 



188 



ca debe considerarse de examen final, de la misma manera que la 
Química, la Historia y la Geografía, todas ellas separadamente. 

4.* — Los exámenes parciales no tienen carácter definitivo ni 
académico, y responden solo á la capacidad que el Profesor recono- 
ce al alumno para pasar del estudio de una parte de asignatura 
á otra ó de un curso á otro. En tal concepto, pueden ser objeto 
de examen parcjal los siguientes estudios : 

Gramática Castellana, — Literatura Preceptiva, — Inglés, pri- 
mer curso, — Francés, primer curso, — ^Geografía Universal, — ^Arit- 
mética, — Algebra, — Geometría, — Física, primer curso, — Cosmolo- 
gía, — Biología, — Lógica y. Sociología. 

5.* — Las notas en los exámenes parciales ordinarios de Junio, 
serán Suspenso y Aprobado, y en los extraordinarios de Septiem- 
bre, Aprobado y Desaprobado. 

Por lo que respecta á los exámenes finales de cada estudio, las 
notas en los ordinarios de Junio serán Suspenso, Aprobado, Apro- 
vechado y Sobresaliente, y en los extraordinarios de Septiembre, 
Desaprobado, Aprobado, Aprovechado y Sobresaliente. 

6.' — Sigue subsistente todo lo que dispone la Orden número 
366, por lo que respecta á matrícula de inscripción, por la cual 
los alumnos no satisfarán derechos de ninguna especie en los exá- 
menes parciales que son del orden del Establecimiento ni en los 
finales. 

7.* — Como los alumnos de Enseñanza Privada no pertenecen 
al Instituto, los únicos exámenes que pueden hacer son los llama- 
dos finales, conservándose en este concepto en toda su integridad 
la Orden 267. 

8.* — Desaprobado un alumno en un examen parcial, repetirá 
el mismo examen en los ordinarios ó extraordinarios del siguiente 
curso, hasta alcanzar la aprobación, sin daño de las incompatibili- 
dades que exige el orden de los estudios tal como está en la ac- 
tualidad. 

9.' — Desaprobado un alumno en una asignatura de examen 
final, repetirá el examen en los ordinarios ó extraordinarios del 



189 



siguiente curso, hasta alcanzar su aprobación, sin daño de las in- 
compatibilidades establecidas. 

Ruego á Vd. se sirva informar á esta Secretaría de todo lo que 
tenga relación con este particular y la adopción de las medidas 
que acuerde, haciéndole por fin presente que este orden de cosas 
es aplicable solamente á los alumnos oficiales de los Institutos. 

Leopoldo Cando. 
Secretario de Instrutíción Pública. 

CIRCULAR 

PRORROGANDO EL PLAZO FIJADO PARA EL PAGO DE MATRICULA. 

Habana, Abril 19 de 1904. 

En vista de las numerosas autorizaciones solicitadas por alum- 
nos oficiales de la Universidad de la Habana, para efectuar el pa- 
go de plazos de matrícula, dejados de abonar en las épocas regla- 
mentarias, he resuelto que hasta el 31 de Mayo próximo venidero 
puedan verificar el pago de los plazos de matrícula, posteriores 
al primero, los alumnos de la Universidad é Institutos que no los 
hubiesen verificado en su oportunidad. 

Después del 31 de Mayo, los Sres. Rector de la Universidad 
y Directores de Institutos de Segunda Enseñanza, no darán curso 
á peticiones de pago de matrícula. 

Lo que se publica en la Gaceta Oficial para general conoci- 
miento. 

Lcopldo Cando. 

Secretario de Instrucción Pública. 

CIRCULAR 
DE LOS EXAMENES DEL CURSO PREPARATORIO. 

Habana, Abril 28 de 1904. 
Habiendo consultado á esta Secretría el Sr. Director del Ins- 
tituto de 2.* Enseñanza de Puerto Príncipe si los alumnos del 



190 



Curso Preparatorio deben sufrir exámenes al finalizar cada curso, 
y si en este easo su aprobación es bastante para ingresar en la 
segunda enseñanza, de conformidad con lo aprobado en 22 de Ma- 
yo de 1901, he dispuesto (jue los expresados alumnos sufran sola- 
mente el examen de admisicSn, dispuesto por la Orden número 267, 
para ingresar en la segunda enseñanza. 

Las calificaciones de los exámenes aludidos, serán: Aproba- 
do y Desaprobado. 

Leopoldo Cando. 

Heoretario de Instrucción Pública 

CIRCULAR 
CONCEDIENDO NUEVA PRORROGA 
PARA ABONAR EL SEGUNDO PLAZO DE MATRICULA. 

Habana, Junio 2 de 1904. 

En vista de las razones expuestas por el Sr. Director del Ins- 
tituto de Segunda Enseñanza de la Habana, se amplía hasta el 
día 6 del actual la prórrof?a concedida para abpnar el 2.° plazo de 
la matrícula oficial, toda vez que esta prórroga no ha de perju- 
dicar á la celebración de los exámenes actuales. 

Leopoldo Cando. 
Secretario de Instrucción Pública. 

CIRCULAR 
AMPLIANDO EL CURSO PREPARATORIO. 

No estando organizadas todavía las Escuelas Superiores j 
subsistiendo, por tanto, las razones en que se fundó la Orden nú- 
mero de 28 de 1." de Febrero de 1902, para prorrogar hasta 30 de 
Septiembre próximo el Curso Preparatorio de la Segunda Ense- 
ñanza, continuará esta vigente hasta el 10 de Junio de 1905, en 



191 



cuya época cesa el crédito que, para el servicio expresado, con- 
signan los actuales presupuestos de la República. 

Habana, Agosto 31 de 1904. 

Leopoldo Cando. 
Secretario de Instrucción Pública 



PRESUPUESTO DEL INSTITUTO DE 2.* ENSEÑANZA 
DE LA HABANA, QUE HA REGIDO DESDE 1." DE FEBRERO DE 1904. 



PEBSONAL ADMINIBTEATIVO Y SUBALTEBNO 



1 Director. — Gratificación $ 1 .000 

1 Secretario 1.500 

1 Oficial primero : . . . .1 .300 

1 ídem sefrimdo 900 

1 Escribiente Encar^rado del Material 900 

1 Mecanógrafo 660 

1 Escribiente 600 

2 Escribientes á $ 500 1.000 

1 Estacionario de la Biblioteca 600 

1 Conservador de los Museos 750 

1 Ayudante de idem 600 

1 Ayudante preparador de los Gabinetes de Física, Quími- 
ca y Botánica 600 

1 Conserje 750 

2 Bedeles á $ 500 1.000 

1 Portero 400 

6 Mozos á $ 360 2.160 

1 Jardinero para el Jardín Botánico 500 

1 Peón para id. id. . 400 

PERSONAL FACULTATIVO 
Curso Preparatorio. 

2 Profesores á $ 2.000 4.000 

Estudios de Segunda Enseñanza. 

4 Profesores á $ 2.400 9.600 



Sfima // signe ^ 29,220 



193 



Suma anterior $ 29,220 

4 Profesores á $ 2.100 8.400 

1 ídem 1.500 

3 ídem auxiliares á $ 1.200 3.600 

2 ídem, idem á $ 1.050. 2.100 

2 ídem supernumerarios á $ 375 750 

Escuela de Oomercio. 

4 Profesores á $ 1.500 6,000 

Escuela de N&ntica. 

3 Profesores á $ 1.500 4.500 

Escuela de Telegrafistas. 

1 Profesor 1.500 

Gratificación de 20^ al Profesor de Geografía é Historia 
del Instituto de Segunda Enseñanza, por el desem- 
peño de un tercer curso 300 

Academia de Taquigrafía y Escritura en má(iuina. 
1 Profesor 1.500 

MATERIAL 

Blaterial científico. 

Asignación para los estudios de Segunda Enseñanza 2.000 

ídem para la Escuela de Náutica 500 

ídem para la de Telegrafistas 500 

Material para la Academia de Taquigrafía y Escritura 

en máquina 300 

Para atenciones del Jardín Botánico 1.000 

Material ordinario. 
Para los gastos de Material ordinario 2.000 

Total general $ 65.670 

NOTA. — De las consignaciones para personal y material de 
las Escuelas de Náutica y de Telegrafistas no se ha hecho uso alguno 
por no hallarse aún establecidas. 



a 



\X3íQI&Q&QU&Q&&^30QI&Q&QG^ 



w 



índice 



rA€lli8 



Educación de la democi-acia.— Discurso inaugural de 1904. á 1905 5 

Memoria de la Secretaría 12 

Historia del Instituto j sus ensefianzas. 

Reseña histórica dellnstituto 29 

Segunda Enseñanza 33 

Escuela de Comercio 3ñ 

Academia de Taquigrafía 36 

Museos, Gabinetes, Laboratorios, 

Biblioteca j Jardin Botánico 

Museo Zoológico Antonio Modesto del Valle é Iznaga 41 

Museo de Botánica 48 

Museo de Mineralogía 51 

Museo de Gundlach 52 

Gabinete de Física 57 

Laboratorio de Química 69 

Biblioteca 60 

Jardín Botánico 77 

Estodística del Curso de 1908 á 1908 

Personal facultativo 86 

Distribución de las asignaturas 87 

Titules del personal facultativo 88 

Personal administrativo 89 

Alumnos matriculados en otros institutos y trasladados á este 90 

Alumnos matriculados en este Instituto v trasladados á otros 91 

A-lumnos aprobados en los ejercicios del grado de Bachiller en Letras 

y Ciencias en el Curso de 1903 á 1904 92 

Relación de los títulos de Bachiller en Letr.>s y Ciencias expedidos 

durante el Curso Académico de 1903 á 1904 94 

Relación de los títulos de Bachiller expedidos durante el Curso 

de 1903 á 1904 96 

Relación de los títulos de Perito Mecánico expedidos durante el Curso 

de 1903 á 1904 97 

Relación de los títulos de Piloto de Altura expedidos durante el Curso 

del903ál904 98 

Relación de los títulos de Perito Mercantil expedidos durante el 

Curso de 1903 á 1904 99 

Relación de los títulos de Perito Taquígrafo expedidos durante el 

Curso de 1903 á 1904 100 



]96 

rioiii 



Relación de los títulos de escribiente en máquinas espedidos durante 

el Curso de 1903 á 1904 101 

Relación de loa c-olegioa incorporados áeste establecimiento qne tienen 
alumnos inscriptos en el mismo correspondiente al Curso de 1903 
á IJHM 102 

Certificaciones académicas personales expedidas por la Secretaría 

durante el Curso de 1903 á 1004 103 

Certificaciones académicas oficiales expedidas por la Secretaría duran- 
te el Curso de 1903 á 1904 105 

Relación de los alumnos premiados en el Curso de 1903 á 1904 109 

Relación de los alumnos matriculados en el Instituto para el Curso 

de 1904 á 1905 .• 111 



Datos Generales 

Directores que ha tenido el Instituto de la Habana desde su creación 

hasta la fecha 127 

Relación de los catedráticos qne ha tenido el Instituto desde su crea- 
ción hasta la fecha 127 

Relación de los señores catedráticos auxiliares y supernumerarios que 

ha tenido este Instituto desde su creación hasta la fecha. Í29 

Secretarios que ha tenido este Instituto desde la creación liasta la 

fecha 129 

Relación nominal de los oficiales y escribientes que ha tenido este 

Instituto desde su creación hasta la fecha. I3U 

Alumnos matriculados en este Instituto en las distintas enseñanzas 

desde su fundación 131 

Alumnas matriculadas en este Instituto desde 1879 hasta el Curso de 

M)03á 1904 132 

(irados verificados en este Instituto desde su fundación 13*i 



Informes 

Informe general de la ensefianza durante el Curso de 1904 á 1905 137 

Dr. José I. Torralbas 179 

Legislación de 2^ Enseñanza I7y 

Autorizando á los alumnos faltos de una ó dos asignaturas á examinar- 
se en Noviembre 185 

Determinando el valor de la calificación del suspenso para los efectos 

del cureillo 186 

Ampliación del plazo de inscripción 186 

Circular sobre los exámenes y calificaciones 187 

Prorrogando el plazo fijado para el pago de la matrícula. 189 

De los exámenes del Curso preparatorio 189 

Circular concediendo nueva prórroga para abonhr el pí^go de matrícula. 190 

Ampliando el Curso preparatorio líK) 

Presupuesto del Instituto de la Habana para el año de 1904 192 



Láminas 



PlfillAS 



Dirección 6 

Profesores de la Sección de Letras ..-. 8 

Profesores de la Sección de Ciencias 10 

Profesores de la Escuela de Comercio 12 

Profesores de Idiomas, Taquigrafía y Calistenia 14 

El Claustro en Sesión 18 

Despacho del Director 20 

Despacho del Secretario 22 

Archivo y Oficina de la Secretaría 24 

Grupo de señoritas alumnas S?6 

Academia de Taquigrafía i 36 

Museo de Botánica 48 

Ala derecha del Museo de Gundlach 52 

Ala izquierda del Museo de Gundlach 54 

Gabinete de Física 56 

Nuevo laboratorio de Química 58 

Biblioteca 60 

Salón de estudio 70 

Sala de Profesores 76 

Entrada delJardín Botánico del Instituto ^ 78 

Calle de Palmas' en el Jardín Botánico del Instituto 80 

Interior del Jardín Botánico del Instituto 82 

Salón de estudio 84 

Salón de estudio 90 

Dr. José I. ToiTalbas J78 

Torralbacea Cun i forme.— [Museo de Botánica] ^80 






INSTITUTO DE 2^ ENSEÑANZA D£ U HABANA 




CORRESPONDIENTE 



CURSO Aaomico 



1904 á 1905 



CN3^N¿A 



INSTITUTO DC 5C0UNDPÍ CN^^:::^'^^;? DC U\ HnBfWñ 



'^ — "* — -^'^ ~~** — -^ 



¡imOPIA ANUAL 



CORRESPONDIENTE AL CURSO T^CADENICO 



DC 



1904 a 1905 




IPlPPeNjn AVLSA[X)R COnCRCIAL 
TU), AriAWjüRA 30 

190(5 



ci^í'c \ i /.. c,/ 




^ 7 ir.lvJ 



DLSail?.SO IN/\UCiUI?AL 

LCIIJO CN LA APCIÍTURS DCL CURSO l)C 1905 A I9<K) 

POtt EL DIRECTOR 

DI?. CDLIAPDO r. PL7\ 




yionorable Q)r, Icresiclente de la República: 

Ilustre (plaustro: 
c£)eñoras y e)eñores: 



UANDO algún partido político formula en su pro- 
grama ó en sus carteles electorales un nuevo 
principio; ó cuando á consecuencia de lenta evo- 
lución unas veces ó de violentos sucesos otras, se 
transforman las condiciones del medio social ó 
político de un pueblo y se vislumbran en su horizonte refor- 
mas de alguna importancia y trascendencia, es deber de los 
elementos directores y de los que por razón del cargo que 
desempeñan están obligados á emitir juicios, á fijar en ellas 
la atención, recogerlas, estudiarlas y discutirlas á tiempo, 
para ir formando la opinión pública acerca de su utilidad y 
de sus inconvenientes. 

De este modo, cuando el partido político que la formula 
la lleva á los Cuerpos Legislativos para imponerla como Ley, 
ya previamente por medio de una controversia tranquila y 
elevada en la prensa y en las corporaciones llamadas á in- 
formar, se habría planteado el problema en todas sus fases y 



se habría indicado de antemano la resolución más favorable 
á los intereses nacionales. 

¡Cuántos asuntos llevados á nuestras Cámaras, se hubie- 
ran resuelto mejor si sobre ellos se hubiera formado, fuera 
del campo candente de la política, siempre apasionada 6 in- 
teresada, una opinión publica capaz de imponer un criterio, 
después de un sereno y desapasionado estudio! 

Si ese nuevo principio, si esa nueva reforma se relaciona 
con la educación de nuestro pueblo, ese examen previo se 
impone, se hace indispensable si no queremos que al llevar- 
se al seno del Congreso, nos sorprenda y nos encuentre sin 
la debida preparación para su desenvolvimiento y sin un 
concepto claro de su valor. 

En este chso se halla el problema de la Enseñanza se- 
cundaria gratuita, como complemento de la primera ense- 
ñanza gratuita y como fundamento del mejoramiento inte- 
lectual y moral. En Francia comienza ya á estudiarse por 
las más eminentes autoridades en la materia, previéndose 
que muy pronto será una actualidad apremiante. 

Para nosotros el problema puede considerarse de actua- 
lidad, porque una de las agrupaciones políticas en que se 
divide la opinión lo ha consignado en su programa. 

La Base 33 del Programa del Partido Liberal, pide la 
promulgación de una Ley que declare gratuita la 2^ ense- 
ñanza y determine las medidas que para su difusión deberá 
adoptar el Gobierno de la nación. 

Y porque en el proyecíto de la reforma de la Enseñanza 
secundaria presentado á la Cámara, en la sesión del 20 de 
Julio último, por varios señores representantes se propone: 
«Hacer la 2^ Enseñanza gratuita, como lógica consecuencia 
del concepto moderno de esta Enseñanza y por lo poco que 
se merma el Tesoro con la falta de esos ingresos y los bene- 
ficios que esta sociedad ol)tendrá en cambio». 



El Partido Moderado nada dice en su Programa ni en 
?iu plataforma electoral, acerca de esa reforma tan impor- 
tante ni el sentido en que han de desenvolver estos estudios, 
su extensión y su alcance; pero el hecho de ser autor del 
mencionado Proyecto de Ley un connotado Jefe de esa fuer- 
za política, hace pensar que será uno de aquellos particulares 
en que se llegará á un acuerdo completo, si como proclaman 
cada una de esas fracciones, su finalidad es la consolidación 
y el progreso de la República. 

Mientras llega ese hermoso día en que la solidaridad 
cubana se exteriorice con la unánime votación de leyes, que 
como las de enseñanza y educación nacional, deben desen- 
volverse con el criterio más amplio y elevado posible, estu- 
diaré las razones de orden político, económico y social que 
justifiquen ó no esa reforma. 

El fundamento político más esencial de esta reforma, 
está en la Constitución, que establece como base de nuestro 
sistema político el sufragio universal, que pone los destinos 
de la patria en manos de una mayoría cuyo nivel intelec- 
tual no se ha levantado suficientemente todavía, entre otras 
causas, por lo incompleto y deficiente de la enseñanza pri- 
maria y por el abandono de su educación moral. 

La transformación de esa masa inculta de materia explo- 
table en fuerza directriz, en instrumento de progreso, se im- 
pone como una apremiante necesidad. Esto no se logra si 
no se lleva la instrucción á los sitios más apartados y recón- 
ditos del territorio de la República, si no se cumple el pre- 
cepto constitucional que declara obligatoria y gratuita ia 
enseñanza primaria. Existen todavía 153,435 niños y ado- 
lescentes que no asisten á ninguna escuela ni Instituto (Censo 
escolar de 1905). Esta proporción será mayor si no se difun- 
de la enseñanza secundaria haciéndola igualmente gratuita. 

La Constitución, por otra parte, no se opone, pues aun 



6 



cuando así no lo especifique, como para la primera enseñan- 
za, el Artículo 31 estatuye que la secundaria y la superior e^ 
taran á cargo del Estado, sin determinar la manera cómo ha 
de sostenerla. Desde el punto de vista político, á esta refor- 
ma no puede hac^Tsele ninguna objeción, antes al contrario, 
en él encuentra los mayores fundamentos para su decla- 
ración. 

Ekíonómicamente la 2^ enseñanza gratuita no es ni será 
una carga tan abrumadora que ponga en peligro de quiebra 
el tesoro de la República. 

En el último año económico de 19()4 á 1905 el costo to- 
tal de la 2^ enseñanza fué de 216,478 pesos 99 centavos, de 
los que rebajando los 30,039 pesos que se recaudaron por 
concepto de matrícula y otros derechos, quedó reducido á 
186,439 pesos 99 centavos, cantidad demasiado insignifican- 
te para que por no perder los 30,039 pesos, productos de 
matrículas y derechos, se restrinja la enseñanza secundaria, 
tan importante y necesaria en esta época, á sólo una cla.se 
privilegiada. 

Ahora bien; suponiendo que por razón de esta reforma 
se duplicara el número de los alumnos en todos los Institu- 
tos, y hubiera necesidad de aumentar también el profesorado, 
el costo total de la 2^ enseñanza sería de 250 á 300 mil 
pesos, cantidad insignificante en relación con el superávit 
que anualmente arroja el presupuesto general de la nación. 

En caso que los presupuestos sucesivos se liquidaran con 
déficit, pudiera establecerse un impuesto especial como se 
hace en los Estados y en los Municipios de Norte América 
y como propone Lanson para Francia, pensando con bastante 
fundamento que: «sustituyendo la contribución colectiva al 
pago individual se hace una excelente operación de solida- 
ridad y de justicia social ». 

Desde el punto de vista social la 2^ enseñanza gratuita 



I 



tiene la gran ventaja de aproximar toda la juventud de la 
Hepública, de inspirarle un ideal de perfección, de identifi- 
car las distintáis clases sociales por el mejoramiento de las 
inferiores, y de prepararlas convenientemente para el cum- 
plimiento de los deberes sociales que á todas impone la 
democracia. 

La 2^ enseñanza se halla actualmente en las mismas 
condiciones en que se encontraba la primera enseñanza, á 
fines del siglo xviii, cuando Talleyrand escribía: «la única 
instrucción que la sociedad debe dar completamente gratuita, 
es la que es esencialmente común á todos porque á todos es 
necesaria». 

Como consecuencia natural del progreso, la 2* enseñan- 
za es indispensable hoy para el más perfecto desenvolvi- 
miento de la sociedad; debe, pues, de acuerdo con lo que en 
aquella época decía el Presidente de la Asamblea Constitu- 
yente Francesa, ser igualmente gratuita como la elemental. 
La única objeción que socialmente se hace á esta reforma, 
es la de aumentar el contingente de las carreras literarias, 
es la de favorecer la inmigración perpetua de los campos á 
las ciudades donde tantas energías se malgastan. 

Me detendré á analizar este argumento, que en mi con- 
cepto tiene un valor más aparente que real, en gracia de 
haber sido hecho por uno de los más eminentes reformado- 
res de la enseñanza en Francia, el célebre Ministro que le 
imprimió el carácter moderno que hoy tiene, y, porque alre- 
dedor de este argumento giran la mayor parte de los que en 
contra se le hacen á esta reforma desde el punto de vista 
social. 

Leygues, Ministro de Instrucción Pública y de Bellas 
Artes, en el memorable debate de la Cámara de Diputados, 
en Febrero de 1902, contestando á Mr. Viviani, que propuso 
se hiciera gratuita esta enseñanza, la hacía responsable de 



10 



aumentar el numero ya bastante crecido de proletarios in- 
telectuales con el objeto sólo de dar á cierto numero de j«>ve- 
nea la vana satisfacción de haber pasado por los estu<l¡os 
secundarios. 

El autor del hermoso libro La Escuela y La Vida tiene 
de esta enseñanza el concepto de ser exclusivamente prepsi- 
ratoria para las carreras liberales, como así parece despren- 
derse cuando exclama: «¡Gran ventaja si estos estudios no les 
hace la vida mj1s fácil, si las carreras que ellos le abren no 
los nutre!» 

Ese equivocado concepto le llevó, como consecuencia 
natural, á inculpar á la enseñanza secundaria gratuita, del 
aumento del proletariado intelectual. 

Ya desde esta misma tribuna y en id¿»ntica solemnidad, 
demostré que con el advenimiento de la democracia la 2^ 
enseñanza dejó de ser exclusiva de la clase media y prepara- 
toria de las carreras liberales, para adquirir un carácter más 
universal y elevado, para desarrollar la cultura general 
del mayor numero, de los que de diversos modos y de dis- 
tinta manera han de contribuir al bienestar de la nación, 
porque como en las democracias todos tienen por igual el 
deber de ayudar á gobernar á su país, uno de los mayores 
beneficios de la educación debe consistir en prepararlos para 
esa gran responsabilidad. 

No se explica como Leygues haya querido restringir la 
2^ enseñanza á un corto numero de escogidos, no haciéndola 
gratuita, cuando más adelante, en uno de los más brillantes 
párrafos de su elocuente discurso, decía: « que la enseñanza 
debía satisfacer dos necesidades distintas: mantener la in- 
fluencia intelectual y formar el espíritu de la nación, y 
desarrollar en la mayor cantidad posible su potencia indus- 
trial, comercial y agrícola », y cuando en el libro que antes he 
mencionado escribe: «una nación democrática, que.es una 



11 



jíjran solidaridad, debe dar á too^S los que la coraponen la 
mayor cantidad posible de instrucción, pues para ellas las 
masas ignorantes y fanáticas constituyen un gran peligro». 

¿Podrá acaso satisfacerse esa necesidad, llenarse esa mi- 
sión, evitarse ese peligro con los incompletos conocimientos 
de la enseñanza primaria? 

La enseñanza secundaria no ha sido gratuita en Francia, 
y sin embargo, allí como en ningún otro pueblo, uno de los 
males sociales que más le azotan es el proletariado inte- 
lectual. 

En Cuba no sólo no lia sido gratuita, sino que tal vez no 
se señale un pueblo donde los derechos de matrícula sean 
más elevados. Hubo un período en que sólo estos derechos 
ascendían á $50 oro al año; hoy es de $25 oro americano y 
sin embargo, tenemos muchos médicos sin clientela, centena- 
res de abogados sin pleitos y millares de funcionarios conver- 
tidos en parásitos sociales. 

Otras y de muy distintos órdenes son las causas de ese 
proletariado intelectual que invade á algunos pueblos latinos 
de ambos continentes y que ya comienza á hacerse sentir en- 
tre nosotros; pero no es hoy mi propósito estudiarlas ni seña- 
larlas, sino únicamente descargar á la 2^ enseñanza de esa 
gran responsabilidad. 

Deplórese en buen hora el culto excesivo á las profesio- 
nes liberales y al funcionarismo ó empleomanía; pero no se 
tome como razón bastante para proclamar el reinado de la 
ignorancia, restringiendo la instrucción de los más, como si 
estuviéramos en plena Edad Media cuando se iniciaron los 
estudios secundarios. 

Cuando las distintas clases de enseñanza estaban en re- 
lación con las diferentes clases sociales; cuando la enseñanza 
secundaria era propia y exclusiva de la clase media; cuando 
solo llenaba el fin individual de la educación, se explica que 



12 

el Estado hiciera de ,ella una fuente de ingresos; pero boy 
que ha cambiado de carácter y viene á llenar un fin social, 
debe dársele la mayor difusión posible declarándola gra- 
tuita. 

De este modo se proporciona al pueblo una cantidad de 
conocimientos científicos que, como dice Berthollet, « arrastra 
á la vez á los individuos hacia el aumento y perfecciona- 
miento de todas sus actividades y á los pueblos hacia la 
dirección intelectual y moral que la humanidad se ha pro- 
puesto siempre como ideal ». 

La difusión de la 2^ enseñanza en los Estados Unidos 
data desde 1874, en que la Corte Suprema de Michigan, re- 
solviendo la protesta de algunos contribuyentes, contra el 
establecimiento de una High School pública, en el distrito 
de Kalamasoo, declaró que nada en la Constitución de los 
Estados Unidos se oponía á que los Municipios votasen re- 
gularmente impuestos para pagar las escuelas secundarias. 

Desde entonces todas las ciudades establecieron escue- 
las secundarias gratuitas. La Legislación del Estado de 
Massachusetts, una de las más adelantadas en la materia, 
impone á todo pueblo de 500 familias el deber de sostener 
una ó de pagar la instrucción de sus niños en la de la ciudad 
más inmediata. 

El número y la clientela de esas escuelas ha crecido cinco 
veces más rápidamente que la población y en algunos Estados 
del Este se ha elevado al 2% de aquélla. 

En el año escolar que terminó en Junio de 1903, se re- 
gistraron 8,490 escuelas secundarias; de éstas 6,800 públicas» 
con una inscripción de 776,635 alumnos, ó sea el 4.43 por 
ciento de los 17.539,478 asistentes á las escuelas primarias. 
Con relación á la población total, la asistencia á las escuelas 
secundarias fué 0.97 centesimos por ciento. 

En el curso de 1904 á 1905, concurrieron á los seis Insti- 



13 



tutos de la República 1,067 alüUinos, que en relación á la 
población, da un promedio de 0,067 por cada cien habitantes, 
proporción mucho menor de la que arroja la última Estadís- 
tica de los Estados Unidos. Haciéndola gratuita es muy 
posible que la proporcionalidad de asistencia á nuestros 
institutos se aproxime ó se iguale. 

A pesar de ser gratuita esta enseñanza en los Estados 
Unidos desde hace treinta y un años y de haber alcanzado 
tan crecida proporción, no ha producido los inconvenientes 
de que le acusan los que quieren limitar la educación popular 
á la primera enseñanza ó elemental, los medrosos que ven 
en la super-educación del pueblo un gran peligro. Antes al 
contrario, de sus progresos maravillosos, de su influencia en 
la cultura general de la nación, están orgullosos los america- 
nos que consideran su High Schooly como su más democrá- 
tica y la más original de sus instituciones escolares. 

En estag escuelas, gratuitas como las primarias, reciben 
los jóvenes de 14 á 18 años de edad una educación general 
mucho más completa y extensa que la nuestra, pues se les da 
las dos enseñanzas: la clásica y la moderna. 

El eminente profesor inglés Foster, Miembro de la Co- 
misión Moseley que fué á los Estados Unidos á estudiar 
todos los sistemas de educación dice en su informe, re- 
firiéndose á este particular: «lios progresos realizados en 
tan poco tiempo son el índice de la convicción y del celo 
con los cuales emprendieron la obra, y marcan la fe de 
todo el pueblo americano en la educación secundaria gra- 
tuita.)) 

Las Repúblicas Sur Americanas, sin llegar á hacerla 
gratuita, han reducido los derechos de matrícula á una pe- 
queña cuota, como las del Paraguay y Uruguay, donde cada 
alumno abona sólo dos pesos fuertes al año. 
^ En ninguna de las naciones europeas la enseñanza secun- 



14 



daria es gratuita, pero emplean dif^tintos procedimientos para 
extender sus beneficios entre el mayor numero. 

Inglaterra tiene un sistema de beca, que cada año distri- 
buye entre los mejores alumnos de las escuelas publicas. E! 
número de becas del Consejo de Educación de Londres, 
fluctúa entre dos y tres mil becas, con un costo de millón v 
medio de pesos. 

En Francia y en Alemania existe un sistema idéntico de 
pensiones. Según una estadística de 1896, el número de pen- 
sionistas nacionales que concurrieron á los Liceos y Colegios 
de Francia, fue de 5,017. De este número 1,723 fueron 
nombrados pensionistas directamente á la salida de la escuela 
primaria; 1,884 comenzaron sus estudios en la escuela prima- 
ria y obtuvieron sus pensiones después de uno á dos años de 
asistir á los Liceos ó Colegios, y los 1,848 restantes comen- 
zaron su instrucción en un establecimiento secundario. La 
proporción en favor de los pensionistas, procedentes de la.^ 
escuelas primarias, fue ese año de un 71%. 

En España no existen ni las becas ni las pensiones; pero 
en cambio, se emplea otro sistema, que rigió igualmente aquí, 
d(»s(le el establecimiento de la enseñanza secundaria hasta las 
postrimerías de su dominación, y gracia al cual muchos dis- 
tinguidos cubanos, que hoy forman el elemento director de 
k República, pudieron hacer sus estudios secundarios y supe- 
riores, elevándose desde Ins más bajas capas sociales á los 
prominentes puestos que hoy tan brillantemente desem- 
peñan. 

Este sistema consiste en eximir del pago de las matrícu- 
las y de todos los derechos á los alumnos que, previa justifi- 
caííión de su pobreza, obtuvieren en todos sus exámenes la 
calificación de Sobresaliente, sin limitar el número de alumnos 
que podían obtener esa gracia, y, además, daba como premio 
extraordinario una matrícula de honor, consistente en excep- 



15 



tuarlo del pago de la matrículíi' ^ri el siguiente curso ó délos 
derechos de grado si fuera el premio en el ultimo curso. 

La República de Cuba, que necesita difundir la instruc- 
ción entre la gran masa de escasa cultura que constituye re- 
lativamente una gran mayoría, superior á la que debiera ser, 
lio tiene ninguno de esos sistemas para hacer accesible la 
2r enseñanza á los niños sin fortuna que concurren a las es- 
cuelas publicas y privadas, donde por centenares se encuen- 
tran brillantes inteligencias que convenientemente cultivadas, 
serían valiosos elementos de progreso para las letras, para 
las ciencias y para las industrias. 

El Dr. José A. Lanuza, en el período que ocupó la Se- 
cretaría de Instrucción pública durante la Intervención, hizo 
algo en favor de los alumnos de 2^ Enseñanza «uprimiendo 
los derechos académicos, los derechos de examen y los de 
grado; pero este meritorio y generoso esfuerzo no basta: el 
Gobierno de la República, que se inspira en las grandes 
ideas modernas y alienta un espíritu de progreso, llegará 
resueltamente hasta la declaración de gratuita, porque es una 
reforma que reclaman las condiciones sociales y políticas de 
nuestro pueblo. 

En la convicción que todo Gobierno que. pone á disposi- 
ción de los niños y de los jóvenes desheredados de la fortu- 
na, los medios de seguir los estudios que mejoren sus condi- 
ciones físicas, morales é intelectuales y les proporcione 
enseñanzas especiales apropiadas á sus necesidades, puede y 
debe hacerse la justicia de haber puesto de su parte todo lo 
necesario para la formación de un cuerpo de ciudadanos 
dignos de la libertad. 



MEMORIA De m SKPETARIA 







i ESPüÉs del discurso leído por el Sr. Director, el Presi- 
dente del acto concedió la palabra al Sr. Enrique 
Hernández Miyares, Secretario de este Instituto de 
Segunda Enseñanza, y el cual subió á la tribuna y 
tras breves frases explicando que no se extendería en la 
lectura de la Memoria por no cansar coli líi repetición de nú- 
meros la atención del auditorio, leyó el siguiente resumen 
estadístico de aquélla. 

Durante el curso académico que ha terminado han teni- 
do lugar en este Instituto 1,553 actos de exámenes en esta 
forma: 

EXÁMENES ORDINARIOS 

Ingreso en la 2^ Enseñanza 36 

Id. en la Academia de Taquigrafía 10 

Del Curso Preparatorio — prueba de curso 27 

De la 2^ Enseñanza id. id 384 

De la Academia de Taquigrafía 52 

De la id. id. Libres 48 

De la Enseñanza Libre 271 

De la id. Privada (colegios) 73 

901 



20 



lio 


93 


196 


82 


35 


.66 


185 


61 


13 


12 


24 


24 



CALIFICACIONES 

Bolrenlieito Aprcfbdt ápnbadb IBmtftm 

En IhE. Oficial 

En la E. Libre 

En la E. Privada 

168 171 405 167 

EXÁMENES EXTRAORDINARIOS 

Ingreso en el Curso Preparatorio tí2 

Id. en la 2^ Enseñanza 196 

Id. en la Academia de Taquigrafía 24 

Del Curso Preparatorio — prueba de curso o 

De la 2^ Enseñanza id. id 138 

De la Academia de Taquigrafía id. id 7 

De la Enseñanza Libre 165 

Déla id. Privada 55 











652 






CALIFICACIONES 






- 


Oficial.. 


8obresalíeit« A|»roTerliido 


330 


D«arn>h^ 


En la E. 


7 18 


77 


En la E. 


Libre.... 


.... 10 22 


88 


45 


En la E. 


Privada. 


1 13 


25 


16 



18 53 443 138 

GRADOS VERIFICADOS 

De Bachiller en Letras y Ciencias 30 

Profesor Mercantil 3 

Perito Taquígrafo 12 

Escribiente en máquina 15 

~60 



21 



Se lian expedido además por la Secretaría los si- 
guientes documentos: 

Certificaciones oficiales 64 

Id. personales. ., 33 

Id. de otras clases 25 

122 

TÍTULOS 

De Bachiller en Letras y Ciencias 18 

Profesor Mercantil 4 

Bachiller (antiguo plan) 7 

Perito Mercantil (id.) •.... 1 

Perito Taquígrafo 16 

Escribiente en máquina 19 

65 
Traslados de matrículas 

Alumnos matriculados en este Instituto y trasla- 
dados á otros durante el curso 8 

Alumnos matriculados en otros Institutos y tras- 
ladados á fete en igual período 11 

Diferencia á favor 3 



II 

en5eR/\nz?c del instituto 



^ímmmm^mm^^¡^í^^mmm»tmmm 




SEGUNDA ENSEÑANZA o 



A Segunda Enseñanza que en ]a actualidad se da en este 
[^^ Instituto, según la Orden Militar número 267, y en los 
colegios incorporados á él, comprende las siguientes asig- 
naturas: Gramática Castellana y Literatura preceptiva y 
Castellana (Histórica), Inglés 6 Francés, Geografía Uni- 
versal, Historia Universal, Matemáticas hasta Trigonometría inclu- 
sive. Física, Química, ííociones de Cosmología (Descripción Física 
del mundo). Introducción á la Biología, Historia Natural, Lógica 
y Nociones de Psicología, Introducción á la Sociología y Enseñanza 
Cívica. 

Estos estudios han de hacerse por lo menos en cuatro años, dis- 
tribuyéndose las asignaturas en ocho grupos. 

Cada grupo tiene un catedrático titular mieútras el número no 
exceda de 50 y un auxiliar para 50 alumnos más. 

Después de aprobado en los exámenes finales de estudios obliga- 
torios tiene derecho á pedir que se le admita á ejercicios para obte- 
ner el Diploma de Bachiller en Letras y Ciencias, sin el cual no 
puede comenzar los estudios en las distintas carreras que se cursan 
en la Universidad. 

Para ingresar en los estudios oficiales se necesita tener 14 años 
cumplidos, y acreditar por medio de examen, los conocimientos de 
la enseñanza primaria, elemental y superior, y que lee y traduce el 
inglés ó francés. Por el acto del examen de ingreso, tanto en esta 



í 1 ) Para la Historia de este Instituto hastu 1900 vótisc la Memoria de 1903 á 1904. 



26 



enseñanza, como en las demás, no se exige derecho alguno. TjSte 
acto se verifica en el mes de Septiembre. 

La matrícula para estos estudios importa $ 25, en moneda ame- 
ricana, que se satisfacen en dos plazos. 

Los exámenes de los estudios libres se verifican en los meses de 
Junio y Septiembre, debiendo, los que deseen examinarse, acadir á 
la Secretaría del Instituto en los día? que oportunamente se señalan 
al publicar las convocatorias, con objeto de formalizar su docamien- 
tación. 

Los exámenes de ingreso en esta enseñanza se verifican en la 
misma forma que para los estudios de la enseñanza oficial, pero sólo 
pueden presentarse á ingreso por enseñanza libre los que deban 
aprobar seguidamente alguna asignatura. Los derechos de matrí- 
cula se abonan ál formalizar la solicitud en los días señalados en la 
convocatoria y su importe es de $ 10, moneda americana, por cada 
grupo de asignaturas completas. 

A fin de preparar á los alumnos que han de ingresar en la 2* 
Enseñanza hay en el Instituto un curso especial, llamado Prepara- 
torio; dividido en dos grupos, en los cuales se estudian Gramática 
Castellana con ejercicios de composición y derivación. Recitación 
de trozos selectos castellanos en prosa y verso, con explicación de 
los mismos. Nociones de Geografía é Historia, Aritmética práctica 
hasta Razones y Proporciones, Dibujo Lineal y elementos de Geo- 
metría, Nociones de Higiene, Rudimentos de Zoología, Fisiología y 
Botánica. 

Para el ingreso en el Curso Preparatorio no se exige el requisito 
de la edad. 

Los aspirantes á ingreso deben poseer los conocimientos de la en- 
señanza primaria elemental y de inglés ó francés, loque acreditarán 
por medio de examen. Los derechos de matrículas para estos es- 
tudios son de $20, moneda americana, que se abonan en dos 
plazos. 

El examen á que se hace referencia se verifica en el mes de 
Septiembre. 

Én la actualidad se hallan incorporados á este Instituto, y au- 
torizados para dar la Segunda Enseñanza, con carácter oficial, los 
siguientes colegios: San Melitón, Escuelas Pías, San Francisco de 
Paula y San Anacleto. 



27 



ESCUELA DE COMERCIO 

La «Sociedad Económica de Amigos del País» inició en 1835 la 
creación de una Academia Mercantil, pero hasta tres años después 
no se logró su fundación, encargándose de la Dirección el Profesor 
alemán Jacobo Kruger, que la sostuvo, auxiliado de su hijo, 
hasta 3849. 

Lia Enseñanza Comercial no adquirió carácter oficial hasta 1855 
con el establecimiento de la Escuela general Preparatoria; en ella 
se explicaban Aritmética, Algebra, Teneduría de libros. Aritmética 
Mercantil y los idiomas Francés é Inglés. 

A la terminación de estos estudios los alumnos recibían los títu- 
los de Perito Mercantil. En 1869 se incorporó la Escuela Profesio- 
nal á este Instituto, donde continuaron haciéndose los estudios 
comerciales, ampliándose con las asignaturas de Geografía y Esta- 
dística comercial. Economía política y Legislación Mercantil. 

Desde entonces figuró la Enseñanza Comercial en los prospectos 
de todos los colegios de segunda enseñanza y se crearon academias 
especiales como las de los Sres. Herrera, Arcas y otros. 

En 1871, al reinstalarse la Escuela Preparatoria, pasó nuevamen- 
te á ella la enseñanza comercial, hasta el 24 de Abril de 1900, en 
que por la orden número 171 volvió á suprimirse la Escuela Profe- 
sional y se trasladaron á este Instituto las asignaturas del Profeso- 
rado Mercantil. 

Esta Orden fué á su vez modificada por la Orden número 470, 
del 16 de Noviembre de 1900, que es la que en la actualidad rige, y 
por la cual los estudios que se cursan en la Escuela de Comercio 
anexa al Instituto de la Habana, son Cálculos Mercantiles, Tenedu- 
ría de Libros y Contabilidad aplicada al Comercio, Empresas y 
Oficinas públicas, Práctica de Comercio, Geografía Industrial y 
Comercial, Economía Política y Nociones de Hacienda Pública, Es- 
tadística, Legislación Mercantil, Derecho Inteinacional Mercantil, 
Historia del Comercio, Historia y reconocimiento de los productos 
Comerciales. 

Estos estudios se distribuyen en cuatro grupos y se hacen por lo 
menos en tre^ años, á la terminación de los cuales pueden aspirar 
los alumnos al grado de Profesor Mercantil. 

Para ingresar en la Escuela necesitan los alumnos tener 14 años 



Sfl 



cumplidos y pasar por el examen de admisión que se exige para ia 
Segunda Enseñanza. El importe de los derechos de matncula ofi- 
cial es el de $ 10, moneda americana, que se abonan en dos plazoí^. 
" Los que estudien las materias de la Escuela de Ck>mercio por 
enseñanza libre, se atendrán á lo dispuesto anteriormente par» 
aquélla. 

ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA 

El cambio político que se inició con el cese de la soberanía de 
España y que había de culminar en la constitución de la República 
y en la creación de los organismos indispensables en todo Gobierno 
para su ordenada marclia, abría un período de desenvolvimiento á la 
Taquigrafía, arte hasta entonces poco productivo y al que no se 
había dado importancia alguna, á pesar de los esfuerzos que el Sr. 
Orellaua hacía desde 1892 en su Academia particular y en la cáte- 
dra que bajo su dirección creó la Diputación Provincial de la Haba- 
na en este Instituto en el curso de 1896 á 1897. Así lo comprendió 
el Sv. Varona, Secretario de Instrucción Pública, y á su indicación 
se debió la Orden número 107, publicada en la Gaceta de 12 de 
Marzo de 1900, por la que se creó en este Instituto una Academia 
de Taquigrafía y de escritura en máquina. 

Esta Academia está dividida en dos secciones: una de Taquigra- 
fía á mano y en máquina; y otra de Mecanografía ó dactilografía, 
en combinación con el Mimiógrafo de Edison. 

Los estudios se hacen en dos cursos, á los cuales precede un 
examen de ingreso, en el que los aspirantes han de demostrar que 
leen y escriben correctamente y que tienen conocimientos de Gra- 
mática Castellana y en especial de Ortografía (Gaceta de 23 de No- 
viembre de 1900). Para ingresar en la Academia se exige tener 
catorce años cumplidos y menos de treinta y cinco. 

A la aprobación de los dos cursos se les expide el título corres- 
pondiente que ha de facilitarles el ingreso en las oficinas públicas y 
privadas y que servirá á su vez á éstas como garantía de idoneidad 
y capacidad del poseedor. 

La asistencia á la Academia es gratuita; los alumnos no tienen 
que abonar derecho alguno por la inscripción ni por los exámenes; 
hasta ahora la matrícula se ha limitado á cien alumnos por curso. 




i 






s 

i 



29 



ia Orden número 470, serie de 1900, hizo además obligatoria la 
sistencia á la Academia de Taquigrafía á los alumnos de la Escue- 
\ de Comercio. 

I>esde el 1? de 1900, en que se inauguró, hasta la fecha, ha teni- 
lo 508 alumnos, 162 del sexo femenino, 295 del sexo masculino* y 
e han expedido 4 títulos de Peritos Taquígi'afos y 9 de Escribien- 
tes en Máquina en el curso de 1903 á 1904. 

A pesar del poco tiempo de su creación, es tal el crédito de esta 
academia, que muchas oficinas particulares cuando necesitan jóve- 
nes hábiles en la mecanografía, lo solicitan del Director del Insti- 
tuto, quien, como es natural, recomienda los más distinguidos de 
La referida Academia. 

Sería muy conveniente, á fin de favorecer á las personas que por 
sus ocupaciones no pueden asistir á las clases de día, que se amplia- 
ra su enseñanza con una hora por la noche, por lo menos tres veces 
á la semana. 

Los Representantes Sres. Mendoza, Garmendía, Sobrado, Loinaz 
del Castillo y Xiqués, presentaron á la Cámara el 22 de Junio de 
1903, un proyecto de Ley autorizando al Ejecutivo para la inver- 
sión del crédito necesario para el establecimiento de una Aca- 
demia de Taquigrafía y Escritura en máquina en cada uno de 
los Institutos provinciales de Pinar del Río, Matanzas, Santa Cla- 
ra, Camagüey y Santiago de Cuba. 

Durante el año 1901 hubo en la Habana, á más de la Oficial de 
este Instituto, 13 Academias de Taquigrafía y 4 de Mecanografía. 
Para ingresar en esta Academia, que es completamente gratuita, 
necesita el aspirante tener más de 14 años y menos de 35, y acre- 
ditar por medio de examen que posee los conocimientos siguientes: 
lectura, escritura, gramática castellana y especialmente ortografía. 
El número de alumnos que se admiten en la Academia es el de 100. 
Los exámenes de prueba de curso se verifican en el mes de Junio, 
pudiendo presentarse á ellos alumnos de enseñanza libre, los que ha- 
rán sus solicitudes en la época señalada en las convocatorias de esa 
enseñanza, de su puño y letra y dirigidas al Sr. Director del Instituto. 
Los exámenes de ingreso en la Academia se verifican precisa- 
mente en el mes de Septiembre. 

El Reglamento por que se rige la Academia en este Instituto 
puede verse en la Memoria correspondiente al cureode 1901 á 1902. 



I 



III 
MUSEOS, GABINETES, WtiOPATOPIOS, BIBLIOTEO^ 

Y jardín botánico 



■i" 




o 

<: 



3 



^- N L^ n L»«^ nL ^ \ L/ \|/ nJ/ nJ/ \L<_ \]/ \|/ \1/ \|/ si/ \l/ Nj/ \l/ \U Ni/ \i/ _\1/ \i/ \1/ Ni/ Ni/ 
^ ./V^ ^nv xiN. "^T^ ^ /^ ^ ^Tv 'TV /^ '^ A "?N /N" /N A^'A^ ^ '^'A^ /^ ^ /^ /[\ 





MUSEO ZOOLÓGICO 

♦•ANTONIO MODESTO DEL VALLE E IZNAQA" 



LAS gestiones del señor Emilio Auber, Catedrático que fué 
de Historia Natural y Vice-Direetor de este Instituto en 
los primeros años de su creación, se debió que en 27 de 
Febrero de 1868 el Sr. Antonio Modesto del Valle, cediese 
el magnífico gabinete de Historia Natural que poseía y cuyo valor 
estimaba en diez mil pesos en oro. 

Arrastrado por su patriotismo y por su amor al progreso inte- 
lectual de su país, el Sr. Valle sólo impuso como única condición, 
que los 480 pesos equivalentes al interés del capital, en que justi- 
preciaba su gabinete, se empleasen, durante veinte años, en costear 
el grado de Bachiller en artes, á los alumnos pobres que lo obtuvie- 
sen por oposición. 

En Mayo del mismo año, el Gobernador General de la Isla? 
aceptó esta cesión: haciéndose inmediatamente la traslación al local 
qne ocupa el Instituto, á reserva de lo que resolviera el Gobierno 
de Madrid. 

Por R. O. de 25 de Agosto de 1868, la Reina no sólo admitió tan 
valioso presente, con las condiciones impuestas por el cesionario? 
sino que mandó que en lo sucesivo se denominase á este Museo « Ga- 
binete Valle». Pero el Gobierno español no cumplió nunca lo pac- 
tado con el Sr. Valle, ni otorgó un solo grado de Bachiller libre de 
derechos, ni siquiera convocó á oposiciones. Con este motivo, eo 



34 



Octubre de 1899, el 8r. Modesto del Valle y I>uqneí5ne, hijo de! 
donante, ocnrríó al Gobierno Interventor, para qne complieseba 
condiciones de la donación, ya que todas sus gestiones cerca del Go- 
bierno Español hablan sido infructuosas. 

El S©(»retario de Instrucción pública, 8r. Barreiro, d¡6 oidoáss 
justificada reclamación y mandó (Oaeeta del 3 de Abril de 1900) 
n que por espacio de diez afíos el Instituto de la Habana concediera 
en cada uno de éstos, gratuitamente, diez grados de Bachiller, ca- 
yos títulos hablan de recaer en escolares pobres y sobresalieote^. 
mediante oposición, y que se cambiase el nombre «Gabinete Vallej 
por el de Antonio Modesto del Valle é Iznaga. 

Desde entonces cumple esta Dirección lo dispuesto en la referi- 
da orden y aunque á la terminación de los cuatro últimos cnrsosse 
hizo la convocatoria para las oposiciones entre los alumnos de Se- 
gunda Enseñanza, que habían terminado sus estudios, no se pre- 
sentó ningún aspirante, quedando, por lo tanto, desiertos dichos 
ejercicios, como asi se hizo coustar en las actas levantadas al 
efecto. 

En el Catálogo, próximo & publicarse, se detallarán todos los 
curiosos ejemplares de este Museo, para el cual se recibieron du- 
rante el Curso de 1904 á 190/) las siguientes donaciones: 
4 Cráneos de mamíferos (para el estudio de la Anatomía Compa- 
rada). — Donación del Dr. Felipe García Cañizares. 
1 Cráneo humano. — Donación del Dr. Felipe García Cañizares. 
1 Ejemplar de «erizo fósil». — Donación del Dr. Felipe García Ca- 
ñizares. 
1 Ejemplar de molusco fósil sin clasiñcar. — Donación del Dr. Feli- 
pe García Cañizares. 
4 Ejemplares de Esponjas variados y de tamaño grande O) 
11 Ejemplares variados de Esponjas Cubanas (tamaño mediano) ^^^ 
32 Ejemplares surtidos de Esponjas Cubanas (tamaño pequeño) ^^' 
3 Ejemplares diferentes y típicos de formas originales de Esponjan 

Cubanas. ^'^ 
1 Ejemplar de Esponja desarrollado en un Alga Marina. ('^ 
1 Ejemplar de Esponja desarrollado en la planta Gorgonia Jlave- 
¡lum, — Plexauria crasa, '^^ 



(1) Todos cíítos ojemplaroí» forman «im colecri^n y pnx*eden de las Costas de Batabanó J 
fuen)ii adquiridas por v\ esiKM'iali^la zoolú^ico Dr. Juan Vilaró Díaz, el que loa tenia en gran es- 
timación, |x>r la imporümcia que tfuíun para sua traljajos sobre las Esponjas de Cuba. 




MUSEO '*VALLE"-GRUPO DE AVES 



35 



Parte del esqueleto de uo gallo (caso teratológico). — Donación 
del Dr. Juan Vilaro. 

1 ^Ejemplar «diente fósil del Charcariodon megalodon». — Donación 
del Dr. J. H. Pazos. 

1 ejemplar de Murciélago albino, sin clasificar (dentro de alco- 
hol). — Donación del Dr. J. H. Pazos. 

1 f^jemplar en alcohol de la Larva del aStenodontes damicornisD 
Coleóptero. — Donación del Dr. J. H. Pazos. 

3 Ejemplares (en solución de formol) del Phrynosoma hlainviüeiy 

Southern California. —Donación del Sr. C. T. Baker de la Es- 
tación Agronómica de Santiago de las Vegas. 

4 Ejemplares (en solución de formol) áéí Antodaxlugvhris, Central 

California. — Donación del Sr. C. F. Baker de la Estación 
Agronómica de Santiago de las Vegas. 
1 Ejemplar de los cascabeles de la Serpiente de Cascabel, Crótalos 
horridus, — Donación del Sr. A. Segura. 

1 Colmillo de Caimán. — Donación del Sr. A. Segura. 

15 Ejemplares de Coleópteros sin clasificar, procedentes de Bogotá 
(Colombia). — Donación del Sr. Baúl López y Boque de Es- 
cobar. 

2 Ejemplares grandes de molusco, recogidos en la Costa Norte de 

Nuevi tas. — Donación del Sr. Baúl López y Boque de Escobar. 
15 Ejemplares surtidos, sin clasificar, de Lepidópteros, procedentes 
de Bogotá (Colombia). — Donación del Sr. Baúl López y Bo- 
que de Escobar. 

2 Ejemplares de la sierra del «Pez Sierra». — Donación del Sr. Emi- 
liano Mazón. 

1 Ejemplar Gallinuela de Cuba, «Porzana Carolina». — Donación 
del Sr. J. Valdivia. 

1 Ejemplar cPez Cofre». — Donación del Sr. J. Valdivia. 

1 Ejemplar Squilla- Mantis, Rovd. Galera. — Donación del Sr. J. 
Valdivia. 

1 Ejemplar del Herpestes Mungo de la India, Mangusta. — Donación 
del Sr. J. Valdivia. 

1 Ejemplar d^i Lumbricm terrestrü, Lombriz de la tierra. — Donación 
del Dr. Felipe García Cañizares. 

1 Ejemplar Belostoma Colossieum, Cucaracha de agua. — Donación 
del Dr. Pedro Valdés Bagues, 



36 



1 Ejemplar de Scolopendra Sagrae, Cien pies. — Donación del I>r. Pe- 
dro Vald^'8 Ragúes. 
15 Ejemplares Lepidópteros Cubanos. — Donación del Dr. Pedro 
Valdí»s Ragúes. 

MUSEO DE BOTÁNICA 

Como la Bibliotec'a, fué fundado por su primer Director, doo 
Antonio Bachiller y Morales, en 1864, quien comenzó por rennir 
dos mil ejemplares, que después se aumentaron con ochocientos 
más y tres cajas de semillas de diferentes vegetales, procedentes del 
Museo del Sr. Valle Iznaga. 

La pei>araoi6n de a<iuel ilustre cubano de su puesto, dejó sa 
obra incompleta. Ni los que le siguieron en la Dirección, ni los qoe 
det^empenaron la cátedra de Botánica, se ocuparon en clasificar los 
ejemplares que formal)an su rico herbario de plantas exóticas é 
indígenas. 

Hasta 1894. formó parte del «Gabinete Valle», que comprendía 
los tres reinos de la Historia Natural; pero ese año el Dr. Reynoso lo 
sepjiro, encargando al distinguido botánico cubano, Sr. Sebastián 
Morales, la restauración de las colecciones que yacían completa- 
mente abandonadas, reclasifícándolas y supliendo con otros nuevos 
los ejemplares destruidos por la acción del tiempo y del aban- 
dono. 

Cuando el Sr. Moi*ales terminó su labor, quedó el Museo Botá- 
nico constituido de 25 muestrarios de flora exótica y 30 cajas de 
flora cubana. 

p]se mismo año, el Dr. Tor ralbas le agregó 180 ejemplares más, 
procedentes de dos herborizaciones que practicó en la finca «t Caca- 
hual » , cerca de Placetas, y en la del « Arzobispo » , en San Antonio 
del Río Blanco. 

Posteriormente el Dr. Torralbas obtuvo para este Museo una 
colección de plantas preparadas por el Director del « Kongl Botaní- 
che MuseuniM, de Berlín, compuesta de muchos ejemplares de la 
flora de las demás Antillfis, clasificadas por el citado Director, Dr. 
Urban y su compañero Sr. Crug; mtifícada por otros especialistas 
de Europa y consideradas por esta circunstancia como prendas de 
verdadero mérito científico. 




MUSEO "VALLE*"-GRUPO DE SIMIOS 



37 



Durante el Curso de 1904 á 1905 se' recibieron jpara este fluseo 
las siguientes donaciones: 

2 ^Ejemplares de tallo de Ceibón — Lageto — Lintearia Lageto — 
preparado como para mostrar su textura original en forma de 
gasa. — Donación del Sr. Arazosa. 
2 ejemplares de «Algas Marinas», calearizadas. — Donación del 
Dr. Juan Vilaró. 
Fi-agmeutos pequeños de madera fósil. — Donación del Dr. J. H. 
Pazos. 
26 Ejemplares (muestras) de maderas de Cuba. — Donación de la 
señora viuda de Campos. 

MUSEO DE mineralogía Y PALEONTOLOGÍA 

Con las colecciones de minei'ales del Museo «Valle» y con otras 
más, adquiridas por compra ó por donaciones, que contienen unos 
4,388 ejemplares, se formó durante el curso de 1904 á 1905, este 
Museo, con el cual quedan completos y debidamente separados los 
Museos de los tres ramos de Historia Natural. Consta de los si- 
guientes objetos: 
1 Colección geológica de 500 rocas clasificadas en los seis grupos 
siguientes: 
Rocas de terrenos primitivos ó de cristalización. — Rocas de los 
terrenos secundarios ó de Sedimento. — Rocas de los terre- 
nos terciarios ó de Aluvión. — Rocas de los terrenos carboní- 
feros ó combustibles. — Rocas de los terrenos Volcánicos ó de 
Deyección. — Rocas metalíferas ó minerales ^^^ 
1 Colección univei*sal tecnológica compuesta de 1,973 minerales 

clasificados (^) 
1 Colección de mineralogía agrícola compuesta de 300 ejemplares, 
1 Colección de 138 imitaciones de piedras preciosas talladas. 
1 Colección de 8 estalactitas. 
1 Colección de 89 minerales de Cuba. 
1 Colección de 880 fósiles clasificados (^^ 
1 Colección de 500 fósiles cubanos. 

Que hacen un total de 4,388 ejemplares antes mencionados de 
que se compone el actual Museo de Mineralogía. 



(1) EBtas colecciones son las que componen el Museo "Valle". 



Duraoto el Cvrso de 1904 á 1909 se recMeroo, coibo dooacMa pan 
eete flneeo» lo elculettte: 

3 Ejemplares (maestras) mármol (pulido) de Santiago de Cubft. 

3 Ejemplares (muestras) mármol (sin pulir) de Santiago de Co- 
ba.— Douacióu del Sr. Ja^é J. Hernández Mancebo. 

1 Ejemplar de mineral de la loma del «Mogote» en Pinar del Rio. 
— Donación del Sr. José J. Hernández Mancebo. 

MUSEO DE QUNDLACH 

El 5 de Enero de 1839 arribó á las playas de Cuba la Comisión | 
que envió la Sociedad de Historia Natural de Cassel á estudiar la 
flora y &una de Surinam; compon ianla el botánico Eduardo Otto. 
el mé<lico Luis Pféifiíer«y el zoólogo Juan Gundlach. Encantado és- 
te CH)n la espléndida naturaleza de Cuba, con la inmensa riqueza de 
HU fauna, que clamal)a por un paciente y sabio investigador, y se- 
ducido por la hospitalidad que generosamente le brindó el Sr. Simón 
de Cárdenas, y continuó d¡tíi>en8ándole el hijo político de éste, el 
Sr. Enrique Diago, dtHíidió quedarse en esta Isla y comenzar sus 
estudios de Ornitología, rama de la Zoología, á la que consagró su 
es|)ecial dedicación. 

Se estableció en el ingenio Fermina, dando principio á la colec- 
ción que, cincuenta años después, había de ser el mejor y más com- 
pleto mus(H) zoológico de Cul», y que hoy muestra este Instituto 
con satisfacción inmensa al extmnjero, como un elevado exponente 
de la cultura de nuestro piíís. 

Cuando el Sr. Gundlach vino á Cuba, no era desconocido para 
la ciencia. Joven aún, de veintinueve años, ya se había distingui* 
do como estudiante de la Universidad de Macburgo, la ciudad de su 
nacimiento, de cujo Museo fué durante algún tiempo conservador 
y preparador, donde se hizo un hábil taxidérmico y de donde obtu- 
vo en 1839 el grado de D(K*tor en Filosofía. 

Fruto del estudio y de la lal)or perseverante del Dr. Gundlach, 
además de este Museo, calificado como el mejor de la Isla, y eomo 
el único en su especie, porque la mayor parte de los ejemplares que 
encierra fueron los que sirvieron para la clasificación y descripción 
de las innumerables especies nuevas, descubiertas por él, se cuen- 
tan los numerosos trabajos que publicó en castellano y en alemán, 




MUSEO ''VALLE'' -GRUPO DE AVES 



39 



Bn revistas y periódicos nacionales y extranjeros. Primero apare- 
sieron los catálogos de los mamíferos, aves y reptiles cubanos, en 
el üepertorio Físico Natural de la Isla de Cuba; más tarde sus Contri- 
buciones á la Mammalogiay Oniitologxa y Herpetologia Cubana, publicadas 
por la Academia de Ciencias de la Habana y los Apuntes para la 
Fauna de Puerto Rico, en los Anales de la Sociedad Española de 
Historia Natural, de cuyas instituciones fué socio de mérito y co- 
rresponsal respectivamente. La mayor parte de las corporación^ 
extranjeras consagradas al estudio de las ciencias, le contaban entre 
sus miembros. 

El Museo del Dr. Gundlach, constituyó parte principal de las 
colecciones cubanas que figuraron en la Exposición de París en 
1867, obteniendo en aquel certamen universal una medalla de oro y 
del Gobierno español la Cruz de Carlos iii. En los Anales de la So- 
ciedad Entomológica de Francia, de aquella fecha, se dijo de la co- 
lección de insectos del Dr. Gundlach que era la más notable de 
cuantas se expusieron. 

Conocedor el Dr. Fernando Reynoso, Director entonces de este 
Instituto, de las valiosas colecciones de Gundlach que fueron tasa- 
das en diez mil pesos cuando se enviaron á la referida Exposición, 
sabedor, por otra parte, de que el Dr. Gundlach deseoso de que su 
obra de cincuenta y dos años de constante labor, no se perdiese pa- 
ra la ciencia y para el país, había resuelto cederla á algCín Estable- 
cimiento docente, hizo gestiones para que fuese el Instituto de 
Segunda Enseñanza el preferido. Sus propósitos se vieron coronados 
del mejor éxito, mediante ciertas condiciones que ponen de relieve 
la grandeza de mira, el alma pura y el corazón noble y generoso 
del extranjero que con su ciencia ilustró los anales de nuestra 
Historia. 

La primera y más precisa condición ftié que el Museo permane- 
ciese siempre en el Instituto de Segunda Enseñanza de la Habana 
con carácter de Museo público y de la propiedad del Gobierno. Co- 
mo el Dr. Gundlach deseaba terminar sus días en su Museo, con- 
servando y aumentando sus colecciones, pedia se le nombrase con- 
servador de él con la pensión ó sueldo que tuviesen á bien señalarle, 
y queriendo al mismo tiempo satisfacer una deuda de gratitud, pe- 
dia que en el caso de fallecer antes de devengar por su sueldo la 
cantidad de $8,000 se le entregase la diferencia, entre éstos y los 



40 

(lue hubiese cobrado por su» Hueldos, á loe herederos de don Bui- 
<|ue Diago y &ya8. 

El I)ire<»tor del Instituto, el Decano de la Facultad de Ci< 
Dr. Felipe Poey, y el Rector de la Universidad, D. Kernando Gon- 
zález del Valle, recomendaron con calor al Gobierno Creo«alla 
ad<iuÍ8Í(*i6n del referido Mu8tK>. Este, antes de resolver, comisionó 
& loH Doctort\s Joaquín E. Lastres, Decano de la Facultad de Far- 
niac'ia. y D. Juan VUaró y Díaz, Catedrático de Historia Natural 
de* la I'niversidaíl, para que previa inspección ocular del Mnseo, 
infonnasen del numero de objetos que contenía, del estado de con- 
servación en que se hallaba y de s'i valor aproximativo. 

Como no innlía menos de esperarse, estos dos competentes y dis- 
tinguidos profesores de la Universidad, aconsejaron al Gobierno 
(teneral la ad(iu¡si(»i6n de este Musch). En la Memoria del curso 
anterior se encuentran minuciosamente detallados los ejemplares 
que tíontenía y cuya relación tomamos de los extensos informes de 
los Drí^s. Líistres y Vilaró, que se conservan en el Archivo del Es- 
tablecimiento. 

El 22 de Abril de 18íH), el (fol)ernador General acordó elevar eJ 
axiMHÜente al Ministro de Ultramar i>ara su resolución, pero varián- 
dosc» la cláusula del contrato de manera que se reconociese en todo 
tiempo que el Musím) sería pmpiedad del (robiemo, cualesquiera que 
fues(5n las vicisitu(lt»s ponjue pudiera pasar el Instituto de la Haba- 
na, lícrmaneciendo, no olwtante, en 6\, mientras exista el Estable- 
cimiento y res(»rvándost^ el Gobierno el derecho de trasladar el 
Museo á otro Cuer[H) científico si se efectuase en lo adelante alguna 
reforma en la enseñanza, y ¡)or razón de ella, se suprimiese el Insti- 
tuto, [H»ro siempre c(m la condición de que el Museo había de con- 
servar el (^irácter de público c(m que se cede, donde quiera que por 
esa circunstancia se instalase. 

Como el Dr. (iundlach quería que ese monumento levantado á 
la ciencia por su único esfuerzo y por su amor, nunca inquebranta- 
ble al estudio, no saliere jamás de su patria adoptiva, aceptó esa 
modificación, siempre que en la escritura se estipulase que la co- 
lección se quedaría en la Isla de Culm. 

El 8 de Abril de 1892, el Gobierno Supremo aprobó la adquisi- 
ción del Museo Gundlach; pero teniendo en cuenta que los derechos 
académicos devengados por el Instituto desde el curso de 1880 al 




\I 



í 

< 



s 



*- ^^ 



41 



de 1892, produjeron $103.785, y que la mitad de esa cantidad 6 sea 
$51.894-50 que debieron quedar en beneficio de este Establecimiento 
después de repartida la otra mitad entre los catedráticos, como 
dispone el artículo 151 del Reglamento, unida á la de $ 16.550 á 
que aproximadamente ascendió la consignación de material de Ga- 
binetes y que figuró en todos los presupuestos desde el año 1830 
basta 1892, daban un total de $68.444-50, con los cuales pudo cu- 
brirse, con holgura, las atenciones del Instituto, sin necesidad de 
acudir á recursos extraordinarios para la adquisición del Museo 
del Sr. Gundlach; mandó que este se hiciese con los productos de 
los derechos de exámenes del curso de 1891 á 1892. El 7 de Diciem- 
bre de 1892 se extendió la escritura de compra, que suscribieron por 
una parte el Dr. Gundlach y por la otra los Dres. Juan Vilaró y 
Ferna^:ido Reynoso. 

A la muerte del Dr. Gundlach, el 15 de Marzo de 1896, le suce- 
dió en el puesto de Conservador del Museo el Dr. José I. Torralbas 
que desde dos años antes venía siendo su auxiliar y que fué no sólo 
un distinguido naturalista, sino igualmente uno de los más hábiles 
taxidermos. 

Al pasar éste en 1891, á la Universidad, como Catedrático auxi- 
liar de Ciencias y Director del Museo de Historia Natural, se nom- 
bró para reemplazarle, al Dr. Pedro Valdés Ragúes. 

El Museo contiene los siguientes objetos, distribuidos en esta 
forma: 

Colección de mamíferos ejemplares 38 

M de aves » 580 

» de huevos de aves - » 213 

)) de nidos de aves » 19 

» de reptiles » 13 

» de reptiles en alcohol » 84 

» de anfibios en alcohol » 10 

» de huevos en alcohol » 8 

» de peces » 96 

» de crustáceos cajas 69 

)i de moluscos » 36 

j) de moluscos » 6 

» de lepidópteros » 121 

» de heminópteros » 13 



42 



Colección de neurópteroH 

» (le hemlpteroH 

■ de ortApteríw 

■ de c<)U*6pten)» 

j» de dípteroí* -. 

í» de nier<>Htoina8 

» de z()í>fitc)8 ejemplares 3i> 

Ci*ámH>8 de ocK»(Hlr¡l()» * - 

Boca de tiburón 1 

Urna de colibríes I 

BuHtodel Dr. Gundlach 1 

Retrato al creyón del mismo 1 

Diploma al minmo 1 

Vista fotográfica del Musco 1 

MUSEO DE HISTORIA UNIVERSAL 

Durante el presente Curso se ha comenzado á formar un Museo 
de Historia Universal y de Cuba, con el fin de hacer objetiva la en- 
señanza de estas asignaturas, y también para poner las ba.He8 de un 
^luseo Histórico de que se carece en esta capital; para ello cuenta 
esta Dirección con los ofrecimiento)» que le han hecho distintas per- 
sonas, de los cuales es una muestra la siguiente lista de donacio- 
nes. Confiamos que los pjidres, alumnos y cuantos se interesan por 
el adelanto patrio nos ayudarán regalando para este Museo cuadros, 
mapas, retratos y cuantos objetos tengan ó sean de un valor his- 
tórico. 

Este Museo se inaugura con lo siguiente: 

Mapa de América, por Juan de la Cosa, los paises de América 
conocidos hasta 1500, asi couio las partes de Europa, Asia y África 
conocidas en acjuclla época. Tara comprender la importancia de 
este mapa baste saber que los mapas nuis antiguos de América son de 
1527 y 1520. El ejemplar que existe en este Instituto desde la épo- 
ca en qxw fué su Director el Dr. Fernando Reynoso, aunque algo 
deteriorado, es una reproducción exacta en la misma escala y los 
mismos colores del que dibujó en 1500 Juan de la Cosa, piloto y 
hábil cartógrafo que acompañó á Colón en su segando viaje. 




I 



S 



43 



1 Billete del Banco Español de 1» Habana de á 81.00 (afío 1883). 
1 » » » » » i> » 80.50 (afío 1889). 

1»»» » » n » 80.10 (año 1883). 

1 » » » » .» » » 80.10 (año 1897). 

3 » » » » » » )) 80.05 (año 1886). 

2 Títulos inatilizados de la Deuda Pública de la Isla de Cuba 
(año 1882). Todas estas son donaciones del Sr. Martin León. 

1 Modelo de contrata (original) de los que se hacían en China 
el año 1860 para traer nativos de ese país á Cuba. — Donación 
del Dr. Fermín Valdés Domínguez. 

1 Billete del Estado Soberano de Bolívar de 810. 

1 j» de los Estados Confederados de Norte América de 
8100 (año 1862). 
Ambas donaciones del Dr. Pedro Valdés Ragúes. 

1 Medalla conmemorativa de la inauguración del Canal de Ven- 
to. — Donación del Sr. Arturo Tejada. 

1 Medalla conmemorativa de la inauguración del Canal de Ven- 
to. — Donación del Dr. Eduardo F. Plá. 

1 Medalla conmemorativa de la segunda Conferencia Nacional 
de Beneficencia. — Donación del Dr. Eduardo F. Plá. 

1 Medalla conmemorativa del primer Congreso Médico Nacio- 
nal. — Donación del Dr. Eduardo F. Plá. 

4 Monedas de cobre de29,29,l^y J9 — Donación del Dr. 
Martín León. 

1 Fragmento de proyectil de cañón de tiro rápido de 1^ pulgada 
de grueso. Recogido después del combate de Santiago de Cu- 
ba, procedente del acorazado « Texas » . — Donación del Sr. Raúl 
López Roque de Escobar. 
Moneda del Brazil, 1897, de 40^ 

de cobre del L^ruguay, 1857, de 40 céntimos. 

jt » de España de 29 

» » )) Francia de un décimo. 

» » » España, 1868, sin valor visible. 

» » » Id. 1868, de 5 céntimos. 

j) » » Buenos Aires, 1860, de 2 reales. 

» 1) » España, 1833, sin valor visible. 

)) » » Id. 1812. 

» » » Id. 1861. 

» » » Rusia de un 3'eton. 



1 ] 


Sfone 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 




Id. 



44 



4 Monedas pequeñas antiguas de cobre con inscripciones bom- 

8a8. — Donadas todas por el Sr. Martín León. 
1 Moneda de cobre del Canadá, 1898, de 1 r 
1 Id. » » de España, 1867, 2^? de £. 
1 Id. m » » Portugal, 1833, de xx reis. 
1 Id. » » » Id. Id. de xx reÍH. 

1 Id. » » » Inglaterra, 1899, 1 penuy. — Donadas por 

el Sr. Martín Licón. 
1 Medalla conmemorativa del cuarto Centenario del descubri- 

raiento de la América. — Donación del Dr. EduArclo F. PIL 
1 Moneda de cobre de España, 1870, de 1 gramo. 
1 Id. I» plata de la India portuguesa. 1881, de J- ^upía. 
1 Id. » Id. » México, 1905, de 50 centavos. 

GABINETE DE FÍSICA 

A fin d(» que la cnHcñanza de la Física, ciencia e«enc¡almente 
experimental» fuera una verdad, el primer Dii-ector de este Inf^tituto, 
Sr. Kachiller y Momles, gestionó en 18B4 la creación de este Ga- 
binete. A fuerza de grandes emiM^ños (*onsigui6 dotarlo de ciento 
cincuenta y cuatro aparatos que no ttirdaron en hacerse inservibles 
IK)r la falta de cuidado. Cuando en 1888 el Dr. Claudio Andr^ se 
hizo cargo de la Cáte<lra de Física, llamó la atención acerca del mal 
estado en que la mayor parte de aquéllas se hallaban. Así conti- 
nuaron, sin componerse» ni rt>iK)nerse, liasta la época del Dr. Rey- 
noso, en que se compraron, con una |iarte de los derechos académicos, 
muchos de los (jue hoy contiene, se clasi ficharon, se colocaron en 
buenos anaíiueles, aun([ue más ¡)ropios pam una exposición que có- 
modos paní el uso diario de los ai>aratos, y se atendió con esmero á 
su conservación, mediante el nombm miento de una persona tan in- 
teligente, como el Sr. Plácido Biosca, hoy cíitedrático de Física déla 
Universidad, á cuya iniciativa se debió la adquisición de muchos 
aparatos. Kn la actualidad desempeña el Sr. Arturo Cadaval e) 
cargo de Ayudante conservador de este Gabinete. 

Durante el curso de 1904 á 1905, se adquirieron los aparatos f 
ütiles que w»- relacionan á continuación: 

24 BotellaH resonancia. 

21 Pilas diversas. 
1 Induccido Dinamo Gramme. 




5 
í 



S 



i 



^ 45 

LABORATORIO DE QUÍMICA 

Ck)ntiguo al Gabinete de Física se estableció en 1864, en un re- 
ducidísimo local, que apenas podía contener diez alumnos, un La- 
boratorio de Química, del cual no tenía más que el nombre, como 
lo prueba el hecho de que en 1872 el Catedrático de la asignatura 
hizo presente al Director del Instituto que no podía realizarse nin- 
gtin experimento en la Cátedra de Química, por falta de un labora- 
torio, pues el local que como tal existía, era solamente un reducido 
cuarto donde estaban almacenados, tubos, retortas, frascos y pomos. 
En vista de lo informado por la Dirección General de Obras Pú- 
blicas, en el expediente que promovió la Dirección del Instituto 
para la construcción de un Laboratorio de Química en el local que 
ocupa el establecimiento, el Gobernador General dispuso en 1876, 
que la «Dirección del Instituto adquiriera una cocinilla económica que 
colocada en el Laboratorio que hoy existe, sirva para los experimen- 
tos que la enseñanza exige con arreglo al programa». 

He reproducido este párrafo del referido expediente para que se 
vea como se enseñaba Química en este Establecimiento hasta hace 
muy poco tiempo, y en qué consistía su mal llamado Laboratorio. 

La cocinilla económica se sustituyó durante la dirección del 
Dr. Reynoso por una estufa que contribuyó á darle más aspecto de 
Laboratorio al local; pero que cuajido el Dr. Alamilla se hizo cargo 
de la referida cátedra, en 1899, no pareció haberse estrenado todavía. 
Para ser más útil y práctica tan importante asignatura se cons- 
truyó durante el período de vacaciones del curso de 1902 á 1903, en 
un departamento del tercer piso, el actual Laboratorio. 

BIBLIOTECA 

Con el fin de despertar la afición á la lectura y de estimular la con- 
currencia á la Biblioteca, instituyó la Dirección en el curso anterior, dos 
premios para los dos alumnos que hubieren asistido más tiempo á ella, 
y hubieren consultado ó leído mejores obras. El Bibliotecario llevó, 
durante el curso, un registro, en el que diariamente anotaba todos 
estos particulares. A la terminación del curso, el Tribunal de Li- 
teratura, en vista de la referida información, discernió los dos pre- 
mios á los alumnos Sres. Alvaro Zaldívar y Luis A. Gorordo. El re- 
sultado correspondió á nuestros deseos, pues, como puede verse por el 



siguienti" cuadro, duranto el presente cui*80 ooncurrieron á la 
t^*B, 4.7(><) alumnoH, en dei'ir, 3.430 máa que en el curso anterior 

La coneuireneia de personan extrañas al Establecimiailo M 
también numerosa. 

nOViniENTO DE LA BipLIOTECA DEL INSTITliTO 
DURANTE EL CURSO DE 1904 A 1905: 

EXISTENCIAS DE UBROS 

EmimstadoB 10,893 volómepa 

Rustica 1,072 » 



Total 11,965 

LECTORES 



Alumnos 4,700 Públi'jo 1.^ 

Curso de llK)3á IIHM L330 ^ 

Aumento en el presente curso 3.430 .^^l^^ 



Agrimensura 2 

Agricultura 6 

Anatomía 2 

Antropología 17 

Almanaques :{ 

Astronomía 2() 

BeHas Artes 3 

Bibliografías 11 

Biografííw 134 



Biologías , 

Bot/micas 

Catálogos 

Comercio 

Contabilidad 

Cosmografías , 

Derecho 

Dibujo 

Diccionarios 360 

Economía, etc 34 

Electricidal 12 

Enciclopedias 107 



OBRAS CONSULTADAS 

EfltadístioM. 21 

Filología 19 

Filosofía 184 

Física 189 

Fisiología 32 

Geografía 618 

Geología 5 

Gramáticas 97 

Historias 968 

Id. Natural 219 

Heráldicas 8 

Industrias 12 

Legislación 24 

Literaturas 250S 

Matemátícna 369 

Memorias 55 

Mecánicas 4 

M^»todos 55 

Mecanografía 6 

Metereología 1 

Medicina.. 2 

ToUI 7.881. 



Minenüoe^ ^ 

Mitoloíjía. ^ 

Música ^ 

Náutica * 

Novelas ^ 

Poesías 1*> 

Política ^' 

Pedagogías ^^ 

PsicologÍA ^ 

Programas ^^ 

Química *^ 

Religión ^^ 

Revistas, etc 8^* 

Sociología. 27 

Taquigrafía * 

Telegrafía. ^ 

Teratología ^ 

Topografía T.... * 

Viajes ^^ 

Zoología 1«7 

Zootecnia..' ' 



Jja Biblioteca está abierta para el público, todos los días lectivos, de 8á U »' ^ 
^ de 1 á 5 p. m. 




I 

o 



i 



47 



Durante el curso de 1904 á 1905 se enriqueció con los siguientes 
clonativos: 

Donativos de The Fiel Columblan Museum Chicago: 

Obseroations <m the Geology the Cerro Mercado. —Méxioo, by F. Oliver Cum- 
xninics, 1 vol. rústica. 

Tlie Land and Sea Mammals of Middle America and The Weat IndieSy 2 vols. 
The Rodeo Meteorite, by G. Farrington, 1 vol. 
Annual Repori of the Director io the Board of Frmtees^ etc., 1 vol. 
The Fresh' Water Fishea of México NoHh of the Yathum of Tehuantepec, by Euge- 
ne Meek; 1 vol. 

Donativo de The Smlthsmlan instltutlon» de Washington: 

Annual Report ofthe Board of Recents of the Smithsonian Ingtitution for the year 
June SO 190S. 1 vol. 

The Birda of North and Middle American, by R. Ridgway, tomo iil, 1 vol. 
The Uaeful Planta ofthe laland of Guam, by W. E. Saflord, 1 vol. 

Donativos del 5r. Delegado de Cuba en la Bxposlclón de 5t. Louls: 

Monographa on Education in the U. 8., Edited by Nicholas Mnrray Batler y que 
comprende los sigaientes folletos: 

Ediusational Organization and Adminiatraiion, by Andrew S. Draper. 
Kindergarten Education, by Safian E. Blow. 

Elementar y Education, by William T. Harris. 

Secondary Education, by Elmer Ellsworth Browo. 

The American College, by Andrew F. WeSt. 

The American UniveraUy, by Edward D. Perry. 

Education of Wotnen, by M. Carey Thomas. 

The IVaining of Teacera, by B. A. Hinsdale. 

School Architecture and Hygiene, by Gilbert B. Morrison. 

Profeaaional Education, by James Russell Parsons. 

Scientifle, TechniccUand Engineering Education, by T. C. Mendenball. 

AgricuUural Education, by Charles W. Dabney. 

Commercial Education, by Edmnnd J. James. 

Arl and Industrial Education, by Isaac E. Clark. 

Education of Defectivea, by Edward El lis Alien. 

Summer Schools and Unireraity Extensión, by George E. Vincent. 

Scientijie Soeietiea and Aaaociationa, by James McKeen Cattell. 

Education ofthe Negro, by Booker T. Washington. 

Education ofthe Indian, by William N. Hailmann. 

Education Throughthe Agency of Religious Organizationa, by William H. Lorrabee. 

Elementary and Advanced Education. — Germán Edncational Exhibition. 

A General Vieio of the History and Organization of Public Edacation in the Oer- 
man Empire, Translated from the Germán of W. Lexis, by G. J. Tamson, Berlin, 
1904. 



48 



Donativos de D. Qoiinlo de Queeada, flintotro de 
ea Washlngtoo: 

Corneil rnirernig, Reíoster 190^-1904. 

Annual Cnf aloque oflke WorceMer Foifteeknie ItutituU, 1902>1903. 
Oamm^eiat a¡ui Bmsinem ScHoqU^ 1904. 
The Sauticai Prfparaiory Sehoo¡- Vouñ§ America, 

BtUIeiin ofihe Mag^aekutetU Itutitmie of TBehhoíog^, CaUlogoe of the CMBcers aad 
Stodents, 1904. 

Donativos del 5r. Secretarlo de Affricultnra: 

Official Handbook of the Cesión Court, I toK 

Belgium its InMiiuiions, índustrirt and Commeree, General Kote9, 1 vol. 
Brazil and the Lo^itnana P^réhatte Expomtion St. Lomis^ 1904. 
Catálogo oficiai de lat Exhibieioneti de loa E. T. Mexicano: — ^St. Loáis 1904, 1 vol. 
(Jffieial Repori upan the Minen, MeUúurgg of the Argentine Bepuhlic, bj Hoskoid. 
— B. Airea 1904, 1 vol. 

Dooatívos del 5r. Secretarlo de Instmcclón PáMIca de la RepúMica 

del Ecuador: 

Contribución al Conocimiento de la Flora Eeuatámana, Piperáceas, Anturiatt, por 
L. Sodiro.— Quito. 1900-1903, 2 vola. 

Serlula Florea Ecudorensis AcroMicha, por A. Sodiro. — Quito, 1905, 1 vol. 

/^ Manicoba, Su cultivo, Extracción del Látex, etc., por Joan Aldama, Quito 
1904, 1 vol. 

C^tecinmo de Agricultura, etc. — Quito, 1 vol. 

Tratado práctico de Pedagogía, por María Ignacia Mooquera. — Quito, 1889, 1 vol. 

La CueMión de Limite» del Ecuador y el Perú, Apuntes, etc., por Segundo Alvares. 
Arteta.— vSevilla, 1901, 1 vol. 

Colección de Documenton sobre Limites Ecuatoriano- Peruanos, por £nríqoe Vacas 
Galindo.— Quito, 1902-1903. 3 vol». 

Repertorio de Instrucción /M6/}ra.—Ke vista mensual de Enero A Agosto de 1904, 
7 cuads. 

Donativos del Colegio de Belén de la Compaftla de Jesús, Habana: 

Atbum Conmemoratiís) del Quincuagésimo Aniversario déla Fundación en la Habana 
del Colegio de Belén, 1 vol. 

Apuntes Históricos acerca del Obsermtorio del Colegio de Belén, por M. Gutiérrez 
Lanza. — Habana. 

IjOS Diferentes Corrientes de la Atmósfera en el Cido de la Habana, por el P. L. 
Ganffoiti. ~ Hal)ana, 1904, 1 vol. 

Perturbación Ciclónica, Octubre 10-20, 1904. Rectificación.— -^zX^XiA, 1905, 1 vol. 

The Pioneer Forecasters of Hurricnnes, by Walter M. Drum, 1 vol. 

Donativos del 5r. Cónsul de la República del Paraguay: 

El Chaco y El Litigio de Limites entre Paraguay y Bolina, etc., por R. v. F. F.— 
AaanciÓD, 1904, 1 vol. 




s 



< 



8 



S 



49 



The JParaguayan Chaco, ele, (en inglés y espailol), por Cecilio Báez.— N. York, 
1904, 1 vol. 

Donativos del Profesor 5r. D. nartin León: 

Curso de Filosofía Elemental, por J. Balmes, 1 vol. 

La Sania Biblia, etc., Vereióo de Cipriano Valera.— N. York, 18S4, 1 vol. 
Hintoria de lo» Judíos en las Edades Antigua, Media y Moderna, por James K. 
Hoemer, Versión española, etc., de £. Toda. — Madrid, 1893, 1 vol. 

Historia de los Oodos desde los Tiempos Primitivos, etc,, por Enrique Brad ley.— Ma- 
drid, 1890, 1 vol. 

Memoria Histórica de Cienfuegos y su Jurisdicción, por Enrique Edo y Llop, 2?ed. 
— Cienf aegos, 1888, 1 vol. > 

La Chine d^Áprés les Voyageurs les plus receñís, par Víctor Tiasot.— París, 1886, 
Ivol. 

El Universo Social, por H. Spencer, 8 vols. 
Jerusalem, por Fierre Loti, 1 vol. 

La Guerra Franco-Prusiana, por el General Conde de Molke. — Madrid, 1891, 
1 vol. 

Poesías Completas, El Arpa del Amor por Juan de Dios Peza. — París, 1891, 1 vol. 
Código Civil Español, con las Leyes Vigentes, anotado por D. Dionisio Doblado, 
2? ed.— Madrid, 1889, 1 vol. 

El Nuevo Código de Comercio para la Península y las Antillas, por Vicente Romero 
Girón, 2Í ed.— Madrid, 1886, 1 vol. 

La Nature. — Revne des Sciences etc. 1? y 2!* Semestre, afio 1893.— París, 2 vo- 
lúmenes» 

Donativos de la Secretarla de Estado y Justicia: 

Documentos Internacionales referentes al reconocimiento de la República de Cuba. — 
19!M.— Habana, 1904, nn vol. 

Boletín Oficial del Departamento de Estado. - Habana 1905, vanos. 

Donativos de distintas personas: 

El México Desconocido, Cinco atíos de Exploración entre las Tribus de la Sierra 
Madre, etc., por Cari Lnmholtz y traducida al castellano por Balbino Dávalos, Edi- 
ción Ilostrada.— N. York, 1904, 2 tomos. Donativo del Sr. Ministro de México. 

Enlodo de la Iluminación y Abalizamiento de las Costas de los Estados Unidos Me- 
xicanos.— Méxioo, 1904. Donativo del Sr. Cónsul de México. 

Mensaje del Sr, Presidente de la República, Tomás Estrada Palma al Congreso, 1904. 
Donativo del Secretario del Senado Sr. J. A. Frías. 

Informe de la Asociación de la Prensa de Cuba sobre Propiedad Literaria etc. Do- 
nativo del Presidente de la Sociedad. 

Proyecto de Presupuestos Generales etc., para el ejercicio de 1905 á 1906. Donativo 
de la Secretaría de Hacienda. 

Leyes y Reglamento General de Enseñanza Secundaria y Superior, — Publicación 
oficial.— Montevideo, 1S97. Donativo del Sr. Cónsul del Uruguay en la Habana, 1 vol. 

Anales del Museo Nacional de Montevideo, Flora Uruguaya, Donativos del Direc- 
tor del Museo. 



50 



Geografía Física $ En/Mea dd Púragmnf^ ifoc Aarm. Donativo del MvKO Naeis- 

ual de Montevideo, el 1^*^, tomo. 

¡nditt Cronoióffico df Ion irahaJM rjecutado$ f% la Imprenta de toa nSSao Sipómím 
de Buemon Aii en, por Lu» Ricardo Fon.— La Plata, 1904. DoDaüvo de su «vtor, 1 tqí. 

BofetÍH de la fíibiioieca ISiblica de la Prorincia de Bueno» Áirt» en te Comead 4t 
la Piala (K. Argentina), de Jalio 1904 á Junio 1905. IlonaÜTO del Director 
S. L. R. Foni. 

Memoria del Cunto Académico del Instilmlo del Camaguey. — 1903-1904. DoBatiro 
de Au Director. 

Memoria anual del InMitulo de ^ fa^ríiaa^a.— Mataoiaa, carao 1903-1904. De- 
nativo de 8u Director. 

Memoria di I Centro (¿allego^ 35? antveraario, 190 >. Donalivo del Seoreteriodel 
Centro. 

Memoria de la Cni/m Ibero-Americana^ afio 1904, Bfadríd. DonaÜTO del Prta- 
dente de la Sociedad. 

Memoria de la fundaci/m de la Guardia Rural de Cuba, Donativo del Sr. Jefe 
del Cuerpo. 

The Jíttrrard Cnircrsitjf Catalogue, 1904-1()06. Donativo del Rector. 

Catologur of r«ím«i7y of Columbia, 1904-1905. Donativo del Sr. Rector. 

Obran de Chateaubriand, Donativo del Sr. Dr. Felipe García Cafiizares, Profesor 
del Instituto. 

Ijún (irandt'M Klajxin del Arte Musical, etc., por G. M. Tomás, 1^ serie. Donatiro 
del Dr. I^Iduardo F. Piá, Director del Inftitoto. 

Pollincria Andante, compuesta por el Bachiller Atanasio Rivero, Habana. Do- 
nativo de D. Juan Hances Conde, 1 vol. 

Ordenanzas de la Ilustre Vniri^6idad y Casa de Contratación de la M, N, jr Jí. L 
Villa de Bilbao, etc. Reimpresas etc. Imprenta de Sanóha, Madrid, 1796, an vola- 
men. Donativo del Sr. Dr. Andrés Segora y Cabrera. 

Memoria de los resultados obtenidos por los alumno» del Colegio de Eocmetos Fias, 
(¿uanalmcoa, curso 1 904-1 9()r). Donativo del Sr. Rector, 1 vol. 

Memoria Anuario de la Cnirersidad de la Habana, cnno 19(Xi-\904, Donativo 
del Sr. Rector. 

Report of the Comminsioner of Educatione for year I90S, doa volma. Donativos del 
Departamento de Washington. 

Reglamento General de la Asociación Taquigr^flea de Cuba. Donativo de la Aso- 
ciación. 

Donativos de ana reapectlvoa aiitoraa: 

Ia)h Arboles y la Cultura (^iviva, por F. Carrera Jástix. 

Manual de Microscopía y de Química, por £mitio Martines, Habana 1905, 1 vol. 

Fiebre Infecciona, por el Dr. José Vi la Davin, 1 vol. 

Contnhuri/m á la Hintoria de la Oftalmología en Cuba, por el Dr. Enrique Lopes. 

Medicina de los Sil*oneyt's^ por Enrique López. 

Pleryyuim and ils Trratment, by E. López. 

lyaitcment du I*térygion, por E. López. 

Oftalmología Clínica, por E. López. 




< 

s 



s 



< 

i 

s 



51 



Oftalmologia etc. y por £. López. 

Obaervacionea 9obre una Epizootia de los Terneros j por el Dr. Coervo. 

Os mosquitos no Paráj por Emilio A. Goeldi, tomo 4?. — Memorias do Musen Ooel- 
di. Para, Brazil 1905. 

IVatado afecciones en pies y uñasj por G. ÁDiceto. — Habana. 

Las Aves de la Provincia de Coneepd&n, Chile, por Carlos S. Reed. 

Biología de dos Coleópteros^ oayas larvas atacan al trigo, por M. J. Revero. 

Catálogo Ilustrado de las obras sobre Ciencias Naturales, de C. Poster. 

Elogio del Dr. José I. Torralbas, por el Dr. Arístides Mestre, Habana, etc. 

Notice sur Les Travaux ScientiflqueSy de Ch. Janet, 1 vol. 

Anatomie du Gaster de la Myrmiea Rubra, par Ch. Janet, 1 vol. 

Eludes sur lesfourmis, les Guepes etc., par Ch. Janet. 

Extrait des Mémoires de la Socéité Zoologique de France. Anné 1898. 

Civilización del Japón, por Fernández Solares, 1 vol. Rústica. 

Cartilla Mecanográftca, por Frank Betancoart. — Habana, 3905, 1 vol. 

English Conversation, First BoOk, by C. Greco, 1 vol. 

Método Progresivo para aprender inglés, por Menéndez Banoeilla, etc., 1 vol. 

Una Reforma que no se hará, por Cristóbal de la Guardia. — Habana, 1 vol. 

Bibliografía de Rafael M. Merchán, por Domiígo Figarola Caneda, 2^ Edición. 
—Habana, 1905, 1 vol. 

Estudio Comparativo de Cervantes, etc., por el Dr. G. Domínguez Roldan. — Halia- 
na, 1905, 1 vol. 

Lugar que ocupa Cervantes en las letras Castellanas, por el Dr. G. Domínguez 
Roldan —Habana, 1905, 1 vol. 

Influencia déla Literatura Clásica, etc., por la Srita. Julia Martínez. — Habana, 
1 volumen. 

Nuevo Vocabulario de EspaJlol-Inglés, por Amalia Idilia Franco, 1 vol. 

Tratado de Onomaiología, para Escuelas, por Félix Ramos Duarte.— México, 1895, 
1 volumen. 

Tratado de Lengu<{je Castellano, etc., por Félix Ramos Duarte. — México, 1897, 

1 volumen. 

Diccionario de mejicanismos, etc., por Félix Ramos Duarte, México, 1896, 1 vol. 

Concepto y Tendencia del Derecho Civil Moderno, por F. Sánchez Fuentes. — Haba- 
na, 1 vol. 

Temas de Literatura Clásica Antigua y Moderna, por F. Navarro Ledesma. — 
Madrid, 1903, 1 vol. 

Lecciones de Literatura, etc. — Preceptiva General, 1? parte y Preceptiva de los gé- 
neros Literarios, 2? parte, por F. Navarro Ledesma, 2> ídem. — Madrid, 1901-1902, 

2 volúmenes. 

Resumen de Historia Literaria, por F. Navarro Ledesma, 3* parte.— Madrid, 1902, 
1 volumen. 

Lecciones de Gramática Práctica de la Lengua Castellana, con un Prólogo de E. 
Benot, por F. Navarro Ledesma. —Madrid, 1903, 1 vol. 

México Ayer y Hoy, por B. Malí en, 1 vol. 

Infortne del General Porfirio Díaz á sus compatriotas etc., 1 vol. 

La Tormenta Tropical de Octubre de 1904, por E. del Monte, 1 vol. 



Ceiebración en Porú dH J? anixtnario de la RepMica de Oiba^ 190S, 
La» SimpaiUu de ItaUa por loe Mambite» Cubano», por F. Ortís Fernáado, 1 nL 
Vliaiia per Cmba neli .t? anniver$ario ddla ProelamaMione deila Bepúküoa (Mat. 
Papel tnoneda en ahandancia He,, por A. B. Westnip. — Hatmnii, 1 toI. 

COriPRADAS POR EL INSTITUTO: 

BIBLIOTBCA DEL DB. VIL ABÓ: 

Charle» Darwin, ki» Ufe and Work, by Alien Gmnd.— N. York, 1 rol. 
Chek-LM of Xortk Amerícan Bird»^ by Ameríoan Oraithologjr. — N. Tork, 190^ 

1 TolameD. 

Le» In»ecte», pftr Brebn.— Parf.% 2 vola. 

Le» Ver», Le» Mollumiue», par Brebn.— París, 1 vol. 

Lea Reptileé el le» Batraeien»^ par Brebo.— 1 vol. 

Vida de lo» Animale» Mamífero», por Brebn. —Barcelona, 1889, 2 vola. 

Tratado Elemental de Zoología, por Odón de Boen.— Barcelona, 1890, 1 vol. 

Botánica, por Otón de Buen.— Barcelona, 1890, 1 vol. 

Mélamorpho»e» de» Ineectea, par £. Blancbard.— París, 1868, 1 vol. 

Ocurre» ComplHc» de Buffon.—PnrÍB, 12 vols. 

TVaité de Zooloffif Agríeole, par P. Broochi.— París, 1886, 1 vol. 

Life HiMorie» of Norlh American Bird», by Cbarles Bendire. — Washington, 
189Ó, 1 vol. 

Zoología, por C. Claus.— Barcelona, 1891, 2 vols. 

Elhnent» de Zoologie, etc., par C. Cíaos.— París, 1889, 2 vols. 

Prhi» de Zoologie Mfdicalc par ii. Cari et.— París, 1892, 1 vol. 

Traite de Phynicologie Compara de» Animaux, par Colín, 2* éd.— París, 1 vol. 

AV^to Xorth American Bird», etc., by £. Coues.— Boston, 1887, 1 vol. 

Le Régne Animal, diMribu^ d' aprh »on organioatúm^ par Le Barón Cuvier. — Pan^ 
5 vols. 

Manuel de Conchyliogie, ou Hi»toire Katurelle de» Molluogue», ete,, par Paul Fifr 
cher.— París, 1881, 1 vol. 

I^n Poisaona Lea RepiUe» et Le» Oiaaeaux, par Lonis Figuier. —París, 1868, 1 vol. 

El Mundo antea de la Creación del Hombre, por Fignier y ZimmermanD. — Barce- 
lona, 1870, 2 vols. 

I)e Vlntelligence et de Vlnalinct de» Animaux, par P, Flonrens, 4* éd.— París, 
18S1, 1 vol. 

Les Bétea, Ef ementa de Zoologie, par L^n Girardin, 2? éd.— París, 1 vol. 

Aide, Mémoire de Zoologie, par Henny Girard.— Paris, 1896, 1 vol. 

Dea Vcrfi chez lea Animaux et lea Maladiea Vermineuse», par Elie Goubert.— Par»» 
1878, 1 vol. 

The Birda of North and Middie America, by R. Ridgway.— Wasbington, 1892, 

2 vols. 

BuUetin ofthe U. S., Fiach OommiWon.— Wasbington, 9 vols. 
Report of The Commiaaioner, U. S, Commiaaion of J^h and Fi»herie». —Washing- 
ton, 9 vols. 



- 


' r 


1 


f • 

\ 

1 


1-^ 




"^^- SI 


r 


r\^N 


., !* 


1 «K^^M 






4. 


^ ' . /SSSto?^!' 






. y^JÍ 


^^^^iiCrzjí;;;;^ 


a 


H 


^ "^ ""^ ^ — ^^l^^f—i 


f. ^ 


- ■ W 


' L f\ ' 




I--^=rT^-a 




1 

A 

¡ 


Wm 


^'* ir' 


^1 1 .Jm "^'m^^^M^^^^r 


^^m 


V 


»'^ 


^H ^j 


?', ^^ - * ~ 1 


h 




•A 

m . 




1 V* 

• V 


i 

i 


1 







s 



o 



53 



A Manual ofthe Molluéca a treatiste of Recent and fosnl Shells, by S. P. Wood- 
ward. — London, 1868, 1 vol. 

7^ Popular Natural Húiory, by Wood, 1 vol, 
A Manual of Zoology, by 8. Fenny.— N. York, 1872, 1 vol. 
OUeaux de Vlle de la Trinidad, par Leateand. Port D'Espagne, 1866, 1 vol. 
7^ Fishea of North and Middle America by Jordán and Evermann. — WashingtOD, 
1896, 4 vols. 

E/ementsde Zoologie, etc., par Milne.— Edwards, 1 vol. 
Zoologie, etc., par Milne, Edwards 99 éd. — París, 1 vol. 
Zoologyfor high Schaoh etc., by A. 8. Packard.— N. York 1885, 1 vol. 
Synopña Pi9cuim Cuhensuim. Catálogo Razonado de Peces de la IfHa de Cuba, por 
Felipe Poey.— Habana 1868, 1 vol. 

Curso Elemental de Mineralogía, por Felipe Poey. — Habana 1878, 1 vol. 
V Intelligenee des Animaux, par Menault, 2^ éd. — París, 1869, 1 vol. 
Oceanie Ichthyology, by Goode and Bean, Texte and Atlas, 2 vols. 
Manual de Hisloria Natural, por M. José Galdo, 5? ed.— Madríd, 1858, 1 vol. 
Zooiogie, etc., par Paul Oervais. - París, 1866, 1 vol. 
VEcreoisse, par Th. H. Huxley.— París, 1 vol. 

An Inlroduction to the Classiflcation of Animal, by Th. H. Hnzley.— London 1869, 
1 volumen. 

A Curse of Elementary Introduction in Praclical Biology, by Th. H. Hnxley. - 
London 1883, 1 vol. 

A Manual of the Anatomy of Vertebrated animcUs, by Th. H. Huxley. — New 
York 187», I vol. 

The Descent of Man, by Ch. Darwin.— N. York, 1 vol. 
De U Origine des Espéees, etc., par Ch. Darwin.— París, 1862, 1 vol. 
Jnvestigations in Porto Rico of the U, S. Fish Commission Steamer Fish Hawk 
in 1899, by B. W. Evermann, 1 vol. 

The Fisheries and Fishery Industrie of the ü. 8., by Goode, 2 vols. 
Memoria sobre la Industria de Pesquería, etc., por Silva y Ferro, 1879, 1 vol. 
Memoria sobre la Industria y Legislación de Pesca, etc., por R. Gutiérrez Vela. — 
Madrid, 1885, 1 vol. 

Revista de Pesca Marítima, por R. Gutiérrez Vela, tomo iv y V.— Madrid, 2 vo- 
lúmenes. 

Esquisses des Harmonies de la Création, par L. F. Jéhan. — París, 1841, 1 vol. 
The Hawks and Chols of the U. S. in their Relaiion to Agriculture, by Fisher and 
Merrían. — Washin^n, 1895, 1 vol. 

Yearbook ofthe ü. S., by Departament of Agriculture, 1895, 1 vol. 

Eléments de Botanique, par Mangin. — París, 1890, 1 vol. 

Minnesota Plant Life-Saint Paul, by Mac Millian, 1899, 1 vol. 

Flora Habanera, etc., por Gómez de la Maza.— Habana, 1897, 2 vols. 

Elementos de Botánica, por Juan Vilaió, 1 vol. 

Apuntes de Fisiología Vegetal, por Juan Vilaró.— Habana, 1 vol. 

Elementos de Fisiología Zoológica; por Ed. Perríer, 1 vol. 

Mierobes el Moladles, par Schmit.— París, 1886. 1 vol. 

Du Paludisme etdeson HémaUiZoairt^ par La verán.— París, 1891, 1 vol. 



.^4 



J.r^n» Burles Ph^om^mU déla TiV, etc., liar CJaiicle BeroArtl, — i*«f», 1^ 
1 volaroen. 

¡^ Tram^forminme^ Kroiution^ etc.,, par Lauei^in. — Pj&riff* IB^S^ I TOJ. 

//KrolMtiom et U Vie, par D. Cochin. 3? Cfi. - l'iiríi, Í8S^, 1 roL .A 

Tratado de la Rmfm Humana, por Pedro Mam. - Miidri^, tH04, J i^^ 

Sourrau Ktémentn IV Hiétoiogie, par Klein rt Vnriot. — F'fiHfl, l-^^HS, I ««I- 

7'rrii7/- rff Xooterhme, par André SousoD, 3^ r«l. — J'üríít, lí^^CÍ, ^ to]«L 

L* Anihropotogie, par Paul Topiuard, 2v éd.— Puria lí^TT, J vc»I. 

¿r» ConfiitH de la Science et de la Religión, par J. W. T>ni|ier, 7* 4A. — Rn^ Bfc 
1 volamen. 

Introduction á la Science Sacióle, par H. 8p(.*nf#r Ti^' é*l,, 1880, J voL 

Ktirthquares and Volca noe$ etc., by Manj^o Pf^nton.— rjoiiffan, f6tW, 1 iwL 

Sjfnopuis of the KntomoMraca of Minnesota, ' 4>/*f^Wrt, Clfté&ewr&t ijtí^wegáu^ i^ 
Herrick and Turner. —Saint Paul, 1895, 1 vol. 

Report ofthe V. S. Gvological Sur rey of the 7- n*hmtn, \\y P. V. Hjí^I«4&* -^ 
York, 1H79, I vol. 

Vontribuciím A la Orniíología Cubana, por X í*titMllíit*Íi. — HabAnaL« 1870» I lí» 

Annual Rr¡)ort of the Roart of Recenté for tke tf* tti JS*i*, of SmitéjmmítÉm 
1 volumen. 

Algo mine Peina de Cuba, Puerto Rico p EMnth** t 'tutftiM, por J, Vll*ré,— J 
na, 1893, un folleto. 

Maison Rustique du /.'/<; si/rle, par Bailly, h\\io rU^, Píiríf», 2 volm 

¡jOS Alemanes g La Francia, etc., por el Padn- Itiííníi. TrmltidclA por 0. 
tanra y C. de (Xhoa.— Madrid 1884, 1 vol. 

A Condtnsed Dictionary of the English Lai*fft**f>¡t' »^'.. hy Wehatcr. '— Jí» TmÍ 
1 volumen. 

An American Dictionary of the English LaH'*/u-'»'i' , '*v Wcíyít^r, ISSS, 1 vifl* 

Dictionary of (he Sjpanish and English Ixínfftt,t,ii , *tr , hy V>la«4|ti«s«**K. ¥«k* 
1 vol. 

The Eneiclopfpdie Dictionary, bj Hunter jumí Mnni»*, — PlitlaiWíplifji, !©•» 
4 tomos. 

Dictionnaire de M/decine, de Chirugie, de Pkarut h *» , ¡i;m K. Liltré IS? íiI*^^FW'** 
1884, 1 vol. 

Dictionnaire Classique D' líistoire Xaturelle, efr . ¡r,n Amlahíti y otro», Ptc, J7fO& 

Dictionnaire de Ihnapeutique, Medicale et Chi' m, ,/nft»t , jiur BiJüchüt el Heeprés.— 
París, 1 vol. 

Dictionnaire rnirersal des Sciences, des Lettrt'* ** ff'S Ir/.*, i7f. , par Bouillet.— F*" 
ris, 1 vol. 

Dictionnaire Vnirersel D'IIistoire et de Geogrttph,< tt, , |uii ít<>iüllel.- Pariis, 1 wl. 

Diccionario Francés-Español y Español- Fra*n<^ [mít Nñniü TnlfOtida 14^ ed.— 
Paria, 2 vol». 

Rudimento de Historia rnirersal^ etc., por E im.ih/ — Síititm^i> dr Cuba^ lOOlr 
1 vol. 

HistoryofCoionizat ion ofthe Cn i ted States, by * • HmrHtM — N Vork, 189:3, 1 t«L 

77if //uí/wH, í'/c, by Wall ace Bruce. — X. Yui I 1 vol 

XiNtty Thrve, by Víctor Hugo, Translated ln í I ^ r (íiMiíüt^— Lotidot», 1 vol 




íS 



a 

s 



o 

< 
Oí 
O 

< 

4-1 



66 



Mis buenos tiempo»^ Memoria, ele. y por Raimando Csbrera.— Habana 1891, 1 vol. 
La Four des Maures, par £. Dandet, 1 vol. 

Historia déla Literatura Eépañola, etc. Trad acida porGajangos. — Madrid, 1861, 
vol. 

McUhématique, par J. Jaootot.— París, 1 vol. 

Les Fermentation^y par Schntacenberger 4^ éd. — París, nn vol. 

Nuevo Curso de Inglés, Robertson, 1 vol. 



Le Froid Artificiel el ses applicalions, etc., par J. de Loverdo. — París, 1903, 1 vol. 
Eludes LiUéraires Sur les Orands Classiques Latins, etc., par Gnstave Merlet, 
5e éd.— París, 1900, 1 vol. 

Beilezas del Quijote, Comentarios, etc., por P. Giralt. — Habana, 1906, 1 vol. 
Historia de las Literaturas Castellanas y Portuguesas, por Fernando Wolf. Tra- 
dacida del alemán por M. de Unamuno, con notas y adiciones por M. Menéndez y 
Pelayo.— Madrid, 2 vols. 

Les Trophées, par José María 'de Heredia, 19e éd.— París, 1 vol. 
Principios de Literatura General 6 Teoría del Arte Literario, por D. Salvador Arpa 
y López.— Cádiz, 1874, 1 vol. 

Arquitectura de las Lenguas, por Eduardo Benot. — Madríd, 3 vols. 
El Lenguaje, stis Transformaciones etc., etc., por Julio Cejador y Franca. — Sala- 
manca, 1901, 1 vol. 

Los Gérmenes del Lenguaje. Estudio etc., por Julio Cejador y Franca. — Bil- 
bao, 1902, 1 vol. 

Embriología dd Lenguaje, su Estructura y formación etc., por Julio Cejador y 
Franca.— Madrid, 1904, I vol. 

La Lengua de Cervantes. Gramática y Diccionario de la Lengua Castellana en el 
Ingenioso Hidalgo Don Quyote de la Mancha. Obra premiada, etc., por Julio Cejador 
y Franca. Tomo i. Gramática. — Madríd, 1905, 1 vol. 

Notes et Souvenirs 1870-1873, par M. Thiers.— París, 1903, 1 vol. 
Bibliografía Ibérica dd Siglo XV. Enumeración de todos los libros impresos en 
España y Portugal hasta el año 1600, por Conrado Haebler. — La Haya, 1903, 1 vol. 
Ouvriersdu Temps Passé, XV-XVI siégles, par H. Hanser.— París, 1899, 1 vol. 
La Démocratie deoant la Sciencer, Eludes Critiques sur VHércdité, La Concurrence 
el la Differenciation, par C. Bonglé. — París, 1904, 1 vol. 

La Méthode Historique appliquee aujc Sciencies Sociales, par Ch. Seignobos. — París, 
1901, 1 vol. 

Historia de Cuba, etc., por Vidal Morales. — Habana, 1904, 1 vol. 
Besumen de la Historia de América, por Nicolás Estévanez, 2? edición.- París, 1 vol. 
Húbria de Grecia, etc., por El Abate Drioux.— París, 1901, 1 vol. 
Historia Romana, etc, por El Abate Drioux. — París, 19(»0, 1 vol. 
Hitioria de la Edad Media, etc., 1* y 3? parte— París, 1888, por El Abate Drionx, 
2 tomos. 

Historia de la Edad Moderna desde 1610 hasta 1789, por el Abate Driouz. — París, 
1883, 1 vol. 

Hitíjoria Contemporánea desde 1789 hasta 1889, por el Abate Drioux.— París, 1889. 
1 volamen. 



66 



Eh Im EMadoñ Vnidot, por Jone Martí. -Hahftna, 1905, el TV Tolnmen. 

Srori Scari di Pomjyei. — Cnta dei Vrttu, etc.^ 1 vol. 

Diccionario IngU'9-RtpafSúÍ ¡f Bqtañol'Infth.- Apretón, por A. Caja». — N.Ym 
190 1, 1 vol. 

Xuero Compendio de Gramática CaMcUana^ por Andrés Bello. — N. Yoric, 1903, 1 m 

Alian Elemental de Morfología General Externa^ por Edaardo Reyes Procer- 
Madrid, 1 vol. 

SocioncH de Historia Natural, etc.^ por Emilio Ribera G Ames. — Piaría, 190\ Iti^ 

Fintea General, etc., por I^anf^lebert, 56^ edición. — Paria, 1902, 1 toL 

Botánica, Heino vegetal, por Jaan García Paron, 18f ed. — N". Fork, 1905, 1 W 

Curño de EnM fianza Cient(tica, etc., por Panl Bert, W ed. — Pftrts, 1904, 1 tbí. 

(¿t'ometrla Elnn4*ntal, por H. Bo8. — Pari«, 1902, I vol. 

Otipgrnfía Agronómica, 6 Xociones de CoMtnografla, por José do CSastro Pulida 
2« «1.— Madrid, 1901, 1 vol. 

Educación Sacional, por V. de Lnttoor. — Madrid, 1900, 1 vol- 

Ei^cuela de ni Has, por Matilde del Real j Mijares. -Madrid, 1890, 1 rol. 

Tratado completo de Educación Crititiana. Pedagogía General, por Simón Agnil» 
y Claramunt.— Valencia, 1886, 1 vol. 

Tratado completo de Instrucción, Pedagogía General, por Simón Agailtur J Cbn- 
muiit. — Valencia, 1 vol. 

Manual Teórico- Práctico de Educación de Párvulos, 9egún el método de lo^Jitrdtmetdt 
la Infancia de F. Froebel, por Pe<lrode Alean tara García, 3^ ed.— Madrid, 1^599. 1 vol. 

Compendio de Pedagogía, Teórico- Práctico, por Pedro de Alcántara García, S^edi- 
ción. —Madrid, 1ÍH»3, 1 vol. 

Tratado de Higiene escolar, Guía Teórico- Práctica, por Pedro Alcántara García — 
Madrid, IKHí;, 1 vol. 

Teoría y Práctica de la Educación y de la Enseñanza. Curto eampMo y ISmcifiopédi- 
co de Pedagogía, etc., por Pedro Alcántara García, 2^ ed.— Madrid 19(iO-1905, 9 toi 

Curso Elemental de Pedagogía, por .1. Avendafio. — Madrid, 1888, 1 vol. 

Elementos de Pedagogía, por Luis Parral, 3* ed. — Tarragona, 1902, 1 voJ. 

Teoría Completa de la Educación jiara Maestros y Maestras, por Luis Parral. — Vi- 
lladoHd, 19(K), 1 vol. 

Elementos de ¡^sicología, por Lni» Parral. — Valladolid, 1899, 1 vol. 

Tratado de Antropología, Psicología, Teoría de la Educación, por Lnis Parral.— 
Valladolid, líXK), 1 vol. 

Tratado Elemental de Pedagogía, por Kufíno Blanco y Sánchez, 3f ed. — Madrid, 
1904, 1 vol. 

Curso Completo de Pedagogía, por Jo»6 M* Santos, 9^ ed.— Madrid, 1895, 1 vol. 

Ejfwsici n del Sistema de Educación de Pestalozti, ete,, por Jallien. Tradncid^ 
etc. — Madrid, 1 vol. 

Tratado de Antropología y Pedagogía, por Grefforio Herraiz.— Madrid, 1 vol. 

El A. B. C. del Sistema Froehel, etc., por Dejíetan y González. — Madrid, 1 vol. 

Elementos de Pedagogía, por G. EwrilMino, 1 vol. 

Tratado de Geometría Práctica y Aplicaciones al Dibujo lineal, poi Mannel G. En- 
ciño.— Madrid, \H\)7, 1 vol. 

Código de Comercio. Anotado, etc., por J. Serrano y Oteiza.— Madrid, 1 vol. 



^ 67 

CurM de Derecho Natural 6 de Filosofía, del Derecho, por E. Ahrens.— Madrid, 
1905, 1 vol. 

EléntieiUos del Derecho Mercantil de España. — Derecho Mercantil Internacional.-^ 
Legiálnci&n de Aduanas y Tratados de Comercio, por M. Carreras y González y L, 
González y Reyilla.— Madrid, 1902, 1 vol. 

Principios de Economía PolUica, ptc,, por M. Colmeiro, 4* ed. — Madrid, 1873, 
1 volnmen. 

Leyendas de D. José Zorrilla. Edición de Lnjo.— Madrid, 1901.— M. P. Delgado 
editor, 2 vola. 

Memorias, Poesía y Realidad, por Goethe. — Madrid, 1 vol. 
Historia de la Literatura Italiana, por R. Gamett. Traducida por Enrique 
SomB y Castel i n.— Madrid, l.vol. 

Historia de las Literaturas Castellana y Portuguesa, por Femando WoU. Tradn- 

cida por M. de Unamano, y Notas por D. M. Menéndez y Pelayo.— Madrid, 2 vola. 

Historia de la Literatura Española desde los orígenes hasta el año 1900, por Jaine 

Fitzmaarice-Kelly. Tradnoida del Inglés y Anotada por A. Bonilla y San Martín, 

y con nn estudio preliminar de M. Menéndez y Pelayo.— Madrid, 1 vol. 

Historia de la Literatura Clásica Griega, por Gilberto Murray. Traducida por 
Enrique Soma y Castel i n.— Madrid, 1899, 1 vol. 

Historia de la Literatura Francesa, por E. Dowden. Traducida por Enrique 
Soma y Castelin. — Madrid, 1 vol. 

Historia de la Literatura Rusa, por K. Waliszewski. Traducida por Luis de 
Terán.— Madrid, 1 vol. 

Historia de la Literatura Inglesa, etc., por H. Taine. — Madrid, 5 vola. 
Ooya, por Ceferino Araujo Sánchez.- Madrid, 1 vol. 

Cicerán y sus amigos. —Estudio de la Sociedad Romana del tiempo de César, por 
Gastón Boisaier. Traducido por A. Salazar. — Madrid, 1900, 1 vol. 

La Oposícifm bajo los Césares, por Gastón Boissier. Traducida por A. Sánchez 
* Pérez.— Madrid, 1 vol. 

Luis Vives, por A. Lange. Traducido por M. Menéndez y Pelayo. — Madrid, 1 vol. 
La Juventud de Lord Byron, seguida de los últimos arios de Ijord Byron, por La 
Condesa de Haussonville. —Madrid, 1 vol. 

Vida, Memorias y Cartas de Lord Macaulay, dalas á luz su sobrino Jorge O. 
Trevelyan. -Madrid, 1900, 2 vols. 

La Educación de Lord Macaulay, según sus Memorias y sus Cartas íntimas, dalas á 
luz su sobrino Jorge O. Trevelyan.— Madrid, 1 vol. 

María Estuardo, por M. de Meneval, y Su Proceso y Degollación, por R. Chante- 
lange.— Madrid, 1 vol. 

La Vida de los Santos, por Ernesto Renán. — Madrid, 1 vol. 
FMudios de Historia Religiosa, por Ernesto Renán.— Madrid, 1 vol. 
La Revolución Francesa, por Tomás Carlyle. Traducida del inglés por M. de 
Unaniuno. — Madrid, 3 vols. 

Historia de Chile, por Ansón Uriel Hancock. Traducida del inglés por José 
Casado.— Madrid, 1 vol. 

Hifioria de Washington y de la Fundación de la República de los Estados Unidos de 
América, por Cornelio de Witt. Traducida por Luis de Terán.— Madrid, 1 vol. 



58 



El Gchiemo Congrttimial, Raimen MUieo de Im Eaiado» ümido^ por 

WilaoD.— Madrid, 1 vol. 

La Reforma Integral de la Legiáiacián Cirü, por Joaé D' A|B^«diio. 
Pe<1ro Dorado Montero.— Madrid, 1 vol. 

Ijt Oenenin jf Ím UgMación del Derecho Civil te^ún Im IfemlUuiúa de km Ctaw 
Amtropológiea» é Hi^tórieo-Soeialefi, por Joeé D'AgoaoDO, oon ana introdineiji ^ 
(i. F. diiroDÍ, etc., y traducida por Pedro Dorado Montero. — Madrid, 1 vol. 

Algunas Ob^erracioneé nohre el Delito Coieetivo^ por Concepción Arenal.— Mufail- 

El Visitador de Frenos, por Concepción Arenal.— Madrid, 1 vol. 

El Derecho de Gracia ante ¡a Justicia y el Reo, d Pueblo jr ei Verdmgo. por OoBeef- 
ción Arenal.— Madrid, 1 vol. 

Derecho Internacional Privado , por T. M. C. Aasery Alfonso Rivier. Tradaeidí 
por Joaqnín Fernándex Prida. — Madrid, 1 vol. 

Ciencia PolUica y Derecho Con^itucional Comparado, ^r Joan W. Borgeas.— M»- 
drid, 2 voU. 

Critica Penal, Estudio de FUomfla Jurídica, por Manuel Carnevale. — Madrid, I f^ 

Im Cuestión de la Pena de Muerte, por Mannel Camevale. — Madiid, 1 vol. 

El Reformatorio de Elmira, Estudio de Derecho Penal Preventivo, por P. Donda- 
Madrid, 1 vol. 

Lógica de las Pruebas en Materia Criminal, por Nioo!á9 Franiarino dei MaUtests. 
— Madrid, 2 vol». 

Novísimo Concepto del Derecho en Alemania, Inglaterra g Francia, por A. FoniHee. 
Tradoddo por E. Gómez de Baq aero. — Madrid, 1 vol. 

Cuestiones Prácticas de Derecho Ciril Moderno, por C. F. Gabba. — Tradneidapor 
Adolfo Posada.— Madrid, 2 vols. 

La Criminología, Entudio sobre el delito g sobre la teoría de la repregián, por R Ga- 
rófalo, con an apéndice sobre Los Términos del Problema Penal, por hais Care)'¿ 
Traducida por Pedro Dorado Montero. — Madrid, 1 vol. 

Indemnización á las Victimas del Delito, por R. Garófalo. Traducción y un Este- 
dio Critico por P. Dorado Montero. — Madrid, 1 vol. 

Loa Errores Judiciales, Diagnosis g Remedios, por Domingo Ginciati. TradacidA 
por A. Posada. — Madrid, 1 vol. 

Derecho Usual. Rcsutnen de los Principios Generales del Derecho, jf del Ikrí^ 
Positivo EHjMml, por Cnrio» Gonz.41ez. — Madrid, 1 vol. 

Derecho Administrativo Comparado, Análisis de los siBlerntu adminitiratieos del» 
EE. VU., Inglaterra, Francia y Alemania, por F. J. Goodnow. — Madrid, 2 voIsl 

La Sucesión Ah-Inlestato en Derecho Internacional Privado, por M. J. ChampooB- 
múñale. Traduccióu por A. Garcfa Góugora, y Notas por García Moreno. — Madfidí 
1 volumen. 

Manual del Juez, etc., etc., por el Dr. Hanns Groes, de G ras. Tradnoidodel 
alemán por Máximo de Arredondo.— Ma !rid, 1 vol. 

Derecho Político Filosófico, por Luis Gumplowioz. Traducción, Prólogo y NotW 
de P. Dorado Montero. — Madrid, 1 vol. 

Sumario de Derecho Romano, por Guillermo A. Hunter. — Madrid, 1 vol. 

Historia, Fuentes y Literatura del Derecho Romano, por Pablo Krüger. — Madrid, 
1 volumen. 




i 

8 



I 

i 



69 



£sl Procedimiento Penal y su Desarrollo CientífleOf por F. Manduca. Trad noción 
>n Prólogo y Notas por Ángel Pintos y Pintos. — Madrid, 1 vol. 

Trafxtdo de Derecho Internacional^ por F. de Martens, con nn Prólogo y Notas de 
oaqnf Q F. Prida. — Madrid, 3 vols. 

La Administración y la Organización Administrativa (Inglaterra, Francia, 
tlemania y Austria), por J. Meyer; con una Introducción y Exposición de 
A Organización Administrativa en Espafia, por A. Fosada.— Madrid, 1 vo- 
omen. 

Filosofía del Derecho ^ por Luis Miraglia. — Madrid, 2 vols. 
Compendio del Derecho Público Somano, por Teodoro Momm.sen. Traducido del 
alemán por P. Dorado. — Madrid, 1 vol. 

El Derecho Penal Romano^ por Teodoro Moromsen. Traducido del alemán por 
P. Dorado, ]? parte. — Madrid, 1 vol. 

El Deber de Castigar, por En. Mouton. Traducido por J. González Alonso.— 
Madrid, 1 vol. 

Derecho Internacional Público Moderno, por el Barón Leopoldo de Neumann. 
Traduoción, Prólogo y Notas por Aniceto Sela. — Madrid, 1 vol. 

La Administración Política y La Administración Soüial, etc., por Adolfo Posada. — 
Madrid, 1 vol. 

Tratado de las Pruebas, por Francisco Rioci. Traducida y aumentada con Notas 
y un Prólogo, por Adolfo Buylla y Adolfo Posada. — Madrid, 2 vols. 
Derecho Civil Teórico y Práctico, por Francisco Ricci.— Madrid, 3 vols. 
De La Vacación de Nuestro Siglo para la Legislación y para La Ciencia dd Derecho, 
por F. de Savígny. — Madrid, 1 vol. 

El Delito de Dos, Ensayo de Psicología Morbosa, por Escipión Sigbele. Traduci- 
do por P. Dorado. — Madrid, 1 vol. 

Historia é Instituciones del Derecho Privado Romano, por Rodolfo Sohm. Tradu- 
cida de la séptima edición alemana, i>or P. Dorado. — Madrid, 1 vol. 

Historia de la Filosofía del Derecho, por Federico Julio Stahl. Versión Espafíola, 
y Prólogo del Dr. Enrique Gil* Robles. —Madrid, 1 vol. 

' El Antiguo Derecho y La Costumbre Primitiva, por Sir H. Snmner Maine.— Ma- 
drid, 1 vol. 

Historia dd Derecho, por Sir H. Sumner Maine. — Madrid, 1 vol. 
Las Instituciones Primitivas, por Sir H. Sumner Maine.— Madrid, 1 vol. 
La Guerra según d Derecho Internacional, por Sir H. Sumner Maine.— Madrid, 
1 volumen. 

Derecho Mercantil, por D. Supino. Traducido de la 4* edición, etc., por Lorenzo 
Benito.— Madrid, 1 vol. 

Derecho Mercantil, por César Vivante. Traducción, Prólogo y notas, por F. Blan- 
co Gonstans. —Madrid, 1 vol. 

Derecho Constitucional, por V. Sansonetti. Traducido por M. Alonso Panlagua. 
—Madrid, 1 vol. 

El Duelo, por G. Tarde.— Madrid, 1 vol. 
Esludios Penales y Sociales, por G. Tíirde. — Madrid, 1 vol. 
La Criminología Comparada, por G. Tarde, con un Prólogo y Notas, por Adolfo 
Posada.— Madrid, 1 vol. 



00 



La» Trttmtformseionet ád Derteko, por O. Tarde. Tradaceióu, PrólopEO jKm 
por Adolfo Posad».— Madrid, 1 voL 

El QMerno Púrlammtario cu Inglaterra^ por A. Todd. — Madrid, Sviris. 
Curto de Economta Soeial, por Ch. Antoine. Trad acido de la 2^ ed., per J.^« 
sález Alonso. — Madrid, 2 vola. 

Teoría mfbtelo» Oamlrioé Exiraf\}eroo^ por G. J. Goschen. Trad acida por e) Ir 
qai*fl de ViUaTÍcioiía de Astnríaa. — Madrid, 1 toI. 

HiMotia de la Economia PolHica, por Joan Kells Ingram. Trad acida dd incR 
por M. de Unaniono. — Madrid, 1 yol. 

HiMoria del ComerciOy de la Indadria $ de la Economia IhíiUica, efe.^ por J. Sr' 
cardo. Traducida por L. Benito. ~ Madrid, 1 vol. 

EcoAom\a^ por Neomaon, Kleiowaechter, Naase, Wagner, Mitliof / Lei-s- 
Traducidadel alemán, con ao Rstadio sobre «El Concepto de la EoonomiiT;^ 
Carácter de ra Ciencia», por A. A. Baylla.— Madrid, 1 toI. 

Compon, Fabrican $ Tallem, por el Principe Pedro de Krnpoikin.— Tndaofle 
del inglós por Fermín Sal voecbea.— Madrid, 1 toI. 

Eronomia PofUica, por Emilio Laveleye. — Madrid, 1 vol. 
Compendio de Economía Politica, por P. Leroj-Beaulien. Tradaddo por t 
Alonso Paniafcna.— Madrid, 1 vol. 

Seni ido Económico de la Hiiiioria^ poT James E. Thorol Rogerp. — Madiü,!^ 
lamen. 

Manual de EMadiMica^ por Filippo Vir^óüi.— Tradnoido de la 9fi odíete Ma- 
na con articiones, por A. A. Buy lia y G. Alegre. — Madrid, I toI. 

Los PresupueMoñ, por Rene Stoum. Traducido de la 4? edición fnM0^f^ 
J. M. Navarro de Patencia.— Madrid, 2 volé. 

El Anarqui/mo según »us más ilustres Repremnianten (Godwin, Proadboo, Mmt. 
Bakunin, Kropotkin, Tock?r, Tolstoy, etc.), por Pablo Eltcbacber. Trsdaciéo 
del alemán por P. Dorado.— Madrid, 1 vol. 

La Superstición Socialista^ por el Barón K. Garófalo. Traducida por el Dr. Uii 
Marco.— Madrid, 1 vol. 

Principio» de Sociología, Análisis de los fenMneno» de asocMaóa, rfc., por P.t 
Gidding». Trad acido por A. PoBa<la. — Madrid, 1 vol. 

ÍjO Sociedad Futura, por Jnan («rnve. Traducida por Lnis Marco.— Ü^M 
1 volumen. 

Tratado de Economía Política, por Ch. Gide. Traducido, con un Próíogo pff 
R. de Olascoaga.— Madrid, 1896, I vol. 

Compendio de Sociología^ por Luis Gumplowicz. Tradooido por Alonso Afl» 
gua. — Madrid, 1 vol. 

La Lucha de Bazos, por Luis Gumplowicz. — Madrid, 1 vol. 
La Evolución Social, por Benjamín Kidd. — Madrid, 1 vol. 
La Familia^ Lecciones, etc. por Pablo Janet. Traducida por Lais Marco. -Mar 
drid, 1 vol. 

Protección y Librecambio, por Enrique George. — Madrid, 1 vol. 
La Moral Inglesa Contemporánea^ Moral de la Utilidad g de la jEMact^, por 
Gnyau. Traducida por L. Palacios. — Madrid, 1 vol. 

Origen y Demrrollo de la Religión etc. y por F. Maz-Mñller.— Madrid, 1 vol. 







ALUMNOS DEL CURSO DE HISTORIA NATURAL EN EL JARDÍN BOTÁNICO 



61 



^B%9toria de las Religiones^ por Max-MülUr. Tmd acida por Luis de Teráu. — Ma- 
d, 1 vol. 
X.CK Ciencia del Lenguaje, por Maz-Mñller. Traducida por Joeé de Caso. — Ma- 
icl, 1 vol. 

El JhrogreaOy su Ley y su Causa, por H. Speucer. Traducido por M. de Unamuno. 
'M^adrid, 1 vol. 

Zam Inducciones de la Sociología y Las Instituciones Domésticas, por H. Spencer. 
-'M^adrid, 1 vol. 

X)c Las Leyes en General, por H. Spencer. Traducido por M. Unamuno. — Ma- 
ri<i, 1 vol. 

La Moral de los Diversos Pueblos y La Moral Persona!, por H. Spencer. Traduci- 
la, por José de Caso, 3? ed.— Madrid, 1 vol. 

Instituciones Industriales, por H. Spencer. — Madrid, 1 vol. 
Instituciones Sociales, por H. Spencer. — Madrid, 1 vol. 

Instituciones Profesionales, por H. Spencer. Traducida por L. Palacios.— Ma- 
drid, 1901, 1 vol. 

Instituciones Políticas, por H. Spencer.— Madrid, 2 vols. 
Los Datos de la Sociología, por H. Spencer. — Madrid, 2 vols. 
Exceso de Legislacián, por H. Spencer. Traducido por M. de Unamuno. — Ma- 
drid, 1 vol. 

Etica de las Prisiones, por H. Spencer. Traducida por M. de Unamuno. — Ma- 
drid, 1 vol. 

El Socialismo y El Movimiento Social en el siglo XIX, por W. Sombart. Tradu- 
cido por M. Navarro de Falencia.— Madrid, 1 vol. 

La Familia en las diferentes Sociedades, por C. N. Starcke. Traducida por L. 
Palacios.— Madrid, 1 vol. 

El Único y su Propiedad, por Max Stiruer. —Madrid, 1 vol. 
Las Servidumbres Rústicas y Urbanas, etc., por Carlos Arnó. Traducida por A 
Posada.— Madrid, 1 vol. 

Leyes Científicas del Desarrollo de las Naciones, eic, por W. Bagehot. Traduci- 
da por Luis de Terán.— Madrid, 1 vol. 

La Constitución Inglesa, por W. Bagehot. Traducida por A. Posada.- Madrid, 
1 volnmen. 

El Trabajo, desde d punto de viata Científico, Industrial y Social, por Andrés 
LiesBe.— Madrid, 1 vol. 

El Porvenir de la Raza Blanca, Crítica del Pesimismo Contemporáneo, jwr J. No- 
vicow. Traducido por José González Alonso.- Madrid, 1 vol. 

Los DespUfarros de las Sociedades Modernas, por J. Novicow. — Madrid, 1 vol. 
Hisloria dd Matrimonio en la Especie Humana, jwr R. Westermarck, con una in- 
troducción de A. R. Wallage.— Madrid, 1 vol. 

El Socialismo Contemporáneo, por Emilio de Lavelaye. Traducido por M. Alonso 
Paniagaa.— Madrid, 1 vol. 

La Educación Popular de los Adultos en Inglaterra, etc., por F. Buisson. Tradu- 
cida, con un Prólogo por A. Posada.— Madrid, un vol. 

La Educación, por C. O. Bunge. con un Prólogo de M. de Unamuno,— Madrid, 
I voIomeQ. 




69 



DinciirwM á la Naciáñ Alemana, etc., por Juñu T. Fiobte. TmdooQitexNm 
de Kafael Altamira. — Madrid, 1 vol. 

La Educación y la» Cimciaé Aa/irra/f», por Th. Hoxlej. Trad veííl íf !■ 
Marco.— Madrid, 1 vol. 

Diario Inlimo de Federico i4mtW.— Traducido por J. C^onzále» Al 
1 volnmeD. 

La Filo9ofla de GoHhe, por Edme. M. Caro. -Madrid, 1 vol. 

Pahado !f PreacHte, por Tomáa Carlyle. Traducido del inicies, por ||¡íj 
moD te.— Madrid, 1 vol. 

Benmmen de la Filoso/ía de Herheri Spcncer, por F. Howard CoIIí*]^ 
logo de H. Spenoer. — Madrid, 2 vola. 

Homkres Simbólicwt: Plat&n 6 el Filóaofo, Swedenborff ó el Míatica, 
Poeta, Montaigne 6 el Enchico, Napoleón ó el Hombre de Mundo, OoetUé 
por K. W. Emerson. Traducido por D. Martínec Veles. — Madrid, 1 rol. 

La />y de la Vida, por K. W. Eniervoo. Tradacida por B. Aíartínwflh^* 
Madrid, 1 vol. 

Historia de la Filwtofía, por Alfredo Fouillée. Tradacida por E. Gómn ü^ 
qaero.— Madrid, 2 volé. 

Filonofla de la Longevidad, por Juan Finot, etc., con un Prólogo de Emilkhi- 
do Bazán.— Madrid, I vol. 

ím Filomfia de la Historia en Alemania, por Roberto FI¡d4„ Traducido j«r* 
Alonso Paniaf^ua. — Madrid, 1 vol. 

El Ingenio en la Historia, Inveetigacionee y corioeidades aceren del»/»» 
histórica», por E. Fournier. Traducido por M. R. Blanoo Bel monte.— Madrid l'ii 

Alemania, por Enrique Heine. Traducida por Luis de Terán, 1 vol. 

Psivologia Experimental, por H. Hoffding. Traducida, etc., por £dfliaiidoGofr 
zález Blanco.— Madrid, 1 vol. 

El Empleo de la Ftrfa, por Sir John Lubbock. Traducida por Lbm TetiiL ^ 
edición. — Madrid, 1 vol. 

Cttrso de Filomfia, JJ>gica, por D. Meroier. Traducido, etc., por F- Lom^^ 
y Sánchez. — Madrid, 1 vol. 

Curm de Filosofía, Ontologia, por D. Mercier. Versión, eto., por Edmní^*' 
(lonzález Blanca. — Madrid, 1 vol. 

Curso de Filosofía, Psicologia, por D. Mercier. Traducido por JnliAo Portii 
Madrid, 2 voU. 

Im Genealogía de la Moral, por Federico Nietzsche.— Madrid 1 vol. 

Más allá del Bien y del Mal, por Federico Nietzsche.- Madrid, I voJ. 

Humano, Demasiado Hutnano, por Federico Nietzsche.— Madrid, 1 vol. 

Asi Hablaba Zaratustra, etc., por Federico Nietzsche. Traducido por JaíW ^*''' 
nández. — Ma<lrid, 1 vol. 

Aurora. Meditaciones sobre las Preocupaciones Morales^ por F. Nietfflche. i^ 
ducción de L. de Mantua. — Madrid, 1 vol. 

El Espíritu Xuevo, por Edgardo Qoinet. Traducido por M. Alonso PanW 
Madrid, 1 vol. 

Loji ¿íifie ¡Amparas déla Arquitectura, etc., etc., por John Kuakin.— M>^^" ' 
1 volumen. 




jardín botánico -caseta, aula. 



63 



El Mundo como Voluntad y como Reprefcnfación^ por Arturo Schopenhaaer.—Ma- 
id, 4 vola. 

Í.OS FHóaofos del Siglo XIX, por H. Tíiine.— Madrid, 1901, 1 vol. 
Compendio de Psicología, por G. Wundt. Traducido por J. González Alonso.— 
[adrid, 1 vol. 

La, Esctiela Criminológica Positivista, por C. Lonabroso, B. Terri, R. Garófalo y 
r. Tioretti.— Madrid, 1 vol. 

Jfedivina Legal, por C. Lonibroso.— Traducida de la 2* edición italiana por 
*. Dorado. — Madrid, 2 voU. 

Estudios de Higiene General, por Kirsch, Stokvis, Koch y Würzbnrg. Copilaoión 
f Traducción de T. M. Palacios.— Madrid, 1 vol. 

Viaje de un Naturalisfn Alrededor dH Mundo, por Carlos Darwiu. — Madrid, 1899, 
2 volúmenes. 

Hacia El Polo. Relato de la Expedición de 1893 á 1896, según un diario de la Ex- 
ploración, fKir F. ü^ñusen. Traducido por Juan Fernández.— Madrid, 1901Í, 1 vol. 
Inglaterra, por H. Taine. — Madrid, 1 vol. 

Notas sobre Paris, Vida y Opiniones de M. Federico Tomás Graindorge, colecciona- 
das y publicadas por H. Taine. Traducidas por Antonio Salazar. — Madrid, 1900, 
1 volumen. 

Los Orígenes de la Francia Contemporánea, por Hipólito Taine. Traducido por 
Luis de Terán. — Madrid, 1 vol. 

Terem, novela, por Nee va. —Traducida por Luis Marco. — Madrid, 1 vol. 
El Desertor de Sajalín, novela, de (Jladiniiro Korolenko. — Madrid, 1 vol. 
El Silencio, novela, por JSduai'do Rod, con un Estudio acerca del autor, por 
Emilia Pardo Bazán. Madrid, 1 vol. 

La Carnicería, Sedan, por Camilo Lemonnier. Traducida por Luis Marco. — 
Madrid, L vol. 

El Deseo, novela, de Hemiann Suderraann. Traducida por Ramiro Maeztu. — 
Madrid, 1 vol. 

Tierras Vírgenes, novela, por I van Turgnenefif. —Madrid, 1 vol. 
Novelas Danesas y Escandinavas. — Sendas Peligrosas, por J. L. Heiberg. — Mu- 
rió y le Enterraron, 'por Holger Drachmann.— //O Ordenanza Militar, por Karl A. 
Tttvaatstjerna. — En los Bancos de Terranova, por Knunt Hantuni.— J?¿ Matricida, 
por Ola Hansson. — Madrid, 1 vol. 

Carias Amatorias de la Monja Portuguesa Mariana Alenf orado, cíe— Madrid, 1 
velamen. 

Lihro úe los Galicismos, ppr Adolfo de Castro.— Madrid, 1 vol. 
Hialma Anecdótica de El Duelo en todas las épocas y en iodos los países, por Emilio 
Colombey. Traducida por Luis de Terán. —Madrid, 1 vol. 

Las Favoritas de Luis XV. La Duquesa de Chateauvoux y sus hermanas, por E. y 
J. Gonoonrt. Traducida por Luis López Ballestero. — Madrid, 1 vol. 
Historia de la Pompadour, por E. y J. de Gouoourt. — Madrid, 1 vol. 
La Da-Barry, por E. y J. de Gonoourt. Traducida por Adolfo Luna. — Ma- 
drid, 1 vol. • 

Estética, Expuesta en Lecciones al alcance de todo el mundo, i)or Carlos Lemcke. 
Traducida por M. Unamuno. — Madrid, 1 vol. 



64 



La AltwMmia Imperial^ Estadio Histórioo, Crftíoo, por Sidnejr Whitmao. 
cid» del inglés, por Manael W. Merino y oon no pr6lo|$o del sefior Oonda 4m tei 
Valencia. -Madríd. 1 toI. 

Ei (íobiermo de Nueva York, negún W. T. Stead.— Madrid, 1 toI. 

La OMtiitueióm de lo$ Gttadoa i'nido9, Etiudiada con 9u$ Bdaeumei eom I* JBáh 
ria de Inglaterra ¡f de bu» Colonia»^ por C. El lia Steveas. — Madrid, 1 toI. 

L&giea Púriamentaria, por G. G. Uam i Iton.— Madrid, 1 vol. 

La Hitíaria Umitermil^ por Prévoet Paradol. Tradaoida por Lais de Tenia.— 
Madrid, 1 vol. 

Cervanie» y »u Época, por Ramón León Máines, oon nn Prólogo del Sr. £. Beoot 
—Jerez de la Frontera, 1901, I toI. 

Nótela ff Caprickoé, por el Dr. Thebnaaen, M. del Palacio, J. O. Pioón, B. Gun- 
poamor, £. Pardo fiazán, Jone Zorrilla, A. Palacio Valdéa, Emilio Ferrari, Karcáo 
Oller, Engenio Selles, Antonio de Valboena, eto. — Madrid. 1 toI. 

Berista de Derecho y de Sociología. —lAtAñá, 18d5, 1 vol. 

Almanach de (?o(Aa.— 1905, 1 vol. 



Para ilnstración de loe profeeoree y alumnos ee recibieron dorante el Corso 1» 
siga lentes revistas y pablioeciones. Las marcadas con an aeterísoo las envisnw 
como obsequio sus editores: 
Revue de» Deux Monde»^ Paris. 
La Revue Bleue, Paris. 
Berue Scienliflque. Paris. 
Bevue Philo»ophique, Paris. 
Bevue Lingüi»tique, Paris. 
Becue de Phüologie, Paris. 
Bevue de» Que»Uon» Hi»lorique8. 
Berue Internationale» d' En»eignemerU, Paris. 
Becue de» Cours ti Confer^ncea, Paris. 
Becue Génhale de BotaniquCy Paris. 
Berue de Mafhematique Speciale, Paris. 
Becue Pedagogique, Paris. 
Brrue Genérale de Science» Puré» ei Appliquee». 
Berue d^Economie Politique, Paris. 
Berue Hispanique. 
Becue de» Ideé», Paris. 

Becue de L^ Enneignement de Langue» yimnte»f Paris. 
Journal de 3tathema(ique» Elementaires^ Paris. 
Journal de Matheniatique» Puré» et AppUquees, Paris. 
Journal den Savanta, Paris. 
Journal de BoUtnique, Paris. 
Journal de La Socielé Statintique^ Paris. 
Annale» de Chimie et de Physique^ Paris. 
Annalea de Science» Naturelle»^ Paris. * 

Archive» deji Science» Phifaiquea et NatureUe»^ Gene ve. 
Archive» de» Biólogie, París. 




jardín botánico, -carrera de palmas 



65 



A.rchiv€s de Zoologie-Experimentale, Paria. 

BuUetin des Sciences MathemaiiqueSj Paria. 

Rulletiti de Soeieté Bolanique^ Paria. 

BuUetin de La Socieié Chimique de Paris. 

fíulletin de Mineralogic, Paria. 

Bulfethi de la Soeieté de Philomphie^ Paria. 

La Geographiey Baile tiu de la Soeieté de Paria. 

CosunoSy Paria. 

Bulletin Hispanique, Paria. 

La Nature, Paria. 

Le NaturáUste, Paria. 

Science Art et Nature^ Paria. 

U Eleeiricien^ Paria. 

L^Edacation des Mathematiques^ Paria. 

REVISTAS GRATIS 

* La Escuela Moderna, Habana. 

* Cuba Libre, Habana. ' 

* La Escritura Veloz, Habana. 

* Cuba Taquigráfica, Habana. 

* La Higiene, Habana. 

* Cuba Musical, Habana. 

* Revista de Ciencias y Letras, Habana. 

* Boletín de la Liga Contra la Tuberctdoais, Habana. 

* Revista de la Asociación 3fédico- Farmacéutica, Habana. 

* El Rntudiante, Santiago de Cuba. 

* El Estudio, Puerto Príncipe. 

* El Estudiante, Matanzaa. 

* Boletín de Agricultura, San Salvador, liepública del Salvador. 

* La Quincena, Reviata de Cienciaa, etc. id. id. 

* Revista Judicial, id. id. 

* Revista de Instrucción Primaria, Aannción, Paraguay. 

* Revista del Instituto Paraguayo, Aannción. 

* The Paraguay Review, Aannción. 

* Revista de Construcciones y Agrimensura. 

* Diario Oficial, San Salvador. 

jardín botánico " 

Con el nombramiento del Dr. Felipe G. Cañizares para la Cáte- 
dra de Historia Natural y Director técnico del Jardín Botánico, 
entró éste en un período de renacimiento y de prosperidad como en 
los primeros tiempos de su fundación. 

(♦i El (irisen y dcscMi volvimiento do esto Jardín se encuentran historiados en la Memoria de 
m\ á 190.') y soR'in objt'to cU- un trabajo ('♦^ptH'ial «jue en la actualidad estíi redactando el Dr. Fe- 
lipe (íarcia Cañizares. 




Con tan distingaido profeftor comenzaron las clases prAetíaméb 
Botánica en el Jardín, ne cla8Ífi(*ar(m de naevo las plantas 
tes, con arreglo á la moderna Xomenclatnra y se a^niparoa i 
me á las necesidades del estudio. Durante el curso de ]9M#'! 
se efectuaron en él lo» traliajos siguientes, qne en sn intoñn^ A 
cial me comunica el Dr. Felipe O. Cafiizares: Be traftlad6 4l 
gitio y se hizo utilizable el aula para las clases^ la cnal e»4á 
tada de armarios en donde colO(*ar los libros é intrumentoa 
ríos |»ara la clase pi*áctica; se cementó el lago pata plantas i 
y reconstruyó el puente rústico que alil habla y se encontraba ea 
un estado ruinoHo; se arregló el herm<»so gallinero existente y los 
dos invernaderos; se construyó de tela metáli(*a y fuertes postes de 
miidera una cerca divisoria entre nuestro Jardín Botánico y el de 
la Univerhidiid; y se restauró la C4*rca de madera que sepaia el nues- 
tro de la vía féirea; se hizo desapai*ecer la zanja verdadero foco de 
inmundicias, que corría de un extremo á otro del Jardín, dejando 
en su lugar una de las mejores calles aetuales; se con^truj-ervm ino- 
doros paia los slumnos y psra 1h dep^'ndencia; se terminó el trazado 
y arreglo do las calles, i-e^ún el plano que con dicho fin trazó el 
Dr. Ciifíizares y que se publicnm con la Memoria que actualmente 
está reda<*tando; se arreglaron los semilleros y se aumentó nue^^tm 
colección de plantss con hermosos ejemplares indígenas que recibió 
délos montes de SanctiSpíritus, Ciego de Avila, Pinar del Bío, 
Santiago de Cuba y de la Itíla de Pinos y con algunas especies exó- 
ticas de verdadero valor. 

Aún faltan el arreglo del islote, la restauración de los rótulos 
de cedro, la fijación y arreglo de los bancos que hay en el Jardín, 
la restauración de la fachada y de la cerca metálica que da á la cal- 
zada de Carlos III; peí o pronto empezarán esas reformas que son 
tan necesarias para la enseñanza y para el embellecimiento de ese 
lugar. 

Todas estas mejoras se pudieron realizar gracias á la eficaz coo- 
peración de los Sres. Leopoldo Cancio y Luciano Díaz, Secretarios 
quí* fuenm del (lohierno de nuestra República, y á quienes por ello 
el Instituto debe guardar siempre profundo reconocimiento, así 
como á aquellos aniigon qne han enviado gratuitamente especies de 
plantáis que allí no existían, al Ayudante de ios Museos. Sr. Valdi- 
via, que ha pintado los rótulos existentes. 




M 



< 
1-1 

I 



i 

< 



IV 

estadística del curso de 1904 A 1905 



DE 2« [ 




AÑO ACADÉMICO DE I904 A I905 

PERSONAL FACULTATIVO 






FROPESORES 



Dr. Eduardo F. Plá. Dr. Lais A. Baralt. 

Dr. Emilio del Jnnoo. Sr. Ricardo Diagoy Ayestarán. 



SEGUNDA ENSEÑANZA 

CATEdEiTlCOS TITÜLAIES 

Ldo. Alejandro Mnxó y Pablos. Dr. Joe^ A. Rodríguez García. 

Dr. Felipe García Cafiizares. Dr. Rodolfo Rodríguez de Armas. 

Ldo. Emilio Alamilla y Requeijo. Ldo. Eduardo Desvemine y Galdóe. 

Dr. Luis A. Baralt. Sr. Ricardo Diago y Ayestarán. 

CATEDBinCOS AIIXILIAEES 

Ldo. Joaquín Rodríguez Feo. Ldo. Bruno García Ayllón. 

Ldo. Enrique Maza y Ledesma. Dr. Lorenzo de Erbiti y Cobos. 

Sr. Leonardo S. Jorrín. 

CATEDRÁTICOS SUPERHÜMEBAIMS 

DE LETRAS DE CIENCIAS 

Ldo.' Miguel Alfredo Labastida. Ldo. Martín C. de León. 



ESCUELA DE COMERaO 

CATEDRÁTICOS TITULARES 

Dr. José Alfredo Bemal y Tovar. Dr. José García Baylleres. 

Dr. Antonio María Lazcano y Larrondo. Dr. Ignacio Remírez de Estenóz. 



ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA 

PROFESOR 

Sr. Frank A. Betancourt. 



EJERCICIOS CALISTENIC05 
PROFESOR 

Dr. Enrique M. Porto. 



CONSERVADOR DE LOS flUSEOS 

Dr. Pedro Valdés Ragúes. 



71 



INSTITUTO DE SEG UNDA ENSEtU NZA DE LA HABANA 

PEBSOHAL FACULTATIVO OURSO DE 1904 A 1906 



ASIGNATURAS.— CURSO PREPARATORIO 



orüpo a. 



B. 



A8I0| 



'Oramátíca Castellana con ejercldoe de 

composición y derivación 

Recitación de trozos selectos castellanos. 
'^ en prosa y veno, con explicación de los 

mismos 

Nociones de Geografía é Historia 

' Aritmética pr&ctic« hasta Razones y Pro- 
porciones 

Dibujo linealy elementos de QH)metria.... 

Nociones de Higiene 

Rudimentos de Fisiología, Zoología y Bo- 
tánica 



CATEDRÁTICOS 



8r. Emilio delJunoo. 



» Eduardo F. Plá. 



Inglés. » 

Francés 



Luis A. Baralt 

Ricardo Diago y Ayestarán. 



SEGUNDA ENSEÑANZA 



AaxG» A. 

B. 
- C. 



;}- 



D. 



(Gramática Castellana 

< Literatura preceptiva 

(Literatura Castellana (Histórica)... 

Inglés. I9 y 29 curso...! » 

Francés, I9 y 29 curso » 

/Geografía Universal 

(Historia Universal 

Aritmética \ 

Algebra r 

Geometría ( * 

Trigonometría ; 

í Física, l9y 29CurHO 

(Química , 

(Historia Natural 

< Nociones de Cosroolngla , 

(introducción á la Biología 



José A. Rodríguez García. 

Luis A. Baralt 

Ricardo Diago y Ayestarán. 

I » Rodolfo Rodríguez de Armas. 



Alejandro Muxó y Pablos. 



\ • Emilio Alamina y Requeijo. 



H, 



( Lógica y Nociones de Psicología.., 
. < Enseflanz'i Cívica.. 



:} 



» Felipe García Cafiizares. 



Eduardo Desvcrnine y Galdós. 
Enrique M. Porto. 



(Introducción á la Sociología... 
Ejercicios Calisténicos 

ESCUELA DE COMERCIO 

{Cálculos Mercantiles ) 
Teneduría de Libros y Contabilidad vsr. Antonio M% Lazcano y Larrondo. 
Práctica de Comercio J 

(Estadística ) 

B. -< Geografía Industrial y Comercial > a Ignacio Remírez de Estenoz 

i Economía Política y Hacienda Pública.....) 
Q / Legislación Mercantil. . 



•} » José Alfredo Bemal y TÓvar. 



(Derecho Internacional Mercantil 

{Historia del Comercio ) 
Historia y Reconocimientos de productos v » José García Baylleres 
comerciales ) 

ESCUELA DE NÁUTICA 

Cosmografía y Pilotaje 8r. José García Baylleres. 

Academia de Taquigrafía y Escritura en 
Máquina » Frank A. Betancourt 

CATEDRÁTICOS AUXILIARES DE LA a<^ ENSEÑANZA 

De €:lpiiclHP«.— Seflores. Joaquín Rodríguez Feo y Bruno García Ayllón. 

De Lstra». — Sefiores Enrique Msza y Ledesma, Leonardo S. Jorrin. Lorenzo de Erbitl y 

Cobos, Miguel Alfredo Lavastida y Tomás Jüstiz y del valle. 

Goii««*rviAii«>r d<* I«»h MiiMeof>.~Dr. Pedro Valdés Ragúes. 

Ayudaste» preparadorea. — De los Museos: Sr. Jesús Valdivia y Espinosa.— De los Gabtnetea: 

8r. Arturo Cadaval y piaz Berrio. 



Í2 



< 

z 

< 

< 
r 



o 


i 


< 


H 


N 


fi 


z 




< 





•z 


^ 


UJ 


;¿ 


WJ 


o 


z 


1 


u 


c 


< 


»» 


o 


< 


z 


h 


:j 


kS 


o 




u 


< 


co 


b 


u 


J 


o 


^ 


o 


g 


H 


X 


D 


tf 


H 


CU 


f- 




W 




Z 





il 



SÍ2 « • • • 

oc ?. X 2 3 !S rs r 



.^S 



0/ u &. 

U ^ h< . . . . 

£ = 5 2 3 22 



— w 












II 



X . .^s . r .r: 

2 23 3 233 *s'S2 3 3^553 S^:: 



55 . 

QC "C -o «C 'C'Z'C 



X -r -5 rs «cr •© 






•C "S "S .i- .^ «Q »5 









Z 

u 

I 

ttJ 

O' 

s 

H 



u 

C 
O 

z 



Sí >* 



■lili 

IÍ5 = 5--= 



: 'C --' "^ 



c 
-o 

c 

^ — 
:: c 



E : 

4> : 

c I 

. a 
¿:'5 









4/ a* ai í — — 
. . ^ u.' ¿ «^ JS ^ 






fc^*^" *» '^í2"'i»3'^'* '*''^^5 



?-2 J '^ 
g5¿§ 

« ^. ^ >» »% 

lili • 

i 5:=i 8 

; a; &. 4) S g 
» u u L ^ ü 



I 8 



• tf >» 






o : S o : © : s , 



• i- *- • ^ >i 



aba 



inm 



m 



•- •* •— .i ñ r - '. _: 



"?i galil- 
ea s¿ :?-'-': 



o 08 
C a, o 

:5 3 H 



Vi i 









N 

es 



«8 

s < 

C8 0) 



5 ^ 



«1 .r ^1.1 ? 



s 

o 
o 

B 






a N 






Ki © o .: 












-=•5 1 * si I s SSg S |is¿ 



?3 



< 

z 

E 

<^ 

o 



N 

z 

< 

m 
z 

< 
o 
z 

=) 
o 
u 

u 

Q 

O 

h 

h 
h 

Z 



Q 
O 
Di 



«i! 

es 

H 
se 



Q 
O 



-< 

U 
O. 



C^ Cí -- OD 00 ( 



^1 



^.2£.2|¿|.2¿£2.2 



(MCÍr-i Ol *^ 1-1 01 (N <M f-< 



z 
u 

si 

z 
u 



<?í Oí -H X M < 
O OO O» O c 

O^ Od Od 00 w c 



o o 

08 o 



,o|o|¿|o¿ggo 



aCX0l'«í»QCOS-'O. C5Í>»C0»- 



•o 

Oí 
< 



s 

.-i 

o 2 
5> 



.2 o • ii 






<0 
U 

fiQ 

C 
O 

Z 



^ * £ - 

Pi 3 a ^ ee 
S .5,«— a « 



oi a 



o 

- di ^ 



•5 ^ s a « «^ 

o oi ^ 4J ^ -a M 

•^= §11.2 

^•^ a" 



•J2 C3^ - 

•;; a ^ a * 

S^l «^=-a 

S S S S U U = 



»o -- o -^ < 

Od aspo < 



mti 



S8o£2oS2 



•f _0 k U QJ (13 .»i* 



Sñ 



S«S*^S-SS"'«" 



IC — < 

Oí o> c 






••=|esri.2|ÍoS2 



1^ 



8! 



8 

. a 



: i : ^ i • • S :S^ 

i i :^ » o^ 



■II 



I 11 



*^ •^ '^ . ; . ; . • : a 

^ ^ it « : : : : « : ^ 
. >i^ s? : : : N a : a 

^ ■; - a"^ S o o o g^ « 

►-. ^. ^ :^ fe Hj ü ü ü ^ h5 •-> 



u 



< 

Z 
< 

r 



s 



< 

N 


as 


Z 




< 


>« 


«z 





(A 


d 


Z 


H 


u 


H 




3t 


< 


Z 


Q 


■• 


Z 


Qt 


3 


2 


O 


H 


u 


© 


(A 


^ 


Q] 


» 


i 


s 


H 


Q 






f- 


ei 


(/} 


h 


Z 


*<í 




s 




« 




© 




ÍB 




s 




» 




J 




< 






s 


j 


i 


i 


i 


I 


i 


si 


i 


1 


1 

1 


1 


i 

> 


J 

>• 


2 


8 


K 


K 


^ 


•c 



2 

o 
z 



i 




i 

s 



•o 



e 



i. 
1 

a. 



s 
Cu 



S. 



a 
CU 



e 
m 



J 

s 
O 

o 

I 




¿ 98 



i¿is. jrsi^ £¿|^ tlji^ 
ílíá lili mí iiill 






PuU.O'HX 



i: ¿-5 a 



E 
E 



o 



u 

e 
■ o 
;5 



o 

1 



c 



CQ 

s 

s 



e 
>k 
<s 

S 

>» 
o 
>k 

es 

e 

o 

! 

< 



n 




> 



o 

5z; 



£ 



£ 

4» 

S 



a 






g 



«D 






es 



o 



d 



o 

2 



s 
5 



§ 

es 



es 






S «J 
i. s 



JE 

n 



É -S 



«6 
7 «8 



tu ^.^'Z^S 5 § 



es . 

11 
s 



¿:=5*., 



u :: 



¿-i 



7 «> 





^ - es 

.- 7 *- « 



1^ 

II 






I 

z 








> 



¿ 







s 



É 



o 



s 

es 




O 
S 

£ 

o 





O 
o 

'o 

a 



o 
•a 

£ 

o 











a 



I 


73 

I 

I 



M 



w 



1 



s 



as 



S 

i 



i 



i 

a 



i 



•S 






S 



S 



< 

H 
< 

Z 

S 

< 



e 

as 

S 

a 



C 






s 



O o 

« s 
S P. 






1!l 



p 

«8 



I 

•o 

s 

si'*' 



a 

I 



O 

p o o 

asa 
•^.-El? 



1 






8^!r§ 



ͧ.§llll 



u 

O 

z 



►» 

& 



'O 

s 



a 



i 

fl 
5 






M 



I 



> 

flS 






77 





s * 


»H 


^^ 


rH 


»H 


< 


3 














: 


1 


1 ' 




1 


1 


1 


t^ 


-d 


m- 


<¡ 


-i! 




^ 














Q^ 














-| a 


SS 


S 


^ 


^ , 


A ^ 
















1 ^ 

11 ^ 






á 








11 H 


1 




« 
f 


i 


1 ^ 

1 5 


1 




1 






ts 


e 


d 


d: 




s 


& 


•*í; 




s 










1 : 
























fS 












g • 
























> 










< 


o ' 
























1 










g 
< 


aa Oí 


3 


h. 

ru 
m 


> 

c 


> 

i 


1 

.2 


i 

s 


£"ás 


i 

O 

Si 


"tí 

Í.2 


■H 


1 

> 

1 


p 


i 

ES 

4 




* 


&4 S 5 O H í^ ■3'2: 


o s ^ ;: o^a 


[e^O'X^Ci: 


x^y^ 






















_« 


>B 










p 


c 










E3 













S 


"^ 










s? 


s 








i 


<u 






03 


i 


i 


s 






fií 


§ 


b 


1. 






ffi 


^ 


P^ 


Pn 




1 S 


Si 

-o 


tí^ 


>t 







H 


Sí 


H 




z 


1 


5 

a 




"5 






£ 


0} 




1 






E 







2 






1 





_s 


n 

« 

£ 




l-l 


tfi 


^ 


t^ 


X 




r? 



































n 



lofititoto de ^goDdfi Ed^d&dzí de Ib ^&ten& 

Alumnos de eMto InHtitiito que ban trasladado aus estndiM 
á otros durante el curso de 1904 á lOOS 



HUERO 


4S 


11 


1 


1 


2 


2 


S 


3 


4 


4 


5 


R 


6 


U 


7 


n 


H 


16 


9 


17 


10 


IM 


11 


19 


IJ 


2t) 


IS 


21 


14 


'►» 


lA 


Xi 


ir> 


21 


j7 








IM 


2r; 


19 


•»- 


20 


2H 


21 


29 


22 


3ü 


23 


31 


24 


32 


2.'» 


3:4 


26 


34 


27 


3r^ 


2*< 


34) 


¿9 


37 


3() 


:}M 


»1 


39 


:\2 


40 


;« 


41 


:t4 


42 


a.'> 


43 


;í«i 


44 


M 


40 


:tM 


44; 


:w 


47 


40 


4X 


41 


49 


42 


.'H) 


4:í 


r»i 


44 




4.» 


.■»:4 


4() 


.M 


47 


.t.) 


4M 


•Vi 


49 


r>7 


TK) 


.v< 


:>i 


59 


.'>2 


W) 


:»:í 


61 


M 


02 


.).) 


63 


óti 


64 



IMCDIVIBF^I 



BsUblecixníento 

para donde ae hixo 

el traalado 



PEflIK 

LA rcKnnrimi 



ru 



Atirrlld gulfloju's y .\)»r»*»i 

Riiinotí SnlH/ir > Kni): 

AiíMt» Triijill(»*y S«-.|iU'irM 

.It»".' FrMiiriv«iHi'Hrfliiii«i V Sf<iin»ira ... 

AlU-rto ror«lnva y í^iir-smlu 

OM-ar ('ontrtTMo y M.>>a 

AiinlH» l{,H'n y ^ihnni 

Aiidni» AuKuln > íinrirm 

Aiiiri'l Vífuiar V (iuii/.ílcz 

Kriir^tn Aiijfuh» y Hillml 

Antonio r. K»rniinílr¿ <U' Cnstni y 

Vími* 

Annllo Kcrnán»!»-/ <lf Cu^tn» y Vivm««. 

OrtH<itii)«»('Hni,i* luí \ lli-niandcz 

.\nl<»:ilo Kiin«|ii»' Vlilal 

thtavio Vrulrii.». y («(In» 

.los,' A. Tn'-rrra y PiijimIsi'» 

Ro^frllo í'ji.-trllHÍn»». y M«-nM 

Julio (•i-«Mr hMnHia y Tarnlu' 

íinillíTino AMíUi)'. > Mata 

Carlfís KrrratlMiir/ y \Hi\7 » 

Kraiul.M-o KiKlrikíUr/ Marihnm y Viña 

Sautiajío Atlaní*- y Mala 

.los,' Koini-n» > orhamlan-iiH 

Hfiu' Kui7. y ka\»in> 

Kamóii Kiiiz V Ka\»'in» 

Pal.lo Val.l.spiiir.'. y Bon<lix 

Viclíirio Cnr y <ion/,ál« z 

Kiranio .Vrni<"tii«To«. \ pumtnK'irz 

Arturf) AinuntrniH >' !'»-Aal\«T 

Kraii('is<'o .1. SaiMM ('ru/ y .MalU-n 

Harai'l í'ahnra \ >;iiuh»*z 

I^i<lt•o Iwniniv \ Vi!a 

I.«'oviifil«ln K-xin^nf/ Alvt'ni/. 

K/."tjuií'l Valrra > Haiio > \'vtí*i 

I'ortirjo Vi«lal y Mont to" 

Luiv l'rsvnio v' \Icti«ii«l«/ 

AI\aro('jilialírr<.> KoMnutH 7. Klori<l( 
.Iiiaii FraiifÍM-o (le la ( ru/ y .Mvarr/. 

íiim/ lio MarfÍMí-/. I-'otlüii y Koyo 

.Vnnilio Tinna.No y Tainayo 

.Julio i\v f'.inJi lui- N Kciíait»' 

Jos,' .M. <ail»oinll V lvi\»'ro 

Kicanlít Hrioii y ( a'-ti-llauos 

RoImtIo Clioinát V »l»- la <autfni 

Ti-d ro sjmu- I u-7, y Kí-riiínnlt-y. 

L«'onanlo sátu ín/ > Martuu-z Malo.. 

(iuilh'tiiio Pau«''^ y l'^l;'•^ 

.losó M. l'ovi'da y't'alrlrríii 

.loíM- Sánclir/. y Slarlin» / Malt) 

(¡ouzílo .MvaVatlo y Ziiñijía 

Alou.M» Alvari'Z y lien áuM»-/ 
Kurioui' IVn/ Ca-tufiMla y (iou/álrz 

A<lnlío l'olo y Frru;iU(lrZ 

JorK»' Alvart'Z y (íun/,;)li z 

Anloiiio .Mvarrz .\ (ioii/.ihz 

Jt»K' N. KtK.lriguez Ki-o y iJávuloK.. 



Instituto de Matanz*)s.. 
hU'in <\v Hnar del Kio.. 
ídem de Maunza? 



Instituto de Pto. Principe 
IdfUi Ídem ^ 

■ do MHtanxMf» 

m df Hnnr drl Rio.,.. 

h do Matania^M 



i\v Sanlii Clara 

de Santiago de Cuba... 

i\v Matanzas 

de Sania Clara 

df l'io. Principe ... 
de Matanza» 



uela de Artes y Oficios 

in idi-ni 

titulo di- .<tK<». de Cuba 
Ufla iU" \tU's y OñvU}» 
titulo d(> Matanzas.. 

ni ult'in 

Ufla df Arteí* y Ottcioe 

in idtin 

ututo de Pto. Prluelpe 

ni iiltni 

ueUi de Arten y Oficio^ 



Octljre. 



Nbre..» 



Abril.. 
Majo. 



Junkx.. 



Julio... 



Acocto 



Slbre 



19M 



1» 




SECCIÓN DEL JARDÍN ECTANICO; 



•n 






< 55 

*< c 

fiO £ 

= -: 



N 

Z 
< 

u 

z 

< 

Q 
Z 

O 

u 

Q 

O 
h 

h 



« 

«« 

t 
^ 



4) 



e 

06 

9 
S 
O» 

X 

2 



h 


© 


tfl 


^ 


Z 


© 




9 








^ 




X 




© 



h3 
» 
Q 



9'^SSS!SSS!S!S332S'^^SSSSSS!SS332SSSS323(SS 






9^ ^4 ^ íH «H OO *^ ^ CO ^^ vi d ^ ^^ ^ •^ «^ ^^ ^ '^ ^^ C^ vi Pw 



2 

O 

i 



S^STí'C'd'tí'C'd'C'd'C'd'd'dg'd'd'd'd'd'd'O'd'dig^^jg^SáSS 



H £ 



■2^ ^^Q-ooo3'2 

a . .^ a .fl . H" . . >, . .*" . •'S •* • .8 • • • 

g-c-o s'O'O'O'O'd'e g-c g-o i S-o-d cb-o-o 52Sa2 £S2 53222 



a s- 

o 



ggg-'' 222221:5'" ::*S::«^S«Sí:«*í22;52S?ígí5 §58 



£ í 






w 
< 

8- 



o: 

u 



i ! M.2 



«22£ * *S ' 



li 






íú 



^"C'O'O'C'O'O'C'O'O'CO'O'C'CC'C'C'O'CO'O'O'O'OTÍ'O'O'O'O'O'OTJ 



H 

(í 

ffl 

:^ 

o 



e 

5-2 



COSS 



:???! 



;5 5^ 



« c 



WHiHÍ 






=í^2 

: H J ¿ ^, 



II: 

•^ fc P 2 ^.>.- N^T? Ct 

B^ t5 5í 5 c i cp:S = 
= C'-*22 r::.* t?^| 



2 N 

■5§ 



III 



ü 



s 















í N a fe fc, * ' 



•d &Nw,5 



35 < «í -ü ^ 



£e bcS es 



!? -S I 



i ^ 



c^^5^|^^-|-^^^ec^5■v^í:sc^*•^r»■^•í:««r*«wo>^ooo»-e^^^l'»ac 



28=5?I^S»"*S 



-■Ne«5^»í:«t>«XO»©^WSO^kír«i^aOO»pj; 



§^?<>i^?;;f^»^3^$s^3S3 



80 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEf^ANZA DE LA HABANA 



ESTADO demostrativo de Ion actOH de exámenes de la Ensefianza Oficial, verífiea- 
dofl durante el Curso de 19(>4 á 19(K\ oon expresión del número de in9crípci<»- 
nes de matrículas, califícaciones discernidas en cada asignatura y número de 
alumnos que dejaron de examinarse: 



B 
C 
I) 



A 
B 
C 
I) 



ASIGNATURAS 



Cnno Preparatorio 

ftEQUNDA ENSEÑANZA 

(tramátioa Castellana 

Literatura preceptiva 

Literatura Castel lana ( H istórica ) 

IngK's, primer curso 

IngUVt, secundo curso 

Francés, primer curso 

Francés, segundo curso 

(*eogrsfia l'ni versal 

Historia Universal 

Aritmética 

Algebra 

(ieometiía 

Trigonometría 

Fínica, primer curso 

Física, segundo curso 

ijuíniica 

Historia Natural 

Nociones de Cí^niolojíía 

Introducción á la HíoIo^ía 

Lógica y Nociones de I*sJcología 

Enseñanza Cívica 

Introducción á la Sociología 

ESCUELA DE COMERCIO 

Csilculos Mercantiles 

Teneduría de LihroM y Contabilidad 

Pnlctica de Comercio : 

Estadística 

(ieografía Industrial y Comercial 

Economía Política y Hacienda Pública.. 

Legislación Mercantil 

Derecho Internacional Mercantil 

Hintoria del Comercio 

Hiítona T Rffoii«riraii*ntfts de pr» lucios fom^rrialoí 

Ta(|uigrafía. primer curso 

Ta(juigrafía, negundo curso 

iCscritura en Máijuina 

ESCUELA DE NÁUTICA 

Cosmografía y Pilotaje 

ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA 

Taquigrafía, primer curso 

Taquigrafía, segando curso 

Escritura en máquina 



£4 



ÍEiS 



46 
111 

?:< 

54 

147 

71 

32 

12 

112 

76 

ViH 

139 

7h 

58 

7h 

3 

41 

40 

7 

6 

89 

4N 



9 
9 

7 

10 

8 

13 

10 

4 

2 

H 

20 

3 

20 



71 
11 
69 



ALIW» EIABIHia» 



Calificacieiigi 



II 






áíp 



20 ,. 



80 
59 
15 
77 
23 

8 

6 
35' 

21 i 
93' 
94! 
54 ¡ 
15 
47 
11 
9 



til 



16 

27 

8 
11 
57 
22 
23 

4 
35 
26 
40 
40 
]>3 

19 
•27 
18 
24 
18 

7 

6 
4:í 
29 

o 



1 
15 

15 



44 

4 

51 



81 



Instituto de Segunda Enseñanza de la Habana 



Alu.mr|09 aprobados en los ejercicios del Grado de Bachilleren 
Letras y Ciencias, durante el Curso de 1904 á 1905. cot\ expre- 
sión del Establecin\lento doqde cursaron ó aprobaron sus 
estudios y fech^a er| que verificaron <^l último ejercicio. 



1 


NOMBRES 


EsütUecMienio 

ionie 

cmmn é aprebaroi sin 

esMíos 


Fecka 
it] «ItiMO ejerdeto 


Db 


l« 


Ai« 


1 


Sr. Man uel Al varez y Torree 


Instituto de laHabana 
Id 


13 
29 
29 
30 
30 
30 
30 
30 
30 
30 
21) 
29 
29 
29 
29 
29 
29 
29 
29 
30 
oO 
30 
30 
30 
30 
30 
30 


Enero 
Junio 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 
Septbre. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 

Id. 


1905 


2 


» Lanreano Faenten y Daany 

» Alfredo Recio y Foins 


Id. 


3 


Id 


Id. 


4 


n José K. Tofiarely y Mendizábal... 
n Mario Núrtpz v Mesa 


Id 


Id. 


5 


Id. ... 


Id 


6 


M Péneles Scrís de Latorre 


Id 


Id. 


7 


n CriBtohal de la Guardia y Calvo... 
» Nicolás Villniíceliú y de la Guardia 

» Guillermo Pórtela y Moller 

» Manuel Meuéiidez y Gibbius 

» Carlos M. Lámar y Gálvez 


Id 


Id. 


8 


Id 


Id. 


9 
10 


Id 

Id 


Id. 
Td 


11 


Id 


Id. 


12 


» Juao A 1 varez y Guana j^a 


Id. 


Id. 


13 


» Juan Af^uMtín Ledón y García..... 
» Cayetano Socarras y López 


Id 


Td 


14 


Id 


Id. 


15 


» Osear Díaz Albertini 


Id 


Id. 


1« 


» Leopoldo Arúsé Iznaf^ 


Id 


Td 


17 


» Carlos M. Guerra y Estrada 

» Julio César Estrada y Tariche 

» Ttogelio Castellanos y Mena. 

» Juan F. En traigo y Rodríguez.... 
» Raúl Galletti y Pimentel 


Id 


Td 


18 


Id 


Id. 


19 


Id 


Id. 


20 


Id 


Id. 


21 


Id 


Td 


22 


» Rafael Rtxlríguez Aragón 


Id 


Id. 


23 


» Augusto Priftoy Martínez 


Id 


Td 


24 
25 


M José Cauase y Cárdenas. 

rt Fernando Guerra y Arango 


Id 

Id 


Id. 
Id. 


26 


» Eduardo Delgado y Longa 


Id 


Td 


27 


Srta. Maríade Jesús Travieso y López 


Id 


Td 









< 
z 

< 
z 



ÍÜ 

o 

< 

z 
< 

z 

< 

z 

O 
LÜ 
(A 

U 

O 

H 

i:^ 
z 



I 

u 
cu 

^ i 

ai a 

-a fi 

?! o 



X 



o 
2 ^ 









'A 















.A . . . .2£ 









«r:«r:^^ici'-f*i' 



z = ^Zr:S^S 




¿ - -• -: -• ^- -• -•--;§ -• -• — - — -• -• -■ -• 



•5 -é -c ^' «c ^* •c •«" -^ "5 -r ^ -c -c -^ "c "2 3 

I = 



I\ ?*?.§!552iS?»5l5S*s^5552 



•• 


xar^»i^xacxr^ 


S5S555£5i:a2 


< 


< 

> 


. s 

VA 




3 3 


J3 

c - 


2 
j 


ii- 


1 


í 
i 

s 
2 


: :"5 : © 


tí 

< 

5«; 




e L s 


^ 


33 


ii 


i 

J 

3 


m 


£ 

B 

< 


< 
J 


ii 1 i 

i? 5=1 

siso 




i-ic^c*5^icwi--acd5© — oíw^iocor^oo 



as 





0) 






^ 2j *** ic »c >cio 






^ 


4S 


8 S g SiaíS 








•c 








< 
z 





F 

■0 
lü 


í-2 

•sis 


3 


i 


é e 

I 1 I 
525 Q S 


Se 


1 

>< 




^ 


ü 
íü 


(ñ 

i» 


2. 


á 


g o « S*^-^ 




< 




á 


^ g g gsriís 

O) 2 S STx5 




C 


ü 


1 












£ t 




« 








«^ 






.a u3 


•• -x 




< 


"5 


!l 


3 


c 


a s 

•1 -^ .2 

CL cu s 


iJI 




o 


1 




i-i c» 'M *^»ñ¿X 




5 

0) 





¿ 


8 8 5 Si2=^g 




< 

z 


l«i 


S 8 S S^^S 




T) 








, 


, 1 






< 


T) 





«« 












3 






íZ 


a 

X 


< 

N 




ce 

s 

^ 1 




! 






c/3 




< 

3 




ffi 2 s ^:^xx 




z 












: * : 






ü 

CQ 
13 


< 
Z 


i 


es 
S 

1 1 


0, 


lili 




u 




►i^ 


5 


¿ 




.¿ 






Q 
O 


(0 


3 








•6 
> 


i 


"5 

O 

>> 






3 








o 


>< 






z 


z vo 

O ^ 

O 2 

LJ 


g 


5-" 
ill 


sí 

s 


2 

s 

i 

< 
i i 


» S 9 






1 








q: 


«j 


'■OM 1 


rH 


w 


W 


•^ 


IC 


«»t^ 


1 





I 



84 



Sí 

z 



o 
ü 

ü 
10 

O 
ü 



10 

I. 

■D 

0) 
O 

a 

X 



fO 

u 

0) 

2 



z 

< 

r 

< 

u 
o 

< 

Z 
< 
íZ 
UJ 
t/3 

z 



« • o 

u ^ 
o « 

o 

o 2 

■o ^ 
^^ 

O 'r- 
O 

< -S 



ÜC 



J 




i 






1 








x¿ 








sa 




4> 


j*= 




1 


1 


1 
1 


9 

1 








« 






^~ 






1 


2 










2í •, 




t 


■m X 




^ 


1^ 




s 

i 












•-• 


5. 


• s 


s 




M 






« 








¿ 


« 








-« 


£ 


« 


g5 


». 


ee 


^ 




X 


«« 






ac 






P: 
















IK 


• 


: 




3 






¿ 


■«8 






^ 








a« 


















te 












u 






£ 
















JC 






Bd 


>» 




«8 






M 


i' 




K 






O 






Wí 


1 

5 

u 


•J 


*nn 







< 
z 

a 
< 

N 
Z 
< 
iZ 

u 

z 

« • 

u 
o 

o 

H 

z 



o 

O) 



0) 

z 
o 

o 
< 

-J 

UJ 



■D 
ID 
ü 
10 

O 
<0 

L. 

ü 



P 
tO 

-o 

o 
o 

a 



r 

íO 

ü 
o 



o 

V. 

CL 

0) 
T) 



^5 



¿ 

¿ 



3 I 11 11 



P 



443 



O I 
U 

O 

o 



S 2 

S fe -5=-i 



¿i 






»*0 ^ 30 



.£ ^ C O 



5*c 

tí «^ 



c 
s 



s gg 



«5 as « 

eco oíS 



il ¿- 

¡55 >-s 



5s: 



3 4, S 

es u es 

asías 



a 






= ll 



•j««f f ^ C4 eo ^ 



85 



O 
O 

E 

■O 



z 


ü 


< 



(0 


CQ 




< 


ü 


C 


"5 




0) 


< 


-H 


J 


íD 




:í 


Üi 


■D 


O 


(0 



< 


5 
"5 


^a 


0) 


z 


a 

X 


< 





<z 




4- 


u 


íD 


t/3 


01 


z 


cr 


u 


10 







« • 


-H 


(H 


k. 




Q) 


U 


0. 


Q 




O 


(0 



H 


d 


=) 


P i5 


H 


o 
(0 o> 


*™n 


T- 


H 


-. ^ 


z 


"^ 




Ü ü 




< -u 




-J 




LJ 




X 



lo 



•«: 



-i 



-9 2 



H 
< 
Z 



ai 

C 

O 

z 



Oi a Oi d i 






OOOOOOOOOOOOOOO 



P0900p0ss9a0sg0 



l>- ^•Hr-I^^H-H — — — ^*^tHtH©ÍW5 



lí^iOiCiftiCiOiOü^iOtCkAiOiAiAiO 



J5 

s 

•2í .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 .9 

Q, 'S 'c *c '5 *= 's *s '5 '5 *S *5 "S '5 *S 'S 

o =SaS00SS3S50SS0 

00 >-5 »-5 «-5 1-5 »-3 ^ i-j i-s 1-5 1-5 1-^ 1-5 l-a l-a í-í 



§ 2222222§S8gS«22 



2 SSS5c5Sñí;SS82SS82 



e 

S 

a 

CQ 



s| s sájll 2 s s s s s á 

S£25áWSx22S2S2S 



.2, as = • • : S 08 : : : ,a : es 

o? 3 . . :^?c • • •« 'O 
g^¿ 3 S S^Tx S S E § SJ a 

>-iS^5<24uXh^h;hh02V»h 



: >í 

: 08 

si" 

la 

es 

1^ on 

C5^ 



1? N¿ 



¿ C» 



es 2 



I 

- ."= Oí 

- ^ « "S fe 

s « •£ ^ é 

= •§31* 

II fs^ 



iii'ji 



'02 



i - S = I 

-o KC « = « — <2 



«J91Df I iH ( 



CC^vOCOl^ODOSOi-iWCO^lOíO 



< 
z 
< 

flQ 
< 

< 

o 
< 

N 

Z 
< 

«z 

z 

u 

LU 
G 

O 
H 

:d 

H 
H 

z 



o 
« 

ü 



k. 

"O 

0) 

O 

;d 
a 

(O 

c 

'5 
cr 

2 

r 



C 

'C . 
ü ID 
tf) O 

U O) 

^- 

(fí o 
^ O) 

3 '" 
|t fl) 
I- TJ 

(O O 
O ü 

Q) >a) 

^ T) 

íO 

Z ü 

o< 

o 
< 

u 

QC 



I. 



^Í2 , ^ 



£ : 
-2 i 

I 2 S*3 

3,4 






'I 






g's :H3 3 ÍM S¿3¿g 32¿ÍÍ|2 






í!S:2 rs 8 S2 2»»Ha S?.5SS«§ 



S A s 



S?J 2S 2 SS SS«í:S S5I2SÍ5S5 



< 

N 



Ss 



5i £ 






« 

es 

O s 



e 






•* W •• . S * *^ 3 

I |J -¿J|| 

e £ « o- « = < 






o. s = < 
05=2 = 



5 3 



es 
6 

i 






3e¿ji| 3 




c =¿ 

lll 



5.Í 

>. 5 

5l E 



5<: 



*¿^ 






- » s 



^ ~ ^T ^ r\ ñ.. 



t^O cu H5»^ 







— C^ ^5 ^ i« 



1MT^^«1-4 ^« VX *>« <« ^ '^ 




I 

< 



3 



87 





g 






QD 






2 






fi< 






'C 






«^ 




< 


s 




z 


IB 




< 







OQ 


a 




< 


3 




c 


*S 




< 




© 


-J 


s 


fH 


u 


43 


X8 


Q 


£ 


© 


< 


c 


© 


N 


3 


QP 


z 




-S 


< 


4^ 





z 


2 


s 


lU 


4f 


z 
u 


1 




< 


9 


a 


Q 


4» 


a 


Z 




1 


S 



1 





tf) 












3 




s 







Qfi 


8 


H 




V 


D 


^ 




h 


w 




h 


Q 




(/) 


§ 




2 


iS 






0) 

1 







i 








S ^ 


w 






^ 


DIRECTOR 
ACTÚALE 


1 


:i 


1 






J 


ns 


•* 


od 




co 










s^ 


















< 


r-i 


0¿ 






Z 


.§ 


T— ( 




O 


u 


"o 


.22 


»c . 


g 


© 


O 

g 


8 


eS 

fl 


ce 

fl 


0^ 




S 

6 


1 


O 







00 


ií5 


1-H 


CO 


^ z 


iS 


QO 


O 


o 


t>- 


n 




00 


ce 


« 


00 




'^ 


1-H 


rH 


r^ 


QJ< 
























s 


O) 


2 


O 
>> 


O 


H 


¿S 


fl 


1 


1 


-•! 


'^ 


?o 


(N 


o 








c^ 




(N 



3 I g 



CO 



CO 



o 



lO 



TIlMaiT} 







Á 












s 












se 








CA 




P4 








© 




o 












•TJ 








8 


■4^ 


'5 


5 


OQ 

es 

s 

CO 






2 


< 


s 




1 


1 


1 




> 



Kft 



Instituto de Segunda EnseRanzi de u Habmu 



Certificaciones académicas Oficiales expedidas por la Secretaria, 
durante el curso de 1904 á 1905 



1 

2 

3 

4 

5 

h 

7 

A 

9 

10 

11 

12 

13 

14 

15 

]({ 

17 

IH 

19 

20 

21 

22 

23 

24 

2r» 

2« 
27 
2H 
29 
30 
31 
32 
3:5 
34 
35 
36 
87 
3H 
39 
40 
4) 
42 
43 
44 
45 
40 
47 
4í^ 



JÍOMÜRES 



Sr. Aurelio Quifione« y A brea 

» lililí) ón S;i1h zar y Ho\fi 

■ AixIrrM Tiiijillo y Se<}iieira 

■ JoíH* Kraiu'ÍM'o(fni(liino y StHjueira. 

» Uvuv (le Ia Vi'^ra y Kaiirn 

» Mario Hotrtin'nurt y Mfi^noldi 

■ Juan M. Navarifte y Paula 

» AllM'rtoCóninvay Qiiesiwla 

« Kranciíífo J. Sierra y (¡ü^-n 

» Manuel Ment'ndez y Gihbius 

■ Kurique (íuiral y Moreno 

» FianriíHt) Fniíiquizy Fdez. Munilla 

» Hilario Fiáiiquiz y Fdez. Muuilla. 

■ Osí'ar Coutreíaí» y Moya 

■ Aurelio K<K*a y Silveira 

■ Andri'H Ati^ulo y (ior^ui 

■ Anj^el Acular y (íon/ález 

• Francií't'o Ángulo y (iaray 

» Antonio I*. Fdez. de Castro y Viv«« 

» Aurelio Fernández de Castro y Vivas 

» Oitac'iano Canuu-ho y Hernández... 

» Antonio Fnri(|ue Vidal 

» Octavio VeuleuM y C:\\x) 

m.Jom'* a. Trewrra y Pujada» 

» liojíelio Ca.steilano.s y Mena 

M Juiin Césjir Kstrada y Tariche 

» (iuillernio AdatuH y Mata 

M Carlos Fernuianez y Otazo 

» Francisco l<<Klrí^uez MarilK)na 

» Santiap» A«laní.s y Mata 

» JoM' Ivoinero y Ochandarena 

» Kené Ivuiz y Raveiro 

M Kinnón líuiz y líaveiio 

m Pablo Valdrs Pjí^íi'-s y Hondix 

» Victorio Cué y (fonz;ilez 

n Kicardo Arnienterosy Douiín^uez.. 

M Arturo Arnu-nteros y Peíliiivcr 

» Francis<'o ,1. Santa Cruz y Mal leu... 

» Kafael Cabn ra y Sánchez 

» Isidro Dauíny y Vilá 

n Leovij;ildo Ko<lrígu('Z Alveniz 

» K7e(<niel Valera y Hiño y Vega 

» Porlirio Vielal y Mí»ntero 

» Luis PeKsiuo y Menéndez , 

» A I varo Caballero y K<Mlguez. Florido 

» Jutn Francisí^ode la Cruz y Alvarez 

M (ionzalo Martínez Fortún y Foyo... 

» Arcad io Tanu*y o y Taniay o 



Kxtnrto 
i% li rcrtifcaciéB 



Ingr? y 20 asigns. 

y 8 . 



Di 



S parles, 
5 asigna. 
4 • 



y 
y 
y 

y 1 - 

y n « 

y 6 . 

y 12 » 

y 5 » 

y « • 

y 2 • 

y 6 ■ 

y 15 n 

y 16 » 

y 7 » 

y 22 • 

y 4 u 

y 8 » 

y n . 

y 6 • 

y 1 • 

y 1 - 

y 4 • » 

y 11 » 

y 4 » 

y 5 » 

y 8 . 

z asignataras., 

Ingr; y 4 asigus. 

M y 9 H 

» y 4 » 

» y 4 » 

» y 12 » 

» y 13 w 

» y 3 » 



y 16 
y 3 

y 14 

y 1 



EttiU^d«Í€«Uéiye 
te kas rrwtilt 



Inst? de Mataosas.. 
de P. del Ríou 
de Matangis-. 

de Sla. Clan., 
de Matanzas,.. 



de P. del itío.. 
de MataoB»... 



de P. Príncipe 

de Malanast... 
de P. del Río. 
de Matansas... 



de Santa Clara 
de S. de Caba. 







Pu 

si 

i 






S 



o 



m 



119 


I0IBKE8 


Extnrio 
it la c«rtif ctfiéi 


EsUMedfflieBtoto4e 
u haa remüMa 


49 


8r. Jalio de Cárden&s y Echarte 

» Joeé M. Cárbonell y Rivero 


Ingr? y 15 asigns. 
» y 17 » 
» y 16 » 
» y 6 » 
■ y 1 » 

Ingreso 


Inst? d e Matanzas. . . 
» deSta. Clara... 


51 


» Ricardo Brion y Castellanos 


» de P. Príncipe 
» de Matanzas... 
» i> 


52 
5S 


» Roberto Cbomat y de la Cantera 

» Pedro Sánchez y Fernández 


M 


» Leonardo Sánchez y' Martínez Malo 

» Gnillermo Pagés y Pagéa 

» José M. Poveda y Calderín 


Esc* de A. y Oficios 

» » » 
Inst? deS.de Cuba. 


55 
56 


» y 8 asigDS. 
» y 6 » 
Inmreso 


57 


» Jof^ Sánchez Martínez Malo 


Esc? de A. y Oficios 
Inst? de Matanzas... 


58 


» Gonzalo Álvarado v Záñiga 


H y 9 asigns. 
» y 1 » 
Ingreso 


59 


» Alonso Alvarez v Hernández 


9 n 


6() 


» Enrique Pérez Castañeda y González 
» Adolfo Polo y Fernández. 


Eso? de A. y Oficios 

» n 11 


61 


» y 2 asigns. 
» y 2 » 
» y 1 11 
Ingrreso 


6í^ 


» Jorge Alvarez y González 


Inst? de P. Príncipe 

M » N 


63 


» Antonio Alvarez y González 


64 


» José N. Rodríguez Feo 


Esc? de A. y Oficios 









90 



< 




z 




< 


3 


fiO 


"D 


< 


O 


£ 


10 




^rf 


< 




i. 


-] 






u 


<n 


o 


5 


< 





N 


a 


z 


0) 


< 


(0 


e 


T3 

-5 


[Ü 


s 


t/3 


CL 
X 


Z 





u 




< 


fO 


o 





z 


2 




::) 


Q. 


o 


0) 


Ü2 


10 
ü 


t/i 




LÜ 


'0) 0) 
13 ^ 


G 


s^ 


p 


o 


3 


en 0) 

Z ú) 


H 


O xj 


H 


< co 


t/3 


y ^ 


Z 


U- ü 




H- 




GC 




LÜ 




Ü 



<s 



c I 

I ^ 



U3 

i * 



I 



■ct- 






c 

I 



i. -i II 

illlillli 



■a >. 1 r ^ 
¿¿c31?'E-_ __ 




z-c"^ v^^e 



=1 1 5 el 



11 



— ©— 6 



Oí 

o 

z 



5 i 



3Í-S 



:2? 



«3 

N >, 



X >. : 






=!^ i 



e:3g5:=;j 






u^ 



2: c 



^¿1 - --5 &r>' ^¿i.-^- 



1 

3. c 




C>ú:¿><j 55:f ''"■'"' 






SE?5í?e-v|55||^2lSsÍ 



MMIIJÍ 



xMeo^iAtor» «o»© — MW*»ftíCí*xo» 



sssstssssssss^ssssssi 




o 

Q 









s 



o 



91 



Instituto de ^Bgniid{[ En^eñBnzB de I& ^alnoB 

A^tunnoa que obtuvieron Premios y Accésit como resultado de las 
oposiciones verificadas en el curso de 1904 á 1905 



W9 

1 
2 

8 

4 

5 
6 



NOMBRKH 



Sr. Gustavo Moreno y Lastres... 

» JosédeJesüR Pórtela 

» Eusebio A. Hernández y Mesa.. 
n Emilio Villagellú y Azcue... 



■ Alvaro E. Zaldlvar y Cordero... 



» Miguel A. Mocuk y Peralta.. 
» Ricardo Croza y Rojo...., 



» Antonio Iraizos y de Villar.. 



9 
10 

11 

12 
13 
U 

15 
16 
17 



» Mario Nüfiez y Mesa 

» Osear Diaz Albertinl 

» Alfredo Caballin y Comesaña... 

» Alvaro E. Zaldivarv Cordero... 

» Bnldomem Grau y Tríana 

» Luis González de Mendoza 



ASIGNATURAS 



Curso Preparatorio , 

Literatura Castellana 

Literatura Castellana.. 
Inglés (primer curso).... ^ 

Inglés (segundo curso).. 

Geografía Universal 

Historia Universal 



Historia Universal.. 



PKKMIOS 



El mismo 

El mismo 

Sr. Claudio Sta. Cruz de Oviedo.. 

Por atülencia á la Biblioteca: 
Alvaro E. Zaldivar y Cordero 



Física (segundo curso).. 

Química 

Aritmética y Algebra 



Geometría 

Trigonometría 

Cálculos Mercantiles | 

Teneduría de libros 

Econ« Pol» y Hda. Púbf 
Taquigrafía. 



Viaje á un país maravilloflo, 
porCornis . tomos 1 

Obras de Fígaro, por M. de La- 
rra tomos 4 

Obras de F. Lope de Vega, por 
E. Torobo tomos 4 

Di<*tionary of the English Len- 
guflge tomos 1 

Lí's Novios, por Mauzoni, id. 2 

( bras de Gustavo Becquer id. 8 

School Dictionary of the En- 
glish Lenffuage tomos 1 

Ge<iegrafia Universal, por Gre- 

{roire tomos 2 
storia de la la Literatura In- 
frle«»i, porTaine tomos 5 
Btoria del Reinado de Gui- 
llermo íli. por Maeaulay, to- 
m' 8 1 

Estiidií s ciiticds por Macauiny 
tí)mrs 1 

Estudios históiicos, por Ma- 
caulay tomos 1 

Prueba en materia civil, por 
li4Ssona tomos 1 

Diccionario de Quimic», por 
Bounaut tomos 1 

Cá culos matemátlccs. por Ro- 
jas .'. tomos I 

Un estuche de matemáticas. 

Una obra de mecánica. 

Cálculos Mercantiles, por 011- 
ver tomos 1 

Teneduría de Libros (partida 
d<'ble} por Ollver tom< s 2 

Principios funds mentales de 
Hacienda, por Vocke. tomos 2 

Taquigrafía Judicial, por Mar- 
tí tomot 1 



La Divina Comedia tomos 1 



ACC ESIT 



Curso Preparatorio, Sr. Vicente Pardo y Cas- 

telló. 
Literattffa Castellana (Hca). Sr. José M. Pove- 

da y Galderin. 
ídem la. Sr. Ricardo Rodríguez v Martínez. 
Geografía Universal, Sr. Evelio Valdés y de la 

Torre. 
Historia Universal, Sr. Alejandro Uiblzu y 

Martínez, 
ídem id., Sr. Alvaro E. Zildívar v Cordero. 
Inglés (ler. curso) Sr. Rafael Sta. María y Vilá. 



Inglés (?9 curso) Sr. Rodolfo Alvarez y Olivera. 

Física (1er. cuis«i) Sr. Baldomcro Grau y 
Triana. 

Qníniica, Sr. Mario Núflez y Mesa. 

Historia NHtuml, el mií^mo. 

LógicA y Nociones de Psicología, Sr. Antonio 
María Eliirio de la Pnente. 

Economía PoUtlca y Hacienda Pública, 8r. Al- 
fredo Ctibillín y Comesafta. 

Por asi.«tencia á la Biblioteca, Sr. Luis A. Go- 
rordo y Julia. 



Alumnos premiados por el Comité de la ''Allíance Fraofaise 



FRANCÉS (PRIMEE CURSO) 

8r. Femando Freyre de Andrade y Escandó. 
■ Luis González de Mendczi. 
» Francisco Lavandeyra y Zaldo. 



FRANCÉS (SEGUNDO Cüa«o) 

Sr. Enrique Guiral y Moreno. 
» Sebastián Puntonet y Dama. 
» Vicente Pardo y CasteUó. 



M 



Instituto de 2* Enseñanz a de la Habana 

Relaclóii de lo« alooioo* outrlcialados en este Inslltnto 
pera el curso de 1905-1906 



CURSO PREPARATORIO 

APE1XII)()H NOMBRI> 



Altuzarray Carbonell ,. Xicolás 

Cadenas y Aguilera Julio 

Dávalos y Torices Ángel 

Durege y Viada Julio 

Ebray Bautos Armando 

Farrea y Echarte Enrique 

Oarriga y Dunand Eugenio 

Clovantea y Aguirre Domingo 

Urande y de Armas Federico 

Junco y André Antonio 

Lantigua Domingo 

Llama y Sánchez José A. 

Martínez y Zaldo Julio 

Nieto y de Fito Ismael 

Pedierro y (rarcía Gloria 

Piqué y Huzarte José A. 

Pichardo y de Moya Felipe 

Hchmidt y López Gerónimo 

Santos y García Francisco 

Torre y de Várela Pedro (í. 

Valdés y Navarrete Raúl 

Villar y Cruz Valentín 

Vázquez y Luzón Domingo 

Vázquez y Luzón Félix 

Zequeiray Gastón Juan 

PRIMER CURSO 

A róstegui y González de Mendoza Gonzalo 

Alean y Lastres Armando 

Amador y Martínez Antero 



93 



APELLIDOS NOMBRES 

Aragón y del Pozo Ernesto 

Aguiar y Ballory Pedro P. 

Alfonso y Márquez Norberto 

A.dler y Navarro Raúl 

Alonso y Ampudia Manuel 

Alfonso y Zalba. Fausto 

Betancourt y Moyano Gaspar A. 

Betancourt y Moyano Lorenzo A. 

Bengochea y Mantecón . Marino 

Bonachea y Valdés '... Osear 

Blanck y Menocal Narciso 

Basterrechea y ligarte José M. 

Blanco y Ortiz José 

Barinaga y Ponce de León Alfonso 

Baralt Zacharie Luis A. 

Castillo y Francés , Fernando 

Cabrera y Amézaga Adalberto 

Cervino y Lopo Manuel 

Coya y Jiménez..... Antonio 

Castellá y Caballol. Andrés 

Campo y Acosta Nicanor 

Castellanos y Mena Alfredo 

Cerra y del Cristo Teo(Jon> 

Céspedes y Cerrano Narciso 

Carbonell y Rivero Gaspar 

Cabrera y Sánchez Gustavo I. 

Chabau y Sánchez Arturo 

Chomat y de la Cantera Francisco 

Díaz y Marrero Domingo 

DíazAlbertini Ricardo 

Dumásy Alcocer Mario 

Dq Breuil y Jacksou Heriberto 

Díaz y Gutiérrez Ana Rosa 

Delgado y Loustalot Alfredo 

Díaz y Gutiérrez Francisca A. 

Ebray Santos Ramón 

Freyrede Andrade y Escardó Juan 



APKI.LIDOB XOMBRES 



Fonf«t y Junco Chi-Ios 

Fernández y Junco Adcilfo 

Fernández 3' Mnrtfncz Pedro 

FuRté y Sánchez Momlefl ChiIcw E. 

Ferté y OíMCuHa Alfredo 

Faé» y Fernández Cé«»r J. 

Fernández y MederoB AgUHtfn 

Fuenten y DuMuy Audi-és 

González del Vulle y Náñez Manuel 

Gairiay Forran Pira Armando 

Guardia y Arvíde Patricio 

Guallia y Morales Miguel 

Govantes y Fuertes Osvaldo 

Gutiérrez y Pmda Francisco 

Gastón y Herrem Miguel 

Gudian y Sánchez J<Miqnfn 

Gener y BouillÓM Miguel A. 

Garrido y Aiango Julio C. 

González y Jiménez Manuel 

García y (ióniez Manuel 

García y Moré Mireille 

Gorrín y Padilla José K 

Hevia y S<»rra FranciKco 

Hermow) y Lercna Estanislao 

Hííyos y SAncliez Cándido 

Il)ern y González de Pinera Ríimiro J. 

Iiibarren y G6l>el Luis F. 

Ló|>ez y R<K|ne de Escobar Raúl 

Longa y Martí nez Gusta. vo 

I^iudennan y Martínez Salvador 

Lena y Hernández Gulos 

L6|M*z Diego 

Mezcíino y Abella Mario 

Llanio y del Castillo Enrique 

Moreno y Lastres Gustavo 

Montero y Ruga (^rlos O. 

Marcos y Fernández Pedro 




GRUPO DE ALUMNOS —REDACTORES DE ''EL ESTIMULO" 



APELLIDOS NOMBRES 



Martínez y Zaldo Fernando 

Menéndez y V<*rdés Manuel 

Menooal y Mantilla Perniindo 

Mavílio y López FninciscoE. 

Mt-deros y Cabafias Eladio C. 

Martínez.... AgUKtfn R. 

Martín y Escudero Manuel J. 

Meza 3' Suárez Inelán Jone R. 

Mata y V?ildéfl Rogelio 

Mádan y Valdés Antonio 

Nodai'se y Nodai-se Gaspar 

Nfiñez y Mesa Delio 

Núfiez y Mesa Rene 

Novo y Civsado Jaduto 

Onaghten y Ba<íhiller Juan 

Ors y Bellido de Luna José A. 

Onetti y Gonsé Narciso 

Ovares y Crespo José E. 

Pita y Martínez Julio C. 

Pórtela y Péiez Cnrlos M. 

Pardo y Suárez.. Je^ús 

Pellón y Desvernine Eugenio 

Pérez y Valdés Peñalver José J. 

Pefialvery üeinández Ramón L. 

Pérez Miguel H. 

Pérez y Lerena Víctor M. 

Pardo y Castel ló Vicente 

Qut'wubi y Pa rra José E. 

Rodríguez y Muilíz Joaquín 

R:uiniez y Olivella José M. 

Rodríguez y Muñíz Guillermo 

Riizy Garzón Luis F. 

Romero y Nuss'i José 

Sangnily y Arizti.. Manuel 

Sánchezy Mouso Juan M. 

Scull y Carmona Fernando 

Sánchez y Hernández ' Joaé A. 



APELLIDOS yOMSKBS 



Socarras y López Joi^ge 

Tolón y Hernández Sainael F. 

Taboa<le]a y Pessino Octavio 

Valdéa y Ojeda Isidro 

Valladares y Sotolongo Arnesto 

Vesa y Sansaricq Eugenio 

Valladares y Morales Ángel L. 

Vander Oucht y López José 

VivaneoH y Hernández Miguel 

SEGUNDO CURSO 

Alfonso y Junco Eduardo 

Bos(*li y Garcfa Pedro 

Bosch y García *. Ángel 

Booth y Baldrích Jorge 

(^adenas y Aguilera José 

Cortés y Hellés Mario 

Corbera y Fernández Mojardin Joaquín 

Cárdenas y Cárdenas Luis 

Diego y Robbio Lucas V. 

Domínguez y Cabello Serapio 

Domínguez y Cabello Isauro 

Domínguez y Aquino Felipe M. 

Díaz de la Barcena y Pedroso Ceferino 

Ecay y Tovar Manuel 

Edreira y Rodríguez Guillermo 

Entralgo y Rodríguez Guillermo 

Edreira y Rodríguez Pedro N. 

Echarte y Valeárcel Pedro P. 

Freiré de Andrade y Escardó Fernando 

Fernández y Hernández Mariano 

Grau yTriana José 

Gelabert y Barruete Sebastián 

Guichard y Arburu Arturo 

Garganta y Sibis Jorge 

Gastón y Pérez Julio 



97 



APELLIDOS >^OHBRES 



Guiral y Moreno Antonio 

Oavaldá y Roselló Arturo 

Oorordo y Julia Luis A. 

Gutiérrez é Igualada Miguel 

González del Valle y Garriga Manuel 

Hernández y Goiízález Félix 

Herrera Juan M. 

Hiraldez de Acosta Wifredo 

"Lavandeyra y Zaldo Francisco 

I^ng» y Ajuria Antonio 

Liauderman y Martínez Serafín 

Liópez Chávez y Bomagosa Manuel 

Menéudez y Verdes Arturo 

Martos y Vallhonrat Joaquín 

Martínez y Betancourt Arturo R. 

Moenck y Peralta Miguel A. 

Marín y Hernández Rita María 

Morales y Ubeda Alfredo 

Monteverde y Fernández Criado Federico 

Nadal y Rouvier Florencio 

Ojeda y Román Antonio 

Obregón y Ferrer Armando 

Puente y O'Farrill Jacobo 

Peuiehet y Calle José L. 

Quijano y Buscó Ricardo 

Romeu y Jaime Manuel E. 

Recio de Morales y Montalvo Pedro N. 

Rodríguez Feo y R. Almeyda José A. 

Romagosa y Romagosa Man uel 

Romaguera y Hornedal Pompilio 

Román y Ferrer José 

Rivas y Abreu Manuel 

Sounay Valdés Ignacio 

Sánchez y Silveira Miguel 

Sáenzy Basarrate Serafín 

S0II0880 y Valdés Joaquín 

Torricella élduate Roland 



\I'KI.U1M)S N(»MBR]> 



Torre y Renit' Rafael 

Tejedor y Cuerno Jesús 

Vidal y de la Torre Ramón 

Valdé» y de I^atorre Evelio 

Villageliú y Axeue .. Emilio 

Villaverde y Hava Alberto 

Villaverde y Hava Annando 

Villaverde y Hava Ernesto 

Villar y Cruz Lorenzo 

Valdés Julián A. 

ZayaH Bazáu Arturo 

Zaya» y E»tévez Raúl 

TERCER CURSO 

Alvarez y Olivera Rodolfo 

Ángulo y Alvarez Luis 

Alonso y Díaz Eusebio J. 

Arango y Mestre Osear 

Alayeto y Cuí José L. 

Bengochea y Mantecón Alfonso 

Bravo y Pnig Leonardo 

Barros y ( ióniez Bernardo 

Bello y Hernández Amado 

Bravo y de León Vicente 

Bustaniante y Rabago Isidoro 

( >oza y Rojo Luis 

'Crozfiy Rojo Ricardo 

Carrillo y (lovín Félix A. 

Costa y Dilnié Rigoberto 

( 'añiz¿ires y Forns Manuel 

Cabarrocas y Avala José M*> 

( 'anseco y Rodríguez César 

Díaz Arturo 

Dehogues y Páez Julio A. 

Domínguez y Niinez Conrado 

Díaz y Cruz Mario 



99 



APELLIDOS NOMBRES 



ElcJd y Pórtela Carlos 

£)nnquez y Pérez Roberto 

Fernández y Arencibía Silvio 

Grau y Triana Eaoión 

Gil y Castellanos Armando 

González y Díaz Luis 

Gómez y Morales Manuel 

Giro y Manzano Aureliano 

González y Jiménez Bafael 

García y Mesa Julio 

Guardia y Montalvo José 

Galletti y Pimentel Rogelio 

Herrera y E-trnda Alfredo 

Iraizos y de Villar Antonio 

Jacobsen y Fernández de Castro Rafael 

Jacobsen y Fernández de Castro Joaquín 

Jústiz y Valdés Juan I. 

Lufriu y Alonso Rene 

Larrieu y García Menocal Ignacio 

Larrieu y Torre Rene 

Lavedán y Navarrete Enrique 

Lámar y Gálvez Osvaldo 

Lazcano y Mazón Antonio 

Musco y Torrea Alberto 

Muñoz y Rodríguez...; Rafael 

Muñoz y Rodríguez Luis 

Méndez y Sánchez Fernando 

Portuondo y Domenech Rafael 

Pereira y Ruiz José M. 

Pórtela y Armengol Mario 

Pérez y Hernández Antonio J. 

Quesada y Doy Luis F 

Rivero y Pegudo José G. 

Rodríguez Correa y Céspedes Emilio 

Renté y Laucirica Alfredo 

Rodríguez y García Ángel 

Soler y Montea Emilio 



100 



APKLIJIKW NOMBRI> 



Sánchez y Monw) José A . 

Sánchez y Roig Mario 

Sordo y Cuervo Juan A. 

Santa Marfa y Vilá Rafael 

Suárez y Roig Pablo 

Suárez Solar y Lamas Gabriel 

Sonsa y García Juan 

Sánchez y Sánchez Saturnino 

Sarracent y Pedro Augusto 

Tarzefizki de Lipa Luis 

Trbizu y Martínez Alejandro 

Valdért y Domínguez Alfredo 

Várela y de Armas Mario 

Vázquez y Vázquez Juan 

Vesa y Sansiiricq Rodrigo 

Zaldívar v Cordero Alvaro E. 



CUARTO CURSO 

Aguiar y liallory Miguel 

Aragón y del Pozo Gustavo 

Bluhme y Sánchez Fernando 

Huñll y Rodríguez Alfredo 

flernal y Obregon José M** 

( 'oronado y Mádan Octavio 

( Vuells y ReyeH José R. 

Cabarrocas y Ayala Eugenia 

Cancio y Sánchez Leopoldo 

Calderín y Alcalá Modesto 

Delgado y Longa Adolfo 

Díaz y Jimeno Armenio 

Eligió de la Puente y ÍJ. Tejada Antonio M* 

Fuste y Fuste Federico 

GrauyTriana Baldomcro 

García y Bacallao Gumersindo 

Hernández y Mesa Ensebio A. 




8 



@ 



101 



APELLIDOB NOMBRES 



Hévia y Prieto Alberto 

Hoya é Infante Tomás 

Jiménez y López: Diego 

Xiópez Chávez y Romagosa Antonio 

López Chávez y Romagosa Rafael 

López Silvero y Oña José M. 

Latour y OHvier Joan 

Ledo y Seijo Nemesio 

Lian es y Qarcla Carlos 

Morales y Pedroso Juan 

Morales y Pedroso Agustín 

Orihuela y Sandoval Gustavo 

Pórtela ,.... José de J. 

Pérez y Bravo Luis 

Pérez y Ferrer Antonio 

Rodríguez y Muñiz Jorge 

Rodríguez Feo y R. Almeyda José Joaquín 

Rodríguez y Martínez Ricardo 

Rodríguez Maribona y Viña Francisco 

Ramírez de Arellano y G. Mendoza Miguel 

Rodríguez y Calderín Ricardo 

San Martín y Sáenz Rene 

Saladrigas y Heredia Carlos 

Suárez y Martín Luis 

Solís y Valdés Francisco 

Solís y Valdés Oliverio 

Sánchez y Zayas Fernando 

Suárez Solar y Lamas Leopoldo 

Suárez y Gutiérrez Juan M. 

Tomé y Poi-tela Esteban 

Tabeada y Boloña Carlos 

Velazco y Falés Isolina 

Villavicencio y Martínez Eligió 

Varona y Arango. Gustavo 

Varona y Arango Raúl 

Veytia y Murías Antonio 

Vidal y Camps Fidel 



n« 



APEIXID06 NOMBREP 



Villsverde y Hava Francisco 

Zayas y Pórtela Joaé M. 

PRIMER CURSO DE CX>MERaO 

Alvarez y Artiz Julio 

Cueto y Váwiuez Gabriel 

Chaple y (lareSa SoH» Antonio 

Duaite y Pinol Augusto 

Gutiérrez y de la Cova Miguel 

Gari'iay Cahariego Jofié M. 

Giquel y Echeverría Evelio 

Moenck y Peralta Germán 

Xúfiez de Cat»tro y Hestreés Moisés 

Rodríguez y Roiliíguez Pablo X. 

Suárez y Martíu Enrique 

SEGUNDO CURSO DE LA ESCUELA DE COMEROO 

Aconta y Delaltat Armando 

Alfonso y Al varez Federico 

Bonich y de la Puente Juan 

Caballín y Comesañíks Alfredo 

Couley y Fernández Saavedra Abi^aham 

GómezyRivero Maximino 

Galán y Tonare! y José M. 

Puntonet y Dama Sebastián 

Zayas Bazán Juan 

TERCER CURSO DE LA ESCUELA DE COMERQO 

Giquel y Echeverría Juan B. 

Ramírez de A rellano y G. de Mendoza Miguel 

CUARTO CURSO DE LA ESCUELA DE COMERQO 

Bonich y de la Puente Emilio 

Domeñé y G raupera Sabino 

Escauriza y Agual^ella Lorenzo 

Eleizegui y de la Costa Joaquín 



103 



APELLIDOB NOMBRES 

Fuentes y Fuentes Walfrido 

Musiera y Jiménez Benito 

Méndez y Rodríguez Luis D. 

Portas y Rodríguez Rafael E. 

ESCUELA DE NÁUTICA 

Montero y Val verde Manuel 

Ortiz y Planos Agustín 

ACADEMIA DE TAQUIGRAFÍA Y ESOÍITURA EN 

MAQUINA 

PRIMER CURSO 

Acosta y Zayas Melanea 

Arredondo y Puig José F. 

Alfonso y Grarcía José P. 

Betancourt y Moyano Gaspar A. 

Betaneourt y Moyano Lorenzo A. 

Bonachea y Valdés Osear 

Carneiro y Ortiz .' Judith 

Carneiro y Ortiz Lidia 

Carrillo y Fuentes Eladio 

Cabrera y Al varez Alberto 

Calvo y Ramírez , Lucila I. 

Castellá y Caballol Andrés 

Dulzaides y Bonefoi Delia 

Díaz Albertini Ricardo 

Edreira y Rodríguez Guillermo 

Facenda y del Corral Ramona 

Ferrer y Fernández Blanca 

Fáez y Fernández César 

Fuentes y Duany Andrés 

García y Casado Obdulia 

González del Valle Manuel 

Guardia y Montalvo Antonio de la 

Guiral y Moreno Antonio 



104 



▲PELUDOB NOMBRES 



Garrido Jalio 

Gantón Migael 

Hernández y Chipuli María 

Iríliarren La¡« F. 

JÚMliz y Valdéft Jnan I. 

LarioA y Biirgrw María M. 

LarioH y Burgos Leopoldina 

Molina y Vahiés María C. 

Meló y Qiiirós Juan M. 

Moralefl y Lujan Zaíra 

Merehán y CelÓH Gloria 

Menéndez y Reye« María 

Menéiidez y Burvant Angela 

Meló y Quirós María C. 

Marco y Fernftndez Ana M. 

Mujira y Benet Emilio 

Mádan y VahU's Antonio 

Morillo y Vald^^s María 

Pedroso y Rodríguez Mercedes 

Poey Aurora 

Posada y Calderin Amelia 

Pita y Martínez Julio C. 

Rodríguez y Martínez Angeles 

Rodríguez y Martínez Bosa A. 

Rivas y Abreu Manuel 

Romero y Xussa José 

Rodríguez y (González Crístobalina 

Rodríguez y Sigler Femando 

Sáenz y Valdó.s Rosario 

Scull y Carmona Fernando 

Serra Leonarda 

Tar/efízki de Lipa Luis 

SEGUNDO CURSO 

Al varez y Jiménez Consuelo 

Arango y Castaño Apolonia M. 

C-alvo V Ramírez Rafaela M. 



105 



APELLIDOS NOMBRES 



XDomínguez y Fiimero i Rogelio 

Xlchendía y Sussane Angélica 

IBdreira y Rodríguez Pedro N. 

Oibert y Canella Juan 

Gróraez y Baralt Teresa 

Gronzález ...*... María E. 

Hernández y Pérez Concepción 

Herra Juan M. 

Izquierdo y Torres Ismael 

Lieón y Prieto María A. de 

Menéndez y Mejías Francisco 

Martínez y Betancourt Arturo R. 

Núñez y Núfíez Carmen 

Puente y O'F^rrill Jacobo 

Paine y García Isaura 

Rendón y Suárez E vangelina 

Segrera María M. 

Santos y Núñez María F. 

Torga Erundina 



KNi 



INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE Lj\ HABANA 



RELACIÓN numérica de los alunónos que harj asistido, e~ 
calidad de oyentes, á cada una de las clases de ias 
asignaturas que á coritinuacióq se expresan, durante 
el curso de 1904 á 1905. 



ASKiNATlRAS 



Curso Preparatorio 

Gram&tíca Castellana 

Literatura preceptiva 

Literatura Cantellana (Histórica) 

IngK'H, primer curso 

Ingles, segundo cui-so 

Franc^»H, primer cui-so 

Francés, segundo cui'so 

Francés (<iel curso preparatorio) 

(jleografia I'ni versal 

II istoria r n i versíi 1 

Aritmética 

Algebra 

Geometría 

Trigonometría 

Física, primer cui^o 

Física, segundo curscj 

Química 

Historia Natural 

Nociones de Cosmología 

Introducción li la Biolojíía 

Lógica y Nociones de Psicología 

Knscfianza Cívica 

?]conomía Política y Hacienda Pública. 

Teneduría de Libros y Contabilidad 

Práctica de Comercio 

Legislación Mcicantil 

Dereclií» Internacional Mercantil 

Estadí sí ica 

(jrcogiafía Industrial y Comercial 

Taíju igra fía , jjri mer curso 

Ta(juig!afía, segundo cu i*so 

Cosmografía y Pilotaje 



2S 
27 
J7 

20 

:U 

1:í 

9 

•) 

1 

S6 

16 

47 

49 

23 

22 

22 

3Í 

33 

32 
o 

4 
o.s 

21 

2 

1 
1 
I 
1 
2 
1 
1 



ToTAi |52S 



V 

DATOS GENERALIÍS 



109 



M.UMNOS MATRICULADOS en este Instituto en I^s distintas 
enseñanzas desde su fundación: 



CUR505 


OFICIAL 


PRIVADA 


LIBRK 


D01E8TICA 


TOTAL 


186;^ á 1864 


368 
288 
124 
163 
199 
106 
208 
141 
123 
663 
158 
393 
420 
2.9 
538 
422 
659 
391 
202 
347 
341 
283 
408 
424 
320 
Ü79 
246 
366 
367 
246 
240 
235 
230 
147 
160 
91 
202 
202 
192 
364 
428 
414 


275 

452 

410 

519 

696 

933 

5H8 

579 

597 

693 

583 

968 

1000 

1062 

955 

979 

802 

1250 

131 

1429 

963 

985 

987 

1068 

960 

997 

10-6 

1056 

1055 

1043 

1057 

1045 

9M4 

644 

6W6 

278 

79 

170 

91 

117 

91 

87 


■"93 
19'^ 
216 
327 
363 
340 
452 
465 
425 
575 
521 
471 
17 
46 
77 
116 
155 
221 


20 

24 

7 

11 
29 

98 

189 
227 
213 
215 
300 
3Í.2 
X18 
260 
276 
207 
171 
164 
175 
187 
137 
116 
113 
32 


663 


1 64 á 1H65 


764 


1&H5 á 18ti6 


541 


1H66 á 18»í7 


693 


1867 á 1868 


924 


1868 á 1H69 


1(»39 


1869 á 1870 


796 


1870 á 1871 


720 


1871 á lh72 


720 


1872 á 1873 


1356 


1873 á 1874 


741 


1874 á 1875 

1875 á 1876 


1361 
1420 


1876 á 1877 


1291 


1877 á 187S 


1493 


1878 á 1-79 

1879 á 1880 


1401 
1461 


1880 á 18H1 


1739 


1881 A 1882 


522 


1HH2 á 1883 


2003 


1883 á 1884 


1517 


1H84 á 1885 

18H5 á 18í*6 


1483 
1695 


18H6 á 1887 


1794 


1887 á 188S 


1691 


1888 á 1889 


1734 


1889 á 1890 


1774 


1890 á 1891 


1956 


1891 á 1892 


1956 


1H92 á 1893 


1793 


1893 á 1894 


1924 


1894 á 1895 


1932 


1895 á 189H 


1726 


1896 á 1897 ; 

1897 á 1898 


1482 
1480 


1898 á 1899 

1899 á 1900 


872 
298 


1900 á 1901 


418 


1901 á 1902 


360 


1902 á 1903 


597 


1903 á 1904 

1904 á 1905 


674 
722 






Totales 


12327 


30330 


5078 


3791 


51526 







lio 



ALUMNAS MATRICULADAS en este Institcita desde f S79 luM 
el Cano de 1904 á I90Si 



CUR505 


incM 

M 

uriui 


CUR505 


N 

lunu 


mu 
toan 


1879 




1880 


17 


1892 




1893 


27 


\ 


1880 




1881 


10 


1893 




1894 


19 


1 


1881 




1882 


4 


1894 




1895 


23 




1882 




1883 


17 


1895 




1896 


21 


/ 


1883 




1884 


13 


1896 




1897 


18 1 


r 


1884 




1885 


22 


1897 




1898 


76 ! 




1885 




1886 


27 


1898 




1899 


8 


) 609 


1886 




1887 


26 


1899 




1900 


5 


f 


1887 




1S88 


36 


1900 




1901 


2 


i 


1888 




1889 


24 


1901 




1902 


2 


\ 


1889 




1890 


38 


1902 




1903 


6 


1 


1890 




1891 


33 


1903 




1904 


67 




1891 




1892 


27 


1904 




1905 


41 


/ 



111 



GRADOS VERIFICADOS en este Instituto desde su fundación: 



DE BACHILLER 



DE BACHILLER EN LETRAS Y CIENCIAS 



CURSOS 


lUIERO 

DR 
ALUIIOS 


CURSOS 


IIIER« 
DE 

AiriMes 


1863 

1864 


á 
á 
á 
á 
á 
á 
á 
á 
á 

á 
á 
á 
á 
á 
á 
á 
& 
á 


1864 

1865 


96 

64 

128 

67 

58 

51 

70 

84 

70 

138 

104 

201 

152 

123 

165 

276 

255 

154 

252 


1882 
1883 
1884 
1885 
1886 
1887 
1888 
1889 
1890 
1891 
1892 
1893 
1894 
1895 
1896 
1897 
1898 
1899 


á- 1883 

á 1884 


228 
169 


1865 


1866 


á 1885 


134 


1866 
1867 


1867 

1868 


á 1886 

á 1887. 


154 
196 


1868 


1869 


á 1888. 


204 


1869^ 


1870 


á 1889 

á 1890 


200 


1870 


1871 

1872 


219 


1871 


á 1891 


243 


1872 


1873 


á 1892 


237 


1873 


1874 

1875 


á 1893 


230 


1874 


á 1894 


270 


1875 


1876 

1877 


(i 1895 


243 


1876 


á 1896 


235 


1877 


1878 


á 1897 


249 


1878 


1879 


á 1898 


269 


1879 


1880 


á 1899 


149 


1880 


1881 

1882 


íi 1900 


64 


1881 













1900 á 1901 


15 
44 
37 


1903 á 1904 


38 


1901 á 1902 

1902 á 1903 


1904 á 1905 


30 





DE PERITO 


MERCA 


kNl 


IL 




1883 á 


1884 


19 
9 
31 
18 
23 
23 
13 
12 
15 


1892 
1893 
1894 
1895 
1896 
1897 
1898 
1899 


á 
á 
á 
á 
á 
á 
á 
k 


1893 


24 


1884 á 


1885 

1886 


1894 


32 


1885 á 


1895 

1896 

1897 

1898 


26 


1886 á 


1887 


38 


1887 á 

1888 á 


1888 

1889 


35 
40 


1889 á 


1890 


1899 

1900 


16 


1890 á 


1891 

1892 


5 


1891 11 













114 



Santo AmjeL'-Vué incorporado en 9 de Marzo de 1865, n^idoss 
Empresario el Sr. Rsteban deSotolongo y Urrutia y Director D. Pi- 
dió Jost* SatiuHt*?: en 1? de Abril del 68 quedó de Director el Eai- 
pre.sario Sr. Esteltau de Sotolongo, y en 27 de Julio de 1871 quedé 
de Empre.'^ariH D? Irene Sotolongo y de Director el Sr. FraadsoD 
J. Crriitia. Se estableció en Compostela 18, clausurándose en 23 
de Diciembre del 71. 

Santo rofMd^). --Establecido en 9 de ]y[ar20 de 1865, siendo Em* 
presarlo el Sr. Ramón Ituarte y Director D. Juan Nepomuoeoo Do- 
mínguez y Xái)oIes. Se estableció en Águila 82, trasladándose en 
22 de Enero del 70, á Cadenas 27, en Ouanabacoa, terminando sus 
tareas en 14 de Marzo del 72. 

San Francifco de Paula, — Fué incorporado en 9 de Marzo del 65. 
Hiendo Empresario D. Martin de Salazar y Director Literario D. Sil- 
vestre M. de Salas; en Diciembre 14 del 72 se traspasó la Empre- 
sa al Sr. Bonifacio Avila y la Dirección al Sr. José Rosado; en 24 
de Febrero del 81 se ti^aspasó á D. Melitón Pérez la Empresa del 
Colegio y su Dirección; en 14 de Septiembre del 87, fué Empresario 
D. Joacjuin Jineres y Director D. Ignacio Gronzález Muñoz; eo 
Aj;<)8to :{() del 1)8 pasó la Dirección al Sr. Pablo Mimó. Se estable- 
ció en la (íalle de Concordia n? 18. Este Colegio fué autorizado en 

27 de Septiembre de 1888 para la enseñanza de estudios comerciales. 

San Federico. — Fué incorporado en 30 de Julio del 67, siendo 
Kiupresario el Sr. Joaquín A. Dueñas y Director Literario el Sr. 
P>ancÍ8('o de Cárdenas; en 6 de Enero del 71 Empresario y Direc- 
tor el Sr. Joaquín A. Dueñas; en 14 de Noviembre del 74, Director 
Vicente de Castro y Empresaria la Sra. María del Rosario Pintó; 
<Mi 27 de Mayo del 76 pasó la Empresa á D. Dionisio Leprince. Fué 
establecí ¡(lo en Dragones 31. Xo consta la fecha de su clausura. 

San Francisco de Asi{* (Educación en Familia). — Incorporado en 

28 de Septiembre del 67. siendo Empresario D. José María Arbnru 
y Director Literario D. Francisco M. Flores; en Agosto 20 de 1870 
fué Director D. José I. Torralbas: en 16 de Septiembre de 1870 pa- 
só la Empresa á I). Ángel Carcassez y la Dirección á D. Felipe 
Pereira: en 11 de Junio del 75 fueron los empresarios los Sres. 
Emilio 8. Fuentes y Ricardo Arteaga, dirigiéndolo el Sr. Fuentes: 
en 29 de Mayo de 1877 fué Director D. Benito José Riera, y en 
Agosto 30 del 78 el Sr. Eduardo F. Plá. Fué establecido en la 



115 



calle de Águila esquina á Principe Alfonso, trasladándose en 1877 
él Príncipe Alfonso 3 y en Agosto 4 de 1880 á Inquisidor 27, cesan- 
do en sus tareas en 31 de Agosto del 81. 

San Pablo, — Incorporado en 19 de Agosto de 1868, siendo Em- 
presario y Director el Sr. Rafael María Mendive. Fué establecido 
en la calle del Prado 88 y se clausuró en 23 de Marzo de 1869. 

San Carlos, — Fué incorporado en 19 de Julio de 1868, siendo 
f^mpresario y Director D. Carlos Cruz y Delgado; en Agosto de 1869 
quedó como Empr**saria la viuda del Sr. Cruz, D?" Adelaida de Sala- 
zar; en Noviembre de 1869 fué Director D. Manuel I^rriga, en Ju- 
nio 30 de 1871, D. Pablo Valencia; en Diciembre 20 del 76 D. Teófilo 
Martínez Escobar; en Julio 6 del 78 fueron Empresarios D. Teófilo 
Martínez Escobar y D. Lorenzo Mestre. Se situó al establecerse en 
Amargura 69, trasladándose en Febrero 16 de 1870 á Compostela 66, 
en Agosto 12 del 72 á Obrapía 67, y en Abril 3 del 73 á Aguiar 96, 
cesando en sus tareas el 7 de Agosto del 79. 

Colegio Español Santiago Apóstol. — Fué incorporado en 28 de 
Agosto de 1869, siendo sus Empresarios D. Narciso Torras y D. Jo- 
sé Domenecb y Director Literario D. Manuel Parriga; en 16 de 
Febrero de 1870 fué Director D. Narciso Torra**, en 22 de Mayo 
de 1871 volvió á serlo D. Manuel Parriga, en 22 de Noviembre 
del 71 D. José Demenech, cesando en Julio de 1874 D. Narciso 
Torras como Empresario y quedando como Empresario y Director 
D. José Domene<*h; en 6 de Octubre de 1874 se traspasó la empresa 
y Dirección á D. Narciso Ton ás; en 18 de Octubre del 74 pasó la 
empresa á D. Isidro Viñes y la Dirección á D. Nicolás Serafín del 
Pozo; en 7 de Abril del 76 fué empresario D. Buenaventura Pueyo 
y Director Juan Zamora y Cereceda; en 6 de Noviembre del 76 la 
empresa pasó al Director D. Juan Zamora; en Julio 13 de 1880 se 
nombró Director Literario al Dr. José I. Torralbas; en 21 de Mayo 
de 1883 pasó el Colegio á D. Dionisio Leprince, traspasándole éste 
en 27 de Agosto de 1883 á D. Ricardo Potestad, que nombró Direc- 
tor Literario al Dr. Eduardo F. Plá. Este colegio suspendió tem- 
poralmente sus tareas en 29 de Abril de 1885. 

San Manuel, — Fué incorporado en 21 de Agosto de 1871, siendo 
Em|>resario y Director D. Manuel Fernández de Castro y Pichardo; 
en 27 de Enero de 1872 adquirió este Colegio, refundiéndolo con el 
de San Anacleto, D? Dolores Valdés de Casado; en 10 de Octuber 



n$ 



de 1877 se aatorizó el establecimiento del mismo Colegio San M^ 
nuelcon el nombre de San CriUobbly siendo Director Literario D. Jca- 
qufn Sánchez Ari*egui, y siendo Empresario D. Francisco Martii: 
y Pérez. Fué establecido primeramente en la Calzada del M^oxite34> 
en 13 de Noviembre de 1S71 pasó á Neptuno 38; en 31 de Jiúia 
de 1872 á Zanja 62 y en Ck;tubre de 1877 á Dragones 102. 

Santiago Apóitol de Matanta», — Fué incorporado en 7 de Énenri 
de 1870, siendo Empresario y Director el Pbro. Sr. Cipriano Sevilla- 
no; en 19 de Septiembre de 1872 se refundió al de la Unión, deno- 
minándose entonces La Unión y SanticLgo Ápotíol; en 23 de Octubre 
de 1872 adquirió la empresa D. Ramón F. Barcena; en 5 de Junio 
de 1873 se autorizó al Hr. Barcena para desempeñar la Dirección 
interinamente. Al incorporarse al Instituto se estableció en la es- 
líe de Riela número 80, en Matanzas, trasladándose en 22 de Majo 
de 1872 á O'Reilly 38. Cesó en sus tareas en 7 de Diciembre 
de 1874. 

La Unión (Matanzas). — Fué incorpoi*ado en 27 de Enero de ISTiK 
siendo empresario y Director el Sr. Ramón Fernández Barcena; en 
10 de Noviembre de 1870 se nombró Director Literario provisional- 
mente al Sr. Basilio Díaz del Villar; en 20 de Octubre de 1871 se 
nombró al Sr. Carlos Valdés y Hévia; en 7 de Noviembre de 1871 
al Sr. Demetrio López y Aldazábal; en 4 de Febrero de 1876 
el Sr. Ramón Fernández Barcena; en 19 de Octubre de 1878 el 
Sr. Juan Nicasio González; en 21 de Octubi*e de 1879 adquirieron el 
Colegio los Sres. Idelíonso Estrada y Luis Soloui, nombrando en 
19 de Noviembre de 1879 Director al Sr. Alejandro Gasser, y en í^ 
de Enero de 1880 volvió á ser Empresario D. Ramón Fernández 
Barcena. Fué establecido después de su incorporación en la calle 
de Matanzas número 1; en 31 de Agosto de 1875 se trasladó á Con- 
treras número 4; en 14 de Agosto de 1876 á la calle del Río 48. y en 
Agosto de 1878 á la de O-Reilly número 38. Suspendió sus tai^eas 
en 28 de Febrero de 1880. 

Los Normales de Matanzas. — Fué incorporado al Instituto en 24 
de Agosto de 1871, siendo Empresario y Director D. Manuel Espi- 
nosa; en Octubre 23 del 71 fueron Empresarios D. Ángel Encotoy 
D. Bernabé de la Torre, y Director D. Basilio Díaz del Villar; en 
17 de Junio de 1873 fué nombrado Director D. Aurelio Llanos; en 
26 de Septiembre de 1878 fué Director y Empresario D. José María 



117 



A.ngnlo y Heredia, suspendiendo sos tareas en 9 de Julio de 1880. 
Fué establecido en la calle del Río número 25. 

El Progreso de Cárdenas. — Se incorporó en 25 de Octubre de 1866, 
Hiendo su propietario D. Juan Bautista Echane y Landa y Director 
t>. José Sixto Bobadilla; en 7 de Febrero de 1866 adquirió la Em- 
presa D. Francisco María Barrera é Idiáquez; en 21 de Febrero de 
1870 fué Empresario y Director D. Antonio Faus; en Mayo 20 del 
78 fué nombrado Director D. Juan Satres y Montagut; en Septiem- 
bre 11 de 1878 D. Alejandro Muxó, y en Julio 3 de 1883 D. Anto- 
nio Llambes. — Fué establecido en la calle Beal número 93, -no 
consta la fecha de su clausura. 

San Rosendo, (Pinar del Eío). — Fué incorporado en 31 de Mar- 
zo de 1873, siendo Empresario D. José G. Valdés y Valdés y Di- 
rector D. Quintín García y Calvo. Se estableció en la calle Mayor 
63. No constan antecedentes de su clausura. 

El Filar de Zaragoza, — A este Colegio le fué negada la autoriza- 
ción para su CFtableci miento. 

Cristóbal Colón, — Fué incorporado en 19 de Diciembre de 1873. 
Fué su Empresario D. José Belén Guichart y Director D. Francisco 
de la Cerra; en Noviembre 22 de 1875 fué Director D. Ramón Es- 
plugups; en Junio 16 de 1879, D. Simón de Zequeira. Se suspen- 
dieron en este Colegio los estudios de la Segunda Enseñanza en 
3 de Enero de 1881. Se estableció en Virtudes 135, trasladándose 
en Octubre 3L de 1878 á San Eafael 88; en 20 de Septiembre de 
1879 á Escobar 146, trasladándose después á Perseverancia núme- 
ro 50. 

Politécnico, — Incorporado en 29 de Octubre de 1874, siendo su 
propietario y Director D. Narciso Torras. Se estableció en Animas 
84, suspendiendo sus tareas en 25 de Diciembre de 1888. 

San Elias, — Incorporado en 4 de Noviembre de 1874, siendo Em- 
presario D. José Elias de la Torre y Director D. Antonio Gómez y 
Cacho-Negrete; en 23 de Febrero de 1876 se hizo cargo de la Direc- 
ción D. Manuel S. Castellanos, el que en 21 de Noviembre de 1878- 
adquirió la empresa del colegio; en 21 de Mayo de 1880 fué Empre- 
sario y Director D. Juan M. Zamora. Se estableció en Santo Tomás 
número 8, Cerro, trasladándose en 2 de Enero de 1870 á Manrique 
72, clausurándose en el año de 1880. 

Cntóliro de Cienfuegos, — Incorporado en 27 de Agosto de 1874, 



118 



siendo Kmprewirio el Pbro. D. Jo^é Plá qne & la vez fué Oirecto?. 
Fué ef^tablecido en el Paseo de Vives numero 37, terininaiido sus 
tareas en el afio de 1880. 

La ISiriima Courepeíón, de Pinar del Río. — Incorporado eo 4 de 
Noviembre de 1874; fué su Empresario D. Jaimt- Gazcóii, y Director 
Sr. CniloH Ergueta y Alonso; eu 21 de Febrero de 1877 adquirió la 
empresa D. Gerónimo Moldes, nombrando Director & D. Vicente 
Estelian; en Octubre 23 de 1878 D. Tomás Basas. Se estableció en 
la calle de Marafitmes número 12, suspendiendo sus tareas en 1881. 

San Joité. — Incor|iorado en 29 de Enero de 1875, Mendo Empre- 
sario D. Johé Rosado y Director D. Juan Lorenzo Gómez; en 8 de 
Enero de 1876 se bizo cargo de la Direrción D. José Roteado; en 13 
de Septiembre de 1880 pasó la empresa á D. José Trecerra y en 22 
de Septiembre de 1881 á D. Euwbio Beltrán. Se estable<-¡ó en la 
calle de los Angele^* número 12, trasladándose en 22 de Mayo del 77 
á la misma calle, número 13; en 11 de Septiembre de 1880 á Dra^^ 
nes esquina á Gsliano; en Enero de 1883 á Manrique 12, y en Abril 
5 del mismo año á Reina 48. No consta la elausura. 

Im Familia,- Fué incorporado en 18 de Marzo de 1876, siendo 
su Empresario D. Víctor Rongel y Director D. Tomás Plasencia; en 
31 de Marzo de 1876 se autorizó el c*amb¡o de nombre, denominan- 
dohe desde entonces San Feruando^ sien<lo traspasada en aquella fe- 
cha la empresa y Dirección al Sr. Francisco Borrell; en 13 de Octu- 
bre del mismo año adquirió el colegio D. José D>menech. Fué 
establecido en la calle de Trocadero número 40, trasladándose en 23 
de Marzo de 1876 á Hourruitiner núm. 28 en Cienfuegos, trasladán- 
dose en 11 de Noviembre de 1877 á la calle Beal de Colón núm. 28 
de Sagua la Grande. — No consta la fecha de su clausura. 

San Franriüco de Ái*ié. (Matanzas), — Fué incorporado en 30 de 
Agosto de 1875, siendo Empresario D. Ángel Escoto y Director 
D. Baudilio Pique; en 17 de Julio de 1876 adquirió la empresa 
D. BemaW de la Torre, denominándose el colegio desde esa fecha 
San CarloB] en 2 de Enero de 1880 fué nombrado Director D. Aurelio 

C. Llanos; en 20 de Mayo del mismo año fué Empresario y Director 

D. José Ángulo y Heredia, cambiándole el nombre por el de R 
Eiftudio. Se estableció en la calle de Contreras número 76. No 
consta, la fecha de su clausuia. 

San Ramón. — Incorporado en 2 de Agosto de 1877, siendo bu 



119 



lEImpresario y Director D. José Poo y Alvarez. Se estableció en San 
Safael 92, trasladándose en 10 de Octubre de 1877 á Amistad 95, 
ea Janio 24 de 1879 á Aoosta 96 y en 8 de Agosto de 1881 suspen- 
dió temporalmente sos tareas. En 15 de Agosto de 1884 volvió á 
abrirse bajo la Dirección de D. Manuel Núñez, en la Calzada del 
Monte número 2, no constando la suspensión de sus tareas. 

La Emprem. — F.ué incorporado en Octubre 14 de 1863, bajo la 
Dirección del Ldo. Antonio Guiteras, que también era el propieta- 
rio. Se estableció en Matanzas, no constando su clausura ni otros 
antecedentes. 

Casa de Educación. — Fué incorporado en 2 de Agosto de 1877, 
siendo sus Empresarios D. José Hernández y D. Antonio B. Piasen- 
cía, estando la Dirección á cargo de D. Tomás Plasencia; en 5 de 
Abril de 1880 pa^ó la Empresa á D. Vicente Alonso y Millet; en 4 
de Noviembre de 1880 cambió su nombre por el de San Rafael; en 
11 de Abril de 1891 fué su Empresario D. Carlos Aristides Vasseur 
y Agüero; en 25 de Agosto de 1881 se tituló Isla de OuAa, siendo 
nombrado Director D. José de Poo y Alvarez; en 11 de Abril de 
1882 fué su Empresario el Director D. José de Poo y Alvarez, de- 
nominándolo San Ramón; en 30 de Agosto de 1882 adquirió la em- 
presa D. Manuel Núñez. Se estableció en la calle de Concorcia 64; 
en Abril 10 de 1877 se trasladó á Compostela 18; en 31 de Diciem- 
bre del 78 á San Ignacio 14; en 20 de Septiembre del 79 volvió á 
Concordia 18, y en 18 de Marzo de 1882 se trasladó á Obispo 56. — 
No consta la fecha de su clausura. 

Humanidades de Jesús (Santa Clara). — Incorporado en 25 de No- 
viembre de 1863, siendo su Empresario y Director el Pbro. D. Ra- 
fael A. Toymil. No consta el expediente de su clausura. 

La Educación, — Incorporado en 11 de Enero de 1878, siendo su 
propietario D. Joaquín Mesa y Domínguez y Director D. Antonio 
Mesa y Domínguez. Se estableció en la calle de Jesás María nú- 
mero 87; en 1? de Noviembre de 1881 pasó á Jesús del Monte 334; 
en Marzo 8 de 1882 á la Calzada del Cerro 540; en Enero 5 de 1883 
á Animas 166; en Abril 23 de 1883 á Neptuno 103; en Octubre del 
mismo año pasó á Neptuno 159, y en el año de 1887 á Compostela 
número 142. No consta la fecha en que terminó sus tareas. 

San Marcos. — Incorporado en 28 de Marzo de 1878, siendo su 
Director y Empresario D. Alejandro María López; en Agosto 31 de 



VJO 



1881 fie refandió e^te Cole^^o con el de Edueaeión en Familuí^ qoe- 
dando con la denommaoi6n de San Uareos; en 20 de N«>vif*mbri» de 

1882 fie denominó Edvcaeión en Familia, hiendo 8a Empreeiino j Di- 
rector D. Ángel Jofié CarcaBsez. Fué efitablecfdo en la r»l]e de 
Drag«>n*>8 39, truflladándoAe en 81 de A^;o6to de 1881 á Zaloetar 
Teniente Rey. No connta su chia^ara. 

El Ángel &i/m{¿ur. ~Incor}K>rado en 21 de Marzo de 1879. siendo 
Emprenario y Director D. Jo^é de Io8 $^ntoe. En 29 de Agosto de 
1879 cePÓ en huh tareas por voluntad del Empresario y Director; en 
10 de Octubre del minmo afio volvi6 á abrirse con el nombre de 
Mercedes de Orleatin, |*ara señMritss, siendo su Empresario J>. Ángel 
Garcassez y Dire<*tor D. JoHé de loe S intos; en 30 d«* Agosto de 1882 
cambió su nombre por el de Elacacióa en Familia, para varones, 
quedando clau»«ura(lo el de Mereedeé de Orlean». Se estableció en Is 
calle de Compostela número 18; en 1880 se trasladó & Egido 20; en 
Marzo 6 de 1882 á Conce^Knón 21, Ouanabacoa. No consta en el 
expediente i-l cese de sus tareas. 

Santo Towuí^ fíf» ^f/Mi/io.— Incorporado en 26 de Marzo de 1879. 
Siendo su Einpref*ario D. Vicente déla Vega y Director D. Francis- 
co Rivero. Se estableció en la calle Real número 3, Gaanaliacoa. 
No consta la fe(*ha en que terminó sus tareas. 

La Gran Aíitilla. — F'ué incorporado en 25 de Agosto de 1879, 
siendo Empresario y Director el Sr. Teófilo Martínez de Escobar; 
en 29 de Noviembre del 83 se hizo cargo de la Dirección el Sr. Jus- 
to Balbás y Gcmzález; en 30 de Septiembre del 86 el Sr. Enrique 
Gil; en 19 de Octubre del 85 se hizo cargo de la Empresa el Sr. Gil 
actual Director. Se estableció en la calle de Aguiar número 71, 
donde continúa. 

Nuestra Señora de Monserrafe, — Fué incorporado en 27 de Octubre 
del 79. Fundado por los Padres de la Compañía de Jesús, siendo 
Rector el Sr. F