(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Nombres geográficos indígenas del estado de Morelos. Estudio crítico de varias obras de Toponomatología nahoa"






^•♦i-#f^- 



•y^trf^t^ 



























From the library o£ 

J. H. Cornyn, 
México City, México 



/ ' 

'■"Cf 



(yT^^ 




íX^S ' 



^Í/ 






^G'^BGno 



CECILIO A. RÓBELO 

DEDICA ESTE LIBRO, 
CUYO OBJETO PRINCIPAL ES EL ESTUDIO 
DEL SONORO IDIOMiVi / / 

DE NETZAHUALCOYOLT, 

AL SEÑOR 

DON MANUEL ALARCON, 

CUYO AD VENCIMIENTO 

A LA PRIMERA MAGISTRATURA 

DEL ESTADO DE MORE LOS, 

HA SIDO UNA VINDICACIÓN 

DE LA RAZA TLAHUICA A QUE PERTENECE, 

COMO LO FUE DE LA RAZA ZAPOTEOA, 

LA ELEVACIÓN DE 

DON BENITO JUÁREZ, 

A LA SUPREMA MAGISTRATURA 
DE LA REPÚBLICA. - 




Presented to the 

University of Toronto 

by J. H. Cornyn 



/ 



Date 



1^.Aí^..,..J.^.j y 



NOCIONES DEL IDIOMA NÁHUATL. 



(Indispensables 
para la perfecta inteligencia de la parte mexicana de esta obra.) 



1. — Cuando los misioneros, (única gente media- 
namente ilustrada y excelsamente evangélica que 
acompañó á los feroces conquistadores españo- 
les á la aventurera expedición de México), estu- 
diaron los idiomas que hablaban los indígenas; 
viendo que carecían de alfabeto para expresar 
la fonética del idioma, emplearon el procedimien- 
to racional de acomodar á los sonidos que escu- 
chaban, las letras de los alfabetos europeos. El 
estudio atento de la pronunciación del idioma 
náhuatl, primero que escucharon los beneméritos 
frailes Molina, Olmos y otros, les dio á conocer, 
que de las letras del alfabeto español sólo emplea- 
ban los indios las siguientes: 

A. C. CH. E. H. I. L. M. N. O. P. Q. T. U. X. Y. Z. 

2. — Observaron además, que había dos sonidos, 
de los cuales, uno sólo podía expresarse con las 



2 

letras tz y el otro con la 9 cedilla, que usaban 
entonces los españoles, y que hoy solo usan los 
franceses, y á ambos sonidos les dieron el carác- 
ter de consonantes. Con estas diez y nueve le- 
tras redujeron á escritura todo lo que hablaban los 
descendientes dé Tenoch, y despreciaron, desgra- 
ciadamente, el estudio de los, jeroglíficos. Empero, 
las letras referidas sufrieron, al ser adoptadas, 
algunas modificaciones que les impuso el nuevo 
idioma de que iban á ser signos. Veamos esas 
modificaciones: 

3. — A. Se pronuncia como en castellano. 

4. — C. Se pronuncia como la s castellana an- 
tes de las vocales e, ¿, y como la c antes de las 
vocales a, o, u, y después de todas ellas; ejem.: ce, 
citU; camatl, coltic, cuaJmitl; cactU, yectli, tliltic, 
OGcenca, puyuctic. La c nunca precede á la 1; así 
es que las sílabas da, de, di que se pronuncian 
en algunas palabras mexicanas, como cade (cac- 
tli), demole (tlemulli), son barbarismos que intro- 
dujeron los españoles al castellanizar éstas y otras 
palabras. En muchas palabras castellanizadas 
la c se pronuncia como g; ejem.: Apanco, Apango, 
AcuUzinco, Aculcingo. 

5. — Ch. Se pronuncia más fuerte que en cas- 
tellano. Forma sílabas inversas, y entonces, algu- 
nas veces, se pronuncia con el mismo sonido fuer- 
te, pero como si estuviera seguida de una vocal 
entre e é ¿; ejem.: noquidí, Mochtliltic se pronun- 
cian noquidii y Modiitliltic. 

6. — E. Se pronuncia como en castellano. 

7. — H. Cuando es inicial de sílaba se pronun- 
cia como en castellano, pero sólo se usa prece- 



diendo á los diptongos ua, ue, ui y á los tripton- 
gos uati, uei ó uey; ejem.: huacqui, huexolotl, hui- 
lón, huautU, Tiuey. Esta escritura es moderna, y 
se ha adoptado por los mexicanistas, siguiendo 
la índole del castellano, que no admite tales síla- 
bas, sino precedidas de la h. Los misioneros sólo 
traen en sus Vocabularios cinco palabras mexi- 
canas que empiezan con h, y son simples inter- 
jecciones. Todas las demás que hoy se escriben 
con h inicial, se hallan escritas con v, que pro- 
nunciaban como u vocal; ejem.. vitzo, que pronun- 
ciaban uitzo y que hoy se escribe huitzo. 

Se halla también la h al fin de sílaba, y enton- 
ces se pronuncia con aspiración fuerte; ejem.: 
cuauhtla, acJicauhtli, nochiquiuh, que se pronuncia 
cuaujtla, achccmjtli, nochiquiuj. 

Algunos gramáticos, como Olmos, emplearon 
la h en muchas palabras, sólo como signo escrito, 
para marcar algunas diferencias entre dicciones 
homófonas, ó para dar á conocer que una pala- 
bra había perdido algunas de sus letras al entrar 
en composición; ejemplo del primer caso: tlapía, 
aquel guarda; tlapíah, aquellos guardan; aquí sólo 
se distingue el singular del plural por la h que 
lleva el último, la cual no se pronuncia; ejemplo 
del segundo caso: calhpixqui, mayordomo, se com- 
pone de calli, casa y áepixqui, guardador; y para 
expresar que calli, al entrar en composición, pier- 
de las finales li, ponen la h antes de la p. Esta 
escritura ya no está en uso. 

8. — I. Se pronuncia com© en castellano. En los 
Vocabularios y en las obras antiguas se halla 
muchas veces en lugar de la y; pero la escritura 



4 

moderna no admite tal uso; ejem.: antes se escri- 
bía vei, iuhqui, y ahora se escribe hiiey, yuhqui. 

9. — L. Se pronuncia como en castellano. Nun- 
ca es inicial de palabra. Cuando está duplicada 
no se pronuncia como la U castellana en villa, 
sino como la II latina en tol-lis, esto es, como dos 
1 1; ejem.: calli, casa, se pronuncia cal-li. 

10. — M. Se pronuncia como en castellano. Nun- 
ca se encuentra al fin de dicción: la escritura 
Apam, Tlapam, &. &. es viciosa. 

11. — N. Se pronuncia como en castellano. 
Cuando está antes de las letras i, o, u, c, tz, y, se 
pierde en la pronunciación; ejemplo: se dice 2« 
oquichtin por zan oquichtin, za icel por zan icelf 
zacen ^por zan-cen. En algunos pueblos no se omite 
la pronunciación de la n. 

12. — O. Se pronuncia como en castellano. Se 
confunde mucho con la u; una misma palabra la 
pronuncian unos con o y otros con u; ejem,: unos 
dicen océlotl, molli, coltic, y otros dicen ucelutl, 
mullí, cultic. Los misioneros observaron que los 
mexicanos pronunciaban la o y los tezcocanos 
la u. Entre dos vocales más bien debe escribirse 
u y no o. En las palabras mexicanas castella- 
nizadas, usamos la o mejor que la u; ejem.: mole 
I mulli) zonde (tzuntli), zoquite (zuquitl), &. &. 

13. — P. Se pronuncia como en castellano. 

14. — Q. Los misioneros le dieron á la q, en la 
silaba qua, la pronunciación que tiene en el latín 
y que tenía en el castellano en el siglo XVI; así 
es que escribían quahuitl, quautli, quaitl, y en los 
.Vocabularios antiguos se encuentran escritas con 
qua todas las palabras en que entra la sílaba ctw. 



Remi Siraéou ha conservado esta ortografía en su 
Novísimo Diccionario. Actualmente se usa la si-. 
laba cua, y se escribe cuahuitl, cuautli, cuaitl. En 
las sílabas que. qui tiene la q la pronunciación 
castellana de querer, quitar. La sílaba cuo no 
existe en mexicano, de suerte que no se encuen- 
tra la escritura quo del latín. 

15. — T. Se pronuncia como en castellano. Se 
combina muy á menudo con la I, en la forma ti, 
y se halla al principio y al fin de dicción; ejem.: 
tlalli, atl, tletl. La t nunca se halla en medio dfe 
dos Z I, así es que cuando los accidentes de la 
composición de las palabras dan lugar á esa 
combinación de letras, se suprime la ¿ y se jun- 
tan las dos 1 1; ejem,: calla, caserío, se compone 
de calli, casa, y de la posposición tía, que significa 
abundancia, y al entrar en composición forma la 
palabra caltla. 

16. — U. Al principio de dicción la escribían 
los misioneros como v y la pronunciaban como u 
vocal; ejem.: vacqni, vey, vlli, pronunciaban uac- 
qui, uey, ulli. (V. n. 7.) En medio de dicción la 
escribían y pronunciaban como u vocal. Las in- 
dias pronuncian la u como v, al principio de dic- 
ción, como vey, vacqui, y en medio de dicción, 
cuando está entre dos vocales, como nitla-alaua, 
nitla-alava. 

17. — X. Se pronuncia como la ch francesa 6 
como la sh inglesa. En las voces mexicanas caste- 
llanizadas se ha perdido, casi en todas, la x, y se 
ha sustituido al principio de dicción con Jó conS; 
ejem.: Xalapan, Jalapa, Xoconochco, Soconusco: 
en medio de dicción, si precede á consonante, con 
S, como Xalixco, .Jalisco y si precede á vocal, con 



/, como axolotl, ajolote, tlaxamanilli, tejamanil; 
sin embargo, eu algunas palabras se conserva la 
á^ y se pronuncia como jí, como en México, Méjico. 

18. — Y. Antes de vocal se pronuncia como en 
castellano en las voces ya, yegua, yo: y al fin de 
dicción, como i vocal, ejem.: Jiuey. 

19. — Z. Se pronuncia como la S castellana, 
pero n,o silba tanto. 

20. — Q cedilla. En los Vocabularios antiguos 
se encuentran muchas palabras escritas con esta 
ietra, como ^acatl, ^ago. Hoy todas esas palabras 
H^ escriben con z, zacatl, zazo. 

21. — TZ. Se pronuncia como la S en español, 
pero más fuerte y áspera. En las palabras caste- 
llanizadas se pronuncia y escribe como Z, antes 
de a, o, u, y como C, antes de e, i; ejem.: Tzacual- 
pan, Zacualpan; tzopilotl, zopilote; Tenantzinco, 
Tenancingo. Antes de i suele pronunciarse como 
ch; ejem.: tzilacayotl, chilacayote; tzintetetl, chin- 
tete (especie de lagartija). 

22. — TL. Algunos han querido hacer una letra 
de esta combinación, pero no lo es. Al principio 
y en medio de dicción se pronuncia como en las 
voces castellanas A- tías A-tlán-tico; al fin de dic- 
ción se pronuncia tle, la e semimuda, esto es, sin 
llegar á pronunciarla bien; ejem.: atl, agua, atl-e. 

23. — El sabio D. Francisco Pimentel, en su gran 
obra, Lenguas Indígenas de México, suprimió en 
el alfabeto náhuatl la c y la q, y las sustituyó con 
la Je, así es que escribe Kuaunalmah por Giiauhná- 
huac, Kuautla por Cuauhtla; pero esta ridicula 
neografía no ha prosperado. 



II 

24. — El carácter distintivo del idioma nahuíktl 
es la composición de las palabras, pues con ex- 
cepción de unos cuantos monosílabos, como atl, 
agua; eü, frijol; niaitl^ mano; metí, maguey; mith 
saeta; cuaítl, cabeza; tetl, piedra; tletl, fuego, y 
de algunos disílabos, como ezfli, sangre, otli, ca- 
mino, & &, todos los nombres son compuestos. 

25. — La composición de palabras no se hace 
sólo por simple yuxtaposición, sino incorporando 
las palabras, para lo cual pierden las letras y si- 
labas, y así se consigue la brevedad y eufonía, y 
el idioma toma el carácter de aglutinante. 

26. — Las palabras se componen uniéndose el 
nombre con el nombre, el adjetivo, el pronombre, 
el verbo, el participio, el adverbio y la posposición. 

27.— En los compuestos de nombres, el prime- 
ro altera sus letras finales y el segundo no sufre 
ninguna alteración. La del primero se hace con- 
forme á las reglas siguientes: 

L Los terminados en atl, etl, ifl, (menos huitl), 
otl, utl, pierden las letras ti; ejem.: cihtiatl, mujer; 
patli, medicina, forman la voz cihuapafli, medici- 
na de la mujer; de etl, frijol, y de milli, semente- 
ra, se forma emilli, siembra ó campo de frijol; de 
Xóchitl, flor, y de tepetl, cerro, sale xochitepetl, ce- 
rro de ñores; de ayotl, tortuga, y tochtli, conejo, 
se forma ayotoclitli, conejo-tortuga (armadillo); 
de ayutl, zumo de yerbas, y de tecomatl, vaso, se 
forma ayutecomatl, vaso de zumo de yerbas. 

II. Los nombres que acaban en huitl cambian 
esta terminación en uh; ejem.: cuahuitl, madera, 
y calli, casa, forman cuauhcalU, casa de madera. 



8 

ni. Los nombres que terminan en tli pierden 
esta silaba; ejem.: mixtU, nube, y coatí, culebra, 
forman Mixcoafl, culebra de nube (la Vía Láctea). 

IV. Los que acaban en U pierden esta sílaba; 
ejem.: de mulli, guiso (mole), y de caxitl, vasija, 
escudilla (cajete), se forma mulcaxiü, escudilla 
para guisos (molcajete). 

V. Los que acaban en in pierden esta termina- 
ción; ejem.: citlalin, estrella, tepetl, monte, forman 
Citlaltepetl, Monte de la estrella (el volcán de Ori- 
zaba.) 

VI. Los que terminan en qui cambian esta sí- 
laba en ca; ejem.: de cocomqui, enfermo, y de cálli, 
casa, se forma cocoxcacalli, casa de enfermos (hos- 
pital). 

VIL A los que acaban en hua, e, o, y á algu- 
nos verbales en i y en o, se les añade la partícu- 
la ca. (V. núm. 42."^ II). 

28. — Las reglas anteriores tienen algunas ex- 
cepciones; ejem.: atl, agua, sólo pierde en algu- 
nas palabras la f, como en altepett, pueblo; mu- 
chos acabados en iü pierden todas estas letras, 
como cuaehaayoü, el cuero de la cabeza, que se 
compone de ciiaitl, cabeza, y de ehuayotl, cuero 
( cuero cabelludo); cuando á las finales ifl precede 
una w, se convierte ésta en n, como en conchiu- 
qui, fabricante de ollas, que se compone de comitl, 
olla, y de chiaqui, hacedor, (alfarero); cuentepetl, 
cerro de tierras de labor, que se compone decwc- 
mitl, tierra labrada, y de tepetl, cerro; pero si el 
segundo nombre empieza por vocal, se conserva 
la w,, como ea rtiematlauhfli, surco de tierra. 

29 — En los compuestos de nombre y adjetivo 



9 

se observan las mismas reglas, que en los de nom- 
bre y nombre, y además la siguiente: los que acar 
ban en ic ó tic pierden estas letras; ejem.: tezon- 
tlalU, que se compone de tezontic, cosa áspera, y 
de tlalli, tierra. El adjetivo, por regla general, se 
antepone al sustantivo; pero va pospuesto, casi 
siempre, cuando se compone con atl; ejem.: atl- 
iztac, agua blanca, ahuelic, agua sabrosa, al-poyee, 
agua salada. 

30. — Los pronombres posesivos entran en com- 
posición con los nombres, por yuxtaposición, an- 
teponiéndose á ellos. 

Los pronombres posesivos son los siguientes: 

No Mío, mi, míos, mis. 

Mo Tuyo, tu, tuyos, tus. 

I Suyo, su, suyos, sus. 

To Nuestro, nuestros. 

Amo Vuestro, vuestros. 

In Suyo, sus (de ellos). 

Te De otros, de otro, de alguien. 

El nombre á que se une el pronombre y que 
constituye el elemento final de la palabra com- 
puesta, pierde algunas de sus letras terminales, 
conforme á las reglas siguientes: 

L Los nombres acabados enalt, etl, itl,otl,titl, 
convierten la ti en uh; ejem.: atl, agua, nauh, mí 
agua; tetl, piedra; moteuh, tu piedra; xochül; flor; 
ixochiuh, su flor; xocotl, fruta; toxocouh, nuestra 
fruta; oyutl, tortuga; amayouh, vuestra tortuga; 
conetl, hijo; inconeuh, su hijo (de ellos); cihuatl, 
mujer; tecihuauh, mujer de alguno. 

IL Los que terminan en tU, li, in, pierden estas 
finales; ejem.: citli abuela; noci, teci, id, mi abuela, 



10 

la abuela de alguno, su abuela; calli, casa; mocal, 
incal, tu casa, su casa (de ellos); huitzüin, chupa- 
mirto ó colibrí; amohuitzil, vuestro colibrí. 

Estas reglas sufren muchas excepciones, que 
ao es necesario consignar aquí, y que pueden 
verse en las gramáticas de Olmos y de Molina. 

31. — Cuando los pronombres no, mo, to, amo, 
se juntan con nombres que empiezan por vocal, 
pierden la o en la mayor parte de los casos; ejem- 
plo: nauh por noauh; temil por toemil; nocelouh 
por noocelouh. Cuando la vocal inicial del nom- 
bre es i, se pierde ésta y se conserva la o del pro- 
nombre; ejem.: noxi, mi pió, por nixi. Cuando la 
inicial del nombre es m ó hu, no se pierden ni és- 
tas ni la o del pronombre: ejem.: mohuehtieuh, tu 
tambor. 

Cuando el pronombre i se junta con nombre 
que empieza por i se elide; ejem.: izcacautli, pa- 
dre; izcacauh, su padre; si se antepone á pala- 
bras que empiezan por otra vocal, se convierte 
en y; ejem.: yaich, su agua; yac, su vino; yezo, su 
gangre. El pronombre in delante de una vocal 
6 de m, p, se convierte en im; ejem.: imizcacauh, 
au padre de ellos. El pronombre te, aun cuando 
se anteponga á vocales, no pierde su final; ejem.: 
teichpuch, hijo de alguno. 

32. — La composición del nombre con el pro- 
nombre, en los términos que se ha explicado, es 
forzosa tratándose de nombres de parentesco y 
de las que designan partes del cuerpo. En am- 
bos casos el nombre debe ir acompañado del pro- 
nombre que corresponda; y en el primero, si no 
hay persona á quien referir el parentesco, se les 



11 

antepone el pronombre te; ejeni.: teñan, madre 
de alguno; y en el segundo caso, si no hay suje- 
to á quien referir la parte del cuerpo, se hace uso 
del pronombre to; ejem.: duele la cabeza, se dirá: 
cocoya in totzontecon, esto es, duele nuestra ca- 
beza. 

33. — El nombre se une al verbo interponién- 
dose entre el pronombre personal y el mismo 
verbo y perdiendo las finales ti, tli, li, in; ejem.: 
ninaca-tlehuatza, yo aso carne; ti-cuech tequi, tú 
cortas el pescuezo. Cuando la voz del verbo es 
impersonal, el compuesto se forma anteponiendo 
el nombre al verbo; ejem.: ocnamaco, se vende 
pulque, que se compone de octli, pulque, y de na~ 
maco, vendido, participio de namaca, vender. 

34. — La unión del nombre con el participio se 
verifica cuando la voz del verbo es impersonal, 
pues se expresa con el participio pasivo del mis- 
mo verbo, como se nota en el ejemplo del núme- 
ro anterior. Hay otras composiciones de nombre 
y participio, que no se explican aquí porque no 
se emplean en los nombres de lugar. 

35. — El nombre se compone con el adverbio 
anteponiéndose éste y tomando la significación 
de adjetivo; ejem.: de nen, inútilmente, y de tía 
tolli, palabra, se forma nentlatolli, palabras in- 
útiles. 

36. — El nombre se une á la posposición, lleván- 
dola pospuesta, y por eso á la parte de la oración 
que en otros idiomas se llama preposición, en el 
náhuatl se le da el nombre de posposición. 

No todas las posposiciones se unen al nombre, 
pues hay algunas que sólo se juntan con los pro- 



12 

nombres, y de éstas no se hará aquí la enumera 
ción. 

Las posposiciones se unen á nombres simples 
6 á nombres compuestos de las clases que que- 
dan explicadas en los números anteriores. Ai 
unirse á tales nombres, pierden éstos sus letras 
finales ó las alteran de la misma manera que 
cuando se componen con los pronombres posesi- 
vos (V. núms. 30, 31 y 32), con la sola excepción 
de que los terminados en ti no toman uh, sino que 
pierden esas finales. 

37. — Las posposiciones que se emplean en los 
nombres de lugar ó geográficos son lasjsiguientesr 

L C. Es contracción de co y tiene las mismas 
significaciones (V.) Se une á los nombres termi- 
nados entl, sustituyendo á estas letras; ejem.: Te- 
pec, en el cerro; Oztoc, en la cueva; Macuüxochic, 
en cinco flores; compuesto de tepetl, oztotl y Ma- 
cuilxoehitl. Esta posposición se une á ilhuicatl, 
cielo, cuando se halla en genitivo; ejem.: ilhuicac 
citlalifi, estrella del cielo. No se une á los mono- 
sílabos sino cuando están en composición; ejem.: 
Cempoalac, en veinte aguas; compuesto de cem~ 
poalli, veinte, y atl, agua. 

I (bis.) Ca. En los nombres geográficos signifi- 
ca en, y generalmente hace los oficios de pospo- 
sición, cuando siendo la sílaba qui la que termi- 
na la palabra se convierte en ca, según lo dicho 
en el número 27-VL 

IL Co. Significa: en, dentro. No se pospone á 
dicciones terminadas en ti, con excepción de tletl, 
fuego, con que se forma tleco, en el fuego. Se une 
á los nombres sustituyendo las finales tli, li, in; 



13 

ejera.: Mexltli, México; Xochicalli, Xochicalco; Ci- 
tlalin, CiÜdlco. 

III. Copa. Significa: en, hacia. Se compone de 
las posposiciones co y pa. Se usa en muy pocos 
nombres geográficos, como Atencopa, en la orilla 
del agua; compuesto de atl, agua; tentU, orilla, y 
copa, en. 

IV. Icpac. Significa: sobre, encima. Si se une 
á un nombre terminado en ti, no se pierden estas 
finales; ejem.: Tepetlkpac, sobre el cerro. Con los 
demás nombres se junta precedido de una í, que 
sirve de ligadura; ejem.: Xal-t-icpan, sobre la 
arena; Tlal-t-icpac, sobre la tierra. 

V. Itec ó Itic. Se deriva de itetl ó ititl, vientre. 
Significa: dentro. Se une á los nombres sin la t de 
ligadura de posposición del número anterior y los 
terminados en ti no pierden estas finales, excep- 
to tepetl, que hace Tepeictic ó Tepictic, entre ó 
dentro de los cerros (Valle); ejem.: Atlictic, den- 
tro del agua; Xalític, dentro de la arena. 

VI. Ixco. Se compone de ixtli, cara, y de la 
posposición co, y significa: en la cara, en la su- 
perficie. Los nombres acabados en ti no pierden 
estas finales compuestos con ella; ejera.: Atlixco, 
*:En la superficie del agua.» Los demás siguen la 
regla general de la composición; ejem.: Xalixco, 
«en la superficie de la arena;» compuesto de xalli 
y de ixco. 

VIL Ixpan. Se compone de ¿£cf?¿, cara, superficie 
y de la posposición j?rtu, y significa: ante, delante, 
en la superficie. Los nombres acabados en ti no 
pierden estas finales compuestos con ella; ejem.: 
Tepetl-ixpan, «delante del cerro.» Los demás si- 



14 

guen la regla general de la composición; ejem.: 
Xalixpan, «En la superficie de arena, ó frente á 
la arena.» 

VIII. Ixtla. Ixtlan. Se componen de ¿«íZi, cara, 
fiuperficie, y, respectivamente, de la partícula tía 
y de la posposición tlan, y significan: delante, en 
frente, en la superficie. Se usan muy poco como 
posposiciones. Ixtla es también nombre sustanti- 
vo, significa «llanura,» y se usa solo, al princi- 
pio y en medio de dicción; ejem.: Ixtlahuacan, 
Guezcomaixtlahuacan, Ixtla, 

IX. La. V. Tía. 

X. Lan. V. Tlan. 

XI. Nahuac. Significa, junto, con, al rededor; 
ejem.: Anahuac, «Junto al agua» ó «Rodeado de 
agua,» huitznahuac, (biznaga), «Espinas al rede- 
dor.» El Diccionario de la Academia dice que 
biznaga viene del árabe hixnaca ó del latín pas- 
tinaca; pero no es más que un aztequismo. 

XII. Nalco. Se compone de la partícula nal y 
de la posposición co, y significa: del otro lado; 
ejem.: Analco, «Del otro lado del agua;» Atoya- 
nalco, «Del otro lado del río;» Tepexinalco, «Del 
otro lado del despeñadero.» 

'XIII. Nepantla. Significa: en medio; ejem.: Tlal- 
nepantla, «En medio de la tierra.» Se usa también 
como nombre de lugar; Nepantla, pueblo donde 
nació Sor Juana Inés de la Cruz. 

XIV. Pa. Significa: en; ejem.: Tlaltempa, «En 
la orilla déla tierra;» Acamilpa, «En el campo de 
cañas.» 

XV. Pan. Significa: en, sobre; ejem.: Tlalpan, 
cSobre la tierra;» Apan, «En el agua,» 



15 

XVI. Tlan. Significarjunto, entre, debajo; ejera.: 
Acatlan, «Junto á las cañas;> Coatlan, «Éntrelas 
culebras. > Cuando el nombre á que se une aca- 
ba en I, pierde la t; ejem.: en composición con 
tlaxcalli forma tlaxcallan; con cuauhtemalli forma 
Cuauhtemallan (Guatemala;) con tuUin forma Tu- 
llan. Muchas veces entre el nombre y la pospo- 
sición se pone la partícula ti, y en casi todos es- 
tos casos significa «entre;» ejemplo: Tecpatitlan, 
«Entre los pedernales;» C^iauhtitlan, «Entre los ár- 
boles.» Cuando tillan se une á nombres de per- 
sonas, significa: bajo, determinando una época; 
ejemplo: México- Tenochtitlan significa: «México 
(fundado) bajo (el mandato ó reinado de) Tenoch. 
A ejemplo de este nombre, se han formado, en- 
tre nosotros, algunos híbridos de pueblos moder- 
nos, como Minatitlán, en honor del General Mina; 
Barragántitlan, en honor del General Barragán; 
Polotitlán, en memoria de un Sr. Polo que fundó 
un pueblo cerca de San Juan del Río. 

XVII. Tzalan. Significa: entre; ejem.: Tepeiza- 
lan, «Entre cerros;» Cuauhtzalan, «Entre árboles.» 

38. — Además de las posposiciones hay algunas 
partículas y aun nombres que, uniéndose como 
sufijos á los nombres de lugar, hacen el oficio de 
posposición, y son las siguientes: 

I. Can. Significa: lugar; ejem.: Michuacan, «Lu- 
gar de los que tienen peces;» Cacálomacan, «Lugar 
donde se cazan cuervos.» 

n. Cuitlapan. Se compone de cuitla, suciedad, 
y de pan, en ó sobre, y significa: basurero, mula- 
dar; y como estos lugares están generalmente 
detrás de las casas, de ahí es que como posposi- 



16 

cíón signifique: detrás, á la espalda; ejem.: Te- 
pecuitlapan, «Detrás del cerro.» 

III. Chan. Apócope de chantli, que signiñca 
«casa,» «madriguera;» ejem.: Coatlichan, «Su casa 
de la culebra.» Es de advertir que esta seudo- 
posposición va precedida del pronombre posesivo 
i, ó de su plural in. (V. núm. 16.) 

IV. Chi. Significa: «De más abajo» {inferius;) 
ejem.: Tepetenchi, «En la falda del cerro de más 
abajo.» 

V. Huacan. Algunos autores, entre ellos el 
Dr. Peñafiel, ponen esta terminación como sufijo; 
pero, en nuestro concepto, incurren en una in- 
exactitud, porque la sílaba hua ó ua existe en los 
nombres independientemente de can. Hay en los 
idiomas vocablos que, sin derivarse de verbos, 
tienen la forma y significación de participios; así 
en el latín se dice: paUiatus, «El que tiene capa,» 
derivado de palUuin, capa; y en el castellano se 
dice togado, «El que tiene toga,» derivado de toga; 
anillado, el que tiene anillos (especie de anima- 
les.) Pues bien, en el idioma náhuatl hay muchos 
de estos participios que los gramáticos llaman 
aparentes, y se derivan de sustantivos perdiendo 
letras finales y tomado las desinencias hua y e, 
bajo las reglas siguientes: 

1.* Los nombres acabados en ti cambian es- 
tas en Jiua; ejem.: de cihuatl, mujer, se forma ci- 
Tiuahua, el que tiene mujer, casado; de tlatquitl, 
riqueza, se forma tlatquihua, el que tiene rique- 
zas, rico. 

2.* Los nombres terminados en itl precedida de 
vocal, cambian esta terminación en ye; ejem.: de 



17 

maifl, mano, se forma maye, el que tiene manos, 
centVuonmaye, (cuatrocientas manos) ciento-piés. 

S.'"^ Si á los nombres terminados en itl no les 
precede vocal, se cambian unas veces en e ó si- 
guen la regla anterior. Para los efectos de esta 
regla, las sílabas qu y Im se reputan consonantes; 
ejem.: de cuacuahuitl se forma cuacuahue. 

4.^ En los casos de la regla anterior, son más 
comunes los derivados en e, tratándose de las 
partes del cuerpo, y si hay vocal antes de la ti, 
se suprime; ejem.: de icxitl se forma icxe, el que 
tiene pies; de fzontecomatl sale tzontecome, el que 
tiene cabeza. 

5.* La terminación tli, precedida de vocal, se 
cambia en hua; ejem.: tilmatU hace tilmahua; si le 
precede consonante, puede mudarse en la misma 
desinencia, pero más comunmente en e; ejem.: 
tlantli, hace tlatie, el que tiene dientes; si la con- 
sonante es c, ésta se convierte en qu; ejem.: tlal- 
ticpatU hace tlalticpaque, el que es dueño del mun- 
do, Dios. 

6.* La final U se convierte en e, con excepción 
de pilli, hijo, que hace pillma. 

7.'^ Los nombres acabados en qui mudan esta 
terminación en cahua; ejem.: tlapixqui, guardián, 
tlapixcahua. 

8.^ Los nombres en in mudan esta terminación 
en hua ó en e. 

De estos participios aparentes dice el P. Moli- 
na, «... .significan el dueño ó poseedor de algu- 
na cosa por el nombre significada.» Con estos 
participios aparentes se forman muchos nombres 
geográficos, que se sufijan generalmente con la 



18 

seudoposición cflw, lugar; ejem.: Michuacmi, «Lu- 
gar de los que tienen peces; Ixtlahuacan, «Lugar 
que tiene muchas superficies ó llanos,» «Llanu- 
ras.» 

VI. La. V. Tía. 

VIL Tepotzco. Se compone de tepotztU, trase- 
ra ó espalda, y de la posposición co, en; y signi- 
fica: detrás, á la espalda; ejem.: Galtepotzo, «De- 
trás de las casas.» 

VIII. Tía. Significa abundancia de la cosa ex- 
presada por el nombre á que se junta, y con ella 
se forman los nombres colectivos; ejem.: de tetl, 
piedra, se forma tetla, pedregal; de cuahtiitl, ár- 
bol, cuauhtla, arboleda, bosque; de tecpin, pulga; 
tecpintla, pulguero; de zoquitl, lodo; zoquitla, loda- 
zal. Cuando el nombre á que se junta, por las com- 
binaciones de la composición acaba en I, pierde 
la ¿ y se forma la doble U; ejem.: de xalli, arena, 
se forma xal-la, arenal; de zotolin, palma, sale 
zotol-la, palmar. 

IX. Yan. Se une á los nombres combinados 
con un verbo en sentido impersonal, y significa 
el lugar en que se ejecuta la acción del verbo; 
ejem.: Tlaxcal-chihualo-yan, «Lugar donde se ha- 
ce pan,» «Panadería;» Al-molo-yan, «Lugar don- 
de mana el agua.» Algunas veces se une sola- 
mente con el verbo, y entonces éste va precedi- 
do de las partículas te ó tía, según que se refiera 
á personas ó cosas; ejem.: te-ilpilo-yan, lugar 
donde se ata ó prende á alguno (cárcel); Tla-paco- 
yan, «Lugar donde se lava» (lavaderos). 

39. Siempre que al suprimir las letras finales 
de una palabra para convertirla en nombre de 



19 

lugar, la última sílaba sea posposición, no se aña- 
de la que correspondería al nombre geográfico; 
ejem.: de zan^ solamente y de teopantli, templo, 
se forma el nombre de lugar Zanfeopcm, «Donde 
sólo existe el templo;» sin añadir la posposición co 
que correspondería para formar Zanteopanco. Hay 
algunas excepciones, como Apanco (Apango), que 
se compone de apantli, caño, y de co, en. Esta 
excepción tiene lugar cuando de no añadir la pos- 
posición resulta confusión con otro nombre de 
lugar, como en el ejemplo propuesto, que se con- 
fundiría con Apan; que significa «En el agua.» 

40. — Cuando una palabra, al entrar en compo- 
sición con otra, termine en ch, x ó 2, y la siguien- 
te comience con c, tz, ch ó x, se pierde la letra 
que precede; ejem.: Tenechihualoyan, «Donde se 
hace cal;» compuesto de tenextU, que al entrar 
en composición sólo debería perder tli, pero pier- 
de también la x porque precede á la ch de chíhualo. 

III. 

41. — Con los nombres, con los pronombres, con 
los verbos, con los adverbios y aun con las par- 
tículas mismas, se emplean algunos sufijos que 
indican cariño, desprecio, modo especial de ha- 
blar, y que varían tanto como el carácter y afec- 
ciones de quien las emplea. Los principales son 
los siguientes: 

Tzintli ó Tzin Tontli ó Ton, 

Pil. Pol ó Pul 

Zolli ó Zulli. Yotl ó Yutl. 

Se unen á las palabras, según las reglas si- 
guientes: 



20 

42.--TZINTLI ó TZm. 

I. Los nombres acabados en ti, tli, lí, in, to- 
man tzintli y pierden sus finales expresadas; 
ejeni.: tlacatl, persona, hace tlacatzintli; yollotli, 
corazón, yollotzintli; teocalli, templo, teocalzintli: 
citlalin, estrella, cülaltzintU. Estos nombres toman 
la desinencia tzin cuando se quiere denotar com- 
pasión; ejem.: de ixpopot/otl, ciego, se forma ix- 
popoyotzin, cieguecito. 

II. Los nombres acabados en hua, e, o, y algu- 
nos verbales en i, o, toman también tzintli, inter- 
poniendo entre esta final y la suya, la sílaba ca; 
ejem.: tlatquihua, rico, tlatqiiihuacatzintli; topile, 
alguacil, topilecatzintU; tlacuilo, pintor ó escritor, 
tlacuilocatzintli. 

III. Los nombres acabados en qui y en c pier- 
den estas finales y las convierten en ca; ejem.: 
teopixqui, sacerdote, hace teopixcafzinfli; chipa- 
huac, limpio, cliipahuacatzintli. 

IV. Los nombres propios, los acabados en ni, 
y huehue, viejo é ilama, vieja, toman tzin; ejem.: 
Cuauhtemoc hace Cuautemotzin; tepatiani, curan- 
dero, tepatianitzin; huehue, huehuetzin; ilama, ila- 
matzin. 

V. Con estos nombres acabados en tzintli ó en 
tzin se forman muchos nombres de lugar ó geo- 
gráficos, tomando una posposición ó seudopospo- 
sición, y perdiendo los primeros la sílaba tli; ejem.: 
de acatzintU sale Acatzinco; de acapatzin, Acapan- 
tzinco; de ahuehuetzintli, Ahuehüetzinco. 

VI. Los nombres acabados en tzintli ó tzin ha- 
cen el plural con virtiendo el tzintli ó tzin en tzi- 
tzintin; ejem.: cihuatzintli, hace cihuatzitzintin. 



21 

Los antiguos gramáticos llamaban á estos nom- 
bres «reverenciales;» pero los modernos los lla- 
man estimativos, porque no sólo expresan reve- 
rencia ó veneración, sino lástima, ternura, amor, 
cortesía ó respeto, y en general, la estimación ó 
respeto en sus diversas faces. Es tan varia la sig- 
nificación de las desinencias tzin y tzintU, que el 
P. Molina dice: « . . . . á los nombres se les añade 
-< tzÍ7i ó tzintli. Y esto acaece para denotar buena 
« crianza, Cortesía, ternura de amor y afabilidad 
« ó reverencia. Exemplo: veuentzi, viejo honrado. 
« Iten para demostrar afabilidad y mansedumbre. 
« Exemplo: ijchjmtzintli, bendita donzella. Iten 
« para denotar compasión y piedad. Exemplo: 
« coco.zcatzlntU, enfermo al qual tenemos buena 
« voluntad y nos compadecemos del.» Al castella- 
no se traducen generalmente estos nombres, em- 
pleando un diminutivo; ejem.: Acatzinco, «En las 
cañitas;» J'eocrtZí2¿«co, «Enlainglesita.» Tepetzin- 
fli, cerrito. 

43.— TONTLI ó TON. 

I. Los nombres acabados en fl, tli, U, in, to- 
man fonflí perdiendo sus finales expresadas, y 
significan humillación, menosprecio, abatimiento 
ó denuesto, y algunas veces humildad; ejem: te- 
petl, cerro, hace tepetontU, cerrillo; apantU, zanja, 
apantonfU, za.n}\ta,; pilU, m\\o, piltontU, muchacho; 
citlaUn, estrella, citlalto7itlí, estrellita, de última 
magnitud. 

II. Los nombres acabados en hua, e, ó, y al- 
gunos verbales en i, o, toman también tontli, in- 
terponiendo entre esta final y la suya la sílaba 
ca; ejem.: tlatquihua, rico, hace tlatquíhuacatontli^ 



22 

ricacho; tlacmUo, pintor ó escritor, flacuilocatonfli, 
escritorzuelo, pintamonas. 

III. Los nombres acabados en qui y en c, pier- 
den estas finales y las convierten en ca; ejem.; 
calpixqui, mayordomo, calpixcafoiitU, mayordo- 
raillo. 

IV. Los nombres propios, los acabados en ni, 
ilama, huehue y los que cambian la significación 
del primitivo toman ton; ejem.: Maxtla un rey de 
Atzcapotzalco, hace MaxtIato7i;temachtiani, maes- 
tro, temachtianiton, maestrillo; ilamaton, vejezue- 
la; huehueton, viejecillo; miztli, león, mizton, gato. 

V. Los nombres comprendidos en las tres pri- 
meras reglas, pueden tomar ton cuando se usan 
en sentido muy despectivo; ejem,: zapatl, enano, 
zapatón, enanillo; chichi, perro, chicMton. perrillo. 

VI. Con estos nombres acabados en tontli ó 
ton se forman muchos nombres de lugar ó geo- 
gráficos, tomando una posposición ó seudopospo- 
sición y perdiendo los primeros la sílaba tli; ejem.: 
de tepetonfU sale Tepetonco, «En el cerrillo;» de 
huehueton (se pronuncia huehuetoj se forma Hne- 
huetocan, «Lugar de viejecillos.» 

VII. Los nombres terminados en ton ó tontli; 
hacen el plural convirtiendo el ton ó tontli en to- 
tontin; ejem.: tepetontli hace tepetofontin; tetontU, 
piedrezuela, hace tetotontin. 

44.— PIL. 

I. Se une á los nombres siguiendo las cuatro 
primeras reglas que se han dado para ton y ton- 
tli, y significa amor ó ternura, ó como dice el 
P. Molina «afabilidad ó regalo;» ejem.: cihuapil, 



23 

bella mujer; cualpil, bonito, graciosito; fotolplL 
gallinita; piljjil, nifiito hermoso. 

II. Los nombres terminados en pil hacen el 
plural convirtiendo el pil qw pipil: ejem.: ichcapil, 
ovejita, hace ichcapipil, ovejitas. 

III. Estos nombres acabados en pil forman 
muy pocos nombres de lugar ó geográficos, y al 
efecto toman una posposición ó seudoposposición; 
ejem.: de cihuapil se forma Cihnajjilco; «Donde 
hay mujeres hermosas;» ó del plural cihuapipiL 
Cihuapipilco. 

Esta desinencia pil no debe confundirse con 
püli, que, en composición, tiene la misma forma, 
pero muy distintas significaciones; ejem.: Acama- 
pilco se compone de acatl caña, mapilli, dedos de 
la mano, y co, en, y significa: «Donde hay dedos 
de mano de caña,» esto es, punteros de caña; 
Acuitlapilco se compone de ath agua, cuitlapiUi., 
cola, y co, en, y significa: «En la cola del agua,» 
esto es, donde acaba ó hasta donde llega. 

45. — POL ó PUL. Esta desinencia, dice Moli- 
na, « . . . . acrecienta la significación del nombre 
á quien se pone.» Al castellano se traduce em- 
pleando expresiones de aumentativo. Su compo- 
sición es análoga á la que hemos explicado para 
la desinencia pil; ejem.: de ichtequi, ladrón, se 
forma ichteccapol, ladronazo; de ahidani, puta; 
ahuianipul, ramera despreciable. 

II. Forman estos nombres el plural, convir- 
tiendo el pol ó pul en popol ó papul; ejem.: cihua- 
pul, cihicapiipul, mujerzuelas. 

III. Estos nombres forman muchos nombres de 
-ugar ó geográficos, añadiendo una posposición 



24 

ó seudoposposición; ejem.: de acapul, caña gran- 
de ó cañota, se forma Acapulco, «Donde hay ca- 
ñotas.» Sí hubieran sabido esto los Españoles, no 
hubieran dicho en sus diccionarios que Acapulco 
se había formado del latín Áquae pidchrae, «Aguas 
claras.» 

46.— ZOLLI ó ZULLI. 

I. Esta desinencia indica que el objeto que se 
designa, ha perdido su mérito por estar viejo ó 
deteriorado; ó como dice el P. Molina, « sig- 
nifica alguna cosa despreciada, ya trayda y vie- 
ja;» ejem.: de tecomntl, vaso, se forma tecomazolli, 
vaso viejo ó inservible; de amatl, papel, amazulU, 
papel viejo. 

II. Para su composición sigue las reglas de 
pol ó pul. 

III. Forma su plural convirtiendo la desinen- 
cia zolli ó zulli en zultin; ejem.: amazoltin, pape- 
les ó libros viejos. 

IV. Con estos nombres se forman muchos nom- 
bres de lugar ó geográficos, perdiendo las finales 
Ji y añadiendo una posposición ó seudoposposi- 
ción; ejem.: de hunutli, bledos, y de zulli, se for- 
ma Huauzulco. «Donde hay bledos viejos ó secos.» 

47.— YOTL ó YUTL. Con esta desinencia se 
forman nombres abstractos que significan el ser 
de la cosa, ó lo que pertenece ó es anexo á ella. 
Su formación obedece á las reglas siguientes: 

I. Perdidas las letras finales de los sustantivos 
ó adjetivos, conforme á las reglas que se han 
dado para la composición de los nombres (V. núms, 
27 á 29), se les agrega ijotl ó yutl; ejem.: Teofl. 



25 

Dios, feoyotl, divinidad, lo perteneciente á Dios; 
zoqidtl, lodo, zoquiyoti, cosa lodosa. Mas si el 
nombre, perdidas sus finales, acaba en 7, entonces 
la y de yotl se convierte en /; ejem.: ^¿ZZ¿, noble 
ó hidalgo, pillotl, nobleza ó hidalguía. 

II. Cuando el nombre significa tiempo, prece- 
de al yotl la partícula ca; ejem.: cexihuül, ano; 
cexiuhcayotl, cosa de este año. 

III. Cuando el nombre es derivado de verbo, 
el compuesto con yotl se forma de la tercera per- 
sona del pretérito pluscuamperfecto, perdiendo 
la o inicial; ejem.: tlatoani, señor ó hablador, que 
se deriva de tlatoa, hablar, se forma de oflatoca, 
y queda tlatocayotl, lo perteneciente al señorío; 
tlaxinqui, carpintero, que se deriva de tlaxima, 
carpintear, se forma de otlaxinca y queda tlaxin- 
cayotl, lo perteneciente al carpintero: tlacuilo, es- 
cribiente ó pintor, que se deriva de tlacuUoa, es- 
cribir ó pintar, se forma de otlacuüoca, y queda 
tlacUilocayotl, cosa de pintor ó escribiente. 

IV. Los nombres que acaban en c toman una a 
antes del yotl; ejem.: Uhuicac, del cielo, hace ilhui- 
cacayotl, lo perteneciente al cielo: cuztic, amari- 
llo, hace cuzticayotl, amarillez. 

V. Los nombres nacionales ó étnicos que aca- 
ban en catl, siguen la primera regla, esto es, con- 
vierten las finales ti en yotl; ejem.: de Mexicatl, 
Mexicano, se forma Mexicayotl, lo perteneciente 
á los Mexicanos ó á México: de Tlaxcaltecatl, Xlax- 
calteca, se forma Tlaxcaltecayotl, cosas de Tlax- 
cala ó de los Tlaxcaltecas. 

VI. Los nombres de pueblos que acaban en 
chan ó titlan, como no tienen derivado nacional 



26 

ó étnico, toman el ¡jotl precedido de c«; ejem.: 
Cuautinchan hace Cuauüncliancayotl; Guauhtülan 
hace Cuaulititlancayotl, 

VIL Con estos nombres terminados en yoü ó 
yufi, lotl ó luü se forman nombres de lugar ó geo- 
gráficos, perdiendo las finales ti y añadiendo la 
seudoposposición can, y se traducen, cuando lo 
permite la índole del castellano, empleando adje- 
tivos terminados en oso ó Qnudo; ejem.: Cuauhtla- 
yocan, «Lugar boscoso;» J.c«?yt<cfl?2, «Lugar lleno 
de cañas; Meyucan, «Lugar lleno de magueyes;» 
Citlallocan, «Lugar estrellado;» ZaJiuayocan, «Lu- 
gar sarnoso, donde se padece esta enfermedad.» 

IV. 

48. — Los nombres nacionales ó étnicos se for- 
man conforme á las reglas siguientes: 

I. Los nombres de pueblos que acaban en c, 
can, ó co convierten estas finales en catl; ejem.: 
de Acaxic (Acajete) se forma AcaxicaÜ, persona 
de tal pueblo; de México, Mexicatl, Mexicano; de 
Tollocan, ToUocatl, Toluqueño. El plural de estos 
nombres se forma perdiendo los letras ti; ejem.: 
Mexicatl, Mexica, Mexicanos; Micliuacatl, Michua- 
ca, Michuacanos, etc., etc. 

II. Los nombres acabados en liuacan, además 
de seguir la regla anterior, forman el derivado 
perdiendo la sílaba can; ejem.: Calhuacan, Culhua. 
El plural de éstos se forma añadiendo la sílaba 
que; ejem.: Culhua, CuUiuaque. 

III. Los nombres acabados en lia ó flan, con- 
vierten estas sílabas en tecatl; ejem.: TlaxcaUa, 
Tlaxcaltecatl; Mazatlan, Mazatecath El plural de 



27 

éstos es igual á los de la primera regla. Zacate- 
cas no es sino el plural castellano de Zacateca, 
plural nahoa de Zacatecatl, el habitante de Zaca- 
tlan, del cual pueblo salieron las tribus que po- 
blaron el territorio del actual Estado de Zacate- 
cas. 

IV. Los nombres terminados en ma ó man pier- 
den la a ó an finales, y toman ecatl; ejem.: Coli- 
Tíia, Colimecatl; ÁcoJman, Acolmecatl. El plural lo 
forman como los de la primera regla. 

Y. Los que acaban en pa toman necatl; ejem.: 
Chilapa Chilapanecatl. El plural es como el de 
los nombres de la primera regla. 

VI. Los terminados en pan toman ecatl; ejem.: 
Tlalpan, Tlalpanecatl. El plural se acomoda á la 
primera regla. 

VIL Los nombres de pueblos acabados en chan 
ó en titlan, no tienen derivados étnicos. 

V, 

49.— Al castellanizarse los nombres geográfi- 
cos mexicanos, se ha adoptado para su pronun- 
ciación, la tónica ó acentuación prosódica del 
castellano; así es que tenemos nombres agudos, 
como Culiacán, Tizapán, Atlihuayán; graves, 
como Acólman, Tlálpan, Tlapaaóyan; y algunos 
esdrújulos, como México. Debemos advertir que 
todos los nombres geográficos, en el idioma ná- 
huatl, son graves, esto es, debe acentuarse pro- 
sódicamente la penúltima sílaba. 

Cecilio A. Róbelo. 



A. 



ÜCacingO. — Kl nombre 
genuino mexicano es Aca~ 
tzinco. Siguiendo al Dr, Pe- 
fiafiel, se dijo en la primera 
edición de esta obra que 
Acatzinco significaba •' E3 
Pequeño Acalla;» pero esta 
interpretación es errónea. 
Es cierto que los nahóas 
acostumbraban peñeren al- 
gunos pueblos nuevos los 
nombres de los antiguos y de. 
otros, por cualqnier título, 
notables; pero lo hacían con 
servando íntegro el nombre ; 
del otro paeblo, y poniéndole, por sufijo, una expre- 
sión de diminutivo, ó, por afijo, el adjetivo huehue^ | 
iiantiguo;-! y así están forraaaos: Tollantzinco y Tul- 
alntonco, de Tollan ó Tul an; Atlantzinco, de Atlan, ' 
Acapantzinco, de Acapan, y Huehuetiapalla, de 
Tlapalla. Siguiendo esta regla, "El Pequeño Acatla", 
deberá ser Acatlatzinco y no Acatzinco. 




Este nombre se compone de acatl, caña, y de 
tzirttli, expresión de diminutivo, y de co, en; y sig- 
tútica: "En las cañitas.n esto es, i Donde hay cañas 
6 carrizos pequeños ó delgados. ^\Acatzinco, hace ob- 
servar el Sr. Vicente Reyes, es lo contrario de Aca~ 
pulco. 

El jeroglífico de este nombre consiste en una cafia 
ó carrizo, acatl, sobre medio cuerpo humano, que 
expresa tzintli, porque esta palabra tzintli, además 
de ser una expresión de diminutivo cuando va de 
sufijo, significa también i'ano.ii "trasero," nfundi- 
!lo",it ó como dice el P. Molina en su Vocabulario: 
"el ojo del saluonor;" y por eso el diminutivo se ex- 
presa en los jeroglíficos con medio cuerpo en cucli- 
llas; la colocación de la caña sobre el medio cuerpo 
denota la preposición "enn ó sea el co con que ter- 
mina la palabra. 

Acamilpa. Se compone de acatl, caña ó carrizo, 
de mil/i, campo sembrado, sementera, y de pa, en; 
y significa: "En las sementeras ó campos sembrados 
d© caña ó carrizo." 

Acapancin^O El nom- 
bre correcto es Acampan" 
tzin co, que se compone de 
Acapan, pueblo de este 
nombre, de tzintli, expre- 
sión de diminutivo, y de 
€0, en; y significa: "En el Pequeño ilm/jom." (V. 
AcACiNGo). Tal vez los pobladores primitivos de 
Acapancingó, por algún recuf^rdo que tenían de Aca- 
pan. le dieron este nombre. Acapan se compone de 
ac'aíl, caña ó carrizo, y de pan, en; y significa: "En 
lias cañas de carrizo." El jeroglífico se refiere á Acá 
pan, y se forma del siguo acatl, caña, de una bande- 
ra! /jan/! 'í, cuya primera sílaba da la terminación 
pin; ambos sia;nos colocados sobre un carrizo en po- 
sidión horizontal. Este mismo jeroglífico, teniendo 
debajo un medio cuerpo humano en cuclillas, forma 
I de Acapancingó. 





^Catlipa. El nombre correcto es 
A~catlic~pac, que se cotopone de 
acatl, caña ó carrizo y de icpac, so- 
bre ó encima; y significa: "Encima 
ó sobre las cañas." 

Acatl, además de significar "caña 
de maíz" y "carrizo," significaba 
también uno de los años de la cro- 
nología nahoa, y era el nombre dei 
dios del viento. Por esto el Dr. Pe- 
ñafiel dice que el nombre puede referirse á la fecha 
en que se haya erigido el pueblo, ó era santuario del 
dios Acatl. En la primera edición de esta obra se- 
guimos la opinión del doctor, pero un estudio más 
detenido nos ha hecho abandonar esa idra. Es ver- 
dad que los nahoas, y entre ellos los toltecas y los 
aztecas, daban por nombre á muchos pueblos el de 
una fecha anual, pero como los nombres de los años, 
que eran cuatro, se alternaban, para distinguirlos, 
los precedían de un número ordinal, y así decían: 
Ce acatl. Oraetochtli. Yei tecpatl. Nauh calli. 
Una caña. Dos conejos. Tres pedernales. Cuatro 

casas. 
Para fijar la fecha de algún suceso, era necesario 
distinguir el año con el número ordinal respectivo, 
pqrque su nombre, por sí solo, no determinaba épo- 
ca ninguna. Además, estos nombres cronológicos lle- 
van por sufijo las posposiciones co ó pan y nunca 
icpac; así es que en el caso presente, el nombre de- 
bería ser: Ceacac 6 Ceacapan, Omeacao ú Omeacapan, 
Yeiacac ó Yeiacapan, Nauhacac ó Nauhacapan, etc. 
En cuanto á que el pueblo haya estado consagra- 
do al dios del viento, no lo creemos tampoco, porque 
19. el nombre del dios no era Acatl, sino Ceacatl, y 
el nombre del pueblo hubiera sido Ceacatl ó Cenca- 
tlicpac, suponiendo que esta última composición fue 
ra correcta; 2"^ Cuando el nombre de un dios era el 
de un pueblo, generalmente uno de los elementos del 



4 — 



jeroglífico era la cabecita del dios, lo que no se ob- 
serva en el presente caso; 39 el pueblecillo de Aca- 
tlicpac, extinguido ya, era un pequeño caserío, en- 
clavado en los terrenos de labor de la hacienda de 
Teíaisco, situado en una eminencia que los domina» 
ba, y que, antea de la conquista, deben haber estado 
sembrados de maíz, y á esas cañas debe referirse el 
nombre. Por las razones expuestas creemos que el 
nombre de Acatlicpac no es cronológico ni hagiográ 
fico, sino simplemente topográfico. 

AcingO. Corrupción de Atzinco, que se compo- 
ne de aV, agua, de tzintli^ expresión de diminutivo 
afectivo, y de co, en; y significa: "En la agüita." 
Loa pueblos ó lugares que llevan el nombre de Atzin- 
co tienen, generalmente, un manantial ú ojo de agua 
pequeño, y por esta circunstancia y por el beneficio 
que reciben con el agua sus moradores, le llaman 
cariñosamente Alzintli, "la agüita" '-el ojito," y al 
"pueblo ó lugar donde está situado, Alzinco. 

Aetopail. Corrupción de 
Atocpan, que se compone de 
atoctli, «'tierra aruesa y fértil n 
(P. Molina), y áepan, en ó so» 
bre: uSobre tierra fértil." Atoe- 
tli, de que se ha formado el az 
tequismo n atocle," se compone 
de ail, agua, y de teoctli, deri- 
vado de toca, enterrar, como si 
se dijera " agua enterrada, " 
pues las tierras de esa calidad 
están húmedas ó como empapa- 
das en agua. El jeroglífico con- 
siste en un círculo irregular lie- 
no de puntos negros, que representa la tierra, y en 
una mata de maíz que, aunque frondosa y con elote, 
expresa teocH que, como substantivo, significa "po- 
rreta 6 mata de maíz antes que espigue;., de suerte 
que el jeroglífico es, en su primer elemento, ideográ 




fico, y en el segundo, fonético, y no puramente ideo- 
gráfico, como cree el Dr. Pefiafiel. 

Después de esta explicación, que tiene por funda- 
mento la autorizada voz del P. Molina, se compren- 
derá qué lejos de la verdad está lo que dice el Sr. 
Olaguíbel en su Onomatohgía: wAc, quien; to, noso- 
tros; ^«n, sobre, n Quién arriba de nosotros? "Las 
poblaciones que llevan este nombre, se han edifica- 
do generalmente en una altura. n La hacienda que 
lleva el nombre de Actopan, en el Estado, está si- 
tuada en el fondo de un valle y muy cerca de un río. 
Ademas topan no significa "arriba de nosotros," si- 
no rinuestra bandera." 

Achichipíco. Se compone de atl, agua, de chi- 
r.hipictli, "gota de cosa liquidan (P. Molina), y de 
co, en; y significa: iiEn laa gotas de agua" ó "Donde 
gotea el agua." En el pueblo de este nombre hay 
nn chorro de agua que brota de las peñas, y que al 
caer sobre una gran piedra, se esparce en multitud 
de gotitas. 

Ahuacatlan. Se compone de 
nhuacatl, abreviación de ahuaca- 
cuahuitl, árbol de aguacate (azte- 
quismo), y de tlan, cerca ó junto á; 
y significa: "Junto á los árboles de 
aguacate. '^ 

El jeroglífico consiste en un ár- 
bol con frutos verdes, elipsoidales, 
que es el ahuacactiahuitl, y en unos 
dientes en una hendidura del tron- 
co del árbol y significan ó expresan tlan, porque es- 
ta posposición es la primera sílaba de tlantli, diente. 

Ahnacatitian. Tiene la misma estructura que 
Ahuacatlan (T), pero la posposición titlan significa 
"entre," así es que el nombre significa: "Entre los 
árboles de aguacate.w 




6 




Ahuatepec. Se compone 
de ahtiatl, encino, de íepetl, 
cerro, y de c, en; y significa; 
1 1 En el ceiTO ó monte de en~ 
cinos. I. 

El jeroglífico consiste en 
un cerro, tepetl, en cuya ci- 
ma está un ahuacuahuitl, 
árbol de encino. En las fio* 
res del árbol está el símbolo 
del agua, atl, como signo 
mnemónico de ahuatl. 



Ahuatlan. Se compone de ahuatl, encino, y de 
tlan, cerca ó junto; y significa: n Junto ó cerca de los 
encinos." (V, Ahuatepec). El Ahuacuahuitl del 
jeroglífico de Ahuatepec con unos dientes en una 
hendidura del tronco, forman el jeroglífico de este 
pueblo. (V. Ahuacatlan.) 

AhliehuecillgO. El nombre correcto mexicano 
es Ahuehuetzinco, que se compone de Ahuehiteizin 
tli, sabinito, ahuehuetito, y de co, en; y significa: 
nEn el sabinito ó ahuehuetito. '■ Ahuehuetzintli se 
compone de ahuehuetl, sabino, de que se ha forma- 
do el aztequismo iiahuehuete;ii y de tzintli, expre- 
sión de diminutivo. 

La etimología de ahuehuetl ha sido muy discuti- 
da. D. Manuel Paiuo, siguiendo á Ximenez, dice 
que se compone de atl, agua, y de huehuetl tambor 
ó atambor, y significa: '«atambor de agua." Esta in- 
terpretación es absurda; es como si se dijera en cas- 
tellano que donoso se compone de Don y de oso. Al- 
gunos dicen que se compone de a no y de huehue, 
viejo, y que significa: "no viejo," esto es. que no en 
vejece. La frondosidad y lozanía de estos árboles, 
durante siglos, justifica hasta cierto punto esta in- 
terpretación. Nosotros creemos que el nombre pro- 
pio mexicano es ahuehueio, que se compone de atl, 
agua, y de huehueto, viejo ó vejezuelo. "Vejezuelos 



del aguan llamaban los nahoas á los sabinos (Taxo 
dium mucronatum, Ten), porque crecen en las már- 
genes de los ríos ó en la orilla de los manantiales, 
viven muchos años, hasta siglos, y el heno que se 
cría en su fronda les da el aspecto de un ser vivien- 
te lleno de canas. En apoyo de nuestra opinión en- 
contramos la muy autorizada del ilustre mexicanis- 
ta Don Jesús Sánchez, que dice: nEs muy común 
el que la cima de esta planta se cubra con la falsa 
parásita llamada vulgarmente heno ( Tillandsia us~ 
neoides, L.), la cual sin duda se comparó á la cabe- 
za cana de un anciano, n 

Ahliehuepau. El Dr. Peñafíel di- 
ce: iiEl jeroglífico expresa dos nombres 
de lugar.- el signo cuahicitl, árbol, que 
por sí sólo significa Cuauhtla, arbole- 
da, y en el tronco el instrumento de 
música llamado huehuetl 6 paoihuehuetl, 
especie de atabal ó tambor forrado de 
piel restirada en la boca, que se toca- 
ba con los dedos de las manos voltea 
das por el dorso, en el viaahualiztli ó danza popu- 
lar de los aztecas. II 

iiEl símbolo huehuetl, por metonimia, expresa el ár- 
bol con que ha sido fabricado, el Ahuehuetl, conife- 
ra del país. Taxodiuní mucronatiom, Ten.; la etimo- 
logía es: 'lea el lugar de los ahuehuetes. n 

iiLa situación geográfica de Ahuehuepan explica 
claramente que fué en lo antiguo, pueblo pertene- 
ciente á Cuauhtla, como Cuahiiacan, por razón de 
conquista, perteneció á Ouautitlan." 

iiFinalmente, la escritura dice: Ahuehuepan, pue- 
blo de Ctiauhtla.n 

Prescindiendo de la inexactitud en que, de paso, 
incurre el Sr. Peñafiel, al decir que el huehuetl sólo 
se tocaba en la fiesta del MacehualiztU, pues que se 
tocaba en todas las fiestas y, muy solemnemente, en 
la del Nahui-Ollin, como lo revela el precioso relie- 
ve que tiene 'esculpido el huehuetl de Malinalco; 




^ 8 — 

prescindiendo, de esa inexactitud, manifestaremos 
que no estamos conformes con las aseveraciones del 
ilustrado doctor. Ahuehuepan se compone de ahue* 
huetl ó ahvAjiueto, sabino, 'lahuehuete," y de paw, 
en; y significa- nEn los sabinos ó ahuehuetes." V. 
AHüEnuECiííGo. El árbol que está, en el jeroglífico^ 
dentro del Incehuetl, es un sabino, ahuehueU y el hue- 
huetl mismo es un medio ó signo mnemónico ó re» 
cordativo que, por la homofonía ó identidad de sonido, 
sirve para distinguir al ahitehuetl de cualquiera otro 
árbol. No hay pues la metonimia de tomar el arte- 
facto por la materia de que está hecho, tanto menos 
cuanto que los huehuetl, no sólo los hacían de sabi- 
no; sino de otras maderas, como lo prueba el hue- 
huetl de Maliualco. 

Tampoco creemos que la escritura jeroglífica diga 
iipueblo de Cuauhtla/n y esto por dos razones.- la 
primera, porque los indios, desde los primitivos na* 
hoas hasta los mexicanos, sólo usaban, como nombres 
geográficos, los étnicos, como Mexicapa; los topogrk-» 
fieos, como Atlixco; los hagiográficos,como¿rM¿te¿¿o- 
pochco; los cronológicos, como Ometuchco; los histó- 
ricos, por la fundación del pueblo, los cuales llevan 
el nombre del fundador, como Tenochtitlan; y nun« 
ca los políticos, significando jurisdicción ó pertenen- 
cia.- la segunda, porque si tal significación se hubiera 
querido dar al nombre del pueblo, se habría emplea 
do el jeroglífico de Cuauhtla, que es un cerro con 
una cabeza de águila en la cima, cuauhtli, como lo 
dice el mismo Sr. Péñafiel cuando da la etimología 
de Cuahuacan; pues Cuauhtla no significa "arbolen 
da. II sino nDonde abundan las águilas. n 

Ahuehuetitla. El nombre propio mexicano es 
Ahuehuetitlan, que se compone de ahuehtietl ó ahue- 
hueto, sabino, nahuehuete," y artillan, entre; y sig- 
nifica.- H Entre los sabinos ó ahuehuetes. ti V. Ahue- 

HüECINGO. 

Ahnexotlan- Se compone de ail, agua, de hue- 
xotl, sauce, y de tlan, cerca ó junto; y significa: 



li Junto á los sauces del agua." El ahuexotl, de que 
se ha formado el aztequi&mo nahuejote,'! es el Salis 
Babilónica de Walt. 

Ajnchitlau. El nombre correcto es Axochitlan, 
que se compone de axochitl, flor del agua [de que se 
ha formado el aztequismo azuchilj, y de tlan, cerca 
ó junto; y signitica.- "Junto á los azúchiles ó flores 
del agua." 

El Sr. Olaguíbel traduce.- "Junto á la agua flori- 
da ó hermo.sa," pero es errónea la traducción, por- 
que "agua florida" se dice, en mexicano axochiatl, 
Alchichica. Se compone de atl, agua, de chi- 
chic, cosa amarga, y de ca, en; y significa.- "En el 
agua amarga. 11 

Alpuy6Ca. Se compone de atl, agua, de puyec, 
cosa salada, y de ca, en; y significa.- "En el agua sa- 
ladaii El agua salobre del río que atraviesa este 
pueblo, justifica la etimología. 

AmRCuitlBpilcO. Se compone de amatl, (de que 
se ha formado el aztequismo amate), abreviación de 
amacuahiiitl, árbol del papel, de cuitlapilli, cola, 
figuradamente, atrás, y de co, en; y significa.- "En 
la cola de los amates." 

El vulgo cree que esta palabra significa papel su- 
cio de caca; y descompone la palabra en amatl, pa- 
pel, cuitlatl, caca, y pilco, sucio. Las dos primeras 
palabras tienen la significación que se les da, no así 
la tercera, que podría descomponerse en pilli, que 
significa.- persona noble, ó niño, ó hijo, ó apéndice 
(cosa que cuelga), y en co, posposición que significa.- 
en. Para que el nombre tuviera la significación que 
se le atribuye, su estructura debería ser.- Amacui- 
tlayocnn, compuesto de amatl, papel, de cuitlayo, 
lleno de caca, y de can, lugar. En apoyo de estas 
consideraciones existe también la de que hay otras 
palabras análogas, que se descomponen de la misma 
manera que lo hemos hecho con la de que se trata. 
El Sr. Eufemio^Mendoza, en su Catálogo razonado 



— 10 — 

de palabras mexicanas trae la siguiente.- Acuitla^nl 
co, que descompone en atl, agua, cuitiapiWi, cola, y 
co, en; y que significa/ nEn la cola del agua,ii ó sea; 
•i Al fin del agua." 

Ademks la etimología que hemos dado está com- 
probada con la fisiografía de la comarca en que es 
tá situado el pueblo, pues en la planicie en que es 
tan las municipalidades de Tetelilla, Tepalcingo y 
Jonacatepec, abundan los amates, particularmente 
el conocido con el nombre de amate prieto, y en el 
pueblo de Amacuitlapilco es donde se ven los últi- 
mos y menos frondosos, esto es, allí está la cola ó 
fin de los amates. 

Nos hemos detenido demasiado en esta etimolo» 
gía, porque los habitantes del pueblecillo de Ama- 
cuitlapilco, avergonzados por la supuesta significa- 
ción que hemos combatido, han prescindido del nom- 
bre de su pueblo, y lo designan con el nombre de 
San-Gabriel, que es el patrón de su iglesia. 

Amacnzac. Tal cual está escrito el nombre, se 
compone de amatl, abreviación de amacuahuitl, ár- 
bol del papel, de cuztic, cosa amarilla, y de co, en; 
y significa: nEn los amates amarillos." También es 
castiza la palabra Amacuzauhaa, que se compone de 
amatl, y de cozauhqui, amarillo, que, al entrar en 
composición, convierte la sílaba qui en ca, que ha- 
ce veces de posposición (V. núms. 27-VI y 39); y 
significa.' "En los amates amarillos. n 

Am analco. Se compone de amanalli, alberca, 
estanque de agua, jagüey, y de co, en; y significa: 
iiEn la alberca." Amanalli se compone de a¿¿, agua, 
y de manalli, derivado de mana, ofrecer, dar. Los 
manantiales como que dan ú ofrecen agua á las gen- 
tes ó á los animales. 

Amatitlan. Se compone de amatl, papel (azte» 
quismo.- amate), abreviación de amacuahuitl, krbol 
del papel (aztequisrao.- anacahuite), y de titlan, en- 
tre; y sif^niticj,.- "Entre los amates." 



— ll ' 

El pueblo que lleva este nombre, y que es uno d'S 
los barrios de Ouernavaca, no se llamó así origina-» 
riamente. El antiguo pueblo de Amatitlan estaba 
enclavado en los campos de la hacienda de San-Vi» 
centej y uno de los antiguos dueños de este ingenio, 
compró los terrenos del pueblo é indemnizó á los ha- 
bitantes, dándoles los que hoy forman el nuevo, al 
cual le dieron el nombre del que abandonaban. Por 
esta causa la etimología no corresponde á la topo- 
grafía. 

Alcedo, en su Diccionario de América, hablando 
de Amatitlan, pueblo de Guatemala, dice.- nEnlen» 
gua mexicana significa ciudad de letras, porque en 
ella acostumbraban sus naturales grabar en cortezas 
de árboles y enviarlas á gran distancia, n 

'So era en cortezas de árboles, sino en papel for- 
mado de la corteza de ellos, en lo que escribían los 
nahoas, y no letras, sino su? jeroglíficos. 

En La Naturaleza, periódico de la Soc. Mex. de 
Hist. Nat. tom. III, pág. 151, se lee.* 

II El amaquahuitl, árbol de amatl ó papel, anaca- 
huite hoy, por estar estropeada la palabra, conocido 
también con el nombre de Siricote y Trompillo, per- 
teneciente á la familia de las borragináceas, tribu 
Oórdicas, género Cordia de Plumb, y especie Bois- 
sieri de D. O." 

"Es digno de notarse que hacia la época en que 
vino Hernández á estudiar las producciones de nues- 
tro país, se fabricaba aún en Tepoztlán [Estado de 
Morelos] el papyrus mexicano con el árbol del pa» 
peí, puesto que nos da en la fabricación de este pre- 
cioso objeto, esta expresiva y elegante frase: Tepox- 
tlanicis provenit montibus, ubi frequenter interpo- 
llatur ex ea papyrus, fervetque opiñcum turba, y 
hierve la multitud de trabajadores: es decir, que 
aun había actividad en el comercio del papyrus, que, 
como el de los egipcios, servía para escribir en ella 
historia de los dioses y de los héroes, para adornar 



— 12 — 

las piras funerales y para hacer vestidos y cuerdas: 
en una palabra, lo empleaban en los usos religiosos, 
politicosyeconomicos.il 

"'Pero es indudable que cuando Hernández admi- 
raba la turba de trabajadores, ya no se utilizaba 
nuestro árbol más que en los usos económicos; suce 
diendo aquí lo que dice el naturalista romano al ha 
blar del papyrus egipcio; después pasó á usos comu- 
nes un objeto del que depende la inmortalidad de los 
hombres,*^ 

i'Hernández concluye dándonos el método que 
seguían los artesanos aztecas para preparar su papy- 
rus, y encontramos en esta manipulación, una seme- 
janza tal con la que usaban los antiguos habitantes 
del Nilo, que casi no hay diferencia alguna " 

Amatlan. Se compone de amatl (V. 
Amatitlan), y de tlan, cerca ó junto; y 
significa: "Junto á los amates ó árboles 
del papel. "El jeroglífico de este pueblo 
es un rollo de papel, ainail, atado con 
una cuerda, 7necatl. 

Amatlipa. El nombre correcto mexicano es 
Amatlicpac, que ss compone de amatl (V. Amati- 
tlan), y de icpac, sobre; y significa: "Sobre los ama 
tes ó árboles del papel." 

Amayuca. El nombre propio mexicano es Ama- 
yocan ó Amayitcan, que se compone do amayotl ó 
amayutl, lleno de amates, y de ca,n, lugar; y signifi- 
ca.' "Lugar lleno de amates." (V. Amatitlan y 
núm. 47.) 

AmazOKgO. El nombre correcto es Amatzonco, 
que se compone de amatl, amate, de tzontli, cabelle 
ra, y, en sentido figurado, cumbre, cima, y de co, en; 
y significa: "Ea la cumbre ó cima de los amates. n 
(Y. Amatitlan.) 




— 13 — 

AmilcingO. El nombre propio mexicano es 
Amitlziuco, que se compone de amilli, tierra ó cam- 
po de regadío, de tzintli, expresión de diminutivo, 
y de co, en; y significa.- "En las tierritas de riego. 
(V. Amilpas). 

AmilpaS^ Plural castellanizado del vocablo vae> 
xicano Amilpa, que se compone de amiJli, tierra de 
regadío, y de pa, en; y que significa; "En las tierras 
ó campos de riego, n 

En el Estado se da el nombre de nPlan de Amil,T 
pas" á una porción de su territorio que esta en el 
lado oriental. En la época precolonial ó en los pri» 
meros años después de la conquista, han de haber 
sido las únicas tierras de riego, y á esa circunstan» 
cia ha de haber debido su nombre. 

Analco. Se compone de atl, agua, por extensión, 
río, de nalli ( ? ), ribera, y de co, en; y significa.- 
"En la margen ó ribera de río;,, pero como los pue- 
blos ribereños de ríos ó lagos, se dan recíprocamen» 
te el nombre de Analco, ha venido á signitícar^ nEn 
la otra banda, del otro lado del río," En las gran-: 
des ciudades, como Guadalajara, Puebla, etc., á la 
barriada que esta al otro lado del río, se le da el 
nombre de Analco Al pueblo de San Antón, situa- 
do al otro lado de la primera barranca del Oeste de 
Ouernavaca, lo llamaban los indios Analco. 

AnenecuilCO. En la primera 

edición de esta obra, siguiendo al 

Dr. Peñafíel, dijimos lo siguiente: 

iiEn el agua que corre o camina, 

compuesto de atl, agua, nenen- 

qui, que camina, y de co, en; lu» 

gar que. Esta' palabra se refiere 

al origen de los arroyos ó de los 

ríos (donde empieza á correr el, 

agua,) y no al arroyo ó río en lo demás de su cursq,, 

pues esto se expresa de otr^ manera en el idiooai^ 

azteca, m 




— 14 — 

Siguiendo esta interpretación errónea, dice el Dr. 
Peñafíel que la palabra correcta es Anenequilco. Na- 
da de esto es cierto. 

El nombre genuino mexicano es A-nenecuil-co, 
que se compone de atl, agua, nenecuiltic, reduplica- 
tivo de necuiltic, torcido, y de co, en; y significa: "En 
el agua torcida, n esto es, •' Donde el agua da vuel- 
tas. II Esta significación está de acuerdo con el jero» 
glífico, que, como se ve, consiste en el signo alt, 
agua, torcido en una de sus extremidades. 

ApancíngO. El nombre propio mexicano es 
Apantzinco, que se compone de apantli, caño de 
agua, de zintli, expresión de diminutivo, de co, en; 
j significa.' "En el cañito de agua." 

También puede descomponerse la palabra en 
Apan, pueblo de este nombre, tzintli, y co, con las 
significaciones que hemos dado; y significará: "En 
el p«quefio Apann V. Acapancingo. 

Apanqnezalco. En la primera edición de esta 
obra dijimos: »Donde van á parar o se detienen los 
caños de agua; compuesto de apantli, caño de agua; 
de quetza nite, detener ó hacer parar, y de co, en, 
lugar, II 

Es inexacta tal interpretación. Para que la pala» 
bra significara eso, debería ser: Apanquizaloyan. 

El nombre se compone de apantli, caño de agua, 
de quetzalli, pluma rica y verde, y figuradamente, 
claro, limpio, hermoso, y de co, en, y significa.- nEn 
el caño de agua límpida ó hermosa, n De aplantli se 
ha formado el aztequismo "apancle," y este nombre 
se da, particularmente en el Estado, á los grandes 
caños que llevan el agua para regar los campos. 

ApatlaCO^ Se compone de atl, agua, patlauac, 
cosa ancha, y de co, en; y significa.- "En agua an^ 
cha." El río de Cuernavaca, al pasar por Xochite- 
pec, atraviesa el camino real y forma un vado muy 
ancho; y á este lugar se le da el nombre de Apatía» 



— 15 "- 

co. Es pues impropio llamar al río 6 á todo el curso 
del agua nKio de Apatlaco.u 

El nombre castizo es ApatUihuao. (V. núm. 39.) 

ÁpizaCO. El nombre correcto mexicano es Api- 
tzacco, que se compone de atl, agua, de pitzactli, co- 
sa delgada ó estrecha, y de co, en; y significa: "En 
agua angosta," esto es, "Donde se estrecha el agua.n 
por ser angosto el cauce en que camina. Apitzacco 
es lo contrario de Apatlaco. También se llama Api- 
tzactli, al arroyo en que corre un hilo de agua. 

Ápozonalco. Se compone de atl, agua, de pozo- 
nalli, espuma, y de co, en; y significa,- "En [donde 
hay] espuma de agua.ii El rancho de Ápozonalco 
está situado en la margen izquierda del río de Tía* 
quiltenango, y en todo este tramo del río hay mu- 
chas pequeñas caídas de agua ó rápidas que hacen 
mucha espuma. Es pues un nombre fisiográfico el 
del lugar. 

Atenangaillo/ Diminutivo 
castellano de Atenango, corrup- 
ción de Atenanco, que se com>- 
pone de atl, agua, de tenamitl, 
muralla, pared, y de co, en; y 
significa.* "En la pared ó mura- 
lla de agua." Los nahoas daban generalmente el 
nombre de Atenanco, á los pueblos que están cerca 
de un río invadeable, que forma como un muro ó 
pared de agua. 

El Sr. Martínez Gracida traduce: nLugar de la 
presa de agua;" pero no estamos conformes con esta 
interpretación, porque los nahoas expresaban esa 
idea con las palabras atzacan, atl tlatzacutli, inic 
moconehuaz. Además, el jeroglífico de estos pueblos 
consiste en el signo atl, agua, y en un tenamitl, mu- 
ralla ó pared, que da fonéticamente la significación 
de "pared de agua.ti También debe advertirse que 
atenamitl, por sí sólo, significa.- "ala de tejado," ó 
«antepecho de azotea" (P. Molina); pero no cree- 




— 16 -- 

mos que este sea el elemento de Atenanco, porque 
nos parece impropio para nombre de pueblo. 

Atexcapa. El nombre propio mexicano es Atez- 
capan, que se compone de atl, agua, de tezcatl, pie» 
dra pulida roja que significa espejo para mirarse, y 
de pan, en ó sobre; y significa.- "En el espejo de 
agua," esto es, "En el charco ó pequeño lago." Lla- 
mar á un charco "espejo de aguan ¡qué cosa tan na- 
tural y tan bella! 

Atlacahualoyan. Se compone de atl, agua, tía- 
eahualo, voz impersonal de tlacahua, quedarse, in- 
terrumpir, y de pan, seudoposposición que expresa 
el lugar donde se ejecuta la acción del verbo; y sig-. 
nifica.- "Lugar en que se interrumpe el curso del 
agua." Al pasar por frente á este pueblo la barran- 
ca de Matzinac, interrumpe su curso, porque el 
agua se pierde en el fondo de arena, y á esta cir- 
cunstancia alude la etimología. V. núms 38-lX y 34. 

At'aCOmillCO. Se compone de aüacoviulli, po- 
zo, y de co, en; y significa.-n^En el pozo.n Atlacomu- 
lli, se compone de atl, agua, y de tlacomuUi, hoyo 
grande ó barranco. 

Atlacholoayan. El nombre 

propio mexicano es Atlicholoa 
yan, que se compone de atl, agua, 
de i, su, y de choloayan, chorrea 
dero ó escurridero; y significa; 
"Donde está el chorreadero ó es- 
curridero del agua. II En las ha 
ciendas del Estado se llaman acholóles (atlichololiZf 
chorro de agua) k los residuos del agua que corre 
por los surcos de las sementeras de riego. 

El jeroglífico de este pueblo consiste en una pata 
de gato montes ó de tigre que afianza el signo atl, 
agua, que produce la escrituia ideográfica del verbo 
choloa, chorrear. El Dr. Peñafiel interpreta im per 
fectamente el jeroglífico cuando traduce: "En la ca- 




— 17 - 

tarata. " Los chorros de un campo de riego no for- 
man una catarata, ni en el pueblo de Atlacholoaya 
hay caída de agua que se parezca á una catarata. 
Esta se llama, en mexicano, ahicetziztli, y el nombre 
del pueblo sería Ahuetzizco. 




Atlatlanhca. Se compone de 
atl, agua, de tlatlauhqui, rojo, ber- 
mejo, y de la posposición ca, lu- 
gar; y significa; >iLugar de agua 
roja ó colorada. II El jeroglífico de este pueblo es la 
sección vertical de un apantli ó caño de agua roja. 
Las tierras de color rojo que circundan el pueblo de 
Atlatlauhca [lo que se puede observar por los viaje- 
ros del ferrocarril de Morelos, desde el pueblo de 
Nepantla,) deben enrojecer las aguas de aquellas ba- 
rrancas. 

Algunos creen que Atlatlauhca significa-* uLugar 
de barrancas; I T pero esto es un error, porque barrans 
ca es atlauhtli, y "'lugar barrancoso es Atlauhtla. 

En el Estado de México hay un pueblo del mig- 
mo nombre, que antes de la conquista era cabece- 
ra de una gran comarca que obedecía al cacique de 
Tenantzinco, hasta que Axayacatl la sujetó al im- 
perio de México, imponiéndole de tributo, maíz, hue- 
vos, gallinas y mantas de ixtli. 

Refiriéndose k este pueblo, dice Gaspar de Solís: 
" . . . . toma su nombre de un manantial cercano, á 
manera de pozo, y de agua amarilla que corre todo 
el año por un arroyo; con esa agua curaban á los he- 
ridos en la guerra, y allí arrojaban los cadáveres pa- 
ra que fueran devorados por los pájaros, n El pozo k 
que se refiere Solís, ha de haber sido rojo y no ama- 
rillo, porque atlatlauhqui es agua roja ó colorada, 
como lo demuestra la pintura del jeroglífico. V. 
núms. 27-VI y 39. 



—18 — 




Atlihuayan. Se compone de atli- 
hua, se bebe, voz impersonal del ver- 
bo atli, beber agua, y de yan, seudo- 
posposición que expresa el lugar don- 
de se ejecuta la acción del verbo; y 
significa: nLugar donde se bebe agua;ii 
esto es, donde está el agua potable. 
En la hacienda de este nombre había 
unos manantiales que surtieron de 
_ agua potable, durante mucho tiempo, 
al vecino pueblo de Yautepec. 

El jeroglífico de e&te lugar es un jarro con el sig- 
no atl, agua, en la boca, escritura ideográfica de i, to- 
mar agua de beber. 1 1 

AtotOnilcO. Casi en to- 
dos los Estados de la Repú- 
blica hay pueblos que llevan 
este nombre. 

El jeroglífico de estos pue- 
blos consiste en una olla colo- 
cada en un fogón, tlecuilli, en 
la cual hierve el agua, atl. Se 
compone el vocablo de atl, 
agua, totonilli, caliente, y de 
co, en; y significa: nEn el agua 
caliente," esto es, "Donde hay aguas termales.n 

Hablando Alcedo del Atotonilco del Estado, dice. 
•«.... en él permanece un baño que mandó fabricar 
Hernán Cortés, todo de bóveda, con tan primoroso 
arte, que las aguas suben y bajan como se quiere, 
tan puras y cristalinas, como templadas y saludables 
para diferentes enfermedades." Hoy sólo existen 
ruinas de esas termas. 

Axochiapan. Se compone de axochitl, nombre 
de una flor, que por no tener equivalente en caste- 
llano, se designa con el aztequismo "asuchil,if de atl, 
agua, y de pan, en; y significa: "En agua de loa asú 




—19— 

chiles. II Axochil se compone de alt, agua, y de xo^ 
chitf, flor.- nflor del agua.n 

AxoniuIcO Se compone de atl, agua, de xomu* 
¿/i, rincón, y de co, en; y significa.- >iEn el rincón 
del agua.n 

A zompa. El nombre propio es Atzompa, que se 
compone á% atl, agua, de tzontli, cabellera y, figura-« 
damente, cumbre, cima y áepa, en; y significa: nEn 
la cumbre del agua.n Se da el nombre de Atzompa 
a los lugares más altos por donde pasa el agua. 

El Sr. Olaguíbel traduce: nLugar de palmas ,i En 
otro lugar de su obra dice que probablemente es co 
rrupción de Achiompa, que significa nmás alian Ei 
Sr. Galicia Chimalpopoca dice: Aizompan, hoy Ozum 
ba, fiLugar en que hay mucha lama.n Ninguna de 
estas etimologías es exacta, y como sus autores n 
las explican, no podemos ponerlas á discusión. 



C. 



Cacahuananchí. Nombre de una frutilla sil ves 
tre y del árbol que la produce. La etimología es muy 
dudosa. 

Calalpa. El nombre propio mexicano es CoUal- 
pan, que se compone de calli, casa, de llalli, tierra, 
y áe pan, en; y significa; nEn las tierras de las ca- 
sas, n esto es, n Donde las casas tienen tierras ó so- 
lares. iiTlall, al entrar en composisión con calli, 
pierde la t, porque nunca esta letra puede estar en 
medio de dos 1 1. (V. núra. 38 ) 

El Sr. Olaguíbf-1 dice que se compone de caWi, ca 
sa, y de pa.n, sobre, y que significa: "Sobre las ca- 
sas." Con estos elementos, el nombre sería Cal/jan. 

Calf huacail. Spgún unos se compone de cale» 
hu&Wt de que se ha formado el azttquismo ncale 



—20— 

hual,it y de can, lugar; significando: "Lugar de ca- 
leguales. "' Se da el nombre de ca.\ehua\ á una espe- 
cie de morillito del>^ado. Si tal es la significación de 
la palabra, su estructura debería ser: CaleAitalcaw. 

Según otros, se compone de calli, casa, de hua., 
partícula que expresa tenencia ó posesión, y de ca»», 
lugar; y significa.- uLugar de los dueños de casas." 
V. núm. 38-V. 

Ambas etimologías son muy dudosas. 

CicatlílCOtla. Creemos que el nombre propio 
mexicano es Xicallacot/n, que se compone de xioall», 
vasija semi-Hsfárica, henha con el fruto [epicarpo] 
de ciertos calabazos, de la cual palabra se ha forma- 
do el aztequismo njícara;" de t/.aoot\, jara, vardasca, 
y de t\a, partícula que expresa abundancia; y signi- 
fica.- I. Vardascal de jicaras esto es, '-Breñal de beju- 
cos de jicara.'! 

Como los españtles observaron que los indios be- 
bían el cacnhuaaÜ, agua de cacao, en jicara, después 
ellos llamaron ^"ícara al pocilio ó taza de loza en*que 
bebían el chocolate. De una jicara de las en que se 
hehe el agua de cacao salen diez ó doce pocilios de 
chocolate. Lo más curioso es que olvidaron el ori 
gen de la palabra, y hoy el Diccionario de la Aca- 
demia dice que viene del árabe cicai/a, copa. 

CoatPpPf. Se compone de coatí, culebra, d^ t^petí, 
cferro, y de co, en; y significa: n Cerro de la culelíra." 
El Dr. Peñafiel dice que siendo ideográficos los 
signos del je roglíficode este lugar [el primero], que 
son medio cuerpo de serpiente, coot', sobre un Upetl, 
puede significar: "Lugar en que se adoraba á Gihita- 
Coalt ó á .\/ixcnatl.ii que se representaba por medio 
cuerpo de serpiente. 

La topografía de este lugar autoriza esta otra eti- 
aioloiííi: "Rn los cerros gemelos ó coates;" descom- 
poniéndose la palabra en conf.l, mellizo, gemelo, de 
<Jue, se ha formado el aztequismo "coate, n de tppctly 
fffirro, y de co, en. Las dos culebras que salen de la 



•21 




base del cerro 

autorizan esta 

interpretación, 

Lo3 dos5 signos 

que están en la 

cima del cerro 

del segundo jero» 

glífico no los hemos podido descifrar, y creemos que 

son ideográficos y dan otra significación. 

Coatlaa. Los dos jeroglíficos de este pueblo tie- 
nen la misma significación: una serpiente de casca- 
bel, coate, con una hilera de dientes, tlantli, que da 




ron la primera sílaba la posposicif'm tfan, cerca ó 
jiintn; y «siornifif^a.- njunto á la onlpbra. n En la plan 
xa de p-sfp pueblo hay un monolito que representa 
ana mimbra. 

Cof^voí» Se compone de cnyaHic, acmíero f> co- 
sa a "11 jerpa fia, qn(». duplicando la primera sílaba, 
eisrnifi^a. pluralidad, y de co, en; y significa: i'En 
donde hay muchos agujeros." 




-22 

Cocoyotla. Tal cual está escrito el uombre, se 
compone de coyotl, de que se ha formado el aztequis- 
mo i'coyote," mamífero carnicero, muy semejante al 
lobo (Üanis latrans, Say), la cual palabra, dupli- 
cada su primera sílaba, expresa pluralidad, y de tía, 
que expresa abundancia; y significa: "Donde abun- 
dan los coyotes. II 

El nombre puede ser corrupción de Cocoyoctla, 
que se compone de cocoyoctic, agujero ó cosa aguje- 
reada, y de tía, partícula abundancia!; y significa.- 
"Donde hay muchos agujeros. n V. Cocoyoc.- 

Cololf pee. Vulgarmente se cree 
que significa: "En el cerro del ala- 
crán," y se descompone la palabra 
en colotl, alacrán, tepetl, cerro, y c. 
en. Nosotros creemos que significa: 
•'En el cerro torcido ó de la tercedu- 
ra," descomponiéndose el nombre en 
colotl, torcedura, curvatura, derivado de coUic,. cosa 
torcida ó curva, en tepetl, cerro, y en c, en. La cir^ 
cunstancia de estar como torcido ó curvo el pico que 
forma la cima del cerro que lleva este nombre, y la 
de no haber allí más alacranes que en otro lugar, nos 
autoriza á adoptar esta significación. Puede también 
admitirse la primera, porque los indios hayan queri- 
do expresar la torcedura de la punta del cerro com- 
parándola con la cola chueca ó torcida del alacrán. 
ConílalcO. Se compone de comitl, olla, que, al 
entrar en composición, convierte la m en w, por que- 
dar antes de consonante que no es h ni p; de llalli, 
tierra, y de co, en; y significa.- "En la tierra de 
ollas," esto es, nDondí? hay barro para hacer ollas. ir 
Cliacllichínola. El nombre propio mexicano es 
, Cunchichitiolla, que se compone de cuahiiit', árbol, 
madero, de chichinóla, quemado ó chamuscado, y de 
la> variante de tía, partícula que expresa abundan>- 
cia; y significa: "Donde hay muchos krboles ó palos 
quemados." 



-23- 




Cuachitlan. El nombrtí propio es ContzintlaUj 
que se compone de coatí, culebra, de tzint/.i, expre- 
sión de diminutivo, y de tlan, cerca ó junto; y signi- 
tíca.* "Junto á la culebrita. 'i 

Cuahnistla. El nombre propio mexicano es 
Guahuitztla, que se compone de cuahuitzUi, zarza, y 
de tía, paitícula que expresa abundancia; y signifi*- 
ca: "Zarzal. II 

Cuajomulco. El nombre 
propio nuxicano es Cuauhxo- 
v.v/(o, que se compone d© 
cvo/ivitl, árlol, xfihulli, rin- 
cón, y co, f n; y sign)hc8.- "Eiü 
el rii con de los árboles ó déla 
arboleda." 

En el jeroglífico, un áíbol, 

cvflhvit, doblado en áifiulc 

ri tto, f .«-io es, for mandil un lin- 

con, -xomullif da !a escritura fonética.- "rincón del 

tibol." 

CnatotelcO. El rombr*» propio 

mexitaio ^s CvovJiteU.lro. que se 

ccn f ont- de cvo/tvil, ái\(>\ ó niade 

ta. de íeUl/i, montón, y de co. en, 

y sionitica literalmente,- "En el 

n ortón de madera II IVIas (tno f D 

el jeroglítiio el telel'i, montan, fs- 

tá repr' sentado por una pirámide 

esi alonada, que era la forn-a de los 

ten píos de los aztecas, teifUi pue- 

í'f" siernifioar aquí "pirámide ó templo." y el nom- 

' le siííiiiHcará, como dice el Dr, Peñatíel, tiEn e) 

tfmplo de madera." 

Dice también el Dr. Peñafiel que tetelli, es abre 
viatura de t/atett-lH, pero ei'to no es exacto. po)qu6 
tetfWi Hs una palabra imple que significa "moi.tón," 
y que, en composición con otras toma diversas sig'* 




-24— 

nifioftcionps, como ñaUetciWi, montón de tierra; cuahu 
ffteWi. montón de árboles ó de maderos; tapalcatete • 
ilí, montón de tiestos ó tepalcatfs. 

Algunos creen que C uauhtei,e]co si^niñca', "En el 
árbol astringente, (I compupsto de cuahiitl^ árbol, de 
tet'.^gui'^, cosa áspera al gusto, y de co, en. Los ele» 
traentos de la palabra se prestan á esta signiticación, 
pero su estructura debería ser Cuauhtete\quic, y en- 
tonces la pirámide del jeroolíBco teAfilM, sería un me- 
dio mnemónico ó recordativo, por homofonía, de íe» 
ie\qi>ir„ 

Otros dicen que el nombre propio mpxicano es 
ConWAco, que se compone de coaU^ culebra, de te" 
tvlla, pedregal, y de co, en, y que signitíca/ ti En el 
pedreyal de culebras. m Esta etimología la rechaza el 
jeroglífico, porque en sus elenientos ao hay nada que 
ee refiera ni á culebra ni á piedras. 

Los moradores de aquel pueblo, apoyados en una 
tradicií^n, pretenden que signifique.- "En la culebra 
<3e piedra; i'pero eso es inacepta\)le, porque para que 
el pueblo tuviera tal significación, debería ser T»- 
coac, compuesto detetl, piedra, coati, culebra, y c, en. 

CllHlltetnpa. El nombre propio mexicano es 
Cunuhtpfnpa, que se compone de cauhuiU, árbol, de 
ienfli. orilla, y de pa, en; y significa.- tiEn la orilla 
lia de los árboles," esto es, nEii la orilla del bosque". 

riianlltenCO. Significa lo mismo que Cuauh- 

iHWpn. 

CliauhtPpPC. Se compone de cuahvitl, árbol, de 
ipppt.l. cHiro. y de c, en; y significa.- "En el cerro de 
árbolft;* ó arbolado. 

rnanhtla. Tal cual está e.^cri 
ta la palabra, puede componerse de 
cuahiiif\ árbol, ó de cunuhtM, águi- 
la, \ de t\a, partícula que expresa 
ftljundaiicia.- y significa respectiva 
tneiite.- t'i)onde abundan las áirui<« 
las," ó "Donde abundan los árbo- 




—26— 

les.ii esto es, n Arboleda ó bosque, n Creemos que nin- 
guna de tstas dos significaciones es la de Cuant]a, 1» 
heroica ciudad en que sostuvo Morelos el sitio de 
Calleja, porque en el Códice de Mendoza está su je- 
roglítíco, quí consiste en la cabeza de una águila, de- 
bajo de la cual están dos dientes, tlantli, cuya pri- 
mera sílaba da la posposición t\an, cerca ó junto, de 
suerte que el nombre es Guauhtlan, y significa: 
"Junto á las águilas, n 

Cnanhflixro. El Dr. PefiafieJ 

efciile Cvfilvit]ixro, Qfinhvi'le 
yy.{0. é iiitf rf iftsndo el jf rrglífi» 
co, dice.- t.Lcs forftirop de la pa- 
labra vienen de cvohvitX 6 qva^ 
hvit], f xprffsdo por fu figro ár 
bol. y la tei miración íx'O. que la 
da un cjo con párpado rojo, coló 
cedo verticalmente en mfdio d(4 
tronco. Ixco, derivado de ixtU, su» 
perficie, cara 6 haz de slguna cosa y de co, en, forma 
una posposición que no cambia la final t\ de los nom- 
bres con que se junta.* Añ-ixno significa nen la su- 
perficie del agua;ti GuakuiíMxro, «en la superficie 
de la arbolada, II compuesto de dos elementos jeroglí- 
ficos uno figurativo y el otro ideográfico." 

Comenzaremos por decir que la ortografía de 
Cufihitif\-i\co es mala y la de Qunkuit'eyxco es peor, 
porque si bien es cierto que ixco no cambia la final 
ti de los nombres con que se junta, esto sucede cuan» 
do perdida? las finalps la letra que queda es una vo- 
cal, como en At^-ixco; pero no pasa lo mismo con 
cufihuif,], porque este nombre, al entrar en composi- 
ción se convierte en runu/i, y la A aspirada hace ve- 
ces de consonante: (o^i i>en la cara ó superficie de la 
arbol^dan se dice Cjim/h-ixno, que se pronuncia 
Cunitj-ific'^. Gnnuhtfixco se compone de CuátikÚa 
el pu-blo de este nombre, y de txco, en la cara; y 
significa.' II En la cara, en los ojos, á la vista de 




—26- 

Cuauhfcla,!! porque el pueblecillo de Cuauhtlixco es- 
tá á una corta distancia de Cuautla, en los ojos, á la 
vista de esta ciudad. 

CnaXOChit^ngO. El nomV/re propio mexícaro es 
Guauhxochit^nco, que se compone de cnahuit], ár 
bol, de Xóchitl, flor, de tenl/i, orilla y de co. en; y sig 
nifica: nEn la orilla de las flores de árbol ó de los 
árboles floridos." 

Puede ser también el nombre Cvaxochtfvco que 
6e compone de cuaxochtH, linde de tierras ó de ciu» 
dad, de tentH, orilla, y de co, en; y significa.- nEn la 
orilla de las mojoneras," esto es, junto á la línea di- 
visoria de dos lugares. 

CuentPpf C. Se compone de cuemit), tierra la- 
brada, camfllón, sementera, de tepef./,, cerro, y deco, 
en; y significa: "En el cerro délas sementeras." 
Por la falta de tierras en llanura, los indios de este 
pueblo hacen sus siembras en las laderas de los ce> 
rros, 

CnftrnaTaca. Este es uno de 
los nombres mexicanos que más 
desfigurados nos dejaron los espa- 
ñoles. El vocablo correcto es 
Guni'hnahunc, que se compone de 
cufíhnitA, árbol, y de nnhuaa, cer- 
ca de, junto á; y significa.- "Cerca 
de los árboles" ó "Junto al bos- 
que i, Hay dos jeroglíficos de este 
pueblo. El primero consist« en un 
h.rho\ (cuahn^f^ ), cuyo tronco tiene una abertura 
bucal de la que sale una vírgula, símbolo de la pala- 
bra ó lenguaje (vnhuatl) El sabio Don Gum^píndo 
Mendoza interpretó este jeroglífico por "elh(n)bre 
que haV)ló," tomando por ideográfico el signo 7if)huo], 
que en este caso es puramente fonético, pues sólo es 
tunemónico de la posposición nahuac. 





—27— 

El segundo jeroglífico, que está en el 
anáglifo de Aubin, consiste en una ca- 
beza de cuadrúpedo con tres cuernos 
formados de ramas de árbol, y una vír» 
gula cerca de la boca del animal. Los 
cuernos representados por ramas de ár- 
bol, dan el elemento cuahuiü, y la cabeza del animal 
hablando, significa nahualli, brujo (nahual ó nagual), 
que en este caso, es fonético de la posposición nahuac^ 
segundo elemento de la palabra. Aubin interpreta 
este jeroglífico por i'Cerca del bosque ó en la orilla 
de la arboleda. II 

Algunos han interpretado el jeroglífico de Aubin 
diciendo que significa.- "Lugar de buenos brujos." 
Es verdad que en Cuauhnahuac había hechiceros ó 
brujas muy inteligentes, como lo dice el Sr. Orozco 
y Berra en su Historia de la Conquista de México.^ 

tomo IV, pág. 13Jf.: " deseando (Moteuczuma) 

evitar una entrevista (con los españoles que estaban 
en Veracruz) ponía todos los medios para retener á 
los extranjeros lejos de la corte ó hacerlos volver 
por donde habían venido. Recurriendo de nuevo á 
las artes mágicas, hizo venir á los nigromantes y he- 
chiceros de CuavÁnahuac, Yautepec, Huaxtepec, 
etc., diestros en comer los corazones á los hombres 
vivos y mudarles las intenciones, apoderarse de no- 
che de los dormidos para despeñarlos por hondona" 
das y barrancas, atraer las sabandijas ponzoñosas, 
poner enfermedades en los sanos y tornarse en leo- 
nes, tigres y otros animales bravos." Pero a pesar 
de esto, no es exacta la interpretación, porque la es- 
tructura del nombre debería ser Gual-nahual-can 6 
Gital-nahual-la, compuestos de cualli, bueno, de 
nahualli, brujo, y de can, lugar, ó de la, variante de 
tía, que expresa abundancia; y significarían respec" 
tivamente: "Lugar de buenos brujos. i ó "Donde 
abundan los buenos brujos." 

La etimología que hemos dado al principio de es- 
te artículo: nOerca de los arboles" ó nJunto al bes- 



— 2»— 

que" es la genuina, porque la trae el P. Molina en 
su Vocabulario, y porque corresponde á la fisiogra- 
fía del lugar, pues Cuernavaca se halla situada en 
la falda meridional del Huitzilac, naontaña cubierta 
por espesos bosques de encino, de ocote y de oyamel, 
que antes de la inmoderada tala que han sufrido, se 
extendían hasta las primeras calles de la ciudad. 



CH. 



ChalcaCÍDgO. El nombre propio mexicano es 
Chalcatzinco, que se compone de Chalca, individuos 
de esa tribu, moradores de Ohalco, de tzintli, expre 
sión de diminutivo afectuoso ó de estimación (V, 
núm. 42], y de co, en; y significa; nEn (donde es- 
tán) los queridos ó buenos Chalca, n esto es, pueblo 
fundado por chalqueños. 

Chamilpa. El nombre propio mexicano es Chia- 
milpa, que se compone de chian, de que se ha for- 
mado el aztequismo chía, planta de la familia de las 
lakvisid3.s ( Salvia chian. La Llave), cuya semilla, mez- 
clada con agua azucarada, se usa como refrescante; 
de milli, sementera, y de pa, en; y significa: uEn las 
sementeras de chía." 

Chapultepec. Se compone de Chapulín, de que se 
ki formado el aztequismo "chapulín, k incepto ortóp- 
tero ( Amorphopus caimán), langosta, según el P. 
Molina; de tejjetl, cerro, y de co, en; y significa.- "En 
el cerro de las langostas ó chapulines." 

ChiCOinOCelO. El nombre propio mexicano es 
Chico inoceloc, que se compone de f.hicome, siete, de 
ocelotl, tigre americano {Felis pardalis. L.), y de c, 
en; y significa.- "En siete tigres.u 

Los mexicanos llamaban Ocelotl, á la constelación 
de la Osa mayor. Tal vez el chicóme, siete, se refie- 
ra k las siete estrellas principales de la Osa, que Ha» 



—29- 

inamos nEl Carro, i' que tendrían acaso un ieocalB, 
templo, en Chicomocelo. 

También puede haber sido el nombre de un sacer- 
dote que morara en ese lugar, pues el Sr. Orozco y 
Berra hace mención de Chicuey Oceloil, nOcho ti- 
gres, n sacerdote de Metztitlán. 

Por último, chicóme ocelotl es una fecha del ca- 
lendario azteca, y como nombre geográfico puede sig- 
nificar un suceso memorable. Así nosotros tenemos 
una calle llamada '"Cinco de Mayo,M y los franceses 
tienen una pieza de vestido llamada Quince de Agos- 
to, iiQuince Aout,ii que, mal pronunciada, ha llega- 
do á ser canesú. 

Chiconcuac. El nombre propio mexicano debe 
ser Chiconcoac ó Chiconquiauhco. El primero se 
compone de chicóme, siete, de coatí, culebra, y de c, 
en; y significa; nEn Siete Culebras." Chicóme Coatí, 
jiSiete Culebras, I. era una divinidad y una fecha 
del calendario azteca, y tal vez en honor de la pri^ 
mera ó en el día de la segunda, se fundó el lugar de 
que se trata ó se consagró el teocalli, templo; y pa ■ 
ra memoria del suceso, se le dio el nombre de la di-» 
vinidad ó el de la fecha, adaptándolo á la estructu>- 
tura de los nombres geográficos. Chiconcoac es pues 
un nombre hagiográfico ó cronológico. 

^ Respecto del segundo nombre, 

# Chiconquiauhco, el Sr. Olaguíbel, 

^^^¿ refiriéndose á un pueblo del Estado 

de México, traduce." tiNueve llu- 
vias, n 'iAbundanciadelluvias.il Ol- 
vida que nueve se dice en mexica- 
no tichiconahuiii y que el nombre 
sería Chiconauhquiaukco. 

También el Sr. Orozco y Berra 
dice que se llamó á este lugar "Sie- 
te Lluvias,!! para expresar que allí "llovía mucho. h 
N"o, los nahoas no empleaban como números hiper- 
bólicos más que el "veinte" cemj^oalli, y "cuatro-> 




—so- 
cientos, 1 1 centzontli; así es que dicen eempoalxochiil, 
"veinte fiores," á la flor amarilla que conocemos cort 
el nombre de sempasuchil, para significar que por 
sus numerosos pétalos equivale á m veinte flores;" 
también al cientopies le llaman centzomaye, "el que 
tiene cuatrocientas manos;" y á su ruiseñor, que 
nosotros llamamos "censontle," le llaman centzontla- 
tolle, iiel que tiene cuatrocientos cantos, n por la va- 
riedad de sus melodías. Además, no es ideológico em- 
plear los números dígitos como hiperbólicos ó pon- 
derativos. Si se hubiera querido expresar "abun- 
dancia de lluvias." se hubiera empleado el nombre 
Quiauhtla. 

El nombre de que se trata se compone de chicóme, 
siete, de quiahuitl, lluvia, y de co, en; y significa.- 
"En Siete Lluvias," pero no porque abunden en es 
te lugar las lluvias, sino por una consideración de 
orden religioso ó cronológico. Quiahuitl era uno de 
los días de un mes del calendario sagrado ó sea el 
Tonalamatl; así es que Qhicome QuiauhitX, "Siete 
Lluvias," era una fecha, y tal vez en ella se fundó 
el pueblo, ó se consagró su teocaUi, templo, y para 
memoria del suceso se le dio el nombre de la misma 
fecha, adaptándola á la estructura de los nombres 
geográficos: Ghiconquiaiíhco. Nosotros también he- 
mos dado como nombres á calles y pueblos, algunas 
fechas históricas célebres, como "Cinco de Mayo," 
"Cincuenta y siete''. 

El jeroglífico consiste en un cerro con tres gotas 
de agua, figurativas de quiahuitl, lluvia, y siete pun- 
tos negros que dan chicóme, siete. 

Chimalacatlau. El nombre propio mexicano es 
Chilm,alacatlan, que se compone de chilmalacatl, 
"cierta yerba grande y redonda" (P. Molina,) y de 
tlan, junto; y significa.- "Junto ó cerca del chilmala- 
cate." Chilmalacatl, se compone de cliilli, de que se 
ha formado el aztequismo nchile," pimiento, y de 
malacatl, de que se ha formado el aztequismo "ma^ 



■-31— 



lacate," especie de huso para hilar el algodón; y 8Íg»« 
niñea: nchile (en forma de) malacate, n 

Chioameca. Se compone de chinamitl, "seto 6 
cerca de cañas, m y de mecatl, n cordel ó sogan [P. Mo- 
lina;] y significa; nEn las sogas de los setos de ca- 
ñas, n V. núm 39. 

Chipitlan. El nombre propio mexicano es Cki- 
petlan ó ^ipetlan, que se compone de Chipe o ^ipe, 
apócope de Chipeuh, Xi- 
peuh, desollado, nombre de 
«í^'^'^^^S^^ ^^ dios, y de tlan, junto ó 

cerca; y significa.- "Junto 
al dios Chipe ó Xipe.n 

El jeroglífico lo forma la 
cabeza del dios con una 
orejera, teonar.ochtli, y cubierta con la piel de un 
hombre desollado, tlacaxipehualiztli; tlacatl, hom« 
bre, xipp.hualiztli, desollamiento. A este dios le ofre- 
cían víctimas que desollaban vivas y cuya piel se 
vestían los sacerdotes; por esto le decían.- "Señor es- 
pantoso y terrible que pone temor, n 

ChiscO. El nombre propio mexicano puede ser 
Chicheo, que se compone de chicktH, lechuza ó pito, 
y de co, en; y significa.' nEn (donde hay) lechuzas ó 

pitos. II 




H. 

Hnajintlail. El nombre propio mexicano es 
Huaxintlan, que se compone de nhuaxin, de que se 
ha formado el aztequismo nhuajue ó guaje, n y de 
tlan, cerca ó junto; y significa: n Junto á los guajes, n 

Hay dos clases de huaxin: 6 guaje.- el fruto de la 
Creseentia cujete, L., que se llama también calabazo, 
el cual, ahuecado, sirve para hacer los utensilios do- 
mésticos llamados tecomates, y sin ahuecar y pintados 
de diversos colores, sirven de juguetes á los niños: 



-32— 

el de la segunda clase es el fruto de una planta legu- 
minosa, Acacia esculenta, L., comestible que consu- 
men mucho los indios. El nombre del pueblo se re- 
fiere al liuaje de la segunda clase. Se da el nombre 
de guaje (de la primera clase) á la persona de cabe^ 
za vacía, al necio ó tonto, y generalmente en el mis- 
mo sentido metafórico y familiar que la palabra ca- 
labaza. 

HuaíecaCO. El nombre propio mexicano es Hiiey- 
iecalco, que se compone de huey, grande, de tecalli, 
casa de bóveda, y de co, en; y signiüca.- "En las gran- 
des casas de bóveda." Alude el nombre á unas gran- 
des casas de una hacienda de beneficio de metales 
que hay en el lugar. 

HllRUtla. El nombre propio mexicano es Hicauh- 
tía, que se compone de huauhtli, bledos, y de tía, 
posposición que expresa abundancia; y significa: 
iiDoñde abundan los bledosn ó "La bledera. " 

HllííXtla. Se compone de huaxin, guaje, y de tln, 
pospo.'áción que expresa abundancia; y significa: 
"Donde abundan los guajes. h V. Huajintlan. 

Huaxtepec. Se compone de 
huaxin, guaje, de tepetl, cerro, y 
de c, en; y significa.- "En el cerro 
de los guajes. II El jeroglífico se 
compone de un árbol de huaxin, 
Acacia f-scuJenta, L., y de un cerro, 
te2:)etl, y da la escritura figurativa 
y fonética huax-tepetl. V. HuA- 
JINTLAN. 

Hí^azulco. El nombre propio mexicano puede ser 
Hua.vzolco6Hiiauzulco, quese compone de hicaiohtli, 
Vjledop, de zoltic, cosa vieja, y de co, en; y significa.- 
"En donde hay bledos viejos, h El Sr. Pedro .Estra- 
da di :e que se compone de ahuazolli, rastrojera, ca- 
ña vi ja de maiz, y que el nombre propio es Ahua- 




—33— 

zolco. Sólo el jeroglífico del lugar podría darnoa á 
conocer la verdadera significación. 

Hnecahuasco. El Sr. Pedro Estrada dice que 
el nombre es Huecahuezco, compuesto de hueca, le- 
jos, de huetzco, risa, y de co, lugar; y que significa: 
"Lugar lejos de ia risa" ó "Donde no se rién. " Pa- 
ra que tuviera el nombre esta significación, impropia 
de un nombre geográfico, debería ser Ahuetzcalocan. 

Nosotros en la primera edición de este libro diji- 
mos que el nombre propio mexicano era Hiiecahuax- 
€0 (?), compuesto de hueca, extranjero, advenedizo, 
de huaxin, guaje y de co, en; y que significaba: 
"Donde hay guajes extraños." Hoy hemos mudado 
de opinión, y creemos que el nombre propio es Huac- 
cahtiaxco, compuesto de huacqiii, cosa seca, enjuta 
ó enmagrecida, de hua^in, guaje, y de co, en; y que 
significa.- TI En los guajes secos, n esto es, poco jugo>« 
sos. Los vocablos acabados en qui, al entrar en com- 
posición, cambian el qui en ca. Y. Huajiiítlan. 

HuPJOtengO. El nombre propio mexicano es 
Hueyiotenco, que se compone de huexotl, sauz, de 
tentli, orilla, y de co, en; y significa.-n En la orilla de 
los sauces. " 

üaepaleaiCO. El nombre propio mexicano es 
Huapalcalco, que se compone de huapalitl, tabla ó 
vigueta, de caUi, casa, y de co, en; y significa.- nEn 
las casas de tablas, n 

Huesca. Se ha creído por algunos que el nombre 
es Huetzca, compuesto de huetzQa, risa y de ca, ó co 
lugar; y que significa: nLugar de risa ó risueño." 

Tal interpretación es errónea, porque urisa" es 
huetzquiliztli, y el nombre debería ser Huetzquiliz- 
can, "Lugar de risa. n 

Nosotros creemos que Huetzaa viene de huetzqui, 
caído, que al entrar en composición comvierte el qui 
en ca, y no toma posposición por serlo la sílaba ca; 
y debe significar.' fiLugar del caído," aludiendo tal 
vez al derrumbe de algún cerro. 



-34— 




Hueyapan. Se compone de Kueyf 
grande, de aíZ, agua, y de pan, en; y 
significa: "En el agua grande." 
Hueyatl significa propiamente "el 
mar," pero se aplica hiperbólicamen- 
te á las lagunas; y generalmente en 
ios pueblos que tienen el nombre de 
Hueyapan hay una laguna. El jero- 
glífico consiste en un círculo con fa- 
jas azules y negras, horizontales, que 
representan el agua, atl, y las dimensiones del cír- 
culo, huey, grande. 

Hüichila. El nombre propio mexicano es Huit- 
zilla abreviación de Huitzitzilla, que se compone de 
huitzitzilin, colibrí ó chupamirto, y de la, variante 
de tía, posposición que expresa abundancia; y signi- 
fica.- uDonde abundan los chupamirtos./' 

Hnirhilac. El nombre 
propio mexicano es Huitzi- 
lac, abreviación de Huitzitzi- 
lac, que se compone de huit- 
zilzilin, colibrí ó chupamirto, 
de atl, agua, y de c, en; y sig- 
nifica: "En agua de los chu- 
pamirtos." El jeroglífico del 
lugar es el pájaro huizitzilin, chupamirto ó colibrí, 
sobre el signo atl, agua. El que ponemos nosotros 
tiene el colibrí sobre la sección vertical de un apan- 
ili, que da la terminación apan, "sobre el agua;" y 
fonéticamente da Huitzilapan, que es sinónimo de 
Huitzilac. 

Hnichililla. El Sr. Estrada dice que el nombre 
propio mexicano es Huitziliyan, y que significa: 
"Donde hay colibríes." Es un error: la posposición 
yan sólo sirve de sufijo á los nombres verbales, y en 
el que ha inventado el Sr. Estrada no hay ningún 
verbo. (V. núm. 38-IX). Huichililla no es más que 
el diminutivo castellano despectivo de HuicJdla, 
como Tetelilla de Tétela y Jalapilla de Jalapa. 




—35— 



I. 



Ichcatepec Se compone de ichcatl, oveja ó 
algodón, de tepetl, cerro, y de c, en; y significa: nEn 
el cerro del algodón ó de las ovejas n Sólo el jeroglí- 
fico del lugar serviría para fijar la significación. El 
Sr. Estrada dice que el nombre puede ser Ixcatepec, 
compuesto de ixco, frente, cara, y de tepetl, cerro; y 
que significa.- nFrente al cerro, n Es errónea tal in- 
terpretación, porque la posposición ixco, como lo 
expresa el nombre, va después y no antes de los 
nombres, esto es, sirve de sufijo y no de prefijo. Si 
tal fuera la significación del nombre, su estructura 
sería Tepetlixco, como Atl-ixco y Ouauh-tl-ixco. 

Isamatitlan. El Sr. Estrada dice que el nom- 
bre propio mexicano es Ix.amatitlan, que se compo- 
ne de ixtac, blanco, de amatl, amate, y de titlan, 
donde hay; y que significa.- "Donde hay amates blan- 
cos." Esto no es cierto.- suponiendo que ixtac (que 
no es palabra mexicana) significara iblanco," el 
nombre sería Amatlixtac. "Blanco" es iztac, forma- 
do de iztatl, sal, como si se dijera color de sal; y 
"En los amates blancosn se dice Amatliztac. 

El jeroglífico de este lugar consis- 
te en una navaja de obsidiana, itztti, 
y en un rollo de papel, amatl, que 
dan la lectura itzamátl, planta indí- 
gena, de que se ha formado el azte». 
quismo isamate. El itztli en el jero- 
glífico expresa el color del amate, es- 
to es, de sus hojas que son oscuras 
como la obsidiana ó itztli, y por eso 
el vulgo lo llama Amate prieto. Se 
gún esto, el nombre se compone de itzamátl, amate 
prieto, y de titlan, entre; y significa; "Éntrelos ama 
tes prietos." El Dr. Peñafiel dice que siendo el 
amalt, papel, y el itztli, de que hacían punzones pa- 




—36— 

ra escribir, los instrumentos de la escritura, toman- 
do estos por la escritura misma, por metonimia, sig 
nifica el nombre: "Lugar en que abundan los escri- 
banos." No lo creemos nosotros así, porque escriba- 
no ó escribiente, en el sentido de pintor de jeroglí- 
ficos, que era lo que había entre los nahoas, se dice 
amatlacuilo, y "lugar donde abundan los escribanos, n 
se dice: Amatlacuilotla. Los mexicanos, después de 
la conquista, llamaron k los escribanos amatlacuilo, 
esto es, "el que escribe papel ó carta," y á la escri- 
banía ó notaría la llamaban amatlacuilocan lugar 
donde desempeña sus funciones el escribano; así es 
que esta palabra no es sinónima de Itzamatitlan, co- 
mo dice el Sr. Pefiafiel. 

Ixtla- Se ha creído por muchos que es una abre- 
viación de Ixtlahuatl, llanura; pero es un error, por- 
que las abreviaciones en mexicano se hacen supri- 
miendo una sílaba ó letras del medio de la palabra 
y no del fin. El nombre propio mexicano es Itztla, 
que se compone de itztli, obsidiana, y de tía, que ex- 
presa abundancia; y significa: "Donde abunda el 
itztli ó piedra de obsidiana." 

No sabemos si el nombre de este pueblo ha sido 
adulterado, pero nos inclinamos á creerlo, porque no 
abunda allí la obsidiana itztli; y tal vez el nombre 
primitivo fué Ixtlan, y entonces se compone de ixtli, 
cara, y de tlan, junto; y significa: nJunto á la cara," 
aludiendo tal vez á algún ídolo. 

Ixtlacotla. El Sr. Pedro Estrada dice: "Llano 
de varas ó breñales. Etim. ixtla, llano, tlacotl, va- 
ras, breñales, tía, lugar." Suponiendo que ixtla sig- 
nificara llano, la palabia tendría que ser Ixtlatlaco^ 
tía, y ni aun así sería castizo el vocablo, porque cuan- 
do entran en composición dos substantivos, el regi- 
do, que va en genitivo, es el primer elemento de la 
palabra, y el nombre geográfico deberla ser TlacO" 
tlixtlahuacan. Nosotros creemos que la palabra es- 
tá adulterada, y no acertamos á recomponerla. 



—37— 

Ixtlalmacan. Se compone de ixtlahuatl, llanuTíL, 
y can, lugar; y significa: uLugar de llanuras. n Este 
lugar es una grande y fértil llanura en que se culti» 
van hprmosísimas huertas de naranjos. 

IxtlilCO. Se compene de ixtli, cara, de tliltic, ne- 
gro, y de co,"en; y significa: i'En donde está el de la 
'Cara negra, n Puede referirse el nombre al dios Ix^ 
tlilton, al que se refiere el pasaje siguiente; 

iiEn la lengua mexicalÍk¿xíZií¿ic quiere decir une- 
gro de rostro," {ixtli, iWtro, tliltic, negro). Entre 
las divinidades se contaba á Ixtlilton, negrillo." 
(Orozco y Berra, Hist, antig. de Méx.) Debemos ad^ 
vertir que la terminación ton en mexicano expresa 
el diminutivo despectivo; y por eso traduce el Sr. 
Orozco y Berra negrillo y no negrito. [V. núm 43]. 

Respecto de este dios, á quien llamaban también 
Tlaltecuin, trae el P. Sahagún, (ío??i. /, pág. 24) la 
siguiente curiosa relación: 

iiA este dios hacíanle un oratorio de tablas pin», 
tadas, como tabernáculo, donde estaba su imageri. 
En este oratorio ó templo había muchos lebrillos y 
tinajas de agua, todas estaban tapadas con tablas ó 
comales: llamaban k esta agua tlilatl, que quiere de- 
cir agua negra, y cuando algún niño enfermaba lle- 
vábanle al templo de este dios Ixtlilton, y abrían 
una de aquellas tinajas y dábanle de beber al niño 
de la misma y con ella sanaba; y cuando alguno que- 
ría hacer la fiesta de este dios por su devoción, lle- 
vaba la imagen á su casa. Esta no era de bulto ni 
pintada, sino que era uno de los sátrapas, que se 
vestía los ornamentos de este dios, y cuando lo lie» 
vaban, íbanle incensando delante con humo de copal, 
hasta que llegaba esta imagen á la casa del que ha- 
bía de hacerle la fiesta con danzas y cantares. "< 

Si el nombre de este pueblo no tiene la significa- 
ción histórica que hemos dado, puede significar en 
general.- nEn (donde hay hombres de) cara ó rostro 
negro, I! aludiendo á que sus moradores fueran negros. 



-3B— 

Ixtoluca. El Sr. Pedro Estrada dice: wlxtoUo" 
can? Sig. Frente al tular. Etim. i-x.co, frente; tollin- 
tule; toUocan, tular. h No estamos conformes con 
esta interpretación. /ícco significa nen frenteu cuando 
es posposición y, por consiguiente, cuando va de 
sufijo en la palabra, como en Atl-ixco; de suerte que 
si ixtollocan tuviera esa significación, su estructura 
mexicana sería Tolixco, compuesto de tollin, juncia 
ó espadaña, de que se ha formado el aztequismo 
tule, y de ixco, en frente. ^ 

Nosotros creemos que iWolocan es abreviación de 
Ixtololocan, que se compone de ixtololotli, ojo, y d& 
can, lugar; y significa: "Lugar de ojos,"' Puede alu- 
dir el nombre á ojos de agua, ó k otra clase de agu- 
jeros. No hemos explorado bastante el terreno de 
ese lugar para poder determinar su fisiografía. 

IztaCOaC, Se compone de iztac, blanco, de coatl¡. 
culebra, y de c, en; y significa: "En la culebra 
blanca." 



J. 




JalostOC. El nombre propio mexicano es X.aloz- 
toe, que se compone de xalli, arena, de oztotl, cueva^^ 
y de c, en; y significa: fiEn las cuevas de arena. n 

El jeroglífico consiste en la cabeza 
de un animal con las fauces abiertas, 
símbolo de cueva, y en un montón de 
puntos negros dentro de las fauces, 
los cuales son el signo ideológico de la 
aren a. 

JantetelcO. El Sr. Pedro Estrada dice: <tX.a7itetel" 
co. Sig. Lugar arenoso y pedregoso, Etim. xalli, are- 
na; tetetl, pedregoso, pedregal; co, lugar, n No es exac 
ta esta etimología. "Lugar arenoso y pedregoso n se 
dice en mexicano 'X.alteteyocan, que se compone de 
xallo, arenoso, de teteyo, pedregoso y de can, lugar. 



—39- 

El nombre es X.antetelco, que se compone de xa~ 
mitl, adobe [que, al entrar en composición, convierte 
la m en n cuando sigue consonante], de tete//i, mon- 
tón, y de co, en; y significa: "En el montón de ado- 
bes." Los mexicanos llaBiaban teocalli 6 teopantlisii 
templo bien construido y de buenos materiales, y á 
los construidos de tierra, de adobe, de madera ó de 
otros materiales ordinarios, les llamaban tetelli, mon- 
tón. V. CüATETLLCO. Acaso en Jantetelco el tem- 
plo era de adobe, y a esta circunstancia alude el 
nombre 

JiutepPC. En los títulos de propiedad del pue-» 
blo de Jiutepec, expedidos por el Virrey, Marqués 
de Oadereyta, en el año de 1638, se lee lo siguiente: 

"La palabra Xiutepec es compuesta de dos frases 
"I del idioma mexicano, la cual traducida al castella- 
" no se entenderá de la manera siguiente: Xiií ó 
II 'Kiotl. sarna; tepec, cerros. Esta palabra X.iutepec, 
II en idioma mexicano significa en castellano, cerro 
•I pelado, 6 cerros sarnosos, pelados ó despoblados. 
II Y este lugar llamaron asi los primeros fundadores, 
II porque en él se hallan dos cerros pelados tepeta- 
M tosos con algunos crestones de piedra áspera." 

No creemos exacta esta etimología, por más que 
figure en unos títulos antiguos y por más que la ha- 
yan dado los mismos indios recién conquistados, 
cuando conservaban todavía, en toda su pureza, el 
idioma mexicano. No basta hablar un idioma para 
interpretarlo etimológicamente. 

Para que la palabra tuviera la significación que se 
le da en los títulos, debería ser Zahuatepeo, ó Za^ 
huayotepec, ó Zazahuatepec ó Xixiyotep'ic, compues- 
tos da zazahuatic ó de zahuayo, ó de xíx¿i/o, samo- 
so; derivados los dos primeros de zahuatl, sarna, y 
el segundo, de xiotl, xiyotl, sarna, empeine; de don- 
de se ha formado el aztequismo jiote. 

El Dr. Peñafiel dice que la primera radical puede 
traer su origen de 'X.iutecutli, el Vulcano de la mi- 



—40— 

tolcgía mexicana, conocido también con los nombres 
de Ixcozauqut. 'lOariamarillo.n y de Cttesafei??., "Lia- 
ma de fuego," según el P. Sahagún, 

Tampoco estamos conformes con la conjetura del 
Dr, Peñafiel, porque si el nombre del dios 'Kiuhte~ 
GuÚi fuera el primer elemento ó primera radical, 
como dice el Sr. Peñafiel, del nombre en cuestión, 
su estructura sería X.iuteGutepec, ó por matátesis, 
X.iuteuctepec, y sobre todo, en el jeroglífico estaría 
la cabecita del dios. 

El Sr. Orozco y Berra, interpretan- 
do el jeroglífico de X.ñihtepec, dice que 
se compone del signo simbólico de 
xikuitl, cosa preciosa, y de un cerro, 
tepetl, y que significa 'Kiuhtepe-c nEn 
el cerro precioso, donde hay piedras 
preciosas, ti 

Como la palabra :s.ihuitl significa 
año, cometa, turquesa y yerba podría dudarse cual 
era la verdadera significación de X.iuhtepec; pero el 
jeroglífico, que se compone de una turquesa, xihuitl, 
puesta en la cima de un cerro, tepetl, pone fuera de 
duda la significación, y por eso el Sr. Orozco y Be«> 
rra lo interpretó nOeno donde hay piedras precio- 
sas, m En efecto, en los dos cerros que están al sur de 
la población hay grandes yacimientos de kaolín y 
canteras de hermosísimos mármoles, que ha explota- 
do ya la casa Tangassi de México, 

Jojntla. En la primera edición de este libro di» 
jimos lo siguiente: 

uDonde hace imicho calor; comp. de xotlac, abra- 
sada tierra ó encedidos carbones, y la primera síla- 
ba duplicada, con lo que se le da mayor fuerza á la 
significación de la palabra. " 

Dijimos también: nDe xotla, arder, aumentativo 
xoxotla, ardiente, que arde mucho; tal vez refirién- 
dose al excesivo calor que se siente en ese pueblo." 




—41— 

Algunos creen que significa: donde hay luciérna- 
•gas, pues xoxotla significa luciérnaga. 

Don Pedro Estrada dice; "Significa.- Entre lo 
fértil; literalmente.- Entre lo verde. Etim. xoyiOGtie, 
verde, hablando del lugar; tía, entre, junto.'! 

En "La Voz del Pueblo," periódico que se publi- 
ca en Jojutla, leemos lo siguiente.- "He oído discu- 
siones sobre la etimología de este nombre (Jojutla), 
y aun oí opinar á un amigo que xoxotla, quería de- 
cir.- aWi entre Xas luces, debido sin duda, á las luciér- 
nagas que abundan en esos sitios. A mí nadie me 
ha puesto de juez en la cuestión; pero como adolez- 
co de la manía de meterme en todo, voy á permitir- 
me dar mi opinión en este asunto, pero entiéndase 
que es simplemente una opinión que sujeto á la de- 
liberación de personas competentes en estos asuntos. 
En la licencia que dieron los Padres Dominicos, en 
1695, para la fundación del pueblo, se lee que éste 
debía fundarse en el vado del .4xoxot^tla?^, y siendo 
esto así, la etimología en cuestión, lejos de presentar 
dificultades, rae parece de lo más claro y llano, ^tl- 
xo-xo-ti-tlan. Atl, agua, yio'ío, de xoxotla, verde, 
y t\an, terminación de los nombres geográficos, que 
significa abundancia, con la ligadura ti, que signi- 
fica entre, en medio, se puede traducir.- "El agua que 
está entre lo verde" ó ¡ique corre por entre una 
abundante vejetación." Ahora bien, el pueblo fun- 
dado á la margen del Atlxoxotitlan tomó el nombre 
de ese río; pero como se trataba ya de una población 
y no del río, tenía que perder la palabra .átl, agua 
ó río, y quedarse con xoxotlaíi ó xoxotitlaw, lugar 
verde ó entre lo verde, donde abunda la vegetación. 
B. Embo.ii 

La licencia que dieron los PP. Dominicos para la 
fundación del pueblo de Jojutla, á la cual se refiere 
B. Embo, la inserta á la letra el Dr. Amador, Espi- 
nosa, en su precioso folleto "Apuntes sobre la histo 



-42— 

ría de la ciudad de Jojutla,ti y en lo conducente 
dice: 

II ... . otorgamos de todo corazón k los Chiinala- 
II caltecos amplia licencia para morar en el vado del 
M Atlxoxotitlan cerca y con dependencia de esta 
II Doctrina." 

El Dr. Espinosa, al referir la fundación del pue- 
blo, dice.' 

"La Ciudad de Jojutlade Juárez fué fundada por 
Ignacio de la Luz, jefe de diez y ocho familias indí- 
genas venidas de Chimalacatlan .... Dichas famis 
lias .... se establecieron sobre la margen izquierda 
del río Apatlaco, cerca de su desembocadura en el 
Higuerón, en el lugar llamado "El vado del Atla- 
oxotitlan ó del agua verdiosa ó verdecita, en cuyo 
punto colocaron sus chozas, tomando por singular 
patrón al Arcángel San Miguel y llamando al pue» 
blo que fundaban San Miguel Atlaoxotitlan, de 
donde tal vez se fué cambiando en Xoxotla, Xoxu- 
tía y Jojutla." 

Comenzando por la etimología de B. Embo, tras 
del cual seudónimo dicen que se oculta un cura in > 
dígena, diremos que no estamos conformes con la 
interpretaciÓQ dada por él, no obstante que le pare 
ee cosa muy llana explicar la etimología. 

En primer lugar, creemos que el nombre está li- 
geramente adulterado en la Licencia de los Domini- 
cos, porque y^oxotic no es palabra mexicana, pues el 
vocablo correcto es xoxoctic, de suerte que el nom 
bre propio debe ser Axoxoctihtlan ó Axoxoctictla. 

'En segundo lugar, la significación que le da B. 
Embo á xoxoctic, jf por consiguiente, al nombre, no 
es la propia, porque xoxoctic, no significa " verde, n 
sino como dice el P. Molina: "cosa verde ó descolo- 
rida por enfermedad, ó cosa cruda," pues se deriva 
de xoxohuia, "pararse verdinegro de enfermedad, 6 
descolorido,, ó pararse algo verde" Según esto, axO' 



—43— 

xoííic debe traducirse "agua verdinegra," nagua ver- 
dosa;ii así es que el Dr. Espinosa está más cerca de 
la verdad que B. Embo cuando traduce "El vado 
del agua verdiosa [verdosa] ó verdecita." General- 
mente en los vados hay lugares en que el agua no 
corre, sino que se represa, y en esos lugares el agua 
toma un color verdoso ó verdinegro. No pasa, pues, 
de ser una fantasía de B. Embo la traducción de ■ 
(El agua que está entre lo verdea ó que corre entre 
una abundante vegetación. 

En cuarto lugar, puede asegurarse, como corola- 
rio de lo antes expuesto, que Ayioxoctictlan es el 
nombre del vado y no el del río, como sucede con 
Apatlaco; de suerte que se incurre en error al lla- 
mar Apatlaco al río de Cuernavaca en todo su cur- 
so. V. Apatlaco. 

En quinto lugar, debemos hacer observar que los 
adjetivos mexicanos terminados en tic, al entrar en 
composición, unas veces pierden la sílaba tic y otras 
la conservan, así es que se dice tliltepuztli y tliltic- 
tepuztli, fierro (cobre negro); y según esto, podrá 
decirse Axoxoctitlan ó Axoxoctlan Axoo:octitla ó 
Axoxoctla. Los dos primeros de estos nombres se 
descomponen en ax.o^s.octic, agua verdosa ó verdine- 
gra, y de tlan, cerca ó junto; y significan: h Junto á 
ó cerca de las aguas verdosas ó verdinegras," Los 
dos últimos se descomponen en a^oxoctic, y en tía, 
partícula que expresa abundancia; y significan: n 
ri Donde hay mucha agua verdosa ó verdinegra." 
Oreemos que de As.oxotla se formó, por adulteración 
de los indios y de los españoles, el nombre del pue- 
VjIo X.o:!s.otla, Xuxtitla, Jojutla. La aseveración de 
B. Embo de que Axoxoctitlan, al pasar á nombre de 
pueblo, debía perder el elemento «í¿, agua, y debía 
quedar en Xoxotitlají 6 X.oxotla, es tan gratuita co- 
mo extravagante, porque no tiene fundamento nin- 
guno en las reglas de la filosofía náhuatl, y porque 
produciría una gran confusión en el lenguaje." Si 



— 44 — 

guiendo esta regla, los nombres Alpuyeca, Alchichí- 
ca, Atlixtac y otros muchos en que entra el elemen- 
to atl, agua, y que son nombres de ríos, fuentes, etc.. 
al pasar á nombres de pueblos, deberían perderlo, y 
el nombre sería Poyeca, Chichica, Ixtac, y entonces 
quedarían los puros adjetivos sin nombre á quien ca- 
lificar. Es tan absurdo el resultado de la observan- 
cia de la ragla de B. Embo, que no vale la pena el 
detenerse más en refutarla. 

Jonacatepec. El nombre propio es X.onacatepec, 
que se compone de xonacál, cebolla, de tepetl, cerro, 
y de c, en; y significa.- nEn el cerro de las cebollas. n 

Jachit6l]g0. El nombre correcto es 'Kachítenco, 
que se compoue de xochitl, flor, de tentli, orilla, y de 
co, ea; y significa.- "En la orillla de las flores."' 

Jumiltepec. El nombre propio es 'K.umitepec, 
aunque, por eufonía, los mexicanos decían ütimilie- 
pee, que se compone de xu^nitl, cierto insecto, de que 
se ha formado el aztequismo jii^nil, á falta de nom>. 
bre castellano, de tepetl, cerro, y de c, en; y signifi- 
ca.- "En el cerro de los jumiles," 

M. 

Mapastlán. El nombre propio es Ilapachtian, 
que se compone de mapachtli (aztequismo.- mapachi), 
tejón solitario, y de tlan, cerca ó junto; y significa.' 
II junto á los mapachis ó tejones solitarios." 

Don Pedro Estrada, aunque dice que significa 
"lugar de tejones," descompone la palabra en max' 
tía, tejón, y en tlan, lugar, lo cual es un disparate. 

fj JJ/^j^ . El jeroglífico de este pueblo es 

"-''' "'--'^x una mano extendida, ?>?rti<í, sobre 
un haz de heno, pachtli, y abajo 
dos dientes, tlantli, que dan la ter- 
minación tlan. El Sr. Orozco y 
Berra hace observar que el nombre del animal, se- 





—45— 

>íün el notorio intento que en esta escritura se descu- 
bre, está expresado de una manera fonética por la 
mano, maitl, y por el pachtli, heno diciendo silábi- 
camente ina-pach. De la misma manera ponemos 
nosotros el jeroglífico de soldado, pintando un sol y 
un dado. 

Mazatepec. Se compone de 
mázate, venado, de tepetl, cerro, 
y de c, en; y significa: "En el ce- 
rro del venado. II 

MazatepetongO, El nombre 
correcto es Mazatepetonco, que se 
compone de mazatl, venado, de 
tepetonili, cerrillo (V. Núm 43), 
y de co, eb; y significa: nEn el 
cerrillo de los venados, n 
Moco. Se compone de metí, maguey, y de co, en. 
y significa: "En el maguey, m 

Metepec. Se compone de vietl, maguey, de tepetl, 
cerro, y de c, en; y significa: üEn el cerro de los 
magi"íyes. I' 

Mei^uemeca. El nombre propio debe her Metz- 
quemeca,- , que se compone de metztli, luna, mes, ó 
pierna, de qu-mif, participio aparente que significa 
iiel que tiene (ó usa) manta, capa, ó camisa;" forma 
do de quemitl, manta, capa, camisa, y de la desinen* 
cia e, que expresa tenencia ó posesión (V. núm 3S, 
V, 3), y, por último, de can, lugar; y probablemente 
significa.- iiLugar de los que usan capas ó camisas 
que les tapan hasta las piernas." Sólo con vista del 
jeroglí6co podrá fijarse la significación de la palabra. 
D. Pedro Estrada dice que el nombre propio de 
este lugar es Meoncamecatl, y lo descompone en metí, 
maguey, onca, donde hay, y viecatl, lazo, y dice que 
significa.- "Donde hay lazos de maguey." No esta- 
mos conformes con la etimología del Sr. Estrada: 
primero, porque, suponiendo castiza la palabra, .de- 
bería ser MetloncamecoAl, porque los nombres termi> 



-4^- 



nados en ti no pierden estas letras cuando la pala-» 
bra que sigue empieza por vocal; segundo, porque ti 
no es terminación de nombre de lugar; tercero, por- 
que oncan y no onca, es un adverbio que significa 
aM, allí, donde tal parte, que no puede ponerse en^ 
tre dos nombres, y porque si hiciera las veces de 
posposición, estaría al fin de la palabra; cuarto y úl- 
timo, porque la significación que le da el Sr. Estra- 
da al nombre se puede expresar con las palabras si- 
guientes.- Ichmeca, Ichmecatla, Ichmecachiucan, to^ 
das muy castizas. 

Miacatlan. Se compone de mitl; 
flecha, de acatl, caña, y de tlan jun- 
to; y significa: "Junto ó cerca de 
(donde hay) las cañas ó varas de 
flecha. "I 




El jeroglífico se compone de una 
flecha, mitl, en la punta de una ca- 
ña, que dan el sonido mi-acatl. El 
Sr. Dr. Peñafiel traduce l^Lugal 
abundante de flechas;" pero no es exacta la tra- 
ducción, porque eso se dice: Mi-tla. 

Miabuatlan. Se compone de miahuatl, espiga ó 
flor de la caña de maíz, y de tlan, cerca ó junto; y 
significa: "Junto á las espigas del maíz." 

D. Pedro Estrada traduce: "Donde hay muchos 
carrizos. II Para tal significación se emplean las pa- 
labras Acayotla ó Acatla.. 

Michapa ó Michapan- 

Se compone de michin, pez, 
atl, agua, río, y de ¡^a ó 
jmn, en; y significa: "En 
el agua ó río (dónde hay 
abundancia) de peces." 

El jeroglífico se compo- 
ne de la sección vertical de 




-47— 

un caño de agua, apantli, que da la terminación 
apan, nsn el agua ó río,!i y de un pez que nada á 
flor de agua, michin. 

Michate. El nombre propio es Michatl, que se 
compone, como el anterior, de michin, pez, y de atl, 
agua; y significa.- ''Agua de peces. n esto es, "Don- 
de hay pesca." Como la terminación del nombre no 
es la de los geográficos, ha de haber sido dado antes 
que estuviera habitado, pues de otro modo, sería 
Michapan. 

¡ttoyot'pec. Se compone de moyotl, mosquito, 
de tepetl, cerro, y de c, en; y significa.- iiEn el cerro 
de los mosquitos." De moyotl, se ha formado el az- 
tequismo moyote, pero no conserva la significación 
de mosquito, sino que se aplica á los escarabajos que 
vuelan, lo cual es impropio, porque estos se llaman 
enímexicano tecuiilaololo. Tal vez por esta confusión 
que ha hecho el vulgo, el Sr. Estrada traduce Mo- 
yotepec "Cerro de los moyotes ó moscones. m 

N. 

Ncjapa. El nombre propio es Nexapan, que se 
compone de nextli, ceniza, de atl, agua ó río, y de 
pan, en; y significa: "En el agua de ceniza." 

NepOpoalcO. El Dr. PeSafiel dice que viene del 
. verbo nepopoal, contar repetidas veces. Esto no es 
exacto, porque no hay tal verbo en mexicano, pues 
todos los verbos terminan en una de las tres vocales 
a, i, o. El verbo tlapec, significa "contar algo;" du>« 
pilcando la sílaha po, tlappoa, se convierte en fre- 
cuentativo, y significa ncontar mucho, á menudo;" 
sustituyendo la partícula tía con el pronombre mo 
se convierte en verbo reflexivo y significa ncontarse, n 
mopopoa; sustituyendo el pronombre m,o con la par- 
tícula ne, nepopoa, se convierte en pasivo, y signifi- 



—48— 

ca "ser contados, n De este verbo nepopoa se deriva 
nepopoalli, ncosa que fué contada ó numerada." Se- 
gún esto, Nefo-poalco, se compone de n'ipopoalli, 
cuenta ó contadero, y de co, en; y significará." nDon 
de se contaron. I' 

Esta etimología se confirma con el pasaje de Tor- 
quemada, citado por el mismo Dr. Peñafiel, Dice 
el historiador Torquemada que al invadir los chichi- 
mecas el reino totonaca, "hicieron asiento en un lu- 
gar llamado Nepoalco, seis leguas de la cabecera 
[Mizquihuacan], y lugar principal de esta señoría; y 
llamóse Nepoalco, porque allí se contaron." 

En el lugar llamado Nepopoalco, en el Estado, 
quien sabe quienes y cuando se contarían. 

El jeroglífico del lugar es un brazo 
cuya mano está arrojando piedras so- 
bre un cerro, con lo cual se quiso ex- 
presar ideográficamente la acción de 
contar mucho 6 á muchos, nepopoa. 
La tradición viene en apoyo del je- 
roglífico. Contaban los indios que al 
acercarse los chichimecas á Mizquihuacan, capital 
del reino totonaco, los caudillos quisieron saber el 
número de gente que llevaban, y al efecto les orde- 
naron que al pasar por un lugar determinado, cada 
uno echara una piedra en aquel lugar; que lo verifi- 
caron así, y que con las piedras que se habían jun- 
tado se formó un cerrito; que los caudillos contaron 
las piedras y así averiguaron el número de gente que 
acaudillaban. 

Don Pedro Estrada dice que Nepopoalco es adul- 
teración de Nexpopualco y que significa; Donde lim- 
pian la ceniza. Después de lo que hemos expuesto, 
sería inútil refutar tan extraña interpretación. 

Mexpa. Se compone de nextli, ceniza, y de pa, 
sobre ó encima; y significa: "Sóbrela ceniza." 




-49— 

O. 

OacalcO. El nombre propio es Ohuacalco, que se 
compone de ouatlxi ohuatl., caña de maíz verde, de 
calliy casa, y de co, en; y significa: nEn (donde hay) 
casas de cañas de maíz verde, n 

Algunos escriben Hioacalco, que se compone de 
huacalli, de que se ha formado el aztequismo huacal, 
especie de gran jaula de palos entretejidos, usada 
por los indígenas para transportar á cuestas sus mer 
cancías; y de co, en; y significa: irEn los huacales.^ 
El Sr. D. Jesús Sánchez dice que el aztequismo 
huacal se formó de quauhcalli compuesto de qua 
huitl, árbol, madero, y de calli, casa. En nuestro 
concepto, no es exacta esta derivación, porque qnauh- 
calli 6 cuauhcalli, según Molina, era njaula grande 
de palo, adonde estaban los presos por sus delitos;" 
y huacalli ó vacalli, como escribe Molina, era, según 
el mismo, "angarillas para llevar carga encías es» 
pal das. " 

üaxtepec. El nombre propio es ffuaxtepec, que 
se compone de huaxim, de que se ha formado el az 
tequismo "huajen ó uguaje," fruto de una planta 
leguminosa (Acacia escu/enta, L,); de tepetl, cerro, y 
de c, en; y significa; nEn el cerro de los guajes." 

Ocotepec. Se compone de ocotl, 
tea, raja ó astilla de pino, el pino 
mismo, de tepetl, cerro, y de c, en; 
y significa: nEn el cerro de los 
pinos. I- De ocotl se ha formado el 
aztequismo ocote, significando cier- 
to árbol resinoso de la familia de 
]as coníf eras ( Pinus teocote, Scheid) 
el cual, por incisiones hechas en su 
corteza, produce la trementina lla- 
mada de pico ó de ocote, que se usa 
como sucedánea de la trementina 




—5a— 

extranjera. Los mexicanos llamaban k este árboí 
ococuahuitl, esto es, árbol de las teas, porque se ser- 
vían en el interior de sus casas, de la madera de ese 
árbol para alumbrado, cortándola en rajas delgadas, 
que fijas por un extremo, se encendían por el otro. 

Ocojaltepec, El nombre propio es Ocoxaltepec, 
que se compone de ocotl, ocote, (V, Ocotepec), de 
xalli, arena ó piedra menuda, de tepetl, cerro y de c, 
en; y significa: iiEn el cerro de arena de ocote. u 
Llaman los indios ocoxaUi al polvo que se forma con 
las flores trituradas del ocote, que forman una espe- 
cie de alfombra debajo de los árboles. 

OcuituCO. No hemos podido averiguar la étimo 
grafía de esta palabra, y por consiguiente, ni su eti- 
mología. Sin embargo, nos aventuramos á exponer 
la siguiente: Ocuiltoco ú Ocuiituco, que se compone 
de ocuilto, gorgojo, y de co. en; y que significa: "En 
ios gorgojos." 

Algunos creen que significa.- nEn la orilla de los 
ocotes;" pero entonces la palabra debería ser Ocoten- 
QO Ococuauhtenco, compuesto de ocotl ú ococuahuitl, 
árbol de ocote, de tentli, orilla, y de co, en. 

El Sr. Pedro Estrada dice que el nombre es 
O'sui\t07ico, compuesto de ocuilton, gusanito, y de co, 
en; y que significa.- "Lugar de los gusanitps. " 

Olintepec. Se compone de olini, 
el que se mueve, derivado de oMnsLa, 
menearse, moverse, de tepeti, cerro y 
de c, en; y significa.- "En el cerro que 
se mueve." El pueblo de este nom> 
bre fué destruido por los terremotos. 

:, El jeroglífico representa un cerro 
tepetl, coronado por dos aspas, olin, 
que representa el movimiento. 




—31— 

P. 

Palla. Se compone depalli, (V. Palpa), y de la, 
variante de tía, que expresa abundancia; y signi6ca: 
tiBarrial negro" ó "Donde abunda el barro negro. n 

Palpa ó Palpan. Se compone de palli, nbarro 
negro para teñir ropa" (P. Molina), y de pa ó pan, 
en ó sobre; y significa: "Sobre el barro negro." 

Panchi maleo. Se compone de panili, bandera, 
de chimalli, escudo, y de co, en; y significa.- "En el 
escudo bandera." Tal vez algunos escudos servían 
de bandera ó pendón, y á estos se les daba el nom-« 
bre de jjanckiinaUi. • 

El Sr. Estrada dice que el nombre propio es Pan^ 
chinaho, que descompone en pan, en, en chinamitl, 
cerca ó seto y en nalco, al otro lado; y le da la signi- 
ficación de ti Al otro lado de la cerca." Esta etimo- 
logía no es exacta: 1? porque la posposición pan, co- 
mo lo indica su nombre, no puede ser inicial de pa- 
labra; 2^ porque chinamitl, en composición sería 
chinanco y no chinalco. 

Pantitlan. Se compone de pantli, bandera, y 
deiitlan, entre; y significa.- nEntre las banderas. n 

El Sr. Estrada dice que el nombre es Apantitlan, 
y lo descompone en apan, agua, y en titlan, donde 
hay; y dice que significa: "En donde hay agua.n 
Ni apan es agua, ni titlan es donde hay. 

PazulCO. Se compone de pa2;o¿Zí 6 pazuUi, ma- 
raña, y de co, en; y gignifica; "En las marañas." 

Pizotlan. Se compone de pizotl, cerdo ó puerco, 
y de tlan, cerca ó junto; y significa.- "Junto á los 
cerdos." 

Popollan. S^ compone de popotl, de que se ha 
formado el aztequismo popote, y de tlan, junto ó 



-52- 




de la planta. 



cejca; y significa; n Junto á los po« 
(/^ potes." El ;90/)oíe esjel tallo delga- 
do de una planta de la familia de 
las gramíneas, que sirve para varios 
usos y principalmente para hacer 
escobas. 

El jeroglífico de este nombre 
representa un haz de tres espigas 



Q- 



Qnil amula. El nombre propio es QuilamuUa, 
que se compone de quilamulli, jabón de yerba, y de 
id, variante de tía, que expresa abundancia; y sig- 
nifica.- iiDonde abunda el jabón de yerba. I' Quila- 
mulli, se compone de qui]iíl, yerba, vegetal, y de 
amuWi ó amoWi de que se ha formado el aztequisrao 
amolé. Hay dos clases de amo\e, el amolé de raiz y 
el amolé de bolita; el primero es la raiz del maguey, 
Agave americmia, L., y el segundo el fruto de una 
planta de la familia de las sapindáceas, Sapindus 
amóle, Oliva. Los mexicanos no conocieron el jabón, 
y usaron en su lugar el amolé que lo sustituye en 
sus aplicaciones, debido á la saponina que contiene. 
A la segunda clase de jabón era k la que llamaban 
quilamulli, jabón de yerba. 

S. 

Sailtiopaü. El nombre propio es Zatiteopan, que 
se compone de zan, solamente, y de teopantli, tem- 
plo ó iglesia; y significa.- "Sólo el templo.n Es un 
pueblo que, destruido por las guerras, fué abando- 
nado por sus habitantes, y. hoy sólo se vé allí la igle- 
sita ó capilla que tenían los ipdios. [V. núm 39.] 



-53— 

SacapalcO. El nombre propio es Zacapalco, que 
38 compone de zacatl, de que se ha formado el azte- 
>quismo zacate, de paltic, mojado, húmedo, y de co, 
en; y significa: nEn el zacate húmedo. n 

Sochitepec. V. Xochitepec. 

T. 

Teoajec. El nombre propio es Tecaxic, que se 
compone de teil, piedra, de cax.i¿l, escudilla, fuente, 
y de c, en; y significa: nEn la fuente ó escudillas de 
piedra." 

El jeroglífico de este nombre repre- 
Isenta una vasija de piedra llena de 
agua. De caxitl, se ha formado el az- 
tequismo cajete, que se aplica á una 
vasija de barro de forma ancha semiesférica. 

T^CUnian. Se compone de tecutli, señor, de maitl, 
mano, y de n, terminación que toman los nombres 
acabados en maitl, como se observa en Acolman y 
Coalcoman, y significa: "La mano del señor." 

Tehnitztla. Se compone de tetl, piedra, de 
hiiitzñi, espina, y de t\a, que expresa abundancia; 
y significa.- uPedregal de piedras agudas." (P. Mo>- 
lina.) El jeroglífico es un cerro formado de tres pun- 
tas de piedra. Figuradamente significa: /íLas espi- 
nas de piedra. II 

Tejalpa. Se compone de texaWi, upiedra arenis- 
ca como mollejón para amolar herramienta^i (P. Mo- 
lina), y de pa, sobre ó en; y significa.- "Sobre pie^ 
dras menudas." TexaWi, se compone de tet], piedra, 
y xalli, arena; y significa: "arena de piedraii ó "pie 
dra menuda." 

TeliztaC. Se compone de tet\, piedra, de iztac, 




—54— 

blanco; y significa.- iiEn las piedras blancas, n (V 
núms. 37, y 39). 

Tenibembe. Se cree que es adulteración de 
Tehuehue que se compone de ten, piedra, de huehue 
ó huekueto, viejo; y significa: iiEn los viejos de las 
piedras. II Hay dos clases de sabinos, ambos nacen 
en las márgenes de los ríos ó á las orillas de los ma- 
nantiales; pero algunos nacen entre las piedras, y á 
estos llamaban los indios te/niehue ó tehuehueto, á di 
ferencia de los otros que nacen en un terreno limpio, 
y llaman ahuekuHo. (V. AhüBhüetzinco.) 

Totnilpil. Se compone de tetl, piedra, de milli, 
sementera, y de 2?a, en ó sobre; y significa: nEn las 
sementeras pedregosas." 

Temímilcingí). El nombre propio es Temimilt- 
zinco, que se compone de temimiltzin, diminutivo de 
temimilli, "columna redonda de piedra." (P. Moli- 
na), y de co, en y significa; nEn las columnitas de 
piedra. II Temimilli se compone de tetl^ piedra, y de 
mimilli, cosa rolliza ó redonda. [V. núm. 42] 

TeinizCO. Se compone de ietl, piedra, de miztli, 
león, ó de mizton, gato, y de c, en; y significa: "En 
el león 6 gato de piedra." En una de las lomas de 
la hacienda de Teraizco, hay una piedra con un ga- 
to ó leopardo esculpido. 

T^moaC. Se compone de temoatX, bajada ó cues- 
ta abajo, y de c, en; y significa: "En la cuesta aba» 
jo." Es sinónimo de Temoayan, que se compone 
de temoa, todos bajan, del verbo temo, bajar, y de 
yan, desinencia que expresa el lugar donde se eje- 
cuta la acción del verbo; y que significa: "Cuesta 
abajon ó "Lugar donde todos descienden. n (P Mo- 
lina. ) 

El Sr. Estrada dice que Tetnoac se compone de 
temoe, bajar, y de at\, agua; y que significa.- "Don- 



■00- 




de baja agua, n Temoc no es verbo, pues éstos aca- 
ban en mexicano en a, ¿ ú o; at\, como substantivo 
agente, no puede ir después del verbo. nDonde baja 
el aguan se diría Atemoayan. 

" -_ J-. I— j TenaDgO. El nombre propio es 

{r|l (n Lfrl I Tenanco, que se compone de tenamiñ, 

\ líoí)Vo")7oTl (cerca ó muro de ciudad, y de co, en; y 

■ ^' f cigr.ifir.Q • iif^n lab murallas ó cercas.n 

TenanguiUo. Diminutivo castellano de Tenango. 

TenayO. (Cerro). Se compone 
de tenamiñ, muralla, y de yo, apoco» 
pe de yon; y significa.- 'iLugar amu- 
rallado." (V. núm. 47) 

Tenescaltitla. El nombre pro- 
'pió es Tenexca\tit\an, que se come 
pone de tenexcaWi horno de cal, y 
de tiüan, entre; y significa: "Entre ]donde hay hor-. 
nos de cal.n TenexcaWi se compone de tene^tli, cal, 
y de calli casa, y, por extensión, horno. TenexÚi se 
compone de tet\, piedra, y de nexúi, ceniza.- "ceni- 
za de piedra;" y no es otra cosa la cal. ¡Oh idioma 
admirable! 

TenestepangO. El nombre propio es Tenex.te- 
panco, que se compone de íenextli, cal, (V. Tenes- 
caltitla), de tepanili, pared, y de co, en; y signifi- 
ca.- ''En las paredes de cal," 

El Sr, Estrada, desentendiéndose de la tercera sí- 
laba te, descompone el nombre en tenes.tli, piedra de 
cal, en pan, sobre, y en co, lugar; y traduce.- "Sobre 
piedras de cal." Sólo haremos observar que nunca 
se ponen dos posposiciones al fin de una palabra. 




-56- 



TepalcingO. El nombre propio es Te- 

cpaizinco y por eufonía Tepaltzinco, que 
se compone de tecpatzintli, pedernalito, 
pedernal sagrado, y de co, en; y significa: 
I En el ó en los pedernalitos. " Tecpatzin- 
tli se compone de tecpatl, pedernal, y de 
tzintli, expresión de diminutivo. (V. núm. 42.) 

El Tecpatl, ya sea como cuchillo empleado por los 
sacerdotes en los sacrificios humanos, ya como nom- 
bre de un año, ó ya como fecha de un mes del Tona- 
lamatl ó calendario azteca, era un objeto sagrado; y 
por eso se usa con la desinencia reverencial tzÍ7i, y 
aun era objeto del culto. Acaso Tecpatzinco era un 
lugar consagrado al signo Tecpatl 6 Tecpatzin, 

Pueblo perteneciente á Tecpatepec; esta significa- 
ción da el Dr. Peñafiel, interpretando el jeroglífico 
del lugar, que consiste en un cerro tepetl, y en un 
cuchillo de pedernal, tecpatl, que está en la cima 
junto á la mitad inferior de un cuerpo humano, que 
expresa la terminación tzinco. No creemos que tepetl 
simbolice la pertenencia de un pueblo; 1? porque no 
entra en el vocablo hablado; 2^ porque esa pertenen- 
cia se expresa de otro modo en mexicano; y 39 por* 
que el tepetl no es en el jeroglífico más que un signo 
mnemónico ó recordativo de tecpatl. 

El Sr. Estrada dice que significa." nAbajo de los 
pedernales^" y descompone el nombre en tecpatl y en 
tzintla, que dice que significa "abajo, n lo cual no es 
cierto, pues tzintli como sustantivo, significa nel tra- 
sero," "parte posterior," y "el ojo del salvo honor," 
como dice Molina, y figuradamente "abajo;ii pero 
con estas significaciones nunca va al fin de la pala- 
bra, sino al principio, como en t7Ánchocholli, rabadi» 
lia de ave, tzinicpalli, asiento pequeño, tzinietl, ci- 
miento, esto es, las piedras de abajo, tzintlampa, de- 
bajo, 



—57- 

TatnlDÍén dice el Sr. Estrada que puede significar; 
'Lugarcito que domina,'i y descompone el nombre 
■en tepan, dominar, estar encima, en tzin, diminuti- 
vo, y en co, lugar. Tepan no es verbo, es posposición 
que significa.- "sobre alguno," y como tal, sólo se usa 
al fin de las palabras. 

TepecingO. El nombre propio es Tepetzinco, 
■que se compone de tepetl, cerro, de tzintli, expresión 
de diminutivo, y de co, en; y significa.' "En el cerri- 
to." Debemos hacer observar aquí, no obstante lo 
que decimos en el número 42, que aun cuando la ter- 
minación tzin, expresa diminutivo, no es precisamen- 
te en el sentido del tamaño de las cosas, pues para 
expresar esta idea, se aplica generalmente la desi- 
nencia tontli, sino para significar respeto, cariño ú 
otros afectos, y por esto algunos lo llaman "diminu- 
tivo afectivo ó reverencial." Un cerro pequeño se 
llama tepetontli, y un cerro que sirve de templo, ó 
que tiene un manantial, ó que es rico en vegetación, 
etc., etc., se llama tepetxin; y un pueblo situado eu 
el primero, se' llama Tepetonco, y el situado en el se- 
gundo, Tepetzinco 

El Sr. Estrada, incidiendo en el error que dejamos 
señalado en el artículo Tepalcingo, dice que significa: 
<• Abajo del cerro: n tepetl, cerro, tzintla, abajo. 

TepatongO. El nombre propio'puede ser Tecpa- 
tonco ó Tepantonco y por eufonía Tepatonco. En el 
primer caso se compone de tecpatl, pedernal, de ton- 
tli, expresión de diminutivo, y de co, en; y significa.- 
nEn los pedernalitos.-" (V. Tepalcingo.) En el se- 
gundo caso se compone de tepantli, pared, de tontli, 
pequeño, y de co, en; y significa: "En los paredon- 
citos." [V. Tepecingo.] 

El Sr. Estrada dice que se compone de tepan, en- 
cima, de tenco, orilla y que significa: Encima de la 
orilla." (V. Tepalcingo). 




—58— 

Tepeite. El nombre propio es Tepeitic, que se- 
compone de tepetl, cerro, y de itic, dentro, entre; y 
sionifica: nDentro ó entre los cerros, ir esto es, nEn 
el valle, n Los valles eran considerados por los na- 
boas como nel vientre de las sierras, n y por eso em- 
pleaban la posposición itic derivada de itetl, vientre 
ó barriga. 

Tcpetlapa. Se compone de 
tepetlatl, de que se ha formado el 
aztequismo i'tepetate," y de ^a, 
en ó sobre; y significa: i'Sobre 
ei te2)etate.>t El tepetate es una 
roca propia para construcciones, formada por un 
conglomerado pomoso. Tepetlatl se compone de tetl, 
piedra, y de petlatl, petate ó estera. Las laborcitas 
que forma el conglomerado afectan el dibujo del teji- 
do de los petates, y por eso le llamaron los indios 
'I petate de piedra." 

El jeroglífico representa un jjetlall, petate, y el 
signo tet/, piedra. 

Tejoetlapa se compone también de tepetla, serranía, 
ó montañas [comp. de tepetl, cerro, monte, y de thr, 
que expresa abundancia,) y de pa, en ó sobre; y sig- 
nifica.- iiEn la serranía ó sobre las montañas." 

Tepetlixpa. Se compone de tepetl. cerro, y de 
ixpa, frente ó delante; y significa: •'i Delante del 
cerro." 

Tepetlixpita. Diminutivo castellano de Tepe'* 

tlixpa. 

Tepoztitlan, Se compone de tepoztli, cobre, y 
de titlan, entre; y significa.-" Entre el cobre, m 

Cuando los mexicanos conocieron el fierro, lo lla- 
maron tliltic tepoztli, cobre negro, ó simplemente te- 
poztli. Hacemos esta explicación, porque el lugar 
que lleva en el Estado el nombre de Tepoztitlan, ha 



-59— 






sido una antigua ferrería. y aun se cree que fué el 
primer lugar del país en que los españoles fundieron 
el fierro. 

El jeroglífico de este lugar consiste en 
un hacha de cobre con su mango, que sig-« 
J nifica tepoztli, tomando, por metonimia, 
el instrumento por el material de que se 
forma. Este jeroglífico significa también 
Tepoztla y Tepoztlan, según se observa en 
el Códice Mendocino, de suerte que estos 
nombres son sinónimos. • 

Tepoztlan. Se compone de tepoztli, cobre, y de 
ttan, junto, y significa: "Junto al cobre,t. estoes, 
I' Junto á las minas de cobre m 

El Tepoztli, cobre, llegó á aK 
canzar entre los 
mexicanos los ho 
ñores de Diviniss 
dad, bajo el nom- 
bre de Tepozte^ 
catl. El nombre 
de Tepoztlan, que 
lleva un pueblo 
del Estado, signi- 
fica.- "1 Junto al 

TípoztU ó Tepostecatlii, pues estk situado al pié de 
una montaña en cuya<fcima se halla un TeocaU.i, co- 
nocido con el nombre de nCasa del Tepoztoco, que 
últimamente ha explorado mi amigo el Sr. Ingenie- 
ro D. Francisco Rodríguez, visitando sus ignorados 
hipogeos, de donde ha sacado preciosos ídolos y ptes 
dras epigfáficas que dio á conocer en el Congreso dé 
Americanistas que se verificó en México el año pa- 
sado. V. Tepoztitlan. 





—60- 

TeqUflSquitengO. F,I nombre propio es Tequix 
quitenco, que se compone de tequixquitl, de que se 
ha formado el aztequismo i'tequesquite,ii de tentli, 
orilla, y de co. en; y significa: nEn la orilla del te- 
quesquite.M El pueblo de este nombre estaba gituado 
en la orilla de una laguna, y ha ido desapareciendo 
paulatinamente por la invasión de las aguas. 

El Tequesiquite es una eflorecencia salina, forma- 
da especialmente por carbonato de sosa. Tequixquitl 
se compone de tetl, piedra, y de quixquitl, derivado 
de qnixtia, §alir, brotar; y significa npiedra que brota 
ó sale, eflorecente." 

TPtecala. El nombre propio es Tetecalla, que se 
compone de tetl, piedra, de tecalli, casa de bóveda, 
y deja, variante de </«, que expresa abundancia; y 
significa: "Caserío dé bóveda de piedra," ó 'Donde 
hay muchas casas de bóveda de piedra." 

Tftteealita. Diminutivo castellano de Tetecala. 

Tctella. Se compone de tetetl, reduplicativo ^ 
tetl, piedra, y de la, variante de tía, que expresa 
abundancia, y significa; "Tierra fragosa de haontes 
y sierras." (P. Molina.) 

Tftelilla. Diminutivo castelllana de Tétela. 

TpteícingO. El nombre propio ea Teteltzineo, 
que se compone de telella, pedregal, de fzint'i, ex- 
presión de diminutivo, y de co, en; y significa: "En 
el pedregalito. " 

También puede descomponerse en tetelli, de que 
se ha formado el aztequismo tHel, nombre que se da 
á unos montones de piedras y tierra en cuyo interior 
se encuentran ídolos y otros objetos antiguos de los 
indios; de tzintli, y de co; y significa: "En los pe- 
queños tételes.» 

Tetelpa. Se compone de ietella, pedregal, serra- 



—61— 

aía fragosa, y de pa, en ó sobre; y significa: nEn el 
pedregal" ó "En lo fragoso." 

Tetlama. Creemos que el nombre propio es Te^ 
ilamac, que se compone de tetl, piedra, y de tlamac, 
á los lados; y significa: "A los lados de las piedras." 
Como este pueblo está cerca del gran monumento de 
Xochicalco, tal vez los primeros moradores determi 
naban "él lugar diciendo: "al lado de las piedras," 
refiriéndose á las grandes piedras que forman el mo- 
numento. 

El Sr, Estrada dice que se compone de tetl, pie- 
dra, y de tzamatl, tordo, y que significa: "Piedra de 
loa tordos." Esto no es exacto: Piedra de los tordos 
se dice; Tzánatetl. También dice que puede ser Tla- 
tlamac, "Lugar de pescadores; pero tampoco es exac- 
to, porque lugar de pescadores se dice: Tlamaloyan 
ó Tlatlamacan. 

Texcala. El nombre propio es Texcalla, que se 
compone de texcalli, peñasco, risco, y de la., que ex 
presa abundancia; y significa.- "Despeñadero ó lugar 
riscoso y lleno de peñascos." [P. Molina.] 

Texcalpan. Se compone de texcalli, (V. Texca- 
la), y de pan, sobre; y significa: "Sobre los peñas- 
cos." De texcalli se haitformado el aztequismo tescal, 
nombre que se ha dado á los lugares cubiertos de 
^ava ó piedras volcánicas. 

Tezoyuca. El verdadero nombre es Tezonyucan, 
pero la n, antes de la y pierde su sonido, y por eso 
se pronuncia Tezoyucan, que se compone de tezonyu 
ó tezonyo, lleno de tezontle, y de can, lugar; y signi> 
fica: "Lugar lleno de tezontle. ^^ Tezonyo ó tezonyu, 
es apócope de tezonyotl ó tezonyutl, que se compone 
de tezontli "piedra tosca," llena de agujericos y liuia- 
na" (P. Molina), y de yotl b yutl, desinencia que 



—es- 
expresa^ plenitud (V. nÚBQ. 47); y significa: "ente 
zonclado ó lleno de tezoncle. " De tezoTitli se ha fors 
mado el aztequismo ntezoncle ó tezontle, 'i nombre 
que se da á una lava volcánica, porosa y muy resis- 
tente, que se emplea como material de construcción 
en los edificios, ya en su forma natural, ó ya en la 
de sillares, como se observa en muchos edificios de 
Méxica" Tezontli se compone de tetl, piedra y de 
tzontli, caiheWos: ^cabellos de piedra, n Le daban este 
nombre los indios porque hay piedras tan porosas 
que parecen una maraña de cabellos. También la 
llamaban los mexicanos tezonetic, que se compone 
de tetl, piedra, y de zonectic, cosa ligera ó liviana: 
"piedra liviana" por su poco peso. 

TilancingO El nombre propio es Tillanzinco, 
que se compone de tliltic, negro, de tlalli, tierra, de 
tsintli, expresión de diminutivo, y de co, en: y sig- 
nifica: "En las tierritas negras." Debería escribirse 
Tlil-tlal-tzin-co; pero es regla del idioma mexicano 
que se suprima la t enmedio de dos eles, de suerte 
que la forma correcta es Tlil lal tzin co. [V. núm. 
38_VIII.] 

Algunos creen que este nombre significa/ "En la 
agüita negra;" compuesto de tliltic, negro, de atl, 
agua, de tzintli y de co; per» si tal es la significa- 
ción, el nombre debe escribirse Tlil a- tzin- co. 

Jíl Sr. Estrada dice, sin fundamento ninguno, que 
es una adulteración de Tollantzinco, que significa, 
iiAbajo del tular," lo cual tampoco es cierto. 

Tilzapotla. El nombre propio es TUltzapotla 
que se compone de tliltic, negro, prieto, de tziopotl de 
que se ha formado el aztequismo zajyote, fruto comes- 
t ble de varias plantas, y de tía, que expresa.- abun- 
diancia; y significa: nDonde abundael zapote priatoi- 



—63— 

TlaCOtenanie. El nombre propio es Tlacotena' 
mic ó Tlacotenamecan. En el primer caso se compo- 
ne de tlacotl, vara ó jarilla, de tenamitl, cerca 6 mu- 
ro y de c, en; y significa; nEn las cercas ó paredes 
de varas 6 jarillas.n En el segundo caso, se compone 
de tlacotl, de tenami, participio aparente que denota 
posesión (Y. núm. 38 v.) y de ca7i, lugar; y signifi- 
ca.- 1 1 Lugar de los que tienen cercas ó paredes de va- 
ras ó jarillas.il 

Don Pedro Estrada dice que se compone de tlaco, 
mitad, y de tenamitl, surco; y que signitíca: nEn la 
mitad de la surcada." Si esa fuera la significación, 
el ncmbre sería Cuennepantla. 

TlaCOteilgO. El nombre propio es Tlacotenco, 
que se compone de tlacotl, vara ó jarilla, de tentli, 
orilla, y de co, en, y significa.- "En la orilla de la» 
jarillas ó del breñal." 

TlaCOtepec. Se compone de tlacotl, vara, jarilla, 
de tepetl, cerro, y de c, en; y significa: "En el cerro 
de varas ó breñales." 

También puede componerse de tlxico, mitad, de 
tepetl, cerro, y de c, en; y significa.- "En el medio 
cerro ó cerro partido." 

Don Pedro Estrada dice que significa.-u En la 
mitad del cerro n Si eso fuera, el nombre sería Te- 
jjenepantla. 

Tlachichilpa. El nombre propio es Tlalchichil- 
pa, que se compone de tlaWi, tierra, de ckichiUic. co- 
lorada, y de pa, sobre, y significa.- "Sobre tierra co- 
lorada." 

TlaXOtla. Creemos que el nombre propio es Tía- 
xotlaWa, compuesto de tlaxotlaWi, cosa aserrada ó ra 
yada, y de la, variante de tía, que expresa abundan- 
cia; y significa: "Donde hay muchas cosas aserradas 
ó rayadas." 

TlalayO. [El] Apócope de t\a\ayot\i, de que se 



# 



—64— 

ha formado el aztequismc tlaXayote, calabaza silvea» 
tre, ó de tierra, esto es, que se da sin riego. Se lla- 
man también ÚaXayotes, á los frutos de algunas as- 
clepiádeas cuya forma en algo se parece á la calaba- 
za. T\a\ayot\i se compone de ÚaWi, tierra, y de 
ayoñi, calabaza. El Sr Estrada traduce.- uTierra de 
calabazas.il Si eso fuera, el notnbre sería AyotlaWi, 
y como nombre geográfico AyotlaXpan. 

Tlaliuiínilalpan* Se compone de llalli, tierra, 
de mimilolli ó mimilulli, cosa rolliza como pilar, re- 
donda, y de pan, en ó sobre; y significa: n Sobre tie- 
rra redonda ó rolliza, m 

El Sr Olaguibel traduce: n Tierra rodada.". 

TlalmOmulcO. Se compone de tlalli, tierra, de 
momulli, hervidero ó remolino, y de co, en; y signi» 
fica.- "En los remolinos de tierra. n 

Tlalnepautla. Se compone de ilalli, tierra, y de 
7iepantla, en medio; y significa.- nEn medio de la 
tierra. II El Sr. Olaguibel, refiriéndose al^pueblo de 
Tlalnepantla, del Estado de México, trae la siguien- 
te curiosa noticia: h Establecidos los franciscanos, en 
la ciudad de México, en 1524, unos de los primeros 
pueblos que visitaron, fueron San Lorenzo y San 
Bartolo, uno de mexicanos, y otro de otomíes, edifi- 
cando en ellos pequeñas capillas y diciendo misa un 
domingo en uno y el siguiente en el otro, juntándo- 
se los vecinos de kmbos en aquel en que se celebra 
ba; lo que dio motivo á ciertas desavenencias; por lo 
que los frailes decidieron formar iglesia y convento 
en un terreno colocado en medio de ambos pueblos, 
edificando la mitad los mexicanos y la mitad los oto- 
míes, formándose un poblado, al que se le dio el 
nombre de "tierra en medio." "Talnepantla." 

El pueblo del Estado de Morelos reconoce un ori- 
gen semejante. Había en la comarca cinco pueblos 
pequeños é inmediatos y los vecinos convinieron en 



-65— 

Sormar uno solo, tomando por centro del pueblo uue" 
vo ai que estaba en medio de los cinco, y le llama» 
*on i'En medio del lugar ó de la tierra." estoes, 
Tlalnepantla." 

TlaltizapaH. Se compone de tlalli, tierra, de 
tizatl, de que se ba formado el aztequismo tizar ó 
tizate, nombre que se da á una toba compuesta de 
restos orgánicos fósiles, que tiene varios usos indus» 
triales y en la economía doméstica, y de pan, sobre 
ó encima; y significa: "Sobre tizar de tierra," esto es, 
"tizar hecha polvo, n Las calles del pueblo de Tlalti- 
zapan están llenas de un polvo finísimo de tizar. 

El Dr. Peñafiel dice; "Tlal-tiza- 
pa-n, — Tlalligapa. Ideográfico: pala- 
bra de origen verbal; un pequeño ce- 
rro blanco 6 montón de ntiza,ii (el jes 
roglífico) producetlaltizatlytiarrdL blan- 
ca ó color blanco; la acción verbal es~ 
tá representada por una huella huma- 
na horizontal, colocada encima del primer signo, y 
significa pa, teñir ó pintar.- nlugar en que se pinta 
con tiza, 1 1 ó donde se tiñe de blanco; pero es conve>» 
niente advertir que algunas veces la huella humana 
superpuesta expresa pan, "sobre," lo cual hace cam- 
biar por completo la significación, n 

Si el nombre de que se trata tuviera la significa»- 
ción que le atribuye el Dr, Peñafiel, su estructura 
sería la siguiente: Tlaltizapaloyan, y sólo con apó- 
cepe podría decirse Tlaltizapa, (V, Ñúm. 38, IX), 

Hay otro jeroglífico de Tlaltizapan 
que consiste en el signo tlalli, tierra, 
debajo de cuatro montones de tierra 
blanca ó tizatl, tizar, donde el pan^ 
encima, está expresado por la su-» 
perposición del tizar, en el signo tlalli, tierra. 





TlaquiltenangO.'^ El uombre propio es Tlaquil- 
ienarico, que se compone de Üaquilli, encalado, bru- 
ñido, de tenamitl, cerca ó muro de ciudad, y de ce, 
en; y significa: "En los muros ó cercas blanqueadas, i? 

El Sr. Estrada dice que el nombre es TlaquiltO"^ 
naneo, que se compone de Üaquilli, cosa blanqueada, 
de tona (ningún verbo mexicano acaba en n,) re- 
lumbrar, y de co, lugar: y que significa.- "Lugar que 
blanquea y relumbra." 

También dice el Sr. Estrada que puede ser el nom- 
bre Tlatiltonanco, que se compone de tlatilli, lona, 
de tonan, relumbrar, resplandecer, y de co, en, y que 
significa: "En loma que relumbra." Esto no pasa de 
una fantasía, porque tlatilli, que es lo mismo que tía- 
telli, según el P. Molina, significa "altozano ó mon- 
tón de tierra, II y ya hemos dicho que ningún verbo 
mexicano acaba en n, 

Tlatenchi. El nombre propio es Tlatentzin, que 
se compone de tlatentli, cosa de orilla, de labio, de 
bordo, y aplicado á terrenos, uladera.n y de tzintli, 
expresión de diminutivo; y significa: i.En el bordo 
de la tierra, en la laderita. u El pueblo de Tlatenchi 
está situado en un bordo del río que forma una las 
derita. 

Tlayacac. Se compone de tlayacatic, cosa prime- 
ra ó delantera, y de c, en; y significa.' "En la delan- 
tera, n V. Tlayacapan. 

El Sr. Estrada dice que el nombre 
es Tlayecac que se compone de tlalli, 
tierra y de yecatl, aire; y que significa: 
"Tierra del aire." El nombre propio 
de "aire" en mexicano es ehecatl, de 
suerte que si el nombre de que se tra«« 
ta tuviera la significación, que le atribuye el Sr. Es- 
trada, su estructura sería: Ehecatlalco ó Eheca"-.- 
tlalpan. 





- 67— 

TlayflOíipaD. Se compone de Üayacatic, cosa pri 
mera ó delantera, y de pan, soljre; y 
significa: «'Sobre la delantera. n Tla- 
yaeatic se compone de tln, cosa, y de 
yacntic, adjetivo que significa nlo pri- 
mero, lo delantero," derivado de ?/as 
catl, nariz, y figuradamente, punta, 
principio, cosa que está delante, como las narices en 
la cara. El pu^-blo de Tlayacapan está situado sobre 
los primeros carros de la montaña que rodea la \la^ 
nura de Yautepec, por el norte. 

El Sr. Ei^trada da tres etimologías de Tlayacapan, 
y ninguna es aceptable. 

1^ Tl.axayacapan, compuesto de llalli, tierra, xa- 
yncatK máscara, rostro célebre, pan, en: nEn la tie- 
rra ó lugar de las máscaras." Con esta significación, 
el nombre debería ser Xayacatlalpn.n 

2? Tlnacnpan, compuesto de tlaacame, plural de 
tlacafj, gente, hombre, pan, lugar.- "Lugar de mucha 
gente." Oon esta significación, el nombre sería: 
Miectlar.a, compufisto de«ii«c¿i?2f «nuchedumbre, y de 
tlMca, plural de tlacatl, hombre en general. 

3^ T/aroyohuapan, compuesto de tlacoyohua ess 
pació, y de pan, lugar: "Lugar ó pueblo espacioso.ii 
Debemos advertir que "Lugar espacioso y ancho" ge 
dice tlncoyahua. Si el nombre tuviera tal significa- 
ción, sería: Thcoyahua 6 Tfacoyahuacan. 

Tlnyca. Apócope de Tlaicampa, detrás de algo, 
tras del monte 

El Sr. Estrada dice que se compone de llalli, tie- 
rra, y de aixcall, propiedad, y que significa: "En 
tierra propia, n La palabra aixcall no es mexicana. 
"Tierra propia" se dice: Nollalixcahualaxca. 

Totolapan Se compone de loto 
Ilin, gallina, de atl, agua, y de pan. 
en; y significa.- .iEn agua de lasga,. 
Hiñas 




—68— 



X. 



Xaltitla, El nombre propio es X.a]f,ü\an, que se 
compone de xaWi, arena, y de titlan. entre, y signi- 
fica: "Entre la arena." 

XochicalcO Se compone de xochiú, flor, de ca 
"lli, casa, y de co, en; y significa/ "En la casa de flo- 
res." El Sr. Chavero dice que los Mexicauos le die- 
ron el nombre de uíochicalco al monumento de este 
nombre, por la belleza de los dibujos de sus relieves. 
Vale más creerlo que averiguarlo. 

Xochi mancas. El nombre propio es X-Ochiman- 
':a, que se compone de xochitX, flor, de moínca, plu- 
ral de manqui, el que ofrece, derivado de mana, 
itofrecer ofrenda" (P. Molina), 

Entre las Divinidades de los aztecas se hallaba la 
Ooatlicue ó Cohuatlantona, "Culebra resplandecien- 
te," diosa de las flores, á la que ofrecían en el mea 
Tezoztontli, ramos de flores, formados con precioso ar- 
tificio. Los oficiales encargados del cultivo de esas 
flores y de formar los ramos, se llamaban xochinian" 
ca. — El lugar que en el Estado lleva el tiombre de 
Xochimancas, estaría tal vez destinado para el jar- 
dín de la diosa, ó para morada de los xochimnnca; y 
de ahí quizá tomó el nombre. (V. núm. 27 VI) 

Xochipalla. Se compone de xocAid, íior, de pal- 
tAc, cosa mojada ó húmeda, y de \a, variante de t\a, 
que expresa abundancia; y significa: "Donde abun- 
dan las flores mojadas." 

El Sr. Estrada dice qu«í se compone el nombre de 
íochiñ. flor, y de pal 6pn\a al lado; y que significa: 
:,A1 lado de las flores." Si tal fuera la significación, 
el nombre sería: Xochitenco ó Xochitlan, 



-69- 




Xochitepec. Se compone de 
Kocfiül, tíor, de teptitl, cerro; y de c, 
en; y significa.- <• En el cerro de flo' 
res ó florido." El pueblo que lleva 
este nombre en el Estado, está si- 
tuado al pié de las vertientes orien- 
tales de un cerro poblado de árbc» 
les de cazahuate, que se cubren, una 
gran parte del año, de hermosas y 
elegantes flores de un color blanco purísimo. 

Xochitla. Se compone de tíocMÚ, flor, y de <1«, 
que expresa abundancia; y significa.- "Donde hay 
muchas flores, n 

XoxOCOtla. Se compone de 

xoxocoíl, fruta muy agrii, reda» 

plicativo de xocoíl, fruta acida, y 

de t\a, que expresa ab indancia; 

y significa: "Donde abundan las 

\^k írutas agrias 6 acidas." En este 

^NjJk pueblo hay gran cantidad de ci^ 

V ruelas. 







Y. 



Yautepec, El Dr. Peñafiel dice.- 
tos fónicos parecen 
venir de yahuiú ó 
ynuh Í\auWi, que am- 
bos significan: "maíz 
moreno ó negro," y 
la terminación tepec; 
pero el jeroglíGco tie- 
ne el signo acaíl. una 
fecha, cuya relación 



I Los elemen- 





-ro- 
cen el nombre del lugar ignoramos, sin poderla acla- 
rar la figura que interpretó el Sr. Orozco y Rerra.u 

Salvo el respeto que merecen la autoridad del Sr. 
Orozco y Berra^ intérprete del jeroglífico, y la ilus 
tración de nuestro distinguido amigo el Sr. Dr. Pe- 
fiafiel, nosotros creemos que puede significar/ nEn el 
cerro del yauhtti;it y fundamos nuestra opinión en 
que no es probable que los tlahuicas, moradores de 
Yautepec, hayan sembrado maíz en el cerro que lie 
va el nombre de Yauhtppetl, siendo así que en ese 
pueblo hay extensas llanuras, que son más á propó- 
sito para la siembra y cultivo del maíz, ya sea blan 
co, negro, ó de colores; mientras que el yauhtli. co- 
mo planta silvestre y perenne, se produce en el ce- 
rro y en sus inmediaciones. El Sr Cristóbal Sarmi 
na, administrador de la hacienda de Atlihuayan, que 
dista de Yautepec medio kilómetro, obsequiando 
nuestra petición, recogió una gran cantidad de yautli, 
la cual enviamos hace algunos años, al Dr. Peiiafieí 
para su examen y clasificación. 

uEl yauhtli — dice Clavijero, en la página 281, to- 
mo I — es una planta cuyo tallo tiene un codo de 
largo; las hojas semejantes á las del saiiz, pero den 
tadas; las flores y las hojas tienen el mismo olor y 
Babor que el anís. Es útil en la medicina, y los mé- 
dicos mexicanos lo aplican á muchas dolencias; pero 
también lo empleaban en usos supersticiosos, n Es- 
tos usos supersticiosos consistían en ponerles en el 
rostro polvos de yauhtli á las víctimas que sacrifi- 
caban á Xiuhtecutli, para hacerlas insensibles á la 
muerte. 

Se ve, pues, que el yauhtli, entre los mexicanos, 
era una planta muy estimada por sus usos en la me- 
dicina y en las ceremonias de su religión; y natural 
era que los lugares en que se cultivaba ó producía 
esta planta, llevaran el nombre de ella. 

El Sr. Manuel Martínez Gracida y el Sr. D. Eu- 
femio Mendoza traen, copiando el primero al según 



-71- 

do, la siguiente etimología.- Yautepec: pueblo fre- 
cuenta rf o: d^^ yauh, ir á alf^una parte, y teijec, cerro. 
Lo que di-jiiuos expuesto y la índole y estructura 
del iuioiüH náhuatl, excluyen y repugnan esta étimo 
logia, ' i cual ai discutió siquiera el Sr. Orozco y 
Be !-.. 

El Sr. Pedro Estrada dice; "Puede ser también 
Yaotepec, y en este caso sig. : Cerro de los soldados 
Etim. t/'iof.ecat\, soldado; tepetX, cerro; c, sitio, lugar, n 
Para fundar su opinión agrega.- "Esta última ver- 
sión parece ser la más exacta, pues nótase en toda. 
la exti-nsión del cerro cercano á la ciudad, vestigios 
de haber sido habitado, y quizá como una fortaleza 
ó colonia militar de los Aztecas.ü No obstante estos 
vestigios, no nos pronunciamos en favor de esta eti 
mología, porque en los jeroglíficos del pueblo no hay 
ningún si^no que exprese la idea de soldado, de gue 
rra ó combate, lo cual es tanto más extraño cuanto 
que en la escritura jeroglífica abundan estos signos, 
como se observa en los jeroglíficos de Yaunnhuac, 
I, Cerca del lugar de la guerra," en el cual se emplea 
un escudo sobre una espada, y en YauÚnji, en que 
también se ponen como ideográficos el chimaWi, es- 
cudo, y el macuahuitl, espada. 

Yecapistla. El jeroglífico de este lu 
gar es un cerro en cuyo lado izquierdo 
esta pintada una nariz, debajo de la cual 
^e observa una figurilla negra, en forma 
de insecto que vuela. 

El Sr. Orozco y Berra dice, á ,prppó 
sito de este jeroglífico, que en relación 
('e Acapiztla por el alcalde mayor Juan Gutiérrez 
de Lirbann. MS. de 1580 que se halla en la biblio«« 
teca dei Sr. D. Joaquín García Tcazbalceta, se en* 
cuentra el pasaje siguiente: 




-72- 



"Esta villa dft Acapiztla so llamó así, porque an«. 
'I tijíuamente se llamaba ^iuhiiitzacapitzalaa. por- 
" que los SHñ.)res que la gobt-rnaban traían unos chai 
" chihuites atravesados en las narices, y qut- eso que 
" ría decir, y como agora está la lengua corruta se 
" dice y le llaman Ayacapiztla.r 

El Sr. Orozco y Berra, interpretando el jeroglífi^ 
co, dice que la lectura directa puede sacarse de yacotl, 
nariz, pitztli, la tigurilla, cuf^sco ó hueso de cierta 
íruta. y la posposirión; el significado, "los de las na- 
rices ahusadas ó afiladas, ti 

Es muy deficiente la interpretación del Sr. Oroz- 
co y B rra, porque el nombre queda reducido á Ta- 
capitztlan, tanto ó más corrompido que Ayacnpitzth., 
Y sobre todo, no comprende todos los elementos del 
jeroglíñco 

Nosotros creemos que el nombre puede ser 'K.iuh- 
yaca-pitza-hun.-can, que se compone de xihuit/., tur 
quesa, de yacaf,], nariz, de pitzactic, cosa delgada, 
de hua, que expresa tenencia ó posesión (V. núm. 
38 V), y de can, lugar: y que sigaitíca: '«Lui^ar de 
fos que tienen nariz delgada ó afilada de turquesa ó 
piedra preciosa." Tal vez la figurilla que representa 
el insecto era de turquesa ó chalchihuite, como dice 
Licbana. 

El P. Sahagún, citado por el Dr. Pefiafiel, dice 
que Yacnpitza' ac era uno de los cinco hermanos del 
dios de los mercaderes. YacateeutH; y agrega el Dr. 
Peñatíel: "y con aquel nombre parece tener rela- 
ción el nomb. e del lugar. íí 

El nombre propio del dios es Yaca-pitzac-hua. 
••El que tiene la nariz delgada. 

El Sr. Estrada dice que el nombre es Yecapiztla, 
que se compone de í/«caí/,,aire, de pitza, soplar, y de 
tía, lugar; y que significa: nLugar donde sopla el ai 
re," Agrega que el nombre concuerda con el hecho 
de sentirse mucho el aire que sopla con frecuencia. 
Mo es aceptable esta etimología, porque no concuer- 



.73 

da con el jeroglifico y porque yecatl no sig- 
nifica "aire" sino **ágaá dulce, límpida, "bfuena," 
p-U03 se compone de j^ectli, y de atl. Aire es 
ehecatl. 

Z 

ZACAPALCO, Se compone de zacatl, de que s-9 
ha formado el aztequismo "zacate," pequeña plan- 
ta gramínea que cubre los campos y sire de ali- 
mento a los ganados, de paltic, húmedo o mojado, 
y de co, en; y significaí "Én el zacate mojado." 

ZAO APESGO, 2i hombre propio es Zacapeztco, 
que se compone de zacatl (v. Zaáapalco), de 
petztic, liso, y de co, en; y significa: **En el 
zacate liso." 

ZAGÁ7Zt=EC. Se compone de zacatl (v. Zaca- 
palco), de tepetl, cerro, y de c, en; y signi- 
fica: "En el cerro de zacate." 

ZAGUAL? AIT. Si Sr. Orozco y Berra dice: 
"Compuesto (el jeroglífico) de im tzacualli. 
pirámide, con una mano encima. Ideográfico 
derivado de zaloa,**hacer pared o engrudar",^^ 
de cualli, cosa buena: Za-cual-pan, donde se 
hacen buenas paredes, donde se construye bien, 
Tzacualpan, sobre la pirámide." 

Si Sr. Sufemio Mendoza dice que Tzaciial- 
pan si^ifica: "Sobre el escondite o el sepul- 
cro," porque tzacualli significa "escondite" y 
a veces "sepulcro". Una pir¿?mide hueca ouede 
servir de esc-y^ndite o de sepultura, pero esto 
no autoriza a decir que tzacualli, piríímide o 
torre signifique "escondite" o "sepultura," JJna. 
cueva, oztotl. puede se^ir de sepulcro o de 
escondrijo, - no por eso si^ifica una u otra 
cosa. 

El Sr. Estrada dice: "Tzacualpan: Lugar de 



74 

agua deten ida • 

Etim. Tzacoalli, encerrar, detener; atl, a^jua; 
pan, 1-agar. 

"Lugar donde se detiene o encierra en agua" se 
dice en mexicanos Atzaoualoyan, derivado de atzacua 
"Atapar o cerrar el agua para que no salga," (P.Mo- 
liha). 

Tzacual^n se conrpone de tzacualli, lo que tapa, 
oculta, o encierra algo, derivado de tzacua, "atapar 
o cerrar algo," (?• líolina), y de pan, en; y literal- 
'mente significa: "íín el encerradero o tapadero." Los 
ñáhoas construían montículo s en forma de conos , de 
pirámides, de torres, etc., y los dejatan huecos para 
encerrar joyas, ídolos, objetos Uel culto y a veces 
(iadáveres. A estos' montículos huecos llamahan tza- 
cualli. Algunos de estos tzacualli eran construidos 
desde su "base con piedra y argamasa y les dahan la 
forma de pirámides escalonadas, y en el jeroglífico 
de ^stos ponían al lado de la pirámide un trazo par^ 
significar la ohra de mano que habían empleado, y 
para distingíjirlo de otros tzacualli que formaban 
aprovechando un cerro o montículo natural. A los 
pueblos que estaban cerca o al rededor de los tza- 
cualli, cuando ástos no tenían un nombre propio, 
como Tootihuacan, Qholula, Xochicalco, etc», les 
daban el nombre gen^riao de Tzacualpan, y por eso 
ha^ tantos pueblos en la República que llevan este 
nombre» 

Zahuatlan» Se compone de zahuatl, sarna, y dé 
tlan, j'jnto; y significa: "Jiznto a la sama." Tal 
vez en este lugar haya sid3 comiín esta enfermedad. 

FIN.