(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Noticias histórico-topográficas de la isla de Mallorca, estadística general de ella y períodos memorables de su historia"

ALLORCA , 



ESTADISTICA GENERAL DE ELLA Y PERIODOS MEMORABLES DE SU 
HISTORIA. 



I»OR IK JOAQUIN MARIA BOVER DE ROSSELLO 

II 

socio correspondiente de varios cuerpos literarios. 





PALMA. 

IMPRENTA REAL REGENTADA POR D. JUAN GUASP. 



1358 



Qtiod possumus laboramns. 

S. Hyeran. prcefat, ad Pentateuck. 



3 

i 

Cuando la literatura espailola corre 
con paso tan acelerado á un punto de 
esplendor, cual nunca recibiera; har- 
tas reflecsiones se me presentan para 
retraerme de mostrar á la luz ese hu- 
milde parto de mi pluma. Conozco que 
es indiscreción mia entrometerme en el 
número de escritores públicos; pero los 
encargos de varios estrangeros, repeti- 
dos una y otra vez, pudieron recabar 
de mí que, entresacados estos apuntes 
de la voluminosa compilación de mo- 

L 

numentos relativos á la historia de Ma- 
llorca (que desde mi niñez trabajosa- 
mente he recogido), los ordenase en 
esta forma, para darles una idea su- 
cinta de la topografía y nociones mas 



interesantes de nuestra isla. Algunos de 
mis amigos los han leído con gusto; y 
eompelido yo del agradecimiento de los 
primeros., de las instancias de los se- 
gundos, y juntamente persuadido de 
que no pueden ménos de ser útiles al- 
gunas noticias hasta el presente inédi- 
tas y sepultadas en recónditos archi- 
vos, las publico acompañadas de otras, 
que se apoyan en la aserción de auto- 
res baleares, para que á ninguno le 
cueste los afanes que á mí el recoger- 
las. Esta mi confesión me atraiga la in- 
dulgencia de mis compatricios, y me 
será agradable el sudor de mis tareas. 



&. 3bL ¿Sover. 



HISTORlCO-TOPOCiÚFlCAS 



estadística general de ella y épocas memorables de ¿u historia. 



Situación de la isla de Mallorca: 

su figura, esttnsion, y distancia que hay de su capital á cada 
una de sus villas. 



\j\ isla de Mallorca, tendida en el mar mediter- 
ráneo, tiene \$ leguas de largo eon 7 de ancho , me- 
dida su longitud de Cap de Pera á Grozér y su lati- 
tud de Palma á Alcudia. Está situada en el clima 
entre ios paralelos de 39 o 15' 45" y 39 o $f \$" N., 
y entre los meridianos 8° 3a 7 35'' y 9 4o 7 40" al E. 
del Real Observatorio gaditano. Su figura, aunque 
muy parecida á un polígono irregular , es Ja de un 
cuadrilátero-trapezoide, y noel paralelógratno obli- 
cuángulo-romhoide , como quieren otros que sea. Pre- 
senta los vértices de sus ángulos á los puntos cardi- 
nales: asi el promontorio de Pera mira al levante é 
isla de Cerdeña ; el de Grozér al ocaso y playa de Va- 
lencia ; el de Formentor al norte y principado de Ca- 
taluña, y el de Salinas al mediodía y costa de Africa* 
bu medida terrestre es la de 1234 millas cuadradas 



(O 

(i), que ocupan 2 ciudades, 35 villas, 39 Iugarejos 
y 1898 alquerías ó posesiones. La ciudad de Palma es 
capital de la i^a, y la distancia que hay de ella á 
cada una de sus villas es la siguiente: 



Leguas 
castellanas. 



Alard. A..... 3 i 



Alcudia ......... X.... 9 

Algaida , 3 2 

Andraix ¿ 1 

Artá , 1 1 1 

Bañ&lbufar 3 1 

Binisaiem 3 3^ 

Bu ñola , 1 1 

Cal viá 3 3 

Campanet 6 2 

Campos 6 

Deyá 4 i| 

Escorca 7 

Felanitx 7 a| 

Inca 4 3 

Lloseta 4 \\ 

Lluchmayor 3 3 

Manacor 8 



Leguas 
cas te 1 lanas. 



Marratxí , 1 r 

Montüiri 4 

Muro 6 3 

Petra 6 a| 

Pollensa 8 2 

Porreras 5 a 

La- Puebla 6 3§ 

Puigpuíiertt 2 2 

San Juan . 5 2 

Santa Margarita.... 7 i£ 

Santa María ... 2 i¿ 

Santa ny 8 1 

Selva 5 i 

Sanselias 4 r 

Sineu 5 a 

Soíier 3 3¿ 

Valldemosa ♦ 2 3 

Viilafranca 5 3^ 



(1) La milla se compone de tf.431.206' varas cuadradas que 
equivalen á 1005 fanegas, ó bien á icoo pasos geométricos. 



(2) La legua castellana se compone de 3 millas y 3/7 que 
son ¡$.ooc pies geométricos. 



(?) 

Población de la isla de Mallorca. 



CENSO DE 1829. 



Número de 



vecinos. 

~ , f término . . 1.502 
Palma.. < ^ 

l^casco. . . . 0.009 

Alcudia 267 

Algavda ........ 555 

Aiaró 850 

Aná . 1.261 

Andraix. ....... 943 

Boñaibufary Esporlas 842 

Bmisalem 54a 

Boñola 440 

Caiviá 39 

Campanet 696 

Campos • 628 

Deyá. ......... 189 

Escorca 42 

Felanitx 1.808 

Inca 828 

Lloseta ........ 2 1 3 

Llnchmayor . .... 1*563 

Manacor 1.931 

Marratxí 307 

Montuiri . 448 

Muro .1.018 

Petra 558 

Poílenza . 1 .282 

Porreras 846 

La-Puebla 674 



almas. 

5-8o 3 
30.205 
1.054 
2.320 
3.809 
5-3*5 
s 77% 
-557 
.769 

>75Í 



IDEM DE 1834. 



Número de 



58 
2.764 
2.639 
78a 

E 39 
8.731 

3-7°7 
97* 
?-33° 
8.938 

'•3? 9 
1.879 

4.092 

2.28¿ 
5-486 

3-730 
2,895 



vecinos. 



*-5 2 5 

7-747 
260 

580 

9°5 
1.380 

996 
884 

547 
463 
40 1 
696 
69 1 
183 

43 
1 .840 

886 
£ 1 6 

••549 

l -9?7 
334 
401 

1.054 
580 

1.304 
853 
649 



CENSO DE lS¿g. IDEM DE ! 8?4. 



Número de 



a] mas. 




Poígpuñeht y Esta» 

lítñs 

Sania IV*?. ría . . • 
Sania Margarita. 

Samsñy 

Ssnseíías . . . . . 
Selva 



V;* j idemosa . 
Villafranea . 



Totales 



• Ot o 


1 .46". 


o?4 


1 *4/*J 


4 ! 4 


1.566 



6i < 


a. 4 4.0 




a,£<o 




a • 1 6 


6oa 


s.426 


863 


3*9 2 9 


890 


a. 878 


838 


3-?5* 


768 


3.349 




3.C00 


74° 




9*3 


3-3" 


. 884 


3-3 6 4. 


1.6.8 


6.3io 


- !.$«« 


6-5?3 


4*3 


1.600 


- 3^ 


1.368 


3*4 




T qo 


684 






34.688 




: 6.663 


160.3.59 



Para que pueda saberse el número enrío de Jas almas que te- 
Eia Mallorca en Jos siles «8:9 y 1834 y e* movimiento de po- 
blación en ej espressdo quinquenio, ritmos formado la demos- 
tración que sigue: 



1829. 



Número de almas en 

enero 151.103. 

Eclesiásticos. 1.709.^ 

Nacidos en v 7.43c. 

iodo el año. . 5.631..' 



Muertos. , 



158.533. 
4-135 



154.398. 



1834. 

Número de almas en 

enero iéo.359. 

Eclesiásticos. 1.850. n 

Nacidos en \ 7-372. 

todo el año. . 5-022. i 

1 67.731. 
Muertos. . . . 3.992. 

163.739. 



Población en fin de 1829 » 54-398. 

Idem .... idem de 1834 . 1 63.739. 



Aumento en un quinquenio 



0.341. 



ESTADO 

de los matrimonios, nacidos y muertos 
en todo el año 1834, 

según aparece de los libros sacramentales y mortuorios de la* 
iglesias de esta isla. 

IGLESIAS 



parroquiales. 


sufragáneas. 


morí ios. 


Nacidos 


Muertos 


r Ai) i»i • > 














ai 


1 07 




Sta. Eulalia. 




i'j 1 










4 y 


148 






La Vilera . . . 




3 o 






San Magín . . . 




*77 

/ £ 






33 








Son Sardina . . 




3" 


I 9 




Hospital gener. 








San Miguel . 






148 






Real inclusa . • 








Hospital milit. 




28 


San Nicolás . 




10 


94 


96 


PARTE FORENSE. 












37 


119 


64 






8 




a8 






18 


5« 


33 






ao 


68 


60 






3 


9 


8 






1 


14 


9 






47 


- 146 


77 






5° 


»39 


76 




Cap de pera . . 


24. 


55 


*7 




Son Servera. . 


a 2 


89 


3? 



( -o) 

IGLESIAS 

- — ^ ■■ x Matri- 



parroquiales. 


sufragáneas. 


monios. 


Nacidos 


Mneríoí 


Bañalbufar . 




S 


16 


9 




Esporlas . . ♦ . 


26 


73 


44 




Estabiiments. . 


*3 


5< 


39 






34 


9* 


59 




Biniagual . . . 


i 








22 


43 


39 






5 




1 2 






1 1 


45 


27 




Capdellá .... 


1 1 


28 


] 7 




3* 


63 


42 






18 


4* 








*9 


86 i 








*7 


2-3 


16 






n 


8 


4 










>55 






54 


162 


94 






1 


43 


f 9 


Lluchmayor . 




8a 




149 






92 


307 


194 




San Lorenzo . 


j6 


5^ 


46 






12 


53 


49 






-5 


57 


56 






28 


^3 


80 




Castell-Llubí. . 


18 


49 


40 




36 


33 


43 






93 


283 


1 40 






39 


«<3 


5* 






53 


130 


i 1 1 


Puigpuñent . 




1 r 


24 


10 




Estallens , . . . 


6 


*9 


1 1 






4 


T T 


10 






16 


46 


43 



( " ) 

IGLESIAS 



parroquiales. 


sufragó neas. 


monios. 


Nacidos 


Muertos 














Sta. Eugenia. 


. 16 


i 7 


3* 






. 48 










7 


15 


*á 








4« 


39 




Mancor • . . 


• 


30 


ai 




Bin lámar. . . 


10 


10 


10 




Caymari . . . 


9 


SI 


'5 








64 


¿o 








35 


a6 








J 3 


18 








109 


65 








2.6 


30 






. 68 


2.46 






Fornalutx . . 


1 1 


34 


31 


Valldemosa . 






41 


a8 


Villafranca , 






*3 


16 



Totales 1839 ¿52a 



399* 



( ) 



Riqueza territorial de Mallorca 

según la última aforacion ejecutada en cumplimiento de la real 
ó r den de 18 de febrero de 181 8. 







Fanegas 


CAPITAL. 






Uc IC-IJCJUJ. 


1 \ h . uc v n • 


i fprminn 

Palma, • . \ 


1 T R 






* IdSlU • • • 


• $0 i 9 




44°3 a 59 íí 


A larri 




I 44O9O43 


A ! e* nr? iíí 




1 OO 20 


/I /f O 1 

-7871 ft6i 

/ / * *-» v/ «J, 


A ¡pal ría . . . - ~ 


^ Vlf 




A n ri ra i v 




8212! 


1 5 1 r> r t P a 


.A T 1 3 


I *5 "5 9 


2. * ^88 


l n ti 1 0. ¿ 

l UÜ4W 1 X '-j 


RnñalhnfViF 


i 08 


1 1 96 


4 v°7°5* 


Tlin isa If»m .... 


<r i 6 




1 1 /i n 1 ¿c\*7 




1 


1 a 6 884 

1 » ly Vi u 3 


-5 2 o 00 55 


C 3 1 v iá 




1 5 020 3 
4°9o3 


1 33739°9 


í~*á m nanpf 




7^94 oc, 5 


í~*íi m nns 




1 °y J ,j 3 


1 U L) O SJ < y 1 






2 I I 6 


u / u ^ 4 ¿ 


r< crri pr»a 




*y n rt R -í- 




T?,cnn rfa q 




1 95°4¿93 


17 c f 1 1 »a ñ c 




200 2"^ 


4°3°37° 


1<V 1 a n i v 


1 r f 1 


a 5o 73 


O. 1 I ftl^l ! 

^3 1 J U 1 / 4» • 


Inca 




847** 


1 m 1 8 1 íí r 

l/\U^O 1 01 


T..In3Pf a 


1 8 t 


842 


r & nfio 1 /i 




f cf\6 


f 4 1 A pv .í- 


1 u 357° ' 




1616 


4.2774^ 
*T / / *♦ O 


274.78728 






8003Í 


» 054675 1 






7400 


7896326 






13825? 


12543922 






633755 a 






13944 


1 74*6 1 58 




• $79 


'5°73Í 


í534°3°5 



( 13 ) 

Fanegas capttal 
Edificios de terreno. Rs. de vn. 



La-Puebla 665 8451 10395596 

Puigpuñenr 156 8<)S6% 10294774 

San Juan 335 ?i?8f 3J7 f 44& 

Sta. Margarita 678 151 16 11076031 

Sta. María 636 931 1 10597428 

Santañy 834 251 1 8f 8782091 

Selva 798 11951! *54*3 8l S 

Sansellas 870 10223J 1 3785571 

Sineu 905 94 8 3§ i*jW a 537 

Soller 1487 9^iof 35621249 

Valldemosa. 346 9398J 14376369 

Viilafrauca 168 2968 2,79030 



Total . . . 31075 511433! 566085130 



Notas. 

Las ¿112332/3 fanegas de terreno, que forman el total de la 
isla, son: 228455 en campo secano, ¿4561/3 en regadío y 
huerta , 64321 en olivar, 27855 1/3 en viñedo y 184946 en pe- 
dragal y selva. 

El capital en bruto de 5^6085130 rs. reditúa anualmente al 
fuero ordinario 46872 ¡5r rs., y hechas las bajas que correspon- 
den para conservación, censos y contribuciones, resultan líqui- 
dos 22343090 rs., á cuya partida añadidas las de 282c 12 rs. 12 
mrs. y 417311 rs. u m rs., que forman los capitales de riqueza 
industrial y comercial, resulta la de 23042913 rs. 24 mrs. vn., 
que es la riqueza total de la isla. 

La fanega de tierra compuesta de 400 estadales de 4 varas 
cada uno, tiene 6400 varas cuadradas, que son 158 cuarteradas. 



( '4) 



Cosechas de la isla en un año común 

según el resultado del quinquenio de 1825 á 1830. 



GRANOS.-Cuarteras. 


LÍQUIDOS. 


Trigo. 


I Legnm- 

Cebada, |^ Avena. | bres. 


Aí'pitP s \Tínrv 

Cuartán. jCuartin. 


406132 


16404a ^2964 82135 


532216 393548 


CABEZAS DE GANADO. 




ne cerda. 


Lanar. Vacuno. Cabrío. 


| Caballos Yeguas. 


42893 


149864 8164 80532 


969 1843 



Nota. 

También hay en la isla cosecha de azafrán, seda, alpiste, 
maiz, cáñamo y lino; pero se ignora su producto anual, es- 
cepto de los dos últimos artículos, que en 1784 según el esta.:o 
que publicó la sociedad mallorquína dieron 5938 quintales el 
primero y 2350 3/4 el segundo. 



Oí) 



División territorial de Mallorca 

por partidos judiciales 
con arreglo al real decreto de 21 de abril de 1834» 

PARTIDO DI PALMA. 

VILLAS. Aldeas y lugarejos. 



¿'i"*** {Randa. 
Andraig Sarracd. 

/Esporlas. 
Bañalbufar / Esglayeta. 

^Establiments» 
Buñola Orient. 

{Escapdellá. 
Vallverd. 
Son Pieras. 
Vallnegra. 
^ fEl raed. 

Be * a \Lluch alcari. 
Lluchmayor. 
Marratxí. 

Palma fVileta. 

*\Son Sardina. 

r, . ¿ . fEstelleñs. 
Pm SPune»t { Gal¡lea . 

Sta. María Sta. Eugenia. 

c 71 ( Fornaluix. 

\Bimarraix. 

Valldemosa. 

PARTIDO DE INCA. 

Alará ConselL 

Alcudia. 



( '«) 

VILLAS. Aldeas y fugarejos. 



Binisalem Beniagual. 

^mpanet { V iU r6 . 

Escorca* 

Inca» 

Lloseta. 

Muro Castell-Llubí. 

Políensa. 

Sansellas < ^ ... 

^Beniali. 

Santa Margarita. . María. 

ÍMancor. 
Biniamár. 
Biniabbna. 
Moscari. 
Caymari. 

Sineu • . • • Llorito. 

La Puebla. 

partido de MANACOR. 

Artá (£ap d e Pera ' 

\Son Servera. 

Campos. 
Felanitx. 

Manacor S. Lorenzo. 

Montuiri. 

Petra Ariañy. 

Porreras. 
San Juan. 

^Alquería blanca. 
<¡ f J Salinas. 

y ...... L| om b arts# 



Filia/ranea. 



(^Calpnge. 



( 



Notas, 

La división de la isla por partidos de hipotecas hecha en 
1768 es igual á la que precede. 

La población de cada uno dé los tres partidos^ según el cen- 
so de 1834, es la siguiente: 

NÚMEÜO DÉ 



Vecinos 1 Almas. 





• 16713 


8 1442 






4*5 6 3 




• 953? 


43826 


Mallorca * . 


• 3á°*5 


1 67831 



Puntos culminantes de Mallorca 

y su elevación sobre el nivel de la man 

Me tro a. (*) 



Pufg majar" d'eri Torrelld i . . . . . 1463 9 

Puig majar de Lluché . * 4 ¿ * . . . 1 » 63 3 

Purg de Galatzó , en Püigpuñent.. 989 3 

Cali de Sollér ............. 562 3 

Mee de Ferrutx , en Arta. .... . ¿";8 8 

Colegio de Lhich, en Escorc3. . . . 459 4 

Mola del £sclbp 9 en Calviá. Tiene 
en su cumbre las tuinas de un 
observatorio telegráfico edificado 

en 1808. é ... ¿ ..... ¿ ... . 794 % 

Entrada de la cueva de Artá . * . . 43 4 

El Teix , en Valídemosa. ...... 426 a 

Múnttsiotí , en Porreras ....... 95 3 



(*) £1 metro es la unidad de medida lineal ó itineraria en 

b 



( 18) 



Puertos mas conocidos de esta Isla. 

EL DE PALMA. Lo forma el cabo de Cala fi- 
guera y el Cabo blanco, que distan uno del otro 4.3 
leguas aiE.S. E. t c S. y al contrario: su abrigo seria 
mejor sino recibiese tanta mar del S. O. En el siglo 
xiv se construyó en él un muelle de 460 varas de 
largo, y el Consulado de Palma en a de noviembre 
de 1809 consiguió* permiso de S. M. para alargarlo 
basta 520, como asi se ejecutó. El arroyo de la Riera 
(*) ha inutilizado su fondeadero , de modo que el tíni- 
co punro en que pueden anclarse los navios es en 
frente del lazareto que mide 108 y 6| varas de 
profundidad. 

PORTO-PL A dos millas de Palma: está defen- 
dido de los vientos y en él jamas penetra la mar, 
siendo muy sensible que en el dia se halle totalmente 
abandonada. 

PORRASSA. Es una ancha ensenada, buena para 
todos los vientos menos los del S. E. al S., con los que 
es muy peligrosa. 

PUERTO DE P AGÜERA. Está al N. 15° 30' O. 
dos millas de las islas de Malgrat y al N. 57 o E. una 
milla del Cabo andrixol. Es limpio, capaz de conte- 
ner 30 embarcaciones de porte regular, y los vientos 



el sistema métrico francés, que se substituyó al ana: es la diez 
milésima parte de un meridiano terrestre, que corresponde á 
3 pies y poco mas de j i líneas de París, equivalentes á 7 pul- 
gadas ó 4 palmos ríe Castilla, rz 157 i/2 metros equiva- 
len á 185 varas castellanas ó 5^5 pies. 

(*) Es un pequeño riachuelo que nace en las breñas del pre- 
dio son Fotfeza de Puigpañem, y besando los muros de Pal- 
ma vitne i desaguar al mar. 



( *9 ) 

que mas le dañan son los del a.° cuadrante, aunque 
no es mucha la marque meten. Este puerto está en ¿l 
distrito de Calvíá. 

PUERTO DE ANDRAIX. Dista una legua de 
la vil ¡a de su nombre: esta descubierto por el occi- 
dente, y aunque su boca, de tres cables de aneho ten- 
ga siete brazas, es poco cómodo para embarcaciones 
grandes, pues disminuye el fondo á 5 3^ y Los 
vientos del O. y S. O, le meten mucha mar. 

PUERTO DE SOLLERé En todo él no hay 
punto seguro, pues es muy crecida la mar que entra 
con los vientos al N. O, y N.— A cuatro leguas del 
puerto, hay un placer muy peligroso tendido del E, N.E» 
al O. S. O., pues solo tiene de 1 a á 1 3 pies de profundi- 
dad , por mas que los pescadores de Soller digan que 
pescan sobre él con 40 á 80 brazas de cordel sin ha- 
ber notado jamas rompiente alguna* 

PUERTO DE CALOBRA. Dista cuatro millas 
déla villa de Escorca: ofrece alguna seguridad á ios 
buques menores. 

PUERTO DE ALCUDIA. Está á la distancia 
de % de milla de la ciudad de su nombre: y los vien- 
tos del N. E« y E. le meten alguna marejada. 

PUERTO CE CAÑAMIEL. Se halla eníre ios 
Cabos vermeSi y raix en la costa de la villa de Arta'. 
Un riachuelo ha rellenado su fondo en términos que 
solo pueden anclarse barcos chicos con abrigo de los 
vientos del 4. cuadrante* 

PUERTO COLOM. Su boca tiene 70 brazas de 
encho y su fondeadero es esceiente* Dista % de milla 
de Fehmux. 

PORTO-PETRO. Tiene su boca al S. con menos 
de un cable de ancho y sus puntas limpias. Para fon- 
dear en él con embarcación grande se debe atender á 
la cova figuera que está en la costa del E. y anclar 
antes de llegar á ella por 5 ó 6 brazas, porque falla 



( ao) 

de pronto el fondo y de tres brazas se da en una. El 
S. E. y el S. son los vientos que mas daño hacen á 
este puerto, que se halla en la costa de Santañy. 

PUERTO DE CAMPOS. Su entrada es peligro- 
sa porque hace algunos escollos: mira al S. y tendrá 
como una milla de saco. Solo admite faluchos. Dista 
inedia legua de la villa de su nombre. 

Islotes y escollos 

que se hallan en los contornos ¿e Mallorca. 

ISLA DE LA CALETA. En las riberas de 
Santa Ponsa. 

ISLA D' EN SALAS. A cuatro millas de la an- 
terior y á igual distancia del cabo de Cala figuera. 

ILLETAS. Son tres y la mayor tiene una torre: 
están en la punta del N. E. de la Porrassa. 

ILLA D'EN SECH. Está dos millas al N. 27 o E. 
del cabo de Cala figuera con paso entre ellas y la 
costa de mas de 10 brazas de fondo. 

ILLA DEL TORO. A media legua de Portáis. 

MALGRAT. Son dos is as al N. 30 o O. dos mi- 
llas de la anterior, en cuyo freo mayor hay paso para 
embarcaciones que calen menos de ta palmos. 

ILLA DGLS CONIS. Frente la Puma negra. 

ILLA DEL AGUILET. Antes de llegar al puer- 
ío de Andraix. 

DRAGONERA. Al N. 48 o 30' O. y á tres mi- 
llas de la mola de Andraix. Está tendida de N. É. S. 
O.: su estension son dos millas y tiene una torre para 
los fuegos. Es propiedad dominical con jurisdicción ci- 
vil y criminal del limo, obispo de Barcelona, por ha- 
berla donado el £r. Rey D. Jaime en julio de 123a á 
D. Berenguer Palón, que lo era en aquel entonces, en 
premio de sus servicios prestados en la conquista de 
Mallorca. Esta Real donación la confirmaron D. Jaime 



(ai ) 

el II en su Real privilegio de 6 de junio de 1179, 
D. Pedro IV de Aragón con instrumento dado en Per- 
piñan á 17 febrero de 1371 9 D. Sancho I con Real 
privilegio de 15 de las calendas de febrero de 1320, 
D. Fernando de Aragón con el suyo dado en Bar- 
celona á j marzo de 1 41 3 y D. Felipe el II con Real 
título de 30 junio de 1567. 

SAN TELMO. Está en las costas de Andraix. 

MITJANA. Frente la Punta blanca. 

ELS CALAFATS. Son tres escollos junto á la 
Dr;tgonera, y sus cercanías son peligrosas. 

EL ALGÁR. Está al N. 50 o E. de la Cañada de 
Estalleñchs y á la distancia de i£ millas. 

CAVALL BERNAT. A af "millas del Algar al 
N. E. \ E. y coscas de Banal bufar. 

NA FOREDADA. Frente la costa de Deyá. 

EL MURTERET. Al O, del Single del pi. 

EL COLOMER. En las costas de Pollensa. 

CASTELLOT. En la punta de Cala murta. 

ILLA DE FORMENTÓ: está próxima al cabo 
de este nombre. 

ALCANÁ. A media milla de la punta d'en Tor- 
rens en la marina de Alcudia. 

LA PLANA. En las mismas costas. 

ILLA DELS PORCHS. En la ribera de Santa 
Margarita, 

LOS ILLOTS. Son varios escollos que hacen muy 
dificultosa la entrada al puerto de Campos. 

LAS ROQUETAS. Frente los estanques de sal. 

NA PELADA, MOLTONA , CORBARANA Y* 
GAVINA , son islotes que están repartidos por aque- 
lla inmediación. 

ILLOT D'EN ESPAÑOL. Junto á la Punta ne- 
gra en las costas de Liuchmayor. 

ILLOTA. En las riberas de Palma frente la cue- 
va de la Gata. 



Cabos y puntas principales de Mallorca. 



CAP ENDERROCAT. Término de Lluchmayor, 

CAP BLANCH. ídem. 

CAP DE REGANA. ídem, 

CAP DE SALINAS. Frente Santafíy, 

CAP DE PERA. En 4rfá, 

FERRüTX. En Ídem. 

PUNTA O' EN AiMER. En Manacor, 

PUNTA DEL PINAR. En Alcudia. 

CAP DE FOR MENTO. En Póliensa, 

CAP DEL FALCÓ. En la Dragonera. 

CAP DE CALA FJGUERA. En Calviá, 

CAP GROZER. En Ídem. 

Jsla de Cabrera, 

Está al S. de Mallorca, de quien la separa un ca- 
nal de 4 leguas de peligrosa navegación : su puerto 
admite navios de 100 cañones | sin mas población que 
la de un casrüío mandado edificar por el grande y 
general Consejo de Mallorca en £5 de noviembre de 
1585. ~Su situación es á los 6° 43' ¿fi" íong. E, y 
Jos 39 o 7' 30" de latitud; pareja con tres millas de 
largo del S. O. al N. E, y %\ de ancho de E. O.m 
Al N. de Cabrera está la isla Conejera, que suponen 
patria de Aníbal, y al S. otra isla separada por un 
estrecho de pocas vara?. En el reparto general de Ma- 
llorca verificado después de la última conquista, tocó 
la isl3 de Cabrera á D. Ferrer de Sant Martí. Ar- 
naldo paborde de Tarragona su .sucesor, en los idus 
de mayo de 124.8 la dio en establecemienío á Bernar- 
do de Claramoute y Guillermo Huguet por 7 mora- 



(*3) 

batióos de oro (*) y 10 cabritos anuales. Es hoy el 
propietario de Cabrera el Sr. D. Salvador Moreli de 
Pastoritx. 



Peces y mariscos 

que se pescan en nuestros mares. 



Aiadroch. 


Caragol. 


Ferrassa 


Aiatx3. 


Casó. 


Fleuma. 


Albocora. 


Cipia. 


Gall. 


Anfos. 


Congra. 


Gallineta. 


Anguila. 


Copina. 


Gamba. 


Arañ;j. 


Corn. 


Gambarrot. 


Besuch. 


Claveil. 


Gasd. 


Biso. 


Cranch. 


Gatvayre. 


Boga. 


Cranca. 


Getlarer. 


Boitx. 


Dátil. 


Grimalt. 


Bonjesus. 


Deuraí. 


Guya. 


Bonitol. 


Delfí. 


Jarret. 


Bou. 


Dentó!. 


Jonquillo. 


Cabasuda. 


Donzella. 


Llagosta. 


Cabot. 


Emperador. 


Llampuga. 


Cabra. 


Escat. 


Llissa. 


Calamar, 


Escorbay, 


Llop. 


Cámaro*. 


Escorpara. 


Liúda. 


Cantera. 


Espasa. 


Llumada. 


Capellá, 


Esperray, 


Llus. 


Capdolla. 


Esper. 


Mabre. 


Capplá. 


Estel. 


Mallusa. 


Caproig, 


Esturió. 


Melva, 



(*) Era moneda mallorquína y arafonesa: en 1276 valia 
en Barcelona 10 3 6 y en Mallorca 6 $6. posteriormente tuvo 
el valor de 9 $ en Barcelona equivalentes á 8 en Mallorca. Los 
hay acuñados en esta isla de D.Jaime II, de !>• Pedro IV y dt 
D. Alonso III. 



( 2 4 ) 



Milá. 


Pajellida. 


Saupa. 


Molí. 


Pex de Moisés, 


Serrá. 


Mollera. 


Pex de S. Fran- 


Sesciet. 


Morena. 


cesch. 


Sígala. 


Morruda. 


Po j laguerai. 


Sirvióla. 


Moxó. 


Pop. 


Sorel 1. 


Mola. 


Porch. 


Sou 1 1 uset. 


Mussola. 


Quisona. 


Toñina. 


Múxol. 


Ra boa. 


Tort, 


Oblada, 


Rafel, 


Ton uga. 


Orada, 


Rafet, 


Tintorera. 


Orenol. 


Rahó. 


Tula, 


Ocióla. 


Rap. 

r 


Turmas?ot. 


Ortiga. 


Rata. 


Tremoló. 


Ostra. 


Remo!. 


Ullada. 


Pagara. 


R e i x . 


Vaca. 


Palomida. 


Retjada. 


Variada. 


Pampol. 


Romaguera. 


Vestid ri'aniés. 


Pampol rescás, 


Roquer. 


Vey -marí. 


Pajel!. 


Ruda. 


Voga-rnarí. 


Pedas. 


Saboga. 


Xucia. 


Pelaya. 


Salroig. 


Xurigué. 


Pastenaga, 


Sard. 




Pestil. 


Sardina. 





NOTA. 

También crian los mares de Mallorca remoras, 
ovas, plumas de mar y estrellas de varios colores. El 
nautilio, el hipopótamo, conocido por cavall marí; la 
yegua, la sierpe y el tigre marino. Coral finísimo na- 
turalmente abrillantado, nácaras y perlas. De estas 
se llevó doce pescadas en Cabrera el mariscal de cam- 
po D. Pedro Cermeño para el gabinete de historia 
na f ural de Madrid, Los confites de mzr de que abun- 
da el levante de Palma son mejores que los de Tri- 
bolí en Italia tan celebrados por Salmón. 



( Ȓ ) 



Aves que se conocen en Mallorca. 



De rapiña. 

Aguila pexera. 

Arpella. 

Corp. 

Esparver. 

Engaña pasjors. 

Falcó. 

Milana. 

Moxeia. 

MussoJ. 

Oliba. 

Voltó. 

Xorigué. 

Caseras. 

Añada. 

Cañar i. 

Colom. 

Gallina. 

Gall. 

Indiot. 

Oca. 

Pago. 

Polla d' India. 

No domésticas. 

Aloeta. 
Bisbet. 
Buscaret. 



Butxaca, 
Cadarnera. 
Capxerigañy. 
Colom de mar. 
Cucuyada. 
Ferrerico. 
Ga farro. 
Gorrid, 

berberisco. 

Grivia. 

Metiera bep ne- 
gra. 

— — bec blanch. 

bec groch. 
Passareli. 
Pardalet de gar* 

riga, 
Passa foradíe 
Perdiu. 
Pinsá, 
Piula, 

Raía pinada. 

Ratolj. 

Real. 

Soliera. 

Terrola. 

Tudd. 

Verderol. 

Verdico. 

Vitrach. 

Vitracd. 

Xixere. 



De paso que 
crian en la Isla. 

Bayarol. 

Coa rotje. 

Cucui. 

Gual-lara. 

Oronella. 

Puput, 

Rossiñol. 

Tortora. 

Velsía. 

De paso que 
no crian. 

Arnés. 

Becafigo. 

Cabot. 

Cap negra. 

Cega, 

Cegai. 

Cul blanch. 

Cul negra. 

Cul groch. 

Durbeth. 

Estornell. 

Fuell. 

Galina d'aigua. 

Gavina. 

Gorlí. 

Guaüara ra a res a 



Juya. 

Llengarut. 

Lluó. 

Martinet. 

Pascara. 

Rupit. 

Satjeta. 

Saix. 

Tort. 

Tort pintad. 
Tort seyá. 
Trenca piñons. 
Titina. 



üll de bou. 



Galína d' aigua. 



Añada. 
Cabusó. 
Cap favé. 
Cap vermell. 
Cisne. 
Coii blau. 
Corp marí. 
Flamench. 
Fotxe. 



Acuáticas. 



Gall favé. 
Gavina. 
Gorlí. 

Guariera marefa 

Oca. 

Orval. 

Rossera. 

Sabatlí. 

Seda rossa. 

üró. 



En Mallorca se conocen también estils d'or, gar* 
xas blancas y reales; las grullas, que describe Saler- 
me verb. grue balear.^ el porfirio, que dice Plinio se 
llevaba de est3 isla á Roma por plato regalado en las 
mesas espléndidas: el orval , cuyo vello es muy bue- 
no para las heridas, y el onocrótalo o pelícano, de 
que se habló en una gaceta de Francia lundi $ juillet 
J 773 ai 't* Majorque, y se remitió disecado al Real 
gabinete de la Corte. También conoce esta Isla el pa* 
jaro real 9 que es una especie de grulla rara y hermo- 
sa con un moño de un pelo que parece grama. El fai- 
sán de indias también ba llegado á naturalizarse en 
este suelo. 



(>7) 



Minerales que produce esta Isla, 

y puntos donde se hallan con mas frecuencia. 

ágatas (piedra). En Soller cerca del huerto d ? en 
Prorn; en Inca, Binisalem, Pianicia, Pastoritx y Buñola. 

Alabastro (ple ira calcaría). En Bañalbufar y Es* 
talleñchs. 

Alcohol. En Bu ñola. 

Almagre* En Sansetlas lo hay esselente. 

Amianto (fósil incombustible). El marques del 
Palacio tenia en su gabinete »>na porción que se es* 
plotó en \f<)6 en el Barranch de Soller. 

Amoladeras y afiladeras. En Estalieñchs. 

Arcilla y greda (tierra). Es común en la isla. 

Belernnitts (piedra). En Sta, Margarita y en 
otros pueblos. 

Bolo- En Manacor finísimo. 

Búcaro, ó bolo armenio que se pega á los labios. 
En una cueva de Felanitx y en orra á la bajada del 
puerto^de Estalieñchs. 

Canteras. Las hay llenas de conchas, caracoleff, 
estrellas y otras producciones marinas, en la villa de 
Sineu, que por ser el seno de la isla y confirmar el 
movimiento peristático de la tierra son dignas de ob- 
servación. No son menos comunes en Muro , y parti- 
cularmente en las huertas de D. Mariano Simó, quien 
en 1834 nos regaló varios de dichos petrificados : en 
la Puebla, y en el término de Palma lugar llamado 
Coll en Rebasa, las hay también y se han encontra- 
do dentro de ellas varios efectos orgánicos, como hier- 
ros, tiestos, huesos calcinados, y maderas cristalizadas. 

■ de grano gordo (eos ó piedra arenisca y 
en vulgar amares). Tosca curso de matemáticas y 
Mut agricultura militar, prefieren los sillares de Ma- 



(a8) 

Horca para la construcción de muros porque !a bala 
se embaraza y no Iostaladra.CoM d'en Rebasa, Cam- 
pos, la Font santa y otros puntos de la isla. 

Canteras de grano pequeño, vulgarmente llamado de 
Santañy por hallarse una de ellas en esta villa, de la 
que se fabricaron los magníficos edificios de la Lonja, 
S. Francisco , Sto. Domingo y el castillo del Ovo de 
Ñapóles (para esta obra, que se hizo en «450, prefi- 
rió el Sr. Rey D. Alonso el sabio la piedra y el ar- 
quitecto de Mallorca, aquella por su mérito y este por 
su habilidad).^ — Para los trabajos de escultura esta pie- 
dra es preferible al mármol, porque como no es tan 
fuerte, puede mejor el artista trabajar á su capricho 
y por lo mismo dejar bien concluidas sus obras. Las 
esfinges que se ven en los ángulos del salón de la 
Princesa en Palma (que son obra de D. Jacinto Ma- 
teu discípulo del célebre Adrián Ferran) son también 
de la cantera de Santañy. 

' granito de Menorca. Del que se hacen so- 
berbias mesas en Lóndres, también lo hay en varios 
puntos de Mallorca, como en Aiaró y Buñola. 

Carbón de piedra. En Escorca, Lloseta y Binisalem. 

Cobre (aram). Lo hay en Albarca, y en i?79 se 
descubrió en Selva una mina abundantísima. 

Cristal de roca (sal de bruja). En varios puntos, 
especialmente en la Coma del moro de Estalleñchs. 

Cuernos de hammon (sitoglífíles) de que habla Har- 
duino in notis ad Plinium 3 que quebrados en lo 
interior relucen como el oro: en Lofre hay todo un 
campo. 

Gránalas, En SoIIer y Buñola. 

Hierro. En Vaildemosa y otras partes. 

Jaspe de muchos colores igual al de Sicilia. En 
Sollerich, Binisalem, Inca, Pianicia, Pastoritx y Bu- 
ñola. Hay en la isla escelentes obras de estas piedras, 
como las colunas del zaguán del marques de Solle- 



(*9) 

rich, la capilla del Bto. Alfonso Rodríguez en el co- 
legio de Montesion y el sepulcro del caballero don 
Juan Despuig en las monjas dominicas de santa Ca- 
talina de Sena. 

Livell (quartzo 6 piedra de vidrio). En Bañalbu- 
far y Planicia. 

Litar girio para hervir el aceite de linaza. En Su- 
perna, Canet y otras parres. 

Marga. Es común en muchas villas. 

Margaritas. Las tenia en su museo el cronista 
D. Ventura Serra en el año de 1/78 halladas en Soller. 

Mármol blanco. En son Puigdorfila , Cabrera, 
Andraix , Puigpuñent , Bañalbufar y Buñola. 

pardo. En los mismos pueblos. 

rojo. En Santañy. 

Minio. Don Vicente Tofiño dice que lo hay en 
Mallorca, lo propio afirma D. Ventura Serra en una 
carta sobre mineralogía de esta isla que escribid á don 
Gregorio Mayans, pero nos es desconocido ei punto 
que lo produce. 

Ocre. En Planicia, y en Estallenchs en un predio 
de casa lo hay escelente. 

Oro y plata. Serra en sus Recreaciones eruditas 
M. S. dice que lo hay en Soller y en son Creus de los 
caballeros Olezas; el Sr. Tofiño espresa que lo hay en 
Mallorca, pero que su estraccion y elaboramiento se- 
ria mas costoso que la utilidad. Cerca i8>o se encon- 
tró en el mercado de Palma un fócii, de que conser- 
vamos porción; y según opinión de varios naturalis- 
tas tiene mezcla de uro ó le esta muy cerca este pre- 
cioso metal; pero otros son de contrario parecer opi- 
nando mas bien ser mineral desconocido: su colores 
azafranado como la gutagamba y se rompe en tabla. 
D. Antonio de Furió también tiene un pedazo en su 
gabinete. D. Fernando II el católico con Real pri- 
vilegio de 23 de febrero de 1481 coucedió permiso á 



( 3° ) 

D. Francisco Zanglada , caballero mallorquín para 
esplorar una mina de oro descubierta en esta isla* 

Piedra metálica sin nombre particular. Es un pen- 
diente á la parte del mar en Manacot- dentro el lugar 
del Hospitalet, que herido con un palo suena con mas 
armonía que cualquier metal. 

Piedras de águila, y otras que llaman rellenas por 
estarlo de granos de varios colores. Las hay en So- 
11er y GsJatzó. 

Piedra azul. En Pollensa. 

azul con vena de hierro. En Puigpunent. 

cúbicas, sexquiláteras y ochavadas de diver- 
sos colores. Las hay en Soller que el arte no las 
trabajará con mas perfección ni las dará ei lustre 
abrillantado que naturalmente tienen. 

especulares y arborizadas , mucho mas finas 

que las de Galicia. En Manacor figuradas de muchas 
especies, unas que se llevan la imprenta de una con- 
cha ó estrella de mar, y otras las ojas y ramas de 
varios vegetales y arbustos. 

purpiueas. En ia mola d'en Brondo de Vaíl- 

demosa. De alíí tomo D. José Antonio Folch el trozo 
con que en 18:0 trabajó e! manto real del sepulcro 
del br. marques de ia Romana, que es una de las me- 
jores piezas de aquella magnífica obra. 

sanguínea 5 que usan los caldereros. En 

Galat zá. 

negra filamentosa, Tofiño dice que la hay 

en Mallorca. 

si ei lata. D. Ventura Serra dice que el doctor 

Salvador de Barcelona tenia un buen trozo que se ha- 
bía llevado de Mallorca, pero no hemos dado con el 
lugar donde se encuentra. 

ele filtrar el agua. En Manacor. 

-jabonosas. En son Gual. 

——solitarias. En Solier y Buñola. 



(3i ) 

Pizarra. En muchas panes según Tofiño. 

Porcelana. Igual á la que en Roma se hace la 
escelente loza de este nombre la hay én Puigpuñent 
y Estalieñchs. 

Pórfido. Lo vimos en 1830 enviado desde Mallorca 
en el gabinete de historia natural de Madrid, y se ha- 
lla con frecuencia en Binisalem , Inca , Planicia, Pas- 
toritx y Buñola. 

Plomo. En Planicia. 

Sal de moro (mica). En varias partes de la montaña. 

Stalactites. Son las congelaciones producidas por 
las gotas de agua que caen desde el techo en las gru- 
tas. En Arta , Manacor y otras villas. 

Spathos de naturaleza metálica. En Soller, Valí* 
demosa y Alfabia. 

Talco ó piedra de espejuelo. En varios puntos. 

Tierra verde. En S. Juan y Petra. 

sigillata. Serra dice que la hay en Mallorca, 

— ■ para la obra de loza , superior á la de Al- 
eora (de que hay una fábrica en Palma desde 1829); 
en Felanitx , Inca , Manacor y en son Sureda detras 
de Bellver. 

Tufos (piedra calcaría). Arta y Manacor. 

Bermellón ó cinabrio. Plinio y Vi tu brío celebran 
el de Mallorca por el de maycr estimación y escelen- 
te calidad, después del primero, y mejor que se co- 
noce en Europa. Lo hay en Buñola y Planicia. 



( 30 

Pesos y medidas de Mallorca. 

La introducción de pesos y medidas en la Mñ es 
tan antigua como fu última conqu'Sta , pues el señor 
Rey D. Jaime I de Aragón con Real privilegio de 
i.° de marzo de 1Í30 concedió su uso, á los nuevos 
pobladores 5 en las ventas de iodo género de merca- 
durías. 

El destre (derivado de la dicción latina dester) (1) 
es la medida que mandó usar aquel monarca en 6 de 
los idus de octubre del referido año cuando sus agri- 
mensores^) ejecutaron la división territorial de la Isla 
para procederse después al reparto general de ella. 

La cana (i) la usaron los primeros pobladores co- 
mo procedente de Cataluña; pero por la comodidad 
que ofrece la media cana ó vara castellana i mandó el 
Rey D. Jaime II en su privilegio de 1 8 de diciembre 
de 1292 que Se usase de ella para la medición de la 
ropa sobre tableros. 



(1) El destre se compone de 428 1/3 palmos cuadrados. zz 
20 destres hacen la cuartelada Esta equivale á 103.469 4/0 
palmos cuadrados, que son 40 varas castellanas , ó 20 can s 
mallorquines. La cuarterada hace 10 huertos y 4 de estos com- 
ponen el cortón. zzDiez y s<is cuarterada? hacen la jovada (que 
es la estension de tierra que puede arar en un día un par de 
bueyes, y esta se compone de 2.9 5.51 1 1/9 palmos cuadrados. 

(2) Duran Coch y Guillermo Descamp de Barcelona,- Pedro 
IVlontroy y Guillermo Ports de Tarragona, Ramón Canilles y 
Bernardo Culnll deTortosa, Bernardo dfe UmbertyHugo Rui- 
lan de Marsella , en Prohef y Pedro Escrivá de 1 érida, Pedro 
Bar y Pedro Serra de Montpeller , Berengner Metje fiare del 
Narnu de Girona. 

(3) Se compone de dos varas castellanas, cada una de estas 
de cuatro palmos, el pajino con 3/3 de un pie geométrico y 
cinco de estos hacen el paso geométrico que equivale á la ca- 
na mallorquína. 



( 33 ) 

El palmo de Mompeller (i) que se introdujo en Ma- 
llorca por ser el Rey D. Jaime señor de aquella ciu- 
dad, solo sirve para medir en las fábricas de edificio! 
la distancia que se deja de 7 palmos, con el objeto de 
no perjudicar al confrontante* 

Con Real privilegio de a de abril de 124^ se eon- 
cedió á los mallorquines que pudiesen tener plaza 
publica, ahrtdiga y alfolí; lo que ratificó posterior- 
mente D« Jaime II en su Real orden dada eñ Perpi- 
ñan á ai de mayo de 1284. Con la de 7 de julio de 
130a se mandó que para la venta de leña, paja, ca- 
ñas, algodón y lencería se hiciese uso de la plaza da 
S. Andrés (2), y de la del mercado para la de toda 
especie de efectos y artículos de consumo que se lie* 
vasen á ella todos los sábados del año. 

Antiguamente los vendedores particulares habiaa 
de medir y pesar sus mercadurías con los mismos pe- 
sos y medidas de ios pesadores universales (3); pero 
esta condición que no conocía mas principio que la 
práctica común, fue revocada por el Sr. Rey D. Alonso 
en su Real privilegio de 28 de diciembre de 128$^ en 
que concedió á los vendedores el úso de pesos y me- 
didas propias. Esta gracia abrió las puertas de la si- 
mulación á los vendedores de mala fe : el Sr. Rey 
D. Sancho pensando contener tales abusos en 10 de 
noviembre de 1322 concedió inmunidad de pesos y 
medidas^ con varios pactos y restricciones ; .pero la« 



(1) Escede en una tercera parte al común: siete palmos de 
Mompeller que son diez de los nuestros, hacen una vara de 
aquella ciudad. 

(2) Hoy de Cort, tenia aquel nombre por haber en ella el 
hospital de S. Andrés, que en el dia es Casa consistorial. 

(3) El Sr. Rey D. Sancho confirmó la antiquísima erección 
de este oficio con Real privilegio dado en Perpiñan á 3 de los 
idus de junio de 1316 y fueron reformados sus capítulos en 
12 de majo'de 1377. 

c 



(34) 

continuas quejas de muchos compradores engañados, 
dieron motivo para que se suspendiese aquella libertad. 

El grande y general Consejo de la isla y los ilus- 
tres Jurados de la misma teniendo presente los abu- 
sos y falsedades que cometían varios vendedores por 
no tener ios pesos y medidas sellados del marcharoa- 
dor universal, como estaba prevenido; con resolución 
de 8 de junio de 1669 comisionaron al sargento ma- 
yor D. Vicente Mnt y al P. José de Zaragoza jesuíta 
para que hiciesen sus observaciones y presentasen un 
plan proponiendo los medios mas convenientes para 
Ja nueva fábrica de los mismos. Asi lo ejecutaron, y 
conformándose el Senado balear y Municipalidad de 
la Isla con lo propuesto por dichos comisionados, en 
35 de agosto de ¡. ó?o se publicó el nuevo arreglo de 
pesos y medidas , que ninguna alteración ha tenido 
desde entonces, y su conexión es la siguiente: 

Medidas para granos. 

La cuartera se compone ele 6 barcillas. 

La barciila . . 6 almudes. 

Cien cuarteras mallorquínas son 124 fanegas de 
Castilla, 41 t-jg eahices de Aragón, 496 alqueras de 
Partugaí, 4*^ cahíces de Alicante, 496 barcillas de 
Denia y Vinsroz, 103 cuarteras de Barcelona y ¿8| 
minas de Genova. 

Para aceite. 

La carga se compone de a odres ó pellejos. 

El peliejo 3 mesuras. 

La mesura. 4 cuartanes. 

El cuartán 9 libras. 

Tres mesuras de aceite d un odre equivalen á 2,6 
azumbres de Castilla. 

Cien cuartanes hacen 36^5. arrobas de 6 azum- 
bres de Castilla, 29 arrobas de Aragón, 68 T 3 5 pos» 



tas de Portugal, 43|£ arrobas de Sevilla, GibraU 
tar y Málaga, 4i¿§ arrobas de Cartagena, 37H 
arrobas de Denia y Vinaroz, ii5§ cuartales de 
Barcelona y escandallos, que cuatro hacen 

una mesuróla de Marsella y costa de Francia. 

Para vino. 

La carga se compone de 4 cuartines. 

El cuartin 6§ cuarteres 6 4 cuarti- 

rielios, que son 13 cuar* 
tones cada uno» 

El cuarter 5 cuartas. 

La cuarta, .2 cortons. 

Diez cuartines de vino son 17 arrobas castella- 
nas. — Cien cuarteres son 26 -^—^ arrobas de 8 azum- 
bres de Castilla, que montan 842 cuartillos, lo 
mismo que 2 1 o| azumbres, 405 cántaros de Ara- 
gón, órjj 9 ^ postas de Portugal, 30^ arrobas de 
Gibrahar y Málaga, 35^. arrobas de Cartagena, 
39! cántaras de Valencia, 58 mesurólas de Bar- 
celona, 5 T 7 ^ barriles de Genova. 

Pesos 

El quintalsecomponede 4 arrobas. 

La arroba ♦ 25 libras. 

La libra. ........ 12 onzas. 

Cien libras de Mallorca son 87! de Castilla, 
120 de Valencia, 1 1 6f de Aragón , 75§ de Ali- 
cante, 98^ de Rosas, Colibre y Perpiñan , 80 
rótulos de Portugal y 1 33 de Ge'nova, Nisa, Vi- 
llafranca y Ñapóles. 



(*) La romana que se usa para pesar al por mayor da 99 li* 
bras, y en llegar á quintal toma 4 libras mas. 



(»«) 



Valor que tienen en esta Isla las mo- 
nedas castellanas 

con arreglo á la Real pragmática de 17 de julio de J779. 



Oro. 



Plata.. 



Moneda mallorquína. 
Lib. Suel. Din. 



La onza de oro de cuño 












3 


$ 




12 


1 


9 




6 




10 




3 


t# 






1 


12 


Sí 


Onza de oro de cuño rao- 












t 


8 




12 


ft 


10 




6 




S 




3 




a 



{Duro de plata. ...... 1 10 * 

Peseta 91 6 w 

Real de plata n 3 « 

Real castellano ...... 99 x 6 



La moneda castellana de vellón 6 calde- 
1 rilia no circula en Mallorca á pesar de es- 
, 1 tar prevenido por una Real orden de Feli- 
' I pe V su fecha \f de mayo de 1746, pobli- 
I cada en esta ciudad á j de noviembre del 
^propio año. 



(37) 



Tabla de la conexión que tienen las 
monedas mallorquínas. 

Dineros. 



2' 


Doblero. 






6 


3 


Treseta. 




12 


6 


2 


Sueldo. 


24 


12 


4 


2 


Real 


224 


120 


4° 


20 


10 



Libra mallorquína 

(moneda imaginaria). 



Correspondencia de 
la moneda mallorquína á la castellana. 



Moheda mallorquína. 



Moneda castellana. 
Rs. mrs. avoi* 



El dinero 55 1 

£1 doblero » 3 

Treseta » 1 i 

Sueldo 22 

Real mallorquín 1 11 

Libra mallorquína. ....... 13 9 



*5 

*3 



( 38 ) 

Mea de la ciudad de Palma 
y su fortificación. 

Palma es capital de Mallorca, está edificada á la 
orilia dei mar; su ñgura c s un segmento mayor que un 
semicírculo y encierran sus muros vecinos (1). 

Residen en ella ei Capitán general, el Obispo, la 
Audiencia territorial (a), ei Gobernador civil, el in- 
tendente, la Diputación de la provincia y demás au- 
toridades de la Isla. Su nombre lo tomó de la antigua 
ciudad de Palma, que en el año 121 ames de J. C. 
fundó Q. Cecilio Mételo el Baleárico cónsul romano, 
y á pesar de que los m o ros la llamaron AImudena.es 
constante y se confirma por documentas auténticos 
que después de la conquista ios Soberanos de la isla 
ya la nombraron Palma. Comprueba esta verdad el 
Real privilegio de D. Jaime i dado en 23 de julio de 



(y) En 16*31 el vecindario de Palma ascendía á io9 vecinos, 
según afirma D. Vicente Tofino de S. Miguel en sus descripcio- 
nes de las islas Pithiusas y Baleares png. 35-=El desarrollo de 
la epidemia que padeció esta ciudad en 1652 acabó con 8.310 
almas, asi es que á últimos ce aquel si.^lo solo tenia esta capi- 
tal 5.965 vecinos, y en 1784 ya habia aumentado el número de 
ellos "hasta 7.21 1 según las memorias publicadas por la Real 
Sociedad mallorquína, 

(2) Este superior tribunal desde que fue erigido por Real 
pragmática de 25 de abril de J.572, confirmada en u de mayo 
de !57ó y 3 de setiembre de 1606, está situado en la ciudad 
de Palma, y no en la de Iviza , capital de la Pithiusa (le su 
nombre, como lo supone D. Francisco Verdejo Paez, en la pá- 
gina 214 íom. 2 de su Descripción general de España é Islas 
dependientes de ella. Esta es \i exactitud con que describen los 
forasteros los países que les son desconocidos. 



(39) 

latía (O concediendo á esta ciudad su escudo de ar- 
mería figurado en cuatro cuarteles, i.* y 4. Barras 
de Aragón (2), a.° y 3.° un castillo sobre el mar, 
con una palma en su hornenage, atributo parlante 
que simboliza el nombre que en aquella época ya te- 
nia esta capital. 

Hay en ella edificios suntuosos como la Catedral (3), 



(í) Lo confirmó el Rey D. Sancho en i3 de las calendas de 
enero de 131 2 á instancia de Guillermo de Montsó, Br. Do- 
mingo, Bernardo Umoert y Raimundo Paíou, síndicos de la 
universidad de Mallorca. 

(2) Son cinco viones de gules en campo de oro. Esta es la 
tecera nobiliaria que en el año 873 dio el Emperador Carlos 
Calvo áD. Wifredo el Velloso tercer conde de Barcelona, y fue 
asumida á los Reyes de Aragón príncipes de Sobrarbe en las 
capitulaciones matrimoniales celebradas en u de agosto de 
J137 entre Dona Petronila hija y única heredera de D. Rami- 
ro el Monge Rey de Aragón, y D. Ramón Berenguer IV, úl- 
timo conde de Barcelona. 

(3) Se empezó en Í230 en el local que ocupaban siete casas 
que dió el Rey D.Jaime de las veinte y una que le cupieron 
en la Almudayna cerca i a puerta de las Cadenas =3 El Sr. Rey 
D. Pedro con Real orden de ó* de las calendas de julio de 1343 
mandó á su tesorero Bernardo de UJsina letrado que pagase 
1000 sueldos barceloneses cada año pura adelantar la fábrica 
de la Seo, ordenando asimismo que en la parte que se edifica- 
se con aquella suma se pusiese el escudo de sus Reales Barras. 
El Sr. Joveilanos en su Caria hisióríco-artísttca sobre este edi- 
ficio, que comentó el estudioso D. Antonio Furió, sugeto ven- 
tajosamente conocido en la escena literaria, á mas de callar 
esta noticia, afirma que las piedras que componen la Catedral 
son purto de las canteras de Santañy, Coll d?en Rebasa, Portáis 
y de otras de menor Hombradía. Téngase presente sobre esto 
el Real privilegio de D. Jaime III de iViallorca dado en los idus 
de marzo de 1343, en que concedió permiso á los arquitectos 
de la iglesia de Sta. Cruz para estraer los sillares necesarios 
para aquella fábrica, de las cercanías del castillo de Pulchro 
vissus (Bell ver), prope vlnta Jacobi Senail, por ser aquella 
cantera de superior calidad, y haberse escavadó de ejla mu- 
chas de las piedras empleadas en la fábrica de la Seo. 



(40) 

la Lonja (i), el Consistorio (2), la Real armería, la 
ca'rcel (3); las casas del Escmo. Sr. Conde de Monte- 
negro , Marques del Reguer, de Ariañy, de Solleric, 
de Villafranca y de Vivot; las de los caballeros Vi- 



(1) Véase la Carta histérico-artística sobre este edificio, es- 
crita por el Sr. Jovellanos y publicada por el Real Consulado 
de Palma en 1812. 

(2) El antiguo, llamado Casa de los Jurados* estaba en la 
calle de S. Francisco en un edificio que después adquirió don 
Andrés Rossiñol de Defía y hoy posee el Sr. D. Francisco Vi- 
llalonga-Escalada. D. Pedro IV de Aragón en 1343 señaló i 
loa Jurados para local de sus sesiones el antiguo hospital de 
S. Andrés y la casa que fue de Im caballeros de la religión de 
S.Jorge de Alfama, en donde á últimos del siglo XVI se le- 
vantó el suntuoso consistorio que hoy tiene el Ayuntamiento 
de esta ciudad. Su sala principal está adornada con 102 retra- 
tos de los mallorquines que han sobresalido en virtud, le- 
tras y armas. 

(3) La poca capacidad de la rárcel antigua fue motivo para 
que la ciudad en 26 de abril de 1738 representase á S. M. pro- 
poniendo la fábrica de la nueva, que según el presupuesto pre- 
sentado por los arquitectos, carpinteros y herreros habia de 
costar 23.306 libras 8 sueldos y [o dineros, arreglándose á los 
planos levantados por D. Andrés Suarez Esquivel. Concedió el 
Rey la gracia solicitada por la ciudad, y en Reales órdenes de 
30 de enero de 1753, ! de mayo de 1755 y 1 1 de febrero de 
1756 mandó que se satisfaciesen dos terceras pactes de su cos- 
te de los fondos de Caudales comunes y la remanente de la 
Renta de aguardiente y licores, impmiéndose un leal de ve- 
llón sobre los 16 ra. que se pagaban por cada cuartin de aquel 
líquido. En 9 de setiembre de ¡756 por quedar muy adelantada 
la obra de este edificio ya se pasaron á él todos los presos del 
castillo de Bell ver, que en 1749 se habían estraido de la cárcel 
vieja con motivo de haberse de fabricar la nueva. En otra Real 
órden de 13 de enero de 1760 se previno que continuase el ci- 
tado impuesto sobre el aguardiente hasta estinguir Ja surna que 
faltaba para terminar la obra, expresando que e! todo de aquel 
arbitrio se aplicase al objeto indicado sin gravar en lo sucesi- 
vo los fondos be la ciudad. Quedo concluida la nueva cárcel 
á últimos de 1750, inclusos los juzgados de Censos, del Corre- 
gimiento y casa del Ban 3 cuyas oficinas están unidas al mismo 
edificioc 



(4i ) 

llalonga, ORyan y Ripoll ; el Seminarlo conciliar, 
el hospital de S. Antonio , el de S, Pedro y S. Ber- 
nardo y el hospicio de Misericordia. 

Tiene Palma un paseo delicioso que se ha construí- 
do desde 1833 siguiendo el antiguo de la Rambla has- 
ta el salón de la Princesa; cuyos adornos, fuentes y 
simétrica distribución de los árboles que lo hermosean, 
se debe al buen gusto del Sr. D. Manuel Santander 
y Andreu caballero mallorquín , cuya pericia en las 
bellas artes, ciencias y otros ramos de común utili- 
dad es bastante conocida. 

Tampoco falta á esta ciudad una Inclusa de espó- 
saos establecida en 1^98, una casa para arrepentidas 
fundada en 1592, un hospicio para niñas huérfanas 
que lo fué en 1629; un colegio de educandas llamado 
la Crianza, fundado en 1520, el de la Pureza en 
18 10, un hospicio de Misericordia establecido en 1677, 
cuatro hospitales, dos seminarios, seis parroquias, once 
conventos de monjas y muchos oratorios públicos; co- 
mo igualmente varios telares de sedas, percales y aU 
fombras; fábricas de sombreros, de naipes, de loza, de 
jabón, alfarerías y batanes, con todo io demás que se 
pueda desear. 

La circunvalación de la contraescarpa de esta plaza 
mide aa.359 palmos italianos que son 25. 700 pies geo- 
métricos ó 7.939 varas castellanas: la muralla solo 
tiene 14 palmos de espesor y su fábrica es de esce- 
Jente manipostería. En 1562 c! ingeniero italiano Jor- 
ge Fretin.de orden de Felipe II tiró los planes de es- 
ta fortificación, y ya en aquel año se dió principio á 
la obra de los 13 baluartes que defienden su recinto, 
cuyos ángulos son obtusos, algunos con orejones y so 
terraplén pasa de 50 palmos geomérricos. En 1575 de 
órden de S. M. se tomó un cementerio que la parro- 
quia de S. Miguel tenia fuera de la ciudad para cons- 
truir el baluarte de S. Antonio, y en este mismo año 



se satisfacieron de la Tabla nuraularia 73.<)i8tt7 6$ 8, 
importe de lo gastado en la forrificacion desde 1574. 
Con Real orden de 15 de julio de aquei año se man- 
dó que el gasto se pagase por indiviso entre I3 Ciu- 
dad y el Real patrimonio , y con Real pragmática 
dada en S. Lorenzo á 7 de setiembre de 1600 se pre- 
vino que de los fondos de la Universidad se emplea- 
sen anualmente 24.000 libras para atender al referi- 
do gasto, supliéndose lo que faltase para cubrirlo 
por medio de un repartimiento vecinal. A esto se opu- 
sieron los nobles y personas privilegiadas que goza- 
ban franqueza; pero tuvieron que desistir en fuerza 
del Real privilegio de D. Jaime I fechado en Mallor- 
ca á 11 de julio de 1269, en que previno que no se 
escluyera persona alguna (cualquiera que fuese su con- 
dición) del pago de tallas y derramas para la fábrica 
de muros. Siguióse la obra de ellos con algunas in- 
terrupciones á causa de la guerra con la Francia*, en 
cuya ocasión gastó la Ciudad 15.000 libras de los 
fondos de fortificación para aprestar un tercio de in- 
fantería. A esto se agregó el contagio de 1652; la 
fábrica del lazareto, para la cual mandó S. M. con 
Real órden de 16 de agosto de 165^ que se tomasen 
6.000 libras de los espresados fondos, y la de un se- 
gundo cuadrado que en 1663 se añadió á la fortaleza 
de S. Carlos. — Tales estipendios motivaron , como se 
ha dicho, que las obras de nuestros muros siguiesen 
con mucha lentitud; asi es, que desde 1620 eu que se 
remató la puerta del Muelle bajóla dirección del ar- 
quitecto Antonio Saura (*), hasta 1644 no se hizo mas 



(*) Seguramente seria menorquin pues íal apellido jamas 
se ha conocido en Mallorca. En aquella isla hay varias ramas 
de él, una de las cuales produjo á Sebastian ¿aura maestro ma- 
yor de la obra del inespugnabie castillo de S« Felipe, que prin- 
cipió en 1558, y en 1572 trazó los planes de la fortificación 
de la villa de Alayor. 



( 43 ) 

que el trozo de iienzo que corre hasta la puerta de 
Sta. Catalina y la puerta Pintada, que se concluyó en 
1628 á pesar de los muchos hombres que trabajaban 
(*). En 1 6*46 se acabó el baluarte de S. Pedro, en 1 670 
el Revellín del Hornabeque, cuya obra dirigía el ar- 
quitecto Jaime Saura, y hasta so años después, es de- 
cir, en el de 1690 no quedó terminado el de la puer- 
ta del Camp. Unicamente faltaba á concluir la cortina 
que corre desde la puerta del Muelle hacia ei levan- 
te, hasta la de la Portella, cuya obra por haberse ade- 
lantado muy poco en ei siglo XVIíI no se remató 
hasta 1801. £11 este año se hizo el horno de la bala 
roja que hay en la batería de S. Gerónimo , y en el 
de 1833 se empezó la nueva puerta del Muelle, cuyo 
diseño y ejecución es obra de D. Lorenzo Abrines: 
quedó concluida á mediados de 1836, para cuyo cos- 
te donó el Consulado de Palma la cantidad de o,o9 
reales. 



(*) El sinnúmero de marcas ó contraseñas que se ven en los 
sillares de los muros de Palma, inducen á creer que eran mu- 
chísimos los hombres que trabajaban en amoldarlos. Cada uno 
de elíos ponia su marca en los sillares que elaboraba, y este 
era el medio para sacarse la cuenta de los que habia compuesto, 
y abonarle el tanto que se tenia ajustado por cada uno. 



(44) 

Ciudad de Alcudia. 

Se halH 9 leguas distante de Palma , entre los 
puertos Mayor y el de Pollensa y á 44 millas de 
la isla de Menorca. D. Jaime II en el afío 1300 la 
fundó dándole el título de villa , pues antes era un 
iugarejo muy reducido, que Bernardo Umberc tomó en 
enfue'usis de Guillermo Buadel/a sucesor de Rui Pérez, 
á quien le cupo en el reparto general. El Rey D. Pe» 
dro IV de Aragón en 5375 mandó cercar de muros á 
Alcudia, y estos muros en el año 1521 sirvieron de 
refugio 3 la nobleza mallorquína hasta que vino la ar- 
mada de Ca'rlos I y derrotó á los comuneros. En 1535 
arribó a' su puerto el espresado Monarca, y tanto esta 
regia visita, como el timbre que adquirió con ser el 
único rincón de la isla que no se declaró en favor de 
Ja Germania, fueron méritos que alegaron los de Al- 
cudia para alcanzar una multitud de privilegios (*) y 
el título de fidelísima ciudad. 



r (*) Con el de 17 de julio de 1523 se concedió á los Jura- 
dos de Alcudia el uso de giamallas consulares; que el Baile 
Real pueda usar por todo el Keino Ja vara de la justicia, y 
qae sobre las puertas de aquellos muros se coloquen las Rea- 
Jes armas, concediéndolas igualmente á su Ayuntamiento. =z 
Con el de 1 3 del mismo mes y auo fueron confirmados todo» 
los privilegios y franquezas de antes concedidos á los habi - 
tantes de Alcudia, tales son: el de 3 de setiembre de 1322 para 
que no se estraigan granos de aquella ciudad, el de 3 de fe- 
brero de Í367 p3ra que sus vecinos puedan usar espada, y loi 
de 18 de noviembre de 1395? 'o de julio de 1397, iS de diciem- 
bre de 1416 y 31 de agosto de 1483 sobre la franqueza de vi- 
nos y veda de su introducción de otras partes. zzCon otro de 
la misma fecha (18 de julio de ¡523) se dio facultad al Baile 
de Alcudia par3 conceder licencias para el uso de armas á loa 
que no fuesen vecinos de aquella ciudad. — Con otro de la pro- 



(45) 

A 500 pasos de ella y á la parte del O. es- 
tá la ermita de Sta. Ana fundada en el siglo XIII 
por el venerable Diego Español, de cuyo santuario 
el Sr. Rey D. Alonso en 9 de julio de 1445 hizo do- 
nación á favor de Felipe de Moreto y los suyos. La 
cueva de S. Martin es otro oratorio estramuros da 
Alcudia: se edifico en el siglo XIV, pues es constante 
que la noble Saura Rosselld, muger de Sancho Infan- 
te de Mallorca, en su testamento otorgado en 10 de 
las calendas de agosto de 1342 ante Guillermo Va- 
dell notario hizo un legado particular en favor de sus 
obras.=La Victoria es otro eremitorio que está cerca 
del mar, y é aooo pasos de la ciudad, de cuya ereccioo 



pía fecha, Alcudia fne creada fidelísima ciudad y sus vecinos 
declarados ciudadanos militares con el goce de los mismos pri- 
vilegios y franquezas que gozaban los de la ciudad de Palma. 
rrCon otro de 25 de octubre del espresado arlo 1523 se concedió 
á los naturales de Alcudia el dictado de fidelísimos rrCon otro 
de 14 de octubre de 1525 se les concedió la franqueza de to- 
dos loa derechos y gabelas asi Reales como municipales.-zCon 
otro de 28 de marzo de 1560 se les concedió que la elección 
f estraccíon de Síndicos clavarios se haga en aquella ciudad. 
nCon el de 9 de agosto de 1590 se les conce dió el tener sus 
morberos para admitir embarcaciones en su puerto como la 
ciudad de Palma. nCon el de 8 de diciembre de 1594 se man- 
dó que ningún juez ordinario pueda entender en las cansas so- 
bre observancia de los Reales privilegios de la ciudad de Al- 
cudia. zzCon el de 10 de mayo de 1597 se relevó á los vecinoi 
de ella del jornal personal que por turno estaban obligados á 
prestar en la fábrica de ios muros de Palma zzCon el de 9 de 
octubre de 1598 se previno que el puerto y costas marítimas de 
Alcudia sean guardadas por una ronda de seis caballos for- 
zados. ~Con los de 16 de junio de 1610 y 25 de julio de 1Ó20 
se previno al Virey de Mallorca que por ningún pretesto ni 
para servicio alguno saque gente de Alcudia que sea útil para 
su defensa.rrY con el de 1 de junio de i<588 no tan solo 
quedaron confirmados los antecedentes títulos y gracias con- 
cedidas á favor de los vecinos de Alcudia, sino que de nuevo 
se concedieron á todos los que en adelante se domiciliaren ea 
aquella ciudad. 



(4<) 

refieren aquellos naturales varias historietas y tradi- 
ciones, que son mas dignas de abandonar al olvido 
que de transmitir á la posteridad. 

La circunvalación de Alcudia tiene 8 baluartes, 
3 puertas y una torre de pólvora. Se encierran en 
ella 2,6o vecinos : su parroquia está dedicada á san 
Jaime, y de ella se hace mención en una bula de Ino- 
cencio IV dada en León de Francia á 14 de abril de 
1248. Tiene ademas un hospital fundado en 1345, un 
convento de observantes y un lazareto bastante ca- 
paz á ia orilla del mar. 

Muy cerca de Alcudia estuvo la antigua Pcllen- 
tia, colonia romana, fundada por Bostar general de 
las Baleares después de la guerra de Sicilia. En aquel 
punto existen los vestigios de un anfiteatro, donde se 
escavaron en 1800 varios efectos orgánicos, y dos 
inscripciones sepulcrales levantadas la una á la me- 
moria de Blavia Paulina Maminea y la otra á la de 
Flavio Póntico , de las que tenemos una disertación 
impresa, escrita por nuestro amigo el erudito D. An- 
tonio Ramis y Ramis, individuo de la Academia Real 
de la historia y de la Sociedad mallorquína de amigos 
del pais. 

La albufera de Alcudia, que se adelanta hasta las 
villas de Muro y La-Puebla, es una laguna navega- 
ble, de dos leguas de estension, fecunda en toda ciase 
de peces y aves acuáticas de muchas especies. D Jai- 
me el 11 la dono á Hugo Casteii su consejero, y con- 
firmó esta donación el Sr. Rey D. Juan en sus Rea- 
les privilegios de £4 de julio de 146a y 16 marzo 
de 148 1 á favor de Jorge Casteii. Sobre esta albufe- 
ra en 30 de julio de 1516 se fundó un vínculo per- 
petuo, que en el dia lo posee por línea transversal el 
Sr. Marques de La-Romana. 

Los estrangeros conocen el Hombre de Alcudia, 
tanto por eí esceíente coral que se pesca en sus roa- 



( 47) 

res, que es tan celebrado en todas las naciones euro- 
peas por su dureza, color y brillantez; cuanto por 
el aumento que han dado á sus medallarios con la 
multitud de monedas descubiertas en sus cercanías^ 
entre las cuales se cuenta la rarísima de Canope (*). 

Ya que hemos dado uua difusa noticia de la ciu- 
dad de Alcudia, insertaremos el catalogo de las plan- 
tas medicinales indígenas que se han naturalizado en 
sus contornos, por el gusto que puedan tener en sa- 
berlas los que cultivan la ciencia que abraza estas 
familias del reino vegetal. 



Abrótano. 


Aro. 


Bupleuron. 


Agrimonia. 


Articolano. 


Camepitis. 


Alcamiel. 


Aspergula. 


Cardillo. 


Aloe. 


Atracthilis. 


Cardo cetero. 


Amargón. 


Averja. 


Calaminta mon- 


Anagálide. 


Beiís. 


tana. 


Ándiacay. 


Berro. 


Centaura. 


Andrino. 


Bolsa de pastor. 


Clemátide. 


Angélica. 


Brimonia. 


Compañón de 


Anthemis. 


Brusco. 


perro. 


Armuracia. 


Buglosa. 


Condrilla. 



(*) Muchos numismáticos suponen fenicia ó de pueblo des- 
conocido Ja moneda que verdaderamente es egipcia. Ella tiene 
en su anverso la figura de un enano con vara en la í). , segur 
en la S. y una boca de nidria con una flor en la cabeza , y en 
su reverso un toro y caracteres desconocidos. Moreri asegura 
que los egipcios veneraban á Canope, y Mr. de Pinche en su 
historia del cielo, tom. i, pág. 58, afirma que lo representaron 
en figura de un enano con la flor del Loto en la cabeza, puesta 
en la boca de urja hidria 5 segur en la 3. (símbolo de las operacio- 
ciones de la agricultura) y una vara en la D. (medida de las 
crecientes del Nilo). 



Coralina. 

Cornu cervl. 

Corregüela. 

Cresta de gallo. 

Crispinela. 

Crusiata. 

Diente de león. 

Euebro* 

Escabiosa. 

Escolopendra. 

Escorpioydes. 

Escrofularia. 

Eufracia* 

Fumaria. 

Geranio. 

Gladíolo. 

Guardalobo. 

Heliotropio* 



, (48) 

Hepática. 

Heruiaria. 

Hipérico. 

Imperatoria. 

Marrubio. 

Mastuerso. 

Mechoacan. 

Ombligo de Vá- 

ñus. 
Periclímeno. 
Philítide. 
Pinpinela. 
Poleo. 
Polipodio. 
Politrica. 
Quinquefolio* 
Rehas. 
R^masa* 



Rubia tlntorum. 

Sabina. 

Sanguinaria. 

Saragatona. 

Thimelea* 

Titímalo. 

Tricománes. 

Trifolio, 

Uña de gato* 

Veleño. 

Verbasco. 

Verbena* 

Vinca per tinca* 

Yedra. 

Yervo. 

Zarzaparrilla. 



(49) 

Castillos y palacios de Mallorca. 

El Real de Palma, antiguo alcázar de los Jeques 
de Mallorca, lo mandó reedificar D. Jaime II en 1 309 
bajo los planes levantados por el P. Pedro Des-Coll 
monge cisterciense y procurador Real de esta isla. 
Los trabajos de escultura que se ven en este edificio 
y el ángel de bronce que hay en lo superior de su ho- 
menaje , son obra de Francisco Campredoni de Per- 
piñan. En la actualidad sirve este castillo de habita* 
cion al Capiian general déla Isla, Intendente de ejér- 
cito y Regante de esta Real Audiencia, como se pre- 
vino en la Real pragmática de 25 de octubre de 1582. 
Dentro de su recinto se halla igualmente la Real Au- 
diencia, el archivo Real y patrimonial (establecido en 
virtud de Real órden de ao de diciembre de 1597) Y 
las capillas Reales de Sta. Ana y S. Jaime, fundadas 
por D* Jaime el II en 5 de noviembre de 1310. 

Bellver (Pulcro vissus) se halla á una legua de 
Palma sobre un monte elevado 404 pies del nivel de 
la mar y distante 2640 de su orilla. Se reedificó en 
el reinado de D.Jaime II. — Su antigüedad es inme- 
morial, pnes consta que ya existia en el año 81 a cuan- 
do conquistaron esta Isla las armas de D. Bernardo 
nieto de Cario magno, y encargaron su custodia al 
castellano Roguero Bellver de quien se opina toma- 
ría su denominación. rrEste castillo fue sitiado en 1343 
por las armas de D. Pedro IV de Aragón y se rindió 
en 3 de junio del mismo afio, á causa de la conducta 
que en aquella época observaron los mallorquines con- 
tra D. Jaime III su legítimo Rey.— La castellanía de 
Bellver la obtuvo por mucho tiempo la ¡lustre fami- 
lia de los Pachs como por juro de heredad ; pero con 
Real privilegio de ao de abril de 1408 el Sr. Rey 

d 



( ¿o) 

D. Alonso V de Aragón hizo merced de ella al prior 
de la Canuja de Valídemosa. A propuesta de este 
prelado se nombraron los alcaides de Bellver, hasta 
que por Real orden de jo de octubre de se de- 

claró corresponder aquel derecho á S. M., por cuya 
razón quedó aquel monasterio con solo el goce de 50 
libras anuales eobre el Real patrimonio de esta Isla, 
que era el sueldo que disfrutaban los castellanos de 
Bellver. He aquí un catálogo de ellos aunque no 
completo. 

Argot de Belivesí lo era en 1319. 

Nicolás Mari en 1340 nombrado por Jaime III. 

Bernardo de Sort , en 1343. 

Luguino Brondo nombrado por el Rey D. Pedro 

en dicho año. 

Berenguer D' Ortau en 1369. 

Raimundo D' Ager murió en 1384. 

Ñuño Nuñiz nombrado por Real cédula dada en 
Corro á 24 de octubre del mismo año, murió en el de 
140 i. 

Galcerán de Maratona, Pedro Zacoma y Francis- 
co Doms , lo fueron desde 1401 hasta 1407. 
Juan Pardo en 5408. 

Beltran Roig ciudadano nombrado por el prior 
de la Cartuja en 23 de mayo de dicho año. 
Perote de Puigdorfila en 1440. 
Hugo de Pachs en 1476". 
Nicolás Quint 1515. 

D. Pedro de Pachs hijo de D. Hugo, muerto por 
los comuneros en 152.2. 

D. Pedro de Pachs procurador Real y castellano 
de Bellver murió en 28 de setiembre de 1600 

D. Alonso de la Cavaliería i 602. 

El capitán Jaime Cañáis en 1621. 

D. Alonso N. capitán de caballería io\$t. 

El capitán Joaquín Canaís en dicho año. 



( 5' ) 

D. Francisco Villalonga conde de la Cueva, nom- 
brado en i 3 de agosto de 1 638. 

D. Pedro Juan Julfá en ¿681. 

D. Pedro Monteiiano teniente coronel, nombrado 
por S. M. en 1715. 

Santuéri (San-Luéri y Montusri). A la cumbre 
de un elevado monte situado al S. de la viíla de Fe- 
lanitx tiene asiento ei castillo de Santuéri. que se cree 
eregido para defensa de los puertos Colom , Petro y 
Calalonga que en los antiguos tiempos fueron los mas 
famosos y frecuentados de estos mares. Sobre este al- 
cázar tuvo jurisdicción alta y baja con mero y misto 
imperio el Sr. D. Ñuño Sanz conde de Rossellon y 
Cerdaña. Este dominio lo poseía ya en tiempo que los 
árabes ocupaban ia isla, pues en el auto de concordia 
estipulado en Tarragona á 5 de las calendas de setiem- 
bre de 1229 sobre la ultima general conquista, se re- 
servó Don Ñuño el derecho que tenia á este castillo, 
adquirido tal vez por alguno de sus autores que s¡e 
hallaron en la conquista del conde D. Ramón Beren- 
guer, ejecutada 1 1 5 años antes de la del Rey D. Jaime. 

De las memorias que hemos eopilado para comen- 
tar la disertación histórica de este castillo escrita po,r 
nuestro amigo D. Miguel Juan de Padrinas historiador 
de su patria la villa de Fellanirx , resulta un catálo- 
go de sus castellanos cuva noticia no hemos querido 
omitir por lo que pueda interesar á los curiosos. 

Forree Lobet. 

Guillermo de Buyre escudero del Rey D. Alonso 
II de Aragón, cuyo monarca le nombró por vacante 
de Lobet. 

£1 caballero Tornamira lo fue en el año 1283. 
Dé Umberto Mediona. en dicho año* 
Alemán de Sadáva señor jurisdiccional de la Ca> 
baliería de la Galera, año 1301. - 
..Guillermo ¿de Insula .13.15. -. - 



(5* ) 

Guillermo de Borda exonerado en las nonas de 

setiembre de 1333. 

D. Felipe de Boil y García de Loris 1 341 . 

Guillermo Durforc y Berenguer de Tornamira 
exonerados por el Rey D. Pedro de Aragón en 1343. 

Bernardo Sebastiá y Pelegrin Feiqueroa nombra- 
dos en dicho año por ei espresado Monarca. 

Bernardo Valls adorillo de la Real casa, nombra- 
do por el Rey D. Pedro en 5 de los idus de octubre 
de 1344. 

Juan de Bonastre 1400. 

El infante D. Cárlss de Navarra mandaba este 
castillo en 1459* 

Gregorio Berenguer 1476. 

Pablo Burguet Donze! 151 !. 

D. Pedro Net copero del Rey 15^0. 

D. Felipe de la Caballería 1580. 

D. Pedro de la Caballería nombrado con Real tí- 
tulo de 10 de octubre de 1628. 

D. Felipe de la Caballería nombrado con Real tí- 
tulo de 16 de mayo de 1656. 

Alcázar de Manacor (el Palau). Las datas de mu- 
chos Reales privilegios y particularmente de D. Jai- 
me II y D. Sancho I hacen ver que estos Monarcas 
pasaban buena parte del año en este palacio. Se halla 
edificado frente la iglesia parroquial de la espresada 
villa* y su vista es muy despejada y deliciosa. El se- 
ñor Rey D. Fernando ei católico con Real despacho 
dado en Toledo á a de agosto de 1480 hizo donación 
de este alcázar á D. Juan Ballester su secretario, por 
quien lo posee en el dia el Sr. D. Mariano Orlandis 
y Descallar, su décimo nieto. 

Castillo de Pollensa. El nombre de esta villa tan 
interesante en nuestra historia por haberlo tomado de 
la famosa colonia romana fundada en ella en el año 
12! antes de J. C. 5 es ei mismo que tiene su castillo 



(53) 

cuyas ruinas se ven á la parre septentrional de Po- 
llensa. Lo interesante que fue esta fortaleza en los 
primeros años de la conquista, se comprueba por ha- 
bérsela reservado el Sr. Rey D. Jaime I de Aragón en 
el concambio de la isla de Mallorca con el condado 
de Urgel que hizo en 28 de setiembre de 1 23 1. En ella 
se hicieron fuertes muchos moros montañeses que que- 
daron en la isla, los cuales capitaneados por Xuarp 
dieron bastante incomodidad á los aragoneses. En este 
castillo también se guarecieron muchos caballeros par- 
tidarios de D. Jaime II cuando en 1285 vino á qui- 
tarle el Reino su sobrino D. Alonso de Aragón , en 
cuya época lo gobernaba su castellano D. Berenguer 
Arnaldo de íl!a. En 1343 habiendo sufrido el casti- 
llo de Pollensa un dilatado sitio, se entregó como to- 
da la Isla al soberano que la usurpo. 

Alcázar de Sineu. Fue uno de los sitios Reales 
que tenían en la Isla los soberanos de ella. El Sr. Rey 
D. Sancho con Real carta dada en Perpiñan 8 días 
antes de los idus de noviembre de 1319 mandó que el 
magistrado de nueva creación, llamado veguer foren- 
se, tuviese en él su residencia , por su posición cen- 
tral de la Isla; y en a de julio de \S?9 1° donó Fe- 
lipe II ú las monjas de Sineu para fundación de su 
monasterio. 

Torre d? en Carroz (torre Per- ay res). Debe su 
nombre á D. Carrozio uno de los condes Albaneses de 
Alemania que fue dueño de ella por haberle cabido 
en la parte que tuvo de la isla después de conquista- 
da. Ignórase la causa impulsiva de la erección de 
esta antiquísima torre ; pero es constante que sirvió 
de habitación al vigía y empleados que cuidaban de 
cerrar con cadena la boca de Puertopí, según estaba 
prevenido por Real privilegio de 8 de octubre de 1380. 
La atención al puerto de Palma hizo descuidar de la 
conservación y limpieza del de Pí, que en los pasa- 



dos siglos era fondeadero de 30c galeras; por consi- 
guiente, quedó la torre d % en Carroz sin hacerse de elia 
servicio alguno; pero en 147,5 al adoptarse el método 
de cuarentenas para evitar la propagación del conta- 
gio , el grande y genere l consejo de !a isla en su re- 
solución de 25 de diciembre mandó habilitarla para 
la ventilación de los géneros de contumaz , tornando 
por esí3 razón el nombre de torre Per-ayres, que el 
vulgo ha éanihiado con el de torre d? els Per a y res 
creyéndola propiedad de este gremio. Se halla á la 
parre da poniente y á dos millas distante de la ciu- 
dad de Palma. 

Gattílta de Alará. A la distancia de 4 leguas de la 
ciudad de Palma y en el distrito de la villa de Alaró 
se harte este inespngnable castillo edificado sobre una 
peña de estraordinaria elevación. Tiene 1:00 pasos de 
longnitud con 500 de latitud, y su figura es la de una 
nave. Es uno de ios fuertes que se retuvo el Sr. Rey 
J}. Jaime I de Aragón cuando en 28 de setiembre de 
J231 cambió esta isla al infante de Portugal con el 
condado de Urge i. En el ano 1285 á tiempo que la 
mayor parte del reino había jurado obediencia á don 
Alonso de Aragón que vino á conquistarlo, este cas- 
tillo gobernado por D. Palandono se resistió á reco- 
nocer por Rey ai que verdaderamente no era masque 
un ususpador de la corona de D.Jaime íí su tio; pe- 
ro esta justa resistencia , prueba nada equívoca de la 
fidelidad al legítimo monarca, hizo cometer al Rey 
D. Alonso la crueldad de mandar quemar vivos á Ca- 
brít y Baza soldados de aquel castillo. En 1343 es- 
tando gobernado pórAsatlro Galiana se rindió con los 
demás de fa ís!á á la obediencia de D. Pedro IV de 
Aragón. El Rev D, Alonso V con Real privilegio de 
30 cié diciembre de r 4 ^9 hizo merced de la castelia- 
nía de A ¡aró al Sr. D. Jorge Descallar marques de 
de Lluenmayor, Sr, de la Bolsa de oro y veguer de 



(ss) 

este reino, cuya descendencia la ha servido por juro 
de heredad por espacio de muchos anos. 

Alcázar de Valldemosa. Lo mandó edificar el se- 
ñor Rey D. Sancho con Real privilegio de 3 de julio 
de 13SÍ y fue su primer alcaide el caballero Martin 
Montaner. En este castillo tenían su aleonar los seño- 
res Reyes de Mallorca, y cuidaban muy particular- 
mente de su reparo y conservación, como se previno 
en uno de los capítulos de la pragmática del Rey don 
Pedro de 15 de diciembre de 1373. El Sr. Rey don 
Martin eon Real privilegio dado en Zaragoza á t^de 
junio de 1399 donó este alcázar al P. D. Pedro de 
Solanes Pro. para fundar en él un monasterio, que es 
el que hoy se denomina Cartuja de Jesús Nazareno 
de la villa de Valídemosa. 

Castillo de S. Carlos. Eí Rey D. Felipe IV, á so- 
licitud del marques del Espinar Capitán general de 
esta Isla, mandó que para defensa del puerto de Pal- 
ma se edificase un castillo á la parte del poniente de 
su entrada. Esta soberana disposición en 1621 quedó 
de algún modo obedecida con la fábrica de un peque- 
ño cuadrado : pero siendo este de poca resistencia, y 
por consiguiente no capaz á la defensa contra cual- 
quier embarcación hostil; fue preciso aumentarle otro 
cuadrado mayor , cuyo coste se pagó de los fondos de 
fortificación, como asi se previno con Real orden de 
26 de junio de 1662; quedando concluida la obra á 
mediados del año siguiente. Nada hemos podido ave- 
riguar con respeto de la etimología de su nombre, pe- 
ro es presumible lo romase del Virey que promovió 
su construcción , llamado D. Carlos de Colona mar- 
ques del Espinar. 

Torre d* en Pan , antiguamente Castell del coll 
del romaní. Las muchas incursiones de los piratas ar- 
gelinos que avaraban en las riberas de esta isla co- 
metiendo asesinatos y saqueos de consideración, fueron 



(5«) 

motivo para que en el año 1666 se edificase esta for- 
taleza al levante de Palma y como á disr ncia dedos 
leguas de esta ciudad. El dia 24. de abril del espre- 
sado año se principió dicho fuerte, cuya obra y su cos- 
te corrió por cueuta de Miguel Roig cantero, con la 
condición de que todos ios vecinos de la huerta y tér- 
mino de Palma habían de prestar diariamente el ser- 
vicio de dos guardias, ó redimir aquella obligación 
al dueño del castillo con el pago de íasueliosal dia 
como asi se stipuló. Esta fortaleza esta bien fortifi- 
cada con su foso, puente levadizo y dos piezas de ar- 
tillería, y los sucesores del que la edificó son en el dia 
dueños de ella . 

Casa fuerte del Temple. Los muros y torreones de 
ella que en el dia se conservan , son una prueba de la 
mucha antigüedad de este edificio , -que en 123a em- 
pezó á habitar D. Fr. Ramón de Serra comendador 
de los Templarios de Mallorca y sobrino de otro de 
su nombre que lo era de Monzón, con D. Perellós de 
Pachs, D. Bernaldo Champaos, comendador que fue 
de Miralvete , y otros caballeros de su religión (*). En 
este alcázar tenían su archivo los Sres Reyes de Ma- 
llorca, como aparece por los traslados de varios pri- 
vilegios e instrumentos antiguos y particularmente el 
del libro del general repartimiento sacado porG. Fer- 
rer notario en las calendas de abril de 1269, en CU .V° 
fin se lee : asso es trellad faelment fet de los eabreus 
sci its en paper, e eomanats per lo señyer Rey Barago 
en la casa del Temple de Mallorques ec. Este alcá- 
zar, con los bienes confiscados á los Templarios cuan- 



(*) La fundaron ep jerusalen en 1118 Hugo de Paganis y 
Godofre de Sant- Homer. Balduino íí les dio una casa cerca del 
templo de Salomón, de donde tomaron el nombre de Templa- 
rios. En concilio secreto celebrado en 22 de marzo de 1312 se 
firmó la espuísion general de ellos. 



( 57) 

do la espulsion general de su religión, lo donó el Rey 
D. Sancho con instrumento de las calendas de mayo 
de «3 14 recibido por Lorenzo Piacensa notario, á don 
Fr. Arnaldo Solería comendador de la órden de sart 
Juan de Jerusalen, reservándose en esta donación la 
alquería Aranjasa , que en los idus de setiembre de 
1315 cedió a favor de la mitra de Mallorca, En el 
año »345 sirvió la casa del Temple de cárcel de as- 
tado, pues en ella estuvieron presos el gobernador 
Arnaldo de Eril,el infante D. Sancho de Mallorca 
y otros caballeros del partido de Jaime III ; de donde 
se fugaron para ir al ejército que juntó aquel desgra- 
ciado monarca para recuperar su corona. En una Real 
órden dada en 9 de junio de 1344 se recomienda al 
comendador de la órden de S. Juan la conservación 
de los muros y torres del castillo del Temple. Los 
baiiíos D. Fr. Melchor Dureta, que lo fue en 1652, 
D. Fr. Lorenzo Despnig, D, Fr. Juan de Puigdorfila 
y Dameto (que murió en 4 de febrero de 1750 y está 
sepultado en su iglesia) y D. Fr. Manuel de Montoliu, 
que lo era en 1805, cuidaron muy particularmente 
de repararlo para evitar su ruina. En el año 1820 
cuando el Gobierno se apoderó de las fincas de los 
Sanjnanistas , la casa del Temple fué vendida á favor 
del Sr. D. Pedro Suau depositario Real de este reino. 

Torres ó atalayas que rodean la Isla. 

Torre del Señal : está situada á la derecha de 
Porto-pi sobre una peña de bastante elevación. Tie- 
ne á lo superior de ella el farol que vigía las embar- 
caciones, y con su linterna debe advertirlas de noche 
?a proximidad de la costa. El Sr. Rey D. Pedro para 
alimentar sus luces con Real privilegio de a de di- 
ciembre de 1369 asignó las muestras del aceite que 



(58) 

entraba en la ciudad; pero actualmente es esto incum- 
bencia del Real consulado de Palma. Este ilustre 
cuerpo, siempre dispuesto á procurar el mayor bene- 
ficio al comercio, trató* de mejorar aquella luz, y al 
efecto encargó á D. Matías Edel la construcción de 
una máquina giratoria de curva parabólica, compuesta 
de tres reverberos, cuyo modelo, que había trabajado el 
mismo, mereció la aprobación del almirantazgo. Que- 
dó concluida aquella máquina en 1807. 

Id. de las Illetas : está en la mayor de las tres. 

Ne Nádala ó la Porrassa : en Calviá. 

Torre de Cap-Lexada : en id. 

Id. de Cala Figuera : en id. 

Id. de Refeubeix : en id. 

Id. de Malgrat : frente las islas de su nombre. 

Id. de Sta. Ponsa : dentro el predio de so nombre. 

Id. de Popia : en la Dragonera. Se edificó en 1581 
para impedir el refugio que tenian en aquella isla los 
moros para hacer sus correrías por nuestras costas: 
el ingeniero D.Jorge Fretin y el sargento mayor don 
Baltasar Rossiñol fueron los directores de su fábrica. 

Id. Guinavera : en la Dragonera. 

Id. de Andrixol : en la marina de Andraix. 

Id. de la Evangélica : en id. 

Calambaset : en id. 

Torre del Aliga : en Bañalbufar, 

El Verger : en id. 

Torre de Valldemosa : en la marina de la villa de 
6U nombre. 

Lluchalcari : en Deyá. 
La Padrisa : en id. 
Torre seca: en Soller. 
Id. de Piedra picada : en id. 
Single d? en Ametx en id. 
Morro del forat: en Escorca» 
La Corda : id* 



(69) 

Torre de Paréis : en Escorca. 
Forat de Fuent : en ¡d. 

Mola de Fuent: en id. Esta torre se edificó en 
1596 y con ella se cobraron los fuegos que antes se 
perdían por la mucha distancia que hay del Forad 
de Fuent á la torre de S. Vicem de Poliensa. 

Torre de S. Vicens : en Poilensa. 

Atalaya de Aubarcur'x: en id. Se edificó en 1629. 

V Avanzada : en id. 

Fort de Sant Pera : en Alcudia. 

Atalaya de Alcudia: en id. Está hacia el istmo 
que divide las dos bahías de Alcudia y Poilensa , en 
lo mas alto de un escarpado y ruinoso cerro. De ella 
se descubre toda la parte oriental de Menorca y bue- 
na parte de Mallorca: se edificó en 160a. 

Pedra rotxa : se halla cuasi á la orilla del mar, 
en el término de Alcudia. En su cima hay un canoa 
de ú 1 8, y su colocación en este parage manifiesta el 
mucho trabajo que habrá costado á los habitantes del 
pais el subir este enorme peso por sitio solo desti- 
nado á ser frecuentado de las aves. 

Atalaya de Son Morey : Arta, 

Cala Moltó : id. 

Cala Retrada : id. 

Torre de Son Server a : en el lugar de su nombre. 

Id. Falconera: en Cap de Pera: se reedificó en 156a. 

Telaya Deunell : id. 

Torre cega : id. 

Punta d? en Amer: Manacor. 

Cala Manacor : id. 

Puerto Colom: Felanitx. 

Torre Fesa : Santañy, 

Barca trencada : id. 

Torre de la Gosta : id. 

Cala Santsñy : id¿ 

Cala Figuera : id. 



(5o) 
La Repita r Campos. 
Torre de la Estallella: Lluchmayor. 
Cala Pi: id. 
Cap Blanch : id. 
Cap EnáerroQat : Palma. 

La invención de los fuegos que se comunican al 
anochecer de una á otra atalaya de la Isla, y aun con 
las de Iviza, Cabrera y la Dragonera, se debe al as- 
trónomo mallorquín D. Juan Bautista Binimelis,á cu- 
ya instancia se plantearon en 1590. Por ellos se sabe 
cada noche el numero de buques que se han descubier- 
to en todas nuestras costas, su dirección y procedencia. 

Antes de la invención de los fuegos ya estaba la 
Isla rodeada de torres , que servian para refugio de 
los guaytas ó vigías , destinados á observar las em- 
barcaciones y dar parte á los pueblos de su distrito 
caso de notar la menor sospecha de hostilidad. El Rey 
D. Jaime III con privilegio de 6 de agosto de 1334 
mandó que los jurados hiciesen el nombramiento de 
dichos vigías, pagándoles sus salarios délos fondos pú- 
blicos. Lo propio previno Felipe II en su Real privi- 
legio de 19 de mayo de 1595 confirmando el preci- 
tado de Jaime III. Actualmente se espiden los títulos 
6 nombramientos de guarda-torres por la Capitanía 
general, y por la propia dependencia se dictáronlos 
distintos reglamentos que vigen para gobierno de di- 
chos empleados, á saber: uno de 50 de marzo 1719, 
otro de 20 de setiembre de 1726, otro de 29 de julio 
de 17a/, otro de 23 de agosto de 1751 y otros pos- 
teriores. 



</> 

O) 

ce 

.© 

C 

o 

y 



¡22 I 



*0 

co 
co 



co 



cu 

d c* c* C »OVO V> *\. ^* .g 



13 



co 
O 

03 



tí 

<V 

CO 

O 



co 

CO 

cu 

I— I 


P6S 



e 

o 



o 

TU- 
CO 



O 
T3 



„ 03 • 

8 S u * 

eo • 

-o 



vi 
O 

tí 

le w 6 



5 « 8 s a £ c =3 8 



CU O) 



O 



co 



o W 
u 

S 2 

o C 
O CC 
LO tO 



«d tu 

^ G 

<i> o 

O a 



co 



co co 



£ ¿i S S á <o 3 



A 

o * 

— i*"» ni 

Se 3 
° S w 
«-H ce cu 

2 CO ; 



cu O 

43.52 

'5 S 

C o 
'i- 

cu 
<«T3 



O» QJ 

u 

>* CU 

w o 

p cu 



O 

^-3T3 



o > 
•— « o 

CU Ai 

o .2 

cu 

1x2 cu 



2¡ Si S 



(«O 



VO OS ©\C0 



1S> N. Th *S* tv. 
« c» ~ 



"tSé O CO 



»- el 



< í 



VO ~ ON f*5 *0 V> O VO tv.-53 »- N. - 
COOO OS O O O 00 O '*\.C0 Vo Q\ 
V5 V5 voVO VO cOV© lOVO Vj VJVO vo ? 



os os 



ra 
> 

ÓJ 



SO 

cu <» 



#j O 
O C - 
G *Z2 



ta 



V 

- ° s 



■g « ¿ So 2 .2 .g £ £ .2 £ -S S £ 



eo 

*0 - 

9 > 



5 

O 

s 



o 
Q 







•3 * '.2 












« * ' 










C3 
Ph 


Oí • • <3 


ea 

s_ 


Í4 
u 






(Ü 


•o . ¿-o 

3 : £?g 


C 


Fer 






.2 


W r- c ¿0 


a; 
> 








'c 


§ *2 's *s 




3 


ra 




o 


S S 5 


CL> 




C 
<J 


fia 


< 


fe < o fe pq 


¡> 


ra 


K) 


c 


c c c 


gj 




5 


0> 


ra 


w a es ta 


ra 


ra 


ra 




CA 03 tA 93 




CA 


CA 



o 



13 • ^ a 

o 2 £ « 



<3 < fe 



ra o C. 

C U . 

s ^ Ip 2 

M h ^ fe & ca 



C8 01 r-, — 




<«3) 



€f>CO 



- co« coa coa »- COCOCICO 



CO 



ca w 



5 <n S c 

n 'o *c ~ 

m c v o 

? M ^ 



ce en co 60 



o 6 fi 



03 «o CO 
03 *¡ 

G'Z % .G 



Í2 6 'c 



o 



CCJ 

<T fe O < 2 S 5 < ¿3 O O ó £ 



e 

Cl) (4 

03 QJ 



.O . 



O 
g 

^ S c 
ce i2 n o , 

sus: 

cees 



CO CU 

G * OT 

<w c S 

"5 .2 ^ 

*0 O CO 

co cu ^ 

CO C3 ^ 

C/i (/j H (H 



1J 

<u o 

CJ co 

c g 
o o 

co ce 



. co .2 

co C o 

3 O) O, 

» Cfi ¡y 

a» o 

C 

O) O 

"C co 

» .S ■ : n¡ 

cu co 6 
<u ce w 

G G 

ta w ^ 
C/3 o> 1-3 



-cu G 

S .2 

O O 

*g ex, 

£ g 

co « 

G . 

ra « 
CJQ 



( 64) 



Bellezas de la naturaleza y del arte 
que existen en esta Isla. 

GRUTA DE ARTA. 

Está situada en el distrito de la villa de su nombre 
dentro ei predio llamado la Torre, propio del señor 
D. Antonio Dameto y Sureda caballero mallorquín. 

Se va á ella por un estrecho y peligroso sendero: 
á un lado parece que los peñascos escarpados se des- 
ploman sobre el viajero, y al otro le atemoriza un 
horroroso precipicio que da al mar. Su entrada es una 
espaciosa bóveda de 100 varas de largo con a 7 de an- 
cho y de altura desmedida, cerrada por sí misma con 
Ja mayor proporción. A su frente tiene una boca que 
da paso á una cuesta resbaladiza, en cuyo término se 
ve sobre un alto peñasco una especie de monstruo que 
atemoriza á los mas intrépidos ; desvanecida pero ia 
primera aprensión y mirando de cerca, se reconoce 
ser una estatua blanca en actitud de centinela. En 
aquella pieza hay una muchedumbre de pilastras con 
varios bustos de animales muy imitados al arte : un 
león con su cachorro, un galio y una aguiia como 
obedientes al hombre que ocupa aquel puesto. 

Sigúese una espaciosa plaza, cuvo elevadísimo te- 
cho está sostenido por una columna de 30 pies de diá- 
metro. Sobre una roca se levanta otra , cuya base 
imita con la mayor naturalidad la parte inferior del 
cuerpo humano , distinguiéndose claramente piernas, 
rodillas y muslos. En los ángulos de esta pieza están 
formadas unas torres muy elevadas; á un lado unos 
montecillos con su arboleda; al otro unas pequeñas 
grutas con sus pilares; á mano derecha dos escarpa- 
das rocas que parecen fantasmas % y sirven de umbral 



< «5> 

á otras piezas muy oscuras y melancólicas, que nada 
tienen de particular. A lo lejos se ven dos pilares con 
sus relieves, y sus bases están matizadas en su circun- 
ferencia de perfiles negros. 

Por unos peñascuelos se sube á una gruta angosta 
y desadornada; desde ella se entra en un callejón en 
declivio, tan estrecho y bajo que es preciso pasar aco- 
gidos para no romperse la cabeza en el techo; su tér- 
mino es un plano de reducida superficie, desde donde 
se asoma áuna profunda sima de 84 palmos de hondo. 
Es menester mucha resolución para arrojarse á esta 
tenebrosa concavidad; aunque la escalera de mano se 
ate á una fuerte columna y se afiance de un robusto 
pilón, siempre es temeraria la osadía: romperse ó sol- 
tarse Ja cuerda, t'aítar el brío con el terror, mil lan- 
ces imprevistos pueden sepultar para siempre á los cu- 
riosos en aquellas cavernas. Bajado abajo, se encuen- 
tra un gran salón, cuyo techo está sostenido por seis 
columnas simétricamente distribuidas. A 40 palmos 
hacia la izquierda está un ángulo muy elevado, en cu- 
yo vértice tiene un hermoso dosel con su cortinaje 
franqueado: mas allá se ve una especie de telada 
cincuenta pies de largo, lisa, brillante, transpa- 
rente y especular. Hanse formado allí un sinnúmero 
de cañones, cuyo sonido es armonioso como el órgano. 
En la parte opuesta se descubren varias torres; cua- 
tro pilastras que sobresalen de la pared , de las cuales 
arrancan dos arcos de verde oscuro que forman una 
especie de capilla; una grada negra esférica que sos- 
tiene un globo cerúleo jaspeado de amarillo, y sobre 
el punto central se apoya un ovalo de tojo manchado 
y encima de este descansa una pirámide blanca. 

Bajando todavía unas 15 varas se ve una gruta da 
una longitud y profundidad interminable. Abando- 
nándola y tomando á ía derecha, se da con un salón 
cuadrilongo bien proporcionado; sus esquinas están fío- 



( 66) 

re3d3s de arriba abajo y del centro de la pared salen 
unos óvalos que sirven de basa á varias estatuas blan- 
cas y verdinegras. 

Después de este se registran otros salones, cada 
uno de los cuales tiene sus curiosidades: el uno de fi- 
gura esférica y de 300 pies de circunferencia está 
adornado de f nichos ó capillas desiguales , la mejor 
de las cuales es la fronteriza, que está cubierta de 
hermosas cristalizacioues que forman delicadísimas 
hebras: otro á manera de templo con dos órdenes de 
columnas que todavía no llegan al suelo. Los dos que 
siguen, el uno tiene cuatro pilares blancos y uno ne- 
gro en medio con perfiles blancos, el pavimento ne- 
gro y en la pared un friso tambieu negro de seis pies 
de alto: el otro tiene en medio una grande piedra á 
manera de sepulcro y del techo cuelgan muchos fíe- 
jos negros. 

Un boquerón da entrada á un patio que es la an- 
tesala de varios gabinetes: el uno es octógono de 100 
pasos de diámetro, sus paredes parecen de cristal en- 
iretegido de mimbres con una especie de yedra y en 
las esquinas hay unas asas: el otro tiene 36 pies de 
estension , sus paredes están cubiertas de una finísima 
tela. Hay también una fuente cristalina, cuya agua es 
sabrosísima. A 200 toesas (*) se ven dos grandes 
mamparas cubiertas de negras escamas. 

Dos columnas blancas sirven de pórtico á otro sa- 
lón lleno de pilares. A su frente baja de lo alto un 
curioso ropage : vese una mesa negra, en cuyo centro 
tiene una figura blanca realzada que parece de marfil, 
y á mano izquierda hay un estanque. 

A so pasos de él se entra por un boquerón, desde 



(*) Medida francesa de seis pies que equivale á 7 de los 
castellanos. 



(6?) 

el cua! se descubre una espantosa profundidad de 
agua. Retrocediendo se da con otros tres boquerones 
que distan dos pies uno del otro. Estos son las puer- 
tas de varias estancias : en una están vestidas las pa- 
redes de frisos blancos y negros que se sueltan de la 
bóveda: en otra hay un cornisamento, que el arte no 
trabajaría con mas primor. Mas adelante se encuen- 
tra otra, cuyo cimborio está adornado de una especie 
de bustos colosales , con un pendiente en el centro 
que parece una araña. 

Atravesando después por un portalejo se da coa 
un pequeño plano, donde se asoma á una profundidad 
no menos horrorosa que la anterior. Es un círculo 
oval de unos 400 pies con una grande roca enmedio 
que tiene la misma figura de un dragón : hay varias 
columnas rojas, sobre las cuales resaltan unos floro- 
nes que bajan entrelazados en ellas; una hermosa 
galería con una especie de bustos corre al rededor de 
esta pieza, de cuya bóveda penden unas ruedas, 

Pero todo el miedo que han causado tantas baja- 
das , tantos peligros y tantos aspectos horrorosos no 
es nada en comparación del susto que produce la vis- 
ta de un formidable culebrón que se descubre en otra 
estancia. Los demás riesgos podrian precaverse con 
el cuidado, con los conductores instruidos y con el 
beneficio de la luz; pero ¿quién podría librar á los 
infelices desprevenidos de los colmillos de aquella fie- 
ra? Nada de estraño era el que se hubiese criado en 
un sitio tan húmedo y de tanta oscuridad : todos sa- 
ben cuan golosas son de leche las serpientes; tras de 
ella podia haberse entrado desde pequeña en un sitio 
que era refugio de ovejas y cabras, deslizarse poco á 
poco hasta aquella caverna, donde hubiese tomado 
tanto incremento. Todas estas reflexiones podían acu- 
dir de pronto á los que se veían frente á freme con 
ella; pero disipado el terror se ve ser una de las mu- 



(68) 

chas maravillas que encierra aquel jardín de la na- 
turaleza. 

Una de las cosas que también nos parecen admi- 
rables, es que la humedad de aquellas esrancias 
haya conservado muchos nombres, señalados con 
carbón, de algunos curiosos que las han registra- 
do: entre ellos los hay escritos en 1517 y 1614 que 
presentan la imposibilidad de haberlos respetado la 
transmisión de tres siglos. Son muchos los que han 
intentado visitar estas famosas cavernas, pero hay 
memoria que habiendo algunos de ellos equivocado el 
rumbo fueron víctimas de su curiosidad. £1 benemé- 
rito cura de San Nicolás D. Antonio Cabrer penetró 
hasta lo mas interior apuntando cuanto lo merecía, 
y de sus noticias , las de varios estrangeros y las que 
tomamos cuando estuvimos allí en i8a¿ hemos for- 
mado esta descripción. 



<*9> 



ALQUERIA DE RAXA Y SU MUSEO. 

Esta vasta alquería, propia de! Escmo. Sr. Conde 
de Montenegro y de Montoro, está situada entre unos 
montes distante a| horas de Palma, y ^ de la villa de 
Buñola á cuya parroquia pertenece (i). Hay en ella 
una magnífica casa de campo, y si se hubiese eje- 
cutado la fábrica de la que tenia proyectada el emi- 
nentísimo Sr. Cardenal Despuig según el planoquede 
su drden levantó el arquitecto D. Eusebio Ibarreche, 
tendríamos en Mallorca la segunda maravilla de Es- 
paña. Los huertos de frutales, y un monte compuesto 
con escalinatas, arrayanes, yedras y otros arbustos ra- 
ros; como también la multitud de arroyos de una agua 
esquisita, varios estanques con infinidad de patos, ban- 
dadas de torcaces quevoíatean por aquellos contornos, 
y algunos faisanes de indias, que allí se han domesti- 
cado, hacen esta alquería mas amena y deliciosa de lo 
que es por su posición topográfica. 

En ella están custodiados los preciosos vestigios de 
la antigua Roma, fruto de las escavaciones que desde 
1787 hasta 1796 hizo el cardenal D. Antonio Despuig 
y Dámelo en el terreno de la Arrícela (a), que fué 



(1) En el reparto general de las tierras, practicado después 
de la conquista, cupo la alquería Raxa á D. Ponee Hugo, 
conde de Empurias. Guillermo procurador de este con instru- 
mento de 11 de mayo de 1234, ante Bernardo de Aríers notario, 
la dió en establecimiento al venerable Bernardo Guillen sacris- 
ta de Castellón Posteriormente la adquirieron h s Sant Mar- 
tina, de estos pasó á los Fortezas-Tagamanents , y en 1620 la 
compró el Sr. D. Juan Bautista Despuig tercer abuelo del ac- 
tual conde. 

(2) Está situada en una amena y elevada colina á los 41 
grad. 43 min.^oseg. de latitud boreal, y á íos 30 grad. iom»n. 
31 seg. de longitud. Dista de Albano poco menos de una milla 



( 7° ) 

templo de Domiciauo dedicado ú Egeria. Parece que 
el hallazgo de estos antiguos mármoles, estaba reser- 
vado á nuestro mallorquín, pues fueron infructuosas 
las tareas del Sr. Gavino Hamilton , quien antes de 
nuestro paisano gastó muchos miles para desenterrar 
aquellos venerables restos sin lograr el objeto de sus 
deseos. 

AI entrar por la puerta principal de Raxa, se en- 
cuentra un vestíbulo , en cuyas paredes esíán fijadas 
54 inscripciones cinceladas en tablas de marmol y pie- 
dra berroqueña que dicen asi: (se omiten las que están 
escritas con caracteres que no los hay en la imprenta). 

Ü« 

NVMINI. DOmVS A VG 

SACKVM 
DECVRIONES IN HAC 
CVR1A, QYI CÜNVENIVNT 
ARAM. ET AKIAM SILIC 
S P. TliAViiRVNT 
DEDICATVM. NONI.S IANV 

ARIS. IMPER^T 
í* CAESARE AVGVSTO 
GERMANICO IIII. 
MINICIO. RVEO. COS 
CVRAM. AGENT1B TI. CLAVDIO 
IAN VARIO, ET. TI CLAVDIO EXCELLENTE 
INMVN1BVS ET RELIQVIS A MAGISTERIO. 



y está rodeada por la psríe del N. y E. de los montes Aricino, 
Cabo, Frígola y Gentil y par la parte del N. O. del monte Par- 
do. Está abierta por el S. O. y N* E. basta el mar tirreno ó 
pontificio del cual dista \i millas. Estnbon lib. 5 siesta la 
Arrícela distante de Roma 160 estadios. 



D. M. 

C BRVTT1 TELESPHORIONIS. C. BRVTTI. PRESE» 
TI3. C M. V IU COS. LIB. NVMIDAE. IPSIVS LOCO- SI 
BI. DON ATO' A. L. BRVTTIO, QVINTO. CRI3PINIO. FILI 
O, EIVS. COS. PATRONO VIVVS. SIBI. FECIT. ET. CARI 
CO. LIB. SVO ET. CETERIS. LIBERTIS. LIBERTABVS 
QVE. SVIS- POSTERISQVE. EORVM- OMNIVM 
FVTVRORVM. HOC MüNVMENTVM EX MEA 
FRVGAJLITATE, FECI. ET. EIS. QVI. SVPRA. SCRÍ 
FTI. SVNf. CETERI. AMICI. I.... NOCEN*. HOC MONV 
MENTVM. HOSPITEM. NON . RECI. PET« VENE. VALETIS. 

3-» 

SPEI. AVG. SACR 
C. N. GEMINIVS CNI. NYMPHÍVS 
OGRANIVS. O. I. ENTACTVS 
A. CORNELIVS. A. A. LBP AGATHVS 
A. CORNELIVS. A. L. CONI. TTVS. 

SVA. PEC. Ü. D. 
PERMI33V. T. CAT lIcAT VLLIKI 
SESTL. SECVNDINI. P. R. VRB. REG. XII. 



(i) En el original de esta inscripción en vez de los puntos 
que se notan en la segunda línea se ven corazones. Estos, no 
deben mirarse como cosa de puro adorno, y añadidos por gusto 
del cincelador, pues los corazones (según el erudito Dr. Don 
Antonio Ramis en sus Ilustraciones á la inscripción ebusitana 
de L. Oculacio v pág 8) son indicio de! amor á la persona difun- 
ta, 6 que la prenda muy arpada (simbolizada en el corazón) es- 
tá entre los Manes.mSegun el sentido de esta inscripción, pa~ 
rece que Q. Crispino hijo de C. Bruto Thelesphorion, y los ami- 
gos de este, la Jevanraron á su memoria; y por lo mismo nada 
tiene de estraño que el citado Crispino manifestase por medio 
de los corazones el cariño filial que profesaba al epitafiado. Véa- 
se sobre esto á Finestres Sylloge inscriptionum Cl. ij. núm. 28 



(7* ) 

4- a («) 

A. FLAVIA. EVROPE. T 
T. MEMORIAM SEVIVA O 
Y FECfT. SIBL ET. SVIS. Pr 
O LIBERíS. LIBERTABVSQVE O 

I POSTERISQVE EORVM N 
COHAERSNTIBVS. CVM ARDI I 
CVLIS ANTE. ET. A. RETRO. 

5. a 
D. M. 

STRABONIAE. 
I. E 
VENVSTAE 
T. STRABONIVS 
PRIMICENIVS 
ET. QVINTA. LAO 
DAMIA. PARENTES 
B. M. 

QVAE V1X ANN. VIIII 
MENS VI. 

6. a 
D. M. 

PRIMO 
QVI. VIX. ANN. II 
M. III. BELAMBELVS 
ACVARIVS. EX DO 

MV. TIBERIANA 
ET. PRIMA. PAREN 
TES. FEG. 



(i) Entre las palabras Flavia y Eurofie, tiene el original de 
esta inscripción un corazón. Véase la nota de la pág. anterior» 



( 71 ) 



DIS. MA 
C. IVUO FAVI.... 
OCTAVIA. A MI... N 
DA. CONIVGI. SVO 
BENEMERENTI 
FEGIT. 

8. a 
D. M. 
COMINIA. GALLI 
OPE. A EMILIO. 
ZOSIMO. CONIV 
GI. B. M. FECIT. 



D. M. AVRELIAE. SYNTYHE 
FIL DVLCISSIMAE Q. V. A. XXXII 
FEC. AVRELIA CHATI A. AVG. LIS. 
SIBI. ET. SVIS. LIB. LÍB. POS. EORVM 
HERES. HEREDE SVE POTESTATEM. 
VENDENDI NON HABEBIT. NEC. IN 
HOC MONVMEN ... EXTER. INE.... 
CERIT. QVISQ. AVTEM. VEL. VENDE 
NATIONIS CAVSA IN ALIENON..., 
FERRE VOLVER. INFER. FI,... COCCC... 

10. 

M ... AI YLAD 
LIBERTA BLAV. 

kí. 
CLODIA 
C. L. 



(74) 



I 2. 

M. IVLIO 
CHILONI VALX 
SVLPITIA. LAIS 
PECIT. 

'3- 

D. M. 
PETRONIADO 
NATA VIVA X 
FECIT. L. CETE 
N NIO. NICEPH 
ORO. CONIVGI 
BENEMERENTI 
LIB. LIB. POSTE 
RISQVE EORVM. 

14. 

D. M. 
TYRÍAE 
QVINTILLAE 
FILIAE. SANCTISSIMAE 
PARENTES 
FEGERVNT 
VIXIT. AN. XV. 
MEN. VIII. D.III 
OP. TA. TVS. ET. AC 
ES. TI. A. 

15- 

DVLCISS 
FECIT. 



(?s) 



'6.(0 

D. M- 
L. SEMPRONTI 
L P. HOR. PROGV 

LI. V. A. XXXI 
AED. Q. VI SALI 
CVRATORIS 
PEC. OCRAN 
LVRIA. SECVN 
DA MATER. 

'7- 

D. M. 
L. NVMISI. ANICII 
FEGIT NVMisiA 
FORTVNATA. CONIVGI 
OPTIMO. PRETER 
TITVLVM. RELIQVA 
OMNIA. CVM. AD1T0. AMBITO 
G. O. 

C. VETTIDIVS. LASTENTES 
D. D. 

18. 
MARCIO 
FR(2)0TI. 



(1) Esta inscripción esculpida en mármol se desenterró en 
octubre de 1791 cerca del anfiteatro aricino. Su sentido es este: 
Dis Manibus. Lucii Scmproni L. F. Hor Proculi vixit anttis 
XXXI. Aedilis quinquenalis, severi saliorum, curatoris pecante 
Ocrane Luria secunda Mater. 

(2) En ei centro de esta línea tiene nn dibujo, que imita 
la parte inferior de una lis. 



(?6 ) 



19. 

SAL. EX. PR 
AV. VER. 

20. (*) 
D. M. 
MARTIALIS 
TRY PHAE 
NA E. P 
B. M. F. 

ai. 
D. M. 

M. VLPIVS SVCGESSVS 
SIBI. ET MODESTO 

CAESAR. N. SERVERN 
FILIO. ET VLPIAE. VENERIAE 
CONIVGI P03TERISQ. EORVM. 

22. 

GELLIA. L. ) L. L. GELL... 

PRIMA SIBI SP. F. HE... 

ET. CERESTO. GONV. VIX. A. . . . 
2 3- 

M. OCTAVIO. M. L 
CORINTHO FVIYCHIA 
PATRONO BENEMERENTI. 



(*) Esta inscripción está cerrada con un círculo y tiene otro 
en el centro de ella. No es de creer que estos circuios se cince- 
lasen por mero adorno, pues tenemos observado que los roma- 
nos los usaban como atributo denotativo de la calidad de va- 
rias familias. Mr. ívlargeard en sa intruductibn a la science des 
mcdailles pag, 97 hablando de semejantes circuios dice que los 
egipcios los usaban para simbolizar con ellos la omnipotencia 
de Dios como Ser Supremo que no tiene principio ni fin. 



i??) 

24. 

L. AEMILIVS PAV 
L. METRAVSTA 
TVCCIA.) LL. ELEVTER... S 

25- 

D. M. S. 
ARLENAE. L. E. SVCCESSAE. 
KARISSIMAE 
VIX. ANN. VII. MENS. VII. DIEB. IIII. FECER 
L. ARNELVS. PHILON. PATER 
ARLENA. PHILADIA. MATER 
FILIAE. DVLCISSIMAE. ET 
SIBI. ET. SVIS. LIB. LIBERTABVS 
POSTERISQVE. EORVM 
H. M. H. N. S. 

26. 
D. M. 
L. IVLI. EPIGONI 
VIXIT. ANNIS XXVI. M. V. D. XII 
CORPVS INTEGRVM. CONDITVM 
L. IVLIVS. GAMVS 
PATER. FILIO. PIISSIMO. 
27. 

D. M. 
P. PIOTI 
CELERIS. MIL 
CL. P. R. MIS. IIII. 
FORTVNA N. 

DALMATA. VIX. AN. 
XXXV. MIL. AN. XIV. 
H. B. M. F. 







28. 




TITVRVS. 


ATR 


GALER 




SALVIVS 


TOP 


PHILOT 




ANTIGONVS 


TOP 


PATERN 




ALEXANDER 


ATR 


AMYNT 




DECVRION 





PAVIMENTVM. INNOSSAR 
ET NVMERATOS. XXXCI 
D. S. P. D. 
COSSO. CORNELIO. L. PISONE. COS. 

29- 
D. M. 

CASSIAE. VALERIAE 

L. CASSIVS. PHANÍAS 

MIL. CLASS. PR. MISEN 

LIE. B. M. P. 

3 o - 

LIXVI. LVCIL. CVR. ITER 
Q. SOLVS. SINE. SVFFRAGIS. EX 
OMNIVM. SENTENTIA. EODEM. 
ANNO. DECVR. ORDINE. ADSCITVS 

ET. CVR. INK. IAN. DESING 
MACERIEM. ALT. P. V. ADIECÍT. 



(79) 

L. ANTISTIO. C. F. 
VETERI. PONT. PR 
X. VIR. STL. IVD. Q 
TI. CAESARIS. AVGVSTI 
DECVRIONES ET. POPVLVS 
MVNICIPES. GABINI 
PRAEFECTVRA 

ÍEX. MARCI. TERIS. ET. C. VARINI. CANACI9. 

3«- 

D. M. 
M. VALERIO. SPORO. 
CLODIA. GEMELLA. CGNIVG 
BENEMERENTI. FECIT. ET. SIBI. ET 
CLODIAE. DIDYSMB. SORORI. PIENTISSIM 
ET. LIBERTIS. LIBERTABVSQ. SVIS. POSTERIS 
QVE. EORVMt IN F. P. XIIII. INAG. P. XII. 

33- 

L. CONSIVS 
L. L. PHILARGYRVS 
CONSIA. L. L. 
ANTHVSA. 

34- 

VIBIAE. C. F. PRIVATAE. V. A. XI. IX. M. VIII. DI 
ET. C. VIBIO. MAXIMO. F. V. A. í. M. IIII. D. XI 
ET C. VIBIO. PROBO. F. V. A. I M. VIHI. D. V. 
C. VIBIVS. VRSIO. VET. ET 



I*. CONSIVS 
L. L. STRATO 

L. CONSIVS 
L. L. L. AVCTVS 



(8o) 

FLAVIA. PRIVATA. PARENTE. S. MISERI 
FECERVNT. ET. SIBI. ET. SVIS. LIBERTÍS 
LIBERTABVS. POSTERISQ. EORVM. 

35- 

D. M. 

M. VIi. PIVS. AVGVST.... IB. GRAPHICVS 
PRAEPOSITVS. BALVEAIORVM. DOMVS 
AVG. ET. VLPIA. FoRTVNATA. HOC. SEPVLCR 
FECER. SIBI. ET. M. VLPIO. FELICI. F. PIENTISS. 
QVI VIXIT ANNIS IIII. M. X. D. VIII. ET 
JLIB. LIB. POSTERISQ. EORVM. 

36. 

DIS. MANIB. 
FORTVNATI. ATTICI 
AVG. LIB. ARATIONIB 
LIB. TABVLAR 
FRVCTVS. IMP. CAESAR1S 
DOMITIANI. AVG 
GERMANIC 
ATTICIANVS. TABVLAR 
ARATIONIB. AMIGO 
CARISSIMO. 

37- 

SEX. ATINI. SEX. L 
SALVI. OLLA. OSSVAR. 



33. 

L. FLACCEIVS. L. L. PHILLADELPHVS. 



(3i ) 



RVSTICELIA 
PECIT. FILIO. SVO. 

P. LVSCL RVFI. 

4x. 
VÍBIA 
ÍNGENVA 
CORVMBL 

42. 
D. M. 
STEROPS. LINIAE. L 
MEDICVS. DÉG. DAT 
POLYDEVCE. SVO 
OLLAM. h. 

43- 
D. M. 

ATILIO. MODESTO 

MIL. CL. PR. MIS 

NAD. SARD. VIX 

ÁN. XXV. MIL. AN. V 

H. B. M. F. 

44. 

DIS. MANIBVS 
FLAVIAE. AVG. LIB 
TYCHEONESIMVS 



( 8a ) 
1MP. CAESARIS 
NERVAE. TRAIANI 

AVG. GERM. 
SER. PHOEBIANVS 
BENEMERENTI 
FECIT. 

45- 
D. M. 

AVR. DISO. EQVES. G. 
N. THRAX. VI. AN. XXX V 
MIL. AN. XIII. INTVR 
SEXST L I HERE. HAB 
FL ENS. ET. AVR. SVRVS. 

46. 
D. M, 

ALIDIAE. C. L. MIRTALE 
PHIRRVS. CAESARIS 
N. SERVOS. DIETAR 
CHA. FECIT. VIXIT 
ANNIS. XXIIX. ME 
NSIBVS. II. DIES. XV. 

47- 
D. M. 

P. POPILIO 

MAXIMO 

III. FIDE 

N. BESSVS 



(83) 
VIXIT. ANNIS 

XXX 

MIL. AN. XI 

H. B. M. F. 

48. 
D. M. 
M. COCCKI 
CHRYSOGONI 
COCCEIA. AVG. LIB 
PLVTIN. FRATRI 
B. M. F. E. C. 

49- 
EAJTID 

MAIK MNIANI- I 
50. 



A NINNIOS 
K 

ArpmiiAS 

MAPKIAI THEY 

2EBE2YA TH- El 
IAIÍ2N- A AIIANN 

Eno.... 

Tomando por la derecha de esta pieza y á po- 
cos pasos de ella se halla un pórtico ó peristilo, y en 
él están colocada» seis estatuas colosales, que repre- 
sentan á Hércules, Esculapio, un soldado romano 
en acción de pelear con 01ro á caballo, Julio cesar, 
un emperador que hay quien lo quiere Augusto y 
otro incógnito: dos bustos de medio cuerpo, que re- 



( 84 ) 

presentan i Diógenes y Trajano^ y las dos inscrip- 
ciones que siguen : 

1? 

M. VL. PIVS. GRANIANVS 
AVGVSTORVM. LIEERTVS 
FECIT. SIBI. ET. CASPERIAE 
RVFINAE. CONIVGI. SAN 

CTISSIMAE. ET. LIB 

TIS. LIBERTABVSQ 

POS. TERISQ 

EORVM. 

2* 
D. M. 

M» VLPIVS. AV..., S GRANIA 
NVS. E .... ASPERIA. RVF1NA. FECE 
RVNT. SIBI. LIBERTIS. LIBERTABVS 
QVE, QVI. VIXER. INTERSE. ANN 
XX. SINE. VLLA. VILE. HOC. AMPLIVS. NV 
MERAVERVNT. ARKAE. SEVIR. AVGVSTALIV 
§§OQOO. MN. VT. DIEBVS. NATALIS. IDIB 
IVNIS. RVFINES. VIRI. V. ET. MVLIERES. EORVM 
ET. GRANIANI. KAL. IVL. EADEIVI. NATALI. AD 
EXEMPLVM. SEMNI. 

Por este pórtico se va á la escalera que sube á las 
piezas superiores de la casa, y bajo de ella se halla una 
hacina de fragmentos, entre ios cuales no son despre- 
ciables un trozo de mosaico con la cara de una muger, 
un chapitel corintio, un termal^ un Juno bifronte¡ ua 
geroglífico cuasi entero de una de las momias que los 



(35 ) 

egipcios ponían dentro de los ataúdes, un fnsto peque- 
ño recostado sobre la piel de un león que parece Hér» 
cules joven, la pierna de una Bacante, y algunos ye- 
sos de mocho mérito. También hay en este lugar una 
inscripción grabada en piedra azulada de figura curva 
que dice así: 

Ir. NAEViVS. L. fi VRBANVS 
SCR. L1BR. QVA....STOR1YS 

E. TRIBVS. DE....CVRIIS 
MINORtBVS... AB. AERARIO 
VIXI. 1VD1C10. SINE. IVDICE 

NAEVJA. L. ET VIOLA 

I, NAEVIVS. Lt L. RO...ANVS. VJXIT. A. Vl'lll. 

A la parte izquierda del vestíbulo del zaguán está 
la puerta principal del museo. Este es un rectángulo 
de 53 pies de largo con 26 de ancho. En él están co- 
locadas las mejores estatuas, bustos y demás efectos que 
en 179? envió desde Roma el Sr. Cardenal Despuig; 
cuyo arreglo y buena distribución se debe al infatiga- 
ble D. Gabriel Mercadal Pro. menorquin, quien no 
tan solo partió nuestras fatigas para describir este mu- 
seo, sino que nos subministró cuantas noticias le pe- 
dimos sobre él, y por su respeto fué nuestra la granja 
de Raxa, haciéndonos en ella las observaciones conve- 
nientes, acerca de sus antigüedades, con el fin de evi- 
tarnos toda inexactitud en esta descripción. En el pa- 
vimento 6 primer orden de esta pieza, están distribuí' 
das con la mejor cimetría aa estatuas, 17 bustos, una 
cierva de bronce de un trabajo esceleuíe, una colum- 
na de alabastro oriental de 14 palmos de alto y 5 de 
diámetro, cinco piras modernas y una urna cinericia, 
que fué depósito de las cenizas de Marcelo, como se 
deja ver por !a inscripción esculpida en ella, que dice 
asi : 



(•*) 

CL. MARCELO. PONT. 
Qül. REP.....IS. CIVÍLIB. 

A. D. AUG. PATRVO 
EXTERNí. S. Q. ARMIS 
IN. SINV. PACÍS. DECCESSERIT 
SACRICOLAE 
B. M. F. 

Todas estas piezas descansan sobre pedestales de 
jaspes y mármoles del pais, trabajados con primor 
por los italianos venidos de Roma en 1802 (*). 

El segundo orden del museo se compone de doce 
estatuas pequeñas, cuatro bustos que parecen terma- 
les, veinte y ocho cabezas (cinco de ellas modernas), 
Ja mitad de un pie gigantesco, y un leopardo ó pan- 
tera, todo sostenido de ménsulas d repisas de már- 
mol, colocadas en la pared y elevadas diez y seis 
palmos del pavimento. 

Catorce bajos relieves, dos de ellos modernos, for- 
man un tercer orden del museo, que vamos á des- 
cribir circunstanciadamente. 

PRIMER ORDEN. 

ESTATUAS. 

1. FLORA, muger de Céfiro, con guirnalda en 
la S. y ramo de flores en la D. Bella estatua, en parte 
calcinada y alta io\ palmos. 

a. Un HÉRCULES, de 4§ palmos. 



(*) Los envió el Sr. cardenal Despuig para restaurar las es- 
tatuas que estaban mutiladas, ya por ios incendios que sufrie- 
ron los templos de la anciana Roma, en que estuvieron colo- 
cadas, y ya por el poco respeto que los siglos tienen á seme- 
jantes monumentos. zzEsta larga operación tuvo el gusto de 
verla concluida S. Erna, cuando en 5 de setiembre de 1804 vino 
á esta isla; pero el museo no quedó" del todo arreglado hasta el 
dia 29 de julio de 1820". 



3. PALAS, diosa de la guerra. Tiene en el brazo 
izquierdo una egida, cubierta con la piel de la cabra 
Amaltea, y en el centro de ella la cabeza de Medu- 
sa , y lanza en la D. Es de una escultura escelente y 
el yelmo está muy bien concluido, (6 paimos de alto.) 

4. Una estatua coronada de pámpanos, con tirso 
en la D. Representa á un joven sin bozo, arrimado 
á un tronco, con un perro en su base. El hombro iz- 
quierdo lo tiene cubierto con la piel de una cabra, lo 
qoe nos hace sospechar si será Baco, á quien se inmo- 
laban estos animales, porque talan ios sarmientos de 
las viñas. Envueltos en la piel se ven algunos raci- 
mos. Esta figura está enteramente desnuda, menos los 
pies, que los trae medio cubiertos de una especie de 
coturno, que le deja los dedos fuera. Tiene seis pal- 
mos de alto. 

5. Otro HÉRCULES, de ¿§ palmos de alto. 

6. Un hombre desnudo, de palmos de alto, que 
pasa de la mano derecha á la izquierda una especie 
de globo ó granada, 

7. Un BACO joven, coronado de pámpanos y 
racimos, con jarro en la D., tirso en la S. y apoyado 
m un tronco de parra con sus pámpanos. (6§ palmos 
de alto.) 

8. CLIO, musa de la historia, coronada de lau- 
rel, con clarín en la D. y un volumen en la S. Tiene 
5¿ palmos de alto y es de bella escultura, 

9. Un hombre desnudo, cubierto el hombro ¡3- 
juierdo con un ropage, vara en la D. y globo en la S. 
6í palmos de alto.) 

to. CÉRES, dios3 de la agricultura. Va coro- 
nada de espigas y adormideras, con segur en la D. 
y cornucopia en la S. (Cinco palmos de alto.) 

11. TA LIA, musa de la comedia, coronada da 
yedra y calzada con una especie de borceguíes. Tiene 
ana máscara en la S. (Cinco palmos de alto.) 



( 88) 

ta. APOLO con su lira, el trípode y la serpiente 
Pitón. Bella estatua, de j*| palmos de alto. En el trí- 
pode hay esculpidos unos caracteres griegos, que dicens 

AIIOMÍ7NIO EJIOEI. [i) 
Apomonio la hizo. 

Es indubitable que este Apolo escaria en el templo 
dedicado á su madre Latona^ que se hallaba no lejos 
de la Arríccia, donde en y de octubre de !?Qt sedes- 
cubrieron muchas estatuas y una inscripción, que no 
existe en Raxa (i); pero nos ía conserva el canónigo 



(1) Semejantes inscripciones las hemos visto en otros mo- 
numentos de la antt^üfdad, que existen en varios museos. Kn 
el de escultura de Madrid vimos en i de octubre de 1830 tres 
bustos de estatuas colosales, que según nos dijo D. Diego Cle- 
mencin, secretario d¿ la academia real de la historia, se habían 
desenterrado muy cerca de tí célebre Ciuniade los romanos, si- 
tuada en los Arevacos, en el punto donde terminaba la Celti- 
beria, los cuajes tienen las tres inscripciones griegas que siguen; 

i IX H O K P A T H 2 — B ! A 2 -¿ IX A A T Q N . 

La b?ila estatua del gladiador Borghese , de que habla e¡ 
Magasin universo! , tomó 1, págíiia 139- desenterrada á poce 
distancia de las ruinas de Antio, en el mismo lugar en que ful 
escavado el Apolo de Belvedere^ lleva también una inscripcior 
griega, que dice asi: 

AFA2ÍA2 AfiSIQEOY EnOIEJ 
A gastas , hijo de Dositeo eficiano^ la hizo. 

(2) Seguramente se perdería cuando en 1797 los franceses 
apresaron una embarcación , que conducía desde Roma á Rifa 
Horca muchas estatuas y otros mármoles antiguos del Sr. car- 
denal Despuig, escavados en la Arriccia y en los campos veci» 
nos de la vi a Appia. 5. Erna, rescató aquellos efectos; perofar 
íaron muchos de ellos, como Jo hemos observado por los in. 
ventarios, firmados en Roma por D. Félix Lobo, encargado dd 
museo de nuestro cardenal. Entre lo que desapareció cuando I 
presa de los franceses, se cuenta una lapida de mármol con est 
inscripción, ' 

S. P. O. 
ARICINVSl TS 
AVG. DEDÍT. 



( «9 ) 

Lucid! en su Memori* storique del antichisimo Mu- 
nicipio , ora térra delV Aniccia, e delie sue colon ie 
Genzano e Nemi¿ quien en la pagina 104 ia trae en 
estos términos: 

L. CVRIVS 
VARGVNT 
LATONA .... 
SEX VIBRENT . , . . 

13. HIPÓLITO^ hijo de Teseo, acompañado de 
un perro y armado con una flecha. Tiene ^| palmos 
de alto y e! vuelo de su ropage es de un trabajo es- 
calente. El propio Lucidí en el capítulo 24, página 
225 de su citada obra, apunta el descubrimiento de 
esta estatua en ^789, y dice que por faltarle la cabeza 
no se ie puede dar una clasificación cierta; pero que 
unos aseguran es de Hipólito y otros ia quieren de 
Diana cazadora. Ai restaurarla se le puso cabeza de 
hombre , haciéndola representar á Hipólito , siendo 
tal vez ia Dea de ios bosques. 

14. SI LE NO) el mas famoso de los sátiros y maes- 
tro de equiracion de Baco, es el que en nuestro con-» 
cepto representa la estatua de un viejo con mucha bar- 
ba, apoyándose sobre el costado izquierdo con un ca- 
yado y teniendo ia mano D. á las partes naturales. 
Esta, estatuita, de cuatro palmos de alto, es de bella 
escultura y está algo calcinada. 

15. ADAGQUS. Esta divinidad de la Frigia es 
Ja que en nuestro concepto representa la estatua de 
un hermafrodita , de seis palmos de alto, con los pe- 
chos de muger y las partes naturales de hombre. Tiene 
á su derecha un tronco con una lagartija. Otros taj 
vez tendrán á esta estatua por Adgístes ó bien por 
Agdestis^ que nació de ia piedra Agdo y reunía los 
dos sexos; pero Hesichio MitoL sir, nos pinta á Ada- 
gous muy semejante al mármol de que habíamos. 

16. Una estatua con rayo en la derecha, cubierto 



( 9°) 

con manto el costado izquierdo, se asemeja á Júpiter, 

Tiene seis palmos de alto. 

17. La figara de una rnuger, teniendo en las ma- 
nos una paloma apretada al pecho. Es de un trabajo 
elegante. Se escave} en el mesdeabrij de 1791 y se le 
puso cabeza al restaurarla. Tiene cinco palmos de alto, 

18. Una estatua de ¿4 palmos, que creemos re- 
presenta á algún cónsul romano por vestir la j ¡a con- 
sular ó latislaya. 

19. Un joven, coronado de pámpanos y racimos, 
con una águila en las manos. (Cinco palmos de alto.) 

20. Una estatua alada y desanda , con dardo en 
las manos y aljaba á sus pies: la maza de Hércules se 
ve arrimada é un tronco y sobre esta la piel del león 
de la selva Nemea. Creemos que esta figura denota que 
el amor vence á la fuerza: es de buena escultura y 
tiene siete palmos de alto. 

2t. Una estatua de 6| palmos, muy semejante á 
la del numero 1 6. 

22. VENUS al salir de los baños. El mérito ar- 
tístico de esta estatua colosal no corresponde á su bue» 
na conservación. 

BUSTOS DE MEDIO CUERPO. 

1. El cardenal D. Antonio Despuig y Dámelo , 
colector de estos preciosos monumentos. Obra esqui- 
sita del gusf> moderno , siendo muy sensible que no 
esté concluida la parte mas esencial , que es la cara. 

a. Un íi i ó* soto romano. 

3. CIBELES , rnuger de Saturno, coronada de 

castillos. 

4. AN¡4 FAUSTINA la mayor, rnuger de An- 
toniuo Pió, escavada en 1789. 

5. ALCIBÍADES, hijo de Clínías , descendiente 
de Ayax : inciden Ka Olimpiada Si por los años 450 
antes de j, C. La figura de este celebre ateniense está 



(9' ) 

en acto de perorar para mover con su seductora elo- 
cuencia las pasiones de sus paisanos Su venido se 
compone de una túnica y capa según el uso civil de 
los griegos» Ene precioso mármol, encavado en 1^89, 
es lo mejor que guarda el museo de Raxa , después de 
la cabeza de Augusto; y conociendo su mérito el se- 
ñor cardenal Despuig, hizo sacar una litografía en 
bronce ai célebre grabador Nicolás Besanzon. El au- 
tor del Museo clementino, en el tomo 6, página 55, 
trae también este mármol grabado en perñl , y habla 
difusamente de su mérito. 

6, Un busto moderno, colocado sobre una columna 
de alabastro orienta! de obra antigua. 

f. LUCIO VERO. Este busto se escavó en Ja 
Arriccia en 1789, y hace mención de él el canónigo 
Lucidi en su obra precitada. 

8. El busco de una muger con el pelo trenzado, 
que se cree de PLOTIN/1. 

9. NERON. De este busto hemos visto un her- 
moso diseño, sacado por D. Julián Ballester (*). 



(*) Este célebre geógrafo, aunque desconocido en su pa- 
tria, ha merecido por sus méritos literarios y pericia en la pin- 
tura y grabado, los mas calificados encomios de muchos estran- 
geros, y en particular del conde de Manly en el tomo 1 j , pá- 
gina 431 de su Viage por España. Nació en la villa de Campos 
el dia 24 de enero de 1750, de D. Joaquín Ballester y Da. Mar- 
garita Mas, ambos de familia solariega, arraigada en aquel 
pueblo desde el año 1300, en que sus autores pasaron á poblar- 
lo. En 1774 acabó el curso de teología, y sus adelantos en la 
jurisprudencia fueron tales que su maestro en esta facultad, el 
erudito Üi Antonio Pascual, no se desdeñó en decir que era 
jóven de grandes talentos, de vivo ingenio y de mucha aplica- 
ción. En 23 de mayo de 1777 se inició de prima tonsura en la 
ciudad de Barcelona: en 1 1 de junio de 1778 empezó en Madrid 
la práctica de leyes con el licenciado D. Miguel Ignacio Ona- 
tiba, abogado d^l ilustre colegio de aquella corte; pero el de- 
seo de volverse á unir con su amigo el cardenal Despuig, que á 
la sazón se hallaba en Roma de auditor de la Roía por la corona 



(9*) 

10. POPE A SABINA, muger de Nerón. 

11. AUGUSTO. Esta preciosa cabeza, tenida por 
lo mejor de Raxa, también se escavó en 1789. Los ita- 
lianos tuvieron el m->yor sentimiento cuando el car- 
denal Despuig trotó de enviarla á Mallorca, pero les 
dejó una memoria de ella con la lámina de bronce 
que hizo grabar al Sr. Rafael Morghen. 

is, ASPASIA , natural de Mileto en la Jonia, 
cortesana y filósofa, tan célebre por su ingenio que el 



de Aragón, le obligó á interrumpir su entrera para restituirse 
a" la corte romana. Allí aprovechó su afición á la pintura y al 
grabado, y continuó su amistad íntima con Pío VI, de quien 
era familiar, como el mismo pontífice lo dice en un breve de 6 
de enero de 1786, al concederle una indulgencia para él y sus 
parientes hasta el tercer grado. La Inquisición de Mallorca con 
título de ó de junio de £792 le nombró ministro familiar del 
santo oficio y juró esta plaza en íc de julio del propio año. En 
el de Í795 el e.spres ido Sr. üespuig le nombró tesorero y adioi* 
nistrador general de su arzobispado de Valencia, destinos que 
le confirió en atención ú sus méritos? servicios y circunstancias, 
como asi se espresa en el título que Je espidió aquel prelado, 
dado en Madrid á 26 de julio del propio año. Por promoción de 
D.Lorenzo Monserrat Pro. y pahorde de la catedral de Mallor- 
ca, á canónigo de la misma, S. M. ie proveyó ia pabordía que 
resultaba vacante, de cuya dignidad hizo dimisión en 6 de fe- 
brero de »8oo, con instrumento recibido por D. Antonio Ro- 
dríguez, notario de Sevilla. La muerte nos lo arrebató de la fie- 
bre amarilla, que desoló aquella ciudad, el dia 17 de octubre 
del referido año íSoo, á los cincuenta de su eiad. El aprecio 
que hicieron de su mérito los señores conde de Campomanes, 
obispo Nadal, conónigo Colom y otros sabios, puede verse en 
la colección de las epístolas M. 8. del erudito P. Pou. — Las 
obras literarias que tenia sin publicar, tenemos entendido que 
se estraviaron en el transporte de Sevilla á Mallorca, pues solo 
llegaron ú esta varios fragmentos historiales, una voluminosa 
colección de piezas topográficas de esta isla, que recopiló para 
la formación del mapa general de ella, y la Noticia histórica 
de la casa de Despuig-Ram de Monioro /cuyo manuscrito ori- 
ginal tenemos el gusto de poseer. Por lo que respecta al graba- 
do hay de él varias láminss del pcema de la música de í Harte, 
de un buril escalente; una Virgen del Carmen grabada en 1779; 



. < 93 ) 

mismo Sócrates iba á escuchar sus lecciones. Alcibía- 
des la amó entrañablemente, y Perícles repudió á su 
esposa para casarse con ella* Después de la muerte da 
este ultimo, ocurrida en el año 4^8 antes de J. C, Li- 
síeles, joven de bajo nacimiento, fué e! querido de la 
filósofa de Miíeto. El busto que la representa , es de 
un escelente trabajo y su nombre se ve escrito en él 
con caractéres griegos. Trae un diseño del mismo, de- 
lineado por Evard y grabado por Porred, el Musée 
des familles , deiixieme volume , pag, 36* 



el arco triunfal levantado en el Born de Palma en los festejos 
de la proclamación de Carlos IV; el plano de la misma plaza; 
el escudo de armas del cardenal Despuig; el de D.José Cons- 
fant de Andino, obispo de Albarracin; un diseño de la medalla 
de plata con que la Sociedad mallorquína premió a un alumno 
de la clase de matemáticas en los exámenes celebrados en 17.39; 
una estampa de la divina Pastora y una targeta de D. Juan Búr- 
guez Zaforteza, que trabajó en 1781. Los cuadros que pintó, 
se quedaron en Roma y Sevilla, á escepcion de uno que repre- 
senta la visión de Sta. Brígida , que se nos ha dicho es el que 
hay en la capilla de las almas de la parroquia de Campos. D. An- 
tonio Mas y Vidal Pro. de la misma, posee también algunos 
borrones suyos, de un mérito esquisito. n Entre los papeles de 
nuestro D. Julián hemos encontrado un documento, que acre- 
dita que él no fué el autor de un precioso cuadro de Jesús de la 
paciencia, que se conserva en la iglesia de Campos, como mu- 
chos lo suponen, sino e! célebre Murilio, y por lo mismo nos 
ha parecido conveniente copiarlo á la letra Dice asi: Como pri- 
mo y apoderado que soy de la M. I. Sra. condesa de Cañete del 
Pinar viuda, he recibido del Sr. D. Julián Ballester y Mas, ad- 
ministrador general y tesorero del Escmo. Sr. D. Antonio Des- 
puig, patriarca de Antioquía, 2,700 r¡. vn., importe de una pin- 
tura original de Bartolomé Murillo, de unas dos varas de alio v 
vara y media de ancho , que representa á Jesucristo sentado, del 
tamaño natural, en acción de haber recibido los azotes, que per- 
teneció á dicha M.I. señora: cuya pintura fué tasada en ó.ooo 
rs. de vn, Y para resguardo de dicho Sr, Ballester ¿o firmo en 
Sevilla á 2 de marzo de 1800. zz Ignacio de Medina y Torres, 
Esta escelente pintura, aunque colocada en la iglesia de Cam- 
pos, es propiedad del benemérito patriota D. Joaquín Ballester 
y Oliver, vecino de aquella viHa. 



( 94) 

13. Un busto de una muger desconocida, que ser 
asemeja al del numero 8. 

14. Uno que representa a! emperador Adriano. 
15» Otro, que por vestir iguales insignias que la 

estatua del numero 18 5 nos parece de algún cónsul 
romano. 

16. Un emperador, que parece M. Aurelio. 

\?. El Sr. D.Jaan D?spu?g y Dameto^ conde de 
Montenegro y de Moni oro. hermano del cardenal: 
obra modera* y bien conc'uicía. 

SEGUNDO ORDEN. 

Dé las doce estatuas pequeñas que lo componen, 
una parece de NEPTUNO , recostado sobre un trozo 
de emprenta; otra es de BACO joven; un MERCU~ 
RIO; un hombre desnudo, con dardo y aljaba; una 
matrona, que si fuese moderna tendríamos por ia Fe y 
pues es idéntica á el i a en nn iodo; uu CICERON de 
esceleme escultura, y las demás desconocidas. 

Los bustos mejores de es*e orden son los que se 
asemejan á termales, el JANO BIFRONTE , la ca- 
beza del viejo SI LE 'NO , que sre escavó en 1 ^89; la de 
BACANTE , coronada de pámpancs y racimos, y la 
de una muger con galea levantada. 

TERCER ORDEN. 

En uno de los catorce bajos relieves que lo com- 
ponen, se ve un alcon de escelente escultura; en otro 
dos figuras, que no pueden ser de Juan Zimisces I 
por mas que le den una semejanza; en otro hay un 
busto desconocido , en otro un leou, en otro de obra 
moderna, á mudo de camafeo, un macho cabrío: dos* 
contienen los bustos de Galba y Vespasiano , y cuatro 
los de otros emperadores desconocidos. 



(9S) 

La mejor de las piezas de este órden es el bajo re- 
lieve colocado sobre la puerta de la segunda estancia 
ó gabinete interior del museo. Se escavó" en 1791 en el 
valle Aricino, junto al monte de Gsnzano, y sus figu- 
ras representan el cruel espectáculo del desafío que 
tenían los antiguos para conseguir el sacerdocio. Vese 
un flamen desnudo, con una faja colgada al cuello, 
muy semejante á la estola, y con un cuchillo en la 
mano, en acto de haber herido á otro flamen, el cual 
yaciendo en la área moribundo, sostiene con las ma- 
noseos intestinos que le saien de la heridas vense 
también cuatro sacerdotizas y varios ministros del tem- 
plo espectadores. Este bajo relieve lo delineó Carlos 
Spinosa y lo grabó en Roma Pedro de Fontana, de 
orden del Sr. Despuig , en cuya lámina se lee esta ins- 
cripción : Rex Nemorensis. In antistitarum minis* 
trarumque conspectu ab adversario con fosus. Ex tipo 
marmóreo vetustissimi artijicii anno mdcclxxxxi. 
eruto in agro A ricino ^ cura et sumptibus Antonii 
Despuigii , in cujus cimeliis adservatur. Sobre este 
bajo relieve hay ctro de obra moderna, que contiene 
Jas Gorgonas Medusa , Uriaies y Estenio, y mas ar- 
riba hay un trozo de mosaico, de un trabajo muy fino, 
en el que se ve un Jano bifronte r , que por io grosero 
de su dibujo creemos si será obra del tiempo de Cons- 
tantino el Magno, en que según afirma Pablo Céspe- 
des, se cultivaban tan poco las bellas artes, princi- 
palmente la pintura* 

GABINETE INTERIOR DEL MUSEO. 

En esta reducida estancia están colocados los efec- 
tos siguientes: 

metal. Ciento diez y nueve idolillosó penates de 
bronce, de diferentes tamaños y figuras. Una lucerna 
de lo mismo, perfectamente conservada, üaa cabeza 



(9« ) 

étrusca de ídem. Un gallo, algunas cabezas de buey y 
de carnero; una esquilad campanilla cuadrangular, 
de figura piramidal; un león; doce amuletos ó talis- 
manes; dos troqueles con varias figuras grotescas, gra- 
badasen ellos; tres medallones, que representan á Ti- 
berio, Nerón y Cal/gula, y otro con un busto incóg- 
nito, todo de bronce. = Varios trozos de armas y ar- 
maduras antiguas, con un arnés de hierro plateado; 
dos bidentes grandes, tres hachas, tres cuñas, algu- 
nos topes, cívicas, aros y otros hierros de carruage: 
pedazos de cadena, quicios de bronce, goznes de lo 
mismo y algunas piezas de guarnición de bridas. 

marmol. Una águila; una momia eniera, con su 
geroglífico bien conservado; diez y siete bustos pe- 
queños, uno de ellos de alabastro rojo ; la figura de ua 
enano, que parece Canope ; ocho manos, cuatro de 
ellas de estatuas colosales; un bajo relieve , que repre- 
senta é Venus puesta en los baños ; un hermafrodita 
recostado, obra moderna y de elegante escultura; dos 
leones modernos, de piedra azul abrillantada; una 
pira de basalto (*) hecha pedazos; otra de alabastro 
de Baker, sobre una columna estriada de basalto ver- 
de sin bruñir, que se escavó en la Africcia en 1789; 
ün termal de bajo relieve. =Una colección de noventa 
y ocho especies de frutas trabajadas con primor, obra 
moderna muy imitada al natural. = Otra colección de 
mármoles y jaspes, de muchas especies. 



(*) Es una piedra ó masa muy dura y compacta, compuesta 
de los tres tía literales llamados augita, feldespato y hierro mag- 
nético. Esta piedra se formó de las materias procedentes de lo 
interior de la tierra, que arrojó el cráter de una especie de vol- 
canes, cuya erupción sintieron cuasi todos los confines del 
mundo, en las épocas llamadas geológicas. El basalto á pesar de 
ser muy duro, es al propio tiempo quebradizo, por la especie 
de vitrificación que ha recibido: suele comunmente agrietarse 
de un modo homogéneo y uniforme, cuyos trozos parecen co- 
lumnas prisma cicas, de cuatro, cinco' y seis caras cada una. 



( 97 ) 

barro. Cinco lucernas algo mutiladas, y tres ci- 
nericias de un búcaro estélente. 

Un trozo de amianto (lienzo incombustible). 
Esta es !a descripción que presentamos á los aman- 
tes de ias bellas artes y á los investigadores de la mis- 
teriosa antigüedad, para que tengan objeto en que sa- 
tisfacer su curiosidad con los preciosos vestigios que 
por su mérito artístico están colocados en el museo de 
Ruxa, como trofeos de la gloria que brilló en la an- 
ciana Roma doscientos anos antes de la venida de J. C. 
Si en el museo Borbónico existen los efectos que en 
1^13 se hallaron sepultados en las cenizas del Vesu- 
bio, como la silla de Plinio, la mesa de Aspasia y 
los vasos etrnscos de los Cicerones, y en el punto en 
que se escavaron se descubren aun los restos de las 
ciudades de Pompeya y el Hereuiano, que tragó aquel 
volcan hace mas de mil y ochocientos años, conser- 
vándose entera la casa de Salustio , el templo de Isis 
con el candelabro , el ara ensangrentada y los ador- 
nos pontificales que vistieron los flámenes', en Raxa 
tenemos los sepulcros de C, Bruto, de T. Strabon, de 
la familia Tiberiana , de Lucio Sempronio y de otros 
personages que brillaron entre la nación que fué se- 
ñora del mundo. Cada uno de estos venerables restos 
puede subministrar al hombre de gusto materia para 
una disertación: no le haga vacilar en la empresa de 
escribirla el no poder hacer sus observaciones á pre- 
sencia de los mismos originales, pues el dignísimo po- 
seedor de ellos no se ha negado jamas en enseñarlos al 
hombre estudioso. Bajo de este supuesto es de esperar 
que alguna pluma sabia trabajará unas ilustraciones á 
cada inscripción sepulcral y geográfica de Raxa, con 
el objeto de que e! publico tenga una completa descrip- 
ción del selecto museo, que en sentir de míster Doumnes 
puede competir con el primero de la Europa. 



( 93 ) 

Alfavia. 

La deliciosa quinta que tiene este nombre, está si* 
tuada en el término de la villa de Buñola, en un es* 
pacioso valle, sembrado de frutales y adornado con 
varios jardines, juegos dé agua y otros objetos de pura 
diversión. 

El noble y poderoso Benabet (*), señor de Pollen- 
2a, inca y Alfavia, fijó su residencia en esta hermosa 
alquería cuando Alí, señor de Denia y jeque de Ma- 
llorca, le hizo gobernador de toda la pane forense de 
la isla con motivo de haber casado con su hija Albo- 
hehía. La alta prez que gozaba Benabet con tan dis- 
tinguido cargo, no fué motivo bastante para procurar 
la defensa de la isla contra las armas de D. Jaime I, 
pues en vez de invitar para ello á sus gobernados, se 
esmeró en favorecer al monarca aragonés y ásu ejér- 
cito, subministrándole muchos comestibles y ponien- 
do bajo de su obediencia uno de los doce mercados de 
Mallorca. Aun no bastaron estos servicios ni tampoco 
el hacerse cristiano, para que el monarca de Aragón 
mantuviese á Benabet en el pleno dominio de su al- 
quería; pero su hijo Juan, que tomó el apellido de 
Bennasser y fué ciudadano de Mallorca, la pudo re- 
cuperar, tomándola á censo perpetuo del conde don 
Ñuño, con instrumento de las calendas de agosto de 
1240, ante Nicolás Prom notario. De este Bennasser 
pasó Alfavia á su hijo D. Nicolás, que fué del partido 
del rey D. Pedro, y por haber enlazado sus descen- 
dientes con los caballeros Santacilias, entró a poseerla 



(*) Hay quien lo supone hijo segundo del gran señor del 
imperio otomano, pero esto es una falsedad 3 porque en tiem- 
po de Benabít aun no existia tai imperio. 



(90 ) 

Ja casa del Sr. D.Juan Burguez • Zaforteza , que su- 
cedió á D. Gabriel de Berga y Santacilia, ultimo po- 
seedor de aquel ilustre apellido. 

Son muchos los vestigios y fragmentos que aun se 
conservan en Alfavia como á reliquias del poderoso 
señor de aquella dilatada hacienda: entre ellos llama 
muy particularmente la atención la inscripción es- 
crita con caracteres árabes, esculpidos en el arquitrabe 
del cornisamento del zaguán. El célebre arquitecto 
D. Juan de Aragón en 1755 sacó una copia, que se 
conserva original y sin versión alguna en uno de los 
tomos manuscritos del cronista D. Ventura Serra: 
otro traslado sacó nuestro difunto amigo el erudito 
P. Juan Artigues ("), jesuíta mallorquín, quien ha- 
biéndonos escrito en 26 de junio de 1831 que se le 
había estraviado, le remitimos otro, sacado con la po- 
sible exactitud, el cual nos devolvió en 1 9 de noviem- 
bre del propio año con la siguiente versión: 

EL PRECEPTO ES DE DIOS 
LA FUERZA ES DE DIOS 
LA MISERICORDIA ES DE DIOS 
DIOS ES GRANDÍSIMO 
NO HAY DIOS SINO ÉL 
LA RIQUEZA CONSISTE EN DIOS. 

(*) Nació en la villa de Sineu el dia 8 de diciembre de 1803 
de Antonio Artigues y Magdalena Ferragut, honrados labrado- 
res. Contaba diez y nueve años cuando vistió la sotana de Lo- 
yoía, y sus adelantos en las ciencias, lenguas, y otros ramos de 
literatura, muy en breve le hicieron conocer en la capital de la 
monarquía. Asi es que, llamado á ella, fué creado catedrático 
de árabe en el año 1824. La lectura de este idioma y sus cono- 
cimientos en la historia y ciencias naturales le adquirieron una 
nombradla regularen toda la Europa, en términos que todos 
los sabios le consultaban sus dudas históricas. En 182Ó el co- 
legio imperial le nombró bibliotecario, y cuando iba á dar la 
última mano á sus Observaciones sobre varias antigüedades ára- 
bes de España, obra útilísima, que quería dar á la prensa, la 
muerte nos lo arrebató en agraz'el dia 18 de julio da 1834. 



( 'oo ) 

No nos cabe la menor duda de que las palabras que 
contiene la inscripción que precede, combinan con lo 
que se lee en varios suras del alearan , como puede 
verse en la traducción de este libro, que publicó en 
latin el P. Marracci, profesor de árabe en el colegio 
de Roma, impreso en Paduaen 1698. 

Otra inscripción existia en 1 815 en una de las ha- 
bitaciones bajas de la casa de Alfavra, que ai copiarla 
el célebre anticuario D. Francisco Whater teniente co- 
ronel de saizos, considero que era algún monograma 
efímero ó insignificante (*), comoeí mismo lo dice en 
sus memorias manuscritas que tenemos á la vista. Aun- 
que veneramos muchísimo el mérito de aquel erudito 
mimismáiico, cuyas luces reconocemos por muy supe- 
riores á las nuestras, no podemos dejar de manifestar 
que los caracteres de Al f avia , que segurameute le fue- 
ron desconocidos , son : un Tzade , un Caph, un Aleph 
y un Shin del alfabeto caldeo, y por consiguiente la 
inscripción está en hebreo vulgar, den caldazco-siro. 



(*) También tuvo el señor WTiater por caractéres insignifi- 
cantes (según lo insinúa en sus apuntes manuscritos) los de que 
se compone la incripcion arábiga de una antigua rodela que 
existia en el consistorio de Palma entre las armaduras de los 
conquistadores de esta isla, que hoy se conservan tu la arme- 
ría de la Reina nuestra Señora. Pero el P. Artigues, arriba ci- 
tado, habiendo visto una copia que le dirijimos en 1831, saca- 
da con la posible exactitud, le dió la versión castellana que 
dice así: Aquí está mi juerza principal para conseguir mi in- 
tento. ¡O Diosl Con tu auülio pelearé contra la turba de la ca- 
ballería de Corazan y Ayla. De Dios es el ausilio y la victoria, 
él sabe quien será el fuerte y el valiente, él nos dió el hierro del 
que se hacen las armas. Es propiedad de Moraddinalá y se hizo 
para combatir los enemigos de Homar. Téngase presente que 
Corazan es una provincia al N. de Persi*, y Ayla una antigua 
ciudad de Arabia, cimbas muy célebres por criarse eu ellas es- 
celentes caballos. Según el sentido de la inscripción parece que 
Moraddinalá es un capitán árabe, y Homar el príncipe á quien 
servia Moraddinalá» 



(fOl) 

según se hablaba en tiempo de J. C. Sin embargo, no 
aventuraremos nuestra opinión acerca de este monu- 
mento , á pesar de que hemos visto otros de su clase 
en esta isla y en la de Menorca (*) , porque solo el 
verlo colocado en el alcázar de un personnge árabe 
nos llena de confusión. Otra pluma desentrañará con 
mas acierto que la nuestra este misterioso enigma. 

Ademas de las antigüedades de que hemos hecho 
mérito, hay en Alfavia un terma igual al que tenían 
los romanos en sus delubros, con su dureta y apocUte- 



(*) En el monetario del gabinete de historia natural que 
tenían los padres capuchinos de esta ciudad áníes de su esclaus- 
tracion, existia un medallón á mane? a de amuleto, que adqui- 
rió el anticuario D. Luis Focos cuando se desenterró á corta 
distancia de la ciudad de Alcuaia. Tenia en su anverso la figu- 
ra de Cristo, con cuyo motivo lo creia el mismo Focos acuna- 
do en tiempo del emperador Felipe, que muchos sienten fué 
cristiano y en su tiempo florecieron las artes; y en su reverso 
una inscripción hebrea, que unjesuitadel colegio de Trilingüe 
en Marsella latinizó de esta manera. Messias lle% venit in pace 
et populus fwminum factus el vicens. 

Entre las muchas preciosidades del arte y de la naturaleza 
de que se compone el escogido museo de nuestro amigo y cor- 
responsal el Dr. D. Antonio Ramis y Ramis vecino de Manon 
en Menorca, se cuenta un trozo de mármol con una inscripción 
hebrea, que en sentir del memorado J\ Artigues puede ser una 
memoria del sepulcro de los macabeos, por la veneración que 
tuvieron los hebreos á esta ilustre familia, batiendo medallas 
y levantando otros monumentos en su honor. La versión lati- 
na de esta misma inscripción que nos comunicó el referido pa- 
dre Artigues en 12 de octubre de 183», dice asi ; 

SIGNUM S^PULCHRALE 
EX FORNÍCE SEPULCHR [ SUME ALTITUDJNEM EJUS. 
MENSURA CABI EST Ej US LONGITUDO 
FU\ T DAMENTUM EST VACÜÜM hJUS. 
EX ALTiTUDIN E QUINQUE PEDES. 
LEX JUSTJTia; ET MISERÍCORDI/E (EJUS VEL EORUM) 
SICUT MONTES FUÍT PROPTER DEUM 
QUÍ CON VERTÍ T GEN1TUM EJUS (VEL 1LLORUM). 



( toa ) 



rio, y una silla, que D. Vicente Tofiño de San Miguel 
coloca entre los monumentos arábigos de Mallorca al 
tratar de ellos en la página 70 de sus Descripciones 
de las islas Pitiusas y Baleares» 



Solo podemos decir de esta hermosa alquería, pro- 
pia del Sr. D. Ramón Fortuñy, caballero mallor- 
quín, que por sus muchas y copiosas fuentes, abun- 
dancia de frutas, salubridad del aire y demás par- 
ticularidades, que la hacen sumamente deliciosa, como 
también por distar solo de Palma dos leguas y tres 
cuartos, es muy frecuentada en el verano por muchí- 
sima gente. Sus hermosos jardines, construidos en un 
terreno desigual y ameno, diferentes juegos de agua, 
estanques con multitud de patos, y varias grutas que, 
sin embargo de ser artificiales, están llenas de esta- 
lactiles y otras delicados congelaciones, producidas allí 
mismo por el agua; son objetos que ofrecen al viagero 
vistas pintorescas, muy agradables. 

Esta deliciosa granja, llamada por los árabes Al- 
pich, fué un tiempo asilo venerable de la virtud y 
penitencia. Moraron en ella los monjes del Císter des- 
de que ía adquirieron del conde D. Nuño(i) hasta 
que estuvo concluida la fábrica de su monasterio lla- 
mado el Real, en el término de Palma; y la vendieron 
después al caballero Vida, con instrumento de 8 de 
octubre de 144?. 

(i) En virtud de donación otorgada á su favor en 2 de las 
calendas de julio de 1239, ante e l maestro Juan, su notario, 
confirmada por el rey D.Jaime con instrumento dado en Tar- 
razona á 6 de los idus de marzo de 1273, ante Bartolomé de Por- 
ta notario. 




( '03 ) 



Otras muchas curiosidades artísticas tiene Mallos 
ca que podrían describirse en este párrafo, pero cada 
una de ellas requiere una memoria separada. No ha- 
blamos del mosaico de Sta. María, de aquel respetable 
monumento que acabó de existir á los tres años de des- 
cubierto (*), sino del baño de arquitectura árabe, cons- 
truido con la mayor elegancia, que se conserva en la 
casa del difunto canónigo D. Miguel Serra y Dameto, 
y sirve hoy de lavandería. Su forma es un estilóbato, 
en el dia relleno é inservible, decorado con doce co- 
lumnas, cuyos sácalos y chapiteles ofrecen una varie- 
dad muy particular, porque cada uno de ellos, sin se- 
guir órdeq alguno, presenta un trabajo diferente, que 
se hizo al parecer á capricho del artífice. Sobre las 



(*) Aunque nos hubiera sido muy fácil de conseguir el que 
por medio de una real órden , ó de una recomendación de la 
academia de la historia, se hubiese encargado á las autoridades 
de Mallorca la conservación del mosaico de Sta. María, evi- 
tándose por este medio el ludibrio que ha sufrido y que le ha 
hecho desaparecer del campo en que estuvo sepultado por mas 
de diez y ocho siglos; no lo procuramos, porque en otra oca- 
sión que quisimos evitar el deterioro que amenazaba á otros 
monumentos de la antigüedad, algunos de nuestros conterrá- 
neos lo tuvieron por un crimen imperdonable. Sin embargo, su* 
getos eminentes elogiaron el supuesto crimen y tacharon á nues- 
tros adversarios de ignorantes, de hombres de un gusto estra- 
gado, y de destructores de unos vestigios que tanto honor ha- 
cen á la isla. \Pudet hcac opprobia dici , et non poíuisse refellñ 
Omitimos el dar noticias circunstanciadas de esta reliquia 
del cristianismo, porque es asunto que ha evacuado completa- 
mente el sabio mallorquín, ó como dice el autor de la relación 
de los festejos solemnizados por la jura de la Princesa herede- 
ra, el respetable eclesiástico de quien se honra Mallorca, el 
padre de la literatura balear, y el apasionado amigo de la ju-> 
ven t ud estudiosa. 



( 104 ) 

doce columnas descansa un ático que sostiene una cú- 
pula, fabricada de ladrillos, por cuyo centro penetra 
la luz. Nada hemos podido averiguar de este antiquí- 
simo baño, mas que tradiciones y débiles conjeturas 
que de poco sirven, é pesar de que las mas veces, como 
dice Ma^deu en su Historia crítica de España, t. v, 
pa'g. 467, es menester contentarnos con argumentos 
flacos, estando destituidos de otras razones. 

El anfiteatro de los romanos baleares que se des- 
cubrid en el distrito de Alcudia, la iglesia subterránea 
de S. Martin en dicha ciudad , las canteras areniscas 
llenas de conchas, estrellas y otras producciones ma- 
rinas en las villas de Muro y Sineu , las grutas de Ca- 
net y de Son Lluis de Porreras , y el famoso jardín 
botánico del célebre naturalista don Pedro Vicente 
Trias del Coll en la villa de Ksporlas, que tanto en- 
comia Mr. Cambassedes; son también objetos dignos 
de ser admirados, y en ellos pueden satisfacer su cu- 
riosidad los hombres estudiosos é inteligentes. 



( i°S) 

Molida 

DE LOS TRATAMIENTOS Y DICTADOS HONORIFICOS 

QUE SE HAN USADO EN ESTA ISLA DESDE EL SIGLO XIII 
HASTA EL PRESENTE. 



V alt (el alto). 
En los siglos xni y xiv tenian este honorífico dic- 
tado los señores reyes de Mallorca. 

U amat. 

Este tratamiento lo daban los monarcas de esta isla 
á los bailes de las villas cuando les comunicaban su 
elección, que la hacían aquellos soberanos desde que 
lo previno el rey D. Pedro con privilegio dado en 
Barcelona á 15 de julio de 1 38 !. También se trataba 
asi á los vireyes y á los vegueres, y en el siglo xiv á 
las personas de distinción. 

Doctor. 

Antes del siglo xvn los doctores en artes, sagrada 
teología y médicos se llamaban maestros. 

Don (domnus). 

Aunque en el tom. 2, pág. 187 del Diccionario en- 
ciclopédico, últimamente publicado en Barcelona, se 
diga que este título empezó á usarse en 1400, lo ve- 
mos introducido en Mallorca desde el siglo xmí, y fué 
el primero que lo usó el caballero D. Vallessio de 
Berga. Asi aparece de un instrumento de los idus de 
setiembre de 1232, recibido por Guillermo Rebasa no- 
tario, con el cual concedió el señor rey D.Jaime á 
D. Ñuño Sánchez su tio, el competente permiso para 
la fundación del monasterio del Real, hallándose pre- 



( io«) 

«entes í su estipulación Domnus Vallessus de Berga 
y otros caballeros. Los soberanos de esta isla también 
usaban raras veces el Don y en particular cuando ha- 
blaban con alguno de los reyes occidentales que lo ce- 
ñían. Sin embargo no se estendió su uso en los caballe» 
ros hasta el siglo xvn. 

Doncel (domicellus). 
Asi como en Aragón los caballeros aun no armados, 
aunque fuesen condes, barones ó marqueses, se titula- 
ban escuderos; en Mallorca usaban el dictado de Don- 
celes hasta ser promovidos al orden de caballería o 
haber recibido el cíngulo militar, porque entonces se 
llamaban milites. Esto se observó escrupulosamente 
hasta el siglo xvi; pero en el siguiente ya se apropia- 
ron aquel dictado muchos que no lo tenían. El señor 
Capmany en su Suplemento d las memorias históricas 
sobre la marina, comercio y artes de la antigua Bar- 
celona, tomo 4, pág. 31, dice que en Cataluña el do- 
micellus fué también un tratamiento honorífico que 
tenían los caballeros no armados. 

Discrét. 

A los prohombres y doctores de la morbería (anti- 
gua junta de sanidad) se les daba este dictado en el 
siglo xv. En los siglos xvu y xvin lo usaban comun- 
mente los notarios, y en el año i 349 se daba la califi- 
cación de Discréts á los procuradores reales de Ma- 
llorca Jaime Nigri y Francisco Portello, según tene- 
mos observado en varios documentos de aquella época, 
Escelencia, Escelentísimo, 

Los autores del Diccionario enciclopédico, tomo a, 
pág. 313, dicen que en su origen solo tenían Escelen- 
cia los monarcas. En el archivo patrimonial, armario 
niím. 7, libro de 1363 ad «369, fol. 73, existe un ins- 
trumento en que se da este dictado al rey D. Pedro de 
Aragón, tínico de los soberanos de aquel reino y del 
de Mallorca que lo han tenido. Desde 1714 los capí-- 



( ) 

tañes generales de esta i s» la tienen este tratamiento 
una vez que su graduación sea mayor que la de ma- 
riscal de campo, d bien por íen<?r grandeza de Esparhl 
lí otra condecoración de escelencia, como el toisón, la 
gran cruz de Ca'rlos m y la de S. Hermenegildo. Los 
caballeros particulares que tienen las mismas gradn da- 
ciones ó distintivos, aunque no sean capitanes genera- 
les, y los señores diputados provinciales, cambien soa 
esce lentísimos. 

Egregio. 

Era entre los romanos un título de honor que se 
concedía á ios militares en recompensa de servicios 
eminentes hechos á favor de la patria. En el siglo xvu 
y principios del xvm los señores títulos y viso-reyes 
generales de esta isla se llamaban Egregios y muy 
¿¿lustres. A las conjuges de los caballeros en el siglo 
xvi se las díba también el tratamiento de Egregias, 
y en el siglo xv lo tenían los procuradores reales y 
raras veces ios vegueres. 

En 6 N\ 

Este simple pronombre es el dictado que se di<5 en 
los siglos xm, xiv y pocas veces en el xv á los seño- 
res reyes, personas de lustre y distinción y funciona- 
rios públicos, como: En Jacme , En Pera, N'Amfos, 
N'Arnau, &e. Escolano en su Historia de Valencia, 
parí, i, lib. 5, cap. a6, pág. 1095, dice que en aquel 
reino el En solo lo tuvieron los ciudadanos en los pri- 
meros si-glos , pero que después hasta los reyes llega- 
ron á honrarse con este título. 

Espectable y noble señyer. 

Este era el tratamiento que se daba por escrito en 
las peticiones á los procuradores reales de Mallorca y 
rara vez á los vireyes. 

Fidelísimos y amados. 

Es la honrosa calificación que dan los monarcas á 
los jurados, síndicos y conselieres de Mallorca como 



( io8 ) 

aparece por muchos privilegios y reales cartas dirigi- 
das á los mismos. Los vecmos de Alcudia son fidelí- 
simos en virtud del real privilegio que hemos citado 
en la página 45. 

Generoso. 

A solo los infantes de Mallorca se dio este dictado 
en el siglo xm y en el siguiente lo tenían lus señores 
con jurisdicion civil sobre algún lugar, como : lo noble 
e géneros en Pau Sureda, lo noble e géneros en Bernad 
Torrella, lo señyer géneros Bernad Moguoda (1). 
Honor. 

Desde el siglo xvn tienen este tratamiento los la- 
bradores de mucho arraigo. 

Honorable. 

Algunos procuradores reales, los canónigos, los pro- 
hombres y doctores de la morbería , los defenedores 
del colegio de la mercaduría (2) y los depositarios 



(1) El primero era señor con jurisdicción civil y criminal 
en feudo de S. M. de las alquerías Btdellet, la Moleta, Son Pe- 
re Jaume (hoy Jugar de Villafranca), Rafal cretnad, Einibadá 9 
Son Joy, Son Barragot, Aicudiarrom, Son Alzebit, Son G no- 
var d y Son Ramón, por habérselas concedido con aquel domi- 
nio el señor Rey don Sancho en ;5 de las calendas de abril de 
1318. El segundo era señor de Morneia, Benibxssi, Alamag, y 
Máhuyar (hoy villa de santa María) en fuerza de las donacio- 
nes hechas á favor del mismo por el conde de fímpurias, ror 
don Bernardo de santa Eugenia y por Ferrado de Granada, las 
que confirmó el citado Monarca con el mismo dominio y ju- 
risdicción con instrumento de las calendas de setiembre de 1315, 
recibido por Lorenzo Placensa notario. Y el nominado Moguo- 
da era señor de la caballería Vsllenia de Esteiieñs, en virtud del 
contrito estipulado en 16 de las calendas de julio de 1234 en- 
tre D. Berensucr Palou primer señor de la misma y el espresatío 
Bernardo Mogoda, a quien se impuso la obligación de prestar 
anualmente el servicio de dos caballos armados para la com- 
pañía de forzados de aquel pueblo. 

(7) Lo instituyó el rey D. Martin en 23 de marzo de 1409, 
mandando se compusiese de veinte consejeros mercaderes, cu- 



( i°9 ) 

reales, en los siglos xiv y xv tenían este tratamiento. 
Los mayordomos de gremios y oficios lo usan desde el 
siglo XVI. 

Honrado (L' honrad). 
En los siglos xiv y xv se titulaba asi á los pro- 
curadores reales, vegueres y personas de distinción: 
V honrad Nantoni Soldevila , V honrad en Bernad 
Spañyol, etc. 

Ilustre. 

En la decadencia del imperio se daba este título á 
Jos cónsules y grandes oficiales del estado. Los reyes 
de Francia se prenominaban vir ¿llustris, y en tiem- 
po de Cario maguo paso esta honorífica calificación á 
los condes y grandes de su corte. Los infantes de Ma- 
llorca en los siglos xm y xiv se titulaban ¿Ilustres, y 
los jurados y conselleres de esta isla en el siglo xvu 
¿Ilustres y muy magníficos. 

Ilustrísimo. 

Los hijos primogénitos de ios reyes en los siglos xm 
y xiv y los vireyes en los siglos xvi y xvu tenian este 
tratamiento. 

Ilustrísimo y reverendísimo. 

Los obispos de Mallorca desde líitimosdel siglo xví. 
Invicto, Invictísimo. 

Los monarcas desde D. Jaime I han recibido este 
honorífico tratamiento en varias espo¿iciones de los ju- 
rados, del grande y general consejo y de otras corpo- 
raciones de la isla. 



yos estatutos aprobó el rey D. Alonso en 8 de enero de 1^49. 
Antes de este colegio ya tenia Mallorca (á semejanza de Valen- 
cia) los cónsules de mar, creados por el rey D. Pedro pridie ca- 
lendas junij 1343, para conocer en las causas de los navegan- 
tes y hombres de matrícula de esta isla, y después en virtud de 
real orden de 13 de marzo de 1726 se estableció la dependencia 
de marina, que es el juzgado privativo que entiende en las cau- 
sas y negocios de los matriculados. 



( "O) 

La dona. 

Asi se titulaba en el siglo xni á las señoras de los 
nobles y personas de distinción : La dona Esclara' 
monda , La dona Saura, La dona Constanza, ec. 
Magnífico. 

Los bailes generales de la isla en el siglo xiv, algu- 
nos caballeros y funcionarios públicos en el siglo xv 
y desde entonces hasta el presente han tenido este tra- 
tamiento los alcaldes ordinarios de las villas, los jue- 
ces de censos , ios antiguos doctores del real consell 
(hoy oidores de la Audiencia territorial), los alcaldes 
mayores de Palma , clavarios de la ciudad , jueces eje- 
cutores, el mostasaph ó almotacén, el secjuiero, el bo- 
llador, el juez de alzadas del real consulado, los cón- 
sules de mar, los asesores letrados de algún juzgado 
ordinario, los síndicos forenses, ios defenedores de la 
mercaduría y el maestro de guayte, 
Mestre, 

Este tratamiento lo tenían en los siglos xm, xiv, xv 
y xvi los doctores letrados , los médicos y teólogos: 
mestre en arts y teología. Ahora es el nombre que se 
da a los artesanos después de quedar aprobados por 
el gremio para ejercer su oficio. 

Milites, 

Este era el tratamiento que adquirían los Donceles 
después de ornados con la dignidad equestre, y solo lo 
tenían durante su vida por estar así dispuesto en la 
ordenanza del s*ñor rey D. Pedro. Los Milites en 
las iglesias ocupaban los asientos de mas preferencia 
después del estado eclesiástico, y el señor rey D. Jai- 
me I en las cortes celebradas en Tarragona en el año 
1234 mandó en favor de ellos el estatuto siguiente: 
Item estatuirnos, quod nulíus filius militis^ qui non 
sit miles, sedeat ad mensarn militis, vel domina ali~ 
cujus, nec calceat caligas rúbeas, ec. Las ceremo- 
nias que se practicaban cuando los donceles aseen- 



( MI ) 

dian á milites, las refiere Ribera en su Milicia mer- 
cedaria, página i 9, número i 1 . Mr. Ducange en el to- 
mo 4 o de su Glossarium ad ser ipt ores medice, et in- 
firride latinitatis^ columna 73 1 , hablando también de ios 
milites, dice: Milites apud scriptorés inferioris ceta* 
tis, is potissimum dicitur qui militar i cingulo ac- 
cinctus est, quem vulgo chevalier appellamus. 
Mis ser. 

Los doctores letrados en los siglos xiv y xv. Mis- 
ser Huc Net, Misser Ja han Montañans ec. 

Mossó, Mosson, Mossén y Mosseñy* 

En los siglos xiv, xv y xvi era este tratamiento el 
que usaban los caballeros, y en el siguiente ya pasó á 
los ciudadanos^ notarios y eclesiásticos. 

Muy Ilustres. 

Lo eran los caballeros de las ordenes militares, los 
vireyes y los maeses de campo en los siglos xv , xvi 
y xvii. Se da también este tratamiento al regente y 
oidores de la audiencia territorial , al ayuntamiento 
constitucional de Palma, al cabildo eclesiástico y al 
gefe superior político de la provincia. Antiguamente 
lo tuvieron el procurador real de la isla , los abades 
mitrados, los caballeros de hábito, los títulos de Ara- 
gón y Castilla y los inquisidores, por haberlo ordena- 
do Felipe II en su real pragmática de 8 de octubre 
de 1586. 

Noble. 

Este era el tratamiento que se daba á los infantes 
de Mallorca y á los hijos naturales de los señores re- 
yes, como el noble Pagano de Mallorca , el noble 
Sancho de Mallorca. Los milites adquirieron luego 
este dictado, pues á principios del siglo xvn ya lo usa- 
ban cuasi todos. 

Nos. 

Asi como ahora decimos en las escrituras publicas: 
Sépase como yo D. F. ec. , en los primeros siglos se 



( 

empezaban los instrumentos: Sapientuid que nos en 
Gispert de Tornarnira, ec, ó bien: JSoverint universi 
quod nos Raymundus de Podio ec. También se usa- 
ba este pronombre en el siglo xiv para denotar la au- 
toridad ó mando de los reyes, principes y prelados. 
Los b siles generales y vegueres, en sus audiencias 
verbales decían : ha compartgut devant de Nos en 
Peta de Ribes altes, Nuguet de Sardañyola, ec, y 
desde últimos del siglo xvilo usan los tribunales ecle- 
siásticos, obispos, inquisidores, provisores y tribunal 
de cruzada. 

Reverendo. 

Este fué el tratamiento de los obispos y canónigos 
desde el siglo xm hasta el xvi,y de los sacerdotes re- 
gulares hasta su esclaustracion. 

Saviessa, vossa Saviessa. 

Hemos visto en documentos antiguos que en los si- 
glos xiv y xv se trataba asi á los espectables procu- 
radores reales, á los miembros del grande y general 
consejo y raras veces á los vireyes. 

Señor (dominus). 

Esta calificación es de tanta escelencia, cuanta su- 
pone la ley i de partida, capiiulo 25, en estos térmi- 
nos: ,, Señor es llamado propiamente aquel que ha man- 
damiento sobre todos aquel los que vienen en su tierra, 
y á este tai deben todos llamar señor también sus na- 
turales como los otros que vienen á él ó á su tierra. 
Otro sí, es dicho señor todo home que ha poderío de 
armar y de criar por nobleza de su linaje, á este tal 
no le deben llamar señor, sino aquellos que son sus 
vasallos, é reciben bien fecho del." De modo que el 
dominus era antiguamente tratamiento privativo de 
los magnates, ricos- homes y palaciegos ó señores de 
vasallos. D. Felipe II, en su pragmática de 1586 antes 
citada, mandó que d nadie mas que al rey se trate 
de señor* 



( H3) 

Sént. 

Entre los labradores se da este tratamiento á los 
pastores, jugueros, carboneros y demás operarios del 
campo, una vez que tengan ya una edad avanzada: 
el sént Jordi) el sént Pera &c. 

Señyer. 

Este es el tratamiento que usaron en los siglos xv 
y xvi algunos ciudad an os de Mallorca, infanzones de 
Aragón y burguesses de Perpignan 
Serenísimos. 

Los reyes de Aragón y Mallorca se lo titularon al* 
gunas veces. 

Señoría Ilustrísima. 
El virey en los siglos xvi y xvn y el obispo en la 
actualidad» 

V enerable. 

En el siglo xiv algunos procuradores reales, el ca« 
bildo eclesiástico cuando le hablaba otra autoridad 6 
corporación de la isla , y los rectores de las iglesias 
parroquiales, tenian este tratamiento. 



( "4> 

Casas 



TITULADAS DEL REINO DE MALLORCA. 



i. Marques de Bellpuig, antes de Tornigo* 
El título de Marques de Tornigo en los estados de 
Milán se concedió en i de mayo de 1615 á favor del 
Sr. D. Albertin Dameto caballero mallorquín. Con 
real despacho dado en Madrid á f de enero de 1 6 í 8 se 
le hizo merced del de Marques de Bellpuig, y en el 
dia lo posee el Escmo. Sr. D. Francisco Javier Da«« 
meto, Rocaberti, Boxadors y Nuñiz de San Juan, con- 
de de Peralada. 

a. Conde de Ayamans, Barón de Llozeta. 
Se concedieron estos títulos con reales despachos da- 
dos en Madrid á 15 de octubre y 1 1 de noviembre de 
1634. al Sr. D. Miguel Luis Bailester de Togores y 
Puigdorfila, señor con jurisdicción civil y criminal 
alta y baja, mero y misto imperio (*) sobre las caba- 



(*) Jurisdicion civil es una potestad de administrar justi- 
cia á los subditos: en la república divídese en suprema, alta 9 
baja y de mero y misto imperio. Suprema jurisdicion es la que 
tínicamente reside en los príncipes y soberanos que no recono- 
cen superior en lo temporal. Alta jurisdicion , se dice la que 
concede el dueño de la suprema para el conocimiento y ejecu- 
ción de todas las causas civiles y criminales de cualquier es- 
pecie. Baja jurisdicion , se llama la reducida á la administra- 
ción de justicia en cosas leves y en muchos casos subordina- 
da á la alta. Mero imperio, es la facultad de hacer justicia en 
las causas criminales: y misto, en las civiles, — Ley 1. tít. I. 
lib. 4» de la Nueva Recopilación. 



Herías de Ayamans, Llozeta y Benialí (*) , y hoy los 
posee e! Sr. D. Pascual Felipe Zanglada y Ballester 
de Togores. 

3. Conde de Sta. María de Formiguera. 

Este título lo concedió Felipe IV en 28 de julio de 
1632, á frivor del Sr. D. Pedro Ramón Burguez«Za- 
forteza caballero de la orden de Calatrava, señor con 
jurisdicion civil y criminal de los logares de Hero, 
Sta. Margarita, María, Alcudiola, Casteilet y Tanca, 
capitán de caballos y lanzas en los estados de Flan- 
des, presidente del reino de Cerdeña, procurador real 
del de Mallorca, del consejo de guerra de S. M. y Maes- 
se de campo de sus re-Jes ejércitos. En el dia lo po- 
see el Sr. D. Juan Antonio Zaforteza y Morro antes 
Ferrer de san Jordi y Vives 

4. Marques de ¡a Romana* 

Se concedió este título á favor del Sr. D.José Caro 
y Roca en 16 de junio de 1639 y lo posee en el dia el 
Escmo. Sr. D. Pedro Caro, Salas, Boxadors, Sureda- 
Valero, Togores, Maza de Lizana, Cornel y Luna de 
Aragón, vizconde de Benaesa, barón y señor de Moxen* 
te, Novelda y Castillo de la Mola, grande de España, 
gentil-hombre de cámara de S. M. y caballero gran 
cruz de la real y distinguida orden de Carlos III. 
5. Conde de Montenegro y de Montoro. 

El Sr. D. Ramón Despuig y Rocaberti á cuyo fa- 
vor se concedió el título de Conde de Montenegro en 
a de agosto de 1658, entró en el goce del condado de 
Montoro por su consorte la Sra. doña Melchora Mar- 
tínez de Marcilla Ram de Montoro y Muñoz de Pam- 
plona, hija y única heredera del Sr. D. Vicente Mar- 



(*) Las donó el Rey D. Jaime I con este dominio, á D, Ar- 
naldo Togores baile de Mallorca, con instrumento de 4 de fe- 
brero de 1232, ante Beren^uer Compañy notario. 



(n6) 

tinez de Marcilla, á cuyo favor se espidió el título en 
6 de enero de 1646. En el dia posee los dos condados 
el Escmo. Sr. D. Ramón Despuig, Ram de Montoro, 
Martínez de Marcilla, Zafurteza , Dameto y Sureda, 
grande de España y mariscal de campo de los ejérci- 
tos nacionales. 

6. Barón de Lluriach. 

En 24 de mayo de 1683 se concedió este título al 
Sr. D. Miguel Leonardo Cardona y Rentería, caba- 
llero de la orden de Santiago y teniente general de 
las costas de Granada, y hoy lo posee el Sr. D. Ga- 
briel Cardona, Fernandez de Córdoba, Lozano, Oli- 
var, Martorell, Squella y Sintes, señor de las caballe- 
rías de Sta. Creu y Lluriach en la isla de Menorca, y 
poseedor del mayorazgo fundado por el rey D. Cár- 
los 11 con real título de 1 1 de octubre de 1695. 

7. Conde de la Cueva. 

El Sr. D. Francisco Villalonga y Fortuñy, caba- 
llero de la orden de Calatrav3, brigadier de los rea- 
les ejércitos, primer teniente de reales guardias y 
ayudante general de campo de Felipe V. obtuvo por 
sus servicios el título de Conde de la Cueva con real 
despacho dado en Madrid á ao de mayo de 1693, y en el 
dia lo posee el Sr. D. Juan Bautista de Queralt y Silva. 
8. Marques de Vivot. 

El rey D. Felipe V con real despacho dado en Se- 
govia á 26 de mayo de 1717 hizo merced de este títu- 
lo al Sr. D. Juan Sureda Vivot, caballero de la orden 
de Alcántara y su gentil-hombre de cámara, y en el 
dia lo posee el Sr. O. Juan Sureda, Vivot y Boxadors. 
9. Marques de Ariañy. 

Se concedió este título al Sr. D. Marcos Antonio 
Cotoner con fecha de 3 de agosto de 1717, y en el dia 
lo posee la Sra. Doña María Teresa Cotoner y Zavallá. 
10. Marques de Campo -franco. 

El Sr. D. Felipe V coa real despacho dado en San 



( M 7 ) 

Lorenzo e! Rea! á *y de agosto de 1718 concedió* este 
título al Sr. D. Antonio de Pueyo, Dameto, Suñer y 
Rocaberti, y hoy lo posee la Sra. D. María Josefa de 
Pueyo y Chacón, consorte del Sr. D. Francisco Javier 
de Reidmater y Coorten. 

1 t . Marques de la Torre. 
El Sr. D. Nicolás Truyols y Dameto, caballero del 
hábito de Alcántara, obtuvo este título en i a de marzo 
de 1728, y en el dia lo posee el Sr. D. Fernando Tru- 
yols y Villalonga. 

12. Marques del Reguér. 

Con real despacho dado en el Pardo á 24 de febre- 
ro de 1739 se concedió este título al Sr. D.Francisco 
Amar de Mon*aner y Dameto, caballero de Ja orden 
de Calatrava, gentil-hombre de cámara de S. M. y te- 
niente coronel de dragones: en el dia lo posee el señor 
don Francisco Amar de Montaner y Villalonga, 

13. Marques de Sollerich* 

El Sr. D. Carlos 111 en a5 de mayo de 1770 hizo 
merced de este título al Sr. D. Miguel Vallés, Reus 
de Sollerich, Berga, Canals y Orlándis, grande de Es- 
paña con entrada, caballero del hábito de Alcántara, 
geniil-hombre de cámara de S. M. y regidor perpe- 
tuo del ayuntamiento de Palma, de quien es sucesor el 
Sr. D. Fausto Morell y Moragues. 

14. Morques de Albranca. 

Se concedió este título en 20 de diciembre de 1789 
al Sr. D. Gavino Martorell, vecino de Cindadela en 
Menorca, y en el dia lo posee el Sr. D. Gavino Mar- 
torell y Martorell, su nieto. 

15. Marques de la Bastida. 

El S. D. Antonio de Montis y Alvárez obtuvo tí- 
tulo de Castilla con esta denominación á consulta de 
la real cámara de a.8 de marzo de 1791, y es su suce- 
sor el Sr* D. Francisco de Móntis y Boneo, su nieto» 



( i*8 ) 

16. Marques de Casa-Farrandell, antes de la Cueva. 

El título de Castilla con la denominación de Mar- 
ques de la Cueva se concedió en 5 de agosto de 1790 
al Sr. D. Ignacio Farrandell, y le sucedió su sobrina 
la Sra. Da. María Francisca Villalonga y Farrandell. 
A solicitud de esta y de su marido el Sr. D. Ramón 
Maroto coa real despacho aado en S. Lorenzo á 5 de 
octubre de i8c6sele varió la denominación con la de 
Marques de Cas a- Farrandell^ y con real decreto de 
4 de octubre de i3oa, corroborado con real título de 
10 de agosto de 1805, se concedió grandeza de España 
á los indicados consortes, de quienes es sucesor ei es- 
celentísimo Sr. D. Manuel Farrandell de Maroto y 
Villalonga. 

17. Marques del Palmer, vizconde de S* Joaquín. 

Con real despacho y resoluc ión de la cámara de 4 
de octubre de 1817 se concedieron estos títulos al se- 
ñor D.Jorge Abrí Descallar y Santandreu caballero 
de justicia en la orden de S. Juan, en atención á sus 
méritos y servicios y a* ios de sus pasados, antiguos 
marqueses de Lluchmayor, señores de la Bolsa de oro 
y barones de Pinopsr (*). 

18. Conde de Torre- Saura. 

El título de Castilla con esta denominación se con- 
cedió en ai de diciembre de «818 á favor del Sr. don 
Bernardo Ignacio de Olives y Olives , que en el dia 
lo posee. 

19. Marques de Casa-Desbtull. antes de Villaj ranea. 

Con real carta dada en Madrid á \ y de octubre de 
1820 se declaró al Sr. D. Antonio Font de Roqueta, 



(*) D. Pedro Abrí Descallar, veguer de Mallorca, consejero 
del Rey de Aragón y castellano de Alaró , obtuvo los dos pri- 
meros títulos, uno en 30 de diciembre de 1436, y el otro en 22 
de marzo de i/^.rzOtro D Pedro Descallar obtuvo el de Barón 
de Pinopar con fecha de 7 julio de 1709. 



( "9) 

Desbrull y Boil de Arenos la sucesión de Margues de 
Villafranca de S. Marti (*), con la circunstancia de 
variar esta denominación con la de Marques de Casa» 
Desbrull. En ei dia posee este título el Sr. D. Joa» 
quin Villalonga y Desbrull. 



(*) Se concedió este título en 25 de noviembre de 1760 al 
Sr. D. Salvador Sureda de San Martí y sus sucesores, en el acto 
de besar la Real mano de S. M. como diputado y regidor de la 
ciudad de Palma. 



( '*o ) 

Genealogía 

DE LOS SOBERANOS DE ESTA ISLA. 



REYES DE NAVARRA, 
PREDECESORES DE LOS DE 
MALLORCA, 

Iñigo Arista, conde de 
Visconia, electo primer rey 
de Navarra por doce rico- 
homes. Casó coa Toda y 
murió en 770. 

García Iñiguez, hijo de 
Iñigo. Reinó turbado por 
las invasiones de Abderra- 
men y de Cario Magno en 
Pamplona. Casó con Jime- 
na, y sus hijos se fugaron 
á Córdoba. 

Fortuito Garces, hijo se- 
gundo de Iñigo Arista. Rei- 
nó en Navarra por so her- 
mano García. Casó con Au- 
rea y murió en el año 803. 

Sancho /, hijo tercero 



TRONCO DE LOS GOD^S QUE 
ENTRARON Á SER CONDES DE 
BARCELONA, Á QUIENES SU- 
CEDIERON LOS REYES DE 
ARAGON. 

Carlos Marte l, hijo del 
principe de Salermo y nie- 
to de Auseguiso y de Beg- 
ga. Tuvo un hermano lia' 
triado Cildebrando que fué 
el padre de Hugo Capeto, 
primero de su familia que 
empezó á reinaren Nápo- 
les en q%6.~Ferr abundo* 
hijo de Carlos Martel, fué 
el padre de C/odion.y este 
de Ncroveo, primero de su 
estirpe, y de Alberigo tron* 
co de los Carolines , fami- 
lia real de Francia.- Ade- 
mas de Ferrabundo , tuvo 
Carlos Mar tel á P i pira y á 

Grifón de Endeci , de 
quien fué hijo 

Wifredo I, godo nobilí- 
simo y señor del castillo de 



( 1*1 ) 



de Iñigo Arista. Reinó por 
muerte sin sucesión de su 
hermano Fortuno. 

García Jiménez, duque 
de Arquitrania, hijo de San- 
cho I. ¡Murió* en 862. En- 
viudó de Iñiga sin dejarle 
sucesión, y habiendo con- 
traído segundo matrimonio 
con Toda hermana de Ra- 
món, conde de Pallas, tu- 
vo á 

Sancho Garces II. Tomó 
á los moros todas las plazas 
desde Nájera hasta Tudela; 
tuvo una hija que casó con 
el rey de León 9 y murió 
en 925. 

Jimeno Garces, segun- 
do génito de García Jimé- 
nez. Reinó por minoría de 
su sobrino García , y mu- 
rió en 931. Casó con doña 
Sancha asesinada por su 
hijo. 

García Sánchez, h\]o de 
Sancho Garces. Peleó con 
tra el rey D. Ordoño III 
y murió en 970. 

Sancho Garces de Char- 
ca. Estendió su reino has- 
ta Montes de Oca. Murió ] nasterio. 



Arria en el Rossellon. En 
828 recuperó el condado 
de Barcelona por haberlo 
abandonado el 2° conde 
D. Berardo. Casó con doña 
Armtndil y en 858 murió 
á manos de D. Salmón^ 
conde de Cerdeña. 

Wifredo II llamado el 
Velloso. Fue sucesor de su 
padre Wifredo I en el con- 
dado de Barcelona. Casó 
con una hija de baldui*> 
no primer conde de Flan" 
des y yerno del empera- 
dor Carlos Calvo. En 870 
contando solo 22 años, pa- 
ra vengar la muerte de su 
padre, asesinó á D. Sal- 
món conde de Cerdeña. Ad- 
quirió D. Wifredo II el 
Blasón de las barras de 
gules en Campo de uro que 
en 873 le concedió el em- 
perador en premio de sus 
servicios, y de haber que- 
dado mal herido en las 
guerras de Francia con los 
normandos. En el año 888 
fundó el monasterio de Ri- 
poll , del que Rodulfo su 
hijo mayor fué abad y 
después obispo de Urgel^ 
y murió en 912, cuyo ca- 
dáver está enterrado en la 
iglesia del espresado mo~ 



( ' 

en 994. Casó con Urraca 
hija delconde Fernán Gon 
zalez de Castilla, de quien 
tuvo á 

García Sánchez el tem- 
bloso , que casó con doña 
Gimena , y murió en 999. 

Sancho III el mayor, 
hijo de García Sánchez el 
tembloso. Tomo el título 
de emperador de las Espa- 
das. Poseía la Navarra y 
Aragón como sucesor de 
su padre: heredóla Casti- 
lla por su madre doña El- 
vira ó Muñía, hermana y 
heredera de Sancho García 
ultimo conde de Castilla. 
Murió asesinado en el año 
1034. Tuvo cuatro hijos en 
quienes repartió sus esta- 
dos, á saber: á García le 
tocó la Navarra (murió en 
la batalla de Altapuerta 
contraFernandosu herma* 
no en el año 1 054) ; á Fer- 
nando el reino de Castilla 
(heredó á León por haber 
casado con Sancha herma- 
na del rey D. Bermudez: 
reformó las leyes godas, 
hizo grandes empresas con- 
tra los moros y penetró 
hasta Madrid) ; á Gonzalo 



aa ) 

Wifredo III, hijo del 
antecedente. Vivió muy en- 
fermizo por haberle pues- 
to un tosigo en la comida. 
Casó con la condesa Gar» 
cenda¡ de quien no tuvo su- 
cesión , y murió en 23 de 
abril de 914. Su cuerpo 
°.stá enterrado en la igle- 
sia de S. Pablo del Cam- 
po de Barcelona. Con un 
epitafio que dice : vSub 
hac tribuna jacet corpus 
quondam Wifredi Comi- 
tis , filii Wifredi simili 
modo quondam C omitís bo- 
ne memorie (dimittat ei 
dominum amen.) Qui obiit 
VI. Kalend. Madii sub 
era CMLH anno Dominé 
CMXIV. anno XIII reg- 
nante Carolo Rege post 
Odonem.' 9 

Mirón. Entró en el con- 
dado de Barcelona por 
muerte de su hermano Wi~ 
fredo III. Murió en 929 
dejando de M a galiana su 
muger , á Oliva abad de 
Ripoll y obispo de Vique, 
Mirón obispo y conde de 
Gerona , Endescarrechs 
vizconde de Cardona here- 
dero de Ramón Foich, Ca- 
breta conde de Besalú y 
Cerdeña^ y 



le tocó el reino de Sobrar- 
be y de Ribagorza (murió 
asesinado por un navarro 
en 1038), y á 



REYES DE ARAGON 



PROGENITORES DE LOS DE 



MALLORCA. 



Ramiro /, hijo cuarto de 
Sancho III el mayor , le 
tocó por muerte de su pa- 
dre el reino de Aragón que 
lo poseía á título de con- 
dado. Heredó el Sobrarbe 
de su hermano D. Gonzalo. 
Casó con D 3 Jiberga de Bi- 
gorra y murió enGrados en 
1063 asesinado por el Cid 
general de su hermano don 
García rey de Navarra. 
Tuvo á 

Sancho Ramírez , rey 
de Aragón, electo rey de 
Navarra en 1076. Murió 
de un flechazo en Huesca, 
contra los moros, en 1094. 
Casó con Felicia de Hil- 
duin que murió en 1085, 
de quien fué hijo 



( 1*3 ) 



Seniofredo , que recibió 
el condado de Barcelona 
de la tutela de Z>. Suñer 
su tio conde de Urgel , en 
949. Casó con doña María 
hija de D. Sancho Abar- 
ca. Hizo y pobló la ciu- 
dad de Solsona, corregi- 
miento de Cervera en Ca- 
taluña, y murió sin suce- 
sión en el año 974. 

Borel 1 conde de Urgel¡ 
hijo de D. Suñer y nieto 
de Z>. Mirón. Heredó el 
condado de Barcelona de 
su primo Seniofredo 9 y 
murió en las llanuras del 
castillo de Gatha cerca de 
Cáldes , vencido por los 
moros mallorquines en se- 
tiembre de 993. De su pri- 
mera muger la condesa 
Leggarda , tuvo á 

Raimundo Borel^ que le 
sucedió en el condado , y 
venció la gran potencia 
del rey moro de Córdoba 
que entró en Cataluña en 
1 003. Casó con Ermesinda 
hija de Rogerio conde de 
Carcazona: murió en 1017. 

Berenguer , hijo y here- 
dero de Raimundo Borel. 
Casó con Sane ha , hija del 
conde D. Sancho de Casti- 
lla: murió en 1035. Tuvo á 



\ 



( « 

Pedro /, rey de Aragón 
y Navarra, victorioso en 
Alcaraz, tomo' á Huesca 
y engrandeció sus estados. 
Murió en 1104 sin suce- 
sión. 



Alonso ¡ el Batallador, 
heredó el Aragón de Pe- 
dro I su hermano. Tomó 
Zaragoza y la hizo capital 
de aquel reino. Casó con 
Urraca heredera de Casti- 
lla, y murió en Fraga en 
1 1 34 sin sucesión, 

Ramiro II , hijo de San- 
cho Ramírez. Era monge 
y abad de Sahagun , de cu- 
yo monasterio le sacaron 
los aragoneses para que 
reinase, por faltar sucesión 
á la corona de Aragón, res- 
pecto de haber muerto sin 
ella D. Alonsosu hermano. 
El pontífice Inocencio II 
no tan solo permitió su es- 
claustracion , sino que dio 
permiso para que casase 
con doña Inés de Potiers 
hermana de ía famosa Leo- 
nor repudiada por Luis el 
Joven. Kn 1137 volvió á 
su monasterio y murió en 



*4> 

Ramón Berenguer 1 Ca- 
só con Almodis de Carca* 
zona , formó el código de 
leyes llamado Usatges de 
Citaluñya: murióen\of6. 

Ramón Berenguer II¡ 
llamado Cap d' estopa, hijo 
primogénito del antece- 
dente. Casó con Matilde^ 
hija de Guise ardo duque 
de Apulia y Mesina , y 
murió á Tízanos de sus ene- 
migos á últimos de io8a, 
dejando de pocos meses de 
edad á 

Ramón III. Nació en 1 1 
de noviembre de 1082. Su 
tio Berenguer Ramón y 
Bernardo Guillen de Que- 
raid gobernaron el conda- 
do de Barcelona por su 
menor edad. En 1 1 04 casó 
con doña María Rodríguez 
de quien enviudó en 1 i 06; 
en 1 1 1 2 contrajo segundo 
matrimonio con doña Dul- 
ce condesa déla Provenza^ 
y murió en 1 f 3 1 . De la 
citada su segunda cónjuge 
tuvo á doña Berenguela 
que casó con el emperador 
D. Alonso VII * Cecilia 
Jimena que casó con el 
conde de Foix , y D. Ra- 
món Berenguer que fué el 
último conde deBarcelona, 



( ■ 

1*47 1 dejando por here- 
dera á su bija 

Doña Petronila de Ara- 
gón. Casó en i i 37 con don 
Ramón Berenguer IV, ul- 
timo conde Barcelona; es- 
tableció una especie de ley 
sálica, y murió en 116a, 
¿□cediéndole en el reino de 
Aragón su hijo. 



*5) 

CISION DEL CONDADO DE 
BARCELONA Á* LA CORONA 
DE ARAGON. 

D. Ramón Berenger IV 
último conde de Barcelo- 
na , cuyo condado heredó 
por muerte de Ramón III 
su padre, en 1131. Con- 
quistó á Tortosa y Lérida 
y murió en 1 1 62. 



D. Alonso II el Casto , hijo de D. Ramón Beren- 
guer IV (ultimo conde de Barcelona): ganó terreno en 
Francia y murió en 1196. Casó con doña Matilde de 
Portugal (que murió sin sucesión), y contrajo segundo 
matrimonio con D a Sancha de Castilla, de quien tuvo á 

D. Pedro II , rey de Aragón. Casó con María de 
Monpelier (*) 



(*) Este matrimonio se efectuó en 1204. Doña María fué 
hija de Guillermo de Monpelier y de Isabel , viuda y heredera 
de Amalrico rey de Jerusalen , como sucesor de Balduinosu 
padre. Los espresados consortes Guillermo é Isabel, no tuvie- 
ron mas hijos que Conrado Bonifacio marques de Monferrate, 
que socorrió al imperio griego con armada «je tiro y accon, casó 
con Isabel reina de Sibilia, viuda del Sr. de Toron, y murió en 
Tiro á manos de asesinos sin dejar sucesión alguna; por cuya 
razón María su hermana heredó al reino de Jerusalen.— Guiller- 
mo de Monpelier, era hijo de Manuel y de Matilde hija del 
emperador de Constantinopla y hermana de Alexis á quien An- 
drónico hizo malar —Murió D. Pedro II de Aragón en 13 de 
setiembre de 1213 batido por Simón de Monfort en la batalla 
de las navas de Tolosa contra los albigenses; y clona María de 
Monpelier su esposa en 1218 hallándose en Roma, cuyo cadá- 
ver fué sepultado en S. Pedro cerca del sepulcro de Sta. Petro- 
nila. Dispuso su testamento en 1209 y un codicilo en ?2ii; en 
cuyas disposiciones , como sucesora de Alexis «1e Cannerjo, ins- 
tituye heredeio del imperio de Constantinopla a su hijo D.Jai- 
me; pero siendo este niño, [sació Angelo se lo usurpó. 



( '26 ) 



REYES DE M ALLORCA* 

D. Jaime 1 el Conquistador, rey de Aragón, de 

Mallorca y de Valencia, conde de Barcelona y de 
Urgel, y señor de Monpeller» Nació la víspera de la 
Purificación de nuestra Señora del año 1 207. A la 
edad de siete años las corres celebradas en Lérida le 
juraron por rey de Aragón. En ta»6 ya salida recor- 
rer sus estados con D. Jimeno Cornei y otros ricos- 
homes. Conquistó la isla de Mallorca en 1229 y mu- 
rió en Valencia el dia 6 de agosto de 1276. 

D. Pedro infante de Portugal (*) gobernó esta isla 
como señor de eíía desde 28 de setiembre de 1231 
hasta s 244, en cuyo año murió en esta ciudad, y fué 
sepultado en la sacristía del convento de Observantes 
de la misma. 

D.Jaime II de Mallorca, hijo del Conquistador, 
declarado rey de esta isla en las cortes celebradas en 
Barcelona el dia 26 de Mayo de 1251 ; murió en esta 
ciudad el 28 de mayo de 1 3 1 1 y esta enterrado en me- 
dio de la crujía de la iglesia catedral. 

D. Alonso III de Aragón, llamado el Casto 1 hijo 
de D. Pedro Iíí de aquel reino y nieto del Conquis- 
tador, ocupó con violencia esta isla en 19 de noviem- 
bre de i 285 y conquistó la de Menorca en 2 i de euero 
del siguiente año. Murió en Barcelona el día 28 de 
junio de 1291 á tiempo qoe iba á efectuar su casa- 
miento con D a Leonor de Inglaterra; y D. Jaime II 
de Aragón, su hermano y sucesor, conociendo que 
D. Alonso III tenia la isla de Mallorca usurpada, la 
devolvió á su legítimo rey. 



(*) Era hijo de Ü. Sancho í de aquel reino y de doña Dulcs 
hija de D. Ramón Berenguer y de doña Petronila de Aragón 
heredera de D. Ramiro el Monje su padre. 



( lft? ) 

D. Sancho I de Mallorca entró á reinar en 1311 
por muerte de D.Jaime II su padre, y murió en 4 
de setiembre de 1344 en el lugar (hoy condado) de 
Santa María de Formiguera. 

D. Jaime III , hijo del infante D. Fernando y de 
D a Isabel de Auria' , princesa de la Morea (r), y nieto 
de D. Jaime II de Mallorca. Nació en Sicilia el dia 5 
de abril de 1315: heredó el reino de su lio D. San- 
cho, y en 3 1 de mayo de 1 343 se lo usurpó su cuñado 
D. Pedro de Aragón. Ademas de los hijos de D a Cons- 
tanza su legítima consorte, tuvo una hija natural lla- 
mada también Coosmiza, que casó con el caballero 
Umberto Desfonollar (2). Murió en la sangrienta ba- 



(1) El duque de Borgoña y el conde de Margra su herma- 
no, en el año 1 1 10 conquistaron el principado de la Morea, ó 
antiguo Peloponeso, y el ducado de Atenas y Neoprtria, des- 
pojando de estos dominios á Andrónico hijo natural del empe- 
rador de Constantinopla. El conde de Margra temé el ducado de 
Aténas y Neopatria, y el de Borgoña se quedó con el principado 
de la Morea. Por muerte de este último pasaron sus estados á 
Luis V, nieto del rey de Francia, por parte materna, quien tuvo 
dos hijas. La mayor de elias, de los tres matrimonios que con- 
trajo (primero con D.Juan hijo de Carlos rey de Ñapóles, se- 
gundo con el conde de Liwers, y tercero con Felipe de Saboya) 
no tuvo mas sucesión que una hija del segundo, que casó con 
su primo el duque de Aténas y Neopatua, y también murió sin 
prole, por cuyo motivo pasaron dichos est' dos á la hija segunda 
de Luis V.— Del matrimonio que esta contrajo con el conde de 
Auria, barón de Matagriib , noble de la Píovenza, tuvo á 
doña Isabel de Auria, que siendo legítima heredera del ducado 
de Aténas y Neopatria, lo reclamó á Felipe de Tavantó , hijo 
del rey de Ñapóles, quien viéndolo sin dueño lo había tomado 
sin la menor oposición. Casó doña Isabel con el infante D. Fer- 
nando de Mallorca, y desde entonces los soberanos de esta isla, 
y los de España sus sucesores, se han titulado duques de Até- 
nas y Neopatria, sin embargo de no poseer este ducado desde 
1380 en que pasó á la casa de Acciajoli. 

(2) Era ü'io de D. Arnaldo, y este de doña Arcenda Saclusa 
hija de Raimundo Saclusaque vino á la conquista de este reino. 
El rey D. Juan con real privilegio de 15 de agosto de J392 hizo 



( 1*8) 

talla dada en los campos de Lluchmayor entre su ejér- 
ciro y el de su cuñado D. Pedro en aj de agosto de 
1349. Su cadáver fué llevado á Valencia, en cuya 
catedral está enterrado. 

Únese la corona de Mallorca á la de Aragón. 

D. Pedro IV de Araron y I de Mallorca, reinó 
desde 1343 y murió en Barcelona el dia i° de enero 
de «387. 

D. Jaime IV infante de Clarencia y barón de Ma- 
tagrifo, hijo de D.Jaime III, se tituló rey de Mallorca 
por el derecho que tenia á esta isla. En 1371 quiso 
conquistarla ayudado de D. Pedro de Castilla; pero 
le sobrevino la muerte en Valderan , distrito de Ur- 
ge!, de resultas de una bebida, y fué sepultado su ca« 
dáver en el convento de Observantes de Soria. 

D, Juan I de Aragón y Mallorca reinó desde la 
muerte de D. Pedro IV su padre, hasta la suya acón- 
tecida en 19 de mayo de 1396. 

D, Martin I de Aragón y Mallorca sucedió a' don 
Juan I su hermano y murió en 26 de mayo de 1410. 

Interregno de mas de dos años. 

D. Fernando I de Aragón y Mallorca, hijo de don 
Juan I de Castilla y de Da. Leonor de Aragón, her- 
mana del rey D. Martin. Entró á reinar el dia a3 de 
junio de 1412, murió en Igualada á i° de abril de 
1416 y su cadáver fué sepultado en Poblet. 

merced al citado D. Umberto de Ja villa de Bañalbufar á título 
de baronía. Sa hija doña Leonor casó en Cataluña con D. Ramón 
de Torrella (descendiente deD. Bernardo de Sta. Eugenia) her- 
mano de D. Fedrode Torrella general de la armada de Cerdeña 
y caballero muy poderoso conocido en Barcelona por el rey 
Chice. El citado D. ümberto en 1343 fué sindico del rey don 
Pedro. 



( >*9 } 

D. Alonso V de Aragón llamado el Magnánimo^ 
empezó á reinar el dia de la muerte de D. Fernando 
I su padre. Venció al rey de Túnez , ganó los Gerbes, 
y conquistó á Ñapóles, en cuyo castillo del Ovo mu- 
rió á 2i de junio de 1458. 

D. Juan II , hermano y heredero de D. Alonso V. 
Recobró el reino de Navarra y el principado de Ca- 
taluña, y dio el ultimo sosiego á las cosas de Cerdeña. 
Murió en Barcelona el dia 19 de enero de 1479. 

Z>. Fernando II el Católico (V de Castilla). Entró 
á reinar en Aragón y Mallorca después de la muerte 
de D. Juan II su padre. Conquistó á Granada, reco- 
bró los condados de Rossellon y Cerdeña , ganó Ar- 
gel , Bógia , Trípoli y algunas islas Canarias ; adqui- 
rió á Ñapóles y Navarra ; descubriéronse las Indias en 
su reinado , y por haber casado con doña Isabel her- 
mana de Enrique 4 de Castilla y León, unió á aque- 
llas coronas las de Aragón y Mallorca. Murió á aa de 
enero de 1516. 

Las coronas de Aragón y Mallorca quedan unidas á 
la de Castilla. 

Doña Juana I la loca, hija de D. Fernando Ií, 
entró á remar por muerte de aquel y murió en 1555. 

D. Carlos I hijo de doña Juana la loca y de Felipe 
I de Austria llamado el Hermoso. Heredó de su padre 
los estados austríacos de Flándes y Borgoña , y de su 
madre los reinos de Castilla, León, Aragón, Mallor- 
ca y Valencia. Murió en el monasterio de S. Juste en 
la vera de Palencia , el dia at de setiembre de «558. 

D. Felipe II el Prudente (I de Aragón y Mallor- 
ca). Entró á gobernar la monarquía en 16 de enero 
de 1556 por abdicación que le hizo D. Carlos I su pa- 
dre. Ganó el Peñón de la Gomera , Tiinez , Vicerra y 
la batalla naval de Lepanto: descubrió las Filipina* 



( «30 ) 

y muchas provincias de las Indias occidentales; here- 
dó el reino de Portugal del rey D. Enrique su primo 
en 30 de enero de 1580 , y murió en 13 de setiembre 
de 1598. ^ 

D. Felipe III el Bueno (II de Aragón y Mallor- 
ca) entró á reinar el día de la muertede Felipe II su 
padre, y murió en 31 de marzo de 161 1. 

D. Felipe IV el Grande (til de Aragón y Mallor- 
ca) sucedió á D. Felipe ÍII su padre : sosegó á Ñapó- 
les, recobró el principado de Cataluña, socorrió al 
emperador y al rey de Ñapóles contra sus enemigos, 
y murió en 17 de setiembre de 1665. 

D. Carlos II hijo y sucesor de O. Felipe IV: re- 
cobró á Mesina, Trápana y Namur que le habían qui- 
tado las inquietudes civiles, y murió sin sucesión el 
dia i° de noviembre de 1700. 

D. Felipe V de Borbon duque de Anjou , hijo del 
Delfín de Francia, y nieto de Luis XIV* de aquel rei- 
no y de María Teresa de Austria , hermana de Carlos 
II de España. Este monarca en su testamento le nom- 
bró heredero de su corona 5 y como é tal fué procla- 
mado en Madrid el dia 34 de noviembre de i^oo; pero 
poco después D. Carlos archiduque de Austria, empe- 
rador de Alemania, le disputó los reinos y dominios de 
España, y movióle la sangrienta y prolongada guerra 
de sucesión que duró mas de seis años. Murió en 9 de 
julio de 1^46, habiendo abdicado la corona en 14 da 
enero de 1724 á Luis I su hijo primogénito. 

X>, Luis I murió sin sucesión en 31 de agosto de 
1724 , habiendo gobernado 7 meses y 8 dias. Su pa- 
dre D. Felipe V volvió á tomar las riendas del go- 
bierno. 

D. Fernando VI de Castilla y III de Aragón y 
Mallorca: reinó desde ta muerte de Felipe V su padre 
hasta la suya acontecida en Villaviciosa el dia 10 de 
agosto de 1759 5 sin dejar sucesión. 



( '3' ) 

D. Carlos III , reinó desde la muerte de D. Fer- 
nando VI su hermano hasta 13 de diciembre de i?88, 
en que aconteció la suya. 

D. Carlos IV hijo de Carlos III á quien sucedió. 
Abdicó la corona en 19 de marzo de 1808 á su hijo 
Fernando VII príncipe de Asturias, y murió en 19 
de enero de 1819. 

B. Fernando VII (IV de Aragón y Mallorca) mu» 
rió en 29 de setiembre de 1833. Le sucedió su hija 

Doña Isabel II (I de Aragón y Mallorca) jurada 
princesa heredera por falta de varón en ao de junio 
de '833? y proclamada reina de España en 24 de 
octubre del espresado año. 



( ) 

Gobernadores, 

VIREYES Y CAPITANES GENERALES 

que han mandado la isla desde su conquista 
hasta el presente. 



Años 

en que em- Gobernaron con Ja denominación de 

pesaron el 

mando - Gobernadores. 

1230. D. Bernardo de Turricella, señor de San- 
ta Eugenia. 

1 23 f . D. Asensio de Gudel. 

1232. D. Pedro infante de Portugal, señor de 
Mallorca. 

1234. D. Pedro Masa de Lizana. 

1236. D. Pedro Pérez de Luecia. 

1244. D. Blasco de Alagon conde de Carros, 
caballero alemán. 

1254. D. Berenguer de Tornamira. 

1256. D. Guillermo de Montecateno. 

1271. D. Pedro Centelles de Caldes. 

1276. D. Berenguer Arnaldo de Insula. 

s 284. D. Ponce de Za Guardia. 

1286. D. Alberto de Medina. 



i «33 ) 

1288. D. Arnaldo Desmur. 

1292. D. Ramón de Cardona. 

1293. D. Raimundo de Alemañy capitán de la 

guardia del rey D.Jaime II. 

1298. D. Guillermo Ramón Garces de Monea- 

da , señor de Praga. 

1299. D. Berenguer de Sarria caballero catalán. 
1301. D. Dalmao ZaGarriga. 

1304. D. Berenguer deCálidis. 

1305. D. Pedro de Pulcro Castro. 
1310. D. Berenguer de San Juan. 

13 16. D. Hugo Toxo caballero mallorquín, al- 
mirante de mar de esta isla y general 
del ejército en la conquista de Cerdefía. 

1319. D, Guillermo Buadella. 

1323. D. Migual de Canet. 

1324. D. Beltran de Tornamira. 

1325. D. Galceran Adarró. 
1327. D. Arnaldo Cardellato. 
1330. D. Juan Aymerich. 

133 1 • D. La'zaro de Lloscos barón de Banal- 
bufar y procurador real de Mallorca. 

1332. D. Pedro de Pulcro Castro, señor de Vi- 
llalonga en Cataluña. 

1336. D. Rogerio Rahonacho. 

1343. D. Bernardo de Eril. 

1344. D. Felipe de Boil y García de Lóris. 
1347. D. Raimundo de Sant Martí. 



( '34) 

1348. D. Pedro Ortiz. 

1 349. D. Gilaberto de Centelles señor de Núles. 
1353. D. Bernardo Tous camarlengo del rey 

D. Pedro. 

1356. D. Guillermo de Lagustaria. 

136 ¿. D. Artal conde de Foix. 

1367. D. Olfo de Projida barón de Luchente, 
Palma y Benisarro, consejero del rey 
D. Pedro. 

1372. D. Berenguer de Albeila. 

1372. D. Francisco Za Garriga. 

3391. D. Ferrario Gilabert, gobernó acciden- 
talmente. 

1392. D. Hugoüno Alemañy de Cervellon se- 

ñor de las baronías de Cervellon en 
el Liobregat y villas de Damaguer, el 
Querol, Mondar y Vallespinora. 

1393. D. Hugo de Anglesola, duque de Mont- 

blanch, señor de Anglesola, Bellpuig 
y Miralcamp. 

1394. D. Ramón Abeiia. 

1397. D. Berenguer de Monteaguto. 
1400. D. Roquer de Moneada. 
1406. D. Jorge de San Juan. 
1418. D. Alonso de Projida vizconde de Cardona 
1426. D. Ramón Búrguez gobernó accidental- 
mente como procurador real. 
1426. D. Arnaldo Sureda. 



( *3S) 

1426. D. Berenguer de Uimis. 
1439. D. Bernardo Llupiá lugarteniente del 
anterior. 

1448. D. Rodrigo Falcó consejero y vice-can- 

ciller de S. M. 
1450. D.Juan Desfar. 

1459. D. Berenguer Vidal de Blánes y Caste- 

Uadoris. 

1460. D. Pablo Sureda caballero mallorquín. 
1468. D. Francisco Eril mayordomo de S. M. 

1468. D* Arnaldo Vilíademani de Blánes. 

1469. D. Francisco Berenguer de Blánes. 

1486. D. Gregorio Búrguez. 

1487. D. Gimeno Pérez Escrivan. 
1495. D. Juan Aymerích. 

2502. D. Miguel de Gurrea barón de Gurrea, 
caballero aragonés. 

rD. Priamo de Villalonga-j 
i¿2i<D. Pedro Juan Albertí.. > accidentales. 

v-D.Juan Andreu.,.. «.3 

1529. D. Carlos de Pomar. 

1538. D. Ejimen Perez-Feigueroa. 

1539. Miguel Sureda Zanglada caballero 
mallorquín. 

1540. D. Felipe Cervellon señor de Oropesa, ca- 

ballero de la órden militar de Santiago, 
1550. D. Gaspar Marrades caballero valenciano 
i *557* D.Juan de Cardona. 



(>3«) 

1558. D. Guillermo de Rocafull. 
157 1. D. Juan de Urries aragonés. 

Gobernaron con ¡a denominación de Vireyes los 

ilustrisimos señores. 
1575. D. Miguel de Moneada caballero valen- 
ciano. 

1578. D. Antonio Doms, señor de la casa de 
Homs, barón de Santa Pau, consejero 
de S. M. 

1582. D. Felipe Fuster, mallorquín. 

1584. D. Luis Vich, Manrique de Lara, barón 

de Xeresa y Alcodar. 
1588. D. Pedro de Pachs caballero mallorquín. 
1595. D. Fernando Zanoguera. 

1606. D. Ildefonso Lazo Sedeño, arzobispo de 

Caller y obispo de Mallorca. 

1607. D.Juan Sans de Villaragut gentilhombre 

de cámara de Felipe III. 

rD. Carlos Colona marques del Espinar. 
1621 < ü. Francisco Juan de Torres. 

' D. Pedro Ramón Zaforteza caballero del 
hábito de Calatrava, señor de Santa 
Margarita, Hero, María, Alcudiola, 
Castellet, Tanca y Puigblanch, del 
consejo de S. M. y del de guerra en 
los estados de Flándes, presidente del 
reino de Cerdeña y procurador real 



( '37 ) 

del de Mallorca : gobernó interina- 
mente. 

1628. D. Gerónimo Agustín alcaide de Belme. 

1629. D. Baltasar de Borja y Velasco obispo 

de Mallorca, 

1630. D.José de Monphaon. 

1632. D. Alonso de Cardona y Borja, 

1640. D. Lope de Francia y Gurrea. 

1641. D. Francisco Sureda Vivot, interino. 

1644. D. José de Torres, Pérez de Pomar y 

Mendoza. 

1645. D. Fr. Tomas de Rocamora, dominico, 

obispo de Mallorca. 
1Ó48. D. Vicente Ram de Montero. 
1651. D. Lorenzo Martínez de Marcilla. 
1657. D.José de Lanuza y Rocabertí conde de 

Plasencia. 
1663. D. Rodrigo de Borja Lanzol. 
1668. D, Miguel Salva de Vallgornera. 
1671. D. Juan Francisco Cebrian conde de 

Fuenclara. 

1675. D. Baltasar Pardo, marques déla Casta, 
conde de Alaguas y barón de Balbait. 

1678. D. Baltasar López de Gurrea , Jiménez, 
Cardanis y Antillon , conde del Villar, 
señor de Gurrea y Santa Engracia, y 
gentil hombre de cámara de S. M. 

1681. D. Manuel Sentmanat y de Lanuza. 



( '38) 

i688. D. Gaspar Pardo deFeyqueroa. 
1691, D.José Alagon de Castelví marques de 
Villatorcas. 

1698. D.José Galceran deEril, Castellá, Font 
y Cardona, marques del Rafal y Sa- 
bastida. 

1701. D. Francisco Miguel de Pueyo, Ruiz de 
Azagra, caballero aragonés, señor de 
Mezlofa, del consejo de S. M. y su 
maese de campo general. 

1704. D. Baltasar Cristóbal de Hijar, Monso- 
riu y Montpalau, conde de la Alcudia. 

1706. D. Juan Antonio de Pachs y de Orcau, 
olim de Boxadors y de Pinos, conde 
de Zavallá, barón de Vallmoll, ayu- 
dante del archiduque de Austria. 

Gobernaron con ¡a denominación de comandantes 
generales los escelentüimos señores: 

17 13. D.José Antonio Rubí y Boxadors, mar- 
ques de Rubí, general de artillería y 
plenipotenciario de este reino. 

17 13. D. Jaime José Rossell, Rocamoray Ruiz, 
marques del Rafal, gentil hombre de 
S. M. 

1715. El caballero D' Aspheld , comendador de 

la órden de san Luis. 
1715. D, Juan Francisco de Bette marques de 



( «39 ) 

Lede, teniente general de los reales 
ejércitos. 

17 17. D.Juan de Acuña marquesde Casa-fuerte, 
1732. D. José Antonio de Chaves Osorio te- 
niente general. 
1725. D. Patricio O-Lawles natural de Irlanda. 

1 725. D, Gaspar Sans de Antona * y gobernó por 

ausencia del antecedente, 

1726. D. Gregorio Gual y Pueyo teniente ge- 

neral. 

1739. D.José Valle/o teniente general. 
1743. D. Juan Restituto Autolinez de Castro y 
Aguilera. 

1749. D. Gaspar de Gagigal de la Vega maris- 
cal de campo. 

1 75 r . D. José Basilio de Aramburu teniente co- 
ronel de reales guardias españolas. 

1754. D. Luis González de Alvelda, marques 
del Cairó, barón de Alvelda y señor 
de Ransbeque, teniente general. 

176 1. D. Francisco de Paula Bucareli y Ursúa, 
tenienfe general. 

1779. D. Antonio de Alos , Rius , Ferrer y Fal- 

guera , marques de Alos, teniente ge- 
neral. 

1780. D, Juan Ballester y Zafra 5 caballero ma- 

llorquín , mariscal de campo é inge- 
niero , director de los reales ejércitos: 
mandó accidentalmente. 



( *4o ) 

1780. D. Joaquín de Mendoza y Pacheco. 

1782. D. Juan de Silva Meneses , conde de Ci- 

fuentes, marques de Conchel, alférez 
mayor de Castilla y gentil-hombre de 
S. M. 

1783. D. Antonio Gutiérrez brigadier de los 

reales ejércitos. 

1786. D. Galceran Villalva de la Meca, te- 
niente general. 

1793. Manuel de Omsy de santa Pau, mar- 
ques de Castelldosrius, gentil-hombre, 
gran cruz de Carlos Iíí y teniente 
general de los reales ejércitos. 

1796. D. Agustín Lancáster y Araciel teniente 
general. 

1796. D. Segismundo Pont y de Milans, ma- 

riscal de Campo, capitán general in- 
terino. 

1797. D. Antonio Cornel y Perraz teniente ge- 

neral. 

1798. D. Gregorio García de la Cuesta, Fer- 

nandez de Célis, capitán general de 
los reales ejércitos. 

1798. D. Joaquín de Oquendo teniente general. 

1799. D.Juan Miguel de Vives y Pelíu, Prat 

y Sant Martí, teniente general. 
1808. D. José de Heredia y Velarde teniente 
general. 



( I4« ) 

808. D.José Zanglada, Ballester de Togores, 
conde de Ayamans, gran cruz de San 
Hermenegildo y brigadier de los rea- 
les ejércitos: mandó la isla como pre- 
sidente de la junta suprema guberna- 
tiva y vocal de la central del reino. 

810. D. Francisco de la Cuesta y Merla ma- 
riscal de campo. 

810. D. Antonio de Gregorio, Verdugo y Es- 

quiladle, barón de Mamola, vocal de 
la junta superior de Sevilla y maris- 
cal de campo de los reales ejércitos: 
tuvo el mando pocos dias. 
8 1 o. D. Galceran de Villalba volvió á gober- 
nar este reino muy poco tiempo. 

811. D. Gregorio García de la Cuesta, Fer- 

nandez de Célis. Ya gobernó la isla 
en 1788 y volvió á obtener el mando 
después de haber ganado la batalla de 
Talavera. 

812. D. Antonio Malet marques de Coupigñi, 

teniente general. 

821. D. Antonio de Zea y Zafra mariscal de 

campo. 

822. D. Bartolomé de Georged mariscal de 

campo, mandó accidentalmente. 

823. D. Ildefonso Diez de Ribera, Muro, 

Fontseca y Salazar, conde de Almo- 



( 14» ) 

dóvar, brigadier de los ejércitos na- 
cionales. 

823. D. José Taverner brigadier de los reales 
ejércitos, tuvo el mando en comisión. 

825. D.José María de AIos teniente general. 

828. D.José Aymerich y Varas teniente ge- 
neral. 

833. D.Juan Antonio Monet del Barrio ma- 
riscal de campo. 

833. D. Ramón Despuig, Ram de Montoro, 
Martínez de Marcilla , conde de Mon«* 
tenegro y deMontoro, grande de Es- 
paña, gran cruz de S. Hermenegildo 
y mariscal de campo de los ejércitos 
nacionales. 

836. D.Juan Antonio Barutell, Martí y Vi- 
ladomar, mariscal de campo» 



( 143) 

EPISCOPOLOGIO MAJORICENSE.* 



I. Fr. Bernardo abad de San Pelío de Gui- 
xols, electo en marzo de 1 232. No llegó á pose- 
sionarse del obispado. 

II. D. Ferrer de Sant Martí paborde de 
Tarragona, nombrado en octubre de 1235. Re- 
sultó nula su elección. 

II L D.Raimundo de Turricella, hermano 
de D. Bernardo señor de Santa Eugenia. Fué 
predicador del rey D. Jaime, fundó una cátedra 
de escritura, hizo varios estatutos, dotó el bene- 
ficio de la Candela, adelantó la fábrica de la Seo? 



* La sede episcopal de Mallorca cuenta muchos siglos de 
antigüedad, pues hemos encontrado en varios escritores que 
por los años 476 , en tiempo de Humerico rey de los wándalos, 
la regentaba Elias. En el concilio toledano celebrado en 675, 
se hizo una división de los distritos episcopales de España, y 
de ella resulta que nuestra isla ya tenia en aquel entonces su 
propio obispo dependiente del arzobispado de Tarragona. J21 
Dr. Dameío eu su historia de Mallorca, tomo ?, pág. 179, trae 
un instrumento otorgado por Halí hijo de Muchehiíh, duque 
de Denia y de las Islas Baleares en el riño 1058, por el cual hizo 
donación del obispado de Mallorca á D. Giliberto obispo de Bar- 
celona y á la iglesia de Santa Olalia de aquella ciudad. Son mu- 
chos los que han dudado de la veracidad de este documento, 
por creer (contra lo que afirman Mariana libro 6 , capítulo 2, 
Pisa libro 2, capítulo 35, y Gerónimo Quintana libro 5, capí- 
tulo 49) que los moros no permitían en sus dominios los tem- 
plos consagrados al verdadero Dios; pero D. Vicente Mut en el 



( »44 ) 

y gobernó la sede episcopal desde enero de 1238 
hasta 1 1 de junio de 1 266, en que murió. 

IV. D. Pedro de Murédine, mallorquín, 
electo en 1269, murió en 1282. 

V. D. Ponce de Jardino, arcediano de esta 
santa iglesia, electo en abril de 1 283. 

VI. D. Guillermo de Vilanova, Se posesionó 
del obispado en el año 1304 y murió en el de 

VII. Pr. Domingo Corsavino religioso do- 
minico, natural del principado de Cataluña. Fué 
maestro del sacro palacio de Gregorio X y cate- 
drático de lengua hebrea en Roma: electo obispo 
de Mailorca en 13 1 8, murió en 1 320. 

VIII. Fr. Guido Terrena religioso carmeli- 
ta, natural de Perpignan. Fué el duodécimo ge- 



tomo 2 de sn historia de Mallorca, libro u , capítulo 2, cree 
legítima la citada donación por tener averiguado que durante 
la dominación de los sarracenos en esta isla teiiian en ella sus 
iglesias y santuarios los cristianos católicos. zzl'reado de nuevo 
el obispado de Mallorca después de la última general conquis- 
ta, estuvo incorporado á la metrópoli de Tarragona ha.^ta 1.192, 
en que la santidad de Inocencio VIII con su bu i a dada en Roma 
siete dias antes de los idus de julio, año octavo de su pontifi- 
cado, lo sujetó al arzobispado de Valencia; y en memoria de 
ello, según afirma Mateu De regimine regni Valentía capítulo 
8, § i n. 4, se puso entre Mnrvie. ro y Almenara una gnn pi - 
rámide con el escudo ce armas del arzobispado de Valencia, y 
obispados de Segorve, Tortosa y Mallorca, sus agregados ó de- 
pendientes. = Los frutos del obispado de esta isla ascendian en 
1650 á 24.0^0 libras; pero desde entonces han ido minorando 
con la erección de las mitras de Iviza y Menorca. 



( *4$ 

neral de su órden, y después de haber obtenido 
en 1320 el obispado de Mallorca, fué trasladado 
al de Elna, en donde murió á 2 1 de agosto de 
1342, Zurita, Tritemio y Bocio lo califican por 
el varón mas docto de su siglo, y sus obras im- 
presas y manuscritas se conservan en la biblio- 
teca vaticana. 

JX. D. Berenguer Baile mallorquín, electo 
en 1 332, murió en 1 de setiembre de 1 349. 

X. D. Antonio de Colell, natural de Rosse- 
llon, electo en 8 de noviembre de 1349, murió 
en 3 de marzo de 1363. 

XI. D. Antonio de Galiana mallorquín, elec- 
to en 5 de marzo de 1363, murió en 9 de abril 
de 1375* 

XII. D. Pr. Pedro de Cima religioso ob- 
servante, natural de Mallorca. En 7 de agosto 
de 1377 fué trasladado de la mitra de Elna á la 
de esta isla, y murió en ella en 1387. 

XIII. D. Luis de Prades aragonés, hijo del 
conde de Prades consanguíneo de los soberanos 
de Aragón : fué consejero del rey D. Martin, ca- 
marlengo del sumo Pontífice Benedicto XIII, y 
en 1388 creado obispo de Mallorca. Murió en 
1423. 

XIV. D. Beltran Albertímonge benedictino 
natural de esta isla, electo en 8 de noviembre de 
1429. 

/ 



( '4* ; 

XV. D. Gil Sancho Muñoz natural de Te- 
ruel. Fué canónigo de Barcelona y en tiempo del 
cisma sumo Pontífice con el nombre de Clemente 
VIII. Dejó la silla pontificia, en 1429 fué elec- 
to obispo de Mallorca, y murió en esta isla el 
dia 26 de diciembre de 1447. 

XVI. D. Pr. Juan García religioso domini- 
co, natural de Calatayud, confesor y secretario 
del rey D. Alonso V y en tiempo de la guerra de 
Ñapóles embajador del papa Eugenio IV. En el 
año 1448 fué electo obispo de Mallorca y murió 
en 20 de julio de 1459. 

XVII. D. Arnaldo Marin de Sta. Cilla hijo 
de D. Lorenzo caballero mallorquín, doctor en 
derechos, sacrista y canónigo de esta catedral, y 
electo obispo en 1460: murió en 13 de abril 
de 1464. 

XVIÍÍ. D. Pedro de Santangel natural de Ca- 
latayud, doctor en derechos, abad del monaste- 
rio de Montearagon , y consejero del rey Don 
Juan II: electo obispo de Mallorca en 1464, 
murió en 1465. 

XÍX. D. Francisco Perrer aragonés, deán de 
la catedral de Tudela de Navarra , secretario del 
sumo pontífice Calisto III, canciller y embaja- 
dor del rey D.Juan. En 14 de febrero de 1466 
fué trasladado de la mitra de Caller á la de Ma- 
llorca, y murió en 1476. 



( «47 ) 

XX. D. Diego de Avellaneda, natural de 
Toro en Castilla la nueva, obispo de Tuy , vir- 
rey de Navarra, octavo presidente de Granada, 
canciller del rey D. Fernando el Católico, y en 
29 de mayo de 1477 creado obispo de Mallor- 
ca, contando únicamente la edad de 23 años, 
murió en 21 de noviembre de 1488. 

XXI. D. Rodrigo de Borja , caballero va- 
lenciano sobrino del papa Caiisto III. Fué rec- 
tor de la iglesia parroquial de la villa de Inca, 
en 1488 electo obispo de Mallorca, y posterior- 
mente ascendió al solio pontificio por muerte de 
Inocencio VIII, con el nombre de Alejandro VI, 
Murió en 17 de agosto de 1503. 

XXII. El cardenal de Sta. Estefanía, elec- 
to en el año 1492, pero no llegó á posesionarse 
del obispado» 

XXIII. D. Guillermo Ramón de Moneada 
natural del reino de Valencia. Fué trasladado del 
obispado de Vich al de Mallorca en 1493 ^ 7 
de este al arzobispado de Tarragona algunos años 
después. 

XXIV. D. Antonio de Rojas, hijo de los mar- 
queses de Poza, grandes de Castilla. Fué natural 
del palatinado en Alemania, canciller de los re- 
yes católicos D. Fernando y doña Isabel. En 30 
de octubre de 1496 se le confirió el obispado de 
Mallorca ; posteriormente fué trasladado al ar- 



( <48 ) 

zobispado de Granada, después al de Palencia y 
últimamente fué nombrado presidente de Castilla 
y patriarca de Indias. Murió en 1526. 

XXV. D. Diego de Silva y Ribera, señor 
de Montemayor en Toledo y deán de la catedral 
de León. Fué electo obispo de esta isla en 21 
de diciembre de 1 507 y algunos años después se 
le confirió el obispado de Segovia. 

XX Vi. D. Rodrigo Sans del Mercado, Da- 
tura! de Calahorra , electo en el año 1510. 

XXVÍÍ. D. Agustín Grimáidis obispo au- 
siliar, electo en 23 de agosto de 15 10 y última- 
mente arzobispo de Arbórea. 

XXVIÍÍ. D. Lorenzo Campegiojurisconsulto 
el mas sabio de su siglo, natural de Bolonia. Fué 
casado y después de muerta su consorte Doña 
Francisca Guasta Milán, abrazó el estado ecle- 
siástico y el sumo Pontífice Julio II le nombró 
auditor de la Rota romana, y posteriormente le 
creó cardenal con el título de santo Tomas. Ocu- 
pó las sillas episcopales de Phelorio y Nució en 
Alemania, las de Palestina y Sabina, la de Sa- 
lisburri en Inglaterra, la de Bolonia su patria, y 
en 15 14 la de Mallorca que renunció á favor ds 
su hijo D. Juan. Murió en agosto de 1539. 

XXIX. D.Juan Bautista Campegio hijo le- 
gítimo y natural del antecedente, en 1527 se le 
confirió el obispado de Mallorca por dimisión de 
su padre. 



( '49 ) 

XXX. D. Marco Antonio Campegio, tío 
paterno del precedente. Fué obispo de Groseto, 
y gobernó el obispado de Mallorca por ausencia 
de su sobrino. 

XXXÍ. D. Fr. Rafael Llinas, natural de 
Mallorca, religioso carmelita, y obispo de Cri- 
sópoli. Gobernó el obispado de esta isla por co- 
misión de D.Juan Bautista Compegio, y murió 
en 5 de junio de Í558. 

XXXÍÍ. D. Francisco Salazar obispo ausi- 
liar en el año 1558. 

XXXÍIL D. Diego de Arnedo , natural de 
Huesca , colegial de san Clemente de los espa- 
ñoles en Bolonia, visitador de Sicilia, canónigo 
de la catedral de su patria, y capellán de Felipe 
IT; cuyo monarca le nombró visitador general de 
sus reinos, y en 1560 obispo de Mallorca. 

XXXIV. D. Juan Vich y Manrique de Lara, 
caballero valenciano, deán de la santa iglesia de 
Barcejona, creado obispo de Mallorca en 1575, 
de cuya mitra fué trasladado á la arzobispal de 
Tarragona. 

XXXV. D. Ildefonso Laso Sedeño, arzo- 
bispo de Caller en Cerdeña y trasladado al obis- 
pado de Mallorca en el año 1604. Murió en 
agosto de 1607. 

XXX Vf. D. Fr. Simón Bauza y Salas, ma- 
llorquín , religioso dominico, lector de teología 



( *50 ) 

en los conventos de Puigcerdá, Gerona y Ma- 
llorca. Fué maestro en el capítulo general de Za- 
ragoza , provincial de Aragón y de Tierra San- 
ta, y muy estimado de los reyes D. Felipe III 
y doña Margarita, quienes le regalaron un finí- 
simo diamante y un precioso pectoral. En J607 
se le confirió el obispado de Mallorca, y duran- 
te su gobierno pastoral celebró dos veces sínodo 
diocesano. Murió en 5 de diciembre de 1623. 

XXXVÍI. D. Baltasar de Borja y Velasco, 
caballero valenciano, hijo de los marqueses de 
Lombay duques de Gandía. Fué canónigo de la 
catedral de Valencia, arcediano de San Felipe de 
Ja'tiva , y en enero de 1626 creado obispo de 
Mallorca. Murió en 10 de junio de 1630. 

XXXVIII. D. Fr. Juan de Santander, natu- 
ral de Castro en el señorío de Vizcaya, religio- 
so observante, comisario de su religión en las 
Indias orientales y electo obispo de Mallorca en 
octubre de 1631: falleció en 24 de enero de 
1644. 

XXXIX. D. Fr. Tomas de Rocamora , reli- 
gioso dominico,hijo de los condes de la Granja en 
el reino de Valencia. Ilustró su religión en la cá- 
tedra y en el pulpito, fué general de ella y en 
abril de 164.5 creado obispo de Mallorca. Mu- 
rió en 15 de noviembre de 1653. 

XL. D. Miguel Pérez de Nueros natural de 



( '¿l ) 

Calatayud, doctor letrado, fiscal del supremo 
consejo de Aragón y electo obispo de Mallorca 
en setiembre de 1655, cuya mitra gobernó hasta 
el dia de su muerte que fué el 1 1 de febrero de 
1656. 

XLI. D. Diego de Escolano canónigo de esta 
santa iglesia, inquisidor de Lerena. Fué creado 
obispo de Mallorca en octubre de 1656, poste- 
riormente fué trasladado á la silla arzobispal de 
Tarragona , de esta i la de Segovia y última- 
mente á la de Granada. 

XLIÍ. D. Pedro Fernandez Manjares de He- 
redia, natural de Sevilla, consejero de la supre- 
ma inquisición, y capellán de S. M. Electo en 
166 r , murió en 26 de diciembre de 1 670. 

XLIIÍ. D. Bernardo Cotonery Oleza, de la 
nobilísima casa de Cotoner de Mallorca, y her* 
mano de los dos gran maestres de la religión de 
san Juan D. Fr. Nicolás y D. Fr. Rafael Coto- 
ner. Fué canónigo de esta santa iglesia , rector 
de la parroquial de Manacor y obispo de Oris- 
tañy en Cerdeña , de cuya mitra fué promovido 
á la de esta isla en diciembre de 167 1 , y murió 
en 18 de enero de 1684. 

XLIV. D. Pedro de Alagon, canónigo de la 
catedral de Caller, su patria, sumiller de cor- 
tina de S. M 4 , arzobispo de Oristañy , y en 1 685 
trasladado al obispado de Mallorca» Durante su 



( «5* ) 

gobierno pastoral celebró sínodo diocesano, fun- 
dó el seminario conciliar de san Pedro en esta 
ciudad de Palma, y murió en ella en el año 1701. 

XLV. D, Pr. Francisco Antonio de la Por- 
tilla, viscaino , religioso observante de la provin- 
cia de Cantabria , y miembro de la sagrada con- 
gregación de Ritus. Electo obispo de Mallorca 
en 170 r, murió en 7 de junio de 1711. 

XLVL D. Atanasio de Esterripa y Trañaja'u- 
regui, natural de Bilbao, obispo de Cicópoli y 
ausiliar de la iglesia de Toledo. Electo en 17 1 2, 
murió en 5 de julio de 1721» 

XLVII. D.Juan Fernandez Zapata, natural 
del reino de Navarra, consejero de la real chan- 
cillería de Valladolid. Eiecto obispo de Mallor- 
ca en julio de 1722 y promovido al obispado de 
León, en donde murió el dia 12 de octubre de 
1729. 

XLVIIÍ. D. Fr. Benito Pañellas y Escardó, 
natural de Villafranca del Panades, fué abad del 
monasterio de San Felío de Guixols y creado 
obispo de esta diócesis en el año 1730: murió 
en 26 de noviembre de Í745. 

XLIX. D. José de Cepeda, natural de la Pue- 
bla de Montalvan, canónigo doctoral de la san- 
ta iglesia de Pbsenciay electo obispo de Mallor- 
ca en setiembre de 1744. De este obispado fué 
promovido al de Coria en Estremadura , y mu- 
rió en 17 de enero de 175c 



( m ) 

L. D. Lorenzo Despuig , Cotoner y Roca- 
bertí, hijo de los señores condes de Montenegro 
y de Montoro. Fué canónigo de esta santa igle- 
sia , prelado doméstico de su Santidad, asistente 
al solio pontificio y pronotario apostólico. Obtu- 
vo el obispado de Mallorca en diciembre de 1 749, 
fué promovido al arzobispado de Tarragona, y 
murió en 22 de febrero de 1764. 

LL D. Francisco Garrido de la Vega, na- 
tural de Tuy , cura de la parroquial de S. An- 
drés de Madrid y obispo de Mallorca electo en 
1763. Fué nombrado arzobispo de Sevilla, y no 
llegó á posesionarse por haber muerto en Córdo- 
ba el dia 20 de enero de 1776. 

LII. D.Juan Diaz de la Guerra, sevilla- 
no, auditor de la rota romana por la corona de 
Castilla y electo obispo de Mallorca en el año 
1772. Fué miembro de las reales academias es- 
pañola y de la historia, y en 23 de junio de 
1777 promovido al obispado de Sigüenza, en 
donde murió el dia 29 de noviembre de 1800* 

LUI. D. Pedro Rubio Benedicto y Her- 
rero, natural de Cuenca, cura de la parroquia 
de Santiago en Madrid y electo obispo de Ma- 
llorca en noviembre de 1777, de cuyo obispa- 
do fué trasladado en 1793 al de Jaén , en donde 
murió en 27 de mayo de '795. 

LIV. D. Bernardo Nadal y Crespí, ma- 



( '54 ) 

llorquin, deán y canónigo de esta santa iglesia, 
abreviador de la nunciatura apostólica, traduc- 
tor de la secretaría de la interpretación, y pre- 
sidente de las Cortes estraordinarias de 181 1: ob- 
tuvo el obispado de Mallorca en 20 de abril de 
1794, y murió en 12 de diciembre de 181 8. 

LV. D. Pedro González Vallejo, natural 
de Segovia, canónigo de la catedral de aquella 
ciudad y electo obispo de Mallorca en i 9 de ju- 
lio de 1819. En la legislatura de 1820 fué nom- 
brado diputado á Córtes por la provincia de su 
naturaleza, en la de 1835 fué prócer del reino 
y presidente del estamento de los mismos, y en 
j? de febrero de este año se le confirió el arzo- 
bispado de Toledo por fallecimiento de D* Pedro 
Inguanzo y Ribero. Es miembro de la real aca- 
demia de la historia matritense, del instituto na- 
cional de Francia, y de otros cuerpos científicos 
nacionales y estrangeros. 

LVÍ. D. Antonio Pérez de Hirias, natu- 
ral de Valldeolibas obispado de Cuenca, cura 
párroco de S. Pedro de Madrid y creado obispo 
de esta diócesis en 2 de enero de 1825. 



( *ss ) 

SEÑORES GEFES POLITICOS 



c/e fa 



a<f */Oa(eare<f. 



que Tervian Primer período constitucional. 

1812. Sr. D. Antonio Desbrull, Pont de 
Roqueta, Boil de Arenos, Sureda y Fi- 
gueroa, caballero de laórden de S.Juan 
dejerusalen, marques de Casa Desbrull 
y maestrante de la real de Valencia. 

1813. . Sr„ D. Guillermo Ignacio de Món- 
tis y Pont y Vich , marques de la Bas- 
tida, individuo de la sociedad mallor- 
quína de amigos del pais. 



* Unicamente los ha tenido esta provincia durante el régi- 
men de la Constitución política, por estar prevenido en el tí- 
tulo 6, cap. 2, art. 324 de la misma, y sus atribuciones están 
demarcadas en el cap. 4 de la ley de las Cortes de 3 de febrero 
de 1823 mandada restablecer en su fuerza y vigor en 15 de oc- 
tubre de este año. 

Los gefes políticos en 1833 se denominaban subdelegados de 
fomento en virtud de real decreto de 5 de noviembre de 1832: 
consecuente á lo dispuesto en real órden de 16 de mayo de 1834 
se titularon gobernadores civiles, y tomaron el nombre de ge- 
fes políticos, después de haberse jurado la Constitución en 22 
de agosto del corriente afiow 



( '5* ) 



Segunda época constitucional, 

820. Sr. marques de la Bastida nombra- 
do por S. M. en 1 9 de marzo. 

820. Escmo. Sr. conde de Montenegro y 
de Montoro interino. 

821. Sr. D. Antonio Buch, socio de nú- 
mero de la sociedad económica de Va- 
lencia. 

822. Sr. marques de la Bastida 
Escmo. Sr. conde de Montenegro y 

de Montoro. 

823. Sr. D. Gines Quintana y Perrer. 

Epoca de 1833 á 1836. 

833. Sr. D. Guillermo Moragues, dipu- 
tado á Córtes en 1810 y 1820 por la 
provincia de Mallorca, oidor en 1822 
de esta audiencia territorial, y nombra- 
do subdelegado de fomento délas Balea- 
res con real decreto de 23 de octubre de 
1833. Murió siendo magistrado de la au- 
diencia de Barcelona en 13 de junio del 
corriente año. 

836. Sr. D.José María Bremon López de 
Castro, gobernador civil de la provincia 



( '57 ) 

de Soria y trasladado á la de Mallorca 
en virtud de real orden de 5 de diciem- 
bre de 1835. 
1836. Sr. D. Pascual Felipe, Zanglada y 
Ballester de Togores , conde de Ayamans, 
miembro del instituto balear y de la so- 
ciedad mallorquína de amigos del pais. 
Obtuvo el gobierno civil de esta provin- 
cia con real decreto de 7 de junio de este 
año, y con real órden de 8 de setiembre 
del mismo se le admitió la dimisión. 



Tercer periodo constitucional. 

1836. Sr. D. Antonio Resino, nombrado 
por S. M. en 26 de setiembre de este 
año. No llegó á posesionarse del gobier- 
no político por haber hecho dejación del 
mismo. 

1 836. Sr. D. Rodrigo Fernandez Castañon, 
nombrado por la Reina nuestra Señora 
en 18 de noviembre de este año. 



( «¿8 ) 



PROCURADORES REALES 



Tiempo en 

que servían 

1262. El espectable Arnaldo Bastida, tesorero 
del rey D. Jaime. 

1285. Bartolomé Beltran, ciudadano de Ma- 

llorca. 

1286. Arnaldo Bastida, repuesto por el rey 

D. Alonso. 
1291. Raimundo Calbek 



.* Este era el nombre que did S. M. á los representantes de 
su real hacienda y patrimonio en esta isla cuando los erigió en 
ella poco después de la conquista. El Sr. D. Alonso V con su 
real pragmática de 24 de abril de 1446 mandó que el procura- 
dor real tuviese jurisdicción separada del gobernador general 
de la isla, cuya gracia fué confirmada por D. Fernando II en 
25 de agosto de 1481 y D. Carlos I en 8 de agosto de 1542. £1 
procurador real y toda su familia estaban exentos de la juris- 
dicción ordinaria como asi se declaró en las reales pragmáticas 
de 5 de julio de 1452, 14 de abril de 1459, 25 de agosto de 
1481 , 1 1 da noviembre de 1600 y real sentencia de 8 de agosto 
de 1542: era juez particular de los negocios patrimoniales por 
real privilegio de 9 de noviembre del referido año, y tenia un 
lugarteniente creado por el rey D. Juan en su real carta dada 
en Pedralbasáó de agosto de 1392. =En la nueva planta de go- 
bierno decretada por Felipe V en 171 7 quedó suprimido el pro- 
curador real y asumidas sus funciones en el intendente de nue- 
va creación. 




( '59 ) 

I293 # Raimundo Alemañy. 

1 307. Pedro Bernardo de Puigdorfila, caballero, 

1309. Guillermo de Cumba. 

Gregorio Sayllembe. 

P. D. Pedro Descoll monje cisterciense 
y procurador real. 
1316. Miguel Rotlandi. 

Pedro Font. 
1324. P. Burgués Doncel. 
13 28. Pedro Roig ciudadano. 
1332. Lla'tzerde Llóscos barón de Bañalbufar. 

1334. Bernardo Font. 

1335. Bernardo Janer y Bernardo Valentí. 
1337- En Bernad Font Donzell. 

1341. El venerable Bernardo Morana* fué del 
partido del rey D. Jaime. 

1347. En Berenguer Roig y Arnaldo Burgués. 

1349. Los discrets Francisco Portello y Jaime 
Nigri, 

1354. Mossen Ermengaudo Martí, Burgués de 
Perpiñan. 

1363. Mossen Ferrario Gelabert, nombrado en 

25 de noviembre. 
137 í. Mossen Berenguer Llobet, 
1378. Mossen Ferrer Gelabert. 
1385. Mossen Berenguer Llobet. 
1387. Mossen Bartolomé Llobet. 
1389. Mateo Lloscos. 



{ too ) 

1392. El espectable Galceran Llobet. 

1395. Andrés Guardiola y N. Gomis. 

1397. Berengario Luppeti. 

1401.EI honrado Mateo de Lloscos , murió 
en 25 de diciembre de 1412. 

1413. El venerable Pedro de Casaldaguila , mu- 
rió en 7 de agosto de 1 4 1 6. 

1420. Bernardo Bugadell. 

1424. El egregio Lázaro de Lloscos, consejero 
de S. M. nombrado en 2 de mayo. 

1443. Bernardo de Gostemps. 

1444. Pedro de Pachs ciudadano. 
1450. Juan Albert. 

1458. Mossen Francisco Burgués Donzéll. 

1487. El egregio Juan Miguel Zanglada ca- 
ballero. 

1538» Francisco Burgués. 

1542. Honorable missér Juan Albertí. 

1 573. El magnífico Nicolás Pachs Dcnzéll nom- 
brado con real título de 1 2 de abril. 

158 1. El magnífico Sr. Hugo Berard y Palou. 

1594. El ilustre Sr. Pedro Vivot. 

1597. El ilustre y magnífico Sr. D. Pedro Pachs 
señor de Buñolíy castellano de Bellver. 

1618. El M. í. S. D. Onofre Zaforteza. 

1620. El M. I. Sr. D. Pedro Ramón Búrguez 
Zaforteza del hábito de Calatrava, se- 
ñor de santa Margarita y Hero, con- 
sejero de S. M. 



( 161 ) 

1650. D. Miguel Sureda consejero de S. M. 
1659. El ítre. Sr. D. Pedro Sta. Cilia y Pachs. 
1664. El íltre. Sr, D. Mateo Zanglada , del 

hábito de Alca'ntara. 
1667. El M. I. Sr. D. Pedro Santa Cilia, del 

consejo de S. M. 
1680. D. Ramón Zaforteza, conde de Santa 

María de Pormiguera. 
1697. El M. I. Sr. marques de Tornigo. 

Intendentes. 

17 17. Sr. D. Clemente de Aguilar. 

1720. Sr. D. Diego Navarro. 

1731. Sr. D. Antonio de Horbegozo y Landaeta. 

1742. Sr. D.Manuel Vallejoy San Pedro. 

1748. Sr. D. Pedro Antonio Mordeñana* 

1 753. Sr. D. Nazario Herrasti, Pérez de Valboa 

1754. Sr. D. Tomas López. 

1756. Sr. D. Sebastian Gómez de La-torre, del 

hábito de Santiago. 
*759* Sr. D. Francisco Salvador de Pineda. 
1760. Sr. D.José Ignacio Masdeu. 
1764. Sr. D. Francisco de Lafita , del consejo 

de S. M. 

1770. Sr. D. Eusebio Uribarri é Idiáguez. 
*775* Sr. D. Ignacio Bermúdez. 

k 



t 16a ) 

1779, Sr. D. Miguel Bañuelos y Puentes. 

1782. Sr. D. Tonus Sáez de Parayuelo, minis- 

tro honorario del consejo de hacienda. 

1783. Sr. D. Romualdo Tovar. 

1785. Sr. D. Miguel Giménez Navarro, caba- 
llero de la orden de San Juan. 

1789. Sr. D. Antonio Carrillo de Mendoza y 
Guzman, barón de Aguado. 

1792. Sr. D. Blas de Aranza. 

1796. Sr. D. Tomas Escalada, en comisión. 

1798. Sr. D. José Jaudénes y Nebot, caballero 
déla esclarecida orden de Carlos III, 
maestrante de la de Ronda. 

i8oí. Sr. D, Joaquin de Clemente y Bengoa. 

1806. El mismo D. José Jaudénes. 

18 10. Sr. D. Tomas José González Carvajal. 

1 8 í 1 . Sr, D. Juan Serra y Lloreda. 

18 r 2. Sr. D. Lázaro de las Heras. 

1813. Sr. D- Joaquin Compañy. 
Idem. Sr. D. Joaquin Abaurrea. 

1814. Sr. D. Antonio de Elola. 

18 16. Sr. D. Joaquin de Peralta y Sans. 

1818. Sr. D. José María de Tuero y Hevia, en 

comisión. 

1819. Sr. D.José María de Arce. 

1820. Sr. D. Ramón Queraltó. 

1821. Sr. D, Lorenzo Perabéles. 

1822. Sr. D. Eugenio Domínguez. 



( '63 ) 

1823* Sr. D. José Ignacio de Pombo. 
1824. Sr. D. Santiago Gómez de Negrete. 

1833. Sr. D. Rafael Garfias La-plana. 

1834, Escmo. Sr. Conde de Montenegro y de 

Montoro , en comisión. 
Idem. Sr. D. Antonio Laviña. 
1836. Sr. D.José María Bremon, López de 

Castro. 

Idem. Sr* D. Francisco Nuñez, 



( »«4 




DEL REINO DE MALLORCA. {*) 



(*) El Baile general era el juez ordinario que tenia la isla, 
cuya erección, que data desde la conquista, fué confirmada por 
el Sr. Rey D.Juan en su real privilegio dado en Mallorca i$ 
de setiembre de 1395. Su jurisdicción se este odia no solo en la 
capital por lo que respecta á las causas y negocios de censos, 
sino también en toda la isla como juez de segundas instancias 
en causas civiles. =: En la nueva planta de gobierno de 1717 
quedó suprimido este magistrado y asumidas sus atribuciones 
á la real audiencia; peio este superior tribunal con real auto 
de 11 de diciembre de í 721 y en conformidad de lo mandado 
por S. M. con real provisión de 20 de noviembre anterior, man- 
dó separar de su jurisdicción el conocimiento en primera ins- 
tancia de las causas y negocios de que antes entendía el Baile 
general, pues que debian correr por el juez privativo de censos 
creado nuevamente en lugar de aquel estinguido magistrado: 
en cuya soberana disposición igualmente se previno que en las 
escribanías de este juzgado actúen los sustitutos del Sr. D. Ga- 
briel de Berga. como propietario fie las mismas. Esta propiedad 
Ja poseía como sucesor de D Francisco Valentí y Zanglacia, á 
cuyo favor se enagenó el dominio de las escribanías del Baile 
por precio de 12.624 libras, según escritura de >8 de enero de 
1565, firmada por los administradores de la pia herencia de 
Cristóbal Murta ciudadano, primer dueño de dichas escribanías, 
per h&berias establecido á S. M. por 3000 florines de oro> en 
virtud de real privilegio de 24 de diciembre de i4i7.z:Con real 
título dado en San Ildefonso á 22 de agosto de 1804 se confir- 
mó el dominio útil de las espresadas escribanías al Sr. D. José 
Quint Zafortvza, como sucesor de D. Gabriel de Berga. 



Tiempo e* 
que servían. 




me Qafareig, personero del rey don 
Jaime y capitán de su ejército. Fué 



( '6 5 ) 

uno de los prohomes para presidir el 
reparto general de la isla por parte de 
los que juraron avecindarse en ella» 
123 a. Bernardo Font. 

1238, Arnaldo Leyda. 

1239. Berenguer Durfort de Barcelona» 
1242* En Jaques Sans de Monpeller. 
1246. N'Arnau Togoyres. 

1248* Arnaldo Font. 

1265. 1/ honrad en Pera Cálidis. 

1279. Bernardo Costa. 

1285. Jaime Sant Martí. 

1286. El venerable Jaime Tornamira. 
1288. Petrus de Líbano. 

1293. Guillermo de Orta 9 procurador del in- 
fante D. Pedro* 

1307. Pedro de Levia. 

1307. Guillermo Rubert. 

1 309. El honrado Berenguer de S.Juan, doncel. 

J330. Mossen Huch Veyllafrasser. 

1345. Venerable Antonio de Salvirada , legum 
doctor. 

1246. Bartolomé' Desbruíl. 

1349. Luguino Cirera, nombrado por el rey 

D. Pedro. 
*355« Bernardo Togores. 
1360. P. Ravell. 

1363. Rodrigo de Sant Martí, caballero. 



( i«6) 

1364* Raimundo (T Ager, doncel. 

1367. Guillermo Rubert. 

1372. Venerable Juan de Uniz, doncel, 

1374, Jorge Brondo. 

3381, Bernardo Berga. 

1386. Andrés Rossiñol, doncel, 

1386. Mossen Guillermo Abrí. 

1388. Missérjuan Bacó. 

1400. P. ¿Aymerich. 

1403. JorgeOleza, Brondo y Axeló. 

1405. Marías Borrassá. 

1414. Missér Jaime Galiana. 

1429. Pedro Serra. 

1430. Lorongo Mari, doncel. 
1432. Miguel de Pachs, caballero. 

1436. El magnífico Juan Valentí, ciudadano. 
1443, Juan Burdils, caballero. 
145 r. Luis Desliado. 

145 1. El venerable Juan Sailambre, murió en 

9 de setiembre. 
1475. Luis Desliado, caballero. 
1486. El magnífico Hugo Net. 
152 1. Perore Pachs caballero, murió en tiempo 

de la Germania. 
I53i- Pablo Sureda, doncel. 
1550. El magnífico Andrés Magarola, doctor 

en leyes. 

1581. El magnífico Mateo Togóres, caballero. 



(i6 7 ) 

1588, El noble Felipe Despuig. 

1597. El magnífico Juan Odón Mir, ciudadano. 

1628. El doctor en derechos Bartolomé Miró. 

1 630. El muy magnífico Jaime Rossiñul donzell. 

1631. Pablo Sureda de Sant Martí, caballero. 
1645. El magnífico D. Salvador Armengol. 
1650. El magnífico Miguel Juan Fuster, caba- 
llero. 

1659. D. Francisco Brondo. 

1660. D. Francisco Moix, caballero. 
1665. D. Gabriel Berga. 

1674. D. Raimundo Gual Desmur, murió en 

30 de Marzo. 

1675. D. Francisco Villalonga. 
1677. D. Salvador de Oieza, doncel. 

1680. D. Jorge Fortuñy de Ruescas y García. 
1691. D.Juan Berard, doncel. 

1699. D. Marcos Antonio Net. 

1 D. Juan Burdils y Sureda caballero. 

D. Salvador Armengol. 

1700. D. Ramón Fortuñy de Ruesta, caballero. 
170!. D. Antonio Veri y Oleza. 

1703, D. Mateo Gual Desmur. 
1707. D.Juan de Torrella, caballero. 

1714. D. Felipe Fuster. 

D.Juan Antonio Dureta y Zaforteza- 

1715, D. Raimundo Puigdorfila, nombrado en 

2i de agosto. 



( '68) 

SS. JUECES DE CENSOS. (*) 



Tiempo en 

quȒ sen i in. 

1722. D. José Basa, doctoren derechos, nom- 
brado con real título de 30 de abril. 

1733. Doctor en derechos D. Miguel Serra y 
Maura, juez privativo de censos y del 
pariaje, nombrado con real título de 
1 6 de enero. 

1738. D. Juan Bautista Maoente, nombrado 
con real título de 21 de mayo, des- 
pués fue oidor de la real audiencia. 

1776. D. Antonio Serra y Maura. 

1785. D. Miguel Serra y Bennasár. 

1835. D. Francisco March, ministro honorario 
de esta real audiencia. 



(*) El Juzgado de censos , antes del bnile general , quedó 
estinguido por real orden de 3? de julio de 183-;, y la audien- 
cia territorial de esta isla con real auto de í 4 de agosto del mis- 
mo año mandó que los juzgados ordinarios de partido, creados 
por real órden de 2? de abril de 1834, se repartiesen las causas 
y negocios de que antes conocía el de censos. 



( '69) 

Vegueres 

DE LA CIUDAD DE PALMA. (*) 



Tiempo en 
que s e> ^ un. 

1232. El noble Berenguer Burguet, señor de 
Moneada y Formentor, marido de do- 
fía Nicolasa de Mallorca, hija del Rey 
D. Sancho. 

1 248. Aries Yañyes. 

126 i. El noble Pedro de Torrella, caballero,* 
1279. Gerardo Rivó. 
1300. Mossen Berenguer Nadal J. V. D. 
1330. Arnaldo Murell. 



(*) Este magistrado fue erigido con real privilegio de 23 de 
julio de Í231 : sus atribuciones se estendieron á toda la isla, 
hasta que. el Sr. Rey D. Sancho con real privilegio dado en Per- 
piñan á 6 de noviembre de 1319, instituyó el Veguer foráneo 
para conocer en las causas y negocios de toda la parte forense, 
que no fuesen de las peculiares al baile general. M Veguer fo- 
rense tuvo su residencia en Siueu, por ser el centro de la isla. 
En 1523 fue suprimido y agregadas sus funciones al de la capi- 
tal, que también se estinguió con real cédula de 6 de setiembre 
de 1717, quedando asumidas sus atribuciones al alcalde mayor 
creado en aquella fecha. 

* En la biblioteca del señor marques de Campo-franco se 
halla un libro escrito en vitela de órden de este veguer, con el 
titulo de Lo ¡libre de las franqueses e deis privilegis de Major- 
ques e deis usatjes de Barcelona, lo qual en Pere de Torreyes ca- 
valler, feu fer auant fo vaguer a honor del señyer Rey e a orde» 
Mütnent de la Cort en /' añy de N. S. MCCLXXXXI. 



( i?o ) 

1341. Raimundo de Sant Martí, caballero. 
1350. Bernardo de Tornamira. 
1365. Ramón de Murédine, ciudadano. 
1386. Pedro Sala de Solanda, ciudadano. 
1400. Jaime Jordá. 

1408. Bernardo Miró, doctor en derechos. 

1413. Antonio Rexach, ciudadano. 

141 6. El magnífico Juan Moya ciudadano. 

1433. Gaspar de Pachs, caballero. 

*435* El egregio Sr. D.Jorge Descallar, mar- 
ques de Lluchmayor, señor de la bolsa 
del oro y castellano de Alaró. 

1460. El magnífico Mateo Gual. 

1475. Tomas Desbach, caballero. 

1492. El magnífico Jorge Montaner, ciudadano. 

15 10. El magnífico Jaime Martorell, doctor en 
derechos. 

1520. D. Juan Odón Zaforteza: juró en 26 de 
mayo. 

1541. El caballero Bernardo Cotoner. 
'557* El caballero Antonio Zaforteza. 
1562. D. Pedro Malferit y Vivot. 
1581. D. Antonio Gual. 
1585. D. Pedro Vivot. 

1592, El magnífico Gabriel Valero y Net, ca- 
ballero. 

1605. El magnífico Andrés Serra y Axertell, 
ciudadano. 



('?<) 

1628. D.Juan Gual y Zanglada, caballero. 
i63r. D. Nicolás Rossiñol de Canet. 
1645. El Utre. Sr. D. Francisco Búrguez-Za- 
forteza. 

1649. D. Gerónimo Boix de Berard: juró en 15 
de mayo. 

1659. D. Baltasar Rossiñol de Za-Granada. 

1665. D. Francisco Truyols. 

1675. D. Miguel Juan Fuster. 

3678. D. Jaime Ballester de Oleza y Fuster. 

1684. D. Fernando Gual y Moix. 

1699, D.Jorge San Juan y Rossiñol. 

17 1 6. D. Jorge Fortuñy y Despuig. 

No continuamos aquí la serie de los Sres. Al- 
caldes mayores de esta ciudad , sucesores de los 
vegueres , por no haber podido sacar sus nombres 
del archivo de la alcaldía mayor^ á causa de ha- 
bérsenos negado cada vez que lo hemos solicitado. 



( »r a ) 

DEPOSITARIOS REALES 

Je J&úafforca. 



Tiempo en 

qui- servían. 

1347. El egregio D. Francisco Zagranada 9 
doncel. 

1359. El caballero Mateo de Llóscos, doncel. 

1376. Nicolás Guyut, ciudadano. 

1389. El caballero Arnaldode Santa Cilia. 

1407. El magnífico Mateo Despí ciudadano, 
nombrado en 25 de setiembre. 

1420. El egregio Sperandeo Uni«, ciudadano. 

1457. El honorable Francisco Despí ciudada- 
no, nombrado por el Rey D.Juan. 

147 1. El magnífico Gaspar Sala ciudadano % 
nombrado por el Rey D. Juan en 1 1 
de noviembre de 1471. 

1484. El magnífico Andrés Sala de Solanda. 

1498. Mateo Bartomeu. 

152 i# El magnífico Pedro Juan Andreu. 



* Los Depositarios reales, instituidos con real privilegio 
de 5 de julio de 1 339 para custodiar los caudales públicos, eran 
nombrados por el gooernador general de la isla; pero desde 
J4*c lo fueron por ios soberanos 5 quienes espedían al efecto 
*as reales títulos. 



( t;3 ) 

1340. El noble Antonio Molí. 

1563. El magnífico Baltasar Serra Parera. 

1595. D. Pedro Núñez Berard, nombrado con 
real despacho de 31 de marzo. 

1622. Juan Mir, ciudadano militar. 

1645. El magnífico Antonio Morréllas , nom- 
brado en 15 de enero. 

1663. El magnífico Esteban Conrado. 

1703. D. Martin Gil de Gaiusa, nombrado coa 
real título de 28 de febrero. 

1707. D. Juan Mesquida, ciudadano. 

1715. El lltre. Sr. conde de Santa María de 
Formiguera. 

1724. El Utre. Sr. D. Raimundo Morro y Pas- 
tor, nombrado en 24 de julio? murió 
en 5 de julio de 1734. 

1734. El Utre. Sr. D. Vicente Perrer de San 
Jordi, nombrado en 29 de setiembre. 

1742. El Utre. Sr. D. Antonio Zaforteza. 

1781. D. Francisco Boix de Berard y déla Ca- 
ballería, regidor de Palma. 

1794. D. Gerónimo Boix de Berard y Sola hijo 
del antecedente, nombrado por muerte 
de su padre en 21 de julio. 

1796. D. Pedro Suau doctor en derechos, nom- 
brado con real título de 6 de julio de 
dicho año. 



( '74 ) 

NARRACION HISTORICA 

DE IOS 

ACONTECIMIENTOS 

c/e jíéafíorca. 



Varias naciones dominan la Isla hasta la con- 
quista del Rey D. Jaime. 

Años ánte? 
de Jesucristo. 

Los beocios y rodios ocupan las Balea- 
res después de la guerra de Troya, y suce- 
sivamente las habita r on los fenicios de Tiro 
y Sidon, ó los cananeos espulsos por Josué. 

663. Los cartaginenses, dueños ya de las Pi- 
tiúsas, intentan en vano conquistar las de- 
más islas. 

406. Hamilcon y Hamnon viniendo de Car- 
tago abordaron á ellas, y con su blandura 
consiguieron humanizar la esquivez de es- 
tos isleños y fundaron en Menorca las 



( i?S) 

poblaciones, que fueron después munici- 
pios, llamadas Magona (hoy Mahon, su 
capital), Jammona^ actualmente Ciudade- 
la, y Sanicera, que se cree estuvo en el 
predio Santa Teresa, inmediato á la cala 
Sanitja; consiguiendo al mismo tiempo una 
ventajosa alianza, que les proporcionó el 
servicio de aquellos terribles honderos, que 
pelearon con tanto valor en la guerra de 
Sicilia. 

76. Pirro, que después se apoderó de las is- 
las Baleares, fue víctima del furor cartagi- 
nés: y Cecilio Mételo, que con sus naves 
victoriosas se retiró á Mallorca, fue espe- 
lido por sus naturales, malcontentos con su 
tiranía. 

48. Amílcar Barcino trajo á los mallorqui- 
nes la amistad del Africa y el blasón del 
nacimiento de Anníbal en la isla Conejera, 
con cuyo motivo le acompañaron trescien- 
tos insulares á la guerra de Sicilia, y con la 
derrota del ejército de C. Luctacio, cónsul 
romano, dieron fin á la primera guerra pú- 
nica. 



14. Arrojado Gneo Scipion de Iviza, halló 



( i7«) 

abrigo en las demás islas, y aliadas estas con 
Roma batieron á los cartaginenses y los es- 
pulsaron de la Península. Kntónces reco- 
braron nuestros isleños su antigua libertad, 
usando de ella en continuas piraterías, que 
motivaron á Lacio á emprender la conquista 
total de la isla de Mallorca y encargarla al 
cónsul Q. Cecilio Mételo , quien tomando 
la precaución de forrar sus naves con cue- 
ros para inutilizar el estallido de las hon- 
das, logró la gloria de la reducción, el ho- 
nor del triunfo por ella y el blasón de Ba- 
leárico para su familia. Partióse después 
para Italia, dejando fundada la colonia Pal- 
mense, los pueblos de Cuniutn y Cinium (i) 
con privilegio de Lacio, y el lugar fede- 
rado de BocórtS) no muy distante de la co- 
lonia de Pollenzci) que habia fundado Bos- 
tar general cartaginés (2). Poco después 



(1) Algunos de nuestros escritores creen que Cunium estuvo 
en donde hoy está Inca, y que Cinium se ha r ducido á villa 
con el nombre de Sineu. 

(2) Sin emb <rgo de lo que hemos insinuado en la página 4.6 
sobre el lugar donde estuvo situada la antigua Pullentia de los 
romanos, se nos ofrece decir tn honor de la imparcialidad que 
tenemos daros mas positivos para creer que aquella colonia 
tuvo su asiento en el término de la villa de Poilenzs, y nó en 
el distrito de la ciudad de Alcudia. Nos inducen á creerlo. Pri- 
mero: la etimología del nombre que aun conserva dicha villa, 
derivado de Polli, dicción griega que significa chutad. Segun- 
do: el existir en el término de eJa uní alquería llamada Coló- 



( 1 77 > 

rechazaron los mallorquines á Sartorio, que 
se habia apoderado de Iviza, y se entrega- 
ron á Gneo Pompeyojiijo del Magno, pa- 
ra seguir el partido del senado entre los de 
aquel y César; pero cedieron al valor de 
este y al imperio de sus sucesores. Mantu- 
viéronse nuestros isleños bajo el gobierno 



nía, que con el nombre de Culuña que tenia eu tiempo de los 
árabes, y siendo de estension de doce jovadas, la donó el Rey 
D. Jaime á Jacques Suns rico-home de Marsella y descendiente 
de los condes de Ala en Sajonia, siendo muy verosímil estu- 
viese dentro de esta propiedad la antigua Pollentia, tanto por 
haberle quedado el nombre de Colonia, cuanto por haberse des- 
cubierto en ella las ruinas de un magnífico acueducto de los 
romanos, que sirvió para conducir Jas aguas del valle de Ter- 
néllas. Y tercero: el haberse desenterrado en sus inmediaciones 
muchas monedas, mármoles y otros monumentos, que acredi- 
tan que Poilenza fue población romana. En apoyo de esta ver- 
dad transcribí rémos la inscripción que allí se descubrió en 1724 
y nos conserva el cronista A teman y en su obra manuscrita ti- 
tulada Memorial histórico, panegírico, filosófico, tomo 3, página 
2, que poco tiempo hace nos hizo ver el Sr. marques de Campo- 
franco, que lo posee original. Dice asi: 

PRO SALUTR P. N. 
LARIBUS BÁSIS 
MARMOREAS I III 
TUR TUMULUM 
HA EN RAM LUCERNA 
BfLUCI MON. AEREA 
TABULAS ENCAUSTO 
PIE TA ÍIÍÍ CLIPEUM 
ET VELUM 
OBTATUS SER. D. S. P. 
Nada dice D. Gerónimo Alem.iñy de su sentido, pero parece 
que es este: Por la salud de nuestro pueblo erigió esta torre á 
los dioses lares Ohtato Servilio de su propio dinero, adornándola 
con cuatro lápidas de m:h mol, una lámpara de bronce de dos tu- 
ces en su cúspide y cuatro escudos ó clipeos pintados al encáustico, 

l 



( i?8) 

de Roma hasta el de Constantino, haciendo 
antes de él parte de la España Citerior y 
dependiendo de la jurisdicción de Tarrago- 
na, y después de él gozando convento apar- 
te, que residiendo en Mallorca mandaba la 
provincia Baleárica. 

a 10* Hércules Alceo vino á costear la España 
con sus corsarios griegos en busca del oro 
y plata: llegó á la Balear mayor y á fuerza 
de crueldades exigió gran cantidad de aque- 
llos preciosos metales. Dió muerte en tor- 
mentos á muchos mallorquines y á Bocóris 
gefe de la isla, descendiente de Baleo, que 
Oran Libio habia dejado en ella cuando 
vino i España contra los Geriones, Algu- 
nos de los insulares que sobrevivieron á esta 
calamidad, acordándose que la ruina deGe- 
rion, hijo de Crisaor, procedió de las rique- 
zas, y viendo el daño que les habia causado 
la ambición al oro, cargaron del que aque- 
llos habían dejado y abandonaron la isla. 

Poco después pasaron los fenicios á ocu- 
parla, y cargando sus naves de los produc- 
tos de ella, dieron vuelta á su patria, pa- 
sando por Africa y Grecia, recogiendo mu- 
cha gente en Tiro y Sidon, y capitaneados 
por Filisténes volvieron otra vez á Mallorca. 



Años de 

Jesucristo. 



( f ?9 ) 



427. Gursderico, rey de los wa'ndalos, apro- 
vechándose de la decadencia del imperio 
con motivo de la muerte del gran Teodo- 
sio, de la flojedad de Honorio y de la am- 
bición de Stilicon, conquistó las Baleares 
y se mantuvo en ellas hasta que pasó á 
la toma de Africa: quedaron entonces go- 
bernadas por los godos , quienes las tu- 

534. vieron en su poder hasta que Belisario, ge- 
neral del emperador Justiniano, las ocupó á 
fuerza de arma?, en cuya ocasión vieron los 
godos el último período de su total ruina. 

797. Conquistadas estas islas por los árabes, 
Cárlos I de Francia envió una armada so- 
bre ellas y los espelió por entonces; pero 
volvieron á recuperarlas y dejaron en Ma 
Horca con el cargo de Walí á Amet Ben 
Basich Ábú Alabas , secretario del Almir 
de Denia Abu Geix Mugehid Ben Abdalá 
Alameri^ quien al momento hizo jurar obe- 
diencia al rey Jusef^ que lo era de toda Es- 
paña, y se puso bajo de su amparo. 

798. Sir Ben Ali Bejir , el mas astuto de los 
almorávides, envió sus naves para tomar las 



( t8o) 

Baleares, y habiéndolo conseguido sin mu- 
cha oposición de los isleños, hizo procla- 
mar en Yevisath, Majorca y Menorca, al 
rey Aben Taxfin. Pero poco después el go- 
bernador de Denia por los reyes de Córdoba 
Mujiched-eldin Almotawajel-alá Aláh Ab- 
dalah Alameri Albugeix Almugef siguiendo 
el ejemplo de otros gobernadores y apro- 
vechándose de la sangrienta guerra civil 
que desolaba las Baleares, se hizo procla- 
mar rey de Mallorca, y reinó treinta años 

800. en la isla, haciendo acuñar moneda. No fué 
tan venturoso su hijo y sucesor Ali Ben 
Mugiched^ puesá poco tiempo de poseerla 
corona de su padre, se la usurpó un minis- 
tro de Hijem rey de Córdoba, descendiente 
de Almansor, de la familia de los Alameries, 
llamado Almortadi Abdaláh Ben Aglab^ 
de quien fue sucesor Abdaláh Nasser Al- 
daula^ déla familia de los Almorávides, que 
se refugió á Mallorca por la persecución 
que sufria en Córdoba de los Almohades; 

801. lo mismo que el príncipe Mohamed Ben 
Saad rey de Valencia, que poco después de 
haber tomado abrigo en esta isla murió en 
ella como particular. 



8 í 2. Invitado Cario magno por los mallorqui- 



( i8! ) 

nes que en 797 huyeron á Francia, envió 
una armada para recuperar las Baleares, 
capitaneada por su nieto D. Bernardo, hijo 
de Pepino, á quien intituló rey de Mallor- 
ca. Ganada esta isla á costa de mucha san- 
gre, dejó en ella para gobernarla al conde 
D. Armengol de Empurias; pero el valor 
814, de los africanos fue tanto que en el reinado 
de Alí, señor de Denia, volvieron á con- 
quistarla. 

857. Los normandos hicieron sus correrías 
por las costas de Mallorca, logrando pasar 
esta y las demás islas á sangre y fuego. 

986. Tranquilos en su posesión los moros ma- 
llorquines, y con asistencia de los de Tor- 
tosa y Lérida, el dia 1 de julio sitiaron la 
ciudad de Barcelona; pero contrarestados 
por el conde D. Borell, tuvieron que reti- 
rarse, haciendo muchos daños y saqueos y 
cautivando á Madruyna abadesa del mo- 
nasterio de San Pedro de las Puellas, que 
se llevaron á Mallorca y poco después fue 

993. rescatada. Volvieron segunda vez contra 
Barcelona, y á costa de dos victorias gana- 
das y una perdida consiguieron tomarla, 
dando muerte al conde D. Borell en las 



( i8* ) 

cercanías del castillo de Gatha, cerca de 
Caldes. 



1006. La misma suerte vino á buscar el conde 
de Urge! D. Armengol por haber intentado 
la conquista de Mallorca. 

1095. Mohamed Ben Fatig Abú Abdallah 
Aihomaidi, famoso historiador árabe, na- 
tural de esta isla é hijo de Aba Ncisser 
Alfagüi^ hizo un viage al oriente y escri- 
bió en su idioma el Ghaamar ó curso de his- 
toria de Andalucía y sus varones ilustres. 

1108. Los písanos bajo los auspicios de Pas- 
cual II espelieron á los moros de las Ba- 
leares después de seis meses de sitio y nom- 
braron á Nazarabeo por rey de Mallorca. 

1 1 1 5. Pero siete añjs después el conde de Bar- 
celona D. Ramón Berenguer se apoderó 
gloriosamente de las tres islas, quien por 
acudirá las urgencias de su estado dejó en 
custodia á los genoveses, y estos las en- 
tregaron de nuevo á los moros. Las cor- 
rerías de ellos por las vecinas costas de 
Aragón y Cataluña movieron al mismo 
conde á emprender de nuevo la toma de 
las islas, y entonces fué cuando se esti- 



( '8 3 ) 

puló aquel solemne contrató con los ge- 
noveses, en que se acordó que después de 
la espedicion del emperador D. Alonso VII 
de Castilla contra los moros de Almería, 
y antes que regresase la armada de aquella 
república, se juntaría el ejército para la 
conquista de las Baleares* 

1147. Dueño el conde de las mismas, las en- 
tregó á Guillermo Ramón Dapifero, y los 
1178. moros volvieron después á ocuparlas. 

1 185. Siendo rey de Mallorca el Alfagui AU 
butrahlm Isach se firmó el tratado de paz 
con la república de Piza, que se cumplió 
escrupulosamente por ambas potencias. 

Conquista de Ja isla por el rey D. Jaime 
hasta nuestros dias. 
1229. Las nuevas presas que los moros ma- 
llorquines verificaron en el mar, hicieron 
emprender al joven rey D. Jaime I de 
Aragón la conquista de esta isla. Reunió 
su poderosa armada en el puerto de Sa- 
lou, vino con ella á Mallorca y á costa 
de un3 victoria pudo lograr el desembarco 
en el puerto de Sania Ponsa. Siguióse otra 
que se obtuvo al precio de muchos vale- 



(««4) 

rosos capitanes , entre los cuales se cuen- 
tan los Hugones, Mataplanes, Desfares y 
Moneadas; y finalmente después de una 
gloriosa opugnación y de una obstinada 
defensa, entro en la ciudad de Palma el 
dia último del año, despojando de ella y 
consecutivamente de toda la isla á los ado- 
radores del alcoran. 

1230. Poco después de conquistada Mallorca 
dió orden el rey D. Jaime para las cosas 
de su gobierno, eligió gobernador al ca- 
ballero Santa Eugenia y se empezó el 
gran edificio de la catedral, — Padeció la 
isla un contagio, que acabó con la mayor 
parte de su población, muriendo de él los 
barones Guillermo de Ciaramont, don 
Ramón Alemañy , D. García Pérez, don 
Pedro Cervellon, el conde de Empurias y 
otros muchos. — Fundaron en esta ciudad 
los sanjuanistas, los antonianos y los tem- 
plarios, á quienes se les dió el castillo que 
habia servido p3ra custodiar los caudales 
del rey D. Jaime. Pasó este monarca á 
Barcelona para zanjar los obstáculos que 
se oponían á la erección de la mitra de 
Mallorca; pero le fué forzoso regresar 
muy en breve por recelos de las tentati- 



vas que debia hacer el bey de Pez sobre 
la isla. 

1231. Nadie ha podido averiguar los motivos 
que animaron al rey D. Jaime para con- 
cambiar la isla de Mallorca con el con- 
dado de Urgel, que poseía su primo el 
infante D. Pedro de Portugal, cuyo ins- 
trumento se estipuló en 28 de setiembre; 
ni tampoco los que tuvo D. Pedro para 
devolver la isla á D. Jaime en cambio 
con las villas de Murviedro , Almenara, 
Burriana, Segorve y Morella. 

1232. Siguióse el repartimiento general de 
las casas, campos y alquerías que existían 
en Mallorca luego de verificada la con- 
quista, entre el rey y magnates; y por los 
perjuicios que se irrogaron en aquella di- 
visión al obispo de Barcelona, uno de 
nuestros conquistadores, tuvieron lugar 
las discordias de aquel prelado con el in- 
fante de Portugal, que luego después se 
cortaron por medio de una transacción es- 
tipulada en el claustro de Santa María 
de la Seo. (*) 



(*) Esta noticia, que siempre se ha ocultado al criterio y 
erudición de nuestros cronistas, consta en un retazo de perga- 



(i8«) 

1232. Hallábase fuera de la isla el rey don 
Jaime, cuando se le dio parte de los daños 
que los moros montañeses, que aun per- 



mino, que existe en eJ real archivo, y por la antigüedad de su 
letra no hace mucho tiempo que nos lo hicieron copiar. Dice 
asi: Ubi Episcopus Bar chirumen sis dixit Duminum Majaricarum 
Petra: Perdano (ignosco) ego vobis quo ad animara, sed nan per- 
daño {parco) vobis, quo ad corpus, quo ad pecuniam vestram — 
Presentes erant Duminus Ñuño Sancij Rossill.—Raymundus de 
Sen a Commendator Majaricarum.— Petrus Ravan Frater Tem- 
pli.—Galcerandus de Pinos.— ¿alce randus de Urce.—Raymundus 
Celhet.—Ferrarius de Salcedo. izLaurentius Gómez.— Bern aro us 
de Mogoda Miles. — Capiscol Barchinonensis. — XIII. Cal. De- 
cembr Fr. VL 

Ubi Daminus Regni Majoricarum conquestus fuit de talibus 
insoientiis Episcopi Barchinonensis, el posuit se, et suas, et ter- 
ram sucin sub protectiane Domini Papa;-, et si quid fieret , at- 
tentaret appeilavit ad Dominum Papam — Presentes fuerunt in 
claustro Santa María Majoris. — Prcepositus Tarraconensis. — 
Raymundus de Podio — Durandus Coch.—Jaeobus de Muella.n 
Geraldus Gozberti.—Bng. Burguet Vicarius .— Petrus de Camba 
bella.— Du mi ñus Raymundus Legista.— Bernad Tugoiras.— Pe- 
trus Compañy.—Jacme de Safareix —Magister Nicolaus Rector 
Ecelesice. Sancti Petri de Alanker UÜxbanensis diaecesis^ et Ca- 
nonieus Cominbrisensis. Factum 12. Cal. Decembr. 

De esta memoria se infiere que el obispo alegaba ofensas con- 
tra el infante y este contra aquel. Parece que el obispo valién- 
dose de las armas de la iglesia, queria poner á razón al infan- 
te, que le había perjudicado sus derechos aprovechándose déla 
autoridad de príncipe; por esto dice el prelado que le perdona 
en cuanto al alma, que es decir en cuanto á los agravios de ho- 
nor como cristiano, pero no en cuanto á las ofensas de intere- 
ses. El infante se querella que el obispo en sus procedimientos 
le habia sido insolente, y por lo mismo recorre al sumo pontí- 
fice. En Ja memoria se da a entender que pura poner coto á 
aquella disensión se interpusieron arbitros, y con l's protestas 
que se toman delante testigos abonados , debieron convenir á 
una amigable composición. Los autos se estipularon en la ca- 
tedral en dos sesiones, por parte del obispo á 19 de noviembre 
y por la del infante a 20 del mismo mes. No designa el año, 
pero hubo de ¿.er el de 1232, en que se perficionó el reparti- 
miento presente el infante y el obispo. 



(,8 7 ) 

manecian en ella, causaban á las haciendas 
de los cristianos; y este fue el motivo de 
venir tercera vez á Mallorca , logrando 
con su presencia el reducirlos. Entonces 
la Balear menor se hizo feudataria del rey 
D. Jaime, y su jeque le prestó obediencia. 
1232. Por este tiempo fundaron en esta ciudad 
los caballeros del Santo Sepulcro. (*) Y 
los mallorquines obtuvieron el privilegio 
de franqueza de leuda y peage en todos 
los dominios de Aragón y Mallorca. 

1235. Adelantada la fábrica de la iglesia ca- 
tedral, la dotaron el rey y magnates con 
la décima parte de los bienes que tuvieron 
en el repartimiento. Y por este tiempo el 
arzobispo electo de Tarragona D. Gui- 
llermo de Mongrí, con asistencia del in- 
fante D. Pedro y del conde D. Ñuño, 
conquistó de los moros la isla de Iviza. 

1240. Los monges Premostratenses que vi- 

(*) Tenian su casa en el hospicio que les dió D. Gastou de 
Moneada, que antes fue mezquita con el nombre de Dalguiveni 
y actualmente oratorio llamado el Sepulcro. En él fueron depo- 
sitados los cadáveres de los mallorquines que murieron en la 
batalla de Santa Ponsa, y en Ja actualidad se conserva aun un 
enterramiento con una inscripción en letras góticas, que dice 
asi: Bernardas de Lime, fuit transuntus anno Domini MCCCLX, 
F. idus 



( 188) 

124 o * v * an en Bellpuig, adquirieron la adminis- 
tración y cura de la parroquia de Arta 
por donación del obispo D. Raimundo de 
Torrella. ~ Se erigió el gobierno munici- 
pal de Mallorca, compuesto de un jurado 
caballero, dos ciudadanos, dos mercade- 
res y un artista, en virtud de real privi- 
legio de 7 de julio, dado en Valencia. 

1 244. Con motivo de haber el infante de Por- 
tugal devuelto la isla de Mallorca al se- 
ñor rey D. Jaime su primo, le fue forzoso 
absolver á los mallorquines en 3 de junio 
del juramento y homenage que le habían 
prestado como á señor de ella. Transcur- 
ridos algunos años pasó á visitar los san- 
tos lugares de Jerusalen, y después volvió 
á Mallorca adquiriendo de nuevo la isla, 
que gobernó por sí mismo hasta el dia de 
su muerte. 



1246* Con real privilegio de 29 de julio con- 
cedió el rey D. Jaime á los mercaderes de 
Mallorca el terreno para edificar la Lonja 
ó casa de contratación, y con el de 3 1 de 
octubre mandó que en esta isla los pleitos 
debiesen quedar terminados en el preciso 
te'rmino de tres meses. 



(18 9 ) 

247. Autorizados los jurados de la isla con 
el privilegio que en 2 de abril espidió al 
efecto el rey de Mallorca, hicieron cons- 
truir en el centro de esta ciudad una al- 
hondiga para granos, y los pesos de hari- 
na, lana y queso. 

269. Cuarta y última vez gozó Mallorca la 
presencia de su conquistador, poco ántes 
de emprender su inmatura espedicion para 
la Tierra santa, á la que ayudó esta isla 
espontáneamente con 50.000 sueldos y 
tres navios. 

276. Asi que D. Jaime II de Mallorca he- 
redó las Baleares por muerte de su padre 
D. Jaime I , con título de rey absoluto; 
para atacar el disgusto de D. Pedro rey 
de Aragón, su hermano mayor, se vio obli- 
gado á reconocerle vasallage. Fundó al 
mismo tiempo un seminario de lenguas 
orientales en el lugar de Miramar, que se 
cree fue el primero en su clase, y el papa 
Juan XXII aprobó la fundación. 

278. Transcurridos tres anos desde que el di- 
funto D. Jaime I habia ratificado á Ahoez- 
men Zayz Ibueaguin¡ arráez de Menorca, 



( 190 ) 

78. y á su hijo y sucesores perpetuamente, la 
donación que le tenia otorgada de aque- 
lla isla; D. Pedro su primogénito, al em- 
prender la espedicion de Africa intentó 
conquistarla. D.Jaime II de Mallorca su 
hermano, de quien no tan solo era feuda- 
tario el moro menorquin, sino que le pa- 
gaba un tributo anual, parece que se opuso 
á ello; y este fué el motivo de las desave- 
nencias de los dos hermanos y el de inten- 
tar D. Pedro usurpar la isla á D. Jaime, 

10 que no pudo conseguir por haberle so- 
brevenido la muerte. 

83. Por este tiempo parece que se estinguió 
la religión de canónigos del Santo Sepul- 
cro, y Fr. Raimundo de Villautasu prior 
vendió en 5 de diciembre al rey D, Jaime 

11 todos los bienes y derechos que dicha 
religión tenia en Mallorca; cuyo monarca 

84. los donó después á su consejero y privado 
D, Guillermo de Puigdorfila, natural de 
Colibre, con la obligación de haberse de 
celebrar en la iglesia del Santo Sepulcro, 
algunos sufragios por el alma de D. Gui- 
llen de Moneada, de quien habian obteni- 
do dichos canónigos los espresados bienes. 



( t 9 < ) 

1285. El rey D. Alonso de Aragón, heredero 
del odio y de los estados de D. Pedro, pro- 
curó cumplir en todo la voluntad de su 
padre, apoderándose con sus armas de la 
isla de Mallorca, entrando en ella el dia 

I 9 de noviembre y despojando de su trono 

1286, á su tio D.Jaime II. — La de Menorca, 
aunque defendida por mas de 40.000 com- 
batientes, también se le rindió por capitu- 
lación el dia 2 i de enero, en cuya jornada 
le acompañaron los caballeros Guillermo 
Danglesola, Berenguer Denteuza, Pedro 
Cornel, Ramón Polch, Rui Giménez de 
Luna comendador de Montalban, y otros 
barones de su corte. 

1298. Murió el rey D. Alonso á la edad de 
27 años, sucediéndole su hijo D.Jaime; 
y apenas tomó este las riendas del gobier- 
no cuando restituyó á D. Jaime II, tio de 
su padre, la corona de Mallorca, de que se 
le habia desposeído, con la condición de 
su feudo, que hubo de reconocerle pres- 
tándole homenage. 

1300. Acrecentada la población de la parte 
forense de esta isla, mandó el rey D, Jaime 

II que se edificasen nuevas villas, ccmi- 



( »9*) 

sionando á Ramón Desbrull y Pedro Es- 
turs para demarcar las calles y plazas. Dió 
el monarca á tas nuevas poblaciones los 
nombres de Algayda, Lluchmayor, Por- 
réras, Felanitx, Campos, Santany, San 
Juan 9 Sineu, La-Puebla, Manacor, Petra 
Benisalem y Selva, que eran los que te- 
man ántes sus territorios : mandó que no 
se poblasen en menos de cien almas cada 
una, y que ninguno délos pobladores pu- 
diese ausentarse de su villa hasta trans- 
curridos seis años. 

1303. Eran de tanta consideración los males 
que causaba la Riera cuando pasaba por 
dentro de la ciudad, que el rey D.Jaime 
II mandó con real orden de 3 de las ca- 
lendas de julio mudar su curso.zzTambien 
dispuso que se cercase de muralla la po- 
blación de la Palomera y que se edificase 
en ella un hospital. 

E^inguida la religión de losmongesde 
la Penitencia en virtud de la bula apostó- 
lica del sumo pontífice Bonifacio VIIÍ, el 
monasterio que aquellos monacales tenían 
en la calle de Bonaire (cerca del convento 
déla Concepción de esta ciudad) fue ocu- 
pado por los procuradores reales de don 
Jaime II. 



('93) 

131 !• Muerto este monarca después de haber 
reedificado el castillo de Bellver y her- 
moseado la ciudad de Palma con suntuo- 
sos edificios, entre los cuales se cuenta el 
convento deS. Francisco de Asis, que hizo 
edificar para su primogénito que entró en 
la religión; tomó el gobierno de su corona 
y estados D. Sancho I , su hijo segundo. 

I 3 I 5» Tal era la afición que este soberano tenia 
á la caza, que observando la poca que ha- 
bía en Mallorca y que en esta isla no se 
conocían las perdices; mandó con real car- 
ta de 11 de marzo que las traidas de Va- 
lencia se soltasen en Soller, Valldemosa, 
Valldecanet y otros lugares, para que 
criasen, imponiendo graves penas á cual- 
quiera que las cazase. 

1317. Murió en 3 de mayo el último maestre 
laico de la religión militar de Ntra. Se- 
ñora de la Merced ü. Pr. Arnaldo Rossi- 
fíoi, mallorquín, de la ilustre familia de 
los Rossiñols de Drfla. 

1 3 2 3* Agradecido el rey D. Jaime de Aragón 
de los servicios prestados por lo* mallor- 
quines en la conquista de Cerdeña, á la 
que asistieron muchos de ello» con reinte 



( «94) 

galeras y otras naves; notan solo les con- 
firmó todas las gracias, privilegios y merce- 
cedes que les habia concedido el rey con- 
quistador, sino que con real carta de 22 
de junio les dió franqueza de derechos é 
impuestos en todos los dominios de Aragón, 

1329. El estamento de caballeros determina 
edificar una casa con todas las comodida- 
des necesarias, para tener en ella las jun- 
tas particulares; y á este efecto D. Arnaldo 
de Santa Cilia cedió un hospicio, que po- 
seia en la Almudayna. Creemos que de esta 
reunión trae su origen la ilustre cofradía 
de caballeros de San Jorge. 

1330. Se efectúa en 7 de febrero el matrimo- 
nio del limo. D. Sancho infante de Mallor- 
ca, con la noble Saurina hija de D. Fer- 
rario Rosselló, consejero del rey D. Jaime 
III, i quien se le dieron en dote varias al- 
querías y otras propiedades , justiprecia- 
das en 2.041 libras. 

1332. Dueño D.Jaime III de la isla de Ma- 
llorca por muerte del rey D. Sancho, vino 
a visitarla, y en 9 de enero confirmó a' los 
mallorquines todos los privilegios conce- 



! (*95) 

1332. didos por sus antecesores. = Firmóse en 
29 de febrero la decantada sentencia de 
D. Bernardo abad de Arles, sobre la talla 
para la fábrica de puentes, fuentes y ca- 
minos. —Y en 10 de las calendas de marzo 
los sucesores del conde D. Ñuño cedie- 
ron una casa que poseian delante del hos- 
pital de San Andrés, para habitación de 
los caballeros de la religión de San Jorge 
de Alfama, que no hacia mucho tiempo 
que habian llegado á Mallorca. 

1335. Estinguidas las congregaciones de reli- 
giosos seglares llamados Bagamos, que hi- 
cieron tanto ruido en el siglo XIII, fue 
forzoso á aquellos esclaustrarse de sus mo- 
nasterios que tenian en Mallorca, el uno 
en la villa de Inca y el otro en la ciudad 
de Palma. Antich Vich, que fué prior de 
este último, lo vendió en 5 de noviembre 
á Jaime Granada, y en su mismo lugar se 
edificó después la iglesia y convento de 
Gerónimas. 



I336 # D* Pedro sucesor en la corona de don 
Alonso IV de Aragón, compelió á su cu- 
ñado D. Jaime III de Mallorca á recono- 
cerle, maquinando con estorsiones su rui- 



( 19*) 

1336. na, se negó con cautela i socorrerle en de- 
savenencias que se originaron en Francia 
sobre pretender este monarca y negarse el 
de las Baleares á prestarle homenage por 
los estados de Monpeller, y finalmente 
aferrándose de estas ocasiones, juzgó se le 
presentaba la de espeler de todos los su- 
yos á su cuñado, Ocuitó su ambición, acu- 
sándole de no haber venido á las cortes á 
que le citaba, y fulminando proceso por 
esta desobedie ncia^ promulgo sentencia de- 
clarándole confiscados todos sus dominios. 
Imaginó después el genio suspicaz de don 
Pedro un atroz delito, atribuyendo á don 
Jaime que en cierta ocasión quiso apode- 
rarse de su persona. Con estos ponderados 

1343. motivos vino D. Pedro á Mallorca con su 
armada, y desembarcando su ejército en el 
Pantaleu en 23 de mayo, rindió toda la 
isla á su obedieneia, despojando de ella á 
D. Jaime líl su legítimo rey. Este des- 
graciado monarca en el úicimo apuro se 
entregó al de Aragón, confesando eon hu- 
millaciones indecorosas crímenes que no 
habia cometido; pero su terco cuñado en 
vez de compadecerse de su lastimosa si- 
tuación , le quitó los condados de Rosse- 
lion y Cerdeña , que era lo único que le 
quedaba* 



( '97 ) 

1 343* Aprovechándose el rey D. Felipe de 
Francia de los disgustos y disensiones que 
tenian los dos cuñados, invadió con las ar- 
mas ia ciudad de Monpeller sin la menor 
oposición contraria, 

1346. Consagróse en 1? de octubre la mesa 
del altar mayor de la catedral por el obispo 
Don Berenguer Baile. — Don Pedro de 
Aragón y Mallorca con real privilegio de 
8 de agosto mandó que los bienes confis- 
cados á los partidarios de Jaime III fue- 
sen devueltos á sus familias. 



1348. Murieron 15.000 personas del conta- 
gio que padeció Mallorca, después de ha- 
ber hecho un estrago imponderable en mu- 
chas provincias del oriente, en Italia, Si- 
cilia y Cerdeña. 

1349. D. Jaime IIÍ, rey desposeído de Ma- 
llorca, después de haber malogrado una 
espedicion contra Cerdeña, con socorros 
de Francia hizo un desembarco en esta 
isla con el objeto de recuperarla, y para 
conseguirlo peleó desesperadamente en los 
campos de Líuclimayor con ei ejército de 
D. Pedro de Aragón perdiendo la vida 



( . 9 8 ) 

, 349 # e l dia 2 5 de agosto, y los baleares en este 
biznieto de su conquistador la serie de sus 
monarcas independientes. En la misma ba- 
talla fue herido y hecho prisionero el hijo 
de D. Jaime III del mismo nombre, quien 
algunos años después quiso también ocu- 
par los dominios usurpados á su padre, 
perdiendo la vida sin conseguirlo. 

1351, Sirvieron los mallorquines en la tan 
obstinada guerra entre los dos Pedros de 
Castilla y Aragón, aprestando 140 naves 
gruesas que costaron 1.005. coo libras, 
sin contar con otros gastos que ascendie- 
ron á medio millón. Con estas cuantiosas 
pérdidas dio una caida muy notable la an- 
tigua opulencia de la isla, y para indem- 
nizar lo mucho que se habia empeñado 
para costear las 140 naves, que se perdie- 
ron todas, autorizó el rey D. Pedro á los 
jurados de Mallorca con real privilegio 

1353. de 29 de setiembre para que impusiesen 
derechos y gabehs con el objeto de que 
pudiesen pagarse los muchos censos que 
habia creado esta universidad contra sus 
propios. Pero aun fueron mas deplorables 
las pérdidas de esta isla para socorrer á 

1356. Valencia. En un sexenio gastó Mallorca 



( f 99 ) 

336. 450,000 ducados para aprestar 4 galeras 
y mantener 300 soldados de caballería, 
con lo que perdió la isla toda su antigua 
prosperidad y riqueza* 

363. Asistieron los mallorquines á las cortes 
que convocó en Monzón el rey D. Pedro, 
y en ellas se trató de la defensa de la isla 
contra las armas de Castilla, gastando Ma- 
llorca en esta ocasión la cantidad de quin- 
ce mil libras. 



374. A tan enormes desgracias siguió una 
hambre general en toda la isla, y un con- 
tagio que también la corrió toda y acabó 
con mas de 35.000 almas, en términos que 
fue preciso repoblarla de catalanes y ara- 
goneses, á quienes se concedió franqueza. 

Descubierta la conspiración fraguada 
por los esclavos sarracenos y tártaros que 
habia en Mallorca, fueron decapitados Co- 
dos sus cómplices en 7 de octubre. 

383. El rey D, Pedro con real privilegio 
dado en bjea á 1 9 de setiembre mandó 
que los mallorquines en todos sus domi- 
ni ;;s de Aragón, Cataluña y Mallorca fue- 
sen francos de los derechos de leuda, pea- 
ge, p^sos y medidas. 



( aoo ) 

1386. La campana mandada fabricar por el 

grande y general consejo, conocida anti- 
guamente con el nombre de señy del lia- 
drey en el dia con el d' en figuera¡ se co- 
locó á 27 de febrero en la torre que la 
ciudad habia comprado á los dominicos, 
para avisar con su sonido los viaforas^ 
incendios y conmociones populares. 

1391. Estalla la facción de los pageses contra 
los caballeros. Diez mil de aquellos al 
mando de Nicolás Brou de Pella pusieron 
sitio ala ciudad de Palma, y para vengar 
la muerte de los síndicos que habían en- 
viado con el objeto de hacer presente los 
abusos que se cometían en la administra- 
ción de justicia, entraron en ella, la sa- 
quearon y dieron muerte á 300 personas. 

1392. El infante D. Martin duque de Senva- 
sia y de Montalvo, hermano del rey don 
Juan de Aragón, llegó á esta ciudad vi- 
niendo de Cataluña el dia 10 de enero. 
Vino con él su hijo D. Martin rey de Si- 
cilia, con la reina su consorte, y el dia 
23 por la tarde se embarcaron para Me- 
norca. 



( aoi ) 

*395> Muerto D. Pedro de Aragón, su suce- 
sor D.Juan vino i Mallorca huyendo de 
la peste que castigaba á Valencia y Cata- 
luña. Liego con su armada al puerto de 
Sóller el dia 18 de julio, y después de ha- 
ber estado en Buñola y Bellver, entró en 
esta ciudad el dia 28, permaneciendo en 
ella hasta últimos de noviembre, en que 
se embarcó para Barcelona. 

Por este tiempo el náutico mallorquín 
Jaime Perrer presidia por nombramiento 
del infante D. Enrique de Portugal la 
acreditada academia de pilotage délos Al- 
garbes, bajo de cuya enseñanza se formó 
el famoso Cristóbal Colon, descubridor de 
la América* 

1398, Tres años después salió del puerto de 
Palma la armada que llamaron santa, para 
dirigirse á reprimirlos corsarios argelinos: 
componíase de 70 naves, las 35 de Ma- 
llorca y el resto de Cataluña y Valencia. 
Corrióla costa de Africa, hizo cuatro pre- 
sas considerables y saqueó dos pueblos 
pero á costa de la v\¿q de un general, ¿on 
Hugo de Anglesola virey de Mallorca, 
quien la perdió en el lugar de Bjdells 
cerca de Berbería. Se retiró y separó la 
armada á la entrada del otoño. 



(aoa) 

1403. La riera vino crecidísima á las 6 de la 
tarde del 14 de octubre y causó el estrago 
de 1.600 casas destruidas y 5.500 almas 
anegadas. 

1405. El Sr. rey D. Martin de Sicilia, primo- 
génita del de Aragón, llegó á Mallorca el 
dia 8 de agosto y el 16 del mismo mes sa- 
lió para Barcelona. 

1408. La escasez de granos que padecía esta 

isla desde algunos años, lo que gastó la 
universidad para reparar los males que 
causaron los desembarcos de moros en las 
costas marítimas de Andraix y la Palome- 
ra, y para poner la ciudad en estado de 
def< nsa en caso de la invasión berberisca 
que se recelaba; dió motivo á los jurado? 
y grande y general consejo para crear un 
capital de 52.000 florines de censos pasi- 
vos contra los propios. Por este tiempo 
aprestó Mallorca dos galeras para la guer- 
ra de Cerdeña, en cuya jornada sirvieron 
los capitanes mallorquines Peiayo Unis, 
Gregorio Burguez, Guillermo de San Juan 
y Guillermo de Tagamanent. 

141 2. Muerto el rey D. Martin, último varón 



( *03 ) 

141 2. de la casa de Aragón, sin nombrar sucesor, 
se reunieron los estamentos de los tres rei- 
nos y se declaró el dia 28 de junio que el 
infante D.Fernando de Castilla, nieto del 
rey D. Pedro IV el Ceremonioso, comoá 
pariente el mas inmediato era el que debia 
heredar la corona. 

1413. El geógrafo mallorquín Matías de Vi- 
lladestes hacía por este tiempo sus escur- 
siones científicas, esplorando todo lo des- 
cubierto hasta entonces y escribiendo car- 
tas y derroteros para conocimiento de los 
navegantes. 

1415. Llegó a' esta isla el dia 4 de marzo el 
infante D. Alonso, hijo del rey D. Fer- 
nando de Aragón, y permaneció pocos dias 
en ella. — Por este tiempo la universidad 
de Mallorca para atender á los atrasos de 
la isla impuso unos derechos muy escesi- 
vos sobre las ropas y trigos, que poco des- 
pués dejaron de pagarse por lo descon- 
tento que estaban los pageses. 

1420. El dia 17 de mayo llegó á esta isla el 
rey O. Alonso de Aragón y Mallorca y 
concedió muchos privilegios á los mallor- 
quines. 



( *° 4 ) 

1426. Con instrumento público de 11 de mar- 
zo recibido por Bernardo Sala notario, to- 
mó el arquitecto mallorquín Guillermo Sa- 
grera la empresa de fabricar el suntuoso 
edificio de la Lonja de Palma por el precio 
de 22d libras; pero por encontrarse gra- 
vado se le abonaron ademas de dicha can- 
tidad, 2.500. 

1430* A 20 de agosto concedió el rey D. Alon- 
so á los mallorquines el real privilegio en 
que manda que no puedan ser azotados, 
cualquiera que sea su delito. 

1434. Llegó á esta isla el rey D. Juan NI de 
Navarra, hermano del de Aragón, y de 
aquí pasó á Sicilia. 

1439. El hidrógrafo mallorquín Gabriel Val- 
seca escribió una carta náutica, que hoy 
conserva en su archivo el Escmo. señor 
conde de Montenegro. 

1443. Desafío de Salvador Sureda caballero 
malioiquin y Francisco Valseca cataian, 
en la plaza de Ñapóles, á presencia del 
rey D. Alonso. 



( 20$ ) 

1444» kos ^años que hizo á la ciudad de Pal* 
ma en 30 de setiembre la avenida de la 
Riera, fueron de mucha consideración. 

1451. Malcontentos los pageses mallorquines 
de lo cargados que se suponían en las con- 
tribuciones y derramas municipales, y de 
la dureza con que se creian tratados de la 
nobleza; atentaron contra esta jurando su 
esterminio. Capitaneados por Simón Ba- 
llester pusieron sitio á la ciudad de Palma, 
cortando sus aguas y batiéndola por espa- 
cio de treinta dias. La gente llana de la 
ciudad, acaudillada por Pedro Mascaró, 
saqueó las casas de los nobles, y al querer 
escalar los muros para unirse á los page- 
ses, fueron cogidos de sorpresa por D. Gil 
de San Martí y castigados sus delitos con 
la muerte. Al entretanto la gavilla de los 
pageses se iba engrosando por habérsele 
unido mil hombres de Lluchmayor y mas 
de dos mil de Inca, Pollenza, Alcudia y 
Soller: saqueaban y destruian incesante- 
mente las haciendas de los caballeros y co- 
metían otras maldades. Después de algún 
tiempo vino un socorro de Ñapóles en- 
viado por el rey D. Alonso, y a él se le 
debió el sosiego y tranquilidad de la isla, 



( ao6 ) 

después de dos años de continuas muertes 
y efusión de sangre de una y otra parte. 

1458. La muerte del rey D. Alonso de Ara- 
gón y el haber dejado sus estados á su her- 
mano D. Juan II de Navarra, dio pábulo 
á la cruda guerra que se hacian los sobe- 
ranos de los tres reinos contiguos Navar- 
ra, Francia y Castilla, En esta ocasión 

1459. D. Carlos príncipe de Viana, que se ha- 
llaba disgustado con su padre D.Juan II, 
se retiró á esta isla, desembarcando en el 
puerto de Palma á 21 de agosto, para au- 
mentar con los gastos de su recibimiento 
y con el donativo que le hicieron los jura- 
dos, los grandes empeños de su universi- 
dad. El partido que D. Carlos tenia á su 
favor contra su padre se acrecentaba de 
cada dia,y con este motivo se estipuló en 
26 de enero aquella concordia en que don 
Juan íí restituyó el principado de Viana 
á su hijo, y este cedió á su padre la parte 
de Navarra que se hallaba en armas á su 
favor. Ajustada esta composición, se par- 
tió el príncipe para Barcelona á 26 de 

146 1, marzo, donde su muerte prematura y no 
sin sospechas de veneno alarmó todo el 
principado contra el rey su padre, para 



( ao? ) 

cuya reducción empleó Mallorca todos sus 
esfuerzos y naves en servicio de D. Juan, 
1462. Una centella de este fuego prendió en Me- 
norca y abrasó toda la isla; pero su inme- 
diata tomó á su cargo y consiguió su re- 
ducción después de tres años á fuerza de 
sacrificios y estipendios pecuniarios, en 
cuyo tiempo se vieron cuatro armadas en 
la parte del mediterráneo que baña las 
costas de Aragón y Cataluña, una de 20 
caves del principado, otra francesa en su 
ayuda, que fue puesta en fuga por lama* 
llorquina que sosegó á Menorca, y otra 
también mallorquína, que fue de gran ser- 
vicio al rey D.Juan hasta la entera paci- 
ficación. 

1475. El comercio con el levante introdujo 
en esta isla por cuarta vez el azote del 
contagio, que infestó todas las villas y la 
capital. 

1476. La hambre que desde algún tiempo afli- 
gía á los habitantes de Perpiñan, acabando 
con innumerables familias de los condados 
de Rossellony Cerdaña, hizo que á 13 de 
marzo se rindiesen á las armas francesas 
aquellos fértiles estados de la antigua co- 
rona de Mallorca. 



( ao8 ) 

• Una de las primeras providencias del 

rey D. Fernando el Católico, sucesor de 
D. Juan II, á favor de esta isla , fue la 
erección de su universidad literaria, con 
el goce de todas las prerogativas y consi- 
deraciones que gozaba la de Lérida, en 
virtud de real privilegio de 30 de agosto. 
Pero como en ella habia de leerse la doc- 
trina luliana, según lo prevenido en sus 
estatutos, se opusieron á la fundación de 
este útil establecimiento los PP. domini- 
cos, enemigos implacables de Lulio. Susci- 
táronse varios disgustos, que no se ocul- 
taron por mucho tiempo al soberano, quien 
mandó que las diferencias se zanjasen por 
medio de un lulista y un dominico que 
mereciesen la confianza del público. El 
catedrático lulista Pedro Daqui y el in- 
quisidor Guillermo Caselles dominico íue- 
ron los nombrados, y en las largas confe- 
rencias que tuvieron á presencia del obis- 
po, cabiido , jurados y muchos doctores, 
salió el primero con mucho lucimiento. 
No era de esperar que el dominico Case- 
lles después de haber confesado delante 
tan numeroso y respetable concurso que 
era sana y católica la doctrina luliana, 
que en la nueva universidad debia ense- 



( ao9 ) 

1483. ñar el catedrático Daqui, siguiese moles- 
tando á este por medio del inquisidor ge- 
neral; pero un procedimiento tan inespe- 
rado dió motivo para que se quitase el 
tribunal de la inquisición á los dominicos 
de Mallorca. 

1485. Por este tiempo fué la época feliz en 
que conoció esta isla el maravilloso arte 
de la imprenta, ignorado todavía en mu- 
chas provincias españolas (*). 

1490. Los bandos de los Pachs, San Martins 
y Españols cebaron su encono el dia de 
difuntos 2 de noviembre dentro de la igle- 
sia de San Francisco de Asis, vibrando á 
un mismo tiempo mas de trescientas espa- 



(*). En la escogida biblioteca del Sr. D. Francisco Javier de 
Reidmater y Courten, marques de Campo-franco, hemos visto 
ejemplares de las primeras impresiones hechas en esta isla, ta- 
les son : 

í. Traciatus magistri Joannis de Gersono^ cancellarii Pa- 
risiensis: de regulis mandatorum qui stringit conclusionum pro- 
cessit fere totam theologiam practicara et moralem.zzDoctissimi 
magistri Joannis de Gzrsono prxsens opus opera impensis reve~ 
rendi Bartholomxi Caldentey sacrón theologice profcssoris , im- 
pressum est% arle vero et industria ingeniosi Nicolai Calafati 
Balearici in majori ex Balear i bus imprimereis atino saiutis 
MCCCCLXXXF. die vero menúsjunii. 

}L Devota contemplado y meditacions de la Fia-sacra. Es- 
tampada en casa de Trinidad de Miramar de la vila de Vall- 
demosa en la mayor illa Balear per mestre Nicolau Calafat, na* 
diu de dita vila, a /. de calendas de Febrer , añys de salut 
MCCCCLXXXFII.. 

n 



( aio )^ 

das, sin que los religiosos con sus crucifi- 
jos pudiesen calmar tan horrorosa escena. 
La efusión de sangre fue mucha, resulta- 
ron bastantes muertos de una y otra parte 
y multitud de heridos, y fue preciso con- 
sagrar la iglesia. 

1493. Padeció Mallorca la quinta peste, que 
se denominó d^en Boga por haberla intro- 
ducido en la isla un hombre con este apodo. 

1503. No fue ménos lastimoso el azote de la 
hambre que se esperimentó ocho años des- 
pués, á tiempo que la isla por temerse de 
una invasión francesa hubo de gastar mu- 
chos miles para ponerse en estado de de- 
fensa. 

1506. Los caballeros mallorquines Salvador 
Sureda, Pedro San Juan, Pedro Anglada, 
Juan Miguel Puster, Hugo Pachs, Jorge 
Dameto, Juan Odón Puigdorfila, Nicolás 
Quint, Martin de la Cavallería, Lorongo 
Palou, Príamo de Villalonga, Pedro Ra- 
món Sant Martí, Gaspar Melchor Tomas, 
Domingo Nicolau, Raimundo Zaforteza, 
Francisco Caulellas y Jorge Miguel de 
San Juan acompañaron al rey D. Fernando 



(ai,) 

de Aragón en la jornada de Na'poles con 
una armada de 27 velas mayores. 

1509. El Emo. Sr. cardenal D. Francisco Ji- 
ménez de Cisneros, gobernador de los re- 
yes de Castilla, mandó que en las iglesias 
de Mallorca se escribiesen en libros sepa- 
rados las partidas de bautismos, muertos 
y matrimonios, según la práctica romana, 
lo que antes no se verificaba. 

1520. Levantamiento de los comuneros de 
Mallorca. Elijen en setiembre la junta de 
los trece conservadores, y cuando tenían 
cuasi toda la isla rendida á su obediencia, 
fueron vencidos por las tropas de Ca'rlos 

1523. V, que tres años después á 7 de marzo 
vinieron con la armada que aprestó en 
Iviza el virey D. Miguel de Gurrea, á 
quien habían exonerado los comuneros por 
estar prohibido por real privilegio de 18 
de diciembre de 1344, que ningún arago- 
nés pueda gobernar la isla. Reducidas las 
comunidades, Colom y Crespí, que fueron 
sus caudillos, tuvieron un fin tra'gico, 

1528. El primogénito del rey de Bugía vino 
á Mallorca, y haciéndose cristiano, se le 



( aia ) 

1528. impuso en el bautismo el nombre de Fer- 
nando Nuñez de San Juan: pasó poco des- 
pués á servir á S. M. y se halló en el de- 
safío del emperador con Francisco !♦ 

1535. Llegó al puerto de Alcudia el dia 30 
de mayo la armada de Carlos V, que iba 
contra Argel para vengar los insultos de 
Barbaroja. Desembarcó el soberano, y 
habiendo pernoctado en casa del Pro. Ge- 
rónimo Moragues, partió el dia siguiente 
para Argel. 

Por este tiempo Barbaroja llegó con 
sus galeras i la isla de Menorca, y habien- 
do desembarcado en el puerto de Mahon, 
los representantes de aquella villa capitu- 
laron con él, ofreciéndole el saqueo gene- 
ral y cien doncellas; con la condición de 
que no hubiese de hacer ningún daño á sus 
familias. Aceptó el pirata este partido, y 
habiendo recibido las llaves de Mahon de 
las manos de uno de los miembros de su 
municipalidad, entró en la villa, cautivó 
á ochocientos de sus habitantes, dió muerte 
á muchísimos mas y robó cuanto en ella 
habia, sin hacer la menor ofensa á ninguno 
de sus representantes; pero justificada des- 



. ( ai 3 ) 

pues la traición que estos hicieron á su 
patria, fue castigado su crimen con la muer- 
535» te enhorca, y habiéndola sufrido en 20 de 
octubre, fueron después escuartizados. 

541. Llegó el emperador Carlos V al puerto 
de Palma viniendo de Argel, y desembarcó 
á 13 de octubre, permaneciendo tres dias 
en esta ciudad, durante los cuales los ma- 
llorquines le festejaron de un modo nunca 
visto. 



549. El juzgado del canciller ó de compe- 
tencias se erigió en Mallorca en virtud de 
real cédula dada en Valladolid á 2 4 de 
agosto. 

Los moros argelinos descontentos de los 
mallorquines por los continuos servicios 
que estos prestaron á Ca'rlos V en su in- 
feliz espedicion contra Argel, tomaron por 
su cuenta el desquite, infectando por va- 
rias partes las costas de Mallorca. Des- 
350* embarcaron 1500 de ellos con su capitán 
Dragut, que era general de veinte galeras, 
el dia 1? de mayo en el caló de Pollenza, 
y guiados por el renegado Bartolomé Bi- 
sares natural de aquella villa, trataron de 



( *<4 ) 

saquearla; pero el valor de los polentines 
pudo obligarlos á la fuga al precio de 1 30 
de los suyos. No fue inferior la victoria 
que ganaron los de Alcudia, cuando en 27 

1551. de octubre arribaron al cabo del Pinar seis 
galeras de turcos, ocupando la eminencia 
de aquel punto; pues habiendo encontrado 
una inesperada defensa en los capitanes á 
guerra de aquella ciudad D. Pedro de 
Pachs y D. Bartolomé Maura, no tuvie- 
ron otro remedio que el de reembarcarse 
con la perdida de 33 hombres y algunos 

1552. heridos. Un año después las galeras de 
Berbería echaron á tierra 400 moros en la 
cala d? en Claret de la marina de Vallde- 
mosa, cuya villa tenían ya saqueada y cau- 
tivados á muchos de sus habitantes; cuan- 
do fueron derrotados completamente por 
el capitán de ella D. Raimundo GualDes- 
mur, causándoles la pérdida de 72 hom- 
bres, cuyas cabezas se llevaron en triunfo 
á la capital, y se colocó en la iglesia de 
Valldemosa el estandarte moruno y algu* 
ñas armas para eterna memoria de aquel 

1 553. asedio. No habia transcurrido un año cuan- 
do los mil turcos que saltaron á tierra en 
el lugar de la Palomera el dia 1? de ages- 
to, encontraron también una valerosa de- 



'553* f ensa en ' os capitanes á guerra de la villa 
de Andraix D.Jorge Fortuñy y D. Gil 
Alemañy, quienes habiéndolos rechazado 
por dos veces, les obligaron á fugarse á 
sus galeras, causándoles al propio tiempo 
una pérdida considerable, 

1558, Viendo los turcos que ningún prove- 
cho habian tenido de sus continuas incur- 
siones por las costas mallorquínas, y acor- 
dándose del partido que sacó Barbaroja 
en Menorca, pasaron con una armada de 
140 galeras á aquella isla y desembarca- 
ron en el puerto de Ciudadela su capital, 
a principios del mes de julio. El gober- 
nador interino D. Bartolomé Arguimbau, 
aunque con la fuerza escasa de seiscientos 
y veinte hombres, sostuvo heroicamente el 
sitio por espacio de siete dias continuos 
contra un fuego vivísimo de 24 piezas de 
artillería y un ejército de 15.000 hom- 
bres al mando de su general Mustafá Pia- 
li. Con unas fuerzas tan desiguales intentó 
sin embargo este valiente menorquin en- 
clavar la artillería del enemigo, cuya idea 
le salió frustrada; peró rechazó cuatro 
asaltos vigorosísimos, habiendo muerto en 
estos encuentros unos 600 moros y mas de 



( ai6) 

1558. 300 de los naturales; de suerte qua desús 
resultas quedaron reducidos los sitiados á 
unos 200 hombres. No desmayó por esto 
tan bravo capitán, ni aun con la desagra- 
dable novedad de haberse volado el depó- 
sito de pertrechos, pues jamas dejó la es- 
pada , á pesar de verse herido de mucha 
consideración, sino que siempre dio á los 
demás un heroico ejemplo de valor y cons- 
tancia, poniendo el sello á su bizarra con- 
ducta con no haber querido asentir á nin- 
guna de las muchas y lisongeras propues- 
tas del enemigo para la entrega de la pla- 
za. Asi es que penetrando este por su 
grandísima superioridad y estar desmoro- 
nadas las cortinas de los muros, acabó de 
desolar á Ciudadela, saqueándola y cau- 
tivando á los pocos que sobrevivieron á 
tan dolorosa cata'strofe. 

15610 Menos felices fueron los 1.700 moros 
que tres años después desembarcaron en 
el Coll de ¡a Illa del distrito marítimo de 
Sóller, pues habiendo robado cuanto ha- 
bia en la iglesia y hecho otros males de 
mucha consideración, fueron derrotados 
por la gente que llevaba á sus órdenes 
D.Miguel Angeláis capitán de aquella vi- 



( ai?) 

156 1. Ha, recobrando todo lo que habian reco- 
gido en el saqueo de ella. Quedaron muer- 
tos en el campo 500 turcos con su gene- 
ral Isuf, que murió ámanos de Pedro Bis- 
bal, y un hijo del capitán Ochali que te- 
nia 18 años, y fueron hechos prisioneros 
32, de los cuales se encontraron algunos 
encima de los árboles huyendo délos per- 
ros de presa con que los perseguían varios 
bandidos, que pelearon con mucho valor 
en defensa de la villa. De los de Sóller re- 
sultaron 9 heridos y 6 muertos, entre los 
cuales se hallaron Miguel Canals y Nico- 
lás Morronxo. Aconteció aquella victoria 
el domingo 11 de mayo, y desde entónces 
se celebra anualmente un aniversario en 
la parroquia de aquella villa con una lu^ 
cidísima fiesta. 

1572. Murió en esta isla el insigne valenciano 
Andrés Sempere, natural de Alcoy, amigo 
íntimo de nuestro cronista D.Juan Bau- 
tista Binimelis. 

1590. Con motivo del levantamiento de Ara- 
gón en defensa de sus antiguos fueros y 
libertades, fueron decapitados en Zaragoza 
el justicia mayor D. Juan de Lanuza y 



(a«8) 

Perellos y sus tenientes Juan de Luna y 
Diego de Heredia (*) : en cuya ocasión 
perdió Mallorca las lisongeras esperanzas 
de ver restablecida la libertad que habia 
proclamado el desgraciado Colom. 

159 f. Esperimentó la Europa una escasez ge- 
neral de granos, y Mallorca á mas de su 
corta cosecha, pues solo se cogieron 1 9700 
cuarteras de trigo y 1 700 de cebada, hubo 
de proveerse de aceite de Francia. En esta 
ocasión el caballero D. Antonio Zaforteza 
empleó todos sus caudales para socorrer i 
su patria, haciendo traer trigos de Cata- 
luña, que llegaron á 16 de diciembre, dia 
en que deórden del grande y general con- 
sejo se habia mandado que se hiciese el 
pan con una mitad de trigo y la otra de 
cebada, y que 3e repartiesen 20 onzas á 
cada hombre y 12 á cada muger. No fué 

1592, menos estéril el año siguiente, pues llegó 
dia en que no pudieron repartirse masque 
9 onzas de pan á cada persona; y para 
llevará su colmo una indigencia tangran- 

(*) Las cortes generales e,n su decreto de 14 de abril de 1822 
no tan solo declararon beneméritos de la patria en grado he- 
roico á los tres espre^sdos patriotas, sinó que mandaron que se 
levantase un monumento á su memoria en el lugar en que fue- 
ron decapitados. 



de, aconteció la sensible pérdida de una 
nave catalana que conducía á esta isla 
6*ooo cuarteras de trigo. 

619. Llegó á la bahía de Palma el dia 21 
de julio una armada de 32 velas y con 
ella el príncipe de Saboya, sobrino de Fe- 
lipe III rey de España, que desembarcó, 
estuvo iodo el dia en la ciudad y al ano- 
checer salió para Menorca. 

632. El odio de los canamunts y cartavaUs 
se calmó con las paces que hicieron los dos 
partidos el dia 11 de octubre, reunién- 
dose al efecto con asistencia del virey, 
obispo, jurados y procurador real, en la 
aula capitular de San Francisco de Asi$. 

643. Los moros que desembarcaron en An- 
draix el dia 9 de junio llenaron de luto y 
consternación á los vecinos de aquella vi- 
lla. El capitán D.Jorge Orlándis, que pe- 
leó valerosamente, fué hecho prisionero; 
el alcalde D. Ramón Alemañy, que de- 
fendía la fortaleza del puerto, perdió la 
vida para salvar la de su familia, que luego 
después fue cautivada ; y la poca gente 
que se hallaba dentro del pueblo, fue pa- 



( aso ) 

cada á cuchillo por los 250 otomanos que 
entraron á saquearlo. 



1644. Volvió á encenderse la discordia de los 
canamunts y canavalls, y los que ocasio- 
naron esta inquietud doméstica que tantos 
males reportó á los mallorquines en años 
pasados, pagaron muy caro su delito. 

1651, El Sr. D. Juan de Austria viniendo de 
Sicilia visitó esta isla. Llegó á ella el dia 
13 de junio, y habiendo desembarcado en 
el puerto de Palma, permaneció en esta 
ciudad hasta el 15 por la noche, en que 
salió para Barcelona. 

1652. Contagiado todo el principado de Ca- 
taluña, no fueron bastantes las precaucio- 
nes de la Morberia (antigua junta de sa- 
nidad) para impedir su introducción en 
Mallorca; pues habiéndose declarado en 
marzo en la villa de Sóller, fue precipi- 
tando su curso hasta correr toda la isla y 
su capital, dando muerte en menos de dos 
años á 20.000 almas, que era un tercio de 
su población. Los gastos que hizo la uni- 
versidad ascendieron á 173.000 libras, 
cargando sus propios con 3.000 de renta. 



( ** i ) 

A este azote siguió la esterilidad, que el 
mal temple y la falta de agricultores oca- 
sionó por espacio de algunos años, espe- 
1661. cialmenteen el que llamaron el malo, pues 
faltaron 200.000 cuarteras del trigo ne- 
cesario para el abasto. 

166a. Entre estos ahogos socorrió Mallorca 
los del rey en la guerra de Portugal con 
300 hombres levantados á su costa, y 
otros servicios hechos en el mar, con es- 
pecialidad la pequeña armada al mando de 
Jaime Llorens, con la que consiguió gran- 
des ventajas y en el hecho de Bona una 
gloriosa muerte. 

1665. Durante el reinado de Carlos II la isla 
disfrutó en lo esterior de tranquilidad; 
pero devorada en lo interior, ya por las 
numerosas gavillas de bandidos que roba- 
ban y asesinaban por los despoblados, ya 
por las reñidas disputas que se suscitaron 
entre el senado y el sacerdocio sobre sus 
franquezas, que motivaron ruinosos pleitos 
y ruidosas providencias de entredichos y 
censuras, que después de muchas alterca- 
ciones acabaron en una general concordia. 



( ftia ) 

1675. A pesar de las desgracias y estipendios 
que sufrió Mallorca en años anteriores, 
empleó todos sus medios para socorrer á 
S. M. en la guerra de Sicilia. Hizo la uni- 
versidad un donativo de 12.000 libras, y 
con los 400 hombres levantados á su cos- 
ta , que se unieron al tercio de !a isla, 
mandado por el maese de campo D. Ni- 
colás Santa Ciiia y Togores. se logró la 
rendición de Mesina y de aquí una serie 
de victorias. 

1706. Sujeto todo el Aragón al archiduque 
Carlos, siguió Mallorca su partido con 
alguna de su nobleza, y á 1? de octubre 
se entregó la isla por capitulación al ge- 
neral Lach, que mandaba una armada de 
40 naves. En esta ocasión muchos de los 
partidarios de Felipe V fueron persegui- 
dos y severamente castigados, otros hubie- 
ron de emigrar para sustraerse de la muer- 
te que daban los carlistas á los de su con- 
trario partido, que llamaban botifiés^ sien- 
do una de las víctimas de su furor el bi- 
zarro capitán de la compañía de caballos 
forzados D. Gabriel de Barga y Santa Ci- 
iia. Continuó la isla en la devoción de la 
casa de Austria, y aun después de rendida 



( ) 

1706. Barcelona por el mariscal de Berwik, 
quiso permanecer en su partido, haciendo 
muchos preparativos para ponerse en es- 
tado de defensa. La cofradía de caballe- 
ros de San Jorge hizo un donativo de 60 
caballos armados; la nueva fundición de 
cañones de esta capital no cesaba de amol- 
darlos para fortificar la plaza, y todos los 
albañiles de los pueblos de la isla, llama- 
dos por el virey, demolieron en pocos dias 
los arrabales que cercaban la ciudad y 
que tanto la hermoseaban. Pero todo fue 
en vano, porque siendo muy inferior la 
fuerza de los mallorquines á la de 10.000 
hombres de que se componía el ejército 
del general Aspheld , que desembarcó en 

17 15. Cala-longa de Pelanix el dia 1 6 de junio, 
hubo de entregarse por capitulación esta 
capital á las armas de Felipe V después de 
haber estado 17 dias sitiada y haber per- 
dido mucha de la gente de su guarnición. 

17 17. Dos años habia que el nuevo monarca 
presidia los destinos de nuestra patria, 
cuando se mandó llevar á efecto la nueva 
planta de gobierno municipal decretada 
por S. M. en 15 de abril de 1715. En- 
tonces espiraron en Mallorca las franque- 



( aa4 ) 

1 717. zas y privilegios, que gozaban los ínsula * 
res por los esclarecidos servicios que sus 
abuelos prestaron á favor de su rey y pa- 
tria; entonces se vieron fenecer los admi- 
rables usages de la corona de Aragón; y 
con la entera supresión de aquel célebre 
congreso, que pudo servir de ejemplo á 
cualquiera república del orbe , desapare- 
ció también el respetable senado baleári- 
co, cuyas jias purpureas sirvieron en los 
antiguos tiempos de modelo para las pre- 
texto y laticlavos de los magistrados de 
Roma, 



1722. Esperimentó Mallorca una escasez ge- 
neral de granos, pues faltaron 3CO.000 
cuarteras del trigo necesario para ei abas- 

1726, to; pero cuatro años después fue tan 
abundante la cosecha que se toleró la es- 
portacion de trigos á pesar de estar es- 
trechamente prohibida. 

1733. Aconteció el hurto del copón con las 
sagradas formas de la iglesia de PP. Agus- 
tinos, lo que puso en consternación á to- 
dos los habitantes de esta capital, y por 
mas que se practicaron diligencias para 
dar con el reo de tan enorme delito, no se 
pudo conseguir. 



( ) 

1741. El rapto de una religiosa del convento 
de la Misericordia por un teniente del re- 
gimiento de Oran, acontecido la madru- 
gada del 6 de agosto, también fue un su* 
ceso que por los resultados funestos que 
atrajo, consternó á todos los mallorquines. 

1748, Esta isla se vio con el último apuro á 
causa de la escasez de granos , que conti- 
nuó en los años siguientes con motivo de 
haber transcurrido catorce meses sin llo- 
ver; y de unas calenturas contagiosas, que 
acabaron con una multitud de familias. 

1752. Por este tiempo se suscitaron las mas 
reñidas disputas entre los dominicos y lu- 
listas por no haber querido asistir aque- 
llos á una fiesta que se celebró al B. Rai- 
mundo Lulio, y después de muchas alter- 
caciones parece que recayó orden del go- 
bierno para que los referidos religiosos 
fuesen exonerados de las ca'tedras que te- 
nían á su cargo en esta universidad lite- 
raria. 

*755* Una ramificación de !os espantosos ter- 
remotos que esperimentó la España y Por- 
tugal el dia 1? de noviembre, se dejó sen- 

ñ 



( aa6 ) 

tir en Mallorca, en cuya ocasión votó la 
ciudad de Palma por su patrón á S.Fran- 
cisco de Borja. 

1767. Quedando decretada la espulsion de los 
Jesuitas en virtud de real cédula de 1? 
de marzo, en Mallorca sedió cumplimien- 
to á aquella soberana resolución el dia 3 
de abril, prendiéndose á los que ocupaban 
los colegios de Montesion y San Martin 
en la ciudad de Palma y de San Ignacio 
en la villa de Pollenza, y en igual dia del 
mes de mayo fueron embarcados para Italia. 

1778. Trescientos diez y ocho años después 
de erigida la ilustre y esclarecida cofradía 
de caballeros de San Jorge , vino la real 
cédula de 16 de enero, en que se mandó 
la estincion de la misma. Con ella se vie- 
ron desaparecer de la Balear mayor los 
lucidísimos festejos , corridas y alcancías 
con que los miembros de aquel distinguido 
cuerpo, á semejanza de los maestrantes de 
Valencia, Ronda y Sevilla, celebraban los 
coronages y maridages de nuestros sobe- 
ranos; perdió el estado los cuantiosos do- 
nativos con que socorrió la cofradía sus 
apuros y necesidades; y Mallorca dejó de 



( *m ) 

1778, tener aquella ilustre asamblea, compuesta 
de toda la nobleza de su seno*, que supo 
mas de una vez remediar sus males. El 
dia de la espulsion tenia la cofradía de San 
Jorge 156 caballeros cofrades, y su go- 
bierno interior se componía de los señores 
D.Juan de Torrella y D. Antonio Da- 
meto priores, D. Nicolás Brondo tesore- 
ro, marques de Villafranca, de Vivot y 
de Bellpuig, conde de Ayamans, D.Jorge 
Abrí Descallar, D. Fernando Chacón, don 
Francisco Villalonga y D. Jorge de Puig- 
dorfila prohombres, D. Francisco Cotoner 
y Salas y el marques de Ariañy oidores 
de cuentas, y D. Marcos Joaquín Rosselló 
secretario. 

1793. ^a vacuna, aquel preparativo cierto 
contra el contagio de las viruelas, que en 
el pasado siglo diezmaba todas las fami- 
lias é imprimía un sello indeleble en el 
semblante del triste que le pagaba su tri- 
buto, se introdujo en esta isla á poco tiem- 
po de hacerlo conocer al mundo el célebre 
Eduardo Genner médico ingles, que tuvo 
la gloria de descubrirlo. 



1798. Menorca, tantas veces conquistada por 



( £*8 ) 

naciones estrangeras, en 7 de noviembre 
lo fue por los ingleses con una espedicion 
mandada por el capitán general sir Carlos 
Stuard, quienes solo la dominaron 4 años. 

1 80 1 . Fue puesto preso en la Cartuja de Vall- 
demosa á 18 de abril el sapientísimo Jo- 
vellános, honor de la literatura española. 
Un año después fue trasladado al castillo 
de Bellver, y á los seis de permanecer en 
él, fue puesto en libertad. 

1808. Consecuente al glorioso levantamiento 
de las provincias españolas, Mallorca se 
decidió por la independencia nacional y 
por los derechos de Fernando VIL 

1 8 1 o. El pueblo de Palma en 1 2 de marzo se 
levantó contra los prisioneros franceses 
que habia en esta ciudad, y á no haberse 
dispuesto la traslación de ellos ála isla de 
Cabrera, hubieran sido mas funestos los 
resultados del motin. 

18 ii. Los restos del ilustre caudillo del norte 
Marques de la Romana, habiéndose tras- 
ladado desde Cartajo á esta su patria, se 
colocaron en 4 de junio en el suntuoso se- 



( aa 9 ) 

pulcro que le erigieron las cortes en la ca- 
pilla de los Valerosdel convento de Santo 
Domingo de Palma. 

1812» Habiéndose promulgado en Cádiz la 
Constitución política de la monarquía es- 
pañola, las autoridades de Mallorca la ju- 
raron en 2 2 de agosto. 

18 19. La noche del 14 al 15 de setiembre se 
incendió la antiquísima capilla de S. Pe- 
dro de la catedral, quedando toda ella re- 
ducida á cenizas. El retablo era gótico, 
obra del siglo XV, y con él se consumie- 
ron también los sepulcros de D. Baltasar 
de Borja y D„ Antonio Colell obispos de 
Mallorca, y los estandartes de aquellos bi- 
zarros mallorquines Salvador Sureda y An- 
tonio Martí, que estaban allí colocados en 
señal de victoria, el primero desde 144a 
y el segundo desde 1503. 

1820. A los seis años de suprimido el gobierno 
constitucional, volvió Fernando VII á ju- 
rar aquel laudable código, y nueve dias 
después de haberlo hecho el monarca, á 16 
de marzo, prestaron el juramento las au- 
toridades de Mallorca, Entónces se hizo 



( ) 

1820. la exhumación délos restos del general 
D. Luís Laci, después de tres años de fu- 
silado en el castillo de Belver por orden 
del gobierno, y colocados en un hermoso 
atahud, fueron conducidos á Barcelona su 
patria. — Por el mismo tiempo amaneció el 
pueblo de Son Servera contagiado del Bu- 
bón, que se estendió hasta Capdepera, Artá 
y San Lorenzo ; y habiéndose declarado 
aquel azote en la ciudad de Palma el dia 

1821. 15 de setiembre del siguiente año, se llevó 
5,000 almas de dentro sus muros. 

1822. El pueblo de Campos se levantó en 1? 
de diciembre contra el gobierno constitu- 
cional; pero fue vencido por las tropas 
nacionales, y en 23 de abril del siguiente 
año Joaquín Obrador y Guillermo Ciar, 
gefes de la insurrección, fueron pasados 
por las armas. 

1823. Con la armada francesa que llegó al 
puerto de Palma en 2 de noviembre, vino 
un decreto de S. M. mandando abolir el 
sistema constitucional , al que se le dio 
cumplimiento en 7 del mismo mes. 

1828. Aconteció en 3 de febrero el sacrilego 



( *3t ) 

robo del Smo. Sacramento de la parroquial 
iglesia de la Puebla, y las pesquisas de la 
policía no fueron infructuosas, pues die- 
ron con los reos de tan horroroso delito, 
que tuvieron un fin desgraciado. 

1830. El puerto de Palma abrigó en su seno 
en el mes de junio el gomboy que pasaba 
con la armada francesa á la conauista de 
Argel. 

1832. Mallorca recibió en 4 de noviembre 
con gozo escraordinario el real decreto de 
amnistía, espedido en 15 de octubre por 
la Reina nuestra Señora. 

1833. Murió en Londres nuestro ilustre pai- 
sano D. Felipe Bauza, uno de los hom- 
bres eminentes que I13 tenido la España (*). 

(*) Nació en la villa de Deyá á medhdos del siglo ultimo, 
y siendo muy jó ven entró en el servicio de marina en uno de 
los navios de la real armada, bajo las órdenes de su tio el te- 
niente de fragata D. Gerónimo Bauza. Al cabo de muchos anos 
habiendo ascendido al grado de capitán de navio en la clase de 
hidráulicos, fue nombrado por el gobierno para dar la vuelta 
al globo, á tiempo que sus compañeros y amigos los célebres 
Humbolt y Bonpiant hacían sus escursiones científicas por la 
Guayana española y por el Paraguay, esplorando hasta la faz 
oriental del pico del Chimborazo y subiendo á la cumbre de 
aquel coloso de las montañas. En este viage, que escribió mi- 
nuciosamente, como lo atestiguan Cruz y Bahamonde, hizo las 
interesantes observaciones trigonométricas, de que ie es den- 



( *5« ) 

1833. En los dias 24, 25 y 26 de julio la ciu- 
dad de Palma solemnizó de un modo nun- 
ca visto la real jura de la princesa heredera 
Doña Isabel Luisa, y en 15, 1 6 y j 7 de 
diciembre se hicieron lucidas fiestas y fue 
proclamada reina de España por muerte 
de Fernando Vil su padre. 

1835» Queda suprimida la antigua junta de 
universal Consignación en virtud de real 
orden de 28 de enero, y se establece el ar- 
dor el mundo científico. Después de su regreso se le confirió el 
empleo de director del depósito hidrográfico de Madrid, y en - 
tónces fue cuando los sabios de la Europa se valieron desús 
talentos y luces para la formación de cartas y derroteros, y para 
rectificar la posición topográfica de los puntos mas interesan- 
tes; entonces fue cuando trabajó el gran mapa de España y Por- 
tugal, único de exacto que hasta aquella época habíamos teni- 
do, y entonces fue cuando coordinó los materiales inmensos 
que tenia reunidos, trabajando con incansable afán tantas obras 
cuantas salieron de aquel científico establecimiento, como asi 
lo afirma el erudito Antilíon, encomiando su mérito en tales 
términos que no solo le califica por el honor de los mallorqui- 
nes, sinó por el hombre grande de la Europa. En una palabra, 
su destreza y exactitud en ejecutar cualquiera operación geo- 
gráfica y astrológica eran singulares, y su capacidad y cono- 
cimientos fueron la admiración de todos sus contemporáneos. 
—En la legislatura de (82» y 1822 fue diputado á cortes por la 
provincia de las Baleares, y entre los muchos negociados que 
aquel augusto congreso puso á su cargo fue uno el de levantar 
los planos topográficos de las provincias marítimas de España, 
cometido que desempeñó con el mayor acierto y entereza, aun- 
que fue de poco provecho para su patria, porque habiendo asen- 
tido en 1823 á la demencia de Fernando Vil para la traslación 
de la corte de Sevilla á Cádiz, hubo de emigrar después de abo- 
lido el sistema constitucional, llevando consigo todos sus in- 
teresantes trabajos. Con su espatriacion pudo sustraerse de la 



_ ( * §S ) 

1835. chivo público para custodiar los protoco- 
los de todos los notarios difuntos. ~En los 
dias 15, 1 7 y 26 de junio se sintieron en 
Palma y algunas villas movimientos peris- 
táticos que hicieron temblar los edificios. 
Estalla la facción de Manacor proclaman- 
do á Carlos V pretendiente de la corona 
de España, la madrugada del 10 de junio; 
pero fue vencida por una columna de ur- 
banos, carabineros y provinciales. 



muerte en garrote, á que le condenó la real sala del crimen de 
Madrid en 25 de julio de 1826, y ya que la España no supo per- 
donar á su primer hombre, encontró en la capital de Inglaterra 
un premio debido á su constante mérito y un aprecio general 
á su persona y talentos. ¡Cuántos genios sublimes ha perdido 
nuestra nación á causa de incidentes que no es fácil prevenir! 
¡Cuantos españoles eminentes se han malogrado por el encono 
implacable de sus mismos paisanos! Díganlo los Pérez, los Ola- 
vides, los Jovellános y otros muchos, que no es á lugar cite- 
mos. =z Pensionado nuestro Bauza por el rey de la gran Breta- 
ña, condecorado con la insignia de la esclarecida órden mili- 
tar de la Jarretera y empleado en la formación de derroteros y 
demás obras geográficas de aquel reino, obtuvo el indulto del 
gobierno español; pero como la experiencia le hizo concebir ja 
idea de que su patria no podia serle fiel á ménos que no varia- 
sen las circunstancias políticas que motivaron su emigración, 
no quiso en manera alguna regresar á España, á pesar de las 
repetidas reales órdenes que para ello se espidieron. Murió en 
Lóndres á últimos de 1833, f e i aprecio que se mereció de los 
ingleses queda indeleble en el suntuoso sepulcro, que le erigie- 
ron para custodia de sus restos en la abadía de Westminster, en- 
tre los de tantos hombres célebres que están sepultados en aquel 
privilegiado cenobio. Una de las áureas inscripciones que ador- 
nan el enterramiento de nuestro mallorquín, dice asi: 
Sleep happy Genius thy actions shall awakén be 
Slcep, the sensible hearts shall thy slumber Keep. 



( *34 ) 

1836. Los sucesos de la península motivaron 
á que el dia 22 de agosto se jurase en esta 
capital la Constitución política de 1812. 



Con la breve narración que acabamos de ha* 
cer, de los acontecimientos de Mallorca, podrá el 
curioso formar una idea de su antigua opulencia 
y del estado á que precisamente la han reducido 
ocho conmociones populare*, siete contagios, cinco 
épocas de hambre, las pérdidas de muchas naves 
destinadas al servicio de sus reyes y las cuantio- 
sas sumas con que esta universidad hizo soporta- 
bles los gastos de varias guerras, que en nada to- 
caban á la isla. Estos fatales golpes, descargados 
con frecuencia desde principios del siglo XV; la 
nueva senda que los portugueses abrieron por el 
atlántico á las mercadurías del oriente que venían 
de Siria y Egipto á los puertos del mediterráneo, 
en ocasión que el de Palma era para todos una 
escala general de arribada y descanso ; el descu- 
brimiento de una cuarta parte de 1 mundo y el ha- 
berse hecho Cádiz y Sevilla los emporios del co- 
mercio español, no solo hicieron caer de su pujanza 
á nuestra Balear mayor, sumiéndola en el último 
desaliento, sino que le quitaron del todo aquel 
esplendor, que avivó los deseos de tantas naciones 



( *35 > 

para conquistarla. Lamentóse de su decadencia 
el erudito Juan Genovard en los versos que se pu- 
sieron al frente del monumento levantado por el 
colegio de mercaderes en obsequio de Carlos 
con los cuales terminarémos estas noticias. 

Dum fortuna dabat, titulis quod pingerer auri, 

Invidisse mihi plnrima regna putes. 
Non eram ab infraenis numidis direpta, sed illi 

Nomine paliebant candidiore meo. 
Tune mea tercentum complebant littora puppes, 

Mercibus et variis , Carole , dives eram ; 
Nunc jaceo infelix: vix sum miserabilis nlli , 

Vixque meo possum tutior esse sinu. 
Quare maesta, precor, prisco me redde niiori, 

Ponendo nnmidis dura lupata feris; 
Réspice soilicitam, caesar, mitissime princeps; 

Principis est, miseros eripuisse malis. 



( a 3 6) 



ül/lkcelánea de noticias curiosas 

relativas á esta isla. 

Tito Lívio, S. Isidoro, la real academia española 
y otros autores afirman que los mallorquines inventa- 
ron la honda , que hoy únicamente usan los pastores 
para gobernar el ganado; y Vegecio atribuye también 
á nuestros antiguos isleños la inveocion de la ballesta* 
Esta arma la usaron desde los primeros sigtos las com- 
pañías forenses de Mallorca, y en 1572 el sargento 
mayor D. Baltasar Rossinol prohibid su uso, mandando 
que las espresadas compañías se armasen de arcabuces. 
Los fundíbalos y manguales , según Dameto, fueron 
inventados también por los antiguos baleares, 

La diadema, el maraz , el sáfil , la turquesa y el 
cabestre de perlas eran en el siglo xiií las alhajas de 
mas valor que usaban las señoras mallorquínas, en 
cuya época los caballeros llevaban al cuello cadenas 
de oro de peso de cinco libras y cuatro onzas» 

Tal era el mérito de los tapices fabricados en Ma- 
llorca en el siglo xvi que el emperador Carlos v te- 
nia una habitación cubierta de ellos y los prefería á 
los que se fabricaban en su corte. 

El primer coche que se vid en Madrid fue el de la 
reina D a Juana la loca en 1555, y cuarenta y cuatro 
años antes ya los había en la ciudad de Palma, entre 
Jos cuales se contaba por uno de los mejores el del 
caballero D. Pelayo Quiat. 



( »37 ) 

En el siglo xm la caridad de las misas era de tres 
dobleros por cada una, pues Pedro Forteza ciudadano 
de Mallorca, en su testamento otorgado 8nte Marquini 
Porri notario, á i° de janio de 1280, dejó cien suel- 
dos por doscientas misas rezadas. En el siglo xiv ya 
se daban cuatro dobleros de limosna, en el siglo xv 
un sueldo y seis dineros, en el xvi dos sueldos y dos 
dineros, y en virtud de ordinacion sinodal de a6 de 
octubre de 1598 se fijaron á tres sueldos. 

Con motivo de la caza con balcón y azor, que es- 
tuvo permitida á los mallorquines en virtud de real 
privilegio de 6 de octubre de 134I5 había en esta isla 
muchos halconares, de k>s coales salían los mejores 
halcones de la Europa; asi es que el rey D. Fadrique 
de Sicilia regaló al infante D. Fernando de Mallorca 
un arnés muy precioso con sus armaduras en recom- 
pensa de dos halcones, que él le habia enviado desde 
esta isla. 



En el siglo xm el trage de las mallorquínas era: 
jubón de seda largo, de varios colores, con manga es- 
trecha hasta la muñeca, basquina con mucho vuelo, un 
tocado en la cabeza, medias de color y zapatos con 
hevilla empavonada. Los hombres llevaban una ancha 
gavardina de colores, sin cuello, calzón cono, una 
corbata muy larga, encages en Jos puños de la cami- 
sa, medías de seda listadas de color (*) , zapato con 
hevilla, pelo raso y sombrero redondo al estilo de los 
calañeses. Las telas que usaban en la misma época erao: 
el sendat vermell^ el vori, el pelmell , el robió y el 
savastre. 



En lugar de ricas cómodas, hermosas camas, precio. 



(*) Los caballeros las llevaban encarnadas. Véase pág. no. 



( *38 ) 

sos quinqués y deroas efectos con que hoy se amueblan 
las casas; en los siglos xiu y xit se veían en las habi- 
taciones de las familias mas esclarecidas de Mallorca 
una caxa pintada ab moJts deur ats , un lit de posts 
ab una marfogue e dos ?natalassos< un candeler pin- 
tat, un spill (espejo) d J argent sarrainesch, un archi- 
banch (arquilla) de dotse caxons, dos banchs caxats¡ 
y molts d' escuts en torn paret. 

La antigua costumbre que seguían nuestros mayores 
de repartir en los entierros veías y capuces á toda la 
numerosa comitiva, el poner escudos y eortitiHges de 
bayeta negra por espacio de quince dias en todas las 
puertas, ventanas y balcones de la casa del difunto y 
en las de la iglesia de su enterramiento, y el lujo de 
forrar los atahodes de seda y adornarlos con moldu- 
ras de cobre dorado; acarreaba al heredero del muerto 
un gasto de mucha consideración, al que se anadia el 
de los oficios, misas, antorchas (que eran veinte y cua- 
tro en los caballeros, doce en los ciudadanos y mer- 
caderes y ocho en las demás clases) y legados pios; 
con cuyo motivo muchas veces lloraban mas ia ruina 
de la casa que la muerte del progenitor. De aquí se 
originó el vocablo , que aun se usa en el dia : Som 
quedat mort y destruit. Todos los estados, menos los 
absolutamente pobres, para no ridiculizarse hacían ios 
entierros con tanta pompa y magnificencia , distin- 
guiéndose los caballeros en los féretros y elevados tú- 
mulos, que se levantaban en la iglesia, en cuyo der- 
redor, ademas de las veinte y cuatro amorchas, ard ian 
otras muchas luces; pero la pragma'tica de Felipe H 
del año 1582 hizo varias restricciones en los lutos y 
exequias, dejando estas ultimas reducidas al modo sen- 
cillo con que en el dia se celebran. 



( *39 > 



¿Breves apuntes soére la (Marina 

DE MALLORCA. 



lias leyes de mar de esta isla se derivan de las an- 
tiguas leyes náuticas de los rodios, de que habla la 
ley Deprecatio de lege Rhodia. Los pizancs, como 
consta de la obra titulada Consulado y casa regis de 
comercio, impresa en Florencia en 1718, las introdu- 
jeron en Mallorca cuando en 1108 conquistaron esta 
isla, y los reyes de Aragón dispusieron su observancia 
con reales privilegios de 1 9 de noviembre de 1291, 18 
de agosto de 1335, 4 de junio de 1384 y 29 de octu- 
bre de 1411 . — La primera noticia que tenemos de la 
fábrica de naves y galeras en esta isla, es una circu- 
lar dirigida á las justicias de los pueblos de Mallorca 
por el gobernador D. Blasco de Alagon conde de Car- 
roz, insertando una real orden de 5 de febrero de 
1244, en que se prohibe el cortar ninguno de ios pi- 
nos ni encinas destinadas para la fábrica de navils e 
galeas, bajo la multa de un morab?,tino de oro. — Lu- 
cían de Tudela y el Dr. Binimelis afirman que en el 
siglo xtv la matrícula de Mallorca constaba de 300 
navios, 600 buques menores y 30.600 marineros. zz ¿Cu- 
tre los mallorquines que han sobresalido en el arte de 
navegar, á mas de Raimundo Lulio, á quien se le su- 
pone inventor de la brújula y de la situación de la 
América, se cuentan: Jaime Ferrer, que muy avan- 
zado de edad poseía perfectamente la náutica, y con 
Ja esperiencia y los viages que babia emprendido por 
espacio de sesenta y nueve años, hacia cartas é instru- 
mentos, con cuyo motivo el infante D. Enrique de 



( ) 

Portugal en 1395 le nombró presidente de la acede- 
mia de pilotage de los Algarbes, y tuvo entre otros 
discípulos al célebre Crismbal Colon: Matías VMa- 
déstes y Gabriel Valseca, de quienes hemos hablado, 
fueron autores de las dos primeras cartas hidrográfi- 
cas que se han escrito en el mundo, una de las cua- 
les, que perteneció ai céíebre Américo Vespucio, la 
conserva original el Sr. Conde de Montenegro, y la 
otra existia en 1830 en la cartuja de Vaídecristi cerca 
de Segorbe: Juan Ventayol, tan conocido por su prac- 
tica mercantivo!, impresa en Lyon en 1521, y otros 
muchos. Entre los marinos naturales de esta isla que 
en el corso han hecho brillar su valor, pueden con- 
tarse: Jaan Canet, que habiendo sido el terror de los 
moros murió á manos de ellos en 15 de diciembre de 
f 559» e * capitán Luis Soler, que después de haber 
apresado en marzo de 1658 cinco navios ingleses y 
haber tenido un reñido combate con tres fragatas de 
moros, causándoles la pérdida de doscientos hombres, 
acabó su vida á vista de Cartagena á dhimos del es- 
presado mes; Juan Cervera, Juan Casas y Bartolomé 
Rovira también adquirieron una nombradla regular 
por su valor y esfuerzo, mereciendo el ultimo de ellos 
el regalo de un precioso y rico diamante con una 
cadena de oro, que le hizo el virey de Cerdena mar- 
ques de Castel-Rodrigo, por haber apresado un navio 
ingles que infestaba las costas de aquella isla; el ca- 
pitán Jaime Llorens, que siendo jóven de treinta años 
y después de haber peleado beróicauante en muchos 
combates navales, murió en f de marzo de 1659 de 
la herida que cerca de Málaga recibió de los ingleses 
al prenderles tres bageles; y el general de la real ar- 
mada D. Antonio Barceló, de quien nada diremos por 
ser muchos los escritores que hablan difusamente de 
su mérito. 

FIN. 



( »4« ) 

INDICE. 



Situación de la isla de Mallorca, su figura, pe- 
rímetro y distancia que hay de su capital á 

cada una de sus villas ^ 

Estados de población de 1829 y 1834 ? 

Idem de matrimonios^ nacidos y muertos de idem. 9 

Riqueza territorial de Mallorca ia 

Cosechas de la isla en un año común ...... 14, 

División territorial por partidos judiciales. . . 1 5 
Puntos culminantes y su elevación sobre el nivel 

del mar 17 

Puertos de Mallorca 18 

Islotes y escolios so 

Promontorios a a 

Isla de Cabrera a a 

Peces y mariscos que producen nuestros mares. 23 

Aves que se conocen en Mallorca 25 

Minerales que produce la isla y puntos en donde 

se hallan con mas frecuencia ajr 

Noticia histórica de los pesos y medidas, y su 

equivalencia con los de Castilla y otros reinos. 3a 
Valor que tienen en Mallorca las monadas cas- 
tellanas 36 

Tabla de la conexión que tienen entre sí las mo- 
nedas mallorquínas 37 

Correspondencia de nuestra moneda á la caste- 
llana 37 

Idea de la ciudad de Palma y su fortificación. 38 

Ciudad de Alcudia - 44 

Noticia histórica de los castillos y palacios de 

Mallorca 40 

Torres ó atalayas que rodean la isla 57 



( ) 

Estado de los conventos y monasterios de Ma- 
llorca , orden religioso, años de su fundación 
y número de religiosos que vivían en cada uno 

de e'los en i 835 6 i 

Descripción de la gruta de Artá 64 

Idem de la alquería y museo de Raxa 69 

Idem de la quinta de Alfavia 98 

Idem de Ja Granja de Espórlas, 10a 

Noticia de ios tratamientos y dictados honorí- 
ficos que se han usado en esta isla desde el 
siglo xiu hasta el presente. ........ 103 

Casas tituladas del reino de Mallorca 114 

Genealogía de los soberanos de esta isla . . . . 120 
Gobernadores, vireyes y capitanes generales que 
la kan mandado desde su conquista hasta el 

presente ¿ ..... 132 

Episcopologio majoricense 143 

Catálogo de los señores ge fes políticos déla pro- 
vincia . . i 155 

Idem de los antiguos procuradores reales é in- 
tendentes 158 

Idem de los bailes generales y jueces privativos 

de censos 1 64 

Idem de los antiguos vegueres de la ciudad de 

Palma . , 169 

Idem de los depositarios reales de esta isla. . . i?z 
Narración histórica de los acontecimientos de 
Mallorca desde los siglos mas remotos hasta 

nuestros días 174 

Miscelánea de notic iris curiosas * £36 

Breves apuntes sobre la marina 239 



(*43 > 
ERRATAS. 

Pág. lín. dice debe decir. 

23 1 1 Gasó • . . Gató. 

29 . 5 Livell . Savell. 

3a 24 que es la estension que era antigua» 
de tierra que puede mente la estension 
de tierra que podia 

33 8 alhndiga albóndiga, 

37 8 224 240. 

60 1 Repita Rápita. 

?i 31 levanraron .... levantaron. 
161 Después de la línea 9 falta lo siguiente: 17 1 2. 
D. Nicolás Truyols y Dameto, marques de la 
Torre, caballero de la drden de Alcántara. 
\jj 31 PIETA ...... PICTA* 



Deacidiíied using the Bookkeeper process. 
Neutraiizing agent: Magnesium Oxide 
Treatment Date: 2002 

PreservationTechnologies 

A. WORLD LEADER IN PAPER PRESERVARON 

111 Thomson Park Drive 
Cranberry Township, PA 16066 
(724) 779-2111 



LIBRARY OF CONGRESS 



009 908 847 3