(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Memorial histórico español: Colección de documentos, opúsculos y antigüedades que publica la ..."

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as pan of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commcrcial parties, including placing technical restrictions on automatcd qucrying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send aulomated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ A/íJí/iííJí/i íJíírí&Hííon The Google "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct andhclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any speciflc use of 
any speciflc book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite seveie. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full icxi of this book on the web 

at jhttp : //books . google . com/| 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesdmonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http://books .google .comí 



w 



^-VvílAfL H ^ . \ 'S' 





3&arbari Collegc líbrarg 

FROM THE 

SALES FUND 



Estnhlishcd undcr the will of Fkancis Salrs, Instructor 

in Harvard Gollete, 1S16-1854. The will requircs 

thc incomc to be expended for books ** in thc 

Spanish lang^uage or for books illus* 

trative of Spanish history 

and liteniturc." 




MADRID . 

. TIP. DE LA VlUliA. [í HÍJOS DR M. TEI.U' 



C. de Si.ii Urnn 
1899 



8i DO 86 habían despachado sus negocios, era por atender á 
otras cosas más importantes de su servicio, pero no por falta 
de voluntad en el Bey, que era el mejor Príncipe del mundo. 
De su venida necesitaba el Reino para ver cuan buen Bey Dios 
les había dado, y suplicaba que de lo que fuese servido se lo 
enviase á mandar, porque el alma era de Dios y el cuerpo de 
Su Majestad. 

El dia 9 de Enero fué elegido Papa el Cardenal Adriano» 
que tomó el título de Adriano VI, y el Almirante de Castilla 
escribió al Emperador una sentida carta, celebrando la elección 
y enalteciendo la bondad y demás condiciones morales del ele- 
gido; y aprovechando esta ocasión, le rogó viniese presto á Es- 
paña, pues ya que la fortuna era próspera, convenía que S. A. 
la ayudase y nunca soltara á Dios, sino traerle junto y venir 
con fuerza á la guerra sin desechar la paz. La carta decía así: 



Carta del Almirante de Castilla al Emperador, fecha 9 de Enero 

de 1522(1). 

o. (/• G* Mm 

Pftresceme que aoluio Dios por sí, pues para satisfacer la muerte 
del Samroo Pontífice, eligió en su lugar á la Sanctidad del Cardenal 
Adriano el qual de serbidor es hecho señor i de hijo padre á quien 
Yra Alte9a es muy obligado aunque el lo sea de auerle hecho Vro 
fabor y porque no le toma con la rique9a que á otros sup.<M> á Yra 
Aliena que luego mande prouer en esto para que tenga la cassa con- 
forme á la Dignidad certificando á Yra Alte9a que es tanta su bon- 
dad que espero io en Dios que a de hacer gran bien en el mundo e 
que es esta la primera cruz porque en ser tan grande es diforme de 
lo de Milán y Fornai i por esso creo que anunciaron cossas maiores 
y teniendo Tra Alteza este pensamiento creo que conformándoos 
con Dios ei os mostrara con tanta grandeva las otras que quedéis 
señor de el Mundo y que las Prophecias se cumplan en Yra Real 
_3na i porque es necesario que Yra Altega se alude io le suplico 
) acordandosse de la Corona que tiene se acuerde de acrecentar- 
— tan buenos pasos que la alcance en el Cielo i su venida en 

Biblioteca Nacional, HSS., J?-489, fol. U. 



Espa&i 
haisac 
fioeqa 
por tu 
la forli 
soltar i 
ooDtaa 
prouec 
1098 d( 
8igel< 
qnerri 
qaede 
dflSMa 
al Obii 
que Mi 
na par 
pues q 
traros 
es Beri 
ideud 
dro qv 
siempí 

DiOBfll 

la dfl 
Tueati 
raspee 
yassi 
ana! 1. 
Iwra9i 
el ooD 
i loqi 



Coi 
qaeá 
qosli 
de fi 
nlan 
dnoia 



^ 



«u amor al Bey, á quien lealmente servía y comunicaba todas 
sns impresiones, aunque hubiese consignado lo contrario en las 
cartas colectivas de los Gobernadores. Así pudieron decir sus 
émulos al morir Adriano VI, que no había hecho nada bueno 
ni malo, lo cual constituía su mayor elogio. Alonso Sánchez, 
Embajador de España en Boma cuando fué elevado al Solio 
pontificio el Cardenal de Tortosa, escribió á Carlos I desde Ve- 
necia, participándole el resultado de la elección, con fecha 11 
de Enero (1), es decir, después que la nueva había llegado i 
Vitoria. 

A mediados de Enero era incierta la empresa sobre Fuente- 
rrabía, ocupada por el ejército del Rey de Francia, pues el atil- 
dado prosista D. Antonio de Guevara recibió una carta del Con- 
destable de Castilla, participándole que por mandato del César 
debía cercar á Fuenterrabía, la cual tomó el Almirante de Fran- 
<;ia siendo de la Corona de Castilla, y pidiéndole rogase á Dios 
por su salud y victoria. El de Guevara le contestó el día 13 de 
Enero en una de sus memorables epístolas (2), recordando los 
peligros de los grandes Capitanes en las arduas empresas de la 
guerra; diciéndole que la piedad y la clemencia nunca embotó 
en la guerra la lanza, y terminó con estas hermosas palabras: 
«Trabajad que se os dé á pacto y conveniencia Fuenterrabía 
antes que no tomarla por fuerza; porque en los graves y dudo- 
sos casos, primero han los hombres de aprovechar de su cor- 
dura que experimentar su fortuna.» 

El día 20, prefiriendo las embajadas á las cartas, confiaba el 
Almirante de Castilla á Angelo de Bursa la misión de quejarse 
A S. M. de su silencio, recordando la situación de Italia, la con- 
veniencia de concertarse con Inglaterra y de conservar la amis- 
tad de Portugal, cuyo Rey era mozo y rico, y decían que sober- 
bio y deseoso de grandes cosas. En esta creencia aconsejaba al 
Rey una política generosa. La creencia dice así: 

(1) Real Academia déla Historia, Colección Solazar^ i4-22, fo- 
i. 

Guevara, Epístolas familiares, pág. xii vuelta. 



23 

La tiranía que Dofia María Pacheco ejerció sobre Toledo 
deapuéa de la jornada de Villalar, resulta comprobada en un 
pleito que el Licenciado Ronquillo, á nombre de Marina Díaz» 
vecina de Toledo, viuda de Alonso Conejo, promovió contra 
Juan Chaves, dorador, que en tiempo de las Comunidades le 
tomó un par de muías, y contra quien se pronunció sentencia 
condenatoria en 26 de Junio de 1525 (1). Probóse en dicho 
pleito que Dofia María Pacheco tenía tiranizada la ciudad, 
puesta justicia y oficiales de su mano, mandando y vedando 
como señor absoluto, ordenando justicias y de hecho justician- 
do y matando á las personas que no cumplían sus mandatos, 
y al dicho Juan Chaves le mandó que fuese juntamente con 
más de trescientos hombres de la ciudad al lugar de Olías y á 
otras partes para traer bastimentos. Si Chaves hubiese resisti- 
do al mandato, hubiera sido ajusticiado y muerto, como hicie- 
ron á los Aguirres, al zapatero Ocaña y á otras personas. Las 
muías se tomaron á Conejo para ir de Toledo á Olías y llevar 
cierta artillería. Alonso Conejo era gran comunero» y para fa- 
vorecer las cosas de la Comunidad, se fué á Toledo estando al- 
terada, y la favoreció con su persona, criados y dineros. Las 
mencionadas muías fueron muertas en un reencuentro que se 
tuvo cerca de Olías. A Chaves, por considerarle contrario á 
la Comunidad, le saquearon la casa que tenía en Toledo y le 
derrocaron otra que poseía en el campo. 

Segovia. 

Como dato curioso para fijar la biografía de Juan Bravo, uno 
de los Capitanes de la Comunidad, conviene hacer notar que 
en la Beal Cédula expedida en Vitoria á 20 de Enero (2), se 
consignó que D. Juan Bravo, Obispo que fué de Coria, mandó 
¿ 0U sobrina Dofia Isabel de Termifio doscientos ducados para 
ayuda á su casamiento, y antes de que casara falleció el Obispo 
V heredó todos sus bienes su sobrino Juan Bravo; pero no pagó 
ÍLS que cincuenta ducados, restando ciento cincuenta, y como 
js bienee del dicho Juan Bravo estaban secuestrados, Brodrigo 

I) Arch. gen. de Sím., Consejo Real, leg. S59. 
\) Ídem id., Cédulas, lib. LX, fol. SI9. 



Febrero de 1522. 

SUMARIO 

Consejos qae el Cardenal de Tortosa díó al Rey al partir de Espafia» 
— Esperansa de termÍDar las cuesiioDes coa Francia. — Inteligen- 
cia acerca de la distribución de los tributos. — Últimos esfuerzos 
de los rebeldes de Toledo. — Correspondencia diplomática entre 
los Gobernadores de España y el Emperador-Roy. — Cuestiones en- 
tre el Nuncio de Su Santidad y el Obispo de Oviedo. — Toledo. — 
Resistencia organizada por la viuda de Padilla. — Castigos impues- 
tos por el Dr. Zumel. — Inscripción colocada en la claustra de la 
Iglesia Catedral. — Consejo Real. — Prisión de los Procuradores de 
las Comunidades. ^Medina del Campo. — Palencia.— Cuenca. — 
Murcia. — Cazorla. — Santiago. — Valencia. — Aragón. — Mallorca.— 
Plata y deudas de Juan de Padilla.—- Daños, perdones y mercedes. 

La elevación al Papado de Adriano de Utrech, Cardenal de 
Tortosa, y la seguridad que llegó á. tenerse del próximo regre- 
so de Carlos I á los Beinos de España^ motivos fueron para que 
la correspondencia diplomática disminuyese de interés, y lán- 
guida se deslizase hasta que el Rey pisó la playa de Santander eL 
16 de Julio. Y, sin embargo, el Cardenal de Tortosa, al abando* 
nar el Gobierno de España, que compartía con el Almirante y 
Condestable de Castilla, dejó escrita una Instrucción que pue- 
de considerarse como su última palabra acerca del gobierno y^ 
administración española, dirigida á aquél á quien tanto ama- 
ba y á quien debía la alta dignidad que el Cuerpo cardenalicio- 
le acababa de otorgar. Dicha Instrucción es un conjunto de má- 
ximas morales y políticas, impregnadas de bondad y de amor, 
dirigidas á quien venia á gobernar un país hondamente per- 
turbado, cuya situación exponía con gran lealtad y con la voz 
del agradecimiento. 

El Papa electo, tan pronto como la nueva circuló y llegó á 
Vitoria, donde habían fijado su residencia los Gobernadores^ 



31 

toria, coincidió coa el mutismo del Papa electo, de quien no se 
encuentra ya carta alguna en la correspondencia diplomática. 
Del Almirante tampoco resulta ninguna carta correspondiente 
al mes de Febrero de 1522. Y de los tres Gobernadores, sólo el 
Condestable sostuvo la correspondencia con el Bey, como la 
mantenían las personas y servidores de su más íntima confian- 
za. Resulta, sin embargo, un documento titulado: clnstruccion 
de lo que se ha de ezecutar para mayor quietud y convenien- 
cia de quien lo manda, » y sábese por la carpeta que esta Ins- 
trucción se la dio al Emperador Carlos V su Maestro Adriano 
Florencio de Lovayna, Obispo que fué de Tortosa y después 
Papa con el nombre de Adriano VI. La Instrucción está escri- 
ta ante la posibilidad del pronto regreso del Bey y en el tiem<^ 
po santo consagrado á los Divinos Oficios, y es un conjunto de 
sanos consejos morales y políticos de los que es difícil hacer un 
extracto, pero que bien puede considerarse la última palabra 
dirigida por el Cardenal de Tortosa al Emperador antes de co* 
nocer su elección de Papa. La Instrucción dice así: 

Inatrocción qae el Cardenal de Tortosa, electo ya Papa, dio al 
Emperador acerca de lo qae debía hacer á sa rcg^reso á Es- 
pana, Febrero de 1522 (1). 



Hase conocido que los fínes de algunos llegados procuran fo- 
mentar discordia y desconfianQa con el cardenal, como se ba visto 
apartando por dos ve^es la destin89Íon de ir a pasar a su püIa9Ío 
queriendo que lo sea al alcafar mal separado de prisa, de esto se 
ha de guardar vuestra magestad porque avnque se traslucen los 
motivos de conveniencia en los que lo fomentan pre9ipitan a vues- 
tra magestad pues la desconfírin^a de vuestra mageslad para con el 
cardenal le entibiara o abandonara totalmente y de aqui passaran 
al Bey que interpretara estas desa9ones a los oficios para Alemania 
que vuestra magestad egecuto en tiempo que era justo que lo hiciese, 
y syno parecería assy, y de aqui resultaría menoscabo en la alimenta 
de vuestra magestad, desconfian9a en el Rey y de aqui que alexasen 
a vuestra magestad a parles mas distante como lo vera executado, 
si la docilidad de vuestra magestad no se resiste a estas invasiones. 

(4) Biblioteca Nacional, MSS., J/m-476-34. 



35 

taraleza, y echó de allí á sus enemigos que tenía en el dominio 
4d ella, y porque en siendo elegido, le escribió una carta que 
decía que después de Dios, con su favor y ayuda, estaba en 
aquella suprema dignidad y en la Silla de San Pedro, y dende 
Á pocos días se le fué enfriando esta voluntad, y hasta que mu- 
nó el Rey Católico nunca fué enteramente favorable á sus co- 
«as, antes en muchas y substanciales le fué contrario. No creía 
de la virtud y voluntad del Cardenal de Tortosa lo hiciese así; 
pero convendría que S. M., con toda diligencia, renovase y 
eonfírmara y alargare con él la confederación y liga que tenía 
<son el pasado^ lo cual podría alcanzarse mejor estando en Es- 
paña que no en Boma. Por la afirmación que se hace en esta 
carta, de que se había hablado en el Consejo del Capitán Ge- 
neral que había de llevar la armada á S. M., se infiere que el 
autor fué el Arzobispo de Granada, . Presidente del Consejo 
Real, quien afiadió, que habían pensado designar para dicho 
cargo al Conde de Alba; pero el Almirante sostenía que era 
jornada que tocaba á su oficio, y como no había buena manera 
de podérselo estorbar, avisaba á S. A. por si quería proveer 
algo sobre ello. En cuanto á la recaudación de recursos, se ha- 
bía llegado ¿ un acuerdo entre Vargas, Alonso Gutiérrez y los 
dos Medianos, y algunos genoveses ofrecían dar muy buena 
cantidad de dinero á plazos breves, tomando libranzas para 
otros más largos, gratificándoles con los cambios y algunas co- 
sas no pesadas. Trabajaban en tomar á Fuenterrabía por hurto 
ó por fuerza, porque tendrían á muy buena ventura que cuan- 
do 8. A. viniese á España la hallase entera como la dejó, y 
hasta que esto se hiciese no podían estar sin mucha pena y 
<;uidado. 

El Obispo de Oviedo, que se encontraba en la corte de Vitoria 
y el 2 de Febrero, escribió también á S. M. (1) acerca de las ren- 
tas del Obispo de Zam ora y de los clérigos delincuentes, en que 
el Nuncio se había entrometido por virtud del Breve que reci- 
¡ó; y como esta cuestión estaba muy enconada, era mejor re- 
irvarla para el regreso de 8. M., que esperaban presto, no 
mtentándose con Fuenterrabía, sino que de España podría 
á coronarse á Roma por mar ó por tierra, pues no habría 



t • 



4) Arcb. geo. de Sim., Estado, Castilla, leg. 8.^ fol. 158. 



37 

nada y el doctor Qomel al qtial ynbiamos para que entendiese eti 
los negocios de aquella Gibdad. en lo qual se a dado tan buena mana 
como en las cosas de burgos, y Valencia. | yo estimo mucho su ser-* 
nicio. porque demás de ios hijos i parientes de mi casa Recibo ma- 
cho descanso, en que mis criados sean personas, para seruir a Y* 
M.* y este es uno delios por cierto muy poderoso SeQor ell Ar9obis- 
po de barrí a seruido a V. M.^ con todo lo que un buen vasallo de ve 
sernir a su Rey. que es con la ventura devida y gasto de mnchaí 
hazíenda. pareceme que a seruicio de V. A. cunple porque ny el 
Ar9obispo es my pariente ni mí vecino ni mi conoscído | e visto que 
a guiado esta jornada de toledo tan bien que me parece que es per- 
sona m uy sufi ciente para saber servir a V. M.^ y si V. M.^ alia no le 
biziere mrds a lo menos ofrescaselas para quando en buen ora acá 
TÍníere porque sepa que los que aqui estamos representamos a V« 
M> los trabajos de ios que sirven tan bien y tan lealmente como el 
lo ha hecho. 

bernando de Avales me parece que no a querido darse mana para 
gozar del perdón que le aviamos ofrescido. ya V. M.t sabe como yo 
le tengo suplicado por su hazienda para don Rodrigo Manrrique. 
Suplico a V. yi.^ que lo tenga en memoria pues bernando daualos 
la a perdido por hazer lo que no deve y donde Rodrigo a merecido 
«sta md y otras muchas mayores | guarde nuestro Señor Vra muy 
•Real persona con acrecentamiento de muchos mas Reynos e Seño- 
ríos, de bitoria x. de hebrero de 4529 años. 

de Vra Ma.* 
mayor serbydor que sos 
muy Reales manos besa 

« 

el Condestable. 

El Licenciado Zapata, que también residía en la Corte, ee- 
<;ribió á S. M. el dia 11 (1), excusando su silencio durante al- 
gún tiempo. £1 Breve del Sacro Colegio de los Cardenales lo 
trajo Astudillo, vecino de Valladolid, publicando que vino en- 
derezado al Licenciado Vargas en nombre del Cardenal do 
Santa Cruz, creyendo que éste era el verdadero Papa. Refería 
lo que acerca de eete particular había conferenciado con el P^pa 
-electo y con el Licenciado Agairre, que había intervenido en la 
-conferencia. El Almirante algo le dijo á este propósito; perf) él 
-excasó toda plática. La venida de Lope Hurtado había conten- 

(I) Aroh. gen. de Síra., Eitado, CasUlla, leg. ^7, foL 254. 



■í'-.»»"'.-- 



39 



Fragmento de una InstrucciÓD que el Almirante de Castilla confió á 
persona que no nombra, de lo que debía decir á S. DI., sin fe- 
cba (4). 

Parte de instrucción del Almirante. 
Ansí mismo direys a su Ges/ Mag.^ esto. 

Sy su Mag.* viene todo tiene remedio | syno viene acuérdele que 
deben a estas dos fronteras a la gente de armas ocho meses | y a la 
ynfanteria syete y que no reparan ni bastecen. 

Acuérdese su Alteza que deben a la gente de armas doze meses, 
y que comen sobre los pueblos todo el año pasado y este. 

Acuérdese que esta sin remedio perpifian y salsas y mallorca per- 
dida, y Valencia muy ruyn. y Xatiba y Algezira Rebeldes. 

Acqerdese de las voluntades que deben tener los pueblos con el 
mal tratamiento que se les ba fecho y haze. 

Acuérdese de lo de las yndias ques gran cosa | y de tratarlo mal. 
no solo es poco mas piérdese de todo punto, es cosa en que se a de 
mirar, y no vender | ni dexar vender cosas de alia, porque pudien- 
do ser con borden el mas Rico principe del mundo sera el mas 
pobre. 

• ••■•••.■••..•••••••.••••••••••.••..••.•..•••..•••.•.•••■a 

Acuérdesele que debe buscar gobernadores de que tenga confian- 
za y darles poderes vastantes para que gobiernen, y sean poderes 
que syn poder como nosotros por dudoso tendría poder gobernar. 

Su Alteza nos ha mandado que simamos al Papa en todo lo que 
quisiere y ansi se haze en lo que podemos ¡ mas como el poder es 
poco no ha habido con que pagar las galeras ny con que enbiarle 
veynte artilleros que pedia de qual esta muy agrauíado. 

el Allmirante. 
Toledo. 

Después de lo que relató Pedro de Alcocer en su Relación so- 
bre las Comunidades; de lo que historió con muchos detalles 
Ferrer del Rio, adicionando la Relación de Alcocer con el re- 

(1) Arch. gen. de Sim., Estado^ Castilla, leg. 27, fol. 253. 



¡TT ^ - r 



14 

gusto uo saltase á la superficie; y aunque los Gobernadores en- 
viaron á Toledo al Dr. Zumel para procesar y castigar á los 
culpables, nada de esto bastó para tranquilizar á quienes ha- 
blan vivido en rebelión durante más de dos años, alo cual con- 
tribuyó el regreso de los ausentes, que» alardeando de defenso- 
res del Rey, mantenían la discordia con palabras imprudentes, 
que algunas veces llegaron hasta la injuria. Esta situación la 
sostenía la incertidumbre de si S. M. aprobaría ó rechazaría 
las condiciones del concierto de la Sisla; pero cuando después 
de tres meses de temores y desconfianzas llegó la aprobación 
de lo concertado, y el Arzobispo de Bari se aprestaba á celebrar 
tan fausta nueva con fiestas y regocijos, un nuevo incidente, 
verdaderamente inesperado, turbó por última vez en Toledo el 
sosiego público. 

La noticia de la elección del Cardenal de Tortosa, Adriano de 
Utrech, que se supo en España el día 22 de Enero, se difundió 
rápidamente por todos los ámbitos de la Monarquía, y el 1.^ de 
Febrero llegó á Toledo, donde se hicieron alegrías, y acabadas 
Vísperas, procesión con Te Deum laudamus; por la noche tañe- 
ron las campanas y pusieron luminarias (i). La relación del 
criado de Padilla añade (2) que, entre otras cosas, salieron al- 
gunos vestidos de máscaras á caballo con antorchas encendidas 
en las manos corriendo por la ciudad. Estas demostraciones de 
júbilo que refluían en honor del elegido y de S. M. que lo pa- 
trocinaba, no sentaron bien en los parciales de Doña María, y 
relata Alcocer (3) que en la noche de la Candelaria (día 2) se 
reunieron en su casa cien hombres de muy baja condición y 
íuéronse á la Calahorra Vieja, nombre con que se designtiba 
una albóndiga situada entre el Alcázar y el Hospital de niños 
expósitos, cerca de Zocodover, á apoderarse de una cureña vie- 
ja para colocar una culebrina muy grande que se hizo en To- 
ledo, y con gran gritería la llevaron por las calles diciendo: 
cPadilla y Comunidad, t lo cual obligó al Arzobispo de Bari ¿ 
mandar á la justicia que fuese á tomar la cureña y sosegase al 

(I) Chaves Arcayos^ Apéndice tercero á la Relación de Alcocer^ 
impresa ea Sevilla ea 187i, fol. 808« 
(9) Biblioteca del Bscerial, MSS., ij-V-Z. 
(3) Alcocer, Relación de las Comunidades, pág. 79. 



L. 



43 

El Prior de Sed Juan, desde Toledo á 9 de Febrero (1)» comi- 
sionó á Rodrigo Dávalos para que dijese al Emperador lo mu- 
cho que el Arzobispo de Bari le había servido en estas cosas de 
Toledo (2). £1 Obispo de Oviedo, en carta del 12, le comunicó 
detalles acerca de la pacificación. El 18 se expidieron dos Rea- 
les Cédulas: una á D. Martín de Córdova, para que dejadas 
todas las otras cosas fuese á Toledo y tomase las varas de la 
justicia como Corregidor y tuviese á sueldo ochenta hombres 
que anduvieran con él; y otra .(3) para que entre tanto que Don 
Martín de Córdova tomase las varas de la justicia de Toledo^ 
fuese Alcalde mayor de ella el Dr. Zumel en sustitución del 
Arzobispo de Barí» á quien se llamaba á la corte. 

El Marqués de Yilleua comisionó á Ruy Sánchez (4) para que 
dijese á S. M. que sería bueno para su descanso concertase con 
el Rey de Francia á lo menos hasta el próximo verano; hacer 
concierto y amistad con el Rey de Inglaterra, porque la salud 
de esto de Francia no estaba en otra cosa, y á este propósito 
le citaría muy bien el casamiento con su hija. Sería bueno que 
los de acá se juntasen para hacer un servicio á S. M., que 
consistía en reunir cincuenta mil hombres de armas y tres mil 
caballos para desarraigar á los pueblos la mala secta que te- 
nían, y que supieran que estaban juramentados, con gran se- 
guridad de ir con la justicia de 8. M. á castigar á quien quisie- 
se hacer ó hiciera cualquier levantamiento ó alboroto. Y que 
los Gobernadores gratificaban á su voluntad, y debía conside- 
rarse que los que no estaban en la gobernación no dejaban de 
servir como debían á S. M. con personas y haciendas. £1 pro- 
pio Marqués de Villena, en otra de sus creencias recibida el 15 
de Febrero (5), detalló la cabalgada que destruyó el Prior de 
San Juan y motivó el concierto de la Sisla, en el cual el de 
Yillena no tuvo parte. Después la Ciudad, Doña María y el 
Prior le escribieron para que fuera á ello; pero como estaba 
muy malo de la gota, no pudo ir. £1 Prior hizo todo lo posible; 

(4) Aroh. gen. de Sim., Estado, Castilla, leg. 2.^, fol. 460. . 

(2) ídem id.. Comunidades de Castilla, leg. 6.°, fol. 296. 

(3) ídem Id., Cédulas, iib. XLVI, fol. 187. 

(4) ídem id.. Estado, leg. 2.^ fol. ii3. 

(5) ídem id., id., Castilla, leg. 2.^ fol. 142. 



L 




• . - ■ 



45 

El día 28 de Febrero aún se expidió Real Cédula desde Vito- 
ria (1), ordenando á D. Martin de Oórdovay Corregidor de di- 
cha ciudad, devolviese á Antón Gómez de Gomera sa oficio de 
Escribano de secreto, de que le privaron por haber ido á noti- 
ficar ciertas Cédulas á Juan de Padilla, Juan Carrillo y Her- 
nando de Avales, por lo que le quisieron matar y saqueada su 
casa y él desterrado. 

Consejo Real. 

El divorcio en que el Consejo Real se encontraba con log 
Gobernadores, se comprueba por la carta que su Presidente, el 
Arzobispo de Granada, escribió á S. M. eu 8 de Febrero. Dice 
asi la carta: 

Carta orlgiDal del Presidente del Consejo, Arzobispo de Granada 
al Emperador, fecha en Burgos á 8 de Febrero de 1522 {%]. 

S. C. C. M.^ 

dos letras de V. M.t duplicadas recebí en un dia primero de ebre- 
ro. tengo a mala dicha que taütas letras y por tantas partes como e 
escrito no ayan venido a manos de Vra Mag.t y muchas vezes avria 
escrito sino que el Consejo ny yo nunca sabemos quando parte men- 
sajero a V M.^ y por esto cada uno escrive por la vya que puede. 

ios males de estos sus Rey nos son muchos y cada dia crecen mas. 
lo que y. M.^ de alia a mandado proueer yo no veo que hasta agora 
aya aprovechado yo hago lo que puedo sin tener otro respeclo sino 
a dios y a Y. M.* y al bien destos sus reynos y a todo mi trabajo 
aprouecha poco o no tanto como yo querria porque la administra- 
ción de la iusticia verdadera no se puede administrar por nadie 
sino tiene mucho favor y calor y Rey presente que lo vea y quiera 
entender y como todo esto ha faltado no se maraville V. M.t que la 
iasticia este flaca, yo no cesare ni cansare aunque me cueste la vida 
de trabajar que en el Consejo se haga justicia la que se pudiere ha- 
ler I en las otras partes del Reyno yo no se si haze iusticia porque 
no conoxco los corregidores ni ios otros oficiales della. Porque a my 
no me dan parte destas cosas aunque solian ser anexas al oficio que 
yo tengo por Vra Mag.^ y por esto si oviere faltas no son a mi cargo. 

(4) Arch. gen. de Sioa., Cédulas, lib. LVI, fol. 407. 
(8) ídem id., Comunidades de Castilla, leg. 5.^, fol. 294. 



L 



47 

no morir con esta deseo | conserve nuestro Sj y siempre prospere 
ta vida y muy Real estado de Vra Hag.t De Burgos a viij de febrero 
dedxxij. 

Syervo de Yrá Cesárea y C.<» Ma.^ 
que sus pyes y Reales manos besa 

ei Ar9ob.* de granada. 

Por Real Cédula que el Alnciirante y Condestable expidieron 
desde Vitoria á 11 de Febrero (1), consta que deseando cono- 
cer contra qné personas procedían, ordenaron al Consejo Real 
enviase relación de las personas contra quienes habían instruí- 
do procesos y del estado de cada uno de ellos, para que se les 
mandase lo que sobre ello debían hacer, y entre tanto sobrese- 
yesen en la determinación de dichas causas. 

Prisidn do los Procuradores de las Comunidades. 

Por Real Cédula expedida en Vitoria á 20 de Febrero (2), se 
ordenó á Gabriel de Tapia, Alcaide de la fortaleza de la Mota 
de Medina del Canapo, que no tuviese aprisionados con grillos 
y cadenas á los Procuradores de la Junta presos, y los tratara 
de modo que no tuvieran razón para quejarse, como lo habían 
hecho. 

Medina del Campo. 

Para reconstruir ei convento de San Francisco, que se que- 
mó en la época de las Comunidades, se ordenó á la ciudad de 
Segovia, por Real Cédula de 15 de Febrero (3), que dejase sa- 
car cierta madera del pinar de Balsaín á los frailes de San 
Francisco. Y por otra del 22 (4), á petición de Pedro Alvarez 
de Oviedo, se ordenó empedrar y aderezar las calles de la Za- 
patel-ía, Herrería y Serranos y la Plaza, según estaba empe- 
drada la calle de Avila. 

(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. 46, fol. 167. 

(2) ídem id., id., lib. XLVI, fol. 486. 

(3) ídem id. Jd., lib. LVII, fol. 124. 

(4) Ídem id., Cámara, Memoriales, leg. 144, fol. 490. 



L 



J 



49 

una cruz jaramentando á los vecinos de dicha villa para que 
estuviesen en Comunidad y la favoreciesen; y visto que esto era 
en deservicio de S. M., Juan Romero se dirigió al dicho Alon- 
so Muftoz y le dio ciertos respaldarazos» y Andrés Fuentes le 
prestó favor y ayuda, y por Real Cédula de 10 de Febrero (1) 
se lee otorgó perdón por lo que hicieron en los referidos albo- 
rotos. 

Santiago. 

El Visitador Fr. Miguel Berra se hallaba cenando con los 
frailes del Monasterio de Manzaneda, cuando, presentándose 
varias personas legas armadas, le prendieron y condujeron á 
Portugal, y de allí lo pasaron al Reino de Galicia, donde de- 
cían que lo tenían preso al presente. Los Gobernadores, en 13 
de Febrero, expidieron Real Cédula (2) al Arzobispo de San- 
tiago, Gobernador de Galicia y Alcalde de Salamanca, reco- 
mendándoles averiguasen dónde estaban dichos Visitadores y 
otros dos frailes que entendían en la misma visitación, y fue- 
ron también detenidos, y los hicieron soltar y poner en libertad 
para que libre y seguramente pudiesen entender en la dicha 
visitación, conforme á los poderes que tenían, y el Comisario 
volviese al Monasterio de San Francisco de ViUalpando. 

Talenoia. 

El Infante D. Enrique, en carta al Emperador de 5 de Fe* 
brero de 1522, le dio cuenta de las operaciones militares y es-^ 
tado del Reino. La carta dice así: 

Caria original dei Infante D. Enrique al Emperador, fecha en 

Segorbe á 5 de Febrero de 1522 (3). 

Ser.^ y Ex.^^ Señor. 

La carta de Y. Al. recebí de ocho de Octubre por Micer ponz auo- 
gado fiscal y por lo que en la crehencia de aquella me dixo de la 

(1) Arch. gen. de Sím., Cédulas, lib. XLVI, fol. 46(. 

(2) ídem id., id., lib. XLVI, fol. 172. 

(3) ídem id., P. R., Comunidades de CasHlla, leg. S.'', fol. 870. 

Tomo xxxix 4 



53 

«orno dentro de los monasterios, y saqaan todas las casas de los fie- 
les, y afectados a sos Mag.^M y tienea sitiada vna villa llamada Al- 
-cadia, le qoal esta ea paerto de mar, y si esta mucho que no sea 
socorrida sin duda se perderá. Y lo peor es vdo de los príocipales 
-comovedores desta rebelión a ido según tenemos información a 
Francia por la tierra al Rey de Francia, lo que sería gran dafto, y 
Yerga6D9a de su Alteza, y de toda España por ser esta isla tan prín- 
4ñpal, y llave de los Mares de España, y por lo que importa al ser- 
vicio de sos Altezas, y descargo nuestro nos ha. parecido escribir a 
Y. ilustres S. de todo esto y pedirles de merced que miren y pro- 
vean en todo lo que cumple al servicio de Dios y de sus Mag.d«« y 
posible sera que algunas galeras fuesen alia mui poca gente de ar- 
mas se podria reducir, según somos informados, lo qual mas larga- 
mente informaran a V. S. los mensajeros, e síndicos délos ca valle- 
ros, y afectados servidores de sus Mag.do> suplicárnosles tengan por 
bien de favorecerles y ayudarles en todo loqu^ pedirán, pues cum- 
ple tanto al servicio de sus Mag.de" y bien destos Reynos, que aques- 
te Reyno lo recebira en mui señalada merced a Y. S. cuyas vidas y 
astados N.o S.!" por muchos años acreciente, y guarde. De ^arago^a 
a So de Febrero del año 4522. 

Señores 
A lo que Y. S. mandaren ciertos 

los Diputados del Reyno de Aragón. 

Malloroa. 

La actitud del pueblo mallorquín llamó la atención de los 
Diputados de Aragón y Catalufia, de ios Jurados de Valencia , 
^el Obispo Sánchez Mercado y del Cardenal Adriano, que go- 
bernaba Eispafia con el Condestable y Almirante de Castilla» 
quienes escribieron constantemente condenando el movimiento 
y aconsejándoles la sumisión inmediata á la autoridad del Em- 
perador. Apoyaban estas gestiones todos los ciudadanos á quie- 
nes el terfor había ausentado de Mallorca; pero ciegos, tanto 
Juanete Colom como Pablo Casasnovas de Inca, representante 
de la parte forense, hicieron desechar en 11 de Febrero, por es- 
candalosa é incitativa á grandes conmociones, la avenencia que 
se decía presentada por Fr. Gaspar, prohibiendo á las villas su 
admisión bajo gravee penas, y reiterándoles la orden de enviar 
nu respectivo contingente de caballos al campo de Aleadia» 



V 



65 

tregua i de qnalqaier manera qae en ello se enteudiere á de sacar 
SQ Aliena qne en ninguna forma se separe ni fortalezca Faenterabfa 
sino que quede como esta porque en año i medio haceilaian. mas 
fuerte que cales i como está pegada en Francia no bastaria el Mun- 
do á tomalla i seria necessario hacer su Aite9a otro tanto en San 
Sebastian i qualquiera descuido era perdido el Principado i no se 
como quedaría el resto assi que si en treguas se hallare tengasse el 
principal respecto á este punto. 

Diréis á su Altera que si es verdad que nro. S.' volbio por su 
Iglesia i permitió la elección del Cardenal de Tortossa que por san- 
to tubo mas derecho á la Dignidad que todos que en este casso sien- 
do Maestro Pontífice el Emperador i viniendo á Castilla que me pa- 
rece que entrambos siendo amigos del Reí de Inglaterra se pueden 
partir el mundo e serbir á Dios en e!lo quitándolo á Thiranos que 
acrecientan la secta de Mahoma con la soberbia i poco conocimien- 
to que de Dios tienen i pues las Heredades i el poder son conformes 
que sepan go9ar deltas ganando honrra endere9ada á Dios i acrecen- 
tando sus estados de la misma manera i con estas tres cossas i estar 
Italia como en vida del summo PontiOce que mi parecer es que no 
aia tregua sino que de buena guerra salga buena paz deshaciendo 
i quebrantando el enemigo cobrando el Rei de Inglaterra lo que per- 
dieron sus pasados i su Alte9a la Borgina i todas las otras cossa que 
si la oassa de Francia dexa lo ageno ella abaxara su soberbia i pen- 
sara en guardar lo que le queda i entonces abra paz en todo el 
Mondo. 

Digo que todas estas cossas que é dicho se entienden viniendo su 
Mag.clcomo á dicho á Castilla porque su venida trae sosiego á toda 
Hespaña i con ella se repossara i podcis certifícar á su Mag.d que 
aunque sin su presencia la hallamos pobre que con el Alegría de su 
venida la hallara mui rica que desde el Labrador al maior señor del 
Reino ninguno abra que no piensse sino en serbille. i que no tendrá 
metido el pie en el Reino quando tenga un exercito con que pueda 
passar á Paris i que si otra cossa le dicen que no lo crt^a porque io 
se tanto como todos los de las voluntades del Reino mas que le sn-^ 
plico que traia tres mil alemanes porque mezclados con estos los 
Hespañoles crea su Altera que hace un muro tan recio que no ai cos- 
sa que lo derribe i para todas las cossas combiene i por esso pro- 
beemos dará por ellos que si alia ai contrario parecer es porque no 
ao visto las cossas como nossotros. 

En casso que su Alte9a no aia de venir es bien en su ausencia 
que sepa como esta lo de acá porque erraríamos si en su ausencia 

lo hiciésemos tan llano como en su presencia digo que todo lo 

Tomo xxxix' 5 



i V. M.t y tan presto va poco en que sean cortos ai largos pero si V. 

¡i M.* se detubiese yo lernia por buen oficial a quien governase estos 

í Reynos do pasando de la rastruccion que acá tenemos. 

r en lo que V. M.t diie que no perdonemos los exceptados ai dis- 

i pongamos de sus haciendas aunque yo doy quantas suplicaciones 

I; me piden para V. H.* pocas abra visto V. H.^ mias que hablen en 

'' perdón de ninguno, porque demás de lo quea V. M.' desiruieron 

no Recebi yo obras para que les quede yo en esa obligación | en lo 
de las haiiendas bien 'ge que con ellas querrá V. M.* mandar pa- 
gar los dafios. y que lo que quedare sea de Repartir por los que os 
an servido y por esto vera V. M.^ que en lo que yo pudiere truba- 
jare por poneDo a buen Recado pero por mucho que se aya de guar- 
dar el mandamiento de V. M.* por fuerza avernos de handar en de- 
« mandas y Respuestas con el Obispo de Oviedo plasera a nro áe&or 

que V. A. venga con bien y ño en dios que conocerá de mi. que no 
an syilo tanto los malos Becabdos que yo hecho como los buenos. 

lo que diie V. H.t que tiene encorporado en su rreal Corona toda 
la aiienda del Conde don p.° de Ayala lo que yo querría encorporar 
en ella es l« casa de francia y esta azienda y las otras de los Rebel- 
des debria V. H.' aver por bien que se Repartiese entre los que la 
ganaron y por vro servicio aventuraron las suyas y sus vidas, y 
■ quien otra cosa a V. H. aconseja no le ternia yo por muy buen ser- 

uidor y no lo digo por mi aunque tengo perdidos después que V. A. 
partió de la CoruQa mas de xij ^ ducados de rrenta por lo que yo 
he pidido a V, A. es lo que aveis de dar por Tuerca. 

en lo que V. H.^ dize de lo acá se paso con los del Consejo sobre 
el señalar de nuestras cédulas todo fue cosa libiana y pues V. H.t 
biene esta es la verdadera señal para que todo se rremedie. 

en lo que toca a la thesoreria de la casa de la moneda de toledo 
a mi me avian escrito desde alia que aquel oticio y todos los otros 
que tenia el Secretario Cuncbillosavia hecho mrd V. A. a dou Juan 
de Tobar mi hijo por cierto aviso y suplicación que avia hecho la 
duquesa mi muger a V. A. y yo acorde que se diese a Alonso gu- 
tierrcs por cierto socorro que se orrecio de basemos de dineros 
para lo de Pamplona y Sant Sebastian | pero no enbar¡¿ante esto 
aunque la quisiera mas para mi hijo que para Martin de Ayala que 
para Alonso gutierree y que esto no Tuese asy. haré todo lo que V. 
A. en el caso manda. 
(Aqui párrafo en elogio del Licenciado Vargas.) 

oy ba estado con nosotros un embaxador del Bey de Ingalaterra 
que ynbia al papa, e nos hecho muchos ofrescimientos de parte de 



ración eo to porvenir i sacando el pao que páresela que sobraba vi- 
niendo un alio 6 dos vacíos las gentes perecen de bainbre i la tier- 



1 



R 



. ; 



88 

ra se despuebla i enflaquece i las ventas reales i las divinas i todas 
las otras reciben grande cimiento i estamos en mucha aventura i 
peligro de nuestros adversarios, que después de la ausencia real de 
V. A. de ninguna cossa sentimos tanta adversidad como desta falta 
de Provisiones aunque tenemos otras notables pero si destas ubie- 
ramos tenido abundancia ni Fuente Rabia se perdiera ni los Fran* 
ceses se partieran de nuestros confines con tan poca sangre mas 
como la hambre era cossa intolerable á las gentes i mucho mas á las 
de guerra en especial faltando sueldo conpetente no se pudo mas 
hacer de nuestra parte. 

La quinta falta que es de dinero. V. A. tenga por cierto que pres- 
sente i ausente no se puede remediar si el negocio de nuestras mo- 
nedas no se hordena mexor de lo que esta como muchas veces sera 
propuesto i platicado en cortes i fuera dallas para lo qual assi mis- 
mo combiene que Y. A. embie especial comisión i facultad mui lar- 
ga que de otra manera la cossa va mui perdida. 

Pues a viendo tocado las necesidades maiores destos sus Reinos i 

■ 

descubierto. los caminos por donde se podra mejor remediar com- 
biene decir algo de los otros con quien V. A. tiene vecindad i co- 
marca por la grande9a de vuestro estado para decir también algo 
de lo que combiene proveer acerca dellos con que los amigos i alia- 
dos se sostengan i aumenten en antigua amistad i los émulos i con- 
trarios ó se traian á paz i concordia verdadera ó se refrenen de tal 
forma que á nadie puedan hacer fuer9a ni agrabio i primero toca- 
remos de Francia por su antigüedad i nobte9a i grande9a i aun por- 
que entre Castilla i ella mui luengos siglos á ávido hermandad i 
alian9a i quando entre estas dos Provincias á acaescido guerras á 
sido con mucho daño de entrambas i aun de toda la xpiandad por 
que allende de las grandes fuer9as i maneras de las dos la paren- 
tela i amistad de cada una delias es tan grande que siendo diferen- 
tes ninguna cossa importante del Pueblo xpiano puede estar en 
verdadera concordia i por esto siempre los buenos varones destos 
dos Reinos aconsejaron á sus Principes paz i amistad i quando la 
guardan las dos casas crecen y fulgan con mucho descansso i no ai 
quien las enoxe i son assi como jueces arbitros i moderadores de- 
mundo porque siendo conformes quien á de osar tomar armas con- 
tra su voluntad mas después que el Demonio echo en medio dellos 
el Reino de Ñapóles como la m an9ana de la discordia treinta años 
que ella s i toda la xpiandad no cessan de derramar sangre de 
xpianos i an tenido guerra mucho mas notables con daños commu- 
nes i grandes i evidentes é provechossos que con los exercitos i 
tiempo i thesoros están inútilmente i en tanto deservicio de Dioa 



los Hespsñoles lambieo an estado en este error, los tiempos passa- 
dos que como se vieron en poder de Principes tanexceleatesy ven- 
tnrossos como los catbolioos don Fernando y D.* Isabel i fechos ro- 
manos del 9ereDÍ3S.° Maximiliano Rei de los Romanos todos Abuelos 
de V. U. i teniendo por su Principe al mai esclarecido Bey D. Phe- 
tipe padr» asst mesmo de V. A. i teniendo también por iernos á 
los Señores Reies de Inglaterra i Portugal Príncipes tan ricos i po- 
derossos i tan vz.o* i el Emperador i los ingleses tan odiossos á Fran> 
cía i los Hespafioles seitores de Ñapóles i Sicilia i casi todas las islas 
importantes del Mar terreno i seüores assi mismo de tantas indias i 
Theaoros i tantas Ligas de Italia i de ^i^os creieron que no abría en 
Fraocia resistencia para un aSo pero la experiencia como digo á 
mostrado qaanto an errado los unos i los oíros porque parece qoe 
Dios no quiere ni es ra;on que dos bra;os t;in grandes i tan nobles 
i titu importantes de la xpiandad i donde la maior fuerza i nobleza 
delb consiste se destruían ni vengan á menos i si permite que al- 
gunas veces vengan en rompimiento la una con la otra es por cas- 
tigallas i purgallas de algunos pecados i soberbia de entrambas par- 
tes i para humillar á la una con la otra i aan por ventura para te- 
nerlas exercitadas porque sí los infieles tentasen sa pueblo las dos 
naciones juntas 6 de por si les ressistiessen que asi a Techo los tiem- 
pos passados pero porque lisonxeros 6 vanos no procuren dar á en- 
tender á V. A. que la conquista de Francia es Tacil en Vulgo se soele 
decir muchas veces sepa cierto V. SI. que estando los catholicos Don 
Fernando y D.* Isabel en la cumbre de su puxan9a i el Rei de Gra- 
nada dentro de seílorics ataxado por mar i mui estéril i deulsso todo 
entre sí con dos Reies i muchas parcialidades i junto con el Anda- 
lucia que es la mas rica y fértil Provincia de Respaila i siendo Gra- 
nada de infieles i aiudandose nuestros Principes de muchas cruza- 
das i siendo servido de todos sus subditos quanto fue posible tarda- 
ron diez años ea la conquista con guerras continuas i grandes i pe- 
ligrossas i aunque no quedo tan apoderado aquel Reino que des- 
pués no reveloBse i fuesse necesario tornarlo á conquista^ cassi como 
de nuebo pues que el tiempo que los Romanos en su maior vigor i 
Julio cesar por su capitán que fue el mexor de sus caudillos estando 
Ffdncia divissa en muchos ss.^ i señoríos i opiniones i no unida ni 
debaxo de un Principe ni también rexida ni prospera ni armada 
como agora tubo que bacer diei años con ella i en aleando la mano 
de encima se tormaba á levantarse con maior furia i orgullo qae 
primero i en fin confiessao los mismos Romanos que la gloria de la 
guerra era de los Franceses i que con las otras naciones guerreabas 
por aumentarse su gloría i seBorío mas coa los Franceses por sola 



Assi mUmo procurar que la parte Actorua sera Taboreoida i aia- 
dada con que el estado y gouierno de Genoba se mande que aunque 
de aquella ciudad ningún provecho de pecunia se sifjua í los Fran- 
cessfls antes algún j^sto. pero créceles mucha reputación y fuerza 
de estado i asegurarles macho lo de Italia. 

Ítem procurar todavía echar grandes ancoras en la amistad del 



92 

Papa porque oomo la natural inolinacion de Plorentines i sefialada- 
meote de la oassB de Hediois sera Prancessa que fallando la soUoi- 
tud é ¡Dteresse aa de tornar todos á su uatural. 

Assi mismo mandar probeer con gran recaudo las marítimas da 
Ñapóles i Sioilia porque mientras el eiercUo de V. M. esta ooopado 
«n Lombardia la armada del Bei de Pranoia esta en Marsella i la qa« 
mui prealamente se podía hacer en Genova no tomar algo en aque- 
llos Reinos que bíoíessen volber la hueste de V. H. mas quede pas- 
so é socorrer. 

Procurar por todas las vías que fuere posible el amistad de In- 
glaterra i darle toda la seguridad que pidiere porque míeutras el 
Key de Prancia estobíere aeguro del no puede mucho tener en Po- 
DÍeote. 

Cassar é la S.* Infanta dolía Catalina con el Principe de Portugal 
probocar á su Padre i á el á la aida i contribución de la Guerra de 
Prancia si las cossas todavía vinieren en Rompimiento. 

Y para todo oombernia que V. A, diasse mui alegres orexas i su 
mismo cassamíento ooo la S.* Doña Isabel Infanta de Portugal por 
la excelencia de su persona i por el gran consuelo que to da Hespa- 
fta recibiría con tan alegres naebas í porque no ai en la xpiandad 
con quien por lodos respectos V. M. pueda también cassar i porque 
el Sr. Kei su Padre es Principe mui excelenle i en todas las cossas 
que su tocado 6 Y. A. en esta su aussenoia i Irabaxos nuestros las 
á mirado como propias suias i como mui cierto i verdadero P.* i 
baoíendosse esto ninguna oossa negaría á V- M. i allende de ser mui 
rico y bueno esta eu el estomaga de Vuestros Eteinos donde puede 
mucho mas aprovechar que otros qnetobiesen roaior poder siendo 
remotos, 

Y en fin V. A. mire y provea primero i principalmente las cossas 
de estos Reinos sin los quales todas las diligencies no aprovecha- 
ran mucho i siendo ellos remediados hordenados con ellas i sin ellas 
se podrá todo bien passar. 

El Umirante. 

No satisfecho el Altuiraate de Castilla con dar loa coosejos 
que cootíene la anterior carta, cuando el Emperador puso pie 
en tierra de Castilla le dirigió la siguiente importantísima carta 
confesando el origen de las pasadas alteraciones y dando atina- 
dos consejos sobre el gobierno del Reino. Dice asi la caiia: 



91 

para lo porvenir; paes deste buen tratamiento, se oogeo ooraconns, 
qne es una Trota may saladable para el gran Prínoipe. 

La forma que para esto se debe tener, ea, lo primero, que se haga 
mucha justicia, y que los oficiales della sean virtuosos, y no ene- 
migos del Reyno, y que haya brevedad en ella, todo lo que la ley 
permita, y no dilaciones apasionadas, y qoe lus Juezes estén libres 
en el Juzgar, y do atados i la voluntad de otro. 

Que se acuerde V. H. quan trabajados andan los Pueblos oon laa 
pnjas de las Alcabalas, y oon la forma de cogerlas, y como ae des- 
truyen en la paga; para qae lo puedan sufrir, les mende eocabetar 
las Alcabalas con alguna quiebra, que puedan ellos pagar, sin tener 
trabajo. Y si se considera la ganancia de adelante con el crecer de 
los vassallos y trato; verá V. M. que para esta mayor ganancia que 
recibe puja, y sabrá lo que tiene, y pagar ae han las rentas Reales 
limpias; escusar se há Albaquias, Receptorías, y otras vejaciones. 
Ansí mismo, que aunque sea la necesidad mayor, que no se re- 
medie con servicio, ni se beche agora al Bey,* que por grande que 
sea, el se debe curar con otra cosa, y no coa aquella que hito la 
llaga, la cual no está curada, sino sobresana. Y si no se hace lo que 
digo, dudo que james sea saua. Tenga V. H. por mas sano vender 
sus rentas Reales, que no oyr á la gente lo que publicamente dice, 
que dicen que las Alcabalas fue serv." fecho á tiempo y que la an- 
tigüedad de la paga, le brío perpetuo; y qne la Beyna D.' Isabel de 
gloriosa memoria hiio dello conciencia en su testamento, y esto los 
leyan los traydores por los pulpitos; dicen qne ai pagan el servicio, 
que adelanta quedará como las Alcabalas; y esto les haie crecer 
«nemisiad y desear novedad. Para que esta enfermedad se cure, y 
plegué á Dios no venga lo que yo temo, si V. U. toma otro camino. 
Dirán á V. H. que los Reyes Galolicos lo hacian, y aun no faltará 
quien diga, que se tenia por renta ordinaria 6 mal consejo, pessiíno 
reprovado y quieren ygualaros para hacerlo con aquellos IVincipes, 
porque aunque la persona Real vuestra, ni á ellos, ni á nadie debe 
nada, hay grandissima diferencia en la forma de la vida. Eilos eran 
solo Reyes de estos Reynos; de nuestra lengua, nacidos y criados 
entre nosotros, conociau á todos, criaban los hijos é hijas en su Cor- 
te, arraygavase el amor; los que mnrian en su servicio, pensavan 
que en ellos dejaban Padres á sus hijos, sabían á quien hacian las 
mercedes; y siempre las hacían á los que mas las merecían, jamas 
se veyan sin Rey, andavan por sus Reynos, eran conocidos de gran- 
des, y pequeRos, comunicables con todos, oyan sin aspereía. y res- 
pondían con amor, que en verdad tanto contenta, una ba<4na res- 
puesta, como una merced, en su mesa, y cámara andaban todos. 



96 
no, no solo no hito mercedes á los que le sirvieron, qae 130 v du- 
cados, que proveyó de la Iglesia, no se bflllao dados 3 v á los que 

09 dieron el Beyno, mas que los hafeys dejado á ellos SeTiores de 

10 que robaron y fecho mercedes de oficios, y beneBcios, y á nin- 
guno de los que lomaron la lanza en la mano, no haveys fecho mer- 
ced ninguna; De manera qne justificó Vi Hg.d la proposición de los 
dañados, que decian que la question era con los Grandes y no con 
V. H., si asai fuera, los que no tomaron las Armas, no lubieran sa- 
nos sus Estados, que todos fuéramos vnos, ni dijera Raspanuso, que 
venía llamado de las comunidades; ni llamaran al Rey de Portugal. 
Como lo llamaron; ni os quitaran el nombre de Rey V. H. no dá fee 
á nuestras obras, sino á las palabras dañadas en vra ofensa; y como 
sea tanto en vro. deservicio, conviene quien os lo acuerde: Que en 
verda seRor lo que mas olvidado yo tengo, es mi p<irticnlar, que 
pnes Dios me lleva 6 serville; espero en el que me dará vida coa 
que satisfaga mis daAos. 

Aquí andan muchos negociantes perdidos porque no hallan cami- 
no por do vayan. V. H. se le devia dar, y que supiessen las cosas 
despachadas por Cámara donde ha de yr, que yr siempre á vuestra 
Hag.^ es imposible; mas valdria un Consejo, que tantos, que ocu- 
pan el tiempo, y la gente se pierde. 

Si se pierde Mallorca, maa perdido será el paso de la mar, que el 
de la tierra para lo de Levante, ofensa es de vuestra autoridad lo 
que allí p»ssa, y de Dios muy grande las muertes, no es esento des- 
ta cuenta, que quanto mayor es vuestra Hag.^ mayor la ha de dar. 

No deje vuestra H3g.<) todas las casas encomendadas á la fortuna, 
pues con poco lo puede remediar; hágalo con toda brevedad. 

Ruysellon y GataluSa, no está aventurado, sino perdido; Los ban- 
dos y muertes son muchas; justicia no la hay, porque solo un palo 
está en la Vayna, y tan seco como vuestra Hag.^ le vio. Es la gente 
de Cataluña mas peligrosa, que otra; si el fuego se enciende será 
iiialo de at>agar; no se dilate la provisión. 

Hunde Vuestra Mag.^ pagar, lo que el Condestable, y yo tomamos 
para serviros, si no os parece que debemos ser condenados en cos- 
ías por vencer dos batallas en dos meses. 

No solo esto debe vuestra Hag.^ pagar, mas lo que vos, y en vues- 
tro nombre se ha tomado. Los mercaderes con el crédito acrecien- 
tan sus haziendas, y el que no lo tiene, la pierde; quanto mas cau- 
dal teneys, mas neeesidad teneys de tenerlo. 

El fin es, que yo veo descontenta toda manera de gente, y que si 
vuestra Usg.<' no muda la forma que devria hazer paz con el Rey de 
Francia, y conformarse con sus vecinos, y deste parecer soy yo. y 



tenia yo persona para safrir tantos agravios en remuneracioa de 
Mrvicios, que jamas fueron oydos, ni pesados, de los quates fueron 
lestigos los que lo soa del mal tratamienlo que me baveis fecho, el 
qaal baa ellos enderesado porque de mi do supiesedes quien eran 
ellos. Yo qaedo satisfecho con haver fecho lo que debo, vea vuestra 
Mae.^ si lo está con Dios, y oon las gentes. 

De vuestra sacra y Católica Mag.d 
servidor, que sus Reales pies, y 



El Almirante Conde. 



ToMo. 

Habla quedado de Corregidor eo Toledo D. Martín de Gór- 
dova, y ea carta al Emperador de 1." de Abril (1) le participó 
que ee habla enccu-gado del Corregimiento de dicba ciudad; y 
porque bacía ti-ea dfaa que llegó í Toledo, uo escribía laa par- 
ticularidades de aquel pueblo, y lo que moetraban geQwaImeute 
era deseo de justicia, conociendo el engaño en que hasta enton- 
ces hablan estado. 

La ciudad de Toledo y el Cabildo de los Jurados de la ciu- 
dad escribieron el día 7 dos cartas al Emperador (2), relatando 
todos los servicios prestados por el Dr. Zumel desde que co- 
menzaron hasta que se asentaron las capitulaciones, revelando 
que dicho Doctor fué el que hizo prender y ahorcar sin hacer 
proceso á uno de los mayores alteradores de la ciudad, inter- 
viniendo personalmente en la contienda que se trabó en las 
calles; y huida Doña María Pacheco aquella noche, volvió las 
alcabalas á S. M., declaró tener justicia eu posesión y en pro- 
piedad, y asimismo devolvió las rentas i la ciudad y á la Igle- 
Bia, é hizo ajusticiar, arrastrar, descuartizar y ahorcar á mu- 
chos, y, sobre todo, condenó á muerte y á perdimiento de bie- 
nes á otras cien personas, y entre ellas á Hernando de Avales 
y & Doña María Pacheco, derribando la casa de Juan de Padi- 
lla y de Dofia María, y arándola de sal y poniendo en medio 
un mármol coa ciertas letras, expresando la causa por que se 
derribó. Después trajo algunos Capitanes muy señalados de 
fuera de aquí para ajusticiarlos, y puso tan en paz la ciudad, 
que no podía ser más. Toledo suplicaba se le hiciesen al Doctor 
Zumel las mercedes que tan señalados servicios merecían, que- 
dando de ello memoria. El Cabildo de los Jurados de Toledo 
reprodujo el deseo de la ciudad y relató los hechos de la propia 
manera (3). 

D. Juan Hurtado de Mendoza, desde Toledo, escribió al Em- 

(1) Arcb. gen. de Sim., Comwiidadet de Caitilla, leg. &.", fo- 
lio S97. 
(8) Ídem id., id. id., leg. 5.°, fol. 301. 
(3) Idemid..id.id., leg. 6.%rol.S99. 



(6) Ídem id., Céauías. lib. L&i, rol. as. 



Eeta cÍQdad había dirigido Tañas cartas al Emperador bal- 
dándole varioB raegoB, y entre ellos el de su pronta venida, y 
por carta Keal fírmada en Bruselas á 6 de Abril (1), contestó 
Á la ciudad diciéndola que estaba esperando ciertas naos y gen- 
te de eetos Beioos para venir á ellos, y que una vez aquí en- 
tenderia en los negocios de lo que pedía la ciudad. 

Ktrindules la CutUla la Tuja. 

La Uerindad de Cuesta de Urrfa, una de las siete Merinda- 
des de Castilla la Vieja, refirió, en Memorial á 8. M. (2), que 
si las dicbaa Merindades se alteraron en la época de las Comu- 
nidades, fué porque lo mandó por bus cartas la ciudad de Bur- 
gos, como á su provincia, y les pidieron ciertos peones para 
servicio de 8. M., y se los dieron pegados; pero después, como 
eutrase gente de armes en la villa de Medina de Pomar, que 
«K& del Condestable de Castilla, fueron á cercarla, y los mismos 
vecinos pusieron fuego á los arrabales, y la justicia condenó á 
las Merindades de Castilla á que pagasen un cuento y ocho- 
cientos mi) maravedís, haciendo ejecuciones en sus bienes y 
prendiendo sus personas. Pidieron do se les hiciese agravio y 
el Jaez no se entrometiera á conocer de ello, y en caso que fue- 
sen culpados, que se tasasen las casas y se tomase en descuen- 
to el despojo de piedra, madera, suelos, teja y clavazón que 
quedó por quemar. Asimismo pidieron perdón de los delitos y 
alteracioDes pasadas y que tuviesen misericordia de ellos. Poste- 
riormente se mandaron averiguar los dallos cansados en tiem- 
po de las Comunidades para poder fallar esta reclamación. 

(I) Areli. gcD. de Sim., Cédulai, lib. LVlll, fol. 108. 
(S) Ídem id.. Contejo Real, P. P. y Exp., leg. 182. 



Gond» d* 8&lTiitiem. 

nrancisco d« VidaurniU ó VklauíTe, Ocnülhombre da S. M. 

iel Conde Nanaon, eo Memorial á S. M. (1), le recordó qa» 
Pedro de Ayala, Conde de Salvatierra, tenia en tierra de- 
ftU cídoo Meríndades y una Esoribania, qne era de Cuar* 
igo, y auB aldeas Morillas, y UrymigBua, y Quritumygana, 
e proveyeron loa ViBorreyea; y cuando S. U. mandó qne todo 
ise revocado, quitaron al que hablan puesto, que era ud cria- 

del Alcalde Leguizamo, y loa del valle hablan puesto á él 
ata tanto que S. M. proveyese. Le recordó qne en Bruselas le 
tició qne D. Pedro de Ayala había quebrado la artillería que 
lían de Fuwterrabia, y le otorgó merced de la dicha Eaori- , 
vía y la Merindad de Ayala, de átmáo era natural. 
Qna Beal Cédula del día 15 (2) ordenó i las jastíciae de es- 
I Beioos que donde quiera que hallaren A D. Pedro de Ayala 
i otros Capitanes que iban con él, hiciesen restituir ciertoa 
inca que tomaron á Diego Ruíe de Manurga cuando entraron 

dicha villa. Y por otra, expedida el día 25 desde Vitoria (S]^ 
ordenó al Alcalde Lenna que entregase é Madama de Salu- 
I, Condesa de Salvatierra, una ropa de terciopelo negro en- 
Tada que tomó en la villa de Empudia de loe bienes de aa 
irido. 



El )S de Abril de 1522 (■i), las Hermandadea de Álava otm- 
piaron solemnes protestas sobre nuevos tributos que lea qna- 
in imponer. 



(I) Aroh. gen. de Sin., Cámara, leg. 1U, fol. 133. 
[i] Ídem id-, Cáduíat, lib. US., fe). 70. 

[3) ídem id., id., lib. LX, bl. «1 . 

[4) Aiohivo mtiDJcipal de Salvatierra, o^óaP. S., leg. 41, coa- 
riMll. 



1 



(4) Colección de documentos inéditos de la ciudad de San Sebas- 
tián, 4896, pég. 88. 

[3] Arch. gen. de Sim., Cédulai, lib. LIX, fol. U. 

(3] ídem id.. Cámara, Umwrialea, leg. 129, fol. 397. 

J4] Heal Academia déla Historia, Colección Salatar, A-i5, fol.6S. 



Pleitos 7 sansu da los axNptnidM. 

El Fiscal Villarroel consultó i los Oobernsiloree, y éstos re- 
solvieron eo 4 de Abril (1), cómo debía proceder en loa pleitos 
que se promovían acerca de los bienes de los exceptuados, 

Y en 15 de Abril se expidió Real Cédula á t). Martín 3e Acn- 
fia, Corregidor de Ubeda ; Baeza (2), para que enviase rela- 
ción de las causas y su estado, y entre tanto sobreeeyese. 



La noticia del pronto regreso de S. M. produjo general ale- 
grfa en todo el Reino, como lo comprueba la carta qae D. Pe- 
dro Manrique de Lara escribió el 19 de Abril á Garda Alvares 
Osorio (3), diciéndole lo que se había al^^rado la ciudad con 
las cartas del Emperador, que después de haberlas visto en el 
Cabildo se pregonaron en la plaza con trompetas y atabales 
con toda la solemnidad de campanas y de todas las otras ma- 
fias de regocijo que pudo ser. 



Oonde da Unei». 



El Emperador había impuesto severo castigo al Conde de 
UrueOa, y algunos Procuradores de ciudades, reunidos en Bur- 
gos, suscribieron una moción para que alzase ó al meaos sus- 
pendiera hasta su venida la resolución adoptada contra el Con- 
de y los suyos. Referían los servicios de sus antepasados, y se 
indicaba qae él dio y puso i Gatierre Quijada pacíficamente y 
sin niogún impedimento en la posesión de todo aquello qae le 

(1) Aroh. gen. de Sim., Cámara, leg, 154, fol. 55. 
(8) ídem id., CMulat. lib. LXI, fol. 53. 
(3) Knh. gen. de Sim., CotmaUdadet de CoitíUa, leg. S.°, fo- 
tio 303. 



toe 

aaenios lecho de la goaernaoJon de aragoo aa«ino§ eoMmendadO' 
«M cargo data en bruselas a vr de abril 15S9 yo el rey V.* Gara» 
V> vita V.t de guelbis V.* Blippus de Terrera V.^ tnay et soría le- 
carnteneDa protonotharius flsci advocatns. 

Post dalam et signatam, después de baaer fecbo este despacho 
llegaron vaestras cartas de xi dt febrero sobre las cosas de mallor- 
ca en el rencdio y entero oompli miento de los qaales entendemos 
en poner agora como lo vereys por el despacho que mandamos aier 
acerqua dello y senbiaron el primero correo y porque para intro- 
doiir y ponerles cosas en buen apuntamiento podía muoho apro- 
necbar este despacho qoeateua fecho baños parecido que no se de- 
nla detener y asy lo enbiamos en el entretanto os encargamos que 
entendays en lo qne el arzobispo de tarragona y Toa vyeredes eoo- 
venir al bien de la negociación Datum ut supra, 
(Cláosula de carta del Rey para el Arzobispo dé Tarragona.) 
para lo qaal mandamos enbtsrhos hun poder que Ya con la pre- 
sente como vereys y en byrtud del concertareya la capitulación ai 
proposito questa dicho arriba para que estando el dinero presto po- 
days entender en haxer la gente y otras prouisiones que fueren ne- 
cesarias para azer la expedición el reducir aquel reyno con lo qual 
si estouuiere apunto antes de la llegada de Don loys Carrol como 
quiere que ya sentiende en su despacho podia ir el dicho don mi- 
gael y sy don loys fuere llegado en qualqniera de las dichas dos 
maneras qne la cosa so dirige sería conveniente quel dicho don mi- 
guel de gurrea vaya con el para ser restituydo en su lugar por la 
honor y preminencia nuestra partiéndose luego después y quedan- 
do el eai^o al dicho don loys el qual haga las execnoiones de lo que 
por justicia se aliare en loa culpados seg ya la ida de bou Miguel no 
trusiere mayor incoveniente de desesperaoíoD en aquellos pueblos 
con temor de ser castigados por el questo remetimos a qne lo veays 
ella vosotros y Ío encamineya per la manera que fuere mejor todo 
lo qoal traotareya con la prudencia y buena industria que de boa- 
otros confiamos que ya Teys lo qne importa la negooiaoion y lo ma- 
cho que nos seruireys en ello y terminareys la presente al dicb» 
don migael ay ay llegase la qual aya por soya que por no repeUr 
hona cosa no esoriuimos por la qne sera con esta para el syno que 
recibyendo vuestra caria se venga ay a platicar y entender con tob 
en la manera de la prouision y remedio qne se dene poner en las 
cosas de aquel reyno Datum. 

Loa leales de Alcudia y otros elevaron loplieadéu al Vimjr 
Garrea en los siguieutee términos; 



dan y seos dapte al molt maior difficultat despeses et {ncomoditaU 
se pona lomar lo dit regne a la obediencia d« Sa UaiesUt y passifi* 
oatio han dflUiberat tota defer hi alguna promptíssinia y maior pro- 
aisio « Booors que porque eo e8 de aoa gallera que es en la costa de 

Gathalunya ques din es de mosaeo olmT y de algunes altres 

fustes ab'les vitualles y monitiont qne ponan per socorro de dita 
villa e leuar impeáimeots quí dita negooiatio pertulur poderi E per 
90 tots los dits homeoB be que noy se troben en la present villa 
desús la present anomenats suppliquem ab aquella millor forma y 
manera que podem y deuem a vostra speotable y noble senyoría 
altes que la quantilat deis diners per la qoal ae era fet sindical al 
noble don francesch burgos procurador real miser Joan garcía y 
mossen Antoni gual pera fer lo socorro a dita villa en la forma que 
sera delerminat segons rellalio del dits sindichs no ses posenda ni 
se espera trobar en tot ans ab algunes altres formes de ferniances 
creubeD trobaran alguna pooha summa de diñes de la qua) segnint 
lo Bcte fet per vostra noble y speclable senyoria ab la fe y páranla 
real conao alactinent general sots a viii de janner hdzxii nos paria 
dispondré sens exprés coasentiment de vostra noble senyoría snp- 
pliquem a vostra speclable y noble senyoria que li plasie per que 
la dita villa sia promptamonl socorreguda y releuat tot lo regne deb 
pills sobre dits prestar consentiiuent decrel y autoritat a. alguns 
deis dits homeos de be que per fer les dites prouisions pugnen des- 
pendre et usare de la dita moneda trobada y per trobar en aquella 
millor forma y utililal y modo qnels aparegna deseraiut per dit 
socorra o reduccio de dita ylla e clutat al servey de la Cesárea Ga- 
tbolica Haiestat per que son certs sera gran seraey ultra lo dessos 
dit de la sobredila Cesárea y Catholioa Haiestat del Bey nostro Se- 
ñor E no resmeyins suppliquem a vostra spectable y noble Senyo- 
ria li plasie consentir e decretar que tots los vaxells rebes y beas 
de Hallorqtiias rebelles a sa Haiestat quí impedesqnen 4 resisten de 
donar dit socorro o per impedir e resistir silguen pugnen pendre 
ab la dita ^mada ordenar y distribuir a totes lurs voluntats oom 
per lo semblant tat lo matex sie stat supplicat a vostra noble as- 
nyoria per tots los horneas de be Hallorquins existens en barohi- 
nona segons axy per letre de tres del present mes e anay demunt 
scríte no vallem altrament enteadre en fer dit socorro nis poria 
fer haueat hi tais impedimenta e lat sie Señor totes les dites coses 
procehescan de summa justicia y eqnitat no resmeyins los dits sup- 
plicantes ho reputaran a vostra speotable y noble senyoría a singu- 
lar gracia y merce que lioet est. 

Altisimus, etc. 



r"- 



8 la dita armada los quala de aquella ba^en a teñir y donar los 
comptes segona ae aoostuma y fer se deu ea semblaata armadas ab 
intemeatio empero expressa y monaroenl de sa apeotable y noble 
aenyoria essent present y en sa abaaocia del noble don franoaoh 
burgos procurador real allí abon se trobara per mitga del qoal le 
faagen de fer totea e qnalsevol despesea qne a causa de dita armada 
vittualles y monitiona ae hauien de fer, 

Quant empero a lo ques dil de esser donades les róbeos y bens 
de los Uallorqiiins rebelles de bona guerra saspectable y noble 
senyoria do obstant que de ts) cosa no tinga licentia ni maaameat 
de sa Cesárea y Calholica Maiestat altaoent empero a la qaalitat de 
las cosas y encoré per que loa que anirao en dita armada y fer lo 
dit Bocors a dita causa sien mes voluntaris propicia y sábela y se- 
gons se din no volem anar de altra forma ni per allres medis ae pot 
fer dit socora y confian t desaeleraentisima Haiestatoom tot se fasse 
per son seroey oonsent que la dita armada anant en dita villa de 
alcudia da Catalunya en fora pugs pendre qual se nnlla vaxcll» 
bens y personas deis quels resistirán en donar lo dit socora y per 
resistir e impedir dit socora steran aquellas tinguen e sien de bona 
guerra reseruant empero qualsenulla quint o dret que pertocara a 
sa Cesárea Maiestat y no reameyina que en les dites robes y bens 
fustes o nanilis no ni bage que sien de personas saels de sa Maiestat 
sino de rebelles quant empero de les persones de aquellas se reser- 
ua seapectahle y noble senyoria sien a merce de sa Maiestat per 
femé lo que per juslitia li appyera se degna fer o lo qne manera o 
deson loctineot general en lo dil regne.=>=Don Miguel de Gurrea. =° 
(Babrioado.) 
(Hay el sello de placa del Lugarteniente general.} 
Precedens tranSlatum prediclorum actorummanu propia mei su- 
perius et inferius soripti notarii scriptum oum literis duobus papirí 
foliis incluso presenil ad instantiam prelibati tanglada factorum 
conientus et oontinuatum fuil fideliter sumptum a suo ortginale im 
posse in codici Micbaelis soler notarii rexistemi recóndito et reser- 
ualo et eum eodem fidelitei'comprobatum nt igilur presentí trans- 
íalo eum aupraposito scripto in linea ixxvt ubi legilur noble senyo- 
ria pagine tercie fider indubia atribuatur ego díctus soler deman- 
davi presari spectabilia et nobilis domini lo cumtenentis generalis 
sue curie snb ultima mensis aprilis apposui sigillura nt ecoe. — (Hay 
el sello ya indicado.) 

El Virrey D. Miguel de Gurrea escribió á S. M. el 27 de 
Abril, diciéndole que la perdición de la ciudad é isla de Ma- 



r 



lis 

mi volnotad e a sydo siempre Mosen loya sanohw so trasorero ga- 
oeral o soria laganeoientfl de protonotario. dirán a Vuestra Majes- 
tat todo lo que yo podria en esta suplicóle sean creydos y me aga 
merced de mirar y tener todas mis cosas como de verdadero y muy 
leal siervo de Vuestra Hajestat pues nadi me puede haier ventaja 
en esto y es rason que Vuestra Hajestat asi lo aga a esta causa e por 
estar en lugar de dios aqua en este siglo e a muy gran dicha ternJa 
que Vuestra Majestad fuese informado de todos mis servicios e in- 
tenciones que abunque esto recibiré por m^jr gran merced creo muy 
cierto las recibirlo muy mayores por ello de Vuestra Uajestal a la 
qnai también soplico mire lo que mas cumple a su seruicio en lo 
que ha de mandar y prouer de mi en las cosas de mallorca que sea 
de manera como mas convenga a su seruicio y real reputación e 
como yo le pueda mucho? servir en eragon con el dicho officio que 
por solo este respeto se lo acuerdo y soplico nuestro se&or disponga 
laconseje a Vuestra Hajestat en esto y en toda cosa lo qne mas fue- 
re su servicio e acreciente la vyda y muy real estado de Vuestra Ha- 
jestat por mny luengos y bienaventurados anyos de EinÍ9a a xxvu 
de Abril de isas. 

de Vuesia Cesárea Católica Real Uajestad umil siervo e basallo 
que los reales pies y manos besa. 

Uiguel Gurrea. 



£t Arzobispo de Tarragona, desde BarceloDa á 26 de Abril (1), 
dio cuenta á Carlos I de lo que babia hecbo acerca de la reu- 
nión de Cortes, defensa de la frontera, pacificación de Gatalu- 
fia y de lo que escribió á Mallorca para que se apaciguasen los 
revoltosos. 



Dúos, pardonei y menwdet. 



Pedro Gallego, vecino de Faenllana, alegó sos servicios 
cuando las Comunidades y los dafios que por ello habla reci- 



(t) Beal Academia de la Historia, ColeceiáH Sahsar, i4-t3, fo- 
lio 247. 



(7) ídem id., id., Ub. XLVU, fol. 59. 
Tomo xxiii 



K? — 



4U 

años 1519 á 1521. En 8 de Abril se expidió Cédula al Licen- 
ciado Vargas ordenándole que los cincuenta mil maravedís en 
que Valencia de Benavides fué condenado por los Alcaldes del 
Crimen de Granada, se acudiese con ellos á Doña Isabel de 
Velasco, hija del Duque de Medinasidonia. El Capitán Verga- 
ra, que prendió á D. Pedro Maldonado, pidió varias rnerce* 
des (1). A Buy Sánchez de Soto se le concedió la quinta parte 
de todos los bienes que denunció pertenecientes á los comune- 
ros. En 9 de Abril (2) se ordenó al Licenciado Vargas pagase á 
Diego Buiz doscientos ducados de oro para sustituir un caba- 
llo que mató cuando llevó al Cardenal la noticia del desbarato 
de las Comunidades. A Dofia Inés de Espinosa, en 11 de Abril, 
se le hizo merced de veinte mil maravedís anuales, librados de 
tres en tres, porque mataron á su marido el Coronel Gonza- 
lo Palomino en el Beino de Valencia en servicio de 8. M. (3). 
En 13 de Abril (4) se expidió Beal Cédula al Licenciado Var- 
gas para que de penas de Cámara pagase á Diego de Avila, 
vecino del Corral de Almaguer, ciento veinte ducados de oro 
por otros tantos que el Prior de San Juan le dio por señala- 
dos servicios librados en bienes de Pedro Buiz, vecino de Dos 
Barrios, los sesenta ducados, y los otros sesenta en bienes de 
Francisco García, herrero, vecino de Ajofrín, de quien fué he- 
cha justicia y confiscados sus bienes, los cuales le salieron in- 
ciertos por el concierto que en Toledo se tuvo. Otra Cédula del 
15 de Abril (5) ordenó al Corregidor de Madrid hiciese infor- 
mación de los servicios del Contador Beltrán del Salto, que fué 
por orden del Cardenal á Illescas para pacificarla con cierta 
gente de pie y de caballo que pagó y mantuvo, lo que no con- 
siguió; de allí se fué á Vallecas á juntarse con Diego de Vera 
para socorrer la fortaleza de Madrid, y después se fué con Don 
Juan de Bivera hasta que se pacificó Toledo. El Arzobispo de 
Granada recomendó al Secretario Castañeda á uno para la pre- 

(\) Arch. gen. de Sim., Comunidades deCastiUa, leg. 2.^, fo- 
lio t«0. 

(2) ídem id., Cédulas, lib. LIV, fol. 274. 

(3) ídem id., if , P, F y C antiguas, leg. 57, fol. 6S. 
(i) ídem id.. Cédulas, lib. LIV, fol. 276. 

(5) Idemid., id.,lib. XLIX, fol. 64. 



tizado el uc. iiaaiM, toaavia ■« poawQ pasqumea y bq aingiaa 



^^ 



H8 

aDÓDÍmos al Corregidor, amenazándole con represalias, ídto- 
cando el nombre de Padilla y de su mujer y la venganza de su 
memoria* 

La provisión de los cargos públicos vacantes continuó sienda 
motivo de disgusto entre los Gobernadores y el Obispo de Ovie- 
do, que no contento con administrar los bienes secuestrados á 
los culpados, se mezclaba en el gobierno del país y contrariaba 
los acuerdos del Almirante y Condestable. 

Los servicios del Dr. Zumel fueron elogiados por la ciudad 
de Toledo y por el Cuerpo de los Jurados de la misma. Los 
Gobernadores hicieron de ello una alabanza cual no se hizo de 
ningún otro servidor del Rey. Este le colmó de mercedes. Y el 
propio interesado tuvo el atrevimiento de decirle que á él le 
debía los Beinos de Espafia, pues jamás subdito alguno le ha- 
bla prestado semejantes servicios, como él lo había hecho en 
Burgos, Valencia y Toledo. Era Oidor de Valladolid; se le con- 
cedió el Begimiento que en Toledo tenía el rebelde Hernando 
de Avales; se le dieron ciento veinte mil maravedís por los da- 
fios que las Comunidades le causaron en Burgos, y cuando el 
Bey se encontraba dispuesto á mayores liberalidades, el agra- 
ciado le contestaba que no tenía qué comer y que á^l le debía 
los Beinos de Espafia, lo cual era una verdadera fanfarronada. 

Osnespoideneia diplonitiea entre los Gobeniadores de lepafia 

y el Itmperador^Rey. 

El propósito de reducir la concesión de oficios en pago de 
servicios prestados, no pudo tener efecto, porque los mismos 
Gobernadores menudeaban las recomendaciones y las propues- 
tas, como lo comprueba la carta que el Almirante de Castilla 
escribió al Emperador en 5 de Mayo, recomendando á Vasca 
de Guzmán, como lo hizo al día siguiente el Condestable (1). 

El Almirante, en 8 de Mayo, recomendó al Tesorero Alonso 
Gutiérrez, de Madrid, y á los hijos de D. Hernando Enriques^ 
de Sevilla, quien sirvió allí en las alteraciones pasadas (2). 

(4) Areh. gen. de Sim., Comunidadet de Catíilla^ leg. 6.*, fo-^ 
liosos. 

(5) ídem id., id. id., leg. 5.^ fols. 306 y 307. 



A 



(1) Areb. ffsa. de Sím., Estado, Castilla, leg. S7, fol. S97. 

(2) Ídem id., id., id., leg. 97, fol. 300. 

JS) ídem id.. Comunidada de Caitilla, leg. 6.", ío\. 300. 



180 
mnchcM, prendiendo y caitígaado rígurOBameote á penoDM 
iMIaladaB, Tolviendo las alcabalas á S. M, por sentencia, de- 
rribando y arando y sembrando de sal las casas de Juan de 
Padilla y Doña María Pacheco, y colocando en medio uq már- 
mol que expresaba las causas que motivaron aqu^ derribo, 
haciendo quemar todas las escrituras que se hablan impreso 
en deservicio de 8, M,, que eran muchas, y entre otras cosas 
muy necesarias, dio mucho interese de dineros aplicados al ser- 
vicio y Cámara de 8. M. Se le habla dado el Regimiento de 
Hernando de Avalos, qne él condenó á muerte y perdimiento 
de bienes y oficios. Y suplicó se le abonaaea las peídas y da- 
Oos y se le hiciesea mercedes muy sefialadas. El mismo Doctor 
Zumel, en 26 de Mayo (1), ya había dado gracias á 8. M. por 
la concesión de ciento veinte mil maravedís por los robos y 
dafios que le hicieron en la ciudad de Burgos; pero con ^o ni 
se le reoompeneaban bub servicios, pues perdido cuanto tenia, 
no poseía un real para comer, y sólo en Toledo habla dado á 
ganar á S. M. cuatrocientos mil ducados, y pensaba que él ha- 
bía sido el que restituyó estos Reinos á S. M. y el que hizo loe 
más señalados servicios que nunca criado ni servidor hixo i su 
Bey y SeCor. 

Toltda. 

Por Real Códula de 14 de Mayo (2) ee despachó una Provi- 
sión de un R^miento de la ciudad de Toledo á D. Juan de To- 
bar por privación de Juan de Padilla, Regidor que fué de la 
dicha ciudad. Otra del 26 (3) ordenó al Lioeuciado Villa, Al- 
calde de la Andiencia, que ejecutase la sentencia que habla 
dado sobre la plata del Dr. Zumel, ein embargo délas apela- 
dones en contrarío. 

D. Juan de Rivera, desde Toledo, escribió á los Gobernado- 
res el 29 de Mayo, dándoles cuenta de que el domingo S4 se 
puso en una de las calles principales de la ciudad aa pasquín 
amenazador contra él, que motivó la prisión de tres hombree. £1 
martes anterior, 18, recibió nn anónimo con noticias alarman- 

[i] Arch. gen de Sim., Comunidades dt Castiita, leg. 3." 

(2) ídem id., Cf-dulat, lib. LIV, fol. S96. 

(3) ídem id., id., lib. LIX, fol. 103. 



4S2 

seBor don Harlín ni vioo ni se pndo hazer entera diligenota esto 
para qae no se entrase aviso de cor reo n i de otra persona en la cib- 
dad sin que primero lo supiésemos Vras Seüorias pueden creer, se- 
gún lo que squy vemos y Benti mos. q ue es mooesler que la justicia 
este muy faborecida y ande de mana que no pueda ser desaoalada. 

ya Vras Señorias saben como doña Alaria pacheco esta en portu- 
^1. y el seDor Hey. la a mandado que dentro de tres meses salga de 
su Reyno. Vras Sefiorias deben proueer, en avisar luego a laxao 
para que trabaje con el seftor Rey de portugal. para que n o la dexe 
enbarcar y en la tierra tener aviso porque certifico a Vras Señorías 
que en mentando a doña Haría en Toledo les hierbe la sangre como 
a olla quaoda la ponen al fuego. 

Demás desto ya Vras Señorías saben, como mandaron proueer 
este alcafar ansí de gente como de bastimentos por tres meses, lo 
de la gente que toca a mi de proueer, ello se proueyo y esta prouey. 
doy no pagado él termino de los tres meses es ya cunplido. vean 
Vras Señorías porque mas tienpo mandan que tenga esta gente y 
par» ello manden enbiar su cédula de prorrogación, en lo de los 
basti mentos hasta agora no se • proueydo ninguna cosa suplico a 
Vras Señorías enbien a mandar al señor don Martin que lo ounpla. 
porque ya veen Vras SS. la necesydsd qneay. y el ynconviniente 
de no baserse. pues esto cunple a seruicio de su mag> y de Vras SS, 
y a mi honrray no me queda ya mas Resto que meter que la persona. 

ya Vras SS. saben, como enbiaron a mandar al dottor Qumel que 
proueyesse esta casa de todas las armas, que tomaron en la casa de 
doña Haria y como les hize saber como Robadas y escondidas de 
aquellas no 80 hollaron mas de nueve esco petas y quatro ballestas 
quebradas, y yo lo bise saber luego a Vras SS. y mescriuieron qae 
mandarían proueer^ansí de armas como de artillería menuda hasta 
agora esperando y ni de acá ni de alia no se a proueydo y como Ro- 
baron esta casa de todo lo que en ella avia esta syn ningunas. Su- 
plico a Vras Seilorias ansí de lo uno como de lo otro manden pro- 
neer~como veen que conviene al servicio de su mag.t y al buen Re- 
cabdo desta casa, picas y coseletes y escopetns pueden Vras Seño- 
rías mandar proueer dell alca^r de Madri d, pu es esta aquí tan cer- 
ca y les sobran lo que mas buviere de que Vras SS. devan ser avi. 
sadoe ] a mi me queda cargo de escriuillo. de toledo xxix de Mayo 

de <8H ailos, 

las manos de bras muy ylustres 
Señoryaa besa. 

don Juan de Rybera, 



Menorial del Couristorio y caballerM de la clndad de Ávila i Im 
Gobenudores, decretado tu Vitoria i 19 de Mayo de 1522 (1). 



f.- muy poderouu Señores. 



I 



El Gonsystorio justicia y Regidores Gavalleros de la Cibdad de 
Avila, dize q ue po r parte del lio.^o gallegos juez pesquisidor dado y 
diputado por vras mags.t a pedimiento de la villa de Alahejos y per- 
sonas particulares delta sobre los robos y daBos que ea la dicha villa 
se hizíeron en las Alteraciones pasadas por las geotes de las Gomo- 
nidades que tomarou la dicha villa y oeroaron la fortaieta dalla fue 
dado un mandamiento contra la dicha Cil>dad justicia e ReRidorea 
della. por el qual en efecto mando a la dicha Ciudad dentro da 
cierto termino paresciese aniel en la dioha villa a Responder a ana 
demanda que por parte de la dicha villa y personas particulares 
della avia sido puesta a la dicha Cibdad juntamente con otras per- 
sonas particulares en la dicha domanda contenidas, ynserto en el 
dicho mandamiento la Comisión por vra m.* dada al liod." gallegos 
y la petición dada por la dicha villa Juntamente con la dioha de- 
manda como mas enteramente en el dicho mandamiento se contiena 
a que me Refiero, el qual mandamiento asy dado por el dioho Jues 
pesquisidor fue muy esauruto y contra toda borden da derecho por- 
que aegnnd a v. m.t constara al dicho líc.<^ gallegos fue limitada sn 
juresdicion pues por la dicha comisión no le fue dado poder contra 
otras personas algunas mas de las contenidas en la dicha comisión | 
lo otro porque dado caso que su juresdioion se pudiera estender a 
mas personas de las contenidas en la dicha comisión no se entende- 
ré ni podrie estender contra lü dicha Cibdad de Avil a jus ticia e Re- 
gidores, sy expresamente en la dicha comisyon por vras mags.* no 
fuera expresada porque debaxo de la Clausula general no se pudo 
conprebender ni conprehendio la dioha Cibdad de Avila | lo otro 
porque de la mesma petición dada por la dioha villa quando t. ni.' 
mando proueber al dicho lic.d« gallegos sobre los dichos Robos y da- 
ños solam> hiio relación y diro la dicha villa que los Capitanes y 
gentes de las Comunidades fueron a la dicha villa y la cercaron y 
lomaron la fortaieta della. y que los dichos Capitanes y gentes to- 
maron y Robaron todos los bienes muebles y semovientes d^ todos 

(I) Arch. gen. de Sim., Cámara, leg. Ui, fol. 89. 



rr^^ 



<26 

la dicha comisión sin que primeramente le ooQstara de U oulpa de 
la dioha Cíbdad mayormente «slaado como esta ; s estado taa fati- 
gada la dicha Cibdad e v.* della coa toda (a tierra para socorrer 
las DBoesidadcs de vra mag.*^ ansi en eoprestidos como en todas las 
otras cosas qae de la dicha Cibdad se ha querido seruir la qnal ha 
sydo una de las primercis desloa Reyaos que con gran voluntad y 
las raer9as que han bastado se han ofrescido syn ser pedida con todo 
aquello que les ha syd o posible y lo harán de aqai adelante como 
leales vasallos de vra mag.t y pues no ay quien defienda la dicha - 
Cibdad sy v. mag.'^ no consienta ni mande dar luj^ar quel dicho 
lic.^ gallegos mas do moleste a la dieha Cibdad pues no tiene cul- 
pa alguna y que prooeda contra las personas particulares qae hi- 
cieron el daño o le mandaron hnier e para ello dieron favor ayu- 
da porque sy contra todos procede son bien abonados para quesean 
pagadas los daSos que en la dicha villa se hizieron conpeliendo al 
dicho juez pesquisidor a que se pronunoie por no juez conforme a 
la declinatoria por la dicha Cibdad allegada antel dicho lio.^ galle- 
gos pues no tuvo ni tiene juresdiciou para proceder contra la dicha 
Gibdad justicia y Regidores. 

Otorgada en nuestro Consystorio a 7 días del mes de Hayo da 
1523 años. 

por m.dodel Consystorio just> Reg.' cav.* de la muy noble y leal 
Cibdad de Avila. 

franc." de Nyebla. 

Alasjos, TftldefDontaa y Outnjk. 

Las villas de Alaejoa, Valdefuentes y Castrejón elevaron Me- 
morial á loa Gobernadores, dando curioeos detalles de cuanto 
sucedió en dichos pueblos al comienzo de las Comunidades, y 
BuplicaroD Real Provisión pata que el Licenciado González 
García de Gallegos averiguara todos los daños y robos cometi- 
dos, enmendando las faltas que en la primera Provisión venían. 
Loa Gobemedorea decretaron el 16 de Mayo que el pesquisidor 
hicieae justicia conforme á su comisión, asi en lo de Alaejoe, 
como sobre lo de Castrejóu y Valdefuentes, y sobre loa robos f 
malee y daños que lea fueron hechos, aaf antes del cerco como 
dorante el cerco de Alaejos y después, con tanto que no pro- 
cediese contra las personas á quienes fueron quemadas sus ca- 
sas en la villa de Medina, y st algo les quisieren pedir, que lo 
pidieaeo ante el Corregidor. Dice así el Memorial: 



Concejo de la dicha villa de Alahejos y Castrejon y Taldefuentes se 
tieoeD por muy agraviados por mandar Vra UagA dar tal cédula 
porque es mandar a la clara que no le sea hecha justicia, porque los 
vezinos de Medina e su tierra son los que Eobaroa estas villas prin- 
cipalnieate y es Bezia cosa que vean cada dia delante de sna ojos a 
los Robadores que les Uobaron sus baziendas y les hizieron otras 
muchas yDJurias fuerzas y males syendo los Robadores desleales 
contra Vra Magestad j siendo las dichas villas de Alahejos Castre- 
jon y Valdefurntesen tanta manera Robados y danifioados y des- 
honrradoa e maltratados por ser muy leales vasallos y servidores de 
Vra Uagestad como es muy publico y notorio en estos Iteynos que 
en todas las dichas villas quedo la fee de Vra H.t y en nioguna par- 
te del Reyno se osaba nonbrar el Rey ni qoerian que le oviese syno 
en solas las dichas villas que por la Tee que tuvi eron con Vra Mag.* 
padecieron muchas adversidades que de moros a X pin nos nunca hi- 
lieron tan grandes exhorbitanciss las quales sy Vra Hag/ tuviese 
noticia verdadera dellas. no solamente mandara, por su provisión 
Real quel dicho pesquesydor procediese contra los delinquentes mas 
mandara que procediera criminalm.*' y mny Rigorosamente con- 
forme a tos delitos passados. porque es cosa para quebrantar los co- 
razones de los onbres en saber como fueron echados de sus casas los 
vecinos de dichas villas, y desterrados de sus casas, no hallaron en 
lodo el Reyno donde los quisyesen acoger, y andavan por los mon- 
tes como salvajes, pariendo las mageres por los despoblados, y a 
tos que quedaron en las dichas villas los a^otavan publicamente, j 
atormentavan. dándoles mny crueles tormentos Robando la plata de 
las yglesias. dando tormento a los clérigos atándoles cordeles a loa 
supinos para que descubriesen ■ donde eslava la plata y tessoro de 
las yglesias. y otros muchos males que deiillos es grandísima abo- 
minación y aunque! sentymiento destos males es muy grande muy 
mayor es e) que agora syenlen los vezinos de las dichas villas en 
ver que Vra Hag,^ no se duele dellos. por mandallo castigar antes 
manda por su cédula al dicho pesquisidor que no se entienda en ello 
y lo que Tra H.* manda que se Remitan las causas al Corregidor de 
Medina, es mandar a la clara que no se haga justicia que porque 
aunque el sea muy honrrado cavalleroen lascossasdecavalleriacD 
las cosas de justicia no se en tremete sino su teniente el bachiller 
diego de oyos vecino de Valld. y este es tan odioso a los vecinos de 
las dichas villas de Alahejos y Castrejon e Valdefuentes como lo son 
los vesinoB de Medina e su tierra porque es la misma comunidad y 
de^to tenemos esperiencia porque a un vezino de la dicha villa de 
Alahejos que ae llama Antón bataxa le quemo una casa un Alonso 



J 



430 
os Hohsron tanbien a sus propios vecÍDos de la villa de medina 
juando aadava el fuego, y. quiereose quedar coo «1 un Robo y con 
il otro 8jn ser satisTachas las partes pues los ueoinosde los lugares 
le tierra de Medina do ay porque Vra Afag.t mande por su cédala 
|uet pesquisidor do proceda contra ellos, pues que estos do Reci- 
ueron daño en la quema de Medina y fueron los que mas cruda- 
nente se faovieron eD las cosas de Alahejos Castrejoa e Valdefuen- 
es. y los que mas robaron y talaron todos los nioDtes de las dichas 
lillas veniendo los Concejos a canpana lamida Repicada con todas 
.US carretas y desta manera talaron ud monte deheso a la villa de 
ralderuenles syn dexar en el ua solo pala en que la dicha villa per- 
lio mucho, porque no tenian otro para Remedio de sus ganados. 

Aosy que muy poderosos Señores los vecinos de las dichas villas 
le Alahejos Gastrejon e Valdefuentes suplican a Vra Hag.^ pues es 
il oficio de los principes administrar justicia a sus subditos y natu- 
ales y no tener Bespello a otra cosa syno a solo dios porque la me- 
or cosa que ay en la tierra es la justiciado VraMag.ii administran- 
lola mande dar su Real prouisioD nuevamente para el dicho pes- 
[uisidor para que conozca en esta causa contra todos los delinquen- 
es que se hallareu que RobaroD e Tavorecieron los Robos que se 
lizieron cd las dichas villas de Alahejos Castrejoa e Taidefuentes. 
alvando pues V. M.t es seruido a los que fueron quemados e dani- 
[cados ea Medina enmendando las fallas que en U provisión pri- 
(lera venían, qae es que tanbien conozca de los Robos de Gastrejon 
Valdefuentes y de los Robos que se hicieron antes del cerco y en 
1 cerco y después del cerco y que de su oficio puede aver su yn- 
Drmacion para saber la verdad y que mande dar prorrogación por 
tros cient dias. y no den lugar Vras Hag.^"* que nosotros syeado 
as ofendidos y Robados uyamos de yr a pedir justicia ante los jue- 
es de Medina donde son los que nos Robaron syendo partes coa 
líos las mismas justicias y syendo de derecho como son obli^^ados 
e ser convenidos en el lugar donde biiieroo los dichos delittos y 
lobos, qnanto mas que no nos seria tuta ni segura la yda ni estada 
n la dioba villa de Medina por lo susodicho | y eo haierlo ansy 
Va H.* bara su oficio derechamente mandando bolver a cada uno 
> suyo y que se pida a quien lo lomo ques conforme a justicia dará 
>ueD enxenplo a todos los animara las gentes para de aqui adelante 
»nga fee verdadera y lealtad con su Bey y ae les levanten los co- 
abones con hervor para el servicio de V. H.t y haiieudose de otra 
lanera seria dar ooasyon a que se les Resfriasen de todo punto y 
rocurasen de entregarse por sus propias manos como se podría ha- 
sr por defecto de no poder alcanzar conplimienlo de justicia lo 



im Aeai ueama, leonaaa aa vitona a lv ae nuyo (Z), ae oir- 
«al6 á loa Oorr^dorea y Jaeces de reaidenoia de estos Beiuos, 
qae ea algaoa de ellas estaban retraídos algunos Siadioos y 
Oñdales de la Glermaaía ; Comuaidad del Reino de Valencia 
oon sus hacieadaa, y además de esto habla muchas ropas de 
las que ae saquearon en Oandia y Oliva y otros lugares de aquel 
Beino, y por esta causa no se podía hacer justicia de losdichoa 
malhechores ni restituir á aua daeQoa )o que así les fué robado 
j saqueado; y como la voluntad del Rey era que ea todo se tú- 
«aera entera y breve juatioia, ordenaba á loa Corregidores y Jue- 
ces de reeidenoia de eatos Reinos, que requeridos por parte de 
D. Diego Hurtado de Mendoza, Vísorrey y Capitán Cbnecal del 
Reino do Valencia, acwoa de lo sasodioho, llamadas y tridos laa 

(t) \nb. gen. de Sim,, Cédulas, lib. LXXI, fol. 78. 
<3) ídem id., id., lib. LIX, fol. 9S. 



partes, admiiiiBtraflen breve ;, ^ , , 

por manera que DÍngtiDa de ellas recibiese agravio ni tuviera 
motivo para quejarse. 

FridoBM, ptrdooM j maroedH. 

Desde Amberee, á 6 de Mayo (1), ee expidieron tree Beales 
Cédulas ordesando al Licenciado Ronquillo, Alcalde de Casa 
y Corte, procediera á la prisión del Conde de Aguilar ; D. Pe- 
dro Pérez de Vergara. Por Beal Cédula de 18 de Julio se man- 
dó al Conde de Aguilar íuese preso donde le indicase Ronqui- 
llo, prestando pleito homenaje (2). En 8 del mismo mes (3) se 
alzó el destierro de Sepúlveda á Diego Pérez del Encina, vecino 
y Regidor de dicha villa, por no tener culpa en las Comunida- 
des. En el mismo mes se expidió Cédula de perdón á T)i^o de 
Gunoán, vecino de Salamanca (4), condenado i muerte, que 
estaba huido en Portugal por lo de las Comunidades y era uno 
de los exceptuados del perdón general. 

En cuanto é mercedes, una Real Cédula al Obispo de Ovie- 
do, Techada el 3 de Mayo (5), le ordenó pagase á Sebastián Isla, 
criado del Condestable y Capitán de A^adoneros que fué en el 
ejército sobre Tordesillas, diez mil maravedís en satisfacción 
de un macho de silla y dineros y vestidos que le fueron robados 
cuando le prendieron y llevaron á Valladolid, teniéndole pre- 
so cuatro meses, hasta que le soltaron á é) y á otros prisioneros 
que allí estaban. Gómez de Buytrón, que fué el Capitán que 
mandaba la gente vizcafna en la jomada d« Navarra, escribió 
el 12 al Emperador {6) recordando sus servicios y pidiendo re- 
compensa para su hijo. Y éste, en la misma fecha, diciendo que 
su padre, después de servir en restaurar el Reino de Navarra, 
enfermó, y según los médicos estaba muy al cabo, suplicó se le 
concediesen las mercedes que su padre pedia para él. 

[i] Aroh. gen. de S\m.,' Cédvias, lib. LVD, fol. 7S. 

(5) ídem id., Librot de Cámara, leg. SO, fol. 162 vuelto. 

(3) Ídem id.. Cédulas, lib. UX, fol. 70. 

(4) ídem id., ñegistro general del Sello, legajo de 4630. 
¡6) ídem id., Céduht, lib. LIV, fol. S87 vuelto. 

(6) Ídem id.. Comunidades de Cattiila, leg. t.', fols. 310 y 314. 



sia Sn del aGo 1532, porqae la exposición reviste 
andad ¿ nuestro juicio y evideacia el mayor ó me- 
lé la oarracióu. 

Viftjs del Emperador i Eapaña. 

de Haro, hijo del Condestable da Castilla, al tener 
iaje de S. M., escribióle desde la Puebla el 5 de 
jsaudo recibo de la carta que le remitió anuncian- 
i y congratulándose de una nueva que llevaba la 
os los corazones. Y el Rey, durante sa largo viaje, 
articipar su venida á todas las ciudades y villas de 
(2). Encontrándose en Londres el 7, escribió á la 
ircelona una carta, noticiándola que el 23 de Mayo 
tijas y el 26 llegó á aquel Beino (Dover), siendo re- 
luma alegría y contentamiento por loa Reyes sos 
y habiéndoles hecho un suntuoso recibimiento coa 
!0ión del pueblo, por haberse declarado el Sereníai' 
itro tío por enemigo de fraueeaet, según lo sabrían 
mte por el Lugartoniente general. El lunes próxi- 
por tierra hasta Anthona, puerto de mar, donde 
fa llegada la armada, y con ella, y dando Dios buen 
mbarcarla luego y haría vela á estos Reinos. Esta 
iene interés, no sólo por los detalles del vi^e del 
Dr la declaraciÓD de la alianza con Inglaterra con- 
como constantemente le habían estado aconsejan- 
jmadores de I^spafia. La misma nueva comunicó 
res el día 8 al Ayuntamiento de Madrid (3). M. de 
e Cagnaverat á 12 de Junio (4), escribió á Carlos I 
}le la necesidad de su pronta venida á estos Reinos, 
, muchos descontentos y dificultades para sacar di- 



gen, de Sim., Estado, Cattüla, leg. %.", fol. 2S0. 
inoJsco de Bofarull, Autógrafos de Carlea í, póg. 34. 
aentos inéditos para la Historia de España, tomo II, 

\oademia de la Historie, Colección Solazar, A-H, lo- 



lealtad monárquioa, penuaneciera algún tiempo en la casa y al 
lado de ta padre el Conde de Uraeña. Asi ae deduce de la car- 
ta qae éste eacríbíó deade Osuna arEmperador, fechada el 15, 
agradeciendo la gran merced recibida, por la que habfa liecbo 
4 D. Pedro Qirón, su hijo, pnea la necesidad que tenía de su 
presencia y compañía era tal, que se bacía sentir tanto en el 
eapírítu como en la carne, y qnedando tan aatisrecbo, rogaba 
á Dios dejase vivir á 3. M. tan próspera y bienaventuradamen- 
te y con tanto placer y contentamiento como V. U. ha sido 
servido damos en rata pobre posada, pues por este respecto, 
demás de la obligación general, debemoa desealto más de caaa- 
tos hay en Bspafia. Dice asi la carta: 

(1) Aroh. gen. de Sim., ComatUdadet de CattiUa, leg. i.', fo- 
lio 318. 

(2) Ídem id., Bttado, Catíüla. leg. 37, fol. S». 



Cirta original del Conde de Tniefia al Emperador, fecha en Osnna 
á 15 de Junio de 1522 (4). 

5. C. C." M.' 

& la Real condición de V. H,* do suple loa derectos de mi hedad 
y disposición no paedo quedar sin culpa de qo yr a vesar los pies 
y manos de V. H.t por tan gran mrd como yo he resoebido de la que 
V. U.t a heoho a don pedro girón mi hijo porque puesto que el sea 
el que goza della no le alcanza tanta parte como a mi porque la nes- 
cesidad que yo tenia de su presencia y conpaQia era tal que se ha- 
xia sentir tanto en el espíritu como en la carne y aay qaeda todo 
sactisfecho plega a dios dexar vivir a V. H.' tan prospera y bien- 
aventuradamente y con tanto plazer y contentamiento como V, H-* 
ha sido servido darnos en esta pobre posada pues por este respecto 
demás de la obligación general debemos desesllo mas de quanlos 
ay en espsüa y guarde Dios y prospere muy bien aventuradamente 
la muy Real persona y estado de V. Bl.*' de Osma a xv. de junio. 
beso los pyes 
^, a Vra magestad 



í 



el Conde. 

El Condestable de Castilla aún volvió á escribir á S. M. el 
16 de Judío (2), comunicáDdole qae Carlos Osorio, primo del 
Obispo de Zamora, estuvo siempre rebelado en una fortaleza 
del Obispo, llamada Fermoselle. El Conde de Alba la tenía cer- 
cada en la manera que el Duque de Alba diría á S. M. Creía 
qne la tomaría, y se le habían enviado proTísiones, y sí la to- 
maba, mejor estaría para el servicio de 8. A. en poder del Con- 
de de Alba que del Obispo de Zamora. 

Tolalo. 

Después de los castigos impuestos por el Dr. Zumel A los re- 
beldes de Toledo, aún se anidaban en la ciudad imperial odioa 

(1) An>h.gen.deSim., Comunida(le»d»CattiUa,l«g.9j',M. 4i. 

(S) ídem id., Etíado, CasliUa, leg. 8.°, fol. 16S, 



p*— -. 



lio 

el cartón y no lo vynieron a dezir y los que dizeron las palabras 
qa« Tra S/ vera por esas yaformaolont» y castigarse aa como ood' 
venga haiese con toda la teoplan^a porque do pieasoo los que ta- 
yyeren malas ynteaoioDes que se tiene sospecha que ay en toledo 
qaien osa hablaren esto y en lo qae toca a l cas tigo va con el Bigor que 
merescen sus obras, y desto puede estar Vra S.* muy sigura. la Gib- 
dad esta mny pacifica y muy alegre con las buenas nuevas de qae 
Vra S.* les hito md, de la bytorla contra fraocia y asi se an heoho 
demostraciones de placer por todo el pueblo. 

de Ocaña se ovo ynformacion qae avy pasado un correo por alli 
y aun diien alganos que era cryado del marques de Vyllena y aun 
dicho quel Bey nro Seüor era muerto sospechase que debe ser al- 
gún echadizo enbiadose a persona de oonñan^a para saber quien 
fue el inventor de la tal cosa y prendelle sabydo lo cierto ae en- 
byara a Tra S.« yll.<i» cuya muy yllustre persona nuestro Seíior 
guarde con la prosperidad que se adeuda de toledo y de junio pri- 
mero 528. 

de V. S.' 
que sus muy ill,«* manos besa 

luis ponce 
de león. 



Eí día 2 recayó ejecutoria en un pleito s^uido por FeriáíLez 
contra Hernando de Avaloa y el Dr. de Alba, como Diputado 
de la Junta de las Comunidades, por habérsele cogido varios 
bienee muebles, plata labrada y joyas que valuaba en ochenta 
ducados de oro, y otroa tantos por los perjuícJoa irrogados (1). 

El 3 se expedía desde Vitoria una Beal Cédula (2) á los Provi- 
sores y Vicarios generales de la Iglesia y Arzobispado de To- 
ledo, para que no impidiesen ni moleatascD al Obispo de Ovie- 
do ni á sus factores en el cobro de las rentas de los exceptua- 
dos á petición de sus mujeres, pues se tendría cuidado de ha- 
cerlas justicia en sus reclamaciones. 

Otra Real Cédula del mismo día 3 (3) ordenó al Corregidor 
de Toledo que á laa personas que & ello se negasen^ hicieae qae 

(1) Arch. gen. de Sim., Registro general del Sello, Junio de 1522^ 
(S) Ídem id., Céduíat, lib. LXt, fol. 13». 
(3) ídem id., id., lib. LXI, fol. 135. 



A 



La ciudad de Segovia elevó á los Ooberoadons an Memo- 
rial el 16 de Junio (1), dicieodo que deseando quitar loe ras- 
tros de laa alteraciones pasadas, y que las tomas de las r«itas 
Reales y los otros daflos fuesen satisfechos con la mayor bre- 
vedad y nuevos perjuicios de los pueblos, habían pedido que 
la ciudad y tierra lo pagasen geoeralmeote, y S. M. dictó Pro- 
visiones en este sentido; pero viendo que do se hacía y mucha 
parte de la tierra se despoblaba y perdía, y que los tratos ce- 
saron del todo, el Conde de Chinchón, el Corregidor y otros 
Beg^dores y vecinos tratantes de la dicha ciudad fueron al Con- 
■qo, y aunque consiguieron que viniesen los Procuradores, no 
aloansaron que el Consfíio oombrase de entre sí una persona que 
diese asiento en ello, por lo que suplicaban que el Bey proveyera 
que los dafios y tomas fuesen pagados por todos loa vecinos de 
la ciudad y su tierra, que estuvieron en ella en el tiempo de las 
alteraciones, declarando la parte que debía pagar la ciudad y 
la tierra, sin que en ello hubiese pleito ni apelaciones ni supli- 
caciones. En otro Memorial consignaban el provecho que la 
dadad de Segovia recibió y recibía del crecimiento y uso de loa 
paftos, el cual, á causa de cobrarse los dallos de personas par- 
ticulares y no de los más culpados, tos más obradores se ha- 
bían cerrado, los que eran ricos vinieron á pobres, y éstos no 
tenían con qué mantenerse. En los lavaderos donde solfa hciber 
nueve ó diez mil sacas de lana, no había ninguna. La cobranza 
de los particulares originaba pasiones y enemigos. Y terminaba 
demostrando que la responsabilidad era de todos los vecinos. 

Juan de Solier, Regidor de Segovia, elevó Memorial á S. M. 
el 23 de Junio (2), alegando que sus bienes estaban secuestra- 
dos; y como algunas personas intentaban ejecutar en ellos al- 
gunas cuantías de maravedís, suplicaba no se hiciese novedad 
basta que S. M. lo determinase, y entretanto se mandase pro- 
veer de todo lo necesario para sus alimentos, según se acostam - 
braba, porque él padecía mucha necesidad. 

(1) Arob. gen. de Sim., Cámara, leg. <53, fol. 90. 
[i] Idemid., id., leg. 153,fol.ni. 



ciudad, impugDÓ Iob razonamientos del Cabildo, culpándole d» 
haber aprobado todo cuanto ae hizo en deBerTÍcto de 8. M., in- 
cluso la Bisa, que pagaron, Y presentó un mandamiento de la 
Jasticia, Begidores y Diputados de la ciudad de León contra 
Juan Núfiez, recaudador de los maravedís de las alcabalas de 
8. A., para que entregase á Gabriel de Cosgavia, vecino de 
León, cien mil maravedie para el gasto que face la gente en el 
comer, fechado el 25 de Noviembre da 1520. He aquí el manda- 
miento: 

Haidamiento de la Josllcla, Dipolados y Regidores de la ciudad 
de León coolra Juan Núñez, recaudador de las Rentas reales, 
Junio de 1522 (IJ. 

Alonso gon;ales de los Rios bachiller canónigo de la yglesia de 
león por mi y en nonbre del deaa y cabildo de la dicha yglesia res- 
pondiendo a la petición presentada por parte de la justicia y Regi- 
dores de la dicha cibdad digo que sin enbaro de lo en ella conteni- 
do se deue haser en todo según y como por mi de suso esta pedido 
y suplicado porque las escrituras que presentan no hazen fee son 
traslados sacados sin parte y la primera que suena ser fecha de no- 
vienbre y la otra a syete del dicho mes en que dizen mandavan al 
canónigo Juan de las Alas primate en las cosas que Sruiaseu justi- 
cia y regidores y diputados de la dicha cibdad demás de no hacer 
fee porque esta dicho no paran perjuyzioa mis partes pues no pa- 
resce ni se nonbran en ella especificada mente los noubies de los 
que las otorgaron lo qual se Bequeria y Requiere de derecho en se- 
mejantes escrituras que dizen ser otorgadas por cabildo o comuni- 
dad I io otro porque se deva entender que avía de firmar en lo líci- 
to y oneslo e para lo contrario no eran vistos darle poder por las 
palabras contenidas en las dichas escripturas | lo otro porque la 
otra escritora que presenta del juramento que diie aver fecho mis 
partes no haze fee por lo que esta dicho y quando asy pasara lo ha- 
rían por fuerza y justo miedo e cayera en muy constantes varones 
segund el grand poder que los dichos tiranos tenían y la exborbi- 
tsncia y grave exención que haciaa contra los que no obesdecian 
sus mandamientos y como quiera que el dicho pedro de Tillamizar 
y los otros Regidores y diputados e cavalleros de la dicha cibdad 
avian jurado muchas cosas en desacatamiento de V. H.d y en vues- 

(1) Arch. gen. de Sim., Contejo Realt teg. 38, fol. 40. 



Da desta corte que se ynforme de los culpantes y de los que toma- 
ron y taalgastaroD los mrs e los detienen en su poder y conTorme a 
SD colpa los reparta entre ellos e cobre da sus bienes e se alce la 
dicba sisa general pues los ynocentes e syn culpa e muy mejor las 
personas eclesiásticas e Religiosas noson obligadas a la paga et.'et.* 
en quanto a la provisión que fue dada para que mis partes alea- 
sen el entredicho que esta puesto contra los que echaron la dicha 
sisa sobre mis partes syendo legos e por cabsa ynjusta y syn licen- 
cia de su Perlado yo suplico della e pido ser revocada por las Rato- 
nes contra ella dichas e alegadas por mis partes al tienpo que se 
presento y pues la ynjuria y ruer9a fecha al estado eclesiástico es 
notoria y las censuras son puestas y subjura contra las personas te- 
gas que hazen semejantes fuerzas contra la libertad eclesiástica no 
ha lugar de se al;ar ni suspender las dichas censuras Tasta que cese 
la dicha fuerza e vengan abedencía de su madre santa yglesia e asy 
suplico a V. M. lo mande declarar e pido sobre todo cunpiimiento 
de justicia, 

mity poderosos Señores. 

pedro de Villamizar en nonbre de la dicha cibdad de león ReS' 
pondiendo a la petición presentada por parte del cabildo de la ygle- 
sia de la dicha cibdad digo que se deve hnzer, segund que por mi 
parte esta pedido por las Razones por mi dichas e alegadas, y espe- 
cialmente por las siguientes, lo primero porque notorio es en la di- 
cha cibdad y por tai lo digo y alego [ y así consta por las escriptu- 
ras por mi parte preseniüdaa | que la clerezia de la dicha yglesíade 
león estando ayuntados eo su cabildo fueron en boto y dicho y he- 
cho y consejo que los mrs de vuestras Rentas Reales sobre que ago- 
ra su becho sysa se tomasen para con ellos hazer guerra a V. A. y 
le deservir y para velar y guardar la dicha cibdad y no' consentir 



U6 
que cavalleros ni servidores de V. A. entrasen ta dicha cíbdad. lo 
olro porque no contentos dcsto fueron en boto. y consejo que para 
hazer mas cruda guerra contra V. A. y tener mejor aparejo para 
ello ge echase sisa en la dicha cíbdad y asy se hizo y se hecho | y el 
mismo cabildo clérigos y beneficiados de la dicha cíbdad contribu- 
yeron y pagaron en ella He su propia voluntad f y ellos mismos la 
hecharon y pusieron un canónigo de su mano como diputado que 
hera para las cosas de las oomunidades que cobraba y cogia y libra- 
va y pagava en los mrs de la dicha sisa y firmava con los alcaldes 
y diputados de ta Comunidad | de mana que siendo esto como es 
ansí verdad. Resulta que de derecho son obligados a conlribuyr y 
pagar en la dicha sisa porque puesto caso que los clérigos sean esen- 
tos I pero ciertas casos ay en que son obligados a oontribuyr ansí 
como en ta costa que se liaze en velar o guardar la villa o cíbdad 
pues estos dineros se gastaron en velar o guardar la dicha cibdad 
obligados son a contribuir en ta paga dellos j lo otro porque puesto 
caso que esto desare et.' et.' 

Nos la justicia e Regidores e diputados dasta cibdad de león man- 
damos a vos Juan nuñez Recabdador de los mrs de las alcabalas de 
sus Altezas que son a vro carg o de cobrar deys a grabiel de Cosga- 
via v." de león cient mili mrs o tos que dellos tovíerdes para el gas- 
to que faie la gente en el comer e mandamos que lo asy fagays e 
cunplays syn poner en ello dilación fha en león a veinte y cinco de . 
novienbre de mili e quinientos e veynte aQos e mandamos que con 
su carta de pago vos sean Rescebidos en cuenta la qual gente va 
para asegurar la gente que va a la Santa Junta en servicio de sus 
Altezas por la cibdad ] el lic.^o de la torre | Rarair Nuñez gon;alo 
de guzman p.° de Villamizar [ bachiller cifuentes | Juan de quiros, 
juun lie las Alas como procurador juan de Víllagomez | diego diez 
Juan de Castro diego de VillaTane francisco diez, Agustín, Alvaro 
de luaces | bernaldo do Vegil Rodrigo de Villafañe, pedro de loren- 
^ana por ysidoro de Robles diego fernundez | diego | fernandei | An- 
drés martinez | grabiel de Cosgaya Juan de Villacidre | Juro de Vi- 
llacudre por mandado de sus mercedes garcía Alonso notario. 



Desde Vitoria, á 29 de Junio (1), los (Joberuadorea expi- 
dieron Eeat Cédula para que de los bienes y rentas de D. Auto- 



l (I) Arch. gen. de Síra., Cédulai. líb. LXl, fol. 17<. 



cludadcfl y pueblos de Andalucía, Junio de 1522 (1). 

Es una pesquisa beoha por «I Lio.d° Sebastian de Bríoianos, en 
virtud de provisión del Consejo ÍEá en Palencia a 6. de Junio de 
iSii. y expedida a instancia de varios sugetos que se eaunieran de 
diferentes ciudades y pueblos de Aadalucia a quienes los levanta- 
dos en son de Comunidad habían ultrajado robado et.* Dioha pes- 
quisa la hizo el referido Lic.^o Bricianos por acusación que ante el 
presento Alonso de Padilla vecino de ta T'orre de Pero Gil contra 
Alonso Pérez Antolino, Alonso Troyano y Marco Troyano y otros le- 
vantados por haberle tratado de matar y otros escesos que se enu- 
meran en )a acusación. — El pesquisidor condeno a Marco Troyano a 
que se le diese tormento del agua en Baeza a 13. de Setienbre de 
(599. de coya sentencia apelo. 

Copiase de ella lo siguiente.^'Don Carlos et.' a vos el lic.<lo Se- 
bastian de Bríiianos salud e gracia sepades quel lio.^ luya fernan- 
dex de baefa vezino de la Cibdad de Ubeda por sy y en nonbre del 
Comendador Rodrigo de Orozco e áebaslian de haofa e de Antonia 
de Valencia e gil de Valencia e jnan de Valencia e del bachiller bal- 

(1) Aroh. gen. de Sim., Ctmiejo Real, leg. 71, fol. 4S. 



tasar d« Molina e de Bodrigo Hejia Regidores de la dicha Gibdad de 
Ubeda e del Comendador hernando de Molina e de luys de godoy e 
de Ana de Raya muger de diego Hexie ya difunto e del lic.^o salido 
) de lorenzo Mexia e de juan de Carvajal e de doBa Catalina de her- 
mosilla sa madre e de dofia Haria de peralta su agüela e del Comen- 
lador Antonio de Chinchilla e de TraaciBco de la peiluela e de gon- 
^alo salido e de pedro de Molina e de garcía de Molina e de fraa- 
lisco de Molina e de luys de la peñuela vesynos de la dicha Cibdad 
le Ubeda e de las otras personas danificadas del linaje de Molina 
reciñes de la dicha cibdad o de su juriedicion | e luys quijada v,* 
le la dicha cibdad de Ubeda por sy y en nonbre de don diego ds 
jaravajal e de Bny dies de Mendoza e de jusn de Biedma de Cara- 
rajal e de juan de Vilches e de juan godrats e del dotor caravajat e 
leí Comendador Caravajal de torres e Carena vecinos de la cibdad 
le bae9a e de las otras personas daniticadas del linaje de Caravajal 
le la dicha cibdad e de su jurisdicion e en nonbre de pedro de la 
Hilancba e diego de Mesqua vecinos de la villa de Xodar que fue- 
on dañineadas nos hizieron relación por sus peticiones que ante los 
leí nuestra consejo presentaro n dii iendo que los vecinos de las di- 
has oibdades se levantaron a mana de Comunidad e quitaron las 
'aras a don hernando de Bajas nuestro corregidor que a la sazón 
lera de las dichas cibdsdes e porque mejor pudiesen continuar su 
nal proposito e yntencion diz que ellos pusyeron alcaldes e ofycia- 
es por la Comunidad acaudillándose los unos a los otros y ios otros 

los otros batiendo grandes escándalos e alborotos diz que ecfaaroD 
aera de la dicha Cibdad a las personas del dicho linaje de Molina o 
iaravajal e a sus debdus e parientes e amigos e a sus mujeres e bi- 
Ds e diz que después del dicho levantamiento estando los dichos 
el Ijnage de Molina e Caravajal bochados de las dichas Cibdades e 
endose a la villa de Xodar a verse con el Comendador Mendoza e 
tros cavalieros sus parientes | don luys de la Cueva que a la saioQ 
stuva en la torre de pero gil ques una legua de la dicha cibdad de 
Ibeda fue con cient honbres de pie e de cavallo armados con pica» 

otras armas por el camino que va desde la dicha cibdat a la villa 
e bedmar e viniendo los de los dichos linajes de Molina e Carava— 
il a la dicha de Xodar diz quel dicho don luys e la gente que cod 
I venia salieron a ellos e dándose favor e ayuda los unos a los 
iroB mataron a hernando de Vilches e Alonso criado de Xpoual do 
aravajal e hirieron otros muchos e de los lugares de la torre de 
9ro Gil e torre de garci fernandez tomaron e llevaron mucho pan 
trigo e cebada e otros bienes, en quantia de dos mili ducados del 
icbo Comendador Bodrigo de Orozco e de la villa de Caloría dix 



) 



<d« CaravBJal e Molina que estavan reoogidos e mataron h geronimo 
foneno escrívano del Concejo de la dicha villa e a pedro gomes c ■ 
•tros hoobres e qnemaron muchas casas e las saquearon e Robaron 
« qae demás desto el jueves de In cena e Viernes Sania diz que Va- 
4encia de benavides los hijos det dicho don luys de la Cueva a re- 
pique de campana juntaron mas de dos mili boabres de pie e d« 
cavallo e fueron a Villanueva de Andujar que diz qaea diet legu.is 
-de las dichas cibdadea a buscar a don diego de Caravajal que dit 
4]ae ;ba con ochenta de cavallo a nos servir contra la cibdad de to- 
iedo por le estorbar nuestro servicio le tonaaroo e Hobaron todo 



450 

el fardage que Uevava e les tomaron catorze oauallos e ia Recamara 
del dicho don diego e los atauios e jaezes de sas personas que todo 
diz qae valdría mas de veynte mili ducados e sacaron de la yglesia 
ciertos honbres e los mataron e hirieron e que en los diqjios linajes 
de Molina e Garavajal e diz que en el dicho delito de la zunberia 
que hordenaron forzaron e cardaron muchas dueñas e doncellas e 
personas onestas e les Robaron sus bienes e diz que ansymismo 
quando los vecinos e comunidad de la dicha cibdad de bae9a fueron 
a cercar a la dicha villa de Xodar en el camino que va desde la di- 
ch«i cibdad a la dicha villa pusyeron Real en la puente donde el di- 
cho lic^o don luys de bae^a diz que tiene un cortijo e ventas e la 
dicha gente diz que le quebraron los caluados dellas e le derribaron 
las paredes e le tomaron e llevaron sey setentas hanegas de trigo e^ 
cebada que alli tenia dándolo a comer a los caballos e bestias que 
Uevavan e lo otro diz que lo traxeron a la dicha cibdad en cargas a 
con l as picas e langas le derribaron las tejas de los tezados por 
mana que diz que la una de las dichas ventas se cayo en el suelo y 
mucha parte del dicho cortijo e que ansimismo llevaron e quema- 
ron todas las alhajas e aparejos de labor que en el dicho cortijo a 
ventas avia e dende a veynte dias diz que le quemaron e derriba- 
ron las casas principales que en la dicha cibdad tenia e le tomaroa 
e llevaron dellas muchos bienes e joyas e madera e tejas e piedra 
apropiándolo todo para sy estando el ausente en nuestro servicio a 
que ansymismo teniendo el dicho Ruy diez de Mendo9a por nuestra 
provisión la tenencia de una fortale9a de ybros aldea de la dicha 
cibdad de bae9a diz que la Comunidad della le tomo la dicha forta- 
le9a a derrocaron mucha parte della e le tomaron e llevaron mu- 
chos bienes que en ella tenia e demás desto diz que yendo juan de 
Santander ya difunto vecino de la villa de Xodar por el camina 
Real que va de la dicha villa de Xodar a la cibdad de Jaén con dos 
bestias cargadas sin hazer ni dezir porque mal ni daño oviere de 
Recibir diz que ciertos criados de doña Maria Manrique de benavi-^ 
des muger del dicho don luys de la Cueva ya difunto e otras perso- 
nas dándose favor e ayuda los unos a los otros e los otros a los otroa 
prendieron al dicho juan de Santander e le tomaron seys ducados 
que Uevava en dineros e ciertas Ropas de vestir a las dichas vestías 
e con gran escándalo e alboroto diz que lo llevaron preso a la forta-- 
le9a de la villa de bedmar e le hecharon en una mazmorra con mu-^ 
chas prisiones y le dieron muy grandes y crueles tormentos e le des- 
peñaron de las almenas de la dicha fortale9a e le hiiieron peda90S 
hasta tanto que murió e qne después desto yendo Maria de Santan-^ 
dar a la dicha villa de bedmar a pedir a la dicha doña Maria qne 1er 



IU4UC sstu »D3k.(ju m iic|>u ijuc C3VU jitiai, 



-f-^ V -rr-m tt;- -TT -^-^Tm, 



152 

eslava presente porque no estuvo en él canpo pero después que 
Tino hallo lo que dicho tiene porque vio otros nuevos alcaldes pues« 
tos por comunidad que heran Alonso peres Amacolino e pedro hor- 
tega el viejo vecinos de la dicha villa que los vio traher varas de 
justicia e que después que vio que serian donde a dos o tres dias a 
su parecer poco mas o menos que se acuerda muy bien que fue un' 
domingo en la dicha noche del dicho mes de Setiembre estando este 
i.^ acostado en su casa en la dicha villa a ora de media noche poco 
mas o menos vino nueva que avian muerto a don luys de la Cueva 
y la nueva dixeron que la avian traydo ciertos mancebos que avian 
ydo con el dicho don luys aquel mismo dia e comen9aronse luego a 
Repicar las canpanas y la dicha gente y la villa se comento a alte- 
rar y a las vozes que dieron por las calles este t.^ lo oyó y se le- 
vanto y vio como la dicha gente dezian al arma al arma que an 
muerto a don luys y en quanto espacio de una ora poco mas o me- 
nos armados e andaban por las calles por alboroto y que este test.^ 
salió de su casa con unas cora9ds vestidas y una lan9a y fue a jun- 
tarse con Alonso perez Antolino que estava junto con su casa deste 
t.* porque le rogo que ayudase a poner en saluo la muger e hijos de 
juan de Villar Alcalde que solía ser puesto por el Corregidor por- 
que avia oydo como le avian quitado la vara y dezian como la dicha 
gente yba a poner fuego a sus casas y este testigo fue con el dicho 
Alonso perez Antolino a casa del dicho juan de Villar y a el no le 
hallaron que hera ydo dos días abia y tomaron a la muger e hijos 
del dicho juan del Villar y los pusyeron en salvo y escondieron en 
casa del mismo Alonso peres Antolino que hera Alcalde entonces y 
asy puestas la muger del dicho juan de villar Rogo a este t.° que se 
fuese a poner en cobro y en saibó los bienes de su casa y entonces 
el dicho Alonso perez Antolino díxo a este t.° yos vos por un cab.^ 
yo me y re por otro porque no topemos aquella gente del diablo y 
asy este testigo fue pasando por una calle llegando a la puerta don* 
de vive Alonso de padilla querellante vido este t.* mucha gente ar- 
mados de la del dicho lugar asy a la puerta del dicho Alonso de pa- 
dilla como dentro de la dicha su casa e fuera en las calles que no 
cabían e que oyó dar muchos gritos a la muger del dicho Alonso de 
padilla dizíendo traydores porque me matays valame Dios e Santa 
M.' e este t.° con mucho duelo que ovo de la dicha muger determi- 
no de la entrar a valoría por entre toda la gente e entro hasta lle- 
gar donde ella estaba a la qual hallo tendida en el suelo e un hijo 
suyo en el rega9o e diciendo ay dios que me han muerto y hendida 
la cabe9a de una herida e este t/ tomo su capa e se la echo encima 
e la cubrió e porque hizo esto la dicha gente que allí estava le tira- 



que por esto se dtxo que le iban a buscar para hazelle el mal que 
pudieran fue preguotado sy sabe que bienes le tomaron et.' et,* 

otro testigo oyendo Repicar a media noche se fue ■ la yglesia y 
hallo machos honbres armados que se preguntaban unos a otros que 
es esto y que uno de ios que alli estaban que no se acuerda quien 
hera dixo que han muerto a don lays de la Coeva y los qae ybaa 
coa el y que los otros le dixeron quien le mato y quel mismo hoo- 
bre dixo quien lo avia de matar sino loa de molina y que muchos 
dellus este t.* no conoscio ni se acuerda de quien beran dixeron sd- 
vamos e prendamos a todos los de molina sy los hallamos en sus 
casas e quel dicho Alonso perec alcalde dixo vamos y que asy to- 
dos jautos vido este t." que fuera por una calle adelante. 

Sentencia. — Visto el presente proceso fallo atentos los yndicioa 
que resultan deste proceso contra el dicho merco troyano sobre lo 
ques acusado por el dicho Alonso de padilla para que la verdad se 
sepa del dicho delito que debo condenar e condeno al dicho marco 
troyuno a que le sea dado tormento en la forma e manera siguien- 
te I que en la cárcel donde esta preso en lugar apartado e secreto 
sea pneslo desnudo en un potro o escalera o artyfycio que conven- 
ga para darle dicho tormento en el qual sea atado por cordeles de 
cáñamo los brazos y piernas como se suele y acostunbra hazer e le 
sea dado el tormento del agua puesta una toca delgada sobre la cara 
y el dicho tormento se le de hasta que diga la verdad de lo conte- 
nido en esta acusación e Reservo en mi la cantidad dell agua que se 
le ha de echar y el apretar de los cordeles para que aquello se haga 
conforme a los indicios que ay contra el dicho marco troyano e se- 
gund la calidad de su persona y en el estado que estuuiere al tienpo 
que se le diere el tormento et.* 

Baera. 

Ed Junio de 1632 (1) se practicó en Baeza una información 
acerca de loe desórdenes que cometían ciertos retraídos en la 
Iglesia, y lo que de ella resulta es, que varios malhechores esta- 
hao en las iglesias escondidos y protegidos por ValeDcia de Be- 
oavidee; cometían toda clase de excesos y delitos que se oDume- 
ran, y revelan que no se respetaba el priacipio de autoridad, 
ni el Corregidor t«nía medios para hacerse obedecer. 

(I) Arcb. gen. de Sim., Cámara, Memoriafes, leg. 45S, sin folio. 



I 



f56 
Sabrá agora Vuestra Hajestat quel primero deste aribo aqai por 
la mayor marabilla del muado la fuata gruesa de los pescadores de 
mar qus son los primeros e mayores traydores que alia son e dod 
quien se a echo mayores males e según los senyales y marinaje qu« 
aiia pensamos que truxese por compañía todo el resto de la armada 
de Mar si de xristianos fuese o tuuiesse alguna inteligeuoia en la 
tierra e si de moros que no beniese a solas eo fin tunóse manera de 
saber quien era e lo que quería e supimos oomo era la dioha fusta 
que se auian lebantado con ella los que alli andaban por fuerfs 
ciertos castellanos y escluoos de los onbres de bien de mas qne si 
les daoa guiaje qne entrarían en el puerto e sabryamos lo que pa- 
saua e qne se pudya axer alguoa cosa que cumpliese al seruicio de 
Vuestra Majestat y asi pareció a todos que los deuia guiar y con esto 
entraron e suppimos la forma como se leuantaron con ella quen 
suma es atando aziendo carunje cabe la ciudat e saliendo algunos 
en tierra para ello los que quedaron que eran los mas solos quatro 
castellanos dos y un portugués y otro de aqui que sabían el caso 
emprendiéndolo gritando libertad acudieron bien los mas e asi actt> 
chillaron y echaron de la fusta los oíros e hlxieron vela e luego tras 
ellos cinco o seis fustas obiendo sentimiento del caso y do pudieron 
alcan9arIos cosa por cierto muy senyalada e de honbrefl batientes e 
Vuestra Hajestat es ratón les haga mercedes por tan grande serui- 
cio e por el exenplar para que otros se aficionen a seruir e asi lo 
suplico a Vuestra Majestat quanto puedo especialmente por solde- 
ufla uno de aqui e juan escriuano castellano que son loa principales 
que lo merecen y entrando SeSor oou ellos en pratica para cobrar 
la fusta si pudiéramos ques muy syngular de sn manera ellos pre- 
tendían a todos posadas que era auya e los esolauos que an seydo 
veinte siete y que si algo queríamos qoe lo auíamos de comprar 
dellos pues la tenían de buena güera e si no que se irían a buaoar 
su ventura e viéndoles muy determinados en esto y questaban guia- 
dos e no aprobechaua buenas raionei para ganar nada con ellos por 
no perder dicha fusta que han fecho infinitos males oou ella y no 
tienen cuento los baxlllos que an tomado qnantos veyan a ojo por 
estos mares e robadolos y muerto y enpresionados los honbres de- 
llos e con a las suyas otros tantos en la ciudat e tierra y destruydo 
mucho ganado grueso y menuda con ella en la isla con achaque della 
muy mucho mas de lo que era necesario para su mantenimiento y 
robando infinito dinero con achaque del sueldo della sin nunca pa- 
garlo y esta es la que mas ponía en estrecho la neoesídat de alcudia 
e que podía ser o que se tornassen con ella a mas o bisiessen con 
ella por estos mares otros tantos males por escusar todo esto y qua 



pecial que querriab que yo diese la licencia mas larga para apro- 
vecharse porque se pudiese azer mejor pues ay muy poco dinero si 
caso queslo se concierta e se puede cooseruar yo por seruir a Vues- 
tra Majestat aun que mi casa no lo sufre por cierto abre de sufrir 
me qui^a del sueldo de la dioba fusta e gastar lo que en ella ay por 
Bo poder abastar los onbres de bieu a tanto suplico a Vuestra Ma- 
jeetat me aga merced de mandar al procurador real q a mi o a aquel 
qnestuuiere oo lugar de Vuestra Majestat que se pague el sueldo de 



'-fí^n^t -?v 



r'. 



^ 







158 

la dicha mi fusta de los primeros bienes que abrá de conposiciones 
condenaciones e confíscaciones en el dicho reyno por su proaision 
competente Suplico a Vuestra Majestat quiera prouer en todo lo de 
mas luego lo que cumple al remedio entero de Mar que como ya 
digo es necesario en extrema manera e todo lo que acá se puede 
azer es nada sin esto segund lo mucho ques menester. £ nuestro 
señor acreciente e prospere por muy luengos años la vida y muy 
real estado de Vuestra Majestad de yuÍ9a a vi de junyo de moxxii. 
En acabando de escriuir Señor muy poderoso esta ayer poco an- 
tes de vísperas llegaron aqui cinco barxas. gruesas y quatro fustas 
de Mallorca que luego creymos que benian para azer todo daño 
y desconcierto que podiessen con intention reprouada que ha días 
tienen y gana de venir aqui como otras vezes lo han querido azer 
y rodeado esta ysla y dado nos artos rebatos e surgieron aqui en 
vista del puerto e hizieron nos saber que les díessemos la sobre 
dicha fusta sino que ellos se la tomarían y que los tuuiessemos por 
inimigos e quiriendoles dar la respuesta qual conniene mandando- 
Íes de parte de Vuestra Majestad e so pena de la fidelidad que a 
aquella deben que se fuessen e no attintassen ninguna cosa de echo 
sino que proceyriamos contra ellos de los remedios oonuenientes y 
que fuesse todo a cargo y culpa suya la qual respuesta no miraron 
de esperar sino que luego se fueron a ponerse detras de unas ysle- 
tas que aqui están en el puerto e como fue de noche echaron gente 
en las dichas yslas y sacaron su artillería e oy de mañana en ama- 
nesciendo comenzaron a combatirnos con la dicha artillería todo 
quanto han podido como verdaderos inimigos y rebeldes que son 
de Vuestra Majestat y nosotros assimismo hauemos fecho y azemos 
lo que podemos contra ellos ahun que primero quesimos que ellos 
rompiesen las cortesías e assi nos estamos asta la presente hora que 
sera medio dia que no sabemos lo que durara ni en que parara la 
cosa y no tenemos tan buena esperanza como seria razón de la gente 
de esta ysla según vemos no acuden como deurian que esto es lo 
que nos pone en mas afruenta. En especial sí se atreuiessen de sa- 
Uir en tierra a esta causa no aziendosu deuer esta gente nos darían 
mas que azer lo que siempre hauemos recelado y conoscido en ellos 
como a Vuestra Majestat tengo auisado otras ueces, hazemos con la 
ayuda de nuestro señor todo lo que fuere posible por el seruicio de 
vuestra Majestat y en esta hora damos auiso a los visoreies de Va- 
lencia y Cataluña por si manera houiesse de armar a las dichas ña- 
ues y fustas a la ventura si tanto se detienen que los pueden bien 
desmedrar aproueche lo que pudiesse a todo esto y qualquiere cosa 
que mas pueda ser abatta su temeridad e la dilación de no proueer 



1 



j 



y mala obra que recibían por mar con la artillería nueslra y de los 
noestros por tierra los barcos y ellos hizo Dios juslicia de los mas 
de los dichos rebeldes que a su dicbo dizeo hao perdido quiaientos 
honbros e a lo que vemos a ojo son mas dn dozieutos y cinqueala a 
lo menos en esta manera ciento y veynte basta agora los muertos 
que se ban aliado que quasi todos se afogaren en la mar que de oa- 
dal día parecen ea ella cuerpos muertas e mas de nouenta prisio- 
Deros que tenemos entre aafrados y sanos, E según diien van mas 
de quareota por la tierra escondidos y les lomemos todas sus ban- 
deras alambores y trompetas y la artillería que sacaron y muchas 
armas diuersas que la tierra se ha aprovechado arto y de nuestra 
parte no morio sino uno que se deiia Antonio Vidal de tiro de fuego 
por apearse y defTender que do malassen a los enemigos para aser- 
ies bien, E un otro hombre de bien que fue naffrado que se dice 
anguri soldevílla cosa por cierto Señor míraglosa todo lo que puede 
ser de que sea alabado nuestro se&or para siempre e los que se sai- 
naron recogidos que fueron en sus naves bien pocos a la hora se 
levanto toda su armada e se fueron que pensauan no poderse saluar 
B assi pudiera ser bien por cierto que tornáramos dichas ñaues coa 
la ayuda de Dios si quisieran ayudarnos dos ñaues que aqui estaban 
a la sason genouessa la una em ssarda la otra lo que nunca quisie- 
ron los ribaldos patrones sino estarse a la uista por muchos vaaa- 
damíentos y granes que les hizimos de parte de Vuestra Majestat so 
pena de cada diei mil ducados y mas que por estar guiados por el 
priuilegio de la sal que aqui tomauan no se les ha semtado las pe- 
nas, vea Vuestra Majestat que mandara para quando se pueda aier 
que en verdad lodo mal merecen por hauernos faltado en tan gran 
neuessidad sera bien Vuestra Majestat imbie cartas paral Gouerna- 
dor jurados y conseio desta ysla agradescieadoles el seruicio que 
han fecho a Vuestra Majestat que cierto es muy seQalado y merecen 
que Vuestra Majestat tes ega mercedes y especialmente en muchas 
maneras al Gouernador que es muy gran seruidor de Vuestra Ma- 
jestat, E assi lo suplico a Vuestra Hujeslat quanlo puedo que lo aga 
y tanbien que mande escriuir el mesmo agradescimiento a los ofi- 
ciales de la yglesia que se han bouido muy bien por cierto en todo 
y exortandoles a todos perseueren con todas sus fuerzas en lo que a 
su seruicio cumpliese de aqui adelante, ScDor no se lo que succeyra 
que según el daño que ban recebido los mallorquines es grande e 
su temeridad e rebellion, E siempre que pudieren tornar aquí lo 
faran como muchas vezes han pensado de venir sino que no se les 
ha fecho el camino y porque aquí a los que yuan y venían no*se les 
hazla ningún daño esperando de cadal dia lo que mandaría Vuestra 



creerme E do cumple dezir todas cosas eo pluma E también suppli- 
eo a Vuestra Hajestat quiera proueer del remedio necessariopara la 
reduccioD e castigo de Uallorca pro mpla mente que la dilación que 
en esto se ha teaido es causa de tantos inconuenientes e podría ser- 
lo de mas oadal dia e perder Vuestra Uajestat quantos buenos ser- 
oidores por aqua tiene orno estauamos ya los de aqui en esso st 
dios DO lo proaeyera por su merced e assi plegué a el lo hiiga ea 
todo oomo es menester. 

También sabrá Vuestra Hajestat quanto a los prisiones lo que me 
ocuorre y es señor que a causa de ser muchos y las prisioneü de aqui 
muy estrechas y ciailes e por los que ya nuestro Sebor ha castigado 
y creyendo que ai dios ni Vuestra Uajestad sean seruidos que todos^ 
estos padeciesen muerte ni estaría en mi mano secutarlos tanpoco 
por lo que hombre siente deslos pueblos seria mi intención en lu- 
gar de prisión asta ver lo que Vuestra Hajestat mandase o lo que 
mas pareciesse con espacio aqua hazer de ellos de ponerlos en esta 
fusta que aquí esta y armarla con ellos e juntarse con la otra gale- 
ra y fustas que se han armado para socorro de alcudia si sostenerse 
podran por estos hombres de bien en lo que do hay forma E no ho- 
aíendola imbiar lu dicha fusta con los dichos prisioneros a barchi- 

TOIIO XXTIJÍ H 



.^«Tif-» '" w-tr%r^ 



.* ''•» 



*5^: 






468 

nona para que se pongan de la mesma manera en las galeras de 
Vuestra Majestal E por todos estos respectos e porque aqui no hay 
ninguna manera de guardarlos ni con que sostenerlos e dilatándose 
podrían fácilmente soltarse e turbar la gente desta ysla para todo 
inconueníente, yo he trabaiado extremamente con algunos hombres 
de bien de aqui Mallorquines para que diessen forma para ello e no 
se ha podido acabar porque fii quieren algunos ni pueden los rpas, 
£ por estar muy deuisos y mal avenidos entre si ni tanpoco el lu- 
garteniente de procurador real de Vuestra Majestat que aqui esta no 
ha querido dar forma ninguna dixendo que no tiene dineros ni co- 
misión, E a esta causa e por la mucha tormenta que leñamos quan- 
tos somos en mi casa en guardar e dar recaudo a tos dichos prisio- 
neras ha sido for9ado por cumplir con el seruicio de Vuestra Majes- 
tat buscar dineros con intteresse y con gran trabaio para poner la 
dicha gente un la fusta y leñarlos a barchínona lo que por cierto Se- 
ñor yo no hauia menester según las grandes necessidades que tengo 
por seruir a Vuestra Majestat e lo que tengo puesto en esta negó- 
ciation sin las otras quantidades grandes que tengo de cobrar de 
Vuestra Majestat por el Rey CUtolico que en gloria sea como el the- 
sorero general mosen luys sanchez bien sabe ef* se parece la verdad 
que a causa de todo esto Señor estoy por cierto perdido y afrenta- 
do, B por aliarme mas por esta tierra estranya y el procurador real 
no hauerme pagado sino una miseria y ahun con fermansa que no 
es la sexta parte de lo que se me deue por esta negocia tion ni hay 
esperanza de cobrar de nada por estar Mallorca tal y ausente della, 
supplico mucho a Vuestra Majestad quiera proueer y mandar se me 
pa^ue todo lo deuido pusíendolo por effecto al procurador real the- 
sorero de Valencia o de barchinona quien mejor lo pudra azer, E 
dándoles comission paguen qualquier cosa que mas se ofrezca des- 
tos que su seruicio sea como de los primeros días que esto comenzó 
lo eszriui y supplique a Vuestra Majestat hauiendo preuisto todo esto 
de todas las cosas viejas supplico a Vuestra Majestad mande y de 
forma a su thesorero general como sea yo pagado que por los dichos 
respectos besare los reales pies y manos de Vuestra Majestad E sera 
darme manera que le pueda seruir aqui en lo que fuere necessario 
de otra suerte señor es imposible que yo pueda seruir ni viuir E 
sera for9ado si Vuestra Majestat no lo recibe en desservicio yrme a 
mi casa para buscar manera de qualquiere suerte para remediar mis 
necessidades ahunque no podra ser sino con todo daño, E según lo 
que passa no creo estare para uno ni para otro, E assi supplico a 
Vuestra Majestat no de lugar que me pierda por bien seruirle y me 
aga merced de disponer y mandar lo que ha de ser de mi y lo que 



'■^v 



desta ysla para ablar con algunos principales pageses por sobertír- 
los para qae bollasen a su voluntad a los oíros y dándoles n enten> 
der qaa si no lo hiziesen que vendrán aqui con qaalro o cinco mil 
bonbres e mucha gente de caballo y que destrnyrian toda la parte 
forana a los qaales dicen les respondieron muy bien los daqui ple- 
gué a Dios ansy sea, por donde e conociendo la maldat deslos de 
mallorca no estamos aqni sin gran recelo que tornen a venir y es- 
pecialmente lo temen los mas de aqui e por ser la gente desta tier- 
ra de la calidad que ya esta dicho e muy mal armada y de poca in- 
■dustria e muy ocupados en recoger sus panes no es destar Seüor 
desto sin mucho pensamiento para dazer la cuenta mejor y proaer 
lo necesario como se deue azer en tales cosas y a esta cansa sería 
muy mnoho menester tener aqui la gente de pie y ile caballo que 
«n esta digo e sobrevyniendo aqui tres nanea de la armada de nues- 
tro may sancto padre del conde don hernando de andradn qaes ca- 
pitán dellos diego de lemos pasando para barcelona trayendolos el 
tiampo aqoi con asta eco honbres hauemos mucho rogado al dicho 
capitán y a todos los orficiales de esla ysla que sobyese por bien de 
parar aquí por esta necesidad e consultar todos con el papa e con el 
-dicho conde qae con su santedad esta e soplicandole pues la partí- 



■jíi» 



f\.f.' 






164 

da de su Santidad no estaua asy aparejada que la dicha armada es- 
touiese aquí como auia destar en barcelona asta que su Santedad 
eslouiese despachado e nunca lo auemos podido acabar por no hosar 
pienirse el dicho capitán e mas porque no recibyese dañyo en la 
hacienda que lleua en cargo de nuestro muy sancto padre y del di- 
cho conde syno que le diésemos firman9as suficieotes de mercaderes 
llanos asta treinta mil ducados por si danyos algunos recibyesen y 
de pagarles el sueldo por el tiempo que aqui estuuiesen sino qui- 
siesen recebyrseles en cuenta e por no hauer aqui tales fírman9a8^ 
nos obligáramos aqui en nombre propio por seruicio de Vuestra Ma- 
jestat todos los of6ciales que aqui estamos e yo a mas compiimiento 
como su lugarteniente general obligaua los bienes de Vuestra Ma- 
jestat en este reino pues tanto compila a su seruicio y a la conser- 
uaoion de esta ysla y ninguna cosa le ha venido a cuenta syno yrse 
e por eso screbimos y soplicamos a nuestro muy sancto padre y a 
los visoreyes de Castilla Cataluña y Valencia otra vez para que aqui 
nos prouean de huna manera o de otra de todo el remedio necesa- 
rio lo que no sabemos que aprouechara e sy algo se gaze si verna a 
tiempo soplico mucho a Vuestra JMajestat ahunque por estar tan le- 
jos y nuestra necesidat grande y el peligro que poria estar cerqua 
no pueda remediarnos syno dios tan presto como seria menester 
que vuestra majestat quiera prouernos de lodo el remedio que diga 
que aqui auemos con toda promptitud y effecto compiido y de todo 
lo que mas toca al remedio huniuersal de mallorca que de cadal día 
se pierde qnanto puede ser e perescen e saqua barón quantos bue- 
nos seruidores vuestra majestat tiene por aqua sy asy no se haze y 
nuestro señor no tiene la mano en todo que haun agora por preso-^ 
ñas ciertas que son venidos dalcudia sabemos que han muerto diez 
o doze aquellos reholles en la ciudad entre honbres de bien y otros 
affectados y leales a vuestra majestat bueltos que fueron desdel ba- 
rato que aqui obyeron e roban de quantos ay lanas panes e toda la 
hazienda que pueden e diz que han corrido y robado algunas ygle- 
sias de la ciudad y a los en están para combatir y bazer otro tanta 
porque abya mucha gente escondida en ella e tirando una sacrada 
a huno en una ygiesia de sa miguel diz que atrabeso la ymagen de 
un crucifficio glorioso que todo es tan nefandísima cosa quanto ha- 
zen que mas no puede ser ny arian tanto quÍ9a los enemigos de 
la religión e idioma soplico a Vuestra Majestat se apiade de tanta 
desaventura y no de lugar en dilatar el remedio que se asuele toda 
e se pierda alia ny aqui tampoco que a esta causa todo esta en esa 
ventura e yo no solo no sirbo en nada a Vuestra Majestat en estar 
aqui de tal manera como seria mi deseo mas ahun no dexo de estar 



fiarme porque yo pueda mejor semirle e lo que Señor poiría mas 
iteiir remito a su tesorero general moaen loys sanchez. 

ontre, las otras probisiones que Vuestra Hagestad deue maoclar 
proneer para el castigo de los que abran delinquida ea esta nego- 
-eiacion de mallorqua es coa toda sumisión de Vuestra Majdstat para 
todos los clérigos y frayres que desta materia serán culpados como 
ay mochos dellos que lo merecen muy mucho como ya lo tengo di- 
-cho a Vuestra Hajestat e hsun taobieo seria bueno para todos lúa 
-que an regido ofBcios de juridicíoo por mano dellos como a Vuestra 
Majestat mejor pareciere que todo lo bordene nuestro seBor como 
coas sea su santa voluntad y aconseje siempre a vuestra majestad 
para que siempre aga lo qne fuere mas su seraicio con acrecenté- 
«níento de mayor estado e luega vida con toda prosperidad como so 
rta\ coraion desea. 

de Vuestra Católica Cesárea Real Majestat 
muy umil siervo a basallo que sus reales pies e manos besa. 

¡Uignel Gurrea. 



"^ 



I del Anobispo de Tarragona á D. Ulgutl de Goma, fecba en 
Barceions á 13 de Junio de 1522 (t). 

ilt espectable y noble se&or mosen angiada es arribat ab lo 
lo rey nostre señor scriu a mi la intencio que sa magestat te y 
16 sy a bones y ab la armada de uiicer hubal se pora cotiduir 
pos daqaella ylla de mallurqua OD ao que dooe certa forma de 
lar diner para fey y eharmada con deceat y fins ara ab )o 8oco& 
cudia y añada de la galera la añada demper hubao fes desba- 
ta de hoo pal que vay es necesari veair al segou reiuey lo qual 
ine per molt dificultos pus uoya cunluas ny aci tal forma co» 

menester de trobar los perco me ba paregud scriore a V. 8. 
«ia li las que van ab la present de sa Uajeatal ab los quals po- 
lompedre la intenlio y sy posible fora que V. S. se puge traas- 
aei de continué sera gran beger aquesta negociscio. 

lo iocert y escrit a nostro sant pare per beure sy an uedi de 
iDlelat se pora trobar forma de hsaer diñes y encara sy li era 
ey que alguna porcio de la sua armada pegues donar y huna 
I e perco es menester que la venguda de V, S. sie pronto per- 
axi spuga deliberar loque sera millor espedientco es oy de ser 
ida sys trobare comí o de la armada demper hubao perqué dos 
lesen mayores escandáis V. S. com a bon seraidor de sa Majes- 
on cumple a son seruey y segons li escriu y nostro senyor sa 

espectable y noble presona guarde y prospere de barcelona 
ideJunil&Si. 



a de D. Miguel de Garrea ai Arzobispo de Tarragona, fecba «k 
Iblia i 28 de Junio de 1522 (i). 

Ilustre y Reuerendisimo Senyor. 

>8dias ha que receby la de vuostra senyoria de xiii dei pro- 
e con las del rey nuestro seQor y he byslo lo que Su Majestat 
}e a Vuestra senyoria e a mi sobre las cosas de mallorqua y es— 
entes que mosea Miguel inglada le ha pasado pera aliar dineros- 

) Beal Academia de la Historia, Colección SaJasar, X-Si, fo~ 

!33 vuelto. 

) Ídem id., id. id., A-Si, fol. S32. 



¿ 



168 
■e ha menesier e no puede locar ea ninguna ptrte sino daqai ea 
roña e con el primer pasage suficiente jo senyor estoy aparejado 
partirme e ser ay dios qaísiendo por complir el mandado de sa 
ijeslad y el de V. S. pero seRor a mi sobre parecer e con toda 
tnya sea dicho mi yda no puede syno ser sino may snperflua e sin 
ngno frncto mientres no aya mas Torma que asta qui e como V. S. 
ismo diM en su carta e sy deue yr primero o no el magnifico mi- 
r hubao sea remesido a la prudencia de V. S. e soya bien creo 
le podia ser que sproueche poco e mucho tanbien según dios lo 
niere hordeoado si en pai pues dias ha que yo siempre e sey- 

de parecer e otros muchos que do se podian corar las cosas de 
illorca syno con gente de guerra e los mil hombres que su Hajes- 
1 mHQda que se agan son bien menester e que sean eetrangeros 
1 los mallorquÍDeg e bann pienso serán bien euytarlos según el 
il que alia ay y es necesario que sean bien pagados e hutiles y 
La negociación Señor mas se puede sacar e despachar mas presto 
n muchas que con pocos y el gasto ser mas hutil y menos pues 
I muchos mas presto eran lo necesario que los pocos que podrían 
erto larde mal y nunca y ys se vee por las cosas de tiaUencia en 
!)arlas con poca gente e con miseria como anido e lo que dura en 
qual mucha mas consideración se a de tener en hana ysla que en 
irra Rrme e a donde todos los que ally podian serbir e aprovechar 
I esto están destraydos e otros muchos que compíendian muertos 
ausentes esto es lodo lo que por carta se puede dexir. 
Ultra de lo dicho Señor también soplico a V. S. que vea sy cum- 
e al seruicio de su Majestad e de V. S. que yo dexe esta ysla ago- 

por lo que estos dias ha acaecido con la armada que aqui vyno 
I aquellos traydores mallorquines y estando con algunas sospechas 
le tornen por la mucha enemiga que han cobrado allende de la 
le ya tenían por el danyo grande qne han recebido e también que 
ibemos visto por huna carta de hun mallorquino quescribe a huno 
; Valencia de xx deste que estañan a la sato» eD aquella ysla 
latro galeras e quatro vergantines franceses que no estamos sin 
an cuidado que sy asy es no es syn proposito e hunos frayles di- 
in que de alia son venidos e partidos a la sazón lo mismo que los 
feron a la vela detrás de las montanyas de follar e pues todo lo 
lie ocorre es dicho soplico a V. Sria. me aga merced a la beotura 
ientres se ofrece pasage de bauisarme de lo que mandare e le pa- 
«íese que aga que yo estoy presto dende agora e siempre de com- 
ir SQ mandado e lo que mas podría dezir n V. S. me aga merced 
) aprouechar en todo lo que pediere porque mejor pueda seruir a 
) Majestad ahunque de qnalquiere manera estoy presto la proue- 



170 

d« los onbrea de bien da mallorca y de los^reedores de barcelona 
como el arzobispo ya lo tiene por cierto y a machos dia^ y meses 
questa vieo probado por mi y del principio quando sali de msllorea 
y decretado y prometido de pagárseles de las confiscaciones como 
por díbersas « auisado a Vuestra Hajestat dello y dichole que no 
aprouechaba nada y desenganyandole que Vuestra Hajestat lo aui» 
de mandar prot>er de lo suyo cooplidameote y no crea Vuestra Ha- 
jesiet que se aya dezado de aser en toda esU negociación asta aquí 
quanio a seydo posible pensar e probar y sobre esta cabe9a mesma 
escrito Y pidido por merced artas vezes al dicho arfobispo que por 
seruicio de Vuestra Hajestat aprovechóse quanto pudiese en que se 
buscasen dineros sobre los dichos onbres de bien de Mallorca y 
credores de barcelona e nunca se a aliado nada e asi es necesario 
que Vuestra Majestat probea de mayores remedios y expedientes 
como el caso lo requiere y la necesidatgrande del da&o que Ifaltor- 
ca tiene y que la gente que alia baya sea sobre cosa cierta bien pa- 
gada porque se requiere mas en isla que en otra parte que de amia 
gos no se oos tornasen enemigos y porque no destruyesen mas lo 
tierra de lo que esta e faltare no solo para los moradores del la per- 
para Vuestra Majeslat e a los que han de receñir satisfacción de sus 
dannos questo es ya ona suma tan gruesa que casi no tiene cuenta 
lo que pueden subir los males que aquellos rebeldes han echo asta 
agora e pues aya forma conbeniente para yr a mallorca yo se&or na 
faltare a lo que cumpliere al seruicio de vuestra Majestad y como 
pareciere al arzobispo e a los de su real consejo e seguad vy esta 
barceloaa e toda aquella tierra de peste seriamente y aun danyadas 
las intenciones de aquellos pueblos segund publicamente se díte no 
se yo aunque el dinero fuese cierto como podra auer buen aparejo 
para hazer gente nuestro se&or por su merced lo provea todo como 
es necesario y mas conbenga a su seruieio e al de Vuestra Hajestat. 
es verdal SeQor como al ar9obispo escribo que no se si cumple al 
seruicio de Vuestra Majestad e como tomaran los pueblos desta ysla 
mi partida de aquí por lo que ba acaeacido con los de mallorca e los 
recelos que della tienen y el aniso que tenemos de las galeras y fus- 
tas francesas que allí en mallorca aui e por otras fustas de moros 
que por aqui andan que a tal tiempo los dexe si caso me alcanzare 
la respuesta det ar9obispo aqui que le pareciere e si no como tengo 
dicho me partiré con el primer pasaje suficiente por tomar la parle 
mas segura de seruir y obedecer a Vuestra Majestad aun que sea 
ayo provecho por lo que se be al presente e aya estos impedimen- 
tos e otros muchos por cierto Sefior que no curo deiir aqui de nece- 
sidades grandes mies que a la sazón tengo todo por servir a Voes- 



Daños 7 pcrdonn. 

Diego de Urúe j Juan de la Preea, vecinoB de Amurrio j Lo- 
dio, pidieron, en 14 de Junio (1), indemnizacióa por dofl car- 
gas de cosetetofl qae les robaron Juan Días de Gunica y oteoa. 
coaodo andaba rebelado el Conde de Salvatierra. El 18 se dictó 
fjecatona en un pleito entre Miguel Sánchez, vecino de Baca- 
loaa, contra Hernando González de la Villiza, sobre reclama- 
ción de cincuenta mil maravedís en que fué condenado aquél 
en tiempo de las ComuDÍdades (2). Al Gobernador de la pro- 
TÍDoia de Castilla, D. Hernando de Rojas, se le ordenó hacer 
información y justicia de los dafios recibidos por Alexo, negro, 
criado de Francisco de los Cobos, que al tiempo qae la villa 
de Ocalia estaba rebelada á vos de Comunidad, al pasar por 
ella (3) Juan Osorio, vecino de dicha villa, j el Capitán y Al- 
guacil y otras muchas personas le prendieron, diciendo que era 
espía que llevaba cartas á los Visorreyes, y le tomaron veinte 
ducados, y ocho sencillos, y nn castellano, y dos reales, y un 
anillo de oro con una piedra de punta de diamante, y sesenta 
y nueve perlas, y ana bolsa de hilo de plata en que lo llevaba, 
y le soltaron, dándole carta firmada Juan Osorio. Y el 17 re- 
cayó ejecutoria en un pleito seguido entre Francisco del Carpió 
y Jaan Morales, vecino de Salamanca, sobre reclamación de 
un caballo que en tiempo de las Comunidades le había to- 
mado (4). ' 

En cuanto á perdones, el 21 de Junio se expidió Real Cédu- 
la (6) perdonando á Juan de Padilla, vecino de Melgar de Her- 
namental, que fué con alganos otros al lagar de Arenillas con 
propósito de impedir al Obispo de Burgos que estuViera eu él, 
y no hallándole prendió á au Secretario, llamado Valenzuela, y 
á un hermano suyo y á Fernand Sánchez de Amparan, Ueván- 



{1) Arch. geo. de Sino,, Cámara, Memoriala, leg. 1S3, fol. 107. 

(2) ídem id.. Registro general del Sello, Junio de I53S. 

(3) ídem id., Céáulaa, lib. LIX, fol. 181. 

(4] ídem id., RegUtro general del Sello, Jaoio de 15SS. 

(5) ídem id., Cédulas, lib. LXI, fol. 16S. 



176 
Fero ai bien deade el 16 d« Julio ceaó \a corr^pondencia di- 
plomática entre los Gobernadores de España y Carlos I, do ter- 
minó por ello la correspondencia privada que, por lo mismo 
que era intima, se convirtió en consejera de todos los graves 
asuntos del Estado. El Almirante de Castilla, retirado en su 
villa de Medina de Rioseco, escribía á S. M. de continuo lar- 
gas epístolas, dándole unas veces sanos consejos, y otras amar- 
gas quejas, cnando no respetando las resoluciones adoptadas 
en las épocas de su gobierno se incoaban procesos y ee perse- 
guía y castigaba á aquéllos á quienes los Gobernadores habían 
concedido perdón y olvido. El tono cariQoso unas veces, y sen- 
tido otras, constituyen una colección de cartas muy interesan- 
tes que pintan con toda exactitud la situación del país, la po- 
lítica que D. Carlos I planteé á su regreso á EspaDa, y hasta 
la altivez legendaria de los grandes españoles que coosiderabaa 
deber ineludible hacer llegar á las gradas del Trono sus opi- 
niones particulares por considerarlas expresión del general de- 
seo del pueblo español. Por fortuna para la historia, consérva- 
se una colección de las cartas que el Almirante de Castilla escri- 
bió el Bey, y su reproducción será grata á los amantes de esta 
clase de estudios, y, sobre todo, á la verdad histórica. 

Gornipimdsnota del Almirante y Gondestibls de Outilla 
oon D, GarloB I de Egpúft. 

Por su importancia merece preferente lugar la carta que el 
Almirante de Castilla escribió ¿ S. M. desde Medina de Riose- 
co, que, aunque no lleva fecha, resulta redactada cuando el Bey 
daba mucha prisa á su camino, y debe suponerse que por lo 
menos se hallaba en Inglaterra, donde permaneció más de un 
mes. He aquí la carta: 



1 



r'r- ^ '^ V' ^V'í. ' ^?r i^T* "^ • 



V^*^»-*-*- -^-itr;-^ 



lí'. 



Ti . 
I© 



.1 




478 

car sobre este fundamento no se si seria bueno que á las veces son 
como la fortuna que promete lo que no puede dar. 

Debesse de considerar si passado V. M. los Montes si podrían las 
niebes haceros imbernar por fuer9a en Francia llamo la fuer9a no 
pudiendo salir como entra r&des que es con vuestra Artillería, todas 
las otras cossas que muchas veces se oscurece el animo de la gente 
quando la necessidad les fuer9a hacer lo que no harían sin ella i esta 
duda pongo ío por ser macha la gente que en eácogida mas les es- 
fuer9a la necesidad y el peligro. 

Dicen que V. M. á de cercar á Baiona parecerae que oí siempre 
decir que combenian dos Reales por tierra i uno por mar i que no 
puede socorrer el ano al otro en esto mire Y. M. sí ai gente para di- 
vidilla i en este casso no tan solamente se mire el numero mas la 
calidad que cossas son á mi juicio necessarias. 

Assi misino no se si seria bien para los bastimentos hacer gran- 
des i pequeños igualarsse con la necessidad de los bastimentos que 
aunque aia sobra es menester paes nunca lo mucho hace el daño 
que lo poco i que dexen toda la mas parte de la gente inútil, i ansi 
de las bestias que ai demassiadas y que templen los gastos desorde- 
nados que toda cossa de borden escusa el peligro que nace de la 
desorden. 

Yo suplico á Y. M. que sin enojo oía al 4 .^ que le leéi esto y á mi 
me perdone que en verdad señor io hablo como quien desea vues- 
tro servicio i como quien pospornia su vida por alargar la vuestra. 

Dicen que el Rey de Francia esta en León i sus exercitos en las 
Fronteras de sus enemigos si de suceder inui bien la cossa Ubiesse 
seguridad no ternia por desautoridad que vuestra persona estubies- 
se en el campo aunque el Rey de Francia no estubiesse, en la ver- 
dadera autoridad es acabar hombre bien io que comien9a mas en 
cassos dudossos i aun algunas veces claros por aclardilos las neces- 
sidades de escussarsse el maior incombeniente de todo lo que é di- 
cho reciba V. M. mi buena voluntad que lo que io pudiere serbir 
con mis obras io señor no dexare nada de hacer porque nunca á de 
creer Y. M. que ai en el mundo quien con tanta voluntad i tan sin 
ínteres os sirba como yo lo hago i lo haré lo que quedare de la vida. 
Otras cosas avia que decir no menos necesarias que estas que callo 
porque no se en lo que acierto y suele contarse á ierro mi buena 
voluntad Guarde Dios la muy Real Persona de Y. M. con maior es- 
tado y Acrecentamiento de maiores Reinos. En Medina de Rioseco. 

El Almirante. 






131 



480 

coQ tan baena voluntad como comengo la guerra mas en esto se 
debe mucho mirar si sería paz la que aora se hicíesse ó si combiene 
guerra para sacar verdadera paz suplico á su Mag.^de mi parte que 
mire bien esto. 

Dicen que escribe el Arzobispo que el Reí de Frducia ha ia aban- 
donado lo de ilalia i que embia gente á Ruisellon porque Beltran de 
sala tiene trato para que la gente passe por sobre salas á Perpiñan 
esto sabrá bien el duque de alba que la socorrió quando estaba cer- 
cada i sabe que puede hacerse mui bien i aquello tengo io por mui 
pelígrosso porque é visto que á nuebe meses que su Alte9a mando 
ímbiar decientes hombres de armas i no á un mes que salieron del 
Reino i aun dudo que todos sean idos piden mas gente no ai con 
que embiarla. 

Yo he escrito muchas veces por poder para empeñar ó vender i 
anlo tenido por mui mal remedio io ternia por peor perder Reinos 
que empeñar lugares i aun presuponga su Altera si seria mexor 
empeñado cossas que no importan redimir mas de sesenta mili du- 
cados de cambios que su Alte9a paga cada año que con aquellos se 
quitaría lo empeñado i pues lo á de ver i hacer de necessidad no 
combiene que io hable mas en ello. 

Toda la esperan9a que tengo de lo de Ruisellon es esta sangrade- 
ra que abrimos por acá para traerlos á esta Frontera i si no bienen 
tenga su altega aquello por mui peligrosso porque no ai con que re- 
mediarlo ni su Alte9a á querido darme crédito en lo de su hacienda 
que si lo tubiera pudiera ser que sacara algún 9umo apretando bien 
á los oficiales ni he sido creído en esto ni en otra cossa, io de las 
cossas que suceden por milagro i no por ra9on nunca quedo muy 
satisfecho sino con desseo de proveerlas mexor i esto tanto como la 
uno me alegra me desvela lo otro. 

Decid á su JáagA que el empréstito que echamos i la poca plata de 
las iglesias vastaba para pagar á san Sebastian i socorrer la gente 
de armas esto se á gastado en la Armada aunque nunca p.te i ¿ 
puesto en necessidad las otras cossas para que era buscado que de 
otra cossa no se á puesto nada sino solos beinte i siete mili ducados 
que á dado el Thesorero Alonso gutierrez que es el que probee y á 
probeido quanto á que estoi en Castilla el exercito Diego Hurtado i 
el Li.dogapata, el Presidente los del consexo deben ser creídos pues 
io no lo soy. 

El fin es que agora vistas las necessidades nos tassamos todos los 
unos á los otros para que se vendan nuestros juros para complir 
las necessidades del Reino i ansí haremos los estados si ai compra- 
dores» 



-TT3^ír7«^ 



182 

gran daño aunque no viniesse grande exercito porque esta es mu» 
grande aventura. 

Ya é escrito como don Luis de la Gueba á Beobia i sobre venirla 
é cei*car los Franceses salió don Beltran á socorrerla ubo esta nota 
de los Alemanes i lo que combernia seria repararla i porque son 
menester dos mili ducados para ello tengo por impossible que se 
repare porque ni mas ni menos son malos de hallar que en otra 
tiempo seria quinientos mili i creo io que los Franceses an de vol-* 
ber allí i no se si seria cada dia Sancta María porque no teniendo- 
con que menear gente seria de parescer que si no se puede soste- 
ner que se derrocasse porque perderla de otra manera seria perder 
crédito. 

Yo escribí á su Alte9a la grandissima necessidad de que tenia 
Sevilla Xerez i Malaga i aun Córdoba á tenido la misma en que ¿ 
acaescido comerse unos á otros porque fue la esterilidad en todas^ 
las cossas i quitado aparte que por caridad se debía hacer qual- 
quiera merced en el tiempo de las comunidades siempre estubieron 
como verdaderos servidores de su Alte9a que era otra segunda obli- 
gación su UñgA como Magnánimo i Gatholico probeio en hacerles 
merced como lo dice en un capitulo de la carta del condestable é 
mia pero ó por olvido del secretario ó porque acá quisieron tomar 
estas Provissiones i hacer este daño aquellas ciudades no an pare- 
cido ellas saben de mí que su Altega les hÍ90 la merced i no la veen 
por esta falta que digo que es no aver venido acá las provisiones. 

También dice su Alte9a en nuestra carta que embia á mandar á 
los del consexo que estén quedos en Falencia io se lo escribí al pre- 
sidente i el dice que no á ávido carta de V. M. ninguna i por cierto- 
estas cossas tales ni debria aver falta en despacharlas alia ni en 
darlas acá si es verdad que viene porque el presidente se agrabia i 
piensa que esta aquí la culpa. 

Su Alte9a manda que el L.<io Bargas se vaia al Puerto y que Uebe^ 
recado para su cassa real ansí mesmo manda su Alte9a que vaian 
carruaxes i bastimentos el L.<^ose va al Puerto de creer es que pue& 
á coxido siempre el servicio i en ello nunca se le á dado ningún em- 
pacho ni tampoco en los treinta q.^" del estado antes de lo qual 
avia de gastar dallos se á gastado de otras partes el terna rec do 
para todas las cossas porque sino le tubiessen sabiendo para lo que 
su Alte9a le manda ir no se iria al puerto pues no debe de quererlo 
su Alte9a para otra cossa. 

A su Mag.^ é escrito por otras que tan perdida esta Mallorca i 
Xatiba i alxeoira i la ciudad de Balencia aunque esta reducida esta 
mai vellaca están tan enemigos de Yissorei que mientras el alli estO: 



e ba de do poderse sufrir ¡ auD tengo temor que don Beltran de la 



184 

Caeba y el Cunde de Miranda nos an de dexar los cargos porque los 
tienen coa grandisimo peligro de sus personas i de sus honrras < 
con trabaxo inconportable i oosta que ellos no pueden sufrir i sobre 
aver hecho tan ge&alados servicios en acetar los cargos en tiempo 
de tan estrema necessidad aun por cartas no agradecértelo es cossa 
tan dura que pocas veces se sufre largo tiempo. 

Muchas cossas ai que de necessidad se debrian escribir á su Alte- 
ra ivas io debo de ser importuno i por esto i por que en el pensa- 
miento de su Alteta debe aver otros coronistas mas auténticos callo 
lo que veo io que ierro en no decir. 

£1 Condestable é yo estamos tan conformes quanto su Altera maD- 
daba i tenemos uaa misma voluntad i siempre vamos guiados á un 
Norte que es serbir a su Allega pero porque en los pareceres dife- 
riroos no podemos responder juntos en una carta porque podria 
aver en ella algunas contradiciones. el dice su parecer i io digo el 
mió V. A. escoxera el mexor que le paresciere en aquellas partes 
que fuéremos diferentes i creo io que también el condestable no 
abra gana de decir las necesidades tan claras como yo las digo por- 
que á el le parescera que se puede escusar i á mi me parece que 
en las grandes cossas no debe hombre callar lo qne combiene que 
se sepa. 

Diego Hurtado no á estado bueno estos dias es muy buen servidor 
de BU Alle^ i persona de mucho cuidado i en las cossas de el esta- 
do entiende con muí buena voluntad i con muoha diligencia i emos 
le bailado menos en esta su dolencia io de los que veo buenos es- 
cribo lo que conozco i quando veo el coatrario laminen lo digo por- 
que atravessandose cossa de servicio de su Altera uo tengo de tener 
por amigo sino al que viere que es su servidor porque aunque todos 
sirben por cierlo aqui muí bien de el que mas se desuela ase de te- 
ner mas memoria. 

También á estado malo el L.^" (apata el qual á servido á su Al- 
le9a mui bien i gastado mucha hacienda i prestadola en los tiempos 
necessarios es tan cuerdo quanto su Altera conoce i persona á quien 
es en obligación crea su Alte9a que muchas veces eatoi io mal con 
estos por cossas que á mi me parecen que cumplen á su Altera mas 
esto no me á de estorbar que diga la verdad. 

Assi mismo el Presidente del q.io tiene estremo cuidado del ser- 
vicio de su Altera i desvelasse i pierde el sueño pensando en el Re- 
medio de nuestras necessidades i creo que no nbiera perdido su Al- 
lega nada en mandarle que entendiera en las cossas de la hacienda 
porque si el obiera entendido eu ellas pudiera ser que estubíera 
lomada Fueaterabia i aun mas adelante i anssi suplico io á su Al- 



?Si?«T ''""'iv'' 






I 






■;■ / 






'>r 



186 

Es muy curiosa una relación de los Corregidores que estaban 
proveídos en el Reino cuando í>. Garlos desembarcó en San- 
tander (1). He aquí la relación: 

Relación de los Corregidores qae había en España cuando Car- 
los I desembarcó en Santander el i6 de Jnllo de 1522. 

Burgos. Aluaro de lugo, ha mas de un año. 
iogroño y Calahorra y Alfaro el licenciado Villegas a mas de 
un año. 

tres villas de la Costa, luys de guzman | avra quatro meses. 

San bioente de la Barquera el lic.^oXuarez avra seys meses. 

Valladolíd el lic.do de lugo, ha cumplido los dos años. 

Medina del Campo, lope osorio de las Regueras, ha mas de un año. 

palencía Xpoual de torres, ha mas de un año. 

CarrioD y Sahagun. hernando de joara. ha mas de un año. 

León. Bei'naldino de ledezma. ha mas de un año. 

Santo domingo de la Cal9ada. Juan de guzman de herrera, ha 
mas de un año. 

Bezerril. Juan de Villasante. ha mas de un año. 

toro y tordesillas. hurtado diaz de mendosa, avra seis meses. 

Qamora el Comendador yñigo de Quñiga. avra ocho meses. 

Salamanca, donjuán de Ayala. ha mas de dos años. 

Ciudad Rodrigo, pedro de Bazan ha mas de un año. 

Segouia. Juan Alvarez Maldonado. ha mas de un año. 

Auila. Jorge de herrera, ha mas de un año. 

A randa y Sepulveda. don Juan de Robles avra quatro meses. 

toledo. don martin de Cordoua, avra seys meses. 

Alcaraz. diego de Soto, avra un mes. 

Ciudad Real, el lic^o Villegas, ha mas de un año. 

Agreda, diego de Cabrera avra dos meses. 

Soria. Don juan Velez de Medrano. ha mas de un año. 

Cuenca y huete. El marques de falaes avra ocho meses. 

Marquesado de Villena. Don juan de Mendo9a. ha mas de un año 
y estuuo proveydo don Juan Manrriqua qne avra tres meses. 

principado de Asturias, pero ^pata. ha dos años. 

Granada, don yñigo Manrrique que avra seys meses. 

Malaga y Velez. Bernaldo del Ñero avra seys meses. 

(4) Arch. gen. de Sim., Estado, Castilla, \eg. S7, folios 343 
al 318. 



i 



pr^i-' 



188 

sel: dize su B.* que V. M.' haga lo que maa fuere servido, a. o.* 
Qo hablará más eu ello y de lo pasado perdooe Dios á quien in- 
formó mal á su S.* creo que príncipalmente era que mojiua at 
Condestable. > 

El Condestable de Castilla, desde Vitoria el 21 (1), partiendo 
del rumor de que hasta allanar á Castilla no debían entender 
en otros negocios, escribía á D. Carlos qoe podía tener por cier- 
to que en tiempo de tos Reyes Católicos nunca estuvo tan alla- 
nada Castilla como agora, que no quedaba otra cosa por alia- 
nar sino Fuenterrabía, y porque éste era de la importancia que 
tenía escrito, no alargaba más esta carta porque do iba á otra 
cosa. El mismo día 21 (2) llegó á Toro la noticia de la llegada 
del Rey á Santander, y Oarci Alonso de ÜUoa escribió el 23 al 
Emperador felicitándole y diciendo que no fué á servir á S. M. 
porque toda la gente de las guardas estaba aposentada hacia 
aquellas partes; y como les daban á comer los pueblos mucho 
tiempo sin pagarles, todos los días había en qué entender los 
unos con los otros. Su hijo, herido en Yillalar, no podía ir á 
servir á S. M. 

El 23 estaban en Vitoria el Almirante y el Condestable y es- 
cribieron al Rey (3), que habían recibido la suya del 21, antes 
que allá llegase Meneees de Bobadilla, con la pretensión de que 
quisiese guiar su camino para Vitoria para que hiciera la em - 
presa de Fuenterrabía, y esto pareció y parecía ser más acerté - 
do consejo para servicio de S, M. y paz y descanso de estos 
Reinos, que no ir á Falencia dÍ Tordesillas, porque estando la 
Reina en la iudisposición que estaba, no se ofendía uí á Dios 
ni á S. A., y para el cumplimiento del mundo importaba poco, 
pues todos sabían la iudisposicióa de S. A. Si todavía determi- 
nase no ir á Vitoria, parecía que debía llegarse á Burgos, por- 
que irían allí á besarle los pies y las manos y á informarle de 
los negocios de paz y de guerra que se ofrecían, y en solos tres 
dios podría dar la orden de lo que debía hacerse para cobrar & 
Fuenterrabía, porque la principal cosa que S. M, podía y de* 
bía hacer para ganar la benevolencia y entero amor y verdada - 

(i) Aroh. gen. de Sien., Estado. Castilla, leg. 87, fol. 308. 

(2) ídem id., id., id., leg. i.", fol. «75. 

(3) Idenrid.. Comunidades de Castilla, leg. 5.", fol. 343. 



190 
, Gfi Otra de la misma fecha y acerca del propio asanto. 
)DÍal de la entrada del Emperador. Y comisiÓD á tres 
lares para besarle las manos. D. Carlos I entró en Palen- 
I de Agosto, y sa primer cuidado fué visitEU- loa cuerpos 
Ildefonso y San Atilano. 

f 

referencia al día 30 de Julio (1) existe una carta dirí- 
ir la ciadad al Emperador, diciéndole que por la ciudad 
qae S. M. había de yenir á ella, y para averiguarlo en- 
lor mensajeros á Joan Pedro de Cartagena j al Dr. Zu- 
qoíeoes eacribieron y suplicaban les mandara dar entera 
idito á lo qae de parte de la ciudad dijeren, 
la carta ejecutoria mandando dar á la mujer é hijos de 
del Castillo, vecino de Burgos, ochocientos noventa y 
I doscientos ochenta maravedís por los daños que le hi- 
an dicha ciudad en tiempo de las Comunidades, apre- 
en seis mil ducados. Le quemaron su casa principal en 
fa, que era de las buenas que en la dicha ciudad habla, 
con ella otros dos pares de casas, y asimismo le habían 
lo y robado toda su hacienda sin poder salvar cosa al- 
')■ 

ProonradorBB presos en el autillo do Ktdina. 

1 de Julio se expidió Real Cédula desde Vitoria (3), con- 
o á Gómez de Haro, Alcaide de la Mota de Medina del 
, que pudiera tener Á sueldo quince hombres para que 
-se los Procuradores de la Junta. 

Irch. gen. de Sim., Comunidades de Cattilla, leg. 12, fo- 

dem id., M, P, V y G antiguas, leg. 50, 
dem id.. Cédulas, lib. LXI, fol. 186. 



193 

yno esta de cnenta a vra mag.^ a aquella saplico le ova y de ore- 
0. y lo deste Bejno do rnaade prouer con aqnella breuedad e 
Mtesa que conviene, porque certifico a Vra A. que si asi no se 
te que la cosa esta oy en peores términos qne nunqaa y el Re- 
ídlo y castigQo de ella es tan fácil quanto aquí no se podría sini- 
ir como quiera que los de acá Tueren lo escrioen y dificultan niu- 
I a los quales crea v. m.' después de my bien ynrormado. y no 
kes. yo quisiera yr lue(;uo a besar las mañosa vra magestad sino 
e niy flaca disposición no me a dexado fuerzas que aun al papa 
I cerca do puedo yr sino por mar como quiera que este alguo me- 
lueguo me daré priesa en mi camino cuya vida bien aventura- 
y Real estado conserve nuestro señor y acreciente muchos alios 
on mucha prosperidad del grao oy myereoles treynta de Jallío. 
de vra mageslad 
muy humill servidor que sus reales mano besa 

el Ar;obpo 
de Santiaguo. 

Nallom. 

D. Juau de Requesena y de SaD Climent, escribió deade Sat- 
I uua carta á Carlos I, fechada el 4 de Julio (1), participáa- 
le que en ud alboroto en Ciudadela babfaa atravesado de 
ballestazo á su hermano el Gobernador de Menorca, y que 
caso de que vacare dicho oficio uo se olvidara de él. 
Y D. Francas Burgués, desde Barcelona á 20 de Julio (2), 
ribió á Carlos I sobre las ocurrencias de Mallorca y miserias 
e sufrían en la dicha villa de Alcudia. 

FraiUs eomnneros. 

Bn Real Cédula expedida en Vitoria á 11' de Julio (3), se cod- 
nó que Fr. Francisco Benegas, Provincial eo la de Santiago, 
Tr. Francisco de Huete, su Comisario, á cansa de andar al- 

1] Real Academia de la Historia, Colección Sataiar, ^-25, fo- 

2. 

i) ídem id., id. id., fol. 63. 

3) Aroh. geo. de Sim., Cédulai, lib. LIX, fol. 13i. 



J 



■• -•rrw ;j--. ,--«w, 



^^jsfr 'n^'rT y^-'y^ 




c* ■( 



494 



Daños, seouestros y mercedes. 

AldoDza López reclamó sa dote, y en 4 de Jalio (1) alcanzó 
ejecutoria en el pleito que siguió con el Receptor de los bieues 
confiscados. Por £eal Cédula de 14 de Julio se ordenó al Li- 
cenciado Francisco de Vargas, Tesorero (2), que de caalesquier 
maravedís de la consignación para la guerra, que estaban á su 
cargo, diese y pagase á Santiago Gil diez ducados de oro de que 
á nombre del Rey se le bacía merced, para que hiciese una 
mano de hierro por la suya que se le cortó en Tordesillas es- 
tando en el servicio Real. En 18 de Julio (3) recayó ejecutoria 
en el pleito seguido por Juan del Hierro contra los vecinos del 
lugar de Villarán sobre reclamación de daños que le habían 
causado con motivo de no querer seguir el partido de las Co- 
munidades. 

Por Real Cédula de 16 de Julio (4). se mandaron poner en 
secuestro los bienes que el Dr. Valdivieso, vecino de Salaman- 
ca, tenía en el lugar de Cañizal en poder de Mateo Bastardo. Y 
en 30 de Julio (5) se dictó ejecutoria en el pleito seguido con- 
tra el Procurador Fiscal Juan de Tejeda como curador de Gas- 
par de la Puente y Ana Carranza, sobre reclamación de sus 
bienes secuestrados en tiempo de las Comunidades. 

Y en cuanto á mercedes, en 14 de Julio (6) se expidió Real 
Cédula al Licenciado Vargas para que pagase á Francisco Ló- 
pez, vecino de Corral de Almaguer, veinte mil maravedís de 
que se le hacía merced por sus servicios en tiempo de las Co- 
munidades. £1 mismo día 16, que desembarcó el Rey en San- 
tander, se expidió otra Real Cédula (7) mandando que el Re- 
gimiento de Gonzalo de Guzmán, vecino de Salamanca, ausen- 
te, se diese á D. Gutierre de Robles. 



[\) Arch. gen. de Sim., Registro general del SellOf Julio de 1 522. 

(2) ídem id.. Cédulas, lib. LIV, fol. 359. 

(3) ídem id., Registro general del Sello, Julio de 4528. 

(4) ídem id.. Cédulas, lib. LXI, fol. 192. 

(5) ídem id., Registro general del Sello, Julio de 4522. 

(6) ídem id., Cédulas, lib. LXI, fol. 490. 

(7) Idemid., id., fol. 494. 




«ITT' I 



r*"! 



'■¿3 



:Tf 



196 

D. Carlos, con toda su Corte, estaba el l.o de Agosto en He- 
rrera, para continuar el 2 y el 3 en Melgar de Arriba, el 4 en 
Amusco, y llegar el 5 á Falencia, donde se le recibió con gran- 
des demostraciones de cariño, permaneciendo en dicha ciudad 
hasta el 24, en que partió para Cabezón, llegando ¿ Vallado- 
lid el 26, donde se encontraba el último día del mes de Agosto. 
Acudió el Consejo Real á Falencia, y aunque no resulten es- 
critas las instrucciones que recibiera, aparece claramente de- 
mostrado que el Consejo comenzó á instruir procesos contra los 
principales comprometidos y aun contra algunos perdonados; 
y con omisión de las principales garantías que deben conce- 
derse á todo acusado, y siguiendo el sistema del terror emplea- 
do por el Dr. Zumel en Toledo, Alonso de Saravia, Procurador 
de Valladolid en la Junta, fué sentenciado á muerte vergonzo- 
sa y ejecutado en Burgos. Siete de los Frocuradores de las ciu- 
dades y villas de voto en Cortes, entre ellos Pedro de Sotoma- 
yor, de Madrid, y Juan Solier, de Segovia, sufrieron la misma 
pena en la plaza de Medina del Campo. El Licenciado Rincón 
y el Alguacil Pacheco fueron degollados en Valladolid. El pe- 
llejero Valloria, en Salamanca, y en diferentes puntos el Jura- 
do Diego de Montoya, Diputado por Toledo; Pedro Menico, por 
Toro; el Licenciado Bartolomé de Santiago, por Soria; el Doc- 
tor Juan Cabeza de Vaca, por Murcia; Pedro Sánchez, por Sa- 
lamanca; Hervás el artillero; el Licenciado Urros, vecino de 
Burgos; Juan Repollo, de Toro; Antonio de Villena, de Valla- 
dolid, y Francisco Pardo, de Zamora. Hasta D. Pedro Maído- 
nado Pimentel, sobrino del Conde de Benavente, que fué libra- 
do de la muerte en Villalar y hacia diez y seis meses que esta- 
ba preso en Simancas, fué mandado ejecutar por el Licenciado 
Fernán Gómez de Herrera, y el día 16 de Agosto entregaba su 
alma á Dios, entre las lágrimas de un hermano suyo, fraile de 
San Francisco, y el pesar de todo el pueblo de Simancas. 

Esta conducta restó muchas simpatías á D. Carlos I, y del 
general clamor se hizo eco el Almirante de Castilla en varias 
de las cartas que escribió al Rey, criticando el sistema que se 
iniciaba y condoliéndose amargamente, y con razón á nuestro 
juicio, que después de perdonar á algunos de los culpados en 
nombre del Rey, éste los mandara procesar y castigar, lo cual 
constituía una reprobación de toda la política de los Goberna- 



A 






• *-' rlP^H 



498 

vicio. La carta del Almiraute eetaba redactada en los siguien- 
tes términos: 






Carta del Almirante de Castilla al Emperador despoés que el Rey 

reg^resd á España, Ágeoste de 1522 (1). 

o* U, C/* Mm 






Entre las causas que suele aver para que alguno osse decir la 
verdad á su Principe y señor la mas cierta suele ser hallarse cerca 
de la Muerte y puesto que teniendo vida io aia escrito á Y. M.^algu- 
ñas cossas á Flandes i dicho después que vino en este Reino, no me- 
nos verdadera que la que diré, ni menos couiplideras á vuestro ser- 
vicio teniendo esto solo delanle de los ojos á de saber Y. M. que á 
tres días que á mi me vino un mal que en pocas horas me apretó 
tanto que pense que era la muerte i aunque de aquel quede bueno 
loado Dios, como de vejez que es mal mas incurable me hallo flaco 
obro tanteen mi que rpe á traido á la memoria que si durara un dia 
roas no hallara fuerzas para resistille determine en mi voluntad 
antes que el cabo de la vida que cada dia espero viniesse de decir 
á Y. M. mui claro lo que me parece que combiene á vuestro servi- 
cio que sepáis podra decir á Y. M. que quien me pusso á oii en este 
cuidado S. C. G. M. pareceme que á mi me combiene mas que á otro 
assi porque aunque Dios os constituio en maior dignidad que la mía 
no os reserbo de tener algo de mi sangre como porque mi hedad no 
solo me da livertad para hablar mas me fuer9a para que lo diga lo 
otro porque aunque Y. Af. parezca que no es obligado á sentir 
qualquiera incombeniente que viesse que podria no remediándose 
deshacer aquella otra de que io fui Maestro comoacaesce á los arli- 
fices que les duele quando ven maltratada la obra que salió de sus 
manos. 

S. C. G. M. en estos Reinos fue mui deseada vuestra venida por 
que los que os avian hecho el dessacatamiento penssaba que vues- 
tra benignidad i piedad consumiría todas sus culpas i que seriades 
el verdadero Medico de sus enfermedades vieron á Y. M. en aquel 
cadahalso con tanto triumpbo i Mag.<^ hacer un perdón que deshÍ90 
el que con todo vuestro poder estaba hecho porque los que debaxo 
del que en vuestro nombre hicieron los Gouernadores ivan todos 
los que no fueron exceptados seguros i con el que hicistes quedaron 

(4) Riblioteca Nacional, VLSS., E'iS9, fol. 08 vuelto. 



m. 



-y 



■^ 



ti 



200 

Magostad si olese lo que lo que la gente oss^ decir que es una cossa 
muí peligrossa i por tal se tenia en el tiempo de los Romanos el os- 
sar hablar i no lo remediaban ellos con el cuchillo sino con la gra- 
tificación porque en el amor tenia mas confía n9a que no en la fuer- 
9a, que el temido por fuer9a á de temer ninguno decirme seguro 
sino aquel que todas las cossas tiene seguras. 

V. M. se á apartado en todo lo que á hecho de tomar el parecer de 
sus Gouernadores que á sido para nossotros mui buena obra i para 
vuestro servicio mui contraria porque el crédito que nos dio la bue- 
na fortuna i nuestros trabaxos en el Mundo acrecientanosle V. M. 
haciendo lo que hace sin que entrevengamos eo tal consejo mas de- 
besse mirar que crédito teman para gouernar los que dexaredes 
quando nossotros que tan grande le tenemos en el Mundo ninguno 
tenemos en vuestra Real persona dicenme que V. M. deshace todo 
lo que hicimos porque ningún Governador salga de los limites del 
poder que les dexaredes si algún infiel ai que tal aconsexe sepa V. 
M. del si se podía gouernar Castilla con el que nos distes i si la ha- 
llaredes perdida si nos guiara el norte que Y. M. nos dexo menester 
fue perdelle i cobrar otro para hallar oro como en el camino de las 
Indias se deshace. 

Yo he suplicado muchas veces á Y. M. que quiera perdonar á 
aquellos caualleros que io saque en tiempo que tan gran provecho 
os hice de las comunidades á vuestro servicio que fue una de las 
caussas por donde ellos se perdieron i nos quede poder para desha- 
cellos q.doel fuego andaba encendido á Y. M. parecía bien en Flan- 
des que sacarles el sesso que en su mal los governaba i quítalles la 
fuerza con que se sostenían justo era que pareciesse bien pues como 
podían salir ellos sin que io les prometíesse lo que Y. M. les quita 
yo los conocí por enemigos quando os desirvieron i por amigo quan- 
do vinieron á serviros ni tengo de ellos otro conocimiento ni otro 
deudo ni otra amistad pareceme que me agrabia Y. M. condenan- 
dolos i que mis servicios merecían no ser tan reprobados mis obras 
que aunque otro no os hice sino el que os hago diciendoos verdad 
debria ser mas creído que otro ninguno suplico á Y. M. que consi- 
dere el tiempo en que se hÍ9o i hallara que en cassa i en el campo 
teníamos peligro con la misma gente i de lo que os reconocían no 
ossavamos pedilles las rentas reales para pagar la gente porque no 
hiciesse mudan9a para lo qual combenia buscar otros remedios i 
aun por que no se quenta por locura al capitán que busca todos los 
otros remedios antes de venir á la batalla pues como señor una mis- 
ma vianda a veis de hallar agria i dulce parecióos mí obra necessa- 
ría en Plandes í mal en Castilla mire V. M. que lo que fue puede 



k 



t.^A 



lid DioB entendimiflQto, bien es que oa acordeyi de aquello 
)ara remediarlo en lo presente, no dando crédito á loa qae fue- 
on causa de tanto dafio, que loa extranjeros no supieran loa 
laminoa de la perdicioo, si los castellanoa oo se la moatraraD. 
acuérdese Y. M. que la primera gobernación levantó el Reino, 
' la segunda le perditf, j queda por pasar la tercera. Vea V. M. 
i es bien de mirar mae en ello, pues los mismos Miniatroa de 
o pasado, son aquellos á quienes agora ae da mayor crédito. > 
)e Ihs varias cosaa que debía considerar, era la primera de ellaa 
[ue era Emperador y no Dios, que podía estar en todo cabo, j 
omtí había de sostener loa Estados con amor, éste no se adqui- 
ia sin buenaa obras. Debía pensar que no era aeHor témpora, 
ioo heredero perpetuo de estos Reinos, y tenía que remediar 
DB dafios que el Reino recibió haciendo mucha justicia; que sus 
ifíciales fuesen virtuosos y no enemigos del Reino; que no hu- 
lera dilaciones apasionadas, y que los Jueces estuviesen Ubres 
n el juzgar y no atados á la voluntad de otro. Las alcabalas 
iebían encabezarse cou alguna quiebra que los pueblos pudle- 
ao pagar, excusando albaqufas, receptorías y otras vejaciones. 
io debía pedirse al Reino servicio, pues no debía curarse cou 
quella cosa que hizo la llaga, la cual no estaba curada, sino 
obresana. Era mal consejo decir que los Reyes CatóUoos lo 
lacfan, y al efecto hacía un paralelo entre la apoca de dich(» 
leyes y la presente. Era mala política tratar mal á los servi- 
lores para ganar la voluntad de los qne desirvieron á S. M., 
lUes el no gratificar á los primeros, derrocaba los grandes Er- 
ados, y la gratiñcaciÓD los acrecentaba. £1 desagradecimiento 
«recentaba el odio en los daDados y bacía tener á los servido- 
es mala voluntad. Después que vino el Rey á este Reino, no 
ólo no hizo mercedes á los que le sirvieron, que ciento treinta 
ail ducados que proveyó de la Iglesia uo se hallaban dados 
tes mil á los que le dieron el Reino, dejándolos sefiores de lo 
|ue robaron y hecho mercedes de oficios y beneficios, y á uíd- 
¡uno de los qne tomaron la lanza en la mano se les hizo mer- 
ed ninguna. Andaban muchos negociantes perdidos por no ba- 
lar camino, y más valdría un consejo que tantos, que ocupa- 
lan el tiempo y la gente se perdía. 8i se perdía Mallorca, más 
lerdido sería el poso de la mar que el de la tierra para lo de 
levante; Ruísellón y CataluOa estaban perdidos. No habla jas- 



204 

qae sufragar los gastos hechos; otras para que mandase librar 
lo que la ciudad gastó en la guerra de Navarra y Fuenterrabia; 
gratifícacioDes á los porteros de Sala, de Cámara, de masa y de 
cadena, y ¿ los reposteros; y por último, se adoptaron otros 
dos acuerdos, referente el uno á procurar que el Corregimiento 
de Becerril y de Gisneros se uniera al de Falencia, y el otro 
para el arreglo con el Obispo de Villamuriel» cuyo palacio fué 
destruido por los comuneros, único hecho de guerra ruidoso 
que los de Falencia realizaron. Resulta, por último, que el Con- 
cejo de Falencia acordó, en 8 de Agosto, entregar al Limosnero 
de S. M. mil doscientos maravedís. 

Madrid. 

La villa nombró para ir á besar las manos ¿ S. M. al Regi- 
dor Diego de Herrera con doscientos cincuenta maravedís de 
salario cada día, que era el que solía dar á un Regidor (1). 

Oomuneros condenados á muerto. 

Ferrer del Río, en su Monografía acerca de las Comunidades 
de Castilla (2), presentó una dolorosa estadística de los comu- 
neros que fueron degollados después del regreso de D. Carlos á 
Espafia y por sentencias que pronunció el Consejo Real, que re- 
sidía en Falencia al lado del Emperador, y de cuyos consejos 
y procedimientos tan amargamente se quejaba el Almirante de 
Castilla. Veintitrés comuneros forman aquel triste catálogo» 
entre ellos Alonso de Saravia» Frocurador que representó á 
Valladolid en la Junta general del Reino; D. Fedro de Soto- 
mayor, Frocurador que fué por la villa de Madrid en la Junta 
de Avila y Tordesillas, y que el 13 de Octubre de 1522 fué de- 
gollado en la plaza de Medina del Campo (3). Siete de los Pro- 

(4) Documentos iaéditos para la Historia de España^ tomo II, pá- 
gina 317. 

(2) Ferrer del Río, Historia de las Comunidades de Castilla^ pá- 
gina 288. 

(3) Documentos inéditos para la Historia de España, tomo II, pá- 
gina 455. 



Á 



• * 



206 

Real persona. cYo conozco qne mis culpas contra el servicio 
de 8. M. han sido tides que ni la intención las podia salvar m 
ella salvarse de la culpa de ellas, y asi ni hallo discolpa para 
ellas ni la quiero buscar aunque la pensase hallar, pues nin- 
guna puede ser tan bastante que baste para restituirme en la 
gracia y voluntad de V. M. que justamente tengo perdida. » 
Suplicó le perdonase en aquella hora que pareciere lo merecía 
alcanzar» como la cosa que más deseaba, y mostrar con servi- 
cios la voluntad con que nació y vivió de hacerlos y el peear y 
arrepentimiento de haber incurrido en lo contrarío de esto. La 
carta dice asi: 

Carta original de D. Pedro Girón á S. M., fecha en Talboena ¿ 6 de 

Agosto de 1522 (4). 

S» Cm C» M» ^ 

Ya creo que habrá sabido V. M. del Condestable la causa de no 
haber sido yo de los primeros que fuesen á besar los pies de V. M. 
después de su bien aventurada venida en estos sus Reynos, y aun- 
que él haya dicho todo lo que mi tiene entendido porque la verda* 
dera confesión para alcanzar más breve y verdadero perdón ha de 
ser fecha por el mismo que hace los yerros la quiero yo hacer á V. 
M. con aquellas calidades que se debe hacer á Dios pues en su lu- 
gar esta Y. M. en la tierra, y lo primero que digo es que sin tener 
confianza en ningund servicio que yo halla hecho á Y. M. antes 
ni después de los enojos que le he dado, sino solamente confiado en 
la grandeza y bondad de vuestra Real condición para que usando 
dalla Y. M. será servido de no juzgarme por mis obras sino por las 
que se han de hacer á la esencia de su Real persona; Yo conozco 
que mis culpas contra el servicio de Y. M. han sido tales que ni la 
intincion las puede salvar ni ella salvarse de la culpa dellas, y asi 
ni hallo desculpa para ellas ni la quiero buscar aunque la pensase 
hallar pues ninguna puede ser tan bastante que baste para resti- 
tuirme en la gracia y voluntad de Y. M. que justamente tengo per- 
dida sino es solamente que conociendo yo á Y. M.^ lo que he dicho 
de Y. M.t á conoscer de si lo que debe hacer, y dicho esto no su- 
plico á Y. M. que me mande perdonar porque de su perdón y gra- 
cia nunca me hallaré merecedor fasta aquella hora que á Y. H. le 



(1) Arch. gen. de Sim., Estado^ leg. i*^ 



^W.-' ■ ^T^^ 



•-I»'.»*»-». 



'W 



.:<'•• . 






é'v 



:J' 



•di^' 



208 

Halar; la inteligencia que con todos ellos tuvo Gutierre López 
de Padilla, hermano de Juan de Padilla, hasta el suceso del 
dia de San Blas, en que huyó de la ciudad Doña María Pache- 
co y sus parciales, hasta que fué á pedir' seguro por su vida al 
Arzobispo de^Bari. A tenor del interrogatorio que formuló «1 
Fiscal, declararon Francisco de Marafión, Regidor y vecino de 
Toledo; Perafán de Rivera, que vino á servir desde Sevilla 
^ para reducir la ciudad; Pero Ximénez de Luduefía; Diego de 
la Xara, Alguacil; Luis de Segovia, Alguacil; Licenciado Gar- 
cía de León, Jurado; Diego de Vargas; Baltasar de Yanguas, 
hijo del Dr. d^ Yanguas; Francisco de Mata, criado del Bachi- 
ller Juan Ruiz de Rivera; Diego de León; Fernando Ponce; 
Rodrigo de Torres; Francisco de Prado; Antón Gómez de Go- 
mara, Escribano de Toledo, que fijó la fecha del levantamiento 
de la ciudad en 16 de Octubre de 1520, y Gabriel Serrano. En 
todas estas declaraciones hay datos curiosísimos para comple- 
tar la historia del movimiento comunero en Toledo. Y al final 
de este proceso, que comenzó en 11 de Agosto de 1522, existe 
una nota puesta en la villa de Valladolid á 18 de Agosto del 
1523, haciendo constar que este proceso, ceiTado y sellado, se 
entregó á Baptista Felipe Ginovés en nombre de Alonso Nú- 
fiez, Escribano. 

YalladoUi. 



Pedro de Arce, vecino de Valladolid, entabló reclamaciones 
en 20 de Agosto (1) contra el Concejo de Guaza (provincia de 
Pelencia), sobre reclamación que éste le bacía de ciertos cbara- 
vedís que había cobrado con despacho de los que se decían 
Junta. Existe una Cédula, fecha en Valladolid á 25 de Marzo 
de 1521 , expedida á nombre de la Reina por la Junta general, 
mandando al susodicho Receptor de la Merindad de Campos que 
pagase cuarenta y dos mil maravedís á D. Juan de Mendoza, 
Capitán General de la Infantería y Capitán y Gobernador de 
toda Campos con la ciudad de Patencia. De las declaraciones 
de los testigos examinados, resulta que los de Guaza dieron los 
dineros á Arce de voluntad, sin ser apremiados. 

(4) Arch. gen. de Sim., Consejo Real^ P. P. y Exp., leg. 83, fo- 
lio 7. 



J 



210 
los procesados contra loa exceptuados del perdón concedido por 
S. M. á algauas oindades y villas por delitos cometidos en tiem- 
po de las ComanidadeB. 

Ptíbí¿ii del Obispo i» Zunon. 

De MeDiorial decretado en Yalladoüd A 30 de Agosto (1) re- 
solta, según relación de Dofia Lucia de Ezcaray, que sa mari- 
do, el Capitán Gonzalo de Oviedo, falleció haría un mee y tuvo 
la dicha Capitanía en las guerras de Ñapóles, y laego fué cau- 
tivo en tierra de moros, matándole tres hermanos, y despnés 
fué también de Capitán al Reino de Navarra. Según conoci- 
mienlo del Alcaide de la fortalesa de Navarrete, sa marido fué 
el que prendió al Obispo de Zamora y le puso en dicha forta- 
leza. En la jomada de Navarra hizo seQalados servicios; y como 
el Rey de Francia le taviese por Capitán señalado, le envió á 
requerir que viviese con él, ofreciéndole mil coronas, y lejos de 
aceptar, preudió al francés que le traía el mensaje y lo entregó 
al Capitán General, realizando otros muchos servicios. Dejó un 
hijo de poca edad y un hermano diestro en las armas. Y pidió 
por merced que se le concediese á su hijo la dicha Capitanía, y 
en tanto que tuviera la edad la sirviese su tío Fernando de Ovie- 
do, pues su marido no gastó su hacienda, eino la dote de la su- 
plicante. 

Goffliinsros nfogiados sn Portugal. 

Es muy curiosa é interesante la correepondencia que man- 
tuvo el Embajador de EspaQa en Lisboa acerca de la extradi- 
ción de Dofia María Pacheco, Fernando de Avalos y otros ex- 
ceptuados, y en 19 de Agosto (2) Cristóbal Barroso, que dee- 
empefiaba aquel cargo, escribió ¿ S. M,, diciéndole que el Rey 
D. Manuel, apoyándose en las capitulaciones entre ambas Co- 
ronas y en haber empeñado su palabra Real, no accedió á preo- 
der á Dofia María Pacheco, Fernando de Avalos y otros excep- 
tuados del perdón de las Comunidades de Castilla. Sólo con- 

(1) Arch. gen. de Siiu., Cámara, Jtímnoriales, ieg. lii, fol. 53. 
[3] Documeolos inéditos para la Historia de España, notas de 
D. Tomás Goniález, tomo 1, pág. 8^7. 






j 



--^ 



SIS 



bi a bar^eiona per les postes per SM-vey de voslra HajVslal li tinoh 
donat y aximateíx li tinch mostrades les instruchcíons y caries eo 
blanch vostre Hajestat te feles en ma orefaen^a per alguna parli- 
¡hotars lo día apres aoven. 

les cartes de Voslra Hajestat per persona segura y hun berganti 
en jui^a si uírey de msllorca lo qual ñus lo día preseDt ao es uin- 
gut per DO aner trobet pesatge ires dies apres per seruey de Voatra 
Hajestat lo arzobispo me amenat auas a tortoia ab lo rigent de ma- 
llorra miser hubach per que suplicharem la sanchtidat de nostre 
aant pare li plosques dexarbuna partde Usua armada perproueyr 
sobre les coses de mallorca en lo temps tarderia pozarse en borde 
tole le armada lo quel el fin nos dirá que no era puciblediaidir dita 
irmada per ser tan prompte la sua partida apres aperegut al metex 
arzobispo suplicharase Santidat li plosques dexar el menys dos goa- 
eras per deu o quinie dies ab les quals se agüera lanqual lo port 
)e mallorca y Uenats los veiells marilims per que vistasen leaguats 

la illa síds se rreduisen ho altrement Vostre Majestat y proneys 
:on forma a son servey y axi metesch estar respots no era pusitbia 
ler la metexa cauza apres vuy que som a dos de aguost amenat lo 
ir^obispoa miser hubach vsge en mallorca en la vila de alchudia 
ler que de part de voslra Hajestat los manera soo pena de la üde- 
itat se rreduesquen a la bobedientia de voslra Majestat ab speran- 
:es que algún aci li andonades que los fidelisimos de Vostra Majes- 
st son en mallorca per forsa Taran ab alguns de los mals quis peni- 
lan qucs tornen a la bobedientia de Vostra Hajestat y aso per que 
IOS a pulgut fer altra coia per teñir detinguts tots tos vaxells ma- 
'itims se Santelat com encoré per no aoer Gns vuy trobat ninguna 
nanera de dires per ningún deis spediens que fins aci se asen trech 
ats deles coxes deis inobedienls pobles de mallorca serttflob a Vos- 
ra Hajestat tenieu pozat citi per mar a la uila de alcudia per 90 
ue aquella no pesques eser socorreguda de uilualles y per poder 
llar lou blats lenia dita uila en los camps per bont es stat for^at ais 
omens de be per seruir a voslre Majestat y que dita uila nos per- 
es armar la galera del precburador reyal y allres fustes ab les 
|uals an fet llenar dit ciii y pres huna fusta deis pobtes la geni 
lella an pozade en gualera fins que Vostra Majestat altra ooza ma— 
era y los de dita uila an cboUils los pans tenien en los camps. 

dila uila ben proueyda de gent y armes no li falte sltre coia qae 
litualles tardact Vostra Majesiat proueyir sobre dites cozes se po- 
.a dita uila perdre, ja aura serlificbal a vostre Majeslat lo nirey 
B mallorca com los pobles auien feta armada per rreuoltar yui^a 
] 9ÍD0 pendre la y sirua allurs uollunlals lo uirey y seot de yui^a 



milia bomens sobre la oila de alchadie y mes an (ete armada per 
mar per que noy entreo ab sochorra de nitualles le qual armadi 
son Ires fustes d« rrems eoia d« pocha ínapertaDiie es da mcAt ad- 
mirar perseuereo ab unte inhobedieitia cfarezent «empre es los 
mola dells qnals lÍDch ja scrít a Vostra Uajeslat sol baate dirli a 
Vostra Hajestat ab aquesta que anaque sisen fer tot la mal poden 
TUy es arribal don joaof de vellascbos eapila de Vostra HajesUt de 
les qnatro gualleraa de qusstella sí Vostra Hajestat seria seruit ma- 
narlí anos en Hallorqua jo tínch per aert se rraduiria aqne)l regno 
a le bobedieotia de Vostra Hajestat y per so qnant pueh suplique a 
Vostra Hajestat de part de tots los fidelicimos de Vostra Hajestat 
deis qoals jo tinoh poder li placía manar ditas gnaleras ensempa ab 
les dos fustes porten bagen en mallorqua y per que sobre dites coses 
seruid algvns bomas debe a Vostre Hajestat aoomplimanlja nooura 
dirli mes per no eser prolix saino que fos a saber • Vostre Hajestat 
oomi los inobedients pobles me an saqualgade le chata y destrui- 
dos les eretats per ser fideiicimo y seruir a Voetre Hajestat y no 
contenta de auer me destruyt an pozados guardes a ma maro multep 
fils y jermana dient los volen matar puya yo e cintat centra ella a 
Vostre Hajestat y son sachra oonsell deis qnales «otes reste jo oon- 
teot pay son per seruey de Vostra Hajestat y axi tinch hofert * 
loobtínent general de Vostra Hajestat la mia peraona yquanto tia^ 
fora de mallorqua per seruey de vostra Hajestat y nostro senyor la 
uida y stat de vostra Hajestat per molts anys prospera y aumenta 
ab uichtoria da los iniíaiohs com desilga de la sua ciutat de barse- 
lona a xii de agost any HDXXII. 

Sacra Cesárea Católica Hajestat 

De aqnest seu fanrotl supdit vexall qui les msns y peus de Vostra 

Hajestat beta 

Miquell surada y englada. 



■cBorlal de varios vecinos de Barcelana ¿ S. N., fecha eo Barce- 
lona á 14 de ¿gesto de 1522 (t). 

Sacra Cesárea Calolica Majestat. 

Teninl vostre Sacra Hajestat noticia per informacio de DMMsea 
joao antoDi Iwrthomeu tremes per nosaltres a Vostra Hajestat d» 

(4) Real Academia de la Historia, Colección Salazar, A-MS^ fo- 
lio 4U. 



■■1 



316 
DOS portesca fins dit regDe síe del tot redait: y mane Vostra 
t pronebi de díts deii mília ducals per la dita redoctio soa 
er o teoim per cert Vostra Hsjestat fara com a olemeotisl- 
)Dor haura oompassio de Uats boas vassalls que sois per 
la Gdelitat deusD a Vostra Hajestat han perdat molts deutes 
patrimoDÍs; y la Sanlissima Trinitat goarde y prospere la 
ta persODa de Vostra Católica Hajestat ab augment de son 
y victoria de sos inimichs: de la sua oiutat de barceloaa 
le agost any MDXXII. 

De Vuestra Sacra Cesárea Católica Majestat 
labdits y vassalis quí les reyals maDs y peus de aquella 
besen 

Jo. francb burgaet 
P. Halserit 

miquell sureda y englada 
Jaume montanyans 
aolonio de clemets 
Jaanot bartomeu 
Taiip Safe 
joao miquelfuster 
francesch de olesa 
Jordi pau mon 
R. di brull 
jaDot de pacbs 
antoni de pagdeaila 
perol miro 
miquel bartomeu 
Jaume marlí. 



TtltneU. 

> rastra la inTestigacióo las cartae que el Gobernador 
ilenm y Jaime Ferrer eaoribieron á S. M. (1) recomen- 
• á los bijoa de Gaspar Rosell, muerto sirviendo á S. M. 
oñoio de Aeeaor y durante la revolución de la Germanfa. 

Beal Academia de la Historia, Colección Salatar, i4-S5, fo- 
y 15t. 



¿r 



F ftJ- 



l"' ■< 



2i8 



i. ^ 



t** 



^V^ 



-Oorrespondeneia entra el Condestable y Almirante de Castilla con el Rey de 

España. 

El Coude8tabl0 de Castilla, en carta á S. M. desde Sargos, 
entre otras cosas le recordó, que tenía pedido el Arzobispado de 
Toledo para su hijo Bernaldino, sin que hasta entonces, ni en 
esto, ni en otra cosa que hubiese pedido, tuviera respuesta que 
le satisfaciese con obra, pues de palabras muertas estaba bien 
pagado de S. M.; poro como los hombres no vivían de sólo pan, 
suplicaba que si no lo había mandado proveer, lo proveyese 
luego, pues cuando S. M. se acordare que le encomendó estos 
Reinos y los tenía vivos y muy determinados en su servicio, no 
tendría S. A. por gran merced darle un beneficio que de nece- 
sidad le había de dar. He aquí algunos párrafos de la carta 
del Condestable: 



Párrafos de carta del Condestable de Castilla á S. ¡H., fecha en 

Burgos á 20 de Septiembre de 1522 (4). 



yo he suplicado a Y. M.^ me baga md dell Ar9obispado de toledo 
para don bernaldino mi hijo, hasta agora no tengo en esto ni en otra 
cosa que aya pedido Respuesta, que me satisfaga con obra, de pa- 
labras muertas yo estoy bien pagado de V. M.<> mas con los onbres 
no biban de solo pan suplico a V. A. syno lo a mandado probeer 
luego lo probea. pues quando V. M.^ se acordare que me encomen* 
dastes estos Reynos muertos y os los tengo bibos y muy determina- 
dos en vro seruicio no terna V. A. por gran md. darme un benefi- 
cio que de ne cesidad le aveis de dar. 

en las mds que V. Al. ha hecho alia no ay que hablar pues son 
bien enpleadas. mas es rrazon que Y. A. ienga memoria de los que 
an derramado su sangre en vro seruicio y que esta a la puerta apa- 
rejo para derramar la que les queda | y pues el tiempo dice claro 
lo que se deve bascar no hablo mas en esta materia. 

el marques de los veles y el marques delohe salieron de murcia 
con quatro mili onbres y quinientas lan9as y buena artillería, an 

(1) Arch. gen. de Sim., Estado, Ccatüla, leg. 12, foU 235. 



k 



Carta del Almlranle de CastUla á S. H., bíd fecha (1). 

s. c. c. u. 

se maráuille T. H. qa» io sea Un importuDo en los cassos qoe 
I á aquellos oaualleros que io saque de la parte donde os deser- 
i los hiee venir al conocimiento verdadero de vuestro servioio 
ne en el tiempo que io lo bacía nuestra necesidad era tanta 
íomo en tierra estéril combiene buscar nuebas cossas para vi- 
ssi nos convenía hacello i aua creo que considerado bien el 
icho que resulto á vuestro servicio de la paciBoacion del fleino 
10 es de menor grado el que yo os hice en este passo que fue- 
odos los otros. 

■que 00 pueden segar los que á V. H. aconsejan que sacar h 
*edro Xiron i á Don Pedro Lasao fue quitalles toda la autoridad 
esso que puestos en su mala opinión también lesconveoia para 
lar sus males como es menester para sostener lo bueno oon la 
I de Don P.° quedó la gente de armas desengañada de su ierro 
eronse unos á nosotros i otros á sus cassas i la junta quedó sin 
m la salida de Oon Pedro Lasso el qual saco su parte de la 

también. 

[oiere ver V. H. de que tanto prouecho fue deshacellos desta 
ra que antes que esto suoediesse pensavan cercarnos en Tord»- 
i tenian poder para ello i prometiendo io á unos perdón i á 
mercedes los desangre i enflaquecí de forma que sin peligro 
do aventurar á la ventura de la batalla i aun con todo esto 
le conozca V. H. si fue grande tubimos por menos incombe- 
)S romper los caualleros que aguardar á la infantería por no 
seguros delloí que con los que nos defendíamos eran los que 
endian pues en necesidades tan nuebas que en oassa teníamos 
'O de los lugares en que estañamos i en el campo de nuestra 
B gente parecele á V. M. que acia justa ocasión de aiudarnos 
os remedios. 

guiera ^ Dios que por aquel camino que á T. H. no agrado en 
la tanto como en Flandes lo ubiera acabado de reducir el Rei- 
e tubiera mas V. H. que gratificar que perdonar que maior se- 
id ubiera en todo quanto menos culpas ubiera i menos sangre 
rramara que degta manera creciera el amor i menguara el te- 
ue es madre de todos las males. 

Biblioteca Nacional, HSS., £-189, fol. 34 vuelto. 



/ 



aquel caso mas fuer9a tub¡«sse debaxo del perdón que coq vuestro 
poder hicimos avia mochos seguros quando V. M. agora le hÍ9o que 
quedaron condenados i agrauiados con caussa justa pues quien pue- 
de decir que fuesse mas merced la que V. M. hJ;o que la que esta- 
ba con naesiro poder hecha por cierto sefior en esto enlrevino gran- 
dissiina passioD que no se miro lo que tocava á vuestro servicio 
sino en agrauiar é los Gouernadores mostrando que en todo avian 
errado lo que avian hecho de do nació no tenerse ninguno por se- 
gare pues los perdonodos quedaron condenados. 

y si dicen que V. M. lo h¡(o para dar pena á algunos que tenian 
mas culpa porque deiaron á Ubeda, ó Bue9a, á jaén, á Cuenca, el 
Uarquesado las Merindades i otras ciudades que fueron mas culpa- 



'f . 



s^' 



922 

das qae todas sin eiceptaoion de personas si dicen que porque nos- 
otros las aaiflíiDOS dexado si se querrá guardar nuestro perdón por- 
que se reboco para condenar los que estaban librados i no para cas- 
tigar los que estaban cvlpados no fuera mejor librarlos que para 
serbir á Y. M. libramos que no á los que fueron procuradores de la 
Junta i fueron en prender los del consejo i pelearon en la de Villa- 
lar i teníamos exceptados i estos quedan libres en el perdón de V. 
M. i los que teníamos perdonados i salieron á serviros i lo hicieron 
quedan condenados. 

Y como señor si querían que Y. M. esceptase de los que aviamos 
librado como no mandaran á los correxidores que viniesen á dar 
ra^on de los que hallaban mas culpados quiere Y. M. ver mas pu^ 
blica passion que ver en Toledo por esceptar los de la congrega- 
ción de do sallan todos los males i ver por esceptar el que quito 
las Alcaualas reales i otros mili que os dirá el correxidor si se lo 
preguntáis, i que aian esceptado dos que están presentados en vues- 
tra corte, por cierto sefior recta cossa es que en este perdón que Y. 
M. hÍ90 no se ala tenido acatam.^ ó las cossas que combenían á 
vuestro servicio que teniendo, tanta parte del Mundo de necesidad 
aueis de andar por el, pues quitar el crédito al poder que dexare- 
des á vuestros gouernadores no es cossa que satisfaga nossotros se- 
ñor harto fundado tenemos el nuestro que Dios en virtud de Y. M. 
i vuestra buena fortuna i nuestros trabaxos nos le á dado en este 
Reino i en todo el mundo solo lo que á vuestra real persona toca es 
lo que á mi me duele. 

Sabe Y. M. que parece lo que á resultado deste perdón que sa- 
castos los del imbo para oondenallos i á los del infierno para salua- 
líos pues los mas malos quedan en sus casas libres i los que per- 
severaron hasta la fín de vuestro servicio i los que dexada su ce- 
guedad tubieron lumbre i os sirvieron estos con ofensa nuestra Y. 
M. los condena, io suplico á Y. M. que pues hallaron méritos en los 
dañados para dexallos libres sin atrición ni contrición ni arrepen- 
timiento que Y. M. lo baile en los que con tanta voluntad vinieron 
á serviros y teníamos perdonados i otros á quien io era obligado que 
Y. M. los perdonaría y pues Y. M. es Dios en la tierra usse con es* 
tos de misericordia que en verdad señor ninguna virtud reluce mas 
en el Príncipe que es la piedad ni ninguna cossa le es mas prove- 
cbossa mire Y. M. que tantos santos están en Paraisso con el arre- 
pentimiento que con las primeras culpas eran obligados á la conde- 
nación oiga Y. M. su consejo á los Benignos i piadossos i huía de 
consejo rigurosso que el que le da derechamente es contra nos de- 
cía el Cessar que se holgaba de ser grande por poder perdonar de 



[¿,. 



ir 



rJ % 






234 

como Alaraues no anduviéramos en el campo no tavieramos pobla- 
do en que entrar. 

También sabe V. H. que estando io en Cataluña el Conde mi 
Hermano que gobernaba mi cassa acoxio en ella ó los de Vuestro 
consejo y al summo Pontifico que es oi no auíendo cassa de nadie 
en que ossassen recoxellos en lo qual auenturo mi estado i lo pusso 
en el postrer punto de peligro que le pudo poner porque la ene- 
mistad del Reyno no era con grandes sino con V. M. i con su con- 
sejo real como se manifestó en los que no tomaron las armas que 
quedaron sanos sus estados i como pare9e en los lugares que no se 
defendían que el que menos defensa tenia estaba mas seguro como 
se vee claro en Torre que porque la defendí la perdí i assi los Va- 
sallos me hallan á mi deudor i me piden la paga de su daño dicien- 
do que si no metiera gente dentro que no se perdiera y que yo soi 
su deudor y assi me paresce que debe ser pues no hallo sino io que 
confiesse esta deuda la qual yo pago con lo que quedo por perder 
de la hacienda porque ellos se perdieron por mi yo por V. M. ellos 
hallan en mi deudor, i yo no hallo ninguno que se tenga por obliga- 
do á mis daños. 

En el tiempo .destas necesidades tan grandes ninguna seguridad 
auia que de la gente que nos aiudaba traimos temor por ser la mis- 
ma que nos ofendía i en los lugares temíamos ser degollados i si sa- 
liamos á algo que no seriamos acoxidos á la vuelta de manera que 
para la muerte no ai lugar seguro asi ninguno auia para nosotros 
que en el campo temíamos á los muertos i en los lugares también de 
la qual necesidad sucedió que loscaualleros hiciessen la obra de los 
soldados i ellos en los lugares hacian la guarda i en el campo i quan- 
do la de Villalar tubosse por menos incombeniente romper la gente 
de armas que aguardar la infantería i en la de Nauarra se uio la con- 
fian9a que se podia tener en ella quando huieron quatro mil juntos. 

Vistas necessídades tan nuebas nobedades tan estrañas que jamas 
fueron vistas i la necesidad de la paga que traimos tan grande por- 
que en lo reuelado que era la maior parte no se podían cobrar las 
reñías reales i en la p.^^ del Reyno que reconoscia á su Rey tan poco 
porque no auian gana de pagar i por no descontenta! les ussamosde 
otros remedios i aun porque en la guerra por cordura se cuenta al 
capitán que no remite todas las cossas á la auentura de la batalla i 
porque la parte del Reino también errada i la del conocimiento toda 
era de V. M. i el gasto de los unos i de los otros i las perdidas ge- 
nerales particularmente eran vuestras siendo V. M. el que perdía y 
ganaba parecióme que el maior servicio que le podía hacer fue en- 
ireuenir en deshacer la junta i assi se hi90 que sacalles á D.n Pedro 



k 



Paresoíose mni biso la ganancia que nbo en lo áe D. P.° girón en 
la salida d« Villalpando que q.^" Dossolros olvidadas nuestras oas- 
sas por servicio de V. M. fuimos á tomar á Tordesílias pues si que- 
riamos defender auestras cassas con vuestra gente como os dicen 
no deparamos mili é qualrocíentas langas i doce ó trece mili Infan- 
tes ea medio de nuestra tierra i nos fuéramos á tomar á Toi'desillas 
i librar á la Iteina nuestra S/ y á la S.* infiínta de poder de Tiranos 
que os querían qiútar el Reino que estuviéramos con la gente de- 
fendiendo nuestras oassas i tornando á lo de D. Pedro Giren digo 
que el Papa i io le eacrivinios que no saliese Inego y que templasse 
lo que pudiesse i assi q.<l'> fuimos á Tordesillas i quedo perdido lo 
nuestro el se vino 6 esta Villa que si no mirara lo que tocaua at ser< 
uioio de V. H. tomara á Medina de Rioseco i ¿ mi muger i todos 
nuestros estados i con aquella se acabara todo i quedáramos perdi- 
dos en Tordesillas i no quedara cossa por levantar en todo el Reino 
i porque no lo bifo assi le llamauan traidor i le quisieron matar 
quando aquí vino á esta Villa con la gente. 

Y pues y. M. gofa del premio de nuestra Victoria i en esta de mi 
parte ubo tanta ma&a como fuerza io suplico á Y. .M. que no per- 
mita que la obligación que hice por sei'Uiros de la qual sucedió efec- 
to tan necesario á vuestro servicio que la autoridad que os dio el 
vencimiento de la Va talla no solo osdexo Rey de Castilla mas seQor 
sin peligro de los otros estados i os hifo ganar en Plandes á Toroai 
y en Italia el Ducado de Hilan y os dio tanta reputación en el mun- 
do que io que en esto sin ofenssa de nadie por lo que Irabaxe en 
deshacer esta gente y por los señalados servicios que con la lan^a i 
con la pluma i con el espíritu i con trábalos i gastos i perdidas in- 
finitas os e hecho me dexeis condenado en costas pues aunque mi 
perdida sea grande os maior la de V. M. porque si nuestros Gouer- 
nadores con tantos servicios no tenemos crédito con la gente que 
tales quedaran los que tubieren los cargos adelante, ioseilor pierdo 
como un hombre vos como muchos por tener lo que tenéis y V. 31. 
no se ate tanto á la buena fortuna que ao se le acuerde que á de ser 
aiudada con agradecimiento que á fallar este suele ella torcer mu- 
chas veces, i pues lo que hice i perdi fue por vuestro servicie acuér- 
desele á V. SI. que sois tan obligado al remedio i á cumplir lo que 
promeli como io que esloi metido en ello que mientras tube vues- 
tros poderes estuue reueslido en vuestra persona si assi aora que 
quedo en la mia no queréis que pague como particular, el bien qae 
hice siendo juei i que también fundada tiene su causa i con tan 
buenas obras i testigos probada. 

Yo sup.° á V. M. que en tas margenes desle memorial me mande 



SS8 

V. ti. tiene cabe si al Conde de Haro y al Haiordormo maior y al 
in Chanciller por cierto personas de bien i que ninguno se des' 
lienta de ellos mas no sola la virtud es menester para el buen 
cimiento que combernta aiudalla coa platica, esta creo io que 
ra en su tierra la teman qual combiene en la nuestra con menes- 

Castellanos que tengan lo que é dicho pues estos an de seralum- 
idos dellos á V. M. i á perdersse la lumbre quedaríamos todos 
gos como lo estubo el Eeino por la misma caussa á los que agora 
3Ís tomado para aconsejaros fueron los que engafiaron á Xebres 
uiendo su voluoUd i no diciendo verdad es muí peligrossa cossa 
ler consejeros sebdiciossos apassionados i no libres destas passio- 
i que el libre ossa decir la verdad i conlradecir el yerro aunque 
enoxe aquel á quien da el consexo. 

tfui poderosso señor discreción tiene V. M. para conoscer lo bue- 
i lo malo suplicarle que mire sí le an aconsexado alguna ves 
isa que V. M. la contradiga ú si va el consexo por el camino de 
jello á que os ven mas ¡nclinado que aunque la ínclinacioD sea 
ena pues sois hombres i no Dios alguna ves podra no ser tal i el 
tüoso no á de mirar á vuestro contentamiento sino a vuestra ne- 
idad. 

L)igo seBor que de mi mal sesso saco que en dos cossas manlfies- 
nente vera V. M. no averos aconsejado bien la ana ei condenar 

exceptuados la otra en el degollar sin gralifícar servidores por- 
e cumo V. M. sabe en eslelteino ubo dos partes la una fue de 
nunidad, la otra de grandes i caualleros la de la comunidod fue 
ciega la de estotros la que tubo verdadera luz pues como se pudo 
r consexo que andubiesse suelta la mano del cucbíllo i que estu- 
isse atada la de la grati6cacion lea V. M. en ¡as coronicas de los 
isadoG i conocerá si prosperaban aquellos que sola la sucesión de 
culpa esseculaban ó aquellos que con mercedes ganaban las vo- 
itades de sus servidores. 

ío suplico á V. M. que se le acuerde que quando vino en estos 
inos la primera vez fue tan amado de todos y tan deseada su ve- 
la que el Cardenal don Fray Francisco Ximenei sin titulo gover- 
lo que esluvistes en Flandes i aunque ubo gran causa de movi- 
ento el amor de lodos i la buena gouernacion de vuestros abuelos 
il(i para hallarlo lodo enlero i recibiros como fuistes recibido y sí 
a mudani;a fue causa \a de vuestra gciuernacion y si herró Xebres 
I noríiue los castellanos que le aconsexaban siguian su inclína- 
n sin acordárseles de Üios ni de V. M. i pues agora esta V. A. en 
nisiiio punto vuelba assi los ojos emienda la maleria i vera qaíen 
msexa como malo ó como bueno. 



^1 



fuadan qae su eaemisiaa era con ios granaes i cauaiieros i do con 
V. M. esta es manifiesta maldad porque si los reveldes este pensa- 



230 

mionto lubieran con lodos fuera la (|QestÍQn i no qaitaran vuestro 
consejo ni tomaran á la fteina nuestra señora para cirneDlarstis 
maldades con titulo que quitasae el de V. M. como eo las escrituras 
que hacían paresce i los grandes que estavan en Flandes no lubie- 
ron sus cassus menos quemadas que los que acá nos hallaraos nia< 
como la pendencia era con V. M. i no teniades cossa que oa reco- 
nooiesse sino oosotros i nuestros Lugares i cassas tomáronnos por 
enemigos i como la dolencia era de calidad que la cura era no hacer 
ninguna para sanar el que no defendía su cassa no la perdía i el 
que la defenilia era el que tenia el peligro como se manifiesta en 
Torre que por que la defendí i assi me piden á mí mis vassallos la 
satisfacion por la misma cuussa diciendo que si alli no fueran ofen- 
didos los enemigos que no se perdieran, i ellos tienen ra9on que 
pues no ai otro que se tenga por deudor deste daño Justo es que yo 
se le confíesse. ^ 

Y á loB que tales maldades dicen á V, M. no debriades oillos sino 
castigallos como á enemigos de vuestro servicio que ellos os hicie- 
ron perder los pueblos i os quieren hacer los Grandes i caualleros 
porque no os quede cossa sana ni Etoma á que V. A. pueda tenersae 
i lo que mas perdéis es la Reputación, porque gran peligro es para 
el Príncipe lenelle por desagradecido aviendo todo lo contrario en 
V. M. como Dios lo pusso. 

Dicen á V. M. que como vassallos fuimos obligados á serviros i 
perder por vos nuestros estados i cada uno lo que tiene por cierto. 
La leí que tal dice es rigurossa mas lo es el que aconsexo que se 
guarde porque las Leies se hacen para oonserbar los Reinos i esto 
seria para perdellos pues es diferente la ]an9ada que da el forjado 
de la que da el que su buena voluntad lo lleba á la batalla si ellos 
ubiessen tomado la Lan^a tantas veces como nosotros sabrían estas 
circunstancias mas no tomar V. M. conseso en la obligación que es 
al que pelea del que nunca el ni sus passailos lo hioíeron es mal que 
cada uno es hecho para aconsejar en su facultad si el conseio se á 
de dar cierto y verdadero. 

Ganar las voluntades perdidas con buenas obras es mui justa ra~ 
^on i dar á reconocer al Pueblo que ai humanidad i quitalles el te- 
mor que á los Ruines es cossa dañossa porque pocas veces piensan 
ellos que puede curarse la culpa sin sangre i para que crean el con- 
trario á de ser larga la cura lo primero con algún castigo i junto con 
el perdón y que vean gratificados los servicios que todo esto es me- 
dicina con que sana el que á errado que castiga al deservidor ver 
gratificar al que sirbe que igualallos en las mercedes es igaalallos 
en las voluntades porque el bueno terna la del malo. 



232 

fundaba mas sus niales, el sabio por nuestro mandado i con mi in- 
tercesión del io recibo buenas obras que me quemaran á Medina si 
no lo estorbara i acabaran de destruir mi tierra i visto el bien que 
hacia, el Papa é yo le escrivimos que no se desamarrase dellos del 
todo, el hÍ90 lo que Y. A. mando i io traba xe en Flandes se tubo 
por buena negociación como lo era justo seria que V. M. diesse ia 
fin en esto i le perdonasse i reciviesse por servidor porque aunque 
los beneficios hechos en pecado mortal no aprovechan para el Alma 
que son las mercedes de V. A. aprovechan al cuerpo que es el per- 
don por el cual suplico á Y. A. 

En lo de Don Pero Lasso á Y. M. pareció en Flandes buena nego- 
ciación sacalle y fue tan buena que no pudo ser ella mexor, pare- 
ciosse en quedar tan perdida la junta que de alli adelante fue ca- 
lendo i assi calo de todo punto, este salió sobre mi palabra i otros 
Procuradores de la junta como es el Bachiller de Guadalaxara i su 
compañero Procuradores de Segobia i el de Murcia i pues en esto 
Y. A. recibió servicio que ra9on ai para que lo que yo prometí no 
se cumpla io suplico á Y. A. que lo remedie i no consienta que se 
sentencien en tanta ofenssa de mi palabra pues mis servicios bas- 
tan no ser satisfechos sin ser condenados i esto suplico á Y. A. 

Yo señor pense que estas calidades bastaban para ser creido con 
otras que es no tener herederos para enoxaros ni tan poco hedad 
que me haga cobdiciar grandes estados tener mas hacienda que mis 
pasados i mas contentamiento i aver dexado á Dios por serviros ¿ 
quien yo estaba dando quenta de mis culpas i trocar mi reposso por 
infinitos trabaxos lo qual si so h¡90 por codicia de hacienda o no. 
Y. A. io sabe pues hasta io no os é suplicado cossa que á mi me 
toque ni para satisfacion de servicios ni de daños siendo el que 
mas os sirbío en todo el Reino i al que maior agrabio se á hecho, lo 
que yo quisiera ganar con Y. A. en esta jornada era lo que tengo 
ganado con todo el mundo que es el crédito para poderos decir lo 
que cómbenla á vuestro servicio pues ni pasión ni enemistad ni 
cebdicia me habían de estorbar aunque no sea tan discreto como 
cómbenla para tan gran Principe la esperan9a de lo que avía visto 
me hiciera acordaros lo mexor i pareceme que lo que se suele acos* 
tumbrar con un correxidor el menor del Reino no quisso Y. A. ussar 
con nossotros que era pedirnos quenta de lo passado i si buena se 
diera tomar nuestro parecer en lo pressente mas como si hubiéra- 
mos deserbido eraos sido tratados igualándonos con los que no te- 
nían oficios de donde á nacido pareceme que la estancia de aqui me 
es mui dañossa porque según el crédito que tenia con la gente i lo 
(]ue á sorbido á V.' M. aunque pocas veces os hablo piensa la genle 



934 

y levantamientos pasados de Comunidad que hubo en la dicha 
ciudad de León, tomaron á su Teniente de Alcaide de las di- 
chas Torres las armas que para guarda y defensa de ellas tenía, 
y no las habían restituido. Y se mandó al Corregidor qne, he- 
cha información, procurase que se restituyesen las dichas armas 
á las fortalezas, haciendo sobre todo y en todo breve cumpli- 
miento de justicia. 

Simancas. 

Por Real Cédula expedida en Valladolid á 27 de Septiem- 
bre (1), se ordenó al Alcaide de Simancas que entregase dos 
falconetes, que quedaron allí después de lo de Villalar, al Con- 
destable de Castilla, de quien eran. 

Illesoas. 

En sesión del Concejo de 10 de Septiembre (2) se leyó una 
Real Cédula de D. Carlos I mandando á Diego Enríquez, Co- 
ronel de Infantería del ejército del Prior de San Juan, Capitán 
Qeneral del Reino de Toledo, que no se aposentase la infante- 
ría en los lugares del Arzobispado, villas de Santa Cruz, Pera- 
les, lUescas, La Guardia y otros que tenían fortaleza, por re- 
cibir agravios y dafio. 

Mallorca. 

Carlos I, desde Valladolid, escribió una carta á los Diputa- 
dos del General de Cataluña (3), refiriéndose á las sediciones 
populares de Mallorca, y rogándoles auxiliasen á los Lugarte- 
nientes Generales, Arzobispo de Tarragona y D. Miguel de 
Gurrea. 

(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LVII, fol." 242. 

(2) Archivo municipal de Illescas, Privilegios de los años 4405 
á 4565. 

(3) ü. Fraocisco de Bofanill, Auíógrafos de Carlos /, pig* 36. 



■ 'ÍS¡'^~^' ir;i„-^'S|-Vi 









I*^ 



•1 : 



33« 

morial (1) pidiendo recompensas. Pablo de Castro, exponiendo 
BUS servicios en tiempo de las Comunidades, pidió una Escri- 
banía en Aranda, y se decretó que no podía ser. Diego de Ocam- 
po, alegando los dafios que le causaron en sus casas de Zamo- 
ra y que fué el primero que llevó á Flandes la noticia de lo de 
Villalar (2), pidió una plaza de Contiuo de la Real Casa, y se 
le concedió. Ocboa de Landa, Tesorero de la Beina Doña Jua- 
na, pidió mercedes por los servicios que prestó en Tordesillas 
avisando á la Reina que no permitiese firmar ninguna cosa; 
evitando su salida de Tordesillas con mucho riesgo de su per- 
sona y hacienda, y haciendo saber continuamei>te á Su Santi- 
dad lo que en dicha villa se trataba entre los rebeldes (3). Y 
D. Luis de Zúfiiga dio gracias al Rey (4) por la merced que le 
hizo mandándole recibir para que le sirviese en su casa en uno 
de los tres Estados. 



Tiaje del Papa Adriano TI. 



:t. 



El Papa Adriano VI, desde Roma á 30 de Septiembre (5), 
escribió una carta á Carlos I de España, dándole noticia de su 
viaje y recomendando al Arzobispo de Bari para la vacante de 
Jaén, por el buen servicio que prestó en las cosas de Toledo. 

El Marqués de Villena, en carta de 9 de Noviembre de 1522 
al Emperador, le pidió el Obispado de Jaén para su sobrino 
D. Pedro Pacheco (6). 



^Sí^. 






(4) Arch. gen. de Sim», Cámara^ Memoriales^ leg. 145, fol. 66. 

(2) ídem id., Cámara, leg. U4, fol. 31. 

(3) ídem id.. Casa Real, leg. 33, fol. 30. 

(4) ídem id., Estado, leg. 8.% fol. 205. 

(5) Real Academia de la Historia, Colección Solazar, A-26, fo- 
lio 58. 

(6) Arch. gen. de Sim., P. R., Comunidades de Castilla^ leg. 2.*, 
fol. 32. 



Él^ 



i 



embargados bus bienes, aculando todos los procesos comeoza- 
doa. Se exceptuaron de eate peidóu doecieutaa noventa y tres per- 
sonas, entre las cuales ee cuentan veintiún justiciadas, y se de- 
claró que por esta carta do se entendían perdonadas las perso- 
nas que hasta la fecba de la carta estuviesen sentenciadas ó 
que no hubiesen sido ejecutadas las sentencias. Se exceptuaron 
también los Tenientes de Capitanes, Alférez y Veedores de la 
gente de las guardas que se pasaron á las ComunidadeB. Y se 
dispuso que esta carta de perdón, á presencia del Rey y de los 
Grandes y Prelados que con él se bailaban, se pregonase en la 
Plaza pi-incipal de Valladolid y en todas las otras ciudades, vi- 
ilas y lugares de estos Reinos. La publicación se hizo efectiva- 
mente el sábado, día de Todos los Santos, 1.* de Noviembre. 
Sólo loe hechos que se relatan en la anterior carta de perdón, 
ya de los comuneros degollados, ya de los que debian sufrir la 
misma suerte, demuestran la clase de política que inauguró Car- 
los I de Castilla al regresar á Espafia; política contraría á la 
que habían seguido y le aconsejaron sus Gobernadores el Al- 
mirante y el Condestable de Castilla, y política que podía ser- 
vir para atemorizar ¿ todo un pueblo, pero que no podía crear 
el amor, que es el más fuerte apoyo del Trono de los Beyes. 



Perdía general. 

Poco puede ya añadirse á lo que va dicho acerca de la carta 
Real de perdón que el Rey de España firmó en la villa de Va- 
lladolid á 28 de Octubre, y poco puede decirse de un docnmen- 
to que, con más ó menos extensión, publicaron loa historiado* 
res que se han ocupado de las Comunidades de Castilla. El pri- 
vilegio y licencia para imprímir el perdón general concedido á 
los comuneros, fué otorgado al alemán Arnao Guillen de firo- 
car por tiempo de un afio y por Real Cédula de 14 de Noviem- 
bre de 1522, con la condición de que por cada impresión no 
llevase más de diez y siete maravedís (I). Uno de estos ejem- 
plares existe en la Biblioteca del Monasterio del Escorial, y al 

(1) Alcocer, Relación de lat Comunidades, Apéndice VI, pági- 
na 164. 



!\ 



210 

sus bienes ¡ pablicandolo asi por escripto e por palabra por todos 
estos nuestros Reynos haziendoio ynprimir de molde por mejor los 
atraer a su malvada opinión | nunca aviendo pasado tal cosa por 
nuestro pensamiento y con este color comovieron e levantaron a los 
dichos pueblos e comunidades dellos a que se pusiesen en armas 
contra nos e contra nuestras justicias e hizieron luego juntas parti- 
culares en cada uno de los dichos pueblos levantados | e otra junta 
general de todos ellos nonbrandose procuradores de cortes de todo 
el reyno e dándose asi fauor e ayuda unos a otros tomaron las varas 
de la nuestra justicia a los corregidores e a los otros oficiales que 
por nos y por nuestro mandado las tenían y usaban | y pusieron 
otros de su mano y conbatieron las nuestras fortalezas y hecharon 
fuera dellas a los nuestros Alcaides y se apoderaron en ella y de las 
armas y pertrechos que en las dichas fortalezas y en otras parles 
teníamos para la guarda e defensión de nuestros Reynos e juntaron 
mucha gente de pie e de cavallo para se hacer fuertes contra núes* 
tro seruicio | y por lo poner mejor en olra prendieron algunos del 
nuestro Consejo e a los alcaldes e alguazíles de nuestra corte e a 
otros oficiales della e de nuestra casa real e se apoderaron de nues- 
tro palacio de la villa de tordesillas donde yo la Reyna eslaua con 
la yll.^ ynfante doña Catalina nuestra muy cara e muy amada hija 
e hermana | y hecharon de nuestro seruicio e aconpañamiento al 
marques e marquesa de denia e pusieron otras personas de su 
mano | e detuvieron al R.mo Cardenal de tortosa nuestro governa- 
dor destos Reynos que no saliese de la villa de Valladolide hizieron 
en la villa de tordesillas su junta general con los procuradores de 
los dichos pueblos levantados e usurparon nuestra justicia e pre- 
minencia e autoridad Real | librando cartas asi de justicia como de 
hazienda selladas con nuestro sello de que asimismo se apodera- 
ron I e oyan e libravan pleytos e negocios como si fueran del nues- 
tro Consejo e fírmavan de sus nonbres las dichas cartas o provisio- 
tí^ e por virtud dellas por fuer9a e con mano armada tomaron muy 
grandes sumas de mrs asi de nuestras rentas e patrimonio Real como 
de la Santa Cruzada aplicados para hazer guerra contra los ynfieles 
y hecharon muchas sisas e repartimientos y enprestidos en los di- 
chos pueblos e moradores dellos e permanecieron en el dicho levan- 
tamiento e rebelión muchos días en los quales las dichas comuni- 
dades e otras personas particulares dellas hizieron grandes Robos e 
sacos e quemas e derribamientos de casas e muertes de honbrcs e 
fner9as e violencias en las yglesias e monestcrios e otras partes ha- 
ziendo muchos dafios | y especialmente contra las personas que eran 
en nuestro seruicio e no querían seguir su Rebelión | e opinión da- 



■ » ** 'T «•■« ^' 'íjw * 'i '"fc^ 



'rr»-""^-!- 



1 • ^-f^.y^fm-^^.-' "'^^r^' - t»r-gt^-_ l üip i ^ T" 



l-^"- 



V-' 






.'i 

r 



24S 

ienian | pero eonsíderando la antigua lealtad | destos nuestros Rey- 
nos de Castilla e las grandes e famosas e loables fazaüas de los na- 
turales della e acatando como otras muchas cibdades villas e loga- 
res e provincias e grandes e perlados e cavalleros e escuderos y 
otras personas asi eclesiásticas como seglares destos nuestros rey- 
nos no fueron en los dichos levantamientos e Rebelión antes per- 
manecieron siempre en nuestro seruicio | e se juntaron para ello 
con nuestros governadores y estuuieron con ellos y en otras partes 
donde fue necesario e convino para reduzir los dichos pueblos le- 
vantados e a viendo respeto que los tales pueblos conociendo sus 
yerros vinieron después a nuestra obediencia e por nos servir en- 
biaron mucha gente de guerra ansi para recobrar el nuestro Reyno 
que francia en tiempo de las dichas alteraciones nos avia tomado | 
como para le Resistir la entrada que tentó de hazer en la nuestra 
leal provincia de guipuzcoa | e sabiendo como sabemos de 'cierto 
que los dichos pueblos fueron como dichot es atraydos por algunas 
personas particulares que fueron ios principales culpantes en lo su- 
sodicho contra ios quales avernos mandado proceder e se procede 
por justicia e yran nonbrados e declarados en esta nuestra carta | e 
porque todos los otros nuestros subditos e naturales agora e de aqui 
adelante bivan en toda quietud e paz e seguridad e sosiego a nos 
amen con perfeto amor como los amamos | e tengan mayor obliga- 
gacion para nos seruir | acatando que la clemencia o piedad es cosa 
conviniente e propi.-i a los principes que tienen las vezes de dios en 
la tierra e acordándonos de los ynmensos beneficióse mercedes que 
de su piadosa mano avemos Recebido e de cada dia Recibimos y 
esperamos que por esto nos h.ira addelante | por ende de nuestro 
propio motu e cierta ciencia e poderlo Real absolutu de que en esta 
parte queremos usar e usamos como Reyes e Señores naturales no 
reconocientes superior en lo tenporal perdonamos e Remitimos des- 
de agora para sienpre jamas a todas las dichas cibdades e villas e 
lugares e concejos e universidades asi de lo realengo como de seño- 
río e abadengo e ordenes e behetrías e a las personas particulares 
dellos e de cada uno dellos de qualquier estado preminencia digni- 
dad e condición e calidad que sean asi eclesiásticas como Religio- 
sas o seglares de todos nuestros Reynos e señoríos de Castilla e es- 
tantes en ellos que fueron en hazer e cometer e perpetrar los di- 
chos criminis lesa majestad e todos los oíros excesos e levantamien- 
tos e sediciones e confederaciones ligas e monipodios e conjuracio- 
nes contra nos o contra nuestra corona Real e todos los otros delitos 
e fuer9as e Robos e lomas e fortalezas e conbate dellas e derriba- 
mirnto de casas e quemas dellas e de villas e lugares e yglesias e 



1- 



Di de oficio ni a pedimiento de parte ni de otra manera alguna con- 
tra vosotros Di contra vuealras personase bienes cri mi asi mente ] e 
T0« Kemitimos toda la nuestra jusiioia [ para que por Razón de los 
diobos delitos ni de alguno delios no podades ser presos ni acusados 
ni baestros bienes tomados ni enbargados ni se pueda haier ni haga 
proceso ni dar sentencia e si algunos procesos estuvieren fechos o 
eoneufados e no sentenciados por la presente los damos por nio- 
gODoe eo qoanlo loca a lo criminal | e los casamos e anulamos como 
si nanea se ovieran fecho ni pasado e quitamos de vos e de Vros 
descendientes toda macula e ynfamia que por ello ayays yncarrido 
e vos ttepooemos e tornamos en el estado en que estevados antes 
que cometiesedes los dichos crimines eoesos e delitos para que en 
jaiiio ni fuera del no vos pueda ser dicho ni allegado ni opuesto e 
mandamoa qne ai algunos bienes por cabsa de los dichos deliloB 
fasta agora vos an sido tomados o secrestados sean luego tomados 
e restitufdos libremente a las personas que aveys de g09ar deste 
dieho perdón | pero no es nuestra yntenoion ni volontad de remi- 



L"l 



244 

tir ni perdonar ni por esta nuestra carta de perdón | Remitimos ni 
perdonamos los daños e tomas de bienes e mrs e otras cosas qae a 
nos e a nuestros subditos fueron fechos por los dichos pueblos le- 
vantados e revelados, e por las personas que para ello les favore- 
cieron I e ayudaron porque estos tales daños e bienes queremos que 
se puedan pedir e demandar cebilmente sin otra pena alguna | e 
porque seria cosa de mal exenplo | e de que dios nuestro Señor se 
disirviria y con justa cabsa nos podría demandar estrecha cuenta 
dello si los principales hazedores de los dichos crimines daños e ece- 
sos e comovedores de las dichas comunidades y los que tenian ofi- 
cios de nos e yncitaron e atraxeron los dichos pueblos quedasen 
sin pena condigna a sus delitos | declaramos e mandamos que deste 
nuestro perdón e remisión no ayan de gozar ni gozen ni sean com- 
prehendidos ni entren en el | antes queden fuera del para proceder 
contra ellos e contra sus bienes conforme a justicia las personas si- 
guientes I don pedro de Ayala Conde que fue de Salvatierra | edon 
pedro girón capitán general de la junta | e don pero laso de la vega 
vecino de toledo procurador en la junta | e juan de padilla vecino 
de toledo e justiciado | e dona maria pacheco su muger e don p.^ 
maldonado vecino e Regidor de Salamanca justiciado | e don anto- 
nio de quiñones vecino de león procurador en la junta | e Ramir 
nuñez de guzman vecino e regidor de león e gonzalo de guzman e 
juan de guzman e alvar perez de guzman. e diego Ramirez de guz- 
man hijos del dicho Ramir nuñez | e diego de Ulloa Sarmiento ve- 
cino de toro e don hernando de Ulloa vecino e Regidor de toro pro- 
curador en la junta | e gomez de Avila vecino de Avila procurador 
en la junta e Suero del Águila vecino e regidor de Avila Capitán de 
la junta | e luys de quinlanilla e Alonso de quintanilla su hijo ma- 
yor vecinos de Medina del Campo Capitanes que fueron de la jun- 
ta I e don Carlos de arellano vecino de Soria Capitán de la junta e 
don juan de figueroa Capitán de la junta | e don juan de luna Ca- 
pitán de la junta e don juan de Mendo9a Capitán de la junta hijo 
del Cardenal | don pero gonzales de Mendo9a | e don juan de guz- 
man vecino e veintiqualrode Sevilla | edon pedro de Ayala vecino 
de toledo procurador en la junta y hernando davales vezino e re- 
gidor de toledo e juan de porras y el Comendador hernando de por- 
ras procurador en la junta su hermano vecinos de Qamora e fran- 
cisco maldonado vecino de Salamanca justiciado | e diego de gus- 
man vecino de Salamanca procurador en la junta e juan bravo ve- 
cino e Regidor de Segovia capitán de la junta justiciado e don jaan 
faxardo vecino de Murcia procurador en la junta e gomez de hoyos 
que esta preso e garci lopez de porras ñjo de juan de porras vecino 



k 



^ 



de palenela | pedro de loMda vecioo de madrid procarador ea la 
jaota I el dolor agoera vecino de Murcia j el bachiller laobnno el 
bachiller garcía de león vecino de toledo alcalde que fue en la jun- 
ta I el licenciado bravo alcalde que fue en la jonla | don Antonio 
de Acuña obispo de Ramera capitán general de la junta | don juan 
pereyra deán de Salamanca | don Alonso enrriquei prior de Valla- 
dolid I el dotor don francisco Alvares ^pata maestrescuela de to- 
ledo e Alonso de pliego deán de Avila | don juan de Collados maes* 
trescuela de Valladolid don francisco ^pata arcediano de Madrid | 
Rodrigo de Azebedo Canónigo de toledo | don Alonso fernandes del 
Hincón abbad de conpludo e de Medina del Canpo don pedro de 
fuentes chantre de palencia | gil Rodrigues juntero arcediano de 
lorca I juan de benavente Canónigo de león pero gomales de Yal- 
deras Abbad de toro | fray Alonso de Medina i fray pablo | fray 
Antonio de Villegas predicadores frayles de la orden de Santo Do- 
mingo y el maestro bostillo frayle de la orden de Santo domingo I 

e fray francisco de Santana de la Orden de San francisco | fray 

de la orden de los mínimos | fray juan de bilbao guardián de San 
francisco de Salamanca fray bernaldino de flores de la orden de 
Sant agustín | francisco pardo vecino de Qamora justiciado | juan 
Repollo vezino de toro justiciado | juan de bobadilla tundidor ve- 
cino de Medina del Canpo justiciado | Valloria pellcgero vecino de 
Salamanca justiciado el alguasil pacheco francisco gomes delgado 
vecino de palencia justiciados | gervas artillero vecino de Medina 
del Canpo justiciado | pero merino vecino de toro | pero Sanchex 
vecino de Salamanca justiciados | el licenciado de Ubeda vecino de 
toledo Alcalde que fue eo el exercíto de la junta Antonio de linares 
escrivano del numero | francisco de San Miguel | pero gon9ales jo- 
yero I el bachiller andres de toro escrivano | e antonío fernandes 
regidor pero giraldes sesmero | el licenciado termo e alonso de ase- 
bo I Alvaro paez e su hijo Rodrigo Maldonado e juan de beban ve- 
cinos de Salamanca | Alvaro de bracamente de henao Capitán | 

francisco de palomares Capitán ¡ alonso alvares de Cueto | Alvaro 
Serrano Cristóbal Alvares | tome fernandes | pedro de bontíveros | 
blas carpintero pedro Callero | luis bonetero | juan de Osma | el li- 
cenoiado de Vega el licenciado juan de herrera | graviel Sans Nota- 
rio uecinos de Avila | el bachiller alcalá Relator de la Audiencia 
que reside en Valladolid Alonso de Vera e juan de Marquina lope 
de pallares escrivano de la dicha Audiencia Secretario que fue de 
la dicha junta | el dotor San pedro Mudarra geronimo francés boti- 
cario I pero lopez de Calatayud hijo de bernan lopes de Galatayud 
vecinos de Valladolid | bernardo gil Reynaite de Castro Suero do 



P^i- 



248 

que fue en la junta vecino de Madrid garcía cabrero e francisco go- 
mariz pedro SevíUon jayme naval e juan de borja joanes de Melgar 
Rodrigo nuñez diego de Agüera vecino de Murcia martin Alonso 
Carlos de Salas francisco de Salas escrivano juan Rodrigues Alférez 
Joan gines Alonso desuna francisco gomez herrero Alonso de lorc^ 
uecinos de Cartajena | francisco de Santa María jaan de Miraeña 
Antonio Rodríguez secretarios que fueron de la Junta | e garcia de 
tuesta e lope roarin e Martin de lorita | y hernando de Robles y per 
esteban nieto e martin Rodrigues vecinos de huesea | e juan de la 
bastida e juan de losa e juan gongalez criados e vasallos del duque 
de Nojera | e asimismo declaramos que por esta nuestra carta de 
perdón no se entiendan ser perdonados ni perdonamos a las otras 
personas que hasta el dia de la data desta nuestra carta ayan sido 
y estén sentenciados aunque no ayan sido hasta agora exeoutadas 
las sentencias | e asimismo queremos e mandamos que los tenien- 
tes de capitanes e alférez e veedores de la gente de nuestras guar-^ 
das que pasaron a las dichas comunidades y los que fueron a atraer 
a la dicha gente contra nuestro seruicio | no ayan de gozar ni gozan 
deste nuestro perdón pero los escuderos de las dichas guardas que 
dexaron destar en nuestro seruicio usando con ellos de la dicha cle- 
mencia queremos y es nuestra mrd e voluntad que gozen deste per- 
don I saluo los que dellos se hallaron en la dicha batalla de Villa- 
lar contra nuestros governadores y estandarte Real a los quales tan 
solamente Remitimos e perdonamos la pena de muerte e perdimien- 
to de los bienes de su patrimonio | por ende por esta dicha nuestra 
carta | o por su traslado sygnado de escrivano publico mandamos 
al Il.« ynfante don femando nuestro muy caro e muy amado hijo e 
hermano e a los perlados duques condes marqueses Ricos omes 
maestres de las ordenes priores Comendadores e subcomendadores 
allcaydes de los castillos e casas fuertes e llanas y al nuestro justi- 
cia mayor e al presidente y los del nuestro Consejo presidentes e 
oydores de las nuestras audiencias y chancillarías alcaldes alguazi- 
les de la nuestra casa e corte e chancíUerias e a todos los concejos 
corregidores alcaldes e merinos e alguaziles e regidores cavalleros 
escuderos | oficiales e omes buenos de todas las cibdades villas e 
lugares de los dichos nuestros Reynos e señoríos asi de Realengo e 
Abadengo como de señorío e ordenes e behetrías, e subditos e na- 
turales que vos guarden e fagan guardar agora e para sienpre ja- 
mas en todo e por todo bien e conplidamente esta mi carta de per- 
don e todo lo en ella contenido e cada cosa e parte dello e a los que 
con vos se acaecieron e fueron en hazer e consejar e favorecer e 
ayudar direta o yndiretamente todas las cosas susodichas | o algu^ 



«50 

gaQ clausula de cierta ciencia e propio mota e deliverada voluntad 
e de poderío Real absoluto | con otras quaiesqaier derogaciones | e 
otrosí no enbargante las otras leyes de nuestros Reynos que dispo- 
nen que ley fecha en cortes no puede ser revocada ni derogada sino 
por córtese no enbargantes otras qualesquier leyes de las partidas 
o de fueros e ordenamientos e estilos prematieas e ordenanzas des- 
tos nuestros Reynos que sean o ser puedan en contrarío deste dicho 
perdón | o de qualquier cosa o parte delio o de lo en esta nuestra 
carta contenido | las quales dichas leyes en quanto a esto tocan e 
atañen anulamos casamos e revocamos e abrogamos e derogamos e 
dispensamos con ellas e con cada una dallas del dicho nuestro pro- 
pio motu e cierta ciencia e poderío real absoluto quedando en au 
fuerza e vigor para en todas las otras cosas adelante | por quanto 
por las causas susodichas e por la paz e sosiego destos nuestros 
Reynos e pro e común utilidad de la cosa publica dallos devemos e 
podemos juntamente dar e damos esta dicha carta de perdón con 
las dichas derogaciones | la qual con todo lo en ella contenido pro- 
metemos e aseguramos por nuestra fe e palabra Real como Reyes 
Católicos de guardar e conplir e que mandaremos que asi se guarde 
e cunpla perpetua e ynviolablemente e no consideremos ni daremos 
lugar que agora ni en tienpo alguno ni por alguna cabsa ni ocasión 
que sea direta ni pasaremos contra ella | y porque lo susodicho ven- 
ga a noticia de todos e ninguno pueda pretender ygnorancia man- 
damos que esta nuestra carta sea leyda e publicada en presencia de 
mi el Rey e de los grandes e perlados que conmigo se hallaren y es- 
tuuieren en nuestra corte e del presidente e los del nuestro conse- 
jo e después sea pregonada en la plaza principal asi desta villa de 
Yalladolid como de todas las otras cibdades villas e lugares destos 
nuestros Reynos e señoríos que fue dada en la dicha villa de Yalla- 
dolid a veynte e ocho de otubre año del Señor de mili e quinientos 
e veynte e dos años, va escripto sobre renglones o dis Salamanca 
e sobre Raydo frey Antonio. 

Yo el Rev. 



yo frdncisco de los Cobos secretario de sus Cesáreas y Catholicas 
magostadas la fize escrevir por su mandado. 

Archiepisc.B doctor licenciat.* francis.<" 

granat.> Caruajal de Santiago licencíat.* 

don Alonso licenc> el doctor Doctor Acuña 

de Castilla de qila bellran gueuara licen." 

el doctor tello lioenciatua don garcia« 



",»-"♦ 



■K- M • » - 



",n ^^'^ ^fi^'W^y^ ■ 



;■#-— 'w^ 






.'/ ' 



S52 

Francisco de Aguilar. 

Juan Bravo. 

Pedro Juárez de Arguello. 

Jaan de Osma. 

Torrentes» barbero de León. 

Diego de Villagarcía, 

Pedro de Villafrades. 

Alonso de Belorado* 

Pedro de Sotomayor. 

Pedro Merino. 

Juan de Solier. 

Bartolomé Santiago. 

Pedro Sánchez. 

Pedro de Lozano. 

Alonso Fernández. 

Pedro Díaz de Ceballos. 

El Licenciado Espina. 

Cristóbal Ruiz, cordonero. 

Pedro Giráldez. 

Gonzalo de Ayora. 

Pedro Velasoo. 

Antonio de San Román. 

Juan Franques. 

Pedro de Dueñas. 

Bernaldino de San Román. 

Pascual Cantero. 

Francisco San Miguel. 

Reynalte de Castro. 

Andrés de la Rica. 

El Bachiller Velasco. 

Lope de Pallares. 

Lorenzo Maldonado. 

El Bachiller Alcalá. 

Bernaldino Bezado. 

Antón Malo. 

Juan de San Cebrián . 

El Licenciado Bartolomé de Santiago. 

Juan de Guzmán. 

El Licenciado Ternero. 






i 



Ski 



Oomiineros reftigiados en Portugal. 

Desde que Dofla María Pacheco, viuda de Padilla, se refu- 
gió en Portugal, do cesó el Rey de España de pedir su extra- 
dición. Así lo confirma la carta que desde Lisboa escribió el 
Rey de Portugal al Emperador (1), al referir que el Secretario 
Cristóbal de Barroso le había hecho aquella reclamación, no 
sólo respecto de Dofla María Pacheco y Fernando de Ájalos, 
sino de las otras persouas acogidas al Reino de Portugal por 
las alteraciones pasadas de las Comunidades; pero ignorando 
que de ello tuviesen obligación, habían mandado ver los asien- 
tos antiguos, y si tal obligación existía, la mandarían cumplir 
con tanto amor y buena voluntad como tenían en todas las co- 
sas de su poderoso primo. 

TalUdoUd. 

Al propio tiempo que se justiciaban veintiún comuneros y se 
exceptuaban doscientos noventa y tres, el Consejo Real expe- 
día Provisión en nombre de S. M . (2) á todas las ciudades, vi- 
llas y lugares de estos Reinos, relatando que la gente de caba- 
llo de las guardas é infantería del Rey, de que era Coronel Vi- 
llalva y ahora lo era Gutierre Quixada, y los Capitanee de la 
gente de pie y de caballo, habían hecho muchos delitos, agra- 
vios, injurias, malos tratamientos, extorsiones y otros daflos 
por los pueblos por donde la gente de las guardas pasaba sin 
haber pagado los manteniípieutos y dineros á los Concejos y 
personas que lo dieron; y deseando que se castigara lo uno y 
se pagara lo otro, fué acordado enviar esta carta para que se 
abriera información y se averiguasen los daños causados, re- 
mitiéndola al Consejo para oir á las personas interesadas y pro- 
veer lo que fuere de justicia. 

Juan de Valdivieso, Procurador de causas en la corte de Va* 
Uadolid, por guardar fidelidad en las alteraciones pasadas, fué 
azotado públicamente por la justicia y Comunidad de dicha 

(4) Arch. gen. de Sim., Estado, Portugal, leg. 367, foL 40. 
(8) ídem id., Estado, leg. Té"" 



i 



'F ^sr^* 



-í- ». 



256 



Memorial de D. Joan de Ayala, Corregidor de Salamaica, á S. M., 
apoyando las pretensiones de D. Pedro de Zúñiga (1). 

S. C. Ca, m, 

Don johan de Ayala Corregidor de la Ctbdad de Salamanca por 
V. M. sas manos beso | ya Y. m. sabe como fueron condenados mu- 
chos desta Cibdad ansy clérigos como legos, por Razón que alboro- 
taron esta Cibdad y levantaron la Comunidad della en deservicio 
de Y. m. y algunos destos andan absentes y podrían ser presos y 
castigados | y para esto Reauierese especial mandamiento o comi- 
sión de Y. m. para que sean presos ansy clérigos como legos do 
quier que pudieren ser ávidos en estos sus Reynos | provea y man- 
de Y. m. aquello que mas a su seruicio convenga que en ello se 
pondrá entera diligencia. 

Otro sy sabrá Y. m.t que la torre de la yglesia mayor desta Cib- 
dad es cosa fuerte y es a cargo del Obispo y como esta absenté | y 
en la corte Romana el deán que fue de los mayores alborotadores 
de la Comunidad y a esta cabsa esta condenado a tenido y tiene en 
la dicha torre puesta persona de su mano que no esta syn sospecha 
al servicio de Y. m. | conviene que se de a persona de quien no 
pueda aver sospecha y que a esta tal persona le pague el Obispo 
como suele. 

otrosi hago saber a Y. m. que se me mandaron pagar veynte 
alabarderos que andoviesen comigo como a otros corregidores des- 
tos Reynos por cierto termino el qual es acabado | suplico a Y. m. 
mande prorrogar el dicho termino y que los dichos alabarderos es- 
ten como han estado porque ansy conviene al servicio de Y« m. y 
pacificación desta Cibdad. 



Memorial y extracto de los servicios que D. Pedro de Zúñiga prestó 
en Salamanca en tiempo de las Comunidades (S). 

S. C. C. M.t 

don pedro de ^uñiga cuya es el aldeuela digo que en lo que he 
servido a Y. M.t en los tienpos pasados es que la noche del alboroto 

(4) Arch. gen. de Sim.» Cámara^ leg. 144, fol. 16. 
(2) ídem id., id., leg. 153, fol. 197. 



I. 



'..nT.TTr»!».-'^- 



; Tw-r- > 



P 



2te 

tro m ili ducados sera lo que tengo perdido. A V. M. suplico me haga 
md. de unas casas de don pedro Maldonado en Reconpensa y si mas 
balieren de lo que digo yo lo daré a quien V. M.^ mandare en dine- 
ros y de los bienes confiscados de los caballeros que fueron en Sa- 
lamanca de algo de ello me haga md. V. M.^ de lo que se sea terbi- 
do y suplico a V. M.^ me haga md. de un Regimiento de los ques- 
tan bacos en Salamanca para mi hermano que sirvió a V. M.t 












ion pedro de Sluñiga cuya es el aldihuela. 

dize que el ha servido a V. M.^ y que la noche del alboroto que 
fue en Salamanca quando salieron los cavalieros della estando el 
en su casa y diego Maldonado señor de espino y su hijo pedro Mal- 
donado se armaron y fueron a las casas de consystorio donde esta- 
va el corregidor que no osaba salir que estava cercado de gente y 
le sacaron y le traxeron por la plaza y por otros lugares e le torna- 
ron a su posada. 

Ansy mismo la noche que se juntaron a dar poder a los que de- 
zian que avian de yr de la Cibdad a la junta de Avila | contradixe- 
ron e nunca lo quisyeron firmar viendo que era deservicio de su 
m.^ y otro dia se salieron de mañana de la Cibdad. | y porquel cor- 
regidor tenia necesydad de salirse e para otras cosas que convenían 
hazerse en servicio de Y. M.^ dexo a don pedro su tio con la gente 
de su casa en la dicha Cibdad para que diese favor e ayuda al di- 
cho corregidor como del dicho corregidor don juan de Ayala V. H.^ 
puede ser informado. 

después que salió de Salamanca fue a los governadores con diez 
de cavallo donde sirvió a su costa todo el tienpo que duro la guerra 
hasta allanarse todo lo de Castilla j y en este tiempo V. M.t fue muy 
bien servido de la fortaleza del aldihuela que es suya en que todas 
las cartas e avisos e dineros ^ue venian de Sevilla para los gober- 
nadores a tordesillas c a otras partes ios ponía el en tordesillas | y 
|os de Salamanca viéndole quand servidor era de V. M.* le derriba- 
ron sus casas en Salamanca y le Robaron quanto en ellas tenia y el 
pan de otros lugares que es mucha la cuantya. 

después que los governadores acabaron lo de Castilla yo me fui 
al canpo del prior de San juan donde ser vi con doze de cavallo e 
mi persona a ini costa hasta que se allano como dirá el prior de San 



'i- 



360 

el conde de Miranda diie quel dicho doD pedro syrvio ea el lien- 
po de las comanidades con dici de cavsllo a su cosía e lodo lo mas 
del liempo que los goreroadores eslovieron ea lordesyllas | sjrrvio 
allí I e que en todas las cosas que se ofrecieron syrvio may bien 
como buen cavallero | y que en Salamanca fue uno de los ca- 
valleros que mas se mostraron en servicio de su m.t y que por esto 
le derrocaron sus casas e le tomaron quanto lenia y que de la su 
forlalesa del aldihuela se hÍEÍeron muchos servicios a su m.' en 
aquellos lieopos. 

el prior de San juan dixe que el dicho don pedro destuQíga syr- 
vio en el exercito' que el tubo desde su fín de Agosto del año j^dxxj. 
basta que las cosas de toledo se acabaran y que en este tiempo en 
todas tas cosas que se hiiieron se hallo el y los suyos en ellas, y 
syrvio mucho a su m.^ el e sus criados y que en todo aquel tienpo 
nunca Becebio el ni los suyos cosa ninguna. 

el adelantado de Caberla diie que vio al dicho don pedro en el 
caopo del prior que tuuo en el Heino de toledo y syrvio a su m,^ 
con su persona e ciertos de cavallo que no sabe quantos heran y 
bailarse en las mas de las cosas que allí acaescieroa y haxerlo como 
caballero aventurando su persona y que oyó desir que no le paga- 
van porque el no lo pedia ni lo quería. 

hernando bustillo camarero del prior dize quel dicho don pedro 
anduvo en el exercito quel prior tuvo en el Reyno de toledo con 
diei o doie criados suyos a cavsllo y que sabe quel dicho prior nun- 
ca le libro blanca del sueldo ni el dicho don pedro se lo pidió y que 
esto sabe porque el fue pagador del exercito hasta que el Real asen- 
to sobre toledo. 

otro dize que es verdad que el señor don pedro syrvio desde el 
comiendo de las comunidades a su m. m.t en Salamanca e en lor- 
desyllBB e en el Reyno de toledo el e los suyos e que nunoa fue pa- 
gado de cosa ninguna en todos los tiempos que syrvio y que sabe 
que le derribaron sus casas en Salamanca e le tomaron quanto tenia 
e que ha hecho muchos servicios. 

El Consejo Beal, por Fcovisión de 13 de Octubre, ordenó 
como medida general, que se liiciese un repartimiento á todos 
los que babfnn tomado parte en las GomunidadeB y no hablan 
sido exceptuados en el perdún general, para indemnizar todo lo 
que durante ellaa babísu tomado de las B^ntas Reales. Acerca 
de este repartimiento se suacitó pleito entre el Concejo y Justi- 
cia de la ciudud de Salamanca y Ituberte de Santieteban, ea- 






Santpol, impreaioDade por el rumbo de la rebelión de Uallona, 
[>&rti6 para Barcelona, TarragoDa y Tortoaa en busca de una bo- 
lución conciliadora, qae llegó á poner en peligro bu vida. EL 4 de 
AgoBtó anunció al Poder revolucionario que el deseado reBtau- 
rador del orden llegaría solo á Mallorca previa breve detención 
en Alcudia, ; que su llegada debía celebrarse con lumioariaB, 
como el regreso del Emperador. El representante del orden era el 
Regente Dr. Francieco Ubacb, que habla de jurar las franquicias 
y leyes del Beino antes de entrar eu el ejercicio de sus altas 
funciones. Una comisión de revolucionarios le recibió con espe- 
ranza; pero cuando Ubacb iudicó ta imposibilidad de asentar- 
se como ministro de paz y justicia en medio de armas y tu- 
niulto, el ánimo de los Jurados, ; principalmente el de Colom 
y sus secuaces, se recrudecieron; Ubacb se retrajo de entrar en 
la capital; toda autoridad fué desconocida, y continuó el triste 
catálogo de asesinatos de infelices fugitivos. El 1." de Septiem- 
bre Be reprodujeron los ataques contra los muros de Alcudia, 
donde Be había refugiado el conciliador Ubacb; y aunque éste, 
levantando la bandera, de seguro entregó á los jefes sublevados 
la carta de 8. M., aquéllos la arrojaron al suelo suponiéndola 
fingida, y tirando por reepuesta escopétalos á los espectadores. 
Preparado el asalto, todo cambió por completo de aspecto cuan- 
do se supo que por gestiones del Fiscal Pedro Juan Saforteaa, 
de Miguel Sureda Qanglada y del Almirante de Castilla, nave- 
gaban con rumbo á Mallorca cuatro galeras Beales al mando 
del General D. Juan de Velasco, en compafiía de trece naves y 
otras velas menores, con un ejército de dos mil hombres, que 
tenían por misión restaurar en Mallorca la tranquilidad perdi- 
da. Dicha armada, por causa del tiempo, se detuvo en el puer- 
to de Ibisa basta los primeros días de Octubre, y el 13 pudo ya 
presentarse en el puerto de la ciudad í intimar las órdenes del 
Soberano. Tres veces se repitió el mensaje; pero la resistencia 
á admitir al Virrey Ourrea fué enérgica, y cuando el Lugarte- 
niente les aconsejaba acoger8e.á la Keal clemencia, se contestó 
disparando á hora de vísperas desde el muelle y desde Portopi 
á la escuadra, y á la Capitana con preferencia, unos veinte ti- 
ros de bombarda, que con muerte de un hombre y heridas át 
varios y daQo de los buques, les obligaron á hacerse afuera. 
Rota toda negociación, la escuadra desembarcó sus fuerxas ei 



364 

Datos sacados de las Inrormacloaes que después de la redacción de 
la cladad de HallArca se tomaron sobre la conduela de mil y pico 
de agermanados de la misma, por los caales se demuestra el es* 
pirlln y tendencias del alzamiento. 

Influencia que ejerció el d$ Valencia en el de Mallorca. 

Guill.° Vaquer sombrerera; taé ¿ Valencia coa ol sombrerero Bi- 
poll, y trajeron alabardas y tambares y las instrucciones de Soro- 
lia. — IbformaciÓD núm. 3i3. 

Rafael Ripoll sombrerero: fué el primero que venido ile VaLeacia 
concibió la germania y coamovió el pueblo, y uno de los sindioos 
que fué á TaleDcia ¿ traer armas y las instrucciones de Soro- 
IU.^360. 

Joi^e Matas hornero: iba en un bergaalin de Mallorca á Valencia 
con loaagermanados.— 559. 

Pedro Artes zapatero: vino de Valencia al principio de la germa- 
nia, y dijo á los principales: iVeamos que sabréis hacer, que los de 
Valencia han degollado en el castillo de Murviedro más de veinte ca- 
balleros y se han repartido todos los efectos, veremos lo que sabréis 
hacer.» Y no pasaron ocho días que no sucediese el caso de Bell- 
ver.— 706. 

Berenguer Arcís sastre: trajo de Valeocia un jubón de brocadillo 
folso y unas calzas acuchilladas forradas de brocado, y fué con ob- 
jeto de hacer levantar á los artesanos. — I.OOS. 

Nicolás Bipoll pelaire: fué ai principio á Valencia con Juanoto Co- 
lom, y trajeron atabales y alabardas, banderas y tambores y la for- 
ma de lo que hacia en Valeocia la germanfa y la manera de regir- 
se 1.018. 

Bart." Cassado cintero: iba predicando la gennanla por las calles 
en alta voz como fraile, y predicó del rey Encubierto. — 342. 

ODIO k CLA8SB glTSaiUNiDAB 

A capellanes y fraile». 

Siempre hablaba mal de capellanes buenos con una mala nin- 
ger— 377. 

Bart. Venteyol mercader: deoia cosas de gran traición, jurando 
de Dios, y que degollasen á todos los clérigos y mugares. — 4C1. 

Juan de Hoya marinero: «¿qué es esto? dijo; dicen que estamos 



366 
Pedro de Pax; oulo de tall letras falsas han traidol buen recaudo 
tendrán los notarios y demás que les iatimado.— 1.0(4. 

Á los cirujanot. 

Maese Pedro Vaqaer oirujano: mientras iban á escondidas los oi- 
rujanos, é\ se paseaba en público. — 305. 

A lo» libertos $r esclavos de señores. 

Mataron á Mígnelito de Pex liberto de mossen Felipe de Pax. 
— »»4. 

Persiguieron por largo trecho á an liberto de mossen Angla- 
da.— 871. 

Degollaron A un esclavo.— 1.087. 

Juan Sastre; viendo en un motín á un negro del cabisool oon nna 
lanza, dijole, aiin andas por ahi, perro hijo de perro? siempre habrá 
por ahi raices de gentiles hombres? ; dióle de cuchilladas delante 
del cabiscol asomado á la ventana. — 1.099. 

Seducciones á los mismos. 

Dijo á un oautivo del notario Hager que si le mostraba el escon- 
drijo donde estaban ocultos el amo y su suegro, le daría un traje 
nuevo.^S6i. 

No dejaba salir por la puerta Pintada A los cautivos de los fieles 
sino á los otros, y repartía oon ellos la lefia qne traían, y vendía 
lefia todos los días por tres á cuatro ducados. — Kl. 

Juan Entem albafiil; daba franquicia á los cautivos para que le 
ayodasen á hacer el molino de laBiera.~699. 

Demagogia. 

Bart.» Nebot tejedor de lana; sentado con otros una Bocbe sobre 
la acequia de S. Miguel, deoia: boy mal, maQaoa peor; ¿no valiera 
más degollarlo todo arreo y que nos repartiésemos los bienes? mas 
yo quisiera mi parte que no fuese vinculada. — 8S8 

Pedro Cerda mercader: que toda Gataiuíia se levantaría en her- 
mandad, y que no habían de dejar hombres acaudalados (dé be) en 
el mundo, y que los menestrales habían de seüorear. — 1.017. 

Juan Seguí: decía ya al principio que todos los timados y hom- 
bres de honor habían de ser degollados, y qae de otra manera no se 
saldría bien del paso.— 1.084. 



S68 

Bart.« Ventayol fnercader: ¿qué os parece de eso? le decía ha- 
blando de los ateatados de la germanía, y respondió: callad ¡cul de 
Deu! que desde la muerte de Jesucristo acá no se ha hecho cosa me- 
jor. — 464. 

Gab.i Miret tejedor de lino: que los que con el virrey habian ve- 
nido eran moros y qJ nada vallan, y que cuando en la ciudad en- 
trasen, él se haría rebautizar. — 662. 

Ant.^Saurina pelaire: gritaba siempre desde la muralla: «¿qué ha- 
ces Borreyó (mote puesto al virrey)? helos ahil moros, morosl que- 
madores de iglesias! venid, traidoresl» con otros mil desastres. 
—689. 

Guill.mo Pelegrí pelaire: decia á gritos á los payeses acampados 
en Jesús: ¿á quiénes os habéis entregado, traidores? á moros. — 701. 

Maese Gonzalo pintor: iba predicando la germanía y diciendo mil 
heregías, por cuya causa, como incurso en crimen de heregía por 
los desastres que hablaba, le han quemado. — 709. 

Nicolás Abrines boticario: decia al ver algún tiznado: aahora ma- 
tar á ese seria un sacrificio acepto á Dios.» Y antes que asesinasen 
á Prats decia: «ya caerás, no te valdrá la señal de la inquisición.» 
—773. 

Galcerán Simonet pelaire: que era un digno sacrificio á Dios ma- 
tar cuantos tiznados había.— 960. 

Sebastian Quetgles hortelano: decia lo mismo, y que no se daría 
por satisfecho hasta degollar cuatro ó cinco por su mano. — 902. 

Armengol; vino corriendo á la ciudad al acercarse á Selva el cam- 
po del virrey, diciendo con gran alboroto que habian venido moros 
que todo lo saqueaban y mataban. — 1.083. 

Pedro Frigola pelaire: dijo; «asi conozco yo á los tiznados y trai- 
dores, como distingo á los marranos de los cristianos de raza. 
-4 .055. 

Albertí calcetero: decia cuando á alguno mataban; «callad que á 
ninguno han errado, que así aciertan éstos en los que matan, como 
acierta la Inquisición eu los que prende y quema.» — 4 •098. 

La muger de Gabriel Talladas: que su marido habia muerto mar* 
tir en Alcudia.— 834. 



Servicios y mercedes. 

D. Francisco de Rojas, Embajador que fué de España en 
Boma, y que después de dedicar toda su vida al servicio del 
Bey, prestó cinco cuentos de maravedís al Prior de San Juan 



J 



'^^''^^^ 



«7o 
tiigDó á 0a padre y el título de la gnarda de la casa de 
,, que tenía Bodrígo de PeíkaloBa. Se accedió á lo pn* 
iecntaudo se hiciese con 61 lo que cod sa padre eu la 
, y reapecto de lo de la cata, que mostrase el titulo (1). 

ireh. gen. de Sim., C(m%midad¿$ dt Cattííla, leg. 437, fo- 



1 



272 
No es de extrañar, por lo mismo, que á medida que los caá- 
;0B aumeotaban, creciera también el enojo del Almirante, 
yas notables é importautes cartas contienen transcendenta- 
I revelaciouee acerca del origen y causas del movimiento re- 
lucionarío, de los medios que se emplearoo para desvirtuarlo 
axtinguirlo, y de las esperanzas que abrigaban los que acer- 
roD á vencerlos, de que sus grandee servicios serfaa genero- 
mente recompensados. Por desgracia todo ocurrió al revés de 
que se esperaba, y el Almirante se condolía amargamente 
I que aquellos á quienes se perdonó estuviesen en la cárcel 
r el mismo delito de que fuerou perdonados, y que se dijera 
,e el perdón no valia porque se alcanzó por dineros. Cuando 
hacían estos perdones, los franceses estaban en Navarra, y 
i. M. parecía bien que se contentase á los que le servían para 
e no volviera á perderse el Reino; y el Duque del Infantazgo 
vio á Segovia al Conde de Saldafia á rogarles que no se ez- 
ituase á Villica y otros dos ó tres más, y se biso por compla> 
: al Duque, que servia bien, y porque no encontrando leyes 
e desobligasen á S. M. de la satisfacióu de los daQos recibi- 
B, pudieron realizar lo que hicieron y dar al Dr. Zumel una 
9a de Villica á cuenta del dafio que se había inferido, lo cual 
fué comprar perdón, sino perdonar con castigo. Era maldad 
cír que uno de los del Almirante llevó dineros, pues lo suce- 
lo fué que uno de los exceptuados era un Escribano cargado 
hijos, y su mujer, muy adelantada en su embarazo, iba llo> 
ido todos los días á suplicar por su mando; y como la Es- 
bania se había dado al Dr. Zumel, se rogó á éste dejase al 
oribauo su o&oio, entregándole Villica trescientos cincuenta 
fiados. 8Ólo fallaba quemar todos los autos que los Goberna- 
res hicieron en nombre de S. M. Y constantemente r<^aba 
Rey se rodease de persouas desapasionadas y de rectas io- 
iciones. 

E^toB miamos temas inspiraron al Almirante de Castilla dos 
rtas más, recordando á S. M. que en el perdón que hizo días 
sados comprendió á quien ya estaba perdonado, y afiadien- 
, porque se ganó la jornada de Villalar y en dos meses y me- 
I eetos BeinoB. Las referidas cartas son la nota más saliente 
cuanto ocurrió en el mes de Noviembre de 1522.. 



374 

tubiera V. H. mas que satisfacer i no tanto que perdonar que mas 
seguridad ubiera en todo quanto menos sangre se ubiera vertido 
siempre fui io desta opinión i no rae arrepiento dello ni para con 
Dios ni para con el Mundo ni agora de suplicaros que con misericor- 
dia se traten estas cossas y si á V. M. parece que en el perdón que 
hi90 estos dias pasados lo usso mui grande, acuerdesselo que con 
vuestro mismo poder estaba perdonado lo que perdonastes i ame 
todo lo que nuevamente exceptastes de manera que fue menos lo 
que V. M. hifo que lo que estaba hecho i si con vuestros goberna- 
dores hablara V. M. no se perdiera nada antes de hacello por que 
dieramos forma en que se viera que se hacia nueva merced i no* se 
disminuía la que estaba hecha mas á V. H. le páreselo otra eossa i 
quiera Dios que sea la mexor para lo que combiene á vuestro ser- 
uicio y pues por estos por quien 8up«^ ni son deudos de mi cassa ni 
mis parientes sino personas que no oonosoi sino quando convino á 
vuestro seruicio io sup.° á V. M. que me saque de la fían9a en que 
estoí que sera para V. M. seruicio i para mi merced i que mande al 
Fiscal que no asista en estas caussas hasta que Y. M. mande otra 
cossa. 

El Almirante. 



Sé C* Cé Mé 

Yo pafeceré'á V. M. tnui importuno por acordalle i suplicalle tan- 
tas veces que no permita cosa tan contra servicio de sn real perso- 
na como es que los que con vuestro poder estañan perdonados la 
exceptacion que V. M. hi90 los tenga en la cárcel acusados del mis- 
mo delito que eran perdonados que en verdad señor no es de tanto 
cauda] sus haciendas que no pesse mas la menor parte del crédito 
que perdéis que todas ellas* 

Y porque V. M. hablando en esto me dixo que el perdón de Vi- 
llica que esta en la cárcel avia sido por dineros i que por esso no 
valia, harto mexor servidor de V. H. fuera i mas sana intención tu- 
biera el que esto os trajo á la memoria si os acordara el servicio que 
en aquello se higo que no hallar culpa en lo que avia mérito i caso 
que la hubiera era nuestra, que ó comprado como os dicen, ó dado 
graciosamente el perdón de Y. M. la aseguro i la acotación del Ve-* 
gundo le tiene en la cárcel i acussado de la culpa de que era per- 
donado. 

Lo que en esto passa es que quando hacíamos estas acotaciones i 
perdones los franceses estaban en Navarra parecele á Y H. que era 



S76 

cédulas qa« V. H. firma se pone qae se rasgae si paresoiere olra de 
Gobernador, esto debe de ser porqoe si V. M. otros desare, no sa- 
quen la mano del Broquel, do fue mal sacada pues para daros los 
Reinos que teníades perdidos i pues nosotros que tanto crédito te- 
nemos en el Hondo tan poco con Y. M. juzgue el que ternao los que 
otra ves lo fueron en verdad señor io no hallo por mi ni por el con- 
destable que entre las mercedes que Dios nos á becho no contamos 
por la menor no auer entendido en ninguna cossa de las que V. H. 
á heoho después que entro en el Reino. 

Lo que io sup.° á V. M. es que tenga c^be si personas dessapasio- 
nadas i de sanas intenciones amigos de Dios servidores vuestros i 
que os digan verdad i que la gente los ame i no los aborretoa i do 
hagan creer á V. M. que el que tiene amigos olvidara vuestro ser- 
vicio que esta amistad fundada sobre bondad no os quitara á vos de 
la Memoria i si es una virtud que se cuenta por grande en el Prin- 
cipe i acuérdesele á V. H. de los que le an dicho que ai lei que obli- 
ga al servicio i no á la satisfacion para no tenelle por Xpiano que 
si el supiera la diferencia que ai de servir como vassallo á servir 
como servidor no lo dixeria i por esso seria bien tomar el parecer 
de cada uno según la calidad i cantidad de la persona i no de anos 
solos para todas las cossas que aunque V. H. sea exempto i libre de 
necesidad á de tener de quien resciba eonsejo estos por amor de 
Dios sean los mas buenos. 

El Almirante, 



S. C. C M. 



Vuestra Hag.<l á de perdonar la importunidad pues io oo puedo 
baoer menos sino traelle á la memoria algunas cossas que me pare- 
ce que oombienen á su servicio para que las mande remediar entre 
las quales son estas. 

En la cárcel están presos algunos acusados de aquel crimeo que 
con el poder de V. M. perdonamos vuestros Goneroadores no se Ío 
si es tanto servicio de V. H. condenalios como sería líbrallos pues 
ninguna cossa combiene mas al Principe que es tener crédito coa 
la gente, estos debaxo de la seguridad que tenian los prendieron 
los que lo ven entienden la leí al pie de la letra i no son tan expe- 
culatibos que debaxo del perdón hallen causa para ser pressos. solo 
ven que el perdón que con vuestro poder hicimos los aseguro para 
ser presaos como era justo que los asegurara para andar segaros 
sup." á V. U. por lo que toca á su servicio que mande proveer en 



ron todos los servioios heohos ea pecada mortal pues aan para dar- 
nos crédito con V. El. do tienen noeríto ntoguno. 

Qaando estábamos en Segobia oada día venia la nueba de entrar 
los Prancesses en Navarra y según el mal recado que teníamos para 
pagar la gente de lo que hacíamos mas caudal era de loa oriados á 
los quales combenia tener contentos, estando haciendo la acetaoion 
de los de Segobia vino alli el qA* de SaldaDa con cartas del Daque 
del lotaataxgo su P.> i pidió se quitassen dos ó tres entre tos quales 
fue este Vellioa i oomo el Duque servia coa buena voluntad i con 
mas gente que ningún grande no nos pareció que debía ser dea- 
oomplaoldo í assi se hÍ90 lo que el pedia, i porque este Vellica de- 
oian que tenia Alguna poca de hacienda i el Doctor ^oniel avia 
sido saqueado en Burgos por servicio de V. M. acordamos de ha- 
cerle que le dlesae alguna cantidad no se quanto, esto no me pa- 
rece que fue comprar perdón sino dar al culpado pena que redun- 
dase en la aatisfacíon que V. H. debía al Doctor ipumel porque en 
aquel tiempo no hallamos á V. H. desobligado de los que se perdían 
por nuestro servicio como parece que V. H. los halla. Bxceptosse 
aa escrívano mui pobre i mui cargado de hijos i diose esta esoriva- 



Doctor Qamél venia la degvQDlurada de la mager el Vieatra 
Voea i cargada de niAos obiquitoe csda día llorando á mi, obe 
i delU i hioe que Vellioa diesse al Doolor Qumel otros tr«s- 
« cíDqDenta ducados por esla escrivaaia i quedosele i la ma- 
aande é qn camarero mío qoe entendíesse ea esto, y porque 
día en ello dixeroD á V. M. qge avia llebado díneroi 6 Vellioa 
B la culpa que V. M. baila que avernos tenido «a este o«Mo. 
lerto seáor grandissima merced que baria á mi V, U. para el 
rgo de mí conciencia en mandarme tomar residencia i esto la 
io i le euoargo la de V, M. si do lo hace porque V. H. es mui 
ido A Dios de saber como rivea sus oficiales que basta la ouen- 
B hombre á de dar propriasin que te obligue i las oolpasaxe» 
loplico ¿ V. V' que mande probeer en esto oon alguna bre- 
l. 

Bl Aloiiraatfl. 



v B«al Cédula de 26 de Noviembre (1) ee comisionó á 
cisco de Prado para practicar en Toledo nuevas diligencias 
reriguaeión de si babfa algunos bienes de Juan de Padilla 

mujer. Sólo se averiguó que tenía parte en ua juro que 
[a el Conde de Tendilla, y un cordón de oro y una gargan- 
que Carlos V regaló á bu Secretario, Francisoo de los Co- 

por Cédula, en Burgos á 20 de Junio de 1624. 

StitMsiai «ontn 1« «uiftaadM. 

. Pedro Maldonado emente!, sobrino del Conde de Bena- 
be, era Regidor de Salamanca y Capitán de las gentes de las 
lunldadee; preso en la jomada de Villalar, fué acusado ante 
onaejo Real por el Fiscal Pedro Ruis, y en 2 de Noviembre 
ictó sentencia (2) condenándole á muerte, y que sacándole 
a cárcel donde estaba preso en la villa de Simancas, fuese 
ado á caballo en una muía, atados pies y manos con una 



) Documentos inéditos para la Hitioria de España, notas de 
'omás Gonsáles, tomo I, pég. 288. 

:) Arob. gea. de Sim., Comuaidadét de Cattiila, leg. S.<* — Do- 
lentos inéditos para la Hittoria de Sipaña, tomo I, p&g. S9i. 



miBiiKM 7 SQ mveniÓD, y á opÍDÍoDM que se eioitíeroQ acwc» 
de btuñeoda de exceptuados. 

El primero de los documeDtOB es, según la carpeta, «Ud me- 
morial de loe ecebtadoe;» pero en el interior se lee: «Ecebtadoa 
de) Keyno condenados por los SS. del Consejo,! y comienia la 
BeiaciÓD por Valladolid, y sigue con Falencia, S^oria, Sala- 
manca, Medina det Campo, Toro, Soria, Madrid, Toledo, Mar- 
cía, León, Avila, Valladolid, Gaadalajark, Cartagena, Lorca y 
Hoesca, distinguiéndose los exceptuados y aquéllos contra 
quienes se procedía. He aquí el primer docnmento; 

Exceplaades M RcÍm coadoadM per los seiares dd CtMeje (I). 

Vatladolid. 

el lie. do Vemaldino. 

el ücAo Villana el 00090. 

el dotor Sanp.° mudarra. 

el bachiller de alcalá. 

lope de pallares. 

p." lopes de Galatayud el mofo. 

geronimo francés boticario. 

de Harquina. 

Alonso de Vera. 

Joan de Robladillo. 

Alonso bernandei. 

Juan de San Gebrlan pelegero. 

pasoosl Cantero. 

Xpal Huís Cordonero. 

p.* de dueñas bolioario. 

Andrés de la Bus. 



El lioA Espina. 
goDfalo de Ayora, coronista. 
el iio.ío de la torre. 
Andrés de Valtanas escriv.° 

(I) Arcb. gen. de Sim-, RMtado, Catíüta, leg. 8.°, fols. 176 y 477. 



bernaldÍDo Vezado. 
Juan de franquis, 
Sancho Ortiz. 
p° bermejo. 
Alonso de beldredo. 



pedro Ñuño. 



el \ie.^° bartolome de Santiago. 

Soria coníra ios que te procede, 

don Garlos de Arellaoo. 

Madrid, 
podro de Sotoraayor. 

Toledo, 
diego de Hontojra jurado. 

Kurcta. 

el dotor Cabera de Vaca. 

Escotados sentenciados por los SS. Alcaldes de Corte. 



Suero de Oblaooa. 

R.°d e Ouiedo sastre. 

Xpal Yaiquex de VeDevente. 

bernardo gil. 

R." deCimanes. 

torrentes barbero. 

p." Xuares de Arguello. 

diego de guiman. 

g." de gnzman. 

don Antonio de qaifiones. 



León contra loi que se procede.. 



Ramiro NuQes de gaiman. 
Alvar perez de guiman. 



grabi«t lop«z. 

jasD de Hiruefia Srio de la JuaoU. 

Segouia sentenciadot. 

el baebiller A." de guadalsjara. 
Joan brabo. 

Segovia contra ¡os que se procede. 

Tbígo lopeí GoroDel difunlo . 

heraando de Vellida preso. 

Alonso de Eeo veoioo de Navalcaraero. 

Madrid sentenciados. 

Joan 9a pata. 

don Joan de Mendofa hijo del Cardenal don p." goasales. 

Toledo sentenciado. 

don pero laso de la Vega, 
don p.** de Ay ala. 
el dotor marlines. 
bernando de Abalos. 
el jurado p.° hortega. 
Joan de padilla. 

Toledo contra los que se procede, 

doba María pacheco mujer de Juan de padilla. 

g." gaytan. 

Juan gaitao. 

Juan Carrillo. 

fran.M de Bojai. • 

hernando de Hojas. 

bern.dode Ayala. 

el jurado montojra. 

el baohiller garcía de leoa jurado, preso. 

don francisco Alvares pápala Maestre escuela. 

R,° de Aiebedo Canónigo. 

el licenciado de Ubeda. 

Aoloaio Rodrigues Secretario de la juntai 



franoisoo gomarex 
p.'Seuilloo. 
Jaynoe aadal. 
Juaa de borja. 
JnaD de Melgar. 
Bodrígo NuBes escríb." 
diego de Agüera. 



Cartagena contra lot que se procede. 



Martin Aioaso. 
Carlos de Salas, 
franoisoo de Salas uoHua 
Juan Kuier. 

Juan Hodriguea Alferei. 
Alonso de Osuna. 
fraDoisoo gomet herrero. 
Alonso de loroa. 



gil Rodrigues juntero arcediano, 

Hueiea contra lot qw se procede, 

gradan de tnerta. 
lope Marín. 
Martin de lariU. 
hernando de Robles, 
p.** estovan nielOé 
Martin Bodrignes. 

£¡1 fl^^ndo dociinwnU) est 

Memorial de kM ekceptnados y dettotiéot <le HadlM (1)i 

las personas qne an de ser eoetadas en la carta de perdón de la 

villa de Madrid son las siguientes: 
Joan negrete. 
Vaidds capitán. 
femando de Madrid caobiador. 

[i) Arcb. gen. de Sim., Cámara, Memoriales, leg. 1i^ 



exceptuados pw qricMS snpUcaí tos Procaradorc* del 
Reino (1). 



de guimtD. 
o del Azebo. 



130 de guiman. 



il de Tilla Roel. 

le Miroeña. 

o Saoches Zinbroa. 

le palomares. 

de hoDtiveros. 

le Osma. 

KiDetero, 

klero, 

heroandes. 

lernandei. 



» de Carrito. 
Bca de Agailar, 



io de HoDtalvo. 
■co de Hereado. 
> de Vera. 



irch. gen. de Stm., Comunidades de Cattilla, leg. i.", ío- 



t90 
Joan Sánchez de quemada, 
francisco de la puerta procurador. 
bartotomé d«l rincón, 
pedro de pedraia. 
Santiago Calahorra. 
Antonio de prado. 
Antonio de Hariqoemada. 
Rodrigo de Aranda. 
Juan de Santo domingo. 
Miguel Sanchos del Canpillo. 
papínera el mo;o. 
Juan de Salcedo mesonero, 
ferrando montoro. 
Villalon penígero. 
Juan de gumiel tundidor, 
Alonso garoia barbero, 
francisco Ramos, 
el hijo de Mendoza el casado. 
Martin de Casasola. 
Miguel Zapatero. 



han de dar dosientos cosoleles, 

han de dar tresientas escopetas. 

han de dar tresientas picas. 

han de dar toda el artillería ; munición que tjf 

Gastaheda, 

£l cuarto documento ea una Miouta de los 
dor perdonó á suplicación del Aeino, de letri 
bricada por el mismo, la cual dice aafi 

■inuta de los qne el Emperador perdoB¿ é, saplkai 

Los que Su Mag.^ perdona a suplicación del Re' 

gon9alo gaytan ) 

p." Ortega ) *"" 

[1) Arch. gen. de Sim,, Comunidades de Cotí 
lios321 y 32i. 



!.• Alaareí Cueto v.° de Avila, 
laaro Serrano v.° dauila. 



¡1 qaioto documento ee: 



icltfp de lo» oficloa que tenían loa eiceptmdos en el Relio y las 
personas que suplicaban por ellos (1 ]. 



w oficios que teoiaD I 
tilos. 



i eoebtadoa y Us personas que supliosn 



en Toledo. 

iepnado. El ReBimieoto de juan de padilla. 

don pero lasso tenia Hegimienlo y era alcalde 
mayor de badajos y pagador de los oinquenta de 
caballo. 

el Regimiento de hemando dáoslos. 

el de goD^alo gaytan. 

Juan Carrillo. 

el de don pedro de Ayala. 

una juraderia de pero ortega, 
lepnado. otra de HoDtoya. 

otra del bacbiller garcía de león. 

Suplican por estos oficios. 
co dacníla El Adelantado de granada por dos Regimientos 

ICO de guz- para sos hijos. 

juan de El marques de pligo suplica por el Aloaldid 

ala garcía mayor y por la pagadoria. 
rares Oso- 



diego de don Rodrigo Hanríqae el de don pedro de Aya- 

va. la que dize que los goaernadorea ge la tenían 

proveyda. 

doíta Haría niflo pide un regimiento para su 
hijo en equivalencia del que tenia su padre. | y 
don juan de Ayala corregidor de Salamanca dise 
que en Qandes le híio V. M.t mrds de una fiel 

) Arch, gen. de Sim,, Comunidad^» de Catiilia, leg. fi.°, fo- 



radcria de San RomaD para francisco Xuareí de 

Villena. 



MI Sevilia. 



la notaría a el BegímieDlo de don jaan de guiman. 
(nn.M goD9a- 
le» R^mleD- 
to al hijo. 

Suplican por ella. 



otro • Chaves. 



GondflpDado. 



Gondepaado j 
prvrerdo. 



El duque y duquesa de Medina Sidonia para el 
liceooiado Vergara que diien que ha bien serui> 
do. tiene suplicado les haga mrd de la primera 
reyntee quatriaque eu ella vacase. 

en Valladolid. 

El Semiento de pedro de tovar. ei de lufa 
godines. j la esorivania de Sacas del Obispo de 
Osma que la tenia. 

la mayordomia del ospítal de Hater dey de tor- 
deaaillaB que tenia el lioenoiado Haloenda | el 
qual hera tanbien letrado de pobres de la Ghan- 
cilleria. 

el Conde de Ofiale suplica por el de Antonio de 
tovar. 

el Seeretario auplioa por no Begimiento destos. 

el Secretario Arguello diie que a suplicación 
de Madama le biso V. M.* mrd de un Raimiento 
de Valladolid anplioa por uno destos. 

e) duque de bejar pide el uno para pedro de 
Ciofiiga. 

mSalanvHiea. 

el regimiento de don pedro Maldonado. y las 
eacnuanias de realas que el tenia en Salamanca 
y Cibdad Rodrigo y las alpujarras y la esorivania 
mayor de las Armados, y el oñcio de Contador de 
priuillejos y de Chanciller de las Ordenes. 

el regimiento de francisco Maldonado | Juan de 
Ayal». 



Memoria para 
los bienes. 



S»6 
aaeva mrd de lis eseriváhiaB de don pedro Hal- 
donado, 

el Condestable para figueredo la eecrivania de 
rentas de Gibdad Rodrigo. 

don jaan daouba snplioa se le haga mrd deltas. 

el Alcalde de alhaejos suplica por ellas, 

el duqae dalna las pide p ara juan de la peOa. 
que dise que V. H.^ le hizo mrd dellaa en bormes. 

lop e martines de leguifamo snplica se le haga 
m rd dalla s. 

Xponal Suares dite que ha aeruido mucho | y 
que las comanidades le tomaron mucha hazienda. 
Suplica le mande confirmar o bazar nneva mrd 
de la esorÍTanía de rentan de Salamanca do que 
fae proveído por los govetaadores | o de on Be- 
gimiento e oonservaduría de la dicha Gibdad, 

diego garoia de paredes para ge."!" de Arevalo 
sa primo de ana escrivania destas. 

El licenciado Villo vecino de Salamanca, dite 
que ha seruido mucho y que fue dañineado. Su- 
plica por el regimiento de Antonio hernandes. 

el licenciado de logo. Corregidor de Vallado- 
lid, suplica por otro regim.*» de la dicha Cibdad, 

sa hijo del Alcalde Cornejo, saptioa se le haga 
mrd del Regimiento de Salamanca de fran cisco 
Haldonado. de qae dise que fue fecha mrd a sa 

padre. 

el Srio Albornos ^aplica en recompensa de una 
espelatiua que dise que fue acordado que se le 
diese en Cecilia de ccc. ducados de rrenta que se 
le haga mrd del Regimiento del Comendador gro- 
slo I y de la escobilla. 

Memoria qneitt proveydo el Regimiento de 
franoisoo Maldonado al dotor ponte. 

león. 



El regimiento que tenia Ramir NuDez de guz- 
man y la tenencia de los palacios de leoiK 
el regimiento de gon^slo de guzman. 



Acusado. 
Acosado. 
Condepnado. 



el alcalde ber- 
rera para su 
hijo por la 
promesa que 
le esla fecha . 

la una escriv,' 
mandar yn- 
formaoion. 

flat. 



Condapoado. 

este proveye- 
ron loa gober- 
nadores y su 

m.' lo coa- 



sas 

el Allde berrera | eupliea pw ano de k 
tenia espetativa del Rey Gatholíco para el pi 
ro que vacase. 

Juan de Solier suplica tenga memoria del en la 
prouision d estos Regimientos. 

el licenciado peralta oydor de Valladolid, sa- 
plioo por el uno. 

Juan de bosmediano suplica por an regiraieo- 
lo del qual dise que fue proveydo por los gouer- 
nadores. 

el Almirante pide el uno para juaa de baena 
BU cam.° 

luys peres contioD de V. H.t pide un regimien- 
ta o escrivania, 

m Madrid. 

el regim.t« de pedro de losada, 
la escríbanla del numero de francisco MuBos. 
otra eserlvsnia de juanin. 

Sup/tcott por estos oficios. 

lo de don luys laso. 

Alonso de la torre contina de V. U.t que ha 
mucho seruido y sirue por el Regimiento. 



Rodrigo Ualdonado vecino de Madrid suplica 
por una escrivania de las susodichas, estaba asen- 
tado por m.<l»del Rey Cathollco para ser provey- 
do en la primera que vacase. 

Alonso de Madrid vallestero de Hsfa. Suplica 
por la ana de las dichas esorivaniaa. 



en guadtdajara. 



El Regimiento de franclsoo de Medina. 
el de Juan da Orbina. 



300 
fiat. Nnño hierro, saplioa por uno de lo 

ginieotos. 
ídem, AloDBO Navarro gentil hombre de \ , «.- „_,,.,- 

ea por el de Saooho Ziiubroa. 

p«dro de Avila pagador por el mismo. 

pídelo doD goDfalo Chacoa para juan Ghaeoo 
BU primo alcaide del Alcafar de Avila qae dise 
que simio mucho ea las cosas pasadas. 

el Capitán gon;alo del esquina dise que por 
sus seruicioa le hizieron los gouemadores mrd 
del dicho regimiento de Sancho Zinbron suplica 
ge lo mande confirmar. 

El Alguazil negral pide un Regimiento destos | 
tenia espetativa del Rey Cath,<» para el primero 
qae vacase. 

diego de guarnan procurador de guadalajara en 
las Cortes de la Corufla suplica que syno fuera 
servido de haierle mrd del Regimiento de Sego- 
uia, que tiene suplicado ge la baga de uno destos. 

francisco gutierrex de hontiveros tiene suplica- 
do antes por un Regimiento de Salamanca | su- 
plica que sino fuere proveydo del le haga mrd de 
uno destos [ esteva asentado en el libro de las 
memorias para ser proveydo de un Regimiento de 
las dichas oibflades. 

Ortii el de Villegas pide una esorivania. 

el dotor dauila fisico, pide un regimiento | o la 
escrivania de Hirueila. 



Condepoado. 



en patencia. 

ani eHrivania del namero de Andrés de bal- 
tanas. 

Aouudo. Otra de fraaoisoo beroal. 

Acosado, Otra de torqaemada. 

Suplican por ellas. 

francisco de Miranda criado del Condestable, 
tiene cédula de los governadores en que se le pro- 
metió que syendo condenado el dicho franciseo 
beraal se le haría mrd de su eaorívaDlai 



"^ 



30> 
neoessldad lodo lo susodicho Beata tres 
mitl ducados '. iij® duc.^i 

tieofl mas Junto con portugalete una 
casa de placer Tina y huerta no Reata 
eosa, vendiéndose dii que darían por 
ella ciento y cinquenta mili mrs. 

tiene mas la villa de enpudia eo que 
ay apres de quinientos vasallos con una 
buena fortaleía, tienda el almirante etc.* 
Bentara hasta mili dncadoa rentas y al- 
cavelas todo lo lleuaua el ooade excep- 
to cien mili mrs que pagauan a la Coro- 
na Real, soliau dar al aicayde xx, o 
xxxíO) mrs agora da el Almirante j® do.' 

cclíÜ) a uno suyo, e destruye los mon- 
tes y da e vende la leña e la ca^a etc." 

tiene cerca de enpudÍM el seBorío del 
logar (te Rayaces, SOQ irij. o v. vassallos, 
la Renta dellos lleua el hospital de la 
dicha villa que se diie do la clemencia. 

tiene mas Antonio de foaseca eapeBa> 
do deste estado por el dotte de so ma- 
ger, el lugar de Valloria con sus térmi- 
nos, juredicion y montes, e unas hase- 
has en Aguilarejo que puede rentar 
qnaü^cientos ducados puede aver xxv. oocc d.* 
años que lo tiene enpeñado por un quen- 
to y quatrocientos mili mrs diz que de 
la leña de los montes que vendió ha lle- 
vado mas de las quinientas mili mrs po- 
dría valer esto a venderse cinco quentos 
y mas, 

tiene mas ciertas behetrías el dicho 
fonseoa que son en enmienda del dicho 
condado en que ay algunos heredamien- 
tos del Conde y una casa con su torre 
de morada en el lugar de grijalua. 

tenia mas el conde cerca de Castro- 
xeríi una torre con su casa y cierto he- 
redamiento que renta xzviij. cargas de. 
pan de Renta, y mascinoo mili y tantos 
mrs de Juros de martiniegas que están 



80» 

podra valer su hasienda a vendarse 

el© duc.M ciento y cinqueaVa n>ill ducados con las 
casas según se estimo en Salamanca. 

francisco Haldonado tenia ciertos vas- 
sallos Rentas y csssas, vale todo más de 
mil daoados de renta e a venderse podra 

xlnij^ d,* baler quarenta e qnatro mili ducados a 

oomoQ estimación jtjj) dn>* 

Pedro boaal tenia de pan heredades ; 

zuj^ d.B casas dosientos ducados de renta, vale a 

venderse veynte e dos mili ducados.. . . co. d.» 

Diego de guzman tenia heredamientos 
y rentas hasta ochocientos ducados de 
renta, puede valer a venderse veynte e 

xxgíjí) d. d.* dos mili e quinientos ducados dcco. d.* 

francisco Hinaya tenia en pan y dine- 
ros tresíentos y olnquenta ducados de 

viij.° d.> renta, a venderse vale ocho mil ducados, ocal.' 
Doctor Valdeuiesso puede valer lo su- 
yo cinq uenta ducados de renta syn el ofi- 
cio de la bedelie a venderse valdrá seys- 

dcl. d.* cientos y cinquenta ducados I. d.* 

Comendador griiio, tenia el oficio de 
la Escobilla en Senilla y otras cosas has- 
ta setecientos ducados da renta, su ma- 
dre se pone a esto diciendo que le perte- 
nece doo. d.* 

Jflj)dcc. d.' Doctor Quttiga terna hasta ochenta da- 
cados de renta valdrá a venderse mili y 
setecientos. 

ccc. d.' otro francisco Maldonado tiene algo 

mas de cien mili mrs de haiieoda a ven- 
der. 

dcooc. d.i Pero geniales mercader, treynta du- 
cados de renta | e a vender vale nueve- 
cientos duc* XXX. d.* 

dcixxx. d.> Alonso del Azebo, veinte y seys du- 
cados e a vender vale seicieotos e ochen- 
ta ducados xxvj. d.' 

j^cclxxz d. Licenciado ternero quarenta ducados 
e a venderse mili e dozientos e ochenta 
ducados. xl. d.' 



306 

Prunoisc'o pardo rentara bu fasaienda 
hastu diei mili mrs que son veynte y 
Bíeie dacados | vale a vender mili y do- 

ifH) co. d.> lientos dao.» ixvij. d.* 

Alonso pescador, puede valer so ha- 
cienda quatro ducados de renta, es de 
fuero la mayor parle y vale a vender se- 

Ix. d.> senta ducados iiij. á.» 

Bachiller Rodriguei. tenia unas casas, 
son do fuero rentan quatro ducados y 

medio valer iiij. d.* m 

Gerónimo carpintoro tenia unas easy- 
llas de fuero valen seys mili mrs que 
son dies e seys ducados. 

Otros cinco exceptados no tienen bie- 
nes ningunos. 

Toro. 

Don hernando de Ulloa nnta su ba- 
zienda con juros perpetuos y de por vida 
y con renta de pan mili e ochocientos y 
oinquenta ducados, tiene mas unas bue- 
nas casas y el Regimiento j^dcccl. d 

Diego da Ulloa tenia la Tortaleca y lu- 
gar de Villalonso ia qual tiene el almi- 
rante con salario de dozientos mili ma- 
ravedís con el otro lugar de bufaras en 
que avra ciento y veynte vasallos, vale 
todo de renta, juros, pan y vino basta 
dos mili ducddos ij;]]) á.» 

tenia mas unas buenas casas, esclauos 
y ganado de yeguas potros y otros bienes 
muebles que están en el memorial de . 
los secrestoB. 

Pedro de ÜDoa tenia de renta hasta 
dose ducados xij, d.* 

francisco delada tenia de renta diei 
ducados X. d.* 

Pedro de Salamanca otros diei du- 
cados X. d.> 

Andrés Carrito tenia de renta trece 
ducados xiij d.* 



Vatladolid. 

liceaciado BernaMíno, renta su ha- 
tienda hasta mili ducados con los juros 
y reulas de pao, vale a venderse treinta 
L® d.> mili ducados según la comua «stima- 

cion Ííi¡)d.» 

en esta haiienda ay unas muy buenas 
casas. 

Pero lopet de Galatayud, renta su ba- 
lienda pan y dinero ciento Ireynta e dos 

ducados cxxxij d,* 

) d.> Vale esta hacienda tres mili y quinien- 

tos dacados a común estimación. 

Doctor San podro, Benta su hatienda 

treynta y dos ducados, vale quatrocien- 

tos ducados porque es de por vidas y 

a. d.* con censo xuij. d.> 

Pallares no tiene haiienda, pero tenía 
el oficio de escrivaaia de la Audiencia 
de que se híio mrd a un criado del Al- 
mirante suele venderse este oficia por 
mili y dosienlos ducados. 

Licenciado Villena, renta su hacienda 
veyote ducados renta a común estima- 
cioD mili ducados zx. d.' 

Alonso de Saravia tenia en pinos y 
renta de pan en el lugar de palacios de 
pisuerga treiíenlos ducados ccc. d.> 

Tenia Saravia mas buenas casas que 
se vendieron por quatro cientas y cin- 
quenla mili mrs j por mandado de los 
gouernadores ¡ saque por condición que 
no queriendo su mag.^ no valiese la ven- 
la I hallase quien de dos mili ducados 
por ellas. 



J 



xzvtj d.i 

el. d.> 



nj® d.« 



dcccclxxi 
dacsdos. 



340 

a venderse oohocieotos y qa 

oados 

Pedro de hontiveros tenia oí 

que reolaa qoatro ducados val< 

dersa ciento y siete duosdos , . 

Villarroel rentaosus bienes 

ñeros syete dai»dos vaien a 

ciento y cinqaenta ducados. . . 

tome hernandet tenia anas i 

pueden rentar dacado y me 

venderse yaien treynta e dos 

Licenciado jasa de la Vega 

sienda que puede rentar pan 

hasta veynte e cinco ducados 

derse quioienlos e treynta duc 

Braoamonte tenia unas casas 

taran ocho ducados, valen las ( 

sas y otros bienes muebles que 

lientos y setenta ducados. 

Alonso Alvares de Cueto tiei 
da que puede rentar ciento j 
cados de pan dinero y casas vi 
derse esta tres mili ducados. . . 
Alonso Serrano tenia de ren 
y casas hasta sesenta docadt 
venderse su hasienda nuevt 

> quarenta ducados . . 

Xpouíil Alvares tenia en pa 
cinquenta y cinco duoados [ v 
derse su hacienda nuevecientc 

ta ducados 

Blas Carpintero tenia unas 
puede rentar quatro ducados, 
tas casas y otros bienes mueb 
derse cinquenta ducados .... 
Pedro Calero tiene unas < 
Reataran dos ducados y a vei 

dran treynta ducados 

Juan de palomares secresta: 
nes que valen a venderse d 
ochenta duoados, dicen que 
mager. 



i®d. d.« 



- 3ft 

sieada a venderse noventa daoados fue 
perdonado e pago quatrooientos duca- 
dos a nao del almirante por la escriba- 
nía e suele venderse por mili e dotiea- 
tos ducados. 

Bernaldino de Hesa tiene unas casas 
que reatarao qnatro ducados y a ven- 
derse valea con los muebles cien du- 
cados luj d.* 

garcía del esquina y un su hermano 
tenían un tinte del que podia caber de 
renta al dicho garcia del esquina seys vj d.> 
ducados de renta, a venderse su parle 
con el mueble que tiene vale ciento y 
cuarenta ducados. 

El dicho su hermano que se dioe An- 
tonio del esquina tenia otro tanto quel . vj d.* 

Antonio de Mesa tenia solo el Reg.*o 

Alonso de Arreo vale su haslenda mili 
a quinientos ducados a venderse, es de 
granjeria. 

Alonso de Cueliar hernando de billi- 
cia, Antonio de Aguilar Antonio Xua- 
rez diego de Hiofrio esceplados | al^a- 
ronseles los seorestos por mandado de 
los gobernadores y tanbien a francisco 
de Ruescas y al licenciado del Rio que 
fueron después perdonados, 

lo de Juan brauo vale tresíenlos du- 
cados. 

Anmda. 

de las hasiendas desta villa no ay cier- 
ta Relación a causa de cubáramos que 
uvo alli con unos caualleros que alli 
biven que antes tenían secrestados los 
bienes de los exceptados por prouision 
de los gouernadores y han tojnado y gas- 
tado de la batienda y no han querido diir 
quenta y el uno es el corregidor de Ma- 
drid don Martin de Acuüa y el otro Ave- 
llaneda que están en panplona | con- 



3U 

Paredes de la Madera 
occ á.* vender cien mili inrs 

cientos ducados. 

goDfalo de Gaceres di 
clcoc d.* derse mas de ocfaocient 

Toledo 

feroando daualos ren 
pan juros y mrs de r 
ducados | puede valer i 
te mili duoad.* tiene v 
dicion y casas príncipi 

xz(íj} d.> otras principales en tot 

Don pedro de Ayala 

hasienda en pan juros 

sobre lugares vassallo: 

tiene hasta nueveciento 

xxiij d.> de valer veyme e dos o 
ducados a venderse.. . . 
de los bienes de los 
de loledo ¡ es a saber j 
de dofls Haría e de otro 
ha poco que loa mandar 
es venida la lelncion dt 
na otros exceptados ay 
soQ todos gente baxa ! 
algo sea. 

Merindad 

de las haziendasde lai 

de gomes de hoyos, po 

nientos ducados y a v( 

xg^ d.> ella dote mil ducados. 

las hasiendas de los e 
Merindailes de Castilla 
Urua y Valdevieso no 
guar lo que rentan poi 
y granjean sus dueño 
parte pero a lo que se 
es que a venderse valor 
cados. 



316 

lo dt Sevilla, 
[No dice más.) 

El octavo documeoto ea: 

Relacidn de los msnvedis que teniaB lis persoDas que se indican, 
asi de joro cono di; por Tidí, en ciertas parles del Reino (<). 

Átomo SaravM. 

ea burgos tiene itjg) de jaro xij^G) 

en cerrato tieoa de jaro zxvij® ivijlj) 

en oastroxerix liene de jnro xij.fi> x(j^ 

abaxsdos en ftelaoioaea. 

Suero del Águila. 

tiene de jaro en Avila zzv® xxvflj) 

en truxíllo tiene de por vida xxxí]j) 

ea lordesillas de por vida tiene Tiij.°fi> viií]j) 



Gómez de Ávila. 

hers.'de gomez de Avila en Avila de jaro,.,, x^ 
los dichos hers." de juro en el dbo partido.. . . xvijíÑ) 
los dichos hers," por otro prev,* de joro x® 

yñigo lopez Coronel. 

En Segovia tiene x® de juro... z® 

tiene la mitad del Recabdamiento del servicio 1 

e ID." que monta por su vida e por un ber- |xtij® 

mano sayo ) 

Heenciado bemardino, 

tiene el e su muger en las tercias de Arevalo^ 
de juro al quitar xl© f ^ 

(!) Arch. gen. de Sim., Comunidades de Catíilla, leg. 2.°, folios 
273 y 874. 



don p.° laso de la Vega, 

en toledo de por vida co'£> ocíD 

en seruicio e monladgo por dos priv.* de juro. I® 
tiene por pagador de los cavall9.'*de Badajotl .^ 
vida í ^ "^ 

femando de Avalot. 

bera.o de fern-do dáñalos de juro en toledo ... 1@ 

los dichos herederos en el dicho parL^ de), 

juro.,..^ I'"'® 

los dichos hers en el dicho partido de jaro . . . xxf]¡) 



I q • dlviiíDdxIvii. 

Lat jwot que tienen lo$ eaxeptadoi. 

Salamanca. 

don pedro Haldonado oxovijíg)colxxiij. 

Zamora. 

Juan de porras ij^ 

Toro. 

don hernando de Ullua perpetuos cccxliiij^ 

de por vida xlij® 

diego de Ulloa xxxiiljíjj) 

León. 

Don Antonio cccUt^ 

gon^alo de gusnun xxviij.°® 

VfUladotid. 

licenciado bernaldino xc{Q> 

Sarauia lvjܡ) 




3«0 
jar que compraría, no se sabe sy es para sy o para otro ) sy ii 
dan saberse ha del, 

los de bauilafuente me enbiaroD detir que supplicase a su m.t 
que les diese uua Cédula, que los ynGor|ioraie en la Corona Real e 
que le serTÍrian con j^dueados. Yten que darían otros mil ducados 
oon que se les encabecen por xv o xx años las aloavalas en el pre- 
cio que ban dado hasta aquí ] cnbíaron aquí dos personas para ello. 

El doctor Carrera y el Hoenciado triguero conpraran de las otras 
hatiendas de Salamanca hasta mil quinientos o dos mil ducados. 

Don Alonso de Azeuedo Señor de Monte Rey enbio an sayo a 
Victoria a que le vendiesen la hasienda de diego de guxman y tam- 
bién algo de lo de francisco Haldooado | oréese que Ueqneriendole 
conprara. 

En toro. 

de la hasienda que fue de Diego de Ulloa | diie don Alonso Niño 
da Castro que conprara cierto heredamiento de San Miguel, es uer- 
dad qnel dize que se le ha de descontar algo de lo que se le deue. 

En pamora no se sabe hasta agora quien salga a oonprar ni en 
palencia ni en león | ni en Aranda ni en Madrid. 

Segovia Avila e Medina | vernan los factores que están llama- 
dos I y podremos aver yiirormacion dellos. 

En Valladolid. 

Están las casas que fueron de Saravía vendiéronse por c ccclfg) 
mra condicional mente sy su m.* fuese dello seruido e de otra mana 
que no valiese la venta | ay un Señor que da por ellas ij^ duca- 
dos I en que se gana dccc ducados. 

tenia mas Sarauia el lugar de psla^uelo cabe Castroxeris pedíalo 
gonfalo franco díziondo ser de su mayoradgo, y bailase no tener 
justicia I valdrá iiij o v, ducados | quiérelo conprar una hermana 
del Obispo de palencia que blue en burgos y es persona que darn 
luego dineros dandosé^ la sentencia en el ponsejo. 

tenia mas irania ciertos juros y otra baxíenda y asta esta enba- 
ra^ada en litigio por sus hijos e una hija monja. 

tenia mas el licenciado bernardino en esta villa unas buenas ca- 
sas un Señor me dixo que las conpraria | valen mas de un quento 
e que las pagarla luego. 

tenia otros juros de por vida aquí y en Arevalo no se sabe sy su 
m.t los querrá consumir | o sy los querrá vender que algunos salen 
a conprarios. 



■ 83.336 



En veinte y ocho de Otnbre del dicho mes Rescebio en la\ 
Cibdad de Vitoria de Lope nníkes seseóla y un mili Tfi-f,. q^. 
trecientos inrs que) enbio en Segouia de mi juro de yüi- ( 
go lopeí Coronel y del licoDciaJo del Rio ' 

Ed Vitoria a veinte e un dias del mes de desienbre dsl di-\ 
cha año Recebi de fran.°o de Sanctiago veynte e tresf 
mili e trescientos e veynte e seys mra y medio del cobroí 
de las haziendas de los ecebladoa de toro / 

El dicho día mes y año Rescebio del dicho francisco del 
Sanctiago mili e ochocientos y quatro mra quel cobro ña\ 4.80Í 
Salam.n de la bazienda de joyero eoebtado i 

En veynte dias del mes de hebrero de mili e quinientos\ 
e veynte e dos años Rescebio del Regidor de VillafañB j 
por diego de Valderas canónigo de león veynte mili mrs V 80.000 
que cobro de la hasienda de los ecebtados de leca de I 
que tiene cargo ; 

los mrs syguieoles Rescebio fran.™ de Santiago por man- \ 
dado del Obispo de los bienes de las personas que fue- > 
ron ecebtadas , 

primeramente Rescebio treynta e seys mili e trecientos y 
treynla e tres mrs de uno de San Sebastian que se lla-i -^ o-ij 

ma de cierto trigo que conpro Juan lopez de Castillo ¡ 

factor por el Obispo en las merindades 

En diez de Alargo Resciblo dq giispar ite Monterroso diez 1 
mili e quinientas e treynta equntro mrs del alcance qnef 
se le hito de los dineros quei avia Rescebidode loseceb-1 
tados por mandudo del Obispo ^j_. ... 1 

En veynte y seys de Mar^o rescebio ochenta mili mrs de\ 
ypolilo bernandez de las baziendas de Salamanca de que / 80.000 
tiene cargo ; 

Rescebio de lahnste por mano de ypolito quinientas y ao-\ 

venta y dos mili y setecientos mrs la segunda parle desto! 92.700 
es de la renta del Obispado de jamura averiguarse a.../ 

de Juan Muñoz de lo que cobro de los frutos de la hazieada\ 
de fron.co Maidonado noventa y tres tnill y trezientos y [ 93.34S 
quarenta y dos mrs ' 

en Vilcria a xxix. de Abril del dicho ailo Rescebio el ái-\ 
cbo fran.oo de Sancliago de don pedro de Acuña vecino i 
de Vall.^ p." en pngo de las quatrocienlas y cinquentai 
mili iiirs porque le fueron vendidas las casas de Sa.'í 
trescientos y Ireynta mili e quinientos e noventa e dosl 



10.534 



; 



I 



83i 

ay otra libranza de cinquenta mili mrs para su mu- ^ 
^er de heroando de porras para sus alimentos y > 
ciertas cargas de pan ) 

ay otra libranza para doDa Haría de quiñones muger^ 
de Bamir Nubes que Is dea ciento y cinquenta > 
mili mrs por año y cien cargas de pan / 

mandaron deposylar en don juan de Acuña treynta\ 
y dos mili nira de por vida que don bernando de / 
Ulloa tenia en Seuilla y Segouia ' 

ay otra libran;a de quinientos ducados que mandarX 
dar a don Rodrigo Manrrique y a su mujer cadaf 
año de los bienes q.* don pedro Maldonado lienel 
en talavera bansele pagado dos años. , / 

ay otra libranza de cien mili mrs que hazen md. a'\ 
A.* Qoyx bonbre darmas que prendió a juan bra-/ 
uo en Villalar y en panptona lomo el estandarte 1 
de los franceses ) 

(Al margen izquierdo de esta partida dice: tno 
esta pagado.») 

ay otra libranza de diet mili mrs en los bienes de\ 
Alonso de Saravia a) Alguszil de Ruberte J 

ay otra libranza de ciento y cinq.'^ mili mrs p.' losi 
alimentos del Comendador Almaraz J 

ay otra libranza a doña ysabel de fonseca mugar de \ 
diego de Ulloa de ciento y cioquenla mili mrs y I 
dozientas curgas de trigo ) 

ay otra libranza de i]uarentit mili mrs al dÍputado\ 
dtei^o Marlinei de Álava por la tenencia de Sal- 1 
valíerra ) 

ay otra Iibran9a del lio.<<o lerma de quarenta millj 
y Uintos mm por los gastos que bizo en yra tomar) 
la liasienda de Itamir nuñez ) 

ay otra libran9a de trescientos ducados y cien car-^ 
gas de pana doña Añade Vivero mugerde garcía > 
lopez do porras en bienes de juan de porras } 

ay otra libranza de trecientos mili mrs al Comenda- 
dor quinlanilla en su hasienda, pero después se 

le mando boluer la dicha haiienda 

ay otra libranza do nueve mili mrs cada mes a los; 
peones que guardan los presos en tordesillaa ; 



[ 386 

Íyten libraron « godoy criado del dicho condestable 
veynte ducados por otros ciertos bienes que le 
faeron saquados por la comunidaH 

k y ten libraron a la mugar de lope de Vera que matoj 

[ la comuDidad de Medina veynte mili mrs por vía > 

r de md. para eríar sus hijos ' 

Y yten libraron al doctor Villa Roel fiscal para seguir'. 

*' los p litOB en grado de appellacion treynta e syete> 

f; mili mrs } 

r, yten libraron al doctor beltran dozientaa e cinquen- 1 

ta y un mili mrs por cierto pan quo le fue lomado) 

en Valladolid ._^) 

yten libraron al Capitán de Sulazar diez mili mrsi 

por ciertos bienes que le fueron tomados ) 

ylen libraron a la mnger del lic.<)^ beroaldíDo la^ 
meyíad de los bienes e rentas del dicho so ma-> 

rido I 

j yten libraron a los hijos de garcía lopez de porr«s\ 

I exceptado trecientos ducados y cien cargas de pan 

I para sus alimentos, como se dava a sn madre que 

í- murió 

y yten libraron al diputado diego Martínez de Álava 'i 

L, cinq.*" mili mrs en cada un aíio por la tenencia > 

r de Salvatierra ,' 

' yten mandaran al Obispo que dexe mili y dozientos \ 

ducados en poder de los deposytarios de la ha- J 

1' cienda de don hernando de Ulloa p.* pagar a don > 

francisco enrriquet cierta deuda que aun no esta \ 

averiguado ni el pleyto acabado / 

yten libraron a don juiín deHendo9a dozientos du-¡ 
cados por vía de md. por lo que le tomaron qaan- [ 

do estuvo preso en la junta ) 

yten libraron al Corregidor de león por ciertos dias\ 
que se ocupo en entregar la tierra de Etamir Nu- f 
fiet al Allde lerma basta treynta mili mrs qnelí 

djze que gasto lo qual se ha de averiguar / 

yten mandaron dar todo lo que Rentase la haciendan 

de gon9alo de Ayora para alimentos a su muger..J 

^ yten mandaron dar todas las armas y artillería de los i 

I exceptados de 9aniora al Conde de Alba de liste. { 

I £1 duodédmo docomeoto ea: 



• 



• qne la TolonUd e ynteacioD de sd m.* es qna todos eoaoscan 
pan qae aoDqae l« cabu «s eoa so fisco y sobra bienes ooofis- 
s para so eaman quiere qae eo elb se 1^ jaslieu e admiais- 
! brevemente josticU a qaiea la loviere. 

ilen sy se deben secreiar loa bienes de aquellos eontra quien 
rocede en Bebeldia por BasoD de los dichos delicióse poner por 
le secresto eo poder de la persona que sa m.* tiene seAalada ) o 
Ira si mejor parescera fasta qae por sentencia la cansa sea de- 
liaada o en favor de la Cámara de su m.t | o de los dicbos de- 
leoies. 

Si paresce que so m.' al presente para remedio de mncbas 
sidades que se ofrecen se pnede y deve ayudar de los sobredi- 
bienes o frottos e Rentas dellos o de alguna parte dellos e 
es son de los justam.t* parece que se podría ayudar. 

Si entre los dichos bienes ay algunas villas o castillos que 
an calidad particular para bien de la Corona Real por la qual 
)ae sean y pertenescan a Su Al. y a su cámara y fisco y en ellos 
U. tenga libre disposición los deva retener en ella e no veoder- 
qí enajenarlos ni dellos faser mrd a ningano e que bienes son 
obredichos. 

¡ten que Remedio se terna cerca de la pronan^a que durante 
isencia de su m.' destos Reynos algunos particulares dapnifl- 
S fisieron sobre sus daños en muy mayor cantidad que dis qae 

que Recibieron lo qual dis que seriíi diñcil o yopoBible de pa- 
os vasallos de su m> que fisieron el daño los quales por ge es- 
r e librar devan lo Realengo e se pasan a biuir en lo de señorío 

le se podría proueer para que pagasen loque justamente pares- * 
«n deber con menos daúüsuya. 

I. (ten que orden se dará en que loa vasallos de señorío que 
9D culpados en daños de particulares personas con los de lo 
engo conlribuyaa con ellos por los daños que hisieron porque 

1 que por las sobredichas pesquisas toda la condinacion fue so- 
los vasallos de su m,* Relevando los del señorío de que lo Rea- 
a se despuebla. 

. lien que orden paresce que se deve tener dillnquenles 

piados y sy paresce entre ellos ay algunos con quien Su Al. por 
na cabsa que aya deva usar de misericordia tenplando las seu- 
ias que conlra ellos se dieren en la vida | o en la vida e part« 
I haxienda ¡ o usando coa ellos de otra clemencia que mas pa- 
ira convenir esy ay otros delinquenles | que aunque no ayan 
esceptados e ayan sido perdonados fueron mas principales de- 
tentes que algunos esceptados e quienes son e que paresce qu« 



330 
Lo qne «laba p«r Kcnestrar de 1m bleiei de ios exc^ludM (1 ). 

En iladrii. 



Estaban secrestados tos bienes de losada e su \ 
Regimiento mandaron toe gobernadores j 
tornárselos y boluieronselos de Hadridl , 
qae serán cien ducados de juros y Renta I 
de pan. Secrestóse el Regimiento en doal 

luys lasso / 

los que tiene en Qamora aunque por dos oe- \ ' 
dulas de ios goneroadores mandaron tor- /„„ , 
narselos no se los quise boluer que seraai 
obra de xx® mrs de renta de pan J 

vjdíJDd.o* hernando de Uadrid mercader exceptado\ 
perdonáronle diz que vale su hacienda | 
seys mili ducados a vender / 

vjd<¡1) d."* Juan Negrete perdonado, vale otro tanto su l 

hacienda. ) 

Un pedro de Madrid lencero probo que era > 

jig) d.«* otro el de su noabre e dieronle por libre í 
en Consejo e diz que este fue por testigos > 
no tales y con fauor valia su hatienda \ 
niíl ducados a venderse / 



los juros de juan de padilla ccc® mrs de\ 
renta en Cibdad Real y Ubed a e b ae^a 9>i(f.»f. > 
muger doña Haría tiene i 00*D mrs de rc"- ' 
en granada 



(4) Arch. gen. de Sím., Comunidades de Ctutüta, leg. 4.°, fo- 
lio 800. 






33S 
Salamanca. 



lloenciado HatdoDado allde y fiscal de la jaa- { 
ta perdonado { 

Uedina del Canpo, 

Efltaaa secrestada la haiienda del Gomen-V 
dador luys de quintaDÍlla e por ser de la 1 
orden e porque seniio después lovieron I 
forma que se alease el secresto e se LornoT 
SD hazienda. Valdrá de renta en juros yr 
renta de pan e dinero ij^Ij} ducados y al 
venderse mas de iO. O 00 ducados con mas I 
gentiles casas / 



licenciado quiros de león Alcalde de la jun-1 
ta perdonado } 

diego de Robles esceplado fue perdonado\ 
por trescientos ducados que dis que diof 
al Camarero del Almiraote otros dicen! 
que ciento oincnenta / 



Ovo diei odoie exceptados poruña proní-\ 
sioD ovieroQ laego otra en que los perdo- J 
naron e no se secrestaron los bienes | de- f 
mas de los esceptados oao mas de aeynte I 
e cinco desterrados e diz que do cunplie- i 
ron el ileslierro / 



Papa no había hecho lo que era de razóo, y le eiiplioaba dieBe 
orden al Duque para que se le prendiese. 



En SI de Noviembre (1) se expidió Beal Cédula desde Va- 
lladolid para que, supuesto habían sido casügados los princi- 
pales alborotadores de Dueñas, nsaran coa los demáa de cle- 
mencia y templanza, habida consideración & lo que los Qober- 
nadores habían hecho con las demás ciudades y villas. 

Talenda. 

En 12 de Noviembre (2) llegó á Velladolid una embicada de 
los Procuradores de Valencia, poniendo en manos del Bey sus 
honras, vidas y haciendas, y pidiendo sacasen de alU á Don 
Dí^^ de Mendoza, que no le podían tragar. 

(1) Arcb. gen. deSim., Cédulas, lib. LXI, íol. 188. 
[i] Sandoval, Hitíoria citada, lib. IX, pág. 30S. 



■T-- W^'^tT^lF 




w 



■ \ 



j - • 



Ib 



336 

zar aquella eutrega. En cambio, la fortaleza de Fermoselle se 
había constituido en guarida de comuneros y malhechores, y 
consta que allí estuvo el Conde de Salvatierra para pasar luego 
á Portugal y regresar á los dos años á la cárcel de Burgos» don- 
de sufrió terrible muerte. 

El Almirante de Castilla no terminó su correspondencia con 
el Rey, aunque do recibiese contestación á sus anteriores car- 
tas. Volvió sobre los temas en ellas apuntados, y le dio sanos 
consejos acerca de la gobernación del fieiuo, jusliñcando hasta 
cierto punto el movimiento de las Comunidades. Las declara- 
ciones de que no se guardaron las leyes, dando los beneficios á 
extranjeros, vendiendo oficios y teniendo un mal gobierno, me- 
recen especial estudio. Lo que resulta indudable es que existía 
un descontento general, descontento que llegó hasta Burgos 
por haber intentado revocar las mercedes otorgadas á la ciudad; 
pero ésta lo resistió y conservó todos los privilegios. El intento 
es, sin embargo, significativo. 



Oorrespondenoia diplomática del llmiraiite de Castilla coa el Rey de España. 

Acabamos de decir que la correspondencia del Almirante de 
Castilla con el Bey se completa con dos importantísimas car* 
tas que escribió después de publicada la carta Keal de perdón» 
y cuando la multitud de procesos formados había sembrado 
por todo el Reiuo tanta desconfianza como temor. Dichas car- 
tas, ampliando los razonamientos y temas de las anteriores, 
constituyen una serie de sanos consejos al Rey acerca de la go- 
bernación del Reino, y lo más grave que contienen es la afir- 
mación de que el mal consejo que tuvo S. A. le hizo tener per- 
dida á Castilla y aventurado todo cuanto le quedaba, cy sabe 
y. M. que esto se causó porque no se guardaron nuestras leyes, 
dando los beneficios á extranjeros y sacando la moneda, y ven- 
diendo oficios y beneficios, de que Dios y el pueblo recibió ofen- 
sa. Y aunque la causa no bastó para tanto mal, fué suficiente 
para hacer á los leales ser desleales á V. M.; y siendo el principio 
déla culpa mal gobierno, no sé yo cómo hallan á S. M. desobli- 
gado de los dufios particulares, que en un ruido también con- 
denan al que es la causa como al matador. V. M. lo mire qué 



w 






_;■ T^'> ^■ 







,- j - '< 






!'> 



d88 

lo hiciese. S. Agasiia duda si el deudor no paga en su vida la deu- 
da si valdría la satisfacion hecha en el teslamento i en cossa que va 
el alma pareceme que seria ierro encomendalla á casso dudosso. 

Y po rque una de las principales deudas que io debo á Dios como 
xpiano es la que debo á V. M. como vassallo i al Reino como natu- 
ral, i mi necessidad me aparta de donde pueda deciros mi parecer, 
é acordado con licencia de V. M. en todas aquellas cossas que mi 
mal sesso me acordare de decillas á V. M. i traéroslas á la memoria 
i suplicaros que aunque esto escribo vaia mal hordenado, que pues 
podria ser remedio contra desordenes que V. M. alguna vez lo lea 
i mire que es consexo i parecer de quien se va á morir i de quien á 
mas gana de vuestro bien que de vuestro contentamiento, que en 
verdad señor aunque no me cuento por sabio no soi tan inocente 
que no sabría deciros cossas apacibles para que tubiessedes mas 
gana de hacerme mercedes mas como las maiores que yo podria re- 
cibir son ver á V. M. muí amado de toda manera decente siempre 
os dixe i escribí lo que me parecía que cómbenla para este efecto, 
como lo ago agora que voi á satisfacer los daños que mis vassallos 
recibieron por vuestro servicio i i remediar las biudas que perdie- 
ron los Maridos defendiendo vuestro Reino i á los huérfanos que con 
tino me atormentan no hallando otro remedio ni otro deudor sinoá 
mi ni ó otro pagador yo sino á Dios que no busca leies que obliguen 
6 servicio sin satisfacion como en vuestro consexo se hallan. 

Suelen los que tienen cargo de proveer los Puertos y riveras del 
mar poner mucho recaudo i diligencia de fortalecer i reparar las 
partes donde mas recio combate el aire por donde con mas viden- 
cia vaten las ondas, assi se debe tener gran cuidado de fortalecer 
el animo del Principe opuesto i parexado á gravissimas tempesta- 
des porque son innumerables las cossas que pueden remober i des- 
varatar las pressas de su cora9on por fuertes que sean, la grandeva 
de su estado la abundancia de todo lo que quiere, la licencia para 
hacer su voluntad, los deleites, los Juegos, la li verted que tiene 
con que piensan que les es licito lo que les place los exemplos de 
otros no buenos Principes que an hecho otras cossas semexanies i 
sobre todo la negra lisonja eoemiga de toda la verdad que encu- 
bierta 80 titulo de fidelidad i amor corrompe las mas veces la bue- 
na condición del Principe todas estas tempestades de necessario aa 
de romper sus reparos si con mui buenas i Justas leies no están 
guarnecidos i también si de exemplos de otros mui loados Príncipes 
no se aprovechan para resistir con la virtud los Ímpetus de la mal- 
dad que las cossas grandes siempre el exemplo mexor debe de ser 
recibido i el malo nunca oilie ni veile por ser cossa mui peligrossa* 




340 

aveoturado el que vive mas días sino el qne ood mas honestidad los 
passa que la largura de vida coa buenas obras hechas do con mn- 
chos afios se á de medir poco hace á la bien aventurada del Princi- 
pe vivir mucho si no es mucho bueno. 

No haga quenta el Principe que todo lo que le aplace le es licito, 
como algunos lisonxeros suelen decirle mas de tal manera refrene 
que no quiera sino lo que es bueno y honesto, i aun no piense que 
todo lo que á los del Pueblo i personas comunes es licito lo es tam- 
bién al Priocipe que muchas cossas ai que en las personas baxas 
son tolerables que en el Rei son mui reprehensibles que la ira en 
el pequeño se cuenta por safia en el Principe se tiene por soberbia. 

Quanto mas puede el Rei tanto menos licencia á el de tomar para 
hacer lo que no debe, no le pueden juzgar los otros, sea el mesmo 
su Juex i quando mas los lisonjeros lo alabaren tanto mas el se re- 
prehenda. La vida del Principe esta mui manifiesta á lodos i su eon- 
versaoioD todos la saben, ó ó de ser bueno por mucho bien de mu- 
chos <í malo por mucho mal de lodos, encubrirse lo uno 6 lo otro es 
imposible. 

Quantos mas Reinos y señoríos tiene, tanto por menos fortunado 
se tenga viniendo á quenta de quantos mas cuidados i ^o^obras se 
le acrecientan quantos mas vasallos tantas roas cargas sobre los 
hombros, quanto mas que proveer i mandar tanto menos de sue&o 
i de reposo. 

No caniple que se duerma el que guia una Nao de diez mercade- 
res 6 Passaxeros como podra dormir el Principe que lan gran flota 
de gente á de Governar i en tantos peligros y tempestades, ca por 
cierto ningún Mas las padece malores que á Reino ni niogun Piloto 
debe estar mas despierto que el lley. 

Si eslo es común á todos los Principes quanto mas lo ha de ser 
V. H. que á visto las orejas al lobo i sabe que con su tierna bedad 
el mal consexo que tubo le hi;o tener perdiila á Castilla i aventu- 
rado lodo quanlo le quedaba i sabe V. M. que esto se causso porque 
no se guardaron nuestras leies dando los Beneficios á estrangeros i 
sacando la moneda i vendiendo oficios y Beneficios de que Dios i el 
pueblo recibió ofensa, i aunque la caussa no basto para taalo mal 
basto para hacer á los leales ser desleales á V. H. i siendo el Prin- 
cipio de la culpa mal govlerno no se io como hallan á V. H. des- 
obligado de los daños particulares que en un ruido también con- 
denan al que es la causa como al maiador V, H. lo mire que bien 
seria para que esta dolencia fuessc perfectamente curada de no ado- 
lescer lo sano i de curar lo doliente. 

En los titules no se puede negar sino que al Principe se deben 



'r.« Wll 1 



341 

dar sus renombres honrrossos pero debemos dessear i aan el debna 
qaerer aquellos dictados que le traxessen á la memoria lo que debe 
hacer i oo los que le an de ensoberbecer quiero decir que seria me- 
xor llamar al Principe, sapientissimo clemenlissimo Integerrissimo, 
Incorruptissimo; hacedor de muchos bienes, mui cuerdo, mui vigi- 
lante, muí moderado» mui amorosso de su Reino i otros semejantes 
títulos que no mui ínclito mui excelente mui Alto, mui Poderosso 
invíctissimo Triumphador. setnper Augusto, i mucho menos Alte« 
9as Dignidades i otros vocablos que se quitan á Dios i se dan á los 
hombres. 

Pareceme bien la costumbre de llamar á los Papas sanctíssimos, 
no porque lo son sino porque oiendo tantas veces este nombre por 
ventara trabaxaran de hacer de manera que no siempre mientan 
los que se lo llaman. 

Estos títulos honrrossos si se toman como se deben no son sino 
unas espuelas ó amonestaciones á los Principes que procuren ser lo 
que quieren ser llamados. 

Llaman al Reí invíctissimo píense en si mesmo quan uergon90S- 
sa cossa es llamarse nunca vencido i dexarse cada día vencer de la 
ira, de la codicia, de la Ambición, del Apetito de Vengan9a i de 
otras mili passiones que le tienen cautibo. aquel es verdaderamen- 
te Invicto que de ninguna afección se dexa derribar. 

Llamante sereníssimo véngale á la Memoria que el oficio del Prin- 
cipe es serenar i amansar todas las tempestades dei su Reino i si al- 
guno por passion propria á alvorotos ó guerras ó discordias da lu- 
gar ó se huelga con ellas á este no le es honrra el titulo de serenís- 
simo antes le es mengua porque descubre su víciossa condición. 

Llamanlc Padre de la Patria piense que ningún titulo ai ,en el 
Mundo que assi quadre al Principe bueno como nombre de Padre i 
haga quenta que sí es Padre á de amar á sus hixos que son sus sub- 
ditos i si no los ama con verdadera afección i tal que se muestre en 
las obras este tal no es padre i no lo siendo piense que quandose lo 
llaman le lisonxean í no le honrran. 

Este amor se muestra criando los hixos de sus vasallos, en su 
messa, en su cámara, teniendo los mexores en su consexo i la con- 
versación igual á todos que tanto quanto es mas estrecha es mas 
confianga que querer V. M. en castilla en lo secreto de vuestro Re- 
traimiento estranxeros i no naturali^s pareceme dessamor i descon- 
fianza meiclar los unos i los otros en cada Reino y Provincia es 
cossa amorossa que imprime al Reí en los coragones de sus natura- 
les i ver las rentas reales si están mui subidas i la pobrera del Rei- 
no i encabe9allds en precio Justo que puedan ellos sufrir i V. M. 



8M 

sessaroD Alvaqoias i mili manerds de robos qoe ai no tiendo desta 
nanera i desta simiente cogerá V. M. corazones i en lo de adelante 
tbra ricos i creceraa los tratos i por la pobrera están tan perdidos 
{ue si assi va todo tenga V. M. por cierto que á de perderse el Bei- 
10 i no abra renta ni quien os la pague. 

Quando oiere los nombres de los Reinos i Provincias que señorea 
10 se ensoberbezca ni tenga en mas por ser seBor de tantos Pueblos 
ñas haga quenta consigo mesmo diciendo ó pecador io á quaalos 
níllures de hombres tengo de contentar á quanlos soi obligado de 
laoer bien, á quantos debo mantener en paz i en justicia, i quan- 
As cargas 6 de llebar sobre mis hombros, i desta manera los títulos 
«ran amonestamientos ■ no engaños. 

Dos cossas dice Aristóteles en las Políticas que suelea destruir los 
leíaos i Imperios combiene saber odio y menosprecio esto es quan- 
lo los Principes & soa aborrecidos ó tenidos ea poco, el odio se cura 
!on la benevolencia í el menosprecio con autoridad debe mucho 
airar el Príncipe de bacer tales cossas por donde sea bien quisto í 
enido en veneración. 

Es de saber de do vienen estos dos males i con que remedios se 
luran. el odío se engendra de crueldades, de violencias i Injurias 
le tener el Principe converssacion pessada í enoxossa de ser malo 
le hablar y de negociar con el dificullossa mente de demassiados 
fibutos en el Pueblo estas i otras cossas semejantes hacen los Prín- 
>ip«9 ser aborrecidos i el odio es mui mas líxero de engendrarse que 
le apaciguarse. 

Por todas maneras debe el Principe bueno trabaxar que por nin- 
juna ocassion pierda el amor de su Pueblo que mas le valdría estar 
lesaoompañado de toda la gente de su guarda que perder un punto 
leí amor i buena voluntad de sus subditos. 

La benebolencia con que dixe que ae cura el odio se engendra en 
al Pueblo quando el Principe lieae lales costumbres combiene á sa- 
ber, clemencia corlessia igualdad conversación amiga del Pueblo y 
benignidad, deslas virtuosas costumbres viene ai Principe gran 
provecho porque quando sabeU que es begnigo despiertansse todos 
'i hacer lo que debea maiormente sí ven que el Rei hace bien á los 
que bien le sírben como V. M. lo debria hacer á los que os an ser- 
vido en estas necessidades passudas á sus costas poniendo sus 
vidas en aventura perdiendo sus haciendas que no ai ley divina 
ai humana que escusse al Priacipe la obligación i saiisfacion que 
debe al que le á servido Dios no nos es de necessidad deudor, maa 
satisfa9e los servicios V. M. como hombre quien le escussa de ha- 
cer lo que hace Dios, especie de soberbia es que penséis que somoe 



í 



parsauM luvjvr ii 



344 

Jamas se halla que costumbres dí leíes ia reeibidy ni estado de la 
república se mude sin grao alboroto i confusioo. assi que en tales 
cassos nunca la mudanza es buena pero si todavía fuere necessario 
i provechosso hacer novedad hagasse con tal arte i assi poco á poco 
que ni se sienta ni haga alboroto guardando siempre las leies, ¿ 
cada Provincia las suias i los ussos i buenas costumbres i aun en la 
forma de la vida se debría hacer porque se criassen los hixos i deu- 
dos de Grandes i cavalleros á Vuestra messa que el conocimiento 
de la tierna edad causa grande amor en la senectud que es verda- 
dera salud del Principe. 

Si alguno con diligencia quisiere escudriñar las historias anti- 
guas hallara que las mas Reveliones, sediciones ó escándalos que á 
ávido en los Reinos^ an nacido de ponerse tributos i servicios de- 
masiados por tanto el buen Principe debe tener cuidado que no 
sean los Pueblos conmovidos ni despechados con semexantes exac- 
ciones Reine de gracia si fuere posible porque no es oficio el del 
Prinoipe tan baxo que le combenga ser mercenario quanto mas que 
es imposible el buen Príncipe poder ser pobre pues tiene todo lo 
que sus Pueblos i Ciudadanos si ellos ama i lo aman. 

Ubo algunos Principes Gentiles que de quantos bienes hicieron 
por la República no quisieron otro premio sino la fama i tales ubo 
que aun esta no quisieron como Pabio Maxim ino y Antonio Pió pues 
quanto mas es ra9on que el Principe xpiano se contente con aver 
hecho buenas obras á los suios sin que dellas llebe otro galardón es- 
pecialmente sabiendo que sirbe á tal señor que paga qualquiera 
buena obra con el redoble. 

Fuera este oonsexo mas sano que aconsexar que V. M. tomasse 
los bienes de los exceptados para si i perdiesse las voluntades i co- 
razones de aquellos que estando V. M. trescientas mil leguas dellos 
os ganaron el Reino diciendo que las comunidades no tenían con 
vos la pendencia sino con nossotros no a viendo de la Mar á Sevilla 
cossa que os reconociesse jsino nuestros estados i quando por este 
camino no pudieron traer el desagradecimiento dixeron que luego 
que se cometió el delito fueron los bienes vuestros porque de los 
unos perdidos no quedasse deudor ninguno. 

Debe ¥• M. mirar que assi se hagan las cossas que no pueda na- 
die pensar que debaxo dellas aia mal ninguno que no basta al Prin- 
cipe no hacer el mai mas combiene que no de avinante9a para que 
se crea que el lo hace pongo el casso porque mexor se entienda, 
esta V. M. para proveer estas Dignidades que están vacas quanto á 
Dios anse de proveer á personas catholicas i doctas honestas i da 
buena vida i hallándose estas calidades en las Personas de claro li- 



"•VT 



5»-^--r 



i-T^-nen^gür^^W 




.■'Y 



í'i 



'■i ■ 

r 

'•■v 



riJ- 









316 

En las otras personas aunque ierren algo se sufre ó porque son 
mancebos i no saben mas ó porque son muí biexos i an olvidado lo 
que debrian hacer mas el Principe en quien esta puesto todo el bien 
ó el mal de todos no cumple que haga cossa de Mancebo ni olvide 
como viexo pues ni puede errar sin gran daflo del Pueblo ni des- 
cuidarsse sin sii total destruicion. 

Mal aventurada prudencia dixeron los Antiguos que es la que se 
alcan9a con la experiencia queriendo decir que cuesta mui caro al 
Pueblo que el Príncipe para acertar en lo que á de hacer pruebe 
primero i experimente muchas cossas dañosas i costosas á su Reino 
i quando el comíen9a á aprehender lo que cumple aviendosse ha- 
llado mal de las pruebas passadas i á los subditos con ellas están 
perdidos i destruidos. 

Si dixo bien Africano que el hombre sabio no á jamas da decir 
nunca tal pense que acaesciera. quanto menos ló debe decir el 
Principe aqui en todos los incombenientes que pueden suceder se 
debrian representar. 

Antoxassele una vez por su voluntad ó por otra passion hacer 
guerra á otro Principe, ponese en grandes gastos hace grandes apa- 
rexos por mal recaudo ó por no probeer lo que debe acaesce ser 
vencido ó desvaratado. hallasse después gastadas sus rentas des- 
truidos sus Reinos i muertos muchos de sus vassalios. i dice nunca 
pense que asi sucediera, pareceie que es bueno por fabor por im- 
portunidad ó quÍ9a por prescio dar la Governacion de una Provin- 
cia ¿ un hombre de mal vivir que ni guarda las leies ni tiene te- 
mor á Dios i quando ya los tristes Pueblos están dessoliados sábelo 
el Principe i dice nunca pensara que aquel avia de hacer tal cossa 
mas io escarmentare para adelante i quanto a costado esta Pruden- 
cia ó escarmiento á los pobres vassalios ó quedan perdidos. 

Mire mucho el Rey que su vida buena ó mala se á de tomar por 
exemplo i dechado de todos los de su Reino i no crea que ai leies ni 
prematicas de mas fuer9a para enmendar las costumbres del Pue- 
blo que la vida i conversación del Principe si el es honesto. Justo, 
clemente, templado afable i amorosso. todos los grandes, los ofi- 
ciales los consexeros procuran ser tales, lo quai redunda en gran 
bien i provecho de la República i por el contrario si el es vioiosso ó 
apasionado todos quieren se^^uir sus pissadas i de aqui viene que 
si el Principe es accionado á juegos no se tiene por consexero ni 
aun por hombre el que no juega si le ven inclinado á cossas de 
Guerra todos hablan en las armas si es amigo de la ca9a i de otros 
deleites i combites todos se hacen ca9adores i no se habla sino en 
Banquetes si por ventura muestra alguna passion en cosaa de mo- 



coMiuu iiiosapaikauua ue m vuiuubiiu ae ». n. para querer Bañeras 
nosotros oossa alguna en verdad aeñor según la gente esla descoa- 
tenta ooasotros emos gaoado el poco crédito que todos saben que de 



848 

ningana cossa de las que se hacen nos dais parte mas siento io tan- 
to esto que holgara mucho que se abiera hecho de manera que io 
solo fuera el culpado i V. M. quedara tau amado como es tenido, 
pueB quien esto dice i todas las otras cossas que aqui van bien co- 
Dooera V. M. que anda apartado de si mismo i que no trai pasión, 
ni cobdioia suplico á V. H. que sin pena lea esta escritura pues es 
meaor trabaxo leer un Principe de beinle aQos que pelear un cava- 
llero de sesenta i pues io no me canse quando fue menester no se 
canse V. U. en oír lo que escribo que alguna ves podría ser tan 
provechoBSo como vencer una batalla. 

Bl Almirante. 



S. C. C. M. 



Agora que V. M. es informado de lo que fue ocasión del mal pas- 
sado ea bien que lo sea de lo que ai presente para que remedie lo 
que esta por venir que no todas las cossas se an de encomendar ó 
la buena fortuna que mas recias i firiftesaon aquellas que con buen 
sesso i ra;on se alcanzan que las que sola ta fortuna trae quien 
quiera que dixere á V. H. que no están deacontentos de V. H. vues- 
tros vassallos diceos la maior maldad que jamas fue dicha i á estos 
como miembros pasados se debrian de cortar i arrancar del cuerpo 
que son lisonxeros i malos enemigos de Dios i vuestros i de su Pa- 
tria quiere V. M. que le haga ver por rafon la caussa porque astan 
descontentos para que no creáis á los que os dicen el contrario mire 
bien lo que dice i conocello á luego seAor por las caussaa que é di- 
cho que pasaron en la primera GovernacioQ de vuestra venida los 
Pueblos se levanlaron i os quisieron sus capitanes quitar el Reino, 
esta gente culpada ninguna cossa la asegura i con el perdón que 
V. M. hi;o acrecentóles el temer i tirolés la confian;» porque ellos 
se tenian por perdonados con el perdón que nossolros hicimos con 
todo vuestro poder i quando vieron que los que estaban perdona- 
dos i seguros con el que hicisLes quedaron condenados i algunos 
pressos i en peligro de muerte, quedo tanto temor á lodoa los que 
os pare9e que perdonastes se cuentan del numero de los condena- 
dos i á cada ora piensa el que culpo que an de entrar á prcndelle 
el Alguacil. Ío do hallo otro remedio para sanear i con&ar esta gen- 
te sino que á los que V. M. condeno estando perdonados les mande 
dar Jueces ain sospecha que sio alegar otra cossa sino qae no erra- 



■vr-^*>: 



: 1 H- 






n 







Tiros perdimos nuestras haciendas que los que hicieron á vuestros 
antecesores nuestros padres y Agüelos con lo que ganaron las leies 
todas eran unas mas los ricos no se aprovecharon de la rigvrossa 
que y. M. quiere guardar i esto les hifo á ellos dexaros tantos Rei- 
nos como aveis heredado que Castilla poca cossa solía ser pues com< 
prar grandes estados sin costar nada seria cossa no vista mirar las 
coronices Antiguas i veréis con que prosperaron los Grandes Prin- 
cipes á Alexandro la liveralidad le hi^o señorear el Mundo. 

Y quitado esto aparte quien peleara mexor en la neoessidad el 
que pensare ser satisfecho ó el que toma las armas como esclavo es 
una cossa tan peligrossa esta que os aconsexan que como servidor 
de V. M. la temo i la sufro como de verdadero servidor recibamos 
palabras que si el parecer de los que vimos los méritos de ios que 
os piden mercedes se tomara io certifico á V. M. que noubiera tan- 
to que satisfacer como pareció en los memoriales que algpnos ubie- 
ra que pedían merced que debían estar en la cárcel i otros que fue 
inhumanidad dexallos perdidos V. M. no nos llamo i esto es causa 
que V. M. sea demandado i nossotros tenidos por disculpados de- 
lante de todo el Reino. 

No digo io que es mal que V. M. tenga tesoro para las oossas que 
pueden suceder que bien es que aia con que no sean necessarias 
nuebas formas de destruir el Reino mas digo que entre los thesso- 
reros se tenga por el maior no perder las voluntades ganadas que 
es mala preserbacion de enfermedades dañar lo sano y no curar lo 
enfermo. 

Ai otra cossa de descontentamiento que es ver que el consexo que 
aconsexo quando la Governacion de Xebres fue tan honrrada es el 
mismo que agora aconsexa i aunque V. M. es tan libre á ninguna 
cossa que os pidan ve la gente que digo ¡o si ni no que lo que se 
demanda parece que se á de apurar en otro fuego vuestra respues- 
ta i tarda tanto la deliveracion que tan desesperado va el que espe* 
ra la merced como el que no lleba ninguna i no se maraville V. M* 
desto que la larga esperan9a es contada por muerte i asi se escribe 
que el que presto da dos veces da. 

Ai otra cossa que los Principes son obligados á tener cabe si per- 
sonas que sean amadas de todos virtuossas cuerdas no aborrecibles 
á toda manera de gente pues si V. M. tiene el contrario ó no á el 
mismo para delante del presente io por testigo el maior premio que 
io podría sacar de mis trabaxos ó servicios seria ver á V. M. mui 
amado de los que os sirbieron i de los que os desirvieron porque el 
sueño fuese mas repossado el qual sin enmendar i remediar lo que 
é escrito temíalo yo por imposible ó señor que tan bien aventurado 




3M 

seria an Príaoipe que hallasse y tubiesse eabe si quien siempre le 
dixese la verdad por cierto señor los que soq aborrecidos á iodos 
V. M. los conoce i los que son amados lambien i por esso no sin 
culpa vuestra los que la tienen son sostenidos de vuestra persona 
o qual siendo sin culpa sera culpada serán mui virtuosos los que 
mui carca de si tiene esto es sin perjuicio de ios estrangeros plu- 
guiesse á Dios que ellos fuessen naturales* 

Mire y. M. que muchas oossas que os dixe porque con vos las 
aia mas porque vestidoa en esta carne están los menores i ios ma- 
iores obiígados á mudamientos que se suelen mas causar en los 
mancebos de grandes Dignidades que en otra gente porque el Alti- 
ves de la grandeva causa menosprecio que es ramo de soberbia no 
le tenga V. M. por pequeño creer á los que os aconsexan que so- 
mos obligados á sei*?íros i V. Ai. no á pagar i si creiendo á estos que 
os aconsejan lo baceis travaxar trabaxa de no tener guerra con nadie 
i haced la paz como pudieredes porque io temería si fuesse que V. M. 
á la gente que por fuer9a i no con voluntad me viniesse á servir 
tanto como la de los enemigos. 

Suelen los que tienen cargo de proveer ios Puertos i riberas del 
Mar poner mucho recaudo i diligencia de forne9er i reparar las par- 
tes donde mas recio combate el aire ó donde con mas violencia ba- 
ten las ondas, asi se debe tener gran cuidado de fortalecer el animo 
del Principe opuesto i aparexado á grandissimas tempestades por- 
que son innumerables las cosas que pueden remober i desbaratar 
las pressas de su coragon por fuertes que sean la grande9a de su 
estado la abundancia de todo io que quiere la licencia para hacer su 
voluntad, los deleites los Juegos, la livertad que tienen con que 
piensan que les es licito lo que les place los exemplos de otros no 
buenos Principes que an hecho otras cossas semexantes i sobretodo 
la n^ra lisonja enemiga de toda verdad que encubierta so titulo de 
fidelidad i amor corrompe las mas veces la buena condición del 
Principe, todas estas tempestades de necessario an de romper sus 
reparos si con mui buenas i justas leies no están guarnecidas i tam- 
bién si de exemplos de otros mui loados Principes no se aprovechan 
para resistir con la virtud los Ímpetus de la maldad que las oossas 
grandes siempre el exemplo mexor debe de ser recibido i el malo 
nunca oille ni valle por ser cossa mui peligrossa. 

Assi como seria merescedor de gran pena el que emponfoña una 
faenia donde á de beber todo el pueblo assi no debe pagar con mili 
muertes el que con malos consexos inficionare el animo del Princi* 
pe donde el Pueblo y todo el Reino espera salud. 

Si oortan la cabe9a al que falsa la moneda del Reí porque no cor> 



35S 
taríao oien mili d« los que Ctlaamento corrompen el ingenio i bon- 
dad del Principe con perversas opiniones i daBadas lisonjas acor- 
dándole leies xamas usadcts ni penssadas que maior crimen qne de- 
cir á V. M. qne quando diates el poder para perdonar estaba reve- 
lado el Heino i qne fuera en si ninguno i por esso fue bien remober 
i anullar el de vuestros Governadorea no fue de tanta cantidad ob- 
eerbar esta leí quanh) fue daño gnardalla porque el qne no sabe la 
leí no mira sino lo que alcanza su entendimiento que es qoe se vio 
perdonado i se ve presso. 

El verdadero oonsexero i fiel servidor del Bei entre muchas cos- 
sas que le á de aconsexar i persuadir le debe siempre amonestar 
que lema ¿ Dios que es muí maior Principe que! creo io que desto 
tiene V. H. poca neoessidad mas en lo qne tooa á Dios nadie esta 
sin ella i por esto se permite que esto se haga i se reciba como V. H. 
lo hará. 

Que tome sabor oon su sancta doolrína i se aoostnmbre á leer i 
oir las palabras é Dios derramadas en la sancta esoritora i las eoro- 
nicas de los Reies sus antecesores en que hallara si se aproveeha- 
van oon los servidores de rigurosas leies i si trataban como Reies ó 
como padres á sus subditos i naturales. 

Que sepa cierto que todo lo que Xpo nos enseño aunque á todo 
xpiano pertenesoe pero á ninguno toca mas especialmente que el 
Principe. 

Qne no tenga en mucho ni haga gran caudal de las cossas baxas 
i perecederas de que el pueblo simple se maravilla i estima en mu- 
cho agora sea potencia, agora riquezas agora deleites mas sepa 
cierto que solo aquello es bueno i digno de estimar que anda pega- 
do con la virtud i aquello es malo i aborrecible que anda Junto con 
el vicio i fealdad. 

Aoostumbresse á amar la virtud i los hombres virtnoasos i abor- 
recer la torpe9a i maldad como cossa fea i miserable i al qne todos 
tienen por malo no le escoxa por bueno que solo dar mal exemplo 
es daRo para el Principe que é de alumbrar A todos. 

No tome costumbre el Principe maiormente si es mo^o tener en 
reputación las riquezas h diestro ó á siniestro alidadas, ca esta es 
una pon^oha incurable después en la vexes aprenda á conocer que 
no son honrras verdaderas estas que el Pueblo temerosso 6 engaüado 
le ofrece i que la honrra verdadera es temer á Dios i obrar virtud. 

Conosca que la soberbia, la avaricia la capacidad la ambición i 
los deleites que á su parecer le son lícitos i que tienen livertad de 
ussar dellos no son cossas dign as de h ombre quanto mas de Princi- 
pe i mucho menos de Principe xpiano. 



á V. H. de5obli|;ado do los dailos parliculares no se io como lo ha- 
* Tomo zxkix 33 



'^ 



-Ti» 



. t^T 



TJ' "Tf.WTT- 



O: 



m 

lian qae en un raido también condenan al que es la caossa oomo ai 
matador V. M. lo mire que bien sería para que esta dolencia fuesse 
perfectamente airada tomar mexor que se lleba. 

Pareceme bien la costumbre de llamar á los Papas Santissimos no 
porque lo son sino porque oiendolo tantas veces este nombre por 
Tentura trabaxaran de hacer de manera que no siempre mientan 
los que se lo llaman. 

Estos titules honrrossos si se toman como se deben no son sino 
unas espuelas ó amonestaciones á los Principes que procuren ser 
los que quieren ser llamados. 

Llaman al ilei invictissimo piense en si mismo quan vergon90Ssa 
cossa es llamarse nunca vencido i dexarse cada dia vencer de la 
ira, de la codicia, de la ambición, del apetito de vengan9a i de 
otras otras mili passiones que le tienen captivo aquel es verdadero 
amante invicto que de ningún afección se deja derribar. 

Llámenle serenissimo véngale á la memoria que el oficio del 
Principe es serenar i amansar todas las tempestades de su Reino i 
si alguna por pasión propria á alvorotos é guerras, ¿ discordias da 
lugar ó se huelga con ellas á este no le es honrra el titulo de sere- 
nissimo antes le es mengua porque descubre su ambiciosa eondi- 
cion. 

An aconsejado á V. M* que para que os amen los Pueblos com« 
biene que no les hagáis satisfacer los daños diciendo que son vues- 
tros vassallos i que no se deben destruir io querría saber ii los que 
se perdieron por vuestro servicio si fueron vassallos del Turco i si 
teniades de la mar á Sevilla cossa que os reconociesse sino lo de 
los Grandes que si ellos no sustubieran vuestra fe quedaba perdido 
el Reino en esto an engañado á V. M. que á los mismos dañadores 
acrecientan su mala voluntad ver perdidosa los buenos i dicen que 
fue permisión divina porque contradixeron la li verted que ellos 
procuraban i assi decian por las persecuciones de Sevilla I del An- 
dalucía i por las muertes i ambre i como los unos i los otros se ven 
iguales los malos están con su mal proposito i los buenos pierden el 
bueno que tenian. 

Si ¥• M. quiere ganar las voluntades perdidas mándeles dar las 
alcavalas encabe9adas en precios justos cessen Fiscalías alvaquias 
pesquisidores no como la gente de armas los Pueblos no les hagan 
otras vexaciones en las pussadas aia medio en todos no les quemen 
sus montes i con esto crecerá el amor en los Pueblos enrriquecesse 
¿ el Reino crecerán las rentas reales i el amor en todos tanto que 
quedara imprimido el nombre de V. M. en los cora9ones de todos 
que sera maior estado que ser emperador los de los exceptadas en 






pv Mfiu ai uoBBiuw ic ijuQua. 

Huí laezor i mas tolerable ea al Pueblo el PriBoipe malo quando 



356 

M oficiales i consexeros son baenos que el Principe baeao quando 
c|aellos son malos porque mas fácilmente ooQVertiran ellos á el á 
1 maldad que el traerá á ellos á su bondad, ud Principe aunque 
>a tirano ia puede sufrirse porque sa codicia ó tiranía es de uno 
>lo mas qaal Pueblo ni Reino podra bastar á hartar la avaricia, la 
>berbia la ambición i malicia de tantos. 

Debe el Principe huir en toda ocasión qualquier novedad qusnto 
lere posible porque dado que aquello en que se mudan las cossas 
areica mexor la mesmu mudanza acarrea escándalo i confusión, 
imas se halla que costumbres ni leies ia recibidas ni estado de la 
«publica se mude sin gran alboroto i confusión assi que en tales 
issos nunca la mudan9a es buena pero si todavía fuere necessarío 
provechosso hacer novedad hafjase con tal arte i assi poco é poco 
lie ni se sienta ni haga alboroto guardando siempre las leies á 
ida Provincia las suias i los UBSOS i buenas costumbres i aunen la 
irma de la vida se debria hacer porque se criasen los hixos i deu* 
as de Grandes i cavalleros á vuestra messa que el conocimiento de 
I tierna faedad causa grande amor en ta senectud que es verdade- 
I salud del Principe. 

Si alguno con diligencia quisiere escrudiñar las historias aoti- 
uas hallara que los mas reveliones, sediciones, i escándalos que á 
vido en los Reinos é nacido de imponerse tributos i servicios de- 
lasiados por tanto el buen Principe debe tener cuidado que no 
san los Pueblos conmovidos ni despechados con semejantes vexa- 
iones reine de gracia si fuere posible porque no es oGdo el del 
rincipe tan baxo que le combenga ser Mercenario quanto mas que 
i imposible que el buen Príncipe poder ser pobre pues tiene lodo 
I que BUS Pueblos i ciudadanos tienen si el los ama i lo aman. 

Ubo algunos Principes Gentiles que de quantos bienes hicieron 
or la República no quisieron otro premio sino la fama i tales abo 
ue aun esta no quisieron como Fabío Máxim o i Antonio Pió pues 
uanto mas es ra^on que el Principe xpiano se contente con aver 
echo buenas obras á los suios sin que detlos llebe otro galardón 
ipecialmente sabiendo que sCrbir á tal seQor que paga qualquiera 
uena obra con el redoble, 

Pnera este consexo mas sano que aconsexar que V. H. tomasae 
is bienes de los exceptados para si i perdiesse las voluntades i co- 
llones de aquellos que estando V. M. trecientas mili leguas dellos 
i ganaron el Reino diciendo que las comunidades no tenían con ' 
os la pendencia sino con nossotros no aviendo de la Mar á Sevilla 
assii que os reconocieíse sino nuestros estados i quando por este 
imino no pudieron traer el dessagradecimiento dixeron que luego 



de las prueDas passaaas la ios sudoiios coo eiias esian mai perai- 
dos i dealraidos. 
Si dixo bien Afrioaoo que el hombre uno no á xarnaa de decir 



388 
m tsl pensM qa« aoaesciera qaanto m«Dos lo debe decir el Prín- 
¿ quien lodos los i ncom be Dientes qoe pueden suceder se de- 
1 representar. 

itoxasele una ves por su voluntad ó por olra passíoa bacw 
ra é otro Principe poaesse en grandes gastos hace grandes apa- 
i por mal reoaudo d por no probeer lo que debe acaesce que sea 
ido ó desvaratado hallasse después gastadas sus rentas destruí- 
as Reinos i muertos muchos de sus vassallos i dice nauca pea- 
le assi sucediera parecele que es bueno por fabor por impor- 
lad 6 quÍ9a por precio dar la Governaciou de una Provincia i 
ombre de mal vivir que ni guarda leies. ni tiene temor A Dios 
indo ia los tristes Pueblos están dessoilados sábelo el Principe 
9 nnoca pensara que aquel avia de hacer tal cossa mas io es- 
leotare para adelante ai quaato á costado esta prudencia ó es- 
lento á los pobres vassallos que quedan perdidos, 
re mucho el Hei que su vida buena ó mala se á de tomar por 
iplo y dechado de todos los de su Reino i no orea que si Leies 
rematioas de mas ruer9a para enmendar las costumbres del 
lio que la vida i conversación del Pueblo digo del Principe si 

honesto justo ciernen Le, templado afable i amorosso todos los 
ides, los oficiales, los consexeros procuran ser tales lo qusl re- 
ía en gran bien i provecho de la República i por el contrarío 
es viciosso 6 apasionado todos quieren seguir sus pisadas i de 

viene que si el Principe es aficionado á juegos no se tiene por 
exero ni aun por hombre el que no juega si le ven inclinado á 
)g de guerra todos hablan en las armas si es amigo de la ca^a i 
Iros deleites i combiles todos se hacen caladores i no se habla 
en banquetes de manera que assi como la vida del Principe 
la i honesta es el mas brebe camina para que lodos vivan bien 
su conversación no honesta es mui mas breve para que todos 
n mal i lo peor es que antes se aprenden i toman mili malos 
nplos que uno bueno. 

inga por cierto el Príncipe que no puede buenamente llamarsse 
si no le rixe la ra^on quiero decii- si do le sigue en todas sus 
as por buen consexo i sano Juicio mas que por voluntad porque 
s posible poder mandar bien lo que es bueno i honesto el que 
abe obedecer á lo bueno i honesto, 

ntre otras cossas que el Principe con gran vigilancia debe pro- 
' es que quanto fuere posible estorbe i no de ocassion á que se 
elan delitos que aunque es bueno castigar los malhechores mu- 
mexor es preserbar i dar borden que no se hagan los msloa 
IOS. mexor medico es el que estorba que laenfermedad no veo- 



castilla como eo un casio de revelioo avia de aver passion que oon- 



360 
al jusU) i salvase al dallado i debaxo de aquella segaridad 
lie andaba segura i ooa el nuebo perdoD quedo condenada i 
ceptados i reveldes Ubres que no pai'ecio sino que V. H. saco 
il imbo para el Infierno i los del inflerno para el paraíso este 
<n no gano volanlades porque no dexo en ningún corafon se- 
ad ninguna viendo condenar al Justo todos los que V. H. et- 
se presentaría sin otra defensa sino solí que fueron perdona- 
Dn vuestro poder i no cometieron nuebas culpas por do mere- 
Br condenados mas delante quien se presentaran delante los 
s que acongexaron á V. H. que los exceptase pareceos que 
an mas sostener su mal consexo que condenando al inocente 
¡brandólos, deles V. H. Jueces sin sospecha que todos se pre- 
ran que inhumanidad es grande que el que andaba seguro con 
ro poder este en la cárcel presso i en peligro de perder la vida 
¡rédito no le perdimos nossotros que nuestros trabaxos i núes- 
nena fortuna nos le á dado en el Hundo piérdele V. H. pues en 
na vuestra hicimos lo que hicimos i en las nuestras los mas 
ados servicios que nunca cavalleros hicieron i tanto quanto 
«neis maior es vuestra perdida que no sois Dios que podéis 
en todo cabo con crédito aveis de governar aquella parte do 
tnbieredes. emperador sois á que combieae andar por el Hun- 
quien combiene ser mas amado que temido que imposible seria 
ra manera sostener tantas Provincias perdone V. H. sus inju- 
¡astigue las que á Dios hicieren amparando las biudas fabore- 
lo los huérfanos i teniendo cuidado que log pobres sean sobre- 
dos con estas i con semexantes obras se administra bien el 
> de la tierra i se meresce i aun se compra el del cielo, 
luerdesse el Principe i tenga por cierto que la muerte as igual 
10 i al pobre al Reí i al vasallo al Papa i al sacristán pero que 
icio después de la muerte sera mui desigual porque los maa 
rosos mas poderosamente padesceran los tormentos i quanto 
aqui tubieron de gloria tanto terna alia mas de pena, 
lardesse el Principe que no le engañen los lisongeros dlcien- 
que duerma seguro porque estos consexos que digo i otros ma- 
que dexo son mas para eclesiásticos 6 para Frailes que para 
1 no crea sus falssas lisonxas que é ninguno pertenescen mas 
tuenos i santos amonestamientos que á los Principes pues de- 
tienen tanta muior necesidad quantos maiores cargos tienen i 
ito mas estrechamente an de dar cuenta, verdad es el que el 
cipe no es sucerdote i por esso no consagra, no es obispo i por 
ni faordeoa ni ministra sacramentos no es Fraile de San benito 
' esso no trae cogulla mas es otra eossa mui maior que todas 



r; 



f 



Sil 

gana servidumbre publicaban maldades de impoaicjenes es^rafia^ 
que decían que Y. M. quería esforzar en el Reino la gente ignqr<au- 
te creialo uno i holgaba de que lo otro que e^a causaa que (p mas 
seguro fuesse peligrosso que en los lugares temíamos al Pueblo i en 
el campo ¿ la gente que liebabamoa para nuestra de^nsa las ren- 
tas reaiea avian de cobrarsse de aquella par^e del Reino que os re- 
conocía i como la dañada no pagaba i decía que tqdo^ §^ríi|Q Ul^rf s 
los buenos i los malos pagaban de una manera de temqr que no se. 
levantassen espubamoslos pon poco fuego i assí r^uestra gent^ era 
mal pagada i cada ora quería passarse ¿ 1q§ e.nemigos vista tau ma- 
nifiesta necessidad io trabaxe de sacalles loa capi^nea i los Procu- 
radores i de deshacellos con ensalmo que era ipa^ segura cura q\)e 
con ierro i assí sfiüeron don Pero Lasso Pero Alvares Osorío («uís de 
Herrera Gómez agrax pero dallo los procuradores de Segovia \ de 
Murcia i oíros muchos que fueron causa de s^i deslrruícioq salieron 
sobre mi palabra el provecho fue manifieslo de la obra g09a V. ^. 
que lei ai que esouse de no cumplir lo que io haciéndoos tan graq- 
des servicios prometí y para que siendo la deuda vuestra io la par 
gue como fiador por cierto «efior recio es que lo que o^ páreselo 
bien en Plandes os parezca mal en Castilla por aver ganado y re- 
possado el reino con ello i que los que con poder vuc^s^r^ perdona- 
mos i salieron á serviros i les hicieron iguales con (qs que pen^eve- 
raron hasta el fip como Dios en la tierra obra con el en el cielo que 
se huelga mas en salvar uno que tenia perdido que ipill Justos plq- 
gqiera á Dioa que hallara V- M. mas que gratificar que perdonar 
que mas sano estuviera vuestro reino quanto mepos sangre se sar 
cara io suplico á V. M. que cumpla lo que esta ofrecido debaxo d^ 
mi palabra no diga que no tubímos poderes que si del que nos 
desastes no os aprovecháramos no entrara V. M* (an llanamente e^ 
el Reino pues os é parecido bien el ganalle i reducirle á vuestro 
servicio parezcaos lo que ae hÍ90 para traello á §&te termino ^ire 
V. M. que vos sois el que mas perdéis faltando 4 todos el esper9n9a 
quedando todos tan descontados que lo que prometieron vuestros 
Governadores se á de cumplir mire V* M. que \o que un$\ ve^ fqfi 
puede ser otra i los que erraren querrán mas perderse con alguna 
esperan9a de la fortuna que aventurarse á tas desventuras en qu^ 
se ven los que io saque para serviros quitando á los enemigos la 
fuer9a i el sesso con que os quitaban el Reino mire V. M. qqe ¿ estos 
io los conocí por enemigos quando os desserbian conocilos por qini- 
gos quando os vinieron á servir que otro conopjmiento ninguno nq 
tenia io dellos i estol obligado á dalles ^e mi cas$a Iq qqq V. M* les 
quitare de laa auÍQs Jw*gue V. M. si piis sf rYMos Iq i*il me^ftcl^p. 



364 

tado i visto que de no hacersse an sucedido cossas que alteran los 
ánimos de los culpados i dexan sin sosiego los deservidores acorde 
de probar en la escritura lo que no hice en la vpi viva é que leu- 
dóme á mí cassa debia dexar algo de lo que é leído i visto para que 
viéndolo V. M. de algo se aprovechasse porque si como ganamos el 
Reino de Castilla i de Navarra haciendo tales hechos lo obieramos 
perdido no ubieramos estado mas apartado de la voluntad de V. M. 
para querer saber de nossotros cossa ninguna en verdad señor se- 
gún la gente esta descontenta nosotros eroos ganado en el poco cré- 
dito porque todos saben que de ninguna cossa de las que se hacen 
nos dais parte mas siento io tanto esto que holgara mucho que se 
ubiera hecho de manera que io fuera solo el culpado i V. M. queda- 
ra tan amado como es temido pues quien esto dice i todas las otras 
caussas i cossas que aqui van conocerá V. M. que anda apartado de 
si mismo i que no trae pasión ni codicia suplico á V. M. que sin 
pena lea esta escritura i pues es menos trabaxo leer un Principe de 
beinte años que pelear un ca vallero de sesenta i pues io no me cans- 
se quando fue menester no cansse V. M. en oír lo que escribo que 
alguna vei podría ser tan provechosso como vencer una batalla. 

Acuerdo á Y. M. que el Duque de Borgoña tubo guerra con el Rei 
de Francia i le venció i el Duque de Asteve i el Emperador i el Rei 
de Aragón i el de Ñapóles i el de Castilla i cada uno de los Reies 
separado le venció i que V. M. tiene todos los Reinos i Imperios i el 
os tiene una piafa por fuerfa en vuestro Reino i que esto se hace 
por faltar en Y. M. el amor que tenían con los otros cobrelle i ga- 
nalle á hasta París i soplieo á Y. M. que no reposse hasta que cobre 
á Fuenterabia que un respingo en la mano quita el sueño. 

Yo acuerdo á V. M. que Cataluña esta sin Yírey i la Frontera mal 
proveída i acuerdóle lo que passa en Mallorca i acuerdo!e que mire 
sí el YiRey es muerto á quien provee á Cecilia que sea hombre de 
su lengua ó cerca i que se aparte de la Francesa por el incombe- 
niente passa do. 

Y acuerdo á Y. M. que tal es la mar en todo cabo. 

Y acuérdele que no rompa con Portugal que aunque es pequeño 
Reino no os conbiene oí no tomar medio i aun trabaxar de tener 
pax con todos. 

Acuerdo á Y. M. que siempre compiafa al Papa en todo que de- 
mas de deversse á Dios os comple. 



de robó la tierra de Villaseca, no pudo evitarlo Joan Gaitán. El 
lugar de Villaseca estaba yermo y despoblado, y la geute sólo 
quemó veinte ó treinta casas pajizas. En la Mesa del Águila 
sólo hicieron dafio las gentes que vinieron de Madrid y Sego- 
via con el Obispo de Zamora: El lugar de Magas era d^ la Co- 
rona Real y del término de Toledo» y no del demandante. Don 
Juan de Rivera fué el que dio causa á la sedición pasada por 
no haber ido á 8. M. á la Corufla con el nombramiento de Pro- 
curador de Cortes', según el Corregidor se lo mandó y la ciu- 
dad se lo rogó; viniéndose á ella, metiéndose en el Alcázar, en- 
castillándose con gente y mano armada, haciendo cerrar las 
puertas y quitando los bastimentos, y no juntándose con la Jus- 
ticia, como se juntaron los otros caballeros» de donde resultó «1 
alboroto del pueblo y pedir que se saliese de la ciudad y se fue- 
se á su tierra. A esta contestación acompañaron los demanda- 
dos los Capítulos firmados en el Monasterio de Santa María de 
la Sisla el 25 de Octubre de 1521; y aunque D. Martín de Gór- 
dova, Corregidor, coadyuvó las excepciones opuestas por Qai- 
tán y Antolin Sanchos, ni resulta la réplica de Rivera ni sen- 
tencia. 



itiia« 



El Papa Adriano VI, desde Roma á 16 de Diciembre (1), es^ 
cribió una carta al Emperador suplicándole que, habiendo sido 
acnsado el Abad de Avila y figurado en las listas de los que se 
levantaron contra S. M. en las Comunidades, se dignase man- 
dar á las autoridades no le molestasen en cosa alguna por re- 
sultar inocente y haber contribuido á la reducción de Avila, 
según podía hacerlo constar. 

La Escribanía que en la ciudad de Avila fué de Juan de Mi- 
rnefia, uno de los Secretarios de la Junta general del Reino* 
fué prometida á Juan Chaves de Bafiuelos por Real Cédula de 
12 de Mayo de 1521 (2), que firmaron los tres Gobernadores. 

(1) Beai Academia de la Historia , Coleociái^ Satassar» A-26» fa« 
lio 358. 
(8) Arob. gao. de Sim», Comejo Real, P. P. y £xp.» lag. 520« 



i 



Sv ^ t 



368 

Fernando de Paredes, el de la madera; Francisco Marques, 
Joanin, Escribano de Madrid, y el Dr. Francisco de Medina, 
condenados á muerte y perdimiento de bienes. Del secuestro de 
lo del Dr. Medina reclamaban el Cura de la iglesia de San Gil 
de Guadalajara, Alonso de la Fuente, los bienes con que había 
fundado y dotado una capellanía Pedro de Medina y su mujer 
Isabel de Alcaraz, y Dofia María de Mendoza, mujer del dicho 
Dr. Medina, los que había llevado en dote y dádoaele en arras, 
según documentos que se unieron al expediente. 

Burgos. 

El actual cronista de Burgos (1) ha dicho en su reciente 
Monografía, que D. Carlos I quiso revocar las mercedes otor- 
gadas á Burgos; pero que la ciudad lo resistió y conservó todos 
los privilegios. La información no ofrece documento alguno en 
que pueda apoyarse el anterior juicio, y como tampoco lo in- 
dica el cronista, dejamos al juicio del lector el mérito que me- 
rezca aquella afirmación. 

Fermoselle. 

De una información abierta en virtud de Beal Cédula se hito 
constar que el Alcaide de Fermoselle, Carlos Osorio, después 
que prendieron al Obispo de Zamora, D. Antonio de Acuña, 
hasta el 29 de Diciembre de 1522, estaba rebelado en la forta- 
leza como Alcaide de ella contra el servicio de S. M., reparán- 
dola y diciendo que piedra á piedra la echaría sobre él antee 
que entregarla á nadie, salvo al Obispo, viéndole en su libre 
poder, y no de otra manera; amenazando ¿ los vecinos con que- 
marles sus viviendas; recogiendo trigo por los lugares inme- 
diatos; albergando muchos malhechores y deservidores en lo 
de las Comunidades, especialmente á Juan de Porras y á Her- 
nando de Porras, y al Conde de Salvatierra y á Nufto de Ocam- 
po, y á Pedro Carrillo y á Valdivieso, y á Cavillaiies y á otroB 

[\) Salva, Burgos en las Comunidades, p.íg. 488. 



J 



(3) ídem td., id., leg. 6." 
Tomo uzix 



f*"" 



LO* ' 
f ■ 



I-. 



t7« 



ÁTtrij^oadfa da dtioB. 

En nn pleito entre la villa de Medina de Pomar y las Merin- 
dades de Castilla la Vieja, se aportó una Real Provisión de 19 
de Diciembre (1) con instrucción de la forma en que había de 
procederse para averiguar los dafios hechos en tiempo de las 
Comunidades. Era una verdadera ley de procedimiento. 

Daños, psrionae y inimdM. 

Por Real Cédula de 19 de Diciembre (2) se ordenó al Corre- 
gidor de Medina del Campo hiciese información de qué casas 
se quemaron á D. Juan de Ulloa, de quien eran las villas de la 
Mota y San Cebrián, y qué le rentaban, y si le seria provechoso 
vender catorce mil maravedís de censo para tornar á reedificar 
las dichas casas. 

María Alvarez, mujer de Francisco de Ruescas, Escribano 
comunero, suplicó el perdón de su marido (8). El Bachiller 
Francisco Díaz de Gampomanes pidió el desembargo de su ha- 
cienda y que se le librase de toda culpa, reconociendo que 
como Procurador de León fué á la Junta de Valladolid á 12 ó 
13 de Marzo (4), y fué comisionado para llevar los Capítulos á 
Tordesillas, donde estuvo en el Monasterio de Santo Tomás, 
Domingo de Ramos, conferenciando con el Cardenal de Torto- 
sa y el Licenciado Polanco, y vuelto ¿ Valladolid se vio en 
gran peligro por unas cartas que escribía á dicho Licenciado y 
á Fr. Francisco de los Angeles. Bartolomé Garrido, cocinero 
de Diego de Rojas, elevó Memorial (6) pidiendo que de los bie- 
nes del Licenciado Rincón, sentenciado á muerte por comune- 
ro, se le entregasen treinta y siete ducados que le llevó por el 
rescate de su hacienda que tenía en Valladolid en el Corral del 

(1) Arch. gen. de Sim., Consejo Recd, P. P. y Exp., leg. 422, 

(S) ídem id.. Comunidades de Castilla, leg. 5.*, fol. 325. 

(3) IJem id., Cámara^ Memoriales, leg. 446, foL 6S. 

(4) ídem id., Cámara, le.u. 153, fol. 446. 

(5J idüiii iJ., Cámara, Memoriales^ leg. 446, fol. 56, 



>'\f'-w/^y: 






372 

tos en ana misma cosa y el Abad de berlanga se adelanto mneho 
mas en todo lo qae convino al servioio de V. M.^ 

que porque don R.^ Manrrique a servido a V. M.^ de manera que 
merece grandes mercedes, que Y. M.^ se la haga de las hatiendas 
y oficios de hernando daualos y don p.^ de Ayala. 

el abito de Santiago para don juan Sarm.to que se le tiene V. M.* 
prometido desde la Coruña, y después acá merece mayores mer- 
cedes. 

que V. M.^ mande al Secretario Villegas que de la facultad que 
esta despachada en su poder para que francisco Oren9e Regidor de 
burgos Renuncie el Regimiento en su hijo porque merece esta mrd 
y otras mayores. 

en lo del lic.¿<» bernaldino vesino de Valladolid dize el Condesta* 
ble que no se halla con aquella culpa que dezian y visto so proceso 
le pare96 que ha servido a V. M.^ mas que desseruidor y que sy pa- 
recia que no servia era porque no valia su boto. Suplica a V. M.* 
mande dar una cédula para el y los otros governadores que le den 
un juez syn sospecha que le oyga y enbie a Y. M** el proceso y por 
aquel le mande juzgar y en tanto Y. M.t no mande prever cosa en 
perjuysio de su hazienda y per sona. 

Suplica a Y. M. le haga mrd del rregimiento de juan bravo para 
g.* Sarmiento vesino de burgos que es casado con madre del dicho 
juan bravo el qua l ha servido como Y. M.t sabe y asymismo le so- 
plica le haga mrd de la hazienda del dicho juan bravo para Repar- 
tir entre los hijos de g.* Sarmiento, sus hermanos que han servido 
como el padre. 

el dotor de Alma9an fysico a andado syempre serviendo en el 
exercito de V. M.t y el Condestable le tiene prometido de suplicar 
a Y. M.^ le mande Recebir por su fy syco es muy buen letrado y fy* 
syco I suplica a Y. le haga esta mrd. 

los prestamos que el Obispo de Ramera tiene en el Obispado de 
Burgos. 



Tanto preocupó al Condestable de Castilla la concesión de 
mercedes, y tal efecto le produjo la orden del Rey de que no se 
otorgase ninguna, que se vio obligado á representar los incon- 
venientes de tamafia resolución (4). 

Y cuando el Almirante y Condestable cesaron en sn cargo 



(4) Arch. gen. de Sim*, Comunidadei de CaUilla^ leg. 4.«i 
fol. 217. 



(1) Aroh. geo. de ^m., Cámara, Memoriales, leg. 139, fol. 308. 



r 



V 



'•» 



t 



r* 



374 



^ que OYieroD eslas mercedes las merescan mejor, que los que las pi- 

den que si a de aver memoriales le plega yoformarse de nosotros, 
de lo que dicen que dimos y a quien y p(ft*que pues somos de tanto 

z crédito como los que en esto hablan y después de bien yaformado 

podra mejor proveer lo que mas ounple a su servicio. 



El Capitán Luis Pardo de Luna, en Memorial á 8. M., re- 
cordó sus servicios en Italia y África, y especialmente en la 
época de las Gomunidadee: dice que fué el primero que pren- 
dió á Juan de Padilla, y luego sirvió en Navarra, concediéndole 
los Gobernadores asiento de Capitán ordinario con cincuenta 
mil maravedís de salario, y en Fueuterrabía le rompieron una 
pierna, de que llegó á punto de muerte. Pidió se le hiciese mer- 
ced de ayuda de costa, pues iba á servir en la jornada de Ita- 
Ua (1). 

Machín de Videa y Sancho de la Calle, lacayos de S. M., 
consignaron en Memorial que en Escalonilla, aldea de Toledo, 
murió un Romero que no se sabía quién era, y el Concejo de 
dicho lugar gastó en escopetas, estando alzados en Comunidad, 
veinte mil maravedís en dineros que le hallaron, y pidieron se 
les hiciera merced de ellos (2). 

Andrés de Ganseco y Juana la Flamenca, su mujer, en Me- 
morial á S. M. consignaron que gastaron mucha parte de su 
hacienda en llevar bastimentos al Real que estuvo sobre Tole- 
do, donde el Ganseco enfermó y fué herido, continuando hasta 
que fué levantado el dicho Real. Pidieron se lee hiciese alguna 
limosna, mandando pudiesen vender en el lugar, donde tenían 
una pobre casa para acoger huéspedes (8). 

Rodrigo Pimienta alegó que ciertos Regidores de Becerril 
fueron quitados por la Comunidad porque no consentían que 
se diesen las alcabalas á la Junta, y D. Juan de Mendoza eligió 
otros, que fueron dados por traidores, haciendo justicia de los 
que pudieron ser habidos; y como un Fernán Pérez procuraba 
el perdón, suplicaba se le negase éste, y que la elección de loe 



(1) Arch. gen. de Sim., Cámara^ MemarialeSf leg. 195, fol. 447« 
(8) ídem id., id. id., leg. 165, fol. 76. 
(3) ídem id., id., id., leg. 460, fol. 78. 



378 

él perdonó, se quejaba amargamente. Y se confiscaban los es- 
clavos de Ifiigo López Coronel, en prueba de que la esclavitud 
esdstía en Castilla. 

Sontanda eontra Doia Maria Piehooo. 

Por Real Cédula expedida en Valladolid en 24 de Enero de 
1523, se hizo saber á los Contadores mayores de la Reina que 
Doña María Pacheco, mujer que fué de Juan de Padilla, fué 
condenada á pena de muerte por los delitos que cometió con- 
tra el Real servicio y confiscados sus bienes, entre los cuales le 
pertenecían ciento cincuenta mil maravedís de juro de heredad 
al quitar, situados en ciertos lugai;es del partido de Zorita, los 
cuales le dio en dote y casamiento D. Iñigo López de Mendo- 
za, Conde de Tendilla, su padre difunto, de cuyo juro no tenía 
sacada carta de privilegio, y se mandó que dicho juro fuera 
borrado de los libros Reales desde 1.^ de finero del presente 
afio. La sentencia á que alude la anterior Real Cédula aparece 
dictada por el Dr. Zumel, y es de muerte contra Dofia María 
Pacheco, mandando fuese llevada á la Plaza de (^ocodover, de 
la ciudad de Toledo, donde se haría un cadalso y públicamen- 
te se la degollaría y cortaría la cabeza, como persona que hizo 
tantos y tan graves delitos y traiciones á su Rey, y perdimien- 
to de todos sus bienes, que quedaban aplicados á la Cámara. 
Dice así la sentencia: 

Seiteocla de maerte dictada contra Dona Haría Pacheco, viada 
de Juaa de Padilla, inserta en Real Cédula de 24 de Eaero 
de 1523 (1). 

El Rey. 

Contadores mayores de la Católica fteyna mi Señora a mios sabed 
que doña Maria pacheco muger que fue de juan de padilla veoiao e 
Regidor de la cibdad de toledo fue condenada a pena de muerta por 
los delitos que cometió contra nuestro servicio en tíeopo de las co- 

(4) Areh. gen. de Sim., Ctmiaduria mayor ^ primera época, le« 
{WaS77« 



fw- 



380 

visto el presente proceso criminal que ante mi ha seydo y es peo- 
diente entre partes conviene a saber de la una parte autor acusan- 
te diego de Santa Grus promutor ñscal de la justicia Real desta cib- 
dad e de la otra Rea acusada en su Rebeldia doña Maria pacheco 
mujer que fue de juan de padilla por el qual paresce e se prueba 
la dicha doña Maria pacheco pospuesto el (emor de dios e la lealtad 
que devia lesi magestatis y aver seydo ynbentora labentadora e 
parte principal cabsa de las alteraciones e mobimientos alborotos e 
escándalos muertes e robos que se han hecho en estos Reynos de 
Castilla especialmente en esta cibdad de toledo e su Reyno e ansy- 
mismo me consta la dicha doña maria pacheco aver traydo tratos en 
francia e aber seydo causa de meter los franceses en el Reyno de 
Navarra donde han venido e se han causado tantas muertes e daños 
en deservicio de sus magostados ansymismo paresce y se prueva la 
dicha doña maria pacheco aver estado en Rebelión contra los man- 
damientos e servio de sus mag.oa del Rey nuestro Señor e de sus 
governadores e justicias e aver juntado en su casa e consygo ma- 
chos traydores e alborotadores e deserbidores de sus mag.^ que se- 
guian su misma opinión a los quales muchas e d y versas veces hizo 
pelear contra la justicia e capitanes e servidores de su m.^ e contra 
sus mandamientos e su perdón Real e ansymismo paresce la dicha 
doña maria pacheco aver estado e perseverado en su Rebelión fasta 
agora últimamente el lunes que fueron tres de hebrero que conti- 
nuando su mal proposito e dañada yntencion no mirando al perdón 
general fecho por sus magostados e sus governadores quiso tornar a 
levantar esta cibdad e escusar e ynpedir la justicia que se haxia de 
uno de los dichos traydores e alborotadores quf la seguían horde- 
nando e concertando de hazer matar los menisiros de la justicia e 
serbidores de sus mag.^ de donde Resulta la dicha doña Maria pa- 
checo no deve gosar del dicho perdón fecho a la dicha cibdad e ve- 
cinos e moradores della e ser dina e merescedora de pena de muer- 
te e perdimiento e confiscación de todos sus bienes por ende. 

fallo que debo condenar e condeno declarar e declaro a la dicha 
doña maria pacheco por fechora e perpetradora de los dichos deli- 
tos e aver cometido crimen lesi magestatis e porque a ella sea pena 
e castigo a los que lo vieron e oyeren enxenplo mando que podien- 
do ser ávida sea presa e trayda a la cárcel Real de esta dicha cib- 
dad donde hizo cometió e perpetro los dichos delílos e de alli sea 
sacada cavallera en una mulá las manos atadas atrás e una soga a 
la garganta e alli sea trayda por las calles e lugares acostunbrados 
desta cibdad con boz de pregonero manifestando sus delitos e sea 
llevada a la plaza publica de Qocodouer desta cibdad donde mando 



"^TÍIB 



SM 



r 



haMsa oargo al dicho jaan de Tillanaava de on oordon de oro que 
diie qae pesa treiienios e Teynie y dos castellanos de oro con el 
palo e cordón de seda en que esteva ensartado el qual dise qae co» 
bro por cédula de su m.t del prior de la sysia de toledo. • 

yten se hace cargo el dicho judn de Villanueva de una garganti- 
lla de oro que pesa noventa e tres castellanos de oro poco maso 
menos que era de la dicha dolka María la qual Recebio de las mon- 
jas del Mon.* de San pablo de toledo por mandado del prior de la 
sysla por virtud de la dicha cédula de su m.* 

Data e detcargo. 

Descárgasele al dicho Juan de Villanueva el dicho cordón de oro 
que fue de la dicha doña María pacheco que pesa trezientos e veyn* 
te e dos castellanos y medio del qual dicho peso se a de quitar el 
palo que tiene el dicho cordón y es en cada canuto de oro | otroca-- 
ñuto de madera, que pesan dichos cañutos de madera, treze caste- 
llanos e cinco tomines e tres gr.oB e el cordón de seda en questa 
puesto el dicho cordón una on^a de seda que suma todo lo que se 
ha de quitar del dicho pmo peso diex e nueve castellanos e slele to- 
mines e tres granos que da de oro linpio trezientos e dos castella- 
nos e quatro tomines e nueve granos de oro de veynte e dos quíta- 
les y fue tasado e pesado por bartolome diaz platero e apreciado en 
diento e treynta e seys mili e ciento e sesenta e siete mrs | por 
quanlo por conoscimiento de juan de bosmecTiano fecho en burgos a 
vij. de Abrill de dxxiiij. años paresce quei dicho juan de Villanue- 
va le dio el dicho cordón e quedo en poder del dicho juan de bos- 
mediano para hazer del lo que su m.t le mandase. 

(Notoi al margenj. Gonprobado. por el conoscimiento. Mostró el 
dicho juan de Villanueva una eedula de su mag.t a xx. de Junio de 
dxxiig. por la qual mando al dicho Villanueva que diese este cor- 
dón al Secretario Cobos del cual le hazia mrd. e el dicho Secretario 
Cobos lo Recebio según pareció por su carta de pago en las espaldas 
e por esto se descarga al dicho Juan de Vdlanueva y al dicho juan 
de bosmediano a quien esteva cargado en este capitulo«iBquedo esta 
cédula oreginal de su mag.* con el conoscimiento dentro deste 
pliego. 

Alcance á Juan de Villanueva^ 

Asy que descargado el dicho cordón se le hace de\ 
alcance al dicho juan de Villanuera de la dicha > 
gargantilla de oro * ; 



TftlUdoUd. 

Ed eete año «1 cara, clérigos j Cofradía de la iglesia de San- 
tiago eD Valladolid suscitaron pleito con el Fiscal de 8. M. res- 
pecto de unas casas que dicha iglesia teofa en la calle Noeva 
y habla dado á censo al Licenciado Juaa de Villena el Hoso y 
eetaba aecueetrada, como todos sos bieaes, por ser ano de loe 
exceptuados en el perdón de las GomUDidades (1). El represen- 
tante de la Iglesia reclamó que este asunto se sometiese al Con- 
sejo para que se le devoirieaen dichas casas; pero aunque cons- 
ta la oposición fiscal y la réplica del Cabildo de la iglesia, no 
resulta si se dictó sentencia. 



La ciudad de Salamanca elevó un Memorial al Rey (2), que- 
jándose de que algunas personas que fueron obligadas por la 
Comunidad á tomar maravedís y haciendas de 8. M., fatiga- 
ban con cartas, provisiones y de otras maneras & aquéllos á 
quienes por fuerza cobraron, tomaron y gastaron aquellos ma- 
ravedís, y suplicaron á S. M, mandase brevemente determinar 
quién habla ^le pagar aquellas exacciones y de quién se habían 
de cobrar; y si esto no podía determinarse, se suspendiese la 
ejecución y cobranza, porque lae personas que lo cobraron y 
dieron era imposible que lo pagasen por sus pocos caudales, 
además de haberlo hecho por fuerza, y de ello se requerían grao- 
dee gastos y costas y agravios, y la dicha ciudad y tierra y sus 
vecinos estaban tan gastados y tan perdidos y fatigados, qae 
era lástima verlo. 

Por Real Cédula expedida en Valladolid á 8 de Diciembre de 
1522 (3) se hizo constar que por parte de la iglesia de 8eJa- 
manca, y en el tiempo de las alteraciones, se pusieron Diputa- 

(1] Arch. gen. de Sim-, Consejo Real, P. P. y Exp., leg. 1&, fo^ 
lio IS. 
[i] Ídem id., Cátnara, leg. Itl, fol. Í3i. 
(8) ídem id.. Comunidades de Castüla, leg. 6.°, fot. 527, 



S86 
tía Pacheco 7 Beroando Dávaloa oontiDuatuente Mtaban 
Braga, y tendría siempre cuidado de saber lo que baclaii. 
Pero Laso eetaba ea Oliveocia, como solfa, y ahora que sa- 
que DO era de los que merecían el perdón de loe otro», como 
uplicaba, procurarla saber máa de eu vida. En lo de ea tra- 
DO Onorato creía que se deberla caer: como Ouorato no te- 
mucho fundamento eu lo que trataba, ni el otro le podía 
ir en más que el irse, serla una gentil alhaja para el Key de 
ucia con las fortalesas que tenía en Ruisellón, sino que 
o doliente volrlause eo la cama, y por esto no les dejaba de 
II lo que les dolía ni de teuer la flaqueta en que los habían 
ito sus malos deseos. Onorato estaba eo Lisboa en una ca- 
i una legua de allí entendiendo en eus pleitos y mercade- 
y en lae otras costumbres que se aprenden donde no- hay 
ha vergÚeDEa. 



EaelamMÍonM y munti». 

oQa María de Sandoval, mujer de D. Juan de Queman, re- 
de Sevilla, exceptuado en el perdón de las Comunidades, 
UTO pleito (1) COD el Licenciado Pedro Ruis, Fiscal de Su' 
jstad, Bobre reclamación de su dolé y legitima; pero no 
ta el resultado. Lo que sí resulta es que fué Guzmán Procn- 
r mayor de Sevilla y Veinticuatro, y vivía muy modesta- 
te, sin más rentas que la de loe bienes de su mujer (2). 
n 1.° de Enero (3) se concedió merced de quince mil mará- 
s anuales, á librar de tres en tree afios, á Juan Lópex de 
iría, por beber sido herido en la batalla de Rávena y ser- 
» que prestó en la época de las Comunidades. A DuQa Ma- 
de Buiza se le concedió merced de quince mil maravedís (4) 
>r vida, porque su marido, Gil Nieto, fué uesinado por la 
anidad de Medina del Campo. El mismo día, que fué el 

Aroh. gen, de Sim., Conttjo Real, P.|P. y Bxp., legajo sin 

ídem id., id. id., P. P. y Exp., leg. ftS, fol. 17. 
Ídem id., M.P.V y C antiguas, leg. 73, fol. Si. 
Idom id., M, P, V \ C antiguas, leg, ii. 



ciudad de Baesa, asesinado en tiempo de las 
das, se abonasen doce mil maravedís cada aQt 
librados de tres en tres, en cualesquiera rente 
para ayuda ¿ su sustentamiento y de los hijo: 
marido le quedaron. Y Pedro de Uráe, de la | 
de B. &f • (i]< pidió ciertos dineros de los bie 
Sakatierra, que do ae sabe si fueron concedit 



(1) Arch. gen. de Sim., Contejo Real, V. V. ) 



SM 
que abogasen j proearasen eD la dicha eanra 7 an 
del dicho Obúpo de Zamora todo lo que viesen qi 
DÍa y cumpliesen lo qae sobre ello el dicho Obispa 
dijere y mandare como Joes de la causa. A Mend 
Lagarteniente del Alcalde de la fortaieía de Siman 
mnnicó por otra Bsal Cédala de ta propia fecha \ 
nombramiento del Santo Padre, el Arsobispo de B 
po de Sargos, conoola de la oauea del Obispo de 'i 
estaba preso en aquella fortaleza; y como algunas 
de enviar á hablar al dicho Obispo, se mandó que 
nae que el Obiepo de Burgos enviara á hablar al 
llevando carta firmada de su nombre, las dejase en 
Obispo y hablar con él todo lo que quisieren tocau 
causa, estando presente á todo ello y no de otra m 
28 de Febrero se expidió otra Beal Cédula al Coni 
cia de Alcalá de Henares (2), diciéndole qae durai 
raciones pasadas el Obispo de Zamora escribió é 
muchas cartas, y especialmente una fecha en la ci( 
ledo á 29 de Marco de 1521, y conviniendo poseer 
tas, les mandaba que entr^assn la carta refenda 
Baeaa, Racionero del Arzobispado, con todas las 
escribió el mencionado Obispo de Zamora. 



D. Carlos I mandó en 18 de Febrero (8), que el ' 
gidor de Salamanca, que desempefiaba Antonio H 
suprimiese por haber sido condenado á maerte. 



En Valladolid, á 28 de Febrero (4), se expidió : 
al Licenciado Adurza, Juez dado sobre los dafios 1 

(I) Arch. gen. de Slm., Cédulas de Cámara, lili 
voelto. 
(«) Ídem id., iJ.. lib. XUX, fol. i7&. 

(3) Villalar y Vacias, Uittoña de Salamanca, toom 

(4) Arch. gea. de 3Ím., Cédalas de Cámara, leg, i 



í ciimpliin.*o de justioía e porque soy certifioadp que los dichos da- 

/ fias le fneroa fechos por lo que asy me servía yo vos maado que 

[! conforme a la ynstraoion que llevaste cerca de los daQos luego que 

r por parle del dicho juao'de boamediano fueredes requerido vays a 

f la dicha v.' de Madrid y a los oíros lugares que víeredeg que coa- 

viene e llamadas e oydas las partes brevemente sin dar lugar a 
largas ni dilaciones de malicia le hagays cerca dello entero ood- 
' plim.io de justicia tomando qualesquier procesos que sobrello estu- 

vieren comentados ante el Coiregidor de la dicha villa en el estado 
,'. en que estuvieren hasta ios fenecer y acabar ca ai necesario es vos 

doy para ello poder cobplido por esta mi ceduta fha en Vall.^ a 
xxviíj. días del mes de hebrero de j^j) dxxii aBos yo el Bey Ref.^> 
del ^0 cobos señalada de Carvajal. 

PUaeaoit. 

D. Gihiiez de Xerez, Deán de Pluiencia, acudió en Memo- 
rial al Bey (1), q«e le mandó pasar al Consejo en 2 de Febre- 
ro, alegando qae él, sas deudos, amigos y criados, oou grandes 
peligros y gastando mucha parte de su hacienda, estuvieron en 
servicio de S. M.; pero el Obispo de Oviedo, por instigación de 
algunas personas que no le querlau bieu, le biso acusar por su 
Fiscal como deservidor, dándole, en ves de merecidas mercedes, 
pago de infamia; y como aun teniendo alguna culpa no podia 
entenderse en ello mediante el perdón otorgado, suplicaba se 
mandase al dicho Obispo no procediese contra él, sometiéndo- 
Bo al OoDseio, por quien quería set juigado. 

Roña. 

Por Beales Cédalas al Duque de Sosa, Embajador de Espa- 
fia en Boma, y cartas de creencia al Papa y ¿ Diego de Pater- 
nioa (2), se hiio constar que antes que el Santo Padre par- 
tiese de estos Reinos de Espafia, le fué consultado por los Oo- 
bemadorea Visorreyes algunas cosas tocantes al bien de estos 
Beinoa y preeminencias de ellos, & que Su Santidad contestó 
qae lo vería y proveerla; y porque Diego de Patemina, Abad de 

I (1) Areh. gen. de Sim., Cámara, Memoriaíei, leg. 158, fol. 33. 

! (S) ídem Id., CéduUUi lib. LSIy fol. S30. 



Marzo de 1523. 



SUMAUO 



Breve del Pupa Adriano VI mandando proeeder eonira el Obiapo de 
Zamora* — Naeva relación de lo qne pasó en Toledo en tiempo de 
las Comunidades. — Avila.— Pleito entre el Fiscal y el Deán de la 
Iglesia GatedraL — Va Uadolid.— Datos acerca del movimiento de 
Agosto de 4520.— Ocaña.— Medina del Campo, — Portugal. — Caá- 
saa contra los exceptuados. 

OUspa la bmara. 

En 27 de Marzo el Papa Adriano VI expidió Breve al Árxo- 
biapo de Granada (1) autorisindole para formar causa al Obia- 
po de Zamora, D. Antonio de Acufia, diabólico inatigador de 
los movimientos prodaddos contra el Rey de Eepafia, cayoa ex- 
ceeoa y delitoa ae detallan. 

Mate. 

Entre todos los docnmentos que á los acontecimientos dé 
Toledo ee refieren, merece especial atención la carta que Fran- 
cisco Xuares de Villena, mediador entre la ciudad y el Prior 
de San Juan, escribió al Comendador mayor de Castilla. Co- 
menzaba el relato para que lo contase á todos aquellos sefiores, 
después que el Prior derrotó á los toledanos junto á la Sisla, 
cayoB detalles consigna, diciendo que los de Toledo comenzaron 
á negociar los Capítulos que el Prior les otorgó por mnchas 
causas, entre ellas la entrada de los franceses, y porque los Oo- 
bernadores le escribieron la mucha necesidad que habla de su 

(1) Aroh. gen. de Sim., Cammidadei d$ CattiUa, 1^ t.^ 



L 



f 



persona y gente y qae debía concertarte con Toledo como pa< 
diese ó como ellos quieieseQ, y si esto do bastase, que lee pidie- 
se tr^ua, lie pareció mejor usar de clemencia como Rey. que 
no de posilacimidad como medroso y afligido, y se firmaron los 
Capítulos. He aquí la relaclán: 



Rdieltfa que se crtM al Comendador mayor de parte de lo qnc 
fiaó en Toledo en Uempo de las Comanldades [1 ). 



Porque de las cosas de acá es raion que sepa vuestra mer^d para 
que las cuente a todos esoa se&ores y les haga relación como le pa- 
resfiere es lo siguieote. 

ya por otras cartas mías y de otros abra savido oiucbas e diver- 
sas beses los (enniaos en que estaba lo de tolodo y como e\ prior 
viendo su ynpunable fortaleía aparejado peligro para las cosas de 
franela y rebolucion destos reynos lomo por mejor después de aver- 
íos roopido al prior junto a la sisla? ooo el animo que alia se bavia 
visto por cartas, oonoertarse con ellos y en verdad liablando sin 
pasión en este caso como cada vno es obligado en sola su persona 
escribo el remedio desta reyno aquel dia ansy parapn los eoemi' 
gOB extrangeros oomo oon los naturales porque huyendo toda la 
gente de su real volvió sobre sus enemigos solo con obra de quinte 
oavalleros y ooo el espada en la mano ronpio vn esqnadron muy de- 
lantero de todos y ouando los otros acudieron tenia muertos dos de 
los enemigos y derribado otros y entrando los que oon el venían 
biso volver al escuadrón las espaldas dexando la vitoria que lleva- 
ban dizo a los suyos que los siguiesen ellos y tomo por la otra parte 
de la sysla por donde yba otro escuadrón de los de toledo en pos de 
los del real e con obra de seis o siete canalleros rompió ansimísmo 
«1 dicho esquadron y los que yban huyendo viendo su animosa co- 
metimiento y el temor que puso a sus enemigos cobraron esfueno 
e rebolvieron sobre ellos e siguieron el alcance e mataron e pren- 
dieron muchos como por otras cartas e relaciones puede ser que 
vuestra merced haya visto o pasado este trance ansí los de toledo 
comen{¡8ron de negociar los oapitnlos que el Prior les otorgo que 
alia habrá visto a la letra o por relación: otorgoselos porque aquello 
hera lo mejor por muchas oaoass lo vno por esonssr el etoandalo de 
dentro del reyno e pueblo tsn fuerte y tan ynportante, lo otro por 

(I) Biblioteca Nacional, MSS.^ G-87, hoy i.tíJ, fol. S96 vuelto. 



M 

I, lo qnal le parodio al prior qne se debia de dexir alo qoe estos 
üores se lo oviesBQ escriplo porque teaia alguna sospecha e pnra 
'ebanilles e entreteneliea en servicio de su mageslad porque oo 
ese causa de algún desconcierto y respondióme no tan bien como 
ira ratón e de entre amos fue la respuesta muy soapecbosa e fui 
arfobispo e dtxele lo qne avia pasado e lo que no me abiao pa- 
isoido bien las palabras de aquellos cavalleroa porque heran muy 
teradas e aospecbosaH e avn dignas de reprehensión que su aeno- 
■ devia de estar apercebido e a buen recabdo e respondió que es- 
ba para mandar salir a gutierre lopeí de la ciudad so pena de las 
mporalidadea e dixete que primero devia requerir a los servido- 
18 de su magestad porque no se encomencase cosa de mayor per- 
illo e mas peligrosa que la pasada e ansí se hizo e yo me parli 
ira burguíUos donde aria dejado al prior que es vna legua de to- 
do e halle que bera partído a consuegra a ciertos negocios que 
nía para volverse luego cuya absentla fue oabsa principal para 
le doña maria e los otros que la seguían determinasen de poner 
I obra su malo e alevoso proposito que bera según después se supo 
as largamente que tenían bordenado de matar al arfobispo e al 
wtor fumel e a otros perlados de la yglesia e saquear las joyu 
illa e los mercaderes e cavalleroa de la fiadad e alearse con la di- 
la ciudad e con los dineros del saco hacer an grueso eieroitoe 
>nerse en campo en favor de la casa de franela e como nuestro se- 
ir tenga cuidado de su yglesia e del rey como de su servidor pra- 
litio que por donde esta aleTosa e daílada congregación pensaba 
lAar e defender a su principe e a su reyno por allí fuese derriba- 
I e confundida y esa noche ynlenlando su dañado proposito salie- 
in obra de docientos bonbres de casa de doDa maria e fueron a 
mar vna curéis de una culebrina que ellos avian fecho para lle- 
arla a casa de doQa maria y fue avisado el arzobispo de la oego- 
acion del alboroto y mando llamar al alguacil mayor de la cibdad 
dixole que fuese a poner remedio para que aquello no pasase ade- 
nteeel dicho alguazil con mucha gen Le que le acudió opúsose coo- 
a ellos y tirolés la arte&a y bechola fuera de la ciudad por uaa 
lesta abajo que esta a la puerta del cambrón e sosegóse la gente 
|uella noche otro dia lunes de mabana el arzobispo e otros muchos 
■valleros e rezidores de la ciudad Q;ieron ayuntamiento e pare- 
óles a todos que el arzobispo debia aceptar una provisión que es- 
is señores le avian embiado para governacioa de aquella ciudad e 
¡eptada saliese por la ciudad e mandase pregonar lo» capitulóse 
srdon general que yo a la sason había llevado porque seria nansa 
iie.muchoa que estavan en la congregaciou de doíba maria viendo 



400 

mucho e faegfl a posar a casa del 8r9obispo e como doña maria lo 
supo temieDdo de ser presa e castigada se puso en avito de labra- 
dora miserable e salió ascondida y ragitÍTamente de la ciudad como 
merecía e después huyo gutierre lopeí porque de^ia que fue culpa- 
do e pero lopez su hermano que doQa maría avía fecho canónigo de 
aquella iglesia por fuerza ansí en la casa de Jubq de padilla no que- 
do pariente ni criado echóse uaa cerradura como casa donde se 
fnndavan tanto genero de pestilencias alevosas y diabólicas y doña 
maría dicen que aporto huyendo a tendilla e que no la quisieron 
acoger e Bernando dábalos dicen que se fue a un monasterio de Fas 
descalzos en escalona e después desto an fecho mucha justÍ9ÍB de 
los que an podido aver en manera que de los alborotadores no pa- 
rece ninguno de que no se ha» justÍ9Ía e el prior envió por dos ca- 
pitanías de la gente de armas. La una del don Alvaro so sobrino 
las quales mando que fuesen por todos los lugares de la comarca de 
toledo e buscasen a qualesquier vezíoos de la ciudad e de fuera 
della que abian sido alborotadores e los prendiesen e trugesea a la 
cárcel de aquella ciudad para que se hiciese justicia dellos confor- 
me, a derecho e como esa noche del alboroto avia entrado en la ciu- 
dad Don jaia de Rivera e sus parientes parecióles al argobispo e al 
prior devia dar orden como aquestos oa valleros y los otros que es- 
taban en la oíadad fuesen amigos e de consentimiento de anbas 
par9ialidades se hito el amistad por bien de pas e este domingo 
passado que se contaron veynte y tres dias del mes de hebrero se 
combinieroQ las dichas amistades con juramento de fidelidad al ser- 
VÍ9Í0 del Rey nuestro señor y el arfobispo dixoles missa solemne 
de Pas a todos ellos donde se perdonaron vnos a otros todas las 
afrentas que estavan fechas en este tiempo e la ciudad dio toros e 
vn juego de cañas e corrieron sortija e el prior biCo vn banquete a 
las damas e caballeros e a ios canónigos e perlados de la iglesia e a 
otros muchos ciudadanos que quisieron hir a el e el lunes Siguiente 
el arfobispo se partió para aquí para vitoHa a besar las manos de 
nuestro santísimo Padre e el prior se iba para consuegra a adere- 
9arae para venir a juntarse con el Duque de bejar e con el duqaé 
de medína sidonia e con otros caballeros deudos e amigos suyos 
para venir aquí a victoria a haier lo mismo de manera que en vir- 
tud de su magostad e en la buena borden de sus gobernadores y ea 
la Recta ynteQ9ÍDn y buenas obras y voluntades del Prior son con- 
cluidos los manicheos y ansi spero en nuestro señor que se conclui- 
rá la caida de la casa de fran9Ía porque con menos ynpedimeoto su 
magestad pueda hazer guerra a los enemigos de la fee y los traiga 
a eono9Ímiento della debajo del gremio de nuestra madre iglesia. 



wervicio del Rey, sino para que se maadasea proveer loa agn- 
08 que estos Reinos recibían. Proclamada la Gomunidacl, qui- 
roo las Justicias, hicieron Capitán Oeneral at Infante Don 
lan, nombraron Diputados en todas las cuadrillas, cuyos 
imbres se indicaa, y se castigaba reciamente al que do que- 
!i cumplir lo que los Diputados ordetiabau. Loa acuerdos se 
enlaban e» un libro ante dos Escribanos, y facultaron al In- 
nte D. Juau para que resolTÍese cuanto conviuiera; y tanto di- 
lO Infaute como los Diputados, tomaban y gastaban á bu ve- 
ntad cualesquier bieues y haciendas de 8. M. El Secretario Al- 
iro de Alcocer tenia cargo de cobrar de S. M. y de M. de La- 
lO, su Camarero, cuatro mil ducados por virtud de ciertas 
rtas ejecutorias; y un día del mes de Septiembre de 1520, el 
icbiller Pulgar entró en Ayuntamiento y dijo que si le daban 
cuarta parte él revelaría una persona que tenia cuatro mil 
icados del Rey, y aceptado, declaró que los tenía Alvaro de 
cocer. El Alcalde Zambrano, con Escribano, requirió á Al- 
cer y le secuestró todos loe bienes, recibiendo poderes para 
brar hasta en cuantía de ooTecieutos cincuenta y naeve mil 
iutisiete y medio maravedís, lo cual eutregó contra su voluu- 
i. El Bachiller Pulgar reveló que cuando Valladolid comen- 
á alborotarse, el Cardenal de Tortosa aprobó y tuvo por bue- 
, la Junta de Diputados, é hiso muchas é importantes reve- 
iioDes. Eq 24 de Mano se dictó eentencia por el Cousejo Beal 
rocando la dada por el Licenciado Lugo y dando por libres 
quilos al Bachiller Pulgar, Licenciado Avanza García de 
lefias y consortes, de los doscientos ochenta y tres mil sete- 
lutoB noventa maravedís pedidos al primero, y los trescientos 
icuenta y nueve mil veintisiete reclamados al mismo y coa- 
rtes, y se declaró que, pues dichas cantidades se gastaron en 
■vicio de la villa, como Diputados que fueron de ella, se 
laeen por repartimiento 6 sisa y le pagase á Alcocer lo qae 
le debiere. 



J 



Conma real orímen legis mageslatis e perdnríonis e otros eoevn y 
delitos qne son ootoriosen naestros Beynos ooatra nuestro servicio 
en tienpo de los alborotos de comuDidad que ovo en ellos e la sea- 
teDcía íaé execatada en so persoDs haziendose jusl.* del e dada 
executoria della e execatada en sus bienes e porque podría ser que 
en algund tienpo no paresciete el proceso que contra el se hiso esi 
dixiese que no fue tan sentenciado como devia e connenia haierse 
e porque sus delitos Fueron tan notorios que no hera menester ha- 
lersfl proceso ninguno contra el sino por sola la notoriedad de los 
diobos delitos condenarle e execalar como se executo contra el la 
dicha sentencia en la villa de Simancas donde estava preso | por 
ende por la presente porque en ningund tienpo se pueda alegar ni 
oponer defeto alguno por ninguna persona contra el proceso y sen- 
tencia y executoria que se hizo e dio contra el dicho don podro de 
nuestro propio motu e ciencia cierta e poderío real absoluto de 
que yo quiero usar y oso. para efeto que la dicha sentencia proceso 
e executoria vayan e sean firmes suplo qualesquier defetos que aya 
ávido e se pueda deiír e alegar qne ovo en el dicho proceso fecho 
contra el dicho don pedro e en la dicha sentencia e enxeootoria 
della asy de sustancia como de solenidad por manera qoe en nin- 
gand tienpo pueda aver ni aya oabsa ni dificultad ni inpedimiento 
que puede obstar ni inpedir en cosa alguna la condenación fba con- 
tra el dicho don pedro en su persona e en el dicho su mayoradgo e 
bienes e mandamos a los del nro consejo e oydores o otras quales- 
quier justicias que asy lo guarden e cunplan e hagan goardar e 
oonplir e queremos e mandamos que a la dicha sentencia e exeoa- 
toria dada contra el dicho don p." e sus bienes e mayoradgo se de 
entera fee puesto que no paresca el proceso por donde se dio aun- 
que so digan e aleguen qualesquier defectos contra ella fecha en el 
Moo." de balbuena a prím." de abril de 1583 a&os firmada de so 
m.t ref.* de Cobas seílalada del grand chanciller e dotorCarvijal. 
(Sigue la carta de venta ó D. Alonso de Acebedo y Zúñiga, Conde 
de Monterrey, vecino de Salamanca, de la villa de Babitafuente y 
los lugares de Huerta y Horinigo, que eran del Dr. Rodrigo Haldo- 
nado da Talavera y O. Pedro Haldonado Pimantel, su nieto.] 



M precio de la anterior venta fué treinta mil ducados, qaa 
«D 18 de Abril se ordenó á Juan de Vozmediano loa entr^ara 
al Lioenoiado Vargaa. 



i08 

tenía necesidad para su estudio y consolación; y se ordenó al 
mencionado Alcaide consintiese al P. Fr. Diego de Villalán, 
Predicador de S. M., oyese de penitencia al dicho Obispo» con- 
sintiendo le diese los libros anotados en Memorial firmado del 
Secretario Francisco de los Cobos, y antes de qae fuesen á su 
poder los mirarían con mucha diligencia, hoja por hoja» para 
que en ellos no fuese carta, ni escritura metida» ni escrito cosa 
alguna en las márgenes á manera, de notas» ni en las cubiertas 
de ellos, ni en otra parte alguna. 

Rentas en los años de las Comunidades. 

En 18 de Abril (1) se expidió Real Cédula á Contadores para 
que sacasen relación de lo que valieron las Rentas Reales en 
los afios de las Comunidades. 

Esolavos. 

En 20 de Abril (2) se expidió Real Cédula mandando que 
Francisco de Huéjar y su mujer Leonor, esclavos que fueron 
de Ifiigo López Coronel» y confiscados como bienes suyos» que- 
dasen libres. 

Portugal. 

Consta por Real Cédula expedida en Valladolid á 18 de 
Abril (3)» que al Comendador Juan de Zúñiga, que iba á la 
Corte de Portugal á tratar de ciertos asuntos, se le asignó de 
salario mil maravedís diarios. 

(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXIV, fol. B3. 

(2) Ídem id., id., líb. LXII, fol. 128. 

(3) ídem id., id., lib. LXIV. fol. 76. 



J 



Carta ééí AhiIraBle de Casulla i S. H. acerca de k en^ad de 
IM casUsM (i). 

8. C. C. II. 

La nouedad de lo que veo ine hace traer á vuestra Hag.d á la me- 
moria algo de lo passado aquello que e» maníResto al muado impo- 
sible es que sea encubierlo é Vra real persona. 

Y como «oaesce ood los niui grandes principes no acaesce á Vra 
Hag.d qOB aquellos á quien mas creen osan meaos dscilles verdad 
pluguiera ¿ Dios que no saeara io otro premio de mis trabaxos ; 
seruicios sino ser oreido que menos tubiera Vra HA que perdonar ■ 
mas que gratificar pues ningún bien ai maior para el Principe que 
es ser amado mas é querido la uentura que tenga io oon Vra Hag.' 
tan poco crédito que ni é mis palabras ni á mis obras deis fe nin- 
guna. 

Y puesto que este agrabio en otro baria tanta impresión qoe le 
dexasse mudo, é mi no me lo dexa ser mis canas las quales me 
aoaerdán que tsn cerca tengo la sepollura para que ose deciros lo 
que ninguno debria callaros pues solo Dios debe ser temido. 

A vuestra Mt%A doi por testigo de mis seruicios y de mit traba- 
xos que ninguno lo puede ser mas cierto que el que posee la beren- 
oia que procedió de ellos que aunque para la salisfacion aia oluido 
no le debria auer para dexar de acrecerme pueaé tanto tiempo que 
por mis cartas i palabras á conocido Vra Hn^A que el principal in- 
terés que io tengo por mío es el nuestro que tan oluidodii i traído 
la persona i aun el alma por seruiros i que tan pocos enoxos os e 
dado hablando en mis proprías causas i que tantas veces os e su- 
plicado que de et premio de mis trabaxos quedassen setisfeobos los 
ágenos por cierto sebor si Vra Mag.^ bien lo mira esta restitución 
que io pedia mas era vuestra que mia que estos por quien a supli- 
cado no los conotco aunque conoico i e visto los que os ao seruido 
i por esto Tuera justo que no quedaran todos sin satisfacion de ler- 
oicios i de perdidas recibidas por seruiros. 

Pues como señor pueden ser satisfechos si no sabemos los que os 
sorbimos andando con ellos en el peligro quien es digno de la mer- 
ced que de la manera que se hace es imposible que aquellos i quien 
lo cometéis sepan la verdad i ansí el que tubiere amigos sera re- 
tí) Biblioteca Nacional, MSS., A-189, M. <5 vuelto. 



•flg-¡¡ V' n->'"T.; 



•>,, t-'.'a7> «r '^^T?7T---'-ÍKT»°f^;^.';T" 







4f2 



I» 



i^ 



l^' 









ir 






rv. - 






'.- 1 



coñ vuestros poderes i si no les dan fe podrasse mui mal gouernar 
ninguna cossa i esto deberia Vuestra Mag.^ de considerar que io se<- 
ñor no io digo por nossotros que nuestro crédito la u^ntura i nuea-r 
tros trabajos nos le dio tan grande en el mundo que ningunas malas 
obras no nos le quitan antes nos le acreoienlan que lo que contra ni 
Vra Mag.d es daño de hacienda i acrecentamiento de honrra qua 
e6ta«no la perderé io si puedo en quanto uiua. 

Pareceme que la forma que an dado á Vra Mag.ci para s|itísfacer 
los daños es domar. ¿ que ningún camino dexan á los perdidos por 
vuestro seruioio para la satisfacion de sus daños pues hallan que en 
cometiéndose el crimen les fueron los bienes aplicados á vuestra 
Cámara hallan leies que obligan á huir á Vra Mag.^ i no ninguna 
para la satisfacion estas leies no las hi90 Vuestra Mag.d que las de 
los emperadores son, pues como no an ussado dellas los Reyes de 
gloriosa memoria vuestros antepasados que con los seruícios que 
les hicieron los nuestros tubimos nosotros estados para reduciros 
en el vuestro parecele á Vra Mag.d humana lei para ussar della la 
que obliga á seruir sin ninguna esperan9a Dios maior es que Vra 
UagA no es obligado á satisfacernos mas ni quita el esperan9a ni 
dexa de remunera^. 

Yo suplico á Vra Mag.d por lo que debo á vuestro seruicio que 
tengáis cabe uos consejeros que os ossen decir la uerdad no crueles 
ni tan malos que os hagan perder cora9ones que si bien lo mira 
Vra Mag.d no dará tan buena lan9ada el que ua como esclauo á ser- 
bir como la da el que esta libre i contento que dos maneras ai de 
obligación una se adquiero de la deuda del uassallage otra de la 
voluntad á la una obliga la lealtad á la otra las buenas obras que 
recibidas que estas traen amor i el amor noluntad i la noluntad 
fuer9a i faltando esto la obligación de lealtad trae mui poco fruto 
que q.do es sola es cosa mui enflaquecida i esto debrian ellos decir. 

Y donde nunca se hallo estar un Principe quatrocientas leguas 
de un Reino i iebantarse las dos partes del contra su Principe con 
voz de liuertad que inclinaba á toda manera de gente á errar i que 
Gouernadores no solo le reduxessen al servicio de Vira Mag.d mas 
conq uistassen á Navarra i en dos meses y medio librasen á la R/ 
Nra S.^ i á la S.^ Infanta i uenciessen dos vatallas i la una á la cas- 
sa de Francia i que truxesemos para ofender á los enemigos con 
nossotros aquellos mismos que os ofendían con que teníamos peli- 
ligro en los lugares i en el campo que ninguna confian9a auia. 

Pues es uerdad que traíamos la gente bien pagada i contenta 
como se podia hacer que nos auian de pagar, io que reconocía a Vra 
Mag.^ y esta paga auia de ser de seruicio i cruzada i de Alcaualas i 



!^- 



que soplioo á T. M. es qa« la lea toda i auo serla peqnefto 
lo vaeslro que annqae lo que é mi tooa se olnidaue. lo que 
ers^ado á vuestro leroiolo os quedase en la memoria que en 
I se&or partes VSD en ella aunque mal eseritas que tenéis ne- 
i. de quien os las acuerde maiormenle en vuestra hedad que 
e no os fallesoe todo lo que suele tener el mas viexa, el ore- 
ito en loa Uaocebos suele causar una lo^nia que les hace te- 
iD poco a la mala fortuna que no se arman para reiislilla i el 
|a alli se muestra mas poderoso donde main' fuerza halla. 
,bien debe V. M. mirar que t^nto aplace é Dios el agradeoi- 
I i aoordarsse de los Monasterios quemados i derrocados por 
a sernioio i que si Dios prosperaba á vuestros Agüelos i los 
eooer en las aduersidades que fue por la oontiaua limosna 
oian la qual debria V. H. mandar que fuesse este abo i'todos 
os el oomienfo del descargo de la oassa real que la limosna 
e necesidad antes trai abundaneia en todas las cossas. 
bien traigo 6 la memoria de T. H, que dicen que sois un 
w mui libre y que del bien ó mal que suboediere solo i V. M. 
I dar la gloria 6 oulpa oír consejos sanos de gente virtuosa no 
a ni odiosaa á Dios y al mundo es obra de virtud no solo en 
lUcebos mas eo los de maior hedad i pues V. H. tiene por 
ibre el oir tenga el esooxer i al que siempre le contentare en 
¡exo no reciba £1 que le diere que pues sois hombre í no Dios 
s veces podriudes herrar i si no lo hace flngildu alguna ves i 
nooereis el mas bueno. 

ilioo ¿ V. M. que gaste mnoho en saber que hacen sos ene- 
no sea el menor gasto el de las espías que suele este rncusar 
uaiores que coa dinero en la cámara del Bey de FrsDoia ha- 
servidores como el lo hace en las agenas i no debria V. H. 
■ del todo con Portugal que quanto el interés es maior com- 
mas mirar los inouiubenienles. sueislo con Hey mofO i rioo 
I que en esto va todo su estado para defendelle si le ddxsis 
ise de arrimar A otro maior— es Portuguaa que aa otra se- 
oalidad no digo io que por ninguna se pierde El especlría 
le niifeis qne tenéis guerra oon Francia i que deuatis eon est« 

mili leguas de vuestro Beine i que an de passsr vuestras 
or so tierra i que los Naos del Bey de Pnoola passan á tomar 
oon estas consideraciones i que podria conducir dies mili 
les i (raelloa i Portugal elixa V. H. lo mexor. 

mismo Muerdo A V. H. que se oooserae el amor da el Papa 

verdad el oa amaba como ¿ hyo verdadero i m rftfOD qiM* 
s V. M. le ooatflDle y ignMle. 



I 



J 



4(6 
Cardenal de Santa Cruz, deede Boma, escribió carta á Car- 
los I (1) felicitándole por la concesión de la unión perpetua & la ' 
Corona de Castilla de loB Maestrazgos de las tres Ordenes mi- 
litares. 

tUaitu. 

t>. Carlos I, desde Valladolid a 31 de Mayo (2), expidió Reat 
Cédula concediendo la apelación pedida por Francisco de Olar- 
te, Capit&n de infantería, de la sentencia dictada por el Gober- 
nador de Castilla, Juez de las Comisiones, contra el Concejo y 
Oficiales de Illescas. 

Obispo da Zamora. 

Por Real Cédula de 1.° de Mayo (3) se ordenó al Corregidor 
de Burgos entregase las casas del Obispo de Zamora al Maes- 
tro de la artillería para meter muuioionee. Y por otra del 31 (4) 
se ordend al Arzobispo de Resano, Obbpo de Burgos, remilie- 
se, cerrado y sellado, el proceso y escritaras referentes al Obis- 
po de Zamora, porque en la Corte se necesitaba dicho proceso, 
informaciones, escrituras y confesiones del Obispo de Zamora. 

PsBqniaas, príBÍoDes y BObnuimientos. 

Llamado Francisco del Mercado, Veedor de la gente de tas 
guardas^ para que fuese á la Corte, se ordenó al Comendador 
Santisteban (6) ó á cualquier persona en cuyo poder eatuviesen 
los bienes del Vitconde D. Juan de Vivero, qae pagase í An- 
drés Alvares, Alcaide de la fortaleza de Fuenaaldafia, ciento 
cincaenta maravedís diarios mientras estuviere en aquella for- 

(1) Real Academia de la Historia, Colección So/asor, /1-88, fo- 
lio 3S. 

(S) Cuaderno de los servicios hechos á los fíeyes de España por tos 
Olartes, Siilsos y Peñalosas, propiedad de D. Federico Fernáadez 
Solo de Illescas, pág. 54 vuelta, 

(3) Arch. gen. de Sim., Cédulat, lib. LXIV, M. 97. 

[t] Ídem id., id., lib. LXIV, fol. iU. 

(3) ídem id., id., lib. LXIV, foL 97. 



£1 Papa Adríaao VI, en 25 de Uofo (1 
al Bey de Espafla, rogándole tuviese á bi 
EncomieDda mayor de Calatrava á D. Fi 
pitan General de ejercito; por los buent 
prestados al Bey. 

(1) Real Academia de la HUloria, Calet 
lio 108. 



-w-^jg-f-m 



420 

Montiel (1)» y en otras villas y lugares, habían sido condena- 
dos á muerte y perdimiento de bienes muchas personas, no ha- 
biéndose ejecutado hasta entonces las sentencias pronunciadas 
por el Comendador Gómez Mexía de Figueroa, siendo Gober- 
nador del dicho partido; y por Real Cédula de 26 de Junio se 
mandó que dichas sentencias se ejecutasen, que el dicho Juan 
Ortiz fuese á entender en ello, y que el Bey le ofrecía como mer- 
ced la décima parte de lo que por razón de dichas condenacio- 
nes fuese á la Cámara. 

m 

León. 

En 4 de Junio (2) se despachó Real Cédula para que Juan 
de Vozmediano pagase de los bienes de los exceptuados á los 
hijos de la mujer de D. Antonio de Quiñones, los sesenta mil 
maravedís que mandaron dar para alimentos de ella y de sus 
hijos. Y á la mujer de Ramir Núflez se le mandó entregar la 
misma suma para sus alimentos. 

Zamora y Toro. 

Por Real Cédula de 9 de Junio (8) se ordenó que una perso- 
na fuese á las ciudades de Zamora y Toro y entregase las do- 
tes á las mujeres de los exceptuados, conforme á la Instrucción 
que se inserta y guardando el tenor y forma de ella, y los otros 
bienes que quedasen los vendiese con el secuestrador en públi- 
ca almoneda^ para que no pudieran venderse bienes algunos de 
mayorazgo. 

Obispo de 2amora. 

En 5 de J^unio se expidió Real Cédula para que, mientras áé 
decidía el proceso formado ¿ D. Antonio de Acufia, Obispo de 

(1) Por Real Cédula de 2 de Julio se ordenó al Bachiller Pedro 
de Santa Cruz, Alcalde mayor del Campo de Moaiiel, para que fuese 
á Moratalla é hiciera justicia de todos los comuneros condenados an- 
teriormente, que fueron muchos, y se individualizan. (Archivo ge- 
neral de Simancas, lib. LXVII, fol. 47.) 

(%] Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXVI, fol. 9. 

(3) ídem id., id., lib. LXVI, fol. 7. 



.'•y ^'r^,. 



■*. -~» ■ 







» 






le (laxaron nueve casas para que en su vida las tuviere e fuese mi»- 
nistro dellas e se recogiese en ellas ios frayles de ia díclia borden de 
los conventuales que no se quisiesen reformar con que después de 
sus días se reformasen y metiesen debaxo de la obediencia de la 
dicha observancia lo quai fue y esta confirmado por la Sania Sede 
apostólica agora el dicho fray gancho hortufio es fallecido e por vir- 
tud de una Comisión que el Comisario general de los conventuales 
dio a fray pedro de Arquellada en vida del dicho fray Sancho des- 
pués de su fallecímienlo los dichos frayles conventuales por vivir 
en las costunbres y libertad pasada le han Recibido por su minis- 
tro y entregado la casa de la cibdad de Jahen que es la principal 
de las dichas nueve que quedaron al dicho fray Sancho y donde el 
sieppre residía lo qual es contra lo que segund dicho es al tienpo 
que la dicha reformación se hizo se asento con el dicho fray Sancho 
y en mucho deserv.^ de nuestro Señor de las cosas feas y desones- 
tas que Ips dichos frayles conventuales hazen y mala dotrina y en- 
xenplo que dan en los pueblos donde son las dichas casas y porque 
p.* el remedio dello conviene que se reformen muy humillmente 
suplico a V. S.^ mande conceder facultad para que se haga la dicha 
reformación de las dichas cassas como algunas dellas de su propia 
voluntad lo han pedido y se han reformado y se metan e ynoorpo- 
ren so la observancia de ios otros oservantea expedir las bullas nes- 
cesarías con todo el favor que convenga para que se pueda efetuar 
las quales han de venir dirigidas al Ar9obispo de Santiago &• &. yo 
el Rey S."" Cobos rbá5 de Junio de 4523. (Bn Valladolid.) 



Porfcigal. 

El EoQbajador Juan de ZúOiga escribió carta al Be; de Bs- 
pafla desde Almería á 17 de Junio (1), parte cifrada, reiteran- 
do que había trabajado todo lo posible para prender al Bachi- 
ller Maldouado; pero estaba tan oculto, que no ee había ha- 
llado rastro. Hacía cinco aflos estuvo en la casa del Duque de 
Bergau^a, el cual lo disculpaba. Creía que so habría ido 4 Fran- 
cia, según llevaba de miedo; pero acababa de saber que á un^ 
legua de Lisboa había una iglesia de devoción, llamada Nuestra 
Señora de la Luz» á cargo de un clérigo italiano, con quien te- 
nía gran amistad, y si allí estaba, le prendería. £u párrafo ci- 
frado afiadía, que los exceptuados andaban cada uno por «u 

(I) Aroh. gen. de dim., Biíado, Parlugal^ leg. 367, fol. IM. 



i 




-■^ 



12 (1) se hizo merced Á Sancho García Toci 
faro, 8U mujer, de doecieatoe mil maravedís 
tadoB ev Valladolid y otras partes en tiempo 
des y á ruegos del Papa, que había escrito pt 
mo día 6 (2), por otra Real Cédula, se mandi 
tat cuantías de marayedís á Doña Juana .P 
P. Pedro Maldonado, y á sus otros hijos. El 
]Eley de EspaQa concedió privilegio ¿ Femai 
ejercer el oficio de Diputado general. El 27 
D. Rodrigo Mejla y á Dolía Mayor de Fonsí 
de las oasas principales de la morada del Di 
ga, sitas en Salamanca, en la colación de 8( 
nado á pena de muerte y perdimiento de b 
Cédula de 30 de Junio (5), desde Valladolid, 
loa servicios que cada día prestaba al Rey Di 
tel, madre de D. Pedro Maldooado, le hizo mi 
muebles de éste aplicados Á la Cámara por '. 
cayó contra el mismo, exceptuando la plata 
pudiera disponer de aquellos bienes librement 
de Vozmediano, Receptor general de las pe 
Cámara y fisco, que requeridos con esta Ct 
entregar los referidos bienes. 

(1) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXIV, 

(2) ídem id., id., lib. LXIV, fol. U7. 

(3) Archivo municipal do Salvatierra, cajón 
demo 1 i . 

(4) ídem id., id., lib. LXIV, M. 167. 

(5) Ídem id., id., lib. LXIV, fot. 159. 



hiso oportaaai obseiTacionui Temoreí hubo de altetaeionei 



'rrT* ;^^'*^ -""■•^ -^"T^^v, ^r^r^* ^/r—^'v^^^T^^r ^^T^PlTTTTp^rj'^ 






*LfL^ 






ÍN* 



¡^ 




426 

en Oatalufia. Al Obispo de Zamora se le concedió cierta liber- 
tad para conferenciar con el Confesor, con un Notario y hasta 
con emisarios del Duque de Nájera. Los emigrados de Portugal 
continuaban en la misma situación. 

La actitud de las Cortes debió influir en la del Monarca, pues 
la anterior severidad se trocó en simpática clemencia, y por una 
parte se absolvía al Maestrescuela de Toledo, y por otra se 
mandaba sobreseer en los procesos instruidos contra los culpa- 
dos del campo de Montiel. 

El Papa Adriano VI, que en 6 de Septiembre resolvía la cues- 
tión del Patronato Real, una de las más importantes en que es' 
taban interesados los Reyes de España, falleció el día 14 del 
mismo n)es, privando á D. Carlos de la gran autoridad de la 
Santa Sede, que iba resolviendo favorablemente todos los pro- 
blemas civiles eclesiásticos que interesaban á estos Reinos. 

Nuevos datos respecto de los sucesos de Valladolid en la épo- 
ca de las Comunidades acrecienta la importancifi de la docu- 
mentación. Pero los que reodimos fervoroso culto á la tradi- 
ción histórica, y los que tenemos por cierto que la Reina Cató- 
lipa Dofl^ Isabel ofreció empeñar sus alhajas para la empresa 
del Nuevo Mundo, como tenía por costumbre hacerlo para 
grandes empresas, acogemos con júbilo la noMcia, hasta ahora 
ignorada, de que D. Hernando de Toledo, Prior de CastilU, en 
16 de Diciembre, acusaba recibo de las joyas para empeñarlas 
por dinero* 

Oortes. 

Las ciudades y villas de voto en Cortes reclamaron contra 
los términos del poder, cuya minuta les había sido remitida, y 
en 1.° de Julio de 1523 (1) hubo de expedirse Real Cédula ^ 
Toledo (2), Guadalajara, Madrid, Segovia, Murcia, Vallado}id, 
Soria, Jaén, Salamanca, Cuenca, Sevilla, Granada, Zamora, 
León y Avila, diciéndoles que la intención no había sido per- 



!V 



(\ ) Arch. gen* de Sim., Cédulas^ lib. LKI|, fol. S98. 

(2) Toledo, además del poder, dio Instrucción á sus Procurado- 
res para estas Cortes. (Documento^ inéditos para la üistoria de Es^ 
/Nina, tomo U, pág. 338.) 



J 



J 



oiadadee y personas tavieroo para hacer el tovaotamiento y al- 
teraciÓD, fueee el eervioio paaado de la Gorofia, y qae uo iaeron 
oidoB los Procuradores tan cumplidamente como quiaieran. 
Esta «ifermedad, añadieron, se había de curar con medidna 
contraria, qae primerameate fuesen oompIidameDie oldoe y 
despachados suB negocios y remediados los agravios que pre- 
tendían, y después de esto habla de ser pedido el servicio. £1 
Rey insistió en que el servicio lo otorgasen luego como se ha- 
bla practicado constantemente, prometiéndoles que no alearla 
las Cortes hasta que proveyese todas las oosas qae pidieren como 
fuese justo. El 16 conferenciarou los Procuradores con el Grao 
Canciller y el licenciado Fr. D. García de Padilla, insistiendo 
en BUS respectivos pantos de vista, lo cual enojó á 8. M., á pe- 
sar de lo oaal insistieron los Procuradores en qué ante todas 
cosas se vieeeu los Memoriales generales y particulatee que 
traían de sus ciudades, y que esto hecho, ellos tenían entera 
voluntad de servir á S. M. como eran obligados. 

EU ordenainíento de las Cortes de Valladolid de 1623 contie- 
ne ciento cinco peticiones, y al movimiento de las Comauida- 
des se refiere la 60.', en que se consigua, (1) que puee 8. A. ha- 
bía mandado castigar los culpables delincnentes de las altera- 
ciones pasadas, se mandase iuformar de los que sirvieron y los 
mandase remunerar, porque para adelante los unos y los otros 
tomasen ejemplo, y los que habían recibido daños y pérdida de 
haciendas fuesen satisfechos y pagado lo que perdieron, asi los 
que eran vivos como los que eran muertos. S. M. contestó que 
este artículo no tocaba al Rey, sino á particulares, con loa caa- 
les, habida ioformacióa de sus méritos, haría lo que el haes 
Bey seflor debía hacer coa sai subditos y servidores. Loa ante- 
riores Capitales fueron pr^onados en la ciudad de Toledo el 
16 de Septiembre de 152S en la Plaza y mercado de (^oeodo- 
ver, por mandato del Corregidor D. Martín de GÓrdova y Ve- 
lasco, estando presentes el Alcalde mayor. Licenciado Lais 
Ponce de León, y el Pesquisidor, Licenciado Martín de Oflate. 
El Rey, aunque despidió estas Cortes el 24 de Agosto, do las 



(1) Beal Academia de la Hisloria, Cortes de lAón y Castillo, lo- 
mo IV, pág. 3B0j 



■» 






r 

p 

estará el Hei de Inglaterra, debe Y. M. certificarse de su voloiitad i 
saber si os aiadara ood todo sa poder i ootno debe haeellobiieii ami- 
go i teaiendo esta determinacioQ por cierta procarar qae conduce 
^ los SttÍ9os que sería tirar al Kei de Francia toda sn fuerza, también 

^- se debría saber la voluntad del Papa que oo consisto en santidad 

I no contradecir á los tiranos. 

[' Mientras se hace esta prepara9Íon reformar ell exercito para sa- 

¡! 9ar del el dinero que combiene vuscar para ponello en perfección i 

9 mire V. A. que después dé tassado a veis de poner el torció mas, 

i] porque en las cbssas de la guerra aunque aia buen recaudo no pue- 

de aver tassa i aun creo que digo poco. 

Debe V. M. trabarar de toner la gente mui próvechossa no mi- 
rando á la cantidad sino á la calidad que la mncha gento i mala trae 
confusión mui grande. 

Seria bien mas numeroso de Alemanes i que en los Hespañoles 

obiesse capitanes cauaileros que lo que se perdiesse en dalles maio- 

res acostamientos se ganarla en no hurlar la gento que es cossa mui 

peligrosa i quando alguno se hallase culpado degollalle. 

Abria por bueno de la gente de acostamientos pudiendo ser que 

^/ se hioiessen dos mili infantes si los escuderos supiessen que en 

Guerra i en paz serian pagados los acostamientos que se hordenas- 
sen creo que lo tomarían, esto gento serian mexores que Alemanes, 
el numero del exercito remito á V. M. aunque para mi juicio beinto 
mili infantes en que obiesse seis mili Alemanes i tres mili hombres 
de armas útiles me parecería bueno con mili y quinientos caballos 
lixeros. 

Acuerdo á V. A. que en las cossas passadas todo el hecho hacían 
tos cauaileros los quales ai muchos i mui buenos en estos Reinos i 
pelearon con mui gran voluntad querria io que estos fuesen á la 
guerra con ella i no apremiados que el servicio voluntario esfuer9a 
i el for9osso enflaquece. V. M. que go9a de sus servicios i á respon- 
dido á sus memoriales sabrá lo que para esto combiene. 

A los grandes io no les veo mui contentos no se lo que ofrecerán 
mas caso que sea gento acuerdo á V. A. que no la tongo por tan 
buena que hiciesse en ella mui gran fundamento abria io por bien 
que todos los que fuesen á serviros, fuessen con tanto amor qae no 
ubiese memoria que son Vassallos ni que otro respecto los lleba sino 
puro amor y desseo de complaceros como se hacia con vuestros pas* 
sados. la forma ala de hallar V. A. en si i por esso no puedo io dalla. 
Pareceme que V. M. en casso se podría ver que detorminasse sa- 
lir del Reino, para esto comhiene considerar como se a de hallar la 
paga para el exercito sin peligro de lo que quedare i con tanta bre* 



t' 



nuebo orrocimiento sería poner dada todo es de V. M. i assi no que- 
da qae decir sino pedir perdón si é alargado i acordalle el mal re- 
cado de oatalnSa i el peligro de Mallorca i que con exercíto coiubJe' 
ne armada i en armada Canacas, i que desde aora se entiendan las 
Prooisiones, 

El Almirante. 
Obiipo dt Kamtra. 

Ed 4 de Julio, desde Valladolid (1), se ordeoó á Meado No- 
guerol, Teniente de Alcaide de la fortaleui de Simancas, per* 
mitieee á Fr. Francisco de Paredes, Coofeeor que fué del Obis- 
po de Zamora, el tiempo que el Duque de Nájera lo tuvo en aa 
poder, que pudiera hablar al dicbo Obispo de parte del Duque 
algunas coaas, cod tal que estuviera presente á todo lo que se 
hablase no embargante cualeequier Cédulas y mandamientos 
que ec contrarío tuviese. Lo mismo se ordenó al referido Mo- 
guerol por otra Beal Cédula del día 19 (2). 

Y consta que por otra Real Cédula del 18 (3) ae ordeu6 á 
á Crístdbal de Saldatta, que co se entrometiese en la cobransa 
de ciertos préstamos que llevaban por su vida D. Diego Osotio, 
hermano del Obispo de Zamora, y Antonio Sarmiento, en el 
Obiapado de Bu^os, que eran del dicbo Obispo y que lee ha- 
bla dado hada más de quince afios. 

LtÍB. . 

Por Real Cédula de 20 de Julio (4) ae vendieron á D. Joan 
de UUoa loa lugares de Vega del Condado con su fortaleza, San 
Vicente, Villarratel, ViUafruela y el Moral Gallegos, Banrelos, 
Bntrambasaguas, Santa Conlouba, La Mata de Vera y Barrio 
y PordeaevU, Sopefia, la Candaña, seis vasallos en logar de 
Villafafié de Ramir Núfiei de Gusmán el de Le6n. 



(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXK, fol. 230. 

(2) ídem id., id., lib. LXtl, fol. 360. 

(3] ídem id-, id., lib. LXV, fol. 78. 

(i) ídem, id., id., lib. LXIV, fol. 241. 



r-i- T., •i^-T"«;<'«' 






434 



u 






ImtbL 

fin 2 de Julio se expidió Real Cédala al Bachiller Pedro de 
Sania Cruz, Alcalde mayor del Campo de Montiel, para que 
fuese á Moratalla é hiciese justicia de todos los comuneros con- 
denados anteriormente. He aquí la Real Cédula: 



,#v 



Real Cédula de 2 de Jallo de 1523 para hacer justicia en Horatalla 

de lodos los comaneros condenados (1). 

BlRey. 



•t 









bachiller p.^ de Santa Cruz Allde mayor del partido del Ganpo de 
MoQtiel de la borden de Santiago por el comendador yñigo lopez de 
perea gov.' del dicho partido y de las Sierras de Murcia y Yaylia de 
Carayaca vi la relación que por mi mandado enbiastes de los v.* de 
Villanueva de los ynfantes de la villa de Moratalla que fueron con- 
denados por el Comendador gomez Mexia de figueroa mi governador 
que fue del dicho partido por las cosas pasadas de comunidad que 
ovo en las dichas villas y los traslados de las sentencias que contra 
ellos fueron dadas por el dicho governador por las quales parece 
que fueron condenados en pona de muerte y en perdimiento de to- 
dos sus bienes muebles y Rayzes para nuestra Cámara e fisco y en 
otras penas las personas siguientes el bachiller juan Muñoz Capitán 
garcia Castellano patyno AIMe y hernando patino Capitán y benito 
rodríguez Alférez y fran.c^ Sevillano e juan bonillo e anton castella- 
no Hegidores e fran.^o gallego el viejo y hernando dotos mercader e 
diego de buelva e diego polo e hernando Martínez agudo e gon9alo 
tamcro e juan nieto el viejo e p.° gallego el mofo e Anton de bonillo 
e Miguel de lorca e juan Sánchez de climen Sanchos procurador e 
Andrés de Rueda y hernando polo todos v.« de Villanueva de los 
ynfantes Capitán y síndicos de la Comunidad de la dicha v/ e m¡- 
guel lopez Capitán e fran.co de fuensalida e mariin de bae9a e be- 
nito muíloz e diego gimenez de la puerta de Mercado e diego Xíme- 
nei e fran.<M> Reys e juan lopez e Alonso yañes e Alonso de gongora 
e p.^ barba e diego lopes herrero e gon9a lo Sanc hos e grabiel lopez 
e Alonso Sanchos de la fuente el Viejo e Xpoual Martines e fraQ.«> 
Clemente e juan garcia Vallesteroe Alonso Rod." e diego Rodrig.» e 



'N' 



(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXVII, fol. 8. 






m^ 



Á 



Ontnt&B d« los exctptnaáúi. 

Ed IL de Julio Be expidió Beal Cédala (1) para que todas Us 
pereonaa que hablan tenido cargo de los bienes de los excep- 
iDados acudieran á dar sus caeDtae á loa llamamientos de Joau 
de Lizarazu y Beltrán del Salto. 

Y el mismo día (2] se expidió otra para que de tos mararedla 
que se hablan librado y no pagado al Capitán Llanos, se le re- 
abiesen en cuenta para comprar ciertos bienes del Dr. QáOiga 
y Pedro López de Galatayud, quedando en abonar la direreneia 
de la tasación, ei la hubiere. 

Frailes. 

Existe una misiva á tío fraile de parte de S. M., fechada eu 
IS de Julio (3), diciéndole que escribía al ProTiocial de su Or- 
den para que le permitiese contiuuar en Ubeda, donde sus ser- 
monea eran de gran fruto. Y el 31 (4) se dirigió Real Cédula al 
Provincial (no dice de qué Orden), rogándole permitiera al 
maestro Fr. Rodrigo continuar en Ubeda, puee con sus sermo- 
nes habla causado mucho fruto á los ánimos de sus vecinos y 
paz y quietud eu sus espíritus. 

O&taluña. 



D. Carlos I, en 20 de Julio, escribió á los Diputados del Ge- 
neral de Catalufia (5), noticiándoles haber nombrado por Capi- 
tán General y Lugarteniente General del Principado y Conda- 
dos á BU pariente el Rdo, Prior D. Antonio de Zú&íga. 

(1) Arch. geo. de Sim., Cédulas, Hb. LXIV, fo). 476. 

(2) ídem id., id., lib. LXIV, fol. 178. 

(3) Ídem id-, id., lib. LXll, fol. 250. 

(4) ídem id., id., lib. LXV, fol. 401. 

(5) Boferoll, Autógrafos de Carlos I, pág. 38. 



L^_. 



(88 
qaa el esUva en Olívenla y qa« era verdad que ri sTfa ydo a Im 
Arcos pero que avya eeydo con ¿eys o siete y que au ydá avya sey • 
do para qnel Aloayde ReapoDdiese con mucbo acatamiento y aoa 
otra co»a y que el aíempre deseaba servyr a V. M.*^ y que allende 
desto yo pusiese en mi carta que V. M.twi haría ea esto cosa muy 
grata ai Rey de portugalj yo lo unü bago ques dezir que) me sen- 
vio y que no deve tener poco miedo | lo del Bey no lo puedo ni devo 
deiir porque no me a dicho nada | se que escrive sobre ello a 
V. H.t^ y qoo don Antooio el que ellos llaman de la poridad trsya 
ouydado que las cartas fuesen de muy buena tieta disiendo qnel 
Hey tiene mas justa causa de haser por don pero lasso qoe por otro 
de los esceptados porque so padre sencargodello al tienpo que don 
pero laaso se Reduzio al servicio de V. H. ] se taubien que an tra- 
bajado maeho porque fuese sobré ello persoaa propia a V. U.t^ y 
qnel Bey sea escusado diiiendo quel tiene alia sus eobaxadores 
que dará las cartas y hablaran en ella y asi van las cartas a Oli- 
vencia y de allí las enbyara el mismo don pero lasso | llego aquí 
este a xxvij. y partióse ayer de mañana. 

este truxo ciertas cartas de Castilla para algunos de los que aoa 
están y entre ellas vy una del bachiller de i;uadalajara hecha en 
Segovia a viy ° de julio e sabido de aquel a quien el escrivio por 
que me dexo leer toda la carta que a mas de mes y medio que se 
fue con determinación que si se pudiese romediar por la oompusi- 
cion que se hallasse mas cerca para entender en ello ] y si desespe- 
rase yrse a Roma | venia allí en la carta lo que se demandava a al- 
gunos dellos y dezia como su mujer avia estado ay y se era tornado 
porque le pedlau mucho | y habla en que ai la cosa no se mejora 
que se yria a Roma y conbidava a estotro a que hjiiese otro tanto 
pero estotro no piensa que tiene tanta culpa y espera misericordia [ 
e sabido | desle que cree que están alia mas de quinie desta oía- 
nera en casas de sus parientes o en ir.onesterios y que entrellos es 
Juan Qapata el de Madrid. 

Assi mismo hallo este mensajero en el camino a don bernaldo 
Manuel el que eslava preso en Santarer. | y aquí se tiene por may 
cierto que ae es huydo tomando ocasión de dezir que allí avya pes- 
tilencia I anse holgado mucho estotros presos de Ocaña detto | y no 
querrían que los soltasen en toda su vyda porque tienen bien lo qne 
an menester y posada que todo esto les faltaría en siendo libres | 
asi que estara el Rey seguro destotros que no se huyrao. 

Esta semana passada an trabajado con el Bey algunos destos prin- 
cipales por parte del Conde de Harialva y por el de puerto alegre 
para que sa Atiesa quisiese quel Conde de Salvatierra le vyoieM a 



■-— ^1 



44S 

ron en sus villsa y lugares sin mostrarse en manera de neotra- 
lidad. Y otros tomaroD las reutas, pechos y derechoe; quitaron 
las varas á laa Justicias; ee apoderarou de las fortalezas de al- 
gunas ciudades y villas, poniendo y consintiendo Oficiales en 
ellas, y cometieron otros delitos y excesos graves y enormes, 
diciendo qae lo hacian por servir al Rey, y poniendo en las 
Provisioues. mandamientos y cartas los nombres Reales. 

OUqodsbmm. 

En 11 de Agosto se expidió Real Cédula al Lugarteniente de 
la fortaleza de Simancas (L) para que dejase entrar en ella á 
Pr. Francisco de Paredes y Gioés de Salasar, Notario, enviados 
por el Duque de Nájera, á hablar con el Obispo de Zamora so- 
bre el negocio que sabia, á presencia suya, y si el dicho Obispo 
quería otorgar algunas escrituras ante dicho Notario sobre el 
referido negocio, se lo diaria hacer estando presente Meodo 
Noguerol. 

El 39 (2) se envió otra Cédula al Corregidor de Burgos para 
conocer el valor de las casas, heredades y censo que en Burgos 
y su término poseía el Obispa de Zamora, porque las solicitaba 
D. Diego Osorío, BU hermano. 



En Reales Cédulas de 26 de Agosto (3) se hieo constar estar 
mandado vender á D. Pedro de Bazáu y á Dofia Juana de Uiloa, 
SU mujer, la hacienda que fué de Hernando de Porras, vecino 
de la ciudad de Zamora y exceptuado; y como era necesario el 
proceso que ee instruyó contra dicho Hernando de Porras y la 
sentencia que recayó en favor de la Cámara Real, se mandó 
que el proceso original se entregase á D. Pedro de Bazán como 
título de dicha hacienda, pagando al Escribauo su derecho. La 
carta de venta se otorgó por quince mil ducados. 

(1) Arcb. gen. de Síiu., Cidulai, lib. LXVII, fol. 63. 
(<) ídem. [d.,id.. lib. LXlV.foLSSS. 
\i] Ídem id., id., Ub. LXIV, fol. »W. 



444 

ú Cédula de 14 de Agosto (1) se le pi< 

que los Gobernadores aliaron los Be< 
D. Juan Fajardo, Dr. Cabesa de Vai: 

veoinoB de Murcia. Se habla escrito 
lo para que le prestase favor y ayuda 
sos y tributos cargados sobre las casa 
iiQOB de loa exceptuados. Remitía mat 
la Orden de San Francisco para que 
teño de Santa Catalina del Monte e 
go de Agüera, depositadas en dicho 
era otros bienes de exceptuados que ei 

Arcediaoo de Lorca nada se podía de 
ueae sentenciada. Podría vender el pi 
bienes de los exceptuados, y respecto 
I le pareciere. Las ventas de ganados, 
> se bubieran de vender, lo serían al ce 
ocultaciones que realisaban las mujer 
dos, el Juez procedería de manera que 
afioB. 

>. Hugo de Moneada, deade Murcia á 
»ió ¿ D. Carlos I dándole noticia de sn 
reía, con otros particulares relativos al 
or Beal Cédula de 28 de Agosto (S) » 
las personas exceptuadas del perdón 

ni tener oficio ni cargo alguno en ] 
irea del Reino de Murcia, ni en las d 
Mtos Reinos sin licencia Real y eepecii 

FraUu. 
í 

'or Real Cédula de 10 de Agosto (4) s< 
prender al fraile Sancho de Herrada 
letió en deservicio de nuestro Señor y 

) Arah. gen. de Sim,, Cédulas, lib. LX 
I) Real Academia de la Historia, Coleci 

) Areh. geo. de Slm., CMuíai, 11b, LX' 
) ídem id,i kl., lib. LXVIl, fol. 58. 



proonrftba del Dr. de Hedins y de Dofia María Pm 

oía memoria de dónde estaban Iob principales ex 
decía que Juan Osorio quería desafiar á D. Berc 
porque docla que no era servidor de S. M. En Cédula del día 8 
se hizo constar (1) que Juan de Zúñiga, Caballero de la Orden 
de Santiago, fué á servir en Portugal, porque liabiendo sido 
criado' del Oran Capitán, y teniendo por cierto que todo lo de 
aquella carta iba enderezado al Beal servicio, tenfa que servir 
con la fidelidad que convenía. El mismo día 8 de Agosto (2) el 
Rey de Espafia escribió una carta al de Portugal, diciéndole 
escribía á los Comendadores ZdQiga y Antonio Osorio acerca 
de lo sucedido con Dofia María Uegía, bija de Jaan Megía y 
sobrina del dicho Osorio, portador de la carta, quien estando 
despositada de orden del Consejo en casa del Dr. Villasandino, 
veciao de Salamanca, cierta gente armada entró en ella rom- 
piendo las puertas, y desnuda en camisa la llevaron donde les 
pingo; y teniendo entendido que algunos de los que tal hicie- 
ron estaban refugiados en Portugal, pedía hiciese justicia. El 
priocipal delincuente fué un Bernardiuo Miuaya. El 29 de 
Agosto aún volvió á escribir Juan de Záfiiga & D. Carlos I, re- 
latando sus confidencias respecto del Dr. de Medina, D. Pero 
Laso, Dofia María Pacheco y Ouorato. La venida aquí, aftade, 
del Ooade que fué de Salvatierra, no se pudo acabar; el de Ma- 
rialba le tiene consigo en un lugar que se llama Trancoao, á la 
raya; sé que le habló Onorato y que no volvió contento de él 
porque oo le respondió como él quisiera. Concretaba la residen- 
cia de los exceptuados. He aquí algunos párrafos de dicha 
carta: 

hitüna*. 

Por Beales Cédulas de 24 de Agosto (3) ae ordenó al Alcalde 
fi^nquillo que prendiese á Diego Ramírez y á Sanzores, y á las 
Justicias se les mandó que aposeotasen á Ronquillo, que iba á 
cierto negocio, y que se&alase las personas que babiaa de Mom- 
palUrle. 

(4) Arch, g9Q.de Siin.,CMu^,lÍb.LZVII,fol. 4». 

(5) Ídem, id., id., lib. LXV, foi. 88. 
(3) Ídem id., id-, Ub. L&VUI, fol. 18. 



na 

do dsvalos esUn en braga y el Ar9i)bispo les ayuda para su manle- 
nimíento. 

La venida aquí del Coade qufl fae de Salvalierra no se pudo aca- 
bar I el de Marialba le tiene consigo en un lugar que se llama Tran- 
cóse a la raya, se que le hablo Onorato y que no volvió contento 
del porque no le respondió oomo el quisiera. 

Onorato salió de aqui sábado por la mafiana oobo del presente y 
torno a dies y seis en la noche bien de noche y quiso que no se su- 
piesse adonde iba; yo tube aviso desde quando partió y por donde 
fue basta mas de una jornada de aqui, y lo oiísmo a la ora que tor- 
no, su camino fue cierto al Duque de Bergan9a que esta en Villa- 
viciosa, y de camino bablo con el Conde y tengo sospecha que llego 
a Pero lassu porque hablando con una persona le dixo que e) Conde 
era un perdido y que don pero laso era muy cuerdo y muy honrado 
poco fruto le puede hazer aunque los Arcos estuvieran en Navarra. 

Los ecebtados que yo puedo conocer allende de los dichos están 
agora desta manera aqui tos presos y un sillero de Segovia bien po- 
bre y doliente. 

En Oliuencia don pero lasso y don jnan fajardo y solia estar el 
bacbiller de guadalajara y oíros en jelves, pero Ortega en Frexo de 
Espadacin tariamir nuñez y sus hijos y el üotor de Valdivieso y el 
lic.^'> (le Villena es a la raya de Miranda, los de porras y loa de Ulloa 
' y Pero boaal y sus hijos y diz que le aii muerto el uno, y esta Val- 
buena el de Tillalpando, dizen que un Porras y un Ulloa se an ido 
a presentar diego de guzoian en un lugar del Maestre de Santiago 
a la raya. Don Juan de Figueroa estuvo en Zafra y después se em- 
barco en el puerto de Santa Haría y fue a Aroila quando fue este 
desbarato del Capitán y alli quedo don pedro de Ayala y francisco 
Osorio en Hootalvan y alli estuvo jusa Rapeta y otros meondos 
Suero del Águila y el Comendador Almaraz en Peñamacor a la raya 
de Salamanca todos lenian muy grande esperan;a en las Cortes y 
como no les ha salido a su voluntad están turbados, de alia an es- 
crito algunas cosas an hecbo en particular a costa de las bolsas pero 
en lo común tan crudo se esta como se estaba al comienzo y assi se 
ao mostrado que muchos se an venido a presentar entre los quales 
vino diego de Ulloa y juan de porras y porquo no vengan a pr^n 
herido tratantes como a los vellacos que tienen en la cárcel y pues' 
lo que las vidas tienen ya seguras tos que tienen lo qnal hasta aqui 
no era, pero en todo lo demás va lan mal que yo antes me estarla 
en los montes que venir en este tienpo, asi que entre miedo y es- 
peran9a pasan su vida y muchos eulran y salen a su placer. 



\ 4B0 

' qiiieu los comaueroB derribaron l&a cssas que teufa eo la Pía- 

k za y mercado, y causaron otros daños eu su casa y hacienda. 

f Y por Real Cédula del 16 (1), á suplicación de su madre DoQa 

■¿ MeDCÍa de Ayala, se habilitó á los hijos del Licenciado Cristó- 

i bal de Manzanedo, Alcalde que fué de la Junta y condenado á 

^ muerte y perdimiento de bienes, para heredar de ella y de sus 

í- abuelos. 

[ ' Bnrgoa. 

^ Por Real Cédula eu Burgos á 9 de Septiembre (3), se manda- 

rou pagar á OoQa Cataliua de Gaona ó Gauna y bus hijos ocho- 
cientos noventa y seis mil doscientos ochenta maravedís por 

^ los daüoB que le hicieron en Burgos las Comunidades. La Doña 

Catalina era viuda de Diego del Castillo, á quien los comune- 
ros de Burgos quemaron su casa priucipal y otros dos pares 
de casas, y seguido pleito recayó carta ejecutoria, en cuyo cum- 

• phmieuto se dictó la referida Real Cédula. 

Mnerts del Pftpa idriano VI. 

Aunque \faldouado aseguró (3) que Adriano VI falleció el 
10 de Septiembre, y Ferrer del Río dijo (4) que pasó de esta 
vida el 18 de Septiembre, ni el uno ni el otro historiador estu- 
vieron en lo cierto, pues según la carta que el Duque de Sesa, 
Embajador de España eu Roma, escribió al Rey de España (5), 
el Papa Adriano VI había muerto el día 14 de Septiembre. 

(1) Arcb. t^en. de Siin., Ccdiilai. \\b. LXV, fol. 440. 

(2) ídem id., .M, P, V y C antiguas, leg. 62, fol. 44. 

(3) Maliloiiatlu, El Dwvimiento de Etpaña, pág. 353. 

(4) Ferrer del Uio, Historia de tas Comunidades de Castilla, pá- 
gina 300. 

(5) Keal Academia de la Historia, Colección Saiazar, .4-45, fo- 
lio 172. 



i 



i. 



I 



-I 



i5ü 

4 

Yalladolid. 

Desde Paiuplouai á 19 de Octubre, se expidió Real Cédu- 
la (1) á Portuoodo, Capitán de las galeras, para que recibiese 
eu ellas cuatro hombres sentenciados por la Chancillería de 
Yalladolid, sospechándose por las precauciones adoptadas si 
serían comuneros. Y al Presidente de la Chancillería, Obispo 
de Ciudad Rodrigo, electo para Osma, y al Receptor de las pe- 
nas de Cámara, se ordenó entregaran los maravedís que le pa- 
reciere á la persona que había de conducirlos. 

Zamora. 

Bu 19 de Octubre, desde Pamplona, se expidió Real Cédula 
al Licenciado Verdugo, Juez de los dafios hechos por la Comu- 
nidad de Zamora (2), para que determinase pronto los pleitos 
que Francisco Ramírez, Regidor, seguía contra ciertas perso- 
nas en reclamación de las pérdidas que le causaron las Comu- 
nidades. El mismo día se expidió otra (3) á Juan de Vozme- 
diano para que de lo que cobrase de los bienes de los excep- 
tuados diese á Diego de Toro, vecino de Zamora, veinte duca- 
dos de oro porque estuvo preso por los comuneros muchos días 
en un aljibe hasta que se efectuó la jornada de Villalar. Y el 
mismo día se ordenó á Vozmediano (4) que diese á la mujer é 
hijos de Juan de Mercado y Cristóbal Martín, vecinos de Za- 
mora, doscientos ducados de oro. 

Onenea. 

En 8 de Octubre, desde Logroño, se expidió Real Cédula á 
los del Consejo Real (5) para que viesen algunos procesos que 
el Licenciado Ronquillo hizo contra varias personas cuando fué 
á hacer entregar las fortalezas del Obispado de Cuenca. 

(1) Arch. geD. de Sim., O'dulas, lib. LXVIT, fol. 428. 

(2) ídem id., id., lib. LXVIl, fol. 429. 

(3) Ídem id., id., lib. LXH, fol. 290. 

(4) ídem id., id., lib. LXH, fol. 290. 

(5) ídem id., id., lib. LXV, fol. 219. 



nttregase á Dofia Jaana I^mentel, mujer que íai de Arias Mal- 
ioDado, loa bienes mnebleB que fnerou de su hijo D, Pedro, se- 
l^n ee habla ya mandado autAriormente. 

Su Sabtstiáa. 

Fot Real Cédula de S8 de Noviembre (1) se ordenó al Corre- 
pdor de Guipúzcoa hicieae informacióo de si un criado que fué 
le Juan de Padilla llevó «acondidamente doa tiendas de campo 
luyas á la villa de San Sebastián, y si así fuere y se hallaren, 
le las entregase Á D. Juan de Acullá, Gentilhombre de Cámara, 
i quien se las daba el Rey. 

i^agnenlo de perdóa qne el Rey de EapaOa coacedló á los con- 
pronelldes en Navarra por la entrada de Im franccMs, Panpl»- 
na, 1523 (2). 

Dice; por qoanto en la entrada que hicieron los franceses el aüo 
!>aBado de quioientos e veyote y ano en este nuestro Reyno de Na- 
varra estando yo el Rey absenté destos Reyuos por lo ocupar e to- 
nar I y hasta jjue con la ayuda de nuestro Sefior fueron desbara- 
tados e vencidos por nuestro exercito en la batalla que se les dio 
nntre los lugares de esquifes e noayn cabe la nuestra Gibdad de 
panplona, algunas personas eelesisstíaas oavallerog gentiles hoa- 
bres hijosdalgo e de otras qualidades naturales deste nuestro Rey- 
no de Navarra | olvidando la obediencia juram.t» de fidelidad e 
pleyto oroenaje que a nos tenían e tienen hecho y prestado | como 
a su Rey e Seííor | se entendieron con los dichos franceses e los so- 
litaron para que viniesen | y les diero n ent rada en este dicho reyno 
para que lo ocupasen | y otros de los dbos nuestros subditos y na- 
turales los acompañaron e vinieron con los dichos franceses | y al- 
gunos antes que este nuestro Reynos e los lugares donde venian las 
diesen la obediencia que les dieron se adelantaron a obedecerlos e 
a seguirlos e guiarlos | otros después que los dichos franceses en- 
traron en este dicho Reyno los siguieran e sirvieron y se hallaron 
en el saco de loa cercos y en el cerco da logroBo | y an la balails de 
noayn en que como dicho es fueron veneidoi por al nuestro eger- 

(1) Arob. gen. de Sim. Cédula», llb. LXV, fol, M7. 

[i] Aroh, gen.deSitn.,P> R., Con»Mfd«fwdsCeu(títo« Isg. t.*i 

folian; 



\~»~ — f- 



^ ^^m 



48S 



passados son testigos de ser tan buena y assí lo qae serían mis obras 
si la hedad no hubiese tanto trabaxado la uida passada que no i«n- 
go de vivo sino solo el sentimiento que empleándose en vuestro ser- 
vicio me hace acordaros algunas cossas sup.^ á V. M. que como da 
servidor las resciba. 

Muí poderoso señor mui bien conoscido tengo io que V. M. es (an 
discreto que todas las cossas alcan9a mejor que otro ninguno f ^o^- 
bien conozco que ai ay quien sepa mexor aconsexar en las cossas 
de la guerra que io lo baria i por esto aunque tomo algo de la suba- 
tancia dello el cuerpo entero para aquellos que roas an visto y eo* 
tienden que suele en los Mancebos en oasos de tener mucho mando. 
La inclinación de V. M. junta con el calor de la sangre podría gula- 
ros á querer hallaros en todas las cossas i podría ser que viendo á 
V. M. con esta determinación no aia quien ose contradecilla por no 
obligarse á lo que podría subceder que en cassos de guerra la de- 
terminación buena acaesce con la fortuna ser mala i otras veces el 
consejo no bueno acertarse mas trai incombeniente con desorden 
quedar curado si se ussasse esta manera de curar. 

Mas los que deseamos nuestro servicio esta duda no á de estorbar 
de decir á V. M. lo que por ra9on en el tiempo que os aconsejaron 
les parezca que podría suceder pi tanpoco por no contradecir ¿ vues- 
tra voluntad qué tanto quanto ella es mexor i mas de varón tanto 
mas combiene ser con el buen consejo templada. 

Digo mui poderoso señor que se debe mirar mucho si entrare vues- 
tra real persona con el exeroito en Francia si os combiene y que in- 
combenientes podria aver en vuestra entrada ó que tales serían ios 
de no entrar i echado este juicio tomar la parte menos peligrossa. 

Lo primero que se debe mirar el recaudo que ai de btistimentos 
i si agora que no aveis passado los montes que es tierra mas llana 
que esta con mucha abundancia el Real porque si agora ai falta mas 
abra con los malos caminos i con la distancia de la tierra señalada- 
mente si por mar no se puede proveer que esto suele venir mas 
abundosamente i sin estar esto mui proveído sería la entrada peli- 
grosa. 

Assi mismo se debe mirar en el numero de la gente que V. M. 
lleva i en la calidad en que va mas que en la cantidad porque no 
es razón que V. IM. sin ser esto mucha i mui buena metiese con ella 
su persona en Francia. 

Débese considerar si Ueba V. H. la paga de la gente en el arca 
porque si assi no es, es cosa muy peligrosa que V. M. meta su per- 
sona con sola la confían9a de las largas ofertas de los oflciales que 
muchas veces son como las de la fortuna que promete lo que no 



•■ r-r 



•5.;y- 



.... , ^- ,,^, -''■-■■^- -'í-;^-tTvwpr'j^^:z'vr< 




f^ t 



h*--' 









■^K. 



l^ 






f^^í-' 



464 

ditome V. M. que le curaba el reuma, el desordeo que una vezat>fc*o- 
vecha aunque contente no se á de prouar muchas que en un tiempo 
cura á uno una sangría que en otro lo matarla las cossas ra900ables 
son las que traen concertados i buenos efectos esto se debe mirar 
sobre todo. 

Los incombenientes que pueden poner los que tubieren opinión 
que combiene la entrada de vuestra Real persona pueden ser estos, 
decir que para cumplir con el Reino de Inglaterra combiene eo esto, 
como no se la forma de la capitulación puedo hablar en ello porque 
de forma puede ser que obligue á Vuestra Alte9a á lo que hace i lo 
mismo sera si ai inteligencia con algunos á quien se aia hecho la 
misma obliga9Íon en cassos for90sos yo no hablo. 

Y decir que combiene para la reputación que en las cossas de 
Italia es á su proposito ó para otras que de sola la reputación se 
aprouechen no me parescoria ragonable causa para que por ella se 
aventurasse tanto caudal como el de vuestra Real persona. 

Si casso es que den otra ra9on que es decir que la gente estaría 
mas conté nta i ternia mas autoridad la cossa no niego io esto mas 
no es suficiente ocasión para vuestro camino. 

Si dicen que ira mas gente tengolo por dudosso porque alia esta ia 
todo lo mejor i si alguna ai que no á ido no haria muí gran cauda' 
della que si bien se mira contarse puede io que falta asi que á mi ver 
estas son las unas i las otras causas para ir ó para quedar V. M. esco- 
xa la menos peligrossa i mas prouechossa para todo lo en que estáis. 

Y si casso fuere que la determinación de V. M. sea entrar io le 
suplico que mire algunas cosas que combiene tener V. H. proveí- 
das porque muchas veces poca gente vence á la mucha do no ai 
descuido i suele suceder con el lo contrario. 

Debe V. M. mandar que aia un solo Capitán General i no muchos 
que pocas veces ai conformidad en el mandar que lo que uno or« 
dena otro lo desordena. 

Debe mandar V. M. porque aia mas recaudo de bastimentos que 
toda la gente inútil salga del Real i que se ordene de el maior al 
menor lo que cada uno á de tener i que los grandes y medianos se 
midan con la necesidad del Real que á cien Frailes sirve ano i 
aviendo orden pocos servidores podran servir á muchas i si ai igual- 
dad remediarse á la desigualdad que ai en todo i a todos parescere 
bien quita lies de gasto. 

Debesse tener gran recaudo en las espias porque en esto va gran 
parte del caudal i tassar tanto como el quarto de todo el gasto para 
eslo i aun creo que digo mui poco por que la buena paga en el re • 
trete del Rei de Francia tendrá inteligencia. 






466 



Defensa del Maestrescuela de Toledo y sentencia absolutoria, feciía 

30 de Diciembre de 1523 (I). 



después de lo cual parece que en la acusación de Valladolid a 
Ireynta días del dicho mes de disienbre afíodel nascimiento de mili 
e quinientos e veynte e tres años antel dicho Señor Obispo de Ouie- 
do juez apostólico susodicho parescio juan de cueva Racionero de la 
Santa ygtesia de toledo en nombre e como procurador que se mos- 
tró del dicho don francisco Alvarez 9^pata maestrescuela de toledo 
por virtud de una carta de poder de que paresce que hixo presen- 
tación e presento un escripto de execuciones Respondiendo a la di- 
cha acusación que contra el dicho su parte fue puesta, el ihenor de 
la quai es este que se se sigue | muy R.^o en Xpto padre y muy 
mag.oo Señor dom diego de Muros Obispo de Ouiedo del consejo del 
Rey nuestro Señor yo el dotor francisco Alvarez maestrescuela e ca- 
nónigo en la Santa yglesia de toledo protonotario app.<'o Respondien- 
do a una acusación contra mi puesta contra Y. S.* por el onrrado 
Señor dotor de Villa Ruel promutor fiscal de la justicia Real de su 
Alteza por la qual dize yo aver cometido ciertos delitos en fiíiror de 
la Comunidad en los tiempos de los movimientos de algunas cíb- 
dades e villas destos Reynos segund mas largamente en la dicha 
acusación se contiene la qual ávida aqui por repetida protestando 
como protesto la dicha acusación y todo lo que sobrella se hisiere 
ser ninguno por defeto de jurisdieion y por defeto de la solenidad 
que en su tiempo e lugar serán allegadas, digo que la niego en todo 
e por todo lo en ella contenido porque yo no solamente no fay con 
la Comunidad mas antes fuy contra ella como fiel seruidor de Su M> 
en dicho y en fecho y en Consejo en todas las cosas y todas las ve- 
zes que se ofrescieron casos en que pude seruir y mostrar mi buen 
deseo al seruicio de su Alteza y lo primero fue que al comíen9oque 
se levanto la Comuniílad en la Cibdad de toledo y todos los vezinos 
y moradores della la juraron cada uno por sy y quisyeron quel Ga-* 
bildo y todas las personas eclesyasticas la jurasen yo el dicho maes- 
trescuela lo contradixe publicamente y con grande ynstancia tanto 
que sali con ello y ninguna persona eclesiástica la jaro en loqoal 
pase gran peligro de muerte segund fue notorio lo otro que en el 

(1J Arch. gen. de Sim., Contaduría niayor^ primera ¿poca, le« 
gajo 377. 



*^9M«-, 



.,..;^ 



3h[".^' 






B" 

K,' 



^**'.. 



Sfi. 




468 

senle el dicho Obispo y la dicha Comunidad lo qual fue notorio des- 
pués el dicho Obispo quando vio que no podia alcangar de ser Ar- 
9obispo demando al Cabildo que se hiciese ¿overnador y presenl^ 
la comunidad en lo qual yo el dicho maestrescuela y primero que 
ninguno lo resisti conlradixe publicamenle en presencia del dicho 
Obispa y de toda la Comunidad y oviera por ello de ser muerto que 
con espadas y con un escopeta armada puesta a mis pechos y el 
fuego encendido vi la muerte a los ojos y todavía persevero en de* 
^yr que no se dava tal poder de governador como fue notorio otro 
tanto peligro pase porque contradixe publicamente al dicho Obispo 
de ^amora que no le diese el Cabildo el dinero que demandava para 
pagar la gente y sobrello prendió a mi e a Antonio Airares e a don 
Juan de Ayala mis sobrinos porque no me librasen de sus manos y 
también prendió estonces oíros once o doie canónigos y a ninguno 
de nosotros dexo do meter de comer y como otro dia vino la nueva 
que Juan de padilla hofa degollado estonces nos soltó a todos en lo 
qual yo pase mas peligro que ninguno segund que fue notorio otro- 
sy yo el dicho maestrescuela contradixe y abomine los sermones 
del fraile llamado Santamarina que hera muy favorable a la Comu- 
dad y sobre ello le dixe publicam.te palabras duras y de mucha 
afronta e procurava que otros predicasen en contrario del grande 
peligro que muchas vczes ovo sobrello lo qual fue notorio otrosy 
quando se juntaron en Ajofrin e Mazaranbroz los Señores Marques 
de Villena y prior de San juan y los diputados de la Cibdad y de la 
Comunidad para asentar la pai yo el dicho Maestrescuela fuy de- 
putado de la yglesia para reduzir la dicha Cibdad al servicio de Su 
M.^ y la primera oosa que dixe la primera vez que se juntaron fue 
que les Uequeria que no asentasen cosa alguna con la Cibdad y con 
la comunidad hasta que se o viese seguridad bastante que luego se- 
ria obedecido el Rey nuestro Señor y su justicia en toledo lo qual 
fue muy notado por todos y por ello tuuiera peligro en mi persona 
y en mí casa syno que no boivi mas a la cibdad por miedo de ser 
muerto por todas las cosas que avia fecho contra la dicha Comuni- 
dad y estuve fuera de la Cibdad desde junio fasta de Novienbre del 
año de veynte e uno que ya estava la Cibdad Reducida al servicio 
do Su M.^ lo qual todo fue notorio después que yo el dicho maes- 
trescuela tornea la dicha Cibdad y estaba en ella el Señor Ar9obis* 
po de barrí y el dotor ^umel pasaron tres meses que no se pudo 
del todo allanar la cibdad porquo estava en olla doña Haría pache- 
co y no sabían ni podian echarla do la Cibdad yo les di consejo 
como la echasen y otro dia siguiente que fue día de San blas a tres 
do hebrero de veynte o dos años fue echada de la dicha Cibdad la 




j 



yo OTiera rccfao algo de lo conlealdo ea la diotio Bousaoioo lo quv 
uo liíie f o o todos \oi de U Cibdad de toledo tij e fueron (lerdoria* 



470 

dos por «)■ Soñor prior de Saat Joan e»p.i> g.l de Sd U.* ood poder 
baslant« de Su Altez» y por boIo esto la otra acosaoion no oviera 
lugar Dorque pido a Vra Se&oria que de por ninguna la dicfaa aou- 
aacioii y por no probada y me de por libre e quito de todo lo contra 
impedido e sobrello ynponga perpetuo silencio && &. 
. {Sigue la sentencia absolviendo al dicho de los cargos fisoalea.} 

TtllkdoUd. 

La investigación ha procurado un curioso fragmento de nns 
información iniciada en 14 de Febrero de 1521 (1) para averi- 
guar la responsabilidad de la Junta de Valladolid por haber 
quitado mil ducados de oro al Bachiller Francisco de Toro, á 
quien se loe dio á guardar Pedro de loa Cobos. Del interroga- 
torio que se presentó para dar sumaria información, resulta 
coiifírraado que la Junta del Reino y de las Comunidades es- 
tuvo en la villa de Valladolid loa meses de Enero, Febrero, 
Marzo y parte de Abril de 1621, y que temiendo loa vecinos 
ser saqueados, pusieron sus haciendas en los Monasterios y en 
el Col^io del Cardenal llamado de Santa Crns como casas se- 
guras. El Bachiller Francisco de Toro llevó al dicho polegio un 
cofre de dinero que le había dado Pedro de los Cobos ó guar- 
dar y otro suyo, y los puso en la cámara del Dr. Valencia, co- 
legial, á quien en secreto le rogó lo tuviese allí en guarda, y ¿I 
lo aceptó. El 13 de Febrero fué el Obispo de Zamora & dicho 
Colegio con mucha gente armada, y requirió al Rector y cole- 
giales que le diesen las haciendas que tenían guardadas para po- 
der pagar la gente de guerra de las Comunidades; y como tos 
colegiales lo resistiesen, mandó cerrar las puertas, registrar las 
cámaras y descerrajar las arcas que en ellas habla, como lo hi- 
cieron en la del Licenciado Diego López de Zúíiiga, y se pusie- 
ron guardias en diclio Colegio para que no pudiera sacarse nin- 
guna hacienda. Por la tarde fueron de parte de la Junta el Maes- 
tro Bustillo; Jerónimo Francés, boticario; Diego de Rojas, mer- 
cader; Juan de Marquina y otros, con el Escribano de la Junta, 
Francisco de la Sorna, para que los colegíalo declarasen con 
juramento todas las haciendas que bahía en el Colegio. Obede- 

(1) Arch. gen. de Sína., Consejo Real, P. P. y Exp., leg. 68i. 



472 

liado eu la Plaza de Medina del Campo, se Buscitó pleito acerca 
de un nombramiento de Procurador á Oortes (1), en el que ee 
invocó uu Reglamento de Ordenanzas hechas por la ciudad de 
Segovia en 5 de Octubre de la Era de 1409, aprobadas por Don 
Enrique II y confirmadas por sus sucesores hasta Enrique IV, 
que lo verificó en Segovia á 21 de Julio de 1460; y una Real 
Cédula de los Reyes Católicos de 3 de Octubre de 1494, decía- 
rando que en un todo fuesen iguales los Regidores de los lina- 
jes de D. Día Sánchez y de D. Hernando García y los de los 
hombres buenos pecheros, y que el producto de la renta de las 
cuatro fieldades fuese una cuarta parte para el que la deeem- 
pefiase, y las otras tres para propios de dicha ciudad. El pleito 
versó sobre preferencia entre los dos estados de Regidores, y 
como el asunto parece anteriora las Comunidades, únicamente 
se anota aquí como curiosidad histórica. 

En 24 de Diciembre se expidió Real Cédula (2) vendiendo á 
Dofia Juana de Barros la cuarta parte de la heredad de Adrada 
que fué de Pero López de Medina y de Catalina de Barros, y 
que dejaron en su testamento al Bachiller Alonso de Ouadala- 
jara, vecino de Segovia, sentenciado á muerte y perdimiento 
de bienes. 

Zamora. 

Entre Pedro de Mazariegos y Pedro Borregón se suscitó piel- 
to en 1523 (3) acerca de la Tenencia de las Torres de Zamora; 
y como por una y otra parte se formularon interrogatorios con- 
signando en ellos curiosos datos acerca del movimiento de las 
Común idades en Zamora, es conveniente recordar dichos in- 
terrogatorios, afiadiendo tan sólo que en el mencionado pro- 
ceso no consta resolución definitiva. 

(f) Arcb. gen. de Sim., Consejo Realy P. P. y Exp., leg. 70, fo- 
lio 4. 

(2) ídem id.. Cédulas, 11 b. LXV, fol. 380. 

(3) Idém id,, Consejo Rea/, leg. S74é 



Í7i 

que asy convenía a servicio de sus mag.e^ y qusndo después de ma- 
chas veles Requeridos do quisieron el se fue a la Corredera de la 
dicha cibdad e mando pregonar que todos te acudiesen y se Junla- 
seu con el «o ciertas penas por el quaL pregón Tueron tantos los que 
se juntaron que basto para que el dicho Marques y los que con el 
estavan le obedecieran y cunpliesen su mandamiento e saliesen lue- 
go de la Cindad como lo hioieroa. 

IX. sy saben et.'que la dicha salida fue muy provechosa para 
el servicio de sus mageatades y para sosiego y pacificación no sola- 
mente de Cordova syno de toda el Andaluiia porque si Cordovs 
ubiera alguna alteración no ubiera ningún lugar en el Andalucía 
que ubiera sosiego porque Jaén y Ubeda y bse^a estavan alborota- 
días Ecija no quería tenar corregidor en Sevilla ovo alboroto de 
nonbre de Comunidad en Xeret no avian syno seguir la voluntad 
de Gordova el adelantamiento de Gaxorla y el fieyno de Murcia y en 
Ciudad Real en la mayor parte de los Haeslraigos y estremadara 
berao Comunidad y toda Castilla sola Cordova estuvo que no la fue 
e demás de lealtad de los Cavalleros que viven en ella. 

zj. sy saben que quando se diio que se quería alborotar la ciu- 
dad biso poner toda la diligencia que fue posible para averiguación 
de aquella eulpa e la que se averiguo se oastígo con todo rigor e 
quei dicho oaatigo fue muobo sosiego para la díoha oibdad arras- 
trando y desquaniíundo degollando ahoroando cortando píes y ma- 
nos y confiscando bienes y prooedieado contra los que no se pudie- 
ron aver en Rebeldía. 

xtiij." sy saben que quando el Rey nneslro Sebor esteva en Qa- 
ragofa e después en Cataluíla porque se dixo ea esta cibdad que los 
de aquellos Reynos no hasiaa a su mag.il el servicie quwan obliga- 
dos el procuro con la Jicliu cibdud que enbia&u a proferir a su mag.^ 
treynta mil cubres para su servicio y enbíaron para ello enbasada 
tan honrrada que para embiallo un Rey a otro era bastante que fue- 
ron dus cau^illeros veintiquatros e un líelo letrado de la dicha cib- 
dad lo qaal fue servicio de su mag.<i y mucha abloridad y Reputa- 
ción de la dicha cibdad. 

XV. sy saben et," que quando las comunidades de Castilla esta- 
van mas puestas en mas alboroto el procuro que la dicha cibdad de 
Cordova convocase todas las cibdades del Andaluoíq/y governado- 
res de los Maestrazgos para que todos estuviesen apercebidos asy 
la gente de pie como la de caballo para yr sobre todo y adonde 
quiera su mag.^ fuese mas servida y que asy se juntaron (odoa los 



Monesterios He la dicba cihdad y hablar con los predicadores e per- 
lados encomendandüles que en los pulpitos predicasen loda paz e 
sosiego e el servicio de sus mag.'^e" e Reprehendía a los que olra 
cosa predicavan e trabajavan que sus perlados los castigasen e que 
lo sabe porque lo vido. 



íHro ttstif/o. 

A la otava pregunta díso que nunca el dioho don diego osorio 
andiiva sino persuadiendo a lodos los que alguoa parle heran para 
sostener la pai asi predicadores como airas personas y aun sabe 
esle testigo que hito a fray gregorio prior de San pablo de Cordova 
que salyese a la pla9a de la Corredera desla Cibdad y en presADOís 
del pueblo liiziese y hizo ua sermón en presencia del pueblo fecho 
a proposito de animar al pueblo para questovíeaen ea servicio de 
su mag.^ e Techo el sermón saco una crus dorada y bifo que todos 
aleasen las manos y jurasen y juraron de todos sienpre estar en ser- 
vicio de su magA e hazer lodo aquello que buenos e leales vasallo! 
deven hater lo qual procuro e trabajo ol dicho don diego Osorio. 

iJtri} testign. 

A la novena decima pregunta dizo que vído este testigo parle de 
lo contenido en la pregunta solicitar al dicho don diego Osorio y 
tanbien sabe este testigo que porque un fraylo agustino prediso co- 
sas de alboroto con acuerdo de la cibdad enbio a sus justicias y a 
machos oavalleros del Begimienlo y Tuera del e otras gentes del 
pueblo a cercar el monesterio y lu cercaron con voluntad de pren- 
der al frayle y lo prendieron sy lo pudieran aver para oasligallo y 
se hiiieroD muchas diligencias asi en cercar la casa y entalla como 
en pregonar hallaigo a quien supiese del y no se pudo aver puesto 
qae «nbio por los caminos que se pensó qae yría gente para pren- 
dello OOQ promesas de hallatgo. 

Licetwiado Melgarejo. 

A la otavn pregunta [dixo un tesligo) que sabe quel dicho lie,'' 
Melgarejo se despidió de la dicha Cibdad visto el poco provecho del 
dicho su oñcio y que sabe porque fue publico que los caballeros del 
Regimiento o la mayor parte del por la quedada dol dioho Itoencia- 
do o para ayuda de oostt le mandaron cien ducados de oro y qno 
■abe y fue notoria y publico quo de la quedada del dicho lie.daeo 
esta cibdad se le siguió a dicha cibdad gran bíou porquel dicho 
lio.do deapues de la volunlad divina debaxo de la qual los honbres 
bacen y muestran lo ilue saben y puedan fuó sabsa (fiiastd cibdad 



178 

K. en toledo y binbien OTÍera la dioba Comunidad en todu el Andalu- 

'' oia porque todos esperaban lo que Cordova avia de hazer para se- 

giiille y que en esta pacifica Cordova lo estuuo toda el Andalucía 
\ , porque deata cibdad e de la paz della dependía toda la desta prov.' 

\ e reyno de granada y en estar ella sosegada lo estuvo todo. 

\ Qae quaado vino • Cordova el dicho Melgarejo trajo mucha plata 

\. y aora estaba pobre. 

) Anndft in Ihuro. 

{ Entre Oataiina Martínez de Quemada, mujer de Beruardioo 

r de Arauzo, veciuo de Arauda y uuo de los exceptuados de las 

üomuuídadee, y el Fiscal de 8. M., GoDcalo de S^ovia, Pedro 
Sáncbet de Lerdo y Mateo de Santiváfiez, depoBitarioe de loe 
bienes coofisoados ¿ loe comuneros por el Obispo de Oviedo, se 
suscitó pleito ante el Consejo Beal (1) sobre los bienes que Ca- 
■ talina Martínez aportó al matrimonio y gatiauciales. El Conse- 

^ jo aprobó la Bent«ncia del inferior eo favor de la mencionada 

-' CataÜna Martíuei, mediaote haberse justiñcado que dicha in- 

\ t«re8ada, lejos de tomar parte eu el movimiento de las Comu- 

nidades, se dolió mucho de los ruidos y escándalos de la diofaa 
Tula. 

Obispo d* Zunora. 

En Pamplona, á 24 de Diciembre, se expidió una Real Cé- 
dala al Arzobispo de Granada, Presidente del Consejo Beal (2), 
remitiéndole el traslado de una carta que un Diego de Torres, 
que deoia residir en Burgos, escribió á una persona de la ciu- 
dad de Zamora acerca de las cosas del Obispo X). Antonio de 
Acufia y de las iuteligeuciaa que en Roma se creían, y porque 
era razón saber la verdad de esto, le encargaba se informase 
de todo y proveyese lo que en justicia hubiere lugar, comuni- 
cando lo que. hallare y se hiciere. 

(1) Aroh. gen. de Sim., Contejo Real, P. P. y Bzp., leg. 5», fo- 
lio 15. 

(2) Idern id., Cáduiai, lib. LXVII, fol. S86. 



Salvatierra; pero confiado en la Real clemeudia, de que ae ds- 
tabaD dando repetidas pruebas, aventuró su preaentaclÓQ en la 



riS-rr ,> 



' '¥T -- 



- rr■',-;^;t:rwtrr^^-*^'y^m^^J•'f^■. jTwp^P^r' T^ 



<!tmf;}''^'.' 




ú ■ 



'^f- 



i» . '• 



\%. * 



•/ 



482 

cárcel Beal de Burgos, y aunque se abrió el proceso fallado en 
rebeldía, uu día apareció desangrado, y su cadáver fué paseado 
por las calles de Burgos con circunstancias infamantes. El Obis- 
po de Zamora continuaba preso en Simancas, donde recibía lo 
necesario para su alimento y vestido; y por Breve de Clemen- 
te Vn de 28 de Diciembre de 1523, no sólo se autorizó proceso 
por sus pasados delitos, sino que se facultó al Consejo Real 
para someterlo á la dura y terrible prueba del tormento. No 
consta que se llegase á este extremo, ni que se pronunciara 
sentencia; pero si que el Fiscal formuló una severa acusacióUt 
pidiendo se le impusiesen las mayores penas civiles y crimina- 
les, se degradase y relajase al Obispo de Zamora, y se le entre- 
gara al brazo seglar para que hiciese de él lo que fuese de jus- 
ticia. Pero al lado de estos rigores, se acordaba abreviar los 
procesos y que de ellos conociesen los Alcaldes de Casa y Cor- 
te. La Real clemencia aumentó con general aplauso, y hasta 
fueron perdonados los que habían sido condenados por el céle- 
bre Ronquillo por haber tomado las fortalezas de Cuenca. 

£1 Almirante de Castilla continuaba condoliéndose y hasta 
insistió en que se le diera licencia para retirarse, y tanto él 
como el Obispo de Falencia exhortaban al Rey para que usase 
de misericordia con los vencidos. A pesar de la generosa polí- 
tica que se aconsejaba, no faltaron clérigos y frailes que con- 
tinuaban predicando contra el Gobierno, y algún particular 
hubo de ser procesado por injurias al Emperador. £1 Virrey de 
Cataluña tuvo que trasladarse á Grerona, dividida en bandos, y 
adoptar algunas severas disposiciones. 

Por fin se recobró Fuenterrabía, comienzo de sucesos faustos 
para £spafia, y resultó que D. Pero Laso de la Vega, refugia* 
do en Portugal, tenía dos esclavos que se mandaron devolver 
á Diego de Avila, Corregidor de Badajoz. 



Cortas* 



Lafi Cortes de 15¿3 quedaron suspendidas, pero no termina-* 
das (1). No se resolvieron los tres puntos principales del enca^ 



(1) 
pág. 170 



Marichalar y Manrique, Histof^ia de la Legislación^ tomo IX, 
^0. 



í^ 



\ ciÓD. Ck>ucedidaB laa petioioDee formnlades, se acordó ooDtn- 
I (1) DanvUa, i>wi«r m»/ m £l))afia, tonto O, pág. «S. 



L. 
► 

I' 



48i 

buir al tley ooü trescientos mil ducados, por librar al Reino de 
aquellas cargas. También se dio cuenta del matrimonio pro- 
yectado entre la Infanta Doña Catalina y el Key de Portugal, 
que mereció la aprobación del Beino. Las Cortes concluyeron 
el 13 de Agosto, á pesar del deseo manifestado por los Procu- 
radores de presentar nuevos Capítulos generales y particulares, 
contestándoseles que los entregasen para consultarlos con el 
Consejo. 

La Real Academia de la Historia se limitó ¿ publicar el Or- 
denamiento de las Cortes de Valladolid de 1528 (i); pero omi- 
tió los diez y seis Capítulos otorgados en las de 1524, que fue- 
ron continuación de las anteriores. Será un trabajo meritorio 
rectificar oportunamente dicha omisión, para que resulte com- 
pleta la historia parlamentaria de España. 

Oarta dal Alnirantd de Castilla al Rey de España. 

£1 Almirante de Castilla, en carta á S. M. sin fecha {2), vol- 
vió á recordar sus servicios, añadiendo que la desigualdad de 
los suyos la confesaron todos los que sirvieron, y pues su edad 
no sufría perder más tiempo, suplicaba le diese licencia y pro- 
veyese á otros de su cargo, que lo harían mejor. Si merecía que 
él y su tierra fuesen pagados de los daños recibidos, podía man- 
dar pagarlos. Extendíase en consideraciones filosóficas acerca 
de dicha pretensión, aconsejando buenas obras y mercedes y 
clemencia en el Príncipe, que era muy necesaria, y sin ella no 
era buena la justicia. Aunque el Rey de Francia le hubiese 
guardado la amistad, no debía dejarse la fuerza toda en la es- 
critura, sino bien pagada la gente y ricas las voluntades de 
todos. 

Exhortación á la paz. 

El Obispo de Palencia, en carta-sermón de Enero de 1524 (3), 
encomió las cualidades del Rey de España; y recordando lo que 

(1) Real Academia de la Historia, Corles de León y Castilla, 
lomo IV, pág. 363. 

(2) Biblioteca Nacional, MSS., ^-489, fol. 88 vuelto. 

(3) ídem id., £-489, fol. 38. 



186 
que en 1584 estaba el César en Vitoria de Álava (1), y deede 
aüi partió para Bui^oa; y estando allí S. M., D. Fedro de Aya- 
la, Mariscal de Empudia y Conde de Salvatierra, siendo mal 
aconsejado, que había sido comanero y nao de loa exceptua- 
dos, se vino á presentar á la cárcel Real, unos decían que con- 
nado del favor que esperaba hallar en la Serenísima Reina de 
Portugal, viuda, Madama Leonor, y otros afirmaban que el 
Conde pensaba dar BuficieDt«s descargos que lo hicieeea digno 
de (a clemencia del Emperador (2). Pusiéronle en la torre lla- 
mada de San Pablo, que estaba eufreute de las casas del Con- 
destable, inserta eu el muro de la ciudad, á donde acostumbra- 
ban tener cárcel los Alcaldes de Corte. Echáronle unos grillos 
A loe pies y siguióse su causa y proceso de ella, padeciendo su 
persona mucha pobreta, en tanta manera, que Antonio de Fon- 
seca le hacía dar para su eoetentación un ducado da oro cada 
dia, porque el dicho Fonseca bahía sido casado con hermana 
del dicho Conde. En fin, siguiéndose su pleito, murió eu la cár- 
cel, y dando licencia el Emperador, fué llevado á sepultar, des- 
cubiertos los pies en las andas, por manera que se parecían los 
grillos para manifestación de la justicia, acompañándole mu- 
chos caballeros porque era generoso en sangre, y sus bienes 
fueron confiscados al Fisco, puesto que de la mayor parte de 
dios el Emperador hizo merced á su hijo D. Ataaaaio de Aya- 
la, Conde de Salvatierra. Murió este Conde D. Pedro de Ayata, 
de la manera dicha, el domingo 16 de Mayo de 1524 (3). En 
otro manuRcríto de la época, también inédito (4), se dice: «Har- 
to sintió el Cesar muidar quitar la vida á D. Pedro de-Ayala, 
Conde de Salvatierra; pero sus excesos habían sido grandes y 
BU calidad los hieo mayores. Estaba preso en Burgos y conde- 
nado á nauerte le dejaron desangrar. Ll^ó á ser tan pobre, y 
desvalido en la prisión, que de hambre muriera en ella, « uno 

(1) Estuvo en Vitoria desde el 5 de Enero al 6 de Harxo. Llegó 
¿ Burgos e) 10 de Mano. (Véase Foronda.) 

(S) Relación de las Comunidadet escrita por un criado de la Reima 
Católica. (Biblioteca Nacional, MSS., /1-S^3.) 

[3) El Bmperador eataba ea Burgos y allí permaneció basta el 
90 de Julio. (Véiise Foronda.) 

(4) Biblioteca Naoiooal, MSS., H-t. 



*'»^-'^'*« ¡.«r, /■ 







488 

lo que contra él hubiese para alegar de su justicia. El Fiscal 
pidió que, pues la seutencia estaba pasada eu cosa juzgada y 
ejecutada en cuanto á los bienes, se ejecutase en la persona del 
dicho Conde D. Pedro. Los Alcaldes I^eguizamo y Birbiesca le 
tomaron confesión, y el Conde pidió y se le mandó dar traslado 
de la confesión y acusación. El 4 de Mayo compareció Juan de 
Valladolid con poder del Conde, otorgado el mismo día, y alegó 
excepciones, negando los hechos alegados por el Fiscal. Este 
replicó insistiendo, y en escrito *de 2 de Junio consignó que, 
pendiente el dicho pleito, el Conde murió en la dicha cárcel, y 
D. Atanasio, su hijo, pretendía derecho á los bienes que fueron 
del dicho D. Pedro, y quería defender su memoria y fama por 
lo que le tocaba. El pleito se continuó, y por sentencia de vista 
y revista, contra las que no prosperó el recurso de las mil qui- 
nientas doblas, se declaró que D. Atanasio de Ayala, como de- 
fensor de la fama de su padre D. Pedro, no probó los hechos 
alegados por éste, y que el Fiscal y la villa de Salvatierra ha- 
bía probado sus excepciones y defensa. Tal fué el ñn del Conde 
de Salvatierra, auxiliar poderoso de las Comunidades. 

Por Real Cédula de 19 de Agosto de 1524 (1), se recompensó 
al Licenciado Leguizamo cuanto hizo para paciñcar ia tierra 
de Álava y tramitar el anterior proceso, con la tenencia de las 
Torres de Mendixud y sus heredades, que eran del Condado de 
Salvatierra. 



Ot 



Obispo ie Zamora. 

D. Francisco de Mendoza estuvo encargado de cobrar las ren- 
tas del Obispado de Zamora y después fué nombrado su admi- 
nistrador; y por Real Cédula de 5 de Febrero (2), recordando 
que por otra anterior se mandó pagar al Alcaide de Simancas 
un ducado diario y cien ducados cada afio para alimentos y 
vestuario de D. Antonio de Acuña, Obispo de Zamora, y di- 
ciendo que Mendoza no le quería dar sino cien cargas de trigo, 
se mandó que, conforme á la Cédula dada á Cristóbal de Sal- 



(1) Aroh* gen. de Sim, Cédulas, lib. LXIX, fol. 9t6< 
(9) fdem id., ir)., lib. LXV, fol. 89(. 



T 



'• -*-^r\f T — ^^ 



490 

de 1628, cometido al Arsobispo de Granada, qae era el Presi- 
dente del Consejo Real (1), relatando los delitos de que debía 
responder D. Antonio de Acufia, Obispo de Zamora» y facul- 
tando para proceder contra él y sus cómplices, conjunta y sepa* 
radamente^ incluso las extorsiones y tormento inclusive (ttiam 
MMqw ad torrioneé et tormenta inclusive J. El proceso comentó el 
12 de Abril de 1624 por la presentación del Breve que hiso el 
Fiscal de 8. M.» Pero Buie, que pidió al Arsobispo de Granada 
lo aceptase y procediera contra Acufia, oyéndole y haciendo 
justicia. El Arzobispo lo aceptó y designó por Fiscales de la 
Cámara apostólica á Cristóbal de Avila y Juan Orosco, clérigos 
respectivamente de las Diócesis de Avila y Córdoba. El día 16 
de Abril, ante Alonso de Texeda, Escribano de Cámara, y Fis- 
cal apostólico Juan Orozco, presentó la acusación el Fiscal de 
8. M*. Pero Ruiz. Contiene una extensa relación de todos los 
hechos en que intervino el Obispo de Zamora desde el comien- 
zo de las Comunidades hasta su captura camino de Francia» y 
termina suplicando se condene á D. Antonio de Acufia y á sus 
cómplices á las mayores penas criminales y civiles estatuidas 
por derecho, imponiéndoselas en sus personas y bienes, coa 
privación á Acufia del Obispado de Zamora y de cualquier 
otro beneficio, y así condenados y privados, los degradase v 
relajase, entregándolos á la justicia y brazo seglar para que hi** 
ciese de ellos lo que fuese justicia, jurando no proceder de ma- 
licia. De todo lo expuesto ofreció información de testigos y es- 
crituras. £1 Arzobispo de Granada acordó se emplazase al Obis- 
po de Zamora, con inserción del Breve de Su Santidad para que 
enviase Procuradores y Letrados para el seguimiento de la cau- 
sa. Y como á nombre de la Sede apostólica se presentó acusa- 
ción contra el Obispo de Zamora, el Fiscal de 8. M. se adhirió 
á ella y pidió lo en dicha acusación contenido. Redactada la 
carta de emplazamiento, fué notificado D. Antonio de Acufia, 

(4) La copia que se remitió á la Real Academia de la Historia 
contiene evidente error, pues no podía comenzarse el proceso en 
42 de Abril de 4524, en virtud de un Breve de 28 de Dioiembre. 
E&ie Breve lo remitió el Duque de Sessa al Rey, y á el se refiere 
la carta que S. M. le escribió el 9 de Abril, según se ha hecho nolar 
anieriormenie. 



1 



X. -; » i. - — « 



-éi ^-y^p^i . 



^f: 



'.r-.Y_-fl'^.-»;-^i;-»^^i ■• »-,;■¥' .-«V t»/"^.»'-» 




m 



Portugal. 






nf 



f "/ . 



La correspondeucia de Juan de Zúfliga, representante de Es- 
paña en Portugal, reviste importancia, porque descubre qué 
comuneros se refugiaron en aquel Reino, qué actitud guarda- 
ban y á qué trabajos so entregaron contra la madre patria. De 
allí regresó el célebre Conde de Salvatierra, con demasiada con- 
fianza de obtener el perdón, y ya se ha visto el trágico ñu que 
alcanzó en la cárcel Real de Burgos. D. Juan de Zúfliga, en 
carta al Emperador desde Evora (1), revelaba las gestiones que 
respecto de D. Pero Laso practicaba de acuerdo con el Rey de 
Portugal, quien no sabia que en su Corte hubiese entrado otro 
sino un Juan de Ouzmán de Sevilla, que siempre estaba de • 
seando volver al servicio dé S. M. En otra carta desde Evora á 
13 de Abril daba minuciosa cuenta de que Onorato había lle- 
gado allí el 12 de Marzo* D. Pero Laso le remitía una carta, 
cuyo traslado incluía, mostrando esperanza de alcanzar perdón 
de S. M. Se reunió con él el 23 de Marzo, y refiere la plática 
que con él tuvo y todo cuanto hizo en su consecuencia. La 
carta de D. Juan de Zúñiga estaba redactada en los siguientes 
términos: 



^■: 



Carta original de Joan de Zúñiga al Emperador, fecha en Évora á 
3 de Abril de 1524, y traslado de una caria de D. Pedro Laso de 
la Vega (2). 

a. c. c. jf.í 

yo escrivi a Vra Mag.^que avya venido aquí a xij. de Mar^o en la 
noche honorato y lo que había publicado y se dezia de sus tratos 
coQ don pero lasso parecenie que o creyendo que en sus cosas avria 
meioria después del concierto con su madre o viendo el poco fruto 
que avya do honoralo o por ventura temiendo del daüo do aballe 
hablado alguna vez y para ponelle remedio en Santa M.^ despyftey- 
ro que es cerca de aqui menos de media legua avyendo publicado 
honoralo que avya do posar con el y quo el venia do Oliveo^a | yo 

(4) Arch. gen. de Sim., Estado, Portugal, leg. 867, fol. 100. 
(i) ídem id., id^ leg. 367, fols. 129 y 123. 



\ 



i 



'.V 



~, u 



.1 - .4 



''!*. 



■i>v '">- 













Sí .- ' 



I*- 






.♦- 



5 



494 

venidas el acabo coinígo que francisco de guzman y don Antonio de 
la poridad fuesen a raissa a espiñeyro y que delante dellos el hiiie- 
se lo que quisiese que con tales testigos yo creería lo que me dixe- 
sen y lo escrivyria a Vl*a M.^ juntáronse a xviij.^ de Mar9o y la 
platica fue desta manera que don pero lasso le dixo que se avyan 
publicado ciertas cosas por dañalie las quales no eran assy que 
pues era ca vallero que dixese la verdad quando o adonde o en que 
le avya hablado porque aquellos fuesen testigos dello | el honorato 
dixo que el nunca avya ydo a Olivenga ni avia dicho que avya vys- 
to a don p.° lasso salvo en rrayoles vyniendo el alii deste tomar y 
don pero lasso de Oluéncy y quel creyendo hazer seruicio al Rey de 
franela le avya escrito que se vyesen allí y don p.^ lasso avya ve- 
nido y que lo que le avya dicho era que si se quisiese yr a franela 
quel Rey su Seüor lo baria buen partido y mercedes y que don pero 
lasso le avya dicho que el no tenia yntincion de yr a francía syno 
en desesperación de todas sus cosas y que esta el no la tenia eston- 
ces antes esperava perdón | pero que si todo le faltase que no de- 
xari9 de buscar de comer a donde lo hallase | y que con esto se 
avyan partido y que después nunca mas se avyan visto | después 
de a verme traydo este testimonio francisco de guzman creyó don 
p.® lasso que todo era acabado y enbyome a pedir las vystas yo le 
Respondí que no queda va tan satisfecho de lo dicho como el pensa- 
va y que aunque pareciese alguna satisfaoíon para la duda presen- 
te que avia sido afirmación de la culpa passada y que por esto sin 
licencia espressa de V. M.^^ que no le hablaría ni vería | y aunque 
sobre esto uvo muchas mensajerías nunca pudo ni podra sacar otra 
cosa de mí porque a la verdad yo sospecha va y no me engañe que 
el querer que yo le hablase era mas para quel Rey se lo pedia para 
dalle licencia que anduviese publico que no para otra cosa | y yo 
no esteva en dar esta ocasión al Rey por ninguna cosa antes sien- 
pre encarecimos su delito hasta que yo supiese otra cosa de V. M.s* 
con esto el estuvo en espiñeyro cerca de xx. días que no venia a 
este lugar syno muy de noche después que del todo se desespera- 
ron de mí los que le ayudan que no son (m>cos le metieron en la 
Gíbdad a posar en otro monesterio que llaman San juan y de allí 
fue dos o tres noches a ver al Rey y después a cavalgado y anda 
publico por la Gíbdad aunque no entra en palacio de día pero pas- 
sea cerca de palacio de dia a vysta de las ventanas | yo sygnífique 
al Secretario Antonio Carnero lo que me pesava aver al Rey desdo- 
rado un cunplimiento en que tan poco trabajava y parecia muy 
bien y V. M.t»d no le olvydaría y que en poca cosa querían aver 
perdido lo mucho | que para mi muy poco se me dava pues iodo 



I 

i 



■!* .' W ^^ 



■ T.'T^^.y^'-j* vr y*,F^**'^i-*'^^7^'?>7"-T?s"f"y3', 




fr 



496 

en ol baohiller lualdoQado no me aa hablado mas palabra ni yo a 
ellos, guarde y aorecíente Nro Seüor la. vyda y muy poderoso esta- 
do de Vra M.^t^ por muchos anos como dessea en evora a xiij. de 
Abril 4524. 

de V. G. M>d 

umyi servydor y criado 

que sus Reales manos y pies besa 

jaan de ^uüiga. 



'*. 






¿*v 



í^ 






Traslado de la carta de Z>. Pedro Lasso citada é inchisa en la carta 

anterior. 

Traslado de la carta que me escrivyo don pero lasso. 

una las principales a que vyne aquí fue por poderos Señor ha- 
blar y dar cuenta de mi y pésame mucho que no lo ayays Señor 
por bien | por cosas tan mintrosas y fuera de toda razón | y algu- 
nas deilas supe en el camino del Seuor duque de bergan9a y esto 
me hizo dar mas prissa para sacar mas en limpio mi honrra | y en 
este Articulo Recebyre muy gran md. que me querays Señor oyr 
y estar presente a las diligencias que yo hizíere pues no avra me- 
jor prueva que con la misma parte y todos tres nos podemos juntar 
y alli sabres Señor los tratos a que se estienden | es verdad que yo 
le vy una vez a este honbre y fue porque no le conocia y porque 
oyr todas las cosas no es malo y lo que comigo passo el lo dirá en 
mi pressencia que aunque en otras partes diga otras cossas alli no 
osara sino dezir verdad | no hize diligencia de avisaros Señor de 
mis vistas con el para lo que tocava a mi limpieza porque avya 
muy pocos dias que Su }iM me avya enbyado á mandar que yo le 
descubriese y declarase cierto negocio que yo sabia para el que fuy 
Requerido después que estoy en este Rey no y yo le declare tan bien 
que se yo quo Su ^LM estuvo bien satisfecho de mi lealtad | pesado 
me a Señor mucho que con solas las palabras vanas de un borra- 
cho esorivyesedes Señor nada en mi perjuyzio pues para guardar la 
dotrina evangélica aunque yo no fuera syno próximo quanto mas 
siendo vro servidor si algo hazia mal hecho primero avya de ser Re- 
prehendido a solas que se dixese a la yglesia | y harame mas daño 
agora que en ningún tienpo porque mis negocios se y van haziendo 
bien I y lo de los Arcos se despacho y en lo de mi persona Su M.»^ 
a dado muy buena esperan9a y teníala yo muy grande de ser Señor 
ayudado de la Vra para poderme mas presto despachar | en fyn ved 



i 



Y'»'^^^ 



f-IJT- 




»' 



> 



h'f 



^'i 



r»" 






^ 



4d8 

días antes que le prendiese si le descubriese la cosa | en fin que el 
ynformara largamente a V. MM de todo aquello y de todo lo que 
fue preguntado en la prisión y el va tan castellano como su cuñado 
queda portugués | el francisco se partió tanbien para su casa a tres 
dias después acuerdóme que escrevy que le davan lx(|j) porque assy 
se afyrmo estonces agora no le quieren dar mas de xl. hasta que 
traya provan9a de alia de quien es porque aqui ay cierta orden en 
los assientos y el queria passar como un don Alonso pacheco que 
aoa esta a veses y no quieren hasta que pruebe si es de la Calidad 
del otro. 

los de braga están como suelen y creo que deven tener harta ne* 
cesidad porque se de guadalajara que el ar9obispo de braga a es- 
crito allí a parientes de doña María pacheco queíandose dellos y 
Reprehendiéndoles que no la ayudan para que V. M.^ la perdone 
en tienpo que a perdonado a tantos que son honbres | que sí ellos 
quisiesen suplicallo a V. M.tad qo se avria hecho tanto caso de una 
mujer de manera que ella y los que eslan con ella deben tener tra- 
bajo I tanbien e sabydo que un bachiller que en ella queria mucho 
y vyno con ella no se a podido sostener y esta en el puerto que es 
diez leguas de braga mostrando gramática a mochachos. 

don Juan de guzman uno de Sevylla vyno aqui avra ocho días a 
hablar al Rey creo para despedirse porque alia diz que están en 
buenos términos sus negocios y no pudieron ciertos amigos suyos 
con el Rey que le vyese ni oyesse disiendoles que a mi me pasa- 
vá I creo que esto deve ser para sanar mejor lo de don pero lasso 
echándolo a conciencia de descargo de su padre | el dicho don juan 
se me vyno a la posada una tarde a pie llorando y diziendo que no 
dessea otra cosa syno seruir a V. M.t«d toda su vyda y alegando 
muchos servycios yo le loe la voluntad que tiene y de lo passado 
como de cosa que no soy juez le Remití a quien lo es | el dise que 
en vyniendo su despacho yra a servyr a Y. M.tad y a informalle de 
muchas cosas | acá yo e sabido que a estado sienpre en serpa donde 
biuen cavalleros que yo conosco y nunca jamas le an oydo syno pa- 
labras de muy buen servydor de V. M.*^ y sufrir con mucha pacien- 
cia su trabajo | allí se a lomado a esperar su despacho. 

honorato torno aqui avra diez o doze dias de su lisboa y Reyna 
doña leonor y dis que fínge grandes quexas de averse casado el 
Rey como la cosa anda publica | y porque no se sequen sus nego- 
gocios dis que dize que la Reyna de franela esta a la muerte y sy- 
nyfica casamiento para la Señora ynfante doña ysabel vyene algu- 
nos dias a palacio según me dise firancísco de gusman y no esta un 



té 



600 

de confian9a el se escuso y justamente porque esUindo aquel en 
prisión no es Razón que sea visitado de criado de V. M. siendo pu- 
blica la causa de la prisión | si el saliere o me enbyare tal persona 
o aviso que tenga tomo usare dclla con la cautela que conviene y 
sino menos inconveniente es que passen agora algunos días para 
sosegar sospechas. 

de todos estotros eceptados no e visto nadie aquy ny a parecido 
sino un hijo menor de Ramiro de guzman | avian publicado que 
don pero lasso venia a besar las jnanos al Rey y yo hable en ello lo 
que devia y pareceme que aprovecho pues como digo no a parecido 
nadie dellos | lo que viniere en secreto y con la cordura y calidades 
que es rrazon oyllo e y usare dello como conviene al servicio de 
V. M. dando sienpre aviso dello antes que yo de Respuesta | de los 
otros dos honbres no e hallado rastro aunque tengo buen aviso en 
algunas partes para si pareciesen y asi lo haré en lo del bachiller 
roaldonado con toda diligencia al qual yo halle el mismo dia que 
topo a barroso en el arroyo del puerco que es cinco leguas mas acá 
de donde halle al mismo barroso y en poniéndose el sol se partió a 
lo qual dixo camino do Cacares y dezia que andava poralli ancosas 
que eran servicio de V. M. y como le avian visto levar por allí el 
frayle davanle crédito | pienso yo que si el y barroso son en ana 
misma cosa que el le dexo alli y le vyo | para que me preguntase 
a mi por el | como quiera que fuese yo le hallo alli donde e dicho 
el mismo dia y en el mesón donde avia csoiro tomado la posta agora 
escriviendo esta ha llegado aqui un criado de barroso que dize quo 
partió de alia oy a ocho dias y quo viene tx buscar al bachiller y 
quo antes del partió olro quatro dias a hnzer lo mismo si dizen ver- 
dad hallallc an pues le conocen y sabrán sus acogidas y sino ellos 
le darán aviso con que se guarde o sea malo do hallar pero en todo 
trabajare para quo sepa del si el en este Reyno estuviere y el Rey 
creo yo que holgara de hallallo que de enlrcgallo no tenemos tanta 
confianza | guarde y acreciente nuestro Señor la vida y muy pode- 
roso estado de V. M. por muchos años como desea de Corucha a 
xvij. de Mayo. 

de V. M. 

umil servidor y criado que sus 

Reales manos y pies besa 

Juan de Quñiga. 



^a; laem lo.i i^wuiaf, no. lavii* rol. xdd, 
|6) Idim Id., Id., »b. LXVll, fol. >78. 
|7) Id»m Id., Id., Ilb. LXVI, fol. StO, 



"'■^■^^ 



6oa 

al Dr. Onevara, Licenciados Acufta, Medina, Alarc^n y Loján 
al Dr. Tello, del Consejo de las Ordenes, comisioDados para en- 
tender en las cansas de los Caballeros de la Orden de Santiago 
culpados en lo de las Comunidades, que sentenciasen pronto 
el proceso de Juan Gaitán, ya difunto^ á instancia de sus hijos. 
Por otra de 27 de Abril (1) se ordenó al Licenciado Luis Peres, 
'- de Palencia, Jues Pesquisidor en la villa de Illeecas, diciendo* 

} ' le se volviese á la Corte con la pesquisa é información contra 

los otros, supuesto que el principal, Francisco de Guimán, ha- 
bía sido condenado por traidor. Por otra del 17 de Junio (8) 
' se ordenó al Consejo que abreviase los pleitos que Dofia María 

I de Quifiones, mujer de Ramiro Núfiez de Guzmán, y su hijo 

D. Alonso Pérez de Guzmán, habían opuesto á los bienes de 
. aquél, la una por au dote y arras, y el otro por su mayorazgo. 
El mismo día 17 (3) se expidió otra Real Cédula para que los 
Alcaldes de la Corte conociesen de las causas de los exceptua- 
dos. Y por otra, sin fecha (4), al Arzobispo de Granada, Pre* 
{ sidente del Consejo Real, se le ordenó se juntase éste con el de 

. las Ordenes para determinar el asunto de Luis de Quintanilla. 






I i 



1 



PriiioBeB. 

En 16 de Febrero se expidió Real Oédula al Corregidor de 
Segovia (5) para que prendiese á Gaspar de Segovia, vecino y 
casado en ella, y le secuestrase los bienes muebles y raíces que 
hubiese. Se determinan sus sefias personales. Lo mismo se or- 
denó al Corregidor de Salamanca (6) respecto de Miguel de 
Rivera, tundidor, vecino de dicha ciudad. Otra* Real Cédula al 
Consejo Real (7) mandó prender á los de las Germanías de 
Valencia que estuvieran en Castilla y les fueran señalados por 



(«) Arch. gen. de Sím., Cédulas, líb. LXIX, fol. 77. 

(8) ídem id.» id., lib. LXIX, fol. 454. 

(3) ídem id., id., lib. LXVI, fol. 270. 

(4) ídem id., id., lib. LXVII, fol. 254. 

(5) ídem id., id., lib. LXVII, fol. 288. 

(6) ídem id., id., lib. LXVII, foL Í88. . 

(7) ídem id., id., lib. LXVI, fol. S34« . 






._j 



TSf 



•A. 



cumplideras a mi serv.^ nos bavemos perdonado al dicho luya de 
quintanilla ano de los ecetados de la dicha v.* e porqae mi md. e 
voluntad es que se guarde e cunpla el dicho perdón en todo e por 
todo como en el se contiene yo vos mando que le deys y entregueys 
todos los bienes que en vro poder están depositados pertenecientes 
al dho luis de quintanilla &. fbi en burgos a 49 de Julio I58i. 

Cédula de perdón al dho «aviados estado en oomunidad con los 
v.s de la dicha v.» de Medina y aviados sido Cap.^ de nra artill.^ 
que en la dicha V.^ estava por mand.o de los de la malvada junta 
e que con ella fuydes a conbatir la V. » e fo rtaleía de Alaejos e qoo 
asimismo aviades ydo con ella contra nros governadores que esta- 
van en la V.^ de Medina de Rioseco e conbatido la V.» y fortalexa 
de Villalpando e vos aviades apoderado de la persona de mi la Rei- 
na y de la Yll.™ ynfante dofia Gat.» nuestra muy oara y muy amada 
hija y hermana y puesto en su serv.o a doña Catalina de figueroa 
vra muger y quitado al Marques y Marquesa de^denia que por nro 
mandado estavan alli e fecho otras cosas en nro deserv.» segund 
que mas largamente en la dicha acusación se contiene y aobrello 
vos dexistes e alegaste muchas rasónos en vra defensa suplicando- 
nos vos mandásemos dar por libre y quilo do la dicha acusación 
sobre lo qual asy por vra parte como por pM del nuestro procura- 
dor fiscal fueron dic|ias e alegadas otras muchas razones y después 
mandamos al licd.o acuña e dolor guevara e licd.o Medina del nro 
consejo que juntan>« con los del dicho consejo de las bordones vie- 
sen el proceso del dicho pleyto los quales juntan. i« lo vieron y es» 
tando en esle estado por parte de vos el dho luis de quintanilla nos 
fue suplicado e pedido por md. que usando con vos de clemencia e 
piedad vos perdonásemos &• fba en Burgos a 12 Julio 1584. 



Otra de 1624, pero sin día ni mes, lo otorgó á D. Carlos 
Mauleón, muerto en la batalla de Esquiroz, que había seguido 
el partido de los franceses contra S. M. Esta Real Cédula de- 
cía lo siguieote: 



J — - 



*~» '-íl-r., "l^-^tii-^- ^ 



"T "^ 'f*?™^T?T|f9'p 







^' 






r 



t**- 

i*- 



506 

desservicio a cuya cabsa y suplicación de nuestros procuradores 
Fiscal promotores y acusadores que para ello tenían cargo como 
contra persona que avia andado en desobedencia y deservicio nues- 
tro y merescia por ello ser procedido contra su memoria y sus bie- 
nes devian ser aplicados ¿ nuestra Cámara y fisco fue procedido y 
procesado contra la memoria riel dho Don Garlos de Mauleon por 
edites gitatorios y llamamientos y por otros abtos Judiciarios ó pre- 
paratorios de Juisio sin aber seydo conduydo sentenciado ni decla- 
rado auD que en el perdón por nos dado á muchas personas del dbó 
nuestro reyno de Navarra el año pasado de mili é quinientos é vein- 
te é tres estando yo el Rey en nuestra Ciudad de Pamplona entre 
otras personas que hube exceptado del dho perdón fue el dho Don 
Garlos defunto exceptado y no perdonado é agora por los servicios 
que el mariscal Don Pedro de Navarra primo hermano del dho Don 
Garlos defunto nos á fecho le a vemos perdonado á el y á todos los 
de la parcialidad agramontesa como parece por el perdón general 
que le avemos despachado y por otros Justos respetos que á ello 
nos an movido y mueven á vsar de Gleraoncia y hacer bien y mrd 
á los dhos guerfanos hijos del dicho Don Garlos por y con tenor de 
las presentes de nuestro propio mota y cierta ciencia poderío Real 
absoluto de que queremos vsar y usamos en esta parte por esta 
nuestra Garta y patente provisión y perdón y remisión la qual 
queremos que sea de tanta eficacia y valor y abtoridad como si fue- 
se fecha y promulgada en Gortes generales con las solepnídades del 
fuero y del derecho requeridas como Reyes y Señores naturales no 
reconoscientes superior en lo temporal perdonamos y remitimos al 
dho Don Carlos de Mauleon defunto y á su memoria todos é quales- 
quier Crimines delitos y excesos y Casos que contra nos y contra 
nuestro servicio durante su vida y hasta el fin della cometidos y fe- 
chos quanto quier fuesen é ayan sido graves y enormes y feos avn 
que fuesen contra nuestro estado y Corona Real y de crimen de lesa 
Magostad en qualquier tiempo que fuesen Cometidos y perpetrados 
y las penas criminales y Ceviles dellos y de cada uno dellos remi- 
timos y perdonamos por plenísima yndulgencia y remisión no en 
bargante qualesquier procesos editos citatorios é preparatorios ab- 
tos Judiciarios declaraciones anotaciones, a prehensiones aplicaciones 
sentencias ó confiscaciones contra el d ho D on Carlos de Mouleon de- 
funto y su memoria por razón de los dhos Crimines y excesos y de- 
liios discernidos fechos y dados los qualeá si tales ay los revocamos 
casamos y anulamos é damos por ningunos y de ninguna eficacia' 
y valor para agora y para siempre Jamas y queremos y es nuestra 
mrd y voluntad que iio se vse dellos en tiempo alguno ni por algu- 



oion ti reintegración de bienes é posesión por nos fba y deBÍmos y 
expresamente mandamos 4 nueslro Viso Bey logar tenienle y Capi- 
tán General y ¿ los del nueslro Consejo Keal Alcaldes de nuestra 
Corte mayor y á todos é qualesquier Justicias asi mayores como 
menores del dho nuestro Keyno de Navarra qae agora son ó por 
tiempos serian que contra la memoria del dho Don Carlos de Maa- 
leon derunto ni contra su haxienda ni contra los dbos sus hijos ni al- 
guno detloa en tiempo alguno por las Cosas susodichas ni par algu- 
na dellas no ayan de proceder ni procedan contra su memoria bonrra 
y fuma ni contra sus bienes en Cosa alguna porque nos por las pre- 
sentes havomos perdonado y queremos que sea todo ávido por per- 
donado y remitido no obstantes todas é qualesquier cosas en con- 
trario desto por nos proveídas las quales en esle caso tan solamente 
derogamos y anulamos y damos por ningunas y de ninguna yfica^ia 
y valor porque asi procede de nuestra determinada voluntad de lo 
qnal mandamos dar las presentes firmadas de mi el Rey y selladas 
con el sello de nuestra Cbancilleria del dho nuestro Bey no de Na- 
varra dada en á..,., dias del mes de de mili é quinientos é 

veinte é quatro aQos. 

Perdón á Don Carlos de Hauleon difunto y é sus hijos y le man- 
dan restituir sus bienes. 

Otra Seal Cédala de 30 de Julio otorgó perdón á Juan de 
Porras (1). Otra del mes de Septiembre lo otorgó al Bacbilier 
Tordesillaa (2) por ios delitos de Comunidad, no embargante 
que fué exceptuado del perdón general, pues por uua iuforma- 
cióQ parecía que no se halló en la entrada de Tordesillas ni en 
la detención del Cardenal y prisión de loa del Consejo, ni en la 
jornada de Villalar. Eu 9 de Diciembre se expidió otra Keal 
Cédula (3) perdonando ¿ D. Juan de Collados, Maeetreacuela de 
V&Uadolid y exceptuado, á ruego de sua deados, criados y ser- 
vidores del Emperador. El mismo día (4) ae otorgó igual gracia 
á Fr. Diego de Almaraz, exceptaado de Salamanca, Comeuda- 



(1) Aroh. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXXIX, fol. 170. 

(3} ídem id., Cámara, leg. 168, fol. U. 

El perdón lo pidió su padre Juau d« Tordesillas; lo apoyó el Co- 
mendador mayor da Calelruva, yse aoompatló informaciéo. (Archi- 
vo gen. de Slm., C^dmaia, leg. 167, fol. 95.) 

(3) Aroh. gen. de Sim., Cédvlai, lib. LXIX, fol. |SJ. 

[() Ídem Id., Id., lib, LXIX, fol. U9. 



Joan VaiqaeE texedor vecino de Madrid da cincaenla paresoe que 
deue dar ciento con que no enlre en M.d con oinoo leguas al der- 
redor. 

Yden Carcaxona pellejero, 

lie. do de paredes v.° de Ifadrid Jden. 

francisco de Ocanpo v.^ de ^mora da cien ducados parece qne 
deue dar trescientos por Ja persona. 

franciBco de porras v.° de ^aniora da cuarenta ducados paresce 
que deue dar doscientos cincuenta | persaua. 

el dotor Taldevieso v,° de Salamanca da cien ducados paresoe 
que deQe dar trescientos ducados. 

licenciado Uan^anedo, el mando de doña Mengia da ciento cin- 
cuenta pareace qae deue dar doaoientos cincuenta, tiene perdón de 
los gouernadores. oon que no ea%n en Valladolid. 

francisco Serrano Vecino de Madrid paresoe que se deue perdo- 
nar con que no entre en Madrid. 

hernando de flojas v." de toledo tuvo poca culpa pide perdón. 

decir lo de jnan Osorio ofrece ciento cincuenta ducados. 

lo de don pedro de Ayala. 

Daai. 

Bn 12 de Febrero (1) se expidió Beal Cédula rI Dr. Tallo 
para que pudiera pedir por juaticia baata el completo de loa 
cincuenta mil maravedís de dafios qne le bicieroa las Oomnni- 
dadee. 



Por Beol Cédula de 27 de Enero (2) al Arzobiapo de Sevilla, 
Inquisidor general, se recomendó ¿ Alonso de Tapia, vecino 
de Murcia, que quedó manco en las alteracionee de Valencia, 
para una portería de la Inquisicióu eii Murcia. Eii 17 de Ma- 
yo (3) se expidió otra haciendo merced al Convento de San 
Francisco de Toro de ciertos libros, sillaa y cosas de poco pre- 
cio que eran del Dr. Valdivieso, Corregidor que fué por las Co- 

(1) Arcfa. gen. de Sim., Cédulas, tib. LXVU, fol. S85. 
(8) Id«mid.,td., lib. LXVI, fol. S56. 
(3) ídem id,, id., Ub. LXX, fol. «SO. 



: 'T^ m-!i 



512 

de Osum, que pedía auxilio para castigar algunos clérigos de 
su Diócesis que habían cometido muchos excesos en deservi- 
cio de Dios y del Rey. 

Frailes. 



} , 



:*. 



^f 



•h. 



En 20 de Mayo, desde Burgos (1), se expidió Real Cédula al 
Alcaide de Fuensaldafía para que enviase al Ministro general, 
Fr. Francisco de los Angeles, á Fr. Fernando de la Rocha, fraile 
de la Orden de San Francisco, que por algunas cosas escanda- 
losas fué preso y llevado á la fortaleza de Fuensaldafia. A Fray 
Francisco de los Angeles se le encargó tuviese muy recogido 
al referido fraile, de manera que no disfrutase licencia ni lugar 
para andar como andaba, ni hiciera ni dijera cosas escanda- 
losas. 

Fr. Francisco de los Angeles dio recibo en 30 de Mayo (2) de 
haberse hecho cargo de Fr. Francisco de la Rocha, trayéndole 
cuatro hombres con tres bestias á la casa de Avila. 

En 1.* de JuUo se le mandó pagar al Alcaide de la fortaleea 
de Fuensaldafia el gasto de manutención del fraile la Rocha, que 
eran ciento cincuenta maravedís diarios (3). 

En 23 de Mayó se expidió otra Real Cédula al Licenciado 
Briviesca (4), Alcalde de Casa y Corte y Juez de residencia en 
Toledo, para que enviase información de lo que el domingo 8 
de Mayo predicó Fr. Galindo, de la Orden de San Agustín, es* 
candalizando á los oyentes, y de un criado del Maestrescuela 
de aquella iglesia, que fué comunero y Alférez de la Comuni- 
dad, y llevándolo preso salieron unos criados del Arcediano de 
Segovia y lo quitaron y lo metieron en la torre de la iglesia, lo 
cual merecía mucho castigo. 

En 6 de Junio el Licenciado Briviesca remitió la información 
que se le reclamaba, y dio cuenta del hecho en los siguientes 
términos: 



(1) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib« LXX, fol. 137. 

(2) ídem id.. Cámara, leg. 467, fol. 47. 

(3) ídem id., Céduloi, líb. LXX, fol. !¿04. 

(4) ídem id., id., lib. LXIX, fol. tS3« 






51 i 

das las partes se aberi|;ao que paso como arriba digo ¡ y porque me 
pareció que todavía el Trayre debía tener esousado de meterse tan- 
bien en esto de la Kesydencía travaje que su provincial le castii^ase 
y asy cr-o que lo hizo y hable al deán y algunos del Cabildo para 
que no le coDsinlíesen predicar en la yglesia mayor y estubiesen 
sobre abiso para no consentir que los predicadores se meliesen es 
estas cosas y aan tanbien lo escrivi al Ari;obispo de loledo para qoe 
lea enbisse a mandar lo mesmo y porque me pareció que oo era 
cosa para baier mas caso della y que era peor hazerle porque pao- 
sarian los que )o oyesen que era mayor la culpa y como después no 
viesen Recio castigo se daria antes mal enxenplo que bueno ] ni le 
bixe saber a V. U. como quiera que dixe al Srio Juan Vaiquei so- 
brino del Secretario Cobos que a la saion paso por nqui que ay alia 
algo oyese dixese lo que avia seydo | y por esta mesma Raion tan- 
bien no biie pesquisa en forma por ante escrív^no syno yo mes- 
mo con la mejor disymulacion que podia mostrando que lo batía 
por lo de la Resydencia contra quien hablo lea tomaba juramenle 
syn escribano y les preguntaba lo que paso parecíendome que no 
eonbenia al serv.° de V. H. mostrar temor ni pensamiento que loa- 
do Nro SeBor tenga ya nadie atrebimienlo de hablar tales cosas y 
sy lo hablare ay queda el Remeilio syn mostrarles temor | y por- 
que esto estaba ya olvidado en estn Cibdad por no tornarlos Re- 
fVescar no hose tomar tanpoco agora mas de dos testigos que aquí 
enbioa V. H. que son de la yglesia mayor y los tienen aquí por 
SantoR y por onbres syn pasión y sy pasión tienen son de los dty 
bandos que agora aquí se usan y egtubíeron al sermón y de la ma- 
nera questos lo diien lo disen todos los otros como quiera qae 
no dudo que los que pidieron la llesydencia y les peso con lo quel 
frayre dixo le den otro escándalo ni alboroto hubo y si le hubiera o 
la oosa ubiera seydo como a mi nie dixeron aunque lo ovíera yo 
castigado lo ovíera hecho saber a V. M. sy manda que se tomen mas 
testÍKOB o que se baga otra diligencia ynbielo a mandar quel frayre 
aqui esta bien seguro. 

lo del quitar del preso fue desta manera quando aqui vine por- 
que sa abian de probeer muchos alguaxiles me ynporlunaron que 
pnsieae por alguacil a uno que llaman tapia | y yurorraandome yo 
de quien era este para ver sy le probrría supe que abia seydo ca- 
pitán da la Comunidad y de los prencípales bellacos delta y do la 
provey y Reprehendílo a los que me abian Rogado por el deque 
el quedo no muy contento y dende a dos días le mande parecer 
ante mi sobre que una muger pobre se quexaha del que le tenia 
unos dineros por ruerfa y benido a juitío entro con muoba sobar- 



4. * X '' f.l 







'^^ 



"V 



fe 



f!-' ' 



/•'•í 



516 

y dizen que los tienen para serv.° de V. M. | ay tanbien una yníi- 
nita gente que no tienen sino unas tígeras y estos con no tener que 
perder y tanbien con ser de corona y con ber como ios faborecen 
an estado muy sueltos | y aunque me parece a mi questan agora 
algo mas amedrentados porque pocos días después que vine a cesa- 
do justicia publica todavía es menester gran remedio y porque este 
dexo para quando baya que llevare mas entera Relación para que 
V. M. lo probea del todo agora probeyendo lo destos se haría gran 
cosa para lo de adelante | y es que pues se puede justamente hazer 
que V. M. mande al Ar9obispo que haga demítir estos pues no de- 
ben gozar de la Corona segund la bulla del alexandre | o a lo menos 
que pues la yglesia no ha de ser anparo de malos que los mande 
agotar que sera cosa dé muy gran seruicio de dios y de V« M. por- 
que piensen que por la yglesia ni por otra via no so puede nadi sal- 
bar si mal haze | y si se a de hazer no lo encomiende a este Vicario 
que estaba antes que no hará nada syno a otros y acá anda ei dolor 
maldonado que suele ser su provisor del Arzobispado y este lo haría 
bien sy a el lo encomienda y sy se hazo asy tanbien sera bien que 
V. M. le escriva mandándole que haga jjisticia y breve como en cosa 
que tanto ynporta al serv.^ de V. M. Ntro Señor la S. G. G. persona 
y ynperial estado de Y. M. guarde y prospere por muchos años do 
toledo a syete días del mes de junio de mili e quinientos e veynte 
o quatro años. 

Suplico a V. M.t se acuerde de ynbiarme a mandar lo que baga 
en lo de los Valencianos sobre que escrevi a V. M. 

de V. S. C. C. M. 

menor criado que las manos 

de V. M. vesa 

lycenciado 

brybiesca. 

(Acompaña una información en que declaran Hernando de Agui- 
lera y Alonso de Contreras no haber oído cosa escandalosa en el 
sermón, sino sólo lo que contiene la carta anterior.) 

Toledo. 



En Vitoria, á 19 de Febrero (1), se ordeuó al Consejo Real 
que proveyese sin dilación eu el pleito de Gutierre López de 



(4) Arch. gen. de Sim., CédulaSj lib. LXVII, fol. 292. 




"% f 



■v <í 



848 

lomé de Castafieda, qne en el Obispado de Zamora Había he-* 
cbo y hacía órdenes sin tener para ello lioenoia ni autoridad, 
cosa fea y digna de castigo , y averiguado, castigase á loe cal- 
pableSi 

TiUaddU. 

En 15 de Julio se expidió Real Cédula para que el Oorregi- 
dor de Valladolid hiciese información de los bienes del Dn San 
Pedro y la entregase á Juan de Tamayo (1). Y Antón de Re* 
quejo, Juan de Zamora y otros vecinos de Valladolid, cobra- 
dores que fueron por parte de la Junta, suplicaron ser f^rdo* 
nados de las cosas pasadas y no molestados, pues ellos con nada 
se quedaron de lo que los vecinos prestaron y los de la Junta 
dispusieron vender. Este Memorial se envió al Corregidor para 
que informase (2). 

Sigofia» 

Enste un pleito seguido en el Consejo Real entre Dofta Ma- 
ría Coronel, viuda de Juan Bravo de Mendoza, vecina de Segó- 
via é hija de Iñigo López Coronel, exceptuado eu el perdón ge- 
neral de los comuneros, con el Procurador Fiscal, Licenciado 
Prado, sobre la mitad de la renta del servicio y montazgo que 
le pertenecía por habérselo dado su padreen doto y casamiento, 
de que se la había despojado por seutoncia del Licenciado Se- 
bastián Bricianos, Juez pesquisidor para las causas y dotes de 
los comuneros exceptuados en el Obispado de Segó via (3). En 
esto pleito, iniciado en 1524, se dicto sentoucia en Granada á 14 
de Agosto de 1526 dando por bien probada la demanda de Dofta 
María Coronel, y aunque el Fiscal apeló, fué confirmada por 
otra de 26 de Octubre del mismo año. Entre las pruebas sumi- 
nistradas, añrmó el testigo Pedro de Morales que sabía lo de 
las estipulaciones c porque lo vido, y porque al tiempo que las 
altoraciones pasadas se levantaron, la dicha D/ María estaba 



(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXX« foL, 244. 

(2) ídem id., Cámara, Menwriaki. leg. 439, fol. S55. 

(3) ídem id.» Conujo Real, P. P. y Exp., leg. S2 fol. 4ft, 



con la muoba justicia que ea sus tienpos ovo quitaron los bandos e ■ 
solamente bsn quedado en aquella cibdad entre diego hurtado e 
sus parientes con los corregidores alcaldes e alguaxiles e pesquisi- 
dores que han ydo aquella cibdad e con los corregidores e otras 
personas que siguen e favorescen la justicia matando a unos e acu- 
chillando a otros e a otros quitándoles las varas e a otros amena- 
zándoles como parece por los capitalos siguientes lo qual notifica- 
mos a T. H.t porque nos lo mando e porque ausi ounple a su servi- 
cio y nosotros no entendemos sobre esto traer pleito ni pedir tras- 
lado de cosa que a ello se replique | sino que V. H.t mande proveer 
como convenga a su servicio y estamos prestos de nos obligar que 
sy el juez qne fuere a lo averiguar no lo hallare ser verdad de pa- 
garle el salario. 

primeramente luego que falleció el Se&or Bey don felipe díago 
hurtado quito las varas a doD Martin Vasquea de AcuQa que hera 
corregidor e truxo el la una dellas e sus criados le mataron su al- 
guacil mayor e Recepto los matadores en su casa e tierras basta oy 
no se ha castigado aviendolos dado de comer fasta oy. 

yteo sobre esto proveyó el Consejo un pesquisidor que ss llama- 
ua el lio, do Salcedo e el dicho diego hurtado no le consintió entrar 
en Cuenca ni usar de su provisión y el juet se fue a gente | donde 
le enbio a prender y el juei buyo e le tomaron las provisiones e 
procesos. 

ytea que el dicho diego hurtado ha hecho en la dicha cibdad una 
casa fuerte donde se Receptan muchos malhechores e por esta cab- 
sa el dottor quiros Juez pesquisidor mando derribar cierta parte 
della e la casa se hedifleo contra mandamiento del Consejo Real. 

yten la cibdad tiene sentencias e cartas execatorías para qne la 
Syerra sea pasto común a sin enbargo de aquello el dicho diego 
hartado e luis carrillo su consuegro e otras personas tienen ocupa- 
das las dichas sierras e a un sobre esto los vasallos de diego bur- 
lado mataron un pastor e a esta oabsa la tierra de Cuenca se des- 
puebla e se pueblan los señorías, a servicio de V. 11. t conviene 
mandar estas sentencias se executen e goarden porque la cibdad y 
el sesmo de la sierra han gastado mas de dos mili ducados en se- 
guimiento del pleyto. 

yten porque juan Alvares regidor pidió exeouoion destas senten- 
oias se atravesó un criado de diego burlado e le dio a Iraycion una 
cuchillada por la cara e Rodrigo Manrique le dio un caballo en que 
se salvo e se fue a un lugar de diego hurtado. 

yten diego Manrique Canónigo primo hermano de diego hurtado 
tiene mucha gente que se allega a el de malhechores • la favoresca 



¡■▼"^ • ^*"r' * T'.^*T*^ '*" 



I 



524 

e aoaobillaroQ a dos alguasiles del corregidor del feraando de Re- 
bolledo e Reoepto en sa casa los malhechores e nunca fueron cas* 
ligados e asymismo mataron a ud criado de don Alonso pacheco e 
los Recepto en su casa e otros dieron una estocada a un alguazil 
de vuestra corte que se llama Nieto. 

yten unos criados e parientes de d.^ Manrrique canónigo primo 
de d° hurtado acuchillaron al lic.^o Adulga theniente que fue en la 
dicha eibdad por el Marques de falces vro corregidor fasta que lo 
dexaron por muerto a los quales el dicho diego Manrrique Recepto 
e tuTo e al presente tiene algunos dallos en su casa e algunos de los 
que hizieron el dicho delito están Recebtados y acogidos en tierra 
del dicho d.^ hurtado | Suplicamos a V. M.t que el juez que sobre 
todo esto fuere lleve las sentencias e procesos desto que fizo el lic.^o 
Rivadeneira pesquisidor de T. M. y execute las sentencias porque 
fue la. mas grave cosa que jamas acahecío en vuestros Reynos e cas- 
tigue los Receptadores de los dichos delitos. 

otrosí otro criado del dicho d.° Manrrique canónigo mato un hom- 
bre natural e vecino de la dicha eibdad que se llama Ayllon e de | 
todo se defiende el e los malhechores a quien favoresce porque es 
clérigo e hasta hoy ha tenido en su casa al que le mato V. M.^ man- 
do dar su c/ para que viniere personalmente a se presentar a Vues- 
tra Real Corte y porque no lo quiso cumplir se dio sobrec.^ y no la 
cunplio como paresce por este testimonio que presentamos. 

Yten Rodrigo Manrrique hermano de d.^ hurtado fizo que unos 
criados suyos diesen una cuchillada por la cara a un mercader que 
se llama pedro de San Clemente porque no quiso consentir en oier* 
ta cosa que quería el dicho Rodrigo Manrrique. 

yten porque un sillero no adobo tan presto una silla unos orlados 
de Rodrigo Manrique fueron a su casa a le matar e le dieron de es- 
paldarazos. 

yten los criados de diego Manrrique Canónigo por enemistad que 
tenia con un maestre jaque sus criados fueron e le dieron una gran 
cuchillada en las espaldas e nunca se castigo a traycíon. 

yten don hurtado hijo de diego hurtado fizo acuchillar a gon9alo 
de Castro mayordomo de la Cibdad porque no quiso pagar ciertos 
mrs por su mandado de que llego a punto de muerte la qual herida 
le dieron a traición { e Recepto a los malhechores | y diziendole el 
juez que porque lo avia mandado fazer respondió que mucho mas 
que aquello merescia | y que para quando no hubiese Rey en Cas-* 
tilia quería tener la entrada de su casa fuerte que con una carreta 
que pusiese defenderla la entrada por alli segund de todo esto esta 
hecho prooeso y esta probado. 



.rw t -y- 






~^<( 



.. "^ -i 

/ 

it'C " 
£.«■'« 






^v 




•v 



Yien los Regidores qne son servidores de Vi M.* y procuran el 
bien de la Repablíca porqae tío siguen la voluntad de diego hurta- 
do los amenasan e les hacen quantas vexaciones e daños pueden e 
|M)rque V. M .^ orea lo que en Cuenca hazen hallara que en esta Gib- 
dad de burgos esta el líc.<io Cervantes que a sido alcalde en Cuenca 
hasiendo residencia y aqui le andan amenazando porque el dicho 
don hurtado ha dicho que a de haser que V. M.* le mande cortar la 
cabeza e que sí esto no hase que ha de pedir que le haga y qual del 
dicho licenciado para matarse con el y quando no que se a de ven-^ 
gar del por quantas vias e maneras pudiese esto porque el dicho 
lic.do hizo justicia en el tienpo de su oflcio contra el dicho don hur>- 
tado y contra sus parientes, lo qual se les haze de mal porque nun<> 
ca vieron hazerse en la dicha Ciudad contra ellos justicia. 

yten quando la comunidad se levanto el dicho Rodrigo Manrrique 
tuvo mana como el theniente dexase la vara a un Regidor y el di*- 
cho d.^ Manrrique la dio de su mano a un l¡c.<io Cuellar su letrado 
del dicho diego hurtado e favoreció al diego Manrrique Canónigo 
para que fuere Capitán della como lo fue. 

yten estando en la dicha Cibdad Rodrigo de Cárdenas Corregidor 
vino R.° Manrrique y d.^ Manrrique Canónigo con muchos parlen^ 
tes e amigos y criados vasallos de d.^ hurtado con venderás rendi^- 
das y atanbores y artillería e queriendo entrar en la cibdad por 
fuer9a mataron un hombre en el canpo de san francisco. 

yten los criados de R.^ Manrrique Rebolvieron un rruydo una 
noche a la puerta de don Alonso pacheco creyendo que el saldría 
para le matar y mancaron de un bra90 a un criado de luis Carrillo 
e sy el dicho don Alonso saliera e lo supiera oviera mucho daño en 
la Cibdad. 

yten don luys Méndez Corregidor viendo la mucha justicia que la 
cibad temia que se executasen las sentencias sobre la sierra que 
tiene ocupada d.* hurtado y sus vasallos to maron enemistad con el 
dicho don luys y con el lic^o Cervantes su allde y con lepe Méndez 
su algudzil porque hazian justicia e no seguían parcialidad procu- 
rando los hachar de allí y porque el Alguazil tomo las armas a unos 
criados de Rodrigo Manrrique que le salieron a matar y otra vez 
tenian acordado de matar al alcalde Cervantes e a unos regidores e 
al alguacil e tomaron las calles e juntaron e tenian mucha gente ar- 
mada en la casa de diego hurtado y el .alcalde mando salir de la 
cibdad a R.** Manrique y a don hurtado los quales no lo quisieron 
conplir y ell alcalde lo hizo saber a V. M.^ aunque SQbrello se man> 
do que fuere alia el Alcalde Ronquillo no fue e se proveyó el dotor 
quiros el qual dio sentencias contra el dicho Rodrigo Manrrique e 



J 



>- - 



. • .• ^r-'-'j,,' ^'X • .■ >..» 7„<r---5 m-, -^-.■' 



,.; ™,T-.-íT^..a(;,^j^ 










♦i»:.- 



í-A» 






^::- 



5S4 

Otrosy suplicamos a V. ií. mande al dicho Obispo que ponga en 
aquella Gibdad e hobispado Vicario e oficiales que no sean natura- 
les porque el vicario que agora tienen es natural y tiene muchos 
parientes y hermanos a cuya causa es parcial a muchas cosas a las 
partes que antel litigan Resciben mucho daño e agravio. 

Otrosi diego hurtado es thesorero de la casa de la moneda e pone 
ministros que son muy rricos para hasellos francos de que se sigue 
mucho perjuizio a vuestras Rentas Reales e a los otros pecheros su- 
plicamos a V. M.^ mande dar provisión declarando en que cantidad 
a n de tener de hacienda los monederos porque alia no se sabe la 
cantidad que an de tener e ay monedero que tiene dos quentos de 
hacienda e no pecha. 

Ansimismo so graves penas mande V. M.^^ a los dichos monederos 
que no acudan a casa del dicho diego hurtado a ningunos llama- 
mientos que les sean hechos ni de su grado con armas ni sin ellas 
porque todas las vezes que los de casa del dicho diego hurtado n*on- 
pen o atraviesan con la justicia todos rrecuden a su casa como va- 
ledores della e a los que no vienen les tienen enemistad e les pro- 
curan de hazer daño en quanto pueden e que solamente vayan los 
dichos monederos a labrar a la díiá|a casa c no a otra cosa e so las 
dichas penas mande a los dichos monederos que no acompañen jun- 
tos ni de por sy a otra persona sino a Vuestras justicias quando los 
ovieren menester porque asi conviene a Vro Real servicio. 

Otrosi decimos que en la Residencia se demando al lic.^o Cervan- 
tes ciertos alabarderos que avia traydo siendo Alcalde y el respon- 
dió en su descargo la nescesidad que tuvo para andar aconpañado 
y que la Gibdad se los avia mandado Resoebir porque teniendo las 
varas el es su alguazll R.^ Hanrrique hermano de diego hurtado y 
don hurtado su hijo hizieron ayuntamiento de gente para los matar 
temiendo que no les acaesciese a ellos lo que a otros alguasiles e 
alcaldes que fueron muertos e acuchillados por andar mal acompa- 
ñados y en Respuesta desto y replica de lo quel dicho lic.^o alego 
en su descargo | el canónigo d.° Manrrique primo hermano de diego 
hurtado aviando andado muchos dias ausentado por temor del di- 
cho licenciado porque no le notificase cierta provisión de V. M.^ en 
que le esta mandado parescer en vuestro muy alto consejo no sola- 
mente páreselo ante el dicho Oñate juez de residencia pero presen- 
to un libelo ynfamatorio en que dijo muchas injurias y cosas feas y 
deshonestas de caballeros Regidores cibdadanos e otras muchas per- 
sonas honrradas ofendiéndolas en sus honras e linages e antes que 
lo presentase andovieron de casa en casa el dicho canónigo e otras 
personas con el mostrándole a cuantos le quisieron oyr | y el lic.^<^ 



k^ 



L. 



i 



.■á 



r,^' >*-'^ 







is>>' 



KM 

alguaciles del dieho hef óando de Rebolledo, de aqaelle yo no loaia 
colpa QÍ se hallo contra mi y sucedió por particulares diferencias 
que con ellos tenían | y sobrello fue embiado por pesquisidor na 
lio.do hinestrosa que procedió contra los delinquentes e los senten- 
cio e castigo e hizo condenaciones e llevo salarios asy que sabida la 
verdad yo estoy ynocente e syo culpa del dicho caso | ni menos se 
hallara que yo tengo culpa de la muerte del criado de don Alonso 
pacheco ni aun mis criados porque pasa desta mana que podra aver 
doce años que un juan de Villafranca ovo question con aquel criado 
de don Alonso pacheco y se acuhillaron | y el VíUafrauca le dio 
cierta herida o heridas de que después murió, y porque tres criados 
míos se acertaron acaso en la question que fueron a despartir | e 
acompañaron al dicho Villafranca hasta que entro en una yglesia 
se hilo proceso contra ellos e por ser clérigos el jues eclesiástico de 
la dicha cibdad a los dos que hallo sin culpa del dicho acompaña- 
miento los desterro de la tierra por ciertos años e se fueron a la 
guerra de los yelbes donde murieron y el otro fue dado por libre e 
quito porque ninguna culpa tovo y agora es clérigo de misa y muy 
menos culpa tube yo que no me hallQ presente ni la question toca- 
ba a cosa mia lo de la estocada se dix que se dio a un alguacil que 
se llamaba nieto como quiera que yo a la sason no estaba en la cib- 
dad ni tuv e ni pu de tener ninguna culpa en ello diré lo que pasa 
ques desta mana que avra nueve años que estando presos dos cria- 
dos mies en la cárcel del Obispo el dicho Alguacil yntento de los 
prender y el uno dellos por defenderse le dio una pequeña herida 
sobre lo quai fue por jues pesquisidor e| lic^^ pomareda y llevo 
consigo por alguacil a gusman alguacil desta corte y como quiera 
que los dichos mis criados se absentaron por miedo del dicho pes- 
quisidor e se fueron al Ueyno de Aragón donde estuvieron muchos 
años y el uno dellos <nurio alli porque heran casados fueron conde- 
nados en ciertas penas y tomados sus bienes | y aquello fue ya sen- 
tenciado y executado. asy q.o contra lo que contra mi se dise es de 
cosas viejas y sentenciadas y castigadas y de que yo no tengo nin- 
guna culpa I en que se manifiesta bien la enemistad y dañada yn- 
tención que contra mí tienen a han tenido los dichos Regidores e 
esorivano. 

yten al otro capitulo en que se dise que un criado mió mato a un 
vecino de la dicha cibdad que se llamaba Ayllon. y que yo favo- 
rescí e Recebte al que le mato y que V. M.t mando dar cartas e so- 
brecartas para que viniese a su Real Corte | digo que en tiempo de 
las alteraciones e movimientos pasados podra aver quatro años que 
un Joan de Roqueña herrero estand'» en so oficio de herrería sobre 



J 



3Í8 
ordenaron un escrito que mas verdadera mente se podra decir libelo 
ynramatoi'io en el qual con la enemistad que me aa tenido e tienen 
no haziendo al proposito de sus dercnsiones por me dañar e disfa- 
mar me publicaron por deservidor de V. M.' aviendo sido verdade- 
ro servidor e saqueado por la Comunidad de la dieha Cibdad e lo 
presentaron en juizio | e a esta cabsa me fue for9ado tomar por mí 
honrra e fama y en defensión della como me sea licito defender la 
vida e la fama pude ynformar e decir por escrito en juysio las cau- 
sas de la enemistad que los sobredichos me lenian e por donde el 
dicho lic.^o no se debiera de juntar eon ellos mayormente que las 
eosas que dize no las dixe contra cavalieros ni generalmente salvo 
contra los dichos lic^o Cervantes e sus consortes e dize cosas ver- 
daderas o notorias e aquel no es libelo ynfamatorío ni conourren en 
el las cosas e calidades que en derecho se requieren para serlo | e 
no se bailara que yo andovieae leyendo en secreto pues se avia de 
presentar en pnblioa abdeiicia como se presento ni fue ynfamatorio 
ni ynjurioso ni para segairse del los escándalos ni los otros incon- 
venientes que los dichos Regidores dizen segund que por el páres- 
ela y no se hallara por verdad que otro escrito ni libelo yafamato- 
rio como ellos diien no aya echo ni visto direte ni indirete. puesto 
que los diohos Hegidores usando de las cablelas qne suelen digan 
en un testimonio que pidieron antel dicho juez de Besidencia que 
piden que les de traslado de otro libelo ynfamatorio que dicen que 
estava Grmado de letrados. 

y pues por la dioba residencia secreta y publica del dicho lic.^ 
Cervantes costara a V. H.t como el y los dichos sus amigos se jun- 
taron e ordenaron primo el dicho su libelo ynfamatorio contra mi y 
si les toman juramento creo que do lo negaran y se podra probar | y 
dieron cabsa que de necesario oviese de Responder por escrito al 
dicho su libelo, pidoysuplicoaV. M.* mande ver la dicha residencia 
porque vista costara de mi descargo e ynooeocia e me mande dar por 
libre e quito de los dichos capítulos e dar lioencia para que yo me 
buelva a residir en mi yglesia y no ande aqui distraydo della. pues 
los diohos Regidores sy aqui están eg por defender al dicho Lic.do 
Cervantes cuyos fiadores son e asymismo de las culpas que en la 
dicha Residencia contra ellos están probadas e sentenciadas puespa- 
resce claro que por dar color a su estada aqui han presentado los di- 
chos capítulos y no porque sean verdaderos ni de la nana que dizen. 

Huy poderosos Señores. 

dize diego hartado de Mendoza que ya V. M> sabe como a causa 
que vino a su noticia que g/ hernandez e hernando de Valdes rre- 



r' 



daba el dicho lic.<^ Adur98 e maltratado el dioho R.° Haarriqne her- 
mano del dicho diego hurtado le llevo a su ossa donde le tubo oin- 
quenta dias e le hizo curar de tal manera que por au buen rreoabdo 
e ouydado bivio y es de creer que sea wj verdad pcu* quel marques 
de falces le llevo por ulIcalJe a ynlercesion del dicho d." hurtado y 
que los que le acuchillaron ni eraD criados ni amigos suyos ni el 
loa aoogio ni rreoibio. 

que a lo que dii que aalieron a malar al XkA" Cervantes qae lo 
que pata es que sU alguaxil quiso tomar las armas a unos orlados 
de Rt" Haiurique su hurmuno dexandolna traerá otras muchfls per- 
sonas los quales porque diz que se le de Tea dieron e el dicho al)(na- 
(il e sua houbres cortaron las manos a dos bonbres dellos y al ulro 
dieron una cuchillada en la cabera de que üsIuvo a la muerte y no 
contento deslo el dicho lio. ^o Cervantes lleVanloqae le querían ma- 
tar como parecerá probado por la Residencia que se le a lomado y 
no enbargante que esto pasa asi V. H.* proVeydo al dottor quiros 
por pesquisidor sobrello el qual cubro cient ducados de salario el 
procedió en rrebelilia contra don hurlado hijo del dicho d," hurta- 
do por no estar en la guerra e dio sobrello ciertas sentencias por las 
quates el se hubo presentado aitte V. U.* e fue rreinitido el proceso 
a los Alcaldes de la Cbanoilleria de granada donde a^ora pende el 
negocio. 

que en lo que disen que se labre la Sierra contra el tbenor de 
ciertas sentencias por los vasallos del dicho d.** hurlado dice que da 
su consentimiento e voluntad no se probara con verdad averse echo 
antes después que se dieron las sentencias e oarta executoria el lea 
ha vedadu e lo vedo basta el tienpo que eslubo rrebuelta la dicha 
cíbdad que se apregonu en ella que labrasen en la dicha Sierra los 
que quisiesen paitándole cierto tributo a la oibdad porque parescio 
ser oosa muy ulil e provecbosaa ella e ssy a esta causa hernandode 
Valdes uno de los Regidores que aqui están Tue a patencia a pedir 
en nonbre de la dicha cibdad que se labrase la dicha syerra e V. H.' 
mando proveer do una provisión para la justicia que hubiese ynfor- 
macion de la utilidad e provecho» della e se truxiese al Consejo lo 
qual se truxo e hasta agora no se ha visto antes se ha proveydo de 
un pesquisidor que execuie las sentencias e en quanto a laa penas 
en que yncarrieron lo sobresea hasta hacerlo saber a V. H> y ssy 
suplica a V. M.t mande ver la Relación quel pesquisidor que alia es 
ydo a fecho de la dicha ynfurmacion que acá esta e sobre todo pro- 
vea lo que fuere servido. 

(Dice que no sabe la tala de los montes y toma de los t^rminoadc 
la ciudad.) 



1 loB casas que compró «n Arévalo de la mujer y herederos de 
laB Velázquez, Contador mayor que fué. Dichas caeas esto- 
ID pegadas á la cerca y muro de dicha villa, cerca del rio Are- 
üiUo. 

Mftdríd. 

£1 Tesorero Pero Alvarez de Montoya entabló demanda (1) 
lutra el Bachiller Caeiillo y Juan Negrete por ciertos toros que 
sacaron para correrlos en Madrid al saber la noticia del nom- 
amiento del Obispo de Zamora para el Arzobispado de Tole* 
). La orden, firmada por el Bachiller Castillo y Juan N^rete, 
iva la fecha de 30 de Marzo de 1521, y ambos fueron conde- 
idos & pagar seis mil maravedís y las costas, 

bjarias ti. Emperador. 

En 1.* de Septiembre de 1524 (3) y en la ciudad de Soria, se 
rmó proceso á Juan de Barrio, Regidor de dicha ciudad, y 
tan Garcl% de Medrano y otros sobre lujurias al Emperador. 
% denuncia la hizo el Eegidor Juan de Barrio, diciendo que 
arcía de Medrano, al regresar de la Corte, habla dicho mu- 
ías nuevas escandalosas y en deservicio de S. M. y dafio de 
18 Reinos, toles como que el Emperador quería empeñar tres 
cuatro ciudades de estoa Reinos al Rey de Portugal por ha- 
ir dineros, quitar la Inquisición, hacer por dineros mil ó dos 
il hidalgos, bajar la moneda en daQo del Reino, tasar las ba- 
endas por llevar dineros, y para ello quería llamar Cortes, 
iplicó que, recibida información, se hiciera cumplimiento de 
sticia. No consto la resolución que se adoptó. 

SaUmuoa. 

Entre Cristóbal Suárez, ConUdor de relaciones, y DoQa Jua- 
i Pimentel y su yerno Diego de Tezeda, se siguió un pleito 
bre un Regimiento en Salamanca (3). 

(1) Arch. gen. de Sim., Consejo ¡leal, P. P. y Exp., leg. 133. 
(9) ídem id., id. id., P. P. y Exp , leg. 69, fol. 13. 
[3) Tomillo, tomo XIV, ni&m. 77. Hay error. 



,1 

A 



fdeee á Atimra, practicaee la infonnacióD mandacla y en- 
í preeo A la Corte y cárcel Keal Á dicho Alcalde. 

Olíala jol. 

D Calataynd, á 23 de Abril (1), Be dio carta crodeDcial al 
'egidor y Procuradores de Calatayud, para que 8. M, Oató- 
ateudioBe la aoücitud que en nombre de la Comunidad ha- 
Maitin Naliarco y Ajitóa Per. 

QalIeU, 

I B«y eflcribió deade Burgos á 16 de Julio una carta á Don 
Qnio de la Cueva, Gobernador de Galicia (2), diciéndole que 
ba muy bien en haber hecho justicia de algunos malbecho- 

y que venidos los de Portugal también lo baria asi, y le 
irgaba que tuviese especial cuidado de esto, puee veía lo 

importaba á su servicio como al buen gobierno y oonser- 
Ón de aquel fieino, que «n ello le serviría mucho. 

irigda. 

>. Juan de Lanaza escribió desde Zaragoza al Rey el 2 de 
nombre (3), congratulándose de su próxima venida á Ars- 
, y participando que se hacían los uombramieutos de per- 
as para los cargos de justicia, y que no se cortaban las dife- 
úaB entre Zaragoza y las otras Universidades. 

Oatalnña. 

U Prior de Castilla, desde Gerona á 17 de Julio (4), escribió 
arloe I acerca de los tratos que llevaba con los comuneros 

I) Real Academia de la Historia, Colección Salaaar, A-Zi, fo- 

100. 

í) Arch. gen. de Sim., Cédulat, lib. LXIX, ful. 188. 

)} Beal Academia de la llUtoria, Coieccióa Salatar, A-Bif ío- 

I3S. 

1) Ídem id., id. id., ^-31, fol. Í7i. 



Diego de Ateca j nu hNnunos elenrm Memorál i Cu- 
loe I deede BoifOÉ eo Julio de 1524 (1), nplieeDdo «Igaiu gra* 
táñ en afaoeí^ á heber maevto eoTeDenedo m padre pcw loe 
ecnmuieroe euando le toñeroa pneo. 

itruet ti Oarteil di Tsrtm. 

En Burgoe, á 21 de Abril, ee expidió Beel Cédala (2), man- 
dando pagar loe airasoe al Cardenal de Tortoea, Gobeniador 
de eetoe Beiooe, Comenzó á desempatar el cargo el 17 de Majo 
de 1520, y tavo noticia de sa elevadón al pontificado el 9 de 
Febrero de 1532. Tenia eetlaUdo como salario tree cuentos de 
mararedfs al aDo, qae montaban ocho mil ducados. Le corres- 
pondían, por conaigoiente, en loe veinte meses ; veintitrés dita 
qae ejerció el cargo de Gobernador, cinco cuentos y ciento no- 
venta y un mil enscientos sesenta y ma maravedís. En la mis- 
ma Real Cédula se detallan las partidas reeibidas y ee ordenó 
qne, presentando las cartas de pt^o de Su Santidad ó de quien 
su poder hubiere, se le diese finiquito de la mea<»onada suma. 



El Duqne de Sesa, desde Roma á 12 de Abril (3), escribió & 
D. Carlos I sobre la suspenflión de las preaeiilaeioDes para las 
iglesias de Toledo, Sevilla y Córdoba. 

(4) Beal Academia de la Historia, Coteccián Solazar, A-iS, fct- 

lio sdo. 

(2) Arch. gen. de Sim., QuitacUmes, lib. V. 

(3) Real Academia de la Historia, Coíecettfn Salatar, ^-16, ía- 



538 

votaron an aumento de senrido de ciento cincnenta millones 
para qoe devolviese las sumas recibidas. £1 Bey accedió al 
deseo de las Cortes, que preparaba la posible anión de Espafia 
y Portugal, y concedió á los pueblos el encabezamiento perpe- 
tuo de las alcabalas y tercias^ origen y causa principal del mo- 
vimiento de las Comunidades. 

£1 Almirante de Castilla, más reconciliado con el Rey desde 
que le vio emprender con reaolufsión el camino de la clemencia, 
obedeció el Real mandato de ir á Tordesillas acompafiando á la 
Reina de Portugal, que deseaba ver á su madreí y cumplido 4 
mandato y repitiendo el descontento que la Reina Dofia Juana 
sentía de los Marqueses de Denia, manifestó su resolución de 
retirarse á su casa, donde estaría para servir ¿ S« M. 

Al Obispo de Zamora se le permitía conferenciar con cria* 
dos del Duque de Nájera y ser interrogado por el Alcaide No- 
guerol acerca de los préstamos y beneficios que había hecho 
durante el tiempo de su prisión Gutierre Lope? de Padilla, her- 
mano de Juan de Padilla; insistía en que se le entregasen los 
bienes del mayorazgo de su casa y el solar de la ca^a qu§ ha- 
bitó el héroe toledano, resultando desacuerdo entre el Consejo 
Real y el Rey. Aumentaron las reclamaciones de daños y re- 
paraciones; se concedieron numerosos perdones y mercedes; se 
celebró concierto en 28 de Febrero con D. Atauasio de Ayala 
acerca de la sucesión de los bienes de su padre, y se coufirmó 
á D. Diego Martíuez de Álava en el cargo de Diputado general 
de la provincia de Álava por todos los días de su vida. 



Oortes. 



Encontrándose el Rey de Espafia en Toledo á l.o de Mayo 
de 1625, convocó Cortes para el l.^de Junio próximo (1), con el 
objeto de tratar de cosas tocantes al servicio de Dios y procomún 
de estos Reinos y otorgar el servicio y lo dsmás que se les en- 
comendare. Se remitió á las ciudades y villas de voto w Cortep 
la minuta del poder que debían dar á sus Procuradores, y aqué- 
llas excusaron el precepto dando instrucciones especiales á sus 

(I) Anebivo monÍQipal de SurgOii leg. i."*, aMidp 1.^ m&nit S6* 



''fW 



"i; 
.1 . 



tí- 







540 

se aplazaron las sesiones para cuando las ciudades y villas hu- 
bieren contestado respecto al casamiento de S. M. 

El Licenciado Luis Pérez, Juez de residencia en Jaén, remi- 
ró al Emperador el acta de la sesión del Ayuntamiento de di- 
cha ciudad de 16 de Junio, y la carta dando cuenta de lo que 
se había deliberado y del hecho de haber puesto presos algunos 
Begidores que querían conservar el cuento pasado. Y en 21 de 
Junio volvió á escribir el Licenciado Luis Pérez participando 
que el poder se otorgó por veintisiete entre Veinticuatros y Ju- 
rados, excepto dos, que eran Gaspar Vélez y el Jurado Espino- 
sa, á quienes tenía encarcelados, para que aprovechase para 
adelante. La carta dice así: 

Carta del Licenciado Luis Pérez, Juez de residencia, al Emperador, 
fecha en Jaén á 21 de Junio de L525 (1). 



s* c, c mj 



'\' 



por una carta de Yra M.i se me eobio a mandar diese forma como 
el poder que V. M.^ se enbio a mandar a esta cibdad para los pro- 
curadores della se despachase bien y breuemente por manera que 
se otorgase y de lo que en ello se hiziese diese luego aniso y como 
vi el mandado de V. M.t procure con la mayor diligencia que pude 
de juntar estos cavalleros y porque algunos estavan derramados los 
junte y les di la c.^ de V. M.t y todo lo demás que con ella se ynbio 
y trabaje para que el poder se enbiase y muy cunplidamente y que 
no oviese en ello dilación alguna porque con qualquiera que oviera 
y. Mg.^ Recibiera deseruicio y no obstante q uestes Regidores y ju- 
rados son verdaderos seruidores de Y. Mag.^ un gaspar Velez veyn- 
te y quatro y espinosa jurado dificultaron el negocio y no quisieron 
dar poder diziendo las palabras que V. M.^ por el testimonio vera y 
porque de sus palabras amotynaban algunos de los otros de ayun- 
tamiento y porque parescio que querían seguir o escomen9ar el 
cuento pasado les mande prender y ansy quedan presos hasta ver 
lo que V. M.t me enbie a mandar lo que sera seruido que en ello se 
haga y con esto se sonsego el ayuntamiento y veynte e syete cava- 
lleros que para esto se avian juntado dieron el poder y muy cun- 
plido como V. M.<i por el vera y esto se hizo con ayuda e favor del 



(i) Arch. gen. de Sim., Cámara^ MemaricUes, leg. 475, fols. 93 
y 94. 






maoo «D so favor ftw entre Sa M.* y el oonovrtaclo entre otras oosu 
K falliere oasamiento entre Sa H.' y U princesa de ynglaterra ra 
hija con dote de un oaento de ducados y con promeBü que ounplien- 
do e consumando el dicho casamienlo ferian jurar a Su tí.* por prio- 
eipe del dicho Qcyno ooD la dicha princesa para subceder en el di- 
obo Reyno de ynglaterra después de los dias del dicho Rey y en vír 
tud del dicho concierto el dicho Rey presto e anticipo una baeni 
parle de dineros del dicho dote, y demás del dicho casainieoto se 
concertó que por la yndiniíiad del dicho Dey de yn^jlalerra pues el 
declarándose en fauor de 6a U> avya de perder lu pensyon que se 
le pagava cada aQo por el Rey de francia y el dolé y soslon i miento 
que ae duva a bu hermana que todo junio moniava cuda ai^o cíenlo 
e treynta mili ducados que Su Hg.t oviere de pagar caila año la di- 
cha suma, fasta que por guerra o {>or paz fuese Reintegrado el di- 
cho Bey de ynglaterru de la qual yndtnidad se deven ya tres años, 
los quales tanbyen vernand en diminución del dicho dote y pues 
conoscian lo que ynporta el dicho casamiento e de quand frulo es 
tener aquel Reyno de ynglalerra unido e junto con estoe Reynos y 
con los Señores de Qaodea e de quunU ynportancia es conservar la 
amisud del dicho Rey de ynglalerra no (Mrescia oonviniente que 
sin espreso consentí miento del dicho Rey de ynglalerra se tralaae 
otro casamiento e aunque el mismo Rey se oonlenlase de casar su 
bija eo otra parle y dexar libre á Su M.t para poderse casar como 
lo pedia pues esto no lo consentiría sin cubrar lo que le ea debido, 
que asciende a muy grand suma de dineros. Seria Raiun que se le pa- 
gase lo debido e se biiiese con el nuevo Cüncierlo. a su conlentam.*» 
para conservar y enlrelooer su aniisiad que olra mana seria muy 
grand inconveniente para eslos Reynos de perder su amistad y el 
grand provecho que della se puede seguir por ende que su Señoriu 
de parle de Su U.' les rogu\a y encurgava que quieran bioo oiirar 
y consyderar lodo lo que es dicho y aver el Respelo que conviene 
al estado de las cosas prefenlese plülycar entre ellos el Remedio 
eoQ el qual se puedan obyar los dichos ynconvioientes conservando 
la amistad del diobo Rey de ynglalerra y (auoresiendo lo que eun- 
pLe al byen desloa Beynos. 

después de lo aasodicho el dicho seKor grand chanciller dos dixo 
qne por el amor que liene a eatos Reynos e el bien delloa aunque 
no le pidiésemos consejo, paes que podíamos oonoscer la diQcalled 
y perplezídad del negucio quería uomo de suyo darnos su pareaoer 
el qual podríamos pensar y oonsulur y es que por encaminar tüen 
esle negocio se debía ofrescer servicio tal que satisriiiese a la nece* 
sidad OOD que este servioio se otorgue «""'*■'>'""<'' ■n*') ti* eo caso que 



643 

el oasamiento se haga y no de otra mana porque no basiendoae el 
casamiento no qnedeys obligados a lo que por la dicha cabsa se pro- 
metiere. 

muy mag.^ Señorea. 



Vra Señbría nos mando por sus cartas que suplicásemos a Sq H> 
que tubiere por bien bazer inrd a estos Reynos de casarse todos los 
procuradores del Reyno se juntaron a esta suplicación y que S. M.^ 
se casaré con la ynfanta doña ysabel do portugal que dizen que es 
la mas excellente persona que se sabe en la Xpiandad y esta en 
edad sy dios fuere seruido de hazer tanto bien e mrd a estos Rey- 
nos, de dalles subcesion y subcesores. a nueslro Señor ynflnitas gra* 
cías Su M.i por baier mrd a los Reynos Respondió que era contento 
pero que era necesario que el Rey no le hiziese seruicio porque 
Su M.^ tenia concertado con el Rey de Inglaterra de se casar con la 
hija del Rey de Inglaterra y que Su Mag.*^ tenia Rescebido mucha 
suma do dineros y otras cosas segund que Vra Señoría vera el con- 
sejo del grand chanoiller que lo enbiamos a Vra Señoría y porque 
la cosa es de tanta y n portañola aunque el poder que acá tenemos 
por el pddriamos otorgar todo lo que a nos paresciese pero suplica- 
mos a Su M> nos diese licencia para consultar con Vra Señoría por 
tanto V. S/ vea bien en ello y enbie a mandar lo que les paresoiere 
que este servicio se a de otorgar con tal condición que se oasecomo 
dicho tenemos e syno se casare en portugal no vala lo que asy pro- 
metiéremos e ofresoieremos asymismo se pi Je por Capitulo gea*^ que 
las GÍbdades que se quisieren enoabe9ar Su M.^ las mande dar por 
el tienpo que las quisiere por prescio que agora esta sin aver con- 
sideración a la puja de barcelona porque avemos hablado a los con- 
tadores mayores y dizen que no pueden mas de por quatro años 
yira S/ nos oicriva en lo uno y en lo otro lo que les paresciere que 
devemos bazer e sy otras cosas mandan, enbyen a mandar, asy- 
mismo avemos pedido como nos lo enbiaron a mandar por sus car- 
tas al señor pesquisidor no nos han respondido hallamos buena vo- 
luntad y dicho quantas buenas obras e quand provechosas a fecho 
y faze su mrd trabaxaremos lo pusyble nuestro Señor las mag.<sM 
personas y casas de Vra Sra guarde de toledo a nueve de Junio que 
besan las manos de Vra Señoría, luys mexia. Melchor de mingoUa 
y en las espaldas dezía a los muy mag.<^ Señores el Concejo just.* 
Regimiento de la muy famosa cibdad de Jaén mis señores. 

E asy ley das gaspar Velez de mendü9a veynte e quatro dixo que 
iMi parescer es que a Su M.^ se suplique tenga por bien de no man- 



/^ 



544 
dar echar nías aervicio a estoa sus fteynos de lo que fasta aqui se a 
concedido porque asy convieae a su servicio y que fasta tanto que 
sea yorormada de los trabajos e Tatygas destos sus Reyoos quean 
pasado de haDbres e pestileocias e otras necesidades e yuconvi* 
nientes que se podriao dezir no dan su poder a los procuradores de 

i, cortes fasta tanto que Su H.t sea ynformado de lo susodicho e sy 

I otra cosa Su H.' mandare después de ser ynforniado entonees baria 

y, lo que Su M.t fuere servida. 

í Hartyn despinosa Jurado dixo que Requiere al señor pesquisidor 

* e a la cíbdad lo contenido en el voto e parescer de gaspar Veleí de 

k Mendoza veinte e qualro. 

luego todos ios dichos seSores que demás estauan en el dichoca- 
bildo otorgaron su poder oonplido a luis mexia e a meichor de mio- 
goUa veynte e quatros procuradores de corles oonforme al razooa- 
mieato del gran chanciller e a lo que escriven los dichos procura- 
dores de Cortes. 

luego los dichos señores mandaron esorivir una carta a Su M .( in- 
formándole de las necesidades questa cibdad y el Reyoo lyenen ea 

i tenido de hanbres y pestilencias e asymismo otra carta a los dichos 

procuradores de lo mismo y que antes quel poder muestren den la 

> carta a S. M.t y le ynformen e supliquen lodo ello y en caso que to- 

davia Su M.* fuere servido que se le otorgue el dicho serv." para el 
dicho casamiento trabaxen que sea lo menos que pudieren e la paga 
que sea por el mas tienpo que pudieren por ratón de la necesidad 
desta cibdad el.* et." 

Reunidas las Cortea el 17 de Agosto, cuando ya el Rey ha- 
bla contestado los Capituloe presentados, se h¡EO notorio el ge- 
neral deseo de que el Rey casase con la Infanta de Portugal, 
y otorgaron uu uuevo servicio de ciento cincuenta millonea sí 
se casaba con la lufaota y deshacía los compromisos adquiri- 
dos con el Rey de Ioglat«rra, y á coadicióD de que ios cuatro 
milloDes que votarou anteriormente para repartir entre toa Pro- 
caradores, saliesen de los oieoto cincuenta últimos. El 18 de 
Agosto las Cortee comunicaron estos acuerdos al Rey, que did 
las gracias, ofireció casarse con la Infanta de Portugal ; decla- 
ró t«rminadaa las Cortes. Los Capítulos contestados por el Rey 
erao setenta y uno, que han sido publicados (1). Para imprí- 

{i) Beal Academia de la Historia, CorUl de lean y CatíiUa, lo- 
mo IV. 



I 



5i« 

gando et parentesco de cuarto grado de coi 
9zietía eotre Ior futaros cónyuges. Cou efecto 
[sabel era hija del Rey D. Manuel de Portí 
Dofla Marfa, hija de los Reyes CatólicoB (1), . 
te, era Do&a Isabel prima hermana del Empí 
Je hermauoa. X^rminadoa los Tratados, saliei 
Je Kuero de 1526 para Badajoz, D. Feruand 
que de Calabria; el Arzobispo de Toledo y e) 
Acompañados del de Mediuasidonia, del Con 
del de Aguilar, et de Beualcázar y otros mut 
balleroB. La eulrega se hizo con grau solemí 
ro, y el 3 de Marzo se hizo á la Emperatriz 
bimiento. El siguiente día LO se desposaroi 
presente, tomándoles las manos el Cardenal ', 
y diciendo la misa de velaciones pasada la n 
matrimonio tuvo un marcado carácter polfti( 

Gorr«epondenci& del Áhnir&nta ds GutilU oon «i 

El Almirante de Castilla, más humaniza 

[jue el Emperador sastituia el sistema del I ^.. 

Blemencia y el perdón, obedeció el Real mandato de que fuese á 
Pordesillaa ecompafiando Á la Reina de Portugal, que el 1.** de 
Bnero habló Á la Reina DoOa Juana, su madre, para pedirla 
licencia y la bendición, y salió más que de paso. En la carta 
i)ue escribió refiere el estado de la Reina y sus extravagaociaB. 
La de Portugal sintió tanto el apartarse de su madre, qae le 
costó un buen desmayo. El Almirante se iba á su casa, donde 
setaria para servir á S. M. La carta del Almirante estaba re- 
dactada en los siguientes t^ruiÍDoa: 

(I) Pr. Enrique Plóreí, Memorial de las Heituis Católica», lo» 
110 II, pág. 866. 



5i8 

do loe Marqueses de Denia. Y en otra del 20 del mismo mes, 
desde Mediua de Rioseco, felicitó á S. M. por su convalecencia 
y repitió algunos detalles acerca del disgusto de la Reina con 
los Marqueses de Denia, y sentía mayor trabajo de oírlos que 
sintió la ida de su madre. La carta del Almirante de Castilla 
dice asi: 

Carla del Almirante de Caslilla al Emperador, fecha en Medina á 

20 de Enero de 1525(4). 

S. C. C. M. 



aqay man escrito que Vra Majesta va mejorando y porque los 
desordenes en la oonvalesencya son mas pelygrosos quen la dolen* 
cya sopiyco a Vra Majesta que se goarde. 

Guando por mandado de Vra Majesta fue a lordesillas able algu- 
nas vezes a la Reyna nuestra Señora y en verda Señor que con todo 
su travajo se le conooya el descontentamiento quo tyene del mar- 
ques y de la marquesa que tanto que siento mayor travaxo de oyllos 
que synlyo de la ydn de la reyna y por parecerme obra muy piado- 
sa la escry vo a Vra Majesta que para ablar en esto parece que tycne 
todo el ser que qualquyera puede tener y en salyendo dello esta tan 
desconcertada como Vra Alteza a vysto parecyome que lo devya 
azer saber a Vra Majesta no lo terna por yero pue Vra Alteza cono- 
ce la bolunta ques la que me aze por servyoyo de Vra A lteza olvy- 

dar los de guarde dyos la muy real persona de Vra Majesta de 

medina a xv. de enero. 

Servydor y basallo que los reales 
pyes y manos de V. S. G. G. M.^ 

vesa ^ 

el almirante Gondc. 

TordOBÍllas. 

Desde Toledo, á 12 de Mayo (2), se expidió Real Cédala al 
Corregidor de Tordesillas, ordenándole hiciese información de 

(1) Arch. gen. de Sim., Estado^ Castilla^ leg. 43, fols. 44 y 45^ 

(2) ídem id., Cédula», líb. LXXII, foL 76. 



r* • 



550 

ciertas oosae, hallándose presente dicho Alcaide. Y por otra de 
80 de Junio (1) se encargó á Mendo Noguerol averiguase del 
dicho Obispo qué beneficios y préstamos había renunciado des- 
de que estaba preso, en qué personas y en qué partes y ante 
qué notarios y por qué cansas, enviando relación de ello. 



Mide. 



El historiador Qamero (2), al ilustrar la Relañán de Alcocer, 
dijo en una nota, que en 1525 D. Gutierre Padilla, hermano 
del Jefe comunero, solicitó que se le diese el solar de las casas 
de éste por ser de su mayorazgo, y que quitasen de allí el pa- 
drón que habían puesto, trasladándolo á otra parte. Vióse esta 
petición en el Consejo y se accedió á ella, nq sin alguna con- 
tradicción por parte de los Fiscales; mas por respetos á no sé 
qué género de consideraciones, el fallo no se llevó á efecto. 
Volvió á insistir D. Gutierre en 1552, y una Cédula de Feli- 
pe II se lo negó rotundamente, enviándole á decir el Bey por 
separado que no le molestara otra vez acerca del asunto. 



Tapes. 



En 1525 se siguió pleito ante el Consejo Real (8) entre Alon- 
so Cabello, vecino del lugar de Azaña; Juan de los Llanos; Ca- 
talina Martínez, viuda de éste, y Alonso de Salcedo, como tu- 
tor y curador de sus hermanos, hijos de Alonso de Salcedo y 
de María Torralba, vecinos de Ciruelos, con varios vecinos de 
Yepes sobre indemnización de los dafios que les habían causa- 
do en tiempo de las Comunidades porque seguían el partido 
del Rey, y en particular á Juan de los Llanos y sus hermanos, 
hijos de los susodichos Juan y Catalina. 

(1) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXXI, foi. 432. 
(8) Camero, Relación de Alcocer ^ nota 36, pág. 425. 
(3) Arch. gen. de Sim., Consejo Real, P. P. y Exp., leg. 87, fo- 
lio 46. 



sr^«.'" 



-'.r^-. '— '■V:% ^^ ^^~~\^\F^ 



<■ -.." 



\ 



:\* 



^:. 






S.- 



-t. 



:í62 

dro quadrado e de los otros sus consortes vecinos de medína del 
campo eDcabe9ados que se dicen en las rentas de la dicha villa el 
año que paso de jfíDdxx. por la qual en effetto dise que a cabsa de 
las alteraciones de las Comanidades que vbo el dicho año e porque 
ncBvia justicia en la dicha villa los de la Reprobada junta de Tor* 
desillas embiaron alli a medína ciertas personas que cogiesen las 
rentas e cogieron e llevaron todo lo que quisieron dellas y que fon- 
seca vuestro capitán general y con el el Alcalde Ronquillo entraron 
en la dicha villa con gente de armas e la quemaron e saquearon a 
cuya cabsa y por estar quemadas las casas no vinieron a la feria 
mercaderes por no aver donde se aposentar e junto con esto dise 
que se quemaron entonces ciertas roercaderias que estavan dentro 
de la dicha villa por cuya cabsa ceso el trato e comercio e ferias en 
lo qual dize que perdieron quinse mili ducados de oro e que V. A. 
fisco les son obligados a pagarles y sobre ello fase su ynjusto pedi- 
miento j e tanbien dise quel conoiimiento de lo susodicho pertenes» 
ce a los del vro consejo por una Respuesta qiie parece ea las espal- 
das de un traslado de una cédula que esta puesta al comienzo deste 
proceso señalada del Secretario como mas largamente en la dicha 
su demanda se contiene el tenor de la qual aqui ávido por repetido 
digo que fablando con el acatamiento debido que los del vro conse- 
jo no son jueses de la presente cabsa porque por las leyes de vues- 
tros Reynos ellos no pueden conoscer de pleitos ordinarios | syn es- 
pecial comisión de V. A. la qual fasta agora no se ha presentado 
porque la Respuesta que parece dada en las espaldas del dicho tras- 
lado de la cédula no es comisión que solamente es respuesta que se 
dio a aquella cédula que enbiavan contadores señalada para que 
V. A. la firmase en la qual se dise que los dichos contadores toma* 
ron asyento sy a V. A. pluguiese que por los daños de medina se 
Recibiesen en quenta a los encabezados tres mili ducados y para 
que se firmase dieron petición en madrid e presentaron el dicho 
traslado de cédula con la Respuesta en las espaldas | e como enton- 
ces no se fiso lo que pedían después, ay ni en toledo han puesto la 
dicha demanda juntamente con la dicha cédula e Respuesta y quie- 
rense ayudar de la dicha Respuesta para desyr que por virtud della 
los del vro consejo son jueses de lo que agora pide a viéndose dado 
la respuesta sobre cosa diferente de la que agora se pide porque 
pido e suplico a V. A. que manden pronunciarse por no jueses e 
remitir la cabsa a quien della deva conoscer e sobre esto pido justo 
e debido pronunciamiento e protestando que por cosa que diga e 
alegue, no sea visto apartarme desta declinatoria digo que en caso 
que lo susodicho cesase que no cesa que por aver puesto la díoha 



\ 



la M hilieron e eo el tomar de las didias rentas sy las toman» 
de la Baprobada janta no pueden pedir Remisión ni descueoto 
r ello pues qae por sa cabsa o culpa les vinieron los dichos da- 
) I mayormente que los dichos daños caso puesto que algunos Be- 
lieron no fueron en tanta cantidad y devenios pedir sy vieren 
e les cunple s las personas que fueron de Comunidad que no fue- 
I eceptados en especial para proceder contra ellos por todo rigor 
derecho en las penas que yncurrieron por ios dichos delitos de 
nnnidad, los otros que fueron perdonados no fueron perdonados 
10 solamente del crimen | y non de los dafios que fiíieron e tomas 
las Bentas et.* et.* 



Bl Corregidor de Salamanca, Cristóbal Suárez, ea 11 deElae- 
eaoribió al Secretario Francitico de los Cobos (1), recordán- 
le qae 8. M. perdoDii á Diego de Guimán de laa cosas paea- 
I de las Comanidades, con tal que no entrase en la Corte ni 

Salamanca con cinco leguas alrededor; y como teofa su 
la, mucboB hijos y negocios que proveer en OcaDa j Sala- 
inca, era muy honrado caballero y muy aefior suyo, recibi- 

muy gran merced se le hiciese cumplidameute en visitar su 
la y eetar en su naturalesa, y también veoir A ta Corte cuan- 
le convinieae, paes sabría muy bien servir á S. M. Aunqae 
habla recomendado la Emperatriz y presentó el perdón qae 
le dio, se decretd que do podia ser. 



Por Beal Cédula de 9 de Diciembre, desde Toledo (8), se 
torizó al Cabildo de la Iglesia Mayor de Valladolid, para que 
nombre del Hospital de luocentes de la villa pudiera seguir 
derecho y justicia acerca de la herencia del Prior D. Alonso 
iríquez, exceptuado, que murió en la Corte de Roma, dejan- 
en sa testamento sus bienes á dicho Hospital. 

1) Arah. gen, de Sim., Cámara, Memoriales, leg. SOS, liA. 68. 
3) Ídem id., Céduias, lib. LXXIV, fol. S7. 



556 

de D, Pedro Kuiz de la Mota. Lo hizo el 
lencia y & súplica de D. Diego, y con obli 
parte destruida, 

&Bkdal&j&r&. 

£n 22 de Septiembre, desde Toledo (1 
dula a) Duque del lufautazgo, al parecer; 
sen saüsfechoB loa dafloe que recibieron 
miiuidadee D. Luis de Guzmáu y sus hi 
máo, Procuradores que fuerou de Guadt 
Santiago, á quienes derribaron bub casas 
haciendas. 

Najen. 

En Toledo, á 27 de Agosto (2), se expid 
sejo Real para que viese los procesos ea 
tra ciertos vecinos de Nájera, priucipaU 
ceptadoB, á solicitud del Duque de Náji 
livianas las penas que se les habían imp 

PerdonH, 

£1 corazón del César lo iiaminó por c 
ladora de la clemencia. En 26 de Buero 
dido perdóu á Francisco de Guzmán, vec 
tuado. En 31 de Marzo (4j ee concedió pe 
Qoifiones, exceptuado, pero sólo en cui 
igual fecha (5) Be oto^ó á Pedro Oonzá 
Salamanca, exceptuado. En 25 de Agost 
Alonso de Arreeu, vecino de Segovia, Pr< 
que fué por dicha ciudad. En 27 de Agos 
á treinta y cinco de los más comprometi 

[«) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. L> 

(2) Ídem id., id., lib. LXXIV, fol. )9. 

(3) ídem id., id., lib. lAiX, fol. 36». 
(i) Ídem id., id., lib. LXXIII, fol. 7S. 
|l>) ídem td„ id., lib. LXXIII, foli 3; 



bordea de BentJago e queremos e mandamM qnt 

□a que por vra privaoioD por dos fue proveyda c 

Otra tal para D.nJuaa de figueroa coa olausuU 
nra corte oinoo legas alderredor delta ni en las < 
Gordova J granada y Xereí de la froatera ni ea 
Us einco leguas alrededor &. 

Otra lal a D.° Hernando de Ulloa de toro oon c 
treys ea nuestra corte con cinco leguas aldem 
cibdad de toro qí en la villa de Vall.^ oon las i 
alderredor &. 

Otra tal a D." inan Fajardo v.' de Uuroia oon 
ea el Beyno de Huroia con clooo leguas alderredo 
tra corte &. 

En otro día se despaobo uiu provisión firm.^ 
Lecara9U S.(>> del cbaaciller don garoi y Garva, 
Hag.* hacen inrd a don Alvaro de Sotomayor hij 
Sotomayor del derecho que perleoeoe a la Oamai 
dicho don p.° de Sotomayor por ra^on de la sei 
cion contra el fecha, y manda que D/ Urraca d 
dre I que ha servido con 2.000 ducados por via d 
dellos por su vida e después suceda en ellos el é 
sus descendientes. 

Bd 21 de Septiembre (1) ae le otorgó, alsái 
al Licenciado Gil Gomales de Avila, Alcaldf 
te (2). £d4 de Noviembre ae perdonó al Di 
rnaadó devolverle sus bienes y reservas fuera 
y restituido á su Bedelia, se preseotó al Clat 
brero de L526. Autosio Bodrígues, vecino de 
tuado como Secretario que fué de la Junta d( 
dolid, alegó que fué á Italia y sirvió ocho afio 
oitoB, oDOootrándose en la batalla de Pavía 
Ñapóles y en todas las cosas que allí sucedif 
perdón. Be decretó f volviendo á servir ./Sot (S) 
eiembre, deade Toledo, ae declaró por Recü C 
nb de Fonseca. Capitán General de estos B 

(1) Arch. gen. de Sim., CéduíoM, lib. LXXl, 
(S) Villar y Maclas, HiUona deSaiamanea, i 
(3) Aroh. gea. de Sim., Guerra, Paptletpan 
vuelto. 



560 



i. *. 



íf 



"T- 



■ «.■ 



^ 



libraBeu á Alonso Ruiz, hombre de armas de la Capitanía de 
D. Diego de Castilla, que prendió en Vilialar á Juan Bravo y 
cogió el estandarte deM. de Masparroz en la batalla de Noain, 
cien mil maravedís. En 5 de Agosto (1) se concedieron á Ro- 
drigo de Tordesillas, á más de veinticinco mil maravedís de 
merced» otros trece mil, librados de tres en tres afios. Al Doc- 
tor Zumel (2) se le situaron ciento veinte mil maravedís por toda 
SQ vida, con tal que este situado no fuese en Avila, Segovia, 
Medina del Campo, Aranda y Sepúlveda. En el mismo día (3) 
86 expedió Real Cédula para que el Licenciado Andrés de Ver- 
gara, no obstante ser Veinticuatro, pudiera ser Alcalde mayor 
de Sevilla, con tal que no tuviese más que un voto en el Ca- 
bildo, acatando los servicios que prestó en tiempo de las Comu- 
nidades, y á ruego de los Procuradores á Cortes por Sevilla. La 
Reina Germana, en carta á D. Carlos I de 17 de Agosto (4), le 
recomendó á D. Diego de Ateca, Gobernador del Castillo de Já- 
tíva, en creencia del Comendador Gilabert. En 25 de Agosto (5), 
á la vez que se concedió al Dr. Zumel la merced ya indicada, 
se otorgaron otras á los Procuradores que acudieron á las Cor- 
tes de este afio. En 1.^ de Noviembre (6) se hizo merced á Luis 
Sarmiento de cincuenta mil maravedís que debía al comunero 
Juan Bravo. A la mujer é hijos de Hernán López, ahorcado en 
Segovia por los comuneros, se les hizo merced de treinta mil ma- 
ravedís desde Toledo á 13 de Diciembre (7). Y D. Pedro de la 
Cueva suplicó que pues en Castilla y en Valencia tomó doce 
banderas de enemigos, se le diese licencia para poderlas poner y 
traer alrededor de sus armas (8). 

{{) Arch. gen.de8im., Cédulas, lib. LXVllI, fol. 407. 
(8) Ídem id., id., lib. LXVIII, fol. 407. 

(3) ídem id., id., lib. LXVIII, ful. 73. 

(4) Real Academia de la Historia, Colección Sala%ar^ i4-45, fo- 
lio 256. 

(5) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LXVIII, fol. 407. 
(0) ídem id., id., lib. LXXI, fol. 233. 

(7) Mera id., id., lib. LXXIV, fol. 21. 

(8) ídem id.. Cámara^ Memoriales^ leg. 493, fol. 429. 



:.Hí.T,1jir- wyí^' T^-'-f ■-fTí »''■- •. •<ir™Jir»'» ; ■ J»f •> ^'»^»'r» ^ ;^ ?'#' 



.Tr- 







t>-^ 



fj- 



86S 

otros se ha Respondido y desviado lo mejor que ser pudo, perooomo 
los deudores siempre huelgan de dilatar las pagas aprouechanse des- 
tos enbara9os por no' pagar ponen escusas porque lo mas desta ha- 
zienda esta en deudas que suma lo uno y lo otro seys mili ducados | 
Sant Juan Ortíz que es el que he dicho va alia a dar Relación y 
quenla de todo esto y para ver lo que V. M.^ manda se haga y que 
le de favor p.* ello y poderes mas cunplidos porque esta hazienda 
brevemente se cobre a su Relación me Remito y crea V. M/^ que se 
ha fecho y puesto toda la diligencia posible. Nuestro Se&or conserve 
y ensalce la vida y estado de V. M.t de Oviedo a xxvj. de Set.« 4525. 

D. V. Ce. Gath. Mag.t 

muy h. siervo y criado e vasallo 

el licenciado 



Velasco. 



Herenda del Conde de Salvatierra. 






Ed 28 de Febrero de 1525 (1) se celebró un concierto entre 
el Coa^endador de Castilla D. Feruaudo de Vega, el Dr. Car- 
vajal y el Secretario Francisco de los Cobos, en nombre de Sub 
Majestades, y el Dr. Zumel, curador de D. Atanasio de Ayala, 
hijo del Conde de Salvatierra, sobre sucesión en los bienes de 
su padre (2), cuyo concierto se confirmó por Seal Cédala en 
Madrid á 10 de Marzo siguiente. He aquí el concierto entre el 
Emperador y D. Atanasio de Ayala: 



Convenio entre S. M. y D. Atanasio de Ayala, hijo del Conde de 
Salvatierra, sobre saceslón en los bienes de ss padre (3). 

Don Carlos et.* por quanto hernando de Vega Comendador mayor 
de Castilla y el Doctor Carbajal del nuestro Consejo e francisco de 
los Cobos nuestro Secretario por nuestro mandado y en nuestro 
nombre tomaron cierto asiento e concierto con el dotor Qumel cu- 
rador de Don Atanasio de Ayala e de Rojas fijo legitimo del Conde 
don pedro de Ayala difunto questa firmado de su nonbra e fho en 
esta guisa. 

(1) Archivo municipal de Salvatierra, Pleito de los Ayalcu. 

(2) Arch. gen, deSim., Cédulas^ lib. LXX, fols. 773 y sigaientes. 

(3) ídem id.. Consejo Real, P. P. y Exp., leg. 481, 



J 



66i 

logares e la propiedad et Señorío e rentas heran del Conde su pa- 
dre entiéndase que por esta conpusioion no se da a Salvatierra mas 
de lo que antes tenia e agora tiene por las cartas e previ lejos que 
de nos tiene e le hemos dado. 

yten en lo que toca a Arziniega e a todos los valles e tierras e lo- 
gares e rentas e patronazgos e anteiglesias e Señoríos e juridiciones 
e casas fuertes e otros bienes rayses que fueron del dicho Conde 
don p.^ de Ayala su m.^ haze merced al dicho don Atanasio de todo 
el derecho que a ello le pueda pertenescer por la dicha confiscación 
heceto de todo lo que se vendió e fízo merced junto con la venta 
porque aquello ha de quedar a las personas que lo conpraron por* 
que si el dicho don Atanasio algo de esto pidiere que lo pida si 
quisiere por justicia y en caso que lo saque sea obligado de satisfa- 
cer las personas que los conpraron asi del precio que por ello die- 
ron como de la merced que se cargo por cuerpo de venta de mana 
quel dicho don Atanasio haya de sacar e saque quanto a esto a pai 
e a saibó a su m. t del lo e si uvo fraude que el precio de ios dichos 
bienes o en otra mana que por justicia se de va pedir guardando que 
su m.^ quede a paz e a saibó como dicho es e que su m.t haze mer- 
ced al dicho don Atanasio de la demasia que fue tasado de la ma- 
nera que dicho es. 

yten heceto las mercedes en que no ha ávido conpra que aquello 
no pueda pedir sino por justicia el dicho don Atanasio. 

hase de dar lic.^ e facultad bastante al dicho dotor (^umel para 
que pueda vender y enpenar de los bienes y hazienda del dicho 
mayorazgo asta la cantidad que se da a su m^ que son veynte mili 
ducados contados los cunbios e yntereses que para pagar esto se 
ofrescieron. 

lo qual todos los dichos Señores Comendador mayor de Castilla e 
dotor Carvajal e Secretario francisco do los Cobos en nonbre de su 
m.^ prometen que mandara Su Alt. guardar e oonplir y el dicho 
dotor 9umel en su nonbre y como su curador asimismo se obliga- 
ron de lo tener guardar e conplir c de no yr ni benir contra ello ni 
contra cosa alguna ni parte dello en tienpo alguno ni por alguna 
manera so pena de treynta mili ducados para la Cámara et. et. fha 
de la cédula 40. de Marzo i5S5. 

yten sy saben que el dicho juan ybañez de Muxica se partió del 
Conde e de la dicha fortaleza de San Adrián antes quel dicho don 
pedro se junto con las Comunidades. 

Los testigos afirman que si y que se fue a vivir a su casa para la 
villa de Villafranca donde era vecino. 



r" 






568 

movimientos de Toledo, y que después figuraba entre los emi- 
grados en Portugal y protegido por el Monarca lusitano, sin 
duda por la mediación de éste y acaso de la Emperatriz Beina, 
obtuvo el perdón de sus pasadas culpas, á condición de residir 
únicamente en los lugares del Condado de Feria, en Extrema- 
dura; pero en 13 de Mayo se alzó dicha limitación, reducién- 
dola á cinco legnas de la Corte y de la ciudad de Toledo. La 
clemencia y las sentidas quejas del Almirante de Castilla en- 
contraron feliz acogida en el ánimo del Bey, á quien más que 
la situación interior del Reino preocupaba la complicación de 
los asuntos en Alemania, Flaudes, Italia, Francia y demás paí- 
ses donde se sentía la dominación española. Otra prueba de la 
política de generosidad y olvido que siguió D. Carlos, fué la 
licencia otorgada á Doña Juana Pimentel para sacar secreta- 
mente, y no de otra manera, los huesos de su hijo D. Pedro 
Maldonado de la iglesia de Simancas, donde fué enterrado, y 
llevarlo y enterrarlo en la capilla que sus antecesores hicieron 
en la Iglesia Mayor de Salamanca. Y en 9 de Junio se ordenó 
á la Cancillería de Valladolid que despachase pronto los pleitos 
en ella pendientes sobre bienes de exceptuados. 

Sigue el obligado cortejo de reclamaciones por dafios, pleitos 
sobre indemnizaciones, especialmente en Salvatierra, donde 
se denunció que D. Pedro de Ayala tomó y deshizo toda la pla- 
ta de las iglesias. Y cierra este afio la curiosa noticia de que la 
Historia y Crónica que dejó comenzada, y libros y escritoras 
del cronista Pedro Mártir de Auglería, se entregasen á Fr. An- 
tonio de Guevara, sucesor en dicho cargo. 

Se^ndo proceso contra el Obispo do Zamora. 

D. Antonio de Acuña, Obispo de Zamora, se hallaba preso 
en la fortaleza de Simancas, de que era Alcaide Mendo Nogue- 
rol. Mal avenido con su suerte, y deseoso de ganar su libertad, 
pensó un día alcanzarla asesinando al mencionado Alcaide. 
Con alguna inteligencia realizó su dañado propósito, y en 25 
de Febrero de 1526 los Alcaldes de Casa y Corte, Juan Sanz 
de Menchaca y Juan Castro de Zarate, ante los Escribanos del 
crimen de la Cbancilleríá de Valladolid, comenzaron á instmir 
un proceso, cuyo original no existe, pero del que se conservan 



vr 



'■>>>»■ f' ' p^-OP ^«ífíP^ri 




■■¿> 



l**^ 






.r 



1' >- 

■ i 



S70 

gran ánimo, diciendo las palabras del Salmo: Lataim áunm 
in hi$ qum dicta 9U»t mihi; in domum Damini iMmus, 

Entre los difereutes documentos que el Archivero de Siman- 
cas remitió á la Real Academia de la Historia y recibió ésta en 
1853, figuraba la copia de un Resumen de la causa de D. Anto- 
nio de Áeuña^ Obi^^ de Zamora^ reo de Estado en tiempo de las 
Comunidades^ y el castigo que le di6 el Alcalde Ronquillo. Año 
1526. Este Resumen fué copiado de un manuscrilo de letra del 
siglo XVIII, no muy exacto, propio del Sr. D. M. L. V. P. de C. P., 
de Valladolid, en Simancas á 22 de Marco de 1847. Dos afios 
después el Dr. D. Matías Sangrador Vitoree publicó en Valla- 
dolid la causa formada en 1526 á D. Antonio de Acufia, Obis- 
po de Zamora, por la muerte que dio á Mendo de Nogaerol, 
Alcaide de la fortaleza de Simancas, trabajo que debe conside- 
rarse como el más completo de los publicados acerca de dicho 
proceso. 

El Dr. Sangrador comienza su publicación con una adver- 
tencia, en la que afirma que en el Archivo de Simancas no 
existe el proceso original, y las copias que circulan son trasla- 
dos más ó menos exactos, según la mayor ó menor inteligencia 
y fidelidad de los copiantes. La copia á que dio la preferencia 
era de primeros del siglo xvu, y la precede de una biogra* 
fía del Obispo, en que se hacen resaltar los priucipalee rasgos 
de su inquieto carácter. Después entra á reproducir la cau- 
sa comenzada el 25 de Febrero, y cuya primera diligencia es 
el reconocimiento del cadáver del Alcaide Mendo de Noguerol. 
Por auto del mismo día, los Alcaldes instructores tomaron las 
llaves de la fortaleza y las entregaron en sefial de tenencia al 
Bachiller Alonso Carrasco y Juan Hernández, hijosdalgos. In- 
mediatamente recibieron declaración á seis testigos, uno de ellos 
Escribano y otro Regidor, y todos vecinos de Simancas, que 
aseguraron la muerte de Noguerol; que el Obispo tenia todas 
las manos ensangrentadas, y le tomaron un cuchillo todo en- 
sangrentado y una bolsa de cuero con un grande guijarro en 
el momento en que el dicho Obispo se quería echar por las al- 
menas de la fortaleza y su barbacana. Vista esta información, 
los Alcaldes le echaron prisiones de unos grillos y uua cadena 
con su candado y unas esposas á las manos» y lo pusieron en 
guarda en la dicha fortaleza. Leonardo Noguerol, hijo del Al- 



-<.77«'J,T^,» 



ir^' 



:^ 



•. . • 



















572 

Noguerol muy cruelmente por maueras nuevas y nuDca pen- 
sadas, le mandó dar un garrote apretado al pescuezo junto á 
una de las almenas por donde se quiso huir, de manera que mu- 
riese muerte natural. Notificada esta sentencia al Obispo de Za- 
mora, la ejecutó Bartolomé Zaratán, verdugo de Valladollid, 
dándole garrote pegado al muro, encima de un repostero, y 
murió de muerte natural. La viuda é hijo de Noguerol hicie- 
ron manifestación de los escasos bienes de la propiedad del 
mencionado Obispo. 

£1 día 26 de Marzo se sometió á tormento á la esclava Jua- 
na, y el referido verdugo de Valladolid le fué metiendo por los 
dedos de la mano derecha astillas de tea por entre la ufia y la 
carne hasta que le sahó sangre, y la dicha Juana dijo que el 
diablo la llevase el cuerpo y el alma si sabia otra cosa más de 
lo que dicho tenía; y estando asi con las astillas en los dedos, 
decía: cO nuestra sefiora váleme, O nuestra señora váleme,» lo 
que dijo tres ó cuatro veces, y luego le quitaron las dichas as- 
tillas detrás de las uñas. El clérigo Bartolomé Ortega también 
sufrió tormento, pues resulta de diUgeucia extendida á conti- 
nuación, que no pudo firmar por tener la mano muy mala del 
tormento, y que el juramento lo prestó poniendo la mano de- 
recha sobre la corona y sobre el pecho. Incontinenti el Alcalde 
Ronquillo pronunció sentencia mandando que la esclava Juana 
se acaballara encima de un asno con una soga de esparto al 
pescuezo y otra atada á los pies por abajo, y traída por las ca- 
lles públicas de Simancas con voz de pregonero, diciendo la 
causa de este delito, le fuesen dados cien azotes y cortada la 
lengua por las mensajerías y cartas que llevó al dicho Obispo 
sin descubrirlo á su señor. El mismo día se ejecutó en la escla- 
va Juana la mencionada sentencia. 

A continuación de tan sangrientas páginas, Francisco de los 
Cobos, Secretario del Emperador, escribió al Alcalde Ronquillo 
que á S. M. le había parecido muy bien lo que había hecho» 
aunque á algunos escrupulosos les pareciera otra cosa; pero Sa 
Majestad estaba muy contento de lo hecho, como vería por sa 
respuesta. A Roma se escribiría y procuraría con diligencia la 
absolución. En lo del clérigo debía entregarse á su Juez como 
Su Majestad lo mandaba. Y en cuanto á los hijos de Noguerol, 
cuando fuese tiempo y hubiera buena coyuntura se haría lo de- 



L^iS&i 



ria y le enterraron en la danatra janto al altar, do 

EÓD He deola la misa 'del pueblo por eslar la igleeia < 
<y oy dia se ve allí el ataúd donde agora está ud 
sepulcro de Cristo, cabe uua figura de la historia 
aunque muchoB caballeros j paríeutee suyos quiei 
á sepultar á otro lugar mas onrroso, do lo permití 
ridicula tradicióu referente al Alcalde Bonquillo, i 
hablar con seriedad. El Alcalde fiouquillo murió e 
1552, y al final de un documento referente al mi( 
el Rey Felipe II estas palabras, que honran an mei 
poca hacienda, muestra de su rectitud.» 

Entre los papeles ouriosos de la Inquisición de 
ae ha euoontrado uua nota acerca de que no deben 
ticos tratar cosas profanas ds gobierno, y entre I 
pasajes históricos que recuerda, dice al número 7 • 
po de Zamora D. Antonio de Acuña se revolvió ei 
perales en tiempo de las Comunidades, y marió i 
oolgado á manos de la justicia Real. 

D. Fflnidtfo. 

Agradecido escribía D. Pero Laso al Cardenal d 
dorante su gobieroo por lo que hsbla hecho resj 
negocios, y le reiteraba su lealtad y sus servicios | 
ca debió tanto como debía ¿ Su Sefloria. Por Bei 
Sevilla á 13 de Mayo (3) se recordó que el perdón 
bla concedido fué é. condición de quedar desterra 
trar en estos Reinos, excepto en los lugares del 
Feria, que era en Extremadura, y por la presente 
dicho destierro para que pudiera estar y andar | 
otras cindades, villas y lugares de estos Reinos, 
la Corte y la ciudad de Toledo con cinco leguas a 
nota particular formuló D. Pero liaso (4) Memorj 
sas que pidió por sus servicios en las alteraciones 

(1) AFoh. gen. de Sim., JtiquitieiáH, Aragón, lib. '. 
fol. 9. 

(2) Ídem id., Comunidadet de CattUla, leg. 6.*, fol 

(3) Ídem id., Cáduias, lib. LXXII, fol. iOO. 

(4) Ídem id., Comimidadts d$ CattiUot leg. kfi, fol 



T-v 



% -■' 



• *■ 



Ujá^ 



576 



Carta original de Diego de Rivera al Emperador, Tecba en Valla- 

dolid á 14 de Diciembre de 1526 (1). 

S. Ce. C. J/.' 

A esta Villa de Valladolid donde yo soi rregidor llego el manda- 
miento de Vra mag.^ para nonbrar procuradores de cortes para cosa 
tan santa e tan necesaria como todos bemos que es. e luego se pla- 
tico en nonbrar los tales cofno sea nuestro Señor sorbido e Vra 
mag.^ e porque se acostunbra en esta Villa elegirse en los linages e 
casas en prencipio del afio todos los ofícios que puede acaescer de 
húsar en la Villa e en la corte e entre ellos es uno el oficio de pro- 
curador de cortes I een principio deste aüo de quinientos e veyn- 
te y seys se hizo asi en la casa de donde yo soi natural | de donde 
quedamos en diferencia yo i pedro de tobar e sobre la procuración 
tenemos pleito antel presidente e oydores e yo he^gnído con mas 
gana este pleito por ver que hera e es servicio de Vra mag.^ que yo 
sea antes procurador de cortes que no pedro de tobar que en tienpos 
de comunidad desiruio a Vra mag.^ que fue Capitán de la Comuni- 
dad desta villa e fue en prender los del Consejo de Vra mag.^ y en 
todos los otros casos graves que en ella y su comarca pasaron, y por 
ello los governadores le ecetaron e condenaron a muerte e ge la die* 
ran si le tomaran sino fuera por hernando de Vega que rrogo mucho 

por el e lo perdonaron después de ecetado | agora viendo | Vra 

mag.^ manda en su cédula que vino con la provisión de nombrar 
procuradores estos tengan las calidades que conbienen a servi- 
cio de dios y de Vra mag.^ cosa muy rrazonable es que yo soi cria- 
do de Vra mag.^ e le he servido y tengo otras calidades convenien- 
tes a ello mas que pedro de tobar porque sin duda servyre mejor a 
Vra mag.t y se hará mejor lo que se deve hazer en este cargo, e 
porque el plazo es cerca para las cortes e como arriba digo estamos 
en pleyto en el negocio e podria ser que para el plazo no se pudiese 
determinar, suplico a V. m.t por lo que cunple a su servicio e por- 
que para mi es muy gran md. que mande que porque el termino es 
corto e estamos en pleito dexando el derecho para las partes a sal- 
vo para adelante, que por esta vez yo vaya e sea procurador de 
Cortes por concurrir en mi las calidades que para ello Vra mag.^ 
manda e son menester e si desto no fuero servido enbie a mandar 
por su cédula al presidente e oydores desta Chancilleria que deter- 

(1) Arch. gen. de Sim., Estado^ Castilla^ leg. 44, fol. 58. 



-ALí 



donó; pero Ambrosio de Robh 
Ed 37 de Noviembre (I) se 
pronunciada por la Audiencii 
Comendador Praucieco de Gri 
de Bojas, Merino mayor de Bi 

cientos ducados de oro. Y Rojas alegó que en las alteraciones 
pasadas acudió & formar ei ejército que ordenaban los Gober- 
nadores, y con ellos estuvo en Vilialar é hizo prisionero ¿ Fran- 
cisco Gricio, quien por tal ae otorgó, á pesar de io cual luego 
le negó la obediencia. 

TardeBÍlUe. 

El Marqués de Denia, en carta al Emperador de 23 de 
Abril (2), pidió se completase el número de doce mujeres que 
servían á la Reina, y que lo que era menester para bu persona 
se situase en una parte cierta y cerca de TordesiUas. 

Ojriobk. 

rh>nzalo Fernández de Córdoba, Veinticuati-o de esta ciudad 
y comisionado para ir á la Confederación de la Rambla (3), 
tuvo que rendir cuentas y despnás ir á la Corte á negociar. 
Resulta en primer término que recibió de Pedro Sáncbei, por 
caenta de la ciudad de Córdoba, cuarenta ducados para ir á la 
Rambla como Procurador, juntamente con D. Luis Méndez de 
Sotomayor, donde estuvo y residió para la confederación que 
alli ae hizo con las ciudades del Andalucía, de que S. M. quedó 
muy servido, y hace relación de todos los pueblos en donde es- 
tuvo y del tiempo que en cada uno permaneció. 

Fué encargado por Real Cédula de 1526 que fuese deede la 
Corte Á la ciudad de Burgos, seflalándole de salario por cada 
día cuatrocientos maravedís. Hay declaración de testigos respec- 
to de loa hombres que tuvo por cuenta de la ciudad en la Rambla 
caando con ella se hizo la Confederación y de los días que allí 

(1) Arcb. gen. de Sím,, Consejo Real. P. P. y Exp., leg. i&6. 
[«) ídem id., Btíado, Castilla, leg. U. fol. 23. 
(3) ídem id., Pleitos del Consejo, leg. <9, fol. 5. 



"— -F- 



580 

ir á Flaudes á dar cueuta al Bey de la quietud de Baeza en 
tiempo de las Comunidades. Como dicho Pero Díaz era criado 
del Obispo de Jaén, lo soltaron, y como se dijese clérigo de 
corona, comenzó á entender el Tribunal eclesiástico. Pidió los 
mandase prender hasta que se hiciese justicia, y se mandó que 
los procesos con los títulos de corona se mandasen al Consejo 
Beal, lo cual no se obedeció. El Consejo debió pronunciar sen- 
tencia favorable á los Guzmanes, pues Doña María Navia de 
Navarrete apeló, y en 15 de Septiembre de 1526 se dictó sen* 
tencia confirmando lo fallado por el Consejo. 

Salratierra. 

En exposición de Juan Díaz de Santa Cruz en nombre de la 
villa de Salvatierra, se hizo constar que D. Pedro de Ayala, en 
el tiempo que fué señor de dicha villa, tomó toda la plata de 
sus iglesias y la deshizo toda. Después fué condenado por el 
Consejo, y por el Obispo de Calahorra fué compelido á pagar 
la dicha plata, y pagó realmente; pero como los Contadores li- 
braban sobre la villa y sobre los labradores de sus aldeas, su- 
plicaba se revocasen estas libranzas hasta que las dichas igle- 
sias fuesen del todo pagadas de su plata del pedido y martinie- 
ga. Hay diferentes despachos y documentos relativos á la paga 
de noventa y nueve mil setecientos cuarenta y siete maravedís 
que se debían á la villa de Salvatierra de resultas de las turbu- 
lencias y excesos de D. Pedro de Ayala. 

Rencores oontra los oomnaeros. 

Alonso de Peralta era hijo de Lá9aro de Peralta, Veinticua-^ 
tro de Granada y criado de Juan de Padilla. 

£1 Bachiller D.^ Ortiz de Ángulo, Promotor fiscal del Santo 
Oficio de la Inquisición de Toledo, en 22 de Noviembre de 1525 
lo denunció como hereje por haber pronunciado ciertas expre- 
siones negativas de la divinidad de Jesucristo, diciendo que 
«pues que Dios habia consentido á tal hombre como era Juan 
de Padilla, que él creia que no habia Dios, ni otra cosa que 
nascer é morir. > 

Expedido mandamiento de prisión en 24 de dicho mee y afio, 



que eetaban eu aqael Reino y para que se toms 
to, declarando en él otroB delitos gravea y faci 
Hurtado cousiguó que había hablado al Bey di 
oa de ello, y qae creía que habría efecto lo que i 
que en ello se hiciese, y asi ee coiieultó á la En 
escribió lo que coaveoía; y porque tuviese más c 
por lo TÍeto no le había faltado hasta entone 
S. M. le escribiese que no alease la mano de el 
lo, porque era cosa muy importaute, según el ( 
muchos habían tomado y tomaban á hacer deli 
del acogimiento que hallaban eu Portugal. 

Fr. García de Loaisa era á la sazón el direct 
Carlos V, y no faltaban datos para sospechar i 
tacíones que le hizo en favor de Dofia María F 
Padilla, determiuó su destierro á la Corte de 
coa apariencia de Embajador. Ferrer del Rio 
á la correspondencia que Loaisa mantuvo con 
Cobos acerca del perdón de DoQa María Pachf 
razón que la causa del destierro fué la oñciosic 
da, y, con efecto, el juicio es fundado {2). 

El Bey de España, en 7 de Julio, expidió Be: 
de Portugal (3). diciéudole que García de Mon 
certado casar á su hija DoQa Juana de Monta 
Reina de Portugal, con Alonso de Quintauílla. 
ballero de Medina del Campo que tenia muy b 
cieuda, y le rogaba tuviese por recomendada i 
Doña Juana de Montalvo para hacerle merced 
el dicho casainiento-se concluyese. 

Según relata el criado de la viuda de Padi 
orito ya citado (4), Doña Marfa Pacheco, hija d 
diUa, Marqués de Mondéjar, y de la hermana 
Vitlena, D. Diego López Pacheco, falleció eu Pi 
de 1531, y dispuso en su testamento que, pu( 
paña DO la bahía consentido acabar su vida en 

(1) Perrer del Río, Decadencia de España, pág 

(3) Documenlos inéditos para la Historia de £ 
{'i) Arcli. gen. de Sirn., Cédulas, lib. LI, fol, \ 

(4) Helttcimde Bl Excoñal, MSS., varios, ij. 



iocierta relacióu, y no verdac 
ioDÍa tomadas las casas de 
cnal y sobre otra caotidad d 
Pero López de Padilla, euplk 
1523 mandase restituir los d 
la petición al Consejo Beal, b 
rante cuatro años y alcanió ( 
la hacienda paterna, salvo li 
íiié servido que por entonce 
practicase como era público i 
recordó á S. M. el agravio , 
auuqae en 1550 Francisco Ei 
dar por intereses cierta canl 
porque ni su Toiimtad era vei 
por ser bienes de su mayorazj 
suplicó al Príncipe, como Q 
diesen las dichas casas con lo 
Ministros de S. M. se las tom 
mandase pagar los dichos ed 
lo que valía, cumpliéndose la 
como á los demás vasallos. H 
y quedó contestada en los ten 

El Duque de Alba, en cartí 
Noviembre de 1553 (1), le d 
lia (2) andaba en la Tesorería 
tradas que podia, é indicaba 
porque se la darían & él, y au 
S. M., cque este hombre era di 
ha muchos días que lo es, qui 
pulo no haber advertido de ell 
to, era poco amigo de Gutieri 

El Consejo Real consultó al 
1657 (3), que por parte de Gu 

(f ) Arch. gen. de Sitn., Esto 

(S) Entre consultas de Barce 

López de Padilla de que se mar 

sen su Tenencia de Alhema en 

(Arch. gen. de Sim., Ettado, Ar 

[S) Arch. geo. de Sim., S$ta 



iluldí RonqDÜlo. 

£t Alcalde Ronquillo, célebre por bu rigor ] 
ción eo el proceso del Obispo de Zamora, hi 
excomUDÍÓu mayor por la pena impuesta y 
persona de D. Antcuio de Acufia, y Micer M 
escribió al Emperador varias cartas en Mayo } 
participándole que el Breve de la absolución 
y sus criados estaba becho y concertado, y á 
Papa que era mejor que el Nuncio le absolvie 
y si no enviaría el Breve. Sin duda esta comí 
ció bien al Bey, y el 4 y 5 de Agosto le volvi< 
May, diciendo que enviaba el Breve de la aba 
plio de lo que estaba capitulado. 

Pero no todo fueron elogios de Ronquillo, ] 
Oviedo, Preeidente de la Gbancillerla de Valli 
Secretario Francisco de los Cobos eu 25 de Ju 
jándose de los procederes de Ronquillo con n: 
vuelta que bubo entro los clérigos de la villa ; 
Trinidad respecto de una procesión que estoa 
baoer. 



Carta del Obbpo de Oviedo a) Emperader, Tecl 
1535 acerca de naa procesión, y proceder de 
llo()). 

S. C. C. U.' 



yo llegue a esta villa a xix.<del presente como 
mandado, y detuveme en mi Obispado y por el ea 
ze dias mae que podiera abreulsr en la venida esf 
8enbara9ase el aposento desu oa&a i trabajare qu. 
sible por servir a V. H.t que es la cosa que yo m 
se acertando en esto sera dios seruido. | quaado ' 
Alcalde Ronquillo entendiendo en un negocio qut 
mado era de poca importancia fasta que el vin 



(4) Arel), gen. de Sim.; Sttado, Cattilla, leg. 3 



:>dii 

Obispo de palencia que eobiasa poder a d 
por mandado de V. mag.t esta visitando i 
o a su provisor para que lo castigase | y a 
den que al Consejo parecía qoe en el casti 
que prendiese al Abad et.* y rnaadaso qui 
de Booquillo 3 esta Corte ] y a los otros el 
la fortaleza do mítgax presas. 



Carla original del Presidente de la Ch 
Obispo dr Oviedo, al Secretarlo Cabos, 
del Alcalde RonqaUlo(l). 

íll.' Señor. 

yo llegue a esta villa el sabbado pasado 
presente mi prouision y fui Recibido confoi 
ella mandaua | entiendo en lo de aquí c 
cuidado que puedo, y assi lo consumare p 
me fuere posible. 

Aquí halle qnando vine al Alcalde Re 
comission del Consejo en cierta Bebuelta 
clérigos de la Villa y los fraires de la Irini 
que los fraires querían hacer por las calles 
contra voluntad del abbad y clerezia desl 
Boüquillo halle muy mal contentos a la Cl 
lo de la villa y todo el pueblo, y en la ver 
da fuera escnsada, porque el caso no fue c 
tan áspera prouision aunque fuera en otro 
no estubiera la Cbancilleria, porque no b 
ni espada desbaniadu mas de quanto el leí 
alli se hallo los quiso poner en paz: y no I 
que debian porque con el tumulto de la g< 
se quantos enpuxones y que se le cayo la 
nuQca vio ni entendió cosa deslo | porqae 
en la mano: y no sabe que persona le dleí 
el hiziesse escesso, aunque ay alguna iní 
clérigos le dixeron palabras desacatadas { 
de con todo Rigor: porque ba puesto al Abl 
a dado penas corporales, y el Sebor Obisp 
enbiar algunos clérigos que se hallaron 

(f) Arch. gen. de Sim., Estado, Castilt 



Mi ■ 

aa memoria sq padre y agoelos y aunque dd aya 
pero en mi boluolad ni techad no a ávido falta d 
sienpre me ha mostrado gran boluntad de acresc 
y ansí me lo ha dicho muchas vetes, y porque y 
a esta parte he tenido e teugo boluntad de no m 
he suplicado con ynstan^ia a V. M.^ me mandas 
sejo dándome con ello lo de ta Cámara que sin el 
ría aunque se me cresciere el salario mas que a 1 
ando^PQT el ynterese sino porque vea todo el Rein 
me bate e que allí se muestre que se ha tenido f 
mi en mi oficio pnes me saca del consexo oorroso 
que a algunos aSos que me dixoque para el Coni 
de otros que V. M.^ no me sacarla del oficio que I 
ba ponerme adelante de otros muchos y agora 
Martin Alonso de los rrios escribí a V. H.'' suplic 
lie. do hernando girón enbiaba a pedir licencia pa 
casa que V. IH.t me hiiiesse md de su pla;a y lu 
tenia del Consejo y de la Cámara y por esta lo 
V, H,* porque creo que Vra M.t podra ser de m 
que con la boluntad que yo tengo al serbicio d 
serbirle. 

V. M.^ ha hecho md a mi hijo luys rronquil 
abadía de Xeres que le bale quarenta mili mrf 
Santa Marta que son otros cieut ducados sobre la 
pal yo lo tengo en mucho por averse acordado 
pero es muy poco según lo que V.^ me ha mostrai 
co a V. M.t que en esto destos bacantes sea serl 
en mas acrescentamento | y podra V. M.t con las 
coD algunos otros criados y quando esto no aya li 
Dird de alguna pensión | y mire V. M.^ que soy 
acaba la candela y me queda poco tiempo para y 
por mis hi jos y nietos que tengo artos para serví 

el atlde del pardo ha dos días que vino aqui y 
sa mas prospera de yerba que nunca so vio que 
dos no tienen nes^esidad de yr a bascar que oom 
ay mas ca;a que el nunca vido en el pardo y díi 
se hizo agora dos aQos esta la cosa mas faermo 
las eoiinas que no ay persona que diga que a afo 
y si con licencia de V. M.^ ba la corle este ynbit 
sera muy probechoso al monte hazer otro tanto i 
carse han algunos dineros para el favor de la casa 
cíente Nro Señor la bida y ynperial estado de 7 



S9i 
hacer decir dos mil miaae por la 
pez Pacheco, á medio real cada i 
ochocientoB veiutidóa maravedÍE 
cumplió. Se ordenó entregar al c 
Padilla todos los bienes mnebles 
trado8. 

Acerca de los bienes de Heme 
lo de laa Comunidades, suscitó | 
man, y respecto de éste, el Licei 
escribió una carta al Secretario 
Toledo á 15 de Marzo de 1530 (1 

Y según anotó Gamero en la i 
Alcocer (2), quebrantados los pac 
de rendida la ciudad, se mandó 
los perjuicios que causaron las O 
de Jurados de Toledo se registre 
sus Procuradores de Cort«s el afl 
sen más dallos por las alteracion< 
si las partes tos pedían, se procc 
¡08 culpados y no contra los veci 

Hora 

La villa de Mora (3], alegando 
80 Flores, su Contino, hizo infori 
rante las Comunidades, la cual s 
Keales de Simancas ó Contadurfi 
entregara al Secretario Geztelu 
Consejo, se les mandare recom 
dicha averiguación. 

Bnrg. 

En 26 de Febrero de 1532 (4) 
rregidor de Burgos para que bi< 

(1) Aroh. gen. de Sim., Estado, 

(2} Alcocer, fíelacíán de las Cor, 

(3) Arch, gen. de Sirn., Cámart 

[i) ídem id., Begiítro general d 



596 
Ijeri en Siitisra9iun de las supertlujdades que me rrespcndieron. I 
V. III. croa que liencn por hecho rramanocoQlradezira todool rrcy- 
no y hazer menos que lodos, porque ayer los Lome a juntar, y con- 
Griendo con ellos sobre! eslreino tan vicioso que avian tomado en 
seüalarse en haier menos que ninguna cibdad del rreyno. avian 
venido algunos dellos en conceder los dozientos cuentos que Sala- 
manca del semicio ordinario, pero a loa mus les pareció que para 
no otorgar lo que las otras cibdadesqueora mejor no hazer naudan- 
;a de lo que tenían volado, pncs por las cartas de su m.t no lo 
avian hecho, y asi se rresolvieron todos en los votos pasados. 

y visla la mala voluntad y ceguedad destos rregidores. llame a 
mi posada cíenos cibdadanos honrrados y cuerdos y les di parte de 
lo que pasava y del diuio que podria rresullar a toda la rrepablica. 
y del provecho quo so les podria seguir, pues estando otorgado el 
servicio por lodo el rreyno. no prclendian mas ynlerese que que- 
dar en desgracia de su m.t y otras muchas cosas que les dixe para 
tentar la voluntad del común, y a todo halle muy conformes para 
otorgar a su m.' todo lo que las otras cíhdades avian concedido, y 
quise juntar la gente que conviniera del pueblo para ello, para ha- 
ser venir a los rregidores en ello, pero visto que era novedad, y que 
por estar yo alia otorgado no ynportava. lo dexe de efetuar. pero 
como en cusa desavciada quise hazer todas espiriencias y dar cueola 
a V. m. de ledo para quo se me cnhie a mandar lo que mas conuenga. 

pero dende agora suplico a V. m. que pues me la hizo de meter- 
me en este oflcio me la haga de sacarme del. porque en ninguna 
podra dexar de tener pasión con quien la ha tenido tan fuera de 
rraion con el servicio de su m.t 

y porque V. m. vea que asta atjora so ha'hecho con toda diligen- 
cia y cuydado todo lo que yo he Alcanzado enbío aqui a V. m, por 
testimonio la diligencia postrera | para que sobre todo ee haga lo 
que mas convenga al servicio de su m.' y si sobre lo hecho convi- 
niere hacerse otra cosa bien creo que fiara V. m. de mi deseo lo que 
se me enbiare a mandar. 

Suplico a V> m. haga rrelacion a su m.tdesto como de todo lo 

domas pues de mi trabajo no quiero mas satisfacion que el coooci- 

niiento de) | la vida e muy mag.<»> estado de V. m. nuestro Seitor 

prospere por tan largos tiempos como yo deseo. 

de V. m. 

El menor y mas cierto Sieruo 

que las manos de V. m. besa 

Antonio Vázquez 
de i^cpeda. 



initien. qae mas parte sÍDtÍA 
nos. que a todoa sus sabdiUu 
ría y coatentamiento. 

despiertan ?si ms. ios ju; 
«nlendinajenla pongan rremc 
perar. condoliéndose del daS 
subceder a su rrepablica. pu 
ni beneficio que matar la fan 
los presentes, no den lugar a 
de ora rrsmision. | lo que i 
ynaitando la ynmortalJdad de 
loa yoconvinientes lan dafiosi 
podremos tener lugar para ai 
diallos. que mas justo sera o 
servacion destos Reynos, qu 
la de todo el rreyno | no sigí 
estremos. pongan la rraxon e 
de su antigua lealtad por el 
mas vale tomar exenplo en l< 
9esores. que escarmiento Vr< 
dsVras obras. ' 



Reealta de loa actas mi 
venida del Emperador, est 
lio; y Salablanda, en sesid 
1527, presentó una Real i 
Dando que 8. M. mandó 
para entender en el aposeí 
de arte ni otras, y encargó 
biese como á su misma p 
presidió Ronquillo, se (raz 
festejoe, que es muy exteni 
era la rnáa importante, ah 
ciudad de la jurisdicción * 
mentó de la Reina Gatólici 

(1) Archivo municipal dt 



V. M.<i y que la causa porque el no 
Rey de porlngal con quieo el vivía 
esta ta Francia con ciertos apunlam 
doolfin coa su hermana, y que era 
al visorrey parece que también deui 
gund los fueros de aquel reyno no i 
que el quisiera deilr no le prendió, 
denal de toledo para que si allB les 

paresce que se deue screair a Gat 
este y se sepa la verdad deste viaje 

Al margen hay decreto que paree 
amay bien sera quanto mas sy no 
comission que dise a la qual no se ( 
)>ra por aver sido comunero lyuyan 



gon^lo de ayora vino a esta ciadi 
estuuo hasta qnatro de hebrero con 
del dia y de la noche pregúntele de 
lencia y de monserrate viernes en 1 
hebrero. estando el ya despedido d< 
Des de los que estauan en perptflan 
ronme que hauia estado aili gon^ak 
frauoia y qnando lo oy huue un poc 
dicho y embiele luego a llamar y a 
me havia hecho en no me deiir de < 
no podía negar me confeso que hau 
terrauia y que esluno en dijon en li 
todo lo que allí vio y supo oonto a d 
lo escriuiese a sa mag.^y la descul 
bauer dicbo fue quel rey de porlug 
a su embalador questa en franela ( 
el casamiento del dolfin con su bei 
que hera obligado a guardar secret< 
perpifian lo dixo porque no pudo e 

yo entendí bien que el mentía en 
entender a que fue porque tratos 
portugal escusado hera que su alte: 
ra pues cada dia van y vienen su; 
quien les enbarace el camino. 

Pues Iralo de Castilla no se yo e 



eos 
ra «Dtre loe doce elegidoB por el Arcediano del Alcor, '. 
del ObUpo D. Luis Cabeza de Vaca. El 13 de A^oaio n 
tó eu Hiióa del Begimiacto Juan Vásquez de Ayora, 
á sus meroedei cómo un eaolavo de aue padres había t 
Fuentes una botella de vino, que presentó y pidió Is 
Volvió el mismo Juan Vázquez á sesión del Concejo d 
Agosto, llamando la atención acerca de la gravedad de 
impuesta por el quebrantamiento del Estatuto del vÍD( 
por el esclavo, y el Corregidor y Begidores le condena 
pérdida del vino y la bota y algunos maravedís, y c 
coutinuación que, visto que Gonzalo de Ayora y su mi 
blan hecho á la oiadad algunas buenas obras, y asii 
otros tres condenados en la misma pena, que por gral 
moderabtn y moderaron las dichas penas, qne cada uní 
un ducado de oro y el vino perdido. Y qae de eetos cual 
dos se hiciese cargo el Mayordomo, con apercibimientc 
incurriesen en semejante caso. 

' D. Alonso de Rojas, Arcediano de Segovia, desde 1 
11 de Agosto de 153<> {1), solicitó para el nieto de Die{ 
Avila los oficios que tenia su abuelo, que acababa de 
que eran un Regimiento de S^ovia y una Escribanía n 
rentas de Córdoba, alegando al efecto que fué echado di 
á Janeadas y pedradas, estando tres veces en Flandes 
las Oomanidades, y cuando murió su tio, el Embaja< 
Francisco de Rojas, prestó once mil ducados para soi 
ejército de los alemanes que estaba sobre Fuenterrabi 
ced que le había parecido muy razonable á la Emperat 
Y resulta de un Memorial de Bartolomé Portillo d< 
decretado en 17 de Mayo de 1583 (2), que fué Tesorero 
Juan de Austria, que su padre sirvió en Italia y cortó 
za eu Sicilia á un tirano llamado Plácito del Espina, y < 
cuando las Comunidades, aleudo Alcaide del Alcázar i 
via D. Diego de Bobaditla, le pidió de parte de S. M. a 

(I) Aroh. gen. de Sim., Ettado, Castilla, leg. 19, fol. 1 
(t] ídem id., Cámara, Memoriales, leg. 8H, fol. 55. 



■iii, y nielo y heredero y gm 

I diubo apossenlador vasaal 

iiijoBdiilgo ya diruntos Beso las Reales manos de V. M.^ a U 

upIÍGo humil mente por su clomencia como tan ChaloUoo Rey, 

ir nuestro, prouea oomo mas pluuíere a su Real Corona en el 

0, y sinrazón que mis predecesores, e yo en su lugar pades- 
: en lo que aquí se hará mención: cuyo remedio toca al des- 
le las conciencias de los progenitores de V. M.^ y a su Ueal 

1, como Rey y Señor de los Reynos de Castilla, y es el caso, 
m esta manera que en tiempo del Señor Rey de Castilla Dou 
le el quarto de gloriosa memoria, por el año de mili y qua- 
itos y sesenta y cinco su Alteía del dicho señor Rey embio 
I governador y justicia a !a dicha villa de Sepulveda a un 
I de badajoz para que la tuuiere por su Real Corona el qaal 
z se alffo con ella y tirauizava la villa y tierra y setenta le- 
la redonda en gran deseruíoio de la Corona de Gaslilla y gran 
le los subditos della: de tal suerte que su alteza del dicho Se- 
ly fue necessitado a venir con esercilo sobre ella para expe- 
lirano: y después que la vio cercada, para resUtir y deten- 
Irato con el pueblo, que le ayudase dándoles a entender, que 
esa la queria dar a un Cauallero: y un Alonso de Sepulveda 
ecesor, padre del dicho mi agüelo sigun se refiere en ol pri~ 
I Real de quu hnre mención, criado que era de sti Alteza sa- 
la villa como pudo con la fidelidad que deuia y dio cuenta a 
eza de lo que passaua para cumplir lo que su Alteta en ello 
idase, y su Alteza mando al dicho Alonso de Sepulveda tra- 
juisliou con el tirano, y procurase alcan^alle de la villa que 
lOorreria, y el Alonso de Sepulveda, por su persona y las de 
írmenos y deudos lo hiio assi y echo al tirano de la Villa y la 
:o a su Alteza: y de la pendencia quedo tan mal herido que 
de las heridas. £ su Alteza del dicho Señor D.» Bnrrique en 
eracion del sueldo que deuia a el dicho Alonso de Sepulveda 
: tan notable seruicio, por su privilegio Real hizo md. de cin- 
1 inrs en cada un año perpetuamente a Mencia Nuñez biuda 
del dicho Alonso de Sepulveda, sobre las rentas de las Al- 

s de la leña y pescadería de la dicha Villa de Sepulveda, para 
sus herederos y successorcs, con Tacultad de los poder tras- 
en quien quisiere, la qual los traspaso eti ol dicho Sancho de 
reda su hijo y los muy ChaLolicos Señores Reyes de Caslillii 
riosa memoria don Fernando y doíia ysabel rescibieron la 
sacion y dieron privilegio Real dello para el y sus herederos 
ssores at dicho Sancho de Sepulveda el qual privilegio y con- 



Sepalveda mi agüelo dadas i 
go. Suplico a V. C. M. por s 
lector de la jasUcia usando di 
De a mi el dicho Ho.^ Pran.» 
SDoesor que al preMote soy 
bo privil^iodfl md dado por 
laudo y doQa yaabel. E flin i 
Dpo ni del dicho secresto y ol 
lalveda y receptores de las I 
escaderfas, y de otras qualea 
e BU tierra, de oy en adelan 
eessores el dicho privilegio di 
riere conforme a el, aleando 
en ocassion de las dichas ley 
sido fecho, por sus Alte9a8 | 
Para que yo y los demás mis 
memos en lo presente, f veni 
ona. Atendiendo a los servio 
nso y Sancho de Se pul ved a, ; 
y descendientes, siempre ha 
tilla de V, H. La qual nue: 
npot, y prospere con acreceni 
1 conservación de la Religión 



iS^ndeco Gutiérrez Altamíri 
gió dos Memoriales: uno i 
za, diciendo no podia ir & 
■desillaa el afio de las Comí 
de que quedó muy mal trat 
un dolor eu una cadera y 

2u 

)eBde Simancas, á 27 de Al 
lula al Conde de Alba de L 
ñora y se informase de las 

1} Arcfa. gen, de Sim., fila 
í) Sflgán Foronda, el Empeí 




S I « ■"■. . »"" \*.' 



■■ar*" 



607 

escándalos y alborotos allí ocurridos» donde se alcánsó victoria 
contra los rebeldes en la batalla que se les dio, y habida la di- 
cha información, secuestrase los bienes de los culpados y pro- 
veyese lo que considerase necesario al bien, pacificación y sosie- 
go de dicha ciudad (1). 

El Presidente del Consejo Real, en carta á S. M. de 9 de Ju- 
nio de 1530 (2), le dijo que el nuevo Conde de Benavento no 
quiso acatar la disposición de su padre ni ser gobernado por 
D. Bernaldino Pimentel, y una noche fué á Valladolid, y ante 
un Alcalde tomó por curador i Hernando de Porras, que fué 
gran comunero, y á otro, alegando que el D. Bernaldino le 
quería casar con su hija y apoderarse de las fortalezas, dinero^ 
plata y joyas que su padre le había dejado; pero que él no que- 
ría por curador al dicho Hernando de Porras. D. Bernaldino 
Pimentel consignó en una Relación todo lo que había hecho el 
nuevo Cardenal Benaveute, que es muy curioso y conviene re- 
producirlo íntegro. El Marqués de Astorga, que intervino en 
todo ello, da muchos detalles (3). Dice así: 

Relacién que envió D. Bernaldino Pimentel sobre lo del Conde 
de Benavente, en qne se habla del comanero Hernando de Po- 
rras (4). 

El Conde murió jueves don bernaldino fue con el cuerpo a bena- 
bente y escrebio con el probíncial para quo levase la nueba a Giga- 
les quando alio que aquella mesma noche que su padre del conde 
murió le trulieron a la media noche a casa de yñigo lopez aballado 
y vino con el marques de Astorga francisco de mercado femando de 
porras don p^dro de Acuña y allí llamaron alcalde 9arate y el pro- 
veyó al conde de curaduría y tutela en las personas do femando de 
porras y Torres de UUoa que es un hombre que dizen que quemaron 
los huesos de su madre publicamente | luego despacho el conde a 
benauente ha mandar que no dexasen sacar los dineros a don ber- 
naldino que quatro dias antes que su padre muriese le avia entre-« 
gado y asimismo que no le diese el escrivano el testada.^ y asimis- 

(4) Arch. gen. de Sim., Cédulas, lib. LVI, fol. 235. 

(2) ídem id., Estado, Castilla, leg. 20, fol. 184 . 

(3) ídem id.» id. id., fol. ilñ. 

(4) ldemid.,id. id.»leg. ai,foU880. 



o escrevio al alcaide que do ._ , , 

y al UegimieQlo lo misino. 

escrebio oirás cartas a loa caballeros y oficiales que le dolasen y 
beniesen sin el que los traya el consigo para entregargelos como 

1 lo mando su padre. Estas cartas se escrevieron en Óigales el mis- 

día que ei estaba enterrando al conde | assimismo hallo que 
lando llego no abia el conde visto a doña cosíanla ni enlrado don- 

1 es(aaa desde que su padre mario aBioiismo supo que avia escríp- 
a Su M.^ bíq ynbiar persona de su casa y en la carta traclaba de 

le aprobasen los tutores que tomo esto paro y otras cosas much.is 
I Ruyn voluntad y mal consejo y poco fruto. 
El ablalle Tue por consejo de personas de su casa y otras de mas 
ittoridad, la causa de la abla fue porque avia dado don veruaidtno 
palabra lu turde antes de salirse otro día de Óigales antes de co- 
er la qual palabra de salirse antes de comer dio al provincial de 
mto domingo que otro dia luego como don vernaldíno llego ge lo 
ibio el Conde para que le dixese que le Rogaba que en lodo caso 
ro día veniese a Valladolid y que sí esto no se bazia e) no comería 
1 Óigales e se partiría otro día porque no paresciese que el hera 
ibcrnado de don vernaldíno y que asiinesmo en el testamento de 
1 padre que no enlcndría en ninguna cosa si don vcrnuldioo no se 
lía como el conde ge lo rogaba. Respondió don vernaldíno a este 
lile quanlo a lo de la yda yo doy mi palabra de no comer aquí 
abana, con tal condiscion, que el conde jure e haga pleyto orne- 
je y otorgue una escripiura qual vos como iheologo e pero topeí 
mo jurista ordenadores y dándome vosotros firmado qne os dais 
ir contentos sed ciertos que yo cumpliré lo que digo de no comer 
¡ui maDana pasado esto don vernaldíno dio cuenta desto algunas 
rsonas de casa del Conde e a otros que avian venido a visitarle e 
} díio como otro día de mañana se avía de yr e como tengo dicho 
ir consejo destos procuro de tomar al conde e ablarie aparte que 
i le Irayan siempre con guarda y aquella noche como eslava de- 
rminado de salirse, otro día de mañana después de cenar por Bo- 
tos metió al conde de su misma cámara del Conde e comentóle ha 
llar y oslando en esto dís que francisco de mercado aviso y be- 
aronle ciertas espías dentro de la cámara las dos vien las vio don 
irnaldino pero porque tenian los capirotes baxos no losconoscío y 
mismo don vernaldíno cuenta como se pasiono de ver como le 
ardavan al mo^o y diie que por esto le dixo Se&or sy quereys 
le os acabe de hablar salgamos a esle corredor y allí tanvien día 
le siguiéronle las espías y tornóle a deiir tampoco os puedo hablar 
ui sí quereys bamonos a mi cámara y qoando entraron aliaron 



en la oamara y lo miamo hiaieron a flores porque al Donde pusié- 
ronlo para que faenojase mucho con el e aconsejaban que le hisiese 
aerear | el conde Beaponáío qoe no bera criado de aa padre y en 
eslo llebaronse al conde a ra cuarto y don faernaldJDO quedóse y de- 
tubo a p.° g.* consigo y al flores por estorbar qoe oo abiese algana 
desgracia | y luego enbiole el conde a deair que se bochase al floree 
de SD cantara porque estaba heaojado del Respondióle que non lo 
baria y que le diese su palabra de le dexar yr libre de Clgales sino 
que no le sacaría, vino don Juan de Vibero en esto e dlxole que el 
Conde le Bogaba que se fuese como estaba acordado e que la escrip* 
tura ge la darían como el la avia pedido el provincial Aespondiole 
que el avia dado palabra de salirse la tarde antes que do Bastaba 
mas de darle la dicha escriptara para que el saliese otro dia de ma- 
^ Üana y ansí ellos ge la dieron y el se vino | an hecho al conde que 

^, mande a todos sus criados que ninguno le vea ni le hable ol entre 

't per sus puertas. 

■^ (De letra distinta dice á oontinuaoión:) 

¿ Lo que aqui se a dicho por personas del marques de Astorga es 

1^ ' oeroa desto que lo que se avia fecho con don bernaldino. nvia sydo. 

|: ' porque el y doña Constanza sa rauger, querían desposar aquella no- 

I" che a do&a ynos su bija oon el Conde mas no se sabe, que esto sea 

¿ assy, antes el Condo ha dicho que don bernaldino no te hablo tal 

L aqaella noche. 

^ disen assimesmo que como avia de ser tutor don bernaldino de 

I" vassatlos de otro pues los suyos tenia tan maltratados, yque eloon- 

Y de syendo mayor de Kiiij." puede estar sin curador, o nonbrar otros 

,: y no los que su padre quiso, y otras cosas semejantes como V. U.* 

' terna alia mas larga Relación cerca desto. 

En 11 de Julio de 1533 se expidió Cédula al Corregidor d« 
Zamora (1) sobre la sisa que Be mandó echar para pagar los 
daíiOB de Torrelobatóo, á ña de que eavlase relación al Con- 
sejo. 

León. 

El Presidente del Consejo Real, á 20 de Enero de 1531 {2j, 
escribió á S. M. dicidudole que en el pleito de loa hijos de Ra- 
mir Núnes (exceptuado de León) habían movido disimulada- 

[i] Arob. gen. de Sim., Regittro general del Sello, Jalio de 1539. 
(i) ídem id., Estado, Castilla, leg. it, fol. (10. 



V 



613 

minal y todos los oíros pechos y derechos y nmrlii 
extdos y pastos e prados qtio en el termino dellc 
cienUs y ocho fanegas de pan do Aenta que ay 
viven los dichos vasallos y en el lugar de Cañizar 
eotrüD unos molinos que están en el !tio de Vil 
huerta que esta cerca de la dicha fortaleía y con 
y aves y lino y paja y lelta que han acostumbra< 
vasallos al SeBor dellos lo qual todo Tue tasado < 
ocboeienlaa e claco mili mrs por juan peres de ( 
Arias de quiñones y el lic.^ AJdorete juex lo qoal 
J118D a SQ na.' en la manera syguiente: 

Bd ciento e sesenta e nueve mili mrs el millar qu 
Día situados en toro y Vallad'^ y ciertos lugan 
Campos que monta tres quentos e tresientos e ot 
ta mili mrs 

en noventa e siete mili mrs de jura perpetuos que 
ne situados en las Rentas del partido de toro a 1 
de veynte e cinco mili mra el millar que moQlai 
quentos e quatro cion tas e veinte e cinco mili mi 

los tres quentos de mrs restaolus a cu&plimiento c 
dichos ocho quentos y ochocientos e cinco mil 
quedaron en poder del dicho don juan para pag 
dote que Tuese sentenciado que avia de aver la 1 
doña maria de quiñones muger del dioho Ramin 
Hez e que si Tucse menos el dote pagase a su n 

que menos montase 

(Al margen del párrafo anterior dice:) 

haré de saber de don Juuu lo quo destos mrs p: 
dona Haría y ay Resto algo en el. 



de lo qual sn m> le otorgo carta de venta al dio 
el Secretario Covos a veynte de Julio de quintento 
años. 

Sobre devolución de estos bienes se suscitó pU 
sejo Real (1), que comienza por una Real Cét 
Batiabona á 10 de Julio de 1532, mandando 1 

(1) Arch. gen. de Sim., Diversos de Castilla, le 



Entre loe vecioos ' 
omovid proceso ac 
ufiUa villa, y por R 

de 1560 (1) se bus[ 
idiencia de Vallad 
)Dcle de Buendla; 
leadía para que los 
dir cosa alguua cot 

Consejo que le tuv: 
3 rentas, pechos y ó 
ento en que se conc 
adrtgo Nifio, vecino 
lyo documento dice 

Mdinento en qne se c 
R«4riK0 Niño, TeclB< 

ylustri 

La Relación qiie V. 
¡roa de los cargos y c 
a trata con pero Niil< 
Q preíos en esta cerc 
is y descargos son lai 



Este esla acosado qi 
obelase contra el dic 
el mes de Set.e del a 
ecinos de dueítas ps 
I qae mas mandava ; 
iten e deponen luys 
rignes y Mari Rodri] 
ue los mas dellos din 
omunidad era el dicl 

(t) Arch. gen. de í 
[i] ídem id., Cámt 




WV^^^^^^r^^^ "'- » . ■. ', 1^ wm ij • 'T?'" "r-ri 



617 

Otrosy se prueba qae el dicho dia p.° Niño con otra mucha gente 
armada con atanbores y gente y Repique de campana fueron ai pa- 
lacio del Conde y con grande escándalo dixieron al Conde e Conde- 
sa que saliesen de la villa y ge la diesen con la fortaleza y aunque 
la Condesa les rogava que le diesen termino para responder ellos 
respondian que su Señoría lo óoupliese syno que se vería en afren- 
ta e que luego los tomaron y llevaron presos entre la gente en casa 
de Alonso de dueñas Capitán | dizenlo los testigos copiosamente en 
la 44 y 45. preguntas e que ansí los llevaron e prendieron entre 
toda la gente yendo delante con su vara el dicho pero Niño e les 
pusieron en casa Alonso de dueñas y de aili les pusieron guardas 
porque sus criados no les entrasen a hablar, en especial dize tori- 
bio de Santoyo que vio que p.^ Niño con toda la otra gente llevaron 
presos a sus Señores, e dize mas Sancho gon9ales doreña que vio 
que pero Niño e los otros dixieron al Conde que no avian de estar 
alli que los avian de llevar a otra casa y que el dicho p.*^ Niño les 
dezía que avian de tales e vio que el dicho p.^ Niño escribió la carta 
para el alcaide para que diese la fortaleza | otros muchos sin estos 
dízen que el dicho p.^ Niño con vara de just.^ a voz de comunidad 
fue en prender e prendió con su vara de just.^ al Conde e Condesa 
e fue en llevarlos presos a la dicha casa donde vieron que le pn^ 
syeron guardas y alli les hisieron formar para que el alcayde les 
entregare la fortaleza y después vieron que los echaron de la villa. 



descargo del dicho p,° Niño, 



da por descargo y prueba que al tienpo que la gente de la v/ lle- 
varon al dicho Conde e Condesa dixieron que no los llevasen syno 
en casa de p.° Niño y que la gente no quiso. 

y prueba que estando ansy toda la gente en casa del dicho Alon- 
so de dueñas donde ya esta van el dicho Conde o Condesa que la 
Condesa mando al dicho p.^ Niño que hisiese un mandam.^ para el 
alcaide para que les entregase la fortaleza y que el dicho p.^ Niño 
sabiendo el propio nonbre del alcalde mudo el nonbre so color que 
el dicho alcaide no entregare la fortaleza y que a esta cabsa el di- 
cho alcayde no entrego la fortaleza hasta qu^ le ynbiaron otra carta. 

Cargo. 

Otrosy se prueba contra el dicho p.° Niño que sabiendo el e sus 
hijos que el Obispo de jamura andava en deservicio de sus mag.^ 
dieron lugar que el e sus capitanes entrasen én lá villa* y alli les 




Obitpa da (^ammn vim « la *UU qM 
dÍM • qoÍDic cinl^ms e que lod 
f nado aa el campa a (|ae nsoo mí 
fMUe Diagiua al Obiapa. 

pmabaae «nlra el diebo qoa Bodi 
laa prorbionaa da h jnaU pan qua 
oaraa dal Conda e qna por virtud d 
■aear cierta pan de loa gnueroa y «n 
Ni&o e MU bijoa e atros por tu mandi 
da fragoajlla y an el uto de Sao ton 

deíirargí 

Contra e«lo proaba el diebo p.' Nil 
irat altaba la bara aunca vieron qai 
la basieoda del Conde ni qae corta» 
qae vieron qne el mando apregonar 
en el dicho aolo ao cierta pena e q 
trau etto fue para reparos do la v.* 

Cargo 

Otroay ae pra^a ooolra el diebo 
de preoder y maltratar a los qae ant 
gestados tomándoles las oartas que 1 
gos que esorivia cartas a la junta da 
duebas. 

Otroay ae prueba que de que supo 
le entregaseD la V.* que fae a Tall.d 
los que heran de boto que se entrega 
frayle para que les predioase para qi 

prueba que escribió cartas a la Oí 
aleasen y Rebelasen por la Comnnid« 

proabase que tamo la bara por su 



talase el moote de fragosylla e que dio favor e 
todos los alborotos que se hisjeron. 

pruébase que en todo el lienpo que enlendio 
gocios de la villa syenpre procuro su provecho 
DO oran verdaderas para sostener la villa en su 
bfio traer una capitaoia de cavallo a la villa, 
para que so pagoaeo de las rentas reales ooino 
■ion que el yobio. 

pruébase que el dicho Rodrigo Niño con otri 
lia yba a las aieílas y tomava el trigo e harina 
moler, diziend» que lo lleva van a Medina de H 

o diien mas dos testigos que estando on frai 
pal alborotador de la oíbdad de patencia apregí 
la venta de Sanl ysidro. queriéndole prender 
que salieron contra el los dichoa 11. ° Niña e su 
ballestas armadas y les quitaron el dicho prest 

descargo de R." Niño. 

prueba que la noche que la villa se al^o lo v 
de cera que le hixieroo formar aluobrando la | 
a la casa del Conde vio que trayan a don luys i 
90 porque eslava malo que no se podia tener q 
gente y que fue ayúdale a llevar a casa del 
qoando el quiso salir de casa del conde le die 
pierna, y que luego a su casa y estuvo muchos 
picazo e pierna. 

prueba que después que sano de la pierna 1 
mando que fuese a lordesyllaa a seguir el pley 
oon el conde y que allí Hesidio basta que los 
villa. 

prueba que sy algund trigo o harina tomo de 
lo volvió a las mesmas personas. 

prueba que en la prisyon de Ricole que el R 
rían prender e les mostrasen el mandamiento q 
delle. y no le trayan. y que el les Kogo le hisie 
delle y que por su Ruego e yntercesyon le solli 

Sentencia. 

Visto el proceso del dicho pleyto y relación c 
caldea de oorte jualamaote con el Lic.^ Acuñi 



«92 
leba que seyendo el dich^ p." 
I andava muy metida ea las oos 
loiendo sns rnaadamieatoa. y m 
esoian Ih cosas de la jaula, 

descargo. 

descargos que el dicho p.'Níúi 
ba agora en esta segunda ynsl 
a ciertos dias q ue traxo la vara 
veoinos de la villa que tomaseí 
siesen que el no U quería trae 
idieroQ que do se hallarían bleí 
dexo que no la quiso traer ni 
03 ui cosas que hasyan que aun 
ese aunque contra los testigos 
parto del Conde una provisión 
i los de la villa que los que te 
la comanidad los tubiesen has 
dado, y parece por fee de escri 
sta provisión la présenlo en ol 

la que antes que la villa se alfs 
e y que por esto los de Is villa 
rtas y avisos al Conde e Condes 

istrismos e muy mag.»* señore: 
ea concluso para se ve r y deter 
de la carta e ceduU por la qual 
liásemos la relación del dicho p 
S. que va firmada del bachiller 
■ BUS majestades y por n osotro s 
os pies y manos de V.* yilmas i 

el bachiller Venero. 

Alaejos (1), ea Memorial den 
I qae no se aposentase allí nii 

en. deSim., Cámara, Metnork 



626 

letiendoles qaellos les barita que les búieMn oiin- 
isticia del e qae al dicho líenpu vio qael dicho go- 
Ides mayores con los de la Gipitanla. e otros i^ia- 
ibdiencta e temiéndose que los matarían 9« Hetn- 
on a la dicha yglesia de Sanliago e otra gente cW 
vio que estuvieron fietraydos en la capilla dedoa 
ispo de Santyago que agora es de Toledo con ellos y 
.raydos vio que los dichos veciaot comunes de la di- 
laron a prender e prendieron al bachiller del espi- 
I lo llevavan preso a la dicha yglesia diciendo que lo 
13 cuerdas del encensario y estando con el en la dicha 
I iliobo Arzobispo salió a ellos llamándolos señores a 
I ge lo diesen y entregasen quel- les prometía de les 
y ansy vido que los apaciguo e llevo en su poder al 
del Espinal y de allí a un ralo vyo qne los snsodi- 
on sus armas y con titanes de fuego se Tueron a las 
lespaña e de francisco sanches Regidores de la dicba 
) derrocar e quemar diziendo fuego fuego y estando 
ibas casas para las derrocar e quemar vido que ll^o 
) Arzobispo e rogándoles que no les quemasen ni der- 
has casi9S que el les prometía do haier justicia e los 
;o con buenas palabras e los llevo consigo a la pla^s 
i hi^o platica para los apaciguare que después vio 
nos días vido quel dicho Arzobispo por conplaier a 
ios hizo prender e prendió a los dichos Juan dasp«&a 
ran.oo Sanches Regidores e Juan paei procurador e 
apo que los dichos vecinos declan qas aunque sn- 
gr ello que no uvian de pagar el dicho, servicio po- 
ust.' de su mano en la dicha cibdsd llamándoles de- 

I si saben qae estando los dichos govemador e aleal- 
I la cibdad de Santiago segund dicho es e viendo 
poderosos para apremiar ni castigar los Rebeldes e 
imor dellos desde a pocos días del dicho alborota se 
licba cibdad de Santiago e se fueron a la cibdad de 
■vieron muchos dias. 
iregunta. 

a si saben et. que sabido por las cibdades villas eU- 
) de g'iliiia lo que avia pasado en la cibdad de San- 
iie dicho es e con las nuevas que venian de Gaslilla 
ades e como eslavan poderosos los del dicho Reyno 
lisiaron pagar ni pagaron en mucho tieopo serv." »l- 



M. y á 1& villa de Salvatierra de la de 
, Atanaeto de Ayala, imponiéndole sili 
lietase ¿ la villa de Salvatierra. Esta ga: 
D la Hermandad de Egullai y Junta É 
■ la contribución de los gastos bechoi 

loe pleitos que litigó con el Conde D 
ras cosas ea qae íaé condenada dicha 
Felipe II, en 21 de Febrero de 1545 (! 
Ltvatierra la venta de las alcabalas de 1 
D varias condicionee, y el juro que en 
dimido en 1665. Cuando en la mencio 

ejecutoría ganada contra D. Atanasit 
fragios por las almas de los que habi 
>nado pleito, y en 26 de Julio de 156 
ir la ejecutoria y que ae pusieee en < 
arso de 1570 (4) ae confirmaron loe pi 
\ la villa de Salvatierra. 
Al ingresar D. Miguel de Ayala y Boj 
) Ayala, en el Colegio mayor de San 
eneres (5), ee acreditó por medio de b 
> Ayala, el Conde viejo, le llamaban < 

Francesa, la cual murió en DueDas ( 
hablar al Rey sobre su marido el Cod( 
uy piadoso coa sus vasallos y loa trai 

Vitoria. 

La ciudad de Vitoria elevó al Bey un 
>89 (6), pidiendo prórroga del encabezi 
)Dcedido por tres afios que iban á cun 
sración á que dicha ciudad era una ( 



(1) Archivo municipal de Salvatierra, 

(8) ídem id. de ídem, leg. 41, cuad. 19 

(3) ídem id.. Pleito de lot Ayalas, 

(i) ídem id., cojóo P. S., Ug. ii, eoad 

(5) Biblioteca de Saata CruK de Valh 
■ales. 

(6) Aroh. gem da Slm., Cámara, lita 



M 
Mu 

ano 
tula 
■80 c 
de( 
oho 
alC 
del 
eoo 
leall 
El 1 
Oaoi 
8im 
ooni 
Agt 
«al 
say( 
B 
cade 
tado 
áall 
dep 
jardi 
Iwc 
d«gt 
taba 
Bapl 
HeD 
ced 
Pm 



(<1 
(«1 
(31 
(»1 
(S) 

(•: 

11 



660 
pendido su cooeesioo bula aveno ecbo presen 
de eviur algnu oposicíoa por la Justicia (an 
el frivolo preteito de querer cooKrvar ea pie 
olvidada; esperando que V, E. con sus superiores luces, penetrari 
lo que fuere mas couTenieDle y se servirá comunicaroie la Beal de- 
libe raeioa. 

Dios guarde a T. E. m.* a.* como deseo. Palma 4 de Eoero de 
i783-i=líxmo Sr. B. L. M. ■ V. K su mas st.» ob> servidor^io- 
moaldo de Thovar=ilabricadoi 

Bxmo Sr. Don Higael de Musquis. 

Esemo Señor, 

Huy S.«T mió: He visto qaanto V. E. se sirve decirme en sn car- 
ia de S del corriente coa motivo de la Aeprcsentacion hecba por el 
, Comisario ordenador D.d Bomualdo de Tliovar para que el Rey p»- 
miiiese establecer vajo de cierto cea8o''un pequeño solar, frenle de 
la antigua Iglesia de S.» Nicolás que do sirve al presente sino de re- 
coger iumuDilicias, y de afear una Plazuela publica. Es mui cierto 
quantoen esta parte eipuso aquel Ministro; pero recanocidos los 
Historiadores, y aun consultado sobre este punto el que lo esac- 
tualmcute de este lleyoo Uoo Veatnra £erra, y asimismo la tradi- 
oioQ de los antiguos y vecinos del varrio, resulla que en este corto 
solar estubo la casa de maestre Juan Colom. Pelaire de oficio, cau- 
dillo y cabeza que fue en este Beyno de loa Comuneros, en la qual 
tenían SUS juntas los amotinados, que por muclio tiempo causo io- 
meosos daños en el, pues ayudado de la faccioD que le seguía sa 
apodero tQtalmente del Gobierno, tanto que sin embargo de su vqja 
esfera se atrevió a ocupar en todas las funciones publicas la Silla 
del Virrey a pesar de los gritos que los Predicadores davan desde 
el Pulfíilo diciondolo Maestre Colom ese no es vuestro lugar, de que 
vino el refrán Mailurquin ilesíra Colom aguest «o es de wstro Lloch. 
Al fin tubo este bombre atrevido el termino que suelen tenor quao- 
tos levantan semejan Les escándalos que fue el de morir en unallor- 
ca, y colgarse su cabeza en la Puerta pintada de esta ciudad, a cuio 
castigo le condeno el Virrey instruida y vista su causa, y asimismo 
a que se dcrrivase su cdsa, y sembrase de sal, como las de otros 
coinjiliccs en tan atroz delito. 

Parece que la vindicta publica exige que no se pierda la memo- 
ria del justo castiga que se liizo de un dclinquente causador de tan- 
to desorden en agravio do la autboridad Iteal, Lo mismo se biso eo 
Toledo con les casas de juan de Padilla, caveza que fue de los co- 



. Por otra parte, nu coulemplo 

t hermosura det Pueblo, ni be oid 

. cándalos, bantes bien estoy peí 

^ sitio mui publico, y transitlado 

' no se haltfl con la mayor limpie' 

■f dad en que ha estado bastante d 

;' Es quanto tengo que informa 

^ lo mas acertado, dispeosandoi 

i exercitar tní obediencia en su o 

de a V. E. m.' a.>.— Palma 13. < 
m, de V. K. sn mas nt.° serviilo 



Decrttos del expediente. Pid 
mandante g.' interino, al InLeni 
qae cada uno exponga su dicta 
Intendente interino) teniendo p 
oonviene no dejar confundidos 
atendiendo a la hermosura del I 
no se pierda el horror a la mera 
desolación de las casas que se s 
int.^ al Intendente y al Regente 

Otro. No tiene el ttey por oo 
terrenos y quiere que Ee conse 
para perpetuo horror del caso qt 
Abril de 178t. 

Unt frais 

En la inmortal obra de Cer 
trata de los oonsejos negundc 
Panza, contesta éste con vari 
D. Quijote, le dice: < Yo te aseg 
llevar un día á la horca; por 
tas vasallos, ó ha de haber en 



PIN DEL ' 
Y QUINTO DR 



Enero de 1522. 

Sumario. — Por muerte de León X fu¿ elegido Papa el Carde- 
nal de Tortosa.— Alegi'ia general.— Ea Toledo no existía 
la Iranquilidad moral. — La escasez de recursos difiouUaba 
el recobro de Fueaterrabía. — Consejos de intimar la amis- 
tad con Inglaterra y Portugal. —Polilica generosa del Al- 
mirante de Castilla. — Necesario regreso del Key. — Corres- 
pondencia entre los Gobernadores de España y el Empe- 
rador-Rey. — Cargos contra el Comendador mayor de Cala- 
Irava. — Estado da la Seioa y de sus servidores en Torde- 
sillas. — Justificación de la Infanta Doila CaMlina. — Sitúa- ^ 
oiÓD de Toledo. — Tiranía que ejerció Do&a Haría Pacheco, 
— Sus coadiciones morales y las de Juan de Padilla. — Jui- 
cio de Guevara. — Segó via.— Zamora. — Murcia. — Soria. — 
Granada.— Mallorca. — Condesa de Salvatierra. — Procura- 
dores presos en Tordesillas.— Da&os, perdones y mercedes. a 

DOCDMBNTOa 

Carta del Almlraatc de Castilla «I Emperador, Techa O de 
Eaero de 1 522 7 

Creencia que el Almirante de Castilla conBó á Angelo de Bur* 
«a de lo que debía decir á S. SI., Techa en Vilorta á 20 de 
Eaero <0 

Carta original del Marqués de Denla al Emperador, fecha en 
TordesUias á 25 de Enero II 

Carta original del Condestable de Castilla al Emperador, fe- 
cha 27 de Enero ii 



la Vieja. — Pa 1 ene ia.— Salí 
— Álava. — San Sebastián, 
cansas de los exceptuado! 
Mallorca, — Cata Infla Di 



Párrafos de cari* del Cond< 

fecha en Vitoria á 25 de 
Carta del Almirante de Casi 
Carla que el Almirante de 

Carlos V sobre gobierno < 
Carta de S. M. á ». Mlgne] 

ferha en Drosctas á 6 de 
TestiNionlo de la supllcaclói 

en 16 de Abril 

Carla de D. Mlp;nel de Gnn 

de Abril 



Slhahio.— Influencia en la ) 
Emperador en Lombardí 
que pronto regresase á f 
provisión de los cargos 
Dr. Zumel.— Gorrespond 
nadores de España y el I 
sión del fiegimieoto <{ue 
nimos. — Han i Testa I' i o nc 
Alnejos, Valdefuenlea y I 
dailos. — Sevilla, — Valen 
cedes, — Viaje del Papa A 



Carla original de D, Juan 
cba en Toledo á 29 de N 



Julio de 1522. 

Si'UABio. — Alianza del Bey de España coa el de la§ 
Su llegada á Santander.— Jábilo del Beino.— N 
rrespondencia del Almiraote de Castilla con el 
rrtgtdores qae gobcroaban en España al desem 
Monarca. — OpiniÚD del CandastHble deCastills.- 
dores presos en la Mota de Medina del Campo.— 
Vülencid. — Uallorcit.- Frailes comuneros. — Luis 
lauilld. — Daüos, secuestros y mercedes 

DOCUMENTOS 

Carla del Almirante de CastlHa al Emperador, fec 
dina de Blosrco, Julio de 1522 

Creencia que el Abábante de CaslIUa aló i AngeU 
de la que debía decir a) Emperador, fecha 4 d 

15'22 

Relación de los Corregidores qne había en Espai 

Carlos I desenbarcit en Santander en 16 de JdII 
Carta aatógrafa de Alonso de Fonseca, Arzoblsj 

llago, al Emperador, fecha en Grao de Valcnd 

JoUo 



Agosto de 1622. 

Sühahio. — Luoba entre las dos tendencias del pen 
la severidad. — Triunfo de esta última. — Pro<-es. 
los más comprometidos. — Sentencias de mué 
Alonso de Saravia y siete Procuradores de las c 
Ejecución de D. Pedro Maldonado Pimenlel.- 
quejas del Almirante de Castilla. — Corresponde 
Infiínta Doña Catiilin.i y el Almirante con el Bf 
Ba. — Reconocimiento en dicha correspondencia 
de las Comunidades.— Pdlenoia. — Festejos qne 
Madrid.— Gomüheros coDdeiiadoí h muerte.— D 



rdóD general cooc 
I y Ires personas 
—Nota de ejecuto! 
movimiento de li 
en Portugal. — ■\ 
rrespondeocía d 
Servicios y mercí 

DOC 

^dldo por el Ein|i 
1622 y pnbllcadc 
D. Juan de Ayal 
poyaido las prel 

V 

[tracto de los ser' 
alamanca en tlen 
i de las inrormacl 
:ladad de MalEorc 
pico de ayerman) 
testra el espírilo ; 



atinuai'lón del ge 
Imirante de Casti 
de Espafia.— Tgl 
es de Juan de Pa 
Sen te ocias contri 
)6c¡os que tenían 
roque disrrulaba 
que las comprare 
por el Obispo de 
llenes de los exi 



cansados á D. Juan de Silva. — 
por el Abad de dicha ciudad.- 
Burgos.-~Perinoselle. — Valenci 
ción de daQos. — Dafios, perdone 



Cartas del Almirante de Castilla i 
Relación de las mercedes qne el I 

plicalMtáS.M 

Memorial de) Condestable de Casi 



SiiHAKio, — Sentencia de muerte coi 
Bienes de la misma. — Burgos. - 
— Empresa contra Puenlerrabl. 
en Portugal.— Reclamaciones y 



Sealenela de oraerte dictada con 
Tinda de Juan de Padilla, Inserí 
Enero de 1523 

Cuenta de los bienes de Doña Mar 
de Padilla 



Sumario. — Toledo. — Fiestas por la ¡ 
Traslación del Obispo de Zamora 
se inició contra el mismo por < 
—Salamanca. — Mad rid . —Piasen 



Mayo de IS; 

SuHAfiío. — Cortes en Valladolid. — Corres 
ranle de Gaslilb coa el Rey de Espai 
la Corona de Espa&a de las Ordenes ni 
Obispo de Zamora. — Pesquisas, prisio 
tos.— Confesor de la infanta Doña Cs 
Mercedes < . . ■ . 

DOCUMENTO 

Carla del Almirante de Castilla á S. M. 
dad de los castigos 



Junio de 15£ 

SUMAUío. — Dificultades que ofrecíd el oto 
deres para las Cortes de Valladoüd. — £ 
contra varios comuneros del Campo á 
Zamora y Toro. — Gobierno del Obispf 
forma del Clero regular. — PortugaJ.— 
mercedes 

DOCUMENTO 

Heal Cédala de & de Junio de 1523, acer 
Clero regalar 



Julio de 152 

Sdmahio.— Corles de Valladolid.— Sus Ca 
flejaron la política del Almirante de C 
deacia de éste coa el Bey de España.' 



676 



Octubre de 1523. 

PiffiBM. 

Sumario.— Burgos. — Perdón obtenido en tiempo de las Comu- 
nidades.-— Aranda de Duero. — Toledo.— Valladolid. — Za- 
mora. — Cuenca. — Murcia. —Cataluña 451 



Noviembre de 1623. 

Sumario.— Obispo de Zamora.— Segovia. — Salamanca.— San 
Sebastián.— Elección de Clemente VII. — Portugal. — Prisio- 
nes, perdones y mercedes 455 

DOCUMENTO 

Frag^meDlo de perdón que el Rey de España concedió á los 
comprometidos en Navarra por la entrada de los france- 
ses: Pamplona, 1523 456 



Diciembre de 1528. 

Sumario. —Correspondencia del Almirante de Castilla con el 
Rey de España. — Proyecto de invadir la Francia.— Toledo. 
— Defensa del Maestrescuela de la Catedral y sentencia ab- 
solutoria. — Valladolid. — Temores que existieron en tiempo 
de las Comunidades. — Segovia. — Zamora. — Cuenca.— Mur- 
cia. — Córdoba. — Aranda de Duero.— Obispo de Zamora. 
— Recursos. — Portugal.— Ultramar.— Mercedes 461 

DOGÜMBNTOS 

Carla del Almirante de Castilla al Rey de EspaAa sobre la 
formación de on ejército invasor en Francia 46 

Defenaa del Maestrescuela de Toledo j sentencia absoluto- 
ria, reeba 30 de Diciembre de 1523 46 



\ ^ 



678 



Año de 1525. 

PáffÍDas. 

Sumario.— Cortes de ValladoLid. — Casamiento del Rey* — Go- 
rrespondenoia del Almiraate de Castilla oon el Rey de Es- 
paña. — Tordesillas, — Obispo de Zamora. — Toledo.— Te- 
pes.— Segovia. — Medina del Campo.— Salamanca. — Valla- 
dolid. — Falencia. — Guadalajara. — Nájera. — Obispo de 
Oviedo. — Herencia del Conde de Salvatierra. — Álava. — 
Perdones. — Mercedes 537 

DOCUMENTOS 

Carta del Licenciado Lnls Pérez, Juez de residencia, a! Em- 
perador, feclia en Jaén á 21 de Junio de 1525 540 

Carta original del Almirante de Castilla al Emperador, Teclia 
en Tordesillas á 2 de Enero de 1525. 547 

Carta del Almirante de Castilla al Emperador, feclia en Me- 
dina á 20 de Enero de 1525 548 

Carta original del Marqués de Denla al Emperador, fecha 
en Tordesillas á 14 de Septiembre de 1525 549 

Fragmento de un pleito seguido entre el Fiscal y los que 
tomaron por encabezamiento las rentas de Medina del 
Campo en 1520 S5i 

Real Cédula, fecha en Toledo á 27 de Agosto de 1525, otor- 
gando perdón á treinta y cinco de los más comprome- 
tidos en el movimiento de las Comunidades 557 

Provisión de 1.^ de Diciembre de 1525 declarando Ubre de 
responsabilidad á Antonio de Fonseea por el incendio de 
Medina del Campo i>59 

Carta del Licenciado Velasco, Juez de residencia de Astu* 
rías, al Emperador, fecha en Oviedo á 26 de Septiembre 
de 1525 561 

Convenio entre S. M. y D. Atanasio de Ayala, hijo del Conde 
de Salvatierra, sobre sucesión en los bienes de su padre. . 

Carta original de la Reina (íermana al Emperador interesán- 
dose por D. Atanasio de Ayala 




•íl 



679 



Año de 1526. 



Página I . 



Sumario. — Segando proceso contra el Obispo de Zamora por 
el asesinato del Alcaide de Simancas. — Extracto del pro- 
cediniiento, tormento y sentencia que se dictó contra el 
Obispo y sus cómplices. — Clemencia con D. Pedro Laso. — 
Zamora. — Bargos. — Valladolid. — Medina del Campo. — Sa- 
lamanca.— Tordesillas.— Córdoba. ^Baeza. — Salvatierra. — 
Rencores contra los comuneros. — Mercedes. — Cronistas. . . fi67 

DOCUMENTO 

Carta original de Diego de Rivera al Emperador, feclia en 
Valladolid á 14 de Diciembre de 1 526 576 



Datos posteriores á 1526. 

Sumario. — Comuaeros refugiados en Portugal.— Gutierre Ló- 
pez do Padilla. — Resultado de la reclamación del mayoraz- 
go de su casa. — Alcalde Ronquillo. — Toledo. — Mora.— Bur- 
gos. — Valladolid.— Palencia.— Gonzalo de Ayora. — Segó- 
via. — Talavera. — Sepúlveda. — Avila. — Zamora. — León.— 
Toro. — Dueñas. — Alaejos. — Galicia. — Sucesor del Conde 
de Salvatierra. — Vitoria. — Valdemoro. — Gibraltar. — Cata- 
luña. — Muerte de Doña Juana la Loca. — Muerte de D. Car- 
los I de Bspaña. — El Infante D. Juan de Granada. — Con- 
sejos que el Almirante de Castilla dio á la Emperatriz. — 
Frailes y clérigos comiineros. — Prisiones. —Secuestros. — 
Ocultaciones. — Perdones. — Mercedes. — Villalar. — Mallor- 
ca. —Una frase de Cervantes, 583 

DOCUMENTOS 

reírla del Obbpo de Oviedo al Emperador, fecha 24 de Ja- 
de 1535, acerca de una procesidni y proceder del Al- 
ie Ronquillo 588 

y original del Presidente de la Chancilleria de Vallado- 
Obispo de Oviedo, al Secretarla Cobos, acerca de los 
«•«deres del Alcalde Ronquillo 690 



V 



n 



680 

Carla ar^isal dd Lieeacfado Rm^iíIIo al Emperador, fe» 
cha a Talladofid á 12deXayode 1544 591 

Carla de Aataalo Yázqvfz de Cepeda al Secretario Joan Váz- 
fwz de S^lJBa, fecba ea ValladoUd á 5 de Marzo de 15?S, 
acerca del aacTo gervicio á S. M *>95 

Carla del Da^pie de Alborqoerqoe al t'^asejo Real ea 1536 
refereale i GoBzalo de Ayora 599 

MeoMrial del Licenciado Francisco de SepúlTcda acerca de 
los fferríclos qne presló en la Tilla de SepúlTcda 60:i 

Relacidfl qoe envió D. Bernaldlno Pinientel sobre lo del Con- 
de de Benavenle, en qne se habla del comnncro Remando 
de Porras 607 

Relacién de los bienes qne se Tendieron á Ramur Núñez de 
Gnzaán, compromeUdo en los sucesos de León, sin fecha . 6H 

Docamento en qne se concretan los cargaos qne se hacían á 
Pero y Rodrigo Niño, vecinos de Dneñas, presos en la cár- 
cel Real 6t 4 

Fragmento de nna fnrormaclón contra el Licenciado Esca- 
lante por ciertos maravedís qne tomó del servicio de 1520. 623 

toarla original del Almirante de Castilla á la Emperatriz, con 
consejos sobre la gobernación, fecha en Valdescopezo á 3 
de Enero de 1530 636 

Párrafos descifrados de caKa del Presidente, Arzobispo de 
Santiago, ai Emperador, fecha en Ocaüa á 14 de Abril 
de J 53 1 r,89 

Mlnnta de carta del Emperador, feclia en Genova á 30 de 
Agosto de 1529, pidiendo un Breve para castigar á los 
frailes y clérigos que predicaban contra el servicio y tran- 
quilidad del Estado 642 

Kota de ios perdones que se concedieron en t527 para so- 
lemnizar el alumbramiento de la Emperatriz. Se Indica á 
Nicolás de Insausll y á Gonzalo de Ayora ^ 644 

Una Memoria que dieron á S. M. de personas que llevan sa- 
larios 649 

Memoria de los servicios que el Licenciado Coalla, y su hijo 
y Doña Isabel de Qolntanlila, su mujer, hicieron siempre á 
la Corona Real 6*^ 

Datos de un expediente relativo á la casa del Maestro Co- 
lom, que fué jefe de las Comunidades en Mallorca en 1521 . t 



i 







COLECCIÓN 



DE DOCUMENTOS. OPÚSCULOS \ ANTIüOEOftDES 



QUE PUBLICA 



LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XL 



0-^A-\. 




[ 



MADRID 

BST. TIP. DE LA VIUDA É HIJOS DE M. TELLO 

• IMPR1E80B DB LA RBAL ACAD, 01 LA HI8T. 
O. de ^Azx Kranoisoo» 4 

1899 



HISTORIA 

< 
CSRÍTIGA Y DOCUMENTADA 



as LAS 



COMUNIDADES DE CASTILLA 



TOMO VI 



I? 



>ri 




ILUSTRACIONES 



1 I 



\ 



•■ 

•« 

i 

■ 




!>»• 



1íf«^ 



t 



I • 



• I 







/ 



índice de nombres propios 



■•'I 



I 

i *. 



■•I 



Abad de San Benito.— II1 104. 
AbaD9a (LioeDciado), — I 507. — 11 

307.— V 402. 
Abarca.—IU 765. 
Abeldredo.— H 124. 
Aben-Fayhe.— II 759. 
Abita (Fr. AntoDÍo}.— I 274. 
Ab¡Ia(Dr. de).— IH70. 
Ablitaa (Señora de).— IV 602, 604. 
Abril (Pablo).— V 473. 
Abrínea (Nicolás).— V 268. 
Acebedo (D. Alonso de). — IV 40. 

—V 406. 
Acebedo (Doña Catalina de). — V 

447. 
Acebedo (Rodrigo de).— lü 666.— 

V284. 
Aeebcs (Canónigo).— 111 620. 
Acebes (Francisco de). — II 391 . 
Acebo (Alonso del).— V 646. 
Acebo (Antón del).— V 645. 
Aceituno (Rodrigo del). — II 450. 
Acevedo (Alonso de).— IV 363. 
Acevedo (Doña Ck>nstania de). — 

•^439. 

)vedo (Rodrigo).- IV 446. 

ofita (Enrique de).— III 548. 

iña (Corregidor).— I 287.— II 

43, 747. 



Acuña (D. Enrique de).— II 615. 

AoQña (D. Fadrique de).— I 171. 

Acuña (D. Francisco de). — IV 39. 

Acuña (D. Juan de).— I 275, 282, 
295, 309.— II 690, 691.— II1 151 , 
646.— IV 32, 39, 40, 43, 53, 76, 
78, 349, 447, 449, 457, 532, 593, 
615, 616.— V 46, 185, 296, 299, 
324, 456, 653. 

Acuña (Licenciado). — I 33, 419. 
—II 63, 87, 260, 291, 640, 691. 
—III 187 á 490, 494, 495, 499, 
649, 715, 722, 780.— IV 402, 
717.— V 151, 237, 250. 251, 
502, 504, 620, 621 . 

Acuña (D. Lope de).— il 617. 

Acuña (D. Luis de). — V 455. 

Acuña (Doña María de). — V 645. 

Acuña (Martin de).— UI 97, 205» 
57<.-.IV 39, 40, 245, 317, 321, 
322, 424, 425, 609.— V 104, 
297, 312, 529, 650. 

Acuha (Pedro de).— I 118, 323. 
—I1 167.— III 159, 457.— IV 40, 
206, 358, 396.— V 99, 187, 322, 
323,517,607. 

Acuña (Vasco de).— V 292, 293. 

Adande y Arga (Francisco). — III 
375. 

Adelantado de Castilla. — I 30, 
430.— II 163, 156, 494, 673.— 






"V 



■'I 



':. 



k 



r< 



II 



í 



4J 



M 



m 10, 68, 77. <50, 151, 174, 
561,747.— IV 41, 336, 350. 
Adelantado de Gazorla. — IV 255, 

554, 558.— V 260, 535. 
Adelantado de Galicia. — II 149, 
150, 358, 361, 722.-111 84.— 
IV 357, 396. 
Adelantado de Granada. — IV 80, 

584, 587, 622, 692. 
Adniza (Licenciado Pedro de). — 

II 163. 
Adorno (Leonis).- IV 160. 
Adrada.- V 472. 

Adriano VI (Obispo de Tortosa). — 
I 26, 29, 45, 46, 61 á 64. 70, 73, 
88,91,122, 152, 163 á 165, 168, 
170, 171, 174 á 176, 186, 202, 
262, 334, 358, 366, 382.— V 7, 
9, 28 á 30. 42, 56. 57, 76, 133, 
155, 236, 335, 366, 377, 395, 
415, 417, 426, 449, 450, 491. 
Ada9a (Juan de).— V 561. 
Adurfa (Teniente).— III 548. 
Adurza (Licenciado).- V 390, 391, 

524,529,530. 
Adurza (Martín de).^II 728. 
Africano.— V 346, 357. 

Ages (Mos de) IV 553. 

Agostin (Francisco). — II 615. 
Agramont (D. Arnalde).— IV 211. 
Agraz (Capitán) —V 113. 
Agreda.-^IV 185. 
Agreda (Juan de).— IV 116, 427. 
Agnado (Pedro).— IV 55, 120. 
Aguaron (Fernando de). — V 655. 
Aguayo (Fernando de).— V 655. 
Aguaiil (Antón).— IV 542. 
Agaera (Dofia Ana de).— V 453. 
Agüera (Diego de).— IV 117.— V 

248, 286. 
Agaera (Dr.)— V 246, 285, 453. 
Agüero (Diego de).— 1 563.— V 444. 



Águila (Al."* del).— 11616. 
Águila (Antonio del).— I 541 .— It 

159, 412 á 414, 421, 422, 424 <^ 

427. 
Águila (Catalina del).— II 425. 
Agüita (Diego del).— IV 501. 
Águila (Lope del).— ü 416. 
Águila (Pedro del).— II 426. 427. 

—IV 245. 
Águila (Sancho del).— 1 189. 
Águila (Suero del).— i 189, 454, 

456, 554.— II 81. 87. 206, 207, 

236, 237, 244, 635. 658, 686, 

689, 691. — in 488.— IV 149. 

244, 312, 718.— V 244, 279, 283, 

299,316,331, 448. 
AguyIa(D.» del).— 11616. 
Aguilar.— II 68, 195. 
Aguilar (D. Alonso de).— I 204. 
Aguilar (Antonio de). — IV 91.— 

V247, 312, 331. 
Aguilar (Bachiller Jerónimo de).. 

—II 183.— III 786. 
Aguilar (Capitán).- III 127, 301. 
Aguilar (Conde de). — I 378.— IT 

155, 157, 361, 494, 649, 673.— 

III 10,56,68,77,141,148,150, 

151,174,199,561.— IV 40, 184, 

197, 210, 335, 433, 558, 702.— 

V 1 32, 546. 
Aguilar (Conde de], dos herma* 

nos.— II 396, 725. 
Aguilar (Francisco de). — V 247,. 

252, 283, 288, 306, 644, 645. 
Aguilar (Frey Alonso de).— IT 

621. 
Aguilar (Gonzalo de).— IV 254,. 

424. 
Aguilar (Hernando de).— IV a 
Aguilar (Juan de).— III 109, 7 

—IV 607. 
Aguilar (Licenciado). — IV 401 




Aguijar (Luys).— A212. 
Aguilar (Marqués de].— 1 31, 489. 

—II 630. — III 436, 457, 494, 

492, 249, 354, 599. — IV 39, 

264,695.— V 634, 635. 
Águilas.— II 459. 
Aguilera (Alonso de). — I 544. 
Aguilera (Comendador).— II 238, 

239, 293, 429, 432, 645, 667, 

668.— IV 434, 432,749. 
Aguilera (Hernando de). — V 546. 
Aguiaaga (Licenciado). — II 743, 

745.— III 504. 
Aguirre (Alonso de). — I 405^ 446, 

292,324.-1152. 
Aguirre (Juan de).— V 457. 
Aguirre (Licenciado). — I 468, 469. 

—II 63, 87, 266, 269, 272, 294, 

390. — III 438, 424. — IV 432, 

252, 336, 452, 686, 687.— V 37, 

654. 
Aguirre (Pedro de).— 1 470.— II 73. 
Agoirres (Hermanos). — IV 87.— 

V23.. 
Agustín (Antonio).— I 457, 464, 

480. 
Agustín (Dr. Mioer).— I 256. 
Ahumada (Diego de).— II 205.— 

IV 330.— V 577. 
Aína (Lope de).— V 447. 
Alaejos (Alcalde de).^V S96. 
Alamos.— I 583. 
Alamos (Antonio de). — III 434. — 

IV 56. 
Alanis (Bachiller Rodrigo de). — 

III 364. 
Alarcón.— IV 450.— V 325. 

drcón (Antonio). — IV 440.— V 

'•►20. 

^rcón (Criado del Condestable). 
-IV 447. 

i-cón (Diego de).— II 728. 



Alarcón (Francisco de). — II 617. 

Alaroón (Licenciado). — III 25, 27, 
29, 54, 52, 677.— IV 683, 686, 
687.— V 293, 502, 589. 

Alarcón (Rodrigo de).— III 677. 

Alas (Juan de las).— IV 420.— V 
444, 446. 

Álava (Diego de).— H 823. 

Álava (D. Hernando de).— 11 575. 
—IV 693.— V 424. 

Álava (Pedro de).— II 220. 

Alba.— U 562.— III 626. 

Alba (El Bachiller Pedro de).— II 
746. 

Alba (Dr. de).— V 403, 440. 

Alba (Duque de).— I 48, 63, 440 
á 443, 455, 459, 460, 462, 466, 
490, 491, 498, 204, 245. —II 
468, 487. — in 51, 832, 346, 
355, 445, 547, 582, 585, 660.— 
IV 217, 345, 359, 372, 745.— V 
47, 438, 480, 237, 254, 296, 586. 

Alba (D. Juan de).— II 448. 

Alba de Liste (Conde de). — I 346, 
429, 484, 483, 505, 509, 543, 
532.— n20, 21,73, 82, 89, 116, 
119, 121, 159, 240, 243, 340, 
365, 377, 466, 472, 474, 476, 
493, 513, 515, 521, 522, 530, 
542, 552. 553, 556, 577, 684 á 
626, 628 i 630, «35, 640, 655, 
700, 701,711,722.— ni 12, 76, 
80, 173, 214, 225, 230, 383, 
480 á 422, 426, 435, 446, 447, 
470, 473, 561, 566, 567, 685, 
732, 747, 750, 788.— IV 8, 9, 
38, 122, 451, 199, 240, 24 4, 
243, 266, 283, 344, 345, 349, 
363, 372, 394, 420, 447, 489, 
505, 522,528 á 530,554, 558, 
633, 637, 653.— Y 35, 438, 386, 
606. 



II 



'. M 



• I 

>. 1 

■ 

• t < 



> 1 1 



ii 



¿u 



•».í 





Alfaro (Licenciado Juan dej.-^IY 
94. 

Alfaro de Santo Andrés (Pedro 
de).— 1 544.-111 450. 

Alféreat (El),— 111581,683. 

Alfonso VIII.— 1133. 

Alfonso X.-^l 130. 

Alfonso XI.— I 449. 

Alguacil (Capitón).— V 172. 

Alma9án (Dr.)-IV 187.— V 325. 

Almaraz.— III 676. 

Almaraz (Comendador). — 11 65, 
67, 79, 690 á 692.— IV 230, 
447, 449.— V 324, 448. 

Almaraz (Francisco de).— II 436. 

Almaraz (Fr. Diego de).— I 360.— 
II 74, 77. -IV 672.— V 245. 283, 
447, 508. 

Almasán (Arcediano de). — III 397. 

Alraazán (D. Bernaldino). — IV 
223. 

Almazán (Dr.)— IV 447, 450.— V 
372. 

Almazán (Gonzalo de). — I 184. 

Almazán (Licenciado).— IV 62. 

Almazán (Secretario).- 1 63, 150, 
155. 

Alraelda (Leandro de).— IV 433. 

Almenara.— III 671, 675. 

Almenara (Alonso de).— IV 94. 

Almería (Obispo de).— IV 187. 

Almirante de Aragón.— IV 479.— 
V5M. 

Almirante de Castilla.— I 26 á 31, 
59, 61,88, 139 á 142, 145,176, 
186, 191, 198, 215, 335. 455, 
506.— II 11 á13,26, 33, 34, 36, 
71,94,95, 111. 112, 149, 227, 
234, 238, 249, 255, 260 á 262, 
264, 269, 274, 276, 278, 281, 
284, 286, 288, 298, 301 , 333 á 
337, 344, 358, 359, 361 , 363 á 



365, 382, 383, 385. 402, 411, 
455, 461 , 465, 472 á 474. 480, 
494, 500 á 502, 513 á 517, 520 
á 523, 528 á 530, 534, 541 , 546, 
547, 549, 557, 558, 561, 565, 
575 á 579, 589, 594, 596, 6l0, 
620, 621, 624 á 627, 629 á 633, 
635, 638 á 643, 651 á 654, 656 
á 662, 665, 667, 669 á 671, 673 
á 675, 677, 680, 683 á 686, 688, 
690,699 á 703,711,722, 726, 
730, 734, 762, 763, 768, 771, 
772. -III 6, 9, 11, 12, 14, 17, 
21, 24, 32,34,37, 40, 49, 50, 
52, 53, 57, 58, 62 á 64, 66, 71 
á 75, 79, 82 á 85, 87, 89,91,97, 
101, 103, 111, 113, 119. 124. 
130, 133, 137, 143 á 145, 179, 
180, 182, 185, 196 á 199. 20^. 
203, 207, 213, 214, 216, 217, 
220 á 222, 224, 228, 230, 234 á 
236, 239, 240, 242, 243, 25H. 
259, 261, 262, 283. 284, 304, 
315, 319, 320, 327, 328. 339, 
341 á 343, 372, 374. 379, 380, 
382 á 385, 391 , 399 á 401 , 405, 
407, 409 á 414, 418, 420, 425, 
427, 43Í, 432, 436, 437, 439 á 
441, 446, 447, 452, 458. 460, 
464, 467, 473 á 479, 485, 486, 
488, 499, 506, 510, 511, 536, 
541, 544 á 546, 549, 550, 554. 
555, 558, 559, 561, 564 á 567, 
571 á 573, 577, 580, 583, 585. 
586, 590, 591, 593, 596, 597. 
603, 606. 607, 610 á 612, 647, 
663 á 665, 679, 717, 726, 729, 
730, 741, 746 á 750, 752 á 754, 
766, 776, 782, 783, 789.— IV 7 
álO, 12, 15, 17, 18, 28, 31, 35 
á38, 49,57, ■)9, 105, 114, 140. 
146, 148, 150, 153 á 155, 170, 



^l< 



«-1 






'M 



n:4 



H 

i 



' •« *i 

m 



• • • ■! 

Oí 









I 



I, 




\ 



10 



173, 174, 476, 480, 481, 187, 
188, ^96, 198, 200, 206 á 208, 
214» 226, 255, 260, 263, 264, 
268, 269, 271, 273 á 277, 279 á 
284, 287 á 289, 294, 295, 299, 
305, 323, 332, 333, 336, 340 á 
343, 347, 357, 365 á 369, 371, 
372, 374, 375, 377, 380 á 382, 
384, 385, 390, 391, 393, 394 á 
396, 408, 411, 413, 429, 430, 
437, 442, 447, 450, 451, 453 á 

459, 463 ó 466, 469, 470, 472, 
473, 475, 477 á 48á, 489, 500, 
504, 536, 54Í, 542, 544, 546 á 
550, 564, 592, 598, 599, 627, 
629, 633, 635, 636, 639, 641, 
642, 672, 674, 676 á 678, 680, 
681, 683 á 688, 691, 692, 695, 
697, 698, 703, 705, 706, 710, 
711.— V6á10,15é17,29á31, 
35, 37 á 39, 47, 53. 58, 60 á 62, 
67, 68, 70. 78, 80, 81, 83, 84, 
92. 93, 97, 103, 118, 119, 123, 
175 á 179, 185, 188, 196 á 198, 
201, 203 204. 217 é 220.223, 
22o, 227, 233, 238, 257, 262, 
271 á274, 276,278, 293, 298, 
301, 308, 312, 325, 331, 332, 
336 á 338, 371 á 373, 377, 409. 
415, 429, 432, 461, 465, 482, 
484, 538, 546 á 548, 568, 636, 
639, 641, 643, 646, 649, 650. 

Almirante de Francia. — IV 390, 

460, 465, 470, 473, 600, 615.— 
V9. 

Almirante de Valencia. — IV 507, 

508. 
Alnalte Estroci.— III 283. 
Alonso (Antón).— IV 93, 98, 126. 
Alonso (Cristóbal).— III 685. 
Alonso (Diego).— II 583. 
Alonso XL— 1182. 



Alonso (Fernand).— IV 98. 
Alonso (García). — V 146. 
Alonso (Hernando). — IV 93. 
Alonso (D. Juan). —111 316, 349, 

355. 
Alonso (Martín). — V 248, 286, 

592. 
Alonso (Pero).— IV 96. 
Alonso de Barros (Suero). — IV 451. 
Alonso de Guzmán (Juan). — II 

201. 
Alonso de Salamanca (Pero). — IV 

504. 
Alonso de Solís (Suer).— IV 98. 
Alonso de Ulloa (García). — I 504. 

III 743, 747.— IV 363.— V 113, 
188. 

Altamira (Conde de).— II 472, 748. 

—IV 532. 
Altana (Juan de).— II 743. 
Alva (Antonio de).— III 622. 
Alva (Bachiller de).— II1 107, 621, 

622, 786. 
Alvarado.- IV 601 . 
Alvarado (Coronel).— I 355. 
Alvarado (Inés de).— 1 311. 
Alvarez (Alonso).— III 330. 
Alvarez (Andrés). — V 416. 
Alvarez (Antón).— 1 103, 287,288. 

—III 305.— IV 68. 
Alvarez (Antonio).— III 209, 608. 

—IV 68, 70, 86.— V 468. 
Alvarez (Cristóbal). -I 455, 456. 

— II 416.— IV 148 á 150. 245. 

—V 246, 253, 283, 310. 
Alvarez (Diego).— III 52Ó, 619. 
Alvarez (Dr. Fernand). — ^IIl 457, 

460.— IV 102. 104, 504. 
Alvarez (Dr. Gravlel).— V 245. 
Alvarez (Garci).— III 698, 699.- 

IV 311. 

Alvarez (Ginés).— IV 441. 



.1 



J^ 



K\ 



Alvares (Francisco).— II U2, 436. 
Alvares (Hernant).— lil 608.— IV 

Alvares (D. Juan).— I 440.— IV 70. 

—V 520. 
Alvares (Licenciado Antón). — II 

428. 
Alvares (Lope).— IV 241. 
Alvares (María).— V 370. 
Alvares (Notario).— 11 419. 
Alvares (Pero).— II 753. 
Alvares Abarca (Feroán). -* III 

765. 
Alvares de Aguilar (García). — II 

436. 
Alvares Baraona (Fernán). — II 

437. 
Alvares 3e Barahona (Sr. Her- 

Qand).— II U3. 
Alvares pápala (Dr. D. Francisco), 

Maestrescaela de Toledo. — V 

246, 284. 
Alvares Castro (Diego).— V 247. 
Alvares de Chinchilla (Gregorio). 

—1 199. 
Alvares de Cuelo (Alonso). — I 455. 

—II 438.— IV 150.— V 246, 253, 

283, 292, 310, 557. 
Alvares Guerrero (Licenciado 

Joan).— II 164, 180, 181, 183, 

489,196,197.-111548. 
Alvares de León (Diego). — iV 125. 

— V283. 
Alvares Maldonado (Juan). — I 

305, 359.— IV 40.— V 186. 
Alvares de Montoya (Pero),— V 

532. 
Alvares Osorio (D. García). — I 

186, 327. —II 615.— III 547, 

690. 693 á 695, 698, 700, 701 , 

704. — IV 54, 143, 144, 558, 

619.— VI 04, 292, 293. 



Alvares Osorio (Lope). — 111 455» 

—IV 222.— V 225, 277. 
Alvares Osorio (Pero).— V 362. 
Alvares de Oviedo (Pedro). — V 

47. 
Alvares Pimenlel (Dofia Ana). — 
• IV 102 á 104. 
Alvares de Pisa (Hernando). — U 

616. 
Alvares de Toledo.— II1 168. 
Alvares de Toledo (Alonso).— lü 

608.- IV 51 , 53. 
Alvares de Toledo (D, Antonio). 

— Véase Ceáillo (Sefior de).— 1 

134, 323. 
Alvares de Toledo (Comendador 

Hernand).— ill 608. 
Alvares de Toledo (Federico). — \ 

141. 
Alvares de Toledo (Francisco).— 

III 609. 

Alvares de Toledo (Juan).— I 332. 

—V 1 87. 
Alvares de Toledo (Luis).— II 617. 
Alvares de la Torre (P.'')— IV 1 1 4. 
Alvares de Valladares (Pedro). — 

11748,749. 
Alvares de Villarreal (Fernán). — 

V 385. 
Alvaro (G.«)— II 416. 
Alvaro de Luaces (Agustín). — V 

146. 
Alvear (D. Diego de).— V 657. 
Alvear (Gonsalo de).— V 657. 
Alverca (Juan del).— II 80. 
Aller (Licenciado).— IV 249. 
Anastro (Doña Constansa de). — 

IV 452. 

Anaya (Bachiller).— IV 261. 
Anaya (Cantingo).— V 73. 
Anaya (Diego de). — II 436. — III 
96, 689.— IV 93. 



•n 



• .-'i 






I ..1 



n 



■ V 
11 



I* 










V 



/ 



f 



43 



Aranda (Diego de).— IV 53, 110. 
Aranda (Francisco de). — III 278, 

i87, 288, 623. 
Aranda (Iñigo de).— III 460. 
Aranda (Rodrigo de).— V 290. 
Araño (Juan de).— III 671, 674. 
Araoz (Lope de).— I 71, 83, 186, 

208. 
Arauzo (Bernardíno de). — IV 53, 

4Í0.— V289, 478. 
Arba (Fr. Diego de).— III 706. 
Arbide (Upe de).— II 743. -Ili 

185. 
Arbide (Miguel de).— IH 185. 
Arblstain (Juan de).— 11 743. 
Albíslur (Rodrigo de).— II 743. 
Arbórea (Obispo de). — Véase Arca 

(D.Juan).— 183. 
Arca (Joan), Obispo de Arbórea. 

—I 240. 
Arca(D. Juan).— 183. 
Arce.— III 101. 
Arce (García de).— III 741. 
Arce (Licenciado). — IV 231. 
Arce (Pedro de).— III 619.— V 208. 
Arcediano (Juan de). — IV 94. 
Arcediano del Alcor. — I 311. — II 

731, 732, 734. 
Arcediano de Garrión. — I 311. 
Arcediano de Madrid. — I 293. 
Arceo.— IV 299, 710. 
Arceo (Hernando de). — III 413. 
Archidona (Doña María de). — I 

454. 
Arco (Alonso de).— IV 176. 
Arcos (Duque de). — I 59, 67, 139, 
169, 170, 179, 198, 379, 438.-^ 
I1 160 á 163, 174, 176,178,179, 
181 á 183, 186, 187, 189, 191, 
494, 196, 200, 214, 479, 485, 
488. 671 , 760, 762, 764 á 768.— 
111196,208,209.213,214,234, 



245, 256, 316, 318, 340, 341, 
344 á 350, 352 á 360, 362, 364, 
379, 396. 442, 547, 549, 609, 
612, 647, 692, 695. 699, 702 á 
705, 731. — IV 160, 161, 257, 
258, 260, 349, 362, 521, 659, 
710.— V 131. 

Arcot (Marqués de). — IIl 324. 

Arellano.- III 477. 

Arellano(D.Bernaldino).— IV 558, 
722. 

Arellano (D. Carlos). — II 326.— 
III 17, 156, 161. — IV 596.— V 
22, 244; 282. 

Arellano (D. Juan). — I 146. — II 
90, 722.— III 609.— IV 39, 596. 

Arellano (D. Pedro de).— III 199, 
—IV 702, 722. 

Arellar (Alonso de). — I 453. 

Arena (Rodrigo del).— V 289. 

Arévalo (Fernando de).— 11 737. 

Arévalo (Gonzalo de).— V 649. 

Arévalo (Jerónimo de). — V 296. 

Arévalo (Pedro de).— IV 451. 

Argamañón (Fr. Joanes). — I 274. 

Argén sola (Bartolomé Leonardo 
de).— 111,20, 68, 82,164,172, 
173, 183, 191, 198. 213. 

Arguello.— III 569. 

Arguello (Fiel).— II 419. 

Arguello (Rmo.)— lll 786. 

Arguello (Secretar¡o).—II 92.— III 
766.— V 294. 

Arguinabau (Ramón).— V 171. 

Arias.— 1133. 

Arias (Alonso).— IV 530, 531. 

Arias (Hernán).— II1 131. 

Arias (D. Juan).— I 494.— IV 65, 
66, 492. 

Arias (Pandino).— III 285. 

Arias (Pardo).— II 753. 

Arias (Pedro).— IV 90, 531. 






s' i 
V ' 

r 
\ 




^ / 



s./ 



45 



Avalos (Rodrigo de).— V 38. 
Avanos (Martía de).--V oH. 
Avela(HarUn).— 11414, 426. 
Avellaneda.— V 313. 
Avellaneda (Diego de). — II 395. 
Avellaneda (Vicario). — III 672, 

675. 
Avendaño (Juan de). — lí 446. 
Avendaños.— I 433.— III 644. 
Avila (Abad de),— V 335. 
Avila (Corregido!- de).— I 418. — 

IV 477, 608. 
Avila (Cristóbal de).— III 64.— V 

490. ' 
Avila (Deán de).— I 409. 410, 445, 

446, 455, 456, 552. 553. 
Avila (Diego de).— IV 98.— V 444, 

482, 54 4 . 
Avila (Dr. de).— III 344, 354, 694. 
Avila (Pranciscode).— III 286, 608. 
Avila (Gómez de).— V 283, 316. 
Avila (Juan de).— IV 720. 
Avila (Fr. Juan de).— I 497, 327, 

468.— II 75.— IV 225, 226, 382, 

383, 476, 608. 
Avila (Jerónimo de). — I 288. 
Avila (Licenciado Joanes de). — I 

545, 517, 526, 527. 
Avila (Luis de).— I 250. 
Avila (Luis Gonzalo de).— III 98. 
Avila (Obispo de).— I 23, 381.— 

III 24 6.— IV 25, 608. 
Avila (D. Pedro de), Señor de Vi- 

Uafranoay las Navas. — I 455 — 

11309,312,323.-111214,220. 

—IV 447. 
Avila (P.^de).— IV 414, 350.— V 

247, 253, 284 , 300. 
Avila (Bodrigo de).— II 417, 420. 
Aviles (Bachiller).— V 389. 
Aviles (Licenciado Pedro de). — V 

453. 



Aya (Gómez de la).— III 620. 
Aya (D. Joan).— IV 495. 
Ayala (D. Alonso de).— IV 687. 
Ayala (D. Alvaro).— II 272. 290, 

293.— IH 519.— IV 544. 554, 

555, 687. . 
Ayala (D. Atanasio de).— II 740. 

—III 744.~.V 485 á 488. 538, 

562 á 565, 634,632. 
Ayala (Capitán Hernando de). — I 

465.— III 635.— V 284. 
Ayala (Dr.)-I 394. 
Ayala (Frey Fernando de). — IV 

620. 

Ayala (Doña Gíosefa) I 454. 

Ayala (Hernando de). — I 470. — 

II 644.— III 576, 608.— IV 68, 
592.— V 245. 655. 

Ayala (Iñigo).— IV 65, 66, 586.— 

V293. 
Ayala (D. Juan).— I 308, 315, 334. 

381,382, 494, 504.— lí 785.— 

III 95, 519, 665, 687.— IV 404, 
405. 236, 275.— V 186, 255 á 
259, 292, 294, 468. 

Ayala (D. Martín).— I 145, 324, 
322. 324.— V 82, 387. 

Ayala (Doña Mencla).— V 450. 

Ayala (D. Pero de).— I 103, 407. 
445, 119, 445, 454. 244. 249, 
287, 288. 324, 324, 532.— II 77, 
347, 350, 359, 381, 565, 640, 
710,712,713, 739,740,744.— 
III 52, 95, 97, 99, 279, 280, 285, 
286, 304, 306, 329, 448, 454 á 
454, 491, 494, 610, 654, 663, 
706, 740 á 744, 716 á 748.— IV 
32.68,7-2, 131, 484, 432, 450. 
552, 553, 672, 692, 721.— V 57, 
59, 68, 4 41, 244, 279, 284, 289, 
292, 314, 317, 319, 335, 365, 
372, 448, 510, 568, 632. 



«t 






,,• .. • 

^ -I 
• t . - 



.1 






tüll 



í 's-V 



V 



r 
I 



■f :4 



46 



• • • • 






• wJ 



I. r 

! -iiJ 

[í tí 

•I 






Ayala (Procurador).— III 459, 

Ayaia y Rojas (O. Miguel).— V 632. 

Ayala Solier (D. P.*)— II 79. 

Ayalas.— I 90, 132, 433 á 435, 
4 44.— VIO. 

Ayamonte (Conde de). — II 465, 
482, 483, 494, 493, 496, 462. 
485. 580, 628.— III 346. 359. 

Aynmonte (Condesa de). — II 484, 
462. 

Ayamonle (D. Luís de).— III 644. 

Ayerdi (Martín de).— III 485. 

Avllón.— ¥524,526,527. 

Ayora (Gonzalo de). — I 40, 25, 

389, 543. —II 432. 597, 598, 

734 á 733.— III 466, 734, 737, 

755, 783.— IV 4 44, 606, 669.— 

V 48, 245. 252, 280, 289, 326, 

485, 599 á 602, 644, 646. 
Azebedo (D. Alonso de).— I 433, 

434, 444.— III 399, 599.» IV95, 

97.— V 349, 320. 

Aieno (Antón del).— Y 645. 

Azevedo (Alguacil). — IV 96. 

Azevedo (D. Rodrigo de), Canóni- 
go de Toledo.— I 293.— IV 67 á 
69, 74 á 74.— V 246. 

Azebo (Alonso de).— Y 246, 288, 
304. 

Azevo (Alguazil). — IV 400.— V 
284. 

Azeytuno (R.^ del).— I 543, 514. 

Aipeitia (Fr. Diego de).— II 99. 

Azpeitia (Maestro de). — I 59. 

Azpuloaeta (Juan de). — Y 457. 



Babiloni.— Y 265. 
Baca (Diego de).— IV 40. 
BaQán (D. Francisco de). —IV 360, 
397. 



Ba9án (D. Pedro).— II 358, 384.- 

III 74, 599. 
Badajoz (Bi M090}.— IV 426. 
Badajoz (Francisco de). — ^IV 628. 
Badajoz (Obispo de). — 1 66 á 68. 

75.76,86, 4 42, 445. 422. 473, 

239,303,344,348,327. 452.- 

II 434.— III 288. 
Bae9a (Francisco). — II 184. 
Bae9a (Jorge de).— II 205. 
Bae^a (Licenciado D. Lui^de). — 

V 450. 
Bae9a (Martín de).— Y 434. 
Bae9a (Sebastián de).— VM47. 
Baena (Juan de).— IV 89 —y 298. 
Baeua (Pedro ¿e).— III 540. 
Baeza (Alonso de).— III 364.— IV 

882. 
Baeza (Juan de). — Y 473. 
Baeza (Licenciado). — II 708. 
Baeza (Licenciado Antonio de).— 

1403,287,288.-111624. 
Baeza (Pedro de).— Y 390. 
Baeza (Sebastián de).— V 74, 647. 
Bagur (Zapatero).— III 540. 
Bagur (Pedro).— III 368.— Y 474. 
Balaguer (D. Víctor).- 11 228. 
Balan9a (Licenciado).— U 24. 
Balasen (Mons. de).— III 78, 475. 
Balbas.— III 676. 
Balboa (Diego de).— III 625. 
Balboa (Francisco de). — II 645. — 

IY649. 
Balbuena (Capitán).— lY 82.— V 

448. 

Baldívía (Diego de) II 615. 

Baltanas (Andrés de).— V 247. 

253, S80, 300. 
Ballester (Maese Pedro).— V 26^ 
Bailó (Andrés).— IV 534. 
Bambe ( Comendador de ) . — II 

622. 



4 



y 



.■»-«y^ 



17 



Haño (JuaD).— I 5i3. 
Barahona (Antonio).— IV 742. 
Barahona (Diego de)»— II 84. —IV 

«20. 
Barahona (Gonzalo). — IV 2^3,— V 

443, ti5. 
Baraiiona (Pedro).— I 482. 
Baraoña.— III 600, 648. 
Barajes (Pedro de).— III 366. 
Barba (Alcalde de Jerez). — IV 

146. 
Barba (Alvaro).— II 763. 
Barba (Jerónimo).— II 748, 749. 
Barba (Luis),— III 289. 
Barba (Pero).— II 045.— IV 649.— 

V434. 
Barba (Frey Ptíro).— IV 649. 
Barbarroxa.— II 473.— V 66. 
Barbero (Nicolás).— IV 244, 248, 

349. 
Barcelona (Gonselleres de). — I 

490,497,207. 
Barcena.— V 77. 
Barcena (Joan de].— IV 228. 
Barcia (Juan de).— IV 634 á 633. 
Barco (Cristóbal del).— I 456,— IV 

447. 
Barí (Arzobispo de).- 1 435.— II 

480.— IV 427, 318, 364, 493, 

494, 556, 558 á 560, 690, 643. 

—V 22,36,37, 41,43, 44,55, 

67, 59, 66, 68, 81, 479, 480, 

208,236, 400, 468, 469,544. 
Barnabas(Fr.)— 1V444. 
Barnueyo (Hernando de). —II 432. 
Baribomeu (Joan Anloni).— Y 214. 
Barlomeu (Juanot).— V 216. 
arlomeu (Miqael).— V 210. 
árzena.— IV 482, 487, 496, 393, 

635, 677. 
l^arzial (Juan do).— IV 368, 396. 
tarrachina (D. Thomás).— I 20. 

Tomo xl 



Barraníes (Diego de).*-I 508. 

Barrena.— IV 630. 

Barrientes (Capitón).— I 456.— IV 

449. 
Barrientos (Diego).— III 624. 
Barrientos (Doña Inés).— I 370. 
Barrientos (Juan de).— III 623. 
Barrientos (Licenciado). — V 295. 
Barrientos (Pedro de).— III 428, 

429, 434, 454, 474. 
Barrio (Diego del).— II 131, 433. 
Barrio (Juan de).— V 332. 
Barrionuevo (Diego de).- lll 364. 
Barrionuevo (Fr. Francisco de). — 

IV 627. 
Barrionuevo (Hernando de).— II 

434. 
Barrionuevo (Juan de).— IV 244. 
Barros (Catalina de) — V 472. 
Barros (Diego de).— II 426. 
Barros (Dona Juana de).— Y 472» 
Barros (María de).— V 455. 
Barroso (Cristóbal). — I 23.— Ul 

372 á 374, 396, 577, 594. — V 

210, 254, 369, 385, 499, 500, 

503. 
Barroso (Francisco).— III 525. 
Barroso (Secretario). — III 24 9| 

434. 
Basares (Pedro de).— IV 440. 
Bascolete (Dr.j— 11 24. 
Bastardo (Hateo).— Y 494, 439. 
Bata va (Antón).— V 129. 
Basurto (Francisco).— V 374. 
Basse (Colateral).— III 78, 475. 
Ba viera (Duque de), FeJerioo<— 

1226. 
Bayón el Largo (Bernaldino).—IIt 

431. 
Bas (Juan de).— II 458, 459. 
Bazán (Diego de].— III 789. 
Bazán (Pedro de).— I 504.— « 307, 



■'■ 



•1 

• 'i 
ti 




V 









<f4 

.j 
■i 




,r 






fO 



irí" 



I ■. 







i 



Biedma de Garavajal (Juan de).~~ 

V U8. 
Bilbao.--IlI 643. 
Bilbao (Diego de). -III U4. 
Bilbao (Guardián).— IV 96. 
Bilbao (Fr. Juan de], Guardián de 

San Francisco de Salamanca.— 

I 360.— V 246. 
Biiiicia (Hernando de).-V 342. 
Billorito {Andrés).~IV 5o. 
Binimelís (Antonio).— IV 334. 
Birviesca. — III 441. 
Birviesca (Alcalde).— V 488. 
Bisonio (Obispo de].— I 62, \M. 
Bivero (Tomás de). -IV 350. 
Blaboa (Alcaide de Puensaldafia). 

—III 624. 
Blanc (Francisco),— V 263. 
Blanco (Antonio).— HI 293. 
Blanco (Canónigo).— III 292. 
Blanco (D. Pedro).— ft 248. 
Blas (Carpintero). — I 45?)^ 456. — 

IV U8 á 450.— V 246, 253, 283, 

340. 
Blasco de Lanuza. — IV 476. 
Bobadilla (D. Diego de).— V 602. 
Bobadilla (D. Fernando).— I 308, 

523, 532. 
Bobadilla (D. Francisco).— I 359. 

—11615.— IV 100, 619. 
Bobadilla (Dona Isabel de). — IV 

90. 
Bobadilla (Pedro de).— II 24. 
Bobadilla (Juan de)» tundidor. — I 

458, 467.-V 246. 
BofaruU (D. Francisco de).— I H, 

¿2, 41. 
Boga (Andrés).— V 267. 
Bolea(D. Ifíigode).— H72. 
Bonal (Pedro).—! 360.— IV 93, 97, 

100. --V 245, 281, 304, 448, 
509. 



Bonal (Kodrigo).— IV 93, 97. 
Bonapart menor (Baptista de}.— V 

109. 
Bonet (Antonio).— III 368. 
Bonel (Pedro).— V 267. 
Bonifaz (Alonso).— IV 588. 
Bonifaz (Pedro).-^lll 528, 618. 
Bonilla (Arcediano de . — I 409, 

552, 554. 
Bonilla (Dr.)-Il 449. 
Bonilla de la Sierra (Arcipreste 

de).— II 41. 
Bonillo (Antón dé).— V 434. 
Bonillo (Juan).— V 434. 
Bonivet (Guillermo). — IV 616. 
Boranguer Serralia (Mosén). — V 

407. 
Borbón (Duque de).— V 535. 
Borbón (M. de).— IV 597. . 
Borbón (Mossior de).— IV 392. 
Borregón (Pedro de).— V 472. 
Borgoña (Duque de).— III 155.— V 

364. 
Borgoña (Haria Carolina de). — I 

74. 
Borja (Juan de).— V 248, 286. 
Borja (Luys).— III 395. 
Borobia (Marischal de).-III 609. 

—IV 396. 
Bortegón (Pedro). -I 28. 
Borrebot (Lorenzo). — I 65. 
Borreyó.— V 268. 
Botello (Dr. Gabriel).-!! 748, 749, 

753. 
Boti (Comendador Jaime). — V207, 
Boli (Jorge)".— III 368 á 370.— V 77. 
Bovedilla (Antonio de).— II 761. 
Bovadilia (Francisco de). — II 42<, 

425. 
firabo (Alonso).— IV 612. 
Brabo (Sancho).- 1 507, 808.— 1 

344. 



r^^ 



> 



21 



Braoamonle. -- ni 430. -^V 253, 

340. 
BracamoQte (Alvaro de). — I 455, 

456. ~IV 150.~V 246, 283, 291, 

«57. 
Bracamonte ( Sr. Diego de) . — I 

394, 4(0. 
BracamoDle (hijo de Guillen }.— 

IV 118, 149. 
Bracamonte (Juan de}. — IH 104, 

<08.— V299. 
Braga (Arzobispo de).— V 498. 
Bravo (Aleaide).— III 453, 474. 
Bravo (Fr. Juan).— III 543. — V 

477. 
Bravo (Germán).— IV 649. 
Bravo (D. Hernán}.— II 645. 
Bravo (Juan). — I 481, 344, 34», 

390, 463, 464, 465, 467, 469, 

470, 472 á 474, 496 á 499, 602, 

503,513,531.^119,41,45, 48, 

59, 60,87, 4 47, 448, 234, 236, 

244, 704, 739, 740.— III 94, 205, 

280, 285, 287, 290, á92, 304, 
304, 454, 456, 474, 554, 609, 
627, 680, 730, 736, 739, 744 á 
746, 748, 750, 753, 755, 757 á 
762, 765, 766, 769, 770, 777, 
778, 788.— IV 6, 46, 52, 68, 74, 
89, 94, 93, 406, 409, 204, 213, 

245, 216, 234» 234, 235, 402, 
421, 447, 449, 628, 654, 659, 
722.— V 23, 443, 244, 252, 253, 

281, 284, 297, 342, 324, 372, 
560. 

Bravo (Juan), distinto del comu- 
nero.— IV 553.— V 651. 

Bravo (Lioenciado}.--lIl ,283.— IV 
402, 424, 422, 652.- V 246. 

Bravo (Maitín).— IV 326. 

Bravo deCiyas [Hernán).— 11 016, 
—IV 619. 



Bravo de Jerez (D. Antonio).— V 
657. 

Bravo de Mendoza (Juan).— V 548, 
549,554. 

Bravo y de Saravía (Hernán).— II 
75. 

Bressa (Gobernador de).— I 477. 
^V43. 

Bríceño (Andrés).— IV 461. 
BriceQo (Capitán).— III 434. 
Brizefto (Licenciado).— V 25. 

Brizianos (Sebastián de).--V 447, 
848. 

Briones.— IV 69. 

Briviesca (Alcalde).— V 279. 

Briviesca (Lioenclado). — IV 457. 

—V 543. 515. 
Brizeño (Capitán).— II 738, 739. 
Brizuela (Francisco).— IV 3 i, 44, 

227. 
BruU(ll. di).— V216. 
Buelva (Conde de).— V 686. 
Buenamadre (Esteban de).— IV 96. 
Buenaño (Juan de).— II 63. 
Buendía (Condes de).— I 30.— II 

45, 406, 427, 445, 446, 448 á 

452, 454, 229, 435. — III 401, 

526, 684, 685, 789. —V 533, 

64 4. 
Bueno (Juan).— IV 94, 96. 
Bueso (D.)— III 289, 293. 
Buitrago (Antonio).— I 4 1, 24, iO. 

—II 729. 
Buyza (Capitán).— III 624. 
Buiza (Doña María de).— IV 222. 

—V 386. 
Bullones.— 1 433. 
Burga (Juanes de).— II 741. 
Burgos.— IV 105. 
Burgos (Capiscol de).— III 441. 
Burgos (Corregidor (le).— V ilíí, 

442i 









,1: 



-f I 



.1 Ji 







Burgos (Cristóbal de). —II 443, 

416. 
Burgos (Deán de la Catedral de). 
— Véase Suárez de Figuei^oa 
(D. Pedro).— 1 234, 342.— II 258^ 
292, 390, 397, 725.— III f)45, 
fl48._lV 53. 
Burgos (D. Francesch).— *V HQ. 
Burgos (Joan de). — II 616, — IV 

672. 
Burgos (LiceDciado).— II 100, 307. 

—III 403, 457, 460. 
Burgos (Maestrescuela de). — V 

374. 
Burgos (Obispo de).— I 239, 389, 

466, 478, 544, 547 II 265, 388, 

428, 472, 483.— 3 "I ^34, 436, 
4 41, 232, 645.— IV 409, 440, 
412, 228, 229, 308, 435, 472.— 
V172, 389,390, 416, 491. 
Burgos (Sebastián de). —III 462. 
Burgos (Sochantre de). — III 8, 55, 

403, 445, 48».— IV 486. 
Burguera (Bernardino). — V 267. 
Burgueras (Hermanos).— V 25. 
Burgueríni (Bautista) . — I 243, 

216. 
Burgués (Francisco).— IV 334.— V 

492. / 

Burguet (Jo. Franch.)— V 246. 

Bursa (Angelo de). — II 652, 656 á 
658.— III 21, 72, 73, 79, 391, 
414, 448, 425, 434, 436, 437, 
558, 559, 593, 597, 603.— IV 
15, 17, 18, 187, 188, 200, 342, 
343, 369, 385, 395, 459.— V 9, 
10, 58, 61,62, 179. 

Bustamante (Sancho de).— II 208, 
210. 

Bustillo (Fr. Alonso del).— IV 301 . 

Bustillo (P. Alonso).— III 526. 

Bustillo (Hernando).— V 255, 260. 



Bustillo (Maestro).— III 287 & 289, 
291,293, 458 á 464, 467, 624, 
625, 626.— IV 408, 650.— V «6, 
470. 

Buytrago (Capitán Antonio de)<— 
II 738, 739. 

Buytrago (Capitán Pedro de).— II 
738,739. * 

Buytrón (Francisco de).— III 042. 

BuKedd*— III 155. 



Caballero (Blas), Canónigo.— III 

468.-^IV336, 410.— V 517. 
Cabanilles (D. Jerónimo).— I 464^ 

248, 253. 
Cabanilles (D. Luis de).— 1 252. 
Cabafias (Agustín de).— V 650. 
Cabanas (Pedro de).— IV 229. 
gaballos (Juan de).— II 583. 
Cabe9as (Alonso).— IV 538. 
Cabe9as (Dr. Francisco).— IV 686. 
Caberas (Gonaalo).— IV 538, 
Cabello (Alonso).— V 560. 
Cabexa de Baca (Dr. Juan).— I 

565.— II 690 á 692.— IV 447.— 

V496, 945, 869, 282, 444. 
Gabeión (Licenciado). — IV 254, 

348, 439, 442. 
Cabezudo.- III 778 á 780. 
Cabeaudo (Antonio).— I 22.— V 

569, 573. 
Cabra (Conde de),— I 59, 439,140, 

344.— n 173, 757, 760. -III 340, 

544.— IV 518. 
Cabrejas.(D. Felipe).— III 773. 
Cabrera (D. Diego de),— II 614.- 

IV 89, 232, 475, 620.— V 486. 
Cabrera (Juan de).-^Il 446.— V 

657. 



V- 






iS 



Cabrera (N. de).— IV 15«. 152. 
ibrero (Dp,)— 11 87, 236, 260, 
266, 442, 447.~I1I 138, 612, 
649.— IV 173, 244.— V 369, 

491. 
Cabrero (Garda). -- II 712. - V 

248, 285. 
Cabrero (Sancho).— II 615. — IV 

649. 
Cabrón Ximón (Cristóbal). — III 

365. 
Ca9alla (Pedro de).— II 92, 309, 

312. 
Cacares (Pranoisco de).— IV 447, 

449. 
Gáceres (Alonso de). — IV 60. 
Cáceres (Capiláa Feroaado de).— 

II 739, 740. 
Gáceres (Diego de).— I 453, 454. 
Cáceres (Francisco de)«—V 325. 
Gáceres (Gon9ato de). — V 287, 

314. 
Gáceres (Licenciado).— II 748, 753. 
Gago (Alonso).— IV 242. 
Cagorla (Adelantado de).— II 656, 

761. 
Cacharros (Bachiller).— II1 172. 
Caohiaro (Andrés).— V 283. 
Cacho (Pedro).-IV 378. 
Cachón (Toribio).— IV 94. 
Cadena (Bernardino de la). — II 

726. 
Gadis (Jerónimo).— II 172. 
gafra (Fr. Francisco de).— IV 505. 
9afra(P. de).— IV718. 
Gagl (Alfonso).— II 134. 
Cala (Licenciado).— IV 307. 
Calabazanos (Diego de). — II 131, 

433. 
Calabria (Duque de).— I 213, 404. 

—II 228, 684, 702.— IV 289.— 

Y 66, 546, 653. 



Calahorra (Deán de).--III 56. 
Calahorra (Ooispo de).-^! 222i— 

V580. 
Calahorra (Santiago).— V 290. 
Qdlamea (Diego). — II 416. 
Calancba (Pedro de la).— V 1 48. 
Calatraba (Clavero de).— IV 618. 
Calatrava (Comendador mayor 

de).— 1329.— IV 501. 
Calatrava (Comendador de). — 

Véase Espinosa (Fr. Alonso de). 

—1 183, 189. 
Calatrava (Juan de).— III 179. 
Calbillo (Doña María).— IV 625. 
Calderón,— V 189. 
Calderón (Alcalde).— IV 224, 609. 
Calderón (Alonso).— V 571, 
Calderón (Juan).— 1 508. 
Calderón (Licenciado). — II 142 á 

U4.— IV 121, 122. 
Calderona (Elvira).- IV 336. 
Caliw (Pedro de).— IV 335. 
Calvete (Dr.)— III 705. 
Calvo (Diego). -III 365. 
Calvo (Francisco).— II 662. 
Callar (Pero Nicolaudou).— V 109. 
Galle (Sancho de la).— V 374. 
Calleja (Miguel).— IV 63. 
Callejas.— I 132. 
Gallero (P.^)— V 283. 
Camacho (Bodrigo).— II 452. 
Camanes (Rodrigo de).— V 253. 
Gamaüa (Cristóbal de).— I 469 á 

471. -II 41. 
Gamarena (Esteban de).— IV 406. 
Gamargo (Francisco de).— II 99. 
Garaargos (Juan de).— III 621. 
Gamarino (Conde de). — V 393, 
9amayón (Comendador).— V 305. 
lambraña (Pedro de).— I 562. 
Cambranes.— III 673. 
Cambray.— V309, 









• •' 



¿*. 






1 



•••* 



•I ' 



x 



34 



f< 




Cambray ( Obiapo de ). — Véase 
Guillei^o de Civy.— I 70, 486. 
— in 537. 
Gambray (Pedro de).— I 623, 526. 

^V 247. 
Camino y Orelta (D. Joaquín An- 

ionio). — 124. 
Zamora.— III 685. 
Qamora (Bartolomé de).— I i68. 
Camera (Griatóbal de).— I 471. 
9amora (Juan de),— III 786.— IV 

400. 
Campo (Franoiscode)»— IV 126. — 

V 72, 245. 
Campo (Obispo y Canónigo de 

Toledo).— I 105, 293 IV 71 

y 72. 
Campo (Pedro del).— 1 452. 
Campomanes (Diego de). — 11 464. 
Campomanes (Gutierre de).— 11 

464.- IV 126. 
Gamposa (Antonio de).— I 512. 
CampsuUos (Jaome de).— V 109. 
Gams.— V106. 
Canal (Fr. José de la).— I 2^. 
Cananas (Agustín de).— IV 125. 
Ganarías (Obispo de).— IV 271, 

287,291,351,374,631,692. 
Cambray.— IV 59. 
Canciller (Gran).— III 483. 
Canelas de Temiño (Gabríel).— 

IV 657. 
Canelas (Gabriel).- V 72. 
Cánovas del Castillo (D. Antonio). 
—15,22, 31, 39,57, 230.— III 
733. -IV 605. 
Ganpo (Diego).— IV 657. 
Canpo (Pedro del).— II 622. 
Gantalapiedra (Martín de).— IV 

100. 
Cantarero (Alonso).— V 247. 
Cantero (Pasciíal). -V 252, 280| 



Cantón Saiazar (L.)— I 21, 40. 

Canseoo.— III99.— V471. 

Ganseco (Andrés de).— V 374. 

Gañas (Bartolomé).— V 389. 

Cañas (Juan de).— V 491. 

Cañete (Vizconde de). — V 445, 

Cañizares (Juan de).— II 144. 

Cañizares (Lope).— III 670. 

gapardiel (Grístóbal).— I 523. 

gapala.— IV 172. 

^apata (Comendador Pero). — IV 
365. 

Qapata (D. Francisco), Arcediano 
de Madrid.— V 246. 

gapata (Juan).— I 287, 288.— Hl 
570.— V 284. 

9apata (Licenciado).— I 468, 469, 
^1163, 87, 100,261,266,347. 
381, 442, 447, 483, 485, 501, 
52Í, 522. 562.— III 105, 110, 
138, 154, 286, 288 á 290, 292, 
459 á 461, 521, 541.— IV 76, 

186, 187. 

9apata (Licenciado Bernaldino).— 

II 405.— IV 451. 
. gapata (Luis).— 1 314, 470.-^11 52, 

382.— III 664. 
Qapata (Pero).— II 464.— III 67, 

146, 434, 610, 769.— IV 186, 

187, 265, 323, 636, 638. 
Qapatero (Miguel).— V 290. 
Capdebón (Leonard).— V 107. 
Capillas (Andrés de).— IV 124. 
9arago9a (Xastre).— IV 100. 
Carasa (Juan). — V 99. 
gárate.— IV 681 . 

párate (Alcalde).— V 607. 
párate (Bachiller). — II 661, 6b 
<7árate (Diego de).— III 180. 
Carabajal (Alonso de).— IV 619. 
Caravajal (Capitán).— IV 212. 
Caravajal (Cristóbal dé}.-^V 1 







25 



Caravajal (D. Diego dp).--m 062, 

66i. 
Caravajal (D. Diego de).^V U8, 

«49. 
Caravajal (Dr.)—V U8. , 
Caravajal (Gonzalo de). — III 674. 
Caravajal (Maes(ro).— III 674, 673. 
Caravajal de Torres (Comenda- 
dor).— V U8. 
Caravano (Bachiller). — III 674. 
Garaveo (Francisco). — II 443, 416. 
Carbonell (Juan). — IV 334. — V 

265. . 
Carcaxona.— V 294, 510. 
Carcaxona (Antón).— V 557. 
Carcaxona (Juan de).— V 247, 287. 
Carcaxona (Luis de). — V 247, 

287. 
Cár<?el (Francisco de la) — V 649. 
Cárcel (Luis de la).-III 526. 
Cardenal.— I 31. 
Cárdenas (Comendador A lonso de). 

—III 608. 
Cárdenas (Corregidor).— III 96. 
Cárdenas (D. Diego). — Véase Ade^ 

lantcuio de Granada,'-lV 584. 
Cárdenas (Francisco). — IV 335. 
Cárdenas (Gonzalo de).— II 244. 
Cárdenas (D« Gutierre de). — III 

454. 
Cárdenas (Juan de).— II 455. 
Cárdenas (Bodrlgo do).— III 489. 

—IV 546, 628, 634, 637— V 487, 

522. 
Cordils de Buñola (Pedro). — IV 

.334. 
Cardona (D. Alonso de). — IV 625. 
Cardona (Duque de).— V 453. 
Cardona (Duquesa de). — I 466, 

245. 
Cardona (D. Luis de). — IV 360, 

397. 



Cardona (D. ftamód de).— I 466. 

Carenes (Miguel de).— III 644. 

Carlos I.— I 8, 9, 26, 27, 32, 37, 

45, 46, 50, 53, 60 á 65, 68 á 70, 

73 á 78,80,81,84, 85,87,88, 

94, 98, 407,409, 440, 420, 423, 

424, 431, 436, 443, 445, 450, 

474, 484, 484, 485, 488 á 494, 

496 á 499, 204, 202, 205 á 209, 

243 á 246, 223, 226, 233, 237, 

244,242,245, 255 á 257, 260, 

282, 265, 269, 275, 278, 279, 

297, 298, 300, 304, 305, 344, 

328, 332, 334, 335, .339. 344, 

342, 353 á 355, 366, 373, 393; 

396, 400, 404, 405, 408, 442, 

460, 464, 475, 494, 526, 542, 

566.— II 6, 9, 44 á 43, 45, 47, 

49, 20, 25, 29, 33, 36, 39, 40, 

57, 69,89, 454, 456, 460, 465, 

247, 228, 234, 232, 235, 238, 

244, 245, 246, 248, 253, 256, 

259, 260, 262, 263, 267, 268, 

275, 278, 287, 294, 298, 314, 

349 á 324, 343, 352, 365,369, 

373, 378, 394, 393, 394, 407, 

440, 430, 436, 448, 457, 463, 

465, 466, 475, 479, 480, 485, 

486, 488, 489, 492, 500, 504, 

505, 542 á 545, 520, 524 á 527, 

529, 536, 538, 540, 545, .548, 

554 á 555, 558, 564, 565, 570, 

572, 578, 582, 583, 587, 598, 

600, 606, 609, 644, 620, 622 á 

624, 630, 634, 684, 638 á 640, 

642 á 645, 647, 648, 651,652, 

655, 658 á 660, 662, 664, 666, 

668, 669, 672, 674, 676 á 678, 

684, 684 á 686, 688, 693, 695, 

699, 703, 741, 712, 714, 747, 

748,720,721, 723 á 726, .735, 

737, 744, 744, 749, 75Q, 754, 



u3j 






^ 



a 



■ i 



t 



r t 



i 



756 á 768, 760, 767 á 769, 774 

á777, 78«.— III 7, 40, 4í,i7é 

23,25, 27, 31, 4í, 42, 48,84, 

85,86,89,91,93,94, 144, 115 

á118, 132 4 134, 137, 138, 141, 

142, 152, 155, 159, 161, 165, 

177, 179, 180, 182, 187. 189 á 

192, 196 á 198, 202, 203, 207, 

210,211,213, 214, 216 i 218, 

224, 228, 229, 233, 235, 238, 

241, 243, 259, 250, 262, 280, 

303, 313, 321, 322, 333, 337, 

339, 352, 366, 369 á 375, 377, 

381, 384, 385, 391, 392, 395, 

399, 404, 406, 409, 410, 420, 

423, 425, 427, 428, 433, 438, 

440, 445 á 447, 464, 473, 475, 

477, 480, 483, 484, 489, 494, 

498, 512, 515, 519, 530, 533, 

535, 540, 541, 545, 546, 549, 

555 á 557, 560, 565, 569, 575, 

578 á 580, 583, 587, 589, 690, 

692, 610, 642, 644, 649, ^57, 

669, 678, 680, 681, 690, 692, 

695,704,705, 711, 714, 716 á 

721,723 á 728, 730, 731,733, 

736, 741 á 743, 746, 749, 756, 

758, 761, 762, 770, 771, 779,788. 

-.IV6,7, 14, 18, 36, 37, 41, 46, 

63, 84, 88, 90, 92, 100, 106,% 

123, 131, 137, 155, 158, 159, 

161, 162,164 á 166,173, 180 á 

182, 196, 199, 200, 209, 213, 

217, 224, 225, 228, 233, 243, 

251, 260, 265, 274, 288, 298, 

299, 307, 314, 318, 326, 334, 

335, 341, 343, 346, 365, 367 á 

369, 372, 376, 877, 379 á 384, 

393, 420, 439, 442, 453 á 455, 

457, 459, 463, 464, 468, 470, 

471, 475, 476 á 478, 483, 486 d 

488, 490, 501, 512, 518, 919, 



523, 527, 537 á 539, 842, 547, 
551 á 653, 655, 556, 559, 561, 
677, 683, 592, 593, 698, 608, 
610, 611, 616, 617, 621, 696, 
629, 635, 640, 641, 643, 644, 
652,686,671,673 A 677, 684, 
688,690,691, 694 á 696, 703, 
705, 706,712,713, 716,718.- 
V5, 7, 9, 13,14,20,81,24,25, 
28á31, 36,38, 40, 43, 44, 45, 
49, 62, 56. 67, 60, 65, 68, 77, 
80, 81, 83,84,92, 93, 98, 103, 
106, 112, 117, 119, 133, 135, 
138, 147, 169, 175 á 177,185, 
186, 188 á 193, 195, 196, 198, 
201, 203,. 206, 207, 211, 217, 
227, 234, 236 á 239, 260, 281, 
254, 269, 273, 278, 279, 290, 
333, 335, 337, 365, 368, 369, 
383, 385, 390, 392, 395, 401, 
403, 406, 409, 416, 417, 418, 
422, 424, 426, 427, 429, 436, 
441, 444 á 446,. 449, 450,458, 
461 , 479, 482 á 484, 492, 497, 
499, 805, 513, 532. 534, 535, 
539, 541, 445, 549, 659, 860 á 
562, 565, 572. 873, 578, 576, 
583, 684, 688, 691, 698, 635, 
639. 641, 643,647,649,684. 

Garlos III.— III 778. 

Garlo» V.— I 8 á 10, 26, 27. 80, 
174,289, 401,422,537, 662.- 
II 180,467.-^111614 54,87.59, 
61, 65, 71 á 73, 75, 79. 353, 
747, 760,770,— 1V334.— V485, 
487, 545 á 549, 579, 584, 635, 
639. 

Carnero (AiitoDio)^ — V 494. 

Garo.—I 258. 

Caro (Juan).— V 511. 

Garoz de Villarogut (D. Lois).— V 
105, 406. 




i 



r 



:\' 



28 



!í 



, . I». 



• í 



Carrión (Alonso (le).--I 654. 

Carriío (Andrés).— V 247, 288, 
306, 645. 

Carruo (Bornardino).— IV 504. 

Carro (Diego).— II 81 . 

Carro (Hernán).— V <51-. 

Casa de la Moneda de Burgos (Te • 
sorerode la).— II 796. 

Casarrubios (Laisde). — II 128. 

Gasas (Diego de las).— II 562. 

Casas (Guitleinde las).— II 2U. 

Gasasnovas (Pablo).— V 53. 

Cásasela (Martín de).— V 890. 

Cáscales.— II 460.— IV 69. 

Cáscales (Francisco).— I 44, 21. 

Caselles (Prevoste de).— I 59. 

Casería (B.e de).— IV 328. 

Caslanoso. — III 431. 

Castañeda (D. Bartolomé de).— V 
517. 

Castañeda (Doña Isabel de).— IV 
450. 

Castañeda (Francisco do). — IV 
660. 

Castañeda (Juan de).— IV 462. 

Castañeda (Secretario). — I 30, 483, 
54<._11 34, 74, 236.-III 431, 
302.— IV 405, 110, 430, 4Í4 á 
446, 232, 236, 262, 283, 306, 
34 4, 334, 832, 347. 403, 423, 
450, 604, 520, 684, 686, 698.— 
V444, 290, 323, 544. 

Castaño (Doña Isabel), Condesa de 
Ribadeo.— IV 367. 

CastañÓQ (Juan).— III 395. 
Castellano (Anión).-— V 434. 
Castellano Patyno (Capitán Gar- 
cía).— V 434. 
Castellanos (Gonzalo).— III 95. 
Castellar (Juan de).— III 609. 
Castellar (Señores del).— I 222, 
Í50» 



Castellón (Francisco) I 363. 

Castilla (D. Alonso de).— I 222, 
449, 490.— II 63,87, 266,269, 
272, 291, 390, 666.-111 438, 
464, 649,674, 673 á 676.— IV 
549, 687, 688.— V 237, 250, 
254. 
Castilla (Doña Ana de).— IV 47, 
485, 326, 470, 672. 

Castilla (Capitán).— IV 34 4. 

Castilla (Contador mayor).— 111 
564. 

Castilla (D. Diego).— I 443, 460, 
464 , 493.-^11 4 33, 4 66, 434, 435, 
517, Í96, 731, 733, 747, 754.- 
IV4 41á 443,243, 347,348,447, 
460.— V 203, 325, 655, 660. 

Castilla (D. Felipe de).— V38. 

Castilla (D. Fernández de).— II 614. 

Castilla (D. Prancisoo de).— IV 
45]. 

Castilla (Frey Hernando de).— IV 
620. 

Castilla (Juan de).— I 369.— III 28, 
IV 463, 154,264. 

Castilla (Doña María dc).—m 405. 

Castilla (D. Pedro do).— V 625. 

Castilla (Prior de).— V 479. 

Castillejo (Pedro de).— II 416. 

Castillo.- III13I. 

Castillo (Fr. Alonso del).— 1 2i. 

Castillo (Antonio del).— II 214.— 
III 608. 

Castillo (Bachiller).— II 430. 161. 
—IV 77, 480, 245, 322, 323, 
425._V 83á. 

Castillo (D. Bernatdino del). 
4):<, 434.— III 337,. 338. 

Castillo (Diego del).— V 490, 2fl , 
450. 

Castillo (Fernando del).— I 41 » 
392, 516. 







*/ 



f<' 



Í9 



GusUilo (Prancieco).— 11 79. 
Castillo (Hernando del).— III 434. 
Castillo (Juan).— I HO. 
Castillo (Juan deI).-~V 449. 
Castillo (Licenciado)» — 1 554. — IV 

436.— V 443. 
Castillo (Luis del}.— II 63. 
Castillo (Obispo).— IV 492. 
Castillo (Pedro del).— I 287. 
Castillo (Sancho del).— IV 329. 
Castillo y Espinosa (Gregorio de). 

—I 538. 
Castro.— III 674. 
Castro (Alonso do). — II 446. 
Castro (Bachiller).-III 457.- IV 

398. 
Castro (Bernaldino de). Licencia- 
do.— I 468. 474 . 
Castro (Bernardino de).— II 44. 
Castro (Conde de).— II 743, 646, 

660, 704.— III 10, 25, 77, 97, 

446, 454, 475, 498, 847, 442, 

490, 56 1 , 64 4, 747, 750.— IV 40, 

335, 526, 596. 
Castro (Diego de).— IV 426, 531. 
Castro (Dr. de).— IV 73. 
Castro (Francisco de).— II 728.— 

IV454.— V56. 
Castro (Goosalo do).— V 521, 527. 
Castro (Jerónimo de).— I 447, 449, 

642.-1174,76,79,408, 409. 
Castro (Juan de).— V 146, 527. 
Castro (Pablo de).— V 236, 269. 
Castro (D. Pedro de).— I 224.— IV 

364. 
Castro (Doña Beatriz de).— Véase 

Condesa de ¿emoj.— 11 748, 749. 
astro (Beynalte de).— V 252. 
^atro (Rodrigo de).— II 728. 
¡aatrode Zarate (Juan).— V 568. 
Jaatroberde (Francisco de). — II 

206r— IV 330. 



Gastrobiejo (Francisco de). — II 
207. 

Castrón (Juan).— V 624. 
Castres.— I 433. 

Castroverdo (Francisco de).— IV 
312. 

Castroverde (mesonero).— IV 97, 

400. 
Gassado (Bart.^)— V 264. 
Gassasnovas (Andrés).— V 265. 
Gatania (Obispo de).— 1 60, 455. 
Gatlar (Pedro del).— III 367. 
Gavallero (Mosén Luis Juan).— I 

405. 
C;avallos.— IV 58, 59. 
Cavanas (Juan de).— IV 405. 
Cavillanes.— V 368. 
Gaxen (Juanote).— V 457. 
Gazalla (Pedro de).— 1 508.— III 98. 
Cazares (Canónigo).— III 455. 
Ccr '^xallegos (Lic.<i« Gonzalo de). 

.. "42. 
Gediif* (Sr. de).— Véase Alvarez 

de Toledo (D. Antonio),— I 434. 
Gcllez (Franciscus).— I 403. 
Gendrera (Cristóbal de).— III 653. 
Cénete (Marqués de).— V 487. 
Centurión (Simón).- III 283, 293. 
Cepeda (Antonio de).— IV 659. 
Cepeda (Doña María de).— IV 91. 
Cepedas.- 1 433. 
Gerbanes (Maestro). — III 673. 
Cerda.— III 456. 
Cerda (Doña Ana de la).— 1 354. 
Cerda (Ginés).- V 653. 
Cerda (Luis de la).— III 442,— IV 

40, 266, 350, 596.— V 487. 
Cerda (Pedro).— V 266. 
Gerdán (Gon9alo).— III 609. 
Gerdán (Luls).-Iil 453. 
Gerdán (M.)— IV 525. 
Gerdán (Marcos).— IV 364. 



■í 



I- 

A. 




*i« • 




\ ■ 



/ 



■\ 



* ■ 
í 



i 



•i 
\ 
\ 

• I 




dO 



' « 



> I 




Gerdán (D. MigU6l).<--IV 661 , 663, 

722. 
Ccrezeda.— III671. 673. 
Cerero (Beroaldíao de). — V S47. 
Cere90 (Torquemada).— III 682. 
Cerero.—ll 470. 
Cereto.— IV111. 
Cerezo (Andrés de).— III 433. 
Cerón (Juan). —I V 598, 603, 604. 
Ceroelo y Carrasco (Maestro).— »I1I 

675, 678. 

Cervantes.— III 671 V662. 

Cervantes (Licenciado).— V 522, 

524,527,528, 530,534. 
Cervantes Saavedra (D. Miguel 

de).— 122. 
César (Canónigo).— III 439, 440. 
César (Julio).— III 72. 
Céspedes (Alonso de). — III 364. 
Céspedes (Licenciado).— II 769.— 

III 548. 
Cestero (Ramón).— II 398. 
Chacón (Comendador).- II 24.— V 

84. 
Chacón (P. Fr. Cristóbal).— II 776. 
Chacón (D. Fernando).— III 446. 
Chacón (D. García).- 1 482. 
Chacón (D. Gonzalo).— I 308, 409, 

420, 493.— V 300, 394. 
Chacón (D. Juan).— V 300. 
Chamizo (Francisco).- II 647. 
Chamizo (P.^)— II 647. 
Chantrero (Arés^García). — II 753. 
Charri (Lope de).— IV 605. 
Chauls (Carlos de). — II 68, 478, 

484. 
Chauri (Vizconde).— IV 373. 
Chaves.— IV 453.— V 294. 
Chaves (Francisco de). — II 443, 

446, 449, 427. 
Chaves (Hernando de.)*«II 445, 

446, 422 á 424, 426. 



Chaves (Juan).— V 23, 366, 367. 
Chaves (Martín de).— II 446.— IV 

430. 
Chaves (Ñuño de).— II 443, 446, 

426. 
Chaves Aroayos (D. Joan de).-<-lII 

666.— IV 73.^V 40, 389. 
Chaves de Bañuelos (Juan). — IV 

450, 
Chicha tos (Rodrigo).— V 247, 287, 

367. 
Chinchilla (Comendador Antonio 

de).— V 4 48. 
Chinchilla (Gregorio).— I 44 4. 
Chinchón (Conde de).--ll 97, 427, 

451, 578.— III .38, 68, 77, 445, 

150, 460, 474, 804, 402, 422, 

564, 657, 768.— iV 40, 476, 232, 

427, 492, 534.— V 442,649. 
Chirinos.— IV 74 , 
Cie9a.-III 627. 
Gie^a (Fernando de).— I 508.— li 

559. 
Cie9a (Bachiller de).— II 248, 249. 
Gie9a (Francisco de). — HI 470, 

474. 
Cief a (Rodrigo de).— I 408. 
Gifuentes (Bachiller).— V 446. 
Cifuentes (Conde de).— Véase SU- 
. va (D. Alvaro).— I 433.— U 624, 

692, 74 4 , 722.— III 80, 383, 575, 

599,750, 754.— IV 38, 80, 90, 

363.— V 533. 
Cigüeñea (Obispo de). — V 547* 
Cimanes (Rodrigo de).— IV 426.— 

V 247, 282. 
Cimbrón (Sancho).-! 554. — 1" 

234. 
Ciruela (Conde de).— IV 28, 467 
Cisneros. — II 564. 
Cisneros (Capitán). — I 470.-1 

52, 73. 







> 




34 



Gi3neros (Gardenal).— 1 86» 45, i6« 
52,60,61, 64, 66 4 70, 73,75, 
76, 82, 87. 88, 94, 424, 434, 
445, 467 á 470, 47-2, 473, 475 6 
483, 185 á 494, 493, 494, 496, 
498, 261, 358, 547.-^111 728.-^ 
V 228, 467. 

Cisoet-oa (Pedro). ^11 743. — UI 
625. 

Cisterer (Paulo), Secrelarío del 
Cardenal,— H 9, 298, 489.— V 
56. 

Giadad Rodrigo (Deán de) V 469. 

Ciudad Rodrigo (Obispo de).— V 
452. 

Ciya (Lucas de).— U 454. 

Giapes (Pranceaob).— V 409. 

Clavero de Qalatrava. — Véase 
Guevara (D. Diego de).— I 489, 
490. 

Glemencín.-^I 39. 

Clemente (Francisco). — ^V 434. 

Clemente VIL— V 458, 482, 489, 
345. 

Glemets (Antonio de).— V 246. 

Gtodto.— I 440. 

QoaWa (Licenciado), -H 87, 429. 
— in 138, 566, 649.— IV 350.— 
V650. 

Gobado (Juan de).— I 530. 

Cobos. -~U 298. 

Goboa (Francisco de los), Secreta- 
rio.— I 97, 102, 404, 416, 447, 
383, 289, 295, 346, 449, 452.- 

II 29, 35, 239, 247, 249, 432, 
444, 487, 542, 580, 644, 785.— 

III 52, 65, 436, 454, 242, 300, 
323, 444, 533, 556, 568, 704.— 

IV 447, 4 43,444, 468,487,296, 
395, 639, 660, 748.— V 20, 472, 
«50, 251, 278, 290,, 294, 329, 
382, 383, 392, 406, 408, 514, 



547, 527,554,559, 862 á 564, 

567,572, 584,588,642,644. 
Cobos (Leonor de los).— IV 640. 
Cobos (Pedro de los).— III 282.— 

IV 639, 640.— V 470. 
Coca (Gregorio).— V 487. 
Coca (Pedro de).— V 443. 
Gocentayna (Conde de).— I 460. 
Cocón (Bernaldino).— III 429. 
Cocón (García).— III 400, 404, t07, 

453, 467.— IV 654 . 
Goelio (Esteban).— II 645, 
Cohete, el tundidor.— 1 456. 
Colada (Domingo de la).— II 443, 

416. 
Colmenares.-^l 513. 
Colmenares (Diego de).— I 44, 24, 

309, 334. 
Colom (Francisoo).— IV 334.— V 

474. 
Colom (Juan).— III 367.— V 263, 

658 á 664. 
Golom (Juanote). — III 368 IV 

334, 622. -~^V 53, 264. 
Coloma (Symón de).— IV 94. 
Colomé (Francisco).— III 368, 
Colón (Cristóbal).— V 479. 
Colonna (Fabricio)« —I 465. 
Coll.— I 253, 258, 353. 
Coll (Bartolomé).— IV 334. 
Coll (Jerónimo).— I 352. 
Collaíos (Capitán).— III 424.— IV 

35, 45, 266. 
Collados (D. Francisco de).— III 

426. 

Collados (D. Juan)^ Maestrescuela 
de la Colegial de Valladolid.-^ 
11 100.— IV 301 V508. 

Collantes (Antonio de).— IV 264. 

Collazos (Capitán).— IV 722. 

Gomares (Marqués de). — II 23, 
472, 473, 455, 473, 487, 606. 



11* . 



. ■ 

> • . 



I 



I 













k -^J 






32 



L i! 



H' 



% 



■■ 



^-u 



14 



ftS-j 



'»'i 



I r 



i»j 



,•■' 'I 



I ■ ' 

t ■ 
« 
I 



757, 760.-111 5i4.— IV 136 á 
440, 217, 2ü3.~-V 473. 

Comendador (Lernia), — II 72o. 

Comendador mayor. — 1 23, 687. 
—IV 195, 196,677, 693,711.— 
V 395, 396. 

Comendador mayor de Castilla. — 
1 490.—II 28, 269, 478, 516, 
520 á 522, 622, 626, 631, 632, 
634, 636, 638 á 640, 647, 648, 
663, 722, 771.— III 10, 33, 35, 
42, 4o, 63, 76, 214, 225, 229, 
230, 241, 314, 322, 324, 325, 
405, 413, 473, 576, 588, 590, 
738, 747 á 749.— IV 13, 24,38, 
177, 159, 190, 299, 301, 349, 
369, 372, 373, 505, 543, '545, 
546, 549.— V 13. 

Comendador mayor de Calatrava. 
—III 298.— IV 618,— V 6, 13. 

Comendador mayor de León. — III 
51.— V 651. 

Comendador mayor (Pdje del). — 
Ili 625. 

Comendador (Rivera).— II 715.— 
IV 40. 

Comendador Santa Cruz. — II 
725. 

Comentes (Antonio de). — IV 573. 

Comotres (Antonio de). — IV 411. 

Compludo (Abad de).— 111 550.— 
IV 234, 306.— V 21. 

Complado (Joanfn). — V 555. 

Conoas(Juan).— IV249. 

CoQcentaina (Conde de). — IV 669« 

Concha (Licenciado). — III 287, 
288,291,292, 457, 460, 461. 

Conohensis (D.)— III 298. 

Conobillos (Comendador). — III 
395, 480. 

Conchillos (Lope).-III 577, 578, 
585.— IV 495.— V 28. 



Conchillos (Secretario),— IV 18"i, 
187.— V 82. 

Condado (Juan Alonso do). — II 
583. 

Conde (Antonio).— IV 549. 

Conde (Fernando).— III 775. 

Conde (Juan).— II 131. 

Condesa (Mujer del Almirante). — 
11 558. 

Condestable de Castilla. -^I 23, 25, 
27,29, 30, 59, 88, 439 ¿ 143, 
152, 153. 169, 171, 476, 180. 
483, 497, 198, 210, 250, 303, 
366, 367, 374, 376, 380, 386, 
389, 391, 398, 400, 449, 443, 
422, 430, 436, 453, 455, 475, 
476, 483,511,551.-1114 á 13, 
19, 20, 22, 25 á 28, 32 á 36,38 
á 41, 62, 63, 65, 71, 73, 90 á 92. 
95, 104 á 107,411 á 413,152, 
154 á 157,220,227, 228, 234, 
838, 239, 241 á 244, .246 á 248, 
253, 256, 258 á 262, 264, 266 á 
268, 274 á 276, 286, 287, 293, 
296, 298, 301 á 303, 309, 324 k 
326, 333, 340, 341, 345, 359, 
361,864 á 368,373, 377, 378, 
382, 383, 385, 387 á 394, 396, 
397, 401, 402, 406, 410, 41i, 
428, 433 á 435, 440, 442, 447, 
454 á 456, 461 á 463, 466, 472, 
473, 475, 478, 479. 486, 489 á 
492, 500, 502, 503, 506, 513, 
516, 518, 549, 521, 522, 524, 
525, 529, 630, 537, 542, 552 ¿ 
554, 556, 558, 565, 569, 570, 
572, 575 á 577, 579 á 584, 589 á 
591,596,620 á 625, 629, 632, 
635, 636, 640 á 642, 644, 645, 
648, 650, 652 é 654, 657, 660, 
661, 664, 671,672,674 á 679 
682. 691, 693, 694, 695, 698 




^ 



V 



34 



t 



VJ 



4 '• 
. ■ • 

I' 



^■ 







Coraozo (Bernaldino de), — V 

247. 
Goraxó d« Paredes (Hernán).— IV 

490. 
Córdoba (Cristóbal de).— V 579. 
Córdoba (D. Fernando Alonso de). 

— lU 690. 
Córdobia iD. Francisco).— 11615. 
Córdoba (Gaspar de).— I 248. 
Córdoba (G.^ de).— II 615. 
Córdoba (Frey Hernando de).— IV 

620. 
Córdoba (Joan de).— II 617.-IV 

598, 600 á 605. 
Córdoba (Luis de).— HI 452. 
Córdoba (Ü. Martín).— III 544.— 

1V670.— V43, 45,98y99,i21, 

186, 207, 366. 
Córdoba (Obispo de) —I 311.— II 
183.-III 158, 393, 513, 538, 

660. 
Córdova (O. Antonio de).— I 97 
á 100,102,104, 108,250,260, 
280, 289 á 291, 295, 304, 305. 
321. 325, 461, 482. 492. -V 

541. 
Córdova (D. Bernaldino).—» 609. 
Córdova (D. Diego de).— V 437. 
Córdova (Diego de).— U 455.— V 

291,557. 
Córdova (D. Fernando de).— II 

. 614.— V 458. 

Córdova (D. Martin). -U 760.— 

V 69, 428. 
Coria (Marqués de).-Vóase Duque 

d«i4/6a.— 1162. 
Coria (Obispo de).— III 118.-V 

551. 
gorila (Bachiller).— U1 125. 

Cornejo.— 11 174. 

Cornejo (Alcalde).-I 225, 301.- 
IV 44, 159, 160.— V 296. 



Cornejo (Dr.)— II 63. 87.-111100. 

—IV 336, 426, 504. 
Coronado (Juan). — V387. 
Coronel (Doña María).— V 518. 
Corte (Licenciado déla).— II 170. 
Cortes (Alponte).— IV 625. 
Cortes (H-rnán).— V 479. 
Cortés (Juana).— IV 297. 
Cortes (Marqués de).— IH 780. 
Coruña (Conde de).— IV 350. 
Corral.- HI131. 
Corral (Alonso).— IH 608. 
Corral (Diego del).— IH 624. 
Corral (Dr.)— IV 301. 
Corral (Dr. Luis de).— IH 125, 298. 
Corral(Juandel).— ni685. 

Corrales. — III 634. 
Corrales (Capitán).— IH 472. 
Correa (Fernán).— IV 100. 
Corregidor de Madrid. — IV 628. 
Corro (Antonio).— I 261. 
Cos9a (Diego de).— IH 421, 644.- 

IV 693. 
Cosgavia (Gabriel de). — V 144, 

146. 
Cosgaya (Gabriel de).— V 146. 
Cosme (Jaime).— IV 722. 
Costilla (Diego de).— IV 656. 
Cotannes (Jofré de).— I 46, 71, 96, 

107, 160, 184, 185, 193, 203, 

211,246, 363 á 365.-11725.^ 
Covarrubias (Pedro de).— IV 307. 
Crespi (Juan).— IH 368, 540.— IV 

334, 622. -V 25. 
Q-iado (Alonso).- HI 338, 685. 
Cristóbal (Dorador).— IH 110. 
Croy (Cardenal de).— I 61, 63. 70, 

84.91,145.164,186.203,313, 

261, 396 á 398.-H 593. 729.- 

HI 7, 84. 88, 162, 154, 157 i 
159,323, 547.-IV 89, 246.-V 

467. 




.^-^^ 



r 



/ 



\ 



--r 



35 



€rui (Fr. Pedro de la).— IV 244. 
<?Qa90.— III 448. 
•Qua90 (Alonso de).^in 642. 
5aa9o (Pedro de).— lil.— 454. 
^aa9ola.— II 236.— III 70, 610.— 

IV639.— V31o. 
<;:ua9ola (Secretario).- II 473, 643, 
668.— III 70, 7^, 206, 558, 752, 
787._«IV 207, 208, 281, 350.— 
Y 293. 
Cuadrado (Juan).— IV 283. 
Cuadrado (Pedro).— V 551. 
Cualla (Licenciado).— II 266.— IV 

402. 
Qubiaurre (Lope de). — II 743. 
Cudena (Berniililino de la). — 11 

397. 
Cuella (Alonso de),— I 50o. 
Cuéllar (Alonso de). — 11 75, 77, 
710. 712, 713.— III 95, 97, 99, 
100, 102, 281, 283, 450.— IV 56. 
~V 312, 331. 
Cuéllar (Andrea de).— III 621. 
Cuéllar (Antonio de).— III 99.— IV 

627. 
<:uélldr (Arcediano de).— IV 234. 
Cuéllar (Bachiller).— I 527.— III 

131. 
"Cuéllar (Bachiller Antonio de).— 

111129. 
Cuéllar (Cristóbal de).— II 499. 
Coéllar (Diego de).— IV 232. 
Caéllar (Francisco de). — III 566, 

644. 
Caéllar (Gaspar de).— IV 367. 
Cfi^Har (Juan de).— V 578. 
fuellar (Licenciado).— I 212.— III 
431,624.— V 151, 522. 
.aéUar (Luis de).— II 407. — IV 
669.— V 247, 281,311. 
. uello (Alonso).- III 608. 
A aello (Dr.)— V 205. 



Cuello (Francisco). — II1 131. 

Cuenca (Alonso). — III 456, 459. — 
1V111,670.— V247,281. 

Cuenca (Corregidor de). — IV 401. 

Cuenca (Obispo de). — I 468, 469. 
—II 448, 703.— III 125. 163.— 
IV 300, 366, 374, 400, 401, 426, 
427, 692.— V 523. 

Cueto (Maestro).— III 671 á 674, 
676. 

Cueto (Procurador).— I 456. — IV 
148, 149. 

Cueva (D. Alonso de la). — I 504. 
—II 273.— III 599, 60a, 751.— 
IV 363, 686, 687. -V 655. 

Cueva (Antonio de la). — I 436, 
440.— III 5i6, 547. — IV 361, 
397, 642.— V 297, 534. 

Cueva (D. Bartolomé de la). — ll 
774. 

Cueva (D. Beltrán de la).— I 384. 
— II 557, 625, 630, 635, 652, 
657, 675, 677, 699, 722. — III 
81, 230, 383, 435, 436, 511, 
575, 599, 600, 747, 751.— IV 
38, 205, 206, 209, 210, 216, 
218, 283, 336, 340, 345, 349, 
363, 364, 37¿, 489, 597, 629, 
674, 678, 679, 703, 715 á 717. 
— V179, 182, 183, 185, 385. 

Cueva (D. Diego de la).— II 616.— 
IV 518, 621,703. 

Cueva (D. Francisco do la). — IV 
642. 

Cueva (D. Juan de la).— II 214, 
273, 761, 762.— III 691.— IV 
133 á 135, 160, 509, 518, 660.— 
V581. 

Cueva (D. Luis de la).— 1384, 389. 
504.-II 252, 253, 273, 557, 625. 
630, 63!, 635, 652, 656, 658. 
661, 663, 675, 681, 701, 774.— 



1. 












37 



De9a (Dionís).— II 650.— IV 39. 
' Déoija (Lucas). — I 544. 

Delada (Francisco).— V 306. 

Delgadíilo.— IVH2. 

Delgadillo (Cinónígo).— 1IH66.— 
IV 651 . 

Delgadillo (Juan).— !I i 52. 

Delgadillo (Luis). —V 427. 

Deliche (Comendador). — IV 40. 

Delvra (Rujer de).— 111 132. 

Dellagulla (Pedro).— II 416. 

Demsans (Nicolás).— IV 409. 

Denia (Marqués de). — 1151, 167, 

210, 224, 225, 234, 25V, 468, 

469, 490, 502.-11 12. 19, 21, 29, 

30, 32, 36, 52, 53, 60, 64 á 69, 

71, 73,82,83,92, 99,100,103, 

104, 106, 125, 242, 244, 246, 

248, 250, 252, 254, 273, 296, 

300, 304, 305, 308, 324, 325, 

348, 357, 366, 379 á 381, 389, 

392, 410, 472, 476, 478, 494, 

507, 508, 543, 557, 564, 579, 

584, 624, 630, 635, 651, 652, 

711, 722, 771, 772, 780, 781.— 

«I 47. 49, 59. 62 á 64,80, 81, 

111 á 114, 130, 144, 195, 222, 

224, 228, 229, 254, 374, 380, 

383, 403 á 405, 413, 414, 416, 

-424, 437, 446, 555, 556, 575 á 

579, 581, 583, 590, 592, 599, 

637, 733, 550, 757,— IV 38, 52, 

63, 206, 224 á 227, 264, 272, 

293, 297 á 299, 340 á 342, 348, 

351, 363, 380 á 384, 392, 393, 

408, 454, 476, 485, 537, 538, 

627, 643, 708, 709.— V 14, 18, 

240, 504, 538, 548, 549, 578, 

635, 658. 

Oescobar (Fernando).— II 212. 

I>escobar (Luys).— I 544.— II 450. 

Daapafia (Juan).— V 625, 626. 



Despinal (Bachiller).— V 624. 
Despino (Pedro).— II 615. 
Des|ímosa(Al.^)— II617. 
Despinosa (Martín). — V 544. 
Desqui vel (Diego).— II 75.— V 245, 

285. 
Desqui vel (Juan). — II 21 4. 
Destrada (Juan).— I 507. 
Desuna (Alonso). -V 248. 
Deuan (Juan).— V 305. 
Deza.— 146.— 111747,751. 
Deza (D. Diego de).— 1 154, 180.— 

I1 182. 
Deza (Leonardo de).— IV 177.— V 

549. 
Deipar9a (Señor de).— IV 197. 
Día Sánchez (D.)— V 472. 
Diáñez de CarvajaL — ^V 74. 
Diáñez de Morales (D. Fernán). — 

II 77, 359. 
Díaz (Alfonso).— II 405. 
Díaz (Alonso).— IV 647. 
Díai (Alvar).— IV 60, 404. 
Díaz (Alvaro).— II 220. . 
Díaz (Antonio).— III 450. 
Díaz (Bartolomé).- V 382. 
Díaz (Bachiller Francisco). — III 

453, 454, 620, 680, 681. 
Díaz (Francisco).— I 28.— lil 637. 

—IV 1 27. 
Díaz (Gaspar).— 111 289. 
Díaz (Gutierre).— IV 68, 72. 
Díai (Hernán).— I 287. 
Díaz (Juan).— III 281, 453.— V 367. 
Díaz (Marcos).— III 330. 
Díaz (Marina).— V 23. 
Díaz (Rodrigo).— IV 55, 120. 
Díaz {Ruy).-IV 349.— V 551. 
Díaz del Busto (Fernando).- III 

457, 460. 
Díaz de Campomanes (Bachiller 

Francisco).- V 370. 



■ *i 

'^'^■l 



» 'V 



ri! 




38 






Díaz de Ganseco (Juan).— III 96» 
97, 278, 279, 281, 282, 284, 
287, 448,451, 455,617. 

Díaz de Caravana* (P.^)— IV 241. 

Díaz de Ceballos (Pedro).— V 252, 
281. 

Díaz de Gunica (Juan).— V 172. 

Díaz de Guzmán (Pero).— V 579, 
580. 

Díaz de Leguizano (Sancho). — V 
653. 

Díaz Maldonado (Ruy).— II 616.— 

m \ 47. 

Díaz Haldonado (Frey Ruy).— IV 

621. 
Díaz de Mata (Gonzalo).— III 682. 
Diaz de Mendoza (Hurtado).— IV 
' 697. 

Díaz de Ocanuela (A.^)— V 289. 
Díaz de Oruña (Juan).— III 528. 
Díaz de Rivadeneyra (Hernán). — 

I S49. 
Díaz de Rivera (Hernán).— I 103, 

288. 
Díaz de Rojas (Ruy ).— I 389.— 

Ul 12, 74, 230, 576, 587, 747. 

—IV 40, 363, 395.— V 231. 
Días de Santa Cruz (Juan). — V 

580. 
Diego (Maestro).— III 675. 
Diego Ruiz (Martín de). — IV 55, 

120. 
Diez (Alonso).— V 645. 
Diez (Diego).— V 146. 
Diez (Francisco).— V 146, 209. 
Diez (D. Juan).— IV 70. 
Diez (Licenciado Hernando].— III 

425. 
Diez (Miguel).— V 289. 
Diez de jabalíos (Pero).— V 247. 
Diez de Carvajal (Ruy).— V 74. 
Diez Cuevas. (Alonso). — V 383. 



Diez Delgado (Juan).— IV 119. 
Diez de Mata (G.^)- IV 113. 
Diez de Mendoza (Ruy).— V 148, 

150. 
Diez de Mercado (Francisco).— I 

523. 
Diez de los Raposos (Regidor Fran- 
cisco). — 111 131. 
Diez de Rojas (Ruy).— III 176,599. 

—IV 266, 376. 
Dionisio (Maestro Fr.)— IV 364. 
Doblanco (Suero).— IV 125. 
Do9a (Alvaro) —II 748, 749. 
Decampo ( Francisco ) . — V 291 ^ 

305, 557. 
Decampo (Ñuño). — I 505. 
Decapo (Fr. D.*»)— I 274. 
Domenech. — V 17(. 
Domingo (Carpintera). — II 413^ 

417. 
Domingo (P.*)— I 554. 
Domínguez (Pablo).— IV 94. 
Don Alonso (Rey).— II 488,503. 
Don Alvaro (Capitán).— I 408. 
Don Carlos (Príncipe).— 1 152. 155, 

161 á 168, 170 á173, 175, 178, 

181,200,206. 
Don Diego el Viejo. — V 151. 
Don Enrique (Duque). — I 154. 
Don Enrique (Infante).— I 256.— 

V 49, 52. 
Don Enrique (Rey).— I 424.— lU 

205.— IV 11. 
Don Fadrique.^I1 136, 137. 
Don Fadríque de Navarra. — IV 

211. 
Don Felipe (Príncipe). — I 74.— V 

585, 593, 654. 
Don Fernando (Conde).— V 391. 
Don Fernando (Duque).— 1 167.- - 

IV517.-V51. 
Don Femando (Infante). — I 8i> 



^•.. _^ 




Á 



liñi^: 




J 



w. 



w 



t • 



*í H 



•V 



' -I 



"uti 



. ; 



40 

370, 373, 377 á 380, 384, 386, 
389, 392 á 396, 400, 407, 409, 
410. 415. 417, 432, 434 á 436, 
448, 451, 464 á 466, 471. 477. 
478, 481. 485, 489, 505, 507, 
508. 517, 525, 528, 529, 543, 
544, 547, 548, 555, 556, 558, 
567, 570, 583 á 585, 587, 588, 
601, 609, 619. 620, 626, 627, 
629, 635, 638 á 640, 643 á 645, 
648. 649, 651, 652, 654, 657, 
662, 666, 667, 672, 677, 678, 
680, 684, 686, 688, 689, 697, 
700,702,703, 710 á 712, 735, 
744, 749. 750, 762, 771 á 774, 
776, 777, 780,781.-111 6, 11, 
23, 32, 49. 47, 49, 50. 53, 59, 
61, 70. 87, 89. 91. 106, 111 á 

'115, 117. 123. 144. 156, 162, 
163, 180,222, 225 á 229, 233, 
254 á 256, 262, 280, 333, 380, 
396, 404, 414, 416, 427, 446, 
495, 515, 518, 555. 556, 577, 
578, 591, 607, 706, 716, 719, 
720, 723, 757.— IV 8, 9, 224. 
225. 293, 295, 340, 342. 365, 
383, 384, 393, 476, 482, 538, 
608, 636, 643. 693,710— V 14, 
15, 19, 20, 226, 230, 236, 239. 
240, 243, 412, 441, 449, 503, 
505. 538, 546, 549, 554, 634, 
635, 650. 

Doña LcoDor (lafanta). — I 84, 
197, 205,206, 213. 

Doua María (Infanta). — III 374. 

Doña María (Miguel de).— IV 195, 
350, 466. 

Doña María (Reina).— IV 697. 

Doña Meocía (Duquesa).— III 433, 
IV 163. 

Dorador (Jorge). — V 74. 

Dosma (Juan).— 1 456.-IV 1 48, 1 49. 



Dolos (Hernando).— y 434. 
Dueñas (Alonso de).— II 147.-in 

470.— V 423, 617. 
Dueñas (Boticario).— V 247. 
Dueñas (Cristóbal de).— V 247. 
Dueñas (Diego de). — I 551, 552. 
Dueñas (Francisco de). — III 109. 
Dueñas (García de). — I 507. 
Dueñas (Gaspar de).— V 247. 
Dueñas (Pedro de).— V 247, 252, 

280. 
Duhara (M.)— I 38. . 
Du-Hamel.— I 19. 
Dura (Miguel).— IV 53. 



E 



Ebol (Vizconde de).— IV 158, 443 

á 445. 
£charri (Juanes de). — IV 605. 
Echavarri.— III 375. 
Echayde (Martín de). — IV 604, 

605. 
Echegaray (D. Carmelo).— I 21, 

40. 
Echevarri (D. Vicente G. de).— 1 

8, 21. 
Egorreta (Bachiller de).— III 376. 
Elche (Marqués de).— III 68, 77, 
150, 151, 174, 443, 490,561.- 
IV 40, 429, 431, 487, 507, 550, 
265.— V 218, 219. 
Ellees (Diego).— IV 659. 
Elices (Juan).— IV 659. 
Ellees (D. Pedro de).— IV 659. 
Einpudia (Fr. Juan de).— III 262. 
Enao (Licenciado Juan de).— I 

112. 
Encinas (Licenciado). — IV 438, 

439. 
Enciso Baraona. — V 654. 
Enebro.— II 323. 





ri u 



N 



42 



' t 



.1 



'\ 



ne7'05.— I 61, 65 á 67, 69, 7o, 

76,87,15). 156,468, 471, 173, 

176, 181, 183, 192, 196,206.— 

111446,447. 
España (Rey de).— 1 189, 191, 198, 

214. 215, 226, 243 á 245, 250, 

482. 
Españas (Primado de las).— I 90. 
Espariegos.- III 620, 
Espida.— ií 733, 
Espina (Dr.)— II 307, 311, 314, 

381. 382. 
Espina (Licenciado).— 111 1 68, 682. 

— IV 652.— V 245, 252,280. 
Espina (Plácido del).— V 602. 
Espinal (Bachiller).— V 626. 
Espinal (Miguel del).-V 457. 
Espinar (Licenciado). — IV 111, 

232. 
Espinosa (Alonso de). —I 527, 

529.— IV 254, 423. 
Espinosa (Antolín de). — IV 112. 
Espinosa (Antonio de). — III 608. 
Espinosa (Coronel). — I 183. — IV 

236. 
Espinosa (Dr.)— I 295. — II 100, 

307.— III 784. -IV 51, 220. 
Espinosa (Fr. Alonso de). — Véase 

Comendador de Catatrava. — I 

183. 
Espinosa (Fr. Antonio de). — 1 1 83. 
Espinosa (Francisco). — V 655. 
Espinosa (P. Fr. Francisco de). — 

III 283, 288, 292, 303. 
Espinosa (Doña Inés de). — V 114. 
Espinosa (Jerónimo). — V 655. 
Espinosa (Juan).— I 295. 
Espinosa (Jurado). — V 540. 
Espinosa (Licenciado). — IV 628. 
Espinosa (Rodrigo de). — I 28. 
Espinosa y Sarmiento (Capitán). 

—III 348. 



Esquibel.— V 447. 
Esquibias.— IV 69. 
Esquina (Antonio del).— V 247, 

312. 
Esquina (Diego dell). — I 456.— II 

74, 77, 79, 710, 712.— III 95, 

98, 101, 102, 280 á 283, 634.- 

IV 149. 
Esquina (García del). — V 247, 

312. 
Esquina (Gonzalo del).— V 300. 
Esquina (Juan del). — IV 149. 
Esquina (Rodrigo de). — II 713. 
Esquinas.— IV 206, 364. 
Esquivel.— II 550,— V 313, 331. 
Esquivel (Sr.)— II 339, 690, 691, 

692. 
Esquivel (Diego de).— II 308. 313. 

—IV 247^ 
Esquivel (Fr. Pablo de).— III 397. 
Esteban.— III 306.— V 571. 573. 
Esteban (Alonso).— III 642. 
Esteban (Antonio).— III 685. 
Esteban (Juan).— III 685,— IV 52, 

110.— V 289. 
Esteban Blanco (Diego). — lll 337, 

338. 
Esteban Martín (Juan). — V247. 
Esteban iNieto (P.»)— V 286. 
Estébanez (Mari).— V 28. 
Estella [Juan de}.— II 63. 
Estovan (Martín).— III 519. 
Estévez de Lobón (Juan). — IV 

245. 
Estrada.— III 626. 
Estrada (Duque de). — Véase Her- 
nán, Duque de Estrada. — 1 66. 
Estrada (Juan de).— III 288, 292, 

609. 
Estrivan (Jaime).- IV 625. 
Evia (García de).— IV 720. 
Evol (Vizconde de),— I 221 . 





44 



" "1 « 

i •** ü 

ir 

h .i 

f "i: Ta 

■I* ■' 



:-i 



Peroáod6z Coeroos de Plata (G.^) 

—IV 400. 
Pernáadez Duro (D. Cesáreo). — I 

44, 45, 21, 40, 443, 446.— II 

446, 120,424. 
Fernándex de la Gama (Juan). — 

IV 422. 
Pernáadez Heredia (Fraacisco). — 

1256. 
Fernández de Jerez (Francisco). — 

I 544. 
Fernández de Madrid. — II 132. 
Fernández Marañóñ (Juan). — II 

727. 
Fernández Melgarejo (Juan). — II 

455. 
Fernández de Mesa (Martin). — 1 402. 
Fernández de Oseguera (Juan). — 

1288. 
Fernández de Oviedo (Gonzalo). — 

140. 
Fernández Paniagua (Pero). — II 

436, 437. 
Fernández de Paredes (Juan). — IV 

532. 
Fernández de Pareja (Juan). — II 

448, 449,451.-111541, 542. 
Fernández de Penilla (Licenciado 

Juan).-IV 656. 
Fernández de Quiñones (Francis- 
co).— IV 124. 
Fernández del Rincón (D. Alonso], 

Abad de Gompludo j de Me- 
dina.— V 246. 
Fernández de Ulloa (P.°)— 1 544. 
Fernández de Valca98r (Licencia- 
do Alonso). — I 544. 
Fernández de Velasen (D. Bernal- 

dino).— IV267.— V248. 
Fernández de Veiasco (D. Iñigo). 

— Véase Condestable de Castilla. 

—II 779. 



Fernando (Infante D.)— I 64, 73, 
471. 

Fernando (Mosén). — 1 504. — III 
421. 

Fernando (Mss.r)— II 578. 

Perra (Juan).— V 267. 

Ferrández (Diego).— IV 396. 

Terrández de Uoha (Juan).— V 

. 630. 

Ferrer (Jaime).— V 216. 

Ferrer (Jerónimo). — IV 624.— V 
25, 265. 

Ferrer (D. Luis).— I 66, 172. 

Ferrer (Mosén). —I 75, 294. 353, 
400, 460.— II 228. 

Ferrer (Mosén Bartolomé). — V 465. 

Ferrer del Río (D. Antonio).— I 
43. 20, 21, 38, 39, 42, 442, 
498, 299, 300, 305, 313, 315, 
361, 368, 370, 445, 446, 457, 
466.— II 19, 354, 400, 709.— lU 
.667,734 á 737, 740. 744,780. 
—IV 64, 87, 88.— V ^9. 204, 
450, 487, 584. 

Perrera (Filippus).— V 406. 

Fez (Alonso).— II 446. 

Figuera (Sepulturero). — V 267. 

Figueredo.— II 683.— III 18, 24, 
54, 138, 392, 410, 438,567.— 

IV 47, 268, 374, 470.— V 449, 
437, 296. 

Figueredo (Hernando). — III 654. 
Figueroa.— II 308, 350. 
Figueroa (Catalina de). — V 493, 
604. 

■ 

Figueroa (Diego de). — UI 617. — 

V 644, 645. 

Figueroa (D. Jorge de).— II 483. 

Figueroa (Juan de).— I 284.— II 
463, 480 á 483, 485, 487, 189, 
490 á 493, 496, 400, 461, 715, 
762.— III 75, 78, 96, 400. 404, 



46 



11 



■.I 



I» 






:* • 



ÍH' «* 



•-♦ 



• • 



^ 



Franco (Pdro).-II «3, 416.— V 

Franco de Gazmán (Gonzalo). — I 
284, 478, 507. 508.-~III 96.— 

IV 34, 45, 451. 
Francos (Juan de). — V 309. 
Franqais (Juan de). — IV 58, 59. — 

V 247, 252, 282. 

Fray Bernaldino.— III 671, 672.— 

V103. 
Fray Francisco (Procurador). — III 

431. 
Fray Jerónimo.— III 436. 
Fray Luis.— III 770. 
Fray Miguel.— V 291. 
Fray Pablo. -II 65, 67, 74, 76, 

339, 349, 350— III 393, 408. 

415, 416, 450, 453, 610, 618, 

680, 681.— IV 403. 
Frejo (Diego de).— IV 451. 
Frías (Duque de). — II 779.— V 

237. 
Frías (Duquesa de).— II 27, 392.— 

III 433, 645, 650.— IV 46, 47, 
109, 182, 470.— V 653. 

Frías (Jerónimo de).— III 766. 
Frías (Licenciado).— III 301.— IV 

686, 687. 
Frías (Pedro), Obispo de Osma. — 

161. 
Frías (Protonotario).— III 320, 462. 

—IV 262. 
Frígola (Pedro). ~V 268.. 
Fromesta (Mariscal de). — II 494, 

722.— III 146, 151, 198,561.— 

IV 38. 
Fúoares.— III 481. 
Faensaldaña (Alcaide de). — III 

625. 
Fuensalida (Conde de). — Véase 
López de Ayala (D. Pedro). — 1 1 33, 

251, 258, 3Í2.-II 293.-111 530. 



—IV 155, 157, 437, 637. — V 
539, 623, 625. 

Fuensalida (Francisco de).— V 
434. 

Fuensanta del Valle (Marqués de 
la).— I 8, 20, 40. 

Fuente (Alonso de fa).— V 368. 

Fuente (Antón de la).— <V 387. 

Fuente (Cristóbal de la).— III 685. 

Fuente (Diego de la).— II 163,245. 

Fuente (Francisco de la). — IV 94. 

Fuente (Juan de la).— III 672, 676. 
—V 367. 

Fuente (D. Vicente de la).— I 20, 
39.— III 737. 

Fuentes (Andrés).— V 48, 49. 

Fuentes (Pedro de). Chantre de 
Falencia.— IV 111. 

Fuentes (Pedro de). — Véase Chan- 
tre de Patencia. — II 164, 733. — 
III 166, 682.— V 246, 555. 

Fnrtado de Miérez (Juan). — I 544. 

Fúster (Joan Miquel).— V 216. 



G 



Gacías (Beneficiado).— V 265. 
Gago (Fr. Alonso).— II 748, 749. 
Gaitán (Gonzalo).— I 103, 106, 

115, 119, 242, 287. 288, 294, 

321, 324.— II 728.— V 245, 284, 

292, 293, 365, 557. 
Gaitán (Juan).— IV 345, 353, 387. 

—V 245, 284, 365, 502. 
Gaitán Gudiel (Juan).— III 609. 
G.^ (Licenciado Alonso de). —11 67. 
Galán (Juan).— V 287. 
Galarán (Juan).— II 63. 
Galbán (Bonynsine).— III 283. 
Galbán (Sillero).— V 247, 311. 
Caldo (Juan de).— I 530.— IV 60, 

720. 




•Mí, i 



\ 



48 



l^íf' 



M ;; 






5 



• ■ i 



•] 



García de Hernaosilla.— V 209. 

García de León (Bachiller), — V 
246, 284, 292, 503. 

García Loaisa. — III 469. 

García de Loaysa (P. Fr.)-V 489. 

García López.— IV 722. 

García de Medrano (Juan). — V 
532. 

García do la Morena (P.°)— II 451. 

García Oñaz(D. Martía).— IV 646. 

García de Paredes (Diego), — IV 
266, 490, 593, 597.— V 296. 

García del Prado (D. José Anto- 
nio).— I 132. 

García de Rueda (Lope). — II 592. 

García Ruiz de la Mota (Comenda- 
dor).— I 317, 318. 

García Tocino (Sancho).— V 424, 
439. 

García de Toledo (Alvar).— I 250. 

García de Ulloa (García).— I 456. 

García Vallestero (Juan).— V 434. 

García de Yar^a (Martín).— II1 185. 

Garcilaso de la Vega.— 1 137, 140, 
4 42. 

Gargón (Hernán).— V 385. 

Garlbay.— IV211. 

Garó (Periton de).— V 457. 

Garret (Esteban de). — IV 686, 
687. 

Garrido (Bartolomé).— V 27, 370. 

Garro (León de).— IV 372. 

Garrón (Juan).— V 413. 

Gasea (Maestro).— III 674, 673. 

Gascón (Fernand).— II 472. 

Gaspar (Fr.)— V 53. 

Gasparíegos (Capitán). — III 462. 

Gatinara (Mercurino de). — I 46, 
63,74.85, 412. 157,203, 206, 
219, 239, 254, 255, 266 á 268, 
275, 291, 303, 304, 344, 349, 
326, 440, 510.— II 542, 785.— 



V. 425, 427, 481 , 483, 539. 
Gato (García).— II 433. 
Gauna (Pedro).— III 622. 
Gausa (Conde de).— V 660, 662. 
Gavaldán (Maestro).— III 671. 
Gaytán (Gonzalo).— III 330. 
Gaytán (Juan).— III 609.— V 509. 
Gazcón (Diego).— II 121.— IV 656. 
Gaztelu (Secretario).— III 670.— V 

694. 
Gelves (Conde de).— V 653. 
Genis.— V 474. 
Genovard (Gab.i)— V 265. 
Geribas (Cristóbal).— V 285. 
Gerifas.— V 309. 
Gerónimo (Carpintero). — V 247, 

306. 
Gervas (Artillero).— V 246. 
Gevara (Juan de).— IV 326. 
Gigante.— III 674. 
Gil (Antón).— V 644, 645. 
Gil (Bernardinp).— V 27. 
Gil (Bernardo).— V 282. 
Gil (Juan).— IV 336. 
Gil (Santiago).— V 494. . 
Gil (Teresa).— III 624. 
Gil de Ateca (Mosén García).—! 

243. 
Gil Reynalte (Bernardo).— V 246. 

253. 
Gil Rodríguez (Arcediano de Lor- 

ca).— V 246. 
Gilabert (Comendador).— V 560. 
Giménez (Diego). — V 434. 
Ginés (Juan).- V 248, 569. 
Ginovés (Baptista Felipe).— V 208 
Gíofredo.- 1364, 444. 
Giraldes (Pedro).— IV 96.— V 2M. 

252, 281,305. 
Giraldo.— II 444. 
Giribas.- III 97, 98, 472,— IV 88. 

59.— V 26. 



t - -■ - ' 




j 






49 



Girón (Doña María).— I 452. 
(Jirón (Licenciado). — 11 170. 
Girón (D. Pero).— I 25, 408, 444, 
452 á 454, 459, 461, 469, 476, 
479,488,210,222,223,298,304 
á 303, 384, 449, 508.— II 22, 96, 
461, 473, 474, 214, 237, 244, 
260, 261, 265, 274, 276, 286, 
302, 306, 315, 318, 319, 322 á 
324, 326, 327, 359, 360, 380, 
399, 400, 404, 406 á 408, 461, 
469, 470, 474, 479, 482, 488, 
496, 499, 501. 514. 516, 526, 
528 á 530, 543, 556, 558, 562, 
563, 572, 579, 596, 605, 619, 
620, 624, 625, 639^ 646, 647, 
657, 660, 663. 669, 677, 679, 
685 á 688, 693, 698 á 700, 703, 
707, 713, 722, 758. 771.-111 6, 
7, 9, 14, 42, 43, 74, 405, 446 á 
448, 421 á 423, 240, 279, 284, 
287, 294, 292, 302, 303, 380, 
444, 446, 427, 432, 433, 450, 
554, 552, 598, 642, 613, 616, 
704, 729.— IV 6, 16, 159 á 466, 
206, 209, 240, 262, 266, 275, 
276, 280, 336, 345, 346, 349, 
36Í, 364, 374, 376, 437, 467, 
468, 670.—V 22, 60, 80, 443, 
434, 437, 438, 205 á 207, 249 á 
224, 224, 226, 234, 244, 274, 
503, 639, 654 , 652. 

Girón (D. Rodrigo).— I 28.— III 
348, 355, 358, 360.— IV 46. 

Glrona (Obispo de).— V 20, 24. 

Gfodfoez (Joan).— II 646. 

Godínez (Luys).— I 508.— III 464, 
624, 641, 752. — IV 54, 476, 
499.— V 245, 294. 

Grodfnez (Rodn||;o).— III 644. 

Godtnei de Alearas (Luis). — I 284. 
—II 563.— IV 54, 220.— V 285. 

Tomo xl 



Godroes (Juan). — V 448. 
Godoy.— V 326. 
Godoy (Diegode).— II214. 
Godoy (Francisco de).— II 46. 
Godoy (Luys de).— V 448. 
Godoy (P.' de).— 11615. 
Gomárez (Francisco). — V 645. 
Gomáriz (Francisco). — IV 147. — 

V 248. 286, 444. 
Gómez.— III 600. 

Gómez (Alvar), Prior de Sala- 
manca. — IV 96. 
Gómez (Antonio). — II 224. 
Gómez (Bernaldino).— V 404. 
Gómez (Francisco).- II 327, 330, 

659.— III 472.— V 287. 
Gómez (Gonzalo).— 1507.— III 467. 
Gómez (Licenciado Pero). — III 

298. 
Gómez (Lope).- III 674, 673. 
Gómez (Pero).— IV 76. 
Gómez (Platero).— IV 426. 
Gómez (Prior Alvar).— IV 404. 
Gómez (Ruy).— I 34. 
Gómez Agraz (Capitán).— lil 403, 

282, 283, 285, 293, 454.— IV 

476.— V 225, 277, 362. 
Gómez de Águila.— III 488. 
Gómez de Álava (Antonio). — IV 

434. 
Gómez de Almorox (Alonso). — III 

287. 
Gómez de Avila.— I 553.— II 74, 

77. 79, 680, 690, 694, 698, 704 

é 706.— IV 447, 748.— V 244, 

439. 
Gómez de Avila (Fernán).- 1 440, 

454. 456. 
Gómez de Buitrón.— II 37, 93.— 

III 375, 486,644, 650, 708.— IV 

242, 213, 215, 266, 350, 404, 

452, 532.— V 132, 654. 



"1 

Ir 




' I 

» 
•1 



M 



f 






"\ 



.«I . 



■■4 



:i 




50 



•5 • 



*J 





Gómez de Batrón (D. Joan Alon- 
so).— III 3.75. 

Gómei de Gamporrio. — I 455. 

Gómez Camilo.— I 175—111 209. 

Gómez Cuello.— III 176, 177, 542. 

Gomes de De9a.— III 609. 

Gómez Delgado (Francisco). — III 
682. —IV 111, 112.— V 246. 

Gómez Fernández.— II 584. 

Gómez de Faensalida (Gutierre). — 

III 191. 

Gómez de Gomera (Antón). — V 

45, 208. 
Gómez Hernández de Heredía. — 

I 157. 

Gómez de Herrera (Hernán). — I 

369.— VI 96, 205. 
Gómez Herrero (Francisco). — V 

286. 
Gómez de Jahén (D. Alvaro).— IV 

93, 99. 
Gómez Manrique (Frey). -IV 619. 
Gómez de Mendoza.— II 581.— III 

653.— IV 284.— V 56. 
Gómez de Negro.— II 309. 
Gómez de Oyos. — III 230, 618, 

628.— IV 53, 108.— V 244. 289, 

314,321. 
Gómez Pedrucho.— III 223. 
Gómez de Perlínez.— I 530. 
Gómez de Sanlillana.— II 277, 282, 

285, 2í»3, 294, 361, 364, 394, 

392, 471, 645, 646, 696, 698.— 

IV 442. 

Qómez Sarmiento (D. Diego). — II 

742. 
Gómez de Setuval (Pero).— II1 125. 
Gómez de Silva (Fernán).— I 133. 
Gómez de Sotomayor (Juan).— IV 

100. 
Qómez de Sotomayor (Sueyro). — 

II 748, 749. 



Gómez de Trigueros. — II 562.— III 

107, 454, 623. 
Gómez de ülloa.— I 644.— II 450. 
Gómez de Valladoiid (Pedro).-I 

184, 
Gómez de Villafuerle.— III 609. 
Gómez de Villarroel (Dr. Francis- 
co).— I 284. 
Gomiel (Sebastián de).— V 289. 
Gona(Dr. dc).-IV60Í. 
Gon9ález (Francisco).— V 294. 
Gon9ález (Pero).— IV 96, 100, 104. 

—V 246, 253, 304, 509. 
Gon9áIez de Leiva (Luis).— U 

451. 
Gon9áIei de Mercado (Luys).— I 

507, 508. 
Gon9ález de los Bíos (Alonso)-— V 

144. 
Góngora (Alonso de). — V 434. 
Góngora (Señor de).— IV 1 95, 197, 

350. 
Gonsales de la Romera (P.**)— II 

450.-111541,542. 
González. — I 42. 

González (Archivero) III 472. 

González (Cardenal D. Pero). — IH 

430. 
González (Fernán).— II 582.— IH 

526. 
González (Fr. Francisco).— I U 774. 
González (Gil).— II 63, 691.— Ul 

488.— V 285. 
González (Juan). — II 33. 
González (Lucas). — III 131. 
González (Pero).— I 360.— Hl 248. 

—IV 628.— V 281, 556. 
González de Alcocer (Hernando). 

—II 75, 80, 710, 713.— ni95, 

99, 101,283, 286.— V 54. 
González de A vila (Licenciado Gil). 

—1301,454.— V 245, 569. 



■ • H 




vs^ 



*^ 



52 






^ 




Grimaldo (Nicolao de).— III 8, 469. 

— IV 33, 43.— V 21. * 
Griñón (Francisco de).— III 752. 
Griuo (Comendador).— V 295. 
Grozio (Goraendadop). — V 296, 

304. 

Guadalajara (Alonso de).--I, 453. 
-III 97.— IV 174 á 476.— V 472- 

Guadalajara (Bachiller Alonso de). 
-1165,75,77,79,740. 743.— 
III 95. 97, 98, 400, 496. 243, 
2Í8, 222, 234,262, 279, 280 á 
282. 284 á 286, 289, 305, 328, 
329, 380, 393 á 395, 406, 445, 
427, 430, 432, 448 á 454, 453, 
467,468,514, 570.-1V 452.^ 
V 99, 225, 232, 245, 284, 423, 

472. 
G«adal3J8ra (Bachiller Diego de). 

—V 28, 438, 448. 
Goadalajara (Dr.)— V 423. 
Gaadalcózar (Conde de).— II 494. 
Gaadarranna (Alvaro de).— 1 408. 
Gaal (Mosén Antoni).— V 409. 
Gualvis.— V 406. 
Gnardión de San Francisco.— 1295. 
Guardián de San Francisco de Ba- 

dajoi. — I 314 . 
Guardián de Toledo (Padre).— I 

26. 

Gudiel (Juan).— I 464. 

Gudlel (Mujer de).— III 432. 

Guerrero (Alonso).— IV 447, 443. 

Gueie (Rodrigo de).— IV 642. 

Gueuara. — II 668. 

Guevara (D. Antonio).— I 8, 40, 
22, 44, 83. 202, 458.-III 94, 
446á4 48, 443, 549á552, 640, 
645.— IV 647, 628.— V 9, 24, 
568,569,584,644. 

Guevara (D. Carlos de).— III 463, 
S84. 



Guevara (Comendador). — III 609. 
Guevara (D. Diego de). Clavero de 

Calatrava. — I 489, 490, 329, 

365.-II 6U.-III 455. 
Guevara (Dr.)— I 419.— II 23,87. 

—III 550, 649. 780.— IV 402.- 

V205, 237,250,251,293,502, 

604. 
Guevara (D. Gutierre de).— I 59, 

403, 405, 250, 280, 287, 288, 

29a, 292, 294, 304.— II 405. 
Guevara (Doña María de).— IV 628. 
Guevara (Doña Mencía de).— IV 

451. -V 70. 
Guevara (D. Pedro).— I 386.-11 

444. 
Guía (Juan de la).— IV 240. 
Guiben (Arnáult).— V 457. 
Guier (Juan).— V 286. 
Guijosa (Martín).— II 450. 
Guillem (Andrés).— I 402. 
Guillern (Bartolomé).- III 548. 
Guillen (Francisco).— IV 67. 
Guillen de Brocar (Arnao).— V 

238. 
Guisado (Antón).— IV 534. 

Guisado (Esteban).— IV 634. 
Gumiel (Comendador). — 111 397, 

398. 

Gumiel (Dr. )— III 245. 

Gumiel (Juan de).— IV 688.— V 
290. 

Gumiel (Ñuño de).— 11 726. 

Gundalayn (Señor de).— IV 350. 

Gurrea (D. Juan de). — ^1 224. 

Gurrca (D. Miguel de). — I »09, 
224.— 111 367 á 370, 540, 544.- 
IV 458, 334.— V 77, 405, 4M 
407, 440 á 442, 455, 459, 165 
466, 469, 474,242,234, 26«. 

Gutierre (Alonso). — IV 364. 
Gutierre (Garcl).— V 645. 



r* 




53 



Gutierre (Regidor). — 1 523. 
Gutierres(Sebastián).--II U1J 45. 
Guliérreí (Alonso).— 11 90, 261, 
485, 519, 521, 580. 628. 637, 
643, 656, 719.— III 411, 480 á 
482, 568, 610, 684.— IV 264, 
280, 281, 329, 336, 361, 397, 
405, 406, 436, 478, 536, 537, 
643.— V 30, 35, 66, 82, 118, 480, 
484,293,643. 
Gutiérrez (Ambrosio). — V 417. 
Gutiérrez (Bachiller Andrés). — III 

425. 
Gutiérrez (Diego).— II 81. 
Gutiérrez (Francisco). — V 800. 
Gutiérrez (Escribano Francisco). 

— lU 430. 
Gutiérrez (Juan).— IIl 426. 
Gutiérrez (Bachiller Juan). — II 756. 
Gutiérrez (Licenciado Pedro).— IV 

317. 
Gutiérrez AUamirano (Francisco). 

—V 606. 
Gutiérrez de Escalante (Licencia- 
do Rui). -III 365. 
Gutiérrez Gómez.— ill 434. 
Gutiérrez de Lindines (Francisco}^. 

—III 364. 
<jutiérrez Osorio (Juan). — III 459. 
Gutiérrez de los Ríos (Licenciado 

Pedro).— IV 253, 439. 
Gutiérrez Tello (Juan).- II 463, 

481.-11175,363. 
Oatiérrez Velázquez (Licenciado). 

—I1 170. 
Ouzmán.— IV 449. 
Oazmán (Alguacil).- V526. 
Ouzmán (Alonso de).— I 469. — II 

462, 496. 
Ou^roán (Comendador Francisco 

de).— III 608. 
Ouzmán (Diego de).— I 347, 360. 



—II 74, 322, 328, 528, 529, 557, 
710,712, 717.— III 95, 97, 99, 
404 á403, 427, 230, 278,280, 

282, 284, 285, 326, 455, 544, 
617, 648, 630, 633, 687. 688.— 
IV 34, 44, 52, 95, 485, 335, 504, 
654, 705.— V 432, 244, 282, 

283, 288, 295, 297, 300, 304, 
320, 448, 554, 556, 646. 

Guzmán (Francisco de). — IV 40, 
420, 231.— V 245, 494, 498, 
502, 556. 

Guzmán (Gabriel de).-r-l 565. — II 
356.— IV 66, 250, 438. 

Guzmán (G.^ de).- II 79. 

Guzmán (Gonzalo de). — Véase Co- 
mendador Mayor de Calatrava. 
—I 189, 190, 329.— II 74, 76, 
79,331,528,529,710,742.744, 
—III 95 á 98, 402, 230, 27?, 
280, 28Í, 281, 326, 453, 573, 
586.— V 446, 494, 244,279,282, 
296, 306, 348. 

Guzmán (Hernando de).— II 646. 
—IV 230, 621. 

Guzmán (Juan de). — I 444.-^11 

462, 463, 485, 486, 491,244 

III 355, 397, 609.— IV 425, 259, 
350,628, 658.— V 244, 252, 288, 
294, 321, 386. 423, 479, 492, 
498, 646, 6t7, 657. 

Guzmán (D. Juan Alonso de). — II 
465. 

Guzmán (Doña Leonor). — I 464. 

Guzmán (Lope de). —I 403, 445, 
251,288,321. 

Guzmán (Luis de).— lII 693.— V 
486, 556. 

Guzmán (Martín de).— I 478.— Y 
643. 

Guzmán (DoñaMencíade).— I 151» 
452, 302.— IV 467. 



•« 
I 



^^a 




I 



li 



3 



r 



.1. 

.1* 



•«1 




54 




Guzmáo (ü. Pedro de).— II 462.— 

III 669.— IV 64 4. 
Goimán (Rodrigo de).— III 693. 
GaimáD (D. R.*» de).— II 615.— III 

346,347.— IV 358.— V 500, 643. 
Gozmán (Doña Sancha).— 1 251 .— 

V594. 
Gnsmán (Vasco de).— IV 234» 558. 

—V 448, 298,293, 387. 
GiumáD de Herrera.— III 673. 
Gasmán de Herrera (Juan de). — 

II 397, 725.— V 486. 



Hamuzgo (Alonso).— IV 647. 

Barmsen (D. Alejandro), Barón 
iriudo de Mayáis.— 1 400. 

Baro.— II 733. 

Haro (Andrés de).— II 776, 777.— 
III 608. 

Haro (Conde de).— II 406, S90, 
495 á 497, 545, 548,524^ 522, 
543, 557, 575, 576, 578, 579, 
620, 622, 624, 625, 629, 630, 
632 á 635, 637. 640, 641, 644, 
650, 6o2, 654. 678, 679, 684, 
683, 685, 699, 700, 744, 720 á 
782, 772.— III 6, 40. 42, 48, 49. 
24, 44, 42, 48, 55, 67,74,76, 
474, 499, 204 á 203, 206, 245, 
229, 230, 234, 235, 244, 242, 
254, 260, 264, 328, 383, 394, 
392, 408 á 440, 446, 470, 568, 
574, 575, 577, 584, 583, 587, 
688, 599, 615, 708, 732, 733, 
740, 743, 744, 746, 747, 749, 
750.— IV 37, 490, 240, 248, 264, 
363, 480, 640.— V 436, 228. 
Haro (Condesa de).— II 392. 
Haro (D. Diego de).— V 633. 

Hbach (Micer).— V 242. 



Heban (Cristóbal de).— III 434. 
Ueban (Juan de).— V 246, 253, 

645, 646. 
Hebriga (Pedro de).— IV 426. 
Helches (Comendador de los).— tt 

459. 
Helises (Juan), Capitán.— IV 326,. 

327. 
Helizes (Pedro).— IV 327. 
Henao (Capitán).— I 456.— IV U& 

á 4 50.— V 246. 
Henao (Cristóbal de).— V 294. 
Henao (García de). — I 455. 
Henao (Licenciado Jaao de).— t 
393, 394, 409.— IV 505.— V 487. 
Henares (Ramón de).— IV 328. 
Henestrosa (Comendador). — II 675.. 
Henríques (D. Fernando). — I 542.. 

—III 356. 
Heras (Martín de).— IV 406. 
Herce (Alcalde).— IV 224. 
Heredia (Diego de).— I 27.-1II 

768.— V 247, 294,557. 
Heredia (Juan de).— III 470. 
Heredia y Soto.— III 675. 
Hermosa (María de). —V 654. 
Hermosilla (Doña Catalina de). — 

V4 48. 
Hermosilla (Gaspar de). — IV 53,. 

440. 
Hermosilla (Jerónimo de). — llI 

460. 
Hernand (Duque de Estrada).— I 

66, 76, 472, 497. 
Hernandos (Gon9alo).—IV 94. 
Hernandos de Coalla (Gon9alo). — 

V654. 
Hernández (Alonso).— V 280. 
Hernández (Antonio). — 1 305. — I 
93, 96.— V 879, 284, 295, 29< 
390. 
Hernández (Rías).— V 888. 



á 



^ 




56 



Herrera (Rodrigo de),--ll 79. 
Herrera (Teniente).— II 733. 
Herrero (Alonso).— IV 670. 
Herrero (García de).— III 609. 
Herrero (Juan). — V 153. 
Herrero (Luis de).— III 456, 459. 
Herrero (Licenciado Pedro de). — 

1321. 
Herrestro (Juan de).— II 615. 
Heván (Juan de).— IV 97, 100.— 

▼ 644. 
Heván (Juan R.« de).— III 609. 
Hevia (García de).— V 423. 
Hierro (Juan del).— VI 94. 
Hierro (Ñuño).— V 300. 
Hinestrosa (Comendador). — I 446, 

480, 510.— II i 7, 98, 237, 292, 

299. — III 430, 431. 751. — IV 

198. 
Hinestrosa (Licenciado). — V 526. 
Hinestrosa (Lope de). — il 616. 
Hinojosa (Andrés de la). — I 28. 
Hita (Miguel de).— I 53, 101, 105, 

281,293. 
Holguín (Garci).— III 609. 
Hoces (Pedro de).— III 543. — V 

477. 
Hondar9a.— II 668. 
Hontañón (Juan de).— III 670. 
Hontiveros (Fundidor),- V 283. 
Uontiveros (Pedro de).— IV 96.— 

V 246, 288, 310. 
Horduña.— III 786. 
Horduña (Dr.)— HI 125, 620. 
Horence de Gobarrubia (Pedro). — 

IV 375. 
Horosco.— IV 471 .—V 293. 
Hortega (Francisco).— III 608. 
Hortega (Jurado Pedro).— III 608. 
Hortega (Señor Pedro). — I 100, 

101.— III 132, 329. 
Hortiz (Alonso).— I 105, 106. 



Hortiz de Guzmán (Juan). — III 

702. 
Horluño (Fr. Sancho). — V 421, 

422. 
Hosorio (Garci). -II 412, 413, 417. 
Hosorno (Conde de). — II 635. 
Hoyo (Pedro del).~lV 262. 
Hoyos (Gómez de).— V 644. 
Hoz (Capitán Antonio de ta). — 11 

738, 739. 
Hoz (Juan de la).— III 609. 
Hoz (Rodrigo de la).— II 397, 725. 

—III 566, 644.— IV 35, 45. 
Hubat (Micer).— V 166. 
Huéjar (Francisco de).— V 408. 
Huelva (Diego de).— V 434. 
Huesca (Juan de).— V 525, 527. 
Huete (Fr. Francisco de).— V 192, 

193. 
Huidobro (Diego de).— I 420.— III 

133, 155.— IV 532. 
Humberto (Fr.)— V 489. 
Hungría (Rey de).— II 623. 
Hu n te Césped (Miguel de). — IV 670. 
Hurtado (Diego).— II 28, 35.— UI 

243.— IV 340, 342, 343, 345. 

360, 367, 372, 374 á 378, 380. 

382. 393, 435, 436, 453 á 455, 

457, 459. 46i, 463, 465, 470. 

471, 474, 476, 477, 481. 484, 

544, 546. 549, 551, 629 á 631, 

636. 636, 640. — V 180, 183. 

519 á 525, 528 á 530. 
Hurtado (D. Juan).- III 287. 303. 
Hurtado (Fr. Juan).— III 232, 403. 

443, 736.— IV 267, 474, 634, 

640.— V 38. 
Hurtado (Lope).— IV 433.— V 30, 

179, 187, 191,333,583,584. 
Hurtado (Luís).— II 326. 
Hurtado Díaz de Mendoza. — U 220. 

—III 708. 



Á 



z^.-'l 



58 



i! I-: 



-;i 



467, 179, 244, 229, 230, 233, 
308, 377, 383, 443, 448 á 450, 
452, 478, 518.— II 8, 21, 30, 63, 
336, 547, 586,^668, 735, 737.— 
III 46, 40, 92, 269, 301, 344, 
342^ 454. 

Isasalia (Sebastián de). — III 485* 

Isla. -V 325. 

Isla (Sebastián).— V 132. 

Iturbe (Juan de).—II 743. 

Iváfiez Plaza (Juan).— IV 616. 



Jaoobacio (Cardenal).— I 477. 
Jaeome (Mice).— IV 532. 
Jaoome (Sillero).— V 287. 
Jaén (Arcediano de). — II 448. 
Jaén (Obispo de).— II 500.— IV 34, 

44.— V 880. 
Jaén (Pascual de).— V 247. 
Jaem (Diego de). — II 441. 
Jaez (Alvaro).— V 253. 
Jaez Maldonado (Rodrigo).- Y 253. 
Jahén (Antón de).— V 287. 
Jaime (M.)— III 624. 
Jaimes (Al.*»)— IV 149. 
Jaques.— IV 603. 
Jara (Diego de la).— II 309.— III 

103. 
Jarandina (Pr. Jo de).— I 274. 
Jerónimo (Bachiller). —II 746.— 

III 464 . 
Jiménez (Bachiller Miguel).— V 

235. 
Jiménez (Francisco).— IV 250. 
Jiménez (Licenciado). — II 74. 
Jiménez de Urrea (D. Miguel). — I 

244. 
Joanes (Licenciado).^ I 529, 530. 
Joanin (Escribano). —V 368. 



Joanno et Valero. — V 409. 
Joara (Hernando de). — ^V 486. 
Jofré (Garci).— I 365. 
Jolit (Bernart).— V 409. 
Jordán (Francisco).— III 779.— IV 

40,44. 
Jomete (Licenciado).— II 902.— III 

549. 
Jovio (Paulo), Doctor.— 1 20, 29. 
Joxet.— IV 617. 
Juan (M.)— IV 398. 
Juan (Vecino da Águila r).— IV 
^ 405. 
Juan (Vecino de Carrión).— IV 

405. 
Joan (Zapatero).— IV 100. 
Juan I.— I 433.— V 249. 
Joan II.— I 133, 198.-11192,119, 

770, 771.— VI 89, 249. 
Juan Bautista. — I 288. 
Juáncbez.— III 292. 
Joan García (García de).— IV 242. 
Juan Manuel (D.)— I 45, 57. 65, 

87, 137, 139, 440, 444, 295,- 

II 775. 
Juanea (Licenciado). — III 400.— 

IV 177, 244, 312.— V 634. 
Juanes (Pedro).— III 459. 
Juanicote (Capitán).- IV723. 
Juanín (Escribano).— V 247, 287, 

298. 
Juárez (Antonio). — IV 627.— V 

247. 
Juárez (D^Pedro),— IV 705. 
Juárez de Arguello (Pedro).— V 

252. 
Jnfre de Loaisa (Garci). — IV 88. 

Julio II (Papa) ^158,64,464. 

Jurado (Antonio).— IV 422 á 424. 
Justo de Medina del Campo. — IV 

406. 






60 



$ 




447, 437,448, 452,718,724.— 
V 22, 220. 224, 225,232, 244, 
274, 279, 284, 289, 292, 348, 
369, 374, 377, 386, 399, 423, 
433, 437, 438, 445 á 448, 459, 
479, 484, 482,492 á 504, 514, 
567, 574. 

Laurioea (Obispo de). — II 305. 

Laxan (Mos de).— I 28. 

Laxao (Mr. de).— I 46, 65, 68, 74, 
484, 482, 489, 496,206, 329.— 
lU 456.— IV 224, 527, 528.— V 
59, 84,83, 449, 436, 402, 489. 

Lebrija (Marcelo de).— II 616. 

Lebrón (Juan). -IV 720. 

Le9ana(P.*»de).— V284. 

Lacea. — 1 44. 

Lecea (D. Garlo» de).— IV 233. 

Ledesma (Bachiller de).— IV 429. 

Ledesma (Bernardino de). — 1 320. 
_1V428.— V486. 

Ledesma (Francisco de). — IV 39. 

Ledesma (Juan de).— III 99.— V 
656. 

Ledesma (Licenciado de). — IV 
238. 

Ledesma (Lorenzo de). — IV 94. 

Ledesma (Pedro de).— V 657. 

Ledesma (Rodrigo de). — IV 94. 

Ledesma (Dr. Rodrigo de). — I 360. 

Leguizamo (Licenciado). — I 208, 
344. 349, 350, 555, 564 á 563. 
—II 39, 63, 87, 274 , 378, 439, 
444 á 443, 447.— IH 444, 482, 
748. — IV 485, 498, 261, 325, 
328, 338, 432, 433, 6S7, 686, 
687.— V 76, 404, 402,237,254. 
269, 302, 488, 652. 

Legaizamo (Martín de). — ^V 503. 

Leiva (D. Francisco de).— I 8, 20, 
40. 

Lemos (Conde de).— I 449.— II 42. 



Lemos (Condesa de). — II 748, 749. 

—III 406, 444. 
Lemos (Diego de).— V 463, 465. 
León (Alcalde).— III 448. 
León (Antonio de).— II 379, 384. 
León (Bachiller de).— III 620, 624. 

—IV 68, 73, 427. 
León (Chantre de).— IV 423. 
León (Corregidor de). — V 233, 

326. 
León (Diego de).— V 208. 
León (Francisco de).— I 204,-284. 

—II 476, 478. 
León (Fr. Francisco de).— II 7. 
León (Fr. Paulo de).-III 234. 
León (Licenciado de). — lü 431, 

354.— IV 307. 
León (Licenciado García de). — V 

208. 
León (Maestro Frey Pedro de). — 

IV 94. 

León (Obispo de).— II 486.— IV 

348, 558, 559, 588, 590. 
León (Pablo de).— III 469. 
León (Papa).— V 34. 
León X.— I 23, 70, 82, 84, 486, 

244, 242, 340, 461. — II 232. 

467. — III 579.— IV 400, 434, 

334, 673, 674. 
Leonas (Juan).— IV 326. 
Leonor (Esclava).— V 408. 
Leonor (Mad.)— I 30^. 
Lerma (Abad de).— III 672, 675. 
Lerma (Alcalde).— IV 207, 208.— 

V 402, 326. 

Lerma (Comendador). — II 397. 
Lerma (Juan de).— IV 490.— Y 383. 
Lerma (Licenciado).— II 675, 69S, 

—III 89, 471, 472, 694, 788.— 

IV 429, 430, 238, 348, 367, 368. 

447, 449, 638.— V 26, 76, 187, 

324. 



^ji 




G1 



Lescano (Capitán).— II 292. 
Lesquina (D. Diego de). — I 455. 
Leti (Gregorio).— 120. 
Leyalde (MartÍQ de).— [[ 746. 
Leyva (Fernando de). — I 544. — II 

450. 
Leyva (García de).— I 528. 
Lesamas Bal tanas (Los).— III 682. 
Lezamo (Amador de). — III 151 . 
Lozana (Pedro de).— V 247, 252. 
Lozana (Vibán de).— V 247. 
Lozanos. — IV 111. 
Lezcano (Amador de). — II1 175. 
Lezcano (Capitán).— III 144. 

Lezcano (D. Felipe) IV 596. 

Lezcano (Jalián de). — IV 40. 
Librixa (Frey Marcelo de). — IV 

621. 
Li^arazo (Luís de).— V 383, 443. 
LÍ9arraga ( Bernaldino de ) . — V 

457. 
LÍ90I San Ramón (D. Garcerán). — 

IV 625. 
Lipona (Maestro).— III 671 á 673, 

676. 
Lieja (Obispo de). — I 352. 
Liévana (Alcalde).— IV 651. 
Liévana (Alonso de).— III 625. 
Liávana (Bachiller de).— IV 242. 
Lillo (Andrés de).— V 577. 
Lima (D. Hernando de). — V 501. 
Linares (Antonio de). — II 387, 

409.— II1 166.— IV 96, 100, 503. 

— V246, 281. 
Lizaraza (Juan de). — Y 436. 
Loaisa (Fr. García).— V 584. 
Loart (Dr.)— V 103. 
Loaysa (Hernando de). — I 183. — 

ni 681. —IV 236. 
Loaysa (Obispo).- IV 395. 
Loarte (Dr.)— III 664. 
Lobado (Joan de).— IV 261. 



Lobasa (Miguel).— I 353. 
Lobo (Francisco).— IV 227. 
Lobón (Licenciado).— II 375.— IV 

76. 
Lombay (Marqués de). — V 633. 
Lope Navarro. — III 61 7. 
Lopes de Gaiatayud el M090 (P.^) 

—V 280. 
López (Aldonza).— V 194. 
López (Bachiller Diego). — I 508. 
López (Cristóbal).- U 733. 
López (Diego).— I 553.— HI 158, 

355.— IV 67, 565.— V 379. 
López (Diego), latonero, Capitán. 

—IV 72. 
López (Dr. Luis).— I 172. 
López (Dr. Pero).— 11 100, 307. 
López (Fr.)— V 389. 
López (Francisco).— 11 182, 416.— 

m 676.— V 194. 
López (Gabriel) . — V 284, 309, 

434. 
López (Hernán).— III 338.— V 560. 
López (Iñigo).— IV 28, 52. 
López (Iñigo), Coronel.— IV 177. 
López (Juan).— III 504.— IV 630, 

710.— V 434. 
López (Juan), Abad de Rueda. — 

III 609. 
López (Miguel), Capitán.- V 434. 
López ( P.*»)— IV 615. 
López (Pero).— II 382.-111 652.— 

V 247, 645. 
López de Acuña (Pero). — V 68. 
López de Anchieta (Juan). — II 744, 

746. 
Lopes de Antonio (Francisco). — ^V 

153. 
López de Archuleta (Jaan).— V 

647. 
López de Arros (Juan).— II 743. 
López de Arrue (Juan).— lU 186. 



I 



i 



f 

TI 



I £■ 



"i ' 

r. 




^ 



T r^ 



62 



7 



López de Ayala (D. Diego). — I 
58, 64, 67, 69, 473, 476, 480, 
485, 486, 493, 496. — II 4S8, 
429, 405.— III 520. 

López de Ayala (D. Pedro), — Véa- 
se Fuensalida (Goode de). — I 
39, Í33, 470.-111570,664. 

López de Azpeiiía (Fr. Juan). — III 
774. 

López de Balbas (GoD9alo). — III 
442. 

López de Bullón (Diego).— II 427. 

López do Galatayud (Hernán).— Y 
246. 

López de Galatayud (Pero). — II 
432.--III286, 723.— V 246, 308, 
423, 436, 439. 

López de Galataya J (Capitán Pero). 
—II 738, 740.— IV 652.— V 253. 

López de Qamora (Diego). — I 426. 

López de gamora (P.°)— V 644. 

López de Gárdenas (D. García). — 
lll 3Í6, 346, 347. 

López de Garvajal (García). — II 
436. 

López de Garvajal (Sr. Garci). — II 
443.— IV 506. 

López de Gasiillo (Juan).— V 322. 

López de Gastro (Diego). — II 393. 

López de Ghániz (Juan). — III 485. 

López Golmenero (Fernand). — I 
544. 

López Goronel (laigo),— líl 86, 99. 
—IV 234, 235.— V 217, 284, 344, 
316, 322, 331, 378,408, 518. 

López Goronel (Doña María). — IV 
234,235.— V 518. 

López de Qú&iga (Licenciado Die- 
go).—! 284.— III 786.— V 470, 
474. 

López Dávalos (Diego).— III 668, 
669. 



López Delduayen (Bachin3r Juan). 

— U 743.^111 483, 503. 
López del Espinar (Andrés).— V 

554. 
López, de Frías (Andrés).— III 295, 

298.— IV 628, 722. 
López de Gabarreta (Martin). — IV 

434. 
López de Gaviria (Juan).— lY 722. 

—V 386. 
López Herrero (Diego). — ^V 434. 
López de Lemos (Alonso). — 11 748, 

749. 
López de Madrigal (Diego). — ^t 544. 
López de Medina (Pero).— V 472. 
López Melón (Hernán).— I 343.— 

IV 233. 

López de Molina (Pedro).— V 579. 

López Osorio (Juan). — I 23, 548. 

López Pacheco (D. Diego)« — Véase 

Villena (Marqués de).— 1 434.— 

V 584, 593, 594. 

López de Padilla (D. Diego].— II 
614, 761.— III 29, 364.— IV 284. 
329, 619. 

López de Padilla (Gutierre). — ^HI 
458, 552, 597. -IV 64, 72. 620. 
675, 676, 686, 687.— V 40, 42, 
99, 419, 207, 208, 397, 398, 400, 

516, 547,538, 550, 583, 585 á 
587, 594. 

López de Padilla (Pero).— 1 84, 91, 
179, 196, 211.— m 64 4. —IV es, 
675, 686.— V 68, 99, 444, 400. 

517, 586. 

López de P&llares (Secretario). — 

III 99, 452 á 464.— V 70. 
López de Perea (Iñigo).— V 43lw 
López de Porras (Garci). — I 505. — 

IV 152, 447, 449.— V 244. 324, 
326, 509. 

López de Pretines (García). — ^I 490. 




v^ 



\ 



T 



64 



'1 ;■ ji • 



l'l?! 



ii 



-^.ri 




^•jfi 



I 



/ 



Luna (Conde de).— I 384, 384, 
419, 480. — II 145, 176, 189, 
490, 199, 200, 292, 344, 518, 
543, 552, 557, 579, 625, 626, 
630, 635, -671, 767.— líl 76, 83, 
473, 207, 243, 214, 363, 383, 
434, 439, 602, 700— IV 7, 8, 
38, 424, 425, 260, 280, 284, 
318, 331, 363, 504, 505, 520, 
632, 708.- V 297. 

Lana (Condesa de). — III 83. 

Luna (Duque de).—lll 64.— IV 364. 

Luna (D. Juan}.— I 504.- II 293, 

, 390. ~ III 148, 421, 455, 647, 

683, 731, 738. —IV 41, 114, 

412, 349, 435, 596, 69tí. - V 

244, 285,291, 293,557. 

Luna (Doña Maria). — II 467. 

Luna de Arellano (D. Carlos de). 
—II 75. 

Lurila (Martín de).— V 286. 

Lulero.— III 376, 679 á 582. 

Luxán (Francisco de). — I 179, 
483.— III 374— IV 39.— V 487. 

Luxán (Hernando de}.— III 25, 27, 
S9. 

Laxan (Licenciado). — V 295. 

Luys (Bonetero).— IV 448 á 450. 

Luya (Miguel).- 1 250. 

Luzón (Antonio de).— III 608.— IV 
324, 322. 

Lyla é Corral (Juan de).— III 472. 

Ll 

Llanos (Capitán).— V 436. 
Llanos (Franoisco de).— IV 428. 
Llanos (Juan de los). — V 550. 
Llanos (Pedro de).— II 499. 

Llerena (Diego de).— IV 451 V 

247. 
Llanas (Francisco). — Y 25. 



M 



Ma9a (D. Pedro).— IV 507, 608. 
Macías (Gregorio).— IV 522. 
Ma9uecos (Licenciado de) . — 111 

458.— IV 304, 650. 
Ma9ot (Mnley).— II 473. 
Ma9Uelo (Francisco de). — II 256 á 

258, 269, 388, 390, 394, 397, 726. 
Ma9aelos (Licenciado).— III 661. 
Madera (Luis).— III 756. 
Madrid (Alonso de}.— V 298. 
Madrid (Corregidor de). — V 114. 
Madrid (Diego de}.— II 76, 77.- 

III 282.— V 247, 
Madrid (Fernando de).— V 286, 

313, 330. 
Madrid (Francisco de). — IV 141. 
Madrid (García de).— V 287. 
Madrid (Pedro de).— V 247, 287, 

313, 330. 
Madrigal (Antonio).— IV 670. 
Madrigal (Bachiller ddj.— UI 622, 

625. 
Madrigal (Pastelero).— IV 400. 
Maestre (Martín).— III 786. 
Maestrescuela de Toledo.— I 292, 

293— IV 74 . 
Maestrejos (Asistente). — III 483. 
Mafeo (Correo mayor). — II 44, 95. 
Mager (Notario).— V 266. 
Málaga (Obispo de).— I 30, 34, 83, 

494, 208, 468. 
Maldonado.— III 667. 
Maldonado (Algaacil).— III 470. 
Maldonado (Alvaro).— IV 97. 
Maldonado (Bachiller). — V 418, 

422, 423, 496, 504. 
Maldonado (Corregidor de S^go- 

via).- IV94. 
Maldonado (Diego).- V 257 á 359. 
Maldonado (Dr.)- V 694. 



iíb-^ 




•»%-» 



'^-... 



65 



Maldonado (Francisco). — I 360. 
— II 51, 74, 77, 79. 87, 422, 
318, 326, 710, 7fí.— IH93, 98, 
402, i 64, 278, 279, 28! 6 283, 
285, 304, 450 á 454, 471, 511, 
554, 618, 619, 628, 629, 730, 
739, 740, 744 á 746, 748, 750, 
755, 757 á 763, 765, 770, 777, 
778.-IV 6, 27, 46, 68, 74, 93, 
96 á 99, 102 á 104, 106, 109, 
213, 237, 306, 349, 419, 502, 
504, 548, 609,— V 73, 244, 253, 
283, 294, 296, 304, 319, 320, 
322, 433. 
Maidoaado (Dona Isabel). — I 360. 
Maldonado (Juan).--I 10, 20,38, 
83,136,145, 166,176,177, 198, 
361, 449, 454, 457,466.-11 12, 
400.-111 487, 615.— IV 64, 88, 
209.— V 239. 
Maldonado (Licenciado).— V 305, 

332. 
Maldonado (Licenciado Juan). — II 

437.— V 487. 
Maldonado (Licenciado Loren9o). 
—IV 96, 235, 236.— V 245, 252, 
281. 
Maldonado (Doña María). — V 511, 
Maldonado (Pedro).— V 257 á 259. 
Maldonado (D. Pedro). — I 410, 
305, 314, 315, 358, 360, 361, 
433, 440, 464, 504, 536. — II 
669, 702, 735.— III 730, 736, 
741, 752,755, 765, 778 á 781, 
788, 789.--.IV 9, 10, 43, 53, 98, 
477, 358, 396, 447, 449, 527, 
628, 672, 693, 718. — V 101, 
114, 344, 253, 259, 294 á 296, 
302, 317 á 319, 321, 323, 324, 
377, 387, 424, 559, 577, 646, 
652. 
Haldonado (D. Rodrigo).— I 360. 

To>10 XL 



—IV 93, 97, 103.-V 246. 281, 
298, 405, 406. 
Maldonado Pjmentel (D. Pedro).-^ 
IV 95á97, 99 á 101, 651.— V 
196, 205, 255, 278, 279, 281, 
325, 405, 406. 
Malega (Deán de).— II 629. 
Malferid (D. Francés de). -IV 625. 
Maiferid (Jerónimo). — IV 625. 
Malferit (D. Francisco de).— I 217. 
Malgarida (Princesa). — III 103. 
Malpartida (Antonio de). — IV 98. 
Malser¡t(P.)— V2t6. 
Malunda (Juan de).— 11 355. 
Maluenda (Licenciado). — III 457, 
460, 624.— IV 223, 404.— V 56, 
285, 294. 
Mallo (Antón de).— IV 125.— V 

247, 252, 557. 
Mallorca (Obispo de). — Véase Sán- 
chez del Mercado (Rodrigo). — i 
75. 
Mallorquín (Correo).— II 108. 
Man9aneda (Licenciado). — V 291, 

557. 
Man9anedo (Alonso de). — II 416. 
Man9anedu (Hernando de). — II 

416. 
Man9anedo (Licenciado). — II 66, — 

V245. 
Man9ano (Gonzalo). — II 436. 
Manrique(DoñaAldonza).— IV628. 
Manrique (D. Alonso). — I 68, 181. 
Manrique (D. Antonio). — I 380, 

381.— IV 336, 337, 350. 
Manrique (Fr. Bernardo). — IV 93, 

94, 97. 
Manrique (Diego).— II 428. — V 
519 á 522, 524, 525, 529, 534. 
Manrique (Dr.) — II 8. 
Manrique (D. Diego). — Véise Obis- 
po de Badajoz. — I 66, 76. 



m 



-•-' « 



i1 



■i 

_ 1* 

■ií."' 

5 - 




■í 




67 



:ilarqaina (laígo).— III 733. —V 

658. 
^arquína (Juaa de). —I 508. — V 

«46, 253^470, 509. 
Mirqaina (Martía de). — II 394 . 
Martí (Jdame).— V216. 
Marti (Per).— VI 09. 
MartÍQ (Alonso).— IV 522. 
Martín (Gomeadador).--Ill 585. 
-Martín ( Cristóbal ).-.IlI 685.— IV 

315, 316.— V 72, 452. 
MartÍQ el Frenero. — V 25. 
Martín (D. Juan), el Empecinado. 

-111759,761. 
Martín (Lorenzo).— III 289. 
Martín (Maestre).— II 739, 740. 
Martín de Balboa (Alonso). — I 467 

á 469. 
Martín del Castillo (Andrés). — I 

539. 
Martín Camero (D. Antonio). — I 

40, 38, 80, 132, 135.— III 761, 

769, 775, 776.— V 40. 
Martín Leones (Sancho). — IV 326, 
Martínez (Andrés). — V 446, 
Martínez (Catalina). — V 550. 
Martínez (Cristóbal).— III 621.- 

V 434. 
JMarlínoz (Dr.)- II 74.— V 245, 

284, 509. 
Jtfartínez (Juan).— III 584.— V 247, 

289. 
Martínez (Licenciado),- II 172. — 

IV 146. 
Martínez (Pero).— II 583.— IV 650. 
Martínez (Sancho).— IV 361. 
Martines Agudo (Hernando). — V 

434. 
JMartínez de Álava (D. Diego).— I 

8, 21, 211, 212, 223, 566.— II 

220, 225, 366, 497, 528, 599. 
c 600, 742.— III 375, 398, 423, 



441, 584, 648, 706, 740, 741; 
714.— IV 251, 434, 447, 449, 
693, 712, 713, 715.— V 301 * 
324. 326, 538, 565. 
Martínez Falcón (Licenciado An- 
tonio). —IV 341. 
Martínez de Ibarbia (Juan). — 11 

743.— III 185. 
Martínez de Iguilletegui (Jaan). — 

II 743. 
Martínez Josa (Juan). — ^V 435. 
Martínez de Lasao ( Juan ) . — ^III 

503. 
Martínez de Legazpia (Juan). — II 

743. 
Martínez de LeguÍ9ano (Lope). — I 

296. 
Martínez de Leíva (Sancho). — ^I 
439, 492.— II 176, 190, 207. 
213, 291, 292, 768 á 770.— III 
345, 352, 354 á 356, 434, 548, 
692, 694, 700, 701, 704.— IV 54, 
144, 259. 260. 264, 265,, 268, 
269, 277, 282, 350, 684, 694. 
Martínez de Llerena (Ruy). — V 

645. 
Martín de M.* (Licenciado). — IV 

115. 
Martínez de Obanns (Juan). — III 

185. 
Martínez de Olabarría (Miguel). — 

II 743.— III 185. 
Martínez de Quemada (Catalina). 

—V 478. 
Martínez de Ribera (García). — III 

125. 
Martínez de la Rosa (D. Francisco). 

—I 20.— III 667. 
Martínez Serrano (Bachiller Juan). 

—II 753. 
Martínez de la Torre (Esteban). — 
V 645, 648. 



tí 



I- 



fl I 



■J 



le' a 



» " 



9. 



■ 

'U ' 



••( 



i 






/ 



/ 



69 



W, 244, 264, 328 á 382, 360, 
351, 380, 470, 474, 479, 583, 
747. -III 82, 97, 402, 246.— IV 
96.— V 246. 

Medina (Hernando de).~IV 534 . 

Medina (Juan de).— IV 426. 

Medina (Licenciado).— IH 298. — 
V 504, 533. 

Medina (Licenciado Pedro de). — 

III 425. 

Medina (Luya de).— II 497.-111 
400, 647. 

Medina (Maria).— III 409, 609. 

Medina (Martín de).— V 56. 

Medina (Pedro de).— V 368. 

Medina (Kodrigo de).— V 293. 

Medinaceii (Duque de). — 1 59, 
439, 498. — III 380, 423, 442, 
486, 490, 564, 614, 747,750.— 

IV 40, 262.— V 40. 

Jledina Sidonia (Duque de). — I 
48,59,439. 440, 442,453, 454, 
461, 488, 198, 385.— II 8, 32, 
33, 460 á 163, 465, 473 á 475, 
477, 479 á 483, 485 á 487, 494 
á 496, 499, 246, 399. 461,609, 
677, 763.— III 446, 496, 209, 
243, 214, 219, 226, 234, 245, 
346, 318, 341, 344, 345, 348, 
352, 353 á 355, 358, 359, 363, 
364, 377, 425, 442, 443, 547 á 
549, 669, 692, 697, 698, 700, 
704, 704, 705.— IV 258, 362. 
374, 524, 554, 555, 558, 560, 
710. —V 444, 434, 294, 400, 
546. 

-Medina Sidonia (Duquesa de). — I 
169, 385.— II 479, 766, 770.— 
III 227, 318, 353, 355, 358, 359, 
363, 364, 547, 549, 695, 703, 
705.— IV 495, 258, 374. 644.— 
V294. 



Medina y Sáncbex. — III 675» 

Medrano.— IV 350. 

Medrano (Iñigo de).— IV 98. 

Megía (Juan).— V 446. 

Megia (Doña María).— V 446. 

Megía (R.*), señor de las villas de 
Santo Firnia. — I 544. 

Megía de Figueroa (Gómez). —V 297, 

Mejía (D. Francisco). — IV 40. 

Mejía (Luis). — I 431. 

Mejía (D. Rodrigo de).— I 549.-11 
336.~V448. 

Melanclon.— III 579. 

Meléndes Valdés (D. Diego), Obis- 
po de Zamora. — I 446. 

Melgar (Antonio de). — I 482. 

Melgar (Diego de), Capitán. — III 
409,289, 456, 459, 462. 

Melgar (Joanes de).— V 248, 986. 

Melgarejo (D. Juan). — Véase Ckan- 
tre de Santiago.^ll 753. 

Melgarejo (Licenciado). — III 546. 

—V 473^^ á *78- 
Melgosa ^^¿unio de). — IV 108, 

227. 
Melgossa (Andrés de). — II 397, 

726. 
Melgossa (Antonio de). — II 397, 

726. 
Melito (Conde de).— I 328, 352, 

353, 460. -II 228. 
Meló (Diego de),— V 55. 
Mella (Juan de). —II 449. 
Mena (Antonio de).— II 206.— IV 

330. 
Mena (D. Francisco de). — II 20S. 

—IV 330. 
Menchaca (Alcalde).— III 621. 
Menchaca (Doña Catalina de)« — III 

287, 294 . 
Méndez (Comendador D. Diego}. 

—III 546. 



\¡ 






.Síi 



♦ 



I - 

'•i 



1í1 






t 



. I 







V« .»IJM 



70 



Méndez (Diego).— III 77».-^IV 40. 
Méndex (Hernando).— IV 646. 
Méndez (Lope).— Y 522. 
Méndez (D. Luis). — II 455.— V 

S22. 
Méndez y Joan de San Pedro 

{Arez.*»)— III 623. 
Méndez de Sotomayor (Luís). — II 

497.— III 479, 340, 364, 435, 

544, 545, 690.— IV 549.- V 578, 

579. 
Mendieta (Juan de).— III 624. 
Mendiola (Antón de).— III 427. 
Mendiola (Pedro de).— II 746. 
Mendizábal (Juan de). — V 55. 
Mendo (D. Iñigo de).— III 443. 
Mendoza (D. Alvaro de).— III 454. 
Mendo9a (el Casado).— V 290. 
Mendoza (Gomendadoi). — V 148. 
Mendo9a (D. Pedro).— I 292.— III 

98.— IV 296, 604. 
Mendoza (Pelit).— IV 284. 
Mendoza (D. Alonso).— II 397, 725. 

—IV 266.— V 299. 
Mendoza (Antonio de).— I 439.— 

II 760. 

Mendoza (Doña Beatriz).— IV H1, 
143. 

Mendoza (D. Bernardino).— V 483, 
885. 

Mendoza (Capitán).— IV 485. 

Mendoza (Cardenal). —1 64. 

Mendoza (D. Diego).— I 327, 352, 
354, 460.— II 23, 243.— III 490, 
499, 285, 293, 604, 660.— IV 
54, 248, 249, 443, 473, 479, 
487, 509, 515, 546, 518, 550, 
623 á 625, 639, 678.— V 324 . 

Mendoza (Domingo de).— IV 268. 

Mendoza (D. Francisco).- 1 290, 
373, 398, 4d4, 492.— II 470, 
728, 729, 775.— III 84, 464, 458, 



459, 494, 499, 208, 232, 237; 
246, 345, 324, 330, 377, 400, 
439, 454, 515, 535, 536, 538, 
539, 584, 676. 677, 692.— IV 85, 
88, 89, 424, 246, 320, 336, 426,. 
452, 669, 706.— V 207, 404,. 
424, 449, 467, 488, 489, 517,, 
564,575. 

Mendoza (Frey Juan de).— IV 620. 

Mendoza (D. Gaspar de). — I 210- 

Mendoza (Inquisidor). — 1 106,294. 

Mendoza (D. Iñigo).— II 500, 676. 
—111 403, 562. 563, 654.— IV 
34. 44.— V 371 , 378, 379. 

Mendoza (D. Juan de).— II 236, 
S65, 358, 359, 579, 61 4, 74 4,717. 
—III 96 ó 99, 1 04, 1 07, 21 8, 241 . 
279, 287, 289, 292, 293, 299, 
322, 333. 430, 442, 454, 455, 
490, 525, 538, 596, 609, 682. 
—IV 53, 65, 428. 228, 399, 440, 
519, 596.— V 70, 186, 208, 244, 
284, 326, 374. 

Mendoza (Doña María de). — IV 71.. 
—V 368, 489. 

Mendoza (D. Rodrigo de).— IV 337. 

Mendoza (Sancho de). — III 447,. 
206. 

Mendoza y Carvajal (Comenda- 
dor).— IV 532. 
Menéndez y Pelayo (D. Marcelino). 

—17. 
Meneses de Bobadilla. — I 54, 96. 
98, 245, 260, 333.— III 25, 45i. 
194.— IV 284, 376, 384, 454. 
593, 596, 695.— V 488. 
Meneses (Licenciado). — V 654. 
Menico (Pedro).— V 496. 
Mercader (Fr. Luis).— 1261. 
Mercadillo (Antón de).— II 208^ 

209,244. 
Mercado.— V 78. 




i 



74 



Mercado (Alcalde).— 1 454, 159. 
Mercado (Capitán).— III 649. 
Mercado (Escribano Francisco de). 

—111434,332. 
Mercado (Fernando de). — I 523. 
Mercado (Francisco de). — I 523,— 

II 365.— m 430, 452, 488, 608, 

629, 635, 638, 642.— IV 58 á 64 . 

—V 205, 245, 253, 284. 288, 

309, 349, 446, 443, 607, 609, 

646. 
Mercado (Hernando de).— III 434. 

— V6i6. 
Mercado (Juan de). — 111 434, 685. 

— IV 315, 346.— V 452. 
Mercado (Mujer de Antonio).— Ill 

432. 
Mercado (Pedro del).— III 550. 

Mercado (Dr. Rodrigo de).— 1 59. 

—IV 25. 
Mercader (Francisco).— II 465. 
Mercados. — 1433. 
Merino (Pedro).— II 75, 690 á 692. 

—V 246, 252. 
Merino (Gabriel).— Véase Barí 

(Arzobispo de). — II 480. 
Meriaen (Fr. Alfonso).— I 274. 
Merlo (Alvaro de).— IV 97. 
Merlo (Diego de).— 1 4 i 8, 323. 
Merlo (Juan de). — II 646. 
Mesa (Antonio de).— 1 27.— II 565. 

— V 247, 281,297, 342. 
Mesa (Bernaldinode).— V247,342. 
Mesa (Juan de).— II 454 . 
Mesa (Licenciado).— III 703. 
Mesa (Martín de).— V 247, 344. 
Mesa (Vernaldino de).— V 284. 
Mesonero (Alonso). — V 574. 
Mesqua (Diego de).— V 448. 
Mexia.— III 667. 
Mexía (Alonso).— IV 686, 687.— 

V 247, 894 , 34 4 , 557. 



Mexia (Bartolomé).— III 28. 
Mexia (Gapitán).-II 562. 
Mexia (Cristóbal).— II 460. 
Mexia (Diego de).— IV 409.— V 

448, 449. 
Mexia (D.Francisco).— IV 28, 349, 

363. 367.— V 84. 
Mexia (D. Juan).— IV 609. 
Mexia (Licenciado). — III 459. 
Mexia (Loren9o).— V 4 48. 
Mexia (Luis).- V 543, 544. 
Mexia (Doña María).-IV609. 
Mexia (N.)— 1264, 
Mexia (Pedro).— I 40, 20, 39, 83, 

423, 202, 300, 305, 313, 345, 

322, 335. 360, 368, 465 á 467, 

474.— II 400.— IV 88. 
Mexia (D. Rodrigo).— I 547.— II 

425, 450, 547.— III 576, 599.— 

IV 28, 306, 363. 
Mexia (Vasco).— IV 672. 
Mexia de Fígueroa (Gome»). — V 

íiO, 434. 
Miguel (Doña Elvira).— II 427. 
Miguel (Fray).— V 49. 
Milano(Juan).— ly 724. 
Millares (Juan de).— V 324. 
Mlnaya (Bernardino). — V 446. 
Minaya (Cristóbal).— II 446. 
Minaya (Francisco).— IV 93, 96, 

98, 99.— V 281, 304, 509. 
Mingolla (Melchor de).-.V 643, 

544. 
Mino (Rodrigo). — II 9. 
Minxaca (Licenciado). — III 484. 
Minxea (Licenciado). --V 56. 
Miñón (Juan).— I 440. 
Miqael (Agustín). — 1 472. 
Miquel (Ñuño de).— II 397. 
Miquel (Pedro).— V 265. 
Mir (Rafael).— V 265. 
Miranda (Alvaro de). — II 446. 






\^^ 



'\'\ 



Ir 



1 



• — 
I» 



r% 



. .^i'< 



72 



[^^ 



IML 






Miranda (Comendador). — I 434. 

Miranda (Conde de).— II 26, 156» 
241, 273, 493, 494, 496, 557, 
578, 579, 625, 630, 635, 676, 
681, 722, 771.-111 47. 51, 80, 
229, 235, 383, 443, 473, 575, 
581, 583, 587, 599, 606, 747, 
748, 750h— IV 13, 28, 33, 38, 
44, 64, 190, 201, 205,353,363, 
373, 377, 388, 434, 457, 465, 
467, 489, 539, 541, 542, 551, 
561 , 593 á 595, 597, 598, 600, 
634, 635, 645, 646. 678, 682, 
683, 695. — V 179, 183, 255, 
257, 260, 359. 

Miranda (Diego). -II 416. 

Miranda (Dr.)— IV626. 

Miranda (Duque de).— III 51. 

Miranda (Francisco de). — IV 100. 

Miranda (Martín de).— II 416. 

Miret (Gabriel).— V 268. 

Miro (Perol).— V 216. 

Mirueña (Juan de).— I 500, 502 á 
504.— II 47, 51, 62, 6 i, 76, 80, 
85 á «8, 9!, 108, 124, 125,304, 
311 á 313, 315, 317 á 319, 321, 
322, 332, 333, 355, 369, 526, 
534, 591, 710, 712.— IV 670.— 
V 72, 848, 284, 288, 299, 300, 
366, 367. 

Mirueña (Francisco de). — IV 150. 

Módica (Condesa de).— III 143. 

Molano (Jaan).— IV 55, 120. 

Molina (Bachiller Baltasar de).— V 
147. 

Molina (Bachiller).— III 178. 

Molina ( Comendador Hernando 
de).— VI 48. 

Molina [Diego de).— III 28. 

Molina (Francisco).— IV 311, 335. 
—VI 48. 

Molina (García de) V 1 48. 



Molina (Jorge de).— IV 640. 
Molina (Pedro de).— V 448. 
Molina (Rodrigo).- ni 340. 
Moneada (D. Hugo de). — 1 158, 

429, 460.— V 444. 
Moneada (Dr. Sancho de). — IV 

626. 
Mon9Ón.— ni 786. 
Mondéjar (Marqués de). — I 83, 

218, 226, 238, 253, 262, 543. 

548. —U 160, 165, 168, 292. 

449, 457, 460, 606, 758 á 760, 

762.— III 180, 301, 340, 344, 

397, 419, 546, 547, 690, 692.- 

IV 141, 443, 144,254,255,237. 

329, 330, 519.— V 24, 584, 585. 
Mondison Bernal. — III 621. 
Mondoñedo (Deán de).— H 748, 

749. 
Mondoñedo (Obispo de). — II 31.— 

IV 399. 
Mondragón.— III 131.— V 489. 
Montalvo (Doña Juana).— V 584. 
Mondrcgo.— ni 672. 
Monforle.-in675. 
Monleón (D. Carlos de).— IV 599. 
Monroy (D. Antonio de).— IV 421. 
Monroy (D. Francisco de).— III 

687.— IV 421. 
Monrroy (Al.° de).— H 647. 
Monrroy (Frey Alonso de). —IV 

620. 
Montalbán.— ni551. 
Montalvo (Antonio de).— IV 58, 

59.— V 245, 253, 284,288. 
Montalvo (García de).— I 523.— » 

435, 438.— IV 609. 
Montalvo (Gutierre de).— V 129» 
Montalvo el Largo.— III 430. 
Montalvo (Licenciado). — IV 176. 
Montalvo (Luis de).->— V 649. 
Montan! (Hijo de).— IV 386. 



tlíí 



f-- ¿i 





73 



Monlañi (Sobrino de üíoss.w) — IV 

894. 
Montanyaus (Jaume). — V 216. 
Monte (Gonzalo}.— V 494. 
Monte (Licenciado Jerónimo). — V 

389. 
Monte Rey (Conde de).— V 546, 
Monteagudo (Conde de). — II S8. 
Monteagudo (Condesa de). — V 42. 
Montemayor. — I 478. 
Montemayor (Alonso). — V 28, 
Montemayor (A.® de).— I 284. 
Montemayor (Licenciado Antonio 

de).— IV 501. 
Montemayor (Fr. Domingo de). — 

IV 337. 
Montemayor (Licenciado Hernan- 
do de).— I 59. 
Montemayor (Marqués de). — III 

669.— V 658. 
Montemayor (Marquesa de). — V 

653. 
Montemolín (P. Fr. Pedro de).— II 

565. 
Montero (Alonso).— IV 9i, 100. 
Monterroso (Gaspar de). — V 322. 
Móntese (Maestre de). — I 460. 
Montiel (Licenciado). — IV 651. 
Montodo (Lorenzo). — II 756. 
Montero (Ferrando).— V 290. 
Montoro (Juan). — II 756. 
Montoya.— V 292. 
Montoya ( Bachiller). —III 405, 

106, 786. 
Montoya (Diego de).— II 74, 403, 

690, 691, 692.-111 99 V 196, 

253, 282. 
Montoya (Jurado).— V 245, 284. 
Mony.— I 20. 
Monzón (Cristóbal de).— III 290, 

292. 
Moñiz (Pedro).— IV 320. 



Mora (Alonso de). — II 416. 
Mora (Barbero).— III 786. 
Mora (Comendador). — III 610. 
Mora (Licenciado). — V 187. 
Mora (Luis de).— IV 409. 
Mora9a.— IV 425. 
Moradillo (Alonso de).— H 398.— 

V247. 
Morales (Ambrosio de).— III 770. 
Morales (D. Asensio de). — I 26. 
Morales (Bartolomé de).— III 608. 
Morales (Francisco de). — IV 100. 
Morales (Juan).— V 172. 
Morales (D. Hernandiáüe» de). — 

Véase Deán de Soria. — II 75. 
Morales (Licenciado).— II 151. — 

III 286, 288, 289, 29 J, 450. 459, 

621. 
Montoro (Diego de).— II 23, 487. 
Morales (Luis),— II 79. 
Morales (Pedro de).— IV 94,100.— 

V518. 



Moranta (Jorge), — IV 334. 

Morejón (Francisco de). — IV 133. 

Morolos (Juan de). — II 756. 

Morell (Basilli).— V 109. 

Moreno (Antón).— I 71, 216. 

Moreno (Licenciado Juan). — IV 
653, 656. 

Moreno de Argumanes (Licencia- 
do).— V 51) 4. 

Moreno de Onaya (Antón). — I 82, 
470, 187,188,216. 

Mores y Ciria.— 111 675. 

Moret(P. José de).— I 21.— IV 615 
á617. 

Morillas,— III 671. 

Morillas (Maestro).— Ilt 673. 

Morillo (Capitán).— II 705, 

Moro (Gon9alo).— III 139. 

Moro (Pedro).— IV 94. 

Moscoso (Doñaürraca). — V 646. 



.t¿ 



M 



\ .".1 



"*l 



..■■ti 

•t 



• a 



-. • .jn 



I 






•» 




''■W'^-- 



-uríAí^^"' 



N 




74 




Mota (Capitán).— II 562, 747. 
Mota (Juan de la).— IV 438.— V 

235. 
Mota (Maestro).- 1 68, 481, 303, 

305. 
Mota (Obispo).— I 241, 298, 362. 

—V 233. 
Montoján (Francisco de). — II 406. 
Moxica.— 111 434. 
Moya.— 111 305. 
Moya (Juan de).— V 264. 
Moya (Marqués de).— V 523. 
Moya (Marquesa de). — I 548. 
Moya (Marqueses de). — I 48, 439, 

444, 458, 353, 442.— U 24.— III 

22. 488, 489, 664.— IV 550, 644, 

645. 
Mu9ueta (Pedro Alonso de). — II 

746. 
Mudarra.— II 733.— III 434. 
Mudarra (Alonso).— III. 608.— V 

603. 
Mudarra (Comendador Sancho). — 

II 562, 708. 
Mudarra (Dr. San Pedro).— II 743. 
Mudarra (Sebastián de).— IV 442, 

443. 
Muela (Tristán de la).— I 440.— V 

527. 
Múgica (Martín de).— I 56. 
Munic de Sanct Joan (Mosán Joan- 

not).— V 409. 
Muy veros (Antonio de).— IV 628. 
Munuye (Rodrigo). — III 535. 
Múñatenos (Pedro de).— 111 646. 
Muüiz (Pero).— III 440. 
Muñoz (Alonso).— V 48, 49, 74» 

404. 
Muñoz (Bachiller Juan).— V 434. 
Muñoz (Benito).— V 434. 
Muñoz (Francisco).- IV 98. — V 

298. 



Muñoz (Juan).— V 322. 
Muñoz (Licenciado).— IV 723. 
MuñoztMr.)— 123, 355. 
Muñoz (Podro).— IV 420. 
Muñoz (Rodrigo).— V 645. 
Muñoz de Alcántara (Bartolomé). 

—IV 645, 647 á 649. 
Murcia.— III 674. 
Murcia (Bachiller Alonso de). — II 

448. 
Muros (D. Diego de).— V 441. 
Múxícas. — I 433. 
Múzquiz (D. Miguel de).— V 660. 



N 



Nabia (Gutierre de).— II 753. 
Nadal (Jaime).— V 286, 645. 
Naharro.— IV 4 49. 
Naharro (Martín).— V 534. 
Najara (Melchor de). —III 457,462. 
Nájera (Abad de).— V 207. 
Nájera (Duque de).— 1 59. 439 á 
442, 444, 445, 450, 470, 474, 

498, 424, 425, 454. 476, 479.— 
II 24 á 26, 33, 37, 90, 93, 406, 
407, 452 á 454, 456, 457, 934, 
274, 290, 463, 499, 526. 625, 
630, 646, 653 á 655. 672 á 674, 
722, 727.— III 47, 35, 64. 70, 
77, 78, 448,453, 475,486,487. 
489 á 491, 499,226.231 á 233, 
236, 240, 242. 258, 344, 345, 
320 á 322. 375, 384, 385, 394, 
404, 424, 426, 437, 438, 444, 
476 á 478, 486, 489, 492. 496, 

499, 503, 599, 644, 627, 663, 
709, 749, 724, 730, 734, 748.— 
IV 6, 22, 25, 26, 28, 29, 35, 45. 
47, 434, 432, 438, 480, 181, 
489 á 494, 493, 494, 496, 497. 
204 á 203, 205, 206, 209 á 245, 



■ I 



Id .-'• ' •» 




j 



75 



S64, 282, 340, 345, 348, 349, 

366, 358, 361, 370, 372, 373, 

396, 397, 434, 464, 468, 472, 

481, 484, 622 á 524,630,642, 

674, 683, 684, 69Í, 711.— V 30, 

36, 114, 248, 295, 426, 432, 

442, 538, 549, 556. 
Nanolares (Bernardino de). — III 

687. 
Nanclares de Barrachelo (Bernal- 

dinode).— 111619, 630. 
Nansón (Conde).— V 102. 
Ñapóles (Gran Condestable de). — 

I 165. 
Narbona (Eugenio de). — I 133. 
Nardave (Xastre).— IV 126. 
Narváez (Fernando).— III 340. 
Narvais.— I 186. 

Naaao (Conde de).— IV 163, 565. 
Natera (Diego de).— IV 141. 
Navajero. — I 22. 
Nava! (Jaime).— V 248. 
Navarra (D. Felipe).— IV 616, 

617. 
Navarra (D. Pedro de).— II 345, 

597, 599. — V 457, 491, 506, 

507. 
Navarra (Rey de).— III 437. 
Navarra (Reyes de).— I 179.-111 

614. 
Navarrés (Señor de). —II 628.-111 

36.— IV 150, 418, 486. 
Navarrete (Dr.)— V 389. 
Navarrete (Juan de).— IV 612. 
Navarrete (Doña María de). — V 

387, 579. 
Na varro(Alon8o).— 1 21 1 .—V 300. 
Navarro (Antón).— I 439. 
Navarro (Conde Pedro). -^I 189. — 

IV 488. 
Navarro (Dr.)— IV 601, 604. 
JNavarro (Maestro).— II 770. 



Navarro (Pedro).— II 531. 
Navarro y Rodrigo (D. Carlos). — 

I 22, 39. 
Na Via (Gutierre de).— II 748, 749. 
Navia de Navarrete (Doña Mar(a)» 

—V 580. 
Nevot (Bart.e)— V 266. 
Negral (Alguacil).— V 300. 
Negrete (Capitán Juan).— IH 675. 

—IV 119, 120,321 á323. 
Negrete (Juan).— IV 425.— V 247, 

286, 313, 330, 532, 643, 644. 
Ñero (Bernaltlo del).— V 186. 
Net (Maleo).— IV 159. 
Neira (Dr. Rodrigo).— IV 331. 
Neyra (Dr.)— II 184. 
Nicolás (Cordonero).- V 247, 287, 

367. 
Niculas (Mayordomo). — II 271. 
Niebla (Alcaide de). — I 154. 
Niebla (Casa de).- I 31. 
Niego (Juan).— lí 205. 
Nieto.— III 550. 
Nieto (Alguacil).— V 521, 526. 
Nieto(Alonso).— V571. 
Nieto (Gil), Corregidor. — I 173, 

467, 528, 532.— 11 125.— IV 222, 

223.— V 209, 386. 
Nieto (Juan).— IV 330. 
Nieto el Viejo (Juan).— V 434. 
Nieva (Conde de).— 11 531, 673, 

725.— III 10, 68. 77, 139, 150, 

151, 174, 561, 584, 645, 651, 

742. 
Nieva (Conde de), D. Diego, hijo 

mayor.— II 396, 725. 
Nieva (Conde de), D. Sancho, su 

hijo.— II 396, 725. 
Niño (Alfonso).— II 98. 
Niño (D. Alonso).— IV 39.— V 437. 
Niño (Dacomo).— V 437. 
Niño (Hernando).- V 293. 



i 



1» 



:)f "I 



li 



i 
; .i 

tí 



'.i 



] 



•í' 7,- 

i-Í3 



I 



s» 







■■^'' 



'^n^i 



!i:^^-^' 






•I 



• 1 



»» 



■ - I ■ • 7 

II ■ w ^ 




3 



.• 



-í 



76 



Niño (Juan).—! 403, 287, «88. 
Niño (Martín).— Y 293, 
Niño (Doña María).— V 292. 
Niño (Podro).~Il 446 á 448.— V 

437, 6Uá 649, 621,622. 
Niño (Bodrigo).— I 445, 324.— II 

404, 406, 4 42, 446 á 448.— IV 

59Í.-.V387, 644, 648á624. 
Niño de GasU-o (D. Alonso). — IV 

224.— V 320. 
Niño de Castro (D. Aatoaio). — I 

284. 
Niño de Castro (D. Luis). — V 656. 
Niño de Rivera (Doña María). — V 

28. 
Niyo (Rodrigo).— II 23. 
Nogerol (Pagador). — I 508. — III 

568. 
Noguera (Lorenzo). — V 579. 
Noguerol (Comendador).— V 387. 
Noguerol (Leonardo). — V 570. 
Noguerol (Mendo).— III 778, 779, 

—IV 9, 40, 55, 628.— V 390. 

432, 442, 455, 489, 538, 550, 

567,568,570, 574. 
Nuncibay (Cristóbal de).— IV 708. 
Nuncio de Su Santidad.— II 237, 

660,717.-1117,45, 50,74,82, 

83, 88, 94, \l á 99. 404, 402 

404, 408 á 440, 448, 424, 425, 

464, 495, 216, 251, 298, 344, 

396, 434, 468, 535, 536.— IV 

35¿, 398, 454, 477, 482, 483.— 

V 35, 588. 
Núñez (Alonso).— II 182.— V 208. 
Núñez (Diego).— II 214. 
Núñei (Francisco). — II 416. — V 

247, 287, 343. 
Núñez (Hernán).— II 446.— IV 97. 
Núñez (Juan).— II 446.— V 444, 

446. 
Núñez (Lope).— V 322, 



Núñez (Martín).— II 443, 447. 
Núftei (P.°)— II 295.— IV 55. 
Núñez (Ramiro). — IV 928. 447 á 

449.— V 446, 294, 296, 324, 

326, 420. 
Núñez (Rodrigo). — V 248, 286, 

304. 
Núñez de Aguilar (Luis). — ^V 557. 
Núñez de Aguilar (Ramiro).— IV 

619. 
Núñez de Aguilera (Comendador 

Ramírez).— 11 773. 
Núñei de Aguilera (Ramir).— II 

616. 
Núñez de Alcocer (Diego). — IV 

659. 
Niíñez de Castro (D. Alonso).— I 

22. 

Núñez de Guzmán (D. Pedro).— D 
643.-1» 467, 460.— IV 618. 

Núñez de Guzmán (Ramiro).— I 
478.— II 445.— III 230. 346, 
647, 672.-IV 7. 9, 409, 422, 
425, 428, 429, 238, 395, 658, 
708.— V 36, 244, 279. 282, 306. 
347, 432, 435, 448. 502, 640 á 
643, 646, 650. 

Núñez Griego (Comendador Her- 
nán).— lll 676, 

Núñez de Herrera (Pedro).— IV 66, 
558._V 397. 

Núñez de Mesa (Alonso).— I 544, 

Núñez de Mesa (P.")— I 544.— II 
454. 

Núñez de Prado (Juan). — ^IV 453. 

Ñuño (D. Alonso).— UI 97. 

Ñuño (Pedro).— V 282. 

Ñuño de Castro (D. Alonso).- 
272. 

Nuradillo (Alonso de).— V 289. 

Nyebla (Francisco de).— V 426. 




J 



78 



t , tt i 






t 




Oña (Pedro de).— II 324, 388 á 
39!.— III 9.— IV U. 

Oñale (Conde de).— 1 186,— II 39, 
259, 292, 635, 637, 680, 688, 
711, 722, 741. — III U3, 206, 
207, 230, 293, 383, 459, 563, 
576, 708. 742. -^ IV 38, 210, 
264, 266, 267. 275, 34^, 372, 
451, 465, 469. 472, 633, 681, 
690.— V 6, 294. 

Guate (Juea de residencia). — V 
524, 525. 

Oñate (Licenciado).- IV 176.— V 
527. 

Oñate (Licenciado Martín de).— V 
428. 

Oñez.— III 299. 

Oran (Provisor de).— III 154. 

Oriola (D. Golas de). —IV 661, 663, 
665 á 668. 

Oroiaza (Licenciado). — IV 591 . 

Orbaneja (Diego de).— IV 95. 

Orbina.— V331. 

Orbina (Juan de).— V 298. 

urdas (Catalina de).— IV 298. 

Ordax (Escudero).— III 462. 

Orden de Santo Domingo (Gene- 
ral de la).— 11661. 

Orden de los Predicadores (Gene- 
ral de la).— III 87, 88. 

Ordóñez (Diego).— IV 266. 

Ordófiez (Licenciado),— V 131. 

Ordóñez (Ordeño).- II 616.— IV 
621. 

Ordttña (Dr.)— IV 301, 404, 650. 
— V654. 

Orenoe (Francisco). — V 372. 

Orence (Pedro).— III 444.— IV 108, 
186. 

Orense de Covas Rabias (Pero). — 
II 397, 725.-111 8.~IV 490. 

Orenze (Francisco). — III 563. 



Orenze (Pedro).— I 301.— III 562. 
Orgaz (Conde de).— IV 66; 49S. 
Oro (Licenciado).- III 755, 788. 
Oropesa (Conde de).— II 127, 451. 

—IV 77. 
Oropesa (Maestrescuela de Avila). 

—I 553. 
Orozco (Bernaldino de). — I 250. 
Orozco (Juan).— V 490. 
Orozco (Rodrigo de). Comendador. 

— V147áU9. 
Ortega.- II 732. ^ 
Ortega (Bartolomé).— V 667, 671, 

572. 
Ortega (Francisco).— II 728.— lü 

323. 
Ortega (D. Juan).— I 41, 21, 40. 

—III 755, 770, 788.— IV 605.— 

V149. 
Ortega (Miguel de).— III 364. 
Ortega (Mujer de).— III 132. 
Ortega (Pedro).— I 280, 284.— U 

74, 710, 712, 728, 738 á 740.- 

III 95, 99 á 101, 158, 323, 448, 

455, 618. 654. — IV 169. —V 

245, 284, 290, 292, 448. 
Ortega (Pedro el Viejo).— V 452. 
Ortega (San Juan de). — I 160. 
Ortega de Cerezo ( Andrés) . — I 

420. 
Ortega y Rubio.— II 19.— III 447, 

732, 737, 775. 
Ortis de Nabas (Di.°)— II 172. 
Ortiz.— V 293. 
Orti» (Alonso). -I 53, 417, 884, 

293. 294, 299, 321, 324.— Ul 

464, 640. 
OrtiB (Bachiller Alonso). — I 9S, 

401,419.249. 
Ortiz (Dr.)— V 593. 
Ortiz (Francisco).— II 203. 
Ortiz (Fr. Francisco).— V 641 . 



.• ! ^"í' 



t ■ 




J 



79 



Ortiz (Jaan). — IV 347. — V 419, 

420, 435. 
Ortiz (Licenciado).— IV 335.-.V 

187, 
Ort¡z(Lu¡s).— V185, 647. 
Ortiz (Saocho).-in 129, 334, 3J2. 

—IV 511.— V 247, 282, 309. 
Ortiz (Sant Juan).— V 561, 562. 
Ortiz de Ángulo (D.*)— V 580. 
Ortiz Gallego (Pedro).— IV 628. 
Ortiz Gamboa (D. Juan).— IV 

616 
Ortiz de Gaüca (Diego).— V 647. 
Ortiz de Guzmán (Juan).— II 214. 
Ortiz el de Villegas.— V 300. 
Ortyz (Francisco).— II 457, 459. 
Osma (Juan de).— I 455.— IV 150. 

—V 246, 252, 288. 
Osma (Obispo de).— I 109, 429, 

480, 484, 485, 487, 492, 506.— 

II 100, 479, 644, 661.— IV 299, 

313, 357, 396, 496, 691. — V 

294, 512. 

Osma (Ro.» de).— I 553. 
Osorio (Alonso).— Ill 608. 
Osorio (Antonio). — lII 337. — V 

295, 446. 

Osorio (Bachiller Juan). — V 491. 
Osorio (Doña Beatriz).— V 631. 
Osorio (Garlos).— V 138, 368, 491. 
Osorio (Juan).— V 495, 497, 510, 

533. 
Osorio (Capitán Juan). — II 405, 

595.— III 521.— V 446. 
Osorio (Conde de).— V 319. 
Osorio (Diego).— I 28, 295, 361, 

362, 366, 384, 384, 436, 482. 

—II 12, 214, 455, 630, 631, 757. 

—III 232, 642, 544, 546, 690.— 

IV39, 437 á 440, 446, 253, 308. 

—V 295, 432, 442, 473, 476. 
Osorio (Francisco de). — I 437. — II 



406.— III 599.-IV 39, 157, 234, 
684, 685.— V 297, 448. 

Osorio (D. García).— III 2H8, 609, 
705, 729, 788.— IV 39, 363. 

Osorio (Gonzalo). — ^V 72. 

Osorio (Juan). — III 4 4.— IV 39, 
234. — V 441, 172, 294, 423, 
557. 

Osorio (Lope).— III 599.— IV 39, 
363. 

Osorio (D. Luis).— IV 39. 

Osorio (Pero).— II 748, 753.— IV 
38, 39, 447, 694.- V449. 

Oiorio y de Acu&a (Doña Isabel). 
—V 654. 

Osorio de las Regueras (Lope). — 
IV306.— V486. 

Osorno. — II 494. 

Osorno (Goode de).— II 462, 655, 
671, 722. — III 25, 436, 446, 
454, 498, 383, 564, 625, 747.— 
IV 38, 240, 456, 61 4. -V 487, 
435. 

Osoryo (D. P.**)— II 630.— III 609. 

Osuna (Alonso de). -V 286. 

Osuna (Juan).— V 283. 

Osuna (Licenciado). — II 666. 

Ovaje (Pedro de).— III 330. 

Ovando (Alvaro de). — II 24. 

Ovalle (D. Francisco de).— III 365. 

Oviedo (Fernando de). — V 210. 

Oviedo (Gonzalo de). Capitán. — Y 
240, 652. 

Oviedo (Juan de).— III 637. 

Oviedo (Obispo de).— I 29, 488.— 
11237,292, 486, 519, 628,660. 
—III 259, 743, 748, 779.— IV 
36, 242, 243, 341, 353, 379, 
389, 394, 406, 433, 436, 446, 
447, 450, 454, 466, 482, 483, 
485, 523, 526, 627, 645, 549, 
627, 628, 634, 652, 658. 659, 



v. 



ll ■ 



ÜJ 



--W 



i^r 



{::'!■»■■ 



?;'i:h 



:u 



,^.1 





I 

I 




80 



669, 670. 672. 681, 707, 745, 
722.— V 26, 35, 43, 69, 70, 73, 
79, 80, 82, 83, 103, 118, 132, 
UO, 141, 235. 315, 321, 322, 
327, 381, 392, 466, 478, 491, 
561, 573, 575, 588, 590. 591. 

Oviedo (R.o de).— V 282, 557. 

Ozta (Amante de). — V 4p7. 



Pa (Francisco de).— III 107. 

Pablo (Fr.)— V 246. 

Pacheco (El Alguacil). — I 458. — 

III 488.— V 196, 246, 285. 
Pacheco (Alonso). — V 301, 498, 

521, ')22, 526. 
Pacheco (Antonio). — II 426. 
Pacheco (D. Francisco). — I 276.— 

II 172, 173, 455,606.-111 179, 

546. 
Pacheco (Gonzalo).— III 147. 
Pacheco (D. Juan).— I 439, 540. 

541.— II 419, 425, 426, 615.— 

IV 262, 329. 619. 

Pacheco (D. Luis).~-I 332, 410. 

Pacheco (Doña María).— I 24, 36, 
40, 118, 135.~-III 29, 191,237, 
377, 435, 519, 537, 538, 552, 
611, 664, 669, 757. 774, 776, 
789.— IV 6, 48, 64, 66, 67, 69 á 
71, 73, 75, 86 á 88, 159, 195, 
256, 345, 392, 492, 536, 539, 
54 fc, 560, 561, 570, 579, 590, 
591, 598, 600 á 604, 615, 630, 
644, 678.— V 21 á 23, 40 á 44, 
55. 57, 66, 68, 98, 119 á 122, 
141, 207, 208, 210, 244. 254, 
284, 314, 330, 365. 369, 377 á 
383, 386, 397, 399 á 401, 423, 
446, 447, 459, 467, 469, 481, 
498.517,584. 



Pacheco (D. Pedro).— V 236. 

Pacheco (Roboán).— II 416. 

Pacheco (Rodrigo). — II 416. 

Paohs (Janot de).— V 216. 

Pachs (Mosén Pedro de) —III 540. 
—IV 333. 

Pachs (Nicolás de).— IV 159.— V 
25. 

Pachs (Pedro de).— IV 158, 159. 

Padilla' (D. Alonso de).— II 397. 
725.— VI 47, 151 á 154, 187. 

Padilla (Antonio de).— II 405.— III 
490. 

Padilla (D.° de).— II 616. 

Padilla (Diego de).— II 166, 167. 
—IV 328, 621. 

Padilla (Florencio de).— I 136. 

Padilla (D. García de).— I 305, 
306.-11 63, 431, 615.— III 27, 
207. 210, 302, 352 á 354.— IV 
168, 309. 337, 465. 675. 719.— 
V237, 251, 427, 428. 

Padilla (Gutierre de).— IV 461. 

Padilla (Jerónimo de). — 11 689, 
716.— 111104,302.— IV 39. 

Padilla (Juan de).— I 24 á 26. 36, 
52, 53, 73, 79, 80, 82, 84, 91 é 
93,100, 103,104,107, 115, 117 
á 119, 125, 134, 135, 179, 188. 
196, 210, 220, 243, 245. 248. 
249, 258, 280 á 282, 287, 288. 
321 á 324, 401, 410, 437, 445 á 
447, 454, 457, 464, 466, 467. 
469 á 474, 485, 496 á 499, 502, 
503, 512, 513, 516, 518, 531, 
532.— II 9, 15, 16, 19, 35,41, 
45, 48, 51, 52, 59, 60, 64 á 66, 
73,81,87, 92, 98,99, 103,105, 
106, 109, 117, 118. 122, 234, 
236, 237, 244, 260. 261, 276, 
286, 302, 318, 322, 328, 379„ 
399 á 401 , 403, 449, 469, 488,. 



/ 



\ 



Falencia (Pedro de). — 1 507, 
PaleD9ucla (Licenciado). ~II 97. 
Palma (Conde de).— I 91, 97, 98, 
106, 114, 179, 193, 234, 239, 
248, 250 á 252, 259, 260, 280, 
294, 342.— 11 21 4, 399.— III 1 47, 
360, 664.— IV 47, 160, 161,168. 
—V 493. 
Paiomares(Capitán).— IV 148, 1 49. 

—V 246. 
Palomares (Francisco). — I 455, 

456. -IV «50.— V 253, 283. 
Palomares (Juan de). — V 288, 

310. 
Palomeque (Canóniigo).— IV72. 
Palomeque (Julián).— IV 97. 
Palomino (Gapílán). — I 186. 
Palomino (Coronel).— IV 350. 
Palomino (Coronel G.°)— II 323, 

453, 687.— V 114. 
Palomino (Cristóbal).— III 126. 
Palomino (Francisco). — II 453, 

454. 
Palomino (Gonzalo). — II 406. 
Palomino (Joan Alonso). — II 615. 
Palomino (Luis). — II 453. 
Palou (Pere Joan de).— V 109. 
Palou(Ugode).— V109. 
Pallares.— V 308, 471. 
Pallares (Lope de) —II 100, 504. 
508, 526, 591, 710, 712, 714, 
717, 722, 781.— III 55, 448, 619. 
—IV 398, 501, 705.— V 246, 
252, 280, 291 , 646. 
Pantaleón.— 111292,300. 
Pantaleón (Mercader).- IV 532. 
Pantígosa (Juan de).— IV 233. 
Pantoja (Q.**)— I 250. 
Papinegra (Pedro).— IV 722. 
Papinera el Mozo.— V 290. 
Pardo (D. Ángel).— IV 625. 
Pardo (Francisco).— II 76, 77.— 



82 

lil 685.— IV 242, 315, 449, 65i. 

— V24, 196,246, 306,325. 
Pardo (D. Franci).— IV 625. 
Pardo (Maestro).— II 405. 
Pardo (D. Pedro).— IV 155, 625. 
Pardo de Cela (Ares).— II 748. 

749. 
Pardo de Luna (Luis). — V 374. 
Pardo de las Marinas (Ares).— 11 

748, 749. 
Paredes.— II 733.— III 626. 
Paredes (Antonio do).— IV 723. 
Paredes (Bachiller).— III 107, 723. 
Paredes (Camarero). — III 609. 
Paredes (Conde de).— III 200. 
Paredes (el de la madera).— V 

287, 314. 
Paredes (Fr. Francico de).— III 

609.— V 432, 442. 
Paredes (Hernando de).— V 247. 

368. 
Paredes (Juan de). — V 113. 
Paredes (Licenciado). — lí 416.— 

V510. 
Pareja (Bachiller).— IV 326, 327. 
Pareja (Francisco).— IV 177. 
Parera (Bachiller).— IV 659. 
Parla (Martín de).— IV 506.-V 

287. 
Par va." III 281. 
Parra (Alonso). -IV 438. 
Parra (Francisco de la). — V £7. 
Parra (Juan de la).— V 287. 
Parra (Pedro).— IV 438. 
Párraga.— IV 96. 
Parras (Alonso de las). — IV 1H1. 
Pascoal.-IV 111. 
Pascua (P.^ de).— IV 94. 
Pascual (Capitán).— III 682. 
Pascual (Jerónimo).- III 675. 
Pascual (Pedro).— 11 133. 
Paternina (Diego de).— V 392. 



/ 



83 



VaÜQo (CapitáQ Hernando ). —V 

434. 
Pau (Mon-Jordí).— V 216. 
Pax (Felipe de),--V 266. 
Pax [MigaelUo de).— V 266. 
Pax (Pedro de).— V 266. 
Payo de Rivera (Mariscal).— 1 135. 
Paz (Alonso de).— IV 98. 
Paz (Amonio).— V 247. 
Paz (Juan de).— IV 98. 
Paz (Licenciado).— 1 386.— IV 237. 

— V187. 
Paz (Lorenzo). — Y 247. 
Paz (Luysde).— II 616. 
Paz (Sancho de).— IV 454. 
Pecha (Fernando). — 111. 
Pedralbes (Abadesa de). — I 481. 
Pedraria de Avila.— III 609.— IV 

720, 721 . 
Pedraza (Pedro de).— IV 627.— V 

290. 
Pedro (Calero).— I 455. 456.— IV 

148á 150.— V 246, 288, 310. 
Pedro I.— I 352.— II 582. 
Pedro (Trn.*), Alcalde de Sala- 

raanca.— IV 93. 
Pedresa— III 565. 
Pedresa (Gonzalo de).— IV 503. 
Pedroza (Alonso de).— III 125. 
Pedracha (Gómez). ~IV 683. 
Pedrula (Cristóbal de).— III 364. 
Peix(Jaan).— IV159. 
Pelegri (Guillermo).— V 268. 
Pellico (Melchor).— IV 625. 
Penagos (Pedro de).— III 529. 
Peña (Antonio de la).— 1 103, 249, 

287, 288. 
Peña (Hernandqde la).— II 416. 
Peña (Juan de la).— V 247, 296. 
P«ña (Licenciadoy.^V 433. 
I^eña (Miguel de la).— V 2t7. 
P^ña (P.^dela).— V38f. 



Peña (Sancho de la).— II 398.— 

III610.-IV554, 555.— V 247. 
289. 

Peñafiol (Fr. Jerónimo de).— III 
465. 

Peñaflor (Bachiller).— III 623. 
Peñalosa (Capitán).— IV 89. 
Peñalosa (Rodrigo de). —V 370 . 
Peñarrubia (B:ichiller Juan de).— 
V379. 

Peñas (Los).— III 682. 
Poñosa (Regidor),— III 46 1 . 
Peñuela (Francisco de la).— V 148. 
Peñuola (Luys de la).— V 148. 
Peñuelas.— I 409, 446. 
Penal ver (Teniente).— II 215. 
Peñaranda (Blas de).— ÍV 100. 
Peñaranda (Sebastián de).— III 

685. 
Per (Antón),— V 534. 
Perafán de Ribera.- II 184.— V 

208. 
Peralta (Alonso de).— V 580, 581 . 
Peralta (D. Antonio de).— IV 597 

—V 457. 
Peralta (Capitán).— 1515. 
Peralta (Diego de).— I 464.— V 247, 

291,311,557. 
Peralta (Doña Isabel de). -V 457. 

Peralta (Lágaro de) V 580. 

Peralta (Licenciado).- III 298.— 

IV 233— V 298. 
Peralta (Luys de).— III 14, 577, 
588, 692, 607.-IV 182, 364.^ 
V114. 

Peralta (Doña María de).— V 118 
453. 

Peralta (D. Pedro dfc).-r-III 25. 

Peralta (Sebastián de) II1 125. 

Peramato (Diego de).— 1[ 41'6. 
Peranzuelos (Trompeta).— IV 452. 
Perea (Hernando de).— V U9. 



i 

3* 
f 

n 

« 

í 
•I 



1 ■ 



■■*'i 



4:5 



V 



¿¿'•■^1 







i 



f - 



:< 



I 






. 1 * 
♦I 

m 



I 



■•>» 



. I 



¿:^^»^- 



\ 









.■■«» 







,!.•■•;• ' 
I-. 

i ■■ 

i '■ 

' "I • . • 

.■ ^ .. • ' ' 
• •• .. 



..i 



H 
III 



3 



.• 



m « 





Perea (Miguel).— V 371. 
Perea (Pedro de).— I 562. 
Pcreira (Deán D. Juan).— IV 93.— 

V 246, 279. 
Pereira (D. Juan).— I 360. 
Pereira (Doña María).— V 97, 609. 
Peres (Alvar).— V 281 . 
Peres de Gendoya (Juan). — II1 185. 
Pérez (Alonso). — V 154. 
P(«rei(Ánlomo).— IV261. 
Pérez (Baltasar).— 11 164. 
Pérez (Diego).— IV 307. 
Pérez (Dr. Andrés).— IV 122, 123. 
Pérez (Fernán).— V 374. 
Pérez (Francisco). — I 402. 
Pérez (Gonzalo).— II 698.— IV 437. 

— V6I8. 
Pérez (Licenciado Luis). — V 502, 

540,541. 
Pérez (Luis).— V 298. 
Pérez (Mari).— III 770. 
Pérez (MartÍD).— II 156, 413, 416, 

417, 427. 
Pérez (Nicolás).— IV 94, 100. 
Pérez (Pedro).— III 96. 
Pérez (Teresa).— III 770. 
Pérez (VicenteJ.— IV 663. 
Pótez de Albístur (Juan).— II 743. 
Pérez Alcaide (Francisco).— III 

364. 
Pérez de Alcega (Martin).— II 668. 
Pérez de Almazán (Miguel). — I 

150. 
Pérez de Amezqueta (Juan). — III 

185. 
Pérez Antolioo (Alonso). — V 147, 

152. 
Pérez del Arquetada (Alonso). — I 

544.— II 450. ' 
Pérez de Ay/Jla.— III 608. 
Pérez de ifomaitín (Antón).— I 
349. 



84 

Pérez de Buitrago (Capitán Alvar). 

—III 291. 
Pérez de Cartagena (Gonzalo).— 

III 483. 
Pérez de Cartagena (Juan).— 1 286» 

318, 482.— V 612, 654. 
Pérez del Castillo (Maestro).— V 

655. 
Pérez de Elduayen (Bachiller 

Juan).— III 185. - 
Pérez del Encina (Diego).— V 132. 
Pérez Gadea (Juan).— III 643. 
Pérez de Guzroán ( Alonso). -r-1 161. 

—III 671, 672.-V502. 
Pérez de Guzmán (Alvar).— I 478. 
—II £01, 615.— III 517.— IV 
125, 501, 619, 658.— V 244, 
253, 282. 
Pérez de Guzmán (Hernán).— I 
103, 107, 248, 250, 251, 288, 
410. — III 558, 560, 669.— 17 
172, 363. 
Pérez de Guzmán (Juan). — I 103,. 

287. 
Pérez de Irigoyen (Joan). — II 743. 
Pérez de Larristegui (Hernán).— 

ni 185. 
Pérez de Lerchundí (Martín).— V 

269. 
Pérez Lizaur (D. Juan).— IV 616. 
Pérez Maldonado(Alvar).— III 635. 
Pérez de Manzanedo (García).—! 

192. 
Pérez de Meca(Ginés).— IV328. 
Pérez de Medina (D. García).— H 

615.— IV 619. 

Pérez Osorio (Alvar). — ^Véase Jíar. 

qvés de Asícrga,-^ 1 47, 162,— 

II 212, 713.— III 2fi8, 292» 626. 

Pérez de Paiencia /Luis).— 1 412. 

Pérez Pasariego (Alvar).— 11 Hí- 

— lU 685.— V 247, 291,557. 



jíii 



86 






Pliego (D. Alonso de), Deán de 
Avila.— I 394, 455, 553.— Y 
246. 

Pliego (Mprqués de).— I 59.— 111 
250._1V i 38, 439.— V 473. 

Plomont (Beltrán).— I 78. 

Pocacho.— I 430. 

Polanco (Licenoiado). — I 417, 468, 
469.— II 63, 87, 266, 269, 270, 
272, 291, 390, 666.— III 48 á 51, 
74,81,89,250, 254, 255, 293, 
328, 395, 406, 408, 458, 460, 
469, 511, 603, 606, 780, 784.— 

IV 105, 200, 223, 299, 305, 364, 
403, 451, 481, 694, 698, 710.— 

V 46, 370, 375. 
Polo (Diego).— V 434. 
Polo (Hernando).— V 434. 
Pomareda [Licenciado). — V 526. 
Ponce ^Antonio). — III 550. 
Ponce (Fernando).— V 208, 
Ponce (Upe).— IV 116, 427. 
Ponce (Rodrigo).— II 42, 304.— IV 

492. 
Ponce de Avila (Antonio).— II 616. 
Ponce de León (J.**)— IV 326. 
Ponce de León (Lope).— IV 324. 

325, 327. 
Ponee de León (D. Luis).— II 193, 

494.— III 353, 358, 690.— IV 

349.— V 69, 139, 140, 428. 
Ponce de León (D. Pedro).— 1 544. 

_ll 456.— IV 349. 
Fonce de León (D. Rodrigo). — III 

355.— V 293. 
Poncea.— 1 133. 
Pon« (Micer).— V 49 é 51 . 
Ponte (Dr.)— V 296. 
Ponxe (D. Antonio).— I 445. 
Ponze(D. Luís). ~III 347. 

Pópelo (Carlos de) III 374. 

Poridad (Antonio de la). — Y 494. 



Portal (Roque).— 1343, 344. 

Portillo.— ÍII 626. 

Portillo (Joan de). -III 786. 

Portillo (Nuiio de).— V 387. 

Portillo (Pedro del). -I 484.-11 
81, 236. -ill 456. 

Portillo de Solier (Bartolomé). —V 

^ 602. 

Portocarrero. — III 669. 

Portocarrero (D. Pedro). — 1 109^. 
169, 176. 

Portugal (Embajador de). — II 660, 
719.^111 7,13, 39,71, 82, 83, 
87,88,94, 102, lio, 118, 195, 
251, 293, 298, 396, 404, 434, 
474.— IV 146, 176,275. 

Portugal (Dofia Felipa de). — II 
430. 

Portugal (D. Hernando).— IV 558. 

Portugal (Infanta de).— I 448, 487. 
—II 8.— V 92. 

Portugal (D. Jorge de).— II 181 k 
483, 187, 188, 191, 192, 213, 
769.— III 98, 364. 

Portugal (Príncipe de).— V 92. 

Portugal (Rey de).— I 23, 27, 138,. 
213, 486, 487.— II 23, 39, 27i, 
288, 477, 485, 495, 520, 623, 
637, 670, 682, 717,719.-11113, 
14, 20,24, 39,46, 50, 56, 74, 
83, 88, 92, 94, 400, 110, 164, 
219, 221, 226, 234, 236, 248» 
303, 315. 320, 341, 372 á 374. 
393 á 396, 408, 433, 449, 450» 
469, 479, 519, 577, 607.— IV 
145, 270, 340, 347, 362, 527, 
528, 652, 680. 696, 699.— V 42, 
90, 91, 96, 424, 422, 481, 240, 
254, 335, 369, 403, 438, 446. 
458, 479, 484, 492, 497, 49», 
532, 537, 545, 546, 583, 584» 
599. 



V 




88 



\ 



> 



536, 54.], 544, 546, 553 á 556, 
559 á561, 563, 564, 566, 570, 
572. 573, 577, 579, 582. 583, 
585. 586, 588 á 590, 630. 63.4, 
637, 643 á 650. 674, 678. 682, 
^97.— V 22. 40, 43, 66, 75, 76, 
99. 1U, U4, 219, 234, 235, 
157, 258, 260, 268, 365, 395 á 
397, 400, 468, 470, 647. 

Prior de San Pedro Márlir.— 1 293. 

Prior del Monasterio de San Pa- 
blo.~II747.— III 703.— V 595. 

Prior del Prado.— II 708.— III 99. 

Priora de Sania Catalina.— II 717. 

Priora de Santo Domingo.— I 256. 

Proaño (Floreslán de).— II 616. 

Puebla (Pedro de la).— II 416. 

Puelics (Sancho).- IV 336. 

Puente (Alonso de la).— II 592. 

Puente (Francisco de la). — II 584. 

Paente (Gaspar de la).— V 194. 

Puente (Gonzalo de la).— V 571. 

PuerUi (Francisco de la).— V 27, 
S90. 

Puerto Alegre (Conde de).— V 438. 

Puertocarrero el de Toro. — IV 40. 

Puertocarrero (D. Luys.) — Véase 
Conát de Palma.— -1 851 . 

Pugdevila (Antoni de).— V 216. 

Pulgar (Bachiller).— I 507, 508.— 
II 97, 98, 286, 307. 327, 330, 
381, 392, 559.— V 56, 401, 402. 

Pulgar (Licenciado).— II 364« 

Puño en Rostro (Conde de). — 1 551 . 

PurberL-111671. 

Puxbert (Maestro).— III 673. 



Gt 



Quadra (Jxian de la).— II 81. 
Qundradü (D. José María).— I 21 , 
41.— III 367.— V 211, 263. 



Quaila (Licenciado).— II 92, 261, 

666.— III 1 51 .—V 205, 237, 250, 

251. 
Quemada (Francisco de).— V 2i7, 

289. 
Quesada (Alonso de). — I 544.— II 

450. 
Quesada (Beatriz de). — II 253. 
Quesada (Diego de). — II 617. 
Quesada (Fernando de). — I 544.— 

II 450. 
Quetgles (Sebastián).— V 268. 
Quevedo (D. José).— I 10, 20, 38. 

449.— II 12.— III 615. 740.— IV 

64— V 239, 487. 
Quevedo (Lope de).— III 628.— IV 

53, 108. 
Qnicores (García de). — III 333. 
Quijada (Alonso).— II 692. 
Quijada (Antonio).— IV 98. 
Quijada (Gutierre).— I 452, 457, 

515, 517, 525 á 528.— II 226, 

259.— IV 47, 349.— V 104, 193. 
Quijada (Luys).— V 148. 
Quilos (Alonso). — I 470. 
Quintana. — I 418. 
Quintana (Juan de).— V 247, 265, 

287, 291, 657. 
Quintana (Pedro de).— I 395. 
Quintanilla. — III 60, 131, 145, 

688.— V 291. 
Quintanilla (Alonso de). — I o83. 

— III 191, 551, 591, 608,-lV 

229.— V 244, 285. 557, 684. 
Quintanilla (Alfonso de). — II 244. 
Quintanilla { Comendador) . — IV 

447, 449, 592.— V 324. 
Quintanilla (Doña Isabel de).— ^ 

660,651. 
Quintanilla (Licenciado).— II 561 
Quintanilla (Luis de).— I 471, 527 

á 629.-119,41, 46,48,59,60. 




89 



417, 418, 365.— III 130, 591, 

693, 608, 609 IV 9, 56, 58 á- 

61, 335, 349, 358, 403, 684, 
695 á 697,708, 709. 718, 720. 
— V22. 193, 244, 285, 299, 309, 
319, 332, 423, 447, 502 ét 504, 
567. 

Quinto (Señor de).— I 256. 

Quiñones.— I 133.— III 599. 

Quiñones (Alonso de).~lll 610. 

Quiñones (Antonio de). — II 74, 
76, 79, 339, 550, 690, 691.— III 
488. — IV 127, 238, 239, 318, 
718. —V 146, 244, 282, 306, 
318, 325, 420, 439, 143, 556. 

Quiñones (Diego de).— II 54, 68, 
422, 306, 314. 562. — IV 39, 
363. 

Quiñones (Doña María].— IV 129, 
238, 447, 448, 658.— V 324, 
502, 611, 612, 646. 

Quiñones (Pedro).- 1 258.— V 279. 

Quirós.— ÍII 131. 

Quirós (Dr.)— V 520, 522, 530. 

Quirós (Hernando de).— I 523. 

Quirós (Juan de).— III 453, 617, 
680, 681.— IV 127, 128, 239.— 
V 146. 

Quirós (Mujer de).— III 132. 

Quirós de León (Liconciado). — V 
332. 

Quirova (Juan de). — II 416. 

Quixada (Gutierre).— I 529 á 531. 
—II 634.— IV 41, 100, 205, 376, 
693, 594, 596, 605.— V 254. 

Quixana y Alarcón (Jorge). — III 
22. 



B 



Rabajona (Gonzalo).— III 741. 
Rabanal (Bachiller).— IV 336. 



Rada y Delgado (D. Juan de Dios 

déla).— 121,39, 368. 
Ramiros (Licenciado Sebastián). — 

III 28. 
Ramírez (Bachiller Pedro). — III 

620. 
Ramírez (Diego).— I 28.— II 121. 

— IV 109, 228. —V 291, 446, 

557. 
Ramírez (Dr. Pedro).— II 98. 
Ramírez (Francisco).— I 320, 332, 

346. — IV 152, 656. —V 299, 

452, 575. 
Ramírez (Fr. Miguel).- III 677, 

678. 
Ramírez (Juan). Regidor de Mur- 
cia.— IV 1 M^ 
Ramírez (Juan), Secretario. — I 

116, 118, 311, 314, 316, 326, 

332.— II 63, 236, 518, 663. 725. 

—III 567.— IV 427. 
Ramírez (Maestro).— III 671, 675. 
Ramírez (Pero). — L 28, 30. — III 

125, 295, 298.— IV 400, 401, 

650. 
Ramírez Areilano (D. Juan). — II 

397, 725 . 
Ramírez de Guzmán (D. Diego). — 

I 60.— III 617, 626, 630. 632, 

647, 648, 650, 706.— IV 126, 

658.— V 244, 283. 
Ramírez de Lucena (Juan). — IV 

241. 
Ramírez de Valdelaguna (Alonso). 

— V7. 
Ramírez de Vargas (Juan). — IV 

311. 
Ramírez de Villaesousa (D. Diego). 

—III 125, 163. 
Ramírez de Villaesousa (Dr. Poro). 

—IV 301. 
Ramos.— V 643. 



í 
*^ . I 

n '«I 

'i- 



i ' 



* - 




1 
•I 



J 

I 

I 



■ I 

■f 



'I 

A 

■i' 



t 

t. 




- ^Ai 



1 • ' i . 



• '-rí 




•Vi i>^ 




*w * 



• ■ 



3 



90 



Ramos (Alfonso).— III 548. 
Ramos (Francisco). — V 290. 
Banke.— I 19. 

Ranzo Otanzo (Agnes).-»!! 785. 
Raspanoso.— V 96. 
Raya (Añade).— V 4 48. 
Reales (Antonio). — II 355. 
Rebolledo (Fernando de).— V 521, 

625, 526. 
Redín (Jobaes de).— II 24. 
Redomero (Alonso).— IV 422, 423. 

—V 439. 
Redondo (Juan).— V 149. 
Regáis (Forlún).— II 24, 
Regil (Alberto do).— II 743. 
Rehofo.— III 468. 
Reina de Aragón.— II 236, 243. 
Reina (Católica). — III 645, 594, 

741, 743 á 745. 
Reina (Confesor de la).— IV 683, 

687. 688. 
Reina (Doctor de la).— III 608, 763, 

764. -IV 602, 548.— V 73, 319. 
Reina de Francia.— V 498. 
Reina (Micer Juan).— IV 266. 
Reinosa (Pedro de).— III 364. 
Reinóse (Licenciado). — II 132. 
Remolar.— V 171. 
Remón (Francisco). — II 436. 
Remón (Licenoiado). — Y 601 . 
Reinonete. — II 564. 
Rena (Micer Juan).— II 675.— III 

147.— IV 14, 206, 350, 395, 597, 

679. 
Renes (Dr. de).— III 287. 
Hengifo (Gil). — I 177, 539. — II 

1 42:— III 608. 
Reoteyro (Pa90s da).— IV 157. 
Reo (Alonso de).— V 284. 
Repollo (Juan).— III 163.— V 196, 

246. 
Requejo (Antón de). — V 51 8« 



Requena (Juan de).— V 526. 

Requesens (D. Juan de).— V 492. 

Rara (Andrés de la).— III 682. 

Resano.— III 131. 

Retana (Juan de).— III 96. 

Rey de Aragón.— V 364. 

Rey de Castilla.— V 364. 

Rey Católico (D. Fernando). — I 
26,31, 45.50, 56 á 58, 60 á 65, 
73, 75, 76, 78. 84, 87, 124, 
134, 136 á 144, 150 á 153, 155 
é 170, 174, 196, 199,220,261, 
26fe. 363, 365, 383, 414, 430, 
431, 443, 449. 468, 480, 481.- 
II 32, 63, 202, 216, 285, 336, 
337, 364, 490, 507, 547, 648, 
588. 607, 675, 734. 780.— II1 17, 
40, 113, 242, 263,^323, 370, 
465, 642, 644, 678.— IV 170, 
171, 21o, 217, 353. 356, 359. 
361, 366. 390. 465, 469, 594, 
703.— V 34. 36. 162, 293, 298, 
505, 659. 

Rey (D.Sancho).— VI 37. 

Rey de Francia.— I 152, 157, 161, 
181, 487.— II 57.— 111 78. 175, 
196, 725.— IV 37, 194, 215, 217. 
228. 252, 269, 277 á 279, 308» 
310, 340. 347, 392, 394, 399, 
454. 464, 465, 470, 471, 473, 
475. 479, 480, 487, 488, 550, 
564, 565, 599, 605, 606, 617, 
679, 682, 691, 698, 700 á 702, 
704.— V 9, 40, 20, 34, 43. 53. 
58, 59, 63, ^4, 67,91, 92,96. 
178 á 181. 203, 240, 267,364, 

' 371 , 386, 393, 41 4, 429, 430, 
464, 484, 494, 505. 535, 541, 
542, 600. 

Rey de Inglaterra. — I 487. — III 
20, 46.— IV 194, 199, 205.— V 
29, 30, 34, 43, 57, 64, 65, 67, 





92 



Eivadeneira (FJcenciado).--V 524 , 
629. 

Rivadeneira (Mariscal Albaro de). 
-II 753. 

Rívadeneyra.— I 39. 

Rivadia (Conde de).— Ilí 287. 

Rivas (Francisco de).— I 359, 433. 

Rivera (Alonso de).— Y 69. 

Rivera (Andrés de).— lII 98 á 400, 
145. 279, 452, 454.— IV 346, 
524,724. 

Rivera (Beltrán de).— III 779. 

Rivera (Comendador). — IV 447, 
448, 524. 

Rivera (Diego de).— V 575 á 577. 

Rivera (Felipe de).— IV 298, 709. 

Rivera (Juan de la). Mesonero.-^ 
IV 400. 

Rivera (D. Juan de).— I 30, 403, 
405, 420, 435, 287, 288, 292, 
294, 325.— II 404, 434.— III 423. 
446, 447, 552, 629, 663, 669, 
675.— IV 40, 65, 66, 80, 84, 86, 
420, 230, 234, 34 4, 324, 322, 
410, 442, 443, 445, 446, 424, 
426, 455, 492 ¿ 494, 556, 640, 
648, 649.— V 22, 99, 444, 420 á 
422,366, 400, 494. 

Rivera (Licenciado). -IV 532,652. 

Rivera (Manuel de).— IV 624 . 

Rivera (Doña María de).— 129. 

Rivera (El Racionero). —IV 74 . 

Rivera (Melchor de).— II 426, 427. 

Rivera (Miguel de).— V 502. 

Rivera (Pedro de).— I 209. 

Rivera (R.° de).— V 74. 

Rivero (D. Juan).— III 98. 

Roa (Alonso de).-IV 530.— V 287. 

Roa (Francisco de).— V 247, 287. 

Roa (Pedro de).— V 287. 

Robertsson.— 149, 38. 

Robladillo el Viejo (Juan de).— II 



783.— III 682. -IV 4 4 4 .—V 247, 

253, 280. 
Robledo (Diego de).— III 457. 
Robles. -IV 599, 600, 602 á 604. 
Robles (Ambrosio de).— V 577. 
Robles (Bernaldino de). — V 487. 
Robles (Diego de).— II 446.— I? 

425, 428.— V 332, 650. 
Robles (D. Gutierre de).— III 62, 

67, 84 , 247.— IV 39, 363.— V 

494, 297. 
Robles (Escribano).— V 287. 
Robles (Isidoro de). —V 446. 
Robles (Juan de).— II 97.— V 486. 
Robles (Hernando de).— V 248, 

286. 
Roca (Mosén Antonio Juan). — IV 

357, '396. 
Roca (Jaime).— IV 626, 
Roca (Monsieur de la). — IV 466. 
Rocafull (D. Luis de).— IV 625. 
Rocafull (D. Pedro de).— IV 625. 
Rocafull (D. Ramón de).— IV 

625. 
Rocha (Fr. Hernando de la).— I 

3H.— V542. 
Rocha (Juan).— III 600. 
Rodrigo.— ni 674 . 
Rodrigo (Alguacil).— III 674. 
Rodrigo (Fernando).— III 468. 
Rodrigo (Fr.)— V 436. 
Rodrigo (Xastre).— IV 426. 
Rodrigues de Villartas (Alvaro). — 

— n454. 
Rodrigues (Licenciado Simón).— > 

II 753. 
Rodriguei (Alonso). — ^V 434. 
Rodríguez (Antonio).— I 446,501 

á 504.— II 47, 54, 62, 64, 76, 80, 

85 á 88, 94, 408,424,425,304. 

314 á 343, 347 á 320, 322,392, 

333, 355, 369, 526, 534, 703. 




r 



w 



Villafrades (Alonso de).-l 32Í 
fillafrades (Pedro do). — V 5 
247,252,881. 
illafranca (Gaspar).— 111 60, 
Ilafraoca (Hernando de), — I i 
—V 367. 



Villana el mozo (Licenciado).— V 

280. 
Villano (P.* de) — V501. 
Villanueva (Juan de). — V 382, 

383, M7. 
Villanueva (Relator).— IV 4*6. 



3j 

te 

« 

zán¡ 

ts 

Záñi 
Zúñi 



/.6N 



Falleció ea Madrigalejo el 23 de Euero de 1516. 



ÜB. BASCOLETE 



Fué otro de los Consejeros del de Navarra 
tiembre de 1520 reiteraroü su fidelidad al Bi 



CONSEJO REAL 

62 

D. ALONSO DE CASTILLA 

Galindez de Carrejal le oonaideró hombre 
dición y linaje. Tenia buen juicio y algans 
carecía de letras. 

Antes del movimiento de las Comunidadei 
otros para oir á los Letrados de D. Pedro G 
lias contra el Buque de Medinasidonia y d 
Cuando huyó de Valladolid por el requerió 
al Consejo Beal, fué 6. nnirse con el Condesl 
Briviesca, y luego le acompañó en Burgos e 
que alli se desarrollaron. Kn Alcalá de Hei 
buenos servicios reBÍetiendo la Comunidad. 

63 

LICENCIADO AGUIHRE 

Según Galindez de Carvajal, era hombre li 
sido de la Inquisición y era hidalgo. Era hoi 
dianas letras y buena experiencia. Era homl 

Sufrió las mismas alternaüvas que sus coi 
eejo, y sirvió lealmente al Rey. 



161 

Por vez primera suena como Corregidor nombrado para Va- 
liadolid cuando el Bey se hallaba aún ea España y se trataba 
^ de averiguar quién sonó la campana de San Miguel y produjo 

un tumulto en la villa. En Noviembre de 1520 envió á sus cin- 
co hijos y fuerzas á Burgos para apoyar al Condestable de Cas- 
tilla. 

Acudió personalmente á Rioseco con el ejército Reah Estuvo 
en las jornadas de Tordesillas y Villalar con cuatro hijos. 

Pero cuando el ejército francés invadió el Reino de Navarra, 
el Marqués de Falces se apartó del servicio del Rey de España. 



109 



MARQUESA DE AGUILAR 

Doña Ana Pimentel, hija del señor de Villafañla y de su 
mujer Doña Inés Henríquez de Acuña, progenitores de ios 
Marqueses de Tavara. 

Casó con D. Luis Fernández Manriqucí segando Marqués de 
Aguílar y cuarto Conde de Castañeda. 

En carta al Cardenal de Tortosa desde Pina el 17. de Junio 
de 1521, le suplicó emplease su casa en servicio de S. M.; pero 
80 quejaba de que se le hubiesen tomado unas picas que tenía 
en Aguilar. 



110 



MARQUÉS DE ASTORGA 

D. Alvaro Pérez Osorio fué tercer Marqués de Astorga y 
cuarto Conde de Trastamara. 

Sus padres fueron D. Pedro Alvarez Osorio y Doña Beatriz 
de QuiñoneSi hija del Conde de Luna. 

Casó con Doña Isabel Sarmiento, Condesa de Santa Marta; 

Defendió la causa del Rey en la guerra de las Comunidades; 

Murió en Valladolid en Enero de 1523. 

• Tomo xl Í I 







Fué cíáballero de gran valor, y en la época de las Comuni- 
dades, atacando el castillo de Burgos» fué herido en el cuello de 
una saeta, de cuya herida quedó algo torcido el pescuezo y 
cabeza, según Haro. 

Hallóse en la jomada de Villalar ayudando al Condestable 
de Castilla, y ganó á los rebeldes gran número de artillería, y 
fué á Flandes y Alemania á dar cuenta al Emperador» Estuvo 
también en la batalla contra los franceses cerca de Logroño. 

Casó con Doña Constanza de Zúfiiga, hija de los Condes de 
Niebla. 



114 



CONDE DE LUNA 

D« Diego Hernández de Quiñones fué el primer Conde de 
Luna. 

Sus padres fueron Hernando Díaz Vigil Aller, señor de la 
Puebla de Lillo, y Doña Leonor Suárez de Quiñones^ su mujer. 

Era Merino Mayor de Asturias. 

Casó con Doña Juana Henriquez, hija del primer Conde de 
Alba de Liste. 

Contribuyó á la pacificación de León en la época de las Co- 
munidades, y representó á la ciudad en las Cortes de Santiago 
(Corufla). 



i±& 



CONDE DE NIEVA 

b. Diego López de Zúñiga y de Velasco fué cuarto Conde dé 
Nieva, señor de las villas de Arnedo y las Aren^anas, Cerezo y 
su tierra. 

Fueron sus padres D. Diego López de Zúñiga y Doña Fran- 
cisca de Velasco, sucesora en la casa y Condado de Nieva por 
morir su hermano sin sucesión. 

Casó con Doña María Henríquez de Almansa, hija del Mar- 
qués de Alcañices y de su mujer Doña Isabel de UUoa. 



Sirvió al Emperador D. OarloB, 
persona y la clara saugre de sus ma 



116 

CONDE DE CHIN 

D. Fernaudo de Cabrera y Bobad 
ValdetDoro y Gasarrubioe, 

FaeroD bub p&drea D, Andróa de C 
Moya, y DoOa Beatriz Bobadilla, d 

Alcaide de loe alcázares y puertas 
qae defeudió valerosamente contra li 
de 80 bermaao D. Diego. 

Casó ooD Dofia Tereaa de la Cuev 
de Albarqnerque. 

117 

CONDE DE OS 

t). Pedro Vélez de Guevara, fué 
■□cediendo Á bu abuelo el Conde D. 

Faerou sus padrea D. Víctor Vele 
na Manriqae. 

Casó con Dofia Meacía de Velase 
destable de Castilla, y la Duquesa ] 
mujer. 

Sirvió á D. Carlos I eu las alterne 



lis 

CONDE DE UR[ 

D. Joan Téllez Girón fué segunde 
Su padre D. Rodrigo Téllez Girói: 



CONDE DB ALBA DE I 

D. Diego Henríquez de^GuEmáo, U 
Liste, sefior de las GarroTilias, sucedií 
al Conde D. AIodso Senrlques. su a 
mneito ea padre D, Henrique siendo ( 
pillán contra loa franceseB. 

Casú doB veces. La primera, ood E 
bija del segundo Duque de Alba y de i 
Zúúiga. La segunda, coa Dofia Catali 
hija del primogéuito del Duque de Alt 
mujer DoQa Beatriz Pimeotel. 

Intervino en los Buoeeos de Zamora, 
contra D. Pedro Laao y el Obispo Aou 
donar la ciudad. Asistió á las jornadas 
lar y sirvió conatantemente la causa d 
w Navarra contra el ejército fraocés. 



122 

CONDESA DE ATAMÍ 

Intervino con su marido en los auc 
buyo á la pacificación de Andalucía 
Bey sacrificarse eu su servicio. 

123 

CONDE DE ülinAN 

D. Francisco de Zdfiiga y Avellaní 

Miranda y seDor de la casa de Avellan 

Sucedió al Ooude D. Pedro, au padi 



r 






<75 



142 



LICENCIADO FRANCÉS 

Fué Fiscal de la Inquisición en Valladolid, y en una suma- 
ria recibida en Agosto de 1521, acreditó que mientras perma- 
neció en dicha villa no tomó parte en las juntas de las cuadri- 
llas ó en otra manera, ni en cuanto en ellas se proveía, perma- 
neciendo en su casa por temor^ y procurando en fines de 1520 
que se tomase algán medio y paz en los negocios, y lo propio 
realizó pocos días antes de la jornada de Villalar. 



143 



LICENCIADO CABEZÓN 

£ra Provisor de la ciudad de Falencia, y recibió la denuncia 
de que el Licenciado Pedro Gutiérrez de los Ríos, clérigo y be- 
neficiado de la iglesia de San Martín, de la villa de Paredes de 
Nava^ fué el principal alborotador de la Comunidad. Puesto 
en prisión, recibió orden de los Gobernadores para informar, y 
así lo hizo en 4 de Agosto de 1521. 



144 



LICENCIADO DE ÚBEDA 

£staba en Toledo cuando se alborotó el pueblo pidiendo la 
supresión de la alcabala y modificación del arbitrio de la carne 
en favor de la Capilla de los Beyes nuevos, y aunque al pare- 
cer estaba de acuerdo con Hernando Dávalos y Juan Carrillo, 
se limitó á escribir una carta en 3 de Octubre de 1520, pintan- 
do el estado de anarquía que reinaba en la imperial ciudad. 



r^ 



■' " ' f*- 



177 

Eq 16 de Abril de 1520 se le autorizó para poner y remover 
los religiosos y capellanes que con él residían para decir las 
horas y oficios acostumbrados donde estaba el cuerpo del Rey 
D. Felipe. 

Presenció la primera conferencia que Juan de Padilla y los 
demás Capitanes de las Comunidades tuvieron con la Beina 
Dofia Juana en Tordesillas el 23 de Abril de 1520, y la impor- 
tante de 24 de Septiembre del mismo año. 



ILUSTRES PROCERES LEALES 



148 



GUTIERRE LÓPEZ DE PADILLA 

Nació en Toledo y fué siempre partidario del Bey. 

Kra hermano de Juan de Padilla, y su padre lo fué D. Pedro 
López de Padilla. 

Peleó constantemente contra las Comunidades^ formando 
parte del ejército Real. Fué Contador Mayor de Castilla. 

Beivindicó los bienes del mayorazgo de Padilla, que se con- 
fiscaron á su hermano Juan de Padilla. 



149 



MARTIN RUIZ DE AVENDAÑO ^ 

Martín Ruiz de Avendafio y Gamboa, tercero de este nombre* 
Fué hijo único de Dofia Leonor de Avendafio y de Juan 
López de Gamboa, señor de Olaso, Villarreal de Álava y de las 
casas de Urquizu, Olaso y Ozpaz, Ballestero Mayor del Rey. 
Casó dos veces. La primera, con Dofia María de Bocanegra, 
de quien no hubo sucesión. La segunda, con Dofia Isabel de 
Velasco, hija de D. Bernardino Fernández de Velasco, tercer 
Conde de Haro, Condestable de Castilla. 

Tomo xl \% 



Úd 



152 



D. JUAN MANRIQUE DE LARA 

Hijo del Duque de |Tájera y de Doña Juana de Cardona^ fué 
Capitán General de la Artillería y Mayordomo Mayor de la 
Beina Doña Isabel de la Paz, mujer de Felipe II. 

Casó con Dofia Ana Fajardo, hija del Marqués de loB Vélez 
y de Dofia Catalina de Silva, su segunda mujer. 

Fué mandando los refuerzos que el Duque de Nájera envió 
desde Navarra al Condestable de Castilla, y asistió personal • 
mente á la jornada de Villalar. En 1522 fué Coronel de la gen- 
te de Guipúzcoa para la recuperación de Navarra cuando uún 
no tenia quince años cumplidos. 



153 



btEGO ENRÍQÜE2 

Era un maestro de postas al servicio del Éey, y desde Veped> 
término de Toledo, se quejaba de lo que el Prior de San Juan 
había dicho en su dafio, y se adelantaba á dar consejo á los 
Gobernadores acerca de la guerra de Navarra. 



154 



DIEQO LÓPEZ DE BULLÓN 

Cuando ei Conde de Chinchón se quejaba á la Junta de Tor* 
desillas de que Segovia le tomaba su tierra, López de Bullón 
escribía ¿ los Procuradores generales de estos Reinos, queján- 
dose de que Segovia no había querido hacer lo que él envió á 
pedir, y añadiendo que la saca de la gente y su aposentamien- 
to' ofrecía dificultad. 



m 

Fué relevado en 1521 por el Conde de Ossorno, D. Qaroi 
Fernández Maprique. 

Después de Villalar, el Almirante de Castilla le propuso pan^ 
Capitán General de Guipúzcoa. 



157 



D. HERNANDO ENRÍQUEZ 

Era hermano del Obispo de Oama^ y en la época de las Co< 
monidades prestó excelentes servicios al poder Real. 

En 4 de Abril de 1521 el Ayuntamiento de Córdoba le nom- 
bró Capitán General de las fuerzas de Andalucía, 



158 



DIEGO DE VERA 

Era el Jefe de la artillería que fué á los Gelves en la expedi- 
ción de D. Hugo de Moneada y que regresó á Cartagena en Ju- 
lio de 1520. Se le ordenó socorriese el castillo de Madrid. Fué á 
pacificar la Comunidad de Avila. 

Estuvo en Villalar y en la batalla de Noain, y se distinguió 
siempre en servicio del Bey. 



159 



D. JUAN HURTADO DE MENDOZA 

Era yerno del Conde de Benavente, y cuando tuvo noticia 
de los desmanes cometidos en sus Estados, escribió á la Comu- 
nidad de Valladolid para que mirasen las cosas de otra manera. 

En carta al Cardenal de Tortosa de 10 de Mayo de 1521 le 
participó que había regresado á Valladolid con su mujer é hi- 
jos, y que la villa estaba contenta de la paz y sosiego que dis- 
frutaba. 



18) 
160 

JUAK DE ROJAS 

Era MeriDo Mayor de la ciadad de Bi 
d« Febrero de 1520, en udíód de Joan 
Bey y le biso jarar previameote los fuei 
gog. A pesar de ee(e hecho, eirvió la caí 
al Oondefltable en eos empreBas en la 
Rey le agradeció siu BenricioB. 

Tomú parte en la jornada de Villalar 

161 

D. DIEGO DE CARVA 

Era hijo de AIoubo Sánchez de Carví 
jer Dolía María Pacheco, hija del Coi 
Puerto, sefior de lodar, Tovaruela y Bi 

Caaó cop Dofia Isabel Oaorío, nieta 
Astorga. 

Prestó eminentea wrvioioi al Emperi 

162 

D. FRANCISCO DE !l( 

Este perBonaje, cuya biografía ee ha 
te, prestó á la rauBa del Rey grnudes se 
Comunidades. 

Habla desempeñado el cargo de Ec 
Bomd, era Comendador de Almodóvar 
Calatrava, y en los grandes apuros por 
mandaba el Prior de San Juan sobre 1 
mas que facilitaron el triunfo de la cau 



Medina dei Campo fué diauelto por orden del Cardenal deTor- 
tosa, Gobernador de Espafia, con fecha 38 de Agosto de 1520 . 



m 

MaDdó la qne trasladó á Espat 
de Espada. 

Sirvió á éste en la batalla de 
frauceaea, y contribuyó á la pacii 
de las Comuaidades, 

Casó OOD Dofia María Manríqu 
segando Conde de Paredes, y de 
AcuOa, de la casa de Buendla, u 
Maestre de Santiago. 

Dejó por sucesor de las casas c 
D. Joan Alonso de Múxíca, que c 
do de 1538, y casó con DoQa Mei 
López de Padilla, señor de Callat 
Castilla, y de su mujer Dofia Isa 
de Bantiago D. Juan Pacheco, M 

183 y 

JUAN T ALONSO D 

Jaan de Votmediano era en 1 
caudador de las rentas Reales, 3 
dencia con el mismo. Aoudió á l( 
Julio d« 1521 dio oaenta i los Gt 
rrido en Segovia cuando llevarot: 
Juan Bravo. 

Alonso de Vosmediano, como 
de TordeeiUas; y cuando el Almii 
tra el Tesorero Vargas, los he 
nombrados para compartir oon ai 
da«Bón. 

181 



E)l Rey le encargó la guarda di 
el 22 de Agosto de 1631 escribió 



102 
guaidtts de Oftstilla y Comcudador del Horcajo eu la ( 
Sauliago. 

Casó con Doña Juana de AcuQBj hermana de D. ] 
Conde de ValeDcia. 

En 1521 le cupo la gloria de defender la ciudad de I 
sitiada por el General francés Asparrot, hasta qae los G 
dores de Kspafia la eocorrierou, obligaudo á levantar c 
día de San Beruabé, tomando parte en la gloriosa bi 
Koaln al lado de au primo hermano el Duque de Nájer 
el General Asparrot ñié roto y hecho prisionero, y ncu 
á Estella, por lo cual recibió mercedes del Emperador. 

Murió el 27 de Febrero de 1551. 



D. JUAN DE LUNA 

Fué uno de los Capitanes que mandaban el ejéro 
disnelto el 28 de Agosto de 1520. 

Después fué Capitán de los Continos de 8. M., y el ' 
table de Castilla, en 29 de Octubre de 1520, pidió p 
hábito de Santiago. 

Presenció la protesta que el Condestable de Caeti 
cuando Burgos le obligó á pactar condiciones para su si 

Asistió i la jomada de Villalar con los Gontinos. 



MOSEN FERNANDO SANTÍSTEVAN 

Fué Capitáu de escopeteros de S. M., y como tal fon 
del ejército Real formado para castigar á Segovia y dii 
38 de Agosto de 1520. 



r ' 



493 



191 



D. LUIS DE LA CUEVA 



Era cufiado del Duque de Albnrquerque. 

Eatuvo en los Gelves, y fué otro de los Capitanes del ejército 
enviado para castigar á Segoviai que se disolvió el 28 de Agosto 
de 1620. 

Fué muerto por D. Diego de Carvajal en 1520. 



192 



PEDRO BE ÜLLOA 

Fué hijo de García Alonso de Uiloa. 

Asistió á la jomada de Villalar y fué herido en un pie. 



I9d 



D, ALONSO DE LA CUEVA 

Fué otro de ios Capitanes que mandaban el ejército Real di- 
suelto el 28 de Agosto de 1520. 



194 



DOMINGO DE GUEVARA 

Fué otro de los Capitanes que mandaban el ejército Real que 
fué á castigar á Segovia é incendió Medina del Campo, quo'^ 
dando disuelto el 28 de Agosto de 1520. 



Tomo xl U 



r> 



-y '- 







494 



PRINCIPALES CAUDILLOS COMUNEROS 



195 



i* 






JUAN DE PADILLA 

Perténeoía á la ilustre familia de Padilla (Corufia) y Calta- 
flasor de Toledo. 

So padre, Pedro Lopes de Padilla, era Adelantado Mayor de 
Casulla. 

Casó con Dofia María Pacheco, hermana del Marqués de 
Mondéjar, Conde de Tendilla. 

Inició el movimiento de las Comunidades en Toledo, y la Jun- 
ta de Ávila le nombró Capitán General de las fuerzas populares. 

Dirigió la jornada de ViUalur: fué herido, preso y degollado 
el 24 de Abril de 15S1. 



196 






^4" • 



it s. 



JUAN BRAVO DE MEKDOZA 

Era natural de Segovia y Capitán de sus fuerzas populares. 

Casó con Dofia Maria Coix>nel, hija de D. ífiigo Lopes Coronel. 

Fué Contino de la casa de la Reina Dofia Juana, con el sueldo 
de 40.000 maravedís. 

Figuró como de los principales caudillos de las Comunidades. 

Asistió á la jornada de Villalar; fué preso y degollado el 24 
de Abril de 1621. 



lOt 



PRANCISCO MALDONADO 



£ra natural y Regidor de Salamanca, sefior del Maderal. 
Casó con Dofia Ana de Abarca, bija única del Doctor de la 
Reina, Fernán Alvares Abarca. 



L 



r 



f95 

Fué uno de los promovedores del movimiento de las Comu- 
nidades y Capitán de las fuerzas de Salamanca. 

En la jornada de Villalar fué preso por Francés de Beaumond 
y degollado el 24 de Abril de 1521. 



198 



JUAN ZAPATA 

Era natural y Regidor de Madrid. 

Fué Gontino de la Casa de la Beina Dofia Juana con el sueldo 
de 40.000 maravedís. 

Nombrado Capitán de las fuerzas que facilitó Biadrid para 
socorrer á Segovia, tomó activa parte en el movimiento de las 
Comunidades. 

Fué exceptuado del perdón general de 28 de Octubre de 1622; 
pero no fué ejecutada la sentencia. 



199 



LUÍS DE QÜINTAKILLA 

Natural de Medina del Campo y Capitán de sué fuerzaá. 

Fué uno de los más decididos campeones de las Comuni- 
dadM. 

Asistió á la plática que Padilla» Bravo y Zapata tuvieron con 
la Reina Dofia Juana el 29 de Agosto de 1520. Fué uno de los 
testigos en la información instruida por orden de ia Junta para 
acreditar los dafios causados en Medina del Campo por el ejér- 
cito de Fonseca y Ronquillo. Era Capitán General de la gente 
y artillería de Medina, y compartió sus tareas con Padilla^ 
Bravo y Zapata. 

Asistió también á la segunda entrevista con la Reina Dofia 
Juana en I.'' de Septiembre de 1620. 

Era hijo del Comendador Luis de Quintanilla, y Contino de 
la Reina Dofia Juana, que disfrutaba el sueldo de 50.000 mará- 
Tedi0« 



196 
La villa de Medina del Campo se inte 
Luis do QuiDtenilla, y aunque fué excep 
28 de Octubre de 1522, la clemencia de 
mitit}, por Real Cédala de 12 de Julio de 
ra la terrible peua que se le había impue 



t). ANTONIO DE ACU5 

Nació ni promediar el aiglo xv y fué ] 
y AcuQa y de Dofia Aldouza, nobilísima 
Quzmán. Su hermano D. Diego de Oeor 
ca. Al fallecimiento de la esposa, abrazó 
liáatico. Obtuvo el Arcedianato de Valpu 
lladolid y tos Obispados de Segovia y Bu 
Septiembre de 1495. 

D. Antonio se dedicó también & tos es 
alcansó el Arcedianato de Yalpuerta. Fué 
tionar la suspeusién en Espafia del Tribu 
allí gestionó y alcanzó el Obispado de,Zan: 
tilla en 15Ü7. Para dificultar su posesión i 
de Corte D. Rodrigo Ronquillo; pero ést< 
conducido á la fortaleza de Fermoselle. i 
Hernán Gómee de Herrera; pero no alcaí 
el R«y D. Fernando hubo al ñu de recon 
seedor del Obispado. 

En 1512 el Rey le confió una delicada 
de Navarra, y en su desempefio sufrió d 
mientes y prisión injusta en la fortaleza i 
rra, y lo mandó entregar al Duque de I 
lee tropas francesas. Al recobrar su líber 
; cuando eu 1520 estalló el movimiento 
abrazó eu causa cou el mayor enlusiasm 
BUS excesos y violencias. 

Aguijoneado por el ambicioso deseo d 
del Arzobispado de Toledo, se dirigió ¿ 
los campos de Almoguer fué batido por < 



r 



197 

ba el Prior de San Jaan, lo cual no evitó que oon el resto de 
sus fuerzas penetrase eu Toledo y violentamente se sentara en 
la Silla primada. 

Al conocer el resultado de la jornada de Villalar, huyó á 
Francia» y cerca de la frontera fué preso por an soldado del Du- 
que de^ Nájera, que lo hizo conducir al castillo de Navarrete, 
desde donde el año siguiente fué trasladado al de, Simancas. 
AUi permaneció basta 1526, en que babieudo asesinado al Al- 
caide Mendo Noguerol, fué condenado á muerte por el Alcalde 
Rodrigo Ronquillo, y ejecutado en los muros del castillo el 23 
^e Marco de dicho afio. 



201 



FRANCISCO DEL UERGADO 

Formaba parte de la Oomonidad de Medina del Campo en 
28 de Agosto de 1520. Tomó parte en el asedio de Alaejos. Fué 
Oapitán de la gente de Medina. 

Era Contino de la casa de la Reina Dofía Juana, con cincuen« 
ta mil maravedís de sueldo. 

La villa de Medina del Oampo pidió su perdón; pero fué ex- 
ceptuado en el de 28 de Octubre de 1522. 



202 



ALONSO DE SARAVIA 

Fué uno de los más resueltos partidarios de las Comunida- 
des . Valladolid le nombró Procurador para la Junta de Avila 
y Capitán de sus fuerzas, y con Jorge de Herrera y Alonso de 
Vera formuló los 108 capítulos, que es la Instrucción de los co * 
muneros vallisoletanos. Presenció la entrevista de los Capita- 
nes de la Junta con la Reina Dofia Juana el 24 de Septiembre 
de 1520, y juró la alianza y hermandad del día siguiente. 

La villa de Valladolid le revocó posteriormente los poderes» 
y se abrió contra él información í 



p 



^^ 



498 

Mártir de Angleria le llamaba medio oatiliuario, pródigo de 
lo Buyo y amigo de lo ajeno. 

Al coDstituirBe en Valladolid la Junta general del Beino en 
Cortes desde Diciembre de 1520 á Abril de 1621, formó parte 
de ella como Diputado por dicha villa. También era individuo 
del Consejo de guerra, y negó las treguas pedidas. Se le deog- 
nó para discutir los Capítulos concordados con el Nuncio y el 
Embajador del Rey de Portugal. 

Figuraba como Contino de la casa de la Reina Dofia Juana, 
con el sueldo de cuarenta mil maravedís. Fué exceptuado del 
perdón general de 28 de Octubre de 1522, y decollado en Bur- 
gos, en virtud de sentencia, el 19 de Agosto de 1521. 



203 



CAPITÁN LARES 

Era partidario de las Comunidades, y en carta á Padilla de 
15 de Abril de 1521 le participaba haber estado detenido y sin 
libertad por evitar una sorpresa del ejército Real. Medina del 
Campo pidió se le obligase á residir en la villa con la gente de 
su capitanía. 

En Mayo de 1521 se presentó en Toledo con 800 soldados y 
800 lanzas, ofreciendo ir á Navarra si se le perdonaba. 



204 



GONZALO DE GUZMAN 

En 1517 era Ayo del Infante D. Fernando, y fué relevado 
por orden del Rey desde Fiandes. Era Comendador Mayor de 
Calatrava. 

Fué elegido Diputado por la ciudad de León, y asistió á la 
plática que los Procuradores de las ciudades y villas de voto en 
Cortes tuvieron con la Reina Doña Juana en Tordesillas el 24 
de Septiembre de 1520, y en el siguiente día 25 juró la her- 
mandad y alianza en dicha villa. 




r 



1M 

Suscribió el preámbalo del libro de Actas de las Cortes revo- 
lacionarias de Valladolid, é iutervino en todos sus acuerdos. 

Fué exceptuado en el perdón general de 28 de Octubre de 
1522. 



ILUSTRES PROCERES COMUNEROS 



205 



D. PEDRO GIRÓN 

Fué hyo del Conde de Urueila. 

Casó oon DoAa Menoía de Gaimin^ hya de D. JttiUi de Ous*- 
min, Duque de Medinasidonia» 

Inició el movimiento de las Comunidades. Sucedió á Juan d« 
Padilla en el cargo de Capitán General de la Junta. 

Fué otro de los exceptuados en el perdón general de 28 de 
Octubre de 1522. 

Arrepentido de su proceder, volvió al servicio del Emperador 
y peleó en Oran con fortuna. Se le perdonó por Real Cédula de 
27 de Marzo de 1524. 



206 



D. PERO LASO DE LA VEGA 

Ilustre procer y Regidor de Toledo. 

Fué uno de los iniciadores del movimiento de las Comuni- 
dades, y como tal exceptuado del perdón general de 28 de Oc- 
tubre de 1522. 

Arrepentido y vuelto al servicio del Rey, fué perdonado en 
1686. 



SÍ07 

¡Dito DB AYALA, PRIMER CONDE DE SALVAT 

ié hijo de D. Garcí LópM de Ayala, aefior 

ofla María Sarmiento. 

ib6 coa Dofta Margarita de Saluzes, hija d 

¡aluKee, y de la Marqueta Dofia Juana d 

w. 

>r haber tomado parte en el moTÍmieoto 

t, el Seflorio de Salvatierra faé iocorpoi 

>rmado proceeo, ae dictó sentencia eo P 
ito de 1K22, condenándole en rebeldía á la 
a 23 de Enero de 1524 ee presentó en la 
IM, y de allí salió muerto el domingo 16 d 
alendo conducido sa cadáver por las cal 
D traidor, 

208 

JUAN DE ZÜJitlGA 

aé ODO de loa Btg^dorea de Toledo que to 
leras deliberacionea del Consistorio en sen 
irBeal. 

200 

SUERO DEL ÁGUILA 

aé hijo de D. Sancho de Águila y de bu 

rajal, Aya del Infante D. Femando, de qni 

tfiío, 

elevado de eate cargo «n 1517 por timpatii) 




20< 

las ambiciones del Infaute, tomó parte en el movimiento délas 
Comunidades de Avila, de donde era vecino, desempeñando los 
cargos de Regidor y Capitán en la Junta, en cuyas deliberación 
nes tomó parte. 

La Junta le comisionó para prender á los individuos del Con- 
sejo Real. Tomó parte en el ataque de Alaejos. Fué preso en el 
recobro de Tordesillas; pero alcanzada la libertad, se hicieron 
gestiones en su favor, diciendo que, aunque al principio fué co- 
munero, volvió al servicio de S. M., como era notorio á los Go* 
bernadores. 

Fué exceptuado en el perdón general de 28 de Octubre 
de 1522. 



210 



ALONSO DE CÜÉLLAR 

Segovia le eligió Diputado, y en Tordesillas asistió á las plá- 
ticas con la Reina Doña Juana, y juró la alianza y hermandad 
con las ciudades y villas del Reino en 25 de Septiembre de 1520. 

Suscribió el preámbulo del libro de Actas de las Cortes revo- 
lucionarias de Valladolid, que comenzó el 15 de Diciembre de 
dicho afio. 

Reprobó, como el Bachiller Alonso de Guadalajara, el incen - 
dio y derrocamiento de la casa y fortaleza del Conde deBena- 
vente en Cigales. 



211 



D. DIEGO RAMÍREZ DE GUZMÁN 

En 1506 era Obispo de Catania; pero la Junta general del 
Reino en Cortes, en sesión de 3 de Abril de 1521, nombró á Die- 
go Ramírez de Guzmán, que es á quien indudablemente sere- 
nero el autógrafo, Gobernador de las siete merindades de Cas- 
tilla la Vieja y de Campos, y de las cuatro villas de la costa de 
la mar» En 13 de dicho mes pidió á la Junta que nombrase un 




sos 

Capitán para las merindadM, y tuvo al propósito d 
y entrar en Burgos. Las merindades le habían doi 
rregidor. 

Fué otro de los exceptuados en el perddn geoM 
Octubre de 1&32. 



D. JUAN DE MENDOZA 

Era hijo del Cardenal D. Pedro Qonzáleí de Mee 

Después de los sucesos de Sevilla, D. Juan Mei 
BUS servioios á la Comunidad de Valladolid, la cue 
Diciembre de 1520, le nombró Capitán General de 
iniaotería de la villa. Después, la Junta le designó ' 
□eral de Falencia y so partido. 

Era Contiiio de la casa de la Reina, con el eueldi 
mil mará vedis. 

Fué perdonado por Aeal Cédula de 23 de Mayo < 



JUNTA DE TORDESILLAS 
213 

HERNANDO DS ULLOA 

Fué uno de los más decididos partídarioa de 1 
dades. 

Toro le eligió Diputado, y asistió á la Junta de T 
juró la hermandad. Suscribió el libro de Aotas delf 
volucionarias, y fué otro de los exceptuados del per 
de 26 de Octubre de 1522. 




903 



214 



GOMENDADOa ALMARAZ 



Fr. Diego de Alinaraz representó á Salamanca, como Pro- 
curador, en la plática con la Reina Doña Jaana el 24 de Sep* 
tiembre de 1620, y juró al día siguiente la aliansa y hermandad 
de las ciudades y villas. 

Fué preso en la jornada de Tordesillas, y exceptuado del 
perdón general de 28 de Octubre de 1523, 



215 



HEÜNANDO DE PORRAS 

Fué otro de los Procuradores elegidos por la ciudad de Za- 
mora, y asistió á la plática que los Capitanes y Procuradores de 
las ciudades tuvieron con la Reina Doña Juana el 24 de Sep- 
tiembre de 1520, jurando al día siguiente la alianza y herman- 
dad de las ciudades y villas. 

Facilitó cuantías de maravedís para los gastos del Reino; 
desempeñó varias comisiones de la Junta, y estuvo como Capi- 
tán encerrado en Torrelobatón hasta el suceso de Villalar. 

Como Procurador de la Junta revolucionaria, íué exceptuado 
del perdón general de 28 de Octubre de 1522. 



216 



ANTONIO DE QUIÑONES 

La ciudad de León lo eligió Procurador para la Junta de 
Avila, y asistió á la plática con la Reina Doña Juana de 24 de 
Septiembre de 1520» jurando al día siguiente la aliansa y her- 
mandad de las ciudades y viUaB« 




■ 

' 204 



Formaba parte de la Juuta deTordesillas, y fué preso cuau - 
do el ejército Real tomó la villa. Fué exceptuado del perdóu ge • 
neral de 28 de Octubre de 1522. 



217 



D. PEDRO DE AYALA 

Era Regidor de Toledo por la clase noble, y tomó parte con 
Padilla en los primeros acuerdos del Consistorio que prepara- 
ron el movimiento. 

Fué elegido Procurador para la Junta de Avila, y asistió á la 
plática de la Reina Dofia Juana de 24 de Septiembre de 1520, 
y al día siguiente juró 1 a alianza y hermandad de las ciudades 
y villas. £ra Goutino de la casa de la Reina Dofia Juana con 
cincuenta mil maravedís de sueldo. 

Activo propogandista de las Comunidades, fué exceptuado 
del perdón general de 28 de Octubre de 1522; pero la sentencia 
no se llevó á efecto. 



PROCURADORES DEL REINO 



218 



D. DIEGO DE GÜZMÁN 

Elegido Procurador por la ciudad de Salamanca, asistió á las 
pláticas que los Capitanes de las Comunidades tuvieron con la 
Reina Dofia Juana en 24 de Septiembre de 1520, y juró en el 
siguiente día la alianza y hermandad de las ciudades. 

Fué comisionado para prender al Almirante y demás nobles 
reunidos en Medina de Rioseco en servicio del Rey. Y suscrí* 
bió y tomó parte en las sesiones de las Cortes revolucionarías 
de Valladolid. 

Como individuo de la Juuta revolucionaria, fué exceptuado 
del perdón general de 28 de Octubre de 1523« 




205 



219 



GONZALO FRANCO DE GUZMÁN 

Fué Regidor de Toledo y tomó parte en las primeras delibe- 
raciones de su Consistorio en sentido favorable al poder Real, 
por lo cual el Cardenal de Tortosa lo recomendó en 8 de Agos- 
to de 1520. 

Recibió á D. Pero Laso de Castilla el pleito homenaje, que 
prestó el 25 de dicho mes y año. Ofreció servir á S. M. y pro- 
curar que los amigos que tenía en Valladolid amasen y sirvie- 
sen al Rey, y la Junta le desterró de la villa. 



220 



PERO ORTEGA 

£ra Jurado de Toledo en Valladolid, y desde un principio 
estuvo en perfecta inteligencia con Juan de Padilla y D. Pero 
Laso. 

Fué elegido Diputado por Toledo para la Junta de Avila, y 
asistió á la plática con la Reina Dofia Juana, jurando la alian- 
za y hermandad de la ciudad. 

Suscribió en 15 de Diciembre de 1520 el preámbulo del libro 
de Actas de las Cortes revolucionarias de Valladolid. Fué ex* 
ceptuado del perdón de 28 de Octubre de 1522. 



221 



JUAN BENITO 

Zamora le elegió Diputado, y como tal juró la alianza y her- 
mandad de las ciudades y villas del Reino de 25 de Septiembre 
de 1520. 

Suscribió el preámbulo del libro de Actas de las Cortes revo • 
lucionarías. 



SN)6 



222 



r 



GARCÍA GABREaO 



Aparece firmando el preámbulo del libro de Actas de las Cor- 
tes revolucionarias de Valladolid en 15 de Diciembre, y, sin 
embargo, no resulta que tuviera la representación de ningnna 
de las ciudades y villas de voto en Cortes. 



223 



DIEGO DfiL ESQUINA 

Desde el comien^ del movimiento aparece comprometido en 
la ciudad de Avila. Diputado por ésta, asiste á la plática con la 
Reina Dofia Juana de 24 de Septiembre de 1520, y jura el 25 
la alianxa y hermandad con las ciudades y villas del Beino. 

Suscribió el preámbulo del libro de Actas de las Cortes revo- 
lucionarias. En ellas protestó que su intención no era exceder 
el mandato de su dudad en cosa alguna. Se opuso á que el 
ejército comunero robara y saqueara y á nombrar Capitán Qe« 
neral del Reino. 

Y aunque estuvo anotado para exceptuarlo del perdón gene- 
ral, no consta en la relación de los exceptuados* 



ÚU 



t>BORO DE CARTAOBNA 



X 



iFué Diputado por la Comunidad de Burgos, y recibió la Ins- 
tmoción para ir á la Junta de Avila. 

En Agosto de 1520 aceptó la representación de Burgos para 
ir á Valladolid y suplicar al Cardenal y Consejo Real proveye- 
sen lo conveniente al servicio de 8. M. y bien común de estos 
Reinos. 



207 

Asistió á la entrevista coa la Reina Dofia Juana de 24 de 
Septiembre de 1520, y juró la alianza y hermandad del día si- 
guiente. 

Este Procurador estaba en inteligencia con el Condestable de 
Castilla, y fuá testigo en la escritura que en 25 de Octubre de 
1520 otorgó el Condestable de Castilla garantizando á la ciudad 
de Burgos que el Bey cumplirla lo ofrecido. El Condestable pi- 
dió para él mercedes, y en adelante sirvió la oausa del Bey. 



225 



QÓMEZ DE OTOS 

£ra caballero de la merindad de Campo y pariente del Obis- 
po de Zamora, habiendo impedido que la artillería de Bilbao 
pasase á Castilla. La Junta general del Reino en Cortes, en se- 
sión de 9 de Abril de 1521, le dio la Capitanía de la merindad 
de Campoe. En Mayo del mismo aAo se mandó el secuestro de 
aoflhieneft. 

226 

LUIS DE GUÉLLAR 

La ciudad de Segovia le comisionó para enterar á la Comu^ 
nidad de Yalladolid de cuanto ocurría en Sepúlveda con la gen* 
te de los Oelres. 



DIGNIDADES Y GANÓNiaOS COMUNEROS 



227 



RODRIGO DE ACEBEDO 

Fué Canónigo de la Iglesia Catedral de Toledo y uno de los 
comuneros más entusiastas del Obispo de Zamora. 




■ 9. 



208 




228 



EL MAESTRESCUELA DE TOLEDO 



Simpatizó oon el movimiento de Toledo; reanió en su casa á 
los Regidores rebeldes, y llevó la voz del Cabildo y su confor- 
midad á las sesiones del Consistorio. 



229 



DEÁN DE SALAMANCA 



En carta de 7 de Abril de 1521 participó á Diego de Guzmán 
todo lo que había ocurrido en Plasencia, y en una información 
de 4 de Mayo del mismo afío se anotó á Diego de Gazmán y al 
Deán de Salamanca como raíz y sustentación de los delitos de 
la ciudad. 



230 



KL ABAD DE MEDINA 

I^ormó parte de la Comunidad de Medina del Campo, y en 
Abril de 1521 se comunicaba con la Junta revolucionaria. 

En el poder que otorgó Medina en 3 de Mayo de dicho afio 
se pidió el perdón del Abad, que venía figurando entre los ex- 
ceptuados, y, con efecto, le fué dispensada la gracia. 



809 



ESCRIBANOS COMUNEROS 



231 



LOPE DE PALLARES 



• \ ( 



Era Escribano de la Audiencia de VaQadoIid, y autorizaba loa 
acuerdos de ia Junta revolucionaria. Fué también Secretario 
de las Cortes revolucionarias^ debiendo llevar él libro de sus 
Actas» Y conservarlo reservadamente en su poder. Se le asignó 
de sueldo cien mil maravedís. 



232 



JUAN DE PRADO 

Era Escribano de la villa de Tordesillas, y autorizó las pláti 
cas que los Capitanes de las Comunidades tuvieron con la Rei- 
na Doña Juana. 



288 



FfiRNANDO DE GRANADA 

Era Escribano de la villa de Tordesillas, y autorizó las pláti- 
cas que los Capitanes de las Comunidades tuvieron con la Bei 
na Dofia Juana» 



23é 



JUAN DE MiRÜEÑA 

m 

Escribano de la ciudad de Avila que autorizó los acuerdos 
de la Junta de Avila, los de la de. Tordesillas y los de la Junta 
-general del Reino en Cortes de Valladolíd, como Secretario de 
las mismas. 

Tomo xl U 



^ 



210 



235 



ANTONIO RODRÍGUEZ 

EBcribano qae aeompafió A los mensajerofl de Toledo y lo» 
Procuradores de SalamaDca para presen tar en las Cortes de 
Santiago (Cornfia) una protesta escrita y pedir aadiencia. 

Foé nombrado con Juan de Miruefia para la Jnnta de Avila, 
y asistió á ésta y á la de Tordesillas. Cuando los Procuradores 
de la ciudades se reunieron en Valladolid en Jauta general del 
Reino en Cortes, fué nombrado, en unión de Juan de Miruefia» 
Secretario de las mismas. 



FRAILES COMUNEROS 



286 



Fk. ALONSO DE MEDINA 

Este inquieto fraile fué uno de los más entusiastas propagan- 
distas de las Comunidades. Perteneció á la Orden de Santo Do- 
mingo. 

Comisionado por la Junta revolucionaria, conferenciaba ooi> 
el Cardenal de Tortosa, y Mártir de Anglería le llamó sedicio- 
so, locuaz, charlatán y atizador mortal de este incendio. Pre- 
dicaba y alborotaba á la Comunidad de Valladolid. Mandó per- 
sonalmente fuerzas de las Comunidades. Era Secretario de la 
Junta revolucionaria. Intervino en la redacción de los Capítu- 
los que llevó á Flandes Fr. Francisco de los Angeles, y en las 
negociaciones de paz que inició el Nuncio de Su Santidad. 

En una relación de los principales alborotadores de Salaman- 
ca en Mayo de 1621, se dice: cFr. Alonso de Medina, predica- 
dor de la Junta.» 



—mi g_ 



r 



211 



237 



fr. bbrnardino flores 

Este fraile fué el que llevó las cartas de la Janta de Tordesi- 
Uas á la ciudad de Falencia para que secundasen el movimien- 
to de las Comunidades, y en Octubre de 1520 comunicó á di- 
cha ciudad que el Corregidor y D. Diego de Castilla estaban 
dafíadisimoB y hablaban públicamente contra este santo ne- 
gocio. 



OTROS PARTIDARIOS 



238 



JUAN RUIZ 



Era vecino de Villarcayo, y en 28 de Noviembre de 1520 su- 
plicó de las Reales Cédulas quB ordenaban la obediencia á las 
merindades de Castilla la Vieja. 



r 



í 




OMUNIDADES 



DE 




I«» 



■•■♦I*'*-' «■ ~ Sí l»^l 
*■•••■ t \ ..\ "l ' 



Autógrafos de los principales personajes 
que intervinieron en el movimiento. 



Personas reales 



í 




z 







ti^ 



^ 




ic 




ii 




/e 




(iobernadores de España 



is 



/^ÍG^W^"^ 



/é 




ÍS 







Mensajeros de paz 



lí 



"""lÁHuA'AU^ 







'MnuMf SiC\v;/ 




Graneles dicjiüdades 

w 






'Z^^jf- 



13 



iiiJiVl 




1 



Z6 



CD 




^ 




27 



^^ 




1 




3« 






S3 





Alto Clero 



34 



£í¿*^ y^Sí^.^i 



3S 




36 








39 



40 









¿^ .-^tAiy/S éaren -Z' 



Cabildo Catedral de Toledo. 








// H^^^"^ 




47 



(>yíitC 



é8 




Consejo de Navarra. 

'' 57 



59 










Consejo Real 





74 




Chanciilería de Yalladolid 



7f 





Corregidores 




.»? 




i^yai^m^i 



-r^ 




IN^obl 



eza 



94' 




95 





^^cAc^rd"' 






lie 



/// 









m 



(c^hh^m^ 



116 





JZZ 



12S 




lU 




fZ7 



Mctf^^, 





Cronista de S.M> 



ÍZS 



C ^ 



yor-^ ^ 



Doctores, licenciados y Bachilleres. 



ÍZS 













A^psa:^ 




/jy 
i 



i^<:,^ 



^ 



1*1 MZ 






t*3 I ¿^"' ■-- 



Confesor déla Reina floña Juana 

1*7 



f 



'\J 



Ilustres proceres leales. 



U8 




149 





^ 













}Í^^'CU 




Capitanes del ejéi-cito Real «üsiielto 




^'}tík 






Principales caudillos comuneros 





[luslres profieres comuufpos 




J 



Z07 




'2íl 



/;2^ 



A-/ ^ 







ctipyy^-yriifívK,^^^^ 



íll'Z 



^^'-''^^^^jhn/Ai'm'l^^ttenikrn^ 



■lunta (le TorJesillas 









pf- 




Procuradores delReino. 



di 





Diyiiidades y oaniuiigos comuneros 

I 719 130 




Escribanos comuneros 

2Sl 








■Nirs 



Frailes eorauneros 



236 




• Á í<yttSc de ftiedt 



ffteaifuf^ 



237 




Otros partidarios 



238 




J 




AÜTÓCRAFA 



DE 



Francisco Maldonado 



ft^ás^. 




.(/..., i--.~v>- j^^JliJ^í^yr /t4¿t/j9..^^lit>j /r^yf'TP' 














A^ 






j- m ^Mt JM m *> »Vlft(f_t ^»_J> ^ '»*»%« C^«^ . »X»^»*«* M i ' *«LutH ^t^-^^^t^^ttoi . «TLli^a^* S .s Tftc» XTl y^^ 



J- Ctfi'Uéi. Cctgcíí^tcyt,,^ 







•"LtAwi^f^^ 






mMo 



J^^^innvK^y^ 




42 






.x* '^^ 



L^* 






I 



/ 






DATOS QUE EXPLICAN EL PLANO 



0> LA 



REVOLUCIÓN DE LAS COMUNIDADES 



Orden 
profneiva 

del mo- 
vimiente. 

1 Valenoia. La Gemianía se creó en Septiembre de 1519. Se 

disolvió el 24 de Abril de 1520. Aunque esle movimienlo 
tuvo desde su comienzo un carácter eminenlemenle social, 
es evidente que los agermanados estuvieron en inteligencia 
con los comuneros de Castilla. 

2 Toledo, el 16 de Abril de 1520, proclamó la rebeldía al gri- 

lo de «¡muera Xevres y los flamencos!» cuando el Rey Don 
Carlos I de Casulla estaba celebrando Corles en la Coruña» 
pues no se embarcó en aquel puerto hasta el 20 de Mayo 
de 1520. 
5 Segovia secundó el movimiento de Toledo asesinando á Me- 
lón, Portal y al Procurador Rodrigo Tordesillas, el 29 de 
Mayo de 1520. 

4 Zamora, por gestión de D. Pero Laso de la Vega, se adhi- 

rió al movimiento de Toledo el mismo día que se rel>eló Se- 
govia. 

5 Ouadalajara hizo otro tanlo en el referido núes: saqueó las 

casas de los Procuradores, y ahorcado Coca, el Duque del 
Infantado restableció el orden. 

(i Murcia proclamó la Comunidad en los claustros de la Igle- 
sia Mayor el 17 de Mayo de 1520. 

7 Salamanca, en los primeros días de Junio de 1520, secunda 
el movimiento de Toledo, proclamó la Comunidad, nombró 
Capitán á D. Pedro Maldonado Pimentel, saqueó y quemó 
las casas de los partidarios del Rey y echó al Corregidor. 

U Burgos siguió la misma conducta el 10 de Junio, apoderán- 
dose de la vara de la Justicia, sustituyendo el Corregidor, 
saqueando y quemando las casas de los realistas y asesinan- 
do á Jofre de Cotannes. 

9 Madrid se alborotó en los primeros días del mes de Junio, 
apoderándose de las armas depositadas en el Alcázar y rin- 
diendo á poco el castillo. 
10 Cuencaí en la misma fecha^ se adhirió al movimiento y tuvie- 
ron lugar las sangrientas escenas que preparó la venganza 



i 



215 

Ordra '■ 

prOfNSiTO 

del mo- 
ví mUnto. 



35 Górdoba permaneció fiel al Rey y recibió á sos Procurado- 
res con fiestas y regocijos. Unida á Granada y Sevilla, fué á 
la confederación de la Rambla y consolidó la pax de Anda- 
lucia. 

2fí Navarra reiteró al Rey su lealtad, y éste en- 15 de Uctubre 
de 1520 escribió al Consejo de aquel Reino felicitándole por 
su actitud. tjjf 

27 Asturias permaneció siempre fiel á la causa del Rey, y al 

mandar en 23 de Octubre de 1520 levantar en el Principa- 
do gente de infantería, lo llamó noUe y led Principado de 
Asturias. 

28 Castellón permaneció fiel á la causa del Rey, y las Coma- 

nidades sólo encontraron algún eco en San Mateo, Forcall y 
otros pueblos. 

29 GuipÚBOoa se sublevó en parte el 1 1 de Noviembre de 1520 

por el nombramiento de Corregidor; pero varios pueblos 
permanecieron fíeles, y unos y otros sometieron sus dife- 
rencias alarbitraje del Duque de Nájera, Virrey de Navatra. 

30 Vizoaya reiteró su lealtad al Rey, que se la agradeció, lo 

mismo que había hecho con Navarra. 

31 Corufia se confederó en Diciembre de 1520 con Pontevedra, 

Lugo y Orense en favor del Rey D. Carlos I. 

32 Lugo tomó parte en la confederación del Reino de Galicia. 
35 Pontevedra hizo lo mismo. 

34 Orense realizó lo propio. 

35 Huelva, á fines del año 1520, se alborotó en favor de la Co- 

munidad; pero el movimiento se sofocó por las disposicio- 
nes del Conde de Tendilla, prendiendo á los Capitanes de 
Lorca y Caravaca y oíros principales. 

36 Barcelona, á últimos de Noviembre y en l\\ de Diciembre 

de 1520, inició algún movimiento popular por medio de 
pasquines; pero los Diputados y Conselleres reiteraron al 
Rey su lealtad, que les fué agradecida. 

37 Gerona en 1521 se amotinó pidiendo rebaja de derechos y 

queriendo entender en la distribución de los impuestos* 
3U Lérida no secundó el movimiento de las Comunidades, á pe- 
sar de las disensiones de los bandos de Pgu y de Piquer. 

39 Tarragona, imitando á las provincias hermanas, siguió fiel 

á la CuUáa ue! Rey. 

40 Teruel, como Zaragoza, se mantuvieron constantemente en 

su lealtad, y cuando algunos agermanados de Valencia fue- 
ron á sublevar el Reino de Aragón, el Virrey los mandó 
prender y ahorcar. 



Zaragosa nsistió tas inEti 
Valencia y conlriliuyó k 
cuar tizándolos en TerueL 
la paz y unión de la Rept 

Santander permaneció fie 
lañas no luvo eco el moví 

Huesca, parlicipando de I 
coiiliiiué fiel á la causa di 

Alicante, como Elche, Or 
se al movimiento dtt las ( 
blaciones Be .sometieron e 

Ualloroa, imitando la Oei 
TÍmieDlo socialista el día 
sióii fué tan porfiada coni 

Albacete era casi una ald 
des, y la capitalidad la tei 
lenrcía al Marquesado de 
tnoTlmiento, pero éste fu 

Ciudad Real, donde tai 
militares, y espeeialmenl 
l« obediencia á su l\ey y 

Almería siguió la eondu 
Granada por las ac^rtatl 
Moodéjar, que supo const 



!> del MarqucfQ. Teirdvbal^yjt 



ÁLufOs 



Siiiñd 



^crd^sülas 




Euj 



r 



EXPLICACIÓN DEL CROQUIS 



JORNADA DE RONQUILLO Y FONSECA 



CONTRA SEGOVIA. T MEDINA DEL CAMPO 



En los Últimos días de Junio de ]530, el Cardenal ie Tortosa, 
Gobernador de España, ordenó al Alcalde Ronquillo fuese oou fuer- 
zas á casligar los crímenes y excesos comelidos en i» ciudad de 
Segovía. Reunió mil hombres de los que habían regresada de log 
Gelves, al mando del CapiUu D. Luis de la Cuev«, «--aballero firiH- 
■cipal de Baeza, y de Huy Díaz de Rojas, y por Arévalo se dirigtii i 
Sania María de Nieva, desde dunde destacó algunas lanzas y jiiie- 
las á correr la tierra, llegando hasta el pueblo de Zamarmmala, 
inmediato á Sej^ovia. 

Los segoviaiios se armarou lodos en son de guerra y pidieron 
-auxilio á Toledo y Madrid. Toledo facilitó mil hombres y cien ji- 
netes, y Madrid cuatrocientos hombres y ciocueats jiuelee, y am- 
bas fuerzas se reunieron en El Espinar, al mando de Juan Itravo, 
Capitán de Segovia. Todas ellas salieron al encuentro de Ronquillo, 
(jue fué batido en Santa María de Nieva, retirándose i Coca, desde 
donde pidió refuerzos á Valladolid. 

Alóselos el Cárdena I -Gobernador, enviando k Aatonio Fonseca 
con nuevas fuerzas Reales, de que formaban parte los Continos del 
Rey, y con orden de apoderarse de la artillería de Medina del Cam- 
po. En Arévalo se reunió Fonseca con Ronquillo el 21 de Agosto, 
y el 25 atacaron é incendiaron á Medina sin poder apoderarse de 
la artillería. Este hecho acaloró el movimieolo de las (Comunidades. 

Por el clamoreo de las ciudades, el Cardenal - Gobernador, el '29 
de dicho mes, disolvió el ejército Real, y Fonseca y Ropquillo se 
encaminaron por Avila á Plasencia, y por allí penetraron en Par- 
tugal, dirigiéndose á Flandes para dar cuenta de todo al Empe- 
rador. 

La dirección del ejército Real está uiarcacta en «I croquis ««n 
ilinta encarnada, y la del ejército comunero con tinta azul. 




^ 



1 



EXmCAGIÓN DEL CROQUIS 



DB LAS 



JORNADAS SOBRE MEDINA DE BIOSECO 



TORRBLOB.\TON T TOaDSSrLLAS 



El Gardeiial-Goberoador» en 15 de Octabre de 1520, salid luí» 
prendo de Valladolid y se refugió en Medina de Rioseco. Allí acu- 
dieron varios nobles en el mes de Noviembre, y el ejército couu- 
^lero, desde Tordesillas, subiendo por Torrelobatón y Tordeku- 
'jnos, llegó á tirotear al ejército Real formado en Medina de llioseco« 

El 1/ de Diciembre el ejército comunero levantó el campo de 
Villabraxima y tomó la vía de Villalpando, ocupando este pueU» 
•el día 3. Los realistas ocuparon i Gastroverde, y el Conde de Haro 
iiizo otro tanto con Villagarcía, Torrelobatón y Pedaflor, y el 5 
atacaron y tomaron á Tordesillas» donde estaba la Reina Doña Juana* 

El ejército comunero, al mando de D. Pedro Girón, fué i Valla- 
dolid, pasando por Villanubla y Zaratán, y acusado de traidor Gt- 
róQ, se retiró á su villa de PeñafieK 

El mando de las fuerzas comuneras se confió á Juan de Padilla « 
y el 51 de üicíembre se reunió con el Obispo de Zamora y D. Pe- 
•dro Maldonado, que trajo fuerzas de Salamanca. Reunidas las 
fuerzas, salió de Zaratán el 17 de Enero de 1521, y mientras d 
Obispo de Zamora tomaba á Fuentes y Alaejos, Padilla tomó á Gí- 
bales y sitió y rindió á Torrelobatón, donde entró el 28 de Fe- 
brero. 

El ejército Real tenía situadas fuerzas en Arévalo, Portillo, Me- 
-dina de Rioseco, Villalva, Tordesillas, Simancas y Coca. Padilla re* 
•cobró Ampudia, que en Enero de 1521 había sido tomada por Don 
Francés de Beaumont. 

La dirección del ejército Real está marcada en el croquis c%iá 
Cinta encarnada, y la del ejército comunero con tinta azul . 







I 

■ K 

A 



Va/ve. 



UisIroL 



dos y muchos prisioneros. Los Capilanes Padilla, Bravo y Maldona- 



^t^TTV' 



\w^ 



EXPLICACIÓN ÜEL CROQUIS 



'-■♦^1 



DB LA 



JORNADA SOBRE TORRELOBATÓN Y VILLALAR 



Desde el 21 de Febrero de 1521 el ejército comunero, mandado 
por Juan de Padilla^ permaneció inactivo y encerrado en la villa y 
castillo de Torrelobatón, escaso de pagas y teniendo que vivir so- 
tire el país. 

La declaración de la Junta revolucionaria de Valladolid de en- 
trar á sangre y fuego en todos los lugares de los nobles, resolvió á 
éstos á formar un ejército que pudiera combatir y vencer al de las* 
Comunidades. 

El Condestable de Castilla, con gente que le envió el Duque de 
Nájei*a desde Navarra, salió de Uurgos el 8 de Abril; atravesó Fa- 
lencia, por Torquemada, con cuatro mil infantes, seiscientas lanza» 
y Ires ó cuatro tiros de artillería, y el 16 llegó á Meneses, conti- 
nuando á Medina de Rioseco, desde donde, por Valverde y Castro- 
monte, se encaminó á Peñaflor, llegando el 19 de Abril, sin ser hos- 
lilizado por el ejército comunero. 

El Conde de Haro, bijo del Condestable, que estaba en Tordesi- 
llas, salió con fuerzas en dirección de Simancas, y recogiendo las> 
que guarnecían á Portillo se encaminó á Villanubla, cortando la» 
comunicaciones entre Torrelobatón y Valladolid, y el 21 de Abril 
se reunió con el ejército de fiu padre en Peñaflor, con fuerza de 
seis mil infantes, dos mil cuatrocientos caballos y buena artillería. 
Tauípoco fué hostilizado por el ejército comunero, á pesar de que 
Peñaflor sólo distaba de Torrelobatón once kilómetros, y el ejér- 
cito imperial había acampado en la vega de Peñaflor el día 22. 

El ejército comunero, en vez de combalir, incendió Torreloba- 
lóu, y en la madrugada del 25 salió huyendo en dirección á Toro,, 
y en completa dispersión atravesó los pueblos de Villasexmir, Sal- 
vador, Gallegos, Vega de Valdetronco y Marzales, y al distinguir 
Villalar se abandonó la artillería y comenzó la desbandada, siendo 
acometidos por la caballería Real, que sobre el puente del Yerro y 
C¡ampo de los Caballeros les hizo cuatrocientos muertos, cien heri- 
dos y muchos prisioneros. Los Capitanes Padilla, Bravo y Maldona* 



% 

•t 
,.1, j(, " 

'A 



'■IT} 



■-'U 






"a»i 



* > '^Uí 



V. 



--^■» r •-. 



;-.l-1 



':^V 



. fS 



i. 



•íáííXli 



<1o quedaron presos y conducidos aquella n 
va, y en la niafiaua del 24 de Abril de 1521 
plaza de Villalar y sus cadáveres depositat 
dlliaio pueblo. 

La dirección del ejército Real está bu 
(iula encaroada, y la del ejércilocoiDuner 



n 



D. ÍÑI60 FERNÁNDEZ DE VELASGO 



CONDESTABLE DE CASTILLA 



Era hijo segando del Condestable D. Tedro Fernández de Ve- 
lasco 7 de la Condesa Doña Mencía de Mendoza, su mujer. Fué 
segando Daqae de la ciudad de Frías y tercer Condestable de 
Castilla de los de la casa y linaje de Yélasco, y coarto Conde de 
Haro, señor de otros machos vasallos y caballero de la Orden del 
Toisón de oro. 

Sucedió en esta casa y grandes Estados al Condestable y Du- 
que D. Bernardino de Yelasco, su hermano. Fué Camarero Ma- 
yor del Bey y Capitán General de estos Beinos y Gobernador 
de ellos puramente con el Almirante de Castilla en la época de 
las Comunidades y alteraciones de ellos, en que era Capitán (Ge- 
neral el Conde de Haro, su hijo primogénito. 

Bedujo al servicio y obediencia de su Bey á los rebeldes de la 
ciudad de Burgos con algunos deudos suyos. Los venció en Vi- 
llalar. Bompió al ejército francés cerca de Logroño, donde peleó 
bizarramente. Sitió y ganó á Fuenterrabia. Tuvo á su cargo el 
Delfín de Francia y á su hermano el Duque de Orliens en rehe- 
nes por su padre Francisco I de Francia. Y el Bey de España 
estimó en mucho su consejo. 

Casó con Doña María de Tovar, señora de la casa y Estadoa 
y Marquesado de Berlanga y Astudillo, hija de Luis de Tovar y 
de Doña María de Bivero y Soto, su mujer, de cuyo matrimonio 
fué su hijo D. Pedro Fernández de Velasco, que sucedió en sn 
casa. 

Murió en Madrid á 17 de Septiembre de 1528, y fué enterra- 
do en el coro del Convento de Santa Clara de Medina de Pomar. 

El retrato que publicamos nos ha sido galantemente procura- 
do por D. Fernando Fernández de Velasco, por copia fotografia- 
da del cuadro que conserva en su casa-palacio de Villaoarriedo* 



CONDE DE HARO 



D. PEDRO FERNÁNDEZ DE VELASGO, OONDE DE HARO 



Sucedió en la casa de Frías y Haro á su padre D. Iñigo Fer- 
nández de Velasco. Oasó con Doña María de Tovar, señora de 
la casa, Estados y Marquesado de Berlanga y Astudillo, y, como 
en padre, desempeñó la dignidad de Condestable de Castilla. Fué 
tercer Duque de Frías, quinto Conde de Haro y Camarero Ma- 
yor del Bey. 

En la época de las Comunidades obtuvo el cargo de Capitán 
General del ejército Beal, y aunque su nombramiento fué com- 
batido por el Cardenal de Tortosa y el Almirante de Castilla por 
so poca edad, el Emperador Carlos Y le mantuvo en su cargo, 
7 de 8U valor é inteligencia dio cumplida prueba en Tordesillas 
y YillaUr. 

Cuando el Monarca español se ausentó nuevamente de Espa- 
ña, el Conde de Haro fué Capitán General de estos Beinos; y al 
realizar la jornada sobre Túnez recibió con mucha grandeza á 
Maximiliano H, Bey de Bohemia, cuando vino á casarse con la 
Infanta Doña Maiia, que después faé Emperatriz. Tuvo á su 
eargo la custodia del Delfín de Francia y de su hermano «1 Du- 
que de Orliens. 

Murió en Valladolid á 12 de Noviembre de 1569, sin dejar 
sucesión legítima, aanqne fué casado con Doña Juliana Angela 
de Aragón y Velasco, su prima hermana, hija del Condestable 
D. Bemardino y de la Daquesa de Frías, Doña Juana de Ara- 
gón, su segunda mujer. 

Era Caballero del Toisón de Oro y mereció el honroso título 
de Padre de la Bepublica. Su cadáver fué depositado, como el de 
sa padre, en el coro del Convento de Santa Clara de Medina de 
Pomar. 

El retrato que damos á conocer está tomado fotográficamente 
del que existe en la capilla del Condestable en la Catedral de 
Burgos. 



r 



1 



I 



JUAN DE PADILLA 



CARDENAL DE T0BT03A 



De humilde onna nació en ütrecht el 1.* de Marzo de 1459, el 
bijo de Florent Boeyens y de Gerkradis, llamado Florencio Adria- 
no, qne más tarde había de ser Jefe de la Griatiandad con el 
nombre de Adriano VI. 

Sn saber y sos virtudes le conquistaron en la Gorte del Empe- 
rador Maximiliano un lugar preeminente; y designado para di- 
xigir la instrucción del Infante D. Garlos, hijo de Felipe I de « 
Ciastilla y de la Princesa Doña Juana, lo hiao i satisfacción de 
la Corte imperial, creando las condiciones del que algún día ha- 
bía de ser Emperador de Alemania. 

Era tal la confianza que Garlos de Gante dispensaba á tm 
maestro, que en todo seguía su consejo; y cuando supo que ame- 
nazaba próxima muerte á su abuelo D. Fernando el Gatólico, 
•oonñrió poderes para encargarse de la gobernación de los Beinos 
Áe España á Adriano de Utrecht, Deán de Loyaina. 

Llegado á España, procedió con prudencia sama y consiguió 
-que el Cardenal Gisneros compartiese con él la regencia del Bei • 
no. Guando Garlos I hizo su entrada en Yalladolid el 18 de No- 
viembre de 1517, mostró empeño en conferirle el capelo de Gar* 
•denal que le había sido otorgado, y la entrega tuyo lugar con 
gran solemnidad en el Convento de San Pablo. 

En las Cortes de Santiago-Goruña en 1520 se puUicó que du- 
rante la ausencia de Carlos de España, gobernaría el Beino de 
Castilla el Cardenal Adriano, Obispo de Tortosa, cuya designa- 
ción disgustó mucho á la grandeza, que deseaba fuese Gbbema- 
'dor un natural de estos Beinos. Al propio tiempo desempeñaba 
•el cargo de Inquisidor general. 

Iniciado el movimiento de las Comunidades, se comprendió 
<iue el carácter contemporizador y suave del Cardenal de Torto- 
sa no se avenía bien con las necesidades de la guerra, y para ve- 
solver á la nobleza á defender el Poder Beal, se nombraron Go- 
bernadores de España al Almirante y Gonctestable de Gastilla^ 
que pocas veces estuvieron de acuerdo. 

Cada uno de ellos se entendía directamente con el Emperador, 
y la correspondencia del Cardenal de Tortoea, por lo íntima y 



^ 



t30 

verdadera, eonetittiye sn mejor biografii 
se le relevase de nn cargo imposible pai 
pero falleeido el Santo Padre, el Empeí 
Cardenal Adriano fuese su sncesor; 7 o 
de 1622 ía¿ elevado al Pontificado, 
Adriano YI, y entrando en Boma el i 
Kño. Poco tiempo dirigió los destinos d 
Ueció el 14-26 de Septiembre de 1628. 
Ki en Tortosa, ni en Burgos, ni en B 
to del Papa Adriano TI. Snplimoa esta 
que Be nos ha procurado del Archivo át 
reddo eonenerda oon el qne publicó Sai 
Carlot F, fldífiión de Amberes. Las dos 1 
nocer^confirman el parecido del grabad 
galante deferencia del Archivero del Ya 



ALMIRANTE OE CASTILLA 



D. FADRIQÜE SNRÍQUEZ, ALMIRANTE DE CASTILLA 



Descendía de loa Beyes de Castilla y de León, y por su capa- 
cidad en los negocios políticos y en los de la guerra, alcanzó el 
cargo de Almirante en 1486 por fallecimiento de su padre. 

Había nacido en 1466; y tan pronto como su edad se lo con- 
sintió, empuñó la espada, abrazó la carrera militar, y se alistó 
bajó la bandera de los Beyes Católicos, prestándoles señalados 
servicios. 

En la esfera política se distinguió por su prudencia, por su 
resolución y por su ñrmeza de carácter, consignadas en las no- 
tables cartas que escribió al Emperador Carlos Y. 

Capitaneó el partido de oposición á la Corte desde la muerte 
del Bey Católico, y se opuso á la proclamación de D. Carlos I de 
Castilla mientras viviese su madre Doña Juana, reclusa por en- 
tonces en Tordesillas. Después se hizo partidario del Bey, á 
quien sirvió lealmente; pero disgustado de que se ausentara de 
España para recibir la Corona del Imperio de Alemania, se re- 
tiró á sus Estados de Cataluña. 

Allí recibió su nombramiento de Gobernador de España en 
unión del Condestable de Castilla y del Cardenal de Tortosa; y 
aunque muchas veces disintió de este y se puso enfrente del 
Marqués de Denia, Jefe del cuarto de la Beina Doña Juana en 
Tordesillas, nunca fué perezoso en cumplir su deber, como lo 
demostró en el mismo Tordesillas y en Yillalar. 

Conferenció varias veces con los comuneros, estimulándoles á 
deponer las armas, y cuando terminaron las revueltas aconsejó 
al Emperador la clemencia en favor de los vencidos, y sintió ex- 
traordinariamente que varios de los que él había perdonado en 
nombre del Bey fuesen perseguidos, encarcelados y castigados. 
Sus cartas al Emperador desde el retiro de su casa son notables 
por su literatura, por su entereza y porque representan la alti- 
vez castellana enfrente del Monarca en el primer tercio del si- 
glo XVI. 

Betirado en su villa de Medina de Bioseco, murió á los seten- 
ta y dos años por virtud de perniciosas calenturas, y su cadáver 
fué sepultado en el Convento de San Francisco de dicha, villa^ 




fandüdo por él mismo pa 



No habiendo encontrad 
dadero retrato del ilustre 
el tomó II de en Iconogr 
vitela miniada, y de éste 
en e^ obra. EU Almira: 
lleva el Toisón pendiente 
mano sobre el oaaco adoi 
está sobre la misma mesa 
de fondo á la figura. 



Hm 
tlmi: 



CONDESTABLE DE CASTILLA 



CASTILLO DE TORRELOBATÓN 



1 



PLANO DEL CASTILLO OE TORRELODATON 



HabitaoioTiQR sr ruinadle. 

QranarDS. 

Aljibe del patio. 

BBJSdn&lBCavn. 

BainaB de Isc^hm que fué riel AilmiDÍstrsdur. 

Pedaio de loso. 

CssaBde U Villa. 



EL CASTILLO DE TORRELOBATÓN 



Se halla en el. partido jadicial de la MotA del Marqués, y edi- 
ficado á últimos del siglo xiv ó comienzos del siglo xv, recién in^ 
troducido el gusto gótico, tenia por armas un castillo roquero jr 
á BUS puertas dos lobos encadenados á la cerradura. 

Situado al extremo septentrional de la villa y sobre una pro- 
minencia, su planta es un cuadro cerrado por soberbias mura- 
llas de mampostería y fortalecidas en los ángulos con imponen* 
tes cubos circulares. Éstos y el murallaje están guarnecidos de- 
almenas. La torre colosal del homenaje, cuadrada en su forma^ 
tiene ciento cincuenta pies de altura, cincuenta de lado y quince- 
de grueso en los muros. Ciñen su cúspide una nueva línea de^ 
canes y almenas, hallándose sobre el todo de la potente mole^ 
ocho cubos circulares de veintiocho pies de circunferencia los de^ 
los ángulos y diez y seis los restantes del centro, rematados to- 
dos por un coronamiento elegantísimo, semejante al del cuerpo^ 
general de la torre. Súbese hasta esta formidable altura por una. 
hermosa escalera de sillería, y desde allí se domina el melancó- 
lico valle que se extiende á su pie, sembrado de aldeas y guar- 
necido de blanquecinos collados. 

El Sr. Ortega Bubio, de quien tomamos estos apuntes, descri- 
be el sistema del castillo y sus dos recintos, que lo hacían inex- 
pugnable al arma blanca. La guarda del castillo *de Torrelobatón 
estuvo confiada en la época de las Comunidades á García Osorio- 
por el Bey Carlos I de Castilla, y allí permaneció encerrado coiv 
las fuerzas leales hasta la ^ pérdida de Tordesillas, por cuyo he- 
cho Juan de Padilla, acompañado de Juan Bravo, Francisco Mal- 
donado y Juan Zapata, salió de Zaratán por los páramos de To- 
rozos y se presentó á la vista de Torrelobatón el 21 de Febrero^ 
de 1521. Los comuneros penetraron en el arrabal sin disparar 
un tiro; pero á los ocho días de asedio, resultando inútil el auxi- 
lio que quiso prestar á los sitiados el Conde de Haro y las guar- 
niciones de Simancas y Portillo, fué tomada la plaza, preso- 
García Osorio y saqueada la población. 

Allí permaneció el ejército comunero con Padilla y los demáa 
Capitanes hasta el día 28 de Abril, en que desorganizados y en^ 



Mi 

la mayor indisciplina, salieron huyendo hacia Toro, despaéa de 
incendiar el pueblo, y en Yillalar sufrieron el desastre que puso 
término á la rebelión de las Comunidades. 

Las vistas del castillo de Torrelobatón que damos á conocer, 
nos han sido facilitadas galantemente por D. José. Semprán, 
dueño aetual del castillo, el cual se halla destinado hoy á pane- 
ra; pero ma|;nifica]neiite restaurado como resulta de Uis foto- 
grafías. 



CAMPO DE LOS CABALLEROS EN VILLALAR 



Uno de los pueblos del partido jndioial do Tordesillas es Villa- 
lar, perteneciente al Infantazgo de Yalladolid y de la Orden de 
Santiago. En él los Infantes de Aragón y su madre la Reina Doña 
Leonor^ trataron sns pleitesías con Pedro I de Castilla. En 1537 
aún pertenecía á la Orden de Santiago y estaba aneja á la En- 
comienda de Castroverde de Cerrato. 

La celebridad de Villalar, que hoy cuenta una población de 
hecho de novecientos noventa y un habitantes, no consiste ni 
en su industria, casi nula, ni ea su posición estratégica, insigni- 
ficante por hallarse «situado el pueblo en terreno llano de fácil 
acceso y sin ninguna eminencia que lo domine. La perspectiva 
del país, como ya dijo Ferrer del Bio y hemos comprobado per- 
sonalmente, es desconsoladora: poco lejos de la orilla derecha del 
Duero, guarnecida á lo largo por un magnífico listón de huertos 
floridos, de enramadas frondosas y de fértiles vegas, se interna 
el caminante en un extenso páramo, y por más que vuelva los 
ojos á uno y otro lado no descubre un árbol qae le brinde som- 
bra, ni un miserable caserío donde guarecerse de la tormenta, 
ni más verdura que la de algunas matas silvestres desparrama- 
das sobre pantanos y arenales. 

El ejército comunero salió el 23 de Abril de 1621 de Tórrelo- 
batón, después de incendiar el poblado, con ánimo resuelto de 
dirigirse y fortificarse .en Toro. Becorrieron los campos de Yilla- 
sexmir, San Salvador, Gallegos y Vega de Valdetronco, y al lle- 
gar la tarde y continuar la lluvia que venía impidiendo las ope- 
raciones, el ejército comunero, en vez de continuar su dirección á 
Toro, torció por Marzales hacia Yillalar en completo desorden. 
Aprovechóse de él el ejército imperial, y cargando la caba- 
llería en el puente de los Fierros y campo llamado de los Ca- 
balleros, se puso sangriento remate al movimiento de las Co- 
munidades. 

La vista panorámica que se acompaña representa el campo de 
los Caballeros y el puente de los Fierros, donde pereció el ejér- 




eito comanero ▼ ftié h^eto 
íonáo se dlstÍDgne la Eune: 
frieron la a.]=m& suerte Ja¡ 
dro MaldcDado Fimeot^l, 
MaldoDado en la mañana < 
quia de San Juan, donde fi 



PUENTE DE DÜRANA 

(año 1521.-19 1>K ABRIL, VIRRNBS) 



En la extensa y poblada llanura de Vitoria, sobre el río Za- 
borra, que baña las inmediaciones de la aldea de Dorana, á'seia 
kilómetros de la ciudad alavesa, y en lo alto de la planicie, se 
/alza el histórico puente, de estilo ojival. 
* Al Oeste de la antigua ermita de San Antonio, contigua al 
viejo camino hoy crúzalo por la carretera de Vitoria á Francia, 
que atraviesa la vecina Guipúzcoa, y a los quince metros, arran- 
-ca, la vetusta fábrica de mamposteria ordinaria, reforzada con 
grandes machones de piedra. Su longitud, treinta y seis metros, 
por dos metros cincuenta centímetros de ancho. 

Tres elevadisimos^y apuntados arcos sostiénenlo sobre el río, 
allí ancho, profundo y caudaloso cuando las avenidas, y otros 
dos laterales dejan libre la circulación de las aguas. 

Obligado camino para ganar la llanura, y entre los inmedia- 
tos rústicos lugares de Gamarra Menor y Botana, distantes uno 
del otro kilómetro y medio, libróse batalla encarnizada por los 
comuneros alaveses y su caudillo D. Pedro López de Ayala, pri- 
mer Conde de Salvatierra, al frente de dos mil quinientos hom- 
bres. Le derrotó completamente el ilustre Capitán vizcaíno Mar- 
tín Buiz de Avendaño, Capitán General por el Bey de la provin- 
cia de Álava y frontera de Vizcaya. Tropas reales y las conceji- 
les de Vitoria, en junto novecientos infantes y cuarenta lanzas, 
salieron á disputar el paso á los rebeldes, contrariados y enoja- 
dísimos por no haber logrado cobrar la villa fuerte de Sa Ivatie- 
rra, de donde venían. Defendióla briosamente su Alcaide, Diego 
Martínez de Álava, segundo Diputado general de la prov incia, 
puesto allí por el Condestable de Castilla, que la había con- 
fiscado. 

El combate, sangriento y decisivo para la causa délas Comu- 
nidades de Castilla, se dio cinco días antes de la derrota de Vi- 
Ualar, y ejerció poderoso influjo en la paciñcación del B eino, ya 
invadido por los franceses. 

El Conde de Salvatierra debió su salvación á la fuga. Su Lu- 
garteniente, Gonzalo de Baraona, se batió con denuedo; pero 
prisionero con sus Capitanes y otros muchos en número de más 



gos por el Coneejo el Lioen- 
Bjmée Viaaú. del Alto Cuerpo, 
¡a, oasi á la vez que Juan da- 
liados en ViUalar. Perecieron' 
cneDta hombres A» los Tan- 
aderas, y la que, ooQ laa ar- 
evaba Ba Alféiee, j en testi* 
otra nueva y iDJoeísiina de 
i Iglesia Colegiata da ^uitfr 
al finalizar el siglo XTm. 



CARDENAL 0£ TORTOSA 



JUAN DE PADILLA 



En la antigua sinagoga de Toledo, edificada á mediados del si- 
glo xiY á expensas del judío Samuel Levi» y por virtud de la ex- 
pulsión 7 extrañamiento decretado por los Beyes Católicos, en- 
traron los caballeros oalatrayos á últimos del siglo xv, colocán- 
dola bajo la advocación da San Benito y estableciendo allí una 
hospedería propia de la Orden y el archivo de ésta y de la de 
Alcántara. 

Extinguidas las órdenes militares, la iglesia de San Benito se 
transformó en ermita con el título del Tránsito de Nuestra Se- 
ñora; y aunque en 1875 fué declarada monumento nacional, las 
obras de necesaria restauración comenzaron con gran lentitud, y 
en el día se hallan completamente paralizadas. 

Entre las diferentes transformaciones que se realizaron al con- 
vertir la sinagoga en iglesia cristiana, fué una de ellas el colocar 
varios altares y retablos, que unos han desaparecido, como el re- 
tablo y altar inmediatos al mayor del lado del Evangelio, susti- 
tuido por un escudo de armas , y frente por frente de este sitio la 
hornacina que contuvo otro retablo, adornado de labores plate- 
rescas. 

A uno y otro lado del recinto de la ermita existían varios al- 
tares de patronato particular, y entre ellos había uno de labor 
gótico florido del comienzo del siglo xv, que ostenta en su cen- 
tro un cuadro del Descendimiento, y bajo de él la imagen de 
San Miguel. En las cuatro esquinas del retablo aparecen cuatro 
imágenes de santos, y á los pies de uno de ellos resulta arrodi- 
llado un caballero de Calatrava con su manto blanco y las in- 
signias de la Orden. Este retablo, con algún otro de los que ha- 
bía en la ermita del Tránsito, fué trasladado en 1886, por dispo- 
rición de la autoridad eclesiástica, á la Iglesia del Convento de 
Beligiosas de San Antonio en la colación de Santo Tomé. 

D. José Amador de los Bíos, en Toledo pintoresca ^ y D. Sixto 
Bamón Parro, en Toledo en la mano^ describen el referido reta- 
blo, y hablan de la figura del caballero que se encuentra al lado 
izquierdo, suponiendo que debe ser el retrato del fundador que 
hizo construir el retablo. D. Antonio Martín Qamero, en su His- 



toria de la dudad de Tole 
ra recientemente (se pub 
un retrato de Padilla en i 
ral del lado del Evangeli 
oree, contiene olro, poco 
dado pródigos de alabanzi 
tro, gentileza en la perso 
ble.i Gamero confundió 1 
existeute en su sepulcro á 
en ^1 Museo piovincial de 
dilla, Capitán General del 
Examinando hace algu 
del Museo Arqueológico d 
clonado, llegó á sospecha: 
izquierdo del mismo pued 
y transmitida esta soapecl 
grafías del retablo, comer 
al reputado fotógrafo D. T 
que el retrato de que se t 
veinte años, y ostenta en 

La primera investigacif 
del Arzobispado de Toledí 
patronato del fundador; y 
el Secretario de Cámara d 
resultado negativo. Acudí 
la Orden de Calatrava que 
Nacional, y nada pudimos 
mienzan en época posteric 
Hado enVillalar. 

No obstante, dando á la 
la importancia que merece 
anteriores datos, y ofrecen: 
guien, más afortunado, qu 
de lo que para nosotros no 
dable sospecha. 



APÉNDICE 



LA COMUNIDAD DE MADRID 

Los documentoBi datos y antecedentes publicados en los cin^ 
co tomos que constituyen el texto de la presente obra, prueban 
que la investigación consiguió reunir los suficientes para deter* 
minar la naturaleza y progreso del movimiento de las Comuni- 
dades en la villa de Madrid, creyendo que después de lo dicho 
por los Sres. Amador de los Ríos y Rada y Delgado en su His' 
loria de la Villa y Corte, y de los documentos publicados en 1894 
por D. Carlos Cambronero en la Revista Contemporánea, muy 
poco sería lo que podría averiguarse. Afortunadamente no ha 
sido asi, y uno de los individuos de la Real Academia de la 
Historia, estudiando el inagotable tesoro del Archivo munici-^ 
pal de Madrid^ encontró varios libros de actas y minutas de do • 
cumeutos de los Escribanos del Consistorio, que comprenden 
la época de las Comunidades y constituirán el presente Apén- 
dice. 

En las primeras páginas del tomo I consta, que el disgusto 
que produjo en Castilla la preferencia del título de Emperador 
al de Rey, las depredaciones de los flamencos, la tentativa de 
aumentar las reutas Reales, y otras causas ya examinadas, se 
sintió preferentemente en Toledo, pero á la vez en todo el Kei- 
no. La imperial ciudad, en 7 de Noviembre de 1519, se opuáo á 
la partida del Monarca espafiol, á la exportación del dineto y 
á la concesión de los oficios á los extranjeros, y propuso la con- 
federación de todas las Ciudades, de antiguo prohibida en Es- 
paila. Madrid contestó el 11 de dicho mes y año, que todos los 
Regidores que había en la villa no estaban presentes, y que sien- 



^ rOMO XL 

I 



áo el caso tau arduo y de ti 
que 8er pudiese eiivinrlaii 1 
parte decía. (Tomo I, pág. i 

Cuaudo eu 12 de Ftbrere 
el 20 de Marzo eu Sautiagí 
lias de voto eu Corlee opu 
mieuto de loe poderes á loe. 
carta á la villa de Madrid e 
fecho de la voluutad que te 
lo que á 80 eervicio y bien < 
tador de esta carta D. Frau 
todo. Madrid se negó ¿ firm 
ee le habla remitido. Cuaud 
rou uua luatruccióu para q 
y jurameutos que t«ulaD be 
cisco de Vargas. [Tomo I, [ 

Desde Tordeaiilas, á 7 de 
villa de Madrid para que ec 
dadoB á sus Procuradores pi 
obedeció; pero cou fecha de 
tud que se ha considerado 
(Tomo I, pág. 307.) 

Fueron Procuradores por 
cisco de Luxán eu las Corle 
sioues de I, 3 y 4 de Abril i 
vicio pedido mientras no se 
truccioues y Capilulos que 
teuíao. (ídem, pág. 319. j Ei 
contra la concesión del serv 

Ea primeros de Junio de 
mez de Herrera, Alcalde de 
clutar gente contra Toledo, 
ánimos y se resolvió preudei 
ceuciado Francisco de Vaq 
aquéllas depositadas, y se ei 
che como en tiempo de guei 
zar y se le inlimó la entrega 
noche ¿ Alcalá de Henares i 
to, ya no pudo regresar al . 



til 

su mujer, Dofia María Lago; pero á los pocos diaa hubo de entre- 
garlo al LiceDciado Castillo, que era Alcalde Mayor de la villa, 
y tomó poseeiÓD á nombre de la Comunidad. (ídem, pág. 368.) 

Madrid envió por sus representantes á la Junta de Avila, á 
Pedro de Losada; Pedro de Sotomayor y Diego de Madrid, pa- 
ñero (Ídem, pág. 445), que estuvieroi) en Tordesillas en las au- 
diencias que les concedió la Reina Dofia Juana y juraron la 
Hermandad. En el Alcásar se encontró numeroso armamento. 
Los comuneros madrilefios pidieron auxilio á D. Juan Arias de 
Avila, sefior de Torrejóu de Velasco, y en vez de prestarlo, tra- 
tó de socorrer al Alcásar. Esta actitud originó el incendio y sa- 
queo de dicho lugar, y Arias biso otro tanto con el lugar de 
Móstoles. Giemposuelos se alxó contra el Conde de Cbinohón, 
pero los allanó presto y castigó bien. (ídem, pág. 551.) 

Pedro de Losada, Pedro de Sotomayor y Diego de Madrid, 
pafiero, después de ofrecer sus respetos y besar la mano á la 
Reina Dofia Juana el 24 de Septiembre de 1520 en el palacio 
de Tordesillas, juraron alianza y hermandad con las demás ciu- 
dades y villas del Reino. (Tomo 11, pág. 76.) 

La Junta de Avila había acordado el secuestro de las rentas 
Reales, y la villa de Madrid contestó en 4 de Septiembre que 
quedaba mandado. (ídem, pág. 129.) Llegó hasta secuestrar 
bienes patticulares, participándolo á la Comunidad de Vallado- 
lid en 23 de Octubre. (ídem, pág. 439.) 

Hasta el mes de Mayo de 1521 no se registró ningún hecho 
referente á la Comunidad de Madrid; pero ya en este mes se 
hizo notar el perdón concedido á todos los vecinos de la villa, y 
especialmente á Juan Negrete, que salió con gente á auxiliar á 
los comuneros de Alcalá de Henares. Se ordenó hacer informa- 
ción de los dafios causados á Juan Diez Delgado, á quien le sa- 
quearon la casa, y de la ocupación de los bastimentos que Die^ 
go de Vera dejó en Vallecas cuando vino á socorrer el Alcázar* 
A Diego Barahona se le mandaron devolver los bienes y ha- 
cienda que le saquearon los comuneros de la villa. Y en los úl* 
timos días de Mayo se expidieron Cédulas para soltar al Bachi- 
ller Castillo y Juan Negrete, y concediendo perdón á Francisco 
de Guzmán por haber entregado la torre de la villa de lUescas 
á D. Juan de Rivera, Capitán General por el Rey. (Tomo IV, 
pág. 119.) 



¿42 

A pcsnr de tales órdeuos, el Corregidor de Madrid volvió á 
prender al Bachiller Castillo, Alcalde, y á Juan Negrete, Proca- 
rador general y Alcaide. (ídem, póg. 245.) Y en el mes de Ju- 
lio, D. Francisco de Mendoza, Gobernador del Arzobispado de 
Toledo, secuestró y depositó los bienes de ciertos Regidores y 
Alcaldes del lugar de Arganda. D. Martín de Acnfia, Corregi- 
dor de Madrid, denunció el 14 que Pedro de Losada, Procura- 
dor que fué de Madrid en la Junta, estaba enfermo y oculto; 
pero le prendió, y su suegro D. Antonio de LuKón dio fianzas. 
Sacó de la cárcel á Juan Negrete; ahorcó á uno de los princi- 
pales autores de la traición, sin más tela de juicio, y otros dos 
fueron azotados con mordazas. Se alzó el destierro á Diego de 
Rojas y Hernando de Madrid. Y se dispuso abrir otra informa- 
ción contra Castillo y Negrete. (ídem, pág. 320.) 

El Ayuntamiento de Madrid, en sesión de 8 de Agosto, acora- 
do acudir al Prior de San Juan con ciertos dineros para la paga 
de la gente de guerra. (ídem, pág. 424.) Los Jueces eclesiásticos 
se entrometían en cuestiones civiles con motivo del secuestro de 
los bienes de los exceptuados. Y se mandó prender á Castillo y 
á Negrete. (ídem, pág. 425.) 

Por Real Cédula do 10 de Septiembre se alzó el destierro im* 
puesto á Martín de Parla. Se levantó gente contra Navarra. Y 
por Real Cédula de 30 se mandó que, entre tanto se proveyese 
á los delitos do Losada, Procurador por Kladrid en la Junta de 
Tordesillas, tuviese su oHcio de Regimiento D. Luis Laso de 
Castilla. (ídem, pág. 506.) 

En otra de 7 de Octubre se ordenó al Corregidor de Madrid 
que Fr. Francisco de Santana, de la Orden de San Francisco, 
fuese preso á la fortaleza do Segovia, á cuyo Alcaide se le ha- 
bían dado las órdenes convenientes. (ídem, pág. 609.) Celebra- 
do el concierto entre Toledo y el Prior de San Juan, la gente 
que constituía el ejército de éste se desparramó por las provin- 
cias inmediatas, y la villa de Madrid, en sesiones de 9, 13 y 14 
de Noviembre, comisionó á Pero Martínez para que llevase car- 
ta al Prior de San Juan quejándose de los daños que su gente 
hacía en la villa y en los lugares comarcanos, y rogándole que 
la gente se fuese á otros lugares á aposentar. (ídem, pág. 650.) 

En Agosto de 1532 la villa nombró para ir á besar las manos 
á S. M., al Regidor Diego de Herrera con doscientos cincuenta 



U3 

maravedís de salario cada día, que era ei que solía dar aun Regi- 
dor. (Tomo Vj pág. 204.) £a el perdón general de 28 de Octubre 
se hizo constar que había sido jtuticiado Pedro de Sotomayor, 
vecino de Madrid, Procurador de la Junta; y exceptuados Pedro 
de Losada, Procurador de Madrid en la Junta; D. Francisco Za* 
pata» Arcediano de Madrid; Juan Negrete é Alonso de Valdés; 
Hernando de Madrid, cambiador; Pedro de Madrid, lencero; Ro- 
drigo Ghichalos, Juan de Carcaxoua, Luis de Carcaxona; Nico* 
las, cordonero, y Juan é Sebastián, sus hijos; Hernando de Pa* 
redes, el de la madera; Francisco Núfiez Martínez, Escribano; 
Francisco Martín, Juanía Escribano, Juan Vázquez, Juan de 
Quintana, Francisco de Roa Padiego de Madrid, Procurador 
que fué en la Junta, vecino de Madrid. (ídem, pág, 247.) 

En otra nota de los exceptuados del Reino condenados por 
los Sefiores del Consejo, aparece en Madrid Pedro de Sotoma* 
yor, y sentenciados Juan (^apata y D. Juan de Mendoza, hijo 
del Cardenal D. ^edro Gonzales de Mendoza. Los exceptuados 
de Madrid eran diez y ocho, y loa desterrados diez y nueve, 
cuyos nombres y oficios se detallan. (ídem, págs* 282, 284 y 
286.) El Emperador perdonó, á suplicación del Reino, á Juan 
de Quintana y á Carcaxona. (ídem, pág. 291.) Se ocuparon los 
oficios siguientes: el Regimiento de Pedro de Losada, la Escri*- 
banía de número de Francisco Mufioz y otra Escribanía de 
Juanín. (ídem, pág. 298.) En otra Relación do los bienes que 
tenían los exceptuados, se hizo constar que Fernando de Ma- 
drid, cambiador, después de exceptuado, lo perdonaron, y lo 
mismo hicieron con Pedro de Madrid, á quien se califica de 
gran comunero. £)8te trocó el nombre é hizo una probanza fal- 
sa, diciendo que él era mercader y otro se llamaba Pedro de 
Madrid, y debería S. M. saber la verdad y castigarlo. (ídem, pá- 
gina 313.) Losada tenía un Juro de treinta y siete mil marave- 
dís, (ídem, pág. 319.) 

La villa de Madrid, en sesión del Concejo de 10 de Diciem* 
bre, platicó sobre el reintegro de pan y maravedís que se hi- 
cieron en tiempo de la Comunidad, y so nombró á la Justicia, 
Regidores, Predicador y otras personas para que buscasen el 
medio, diesen su parecer y se juntasen cada día á las dos. 
(ídem, pág. 367.) 

Para averiguar los dafios causados á Juan de Vozmediano en 



su 

R ^f^*^? '*" Comonidades. en Toledo y Madrid, «e expidió 

cmdo Adu«. par. que hecha informacién. j llamadas y oídaa 
^na mi "*" *"**"* cumplimiento de justicia. (ídem, pé- 

En 1524. el Tesorero Pero Alvarez de Montoya entabló de- 
^-uda contra el Bachiller Castillo y Juan Negrete por dert^ 
toros que le sacaron para correrlos en Madrid S sab^ ,. ,X 

pado de To^!:"°l"T t' '''''"''' '' ^"•*~ P"* «' obis- 
pado de Toledo. A mbos fueron condenados a pagar seis mU ma- 
ravedís y las costas. (ídem, pág. 532) 

Eu LO d Junio de 1527 se altó el destierro á Juan Neerete 
vec.no de Madrid, por haber cumplido el tiempo de cintC; 
de su condena; y en una nota de los perdones concedidos par» 

vllun tadl's Mtr ''''"^' ^^--"do q«e se desterró por 
Ij^n vi ""'^ *^^'' P^<» '"*« ^ -"««^O"; eí perdón 

lí Pobrl T^' ""T'^' '* P"^"^-' y ^""«'«^ Serrano, por 
8er pobres. (ídem, págs. 644 y 645.) 

do'^t.'ir'' K*'' TP'"""'**' '^' ''^*'*'' <!"« «> »»«° documenta- 
en la v^dÍrÍT'^f ''^ •"^^''"'«"^ ^« '" Comunidades 

prefinir at . / '/ í'"'" *»"*"'" """''^P" «*« »«^bajo 
preüminaral estudio de los códices y demás documento, en- 
contrados en el Archivo del Ayuntamiento de la Viüa y Corte 
SnlTen": '"P^^-^— '«-te unos mismas ant 
iwlrí ^ ^ . ^" '^'■'"'"^ P"* P«^«^ apreciar mejor 1. 



i 



845 



Documento núm. 1 (<). 

Libro de Acuerdos desde 24 de Mayo de 1520 hasta 8 de Jaalo 
de i521. (Aróhivo Manicipal de Madrid, 8.) 

Caaderuo formado por veinte folios, todos ellos escritos de una 
misma letra, de transición de ia oortesaua á la procesal» propia 
de la época^ con notas marginales de la misma letra» extracto ó 
indicación de los acuerdos consignados» y algunas de ellas de 
diferente tinta, si bien de la misma letra que el resto del docu- 
mento. 

La mayoría de las actas de las sesiones aparecen autorizadas 
con firmas y rúbricas como la de 19 de Mayo, firmada por cEl 
Licenciado Astudillo,» con otras cuatro rúbricas, sucediendo lo 
mismo con la de 30 del propio mes. En la mayoría existen so- 
lamente rúbricas, y son bastantes las que por ningún signo es- 
tán autorizadas. 

Este cuaderno ó libro de Actas no está completo, puesto que 
en su folio 1.^ aparecen cuatro líneas, continuación de una se- 
sión anterior á la de 19 de Mayo de 1520, primera que se en- 
cuentra completa, no obstante lo que dice en las cubiertas del 
pergamino de que empieza en 24 de Mayo de 1520, y termina 
en 8 de Junio de 1521, siendo así que la última sesión es de 14 
de Junio de 1521» y ni aun allí terminaba, pues está incompleta 
la carta que al final aparece, y más adelante se reseñará. 

Confrontando la letra de este cuaderno con la de una decla- 
ración simple que se dice ser de Gaspar Dávila, Escribano del 
Ayuntamiento de Madrid, y para más seguridad con las minu- 
tas y actuaciones del protocolo que abraza los afios 1494 á 1525, 
signado P-239-17 del mismo Municipio, en cuyos aftos 19 y 20 
era Escribano del Concejo, se viene en conocimiento de que fué 

(4) El trabajo de transcripción paleográfica de los documentos 
del Ayuntamiento de Madrid, ha sido realizado por D. Miguel Gó- 
mez del Campillo, individuo del Cuerpo de Archiveros, Biblioteca* 
rios y Anticuarios, que presta sus servicios en el Archivo Histórico 
Nacional, 



r 



escrito por et mismo ] 
miemo bace, (le ser ai 
rizada. 

La mayoria de los 
vodos, a»D ouando to 
guardado en sitios In^ 
y carcomidos, hacieu< 



Acta de la sesión de¡ 
dor Aotoiiio de Astuc 
Duacióii la escritura d 
{litio en 24 de Mayo. 



Senláa del d¡a 16.— 
dor licenciado de asti 
Qer e fraDcisco Raniir 
que de su paresijer u( 
ciones de toledo fasta 
hasta aqui] yo di uut 
uu houbie de toledo : 
flores Keg^dores les p 
da les paree<;¡o que t 
Vázquez procurador ( 
vean los que quisyen 
teren de no' iiiostrars< 
meodadas, sieudosn 



(!) Se hace referen 
marón acuerdos rolscí 
Madrid, o<:í qtio se tía 
:(0 de Mayo; I, i, H. 9 
cieinbre do (520; 14, 1 
y 13 de Junio de 1o3l; 
sólo se enumeran ios 
Comunidad. 



247 

Vázquez procurador de pecheros lo qual ellos no sabían que es 
mejor que la vean los que quisyeren la carta y los capitules por 
que no refi9ivan escándalo de no mostrársela. »] 

Sesión del día 18.— cEn XVIII de junio de DXX afios estan- 
do ayuntados los señores juan ^apata justicia e antonio luzon e 
pero ^apata e francisco de herrera e pero de losada Regidores e 
miguel de luxan e pero de la torre e el bachiller vera e sotoma- 
yor e fernand arias é otros muchos de los cavalleros e escude- 
ros de la dicha villa e juan vazquez e estovan rico procurador e 
seysmei o de pecheros e otros muchos de los hombres pecheros, 
otorgaron cartas para segouia e toledo en respuesta de las ques- 
creuieron las dichas cibdades como las ordenaren el bachiller 
castillo e fray bernardino e francisco de herrera, traxerónlas e 
leyéronse en el dicho ayuntamyento ante todos los que alli se 
fallaron que son los syguientes y otorgáronlas, el comendador 
alouso de cárdenas don luys laso, juan furtado yñigo lopez, fer« 
nand Ramírez Rodrigo pero Qapata de cárdenas Rodrigo y van 
de vargas pero de la torre el bachiller savedra gonzalo de ca- 
9eres el bachiller vera pero de villanueva juan negrete fernand 
arias que son de los cavalleros e escuderos de la dicha villa e 
con juan vazqoez e estevan Rico procurador e seysmero de pe- 
cheros e pero de madrid mercader pero move? bernal juan 

de madrid ropero, ayllon cuchillero, gonzalo fernandez herrero. > 

Septiembre de 1520. 

Sesión del día 25. — Reunido el Ayuntamiento en una sala» en- 
cima del portal de la iglesia de San Salvador, presidido por el 
Bachiller Gregorio del Castillo, Alcalde Mayor de Madrid. 

Octubre de 1520. 

Sesión del día 23.— «En miércoles veynte tres de octubre de 
quynientos e veynte años estando en la sala de ayuntamiento 
los señores bachiller gregorio del castillo alcalde mayor en la 
dicha villa e antonio de luzon e francisco de forrera Regidores 
e don luys Rodríguez de toledo « pedrarias añila e el sefior 
juan de salmerón e el li^en^iado jarate e el bachiller savedra 




ti8 

letrado de la v^la e francisco de prado e aloDso de prado e juan 

negrete procurador e gonzalo de cayeres e diego solano t 

cotorgaron carta para segouia en respuesta de otra quescriuio 

a esta villa » cdeclararon el dicho señor francisco de berrera 

e gonzalo de cayeres que porque en este ayuntamiento por jus- 
ticia e Regidores e diputados se acordó que se escriuiese a la 
junta a los sefiores que en ella residen para que mandasen e 
proveyesen lo que se avie de dar al alcayde que tiene la forta- 
leza desfca villa e quinze hombres que a de tener continos con 
un teniente que ha de tener de los dichos quiuze de mas de las 
velas de que a de ser proveydo para la dicha aleatoria que an de 
ser doze de la tierra para cada noche para lo qual sus mercedes 
proveyeron que aqui en esta villa se oviese informapion de lo que 
avie menester para esta gente y que se le diere y se le librase en 
las reutas reales pues que dellas se suele pagar e queste ayun- 
tamiento se 9ometio a ello dos que vieren lo que era nespesario 
y que les pare89ia que para el mautenymyento y quetacion? 
que al dicho alcayde y tenyente e personas dichas contado todo 
lo que asy fuere menester para todo el dicho mautenymyento e 
salario de las dichas personas que se les deve dar de salario 
cada un año o a razón del ciento e veynte mili maravedís avien- 
do en la dicha alcafar las dichas personas e questo se libre al 
alcayde de la dicha alcapar para que dello el pague toda la di- 
cha gente asy de mantenimiento como de quetacion?=:Bodrigo 
de herrera =Gouzalo de cayeres— salione antonio de luzon = 
acordaron quel procurador de la villa de diez ducados a Fran- 
cisco de feruaudez e negrete e fernand de madrid que van a 
entender con los de toledo en 9Íertas cosas tocantes a esta villa 
e juan arias.» 

Sesión d^l día 29.— cEn lunes XXIX de Otubre de DXX a 
la campana tañyda en el ayuutamyento el bachiller Castillo al- 
calde e antonio de luzon, e antonio de alcocer e gonzalo de ca- 
yeres e francisco mexia e manuel diaz e francisco de cren9Ía e 
femando de paredes e francisco de madrid cambiador e antou 
de jaén e pero de madrid mercader e gonzalo douyedo e juan 
de madrid boticario e femando de madrid cambiador e el licen- 
ciado romero e juan ruiz cirujano e francisco Rodríguez escri- 
bano pubUco e francisco de la torre e francisco girón escribano 



t49 

publico e el bachiller yftigo de savedra letrado de la villa e Ro- 
drigo paiomeqoe e juan daza mendez e alouso morieco e Ro- 
drigo de casero, etc., todos vecinos de la dicha villa ese dia en 
el dicho ayuutamyento presento alonso de valdes vecino de la 
dicha villa una provisión de conducta para el dicho alonso de 
valdes para que pueda fazer en esta dicha villa trezientos hom- 
bres de ynfanteria fue obedecida con la reverencia e obediencia 
deulda e en quanto al eunaplinayento el dicho licenciado Ro- 
mero por sy e en nombre de los suso dichos que son diputados 
de sus perrochyas dixo que fasta que se junten en su congre- 
gación no puede responder a la dicha prouisyon e todos los suso 
dichos justicia e Regidores e personas suso dichas dixerou que 
en quanto dicha prouisyon trahe las armas e ynsygnias reales 
la obedecían e en lo demás quel dicho sefior alcalde en nombre 
de la villa de su respuesta mas largamente por escrito. ^otor- 
garon carta para el alcalde herrera para que venga a esta vi- 
lla. Otorgaron carta para lo que están enyllescas en que les di- 
gan que an visto estos la carta que yá saben que lo primero que 
les dixeron fue que ante todas cosas se pagasen los dafios ques- 
tan fechos en tierra de madrid y para esto licuaron la ynforma- 
Cion que se fizo y juramento de las partes que lo recibieron y 
allende de aquellos [ilegible] del caso de la yglesia de [ilegible] 
veynte e cinco reales que luego se pague esto y pagadose fagan 
las amistades y que la estruccion de los dafios lo dexan en ma- 
nos del sefior juan castillo. Otorgóse poder para juan negrete e 
francisco ferrera e francisco de madrid escribano para entender 
en lo de juan arias conforme al poder que otorgo toledo que 
alli fue leydo. Otorgóse carta para el duque del ynfantadgo en 
que le fagan saber lo que se faze con juan arias y que la orde- 
ne el alcalde y que la lleve francisco de prado. Acordaron e 
mandaron que de los dineros questan depositados en poder de 
lorenco de la torre se tomen dozientos ducados para pagar la 
gente desta villa que a estado en tordesillas y que se den a fer- 
nando de madrid cambyador para que pague la dicha gente es- 
tos allende de otros ciento y cincuenta ducados qoel dicho fer- 
nando de madrid tenya recebidos para faser la dicha paga que 
se la avien tomado del dicho deposito. » 



250 



Noyiembre de 1520. 

Sesión del día 12. — «Platicóse sobre la gente que piden loe 
señores questan eu la jauta en tordesyllas y sobrello el dicho 
señor alcalde dixo que su paree^er era que las alteraciones que 
en este Beyno ny son notorias y los daños que a algunos pue« 
blos se an fecho an sydo grandes y en deseruicio de la Reyna 

y del Rey nuestros señores y que [una palabra ilegible] que 

la Reyna nuestra señora este con aquella magestad y casa que 
a su Real persona pertenece y que sy algunos grandes destos 
Reynos se apoderasen en tomar a su magestad serie daño into- 
lerable y grande escándalo para el Reyno y que los procuradores 
questa villa enbío fueron con el poder e ynstruccion queeta 
antel escribano de ayuntamiento lo qual es tan santo y justo 
como dello paresce y aun dello consta la lealtad y fidelidad 
questa villa tiene al seruicio de la Reyna e Rey nuestros seño* 
res y por esto le paréele que la dicha villa deve de enbiar toda 
la gente de pie y de caballo que pidiere y se requiera al señor 
Juan c^apata o al capitán que la villa enbiare en forma de de- 
recho por ante escribano publico que la gente que llevare sea 
para que la Reyna nuestra señora este con aquella magestad 
que a su Real persona se deve e estén en seruicio de la Reyna 
e del Bey nuestros señores e favorezcan la justicia y procuren 
su Real magestad este en su libertad y no se apodere ningund 

grande de su magestad (1) para questa villa enbiosus pro* 

curadores y (1) la dicha gente para resistir a los que lo (1) 

e procuren en todo el seruicio de la Reina e Rey nuestros seño- 
res como dicho es e fazieudo...,. (1). El dicho señor antonio de 
alcocer dixo quel a dos meses y medio questa malo y que no 
sabe ningunas cosas de las que an sucedido en madrid de pro- 
curadores ny otra cosa ninguna que aora le llamaron que vi- 
niese a Regimiento que dize que en esto e en todo lo demás que 
quiere todo lo que madrid quiere por que piensa que aquello 
sera lo mejor. El dicho juan negrete dixo quel en nombre desta 
villa e de los diputados de las perroquias questan en su congre- 
gación a do se suelen ayuntar requiere a los dichos señorea que 

(1) Roto y consumido el papel del documento. 



251 

por quaulo aquella ^edula de la junta vino que eobien la gente 
que por la dieba cédula se les pide pues para seruicio de su al- 
teza e a de yr a donde están los procuradores que esta villa en* 
byo. El dicbo sefior francisco de ferrera dixo que el tiene a 
justicia e Regidores por villa e que conforme a esto su paresper 
es y se conforma con el que a dado el diobo señor alcalde e que 
pide que los Regidores questan dentro de las dos leguas les sea 
leyda la carta de la junta y parecer de los Regidores que aquí 
están para que digan lo que les pares9e por questo es muy ar- 
duo y de grande ymportan9Ía y es ra^oñ que con mucba dili- 
gencia se provea para que no de lugar a que ningund grande 
se apodere asy de la Reyna nuestra senyora como de otra gen- 
te para que sea dafio des tos Rey nos y que para la paga desta 
gente que se espere el mensagero questa villa^tiene enbyado a 
la junta para ver lo que mandan porque de una manera o de 
otra se provean de dinero para que todavía la gente vaya. 
Acordaron que se pregunte a los procuradores questan en la 
junta lo que se les deve conforme á lo que se asento con ello». 
Nombraron para las cuentas que aora están por tomar de sisas 
y emprestydos e del mayordomo al señor francisco de ferrera e 
diego solano e francisco de la torre e fernand yafiez.» 

Sesión del 16 de Novieinbre.-^tMñiídeíVon que vayan ala jun- 
ta trezientos hombres en que sean los ciento de la villa e do- 
zientos de fuera e que vayau 9incuenta lan9as dcUos los treinta 
del señor jnau arias y que lleven en los de a pie dos vanderas. » 

Sesión del 19 de Noviembre, —t Requirió el señor Juan 9apata 
a los dichos señores quel juramento que se enbyo de la junta 
para que se jurase cu esta villa que ayer juro el dicho señor juan 
9apata e otras personas que sus mercedes manden que todos. los 
vecinos desta dicha villa fagan el dicho juramento.» 

Sesión del 20 de Nvüiembfe. — c Platicóse sobre ciertas picas 
que pide la cibdad de toledo y los dichos señores francisco de 
ferrera e pero 9apata dizeron que requerían e requirieron al di- 
cho señor alcalde que cumpla el requerimiento que les tiene fe- 
cho juan negrete procurador general para que no se den las di- 
chas armad. ^Requirió el señor pero de losada que le despache 




tuego para que se vaya a la junta con proteeta^íon que no dee* 
pachaudole todos los dias que aqui se detuuyere sea a su cargo 
e que el gastóse el salario que le da la villa porque tiene oosta 
en tordesillas. » 

Señón dd día 23. — Se recibe una carta de 8. M. con la nueva 
de su coronación, acordándose dar las gracias por la señalada 
merced que hace á esta villa. 

Sesión dd día 80. — c Acordaron que se de al seflor juan ^< 
pata dos quintales de poluora e que an por bien arova e media 
de pólvora que se le avie dado para llevar a tordesillas esto de 
la pólvora del alcafar.» 

Diciembre de 1520. 

SeHón del día 20. — Se nombran comisionados que vayan á 
Alcalá para que aprecien los dafios que se hicieron por las cosas 
de la Comunidad. 

Año 1521.— Enero. 

Sesión del día 3. — cGava de la Comunidad. Acordaron que 
porque la cava se acabe porqués cosa provechosa para el pue- 
blo y se mando repartir por la villa e tierra que se otorgan car- 
tas para los lugares de señorío que gozan de los territorios para 
que contribuyan eu ello y que a los vecinos desta villa questan 
por repartir se les reparta para que contribuyan eu ello.» 

Mayo de 1521. 

Sesión del día 16. — «En Madrid XV dias de mayo de MDXXI 
años estando juntos a campana tañida en la sala de Ayunta- 
miento de la dicha villa los señores pero suares e pero ^apata de 
cárdenas Regidores y luys rodrigues de toledo e juan de luxan 
e miguel de luxan e juan del marmol e el licenciado bernal dia- 
nez e el liceu9Íado de mon9on e francisco de prado e alonso de 
prado e juan de bitoria e miguel de saredo e francisco de are* 
valo e francisco de la torre e Buy dias e juan de salasar e fran- 



rr 



cisco de eren^ia egonsalo fernandez e francisco gar9ia diputados 
procuradores e Rodrigo palomeque e domingo lopes e pero move 
e Juan cachorro e otros muchos veciuos de la dicha villa=spa* 
ree9Ío en el dicho Ayuntamiento el sefior don martin de acufia 
e presento una prouision de la Reyna e el Rey nuestros seño- 
res firmada de los señores governadores e ^sellada con su sello 
en que le proveen del oficio de corregimiento desta villa por 
tiempo de un afio fue obede<;¡da por los suso dichos con la revé- 
reuQia e obeden9Ía deuida e en quanto al cumplimiento della 
recibieron del dicho sefior don martin el juramento acostum* 
brado questa al fin deste libro e fecho entregáronle las varas de 

la dicha villa e juzgado della como sus altezas mandan » 

cmandaron notificar al mayordomo? de la villa que faga abrir 
las puertas de la villa=que se manda quitar la sisa^racordoee 
quel alcacar entregue el bachiller Castillo a la persona que loe 
señores gobernadores enbyaren a mandar conforme a la cédula 

que traben »=c acordóse que para esta pascua se corran en 

esta villa tres toros por alegrías de la paz. > 

El mismo día 15 por la tarde, «acordóse que se de manda- 
miento para el bachiller Castillo para que de cuenta conforme 
a la 9edula de su altera de las armas del alcafar la qual de den- 
tro de dos dias y que las cobre para entregallas para que se pro- 
vea como convenga. » 

Sesión del 16. — 6e nombra una Comisión para tomar las cuen- 
tas de sisas y préstamos; se ordena á los sexmeros que envíen 
las cuentas de la sisa de cada lugar» y se retiran loe libros á 
Fernando de Madrid^ cambiador, «porquel no esta para ver laa 
cuentas de la villa.» 

Sesión del día 18.— «Acordaron que entretanto que viene el 
alcaide se de a la gente questa en el alcafar doze camas de ropa 
con tanto quel alcaide de seguridad de boluellas luego en vi- 
niendo el alcayde.>=<acordaron que quedando en mi poder un 
tresiado autorizado se de el original al bachiller Castillo y que 
se otorgan cartas quel dicho bachiller pidiere en favor de los 
vecinos desta villa condenados y desterrados.» 

Sesión del dia 22. — «Dizeron que dan por ninguno todo lo 



254 

fecho por la Comunidad desta villa en quauto puedeu e de de- 
recho deveu esto se eutiende salvo sy sus alteras o esta villa se 
quisyere aprovechar eu algo de lo questuuiere fecho en su fa« 
uor otorgado por questo quiere en su elección destar por ello 
como estar. » 

Sesión del día 24.— c Presen tose la cédula de sus magestades 
firmada de los señores governadores en que mandan queseen* 
bien a navarra dozientos hombres, fue obedecida e en quanto 
al cumplymiento dixeron que están prestos de lo complir e que 
acordavan e acordaron que se enbien los dichos doEientos hom- 
bres y se de forma como se paguen e enbien y se les de nove- 
cientos maravedís por mes=nombraron por capitán de la di- 
cha gente á francisco de luxan y se le de quarenta ducados 
por mes. » 

Sesión del día 25. — c Acordaron que se de ropa al alca(jar pot 
virtud de la cédula de sus magestades dando el sefior alcalde 
conocimyentos a los que las dieren de se las bolber==dieron car* 
go de cobrar los emprestados a francisco de prado ealousocue* 
llo=requirio autoü dauila procurador de Ja villa al seüor corre- 
gidor que mande cobrar las armas que dio el cardenal a veci- 
nos dcsta villa del Rey y las que compro la villa con dineros de 
sus propios oyéronlo e quedándole informa9Íou al sefior Corre- 
gidor las mandara cobrar, i 

Sesión del día 31. — «Pidió el señor francisco de vargas al se- 
ñor Corregidor que por quanto ^ierta madera quel tenia en su 
casa la Comunidad desta villa se la saco estando el en la guerra 
en el exer(,íito en seruy9Ío do sus magestades y la pusyeron en 
la torre do la puerta de guadalajara para fortalecer que pide al 
dicho Señor Corregidor le mande tornar su madera a costa de 
los que la llevaron tal y tan buena como estava quando se la 
tomaron e le paguen el menoscabo que en ello oviere y ofreció- 
se a dar ynformacion de las personas que lo llevaron =a8y mis- 
mo requirió al dicho señor Corregidor que por quanto en esla 
villa ay una prouysyon de los Reyes Católicos por la qual man- 
daron derribar las bóvedas y desfortalecer la dicha torre que no 
se tornase a fortalecer y asy a estado much<f tiempo y aora el 



255 

I 

tiempo quedta villa estuuo alterada se fortaleció por los de la 
Comunidad pide que mande bolver en el estado que la proui- 
syon manda por que asy cumple a seruicio de sus alte9a3 y bien 
desta villa^los dichos señores autonio de luson y pero suarez 
dixeron por lo que toca a ellos como a Regidores que en quanto 
a lo que dicho senyor francisco de vargas pide se entenderá que 
sy no es de lo que ay puesto e labrado en lo alto déla torre que 
se le buelva pero que sy esta puesto en lo alto de la dicha torre 
o labrado en manera que sea en pro de la dicha torre que se 
apre9Íe el valor de la dicha madera e se lo paguen las personas 
que aili ló 4ruxeron o la villa quien a ello fuere obligado=asy 
mismo dixeron que en quanto a lo que pide que se desfortalezca 
la dicha torre que su pares9er es que no solamente este como 
aora esta mas aun que les paresce que se devrian de aderezar e 
facer su bóveda porque dello serian sus magestades muy ser- 
nidos asy para la pa9Íñca9Íon deste pueblo como para el bien 
suyo y otras ne9esydades que se ofrezcan asy para car9el de 
personas priu9Ípales como para la guarda desta v¡lla=el dicho 
señor Corregidor dixo que visto el dicho pedymento del dicho 
señor alcalde y el pares9dr de los dichos señores Regidores quel 
avra ÍQforma9Íou de la madera que pide y vista fara justicia y 
quauto a la prouisyon del Rey Católico que lo vera y fara jus- 
tÍ9Ía.> 

Sesión dd 11 de Junio, Se acuerda enviar cartas á los Go- 
bernadores en favor de los desterrados. 

Sesión del 14 de /¿¿mío.— c Pidieron los dichos señores Regi- 
dores al dicho señor teniente que mande a gonzalo fernandeas 
escribano publico que los autos que antel pasaron como escri- 
bano de cierta congrega9Íon que los muestre al bachiller vera 
letrado de la villa para que por alli se vean lo que la villa deve 
pedir a los que an tenido los propios de la villa =: mandaron dar 
mandamientos para los escribanos para que den fes de las de- 
claraciones? que antellos se an puesto al bachiller Castillo e a 
negrete=otorgaron poder general para todos los pleitos e cau- 
sas de la villa e especialmente para la que se a de facer de la 
cédula de su magestad que se truxo sobre lo de castillo e ne- 
grete para que los soltasen con fían9as de la faz con poder de 

Tomo xl b 



tt6 

BOfltítuyr a todos tres jantamente e a cada uno por sy in to- 
lidam.» 

Termina eate libro con la fianza de residencia otorgada por 
Martín de Acafia, que no está completa. 

Dentro del Libro de Acuerdos, desde 24 de Mayo de 1520 has- 
ta 8 de Junio de 1521 que acaba de resefiarse, existen saeltos 
tres documentos que revisten bastante importancia y que ínte- 
gros se trasladap á continuación: 



Documento niím, 2. 

Deelaraddn simple de Gaspar Dávila, Escribano qne túé del 
tamlenlo de esta vUla« sobre acuerdos que tenia dados y fimui- 
dos. (4520-24.) 

Papel sin fecha, letra de la época y seguramente de mano de 
Dávila, como puede deducirse confrontando la escritura de este 
documento con el lAbro de Minutas y actuaciones de Escribanos 
del Ayuntamiento y citado anteriormente. Está en el Libro de 
Acuerdos ya mencionado. 

«lo que yo gaspar dauila digo para declarafion de ios acuerdos 
que tengo dados firmados diziendo como testigo la verdad es lo sy- 
guiente. 

que la costumbre que los escribanos de concejo an tenido antigua- 
mente en esta villa y aora tengo yo el dicho escribano es qaando los 
ayuntamientos son públicos y las puertas del ayuntamiento están 
abiertas como en estos acuerdos estauan, escreuir todos los nombres 
de los que vienen a ayuntamiento o a lo menos de aquellos que se 
pueden escreuir porque algunos entran en la sala y sb saleo laego 
y otros por no saber sus nombres o por no ser personas de cuenta 
no se üssyentan en el libro. 

en quanto a esto yo no use mi oficio libremente ni como le devia 
usar porque se hallara y pare9e por los registros que se escríuye- 
ron en tiempo de altera9Íones de Comunidades que desde que se 
quitaron las varas en esta villa que fue a diezisyete de junyo deDXX 
basta seys de setiembre del mismo año nunca asente en los aouer- 



S57 

dos los Dombres de los qaestavan por jueses ni de los diputados ni 
otras persouas que y van a los ayuntamientos porque espresa mente 
me maidaroo todos los que allí se juntavan que no les escriuiese 
porque veyan que era mal hecho lo que se l^iia y no querían pa- 
re89er escritos ni firmados en semejantes cosas y porque yo les dixe 
que no podia estar allí hasiendose de aquella manera me mandaron 
que como escríuyente y no como escribano pusiese por memoria lo 
que allí pasava y yendome del ayuntamiento me tornaron por fuer- 
za para ello. 

después de seys de setiembre que me mandaron escreuir los nom- 
bres de ios que yvan a los ayuntamientos los escreuian y se haiian 
desta manera. 

la costumbre que los escribanos de oonoejo desta villa syempre 
an tenido de escreuyr los acuerdos de los ayuntamientos y yo aora 
tengo es quando el corregidor o regidores e otros se juntan en con* 
cejo publico a acordar que se pague qualquier prestido que sus ma* 
gestados piden o otro qualquier pedido para pagar gente ó mandar 
pagar salarios a procuradores de cortes o se faxen repartimientos de 
dineros para seguir pleitos o para otros gastas semejantes escrive en 
el libro todos los que se juntan en la sala de ayuntamiento y todos 
juntos se escrive que acuerdan que se faga lo que se pide o lo que 
acuerdan que se faga y sy alguno contradice que muchas vezes acá- 
he9e contradecir asyento particularmente aquel voto del que con- 
tradice y que no es en aquello y como tengo dicho aun en esto no se 
escriven todos syno los que se pueden esoreuir y son máscono9Ído8 
y sy alguna contradÍ9Íon ay hacese algunas veces estando dentro en 
la sala de ayuntamiento y otras veces aoa fuera y asyentalo por es- 
crito al pie de los acuerdos o autos que sobrelio pasan y aunque se. 
dice que lo acordaron todos es 9Íerto que de aquello que se acuerda 
son mas sabidores y entienden mas en ellos unos que otros y aun 
ay algunos que aunque están alli y se escriven no entienden ni sa- 
ben lo que se acuerda que se haga, estos digo que son los que no 
tienen oficios en el ayuntamiento. 

y desta manera en lo que toca a estos aouerdos que yo he dado 
pueden ser agramados los que en ellos están sy les mandan pagar 
las tomas de dineros o otras cosas que se tomaron porque no se po- 
dían escreuir todos los que alli yvan y dice el acuerdo que estavan 
ellos y otros muchos como syempre se suele poner y pagarían los 
que están escritos por los que no se escriuieron estando todos en un 
ayuntamiento y aun puede ser como creo ques 9Íerto que ay algu- 
nos que no se escriuyeron que son mas culpados en esto que los que 
están escritos. 



r 



y aunque algunos do 1 
siesen coniradczir lo qui 
acá fuera que roe dexian 
mirase lo que Tasia y yo 
su contradicion y ditien 
porque veyeo como malí 
eu lo que toca al acuei 
quo se lomasen estos dii 
dio mas qa- oíros y aun 
no estar ynfi rmados do l< 
avie mucha geate y graní 
ñeros o enbyese gente lof 
algunos de los queslan en 
goi;io9 y escreuillos allí y 
de quantos se fallieron ei 
que alli enbian al tiempc 
o repartimienlos o oíros j 
tamieotos fuera de su vo 
fiento o doiientos oficiale 
tenyan questos prin^ipali 
de los que troyan persona 
míenlo en los primeros ■ 
como se suelen poner y ; 
escriviese los que los tray 
y como es notorio en es 
con este dinero y para loe 
tos dineros fueron causa i 
villa que en ello se fallan 
tan en los acuerdos, pura 
lito no le cometieron solo! 
nos dellos no fueran ea el 
y fueron tanlo culpados y 
aver información de seys 
son menester de lodos esl 
pecha para que estos veai 
partan lo qae se lomo ecb 
colpa tuDo.» 



85^ 



Documento nüm. 3. 

ExposleMn elevada á SS. HM. por los vecinos de Madrid, con obje- 
to de que se repartiesen equitativamente las responsabilidades 
en el asanto de la «toma» de seiscientos mil maravedís á Alvaro 
de Mena en tiempo de Comunidades. (Sin fecha.) 

Papel 8ÍD fecha, letra de la época; está en el Libro de Acaer^ 
do8f desde 24 de Mayo de 1520 á 8 de Janio de 1521, 

muy poderosos seño7'es, 

«Los vecinos de la villa de madrid que se fallaron escriptosen los 
acuerdos de las tomas que se hizieron en lienpodeGomunydad, be^ 
san las manos de vuestras magestades y dizen que ya vuestras ma- 
gestades saben en como sobre la toma que se hizo de los seysolentos 
mili maravedís a al varo de mena vecino de la dicha villa en el tiem- 
po de las alteraciones pasadas vuestras magestades embiaron un 
jues comisario para que las hiziese bolver e pagar a las personas 
que fueron en votar e acordar de tomar los dichos maravedís e como 
las personas que esto acordaron e votaron muchos dellos se agravian 
que la gente de comunidad e que andaba en alborotos les bazlan 
firmar por fuerza los tales acuerdos de tomas e gastos y aun con 
ellos muchos de los que regibieron los dichos dineros e en cuyo pro- 
vecho e utilidad se convirtió e los que lo acordaron por hallarse es- 
critos en los dichos acuerdos se les piden los dichos maravedís sin 
aver re9eb¡do cosa alguna dellos ocurrieron a la dicha Justicia e 
Regidores para que desto se hiiieso rela9Íon a vuestras magestades 
e que se suplicase lo mandasen probeer por manera que los dichos 
maravedís se cobren no solamente de los que fueron culpados en 
los dichos acuerdos mas aun también de las personas que recibieron 
e a quien se dio pues la oabsa para que lo recibieron fue ynjusta 
torpe y fea. 

Suplíoan a vuestras magestades lo manden probeer oomo mas su 
seruicío sea y no cargue todo sobre los que lo acordaron porque ha- 
oiendose desta manera pues son las personas que esto recibieron 
muchas en cuyo provecho e utilidad se convirtió el dicho dinero y 
no se escusan ni pueden esousar con dexir que la comisión dirigida 
al dicho jaez se entiende a los que lo votaron y acordaron e manda^ 




ron tomar y no con li 

e los re9Íbieron porqi 
ju«z alguno do proco 



FxposIclÓB Frcha á 7 
IwRsableB ie los t 
«iltí los qoe direcl 
personas á qoiene 
alendo su volunlai 

Pape), letra de li 



■la jnsticia n regiii 
de pecheros de la vil 
sadas en la dicha vil 
e otras cosas asi de ' 
los propios e rentas 
alganas personas ve 
te dallo en cosas de 
pasados uuo y mtioh 
ta villa e su tierra ) 
rece aver sydoen ^ 
aunque ellos son de 
quien pasaron lus di 
xidad y asy lo dise I 
pales alborotadores ; 
hallado allí presente 
se quedan sin ning 
acuerdos se agrauiai 
sonas muy enemigíti 
forjados y por justo 
aquello y porque iw 
de los vecinos dest» 
las cosas pasadas no 
en lo que fitíeron, 



suplioamos a maestra magostad aya por bien quo so raparla todo 
lo que dicho es en las personas que re9Íb¡eron dineros y pan y otras 
cosas de lo tomado y en aquellas personas que notoriamente se pro- 
uare ser alborotadores y comuneros y aver entendido en otras co- 
sas aunque no se prueve aver estado ni yntervenido en los dichos 
acuerdos y tomas pues dieron ocasión a eilo, juntamente con los que 
parecieren culpados por ios dichos acuerdos e tomas, en lo que 
vuestras magestades nos fara bien e merced. De madríd siete dias 
de mayo de quinientos e veinte e tres años.» 



Documento núm. 5. 

tHInatas y actnaclonea de Escribanos del AynnCaniieBto. (1494, 
U95, 4501, 4503, 4503, 1549, 4520, 4534, 4522, 4523, 45240— 
(Archivo Municipal de Madrid, P., 239-47.) 

Del tamaño 4.^ regular español, y caidadosamente encuader- 
nado en pergamiDo, está formado este libro de diversos cuader^ 
nos correspondientes á los afios indicados, escritos todos ellos 
en letra característica de su época, y la mayor parte de mano 
de Qaspar Dávila, Escribano del Ayuntamiento, con ob total 
de 587 folios. 

Hasta el 199 nada se encuentra referente á la Comunidad de 
Madrid. Desde este folio al 247 inclusive^ puede decirse que á 
ella se refieren únicamente, y estos folios (de tamafio una mi- 
tad menor que los restantes) son á manera de agenda ó libro de 
memorias, en que el Escribano Dávila iba consignando día por 
día cuanto de algún interés ocurría en la villa, así como tam- 
bién de cuantos acuerdos tomaba el Ayuntamiento y el modo 
de ejecutarlos, siendo sumamente interesantes la mayor parte 
de los datos que en él aparecen para conocer los procedimien- 
tos con que se llevó á cabo el levantamiento, y en algunas oca- 
siones hasta la vida íntima de los personajes relacionados más 
ó menos directamente con este suceso. 

Desde el folio 248 hasta el final (del tamafio regalar del li- 
bro) son verdaderos libros de actas, escritos sin duda alguna 
con carácter más oficial que el pequeño cuaderno anterior, 




puesto que en ellos ap 
zsD las Besiones. Es d' 
toa, después de las fec 
calde, Regidores y dec 
es el acta de una sesi 
aglomerados y coufuii< 
letra más pequeQa quE 
tante eutre el eucabei 
tos nombres se hubies 
arbitrio de la pereoua 
liada teudría de extra: 
gado por Dávila en la 
Mezclados cou estas 
orden cronológico, se 
los arrendatarios de If 
lares (entre éstos nno 
se dedicaba al servici( 
rtosos pormenores); p< 
porreferiree lünicamen 
Municipal. 

Fecha poslerior al 16 1 
do (4) haza pleito ornen; 
ñores antoDÍo de Iuzoq 
o el alameda vezinos e 
estara en esta fortaleza 
e estara en ella al bien 
e procurara que ningún 
fuere reflba agraaio e ( 
bastimentos algunos la! 
de noche antes el bastii 
ntmienlD ordinario y qt 
se trata en que poilrian 
o a alguQ vecino partici 
ta villa para qaa sobrel 
soaa alguna reciba daK' 
res^era y asi mismo qm 

(i) Pero de Toledo - 



263 

leza mas de la que al présenle tiene y a^y inismo que al presente 
están en la dicha fortaleza (1). 

)»en XIX de Junio de DXX (fol. SOO vuelto) ante los diputados 
leyóse una carta quel alcalde herrera enbio a su muger e dixeron 
quel dicho alcalde se vaya mucho en bueo ora su camino y si la se- 
ñora doña ana su muger se quysiere yr que se pueda yr e vayan 
desta villa. 

»el dicho dia [49 de Junio de 4520] (fol. 204) pares9Ío francisco de 
robledo e pero de eren9ia en nombre de la perroqoia de san martin 
dixeron que en quanto toca al asyento que se a de tomar con el al- 
oayde del alca9ar desta villa (2) que quieren que con segovya e to- 
ledo se comunique la fori|l que oy se concertó sobrello para que 
visto su pare9er faran lo le les pares9Íere y sy no quysieren enbiar 
mensagero quellos le en. j^^ran. 

»en XX de junio de DXX (fol. 204 vuelto) ante el escribano e tes- 
tigos yuso escritos por el señor juan 9apata corregidor (3) se toma- 
ron en cas de señor domingo furtado vcynte e seys paveses e diesy- 
siete picas que en su casa avie y el dicho señor juan 9apata re9Íbio 
juramento por dios e por sancta maria sobre la señal de la cruz en 
forma de derecho e fizo pleito omenaje una y dos e tres vezes que las 
dichas armas e otras diez pares de cora9as e las que mas tiene pa- 
ra defensa de su persona las toma para defensa y seruicios de sus 
altezas y de la villa e que no se absentaran desta villa syn licencia 
como esta acordado de que fueron testigos juan negreta e fernand de 
madrid escribano y vecinos de la dicha villa. 

Dcn la villa de madrid XX dias de junyo de DXX años requirió el 
dicho señor juan 9apata corregidor a alonso cardiel vecino de la di- 
cha villa que todas las armas asy petos e coseletes como otras armas 
que tiene en su poder de las quel cardenal que santa gloria haya dio 
a vecinos desta villa que las de o entregue al dicho señor juan 9a- 
pata para quel faga deltas lo que fuere menester para seru¡9Ío de su 
alteza e defensa e bien e pacifica9Íon desta villa lo qual dixo que le 
mandava e mando por quanto asy cumplía a seruÍ9Ío de sus alte9as 
y pacifica9Íon desta villa como dicho es==:el dicho alonso cardiel 

(4) El 17 de Junio de 1520 se proclamó la Comunidad de Madrid, 
destituyendo al Corregidor, licenciado Antonio Astudillo, vecino de 
Burgos. Se contestaron cartas de Toledo y Segovia de 26 de Febre- 
ro adhiriéndose al movimiento iniciado en dichas ciudades. 

(2) Era Alcayde por el Rey, Francisco Vargas. 

(3) Fué después Capitán General de las fuerzas populares de 
Madrid i 



diXD qael recibió en e 

corregidor que fue dea 
de su altesa e el las di 
por el licenciado varg 
de lea pedir al dicho i 
ciado vargiB que lien< 
das e) esta presto de I 
luego ira a ello, el dic 
tamieato que venido < 
roa y fraacisco rodrig 
—el dicho dia juraroi 
alooso oardiel que eo 
seraycio de sus alteza 
de que fueron testigo! 

el dtcbo dia estando 
Joan 9<ipata requirió t 
que le de e entregue I 
oal que santa t^loria b 
poder, para que ios te 
ro desta villa e de la di 
moDdragon dixo que ] 
ta con vara de justici. 
seysinero le veoyun a 
de la Comunidad dest 
alea;ar en quanto fue 
mas que alonso cardit 
su áltela e que sobre 
ría dixo que las arma: 
chas son ;iento y ;in{ 
que en su poder no ai 
mas de que fueron tef 

el dicho dia el díclii 
(apata ciento e treynt 
cardiel de licencia e as 
espaldares lasquales d 

■ en XX de junyo d 
que alfB la carfeleriit . 
encarcelado en cas de 
de quisyere. 

(1) Habla sido leír 
ció el movimienlo. Fu 



el dicho dia XX de janyo estando juntos los diputados fue leyda 
una carta del alcalde ferrera que queda en mi poder y fue respon* 
dido a ella que esorivan agradeciéndole en qoanto lo que en ella d¡- 
se e pidiéndole por merced que lo mas presto que se pueda venga a 
esta villa y que si después de venido se quisyere yr y llevar su 
muger e casa que lo pueda baxer y que la carta ordene el bachiller 
castillo. 

acordaron que de la dicha carta se de tresladoa los diputados pa- 
ra que cada uno en su perrochia lo faga saber, que de la carta de 
toledo se de traslado a quien le pidiere. 

en XXII de junyo de DXX el señor corregidor juan fapata man- 
do que yo notifique a francisco de herrera Regidor desta villa que 
esta tarde a las dos vaya al ayuntamiento e a los otros ayuntamien^ 
tos que se fizieren de aqui adelante por que asy cumple a servicio 
de su alteía e pacifica9Íon deste pueblo por que asi se lo an pedido 
e requerido al dicho señor juan gapata muchos diputados e vecinos 

desta villa lo qual de cien mili maravedís para la causa de su 

alteza.» (Fué notificado en el mismo dia.) 

«En XXII de junyo dieron cargo a pero darze e pero de eren9ia 
e juan vasquez que fagan el repartimiento de las guardas conmigo e 
que se señale lugar y ora y sy no vieren con los que quisyeren se 
faga. 

en madrid XXIU de junyo de DXX alonso cardiel vecino de la 
dicha villa dio e entrego a diego lopez criado del señor juan 9apata 
corregidor para que los diese al dicho juan 9apata 9Ínco coseletes 
enteros con sus espaldares y treze espaldares e dezinueve petos los 
quales llevo el dicho diego lopez para lo dar al dicho juan 9apata. 

el dicho dia juan vazquez procurador e juan negrete (1) e juan de 
madrid diputados de sus perrochias en nombre de la Comunidad di* 
xeron e requirieron al señor francisco de herrera Regidor de la di- 
cha villa que por quanto cumple al seruicio de sus altezas e bien de 
la Comunidad e pacificación delia que vaya a todos los ayunta- 
mientos porque de otra manera se recre9eran escándalos e pi- 
diéronlo por testimonio, el dicho francisco de herrera dixo quel 
esta malo y dize que todo lo que los Regidores y diputados vieren 
ques menester para le seruicio de su alteza e bien común desta vi- 
lla quel lo avra por bueno e lo jurara e firmara e morirá en ello e 
que sy es menester su voto que le da al señor antonio de luzon por 
quanto esta muy malo e no puede yr alia. 

(1) Fué el hombre de acción de la revolución, y después se le 
confió el cargo de Procurador general. 




«n XXV d« ja 
garon cartas pai 

este dio acord 
ditlo y que vaya 
Bada Regidores 
perrochias e jua 

e yendo a lo s 
dios Juan vazqu 
e a?ien porÍ)uei 
e sy ue^esario ei 

en XXVI de jt 
Juan negrete e g 
dixeroD al dicho 
fer su mandami 
las siete que viei 
le ohedectr e eut¡ 
e ayuda que les 
damientos e que 
dido en Tablar a 
vino ayer esta o^ 

e| dicho se&or 
era mas cumptii 
no an traído las 
regidores pero 9¡ 
cene I a do herrera 
{apata e fernand 
dores de pechera 
tiene y que oye 

los suso dicho: 
como ayer le req 
para ello se le de 
villa e por lodos 
comysyon que ai 
oíros todos no vi 
cosas que cumplí 
e pidieron por le 
se lo mande asy 

(1) Las cartai 
seBor de Guadal; 

(2) La Puerta 
este nombre. 



267 

el dicho señor licenciado dixo que no ve poder ninguno porque 
el que yo de allende que de derecho no haze pri>vBni;a syu estar 
synado e con testigos empero sy este poder es bastante para hazer 
lo que dizen o pedir lo que piden los dichos cavalleros no lo saben 
por no ser letrados que Düinda a mi el dicho escribano que le tray- 
ge el dicho poder synado e que lo vera sy es bastante e visto dará 
mas largamente su respuesta e fasta que la demanda qtio no se da 
testimonio alguno.» 

En 36 de Junio. (Fols. 308 vuelto y siguientes.} — «dixeron que por- 
que al presento ven que en esta villa no ay justicia ordinaria para 
exer;er la jurisdi^ion ciuil o crímíDal desta villa e su tierra e an 
íeoho pierios requerimientos al li^enoiado astudiUo al quaL auien 
recebido eo esta villa por corregidor e aquellos non obstantes veen 
que no exerce la justicia, quellos todos juntos en nombre deate pue- 
blo porque en no aver justicia su alteza seria deseruido y esta villa 
no estarla en la paz e sosiego que se requiere quellos joatameate 
que representan todo el pueblo eligen por alcalde ordinario de la 
dioba villa e su tierra al bachiller gragorio del castillo (4 ) al qual daa 
poder on nombre de todo el pueblo para que pueda esercer la jus- 
ticia ciuil e criminal alta e baxa de qualquier calidad que sea en 
esta villa e su tierra al qual mandaron que faga el juramento questa 
villa suele tomar a los juezes e do fiao^íis bastantes que fara resi- 
dencias conforme a derecho e a las leyes deslos Reynos el qual po- 
der le dan fasta tanto quel dicho licenciado astudillo o otra persona 
que por su alteza fuere mandado venga a exerfer la diclia justicia, 
e nombran por alguaziles desLa villa a Kuy diaz e a fernand arias a 
los quellos mandan que fagan el mism} juramento e den las dichas 
íianc<is e por alguazil de la tierr.i a alooso ds morales e faga el di- 
cho juramento e de las dichas fianzas.» 

Día 38de Junio. (Fi't- SI O vuelto.) — «acordaron en la orden queso 
a de tener en la sysa que se a de echar entiendan en ella femando 
(le madrid cambiador o anión franco y juan vazquez y que se eche 
en carne y pescado (2J.n 

En el mÍsmodiaS8(fol.Sf 1)seda un pregón para que se íoscribaa 
los que quieran, para cuando hubiere necesidad de salir de la villa. 

(1) El cargo de Alcalde mayor de la villa (aé conferido por el 
Ayuntamiento al Bachiller Gregorio del Castillo eo sesión de ÍG de 
Junio de 1620. 

(■i) La sisa fué la primera contribución que echó la Comunidad 
á Madrid y á su tierra, á aquella el enarto, y los otros tres cuartos 
á la tierra, como se solía hacer. 



t69 

cia que vaya syn geote y ay füeae oon gente o alboroto qael e los 
que fueron sean desterrados desta villa e su tierra. 

que quaiquiera persona que díxere que sabe alguna cosaque cum- 
ple a la Comunidad o a alguna persona de la villa a de dar razón su- 
ficiente de como lo sabn y sy no diere raion de como lo sabe le sean 
dados 9Íen azotes publicamente (4). 

que ninguna persona se junte en corrillos en son de alboroto en 
la placa ny en otra parte sy no lo que quysieren pedir lo pidan a 
su diputado o a la justicia y los que se juntaren en corrillos por son 
de alboroto sean desterrados desta villa e 6u tierra, lo qual se man- 
do pregonar publicamente.» 

En 43 de Julio se reparte trigo de la villa á los panaderos. 

«el dicho día [14 Julio] el dicbo alcalde mando notificar a fernand 
ramirez Regidor que por quanto el le mando que no saliese desta 
villa, ante femando de madrid escribano o ciertas protestaciones? 
quel alego que avie de yr a la fortaleza de salabre&a do es aioayde 
a la bastecer e fizo ciertas protestaciones, quel le da licencia para 
que pueda yr a la dicha fortaleza contando que antes que vaya jure 
que su camino es para la dicha fortaleza. 

el dicho dia yo el dicho escribano lo notifique al dicho señor fer- 
nand ramirez el qual dixo que pedia la licencia como pedido la tie- 
ne syn nynguna condición por quel a de yr a salobreña y primero a 
donde esta el governador e el consejo para pedir las cosas necesa- 
rias que cumplen a la dicha fortaleza e en despachándose se yra a 
la dicha fortaleza o a donde el dicho governador le mande.» 

En 4 4 de Julio se entregan al bachiller Castillo cantidades por va- 
lor de más de 20.000 maravedís «para los dar a quien fuere acor- 
dado por la villa.» 

«en XV de julio (foL S23 vuelto) acordóse que se escriba al gover- 
nador y que faciéndole saber la carta que escriuio segouia y supli- 
cando que no se Heve el camino que se lleva contra segouia (S). 

los dineros que se an de prestar para pagar la gente (fol. S24): 

el señor pero capata señor de baraxas treynta y cin<M> ducados. 

Juan diaz delgado clon ducados. 

cruzado cincuenta ducados. 

doña martina cincuenta ducados. 

nyculas docaña veynte ducados. 

(4) La pena era tan arbitraria como injusta y rerela gran des* 
confianza en el movimiento. 

(2) Estos acuerdos prueban la inteligencia que Madrid tenia con 
Toledo y Segovia. 




los lijos 
pero áo 
juao ma 
Teraand 
(;oniei d 
fraacisc 
juao oei 
pero da I 
diego á( 
pero de 
mastre 
rodrigo 
goDzalo 
Juan roí 
cardiel < 
franciso 
Juan fer 
don jua 
diego di 
miguel < 
la seíioi 
alonso ( 
la de ju 
anloDÍo 
manuel 
diego d< 
are va lo 
aluai'o ( 
«LÍQ X\ 
del setior 
reto e so ( 
fraaciscD i 
junto a sa 
poder canr 
No cont 
«el dich 
re9Íbio ja 
fue progui 

(I) Me 

del célebr 
tinto del i 



2r< 

Juan D«grete dixo qae lo que detlo sabe es qaestando esla mañana 
en la piafa juan aegreto o marcos e Juan de madrid naj'arano e Juan 
de las risas estauan dando bases y detiea los dichos Juan de las 
Risas e juan de madrid e marcos monte al dicho jnan negrete qae 
porque les avie feoUo tan gran lacaSeria e el dicho juan negreta 
dlxo quel tenya el pardo e le avio de guardar e non avie nadie de 
sacar nadie lefia del e le dixo juan de las risas stonccs vuestro eu- 
ñado fÍ2o muy grand taoa&eria e es un grand tacaño salteador y vos 
también y Tuzeros lo he conocer de vuestra persona a la mia e el 
dicho negrete dixo que callase que no avie de alborotar el pueblo 
y atoncos se metieron en medio este testigo e otros o los pusieron 
en pas.» 

«en X\ de julio [M. 330) mandaron que en la causa de juan 
de las rivas e los otros que an excedido en lo del pardo e otras cosas 
que porque se agrauian los suso dichos que toca a negrete que es 
sn pariente del alcalde que tome por acompaílado el alcalde al ba- 
chiller savedra. 

acordóse que se le enbiea a don femando ciertas armas que se le 
lomaron e una carta de la villa como la ordenase el alcalde. 

Acordóse que se buelvan los cavallos a los vecinos de la tierra 
que los tienen en esta villa con que deu seguridad quo los traygan 
lUígo que se los pidieren. 

Mandaron que por quanto la señora doña pelronila non tiene casa 
y a cansa de non la fallar qual conviene diie que se quiere yr desta 
villa y porque seria ynconviniente sn yda que mandan que se ste 
en la casa y que pague al respeto de como la tenya alquilada.» 

ii de Julio. (Fol. 232 ) — «que se escriva una carta a don fernan- 
lio en que se diga quo a causa de no aver estado en esta villa no se 
le a escrito que aora qUe a escrito quieren saber de lo que quísie- 

y^ re estar coa esta villa que asy esti villa lo fara y qnyere toda amís- 

dtrtk t^d y confcrdad con el. 

s (I acordaron que se pague a los espingarderos que fueron con juan 

ij)» bravo de mendosa los días que alia estuvieron a ratón de un real 

jif cadadia.n 

sen XXIIII de julio (fol. 33% vuelto] acordóse que se escriva 
una carta a toledo para que sepan que juan arias es vesino de esta 

■¡la' villa y esta conforme con ella, que lo fagan con el como convecino 

jf^t de esta villa=y que vaya beltren de mon9on y sepa la forma que 

¡¿I* se tiene en embiar a la junta y que personas enbian. 

que se paguen cien picas a quarenta maravedís cada una y que 

.^ se den a los mismos que se a de pagar sueldo en cuenta de lo que 

,j,^ se les ba de dar. 

Tono XL o 



«73 

sombrerero en el cavallo que dixo cftid yris quando fuese menester. 

—páreselo antonio del oastillo ea un oavallo e dJxo que do lieue ¡ 

armas ningunas que dándoseles estará a punlo,ssparesQÍo Antonio 

de frías en un cavaüo e dtxo que no tiene armas. E^parea^io diego 

quexada en un cavallo e dixo que tiene armas cumplidas.»pares;io 

arias cerrajero eo un cavalio e dixo que Ueae armas cumplidas— 

pares9to ju^n garcía? mesonero con un cavallo e armas e el dicho 

Ruy días le mando que porquel oavallo no es bueno que de aquy 

al domingo mejore el cavallo.-=pares9Ío pero de vaena mesonero e 

dixo que no Ueneoavallo y que tiene armas cumplidas saluodaraga.» 

■en XXVII de jallo (fol. t3i) remitióse a fernamlo de Tnadrid (1) 
oambiador que provea en lo de la poluora que a de llevar la gente, 
«mandaron que se libre a Hojas capitán seys ducados por la van- 
dera que dixeron pero de madrjd meroader e juan vaiqaei que va- 
lia. ssmandaron a diego mendezqne vino al dicho ayuntamiento qae 
preste cinquenta ducados que dixo que tenia y que se le libre para 
que se le pague de la sysa questa repartí da. -«mandaron que los 
XLii mil ms. su den al mayordomo de la villa y que dellos preste 
Bésenla ducados para que ge paguen de la sysa, son los quarenta y 
dos mil maravedís del deposita de alooveudas y que lo demás guar- 
de para los pleitos del rreal.^— acordóse que se prenda juan nyeto 
porque no presta ciertos dineros que se le echaron en el rapartí- 
miento y que se le quite sn ganado porque a^ reside como vecino. 
=^el dicho seíior alcalde mando notificar a les seíiores Regidores des- 
ta villa que so pena de mili maravedís a cada uno por cada dia que 
faltaren no falten de venyr a los ayuntamyentos que se Bsteren lo 
qoal mando estando presentes los señores antonio de luson o pero 
fapata e pero de losada Regidores [i],» 

«en XXIX de julio (fol. S38)^curdose que para haier la no- 
mina de la gente e ver la gente qne » de yr se nombran pero de lo- 
sada Regidor e pero darse o negrete e que femando de inadríd a la - 
gente de la dicha nomina les pague la paga como eata acordado 
qaes a dos ducados sobre lo que tiene rebebido y paga doble a pife- 
no e a tambor e cabo desquadra.^^e después de lo suso dicho el di- 
cho dia en cas de femando de madrid oambyador se flso la dicha 
nomina e pago e en lugar de dicho aeftor losada que no vino estovo 
a ella beltran de mon;on.> 

{\ ] Vaé el Recaudador-pagador de los fondos y gastoi de )• Co- 
munidad. 

(8} Esta grave penalidad prueba que los Redores no conca- 
rrían oon macha exaotitud á las sesiones del Concejo. 



A coDtiDuac 
(lo la Torre, Ct 
mudre, Pero di 
de Uadrid, Per 
de \a SerDB, Je 
devolverlas. [í 



(t)Dia1.»(P 
gar arreglos de 
acuerdos de es( 
oribir una carlE 
que viniestfá U 

Dia 3. (Fol. 2 
yan de Regid on 
lleros Francisco 
que éstos han d 
de y Fray Bern 
diario de saiarii 
armas & Antoai 

Dia 4. (Fol. 2 
por amigo ¿ Jua 
Junta Miguel de 

Día 5. —Que e 
el Alcalde; que 
Francisco de Va 

Día 6. (Fot. 2S 
sada cuatro duc 
en todas las cosí 
■ Dia 7.— Que í 
co, conconsenlii 
volverlas; que si 

(1) EmpiesB 
cipio. 

(S) La flapitu 
minos, con la car 
su mojer Doíia S 

(3) Fuéexceii 

(4) Queda acl 
bre Junta de Avi 



275 

LaisNúfieibaciéDdoles saber en lo qae está esta villa ooa el Alcázar. 

Día 8, — El Bachiller Castillo llevó á sa oau veintitrés picas que 
estaban en los alfolis; que se responda á las cartas de Burgos y 
Ciempoxuelos. 

DIq 9. — len IX de agosto estando en el monesterio de san geróni- 
mo extramuros de la dicha villa el seüor bachiller caatillo alcalde 
mayor en la dicha villa requirió a Tray benito de lillo prior del di- 
cho monesterio que ciertas armas quo ay on el dicbo tnonoslerio so 
las de (I) prestadas para la villa porque hay necesidad de ellas para 
guardarlas a cuyas son por qoesta informado que usy cumple por al- 
gunos debdas que deve cuyos son e questa presto de las recibir por 
ante mi el diobo escribano e) dioho seQor prior dixo quel no las pue- 
de dar porque son de san martio? que alü las puso, que no siendo 
para pelear ni pora mas de guardarlas questa presto de las dar e el 
dicho seAor alcalde dixo que las re9Íbia asy para no pelear ni para 
nías de guardarlas e el dicbo seSor prior dixo que con esta protes- 
tación se las dona e no para otra cosa=e después de lo suso dicbo 
a poca de ora en el dicho monesterio el diofaq^ gómala benavides ma- 
yordomo del e otros frayles por mandudo de dicho prior dieron e 
entregaron al dicho señor alcalde e el re;Íbio e truxo qd la dicha vi- 
lla las armas siguientes: un coselete entero [^)— olro coselete y en 
el espaldar un alpastaz (3) de malla— unas pialas (i) coa su almete 
— unos quexotes (5) y grevas (6)— un bra9alete (7) — dos coplones (8} 
— dos manoplas (9) — saeose de otra arca unas platas con unas gre - 

(I ] Lo subrayado está tachado. 

(2) Coielete era ana coraza ligera, por lo general de cuero, qae 
se usó por ciertos soldados de infanteria. Según Almirante, es ar- 
madura del cuerpo, que se compone de gola, peto, espaldar, escar^ 
oela, brasaletes y celada. 

(3) Alpartar era la cota ó saco de malla qne se vestia debajo de 
la armedara de plieas. 

(i) Platal parece indicar las des piesas da que se compone la 
coraia. Y Almeh era la piesa de la armadura antigua que cabria la 
oabeía. 

(5) Quijote sa llamaba la parte de la armadura que eon correas 
y hebillas se sajetsba á la parte superior y exterior del muslo. 

(6) Greva era la pieza de la antigua armadora que cubría la 
pierna. 

(7) Brasal se llamaba la parte destinada 6 cubrir los brazos. 

(8) Coplón, sinónimo de caparazón, según Hartinez del Romero. 

(9) Man(^la es sinónimo de guante y guantelete de armasi 



r» 



vaa e aa oa 
tes— una m 

dos COplODfl 



br,g.d,r. (8)_„„, ',^1 '"°' ""»»Pla«-»n. .rm.dur. „„ „„ 
.i». (3). '"' P"»» í ««i» P'v»™ y do, p.„. 

Wdo, ' • °*" P'»"» tomenaje i I. ,il|a Juan For- 

,« ;'ed.""Sif jItTr' "'SÍ "" '" " "°°"' '^"^- p- 

genu, y,:.tl e'r.^rr" """^ »"" '»l«i» P.™ p«1¡1I» 

diga i/cVu ,„. ," Td" .t.""''" ^'' """" ■" »i«'"£-q"« 

Heleros ,lgu„. .rtSl.ri. „7'"'° ' '»"°''« d» «plngHrdonos o „. 
eon cree„5l. (4) . "°"'' '=""l'» í " íHosoo, y sobro lodo 

".f..;st:cj:--^-:^Mo.„d,.,..p.^ 

ILul: "' °° ""'"'° «'""• 1- »'-'■ .odo o, co^po d., 

"i-^::::t:=.s:^'S- -- -«- p.» 



«77 

Día 44.— El Bachiller Castillo manda á Pero Zapata de Cárdenas 
que tenga su casa por cárcel basta nueva orden. 

Día 16. — Otorgaron carta para D. Francisco de Mendoza (4) y para 
la villa d^ Alcalá de Henares para que no dejen hacer gente al Al- 
caide Francisco de Vargas, que está en dicha villa; y asimismo otra 
para Francisco de Vargas como la ordena el Alcalde; se nombran 
para ir á la Junta de Avila: de Regidores á Pero de Losada, de Ca- 
balleros á Sotomayor, y de pecheros á Diego de Madrid^ pañero. 

Día 48. (Pol. 254.)— «Acordóse quel alcalde e gonzalo de caceres 
vayan a alcalá a entender con el aloayde en el oon9Íerto del alca- 
9ara«otorgo8e carta de creencia para los suso dichos para el alcayde 
y que en tanto que va el alcalde quede la vara al señor pero de 
losada.» 

Día 49. — Que vaya á Toledo con una carta Fernando de Madrid. 

Día 30. — «requirió el señor antonio de luzon que se enbie por la 
gente desta villa questa en Segouia por que ay ne9esydad della en 
eslu villa.» 

Día S2. — Se otorgan cartas para Valdem()ro y Toledo para que 
envíen gente; que vayan á hablar con Frangisco de Vargas el Al- 
caide, Alonso Cuello y Gonzalo de Cáceres. 

Día 23. — Se acuerda que en los pleitos de que no pueda entender 
el Bachiller Castillo por haber sido Abogado de la villa, conozcan los 
Bachilleres Vera y Suárez; se otorga carta para Toledo sobre lo de 
Juan Vázquez. 

Día 25. (Fol. 255.) — Se acuerdan cartas para Juan Arias y para 
Segó vía; se manda pregonar que todos los vecinos de Madrid qué 
viven con Juan Arias ó con el Conde de Chinchón comparezcan ante 
la justicia dentro de tercero día, so pena de perdimiento de bienes; 
hace pleito homenaje á la villa Pero Zapata, señor de Barajas. 

Día 26. — «fin XXVI de agosto de DXX bartolome de las moralejas 
e frutos, martin ei viejo e juan docaña vecinos de la dicha villa to- 
dos tres de mancomún se obligaron que por quanto Catalina muger 
del dicho juan docaña esta presa en cas del alguazil desla villa e 
tiene una niña que cria fija de Francisco de vargas, quellosse obli- 
gan por que les es dada en fiado que cada e cuando que les fuere 
pedida la dicha niña la bolberan a donde aora esta sopeña de perdi- 
miento de todos sus bienes, de que fueron tesligos por que no sa- 
bian escrevir rogaron a juan raartinez que firme por ellos [firmado] 
juan martinez.» 

(4) Era el Administrador del Arzobispado de Toledo. Hermano 
del Marqués de Mondéjar, Conde de Tendilla. 



2T9 

y asy mismo la tome el señor antonio de Iuzod e quellos vean las 
personas a quien se a de dar.=»acordaroQ que se enbie uq propio a 
toledo sobre la excomonioD que se puso a los que fueron a pinto 
sobre lo de juan vazquez^==:requirieron al señor alcalde francisoo de 
forrera e diego solano que tome e reciba por ante escribano las armas 
que ay en el alca9ar para que se sepa lo queay e aya cuenta dello (4)« 

el dicho día [7] estando en el alcafar el señor alcalde mando a 
mi el escribano yuso escripto que asentase por auto como el e juan 
negrete e fi;onxalo de cacares que presentes estauan mandan que 
femando de madrid (2) cambyador que presente ostava enbie los 
dineros que se an de enbiar a la gente de la capitanía desta villa y 
que lo enbie con la persona e de la manera que a el le pares^iere 
para que vayan a recibirlo.» 

Día 10. (Foi. 258.)— ase mando que todos o qualesquíer vecinos 
desta villa que se quysiercn yr a entender en sus negocios e cosas 
que les cumplan fuera dolía que pueden yr y venyr libremente. =« 
otorgóse carta para los procuradores de la junta de auila como la or- 
denare el alcalde sobre la gente questa en avila diziendoqucsta vi- 
lla no tiene para la poder pagar.==otorgose carta para toledo como 
la ordenare el alcalde sobre lo mismo de la gento.= acordóse que 
enbien a los procuradores desta villa a avila veynte ducados que 
enbiaron a pedir y que se les escriva como esta villa no tiene dine- 
ros para estos gastos y ai pudieren procurar que sea para su sala- 
rio lo fagan e quando mas no pidieren los den y digan lo de la gen- 
te y otras cosas sobre la ne9esidad questa villa tiene.ssque se res- 
ponda a alcalá a una carta quescrivio a esta villa como el alcalde la 
ordenare y que a de ser que huelgan de su amistad y que sy algu- 
na persona a fecho daño a esta villa que ayan por bien que sea cas- 
tigado conforme a justicia. ==cometiose al señor alcalde que en lo de 
lo que so tomo en la tierra d^sta villa o su tierra por la gente do 
diego de vera e juan arias e don femando e don francisco e los otros 
e quescrivan a la junta como el ordenare carta.» 

Día 41. (Fol.258 vuelto.) — aque se escriva carta para alcalá di- 
siendo que don francisco trato mal de palabra a ciertos vecinos des- 
ta villa que sobre ello se provea por que no faziendolo esta villa lo 
remediara e proveera.-»otorgose carta para el señor juan 9apata (3) 

(1) De todas las armas que existían en el Alcázar se formó in- 
ventarlo que se publica en este Apéndice. 

(2) Fué exceptuado del perdón de 28 de Octubre de 1 522. 

(3) Juan Zapata era el Capitán General de las fuerzas populares 
de Madrid. Fué exceptuado del perdón de 28 de Octubre de 1522, 



Dia 16. (Pol. (363.) — Se acuerda que el trigo de 1m propios qoe 
se habfa de cobrar para Agosto pasado, juntamente con el qae 
estaba en podee de Fernando de Madrid, se reparta entre las perso- 
nas desigaadas por el Ayuntamiento, siendo los encargados de for- 
mar las listas do ellas ios Diputados coa dos vecinos de cada parro- 
quia. Se escribe á los Procuradores que están en Avila sobre cier- 
tas cosas de la villa. 

Día 19. (Fot. 26S vuelto.) — Sin imporUDcia. 

Día 30. (Fol. 263.')~Que se envíe á Antonio de Mesa á Odón, 
nquatro tiros de artillería los dos de fierro de don jaan furlado e 
otros dos del comisario fernand Ramireí e cincuenta pelotas e tres 
matas e tres escalas e un pipote de pólvora =el sefior alcalde man- 
do pregonar que so pena de destierro perpetuo desta villa e de diei 
mili maravedís para las obras publicas desta dicha villa ninguna per- 
sona deata villa escriva cartas para personas de fuera desta villa e 
su tierra sin que se la muestre e vaya con su licencia.» 

Üia 21. — Francisco de Herrera confisca cierta madera qi^e lleva- 
ban unos carreteros. 

Día 28. (Pol. 264 vuelto.)— «que se escriva a don juan furtado 
pydiendule por merced que preste a esta villa para pagar la gente 
quinientos ducados y que vaya a ello gontalode oaceres. yasy mis- 
mo se escriva a pero (apata sefior de baraxas pidiéndole por merced 
que preste oíros quinientos ducados y vaya a ello el dicbo gonzalo 
de caceres.» 

Dfa 38. {Fol. 265.)— Se notifica á Pero Zapata, sebor de Barajas, 
que asista al dfa siguiente al Ayuntamiento parata elección de ofi- 
cios, el cual se excusa por esLar «¡nfermo. 

Dia 39. — Se procede á la elección de oficios, haciéndose los Dom- 
bramientos siguientes; 

Diputado por la parroquia de Santa Crui, ¿ Pero de Arce. 

ídem id, de Santiago, á Gonzalo de Gáceres. 

Procurador de la villa á Juan Negrete (1), oon poder para nom- 
brar otros Procuradores que á til le pareciese. 

Alcalde de Hermandad del estado de caballeros y escuderos, al se- 
ñor Luis Rodríguez, y del estado de pecheros, á Rodrigo de la To- 
rre, tepatero. 

.Mayordomo de la villa, á Nicolás de Ocaüa. 

Para el sello, á Francisco de Forrera. 

Para la gula en Sao Hignel, á Moran, platero. 

(1) Al carácter de Procurador general qne se otorgó 6 Juan Ne- 
grete, se le concedió la facultad de delegar el cargo. 



Dia 4i. (Fol, 371.) — Se otorga carta para Toledo en respuesta de 
lo de la Capitanfa genero). 

Dí:i IS. (FoL S7S.)— Se otorga carta para Juan Zapata para que 
vengan á esta villa él y su gente. Que el Sr. Losada vaya á Tordesi- 
llaa y se le den trece mil y tantos maravedís á cuenta de su salario. 
Otra carta para el Concejo de £1 Viso, rogándole que la señora Do- 
ña Haría, mojer de Francisco de Vargas, cstéallf. (Requirieron to- 
dos los dichos señores ol dicho sefior pero do losada que por quaa- 
to el llevo poder deata villa e ciertos capítulos para yr a la junta de 
avyla qae aquello para que llevo el poder lo haga y cumpla y de 
aquello do exceda y sy necesario fuere lo reqoiera asy a los otros 
procuradores qae están en la dicha jaata.» 

Día 20. {Fol 273 vuel(o.]~-EI Alcalde Mayor manda al Esoribano 
notifique el Sr. Pero Zapata de Cárdenas, Regidor de la villa, que 
vaya á las sesiones del Ayuntamiento, porque «ay mucha ne9esi- 
dad» so pena de perdimiento del oficio; contestando Zapata á la no- 
tifioación del Escribano «que so echo poco a dormir e que no se pue- 
de levantar tan presto, que para adelante otras veces que la lla- 
men ira.» 

Día 38. (Fol. S73 vuelto.]— «acordaron que vayan a entender con 
los que an venido de toledo sobre lo de los daDos que flzieron la 
gente de juan arias femando de madrid escribano ante quien pasa 
la pesquysa e Juan negrete.=atorgaron carta para toledo en res- 
puesta de otras que oy escrivio la cibdad con el licenciado antonío 
alvareí sobre lo de juan arias e ariilleria e otras cosas como el se- 
ñor alcalde las ordenare.* 

(Fol. 274.] — uaoordaron que de las armas questan en el alcafar 
se den a los diputados de las perroquias a cada uao las picas e es- 
copetas e vallestas que pidieren para sus perroqnias con que se 
obliguen en forma de derecho cada uno de los diputados que los 
bolueran cada e quando que les fueran pedidas para las bolver a la 
dicha alcafar lo qual acordaron que de el señor bachiller GHStillo a 
quien se entrega el alcafar e luya mondragon que tiene las dichas 
armas esto por quanto lo pide la villa e Comunidad e diputados en 
sn nombre de que dio fe gonzalo fernandez escribano publico.» 

Día ii. (Fol. 37S vuelto.)— oEn la villa de madrid XXII días de 
Octnbre de MDXX afios ante mi el escribana publieo e testigos yu- 
so escriptos páreselo el señor pedrerías davila e diio que porquao- 
to por el señor bachiller gregorio del castillo alcalde desta muy no- 
ble e leal villa de madrid para ^ierto ayuntamiento publico que 
Rso le llamo para que dixese so pares;er sobre una oarta qae de la 
junta avya venydo para la jasticla de la diehí villa ganada o pedw 



185 

ouarenta picas con sas hierros, procedentes de dicha forialeta, para 
repartirlas en so parroquia, y obligándose á devolverlas en ouanto 
les fueren reclamadas. 

Día ^. (Fol. S78.)— «acordaron que de los dineros questan depo- 
sitados, se tomen prestados ciento e cincuenta ducados para pagar 
la geoto que viene con el señor juan 9apata e que se vaya a tomar 
alarde a pozuelo e a pagalio.» 

Dia 29. — cacordaron que de los dineros questan depositados en po- 
der de loren90 de la torre se tomen trezientos e 9incuenta ducados 
para pagar la gente desta villa esto sobre los que tiene fasta oy re9e. 
bidos y que se den a femando de madrid cambiador para quel haga 
la paga y que aora se libren docientos ducados » 

Noviembre de 1520. 

Día 1.^ (Fol. 280.) — «otorgaron cartas en respuesta de las ques- 
crivio el señor obispo Campo (4) teniéndole en merced loque por su 
carta dixe e lo que en esto a trabajado y otra para el señor juan car- 
rillo y para juan de padilla diziendoles la voluntad questa villa 
tiene de fazer todo lo que cumpliere a la 9ibdad y quan puestos es- 
tan en ellos y dando razón por quel tiro no se da y que se diga la 
necesidad que ay dello y como todo el pueblo esta en ello.<»requirío 
el dicho señor alcalde que por quel a dado ciertos libramientos para 
que se paguen de los maravedís de la sysa e el a rre9ebidode la di- 
cha sysa de la tierra ciertos maravedís que a dado a ciertas personas 
de que dará cuenta que pide e requiere qne se nombren personas 
que tomen la cuenta dello.» 

(Fol. 286.) — [Sin fecha: debe ser de la primera quincena de este 
mes.] — «el dicho francisco de roa dixo quel viernes que aora paso 
fueron a casa deste testigo francisco fidalgo y blas 9apatero e diego 
monte e alonso de lievana e le dixeron vamos a negrete a deziile 
que se vea esto del alca9ar que nos a dicho el licenciado Romero 
nuestro diputado que no esta bien fecho el pleito omenaje que fiso 
el alcalde por que sy enbia el Aey una 9edula al alcalde que la en- 
tregue al duque del infantazgo o a otro qualquiera se la entregara 
para que nos corten las cabe9as, e no lo firmo por que dixo qae no 
sabia escrivir.>esel dicho francisco de roa dixo quel viernes que aora 
paso fueron a casa de este testigo francisco fidalgo [los mismos ci- 
tados ya], e le dixeron mucha razón es que miremos esto del alca9ar 
que se pongan allí qnatro o cinco labradores de muy buena fazienda 

(1) Formaba parte del Cabildo de Toledo. 




287 

arias algudzil ayaa información o sepan que hazten<la es la del U-^ 
cenciado Vargas questa embargada y que lo que so ¡nformaren fa- 
gan relación dello. ^y que se eche en prestido al dicho iiceaciado o 
algunos vecinos dosta villa como al señor alcalde paresciere.» 

Día 7. (Pol. "¿96.) — «otorgaron carta para toledo fastendoles saber 
como esta villa xicuerda do enbiar al señor condestable y enbiarle 
una carta que lo quieren enbiar que los piden por merced que lo vean 
y enbieu su pares^er y que si esta cibdad quiero enbiar a lo mismo 
que les faran mucha merced en ello y que digan el dia para ques- 
perón y se vayan todos. =^acordaron los dichos señores que de qua« 
lesquieras de las rentas o otros qualesquier dineros de sus altezas 
que en esta villa aya se tomen ueynte mili maravedis para enbiar a 
pagar la gente de juan arias ques la gente desta villa y trezientos 
ducados para pagar la dicha gente desta villa y se les enbie luego.» 

Día 18. (FoL 300 vuelto.) — ((acordaron que se escriva á la junta e 
al señor juan capata diziondoles los gastos questa villa a fecho con 
la gente que dosta villa a ydo e otros gastos y que provea lo que se 
deVo Taser por questa villa no lo puede sostener y con que todas las 
necesidades que la villa tuviere la sosternan hasta cumplirse este 
mes y que se notifique a los señores Rogidores que ay en la villa 
para que ellos otorguen la carta que se escriva por su mandado e 
en nombre de la villa. =^acordose que los trezientos ducados que se 
tomaron por mandado del ayuntamiento desta villa questan en po- 
der del dicho alcalde que se enbien a valladolid con Una persona 
segura al qual se le de ocho dias por que se obligue de a su aven- 
tura por ellos en valladolid en poder de juan capata y que esle pre- 
sente al fazer de la paga y que las pei'sonas que an puesto otros en 
sus lugares que los dcsj)idan pagándoles lo que an seruido y que so 
escriva a juan zapata en la carta que busque alia otros trezientos 
ducados y se pagaran acá luego y questo se notifique a los señores 
ilcgidores para que asy mismo lo manden. ^^todos lo suso dichos 
dixeron que por quanlo el dicho alcalde mayor a tenido mucho tra- 
bajo en las cosas que en esta villa an sucedido que a perdido los sa- 
larios quo llevaba y no se le a dado ningund salario y es justo que 
se le de que piden a los señores Regidores desta villa que so le do 
salario lo que sea justo. ^ 

Día 21. (Fol. 301 vuelto.) — «acordaron que por que ay en esia 
villa quien presta dineros y se pueden aver para fazer esta segunda 
paga que se tomen prestados o de las rentas reales o de cualquier 
manera que fuero e que se notifique a los señores Regidores.» 

Día 30. (Pol. 304 vuelto.)— upidieron e requirieron todos los suSq 
dichos al dicho señor alcalde que por que en esta villa no ay Regí-* 

Tomo xl d 



doras pan pr 
fHB e gaito) o 
■a sido requfl 
grele y franci 
los libramienl 
metidos y el c 
ifl flores alo«l( 
solus tengan t 
les todos Ireí 
líos lo lieneD 
e BUS bienes 
libraren.* 

Día 31. (Pol 
al dicho requt 
cisco (le ferreí 
yes nuestros S 
la dicha villa 
en el dicho re 
cho requerimi 
ano sin lo otn 



Dia 23. (Pol 
señor negrete 
dose que se II 
de allí se enbi 
i;apalu que de 
cuenta hombr 
se vengan qu<: 
medina.» 

Día ¿6. (Ful 
to y ^incuenU 
cada uno syeti 
por estos quir 
que sy la villa 
adelante.— ac< 
se tome prestt 
de s^niuslt^ de 
bien para pug^ 
ducudos.=aoo 
veynte ducados paiu cu uuouui ue iv que se ueviure ae suBCianoai 



dicho pero de sotomayor.MacordaroQ qae por qae algunos dineros 
desioa se an puesto en poder de pero de inadrid quel sea el pagador 
de la dioha gente que va a ooaña lo cual acordaron pague de los di- 
chos mararedis de las ter9ias que tiene regebidos o recibiere.» Bl 
Alcalde ordena á JuanNegrete que no salga sin su licencia de la villa. 
Día 28. (Pol. 2%\ vuelto.)~Juan Negrete entrega á Pero Bobledo 
seis escopetas y seis coseletes con sus espaldares y brazales para re- 
partirlas entre la gente que va á OcaQa; á García de Agüero seis es- 
copetas con sus frascos y seis coseletes; á Francisco Cachorro las 
mismas armas; á Gregorio de Salamanca lo mismo; á Alonso del 
Prado lo mismo, con igual objeto* 

Mano de 1521. 

Día 9. (Pol. 326 vuelto.)— Pero de Madrid, mercader, recibe del 
Alcalde Mayor seis mil cuatrocientos maravedís para pagar la gente 
que va á Ocaña. 

Día 4. (Pol. 327.)--Juan Negrete da á Luis Sarmiento ocho esco- 
petas y seis coseletes; igualmente reparta armas á Rodrigo Pintado 
y Rodrigo de Madrid. 

Día 8. (Pol. 329 vuelto.)— Acordaron que de medía noche en ade- 
lante velen en la villa treinta hombrea y que nadie transite sin lle- 
var luz. cotorgaron carta para juan negrete en que le digan questa 
villa querría mucho que se viniese que le piden por merced quel 
mire la díspusycion del nego9Ío como alia esta y que sy se pudiere 
fazer sin perjuyzio del nego9Ío a que fue que se venga y que quede 
la gente que fue contenta de su venyda y para que tenga conten* 
tamiento les escrive y que venydo el oy se dará la forma que cum- 
pliere y que si oviere de venir que dexe encomendada la gente de 
la manera que le pares^iere.a-otorgaron carta para los cabos des- 
quadras y para la gente para faselles saber esto y al obispo lo mis- 
mo que fea la carta de negrete y faga conforme al negocio en el es- 
tado queata.» 

Dia 10. (Pol. 330.)— Que los Diputados tomen las llaves de las 
puertas, cada uno en su parroquia; se otorgaron cartas para Juan de 
Padilla y Joan Zapata <en que digan que se faga lo que piden y da- 
lles cuenta de lo de aca.->»acordaron que se venda todo el trigo quea- 
ta enbargado del licen9Íado vargas y el licenciado coalla y juan ra^ 
mirez y de los otros cuyas faziendas están secrestadas y embarga- 
das.— otorgaron carta para el prior y fraylesdel paular pidiéndoles 
por merced que presten a esta villa quinyenlos duca los.i 

Dia 14. (Pol. 330 vuelto.)^Que se pague la gente de a caballo.— 



/ 



da 



pai 

I 



pat 
con 
lor 
en 
obi: 
vaj 



291 

se a venydo coa ciert4)8 iesiimoníos del exercilo del señor juan pá- 
pala (4 ) que vayan a aravaca el capitán grajal gonzalo de caceres por 
ante mi y asyenlen los que vienen y de que esquadra son y fasta 
quaudo se les a de pagar y que se les do ud ducado a cada uno do 
qualesquier dineros que so pudieren aver y dos fanegas de trigo de 
lo de la villa y en lo demás hecha la cuenta se provea como sean 
pagados y los cabos dosquadras doblado y que sy algunos quisyeren 
cal9as o jubones que se fable con quien se lo de para quosla villa 
quede por la paga y se les de.=»i1ioso cargo de faier repartir el ar- 
iilleria que en la villa ay a diego de carcaxoiia y alonso do madrid 
diputados de San Miguel.» 

Día 28. (Fol. 335.)— El Alcalde prohibe ¿ Francisco Zapata (2), 
que estaba en San Francisco, quo entre en la villa. 

Día 30. (Fol. 336.)-~Quo se dé á Negrete, para el Pardo, doce fa- 
negas de trigo del depósito de la villa. 

Abril de 1521. 

Día 2. (Fol. 336 vuelto.)— Que se haga cuenta con los soldados que 
vienen del ejército y se les libre la mitad de lo que se les debe; que 
se den dos mil fanegas de trigo del depósito de la villa á cuarenta 
personas abonadas para hacer harina. 

Día 4. (Fol. 337.)^aacordaron que se escriva a la junta disiendo- 
les como esta villa a sydo ynformada que dos veses se an juntado a 
confer en los capitules quel Reyno pide á los señores grandes y que 
en ello a anido respuesta a cada uno de los capitules quel Reyno pi* 
de y aun questa villa a tenydo alia procuradores fasta aora no an 
sabido lo que se a respondido, que les piden por merced que luego 
se les enbie la respuesta que a ellos se a dado pues es rasen que un 
pueblo que tanto a fecho y fazo y tanto los a sostenido se le de cuen- 
ta de lo que pasa.«=»que aay mismo saben el tiempo que aquesta vi- 
lla sostiene gente ques desde el principio questos negocios se empe- 
9aron y a esta causa y como la villa tiene pocos propios y las ren- 
tas reales deste partido no bastan para sostener dos fortalezas que 
tiene la villa esta alcan9ada de dinero que les piden por merced quo 
pues enbiaron un juramento a esta villa en que pidieron que jura- 
sen que lo que tocase a una 9ibdad tocava a todas y asy lo fízieron, 

(4) Existe relación nominal de la gente que de Torrelobatón re- 
gresó á Madrid. 

(9) Fué el Arcediano de Madrid, exceptuado del perdón de 98 de 
Octubre de 4599. 




poM 
mili 

. tiem 
—qi 
lia a 



por 
bus( 
9api 
psrl 
deli 
nadi 
faga 
acor 



selí 

gun 
de p 
baxi 
min 

«oy 

des 
veni 
Di 
ranL 
paei 
U V 

g«d 

enbi 
ñori, 
mah 



998 

qae le de entera fe y oreen9ia.<-»otorgo8e caria para alcalá pidién- 
doles por merced que la ha9ienda de pedrarias que ay tiene lo en- 
bien a esta villa por quel es vecino desia villa. > 

Día i%, (Fol. 344 vuelto.) — «otorgóse carta para la junta. ^^«aoor- 
dose que se escriva a toledo faziendoles saber esta respuesta que se 
enbia a la junta suplicándoles entiendan como el bien del Reyno se 
faga y estos daños 9esen y asy mismo se les enbie treslado de la car- 
ta del prior de San juan y se les diga lo que en ello esta acordado y 
que les pide por merced que se responda a la creen9Ía del duque 
del ynfantadgo que se tes enbio<»que se escriva otro tanto a sego- 
via. "««acordóse que a. xxi hombres de la gente de juan 9apala que 
se vino syn licencia se les libre a cada uno un ducado, fasta que se 
trayga licencia de juan 9apata.a«acordo8e que de la haziendadel li- 
cenciado vargas se libren en diego de medina díes mil maravedís 
para la cava.» 

Día 46. (Pol. 343.) — Se escribe ai Marqués de Villana en respues» 
ta de una carta suya. 

Día 92. (Pol. 3i7.) — «otorgóse carta en respuesta de la quescri- 
vio el marques de villena a esta villa en que se le diga que lo mis- 
mo quescríue a esta villa escriva a toledo y avila y segovia con 
quien esta villa esta aliada.» 

(Fol. 347 vuelto.)— «acordóse que se fagan trezienios hombres 
de guerra para quando fuere ne9e8ario y que destos la villa pague 
ios ciento y cincuenta y la tierra los ciento y cincuenta y se faga 
luego el repartimiento para la tierra y que lo de la villa el alcalde 
mayor lo reparta y sea prestado y lo obre y que se de a cada uno 
dos ducados por un mes y les pague luego el medio mes y a las es- 
quadras un lercío mas y las pagas dobles y se quiten de las pagas, i 

Día 26. (Fol. 348.) — «pidieron y requirieron todos los suso dichos 
al dicho alcalde que luego tome la vara que ayer dexo pues la tie- 
ne e a tenido por la villa con protestación que sy no la tomare to- 
dos los daños muertes e robos que a la villa vinieren sea a su car- 
go e culpa e pidiéronlo por testimonio, el dicho alcalde mayor dixo 
que dará su respuesta.^que se presten a la tierra de madrid mil 
picas,-«acordaron que se escriva al duque del ynfantadgo hasien- 
dole saber como el reverendo padre fray francisco de barrionuevo 
y va a ver lo que su señoría mandava y a causa que se le ynpidio el 
camino no pudo yr y que vaya el cura de san miguel.» 

Día 27. (Fol. 348 vuelto.)— «otorgóse carta para el capitán Rojaa 
en respuesta de la quescrívio a esta villa para que se proveerá como 
sean pagados porque esta villa no a de consentir que fagan dancen 
su tierra, «acordaron que se metan en el alca9«r cincuenta fanegas 



^ 



de farini) de la d 
la villa laspidiei 
tocino que se poi 
leBa y otras eos. 
acabe^iese en la 
mayor no se eni 
viere puesta ten 
' Día 29. (Fol. 
puesta de la que 
acá sean dicho ■ 
al bien publico 
ECítor duque del 
ta a alcalá la qu 
be a toda piisa 
sidad buu1ere.= 
bre lo de Juan d 

(Fol. 350.}— 
y auila en que 
tienden en negó 
merced que a l< 
saber como el S' 
se ha ofrecido d 
sus mercedes y 
efectuarlo, que 
breve por que j 

Pía 30. [Pol. 



DUÍ.'{Fc).3 
ladgo haziendo 
continyo y que 
lomvque y esto 
gouin a PSlB vil 
(jio maiidtir cad 
merced su scíio 
mensajeros vay 
que se enhio al 
tioTí') con estos 
suplican vea loi 
puode venir »1 
fizo ni mayor e<^ 



295 

mediar e pues este paresoe remedio eonviniente seguir a ayudar e 
fauorescer en eU» 

(Pol. 354 Vuelto.)— cea el dicho ayuntamiento parescieron el do« 
tor ramircz e el bachiller alonso de madríd y dixeron quelios an 
juntado a can pana tañyda mucha gente de la pcrroquia de san g¡- 
nos por ante diego castillo escribano publico desta villa y alli se 
acordó que se llevasen los tiros desta villa para quo se asegure es-» 
te camino de tolodo y para lo que mas fuere menester para defen- 
sión do la república con tanto que se tome 6an9as llanas y abona- 
das de los bolvcr do personas particulares llanas y abonadas de la 
9íbdad de toledo o de madríd y no en nombre de pueblo. » 

Día 4. (Pol. 352 vuelto.) — cmando notiñcar el señor juan negrete 
alcalde mayor a pero de la torre vecino de la dicha villa que desde 
el alca9ar do eslava preso vaya a su casa en esta villa e la tenga 
por carmel y no salga del la syn su licencia y mandado so pena de 
muerte e perdimiento de bienes para la cámara e Asco de sus alte- 
9as.» 

Día 25. — «otorgóse carta para el duque del ynfantadgo tenyen-- 
dolé en merced la voluntad y obra que tiene a los neg09Íos desta vi- 
lla y quel bachiller Castillo a ydo a hablar a su señoría sobrello.:^: 
otorgóse carta para el obispo de 9amorn en que se remyte a la ques- 
ta acordada para toledo. ^otorgóse carta para el bachiller Castillo 
en que le diga que aviendo despachado con el aefior duque del yn- 
fantadgo pase luego adelante al condestable syn esperar al conde 
de saldaña por que cumple quel conde de saldaña le falle alia.» 

Día 42. (Fol. 353 vuelto.) — «otorgáronse cartas para el duque del 
ynfantadgo en que se le diga que al bachiller Castillo no le fue es- 
cripto que en quanto a los neg09Íosa que yva dexase de los comu- 
nicar con el señor conde saluo que solamente se adelantase a hacer 
reveren9ia a los señores governadores en nombre desta villa. ^otor- 
góse carta para el bachiller Castillo faziendole saber lo quo se escri- 
ve al duque ques conforme a lo que le mando esta villa quo todo lo 
que Hzlose lo comunicase con el señor conde.» 

Día 13 — «otorgóse respuesta a la carta y requerimiento de juan 
de Ribera en que se diga questa villa a syempre estado en servicio 
de sus majestades y que a mayor abundamiento de esta villa a en- 
biado al bachiller Castillo alcalde della a dar la obediencia a los se- 
ñores governadores con poder bastante y que deste proposito nun- 
ca se an mudado ny mudaran y quo quien lo contrario le inforoio 
no hizo verdadera relación ni tenia voluntad del seruicio do sus ma- 
gestades y pues on esta dispusy9Íon esta esta villa aparejada para 
(Cumplir lo que le fuere mandado por los señores governadores le 



n 



\ 



196 

reqaieren qae no faga novedad ni li oonstenia faser «n qae sa hgf 
daño ni enojo a esta villa ni su tierra con protestación que faiiendo 
lo contrarío sera fazer deseruicio a sus magestades y en desasosiego 
desta villa y su tierra. § 

Día 22. (Fol. 357.)— Francisco de Vargas, Alcaide del Aloáxar. pi- 
do al Corregidor Martín de Acuña que sean restituidas á dicha for- 
taleza las armas que de ella se sacaron, seg&n han mandado Sus AU 

tezas: 

Día 23.— -El Bachiller Castillo y Juan Negrete dan poder al Ba- 
chiller Juan Suárez, á Juan dé León y Asenjo de Salinas, para toda 
clase de pleitos y causas criminales. 

Dia 27. (Fol. 359 vuelto.)— crequirio el señor antoniode luzonal 
dicho señor corregidor que por que en esta villa e su tierra se to- 
maron y repartieron por mandado del bachiller Castillo y JuanNe* 
grete muchas sumas de maravedís en contia de diez mili reales lo 
qual pidió que mande que los suso dichos bueluan e restituyao los 
dichos maravedis a las personas a quien se tomaron e para ello re- 
quirió al dicho señor corregidor que los tengan presos e a buen re- 
caudo a los suso dichos e no los de sueltos ni en fiado fasta que 
cumplan lo suso dicho con protestación que syno lo fiziere sean a su 
cargo e culpa.» 

Dia 31. (Fol. 361.)^ien madrid postrero dia de mayo de DXXI 
años el señor don martin de acuña Corregidor en la dicha villa re- 
cibió juramento en forma de maestre felipe vecino de la dicha villa 
e so cargo del le pregunto ques lo que sabe o a oydo sobre las cosas 
de la Comunidad desta villa o de fuera della que sea en deseruicio 
de su magestad—idixo que puede aver cinco o seys dias que salien- 
do este testigo de su casa fallo en la esquina de la casa de fernand 
gifo en la calle a un vecino suyo que se llama miguel montero con 
un labrador de leganes quel dicho miguel montero dirá quien es el 
labrador e llamaron a esle testigo e le dixeron si queria oyr on 
milagro que avie acontecido en leganes e díio que si queria oyr e 
dixo el dicho labrador de leganes que andando en el campo poco 
avie se le avie asentado nuestra señora en el oiiibro e le dixo que 
se fuese a su lugar a su casa y que pedricase y que se vino a su casa 
y se subyo a pedrícar y se llego todo el lugar a oylle y este testigo 
pregunto al dicho labrador que que pedricava y dixo el dicho la- 
brador que pedricava muchas cosas que yva y venie en lo de las 
Comunydades y que después de aver pedricado se encerrava en 
una casilla suya y no queria que le viese nadie que por grand mi- 
lagro le avien de ver fasta que tornava otra vez a salir a pedricar y 
questa es la verdad.» 



, r 



(PoL S61 vuelto.) — «El dicho día postrero de mayo de DXXI ailos 
el dicho señor Corregidor recibió jurameoto en forma de pero al va- 
res de moDtoya vecino desta villa ibesorero de santa leocadia e so 
cargo del le pregunto que díganlo que sabe o a oydo que se a dicho 
en ésta villa en deseniicio de dios e de sus magestades y para desa- 
sosegar esta villa, dixo que le cono9e por trato e conversación que 
con el a tenido, preguntóle el dicho señor corregidor sy Sabe queste 
nunca aya sydo alborotador de la Comunidad de alcalá, dixo que lo 
que sabe es que aquella villa se al90 por Comunidad y que quando 
allí entro el obispo de Qamora el dicho comisario fue uno de los al- 
borotadores prin9Ípales y que tomo cargo con cartas de creenfia de 
yncitar y levantara los inas principales della prometiéndoles oficios 
y salarios y otras cosas queste testigo oyó decir que avie dicho y 
fecho en ofensa de dios y de sus magestades y que a esta causa el 
esta huydo de alcalá donde esta publico que le tienen obligados 
quynientos o seyscientos ducados dinero de personas a quien el 
prometió en nombre del dicho obispo lo que dicho tiene y que diie 
que sy en alcalá le tomasen a el le tratarían muy mal conforme a 
sus obras porque dizen quel lo levanto y los destruyo, fue pregun- 
tado por el señor Corregidor sy sabe donde esta este comisario dixo 
que el ase ocho dias jueves viniendo de alcalá vino este testigo a 
dormirá va llecas a un mesón que en el dicho lugar tiene en el 
qual fallo al dicho comisario y que platicaron muchas cosas pero que 
no le oyó decir cosa que fuese en deseruicio de su magostad pero 
syno en cosas del collegto y cosas pasadas y como hombre apasiva* 
do, fue preguntado si sabe que a dicho en aquel lugar el o otros al- 
gunas cosas de las suso dichas, dixo que cree questando el allí como 
esta no dexara de desir todo lo que pudiere con personas que crea 
el que le guardaran secreto y questo lo cree porque oyó dezir en el 
lugar a juan de losa e a otras personas que! y Cabranos el clérigo 
andan juntos y quel dicho Cabranes a dicho que aun no es acabado 
que antes de mucho vera como buelue la Comunidad y que otras 
cosas oyó alli dezir al dicho juan de losa y a pero de cuerva y a 
villa real que fablavan algunos labradores en ofensa de dios y de 
sus magestades y questo es lo que sabe por el juramento que fizo.» 

Junio de 1521. 

Días 7 y 8. (Fol. 367.)— El Alguacil Diego de Pinedo recoge de va- 
rias casas de vecinos de IMadrid buen número de armas de las repar- 
tidas anteriormente. 

Dia 26. (Fol. 375.) — tel señor don martín de acuña Corregidor en 



escudero sopeña de destierro de medio afio desla villa o %a tierra y 



2U9 

de cincutiula mil maravedís para la cámara y mandólo pregonar 
publicamente por que venga a noticia do todos. )> 

Día 46, (Pol. 380.)— «mando erl dicho señor Corregidor que por 
quanto en el ayuntamiento a visto que no se pone recaudo en ea- 
biar la gente que pide don juan de Ribera contra ios de toledo que 
manda que todos los oavalleros desta villa salgan delta a esto pues 
es seruíoio de sus magostados lo cual les manda sopeña do mil du- 
cados a cada uno para la cámara e fisco de sus magostados e destie- 
rro desta diclia villa.» 

Agosto de 152 J. 

Día 12. (Pol. 388.) — «el dicho sefior tenyente respondiendo a un 
requerimiento e pedimento a oí fecho por el señor francisco-de var- 
gas alcaide como receptor que se mostró ser do sus magostados de 
los enoabe9amientos del año pasado de DXX do la tierra de madrid 
y su partido el cual por virtud de la dicha receptoría y una obliga- 
ción que antel presento e de ciertas otras escripturas por do paresce 
quel Bachiller Castillo y juan negrete se obligaron de pagar todos los 
maravedís que se oviesen tomado e se tomasen para sus cosas de Co- 
munidad asy de las rentas reales como de otras personas partícula^ 
res e propios e rentas desta villa e paresce por las otras escripturas 
el dicho bachiller Castillo e otras personas por su mandado ol y otras 
personas acordaron e mandaron que se tomasen ciertos maravedis 
en farta contia de Rodrigo de Cuero receptor que a la sazón era e de 
diego mondes su fator o procurador los cuales maravedis se tomaron 
con acuerdo de algunas personas e por mandado del dicho bachiller 
Castillo segund que por las dichas escripturas pares9e a que so re- 
firió por virtud de lo cual todo le fue pedido al dicho señor teniente 
por el dicho señor alcaide le hiziese pago de los dichos maravedis e 
le fizieso acudir con ellos faziendo cxecucton en el dicho bachiller 
Castillo e juan negi*ete por virtud de la dicha obligación para la pa- 
ga de la gente de guerra quo en su fortaleza tiene a lo qual todo el 
dicho señor tenienle dio la respuesta siguiente. ^^que vista la dicha 
receptoría por do el dicho señor alcaide se muestra parle para la co- 
bran9a de los dichos dineros por ella paresce que fabla con los con- 
cejos e corregidores a cuyo cargo fueron las dichas rentas e con el 
dicho rodrigo de cuero receptor que fue el dicho como, de manera 
que pues la dicha receptoría no se estíende contra los que las toma- 
ron o tiene usurpadas las dichas rentas saluo contra las suso dichas 
personas e no contra el dicho bachiller Castillo ni contra otra per- 
sona alguna en cuyo poder se fallaren las dichas rentas o las oviere 




llerGai 
pues el 
manda 
que il 
les fn«i 
otras p 
alcaide 
represe 
isy y ni 
dicho I 
chiller 
ravedU 
obstsD 
que su 
nador i 
causa e 
muy «I 
rodriga 
obsta I 
faxer o 
Juan nt 
por elU 
ebos mi 
daré y 
alcaide 
lomar I 
reinysU 
cuero o 
gente, | 
sy diie 
del oon 
que se 
recepto 
por elU 
los díob 
causa e 
los sebí 
quesy 
ca;ar q 
oon iod 
su respi 



) 



«M 



OcUdNre de 1521. 

Día 9. (Pol. 111.) — «dito el dicho señor diego de herrera que el 
bachiller Castillo le dixo estando en la cárcel que sy el señor Corre- 
gidor le diese licencia para pedir prestado por la tierra lo que le 
piden el lo pagaría porque como s^ lo ayudaron a gastar se lo ayu- 
darían a pagar.» 

Alio de 1522.— Enero. 

Día 11. (Pol. 439 vuelto.)— «En Madrid onse dias de enero de 
mili e quinientos e veynte e dos años estando en las casas de la 
villa donde posa el señor don martin de acuña corregidor en la di- 
cha villa, el dicho señor corregidor e el señor bachiller gaspar lopez 
de durango su teniente e los señores antonyo de luzon e pero suarez 
e francisco de vargas Hegidores e francisco de la torre por contador 
e luis galues procurador de la villa e femando de la xara procura- 
dor de pecheros, el dicho luis galues procurador de la dicha villa 
dixo que por cuanto en las cuentas que don femando de madrid e 
diego de inedina del cargo que touieron de los cinco mil e trezien- 
tas e quinze fanegas de trigo e de los maravedís de las receptorías 
de los años pasados de que acra se toman las dichas cuentas e por- 
que en los descargos que dan no son tales que se devan recibir por 
quanto no muestran mandamientos de justicia y Regidores ni del 
bachiller Castillo y las otras personas que hasian ayuntamiento en 
tiempo de Comunidad e conforme a la prouision de sus magestades 
para pasarse los dichos descargos an de parescer los dichos manda- 
mientos e libranzas pidió a los dichos señores Corre^dor e su te- 
niente que no reciban descargo alguno syno syendo de los que coni- 
forme a derecho se devan recibir con protestación que sea a su car- 
go sy otra cosa pasare e pidido por testimonio e que protesta que 
todo el pan que a su cargo esta villa lo cobrara a seys reales e tres 
quartillos, el dicho señor Corregidor e su teniente dixeron quellos 
están aquí juntos a tomar estas cuentas seys oras e para que se to- 
men y se averigüen y fenezcan y el dicho señor Corregidor no quie- 
re recibir descargo syno aquel que paresciere ser bastante confor- 
me a justicia e a la prouysion de sus magestades y conforme a ellos 
mandaua e mandaron a los dichos femando de madrid e diego de 
medina que den luego los dichos descargos e a los dichos señores 
Regidores y letrado de la villa y otros contadores que oy están no 
se vayan fasta acabar las dichas cuentas y que lo que fuere desear* 




/ 
/ 



303 

aviendo jurado en forma digo que io que dello se es quel año pa- 
sado de quinientos e veynte el bachiller Castillo alcalde quera en 
esta villa e algunos Regidores en quatro ó cinco ayuntamientos pla- 
ticaron sobre la orden que se temía en el trigo del deposito desta 
villa para que se quitase a femando de madrid e se diese a otra 
persona e hablaron a diego de medína especialmente se acuerda 
que le hablo muchas vezes francisco de herrera e yo el dicho escri- 
bano para que lo tomase e el dicho diego de medina para encargar- 
se delio dio ciertos capítulos un dia estando en regimiento y por que 
pedia algunas cosas que les páreselo que no se le devían otorgar lo 
remitieron a francisco de herrera regidor quel respondiese lo que 
les paresciese a los capitules y el dicho francisco de herrera llevo ios 
dichos capitules y puso en la margen de cada uno de su letra lo que 
le pares9Ío que se devia enmendar o añadir e yo el dicho escribano 
tome los dichos capitules e los hiio en limpio conforme a los capi- 
tules que avie dado el dicho diego de medina e a lo que avie enmen*- 
dado el dicho francisco de berrera e se llevaron al regimiento ante 
el dicho bachiller Castillo e Regidores que alli estañan e fueron otor« 
gados al dicho diego de medina e el los otorgo e firmo de su nombre 
ecepto que no se concertaron en que avie de dar doscientas fanegas 
de trigo menos quando entregase el pan por que le avie desperar al 
dicho diego de medina mas como el dicho bachiller Castillo y 
regidores lo tenian por fecho e concertado mandaron al dicho diego 
de medina que tomase el dicho pan e vinieron a los alholisel dicho 
bachiller Castillo e otros con el que no so acuerda e se lo mandaron 
tomar e el dicho diego de mediita lo tomo y uso dello e se hazian en 
el libramientos como en mayordomo del dicho pan e portal mayor- 
domo dello le tuvieron el dicho bachiller Castillo e regidores e di- 
putados, e yo el dicho escribano dixe al dicho femando de madrid 
que diese el dicho pan al dicho diego de medina por virtud do lo 
suso dicho e se lo mandaron dar e dieron como dicho es. = [Firmado.] 
Gaspar davila.i 

[Entre los folios 442 y 443 está una hoja suelta que contiene la 
siguiente declaración autógrafa de Juan Negrete, en lo que de letra 
de Dávila está la fecha de 17 de Enero de 4522:] 

f Juan negrete testigo jurado dixo so cargo de juramento que sa- 
be que estando en ayuntamiento desta villa de madrid el año pasa* 
do de quinientos e veynte años por el mes de otubre o de nouyem- 
bre muchas veces se acordó en presen9ia de muchos Regidores y di« 
putados quel trigo todo de deposyto que tenia femando de madrid 
en su poder lo pusyeron en poder de otra persona y que embíaron 
a llamar a diego de medina y se concertaron con el para que lo te- 
Tono XL B 



/" 



mase 
dicho 
dina < 
drid; 
oho ti 
«I dic 
Dfa 
Dindi 



Día 
áeUi 

Dia 
Ed< 
por V 
primí 
dequ 
Tei 
«once 
gida 
poedi 
porq 
villa, 
escri) 



perso 

mismo a los dichos Regidoreí 



/ 



ANTECEDENTES DE LA COMUNIDAD DE MADRID 



Antes de insertar la documentación referente al movimiento 
de la Comunidad de Madrid, que se conserva en el Archivo 
Mnnicipal, es conveniente rgcordar algunos sucesos de que se 
ha hecho indicación general en esta obra. 

El disgusto general habla abierto su camino desde que el 
Ayuntamiento de Madrid recibió la Real Cédula que Carlos I 
de Castilla le dirigió desde Bruselas en 21 de Marso de 1516, 
participándole la resolución tomada de usar el nombre y título 
de Rey, juntamente con la Católica Reina su seAora y madre. 
Este documento lo publicaron los Sres. Amador de los Ríos y 
Rada y Delgado en su Historia de la villa y corte de Madrid, y 
lo reprodujo D. Carlos Cambronero en anos artículos que in- 
sertó la Revista Contemporánea en 1894 con el título de Los 
comuneros de Madrid» 

El Cardenal Ximénez de Cisneros y Adriano de Utrecb, que 
con él compartía la gobernación del Reino, remitieron la ante- 
rior Real Cédula al Ayuntamiento de Madrid, en 3 de Abril, 
con una carta de creencia que razonaba la resolución del Em- 
perador. Y el día 8 se reunió el Cabildo, presidido por el Te- 
niente de Corregidor Licenciado de la Torre, dibujándose di- 
versos pareceres y nombrándose á D. Antonio de Lusón y Don 
Pedro Zapata para que conferenciasen con Cisneros y Adriano. 
Esta conferencia no modificó el estado de las cosas; y reunido 
nuevamente el Ayuntamiento el día 10 en sesión extraordina- 
ria, el Presidente les obligó á votar por escrito, y entonces 
Francisco de Vargas, Alcayde del Alcázar, se excusó de que se 
levantasen pendones por el nuevo Bey hasta que se consulta- 
ra con 8. A., y éste, los Gobernadores y el Consejo Real resol- 
vieran lo conveniente. La opinión general era que la enferme* 
dad de la Reina Dofia Juana no tenía la gravedad que se de- 
cía, y que nada justificaba que, viviendo ésta, se anticipase sa 



Ilijo á tilulnrs 
lainiento iicoi 
el vieriiea 20 
ceremoiiiBl de 
fioree Amadoi 

Tratábase y 
te, según el p< 
dicho Bfio ee p 
con la cointBÍ<í 
hombres arme 
dores protesta 
legios de Mac 
mostró euérgi< 
ejército regule 

Asi pasaroa 
aistencia & la : 
siÓD do loa eir 
servicio extra< 
Alemania. Go 
aOo 1520, y f 
Antonio de Á 
el 19 de Maye 
Astaditlo forai 
estaba en reía 
documento qu 



may magoitii 
y oymos todo 1< 
hablo y en muc 
Jamarse con es 

Rey nuestro señor lo que a su seruício y bien destos Iteynos coQ- 
TÍene ponjue demás del BeruicJo que a dios nuestro sefior en alióse 
hace Dossotros rebebimos giagular merced que en ohra laa MDtt 



307 

nos ayuden, lo que deapues que escreuimos a vuestras meroedes ha 
pasado es que vista la brebedad de la venida de su magostad a es* 
tos sus Reynos acordamos de no enbiar nuestros mensajeros hasta 
que su alteza fuese salido do aragon porque desocupado de las co- 
sas de aquellos Reynos ovieso mas lugar para entender en lo que 
a estos conviene y luego que supimos que su magestad hera entrado 
en castilla nombramos por nuestros mensajeros a los señores don 
pero laso de la vega c don aionso fornaadez de toledo Regidores 
desta 9ibdad o otros dos jurados para que de nuestra parte fuesen 
a suplicar a su alteza ciertos capitules tocantes al seruicio de su 
alteza y bien del Reyno de los qualcs bara relación a vuestra mer- 
ced el señor don francisco 9apata, p.ire9Íonos quo hera bien diuidir 
estas cosas de la procuración de Cortes porque mas libremente se 
despacharan no tiniendo los mensajeros otra cosa en que entender 
esto es lo que hasta agora a pasado, si a vuestras meroedes pai*es9e 
que ay algo masque proueor para el seruicio de su alteza y bien 
del Reyno recebíremos mucha merced nos lo mande escreuir por-» 
que en todo estamos deseosos de nos conformar con lo que les pa- 
reciere, guarde nuestro señor las muy magnificas personas de vues- 
tras meroedes de toledo a XXVI de hebrero da mili y quinientos y 
veynte años. 

a seroicio de vuestras mercedes. 

[Firmado.] hernan perez de gttzman=ei majistral^'uan'ca8tillo=« 
Juan de padilla=juan niño=juan 9apata^=antonio alaarez=^goncalo 
orduña?=antonio de la peña=don podro godinez de acuña=:gonzalo 
ga¡tan=el licenciada antonio de baeca. 

£n el sobrescrito.— «A los muy magnificos señores los señores 
del ayuntamiento y caualleros y escuderos oBciales hombres buenos 
de la noble villa de madrid.v 

(Carta original en papel» existente en el Archivo Municipal de Ma- 
drid, 2415-39.) 

El Corregidor Aatudillo, en BeBión del 15 de JudíOi cconsigno 
que BU parecer era que no se recibiesen en esta villa cartas ni 
oapitaloB de Toledo fasta enviarse a los eefiores del Oonoejo. » 
De nada sirvió la entereza del Corregidor, pues tres días dea • 
pnés amotinóse el pueblo, y ios revoltosos, amparados por la 
gente pacifica, destituyeron al Corregidor, invadiendo la Cá- 
mara de la iglesia del Salvador, donde el Ayuntamiento cele- 
braba sus sesiones, y constituyendo lo que bien puede llamarse 



el Ayuntan 
lof Regidoi 
Francisco \ 
OoDieodad( 
Juan Negrc 
Luzán, Peí 
Vargas; Ju 
cheroe; Ped 
ropero; Ayl 
Fr. Beroart 
tadae todas 

El Bachil 
fué nombra 
Negrete, kV 
ticia de Mai 
Toledo, TeL 
menaje y ju 

El primei 
testar á Tol 
Bactiiller Ci 
nardino, ad 
lo confírma 

Después 1 
B«y uu hii 
para que lo 
ahorcar á 1< 
de salir aec 
busca de re 
al penetrar 
fué descubil 
r atad o el re 
lio y refugii 
Lago, muje 
aeate el ma 
duraute má 
cercado el i 
rosísima, q 
comuneros 
ñcas el aux 



/ 

<» 



809 

Toledo envió quinientos hombres y treinta lansas, al mando 
del Regidor Gonzalo Gaitán, lo oual prueba la inteligencia que 
ya existía entre la ciudad imperial y la villa de Madrid. Los 
siguientes documentos confirman cuanto acaba de relatarse. 



Documento núm. 7. 

Pleito homenaje y juramento otorg^ado por Pero de Toledo, Alcal- 
de del Alcázar por la Comunidad, y sus Incidencias en 2i de Ju-- 
nio de 1520. 

En la noble villa de madrid jueves veyote e nn días del mes de 
junyo año del na89Ímiento de nuestro Salnador iheau xristo de mili 
e quynientos e veynte años estando ea los alca9are8 de la dicha 
villa pero de ioledo alcayde del dicho aloagar en preseD9Ía de mi el 
escribano publico y testigos yuso escriptos dixo que hazla e fizo 
pleyto omenaje una y dos e tres vezes, una y dos y tres vezes, una y 
dos e tres vezes, en manos de ios señores antonio de Inzon e pero 
9apata señor de las villas de baraxas e el alameda regidores e veci- 
nos desta dicha villa quel estara en esta fortaleza para seruizio de 
ios Reyes nuestros señores e estara en ella al bien e pro común de 
la dicha villa e vecinos della e procurara que ningana persona 
de la dicha villa en quanto por el fuere re9iba agrauío e que en la 
dicha fortaleza no meterá armas ni bastimento alguno las armas de 
dia oy de noche y el bastimento de noche antes el bastimento que 
metiere sera de dia e para su mantenimiento ordinario e que sy 
supiere que alguna cosa se concierta o se trata en que podría venir 
perjuizio a la Comunidad desta villa o a algún vecino particular 
que luego lo fara saber a la justicia desta villa para que sobrello 
provean como la dicha Comunidad ni persona alguna desta villa 
re9iba daño en su persona ni fazienda antes los fauorecera e ayudara 
e asy mismo haze el dicho puto omenaje que no meterá gente alguna 
en la dicha fortaleza mas de la que al presente tiene syoon fuese fasta 
quatro o 9Ínco hombres para guardar la dicha fortaleza e que antes 
que los meta lo fara saber a la justicia e regidores e diputados e pro- 
curador e seysmero estando todos juntos e asy mismo que sy supiere 
que gente alguna viene contra esta villa e contra alguna persona della 
luego lo fara saber a Id justicia de la dicha villa e al procurador e 
seysmero de los buenos hombres pecheros para que lo provean e 
asy mismo que al presente están en la dicha fortaleza los siguientes 



r 



el dicho alcaydc 
señor gonzalo fer 
toya — pero de laf 
ca— pero de ay^a 
aloDsode savedn 
ruiz do gapay— ju 
rosa — pero de aU 
salzedo — herreza 
roa — maestre ped 
león — francisco d 
ledo — ^juao viica; 
—pero de seria — 
cuervn — beraaldi 
los— garcia despi 
francigco fernand 
la diolia foi-taleza 
como dicho es qu 
penas en que cah 
que hazen en mai 
rernaudez Dolaría 
e alonso de terroi 
oha villa de madi 
■entes a ello el h 
negrete a gonzalo 
tadoa de sus perr 
aeysmero de loa I 



e después de 1 
alcafar el dicho : 
como el suso dicl 
dicho seiior pero 
fízo el señor goni 

gra 

lo quel alcaide 
estiin de la mane 
tal que esto miau 
dentro están que 

y por ellos y que mioa [la^au ai sunor lope ipapaM la juaii^ia y re|p- | 
dores y oavalleros y procurador y seysn 



J 



3H 

rochias desta may noble villa el mismo juramento y pleyto ome- 
naje de no lo quebrantar para yr ni venir ni consentir ellos ni a 
otros que vengan a enajenar en poder dellos ni de ningund grande 
ni de otra persona ni personas ningunas el alca9ar syno de defen- 
derla y anparar la en seruíoio del Rey nuestro señor y la pacifica- 
9Íon y bien desta muy noble villa de madrid==otro sy que losques- 
tan en el alca9ar y estoviere para seruicio del rey y pacificación 
desta villa puedan entrar y sallir y nego9Íar sus oo3as en esta dicha 
villa como solían andar de antes en pa9ifica paz. 

[Nota autógrafa de Lope Zapata.] — los oavalleros quo an dé jurar 
don juan hurtado de mendo9a el comendador alonso de cárdenas, 
pero 9apata de cárdenas yüigo lopez de cárdenas el arcediano don 
francisco mi^uel de luxan francisco de luzon diego de luxan pedro 
de luxan el de san juan juan hurtado don luys lobo luys perez ro- 
drigo 9apata don benito ximenez de 9Ísneros lorenzo furtez la jus- 
ticia e regidores e diputados de las perrocbias en nombre de toda 
la villa e de sus perrochias e juan vazquez e estovan rico a do ha* 
zer lo mismo en nombre do los buenos ombres pecheros 

lope 9a pata « 

En madrid jueves veynte e un dias de junyo de quinientos e 
veynte años el señor lope 9apata fizo plito omenaje en manos del 
señor antonio de luzon regidor de la dicha villa una y dos e tres 
vezes, una y dos y tres vezes, una y dos y tres vezes que por quan- 
to pero de toledo a fecho oy cierto plito omenaje en manos del señor 
pero 9apata quel faze plito omenaje de la traher plito omenaje olor- 
gado en forma de las personas destotra parte contenidas para que 
guarden lo contenido destotra parte »>se le trayra de oy a mañana 
e sy no le truxcre le entregara el plito omenaje original que fizo 
syn quedar treslado del para que faga del lo quel quisyero so pena 
íiuc cayi^a en las penas que los hombres fijos dalgo e cavalleros 
^ orno el caben en no guardar los plitosomenajes qne hazen, de quo 
fueron testigos gonzalo fernandez notario e francisco de vera criado 
del señor juan 9apata e alonso de terrea criado de juan de bozme- 
diano vecino de la dicha villa 

lope 9a pata. 

A continuación está el pleito homenaje otorgado en el Ayunta- 
miento por Lope Zapata, repetición del anterior. 
(Papeles de la apoca, Archivo Municipal de Madrid, S-447-38.) 



Pleito hoi 
«egarldi 

En la DI 
de juoyo i 
mili e quL 
sya de sur 
gidor de 1 

iDSOD e p( 

Antonio di 
de berrera 
e francisoí 
de sanliag 
loba lo e ai 
Juan de m 
castellano 
san saluud 
cruz e el 1 
garcía dal 
do de san 
e estevaa 
ros de la <. 
dixeroa 
toledo alci 
cierto plil 
ne e p¡<li( 
de esta vil 
Juntus e c 
chías dond 
naje una 
tres vetes 
tuviere ei 
bien e del 

aquel sea enajenado en pDiler de ninguno de esta villa ni da nio- 
gund grande destos reynos ni de ninguna otra persona e quelios e 
cadií uno (lellos serun en defenderla e ampararla en seruicío de los 
[leyes nuestros se&ores e en pacificaeion e bien desla noble villa de 
madrid e les darán tuda el ayuda e favor que para ello fuere oe^e- 
sario e ellos puJiereo dar e asy mismo ellos " "<"*'■ """ 'i-ii'-'' fi'i"- 



/ 



848 

roa el dicho pleito omenaje que los quostan e estuvieren en los di* 
chos alca9ares para seruicío de los Reyes nuestros señores e pacifi- 
ca9Íon desta villa puedan entrar e salir e negociar sus cosas en esta 
villa sin que les fagan mal ni daño e se puedan boluer seguros a los 
dichos alca9ares so pena de caher en las penas que caben los que 
no guardan ios plítos omenajes que hazen y dello mandaron se diese 
testimonio sinado al dicho pero de toledo guardando sobre todo el 
seruicio de la Reyna e el Rey nuestros señores e el bien e paoifíoa» 
9¡on desta villa e vecinos della. 

£ luego yncontinenti el dicho seftor pero ^apata fíio otro tal plito 
omenaje en manos del dicho señor antonio de luzon de que fueron 
testigos el reverendo padre fray bernaldino e gonzalo femandes 
notario vecino de la dicha villa. £ esto dixeron que hazian e otorga- 
van con que venido francisco de vargas alcayde de los dichos alca* 
9ares en esta villa faga otro tal |)lito omenaje como el dicho pero de 
toledo o otro alcayde questuuiera que venga a la dicha fortaleza e 
no le hasiendo el dicho plito omenaje quellos quedan libres deste 
plito omenaje que hazen, testigos ios dichos. 

Juan 9apata. — antonio de lu9on. — pero 9apata. — bachiller del 
castillo. — antonio de alco9er.— francisco de herrera. — pero de losa- 
da. — gonzalo de ca9eres. —diego solano. — ^juan negrete. — francisco 
de la torre.— >franco romero. — ^juao castellanos. — lorenzo de luxan. 
— ^juan darze. — femando de madrid. — pero de madrid.— antonio de 
luxan. — pero de eren9ia.— pero lobato. — anton franco. — ^juan de ma- 
drid. — luis de mon9on. 

e después de lo suso dicho en la dicha villa de madrid el dicho 
dia veynte e dos de junyo del dicho año de quinientos e veynte 
años los señores comendador alonso de cárdenas e don francisco 
9apata e don luys laso e lorei)90 xuarez fizieron otro tal plito ome- 
naje como el del suso contenido en manos del dicho señor lope 9a* 
pata, de que fueron testigos, etc. 

loren90 xuarez. *— alonso de cárdenas. — don luis laso 9apata.— 
don francisco destrada. 

• £1 mismo día 22 hicieron el propio pleito homenaje^ y así lo 6r- 
man los señores Nuflo Ramírez, Luis Miguel de Luxáo, Juan Furta- 
do, Rodrigo Zapata, Rodrigo de Luxán, Benito Ximénes de Cisneros 
y Luis de Sudeña. El día 23 lo prestan los señores Pero Zapata de 
Cárdenas, Iñigo López de Cárdenas, Diego de Luxán, Bernardino de 
Mendoza y Antonio Soler. 

(Papeles de la época, Archivo Municipal de Madrid, 2-4Í7-38.) 



^ 



de 
dri 
de 
ehl 
de 
cbl 
peí 

I 
slr 
Ue 
de 
del 
de 
Gal 



a 

qu. 

del 
loi 
oia 

COI 
lo I 

de Lago, mujer uel Alcayae u, francisco ao vargaa, con quien se 
celebró la capitulación. Hasta después del 1.° de Agoato de 15S0 no 
lo ocupó la Comunidad de Madrid. Carlos V emprendió su reedifi* 
oación, y su bija Dofla Juana, que nació en el Alcáaar, madre del 
desgraciado D. :áebasliáa, Bey de Portugal, fundó aobre su recinto 
el Monasterio de las Descalxas Reales, que hoy se conserva. 



/ 



345 

rrochía de santa maría e francisco romero e juan de quintana di- 
putados de la perrocbia de san andres e lorenzo de la torre e juan 
castellanos diputados de la perrochia de san pedro e alonso cuello 
e pero de soto mayor e francisco franco e francisco nufiez escribano 
publico e francisco de prado y don francisco 9apata arcediano e don 
luys laso y francisco de herrera y juan de luxan y rodrigo de ma- 
drid espe9Íero e niculas cordonero e niculas docaña e jacome si- 
llero. 

en nombre de nuestras perrochias e de la dicha villa de manco- 
mún e a boz de uno e cada uno de nos por el todo renungiando la 
auteiHica hoc ita de duobus reis debendi e las leyes que fablan en 
fauor de los que se obligan de mancomún otorgamos y cono9emos 
que por rason que entre esta villa y los alca9ares delta a auido 9Íer- 
tas diferen9Ías sobre ciertas cosas que la dicha villa pide a los di* 
ches aloa9ares lo qual se ha con9ertado en 9ierta forma e manera 
segund que de yuso se contiene ques por la forma e manera si- 
guyente: 

las condi9¡ones con que se a de entregar la fortaleza de la villa de 
madrid son las siguientes: 

!• primeramente quel dicho alca9ar se entregue libre e desem- 
bargadamente a la villa de madrid e Comunidad della e a la justi9ia 
en su nombre para que la villa e Comunidad ponga el alcayde que 
le pares9Íere a contentamiento de la villa e Comunidad e diputados. 

II. yten que todas las haziendas questan dentro en el alca9ar 
que tienen las personas questan dentro en ella las saquen libremen- 
te e las lleven do quisyeren syn poderles tocar en ellas e que los 
depósitos e haziendas questuuieren en la dicha fortaleza de otras 
qualesquier personas las saquen e las den a sus dueños syn poder 
tocar la villa ni persona alguna en ellas. 

III. ytem que las cosas de la fortaleza asy armas como poluora 
e tiros e otra qualquier oosa que alli este que pertenezca al Rey non 
puedan los del aloa9ar sacar cosa alguna dellas syno que lo den e 
entreguen por ynventario a la dicha villa ante escribano. 

IV. ytem que se a de hazer amistad e perdón de todas las cosas 
e enojos pasados entro la villa e los parientes del alcayde e que an 
de quedar en mucha paz e amor e perdonarse los unos a los otros e 
que sobre esto en ningund tiempo tomaran los unos de los otros 
vengan9a e que puedan venir los questan fuera de la villa e estén 
en sus casas pa9ificamente como de antes eatauan asy los parlen- 
tes del dicho francisco de vargas como otros qualesquier cavalleros 
e personas vecinos de la dicha villa por que la villa este en mucha 
paz e concordia entresy e se ayuden fielmente contra los contrarios. 




quales ooa sometemos renunciaDflo como reaunoiatnos nuestro pro- 
pio fuero juñdicion e domicilio e ia ley si oonvenerit de jurídioions 
omnium judisam en que se conliene quel que se somete a joridi- 
cion estraua antes del plita contestado puede declinar jaridi^ioo 
para que por todos los remeilius e rigores del derecho nos compelan 
e apreuiien a nos lo faier cumplir e pagar e aver por firme todo lo 
suso dicho e cada cosa e parte dello todo bien asy e tan cumplida- 
mente como sy contra nosotros e cada uno de nos sey fuese pasado 
por sentencia de juez competente e pw dos nnn«i«nilila n nMaiU un 



/ 



317 

cosa juzgada e sobrello fagan e manden hazer entrega e exeougion 
en las dichas nuestras personas e bienes e los vendan e rematen los 
dichos bienes segund fuero e de su valor fagan pago a quien los aya 
de a ver lo cual todo nos obligamos de tener e cumplir segund dicho 
es so pena de pagar el daño e interese que a los suso dichos e qual- 
quier dellos en sus personas e haziendas se les recre9Íere e demás 
de 9Ínco mili doblas de oro para la cámara e 6sco de sus altezas en 
las quales dichas penas desde aora nos condenamos no lo cumplien- 
do e las dichas penas pagadas o no que todavía seamos obligados e 
nos obligamos a guardar e cumplir todo lo suso dicho e cada cosa 
dello en firmeza de lo cual renun9Íamos e partimos de nos e de nues- 
tro favor e ayuda e de cada uno de nos todas e qualesquier leys 
fueros e derechos canónicos y ciuiles públicos e privados e quales- 
quier exepciones e defensyones e alega9¡ones que por nos e cada uno 
de nos ayamos e podamos aver e nos podrían escusar para no cum- 
plir e pagar lo suso dicho que nos non vala, otrosy renun9Íamos to- 
das ferias e dias feriados e tresiado desta carta e dia de consejo e 
plazo de abogado e la ley que dize que las peuas no pueden ser 
executadas syn ser primero sentenciadas e declaradas e la ley que 
dize que por posturas que las partes entre sy fagan no hagan dero- 
gación al derecho publico e la ley que dize que ninguno es visto 
renunciar el derecho que no sabe e especialmente renunciamos la 
ley e derechos en que diz que general renttn9Ía9Íon nóvala, que fue 
fecha e otorgada esta carta en la dicha villa de madríd dentro en 
la ygiesya de san saluador estando en ayuntamiento publico de la 
dicha villa a postrero dia del mes de agosto año del nascimiento 
de nuestro saluador ihesu xristo de mili e quinientos e veynte años, 
testigos que fueron presentes el bachiller savedra e francisco mar- 
ques e estovan rico vezinos de la dicha villa de madrid. 

y entendiese que los depósitos questan dentro en el dicho alca9ar 
se an de sacar della dentro de seys dias primeros siguientes que ae 
cuenten desde oy dicho dia. 

[Firmado.] Bachiller del Gas tillo 2= don francisco 9apatassdon luis 
laso :% francisco de herrera =3 anton de jahen=sluis de mon9on=a álen- 
se meló =s rodrigo de madrid=sgonzalo de caferess femando de ma* 
drid=: francisco de la torre»pero lobato = francisco de prado=smi- 
guel salcedo=juan negretes=pero de madridssjuan de madrid» 
8otomayor=sjaan castellano = pero de arzeaeniculas de uera=s fran- 
cisco de herrera =3 alonso de avendaño=«jacome=¿beltran de mon- 
9on=snioQlas de ocaña=:diego solano=:anton franco. 

yo gaspar dauila escribano publico en la noble villa de madríd 
por sas altezas e escribano del ayuntamiento della fui presente a lo 




que diot 

suso diel 

bi-es la a 

(Papel 



EilRga 

la 

Bnl* 
quinienb 
puerta d 
Ibrlalesa 
leu e ei 
oside e j 
villa que 
ledo qae 
el enlrcf 
tra su ve 
derla so 
ta etant 
ber al di 
el qual t 
ñor gove 
enbjaron 
ta gente 
visto oor 
la dioba 
tíeoe dic 
gas esori 
se entre) 
proaiiioi 
la dioba 
naje ana 
vezei aei 

diego de vargas que terna la dicha casa por su magestfld e no acu- 
dirá ooD ella syno a quien su magostad le mandare o a quien esta 
villa y comunidad della pusiere de alca 
pleyto omenaje quel Taze so pena de cah 



3id 

ourrír en todas las otras penas qoe yncurreo los que enajenaa for- 
tálelas en otras personas de mas de a qaien son obligados el qoal 
dicho pleito omenaje fiso el dicho señor alcalde mayor bachiller gri- 
gorio del Castillo segond que de suso se contiene estando a ello pre- 
sentes por testigos diego de luxan e el secretario juan de salmerón 
e francisco rodríguez escribano publico vecinos de la dicha villa. 

pero de toledo. 

e luego yncontinentí el dicho pero de toledo dio e entrego 9Ínco 
llaves grandes de hierro qiieran de la dicha fortaleza al dicho señor 
alcalde mayor el cual las re^i^iio en sy e dixo que protestaaa e pro- 
testo por sy e en nombre de la dicha villa quel las re9ibe para den- 
della semir a sa alteza e hazerel bien e procomún desta villa e de 
la república destos reynos e para que dendella se continuo la leal- 
tad e buen solo que a seruteio de sus magostados esta Villa a tenido 
e tiene testigos los dichos. 

Bachi 11er del Gastillot 

(Original en papel, Archivo Municipal de Madridí S-ii7-38é) 



Documento núm. lí* 

Carta de la dudad de Toledo á la villa de Madrid en 27 de 

SepUeoibre de 1520. 

magníficos señores»^-porque creemos que tendremos nes9esidad 
pafa un negocio que toca a esta 9ibdad en mucha cantidad y es de 
grand ynportan9Ía y para esto avremos menester a todos nuestros 
amigos que nos ayuden con gente y armas y artillería y otras cosas 
que son tocantes a exer9ilo de gente y por que tenemos muy 9Íerto 
que vuestras mercedes son muy principal parte para esto asy por 
ser esa muy noble villa tan principal en estos Reynos como por es- 
tar tan 9erca de nosotros acordamos que vuestras mercedes fuesen 
los primeros a quien para este caso requiriésemos para lo qual en- 
biamos al muy honrrado lt9enciado anton aiuares procurador gene- 
ral de la comunidad desta 9ibdad el qual vuestras mercedes sobre 
este caso mas largamente hablara, seale dada entera fe e creencia. 

a vuestras mercedes screvimos como Juan arias nos ha requerido 
e requiere que le rofíbamos por amigo con las solopnidades que en 

Tomo xl ^ 



r 



tal oaso M r« 
luDtad detet 
meroecl nos i 
por que aqiw 
Bonas d« vge 
moa la prese 
ayuntamient' 
nientoa e ve; 
publico e log 
■tientos la ei 
ledo. 



En el sobrí 
regiviento y 

Carta orij^i 
Toledo bieD i 

(Arcttivo U 



liventarlo d< 
estreñía 

En madrid 
de nuestro se 
estando denl: 
eastilloalcalc 
alcaide (|ue f 
que recibiese 
9ar por quan 
dicbo señor a 
cho pero de t 

dos oaüoDe 

quatro falc 
los dos franci 
el dicho pero 

9Íento e oc 
costales vasic 



áegond lo dixo el diebo pero de loledo, eada ano dellos tiene dos 
costales ano metido en otro. 

qoatro ocotales de a9afre y otro oon fasta medio arnnra porqoe lo 
elffo se gsBl^ en la fortaleía qae recibió qoe dixo el diebo pero de 
toledo« 

ana tienda vieja oon su adre90. 

anos fuellee. [Taobado.] 

setenta y naeve dados [¿serán dardos?} de hierro porque los olree 
dixo que se gasto en la forlalesa. 

diea pala» de hierro porqae las otras dixo qae te avien dado a 
alonso de san podro que se •▼ieo gastado. 

veynte pieos de groas porqae loo otroe dixo el diebo pero de te- 
lado que se avien gastado. 

quatro a9adones porqae loo otros dixo el dieho pero de toledo qae 
se avien gastado» 

doxientas y traynta y una pelotas para oaftones e colebrioos por- 
que las otras dixo el dieho pero de toledo qoe avie llevado sao po- 
dro para diego de vera e se avien gastado. 

deey nueve clavos de oarreta y oo avareas pequefto. 

tres bachaa de cortar l^a. 

9incuenta y nueve rayos de carretas porqoe los otroo qoe taltao 
dixo el dicho pero de toledo qoe se gastaros. 

ona fragua con lo siguiente: 

unos fuelles— una pala de piedra qoesta fuera y se a de trabar. 

OB 9epo grande de la yonqoe< 

00 vaneo para loe fuellee. 

oa macho — oo martillo de mano. 

oo espetón — y ooa yooqoe. 

oo oaloado de cobo en la pocote levadisa. 

vn 9er60 de hierro. 

tres fojas de milan. 

dea esealeras. 

tres eargadores de tilcoDetes. 

dos cargadores graodes de caboo e on atacador. 

qoatro ataeadores ano de colebrioa e tres de falcooetas. 

trese goindaletas dolías enteras y dellas medias y la una gruesa 
vieja están eo la puente levadisa, otraa doe en el tiro del caballo y 
las otras dos dixo el dicho pero de toledo qoe se llovariNi a diego 
devora. 

qoatro peda9ea de goindaletas noevaa. 

dea podatoe de naantmaa. 

noeve plaoebas de plomo y lo otro dixo qoe llevo diego de vera 



r 



y presto e\ alcayde 
diego de vera e se g 
veynte e kís niad 
tablón para labrar | 
se entrego a alonso 
para *\ pozo. 

doa confias de « 

otros dos dixo que I 

trezíentos j quart 

echar poloora losqa 

tar doze que se gasf 

dos tiros de hierre 

otro tiro syn enre: 

vn almires de piei 

vn almireí de mei 

diez pipot«s de p< 

otro tiro de hierro 

lo qual todo se di< 

aloslde e el dioho pe 

testimonio e el diehí 

fueron testigos ferní 

guel desaiedo veoii 



en madrid treynU 
to de nuestro saluad 
años estando en los 
grigorio del Castillo 
dichos alcafares e V 
presencia de mi el e 
cuenta el dicho luis 
que avie en el dicho 
gon e se contaron e 
luis mondragon las ( 

treynta y ocho lan 
syn hierras. 

quinientas y quan 
otras dos de las suso 

9'incuenta y siete [ 
bradas y sesenta y oi 
quebrada todas estas 
picas. 



.3í3 

tres mili e seys^ientas picas nuevas flamantes y mas quaronta 
algo iraydas sin regatones* 

otros syete ha9e3 de picas viejas de a veynle oada faz syn rega- 
tones y syn fierros las 9Ínoo dellas. 

en otros veynte y tres fa9es de picas viejas de a veynte picas 
cada fas syn regatones y con hierros qaatrooientas y sesentas picas. 

otro faz de picas syn hierros que son veynte y otro haz de otras 
veynte con hierros y 

ochenta y seys vallestas con sns gafas y nnetes. 

ocho vallestas syn nuezes y con gafas. 

otras catorze vallestas con sus gafas y nuezas. 

una vallesta de garrucha con su garrucha y nuez, 

quinze vallestas y sus nuezes con honze gafas» 

tres vallestas syn nuezes y syn gafas. 

otras quarenta y cinco vallestas con nuezes y gafas. 

sesenta y dos alavardas las dos syn astas y otra que dio maslre 
miguel. 

9inoo lan9ones eon sus hierros. 

dotienias y noventa y seys 9eladas. 

9Í6nto y treynta y una 9eladas en otra sala. 

Q asy con todas las dichas armas se quedaron en el dicho aloa9ar 
donde antes estañan de que fueron testigos femando dalmoguera e 
Juan xnarez e bernaldino herrezuelo vecinos de la dicha villa. 

luis de mondragon. 
(Actas originales del Archivo Munieipal de Hadrid, 2-444-38.) 



• •* A- 



r 



tan mtguel. . . 



un jaaa 

san nicolas. . 
santa mana,, 
san andrea.. . 
Hn luste. . . , 
saa pedixk... 



san saladdor. 
san martin. .. 
san gines.. . 
santiago.. ,. 



tiene jaan 

Joan negrc 
tiestas y doxi 

«Ion so de i 
picas e treyn 

(Papeles di 



3K 



DOGÜMBNTO NÚM. 14. 

• 

ReiMirllaiento de la sisa en los logares de la Yltla de Madrid 

en 1520. 

Xetafe cupole eo el repartimiento quareata y tres mili e nove- 
cientos e sesenta y ocho maravedís. 

el concejo de pozaelo capole en el repartimiento XT, G3UIII ma- 
ravedís. 

el concejo de slcorcon cupole en el repartimiento XIIII, 
GGGGXXVII mrs. 

al concejo de léganos capole en el repartimiento X¥Ut, DGGGG 
XG III. 
^ el concejo de san savastian tiene X, GGG V. 

valiecas tiene en el repartimiento T, GLII. 

fuencarral tiene en el repartimiento XVf, GGGGLXXX VID. 

perales tiene en el repartimiento DG LXXX Vil. 

villaverde tiene en el repartimiento XVI, GCGGLXXXVIL 

caravanchel darriba tiene en el repartimiento Vltt, CQXL ttll. 

caravanchel dabaxo tiene en el repartimiento Vil, GCXHl medio. 

chamin tiene en el repartimiento DOLXXX Vil. 

tiene majada fonda en el repartimiento IX, DG XVIII. 

vicaiuaro tiene en el repartimiento III, GGGGXXXV. 

las ro9as tiene en el repartimiento VI, GLXXXIII. 

casarruaielos tiene en el repartimiento H, IJU. 

fuenlabrada tiene en el repartimiento XIII, DGLXX. ' 

ambroz tiene en el repartimiento III, GGGGXXXV. 

ara Vaca tiene en el repartimiento VI, DXXVL 

bovadilla tiene en el repartimiento 111, XG III. 

canillejas tiene en el repartimiento II, DGG XL VIH. 

Rejas tiene en el repartimiento lili, GGGG LXV. 

faentel fresno tiene en el repartimiento II, DGG XLVII. 

vmanejos llene en el repartimiento I, XXX III. 

canillas tiene en el repartimiento I, GGG LXX 1111. 

horlaleía tiene en el repartimiento II, DGG XL Vil. 

costada tiene en el repartimiento U GGG LXXIIIl. 

Vililla tiene en el repartimiento I, XXX 

(Legajo de dooarnentos sueltos. Archivo Hünicipai de Madrid, fo- 
lios ixvá xxxu.) 



r 



Después de lo 
nparlimiento, < 
Mgaron los puel 
pfosas y de no gi 



Becibi yo diegí 
de la syia de los 
aviedes rebebido 
de xetafe mil c 
de villa verde 
de ruenlabradi 
de osravaaebel 
de caravanohel 
por legiaes D 
por alooroon q 
de poBoelo qui 
por bobadílla < 
por las rofas d 
de nujada fom 
por vilílla Ireí 
por ooslada se; 
por fuentel fre 
por sao savasti 
por Tuenoarral 
re;ebi mas po 
vedis. 

qae son lodos 
julio tengo re9eb 
ravedis e medio. 



recebí mas del 
el concejo de forl 



haiese mas caí 
sysa los mará ved 



DOCUMRNTO NÚM. 16. 

8 de Jrilo de 1520. 

«Regisiro de la sisa del lugir de pomelo que eaipe90 domingo 
oebo dias del mes de jalío afio de mil e quiniealos e Teynte años a 
dos maravedís en oada arelde alo de oobrar pero moños. 

este día peso an earoero seys arreldes XII mrs. » 

Ckmiinaan diariamenle los asientos basta fin de Agosto del mismo 
a&o, siendo la sama total de lo reeaudado en ese tiempo S.461 ma- 
ravedís. 

(Archivo Munioipal de Madrid, leg. de doeameutos sueltos, fo« 
lios III á z.) 



Documento núm. 17. 

29 de Jollo de 1620. 

«Los maravedís qoe an eaydo de sysa en el logar de villa verde 
despoes qoe el seysmero levo setecientos y setento y tres marave- 
dís por virtod de on mandamiento del señor alcalde castillo son los 
siguientos: 

primeramente domingo que se contaron veynte y noeve dias del 
mes de jolio [4 520] se peso en la carne9ería ciento y dies libras de 
carne monta la sysa cineuenta y cinco maravedís.» 



j 



»Í7 

del ooncejo de oanillejas quinientos e setonta e ocho. 

del concejo de aravaca qoatrocientos y quarenta y noeve mara- 
vedís. 

del concejo de vicalvaro mili e qoatrocientos e setonta e on ma- í 

ravedia. 1 

del concejo de rejas dos mili e dosientos e treynta e cinco mara- 
vedís. 

del dicbo conoejo de vicalüaro otros mili e trezientos. 

que son todos ios dichos maravedís de la sysa diesyooho mili e 
ciento e un maravedís y medio. 

cárgasele mas qoe recibió de femando de madríd cambiador 
XXX mil quel dicho femando de madríd da por descargo en ja 
coenta que da de la sysa. 

(Archivo Municipal de Madrid, leg. de documentos sueltos, fo« 
lios XIII y XIV.) 



e jumes de su^ ulteías <l«sla viiU e tie otras partes qualesqaie 
soan aate quiea de lo oonleoido en esta carlii fue 



SM 

nuieiito de Jastíoia a coya joridiohm mé aomelo e reñoacio mi pro«- 
pio ftt«n> e domioilio para que execotton está carta én mi y en los di^ 
ohos mis bienes e aquellos vendan e rematen en puMioa almoneda 
segan fuero e de su valor vos éotregoen e hagan pago a tan bien de 
la dicha pena como del principal e costas bien asi a tan conplida* 
mente como si todo lo que dicho es fuere pasado por sentencia difi* 
nitiva en cosa jusgada e renuncio e parto de mi e de mi favor e ayu- 
da todas e qualesquier leyes fueros e defechos e hordenamientos fe- 
rias e días feriados e todas otras buenas raaooes e definsiones que 
por mi ayan que me noii vala especialmente renuncio ia ley que 
dis que general renun9Ía9Íon no vala. que fue fecha e otorgada esta 
carta en la villa de madrid a veynte e siete dias del mes de febrero 
año del nascimiento de nuestro señor ihesa xriato de mili e quinien- 
tos e veynte e un años testigos que fueron presentes a lo que dicho 
es diego de medina e rodrigo de madrid e pero franco vecinos de 
madrid, el bachiller castillo— juan negrete — e yo diego mondes es- 
cribano publico de madrid e su tierra por sus altecas fui presente a 
lo que dicho es con los dichos testigos e por otorgamiento de los di- 
chos bachiller castillo e jutfki negrete que en el registro descrituras 
firmaron sus nombres, para el procurador de la villa de madrid lo 
fise escrevir e fizo aqui mi^^gno»»diego mendez. [Signado.] 



DOCUMBNTO HÚH. 19. 

RepreaentacMB de la ícente de Madrid i Joan Zapata en Torrela- 
batte para qae ae ka pague lo que la vUla lea pronetid en 14 de 
Mario de 1521. 

En ia villa de torre de iobaton a cator9e dias del mes de mar90 
del nascimiento de nuestro Salvador ihesu cristo de mili e quinien- 
tos e veynte e un años en presencia de mi juan de rosales canciller 
del exercito de la noble villa de madrid e de loa testigos yuso es- 
criptos ante! muy magnifico señor juan ^apata capitán general de la 
dicha gente pares9Íeron presentes gaspar montero e diego de valta- 
nas e diego gar9ia por sy mismos o en bos y en nombre de alguna 
parte de la dicha gente de las venderás de la dicha villa que esta- 
van presentes los nombres de los quales aqui no van nombrados 
por su prolexidad e estando ansy presentes los de suso nombrados 
e todos juntos como estaban dixeron al dicho señor juan zapata que 
por quanto elloa avian servido a ia dicha villa desde qíqoo dias del 



n 



IDM 

de a 
dep 
les p 
geroi 



díchi 
soste 
villa 
npli 
mi «I 
;apsi 
den 
fienc 
yqui 



dixei 
lealu 



dixo< 
no leí 



bradt 
dríd 
lieroi 
rped 
qwd 
gente 
nudr 
eiUer 
dielio 



E después dn lo suso dicho el diolla sefitM' Joan oapata díso qn 
eu lo que la dicha genio diie de dos oartaa que la diolia viUa le 



334 

ynbto quel do res9¡bio mas de uua a si^ie días dol mes de inar90 y 
que luego Aio mensajero a la díoba vílta como dicho tiene. 

(Archivo Municipal de Madrid, leg. de documentos sueltos, fo- 
lios XXXIII y XXXIV.) 



Documento nóm. 20. < 

Cédala aológrara de Ja» Zapata.— 27 de Mano de 1521 

las personas que van con mi Ii9en9ía son las siguientes: 



juanin testa alferes* 

francisco de madrid cabo des- 

quadra. 
pareja cabo desquadra* 
morales cabo desquadra* 
quisadtt cabo desquadra. 
alonso ma9a sargento, 
el capellán francisco rodrigues. 
Juan de santa crux. 
franeiaco fernandes. 
serrano y su hermano, 
pedro de aparÍ9Ío. 



andres bravo, 
tomas franco, 
andres de lobado, 
savastian demansilla. 
estovan sanchos, 
pedro de samaniego. 
francisco cachorro, 
alonso de medína. 
diego hidalgo, 
pedro de gamos, 
luya de la huerta. 
pingarroD. 



estos todos lieban lioen9Ía para ay fir..... que tyenen y causas jus- 
tas suplico a vuestra merced que se aga con ellos loque escribo 

al señor alcalde feoho myercoles en la noche XXVII de mar9o. 

Juan 9apata. 

vino con estos cristoval de la concha hijo de juan de cordova y 
fernand lopeí y peralonso y libroseles como a los de suso* 

fixose cuenta con estos veynte e tres que vienen en esta oedula 
firmada de juan 9apata e con los otros tres questan al fin dallos que 
vinieron juntamente con ellos e averiguóse lo siguiente. 

partieron degta villa a seys días de disiemdre del año pasado de 
quinientos y veynte y partieron del exercito como pares9e por la di- 
cha cédula a veinte e ayote de mar9o y mas cinco diasde la buelta 
fasta esta villa son todos los que alia an estado tres meses y veynte 



/• 



qu 
1" 



I 
títl 
íib 



«ss 



de la eíquadra de pareja. 

gaspar de ribera. 

pablo ribero. 

pero de portillo esta pagado. 

d/9 la eajuadra de queaada y pe- 

pero de vargas. 

jaan de vargas. 

lucas. 

diego ovejoDo. 

juaa de talavera. 

alfaro. 

de la esquadra de juan dará-- 
mendez. 

pero oriado de rodrigo de laxan* 
alooso de corvella. 



de la esquadra derodrigo dñ 

drid. 

antonio piorrea. 



eequadra de a 
mancha. 



pero de aparicío. 

de la etquadra de frandeeo de 

madrid^ 
puerta. 

torrea cirujano. 

alonso de raadrid. 

Juan de la crui. 

franoisoo del carro. 

. benito de guadarrama. 

da la etquadra 4e mora/ai» 

diego de earrance. 
Cristóbal de la concha, 
farnand lopez. 

de la esquadra de pero defiadrid^ 
Juan de torrea. 

de la esquadra de ahneo de ma- 

arta, 

m 

antonio de niadrid« 

de la escuadra de pei^ de 
pero alonso. 



que son todos los suso dichos vejrnte e seys. 

demás deatos dixo el capitán grajal que ansy miaoM vinyief^o eon 
los sosa diehoa: 

de la esquadra de pero de amor Juan de ribas 
de la esquadra de pero de madrid francisco de baltanaa j per^d» 
baraxas. 

(Archivo Municipal de Madrid, leg» de documentos sueltos, folios 
xuif xxui y xxiv.) 



n 



^34 



DOGUMBNTO NÜM. 2i. 

27 de Mano de 1521. 

£d la Tilla de madrid veynie e ayate dias de niar90 de mili e 
quinientos y veynte e un aftos diego de medina Teoino de la dieha 
villa por mandado del señor bachiller Castillo alcalde mayor <ie la 
dicha villa pago a los que se vinieron del exer^ito del señor joan 
9apata a cada ano dellos un ducado y a los cabos desquadraa a cada 
uno dos ducados de lo qual se huuo ynformacion questavieron en 
el exer^ito hasta que fízioron cierto requerimiento que queda en 
poder de mi el escribano yuso la qual paga se fizo antel dicho se- 
ñor alcalde e en presen9¡a de marcos de grajal capitán del díebo 
exercito: 

esquadra de pedro de jaén, 

pedrode jaén, cabo descnadra dos ducados.... U. 

cristoval julian L andres de madrid I. 

diego de fielles • • I. miguel dalcovendas. ;••... I. 

pascual de games I. francisco ximeno !• 

miguel de antequera. • h francisoo de madrid» I. 

pero de alma9an I. bachiller ealutllo. ...••.•• K 

Juan de mon9on.. • I. diego pardo*. • I. 

esquadra de juan daza mendez. 

femando dalmoguera« . . < • L 

gregorio ovejuno que entro en lugar de alonso cubero en vaU 

demorillo • I. 

anton roxo. . . . « « T < . . • . I. 

francisco marlin L 

juan de santa cruz I. 

. 

esquadra de pedro de amor, 

pero de amor cabo dos ducados de paga doble ««..,«.««. II. 

anton de campos un ducado « I. 

anton hijo de francisco quijote • « • • • I. 

pero de pozuelo.4 I. 

pero de moradillo •••••.. I. 

pero de canillas. « * 4.«, I« 



335 

diego de baitanas hijo de diego de baltaiias í. 

jaan de ureña , I. 

pero mesurado I. 

Juan caoo I. 

bernabe sobrino que fue en lugar de alberto de las risas porque 

juraron que quedo malo en avila I. 



de la esquadra de alanso de ma- 

drid. 



gaspar 9apatero 

Juan de burgos. 

bernabe de madrid hermano 

de antonio de madrid .... 

francisco barragan 



I. 

I. 

I. 
1. 



esquadra 4$ pero de madrid. 

diego de balianas el viejo. . . I. 

alonso de balianas I. 

diego aguado I. 

blas de madrid. 
Juan dayala. 
diego de villa lacre, 
pero de torres, 
marcos de peral. 
Juan de la membrilla. 
Juan caballero. 

esquadra de pareja» 

diego de ribera. 

francisco de solis. 

antonio montero. 

femando de san marlin. 

femando do viilalon. 

antonio mendaz que entro en 

medina en lugar de estovan 

moreno* 

esquadra de anton de la 
mancha, 

pero ovejuno, 
alonso bermejo. 

Tono XL 



esquadra de quesada^ 
pero martinas» 

esquadra de morales. 

francisco darenas. 

juan de úsanos. 

femando, criado de yñigo lopez. 

pero de la vaquerita« 

juan garcia« 

miguel anión. 

gregorio de ñapóles^ 

esquadra de francisco de madrid, 

alonso do la haerta* 
juan cabero* 
alonso santoSé 
juan do valdeoiivas* 
diego garcia. 
francisco segovtano. 
gil garcia. 
pero fernandez. 
femando de madrid. 

esquadra de pedrarias. 

juan de salamanca se le pago 
seys reales y a fernand arias 
cinco reales por el, lo tiene 
embargado fernandirias. 

esquadra de rodrigo de madrid. 

Villegas pintor un ducado» 
su hijo, 
francisco ramos» 



a 




xaarM. 
joto gBrroi«. 
jaan serraoo. 
beraab« de eovefia. 
iDBroodel prior. 

qae son todas lag 
ochenta y tres daca* 
«aceres e pero mont 

(Leg, de docaioeii 



ef Capitán grsjal [ 
boluyo segund pare: 
a XXI de manjo de I 
de enarco monU tudí 

tiene retebido quf 
ducados y en cabero 
Juan fapatero XLVI 
ducados o GCCC LX> 
librado de mas de pi 

h izase cuenta con 
esquadra de moraleí 
ta a D maravedís caí 
otras paí;as i;encillaa 
el concejo de poiuel 

(Leg. de documeni 



nobie seQor. — lo c 
Verde emos dado a 
tnerced eSlan apose 
eada uno rebebido di 



(t) La coma indit 
en numerales roman< 
expresa. 






337 



primeramente 

aniequera y lores les emos dado deste concejo 9Íenio y veynie y 
siete maravedís^ tienen recebido de sa posada setenta y cinco ma- 
ravedis todo jonto dosientos y dos maravedis. 

mas dimos a pedro de almenan de concejo noventa y nuete ma- 
ravedís y medio y mas tiene de so posada de pan y vino setenta y 
dos maravedís monta todo ciento y setenta y an maravedí y medio. 

mas dimos a xuarez de concejo noventa y naeve maravedís y 
medio tiene de su posada cincuenta y dos maravedís monta todo 
ciento y cincuenta y un maraaedi y medio. 

mas dimos a hernando criado de yñígo lopes e a pero martin de 
concejo ciento y noventa y ires maravedís y medio mas tiene del 
alcalde de pan diei y seis maravedís y de sa posada qaarenta y 
seys maravedís monta todo dosientos y oinodenia y orneo maravedís 
y medio. 

mas dimos a juan de urueña e a migue! anton de concejo dos 
reales e de su posada tiene tres reales monta todo cinco Reales. 

mas se dio a juan cubero de concejo y de sa posada quarenta y 
dos maravedís y medio. 

mas se dio a remires de consejo y de su posada noventa y tres 
maravedís. 

las quales dichas cuentas pasaron en presencia de los dichos aes^ 
pedes e dichos soldados e todos lo ovieron por bueno e asy lo dieron 
por bueno esto paso en presencia dé graviel vara alcalde deste 
lugar di3 villaverde e de bartolome delgado e juan martin e pero 
blasoo regidores deste lugar e por ques verdad todo lo suso dicho 
yo andres martin escrivano de los hechos deste concejo lo escrevl 
asy como dicho es e por ques verdad Brme aqai mi nombre* 

Andres marlin* 
[Signado.] 

(Archivo Municipal de Madrid, leg. de documentos sueltos, fo** 

lio XV.) 



t 



r 



^ 



338 



Documento nóm. 84. 



17deManodel52i. 

Nomina de la gente de la villa de Madrid qae se pago en la torre 
de lobaloQ domingo a XVII días del mes de mar9o do mili y qui- 
nientos y veynte e un años en presen9ia del señor jaan 9apala oapr 
tan general y de diego de rojas y marcos de grajal capilanes del 
dicho exergito: 



rodrigo de madrid • • . 878 mrs. 

ribera pintor , . 340 mrs. 

domingo de moxiea. . id. 

Juan nañes id. 

juaQ de pinto id. 

jaan de vargas id. 

antonio pieret id. 

alonso de aantillana. . id. 

roa alabardero id. 

diego de horozco .... id. 



Alonso de madrid es- 

quadra..... 81 4 mrs. 

y varra alférez 778 mrs. 

femando de madrid. . 340 mrs. 

jorge alabardero id. 

estovan sanchez id. 

jaan yllanes id. 

xristoval atambor. . . 892 mrs. 

alonso balvas. ...... 340 mrs. 

francisco pingarron. . id. 

antonio de madrid.. . id, 
alonso de madrid 9in- 

tero • . id. 

pedro de la parra. ... id. 

loys de madrid id. 

alonso davila ' id. 

perogarcia id. 

marcos cintero ij. 



Juan gonzalez ....... 340 mrs* 

sanmartín sastre. . . • id. 

sa hermano id. 

juaa de 9amora id. 



francisco de madrid 

esquadra 778 mrs. 

francisco del cerro.. . 340 mrs. 

alonso resliego id. 

garcia alabardero. ... id. 

Villalobos id. 

juan de santa cruz. . , id. 

juan de la cruz ..... id. 

alonso de madrid. ... id. 

pero pechos doso. ... id. 

puerta id. 

benito deguadarrama. id. 

monsalve Id. 

torres 9Írajano id. 

villafranca capellán.. id. 

los de lea esquadras de pero 
de onor y pero de jahm. 

ca9ere8 340 mrs. 

juan vizcayno id. 

juan de ribas id. 

gibaja id. 

francisco de morales. Id. 



feroando el tuerto. . . 

pero alonso 

esteban alabardero., 
joaade mendosa.. •• 

jaan ruyz 

montero • 

franoísoo cahorro. • . • 

pedrode león 

aboso el texo 

jaan atambor 

pedro de games 

pero de hontívero.. • • 



pareja esquadra 

diego de madrid 

gaspar de ribera .... 

savedra 

pero samaQÍego 

arguello 

diego de murga 

cordonero 

aloDso ribero 

alonso fernandez. . . . 
su hermano francisoo 

fernandez 

diego Sánchez 

pedro portillo 

femando de Tilla Ion.. 

antonio mondes 

el maestro de oampo. 



339 

340 mrs. pedro de aparÍ9Ío.. . 3i0mrs. 

id. Juan de cayeres id. 

id. su hijo do ballenas.. id. 

id. pero gallego id. 

id. Juan de torres id. 

id. barloloine cachorro . • id, 

id. andres liortiz id, 

id. 

id. • 

9Umrs. 

340 mrs. quizada esquadra • . . 778 mrs. 

id. rodrigó muñox...... 340 mrs. 

aguilera id. 

pero de meco id. 

solano. • id. 

878 mrs. gonzalo de evia id. 

340 mrs. samaniego id, 

id. pero de coca alabar- 

id. dero ¡d* 

id. cristovaldecontreras. id. 

id. espinosa ••... id. 

id. montes id. 

id. Juan de talayera .... id. 

id. diego del moral • . • . . id. 

id. lucas de fuenlabrada. id. 

pero de vargas id. 

id. perunohon montero.. id. 

id. diego ovejuno id. 

id. juan mu5os id. 

id. alonso mofo • 778 mrs. 

id. 
730 mrs. ' 



pedro de madrid es- 
quadra 778 mrs. 

antonio de madrid. . . 340 mrs. 

andres cachorro id. 

savastian de mansilla. id. 

podro de baraxas.. . . id. 

Joan de espafia idi 



anton de la marcha 

esquadra 778 mrs. 

francisco de pinto ... id. 

alonso rodríguez.... id. 

francisco ramires. ... id. 

alonso pinteño id. 

femando alabardero. id. 

alonso pantojo id. 

franoisoo vizcayno, . . id. 



JoBii de garfia 77 

frsDciBoo vela 

jaaopeloahe 

gaspar de rojas 

martia de Branda.... 
podro de aparífio.... 

Juan berueeo 

francisco de madrid.. 

Juan OBStellanos 

Juan cachorro atgiu- 

cii 91 

jaaoiQ alferes Ti 

pedro domeroso 31 

alonso coreas 



pedrarias «sqnadra.. 7' 

calderón 3< 

el franfes alabar- 
dero 

rodrigo peres 

Juan palacio 

martin de guiman... 
francisco deaguilar.. 
diego de ledesma. . . . 

arguello 

femando de burgos.. 
juBD (le salamanca... 

Juan perez 

almona^ir 

morales. 

femando de saldaña. 

francisco acero 

juaa de Tillacaslin,, . 

pedrobnibas 

francisco fernandez 

oierigo 

Juan de vargas 

pedro gallego 



341 

el alferes 4885 mrs. bravo. 750 rara. 

dieipolopez 750 mrs. barroso ¡di 

vera id. vaena • • id. 

calderón id. franoisoo da io^- 

marel id. rrea ••• 485 mrs. 

castillo id. Villalobos. . . .% 750 mrs. 

[Firmado.] juaa 9apata. el oapitan Rojas. 

ansí que monta segund que pares^e por estas nominas los dineros 
que yo he dado a la gente que alia es yda de pie y a la que acá queda 
de pie y de cavallo noventa e ocho mili y noveoionios y yeynte e 
cinco maravedís, 

(Leg. de documentos sueltos del Archivo Municipal de Madrid, 
^fols. xuT vuelto, XLT y xtvi.) 



DOGUMBIfTO MüM. 25. 

28deMaiMdalft21. 

Bn KXVIII de mar90 de DXXl afios al alcalde mayor mando librar 
a pedrarias cabo desquadra ques de los que quedaron con juan 90^ 
pata bovecientos maravedís ques media paga de un mes y que se le 
libre en trigo a setenta y cinco maravedís la fanega que montan 
doze fanegas y que se le ubre en rodrigo de madrid espe9lero de 
qualquier pan que tenga embargado, libróse a fernand arias su her- 
mano por el« 

(Leg. de documentos sueltos, fol. xvii.) 



DOGUMBNTO NÚM. 26. 



6 de Abril de 1521. 



En la villa de madrid a seys días del mes de abril de mili e qui- 
nientos e veynte e un años se hizo cuenta eon la gente que vino del 
exercito questa con juan 9apata la qual fue por mandado deala villa 




n 



34S 

y se hixo en la forma siguyonte estando presente el capitán mareo 
de grajal e francisoo de villa nueva maestro del campo los quales 
juraron que a todo su pares^er y posybilidad la dicha cuenta ara 
ouenta verdadera. 

la esquadra de pero de amor partió el y la otra gente desta villa 
a saya de disiembre del año pasado de quinientos y veynte y par- 
tieron del